(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Caras y caretas"

» 



i 






^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^Hit 








^HÍH|li 





1 


1 
i 







1 -'^^^^^^B 


i 


1 ^^^^H 


i 

1 


ii;v^^^Hi 








i f ^íj^^^^^H 


» 


liM^^^^H 


', 


1 -i'^^^^^H 


• 


i ^^^^^^^1 


■ 






■ iWmftftfmtfB 





íSS^ 



ITALIA-ESPAÑA 



^ 


Mi 


ñ 


w 


^k 


S 


m 






u 



R 
D 



E ilL, 



o 

M 
O 



O 



R 



O 



EX 



M. A. 



LIBRIS 
BUCHANAN 



m 




v^ 



^/^^?»-v 






"// 



6ras Y Gretas 



AÑO IV 



SEMANARIO FESTIVO, LITERARIO. AftTISTICO V DE ACTUALIDADES 



BUENOS AIRES. 6 DE JULIO DE 1901 



N.» 144 



Actualidad climatológica 




— Este sol para mí ya no «■alienta. 
¡Oh, qué iinieru." <"ruel se nu* presenta' 




* IMPLEMENTOS AGRÍCOLAS * 




DE TODOS LOS TRAJES, SOBRETODOS y artículos de invierno 

para HOMBBES y JSÍIÑ08 

SALDOS DE FIN DE ESTACIÓN 

Artículos de punto de lana, CAFAS y FALE- 
TOTS para señoras. (Todos estos artículos son 
extranjeros). 

REBAJA EXTRAORDINARIA DE PRECIOS 

Desde el día 9 del corriente estarán en exposi- 
ciÓQ en las vidrieras de la casa con los nuevos 
precios. 

TRAJES de invier- 
no de tres prendas, 
para niños, el que más 
aceptación ha mere- 
cido. 
En casimir, color igual 

al modelo, $16.50. 
En casimir, color igual 

muy fino $ 23. 
En casimir, (cheviot 

n/) $ 19. 

Oferta exlpaoríinarta 

Trajes para hombre, 
casimir inglés por 
$ 19 m/1. 
Sobretodos y Cover- 
Coats, casimir in- 
glés, á $ 26.75 m/1. 
El FALETOT de última moda para señora, prenda indis- 
pensable hoy para todas las señoras que se precien de vestir 
con elegancia, lo ofrecemos en venta á $ 51.50 moneda 
legal. Es de riquísimo castor, forro de raso de seda y con- 
feccionado en la casa Wolff de Londres. 

OCASIÓN ÚNICA 

para adquirir i bajo precio confecciones extranjeras, legítimas 
para SEÑORAS Y NINAS 

El sombrero inglés WILSOMT, el más liviano, el de forma más de moda á 
$ 9.50 moneda legal. 





ACTUALIDAD ITALIANA 



El primer monumento á Humberto I -El suicidio de Bresci 



El primer monumento eleva- 
do en Italia al rey Humberto 
es esta e«tatua hec-h^ para erl 
glrla en la pr'-fectura de Roma. 
Será Inaugurada e\ 29 del mes 
próximo, aniversario de la 
muerte del llorado soberano 
y la ceremonia serA sencilla 
pues no se hacen para ella gran- 
des preparativos, uero Impo- 
nente por la sinceridad de los 
sentimientos que han Inspirado 
á los inl ladores de la Idea, y 
que presidí) án el acto. 

Gaetano Br-scl. el asesino 
de Humberto I, se ha dado la 
muerte antes de que s« cumplie- 
ra un año de la eiecución de 
su crimen. Parece que desde 
que estuvo en f 1 ergá.xtulo tuvo 
la intención de u.atarse, pero 
no hadó la ocasión de realizar 
BU propósito, hasia que. ya en 
la prisión de Santo Stefano go- 
zó de mayor libertad de movi- 
mientos. 

Bresci, que disponía de slgun 
dinero, había hechoañadir cada 
día & pu comida ordinaria un 
suplemento, consistente en un 
vaso de vino y un pedazo de 
queco. 

El día del suiddlo comió con 
apetito, y terminada la comida, 
paseó durante una media bora. 
Dpspués se sentó, y se puso á 
leer 




con las cuales expresaba Bresci 
que prefería la muerte al envi- 
lecimiento y á la pérdida de la 
libertad. 

La opinión del director délas 
prisiones, Doria, es que Bresci 
se suicidó en un acceso de de- 
sesperación, provocado por la 
desilusión que le produjo ver 
que paaaha el tiempo y su» 
compañeros no acudían á liber- 
tarlo. 

El Corriere di Nápoli dice 
que el suici( lo de Bresci fué en 
un minuto, pues cuando el car- 
celero, alarmado por las sacu- 
didas del cuerpo del suicida 
que se agitaba en la agonía, 
abrió la puerta, Bresci estaba 
ya muerto. 

El mismo periódico desmient? 
que Bresci tuviera nunca un» 
actitud de rebelión, ni que se 
le pusiera la camisa de fuerza. 
Bresci gozaba de buena sa- 
lud y el Corriere críe que se 
suiclaó al ver perdida toda es- 
peranza de libertad. 

Asegúrase que el regicida 
Bresci había abrigado siempre 
la esperanza de poder huir, con- 
fiado en que sus antiguos com- 
pañeros lo facilitarían; pero 
durante la última semana llegó 
á desesperar de conseguirlo, se 
mostró terriblemente abatido, 
y sólo pensó ya en el suicidio. 
La viuda del regicida Bresci, 
que vive en Hoboken, pueblo 



El* carcelero lo examinaba por el peimek monumento elevado á humbekto i 

el aguj ro de la puerta, y lo vio -«roano & Nueva York, dHo en el primer momento i 

irrl-írvTi^ró r^r.r tZV.o':Tll^oál^^.\^^ - P?[«.''«^"^r^l±í^^ °^ " habíasulcidado. sino 
colgado con una laTg?8ervllleta ^Ir^d.dor del cuello, que había muerto asesinado. 



jssáí'— 



IFACHADA DEL PRESIDIO DE SANTO STEFANO, DONDE 
ESTUVO CONFINADO BRESCI 

y sujeta aquélla k un 
barrote de la ventana. 
Kl carcelero dio la 
voz de alarma, acu- 
diendo otro compañe- 
ro suyo y un recluso. 
los que se apresuraron 
á descolgar á, Br»»c'i. 
conduciéniíolo inm« 
diatameme á su lecho, 
pero ya no respiraba. 
En los últimos días. 
Bresci había pedido 
un diccionario fr«n- 
cés. libro que después 
del suicidio se encon- 
tró en su «el da. ' 

El director de la 
prisión, señor Doria, 
ha examinado páfiina 
por página el diccio- 
nario para ver íl con- 
tenía alguna palabra 
escrita ptr Bresci, y 
efe •tlvattient^, parece 
que se han encontrado 
unos pedacltos de pa- 
p e 1 con sentencias 
«narquistas y frases 




EL PRESIDIO VISTO DESDE EL MAK 




PENADOS DELANTE DE LA VENTANA DK I. A ( Kl.l'A 
OCUPADA POR BRESCI 



Se proponía pedir 
por medio del cónsul 
americano que el ca- 
dáver de su marido 
fuera trasladado á los 
Estados Unidos. 

La autopsia del ca- 
dáver probó que la 
muerte fué producid» 
por estrangulación. 

La masa encefálica 
de Bresci fué exami- 
nada por los módicos 
en días posterlorts. 

Se tomaron diez fo- 
tografías del cuerpo de 
Bresci. Inmediatamen- 
te después se verificó 
el entierro, en presen- 
cia, de los peritos, de 
un inspector de poli- 
cía de dos magistra- 
dos y del director de) 
iM-esIdlo de Santo Ste- 
l'ano. 

El suicida deja 55 
liras, que han sido 
viadas á la viuda. 



> en- ^H 

J 



I\J1NG UNA INVEN CIÓN 

entre todas las creaciones del genio del 
hombre, reúne en si tantos elementos de 
sorpresa, placer y encanto como el 

GRAM-O-FON 




Con su enorme repertorio de DISCOS 
que NO SE GASTAN, el Gram-o-fou 

es hoy un instrumento de recreación é 
instrucción absolutamente Sin Rival. 



Devolución de 

DISCOS 

A pedido de los aficionados al I^RAIlf- 
O-FOl^, hemos resuelto facilitar la ven- 
ta de OI8CO|§», y aceptar su devolución 
en la forma siguiente: 

Por cada docena de discos nuevos que 
se compre, podrán devolverse hasta 12 
discos viejos, que se recibirán al precio 
de I 10.00 la docena. 

Los discos que se devuelvan serán es- 
tampados con la palabra "USADO" y po- 
drán comprarse al precio de | 8.00 % la 
docena. 



No se recibirán los discos que por mal 
trato ú otra causa, son defectuosos. 

Única Casa Especial: CaSSOlS & Co., 220, Florida 




En todos los casos de 

«Resfrio de Tramway* ^3;x;i 

empiece 
á tomarse á tiempo. 

El Pectoral Je 
Cereza del Dr. Ayer 



Cura porque cicatriza. 

Alcance al asiento del desa- 
rreglo. 



Rápido como el vuelo de una Águila 

es el desarrollo de un resfrío, pero 

igualmente rápido es, la acción del 

Pectoraí 
de Cereza 

del Dr. Ayer 

No Tiene Igual 

Para la Curacióa Rápida de 

Resfriados, TosesJ 
Gripe y Mal de í 
Garganta. 

Alivíala tos más aflictiva, palia la In- { 
flamación de la membrana, desprenda } 
la flema y produce iiu sueflo reparador. < 
l'ara la cura del Garrotillo, Tos Ferina < 
y todas las afecciones pulmonales á que !■ 
son tan propensos los jóvenes, no hay i 
otro remedio más eficaz que el Pectoraí, i 
DE Cereza del Db. Ayer. / 

PREPARADO POR Eti 

Dr. J. C. AYERy Ca., Lowel", Mass., E.UX 

DE VENTA EX 

Tadas las Drofiierlas y Bottcaa. 




ACTUALIDAD FRANCESA 



Los nuevos académicos.— Yisita de Loabet al Pritáneo de La Fleche.- La reina Ranavalo en París 




EDMOND KOSTAND 

>luevo académico 



El 6 de junio celebró sesión la Acá 
deinla Francesa para proceder á la 
elección de los dos nuevos académi- 
cos llamados á. sustituir á los difuntos 
duque de Broglle y Henrl de Bornler. 

Fué elegido para ocupar el sillón 
del primero, por 24 votos y 10 papele- 
tas en blanco, el marqués de Vogüé. 

Para el sillón de Bornler fué ele- 
gido en sexto turno por 17 votos, 
Mr. Edmond Rostand, autor de Cyra- 
no y de L'Aiglón. 

El marqués de Vogüé es una per- 
sonalidad bien conocida en París. 
Presiden re del Circulo de la Unión Ar- 
tística y de la Sociedad de Agriculto- 
res de Francia; miembro de la Acá 
demla de Inscripciones; diplomáti- 
co reputado, que ha sido embajador 
de Francia eu Constantinopla y en 
Vlena; asiduo concurrente de los sa- 
lones, en todas las esferas sociales 
tiene una alta representación, como 
hombre de gran talento en unas, co- 
mo artista en las otras, en las dem&s 
como exquisito causeur y correcto 
caballero. Como escritor danle sólido 




MARQUES DE VOGÜE 

tNuevo académico 



crédito sus ohrss 
de Historia y sus 
relatos de viaje. Es 
un hombre que ha 
corrido «medio 
mundo» y que lo 
ha descrito á ma- 
ravilla. 

Su elección no 
podía ofrecer gran- 
des dificultades, y 
no las ha ofrecido. 
Nadie mejor que 
Vogüé podía sus- 
tituir al duque de 
Broglie Veinte vo 
tos le han dado el 
triunfo, en una 
elección sosegada 
y sin incidentes. 
El sillón de la Aca- 
demia le esperaba 
hace tiempo, y le 
ha recibido sin obs - 
táculo. 

No ha sido tan 




EL CONCEJO MUNICIPAL DE LA FLECHE, KECIÜIEN'DO EN LA ESTACK 
Á M. LOUBET 



afortunado como 
Vogüé, Edmond 
Rostand. Dos can- 
didatos más dispu- 
taban «1 sillón de 
Bornler: Liegeard 
y Massón, el erudi- 
to investigador. 

La lucha fué em- 
peñadísima y fue- 
ron necesarios seis 
escrutinios para 
decidirla. Al ter 
minar el último, el 
autor de Cyrano 
triunfaba por dos 
votos sobre Mas- 
són, gracias á que 
Paul Deschanel, 
partidario del se- 
gundo, abandonó 
su sillón, reclama- 
do por la Cámara 
de Diputados, y 
gracias á que Lie- 
geard desistía de 



DEPÓSITOS: 



farmacia y ürofliiería Gllison 



Si Vd. quiere 

curarse ^ 

de la embriaguez 

Lo conseguirá con un solo frasco del específico 

"REVERTERIS" 

# Depósitos: FARMACIA Y DROGTJER A GIBSON f 

é Casa matriz: Defensa, 192 -- Sucursal: Bartolomé Mitre y San Martin f 

^ (ANTES PIEDAD) ^ 



iO" 



Pabst 

Extracto de Malta de Pabst 

El mejor Tónico 

NO FIJARSE EN EL PEEC IO 

SINO EN Sü CALIDAD Y Sü SABOE 

• Lo excelente, lo sin rival, tiene lógicamente que costar 
más que lo que se puede suplantar con cualquier otro pro- 
ducto. 
Y todos cuantos han probado el 

EXTRACTO DE MALTA DE PABST 

(EL MEJOR TÓNICO) 

saben que es único en su género. 

ÚNICOS INTRODUCTORES : 

ESCALADA y Compañía 



(Almacén por mayor fundado en 1864) 



1170- Piedad -1174 Buenos Aires. 



ACTUALIDAD FRANCESA 

La carrera de automóviles París-Bér]ín 



la taclia y daba 
á Rostand uno de 
sus votos. La 
Inmortalidad del 
autor de La Sa- 
maritana ha si- 
do, pues, misera- 
blemente rega- 
teada. 

Pero ello es 
que ha trianfa- 
do, y que á los 
treinta y tres 
años Edmond 
Rostand se en- 
cuentra ya en la 
Academia, en la 
cúspide de su 
gloria, terminan- 
do su carrera 
casi á la edad en 
que muchos la 
comienzan. Hace 
siete años, no 
completos, que 
el autor de Oyra- 
no, no bien co- 
nocido todavía 
como exquisito 
poeta, se revela- 
ba como exce- 
lente autor dra- 
mático con Les 
Romanes ques. 

Alcanzado el 
primer éxito, vl- 
Dieron otros 
triunfos detrás, 
rápidos, ruido- 
sos. La Princesse Lointaine, La Samariíaine, Cyrano 
y L'Aíglón, á elevarle en vertiginosa carrera. Y no 
cumplidos aún los siete años de labor gloriosa, Ros- 




W. FOUliNIER, GANADOR DEL PIIIMEK l'KEMIO 



establecimiento 
fuécorstruídoen 
época del rey En- 
rique V y todos 
los gobiernos han 
dedicado espe- 
cial atención al 
mantenimiento y 
progreso de la 
escuela militar 
establecida allí. 
M. Loubet des 
pues de haberle 
sido presen ado 
el personal do 
cente, pasó re- 
vista á los alum- 
nos. 

—La semana 
pasada ha sido In 
teresante y será 
memorable en la 
historia del auto- 
movilismo : en 
ella se ha reall 
zado la gran ca- 
rrera de automó- 
viles entre Pa- 
rís y Berlín, con 
la cual sólo pue 
de compararse 
lo que hubo el 29 
de mayo entre la 
misma ciudad de 
París y Burdeos. 
En ésta han co- 
rrido los princi 
pales chauffeurs 
que tomaron par- 
te en aquélla, y ha triunfado Fournier, el mismo que 
fué vencedor entonces. Claro está que la importancia 
de la carrera París-Berlín es mucho mayor que la 




M. GIRAUDOT, GANADOR DEL SEGUNDO PREMIO 

tand, ya oficial de la Legión de Honor, aplaudido por el 
mundo entero, con treiuta y tre sanos, con la artísticaca- 
b eza que en ella 
asome una sola 
cana, cubierta 
de negro cabello, 
sin, una cana, to- 
ma asiento entre 
los inmortales. 
No pudo decir 
otro tanto el po- 
bre Bornier, á 
quien sustituye. 
No podrán mu- 
chos tampoco va- 
nagloriarse de 
carrera tan glo- 
riosa de victoria 
tan rápida y 
completa. 

—El presidente 
Lonbet, acompa- 
ñado de los mi- 
nistros de lague 
rra y de hacien- 
da, visitó el 1.° 
de junio el Prl- 
táneo de La FI6 
che. localidad 
del departamen 
to de Sartbe. Ese 




iN Al;^nM(l^ 11. 



M. CHAKRON GRAVEMENTE ilKiUDO EN LA CAliUEBA, 
Á CONSECUENCIA DE UN ACCIDENTE 

París-Burdeos, por la diferencia enorme en la distan 
cia recorrida en uno y otro caso por los competidores. 

En la del 29 de 
mayo, llegaron 
éstos á Burdeos 
en el orden si- 
guiente:! ° Four- 
nier ; 2.° F o r- 
m a n ; 3.° Voigt. 
En la déla sema- 
na pasada, el or- 
den de llegada 
ha sido: I.^Four- 
n I e r ; 2." Glrar- 
dot; 3.» De Kniff. 
La máquina de 
Fournier atrope- 
llo á un mucha- 
cho, que quedó 
casi moribundo 
n el camino; el 
chauffeur Char- 
ron, sufrió gra- 
ves heridas en 
una colisióa con 
otro automóvil, 
En la carrera Pa- 
rís-Burdeos, uno 
de éstos se in- 
cendió en pleno 
camino. 



KN LA CAlilíERA l'AlilS • li UR DÉOS 



ITEIíAS EIiÉCTRICAS 



A PIL.A 
SECA 




VELA «IRIS» 

IGUAL AL CLICHÉ 

Base de nogal americano, hojas 
metal d« color, luz de 1 1/2 bu- 
jías, 2 pilas do repuesto. 

Pesos 20.00 

Pila extra $ 0.80 



sM^\J'/U'^^ 




VELA «ESTRUCAN» 

Candelero metal dorado y es- 
maltado á fuego, luz de 1 1/2 bu- 
jías, 2 pilas de repuesto. 

Pesos 20.00 

Pila e.xtra 8 O 80 




«GOLD CANDLE» 

IGUAL AL CLICHÉ 

Hermoso candelero de metal 
dorado y esmaltado á fuego, ve- 
la porcelana, tulipa celuloide, luz 
de 1 1/2 bujías, 2 pilas de repuesto. 

Pesos 30.00 

Pila extra $0 80 




VELA «LILI* 

IGUAL AL CLICHÉ 

Luz 1 l|2 bujías, con 2 pilas de re- 
puesto. 

Pesos 20.00 

Pila extr.a 



0.80 



Timum A G TT TTTT TD A G PARA VELAS ELÉCTRICAS. 
IJ\JmLIjI\.0 y L\J LáíSriLO Hemos recibido cantidad, co- 



mo tilín bien pilas secas para las mismas. 



FONÓGRAFOS Y GRAFÓFONOS 

25 JUEGOS DISTINTOS 
(•I'DfÓfODOS á . . $ 11.20 ' 



F0M6RAF08 EDlSOSf 




Gran (jraféroiio (lOLliiVUlA 

ESPECIAL PARA TEATROS 

7MEMBRMAS BETTIM" 
IIOCMS DE MADERA 
( liliiidi'os "coií Ofíiuesía __ 

CíIíDdros (le la GALYAII y del eélelire tenor REZARES 

GRATIS 

GRAN CATÁLOGO ILUSTRADO 



664, Cuyo, 664 -THE NEW CENTURY- Buenos Aires 



ACTUALIDAD FRANCESA 

La reina Ranavaío en París 




LA PKIMEUA SALIDA DE LA REINA KANAVALO 



— Ranavalona ManjakalII, la ex reina de Madagaícar, 
continúa siendo objHo de curlosidí^d en París, y di- 
virtiéndose ella también mucho. Diariamente da un 
paseo en el Bonque de Boulogne, y á veces recorre á 



pie algunas calles principales, ün telegrama de es' a 
semana dic» que ha visitado en el palacio fillseo al pre 
Bidente Loubet. 



APARATOS Y ÚTILES 

PAHA LA 

fotografía 



EL RELÁMPAGO 



5 



50 



zn/n 




5 o 



zn/n 



Aparato instantáneo á mano, forrado de 
I tela: cambio de placas automático, obtura- 
I dor para instantáneas y exposición prolon- 
; gada, dando fotografías de 6 X 9 centi- 
' metros. 

Precio con accesorios $ 5.50 •%. 



GRATIS 



remitimos á quien lo 
pide nuestro Gran Ca- 
tálogo Ilustrado con 
340 grabados para 1901 



ENEIQÜE LEPA6E & C 

bolívar, 375 - BUEKOS AlürS 



p i TEATRO EN CAS yy 



CON LOS — 



NUEVOS GRAFÓFONOS 

QUE CANTAN Y HABLAN TAN ALTO COMO LA 



VOZ HU^ÍAirA 





m/. 



n 



Surtido de 15.00 ^ cilindros 

impresos, desde 12 $ m/n la docena 



GRATIS remitimos á quien lo pi- 
J. A.VJ ^^ nuestro g:ran 

CATÁLOGO ILUSTRADO 

^l^lRÍQ^El4EÍ^A 

lu^u^JJ^^^ERü.ll + ISLEÑOS AIRES 





Cuyo 546 



^ FLORIDA Y SAN MARTÍN 



EN LA CASA 



Unión Tele/. 21 12, central 

Cooperativa 717 

BUENOS AIRES 



A. CABEZAS 



Los mejores sobretodos que se confeccionan en Sud América, bien cortados, bien confeccio- 
nados, géneros todos finos y todos de alta novedad. 

La casa A. CABEZAS Tos regala, siendo el motivo principal de que — á pesar del gran en- 
.sanche que se efectuará para la nueva estación de verano — no tiene dicha casa materialmente 
íocal donde colocar el extraordinario y colosal surtido que se está pn^arando para la próxima 
estación, y además con objeto de que no quede ni un solo metro d^énero, ni un solo sobre- 
todo para el invierno de mil novecientos dos, en cuya época presentará, en géneros de sobreto- 
dos, un surtido completamente nuevo que está fabricándose en Inglaterra, expresamente para 
esta casa, el cual hará una verdadera revolución en esta capital. 



Sobretodos Hsciios, para Hombres 

CSover-Coat de muy buen género con 

forro de lana, antes $ 24 ahora $ 16,— 

Sobretodos cheviot negro, largos, fo- 
rros de lana, antes $ 25 ahora » 18.50 

Sobretodos castor, largo mediano, 

con forros de lana, antes $ 25.50 ahora » 19.90 

Sobretodos largos de vicuña, colores 
oscuros, con forros de lana, antes 
$ 32 ahora » 24.— 

Sobretodos castor muy bueno, forro 
de lana, largo mediano, antes $ 35 
ahora » 28.50 

Sobretodos modernistas, muy largos, 
la más alta novedad de la estación, 
con forros de lana, antes $ 45, ahora » 29.50 

Cover-coat — El mejor articulo impor- 
tado al país, la más alta novedad, 
fabricado exclusivamente para la 
casa, con ricos forros de seda, jintes 
$ 49 ahora » 38. — 

Sobretodos de vicuña, forros de raso 
de seda; gusto, precios y clase muy 
buena, largo regular, antes $ 49, 
ahora » 38.50 

Sobretodos castor finísimo, de largo 
regular, con rico forro de raso de 
seda, antes $ 48 ahora » 39.50 

Sobretodos de. gustos claros, muy 
elegantes, género fabricado exclusi- 
vamente para la casa, ricos forros 
de seda, largo mediano, antes $ 49, 
ahora » 39.50 

Sobretodos largos, el más rico castor 
que se importa, cuello de terciopelo, 
forro de raso de seda, antes $ 52, 
ahora » 42. — 



Cavours— Sobretodo de etiqueta, de 
ricos géneros negros, forros de seda, 
largo regular, antes $ 52 ahora » 43. — 

Sobretodos largos, del casimir más 
nuevo y original para sobretodo, 
gustos oscuros, fabricado especial- 
mente para esta casa: es la mejor 
vicuña que existe en el país, ricos 
forros de seda y cuello de terciopelo, 
antes $59 ahora > 44.— 

Sobretodos largos, de Melton, hecho 
al corte. Única casa que tiene este 
articulo en el país. Con muy bue- 
nos forros de seda, antes $ 52, ahora » 46. — 



Sobretodos Hechos, para Jóvenes de 12 á 16 aKos 



14.— 



Sobretodo negro, para joven, buen 
género y muy largo, con forros de 
lana, antes $ 19.50. ahora 

Sobretodo color, para joven, forro 

lana, largo mediano, antes $ 20, ahora » 14.50 

Sobretodo castor, para joven, forro 
lana, largo mediano, antes $ 22, 
ahora » 16. — 

Sobretodo género negro, para joven, 
forro lana, largo, antes $ 22, ahora 

Sobretodo cover-coat para joven^^ fo- 
rro lana, antes $ 23, añora 

Sobretodos de castor fabricado ex- 
presamente para la casa, con ricos 
forros de seda, muy largos, para ió- 
venes de 12 á 16 años, antes $ 42, 
ahora 

Sobretodo para joven, género vicuña 
fabricado expresamente para esta 
casa, lo mejor importado al país y lo 
más nuevo, muy largo, con forros de 
seda, antes $ 42 ahora 



17.— 
18.50 



33.— 



34.— 



A, CA.BEZA.S, Cuyo 546, entre Florida y San Martín, Buenos Aires. 

La casa más importante de Sud América en Ropa Hecha y Sobre Medida para Hombres, Jóve- 
nes, Niños, Señoras y Niñas. También EN LIQUIDACIÓN excepcional, por la mitad de su 
valor, todo nuestro surtido de Ropa Hecha y Sobre Medida para Hombres, Jóvenes, Señoras, 
Niños y Niñas. 

OTRA VENTAJA — La seriedad: Todos los precios fijos marcados con números en cada 
«etiqueta; de este modo el comprador puede ver el precio de todos los artículos y hacer su com- 
pra sin discusión. GRAN DEPARTAMENTO DE SOMBRERERÍA recién inaugurado, 
para Hombres y Niños. NO SE CLAVEN EN OTRA PARTE. 

Otra gran Liquidación de trajes de medida, hechos de todas las novedades, fabri cade» 
especialmente para la casa, se vende á $ 34 el traje de saco que valía $ 68. 



ACTUALIDAD INGLESA 

La derrota del Mulla h Loco 



Los ingleses acaban de obtener 
otro triunfo en África, sobre los 
indígenas rebeldes á su dominio. 
En el territorio donde Abisinia 
confina por el Oeste y por el Sur 
con el Sudán y la Somalia, ope 
raba desde hacía meses una comi- 
sión británica encargada de estu- 
diar la región, cuando fué atacada 
por los somalís y tuvo que huir 
hacia el norte en busca de protec- 
ción, después de haber perdido á 
varios de sus miembros, uno de 
ellos inglés y los otros sudaneses, 
en el primer combate. La agre- 
sión no era un mero moiñmiento 
de los indígenas contra loVxtran- 
jeros: pronto se supo que respon- 
día á una propaganda religioso- 




MAYOR HANBURY-TRACY 

Jefe de la expedición que derrotó 
al MallahLoco 



nado, como un loco, calIF.cativo 
que le ha quedado y es parte de 
su nombre, pues ahora no se le 
llama sino «el Mullah Loco». El 
gobierno británico se vio obliga- 
do á organizar una expedición pa- 
ra que fuera á castigar á los suble- 
vados y á restablecer su autori- 
dad en la comarca. La misión 
militar, preparada con todas las 
precauciones necesarias para evi- 
tar un fracaso, partió por fin, bajo 
las órdenes del mayor Hanbury- 
Tracy, y durante el mes de junio 
ha realizado su cometido, pues en 
dos batallas que ha dado á las 
huestes del Mullah Loco, las ha 
derrotado y les ha hecho más de 
200 bajas. Él Mullah, abandonado 




jjL i(;j-;¡.ii; 



nacionalista (1) hecha por un mullah (ó sea un por su gente, que huyó dispersa en todas direc- 
santón) que, como todos los fanáticos que arras- ciones, ha huido él también á refugiarse en las 




tran á las tribus bárbaras en esas campañas montañas, dejando en poder de los ingleses su 
contra el extranjero, se exhibía como un ilumi- principal baluarte, el fuerte Jiga-Jiga. 





CO Hí 



♦o: 
< 

Q. 



O 



a: <^ 



o á 

< 

O 5 

Q < 

2 -• 

< o 
O 5 

< f 
Q. ^ 

ce "■ 

Q. o 

3 - 

— J (O 

< 

< ^ 

¿i 

< 
2 fe 
O 5 



): 



u 



< o 

u « 

• o 

< ^ 

3 2 

ir y 

< •< 

O) 



ü 



p -ce o 

TS O) 05 

°° m « 

ee OJ « 

fl « fl 

o 2 ** 

PQ •« 

es . C 

•S © n ce 
í ««^^ 

-O © s s 

ü > 2 ^ 

Cu 5* íl 



o -P 
— (V) o 

Oí ee H 
,C — ' .ce 

m (S ce 
o f^ 

„ X •«« 
<B <ü C 

¡y P CO 

52 o 

W H — ' 

.2 ^5^ 

"o 

* t» 5 
.«J o f^ 

*5 ¿ 5 

X u ^ 

eS o n 

<lí s § 



2.2 o 
S c o 

5 £ c 



« ce ^ 

- S a 

^^ (u aj 

!= -, «í 

o o CQ 

H g " 

O © cS 

C CO 

== ® s 

5 « = 



'5d-^ 



H CO 

« es « 

® ss ^ 

03 w P 



2 « 

fl-3 






2co« S 

&-E © 2 

< " -2 
■Jq. ® fl 

<«,© « 

2 t«o « 
D 5 X tí 

r« ® Oí 

"S ¿O o^x 
* © X J o . í^ 

2'^ cíü'S^ 

:=: ce - z * ^ ® 

— 'ce-«í<C©gfl'^ 

tí 



¿1 

o 


ce 


■*^ 


"S 


tí 
ce 


•© 
5 




<í 






O 


ce 


X 


p< 


© 


o 




^ 


© 


tí 


'O 


H 


o 


tí 


'o 


© 


tí 


S-l 


tí 


rt 


tí 




ce 




f-^ 


a< 


© 


X 



o Ü CO c! 

,:: í:, o co S .tí 



X © 

es X 

*x t3 

tí O 

« o 

*^ © 
tí 



ce 



O ^s 
""eos 

— o* 



o © **• w 

£ .5 2 © © 



oj-O © 

. ce S 

X TS 

o eí rt 

tí « »í 

ee 



tí O 

© zz 

o 



□ r.1 X 

O o 

X a, pO0 






X ® ce 

2 tí H-- 

a tí « .2 ® 

2Í^§-2 

n '-I OJ hS c 



§tíO«*|o|S^ 
•3 ©^ ^ (- S o - -^ i=! 
<c«JJi¿Z-r;(DogSs 



tí © 



o 



ACTUALIDAD INGLESA 



El Derby de Epsom— Una revolución en las mápinas de vapor 



La gran carrera del 
Derby, en el hipódromo 
de Epsom, ha sido gana- 
da este año por el caba- 
llo Volodycwski, de pro- 
piedad de un sportsman 
norteamericano— Mr.Wi- 
lliam C. Whitney,— de 
Nueva York. Volodyo- 
wski no ha nacido en Es- 
tados Unidos, sino en 
Inglaterra, de modo que 
el triunfo es, al fin y al 
cabo, de un caballo in- 
glés; pero esto no impide 
que en Nueva York se 
haya celebrado esa vic- 
toria como un gran su- 
ceso en los fastos del 
sport norteamericano. 

La ciudad estuvo em- 
banderada ese día, é ilu- 
minada en la noche, y la 
magnífica mansión de 
Mr. Whitney permaneció toda la noche abierta 
al público, para que el que quisiera entrara á 
beber el ponche de champagne que á raudales 
hacían correr los servidores del rumboso millo- 



^ 




^A. 


^^H 




^^^^^^BmJ' 


y!. 


\ j 


\ 



«V0L0DY0W8KY», CABALLO GANADOR DEL DEBBY 



mador de la turbina de 
vapor es el ingeniero 
C. A. Parsons, quien ha 
servado su invento ex- 
clusivamente para la 
marina británica. 

El desarrollo del sis- 
tema de turbinas se de- 
be, probablemente, á la 
introducción del dinamo 
en los buques de vapor, 
que data de pocos años, 
y de la necesidad de una 
máquina capaz de con- 
ducir sin riesgos un di- 
namo con una velocidad 
tan grande como la que 
se requiere para la pro- 
ducción de unapoderosa 
corriente eléctrica. La 
posibilidad de dar á una 
de las máquinas la enor- 
me rapidez de 18.000 re- 
voluciones por minuto, 
1884. En 1894 se aplicó el 



fué demostrada en 

Erincipio de la propulsión por medio dé la tur 
ina del vapor, al «Turbinia», un buquecito de 44 
toneladas de desplazamiento, que llegó á alcan- 




LOS TORPEDEROS «VIPER» Y «TURBINIA», CON MÁQUINAS SISTEMA TURBINA Y UN ANDAR DE 37 MILLAS POR HORA 



nario, por orden que éste les telegrafiara desde 
Londres. 

—La introducción del sistema de turbina en 
las máquinas de los buques de guerra británi- 
cos, significa una gran revolución en la navega- 
ción en general, 
no sólo en las ma- 
rinas de guerra, 
pues las compa- 
ñías de vapores 
mercantes si- 
guen pronto las 
huellas de los go- 
biernos en todo 
lo que tienda al 
mejo ramiento 
del material. Las 
máquinas de do- 
ble y triple ex- 
pansión recípro- 
ca representaban 
ya un considera- 
ble progreso so- 
bre sus predece- 
soras, pero el pa- 
so dado ahora es 
de importancia 
mucho mayor. El 
inventor y refor- 




zar la velocidad de 34 1/2 nudos por hora con una 
fuerza de 2.300 caballos. Los satisfactorios re- 
sultados obtenidos en ese primer experimento 
alentaron al inventor á ordenar la construcción 
del «Cobra» y del «Viper», dos barcos del tipo 

torpedo-destró- 
yer. El «Viper» 
tiene 21 pies de 
largo, 21 de an- 
cho y 370 tonela- 
das de desplaza- 
miento. En sus 
ensayos alcanzó 
la fenomenal ve- 
locidad de 36-581 
nudos, con sus 
ocho hélices, fun- 
cionando con una 
velocidad media 
d« 1180 revolucio- 
nes por minuto. 
Acaba de incor- 
porársele en la 
armada. El «Co- 
bra» podrá pronto 
enarbolar tam- 
bién el pabellón 
inglés. 



LA MÁQUINA SISTEMA TURBINA DE LOS TORtEIJEROS 



LOS ENFERMOS DEL ESTÓMAGO 



— RECUPERARAM IíA iSALiUD 

CON EL USO DEL 



m 
i 



(íwr«i 



m 



Nadie gozará de buena salud si el estómago no es sano y no funciona 
con perfecta regularidad. 

No es con escritos más ó menos difusos que se^calman las dolencias, 
sino con medicamentos de potencia y eficacia curativa absoluta. 

• EL DIGESTIVO DEMARCHI * 



por la acertada combinación que preside á su preparación, obra como 
estimulante del estómago é impide la fermentación intestinal de los 
alimentos, facilita la digestión, previene y cura la Dispepsia, las Diges- 
tiones lentas, difíciles ó dolorosas, la diarrea, la enteritis, la dilatación 
del estómago y cuantas otras enfermedades proceden de la indigestión 
continuada ó de la apatía del estómago. 

No es esta una vana afirmación jactanciosa, sino un hecho indiscu- 
tible comprobado por eminencias médicas nacionales y extranjeras, 
basado en estudios científicos y prolijos, y consolidado por la expe' 
riencia y el testimonio de miles de pacientes, de competencia y auto- 
ridad científica y moral, arriba de toda sospecha. 



El infrascripto, al agradecer á la casa Soldati, Craveri, Tagliabue y C.*, el obsequio 
que ésta hizo al Hospital Italiano, de 200 cajas de DIGESTIVO DEMARCHI, declara 
haber constatado la utilidad de este especifico en los enfermos del estómago, con piro- 
sis gástricas, gastro-sucorea, gastro-ectasia, gastralgia, etc., además de la buena y es- 
merada preparación. Dr. T. BQTTO, 

Buenos Aires, Junio 4 de 1900. M^^'<=° primarlo del Hospital italiano. 

Domicilio : Artes, 540. 

Drbs. paganini & PÉREZ. — Abogados 

Libertad, 265-Rosarlo de Santa Fe Rosario, Abril 16 de 1901. 

Sres. MORCHIO, VASSALLI y C— Ptes. 
Muy Sres. mios : Agradezco á Vds. la indicación que me hicieron de que usara el 
DIGESTIVO DEMARCHI, para combatir la Dispesia que me aflige, y me es satis- 
factorio certificar el buen resultado que he obtenido en el tiempo relativamente corto, 
desde que empecé á tomarlo. 

Saludo á Vds. con toda crfnsideración, S. S. S. G. PAGANINI. 



DEPÓSITOS: 



Droguería de la Estrella 

215 - DEFENSA - 215 

Droguería del Indio 

1511-CAL.I.E RIVADAVIA-1510 

BUENOS AIRES 



Droguería del Águila 

848 -Calle SAN MARTIN -848 

ROSARIO DE SANTA FE 



Eoch/Gapdeville Jahn y Cía. 

Cerrito, 267 — MONTEVIDEO 



IMPORTANTE. — Las casas depositarias arriba mencionadas mandarán libre 
de porte y gratis á quien lo solicite, el < TBATADO DE LAS ENFERMEDA- 
DES DEL ESTÓMAGO Y DE SXT CUBACION >, conteniendo muchos consejos 
útiles para los enfermos del estómago. 



Kruger en Holanda 




KKÜGEE EN SU RESIDENCIA «CASA CAKA» EN HILVERSÜM, CEKCA DE UTEECHT 



El presidente Ktüger ha hecbo en días pasa- 
dos una excursión por varias provincias holan- 
desas, visitando Rotterdam, Kampen y otras 
ciudades, en las que ha sido recibido con la ca- 
lurosa simpatía que le tiene el pueblo de los 
Países Bajos, tanto por sus cualidades persona- 
les, como por los vínculos de la sangre que unen 
á los holandeses con los boers. 

La residencia permanente del presidente en 
Holanda está en la provincia de Utrecht, en los 



suburbios de Hilversum, población de 20.000 ha- 
bitantes, separada de Amsterdam por una media 
hora de ferrocarril. Allí vive, en una villa lla- 
mada «Casa Cara» (en español), la que ha sido 
puesta á su disposición p«r el propietario, uno 
de sus admiradores, por todo el tiempo que per- 
manezca en el país. Acompaña al presidente 
sólo una parte de su séquito; la otra se ha queda- 
do en La Haya, bajo las órdenes del secretario 
de la presidencia, Piet Grobler. 




KBUt;i:E SALIENDO DE LA CASA PARA DAR ÜN PASEO EN COCHK 



CACAO "ROlTAIi" 




de 



A. Saint-Martín 

Privilegiado pop el Exorno. Su- 
perior Gobierno Nacional. 



No más cafó con leche ni tó con leche 

sino Café al Cacao 

El mejor detayuno-EI gran reconttituyent 



Elaborado por procedimiento es- 
pecial por A. Saint Martin, emplean 
dose^ara su preparación eafées se- 
leccionados y cacao de las mejores 
procedencias. 

Es un producto sano, agradable, 
alimenticio, económico, que partici- 
pa de las virtudes del cacao y del 
café, no es Irritante como el café co- 
mún, admite leche, y se prepara 
absolutamente de la misma manera 
que el café ordinario. 

Por sus propiedades esencialmente 
liuiritlvas, los médicos lo recomien- 
dan especialmente á los niños, & las 
personas débiles y á los estómagos 
más delicados. 

En venta en los principales almacenes 
de confianza, confiíerias, farmacias, etc. 

A PRECAVIDA 

Fábrica y Depósito: DIANUFAtJTÜRA de CAPEES de A. SAINT-MARTIN 

BUENOS AIRES - 750 MORENO 750 



SEÑORAS 




Cura contra toda afección del 
. cutis y cabello = ■■ 

OFRECE U< ESPECIALISTA 

JULIA W. DE TAYLOR 

71, LIMA, 71 



Contra el vello em- 
plea los tres medios co- 
nocidos a la ciencia: la 
aguja eléctrica, el depilatorio y el descoloran- 
te. La pomada «lodor» cura los estragos de 
la viruela. El Bálsamo Recamier hermosea y 
rejuvenece. 

Consulta y folleto gratis, calle Lima 7! 

La Creme Jeunesse es 
adherente inmejorable para 
ios polvos, así como suaviza 
y conserva el cutis. Precio 
$ 2.CX) en las farmacias 
Gibson, Rolón, Del Pla- 
ta, etc., y en las de Váz- 
quez y Césares en La 
Plata. DESPUÉS 




CANOCIDA 



Brillantina para conser- 
var, desarrollar, fortificar 
quitar la caspa, erupcio- 
nes y toda plag-a de que 
adolece el pelo y^la barba, 
á la vez da el color que 
se quiera. No mancha la 
piel ni la ropa. Se apli- 
ca con las manos 

INVENTADO Y PREPARADO POR EL 

dr. a. Gómez munoz 

NEW-YOBS, BBOXTDT 45 



A LA CIUDAD DE MÉXICO 

ESQUINA FLORIDA Y CUYO 



Gran líenda de Novedades 



OCASIONES 



Fábrica de Corsés 

SALDOS 




La casa sin rival para vender barato 
Elscjuina P^lorida y Guyo 



BUENOS AIRES 



Actualmente 

LIQUIDACIÓN 

De todas las novedades de la Estación de invierno. 
OCASIONES 

EN TODOS LOS DEPARTAMENTOS 

SAIiDOS 



(ARASr(ARETAS 



[EUSTAQUIO PELLICER 

REDACTOR 



SEMANARIO FESTIVO, LITERARIO, ARTÍSTICO Y DE ACTUALIDADES 

JOSÉ 8. ALVAREZ 



MANUEL MAYOL 

DIBUJANTE '. 



aRo IV 



BUENOS AIRES 6 DE JULIO DE 1901 



N " 144 



El general Mitre en la inauguración de una capilla 



El clero argentino se unió al homenaje á Mi- 
tre,— haciendo caso omiso de las observaciones 
de algunos recalcitrantes que recordaban la 
actuación del general dentro de la masonería y 
las opiniones liberales por el mismo manifesta- 
das siempre, — y prelados y sacerdotes contribu- 
yeron con su presencia á la mayor solemnidad 
de la fiesta, teniendo en cuenta únicamente los 
méritos del ilustre ciudadano á quien se hon- 
raba. 

Deesa participación del elemento religioso, 
es buen ejemplo la ceremonia llevada á efecto 
el viernes de la semana anterior en el templo 
de San Nicolás de Bari, inaugurando el bautis- 



terio, donde se halla colocada la histórica'píla 
donde fué cristianado Mitre el 28 de Junio de 1821. 

Fueron padrinos de la ceremonia la señora 
Mercedes Chas de Arias y el nombrado hombre 
público, asistiendo á la bendición de la nueva 
capilla el arzobispo Mons. Espinosa y una nu- 
merosa y selecta concurrencia, formada por las 
principales familias de la sociedad bonaerense. 

Habló el R. P. Becco, refiriendo en brillantes 
párrafos la historia de la pila; Dalmiro Costa 
acompañó al piano á la señora Darclée en el 
Ave María de que es autor, y ejecutaron esco- 
gidas piezas en el atrio de la iglesia las bandas 
de los batallones 2°, 3°, 8." y 10. 




KL ARZOBISPO MONS. ESPINOSA T LOS PADRINOS DE LA CEREMONIA, GENERAL MITRE T SEÑORA MERCEDES CHAS 
DK ARIAS. EN EL ACTO DE BENDEriRRE EL nAüTISTERIO INArOTTRADO EN LA lOLKSIA DE SAN NICOL^g, 

Fot. dé Caras T CaRET;^8 a la [vp dñl magnegúy. 



SIlSTF'OlSrijPL 



A la noticia del extravío de 
perros de actúas que á diario 
publicaban los periódicos, ha 
venido á reemplazar la del ex- 
travío de personas, ora casa- 
das, ora viudas, ora solteras, 
peo todas igrualmente parti- 
darias de la libertad, aun á cos- 
ta de tener que conseguirla 
despidiéndose á U francesa. 

Hemos perdido la cuenta de 
las denuncias que en poco más 
de una semana se han hecho 
sobre desaparición de perso 
ñas; pero no es preciso conocer 
su número exacto para sospe- 
char con fundamento que la 
mayor parte del público que 
hoy se ve por la calle es gente 
perdida. 

E induce á creerlo mas, la 
circunstancia de no pasar nadie 
desapercibido á la mirada es- 
crutadora de los vigilantes y 
agentes de policía, para quie- 
nes, porloviito, no hay tran- 
seúnte cuya filiación no con- 
cuerde con alguna de las que 
1 evan anotadas, pertenecien- 
tes á desaparecidos. 

—Párese, amigo— le dicen á 
uno, á lo mejor, cerrándole el 

Easo — Usted ha usado pera 
asta hace pocos días. 

—¿Yo? Se equivoca usted 
Siempre me he dejado bigote 
y este 'uñar de p^-lo que me 
ve usted aquí debajo de la 
mejilla. 

—Precisamente por ese 
lunar se lo iregunto, pues 
coincide en estas otras se- 
ñas: (Ipyendo en un libro de 
apuntes) «cjos veideciaro, 
nariz ruesa y algo torcida, 
tez pá ida con pecas, cabello 
ensoí lijado, traje gris y bo 
tines de becerro > 

—¿Y todo, el que tiene eso 
está ob'igado á usar pera? 

— T' dos, no; pero debió usar- 
lausted cuando huyó del domi- 
C'lio llevan ose á una cuñada 
del patrón, según consta dt la 
denuncia. 

—¿Yo? Gua-dia, usted está 
equivocado. Yo nunca he teni- 
do per a ni p *trón s e lo j uro. 

—¿Y esa nariz torcida? 

—Se me quedó asi de un aire. 

—¿Y ese traje gris? 

— Me dijo el sastre que era el 
color más sufrido. 

Yhastaqie el hombre con- 
vence al V'giíante de que no es 
el raptor de la pera, porque 
siempre se afeitó la ba-bil a 
ni tiene patrón, porane trabaja 
por su cuenta en el rimo de 
cartonería se ha pasado media 
hora dando explicaciones y su- 
friendo a impertiaeate curio- 
sidad pública. 

Oiris veces no es el vigilan- 
te quien detiene, sino el que 
se ve de súbito sorprendido con 
la "iresencia de alguna persiana 
excit'da, que se le acerca di- 
ciendo: 

— lAy, guardia qué desgracia 
másgraude me acaba de ocu- 
rrir! 




—¿Le han robado, señora? 

—Me lo han robado, sí, por- 
que él siempre fué tímido é 
incapaz de pasarse toda una 
noche fuera de casa. iPobre 
Gualberlo mío! 

— ¿Ah, es un muchacho? 

— Va á cumplir los 23 para 
Octubre, pero es inocente como 
si no hubiera llegado á los 
doce. ¡Si viera usted cómo toca 
la ocarinal fiso es lo que le ha 
perdido, porque en todas las 
tertulias era solicitado, y como 
además es rubio y muy esbelto, 
se conoce que alguna mujer 
me lo sedujo, incitándole á 
á abandonar la casa paterna 
para usufructuar su cariño. 

Como es rara la desaparición 
de personas que no tenga por 
presunto motivo una malrepri- 
mida pasión amorosa, y esta 
no (a justifican, en muchos de 
los casos, la edad y la condi- 
ción de los huidos, abundan en 
revelaciones sorprendentes las 
noticias de este género. 

— ¿Sabes á quién anda bus- 
cando la policía? — viene uno á 
decirnos. 

—¿A quién? 

—A Orestes, aquel muchacho 
que se ganó el primer premio 
en loe juegos florales de Vizca- 
cha Renga. 

—¿El autor de aquella poe- 
sía titulada Efluvios de un 
deliquio sutil? 

— tse mifcmo. Hace tres 
días que salió de su esa, y 
todo lo que se ha vuelto á 
saber de él es que le vieron 
tomar un coche en compa 
nía de una señora con peluca 
y to« bastante Sí ca. 

— ¿Y no se sospecha quién 
puede ser? 

—Se presume que es la tía de 
un fo^ógraf^ á quien Orestes 
visitaba todas las tardes,— so 
pretexto de aprender á enfocar 
—y que también desapareció 
de su domicilio el mismo día. 

Y en efecto, llepa por fin á 
descubrirse que Orestes y la 
tía del fotógrafo, no obstante 
los treinta y tantos abriles que 
les desparejan la edad, se aman 
ciegamente, y que ese anoor, 
complicado con el reuma que 
todos los inviernos se apodera 
de la idolatrada mujer, acon- 
sejó el rapto, en busca de zonas 
tibias que permitiesen apresu- 
rar 'a realización del dorado 
ensueño. 

No pudiendo, pues, conside- 
rar gente imperdible ni aun á 
los ancianos y tullidos, de pre- 
sumir es lo que quedará del 
censo bonaerense dentro de 

fioco, si continúa esta racha de 
ueas misteriosas 

Sólo van á quedar aquí los 
unificadores de la deuda, pre- 
cisacnente los que primero han 
debido desaparecer. 

Eustaquio PELLICER. 

Dih. de Sanuy. 



NECROLOOIA 



El Último guerrero de la Independencia 



El último representante 
de aquellas ÍegiODe& que 
parecerían invención de 
un poeta épico; de aque 
Has que, sin recursos», sin 
otro espíritu de cohesión 
más que el pat> ictismo 
que inflamaba á quienes 
las componían, realizaron 
la obra de la independen- 
cia sudamericana. — el úl- 
timo soldado de la emao- 
cipación, Felipe Díaz, fa- 
lleció el día 28 del pasado 
mes, en su pobre hogar 
de Palermo, situado en la 
calle Jover esquina Tha- 
mes. 

La muerte del centena- 
río fué muerte sin agonía 
ni estertores. Suavemen- 
te exhaló el último suspi- 
ro entregando su alma al 
Creador, y cuando su nie- 
ta, Isabel Díaz de Thomp- 
son, entró en lahabítación 
del anciano, de donde ha 
bía salido momentos an- 
tes para prepararle una 
taza de te con leche, en- 
contróle ya cadáver. 

Fe ipe Díaz que ha ba 
jado á la tumba á la avan 
zada edad de 136 años, se 

fún cálculo aproximado, 
levaba una vida rttírada, 
viviendo casi en la mise 
ría y olvidado de todo«. 




compañero Bartolomé Mitre y Vedia, que á su 



D. FELIPE DÍAZ. HUERTO Á LA EDAD DE 136 AÑOS 



Nuestro inolvidable 



ingenio no común unía nn 
gran corazón, descubrió, 
esta es la palabra, ai viejo 
soldado, y supo mover, 
contando su hiüturia > sus 
vicisiiudcs la piedad ) el 
patriotismo de tudus Una 
pequeña pensión permiáó 
ai modesto actor de la 
epopeya patria, conc uir 
el resto de sus días sia tri- 
bulación s ni escaseces. 
La última vez que Fe>i- 

fe Díaz salió á la catle, 
ué el día 24 de Mayo, y 
desde esa techa luvo que 
meterse en el hcho, que 
ya no debía abandonar 
más. 

Al entierro del veterano 
asistió uii numeroso pú 
blico, que quería rendir el 
postrimer tributo al últi- 
mo guerrero de la inde- 
pendencia, presidiendo el 
duelo el ministro de la 
gueira, coronel Pablo 
Riccheri. 

Los restos del viejo gue- 
rrero fueron depositados 
en el pai.teón militar, 
siendo despedidos con sen 
tidas palabras por el doc- 
tor Eulogio Fernández, 
médico de Sanidad Mili- 
tar, cronol Smitb, stñor 
Ma'-io Gorostarzu una de 
las personas que más influyeron para mejorar 
la suerte de Feiipe Díaz, y Rev. Morris. 




LA CAPILLA ARDIENTE 



■ Fot.' de Cabás y.Cabetas. 



necrología 



Los Dres. José M. Calderón y Abraham A. Pérez 



Falleció en la semana anterior en esta 
ciudad, Inhumándose sus restos en el ce- 
menterio de la Recoleta el domingo últi- 
mo, el Ministro de Gobierno de la provin- 
cia de Buenos Aires, doctor J. M. Galde 
ron. Era el extinto, miembro de una de 
las más antiguas familias porteñas, y en 
sus 54 años de «dad actuó activamente eá 
la vida política de su tiempo, distinguién- 
dose por la bondad de su carácter y por 
la firmeza de sus convicciones. En su ju- 
ventud fué soldado y tomó parte en la 
campaña del Paraguay, siendo uno de los 
agraciados con los cordones de Curnpay tí. 

Graduado de abogado, ingresó á la ma- 
gistratura provincial é hizo su carrera 
paso á paso, alcanzando á ocupar la presi- 
dencia de la Corte Suprema de Justicia 
Provincial, de la cual pasó al elevado 
cargo en cuyo desempeño le ha sorpren 
dido la muerte. 

Su actuación en la vida pública no fué 
nunca de aquella especie que levanta re- 
sistencias y suscita odios, sino, por el 




DK JOSÉ M. CALDERÓN 

Ministro de Gobierno de la 
Prov. de Buenos Aires 



contrario, de la que es antídoto contra 
Jas malas pasiones que subleva el entu- 
siasmo partidista. 

— ün accidente desgi af lado— la caída de 
un ascensor— causó la muerte del doctor 
Abraham A. Pérez uno de los miembros 
más distinguidos del Cuerpo de Sanidad 
ilel Ejército y de aquellos cuyos buenos 
servicios no serán fácilmente reemplaza- 
dos. Se le tributaron los honores corres- 
pondientes á su grado y concurrieron á 
la ceremonia de su entierro representa- 
ciones de las corporaciones militares y 
de la armada, asi como muchos jefes y 
oficiales de todas las graduaciones, con 
quienes se encontró vinculado en la vida. 
El doctor Pérez no deja un nombre bri- 
llante en nuestro mundo científico, pero 
sí una sólida reputación como hombre y 
como médico, pues su actividad fuésiem 
pre dedicada á los cuerpos á cuyo servi- 
cio había sido adscrlpto. El General 
Arias representó, en el acto del sepelio, 
á la superioridad del ejército. 




ENTIEBBO DEL DB. ABBAHAH A. PEBEZ. ZiLEflADA DEL COBTEJO FÚNEBBE 1 LA BECOLETA. 



Aniversario de la muerte del general Zapiola 



Pocos de nuestros 
proceres tuvieron 
más prestigio so- 
cial que el general 
de la independen- 
cia don José Matías 
Zapiola y Lezica, 
en honor de cuya 
memoria se ofició 
una misa solemne 
en Santo Domingo 
el día 27 de Junio, 
aniversario de su 
muerte. Niño aun, 
abandonó Buenos 
Aires ^n el famoso 
Regimiento de 
Granaderos á Ca- 
ballo que mandaba 
San Martín y pron- 
to fué uno de sus 
soldados más vale- 
rosos y distingui- 
dos. Chile y el Alto 
y Bajo Perú, pre- 
miaron sus buenos 
servicios y recuer- 
dan sus hazañas 
como dignas de fi- 
gurar al lado de las 
de Necochea, de 
Snárez, de Olava- 
rría, y en otro or- 



tbt. de Garas t Caretas. 




A LA SALIDA DEL FUNERAL 



den, de las de Gui- 
do, Arenales ó Las 
Heras. En el ejér- 
cito de les Andes 
su reputación de 
caballeresco y de 
pundonoroso llegó 
á hacerse legenda- 
ria, y aquellos ne- 
gros y chinos vale- 
rosos que guerrea- 
ban sin esperanza 
de más recompensa 
que morir con glo- 
ria sobreun campo 
de batalla, pues 
ellos no esperaban 
ni sueldos ni hono- 
res, que no podía 
darles la patria, no 
tenían otro caudi- 
llo que Zapiola, así, 
sin grado ni jerar- 
quía. Era él quien 
interponía los re- 
clamo* ante la su- 
perioridad, quien 
desbarataba las in- 
trigas, quien juz- 
gaba en los casos 
de honor y quien 
marchaba á la ca- 
beza del regimiento 



en las horas del combate. Cuando ya 
retirado y achacoso, aactano, vivía en 
Buenos Aires allá por 1874 cada vez 
<}ue se mostraba en los actos públicos 
Be lo aclamaba con verdad, ro frenesí, 
y los hijos de todos aque lo-» que habían 
sido sus soldados encarnaban en él las 
glorias de la patria vieja y lo venera- 
ban como al más alto representante del 
he oleo regimiento que dló tamos jefes 
& la nación como plazas llegó á tener. 
El Regimiento de Granaderos, cuyo es- 
píritu era el de Zapiola, fué escuela y 
fué foco de glorias guerreras. El gene- 
ral Zapiola pasó en Buenos Aires los 
últimos años de su vida y hoy quedan 
de él en nuestra socied d dos añosos 
vastagos: el señor José María Z»piola, 
de 84 años de edad, y su hermana la se- 
ñora Victoria, de 83, reputada como 
una de las más distinguidas matronas 
porteñas. De este hogar han salido Mer- 
cedes, Belén y María Ztpiola, que son 
fundadoras oe honorabilísimas familias y cuya belleza 
es legendaria en los salones aristocráticos de Buenos 
Aires. En ios grupos de la familia del general que pu- 
blicamos, hay rpprescnlantes de los Masser», Eastman, 
Cobos, Benolt, Macklnlay, Obarrlo, Calvo, Llnels y VI- 
vanco, que son las principales ramas, contando cada 





GENERAL ZAPIOLA 



apellido con nnmerosoí representantes. 
A la misa en Samo Domingo conea- 
rrleron á hacer honores el batallón 2.* 
de infantería y un escua''rón montado 
del regimiento 9.° de caballería. El pul- 
pito fué ocupado por Fray Modesto 
Becco, que hizo el panegírico del ilustre 
soldado, historiando au vida militar y 
poniendo de relieve no solamente bim 
grandes condi(*lones de soldado, sino 
también sus virtudes privadas. Asistió 
á la ceremonia, * demás de los miembros 
de la familia, selecta concurren -la. Hi- 
cieron acto de presencia el Nuncio Apos- 
tólifo Monseñor Sabatuccl el Arzobispo 
monseñor Espinosa, el Ministro de la 
Guerra coronel Riccheri el Ministro de 
Relaciones Exteriores, doctor Alcorta 
y muchos jefe» y oficiales del ejército 
y de la armada. 

El nombre del general Zapiola basta 
aun. muchos años después de su muer- 
te para hacer revivir los sentimientos 
que el viejo soldado supo conquistar en vida y que ro- 
dearon su persona de una aureola de respeto tan gran- 
de como merecida. Patricios como Z. piola no hay 
muchos en la historia de la patria, y las bouras que se 
tributaron á su memoria se confunden tácllmente con 
las que se refieren á la época en que vivió. 




I.A OCTOGENARIA DOÑA VICTORIA 
ZAPIOLA, HIJA DEL GENERAL 



D. JOSÉ M. ZAPIOLA, HIJO DEL GENERAL, CON SU FAMILIA 




Los NIETUtí, lilZNIETOS 1" TATARANIETOS DEL GKNEKAL ZAl'lOLA 

Fot. de Cabás t Caretas. 



El marido viajero 




El marido, un gran glotón, 
dispuesto ya el equipaje, 
se despide para un viaje 
de muy breve duración. 



La mujer, á quien ahogaba 
el llanto, grita asi : 

-¡Ah 
¡Se va, Dios mió, se va 
y decía que me amaba/ 




Él á un restaurant se cuela 
y con un hambre canina 
devora de la cocina 
hasta la última cazuela. 



Y harto al igual que un salvaje 
nadando en un mar de grasa, 
se va de nuevo á su casa 
como quien vuelve de viaje. 




Pero ¡ay! la puerta le obliga 
á sudar, aunque está abierta, 
porque es muy chica la puerta 
"é es muy grande su barriga. 



Y entra al fin, con gran perjuicio 
del muro, gritando : 

—¡Oh! 
Por verte, la puerta y yo 
estamos fuera de quicio. 



El homenaje á Alem 

LA MANIFESTACIÓN CÍVICA EN LA RECOLETA 



El quinto ani 
versarlo de la 
muerte del que 
fué popular cau 
dillo, doctor Le- 
andro N Alem, á 
cuya memoria 
rinden culto sus 
correligionarios 
políticos, dio In- 
star e' domingo, 
— según costum- 
bre establecida 
en años anterio- 
res— á una con- 
memoracióa fu- 
neraria, en el 
cementerio de la 
Recoleta, á la 
que asistieron 
numerosos afí 
liados al partido 
radical y á otras 
agrupaciones 
independientes. 

El monumento 
elevado á las 




LLEGADA DE. LA COMISIÓN COM 



de Novoa Ber- 
nardo Rosche- 
tti, Arturo Urien 
Eduardo Spatli» 
Roberto Lang- 
dón, Luis A. Me- 
la, Andrés Nar- 
bone y Alejan- 
dro Marín, ha- 
cía la guardia 
al monumento, 
punto á donde 
se dirigier on 
por la tarde los 
manifestantes, 
encabezadospor 
la junta ejecHti- 
va y la comisión 
directiva de la 
demostración. 

Hicieron uso 
de la palabra el 
doctor Domingo 

F. Demaría y el 
doctor Mariano 

G. Calvento, re- 
cordando la ac- 









«»''\ 



EN EL MOMENTO DE PRONUNCIARSE LOS DIBCCBSOS AL PIE DEL MONUMENTO 



víctimas de la re- 
volución de Julio, 
en el mencionado 
cementerio, ha 
liábase adornado 
con guirnaldas 
coatribuyendo al 
adorno los mu 
chos ramos de flo- 
res y coronas que 
en aquél fueron 
depositados por 
los visitantes. 

Una comisión 
compuesta de los 
señores Luis J. 
Quiroz, Máximo 
A. Fumo, José M 
Reyna, Eduardo 
Amaro, Juan B. 
Corbe'a.CariosM. 
Campos, Eduardo 
Irigoyen, F. Gran- 

Fot. de Hernández y Garas t Caretas 




Á LA SALIDA DEL CEMENTERIO 



tuación del doc- 
tor Alem y hacien- 
do varias alusio- 
nes á la presente 
situación política 
del país. 

Después, antes 
de disolverse la 
manifestación or 
ganizóse en cj 
lumna q<ie atra- 
vesó a gunas ca- 
lles dirigiéndose 
al edificio de La 
Prensa, donde di- 
versos oradores 
hablaron, recor- 
dando de nuevo 
la ñgura cívica 
del doctor Lean- 
dro Alem y la pu- 
reza de sus idea- 
les político. 



Portfolio de cuMOsidades 




\ 



Fué gobernador y hombre dirigente ettTucumán des- 
de 1859 hasta 1865. el cura Camjio. cOmio le llama la cró- 
nica popular a aeñor José María del Campo, fundador 
de larguísima familia tucumana, radicada hoy en Bue- 
nos Aires. Mano de hierro quería el pu blo en aquellos 
tiempos de anarquía en que le tocara actuar, y el hom- 
bre la tuvo, consiguiendo hacer un gobierno que se 
recuerda como bueno para su tiempo. Revoluciones, 
motines. Invasiones de las provincias limítrofes, mani- 
fei<taciones del caudillaje levantisco, de todo hubo en 
Tucumán por aquel entonces, pero todo supo vencerlo 
su tenacidad y su conocimiento del medio en que tenía 
que actuar El re rato del famoso gobernador, que 
murió despeñado en un torrente en la Quebrada de 
Lules, clt-rca noche en que excurslonaba jinete en su 
famofa muía rosilla, e» poco conocido y lo publicamos 
á título de curiosidad iconográfica El historiador de 
Tucumán tendrá que dedicar más de una página al per- 
sonaje, y no es fuera de lugar reunir amecedentes á su 
respecto. 

ALFONSO covASSi _Ei primer Individuo que maneió una máquina de 

Primer maquinista de ferro- ferrocarril en nuestro país, fué el maquinista Alfonso 
carril que dirigió una má- Covassi, quien gobernaba lamáqulnadelalíneadel oeste 
quina en Buenos Aires. que i«alía de la actual plaza Lav He y alcanzaba hasta 

el 11 de Septiembre, inaugurándose la línea cuando los 
rieles llegaron á la Fio - 
resta el 26 de Agosto 
de 1857. Covassi era Ita- 
liano y fué jubilado 
por la empresa. 

— Eq el panteón del 
convento de San Fran- 
cisco de esta ciudad, , 
existe depositada el 'ex- 
arca real que presen / 
tamos en gr bado. 
Tiene incrustados en 
BU frente los dos leo- 
nes rampantes de las 
arm»s de Castilla y 
Aragón y las incrus- 
taciones se conservan 
casi intactas sobre la 
madera de cedro de 
que está formada. Mide 
un metro y cincuenta 
y ocho centímetros 
de largo por setenta 
centímetros de alto y 
ancho. Esta arca fué 
donada á Ion padres 
R coleíoa en 1620, para 
que guardaran b s or- 
namentes de la Iglesia 
y Recolección de San 
Pedro del Baradero, 
que es aba situada so- 
bre la barranca del 
Paraná, en donde está 
situado el pueblo de 
San Pedro, lugar don- 
de algunos historiado- 
res modernos creen 
fué m .erto por los in 
dios don Juí<n de Ga- 
ray y Brazo fuerte, el 

fundaüor de Buenos Aires. Disuelto el convento por la ley de 1822, la Iglesia 
se derrumbó, y hace pocos años removiéndose los escombros, se encontró 
bajo de ellos el arca, conteniendo todavía algunos ornamentos apolillados. 




\ 



i^ 





GALLO DE HIERRO DEL SIGLO XVII, EXHUMADO 
DE LAS RUINAS DE S. PEDRO DEL BARADERO 




JÓSE M. DEL CAMPO 

Caudillo famoso de 
Tucuman 



También se encontró entonces 
el gallo de hierro, trabajado 
á martillo, que servía de vele- 
ta á la torre y que es un curio- 
so ejemplar en su género de 
la figura simbólica dfl famo- 
so «Gallo de la Pasión^, que 
usaban para decorar las fle- 
chas de sus torres los padre» 
franciscanos. 

—A prin'iplos de nuestra 
era revolucli naria llegó al 
Plata un capitán de lo» ejér- 
citos de Napoleón, don Pedro 
Benolt, el que formó su hogar 
en Buenos Aire» pero antes 
recorrió todos los términos 
del virreinato, y en una de 
BUS excursiones allá por 1830, 
llegó al Paraguay donde se 
relacionó con el famoso doc- 
tor José Gaspar Francia, el 
sombrío tirano, de quien hizo 
la caricatura que publicamos. 

Juan de la Cruz. 




ARCA real exhumada EN LAS RUINAS 1)K SAN l'KDKO 
DEL BARADERO 



CABICATUBA DEL DR. FIÍAXCIA 
HECHA EN 1830 





Los burros de cuatro patas, así f^raves como son to- 
dos, con esas miradas reflexivas que les caracterizan, me 
iiisi»iran las mayores simpatías. Soy uno de ios que 
opinan que el burro es uu ser á quien.^ no se sabe porqué 
aberración se le desestima, empleándole para trabajos 
pesados y de más de catorce horas, á veces, lo mismo 
que si se tratase de cualquier vulgar trabajador. 

Yo. que teniro alguna afición á los estudios de antro- 
pología me he preocupado d« la psique (vulgarmente 
entendida por «alma»; del bnrro. Anatómicamente nan- 
ea he podido inducir un asno criminal nato. Todos 
tienen la misma mandíbula, normal, muy lejos del prog- 
natismo humano. Los pómulos y los aicox zigomAtt 
eos. no se diferencian de un burro á otro V la biatorla 
no nos presenta á ningún hombre que parándose ante 
un asno le apostrofe, como relata NIetzscbe que apos 
trofaron á Sócrates: «sois un monstruo» — le dijo un ex- 
tranjero en Atenas 

Me explico, por lo que á mi me pasa la predilección 
de Pascarella por todos los or< agros, llamados «bnrros» 
deprimentemente, como para rebajarlos á la medida de 
les homb'es que lo parecen. Hay, en la mirada de es- 
tos animales— no me refiero á los hombres— una expre- 
sión tal de pensamiento serlo y hondísimo que no la be 
sostenido un instante sin retirarme luego caviloso, 
triste y preocupado. ¿Este— me he dicho á veces- sólo 
pide hablar para vindicarse ante los hombres de estu- 
dio? ¿Si estaremos cometiendo la mayor injusticia 
social al desconsiderar, como lo hacemos, la persona 
Hdad de este Individuo? 

He de decirlo alto: me he retirado siempre más me- 
ditabundo que el mismo burro, á quien seguiré llaman- 
do con este sustantivo para mejor hacerme comprender, 
ya que df)o sentado que no uso esta acepción «n nin 
guna forma despectiva , y tentado estuve, no pocas ve- 
ces de adquirirme uno. por «-1 vil trato de la compra, 
para asi entendérmelas con él á todas mis anchas. 

Nadie me podrá convencer, no digo ya demostrar, 
que la psique del borro no sea más noble que la del 
clasificarlo come «ser humano». El burro, ese burrito 
de terso pelo y de andar tan gentllclllo, no roba, no 
mata, no calumnia, no traiciona y no se vende aunque 
lo eomprt-n algunos Es amable con todo el que lo 
acaricia ;y qué aire tan superior y digno guarda h.acia 
aquellos cuya indiferencia es prueba de un desconocí 
miento absoluto sobre lo que yo llamaría borricología. 
por más que muchos, con ó sin el decreto ministerial, 
hicieron todo lo posible, en l.is facultades, para cono- 
cerla! 

Me he dicho, ante tanto antecedente como he Inves- 
tigado: • Veamos, ¿qué podrá inducir á nadie á asegurar 
que un asno cualquiera d« la especie, es positivamente 
un animal irracional?» Casos atávicos se presentan en 
el hombre, donde Lombroso no puede menos de excla- 
mar: «¡qué bestia! ¡es su Insensibilidad como la de un 
poste!» Pero en los burros, ¿quién se atrevió con tales 
interieeeiones? Los dómines de aldea y aún los de pro- 
vincia que hablan de «varas disciplinarlas», podrán lia 
mar á un alumno tres veces burro; sin embargo, los 
grandes autores naan el despectivo «bueyes» para los 
hombres bastante obtusos, como absteniéndose de re 
bajar tanto al onagro, comparándolo con el hombre, 

nih. de ViUaloho». 




cuya cerra 
dura demo. 
llera en 
ciertos ca- 
sos. Di San 
Pedro lapo- 
dría abrir, 
malgrado 
todas sus 
llaves, qne 
lo abren to- 
do. ¡Y pen- 
sar qae, en 
los crndos 
días del In 
vlarno que 
asocia, ma- 
chos hom- 
bres, no tan 
dignos que 
digamos, ni 
tan Imell 
gentes, n i 
tan titiles. 
se hallarán 
arrebujados 

entre colchas, hasta las diez de la mañana, si á mano 
viene, mientras mis amados borriqulllos. uncidos al 
carro de riego, ó al rai-ro-escoba. á las doce de la no- 
che, cuando la gente sale del teatro, arre que :irre, tira- 
rán y tirarán, fuertes de pecho, bajo el látigo Innoble 
del verdugo carretero! 

Ánimos he tenido, caando he contemplado una de 
estas Iniquidades lleno de un ímpetu reivindlcador, de 
gritar al desapiadado condaetor: 

—¡Animal! ¡Trate usted al prójimo coa más conside- 
ración, y no dé á nadie un trato que para sí mismo no 
(| a lera! 

SI emancipar á tanto burro desgraciado como anda 
por el orbe, tal es mi eusaeño. Todo mi mayor dolor 
consistiría en que después de haberle ayudado á ser 
libre, á gobernarse á ai- miamo. se rebajase hasta la 
altura de algunos hombres, pretendiendo él también 
esclavizar á los ignorantes. 

Pero, 00. ¡Miran tan santamente los asnos, que no hay 
para qué desconfiar! De todos modos, en cu.anto hiiUe 
la oportunidad d>> habérmelas con una burra que críe, 
me adquiero un borriqulllo; y . como estoy perfecta- 
mente convicto de la nobleza congénita de sa alma 
junto á la clarividencia de su seso, estudiaré en mi hijo 
adoptivo, por medio de laen<a8 y profundas conversa- 
ciones, en qué intríngulis psicológico está la diferen- 
ciación de su espee'e esplrltualmente concebida, es 
decir, pensando, con relación á ana tercera parte de la 
nuestra. 

V la ciencia me elevará en una estatua k la memoria 
de las generaciones venideras, por haber Herbado una 
laguna honda, en la psicología, que hasta hoy-.e¿.un pro- 
blema su sondaje: la diferenciación ex lBtente> entre les 
hombres-burros y los burros-hombres.... 

FÍlix B BASTERRA. 



Monseñor GREGORIO ROMERO, por cao 




La sanfA fe me, ha inipulsíido, 

por la santa fe luché, 

y si como dipntíido 

en In cámíira he trinnfado 

hs *i<lo jior Santa Fe. 



El jubileo de Mitre 

LA COMISIÓN ORIENTAL DE GUERREROS DEL PARAGUAY 



Han pasado ya va- 
rios dím>. Muchos para 
una de esa demostra- 
ciones nacidas de un 
accidental estado de 
cosas á que da actua- 
lidad la efervescencia 
del momento; muy po- 
cos poT' que se apa- 
gue el eco de las ma- 
nifestaciones, fases de 
un acto nacido del sen- 
timiento público, lle- 
Tada^ á efecto simul- 
táneame> te en la ca- 
pital, en las provin- 
cias, y en tcdo el ám 
bito de la República. 
El jubileo del general 
Mitre, s- gún decíamos 
en nuestro aúmero an- 
terior, ha revestido to- 
dos los caracteres de 
una fiesta nacional, y 
no sólo las páginas de 
Caras y Caretas, sino 
las de todos los perió- 
dicos de Buenos Aires 
dedicadas un día á re- 
señar el acto resulta 
rían insuficientes para 
ello. Hemos de limitar- 
nos, pues, á registrar 
algo de lo más saliente 
ocurrido en tan seña- 
lada oca<-ión dedican- 
do breve espacio á la 
inserción de las cró- 
nicas i ustrad/is que del interior nos llegan, lo 
que, aun constituyendo escasa parte de la to 
talídad délas fiestas y conmemoraci^res cree- 
mos será ba tante para dar ide» del espíritu ge 
neral dominante en la República »ntera, al 




ac » o 
Buenos 



adherirse al 
realizado en 
Aires 

Primeramente debe- 
m -s hacer mención de 
a vinta herha al ilus- 
tre patricio— nota de 
¡as más salie. tes del 
jubileo— por una dele- 
gación oriental de los 
Guerreros del Para- 
» uay E' coronel don 
José Luis Gómez en 
representación de és- 
tos, ofreció á Mitre una 
escarapela de oro con 



esmalte 



y un pergami- 



CORONELES JOSÉ LUIS GÓMEZ Y FELICIANO GONZÁLEZ, 
TENIENTE 1.° JOSÉ PAPINI Y SARGENTO 1.° IGNACIO 
VÁREZ, MIEMBROS DE LA COMISIÓN. 



TÍO con la firma de los 
4 tierreros sobrevivien- 
i s, acompañando el 
obsequio con un dis- 
curso al que perte 'ece 
el siguiente párrafo: 

«Evocar r-cuerdos 
gloriosos es como so- 
nar con la dorada au- 
'ora de nuestros días. 
Se des ierta el espíri- 
tu romo er tre el rumor 
de ar roní s, acaricia- 
do por el canto suave 
y misterioso de las 
aves. Y á este recuer- 
do se une el nfo perso- 
nal. Estudié la táctica 
de mi arma predilecta 
en las páginas confec- 
cionadas por vuestro 
talento sobrio; no puede decirse que fueran la 
última paabr^ de la . iencia de la guerra pero 
en el'as se aprendía á usar el arma cor que su- 
pimo- derribar la tiraníí! Y esto b staha para 
su justificación La fnma trascterde las mor ta- 




IiA COMISIÓN DE GUERREROS DEL PARAGUAY ACOMPAÑADA POR EL MINISTRO ORIENTAL DOCTOR GONZALO RAMÍREZ, 

VISITANDO AL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA SB^ 



LA EXPOSICIÓN DE « LA NACIÓN » 




GRUPO DE OBJETOS REGALADOS AL GENERAL MITRE, CON OCASIÓN DE SU JUBILEO 



ñas; quien la tiene buena, saneada por el tiempo 
y por la acción personal y colectiva, sobrevive 
en la memoria contemporánea. Esta se adelanta 
en ciertos momentos al fallo de 'a historia. Pues 
seajustaó injusta, la posteridad 'o dirá, pero 
también sabrá cómo pensaron varias generacio- 
nes con respecto á un hombre. El diploma con 
qCie os han honrado vuestros hermanos de sa- 
crificio del Uruguay, os dice que nos acojáis 
benévolamente, que somos veteranos que inter- 



pretamos ante V. S. los deseos de todos los 
orientales que tuvimos la fortuna de militar Á 
vuestras órdenes, viendo persoriñcadas en nues- 
tro antiguo jefe las dotes que constituyen la 
verdadera grandeza del hombre: la honradez, el 
talento y la virtud ^ 

A estas prendas morales aludían también las 
comunicaciones dirigidas al distinguido histo- 
riador, por las personas que en nomb'e del ve- 
cindario de diversas ciudades le dirigieron. 



EN NECOCHEA 




LA MANIFESTACIÓN AL GENERAL MITRE 



Fot. de Magnmi y Caras y Caretas. 



EN SAN NICOLÁS DE LOS ARROYOS 





§ 




1?. 




^»^^«^jg*r;^ , 





EL 8K. EULOGIO GONZÁLEZ 
EN SU DISCUBSO DE APERTURA 



Las glorias humanas 
—al decir délos escép- 
ticos— quedan conver- 
tidas, á la postre, <en 
humo, en polvo, en ilu- 
sión, en nada», lo cual 
es una mentira más 
grande que un pulpito 
— según la calificaría 
el autor de «Guacho» 
—porque creemos que 
antes que se convier- 
tan en humo, etcétera, 
los obsequios hechos 
al general Mitre, el 
día 26 del pasado, no 
ha de quedar rastro de 
los poetas melancóli- 
cos que repiten la fra- 
se transcripta. Y han 
de pasar años )>ntes de 



DOS GUERREROS DEL PARAGUAY 
CONCURRENTES Á. LA MANIFESTACIÓN 




LA SOCIEDAD ESPAÑOLA CORPORÁNDOSE Á LA 
MANIFESTACIÓN 



EL VICECÓNSUL DE ESPAÑA 8B. U. 
VÁZQUEZ, HABLANDO EN NOMBBB 
DE LOS RESIDENTES E^TRANJSBOS. 



que una y otra cosa su- 
cedan. Porque por en- 
cima de la duración del 
apreciado metal de me- 
dallas y placas, que dará 
la remembranza de la 
demostración del día 
veintiséis. 

Si el aprecio que 
inspira un hombre á 
sus contemporáneos 
puede medirse por la 
cantidad de regalos 
que se le hacen, todo 
cuanto se ha dicho en 
loor de Mitre es cosa 
insignificante compa- 
rado con el número de 
obsequios reunidos en 
la exposición de «La 
Nación». La populari- 




EN EL MOMENTO DE EJECUTARSE EL HIMNO AHÜKNTIHO, ANTEÓLA TRIllüNA OFICIAL 



EN AYACÜCHO 




dftd materializa- 
da en esa forma, 
convencería al 
mismo Santo 
Tomás. 

El sábado por 
la tarde la sala 
principal de la 
redacción de 
nuestro colega 
tenía todo el as- 
pecto de un mu- 
seo atestado de 
objetos. Y la 
gente que dese- 
aba conocer lo 
expuesto^ lo co- 
leccionado en 
el día del jubi- 
leo, convirtió en 
un nuevo jubi- 
leo la sala de 
exhibición. 

Allí había de 
todo! medallas y 
tarjetas de oro y 
plata, pergami 
nos, cuadros, 
libros, álbumes, 
diplomas,, bus 
tos, diarios, pe- 
riódicos, y nú- 
meros únicos, objetos de arte, telegramas, cartas, 
tarjetas, himnos, yn conjunto enorme de cosas 
heterogéneas en su,, forma, pero iguales en 
cuanto al sentimiento que había motivado su 
entrega á Mitre, que hubiesen h ícho aislada- 
mente la dtlicia de numismáticos, orfebres, 
grabadores, coleccionistas, escultores, bibliófi- 
los y filatélicos. 

El local de la exposición vióse continuamente 



LA MANIFESTACIÓN EN LA PLAZA 



lleno de público, 
en las horas fija- 
das para visitar 
aquél y aunque 
»La Nación» ha- 
bía preparado 
gran cantidad 
de medallas y 
retratos conme- 
morativos, tan 
grande fué la 
anuencia de vi- 
sitantes, que 
bien pronto des- 
apareció el res- 
petable depósito 
de aquéllos. 

La exposición 
duraría aún, 
pues sobraban 
las personas que 
hubieran tenido 
gusto de verla, 
pero fué clausu- 
rada á fin de que 
el general Mitre 
pudirra cumplir 
con su deseo de 
contestar á las 
diversas ccmu- 
nicaciones que 
le fueron dirigi- 
das y que se hallaban en exhibición. 

De ella debíamos ocuparnos, porque en cierto 
modo se salvaban así las omisiones á que forzo- 
samente nos obligaba la magnitud de la mani- 
festación realizada. 

Entre los diversos aspectos de ésta, en el inte- 
rior de la república que en detal'e no es posible 
citar, figuran las manifestaciones de San Nico- 
lás de los Arroyos, ciudad que con gran ettu- 



EN CORONEL SUÁREZ 



^,. 



n ""•"" 



'•miimk..:'^'' 



yf,^ 



m-^>^ 



■*? ' '*4 



LA MANIFESTACIÓN DEL CLUB U. C. N. PRESIDIDO POR ÉL SEÑOR.HARIANO^ FERNÁNDEZ 

Fot. de Cavalíere y Begewitz y Doogpara Cabás t Caretas. 



EN ROJAS 




siasmo se unió 
á las fiestas del 
jubil» o, asistien- 
do á la p'aza los 
vecinos de la lo- 
calidad, las aso 
elaciones e x ■ 
tranjeras en ma- 
sa y la logia ma- 
sónica, y pro- 
nunciando dis 
cursos los seño- 
res M. Vázquez 
y E. A. Sánch.z; 
Ayacucho, don- 
de, aparte de la 
velada en que 
hablaron el pre- 
sidente de la 
comisión, señor 
Emilio Cardalda 
y el comandante 
Anasagasti, e 1 
estanciero señor 



DESFILE i)K LA MANIFESTACIÓN POE LA AVENIDA DE MAYO 



^ "^ € 




LA COMISIÓN DE FIESTAS 



Ramón V i t ó n 
obsequió á sus 
empleados con 
una carne con 
cuero; Coronel 
Suárez, lugar en 
el que tomó par- 
te en la demos- 
tración la ma- 
yoría de los ve- 
cinos, la logia 
«Abnegación» y 
la colectividad 
italiana, quien 
dirigió un tele- 
parama al señor 
Miguel Busta- 
mante, encar- 
gándole saluda- 
se €al eminente 
amigo de Gari- 
baidi> 

No menos dig- 
nos de citarse 



EN ATALAYA 




LA COMISIÓN DE FIESTAS 

Fot. de Corti y MoUnelli para Caras y Caretas. 



EN MAR DEL PLATA 




son los actos pú- 
blicos, efectua- 
dos ea Mar del 
Plata, Pergami 
no, Rojas y Ata 
laya. 

En la primera 
de las poblacio 
nes citadas, se 
celebró el 25 una 
tertulia en el 
salón de sesio 
nes del concejo 
deliberativo. A 
la una de la ter- 
de del día si. 
guiénte se for- 
mó la columna, 
compuesta p< r 
nacionales y ex 
tranjeros, pro 
nunciando 
aplaudidos dis 
cursos los seño 
res Eduardo Pe 
ralta Ramos y 
Francisco Sar- 
miento, y reali- 
zándose por la 
noche una interesante 
Colón 

La plaza déla Merced, fué el punto designado 
para la manifestación en Pergamino. Varias 
bandas de música encabezaron la columna, y 
dirigieron la palabra á los man festantes los 
señores Luis ArgUero y Miguel Mo ínari, vién- 
dose atestado de gente el teatro Florida, don- 
de se ejecutaron los números de un concierto, 



LA COMISIÓN DE FIESTAS 



velada en el teatro 



hábilmente ele- 
gidos. 

El pueblo de 
Atalaya, queha- 
bíaregaladouna 
pluma de oro al 
general Mitre, 
asocióse á los 
festejos, dando 
el nombre del 
ilustre ciudada- 
no á la calle 
principal de la 
población. 

En Rojas, más 
de mil personas 
tomaron parte 
en la demostra- 
ción, y ésta rea- 
lizóse con igual 
brillantez en to- 
das las capita- 
les de provincia 
y en consideía- 
ole número de 
pueblos, que de 
ese modo hon- 
raron al general 
Mitre en el 80.» 
aniversario de 
éste. Pequeña parte del gran conjunto, como 
decimos al principio, nos ha sido posible pre- 
sentar en estas páginas, pero las condiciones 
materiales de nuestra revista, nos impedirían 
llegar á más de lo realizado. Confiamos, no 
obstarte, en que las reseñas ilustradas apareci- 
das en éste y en nuestro número anterior refle- 
jan suficientemente la magnificencia del home- 
naje tanto en el interior como en la capital. 



EN PERGAMINO 




LA MANIFESTACIÓN EN LA PLAZA DE LA MERCED 

Fot. de Carnaghi y Sorhouetpara Caras y Caretas. 




LA MANIFESTACIÓN BECOKKIENDO 
LAS CALLES DEL PUEBLO 



l.A CO^KISIiiN iilUIAMZAl 



Las noches del San Martin 



Indudablemente, es Frank 
Brown uno de los hombres más 
importantes de Buenos Aires 
en estos momentos. Si alguien 
lo duda, pregúntelo al primer 
niño que se ponga á su alcance 
y lo verá. En las imagina 
cíones infantiles el simpático 
clown tiene contornos de divi- 
nidad, y su solo nombre tiene 
la propiedad de secar las lá 
grimas, de apaciguar la ira 
más violenta y de hacer brotar 
una sonrisa en los labios me- 
nos predispuestos á ello. 

Al hombre saltarín, que á 
estar á los dichos de sus sdmi 
radores, es casi un hombre vo- 
lador y á la cuadrilla de ena- 
nos habilidosos, ha venido á 
agregarse el caballejo de tres 
patas que camina como si tu- 
viera cuatro y ha-e variados 
ejercicios y pasos de baile Su 
maestro ha sido el mismo 
Frank Brown, que es una es- 
pecialidad en este género de 
enseñanza, y quien á fuerza de 




i:i, I <.NV ri;i; A 1 



paciencia ha logrado resulta- 
dos sorprendentes de habilidad 
en su discípulo. El pendant de 
esta novedad hípica lo consti- 
tuye Rosita de La Plata, la fa- 
mosa ecuyére criolla, que tan- 
tas simpatías tiene en nuestro 
público. Se presenta en un sul- 
ky atalajado á la última moda 
y vestida con arreglo á les dis- 
posiciones del último figurín, 
dando á la vista un espectáculo 
maravilloso, pues resulta inte- 
resantísima su silueta. Con las 
riendas en la mano y con su 
látigo que chasquea alegre, la 
simpática ecuyére recorre en- 
tre aplausos la pista, poniendo 
de manifiesto no solamente sus 
habilidades, sino las grandes 
condiciones de su trotón, que 
falsifica admirablemente la 
apostura de un brioso corcel 
incansable. Y cierra la marcha 
el celebrado tony Ceratto, que 
hace las delicias de la chiqui- 
linada con su auxiliar Marck, 
el perro pelrtari. 




EL CABALLO DE 3 PATAS. PROPIEDAD 
DE FRANK-BKOWN 



LA ECÜYÉBE BOSITA DE LA PLATA EN.SÜ SULKY 



Fot. de Sorhouet y Caras y Caretas. 



ACTUALIDAD PARAGUAYA 

Ecos de una interesante fiesta 




GBUPO DE SENOBITAS REPRESENTANDO LA FLORA PARAGUAYA 



Ampliamos nuestra información gráfica de la 
gran fiesta social que se ce'ebró en la Asun- 
ción el mes anterior con los dos cuadros que 
representaba 'a flora paraguaya j las colonias 
extranjeras En el que simbolizaba ala república 
rodeada de las demás naciones, representa ba al 
Paraguay, en el centro del gruoo que publira- 
mos, la señorita Ercilia Hej en. H»cia la derecha 
sigue IVIaría Elena Gaona, la Argentina; Isa- 
b«n Bibolini, Italia; A ice Ferreyra, Brasil; Elo- 
dia Aguinaga, Chile; Tomasa Fernández, Bolivia; 



Teresa Mascías, Perú; Elodia Casal Riveiro,. 
Uruguay Ana Boettner, A'emania; Margarita 
B'boiin' Rusia; Herminia Arricia ÉMados Uni- 
dos de Noite América; Sofía Méndez, Portugal; 
Benefrida Montero, España; Moría Manzoni, 
Austria y Hurgría; Eiera Materi, Helvecia; 
ConcepciÓD Liviéres, Inglaterra; María Apple- 
yard Francia La iriciadora de la fiesta señora 
de Sarta Marina, ha sido muy felicitada, así 
como el profesor señor Da Ponte, organizador 
de los bailes infantiles. 




GRUPO DE SEÑORITAS SIMBOLIZANDO LAS COLONIAS EXTRANJERAS EN EL PARAGUAY 



Liga Internacional de Domésticos 



^í»íi'^^'>^^^5^\ 







Ya es un hecho. i 

Tenemos una nueva Internacional. 

Hace poco se reunieron alg'unos criados de Buenos Aires y funda- 
ron la Liga. 

Previamente creyeron oportuno publicar un documento en el que 
decían, entre otras cosas: «Los criados .«tomos muchos miles, y si 
permanecemos separados, desunidos, nos perjudicamos mutua- 
mente». 

V para no perjudicarse se han unido, si no todos los miles, algunos 
de lo» pertenecientes al gremio, formando el núcleo de la «Liiga 
Internacional de Domésticos». 

En la agrupación cabt-n todos los «criados en general»: mucamos, 
porteros, cocheros, cocineros, etc. 

Xosotros que no tenemos por qué ridiculizar á quienes se dedican 
á esas profesiones y no somos tampoco de los que creen que «los 
sírvienti's son enemigos á quienes {lagamos», tenemos el de.seo de 
apoyar la iniciativa, y en defensa do ella publicamos estas líneas. 

Recordemo.'*, ante todo, que los mucamos tienen un Ilustre abolengo 
literario. Moliere leía sus comedias á la suya; Sancho Panza, encar 
nación del buen sentido, refrenaba las locuras de Don Quijote; á 
don .Juan Tenorio no se le puede concebir sin Cluttl; Cervantes se 
declara «criado» do los nobles á quienes dedicaba sus libros; y OÜ 
Blas de Santllbina nos puede referir la historia privad.a de toda una 
época, gracias á que fué sirviente de individuos pertenecientes á 
varias clases sociales. 

(Itro mérito. La liga tiende al triunfo de la igualdad absoluta. Xo 
es ahora cuando se ha dicho «que no hay ningún gran hombre para 
su .^yuda de cámara». Los ayudas de cámara, pues, son los predece- 
sores del criticismo contemporáneo, qui- niega superioridad á quie- 
nes pasan por seres superiores, rechazando la glorificación de és- 
tos. En la nueva sociedad, vemos también que se borran las dife- 
rencias de clase: el portero es Igual al conserje, el cochero al lacayo, 
el mayordomo al mucamo de comedor, y .-I cocinero al pinche. ¡Éso 
es verdadera democracia! 

Hacen bien en unirse. Ellos lo dicen claramente en su proclama: 
«Doméstlcos-Ningún Interés mezquino ni Ideas t-strechas animan 
á los organizador<'S de esta sociedad; somos también domésticos y 
hombres de dignidad que buscamos en la organización la fuerza 
para defender nuestros intereses». 

Vamos á ver: ¿hay muchos gobernadores ó ministros que puedan 
glosar el párrafo, diciendo: «somos funcionarios y hombres de dlg- 
nldad.V 

Ija Idea es excelente, el plan digno de aplauso y no tiene nada 
para asustar á los burgueses. 

A los domésticos les es imposible ser anarquistas. 

Hasta el extremo de ([Ue no pueden existir sin los «¡latrones». 

Igual que los buenos católicos ((Ue todo lo esperan de su santo 
patrón. 

Defendamos, por consiguiente, el propósito; pero permítasenos 
que hagamos una pregunta. 

En l;i circular aludida, donde se lial)la de mucamos, cocineros y 
demás ipíüviduos sometidos á la domestlcldad, ¿por qué no se habla 
también de las mucamas y cocineras? 

¿Es por odio al femlnlsmoV Acaso, perteBe«can al uno ó al otro 
sexo, las personas que hacen el servicio, ¿no deshacen Igualmente el 
servicio de té, ó de cualquier otra clase, haciéndolo añicos «en el 
desempeño de sus funciones»? 

Sería injusta la excepción. SI por encima de un mucamo puede 
haber algo, ese algo es la mucama. 

Admítaselas en la liga, á la que por tradición pertenecemos todos 
le hecho, como lo prueba el que terminemos las cartas, escribiendo 
su seguro servidor». 

Y Analmente, envidiemos á los que sirven. 
Aunque no sea más qutt recordando que. Cuera de los domésticos. 

hay muciios inservibles. 



Luis GAKCIA. 



Dili. de Giiitéiifi 







^ 




DON GEKMÁN RIESGO 

Presidente electo de Chile 



ACTUALIDAD CHILENA 

El nuevo presidente 

Con abstención completa del ministe- 
rio, que en esto seguía el criterio del se- 
ñor Errázurlz.—á pesar de hallarse éste 
completamente separado de la política, 
debido al espado de su salud, — ha salido 
triunfaute en la última elección pre«i- 
dencial el señor Germán Rifsco candida- 
to elegido por la convención liberal, de 
que en oportunidad nos ocupamos en 
est«s páginas. 

Ha habido lucha, en la que los conser- 
vadores pusieron á contribución todos 
sus fiemen os; pero sin usarse por parte 
de ninguno de los partidos los irregula- 
res recursos de práctica, según lo de- 
claró el propio señor Pedro Montt, al 
considerarse lealmente derrotado. 

El minis'erio, según hemos apuntado, 
abs'úvose de toda intervención en las 
eleociones, y como ciertos rumores ase- 
gurasen lo contrario, y hubiese entre los 
secre arios d^estado el propósito de pre- 
sentar su renuncia colectiva, negóse á 
ello el Señor Zañartu hasta que las cá- 
maras deliberasen sobre el resultado 
de la elección. 




DON ANÍBAL ZAÑARTÜ 
Vicepresidente en ejercicio de la pre- 
sidencia de la Itepública 



SANTIAGO DEL ESTERO 

El nuevo Gobernador 



La legislatura de Santiago del 
E>tero ha desigrnado como gober- 
nador de la provincia para el 
período constitucional que co- 
mienza en Noviembre próximo, al 
senador nacional por la misma 
provincia, señor Pedro S. Barraza, 
que es uno de los elemmtos diri 
gentes de la política local E' se- 
ñor Baf^raza es un diüiinguido 
profesor normal, rz alumno de la 
escuela del Paraná, pero nunca ha 
ejercido la profesión, pues desde 
1880 ea que recibió su diploma 
hasta la fecha ha estado actuando 
en su provincia natal ó desempe- 
ñando su representación en el 
Congreso, siendo por lo tanto 




DR. PEDRO 8. BARBAZA 

Gobernador eli-eto 



uno de los santiagueños que tiene 
más experiencia de la vida pú- 
blica. La elección, sería excusado 
decirlo á no ser conveniente dejar 
coastancia de ello, siquiera sea 
como dato histórico, se realizó 
sin oposición El actual goberna- 
dor doctor Dámaso E. Palacios, 
ha renunciado su cargo en el 
vicegobernador señor Remigio 
Carol, y será electo senador por 
nueve años en reemplazo de 
señor Benjamín Zavalía. La ver- 
dad es que consuela ver cómo son 
de agradecidos los santiagueños 
coa sus gobernantes y cómo se 
preocupan de darles buenas pi- 
tanzas. 



MENDOZA 



Corte de árboles históricos 



E? uno ie los rasgos mis tísicos da la ciudad 
de Mendoza, lama^nífica arboleda que sombrea 
sus ca les, espe ñalcnente la de Síq Mirtín y su 
vecina Lis Heras, macho < de os cua'es fueron 
plaatados por el viej j areoeral de 'a i depeiden- 
cía duraotesu estadía en laciidid andina 

Hasta hoy había salvado sus vidas un respe- 
tuoso seatim<eato por aquel que hizo su planta- 



ción piro éste ha sido impotente ya y los po- 
bres álamos de las calles Las Heras y San Mar- 
tía han caído bajo los golpes del hacha. Y re- 
sulta iacongruente, por no calificarlo de otra 
maiera, que, mientras otras ciudades gastan in- 
gentes sumas en arbolar sus calles, Mendoza 
corta los árboles de las suyas, á pesar de las 
protestas levantadas por el destrozo. 




CORTE DE LOS ÁLAMOS PLANTADOS POR EL GENERAL ^A 



Los sucesos del miércoles 

MANIFESTACIÓN A N T I U N I F I C A D O R A 




REUNIÓN DE LOS ESTUDIANTES EN EL JAKDIN DE LA FACULTAD DE DERECHO 



Ya en mácirilDa Duestro periódico, la gravedad de los 
sncesoB ocurridos el miércoles en Bnenos Aires, nos 
obliga á retirar aigonos materiales para dar cabida á 
las notas Ilustradas que de dichos sucesos nos fu^ posi- 
ble obtener y & las que no podemos acompañar más que 
con algunas lineas escritas á la ligera. 

Por otra parte nos releva de hacer más detallada esta 
crónica, las muy completas aparecidas en los diarlos. 

El día citado á los 2 p. m., comenzaron á reunirse en 
la Facultad de Derecho, grupos de estudiantes, que or- 
ganizados en columna se pusieron en marcha llevando 
A un frente los miembros de la comisión doctor Hilarión 
Larguia y señores J. C. López, S. H. Blousson, E. The- 
dy, C. A. Campos y otros. 



La manifestación dirigíase á la cámara con el propd- 
slio de hacer entrega de la protesta de la juventud con- 
tra la nnificaciÓQ. 

Llegado» al Congreso, los señores antes citados, pe- 
netraron al Interior y pusieron en manos del doctor Ber- 
mejo la citada protesta. 

Después los manifestantes, á quienes se había unido 
buena cantidad de pueblo, organizaron varias demo»- 
tracions hostiles contra la redacción y sucursales de 
El l'ais, f 1 local de Tribuna y las casas del general Ro- 
ca y del doctor Pellegrlni. E»te último resultó levemen- 
te contuso. 

Hubo choques entre la policía y los manifestantes 
llegó basta cincuenta el número de heridos. 




LA MANIFESTACIÓN EN MARCHA 



irll ' :i l i*n lifi.iJJ \hMu^*,A^^ -• 




LA MANIFESTACIÓN ANTE EL EDIFICIO DEL CONGRESO 



Nuestros colegas EVPaia y Tribuna sufrieron daños de 
consideración en el frente de sus respectivos edificios. 

Un tiro no se «abe disparado por quién, exacerbó al 
grupo detenido frente á El País; comenzaron entonces á 
llover piedras sobre las puertas y ventanas de la casa 
que ocupa el mencionado diarlo en la calle Florida y 
no quedó vidrio sano, resultando herido de una pedra- 
da el administrador del referido colega señor Hago 
Stnnz. 

El pueblo atacó en Igual forma á las oficinas de Tri- 
buna, donde tampoco quedó vidrio que no fuese con- 
vertido en añicos á consecuencia de los cascotes arro- 
jados. 

Visto el carácter que iba toman do la manifestación 
en los dos sitios referidos, la policía cargó contra el pú- 
blico y en el tumulto fueron heridos varios vigilantes y 
algunas de las personas que en aquellos lugares ee en- 
contraban. 



El doctor Pellegrini hallábase en el Jockey Club 
cuando la gente se agolpaba frente á su domicilio lan- 
zando gritos hostiles. Quiso aqnéi dirigirse á su casa 
acompañado por algunos amigos, introdiijose entre la 
multitud y durante algunos momentos cesaron los gritos 
creyendo que el doctor Pellegrini iba & hablar. Luego 
creció el tumulto y el doctor Pellegrini recibió un css- 
cotazo en la cabeza. Sonaron varios tiros y una de las 
balas fueron á herir al señor N. Mulcalny. 

Ante el domicilio del presidente también se oyeron 
disparos de revólver: hubo cristales rotos i, pedradas y 
la policía tuvo que desalojar á los manifestantes, acu- 
diendo al lugar del suceso el doctor Beazley. 

Las calle Florida en su confluencia con las de Riva- 
davia, Bartolomé Mitre, Cayo, Corrientes y Avenida 
de Mayo, se vio llena de grupos basta las 11 de la noche, 
siendo disueltos varias veces por la policía. 




las oficinas de «tuihuna», momentos después de ser apedreadas por los manifestantes 
Caras y Caretas. 



Los jueves de la Recoleta 




EL PASEO DE LA RECOLETA 



El paseo de la Recoleta, en el frente que da á la Ave- 
nida Alvear, tiene su dia de moda como lo tienen todos 
los paseos de Buenos Aires Los jueves son el día elegi- 
do para llevar los niños á jugar en el prado que se ex- 
tiende entre la Avenida y el muro del Hospicio de 
M ndigos, y desde el mediodía comienzan á Ueirar cai 
rruajes conduciendo niños de las familias oaás encum- 
bradas de Buenos Aires que van con sus mamas ó con 
las institutrices á tomar sol y á hacer el saludable ejer- 



los bancos que bordean las platabanda', presencian los 
juegos de la turba infantil que, generalmente, es presi- 
dí la por las institutrices y las niñeras, que animan á 
los bebés y les sugieren juegos que les dl-traigan orga 
nlzándoles partidas de placer que los diviertan sin fa- 
tigarlos. AHÍ se ven las muestras de las jugueteríi>s lu- 
josas, pequeñas bicicletas, carros diminuos, circos 
ambulantes en que los muñecos más estrafalarios ha- 
cen ejercicios acrobáticos, y de vez en cuando se ven 




AU GRAND COUPLET 

cielo al aire libre. Poco á poco comienzan á reunirse 
los pequeños grupos y se forman verdaderos coros ale- 
gres que sal an y corren gozosos. El jueves último era 
un día radiante y la concurrencia fué, no solamente 
numerosa.sino brillante. Se recreaba la vista contem- 
plando aquel enjambre de caQecitas que se agitaban, ya 
corriendo tras una mariposa que voltejeaba de rama en 
rama, ya persiguiendo un insecto brillante que emi 
graba de arbusto en arbusto, temeroso de las manitas 
que intentaban aprisionarlo. Las señoras, sentadas en 



EL LUNCH 

asomando la cabeza por entre la hojaraoca los mucha- 
chuelos callejeros, que suspenden sus corr rías por los 
cercos vecinos, para ver cómo se divierten los mimados 
de la f irtuna Las niñitas, ya coquetas se reúnen en 
un banco para oír las aventuras de Gulllver referidas 
por una institutriz co" placieme, ó las bazañas del «Ga- 
to con botas», y ci ando su movilidad les Impide per- 
manecer más tiempo en atención que el correspondien- 
te á su edad, se desgranan por las platabandas, corrien- 
do alegres, formando rondas bulliciosas y tratando de 




UK LUGAR CÓNCÍJRRIDO 



no mezclarse con 
los niños que pa- 
san en carrera tur- 
bulenta , entrega- 
dos á ejarcicios 
más violentos y 
más adecuados á 
su organismo. Es 
tos no necesitan 
que les inventen 
juegos, seguramen- 
te, ni se compla- 
cen con aventuras 
ni relatos. Para 
ellos es alegre to- 
do lo que es bulli- 
cio. Hay diferen- 
cias grandes entre 
las diversiones de 
los niños de boy 
y las que tuvieron 
sus papas, que de 
bían buscarse por 
lí mismos los pun- 
tos apropiados pa- 
ra sus correrías domingueras, que lo 
la plaza de eailn i 




EL vendedob de globos 



era, generalmente, 



planada d« los ni- 
ños, es en los jue- 
ves una verdadera 
fiesta al aire libre, 
y los pequeños es- 
tán allí, bajo los 
árboles, mejor, se- 
guramente que en 
los teatros respi- 
rando el aire vi- 
ciado de una sala 
cerrada, y vale más 
para su salud un 
poco de ejercicio 
bullanguero que la 
quietad que impo- 
ne la atención á 
las gracias de los 
clo\vns ó á las habi- 
lidades de los pe- 
rros sabios. 

Los pequeños se- 
res, esperanza de 
la nación, según la 
enfática frase de 
los publicistas, y positivo encanlo de sus padres, 
á perar de las distracciones del circo 6 del tea'ro, no 




ESTBENO^DK i. 

Los niños no tenían entonces fiestas sociales y se 
divertían según los gustos de su épora. Se corrían carre- 
ras que terminaban gene- 
ralmente con lágrimas de 
algunos de los corredores 
que rodaban por el suelo, 
se remontaban barriletes 
que congregaban al lado 
del feliz poseedor turbas 
de admiradores que anhe- 
laban tener el hilo en sus 
manos, aun cuando fue- 
ra un segundo; se orga- 
nizaban aquellas pandi- 
llas de saltarines que ra- 
ra vez escapaban sin un 
brtfzo dislocado, y se in- 
ventaban travesuras que 
no deiaban de ser moles- 
tas. Los Juegos de los ni- 
ños, entonces, no eran re- 
creo para la vista y para 
el espíritu, como hoy. pues 
el obiervador estaba te 
mlendo siempre ver pro 
duclrse uno de esos acci- 
dentes que eran terror de 
los hogares. Hoy, la ex 




. \D0 UN JUEGO 

echan en olvido el Jueves, recuerdan sus Juegos de la 
Recoleta, y esperan con ansiedad que llegue ese día de 
esparcimiento al aire li- 
bre. 

Y, como todo lo que ocn 
rre en la vida, no sólo los 

fequeñuelos guiados por 
DStitutrices ó madres ca- 
riñosas, sino muchos chi- 
quilines de indumentaria 
afligente , aguardan con 
emoción el día fijado, el 
día de moda infantil. 

Nos queremos referir con 
esto á los diminutos ven- 
dedores de Indigestas ma- 
sltas ó chucherías de apli- 
cación imposible de reco- 
nocer. Van á realizar su 
comercio, con toda la se- 
riedad de personas mayo- 
res y soñando con fruición 
en la ganancia —en el ex- 
ceso de ganancia sobre el 
i total que quienes les ex 
plotan habrán fijado á la 
mercancía de que les pro- 
veen. 



MIM lo.-^ DK DKSCANSO 




PARTIDA ÜK bCOX-BALL 



FAClíAKXES KOHMALES 



?e habló de diferentes candidatos 

para sustituir 
»., ministro Magnasco, cuando éste 

se acaba de Ir, 
De tales candidatos uno era 

distinguido escritor, 
otro abogado ilustre, otro poeta 

y otro gran orador. 
£■ nosotros creemos que á los tales 

no se debe nombrar, 
porque en el aludido ministerio 

se trata de enseñar 
y aunque los mencionados sean todos 

personas de valer 
no pueden enseñar á los muchachos 

lo que deben saber. 
¿Se trata de Instruir? Perfectamente 

Es la gran ocasión 
i fin de que se llene la vacante 

con un juez de instrucción, 

* 
De la conferencia del doctor Terry: 
«Los autores y proyectistas de esta unificación 

han necesitado fijar un tipo decente » 

Pues resulta sorprendente 
tan respetable oplni<*n: 
¿conque en la unificación 
hay algún tipo decente? 

* 
A un médico á la moderna 
distinguido y campechano 
se presenta un ciudadano 
á que le corte una pierna. 
—Se la voy á cortar, pero 
antes— le dice el doctor— 
hágame usied el favor 
de decir si «s panadero 
Y mi pregunta motiva 
no nn ridiculo Ínteres; 
es que temo que después 
resulte que es explosiva. 

* 
En la reunión del Bon Marché, se vieron en el cine- 
matógrafo los retratos de Alem y del Valle, lo que dio 
ocasión & varios vivas mezclados con gritos hostiles 
í Roca y Pellegrinl. 

Vivas á los muertos 

y & los vivos mueras, 

son mu? expresivos 

signos de la época, 

que á, probarnos vienen 




cómo se comienza 
á enojar la gente 
contra la viveza. 

* 

una compañía de segaros que ha pedido morato- 
rias, ha presentado como capital efectivo en la caja 
y en los bancos tres pesos con setenta y cinco centa- 
vos papel. 

¡Bsos son seguros! 

Nos referimos á, los tres pesos setenta y cinco 
centavos. 

* 
Hoy la gente se suicida, 
en tan atroz cantidad, 
que la rncba auto-homlcIda 
hace temer por la vida 
de toda nuestra ciudad. 
Y si la unificación, 
sólo con ser anunciada, 
ha causado esa impresión, 
¿cuando sea sancionada 
qué va á ser de esta nación? 



—Según se anuncla,tendremo8 moneda de plata dentro 
de poco. 

—Así, con los Impuestos, podremos decir fondadamen- 
te «adiós m) plata». 

— Pero sienapre será preferible eso á, que fabriquemos 
papel moneda, porque en ese caso, «haremos un mal 
papel» seguramente. 

* 

En «La Maschere» de Mascagnl ha gustado el tenor 
Elvlno Ventura. 

Asi es que si un borracho en el camino 
topamos, al notar su mamadura 
le podremos decir discretamente 
—¿Va usté al Politeama por Ventura?— 
—Yo, no; voy por El víno- 
nos ha de contestar seguramente. 

* 

A nn caballero le robaron el lunes la cartera. Bl antor 
del hurto «resultó ser el ladrón conocido Pedro Martí- 
nez», 

Detenido trató de negar el hecho. 

—Son Inútiles esas excusas— le dijo el comiearlo— Te 
conocemos: eres Pedro Martínez 

- No, señor, en este asunto apenas me llamo Pedro. 




Un admirador.— Buenos Aires.— 

Eso de dedicar á la Barrientes 

tan grandes esperpentos, 

como pago & sus trinos primorosos 

nos moverá á decirla cualquier día. 

— Dios te salve, María, 

de los vates ripiosos. 

César.— Buenos Aires.— ¿Tu quoque... 
Ci ^arf 

! yer.— Buenos Aires.— 

SI es. igual que poeta, charadista 

¡el Señor nos asista! 

u. C. Buenos Aires.— 
¿Umilde cuna fué la de usté? 

iQué atrocidad! 
SI era sin hache resulta que 
ese es el colmo de la humildad. 

A. D. S.— Buenos Aires. — Definición: 
Cosa que hecha por la Academia va 
á parar & manos de Valbuena, y que 



hecha por usted va á parar al canasto, 
E. d. A.— Buenos Aires.- Mande usted 
los ofrecidos «poemas cortos y chis- 
tosos», pero con tal de qae sean chis- 
tosos y cortos y poemas. 
Qsfarró. — Buenos Atres. — 

Si arreglase usted las sillas 
como ios verso» arregla 
de fijo estaría lleno 
el mundo de sillas rengas. 
Anax&goras.— La Plata. — Carecemos 
del espacio que eso necesita y huimos 
del «Se continuará». 
PIckIes.— La Plata.— 
Sería peligroso publicarle 
esa composición, 
porque levantaría más protestas 

que la unificación. 
R. M. H.— Rosarlo. -Es un cuento que 
nos hizo reír mucho la primera vez 



que lo leímos allá por los años de 
1880 á 82. 

Turoino.— Córdoba.- Ya no hay sue- 
gra en el mundo á quien afecten esos 
epígi amas. 
R. de L.— Dolores.— 
Resulta eso que envía, 

por lo Inocente, 
la Insulsez hecha carne, 
sencillamente. 
8. Q. A. — Tsnall. -SI tuviéramos 
tiempo se lo corregiríamos, como us- 
ted pide, pero haciendo constar qne 
el firmante del articulo no puso más 
: que la idea. 

i Carozo.— Mnrcedes. — Puesto que se 

' confía usted á nuestra benevolencia 

de^istimos de publicarlo, librándole 

de que le apedreen. Ya ve usted qu« 

somos benévolos. 



€. áRTAYETA 




— ANTIQUA CASA CABR*L — 



1140, CALLE BARTOLOMÉ MITRE, 1150 



(ANTES PIEDAD) 



EMFHESA DE POMPAS FOlEBRES Y CARRUAJES DE LUJO 




Sin necesidad de hacer sacrificios se puede tener un servicio 
fúnebre, correcto y lujoso y para esto no dejen de consultar mi tarifa 
y ver los elementos que ofrezco. 



Ataúd tallado, doble cajón met&llco, manijas enro- 
peai-OapIlIa ardiente con candelabros góticos y pal- 
in«a varias Inces— Inscripción grabada en chapa de 
bronce— Avisos en El Diario, La Prensa y La Nación, 
etc.— Carroaje para la familia— Lacayo para la capilla 
ardiente Tren fúnebre de primera á 4 caballos— 1 ca- 
rmaje Imperial para coronas— 2 carruajes de duelo con 
lacayos— 80 carruajes de librea para acompañamiento- 
Lacayos para recibir tarjetas. 

Todo por $ 600 

Ataúd ovalado, tallado, con doble cajón metálico, 
manijas earopeas—CapIlla ardiente con candelabros gó- 
ticos y palmas varias luces— Inscripción en chapa de 
bronce— Avisos en El Diario, La Prensa y La Nactón— 
Carruajes para familia- Lacayo para la capilla ardiente 
—Tren fúnebre & 4 caballos de primera— 2 carruajes de 
duelo con lacayo- Ib carruajes de librea para acompa- 
ñamiento— Lacayo para reclb.r tarjetas. 

Todo por $ 470. 



Cajón ovalado, con doble cajón metálico, manijas 
europeas- Capilla ardiente, candelabros góticos- Ins 
cripción en chapa de bronce— Avisos en El Diario, La 
Prensa y La JVación—Tfn fúnebre de primera á 4 caba- 
llos— S coches de duelo con lacayos— 10 carruajes de 
librea para acompañamiento— Lacayo para recibir tar- 
jeta*. 

Todo por 9 370. 

Ataúd Imitación ébano, con doble cajón meta 
íleo y manijas de bronce- Capilla ardiente, con cande 
labros góticos— Inscripción en chapa de bronce— Avisos 
en El Diario y La Prensa— Tran fúnebre de primera 
á 4 caballos- 2 carruajes de duelo con lacayos— 8 ca- 
rruajes de librea para acompañamiento— Lacayos para 
recibir tarjetas. 

Todo por $ 230. 

NOTA.— Las licencias para el cementerio del Norte y 
Oeste se cobrarán aparte.— Se pueden hacer todas las 
modificaciones que pida el Interesado. 



Los cappiiajes papa el Cementepio del Oeste, tieneo un pecapjo Je 5 pesos 

Los servicios especiales á precios convencionales 

Unión Telefónica 810 (Central) — Cooperativa 1017 



C. AETATETA CASTEX « 



1140, CALLE BARTOLOMÉ MITRE, 1150 
(ANTES PIEDAD) 



ACTUALIDAD ALEMANA 

La muerte del conde Guillermo de Bismarck-Misión francesa en Berlín 




El. CONOK GUII-T.ERMO DE 
RIBMARCK 



Eq los primeros días de Junio fa- 
lleció el conde Guillermo de Bis- 
marck. segando hijo del célebre 
Canciller de Hierro. El conde muere 
joven aun, pues apenas te- 
nía 46 años. Era presiden- 
te de la Prusia (oriental, 
cargo que desempeñaba 
desde hacía años, y por el 
cual estuvo distanciado de 
su padre en los últimos 
años de la vida de éste. El 
canciller habría querido 
que, cuando el emperador 
lo destituyó, sus dos hijos 
abandonaran el servicio 
público: así lo hizo el pri- 
mogénito. Heriberto, hoy 
principe de Jiismarck, re- 
nunciando la secretaría 'le 
relaciones exteriores; pero 
el otro continuó en su 
puesto, délo que le guardó 
gran resentimiento su pa- 
dre. 

—El nombre del doctor 
Von Lucanus jefe del ga- 
binete particular de Gui- 
llermo II, ha vuelto aso- 
nar ruidosamente en la 
política prusiana, con mo- 
tivo de la reciente crisis 
ministerial, lo que no es 
más que un» repetición de 
lo que pasa cada vez que 
un gabinete sufre cambios 
parciales ó desaparece por 
completo en Prusia: enton- 
ces se habla del tterrible 
Lucanus», como único fac- 
tor de la crisis. 

—El emperador Guiller- 
mo hizo saber, meses ha, 
al gobierno francés, que 
vería con placer el envío 
del general Bonnal. co- 
mandante de la Escuela 
Superior de Guerra de 





Et.QENERAl BONNAL, COMISIONADO 
FRANCÉS 




LOS COMInl<.UNAJ>ub i- itAI\tJl'..-5J!.n «jrtíiNEKAL KONNAL Y TENIENTF 
CORONEL GALLET, CONVERSANDO CON LA EMPERATRIZ DE 
ALEMANIA. 



DR. LUCANUS 

Jefe del gabin ftce del em peraaoi 

Francia. 'á quien conoce'y distingue 
personalmente, á, los ejercicios y á 
la revista de primavera en Berlín. 
La Indicación fué, naturalmente, 
atendida, y el general Bon- 
nal se trasladó á Berlín 
con el teniente coronel 
Gallet por ayudante. El 
emperador los colmó de 
atenciones. Al terminar el 
almuerzo celebrado el 29 
de Mayo, después de hacer 
ejercicios un regimiento 
de la Guardia el empera- 
dor Guillermo se felicitó 
de que hayan terminado 
las hostilidades en el Ex- 
tremo Oriente y llamó- la 
atención sobre la particu- 
laridad de que alemanes y 
franceses bajan vivido 
por vez primera en buena 
y leal coufraternidad co- 
mo compañeros de armas, 
al luchar contra el enemigo 
común. 

Terminó el soberano su 
brindis con burras al ge- 
neral Bonnal, al coronel 
Gallet y al ejército fran- 
cés. El general Bonnal 
expresó en seguida su gra- 
titud por las atenciones de 
que ha »ldo objeto en Ale- 
mania; y terminó con vi- 
vas á esta nación y al em- 
perador. 

Los enviados franceses 
asistieron después, en 
Tempelhof, á la revista de 
las tropas alemanas. 

Al regresar de la fiesta, 
el emperador Guillermo 
colocó á ambos oficiales 
franceses á la cabeza de 
la Guardia Imperial 
—La reina Guillermina 
dé Holanda y su esposo 




^L í:mperapo]! i:in.)-j:)!jj(> y rh Qt'T^yj^Ah F">jsnai-. '■^^ '-* rfvtsta dk la oüarnictón pk Hr^a.ns 




Será á su interés ver nuestras máquinas de coser antes de com- 
prar, pues tenemos 3 clases y 35 diferentes estilos de que elegir. 




A todos precios 

El SURTIDO 
MiS COMPLETO 





MAQUINAS PARA LAVAR 

CON] EXPRIMIDOR 

MAQUINAS PARA PLANCHAR 
Únicos introductores: 

II f jflsl DiíMi f cm. 

440— CALLE PERÚ— 45o 
BUENOS AIRES 



ACTUALIDAD ALEMANA 

La reina Guillermina en Berlín 




HECEPCION DE LX EEINA GUILLERMINA POK EL BURGOMAESTEE 



Visitaron á los emperadores de Alemania el 30 de Msyo, 
y permanecieron con ellos dos días. El día de la llegada, 
la reina Guillermina fué recibida en Parvier Platz por 
el burgomaestre de Berlín, acompañado del concejo mu- 
nicipal. 

Veinticuatro doncellas rindieron homenaje á Guiller- 
mina y á la emperatriz, quienes se dirigieron al palacio 



real en medio de entusiastas aclamaciones. El empe- 
rador, á caballo, tenía á su derecha al príncipe Enrique, 
esposo de la reina, y á su izquierda al gran duque de 
Mecklembourg-Schwerin. 

El día siguiente asistieron á la misma revista en que 
estuvo la misión francesa, y á un banquete dado en su 
honor en el palacio imperial. 



droguerías y farmacias 

Que remiten mercaderías á cualquier punto de la República, á cobrar en destino 

sin recargo de precio. 

ENRIQUE S. KELLY Y HERMANO Santa Fb esquina Rodríguez Pbñ a 

COLON VALLEBELLA San Juan esquina Rincón 

ENRIQUE H. SPINEDI Ombú esquina Cuyo 

RENE BASTIANINI San Juan esquina Albbrti 

ESTEBAN MARILLIER Esmeralda esquina Tucümán 



Aceite de Bacalao fresco, blan- 
co ó negro, litro $ 1.45 

Aceite bacalao Wampole gran- 
de, frasco » 2 40 

Aceite bacalao Wampole chico > 1.30 
Aceite bacalao. Berthe, frasco. > 1.35 

Suero Behring III D . 8.50 

Agna ContrexevUle, botella... » 0.70 

Agua Janos, botella > 0.55 

Agua Vichy (todas fuentes) bot. » 0.55 

Alimento Mellln, grande » 1.50 

Agua Florida Lanman y Kemp, » 0.95 

Alquitrán de Guyot, frasco > 0.90 

Alcohol menta, Rlcqles, grande > 1.40 
Apiolina Cbapoteaut, frasco.. > 1.80 

Amargo sulfuroso, frasco > 3.30 

Carbón Belloc, frasco » l.iO 

Cascarine Leprlnce, caja > 1.50 

Cascara Midy, frasco, > 1.35 

Cepillos para uñas > 0.20 

Cltrato de magnesia, frasco > 0.50 

Cerebrlne Fournier, frasco » 2.60 

Coaltar Lebeaf, frasco > 1.15 

Compuesto de Apio Paine, fr.. » 3.60 

Crema-Simón, frasco > 0.7o 

Chatas ó bacinillas enlozadas, > 4.60 

Digestivo Mojarrleta, tubo » 3.60 

Emnlslon Scott, frasco » 0.95 

Extracto Malta, Liebig > l.lO 



Extracto Malta Be-Be, botella. 

Gllcerofosfato Robin, frasco... 

Gotas Llvonlanas, T. P. frasco 

Harina Láctea Nestle, lata 

Hierro Bravais, frasco 

Irrigadores enlozados comple- 
tos, 2 litros ..é 

Iperbiotlna Malescl, frasco 

Jabón Reuter, cada uno 

Jarabe papaina Tronette Pe- 
rret. frasco 

Jarabe Rami, frasco 

Leche Malteada 

» > chico 

Linimento Geneau 

Suero Behrig III 

Magnesia Fluida Murray, fras. 

Naftalina Europea, kilo 

Neuroslna Prunler, frasco 

Óvulos Chaumel, caja 

Papel higiénico, paquete 

Parches porosos 

Pasta Gelle, caja 

Pastillas clorato potasa, caja. . 

Pastillas del doctor Andreu... 

Perlas trementina Clertan, fr. 

Pesarlos Hogg 

Pildoras Blancard, frasco 

Pildoras Brandreth, caja 



$1.10 
2.00 
1.65 
0.75 
1.60 

3.00 
2.15 
0.56 

?.35 
2.00 
2.40 
1.40 
2.30 
7.00 
O.'ÍO 
0.50 
2.00 
1.86 
0.40 
0.20 
0.90 
0.30 
0.90 
1.00 
2.30 
O 86 
0.45 



Pildoras rosadas Williams, fr. $ 0-95 
Polvo Antíiea Roger y Gallet, c. » 1.20 
Polvo dentrífico Brown, frasco » 0.66 

Polvos Simón, caja » 1.36 

Rob Lechaux, frasco » 1.80 

Sal de fruta Eno, frasco » 1.90 

Sedlítz Chanteaud, frasco > 116 

Somatosa. frasco » 1.70 

Solución Pautaberge, frasco. . . » 1.76 
Tamar Indien Grillon, frasco.. » 1.55 

Té Cadet, caja » 0.66 

Té Chambard, caja 066 

Termómetros clínicos » 3.00 

Tónico oriental, frasco » 0.60 

Tricófero Barry, frasco » 0.5a 

Tropon, lata » 2.28 

Talco boratado Mennens, lata. > 0.46 
Valerianato de amoniaco Pler- 

lot, frasco » 2.88 

Vino Bravais, botella » í.ie 

» Nourry ledo-tánico, bot. » 1.86 

> Labarraque, ( Qulnlum } 
grande, botella > 8.M 

» Labarraque, ( Qulninm ) 
chico, botella » l.e» 

> Laroche, botella > 1.36 

> Peptona Cbapoteaut, bot. * 2.30 
» Marlani ala coca, botella > 3.09 

Zarzaparrilla Bristol, botella.. > 8.00 



Se atienden pedidos por correo y por teléfono é inmediatamente se mandan. 



I 



d^iiRii 



DE FAMA 
UNIVERSAL 



Único introductor: 

P. TONI.NI 

SAN MARTIN, 684_^ 

BUENOS AIEES 

Al instrumento se 
acompaña una instruc- 
ción en castellano, sufi- 
ciente para que cualquie- 
ra pueda tocarlo sin ne- 
cesidad de conocer mú- 
sica ni de tomar lec- 
ciones. 

Hay cerca de un cen- 
tenar de piezas publica- 
das que se venden á 
0.10 c/u. 24 piezas se re- 
galan con la cítara, la 
cual sólo cuesta ^^ 

$ 20 "/n 

con su caja, anillo, lla- 
ve, etc. A la campaña se 
remite debidamente em- 
balada por $ 21 mín 
contra giro postal ó ban- 
cario, ó inclilyendo im- 
porte en carta certificada. 

Al.no »■<: LO Ql]E niCEIV la PHE-üSA y IVL'KSTROS CL.IE.'VTBS 

Visitó esta mañana nuestra redacción el sefior P. Tonini, único depositario on Sud América de un sistema 
de Citara premiado en la Exposición de París, por el que puede tocarse maquinalmente, puede decirse, sin 
postar noción alguna de música. 

Las piezas están escritas en cartones cubiertos de signos que van debajo de las cuerdas correspondientes 
é Indican matemáticamente la nota á tocar con su relativo acompañamiento. Su modicidad, pone por otra 
parte el Instrumento al alcance de todos los bolsillos. Sólo cuesta veinte pesos papel, con 24 piezas de música. 

Es la tal Cítara una novedad que no tardará de seguro en generalizarse entre nuestras familias, como lo está 
ya en Alemania y Francia.— (^i Tiempo). 




A fin de poder estudiar la posible adaptación de la Cítara á los usos corales y musicales de la escuela, ad- 
quirimos una, entregándola á la experimentación de una señorita maestra. El resultado ha sido sorprendente. 
Con las sencillas instrucciones que acompañan al instrumento y un aprendizaje de pocas horas la hemos visto 
ejecutar armoniosas piezas del repertorio es^pecial de la Cítara, y tres niños de la casa han asimil»do ya los 
iñelodiosos acordes y cantan una plegarla con música de la celebrada Serenata de Schubert. Uno de ellos 
también á hurtadillas ha aprendido con relativa facilidad el conocido waltzer Sobre la» i las. 

En vista de este descubrimiento «os declaramos decididos parMdarios y propagandistas de este Instrumento 
musical que viene á resolver un problema de la escuela y que sobre los otros instrumentos tltne estas venta- 
jas, fuera de lo inapreciable de su pronto y libre aprendizaje: es económico, es manual, pues su colocación 
más cómoda no requiere sino el plano de un escritorio común; es el más adaptable á la voz humana con sus 
dulcísimas notas de pequeño órgano de Iglesia y es completo, pues juega con acompañamiento, lo que se echa 
de menos en el vlolín y sus similares. — {Revtíta de Educación) 



Finalmente la scienza é glunta alia piü sempllce espresslone muslcale e la Citara, quella che vende Tonlnl 
In San Martin 684 é la materializzazione deH'aiitodldascalo della música. Basta far scivolare di sotto le corde 
la carta coperta di misteriosl puntl nerl, unltl sapientemente tra di essi con matematlcl zlg-zng, che soné come 
il filo d'Ari.inna. per rluscire a solleJicare le orechle del prossimo, un poco di volonlá della mano destra che 
brandisce col pollice una penna di lartaruga un'altro poco di buona volontá della mano slnlstra che deve 
produrre gli effeti wagnerlani deU'orchestrazione, questl due frammenti di voloutá, sommati nella volontíi della 
mente, In maniera che. correndo con le maní dietro al filo che lega i punti nerl della carta, si ottiene una 
magnifica suonata. — {L' Italiano) . 



Manifiesto á usted con mucho agrado que su Cítara no tan sólo es la orquesta en casa sino también la armo- 
nía. En ella puede tocarse lo más difícil y delicado de la música, sin ser músico ni conoc^r la música He ahí 
la inmensa ventaja sobre los demás instrumentos conocidos. Por ello le felicito. — Lamadrid, 1746, Barracas al 
Norte. — Rufino Asenjo del Rio. 



...Anoche estuvimos ensayando «Don Pafquale» y «Lucía de Lamermoor». piezas para dos cítaras y todos los 
que estaban presentes dijeron que nunca habían oído cosa tan linda.- Azul, Buenos Aires 299.— Emilio Flieller. 



Mm\{m (le (iialmiler otra (liíaia iiiie no correspouila á uiiestros caitoues de música 



únicos vendedores y agentes de la Cítara Tonini 



Buenos Aires— Almacén de música de Brcyer Hnos., 

Florida, 69. 
Buenos Aires— Almacén de música de David Poggl, 

Artes 345. 
Montevideo— Julio Mousqués. Ituzalngó 163. 
La Plata— A. Gasperlni, calle 7, N » 1119. 
Chacabuco y Junín— Sres. Cildoz y Martínez. 
Lujan— Jorge Muñoz. San Martin 359, bazar. 
Rosarlo— SalvettI y Porfirio, San Martin 946. 
Mendoza y San Juan— N. Arzeno y C, Gral. Espejo 

291, Mendoza. 



Santa Fe— Virginio Colmegna, calle Comercio esqui- 
na Mendoza, librería. 

Corrientes Goya— Rafael Evangelista. 

Córdoba— San Francisco- Emiliano J. Soriano. 

Entre Ríos- Gualeqüaychú — Alfredo Bustelo, 26 de 
Mayo, 284. 

Santa Fe — Esperanza — Pablo Q. Escfaoyez, Gober- 
nador Crespo 29. 

Corrientes- CuRüZTJ-CuATiÁ- Juan M. Mallada. 

Se continuará la lista en otro anuncio y se solicitan 
agentes. 



Ifiilia (le m 



Colección Ilustrada de juegos de sociedad, que se obtienen sin ningún preparado: física, des- 
treza, sombras, rompecabezas, enigmas, charadas, etc.— $ 80. franco de porte. 



ACTUALIDAD RUSA 

El emperador en ana revista militar — ün nnevo crucero — Transporte de una estatna en automóvil 




EL ZAR, DIRIGIEKUUÓE A LA. REVISTA MILITAR^ ACOMPAiS ANDO 
Á SU ESPOSA y Á Sü MADRE 



EL EMPERADOR ( oiN v r>jio¿ 
CON LOS GENERALES 



La revista de primavera de las tropas que 
forman la guarnición de San Petersburgo, ha 
sido este año muy importante, porque el minis- 
tro de la guerra 
ha sometido en 
ella á la inspec- 
ción del zar va 
rias reformas in- 
troducidas en la 
instrucción y en 
la indumentaria 
del soldado. 
Acompañaron á 
Nicolás II en esa 
revista su espo- 
sa la zarina Ale- 
jandra Fede- 
rowna y su ma- 
dre la zarina 
María Alejan- 
drowna. 

—El mes pasa- 
do hizo su primer ensayo de velocidad en presen- 
cia del emperador Guillermo, el crucero «As- 
kold>, construido en Alemania, para la marina de 




CRUCERO BUSO «ASKOLD» CONSTRUIDO EN ALEMANIA 



Rusia. Su casco es de acero; tiene 130 metros 
de largo, y sus máquinas desarrollan una fuerza 
de 19.000 caballos. En la prueba, que duró doce 

, horas, alcanzó 

un andar medio 
de 23 nudos por 
hora. 

— La api i c a- 
ción de los ve- 
hículos automó- 
viles á la trac- 
ción se extiende 
cada día más, y 
en algunos paí- 
ses, esp e c i al - 
mente en Esta- 
dos Unidos, ha 
tomado carta de 
ciudadanía defi- 
nitiva en los 
transportes in- 
dustriales. En 
Rusia acaba de empleársele con éxito completo 
en la traslación de la estatua de Pedro el Gran- 
de, de un punto á otro de San Petersburgo. 




A APLICADO AL TRANSPORTE ¡ 



; i:a 1/1-; rioDJiw el c 



SAJí PETERSBURGO 




'*«-fcl 



La FOS PATINA PALIÉ RES es el alimento más agradable y el mas recom- 
mendado para los niños desde la edad de seis á siete meses sobre todo en el momento 
del destete y durante el periodo del crecimiento. Facilita la dentición, asegura la bnena 
formación de los huesos, previene o paraliza los defectos en el desarrollo del niño, impide la diarrea 
tan frecuente en las criaturas. 

parís. 6. AVENDE VICTOHIA en todas Farmacias, Droínerias y principales Casas de ImporUcion. 



LA BICICLETA-MOTOR «MITCHELL» 

GASTA DE 3 Á 5 CENTAVOS POR MILLA, EL FUNCIONARLA 

SIMPLE— PODEROSA 

PRACTICA— SEGURA 

Con tres litros de grasollna 
se recorren de 60 á. 75 millas 

Nosotros f&brlcamos también bicicle- 
tas comunes, cantidad 200 por día. Aca- 
badas con el mejor material y trabajo. 
Se necesitan buenos representantes en 
las ciudades principales de la América 
Ijatfna. Enviamos catálogos y precios á 
quien los solicite, teniendo cuidado do 
mencionar Caras y Cakktas al escri- 
birnos. 

Dirección : 




WISCONSIN WHEEL WOR S, 

HACINE, WIS., E. U. A. 



AGENCIA DE ^^ 
* PUBLICACIONES 

SANTOS B. CARBONELL 

AGENTE GENERAL 

DB 

E^ al. A PE. ATA» 1 
CALL.E 4§, Húm. 638 




IMPOETANTE ^ 

PARA UA8 PERSONAS 80RDA3 

Los tímpanoa artlfleUleí «n oro, del Instituto 
Holleb«k«, ion reeonoeldos los únicos efleacM 
esotra 1» 

= sordori, ruidos en la cabeza y las orejas = 

Un tondo permanente, sostenido por donacio- 
nas de pacientes, agradecidos, antorisa diebo 
Instltnt* i mandarlos gratuitamente á las perso- 
nas que no pneden procurárselos. Dirigirse al 
Hollebeke's Instltnte, Kenway-Honse, Earl's Conrt, 
Londres, W. Inglaterra. 



Los aliados en China 




CHINOS DIVIRTIENDO Á^LOS ALIADOS CON EJERCICIOS DE EQUILIBRIO 



El mariscal conde de Waldersee está en viaje á Ale- 
mania, de regreso de la misión que ha desempeñado. en 
Cblua, como generalísimo de las tropas aliadas. Con él 
vuelven á la patria su» ayudantes de campo, uno de los 



cuales, en las horas de paz, organizaba fiestas en qne lo» 
chinos,— quienes como equilibristas no reconocen riva- 
les más que entre los japoneses— divertían á los extran- 
jeros, como se ve en el grabado de esta página. 




REGISTRADA 



CHAPAS DE FIERRO ^ 

¡ CANALETA GALVA- j 

NIZADAS MARCA ^ 

i GLOBE 



FABRICANTES 

John Lysaght,Xtd. 

Bristol, Wolverhampton. 
Newport, London. 

CONCESIONARIOS 

H. Henneberg y Cía. 

Buenos Aires 

VKN rA POR MAYOR 




REGISTRADA/ 




DR. A. LEVINSON 

Cirujano Dentista Norte -americano 

<^ <^ c^ 

TRATA TODA CLASE DE ENFERMEDADES DE 

LOS DIENTES Y DE LA BOCA EN GENERAL 

— ^ 

Especialidad en la coloca- 
ción de dientes artificiales 
sin chapas por medio de 
un sistema propio y ex- 
clusivo. 

Avenida de Mayo 890 esq.Tacuari 



//y,.,,////////////////////////////////////////////////////////////////////////y///////////////////////////^^ 

I 

Opiniones Autorizadas | 

de los representantes más distinguidos del cuerpo médico | 

argentino y extranjero | 



-■^^í»- 



BuenoB Aires, Jnnlo 6/901.— Certifico que la Sthe- 
noHlna RiM» Orel es nna' óptima preparación qnc 
puede usarse en la Neurastenia con buenos resalta- 
dos.— Da. DoRRUcr, especialista en enfermedades de 
señoras.— Bolívar 1131. 



El que suscribe, médico cirujano, certifica haber 
usado con muy buen éxito la Stlienosina Rnon 
Orel en todos los casos de enfermedades del estó- 
mago, gastralgia, vértigos, clorosis, debilidad ge- 
neral, etc.— Dr. Alfheoo Fbbrari. médico clrn- 
jano, especialista en enfermedades de señoras, par- 
tos y niños.— Santiago del Estero 1415, Bnenos Aires. 



Buenos Airea, Abril 4'90l.— Habiendo recetado con 
frecuencia la mtlienoxlna Rusa Orel, be podido 
apercibirme de que es un tónico excelente del sis- 
tema nervioso, de resultado inmediato y eficaz, so 
bre todo en los casos de neurastenia simple y conse 
cutiva, ó afecciones del aparato genitourinario, 
qne he tenido ocasión de tratar. — Dr. JonAs Lar- 
guía, afecciones del aparato genitourinario.— Con- 
sultorio médico: Corrientes 763. 



Habiendo tenido la oportunidad de administrar la 
StlienoDlna Rnfia Orel, tengo la satisfacción de de- 
cirle que en todos los casos Indicados ha dado re 
sultados Inmejorables. - «!h ,- 

La encuentro Indicada sobre tod« en las afecclo 
nes caracterizadas por debilidad general esencial 
(neurastenia), ó secundaria (convalecencia de en- 
fermedades agudas), y en general en todos los casos 
de depresión física ó moral.— Da. Francisco Mo- 
LLABD.— Cuyo 1189, Buenos Aires. 



Los buenos resultados obtenidos con la Mtiieno«i- 
na Rasa Orel, han excedido á mis esperanzas. Se 
trataba de un caso grave de neurastenia, en cayo 
tratamiento se habían empleado sin éxito los esti 
mulantes y tónicos má.s recomendados hasta ahora; 
habiendo disminuido desde el segando frasco lo» 
síntomas más penosos, hasta el extremo de poder 
soportar sin gran failga, ahora, ejercicios físicos é 
intelectuales antes imposibles. 

La «tUenosina es, pues, un verdadero remedio de 
gran valor terapéutico en todos los casos de debili- 
dad general, por cuya razón no vacilo en recomen- 
darla.— Dr Emilio Z. de Arana, médico especialis- 
ta en enfermedades secretas y piel. — Pasco 637, 
Rosarlo. 



Habiendo usado machas veces la fitlienoitlna Rn- 

«a Orel, no tengo Inconveniente en afirmar que es 
un preparado de gran eficacia contra las afecclo- 
nei nerviosas. 

Es, además, un tónico agradable por su prepara- 
ción.— Buenos Aires, Mayo 10/901.— Dr. Rahallo, 
médico cirujano.— 11 de Setiembre 2173, Belgrano. 



En lo que personalmente me concierne, debo de- 
cirle que en los años que llevo de práctica profesio- 
nal, pocas veces he ensayado y experimentado un 
específico déla importancia de la i^thenoalna Rn^a 
Orel. Al expresarme así, lo hago como conviene á 
un alto de justicia, pues gracias á este precioso 
agente de la materia medicinal, he conseguido obte- 
ner resultados muy felices en la anemia, gastritis, 
histerismos, neurastenias, impotencia, hipocondría, 
en las excitaciones de la Imaginación, que nroducen 
las manías. Todo esto me impene la obligación de 
reconocer que es una preparación farmacéutica de 
primer orden y un baen instrumento de acción que 
se puede ofrecer á la profesión médica, por lo que 
formulo votos para que ella sea apreciada de más 
en más y su uso se aumente rápidamente, para bien 
de la humanidad doliente.— Dr. Juan Fereabi.— 
Ayacacho 1258, Buenos Aires. 



He tenido ocasión de observar, á pesar del poco 
tiempo qne hace receto la Stlienoalna Rniia Orel, 
sus buenos resultados en todos los casos que la re- 
ceté. 

La creo muy recomendable en la neurastenia y 
en todos los estados débiles, obrando la Stltenoslna 
Rana Orel como un verdadero tónico nervino.— 
Db. Gbrqobio Rrbasa. especialista en enferme- 
dades de señoras y niños.— Santa Fe 2286, Buenos 
Aires. 



El que suscribe, certifica: Que habiendo recetado 
repetidas veces sthenoiiina Knna Orel como tóni- 
co general en diversos enfermos de su clínica, ha 
podido constatar sus excelentes condiciones tera- 
péuticas, sobre todo en los fatigados por excesivos 
trabajos Intelectuales, acompañados de la pérdida 
de la memoria. Lo qne me complazco en hacer constar 

fior medio del presente.— Dado en Buenos Aires, & 
08 8 días del mes de Febrero del año 1901.— Df. Job- 
ge Blanco Villalta, especialista en enfermedades 
del estómago, higado é intestinos.— Calle Santiago 
del Estero 1266, Buenos Aires. 



He tenido la oportunidad de comprobar entre mis 
enfermos la eficacia de la Nthenoaina Runa Orel 

en más de cuarenta casos de dispepsias crónicas, de 
origen diverso, y me he convencido que en todos 
aquellos casos que iban acompañados de síntomas 
nerviosos, ya fueran locales ó generales, en los 
múltiples casos de dispepsia por desgaste ó exage- 
rado consumo de fuerza vital y acompañadas de 
anemia, como consecuencia de una falca de nutri- 
ción, ó, en tin, en todos los casos de dispepsia pro- 
piamente llamada atónica, la Stlieiionma Rnaa 
Orel me ha dado siempre un resultado altamente 
satisfactorio, po^ lo que me hago un deber en ha- 
cerlo público... llenando así el deber que me impu- 
se al emprender mis ensayos y dejando satidfecbos 
sns deseos y los míos sobre este particular.— Da. Ca- 
milo Clausolles. médico cirujano y homeópata. — 
Chacabaco 160, Buenos Aires. 



I Casa Introductora: | 

I DROGUEEIA POPULAR | 

$ [BUENOS AIHES ASTES 636 I 

I Y en laslprimeras Farmacias y Droguerías de la República | 

I I 

I [Precio del frascos 1.45 oro I 

W/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////^^^^ 



De todo el mundo 



Una explosión de cer- 
veza falsificada. — El 
primer grabado hace 
ver los estragos causa- 
dos por laezplosión de 
unajarrade barro co- 
cido, de capacidad de 
dos galones, que con- 
tenía una cerveza he- 
cha con varias yerbas. 
La fuerza de la explo- 
sión debe haber sido 
muy grande, pues la 
parce alta de la jarra 
fué lanzada con gran 
fuerza contra una ara- 
ñacolgada á cinco me- 
tros de altura sobre la 
mesa: la araña se des- 
prendió del techo y ca- 
yó, con una gran can- 
tidad de material del 

cielo raso. La causa de la explosión fué, sin 
duda, un exceso de levadura, que provocó una 
fermentación violenta. Por fortuna para los ha- 




ESTKAGOS HECHOS POK LA EXPLOSIÓN DE UNA JARRA DE 
CERVEZA FALSA 



para mujeres de esta- 
tura elevada le servía 
y ípronto le quedaron 
chicas las que habían 
cosido especial- 
mente. En la escuela 
hubo que construir 
para su uso exclusivo 
unamesay.un asiento. 
Por otra parte, era im- 
posible encontrarle 
compañeras y ocupa- 
ciones adecuadas á su 
edad: cuando medía 
siete pies de alto, tenía 
los gustos é ideas de 
una niñita. Nunca po- 
día tener una cama 
bastante larga para 
dormir en ella con co- 
modidad, ni mirar por 
una ventana ó contem- 
plarse en un espejo sin inclinarse mucho. 

Sus padres, gente pobre, empezaban á con- 
siderarla como una carga demasiado pesa- 




LA MUJER MAS ALTA DEL MUNDO 
ACOMPAÑADA POR SUS PADRES 



CASA Y SILLA l.-^V^A I Al, MI, ME CONSTRUIDAS PARA LA MUJER GIGANTE 



hitantes de la casa, ninguno de ellos estaba en 
el cuarto en ese momento. El caso ocurrió en 
Bexhill-on-Sea (Inglaterra). 

La mujer más alta del m^un- 

do.—Bs Miss Ella Ewing, re- 
sidente en Gorin, pequeña po- 
blación del estado de Missou- 
ri (Estados Unidos). Tiene de 
alto 8 pies 4 pulgadas. Sus pa- 
dres son altos, pero no como 
para llamar la atención: el 
padre mide 6 pies 1 pulgada, 
y la madre 5 pies 9 pulgadas. 
Hasta los nueve años, Miss 
Ella Ewing no era más alta 
que las demás niñas de su 
edad; pero después del no- 
veno aniversario de su exis- 
tencia empezó á crecer rápi- 
damente, y de diez años ya 
medía 6 pies 9 pulgadas. En 
ese período sufrió mucho de 
la falta de comodidades, pues 
nada era suficientemente 
grande para ella: camas, si- 
llas, mesas, todo era ridi- 
culamente pequeño para la 
joven gigante. Ninguna de 
las prendas de vestir hechas 




UNA PLANTA DE 150 ASOS 



da, cuando se les presentó un representante 
del circo de Bailey y Barnum, y les ofreció con- 
tratarla para exhibirla por todo el país. Aho- 
ra, de regreso de Europades- 
pués de haber recorrido to- 
dos los Estados Unidos, está 
nuevamente en Gorin, donde 
se ha construido una ccasita» 
que tiene puertas de 10 pies 
de alto, techo de 15 y venta- 
nas del mismo alto que las 
puertas. Todos los muebles 
son proporcionados ásu cuer- 
po: la mesa se alza 4 1/2 pies 
sobre el suelo, y su banadera 
tiene 6 pies de largo. La ca- 
ma mide 9 1/2 pies. 

Una planta de 150 años. — 
Es un cedro enano del Japón, 
vendido el mes pasado en 
Londres, por la casa Knight, 
Frank y Rutley. Mide 2 pies 
4 pulgadas de alto. El com- 
prador pagó por él libras 15. 
Lo que más valor da á esta 
planta es su perfecta conser- 
vación á pesar de los ciento 
cincuenta años de vida que 
cuenta. 




¡¡UN JOVEN DE 71 AÑOS!! 

Lean lo que dice de la FAJA ELÉCTRICA 



Señor doctor T. A. SANDEN, 
Mi estimado doctor : 



Córdoba, Junio 16 de 1901. 
Buenos Aires. 



La Faja la recibí oportunamente, cuyo mecanismo es muy senei 
lio; procedí á usarla para conocer los resultados y después escri 
birle á usted. Efectivamente, hace sesenta días que la llevo puesta, 
habiendo obtenido mayore» beneficios que los que yo esperaba. 

Tengo el placer de comunicarle que ya puedo andar cuatro ó 
cinco cuadras sin mayor agitación y sin dolor de las piernas, mis 
nervios «e han entonado en «feneral y han tomado ma> ores propor- 
ciones. El ánimo está con más voluntad para llevar á cabo mis 
ocupaciones, en una palabra, creo que su maravilloso descubri- 
miento es un poderoso reactivo que asombra á los pacientes que 
obtienen sus beneficios. 

Puede usted hacer uso de estos renglones para el bien de la hu 
maiiidad afligida. 

Mi avanzada edad de 71 años, me hace carecer del don de 
la pluma, no pudienilo, por consiguiente, relatar con la expresión 
grande y sublime como deseo, manifestar la tonicidad de su Faja. 
Termino la presente expresándole mi más sincera gratitud, consi- 
deración y respeto. 

Firmado: Nicanor J. Caamañ o. 
Calle Lima 172. 



Como ésta, el doctor Sanden tiene muchas otras cartas. 

Su maravillosa FAJA ELÉCTRICA devuelve el vigor de la 
juventud á lo» ancianos. Devu'^lve el poder perdido á los débiles. 

Es el restaurador de la natural za. 

Pidan los folletos Ilustrad- s qie explican , el método ó pasen á 
consultarme y ver las afamadas FAJAS ELECT R ICAb. 

Los folletos y consultas i»oN GRaTIS. 



Ooctor T. A. »A]¥]>i:]¥ 



CALLE ARTES 1 05 



-^v-. 



BUENOS AIRES 



Horas de consulta: de 9 a. m. á 6 p. m.— Domingos: 10 a. m. á 12 m. 





APARATOS DROGAS 

y materiales para fotografía 
ARTÍCULOS DE PINTURA 

Catálogos ilustrados gratis 
PRECIOS EXCEPCIONALES 

PLACAS LUMIÉRE ÚLTIMA EMULSIÓN 

HASTA 17.400 

6:9 9:12 12^16|/2 13:18 18:24 
docena $ oro 0.45 0.63 0.90 1.05 2.20 

Papel Ilford P. O. P. rosa ó lila 

6^ 9 :12 13:18 18:24 

el paquete $ oro 0.35 0.35 0.65 0.65 

EUGENIO WIDMAYER 

Cuyo, 872— Bs. Aires 

San Martín, 810 -Rosario 



ACTUALIDAD NORTEAMERICANA 

Torpedo inventado por la doctora AIsbau 



Este formidable proyectil, que 
parece destinado á producir una 
revolución radical en la guerra 
naval, fué, en su origen, invento 
del capitán Wemyss Just, quien 
llegó á construir un lanzador para 
torpedos aéreos, de una ligereza 
tan extremada, que daba al torpe- 
do un alcance mucho mayor del 
obtenido antes, y un torpedo que 
no requería el empleo de alam- 
bres para su manejo. Sin embar- 
go, el invento adolecía de defec- 
tos en su hélice, que impedían 
darle una dirección segura Estas 
faltas son las que ha subsanado 
la doctora M. J. AIsbau, quien ya 
se había distinguido como inven- 
tora de varios aparatos eléctricos ^^^^ j ^^sbau 
que llevan su nombre. Los dos, laventor» del" nuevo torpedo 
el capitán Just y la doctora Ais- -r* -sj 
bau, son norteamericanos. El torpedo consiste 
en dos partes: una porción principal y una falsa 
cabeza, pero todo en una estructura. La por- 





»'^i-s.r^»i^yMf^^^A-y:z^. 



EL TGBPEDO 

ción principal es la submarina, y tiene puntas 
en ambas extremidades. La parte delantera 
está hecha de modo que se adapte en una cavi- 
dad de la parte posterior de la 
falsa cabeza ó bomba, la cual 
opera por sobre el nivel del 
mar. Esta falsa cabeza está su- 
jeta al torpedo por unos garfios 
que, al hacerse el disparo, se 
desprenden automáticamente, y 
entonces ya no queda esa pieza 
adherida á la otra sino por la 
presión del agua. 

Tanto la cabeza como la por- 
ción principal, tienen un com- 
partimiento delantero, en el que 
hay un explosivo secreto, y en 
la punta un fulminante. En un _j¡™s^2^^ 
momento dado, la cabeza se se- I 
para de la porción principal, ^^^^ - ^^■''^ ' ■'':^<'' 
salta arriba de la superficie del 
agua y hiere al buque más 
arriba de la línea de flotación, 
mientras la porción principal lo 
hiere por debajo de la línea de flotación. En 
una palabra, el torpedo Just- AIsbau es un doble 
proyectil, cuyas dos partes atacan simultánea- 
mente, la una por el aire, la otra por debajo 
del agua. 

La doctora 
AIsbau ha in- 
ventado un me- 
dio de dar altor- 
pedo una fuerza 
suficiente para 
avanzar auto- 
máticamente : 
consiste ese me- 
dio en la explo- 
sión sucesiva de 
una cantidad de 
diminutos cartu- 
chos, dentro de 
la máquina del 
torpedo, ios cua- 
les van ponien- 
do en combus- 
tión una mezcla 
cuya base es el 
petróleo, y la 
cual da impulso 




LA HÉLICE 



al proyectil mediante un meca- 
nismo eléctrico que sólo necesita 
«quella combustión para funcio- 
nar. Mientras más rápidamente 
va el torpedo, con mayor rapidez 
tambiéri se suceden las explosio- 
nes de los cartuchos, lo que ase- 
gura el aumento progresivo de 
)a velocidad. La máquina pro- 
pulsora puede ser dispuesta en 
forma que lleve el torpedo á 
cualquier distancia y en cualquier 
dirección determinada previa- 
mente por la persona que lo dis- 
para. La profundidad á que llega 
está igualmente regulada, de 
manera que en el momento opor- 
tuno el proyectil salga á la su- 
perficie y se divida en las dos par- 
tes que han de operar, la una por 
el ai e y lo otra por debajo del 
agua. Se han becho varios experimentos con 
el torpedo Jus* -A^lsbau, los preliminrres enpe- 
q'ieño, conun aparato modelo, en una laguna 
de la quinta que el ministro de 
marina délos Estados Unidos po- 
see en el estado de Pensilvania, 
y otros en gran escala, hasta las 
definitivas, en Sandy Hook, cerca 
de Nueva York. Las primeras 
pruebas no fueron satisfactorias, 
porque el modelo, por sus dimen- 
siones demasiado pequeñas, no había permitido 
á los inventores realizar con entera libertad su 
plan, Parecía casi seguro el fracaso de la idea 
cuando la doctora AIsbau se 
presentó en el ministerio de ma- 
rina pidió audiencia al minis- 
tro, le anunció que había cons- 
truido varios torpedos de «ta- 
maño natural», es decir, de las 
dimensiones que deberán tener 
para >u aplicación en la guerra, 
y le pidió señalara día para ha- 
cer los ensa>os en Sandy Hook. 





íAriáT: ►•■S2is«Bi»iMK! 



DEMOSTRACIÓN DE i , 

DOS AL 



EL LANZADOR 

Mr. Long accedió y fué á presenciar los ex- 
perimentos, acompañado por varios jefes délas 
secciones técnicas de su departamento. Las 
pruebas empezaron por el lanzamiento de torpe- 
d"^ s sin cargfa explosiva ni fulminantes, en una 

dirección seña- 
' lada de antema- 
•", no y cada vez 

por el ministro: 
entonces se tra- 
taba únicamente 
de comprobar 
los cálculos de 
velocidad he- 
chos por la doc- 
tora AIsbau. 

Después, para 
conocer la fuer- 
za de la explo- 
sión, se larga- 
ron los torpe- 
dos, con fulmi- 
nante y carga 
explosiva, con- 
tra un blanco 
! ¡M'EDO SE DIVIDE EN imaginario. 

ACEKCAKSE AL ÜUQÜE 




A¥. DE MAYO 916 



Dentistas Argentinos 

Clínica especial para las 
enfermedades de los dientes 



DENTADURAS 



y para sus anexos. 



DIRECTOR 



Salvador. A. Pralto 




Especialidad en la 
colocación de dentadu- 
ras artificiales sin pa- 
ladar, dientes, coronas, 
etc. Dentadura de oro 
y esmalte, sistemas propios de esta clínica. 

Avenida de Mayo, 916 





EXCELSIOR 

A $25- 

Cada 
aparato. 




Nuevo sistema de dentaduras artificiales 
montadas en cautchut y oro, formas cómo- 
das, á 25 pesos cada aparato, sea parcial ó 
completo. 

Dentistas Argentinos 

Director S. A. PRATTO 
Av. DE MAYO 916 



UNA SEÑORA 

ofrece durante un año indi- 
car ffratuitamente á todo.* 
a|[uellos que sufren de Deb lidad gene- 
ríl, neurastenia, postración, vértigos, pal- 
pitaciones de corazón, anemia, dispepsia 
atónica, surmenage, fatiga cerebral, cío 
ro-anemia, pérdida del vigor, enfermeda 
des nerviosas y atónicas en general, ui 
remedio sencillo, verdadera maravil'a 
curativa, de resultados sorprendentes, 
que una casualidad le hizo conocer. 

Curada personalmente, así como su 
hijo y numerosos enfermos, después de 
haber usado en vano todos los remedios 
más preconizados y tras lar gos años de 
padecimientos, hoy en reconocimiento 
imperecedero se hace un dtber de con- 
ciencia en señalarlo á todos los que 
sufren. 

Esta indicación de la cual se apreciará 
el propósito puramente bMm.'initarlo es 
la consecuencia de un -rato. 

Escribir á Elisa C. de 5>., Avenida de 
Mayo 589, incluyendo estampilla. 



G. PINA 7 C 



lA 




^ «riiltaíl de Clfticlaa 
• _i _l "«'"O" Aires. 

611, Avenida dego. esq. B. orden 
■ a m y de i A 5 p. m 



FÁBRICA DE AR' 




JOSELEVICi 

1682, CORRIENTES, 1684 



SINGER 



'3 




hiere por debaj 
una palabra, el torpe 
proyectil, cuyas dos 
mente, la una por el 
del agua. 

La doctora 
Alsbau ha in- 
ventaao un me- 
dio de dar altor- 
pedo una fuerza 
suficiente para 
avanzar auto- 
máticamente : 
consiste ese me- 
dio en la explo- 
sión sucesiva de 
una cantidad de 
diminutos cartu- 
chos, dentro de 
la máquina del 
torpedo, los cua- 
les van ponien- 
do en combus- 
tión una mezcla 
cuya base es el 
petróleo, y la 
cual da impulso 



í? 



^=3c=r i^c=rP3'==r ?='==r;='=^ 7=3c=??==''==y ?=c==r ;='^^ 



niTis rRieíos di mcRiPCioi (ttpUit ^r Muué», 

, *. ... EN LA CAPfTAL 

Trimestre 9 -'.50 

Semestre • 5.00 

Afto . • O.OO 



Núm'i.rc) suelto 20 centavos 

Número atrasado. 4-0 centavos 



No se devuelven los ori- 
ginales, ni se pog^an las oo- 
laboraeiones no solicitadas 
por la Dirección, aunque 
se publiquen. 




^^ 



IVITtS HICIOS ai SDSC&irclOII (Pifiáin p*r MtHU») 



EN EL INTERIOR 

Trimestre $ 3,00 

Semestre '. • 6.00 

Afio . 11.00 



EN EL EXTERIOR 



Trimestre foro 2.00 



SEMANAfilO FESTIVO, LITERARIO, ARTÍSTICO 
Y DE ACTUALIOADJE» 

APARECE LOS SÁBADOS 

DIRiClíIÓN. RIDACCM y ADMHÍISTRACtéN . 

CALLE B0LÍVAR 578 al 586- BUEHSS AIRR^ 

UNIÓN TCLEFÓNICA 3*16 Jk 



Semestre. 
Año. 



4.00. 
S.OOí 



PRECIOS DE ^lS[CVAJÍIiTLlkíLWtÓlftV,JuM^ 



'^^^wcn^erm suelto en Monle- 
í^M^p: $ O.l0|oe^£^|ilm08. 



Encuademación i .' 
Tapas 1 . 

Encuademación 2. 
Tapas 2 

Encuademación 3 ' 
Tapas 3. 



9 m n. 



2.00 
1. 00 
3.00 
1.00 
3.00 
1.00 



Encuaderna'cióq 

Tapas 

Encuademación 

Jaiias 

Encuademación 

Tapas 



€ 



4.» Tomo 



>«f ;H- 



$ m n'. S.OO 
1.00 
• Í.OO 
1.00 
2.00 
1.00 



Son agentes viajeros los señores: Autouine Vigliani, Caries Feresti, José Bnceta 

7 Jnan A. Costa 



Luis Santarelli 

n FÁBRICA DE CORONAS FÚNEBRES 

1 

J 

a 

!l 

m 
Jl 



Escritorio: MAIPU 33 



Enfermedades del Estómago 

Ductor C.\1.ANDRE1,LI. especia 
lista de law clínicas de París. Cónsul- 1 
tas de 1 á l<. Cerrlto 1 76. 



I C'liiií«*t» OduiitolúsivH 

I»IRIGIJ»A POR KL 

r>jr. H). José IBlit:a 

MÉDICO-DENTISTA 

y de su hija Sta. FANNY BLITZ 



sultadr 
clínic.'i 
trrciÍMi 
821'. de II 



Curación completa por un ihk' 
vo tratainiciilo de Londrc.x; re- 
» sorprendentes: ^Ji,rlfirir-«' ii lit 
arendid» 




K. Mercier Tucunián. 103,t. 

Casa liulca en su g-énero. 
Isanens* surtido en muñecas de todas 
•las«9. tamaños y ¡irecios. Cabezas v 
lielucas. Zapatos y medias. Ssmbre- 
ri»ss adornados. " Bra/.os. cuerpos, 
piernas, manos, «te. de repue.xto. Ta 
II»r «suecial para cemposturaR. Pre- 
cises fi. jo. ■* y venUs al- contado 

D»CTOR FERNANDO ALVAREZ 
De regreso de sU viaje á Europa, ha 
establecido su consultorio de enferme 
dades del corazón y pulmones, en la 
calle Cangallo 1019, «sq. á Artes. 

. Consult»» de 1 á 4 p, m. 



PM"'" 



Primera dentist» recibida en la Fa- 
)<>r el Dv MhcIísp.v, cuitad de Medicina de Buenos Aires., 
ic l.ondreis l'i<-diid|Especialldad: dientes artiflciale." fijos 



Doctor DECOUD — Profesor de 
I F.\cnltad de Medicina. Maipú. 436 



la 



a o p. m 



TIKEKOI L0SI8 



peci 

det. ClIV 



I. <'<i|ISIlll 



A.>»Illtt. TlfUS pulllin 

liar, tralainieiiio es 
rio del doctor Saulii 
l'i .i 12 ;• in V de .1 á 



Doctor ZUil.(» «'AXIOX 
S;in M.irlin IHf,. sulón iiúiii. 



Estudi( 



1 IIP hílllAPili '•"f«'"""e«lade,« del Ei- 
U Ul, rnincrUS tómaoo.Intettlnos.HIga 
do y de Señora*.- C.m.snlias de 2h 5 p 
m -539. Tucumán, 539. 



sin paladar p.-ira la masticación per- 
fecta. Todas la.x operaciones de ia bo- 
ca sin dolor por medio de uii nuevo 
anestésico Consultas todos los díay de 
8 á'M y de 1 á .'i. Calle Buen Orden, 88. 

Sevres, Saxe. Chine, porcelanas, bronce, 
mármol, marfil, <terra-cota, abanico etc. 
se itrrejfln ¡i iiiievf. en el TALLER AR- 
TÍSTICO, Cuyo 40G, de 

ARMANDO LEMOINE , 

Inaujíuración del taller de la fábrl 
ca de t<ida clase ile artículos de orle 
breriK. Premiado con medalla de pía 
taen la B'po«iic1óii Naciyiíal de 18!»8. 

K'ipeclalista eir /decoración solire 
\'ernis Martín. . ' > .' 




Bragueros, Fajas. Medía* Elásticas, 
Artículos de Qoma. 



E. WAL, óptico especiaHsta 
4-68. CALLE ARTES. 4-68 

J. BONANSEA 

Cirujano Mecánico Dentista 
de la Universidad de 
Hidoníji y de la Facultad de Ciencias 
Médicas (le Buenos Aires. 

Moreno 990, esq. B. Orden 
De 9 á II a. m y de I á 5 p. m 



^^cBHj 



LA LITERAEIA 

— ni- 

GEORGINO LINARES 

\ Es la agencia de publicaciones 

que da más circulación á los diarios y pel-íódicos 
1 que presta mejor servicio 



lloiiiei 
V (]ia. 



SnsCRIPCIONKS I'ARA CtlAI 
1)K I. A RKPI'thLICA 



.QUIKR PUNTO 



^ 



AGENTE GENERAL DE <■ CARAS Y CARETAS > 

EN 

Rosario de Santa Fe, (lórdolia y Fergaiuíiio 




SINGER 



'j 



CARAS V CAHKTAS 




^y» %.. 



PILSEN-BOCK 

LA AFRICANA 

SON LAS MEJORES CERVEZAS DE 

■LESMtRALO»! INVIERNO 




5-2.5^J 



Ci|ur¡llH lUfw ' 
i tO ct». 



Premios 
lOO.OOO $ 




fotografía 

Venta* «I por Mayor y Menor 

de máquinas, placas. 

cartones, papeles y útiles 

de fotografía. 

CATÁLOGO GRATIS 

Soldati, Craverl, TagliabHe y Cta. 
435, Alaina, 445 

Buenos Aires 




COMPAÑÍA CERVÍCERÍA BIECKERT 

'1900) LIMITADA 
JUNCAL 817 



ACREEDOR EXIGENTE ^ 




(•Cuándo irip va Vd. á jiaKar 
< sa cuenta? 

— ;Yo qué sé'. ¿Cret' Vd. que sov 
profeta? 




} 



CIGARRILLOS HABANOS 

20 cts. 
PREMIOS 100.000 PESOS 




ÓPTICA : 



Ventas al por 
ayor y Menor 
<e lentes y anteojo» para CHalguier 
defecto de la vista. 

OJOS artificiales inalterable» 

TAL¡ Ef{ propio para ronfei 

riún de lentex y campotíurag. 

CATÁLOGO GRATIS 

Soldati. Craverl, Tagliabue y Cía. 

435. Alsina, 445. Bf. As. 




para pri'favtTSO dt 
la» t'Hlíific.acloiif» 



CORA 

FERNET- BRANCA 

ELMEJOR APERITIVO 

FREISZ&Cia 



Coiipa|jia6ene|!al 

DE)rÓ5fQR0S 



JSS/SSEÜSjS^ 



ÍUMICOSVSIN VENENO 
/.YyRESISTENTESr 



^■'' ^^IV^E'^^Dí 



NlMEKO SUELTO 



Fuera de la capital 25 



SEMANARIO FESTIVO, LITERARIO, ARTÍSTICO Y DE ACTUALIDADES 



BUENOS AIRES, 13 DE JULIO DE 1901 



N.° 145 



Los trapenses 




— Hermano, huir habernos. 
— Ya lo sabemos. 






LA 

No 
No 
i La 



new-hoMe 

S.'' LETRA DE LA 2." PALABRA ES 

confundan con máquinas de nom- 
bre parecido. 

hay sino UNA New-Home y es 
la que lleva nuestro nombre. 

New- Home es la máquina de co- 
ser más perfecta que se conoce. 





BETÚN 

para Guarniciones 

CROSBY 

Siempre tenemos 




Faroles *M y W» 

SEGUROS 

LIVIANOS 

BARATOS 

NO SE APAGAN 




Máqnioas 
para lavar 



para Hoteles 

yuso 

domésüeo 




SILLAS DE VIENA 

marca 

GLADIADOR 

Bien concluidas 
Sólidas — Baratas 

No acepten 

otra marca 





Para Blcitletas 
Automóviles y Coches 




Hojas para Serruchos 

Buen acero — Bien templado 
Cortan más y duran más. 



k¿ 



VENEZUELA 860 

BUENOS AIRES 



* JUAN SH4W é HIJOS 



IMPLEMENTOS 

AGRÍCOLAS 



^ 



Maiti^iad 

Extracto de Malta de Pabst 

El mejor Tónico 



Hay muchas gentes que se quejan y exclaman: — Estoy 
extenuado, concluido. Nada de lo que tomo me sienta bien. 
La comida me sabe mal y no la deseo. No duermo á gusto 
y me levanto apático y cansado. 

Y ¿por qué? 

Porque lo único que no han probado es el 

EXTRACTO DE MALTA DE PABST 

(EL MEJOR TÓNICO) 

De haberlo hecho, otro gallo les cantara. Desaparecerían la 
inapetencia y el hastío y recuperarían rápidamente la ener- 
gía perdida. 

ÚNICOS INTRODUCTORES : 

ESCALADA y Compañía 



(Almacén por mayor fundado en 1864) 



1170- Piedad - 1174 



Buenos Aires. 



lf^ir^l^f^f^l^f^l)f^^)f^^^Íl( 



ACTUALIDAD ITALIANA 



El nacimiento de la princesa Yolanda 




LA COKBEILLE 



PORTE ENFANT 



Los diarios y re- 
vistas italianas de 
los últimos correos 
vienen llenos de de- 
talles sobre el naci- 
miento déla prince- 
sa Yolanda y de los 
festejos con que se 
le ha celebrado. 

En el momento de 
verificarse el alum- 
bramiento de la rei- 
na Elena, se encon- 
traban en la cámara 
la reina Margarita 
y la princesa Mile 
na, madres, respec- 
tivamente, del padre 
y de la madre de la 
niña. 

Eq la cámara con- 
tigu a estaban Víctor 
Manuel y el herma- 
no de la reina. 

Acudieron sin tar- 
danza al Palacio del 




Quirinai, en cuanto 
se enteraron del 
feliz acontecimien- 
to, los presidentes 
de las Cámaras de 
Diputados y del Se- 
nado, así como el 
presidente del Con- 
sejo de ministros. 
El rey Víctor Ma- 
nuel encargó á mon- 
señor Sauza, cape- 
llán de la CortP, que 
anunciara el fausto 
suceso á Sn Santi- 
dad León XIII. 

La reina viuda 
Margarita ordenó 
que se cantara un 
gran Tedeum en la 
Iglesia Real del Gu- 
dain, V además envió 
un largo telegrama 
á la reina Amelia 
de Portugal, partici- 
pándole el natalicio 




VESTIDO Y FAJA 



PARA LA TOILETTE 

de la princesa. El acta de na- 
cimiento del regio vastago 
fué extendida por el ministro 
del Interior, que en Italia 
asume las funciones de nota 
rio de la Corona. Asistieron 
como testigos del acto los se- 
ñores Biancheri y Ricotti, 
grandes collares de la An- 
nunziata. 

La princesa Mílena ha re- 
galado á su augusta sobrina 
una bellísima curia construi- 
da por operarios albaneses. 
La cuna es de oro, plata y 
bronce, artísticamente cince- 
lada á estilo oriental. 

La nodriza de la princesa 
se llama Magdalena Cinti. Es 
una robusta aldeana de San 
Vito Romano. 

Durante la crianza de la 
princesa, la Cinii recibirá un 
sueldo mensual de 150 liras, 




PANAL. ALMOHADA Y VESTIDO 




La familia 
modesta 



puede disfrutar de los beneficios de una 
cocina moderna, igualmente con la del mi- 
llonario. La más chica de las Cocinas 
Cassels funciona con la misma perfec- 
ción que la de quinientos pesos. La cali- 
dad es idéntica en todas. 

Todos los modelos que en gran surtido 
ofrecemos, son los que la experiencia de 
muchos años ha demostrado ser de mayor 
aceptación. Pfdase el catálogo ilustrado. 



i AQUÍ ESTAMOS! 




DISCOS Sonantes indestructibles, 
Ni frió, ni calor los ponen inservibles, 
Ni golpe, ni caída, ni mucho tocar, 
Jamás perjudican su voz y hablar. 
Conservan siempre su espléndido ton 
Pues son pertenecientes al GKAMO-FÓN. 

IVIUSICA Y CANTO 

ENORME SURTIDO 

Que sepa todo el mundo, 
Sin que haya confusión, 
En Florida dos y veinte (220), 
Mi «Sala de Audición». 

EL GRAIVI-O-FÓN/ 



Depósito: 1164, Rivadavia - C8.SSG1S & CO. ■" 220, Cal 



le Florida 




del Dr. AYER 

Lo que dice el Sr. JULIO VERNE de la 



las más agradables de todas. Son pura- 
mente vegetales y de fácil tomar. Son azu- 
caradas, suaves y sin molestias. 

Cu ran efectivamente los 

Dolores de Cabeza y la Dispepsia 

Curan los desarreglos del hígado y abren 
el apetito. No es un remedio nuevo; tiene 
cincuenta años de éxito continuo. 




Calle Victoria, 4176. 

Mayo 30 de 1901. 

«Por dos ó tres años pasa- 
dos be tomado 

las PILDORAS del Df. AYER 

Con mis sesenta y ocho años 
de vida puedo decir que atri- 
buyo mi buena salud activi- 
dad, fuerza y apetito por ha- 
ber tomado periódicamente 
un frasquito de estas pildoras 
agradables». 



<^ «^ <^ 

Nadie debe estar sin nn 
frasquito de las PÍL DO- 
RAS del Dr. AYER para 
poder tomar una pequeña 
dosis á los primeros sín- 
tomas de indigestión y 
evitar así un sinnúmero 
de enfermedades. 

^ ^ ^ 



Pidan las PÍLDORAS del Dr. AYER 

EN TODAS LAS FARMACIAS 



ACTUALIDAD ITALIANA 




EL PROFESOR MORISANI 

Partero napolitano que asis- 
tió á la reina 



El nacimiento de la princesa Yolanda 

más los tres regales de costumbre, de 5, 10 y 
20 000 liras, cuando la princesa tenga el primer 
diente, cuando pronuncie la primera palabra y 
cuando dé el primer paso. Terminada la crianza, 
se entregará á la nodriza real un regalo llama- 
do di buonausctía, consistente en 20.000 liras en 
metálico y un reconocimiento de renta vitali- 
cia de 100 liras mensuales. 

En la sesión celebrada por la Cámara de los 
diputados, el 1." de Junio, el presidente dio cuen 
ta del feliz alumbramiento de la leina, noticia 
acogida con grandes aplausos. 

La Cámara decidió por unanimidad presentar 
sus felicitaciones á los leyes y levantar la se- 
sión en señal de júbilo. 

Tanto en la capital ce mo en provincias, se so- 
lemnizó el nacimiento de la princesa con gran- 
des festejos y entusiasmo. 

Los edificios públicos, principales monumen- 





MAGDALENA CINTl 

Nodriza de la princesa 
Yolanda 




LA REVISTA MILITAR EN LA PLAZA DE ARMAS 

tos y gran número de casas particulares, lucie- 
ran brillantes iluminaciones. Se organizaron 
manifestaciones de gente del pueblo, que recor- 
rió las calles y plazas céntricas aclamando á los 
reyes y á,la prin- 
cesa recién na- 
cida. El jueves, 
á las once de la 
mañana, fué re- 
dactada en elPa- 
lacio del Quiri- 
nal el acta del 
nacimiento déla 
princesa Yolan- 
da MargaritaMi- 
lena Isabel Ro- 
mana María, en 
presenciadelrey 
y de la reina. 

Asistieron 1 a 
princesa dr Ge- 
nova, la prince- 
sa M i 1 e n a, el 
príncipe Mirko, 
elpresidente del focos eléctricos iluminando el 




LA campana del CAPITOLIO ANUNCIANDO EL 
NACIMIENTO DE LA PRINCESA 

Senndo, como oficial del estado civil, el ministro 
del Interior, como notario de !a Corona, el presi- 
dente de la Cámara, los grandes collares de la 
Annunziata, todos los ministros, subsecretarios 

de Estado, gran- 
des dignatarios 
de la Corte y del 
Estado, y el al- 
calde de Roma. 
Después de'fir- 
mada el f cta se 
bebió champag- 
ne en honor déla 
nueva princesa. 
En la cronolo- 
gía rea' de Italia 
— seyún recuer- 
Haur escritor en 
La Tribuna, — la 
recién nacida es 
la cuarta de la 
casa real de Sa- 
boya que lleva 
el nombre de 

QUIRINAL DESDE EL CAPITOLIO Yolauda. 



I 



A. CABEZAS 



CUYO, 546 

entre Florida y San Martín 



BUENOS AIRES 

Od:óo Ttlef. 2112, Ceotnl - Cotfentln, 717 



H H 



Departanento de Somlipepepía 

Sombreros para hombres 
Modelo A A 
De castor negro, sin forro, 
% 7.50. 

Modelo J J 
De castoi', negro, sin fo- 
rro, sombrero impor- 
tado, $ 10.80. 
Modelo C C 
De castor, negro, sin fo- 
rro, $ 9, 

Modelo D D 
De castor, negro, sin fo- 
rro, $ 10.80. 

Modelo E E 
De castor, color mortlok- 
habano y negro, $ 9.50» 
Modelo F F 
De castor, colores iguales 
k los anteriores. $ 8.50, 
Modelo G G 
De castor, en color negro, 
mortlok y gris, con pes- 
punte sin ribete. $ 8.90 
Modelo n H 
De castor, con ribete, en 
color gris, negro y ta- 
baco, $ 8.50. 

Modelo II 

De castor, negro, sin ri- 
bete, $ 7.80. 

De castor, negro, sin ri- 
bete, $ 6.80. 

De lana, negro, sin ri- 
bete, $ 3.90. 

Para jóvenes 
Modelo J 
De castor, negro, impor- 
tados, $ 8.50. 

Modelo K 
De lana, negro, sin ri- 
bete, $ 2.50. 

Modelo L 
De castor, negro y de co- 
lor, sin ribete, $ 4.80. 
Modelo M 
De castor, negro, sin fo- 
rro, $ 6.90. 

Modelo N 
De lana, color mortlok v 

tabaco, $ 3.30. 
Negros, % 2.90. 

Modelo O 
De castor negro, sin fo- 
rro, $ 6.90. 

Modelo P 
De lana, negro, con pes- 
punte á $ 2.50 y $ 3.40. 




D D 









ACTUALIDAD ITALIANA 

El 4.° Congreso Nacional de Ciegos en Milán 




EL CONCIERTO INAÜtíUKAL 



El 29 de Mayo se inauguró en Milán el cuarto Con- 
greso nacional de ciegos celebrado en Italia. El hcto 
se efectuó en el Instituto de los Ciegos, situado en la 
calle Vivalo Ese Instituto, considerado como el pri- 
mero de Italia, es uno de los más notables de Europa. 
La inauguración comenzó con un discurso del comen- 
dador Benaglia, presidente del Consejo de administra- 
ción del Instituto, quien envió en él un saludo al rey. 
Después, los alumnos cantaron el himno del Congreso, 



tan bien, que el público pidió' 6^«. Mn «eguida se ÍB«af<H- 
ró una lápida en memoria de Julio César CriTelli, un 
fllántropo que dejó toda su fortuna al instituto, y luego 
empezó sus trábalos el congreso. ILos congresales ins- 
criptos eran 300. Entre las resoluciones votadas hay una 
en la cual los ciegos piden se le» acuerde los mismos 
derechos civiles y políticos- de que gozan las personas 
que ven, y otra en que solicitan se les emplee en la» 
escuelas y en las oficinas del estado. 




LA. SKSION INAUaüIUAI». — EL DI8C.BX.Sft »BL l>RKr!C.Ci;0 



Por $ 7« 4,®0 j.*. RECORD 

* 

i CAMABITA 



• • 




para 6 placas 4 1/2 z 6 ceutin. 

Forrada de enero, obturador para tiempo é 

instantáneo con visual 



Placas Lamiere, 1/2 docena — Linterna roja — 
3 cubetas — Bevelador concentrado, 1 tubo — 
Híposnlfito de soda, dosis para 1 litro — Secadtr 
de placas — Prensa inglesa — 12 hojas papel — 
Virofijador concentrado, 1 tubo — Tarjetas, 1 do- 
cena — ÜH libro de instrucciones. 

- - No es un juguete - - 



Para la remisión al interior, agregúese $ l.OO m/n., valor 
de la encomienda 



.: MATERIAL COMPLETO para la FOTOGRAFÍA 



Por 9 




GREGORIO ORTUÑO Y C'^ 



1060 -CANGALLO -1060 -#- BUENOS AIBES 

UN PEINADO ELEGANTE 



NO PERDERÁ SU GRACIA Y SU FORMA 
Y NO SE LE DESHARÁN 




LOS RULOS 
EL ONDULADO 




' ,^^7^^^^»^"' 



ni por la acción de la hu- 
medad, ni por el sudor, 
ni por el viento, si antes 
f^A de formarse e peinado, 

8 Señoras cuidaran de 
medecer suavemente 
los Cabellos con la 

NUEVA RIZOLINA ARGENTINA 

(TIPO 19O0) 

El uso continuado de la RIZOLINA, produce, pues, el 
rizado y ondulado 

8ÍD necesidad de asarla tan noeiva tijera caliente 

Hay una clase (TIPO B) para los bisrotes de 
los Caballeros. 

PlDASE AL DEPCSITARIO 

J. FÉLIX PASINO— Cuyo liso, Buenos Aires 



DR. A. LEVINSON 

Cirujano Dentista Norte -Americano 

<^ t^ <^ 

TRATA TODA CLASE DE ENFERMEDADES DE 
LOS DIENTES Y DE LA BOCA EN GENERAL 



En la Repiíblica Oriental pidase á 

AMBROSIO GIZ GÓMEZ 

Calle CÁMARAS, S' .-■ ICO y 102 - a'Iontevldeo 
!^utstro único Ropresentante 



Elspecialidad en la coloca- 
fción de dientes artificiales 
sin chapas por medio de 
un sistema propio y ex- 
clusivo. 

Avenida de Mayo 890 esq.Tacuari 



ACTUALIDAD ITALIANA 

Botadura del acorazado «Regina Margherita» 




LA NAVK DESCENDIENDO AL MAR 



Un nuevo acorazado 

italiano el «Regina Maf- 

gherila», fué lanzado al 

^ agua en Spezzia, el 30 

de mayo. El acto fué una 

■/ "verdadera ceremonia de 

¿estado, solemnizada por 

•^ 'íla presencia del re'y Víc 



fL*^'é 



JÉ 



ING. G. VALSECHI 

Director de la construcción 

tor Manuel, del duque 
de los Abruzzos, del du- 
que de Genova, del prín- 
ene Mirko de Montene- 
gro, y de varios genera- 
les y almirantes. El «Re- 
gina Mar gherita», de 130 
i-etros d e largo y 23 84 




de ancho, estaba, en el 
momento en que se iba 
á proceder á la opera 
ción, sostenido por sólo 
dieciocho puntales, lo 
que permitía verle casi 
complejamente libre an- 
tes de que cayera en el 




LAS ACLAMACIONES EN EL ACTO DEL LANZAMIENTO 



ING. ALFREDO MICHIE ^ 

Antor de los planos ■ 

agua. La botadura se 
verificó con toda felici- 
dad, E' autor de los pla- 
nos es el ingeniero Al- 
fredo Michieli, y ha diri- 
gido la construcción el 
ingeniero Giuseppe Val 
secchi. 




A .NA\i; IIALA.NCK AMlOSHÍ 



LOS ENFERMOS DEL ESTÓMAGO 



CON EL USO DEL 

■€€STf¥® B 

' ^ '. ~ 

' ■ Nadie gozará de buena salud si el estómago no es sano y no funciona 
, con perfecta regularidad. . 

No es con escritos más ó menos difusos que se calman las dolencias, 
;'9Ítio con medicamentos de potencia y eficacia curativa absoluta. 

> EL DIGESTIVO DEMARCHI * 




por la' acertada combinación que preside á su preparación, obra como 
estimulante del estómago é impide la fermentación intestinal de los 
alimentos, facilita la digestión, previene y cura la Dispepsia, las Diges- 
tiones lentas, difíciles ó dolorosas, la diarrea, la enteritis, la dilatación 
del estómago y cuantas otras enfermedades proceden de la indigestión 
continuada ó de la apatía del estómago. 

No es esta una vana afirmación jactanciosa, sino un hecho indiscu- 
tible comprobado por eminencias médicas nacionales y extranjeras, 
basado en estudios científicos y prolijos, y consolidado por la expe- 
riencia y el testimonió de miles de pacientes, de competencia y auto- 
ridad científica y moral, arriba de toda sospecha. 



El infrascripto, al agradecer á la casa' Soldati, Craveri, Tag-liabue y C.*, el obsequio 
que ésta hizo al Hospital Italiano, de 200 cajas de DIGESTIVO DEMARCHI, declara 
haber constatado la utilidad de este especifico en los enfermos del estómago, con piro- 
sis gástricas, gastro-sucorea, gastro-ectasia, gastralgia, etc., además de la buena y es- 
merada preparación, Dr, T. BOTTO, 

Buenos Aires, Junio 4 de 1900. ^^^"=° primario del Hospital italiano. 

. Domicilio : Artes, 540. 



Drbs. paganini & PÉREZ. — Abogados 

Libertad, 265— Rosarlo de Santa Fe Rosario, Abril 16 de 1901. 

Srejs. MORCHIO, VASSALLI y C.*— Ptes. 
Muy Sres. míos : Agradezco á Vds, la indicación que me hicieron de que usara el 
DIGESTIVO DEMARCHI, para combatir la Dispesia que me aflige, y me es satis- 
factorio certificar el buen resultado que he obtenido en el tiempo relativamente corto, 
desde que empecé á tomarlo. 

Saludo á Vds. con toda consideración, S. S. S. G. PAGANINI. 

njEF'ÓSITOS: 



Droguería de la Estrella 

215 - DEFENSA - 215 

Droguería del Indio 

1511 -CALLE RIVADAVIA-1510 

BUENOS AIRES 



Droguería del Águila 

84S-CaUe SAN MARTIN- 848 

ROSARIO DE SANTA FE 



Eoch/Capdeville Jahn y Cía. 

Cerrito, 267 — MONTEVIDEO 



IMPORTANTE. — Las casas depositarlas arriba mencionadas mandarán libre 
de porte y gratis á quien lo solicite, el < TB.ATADO DE LAS ENFERMEDA- 
DES DEL ESTÓMAGO T DE SU CÜB, ACIÓN », conteniendo muchos consejos 
útiles para los enfermos del estómago. 



ACTUALIDAD ESPAÑOLA 



Prisión de un cura nnejicano 



-Un sacerdote mejicano, a tu an- 
te de los viajes, del dinero y de las 
muchachas bonitas, acaba de ser 
detenido en Madrid, á pedido del 
representante de Méjico señor 
Iturbe. 

Don Jesús A. Esparza, que así 
se llama el referido sacerdote, 
había creído conveniente huir de 
su patria en unión de una joven 
de dieciocho años, alta, morena, 
de expresivos ojos negros, soltera 
y natural de Atotonillo (Alto Es- 
tado de Jolisco), y en unión ade- 
más de unos ochenta mil duros. 

El presbítero, la joven y el 
dinero han sido puestos á buen 
recaudo, con lo que se ha podido 
remediar parte del daño producido. 

— Para fijar los límites de las 




D. JESÚS A. ESPARZA 



—Como el arte no es propiedad 
de ningún partido político y se 
puede pertenecer al grupo de 
ideas más avanzadas y ser al pro- 
pio tiempo un excelente escultor, 
el concurso abierto con el propó- 
sito de elevar una estatua ecues- 
tre de Alfonso XII, ha dado oca- 
sión á que se ptesenten obras ori- 
ginales de escultores poco amigos 
de la monarquía, pero muy dies- 
tros y muy inspirados en todo lo . 
que se refiere á su arte. 

El día 31 de Mayo terminó el 
plazo de presentación de bocetos, 
y el jurado, en presencia de todo 
los que habían remitido de provin- 
cias y de Madiid, ha visto que 
tenía mucho y bueno donde elegir. ^ 

El renacimiento de la estatua»i 



Comisión demarcadora de los límites del IVíuni 



posesiones españolas en Guinea, Cura mejicano c. pturado en Madridj ria española, iniciado hace 
ha partido de 
1 a península 
una comisión 
compuesta de 
1 o s señores 
Jover, López 
Vilches, Oso- 
rio, Escalera, 
D' Almonte, 
Montaldo, y de 
los capitanes 
del Estado 
Mayor señores 
Nieves y Bo- 
rrajo. 

El objeto de 
la expedición 
es trazar la 
línea de divi 
sjón entre las 
referidas pose- 
siones y las 
queFrancia po- 
see en el mis- 
mo territorio. 




SBES. MONTALDO, MARTÍNEZ ESCALERA NIEYES, LÓPEZ VILCHES, JOVER 
(PRESIDENTB),BLÍZQUEZ ZAFRA, GUTIÉRREZ SOBRAL, ALMONTE. OSORIO 
Y BORRAJO, MIEMBROS DE LA COMISIÓN DEMARCADORA DE LÍMITES 
DEL MÜNI. 



un 
cuarto de sij-? 
glo, continuar) 
hoy en maj or ' 
escala, y Ips 
bocetos á que. 
iludimos coti,"%í 
firman la cre^ ' 
encía de que 
dentro de poco 
a madre pa^*^ 
ria figurar'á¿: 
jn primera," 
fnea en los 
certámenes 
escul tóricos,. 
como ya figura 
en las exposi- 
ciones de pin- 
tura. Tal per- 
miten suponer.- , 
lo varias de 
las obr a.s ex- 
puestas, entre 
ellas las que 
reproducimos. 



Proyectos del monumento 




LEMA «14 DE ENERO DE 1875» 



LEMA «GLOlilA Y PATKIA> 




« 00 • 



r* ("1 00 o 'íf 



ce i> 






ce S"cÓ 



< o 



■E £'« 

lll 
Oí © 5 

§ga 

ee f3 ® 

:¡;«^ 

•cS fl 
T3 i; es 



O 'P ~ b c c 

•=? «^ <ü «- L 



•8 08 S «IX)0 

a 



•5.S» 



e* 






00 P — 



o fl ® 



® •© 



<».?5 



pO St t; 
o 



* > 



o f3 ^, oo_5 

.2 K^ cr »H oj ® 

« ^_ 3 © 

* 00 2 «* S « 

•s 2 * § ® § 

a^A 2 S a Ss o„ ® 



©J2 



a h 00 P u O 
■"©ooSoeoPeí g 

t^ ^^ 9 2 ■" § y 2 




^ cr 00 2 ^- 
5)<J5p,g 



< 

Q 
Z 

< o 

5 

< 5 
Q. ^ 

GC «^ 

O. O 

. a 

< 5 

< 

< I 

<í 

< 
z fe 

"O Q 

)Z UJ 

< ° 

o 00 

1 o 

^É 

< ^ 

3 z 

K« 

< ■< 



"ES 2 

.9Po © 
ü « p 

ts X "oCO © -e- 
'^~ o5 í-"^ * 

* © 00 J o ^ 

S"^ oeü'Sw ^^ 

^ eí ~ ^ .2 © 
-O ■« fl *; o Ptí 



l-S 

si 

o (6* 

® 2 
© ;s 
•aw 

.2 o. 

c> © 

2 ^ 
p « 

"S ^ 
© co 

o 



S3ü 2-06 S^ ebo 
o-© 2. ta »S o^ 2 ® 

«•C3Z-3 P p. 

-^ Ssocs Ü,g 

W2S 



a— P^ oí3-2os««ao 
-'2<aZ- 2tj »;-5S « 

^S;Sg-«e>t5©^ 

^^'^ 2^4§gwo 

■t^ © ^ ce © 
oco p,a 






„ CO 5 O *3 « .2 

■w — O" • S ^ P 



'§^S<-222« 



p 
© « 



O 



e ° s"* 00 o ©.§ 

»--2 p © o 2 * ® 
«-o © ií c ® « 2^ 

flOíoí Zp^Sg 




iJ«5<üo J-"- 00*2 ^ 

E^.hcQejgpgr^ 

<SSjOZ.2y o£ 



ACTUALIDAD FRANCESA 

El duelo Laberdesque-Regis. — Hallazgo de una cabeza de mujer en el Ródano 



El 7 y el 8 de ju- 
nio se efectuó en 
París el duelo entre 
el a'calde de Argel, 
í/íax Regís, famoso 
agitador antisemi- 
ta, y 8D antagonista 
Laberdesque, di- 
rector de La iíevan- 
<he du Peuple, de 
Argel. 

Las condiciones 
del duelu eran ve- . 
'rificar cada asalto 
'con duración de 
tres minutos y con 
descanso de dos, 
.teniendo los ad- 
versarlos la facul- 
tad de poder rom- 
per hasta 15 metroi 
y "recobrar el te- 
rreno. 

El encuentro se 
-Veallzó en el Veló- 
■ dromo do Parc-des- 
Prlnces, al aire 11- 
."bre y escogiendo 
' «n terreno prote- 
Cgtdo por la aom- 

■£f IBl di» "7,- en el 




EL COMBATE 



primer asalto, Max 
Regís inició un vi- 
vo ataque y Laber-. 
desque se mantuvo 
á la defensiva. 

LapuDta déla es- 
pada de Max Regla 
tocó en la cazoleta 
de la de Laberdes- 
que. 

En el segundo 
asalto, Laberdes- 
que tocó una vez 
también en la ca- 
zoleta de su adver- 
sarlo. 

El tercer asalto 
siguió también sin 
resultado. 

En los asaltos 
cuarto, quinto y 
sexto, Max Regís 
en cada asalto rom- 
pió basta llegar al 
límite marcado. 

En el octavo asal- 
to, después de roOT- 
per, loicró recupe- 
rar el terreno. 

Laberdesque si- 

fuló fríamente & la 
efenslva. 



'<^S^Mt 


■i 


Wk 


8 


^g 


ii 


H 


m 


■■■■■1 


H 


'• HH 


R 


^^ 


y 


i^wp 


OTT 


^s 


ü^ 


l^^^^HI 


m 


V is^Hr 








T 








■""TvTT 






á 


h 


n 


^F 


É 


^ 


1' 








■ 


\ 


1 


■ 


p 




m 


• ^%«^^H 


\ 


A ^^H 


^^H 






^^1 










v" ^^^^H 


^H| 


Mh 




^H 


■||a 








1 


^}'"'W'í 


^H 


H 




^^L 


^^k 




tjÍ 




1 


•%^™% ' 


I^Be 


■ 1 




^^1 


^^1 








i. 


* ■ ^ *^L 


1 


y 




1 


m 




MI 


¡^9 


1 




A| 


i 




1 


■ 




,'«r. 


" '^S| 




• V 


m 






■ 


ü 








•Man»» 












IS 




p 








EL EXAMEN DE LA HJilllUA DK MAX-KEUib 



MAX-KEbrlS INTERPELANDO A SU ADVERSARIO SOBRE 
£L TERRENO 




El 8 continuó el duelo con igual de- 
coración y el mismo público. 

Laberdesque comienza haciendo un 
juego completamenie distinto del de 
la víspera. 

Ataca von elegancia y presteza con- 
sumadas, sonriente y envanecido. El 
juego de su espada es admirable; en 
breve intervalo traza dos molinetes, 
y exclama, di < IgléndoseáRegis: «¡Es- 



H. MAX-REGIS 

t¿ usted tocado!» El director del com- 
bate detiene á los adversarlos y exa- 
mina el brazo derecho de Regís, del 
cual brota sangre. 

El asalto había durado escasamen- 
te tres según ios. 

— En los días 19 y 24 de febrero del 
prosente año, fueron sacados del río 
Ródano, eñ Lyon, los restos de una 
xavijet que después de muerta había 





CAliEZA DI-; UNA MUJER ASESINADA 
Y ARROJADA ES PEDAZOS AL RÓDANO 



Sido cortada en pequeños peffátoflP 
La cabeza estaba horriblemente mu- 
tilada; pero el dueño del Musen Cras- 
sé, de la misma ciudad de Lyon, ha 
logrado, después de una labor pa 
ciente. reconstituir con cera todos 
sus rasgos, de manera que esta foto- 
grafía, que es la de la reproducción 
en cera, da la impresión perfecta de^ 
retrato de la muerta. 



I 



GRAN TIKNDA 

EL PROGRESO 

Buenos Aires-victoria Y PERÚ -Buenos Aires - 



m 



i 

m 



m 

m 

m 



m 



m 
m 



En vista del halag-üeño éxito que ha tenido nuestra nue» 
va sección especial de polleras y blu- 
saSp hemos resuelto establecer un nuevo departamento : 

DEPARTAMENTO DE LUTO 

donde se encontrará un Gran surtido de PO** 
IjLBRAS y BIjUSAS^ desde las más sencillas 
hasta las más elegantes. 

Tenemos también una Linda Elección de TRA- 
JES HKGHOS^ GORRAS^ GHALONEIS^ 
etc., en una palabra, todos los artículos constituyendo una 
buena ESPECIALIDAD PARA LiUTO^ por 
entre los cuales señalamos: 
POLLERAS cachemir negro, pura lana, 

corte elegante, desde 

BLFSAS cachemir negro, pura lana, 

modelos nuevos, desde. . . . 
GOEEAS crespón, para señoras, 

de muy buen gusto, desde . $ 9.50 



13.50 



9.90 




IaUNES 15 DK JUICIO 



T DÍAS SIGTTIENIES 



LIQUIDACIÓN RADICAL DE LAS 

^Toveciacies cié Iiivierno 

A RECIOS SLAIAAIENTE UAJIOS 



i 

i 












ACTUALIDAD BELGA 

El incendio del Muelle Real de Annberes 




FACHADA PRINCIPAL DEL MTTELLE BEAL ANTES 
DEL INCENDIO 

Un horroroso incendio ha consumido casi por 
completo el gran altnscén de depósitos llamado 
Satrepot Koyal de Amberes, ei gran puerto de 
Bé'gica 

r El miércoles 5 de junio se declaró el incendio 
én el centro del inmenso edificio á eso de las 
2;S0 de la tarde. Se cree que principió en una 
partida de bolsas vacías formando fardos pren- 
sados, que se hallabí almacenada en el último 
p}sio, 6 sea el quinto, que á causa de los fuertes 
Cftlóres de estos ú 'timos días había sufrido un 



dos para el presupuesto actual son de 710.000 
francos, de los cuales deduciendo 120.000 francos', 
interés y amortización, 10.578 francos por seguro 
y todos los demás gastos, dejaban anualmente 
un producto líquido de 200.000 francos. 

En la reunión de aseguradores celebrada al 
día siguiente, se calculó el valor de las mercade- 
rías aseguradas, en unos trece millones de fran- 
cos; sólo en tabacos hay seis millones, de los 
cuales una sola firma tiene un millón de fran- 
cos. Contando además las' mercancías en trán- 




y^ISTA TOMADA D^SDB £I< INTEBIOB DE LOS PATIOS 



principio de fermentación, y de ahí la combus- 
tión espontánea. De los tres enormes edificios 
separados por dos grandes patios y toda una 
serie de pequeñas construcciones, sólo qufda 
uno intacto: el resto es un montón informe de 
ruinas, que ardía todavía dos días después, á 
pesar del agua que los bomberos echaban sin 
César. 
'El Entrepot pertenecía á la ciudad de Ambe- 
res, y estaba asegurado por la suma de u ios 
tres millones de francos. Los ingresos ca'cula- 



- EN EL' MOMENTO DE HUNDIRSE EL TECHO DEL i:- 
CENTBO-MEDIODÍA 

sito, las no aseguradas, que parecen ser bastan- 
tes y los edificios, puede estimarse la pérdida en 
unos veinte millones de francos. La destrucción 
de tantas mercancías ocasionó una gran pertur- 
bación en el comercio de Amberes, con las pér- 
didas consiguientes. El Ayuntamiento, por- su 
par'^e, tomó pronto las medidas necesarias para 
habilitar locales en que almacenar las mercad- 
cías sujetas al régimen llamado de Entrepot. 
Durante el ircendio resultaron heridos dos 
bomberos, uno de Amberes y el otro de Malinaá. 




BUINAS DEL EDIFICIO LLAMADO CENTRO NUEVO, DONDE 
SE DECLARÓ EL FUEGO 




ENANO 



Aparato fotográfico cubierto de cuero, para 6 
placas de 4 V2 X 6 era., eon objetivo acromático, 
obturador para pose é instantáneos, cambio de 
placas automático, viseur, linterna roja, prensa, 
papel, 2 cubetas, revelador, fijador, virador, es- 
tante para secar, una docena de tarjetas, fotogra- 
fía de prueba, media docena de placas, é instruc- 
ciones para el uso, todc completo 

Numerosas cartas que nos han sido dirigidas 
espontáneamente atestiguan la bondad del apa- 
rato. 

El nuevo catálogo de fotografía se mandará 
gratis á quien lo pida. 



Primer Instituto Óptico Oculístico 

Lutz y Schuiz, antigua casa Olíva y Schnabl 

FLORIDA 171 -BUENOS AIRES 



SECCIÓN fotografía 



\wxKiíí,;íg;;f y y ^ / / / /Y / / / / / / / / / y / r y / / / ^ ^'j f y ^ / , 



'yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyt 



' y y y y y y y^A 



ACTUALIDAD BELGA 



Experimentos de un nuevo telégrafo sin hilos 



ÜD Italiano, Marconi, ha Inventado, ó, 
por lo menos, dado foraia práctica á la 
telegrrafia sin alambres; otro Italiano, 
Guarlol, ha perfeccionado el sistema 
Marconi, dándole mayor precisión y tam- 
bién más lenclilez, como lo ha demostra- 
do nna serle de ensayos hechos en Bélgi- 
ca, entre Brustlas y Amberts y entre 
Amberes y Malinas. Estos últimos faeron 
los más interesantes. Sirvió de estación 
transmisora la torre de la catedral de 
Malinas, y de estación receptora la to- 
rre de la catedral de Amberes: en cada 
torre se alzó un mástil El mástil de Am- 
beres consistía en nna especie de gigan- 
tesca caña de pescar, compuesta de dos 
Birles de tres bambúes mantenidos juntos 
por anillos de hierro. Estos bambúes es- 
taban fijados en la tercera galería de la 
torre, y sostenidos por garfios tendidos 
de la cuarta galería. De la extremidad de 
la caña pendían sie- 
te hilosde 9(lf O mi- 
límetros de diáme 
tro, los que descen- 
dían vertí cálmente 
basta el techo de 
la igle'ia, es decir, 
& cuarenta metros 
de la tierra: la ter- 
cera galería está á 
106 metros sobre el 
piso de la plaza y 
a 112 sobre el ni- 
vel del mar. Allí, 
el hilo daba an sal- 
to brusco é iba á 
los aparatos recep- 
tores, situados en 
una casa vecina. 
El coherer puesto 
en uso era del mo- 
delo Blondel. En- 
tre el aparato trans- 
misor en Malinas, 
y el receptor en 
Amberes se encon- 
traban en línea rec- 
ta numerosos edi- 
ficios que forman 
parte de esas ciu- 
dades, varias al- 
deas y muchísimas 
casas de campo 





REPETIDOR GUARINI, COLOCADO EN LA TORRE DE S. ROMBAUT, EN MALINAS 



aisladas, á nna altura que variaba de '^ 
metros á SO. La disianria entre las dos 
estaciones era 22 kllómeros. Los resulta- 
dos fueron favorables. 

La telegrafía sin hilos, como se ve pro- 
gresa rápidamente y casi no pasa un día 
sin que se hable de algún nuevo experi- 
mento que la acerca más al desiderátum: 
su empleo, á largas distancias, en for- 
ma tan corriente y fácil que le p-rmita 
suplir completamente á los telégrafos coq 
alambres aéreos y cables submarlnosi 
Uno de esos ensayos, muy interesante^ 
es el de que daba cuenta el New York 
Herald publicando, en su número del 
16 del pasado mes. una larga serle d» 
telegramas procedentes del vapor «Lu- 
canin» de la compañía Cúnard, desde el 
cual los despachos fueron enviados á 
dos estacirmes por medio del sistema 
Marconi, mientras el vapor se hallaba en 
marcha navegando 
por el mar de Irlan- 
da y por el canal 
de San Jorge. 

La primera de 
las estaciones re- 
ceptoras es aba ins- 
talada á bordo de 
un buque fondeado 
frente á Oonway. 
La comunicación 
con ese buque cesó 
cuando el <Lnca 
nia> se encontraba 
á' la altura de lá 
costa Norte de 
Gales. 

La segnnda esta- 
ción receptora es- 
taba en Holyhead, 
y el aparato Mar- 
coni instalado allí 
empezó á funcionar 
tan pronto como el 
«Lucauia» hubo do- 
blado la punta de 
lá Isla Anglesey pa- 
ra entrar en el ca- 
nal de San Jorge. 
Ei Vi por se halla- 
ba á una distancia 
de sesenta millM 
de Holyhead. 



« 



(I 





COLUMNA DEL CONGRESO'EN BRUSELAS, DONDE SE 
INSTALÓ EL APARATO TRANSMISOR 



TORRE DE LA CATEDRAL DE AMBERES DONDE SK 
INSTALÓ EL RECEPTOR 



LA STHENOSINA RUSA OREL 

TRIUMFA COMSTAMTKMEMTE 

DE LA NEURASTENIA, DEBILIDAD GENERAL, ENFERMEDADES NERVIOSAS, etc. 

A los certificados médicos publicados en el número anterior de Caras y Caretas 
y que todo enfermo debe leer con atención detenida, agregamos hoy el del distin- 
guido facultativo doctor Arístides de Focatis, que dice : 

Certifico que habiendo empleado varias veces la §tUenosina Rusa Orel en casos 
de debilidad del sistema nervioso por exceso de trabajo intelectual y en convalecencia 
de enfermedades largas y extenuantes, he obtenido buenos resultados. 

Doctor Arístides de Focatis, 

Buenos Aires, Julio 3 de 1901. Médico Cirujano. 

Calle Chacabuco 1151. 



Todo comentario es inútil al conocer los nombres de los médicos que certifican 
con la autoridad que sólo á ellos corresponde, el triunfo de la Stlienosina Rasa 
Orel, y entre los que figuran los doctores siguientes : 

Dr. Jonás Larguía, Corrientes 763.— Dr. Dorruci, Bolívar 1131.— Dr. Alfredo Ferrari, 
Santiago del Estero 1415.— Dr. Francisco Mollard, Cuyo 1139.— Dr. Emilio 
Z. de Arana, Pasco 637, Rosario. — Dr. Juan Ferrari, Ayucucho 1258.— 
Dr. Gregorio Rebasa, Santa Fe 2285.— Dr. Eamallo, 11 de Setiembre 2173, 
Belgrano.— Dr. Jorge Blanco Villalta, Santiago del Estero 1256. — Dr. Ca- 
milo Clausolles, médico homeópata, Chacabuco 160. 

Casa Zntrodnctora : 

ABTE« 636 4 DEOGTJEBIA FOFIJLAE ^ abtes 636 

Y en las primeras Farmacias y Droguerías de la República 

Precio del frascos 1.45 oro 




clínica odontológica 



DEL 



Doctor JOSÉ BLITZ 



■EDICO DENTISTA 



Señorita FANY BLITZ 



Primera dentista recibida en la Facultad de 
Medicina de Buenos Aires 



DIENTES ARTIFICIALES FIJOS SIN PALADAR, 
PARA LA MASTICACIÓN PERFECTA 



Todas las operaciones de la boca 
lin dolor, por medio de un nuevo anestésico. 

88, Calle Buen Orden, 88 



CANOCIDA 



Brillantina para conser- 
var, desarrollar, fortificar 
quitar la caspa, erupcio- 
nes y toda plaga de que 
adolece el pelo y la barba, 
á la vez da el color que 
se quiera. No mancha la 
piel ni la ropa. Se apli- 
ca con las manos 

INVENTADO Y PREPARADO POR EL 

Dr. a. Gómez munoz 

NEW-TOR3C, BBOXTDT 45 



PINTURA BARNIZADA 



I 




^^< 



£í^ 



Í/Ji 



^0 

"30 



áo. 



RIPOLIN 




m 



Preparada ya para su empleo tal como se provee á las Compañías Perro- 
Carrileras Prancesas, la Compagnie Genérale des Voitures á Paris, la Com- 
paguie des Tramways de París, etc. 

Cualquier objeto (sea de madera, metal, yeso, piedra, etc.) pintado con BIPOLIIT, 
conserva su brillo, igual á la porcelana, durante varios años. 

Recomendado especialmente para renovar guarniciones, coches, capotas, etc., viejos, 
los que quedan como nuevos y no se agrietan ó descascaran por efecto del sol ó de 
la lluvia. 

Puede lavarse con agua y jabón, y recobrará inmediatamente su limpidez. 

No necesita empleo de barniz. Es de aplicación sumamente fácil, de poco costo y de 
resultados extraordinarios. 

No se descascara. Resiste al calor y á la humedad y da impermeabilidad á los obje- 
tos pintados. 

NO TIENE RIVAL. — Resulta más económica y duradera que cualquiera de las 
pinturas conocidas hasta hoy. 

Un tarrito de RIPOLIN no debe faltar en ninguna casa de familia, porque cual- 
quiera niña puede, sin estudio previo, y como pasatiempo, entretenerse pintando 
mueblecitos, sillas, cajas, macetas, juguetes, etc., y dándoles instantáneamente el 
aspecto de nuevos. 

Nunca se agrieta ni forma ampollas. 

Con un kilo de RIPOLIN se cubren 5 metros cuadrados. 

El RIPOLIN se fabrica en varias calidades para usos diversos. 

Para interiores y exteriores de edificios, se seca en 12 horas próximamente, no se 
descascara y resiste la acción del sol y la intemperie, aun en las más desfavorables con- 
diciones. El RIPOLIN calidad B. L. T. puede, por consiguiente, considerarse como 
la pintura por excelencia para los exteriores de edificios; merece también la preferencia 
en los interiores, para pintar los artesonados, las puertas y toda clase de carpintería, 
y en general los techos, ventanas, muebles; como también toda clase de objetos de ma- ^ 
dera (juguetes, sillas, bancos, mesas, camas, roperos, etc.), y de metal (bancos y sillas 
de fierro, rejas, etc.). 

CALIDAD ESPECIAL PARA PISOS 

Esta se fabrica solamente en los colores siguientes: blanco, amarillo, pardo y gris. 
Seca en 4 horas. Da al piso el aspecto de cuei*9 barnizado ó linoleum. Es completamen- 
te impermeable y de una resistencia extraordinaria al uso. Dos manos son suficientes 
para cubrir eficazmente el piso. 

Evita la humedad del suelo y la cria de pulgas y microbios. La facilidad y rapidez 
con que se lava el piso pintado con RIPOLIN, pasándolo solamente con un trapo 
mojado, la hace indispensable en toda casa de confort, y especialmente en el campo. 

CALIDAD ESPECIAL PARA BARADERAS 

Un tarrito de 300 gramos es suficiente para pintar á dos manos el interior de una 
banadera, consiguiendo un resultado absolutamente igual al estado primitivo. 

La pintura RIPOLIN de e )ta calidad, resiste el agua caliente y aún á las sales y 
ácidos, no grietándose ni descascarándose. 



FONÓGRAFOS Y GRAFÓFONOS 



PIDAN PRECIOS Y PROSPECTOS GRATIS 
CILINDROS— Surtido para todos guatos 



F. R. OUPPT 



36H, S^AIV MARTIH 




6ras Y Gretas 



EUSTAQUIO PELLICER 

REDACTOR 



AÑO IV 



SEMANARIO FESTIVO, LITERARIO, ARTÍSTICO Y DE ACTUALIDADES 

JOSÉ 8. ÁLVAREZ 

DIRECTOR 

BUEh40S AIRES, 13 DE JULIO DE 1901 



MANUEL MAYOL 

DIBUJANTE 



N.» 14i 



9 DE JULIO 



El banquete oficial 



Ea el gran salón de recepciones de la casa ro- 
sada se celebró el lunes el banquete que en con- 
memoración del 85.° aniversario de la jura de la 
independencia, ofrecía el Presidente de la Repú- 
blica á los representantes del cuerpo diplomático 
extranjero, secretarios de estado, altos funcio- 
narios, y distinguidas personalidades políticas. 

Asistieron á dicho banquete, en el que ocupa- 
ba el puesto de honor el invitante, el arzobispo 
monseñor Espinosa, el vicepresidente, doctor 

§uirno Costa, los diplomáticos seílores doctor 
onzalo Ramírez, Arellano y Arrózpide, W. P. 
Lord, doctor José Choffat, A. Paz, doctor Juan 
C. Carrillo, doctor Cyro de Acevedo, doctor M. 
Gorostiaga, doctor C. R. da Costa, conde Vicen- 
te Macchi, Alejandro Greger, barón Washen- 
heim, Víctor Eguiguren, C. Concha Subercas- 



seauz, H. Ledeganch, Lauro Cabral, conde L. 
B. de Koziebrodzki, y José A. Ortiz; los minis- 
tros, con excepción del doctor Civit; el general 
Mitre, el teniente general Luis María Campos y 
otras personas que ocupan elevados puestos pú- 
blicos. 

Una compañía del 8.» de línea tributó los ho- 
nores correspondientes al general Roca. 

Durante toda la comida— lo que no suele ser 
común en esta dase de ceremoniosas fiestas — 
reinó gran animación entre los comensales, 
dando ocasión á gran número de comentarios la 
presencia del general Mitre, quien conversó 
durante un buen espacio de tiempo con el pre- 
sidente, originando dicha conversación todos 
los rumores que aun hoy constituyen la actua- 
lidad política. 




BALÓN DE UECEPCIONES DE LA CASA DE UulilKKKO. DURANTE EL HANQÜETÜ 




Dib. 4e Sunuy. 



Como el estado de sitio no prohibe las manifestaciones de 
júbilo, la gente se muestra regocijada individual y colectiva- 
mente, en casa y en la vía pública, con <5 sin guardias de se- 
guridad que la observen, ante la perspectiva del carbor-day», 
que sobre el retiro del proyecto unificador viene como miel 
sobre hojuelas para demostrar acabadamente, primero: que 
buscamos la salvación económica con el aumento de los bie- 
nes raíces, y segundo: que si hasta hoy fuimos para los efec- 
tos del crédito un país de jettatura, pretendemos que en lo 
sucesivo se nos tenga por un país de «buena sombra>. 

Lo que falta resolver ahora es la clase de árboles que más 
conviene plantar, y en eso está fija la mente del público, 
constituyendo á la vez laúaica preocupación de los ediles. 

Estos, según anuncian los periódicos, han resuelto que la 
mayor parte délos árboles á plantar en Palermo sean tipas^ 
lo cual es considerado por muchos como una elección desgra- 
ciada, porque el día que esos árboles empiecen á dar tipos en 
paraje donde tanto abundan, ¿quién es el guapo que se atre- 
ve á pasear por allí? 

Son varias las especies de árboles que se proponen para la 
población forestal: unos están por el aromo, creyéndole 
el mtjor contra la pestilencia ambiente; otros, por el al- 
cornoque, para ver si se purifica de vivezas la atmósfera, y 
no falta quien se muestre partidario del manzanillo, como si 
no bast »ra con los que hoy nos proyectan su sombra. 

Hay, sin embargo, quien no acepta ninguna de esas tres cas- 
ta ; de árboles y entre ellos un señor conocido nuestro, con 
qiíen días atrás hablábamos del asunto. 

—¿Qué árbol opina usted que debemos preferir para las 
plantaciones urbanas?— le preguntamos. 

—¡Oh, amigo míol Yo de este mundo no creo más que en 
dos cosas : en Mitre y en el eucaliptus; es el Árbol de la vida 
que Dios plantó en el Paraíso para que nuestros primeros 
padres se sirvieran de él, ora en itifusióa, ora en cocimiento, 
ora en cataplasmas, contra todo género de dolencias, desde el 
flato ardiente hasta la caída prematura del cabello. 

Los niños, principales actores en la «Fiesta del árbol», 
después del árbol, creen que el que debe plantarse es el 
«Árbol de Navidad», idea magnífica que, á poder realizarse, 
solucionaría para los cbiquilines un problema de felicidad no 
menos arduo que el que los grandes resolveríamos si nos 
pudiesen plantar, como en Jauja, 

*Arholes que dan levita», 
pantalones y bolitas». 

Para los que todo lo sacrifican al símbolo, el árbol más 
indicado por la estrechez pecuniaria que carscteriza los 
actuales momentos, es el /)/a7a«o, palabra que expresa como 
ninguna otra la negación de la plata. 

En cambio, un empedernido sociólogo que se pasa la vida 
clasificando estirpes por el prurito de destruir falsas alcur- 
nias, nos decía ayer: 

— Ninguno de los árboles propuestos responde á les fines 
altamente democráticos que se persiguen, porque aquí lo que 
conviene es acabar de una vez con las pseudo noblezas. 

—¿Y qué árbol habría que plantar para conseguir eso? 

—El árbol genealógico. 

Otro de los árboles candidatos era el pino; pero se desistió 
de aconsejarle teniendo en cuenta que es un árbol al que no 
se puede arrimar nadie en busca de consuelo, como lo de- 
muestra ese cantar que dice: 

To me arrimé d un pino verde 
por ver si me consolaba, 
y el pino cotno era verde, 
al verme llorar, lloraba. 

También hubo quien defendiese al olmo, olvidándolos ene- 
migos que ese árbol debe tener éntrelos que le piden peras. 

¿Por qué árbol se optará ala postre? A nosotros se nos 
figuran todos igualmente útiles; pero si ha de triunfar el voto 
de los moralista , creemos que el árbol de significación más 
moralizadora es el moral. 

Eustaquio PELLICER. 



I 



I 
I 



FIESTAS JULIAS 

EL Te Deum y el desfile militar 




KL PRESIDENTE DE LA BEPÚltLICA, EL AUZOItlSTO MONS. ESPINOSA Y LA COMITIVA 01 ICIAL SALIENDO DEL TE DEUM 



El tiempo— que no tl<^ne en cuenta para nada la 8U3- 
peii-'lf^n lie Ihs KACintía'' cotistUucl >iiaie9-8e qul^^o mos- 
trar benévolo con llo^otlo•*. y el día nut-ve gozamos de 
n a temperatura primaveral, que perml'ló á la ^ente 
echarse á la calle, desvanecido» ya los temores délos 
pa^idoM días. 

La plaza Vlc or'a fué aislada de Us demái calles por 
medio (lo un cor.lóu d-- visrllaatps. E'*t'> duró hasta qu? 
«1 Te Deum dió fin. A la solemnidad religiosa asistió el 



presidente de la República, y los ministros. Terminad* 
la ceremonia de la metropolit.tna. el gpneral Roca y sus 
ac mpañantes fueron á pie á U casa rosada, desde don- 
de prese'iciaion el desti e de las trooas 

En dicho desfile figuraron el Colegio Militar, los b» 
talion»8 2.», 3.°. 8 ° y 10.° de Infantería, el regimiento 2.* 
de artillería de campaña y 619.° de caballería de lí- 
nea, amén de la Escuela Naval, cabos de cañón y bata- 
llones de marinería. 




EL DESFILE MILITAR 



Fot. de Caras y Caretas. 



La colación de grados en la Facultad de Derech 




ohn'^'t^l''-^^ terminar la carrera de dere^ 
cho, considerada como difícil, y ya están 
fifS"!"^" Pf * ^"T'^^ «' ejercicio de 
Í^A« Hif-''Í"H '•'.'í"*'. ^""y «« considera aun 
«v« M '"/ •^f'^f ^' l'""^o íle vista posi- 
tivo, los si-sruientes señores: 

J. Alfredo Colmo. Antonio Busco. Tu- 
balcaln Baca. Adolfo Mohando José M 
?S?; ^«'■"'r J^Ra^-edo, Dámaso S¿- 
Tiiil 1^', ^t''"Í^", Omindo Araya. Pedro 
Teobaldl José M. González Albornoz 

ías'prln.^'^'rl! í*°''**"' Felipe de Ro 
aas, Próspero Abalo». Carlos A de la 

Hn'Jo'¿"'" ^ P^^dere.Ví.norR.Pesent. 
Orll» ^r*''°^V ^''^'^^ ^- Torres Ramón 
ÍnH« "t^""" ?.'*'1V°- Emiliano Sán.-hez, 

pfri^'o-S- ^o«l- Alejandro Ja.,mandreu. 
HnM^?- ^^o'^'álfz, Julio Beníez. Alfre- 

tlnollch, Luis C. Garoía, Hipólito Leys 



LOS NUEVOS DOOTOBES 




DK. ARTURO CANOVI 



S m'"''^'f J"«"'<^<5- Eduardo Znber- 

t!,*^"*'^'""^"'' ^"^'^ Mohorade, Miguel 
Juárez Celman.D IfínGallo, LuisS.iCVyí 
ra Ramón M. Remolar. Ein'llo Hardoy 
mZ^n'^At^""'!;''' Í:'"'^'-.co Walker, Ra- 
to a T^'^'^í.'i'^''' ^,''<'"'' C ^'y*'^- Alber- 
To,¿n^"^- Manuel de Sn-a y R.estra, 
José O. C sas D. mingo Gonzál..z y Co^ 

ouíl^t'' J ^r^'"' ^^d'o Casado, FraT 
cisco M Saralefrnl, Francisco Beiro N>- 
^"O'- A. rte Elía Jo geLav.lle C¿b«x 

Pm^n'' ^^°1"^"^- ^"'«^»« G«llo. Arturo 
Pill.do Ma heu, Emilio J.Jáur gni.Juaa 
M I"!'ar, Antonio J Maresca, Enrique 
^r^'^^'-T,^"'" ^- R«meru Juan A. Fer- 
nández Beiro, Ant-nio Lamarque. Julio 
Muzlera. Manurl López Seco Enrlqu» 
Luis Huergo Alberto Brondi, Carlos Mo- 
yano. Jna.. A. Ortlz, Marro- A. Figueroa 
Carlos Garbarlnl y Arturo Cano.l 




EL BANQUETE EN KI, CLUB DEL PROGRESO 

rbt. diurna y nociurna de Caras r Caretas 




LA DISTRIBUCIÓN DE PREMIOS Y DIPLOMAS 



Este Último es el estudiante de la Facultad de Dere- 
cho que en menor tl<-mpo ha terminado su carrera. 
Siendo alumno de la Facultad de Ing^nlería abandonó 
momentáneam'nte «us estudios de matemática*, y en 27 
meses se ha graduado de doctor en le?es. Le sigue en 
este ord?n el señor Héctor García Juanicó, que ha em- 
pleado treinta meses. 

La colación de grados llevada á efecto el día 8, á la 



que asistieron los mencionailos. re'ultó un acto brillan- 
te, que fué presidido por el de-ano doctor Manuel 
Obarrío. doctoes Z ballos, Llerena, Bermejo y otro» 
acMdéoiicos y profeit^res. 

Con anterioridad á este acto los nuevos doiít^res 
fuer' n obsequiados con un banquete en m1 C ub del 
Progreso, por un nticleo de sus compañeros de estu- 
dios. 



El doctor Terry 



Ha sido la figura 
de actualidad en es 
tos días el Dr. J. A. 
Terry, que desde su 
cátedra en la Facul- 
tad de Derecho como 
desde la mesa de 
redacción de los dia 
rios en que ha cola- 
borado, siempre ha 
hecho propaganda 
en pro de sus idea 
les. Pertenece á 
una generación de 
hombres cuyo es- 
fuerzo se ha este- 
rilizado en estas 
luchas anón i m a s 
de nuestros partidos 
políticos, sin más 
bandera á veces que 
el nombre de un cau- 
dillo, y él fué de ios 
pocos que apartán- 
dose de la vida tur- 
bulenta, despi ésdil 
fracaso ruidoso de 
1880, tuvo el va'or de 
encerrarse en su es 
tudio, dedicándose 
con empeño á la 
ciencia económica 
que tan pocos culti 
van entre nosotros. 
Alejado del partido 
mitrista, j untamen- 

Fot. de Caras t Caretas. 




te con el actual Vi- 
-e presidente de la 

Repiíblica doctor 
Ouimo Costa, con el 
Dr. Gre^forio Uriar- 
le y con muchos 
"tros hombres de 

iiinificación, evolu- 
cionó en 1886 incor- 
porándose al parti- 
do nacional Ha sido 
diputado y Ministro 
de Hacienda y su 
palabra serena siem- 
pre, se oyó, en lo» 
momentos de coa- 
ílicto para el p>ij» 
predicando las sa- 
nas doctrinas bebi- 
das en los economis- 
tas ingleses, qae haQ 
■>ído sus maestros. 

Con rl D' R mero, 
con el Dr Pacheco y 
con el Dr. Victorino 
de la Plaia, viene 
< cupá.idose desde 
hace muchos añ Js ea 
I a observación d e 
nue&iros feíómenos 
económicos y m4s 
de una vez ha coin- 
cidido en Opiniones 
con ellos. En el foro 
f'Oza nombre de há- 
bil jurisconsulto. 



El banquete de los norteimericanos y el ofrecido al Sr. Ezepiel Paz 




EL BANQUETE DE LOS NORTEAMERICANOS 



El dia 4 de Julio, aniversario de la Independencia 
norMainerieaua, s^ reualeroa par* f-stejano coa un 
banquete en el Aue's Ke'ler, los más conspicuos repre- 
seuiantes de e^.a c lectlvl.lad, residentes en Buenos 
Air»-. Asistió á ella el Ministro William P. Lord, qmen 
brli dó por la felichlad y proiperl.lad de la patria le- 
jan.. siendo muy aidaiirlldo, a- í como los stñor. s E. 
I>wlggiii8 y E L. Corihell, que hicieron toast mu,' op r- 
tunos Fué una vela'la In eresaute y se cantaron por 
03 ccncurreutes los diversos himnos de Ja Unión. 



—El personal de nuestro colega La Prensa hizo nna 
demosiraclón de afecto A su director el señor Rzequiel 
P. Paz. que se ausent* á Europa y Es ados ü .idos en 
vlxja de^^studto. El señor Paz, que es un hotnbra jo- 
ven, lUno de entusUsmos por la empresa qua dir ge 
va a observar los progresos alcanzados por las pode, o- 
sas empresas ^lmllares á 1* suya, que e£i«ten en los 
países más adelantados del mundo. El banquste fué 
ma fiesta, puede decirse de fa,mllia, y reinó en ella la 
más afectuosa cordialidad. 




EL BANQUETE DE DESPEDIDA AL SR. EZEQUIEL PAZ 

Fot. nocturna de Caras y Caretas. 



Cosas 



Ezequiel Marcena entró en el despacho del amigo 
Lozoya, y lo hizo cual otras veces, es decir, por donde 
solía y balanceando su cuerpo, como era propio de sn 
talante; pero en el humor del voluminoso maestro de 
obras, de ordinario apacible, se notaba profunda mu- 
danza: aquel no era, ó á lo menos no parecía, el humor 
de Marcena, sino el de un recaudador de impuestos 

Lo cual se advirtió principalmente, porque el recién 
llegado, que no cantaba nunca (reconociendo de buena 
fe la justicia con que se había clasificado su voz entre 
las que, si á veces son Insoportables. siempre son mo- 
lestas), entró canturreando un estribillo que en honor á 
la decencia conviene callflcar de picaresco. 

No obstante, como la letra del tal era mala y la mú- 
sica peor, la cantinela sentaba en la boca del maestro, 
una ])Oca de labios sutiles, ondulados y rojos, que tenía 
vario* puntos de semejanza con irrisorio corte de es 




calpelo que hubiesen <)ado por mof» debajo de una 
eborme nariz aguileña. 

R[ amigo Lozoya aíogirt al visitante con un Kesto que 
expresaba la mayor benevolencia que el padrino de 
una criatura puede sentir por el verdadero padre de 1» 
misma. Porque (sea dicho para que se enterf^n los que 
no se pagan de paráfrasis) él había sacado de pila al 
ánico váftago que, en lustro y medio de matrimonio, 
lu deparó á Marcena la exigua fecundidad de su esposa. 

(íesticuló, pues, amistosamente pero continuó en la 
a vlitud en que s» hallaba, ó sea perniabierto y con las 
manos en lus bolsillos de su bata, contemplando con 
manifiesto placer numerosas pilas de libros que en 
apretadas hileras obstruían buena parte de la habita 
ción. 

Como hay personas que fieles á, ciertos principios (A 
lo que »fi cree, puritanos), no toman caldo sin huevos 
ai sobreentienden nunca. Importa explicar que los 11 
bros estaban apilados en el suelo, porque Lozoya acos- 
tumbraba desempolvar su biblioteca el primer día de 
cada remana; y el que á la sazón estaba en la mitad de 
<u curso era preclxamente el consagrado al Señor. 

En cuanto á Marcena, interrumpió su estribillo, y 
sentándose en un rimero levantado con los diez tomos 
déla venerable ■ Historia Universal- de Cantú. no dijo 
Salud, ó Dio» te guarde, como siempre; lo que dijo, fué 

O'b, de \'iUatobOH 



—Vengo de la casa de Bigornia, con una indigestión 
mascnlina. 

Como se ve, el maestro de obras atribuía géneros á 
las indigestiones. Si esto era simple capricho suyo ó 
resultado de personales experimentos acerca del parti- 
cular, no se sabe, porque él nunca lo dijo ni hubo opor- 
•tunidad de preguntárselo; pero es seguro que á conti- 
nuación de la antedicha frase, pronunció esta otra. 
Igualmente profunda: 

—¡Está visto que no puedo comer tallarines con queso 
sin que se me indigesten' 

Lozoya se apresuró i Inquirir la causa de aquel In 
fortnnio. 
—¿Por?— dijo. 

—Porque apenas los como— repuso el compadre— re 
cibo una mala nueva ó presencio espectáculos desagra- 
dabilísimos. Son cosas, che, que en mí sin remedio se 
suceden, cuando no son sinimltáneas. 
El propietario de los libros expre- 
só la trascendencia que en su opinión 
tenía ó podría tener aquella fatali- 
dad, con un solo vocablo y un solo 
movimiento Meneó melancólicamen- 
te la cabeza, y dijo; 

— ¡Pssss! 

—Sí, che, vengo de aquella casa.., 
de aquella jaula mejor dicho - con 
tlnuó Marcena, dándole un papirote á 
su sombrero para inclinarlo hacia la 
nuca— y no vas á creer lo que voy á 
decirte.. Bigornia se va. 

¿Al fin se va?— res 
pondió Lozoya con so 
siego.— Me Imagino que 
no le aprovechará gran 
cosa el viaje, porque es 
muy timorato 

Marcena levantó la 
mano en signo de pro- 
testa. 

—Dios — repuso con 
grave acento — acoge 
igualmente en su mo- 
rada al temeroso y al 
temerario; sólo exami- 
na si obraron de bue- 
na fe. 

El amigo Lozoya mi 
ró con detenimiento á 
su compadre. 

—Ezequiel— dijo- ¿la 
Divinidad tiene algo 
que ver con este asun- 
to?.... ¿A dónde se va 
Bigornia, Ezequiel? Y 
aunque muy afectado, 
el maestro de obras tu 
vo que contestar que 
<al otro mundo». 

El padrino del peque- 
ño Marcena .sacó las 
manos de los bolsillos, en tanto que abría la boca y se 
ponía pálido. Con lo cual, entre paréntesis, demostró 
que se pueden hacer tres cosas á un tiempo. 

—(Por los clavos de ana puerta histórica— exclamó el 
compadre: -la verdad es que al pobre muchacho lo mata 
la suegra á disgustos; y el médico, á vueltas de muchos 
circunloquios, salió con que sospechaba en una nefritis... 
¡En \u\a sue!/rit>»' debía haber dicho 

Lozoya volvió á meter las manos en sus faltriqueras, y 
recobrando su color natural, ó sea, el verde- 

—¿De modo que Bigornia?,., empezó. Pero aún estaba 
conmovido sin duda, |)Orque redujo de nuevo sus refle 
xiones á una sola palabra. 
—¡Pssss!. .-dijo 

—Cuando entré en la casa,— prosiguió diciendo el 
ntaestro de obras— me la encontré á la vieja lavando ¡en 
una ropa: unos calcetines del marido, y... ¡pobre viejo: 
ya está que Me le caen los pantalones!.. ¡Si la hubieses 
visto a la vieja! ¡SI la hubieses oído! . Ponía los ojos en 
blanco y cantaba,., ¿Cómo es, che. la canción esa?... 
Esa. liombre. tan común entre las casadas!... 

— ¡Ah, sí.'— dijeron simultáneamente ambo.s compa- 
dres. Y Lozoya con su voz de barítono y Marcena con 
í«u voz, cantaron sin acorde: 

. «Por desgracia me encuentro casada. 

• Con on hombre que nunca amaré». 
—A los setenta y cuatro -dijo el último— se acuerda do 
que no quiere al pobre viejo!.... En fin, hermano,.... so 
acabáronlos treíjülos y los trucos .... Y á propósito de 
trucos,— exclamó, incorporándose —el médico me dio, 
hace dos horas una receta.,.. Me recomendó que la hi- 
ciera confeccionar al punto.... Bah! paños fríos y ca- 
lientes Bueno, me voyá la farmacia, hermano. ¡Hasta 

la vista! , , ^ 

Esto último lo decía saliendo con diligencia del des- 
pacho. 

El amigo Lozoya dirigió meditabunda mirada á sua 
libros, y meneando la cabeza: 
—¡Pssss!— dijo tristemente. „„„„, 

JüAN AUGUSTO. 



CARICATURAS CONTEMPORÁNEAS 

Dr. JOSÉ A. TERRY, por cao 




Dijo lo qae víi sabemos, 
j es preciso que callemos, 
embromando á, los ingleses, 



Los disturbios callejeros 



EN LA PLAZ/V DE MAYO 



Si no'fuera por 
el recuerdo de 
lo' que mu'-ie- 
ron ó resultaron 
heridosen lostu- 
multos que últi- 
mamente ha pre- 
senciado Buenos 
Aiies sería co- 
sa de tomar en 
broma el asun- 
to; pero la me 
moria de aqué- 
llos nos lo im- 
pide; poi que L o 
cabe la nota có 
mica cua do la 
pavorosa som- 
bra de la muer 
te se cierne so 
bre nosotros, 
ocultando I o s 
perfi'ts ridícu- 
los de los suce- 
sos. 

Nadie lo esperaba y Einguno lo pre- 
sumía. Se supuso que la manifestación 
esiudiantil terminaría con tof'a la co- 
rrección que la c«lidad de las perso- 
nas que tn ella debían tonar parte 
permiiia esperar. Pero no f é así: lo 
que debía ser un acto rüb ico de d • 
tertrinado ele- 
mento univer>i- 
tario. se convir 
tió en protestB 
pofular gracias 
á la mtr omisión 
de otros tlcmen- 
los. 

Algo nos ocu- 
pamos de lo oru 
f ido, tn nuestro 
I limero a' tet ior 
La comisión de 
estudia te- que 
entregó al doc- 
tor Bermejo el 
documento en 
que los jó »enes 
se mostraban 
contrarios al 
B08ARI0 viLLALBA proy f cto de u ní- 

Guardiartí'segiirldadmnerto ficación de la 
en los dis urbloa del JueveH deuda, cump ió 




LA PLAZA DE MAYO EN LA TARDE DEL JUEVES ^^_ 





MANUEL CAIIKEUA 

Cabo do boinb(ro8 ba- 
rldo de una pedrada 



SU cometido y 
desde ese ins- 
tf nte quedó ter- 
minado el pro- 
grama. Todo lo 
que después pa- 
só debe consi- 
deiaríc como 
«extra». 

Varios grupos 
numerosos se di- 
rigieron á las 
educciones de 
«E Paí.» y «Tri- 
buna» y á los do- 
miciiio>i del ge- 
neral Roca y del 
d< ctor P e 1 1 e- 
grini. 

Sabido es lo 
que pasó. Llo- 
vieron piedras 
sobre los fren- 
tes de las casas 
que ocupan 
nuestros colegas. Hubo heridos y con- 
tusas. El doctor P. Ilfgtini lecibió un 
ca>cotazo en la cabtza. E' adminis- 
t-adorde «El Paí.- » stñorHugo S'unz, 
fué lesionaJo tambié por uno de los 
qur «se cons'dean libres de t' da man- 
cha», es decir por uno de los que tira- 
ron tas p- in eras 
p edras Y fir al- 
menie , — fin 1- 
mente refirién- 
donos al oía 3 - 
las calles nás 
céntricas d 
municipio que 
daron transf. r 
maHas en un c 
losa' ci co dt 
juegos a.léticos 
porqii» en to<3a^ 
ellas hubocarre- 

El día 4 las 
imprentas de los 
diarios mencio- 
nados aparecie- 
ron cu-'od'adas 

por agentes de luis corti 

policía. Mucha Estudiante del C N. herido 
gíPte se echó á di- bala en una mano 




i 




GUARDIAS DE SSQUBIDAO DESPEJANDO LA PLAZA DE MATO 



ESCENAS EN LA PLAZA DE MAYO 



T^Mt^aft _ ñ 






^»«-' '^.«PalMt 



la calleen espera de novedades. Para algunos 
fué di i de fiesta. Y para ciertas casas de nego- 
cio, situaias en el ctntro, lo fué también de 
fiesta, pero forzó 
so, puts tuvieron 
que cerrar sus 
puertas 

La plaza deMa 
yo. en la fecha ci 
tada, presentaba 
el aspecto de un 
campamento, Y 
como la imagina- 
ción todo lo abul 
ta, no faltó diario 
qne asegurase es- 
tar convertida la 
casa rosada en 
una fortaleza 
inexpugnable, 
atestada de caño 
nes, ametralladoras y proyectiles. Los grupos 
de pueblo fueron desalojados por los bomberos 




ya despertado algo el instinto de acometividad, 
pero, en conjunto, deben aplaudirse las órdenes 
dictadas por el Dr. Beazley, las que han impe- 
dido inútil derra- 
mamiento de san- 
gre. 

El día 5 fué de- 
cretado el estado 
de bitio y suspen- 
dida la pub ica- 
cion de «La Na- 
ción», que volvió 
á aparecer el do 
mingo. Llegó la 
noche ; p r o s i- 
guieron amonto- 
nados los curio- 
sos en las calles 
que van á dar á 
_, la plaza de Ma- 
" yo; las cargas de 
la policía no aumentaron pero no disminuye- 
ron tampoco, y las cosas continuaron en el mis- 




y la policía y resultaron heridosj^ magullados de 
ambas partes. El agente número 66 del escuadrón 
de segnri dad , 
RosarioVilla'ba, 
fué herido de un 
b a lazo, falle- 
ciendo á 'os po 
eos instantes. 

Conviene ha 
cer cOH'-t ar que 
la actitu d de la 
policía ha sido 
todo lo mesura- 
da y prudente 
que las circuns 
tancias permi 
tian. Acaso por 
parte de algu 
nos iadividuos 
pertenecientes á 
ese cuerpo se ha- 




mo estado en el mismo estado de sitio, se en- 
tiende. El sábado se representó el último acto 

de lo que pu- 
ij^"^».^ diera llamarse 
"^ tragi comedia 
de la unifica- 
ción, y el aspec- 
to de la pobla- 
ción y las esce- 
nas que en ella 
se desarrolla- 
ron, pueden con- 
siderarse igua- 
les á las del día 
anterior. S i n 
embargo, hubo 
una ligera dife- 
rencia. No sabe- 
mos quién dijo 
que de los distur- 
bios ocuriióos 



EN LAS OFICINAS DE «EL PAÍS» 




A LA PUKUTA DE «EL l'AIS» DESPUÉS DEL ATENTADO 



tenían toda la culpa los anarquistas, 
y eso llegó á poner miedo en el áni- 
mo porque todos temíamos hallar- 
nos á la vuelta de cada esquina 
con un Angiolillo ó con un Bresci. 
Pero luego, los vigilantes se con- 
vencieron de que nuestros anar 
quietas son meramente platónicos 
y de que reciben los sablazos lo 
mismo que los paciñcos burgueses, 
y el temor desapareció. 

Deberíamos congratularnos de 
que todo lo ocurrido durante las 
lamentables jornadas que nos ocu- 
pan, hubiese sido cosa de tan esca- 
sas consecuencias como la supues- 
ta intervención de los anarquistas. 
No ha sido así, por desgracia, y aun 
cuando quisiéramos nos impediría 
emplear la nota cómira el número 




su. UUGO 8TÜNZ 

Aflmlnlstracior de «El País» 
Herido de una pedrada en 
la cabeza. 



de muertos y heridos, resultante 
de los desórdenes. 

En caso de querer usar otros 
recursos literarios, que estarían 
fuera de lugar en una simple cróni- 
ca como esta, podríamos referir lo 
ocurrido en plaza Victoria el vier- 
nes de la semana anterior. A las 
cuatro de la tarde de aquel día, un 
grupo heterogéneo de individuos, 
entre el que figuraban algunos mu- 
chachos vendedores de diarios, en- 
treteníise en obsequiar con una 
discordante orquesta de silbidos, á 
los agentes de policía, encargados 
de evitar los asaltos que se presu- 
mía iban á llevarse á cabo. Una 
lluvia de piedras cayó luego sobre 
los agentes. Oyéronse algunos 
tiros; resultaron varios heridos 




LAS OFICINAS DE «EL PAÍS» GUARDADAS 
jl'Oli LV FUERZA PUBLICA 



LA CIGARRERÍA SUCUUSAL DE «EL PAÍS». DESPUÉS DEL ATROPELLO 



EN «TRIBUNA» Y 



principiaron 
las carreras; el 
pánico de la 
gente fué «in 
crescendo» y 
aquí viene la 
parte más trá 
g:¡ca de los he- 
ches — la que 
podría tratar- 
se más litera- 
riamente, se- 
gún hemos 
apuntado:— en 
el mismo atrio 
de la catedral, 
un hombre ca- 
yóal suelo mo- 
ribundo; ícer- 
cose á él mon- 
señor Romero 
y prestóle IOS 
últimos con- 
suelos de Ja 
religión. La 

dST ?n''oTroT'^ dolorosa emoción. El mismo 
hiera Íodí-Hnl^^''"''"''!'*^ "^« escena que hu- 
mera podido ttrminar de igual manera que la 



EN LAS CASAS DEL DR. PELLECRINI Y GENERAL ROCA 




EL VESTÍBULO DE «TKIBÜNA. DESPUÉS DE LA MANIFESTACIÓN 



ronse a' grupo 
con objeto de 
disolverlo, y 
en aquel mo- 
mentó un indi- 
viduo sacando» 
el revó ver lo» 
puso lobre el 
pecho de uno 
de aquéllos dis* 
p- esto á dispa- 
rarlo. Dcieniw 
do á tiempo se 
impidió lo que 
-ólo hubiese si- 
do un crimen. 

De propósito 
citamos este 
b echo que ser- 
viría de expli- 
c»C'ó , ya que 
no di excusa^ 
para conocer 
e origen de al- 
- j- , gunas careras 

qu*- dieron los agentes de po'icír exacerbados. 
üi domingo todo había terminado. Los btridcs 
-como el cabo de bomberos Manuel Cabrera y 




tA SUCURSAL DE tKL PAÍSi 

anterior, pero 

(]ue gracias á la 

intervención de 

los agentes no 

tuvo semejantes 

doloros' s 'exul- 
tados. Frente á 
1 a intendencia 
municipal ha- 
bíase situado un 
grupo de curio 
sos — la mayor 

farte de los que 
o formab'a'n 
pueden califi 
carse de tales— 
que hostigaban 
á les vigilantes 
con gritos y sil- 
bidos. Varios 
agentes d e 1 es- 
cuadrón d e se- 
üfuridad acercá- 



EN LA CALI.K DEFENSA 



VSA DEL DR. PELLEGRINI 




LA CASA DEL PRESIDENTE 



ele studiantedel 
Colegio Nacio- 
nal, señor Luis 
Corti, herido de 
un balazo— se ha 
liaban en vías de 
curación, y sólo 
q lediba la pe- 
nosa memoria 
de los que falle- 
cieron. 

No damos 1& 
lista completa 
de los muertos 
por no hablar de 
I os lamei tables 
sucesos acaeci- 
dos, y por no ci- 
tar el proyecto- 
d e unifi ación, 
que también se 
puede concep^ 
tuar enterradOw. 



« 



Del natural 



Era el cabo Cardoso — Cuatro Años por mal nombre — 
uno de esos cabos de escuadra íntimamente convencidos 
de que la suprema sabiduría consiste en saber mandar 
tin batallón; y de que un clase al lado de un recluta, 
aunque éste sea conscripto, es lo que el Chimboruzo 
comparado con el Cerro de Montevideo. 

¡Pobre cabo Cardoso! Su cara que la viruela había 
convertido en espumadera, sus ojitos de laucha. Infati- 
gables sabuesos de botones mal asegurados y de man- 
chas de herrumbre en las vainas de la» bayonetas sus 
bigotes ralos, rebeldes contumaces á la acción elevadora 
de los pulgares y los índices de Cuatro Años. y. sobre 
todo, sus manos, aquellas terribles manoplas, apéndice 
desproporcionado de dos brazos que al caminar su due- 
ño adquirían un isócrono movimiento de péndulos gi- 
gantescos eran la eterna pesadilla de todos los cons- 
criptos de la 1.' compañía del 14.° de infantería de 
línea. 

¡Oh!., y qué terror le teníamos todos al cabo Cardoso! 

Cuando él estaba de semana, los cuarteleros andaban 
todo el día como bola sin manija, el cnpitán, en su cuo- 
tidiana visita á la cuadra, no encontraba I n solo solda- 
do cuyo pecho sobresaliera medio centímetro de la 
reglamentaria f rmación en ala, y. cinco minutos des- 
pués del toque de atención precursor de la maldecida 
diana, no había una sola tarima sin levantar ni un botón 
desabrochado. 



mátlca charada, su malicia midió en toda su extensión 
lo desdeñosamente Injurioso del concepto vertido por 
su subordinado. Y así como las consecuencias del pe- 
cado de Adán alcanzaron á toda su descendencia. la 
opinión puramente personal de un conscripto chacotón 
hizo recaer sobre todos sus congéneres el resentimiento 
del cabo Cardo^'0. 

Lo que nadie había podido saber era de donde le venía 
su aporto, ese Cuatro Añox, única incógnita de la ecua- 
ción ilgebraica hecha carneen la, para nosotros, antipá- 
tica per.-onalidtid de mi héroe. 

Aun seguiría aiilaslándolos bajo el yugo de su dicta- 
torinl poder, si un buen día no hubiese aparecido en el 
14." un nuevo Edipo. que no era precisamente griego, 
sino sanjiianino de Jachal, y que á nosotros nos resultó 
un verdadero Mesías, pues lanzando, como lanzó, á los 
vientos de la publicidad la cau>a origen del mote del 
cabo Cardoso hizo sonar en el reloj de la justicia la 
trágica hora de las represalias La severidail y el mal 
genio de C>intri> Años, á partir del momento en que se 
despejó la incógnita, fueron á hacerle conii)añía á Na- 
polfifin. un cuzco cuartelero que se ahogó al pretender 
tragar una tumhu casi tan grande como él. 

Según el sanjuanino de mi cuento — trompa engan- 
chado por cuarta vez en el 14." — el alias-charada databa 
del lejano día en que el cabo Cardoso. que entonces sólo 
era Cardoso á secas, había sido incorporado al batallón 





¿.■'" ^ "" .^ - 




Para conseguir esos sorprendentes resultados de dis- 
ciplina militar en los Marte noveles que la ley número 
tres mil y pico había llt-vado á las filas de la 1 * del 11°, 
el cabo Cuoiro Añvs sa había valido de un curioso mé- 
todo de enseñanza, cuya letra era su cara de pocos ami- 
gos y su bien adquirida fama de enemigo Irreconcil able 
de todo lo que oliera á conscripto. Como argumentos 
abrumadnrex |)ai a los rehacios á entrar por • 1 aro de su 
sistema educacional, tenía las privaciones de salida, los 
plantones de dos horas, y sobre todo, sus manoplas, esas 
espadas de Damocles que la Inoportuna intervención de 
una bolilla negra había suspendido sobre nosotros. 

La razón de su odio á los conscriptos no era un miste- 
rio para nadie: tenía su origen en un sentimiento de 
amor patrio reglonalista que vivía oculto baio la ruda 
corteza del cabo Cuntió Afins, y había visto, por prime- 
ra vez, la escasa luz de la cuadra, el nefasto día en que 
á un conscripto de la clase del 77 se le había ocurrido 
decir, á raíz de un arresto que le impuso mi héroe, que 
los santiagueños eran el ejemplar de la escala zoológica 
que, según los adeptos á la teoría de Darwin. falta entre 
el más filósofo de los gorilas y el más papua de loa 
hombrea. 

Huelga decir que el cabo Cardoso no entendió aquello 
de ej'mi'lor de In escala zoológica, porque la escasa 
substancia gris que la naturaleza había almacenado en 
su cerebro la consumió en aprenderse de memoria los 
preceptos de la Ordenanza y la nomenclatura del mau- 
ser. y en darse cuenta de la técnica de las guardias y de 
las complicaciones de la columna de comitnñía. Pero si su 
entendimiento no llegó hasta descifrar la, para él, enig- 



en calidad de voluntario, de esos voluntarios que las 
comisiones de enganche de aquel entonces traían codo 
con codo del interior. 

— ¿Cómo te llamas vos?— le había preguntado el subte- 
niente González al tomarle la filiación. 

— Cardoso. pues. 
—¿Qué edad tenes? 
-¿....! 

— Te pregunto cuántos años tenes. 

— Ko sé. señor. 

—¿Cómo, no sabes?... Calcula, más ó menos.... 

— Ño sé. señor. 

— Pero, ¡pedazo de bruto!, decí al tanteo.... más ó me- 
nos.... 

Entonces Cardoso, cuyos conocimientos aritméticos 
no ultrapasaban los modestos límites de saber contar 
has'a cuatro, había murmurado, temeroso aún de pecar 
de exagerado: 

— ¡Tendré cuatro años, puesl 

Llegar á nuestros oídos este episodio de la vida y mi- 
lagros del cabo Cardoso y modificarse sn idiosincrasia 
militar fué todo uno. El hombre se apocó, el golpe que 
la revelación de su ignorancia dio á .-u autoridad moral, 
terminó con su rigor disciplinario y más de una vez, 
estando de segundo ciarto encontró dormido al Ima- 
ginaria á quien iba á relevar, sin que el hecho provocase 
en él la más mínima protesta. 

Felipe A. OTERIÑO. 

La Plata. 



rt«*L J9^ m.......^ 



La semana teatral 

«LE MASCHERE» EN EL POLITEAMA 




ACTO l.o .LEGABA DEL CAPITÁN SrAVK.XA ^K. .. ....vo UKN.KAL) 



La discutida obra de Masca^ni, que al estre- 
narse simultáneamente en diíersol teatros de 
Italia, mereció los más diversos juicios, haius^ 
tado entre nosotros. y-^^:», uagus- 

b,-S1P^¿-*'*°'t'^^*;1™°^' P^*'^ sin producir entu- 
siasmo. Eq «Le Maschere. algunas reces sV 
aplaude al autor de .CavalleriaRusUcaíIfpero 
en otros pasajes de la obra se disfraza Un'biín 
que no se le reconoce. «-^a i«h oien, 

h.ofi;*^^ que el propósito de Mascagni ha sido 
hacer una irónica parodia de ciertos procedí 



Sríe^SLTÍf*^^' antiguos; pero puede asegu- 
srÍ7e"vr;rSdVc°c^K^5.7re^íl%/ra 

«Le Maschere» ha sido esmeradamente puesta 

Jíié'n'dT/°'/^ ^-^P"^^* ^^' Po.¡team¿?5?st!n^ 
guiándose en la ejecución de la obra las señoras 
t^r^' y Santarelli, el tenor Ventura, contri 
Boniní^'°^'''°' "^^^ "*^ '^^J^^^' y «^ barítono 




CONCEKTAXTh 

Jfot. noturnaa de Caras y Caretas 



L 2.» ACTO :eX el EXSAVü t,i.,.N r.üAL) 



LA PEZZANA EN EL ODEON 




LA PEZZANA EN «MEDEA» 

Llegada esta ilustre actriz á las orillas del 
Plata, con el objeto de saludar á algunas perso- 
nas de su familia, los amantes del arte escénico 
se regocijaron al saber que la Pezzana, oyendo 
los ruegos que se le dirigían, había resuelto dar 
■<los representaciones en nuestra capital: «Teresa 
Raquin» y «Monsieur Alphonse». 



KN «TKltKSA UAyUIM» 

En obra tan ingrata como la primera, la genial 
artista, que hace más de un cuarto de siglo 
triunfa en cuanto escenario se presenta, logró 
maravillar al público, y á los que lo dudaban 
consiguió, con su inimitable labor, convencer 
del talento teatral de Emilio Zola, el autor del 
drama. 



El asalto Greco-De Marinis 



El día 7 se efectuó en el Odeón la fiesta de es- 
grima en que tomaron parte varios profesores y 
aficionados, pero cuyo mayor aliciente consistía 
«n el anuncia io asalto entre Greco y De Marinis. 

Este número ocupaba Ja segunda parte y en él 
los dos notables esgrimistas probaron, si nece- 



sario era probarlo una vez más, lo bien cimenta- 
do de su fama. El asalto era á espada, y los pro- 
fesores la manejaron con la maestría y elegancia 
en que reconocen contados rivales, siendo aplau- 
didisimo por el no muy numeroso púb ico que 
asistió á la academia de esgrima del Odeón. 




EL PKOSCEXIO DEL ODEON AL EMPEZAR EL A8AL I " (,K1,(0-DE MARINIS 



lot. d Cauas y Caretas. 



O) 

ü 
Id 

£ 




Estado de sitio 



Cerca de la in.uirugrada 

ae detieiKí un bu<'n señor 

ante una puerta cerrada 

y levanta el llamador. 

Toca una vez y otra vez 

y Ires, cinco y hasta diez. 

con tanta tenacidad 

y con tanta pesadez, 

que aquel ruido continuado 

despierta á la vecindad. 

ün vigilante alarmado 

se acerca y le dice airado: 
— Señor mío, 

á tal hora y con tal frío 
¿por qué golpea usté así? 

Y— ;Ay de mi- 
'e contesta el preguntado, 
—Pues por culpa del estado... 
¿No vive un médico aquí? 
— ¡Cómo!— grita el vigilante — 
¿quiere usté burlarse ahora? 
¿Qué estado es el que ha nombrado'; 
— í:1 estado interesante 
en que se halla mi señora. 





Un sabio, en la soledad 

de su rancho, 
colecciona las siguientes 
sentencias de actualidad: 
«Al buen callar llaman Sancho» 
'El mundo es de los prudentes-. 
...y otras frases diferentes 
de innegable utilidad. 

* 
Vn acreedor, con fiereza 
se sitüa ante la pieza 
donde vive su deudor 
y le aguarda decidido 
e.xclamando con furor: 
-No me muevo do mi asiento 
y si piensa que me he ido 
y de huir trata un Instante, 
>i le cobro ó le reviento. 
Al inglés oye anhelante 
el deudor impenitente 
y piensa desesperado: 
—¡Este si que -es un estado 
de sitio completemeute! 




—¿Me amas? 

—¿Pues no te he de amar 
Abrázame 

— Tengo miedo, 
pero... 

—¡Toma! 

—No me aprietes 
Me haces daño... ¿Me prometes 
<iue nos vamos á cnsar? 
—No lo puedo, 
no lo puedo asegurar. 
— Ya ves que mamá repite 
que estoy en estado de 
merecer... 

—Y bueno ¿qié? 
—¿Y tú quieres que -e irrite 
y lo cuente á mi papá 
según ya me ha anienu/.ado? 
—¿Eso te causa teuiorV 

Tonta jbah! 
Anda y dlle á ese señor 
que yo me encuentro en estado 
de altio, lo que es peor. 



—¡Que la mañana y la tarde 
pase en la calle un bombero! 
—¿Qué te extraña, majadero? 
¿No está la cosa «que arde»? 



Paseando por ahí, 
Gedeón ve un pedestal 
sin estatua, y dice así: 
—No está mal. 
Sin duda, recientemente, 
eso lo habrán colocado 
|)ara algún hombre de estado 
de sitio sev^uramente. 




'^VWW^Ih 



Luis G VKCÍA. 






ir~- 



Dib. de Qiménes 



^■' -^^^'S^!K33tW%«n^ 



ERfg 



f3}>. 



SM^K^' 



^M^M 



Una silueta errabunda cruzó, manchando 
al fondo purísimo de la noche azul y, simul- 
táneamente, desde el grupo del gauchaje se 
oyó el grito de ¿Pancho/ que, dominando los 
ecos del bronce y la gritería jadeante de la 
recua, resuena como un ciclópeo latigazo, 
hiriente, viperino, desgarrador, que divide 
las nieblas, y sigue y sigue bramando, basta 
perderse con horripilante chasquido, en el 
ámbito brumoso del llano- 
Paróse la sombra, dio cara al cerro y apa- 
reció entonces la semblanza más pura de 
épico caudillo que haya surgido de la quinta 
esencia de la tierra argentina. Era Ramírez, 
que había oído sunombreen el bramido de los 
labios de la Delfína, y visto, sobre la loma, 
entre el hervor de las sombras enceladas, su 
silueta gentil, con los brazos anhelantes, ten- 
didos hacia él y los pechos desnudos por las 
manotadas. Nubló el entrerriano su ancha 
frente cetrina y en aquel instante, diríase que 
tod» el sol de su tierra montiélica incendiara 
el espíritu de su alma gaucha y que su alma 
gaucha, toda, se concentrara en la lumbre fe- 
briciente de sus ojos negros. 

Quiere rajar la tierra con un juramento que 
se le cuaja en la garganta. No hay palabras 
viles en un pecho donde bulle sangre sobre- 
humana Lanza una mirada á la turba, cual si 
quisiera carbotiizarla con ella, de dos taco- 
neadas entierrahastael eje sus rodajas naza- 
renas en las verijas del chucaro, se añrma so- 
bre sus cruces y ¡sus! va á estrellarse contra 
la muralla que sitia á su Delñna, para caer, 
asesinado, largando las dos primeras lágri- 
mas que quemaran sus ojos, y en un vómito 
de muerte quele llénala boca, como unablas- 
femia de sangre, escupe su vida al milicaje. 
V aquella barbaridad sublime se concibe en 
uti r<:iámpago y se consuma en un rayo y 
acaba en una victima. 

I LAN P, ARENA. 



Palenque de homéricas proeza» y eémente 
rio de bravos fué el campo de lajoroada aque- 
lla. Entre el empuje de las gentes y-de las bes- 
tias que pujan por doquier y vociferan, y se 
revuelven y destrozan, y matan y mueren, 
hay un bruto que atropella las masas, con el 
ímpetu de sus anchos encuentros y ei juego 
avasallador de sus manotadas. Y avanza el, 
bruto por el estrecho atolladero, entrecru- 
zado de chuzas, invulnerable casi, llevando 
sobre los lomos sudorientos, el cuerpo de 
un hombre que se va preparando la cancha 
de muerte, al convertir entre las rúbricas de 
su corvo sable granadero, los valladares de 
hombres en mansos lagunones de sangre 

Graduó el sol en los ardores de sus rayos 
el ardor de la refriega, llegó la tarde, ensan- 
grentando el cielo con brochazos de grana y 
pinceladas de púrpura, acompañando en los 
estertores agónicos de su luz las boqueadas 
convulsas del último caído, y cuando la no- 
che extendió sus mortajas sóbrela porreta- C 
da de cadáveres esparcidaen el campo abier- 
to, el gran criollo aquel, que á hachazos y á 
pechadas y á manotones horas estuvo, entre 
el torbellino horroroso de brutos y bárbaros, 
más bárbaro y más bruto que todos ellos, 
hundía su melenuda cabeza de guarrero en 
los brazos de una muchacha. Era Pancho 
Ramírez. 

Remoto bullicio,— como rumor de yeguas 
relinchantes, que chapalean un barrizal — 
surgió de las entrañas caóticas de las brumas, 
para turbar el embeleso inefable del idilio. 
Miedosa la muchacha, retiró sus labios de 
los labios de su hombre, se acurrucó más en- 
cogida entre sus brazos, y escuchó... 

¡Pero eran aprensiones de niña! ¡Delfina 
estaba loca de puro enamorada! ¿Era justo. 
Dios mío, que, después del día de los heroís- 
mos, turbaran al héroe en ia noche de los 
placeres? 

Y el rumor del cuchicheo pasional y de 
las locas risas y de los besos golosos, apa- 
gó los rumores de la tierra dormida, y Ra- 
mírez, cebado por todos los sentidos en el 
aroma, sn ci sabor, en la hermosura de aque- 
lla fruta silvestre, la apretaba más reoio, la 
atraía junto á sí, ansioso de poseerla toda 
entera, de comería con los rayos de su mi- 
rada, de devorarla con el furor de sus besu- 
queos, y se relamía de gusto y se retorcía y 
se estiraba, hasta que, borracho por tanto de- 
rroche de pasión, se desvanecía lánguida... 
lánguidamente, para quedar desmayado en 
voluptuosísimo deliquio, sobre los senos 
entreabiertos de la preciosa hembra de sus 
amores. 

Los rumores, entretanto, se acercan, se 
agigantan: sombras infusas aparecen en la 
linde déla llanura, el chapaleo se torna en 
marcadísimo zapateo de galope, el relincho 
confuso se convierte en alarido humano. — 
Es un escuadrón que avanza, á rienda suelta, 
sobre la cuchilla, como racha de pampero furibunda, barriendo el haz de la tierra,— hasta caer so 
bre la pareja dormida, separando dos cuerpos y partiendo en dos un alma. 

Ramírez desaparece entre las patas de loa mancarrones, los jadeos y bramidos de la linda moza 
desolada, se confunden coa la algazara bestial del gauchaje en celo, que se apea para correr hacía 
ella... Y un clarín prostituido, atiza, con el más bélico y marcial de los toques, la más zafada de las 
desvergüenzas. 

Dtb.de Castro Rtvera. 




Fallecimiento del teniente coronel José García 



Ha muerto en Baeoos Aires en la 
«emana anterior, el teniente coronel 
^osé Gar ía. q'ie era uno de los jefea 
de día que contaba con mayores siai- 
.patías eicre los dua bandos q le divi- 
den laa hondamente la fauuilia militar. 
Los vie,os lu reamaban como un ofi- 
cial digno f meritorio, y los jóvenes 
le coutabin en sus fílHS como un ele- 
mento atxeciable. Depués q<ie el ge- 
•neral Rccedo dejó «le ac uar en la 
vida nacional, ahá por 1887, el coi' an- 
dante García se fué á Gntre Ríos don- 
de ua ileaempeúado U adminisiración 
del ferro, arrii Primer Eutrrrriano y 
diversas gurgucias de banco «n los 
departamentos, cotiqulstáudose fama 
-■Hirtreclila de honradez y da lutegri- 
•dad. Ingresó al ejército en calidad de 
listín <uido en la Legión Militar, en el 
.año de I8f59 y eu 18''0 «e le acordó su 
gAlón de subtenlen e, poniéndole eu 
ooadleioaes de proseguir con brillo 




EL TENIENTE COEONEL D. JOSÉ GARCÍA 



la carrera de las armas, que abrazd 
con verdadero amor. Tomó pane co- 
mo ofíi'iai subalterno tn aquellas pa- 
nosas guerras de Entre Ríos y en las 
de frouteras uu que se cosechaban 
tao pOisos laureles y se dedicabau tan- 
tas abn'gaeioues y tantos sacrificios. 
Como odcial de liifantería conquista 
buenos títulos y sus asceiKus fueron 
consecueucia de sus méritos. Tenia 
su g aao de lenieate coronel desde 
1883 y cuan lo lo alcanzó se re'iró de 
la vida milita'- activa, para dedicarse 
á trabajos de indo e uiver a. En todos 
ios pu stus públicos que dei-euip«-ñó, 
así civiles como miiiiareí conquistó 
¡•impaiías y tué leal cumplidor de sus 
deoeres, gozand . fama de ín'pgro. 
Sus compaút ros dearmas signidcaron 
ei aprecio que le tenían, haciendo acto 
de prcsencl en el sepelio de sus res- 
ton que fueron depositados en el 
Cementerio del Norte. 



El guardián burlado, por urtubey 













Un concertista de nnandolín 



Las aficiones musicales del público 
bonaeren-e. sostenidas y aumei tadas 
■i mpre por la ape tura de nuevos con- 
servatorios por las series de conci»r os 
que periódica oente se celebran, y por 
la ca'»! no i iierrumpida representación 
de óperas, han incitado á vl^it8rnos y & 
radl -arse en re no>otrosá distli guldos 
profesores y ejecutantes, que forman 
hoy una verdadera colonia ar.istlca en 
nuestra capital 

Al número do los aludidos pertenfce 
«1 notaüle mandoUnista, profesor P ós- 
pero C maglla. bien conocido del públi- 
co de Bu-nos Aires, que na tenido di- 
Tcras ocasiones de aplaudirle en el 
Prlnce George's Hall C ub Católico, 
Círculo de la Prensa, teatro de la Co- 
media, salón Operai Italanl y Club de 
Gimnasia y Eigrima, donde aquél ha 
ejecutado diversas piezas de concierto. 






^ 



4^ 



BR. PRÓSPERO CIMAGLIA 

Notable mandoUnista 



De su dominio absoluto sobre el man- 
dolín, de su elefante ejecución de sn 
extr ordinaria agilidad ce su tnlcnto 
Interpreta ivo. pudinnos convencernos 
hce poco ai «er agrad blcmente sor- 
prendí Ort por la vigita del profesor Cl- 
nagUa á. 'a redacción de Caras y Ca- 
KETAS. donde «"jecuto las signlentes 
coniposlc ones: Esndl. Inspiración (ío- 
níta mode na). Trío original en tres 
tipmpoí Coro V Plegirla CHrictasídúo), 
M>nnety Skating y otras muchas pla- 
zas de su ex «nso repertorio, casi to- 
das eiUs composIcloD's ortginnles su- 
ys. manifestándose de este modo tan 
consumado ejecutante como inspirado 
compositor 

Todos los número» de este programa 
merecieron aplausos si-nio mny eotn- 
siastamenre fellcl'ado por cuantos tu- 
vimos ocasión de admirarle. 



Cuento inglés 

(Imitación de estilo) 



CARTA DE LORD RICHARD MAC-QREQOR VERANDAAR 
A 4>l« WILLIAMS CALLENDRE (NOVELISTA) 

Epson, 7 de Abril. 

My dear Winiams: El objeto de esta ca'-ta es 
el narrarte la desgracia que me ha sucedido 
hace pocos días. En la últinja carrera de Gentle- 
tnen Riders, el caballo que jo montaba tuvo la 
mala ocurrencia de trc pezar y dar una artística 
voltereta, de cuya voltereta me resultó la frac- 
tura de dos costillas, la dislocación de un pie, 
un principio de conmoción cere- 
bral y no sé qué otra pequenez 
Ahora bien, figúrate las que pa 
sa é yo, condenado á ii movi 
lidad Completa durante cuaren 
ta días por lo menos. A ti, mí 
buen amigo, acudo. Tú que eres 
tan hábil nove'ista, cuéntame 
algo gracioso, inventa una his- 
torieta entretenida, que me ayu- 
de á pasar esos fatales días de 
lecho riguroso. A otra cosa ¿Qué 
me cuentas de mi simoáti a y 
adorable primita Ma\? Ya sabes 
que me gusta muchísimo, y te- 
nía pensado hacerle una formal 
decía- ación en la primera opor- 
tunidad que se me presentara, 
pues, modestia á un lado, creo 
que mi elegante persona le ha 
hecho efecto. Habíame de elia 
y cuéntame qué impresión le ha 
causado mi malaventura. 

Recibe los cariños de tu 

Richard. 

Castillo de Berresford (Escocia). 

Desgraciado Richard: Me he enterado de tu 
carta. ¿Qué no haría uno por un amigo enfermo? 
¿Me pides una novela? Es lómenos que puedo 
hacer por ti; pero vamos antes á lo qu- más te 
debe impottar. He visto á tu encantadora pri- 
mita y se ha interesado por ti, guardando eso ><í, 
la discreción que corresponde á una perfecta 
lady inglesa. Dibo comunicarte que le he icsi- 
nuado parte de tu provecto de hacerle una de- 
claración y creo que el terreno está bien prepa- 
rado, porque me ha parecido notar que se ha 
puesto muy contenta. Ya se arreg'ará eso, cuan- 
do vengas, y ahora pasaré á complacerte res- 
pecto déla novela. 

Comenzaré con una ella que llamaremos Mar- 

fot: mujer hermosa si las hay, interesante y que 
usca ío excepcional, lo extraordinario en ma- 
teria de amor. Ejtre la gallarda juventud que 
la rodea hay buenos mozos capaces de dar de 

patadas to- 





bera con una espiritual doncella, sin aburrirla. 
Hete aquí que cuando más bostezos da la niña, 
viene de la India un lico tío de i uestra heroína, 
amigo íntimo del poderoso rajah de Pir jab, el 
cual le ha encomendado uno de bus vastagos 
predilectos— creo que el quincuagésimo tercero, 
hijo primogénito de la esposa número 235— para 
que le untara hasta la médula de nuestra civili- 
zación ejemplar. Nuestro joven c/'^a^o Var^in- 
Said fué á habitar en compañía d 1 tíu al castillo 
de la aburrida Margot, (asi lo requiere )á novela). 
La joven y el hijo del yíjya/r se 
hicieron íntimos amigos y ella 
tomó voluntariamente la tarea 
de iniciarlo en los secretos de 
la vida europea, con el consen- 
timiento del tío, se entiende... 

Observo que se me viene la 
noche encima y tú sabes que la 
luz artificial me incomoda; en 
la próxíoia continuaré la nove- 
la y veremos el mejor desen- 
lace que se me ocurre 
Tuyo que te quiere— Williams. 

Epson, Abril. 
Ante tcdo, querido Williams, 
voy á confesarte que me ha ale- 
grado inmensamente lo que me 
dices de mi primita May. ¿Le 
hüS hablado de mi amoi? ¿Le has 
insinuado parte de mis provec- 
tos? Bien, te portas admirable- 
mente. Voy á hablarte con la 
franqueza que me caracteriza. 
No has estado feliz en la elec- 
ción del asunto para la novelita. 
Es por demás trivial, vulgar, y 
ya me figuro el desenlace que le darás: la joven 
excéntrica se enamora del primo de la India^ 
con su pintoresco traje de sotana, su turbante 
blanco lleno de perlas y diamantes, sus chinelas 
puntiagudas, etc., y se casan, no obstante la opo- 
sición de la familia déla novia. Sin embargo» 
espero de tu fecunda imaginación algo demás 
efecto y que me despierte un positivo interés. 

De mis heridas sigo bien y en breve seré el 
más feliz de los hombres Con saludos para la 
bellísima May, se despide hasta pronto de ti— 
Richard. 

Castillo de Berresford. 

Como ya está establecido entre nosotros, te 
hablaré de tu primita. He conversado largamente 
con ella y... Richard querido, eres el más feliz 
de los mortales, realmente. Me ha dicho en un 
momento de expar sión amistosa que te ama y 
que espera tu pronto restablecimiento con ver- 
dadera ansia. Yo también lo deseo. 

Respecto de mi novela, convengo en que he 
estado poco feliz. El final que pensaba darle es 
poco menos el mismo. Hay una ligera variante. 
El que negó el consentimiento en absoluto, 
basado en que sería un matrimonio morganático 
á todas luces, fué el poderoso rajah dePi»jab, no 
la familia de Margot. 

Telegramas van y otros vienen, e' jo- 
^^ ven cipayo, enamorado como un galli- 

náceo de su país natal, rapta á la ex- 
céntrica Margot y esta es la hora en 
que ambos amantes van camine de la 
India donde probablemente consegui- 
rán el anhelado consentimiento del pa- 
dre de Varsin Said. Y así acaba mi es- 
túpida novelita. 
Recibe los cariños de i\\— Williams. 

Epson— Mayo, 

Tu carta ha tenido la rara virtud de 

acentuar mi mejoría. De aquí tres días 

á más tardar me iré á tu castillo á pa- 

ar os últimos de mi convalecencia y 



al mismo tiempo para .....;< v. v»*-^ 

estarlo más próximo de ■ * -. 

mi encantadora primita. 
Nopuedo ressitir más sin 
oir de sus propios labios 
todo lo que te ha dicho 
á ti. Envíame para ese 
entonces un buen coche á 
la estacón del ferroca 
rril. Abrazos de tu Ri- 
chard. 

DE SIR C4LENDER A LORD 

M*C-QREQOR (URGENTE) 

Acabo de recibir tu 
carta. Te ruegro que no 
vengas El viaje podría 
hacerte mal. lu misma 
prima te lo pide, dice que 
esperes unos días y no 
cometas locuras que po- 
drían resultarte perjudi- 
ciales. 

lasisto en que no ven^ 
gas hasta que te encuen- 
tres complelameute cu- 
t&áo.— Williams. 

TELEGRAMA 

A Sir Williams Calender. 

Partí para tu castillo hoy mismo. SaXviá— Lord 
Mac Gregor 

E día siguiente alas 11 de la mañana, frente al 
portón piincipal del castillo de Berresfjrdse vio 
apear de una berlina á un joven pálido que 
caminaba dificultosamente sostenido por dos 
lacayos. Al llegar al vestíbulo tomó asiento y 
presentóseie un criado que le dijo: 



v-'i" h'Cif'm::.^ 




— Es su honor, Lord 
Richard MacGregor 
Verandaar? 
— So> yo. 

— Mi amo, sir Wil- 
liams Cal'endf r que-aca- 
ba de partir para Lon- 
dres, me hi dejado esta 
carta para que la entre- 
gue en propias manos 
á su honor. 
La caita decía asi: 
Mi mu> querido Ri 
chard: 

Perdóname si te he 
ergañado como á un 
chino: Tomando en cuen- 
ta el precepto fisiológi- 
co de que la alegría del 
espíritu influye favora- 
blemente sobre el esta- 
do del organismo, he in- 
ventado la novela de que 
tu prima te amaba y 
aun más, que te esperaba 
ansiosamente. No hay 
'JZ"""' 1^..». nada de eso. Todo ha si- 
do una vil mentira. 
Lo único que es cierto, evidentemente, es la no- 
velita que encontrabas tan iusu'sa, tiivial y 
poco divertida. Tu hermosa prima May se ha 
fugado en compañía del quincuagésimo tercer 
vastago, hijo primogénito de la esposa número 
235 del poderoso rajah de Pinjab. 

Consuélate y Dios me la depare buena cuan- 
do te encuentre. — Williams. 



Dib. de Fortuny 



Por la copia, 
Otto Miguel CIONE. 



NOCOYA 

El asesinato de dos turcos 



El pueblo de Nogoyá en Entre Río», ha sido conmovi- 
do en estos últimos días por el descubi ¡miento de 
un alevoso aS"8liiato cometido por el vecino del dis- 
trito Algarrobitos, Zenón Telesforo Aleo, en la percona 
de dos pobres turcos mercachifles: Jorge Simón S»ade, 
de 60 años de edad, y su hijo Anellip, ae 15. El diarlo El 

Froyresi) , del 
señf.rR. A. Al- 
varez, que ei 
quien sos ha 
enviado las no- 
tas gráficas que 
publícame)» y 
que le agr&de- 
c- fimos, atribu- 
ye la pesquisa 
■X los comisa- 
rlos rurales Es- 
lebaii Gavillo y 
.Juan B Larral- 
(le quUnes han 
sacadu del mis- 
terio un crimen 
queporlasc n- 
dlclones en que 
pe había realiza- 
do, más qae por 
la habilidad del 
asesino, estaba 
destín adoá 
quedar sin cas- 
tigo. Los men- 
ción, dos tur- 
cos recorrían 
como merca- 
chifles los de- 
partamento de 
Vlctoi^la y No- 
goyá, marchan- 
do de rancho 
en ranc;ho con 
sus mercancías 
cargadas en un mal caballejo, al cnal ellos llevaban del 
cabestro, como es eos timbre entre los comerciantes de 
su clase. Estos Infatigables trabajadores, cuyos jornales 
exiguos les permiten, no obstante, debido á ou economía 
y sobriedad formar en breve tiempo capital suficiente 
para establecerse en los pueblos con sus coracterístlcas 

Fot. He Alvar ee para Caras t Caketas. 




ZENÓN TELESFORO AI, EN, ASESINO DE 
LOS TURCOS JORGE SIMÓN SAADE Y 
SU HIJO ANELLIP. 



tienda* de baratijas. Pon mirados siempre entre el pueblo 
de las campiñas como hombres de dinero, y á causa de 
esto la rapacidad gaucha los hace víctimas frecuente» 
del cuchillo ó de las boleadoras. Los asesinatos de 
mercachifles ro son nunca una novedad en las cam- 
pañas, y cal no pasa mes en que la prensa lio registre 
noticias de al- 
gunos más ó ■ 
menos alevo- 
sos, pero todos 
con el mipmo 
móvil: el robo 
Les turcos lle- 
garon hace 
cuatro me!-e« al 
rancho de Alín 
que se hnllab.a 
en compañía de 
su cuñado Ale 
jandro Vilches. 
de 20 años de 
edad, a c tu al 
conscripto en 
el Chubtit, y 
como fuera far- 
de se quedaron 
k pernoctar en 
él. Los dueños 
de casa les ase- 
sinaron ef a no- 
che y luego ar- 
rojaron hus ca 
diveres en un 
pozo que cega- 
ron con tierra. ^, 
Nadie ce aper 
clblódel hecho 
y ya el a esl- 
nato podía con- 
sidera' se hlsto- 
r 1 a antigua , 
cuando de re 
pente aparecieron unas ropas uoadas en la costa de un 
arroyo. La curiosidad Je los vecinos se estimuló, y lle- 
vado el hecho á conoclmlen o de la policía, *sta t ouiea- 
zó sus Indagaciones. Se comprobó que el ol Imo rancha 
donde se le había visto llfgar era el de A én, y éste, que 
no pudo negar el hecho, no tardó en confesar su delito» 




SEÑORES ESTEBAN GAVINO Y JUAN B. 
LAhRALDE, COMISARIOS DE PESQUI- 
SAS DESCUKRIDORES DEL CRIMEN. 



El protector de animales, por fhipp© 





ACTUALIDAD URUGUAYA 

Honras fúnebres al pintor Blanes 



Los restos del pintor don Juan 
Manuel Blanes, reposan ya en la 
tierra donde el artista nació, don- 
de la inspiración vino á visitarle, y 
donde halló los mejores temas para 
sus cuadros sintiendo los asuntos 
y convirtiéndose por este hecho en 
pintor verdaderamente nacional 

Trasladado el cadáver desde Ita- 
lia, donde había ocurrido el fallecí 
miento deBlanes, quedóconvertida 
la casa del extinto en capilla ar- 
diente. Negros crespones cubrían la 
Euertadela habitación que se ha 
ía destinado á este objeto, y en el 
interior de la cámara, severamente 
adornado, veíacse numerosas coro- 
nas, tributo que rendían al artista 
sus muchos admiradores y amigos 

Una nutrida concurrencia formó 
parte del cortejo fúnebre. Partió 
éste de la casa mortuoria, siguien 
do por la calle de Médanos hasta la 
de 18 de Julio, y luego por la de Ya- 
guarón. Los restos debían recibir 
sepultura en el Cementerio central. 

Los cordones del féretro eran lle- 
vados por los señores doctor Juan 
C. Blanco, Pablo de María, Domingo Laporte, 
Isidoro de María, José. Arechavaleta Juan P. 





COLUCANDU KL FEllETIlO EN LA CAUROZA 



LA CAPILLA ABDIEKXB 

América de origen español. En efecto, de excep- 
cional podía calificarse la aparición de un artis- 
ta como el fallecido en una época 
tan poco propicia al desarrollo del 
arte pictórico: Y más excepcional 
,aun era— según se hizo notar— que 
Blanes no se hubiese limitado á imi- 
tar lo que de Europa venía impuesto 
por la moda, sino que se preocupara 
de crear arte propio, de trasladar á 
la tela el ambiente de su país, y de 
que se reflejase en los tipos que en 
sus cuadros figuraban, algo del alma 
americana. 

En el momf nto de darse sepultura 
á los restos del distinguido pintor, 
pronunció también algunas sentidas 
palabras el señor Eustaquio Reyes, 
condiscípulo y amigo de Blanes. 

El entierro del pintor uruguayo- 
ai que concurrió buen número de 
personas,— aun sin llegar á adquirir 
las proporciones que se esperaban, 
por tratarse de quien con justicia 
debía ser considerado como una glo- 
lia nacional, revela claramente que 
en nuestras jónenes naciones no sólo 
se rinde culto á lasefímeras persona- 
lidades de la política, sino á las que honraron la 
patria con sus esfuerzos en pro del arte. 



Delgado, y doctores González y Fein, miembros 
del Superior Tribunal de Justicia. 

Varias coronas de flores naturales 
eran conducidas por los artistas 
Queirolo, Di Lorenzo, Sábat, Bardan, 
Sote, Puig, Curci, Correa, Massini, 
Repeto, Menian y Somavila, quienes 
seguían detrás del carro fúnebre. 

El presidente Cuestas saludó des- 
de sus balcones el paso del ataúd. 

Y cuando el cortejo fúnebre se 
detuvo ante las puertas del cemen- 
terio, pronunciaron discursos los se 
ñores Benjamín Fernández, Carac- 
ciolo Arata y Luis Melián Lafinur, 
leyendo el discurso del doctor Sal 
terain el señor Félix Pellieri. 

En los párrafos de estos discursos 
se trazó el retrato de Blanes, ponien- 
do de relieve la trascendencia de 
su labor pictórica, eminentemente 
nacional, según la hemos calificado 
antes. AI trazar la silueta del artista, 
hicieron notar los oradores, que se 
trataba de una excepción, no sólo en 
la República Oriental, sino en toda la los discubbob en la puesta del cementebio centbal 






LA VENTANA VISTA POR EL NORTE 



LA VENTANA VISTA POR EL SUR 



LA ARGENTINA PINTORESCA 

Una excursión á la Sierra de la Ventana 

Son en extremo <■ - ™^ - "■ ^ - 
pintorescas y cu- 
riosas estas sie- 
rras aisladas que 
se alzan sobre la 
vasta llanura por- 
teña y que son las 
únicas notas que 
quiebran la mo- 
notonía de la 
pampa inmensa. 
No pertenecen á 
sistema orográ- 
fico alguno y se 
hallan disemina- 
das sin orden, 
unas en un lado 
otras en otro. 
Aquí se ven las 
sierras de Balear- 
ce ó de Juárez, 
allá las de Curru- 
malán, Olavarría 
óTapalqué, en es- 
te lado la del Tan- 
dil, en el otro la 
de La Ventana, 
que es la más cu- 
riosa de todas y 
de la cual presen- 
tamos algunas fo 
tografías tomadas 
por los alumnos 
de la Facultad de 
Ciencias de La 
Plata, que las vi- 
sitaron últimamente y son los primeros que han fijado en el negativo sus extraños perfiles. Es una 
sierra abrupta que tendrá quizás unos cuatrocientos metrc s de altura y que en el punto más elevado, 
muestra un agujero que visto á la distancia tiene la forma de una verdadera ventana, de donde 
se ha originado el nombre con que se la distingue. En el interior encierra vallecitos preciosos, que 
están todos poblados, pues contiene excelentes pastos y los grandes estancieros de los alrededores 
los aprecian como lugar de refugio para sus ganados. Las sierras déla pampa fueron hasta hace 
poco albergue de los gauchos matreros, y la policía ha tenido gran trabajo para convertirlas en lo 

que son hoy: cen- 
tros importantes 
de riqueza pastoril 
Los indios de la 
pampa tienen una 
tradición respecto 
á estas sierras, que 
no deja de ser in- 
teresante. Dicen 
que cuando aun el 
mar no sehabíare- 
tírado tanto como 
ahora de la Cordi- 
llera de los Andes, 
el cóndor domina- 
ba en su ribera y 
venía á ella á re- 
crearse en las ti- 
bias tardes del ve- 
rano, pero que ua 
día el océano se 
retiró inopinada- 
mente y el cóndor 
ya no pudo alcan- 
zar hasta él, razón 
por la cual comen 
zó á desgajar algu- 
n o s cerros arro- 
jándolos con rabia 
Pero las piedras 
no alcanzaron á 
su destino y ahí 
quedaron sobre 
la pampa, disemi- 
nadas, probando 
cual era la fuerza 
del gigante alado. 




AL Vm DS LA SISRKA 



LOS EXCURSIONISTAS EN LA CUMBRK DE LA 
VENTANA 



Los indios te- 
nían en estas 
sierras, como en 
el Tandil , por 
ejemplo, criade- 
ros de vacas y de 
cabal 1 os, sien- 
do aquéllas el 
más seguro de 
sus escondrijos. 
Hasta hace po- 
cos años aun no 
eran conocidas 
sino exterior- 
mente, peropoco 
á poco las han 
ido estudiando 
nuestros geólo- 
gos y naturalis- 
tas y hoy están 
de manifiesto 
las riquezas que 
poseen. El gra- 
nito que forma 

su masa, ha sido sacado en cantidades enormes, 
y la mayor parte del que forma el pavimento de 
Buenos Aires, ha sido extraído de ellas. En las 
de Olavarría, que son tan altas como la que 
nos ocupa, se ha establecido la penitenciaría 
principal, y grandes canteras de piedras y de 
arena están hoy en explotación. 

Veinte años atrás, estas sierras, con excep- 
ción de las menos abruptas y más cercanas, 
eran consideradas más como una desgracia 
que como un beneficio, pero hoy el criterio ha 
cambiado en absoluto. El carácter de sus 
moradores se ha modificado y la población 




LA VBKTANA VISTA i LOS 800 METROS DE ALTÜEA 



que encierra no 
es aquella nó 
made que vivía 
constantemente 
en guardia con- 
tra todo ser vi- 
viente que se 
acercaba á ellas, 
sino gente que 
ya no baja al lla- 
no á armar ca- 
morra ó á asal- 
tar las poblacio- 
nes pacíficas, 
sino á buscar tra- 
bajo ó á adquirir 
aquello que le es 
necesario para 
la vida. De estas 
sierras las más 
"uriosas por la 
fisonomía que 
presentan son 
esta de La Ven- 
tana y la del Tandil, que tiene' la célebre Pie- 
dra Movediza,— una verdadera maravilla de la 
naturaleza.— Refugio del indio y después del 
gaucho matrero, se' hizo alrededor de estas 
sierras más de una leyenda terrorífica que alejó 
de sus preciosos valles á ganaderos y agricul- 
tores, quienes, no obstante, hablaban con envidia 
de la fertilidad de sus tierras y de la riqueza de 
sus pasturas en que vagaban por centenares las 
potradas alzadas. Los mismos gauchos que des- 
pués de un alejamiento prolongacTo se arregla 
ban con la autoridad y volvían al pago hablaban 
de las sierras como de una región encantada. 




LA ESTANCIA DEL SR. MANUEL LAINEZ EN SIERRA DE LA VENTANA, DONDE SE ALOJARON LOS ESTUDIANTES 

EXCURSIONISTAS 



SALTA 



El nuevo Gobernador 



Acaba de ser elegido gobernador de Salta el 
señor Ángel Zerda, uno de los hombres más 
conocidos en el alto comercio de 
aquella lejana provincia. El señor 
Zerda no es uno de esos políticos 
de oficio, que toman el gobierno 
como un premio conquistado en 
esa brega constante de los atrios 
y de los clubs, sino un hombre de 
trabajo para quien las nuevas ta- 
reas á que se verá forzado á en- 
tregarse, serán más bien que una 
canongía, un seguro sacrificio. 
Hijo de la meritoria provincia y 
vinculado á ella estrechamente 

fior su familia y por su cuantiosa 
ortuna, se espera que sa acción 
será verdaderamente eficiente. 

Pocos sáltenos conocerán me- 
jor que él la provincia de su na- 
cimiento y habrán sentido de más 
cerca sus necesidades, y ninguno 




le superará en cuanto á capacidad para aquila- 
tar las fuerzas de ella como factor industrial. 
Vinculado al comercio salteño 
~^-^ durante sus cuarenta-y cinco años 

^ de vida, sabe positivamente cuá- 

les son las aspiraciones del pue- 
blo que está llamado á adminis- 
trar, y su elección será mirada 
con benevolencia por todos los 
partidos, pues él pertenece á to- 
dos y no pertenece en realidad á 
ninguno. No hace su aparición 
por primera vez el señor Zerda 
en la vida pública, pues tiene lar- 
ga y meritoria foja de servicios 
en la administración, de la cnal 
ha formado parte diversas veces, 
ocupando diputaciones y minis- 
terios, ó siendo consejero privado 
de más de uno de sus gobernan- 
tes. 



SEÑOR ÁNGEL ZERDA 




Han pasado en la semana 
una infinidad de cosas 
muy tristes ó muy graciosas, 
pero que quitan la gana 
de contarlas á cualquiera. 

Bueno fuera 
hacer una relación 
de todo lo que ha pasado, 
sea trágico ó risible, 
pero resulta imposible, 
en la presente ocasión 
por una razón de estado, 
— de sitio, lio que es razón! 

* 
<Iris>, q^e había sido calificada de ópera inmoral, 
ha resultado un éxito puesta en escena en nuestro pri- 
mer coliseo, aprovechando una función fuera de abono,' 
á la que asistieron muchos abonados. 
El hecho del éxito de ahora no prueba nada. 
Porque hay que tener en cuenta qué «Iris» no se repre- 
sentaba desde el año pa^%do., 

Y el concepto de la moral cambia mucho de un siglo 
& otro. 

* 
Se puede hablar, ciertamente, 
de qne Berduc renunció, 
y asegurar qne así obró 
el hombre correctamente. 
Sí, señor, jperfectamentel 
pero se debe contar 
con un estilo impecable 
todo lo hasta aquí ocurrido, 
y todo lo que es probable 
que podamos presenciar. 
De ese modo referido 
ya no hay temor de pecar, 
ni de mostrarse imprudente, 
porque empleando ese modo 
queda otra vez demostrado 
«que en las cuestiones de estado 
(de sitio, como el presente) 
la buena forma es el todo.» 

De una revista literaria: 

«y 8u boca purpurina 

con voz dulce y Argentina 

me preguntó: ¿Tienes oro?» 
jNo puede ser! 

SI la voz era argentina, por muy dulce que fuese, pre- 
guntaría: 
—«¿Tienes papel moneda? 



A la comida de la otra noche 
fué don Bartolo, quien largo tiempo 
en una amable plática estuvo 
con los qne forman hoy el gobierno, 
y habló con Roca; pero lo raro, 
lo que sorprende de todo esto, 
es que se fuera sin despedirse 
con el abrazo del desacuerdo. 

* 
—¿Cuál es la caída que produce más ruido? 
—La de las aguas en el Salto del Iguazú. 
—¿Y la caída que produce menos ruido? 
—La del señor Berduc. 

* 
Bullrlch se excusó de asistir al banquete de la casa ro 
saday aunque se saben los motivos, hay quien cree que 
su inasistencia fué debida quizás 

á que el hombre no quisiese 
de hacendista soltar prenda 
y huyera del acto ese 
temiendo se le ofreciese 
el ministerio de hacienda. 

* 

En el programa de las fiestas celebradas en la esencia 
elemental número 3, conmemorando el 9 de Julio, figura 
el siguiente número: «Dialoguito de ocasión». 

El que suponemos sería sostenido por los doctores Pe- 
Uegrlni y Terry. 

Porque ¡más dialoguito y más de ocasión qne el de 
éstos!... 

Hemos recibido: 

«Ruperto de Hentza», (segunda parte de «El Prisio 
ñero de Zenuda»).— novela escrita en inglés por Antonio 
Hope, traducida al español por «La Nación» y elegante 
mente editada por la librería de Amoldo Moen. 

—«Cataluña», «Aragón», «Valencia», «Baleares», Intere- 
sante revista que dirige el señor R. Monner Sans. 

—«Atlas meteorológico de la República Argentina. Pri- 
mera parte: Provincia de Buenos Aires», por Enrique A. 
S. Delachaux. 

— «La cuna vacía», poemita por Francisco Jáuregui. 

— «El Brasil y la Argentina», obra publicada poi- la 
Intendencia, y cuyas amenazadoras proporciones no 
logran impedir que se piense, una vez hojeada, que es 
más Importante el continente que el contenido. 

A los coleccionistas de CARAS y CARETAS 

Con el presente número pondremos á disposición de 
quienes lo soliciten el índice correspondiente al segundo 
trimestre de este año. 

Los precios para las tapas y encuademación del tomo, 
serán los mismos que se fijaron para el anterior. 




Cyrano.— Buenos Aires.- Maestra us- 
ted ser tan candido como los qne 
creían en la nntficación. 

P. P.— Buenos Aires. 
A un soneto hace siglos se exigía, 
lo mismo que hoy en día, 
catorce versos para estar completo 
y ¡mire qué rareza! su poesía, 
catorce versos tiene ¡y no es soneto! 

El otro— Buenos Aires— ¿Cuántos ar- 
tículos piensa usted hacer hasta con 
vencerse de su inutilidad? 

J. C. del P.— Buenos Aires- 
Es su modo de decir 
vigoroso y elegante, 
pero nsted puede escribir 
algo más interesante. 

Capitán Spaventa — Bueno» Aires — 
Acompañará al panteón del olvido 
al célebre proyecto de marras. 



A. D. R.— Buenos Alres-Se ha equi- 
vocado usted en la dedicatoria que 
dice: «Para Caras y Caretas» porque 
debía decir: «Para el canasto». 
U. B. H. -Buenos Aires.— 

Hay en la estrofa octava, 

se nos figura, 
nn verso Inacabable 
por su largura. 
Modernísimo.- Buenos Aires— ¿Y cómo 
pudo usted dudar de qne no se lo pu- 
blicaríamos? 

Slmpllclslmus. — Buenos Airea. — Slm- 
pliclsimus. 
0. 0. L.— Diamante.- No. 
P. B.— Zarate.- 

NI en broma puede pasar, 
porque es demasiada brema 
lo de ponerse á Insultar 
á los santos y al idioma. 



J. R. M.— Rosarlo.- Nos pone usted 
en un grave conflicto, porque no sa- 
bemos si tacharle de zonzo, de tilingo 
ó de ambas cosas á la vez. 
Periquito.— San Nicolás.- 
Ese drama singular 
que ha querido usted escribir 
debería hacer llorar, 
pero sólo hace reír. 
R. J.— La Plata.— Las «Historias vul- 
gares» no requieren estar escritas con 
vulgaridades. 
Ranglán.- Venado Tuerto.— 
¿De Venado Tuerto? ¡Hombre! 
Se comprende ahora ese nombre. 
Porque sin duda algún día 
áisparó una poesía 
' Igual á esa que ha mandado 
y ¡dejó tuerto al venado! 



The New Oentury 

664^ GUYO^ 664 



— ^— 



Buenos Aires 



FAROIi EIüÉCTRICO 

(A PILA SECA) 

^— PARA BICICLETA —- 







í 


'■', "¡;]„,iw""' - 


9 


iJÍK'''-,:;¡i",'ii,f,.:- - 




¡iJ ;l«lll»' •■ "'■' 


i¿ 


"'7::í:í(IÍIIHB:. ■ 


* 


"iiiii!":':: ■ 


¿r 


"""'-"- 


■•«I 




»'•• - 





Farol Nikelado, Muy Elegante, Cómodo, No Peligroso 

Pesos 15.00 

Pilas de repuesto $ 0.80 

VELAS ELÉCTBICAS. Tenemos 12 modelos distintos, desde $ 12 á $ 30 %. Pilas y 
bombitas de repuesto. 

CINEMATÓGRAFOS para teatros y para particulares. Cintas para Ídem. 

FONOGKAFOS y GRAFÓFONOS. Tenemos de todos los mo- 
delos que hasta hoy se han fabricado. 

BOCINAS DE MADERA. Estas bocinas sustituyen con ventaja 
á las de metal. Son má» livianas y hacen más na- 
tural la voz. 

CILINDROS de la Galvani y del tenor Rezares. 
Cilindros ópera italiana, franceses, ingleses, ameri- 
canos, cantos criollos, bandas, zarzuelas, canzonetas 
napolitanas, cuentos andaluces y del maestro Do- 
mínguez. 

MEMBRANAS BETTINI (legitimas). Cilindros 
con acompañamiento de orquesta. 




6RA.TIS CATALOGO II^USTRADO 



ACTUALIDAD INGLESA 

1 vi^'e del duque de Cornwall - La cámm de comercio neoyorkina en Londres 

El duaue de Cnrn ~ ñir- ii ir - ■■ ■ ■■■ .^ _^ " . u-iuo 



El duque de Corn 

wall y York, heredero 

del trano de la Gran 

Bretaña, tiene en e 

rostro una expresión 

grave que engaña y 

ha hecho que muchos 

le juzguen como un 

futuro déspota que ha 

rá lamentar, cuando 

llegue á ceñirse la co- 
rona, la desaparición 

del amable, del cam- 

pechaoo príncipe de 

Gales, hoy Eduardo 

yll, á quien el pueblo 

de Londres saludaba 

cada vez que aparecía 

en un teatro, cuando 
todavía no era rey, 
con la entusiasta can 
Clon Fot- he is ajolly 
goodfellow/.. Pero los 
que, guiándose única 
mente por las aparien- 
cias, han j izgado así 
al duque de Cornwall, 
se engañan, pues cuan 
tas personas le han 
tratado de cerca dicen 
que es de carácter sua- 
ve y amable y que f n 
todo momento, hasta 
en los actos de etique- 
ta, parece que quisiera 
despojarse de su ele 
vado rango y hacerse 
simpático solamente 
por sus prendas per- 
de" gu%*rra'^d''o°ní.°'r^°"P*Í'°^"*^ ^° '"^ °aves 
como anl nfc^ ''i® ha pasado años de su vida, 

delirad fto?' ''^,'Jejado excelentes recuerdos 

dfó siJmnr/i ''°*'' "*°*° ^^ to'ía altivez, que 

Hoy So i n!Ít ^*:?*1*1*' '°^ «t'-os oficiales 
noy mismo, á pesar de haber pasado ya la edad 




EL DUQUE UK COliSWALl. .■,. 
AGUA, 1 BOEDO DEL «OPHIIl 



de las locuras, á pe- 
sar del respeto de que 
se debe rodear por su 
posición de heredero 
inmediato del trono, 
acaba de dar nuevas 
prutbas de su espíritu 
travieso, de su buen 
humor y de sus ten- 
dencias democráticas, 
en el viaje que ha he- 
cho á Australia en el 
vapor Ophir. En todo 
el trayecto ha tomado 
parte en las diversio- 
nes y juegos de los 
oficiales del buque, 
llegando al extremo 
de someterse á una 
prueba que, si no hu- 
biera quedadoinscrip- 
ta en la placa fotográ- 
fica que ha servido 
para este grabado, 
podría ser puesta en 
duda cua^quie^ día. El 
joven que está cabeza 
abajo en actitud que 
hace creer que ha per- 
dido el equilibrio y va 
á caer en el mar, es el 
duque de Cornwall en 
persona, quien quiso 
ser délos primeros en 
participar de la tprue- 
ba de Neptuno», j uego! 
á que se entregan los 
marinos cuando pasan 
j , , 1* línea ecuatorial. 

•T^^T*^ j**"* ^ comercio de Nueva York en- 
vió á Londres una delegación, compuesta de 
miembros suyos, y en la City se ha htcho á los 
delegados un magnífico recibimiento. No sólo 
los comerciantes en su carácter privado, y la 
camarade comercio como corporación, se apre- 
suraron á darles una cordial bienvenida en la 



.MKllENDÜSE ALA PKUEBA DEL 
EN LA «FIESTA DE NEPTÜNO» 




BL LOBB MAVOB EECIBIENDO 1 LA COMISIÓN DE LA CÍMAEA DE COMÉBCIO DE NUEVA TOKK 




BICICLETAS 
GRESCENT 



Son las 
mejores. 




I 




de planchar 
„ lavar 
„ pelar 



Escopetas 

Ftemington 




Nuestras 
máquinas de 
coser son 
las que dan 
el mejor 
resultado. 




SURTIDO MAS COMPLETO 



MO, Calle PERÚ 





J fy ■ BUEIS AIRES 



ACTUALIDAD INGLESA 



La peste bubónica en Capetown —Desastre en una mina 




LA PESTE BUBÓNICA EN CAPETOWN.-TRANSPOKTE DE ENFERÜIOS 



estación, del ferrocarril y agasajarles después 
con diversas demostraciones: también el Lord 
Mayor, en nombre de la ciudad, dio en la Man- 
sión House una gran recepción en su honor, y 
los obsequió connn banquete al cual asistieron 
miembros del gobierno y muchos otros persona- 
jes notables. • 

—La peste bubónica ha declinado últimamente 
en la colonia del Cabo, pero no ha desaparecido 
totalmente de Capetown, ni de Port Elizabeth, 
ciudades ambas en que se ha arraigado profun- 
damente en los barrios habitados por indíeenas, 
por culpa de éstos, sin duda, como sucede en la 
India y en todas partes donde las autoridades 
sanitarias encuentran en la ignorancia de la po- 
blación un obstáculo casi insuperable al preten- 



der poner en práctica las necesarias medidas 
profilácticas. 

—A fines de mayó hubo en una min^ de car- 
bón, en Gales, nna. e:^plosión de gas ^risü que 
produjo el derrumbamiento de dos galerías y la 
muerte d- 82 mineros que se encontraban dentro 
de ellas en el momento del desastre. 

El accidente dejó sin sostén á más de SPO per- 
sonas, entre mujeres y niños, porque la mayor 
parte de los mineros muertos eran cásAdos. El' 
rey Eduardo y las autoridades provinciales en- 
viaron inmediatamente socorros para esos des- 
validos, y estas mismas autoridades costearon 
los gastos de las funerales de las víctimas. El 
trabajo quedó interrumpido en la mina du;rante 
más de tres semanas. 




GALES.-DESASTRE EN UNA MINA, EN LA QUE' PERECIERON MÁS DE So'pEBSONAS 






LEAN LOS QUE SON NERVIOSOS! 




Pueden ustedes ser curados, 
Aquí va la prueba 



Doctor T. A. SANDEN, 



Junio 4 de 1901. 



Apreciado señor : 
Certifico que el' día 8 d« Enero de 1901 he comprado 
una raja Eléctrica, recomendada por usted para com- 
batir una gran debilidad nerviosa, acompañada de ma- 
las digestiones y muchos otros males. 

Tengo el agrado de decirle que he logrado curarme 

por completo, pues hoy estoy tan fuerte como si. no 

hubiese nunca sufrido nada. Hago también presente que 

I» Qsé solamente tres meses y desde principios de Mayo hasta hoy esperé para v^r si volvía ¿ recaer, pero con gran 

icontento mió esto no sucede. ' ' 

Autorizo á usted para qué pabUq^ue estos renglones en bien de los que sufren tan terrible mal. Su agradecido y 

buen amigo. . ., ,i > o > ■■ 

, , .;. , Firmado: César Baulina. 

Hojalatería y Bazar del Centro, de Baulina Hnas., Chacaboco 271. 



Sólo los que han padecido de extrema debilidad nerviosa saben lo terrible que es esta enfermedad. Los que 
empiezan á sentirse mal, deben tener presente la rapidez de su avance. Va minando la vida. Hay que curarse con 
tiempo. La electricidad fortalece los nervios y hace grata la vida, porque toda dtbilldad desaparece. La Faja 
Eléctrica del doctor Manden, da fuerza á los débiles. 

Pasen á ver este maravilloso aparato, pueden probarlo sin costo alguno y ver los testimonios de los que he 
curado después del fracaso de las medicinas. Si no puede pasar mande por mis folletos iiuatradoB que explican 
mi tratamiento. Folletos y consultas GRATIS. 

Doctor T. A. S(A]¥]>£]]¥ 



CALLE ARTES 105 



:^^3e>-' 



BUENOS AIRES 



Horas de oonsolta: de O a. m. 4 6 p. m.— Domingos: 10 a. m. á 12 m. 




JBlIm PÚBLICO! 

WAviso que la úaiea verdadera Pomada del 
Salvador es la que vende la casa introductora 
situada Uruguay, 194 (antes Artes 927), siendo 
la dueña conocida personalmente de su clien- 
tela. Los depósitos son los siguientes: cArtes 
984 (Mercería); casa Charpeil y Poireau, ArtQs 
517 (perfumería y vestidos de niñas); Valadier, 
Artes, 760 (corsetería); Armingol, Esmeralda 
669 (peluquería); Droguería Alemana, Piedras 
156; Farmacia Gentil, 5 Esquinas; Droguería 
del Pueblo, Rivadavia 735; Farmacia Magnas- 
co, Esmeralda y Cangallo: Farmacia Marillier, 
Esmeralda, 597; Farmacia del Gallo, Rivadavia 
1999; Droguería Central, Cuyo 645; Droguería 
de la Estrella, Defensa y Alsina; Droguería 
Rolón, Ducombs, y Cía., Bolívar 197. 

El Jabón BiUSO, cuyos efectos conoce mi 
clientela y que hace 9 años viene siendo, junto 
con la Pomada del Salvador, lo más en boga 
para embellecer el cutis y curar todas las en- 
fermedades de la piel. 

¡ü CUIDADO CON EL ENGAJÍO !!! 

Precios: Pomada del Salvador, $ 3.50; 
Jabón Ruso, $ 5; Polvos para la cara, $ 3; 
Lacre Ruso, remedio eficaz contra los callos, 
$ 1; y Handpasta para blanquear las manos, $ 4. 

Casa introductora, Uruguay 194; venta 
por mayor y menor. 



6 TESOROS 



La Esencia Salvadora del Dr. A. S. Fis- 
mar, está probado que prepara el estómago 
para el ejercicio de su completo funcionamien- 
to y hace imposible el mareo á, las personas 
Jue tienen que viajar embarcadas. £1 Oleo 
leáicinal del Dr. A. S. Fismar, cura la sor- 
dera y es muy eficaz en las enfermedades de 
los oídos. El Especifico de los Fumadores 
del Dr. A. S. Fumar, hace tener repugnan- 
cia al cigarro, hasta el punto de no poder tole- 
rar el olor del tabaco y al mismo tiempo for- 
talece el organismo, manteniendo todo el sis- 
tema en un estado completo de actividad y 
salud. La Freparación Antialcohólica del 
Dr. A. S. Fismar, cura la embriaguez, hace 
aborrecer la bebida, calma la excitación de los 
nervios y entona enseguida el organismo, por 
mucho que haya decaído de su tono natural, 
debido á los efectos perniciosos de las bebidas 
alcohólicas. Los Polvos Milagrosos del Dr. 
A. S. Fismar, curan las úlceras, fístulas y 
heridas echadas á perder por profundas, rebel- 
des, antiguas y de mal carácter que sean. El 
Bálsamo Curativo del Dr. A. S. Fismar 
calma, en la primer fricción, los dolores del 
parto y cura toda clase de desarreglos en las 
Señoras y Señoritas que sufren dolorosos des- 
órdenes en los periodos menstrales. En ven- 
ta en las principales droguerías y especial- 
mente en el consultorio de su inventor Canga- 
llo 1537, Buenos Aires. En Montevideo: se 
vende en las droguerías 18 de Julio 216 y 
Cerrito 271. 



ACTUALIDAD BOER 



La muerte del expresidente Pretorius.-Boda de boers.-Kitchener y Botha' 




EL EXPBBdlDENTE FRETOBIUS 



El general Pretorias —que falleció 
el m#8 pasado en Jobannesburg,— fué 
presidente del Transvaal en la época 
en qne todavía no se habían descubier- 
to en el suelo de ese país las riquezas 
que ° ban motivado la guerra. Había 
llegado á una edad avanzada. 

- El mes pasado se ha celebrado en 
Bruselas un casamiento sen aclonal, el 
del c «ronel Halíano señor Ricchiardi 
con la señorita Guttman, sobrina del 
general boer Jouberc y hermana de 
Mme. Eloff, la esposa del nieto del pre- 
sidente Krüger. La historia de esta 
boda es lOd.i una novela;' ' 

El corouel Ricchiardi, que tiene hoy 
84 años, fué enviado en 1899 al Trans- 
vaal por un diario Italiano á fin de se- 
guir las operaciones de la gu&rra. Ape- 
nas llegado ^e alisió en las filas boers 
siendo nombrad^ jefe ue la legión ex 
traníera, ó cómo allí se dice, veldcor- 
net del «Uitlanders Korp» El 15 de 
diciembre del mismo año cayó herido 

presencia, que de seguro hubiera dado lugar & violen- 
tas manifesiaclones en favor del Transvaal. 

—La foografía que Lord Kitchener hizo tomar en 
Midrielburg, cuando tuvo allí su entrevista con el gene- 
ral Luis Botha, del grupo que él y el generalísimo 
boer formaban con sus respectivos ayudsntes, nos hace 
ver que. á petar de todo lo que se ha dicho para Inclinar 
los ánimos en favor de una pronta celebración de la 
.paz por falta de recurso;i de los boers, éstos se en- 
cuentran todavía en condiciones de tratar con los ingle- 
ses en un pie de igualdad completa. Efectivamente, 
tanto el general Boiha como sus acompañantes tienen 
cara de no ^asar privaciones, están bien vestidos pro • 
vistos de buenas armas, y los corresponsales Ingleses 
dicen que llegaron montados en magníficos caballos. 

Lord Kitchener, después de la conferencia, Invitó al 
generalísimo Botha y á sus acompañantes á un lunch 
que se sirvió en su propia tienda. 

Sabido es que esa conferencia de los dos generales no 

dló resultado alguno, porque Botha se negó á aceptar 

las proposiciones de Kitchener, que tenían por base el 

Miss MYSA GUTTMAN, reconocimiento absoluto de la soberanía británica por 

Nieta de Krtigpr los boers. 



ea Golenso de un balazo en la pierna 
derecha, y trasladado al hospital de 
Pretoria donde fué asistido por una 
joven enfermera, la señorita Guttman, 
que hoy es su esposa. Luego de res- 
tablecido volvió á las fil-ts boers batláq- 
d"03e hasta agosto de 1900 en que «fué 
heriio por segunda vez. Entonces se 
retiró á Loureni;o Marques, d\)Dd« reslt 
día la tamllU Guitman, y iahora ha 
terminado la novela en 1a iglesia 
de Sehaerbeck (Bruselas) ante >in nu- 
meroso publico que á la salida m. vic- 
toreado calurosamente á los recim ta- 
sados, ¿Joubeit, á Krüger y á los^^^bo- 
ers. Se ha notado lapreseLcIa en. la 
ceremonia de varios colegios de seño- 
ritas Inglesas que existen tn Brusela!, 
acompañados por »m profesoras res- 
pectivas. Hace algún tiempo la. prensa 
á^rmó que el presidente Krüger Iría 
eon e«te motivo á Bélgica, pero "ha. 
desistido de hacerlo á ñn de no orear 
obstáculos al gobierno belga con tu. 





CORONEL RICCHIARDI, 

Jefe de la legión italiana en 
el Transvaal 




EL 0E:!^ERAL BBItIHICO kitchener y EL GENERALÍSIMO BOER LUIS BOTHA, CON SUS RESPECTIVOS AYUDANTES 
EN LA ÚLTIMA CONFERENCIA QUE CELEBRARON 




I Juiío kristGfik 

{¡ninyuítiiiiiitMiiiiiiiiiiimiiiiiiiiiaiiiMiiiiiiii 




TOKAir-KOLA 

EL VERDADERO ESTIMULANTE DEL SISTEMA NERVIOSO 

Sin más alcohol que el natnral procedente de la fermentación, con 
215 37 gramos de Extracto Seco por cada 1000, que es la dosis más 
alta de sustancia nutritiva que se conoce en un producto de esta clase, 
rico en sales ácido fosfóricas, y en disolución los principios de la nuez 
kola fresca, poderoso reconstituyente — el vino TOEAY-KOi. A 
constituye la bebida más nutritiva, tónica y fortificante y la más a^V 
dable por su exquisito sabor. <.,, 

Su uso está indicado en los casos de debilidad física y nerviosa, 
anemia, enfermedades del pecho y pulmón y muy especialmente 
para los convalecientes de las enfermedades infecciosas : fiebre tifoi- 
dea, influenza, sarampión, etc. 

Julio KristufGk. 



único Propietario y Depositario para los Estados del Río de la Plata d« la» 
acreditadas marcas : • 



Hungaria 

Agua mineral natural purgante 

Bebé 



Krondorf 

Agua mineral alcalina 

Tokay Kola 

Vino tónico medicinal 

Vinos Finos de HungrÍQ, Vinos Finos de Burdeos 
559rCALLE Reconquista, 561 Buenos Aires 



Extracto de malta, podero** ra- 
cunstltuyente 



UNA SEÑORA 

ofrece indicar gratuitamente á todos 
aquellos que sufren de Deb lidad gene- 
ral, neurastenia, postración, vértigos, pal- 
pitaciones de corazón, anemia, dispepsia 
atónica, surmenage, fatiga cerebral, cío 
ro-anemia, pérdida del vigor, enfermeda 
des nerviosas y atónicas en general, ui 
remedio sencillo, verdadera maravilla 
curativa, de resultados sorprendentes, 
que una casualidad le hizo conocer. 

Curada personalmente, así como su 
hijo y numerosos enfermos, después de 
haber usado en vano todos los remedios 
náái. preconizados y tras largos años de 
padecimientos, hoy en reconocimiento 
imperecedero se hace un deber de con- 
ciencia en señalarlo á todos los que 
sufren. 

Esta indicación de la cual se apreciará 
el propósito puramente hnmanitario es 
la consecuencia de un voto. , 

Bscribir á Hlisa C. de b., Avenida de^ 
Mayo 589, indiuyjencio fstanipilla. , 




APARATOS DROGAS 

y materiales para fotografía ^ 

artículos de pintura 

Catálogos ilustrados gratis 



PRECIOS EXCEPCIONALES 

PLACAS LU.MIÉRE; ÚLTIMA EMULSIÓN 
HASTA 17.400 

6:9 9:12 12:16 1/2 13:18 18:24 



do 


:ena $ oro 0.45 0.63 


0.90 


1.05 


220 




Papel Ilford P. O. 


P. rosa ó lila 






6:9 


9:12 


13:18 


18:24 



el paquete $ oro 0.35 0.35 0.65 

EUGENIO WIDMAYER 

Cuyo, 872— Bs. Aires 



0.65 



,yi>< 



San IVIartín, 810— Rosario 



ACTUALIDAD PORTUGUESA 

El viaje de los reyes á las Azores 




PUERTO ARTIFICIAL DE PONTA DELGADA 

Los reyes de Portugal realizan actualmente el 
viaje á las islas Azores, preparado desde hace 
tiempo. El 30 llegaron los reyes á San Miguel, 
capital de las Azores. 

Las baterías del puerto saludaron á Sus Ma- 
jestades con salvas, y el gobernador, acompaña- 
do por los principales funcionarios militares y 



UNA PARTE DE LA CIUDAD DE POÍiTA DELGADA 

El 2, el rey Carlos ha inaugurado, en presencia 
de un numeroso público, el observatorio de las 
islas Azores, que fué el principal objeto del via 
je de los reyes. 

Ese mismo día visitó el crucero español «Vic 
toria», que estaba fondeado en la rada de San 
Miguel. 




TIPOS MICHAELENSES 



íFOLIOES» PIDIENDO LIMOSNA PAIIA LAS 
FIESTAS DEL ESPÍRITU SANTO 



Tll'O MiClIAELENSE 



civiles, recibieron á los soberanos en la rada. 
£1 desembarco se efectuó en medio de un 
gran entusiasmo popular. La ciudad estaba em- 
pavesada, y era grande el número de forasteros 
que hi bían acüdico de las islas vecinas para salu- 
dar á los reyes. 



illli^ 



Los grabados que acompañan á estas líneas, 
son reproducción de fotografías tomadas en San 
Miguel, Punta Delgada, y nos ha¿en conocer 
vistas de esta última ciudad y de tipos de la 
primera, que es aquella donde el rey Carlos y la 
reina Amelia se han detenido más tiempo. 




CAMPO DE SAN FRANCISCO EN PONTA DELGADA 



BAÑOS DE LAS l'URNAS 



droguería por mayor y menor 
y oran farmacia 



PRAUCO-INGLESA 



Cayo 569 á 587 — ADOLFO NEYER — Cayo 569 á 587 

Ei U casa introductora que vende más barato en Buenos Aires y es la ÚNICA que siempre vende & los precios 
anunciados. Todos los productos garantidos legitimos. 



Aceite de'bacalao fresco, blanco ó negro litro 1.45 

Aceite bacalao Wampole graqde, frasco ;ü.40 

Aceite bacalao Wampole chico, frasco 1 .35 

Aceite bacalao Berthé, fiasco 1.35 

Acido bórico europeo, kilo 0.70 

Acido sulfúrico, litro 0.50 

Acido murrátlco (espíritu de sal), litro 0.50 

Agua€ontrexievlllé. botella. . .' 0.70 

Agua Glauber (purgante) botella 0.50 

Agua Janos, botella 0.65 

Agua Vlchy ^toda^ fuentes), botell» 0.55 

Agua Vittel, botella 0.80 

Agua Saint Galmler, de mesa, bo ella O.tO 

Agua Saint Galmler. cajón de 50 botellas, cajón... 23.50 

Agua oxigenada pura, litro .' i.5o 

Agua Colonia Atk:n<ioa granle, fraseo 2.00 

Agua Colonia Néyer fina, litro 2.00 

Agua Colonia Royale, frasco 2.50 

Agua Melisa, Boyer, frasco 0.66 

Agua Florida, Lan man y Kemp. frasco 0.95 

Agua Salles, para teñir el cabello, frasco 2.90 

Albesco. nueva lejía americana, frasco 0.8n 

Alquitrán de Guyot, frasco 0.90 

Alcohol menta, JRIcqles grande, frasco 1.40 

Alcohol menta, RlcqUs pequeño frasco, 90 

Anginal, pas. Illas para la garganta, caja 1.00 

Anlodol, solución antiséptica, frasco 2.80 

Aplollna Ohapoteaut, frasco 1.90 

Amargo sulfuroso, frasco ; . . ., 3. so 

Baconlna, pildoras purgantes, frasco .-. 1.00 

Baño Trousseau higiénico, frasco 0.80 

Bay-Rhum, anticaspa, frasco 2.60 

Bicarbonato de soda, cajas de 1 kilo, caja. 0.30 

Bidets enlozados y plegadizos, cada uno 10.00 

Bitter Neyer estomacal, botella 1.20 

Cápsulas Neyerlna (Sándalo Co.), caja. 1.80 

Cephallum (para constipado), caja 0.60 

Cascarine Leprince, caja 1.60 

Cascara Mldy, frasco 1.35 

Carbón Belloc, frasco 1.10 

Cl rato de magnesia, Barllng, frasco 0.70 

Cerebrino Fournler. frasco 2.50 

Coaltar Lebeuf frasco 1.16 

Compuesto de Apio Paine, frasco S.bO 

Chatas ó bacinillas tnlozadas, cada una 4.50 

Crema Simón, frasco 0.70 

Corol (el mejor calllclda\ frasco ,. 0.80 

Digestivo Mojarrleta. tubo 3.60 

Digestivo Gasteralose, (nuevo), caja 1.15 

Dentol. frasco 1.05 

Emulsión Scott, frasco 0.95 

Elíxir Salz de Carlos, estomacal, frasco 3.00 

Extracto de Malta Bebé, botella , 1.10 

Fosfatlna Fallé-es, lata 0.96 

Gllcerofosfato Robín, frasco i i... 2.00 

Godenla agua de colonia extra superior |)ai'a toca 

dor, fl-asco .'. 1.36 

Godenla, extracto, pei'fume de moda, frasco 1.20 

Godenla, jabón extraflno, cada uno 1.06 

Godenla, loción (antliaspa), frasco 1.85 

Godenla, polvo para la cara, blanco y rosado, caja l.oo 

Gotas llvonlanas, T. P., frasco 1.66 



Harina láctea Nestlé, lata 0.75 

Hierro Bravals, frasco 1.60 

Insectafugans, caja de 125 gramos 0.60 

Inyección Neyerlna frasco 1.00 

Irrigadores enlozados, completos, de 2 litros, cada 

uno ^ 3.00 

Iperbiotina Malescl, frasco .2.16 

Jabón alquitrán Mollard, cada uno 0.40 

Jabón Reuter, cada uno 0.56 

Jarabe papaina Trouette Perret, frasco 3-.SÍ5 

Jarabe Ramy, frasco ,2.00 

Kephalgine (para dolores de cabeza), caja.... 70.90 

Loción Dequeant, contra calvicie, frasco .' 43.00 

Licor de la Estrella (antlasmátlco;, frasco.... ...... 2[.60 

Lino Tarín, lata 0.60 

M^rsala Quinado Neyer, con blpofosfitos, litro'..., ~á:80 

Magnesia fluida Marray, frasco w... t).70 

Naftalina europea kilo 0.50 

Nacarina, elixir dentífrico, frasco ■ 1.00 

Nacarina, polvo dentífrico, frasco l.OO 

Nenroslna Prunler, frasco 2.00 

Óvulos Chaumel, caja ^.'. 1.86 

0:oballus (para dolores de muelas), frasco 0.60 

Pasta Gelle, caja 0.90. 

Panakos Sanguls, gran puriflcador de la sangre, . 

frasco ....ju-l^cTQ 

Papel higiénico Fénix, paquete 0.56 

Pastillas Belloc, caja ....'..'.'.i' 0.Í6 

Perlas trementina Ciertan, frasco ,.,^.,... 1.00 

Pildoras Blancard, frasco .V. .V ." . . S í^*6 

Pildoras Brlstol, frasco O.Ss 

Pildoras Brandreth, caja 0.46 

Pildoras rosadas Williams, frasco 0.95 

Polvo Anthea Roger y Galiet, caja .' 1.20 

Polvo dentífrico Brown, frasco 0.56 

Rob Lechaux, frasco 1.80 

Sal de frutas deEno, frasco 1.90 

Senegulna, farabe y pastillas, cada uno 1,00 

Sedlltz Chanteaud, frasco 1.16 

Somatóse, frasco 1.70 

Solución Pautauberge, frasco 175 

Tamar Indien Grlllon, frasco 1.55 

Té Cadet, caja ; .' 0.55 

Té Chambard, caja 0.55 

Tlroidlna Bouty, frasco 4.46 

Tónico Oriental, frasco 0.60 

Tricófero Barry, frasco.; 0.60 

Tropo», lata 2.20 

Talco boratftdo Mennens, lata 0.45 

Valerlanato de amoníaco Plerlot, frasco 2.80 

Vino Brava!», botella... i 2.10 

Vino Banyuls, gran reconstituyente, botella 2.15 

Vino Nourry lodo tánico, botella 180 

Vino Labarraque (Qulnlum) grande, botella 2.80 

Vino Labarraque (Qulnlum) chico, botella 1.60 

Vino Laroche, botella 1.46 

Vino Peptona Chapoteaut, botella 2.30 

Vino Marlanl á la coca, botella 3.0D 

Vino San Rafael, botella 1.70 

Vino Papalna Troaette y Perret, botella 2.35 

Vino Bugeaud tónico, botella 2.30 

Zarzaparrilla Brlstol, botella 2.0J 



Las recetas son despachadas por Diplomados y bajo la dirección constante del farmacéutico director señor 
Piíys-Bonsom, de la Facultad de Buenos Aires. La casa atiende pedidos por teléfono, correo y ferrccarrll para 
1» ciudad y provincias, como ser: Recetas, Drogas y Específicos, etc., despachados en el mismo día y por el mínimo 
fiefe de costumbre.— Unión Telefónica 690 (Central;. -Cooperativa Telefónica 815. 



FÁBRICA DE ARTÍCULOS DE METAL 




Talleres para 

Platear 
Dorar 
Nikelar 

y Broncear 



Barandas para Bani^os y Ageodai^ á todos preelos 
JOSELEVÍCH Hnos. 



1682, CORR'ENTES, 1684 



BUENOS AIRES 



O. PINA 7 C 




6 1, Avenida de Mayo, 611 



De todo el mundo 



Al polo ártico y al antartico. 
— Eq el presente año saldrán de 
Europa dos expediciones que 
irán— es el caso de decirlo— á 
los polos opuestos. Efectiva- 
mente, una de ellas irá en el 
vapor Discovery á explorar las 
regiones polares antarticas, v 
la otra, ha salido ya en el Amé- 
rica, para las regiones árti- 
cas. Los dos vapores se encon- 
traron por una coincidencia, 
juntos en Londres, en el mue- 
lle Victoria, al ir uno y otro á 
terminar allí sus pr^arativos. 
E' jefe de la expedición del 
Discovery será el capitán Scott, 
y el de la del América el ex- 
plorador Evelyn B. Baldwin, 
poseedor de legítima fama ga- 
nada en esa clase de viajes. 
Como el nombre de este segun- 
do vapor lo indica suficiente- 
mente, la expedición de Mr. 
Baldwin es americana, y será 
costeada por un millonario de 





UN ItKLOJ DE 165.000 PESOS ORO 



EL VAPOR «AMERICA». QUE -.VA AL. POLO 
NORTE, y EL «DISCOVERY» QUE VA AL 
POLO SUD, FONDEADOS EN LONDRES. 



las agujas, de modo que la hora 
de la esfera sea siempre exacta- 
mente la misma que la del depó- 
sito de agua. 

Una planta bebedora. — Su des- 
cubridor es Mr. E. A. Soverkrop, 
de Filadelfia (Estados Unidos), 
V dice que la ha descubierto en 
la orilla de una laguna del Rio 
de la Plata (?). Así lo asegura en 
la carta con que ha enviado la 
Dlanta á su amigo el profesor 
N. E. Bown, del Herbarium, Kew 
Gardens, Londres, para que la 
pocga en su colección de plan- 
tas raras; se trata de una orquí- 
dea que toma un trago cada vez 
que tiene sed, dejando caer un 
tubo en el agua: cuando ha ter- 
minado de absorber el agua, el 
tubo se tecoge lentamente, y va 
á enroscarse en lo que llamare- 
mos el dorso de la planta. 

El automóvil de Eduardo VII. 
— El nuevo «motor-car» que se 
acaba de construir para el rey 
Eduardo VII, es indudablemente 
uno de los más hermosos auto- 
móviles. 

Es un doble faetón, de una 



Nuev York, Mr. William Zie- 
gler. La del capitán Scott es 
británica, y ha sido organizada 
por la Real Sociedad Geográ- 
fica de Londres. 

Un reloj de pesos 165.000 oro. 
—Este es el precio que ha ofre- 
cido por él un anticuario ale- 
mán á la familia de Rothschild 
(rama inglesa), y que ésta no 
ha querido aceptar. El relrj 
data de la época de Luis XVI. 
Su mecanismo es muy raro. 
Tiene en la parte superior una 
cavidad señalada como un re- 
lej de .sol y lleno de agua, en 
la que flota un cisnecito de hie 
rro hueco: el pico de este cis- 
ne marca la hora con tanta 
precisión como la aguja de un 
reloj corrierte. Al mismo tiem 
po el mecanismo interior del 
reloj hace que unas bolas que 
flotan en el agua caigan por 
la derecha al costado de la es- 
fera, y pongan en movimiento 




PLANTA BEBEDORA 



fuerza de nueve 
caballos vapor, y 
en el que caben 
fácilmente cuatro 
personas. El mo 
tor es muy pode- 
roso y puede al- 
canzar una velo- 
cidad de 50 millas 
por hora. 
I Ese hermoso ca- 
rruaje ha sido 
construido en 
Francia y su costo 
es de 650 libras 
Casi todas las 
partes metálicas 
son del más fino 
acero, y la caja 
del vehículo está 
pintada de rojo. 
Aunque s e a e n 
realidad un coche 
abierto, sin em- 




lOL AL luJlo\ 11. DKL UKV KULARDO VII 



bargo está hecho 
de tal modo, que 
se puede cerrarlo 
en caso de mal 
tiempo. 

El motor está 
alimentado con 
parafina: la ma- 
quinaria es una 
maravilla , pues 
no solamente no 
produce ruido ni 
olor, sino que 
tampoco se siente 
la menor trepida- 
ción. 

El rey Eduardo 
y la reina Alejan- 
dra ensayaron 
por primera vez 
e 1 automóvil á 
^ principios de ju- 
nio del presente 
año. 



1^'' 



"=r ;="=? ' ?=3'— ■■— "=^ ^1Ej 



ni 



mm PHÍGIOS Dt SliSCRIPCIOll Pigiilirt por idilaitidiij 





EN LA CAPITAL 


. $ 2.50 




• 


> 5.00 


Año 




. 9.00 



Número suelto 20 centavos 

Número atrasado. 40 centavos 



No se devuelven los ori- 
grinales, ni se pagan las oo- 
laboraoiones no solicitadas 
por 1» Diree-eión, aunque 
se publiquen. 




ICSVOS PRICIOS D! SOSCKIPCIOS (Pt|ideri pir ililutUo) 

EN EL INTERIOR 

Trimestre $ 3.00 

Semestre ,,. • 6.00 

Aflo . 11.00 

EN EL EXTERIOR 



SEMANARIO FESTIVO, LITERARIO, ARTIsTIOO 

V oe'Votualioaoe» 
APAKECE LOS SÁBADOS 

DIRECCIÓN, REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN 

CALLE BOLÍVAR 578 ai 586 ~ BUEMOS AIRES 

UNIÓN TELEFÓNICA 28U 



Trimestre Joro 2.00 

Semestre » 4.00 

Año > 8.00 



Núnnero suelto en Monte- 
video: $ 0.10 centesimos. 



PRECIOS DE ENCTTADERNACION Y TAPAS 



Eiu'uaderiiación 1." 
Tapas 1." 

Encuademación 2.° 
Tapa-s 2.° 

EncuadBrnación 3.° 
Tapas 3." 



Tomo. 



$ m'n. 



2.00 
1.00 
8.00 
1.00 
300 
1.00 



Encuademación 4.o Tomo $ m/n. 3.00 

Tapas 4." 

Encuademación 5." 
Tapas 5." 

Encuademación 6." 
Tapas 6.° 



1.00 
2.00 
1.00 
2.00 
1.00 



Son agentes viajeros los señores: 

y 



Antonino Vigliani, Cario? Foresti, José Baceta 
Juan A. Costa 



Luis Santarelli 

FÁBRICA DE CORONAS FÚNEBRES 

Escritorio: MAIPÚ 33 



Enfermedades del Estómago 

DocTOK CALAXDRELLI, especia 
lista de las clínicas de París. Consul- 
tas de 1 á 6. cerrito 176. 



dáiiíea €9dontol«»KÍca 

DIRIGIDA POn KL 

JDx. H). ¿Tose: Blitz 

MÉDICO-DENTISTA 

y de su hija Sta. FANNY BLITZ 



Curación completa por un nue- 
vo tratamiento de Londres; re- 
sultados sori)rendenlcs; dirigirse á la 
clínica atendida por el D" Macksey, 
i recién llegado de Londr6c^ Piedad 
822. de 11 á 12 y de 3 á 5 n. m. 



TÍ'líPfirríA^'lí Asma, Tisis pulmo 
llliLUlilLUiMO ,iar, tratamiento .8 
pecial. Consultorio del doctor Saulii- 
d»t. Cuyo 783. de 10 «i 12 a. m. y de 3 á 
5 p. m. 



Doctor ZOILO CANTÓN - Estudio: 
San Martin 186, salón núm. !. 



nv E^inilAPAa Enfermedades del Es- 
m, riyilCrUa tómago, intestinos, Híga- 
do y de Señoras. —Consultas de2á5p. 
m.-539, Tucumán, 539. 




Primera dentista recibida en la Fa- 
cultad de Medicina de Buenos Aires. 
Especialidad: dientes artificiales fijos 
sin palndar para la masticación per- 
fecta. Todas las operaciones de la bt»- 
ca sin dolor por medio de un nuevo 
anestésico. Consultas iodos los días de 
8 á 11 y de 1 á 5. -Calle Buen Orden, 88. 

Sevres, Saxe, Chine, porcelanas, bronce, 
mármol, marfil, terra-cota, abanico etc. 
se arregla A nuevo en el TALLER AR- 
TÍSTICO, Cuyo 406, de 

ARMANDO LEMOINE 
Inauguración de' taller de ¡a fábri- 
ca de toda cli.sc de artículos de orfe- 
brería. P-emlado con medalla de pla- 
ta en la F' posición Nacional de 1898. 
Especialista en Decoración sobre 
Vernls Martín. 



J F.Mercler, Tucumán, 1035. 
Casa Iónica en su género. 
Inmenso surtido en mufiecas de todas 
cla.*es. tamaños y precios. Cabezas y 
pelucas. Zapatos y medias. Sombre- 
ritos adornados. Brazos, cuerpos, 
piernas, manos, etc., de repuesto. Ta- 
ller especial para composturas. Pre- 
cios fijos y ventas al contado. 

Doctor FERNANDO ALVAREZ.- 
De regreso de su viaje á. Europa, ha 
establecido su consultorio de enferme- 
dades del corazón y pulmones, en la 
calle Cangallo 1019, esq. i Artes. 

Consultas de 1 á 4 p. m. 



I 
J 
I 
í 
1 
J 
I 
I 
I 
í 
I 
I 
1 
I 
I 
II 
1¡ 
í 



n 



DocxoR DECOÜD — Profesor de la 
Facultiid de Medicina. Malpti. 436 




Bragueros, Fajas, Medias ElAstloas, 
Artículos de Qoma. 

E. WAL, óptico especialista 

4-68. CALLE ARTES. 4-68 

J. BONANSEA 

cirujano Mecánico Dentista 
de la Universidad de 
Bolonia y de la Facultad de Ciencias 
Medicas de Buenos Aires. 

Moreno 990, esq. B. Orden. 
' Oe 9 á 11 a. m. y de I á 5 p. m. 



v8Hn 



LA LITERARIA 



GEORGINO LINARES 

Es la agencia de publicaciones 

que da más circulación á los diarios y periódicos 

y que presta mejor servicio 

RKCIBK SUSGR'PCION'BS PAUA CUAI'QUIEH "UNTO 
DK LA RBPÚHLICA 



1 
í 
I 
í 

ll AGENTE GENERAL DE ^CARAS Y CARETAS» 



U Rosario de ^anta Fe, Córdolia y Peroamino 

^S^^r^L^?^iE57=' '=¡ 1=' '=7 ^f=5 F=' '=? ^ 




í Cía. 



CALLE 



MAIPU, la? 

Buenos Aires 



MÁÜÜINAS 



S1K6ER 



- _-, e;— -, e-- --3 ,— --3 ,—^ --3 c=^ . 



-^ 



Caras y caretas 



ñ-KApí 



i'&-^ 



CigtfrillM infu^U Premios 
i lO cts. ^ lOO.OOO $ 



PILSEN - BOCK 

LA AFRICANA 

SON LAS MEJORES CERVEZAS DE 

INVIERNO 

COMPAÑÍA CERVECERÍA BIECKERT 

(1900) LIMITADA 
JUNCAL 817 



CIGARRILLOS HABANOS 

20 cts. 

PREMIOS 100.000 PESOS 



fotografía 

Ventas al por Mayor y Menor 

de máquinas, placas. 

cartones, papeles y útiles 

de fotografía. 

CATÁLOGO GRATIS 

Soldati, Craverl, Tagliabne y Cia. 
435, Alslna, 445 

BuENoe Aires 



IN08 CAL! 



ENTRE ATORRANTES 



—¿Y vos qué harías si ahora vi- 
niese el escuadrón de .seguridad 
dando una carga? 

— ¿Yo? Me metería en el primer 
restaurant que encontrara, para 
librarme de la agresión y ver si 
de paso me daban algi> caliente. 



ÓPTICA 



Ventas al por 
Mayor y Menor 
i» lentes y anteojos para CHalquIer 
defecto de la vista. 

OJOS artificiales inalterables. 
TALLER propio para confec- 
ción de lentes y composturas. 
CATÁLOGO GRATIS 
Soldati, Craverl, Tagliabue y Cia. 
435, Alsina, 445, Bs. As. 



OOHOÜS 



P^ua Raíural 

jSflineral 

VICTORIA 

Oberlahnstoin 

Cerca de Ems (Alemania) 

LA MEJOR AGUA DE MESA 



ÚNICOS IMPORTADORES 

BRAUSS, MAHN y C. 

Calle Reconquista 80 (altos) 
Buenos Aires 



CORA 

FERNET-BRANCA 

ELMEJOR APERITIVO 

FREISZ&Cia 



COMP/ 



íiaGen^l 

'Ó5FQK05 



JS!¿^aí3£is. 



lUNICOSVSiN VENENO 
iyRESISTENTES,r^^ 



6ras Y Caretas 



SEMANARIO FESTIVO, LITERARIO. ARTÍSTICO Y DE ACTUALIDADES 



BUENOS AIRES, 20 DE JULIO DE 1901 



N." 146 



Liquidación de muñecas 




-Ya no >!nv el i'inico 




Ncvir HomE 

NO DEJEN de tii^rse que la Ser 
letra de la 2» palabt-a es 

m 

La MEH^ noirii: trae munición en 
los ejes.' 

El material es de primer orden y la 
garantimos como la mejor má- 
quina. 



^ 





ijíSunt~u.uiiT 



Rastrillo OSBORNE 



Guadañadora COLUMBIA de Osborne 



cuando necesiten una buena Cortadora ó Rastrillo acuérdense de las Osborne 




AFILADORA «DIAMOND» 




FAROLES 

Acetilenos de la co- 
nocida marca 

m é«; 1¥ 

Son los mejores, 
son livianos, 
no se apagan, 
son bonitos 
■" y baratos. 




Quebracíbres 
---^e Maíz 

EN E81>IGA - 

No desperdician 
el mariói 




Prensas DE enfardar *ELh 

Reconocidas como las más sdlidas 



LIMAS Y ESCOFINAS «GLADIADOR» 

Los años han demostrado que son estas 
las más económicas por su duración. 



GENEVA 



AGUA MINERAL NATURAL LiTHlOSA 

PARA AFECCIONES AL ESTÓMAGO 



k£ 



VENEZUELA 860 

BUENOS AIRES 



* JUAN SHAW é HIJ08 



IMPLEMENTOS 

AGRÍCOLAS 



M 



. Pabst 
MaitExtiaei 

EXTRACTO DE MALTA DE PABST 

(EL MEJOR TÓNICO) 



PIDAN ir ZSXIJAN, 

que se les dé este EXTRACTO DE MALTA, y no otro. 
.Por que este es el único que restablece rápidamente y 
fortifica la sangre de una manera efectiva. 

i Tiene una dosis de 970 por mil, de puro extracto ! 

De venta en todas las buenas farmacias j almacenes. 

COMPUESTO DE APIO DE PAINE 

(PAINE'S CELERY COMPOUND) 

No hay. . . 

mejor remedio para las 
personas aqueja das de 
Cansancio Cerebral y 
Extenuación Nerviosa. 

DE VENTA: 

ES TODAS US BlEMSiARMAm 




ÚNICOS INTRODUCTORES: 

ESCALADA j Cía. 

1170, BIRTOLOMÉ MITRE, 1174 

(ANTES PIEDAD) 



ACTUALIDAD ITALIANA 

El nacimiento de la princesa Yolanda 




>MA.— LA LECTURA UEL ACTA DE NACIMIENTO DE LA PRINCESA, EN EL SALoN DE BAILE DEL QUIRINAL 



Los diarlos y revista? italiana"? vienen llenos de deta- 
lles de las ceremonias y manifestaciones de diversos 
géneros motivadas por el nacimiento de la hija de los 
reyes Víctor Manuel y Elena. Reproducimos los prln- 



clpaleí, para completar la nota que ya dimos sobre el 
mismo asunto en nuestro número anterior. 

Por primera vez, después de la muerte de Rey Hum- 
berto, la Reina Margarita ha abandonado sus crespones 




LOS SENADORES Y DIPUTADOS PRESENTANDO Á S. M. EL REY LAS FELICITACIONES POR EL NACIMIENTO 

DE LA PUNCESA 



guárdese; esta pagika 

Artículos Ufilísixnos para su Gasa 




LAMPARAS 

á Kerosene 



SIN TUBO ' 



Cada lámpara tiene un ven- 
lilador á cuerda que le hace 
(lar una espléndida luz que no 
se apaga con el viento, con 
^r¡^n economía de Kerosene. 

Con bomba. $ 17.00 
Con pantalla $ 19.00 > 



ANTORCHAS- SOL 




Planchas Nickeladas 

con manija desmontable 
que siempre queia fría 





Jiiep Je 3 plaráas 



Con manija y 

asiento rn caja 

barnizada 

S7 50 



Dan la luz de 8 picos, 
usando kerosene con lia- - 
ma igual al ga.8, sin ;¡ 
mecha ó tubo y sin \ 
complicación; á pro- <¡ 
pósito para la ilu- í 
minación de gal- ;; 
pones, corrales, ^ 
etc. No se ( 
apagan con 
el viento. 



i BAII1OR DE \ 
PHUtVOS cada uno> 
S 8ü ctt. f 




Con este sifón se 
puede sacar todo el 
contenido de una la- 
ta sin mover la laia 
^ y sin perder una -^ 
, gota. 



gran:econoxia 



$ 1.50 c. u 




CAMPANILLAS ELÉCTRICAS 

DE RUIDOSA LLAMADA 

JTTEGO ;COMFLETO de Campani- 
lla, Botón, Fila alambre, $ 5.50 



Máquinas 
de picar carne 






ESMALTE DE ORO 

caja completa 80 cts. 
12 cajas $ 8.00 




í\ Para paste/es, etc., 



TRES TA MANOS 



Cada máquina 

lleva 3 cuchillas 



N.» 

N." 





]ALE.\TADORES 

Á KEROSENE 



Más económicos 
que los de apruar- 
ní«nte. Sirven de 
lámpara para dar 
luz, y al mismo 
tiempo para calentar 
agua, leche, ó para 
cocinar. 



Midget 
irtility 



4.00 
5.50 



ESPRIMIDORES 
DE LIMÓN 

Cada uno 



6.00 J 



o rk/> S f^ROL DE MANO 
o.OO ^ no se apaga nunca 
cada uno $ 2.75 



Son de fie- 
rro con las 
^ copas de alu- 
/ minio blanco 
( que nunca se 
) oxida. 



f 12.00 




fIílTIÍlVIlIlPC íh íkínAti aiílíí'iilno Los pedidos que recibimos por correo, acompañados de 
liLJÍI!ii\.illllJ3 Ul UllUíi dllUIIIU^ su importe más el flete, se despachan sin demora. 



üuíea casa csDceíal 

220 
FLORIDA 



Cassels & Co. 

BUENOS AIRES 



Depósito de eoeíuas 

1164 
RIVADAVIA 



ACTUALIDAD ITALIANA 



El bautismo de la princesa Yolanda.-Exposición de flores en Milán 





*l 



EL ACTO DEL BAUTISMO DE LA PRINCESA 

de lato para presentarse en la ceremonia de extender el 
acta de nacimiento de la princesa. 

A eso de las diez y media de la mañana empezaron á 
afluir al Quirlnal los in- 
vitados á este solemne r 
acto. i 

Cuatro carrozas dora- ' 
das, pertenecientes al 
Municipio, y que presen- 
taban un hermoso golpe 
de vista con sus caba- 
llos ricamente enjaeza- 
dos y sus cocheros y 
lacayos vestidos con la 
tradicional librea grana 
y oro, conducían al sín- 
daco (alcalde), don Prós- 
pero Colonna, y á, varios 
distinguidos miembros 
de esa corporación, entre 
los que se contaban al- 
gunos pertenecientes al 
partido conservador, co- 
mo el conde de SanMar- 
tino y los enmendado 
res Tlttoni y Alibrandi. 

Las presidencias y me- 
sas de ambas Cámaras 
acudieron también en 
carruajes de gala, y poco 
momentos antes de las 
once entraba en el Quiri 
nal la reina Margarita, 
quien durante el trayec- 
to que media desde su 
palacio hasta el de ^su 
augusto hijo, no había 
cesado de ser aclamada 
y aplaudida por la in- 
mensa muchedumbre 
que invadía las calles 
del tránsito. La reina 
iba acompañada de sus 
damas, la marquesa de 
Vlllamarina, que duran- 
te el anterior reinado 
ejercía el cargo de ca 
marera mayor, y de la 
princesa Pallavicini. 




MILÁN.- -LA EZPOSICIÓK DE FLORES EN EL PABQUE 



LA JAKKA BAUTISMAL DE LOS MILANESES 

Una escolta de coraceros seguía al reglo carruaje, 
que Iba precedido por trompeteros á caballo. 

Su Majestad, visiblemente emocionada, saludaba á la 
multitud con el mayor afecto, y su radiante belleza pa- 
recía rejuvenecida con los esplendores de una preciosa 
toilette de moiré blanco, cuyo cuerpo alto, adornado 
de encajes, casi desaparecía en el delantero, por la pro- 
fusión de hilos de perlas del famoso collar, que tant»s 
veces lució en sus días felices la hoy triste viuda del 
malogrado soberano. 

En la cabeza llevaba la reina una peineta y algunas 
agujas de perlas y brillantes. 
La ceremonia tuvo lugar en el gran salón de baile, 
cuyas paredes están cu- 
. .„/— .,.^ biertasde brocado ama- 

rillo. Los muebles son 
encarnados con oro, y en 
todas partes se veía gran 
cantidad de flores, como 
si se tratase de alguna 
fiesta de baile ó recep- 
ción oficial. 

La entrada de la reina 
Margarita en la sala pro- 
dujo un murmullo de 
admiración y simpatía, 
y momentos después 
aparecieron la princesa 
Milena de Montenegro, 
acompañada de su dama, 
señora Reukomm, y la 
duquesa de Genova, bis- 
abuela de la recién na- 
cliia princesa. 

La madre de la reina 
Elena llevaba el tradi- 
cional traje de su país, 
el Principado de Monte- 
negro. Dicho traje con- 
siste en falda de raso 
color malva; cuerpo en 
forma de chaquetilla ó 
bolero encarnado, bor- 
dado de arabescos de 
oro; capa azul, y en la 
cabeza una oequeña go- 
rra encarnada. 

La duque,»a de Genova, 
dama de distinguidísima 
figura, vestía de raso 
blanco. De este color 
eran también las toilet- 
tes de las dama» de la 
corte, princesa Venosta, 
princesa Brancaccio, 
princesa de Paterno , 
condesa Taverna y mar- 
quesa Calabrini. Acom- 
pañado de su hermano 



A. CABEZAS 



.. • T^f 0..0 ^ 546, CALLE CUYO, 546 
ünion Telef. 2112 ¿ 

* entre Florida y San Martín 



Cooperativa 7t7 



LA CASA MÁS IMPORTANTE DE SUD AMÉRICA 

en popa lieelia y solire meiliila para HoiiiDpes, Jóvenes, Seoopas, Slíios y Slíias 

LA QUE CONFECCIONA MEJOR 

Y VENDE MÁS BARATO EN TODO EL MUNDO 



DE UN PA JUSRANO 




Yo les tenía aprensión 

A las prendas de pueblero, 

Y me parecía un tero 
Un hombre con pantalón. 
Pero es al puro botón 
Tenerle asco. Las muchachas. 
Ya desairan las bombachas, 

Y en cuanto ven un dotor. 
Ya se ponen « de mi flor » 

Y anteras como vizcachas. 



Por eso hoy mesmo l'escrito 
A ese sastre don Cabezas 
Pa que me mande unas piezas 
De ropa á lo chingolito; 

Y el amigo Gorocito 
También se le ha aficionao, 

Y un apero se ha encargao, 
Completo y de hechura fina. 
Dice que vestido ansina, 
Lo^^sacan de diputao. 



Recebí de mi cuñao, 

Que es un pueblero ladino, 

Un traje de paño fino, 

De don Cabezas mentao. 

Debe de estar bien cortao 

El pantalón de bombilla, 

Y el futraque ó chaquetilla 

Ha de ser cosa perfecta, 

Porque en ningún lao me aprieta. 

Ni menos me hace cosquilla. 



Una gran rivolución 
Hace en el pago mi traje, 
Y anda ansina el paisanaje, 
Lo mesmo que procesión. 
Detrás de la direición 
Del sastre. Ya estoy cansao; 
Ansina que l'encargao 
Al cura, como un favor, 
De que en la misa mayor 
Largue el aviso cantao. 



Realización de todo el surtido de ropa hecha y sohre 

medida de invierno y medio tiempo, para Hombres, Jóvenes, 

Señoras, Niños y Niñas. 



Todo se liquida por la mitad de su valor 



Nuevo departamento de Sombrerería para Hombres y Niños, surtido 
espléndido y precios muy baratos. 

P^IZDjft.Isr C jPs. T .iPs. L o Gr o 



ACTUALIDAD ITALIANA 



EL COFRE OFRECIDO POR LOS R0M4N0S A LA REINA MARGARITA.— EL NUEVO PUENTE CAVOUR EN ROMA 



político, el príncipe Mirko, apare- 
ció S. M. el rey, que llevaba el uni- 
forme de general, el gran coHar de 
1* Annanziata, las principales con- 
decoraciones italianas y la del prin- 
cipado de Montenegro, llamada de 
«la Independencia». 

El principe Mirko vestía su traje 
nacional, esto es, uniforme muy 
vistoso azul y oro. Después que la 
banda colocada en el patio terminó 
de tocar el himno nacional italiano, 
el conde Gianotti, por indicación 
del rey, invitó á todos los presen- 
tes & que se mentaran. 

Transcurrieron unos minutos y 
una de las puertas del salón se 
abrió, dando paso á la dama de cor- 
te de servicio de aquel día cerca 
de la rein* Elena, condesa María 
Cjsta della Trinitá, la cual, en una 
canastilla ó bandeja délas llama- 
das porle enfant, cubiertas de ri- 
■*os encajes, llevaba la princesa 
Yolanda. Lv augusta niña desapa- 
recía entre un montón de encajes 
aatiguos, tradicionales en la casa 
de Siboyi, y agitabv vivamente 
sus bracitos, como si aquella ri 
queza la estorbara. Su cabecita es- 
taba cubierta pjr un» gorra toda 
deencaje. Toda? las miradis se volvieron al intere- 
sante grupo formado por la condesa della Trinitá, dama 
de hermosa fi?ur;i. que ve'tía macní fleo ira.ie (1(> raso 





VJSTA DEL PUENTE CAVOUR POK SU PAKTE SUl'EKlijK 

blanco adornado de encajes, y lucía valiosas joyas, y 
por la tierna criaturita, que apenas se destacaba entre 
los delicados encajes que la cubrían. 

Durante 1* ceremonia de extender el acta de naci- 
miento, la princeaita no cesó de agitar 

sus brazos, y miraba á todas parte.» sin 
exhalar, sin embargo ni el más leve 
gemido. Podría asegurarse que la au 
gusta niña empezaba desde sus prime 
ros dias á conducirse con toda digni- 
dad en las ceremonias palatinas. 

Terminada ésta, á que nos referimos, 
después de firmada el acta por el rey. 
el marqués de Rudini, el presidente del 
Senado y algunos otros personajes, la 
condesa della Trinitá dio una vuelta 
por el salón, presentando ala recién na- 
cida á las personas reales, á los repre- 
sentantes ae las cámaras y á los demás 
invitados. 

Inmediatamente marchóse la condesa 
con su preciosa carga, mientras que 
varios servidores con librea palatina 
de gala, servían en grandes bandejas 
de plata, copas de Chami)agne, que eran 
bebidas á la salud de la princísita. 

El bautizo de la princesj, se efectuó 
el 15 alas 11 de la manara, en presen- 
cia del rey, las reinas Margarita yMarla 
Pía, los príncipes do Montenegro, du- 
que de Oporto, príncipe Mirko. otros 
príncipes y princetas, ministros de la 
corona y altos dignatarios. 



EL COl'RE DE LOS ROMANOS A LA REINi. MARGARITA 

Fué madrina de la niña la reina María Pía de Portu- 
gal, su tía-abuela. 
—El) la segunda semana de junio se inauguró en el 
Parque de Milán la Exposición de flo- 
res organizada por la Sociedad Hortí- 
cola de Lombardía, y á la inaugura- 
ción asistió un público numeroso y ele- 
gante, atraído, tanto por la exposición 
misma, como por el hermoso tiempo, 
que convidaba á pasearse al aire libre 
y entre las flores. Las exhibiciones se 
extendían en derredor del cTia'eí de la 
Sociedad, todo adornado de los atractl 
vos de un jardín espléndido y señorial, 
á lo cual habían contribuido los más 
afamados floricultores mllaneses. Hubo 
para los concurrentes varias medallas 
de oro y de plata, diplomas, etc. 

— Al saberse que la reina Margarita, 
después del asesinato de su esposo, ha 
bía resuelto establecer su residencia 
eo Roma, el alcalde de esa capital, prín - 
cipe Colonna, tomó la iniciativa de 
ofrecer á la viuda de Humberto un ál- 
bum en el que constara la gratitud de 
los romanos por esa decisión suya. El 
álbum, dentro de un rico y artístico 
cofre, fué puesto en manos de la reina 
Margarita el mes pasado por una co- 
misión compuesta del mismo príncipe 
Colonna, del duque Leopoldo Torlo- 
nia y de otros personajes notables. Los 
artistas Leonl, Schmitz, Galli y Nisini, 
han colaborado en la preparación del álbum y del cofre. 
— El nuevo puente que con el nombre de Cavour de- 
be substituir en Roma, sobre el Tíber, al viejo puente 
de Rippits íné sbierto al )u'ib'i»o <>l ?5 fie mayo No hubo 




EL PUENTE VISTO DESDE 1 




CO íü 



nr uj 
< o 
ÜL < 



< E 

oí 

CO 2 
O o 

-J 5 
O i 

< 5 

Q < 
z -■ 

< o 

<i 
Si 

ü. o 



< 

cr 
< 

GL 



ÍZ UJ 

< ° 

o « 

'. - 

Ul H 

< ^ 

< < 



erg p^ 

O) 

-o 



ee « 



fO © es 



CQ 






M 00 

OS 3 

.„ «3 Sh « 

-a © S S 

© > 2 ^ 

H H -o 



03 (8 S 
j3 — tS 

00 O) c¿ 
o f^ 

a X 

00 *co 

§ií a 

00 S3 — • 

.2.0' 

?5 == § 

"5 ¿ S 

S G« 



§S 



oS o fl 

2 >j5 t>c^ Sü"^ 



£ cü 

•oí í; 

^^ 33 OJ 

^ ^ <» 
Ü O OQ 

«1 ® g 

-i i 

M 00 

® eí * 

S « a 



-^ 00 



1-5 

© © 
»-< o 

oS 00 
2 «8 

s a 

X! O 

a 00 



ci£ © 2 

^ «= © 

Z Mo © 

D O to a 

p © 



© (A*;» V,^ ^™ <J Q 

* © ooD o^ g 

a© -5 O g til 



!_© ^ 

.2 -«e < ■£ * £ ií 



S.H 

°t 

ce p 

© cf 
°o £* 

* 2 
© 

.2 a 

o © 

2 ^ 
ce 

g^ 

© X 

-^ "I' 

00 33 

ce ce 



sí o 

fr el 



W « S í --, -os s 
^ >^i .1^ © ^ os 



O Ü 



fl © 






^ © 



0^-5 

©c«§o 

• ■" ~" o*_/ 

t- Cft. o 

o © "• 00 ^ 

'^ =3"^ (O O 
® © CO 

Se© 
oQ. 






2 aO 

© = 

03 C -o 

^ ce * = Og 

O sO rt * 2 
f^ ^ [ju Mm O" 

■£ ■- < ü -o g ■ 

ÜC --H CQ ce 

<íejOZ| 

CL S tu = < ¿ 

Se EQíS 



2 "«"Sí 

«ce-^ 

a 03 © 
«o 

« ¿"S 

© tj * 

|2"S 

a ^ £>0 ■ 
|« *C0 

ce ■© -, — 
g -«CNJ 

° ^ ® 

I- © ©^ 

__ m M 



ja p 
© 



X 

o 

a -5 * ^ 
2.2.12 



ACTUALIDAD ITALIANA 

Las huelgas de Molinella 



Inauguración oficial. Se 
cerró el viejo puente de 
Bipetta destinado á des- 
aparecer, y en la mañana 
del día siguiente, qne era 
domingo, los habitantes 
de Roma se encontraron 
con un nuevo pasadizo 
público. El autor de los 
planos y director de la 
construcción es el Inge- 
niero-jefe del municipio 
de Ro-^a, Alejandio Vi- 
viani El puente tiene cin- 
co arcos. Su largo, entre 
los dos mural' ones d e 
arranque, es 118 metros, 
su ancho es 16 metros. 

— «La regiónde lashuel- 
gas», llama un cronista 
roirano á la comarca del 
bajo Bolones formada por 
las comunas de Moline- 
lla y de varios distritos de 
las comunas adyacentes. 




LA PLAZA DE MOLINELLA DURANTE LA MANIFESTACIÓN 
DE LOS HUELGUISTAS 



medíante un arreglo pro- 
visional de los huelguis- 
tas con los patrones. Ha 
intervenido en esta solu- 
ción el diputado demócra- 
ta Bissolati, quien des- 
pués de alentar á los huel- 
guistas á la resistencia, 
con sus discursos elocuen- 
tes, fué el primero en 
aconsejarles que cedieran 
cuando se les hicieron 
proposiciones aceptables. 

Se advierte, pues, cono- 
cida esta solu -ion, que las> 
comunas de Molinella, nO' 
deben calificarse de anar- 
quistas intransigentes. 

El procedimiento de 
arreglo entre huelglstas 
y patrones se basa esen- 
cialmente en la buena, 
voluntad— forzosa ó exi 
gida por las circunstan- 
cias, sí se quiere— d unos 




.NA CONFERENCIA DEL DIPUTADO'BISSOLATI 



Efectlvamrn'e el 
mes de Mayo ha 
sido de huelgas 
constantes en esa 
parte del país, co- 
mo lo habían sido 
antes los de Abril, 
y de Marzo, es de- 
cir, desde el prin- 
cipio de la prima- 
vera, Y eso es úni- 
camente lo que se 
refiere & este año; 
pero en años pasa- 
dos, desde largo 
tiempo atrás los 
campesinos de Mo- 
linella han dado el 
ejemplo de las 
huelgas á los de 
toda Italia. <Se 
puede decir que en 
Molinella las huel- 
gon aborígenes del 
lugar» dice el mis- 
mo cronista, para 
explicar con bas- 
tante propiedad la 
tácticaque los mo- 
llnelenses emplean 
desde mucho antes 
que se organizaran 
los famosos sindi 
catos obreros de 
hoy para obligar á 
los propietarios de 
tierras ¿ acceder 
á sus demandas. 
La huelga de este 
año ha terminado 




LA PLAZA DE MOLINELLA OCUPADA MILITARMENTE 



y otros. Pero, cor» 
toda seguridad 
puede sentar?e, y 
tal lo ha reconoci- 
do el diputado Bis- 
solatti, que siem- 
pre salen ganando- 
algo los huelguis- 
tas en sus arreglo» 
con los patrones. 

Desde luego, aun 
rebajando un poco 
ó un mucho de lO' 
que pedían, la» 
nuevas condicio- 
nes en que entran 
á trabajar son su- 
periores á las erk 
que se encontra- 
ban. Y & cada nue- 
va huelga logran 
una nueva conquis- 
ta, ya respecto ai 
salailo, ya respec- 
to Á las horas d» 
trabajo. 

Como se ve, es- 
to debe conside- 
rarse como u i> 
triunfo de loshuel- 
pulstas, quienps di- 
rigidos por el di- 
putado de que he- 
mos hecho men- 
ción, dan á su. 
acticud un carácter 
práctico, que está 
llamado á tener 
muchos imitadores- 
entre los obreros^ 




i Somos los únicos que vendemos 

i Grafófonos «NEW CENTÜRY» 
I GRAFÓFONO Q 

/ Con elegante e 1 Q 50 m/ 

corneta nikelada á »P 1^-^^ /n. 




HEMOS RECIBIDO 
Nuevos aparatos fonográficos 







/ Cilindros con acompañamiento de or- 
I qnesta. Id. de la Galvani y Bezares. 
] Bocinas de madera. 
/ GRATIS— Catálogo ilustrado 



THE NEW CENTURY 

PICCARDO, PALMADA & Cía. 
664, CUYO, 664 — BUENOS AIRES 



ACTUALIDAD FRANCESA 



La catástrofe da Issy-les-Moulineaux 




ALA PRINCIPAL DEL EDIFICIO ANTES DK LA EXPLOSIÓN 



TALLER DB CARGA UK CAKlUCUOíj 



El íi de Janio ocurrió nna terrible catástrofe en la 
fábrica de cartuchería de Gevelot, establecida en Issy- 
les Moulineaux, cerca de París. 

Por cansas que hasta ahora no se conocen y proba- 
blemente nunca 
sesabrán, porque 
todas las perso- 
nas que estaban 
en el lagar de 
donde partió la 
explosión pere- 
cieron en el acto, 
voló un departa- 
mento de la fá- 
brica producien- 
do un formidable 
estampido que se 
oyó á grandes 
dlstanriaít y cau- 
só en París y hus 
Inmediación e s 
grande alarma. 

El talleren que 
ocurrió la explo- 
sión quedó com- 
pletamente arra- 
sado, perdiendo 
la vida 14 perso- 
nas y resultando 
heridas de más ó 
menas gravedad 
otras 16. 

A poco de ocu 
rrlr la catástrofe 
llegaron á la fá- 
brica el prefecto 
de Policía, Mr. 
Lepiue, y el ser- 
vicio sanitario 
municipal, pro- 
cediéndose á^ha- 
cer la primera cura á los heridos. 

El Presidente, Mr. Loubet, en cuanto supo lo que 
oeorría envió al jefe de su cuarto mili ar para que ex- 
presara su sentimiento al alcalde del Issy y diera el 




TALLER DE LAS PRENSAS PARA LLENAR CARTUCHOS, DESPUÉS DE LA EXPLOSIÓN 



pésame i las familias de las víctimas. Ordenó también 
Mr. Loubet que se enviaran c»rrusjes de las ambulan- 
cias militares y él se trasladó en persona al hospital 
Boucicaut para visitar á los heridos. 

La fuerza de 1& 
explosión fué tan 
enorme, que en 
un radio de SOO- 
metros quedaron 
hechos añicos to- 
dos Us eriftalesr 
Un cochero qu» 
estaoa patán o á- 
la puerta de la. 
fábrica en el mo- 
mento de la ex- 
plot<ión. fué lan- 
zado del pescan- 
te á una distan- 
cia de diez me- 
tros. 

Uno de los ca- 
dáveres — el dfr 
una mujer,— fué 
arrojado á otros 
veinte metros so- 
bre la cubicri» 
de otro edificio. 
El cadáver de 
la desgraciada 
t*nfa el vientre 
abierto. Se nece- 
sitó bajarlo del 
techo valiéudos» 
de unas cuer- 
da!". 

El presidente 
de la Cámara dfr 
Diputarlos. Mr. 
Paui Descbanel, 
envió uu expre- 
sivo telegrama al alcalde de Issy. 

El Consejo general votó al día siguiente un crédito 
de 1 600 francos para las víctimas. 
El día 17 se verificaron las txequUs por los fAllecldoa. 




LOS DEPARTAMENTOS DE LA FÁBRICA DESPUÉS DK LA E.Xl'l. j.^1. N 



I 




fiTft¥€TA CASTEM 



— ANTIQUA CASA CABRVL 



1140, CALLE BARTOLOMÉ MITRE, 1150 



(ANTES PIEDAD) 



EMPRESA DE POMPAS FONEBRES Y CARRUAJES DE LUJO 




Sin necesidad de hacer sacrificios se puede tener un servicio 
fúnebre, correcto y lujoso y para esto no dejen de consultar mi tarifa 
y ver los elementos que ofrezco. 



Ataúd tallado, doble esjón metálico, manijas euro- 
peas -Gapllla ardiente con candelabros góticos y pal- 
mas Tartas Inees— Inscripción grabada en chapa de 
bronce— ÁYlsos en El Diario, La Prensa y La Nación, 
etc.— Carmaje para la familia— Lacayo para la capilla 
ardiente Tren fúnebre de primera & 4 caballos— 1 ea- 
rmiO* Imperial para coronas- 8 carruajes de duelo con 
lacayos— 80 carruajes de librea para acompañamiento- 
Lacayos para recibir tarjetas. 

Todo por 9 600 

Ataúd ovalado, tallado, eon doble cajón metálico, 
mancas europeas— Capilla ardiente con candelabros gó- 
ticos y palmas varias luces— Inscripción en chapa de 
bronce— Avisos en El Diario, La Prensa y La Nación— 
Carruajes para familia— Lacayo para la capilla ardiente 
—Tren fúnebre á 4 caballos de primera— 8 carruajes de 
dnelo eon lacayo— 16 carruajes de librea para acompa- 
fiamlento— Lacayo para recibir tarjetas. 

Todo por f 470. 



Cajón ovalado, con doble cajón metálico, manljM 
europeas— Capilla ardiente, candelabros góticos— Ins- 
cripción en chapa de bronce— Avisos en El Diario, La 
Prensa y La A'ocídn— Tren fúnebre de primera á 4 caba- 
llos— > coches de duelo con lacayos- 10 carruajes de 
librea para acompañamiento- Lacayo para recibir tar- 
jetas. 

Todo por • 870. 

Ataúd Imitación ébano, eon doble cáJón metá- 
lico y manijas de bronce- Capilla ardiente, eon cande- 
labros góticos— Inscripción en chapa de bronce— Avisos 
en £1 Diario y La Prensa— Tr^n fúnebre de primera 
á 4 caballos -8 carruajes de dnelo con lacayos- 8 ea- 
rruajes de librea para acompañamiento— Lacayos para 
recibir tarjetas. 

Todo por f 230. 

KOTA.— Las Ucencias para el cementerio del Norta y 
Oeste se cobrarán aparte.— 8e pueden hacer todas laa 
modificaciones que pida el Interesado. 



Los carruajes para el Cemeoterio del Oeste, tieneo un recargo le 2 pesos 

Los servicios especiales á precios convencionales 

Unión Telefónica 810 (Central) — Cooperativa 1017 



C. ARTAYETA CASTEX • 



1140, CALLE BARTOLOMÉ MITRE, 116t 
(ANTES PIEDAD) 



ACTUALIDAD FRANCESA 



La catástrofe de Issy-les-Moulineaux 




I 



EL TALLEK VK LA CARGA DE CARTUCHOS DESPUÉS DE LA EXPLOSIÓN 



El acto faé una grandiosa manifestación de simpatía y 
de duelo, á la cual concurrieron todo el pueblo de Issy 
y gran número de habltantei de toda» lai localldales 

^ Delde ikí 9 a. m. todoi los almacenes situados en los 
alaededores de la fábrica Gevelot. lugar de la catástro- 
fe y todos los comprendidos tambléQ en la carrera que 
había de recorrer el fúnebre corcejo, esiaban cerrados. 

Los faroles de alumbrado público estaban encendi- 
dos y cubiertos con fúnebres crespones. ^„„^. 

El aspecto que presentaban aquellos lugares, donde 
se apiñaba una multitud entrHteclda y silenciosa, era 
profundamente lúgubre. j»v,«. /lo, 

A medida que se acercaba la hora en que debí* dar 
principio la ceremonia, el gentío «l>» meciendo, haua 
Que acabó por invadirlo todo, sin que bastara á conte- 
nerlo el importante y numeroso servicio de agsntes de 



orden público y de gendarmería que se l^a^íf^O'*»^"*'!*!" 
con 103 contingentís locales y los enviados de París. 
'"eu la fábrica de cartucbos lugar de la explosión se 
había levantado la capilla ardiente, y en ella estabau 
depositados los dieciséis féretros, ocultos bajo una 
montaña de coronas y flores. „ i. „. Trilla ar 

Sólo tenían permiso para penetrar en la capilla ar- 
diente, los miembros de las familias de las victimas, 
entre los cuales se produjeron escenas en extremo pa- 
téticas que bien pronto fueron propagándose al püDli 
co Hubo despedidas desgarradoras, 'la°t<i«', ««"«Xs 
lamentaciones que se escapaban hasta de los pechos 

""Tus^io'so a. m. se formó la comitiva oficial, presidi- 
da Dor el alcalde. Colocados los dieciséis féretros en 
dos'^filas sobre otros tantos coches-estufas púsose e 
marcha el fúnebre cortejo en dirección á la Iglesia. 



i 




1.L ENTIERRO DE LAS VICTIMAS 



BOTIIfES IfORTEAMERICAITOS ''7^:1:'" 

PIDAN POR CORREO 

Apenas hace dos años que empezamos 4 Introducir en esta plaza botines Norte- 
americanos para hombres, señoras y niños, y en este intervalo hemos conqn.stado 
para este ramo una clientela de n ás de 5, CCS persona». La demanda para f stos artícu- 
los ha aumentado tanto, que ahora tstamos recibiendo remesas por todos los vapores 
que vienen de Norte América, y ni asimismo podemos tener en existencia lo tuficlente 
para atenier á nuestros clientes. Heme s asegurado la agencia exclusiva para la Repú- 
blica Argentina, de las mfjores fábricas de Norle América, y sus productos superan en 
toda la extensión de la palabra. El afamado botín Norteamericano KEITH para hom- 
bre, se vende en las principales ciudades del mundo, y el nombre de KEITH estampa- 
do en un botín es una garantía que es de mejor calidad. 

Son elegantes, cómodos, bien hechos y durables 

Praebs una vez y no usará otros 

Botín de becerro negro, cla?e ex!ra, con cinta ó con elástico, punta redonda. . 14.75 

Botin de becerro amarillo, oscuro, punta redonda 14.75 

Bjtín de becerro amarillo, clase extra, con cintas ó botones 15Í75 

Botin de becerro negro, llamado «Box» pnn'a redonda, con cintas ó botones.... 16.75 

LOS AFAMADOS "GUANTES PARA LOS PIES" 

Bo ín de cabritilla «Vid», negro, punta redonda, con cintac. botones ó elástico.. 16.75 
Bolín de cabritilla «Vlci», amarillo punta redonda, con cintas ó botones 16.75 

BOTINES DE INVIERNO 

Bolín de becerro negro, doble suela, sobresaliente, con cintas 17.75 

BOTINES PARA NIÑOS 

Botines fuertes de becerro negro y de color, para niños, niímeros 28 al 30 7.37 

Id., id., Id., niimeros 31 al 33 8.:í5 

Id., Id., Id., niimeros 34 al 39 9.87 

Id., id., id., de color, para niñas, niimeros 28 al 30 7.37 

Id., Id., id., de color, para niños, niimeros 31 al 34 8 35 

Botines de cabritilla negra, para niños, niimeros 29 y 80 6.35 

Id., id.. Id., para niñas, números 31 al 34 7.35 

Id., Id , Id., para criaturas, números 25 al 28 4.95 

Bo'ines para señora 9.86 i 15.85 

Pidan por correo. Mandamos los botines á cualquier panto de la República con flete 
pago, mandándonos el número que calza ó la forma de su pie trazado en an papel. 

PIDAN NUESTRO CATÁLOGO NÚM. 7 

mgp'^^^WT ^ST^\X^ YF cangallo Esq. florida 
JM fi wlí X \^JK%;M^ buenos aires 




SEÑORAS 




Cura contra toda afección del 
== cutis y cabello == 

OFRECE LA ESPECIALISTA 

JULIA W. DE TAYLOR 

71, LIMA, 71 



Contra el vello em- 
plea los tres medios co- 
nocidos á la ciencia: la 
aguja eléctrica, el depilatorio y el descoloran- 
te. La pomada «lodor» cura los estragos de 
la viruela. El Bálsamo Recamier hermosea y 
rejuvenece. 

Consulta y folleto gratis, calle Lima 71 

La Creme Jeunesse es 
adherente inmejorable para 
los polvos, así como suaviza 
y conserva el cutis. Precio 
$ 2.00 en las farmacias 
Gibson, Rolón, Del Pla- 
ta, etc., y en las de Váz- 
quez y Césares en La 
Plata. DESPUÉS 




CANOCIDA 



Brillantina para conser- 
var, desarrollar, fortificar 
quitar la caspa, erupcio- 
nes y toda plaga de que 
adolece el pelo y la barba, 
á la vez da el color que 
se quiera. No mancha la 
piel ni la ropa. Se apli- 
ca con las manos 

INVENTADO Y PREPARADO POR EL 

dr. a. Gómez muñoz 

NEW-YORE. BROXJDY 45 



ACTUALIDAD FRANCESA 

La fiesta de las flores en el Bois de Bou'ogne 




Sabido es que ea París, lo mismo que en Bue- 

deL^ fln'' ^^^ *°^°' ^°^ »S°« "°a fiesta d corso 
de las flores, como que la H*. «nní u- I.- j \*^^^p 

tuídaporel'ejempinelade^'lU.'ls L afí'o'se 
ha realizado esa fiesta el sábado 8 y el domingo 
^dejumo, y, como de costumbre su teat?n h- 
sido el Bosque de Boulogne Un ílemro he^m„ 
s simo excepcional en fa circunstíícia nueJ 

fnene*vien?o IntV ^^ ""JS'^Z ha'sSdí^un 
inerte viento en los días del famoso Corso, ha 

La Garden-party de « l'CEiiiet Blanc 
ranos.. La asociación realista dd 'ciavií 



favorecido la fiesta esta vez T7i «¡¿v..^» 
cipalmente, había unVol radianfí y l^te^p^e";" 
tura no era muy elevada, condiciones au^ Síí 
mitieroná las damas elefantes eV^r;tJlt ?i 
{c.7e//e5 claras y deliciosas sombraros ¿orííoV 
Los carruajes adornados de floreí eran tan 
abundantes en la Avenida de las Acacias aSe 
R^/íi*"* V^°u*? y ^ ^^^^ instante se detenía 
sáhlwn r,T^°^*'''^^*°*° entusiasmo coa. el 
sábado, pero menos gente de la haute. 

» en el Palacio de los Soberanos 




LAS ENFERMEDADES DEL ESTOMAGO 

SE CURAN CON EL 

DIGESTIVO DEMARCHI 



En oposición á muchas otras especialidades que se venden para la curación de las 
enfermedades del estómago, este digestivo no tiene por origen el secreto de una bruja, 
la sabiduría de un gitano, la herencia de un cacique ni la virtud mágica de yuyos que 
se encuentran . .. donde nadie los encuentra, pues nacen sólo en la mente de personas 
que no tienen escrúpulos ni remordimientos de jugar con la salud del prójimo, en be- 
ne6cio de sus bolsillos. 

La fórmula del DIGESTIVO DEMARCHI no ha sido encontrada por casualidad: 
es fruto de una labor intensa y perseverante, continuada por arriba de medio siglo y 
corroborada con el contingente científico de celebridades médicas nacionales y extran- 
jeras, quienes, y les quedamos por ello agradecidos, sobre la composición y eficacia 
del DIGESTIVO DEMAB.CHI, han hecho estudios serios y prolijos experimentos, 
que al mismo tiempo que denuncian amor á la ciencia y á la humanidad doliente, 
ponen de relieve energía, paciencia y constancia en proporciones superiores á todo 
elogio. 

El DIGESTIVO DEMABCHI no es de ayer; ya tiene arriba de medio siglo de 
existencia, contándose por millones los enfermos del estómago que han acudido á la 
antigua y acreditada Farmacia Demarchi, en busca de un alivio para sus sufrimien- 
tos, encontrando en este Digestivo la salud, de la cual, muchas veces, hablan deses- 
perado. Wf>*tsi't^ ^ kA ^ 

Su presentación bajo forma de especialidad, responde á la idea de hacer menos gra- 
voso el despacho de una farmacia ya recargada de trabajo, y de extender los beneficios 
de este gran remedio á aquellos enfermos que por la distancia ú otra causa no pueden 
llegar hasta nosotros. De esta suerte dirigiéndose á cualquier farmacia acreditada 
podrán encontrar el DIGESTIVO DEflCASCHI en las condiciones mismas como si 
lo adquirieran en nuestra casa directamente. 

El uso del digestivo no puede ser perjudicial en ningún caso; ayuda la digestión 
hasta á los estómagos más robustos: su empleo es fácil y deberá sujetarse á las instruc- 
ciones que lleva cada caja. 

Nombre de algunos de los médicos que nos han favorecido con su opinión favorable 
sobre la composición y los resultados conseguidos con 

* EL DIGESTIVO DEMARCHI • 



Doctor T. Botto, médico primario del Hospital Italiano.— Doctor M. Carnevali, Canga- 
llo 1522.— Doctor Alberto Cesarani, Rivadavia 1515.— Doctor Bernardino Stagliano, 
médico interno del Hospital Italiano.— Doctor A. de Focatis, Chacabuco 1151. — 
Doctor Fed. Vetere, médico del Hospital Italiano.— Doctor L. Gonella, médico del 
Hospital Italiano. — Doctor T. Dorucei, Bolívar 1131.— Doctor B. S. González, 
Brown 1081.— Doctor A. Galdi, Estados Unidos 656. 



nJSI^ÓSITO S: 



Droguería de la Estrella 

215 - DEFENSA - 215 

Droguería del Indio 

1511- CALLE RIVADAVIA -1510 

BUENOS AIRES 



Droguería del Águila 

S48- Calle SAN MARTIN- 848 

ROSARIO DE SANTA FE 



Eoch) Capdeville Jahn y Cía. 

Cerrito, 267 — MONTEVIDEO 



IMPORTANTE, — Las casas depositarlas arriba mencionadas mandarán libre 
de porte y gratis á quien lo solicite, el < TRATADO DE LAS ENFERMEDA- 
DES DEL ESTÓMAGO Y DE STJ CUIIACIÓII' >, conteniendo muchos consejos 
útiles para los enfermos del estómago. 



ACTUALIDAD FRANCESA 



Los automóviles eléctricos en el cuerpo de bomberos de París ^| 



!> 



Hasta hace muy pocos T 
años, el cuerpo de bombe- 
ros de París se encentra 
ba, en cuanto á su mate 
rial de apagar incendios 
y de salvar personas ú 
objetos, en un estado de 
gran inferioridad con res- 
pecto á los de Inglaterra 
y Estados Unidos; pero 
ahora, en poco tiempo y 
gracias á una jira hecha 
por su jefe en las princi- 
pales ciudades inglesas y 
norteamericanas, está en 
situación de no envidiar 
nada á sus émulos de 
aquellos países. Más aún 
en algunas cosas les supe- 
ra, como por ejemplo, en 
el juego completo de ve^ ! 
hículos automóviles eléc \ 
trieos que acaba de com- 
pletar. Es el material «de 
partida» más rápido que 
se pueda construir. Se 
compone de tres carros: 
el furgón, la bomba y la escala. El furgón, que 
fué construido antes que los otros dos, trans- 
porta á los zapadores y el material de primeros 
socorros: escalas, cuerdas, hachas; detrás hav 
un cabrestante, en el cual estáu enrollados 240 
metros de mangueras de tela. Este furgón, que 
funciona desde hace cerca de dos años en el 
cuartel central de los bomberos de París, situado 
f n la calle del Chateau-d'Eau, ha dado excelen- 
tes resultados, por lo cual se ha construido otro 
últimamente y está en servicio en el cuartel de 
la calle Malar. 

Pero los esfuerzos de los ingenieros tendían, 
sobre todo, al mejoramiento de la bemba. 

En los Estados Unidos, la bomba automóvil de 
vapor daba buenos resultados, pero la presión 
ro era suficiente hasta después de tres ó cuatro 




LA ESCALERA AUTOMÓVIL 



f minutos. El ácido carbó- 
nico líquido, empleado er» 
varios países, especial- 
mente en Alemania, tam- 
poco daba la solución deí 
problema. La presión era 
sólo momentánea y, ade- 
más, disminuía á medida 
que, al escaparse el agua^ 
el gas carbónico ocupaba 
un espacio más conside- 
rable. Solamente la elec- 
tricidad podía resolver 
esa cuestión, y á ella recu- 
rrió el capitán Cordier, del 
mismo cuerpo de bombe- 
ros, dibujando los planos 
de la bomba y dirigiendo 
su construcción, lo que hi- 
zo igualmente con el fur- 
gón. Ahora, el cuerpo de 
zapadores-bomberos de 
París, posee la bomba más 
rápida y más perfeccio- 
nada del mundo entero. 

Los cuatro hombres que 
manejan la bomba están^ 
noche y día, listos para salir al oir la primera 
señal, y como los acumuladores se encuentran 
siempre con su carga máxima, la partida se 
efectúa en quince ó veinte segundos: el tiempo 
necesario apenas para saltar arriba del vehículo 
y abrir las puertas. 

La escala automóvil, la última pieza cons- 
truida, en uso ya en el cuartel de la calle Malar, 
ha venido á completar el míterial. Ninguna 
modificación se ha hecho á la escala, propia- 
mente dicha, á la cual llevan en peso las rue- 
das, en vez de arrastrarla: por consiguiente, la 
inclinación es menos prolongada y el transporte 
se hace más fácil. Para bajar la escala de su 
tractor, se han dispuesto, á cada lado del ve- 
hículo, rieles que forman plano inclinado. La 
operación se rea'iz» en pocos segundos. 




LA BOMBA AUTOMÓVIL 



A los cientos de miles que sufren de la influenza 



Pectoral de Cereza 

del Dr. AYER 

Toses, Gripe, y Mal de Garganta. 

Alivia la tos más aflictiva, palia la infla- 
mación de la membrana, desprende la flema y 
produce un sueíío reparador. Para la cura del 
Garrotillo, Tos Ferina, y todas las afecciones 
pulmonales á que son tan propensos los jó- 
venes, no hay otro remedio mas eficaz que el 
Pectoral de Cereza del Dr. Ayer. ' 

PRIMER PREMIO EN LAS 

Exposiciones Universales de Barcelona y Ciilcago. 

Preparado por el Dr. J. C. AYER y Ca., liOwell, 
1\<MSS., E. U. A. . 

5^" Pángrase en fniardia contra imitaciones baratas. El nombre de — "Ayer's 
Cherry Pectoral"— figura en la envoltura, y está vaciado en el cristal de cada 
una de nuestras botellas. 



4- 

antes 





después 




Pectoral de Cereza del Dr. Ayer 



tomar 



¡A LAS FAMILIAS! 

CON LOS 

POLVOS ALCALINOS-MINERALES 

que se expenden en nuestra casa, pueden 
prepararse instantáneamente, por sí mis- 
mos, una espléndida 

Agua Mineral de Vichy 

(ARTIFICIAL) 
MUCHO MEJOR QUE LAS NATURALES 

por contener dichos polvos los mismos in- 
gredientes y los principios activos de las 
aguas de las fuentes de Vichj^, y por tener- 
la fresca todos los días, y viene á costar 
solamente 

A 10 CENTAVOS EL LITRO 

Se YeDde QDleameDte en nnestra easa 
á $ l.so la cajila 

Se manda franco para todo punto de la 
República añadiendo 30 centavos á su 
importe. Pídase á la casa 

*'1mA ACTIVIDAD'^ 




DR. A. LEVINSON 

Cirujano Dentista Nor'iE- Americano 
«^ <^ <^ 

TRATA TODA CLASE DE ENFERMEDADES DE 
LOS DIENTES Y DE LA BOCA EN GENERAL 



DE 



J. FÉLIX PASINO 

CALLE CUYO, 1180 - BUENOS AIRES 



Especialidad en la coloca- 
ción de dientes artificiales 
sin chapas por medio de 
un sistema propio y ex- 
clusivo. 

Avenida de Mayo 890 esq.Tacuari 



FUDDEAS rosadas del Dr. WILLIAMS 

PARA PERSONAS PÁLIDAS 



miDADO coir LAS FALSIFICACIONES 

io compre sioo eo Farniam y Droooems fle coDílaoza 



Cuantió compre usted estas pildoras examine las eti- "W^k |^I^ 
quetas color de rosa altrasluz. Si son legítimas verá IgJJroH^ 
usted rcn transparencia las palabras ®"^^L EOPLE 

Si no aparecen estas palabras en transparencia ( examinando el papel 
contra la kiz.),t^ha habido engaño y debe exigir que se le devuelva el dinero. 

Prevenimos al público que no vendemos las Pildoras .Rosadas 
del doctor l¥illiaiiis para Personas Pálidas, á las si 

guientes casas y, por consiguiente, no garantimos la legitimidad de las 
Pildoras Rosadas del jdoctor Williams que ellos expenden. 

En .la ciudad de Buenos Aires 

^Droguería y Farmacia Inglesa», de E. S. Kelly, calle Santa Fe 1699 

(-.esquina Calle Rodríguez Peña). 
^Farmacia Santa Fe», calle Santa Fe 1894. 
-^fetFarmacia Gerónimo >Bilv3ano», Calle Garay 1058-1100 (esquina Plaza 
«Gcmstitucióji ). 
J. ^ngelini, cahe Santa Fe 3452. 




En la Cannpaña 

Asul. — Farmacia de Comín Hermanos. 
jíSan Luis, (provincia de San l.uís ). — «Botica del Cóndor», (Zacarías 

Vidella), calle Rivadavia. 
Mendosa. — Belisario Cuervo, Calle Necochea 1820. 

^^kX^lquier persona -que compra Pildorasi Rosiadasi del 

doctor H^tUiamN para Pers^onast Pálidas^ y en- 

cjuentr^a que la etiqueta rosada no tiene las letras en trans- 
parencia arriba indicadas, nos hará un gran favor de infor- 
marnos inmediatamente, dando nombre y dirección de la farmacia, 
botica ó droguería donde han expendido tales mercaderías, é inclu- 
yendo con él informe la etiqueta en evidencia. 

THE Dr. WILLIAMS MEDICINE Co. 

GALLE VICTORIA 374 — BUENOS AIRES. 



EUSTAQUIO PELLICER 
RCTACTOR 



SEMANARIO FESTIVO, LITERARIO, ARTÍSTICO Y DE> ACTUMHDAOeS ■ 

JOSÉ 8^ ALVAREZ' 



M^ANUfiUtJMAVWfel; 



BUeNO»AmES, 20<Oe\KIUI(M OE'^SOV 



N.f 'Mw- 



Ei nuevo ministro de Instrucción Púbíicaí. 



Después de laboriosos trabajos prepa- 
ratorios, de conferencias con el presi- 
dente! de Idas y venidas, de dudas y va 
cilaclones, el doctor Juan E. Serú se ha 
hecho cargo de la cartera de instrucción 
pública. 

SI nuevo ministro no es un novicio 
en la vida pública, y sus discursos en 
la cámara y los proyectos por él pr«- 
lentados, le han hecho destacarse en- 
tre el montón de representantes de tie- 
rra adentro, muchos de los cuales creen 
en el sabio pensamiento: <si la palabra 
es plata, el silencio es oro>. 

Tiene el señor Serú un aspecto frío y 
displicente, cachaciento según otra ex- 
presión con que también se le caracte- 
riza; pero esa facbada no se compadece 
bien con el verdadero interior del edl- 
fleio,— pase la comparación arquitac^ 
tónica. 

El nuevo mini*tro de instrocclón pú*^ 




DRi JUáH E. SKKlin 



blloa asegura no tener-programa, y se 
limitará por abora á hacerse cargo 4¿ 
los proyectos existentes. En el ramo dé 
Justicia hará lo propio, lo que no ea 
mucho comprometerse con declaración- 
nes anticipadas. Pero su primera me- 
dida, como sucesor delseñor Magnasco, 
ha sido destruir una parte de la labor 
de éste, suprimieado el horario discon- 
tinuo en las escuelas, lo que no sabemos 
si estará conforme con los progresos de 
la pedagogía, pero lo que seguramente 
le será agradecido por los muchachos, 
en estas mañanas frías de invierno. 

Dícese también que el nuevo minis- 
tro de instrucción pública deiéa'esta- 
dlar con detenimiento los planBff^de 
enseñanza, hoy vigentes, lo que ° per 
mita suponer que en no largo plasóie 
veremos poner la mano en esaenonúe 
tela de Penélopa, que todos seampe 
ñan en tejer y destajar; 



La fiesta en el Hospital de Alienadas^ 



Ante una escogida y numerosa concurrencia, qaa dió 
así los atractivos de una fiesta social á lo que era una 
solemnidad cientiñca, Inauguróse el domingo el pabellón 
de anatomía patológica, en el Hospital Nacional de 
Alienadas, del que ya tendremos ocasión de ocuparnos 
más extensamente. 

En dicho pabellón se haUan: el anfiteatro, donde el 
doctor Tedeschl debe dictar sus cursos Ubres; la sala de 
autopsias y anatomía; la destinada á la bacteriología, á 
cargo del doctor Sívorl, y el laboratorio químico. 



El arzobispo monseñor Espinosa bendijo el local 
Inaugurado, y pronunciaron algunas palabras - alusivas 
á la Inauguración, la presidenta de la SociedAdd* B^at- 
ficenola y el canónigo D. Lula Duprat. 

El director del establecimiento, doctor Antonlo-F. Pi- 
nero, explicó en un elocuente discurso la bistorlU'y la 
Importancia del local inaugurado, siendo muy apláa- 
dldo.! «- - <-. 

La concurrtmeta ftié luego obsaqaiuds con-nn Inno&i:'ll 




ÜALIDA DE MONSKfíOK KBl'INObA Y DKMÁd INVITADüfl 



fot. de Cabás y Cabetab. 



siisrFOJNrijPs. 



El número de cuenteros va aumentando de un modo alar- 
mante, atribuyéndolo unos al aumento que también se ob- 
serva cada día en el número de zonzos, y achacándolo otros 
al creciente desarmllo de la pobreza, musa Inspiradora de 
cuanta fábula creó la fantasía del necesitado. 

Pero, sea cual fuere la causa, es lo cierto qaebay que usar 
de la buena fe con mucha canela, porque en los tiempos 
que corren es difícil di ;tlngulr la palabra que se emplea 
honradamente, de la que se nos dirige aguisa de ganzúa. 
Ya muchas personas hnn puesto en práctica la resolución 
de DO creer en nada de lo que se les dice, llevándola á tales 
extremos, que se ha dado el caso de ir á anuncia le á un In- 
dividuo que su esposa acababa de ser mordida gravemente 
por un gato rabioso, y quedarse tan tranquilo en el club, 
siguiendo la partida de truco y pensando para sí: «El que 
me trae esa noticia del mordisco cree que yo me chupo el 
dedo. Lo que pretendía es que yo me alejara de esta reu- 
nión para sacarme plata so pretexto de habérsele demora- 
do un cobro ó tener á la suegra con tos convulsa». 

Contrasta esta Incredulidad ejagerada con la supina can- 
didez de esos sujetos para quienes son verosímiles todas 
lias historias y seres caídos del cielo todos los que se acercan 
á decirles' 

—Señor, su dulce caída de ojos y la expresión bondadca 
con que acabo de verle estornudar, me revelan que es usted 
nn hombre de corazón sano, de sentimientos altruistas y 
soltero. 

— ¡Caramba! ¡Pues ya es adivinar! 

—¡Oh! Las alma? nobles se descubren en seguida; lo oue 
ínceile es quB cuesta hallarlas, porque no abundan y se lo 
explica el hecho de ser uited la primera persona honrada 
que encuentro después de dos años que llevo buscándola 
por el mundo con el objeto de confiar á su cuidado la edu- 
cación de una niña que tengo y que no sé qué hacer de 





corresponde un marquesado, y por la línea paterna tengo 
entre mis ascendientes tres ministros, siete generales de 
división y un camarlengo de Su Santidad. 

—Y su familia ¿reside en Buenos Aire»? 

—No, señor: ee ve en este momento obligada á vivir en 
Escocia, purque uua tía mía se quedó anémica de un susto 
y la recomendaron los médicos que se fuese á un país donde 
hubiera mucho bacalao, para tomar el aceite; pero vendrá á 
mi boda, si Fabiana consiente en unirde á mí y ustedes no 
se oponen á que Sia la futura marquesa de Mirlo hlposo. 

Los papas se apresuran á concederle la n.auo de Fabiana, 
el matrimonio ce realiza y á los pocos meses se descubre 
por un exhorio venido de Europa, que el blasonado joven 
era un dept-ndiente de relojería fugado de Bremen con va- 
rios croDÓmeiros que le habían llevado á su patrón para 
componer. 

También sigue encontrando gente crédula el cuenco del 
tesoro enterrado, siendo frecuente ver á máe de un infeliz llo- 
ran do la pérdida de sus ahorros después de haberse estado 
días y días haciendo hoyos al pie de los árboles que le indi- 
caba nn plano. 

Pt ro, ¿qué mucho que á las personas sencillas las engnñen 
los cuenteros, si hasta el mismo Emperador de Alemania 
acat>a de ser estafado por ese sistema? 

Nada menos que tres millones y pico de pesos oro le robó 
un tal Ssndén, haciéndole el cuento del 20 % de ganuncla. 

Hú sabemos cómo anda de creencias religiosas el Kaiser, 
pero presumimos que de^ipués de ese malón llevado á su 
fortuna, no va á volver á pisar nlngnna iglesia, temeroso de 
encontrarse entre los santos á Sandén, apellido qne lleva im- 
propiamente el tal sujeto, porque, dada su inclinación á la 
rapiÚA, en lucrar de San-déa debería llamarse San-qnltea. 



ella, ni de los cincuenta mil pesos oro que la legaron sus 
padres. ¿Quiere usted hacer el favor de quedarse con la 
niña y con los cincuenta mil pf sos? 

—¿Pero, dónde los tiene usted? 

—A la niña la he alojado provisoriamente en casa de un 
matrimonio, que ella es planchadora y él moíorman, pero 
que no tiene hijos, y el dinero lo llevo aquí, en esta valija, 
temeroso de qne me lo quiten en el hotel donde me hospe- 
do. Hágame el servicio de aceptarlo y luego le mandaré la 
criatura, por nn mensajero ó por el mismo motorman. Sólo 
necesito que me deje usted en garantía siquiera un diez 
por ciento de la suma que le voy á dar en efectivo, para 
asegurarme contra la pérdida total de ella, que implicaría el 
desamparo completo de la niña. 

Y el hombre de la dulce caída de ojos, deja caer con 
igual dulzura los pesos en las garras del que le descubrió 
al truista soltero.... y otario. 

Otras veces el cuentero es nn mozo de bigote retorcido á 
tenacilla, chaquet de buen corte, rico alfiler de corbata con 
nna perla del tamaño de un maní, guantes color de tórtola 
viuda, y pronunciación marcadamente gringa, quien se pre- 
senta á los papas de una joven muy chata y algo torcida de 
hombros, pero con buena dote. 

—¿Conque es usted el caballero que se Interesa por Fabia- 
na? -comienza por decirle el padre, conocedor de sus pre 
tensiones. 

—Sí. señor; me tiene cautivado y vengo á poner ¿ sus pies 
mis blasones y mi fortuna, juntamente con mi corazón. 

— ¡Ah! ¿Es usted noble y rico? 

— Una barbaridad. Mire -nsted: por parte de madre me 



pí'h. cLe Sanuy. 



Eustaquio PELLICER. 




Fallecimiento del presidente Errázuriz 



El presidente de la república de Chile, 
doctor Federico Errázuriz, falleció el día 
i2 del corriente mes, en Valparaíso, á las 
seis y media de la 
tarde. Su muerte 
fué rápida, llegan- 
do asi á su espe- 
rado desenlace la 
enfermedad que le 
aquejaba hace al- 
gún tiempo. Me- 
dia hora antes de 
exhalar el último 
suspiro, sintióse 
acometido de una 
gran fatiga, per- 
maneciendo ale- 
targado y murien- 
do sin ¡manifestar 
dolor alguno. 

Su muerte pro- 
dujo honda impre- 
sión en el país ve- 
cino, donde era 
muy estimado, re- 
percutiendo esos 
sentimientos en 
nuestra patria, 
donde también el 
señor Errázuriz 
era objeto de res- 
petuosa simpatía, 
recordándose las 
condiciones de su 
carácter caballe- 
resco.su buen sen- 
tido en materia de 
política interna- 
cional y los es- 
fuerzos que en to- 
do tiempo hiciera 
para conseguir el 
mantenimiento de 
ias relaciones 
amistosas entre la nmción cuya suprema magis- 
tratura ejercía, y la República Argeotina. 

tJesde hace msses— tal declamos en uno de 
""f^'ros últimos números— el estado de su sa- 
lud le impedía dirigir la marcha de los nego- 
cios públicos, habiend» entrado á sustituirle el 
Vicepresidente, señor Zañartu. 





SEÑOR FEDERICO ERRAZUUIZ 



Hijo de don Federico Errázuriz y Zañar- 
tu, ex presidente de la república, y de la 
señora doña Eulogia Echaurren, siguió la 
carrera de leyes, 
siendo elegido di- 
putado á los 21 
años. Ministro de 
la guerra coa Bal- 
maceda, partió pa- 
ra Europa después 
de la revolución 
de 1891, y desem- 
peñó más tarde el 
ministerio de Jus- 
ticia. 

Subió á la presi- 
dencia elegido de 
mancomún por li- 
berales y conser- 
vadores y, lo que 
no es corriente en 
nuestras democra- 
cias, no perdió su 
popularidad al 
ocupar tan eleva- 
do puesto. 

El cadáver del 
presidente falleci- 
do fué trasladado 
desde Valparaíso 
á Santiago, donde 
fué depositado en 
el salón de honor 
del Congreso na- 
cional, hasta el 
momento del en- 
tierro. Uoa multi- 
tud laces antemen- 
te renovada visitó 
la capilla ardien- 
te, llena del sen- 
timiento de respe- 
to que la memoria 
del distinguido 
ciudadano fallecido le inspirara. 

El día fijado para el sepelio, no pudo realizarse 
éste. El gran temporal que se desencadenó sobre 
Valparaíso, impidió que entrasen al puerto los 
ba-'cos de la escuadra de evoluciones, cuyas tri- 
pulaciones debían asistir al entierro del señor 
Errázuriz, según disposición gubernativa. 




El. DESPACHO PARTICULAR DEZ. PRESIDENTE ERBÁZCRIZ 



SL HALL DE LA CASA DONDK HA FALLECIDO 



La fiesta de los franceses 




LLEGADA DE VISITANTES 

Las fiestas de> 14 de Julio, conmemoración 
de la loma de la Baii tilla, se hai realizado este 
año con la brillantez y animación acostumbra- 
das. La colectividad francesa de Buenos Aires 
ha podido por un día suponer que se hallaba de 
retorno en la patria lejana, pues nuestra ciudad 
ofrecía el aspecto de un día de fiesta nacional, 
en los lugares don íe la conmemoración se efec- 
tuaba, yelentusiísmo, g-enuinamentefrancés,en 



dichos lugares reinante, las conversaciones sc»1 
tenidas en el idioma del grar Hi^go, y las excla- 
maciones típicas é intraducibies, daban la ilu- 
sión, como hemos apuntado, de que efectira- 
mente, si no todo, estaba una parte de «Paiís en 
América». 

El hospital francés, alegremente adornado, 
recibió la visita del ministro, conde Sala y de 
varias sociedades, á quienes recibieior los 




LA VISITA AL MONUMENTO DE ALSACIA-LOKENA 



miembrosdelco- 
coiriié organi 
zador de las fíes 
tas 

Como de cos- 
tumbre, efectuó 
se la procesión 
cívica que salu- 
dó á la estatua 
Alsace • Lorrai 
ne, á cuyo pie se 
detuvieron la so 
ciedad (^e vete- 
ranos frances';s, 
las niñas del Or 
felinato Francés, 
y nutrida concu 
rrencia de visi 
tantes. 

Además de la 
distribución de 
víveres á los ne 
cesitadcs, tuvo 
lugar otra emo- 
cionante escena. 




LLEGADA DEL MIM3TR0 DE FRANCIA AL HOSPITAL FRANCÉS 



aunque de carácter distinto, cuando el conde 
Sala, entregó á los veteranos referidos una 



pequeño para contener el 
tadores que^en^iél ie cor 



los representan- 
tes dtfl cuerpo 
diplomático ex- 
tranjero. 

La Plaza Eús- 
kara, á pesar de 
sus grandes di- 
mensiones, que- 
dó coQvertida 
en un hormigue- 
ro humano, pues 
1 a colectividad 
que estaba de 
ñei.ta acud ó allí 
puede decirse 
que por entero, 
asistiendo tam- 
bién el conde 
Sala. 

t*or la'noche, 
el teatro Victo- 
ria, donde se ce- 
lebraba la fun- 
ción de gala, 
ta-Tibiéa resultó 

gran núoí^ro de espec- 

preg^rcn. 




EL REPARTO DE VÍVERES EN KL liUSl'Il'AL FRANCKd 



histórica bandera que les 
guos compañeros de armas 
cía. Por la mañana 
tuvo lugar la distri- 
bución de comesti- 
bles y por la tarde 
la procesión cívica 
y las demás cere- 
monias, viéndose 
durante todo el día 
el hospital concu- 
trido incesante- 
mente por una cre- 
cida cantidad de 
personas. 

El ministro de 
Francia recibió an- 
tes del mediodía, en 
el edificio de la le 
gación, á la comi 
sión organizadora 
de los festejos, ob- 
sequiándola con 
una copa de cham- 
pagne, y por la tar- 
de fué saludado por 



enviaban sus anti- 
residentes en Fran- 




EL REPARTO DE ROPAS EN Kl, «J.UN MARCHÉ» 



El palco oficial hallábase ocupado por el mi- 
nistro de Francia, el ministro de relaciones 

exteriores doctor 
Alcona, el minis- 
tro de marina capi- 
tón de navio Oqo- 
fre B :tbeder, el se- 
ñor Alejandro Gre- 
jer, encargado de 
negocios de Rusia, 
el señor Ledeni^ack 
ministro de Bé'iji- 
ca el almiranteDa- 
I iel Soier el doc- 
tor Jaime Llavallol 
y el »ecretirio de 
la lega' ióo de Fran- 
cia !>eñ jr Pablo Vi- 
gne. Los más dis- 
tinguidos represen- 
tantes de la colec- 
tividad france»a 
ocupaban localida- 
des, y veíase tam- 
bién en el teatro á 
familias conocidas 




BANQUETE EN LA SOCIEDAD 

de nuestra sociedad, y algunos funcionarios pú- 
blicos, entre los que figuraban el jefe de poli- 
cía, doctos Beazley, el secretario doctor Mujica 
y el p-esidente del concejo deliberante doctor 
Zorrilla. 

Principió la función entonándose la Marse- 
Ilesa, cuyos acentos inspirados causaron la 
honda impresión que esa canción produce siem- 
pre en los oyentes, y luego se representó la 
ópera cómica titulada «Lejour et lanuít». 

Fot. de Cakas y Caretas. 



En el Club Francés y otros centros sociales, 
los bailes y tertulias viéronse muy concurridos, 
lo propio que el teatro Odeón y el Casino. 

Como recuerdo de la celebración de la fiesta, 
los presidentes de las sociedades francesas de 
Buenos Aires dirigieron una comunicación al 
presidente Loubet por intermedio del condeSala, 
haciendo votos por la grandeza de la patria y 
saludándole en nombre de la colectividad fran- 
cesa de nuestra capital. 



Bodas de plata de los esposos Chevalier-Boutell 



Celebrando sus bodas de plata el señor Chevalier- 
Boutell efectuó un viaje interesante hasta Chile, y que- 
riendo asociar lo útil á lo agradable, el distinguido 
viajero organizó á su regreso una conferencia en el 
Priace George's Hall, á beneficio de la Sociedad Inglesa 
de Lomas 

El acto fué una verdadera fiesta social, pues acudió 
numerosíiima coicuTencia. El conferenciante hizo una 
animada descripción de su viaje, partiendo desde su 
casa en Lomas de Zamo-a, y á medida que hablaba 
presentaba fotografías de paisajes, tipos, edificios, 

costumbres, 
proyectadas 
sobre un 
lienzo blan- 
co de 11 me- 
tros cuadra- 
dos. El éxito 
más lisonje- 
ro obtuvie- 
ron las proyecciones luminosas, y el público, encan- 
tado por ellas y por la palabra fácil y elegante del 
señor Chevalier-Boutell, pasó horas de verdadero es- 
parcimiento del espíritu, realizando de imaginación 
un viaje que indudablemente es más lindo que en la 
realidad, desde el momento que carece de inconve- 
nientes y molestias. La excursión desde Lomas de Za- 
mora hasta Concepción, resultó muy entretenida, y 
tenemos entendido que será repetida próximamente, 
también con fines filantrópicos. 

Z>OS ESPOSOS CHEVALIEB-BOUTELL EN 1901 





LOS ESPOSOSiCHEVALIEK-BOÜTELL BN 1876 



I 



\ 



y 



y 



Lfl MfíGDilLENfl 



V 



Dttscendlendo el erial desfiladero. 
La huec* calavera bajo el brazo, 
Para beber del agua del ribazo, 
Sigue la Redimida su sendero.*' 
El Rey de las Tinieblas, trateloiiero. 
Que fragua á su virtud, pérfido tazo. 
Pliega BUS alas, en Inmundo af>razu, 

V se transforma en noble ca.bftller(>. 
—Vea. bella entre las bellas: un tesoro 

; Conservointacto en mis Palacios de 

Oro. 

V ¿ adornar tus encantos lo destino; 
Veur qtte goaiindo olvidarás tu peiia; 
>er&s lá Reina allá .... 

La Magdalena 
Tornó la faz y prosignió el camino. 



.\«ÜHTÍN ENCI80 
/)»^. dt Villalobos. 



CARICATURAS CONTEMPORÁNEAS 

Doctor JUAN E. SERÚ,por cao 




Ks el tíiicarg-ado de la iiistrueeión púhlic.i 
cuyo ministerio desempeña ya 
y á la expectativa se oye en la repxiblica 
A unos:— ¡Qné-Serú!— y á otros:— ¿Qn(^ será'' 



47.° aniversario de la fundación de la Bolsa 



L& Bolsa de Co- 
mercio de Buenos 
Aires, tan ensalzada 
por los unos, tan vi- 
lipendiada por los 
otros, — caasa visible 
de fortunas casi fan- 
tásiicas en tiempos 
de agiotaje sobera- 
no, y de ruinas no 
velescas cuando el 
pánico, como una 
suestada de agosto, 
ha barrido los títu- 
los, las cotizaciones, 
los papeles azules de 
la riqueza escrita, 
llevándose esperan- 
zas y cosas alegres 
en el krack Inolvida 
ble, — es institución 
de abolengo, y, con 
nn grupo de otro» 
Instrumentos econó 
micos gran baróme- 
tro de nuestras pe- 
culiaridades ambien- 
tes en ese mundo co- 
mercial, nervioso , 
Irritable, consentido, 
dispuesto á todas las 
audacias é inaccesi- 
ble á lodas las sor- 
presas, que, como á país joven, nos caracteriza y nos 




L08 FÜNDADOEES DE «EL CAMUATÍ 
QUE HUBO EN B 



cuerda el *CamuatU, 
el modesto escrito- 
rio bautizado por un 
chusco con tan pro- 
fético apodo -como 
que «colmenar» y de 
los más rumorosos, 
Iba & ser con el tiem- 
po tal conjunto abi- 
garrado de abejas 
humanas, agitándo- 
se en el vaivén de 
la» transacciones. 

Vivos están de los 
43 retratados, los 
eternos jóvenes Juan 
Manuel de Larrazá- 
bal, Miguel E. Bec- 
car y Rafael Hig- 
himbofon, activísi- 
mas «abejas» de en- 
tonces... 

El nombre del co- 
merciante Achlnelly 
se halla ligado á las 
primeras manifesta- 
ciones bursátiles se- 
ñaladas en Buenos 
Aires. 

En 1846, durante el 
dominio dt. Rosas, 
que tan desastrosa- 
j„.„ , , ^ mente debía concluir 

aespués con el audaz, concurrían los corredores al es- 
critorio de Achlnelly, situado en la calle Florida, donde 



, PRIMERA BOLSA DE COUBBCIO 
ÜEN08 AIRES 




Si en determina- 
das épocas de nues- 
tro desenvolvimien- 
to, hemos merecido 
ser considerados co- 
mo «los yankees» de 
Sud America, es In 
dudable que r\ foco 
de tanta gallanlía 
atropellada, — espar- 
cida al Interior del 
país en las mil for- 
mas de la esppcula 
clon,— se hallaba en 
ese hervidero del 
Palacio de la pla/.a 
de Mayo, cuyos tres 
pisos insolentes, lle- 
nos de ruido, des 
bordaban locura y 
nna fe asombrosa 
que contaminó á biir 
guesís y magnates, 
trastornando todas 
las nocione.4 en la 
República y á tra- 
vés de ios mares. 

Humilde», como 
los de cualquier 
grande, fueron los 
comienzos de este 
coloso argentino. 

Aún hay quien re- 




LA CASA DE MANIUUX DONDE ESTUVO INSTALADO «EL CAMUATÍ» 



IM KUlMi; i, i: la antigua BOLSA 



hasta hace poco es- 
tuvo el bazar de Ma- 
nigot. Ejecutado por 
la mazorca el Infeliz 
Iniciador, las reu- 
niones se transfirie- 
ron al despacho de 
don Federico Massof 
al lado deila casa que 
hoy forma el pasaje 
Roverano, y como la 
concurrencia aumen- 
tara siempre, pare- 
ció imprescindible 
constituir una socie- 
dad, que se instaló 
luego en la misma 
calle Victoria, pro- 
piedad de Irlgoyen, 
donde se halla el ci- 
tado Pafinje. Sobre- 
vino entonces un in- 
cidente ruidoso que 
disolvió aparente- 
mente la asociación. 
El gobernador Rosas 
había prohibido las 
transacciones en oro 
para evitar la de- 
preciación del papel 
moneda. Los corre- 
dores se resistieron 
y fueron reducidos á 




LA FACHADA ANTIGUA DEL ACTUAL EDIFICIO DE LA BOLSA 



LA FACHADA MODERNA DE LA BOLSA 



Í)rlslóa; pero -gente á^U y de espíritu— bien pronto ha- 
lar )ii el ntiílio tle nu -la' la c >n3Í<f i* dicta orial utlll- 
zindo 1 1» pr^emUiencias de que aromaban loi ex raajeroa. 
Al efec'o el corredor francés E. Lor-eau, por cuenta 
de todos, alquiló en la cal e Piedad una casa de 1 1 fa- 
ma lia Frían, ilonde, pa liéadose p o le^ulr en p i¿ los ne- 
Ko 'los. se dictó el p iiasr re<l*tneiito eseriio Instalada 
luego en la c alie 
Victoria — d onde 
después esiuvo la 
Impren a de <La 
Pampa» y hoy la 
droguería de Oran- 
wel,— la vemos más 
tanie. ríe nuevo 
perseguida y casi 
disuelta, abando- 
nar su local de la 
calle Piedad junto 
al Bazar C lón - 
para tener i na exis- 
íenjia efímera en 
los últimos años de 
la dominación ne 
Rosa«, pues que 
sólo se reunían al- 
:guno8 corredores 
en casa de Heal r'e 
Azúa, plaza 25 de 
Mayo, cuyo terre- 
no lorma parte ac 
tualmenie de la 
nueva Bolsa. A los 
pocos días de 'a 
batalla de Caseros, 
con el despertar 
de la vida nacio- 
nal, rosurge la Ins- 
tliurión. Proviso- 
riamente alberga- 
da en i<n almacén de las caMes Piedad y Reconquista, 
donde hoy se alza el palacio del Banco AlpmAn Trasat- 
lántico, se tra'inr'ó enscgu d ■ á U casa de Haedo calla 
6au Martín. Allí pe' manee ó hasta refundirse en la «So- 
cled <d de la Boba de Comercio». 

ElCawMcíise titulaba cSocledad Particular de Co- 
rredores» siendo noventa y dos sus miembros, en que 



figuraban veintlnuev» corredores de núnero. T ido re- 
sultó peqaeño y ru ilmentarl j hacia 1854, en cuyo mea de 
jallo «1 díi 10 tl8 psrsoaas roinida* en el Tribunal de 
Co.nerclo. ech'irou la* bd,se< déla <3oI'«a», incluyén- 
dose en ellila ai igua sociedad. Cjnstituída la pri- 
m ira CAmira Sindical con do inores cr>mo don Felipe 
Llavaüol, Otuidl Gowlaad, Francisco F. Moreno Juan 

Monasterio. Félix 
Pico y Mainel 
Bledma siendo su- 
plentes los señores 
Bornefeld Martí- 
nez dH Hoz, Caía- 
les. Lyn<-h, de la 
Serna y S .rondo, 
pudo final meat« 
instalarse el 1 " de 
Diciembre en la ca- 
lle San Martín, en 
propiedad del ge- 
neral de ese nom- 
bre, que hoy ocupa 
la librería de Peu- 
ser. Pero esto no 
era suficiente. Ha- 
bía que pensar en 
edificio propio. El 
año 60 la sociedad 
posf'ía un capital 
de 358 020 $ mone- 
da corrieute y con- 
taba con 459 miem- 
bros. La Cámara 
Sindical faé auto- 
rizada para b> scar 
terreno adecuado, 
y el 28 de Febrero 
de 1862. el gober- 
LA SECRETARIA naior de la Pro- 

vincia, Gr^tl. Bar- 
tolomé Mitre, auspiciaba con nn gran di«cu so la tnan- 
guraclón del edificio —el mismo de la acnal Caja de 
Cunvemión — construido por el Icgeniero Hunt. «vence- 
dor d« Cepeda y del Pavón», como le llamaba «La Tri- 
buna», porque había tomado parte en ambas memora- 
bles batallas. 
Se empieza entonces á diseñar la fisonomía de la 





LA RUEDA 






SK. CAKLOS M. HUEKGÜ 

Presidente de la Bolsa 



D. MKiUEL E. 1ÍECCA.B 
Pundador y ex Uerentejubilado de la Bola 



8R. EDUARDO B. LEGARBETA 
Ex Prest icute 



▼«rdadera Bolsa La especulación— modesta para las 
opulencias de má,% tarde, pero auJacísioaa relativamen- 
te á la C^oca — 8urs>4 apuntando al porvenir. No se co- 
tizaba ocra cosa que oro, rédulas hipotecarias, provin- 
ciales y acciones del Banco Nacional Cimpo tan reduci- 
do bastó á los Leza'» a, y más larde á Casells, á Healy y & 
«tros, paradestactrsemaestros en el difícil arce del agio, 
contrastando con la parsimonia de los Esnaty, Pecú, 
Correa, l/Lazz^ Welly, M»ckinley. Alvear, Cinninatí, 
MíirtiQez, L lm^>, V-rela, Frangenhelm, Gandulfo Sch- 
lleper. Fernández Balbt'n y Serna, etc. que se deba ían 
entrn el toma y daca de 1/16 ó 1/32 mái ó menos, para 
vender ó adquirir un cambio por cuenta de tercero,— 
mientras en U rapidez de operaciones, cimentaban cua- 
lidade-i que m ichoi de «Itos d)iplegaron luego como 
adnalnUtradores de la cosa pública. 

Pero, se compr nde, en ente organismo pictórico de 
nuestra Economia que á su vz el moderno ediSclo re- 
aultaria pequeño. A raiz de 1880, aclarado el horizonte. 



Guando se habla de la BoUa, nombres, acontecimien- 
tos y recuerdos se ago pan: esta institución se halla li- 
gada á la vida nacional. — En 1886 empezó una marea en- 
loquecedora de tspeculación. y el gobierno qi.lso iater- 
vtnlr; Intervino en realidad el 87. imponiendo un im- 
puesto de 1/2 por mil & la^ operaciones realizadas. La 
asamblea de socios re«oivló no pagarlo: tstalló el con- 
flicto, que se solucionó gradas al tino del Inolvidable 
Legarreta. Pocos añoi después el ministro Várela cre- 
yó salvxr al pais ron unn ley dictada á íu Iniciativa, 
prohibienrlo las operaclonrs á pUzT. — La época más ca- 
racterística y curiosa de nuestra Bol»a f é 1888. El mes 
de Junio, mes de liquidación, de pinico indescriptible, 
todavía se cons»rv% en la memoria de los corredores 
con la silueta de Schweitzer, el gerenta del Hinco 
C JUítructor. cuyas arciones depriiciadaí en días, en 
horas, precipitaron el derrumbe En 22 millones de pe- 
sos se aprecia la dtsvalorizaclón cau-ada por el krack, 
sin coatar los 13 millones perdidos en el arrastre de las 






«R. CARLOS M. SCHWEITZER 



SB. JOSÉ CASMIHATTI 



8B. LCIS CASTELLS 



la nación desbordaba fuerzas. El fiel barómetro marcó 
exactamente la presión, y re puno manos & la obra. Li ■ 
quldad» (On gxnanc a la «Vieja Bolsa», se cons Ituyó la 
actual el 6 dr Ffbrero de 1883 con duración de 30 años 
prortogohles. 490,000 pes '8 fuertes formaban su capital, 
que en 1809 llegó á 770.000 nacionales, dividido en accio- 
nes de 100 8, atribuyéndose la diferencia á que dos años 
despi és de habilitado el nuevo local, ya en 87, se le 
eonslde'ó estrecho, adquiriéndose entonces un terreno 
contijfuo, lo que, dice el señor Birbagelaca, <sl no le dió 
todas las coinodidadeíi (jue en esos años de especula- 
ción y movimiento hubiera necesitado, se salvaron por 
mucho tiempo bks más precisas condiciones». 

El 7 de Septiembre de 1K85 la inictativade Lumb, Ba- 
Bualilo y Maicolm, recibía un e'pléodl'lo coronamiento 
El palacio de las calles 26 de Mayo. Rlvalavla y Pie- 
dad, era digno templo de Mercurio, levantado por Bus- 
chiazzo y Maralni. La hocled^d de B«neticencla consa 
gró el hecíio el 14 de Agosto con un suntuoso baile... 



accionas del Banco Nacional, muelles de las Gatolinas, 
muelles y depósitos de L« Pia-a, crédito real, cédalM 
hipotecarias nacionales y provinciales, etc.. 

Ahí la Bolatl la Bolsal Ella marcó entonces el extra- 
vío de toda la nación lanzada eHtupend^mente á la con- 
quista del progreso, movida por una locura de que no 
hay ejemplo «-n nuestros anales. La llieratnra ha re'-ogl- 
do ese momento histórico de nuestro pal*. Lean «La 
Bolsa» del querido Julián Martel, losque qiiisran oentlr 
«la sensación» de aquellos años de d-mencia colectiva. 

Todo eso ha desapirecido. Al cel' brarse el 1." de Ju- 
lio el auiversarlo de la institución, ni Seltiin ni C^rml- 
natti ni Schweitzer... El país se rehace, y la Bol^a, el 
barómetro, señala irabajosainente esta etapa de expecta- 
tiva y de labor real. La experiencia acumulada «los 
tiempos duros», han asentado el juicio del varón pro- 
vecto... 

Imponible terminar sin una mención especial de las 
«columnas» de la casa, empezando por los sobrevlvien- 






SR. RAFAEL HIGHIMBOTON 
El m&a antiguo Oürredor 



DR. CARLOS T. BKCÜ 
Antiguo corredor de la Bolla 



SB. JUAN MANUEL LARRAZÁBAL 

Anticuo corredor de la Bolsa 




tes del Camttati, que 
ya hemos nombrado, 
Liarrazábal, Higblm- 
bo'on y Beccar Re- 
cordemos también al 
señor Bam<5n Otáro- 
la, el cambista más 
HDtlgQO de Buenos 
Alies, á qnien la Bol- 
sa le quitó una boni- 
ta fortuna— y no olvi- 
demos á C emente Ca- 
valinl, el billetero que 
ha perdido más dine- 
ro verdlendo al fia- 
do; á Pedro Cortl, de- 
cano de los porteros; 
al cobrador Rogelio 
Somoza, ni á doña 
Joaquina, popularísi- 
ma vendedora de dia- 
rlos y billetes de lo- 
tería. 

Los corredores aue 
formaban el «Camua- 
tí» y que son los que 
presentamos en gru- 
po, eran, comenzando 
por el primero que 
está de pie á la iz- 
quierda, los sefiort'S 
Juan Hughes. Mamuel 
V. Muñoz, Mariano Irlgoyen, Bernabé Fi^ueroa, Ra- 
fael Highlmboton. Eduardo Didtborn Francisco J. 
Reynoldíi, Carlos Rlafrecha y Fuertes, José Joaquín 
Suárez, Ricardo B. Mascefleld, Mariano Amézaga, Car- 
los S. Tldblom J. S So- 
ler, Luis Leiizl, T. Mén- 
dez, J. J Egg, David 
Krustich. Amadeo Re boul, 
Adolfo Bonks, Félix Udae- 
ta, Miguel Darraeuelra, 
Andrés Leguineche. Lo- 
renzo Patrón, José de Ca- 
rabassa. Addlnon Dorr. 
Luis Win'er, José María 
Lawson, Roberto Lawson, 
Francisco E. Miró. Juan 
Antonio Agrelo, Miguel 
E. Beccar, Federico Ru 
bio, Carlos Bader, Eduar- 
do von Fowliikel, Mariano 
de Espina, Pedro Duval, 
Bartolomé Fol«y, Juan 
Manuel Larrazábal, Fran- 
cisco B^sall. Wllson Ja- 
cobs, Dionisio B. Massias, Antonio Carva'ho y Cán- 
dido Plaza Montero. Estos nombres de los primeros 
bolsistas de Buenos Aires merecen conservarse siquiera 
sea como un recuerdo de una época comercial en quo 




PBIHERA PAGINA DEL ACTA 
DE FUNDACIÓN DE LA BOLSA 



SK. KAMÓN OTÁKOLA 



£1 cambista más antiguo de 
la Bolaa 



tuB, realizando ope- 
raciones en títulos 
por valor de un ml- 
millón de pesos na- 
cionales. Cas te lis, 
operando con millo- 
nes sobre el precio 
del oro, Schweltzer, 
llevando las acciones 
de sus empresas á ti- 
pos fabulosos, y cen- 
tenares de otros que 
en horas se Improvl 
saban millonarios, pe- 
ro en la esfera redu- 
cida eran de influen- 
cia decisiva. 

ET «Camuatí» daba el 
precio del oro y ello 
equivale á decir que 
fijaba su valor real á 
toda la producción 
agrícola y ganadera 
del país. De ahí era 
el cuidado que con la 
Bolsa naciente y sus 
operaciones tuvieron 
los gobiernos locales 
y de ahí las persecu- 
ciones-de que se ha- 
cía víctimas á los que 
comerciaban con el 
oro, siempre que lo hicieran escapando á la influencia 
tntelar de los poderes oficiales. 

Nuestra Bolsa de Comercio ha sido siempre, adema» 
de «Camuatí» en que se ha elaborado buena y sabrosa 
miel campera. Avispero, 
del que han partido recios 
ataques en montón á todo 
el que ha osado perturbaír 
su quietud. 

En todas nuestras agita- 
clones políticas, la Bolsa 
de Comercio ha sido nü 
cleo de resistencia á to- 
das las imposlcloaes, y en 
ella han encontrado siem- 
pre los revolucionarios 
más seguro amparo. Ella 
es opositora al gobierno, 
por temperamento. Ea 
1874, en 1880 y en 1890 loa 
bolsistas han sido los pri- 
El portero mfis antiguo de Ja Bolsa. merOS agitadores. 

Jubilado actualmente -^ ; Se recuerdn aun aquellos 
sucesos de 1880 en que alis- 
tados en el partido que creía que Buenos Aires federa- 
llzada »ra Buenos Alies perdida par» la civilización, 
atronaban las callrs con su manifestaciones estruendo- 
sas que Avellaneda apaciguaba con un discurso. 



SEOÜNDA T ÚLTIMA PÁGIKA 
DEL ACTA DE FUNDACIÓN 




SE. PEDKO COETI 






8B. BOCrELIO SU. MOZA 



Bl cobrador mfis antiguo 
de la Bulsa 



DOXA JOAQUINA 

la popular vrndcdora de billetes 
ae loteiia en la Bolsa 



CLEMENTE CAVALINI. 

Vendedor de billetes de lo- 
tería en la Bolsa, desde 
hace 17 años. 



las gentes no tenían ni el derecho de disponer de sus 
caudales por más que su apariencia gozaran de las más 
amplia y de la más compUta libertad. Las operaciones 
comerciales de aquel tiempo no eran seguramente 
las de 1888 á 1889 en que los reyes de la Bolsa eran Sel 



—Son niños grandes los bolsisfai, decía el inteligente 
orador y estadista, y gustan como ios cbicos de que les 
cuenten un cuentol 

Para todos, nuestros saludos, y en especial & I» Bolsi^ 
ecyos 47 julios son tranquilos... 



4nmv 



c 



í>í^ 



m 






Ya que tanto le ha costado 
á nuestro actual presidente 
completar su ministerio, 
¿cómo es que no habrá pencado 
(y no en broma, sino en serio) 
en pedir á la mujer 
que ésta quisiera ejercer 
de secretaria de estado? 

Lo» señores congresales 
ó señores congresistas, 
(que asi llaman á los tales 
clásicos y periodistas), 
padres de la patria son. 
Por lo tanto, si subieran 
al gobierno las mujeres, 
madres de la patria fueran, 

con razón, 
¿Que diversos pareceres 

sostenían 
íobre la uniücación? 
O ¿que al pueblo lo aburrían 
y provocauan quizás 
alguD» revolución? 
Pues así los dfscontentos 

probarían 
que de madre se salían, 

¡Nada más! 
Hallaríause á docenas, 
mas que á docenas, á cientos, 

candidatas, 
qae serían louas buenas 
y bonitas y baratas. 
¡Qué ministras de instrucción 
soberbias, á no dudar, 
lograríamos tener! 
Porque, ¿quién puede enseñar 
lo que enseña la mujer? 
Tendríamos un montón 
de damas, cuya hermosura 
por todos es alabada 
y á quienes la «complicada» 
cartera ^.e Agricultura 
que á un hombre le vuelve loco, 
lo mismo que un guante viene, 
ya que para la que tiene 
«buena planta» eso es muy poco 
En Guerra, [no hay qué elegir! 
cualquier suegra ha de servir; 
y en Marina, no hay que hablar: 
muchas se pueden hallar 
que sepan Ir «viento en popa», 
«nadar y guardar la ropa* 
ó man^-jar diestramente 
la aguja de marear 
y asi sucesivamente. 
Pues, ¿y para el Interior? 
Elegir no es necesario 
ni es nada de extraordinario, 

no, señor, 
bailar especialidades, 
que las iateriurldades, 
conozcan del vecindario 
lo mismo que el Exterior. 

Formado así el ministerio, 
Roca célebre se haría 
en uno y otro hemisferio, 
pues si la gente sabía 
que celebrar conseguía 
acuerdo de gabinete, 

gritaría: 
— lEsees un hombre sin par 
y hallar otro ex al cohete! 
Y algún marido diria: 
— ¡Ob estadista singular! 
Digno de admiración eres, 
ya que con tantas mujeres 
has logrado celebrar 
acuerdo, en un solo día, 
¡y yo no consigo estar 
de acuerdo ni con la mía! 





Dib. de Castro Rivera. 



Los náufragos de Malvinas y los del *Munster-CastIe» 



Las nuevas que habían 
adelantado los teleifra- 
mas, referentes á 'as no- 
redadas ocurridas ea el 
viaje dil transporte 
«Giardia N»cioQal», ha 
bíaa excita dj ia curiosi- 
dad de Buenos Aires, y 
machis personas, el do- 
miago por la tarde, diri- 
giéfi»nse á visitar dicho 
barco, al tener noticias de 
que haOía amarrado al 
malecó 1 Este del dique 
nú-ner o 4 

A bordo del «Guardia 
Nacioaal» hallábanse los 
náufragos recogidos por 
ést.e en los mares delSad, 
en condiciones taa dra- 
máticas, que explicaban 
el interés ó la piedad de 
la gente, deseosa de co- 
nocerljs. 

Dic^io barco de nuestra 
armada no se ha limitado 
á traer como un paque- 
te cualquiera trescientos 
ochenta > siete pasajeros, 
los que, á decir verdad, 
han venido nn poco apre 
tados, pero contentos: si 
no que ha prestado algu 
nos humanitarios servi- 
cios, salvando á varios 
náufragos de una muerte 
probable, lo cual explica 
bien las felicitaciones que 




LOS NÁUFRAGOS NEWMAN, PADRE É HIJO, Á BORDO 
DEL «GUARDIA MACIONAL>, EL TRANSPORTE QUE 
LOS RECOGIÓ. 



del ministro de marina ha 
recibido el tenieTte de 
navio Ezequiel J Guttero, 
comandante dex «Guardia 
Nacionfi I». 

En la is a de los Estados 
fueron recogidoslos vein- 
tinueve tripulantes de la 
fragata «Mun>ter Castle», 
que el 20 de Mayo babia 
naufragado en a isla de 
Af^o Nuevo. De ese modo 
iban algo más estrechos 
los pasajeros de la nave 
argentina, pero nadie se 
quejó, y, por el cortrario, 
todos se sintieron sati&fe 
chos de ver libres ya de 
peligros á algunos seme- 
jantes, que en tan grave 
situación habían encon- 
trado. 

Pero no terminaron aquí 
las sorpresas de los via- 
jeros porque á los dieci- 
séis días de lo ocurrido, 
avistóse, entre cabo Raso 
y Camarones, un bote que 
navegaba á vela y que, 
cualquier aficionado á las 
novelas de aventuras, hu- 
biese creído tripulado por 
piratas, pues tenía enar- 
bolado un p^año negro. 

El «Guardia Nacional» 
detuvo su marcha; pero el 
bote, en vez de acercarse, 
viró de bordo. El coman- 






n 




BL GUTTEB;NÍ.UFBA.aO Y BUS TBIPtILANTES T\L CO-WO LOS ENCONTRÓ EL TRAN3P0RT 

«GUARDIA NACI0NAL»j 



dan te Guttero 
observando des- 
pués que el tri- 
pulante de lape- 
queáa embarca 
ciói levantaba 
ea brazas un ni- 
ño, trató de po- 
nerse al habla 
con él. 

Recogidos los 
nuevos náufra- 
g'os, pues tales 
resu tdron, sú • 
pose su historia, 
y la narración 
de las vicisitu- 
des por qje ha- 
bían atrave!»a 
do hasta que el 
«Guardia Nació 
nai» los sa vó, 
causó la emo- 
ción gfeneral, co- 
mo también la 
causó en Buenos 
Aires al cono- 
cerse la odisea 
de Federico 




CÓMO NAVEGABAN NEWMAN Y 8Ü HIJO 



Newnan y su hijo Frederick, nombres de los 
sa' vados. 

E 5 de Mayo Newman, que estaba ocupado en 
traslalar su familia desde Evelyn Seal á "^tan- 
lef, puntos de las Malvinas, vió cómo su bote, 
«n el que se hallaba con Fiederick, era arreba- 
ta -lo por un golpe de mar. 

Newman, de oficio carpintero, tiene muy poco 
de marino y debió limitarse á esperar angus- 
tiado el sitio á donde le condujeran los vientos. 
Llevaba algunas provisiones, pero no la sufi- 
ciente cantidad de a?ua dulce para permanecer 
<2 días ea el mar debiendo btberagua sa'ada 
durante más de una semana y calmando los tor- 
mentos de la sed, al propio tiempo que alimen- 
tándose con algunas horia izas que llevaban á 



bordo. Creíase 
en el Estrecho 
de Magallanesy 
habían perdido 
casi todas sus 
esperatzas de 
salvación. Dejó 
unos instantes el 
timón á su hijo 
y éste fué quien 
distinguió al 
«Guardia Nacio- 
nal». 

Ya á salvo, ex- 
cusado es decir 
la emoción que 
se apoderaiía 
de Newman, y la 
que experimen- 
tarían los que 
escucharon el 
relato de sus 
aventuras. 

Newman y su 
hijo, la intere- 
saate pareja, irá 
pronto á reunir- 
se con el resto 
de la familia, 
que debe creerlos muertos á estas horas. 

Entre los pasajeros del «Guardia Nacional» se 
abrió una suscripción á fav .r de los dos náufra- 
gos, cuyo producto les fué entregado. 

Lasimpatíaque su odisea inspirara en Bue- 
nos Aires, ha convertido el buq le en que han 
Uesr&Co aquí, en una verdadera romería. 

Hombres y mujeres tenían un vivo deseo de 
conocer á los héroes de la odisea marítima, 
en especial al niño, quien, con el rostro cur- 
tido por el aire del sud, no se queja de las pe- 
nalidades sufridas y afirma jovialmente que la 
aventura le ha probado muy bi n. El ministro 
de marina acompañó á Frederick basta el des- 
pacho presidencial, y el general Roca hizo en- 
tregarle 25 pesos. 




11. COMANDANTE T LOS OFICÍALE» UKL «UUABDIA NACIONAL» 

fot. de Cakas y Carktab. 




II 



LOS NÁUFRAGOS DEL «HUNSTEB CASTLE» A BOBDO DEL «GUARDIA NACIONAL» 



LOS ROBOS DE MERCADERÍA IMPORTADA 

Puntas de París convertidas en piedras 



Es continu&laqueja délos comerciantes im- 
portadores por los robos de mercaderías» de que 
son víctimas en el trayecto de Europa á aquí, y 
quecadadíaaumentan y se hacen másescandalo- 
sos. En la tarde del jueves el despachante señor 
Martín hacía revisar una partida de ferretería 
y al abrir el vista unos cajones de los clavos de- 



nominados «puntas de París» se encontró con ^ 
que los sacos en que éstos vienen, habían sido ^ 
sustituidos por pedazos de viejas cadenas y 
piedras. La aduana se limitó á tomar nota .: 
del hecho, desde el momento en que tales robos i 
se producen fuera de su jurisdicción. 




EL CONTENIDO DEL CAJÓN DE CLAVOS, AL SER ABIERTO EN LA ADUANA 

Fot. de Caras y Caretas. 



Confidencias 



— Tu padre no eré nada, che, slnó que sos sonso... Y la 
gracia es que hasta yo me voy convenciendo de lo mis- 
mo!... Mire que se necesita ser pavo pa preferir andar 
de atorrante á estar en la estancia cómodamente, tra- 
bajando en tus cosas y dándole gusto al viejo, que lo 
que quiere es tu bien y nada más... qué diablos!... A qué 
demonios te has Ido á meter en puebladas, exponiéndo- 
te & que te dejen seco de un palo?... Qué te va ni qué t« 
viene en que Roca lo achure á Pellegrlnl ayudao por don 
Bartolo, 6 en que don Bartolo lo estire á Roca, ó en que 
los tres se hagan tiras dejando güérfano al país, aunque 
sea por diez minutos?... 
Acaso vos vas á ser el 
tuto^?... 

— Dejat'é macanas, 
Santiago y no te metas 
en lo que no entendés 
ni entenderá mt padre 
tampoco... Qué aaben||i< 
ustedes, pobres bl-|[í( 
cbos... de ciertas cosas" 
que ni sospechan que 
esiaten?... Ustedes han 
nacido pa comerá gus- 
to, che, pa trabajar á 
sns anchas, pa yivir 
sin pensar ni sentir, es- 
perando que los nego- 
cios vayan adelante y 
qae Dios les dé salú... 
Los dos son viejísimos, 
cb é, aunque no lo 
•chen de ver y yo se- 
ría un loco si me metie- 
se á convencerlos.... 
Declme... Vos Jugarías 
piafa mis manos si me 
vieras trálr un manca 
rrón de la estancia, 
cuidarlo como & petrl- 
11o y anotarlo p'al pre- 
mio grande?... 

--Chó...ché...ché! Al 
fin veo la pata de que 
rengi^lásl... Vos estás 
•namorao com'un pi- 
chicho y sos románti- 
co y te has llegao á 
convencer de que sos 
el único en el mundo ~ 



—No digas?... Pero vos no sos sonso, entonces, sino 
sonso y medio?... De qué nido fh habrás caldo, sobri- 
no?... 

— Y qué querés, Santiago?... Así es la cosa... Y por eso 
no me animaba & decirte... Vés?... Aura resulta que no 
m'entendés y que te burlas de mí y me vas á echar al 
medio.... 

—No, hombre!... Dejat'é macanas... Si yo sé lo qué as 
can ar sin tener quien acompañe... Mtrá... A tus años se 
le perdona & cualquiera que pegue un tropeión y se 
rompa cualquier cosa... pero á la mía... ¿qué me decís?. 




qne sabe lo qu'és que 
rer... Pa que te pones 
colorao?... No seas pi 
piolo, hombre, y canta 
claro... Mira!... Yo soy 
tu lio,' pero soy muy 
macho, che... y aunque 
TOS lo dudes tengo más 
música en l'alma de hv 
que tal vez necesito...! 
A ver, desembucha!... 
Te has de estar atoran 
do con alguna semilll- 
ta que se te ha de hacer 
carozo... 

—No arrugues que no 
ha/ quien planche!... 
Pcha que .sos diablo... Por qué no te mete» á divino?.. 

-Mlrá, cbiquilín... Esto va en serlo. . Es una macana 
lo que bacéa. de alzarte contra tu padre y resistir su 
mandao... Cres que por eso va á ser más grande tu amor 
ni tampoco el que te tengan?... 

— I'ero si todo as una locura, Santiago!... Si yo mismo 
ni sé lo qne ando queriendo!... Figúrate que estoy ena- 
morao... así... como se dice... d« un sueño... SI ella no 
sabe nadn... 

—Pero por qué no se lo decís?... Mira!.. En estas cosas 
hay que ser prático, che y lo primero es lo primero... 

—La facllidá!.. SI yo lo único que hago es Irme tren- 
te á sa ca'<a para verla cuando sale y no me animo nl á 
set^uirla! SI cuando la veo. che. hasta las piernas me 
flaqnean y... que me caiga muerto, si miento!... hasta me 
dan ganas de Irme por miedo de que vaya á conocerme 
el Juego y se me ría en las narices... 

Dib. de ForUtny 



Vsl vieras como ando yo, che!... Nl veo, ni oigo, y el dia 
meaos pensao hago una barbaridá... Te garanto que vos 
estás á dos dedos de hallarte con una tía qn'es una di 
vlnldá!... Casi, casi estoy por decirte que serás sobrino 
'el cielo, chél... Bueno, pues,.. . y aura que ya nos hemo 
entendido, escucha lo que te digo... No te metas en>pos 
lítica y adlantee con los faroles!. ,. 

—Que política nl que diablos, che!.. Pero... te crés que 
teniendo como tengo un jardín dentro'el alma, me v'y á 

ocupar en ir á cavar sepulturas Y declme 

Crés aura que me puedo ir á la estancia y dejar así, mis 
asuntos, para atender los del viejo?.... 

—Mira, m'hijito.... Eor'el corazón y el bolsillo ca- 
be una conciliación No mufiequlés!... El sistema ya 

está viejo y no hay que hacerse bollar cuando uno anda 
en liberta! 

Fray Mocho. 







b//l>l'lll"IMlllllí" 




^•^Tl^o ^.lycRi^ 



Vivía hace algunos años, en las afueras de un pue- 
bleclUo de mi tierra— entre el Negro y el Utngu y— 
nn italiano labrador, dé' apellido Damín; l»6jatbre to- 
davía fuerte y ágil, á, pesar de haber vléílByiórecer 
más de treiata^v.eca» los. frutal es de so cha'é^, plan- 
tados por él en;an ^a réiriiot» juventud. 

Su rostro^alegre y bonachón, -sin, más pelos que 
los de las cejas y pestañas, fuera de unas cuantas 
hebras grises que asomat>'án en lo alto de su frente, 
cortadas casi al rape, por lo r#gular,— tenía no sé qué 
de romano antiguo, que evocaba recuerdos clásicos, 
por más que el hombre de mi cuento distase mucho, 
de ser un Calígula ó un Nejón. 

En compañía. (iési£^d/íiia consorte— una italiana 
vieja como*él-rSÍjtí#^Í^Ki.Ía Fiametta, muchacha de 
dieciocho primaveras, fuerte y coloradota. que, un 
bardo decadente habj^a ct)iTip«rado con alguna da- 
lia sangrienta ó ^Algúií ^s4%mo clavel, mientras que 
yo le .encontraba más slmllitnde» con una fresca 
remolacha ó un pimiento morrón, vivía el patriarca 
satisfecho y feliz, sembrando alfalfa y hortalizas, 
ordeñando sos vacas y vendiendp verdíira, quesos, 
manteca, que aquello era un placer. 

El hombre cumplía al pie de la letra los preceptos 
de ciertas oda? de Horacio y déiPray L\iU d« León, 
huyendo del mundanal ruido >y haciendo una que 
otra libación ai dios de las vid^s, de acuerdo con el 
pagano ritual. 

Ko creáis por eso quie. Damín era aficionado á los 
clásicos latinos ó espaflores: nada más lejos de él. 
Fuera de an ejemplar de la <G>lacumina>. que Fia- 
metta guardaba en su baiil, y¡jalgunas recetas del 
«Pagllano», amarillentas ya, n'ó -había en toda la 
cas» más papel impreso que la «yUinlila de contribu- 
ción. /"* i. ; 

Vacas, bueyes, novillos, perro», y na pocas aves 
caseras, completaban aquella honrada- y laboriosa 
familia, al decir del mismo Damín -que hablaba de 
su hya y de sus teruerasvtjfóii el mismo cariño pa- 
ternal. .., 

Pero no había entrado en los cálculos que diaria- 
mente hacia con los dedos el ganadero- labrador, 
la presencia en el pago á^ un criollo de hacha y 
tiza, llamado Bayuré, hombre qué lo mismo ;PMn<ca- 
6a un pericón, que se alzaba una cliináen ancas Ó 
tiraba un pial de volcao. Y cuentan qué e>l íiioao 
ta,xnpocó era. lerdo pa el facón. 

,*•***■" 

Lo cierto es que una madrugada de Julio, en que 
el poncho de los pobres recién comenzaba á exten- 
der sus flecos dorados sobre los ateridos pastizales 
y el brumoso «Yaguare,té»; cuando todavía blanquea- 
ba la escarcha sobre las lomas y los llanos, y las 
aves silvestres, acurrucadas en sus nidos. Saludaban' 
con entrecortados gorjeos la llegada del íol. sintie- 
ran los cardos y macacbiues que tapizaban las cu- 
chillas, cubiertos por un velo de brillante cristal, el 
peso de loS cascos de un brioso tordillo que cruzaba 
sobre ellos á gran galope, rompiendo la escarcha en 
su raudo correr, y llevando sobre sus lomos á un 
emponchado Santos Vega y á una rozagante mucha- 
cha, que era un ceibal en' (lor. 

Mucho frío debía hacer á tales horas en aquellas 
escarchadas cuchillas, porque el mozo iba tan ceVca 
dé la mbza. que el grueso «patrio» forrado de rolo 
los cubría por entero á los dos. 

Piafaba arrogantemente el tordillo, haciendo re- 



chinar su herraje de plata, y cubriendo de espuma 
el bruñido pretal, mientras que dos blancas humazas 
Je brotaban de las entreabiertas narices, que iban 
como olfateando la querencia, en medio de aquel 
loco galopar... 



Gran indignación de Damín y de doña Consollna. 
su consorte, al encontrar intacto/ vacío el blanco 
lecho de la /i^Ua,— aquel rústico lecho entre cuyo 
jergón de chala se ponían peras y manzanas á ma- 
durar,— y abierto y vacío á su vez eJ gran arcón de 
pino pintado de verde, en que Fiametta guardaba sus 
vestidos, que olían á yerba de lagarto, aromas silves- 
tres, cedrón y patchouli. 

Habieron lágrimas, imprecaciones, amenazas, y 
ca.da, ¡sacramento! qut hizo temblar todo el rancho 
como si lo batiese un vendaval. 

Damín juró y perjuró ha^ta quedarse ronco de 
tanto maldecir; hizo pedazos su pipa de yeso contra 
los ladril)oi«,,'<lel pavimento, y arrojó pOr el hire, 
hasta hacerla tocar coááél mojinete, de un formida- 
ble puntapié, á un viejo gato barcino llamado Qa- 
ribaldi, que morrongueaba en un rincón... 

Pasaron días, semanas, dos meses. El italiano que 
ya sabía quién era el raptor de su hija, cuva ausen- 
cia lamentaba más por la falta qufc le hraeía la mu~ 
chacha para todo género de labor, que por cariño 
paternal, dió pasos ante la justicia, consultó procu- 
radores, perdió su tiempo y su plata, en una pala- 
bra, pues, ya sabemos lo que era la jusilcla rural en 
aquella época. (Hoy tampoco es mucho mejor). 



ün» tarde en que Dan\ín regresaba de una cacería, 
t callejón abajo, al trote corto y desparejo de Butuvia- 
■ ■ no mosquiador, vio un airoso jinete criollo que avan- 
zaba á galope tendido en dirección á él. Reconocerse, 
. insultarse y desmontar entrambos de un salto. — el 
italiano con la escopeta echada á la cara y el criollo 
con un gran revólver de caballería abocado á su ad- 
versario, más en actitud de defensa que de agre- 
sión,— fué obra de un instante, según llegó á saberae 
después. 

— jLadroI ibrlgantet ¡senvergOenzal— vociferaba el 
pobre viejo; pero sin oprimir el disparador. 

— lAsujete su genio, viejito! Vea qué su chimenea 
no tiene más que dos buracos por ande echar humo, 
mientras que la mía tiene seisl. . . Mire que si m'erra 
el saque vamos á andar mal!— gritó Bayuré. 

-Mediaron explicaciones, razonamientos, discul- 
pas; y el revólver volvió á su canana, y la escopeta 
á la espalda de Damín. 

. — Ma, ¿perqué,— icorpo di Bacoí— me teniva di fare 
cuela cuchinada, digámoste? 

— iQué quiere, don Damín! Usté sabe lo qu'es la 
joventú.. . Las avispas cuelgan la lechlguana al ras 
del.süelo, y el lagarto se comienza á lentar... Y si 
ya la cosa no tiene remedio, ¿pa qué vamos aura á 
discutir? ^ * , 












— ¿Come que no tiene remedio, 
isagramento? ¿E la egresia, alan- 
-tnnce, per qué está? 

— Pa barnizar los chicos que na- 
■cen, y pa que vayan & rezar el ro- 
«ario ios vlejltos como usté, pues! 

—No me chlDchunea in altra 
volta, — ¡sangue di Dio! — que no 
«ató oggi per nessuna chacuta- 
siún!.... Mrá Bayuré, escúchame 
■cuesta parol* que ti vo abora á 
•dlcí: lletr- me la muqué. ma lasc'a- 
me la flglia, ¡¡to lo pido per favóü 

— ¡Pucha que había sido diablo 
■«1 extranjero, no? ¿Sabe mi suegro, 
•que usté, anque gringo, no es 

manco pa pialar? Dígame, 

■viejito: cuando va á apartar al- 
guna vaca en rodeo ajeno, ¿eli- 
.^e entre lo flaco y lo bichoco, ó 
l'echa el lazo al gan«do flor? 

— Ma iper Dio santo! Bayuré: pórtame per lo meno la 
JB'lametta in casa.... ¡e rest& in casa vos tamién!... {Desde 
ya te dago la permisián! fi^ 

— Güeno, vieilto, por ser usté quien me lo pide, y 
;porqua me ha boliao tan lindo, anque soy un gancho 




de lay, le vi'acetar aura mesmo 
su oferta; pero ha é ser á condi- 
ción de que me haga trabajar da- 
ro y parejo, como á cualesquiera 
é sus piones, que á mi no me gas- 
ta vivir de limosna en ninguna 
parte, ¿sabe qué más? ¡Gracia» & 
Dios, eutuavia puedo revollar an 
lazo ó enorquetarmelé á un man- 
carrón! 

—¡Bravo, muchacho; desde ya 
te nombro il mió capataz! Ándia- 
mo, in tanto, & piy á la tarde in 
de dun Benedo, e dopo porterem* 
la fiel la in casa, é faremo in di- 
veriimente di rechupete, co lapo- 
lenta e col tayerin. 

»*♦ 
_ - Y un momento después galo- 

paban alegremente yerno y sue- 
gro, camino de lo de Pingos, á sellar con un par de va 
sos de ginebra tan extraño, contrato matrimonial. 

Germán GARCÍA HAMILTON. 
Dib. de Castro Rivera. 



La expedición boliviana al Acre 



Las riqnezas naturales del Acre, estimu- 
laron la ambición de >Igunos aventureros 
y de cienos Individuos que saben mez- 
clar hábilmente la política con el comer- 
cio, y pron o nos liego la noticia de que 
unos territorios que ftrmaban parte de 
Solivia, habíansa declarado nación In- 
dependiente Pero la Reptiblica del Acre 
parecía llamada á tener una e'ímTa 
«xtstencia. después de algunas expedí 
clones militarts bolivianas. 

No sin esfuerzo, pueit habrá consagra- 
do Bolivla su predominio sobre aquella 
reglón. Penulidades de todas clases, prl- 
-vaclones, travesías penosísimas, un clima 
inclemente, han sido la connpañía Inse- 
parable de los expedicionarios. 

Parte de éstis han llegado á Buenos 
Aires en el vapor «San Ignacio de Lo- 
yola>. Enfermos casi todos y heridos 
algunos. Ku estado obligó á que la lega- 
ción de Bolivla SR preocupase de buscar- 
les alojamiento y ayuda médica. 




DOCTOR 8T0ECKER 
MÉDICO DE LA EXPEDICIÓN 



Los expedicionarios son los siguientes: 
Doctor Adolfo Stoecker, teniente coro- 
nel Félix Romero, comandante Benjamín 
Azcuí, capitanes Ángel M Saavedra, 
Moisés Suvlrana, Néstor Monasterio, 
Víctor E Pionnler; teniente^) primeros 
Eduardo Finrueroa Mere lia Vlllareal; te- 
nientes segundos Adolfo Virreira José 
M Oquendo, Adolfo Jordáa, Tomás Ta- 
pia. Eduardo R. Rocha; empleado civil 
Néstor Sierra, y los individuo» de tropa. 
L Achipa M. Benavides. V Guillen, D. 
Morales, M. Muñoz. S. Olmos, P. Pere 
do. J. Rodríguez, J. Rosales. M Salazar, 
E. Saritna. J. M Saniinés, D Soria, J. 
Vsca R. Valgas, G. Vidal F. Avila, M. 
Chaves, M Dávalos, S. Fernández, L 
Flores, A. Fuentes, L. G\r«y, J. Jurado, 
F Ciarte. M Croza, M Retamoza, J. Ro- 
dríguez, M Rojas. P. Saravla, J. Téllez, 
M Trigo A. Vázquez, J. Va'encia, A. 
Vargas, M. Vergara y J. Villamü. 




LOH DUCI.M.KS llul.l VlA.N-i> |N KL HOSPITAL'ESPAÑOL 

Fot. de Caras t Caretas. 



OFlCIALEti 



La tesis premiada en la Facultad de Derecho 



El hecho de pronunciar en nom- 
bre de sus compañeros el discurso 
de rúbrica en la colacióa de grados 
de la facultad de Derecho, es lo bas- 
tante significativo para que necesi- 
temos hacer la presentaeión del 
nuevo doctor A fredo C-lmo. 

Entre sus coadiscípulos goza la 
fama que adquieren aquellos que, 
logí ando brillar por sus condicio- 
nes intelectuales y por su amor al 
estudio,no destruyen el ascendiente 
que tales cualidades les proporcic- 
nan con una pedantería tan inso- 
portable como ridicula. Alfredo Col- 
mo ha tenido el suficiente talento 




DOCTOR J. ALFREDO COLMO 



para hacerse estimar de sus profe- 
sores, de sus compañeros y de si 
mismo: lo que babta paja hí cer atra- 
yente y completar esta silueta uni- 
ve'sitaria. 

Habiendo obtenido altss clasifica- 
ciones en las divc^fas materias, que 
han de cursarse antes de lligar al 
doctorado, el joven doctfr Colmo 
ha dado cima á sus estudies con 
una tesis que ha merecido ser re- 
compensada con ti «Prtmic Facul- 
tad». Dicha tesis trata «De la pres- 
cripción fD materia cümercial», é 
impresa forma un volumen de sete- 
cieclas tres páginas. 



LA FIESTA DEL ÁRBOL 

En Paso de los Libres y Rosario de Santa Fe 




PASO DE LOS LIBRES.— EN LA FIESTA DEL ÁRBOL 



Por primera vez celebróse en el Rosario la 
fiesta del árbo^ en la que, si bien los niños 
eran los que debían tomar parte principal, 
figuraron como espectadores muchas personas 
atraídas por la novedad de dicha simpática fies- 
ta, pudiéndose calcular en más de diez mil el 
número de los asistentes. 

La columQo formada por los alumncs de las 
escuelas fiscales y colegios Nacional y de Co- 



mercio organizóse en la plaza San Martín. En 
la columna figuraban, adtmás de la banda d 
música, las escuelas superiores de varone 
números 1 v 2. las escuelas elementales núme 
ros 1,2, 3 4, 5 6 y 7, el Colegio Nacional, la 
Eí cuela de Artes y Oficios, la escuela «Luz de 
la Infancia», y varios otros centros de enseñanza 
Llegada la columna al Parque Independencia, 
quinientos niños entonaron el himno nacional y 



ñ 




ROSARIO.— EL PARQUE'INDEPEÍIDENCIA EN EL DÍA DE LA FIESTA 




LA CONCURRENCIA EN EL PARQUE INDEPENDENCIA 



después el intendente municipal señor Lamas, 
pronunció alffunas palabras haciendo varias 
oportunas consideraciones sobre la fiesta que 
se celebraba. 

Tres mil árboles fu-ron plantados momentos 
más tarde por los jóvenes encolares, quienes en- 
tonaron, una vez terminada su tarea, el Himno 
del Árbol, concluido el cual procedióse á la dis- 



tribución de medallas conmemorativas y dio 
principio el desfile. 

Casi al propio liempo efectuóse en Paso délos 
Libres, una fiesta semejante, á 'a que prestaron 
su cooperación las autoridades y el vecindario 
del pueblo, penetrados de la ronveniencia de 
fomentar actos de esta naturaliza. 



Proyecto de un cuar en Mendoza 



Es una obra modelo en su clase el cuartel 
que se está construyendo en Mendoza para el 
regimiento 1." de artillería de montaña, y la 
cual se comenzó durante la anterior presiden- 
cia con intención de hacer de él un centro de 
instruccióa completa en el arma más científica 
del ejército moderno y al propio tiempo un de- 
pósito al pie de los Andes del armamento de 
más difícil transporte desde el litoral. Contie- 



ne cuad-as espaciosas para las tropas, patios 
como plazas para la instrucción práctica, 
grandes stands para el tiro, salas para oficiales 
7 jefes, y luego las instalaciones necesarias 
para el armamento y los ganados de servicio. 
Las obras no se han interrumpido nun ca, 7 
terminada ya la parte llamada el Casino de los 
Oñciales y comenzada su decoración, será mu7 
pronto puesto el cuartel al servicio de ejér cito. 




EL EDU'IcrO PROYECTADO PARA CUARTEL DEL 1." DE ARTILLERÍA DE MONTAÑA 

fb<. de Oaras t Caretas. 



Viaje al pais de los Calchaquíes 



A vuelo de pájaro 




l'IUNEKAO, INDIO PUaO DES- 
CENDIENTE DE LOS ANTI- 
GUOS CALCHAQUÍES. 



Diáfana, purísima— salvo algunos velos leja- 
nos que sobre la cima de las moatañas se des- 
ñocan perezosos— la madrugada invita á gozar 
del aire vivo. Se dilatan los pulmones, la vista 

ensancha el campo 
más y más, bajo el 
divino azul, entre el 
colorido saliente de 
las cuestas que mati- 
zando en la que- 
brada sus verdes y 
amarillos indefini- 
bles, concluye por 
ahogarse en un vio- 
leta de sombras. 
Aquí cerca, en el 
corral, muge la vaca- 
da alegre: los toros 
criollos, pequeños, 
más nerviosos que los 
de raza, ensayan es- 
carceos impacientes 
ante las vaquillonas 
esquiva*, de rápido 
cornear— y los solem- 
nes mestízones, engreídos de su prosapia Dur- 
ham, arremeten incontrastables.— Las enlazadas 
y pialadas comienzan. Sin gran barullo, en el 
recinto de piedra, á un 
macho orgulloso aunque 
de pobre sangre, se le 
transforma en buey,— y su 
bufido retumba extraña- 
mente en las serranías. 

Es siempre la escena 
criolla, pero con algo ra- 
ro en el cuadro montañés, 
resaltando las peculiari 
dades del peón indio, re- 
cio, de compadreos exclu- 
sivos á su medio, — como 
la mansedumbre de la ha- 
cien da hecha al corral des- 
de mamona, diferente de 
la que bravea en los ro- 
deos pampeanos donde 
reviven los atavismos ci- 
marrones de los tiempos 
«alzados». Furque es el 
único criador que refina, y su plantel todavía es- 
caso, asombra, conociendo la rutina imperante 
de los otros pobladores, emperrados en prácti- 
cas abuelas. 

El sol aparece sobre las cumbres: las escota- 
duras de la roca, la piel rabiosamente cortajea- 
da de los magotes, destacan crudamente sus 
aristas erizadas de pelambre herbosa, fuerte, 
ligeramente sacudida por el viento que embalsa- 
ma el espacio con ese olor característico de al- 
tura, un oxígeno leal y estimulante. 

Uno á uno, precedidos por Pignerao, armado de 
la fotografía, que marcha rígido, bien abierto los 
ojos, el paso medido,— como un gigante que con- 
dujera una niña,— empezamos la ascensión del 
cerro. 

Subimos en espiral rodeando el cono, los dien- 
tes apretados, las narices abiertas, tirantes los 
músculos de las piernas y del tórax, llenos de 
bríos, de entusiasmo ante aquel panorama in- 
comparable. A los treinta pasos nos detenemos 
anhelantes. Pignerao ya está cerca de la cima, 
y nosotros, aunque sonriendo de la <puna>, no 
podemos ni hablar: todo aquel aire es poco para 
nuestros pulmones violentamente excitados. Se- 

Snimos, no obstante. A cada escalón, la línea 
el horizonte se alarga, un mar verde y gris se 
extiende al infinito, un mar de olas de piedra y 
de arbustos, más altas, más bajas, ondulando co~ 
mo sierpes increíbles, contrayéndose de pronto 
para caer rectas al precipicio, al lejano valle que 
parece no sé qué región de encantamiento en 




COBRAli DE PIEDBA EN «EL POTRERO 



su línea tranquila, salpicada de puntitos claros 
en los ranchos, en las paredes del corral y en la 
hacienda pacífica, esparcida en grupos, pastan- 
do. Un cóndor magnífico describe círculos con 
aleteo sonoro, y después de ser una mancha 
móvil, negreante en el azul, se planta— t calvo 
señor de la montaña >— sobre un mogote, para 
enrostrarnos con su actitud la usurpación de 
sus dominios. La fatiga decrece, hierve la san- 
gre y la vida en nuestros órganos, hambrientos 
de esta salud triunfal que reemplaza á la perso- 
nalidad urbana con otra, libre, desbordada, ra- 
diante á la orilla del abismo, sin temor al de- 
rrumbe ni á la puna. De cuando en cuando, 
una vaca, algunas cabras, huyen veloces á nues- 
tra vista. Su galope asustado descuaja pe- 
druscos que rebotan y se estrellan ruidosamente 
en las laderas y caen pulverizados allá abajo... 
Recorremos la cumbre en busca de petroglifos 
como aquél, con inscripciones raramente fálicas, 
que el Dr. Quiroga atribuye á representaciones 
de la «Madre del Viento», ó sea de «Huayrapuca». 
De allí le arrancaron. Sobre el peñasco amparó, 
durante siglos, la fecundidad de las poblaciones 
aborígenes, bajo el rayo de anáor esplendente de 
Inti... Y buscamos, buscamos ansiosamente al- 
gún recuerdo de los viejos Capayanes, sin hallar 
otra cosa esta vez que las cicatrices de la roca, 
herida por el rayo, los 
vendavales y la lluvia en 
el andar del tiempo. 

Para consolarnos de- 
partimos con Pignerao. 

—¿Cómo se llama aquel 
cerro, detrás de la casa 
del Potrero? 

—Ese es delPantaniyo... 
Un cerro arrugao, ieno'é 
guanacos, cuando quiera 
que vamos á piyarl... El 
blanco es el Manchao... 

—¿Y el otra de la dere- 
cha? 

— Tuito eso es Paloma- 
Yacu, ayí también hay 
aves, y es lindo el ir, se- 
ñorl... 

«Aves», es decir, gua- 
nacos y ciervos en la zoo- 
logía popular. Pero en Paloma Yacu hay una 
fuente natural, de piedra, donde los pajarillos 
sejuntan á beber, y de ahí su hermoso nombre. 
Al indio apático, desconfiado, le brillaban los 
ojos al recuerdo de las cacerías, y ya comunica- 
tivo, fué diciéndonos con su palabra lenta, colo- 
reada del de- 
jo de la tierra, 
cómo huían 
los guanacos 
en lo más 
abrupto délos 
cerros, siem- 
pre en las sen- 
das por ellos 
mismos traza- 
das, bajo la 
persecución 
de la perrada 
que concluye 
volteándolos, 
hasta que lie 
ga el cazador 
y los ultima. 
¡De qué im 
presión pinto- 
resca no nos 

impregnamos cóndor calchaquino sobre un ckbro 
mientras Pig 

nerao hablaba! Al señalar la cumbre, los guai- 
cos, los mogotes, las asperezas de la sierra,— en 
el fondo de su alma calchaquí se sentía brotar 





ingenua aquella pasión.- déla monta- 
ña que hizo héroes de sus antepasa- 
dos- 
De repente un guanaco surge dis- 
parando á doscientos metros, á nues- 
tros pies. Largo rato lo seguimos 
con la vista en su carrera furiosa, 
devorándola humillación de la pun- 
tería fallida, hasta que desapareció' 
muy lejos, como un punto. 

La máquina fotográfica estaba lis- 
ta. Pignerao era digno también, co- 
mo el paisaje, de que conserváramos 
su estampa... 

—«¿No querés, che cazador, que te 
retratemos para recuerdo?» 

— «¡Pishl... ¡A la fija que no ha'i ser 
poraihajital»... 

Era tiempo de volver, pero antes 
quisimos visitar el valle adelante. 
Sin cansancio, saltando de piedra en 
piedra, -alcanza- 
mos el plan, «va- 
deamos» el río... 
sobre la arena, y 
sudorosos , lle- 
gamos á una lO' 
mada solitaria, 
melancTÍlicamen 
te surcada de 
ruinas calcha- 
quíes... [Ruinas! Imposible describir la tristeza 
de aquellas pircas vacilantes, líneas de piedra 
en cuadro, formando las antiguas habitaciones, 
sepultadas desde siglos, y todavía ostentosas de 
una fuerza jamás extinguida, señalada en la 
tierra, como en el perfil indio de Pignerao, en- 
durecido quién sabe por qné- desolación retros'- 



PETROGLIFO DE « EL PO'' 

TRKHO» QUEBRADA DE LA 

CONCEPCIÓN 




pectíva ante el cuadro de muerte. 
Como para compensar esta caída 
fugitiva, poco después la quebrada 
se ahonda, un laberinto de escalones 
se abre en la peña viva, un rumor de 
manattial llega hasta nosotros. Pin- 
toresco, encantador, delicioso^ es estr 
rincón de Caspicuchuna, cuya etimav 
logia («donde se corta la leña») des- 
cribe por sí s«la la arbolada, las ro- 
jas flores de maravilla, las maripo- 
sas apiñadas á la orilla de la fuen- 
te... 

Un buen baño y regresamos. — AI 
entrar, Quiroga nos enseña á Garino 
yá mí, maravillados, rematando elJ 
pie de viejos documentos de familia,! 
ese prodigio de la rúbrica del pode 
roso señor don Antonio de Nieva y| 
Castilla, noble de horca y cuchillo, 
que dominio en Pomán hacia 1713, 
—todo un capi- 
tulo gráfico de 
psicología con- 
quistadora, que 
exhibe la pre- 
ocupación d e 1 
gesto hasta en lo 
escrito y mues- 
tra una faz an- 
gustiosa del con- 
de feudal luchando durante horas con lacali- 
grafía rebelde de su áspera diestra. 

¿Cómo ocuparse de los pueblos, hombres de 
tal fuste, si cada, firma al pie de vna resolucióOv 
debía costarles una enfermedad?... Digan los? 
grafólogos la parte que á: las complicaciones 
signatarias debe el atraso de América. 

Carlos CORRE/ALÜNA. 



facsímile de LA KIRMA DEL MUY NOBLE SEÑOR D. ANTONIO DE NIEVA 
Y CASTILLA 



ACTUALIDAD URUGUAYA 



Fallecimiento del General Sandalio Ximénez 



A la edad de ochenta años, falleció 
en la capital de la vecina república 
el general don Sandalio Ximénez, 
militar pundonoroso y valiente, que- 
rido por todos y que ha bajado á la 
tumba sin haber despertado odios ni 
rencores en su larga existencia. 

Su entierro fué una manifestación 
de duelo público á la que asistieron 
hombres de diversos partidos políti- 
cos, pues de unos y otros era esti- 
mado el general Ximénez, hablando- 
en el acto del sepelio: monseñor De 
León, en nombre del gobierno; el 
general Eduardo Vázquez, en el de 
los tribunales militares ; el teniente 
José Luciano Martínez; el señor La-'^^NERAL 
gomarsino en 
representad ó n 
del Club Liber- 
tad, y el inge- 
niero Melitón 
González, como 
delegado de la 
comisión direc- 
tiva del partido 
colorado. 

El general don 
Sandalio Ximé* 
nezjj había na- 
cido en 1821, eu' 
Minas, y ya figu- 
ró como soldado., 
en la batalla de 
Cagancha, to- 
mando parte 
después en otras 
acciones de 
guerra, y con- 
quistando sus 




grados por propio esfuerzo. Desem- 
peñó el cargo de presidente del su- 
premo tribunpl militar, que ejercía 
cuando falleció, y en ésta como en las 
demás etapas de su vida, supo ha> 
cerse querer y respetar^ 

— El día 7 del actual, á las siete de 
la mañana fueron, fusilados en la 
penitenciaría de Montevideo, Juan 
Manuel Ramos y Juan Santos, acu- 
sados de asesinato. La causa que dio 
por resultado la ejecución de : los 
autores del crimen, fué de las que 
mayor impresión produjeron en el 
público del país vecino. Cuando es- 
talló el movimiento- revolucionario 
SANDALIO XIMÉNEZ de 1897, los sujetos aludidos asalta- 
ron la casa de 
negocio, situada 
en El Abra, de* 
oartamento de 
Rocha, propie- 
dad de, los her- 
manos Andrés 
y Francisco Ga- 
bito. 

Hallaron, des- 
armados á és- 
tos, y les dieron 
muerte, con el 
propósito de sa* 
quear el esta^ 
blecímiento', hi- 
riendo de muer- 
te también al 
peón Cirilo Gon- 
zález, que acu» 
dio en auxilio 
de sus patrones, 
pudiendo esca- 




JtL CORTEJO FÚNEBRE AL PASAR POR LA CALLE 18 DE JÜLIQ 



^os ejecuciones de pena capital 






JUAN SANTOS 

Fasilado 




SANTIAGO HOZO 

Oondenado 6, 30 años de peniti' 
otaria por minoría de edad 



nados á 30 años 
depresidio.Enla 
revisión del pro- 
ceso el fiscal re- 
vocó el fallo, pi- 
diendo para 
ellos la pena de 
muerte, y en úl- 
tima instancia, 
no habiendo re 
conocido el ju- 
rado atenuantes 
de ninguna es- 
pecie, la senten- 
cia del fiscal 
quedó comoirre- 
vocable. Santia- 
go Mozo, habien- 
do podido pro- 
bar su minori- 
dad -en la fecha 
del crimen, se 
salvó de ser fu- 
silado, pero no 
de sufrir treinta 
años de prisión, 
según antes he- 
mos dicho. 

De anormales 
y desecjuilibra- 
dos calificóse á 
los sentenciados 
cuya calma en 
los momentos 



ANTONIO PASCAL 

Jefe de la cuadrilla 

«■esinado poco después del crimen 



par de la furia de los asaltantes la es- 
posa de Francisco Gabíto y dos hijos 
del matrimonio. 

Ayudó en su empresa á los fero- 
ces asesinos, el sujeto Santiago Mo 
zo, menor de edad, quién fué preso 
en los primercs momentos de la pes 
quisa policial. 

La sentencia del tribunal, después 
de los preliminares trámites judiciales, 
condeno á muerte á Santos y Ramos y 
á la pena de treinta años de prisión á 
Mozo. 

Varios incidentes ocurrieron míen- 
tras la justicia trataba de esclarecer 
los hechos. Con los ya detenidos, fué 
preso, Antonio Pascal, considerado jefe 
de la cuadrilla de malhechores, á quien 
se creyó cómplice del asesinato y á 
quien acusaban de tal, Ramos y San- 
tos. No comprobado esto, Pascal diri- 
gióse á la frontera del Brasil y allí fué 
degollado no se sabe por quién, supo- 
niéndose que su muerte debió obe- 
::decer á alguna venganza criminal. 

En primera instancia los matadores 
de los Gabíto y su peón, fueron conde- 



JUAN HANTTEL BAH08 

Fusilado 



'^ 



lilil::.;...it::ui' 





HifSlEL^ílAfUí; 



^..•:iaaF^íqTiRYFAf1A9UFRI3 




EL PIQUETE PREPAR^NDOSK PARA LV DESCARGA 



L,EVANTANDO LOS BANQUILLOS 
EN SL .PATIO DE LA CABCEL 



supremos que 
precedieron al 
cumplimiento de 
la sentencia, pa- 
rece comprobar 
aquel supuesto. 

Conversaron 
con las personas 
que fueren á vi- 
sitarles en tan 
supremo trance, 
jhaciendo los 
reos gala de su 
buen humor, no 
bien explicable 
n aquellas cir- 
iinstancias. 
El día citado 
, se dio cumpli- 
i miento á la sen- 
V, tencia, no ha- 
biendo surtido 
j efecto el pedido 
i de gracia inter- 
puesto por los 
doctores Berin- 
duEgue yFerrés 
ante el presiden- 
te de la Repú- 
blica, y siendo 
fusilados los au- 
tores del asesi- 
nato de los her- 
manos Gabíto. 




—Y» hay nnevog ministros.— Trabajo ha costado. 
—Y »on dos señores de ilastre prosapia. 
Serú es uno de ellos.— Quizas le han nombrado 
porqne él usar puede la «Sernterapia». 
Y para curarnos, si en tal medio fía, 
de fijo que nadie lo Impide ni veda. 
¿Y el otro? 

—Don Julio nombró á Avellaneda. 
—¿Conque Avellaneda?— Pues, ¡Ave María! 

* 

El intendente BuUrlch habrá sido interpelado á, estas 
horas, en el concejo deliberante, respecto al asunto de 
la quema de las basuras. 

Y por más que el hombre extrema 
su Indiferencia y su aploiQO, 
ya verán ustedes cómo 
sale huyendo de la quema. 

* 

El señor Barraquero presentó su proyecto sobre la fal 
sificación de los vinos. 

Ahora, siguiendo el debate, lo que conviene es que la 
Cámara trate de evitar la falsificación de los espíritus. 

Incluso la del espíritu público. 

* 

Kamos Mezía ya se ha marchado 

Í' su vacante no se ha llenado, 
o que no Impide que haya á montones 
mil candidatos de condiciones 
que para el cargo buenos se crean, 
pues los Mexías nunca escasean. 
Y fueren éstos lindos ó feos, 
ahora vivimos cual los hebreos 
pensando ansiosos noches y días 
en la llegada de los Mexías. 

* 
En un restaurant: 
—Estas ostras no son frescas. 
—Acaban de llegar, señor. 
—No lo dudo, pero habrán venido á pie. 

* 
Yofre no va á su despacho, 
pero se encierra en su casa 
y allí las horas se pasa 
perorando sin empacho: 
—¿Que las aguas del Chubut 
no descienden? Bueno ¿y qué? 
Eso es por falta de fe 
y eso es por falta de Knut. 
No saben rezar ni el credo 
los periodistas actuales, 
críticos insustanciales 
sin religión y sin miedo, 



á quienes hay que enmendar 

con un medio, siempre el mismo: 

latigazos, catecismo 

y luego vuelta á empezar. 

Mientras que tales «razones* 

no se empleen, como hoy día, 

habrá bochinche, anarquía, 

malestar é inundaciones. 

(Y, sin que por esto eche 

en olvido su rosario 

ve á Espeche, su secretario, 

y larga este espiche á Espeche). 

* 

El señor Santos Dumont ha resuelto el problema de la 
navegación aérea. 

Pero no le envidiarán 
ciertos ministros que obtienen 
su cargo y pronto se van, 
puesto que en el aire están 
y en el aire se sostienen. 

* 

<E1 vigilante José M'na dló una soberana paliza á su 
media naranja, porque sospechaba de la fidelidad de 
ésta». 

Es decir, porque suponía que de la media naranja no 
le tocaban más q^e dos ó tres gajos. 

* 

De la crónica de los pasados tumultos, que nos remite 
un colaborador anónimo: 

«Entre lo» Incidentes que ha habido que lamentar, se 
cita el de una señora de posición muy elevada, (vive en 
un cuarto piso de la Avenida), qaien babi«ndo salido al 
balcón de su casa para presenciar los disturbios, tuvo la 
desgracia de que una bala perdida le pegara en un bra- 
zo, hiriéndola de muy mala manera. Después se com- 
probó que la bala no era perdida, puesto que se encontró 
en el brazo de la señora.» 

* 

Un transporte llamado 
el «Guardia Nacional», ha conseguido 
salvar á un desdichado 
que con su hijo se hallaba abandonado 
al furor de las olas. Y sabido 
el hecho referido 

por Pellegrinl, que hoy vive callado, 
dijo el doctor con aire compungido: 
—Salvan á un carpintero 
y se llena de gozo el mundo entero. 
En cambio, ven que se arma un batifondo 
y que un proyecto mío se va á fondo 
y ¡nada! por sufragio 
universal se aplaude ese naufragio, 




Bonete.— Buenos Aires.- Su artículo 
va á ser de lo primero que cremen 
los hornos traídos por la municipa- 
lidad. 

A. P. P.— Buenos Aires.— 

Nos prueba usted con esa poesía 

que es amante del ripio, 

y eso nada sería, 

mas la composición que nos envía 

si con una asonancia da principio 

se concluye con una tontería. 

El adjunto.— Buenos Aires.- Historia 
vulgar, pero zonza. 

Evar.— Buenos Aires.- 
' €Te mando cariños y dulces amores; 
Que aspiran tan solo, besarte la faz; 
Que quisieran unir |ay! dos corazones 
En dulces deleites y eterno gozar». 

lA Sierra Chical 

J. P. — BuenQS Airas.— Escriba en serl e . 



A. R.— Buenos Aires.— «í^a 
Podrán los conventillos «sudar ruido», 
aunque eso puede ser muy discutido 
mas de lo que tenemos la evidencia, 
leyendo lo que usted ha remitido 
es que «suda Inocencia». 

Homerillo. — Buenos Aires. — Con el 
frío ee le encogieron alp:unos versos 
y resultan cortos. Inspírese junto al 
fogón de la cocina. 
Protestante.— Buenos Aires.— 
Esa cosa insubstancial 
que «Medio Evo» ha bautizado 
es un embrollo endiablado 
totalmente medioeval. 
Langostino.- La Plata.— 
«|0h virginal Américal 
lOh madre de mis hijos!» 
Ebo es un disparate 
y es un contrasentido. 



A. A.— Córdoba.- Nos re remos todo 
I9 que Vd. quiera, pero sin publi- 
carlo. 
El loco de la tapera.— Tandil.— 

«MI pobre composición 
muy mal fué calificada 
de zoncera, en mi opinión» 
Bueno, pedimos perdón: 
no es zoncera, que es pavada. 
R. R. y J. S.— Rosarlo.— 
Para una Menudencia 
diez redondillas, 
es número excesivo, 

caros señores, 
y si para eso manchan 

tantas carillas 
iqué mancharan si escriben 
cosas mayores! 
8. ■.—■ontevideo.— Música, música, 
música. 



11 



OTROS NUETOS CASOS 

EN ESTA CIUDAD 



que, con los publicados anteriormente, ya suman 500, Curaciones verdadera- 
mente notables, practicadas por el DIGESTIVO jUOJARRIET^, en personas 
honorables de este país. 



El diputado d la Legislatura de Buenos Aires, 
señor Marcos i?. Casas, vive calle Balcarce núm. 
188 —Buenos Aires, julio 8 de 1901.— Desde hace 
muchos años venía sufriendo de una dispepsia 
ñatuienta que me atormentaba mucho y sólo el 
Digestivo Mojarrieta me ha curado radicalmente. 
Dig-o radicalmente por hacer más de un año que 
dejé de tomarlo y me alimento bien sin sentir 
molestias, lo cual no pude conseguir con otros 
digestivos que tomé. A mis amigos que sufren 
del estómago les recomiendo este maravilloso 
específico, y sin otro motivo tengo el ^usto de 
s tludar á usted muy atentamente.— MARCOS R. 
CASAS. 



El cajero de la Tesorería General de la Nación, 
señor Fartas.—B\ienos Aires, julio 6 de 1901. — 
Después de haber padecido durante varios años 
de fuerte dispepsia y de haber tomado varios 
específicos síq ningún resultado, por consejos 
de un amigo tomé las obleas de Mojarrieta y me 
han curado radicalmente. Hace un año que ter- 
miné de tomar el Digestivo Mojarrieta y me en- 
cuentro perfectamente bien.— JULIO PARIAS. 

El distinguido ingeniero señor Gómez, domi- 
ciliado Artes 683. — Buenos Aires, julio 1.' de 
1901. — Habiendo padecido durante dos años de 
una enfermedad al estómago, con placer decla- 
ro que en tres meses me ha sanado el Digestivo 
Mojarrieta. -HORACIO GÓMEZ. 

El dueño de la peluquería y perfumería situa- 
da Cerrito 438.— Cáenos Aires, julio 2 de 1901.— 
Habiéndome curado completamente con el Di- 
gestivo Mojarrieta, después de haber sufrido 
durante dos años atroces dolores de estómago y 
con vómitos persistentes y diarreas cr<^nicas, lo 
declaro por el bien de la humanidad. Han pasa- 
do diecic cho meses que concluí de usar el Diges- 
tivo Mojrrieta y me cotjplazco en ofrecerme 
agradecido á usted porque yo antes había trma- 
do iniUilmente otros digestivos.— FRANCISCO 
TUZIO. 



El dueño del restaurant Juventud del Plata, 
situado Carabelas 57.— Buenos Aires, julit 2 de 
1901 —Habiendo padecido cruelmente por espa- 
cio de cuatro años consecutivos de gastroer teri- 
tis, me es muy grato certificar que me ha sanado 
completamente el Digestivo Mojarrieta. Doce 
tubos del Digestivo Mojarrieta bastaron para 
proporcionarme el satisfactorio resultado que 
ahora gozo y anteriormente habíame asistido 
por facultitivos sin obtener beneficios para mi 
salud; por lo cual dejo la presente constancia 
cu-noli*'n'lo un deber de justicia.— BARTOLO- 
MÉ VIVALDI. 



El dueño del café del mercado de Guemes, Sal- 
guero 1833.— Buceos Aires, julio 1.» de 1901.— 
Certifico que cansado de verme con médicos es- 
pecialistas, los cuales algo me aliviaban pero 
no me sanaban la dispepsia que llevaba pade- 
ciendo dos años, me decidí á tomar el Digestivo 
Mojarrieta y con ocho tubos de éste me sané 
completamecte.-DAVID CAMERE. 

El dueño de la cochería situada Jttnín 1072. — 
Buenos Aires, julio 4 de 1901.— Autorizo á usted 
para publicar que el Digestivo Mojarrieta me ha 
curado radicalmente de la enfermedad del estó- 
mago que no me pudieron curar otros específi- 
cos.- MANUEL M. GONZÁLEZ. 



El dueño del depósito de café, situado Santa 
Fe 2553. -Buenos Aires, Julio 5 de 1901. -Ha 
hiendo sufrido atrozmente catarro gastro intes- 
tinal, me salé radicalmente con las admirables 
obleas del Digestivo Mojarrieta, y aunque han 
pasado varios meses desde que las terminé de 
tomar, me encuentro en perfecto estado de sa- 
lud.-RAFAEL LANCELOTTI. 

El propietario de la satreria Genovesa, Santa 
Fe 3710, y su señora esposa. — Buenos Aires, ju- 
lio 8 de 1901 —Sirve la presente para atístiguar 
que habiendo padecido de ácidos del estómago, 
he sanado completamente con el Digestivo Moja- 
rrieta, y en vista de este buen resulta do, mi seño- 
ra que sufría por malas digestiones lo tomó tam- 
bién con éxito. Hace siete meses que dejanros 
de tomarlo por habernos restablecido completa- 
mente, y damos fe de su eficacia prrque rrs en- 
contramos muy bien.- JUAN B. P. GUGLIELMI. 

El dueño déla zapatería situada calle Canning 
^05^ —Buenos Aires, julio 9 de 1901.— Tengo la 
tatisfacción de certificar que el Digestivo Moja- 
rrieta me curó radicalmente de la dispepsia 
crónica que desde mucho tiempo me venía ir co- 
modando y fué rebelde á otros muchos medica- 
mentos anunciados bombásticamente.— JUAN 
BERTONE. 

El dueño de la sastrería situada calle Malabia 
22/7.— Buenos Aires, julio 9 de 1901. -Muy com 
placido hago constar que obtuve el más satis- 
factorio resultado con tomar el Digestivo Moja- 
rrieta, pues me ha sanado de una enfeimedad 
del estómago de la cual padecí durante largos 
años. Hace aproximadamente echo mests que 
yo he dejado de tomar el Digestivo Mojarrieta, 
por escontrarme bien después de haber tomado 
diez tubos y todavía gozo su benéfico efecto que 
no había podido obtener con medicinas recetadas 
por varios médicos.- JUAN SANTAMARÍA. 



Igualmente, después de impreso el libro que acompaña á cada tubo del DIGESTIVO 
MOJARRIETA, han llegado de los otros países centenares de nuevos testimonios que 
pueden examinarse en el depósito, calle FLORIDA N.° 344; todo lo cual demuestra 
con sin igual honradez la superioridad y completa eficacia del DIGESTIVO MOJA- 
RF?IETA legítimo, en las enfermedades del estómago. 



ACTUALIDAD ESPAÑOLA 



en Las Palmas celebrando el 418 aniversario de la conípiista de la isla 




CARROZA DEL «GABINETE LITERARIO 
PRIMER PREMIO DEL CERTAMEN 



LA BATALLA DE FLORES EN LA CALLE MAYOR DE TRIABA 



Jío parece que lleva, por ahora, trazas de realizarse a1 
provecto, anunciado tantas yece¿, s^u^ el S la- is 
Ina^rtl *r*'°°'"^^'"*'^*«°« «'""O pose.i6n?siaocomo 
í^n i Jh, <="%•■«"?» y °"?^« provincias españolas -fue- 
ran cedidas á Inglaterra á cambio de no sab.mos mJ 
í^fn ^"J"' ir ««ÍPonomcs rumore. .?n Importan^df" 
?o el er^«^ f ° * l^ categoría de tal. recordando no só^ 
lo el españolismo demostrado siempre por los insulir.s 
«ompatrlotas de Pérez Gaidds y Guimerá sí oue tam 
blén por fiestas como la celebrada últimamente y oue 
e« la que motiva estas líneas. «mcuie y que 

Conmemorando la incorporación de Las Palmas de 



?fa,^i^ '■^>**'* corona de Castilla en 1483, llévase á 
fi^lnW°"*'?^°'® *^" ^l""!» «'"dad un aero cívico re 
ligioso, que hace poco se realizó con gran brillln tez 

Entre los números más interesantes de dicha fiesta 
dfíJ» fl *' <^«"»°\e° d« coches adornados y la bítiná 
de las flores. Eu el primero ob-uvo la más altarecom 

deTa*Torre"c''a?rnf'''^'*'i .ioven artista NestorM¡?t?n 
w?r«Ki ♦ 't^*."°'* *i"® ^"^ presentada por la sociedad 
El Gabi.ete Literario, y la cual representaba una aheo 
de las ían^Iti^r""* *í"" bien podría llamarse aleg^ffa 
?e^l^¿?e?a^SKarerT^"""^^" '^'"^"^ -"^- 



Recepción de la embajada española cerca del Vaticano 



foir«^*™*°K°.!^ aniversario del natalicio del rey Al- 
?« la sS.'^«^'Í*^ ""' ',^1°°*' If ideación española c.rca 
dlÜt'o^^arálte'/sSl!'^"'^"'''^ U recepción una fiesta 



El palacio de la embajada vióse concurrido por lo* 
más ee vados dignatarios eclesiástlcc s. á cuya e^ada 
en la legación se refiere nuestro grabado. > «*«"da 




I 



LA LLEGADA DB L06 CARDENALES 




Máquinas 
de Coser 
"New-Howe' 
"Patria" 
"Deraorest" 

35 diferentes 
estilos 
para elegir. 

Pasen i ver nues- 
tras máquinas antes 
de comprar en otra 
parte. 





]¥[AQUI]\riLS 

— DE — 

LAVAR T PLANCHAE 



BOMBAS 

de todas clases 
y tamaños 
para trabajar 
con malacate, 
molino 
á viento 
ó amano 

500 

diferentes 

clases 
y modelos. 




Básenlas 
el sortído 
BiáseoDipleto 




Cocinas Económicas y Estufas 

para carbón, leña y kerosene. El surtido más com- 
pleto á los precios más moderados de plaza. 



Eseopetai 




* Bicicletas CRESCENT son las mejores * 



m, Calle PEBÚ 





ill k C* " ^™^ ^™ 



ACTUALIDAD INGLESA 

La cuestión de Gibraltar-Una enfermera premiada-El Sultán de Johore-Los reyes en la 



delosHorseWards 





MR. GIBSON BOWLES 

El diputado que jiromovió en el 

parlamento la cuestión de Gibraltar 



MRS. NEVILL 

Enfermera premiada con la Cruz Hoja 
por »u conducta en Ashanti 




EL 8DLTÁN DE JOHOBI 
En viaje por Europa 



Mr. Glbson Bowleí, representante de Klng's Lynn en 
la cámara de los comunes, ha sido durante algunos días 
«el hombre del día» en esa rama del parlamento británi- 
co en los editoriales de la prensa de Londres, y en cier- 
to modo, también, en las cortes españolas y en los diarios 
malrlleños: él es quien sus- 
citó la ruidosa «cuestión de 
Gibraltar», empeñándose en 
una calurosa demostración 
de la superioridad estratégi- 
ca de Algeciras, la plaza es- 
pañola contigua al histórico 
Peñón, con respecto á esta 
fortaleza británica. A eso 
sieruió el rumor que tanta 
alarma causó en España, de 
que Inglaterra intentaba ad- 
quirir territorio español pa- 
ri mejorar su situación mi- 
litar en Gibraltar. Mr. Glb- 
son Bowles tiene 59 años, es 
rico, propietario de un dia- 
rio, y en la cámara perte- 
nece siempre á la oposición, 
cualquiera que sea el par- 
tido que esté en el poder: 
esto indica suficientemente 
la libertad con que se lan7Ó 
á promover una cuestión tan grave como delicada. 

Los dos gobiernos se apresuraron á tranquilizar & la 
opinión pública de sus respectivos países, mediante de- 
claraclonps en las Cortfs y en la camarade los comunes. 

— El sultán de Johure, uno de los más ricos potentados 




LOS REYES EN LA PARADA DE LOS «HORSE WARDS 



de la India, tributarlo de la Gran Bretaña, se pasea> 
actualmente por Europa, con un séquito de 80 personas; 
lo que, aun cuando no se tratara de tal sultán, llamaría 
suficientemente la atención pública. 
— Con la expedición británica que fué al país de los 
ashantls á libertar al gober- 
nador y á su guardia que es- 
taban sitiados por los indí- 
genas sublevados, salló de 
Londres una joven enferme- 
ra, la señorita Nevlll, que 
hizo toda la marcha desde- 
la costa hasta el Interior 
con los soldados, rivalizan- 
do con los más resistentes 
de ellos, y prodigando sus 
cnidados á los que caían por 
efecto del cansancio ó del 
clima. Por esto la ha pre- 
miado el gobierno con la 
medalla de la Cruz Roja. 

— El 5 de junio, el rey 
Eduardo y la reina Alejan- 
dra distribuyeron las meda- 
llas de recompensa por ser- 
vicios prestados en Sud Áfri- 
ca, á los jefes, oficiales y sol- 
dados del regimiento «Horse 
Wards>. Uno de los incidentes más notables deesa ce- 
remonia fué la entrega de la medalla al general sir Hen- 
ry Colvile, que se encuentra en Inglaterra, llamado del 
teatro de la guerra por habérsele acusado-de Incapacidad 
militar. > ' 




EL REY EDUARDO Vil ENTREGANDO LAS MEDALLAS A LOS «HORSE WAEDS» 



DROGUERÍAS Y FARMACIAS 

Cue remiten mercaderías á cualquier punto de la República, á cobrar en destino 

COLON VALLEBELLA San Juan esquina Rincón 

ENRIOUE H. SPINEDI Ombú esquina Cuyo 

RENE BASTIANINl San Juan esquina Alberti 

ESTEBAN MARILLIER Esmeralda esquina TucümAn 

ENRIQUE S. KiLLY Y HKRMANO Santa Fe esquina Rodríguez Pbña 

Se atienden pedidos por correo y por teléfono é Inmediatamente se mandan. 



aceite de Bacalao fresco, blan- 
co ó negro, litro : $ 1.45 

Aceite bacalao Wampole gran- 
de, frasco » 2.40 

Aceite bacalao Wampole chico > 1.30 
Aceite bacalao, Bertbe, frasco. > 1.35 

«uero Behring lll D • 8.50 

Agua Contrexevllle, botella... » 0.70 

Agua Janos, botella » 0.65 

Agua Vlchy (todas fuentes) bot. » 0.56 

Alimento Mellln, grande » 1.60 

Agua Florida Lanman y Kemp, » 0.96 

Alquitrán de Guyot, frasco » 0.90 

Alcohol menta, Rlcqles, grande > 1.40 
Apiolina Cbapoteant, frasco.. > 1.80 

Amargo sulfuroso, frasco > 3.30 

Agua oxigenada, litro 1.50 

Agua Colonia, litro » 2.00 

Carbón Belloc, frasco » l.iO 

Cascarine Leprlnce, caja > 1.60 

Cascara Midy, frasco, > 1.35 

Cepillos para uñas » 0.20 

Cltrato de magnesia, frasco.... > 0.50 

Oerebrlne Fournier, frasco » 2.60 

Coaltar Lebeuf, frasco > 1.16 

Compuesto de Apio Paine, fr.. * 3.60 

Orema-SImón, frasco » 0.7o 

Chatas ó bacinillas enlozadas, » 4.60 
Digestivo Mojarrleta, tubo > 3.60 



Todo artículo que se expende se garante rigurosamente legitimo 

Emulsión Scott, frasco $0.95 

Extracto Malta, Liebig > 1.10 

Extracto Malta Be-Be, botella. > 1.10 
Gllcerofosfato Robín, frasco... » 2.00 
Gota» LlvonianaS; T. P. frasco » 1.65 

Harina Láctea Nestle, lat» > 0.76 

Hierro Bravals, frasco » 1.60 

Irrigadores enlozados comple- 
tos, 2 litros » 3.00 

Iperbiotina Malesci, frasco > 2.16 

Jabón Reuter, cada uno > 0.55 

Jarabe papaina Tiouette Pe- 

rret. frasco » 2.35 

Jarabe Rami, fraseo » 2.00 

Leche Malteada > 2.40 

» » chico » 1.40 

Linimento Genean > 2.30 

Suero Behrig III • 7.00 

Magnesia Fluida Murray, fras. » 0. ¿O 

Naftalina Europea, kilo > 0.50 

Neuroslna Prunler, frasco » 2.00 

Óvulos Chaumel, caja » 1.86 

Papel higiénico, paquete » 0.40 

Parches porosos » 0.20 

Pasta Galle, caja » 0.90 

Pastillas clorato potasa, caja.. » 0.30 
Pastillas del doctor Andreu... » 0.90 
Perlas trementina Clertan, fr. > i.OO 
Pesarlos Hogg » 2.30 



Pildoras Blancard, frasco 

Pildoras Brandreth, caja 

Polvos V. Houblgant 

Polvo Antíiea Roger y Gallet, c. 
Polvo dentrifico Brown, fraseo 

Polvos Simón, caja 

Rob Lechaux, frasco 

Salde fruta Eno, frasco 

Sedlítz Chanttaud, frasco 

Somatosa, frasco 

Solución Pautaberge, fraseo... 
Tamar Indien Grillon, frasco.. 

Té Cadet, caja 

Té Chambard, cala 

Termómetros clínicos 

Tónico oriental, frasco 

Tricófero Barry, frasco 

Tropon, lata 

Talco boratado Mennens, lata. 
Valerianato de amoniaco Pier- 

lot, frasco 

Vino Bravais, botella 

> Nourry ledo-tánico, bot. 

> Labarraque, grande 

> Labarraque, chico 

• Laroehe, botella 

» Peptona Chapoteaut, bot. 

> Marlani & la coca, botella 
Zarzaparrilla Bristol, botella.. 



$ O 86 
0.46 
4.00 
1.2b 
9.65 
1.36 
1.80 
1.90 
1.16 
1.70 
1.76 
1.66 
0.66 
0.66 
S.OO 
0.60 
0.60 
2.80 
0.45 

8.89 
8.19 
1.89 
8.89 
1.69 
1.36 
8.30 
3.09 
8.90 




APARATOS DROGAS 

j 
y materiales para fotografía 

artículos de pintura 

Catálogos ilustrados gratis 



PRECIOS EXCEPCIONALES 

PLACAS LUMIÉRE ÚLTIMA EMULSIÓN 
HASTA 17.400 

6:9 9:12 12:16 1/2 13:18 18:24 
docena $ oro 0.45 0.63 0.90 1.05 2.20 

Papel Ilford F. O. F. rosa ó lila 

6:9 9:12 13:18 18:24 



-el paquete $ oro 0.35 0.3¿ 0.65 0.65 

EUGENIO WIDMAYER 

Cuyo, 872— Bs. Aires 

San Martín, 810— Rosario 



6 TESOROS 



La Esencia Salvadora del Dr. A. S. Fi8- 
mar, está probado que prepara el estómag'O 
para el ejercicio de su completo funcionamien- 
to y hace imposible el mareo á las personas 
que tienen que viajar embarcadas. El Oleo 
medicinal del Dr. A. S. Fismar, cura la sor- 
dera y es muy eficasc en las enfermedades de 
los oidos. El Especifico de los Famadores 
del Dr. A. S. Fismar, hace tener repugnan- 
cia al cigarro, hasta el punto de no poder tole- 
rar el olor del tabaco y al mismo tiempo for- 
talece el organismo, manteniendo todo el sis-' 
tema en un estado completo de actividad y 
salud. La Preparación Antialcohólica del 
Dr. A. 8. Fismar, cura la embriaguez, hace 
aborrecer la bebida, calma la excitación de los 
nervios y entona enseguida el organismo, por 
mucho que haya decaído de su tono natural, 
debido á los efectos perniciosos de las bebidas 
alcohólicas. Los Polvos Milagrosos del Dr. 
A. S. Fismar, curan las úlceras, fístulas y 
heridas echadas á perder por profundas, rebel- 
des, antiguas y de mal carácter que sean. El 
Bálsamo Curativo del Dr. A. S. Fismar 
calma, en la primer fricción, los dolores del 
parto y cura toda clase de desarreglos en las 
Señoras y Señoritas que sufren dolorosos des- 
órdenes en los i>eriodos menstrales. En ven- 
ta en las principales droguerías y especial- 
mente en el consultorio de su inventor Canga- 
llo 1537, Buenos Aires. En Montevideo: 86 
vende en las droguerías 18 de Julio 216 y 
Cerrito 271 



ACTUALIDAD INGLESA 



Exposición de objetos históricos 



A principios de 
mayo se inauguró en 
«1 Palacio de Cristal 
de Londres uua (x- 
posición militar y 
nayal. cuyo atractivo 

Íirineipa< son los ob- 
• tos históricos. 

Presidió la aper- 
tura de la exhibí 
eión el mariscal con- 
de lord Roberts, ge- 
neralísimo del ^jér- 
•Ito británico, quien 
estaba acompañado 
de sn esposa. La, 
•onlesaRjberts pre- 
sidió nn poco más 
tarde otra ceremo- 
nia en el mismo local: la de qnitarel velo & un bnsto 
de sa esposo el mariscal, erigido en el salón principal, 
para que quede allí permanentemente. 




iwmáirjíviimí 



■^ 



■^S^ÜJ^gííHií»*'*^ 



I-A GORRA Y LA LANZA DEL FAMOSO GENERAL GORDON 



—una eoIecciÓB de 
monedas y medallas, 
y muchas prendas 
de uso personal de 
militares célebres, 
llevadas por ellos em 
acciones de guerra 
memorables El cla- 
rín que tocó la his- 
tórica carga de la 
Brigada Ligera es 
prt piedad de Mr. T. 
G Middielvook. 
qul«n pafiópor él 750 
guineas, y ahora se 
propone regalarlo al 
Museo Militar. 

Hay en la Exposi- 
ción una sección 
militar moderna, en la que se hacen ensayos de aerosta- 
ción y de servicio de ambulancias en campaña en 
todas sus fases. Un centenar de voluntarlos, de vuelta 




MASCARILLA DE WELLINGTON, SACADA DESPUÉS DE SU 
MUERTE 

La exposición se divide en varias secciones: las princi- 
pales son la Histórica y de Reliquias El rey ha prestado 
algunos objeos interesantes, entre ellos lo» regalos 
que la r*-ina Vlirtorla recibió 
de la Marina R-al y de los 
cuerpos de Infantería y Ar- 
Mlleda de Marina en su Ju- 
bileo Los lores del Almiran- 
tazgo, el ministro de guerra, 
el de la India el Consejo de 
Slucación y varias ins'itu 
clones nacionales, han con- 
tribuido también á que la 
KiDoslción sea digna de su 
• bjeto. De la diversidad de 
esas exhibiciones dan una 
idéalos grabados que acom- 
pañan á este artículo. Allí 
•«tá el famoso clarín que tocó 
la carga de la Bi-igafla Liee- 
r*; una mascarilla de Wé- 
nington. tomada en el lecho 
mortuorio del vencedor de 
Waterloo; varias prendas de 
«so per«onal de Oliverio 
Gronwell, y ot as del general 
Cordón, de «Gordon el Chi- 
no» el heroico defensor de 
Jartum, qu"? fué muerto por 
los derviche» También están 
•n la Exposición una porción 
del casco del «Royal George» 
—(el total rte los llamados 
trozos del «Royal Georg»-» ei- 
1»arcidos en el Reino Unido 
bastarían para construir me- 
dia docena de barcos de esa 
epata, pero éste es auténtico) 




TROMPETA CON QUE SE TOCÓ LA CARGA BE LA 
BRIGADA LIGERA 



ALMETE T ESPUELAS DE CRONWELL 



de la guerra de Snd África donde han pertenecido a] 
servicio sanitario, manejan el material de aiibulai cias. 
Muy Interesante es también la sección de obras de 
mana ejecutadas por sóida 
do? y marineros. Hay enella 
artículos de carpii teria, de 
talabartería, de sastrería, de 
costure ía. de velería y obje- 
te dp las clases más variadas, 
debidos á la fantasía de los 
marineros y soldados en las 
horas de ocio. La sección na- 
val es aquella en que se h« he 
cho nn despliegue de elemen- 
tos más completo. Los gran- 
des armadores y constructo- 
res de buques han : yudado á 
su formación con mucha efi- 
cacia. Entre los buques más 
admira doi> por el público está 
un modelo del «Ophir», el 
ya'e en que han hecho el viaje 
á A'istralla los duques de Co- 
rnwaü, y un mapa del Itinera- 
rio de ese viaje, con un meca 
nl-mo que permlce ver al 
• Oijhir» seguir su curso de 
puCfto en puerto, en toda su 
ruta hasta Australia. Otra par- 
te muy dii^na de verse es la 
sección Ártica, en la que fi- 
guran modelos de buques que 
han hecho el viaje al Polo y 
diversas reliquias de las ex- 
ploraciones más notables he- 
chas en e»a regióu. 




Cii M CUSÍ m DIBILID 

La electricidad devuelve la salud y el poder á los hombrea 
débile?, pues da calor á la sangre, detiene el desperdi-. 
cío y aumenta el vigor. 

La Faja Eíéctrica del doctor Sanden 
es el gran edificador del hombre 

La Faja del doctor Sanden comunica vida eléctrica á 
los nervios y partes vitales mientras el paciente duerme. 
Su efecto es mágico. Rápidamente tonifica á los nervios 
desarrollando en ellos y en la sangre una maravillosa 
fuerza de vida. Cura todas estas enfermedads de los 
hombres. Hace que sea un placer vivir. 

Si usted ha tomado drogas sin conseguir alivio, pruebe 
esta famosa Faja. Suministra nueva vida, y eso es lo que 
usted nece ita. 

ViM'teme ó mande buscar mi folleto descriptivo de mi 
Faja. Se manda gratis, bien lacrado. 

Las consultas son gratis. 

Dr. T. A. SANDEN 

105, CALLE ARTES, 105 - BUENOS AIRES 

Horas de consulta: de 9 a. m. á 6 p. m. 

Domingros: de 10 a. m. A 12 m. 




CHAPAS DE FIERRO 
CANALETA GALVA- 
NIZADAS MARCA 

GLOBE 



FABRICANTES 

John LYSAGHT, Ltd. 

Bristol, 'Wolverhampton. 
Newrport, London. 

CONCESIONARIOS 

H. Henneberg y Cía. 

Buenos Aire* 

VBHTA POR MAYOR 



RBGISTRADA 




UNA SEÑORA 

ofrece indicar gratuitamente á todos 
aquellos que sulren de Deb iidad gene- 
ral, neurastenia, postración, vértigos, pal- 
pitaciones de corazón, anemia, dispepsia 
atónica, surmenage, fatiga cerebral, cío- 
r j-anemia, pérdida del vigor, eníermeda- 
4es nerviosas y atónicas en general, un 
remedio sencillo, verdadera maravilla 
carativa, de resultados sorprendentes» 
que una casualidad le hizo conocer. 

Curada personalmente, así como su 
hijo y numerosos enfermos, después de 
haber usado en vano todos los remedios 
más preconizados y tras largos años de 
padecimientos, hoy en reconocimiento 
impeiecedero se hace un deber de con- 
ciencia en señalarlo á todos los que 
sufren. 

Esta Indicación de la cual se apreciará 
el propósito puramente humanitario es 
la consecuencia de un '^aJo. 

Escribir á Elisa C, de 5)., Avenida de 
Mayo 589, incluyendo estampilla. ^ 



ACTUALIDAD INGLESA 



Los nuevos servicios religiosos en Londres 



El párroco de la Iglesia 
de San Andrés, en Lon- 
dres, Inspirado por el de 
seo de apartar á sus feli- 
greses de las fiestas pro- 
fanas y atraerlos á su 
templo, ha tenido una 
idea que los devotos de 
su parroquia califican de 
genial y ciertamente me- 
rece aplauso, aunque só 
lo sea por la habilidad 
con que ha «ido puesta 
en práctica. Se trata de 
la creación de servicios 
religiosos nocturnos ul 
tra select, &los cuales los 
feligreses, hombres y 
mujeres, asisten en traje 
de baile. A las nueve de 
la noche, cuando ha ter- 
minado el servicio ordi- 
nario y los devotos que 
para concurrir á la Igle- 
sia no necesitan estímu- 
lo ni ser atraídos con ar- 
dides, se han retirado, el 
sacrlstány sus ayudantes 
encienden más luces, el 
orgnista del coro recibe 
el refuerzo de varios 
otros músicos armados 
de sus respectivos Ins- 
trumentos, y empiezan 
los elegantes carruajes á 
detenerse en la puerta, 
para que de ellos des- 
ciendan elegantes damas 
y correctos caballeros, 
ataviados ellos y ellas 
como para asistir á un 
casamiento ú otra cere- 
monia social religiosa. 
El cura recibe á sus invi- 
tados en el cancel, guía 
á los más encopetados UNA función 




hasta sus respectivos 
asientos, ycuando la con- 
currencia na llegado a 
ai complet deseado, co- 
mienza el servicio, que 
es una mezcla de oficio 
religioso y de concierto: 
lo divino ingeniosamen- 
te mezclado con lo hu- 
mano. Cada función tie- 
ne su progran a distinto, 
en el que figuran la ora- 
toria, y la música vocal 
y la instrumental; y los 
aplausos no ef tan prohi- 
bíaos, como tampoco lo 
ps án las peticiones de 
bis. á los que acceden 
con benevolencia los eje- 
cniantes. 

- Eq la iglesia de San 
Jorge, los campaneros 
que tenía á sus órdenes 
el sacristán, han sido 
tuprlmidos, por solici- 
tud de un grupo de se- 
ñoritas de la parroquia, 
quienes han organizaTO 
un «Club de Campane- 
ras» y han pedido seles 
permita ser ellas, exclu- 
sivamente, quienes to- 
quen las campanas para 
todos los oficio» diurnos 
ó nocturnos. Antes de 
entrar en funciones las 
sodas del novísimo club 
tomaron lecciones del 
más hábil de los campa- 
neros de Londres, que 
es el mismo sacristán 
de aquella iglesia, y aho- 
ra parece que no hay en 
la capital quien las Igu*- 

EELIGIOSA Á LAS 9 DE LA NOCHE, EN TKAJE DE BAILE la Cuerda!"'^ ^^ ^^^" ^^ 



m 




SE.VORITAS CAMPANEKAS, LLAMANDO Á LOS SERVICIOS RELIGIOSOS 



LA STHENOSINA RUSA OREL 

TRIUi¥FA COMSTAi¥TElIEMTE 
DE LA NEURASTENIA, DEBILIDAD GENERAL. ENFERMEDADES NERVIOSAS, etc. 

Nuevo certificado de fecha 3 de Julio de 1901, del distinguido facul- 
tativo doctor Vicente Granata. 

Muy señor mío: 
Me es agradable comunicar á usted el resultado satisfactorio que hasta ahora he 
alcanzado con el empleo de la Stlienoslna Rusa Orel, en muchos casos de neu- 
rastenia y debilidad general del organismo. La he empleado en muchos casos de 
dispepsias por desgaste de fuerzas vitales y de anemia, y he podido convencerme 
de que es un específico excelente y un tónico neuro-motriz muy indicado para 
dichas enfermedades. Saluda á usted atentamente S. S. S. 

Doctor Vicente Granata. 

Oonsaltorlo Médico Qnirúrgico, Azcnénaga 347. 

Todo comentario es inútil al conocer los nombres de los médicos que certifican 
con la autoridad que sólo á ellos corresponde, el triunfo de la Stbenoslna Rasa 
Orel, y entre los que figuran los doctores siguientes : 

Dr. Jonás Larguía, Corrientes 763. — Dr. Dorrucl. Bolívar 1131.— Dr. Alfredo Ferrari, Santiago del Estero 1415.— 
Dr. Francisco MoUard, Cuyo 1139.— Dr. Emilio Z. de Arana, Pasco «37, Rosario.— Dr. Juan Ferrari, AyacuchO' 
1258. -Dr. Gregorio Rebasa, Santa Fe 2285.— Dr. Ramallo, 11 de Setiembre 2173. Belgrano.— Dr. Jorge Blanco 
Villalta, Santiago del Estero 1256.- Dr. Camilo Clausolles, médico homeópata, Chacabuco 160.— Dr. Arístide» 
de Focatl, Chacabuco 1151. 

Casa Introductora: 

AETES 636 I DEOGTJERIA POPULAB, ^ artes 636 

Y en las primeras Farmacias y Droguerías de la República 

Precio del frascos 1.45 oro 




MOMl 



Sorteos del Mes de Agosto 1901 



Día 

7. 
13. 
19. 
24. 
31. 



Premio mayor ¿^i'^^y^l^^ Millares 



150.000 
80.000 
50.000 
80000 
50.000 



$ 25-5 20 j 

» 15-5 20 y 

[ce 

» 10-5 20 'S 
» 15-5 20 o 

* 10-5 20 r 



Los pedidos de agentes y particulares serán atendidos 
por la agencia Vaccaro, Calle Florida 422, Bs. Aires, con 
números de todos los millares y las decenas más afortu- 
nadas. Por carta simple solicítese una circular. 



O. PINA 




1% 



611, Avenida de Mayo, 611 

BUENOS AIRES 



FÁBRICA DE ARTÍCULOS DE METAL 



Talleres para 

Platear 
Dorar 
Nikelar 

7 Broncear 



Barandas para Banco s y Agen elas á todos oréelos 
JOSELEvicH Hnos. 

1682, CORRIENTES, 1684 BUENOS AIRES 




LOS SUCESOS DE CHINA 



Ei almirante Candiani y Chang-Yung 



El contraalmirante Camilo 
Candiani di Olivóla, á quien 
nuestros lectores bonaerenses 
conocen, pues no hace mucho 
tiempo que estuvo aquí como 
jefe de la escuadra italiana de 
Sud América,se encuentra aho ■ 
ra en la China, adonde fué en 
viado por su gobierno apenas 
los boxers iniciaron sus ata- 
ques contra los extranjeros, 
obligando con eso á las poten 
cías á reforzar sus escuadras 
en aguas chinas y á enviar 
ejércitos á castigar á los bo 
xers. Llegado en tiempo para 
tomar parte en la campaña ac 
tiva contra los rebeldes, el con 
traalmirante Candiani desem- 
barcó en Takú coa fuerzas de 
marina y artillería, y llegó á 
Pekín poco después de haber 
sido esia ciudad tomada por 
los ejércitos aliados y liberta, 
das las personas sitiadas en las 
legaciones por los boxers. 




En Pekín se quedó todo el 
tiempo necesario para concu- 
rrir con los demás jefes supe-, 
riores de las fuerzas extranje- 
ras al restablecimiento defini- 
tivo del orden en la capital y á 
la organización de los servicios 
de policía rural y urbana, des- 
pués de lo cual volvió á Takú 
para embarcarse y recorrer la 
costa chna. En Shanghai des- 
embarcó y ha estado varias 
semanas, con beneficio para 
los intereses de Italia en China, 
pues su fino tacto y su expe- 
riencia de hombre que conoce 
mucho el mundo, le han servi- 
do para conquistarse rápida- 
mente, para sí y para su país, 
las simpatías del virrey de la 
provincia y de todas las demás 
autoridades, así como de los 
comerciantes ricos, que tanta 
inñuencia tienen en los asuntos 
políticos que se ventilan en el 
valle del Yangtsé. 



Fjesta en Sanghai, en celebración de la próxima paz 



Shanghai es una ciudad eminentemente co- 
mercial, no sólo porque en ella domina el ele- 
mento extranjero, y el inglés sobre todo, sino 
también porque allí se han concentrado cuan- 
tiosos capitales chinos, manejados por indí- 
genas inteligentes y «occidentalizados», es 
decir, que se han desprendido ya de todos los 
prejuicios que los chinos tienen en general 
contra todo lo que es de afuera. Esto explica 
que, mientras en la mayor parte de las ciudades 
del norte del Celeste Inperio, han sido vistas 
con repugnancia, cuando no con hostilidad, las 



negociaciones para el restablecimiento de la 
paz seguidas en Pekín entre los embajadores 
ae las potencias y los dos delegados del empe- 
rador, príncipe Ching y virrey LiHung-Chang, 
la población de Shanghai las observara con sa- 
tisfascción y recibiera con júbilo la noticia de 
que por fin habían sido vencidas las dificultades 
de detalle surgidas en esos tratados, y que el 
gobierno imperial se había decidido á aceptar 
las bases del tratado definitivo de paz, propues- 
tas por el cuerpo diplomático. 




DESFILE DE MANDARINES Y ALTOS DIGNATAKIOS CHINOS 




EXPLIQUÉMONOS 



¿Por qué los más distingfuidos médicos de Buenos Aires re- 
cttan el EXTRACTO DE MALTA BEBÉ con preferencia á 
todo otro similar? Porque no tiene alcohol, escasamente 
2.10 % en volumen; porque saben que no hav otro que tenga 
mayor cantidad de sustancia nutritiva 3 5 9,74 de Extracto y 
0.90 de ácido fosfórico; y finalmente, porque es una bebida 
tónica, nutritiva y fortificante con la que han obtenido los 
meiores resultados en las afecciones del estómago, anemia, 
enflaquecimiento, debilidad física y nerviusa, insomnio y 
con los convalecientes de enfermedades infecciosas. 

Por su rique'.a en sustancias de proteina y cantidad tan 
mínima de alcohol, el EXTRACTO DE MALTA BEBÉ es 
un alimento sin rival para las madres que crían y para los 
niños débiles ó anémicos. 

Julio Kristufek. 



único Propietario y Depositario para los Estados del Río de la Plata de lat 
acreditadas marcas : 



Krondorf 

Agua mineral alcalina 

Tokay Kola 

Vino tónico medicinal 

Vinos Finos de Hungría, Vinos Finos de Burdeos 



Hungaria 

Agua mineral natural purgante 

Bebé 



Extracto de malta, poderoao ra- 
cjnstituyente 



559, Calle Reconquista, 561 



Buenos Aires 



LA BICICLETA-MOTOR «MITCHELL» 

GASTA DE 3 Á 5 CENTAVOS POR MILLA, EL FUNCIONARLA 

SIMPLE— PODEROSA 

PRACTICA— SEGURA 

Con tres litros de grasolina 
se recorren de 60 á, 75 millas 

Nosotros fabricamos también bicicle- 
*^a8 comunes, cantidad 200 por día. Aca- 
badas coQ el mejor material y trabajo. 
Se necesitan buenos representantes en 
ins dudarles prlncipalos de la América 
Latina. Enviamos catálogos y precios á 
quien los solicite, teniendo cuidado de 
uiencionar Caras y Caretas al escri 
birnos. 

Dirección : 




WiSCONSIN WHEEL WORKS, 

RACIME, Wl?., E. U. A. 



Importante ^ 

PARA LAS PERSONAS SORDAS 

Lo.s tímpanos artificiales en oro. del In.'ítituto 
HoUebolífc, son reconocidos los único.s eficaces 
contra la 

=__: sordera, ruidos en la cabeza y las orejas = 

Un fondo permnnonto, so.stenldo por donacio- 
nes de i)aclentes agradecidos, autoriza á diciio 
Instituto ¡i mandarlos gratuitamente á las perso- 
nas que no piunlen ))rocurárí»elo8. DiriKÍrse ¡ü 
Hoilebeke'.s Iiistitute. Kenway House, Earl'sCourt, 
Londre.s, W. Inglaterra. 



SEMILLAS Y PLANTAS 

Casa premiada con 07 premios en varias Exposiciones 

ÁNGEL PELUrrO 

Casa central : CALLE DE LAS ARTES 264 



Especlallflad en semilla de alfalfa de Buenos Aires 
extra purificada 

Semillas de hortalizas, flores, árboles y arbustos. 

üran colección de plantas frutales, injertos de las me- 
iores variedades y que más se adaptan á nuestro país, 
liablendo obtenido los'prlmeros premios por la colee 
ción de frutas. 

Plantas forestales, para parques y jardines. 

ARTES 264 



De todo el mundo 




SUBMARINOS A BORDO, EN LOS 
ESTADOS UNIDOS 



Submarinos dbor- 
do de los acoraza- 
dos. — Los barcos 
submarinos, á me- 
dida qne se acercan 
á su uso práctico, 
son más pequeños, 
7 esto ba hecho 
que en los Estados 
Unidos se piense en 
proveer á cada es- 
cuadra de un nú- 
mero de esas má- 
quinas de combate, 
construidas de mo- 
do que se las pueda 
Izar á la cubierta 
de los buques. Lle- 
gado el momento 
de la acción, el sub- 
marino ejecutará 
libremente su parte 
del programa, ata- 
cando á los buques 
enemigos; pero si se 
ve acosado por 
otros barcos de su 
especie, ó el jefe de 
la escuadra á que 
pertenece ha deci- 
dido retirarse con 
toda ella, entonces 
correrá á ponerse 
al costado de un 
acorazado, de á bordo de éste se le izará para que quede 
fobre cubierta, y así quedará por lo pronto en la condi 
clon de cualquier embarcación de desembarco. 

Una campana en un árbol. —Por 
el nombre que los que la usan le 
rtan, y porque sirve para el objeto 
á que las campanas están desti- 
nadas, es campana; pero no por 
su forma, ni menos aún porque se 
encuentre en un campanario. Los 
vecinos de Pointer, la pequeña 
aldea escocesa donde existen la 
campana-tubo y el árbol-campa- 
nario, dirán sin duda, y con ra- 
zón, que no porque les faltara di- 
nero para hacerlas cosas en gran- 
de habría de faltarles también el 
ingenio para suplirlas, y que el 
que quiere acudir á la liílesla 
cuando suena el toque de llama- 
da, poco le importa que éste parta 
de una campana de oro, pendiente 
en lo alto de una torre de marfil, 
ó de un canuto de mal bronce coi- 
gado de un arbollllo. 

Pista aérea para velocípedos — 
Está en Pasadena (California), y 
ha sido construida por la «Cali- 
fornia Clcleway Company». Se 
asemeja mucho á los viaductos 
hechos en Nueva York para el fe- 
rrocarril «elevado». S» extiende 
en una longitud de 1(5 kilómetros 
con un ancho suficiente para que 
puedan pasar por ella cuatro bi- 
cicletas lado á lado. Como es na- 
tural, tiene á ambos costados un 
alto parapeto que impide las caídas de los ciclistas 
al suelo. De noche está alumbrada por lámparas eléc- 
tricas. 




CAMPANA Y CAMPANAHIO 
CURIOSOS 




11.400 LIBRAS DE TE 



11.400 libras de té.— 
Este montículo conte- 
nía, cuando fué toma- 
da la fotografía que 
ha servido para el 
presente grabado, on- 
ce mil cuatrocientas 
libras de la preciosa 
hoja, que ha llegado 
á ser para los ingle- 
ses, y estaba en uno 
de los depósitos de 
la aduana de Lon- 
dres, en la calle Cut- 
1er. Los comercian tss 
importadores de esa 
mercancía son quie- 
nes vacían allí las ca- 
jas, en que llega drl 
Extremo Oriente el 
té, con un doble ob- 
jeto: el primero, no 
pagar más derechos 
que los que corres- 
pondan al peso neto 
del artículo, y el se- 
gundo, mezclar va- 
rias clases para for- 
mar una «marca» an- 
tes devolver á colo- 
car el té en sus res- 
pectivos envases. 

El inventor de los 
barcos submarinos. — 

Es creencia general la de que las primeras tentati- 
vas para resolver ei problema de la navegación 
submarina, no datan de mis de un siglo y cuarto, 
es decir, déla guerra de la inde- 
pendencia de los Estados Unidos, 
durante la cual en 1776, un inven- 
tor yanqui de apellido Bushnell, 
construyó un bote sumergible 
con el objeto de hacer volar las 
naves Inglesas que bloqueaban la 
costa del Atlántico. En una oca- 
sión, el subma'ino de Bushnell, 
al cnal había dado éste el nombre 
de «Tortuga», llegó á ponerse de- 
bajo de una fragata inglesa y á 
hacer estallar un torpedo, el cual, 
sin embargo, no produjo otro 
efecto que el de destrozar los vi- 
drios de las ventanas del buque. 
El submarino de Bushnell había 
llenado, pues, lascondlclonesque 
se le pedían: el aparato para fijar 
la máquina infernal era el que 
había fallado; pero el padre de la 
navegación submarina no es Bus- 
hnell sino Corne'ins Drebbel, filó- 
sofo é inventor científico, quien 
á principios del siglo XVII cons- 
truyó un submarino que navegó 
con buen éxito bajo el Támesi» de 
Westminster á Greenwich. Dre- 
bbel nació en Alkmaar, (Holanda) 
en 1572. En 1606 fué á Inglaterra, 
y el rey Jaime I le dio alojamien- 
to en el palacio Eltham, donde 1» 
visitaba á menudo, interesándose 
mucho en sus experimentos. Des- 
pués de haber vivido seis años en Inglaterra, período en 
que declaró que había descubierto el movimiento perpe- 
tuo, se trasladó á Praga á tomar posesión del cargo de 
tutor del príncipe heredero 
de la corona de Austria, mi- 
sión que desempeñó con tan- 
to acierto, que después se le 
nombró consejero del empe- 
rador Fernando II, con ricos 
emolumentos. En 1620. Praga 
fué tomada por el rey de Bo- 
hemia y Drebbel, hecho pri- 
sionero con varios otros mieni- 
bros del Consejo Imperial, fué 
sentenciado á la pena de 
muerte. El rey de Inglaterra 
intervino y le salvó la vida, y 
como consecuencia de esto, 
Drebbel volvió á Londres. 
Poco después, construyó su 
segundo barco impermeable 
submarino, que tenía cabida 
para, trece remeros, y en el cual 
estaban ap.icados ya todos los 
principios comunes á los mo- 
dernos barcos sumergibles. corneliüs drebbel 

Inventor de los submarinos en IGOG 




PISTA velocipédica AEREA, EN CALIFORNIA 




f^L^^i^r^L^r^L^i^i^^Ei^i^i^rsjs^isr^L^iSJ 



Wm FRIGIOS Dt SU8CR1PCIÓK (h»iinfH MuiíH) 



EN LA CAPITAL 

Trimestre 8 

Semestre ■ — 

Año 



5.00 
9.00 



Número suelto.... 20 centavos 
Número atrasado. 40 centavos 



No se devuelven lo» ori- 
ginales, ni se pagran laa oo- 
laboraoiones no solioitadas 
por 1»« Dirección, aunque 
s» publiquen. 




^ 



' HITOS PaUIOS DI SOICRINIDl TPf^m fu Muuit) . 
EN EL INTERIOR . 

Trimestre.... $ 8.00 

Semestre » 6.00 

Año 11.00 



SEMANARIO FESTIVO, LITERARIO, ART(STK>p 
Y DE ACTUALIDADES 

APARECE LOS SÁBADOS 

DIRECCIÓN, REDACCIÓN j ADMINISTRACIÓN 

CALLE BOLÍVA'i 578 al 586 - BUENOS AIRES 

UNIÓN TELEFÓNICA «116 



EN EL EXTERIOR 

Trimestre $ oro 2.00 

Semestre .iL¿... * 4.00 

Año . 8.00 



Nünnero suelto en Monte- 
video: $ O.IO oentésimos. 



PRECIOS DE ENCTTADEBNACION T TAPAS 



Encuademación i.» Tomo $ mlu. 2.00 

Tapas 1.° » , 1.00 

Encuademación 2.° > 3.00 

Tapas 2.» » ,..j..... 1.00 

Encuademación 3." » <. 3.00 

Tapas ^ 3." » 1.00 



Encuademación 4." Tomo ..i m/n. 

Tapas 4.° » 

Encuademación 5." ^ 

Tapaa. " 5.» » 

Encuademación 6.° » 

Tapas 6.*' » ^.... 



8.00 
1.00 
2.00 
1 OQ. 
2.00 
1.00 



Son agentes viajeros los señores: Antonino Vigliani, Carlos Foresti, José Buceta 

y Juan A. Costa 



11] 



ni 



lii 



Luis Santarelli 

FÁBRICA DE CORONAS FÚNEBRES 



Escritorio: 1VI AI PÚ 33 



Doctor FERNANDO ALVAREZ.— 
De regreso de su viaje á Europa, ha 
establecido su consultorio de enferme- 
dades del corazón y pulmones, en la 
calle Cangallo 1019, esq. á Artes. 

Consultas de 1 ¿ 4 p. m. 



I Olí I Curación completa por un nue- 
ilOlIIii vo tratamiento de Londres; re- 
sultados sorprendentes; dirigirse á la 
clínica atendida por el D" Macksey, 
(recién llegado de Londres^ Piedad 
832, de 11 á 12 y de 3 á 6 p. m. 



Sevres, Saxe, Chine, porcelanas, bronce, 
mármol, marfil, terra-oota, abanico etc. 
se arregla á nuevo en el TALLER AR- 
TÍSTICO, Cuyo 406, de 

ARMANDO LEMOINS 

Inauguración del taller de la fábri- 
ca de toda clase de artículos de orfe- 
brería. P-emlado con medalla de pla- 
ta en la F' posición Nacional de 1898. 

Especialista en Decoración sobre 
Vemls Martín. 



Clínica Odontológica 

DIBIGIDA POR KL 

IDr. ID. ¿Tose: OBlitz: 

MÉDICO-DENTISTA 

y de su hya Sta. FANNY BLITZ 




il :#;¥•«£ 



Primera dentista recibida en la Fa- 
cultad de Medicina de Buenos Aires. 
Especialidad: dientes artificiales fijos 
sin paladar para la masticación per- 
fecta. Todas las operaciones de la bu- 
ca sin dolor por medio de un nuevo 
anestésico. Consultas todos los días de 
8 ¿ 11 y de 1 á 6.— Calle Buan Orden, 88. 



Doctor ZOILO CANTÓN— Estudio: 
San Martín 186, salón núm. 1. 



Hv FillliaPAil Enfermedades del Ec 
Ur. riyüriUÍ t6maoo,l«testinoi, Híga- 
do y de Señoras.- Consultas de2á,6p. 
m.-539. Tucumán, 539. 



IflITBIf IC F.Mercler, Tucumán, loás. 
Ull.lOUilo Casa Iónica en su género. 
Inmenso surtido en muñecas de tódae 
clases, tamaños y precios. Cabeza y 
pelucas, -^apatosy medias. Stt«abre- 
rltos allomados. Brazos, ctierpos, 
piernas, manos, etc, de repuesto. Ta- 
ller especial para composturas. Pre- 
cios fijos y ventas al contado. 



Enfermedades del Estómago 

Doctor CALANDRELLI, especia- 
lista de las clínicas de París. Consul- 
tas de 1 á 6. Oerrlto 176. 



Doctor DECOUD — Profesor de la 
Facultad de Medicina. Malpú, 436 




Braiuero», Fajas, Medlat Elástloak, 
Artículos de Goma. v< , 

E. WAL, óptico especialista] 

468, CALLE ARTES. 4-e'8 



J. BONANSEA 

cirujano ■ecánico Dentíeta 
de la Universidad dé 
Bolonia y de la Facultad de -Ciencias 
Mé.dlcas de Buenos Aires. ' 

Moreno 990, e&<i. B. Orden 
Oe 9 á II a. m. y de I á 5 p. m. 



LA LITERARIA 



GEORGINO LINARES 

Es la agencia de publicaciones 

que éi más circulación i los diarios y periódicos 

y que presta ine|or servicio 

BBCIBB SUSCRIPCIONES PARA CUALQUISB FURTO 
DE LA BRPÚBLICA' 



I 
í 
y AGENTE GENERAL DE .GASAS Y CASETAS- 

BN 

Rosario de Santa Ve, Molía y Pergamino 

^!=3i=l^;^l!=iiz¿Jra r- "-i i= üz3i=l tS^=r^L i=ii=L!=ii=i 




iQdersoD, Glcrg 
íCía. í 



11^ 
1 

j 

1 

I 

1 

I 

1 

I 

i 



CALLE 



MAIPU, 137 

Buenos Aires ' 



MAQUINAS 



S1N6ER 



■¿^ 



CARAS. Y CARETAS 






Ciittrilií» íuiei-^ Premio» 
ilOct». ^ 100.000$ 



PILSEN-BOCK 

LA AFRICANA 

SON LAS MEJORES CERVEZAS DE 

INVIERNO 

COMPAÑÍA CERVECERÍA BIEGKERT 

f1900) LIMITADA 

JUNCAL 817 



I CIGARRILLOS HABANOS 

20 cts. 

PREMIOS 100.000 PESOS 



fotografía 

Ventas al por Mayor y Menor 

de máquinas, placas. 

cartones, papeles y útiles 

de fotografía. 

CATÁLOGO GRATIS 

Soldati, Craverl, Tagliabue y Cia. 
435, Alslna, 445 

Buenos Aires 



S CALV 



EL CAFE Y EL SU?ÑO 



'¿^. 



I— Es cosa sabida, cuando tonn 
café no puedo dormir. 
—Pues á mí me sucede lo eon - 
trarlo : cuando duermo no puedo 
tomar café 



ÓPTICA 



Ventas al por 
Mayor y Menor 
de lentes y anteojos para cualquier 
defecto de la vista. 

OJOS artificiales inalterables. 
TALLER propio para confec- 
ción de lentes y composturas. 
CATÁLOGO GRATIS 
Soldati, Craveri, Taglialiue y Cia. 
435, Alsina, 445, Bs. As. 



insuperable y exquisi- 
to tónico reconstitu- 
yente. 



Preferido en las 
convalecencias y 
•n los casos 
de Influenza, 
Anemia, iVeu- 
fas tenia 
Otsfalle 
cimien- 
tos. 



* 



E r 
ve n ta 
n i as 
drogue- 
i-ias y far- 
macias. 



del 



Exigir la bo 
tella con la firma 
concesionario 



H. Ueaulemp<« 

para precaverse de 
falsificaciones. 



CORA 

FERNET-BRANCA 

ELMEJOR APERITIVO 

FREISZ&Cia 



Compa|íia6ene|!al 

'd5FO«05 



DE 






lurflcos 



//Y/RESISTENTESr 



NÚMERO SUELTO í ®° '^ "'''^'^''^ ^O centavos 

\ Fuera de la capital 25 



6rasy(aretas 



SEMANARIO FESTIVO, LITERARIO, ARTÍSTICO Y DE ACTUALIDADES 



BUENOS AIRES, 27 DE JULIO DE 1901 



N,"» 147 



Temor infundado 




-Señor, esta cartera va á ser muy pesada para mí. 
-Al contrario; es la única que no tiene ningún peso. 




NEW HO^^E 

SIEMPRE n mmu m primera lima 



La máquina más sencilla, más durable y más 

fácil de manejar. 
Toma desde el género más delgado hasta el 

paño más grueso. 




NEW HOME N.» 16 Ii» 3" lotra do la 2' palabra eé M hjew home n.» 2d 




RELOJES PARA ARMAZÍ^ "^ 

DE VARIOS TAMAÑOS. Y FoWmAS 



TAMBIÉN. 



Despertadores GLApiAQÓR. 
Relojes de mesa y de.^^rfed. 
Relojes de fantasía -para regalos^ 
Relojes Vieneses estilo París. 



LOS RELOJES QUE VENDÉMOS- 
LOS GARANTIMOS 




TABURETES 

Americanos 

— Y — 

BANQUITOS 

de Vien^ 

^EN .VARIOS COLORES 
■'.\ FORMAS 

^p^ciales para almacenes, 
confiterías, etc. 




Sillas de VIENA 

Marca GLADIADQR; ,; 

Las sillas más bien coq-' 
cluídas y las más sÓt 
lidas que se importan. * 



Pidan la márcá 



GLADIApOf? 




ESTE eoeiNETE. DE RODILLOS 

lo Ilévnn las máquinas OvSBORNÉ en todos s4i§ ejei^ : „ I 
La Afadorár Cortador» de^Alfalfa, el RAstrilIo, etc.* 
Esie aliviana y hac^e-dúra^^is-aí ;^e y á la Máquina 




EI^RARPACrORA 



Redbnecida como la más 

stfilda 

y la mis rápida. 



GENE VA 

Agua Mineral ilafural para 

afecciones al ■ 

HÍGADO, ESTÓMAUO 

y ríñones 



VENEZUELA 860 

BUENOS AIRES 



k£ 



* JUAN SHAW é HIJ08 * 

Especialidad en Maquinaria y Útiles para Agricultura 



VENEZUELA 860 

BUENOS AIRES 



J 




(EL MEJOR TOiriCO) 



La INAPETENCIA CRÓNICA, 
la MALA DIGESTIÓN 

y la FALTA DE SUEÑO 
desaparecen tomando este tónico sin rival. 
Su agradable sabor se realsa en invierno 
poniendo la botella en agua caliente un 
momento antes de tomarlo. 

a CUIDADO CON LAS FALSIFICACIONES ! ! 

De venta en todas las Farinatias y Almaeeiies 



COMPUESTO DE APIO DE PAINE 

(PAINE'S CELERY COMPOUND) 



MILWAUKEEN"'^^-': 



La manera más 
eficaz y sana Jdc 
combatir el Es- 
treñimiento y las 
Afecciones del liígado consiste en to- 
mar diariamente por algún tiempo [el 

Compuesto de Apio de Paine 

(Paine's Celery Compound) 
DE VENTA EN TODAS LAS FARMACIAS 

ÚNICOS INTRODUCTORES: 

ESCALADA y Cía. 

(Almacén pok Mayor fundado en 1864) 

1170, BARTOLOMÉ MITRE, 1174 TantesTiedad) 






CAPITÁN EVELTN BALDWIN 



EXPEDICIONES AL POLO NORTE 

La de Baldwin y la de Makaroff 

En esta semana han zarpado de las cos- 
tas de Noruega dos buques que llevan 
cada uno un ¿^rupo de exploradores re- 
sueltos á descubrir el Polo Ártico: el va- 
por «América», con la expedición de que 
es jefe el capitán Baldwin, y el «Ermak>, 
que conduce á su constructor ei almi 
rante ruso Makaroff. 

La expedición Baldwin Ziegler, llama- 
da así por los nombres del que la dir ge 
eo persona y del que costea todos sus 
gastos, va. en primer lugar, en busca de 
otra expedicióa: la del teniente Peary. 
Este valiente explorador norteamericano, 
veterano ya de los viajes al Polo, salió de 
los stados Unidos para Groenlandia en 
el verano de 1898, coa dos compañeros, el 
Dr. Dedrich y Matew Henson, su fiel sir 
viente negro; estableció su campamento 






EL «WINDWABD> 

!■•' Que se halla en las regiones polares con la expedición Peary 

principal en Etah, al norte de 
Groenlandia, y luego pas<5 á Fort 
Conger, en el lado americano del 
canal Robeson. De allí anunció 
en carta fechada el 31 de Marzo 
dé 1900, que se ponía en marcha 
hacia el norte: esa es la última 
noticia que se ha recibido de él. 
Peary sellevó consigo en este via- 
je á su esposa, que yale acompañó 
antes en otro, y á su hijita, nacida 
en otra expedición en las nieves po- 
lares, durante los meses obscuros 
del invierno. No se sabe si la se- 

'ñoray la niña se habrán quedado 

.en Etah en el «Windward», el va- 
por de la expedición, ó estarán en 
Fort Conger. Ya, antes que el 
«América», ha ido á llevarles so- 




EL «ERMAK» 
Buque rompe-hielo en que hará la expedición Makaroff 

corros y traerlos á tierra poblada 
—si ello es necesario, — el vapor 
«Eric», que también va con la mi- 
sión de devolver á la civilización 
áRobert Stein y Samuel Warm- 
beth, restos de la expedición 
Ellesmere. 

Mr. EvelynB. Baldwin fué com- 
pañero de Peary en su expedición 
de 1893; en 1897, al saber que An- 
drée preparaba su viaje en globo, 
se dirigió á Spitzberg para tomar 
parte también en esa expedición, 
pero felizmente no había ya sitio 
para él en el globo; en 1898, hizo 
con Wellman la expedición á la 
tierra de Francisco José. Ahora 
lleva consigo'dos buques, el «Amé- 
rica» y el «Fridtjof», y un servicio 




TENIENTE PEASX: 



VON. ZIEOLEK 

Que costea da expedición Baldwin 

de transportes muy abundante: cua- 
trocientos perros esquimales de tiro, 
y quince /)o«tVs siberianos En cuanto 
á provisiones, instrumentos científi- 
cos, etc., nadie ha ido hasta ahora á 
las regiones árticas tan bien equipado 
como él. 

La expedición rusa va, como hemos 
dicho, en el buque corta hielos «Er- 
mak», construido conforme á los pla- 
nes del vicealmirante Makaroff y en- 
sayado por éste el año pasado, con 
muy buen éxito, en el objeto á que lo 
destinó: romper el hielo en los puer- 
tos rusos durante el invierno. El ex- 
celente resultado de su idea en esos ex- 
perimentos, ha sugerido ahora al almi- 
rante Makaroff la de irá cortar los hie- 
los del Polo con la proa del «Ermak». 




CAPITÁN J. E. BEKKIEB 

Comandante del »Wi»ttíward» que colj 
aujo á la expedición Peary 



Tres Historias Maraviiiosas. 

Pruebas Positivas de Excelencia é Integridad. 
Los Enfermos Recobran la Salud. 

IIMPICESTIÓN, 

FALTA de APETITO, BILIOSIDAD, 

DEBILIDAD GENERAL, 

Toda se Cura con Prontitud. 

Carta de los Sres. Rafael Rodríguez y Cía., Respetable Casa 
del Comercio de Drogas de San Luís Potosí, México. 

"Sres. J. C. Ayer & Co., Lowell, Mass., E. U. A. 

Muy Sres. ntros. y amigos : Tenemos el gusto de manifestar á Ucls. por la 
presente que durante muchos años que hace que vendemos las preparaciones 
medicinales de su respetable casa, hemos venido observando el aumento constante 
de ellas en nuestras ventas, lo cual prueba suficientemente la bondad de sus 
resultados. 

Por lo mismo no vacilamos en recomendar calurosamente los productos do 
esa casa, y nos complacemos en certificar la excelencia de los mismos. 

Pueden Vds. hacer de esta carta el uso que mejor les convenga, y mientras 
tanto nos repetimos de Vds. 

Afmos. amigos y servidores, 

(Firmado) Rafaei^ Kodkíguez y Cía., Sa. en Ca. 
Diciembre G de 1899. San Luís Potosí. 



La Zarzaparrilla del Dr. Ayer. 

" Padecía amargamente de indigestión, inapetencia y debilidad general. Mi 
sangre estaba en mala condición. Pi-obó diferentes medicinas, sin hallar alivio. 
Entonces empecé á tomar la famosa Zarzaparrilla y Pildoras del Dr. Ayer. Con 
sólo dos botellas de la Zarzaparrilla me restablecí completamente. Estoy em- 
pleado en el Ferrocarril Nacional Mexicano y cada vez que experimento flaqueza 
de fuerzas siempre tomo la Zarzaparrilla del Dr. Ayer. No hay quien pueda 
hacerme tomar otra." Fbank M. McCaktney, 

Nov. 27 de 1899. San Luís Potosí. 



LAS PILDORAS del DR. AYER LAS MUGRES. 

" Las Pildoras del Dr. Ayer son sin duda las mejores que fabrica cualquier 
químico del mundo. He probado de muchas clases, pero poco ha sido el alivio 
obtenido hasta que tomé estas. Desempeño un cargo en el Ferrocarril Central 
Mexicano. Sucede que á veces me da dolor de cabeza ó sufro de biliosidad y 
hasta de constipación, teniendo el estómago desarreglado, y acudo á las Pildoras 
del Dr. Ayer las cuales me curan al instante. Siempre las tengo en mi casa. No 
pasó jamás por mi cabeza tomar otras." John D. IIayes, 

Nov. 26 de 1899. San Luís Potosí. 

Preparadas por el Dr. J. C. Ayer & Ca., Lowell, Mass., E. U. A. 



•f 



O 

o 
o 

03 

4-» 
C 



o 

O 

'^ 

*o 
o 
c 
o 

o 

c/T 

<v 

'o 

c 
u 

£/: 

O 

'O 

s 

U 
Xfí 

O 
Ti 

(fí 
O 



f 



Téngase siempre la seguridad de que son la Zarzaparrilla y las Pildoras del 
Dr. Ayer que uno compra. Otras no son ni tan activas, ni tan sanas, ni tan 
seguras. No se avenga nadie á tomar lo que no se conoce ó no se ha probado. 



ACTUALIDAD ITALIANA 

El nacimiento de la princesa Yolanda 




1 




DUQUE DE SALEMI 



FEtNANDO DE GENOVA 




AMADEO DE AOSTA 



FILIBEETO, BONA T ADALBERTO DE GENOVA 



El nacimiento de la princesa 
Yolanda ha vuelto á poner en dis- 
cusión en Italia la cuestión de 1» 
herencia del trono, pues, como es 
sabido, en esa nación existe la ley 
.sálica, qne priva del derecho do 
reinar á la prlncesita recién naci- 
da. La juventud de los reyes au- 
toriza á esperar que su prole será 
numerosa, y, por lo tanto, que un 
hermanlto de Yolanda venürá á 
mantener la sucesión de la rama 
directa de Saboya en el trono; pe- 
ro esto no ha Impedido & los pe- 
riódicos italianos entregarse á 
cálculos sobre las evoluciones di- 
versas que pueden ocurrir, en 
cuanto á la herencia de la corona. 
El heredero directo del trono, 
mientras el rey Víctor Manuel no 
tenga hijo varón, es su primo el 
duque de Aosta, y éste liene dos 
hijos varones: el principe Ama- 
deo, que nació en octubre de 1898, 
y el principe Aimone, nacido en 
marzo de 1900. Siguen al duque 
de Aosta sus tres hermanos: el 
conde de Turín y el duque de los 
Abruzos, (hermanos de padre y 




AIMONE DE AOSTA 




7.000 NIÑOS DE ROMA FELICITANDO AL UEY POll EL NACIMIENTO DE LA PRINCESA YOLANDA 




los jakets, paletos, capas y trajes para 
señora. 



Trajes para niñas 

Trales de blusa rusa, cheviot, muy lindo modelo, 
antes $13.60. ahora 8 8 "O 

Trajes de saco i'aiflrZon.paño finoantesj 24,ahora » 14.80 

Traies de blusa (el modelo más elegante) guarne 
cldo seda, género muy fino, antes $ 22, ahora.. » 16.— 

Trajes de blusa (el modelo má«i elegante) guarne- 
cido terciopelo, antes $ 24; ahora » 14.60 

Trajes de saco (la más alta novedad) con aplica- 
ciones y vivos sed», antes $ 38, ahora » 24.80 

Trajes de saco de terciopelo con garnl.ure seda, 
antes $ 36. ahora » 19-80 

Otros en Infinidad de clases á precios casi gratis. 

Sacos para niñas 

X300 sacos para niñas de 2 á 16 años, todos de 
medio tiempo, en todos los más preciosos mo- 
delos, valiendo más del doble del precio á que 
los vendimos, á $ 7.80, 8, 8.20, 9.60, 9.80, 13.60, 
13.80, 17.60y ' 18.— 

Paletos para niñas 
desde $ 22, 26, y • 29.— 

FABA SEÑORAS 

Jake's para señora, á $ 17.50 18.60, 19.50, 22, 

22.60, 24.50, 28.60, 29 y » 49.— 

Paletos para señora, 6. varios precios, mitad de su 
valor. 

Trajes para señora tailor de paño muy fino, an- 
tes $ 60, ahora » 29.90 

Trajes tailor de casimires especiales, antes 48, 
ahora • 28.80 

Capas largas de paño, para señora, á > 24.60 



Gran realización de todo el surtido de ropa hecha y so- 
bre medida de invierno y medio tiempo, para Hombres, 
Jóvenes, Señoras, Niños y Niñas. 

Todo se liquida por la mitad de su valor 

Nuevo departamento de Somtxrerería para Hombres 
y Niños, surtido espléndido y precios muy baratos. 

Especial y extraordinaria liquidación — casi regalo — 

de todos los Trajes, Sacos y Paletos para Niñas de 3á 
14 años. La mayor parte de este gran surtido se com- 
pone de Ropa de medio tiempo y todos los últimos mo- 
delos confeccionados. 

Han sido también nuevamente rebajados á un pre- 
cio casi ridículo, 



A. CABEZAS 

546— CALLE CUYO — 546 

entre Florida y San Martín 
BUENOS AIRES 

UNIÓN TELEFÓNICA, 211^— COOPERATIVA, 717 

La casa más importante de Sud América en ropa 
hecha y sobre medida para Hombres, Jóvenes, Seflo- 
ras. Niños y Nirias. La que confecciona mejor y ven- 
de más barato en todo el mundo. Pidan Catilcgo. 




ACTUALIDAD ITALIANA 

Descubrimiento de la primera iglesia cristiana en Roma 




LA PRIMERA IGLESIA CRISTIANA EN ROMA. DESCUBIERTA EN LAS RECIENTES EXCAVACIONES 



madre con él), y el conde de Saleml, nacido tn junio de 
1889, del segundo matrimonio de su padre (con la prin- 
cesa Leticia Bonaparte). El conde de Turín y el duque 
de los Abruzos están aún solteros. La tercera rama es 
la que tiene por jefe actual al duque de Genova, tío del 
rey. Los hijoj varones del duque de Genova son tres: el 
príncipe Fernando, nacido en abril de 1884; el principe 
FUiberto, i acido en marzo de 1895, y el príncipe Al- 
berto, que nació en mayo de 1898. 

—Una de las más Interesantes manifestaciones de 
regocijo que bubo en Roma el mes pasado por el feliz 
alumbramiento de la reina Elena, fué la que hicieron 
7000 niños de las escuelas de Roma, presentándose 
delante del palacio del Qulrinal á cantar un himno de 




felicitación compuesto especialmente para la circuns- 
tancia. 1:1 ríy Víctor Manuel salió al balcón del pala- 
cio á dar las gracias á, los niños 

—Los trabajos de demolición de la Iglesia de Santa 
María Llberatrice, en Roma, han permitido descubrir, 
bajo los cimientos de ese templo, otra iglesia: la de 
Santa María la Antigua, que fué construida en el siglo 
IV. Lá entrada de la vieja iglesia se parece á un vestí- 
bulo del Palacio de Calígtil». y enunitiempoestuvo ador- 
nada con pinturas que, por supuesto, han sido destrui- 
das por la acumulación de tierra y escombros. Algunas, 
sin eoabargo, se han conservsdo bastante bien, y en 
ellas se ve la historia de Josef y sus aventuras con 
Faraón y Ja mujer de Putifar. 



Match de remeros entre Nápples-Niza 



— U o de los. acontecimientos más notables del sport 
náutico es el primer match de botes á ocho remos corri- 
do el 2 de junio en Ja bahía de Ñapóles. No se trata de 
una carrera fortuita, de un desafío aislado, sino de una 
regata que será anual, comparable á las ya tradicionales 
en que se disputan la primacía con tanto ardor los alum- 
nos de las universidades de Ox'^ord y, Cambridge, Esta 



es la primera vez que se verifica una regata en el mar en 
estas condiciones; efectivamente, en la tripulación de uno 
y otro bote había remeros cuyos nombres figuran entre 
les más renombrados del mundo entero. Los franceses 
pertenecían al «Club Náutico» de Niza, y los italianos al 
«Canotierl d' Italia» de Ñapóles. Ganaron el match los 
franceses. 



I 





EL BOTE FBANCES EN LA CARRERA 



Fonógrafos y Grafófonos 

Artículos genuinos recibidos directamente de los centros ma- 
nufactureros. Las novedades fonográficas nos son remitidas in- 
mediatamente de aparecer en Europa y Norte América. Las 
últimas las hemos recibido por los vapores «Penrhil Castle», 
«Etona», «Angelo Padre» y «Centro América». 




' F5I ' n " " 




MEMBRANAS BETTINl 

para todos los^aparatos Fonográficos 



CILINDEOS 

' [CANTADOS POR ARTISTAS 
DE CARTEL 



Recomendamos los can- 
tados por la Sra. GAL- 
VAITI, pues están repu- 
tados de ser los mejores 
del mundo, y algunos 
clientes al oírlos creían 
que eran impresionados 
por la eminente artista 
Srta. BASILIENTOS. 




CILINDROS 

CON ACOMPAÑAMIENTO 
DE ^ ORQUESTA 



Valses, Polkas, Masurkas, Scho- 
ttís, Fas de Quatre, Lanceros, Ha 
bañeras. Polka militar, Baile Sport 



Zar suelas, cantos criollos, 
recitados, bandas, etc. 

Somos los únicos que vendemos 

Grafófonos «NEW CEUTÜRY» 

á $ 11.20 m/„ 





' {k PILA SECA) 

NUEVOS MODELOS 

Estas velas se reco- 
miendan por su seguridad 
y limpieza. Evita las mo- 
lestias de las velas es- 
tearinas. Proyecta una luz 
suave y sin oscilaciones. 
No hay peligro de fuego 
y los faroles del mismo 
sistema son muy útiles, 
pues no necesitan, como 
los de otra clase, reparos 
para que no se apaguen 
al trasladarlos de un pun- 
to á otro.. -^ 

MDAlmMGiriisTBMÓ 



GRAFÓFONO Q 

Con elegante <t> lO 50 m/ 
corneta nikelada á *4' I^-m*^^ /n. 




THE NEW CENTURY \ PICMIIO, PALIADA y Cía. 



664 -CUYO -664 



BUENOS AIRES 



ACTUALIDAD ESPAÑOLA 

Dos nuevos artistas — El inventor de la «vocalina» — Homenaje bufo á un tipo popular 




SRTA. ESPERANZA CLASENTI 

Notable cantatriz de ópera 

España, qne ba producido figu- 
ras de primera magnitud en el 
arte Ifrico, tales como Gayarre 
y üetam, sigue en la actualidad 
conservando su fama en esta ma- 
teria. Nos bastaría citar á María 
Barrientes para comprobar lo que 
decimos; pero si este nombre no 
fuera bastante, recordaríamos á 
Esperanza Clasenti, notable tiple 
de ópera que acaba de recorrer 
con gran aplauso los teatros de Ita- 
lia, significándose en «Manon Les- 
cant»,' «Meflstófele», «Fausto», «Bohe- 
mo», «Kigoletto» y otras, y especial- 
mente en el «Ótelo». 

— Está llamando la atención en la 
madre patria, Ángel Blanco, notable 
Tiolinista que aun no ha cumplido 
los doce años y qne parece ser un 
niño prodigio á la manera de Pepito 
▲rriola. El precoz artista nació en 
Orlhuela, provincia de Alicante, en 
1889, y á los siete años de edad ya 
tocó ante el público en Sevilla. Desde 
entonces su presentación en los con- 
ciertos ha sido una continuada serie 
de!{triunfos. Acompáñale el pianista 




ÁNGEL BLANCO 

Notable violinista 




D. SEVEKINO PÉREZ 

Inventor del nuevo ins- 
trumento musical la «vo 
calina». 

don Cristóbal Oarcía de las 
yenas, y últimamente aió en Ma" 
drid una audición particular en 
Palacio. 

—Un periodista de Pontevedra, 
don Severino Pérez, acaba de in 
ventar un instrumento musical, 
llamado vocalina, sencillísimo y 
llamado á obtener gran boga. La 
vocalina consta de un fuelle, una 
tecla de doble fuelle, una ranura ante 
la cual se colocan los labios, y ud 
pequeño pedal. El que toca el nuevo 
instrumento no necesita esforzarse 
mucho: le es saficlente poner en 1& 
ranura indicada los Ubios eu la posi- 
ción exigida por la pronunclóu de 
cada una de las cinco vocales— a, e, 1, 
o, u,— y la corriente aérea que sal« 
por el intersticio de la vocalina pone 
en movimiento el aire contenido en 
la cavidad bucal. 

— Desde los tiempos de «Ángel I», 
no había existido en la capital de Es- 
paña un personaje -popular tan cono- 
« VOCALINA», NDEVO INSTRUMENTO cido y estimado como «Garlbaldl». 





ENTRADA TRIUNFAL' DE «GARIBALDI» EN MADRID 



«GikRIBALDI» Y SU MUJER 



I 



Del 



Tí 



is Cocinas Cassels y las 



de sistema 




antig^uo, 



eróneamente 



llamadas 



económicas 



• • • 



oche 



En las Cocinas Cassels, entra material 



de extraordinaria duración. En elias todo 



el fuego se aprovecha, así que requieren poco 



combustible. Apesar de reunir grandes comodi- 



dades sus precios no son elevados. 



ÚNICA CASA ESPECIAL (Sssels & ® 220 FLORIDA 



PETRÓLEO GAL 

PARA EL PELO 
fdf JLrenalf Madrid, 

Deposito General : 

Í4, fíuB de l'EchiQUier, PA.Fils 

Único remedio infalible contra la 
caída del pelo. — Antiséptico sin 
igual para la limpieza diaria de la 
cabeza. — Evita todas las molestias 
del cuero cabelludo (caspa, eczema, 
escozor, costras, etc.). 

No puede inflamarse. 

Perfume agradable. 

Caia frasco va acompañado de una 

certificación del Laboratorio Municipal 

de Madrid, 

que prueba la bondad del producto. 

De Venti : P.« 0. PUY & C", 138, Calle Ghacabuco 
y principales Perfumerias y Droguerías. 




DR. A. LEVINSON 

Cirujano Dentista norte -Americano 

<^ <^ <^ 

TRATA TODA CLASE DE ENFERMEDADES DE 
LOS DIENTES Y DE LA BOCA EN GENERAL 



Especialidad en la coloca- 
ción de dientes artificiales 
sin chapas por medio de 
un sistema propio y ex- 
clusivo. 

Avenida de Mayo 890 esq.Tacuarl 



ACTUALIDAD ESPAÑOLA 



La casa real en la apertura de las Cortes 




CAKROZA DE RESPETO, SALIENDO DE PALACIO 



CARROZA DE GRANDES DE ESPAÑA 




LANDO DE LOS REYES DE ARMAS 

Este Garlbal di déla vlUa del oso y el madroño, no 
tiene nada d^ guerrillero ni libertador: es simplemente 
on amante del mosto, que usa la más extravagante de 
las indumentarias. 

Aprovechando el furor de los banquetes, que parece 
se ha apoderado del mundu entero, lo« muchos aflml- 
radores de «Gai-lbaldi», teíidleron cel -brar una comi- 
da en honor de és'e. la que realizaron con el esplendor 
quí» lai circunstancias requerían. 

Fué una broma de la que Madrid se ha ocupado du- 
ran<.e días enteros. 





W" 






wm 


gj. 


^^^¿íií-""_;^' : 






I^KgTir*^' 


?jiii -áBfe^.^^^^M» ^H| 


\ 




¿O^am^lZ i^^^y'^^ 




« 


S '^°f^MB 


^m 




|A 


K * f ^*| 


P^rjp" 




H^ 




1:^- 




i 

i 
1 



CARROZA DE LA INFANTA ISABEL 

Baldomero- este es el modesto nombre de «Garlbal- 
dl»— vive en el barrio de las Cambroneras, en una CMa 
habitada pof gitanos, y en unión de su mujer y sus tres 
hijo», que, 8^gún noticias, no han salido tan aficio 
nado* al zumo de cepa como su padre. 

—Recuerdo de la ceremonia de la apertura de las 
cort s son las ilustraciones que acompañamos, re- 
producción de las fotografías que representan el desfile 
de Ks carrozas de la Casa Real, cuyas fotografías fue 
ron toma-las por el «-ñor Félix Besabe, argentino 
residente en la coronada villa. 




CARROZA DE LOS PRINCIPES DE ASTURIAS 



C&RBOZA DE LA CORONA CONDUCIENDO AL REY, Á LA 
REINA Y ALA INFANTA MARÍA TERESA 




LA ESCOLTA RRAL 







■ oe ■ 



co 

< 
a. 



o 

a: 

< 

g 

o 



t3 © oí 
06 TJ^ 

S O® 

" « S 

aOQ fl 
_ O cS 

Sga 

eS ;3 g, 
■"^ DO ** 

-« fe « 

•M O) U K 

**¡ _. h^ © 



o ''^ — 
■tJ &.« 
•1-1 © O 

« ce a 

<t-i 

w © ee 
© "íj 

© © a 

^|§ 

w P -^ 

©•O 5) 

'^ cr' 



O g 

a|8 

5 2 C 
"^ P S 
© i; 2 

28 

© caY. 

•S £n 

Ü S H 
© g 

"2 ce > 



ce (>> 
© > 2 



eí m M 

a s s 



o © 

!^ -^ © 

O © OD 

fl g » 

2 £ * 

m O fl 



00 (4 

ee O 



a ^^ 



S S © 



ce 
® ce 



¿e •< 



H >f 



CO o 
O o 



ÜJ o 
D i 

< s 
Q < 
z -^ 

< S 

<l 

?; 5 

o ? 

oc "■ 

a. o 



< 
ce 
< 

o. 

z 
O 
rz. 
< 

O 



2 « 
fe * 

s « 

© S) 

, *-> 

'^l 

u 

rt 00 

ü ce 

:=3 H 

^ o 

tí OQ 
•^ © 

"O M 

ce 

Tí— ' 

ce c 

S-S 
5 * 

00 "- 

o — 

Oi© 

as 

•^ ce 

-- a 

a ^< 



2có®S 
p^E © 2 

<0Q © 

2 60© © 

D O « fl 

„, ? ® 

ü CO © ^ ti 

y -2 _ © 

"S c:í 9 -ce M 5 

.-• 'y -^ wo í; 
•<«<t: 5 2 * 

c ^ © "w « d 
^ ©ce Sua 



©^ 

Sí 

o oT 

©2 

o 

-OW 
5 fl 

o © 
^S 

*;;; ^ 

© so 
So 

a| 

ce 00 

"S 9 

ss 

© 5 



^ © 



UJ 

< 

D 
CE 

< 

ü 



ce 



O 
co 

© 
© o 



t^js o g 5 « 



©03 © 



2I 
o 



ce 

-2 >.¿ 
¿* JfS 

OQ © 

© dO 

* eeüC 

.. ^ J 
tO ®lij 

2> 
< rt j 

OL au 



5-^9 2- 
< a*" '^- fl 

c «^ t3 fe 

co C"© a Í3 «0. 
O 

■-i¿da -^M 



fC © 
■5 -o 



¡3 a © ¡reo 

-•Sop 
« 2 " - 



T^H a ^ 



>íb ®-2^ 
«Ü45.2 ©_r* 

ggSsggoe 

EQíSgali:: 



ACTUALIDAD ALEMANA 



Inauguración de! monumento á Bismarck 



El mes pasado fué 
In augurado colemne- 
menie en Berlín el 
«lonumento erigido 
á la menjorla de Bis 
marck después del 
aplazamiento que tu- 
vo que sufrir esa ce- 
remonia por la muer- 
te Imprf vista del se 
gnndo hijo del Gran 
Canciller. Asistieron 
al ac'o el Empera 
dor y la, Emperatriz, 
los Príncipes, el can 
cllier del Imperio, 
los ministros gene- 
rales y gran número 
de miembros del 
Retcbstag. 

El monumento, de- 
bido al cincel del es- 
cultor H. Rslnholo 
Begas, representa á 
Bismarck vistiendo 
uniforme de general 
y cubierta la cabeza 
con el típico casco 
prueiano. La estatua 
tiene en sus manos 
un mapa, mi^^ntras 
parece contemplar 
con escrutadora mi- 
rada el horizonte. 

A los pies de Bis- 
marck aparecen cua- 
tro grupos simbóli- 
co?: una mujer, que 
representa laHiso- 
rla, se apoya descui- 
dadamente sobi e uiia 
esfinge enltrmáiica; 
un forzudo obrero 
forja una espada á 
martillhzos; una dio- 
sa, cubierta la cabe- 
za con gorro frigio, 
oprime con el pie 



1«5> 




DETALLE DEL BASAMENTO 



derecho la cabeza de 
una fleía; por últi 
mo. un genio lleva 
.sobre sus tspal las, 
encorva a as por el es 
fuerzo, el globo te 
rrestre. 

Según la prensa 
alemana, el efecto 
del monumento es 
grandioso, pudlenilo 
ser considerada la 
obra de Begas como 
una lie las mejores, 
ó quizá la mejor del 
fanioso artista. 

La ceremonia dió 
principio al m«dlo 
día, desfilando ante 
el monumento una 
compañía que se ha 
liaba encargada ile 
tributar los honores 
militares. 

Después de tomar 
asiento la familia 
imperial en latrlbnna 
emplazada al efecto, 
UQ coro compues o 
de 1.000 niños de las 
escuelas públicas en- 
tonó un himno pa 
irlótico. 

Eli seguida el can- 
ciller (lt»l Imperio, 
conde Von liülow, 
prounneló un elo- 
cuente olsc rso re- 
cordando la gran 
obra política llevada 
á cabo pi->r Bismarck 

Después de can'ar- 
se el himno nacional 
por las ocho mil per- 
8 o n a s presentes, á 
una señal del emj;e- 
rador. fué descubler 
ta la estatua. 




EL MONUMENTO EN EL ACTO DE LA INAUGURACIÓN 






LAS ENFEEMEDADES DEL ESTOMAGO 



SE CURAN CON EL 



DIGESTIVO DEMAROHI 



En oposición á muchas otras especialidades que se venden para la curación de las 
enfermedades del estómago, este digestivo no tiene por origen el secreto de una bruja, 
la sabiduría de un gitano, la herencia de un cacique ni la virtud mágica de yuyos que 
se encuentran . . . donde nadie los encuentra, pues nacen sólo en la mente de personas 
que no tienen escrúpulos ni remordimientos de jugar con la salud del prójimo, en be- 
neficio de sus bolsillos. 

La fórmula del DIGESTIVO DEMABCHI no ha sido encontrada por casualidad: 
es fruto de una labor intensa y perseverante, continuada por arriba de medio siglo y 
corroborada con el contingente científico de celebridades médicas nacionales y extran- 
jeras, quienes, y les quedamos por ello agradecidos, sobre la composición y eficacia 
del DIGESTIVO DEMARCHI, ha-j hfchu estudios serios y prolijos experimentos, 
que al mismo tiempo que denuncian amor á la ciencia y á la humanidad doliente, 
ponen de relieve energía, paciencia y constancia en proporciones superiores á todo 
elogio. 

El DIGESTIVO DEMARCHI no es de ayer; ya tiene arriba de medio siglo de 
existencia, contándose por millones los enfermos del estómago que han acudido á la 
antigua y acreditada Farmacia Demarchi, en busca de un alivio para sus sufrimien- 
tos, encontrando en este Digestivo la salad, de la cual, muchas veces, habían deses- 
perado. 

Su presentación bajo forma de especialidad, responde á la idea de hacer menos gra- 
voso el despacho de una farmacia ya recargada de trabajo, y de extender los beneficios 
de este gran remedio á aquellos enfermos que por la distancia ú otra causa no pueden 
llegar hasta nosotros. De esta suerte dirigiéndose á cualquier farmacia acreditada 
podrán encontrar el DIGESTIVO DEOfiARCHI en las condiciones mismas como si 
lo adquirieran en nuestra casa directamente. 

El uso del digestivo no puede ser perjudicial en ningún caso; ayuda la digestión 
hasta A los estómagos más robustos: su empleo es fácil y deberá sujetarse á las instruc- 
ciones que lleva cada caja. 

Nombre de algunos de los médicos que nos han favorecido con su opinión favora,ble 
sobre la composición y los lesultados conseguidos con 

* EL DIGESTIVO DEMARCHI * 



Doctor T. Botto, médico primario del Hospital Italiano.— Doctor M. Carnevali, Canga- 
llo 1522.— Doctor Alberto Cesarani, Rivadavia 1515. —Doctor Bernardino Stagliano, 
médico interno del Hospital Italiano.— Doctor A. de Focatis, Chacabuco 1151. — 
Doctor Fed. Vetere, médico del Hospital Italiano.— Doctor L. Gonella, médico del 
Hospital Italiano.— Doctor T. Dorucci, Bolívar 1131.— Doctor B. S. González, 
Brown 1081.— Doctor A. Galdi, Estados Unidos 656. 



JDE F^Ó SITO S: 



Droguería de la Estrella 

215 - DEFENSA •• 215 

Droguería del Indio 

1011-CAL.L.E RIVADA%'IA-1510 

BUENOS AIRES 



Droguería del Águila 

848 -Calle SAN 9IARTIN-848 

ROSARIO DE SANTA FE 



Eoch, Capdeville Jahn y Cía. 

Cerrlto, 267 — MüNTEVIDEO 



IMPORTANTE. — Las casas depositarías arriba mencionadas mandarán libre 
de porte y gratis á quien lo solicite, el c TBATADO DE LAS ENFERMEDA- 
DES DEL ESTÓMAGO Y DE SXJ CI7BACIÓN >, conteniendo muchos consejos 
útiles para los enfermos del estómago. 



ACTUALIDAD AUSTRÍACA 

El visj© ele Francisco José 



A mediados de Junio realizó el 
emperador Francisco José el via 
je á Bohemia que había anunciado 
desde un año antes^ y durante el 
cualba sido objeto de unánimes 
demostraciones de simpatías, 
prueba de que su popularidad en 
esa región de su imperio se man- 
tiene viva. Los corresponsales 
que los diarios de Viena enviaron 
á observar los preparativos he- 
chos para el recibimiento de Fran- 
cisco José y dar cuenta de sii lle- 
gada, dicen en todos sus telegra- 
mas que las manifestaciones en 
honor del sucesor de S.Wenceslao 
no habrían podido ser más entu 
siastas, en Praga especialmente. 

Desde la estación del ferroca- 
rril hasta el histórico palacio for 
taleza de Hradschin, las corpora 





EL EMPERADOR FRANCISCO JOSÉ EN LA 
INAUGURACIÓN DEL PUENTE DE SU 
NOMBRE, EN PRAGA. 

ciones de la ciudad ocupaban la 
carrera, y detrás de ellas se aglo- 
meraba una muchedumbre de 
100.000 personas, por lo menos. 

Entre la estación y la residen- 
cia real se hallaban también los 
generales, los representantes de 
los Municipios de Bohemia, las 
autoridades de la población y los 
altos dignatarios de la Corte, que 
se habían instalado en diferentes 
puntos del trayecto que el mo- 
narca había de recorrer. 

Al llegar á la estación y durante 
toda la carrera, el anciano rey fué 



EL ARCO DE TRIUNFO EN LA PLAZA DK 
RADETZKY, DE PRAGA 

saludado por la multitud con ca- 
lurosas aclamaciones. Francisco 
José se manifestó conmovido ante 
las manifestaciones de cariño que 
le tributaron tcheques y alema- 
nes. Al día siguiente, el empera- 
dor asistió á la ceremonia de co- 
locar la primera piedra del edifi- 
cio destinado á instituto de sordo- 
mudos en Smichow; visitó el ins- 
tituto de ciegos y en seguida hizo 
una excursión á Karlstein. Reco- 
noció el hermoso castillo de este 
punto y regresó luego á Praga. 
En todas partes un público in- 





EL PUENTE. FRANCISCO JOSÉ 

menso tributó al soberano^ova- 
ciones entusiastas. 

Franciscojosé presidió, el ter- 
cer día, la inauguración de un 
puente construido en Praga 
durante los dos últimos años, 
y al que la municipalidad ha 
dado el nombre del soberano, 
El burgomaestre, al declarar 
abierto al tráfico público el 
puente, pronunció un discurso 
en que dijo que esa obra de 
utilidad general sería un mo- 
numento que recordaría per- 
petuamente al pueblo de Pra- 
ga la personalidad amada y 
respetada «del más bondadoso 
délos reyes y del más justo 
de los emperadores». 



EL EMPERADOR EN LEIMERITZ 



A nuestros compradores 



Habiendo la Suprema Corte de Justicia dispuesto que los señores Cassels v Cía. 
€n el pleito que injustamente nos han promovido por la venta de GRAtl-O-FONOS 
y DISCOS, dieran fianza conveniente para seguir impidiéndonos su venta; y no ha- 
biendo dichos señores dado'cumplimiento á este mandato, el señor Juez Federal, por 
ante quien tramita este asunto, nos ha levantado la prohibición de comerciar en ese 
artículo; por lo tanto, ponemos en conocimiento del público, que desde esta fecha 

vendemos el nuevo surtido de ©RAH- 



MODELO B $ 55 




O-FO-NOS y DISCOS llegados reciente- 
mente con un 20 % de rebaja de los pre- 
cios corrientes. — Venderemos, pues: 

GRAM-O-FONO modelo B $ 55 

> > 1901, con ó sin cristales > 75 
» C >ioo 

Records ó Discos para los mismos, toma- 
dos en Madrid, Milano, París, Berlín, Nue- 
va York, Barcelona, el mejor repertorio de 



$ 24 



9" 

$ 36 



tO" diámetro 
$ 4-8 la docena 



LA VOZ DE SU AMO 



Aprovechamos esta oportunidad para infor- 
mar al público que las Compañías National Gramophone Company, National 
Gramophone Corporation, Universal Talking Machine de los Estados Unidos, nos 
han nombrado sus apoderados generales en la República Argentina, y que á nom- 
bre de ellas declaramos que ninguna de esas compañías tienen agente para la venta 
de sus productos en este país, encontrándose todos ellos en nuestra casa. 



m. XS. RZSPETTO y 



679, CANGALLO, 679 

entre Florida y Malpú 



NOTA. 



Tenemos el mejor surtido de Estufas Americanas de todas formas, usos y 
sistemas, que liquidamos á precios reducidos. 



LA CASPA UNA SEÑORA 



es la destrucción del cabello I 



Se devuelve el 
dinero 

al no se saca la caspa 
radicalmente 

en una soSa vez 

con el 

CASPÍFUGO 



(f 



ACTIF 




Ai Objeto de evitar falsificaciones, 
avisamos que el CASPÍFUGO "ACTIF" 
se vende á 

$ 1.20 -"/„ 

solamente en ia Casa Concesionaria 

"LA ACTIVIDAD" 

de J. Félix Pasino 

1180, Calle Cuyo, 1180 — Buenos Aires 



NOTA.— Se manda franco por todo punto de 
la República añadiendo 30 centavos al 
importe. 



ofrece indicar grataitamente á todos 
aquellos que sufren de debilidad gene- 
ral, neurastenia, postración, vértigos^ pal- 
pitaciones de corazón, anemia, dispepsia 
atónica, surmenage, fatiga cerebral, clo- 
ro-anemia, pérdida del vigor, enfermeda- 
des nerviosas y atónicas en general, un 
remedio sencillo, verdadera maravilla 
curativa, de resultados sorprendentes, 
que una casualidad le hizo conocer. 

Curada personalmente, así como su 
hijo y numerosos enfermos, después de 
haber usado en vano todos los remedios 
más preconizados y tras largos años de 
padecimientos, hoy en reconocimiento 
imperecedero se hace un deber de con- 
ciencia en señalarlo á todos los que 
sufren. 

Esta indicación de la cual se apreciará 
el propósito puramente humanitario, es 
la consecuencia de un voto. 

Escribir á Elisa C. de S., Avenida* de 
Mayo 589, incluyendo estampilla. 



ACTUALIDAD INGLESA 



Armadura regalada al rey 



El ayudante naval de Eduardo VII -ün lord con leñado por bigamia. 
Los duques de Gornwall en Australia 



El rey Eduardo VII recibió el mes 
pasado la visita de una diputación que 
Iba á enirpgarle una armadura históri- 
ca, que había sido ofrecida en rema'e 
púb leo ui as ^einaDas antps en Lon- 
dres y comp''ada p' r un emite constl 
tuído en el acio pnra adquirirla y pre 
•entarlaal mber^íno con el obieio de 
que la hiciera conservar én el castillo 
de Wlndsor. Esa armadua peneneció 
en un tli-mpí á la coección real y fué 
dada al hombre que sirvió de <anipfón 
del rey en la coronación de Jor^e II. 
La usaron después los cumpeone» en 
la cofO'ación de Jorge III y en la de 
Jorge IV, y «^esde pntonces quedó en 
poder de la familia Dvmoke cuyos ac- 
tuales representantes se han visto aho- 
ra obligados á venderla. 





Esta se fué á vivir con su madre 
Russell se ii sta'ó en Maidenbread, 
don^e conoció á míos Molí Cook El 
Lord y miss MoU Cock se marcharon 
á América, donde aquél pidió el divor- 
cio de su mujtr obteniéndolo fácil 
m°nte. En S'guida ee casó con Molí 
Cook. telegrafiando al Tiviea la not ci» 
de nu divorcio y de su nuevo casaa. len- 
to. Cuando miss Maiell Scott leyó el tele- 
grama de lord Hu-sell. en el Times, re- 
clamó i.nte lo» tribunales con ra el di- 
vorcio obtenido por su marido, fun- 
dániíose en que Russell, ing'és, 8« había 
casado ron do» inglesas, y pidiendo 
que s" declarar* nulo el divorcio. 

El 18 de Junio llegaba lord Russell á 
Londres para pasar uijos día.s en esta 
ciudad; en la esíación de Waterloo »e 



ñ 



ARMADURA DE JORGE II OBSEQUIADA 
AL REY 



— Con el nombra- 
mlerto del espitan F. 
C. B. Bridgeman para 
el puesto de edeeáa 
naval del rey Eduar- 
do, ha quedado com- 
p'e'^a la organización 
CAP. F. C. B. BRIDGEMAN de la ca«a militar de 

Nuevo ayudante naval de Eduardo TU SU majestad. 

—La cámara de loa 
lores acaba de condenar á tres meses de prisión, por el 
delito de bigamia, á uno de sus miembros, el conde 
Russell. 

Lord R'issell se casó por primera vez en Inglaterra 
el año 1890. con mlí'S Mabeil Scott; pocos meses des- 
pués »e heparó de .«n e.'posa. 




le acercó un polizonte, 
de pal-ano, iiivi'ándo- 
le á subir en un coche 
mientras le tnseñaba 
el auto de prisión. 

Russell fué conduci- 
do aiite el tribunal y 
obtuvo su libertad pro- 
visional m»riiante dos 
fian/ss de £ 500. 

—Después de haber presidido la Inauguración r?e1 par- 
l»m»-nto de la Feíleración Australiana el duque de Corn- 
wall heredero de la corona b'i ánica, ha empr»ndiao. en 
compañía d^ su esposa, un viaje por las diversas colo- 
nia» de la «Commonwealth», y en todas pane» reciben 
homenajt s sinceros lus futuros reyes dt la Gran Bretaña. 



LORD RUSSELL 
Condenado por bigamo 




LOS DUQUES DE CORNWALL EN AUSTRALIA 



— * 

Única EDICIÓN OFICIAL completa 

EN DOS TOMOS 
EL TEXTO CERTIFICADO POR DOS LETRADOS REVISADORES OFICIALES 

SEGÚN DECRETO DF. 31 DE JULIO DE 1899 



CONCESIONARIOS: CARRIL & [MÉNDEZ 
Casa Editora: COMPAÑÍA SUD-AMERICANA DE BILLETES DE BANCO 

CALLE CHILE N.' 

* 



263 



PROSPSGTO 



Hace próxlmimente año y medio que nuestra gran 
casa editora, la primera en Snrt América por sus ele- 
mirtos y vasto» taller»», anuncli^ «I pif-^ qio tenía EN 
PRENSA la nu'íí'a EDICIÓN ECONÓMICA OFICIALi 
de tWo« loí CÓDIGOS Y LEYES USUALES DE LA 
REPÚBLICA, la cual constaría da dos volúmenes de 
mis de 1300 pi^lna^ caia uno. 

Sua colección minuihle. extrtamente igual al último 
mo lelo it^lKna d« li casa d»; Ho^pli. es la n&s completa 
de c'ianta* <• han h«chn naita Iny en el oaí», y es I* ánl- 
ca OFICIAL que existirá en vnnta en codas las librerías. 

Nada se ha (conomlzado para 
dar & esa grande obra, la más 
acabada que ha salido hasta hoy 
de nuestros talleres, todas las 
perfecciones tipogriÉcas y de 
encuademación, á que hoy alcan- 
za el arte mocerno. 

Su corrección como TEXTO 
OFICIAL, á carsro de los dos cor 
misionados OFICIALES nombra- 
dos por el ariiculo 4 del decreto 
de concesión por el Superior Go- 
bierno, doctor don Alfredo Fer- 
nández y González director de la 
Sección de Justicia del ministerio 
del ramo, y doctor don José Luis 
Murature. creemos poder asegurar 
que es Irreprochable por su es- 
mero y autenticidad. 

Prometíamos en nuestro pr'mer 
prospecto que esta edición OFI- 
CIAL completa contendí ía por 
vez primera, todos los cambios y 
reformas que durante una serle de 
años han Ido alterando nuestra le- 
gislación á fio de adaptarla á 1»8 
exigencias Ilustradas de todos los 
gr'-mlo'*. hxsta el punto de hacerla 
Indispens.'ible; pues bien. cre«^mos 
no sóio haber cumplido nuestra 
promesa, sino que en más de un 
punto hemos llovido nuestra pro- 
lijidad hasta el exceso arrostran- 
do la critica, para lnt»rr>a'ar al 
lado de la« leyon. DECRETOS DE 
SUMO INTERESí PUULK O. que 
hemos reputado IMPRESCINDI- 
BLE. 

Saliendo del camino de la ru- 
tina, hemos procurado Introducir 
un métO'lo nuavo y claro parala 

cUsIflcaclóri de las materia», y no pndlendo éste ser 
otro (jue el trazado por la ley que creó los ocho ml- 
nltterl04, organizando una nueva clasificación de sus 
respectivas materias, hemos nosotros divlriido y clasl- 
flcido también en ocho secciones respectivas todas las 
leye< usuales de nuestra compilación, facilitando por 
medio de muescas su rápida. compulsa é Inveriilgaclón. 

Va sin decir que hemos cumplido el precepto del ar- 



ticulo 118 de la ley de matrimonio civil, incorporándola 
á ESTA PRIMER» EDICIÓN OFICIAL y reformando su nume- 
ración según ella lo pr^serlbe, pero conservanPo al 
margen la numeración antlg> a, á la que están referidas 
las notas del Código y las obras de los comentaflsiai, 
evitando así periulclos y confusiones Injustificables. 

En cuanto ha sido posible, nuestra gran edición está 
al día, y las nuevas leyes que en adelante se sancionen, 
Irin Incorporándose á las nuevas serles de ediciones 
que sehagan. óeiltá cióse en apéndice, ssgún proceda. 
Sg^Oreemos, pues, poder afirmar sin jactancia, pero con 



Couccsto&arioi: CiJi&u. 7 M£nüsz 



mmáí CÓDIGOS 

¡«üiííiíliia U^mUi 



nní% oriciM xr-nti cnan 



CÓDIGOS 
REPÚBLICA ARGENTL^A 

Edición Oficial 



TOMO I 



C0!t»ttTUC>4tl eüSCKtlKA 
cdoiso CWll. 

CtOlSO «(.'«At. 
CiOlSO Oe M ^CiUA 
«borne MIUT^A 

caoiQi] Q( Bxao.civii.vooKUe.iAw 

COCISQ 01 »e06. ÍEN**. 

CiOlUO BUOW. OE UOt TeWlT,HC»tt 

COQISO Run*U ce L^. FMV. QC BtAV . 



BCBNOSAIBÍS 

CwiiRIUiSud «osfiom d« ai¡l«tmd« Bmco 

1901 



Facsímil reducido á.la cuarta parte del tamaño natural 

Íustlcia, qne nuestras promesas no han qnedado EN 
'ROSPECTO y que ana obra de tan largo aliento y 
que tamas dificultades ha tenido que vencer, ts boy ULa 
realidad que honra al país. 

Amobés Carril t Arturo Méndez, 

Conoesionarios. 
Bueno» Airen, Junio de 1901. 



Precio de los dos volúmenes: $ 20 zn/zii 



TODOS LOS AGENTES DE «CAHAS Y CAIbETAS> 

DE ESTOS CODIQOS 



ACEPTAN PEDIDOS 



»[iitiiiiiiiiiiiiiiiitiiiiiiiiniiiiiiiniiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiniiiiiiitiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii | 



ífK 



FONÓGRAFOS 
GRAFÓFONOS 

Desde $ 12 m/n. 




v-e^iiiiiiuiiiiiiiiiirtiiiiitiiiii iiiiiiijiitimi iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiil 

'^- — ■ 



(CjPs.TjPi.Loaos a]Rjpj.Tis) 



Cilindros I Gran surtido de canciones en todos los idiomas 
Especialidad: CHANSONNETTES FRANgAISES 

(ULTIMAS CREACIONES PARISIENSES) 

MEMBRANAS BETTINI 

(único Ageate de la SOCIETÉ DES MICRO -PHONOGRAPHES BETTINI, París) 

o-<53>-c 

El útilísimo aparato de luz instantánea ^TuminUS' 
PRECIO: $ 6.— m/n. 

(Prospectos explicativos á disposición de todos) 

Pintura- Esmalte Rl POLÍN 

(La marca que goza de mayor fama en Europa y América) 

-- Lista para Emplear - - 

DA Á CUALQUIER OBJETO UN BRILLO IGUAL Á LA PORCELANA 

^» • Si quiere Vd, conservar sus muebles, bicicletas, macetas, 

\JjO • • • ! banaderas, juguetes, etc. en un estado igual á nuevo, píntelos 
con BIFOLIIT á un costo de 90 centavos. 

La aplicación de esta pintura es tan fácil, que un niño de pocos años 
puede usarla á la par de cualquier pintor. 

BIFOLIir para PISOS; da á los pisos impermeabilidad y aspecto de 
cuero ó linoleum. Duración : años 11! 

BIFOLIN para BAÑ'ADEBAS; da á la banadera aspecto de porcelana. 

Soporta agua hirviendo y aún sulfurosa. 

. ^M UN TARRITO de 90 centavos es suficiente 




¿NiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiniiiiiiiiiiiiiiiiininiiiiniMiiiiiiiiMiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiij 



■^ 



SAN MARTÍN, 368 

F. R. GÜPPY 



PROSPECTOS, 
PRECIOS Y CARTAS DE COLORES 



GRATIS 

PRÓXIMAMENTE NUEVOS ARTÍCULOS 

Y NOVEDADES 



BUENOS AIEES 



\ 



(fe 



I 



iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiriiiiiiiiiiiiiiiiniiiiiitiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiniiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiis 



Gras Y Caretas 



EUSTAQUIO PELLICER 

REDACTOR 



SEMANARIO FESTIVO, LITERARIO, ARTÍSTICO Y DE ACTUALIDADES 

JOSÉ 8. ALVAREZ 



MANUEL MAYOL 

DIBUJANTE 



AÑO IV 



BUENOS AIRES, 27 DE JULIO DE 1901 ■ 



N.o 147 



El nuevo Ministro de Agricultura 



Ha sido nombrado Ministro de Agrlcnl- 
tnra en reemplazo del Dr. E. Ramos Mexía, 
qae renunció, el doctor Wcncrslao Esca- 
lante, quien es uno de los hombres de finan- 
zas con que cuenta el paíii y que ocupó ya 
en la presidencia del Dr. Luis Sáenz Peúa 
la cartera de hacienda. El Dr. Escalante es 
un hombre de ciencia, jurls-onsulto y eco- 
nomista de reputación y académico de nota 
en la Facultad de Ciencias Sociales; pero 
nadie pensaba que esos títulos de compe- 
tencia pudiesen conducirle á regentear el 
departamento administrativo cuya direc- 
ción se ie ha confiado. El hecho se ha pro- 
ducido, no obstante, y quizás sirva para 
probar que tiene f^ran competencia en la 
materia nada más que por ser hiio de 
Santa Fe. que es una provincia agrícola. 
Se objetará que no todos los santafeclnos 
son agricultores, pero ello no obsta para 




intelectual, es el Dr. Escalante una fuerza 
eficiente que se incorpora al gabinete na- 
cional, y respecto á su acción en él no po- 
dremos adelantar opinión basta tanto no 
veamos exteriorizado su programa. La Re- 
pública tiene hoy grandes problemas á re- 
solver en materia agraria, y estamos segu- 
ros de que el Dr. Escalante los encarará con 
firmeza, aun cuando no los resuelva. En 
materia administrativa no se mide el tiem- 
po, y á un ministro se le puede exigir que 
estudie las cuestiones de bu ramo, pero no 
imponerle plazo para que concluya su es- 
tudio. Este terminará cuando la natura- 
leza de las cosas lo permita, y si ésta no lo 
permite Jamás, la culpa no será del estu- 
dioso sino del medio en que le tocó ac- 
tuar. 

Las peras no maduran por el trabajo del 
cultivador, sino port^ue la estación es pro- 



que pueda afirmarse que tienen eu las ve-' DB. WENCESLAO ESCALANTE plcia, y sostener lo contrario en propio 

ñas sangre de tales y que los que no lo 3 de anarquistas y revolucionarios consa- 

sean lo deberán á la falta de oportunidad y no ' de mlúos por Impacieocias indignas d* etiaalstas f,ue se 
eondlelonea. Como hombre de ilustración y de valer estiman. 



La fiesta de los orientales 



Con motivo del aniversario de la jura de la'constitu- 
clón de la República Oriental, el doctor Gonzalo Ramí- 
rez, ministro de dicho país en nuestra patria, fué muy 
visitado en los salones de la legación, por los represen- 
tantes del cuerpo diplomático extran.iero, por distin- 
guidas pemonas de la colectividad oriental y por los 
muchos amigos ron que en Buenos Aires cuenta. 

Entre un ambiente d« amable cordialidad se celebró 
por la noche la comida en el Club Oriental á la que 
asistieron, además del citado doctor Gonzalo Ramí- 
rez los señores J. J Bustos, J. A. Golfarlni, doctor B. 



Frías, C, M. Morales. A. Barrios, J. A.. Furtado. J. 
Palma, L Vlnct-nt, G. Muñoz Rivera J CsHtro. B. A. 
Jardím, P. Oedrés, S. Pérez Criado, B. E Jin énez. L. 
Sáenz, J. G Gregorlnl. M. Dungey. T. Izurzu, P. Pirls, 
F. Cervera. M Pérez Goma . M Fernández Vázquez, A. 
Malvar. B Grano'eli, Ayarragaray y M. Silva BnS'os. 

Los brindis fueron Iniciados por el doctor Ernesto 
Frías, presidente del Club, expie'ándose también en 
patrióticos t^rirlnos el doctor Gonzalo RAmírez. el 
doctor Juan A. Golfarlni j los señores Busebio Jiménez 
y Alberto Ibarra. 






KT, BANQUETE EN KT. «CT.TTl! i inT I- v i' M,. ( , iN M km i U! A .S ! i o 1:1. 18 DK .TT'I,!'' 




■~^ 



Sentirse con un sueño a'roz. estar temblando 
de fi ío. ver próxima la cama y tener qup eocriblr 
una ginfuni'i, son cuatro cosas combinadas para 
Inspirar el suicidio. ¿Qué hHdo perver-o será el 
in^en or de es os desesperado» tr.nceí? 

Y si sólo se tratará de forzar el msgín!... Lo 
malo ps que hasta los d'dos ss resisten á soste- 
ner la pluma E'tán In-o^nslbleí como si fueran 
d« trapo ó dapn/jier maché. ¡Qué suerte la de los 
mln stros, tener uno que les dicte y otro oue lea 
escrlbal 

üBrrrr!! En cnanto se apóyala mano f n las 
cuHrdllas, el frío oe ellas sube por el brazo, 
traspone el hombro, d'ScieLde por la espina dor- 
sal gira vertiginosamente en tomo de 1 ts cade- 
ras y no se ma cha sin antes ver como uos bace 
brincar en la slilae! estremecimiento del chucho. 

li Atchl.s-íssül iQué harbati lad! Todas las ho- 
jas volaron al suelo. Y casi apagamos la lánpa- 
ra (Mildl'o f>ea el Invierno y quinu Ideó la nec- 
sldal de tr«ba ar con todaclsse de lemp raturas! 

¡Y aún hay njiilen emigra p1 polo noriel ¿No lo 
harán creyéndolo la r- glón menos Iría del pla- 
neta? ¿Quién sabe si Nansen y el duqu'^ de los 
Abril zzos se atreverían á ocupar ésta i>illa en que 
ahora nos pncontramos nosotros? ¿Qué Importa 
qne. el termómetro no marque la tempera. ura 
glacUl que aquéllos lleguron á sufrir en su expe- 
dición, si pa a los efectos de nuestra Impresiona- 
bilidad sentimos el ambiente como á cero bajo 
cero? ¿'íp puede hacer mis que pasáis* el día 
tintando? ¿TT^y frfo capaz de poner las narices y 
las orejas má« amoratadas de lo que las tenemos 
actuíilcnente? No; el verdadero termómetro está 
en el cerpo. ¿S ■ hluchaV ¿S^ enrujece? ¿Trans- 
pira? ¿Jidaa? ¿Un4C4 «nh-ilante el agua siempre 
turbia de U canilla? Pues hi llegado el máxi- 
mum del calor ¿Se agarrota? ¿Se agita en sacu- 
dimientos bruscos? ¿Produce sabañones? ¿So- 
porta ludlferenie la acción calorífera de los cal- 
Zuni-lllos de franela y la- zapatillas de piel de 
conejo? Pues se ha llegado al máximum del frío, 
salvo fl de I» mu-rie, oue tl^no la ventaja de no 
hacerse molesto para el que lo snfre. 

¿Que aquí no nieva? ¿Y cuál esla nevada va- 
liente que be atreve á caer con este frío? ¿Y qué 
mejor nevé a que una habitación sin estufa y 
c n *ue'o de baldosín? ¿Y qué copo ó témpano 
pu de haber más helado que nuestras sáuanas 
por la parte de los pies? 

La n eve es una iiianlfesiaclón del frío franca- 
mente intenso; pero no del penetrantt, cruel y 
traidor qie a.4uí se nos presenta todos los años, 
sobre todo en é'*'e, encubierto por el humilde y 
tenue ropaje de la s»ncllla escarcha y bajo un 
Cielo primaveral pura-nente de engañifa. . ^ 

Seoruros estamos de que en iilugún puel lo'de 
la Siberi* ni en la misma Groenlandls, se 
oj^e jamáí el concierto de toses y estornu- 
dos que damos estos días los habitantes de 
Buenos Aire*; ni se muere tanta frente de 
influenza; ni se consume tanto mal /av I seo 
en cocimientos; ni se escucha el clamoreo 
qae entre nosotros levanta la Inclemencia 
del tiempo. 

-¿Qué tal. don Snmpronlano? 



.r^ 









. — Malislmamente. Se me ocurrió bajar la otra 
Doche á apagar el farol del zaguán, por ^ue te- 
i^emos á la slrvi nta en cama con andinas, y 
S'garré un resfriado que no me deja respirar sino 
^bflendo mucho la boca. 

— ¿Cómo le va doña Engelberta? 

— Con una bronquitis atroz. No debía haber- 
me levaniado de la caira; pf'ro como Gr^clllat o, 
mi esposo necesita ver hoy mismo »1 doctor 
Eica'ante pa>a le» ríe el proyecto que tiene so- 
bre la aplica' Ion del abono uilneral al cultivo del 
ncioiiiaio, he salido á comprarle puños y una cor- 
bata negra de lazo. 

"-Muiiio gusto tn verle. ¿Qué es eso? ¿Está 
usted ronco? 

—Y gracias á que apÍ pueda hab'ar. ¡Siete 
parches porosos llevo pegados á la caja del cuer- 
po! y aun olee el doctor que tendrá que aplicar- 
me otros siete, si ro cede el catarro. 

-Pues va á con'lnir per obligarle á que se 
haga usted un traje forrado rie fincpismos. 

Y como éstas son la*» Interlocuciones que sos- 
tenemos durante el día con las personas á quie- 
nes saiudxm s. que son las menos pesióles, por- 
que, como d io e' poeta: 

En estas mañanes frías, 
los aulgo» verdaderos, 
ni se quitan lo« sombreros, 
ni se dan los buenos días. 
¿No será llagado el momento de tomar alguna 
medida serla contra 1» tot»! congelación que nos 
aguarda? ¿Qué hace ese gobierno, que no proví e 
á nu( stras nect sidades térmicas sino cuan ''o se 
tr- t:i de «repartir leña» por medio del estado de 
sitio? 

iiay en la ciudad numerosos buzones que po- 
drían serv Ir á la vez de estufas con sólo agre- 
garles una chioienea. ¿No son apéralo» pertene- 
cientes al ramo de comunicaciones? ¿Pues por 
qué tu. lian de utilizarse tn comunicar el calor 
al público? 

También la Iglesia se está cruzída de br»zo8, 
sin que alcancemos á ver la razón, porque de 
hiera hacer rogativas para que se temple la 
atmósfera, de gual modo que las hace para pedir 
que nos envíe chaparrones. 

Por su parte, el intendente, tampoco demuestra 
preocuparse gran cosa oel auriml'nto del ve- 
cindario, ai consentir la cii culaclón á todas ho- 
ras de esos f igo íHcos con cann.ai a que se lla- 
mar «jardineras», en Us qne está riguiosamente 
prohibido salivar, pero en Iss queie perml e, p r 
lo visto, tomar una pulmoníu uoble a cualquier 
persona que desee irse al otro mundo por diez 
centavos., «^i iku . 

Esta nos, pues, desamparado* de todo 
abrigo oficial, y como para el abrigo pri 
vado se lucha también con la friald- d mar- 
mórea del sastre, resul a que lo único que 
nos q leda fácil de abrigar es la esperanza 
de cojivertirnos en carámbanos. 



Eustaquio PELLICER. 






IM 



>c.--< 



-y-^ 



n.'i. .1.. o~_.... 



Necrología 




Ssñora Gregaria de Escurra de Pineda 

— Falleció en la semana anterior, casi 

wsaogenarla, la seftora Gregoria de £z- 

curra de Pineda, una de las damas de 

Bi&s alta significación social por su be 

lleza y su cultura en los promedios del 

«iglo anterior y fundadora de dignísimas 

lamillas de nuestra sociedad actual. Era 

faija del señor Felipe M. de Ezcurra, 

hermano de la señora Encarnación, que 

fué esposa del general don Juan Manuel 

de Rozas y de la señora Gregoria de Ro- 
cas, hermana de éste. Nacida en^Baenos 

Aires el 18 de junio de 1817, tuvo gran 

actuación en nuestra sociedad y gozó 

eiempre de merecida reputación por sus 

virtudes y su cultura. Empart-nlada con 

familias coloniales, era una crónica viva 

de esta ciudad y hasta hace poco« años 

se complacía en enseñar & las señoritas 

de su relación los airosos bailes de su bra. gregoria de ezcurra de 

ttempo : el minué y las pavanas y gavo- pineda, sobrina de d. juan 

i«<, que hoy están lan en boga. AScio- , manüel rozas. A la edad de 

Kada al plano y con ciertas proyecciones 25 años 

(de maeitra, conservaba religiosamente * 

tes de las familias más antiguas del Plata, con 
cuyos jefes mantenía cordlallsima relación. 

Sr. Manuel Rocha. — Años hacía que se 
había retirado á la ciudad de La Plata el se- 
ñor Manuel Rocha, que tan honda huella 
marcó en la sociedad de Buenos Aires al ini- 
ciarse en la vida pública afiliado al partido 
liberal que encabezaba el doctor Adolfo Alsi- 
na. Orador de club, su palabra ardiente y su 
propaganda como periodista formaron & su 
alreder una atmósfera simpática. Fué jefe de 
la policía de la capital y desempeñó su pues- 
to con discreción y con energía. El punto 
culminante de su vida fué su célebre duelo 
con Leandro Alem, al finalizar la década de 
1870-80, en que la suerte favoreció al popular 
caudillo, apagando la estrella de Rocha. En 
La Plata ha muerto pobre, pero rodeado de 
consideraciones, pues eran tradicionales en 
él la caballerosidad y la hidalguía, y supo 
siempre mantener con brillo su posición en 
la sociedad en que actuaba. 

Dr. Juan E. Torrent.—E\ ministro de la Su- 
prema Corte, don Juan E. Torrent, falleció 
en la madrugada del día 23, víctima de la 
dolorosa enfermedad que le aquejaba hace 

caces 



el recuerdo de la música de su époc» 
que ejecutaba con gracia Inimitable. Su 
fallecimiento ha sido verdaderamente 
sentido, pues se hallaba relacionada con 
las primeras familias de nuestra socie- 
dad, siendo la ceremonia de so entierro 
una alta manifestación de la considera- 
ción en que se la tenía. La miniatura qne 
reproducimos la representa á la edad de 
25 años y fué ejecutada por Ravagllo. 

Sr. Juan M. Terrero.— En esta ciu- 
dad falleció el señor Juan M. Terrero, 
miembro de la conocida familia que es 
hoy heredera del apellido del general 
Rozas y que tantas tradiciones conserva 
tanto en el comercio como en la indus- 
tria ó en la política del Río de la Plata. 
El señor Terrero dedicó su actividad i 
la atención de sus negocios privados, y 
poca significación tiene en la historia de 
nuestra democracia, á la cual, no obstan- 
te su voluntario alejamiento; prestó 
siempre buenos y útiles servicios. La in- 
humación de sus restos fué motivo para 
que rodearan su féretro los representan- 





BR. JUAN H. terrero 



«Igún tiempo. Hijo de Corrientes, efec- 
tuó sus primeros estudios en Buenos 
Aires, graduándose aquí de abogado y 
pasando después á su provincia natal, 
donde tomó una parte activa en la polí- 
tica. Como senador y diputado supo de- 
fender Inteligentemente los Intereses co- 
rrentinos. Candidato & la vlcepreslden- 
cia de la república, representante de 
nuestro país en el Brasil, durante la gue- 
rra del Paraguay, pasó más tarde á ocu- 
ijar el elevado cargo donde la muerte 
le ha sorprendido, Gozaba fama el extin- 
to de hombre probo, y dio pruebas de 
entereza de carácter en cuautas ocasio- 
nes fué necesario. 

Sr. Santos M. Brian — H* fallscldo 
casi repentinamente en Puerto Belgrano 
el señor Santos M. Brian. uno de los em- 
pleados administrativos á cuya inteligen- 
cia y buena voluntad se deben muchas 




••^tPJtt'' SR. MANUEL BOCHA 

lí . ^■■ 

y más abnegados, pues desde la 
Iniciación de los trabajos en la costa 
desierta, que es boy importante centro 
de activid«d, actuaba en la naciente po- 
blación por la cual era entusiasta. El se- 
ñor Brian era oriundo de Paysandú, en 
la República del Uruguay, donde nació 
en 1867. pero residía entre nosotros des- 
de hacía muchos años, habiendo desem- 
peñado elevados cargos en la sección 
hidrográfica del Departamento de In- 
genieros. Era hermano del ingeniero se- 
ñor Santiago Brian, presidente del ferio- 
carril del Oeste y del doctor AngelBrlan, 
que tanta actuación tuvo en la política 
oriental en años anteriores. Como dele- 
gado de la Intendencia de 1» Armada en 
el Puerto Militar, el señor Brian prestó 
buenos y útiles servicios al país organl 
zando esa repartición Importantísima en 
forma Irreprochable á pe?ar de las múl- 



lnicíatlvas en el Puerto Militar y al cualtmocTOR juan k. torrent, miem- tiples funciones de detalle que le esta- 
«1 señor Ingeniero Luis Luiggl reputaba ¡*bro de la supreua corte r ban atribuidas. La Intendencia de la'Ar- 
como nno de sus colaboradores más efl- ' .».' ^/t^ " ?% mada era la providencia del Puerto Mili- 

tar doñTe se carecía hasta de lo más indispnsable 
parala vida y en qne había que Improvisarlo todo. 
El país ha perdido en el seflor Brian uno de sus bue 
y '^■jj^^l^^^^^^ '^o" servidores. 

/ J^^^ ^^1^^^^ José B ilotti. —'Ettñ nombre no es el de una desco- 

llante personalidad social sino el de un modesto 
ciudadano perteneciente al gremio de los vendedo- 
res de diarios, que tantos hombres meritorios ha 
producido y produce. Bilotti muere á los 34 años de 
edad y deja una familia honorable, y una fortuna 
que no baja de 200 000 pesos, ganada en 23 años de 
trabajo asiduo y constante. 

Comenzó á vender diarlos á los once años de edad 
y á los quince era ya un capitalista que movía su di- 
nero con habilidad y con talento. Cuando sos com- 
pañeros necesitaban dinero, iban á él que lo propor- 
cionaba en esta forma: el reembolso se haría dea 
diez ó veinte centavos diarios durante un plazo sufi- 
ciente para cubrir la deuda. A su entierro coneu- ,^„,„^ 
.8R. santos m. brian rrieron los vendedores de diarios en corporación. En f se. José bilotti «el bonqüitc 
aielegado déla Intendencia de el gremio era conocido Bilotti con el apodo de El Popular vendedor ae 
Marina en el Puerto Militar Eonquito. ' perlóüicos 





SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 

Celebración de su 29.° aniversario 




FBEMTE DEL EDIFICIO DE LA SOCIEDAD 



SALÓN DE 8ESI0KES 



Quien lanzó la primera Idea pa'-a fundar la Sociedad 
Clentífi< a Argentina, fué Estanislao S Zebailot el aflo 
1872, que era entonces estudiante de la Facultad de Inge- 
niería siendo se- 
cundado e ti caz- 
mente por sus co- 
lega» D llón Riges, 
Piro\an , Suárez, 
etc Su primera de- 
nominación fué 
cA ademia Cientí- 
fica d- Buenos Ai- 
res-, siendo luego 
s'istiuiria por el i.e 
«Estímulo Cientí- 
fico», hasta que por 
fin <n la reunión 
d*-! 14 de Julio de 
1872, fué I amada 
definí ti V a m e 1. te 
« Sociedad Cientí- 
fica Argei tina », 
quedando solemnemente ins- 
talad el 28 de Julio de 1872. 

La ptimera junta drectiiva 
fué compuesta de 1«8 perso- 
nas siKuientes: Presidenie in- 
geniero Luis A. Huergo; Vicepr sidente Augusto Rin- 
guelet; S cretarlo 1.°. ingeniero Carlos Stegman; S -cre- 
tkrlo 2.°, Justo Dillón; Tesorero, Angtl Silva; Voca- 





INGENIERO CARLOS 

M. MOKALES 

Presidente de la Sociedad 



ING. LUIS A. HUEKQO 

Bipresidente de la Sociedad y 
actual miembro de la Cumi- 
•lóu Directiva. 



les: Ingeniero Guillermo Wh'tw, ingeniero Francisco 

Lavalle, Juan Ramosino Juan J. Révy. 
Li Sociedad ba ase.-orado más dt una \ ez á los pode- 
res pnhlicos. in 
"' formando sobre 
puños difíiil s en 
que se solicitaron 
sus servicio*. En 
los anos 1875 y ir, 
la Sociedad orgp 
nizó dos cí'ncui so- 
exposicicnes q u < 
alcanzaren gran 
éx to. 

Los Anales de la 
Soci'dad. llevan 
publicados 51 to- 
mos, slend • actual 
mente su Director 
el itigeiileroElí ar 
do Aguirrey secre- 
tarios Félix F. Ou 

tes y el ingetiicrc Alejandro 

Fuster. La Sociedad reali- 
za continuas visltai- á los es- 

tabUcirj ientos industriales 

de importancia y está prepa 

rando actualmente unaá la fábrica Llebig en FrayBentos. 

Su aciu 1 .junta Ure'tiva está compuesta de los señores: 
Presidente, Ing. Carlos M. Moralec; Vice 1.", inge- 




DR. CARLOS BERO 

Expresidente y actual miem- 
bro de la Comisióu Direa» 
tlva. 



« 




LA COMISIÓN DIRECTIVA Ut L,a ouOií,jjAU i;11ííS rir 1(JA ARtUiNXINA 



*-mí #.* 



**li < « » 11í iiii n Aí 111 ^ 11 •™'*> »-|i|™«ii i™ 




LA SALA DEL POLITEAMA EN LA FIESTA CüNMKMüRATIVA DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 



niero Jmn A Buschlazzo; Vlce 2.°, ingeniero Dominico 
Silva; Secretarlo de acta» Manael J. Arce: Secretarlo 
de correípondeuca José Sarseiíui; Tesorero, L ils A. 
Huergo (hijo); Btblloiecarlo. Nlcolá» Bessio Moreno; 
Vocales: docio- E i nardo L. Holiuberg, Itigenlrt-o Arturo 
Prli 8, Ingeniero Igtiaclo Aztlrla. I geniero Sebustlán 
Gbigllazz >.. Ingi'niero Antonio Piagglo, Ingeniero Hlgi- 
nlo Retnoao, Lula Curuiechec. 

El d iml g^ anterior festejó en el Pollteania su 29." ani- 
versario la ilgna sociedad en una vela<U que fué un 
verdadero éxito. Tomaron parte en ella U Santarelll que 



se h'zo aplaudir calurosamente y la em'npnte trágica 
italiana S'ñora Pezzana. que recl''ió una entusiasta 
ovación. C"nfereDilar(«n los doctores Mor-l'S y Hoim 
berg, y excusamos hacer cróuica d« su actución por- 
que sus «necedentes abonan no solamente lo» temas 
que suple on elegir sluo la minera com • \«9 desiirro la 
ron. En los intermedios c violón e U a Marchal y el 
violinisia señor Roanegi^r. e|ec tarjn dIficlUs troíos de 
mú«lca, y el señor G i valí r Boutali repiíl ^ su aplaudi- 
da conrerencla descrip Iva J« in viaje á C ill'', presen- 
tando heruiosas vista>« fotngráfl a» del irayecto. 



Un argentino nonnbrado intendente en Madagascar 



Aunque parezca increí- 
ble hay arifentinos basta 
en Madagascar y el re- 
preséntame que allí tene- 
mos y qui es el señor Fe- 
derico Fstebe, cuyo retra- 
to preseita nuestro gra- 
bado, es nada menos que 
el maire, como quien dice 
el Bul rich, de la ciudad 
de Taaanarive. El señor 
Estebe, que es natu'-al de 
Buenos Aires, d nde na- 
ció en 1862, se estableció 
en Fran laen 1886 ingre- 
sando al poco tiempo en 
la admini aración públí 
ca. Ei ésta ha hecho su 
carrera, sirviendo gene 
raímenle en las colonias 
eficazmente, por lo cual 
fué noubrado miembro 
de la Legión de Honor. 
El señor Estebe tiene gran 
actuación en Midagascar 
habiendo --ido uno de ios 
más activos co'abirado- 
res del ilustre General 
Gallieni, que es quien lo 
ha nómbralo Intendente 
Municipal de T^nanarive, 
la ciudad capital en que 
reinó la du'ce reina Rana 
valo, que hoy pasea los 

fb t. de Caras t Oahetab. 



#r~"^ 




4 



SR. FEDERICO ESTEBE 

Argentino Incorporado al ejérrilo franci^a y actual Intendente 
de Tananarive 



boulevares de París. El 
stñor Eittbe es casado y 
tiene cuitro hijos nacidos 
en Mada.avcar Nue>tro 
compatriota fué agracia- 
do con la cruz de U Le- 
gión de Honor con motivo 
de la brillante actuación 
que tuvo en 1896, en la ex- 
pedic'ón salida de Dugo 
Suárez con ru i.bo á Tu- 
llear. Su agrión unida á 
la del capitán Geni, dio á 
la Francia la pose ion del 
valle de Fieterenana en 
la región iiordesle de Ma- 
nambo y de las bocas del 
Mangtkv donde las tri- 
bus indígenas tenían su 
Centro de recursos. 

A su regreso en 1898, el 
General Gal ieni lo reco- 
mcá*^ eficízmtnte en la 
orden general referente 
á la terminación de las 
operaciones de guerra, 
haciendo constar que el 
stñor Estebe había sido 
he ido en un combate con- 
tra las tribus sublevadas 
y dado repetidas piutbas 
de aT'jo en defensa de 
los derechos de Francia 
en aquellas regiones. 



HUESPEDES DISTINGUIÓOS 



El ministro de Bolivia en el Paraguay 



Es nuestro huésped de regreso 
del Paraguay,— en donde ejerció 
con éxito satisfactorio sus funcio- 
nes diplomáticas relativas á las 
cuestiones internacionales boli- 
viano-paragfuayas,— este notable 
estadista y diplomático. 

La carrera pública del doctor 
Quijarro tiene el mérito de singu- 
larizarse c«mo una de las más 
brillantes y beneficiosas paraBoli- 
via. Su continuada labor en la polí- 
tica y en elparlamento, enla, diplo- 
macia y en la magistratura, en el 
foro, ea las ciencias, en la cátedra 
y en la tribuna, ha sido de gran- 
des enseñanzas para las genera- 
ciones de su patria y de resulta- 
dos provechosos para sus institu- 
ciones. 




DR. ANTONIO QUIJARRO 



Entre las grandes notas que Ministro de BoUvia en el Paraguay 



marcan su vida pública, la qne 
más honra sus prestigios de esta- 
dista, es la de haber sido el autor 
de la Constitución Política del es- 
tado, que actualmente rig^e en la 
República de Bolivia. 

Últimamente el .':enado Nacio- 
nal de Bolivia le ha conferido, en 
premio á sus importantes servi- 
cios, una hermosa medalla de oro 
acuñada en la Casa Nacional de 
Moneda de Potosí, su ciudad natal. 
En el anverso lleva la siguiente 
leyenda: * Bolivia d sus servido- 
res*; j el reverso: ^Premio al emi' 
nente ciudadano Antonio Quijarro 
—Senado Nacional, 1900. t> 

El ministro de Bolivia en nues- 
tro país, doctor del Carrillo, 
hizo la entrega de dicha medalla 
al doctor Quijarro. 



La reforma del Código Civil— Los canales de las Islas del Delta 

El doctor Guastavino estaba, como ninguno, 
en condiciones de responder á la necesidad de 
la reforma de nuestro Código Civil que le en- 
cargara el presidente de la república. Juez Fe- 
deral, Secretario de la Corte Suprema, Presi- 
dente del Supremo Tribunal de Justicia, comen- 
tador del mismo Código, conocedor de la legisla- 
ción universal, el doctor Guastavino era el hom- 
bre llamado para reformar el Código. 

El Ilustre maestro ha terminado su tarea, y en- 
tregado al Ministro de Justicia los gruesos volú- 
menes que contienen las reformas pedidas. 

—Es el señor Ángel R Ferrando, uno de los 
más infatigables propagandistas de la pintores- 
ca región que en nuestro país se llama de «las 
islas» En las del Delta no imperan leyes ni au- 
toridades sino la voluntad de cada isleño. 

La Indolencia administrativa no se había ocu- 
pado jamás de semejante estado de cosas hasta 
que el señor Ángel B. Ferrando Inició su activa 
campaña obteniendo como resultado de su la- 
boríos canales Isleños y la apertura de caminos 
que faciliten la viabilidad. 





DOCTOR MIGUEL GUASTAVINO 

Reformador y comendador del 
,Código Civil 



SEÑOR ÁNGEL R. FERRANDO 

á cuya gestión se debe la libre 
navegación de las islas del Delta 



Soldados premiados en el Tiro Federal Argentino 



' Gran concurrencia asistió el domingo último al atand 
de Palermo, atraída por la interesante fiesta á que de 
bía dar lugar la di'itrlbuclón de premios. 

Todas las personas, cuya pericia en el manejo de las 
armas de fuego se había comprobado, fueron objeto de 
manifestaciones de simpatía, pero en especial el grupo 
de veinticinco soldados del l.er batallón del regimiento 



10 " de infantería de línea, ganador del primer premio 
«Campeonato del ejército», consistente en una medalla 
de oro y un diploma, siendo también muy felicitados 
los jefes de dicho batallón, tíntente coronel Alberto 
Martínez y mayor Facundo E. Navarro, lo propio que 
los oficiales instructores de tiro, subtenientes José A. 
Maso y Ergasto Saforcados. 




; SOLDADOS^DELllO DE INFANTERÍA PREMIADOS EN EL ÚLTIItO CONCURSO DEL TIRO FEDERAL 

Eot de Caras t'Cabetas. . 




— ¡Ay.papá, qné maner» encantadora de divertirme ep 
la tertulfal SI tú viera», papá, qué primores... Las se- 
üorlt*s, tan llndaB, muy ajustadas en aquello? trajes 
CUCO.S, con los brazos al descuolerto, sembrados de ho- 
yuelítos, y el turgente pecho escotado, como de mármol 
rosa, papá.. " . ' 

— Sí, m'hlja, pa muestrarios de casitas lindas, y p* 
iu vergüenzas, les tengo yo fe. ¡Cosa bárbara! Aura ni 

-11 la calle— cuantl más en las rluntones— se puede andar 
on la conciencia domada, che, porqué, en lo mejor, va 
y se presienta mandinga en forma é señorita, que. ansí 
(•orno te ve, se arremanga la poHera. se aprieta fuerte las 
caderas y las piernas, echa un chiquito el busto p'ade- 
1 ante, y ahí la tenes, á pesar de su engoltorlo é rasos, tan , 
cu cueros como la estuata é La Prensa. 
—¡Ave María, papá, no tan desnudas! A lo menos allá 
parecían tan decentltas. tan amables y, áobre todo, tan 
nonas, que parecían angelitos de la Gloria, i)ageándo3« 
a aquellos salones de «Las Mil y una Noches-, envueltas 
en aquella lluvia de globltos de luz multicolores; entre 
aquel ambiente de perfumes láiMruidos; entre aqnellas 
guirnaldas decadentes de orquídeas, como coronas de 
mariposas irisadas; y al son de aquella» armonías de vals, 
que trastornaban la cabeza en delie.idísimo mareo y des- 
pertaban en el cuerjto ansias cosquillosas do retozo y 
columi>lo... 

-81 te se acabó el tabaco; che m'hlja, pitá, chala» 
iVaya un lindo sarao, y ol veterana que jueses pa descre- 
birlol Jovencltas como caramelo, mostrando lo más 
tentaior que les dló el patrón dpi Juego como dijo Beco; 
pachulls que emborrachan y milongas y niusiquerías 
que hacen corcoblar la sangre. Aura t'*ltan gílenos mo- 
zos, de vista tierna y encarnlz.-xos con el flmlulno, paque 
resulte aquello un paraíso, es. decir, un zafarrancho. 

— ¡Oh! nada da eso, papotito : paraíso y nada más. 
Eran los |óvens8 tan ailitocráticos. vale decir, tan 
recatados. V en cuanto á apuestos, sí que lo eran, 
de veras, los tales y muy donosos: en una sallta contigua 
al ambi^rú vi un gruptto que me encantó sobremanera. 
iQcié ríeos estaban, ajui^radltos en sus fraques negros. 
con las eabecltas, de bucles divididos en medio, cayen- 
do en cascadas— estaban sentados, charlando, con voz 
argentina de tiple, fumando cigarrillos turcos, tomando 
helados y probando merengues... Al pasar yo, cuchi 
chearon, dirigiéndome sonrisas tan dulces queme su 
pleron á almíbar. Oí que un simpático rubito eon trazas 
de poeta de amores decía á uo, su compañero: 

—Vea, che: la estampa de una diosa... rural. 

—O hija de algún Júpiter rastaeuer, del Azul para 
abajo, contestó el interpelado, mirándome. V al volver- 
me, complacida, para agradecer la lisonja con una 
sonrisa, me contestaron con nna carcajada tan rítmica, 
tan amable, y haciendo deliciosos morrinos j atu<án 
dose los bigotitos nimios que parecían movibles medias - 
lunas de azabache, sobrepImpoUos do rosa, entreabrién- 
dose. 

— Pues hiciste un solone macanazo, m.' hlj»:^ ¿ó tp 
craii que eio é Júpiter que vos tomaste i piropo ii 
escuende una porquería? Parque, Júpiter yo no conoz* 
más que el padrilli> que llevamos al Azul laño paaao. 
y comparar á tu padre eon ios mancarrones es dacirre 
á vos potranca, derecho viejo; ¡caray con I09 vuiiy 
cochinos! !-.,,•',>• 

—¡Ave María parisima, papá! No seai tofl. iéffrii, ¿lói 
erees lú tan cursi á ellos? 

— Dajate é carsiadas, romantlcona, y de aspavientos 
é timorata, que yo me comprlendo y comprleodo ta- 
mlén á esos mequetrefes Intratables, que, en lo mefor 
de lo que vos i'lmaginils nna 6neza, te están farrlando. 
jPucha, caray! cada vez que me los veo en una prlsenta- 
etón tan clremonlosos y relemíos, dando la mano eon 
corte, eomo si estuvieran despaletaos, rty^ndose sin 
porqué, atusándose el bigote— qne parece un dedito é 
tizuo en la c»ra é una muchacha— estirando las patas y 
00 hablando Jota, ¡qué atorones de rabia me cacho, chél 
Quien Juera alcalde ontoncea pa tobarlos & lonjazosl 



V dlspnéa. 8i le dai nn ehiquitito anti de soga, no más, 
¡quién los viera, che! te meten un dentro eomo de cajón 
y ni «seupir te dejan: queda uno eituático. Te comlen 
zan con. el ti<>mpo, dlspués con al ipor.más tarde siguen 
con la éhacota y los chismas hich Ufe, tomo ellos dicen, 
y cuando han reculao pa e| atrás de los tiempos y van 
por lo é'l manco Sancho Panza ó lo é'l ray Shakespeare 
ya estás en las cabeceadas, ehé, porque, eso-si, pa solis- 
tJts... ni el cambalachero Rufo. 

— ¡Jesds, papá, qué poco sentido estético, qaé e«renela 
de buen gusto artístico! ¡Ave María, papá! 

— ¿Taquerés dejar de amolar con tus romanticismos m 
hl]a? ¿ó te erais que ellos entienden de esas estéticas 
dicléndote á vos pott-anca y á mi mancarrón? Quc 
,ii...tr..i .; .,., ,>,>„ mis que maniquíes parlantes; uiáís 
■ Candelario, como dijo Campos Salles- 
acabo:— por fuera mucho empereliza 
iiiiciiK» V iiini y rím/erftM, y por adentro. ..roña. ¡Amal- 
haya les Viera yo tras esos trajacltos de perifollo y de 
eso» cpellotes carceleros, sus cuerpecltos, che, que dan 
llstin^, no más que osainentitas costilludas de ece homo: 
y sus paseüesoe, puf! acribillados á costurones y más 
mugrientos qne verija é mono. * 



-I- 



— Baend tá^ hija; azórate, aspaventate y abatátate 
hasta revent«r, pero, che, que no vea asomar á esta 

Suerta una d' ésa» paradita é caja é fósforo; porque ese 
ía ¡por ésta, que me caiga muertol va á recebir el 
Infrascrito sobre sa humanldá, tal carga é leña qae 
va á ser la paliza el siglo. 



J. A. 



Dih. de Catiro Rivera. 



CARICATURAS CONTEMPORÁNEAS 

HÉCTOR PANIZZA, por cao 




Como nuestro público tiene nlg-o de loco, 
y á veces por mucho y á veces por poco 
juzg'ando las óperas se muestra extremado. 
Panizza se dijo:— Ya estoy avisado — 
Y á tales manías buscando el remedio 



ARTE Y ARTISTAS 

«Medio-Evo Latino» en la Opera 







^^^ ■||fc^ íyf^ ^^l'i: 




M > f /■" 


m ■ % fM ^<' '< 


™ . »' -í.t '*'■*"" ■— 












FINAL DEL ACTO I." 



Con la complacencia que es 
de presumir, podemos llenar 
boy esta sección con noticias 
y referencias de varios artis- 
tas americanos— un brasile- 
ño y dos compatriotas nues- 
tros — cuyos triunfos consti- 
tuyen una actualidad muy 
halagüeña para nosotros, 
pues contribuyen á destruir 
la pesimista opinión que nos 
supone país demasiado joven 
aún, mercantilizado total- 
mente é imposible, por lo 
tanto, de fig[urar como cpro- 
ductor» en materia artística. 

Los diarios de Italia llega- 
dos por el último correo, nos 
dan cuenta del éxito alcanza- 
do por la joven artista argen- 
tina, señorita Angela Civani- 
Pagano, de la cual se ccupa 
con gran elogio la crítica flo- 
rentina. 

Tomás Salvini, Eleonora 
Dusse y Gabriel D'Annunzío, 
8BTA. A. DEGLi ABATTi figuraban como autoridades 



irrecusables entre el público 
que asistió al concurso orga- 
nizado por la Academia de 
Declamación, de Florencia, 
dirigida por el señor Luis 
Rasi. La obra elegida era 
<Gli Innamorati», de Goldoni, 
y en ella nuestra compatriota 
manifestóse actriz consuma- 
da, encantando á los especta- 
dores con el dulce timbre de 
su voz y el inteligente desem- 
peño del papel que se le ha- 
bía confiado. 

Eleonora Dusse manifestó 
el efecto que en ella había 
producido el trabajo de la 
señorita Civani Pagano, es- 
criturándola para la jira que 
debía comenzar, permitién- 
donos esto esperar que po- 
dremos aplaudir en Í3uenos 
Aires á nuestra compatriota, 
por ser uno de los puntos 
comprendidos en dicha jira. 

Otro de los artistas á que 
hemos aludido al principio. 




SHTA. AMELIA PINTO 





!' 


Mmmmma^^ 






f ^"^si'fii^ 


iiMIEy*ll»^M 


y /.■r ■// Ti,, ..>. f \ .-^ -„ ,,v .V.- 



FINAL DEL ACTO 2.° 




FINAL DEL ACTO 3." 



el notab'e concertista de piano, señor Carlos de 

M*squita háUtse entre nosotros desde bace 

breves días, precedido por su fama de ejecu 

tante cnrrcto é i ispirído. 
E señor Me^q lit . naco enel Brasil, y como 

tnantfes"íra grardfs aficiones musicales, don 

Ped o II concedióle uia pensión, 

que le per mi ti delicnrse ai cuhivo 

de su arte en Pa ís. En a llamada 

capit*! d-l mu)do tuvo como pro 

fesores á Marraontel padre é h'jo 

obteniendo dts 'ué- del prime» cur 

so, la medida destinada also'leo 

y un segundo premio en el piano; 

terminando su carrera consi^uien 

do siempre la^ más altas recom- 
pensas. 
Co ao compositor, el señnr Mes 

quita es autor de la ópera «Esme 

raída», inípirad» en «Los Miaeía 

b'es» de Víctor H igo. 
DijanJo constíucia en estas pá- 

gi ms del ruidoso éxito ronseg' i -"o 

por Héctor P nizza con «Medio Evo 

Litioo», terminaremos la presente 

cróaica, que desearíamos tener 

ocisión de repetir fr-cuententiente 

con motivos igua es. El tr unto del compositor 

ari^entino ha sido c mp eto y el pi5biico del 

aristocráiic > coliseo de la calle Coríieti» s nool- 

TÍda á fácilmente el estreno de aquella ópera. 
De e a y de su autor, nos hemos ocupado en 

distincas ocasiones, registrando lo qtie tos críti 

c s de Genova dije* 
ron cuando «M dio- 
E/o Latino» fué re- 
presentfcda en di- 
cha ciudad; refirien- 
do el argumento y 
haciéndonos eco de 
s gratos augurios 
jue sobre la obra 
nabíamos escucha- 
do. 

Podíacon uderar- 
se atrevimiento ju- 
venil el poner ujIÍ- 
siCd á un libreto de 
tan poca coh. sióa 
SETA. ANGELA civA.Ni PAGvNO co mo el de I li a, y 

Artista dramáiica argentina CStO llegaba á COnS- 

Fot. de Caras t Caretas. 




SR. HECTO 
Autor de 




tituir un temor por el resultado de la empresa, 
entre los que deseaban sincera rente el triunfo 
de Panizza. Decíase y se repitió después del 
estreno en Buenos Aires, que semejante empeño 
acaso hubiese sido superior á las fuerzas de 
un miisico maduro ya en ese género de produc- 
ciones. El argumento con que el 
autor de «La Boheme» ha llenado 
los tres actos de su nur vo trabajo, 
da bastante materia, no para una, 
sino para varias optaras dsiintas. 
La*^scena se desarrolla en Italia, 
en Francia y en España con perso- 
naj -s siempre diversos y en épo- 
cas sepiaradas entre sí por buen 
número de años. Esto había de pri- 
var de armonía al conjunto, exi- 
giendo una inspiración no inte- 
rrumpida y una gran ñexibilidad en 
el compositor. Todos esos obstá- 
culos han sido salvados por Pa- 
nizza quien sin intentar el presen- 
tarse como innovador ha probado 
su originalidad y el prcfur do co- 
nocimiento que de los múltiples re- 
curos musicales posee. No son ser- 
vil copia de procedimiento ningu- 
no los puestos en juego por nuestro aplaudido 
compatriota, y si rtcuerdan acaso los emplea- 
dos por otros maestros, debe reconocerse en 
Panizza un exceler-te gusto al seguir, en parte, 
determinados mode os. 

Sabiendo eludir una manía moderna,— que en 
variasocasiones es 
conocimiei to de la 
propia debí idad de 
inv Dtiva - ha se- 
guido á los tan en 
boga compositores 
pseudo- teutócicos, 
en aquello que rea'- 
me <ie merecían la 
pr-na de ser segui- 
dos: en la orquesta- 
ción. 

Sólo nos resta 
unir nuestro aplau- 
so á los muchos tri- 
butados á Panizta. 

d'- cuyo talento mu- sr. carlos de mesquita 
cho se espera aun. cuucertuta de piauo 




Páginas 'artísticas 




— I Ya se durmió I por viiaiobos. 



GALERÍA DE INMIGRANTES 




COCOTTE:. ESTJPS.1ÍCIERA 






^ 



hizo sonreír mucho á los finos Senea °^^° continuo, que 

miles ios francoVrdesbancM lo« h^^ ^°« *"-^^» ^ 

del amor mercenario, fué en !rilnatr. P.nu'ri ""iS^^^ «° '*» "«*» 
no poca curiosidad Y es nnl llIV*?^í*^ ^^ Fríincla objeto de 
celdillas del Treb?¿ Jl Zn7o" yZ Resumen''' n^r"! o' 'í *í°« i«l 
conocimiento, vlTenánnra qorr>roao/;^i^' P?"^ '° tanto, deí 
naturales y comunes síndnrtfn*; ^^^^^^^Jos ^e las cosas má» 
y extraordinaria. .' "'^* ^°' »" »" ^^^a tan antinatural 

¡Cómo se divertió Jáureírul en Paría t ai «^„* i a 
Vida, que era para su naturaleza 8irí^^íÍ,n^L2°''íf.^*° ^* aquel!» 
apoderóse del mozo crloUo una c? ,ird»^2^'*°"^ permanente, 
estremecimientos del vértigo e^«,?pfrn ^.^ Pi° torrencial, lo» 

m JnWellítlo^ S^a^d^o^ S'i?e1ero'rbo're"o^^* '^'''^t"' ^""^ 
que da el disfrute regodeante de las «,,t?.nP?.'J'°'?'*-'*f '*'^"^'==' 
fuerte naturaleza, labiada al aire d! ína í k? ^* ™*^ mtímas. So 
rizada y curtida ¿1 sel y las lu vías emha«fp^ ^'■*°', ^^^^P^^' ^'^o- 
de la tierra poblada de potros care¿íaíeí«,<f. "^ ^"^o contacto 
estructura que permite los Rocer^ntiiet ^/^f^'í^ ^ decadente 
delectación detenida el afroriísi^n 1?^ f- ' ^^ efectos Intensos, la 
despacio, á estudiado' címp^s^de^^itmo Sán^do^^",/ Z"^''»^^^^ 
fibra á fibra, por turno abiertos al dA^?tÍ^í^a^f,' ^^^Jándose calar 
dación lenta de riego tibio tÍio.i^°^''"'l'^^ ^^'«s, en Inun- 

escenario desuna vÍft°a p?JcesTón 'de"2lgenes'\ü'^Hr, "'"^P*' f ^ 
paso, en visión ondulante v vp+«,.X,J?„^ 'ubrlcas, en corto 

de su giro onauíante y letornadora para mejor disfrutar 

vitalísima y arrancaba un ffH?íriV-?Í^ ° brinco á su naturaleza 
una tralla, ^ ^ monte bajo las puntas de 

trasfendental ° ^'^ P*':*»'°'^«- "'^ estetismo diabólico, acrático y 

CaM.^^^^^^^ IirC VSn^r Ai^sífe cSfas^na^fc^eí 

frSrre7dfdVsruS.*'^^^*^^«^*^ ^"« la^ntir Í? r?o7¿ 

á AmSa''ViU'™'l,''"'°P''f *° ^* '°^"<^ ^ 1°« le acompañara 
KaríS de d¿vn vJ?. f p° f^ ^" ^!í'*° ^»**8 "erras, él mismo BeencAr- 
fl mar ln.I?i?^^,^'''■^^°°° '^« ^"^ más caros ornatos, ün viaje, 
frií^f ' Í^^° ^1 '^^^*®"0' 'o» salvajes, quizá fuera reina de alenna 
A^más se'ntfi vf n?.°?"^ 'j" Imaginación tartarinesca de EstSn?^ 
fstrí^ho sentid 7»/*''/*°,*^"'° P""" ^•l"^' bárbaro, que carecía del , 
del franro n„ ° ^^«'^'5™"=» europeo, sacando la vida de la miseria' 
dn 7,,r«^ para elevarla al luis, espléndido, amador brioEo^-é^on 
ferserTnd^eaínTri?/^'^* varón templado, cualidades á que Ta mu 
tanant Dátior^nZ«í^^^'"?°^'P''^'<'°'*« '* mujer... á nadie le es 
Sa"r?c°a"f?Í^fi'lísXVe^iro"nS" '=*^°'^ *^°"'* "" ^°^"^^^^°* 
secuclón fe^n^T* "l^'-o^se todos en Buenos Aires á la per- 
lentiml^nto Slltn hI*" ^ '"tonces brotó en el espíritu de Julián un 
a,lur.TJL ^^° ^^ *™°'' y caballería. A él no le dejaban de á pie 
H,Si Jl° demostrar que era más hombre que todos ellos y el es oír i-' 
"emnfeTu v.d?'/ir'^/'í,"^'^* ^**^*°"'''' eocadenó/quiznara 
ñerTe'^nAirtn li it iV*..!^''^* ^^ la cortesana. Para sustraerla á toda 
persecución se la llevó ala estancia, á cien leguas de Buenos Alre£s. 



,/' 



Produjo en la parisién la pampa impresión enorme. El aire la estremecía, sacadiendo su frágil y delicado 
cuerpo, hecho á todas las tibiezas de la estufa y del Invernáculo. La amplitud de horizontes teníala en constante 
vahído. Los gauchos le parecían la reproducción del Nazareno, cristos incruclficados, como escribió á un poeta 
parisién, que al leerlo se le fneendió el horno de los símbolos, estallando en las más disparatadas metáforas, 
todo chispas, luceclllas, cohetería... 

Una revolución completa se produ- 
jo en su naturaleza. Al calarla por 
las manganas el rocío, sentía por el 
cuerpo todo, y por el espíritu tam- 
bién, la invasión de una vida nueva. 
UB resurgimiento de su joven sangre 
agostada, corrientes vitales llenas de 
frescura, nuevos tallos en su natura- 
leza quemada y seca, nueva y fresca 
fronda, como pradera en piimavera. 
Le parecía nacer por primera vez un 
nacimiento á plenitud de vida. Bajo 
el pleno sol contemplaba el 
vivir intenso de la naturaleza 
circunstante, el amor en bra- 
midos y el gozo en relinchos, 
y allá, por las nubes, abrazos 
de alas, y abajo, en los.lagos, 
tierno picoteo sobre el rizado 
de las aguas, y por todas par- 
tes, en el follaje de los bos- 
qaes, en las seudas de trébo- 
les, los jadeos de la creación 
universal. Y al contacto de 
aquella vida se le cayó á la 
cortesana el polvillo de mar- 
fil que cubría su rostro, en- 
friado en la luz eléctrica, bro- 
tando en él los colores rojos y sanguíneos que arranca 
al cutis la frotación del sol y Irs aires. Cosa singular: 
aprendió á sonrojarse. ¿Será el pudor un simple fenó- 
meno de los tejidos pigmentarios?... 

Todos los días la llevaba Julián á correr por el campo en un 
tilbury cuyos barquinazos la sacudían bruscamente, haciendo 
saltar ballenas y broches y arrancándola gritos de terror que 
acababan en carcajadas. Luego, en los puestos, poníase Jáurf gui 
4 bañar ovejas en las canales de sarnífugo, mientras ella le con- 
templaba con creciente Interés espiritual. Aquel era un hombre. 
Lo mismo valsaba á una señorita que domaba á un caballo. De 
pronto salía de la canal y echaba á correr tras de ella con las ma 
Qoa rojas. Estefanía ponía el chillido en el cielo, huyendo por el 
eam]po, desentumecido ya su cuerpo de rera seca. ¡Qué vida 
aquella! (qué dulce abandono!, sin zozobras por el porvenir. 
Ubre en cuerpo y alma de miserables esclavitudes, de aquella 
azarosa conquista del pan y la seda. 

En tardes serenas de cielo desnudo, corrían por los alfalfares,- 
mal vestida y despeinada ella, hecho él un zafio gauchote. Sentá- 
banse en los montones de heno recién cortado, en que el sol hacía 
hervir al rocío, levantando tibio vaho estimulador que les hacia 
palpitar el puls3 en las sienes. Tenía el'a la cara húmeda, y de sus 
ojos, ahora serenos, habían huido los brillos de la picardía, déla 
■educción mercenaria, cambiado su ficticio erotismo en la plácida 
mirada de una zagala de VirgiMo. 

Ibanse con el crepúsculo al amplio rancho que de estancia bla- 
sonaba. La naciente luna seguíales paso á paso, como signe en sus 
múltiples direcciones á los caminantes todos de la tierra, y de ola 
•n ola í los que surcan el mar. La visión de París acudía entonces 
i ella, recordando con horror aquellas horas, preñadas de zozo- 
bras, en que arrojaba al muchedumbroso seno del mundo en tur- 
bión el señuelo de sus gracias, para pescar el pan de la vida. 

Por la noche, acostados ya, sumidos en la profunda serenidad de 
los campos, acudían dulces ensueños á la mente de la cortesana, 
sintiendo en los más profundos abismos de su propia naturaleza 
anhelos que nunca sintiera, mientras su espíritu aleteaba sin cesar 
con jóvenes alas. 

Y al abrir temerosa de gozo los ojos, veía en lejano horizonte, en 
los arreboles matutinos, entre llamas de sol, otros ojos que ácompás 
de los suyos se abrían y se quedaban mirándola con mirar Inocente 
y dulce. Abrazábase entonces á Julián que dormía, pareciéüdole que 
al lado de aquel hombre de inmenso contenido vital, de aquel rastá 
qae valsaba señoritas y domaba caballos, eran muñecos todos los 
hombres que había conocido, los poetas de París y los barones rusos. 

Un día se trasformó su rostro; llenósele de pecas muy grandes, 
como hojas de salvado. Tuvo mareos y se le hizo espesa y agria la 
saliva. Otro día notó... Y se abrazó á Julián con abrazo frenético... 

«Ya está hecho el barro»— dijo Jáuregui, fluctuando entre el dls- 
fl^iBto y el contento. Y agregó: «aquí, mljita, no es como en París; 
aquí todo es verdad, vida cruda...» 

"^ ' * 

Han pasado diez años. Por el campo de la estancia Estefanía, 
montado en un petizo, corre con los gauchos Napoleón, un hermo- 
so niño de hechiceros ojos negros y larga cabellera rubia que el 
viento ondea. Es su hermosura, serena y dulce, expresión feliz de 
las concepciones del amor. Su cara monísima es refleio de la deli- 
cadeza parisién, y tiene su cuerpo, airoso y ágil, el brío de la pam 
pa, un conjunto estético de ángel campestre. Napoleón no ha estado 
aún en Buenos Aires; no ha logrado asaltar todavía el hogar de 
los Jáureguis, donde le repudia la vieja austeridad criolla, auste 
ridad de otros tiempos, que allí reina aún. Ya logrará algún día 
dar el asalto en medio de los rápidos tumbos de nuestra confusa 
evolución socla.'. 

¿Y Estefanía? Pues con Julián, allá, en La Estefanía. Si el narra- 
dor de esta verídica historia fuese aficionado á lo» símbolos tras- 
cendentales y presuntuosos, demostraría ahora que nada, nada. 

Francisco GR AND MONTA GNE. jjib. de Fortuny. 




Viaje de instrucción del general Arent 




ARMANDO UN FUENTE 



El San Nicolás de los Arroyos se han ejecu- 
tado algunos ejercicios prácticos por la brigada 
de ponioneros allí establecida,— de Is que ya 
n os hemos ocupado otras vec s— ante los jefes 
y cficiales de 
la escuela su 
perior de gue- 
rra, llegados, á 
dicho punto 
desde Buenos 
Aires en viaje 
deinstrucción 

Los jefes y 
oficiales aludí 
dos eran los si 
guient's: Ge 
neral A'fredo 
Are nt.dirf ctor 
de la escuela 
superior de 
guerra; profe 
sor, mayor Di 
serers; alum 
nos: capitanes 
Bicariz"» Urí- 
buru, Herme- 
lo, Sosa, Abo 
gadro, Méndez, Juárez, Arce, Rodríguez, Per- 
linger Señorans y Juárez; tenientes: Cabanas, 
Loza Condaves, B sualdo, Adalid, Costa, Font 




EL GENERAL PASANDO EL PUENTE CON ALGUNOS OFICIALES 



Vacano, Wermerstckis, Gorce, Noalles. Ruiz 
y el ayudante del general, teniente 2» Ernesto 
Day. Esperaba á los recién llegados, el mayor 
Ricardo Sola, bajo cuyas órdenes se efectuaron 

los ejercicios 
aludidos. 

En el zanjón 
de la calle Itu- 
zaingó cons- 
truyóse un 
puente de mon- 
taña, de trece 
metros de lar- 
go, empleán- 
dose entender- 
lo media hora. 
Los viajeros 
visitaron des- 
pués el cuar- 
tel, y al díasí- 
guienie fueron 
trasladados en 
balsa, hasta el 
plinto elegido 
en el arroyo 
Ramallo, don- 
de los ponto- 
neros construyeron un puente de campaña, nor- 
mal, reforzado, de sesenta metros, empleando 
treir ta y cinco minutos en dicha construcción. 




UESAKMAKUO EL l'UENTE 



Fot. de Caras y Caretas 



Asesinato de un cónsul en Chile 



En las calles de Valparaíso fué ase 
alnado ale vos ■ mente eH la semana h^n- 
terior . 1 señor A. Arlas Sáucbez, 
cónsul g*iier I do la república del 
'Ecuador en Chi e. 

El 8 ñor Arias S&nchez era un pe- 
riodista vehemente muy partidario 
d« su g ibierno, y ha e poco tuvo 
una polémica y un inci<íente per-onal 
en Valpi'also con el coronel Vacarí 
zo, jefrt ecua'oriano, emigrado de su 
patria, que tuvo relativa resonancit 
La mu-- e se pro'lujo m una Ue las 
'Calles más céntrica» de la ciudad chl 
lena El s ñor Arlas Sjpcht^z r-^clbló 
nna bala explosiva en la cabeza, sin 
haberse podmo descubrir aun quién 
se la dirigió, por más que se soi'pe 
che qu- lal acto reprobable sea bljo 
de la intransigencia política de los 
emigra ios ecuatorianos. 

El señor Arlas Sánchez tenía 25 

íaño» de edad, y ya se había slngula 

rizado en su patria j/Or su clara inte 

llgencta y su liberalismo i-xaltado, 

siendo uno de los co aborador.s más 

eficaces del presidente general Alfaro, 

.que está luchando con las aitíouitad s 

• Hut suscitan á su gobier' o tanto fl 

«clero fomo el partido con ervador. 

>E8 verdaderamente lamentable que 




SR. A AKIaS KANCHBZ- 

Corouel del Kcuaiur, aseHiimdo vlolentameiite 

en Sautiago de c'bile 



ann en esta América se produzcan htt- 
cbo4 de esta naturaleza, acui-adoras 
de un estado Sucial inferior. Ei par- 
tidismo llevaoo basta el olvido del 
propio decoro, no fundará n a esta- 
ble en esos pueiiios del P-^cífico, qua 
á durt'> escan ia>laan al mundo con 
estallidos como el de la referencia, 
i4ue bac< n pensar en los excesos á 
(|ue f>e entregarían \o* bumbies qae 
an elL'S a túan, si po"" un eveito lle-^ 
gara á s<>s mai os el pod>^r sin control 
que tienen nuestros jefes de estado 
su laoaerlcanos y que O" casi t<n om- 
nímodo como el de cualquier reye- 
zuelo d'l Afrii-a Las autoridades chi- 
lenas han tomado con mpeño el des- 
ciibriinlunto 'le e>te crimen y tareee 
que sus gestiones no sarán intrac- 
tuosa*. 

El señor Arias Sanche' era natural 
de Guiyaqull y es h'jo d» dl-tingnl- 
dÍMlma fain lia colonial, que ba dado 
á «u patria hombres de positivo valer 
en diversas épocas. En el Ei-u-'dor la 
noticia del asesinato fué s nsaoional 
y el gobierno inició Inmediatamente 
un» gestión amistosa ante los poderes 
públicos chilenos, á fin de estimular 
su acción en rl -en ti do de no dejar 
Impune semejante ati^ntado. 



ACTUALIDAD BRASILEÑA 

La tragedia de Porto Alegre 



Unamodcsta casa de 
la calle < do Prado >, 
de Porto Alegre, fué 
teatro en los ptlmeros 
(lias del mes sctutl, 
déla sant^rienta esce 
na Qiie conmovió á la 
parítica y laboriosa 
ciudad mencionada, y 
cuyos detalUs han 
ocupado durante bas- 
tante li'mpo á la pren- 
sa del Bmstl, coi'oce- 
dora de la prrifunda 
Impresión causada por 
el hecho en »1 público. 
En la aludida casa 
vivía el matrimonio 
Chrisiiauo y Otilia 
Sctiempf, fruto de 
cuya unión era un ni- 
ño de ocho años. 
Christlano hallábale emnleado en la cárpante ía de 
•Germano Stolgleder, situada en el «Caininho Novo». 

La feílcidai reinaba en el bogar de la humilde pare- 
ja, que ha venido á ser turbada por el acouteclmlenio 
de que oasamoi á oi-uparnos. 

Vlsl'aba desde hacia algún tiempo á los espoaos 
Schempf el «eñor Franklln Bernades. que era recibi- 
do eu la alegre morada con la mayor cordialidad 

Christlano quien se dice deudor de alguno^ favores 
á Bernades admitía en su capa á ésta conside''ándole 
comí un bu^n amigo y sin que supusiera en él oíros 
t sentimientos que los de una franca amistad. 

No obstantH. desde el principio de su relación con el 
:tn<ktrlmonlo y de su entrada en la casa, Bernades ha^ía 





SEÍÍOR4 OTIblA SCHEMPF 

Autora de la tragedla 



asiduamente la corte 
á Otilia, muí' r joven 
y bonita d«lacual pa- 
rece cehallalia apasio- 
na dame n te enana<>rado 

Honrada es osa. la 
couiphneradeS.:hempf 
hablase negado á aar 
oíilas á luS proposicio 
nes del seductor, y 
ere? end" que ést'í lle- 
garía al fin á desisiir 
de su propósito, n o 
quiso avisar á Chris- 
tlano de lo que ocu- 
riía. 

Lms cosas continua- 
ban en este estado, 
hasta que una txrde, 
Bernades dirigióse & 
casa de sus a ligos, 
dispuesto á I n te n tar 
nuevamen e su aventura amorosa. Christlano había ■» - 
lldo y Otilia se ocupaba en los quehacere» domésticos. 

El c >uqui<tador renovó sns lernis declaraciones, y 
la hone* a espo-ia Intentó disuadirle nuevamente, lecor- 
dánlule que éi también era casado y padre d« un tierno 
niño. Bernades «n su ex'ravío dominado por un ata- 

?;ue de locura concupiscente, qui«o conseguir por la 
iierza lo que de otra manera no habla logrado, y aba- 
lanzando e sobre Otilia la estrujó brutalmente •ntre sns 
brazos, pretendien lo hacerla suya. La esposa de 
Síhempf lucha' a á bra-o partido con el seductor, y ha- 
bien lo conseguido apoderarse de un revó'veram-naióls 
con el arma. Desoídas su-< am nazas OtiHa hizo fUeg* 
y Rornades cayó al su»ilo morta'mente herido. 



8R. FBANKLtN BEBNADE8 

La Victima 




CASA Y HABITACIÓN (X) DONDK 8£ DK8AKBOLLÓ KL BANaBIBNTO SUCESO 




BELLAS ARTES 

Exposición de estampas 



HBNBI BBONAULT: «CABEZA DE MOEO», ESTUDIO Á 
LA SEPIA SOBBE PEBGAMINO 

Con el desinteresado propósito de fomentar 
Us aficiones y la cultura artística del público 
boHaerense, se ha abierto en la fotografía de 
ífhiS! ^ Castil o, una exposición de fstanfpas* 

íf..« H'.**'"f "^^^^y ??'*^'"' " í« q"e figuran 
obras de autores de diversas nacionalidades 

Hemos dicho desinteresado propósito, cor 
cuanto los trabajos expuestos no se venden v 
8u exhibición responde únicamente á los proóó- 
«ito« primeramente indicados. P' "po 



atíístrcYsefuÍH«*'n>^"l"''^^ '^""♦^ exposición, 
arxistica se tunda, no en las pinturas nresentada;: 
sino en las estampas y dibujos, ácSÍ a oslase' 
aprecia mejor el arte pictórico.'se píede íeali^ 




GBABADO DE TAKLOO 

nffio'ííul""""*^*"^*' 5" estudio y es menos 
dificultoso apreciar sus fases y progresos El 

vefliT^n^H^^^^^P^"^'"^"' "S°r Carlos' Sa. 
H,viÍ' í ° ^/ comprendido, y es juito aplau- 
dirle este esfuerzo en pro del arte 

i««í/^°^ dibujos y estampas se unen los exce- 

ItI^LIT^^'a^ ^V^^ ""^^'^o figuran, se com- 
prenderá todo el interés que la exp¿sición ha. 
de despertar entre artistas y aficionados 
Rpm^h'Í.?J!i*^°Ar'* exposición obras de Rubens,, 
Rembrandt, Van Dyck. Berglem, Turner. Law- 
rence, Morland, Luca Giordfno, CaracioílirMa- 
rattJ, Vernet, Greuze, Gavarni, Jouvernet y 
otros representantes de las escuelas flamenca,, 
holandesa, inglesa, italiana y francesa, ade^- 
más de grabados de Boissient, Norbling Van- 
100 y Bartolozzi. * 




El hijo de don' Amalia 



Alertearon los chajaes y los terot, cuando aparecimos 
«n la orilla del bañado y á medida que su voz rodaba de 
mata en mata, perdiéndose en la lejanía velada por las 
sombras de la noche, tendieron el vuelo rumoreso las ga 
llaretas y los patos, seguidos por la turba anónima, ha- 
bitadora perenne del pajonal, y por las garzas silencio- 
sas, que te alzaban como con pereza, recogiendo, cere- 
moniosas y coquetas, sus largas zancas, despedidas por 
el gruñido de los carpinchos y de las nutrias al azotarse 
en alarma. 

Kl bañado entero pareció levantarse hacia las nubes, 
volando desmenuzado, y las víboras y los sapos ame 
drentados. suspendieron sus monótonos dúos y miraron 
con sus ojos inquietos el revolar Insólito,— signo eviden- 
te de próximo peligro. 




Y guiados por ese instinto peculiar de los hombres de 
campo para tom.ir su rumbo, que mi compañero poseía 
en alto grado, alcanzamos al rancho entrevisto desde 
la linde del monte y en el cual pensábamos encontrar 
quien nos indicara el camino para salir .al llano. 
Ave María Purísima 

—Sin pecado!... Dentren... que no hay perros. 

—Mil gracias...! Más miedo les tenemos á las ])ulgas... 
ríífunfuñó mi compañero, mientras yo, estirando el pes- 
cuezo por la rendija qne servía de puerta á la miserable 
vivienda, descubrí* una china vieja que, sentada en cu- 
clilliis al lado del fogón, revolvía lentamente una olla 
vocinglera. 

-Ustedes perdonarán . pero estoy friyendo una gra- 
sita y no la puedo dejar... 

—Siga no más, señora... Esperaremos acjuí afuera... 

—Como gusten...! Los bancos están junto al moginete 
ú sino aquí, del lao de adentro... cerca é la puerta 



Luego que nos sentamos y encendimos nuestro ciga- 
rro, dejando que el espíritu y el cuerpo armonizaran 
con la quietud apacible que nos rodeaba, exclamó mi 
compañero; 

—Diga, señora... ¿Xos podría dar un mateclto? 

— Cómo no, señor!... Aura, lo que venga Doñ'Amalia, 
los convidaré, si es que trái yerba. 

— f;La cosa no es segura, entonces? 

—Y qué va á ser señor!... Si el pulpero de la cuchilla 
le dá un fiao que fué á pedirle á cuenta de una pajita 
que tenemos cortada, haberá conque y si no, no! 

La declaración no podía ser más categórica y guar- 
dam'^8 silencio hasta que, terminada la fritura, salió del 
rancho, limpiándose las manos en la pollera, nuestra 
desconocida informante, que luego de saludarnos co- 
menzó á armar un fogonclto en el patio, confesándonos 
de paso que el pulguerío del rancho era una cosa bár- 
bara y que daba miedo, sobre todo i la nochecita. 

—Y tardará mucho su compañera con la yerba...? 

— Xo hade!... Ahí siento el escarceo del petizo... Es 
un patrio viejísimo que mandó hace como cinco años el 
hijo de Doñ'Amalia... el mayor González, que le llaman 
Coneilto por mal nombre... 

—¿Qué me dice?... Aquí vive la madre de Conejito...? 
dijo mi compañero con acento de asombro. 

—Sí, señor! Aquí vive y es mi compañera... Quién lo 
d'ría. no? Un' hombre así, que tenga á sii mama d'este 
modo! 

Y mi compañero, mirándome de soslajro, agregó co- 
mo por vía de explicación endilgada á mi: 

-^Es el caudillo del pueblo y... candidato para el Con 
greso... 

Como llegara OoñAmalla y trajera en una pequeña 
maleta las provisiones esperadas y el agua estuviese 
hirviendo, nos colocamos al lado del fuego, que chispo- 
rroteaba alegre: 

—Conque usted había sido la ñiadre del mayor Gon- 
zález? 

— Sí, señor... para seri^lrle. 

La cara angulosa de la vieja china se transfiguró: 

— Lo conocen á m'hijlto?... l'obre! .. En el pueblo to 
dos lo quieren y aurita no más me decía el bachicha de 
la pulpería que tal vez lo bagan gobierno... 

— N'o ha traído sal, Doñ'Amalia, ¿sabe?... Lindo vamos 
á estar! 

—Y qué quiere. ñaMartina...? El hombre no quiso dar... 

—Mira qué bolada...! Otra semana de guiso é bagre ó 
(le lagarto asao sin pizca é sabor... 

—Comen lagarto ustedes? 

— Y sino...? SI es riquísimo según dice Doñ'Amalia, y 
nosotras cuando agarramos alguno estamos de fiesta... 
Aquí la carne es como la sal... Cosa é lujo! 

— V hace mucho que no lo ve al mayor González, se- 
ñora? 

-Cómo no!... Mucho!. ..El pobre casi no se puede 
mover del pueblo, y yo, ya ve. acostumbrada á esta vi- 
da del bañao, tengo hasta pereza d'ir... 

—Cómo no, Doñ'Amalia, dijo ña Martina Indignada. . 
L'st'es una mujer sonsaza con el mufhacho ese...! S'está 
muriendo de hambre aquí, metida en l'agaa pa cortar la 
paja y teniendo que vivir de bichos del bañao y él... 
ni se acuerda de su mama... Y toavía viene á defender- 
lo!... Xo diga!... Ete no tiene perdón de Dios!... Quie- 
ren crér (|ue vez pasada la pic'un coral y (lue cuando 
vi que la conti-avíbora parecía que no hacía efeto, le 
mandé decir que se moría y ni siquiera contestó? 

—Caliese, ña Martina, es mejor... dijo Doñ'Amalia, 
Irguiéndose enojada... Cómo se conoce que no es ma- 
dre!.. Caramba con la compañera que tjene una lengua 
de rastrillo. ¡MIrá decir que m'hijlto no se acuerdada 
mí. cuando hasta me mandó el petizo ese que musnto, 
qu'es una alhaja, señor! 



Una noche, msses más tarde, nos hallábamos en la 
Opera con el compañero de caza, y como me constaba 
que no conocía á nadie en el mundo brillante que nos 
rodeaba, y notara la Insistencia con que fijaba el anteojo 
en uno de los palcos bajos, le dije: 

— Halla'lgo aquí que le guste más qu'el monte, com- 
pañero? 

—Ya lo creo .. Pero aura miraba 1 Conejeo, qu'es el 
nuevo diputado de nuestra provincia y qu'está allí en 
un palco con varios amlgoí... Es el hijo'ó Doñ'Amalia. 
¿ie acuerda?. . Aquella china del bañao que nos s.ncó 
cuando nos perdimos... 

Miré hacia el palco y vi. lustroso y rozagante, un tape 
de edad mediana que miniba como distraído la sala 
resplandeciente, y me acordé del modesto fogón campe- 
ro á cuya orilla una pobre china vieja chamuscábala 
carne de un lagarto que sazonaría, á falta de sal, con 
buena voluntad y con cariño de madre. 



FRAY MOCHO. 



Dib. de Giménez. 



Un secreto de confesión 



Lo ocurrido entre Asunción y su buen primito 
Andrés, era lo más lógico é inocente del mun- 
do, y tan claro como la luz del día, y á pesar de 
tanta claridad se le había metido á la cbica 
entre ceja y ceja la idea de que el pecado con- 
sumado era mortal y que no podría devolver 
la paj! ásu corazón, hasta que confesara su de- 
lito al joven cura del convento de donde era 
novicia, y la absolviera éste de toda culpa y 
cargo. Tal idea, fija constantemente en su ce- 
rebro, la consumía, la desconcertaba, y no 
comía, ni dormía, pensando continuamente du-. 
rante sus paseos por el jardín, suspirando á 
cada paso, no riendo más, ella siempre tan 
alegre. 

—Tú estás triste, hija mía— llegó á pregun- 
tarle cierta tarde el joven cura. 

-Padre mío! He cometido un pecado... muy 
grave á mi modo de pensar... 



Y la pobre Asunción se ponía pálida, tem- 
biaba y volvía á llorar. 

—No hay por qué desesperarse, hija mía... Si 
note atreves á decírmelo . verbalmente, dí- 
melo accionando. Haz cuenta que soy yo 
tu primo, sentado y dormido, aquí, en este 
banco. Tú al verme, haces lo que con él hi- 
ciste... 

,-Me avergüenzo, padre 

—No hay razón para ello, hija. Fingiré 
estar dormido y no abriré los ojos. Además, de 
una manera ú otra tendrás que revelarme ese 
secreto para que vuelva la tranquilidad á tu 
corazón. , . 

Y sin decir más, se sienta el cura en el banco, 
apoya su cabeza sobre su mano derecha, cie- 
rra los ojos y entreabriendo la boca, exclama: 

—Es así cómo estaba tu primo? 
—Así, padre, así. 




—Debes confesarlo, hija mía; Dios, infinita- 
mente Bueno, sabe perdonar... 

—Yo, padre, paseando sola, la semana pasada, 
por los jardines de mi tío» contemplando las 
flores hermosas que lo adornaban y oyendo el 
canto delicado de los pajaritos. ...tuve.... 

—Te pones pálida, hija mía, ¿qué te pasa...? 

—No rae atrevo, padre mío, á confesarlo.... 

—¿Lloras? De esa manera, desconociendo el 
pecado, no podré absolverte... 

—Paseaba por los jardines, padre mío, cuan- 
do en la glorieta, sentado en un banco, con la 
cabeza descansando sobre su mano derecha, vi 
á mi primo Andrés, que ha cumplido ya doce 
años. . El no me vio porque dormía. Tenía la 
boca entreabierta, pat;ecía una rosita caída 
sobre su taz pálida. Acerquéme á él, me senté 
á sn lado, lo miré un rato y... no le puedo de- 
cir más, padre mío... 

—No podrás conseguir el perdón que anhelas... 



—Entonces, hija, prosigue. 

Y la joven novicia estampa temblorosa sobre 
lo» labios del cura, un rápido beso. 

—¡Ahí— exclama éste, emocionado. El pecado 
que has cometido, hija mía, se llama beso, pe- 
ro ahora falta saber si es inocente ó no. 

—Inocente, padre, inocente fué el que yo 
le di....! , ^ ^ 

—Para asegurarme de ello, htja mía, debes 
darme otro, pero largo, muy largo, de modo 

aue yo pueda estudiarlo detenidamente y conce- 
erte el perdón con conocimiento de causa. 

Y el curita, como lo contaba más tarde, fué 
esta vez la úaica en su vida que absolvió de 
corazón á una pobre pecadora. 

María M. PEDEMONTE. 

Buenos Aire^, 1901. 

Dih. de Villalobos. 



CURSO DE ODONTOLOGÍA 

Las primeras señoritas graduadas de dentistas 




LA3 ALUMNA8 GEADÜADAS;;y LOS ESTUDIANTES QUE TAMBIÉN TERMINARON EL CURSO DE ODONTOLOGÍA 



En la Faealtad de Mediclaa y en la claso correspon- 
diente acaban de terminar sas estadios de odontoloi^ía, 
obteniendo el título que las habilita para su profesión, 
las señoritas Sira Justo, Leonilda Menedler, Catalina 
Marni y Antonia Arroyo, primeras dentistas diploma 



das de nuestras aulas, y los señores M. Magylo, M. 
Nlcoreml, G. Brnfan, H Cabral, Elljlo Castillo, SeTero 
S. O'Donnell, José M Cartas Tomás Vargas, R. Gonii- 
lez. Héctor A. Martínez, Rodolfo Erausquln, Juan 3. 
Bilbao, Juan M. Dolesse y Ednardo Newbery. 



ROSARIO DE SANTA FE 

El 14 de Julio en el consulado francés 



La celebración del 14 en el Rosario, efeetnóse toman- 
do parteen ella no únicamente la colectividad fran- 
cesa, sino numerosos argentinos. 

El cuerpo consilar. el juez federal y las autoridades 
locales pasaron á felicitar al represtntants de Fran 



cía señor A. Bousquet, y luego en nutrido grupo uno y 
otros dirigiéronse al circo taurino, donde había ildo 
preparado el almuerzo. Bl bazar, complemente de loi 
festejos, obtuvo un excelente éxito completado con al 
baile que se efectuó en la Sociedad Suiza de Gimnasia. 




EL CÓNSUL DK FRANCIA. EL INTENDENTE MUNICIPAL. EL JEbE POLÍTICO, EL JUEZ FEDERAL DOCTOR QOTTIA 
y OXKOS CONCURRENTES Á LA RECEPCIÓN DEL CONSULADO FRANCÉS 

Wbt. de A. Francisco y caras t caretas 



Inauguración de un vefódronno 




CONCURRENTES AL BANQUETE INAUGURAL 



BI Rosarlo donde el progreso coirer<'lal es más visi- 
ble y la agí acióu mercautil más progresiva, por conse- 
eaencia, e) amor á la bicicleta «que suprime dlstaa- 
eias* y conviene en un mito el espacio debía sentirse 
eeo gran iitensldad, y a ^i ha sucedido. Tras de la apa- 
rición de clcliftas sueltos yde forma»» algunas sgru- 
pacl->nes de los mismos, la tocledad <Veloz-Club> juzgó 
como Impresclnrll- 
ble la const ucción 
de an velód> omo, 
y al cabo <ie «Igún 
tiempo de lanzada 
la Idea ésta se lle- 
vó á la práctica, en 
Tino de loi prime- 
ros días del mea 
actaal 

El velódromo ha 
sido construido en 
el parqut Indepen- 
dencia, sin repa- 
rar en el costo y 
eon el mayor lujo. 

Bl señor Jo-é Co- 
mas, hijo, presi- 
dente del «Veloz 
Club», pronunció 
an di curso *n el 
que reseñó los bue- 
nos resultados de 
la asociación, la 
qne cuenta en la 
«ctoalidart con cer- 
ca de quinientos 

afiliados. Las crreras inaugurales fueron muy anima- 
das é inierrsanteí>, dando el siguiente resultado: 

Match — 1 • serle— Entre uu tándem f una bicicleta— 
!.• serle-l » A. Cazzoli. tiempo 1.52 2/6 u. v , 40 3/6. 1.» 
Carrera- 2000 metios, 2.* ca egorla)- 1.° A. Oazzoil, 2 • 
A. Golombo; tiempo 4.55 u. v. 38 1)6. 2.* Carrera— (3.* ca- 




LA TRIBUNA 



tegoria) 1000 metros- 1." F Firpo 2.° A. Va'dez; tlfmpo 
1.47 u v, 47 1/6. 3.* Carrera i ara t» do corre<ior— 1000 
metros- 1.» serle— 1.» Memo, 2.^ F Cañe, 3 ° C. Beriard, 
4.° F. Gampanuce. riempo 2.27 2/5 u v 28 2/6 2." herie 
— 1 ° J. Mssoero, 2° A. C lombo, 3 ° J. ho^Katello, 4.» 
L. Pignet. ilempo 1.38 1/5 u. v. 43 2/5. 3.» »erle— 1." 
Adolph, 2.» A. Cazzoli, 3.° J. Bruera, tl-m o 156 3i5 u. v. 

42 15. Repeel aje— 
1.0 L. Pignet, 2.» C. 
B rnard il em p O 
167 2/5 u. V 41 2(5. 

U.» Semifii al — I.» 
J. Misoero, 2 "* Me- 
mo tiempo 2 n. V. 
40 3/5. 2.» Semlfl- 
» al, 1.» Adolph, 
2." A. Colombo, 
tiempo 2 2 5 u. V. 

43 3/5. F uai: 1.» 
M-mo. 2 o J. Ma- 
soero. S° Adolph, 
tiempo 2 35 2 6 u Y. 
60". 4 » Car' era (á 
pie luüO metros— 1* 
A. Carranza. 8." L. 
Mamuvulnl, tl< m- 
po 3 21 2/6 u.v.1.36. 
5.» Carrera - 3008 
metro*, bandlcap 
para 2.' y 3.' cate- 
goría- 1 Firpo,2.* 
F.Boreattlio tlem- 

DEL PÚBLICO po 4 48 U V 47 2/6, 

3.0 J Caié. 6.» 
Carrera, 10.000 metros— 1." Adolpb. 2.° J. Bruera 3* C. 
Beriiard, ilempo 16 1/6 u v. 66". 7.* Carrera obstáculos 
1000 metros - 1." A. Carrat.za, 2.° S. Clst^-rna. 2.» Serle y 
fiual del match— 1 " A. Cazzoli tiempo 2 30 u. v. 64". 

Dos días después lod socios del «Veloz Club- relebraroa 
en el velódromo una cooiidA, fesiejanoo el 9 de JuliOi, 




AL KM1'KZAU8K LA CARRERA FINAL 

#V><. de Ártgoni y Hno. para Caras y Caretas. 



■^ 



—Todo se cantó ya: la dulce brisa, 
el bravio uurac&n, la deslumbrante 
aaror» que en la cumbre se divida; 
U torpe orgia y el placer triunfante; 
el negro duelo y la apacible risa; 
el valor, descreido y arrogsnte; 
pero no la basura, ¿y aunque impura, 
no es digna de cantarse la basura? 

Sí, ¡vive Dios! El venerable asceta, 
la moza de partido, el podero-o, 
el pobre, la virtuosa y la coqueía, 

au su oonirlbución á est ; apestoso 
antro que al juicio y al olfato inquieta, 
y como el desprendido y el roñoso, 
y como el veterano y el consí rlpto, 
forman estas pirámides de Egipto. 

Pero, ¿qué es la inmundicia? Resto Inettt] 
de la vIJa brillante; lo gastado 
y ayer qu» rldo y perfumado y fuerte ; 
una imagen del mundo Inhabitado, 
baio el soplo terrible de la muerte: 
un globo-tstercolero abai. donado, 
an conjunto de escorias triste y frío, 
un muladar nadando en el vacío. 



Aquí la vida poderosa late, 
de otra existencia enérgico presagio. 
Como esel verso proluccióa del vate, 
la elección es pndnctodel sufragio, 
y lo es la indigestión del chocolate, 
y lo es la ruina del bursátil agio, 
y es— aunque el hombre en su impiedad lo 
la basura el producto de la vida, [olvida— ,1 

Ved ese frasco cuya hueca panza 
guardara'otrora el delicloao vino 
(musa viril de Indómita pulanza 
que de algún hombre decidió el destino), 
frasco que, ¡nh dolorosa rpmembranza! 
guardó más tarde acite de ricino 
y que hoy entre fragmentos de otro8t<irro3, 
vale lo que el más vil de los cacharros. 

¡Y qué mezcla imposiblel Una boquilla, 
nna cruz que ha perdido una beata, 
el tacón de una vieja Z'patllla, 
an diseño del Río de la Plaa, 
medio tomo de versos de Zorrilla, 
un mensaje de R >ca y una lata, 
y la efigie de un héroe legendario 
junto 6. la del poeta Candelario. 



...¿Y este corsé? Arrradura voluptuosa 
que guardaste t^80'0s escondidos, 
mezcla de nieve y pétalos de rosa, 
;cuán'08 te habrán soñado estremecidos! 
¿Fuiste de alguna vasca vlgoroia? 
¿le alguna miss de flancos escurridos? 
¿de alguna dama bella y elegante 
ó de alguna nodriza exuberante? 

No me has de contestar. El humo denso 
que estos lugares pestilente llena 
— del dios de la basura inmundo Incienso- 
oblígame i marchar, aunque me apena 
pues me Impide decir cuanto ahora pienso 
y á callar granices coras me condena. 
Del mundo esto es espejo, núes presumo 
que, si todo es basura, todo es humo. 

Pero ¿qué ven mis ojos. Dios clemente? 
lEl retrato de Bullrich por el suelo 
y en sitio tan extraño y mal oliente! 
¿Un avi-o «era del al o cielo, 
con el que indicar quiere al intendente 
que, pese á sus fatigas y á su celo, 
la quema de basuras le ha embromado 
y que ha de ser al fin «basuresdo»? 

Luis GARCÍA. 




.Á-'H 



#r^. fWni" 



f l^ i^ lftli 



X>ei>. de AcqtMron». 



ACTUALIDAD URUGUAYA 

ion de la piedra fundamen al del puerto de Montevideo 



*»MÍ^ 










EL PALCO DE LOS INVITADOS 




El mismo día que se celebraba el aniversario 
■de la jura de la constitución, efectuóse en Mon- 
tevideo una interesante ceremonia: la coloca- 
ción de la piedra fundamental del puerto, con 
lo que en el futuro la fecha , 18 de julio de 1901 



será recordada como una de las más decisivas 
en la historia del progreso en la República 
uriental. 

Un cielo azul, una atmósfera despejada y una 
temperatura que desmentía la estación marcada 




PALCO PRESIDENCIAL 




LA TROPA FORMADA EN EL PASAJE DE ACCESO A LOS PALCOS 



por el almanaque, sino para dUr tnavor impor- 
tancia á la fiesta, sirvieron para realzarla, per- 
mitiendo que la gente en procesión continua 
acudiese al lugar designado para la ceremonia. 
Eo *a parte central de la explanada que se ex- 
tiende al extremo oeste de la calle Sarandí y 



con los tonos vivos que la crudeza de la luz, al 
aire libre, exige en ese ^éoero de construccio- 
nes de madera y completada la decoración 
con algunas guirnaldas de ñores. 

Una grúa ^e bal aba dispuesta sosteniendo el 
bloque que había de servir de primera piedra. 




ASPECTO DE LA BAHÍA AL EMPEZAU LA CEKKMUMA 



de cuyo punto arrancará el rompeolas del nue- 
▼o puerto, baUábase el estrado donde debía pro- 
nunciar su discurso el presidente Cuestss. Di- 
cho estrado se destacaba, frente al mar, de todo 
el cuerpo de la tribuna destinada á los invita- 
dos, arreglado el conjunto pintorescamente. 



Adornaban ' aquélla las banderas uruguaya y 
francesa y cerca veíase una rl«ca de mármol 
con la stguierte inscripción : «Puertr He Monte- 
video— Inj-rguración de las ctras XVllJ de Ju- 
lio de MCMI— Presidente coLStitucicnal, Juan 
L. Cuestas». 




LA LLROA A DViL FKBBIOKNTK DR LA RBPt^TBLICA 




EL PBE8IDEMTE FIKMANDO EL ACTA 



Las fuerzas que concurrieron al sitio desie- 
nado al efecto eran los batallones 1.» y 3 • de 
cazadores, que formaroo en dos alas, sin contar 
la enorme cmtidad de agentes de policía que 
como el poder celestial se hallaban en todas 
partes. 

A las dos de la tarde, el presidente y la comi- 
tiva oñcial se dirigieron al lugar de la ceremo- 
?'*j i* "eí*da del primer magistrado las 
bandas de música llenaron el espacio con los 
acordes del himno nacional. El presidente su- 
bió al palco oficial, doade pei:maneció ea com- 
pañía de vanos senadores y diputados, miem- 
bros de los tribunales militares, de la junta 



económico administrativa, oficina técnica del 
puerto y diversos funcionarios públicos 

m presidente Cuestas dio lectura á su discur- 
so, al que pertenecen los siguientes párrafos- 

cüace 69 años, en la primera presidencia cons- 
titucjonal de la república, se efectuaban los 
primeros estudios para el gran puerto que se 
proyectaba, «i oc 

Los gobiernos que se han sucedido desde 1833. 
épo^a en que se hicieron los primero» estudios 
dei puerto de Montevideo,-lo que consta de an- 
tecedentes consultados en los archivos— unos 
más, otros menos, han propendido á sostener 
aquel pensamiento del primer presidente cons- 








BL PBB8IDENTB SOLTANDO LAS CINTAS. DESCENSO DE LA PIEDRA 




EL MINISTKO DE FOMENTO DANDO EO PEIMEE MARTILLAZO 





EL MimSTBO DE FOMENTO LEYENDO Sü DISCÜESO, | 



LA CAJA DE ZINC QUE CONTIENE EL ACTA 



titucional, porque es evidente que apreciaron, 
de acuerdo con la opinión pública, que el puer- 
to es un factor indispensable al progreso del 
país. 

Las opiniones respecto á su realización han 
sido diversas en el tiempo transcurrido. 

La generalidad opinaba que debería buscarse 
en el capital extranjero la solución del proble- 
ma para hacer efectiva la obra. 

El actual gobierno, conociendo las fuerzas del 
país, pensó que el capital propio debería tomar 
la iniciativa, y en efecto, consecuente con esas 
ideas ha obtenido con la concurrencia de la ho- 
norable asamblea legislativa, fundar la base de 



la construcción del puerto, esto es, el capital 
propio del país. 

Hace apenas dos años que el gobierno actual 
prometió á la hororable asamblea legislativa su 
proyecto de ejecución, y ya el éxito está visible. 

Hacemos acto de presencia en el momrnto del 
comienzo de los trabajos del puerto de Montevi- 
deo, colocando la piedra fundamental de esa 
gran obra que debemos poner bajo la protección 
de nacionales y extranjeros. 

Y puesto que todos los habitantes del país 
han contribuido á (jue ella fuese una verdad, 
ellos deben concurrir en adelante con todo es- 
fuerzo á que la paz y el orden, base fundamen- 



r"" 




EN EL ACTO DE ECHAUSE LA PRIMERA CUCHARADA DE CEMENTO 




LOS TBABAJOS EN LA EXPLANADA DONDE SE HA COLOCADO LA.FIEDBA FUNDAMENTAL DEL NUEVO PUEBTO 



tald;! progreso, acinpiSea coa sus beaeñcios 
la ?rftc obra que se íiicía. 

Es UQ 1 M »r p i'a ni ? jiierio que los prima- 
ro5 trabijos tei jan lujar durante el período de 
actuaciói que mecorríspoiie p3r la ley, y por 
ese bisa íaeiticaable d^y gracias al Tadopode- 
ro<50.> 

Firmada el acta de la iaaugurarión, cerróse 
la caja de zinc donde aquélla fué depositada, y 
el ministro de fomento desaló el, haz de ci,otas, 
que unía el palco y¡la grúa, y lo entregó al pre 



sidinle. Este lanzó las cintas al aire y el bloque 
de granito d :sceidió lentamente á los acordes 
de la m trcba escrita para esta ocasión por el le^ 
niente B3nomi del 3° de cazadores. 

El ministro de fomento vertió sobre la piedra 
una cucharada de cemento y luego pronunció un 
discurso que íué coatestado por el ingeniero 
Winot. Los vapores atronaron el aire con el 
eosordecedor concierto de sus sirenas y silba- 
tos, y la ceremonia dióse por terminada dan- 
do comienzo el de&file. 



Un matrimonio sin hombre 

Caso extraordinario de amistad 



Lo excepcional del be- 
cl)0-ya coiioeldo por ba 
berae ocupado de él ron 
gran exteuslón nuestros 
eolcgai di.trloü— iigs mue- 
ve á publicar en este sitio 
el retrato de los 'esposos* 
Elixa Mario y Marcela, lie- 
gado & uuestro poder 
cuando tfiifamus en má 
quina la seccidn europea. 

ElUa es una joveu galle- 
ga que prot'esaha gran 
amistad á Marcela, com- 
pañera suya de colegio. 
Marcela, por su pane, pa- 
gaba ese afecto en la mis- 
ma moneda y ambas turma 
ban va desde sus primeros 
años una pareja ín'lma- 
monte unida por el cariño. 

No podían vivir la una 
Blnlaoír»; vélaselas juntas 
en tolas panes y tan es- 
trecha unión lleKó á Inspi- 
rar eerios temoreü á los pa- 
dres de ambas, que deci- 
dieron separarlas. 

Muertos lus proxenirores 
de lüllsa. ésta que vivía en 
Madrid voló & la Coruña 
y traió de pon-rs» iiueva 
mente en contacto con 
Marcela. Enteróse de que 
é«ia, concluidos ya sus 
estudios hallábase al fren- 
te de la e.tcuela de un pue- 
blo cercano 

h\ halló, habló con ella 
y covencióia de que de 
DÍan casarte. 

Para conseguir su pro- 
pósito, Elisa cambió de 




MAUCIÜLa ÜKACIA y KL.1SA liAJiyitIJLJt LOKiUA 1.UAIUOJ 



nombre y de trale. Recor- 
tóse el (•a^>p|lo. vlstióíie de 
varón fué al tenip'o don- 
de había sido bautizada, y 
engaúó al párroco reürléu- 
dole que no había sido 
• cri:<tianado> y que la 
partldfi bautismal que de 
una niña de su mismo ape- 
llido figuraba en los arctii- 
vos parroquiales per ene- 
cía i. una herman» suya 
llamada Elisa. Quedó de 
esta mai era convenida 
en Mario y ya establecido 
su flaman.e estado civil, 
consiguió que un Ingenuo 
sacerdote la casase con 
Marctla. sirviendo de tes- 
títto de casamiento cierto 
empleado de un juzgado 
municipal, llamado Caste- 
lo. Pronto descubrióse el 
engaño, pero los novios 
h ^ r>í n ya desaparecido ae 
la Coruña. 

Entro ios comentarlos 
queestas notli las hwn pro- 
vocado figura el siguiente: 

Dos médicos hahian re- 
conocido á Elisa-Mario, y 
anibos aseguran que es 
mujer, afirmando uno de 
ellos que el marido ha 
sKIo madr* anteriormente. 

El desenlace 'de esta 
aventura pseado conyu- 
gal ha sido muy prosaico: 
Elisa -Mario y Marcela 
han sido Interrumpidos 
en su idilio por los agen- 
tes de policía y encerra- 
dos «n la cárcel. 



Fot. de fitz Patrik, Fülat y Caras y CAxiír*.- 




Bablar del tiempo, e? cosa 
qne viene & sf-r Indicio deto'peza 
y una conversación es fastidiosa 
si de tal modo emp eza: 
pero caando tiace trío, hasta el más culto 
trata de huirle el bilio 
á otra conversación i; ás ingeniosa, 
y por el frío helada 
mosiTíindo la nariz avergonzada 
l)rociira limltar-e por lo pronto 
á soplarse los dedo» como uü tonto. 
Vosotros, con el frío de esios días 
sin querer incurrimos 
en esa-i tontería». 

Y yerros por ^l aire recrrdamos 

la frlaldal del púh'lco y mtedosos 
por ¡caramba' ¡carámbano! dtcimos. 

Y de tal modo estami>8, 
que orpen ó premiosos 
leyendo, por eiemplo. qne dejamos 
mejor dicho, que d»ia la In endónela 
de «runa'- en la quema de basuras 
medio millón de pe-os. 

-val' r de vllrios. desperdicios, huecos, 
corsés y mondaduras — 
creemos que s-ría Impertinencia 
tratar eso como una menutip-na. 

Una Importante liga se ha forirado 
contra In tlsl", y 1 >.s qu-f han pensado 
en combatir el mal que nos hostiga 
y la pobladóu merma ten zmente 
quieren c»zar el mal con e.-a 'iga. 
No ha faltado algún médico elocuente 
ane cite A Venu», Isis, 
Júpiter Diana y Ba^o 
y hable del hambre, el frío y el l^abnco 

y el amor, productores de la tisis. 

Pero al peilrla»yuda 
de I» gep'e platuda, 
el médico eloc'ieni;e 
se ha iiost do iunorante é inocente, 
por.jue siempre 1< s hombre» de dinero 
se ocupan de sí mismos lo primero 
y sin pensar ^n tule» «-m' olíamos 
se ocupan, lo secundo, de sí mismos. 
Asi es que no se explica 
que su ayuda se aguarde Ingennamente. 
¿Que VH á ayudar la gi-ntfl 
ricA al tuberc Io«< ? Co.«a rica! 
Poco á ^»u gr.-jn Indlferen i» ri^capa 
y pieufa en proteger únicamente 
en clase de tubérculos, la papa. 
* 
Hablando del servicio obligatorio 
un hombre mpritorio 
y padre He la patria, aȒ d''cfa 
, á, cierto compañí ro el otro día: 
—Yo soy gr: n adversarlo del proyecto 
y h<* de oponerme á que *e lleve á efecto 
porque es algo Irrisorio 
y ir o e é Incorrecto 
hablar de 00% asuntos Imposibles. 
iSer-lclo obligatorio!. Bien mirado 
y aunque 8»a acept» do 
¿cójao van á servir los inservibles? 

* 
Usando cualquier arma 
la g«nte se siiicid i 

y esto á la prensa y al gobierno alarma. 
¿A qué vi'ne atentar ponlra su vida? 
y decir, haciendo uso del vn^no: 
— Buenn entá el mundo, ¡bueno! ¡bueno.' ¡bueno! 
Mas si ello es ex*í' rabie 
hav otra cosa más Inexplicable. 
Las jóvenes, lo propio que las viejas, ' 
en Uülón de lo» mozo» y los viejos, 
dfl pudor olvidando los consejos, 
• se escapan por j)ar<"jas, 
y hay cdesíip rlclones», 
no diremo* alsladxs amontones. 
La faga y el suicidio 



¿obedecen al tiempo ó al fastidio? 

Tal cosa no sabemos 

pero oeclr ^odeaos 

que hay relación profunda entre am- 
(bas cosas. 

el suicidio y la fuga. Conocemos 

á uuíi muchacha de las más graciosas 

de que pue Je hacer gala Balvanera, 
la cual, aunque soltera, 
se ejcapó el otro día 
yde^pués rxclamó de esta manera: 
—¡Yo quise sulcidar mi soltería! 

El señor intendente 
está pr- ocupado seriamente 
en Velar por nof otros y salvarnos 
y, como es consiguiente, 
qule e rf generarnos; 
pero ¡ay! ese propósito excelente 
veremos que se queda convertido 
en affua de cerrajas solamente. 
Las ag ncias de »port, no han de cerrarse 
y si se cié -ran, luego 
volví r»n nuevamente á inaugurarse 
por que ¡.osa de juf go! hkn decidido 
tomar l.t cosa á Jueco 
y se ulr siendo ^lempre lo que han sido. 
Asi es que aunque el proyecto es conveniente 
se quedará eu proyecto solamente. 
+ 
Los que al gobierno acaban de subir 

hasta noy no ban dado tema para hablar, 

porqne nos es difícil presumir 

si al fin les deberemos criticar 

ó fi !•-• deberemos aplaudir. 
SI el t enipo que debemos aguantar, 

como < se ministerio singular, 

pudiés- moa tener 

Job dicha y oh placer 

daríamoM las g arlas al Señor: 

porque ese gabiueír á no dudar, 

no nos produce fiío ni calor, (l) 

Nada nuevo ha pasado 
digno en tsia sección de ser contado; 
y ee pu de decir pensando en esto, 
que hoy se halla en el país pacificado, 
todos en el mbmo es'ado 
(de sitio, por supuesto). 

Hemos recibid": 

«El Gobierno Nacional, v^rsua don Henry Desplanqnes 
(antes i-ont adon Ignacio Oyuela) sobre reivindicación. 
Contestación de la demanda. Estudio del doctor José A. 
Mur>. 

— «Gentes y cosas de Italia», libro de Aníbal Latino, 
que precedido de una amable dedicatoria, nos ha He 
gado de la ctpital deCitaluña donde la obra ha sido 
editada por la imprenta de Luis Taso Dicho libro con- 
tlt no un.i co ecc ón de artículos, la mayor parte de 
ello* aparecid '« anteriormente en las columnas de La 
Nación y t< dos ell.is avalorados por el espíritu de ob- 
servación de que hace gala el distinguido periodista 
señor J-f^é Ceppi 

— «Ruperto dt H^ntzau», nueva traducción de esta no- 
vela d< Hope, ilebloa al señor Adolfo Poleró Bscamllla 
y editada por la librería Brédhal. 

—•La verdadera población de la ciudad de Río de 
Janeiro en 1901», trabajo presentado al Congreso Cientí- 
fico Latino Americano de Montevideo, por Gabriel Ca- 
rrasco. 

-«Esgrima italiana*. Primer tratado completo sobre 
esgrima de sable, publicado en castellano por el pro- 
fesor Sclplone Ferrerto. Libro lleno de buenas Uustra- 
cloi es. 

—«Guía del foro», prospecto dirigido por el señor Pont 
Vergés, á los abobados con el objeto de que le remitan 
IOS datos completos para ampliar dicha publicación. 

— «Quo Vadls?», vals para piano, por G. Lubilo. 



(1) Esta Jf«nudenct(i también paede cantarse con mt& 
sica. 



CONCURSO DE CARTELES 

DEL ^^m 

COfÍAC DOMECQ I 




SEÑOR GIMÉNEZ 



^<&^ 

Éxito colosal puede lla- 
marse el obtenido por los 
señores Laclaustra y Sáenz, 
en el concurso que han or- 
ganizado para nn cartel 
anunciador del famoso Co- 
ñac Domecq, con la concu- 
rrencia de 131 obras de 
verdadero arte, habiendo si- 
do la exposición de ellas un 
acontecimiento porque han 
desfilado por el local de la 
Avenida de Mayo, donde 
estaba instalada, todo el pú- 
blico inteligente de Buenos 
Aires. 

Publicamos los carteles 
que fueron premiados, para 
que muchas de las personas 
que no pudieron visitar la 
referida exposición conoz- 




SENOR CAO 




can las obras que merecieron las recompensas otorgadas por los organizadores señores La- 
claustra y Sáenz, con arreglo al fallo dictado 'por el Jurado. 

También hemos de informar á nuestro lectores de la procedencia del Coñac Domecq, cuyo 
especial y delicado producto es hoy de fama universal. 

La casa de Pedro Domecq de Jerez de la Frontera, fué fundada el año 1723 con un fuer- 
te capital, para la explotación de los vinos jerezanos, y desde tan remota fecha ha venido 
sucediéndose de padres á hijos sin perder el nombre del fundador, ni dejar cada sucesor de 
introducir en sus bodegas cuantas reformas han permitido la práctica y la ciencia en el 
cultivo de sus plantaciones y en la elaboración de sus ricos vinos, habiendo sido altamente 
recompensada con honores de diferentes soberanos, y en España tiene especial privilegio 
de usar el escudo Real en todos sus envases por gracia otorgada por el Eey Fernando VII 

desde 17 de Octubre de 
1824. 

^* i Desde muy remota fe- 
cha la casa Pedro Do- 
mecq dedicaba el so- 
brante de sus mostos^á 
la elaboración de alco- 
holes, que eran exporta- 
dos á Francia para de- 
dicarlos á la fabricación 
del coñac, y con estas 
primeras materias al- 
canzaron algunas mar- 
eas gran fama, y en 
mucho contribuyó la 
casa Domecq al renom- 
bre que alcanzó Fran- 
cia con sus coñac, que 
en gran parte proce- 
dían de alcoholes de es- 

SESOR VILLALOBOS 



COÑAC 

DͻriECO 




Concurso de carteles del COÑAC DOMECQ 



tas importantes destile- 
rías. 

En el año 1850 dio prin- 
cipio la casa Pedro Do- 
mecq á la fabricación de 
coñac el primero fabrica- 
do en España, y de esa 
fecha es la marea Fun- 
dador, verdadero elixir 
por su aroma j vejez, sin 
rival en el mundo. 

Sucesivamente han se- 
guido fabricando sus res- 
pectivas mareas Extra, 
Ir es Cepas, Dos y Una 
Cepa, que son superiores 
á todas sus similares, y 
en igualdad de precios es 
preferido el coñac Do- 
mecq, en cuantos merca- 
dos se introduce, por la 
excelente calidad del mismo, y en muchas partes ha logrado desterrar por completo á todas las 
demás marcas. En esta República tiene un consumo enorme en los dos años que lleva de ser 
introducido, siendo pocas las casas particulares donde no le tienen, y también muy pocos los 
establecimientos de alguna importancia que no expendan tan preciado articulo. 

Mucho tienen que agradecer los españoles aqui residentes, á la casa de Laclaustra y Sáenz, 
por los grandes esfuerzos y sacrificios que les ha ocasionado conseguir la importación en tan 
grande escala como lo hacen, de los mejores artículos de España, y especialmente por haber de- 
dicado su atención preferente á los productos de la casa Pedro Domecq, reconocidos universal- 
mente como los más superiores de la Península Ibérica. 

Son representantes é importadores los señores Laclaustra y Sáenz, de los renombrados 
vinos de la Compañía Vinícola del Norte de España, los más acreditados para mesa en toda 
la península, porque rivalizando en calidad con las mejores marcas de Bordeaux, son infinita- 
mente más baratos, habiendo obtenido las más altas recompensas en la última exposición 
de París. Es también importadora la referida casa de toda clase de vinos, licores, aceites, 
garbanzos, conservas y otra infinidad de artículos de España, todos especiales, que sin repa- 
rar en sacrificios da á conocer en esta República. 




^^ PreiíiiétlS ^^^^^ 


■ Qii>^ 






i 




B Hr 


'-IMMÍHÍÍII^^K 


..r ^^^^^^^^^^1 



SENOB ORLANDI 



SEKOB SOTO 



11 ■• .Frenillo i fSTZ 




No concluiremos esta 
ligera reseña del concur- 
so del Coñac Domecq, 
sin manifestar á los se- 
ñores Laclaustra y Sáenz, 
y á los artistas premia- 
dos, en su mayoría 
colaboradores de esta 
revista, nuestro más cum- 
plido elogio por el bri- 
llante resultado obtenido 
en dicho certamen. 



SEÑOR EU8EVI 



NOTA.— Hacen un rue- 
go los señores Laclaustra 
y Sáenz, á los artistas 
que no han pasado á re- 
tirar las obras presenta- 
das al concurso, se sirvan 
hacerlo á la referida casa 
calle de Maipú N." 41. 




SEKÜK SAMUY 



ACTUALIDAD FRANCESA 



Diplomáticos extranjeros. — El nuevo ministro de Francia en Marruecos. — Ca -amiento de la hija deSardou 



El cuerpo diplomático re»ldente en Pa- 
rís se ha visto ínespi'radamente aumentado 
con un nuevo miembro df la lexacl-ii chi- 
na: el coronel Din Djan Han, adjunto mi- 
litar enviudo por el émjjeraaor — ó por 
quien gobierna en su nombre--á ocupar 
ese pucsco en momenios en que las cauci- 
llerí»8 europeas suponían á los goberuan- 





tes chinos preocupados de otra cosa que 
lo-í nombramientos de adjuntos de lega 
ción. 

-Otros dos cambios diplomáticos Indi- 
can los dos últimos reiraios de estas no- 
tas: M. S.iint-Réné T^diandler ha tido 
nombrado ministro d»^ Francia en Marrue- 
cos en reemplazo de M. Paul Révoil, queha 



i 



M. 8AINT-HENE TAILLANDIER 

Nuevo mlDls'ro de Francia 
en Marruecos 

pasado á la gobernación de Argelia; y el 

rey Aleandro d^ Servia ha enviado al c nde 

Nicolich á represenarle en P^ri», dcnde ya 

(Siuvo en años anteriores como secietarío 

de la Iftíat ion. 
— Bl 24 d« Junio se celebró en París, en la 

Iglesia de la Trinidad, un matrimonio que 

fué un aconttx'l aliento social por la calMad 

d« los eontray» mes: la novia, es hija del 

célebre dramaturgo Victorl n Sardou y el 

novio el con !» Robert de Flers, hijo rie los 

marqueses de Fit-r*. Sardou e.i no so'amente 

célebre eu París, también t-s ppulary mu 

cho, circunnlancia que hizo «cudir ese día 

una muchedumbre enorme á la iglesia, y á 

la plaza ce la Trii.ilad á presenciar la cere 

mpnla, ó la Mitrada y la salida de lo» no- 
vios El presidente de la república se hizo 

representar en la Iglesia por el jefe de su se- 
cretaría, varios de los ministros fueron en persona, y en la enorme concurrencia que llenábala iglepla estaban 
casi todot los miembros de la Academia Francesa, á la que, Como se !-abe, pertenece M. Sardou, miembros de las 
otras cuatro Acalemlas del Instituto, y cuanto Parí-» contiene de Lotable en las le ras y en las artes. 




M. NICOí-ICH 

Nuevo ministro de Servia 
« en París 



CORONEL ÜIN UJAN HAN 

Nuevo adjunto de la Legación 
china en Paris 




^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^Kj^C' * ¿9^^^^^^^^^U 


■ 


^^^^^^^^Bgj^HH 


^B 


^h^sohb 


■ 




■ 




1 




I 


^^^^■k^||I>S 


^B 


^^^^^^^QB^^^^^sl 


^H 


ilw 


1 



OKIOVEVA SARD«U Y SU ESPOSu EL CONDE DE FLERS, 
SALIENDO DE LA lOLESIA 



VICTORIANO SARDOU Y LA MAHQDKSA DE FLERS, 
PADRINOS DEL CASAMIENTO 




de Coser 

iv-Howe 




I 


73 






O 


w 










O 






tr> 


75 




B 






^ 


CL 




C/5 


O 




B 


3 




o 


p. 




D- 


V) 




O 




f 


Cu 


o 

o 


3 


O 


y 


> 


m 


^ 




Qu 


(T) 


L 


ro 


O 


*> 1 






^ 




P> 




N 


»— * 




» 


U 




C/5 



EISTUFAS Y COCINAS 



Escopetas Remington desde $ 33.— hasta $ 150.— oro 



BALANZAS DE TODAS CLASES 



GRAN SURTIDO DE RELOJES 

DE PARED, DE BOLSILLO 

DE MESA, DESPERTADORES, Etc. 



BICICLETAS "CRESCENT 



1 •) 



SON LAS MEJORES 




íi, Galle PEBIl 



ji I mi mmw i r 



ACTUALIDAD FRANCESA 

El Gran Premio de Paris 




Ha sido corrida 
este año eldomin- 
j?o.l6 de junio, y la 
hernLOsa fíestahí- 
pica parisiense ha 
tenido todo su ha- 
bitual brillo, sin 
que bastaran para 
empaftarlo las nu- 
bes de que amane- 
ció cubierto el 
cielo, ni la ligera 
lluvia que cayó 
hacia medio día. 
El cronista d e 1 
sport áe Le Fíga- 
ro, M. A. de Saint 
Albin, dice que 
esas nubes y esa 
lluvia en aparien- 
cia inofensivas, 
costaron cien mil 
francos, cifra en 
que estima aquel 
cronista la dife- 
rencia entre las 
entradas de este 
año y las del pa- 
sado, y entre el 
producto dejado 
entonces y ahora 
por el «Pari Mu- 
tuel»; pero ¿qué 
importaba eso, en 
un día en que las 
boleterías vendie- 
ron tarjetas de en- 
trada por valor de 
306.525 francos, y en que las bo'etas del «Pari 
Mutuel» vendidas sumaron 3.925 585 francos? 

Ganó el Gran Premio el caballo «Chéri», per- 
teneciente á M. Caillault. quien le había compra- 
do el año pasado por 30 000 francos á M de Saint 
Phalle. 

El premio ha sido exactamente 270 875 francos. 
Por mucho que M. Caillault haya gastado en 



UN RINCÓN DE LA GRAV TRÍBUNA 



preparar su caba- 
llo para la carre- 
ra y en mantener- 
lo durante un año, 
es evidente que le 
ha quedado algún 
piquito como ga- 
nancia. 

Como de cos- 
tumbre, presenció 
la carrera el pre- 
sidente de la re- 
pública, acompa- 
ñado de su esposi 
y de los mínistrosi 
cuerpo diplomátí-^ 
co, senadores y di«| 

Eutados.etc. Tam- 
ién eistuvo en el 
hipódromo y des 
pues de la gran ca 
rrerafue á la tri- 
buna cfícial á visi 
tar al presidente 
Loubet, el rey de 
los Belgas, su ma- 
jestad Leopoldo 
II, á quien desde 
hace algún tiempo 
se ve con más fre- 
cuencia en París 
que en B^^uselas. 

La victoria de 
«Chéri» fue una 
sorpresa, pues na 
die creía que ese 
ni otro caballo pu- 
diera disputar el 
premio á «Saxon» el caballo de M. Edmond 
Blanc, tantas veces victorioso. laterrogado M. 
B anc por los reporters después de la carrera, 
con respecto á la causa de que su caballo se hu- 
biera dejado vencer hasta el extremo de haber 
Weg&áo quinto, dijo que eso no te ía otro moti- 
vo que una ligera pérdida de fuerzas, produ- 
cido por la fatiga del Derby de Epsom. 




LLEGADA DEL VENCEDOR 



droguerías y farmacias 

Que remiten mercaderías á cualquier punto de la República, á cobrar en destino 

Todo artículo que se expende se garante rigurosamente legitimo 

Se atienden pedidos por correo y por teléfono é Inmediatamente se mandan» 

ENRIQUE S. KELLY Y HERMANO Santa Fe esquina Rodríguez Peña 

COLON VALLEBELLA San Juan esquina Rincón 

ENRIQUE H. SPINEDI Ombú esquina Cuyo 

RENE BASTIANINI San Juan esquina Alberti 

ESTEBAN MARILLIER Esmeralda esquina Tucumán 



Acido bórico europeo $ O 70 

AlgodoQ hidrófilo kilo, » 2.00 

Irrigadores 2 litros completo. > 2.50 

Jarabe Fol I et, frasco » 1.45 

Elixir Papalna T. Perret .2.50 

Bolsag para agua caliente » 3.00 

Agua Contrexeville, bot > 0.70 

Dentol (dentífrico) frasco » 0.90 

Elixir Salz de Cario frasco » .H.fO 

Pildoras Bristol. caja » 0.35 

Esterilizadores de leche » 6.60 

Cerealose Mldy > 1.65 

Jarabe Henry Mure » 2.35 

Bolsas para hielo % 1.90 

Esencias de Houbigant . 4.80 

ikcelte de bacalao fresco, blan- 
co ó negro, litro » 1.46 

A'Celte bacalao Wampole gran- 
de, frasco » 2 40 

Aceite bacalao Wampole chico > 1.30 
Aceite bacalao Berthe, frasco. > 1.35 

Suero Behring, N." Ill » 6.50 

Airaa Contrexevllle, botella... > 0.70 
Agna Vichy (todas fuentes) bot. > 0.55 

Alimento Mellin, grande > 1.60 

Agaa Florida Lanman y Kemp. > 0.96 

Alquitrán de Guyot, frasco » 8.90 

Alcohol menta, Rlcqles, grande > 1.40 
Apiolina Chapoteant, frasco.. > 1.80 



Amargo sulfuroso, frasco $ 3.30 



Agua oxigennda, litro 

Agua Coionla, litro 

Carbón Belloc, frasco 

Cascara Mldy, frasco, 

Cepillos para uñas 

Curato de magnesia, frasco 

Cerebrine Foumler, frasco 

Coaltar Lebenf, frasco 

Compuesto de Apio Paine, fr.. 
Chatas ó bacinillas enlozadas, 

Emulsión Scott, frasco 

Extracto Malta, Liebig 

Extracto Malta Be-Be, botella. 
Gllcerofosfato Robín, frasco... 
Gotas Llvonianas, T P. frasco 

Hierro Bravais frasco 

Iperblotlna Malesci, frasco 

Jarabe papalna Trouette Pe- 
rret. frasco 

Jarabe Rami, fraseo 

Leche Malteada 

> > chico 

Linimento Geneau 

Magnesia Fluida Mnrray, fras. 

Neuroslna Prunler, frasco 

Papel higiénico, paquete 

Parches porosos 

Pasta Gelle, caja 



1.50 
2.00 
1.10 
1.35 
0.20 
0.60 
2.60 
1.15 
3.60 
4.60 
0.96 
1.10 
1.10 
2.00 
1.65 
1.60 
2.16 

2.36 
1.95 
2.40 
1.40 
2.30 
0.70 
2.00 
0.40 
0.20 
0.90 



Pastillas clorato potasa, caja. 

Pastillas del doctor Andreu. . . 

Perlas trementina Clertan, fr. 

Pesarlos Hogg 

Pildoras Blancard, frasco 

Polvos V. Ideal Houbigant.. .. 
Polvo Anthea Roger y Gallet, c. 

Polvos Simón, caja 

Salde fruta Eno, frasco 

Sedlitz Chanteaud, frasco 

Somatota. frasco 

Solución Pautaberge, fraseo... 
Tamarlndien Grlllon, frasco.. 

Té Cadet, caja 

Té Chambard. cala 

Termómetros clínicos 

Tónico oriental, frasco 

Tricófero Barry, frasco 

Tropon, lata 

Valerlanato de amoníaco Pier- 

lot, frasco 

Vino Nourry Udo-tinico, bot. 
» Labarraque, grande 

> Labarraque, chico 

> Laroche, botella 

> Peptona Chapoteant, bot. 
» Mariani á la coca, botella 

Zarzaparrilla Bristol, botella.. 



0.30 
0.9© 
1.00 
2.30 
O 86 
4.00 
1.2( 
1.85 
1.90 

i.ie 

1.76 
1.7B 
1.6fi 

o.5e 

• .6f 

s.eo 
o.co 
».eo 
s.s» 

S.8« 
1.8« 
S.8* 

1.60 
l.St 
2.30 
S.0« 

>.0e 




CANALETA GALVA- 
NIZADAS MARCA ' 

GLOBE 



MARCA 
REGISTRADA 




FABRICANTES 



John LYSAGHT, Ltd. 

Bristol, Wolverhampton. 
Newport, London. 



CONCBSIONARIOS 

H. Henneberg y Cía. 

Buenos Aires 

VENTA POR MAYOR 



GRANPRIX 

EXPOSICIÓN DE PARÍS -1 900 

EL ÚNICO LICOR ITALIANO QUE HA OBTENIDO 
EL GRAN PRIX ES EL 

AMARO FELSINA BÜTON 




Estimula el apetito, 
facilita la digestión y fortifica el estoma;» 

ÚNICOS INTBODUCTOBE8 

Gandoifi, Moss y Pellerantf 



ACTUALIDAD FRANCESA 

La carrera de automóviles París-Berlín 




M. FOUKNIER 

ler. Premio 



Como hemos dicho ya en un nú- 
mero anterior, esia carrera se 
efectuó en los días 27, 28 y 29 de 
Junio, y terminó con la victoria 
de Fournier. Lle^^ó 2.° Girardot, 
.S.'Knyff y 4.° Farman. 

Los expeuiciouarios partieron 
de París el 27 á las ocho de la ma 
ñaña, de la plaza de la (-oncor- 
dia. El total de automóviles' ins 
criptos para el viaje fué de 57, 
yendo dirigidos algunos de ellos 
por sportmen tan conocidos en Pa- 
rís, como el barón de Dietricü, 
Mrs. Virnes y Kapperer, príncipe 
de Arenberg, Mauduit y o ros. 

En el trayecto de Pai ís á Reims 
(173 kilómetros), que era la pri 
mera etapa de la expedición, ocu 
rrleron diversos accidentes. 

Al llegar á Dainville un auto 
móvil experimentó la rotura del 
freno precipiíándose por una pen 
diente y volcando al término de 
la misma. Por fortuna no sufrie- 
ron daño alguno las seis personas 
que conducía. 

La segunda etapa, desde Reims 
á Luxemburgo, (206 kilómetros), 
fué recorrida sin que acaeciese 
ningún percance. 

La carrera ha estado dividida 
en tres partes, correspondientes á 
otros tantos días: desde París á 



M. GIRARDOT 

2.° Premio 





RENE UE KNYFF 

3.er Premio 



_Bl{ONCE OFRECIDO POR EL GRAN DUQUE 
DE LUXEMBURGO 



Aix-la ChapeUe, 455 kilómetros, 
800 mero-; de Aix-la ChapeUe á 
Hannover, 455 kilómetros 200 me 
tros; de Hannover á Berlín, 297 
kil<^metro8, hoo metros; total, 1.208 
kilómetros, 600 metros. 

Pero üo eran acaso esos premios 
meldlicog lo» más apr ci dos, sino 
los oojetos de arte ofrecidos por 
los iefes de los Esiados qw^ atra- 
vesaron en su itin. rario los com- 
petidores: 

ün jarrón de Sévres. del presi 
dente de la república francesa, 
M. Loubet. 

Una copa de plata, del rey Leo 
po do de Béliíica 

Un bronce, del gran duque de 
Luxemburgo. 

Una copa de plata, del empera- 
doi de Alt-mania, 

La carrera ha sido organizada 
por el Automobile Club «Je Fran- 
ca (A C F.), y el D-utsche Auto- 
mobll Club ,D .A. C ) de Berlín. 

En Berlín se h'zo á los competi- 
dores un recibimiento entusiasta: 
mll(»s de ppr-onas lo.x a Umaban, 
y en las calles cndeab»n i umero- 
sas las banderas tramesas aliado 
de las al< nía» as. En el local del 
D utsche AbtomoMl Club se les 
dio un banquete seguido de un 
gran sarao. 







COPA DE PLATA DEL REY DE LOS 
BELGAS 



JARRÓN DE 8EVRES. DEL 
PRESIDENTE DE LA 
REPÚBLICA. 



LA COPA DE M. KOTZENSTEIN, DE 
FRANKFORT 



Por 9 7» 4.®® I • • • íbe COR D 



• • • 




CAMABITA 

para 6 placas 4 1/2 z 6 oentm. 

Forrada de oaero, obturador para tiempo é 

instantáneo con visnal 



Placas Lamiere, 1/2 docena — Linterna rojm — 
3 cubetas — Bevelador concentrado, 1 tnbo — 
Hiposnlfito de soda, dosis para 1 litro — Secader 
de placas — Prensa inglesa — 12 hojas papel — 
Virofijador concentrado, 1 tubo — Tarjetas, 1 de- 
cena — ÜH libro de instrucciones. 

' ' No es un juguete - - 



Para la remisión al Interior, agregúese $ l.OO m/n., valor 
• de ia encomienda 



MATERIAL COMPLETO para la FOTOGRAFÍA 



Por $ 7- 4.®*^ I GREGORIO ORTUÑO Y C'^ 



1060 -CAy&ALLO- 1060 -%- BÜElfOS AIRES 

6 TESOROS I O. FINA 7 O'.^ 



La Esencia Salvadora del Dr. A. S. Fis- 
mar, está probado que prepara el estómago 
para el ejercicio de su completo funcionamien- 
to y hace imposible el mareo á las personas 
Jue tienen que viajar embarcadas. El Oleo 
ledicinal del Dr. A. S. Fismar, cura la sor- 
dera y es muy eficaz en las enfermedades de 
los oidos. El Especifico de los Famadores 
del Dr. A. S. Fismar, hace tener repugnan- 
cia al cigarro, hasta el punto de no poder tole- 
rar el olor del tabaco y al mismo tiempo for- 
talece el organismo, manteniendo todo el sis- 
tema en un estado completo de actividad y 
salud. lia Freparación Antialcohólica del 
Dr. A. 8. Fismar, cura la embriaguez, hace 
aborrecer la bebida, calma la excitación de los 
nervios y entona enseguida el organismo, por 
mucho que haya decaído de su tono natural, 
debido A los efectos perniciosos de las bebidas 
alcohólicas. Los Folvos Milagrosos del Dr. 
A. S. Fismar, curan las úlceras, fístulas y 
heridas echadas á perder por profundas, rebel- 
des, antiguas y de mal carácter que sean. El 
Bálsamo Curativo del Dr. A. S. Fismar 
calma, en la primer fricción, los dolores del 
parto y cura toda clase de desarreglos en las 
Señoras y Señoritas que sufren dolorosos des- 
órdenes en los periodos menstrales. En ven- 
ta en las principales droguerías y especial- 
mente en el consultorio de su inventor Canga- 
llo 1537, Buenos Aires. En Montevideo? se 
vende en las droguerías 18 de Jnlio 216 j 
Oerrito 271, > 




611, Avenida de Mayo, 611 

BUENOS AIRES 

FÁBRICA DE ARTÍCULOS DE METAL 




Talleres para 

Platear 
Dorar 
Nikelar 

y BronMtr 



Barandas para BapcosyAgepelas á iodos preel^s 
JOSELEvicH Hnos. 



1682, CORRIENTES, 1684 



BUENOS AIRES 



ACTUALIDAD FRANCESA 



Reportaje á la secuestrada de Poitiers 



i 




MONNIER DUBANTE' EL 
EEPORTAJE 



Las dos fotografías de Made- 
moiselle Blanche Monnier que 
reproducimos aquí, han sido to- 
madas por un repórter de Xa Vie 
Illustrée de París, que fue á visi- 
tar en el hospital de Poitiers á la 
infortunada mujer que estuvo 
veinte años encerrada en un cuar- 
to, secuestrada por su madre y 
por su hermano. Nuestros lecto- 
res conocen ya los hechos, y tam- 
bién la fisonomía de la secuestra- 
da, aunque no la actual, pues la 
falta de los enmarañados cabellos 
que ha habido que cortarle ente- 
ramente, y la gordura de la cara, 
efe::to de la buena alimentación, 
dan á Mademoiselle Monnier otro 
aspecto. 

Copiamos el relato del perio- 
dista: 

— «¡Me gustan las flores!— dice 
concierta volubilidad Mademoiselle Blanche, y 
su nariz aspira con deleite el perfume de la rosa 
recién cortada, y, sin detenerse, añade, volvién- 
dose hacia la joven enfermera que la cuida:— 
Estaría bien ¿no es cierto? una bella rosa como 
ésta en un sombrero de paja negral 

La reclusa continúa hablando dé atavíos con 
las personas que la rodean. No se la puede oír 
sin una viva emoción, al pensar en los largos 
años que vivió alejada de toda coquetería fe- 
menina. 

Alguien la felicita por el vestido que tiene 
puesto. Ella to- 
ca la tela y dice, 
con acento des- 
deñoso: 

—¡El algodón 
como éste está 
bueno para las 
pastorasl 

—Pero las za- 
patillas que tie- 
ne usted son bo 
nitas — observa 
una interlocuto- 
ra, sacando del 
pie esquelético 
una babuchita 
con que está cal- 
zado. 

—¡Oh! ¡Eso no 
es como para mí! 
¡Yo no soy una 
pastora! 

Al notar que 
su traje poco lu- 
joso le causa pe- 
na, las personas 
que la rodean 
tratan de cam- 
biar el curso de 
sus ideas, y, pa- 
ra permitirme 
verla mejor, dan 
vuelta á su si- 
llón, de modo 
que quede en 
plena luz. 

Fija los ojos 
en la ventana, y 
se levanta lige- 
ramente. 

—¿Qué ve US- 
ted allá, señorita 
Blanca? 

— Arboles, — 
contesta. 

— Sí; el campo. 

—No, — repli- 
ca, después de db8ca>sando después del reportaje 




haber mirado otra vez;— no, no es 
el campo. Hay demasiadas casas. 
...Interesadas sin duda por las 
reflexiones que yo había hecho 
en voz baja, las personas presen- 
tes tuvieron espontáneamente la 
idea ingeniosa de despertar los 
recuerdos artísticos de la reclusa. 
Según parece, Mademoiselle Mon- 
nier era muy buena música en su 
juveritud. 

—Unos dedos lindos como los 
de usted— la dicen— deben tocar 
el piano. 

Volviendo á la época lejana en 
que este instrumento le era fami- 
liar, contesta elia con vivacidad: 
— Todavía, cuando me mejore, 
volveré á tocar; sí, volveré á to- 
car. 

— ¡Nosotros vendremos á oírla, 
señorita Blanca; cuídese usted 
bien, descanse usted! 

Al decir estas palabras, la persona amiga su- 
ya que tiene en ella una gran influencia lo arre- 
glaba todo para facilitarme las fotografías que 
yo quería tomar, y bástala comunicó mi desto: 
ella se mostró contenta y se prestó de buena vo- 
luntad á todo lo que la dijimos para la. pose. 

Cuando me despedí de ella, me dio espontá- 
neamente su pobre mano enflaquecida: al to- 
mársela, ños costaba trabajo disimular nuestra 
emoción. 
Actualmente, el cerebro está anemiado como 

el cuerpo; la in- 
teligencia DO se 
ha extinguido, 
está momificada 
como la carne: 
sería necesario, 
coa una delica- 
deza infinita, 
desligarla poco 
á poco de su 
envoltura. Na- 
da parece es- 
tar irremedia- 
blemente des- 
truido en esa na- 
turaleza: todo 
está,sí,reducido 
á una extrema 
debilidad.» 

El periodista, 
conversando 
después con las 
personas que 
cuidan á Made- 
moiselle Mon- 
nier, supo que 
ésta, á pesar de 
lo mucho que la 
hicieron sufrir 
su madre y su 
hermano, mani- 
festaba senti- 
miemto de cari- 
ño para los dos, 
y pedía con fre- 
cuencia noticias 
de ambos. Nues- 
tros lectores sa- 
ben que la ma- 
dre murió pocos 
días después de 
haberse descu- 
bierto elsecues- 
tio y de habér- 
sele encerrado 
en la cárcel, lo 
mismo que á su 
hijo. 



DEGENERADOS 



Si estamos degenerados, 
la ciencia lo dice! Los más 
fuertes de hoy tienen hijos 
lánguidos, edades viriles 
sin vigor, vejeces débiles ; 
no sabemos más ser jóve- 
nes, es decir, soportar sin fatiga los trabajos más duros, los ejercicios violentos, los 
más grandes excesos, no existen ya los grandes comedores, los grandes bebedores 
como antaño; la estatura disminuye, la fuerza disminuye, la potencia digestiva dis- 
minuye, la facultad procreadora disminuye y nada aumenta, sino el desequilibrio de 
nuestro sistema nervioso que no siente más el yugo bienhechor y regulador de una 
sangre generosa y rica. Felizmente, puede decirse hoy que ha nacido el Salvador 
que viene á neutralizar nuestra decadencia física y que lleva el nombre de 

STHENOSINA RUSA OREL 

n todos aquellos que la usan, la regeneración se 
produce: la digestión vuélvese fácil, el apetito renace y 
las funciones intestinales se regularizan, la fuerza mus- 
cular se quintuplica, la fatiga se desconoce, la soñolen- 
cia enfermiza es reemplazada por un sueño normal y 
reparador, la nerviosidad inquieta y rabiosa cede su 
lugar á la alegría de vivir y á una sensación de bien- 
'estar completo. 

Dr. F. Bragthon. 

Londres. Febrero 4 de 1901. 

Pídanla en las primeras Droguerías y Farmacias de la República 
PRECIO DEL FRASCO: 1.45 oro 

CASA INTRODUCTORA 

droguería popular 

636, CALLE ARTES, 636— Buenos Aires 

VENTA POR MAYOR Y MENOR 




WLADI.MIR OREL 



LA BICICLETA-MOTOR «MITCHELL» 

GASTA DE 3 Á 5 CENTAVOS POR MILLA, EL FUNCIONARLA 

SIMPLE— PODEROSA 

PRACTICA— SEGURA 

Con tres litros de grasollna 
se recorren de 60 á. 75 millas 

Nosotros fabricamos también biclcla- 
'as comnnes, cantidad 200 por día. Aca- 
badas coa el mejor material y trabajo. 
Se necesitan buenos representantes en 
las ciudades principales de la América 
Latina. Enviamos catálogos y precios i 
quien los solicite, teniendo cuidado de 
mencionar Cabás y Caketas al escri- 
birnos. 

Dirección : 

WISCONSIN WHEEL WORKS, 

PAGINE, WIS., E. U. A. 




Importante ^ 

PARA LAS PERSONAS SORDAS 

Los tímpanos artificiales en oro, del Instituto 
Hollebeke, son reconocidos los únicos eficaces 
contra la 

= sordera, ruidos en la cabeza y las orejas = 

ün fondo permanente, sostenido por donacio- 
nes de pacientes agradecidos, autoriza á dicbo 
Instituto á mandarlos gratuitamente á las perso- 
nas que no pueden procurárselos. Dirigirse al 
Hollebeke's Institute, Kenway House, Earl's Court, 
Londres, W. Inglaterra. 



SEMILLAS Y PLANTAS 

Casa premiada con 67 premios en varias Exposiciones 

ÁNGEL FELUFFO 

Gasa central: CALLE DE LAS ARTES 264 



Especialidad en semilla de alfalfa de Buenos AlrM 
extra purificada. 
Semillas de bortallzas, flores, árboles y arbustos. 
Gran colección de plantas frutales, injertos de las me- 
lores variedades y que más se adaptan á nuestro país. 
I habiendo obtenido los primeros premios por la colec- 
i ción de frutas. 
! Plantas forestales, para parques y jardines. 



-ARTES 264 



De todo el mundo 




Una maniobra de 
artillería en 7 '/a mi- 
nutos. — Este ejerci- 
cio formaba parte 
del programa de 
las maniobras de 
artillería h e c h as 
durante todo el 
mes de mayo por el 
ejército británico 
en Aldershot, bajo 
la dirección de slr 
Redvers Buller, co- 
mandante -general 
de aqaella plaza. 
Los artilleros lle- 
garon con todo su 
material á nn lugar 
designado de ante- 
mano y elegido ex- 
presamente por sus 
condiciones, que 
no proporcio- 
naban ayuda al- 
guna á los solda- 
dos; descargaron 
el material, arma- 
ron las baterías, prepararon las piezas para el fuego, 
hicieron las descargas, desarmaron nuevamente las ba- 
terías, las volvieron á colocar en los carros, y empren- 
dieron la marcha de regreso: la maniobra entera, desde 
la llegada hasta la partida, había durado sólo siete y 
medio minutos. 



TINA MANIOBRA'DE ARTILLERÍA EN 7 1/2 MINUTOS 




UN LIMÓN HECHO DE NARANJAS 

Un limón hecho de naranjas.— Dq limón, como núes 
tros lectores comprenderán, sólo tiene la forma. Se le 
ha exhibido en una exposición frutal celebrada en Ca- 
lifornia, en la cual sólo se admitían dos frutas: las na- 
ranjas y los limones. Toda« las variedades de una y 
otra fruta estaban allí representadas, y bien representa- 
das, puei California 
es, como todos sa- 
ben, una tierra privi- 
legiada para la pro 
duceión del naranjo 
y todos sus deriva- 
dos y similares. El 
monumental limón 
había sido hecho 
con más de 3.000 na- 
ranjas, y se alzaba 
en uno de los salo- 
Bes principales de la 
exposición, sobre un 
pedestal formado 
también de naranjas. 
ó, mejor dicho, «blin- 
dado» con una capa 
de estss frutas; pues 
tanto la armazón del 
pedestal como 1» 
del limón, eran de 
madera. 

El rey de' loe sahlia- 
tas epistolares — Se 
llama Thomas J. Ca- 
rrol, es ciudadano 
de los Estados uni- 
dos, nacido en la li- 
bre tierra d e Wa- 
shington, y el í." de 
enero del presente 



VOLADURA DE UN CASCO DE 



año «abdicó», es 
decir, que, reaun 
ciando á los cuan- 
tiosos beneficios 
que le dejaba bq 
arte, colgó la afila- 
da péñola con que 
había escrito tan- 
tos y tantos pedi- 
dos de dinero. Al 
abandonar sa glo- 
riosa c a r re r a, el 
rey délos sablistas 
ba confiado al Ntvi 
York Journal un 
extracto de sus me- 
morias, que ocupa 
d,o:8 columnas de 
ese diarlo. Refiere 
en ellas Mr. Carrol 
que, cuando escri- 
bió su primera car- 
ta, lo hizo impulsa- 
do por el hambre, 
como última tenta 
tlva de conseguir 
pan sin recurrir al 
crimen, ó de salvarse del suicidio, pero también sin 
esperanza de que tan gastado expediente le diera buen 
resultado: obtuvo, sin embargo, lo nue pedía; esto lo 
alentó á perseverar, y la perseverancia le descubrió 
luego un riquísimo filón: banqueros, propietarios, gen- 
te de la alta sociedad, sacerdotes, comerciantes, méal 
eos, abogados, acto- 
res, músicos, perio- 
distas, viejos, ióve- 
nes, mujeres, nom- 
bres, ricos, pobres, 
todo el mundo cayó 
en el lazo, y Mr. Ca 
rrol vivió año tras 
año, cómodamente, 
con sólo tener el 
cuidado de manta 
ner una asidua co- 
rrespondencia con 
sus desconocidos 
protectores! 

Mr. Garroil da en 
su comunicación al 
New York Journal. 
muchas explicacio- 
nes sobre su modus 
operandi,qxie serían, 
si las reprodujéra- 
mos aquí, un exce- 
lente manual par a 
los sablistas de es- 
tas tierras, por lo 
cual nos guardare- 
mos mucho de publicarlas. Haremos, sí. mención di 
una observación filosófica, de ese rey de los mendigos 
que, necesario es reconocerlo, desplegó en la explota- 
ción de su industria una inteligencia digna de mejor 
empleo, tan vastos eran sus recursos y tan Inagotable» 
los truct que ponía enjuego. Dice Mr. Carrol que más 

da, en relación con 
su fortuna, el pobre 
que el rico, es decir 
que si el individuo 
que posee un millóa 
(le duros da diez pe- 
sos á un sablista, di- 
fícilmente se le hace 
pasar de esa suma, 
mientras que un mo 
desto empleado le da 
un peso lo menos. 

Efectos de la dina- 
mita— U n o de 1 o B 
ejemplos más paten- 
tes de la terrible 
fuerza destructora 
(le este explosivo, 
está á la vista en el 
tiltlmo grabado de 
esta página. La fo- 
tografía Instantánea 
fué tom^da en Mel- 
bourne ( Australia) 
en el momento en 
que una mina de di- 
namita hizo volar en 
átomos á un buque 
viejo que se había 
Ido á pique en la ba- 
hía y era necesari» 
BUQUE VIEJO SUMERGIDO EN EL MAR hacer" desaparecer. 




T. J. CARROLL 

£1 rey de los escritores de cartas para 
pedir dinero 




/^■■ 

I 

1 

I 

I 

I 

1 

I 

I 

í 

I 

I 

I 

I 

n 



Rim runí» n vmmm.'^Kptn fKMum 



f 

Trimestre.. 


EN LA CAPITAL 


. é 2.S0 


Semestre . . 




> 5.00 


Alio 




. 9.00 



Número suelto.... 20 centavos 
Núinero atrasado.. 40 centavos 



Mo se devuelven loa ort- 
£iñ«les, ni se peigmn las oo- 
lAboraoionee no «olioitada* 
por Ist Direooión, aunque 
•e publiquen. 




IDim rucios n SOtairaoi (hfdm>r iMhUíi) 



EN EL INTERIOR 

Trimestre ............¡ $ 3.00 

Semestre 1.. » 6.00 

Año > 11.00 



SEMANARIO FESTIVrO, LITCRARIOi ARTÍSTICO 
V OE aCTUALIDAOC» 

APARECE LOS SÁBADOS 

DIRECCIÓN, RIDiCGIÓN j ADMINISTRACIÓN 

CALLE BOLÍVAR 578 al 586 - BUENOS AIRES 

UNIÓM TClEFÓNICA 2«U 



EN EL EXTERIOR 

Trimestre ; 

Semestre....!', .a^.... 
Afto 



f oro 2.00 
. 4.00 
• 8.00 



Núm-ero múelto en Monte- 
video: $ O.IO oentésimos. 



FEECIOS DE EVCtTADEBNACIOir T TAPAS 



|[] 



líl 



Encnadernación 1." Tomo 9 m/n. 2.00 

Tapas 1.» í ." 1.00 

Encuademación 2.0 . 3.00 

Tapas 2.0 . 1.00 

Encuademación 3. *> > S.OO 

Tapas 3." » 1.00 



Encuademación 4." Tomo. 
Tapas 4.» . 

Encuademación b." > 
Tapas 6.' • 

Encuademación 6.^ • 
Tapas 6.' » . 



m/n. 8.00 
1.00 
8.00 
100 
2.00 
1.00 



Son agentes viajeros los señores: Antonino Vigliani, Carlos Foresti, José Baceta 

7 Juan A. Costa 



Luis Santarelli 

FÁBRICA DÉ CORONAS FÚNEBRES 



Escritorio: MAIPU 33 



Doctor FERNANDO ALVAREZ.— 
De regreso de su viaje & Europa, ha 
establecido su consultorio de enferme- 
dades del corazón y pulmones,- en la 
calle Cugallo 1019, esq. á Artas. 

Consultas de 1 á 4 p. m. 



I OU 1 Curación completa por un nue- 
jlOlHíl vo tratamiento de liOndres; re- 
sultados sorprendentes; dirigirse á la 
clínica atendida por el D Macksey, 
(recién llegado de Londre.^ Piedad 
822, de 11 & 12 y de 3 á 5 p. m. 



Sevret, Saxe, Chine, porcelanas, brodoe, 
mármol, marfil, terra-oota, abajiioo etc. 
se arregla 4 nuevo en el TALLER AR- 
TÍSTICO, Cuyo 406, de 

ARMANDO LEMOINE 

Inauguración del taller de la fábri- 
ca de toda clase de artículos de orfe- 
brería. P-emiado con medalla de pla- 
ta en la Fjíposiclón. Nacional de 1898. 

Especialista en Decoración sobre 
Vemls Martín. 



C/liiiie» Odontológic» 

DIRIGIDA. POR EL 

IDr. ID. ¿Tose: Blitzi 

MÉDICO-DENTISTA 

y de 8u hya.Ste. FANNY BLITZ 




Primera dentista recibida en la Fa- 
cultad de Medicina de Buenos Aires. 
Especialidad: dientes artificiales fijos 
sin paladar p.-ira la masticación per- 
fecta. Todas las operaciones de la bo- 
ca sin dolor por medio de un nuevo 
anestésico. Consultas todos los días de 
8 á 11 y de 1 á 6.— Calle Bvan Orden, 88. 



Doctor ZOILO CANTON-Estudio: 
San Martín 186, salón núm. i. 



Dr.Fipero» 



Enfermedades del Es- 
tómago, Intettifios, Híga- 
do y de Señoras.- Consíiltaü de 2á6 p. 
539, Tucumán, 539.. 



Mr fPf í 5 ^- Mercler, Tucuraán, 1035. 
aitlIIlUilO Casa única en so género. 
Inmenso surtido en muñecas de todas 
cla.ses. tamaños y precios. Cabezas y 
pelucas. Zapatos y medias. Sómbre- 
nlos adornados. Brazos, cuerpos, 
f tiernas, manos, etc., de repuesto. Ta- 
ler especial para composturas. Pre- 
cios fijos y ventas al contado. 

Enfermedades del Estómago 

Doctor CALANDRELLI, especia- 
lista de las clínicas de París. Consul- 
tas de l á 6. Carrito 176. 



Doctor DECOÜD — Profesor de 
Facultad de Medicina. Malpú, 436 



.1 
I 
1 

I 
1 
I 
1 
I 
I 
I 
1 
I 
1 
I 
1 
J 
1 
I 
1 
I 
1 
I 
1 
I 
1 
I 
I 

n 



la 




■ragueros, Fajas. Medias Elásticas, 
Artioulot da Boma. 

E. WAL, óptico especialista 
468, CALLE ARTES. 46B 



^5H5H 



J. BONANaEA 



cirujano ■ecánioó Dentista 
de la Universidad de 
Bolonia y de la Facultad de Ciencias 
Médicas de Buenos Aires. 

Moreno 990, esq. B. Orden 
De 9 á II a. m. y de I á 6 p. m. 



LA LITERARIA 

— DE — 

GEORGINO LINARES 

Es la agsncia d« publicaciones 

que (fa ipás circulación á los diarios y periódicos 

if que^presta mejor servicio 

BBCIBB 8U8CRIPC/l<^HlBS PA8A CnALQUIBB PUNTO 
DK LA RRPÚBLICA 

AGENTE GENERAL DE ^CARAS Y CARETAS» 

EN 

Sosario de Satita Fe, Cérdoiía y PergamiDO 



Aodepsofl, (¡W 
y Cía. 




^^=f^^^^3-^i===rf=i^-->.-~i L-.^-iu-, - ^^ t^=;; 7=a t—,r-J i==7i; ^ i-^ 



1 
1 
J 
I 
í 
I 
í 

I 

í 
1 
J 
1 
I 
1 
I 
1 
I 
1 
11 



CARAS Y CARETAS 



CiittrillN mw 



Es«»^1y 



Prftsiot 



ilOct.. ^100.000$ 



PILSEN • BOCK 

LA AFRICANA 

SON U$ MEJORES CERVEZAS DE 

INVIERNO 

COMPAÑÍA CERVECERÍA BIECKERT 

(1900) LIMITADA 
JUNCAL 817 




CIGARRILLOS HABANOS 

20 cts. 

PREMIOS 100.000 PESOS 



BYR 



I 



'^Os ^^ 



fotografía 

Venta* al por Mayor y Menor 

de máquinas, placas. 

cartpaes, papelea y útiles 

de fotografía. 

CATÁLOGO GRATIS 

Soldati, Craveri, Tkoliabue y Cia. 
435, Alslna, 445 

Buenos Airss 




-«Saco 20 pesos». ¡Pucha qué 
suerte tenes! Yo á gatas saco uno 
y medio y trabajo como bestia. 



^l^ET 



Ur I IwM Mayor y Meaer 
ie téntésy'aBtéojoa para cualquier 
dafeotV dé (a vista. 
OJOS' artifieiales inalterables. 

¡TALLER propio para confec- 

.tión dé lentes y compof turas. 

CATALOGO GRATIS ^ 

$otdafi,-Craveri, Tagliabue y Ciá. 

435, Alsina, 445, Bs. As. ■' 



I I 

mm 



P¿ua Raíural 

Jílineral 

VICTORIA 



Oborlahnsteln 

Cerca de Eme (Alemania) 

LA MEJOR AGUA DE MESA 



UNIÓOS IMPORTADORES 

BRAUSS, MAHN y C 

Calle Reconquista 80 (altos) 
Buenos Aires 



CORA 

FERNET-BRANCA 

ELMEJOR AͻERITIVO 

FREISZ&Cia 




'^we-T 



CoMPApOENEflAL 



) Ay7RE SlSTEHTr^ 
i) L AVh U M 



NÚMERO SUELTO 



En la capital 20 centavos 

Fn»rn de 1» capital 25 » 



(aras Y Gretas 



SEMANARIO FESTIVO, LITERARIO. ARTÍSTICO Y DE ACTUALIDADES 



BUENOS AIRES, 3 DE AGOSTO DE 1901 



N,° 148 



Ni con guinche 




Al uno levantáronlo al instante; 

pero al otro no hay Dios que lo levante. 




NEW HOME 

La 3/' letra de la 2." palabra . 
es M 

Fíjense bien, no se dejen engañar 



La NEW HOME es la máquina de coser 
. , que admjke mayor, dív.eri^jdadde traba- 
jos de todos grosores. 
Es sencilla, es durable, muy, fácil de mane- 
jar. La más liviana. v ' 

NO ACEPTEN OTRA 

LA NEW HOME 

ES LA MEJOR. 



^^ 




BICICLETAS 

FEATHERSTONE 

La más sólida, la más ele- 
gante, la más popular. Para 
hombres, señoras y niños. 

PRECIOS: 

§70, 80, 100, 120, 150 y 180 




SILLAS, 
SOFAES, ■ 
HAMACAS, 
SILLONES, 
y BANQUITOS 
DE yiEINA,- 

MARCA . 

GLADIADOR. 





DÚPLEX 



FAROL 
DE ACETILENO 
M. & W. 

El más seguro, que da 
más luz ' cori "*menos 
consumo. 

NO SE APAQA 




M ^^^~ 


M TRI- 




LLO 




«OS- 




BOR- 


^NE»..,; 




Enf^rfladforas ELI. Ncr'lcxay nada 






;**«■• mejc^. 



9S9S* 



GE N E VA 



AGUA 



MINERAL, NATURAL, 
-= LITHIOSA =™^— = 



kt 



VENEZUELA 860 

BUENOS AIRES 



# 



JUAN 8HAW é HIJO^ « 



VENEZUELA 860 

BUENOS AIRES 



W 






m 



. Pabst 
Mait Estia^ 






(EL MEJOB TÓNICO) 




t 



Pura ^os couvn lucientes y en g£iieral 
para íoda hersonÁ ae constitución débil y 
delicada el 

Extracto de Malta de Pabst 

( KL MEJOR TÓNICO) 

es un verdadero é impagable tesoro. 

TIENE 970 POR MIL DE EXTRACTO DE MALTA 



¡¡CUIDAOO COW L*S FALSIFICACIONES!! 

DE VENTA EN FARMACIAS Y ALMACENES 



COMPUESTO DE APIO DE PAINE 

(PAINE'S CELERY COMPOUND) 



El cxtreñimjento 
y la jaqueca des- 
aparecen en breve 
tiempo, usando con 
método este maravilloso lemedio á base ^^*^ 
vegetal. No irrita, ni estraga el estómago, 
sino que favorece y estimula las funciones 
intestinales. 

DE VENTA EN TODAS LAS FARMACIAS 



S 



ÚNICOS INTKniiIXTDRES: 

ESCALADA y Cía. 

(Almacén por Mavor fundado kn 1864) 

1170, Bartolomé Mitre, 117 i 



m% %'k'. y\k .^K >»"^. ?i^. .^i'^i .5'i>". XiU. .'^i^. 5ií ''i.i'^'. ki^- yi'y.^i^-. xií íi.'v. /!i.!?. í'i.t >ií. 




ACTUALIDAD ITALIANA 
pi 



^^-.principe ¿e Montenegro en Roma-ronnmeato á Carlos Cattateo-Fiesta noUnina por el natalicio 
^^|: de la princesa Yolanda 

I 



r I 




8. U. BLREY Y EL PRINCIPE DE MONTENEGRO PASANDO 
:^ EL PUENTE IMPROVIOADO SOBRE EL TÍBER 

'Durante la permanencia en Roma del príncipe Nicolás 
deiMontene'gro y de su hijo el príncipe Mirko, suegro y 
cuñado del rey Víctor Manuel, motivada por el naci- 
miento de la princesa, Yolanda, su majestad los hizo 
asistir a varias maiiiobras militares. Una de las más in- 
teresantes fué la construcción de un puente militar sobre 
er no Tiber, operación que ejecutaron con gran rapi- 
dez y habilidad los pontoneros del cuerpo de ingenieros 
rr-El 23 de junto fué inauguí^ado el moiNimento eléfado 
en.Mllán a la memoria del gran publicista y p€u^ad,or 



MILÁN.— INAUGURACIÓN DEL MONUMENTO Á CARLOS 
CATTANEO 

milanés Carlos Cattaneo. El monumento, obra deres- 
cuitor EttoreFerr.ri, consta de la estatua de Cattaneo> 
y de un pedestal en el que hay bajo relieves q'ie reme- 
moran los principales actos del escritor que fué jefe del 
gol.ierno provisorio de Milán en 1848. 

~ A las abundantes notas gráficas que hemos publicad» 
ya con respecto á los fes ejos que hubo «-n Roma para 
celebrar el nacimiento de la princesa Yolanda, agrega- 
mos hoy la vista de la procesión con antorchas que des- 
tiló el 18 de junio por delante del Quiriual. 




BOMA. 



Li PBOCESIÓÍ! COf ANTORCHAS ENLAS FIESTAS DEL NATALICIO DE LA PRINCESA YOLANDA 



Completamente distintas | n inguna i nvención 

i s I >l I lililí lililí ■■■-riW I 



son las COCINAS CASSELS de las 
cocinas económicas comunes de 
fierro fundido ó de ciiapa. 




Las COCINAS CASSELS son fa- 
bricadas de fierro dulce de temple 
especial y funcionan con notable 
economía de combustible. 

MÁS DE 3000 EN USO 



pídase catalogo descriptivo 



entre todas las creaciones del ge- 
nio del hombre, reúne en si tantos 
elementos de sorpresa, placer y 
encanto como el 

GRAM-O-FON 




Con su enorme repertorio de discos 
que NO SE GASTAN, el Círam-o-fon 
es hoy un instrumento de recrea- 
ción ó instrucción SIN RIVAL. 



Oir para Creer. 



Depósito: 1164 Rívadavia - CASSELS & Co. - 220 Calle Florida 



En un 



aguacero 




El hombre se caló hasta los huesos. 
Y esta mojadura le dio un resfriado. 
Descuidado 0.<to se le presentó la tos. 
Con motivo de la tos tiene que guar- 
dar cama. 
A tomar una dosis del 

Peetoral de ímu del Dp. AYEB 

Al principio, le hubiera atajado el 
resfriado, impidiendo la subsiguien- 
te enfermedad y padecimiento, y 
economizando gastos. 




El Pectoral Je 
Cereza del Dr. Ayer 



En todas Ls Farmacias 



ACTUALIDAD ITALIANA 



Un temporal de nieve en la frontera austríaca 




VISTA DE ASIAOO (PROVINCIA DK VICENZA), 
ANT£b DE LA MEVADA 

Un subscriptor de Caras y Carrtas, residente 
tnAsiaffO, población italiana de la provincia de 
Vicenza, ha tenido la amabilidad de remitirnos 
las fotog-rafías que reproducimos en esta pagina, 
V que tomó él personalmente en el último invier- 
no con el excfusivo objeto de enviárnoslas, se- 
eú'n nos lo dice en una atenta carta. Le movió 
á tomar esas vistas fotográficas el espectáculo 



para abrir paso en las principales calles, parecían 
golpear en hierro. Nuestro amable corresponsal 
espontáneo tuvo la buena idea de tomar fotogra- 
fías de los mismos edificios cuando la nieve es- 
taba sobre ellos y cuando ya se había derretido, 
para hacer notar la diferencia del escenario. 

El invierno excepcionalmente largo este año en 
Europa, ha hecho sentir con mayor intensidad sus. 




i 



i 



LA CASA DEL CUBA PÍRBOCO 

poco común que el rigor del invierno le hizo ver 
In uno de los primeros días de enero. Haca un 
frío intensísimo, el termómetro señalaba 29 gra- 
dos bajo cero, y como había nevado incesante- 
mente por un espacio de cerca de cuarenta y 
ocho horas, la nieve, con tal temperatura, se ha- 
bía aglomerado en las calles y se había endui e- 
cido tanto que los picos con que se le atacaba 



PRISIÓN y MURALLA DE riKCüNVAI.AriÓN DE ACIAGO 
DEoPÜÉS DE LA NEVADA 

riffores que en otras ocasiones. La población en 
que reside nuestro amable corresponsal, por ejem- 
plo no mira como una novedad las heladas ni 
las'tormentas de nieve, pero últimamente ya en 
primavera, se vio sorprendida por la continuidad 
de aquéllas, lo que produjo serios trastornos en 
la vida del pueblo. Varias familias quedaron si- 
tiadas por la nieve. 




LA PLAZA MAVOR 



LA CALLE DE ROMAB 



Liquidaciones 



excepcionales 



en todos los departamentos 



o 



Los precios son en muchos casos aún menos de la mitad 
de su valor 

TRA fFS PARA NIÑOS - Surtido exiraordinario de 
medio tiempo.— Más de 6.000 trajes en venta desde 
ps 2.75. 
SOBRE IODOS Y CAPAS para niños.-El saldo que 

w s Q iiC'io ctt^i s^vcitis 
GORRAS Y SOMBREROS para ttiilos —Desde ps. 1. 

TRAJES PA híA HOMtíRES — 

Mas de 10.000 trajes, todos 
de tnettia estación, en ¿as más 
prtciosas novedades, desde 
ps. 13.50 
SOBRE IODOS, sacos de abri- 
go pañalones, etc., eic, son 
tan baratos y lan buenos, que 
aconsejamos d los señotes Ro- 
peros hag«n surtid > para el año qtie 
viene y f;aiia^d>i mucho ainero, acre- 
di dudóse al m'smo tiempo. 
LOS FAMOSOS CHÁLELOS FANTA- 
SÍA — Estac^sa, la primera en im- 
portarlo' al país, y única aún hoy, con 
un verdadero surtido y en calidades / 






Carta de un caballe'-o cita'án, re- 
conocedor «e vinos, y cretidente 
de una sociedad coral, autorizando 
á Cabezas a llamarse sastre. 



Cabezas: puede ustet ya, 
Llamarse sastre dende hoy. 
Yo se lo digo á ustet noy, 
Por mi fe de cátala. 

Vames que me ha dado ustet 
Con el corte; estoy contento. 
Es ustet, como talento, 
Algo ansí como Moret. 

Este traje lo pregona, 
Pero muy alte, á mi ver. 
üstrt debería ser 
CatalA de Barcelona. 



de primer orden con los boto- 
nes adecnadis Los vendemos 
desde ps 10 \ ten'tnos más de 
2 000 de existencia. Nadie que 
se precie de persona dei ente 
putde es'nr sin estos chalecos 

TRAJEA Y SOBRETODOS para 
BhBE. — surtido espléndido, 
desde ps 4 50 

TRAJES PARA JÓVENES — 
Casi es esta casa la única, des- 
de ps. 11. 

SOBRETODOS, SACOS, etc., 
pira jóvenes, mitad de su valor 

ROPA PARA jVIÑAS Y SEÑORAS.—Casi regalo.— Fijense en el ante- 
rior n-imern de Caras y Caretas. 

SOMBREROS PARA HOMBRES Y JÓVENES. — Nuestro surtido es 
» enirme y especial, y sus precios hin hecho verdadera revolución. 

ROPA SOBRE MEDIDA. — Tanto de invierno como de medio tiempo, se 
ha reb jado en su precio 40 %. — Todos se hacen ropa, en este momento, 
aprovechando la pichincha. 



546, CUYO, 546 

entre Florida y San Martin 



A. CABEZAS 

Unión Telefónica, 211--Í— BUENOS AIRES - Cooperativa, 717 
La casa más importante de Sud América, en ropa hecha y sobre medida, para 
Hombres. Jóvenes, Señoras, Niños y Niñas — La que tonfecciona mejor y venae 
más bnra'o de torio el mundo.— PIDAN CATÁLO(-0. 




II 



ACTUALIDAD ESPAÑOLA 



Choque de trenes en Madrid. — La Pardo Bazán en los Juegos florales de Orense. — El pnjecto 
pemiado para el monumento á D. Alfonss XII 





MÁQUINA DEL TBEX COUEEO DESPUÉS DEL SINIESTRO 



COCHE DE PRIMERA DESTROZADO POR EL CHOQUE, 
y EN EL CUAL VIAJABA EL SR. MUMBEBT 



Poco más de las 
nueve de la noche 
salía de la estación 
del Norte, de Ma- 
drid, el tren correo 
de Iríin y apenas 
llegado al paso á 
nivel de la Florida, 
sus dos máquinas 
—era de doble trac- 
elón el convoy — 
chocaron con los 
vagones de un tren 
de mercancías re- 
sultando heridos 
"dos guardatrenes, 
un conductor y el 
bolsista Sr. Mum- 
bert y Alonfort. 

—En los juegos 
florales de Orense 
obtuvo el primer 
premio, la flor na- 
tural, el presbítero 
sevillano Sr. Mu- 
ñoz Pabón, quien 
nombró reina de la 
fiesta á la señorita 
Elvira Arias Mos- 




D.* EMILIA PARDO BAZÁK 11^1 Si II i URSO EN LOS JUEOOS 
FLORALES DE ORENSE, AKTE LA CORTE DE AMOR 



quera. La eminen- 
te escritora seño- 
ra Pardo Bazán, 
leyó un discurso 
muy aplaudido, el 
que trataba de la 
actual situaci<^n de 
la madre patria. 

— El arquitecto 
señor Grases h a 
obtenido el pre- 
mio con su proyec- 
to para el monu- 
mento de Alfonso 
XII, del que habla- 
mos en uno de núes 
tros pasados nii- 
meros El proyec- 
t o premiado h a 
sido objeto de al 
gunas críticas que 
comienzan por juz- 
garle poco original 
Dícese que parece 
hecho por un esce- 
nógrafo y que re- 
cuerda uno de los 
lados de la plaza 
S. Pedro en Roma. 




iiiiMiii ■ wm^ t ^ 

i'ROi'ECTO DEL SR. GRASES V UlliUA, l'REilIAUO EN EL CONCURSO TAUA El. MONUMENTO A D. AXFONSO XII 




(Á PILA SECA) 

NUEVOS MODELOS 

Estas velas se reco- 
miendan por su seguridad 
y limpieza. Evita las mo- 
lestias de las velas es- 
tearinas. Proyecta una luz 
suave y sin oscilaciones. 
No hay peligro de fuego 
y los faroles del mismo 
sistema son muy útiles, 
pues no necesitan, como 
los de otra clase, reparos 
para que no se apaguen 
al trasladarlos de un pun- 
to á otro. 

PIMlATALWrim^^ 




G. BETTINI 

INVENTOR D£ LAS CÉLEDRES MEMBRANAS DE SU NOHRBB 

Recibimos todos los productos directa- 
mente de «Bettini Phonogrsph Laboratory» 

lio FIITTY A.VENÜJE 

New York, 



Fonógrafos EDISON-CONCERT 

GRAN GRAFÓFONO COLUMBIA 

(especial para teatros) 

GRAFÓFONO ALEMÁN para cilin- 
dro grande y chico. Surtido de cilindros 
GRANDES recién recibido. Cilindros 
chicos comunes y especiales. 

GRATIS CATÁLOGO ILUSTRADO 




THE NEW CENTURY | PMBDO, PALIADA y Cía. 



664 -CUYO -664 



BUENOS AIRES 



ACTUALIDAD FRANCESA 

La carrera deTauto móviles París-Berlín 




PUBLICO PRESK' CIA^'l)0 EN l'AtilSi^A PAKTIUA 
DE L» S AUXCMÚVILES 



Hoy completa- 
mos la detallada 
crónica que hemos 
hecho en varios 
■ números, de la ca- 
rrera de automovi- 
listas París Berlín, 
reproduciendo al- 
gunas fotografías 
instantáneas loma- 
d a s en diversos 
puntos del camino 
y en Berlín, á la 
llegada de los ven- 
cedores. 
Hemos dicho ya. 

tos. El primero en 
llegar fué M. Four- 

nicr, el liiiniiiu que 

ganó la carrera de 
París á Burdeos. 

Cuando la mu- 
chedumbre que es- 
peraba la llegada 
del vencedor tuvo 
noticias por comu- 
nicaciones telegrá- 
ficas y telefónicas 
de queéste se apro- 




FOURNIER RECIBIENDO UNA CORONA DE LAURELES EN AIX-LA-CHAPBLLE 



FOÜKMEB Y SU •CHAUKFEUR> ALIENDO DE PARÍS 



ximaba á la capí 
tal del imperio, se 
produjo un movi 
miento de entusias- 
mo. Un grupo de 
obreros le esperaba 
con dos lianderas. 
francesa la una y 
alemana la otra, 
para ofrecerle el 
homenaje de la 
bienvenida. 

El automóvil de 
Fouri'ier dló rápi 
damente la vuflta 
á la plaza designa- 
da como término 
de la carrera, y al 
pasar delante de la 
meta, adornada con 
banderas francesas 
y alemanas, una 
miüfíica militar eje- 
cutó la Marsellesa. 

Una fila de sol- 
dados hannoveria- 
nos impedía el 
avance del ptibli- 
co. Este rompió la 
línea y se abalanzó 




lüL NIÜO HERIDO P'^R UNO DE LOS AUTOMÓVILES QUE 
HICIERON LA CARRERA 





cd 


<0 


c 
o 


o 


'ü 


co 


os 


o 


Z 


a 


iS 


o 





o 


4-» 

O 


o 


J 


■ 

o 


jS 


o 


o 

T3 


<n 


O 


O 


o 


mmm 


u 


£ 


■R 


o 


U 


\m 


"o 


CL 


u 




O 




a 




• es ' <r 

ü; o -p O 

« a 5 3 

-o * ce a * 

ja — i* © 
3 §-§** 

2^ S — 

* " -Oí 

5^ SE 

c6 M g e> 

.2 o 

= -S-s ~ 
¿ £ S S g § 

ee p n h w a 

m S <A o a « 

•2 ^ fl «^"-s Í3 

na o © o, g M 



«S fl 

o 



§8 

128 
«o 

|W 

® § 

" o 

I © 

© 00 

© 

— o 

© u 

OD 

es •> 



< (O « * 

2 Mo © 
D oñ fl 

00 ? ® 

© (*■» w — > <J o 

rt;-Q;'0 © fl 

•c — "5 ~ ^ "O « 
* to 00 -3 o _ S 

-■=' «Ü'H« " 
43 « a í "ü fl TS 

gog®oo 
•* *•« 

Í3-2 « 

X ce ^ 
fl f © 
ce be u 






00 



w © s w 



si 

si 

o « 

© 

a a 

o © 

o u 

a 
fl ^ 

.® g 

So 
"O 

o Ti 

§^ 

ce 00 
'S fl 

H§ 

w§ 

fl' 



a " fl 

QL 5 fl O) « 
<D «3 " o 

S c ® s 2'2 
SoQ.£ y| 

r "^ o 
ce P w 



•o 01 



«-"" 00 "2 -^ 

.^2gP 

•SOgfl.^^-2, 

lT 00 «ja fl 
«O ® 2 „ -® 
í^^a^leK 
5 Ü «« © g fl oe 

•=? '^ -C fl-^ -3 ¡0 



ssga;?!:: 



© ce I 



ACTUALIDAD FRANCESA 

La carrera de automóviles París-Berlín 




DNO DE LOS AUTOMÓVILES PASANDO POR FLOEENVILLE, ALDEA DE LA FRONTERA FRANCO-BELGA 



hacia el vencedor. 
Los más entusias- 
tas se apoderaron 
de Fournier y le 
llevaron en hom- 
bros hasta la tri- 
buna del jurado. 
Allí se le ofreció 
una copa de cham- 
paña, que él acep- 
tó, diciendo: «Brin- 
do por: Francia y 
Alemania, pueblos 
hermanos en la in- 
teligencia y el tra- 
bajo». El público 
que llenaba la tri- 
buna prorrumpió 
en aplausos, pro- 
duciéndose en to- 
das partes una ver- 
dadera explosión 
de entusiasmo. 

En el hotel Auto- 
móvil Club Ale- 




LA LLEGADA DE FOUKNIEE EL VENCEDOR, AL.CAMPO DE CARRERAS DE 

TRABENNBAHU WESTEND (BERLÍN) 



man, que estaba 
adornado con ban- 
deras de ambos 
países, había una 
muchedumbre 
compuesta de las 
más distinguidas 
clases sociales. 

En nuestro nú- 
mero anterior diji- 
mos que, de los va- 
rios accidentesiocu- 
rridos durante la 
carrera, el más 
grave había sido 
^el de un niño atro- 
pellado por un au- 
tomóvil. El he- 
cho aconteció en 
Hondevilllers: e 1 
coche número 150, 
para evitar un 
choque con otro, 
se echó bruscamen- 
te hacia un lado 





FOnRKIER TOMANDO EL «MEDIO LITRO» DE HONOR 



FOURNIER LLEVADO EN TRIUNFO AL DESCENDER DEL 
AUTOMÓVIL 




LAS ENFERMEDADES DEL ESTÓMAGO 



SE CURAN CON EL 



DIGESTIVO DEMAROm 



En oposición á muchas otras especialidades que se venden para la curación de las 
enfermedades del estómago, este digestivo no tiene por origen el secreto de una bruja, 
la sabiduría de an gitano, la herencia de un cacique ni la virtud mágica de yuyos que 
se encuentran . . . donde nadie los encuentra, pues nacen sólo en la mente de personas 
que no tienen escrúpulos ni remordimientos de jugar con la salud del prójimo, en be- 
neficio de sus bolsillos. 

La fórmula del DIGESTIVO DEMAB.CHI no ha sido encontrada por casualidad: 
es fruto de una labor intensa y perseverante, continuada por arriba de medio siglo y 
corroborada con el contingente científico de celebridades médicas nacionales y extran- 
jeras, quienes, y les quedamos por ello agradecidos, sobre la composición y eficacia 
del DIGESTIVO DEMARCHI, han hecho estudios serios y prolijos experimentos, 
que al mismo tiempo que denuncian amor á la ciencia y á la humanidad doliente, 
ponen de relieve energía, paciencia y constancia en proporciones superiores á todo 
elogio. 

El DIGESTIVO DEMABCHI no es de ayer; ya tiene arriba de medio siglo de 
existencia, contándose por millones los enfermos del estómago que han acudido á la 
antigua y acreditada Farmacia Demarchi, en busca de un alivio para sus sufrimien- 
tos, encontrando en este Digestivo la salud, de la cual, muchas veces, habían deses- 
perado. 

Su presentación bajo forma de especialidad, responde á la idea de hacer menos gra- 
voso el despacho de una farmacia ya recargada de trabajo, y de extender los beneficios 
de este gran remedio á aquellos enfermos que por la distancia ú otra causa no pueden 
llegar hasta nosotros. De esta suerte dirigiéndose á cualquier farmacia acreditada 
podrán encontrar el DIGESTIVO DEMARCHI en las condiciones mismas como si 
lo adquirieran en nuestra casa directamente. 

El uso del digestivo no puede ser perjudicial en ningún caso; ayuda la digestión 
hasta á los estómagos más robustos: su empleo es fácil y deberá sujetarse á las instruc- 
ciones que lleva cada caja. 

Nombre de algunos de los médicos que nos han favorecido con su opinión favorable 
sobre la composición y los resultados conseguidos con 

• EL DIGESTIVO DEMARCHI * 



Doctor T. Botto, médico primario del Hospital Italiano.— Doctor M. Carnevali, Canga- 
llo 1522.— Doctor Alberto Cesarani, Rivadavia 1515.— Doctor Bernardino Stagliano, 
médico interno del Hospital Italiano.— Doctor A. de Focatis, Chacabuco 1151. — 
Doctor Fed. Vetere, médico del Hospital Italiano. — Doctor L. Gonella, médico del 
Hospital Italiano.— Doctor T. Dorucci, Bolívar 1131.— Doctor B. S. González, 
Brown 1081.— Doctor A. Galdi, Estados Unidos 656. 



DE F^ÓSITOS: 



Droguería de la Estrella 

215 - DEFENSA - 215 

Droguería del Indio * 

1511 - CALLE RIVADAVIA - 1519 

BUENOS AIRES 



Droguería del Águila 

848-CaUe SAN MARTIN -848 

ROSARIO DE SANTA FE 



Eoch, Capdeville Jahn y Cía. 

Cerrito, 267 — MONTEVIDEO 



IMPORTANTE. — Las casas deposit arias arriba mencionadas mandarán libre 
de porte y gratis á quien lo solicite, el < TRATADO DE LAS ENFERMEDA- 
DES DEL ESTÓMAGO Y DE SU CURACIÓN >, conteniendo muchos consejos 
útiles para los enfermos del estómago. 



ACTUALIDAD FRANCESA 

la carrera ciclista del «Gran Premio de la Eepúllica». — Homenaje á nca artista dramática 




WILLY AREND 

Ciclista alemán gaiií. dor del «Gran premio de la 

República» 

por el cual avanzaba corriendo un niñito de siete á ocho 
años, y antes de q'ie el maquinista tuviera tiempo de 
contener su máquina, ésta había derribado al niño, el 
cual, felizmente, sufrió sólo contusiones y heridas de 
carácter leve. 



— El segundo domingo de junio se efectuó en París, en 
el Velódromo del Parque de los Príncipes, la carrera del 
«Gran Premio de la República». La ganó un ciclista 
alemán, Willy Arend. Presidió el match y entregó el 
premio al ganador, el ministro de comercio, M. MiUe 
rand. 

—Una hermosa fiesta artística parisiense ha sido la 
organizada por la célebre actriz Réjane para despedir 
solemnemente de la vida del proscenio, en una especie 
de jubileo, á Madame Maria Laurent, otra actriz que 
también tuvo su época de fama bien ganada con su 
talento, y que hoy, anciana ya, se ha retirado de las 
tablas para dedicarse á la enseñanza de la declamación. 



DE ALEMANIA Y AUSTRIA 



El monumento á Kempis en Alemania. — Ascensión en globo del Archiduque Leopoldo Salvador de Austria 



El mes pasado ha sido inaugurado por fin, después de 
más de treinta años de resuelta su elevación, el monu- 
mento erigido en Alemania á la memoria de Tomás de 
Kempis, el autor de un libro célebre: La imitación de 
.Jesucristo. Raíones políticas y religiosas se habían 
opuesto, primero á la erección del monumento en sitio 
público, y después á su inauguración, y sólo la tenaci- 
da'1 de lo.i sostenedores de la idea ha podido vencer esos 
obstáculos. El monumento es una hermosa obra de arte, 
que honra al escultor que la ha ejecutado. 



—Los telegramas de Viena anunciaron hace varias 
semanas que había causado gran emoción en la corte 
austriaca la noticia de la ascensión del archiduque Leo- 
poldo Salvador, con su esposa y kus hijos, en un globo 
no cautivo, en un globo libre, de grandes dimensionefi. 
manejado por el archiduque en persona. Era la primera 
vez, decían esos despachos, que un miembro de la fami- 
lia imperial se aventuraba en un via,je de esa naturaleza. 
Apresurémonos á decir que éste se realizó sin el menor 
peligro y terminó con toda felicidad. 




Lunes 5 de Agosto ^¡entes 

EXPOSICIÓN ESPECIAL 

BAZAR Y MENAGE 



I 




POECEIAMS, 

LOZAS, 

CRISTALES, 

ilCBIERTOS, 

CÜCniLLERlA, 



ARTÍCULOS 



METAL BLANCO 



PLATEADOS 



BATERÍAS 

Oí 

COCINA 

COMPLETAS 
Fierro batido enlrzado francés J'PY garantido 

ENLOZADO AZUL, ENLOZADO BLANCO, ENLOZADO BLANCO -MARMOLIZADO, ENLOZADO GRIS AGATE 

Artículos de cobre y fierro batido estaño. Lampistería. Quincallería, 

Artículos de madera y Papier-Maché, Lata, Zinc. Alambre, Canastería, Ce illería y todas ciases 

de artículos para limpieza, Artículos de fantasía para regalos 

NUMEROSAS OCASIONES DURANTE ESTA EXPOSICIÓN 






liespiips (Ipl Mnm 



QUE PHACn ;aIV10S ANU \LIVlENTe EL3I Dt£ JULIO 

Liquidatnns con anndes rebaj sdi pr'^cios 

todos los estos y rezagos rie | ^s mercade'-fas de Invierno 



AVENID* DE MAYO - CALLE PEhU - CALLE VICTORIA 

A liA CIUDAD DE IiOlVDRXIS 



ACTUALIDAD INGLESA 



Proclamación de la fecha de la coronación del rey Eduardo VII 



El 28 de Junio pasa- 
do se hizo en Londres 
la solemne proclama- 
ción de la fecha en 
que será coronado 
Eduardo VII como 
soberano del Reino 
Unido de la Gran Bre- 
taña é Irlanda y sus 
colonias. 

El decreto publica- 
do por la London Ga- 
zette dispone, además 
de la proclamación, 
la constitución de una 
Junta, que, de acuer- 
do con el Consejo pri- 
vado de S. M., se ocu- 
pe de todo lo relativo 
al ceremonial. Com- 
ponen dicha Junta: el 
arzobispo de Canter- 
bury, el duque deDe- 
vonshire, presidente 
del Consejo Privado; 
el primer ministro 
lord Salisbury, lord 
Rosebery, ,los lores 
cancilleres de Ingla- 
terra é Irlanda, el ge- 
neralísimo lord Ro- 
berts, el ministro de 
colonias Mr. Cham- 
berlain, el lord Chief 
Justtce, el exministro 
liberal sir W. Harco- 
urt, el leader del parti- 
do liberal sir Henr)-^ 
Campbell Bannerman 
Mr. Balfour, primer 
lord de la tesorería y 

otros altos funcionarios del Estado. Las ceremo- 
nias dela'proclamación en los lugares públicos de 




LA PKOCLAMACION EN EL «TEMPLE BAR» 



ción Australiana, de que 
«colonias». 



Londres designados 
para esos actos desde 
hace siglos, fueron 
tan pintoreseas como 
aquellas en que, al 
subir al trono Eduar- 
do VII, se proclamó 
este hecho, pues en 
unas y otras, la tra- 
dición, que los in- 
gleses respetan tan- 
to, ha hecho que sal- 
gan otra vez á reco- 
rrer las calles de la 
gran ciudad heraldos 
trompeteros vestidos 
con trajes medioeva- 
les y montados en 
caballos enjaezados 
también á la usanza 
de la Edad Media. La 
coronación se verifi- 
cará en Londres el 28 
de Junio del año pró- 
ximo, y en ella, se- 
gún parece, asumirá 
el soberano un nuevo 
título: en vez de «Rey 
del Reino Unido de 
la Gran Bretaña é Ir- 
landa y sus colonias», 
el de «Emperador de 
la Gran Bretaña y sus 
posesiones», con lo 
que, á la vez que se 
realza el carácter del 
soberano, se satisfa- 
ce el deseo de algu- 
nas «posesiones» bri- 
tánicas, como el Ca- 
nadá y la Confedera- 
ya no se les llame 









LECTURA DE LA PKOCLAMACIüK DELANTE DEL «ROYAL EXCHANGE» 




i«M| i«^«i ■■ ^L^ ^\ Aparato fotográfico cubierto de cuero, para 6 placas de 
MJm ^^i ^^ ^^A ^^ ^ 1/2X6 cm. con objetivo acromático, obturador para 

pose é instantáneos, cambio de placas automático, 
viseur, linterna roja, prensa, papel, 2 cubetas, revelador, fijador, virador, estante para 
secar, 1 docena de tarjetas, fotografía de prueba, 1/2 do- 
cena de placas é instrucciones para el uso, todo completo. 



$ 4.50 m/1 



Numerosas cartas que nos han sido dirigidas espontáneamente atestiguan la bondad 
del aparato. ^.^,^^ 

SECCIÓN fotografía '" ™ — '« »- 



.«ntigua casa oe,iv.% y üch.ii.^bi. 



CATÁLOGOS GRATIS 



CALLE FLORIDA, 171 
BUENOS AIRES 



LA CASPA 

es la destrucción del cabello I 



Se devuelve el 
dinero 

si no se saca la caspa 
radicalmente 

en una sola vez 

con el 

CASPÍFUGO 
'ACTIF" 



(( 




Al objeto de evitar falsificaciones, 
avisamos que el CASPÍFUGO "ACTIF" 
se vende á 

$ 1.20 ■"/„ 

solamente en la Casa Concesionaria 

"LA ACTIVIDAD" 

de J. Félix Pasino 

1180, Calle Cuyo, 1180 — Buenos Aires 



NOTA. — Se manda franco por todo punto de la Repú- 
blica añadiendo 30 centavos al importe. 




DR. A. LEVINSON 

Cirujano Dentista Norte -Americano 
4» «í» 4» 

TRATA TODA CLASE DE ENFERMEDADES DE 
LOS DIENTES Y DE LA BOCA EN GENERAL 



Especialidad en la coloca- 
ción de dientes artificiales 
sin chapas por medio de 
un sistema propio y ex- 
clusivo. [ 

i 

Avenida de Mayo 890esqTacja:í 



GATH ir CHAVES 

LONDON HOSIERY STORE 
BABTOLOMÉ MITBE, 669 Y FLORIDA, 107 AL 127, BUENOS AISES 



OFERTAS ESPECIALES 



CONFECCIÓN 

Para hombre 
Traies de g'co, raHimir jaiitabía, pura laní, 8 31. CO 

Trajeo do Fa- o. casimir azul indico, » 31. CO 

P'iitalones ca Imlr famasia. 8 12 00 y 9.00 

Sobrw'odo caxlmlr negro, azul O gri8, ierro 

de lana, 8 26 00 y 21.00 

Sobre odos casimir, colores novedad, forro 

desfda g 31 Of 

Co'^rCoat casimir, id., id., id, Isna 24.00 

S'CO* I »ra fumíüor. casimir novedad, cu » i5 00 
Gran stir'idii en catimirea inj/lenes y fmvceaes i ara 
la confección d- trajea u «obreUtdos esparcíales y de 
tofhíH furnias d í/usto del cliente y á jjrecivs suma- 
mente reducidos. 

Pidan muéstrase instrucciones para tomar medidas 
Para cadete 

Trajes ca'lmir. faiiiasía, 22 00 y |7 Ofl 

Traje» casimir azul ó nt-gro.. » I9.0ü 

Sombreros 

Úneos agentes de la gran fábrl a de Henry Heath de Londres 

Galeras de ff-lpa cada una $ 24 y 16.50 

Galerías forma redomla, ^ 12 90 y 11.50 8 »0 

Gilerhas forma cuadrada $ I2.9<j 

Forma «Oiloue», ei todos colores, $ 8.50 8 

y 

F rma «Me icano», ala plana 

Ftirma «Aineri'-a' o», ala ancha, > 

Fo'ma «SHnsSoucl» (viajero) , 

Forma «Jockey» , 

Gorras de todas cla*es y forn as 
«jiran Mala» de gorras li glesas, cajlmir 

fantasía á , 

Corbatería 

Colmarlns seda, p.nove.lai c/u $2.20, 0.95y 

Renatas id id. $0 95. O 80 y 

Plaitrones id . ia.. colores clacos, cadi uno $ 
Jenne F anee (para hacer moño) cada uno 

8 0.95.0 75 y 

Moñ .8 seda c/noved- d. 8 i 20 075y....'!"i 

Nelsoníi. úUii» a I ovedad. cada uno, 8 

Asotíl. (para hí-cer plastrón id » 

Echarpes seda alta fantasía, cada uno 8 8.50, 

8 00. 6 50 6 00, 3 00. 2 50 y 

Giun surtido en negro y blan'o, en todas formas. 
Cuellon de hilo i» gieaes (luiptrtados) Krmai 

úrima novedad, cada uro, 8 085 

Cubllos de hi'o fabricación nacional de todhS 

forman c/u , 

Puños de hilo, en todas formas, cada uno, » 

Frazadas borra de seda 

Recién recibida»! pronos exc^cclonales 

Para cama simple c/u «.70 6 40 4 í.;o 2.90 y $ 2.10 

Para ca'i a cauíerii c/u $ u, lO.fO 9 70 y 7.70 

Miintasfelna color c/u. 8 fi^, 10, 24 y 18.5o 

Mantas lana Inglesas c/u. $ 35,. 29, 24.60 21, 18, 

16 y 10.00 

Acolitha'los de plum» IngUsas de satiné c/u. 

8 24, 20 to y 14.00 

De Sít'né centro seda 8 12, 26, 21 y 20. tO 

De 8 da (un lado) $ 5i. 48. 43 y 33. rP 

Todo seda 8 53. 62 y 48.00 

l*uñueloM aiffodoii col'r y b.anco: 

Para hombre la docena 8 2.4* y i.SQ 

Para señora la docena 8 ^-'O, 2 20, y 1.50 

D« liilo hian'O vainillnrioH: 

Para nombre la docena 8 24 18 1' , 14, 12, 11, 

8!0 7 60 y eco 

Par* sei^ora la docena 8 8 50 8 y 5. 50 

Ds hi o y seda col<re8 novedad 



7.50 
7 50 
8.00 
7 20 
6.50 



0.95 

060 
r.60 
0.4C 

50 
O 30 

1 70 
I 80 

0.95 



70 
0.95 



Bonetería 

Medias algodón negras para hombre el par 8 0.60 

Medias bordadas Seda > 0.8O 

MeUias ex'ra cuchilla seda para h. mhre » i.bO 

Medias hilo C'co la negra extrtflua para 

Loiiibre82.t0 1.75y i.fQ 

Mentas merino iiiKlecas p»ra hombre » 0.75 

Medias lana iieeras, para honnbre 8 1.7ft,1.50y 0.95 
Medias aUodón negras para s ño a (cíate 

especial) el par > 0.90 

Camisas blan<-a» parsv hombre pechrra corta 

^/p. c/u. 8 650 4.2o 2 1-0 y 2.35 

Camisas blama» c/p. para hombre 8 6 76, 

4 55, 3 10 y 2.50 

Camisas blancas para irac pesos 6.40, 

'" 5.2üy 4.90 

Camistta á la crlmea fraiieleta color cou ó 

sin cuello c/u * 2.Í0 

Id. la Oxfoidd. Id > 3.00 

Id. Id. Zrphir Id. lo > 3. 00 

id. id. f auela Id. coa ó siu cueilu c/u. 8 6, 

4fc0\ 3.65 

Id. lil. Z pll< y seda id Id ^ 3.90 

(Jurdintsde sena p ra can Isüs c/u » 0.25 

4 MiniHetiiH para hombr» algodón c-ndo c/u. » 1.75 

Id. M. pur>t lana c lur r/u 8 " 75 5 25 4 6' y 4 25 

Id. Id lana y seda Id Id 8 «20 !» < 0. 8 76, 7 y 6.60 

Id. Id. 1 na (ífls id. 8 1 50 G.IO 5 50 y 5 00 

Id Id. seda cruiia (íXtro) c/u • (1.70 

4-alzoncilloM id. id. I<.... » 11.70 

Id id. tana pura color I . 8 <'.76. ^¿5 4 76 y 4 25 

I 1. id. Id Id gris 1 1. 8 6 7J 5 75. 6.50 y 5 25 

I>1. ia. la'iay s dacolur Id, $ 9 UO 9.^0 8 76y 7 00 

■•yjMMiMS fifineleta color c/u » 4 30 

C.l.onclllos Id Id. Id 2.45 

Id. klgodf'n a-argado Id » 2.25 

Id. zepLlr lolor id » 2.25 

Calzado norteamericano O 
Karca Hanin &. Son, New York, para hombre 
Botfnts ihurol cou cordones ó botou«8, el 

par 8 20 50 

Id cabritilla ><ctiaroiada con botones > 20. .^0 

II btcerro color, con cordoms ó botones» 18 50 

Id. rabrí I 1.1 n gros en botones » 18 50 

I<l. BoK Ca'f negios, cou coidon> s ó bolones > 18 60 

Z:ip»ios ciíaioi » 19.00 

xd be:erro color, » 18 00 

Id. cabrl illa. Lípros » 18.00 

I ara xe'htra - Boias charol taco Luis XV, 

lindus moíie o.- 8 21.00 

Id. id. tar-o inglés id . id » 19 50 

I 1. cabrl illa, lacu Luis XV, puniera cbarcl » 19.50 

Id. id . taco inglés, id . id.,. » 18 OO 

Adcrrtimos al público gue el calzado americano que 

. ofrecemos es en todo c ncpto LO MEJOR QUE SE 

"fabrica en el mundo, üm' "■ ""■ *-.\. 7' 
Calzado ing.és, para hombre 

Botines de charil con botones el par 8 '7.00 

Ii.id. bec«fr> negro » 17 00 

Id. id cabritilla i.eero » 17. O 

II Id Bo» C«lf (á la prusiana) » 17,50 

Ztpatos ch t ol par» baile el par 8 9 80 y.... » 7.70 

(.mn Malflo de botln*s charol cab itilia, becerro 
color y negro, fo-masdel pai*; precios íin compe- 
tenc'a. G an 8»Ido de calzado francés para señora, 
•^e 'odas f rmas. 

Zapatillas charol el par 8 9-80 

» cu ro color el par 8 6.00 y 4.70 

. fieltro forro raso el par » 3 30 

» > » lana > » 3..^0 

» » » » » » 2.90 



Paia hombre la docena 8 32 16 y 8 I4-00 

LA MEJOR GARA.NTIA para el comprador es nuestra condición de devolver el 
valor pagado si la mercaderfa comprada no fuera de su agrado, siendo por nuestra 
cuenta los gastos de transporte que se originen. 

Expediciones á provincias y campaña, franco de gastos de embalaje 



'J 



Ofertas Especiales 

GARANTIZAMOS QUE LA PERFUMERÍA QUE OFRECEMOS ES LEGITIMA 



Roger y Gallet 

L'X'lones sartllaa, frascos reioados $ 1.65 

Lociones qninlae y qulüqiiaa » 1.40 

Extractos Fíoreata > 2.45 

Extractos Brajóre, Giroflé, Oicaadér, 'wkli 

Flower » |.80 

Jaoouei vera violeta, Baaquet, Peau Edpa- 

gne, Díamela, Delicias » |.80 

Atkinson 

Colonia Atkinson, frasco chico $ 1.25 

» » • m<>d ano > 2.05 

» • 380 gramos, frwco grande » 4.1 i 

• » 665 graoioií, fi-asco litro... » 8.20 
Verltable E tu de CjI .gne. frasco inadlano.. .2 95 

• » » l/ü Uro . 53j 

» » » 1 lUro » 10.55 

Lociones nutritiva esaaeia», S íau., fraseo 

redondo a I 80 

Lociono!» Aqulaliie, fraiCo cuadrado .'.'.'..'.'.'. » 1.60 

P.tsta üherry toj.h Pascb, caja d) vidrio.... » 1.20 

Boarjois 

Colonia Bonrjols, frasco cuadraio, modelo 
meiliauo a 5. 

Colonia Bourjols, fraseo cuadrado, nao lelo 
grande > 9._ 

Lociounií surilda», esea,:ias, frasco redondo, 
modelo granle > 1.70 

Lo Iones «unidas esencias, frasco cuadra- 
do, modelo chico » 1.05 

Ex racios Manoa Le<C4Ut, frasco finttsía, 
modelo m 'llano » 2.25 

Estricto* Prl la Vioieti, frasco fantasía, 8 
tamaños 8 2.05 y 1.80 

Extra -.10 Senteurs a'Siloiropc, frasco de fan 
ta-tia, modelo me lUiio , 1.80 

Extractjsituitidos, frasco de crUtal en cajitas > 2.73 

Finand 

Loción qnlnlne, frasco redondo, modelo 

grande ff I 50 

Loción qalnine, frasc^» redondo, m.-delo chico > 0.75 
Extractor Preciosa Vio eta, cuadrado, mo- 
delo meHtano * 2.15 

Extracto» Tréifle Roval. Cydalise, L>urlan 
ne, La NjvU y Exposl lón > 2.30 



Guerlain 

Colonia Ambree, frasco cuadrado, modelo 
mediano ^ 2.90 

Colonia Ambreo frasco cuadrado, modelo 
grande > 5.83 

Extractos surtidos, frasco cuadrado, modelo 

grande > 3.05 

Jabone) Sierra Morena > 1.60 

Poiooi para quemar, Baume de Jnuée > 2.35 

Dr. Fierre 

Agna dentífrica, frasco chico $ 1.85 

» » » mediano » 2 95 

» » » grand- » 5 90 

Polvos dentífricos Corall, 8 98 y o 60 

> » qulut^ulua, 8 0.96 y » 0.60 

Gosuell 

Pasta dentífrica cherry tooth paste, caja loza 

cUra 0.90 

Pasta dentifiica, caja madeía oscuia > 1.05 

Gath 7 Chaves 
Lociones esencias s-irtidas, frascos cuadra 

dos. modelo grande ^ 

Lociones Uju>{uei Aioalla fr«Bco redondo, 

nio lelo grande * 

Extractos escUi^iad suriidas, frasco cuadrado, 

moitclo grande » 

Extractos Uouquet Amalla, frasc~« cuadrado, 

modelo i(ran le > 

Polvot de arroz, surtidas es netas, modelo 

grande : • 

C lonla, extranjera, modelo grande > 

Jabonea sunldos esencias. -. > 



1.65 

1.70 

1.65 

2.70 

1.20 
2.20 
i. 10 
0.30 
. 010 

RecomnndntnoM In iierf amcrlH de naratra niar- 
cw la cnal Karautlxaiiioii rxtrHiiJrrM, fabrlcHúa 
«>xi>r«Mtu*eut« para la ca»a y de calidad exce- 
lente. 

Tjnemos el más exttnso aartldo en perfumería de 
los m^ores fabricantes fraacsses ó Ingleses que 
ofrecemos & precios sumamente bajos. 

Nuestros precios son por cualquier cantidad 



VARIOS artículos 



Juegos mesa, loza francesa decorada, 83 

^•e'»' 8 18.75 

Jueg' s mesa seml porcelana inglesa decora- 
da 83 pleia.* , 25.50 

Juejoi mesa sem! porcelaní form* Luis XV 

123 piezas > 4| 50 

Ju'ígus m-ca .-eml porcelana con enmalle y 

O' o 123 piezas > 49.50 

Ju-gos ui's* H-ml porcelana con esmalte 

uMiakm) 123 piezas «[SS.— 

Ju'gos cristal Po tieux Balón pie paja 90 

piezas ." > 31.50 

JuH)/os crl«t->l Por.leux, forma Rmtilssance 

eoptzas > 39.40 

JaeKOs Cristal Porileux rubí pie blanco HO 

p ezas > 59 40 

JueguH crtctal Portieux fljreado forma lulipa 

100 pt'Za< » 64.90 

Juegos la vatorlo loza 6 plpz-is «3 95 

Juegos liivaiorlo semí purc> lana 6 |il zas » 5 75 

Jueg * Id alia fama ía á $ 6 80. 7.50, 8 90, 

10.50, n. 12, y basta . 45.— 

Gran «uriloo en nriícnl^s de ba ería de cnclnv, 
cubierto.4, alpaca yplbt'ados, lámparas, anículos 



f n'oiados, cafeteras rnsks, j todo lo concerniente & 
menaje. 

JUEGOS INGLESES 

Foot balls 

De todas marcas: 
N.°4 (completo) $ 6,40 6.20 y 4.50 

. ,5 » • 6.80. 6.40 6.20 y 6 40 

Bladders fgjmas repuesto) N.» 4 $ 1.20 

Aparatos para ejercicio 

Marca «Ryan» (completo) c/n 



•Sandoow» 



9. - 
9.50 



Lawu Tenuis 



R^iquetas de todas marras: 

Cada una 8 19 00, 16,25, 15.20, 14 40, 12.00,9.90,7.70 
5.30 y 4.00 
Pelota» 1901, la docena 8 H 65 y 9 00. 

Bmn «urUdo ei Juegos ingleíes. Pidan detalles completos. 



Pidan nuestro Té ESPECIAL— Paquete de '/2 kilo $ 2— Id. de 'A kilo $ I.IO 

Confeccione» jjara hombren, seilnrax u viñan, corsé» Mnnfe'eria, t>allas y articulo» de bnilo. Juguete- 
ría, articulo» de bazar u /'oniaiiia. /irojiing ,,aia rédalo». Muebles de /'antania y Viena, Valijeria en ge- 
nera', ])o.ingua» y bastones, bi»u lerta, ariiculi'S pura gimt-ae/a y »i>ort. 

4'uuif|uier arlicuiu que drM«ei> |tidan itreciut*. — Uifigir la i-o»i e» pendencia á 

Bartolomé Mitre, 569 y FioHdí), 107 al m 

BUENOS AIRES 



Gath y Chaves 



¡i^^^^^^^^^^^m^^ 



m^tmr€mr€¥^€m 



1^ 



^' i 



ÍAHI TENÉIS! 




DesnatadoraALEXANDRA 



LA MÁS SENCILLA Y LA MEJOR 



PRUDEN Y HAND 



PERÚ. 437, Es. As. 



e 



m 



m 



ifi 



6ras Y Caretas 



EUSTAQUIO PE.LLICER 

PFn«rTO0 



SEMANARIO FESTIVO, LITERARIO, ARTfSTICO Y DE ACTUALIDADES 

JOSÉ 8. AL.VAREZ 
nioECTOR 



MANUEL MAYOL 



AÑO IV 



BUENOS AIPFJ-, 3 DE AGOSTO OE 1901 



N* 148 




Aun cuando más 
no fuera que recor- 
dando la inierven- 
cióii del general 
San Martín en la 
Independencia del 
Perú.— sin mencio- 
nar los lazos de so- 
lidaridad que unen 
á 'nuestro país con 
aquella repúl)Iira, 
y las recientes 
msnifeHtaciones de 
simpatía cambia- 
das entre ambas 
niciones —bastaría 
esti para exidlcar- 
se la parle que en 
liis flestas conme- 
morativas del 28 de 
Julio.— aniversario 
de lai proclamación 
de la Independen- 
cia peruana ha to- 
mado la Argentina, 
representada por 
sus más altas auto- 
ridades. 

El doctor Víctor Egulguren, ministro del Perú, habih 
repartido entre los secretarios de esiado, cuerpo diplo 
mático, y elevados funcionarios públicos, las Invltaolo- 
nes para el banquete que en la noche del .«abado anterior 
debía celebrarse en los palones del Jockey Club, y el cual 
resultó una brillante demostración de la coníraiernidad 



COMISIÓN DE PEKUANOS EN LA 
MONUMENTO 



argentino -pernana 
Monseñor Esiil- 
nosa, arzoi)i8po dé 
Buenos Aires, y el 
vlcei»resldente de 
la República doc- 
tor Quirno Co-ta, 
h.illábnnse á dere- 
cha é izquierda dtl 
doctor Egulguren, 
ocupanoo el puesto 
de honor, y los 
asientos re^tantl8 
los minlstios d e 
hacienda, a g r i - 
cultura y marina, 
varios rejjresentan- 
tes diplomáticos 
extranjeros, diver- 
sos senadores y di- 
putados, el direc- 
tor general de co- 
rreos y telégrafos 
Sr. García Fernán- 
dez, el teniente ge- 
neral Gelly y Ol)es, 
el general Garmen- 
iia, el rector de la- 
nntversldad doctor Basavllbaso; el presidente del concejo 
deliberante, doctor M. Zorrilla; el procurador general de 
la nación doctor S Kier: los Intendentes de guerra y de 
la armada; el vicealmirante Daniel de Soller, el jefe de 
policía, doctor Beazley; el coronel Domínguez, director 
del arsenal, y otras muchas distinguidas personalidades- 



PLAZA DEL RETIBO, VI8ITAND0 EL 
DE 8AM MARTÍN 




fot. de Oakas t Oabbtab. 



BL BAMQUBTB DB IiOB rBBUAMOS BN BL JOCKBT-CLpB 



SIlSTFONIi^L 



La fundítción del teatro nacional ideada por Galé y 
próxima á realizarse en el Victoria con una serie de 
representaciones exclusivamente destinadas á dar á 
conocer las obras escritas en el país, tiene medio loros 
de entusiasmo á todos esos jóvenes que, con estro 
dramático y llenos de imaginación creadora, estaban 
malgrastando sus facultades, ya en el álbum, ya en el 
abanico, ora en letrillas para el orfeón carnavalesco, ora 
en peticiones de aguinaldo para el repartidor de perió- 
dicos. 

—¡Gracias á Dios que vamos á tener casa propia los 
que vivimos del espíritu! — exclamaron al saber la noti- 
cia; y sin pérdida de momento se agarraron á la pluma 
y esta es fá'hora en que aun no se han desprendido de 
ella ni para comer, temerosos de que entre bocado y 
bocado les venga el consonante difícil ó la frase con 
que mejor expresar el estallido de una pasión_asaz 
comprimida. 

Uno de los que con más ardimiento han tomado la 
resolución de propender con sus dotes propias al des- 
aiTollo de nuestro teatro, es Alilio, un 
joven que estudia para dentista pero 
qie tiene alma de poeta y una fantasía 
con vuelos de cóndor, que le permite 
v'ajar constantemente entre el Parnaso 
y el aula odontológica. 

—Pero, hijo, — te estás matando, sin 
saberlo, con ese incesante discurrir,— le 
dice la mamá al verle junto á la mesa 
con la mirada fija en el techo y dando 
mordiscos á la lapicera. 

—No me interrumpas, porque estoy 
en lo más arduo del conflicto psicoló- 
gico que planteo— la replica Atilio con 
gesto contrariado.— La joven enamora- 
da debe extrangular irremisiblemente á 
su tío para reivindicarse. 

—¡Qué horror! 

—Y después pedir á Liborio el asesi- 
nato del fingido aristócrata. 

— ¡Jesús! 

— A menos de no 

hacer una retracta- 
ción pública de las 
imputaciones que 
lanzó contra el re- 
lojero á cuya cufia- 
da quería presentar 
como viuda de un 
corredor de frutos 
del país. Va á ser 
una escena de gran 
efecto. 

Y la madre de 
Atilio, lejos de con- 
seguir que éste dé 
una tregua á su lu- 
cha cerebral, aban- 
dona el cuarto del 
dramaturgo clueco 
para decir á la mu- 
cama: 










Dib. de Sanuy. 



( . — Hasta que yo se 
lo dií,a, no entre á 
bairer el escritorio, 
porque está mi hijo 
matando al tío de 
la joven enamorada 
y al falso aristó- 
crata. 

Digno pettdnnt de 
Atilio es otro joven 
llamado Filadelfo, á 
q u i en es posible 
conozcáis, porque 
estos días se le ve 
en todas partes le- 
3'endo una tragi-co- 
media que acaba de 
hacer con destino á 
1 o s cimientos del 
teatro nacional.Tar- 
des pasadas nos le 
encontramos en un salón ue lustrar boti- 
nes recitando su obra en la parte que dice: 

«Y fiero con mis huestes, como Atila, 
he de llenar de inmarcesible gloria 
desde el Chaco á la plaza de Victoria, 
según me lo hapredicho la Sibila.» 

— Siento que no haya usted venido an- 
tes para oir la escena del encuentro de 
Choclonungá con el Juez de Menores de 
Santiago del Estei-o — nos dijo en cuanto 
nos vio. — Es la final del acto tercero, ó sea 
el último en que aparece el cacique, por- 
que muere en el acto. 
— ¿Repentinamente? 
— No, en ese acto tercero, pero tras una 
agonía lenta, porque el juez, su enemigo, 
le convida con un chopp lleno de cabezas 
de fósforos. 
Según Filadelfo, el papel principal de 
■,u ouia cb el de la Sibila y debe ser así, porque es el que 
somete á mayor pulimento. No paró hasta que se lo hizo 
aprender de memoria á la cocinera, á la cual obliga a 
recitarlo en traje de carácter, ó sea con un cucurucho 
en la cabeza, la tapa de una olla en un brazo y un plu- 
mero en la siniestra. Por cierto que anteanoche hubo de 
costarles caro á la cocinera y á la familia de Filadelfo 
uno de los ensayos de la obra, porque como en ella hay 
que disparar un trabuco y se hizo la descarga de verdad, 
el gato se asustó, volcó la lámpara, empezó á arder la 
alfombra y estuviei-on todos á punto de perecer churras- 
queados. 

Pero no obstante estos trastornos, hijos de la emula- 
ción que despiertan Calderón de la Barca, Lope de Ve- 
ga, Nemesio Trejo y otros, no dudamos que la forma- 
ción del teatro nacional será en breve un hecho, y á ese 
fin deben encaminarse los esfuerzos de todos. 

Porque es ya hora de dar á Talía su templo propio, 
sacándola del atrio de esos otros templos en que hoy se 
la hace presidir las comedias criollas durante la tempo- 
rada electoral. 

Eustaquio PELLICER. 



ACTUALIDAD CHILENA 



Los funerales del presidente Errázuriz 



Cuando se reci- 
bió en Buenos Ai- 
res el teleg^rania 
anunciando el fa- 
llecí miento del 
presidente de Chi- 
le, don Federico 
Errázuriz, no por 
más esperado me- 
nos sentido, dimos 
cabida en estas 
páginas á las no- 
ticias referentes á 
dicho fallecimien- 
to, que comple- ^ 
mentarnos hoy 
con las notas ilus- 
tradas que del 
país, enlutado por 
la muerte de su 
primer mandata- 
rio, nos Uegan. 

Querido y respe- 
tado por todos, las 
nuevas del prema- 
turo Hn del señor 
Errázuriz, conmo- 
vieron profunda- 
mente á la nación 
cliilena, la que se 
preparo á rendir 
los últimos )• so- 
lemnes honores á 
quien tan acerta- 
damente había 
gfobernado su- 
destinos comojelc 
supremo del país. 

Cnile, desde que 
figuraba en el con- 

cierio de las na- ki. ( ai ai ai. c, i:n i. a .sai.a m 
Clones en calidad 

de país soberano, no había presenciado el acon- 
tecimiento de la muerte de un presidente de la 
república. Unida esta circunstancia á las antes 
referidas, hizo que el ceremonial fúnebre apare- 
ciese rodeado de la más severa grandiosidad. 

El poder legislativo, tomando la participación 
que le correspondía, nombró una comisiónde su 
seno para acompañar los restos del ilustre tinado 
desde Valparaíso hasta Santiago, dando albergue 




en el salón de ho- 
nor al féretro, du- 
rante los dos días 
que precedieron 
al sepelio. 

La llegada del 
cadáver á la esta- 
ción central de fe- 
rrocarriles y su 
traslación al Con- 
greso, resultó un 
acto imponente. 

Al entierro acu- 
dieron todas las 
corporaciones ci- 
viles y militares, 
en carácter uticial 
y privado, así co- 
mo nutrida repre- 
sentación de las 
diferentes clases 
sociales que qui- 
sieron acompañar 
el cuerpo del que 
fué patriota pro- 
bado y gobernan- 
te de elevados 
ideales. 

Lie vado el ataúd 
á la Catedral, ofi- 
ció la misa de 
cuerpo presente 
el arzobispo Ca- 
sanova, y después 
un enorme corte- 
jo acompañó los 
restos mortales 
del presidente 
Errázuriz hasta el 
cementerio gene- 
\i, ral, donde recibie- 
r9n sepultura. 
En el momento que se devolvía á la madre 
tierra el cuerpo de uno de sus hijos, hicieron uso 
de la palabra: el ministro, de In'dustria y Obras 
Públicas, Sr. Fernández Blantío,'á'T»ombre del go- 
bierno; el alcalde municipal .Sr. . Reyes Echau- 
rren; el senador Sr. Carlos Waiker Martínez, el 
conocido hombre público D. Pedro MoUilt y otros 
varios, enaltecien^do todos los oradores la memo- 
ria del henenu'rito estadista. 




LLKGADA DEL CONVOY FÚNEBRE Á L\' KStAOlÓN CENTRAL DE^ITds PERROCARUILES EN SANTIAGO 

Fot. de Spencer y C* y M. de F. para Caras y Caretas. 



Huéspedes distinguidos 



Ha" permanecido algunos días 
entre nosotros el señor Eusebio Ma- 
cfaain, diplomático paraguayo, cuyo 
viaje á la Asunción se anuncia para 
mañana. 

El señor MacHain, miembro de una 
de las familias más antiguas del 
Paraguay, representa á su patria en 
la capital de Francia, y puede consi- 
derársele como uno de los hombres 
de mayor valía de su patria. 

Hace algún tiempo tuvimos oca- 
sión de ocuparnos del referido caba- 
llero en t ARAS Y Caketas con motivo 
de su actuación en el congreso his- 
panoamericano que se celebró en 
Madrid, y hoy nos es grato salu- 



darle, á su regreso al Paraguay, 
á donde se dirige, dejando un grato 
recuerdo entre sus numerosas rela- 
ciones de Buenos Aires. 

En la capital de España y durante 
la celebración del congreso á que 
hemos aludido, nuestro huésped 
tomó parte en las diferentes delibe- 
raciones de aquella asamblea, dan- 
do pruebas de un gran sentido prác- 
tico, y proponiendo medidas de in- 
mediata aplicación ó adliiriéndose á 
las mociones semejantes ya presen- 
tadas, para fomentar de un modo- 
positivo las relaciones comerciales 

SR KUSEBio MArHAiN. MiNis- entre los pa íscs hispanoamericanos 

THo DELPAR-üüAY EN PAhi8 y la madre patria. 




El entierro del Dr. Torrent 



La Inhumación 
de los ^e^*los mor- 
tales del D . Juan 
E. Torrent cfectiKj 
se el miércoles aii 
te último, en el ct; 
menterlo de la Re- 
coleta. 

Detrás de la ca- 
rroza fúnebre, lie-' 
na materialmente 
de flores, y del co- 
che que conducía 
las coronas que en 
aquélla no liubíaii 
cabido, fiegiiia una 
larga fila de ca- 
rruaje" ocnpodos 
por los que, cual- 
quiera que fuese el 
grado de amistad 
que les uniera con 
el doctor Torrent, 
podían calificarse 
de admiradores de 
las prendas mora- 
les del extinto. 

En el cementerio 
y después de reza- 
da una misa de 
cuerpo presente tn 



rtrir • -^, 




AL SACAS EL ATAÚD DE LA CASA HOBTUOBIA 



el templo del Pf 
lar. fué conducido 
el féretro á la bó- 
veda, en donde fué 
despedido el cada 
ver con varios sen- 
tldfis (liscur>o.''. 

Haliló primero el 
doiior Abel liazán 
en n mbre de la 
íjuprenia Corte de 
Jusiieia, quien tra- 
zó la historia del 
extinto, en párra- 
fos elocuentes ha- 
ciendo desjniés uso 
de la jialabra el 
doctor Juan Arge- 
rich en nombre de 
la Unión Cíxica Na- 
cional el (ual en 
Concisos páriafos 
evoi ó la fítiurn del 
cludíidano (|i e aca- 
ba de fallecer; el 
Dr. M. G. Méndez, 
deletrado de los re- 
sidentes correntl- 
nos, y el Sr A 8ái>- 
chez. por el Centro- 
corren tino. 




Fot. de Caras t Caretas. 



LA ENTRADA EN LA RECOLETA 



ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE HUMBERTO I 

La velada fúnebre en la Ópera 




CATAFALCO LEVANTADO KN EL PB08CENI0, RKPRODUCIENDO EL PANTEÓN DK BOMA 



ün apiñado público, entre el que fif?t raha el presi- 
dente de Iti Itepúlt lea. el inarqué-t de Celiere, las más 
( istlngiildns familias de la o Icct vidad i'allana y no 
j ocas argefitlnas asls'tló el • ia 2 ,á la «(jlemnidad ar- 
t 8 ica celebrada en el teatro de la ()i)era, i n bomenaje 
á la memoria de Humberto I. asesinado en Igual fecha 
del año amerlor. 

El discurao, á cargo del doctor Tarn: sai, rec r ó 



nuevamente, en párrafos vigorosos, al llóralo monarca, 
alfi do iiiterrum|iido con aplausos. 

La parte mii.'^i al, queda floglal^i. sabiemlo que el 
ma stro Tosc;»nliil se encargó de sn direccióu y qn»* en 
el ,1 tom;iron pane las señoras D irclée. Pinto. D'Arnelro. 
CiKinl y Degil Al'atl. y los son ) es Uorgitil Marlaclier, 
Cari.ao, Glialdoiil, Sanmarco, Perelló, Pagaui y Erco- 
laiil. 



Fiesta de la Sociedad Dramática Alemana 



Quizás desde que fué inaugura- 
do no se había visto llena la sala 
del Odeón, de un público tan nu- 
meroso y escogido, como en la 
función celebrada por la «Socie- 
dad Dramática Alemana» en la 
noche del lunes. Habiéndose ago- 
tado las principales localidades, 
varias distinguidas familias de la 
colectividad germánica viéronse 
obligadas á subir al paraíso. 

El interés que había despertado 
la presencia del celebre actor se- 
ñor Rodolfo Máximo .Schildkraut 
explica el hecho. Dicho artista, 




su. RODOLFO M SCUIi 

Notable artista al 



que estaba accidentalmente en 
Buenos Aires, se prestó á las soli- 
citudes de la progresista sociedad 
referida y representó la comedia 
en tres actos «Flaciismann ais 
Erzieher», la misma que puesta 
en escena por él en el teatro de la 
comedia de Hamburgo, le valió 
las más calurosas felicitaciones 
del emperador Guillermo II. 

Fué, en suma, una velada de la 
que guardarán largo recuerdo 
cuantos tuvieron la fortuna de asis- 
tir á ella y la ocasión de aplaudir 
al citado actor. 




EL PROSCENIO, DURAMTB LA REPRESENTACIÓN DE «FLACUSUANN ALS BBZIEUER» 

F»t. nocturnas de Caras t Caretas. 



Carlos M. Ocantos 



Acaba de Hogar á Buenos Aires el dis- 
tlnguiílo literato arg'Mitliio don Carlos M. 
Oeauío-t secrt-t.ario de iim'stra Leg.u-lrtn 
€11 K-pañ:i yelíiuet n honroso |»ui-sio ha 
eahldo coníiiilstai- tanto en la so. ÍMl)illilad 
conloen las letras de la madre ¡lairia. Lle- 
va pnbllcailas hasta la lei ha en Madrid las 
si^nb'iiten novelas (iiie ha:i sido tíuilo i);ira 
que Valera. Perex Galdósy Pereda pi'eseii 
taran su nombre como miemliro de la 
Real Academia Kapíiñola, discerniéndose, 
le un hi'ni>r(|ue pocos iiiericaiios li;in ob- 
tenido: «León Salilivar-, -QuiíLo» «Knti-e 
do^ luces». -El Candidato .«IjM Glnesa», 
t'J'obí , Promisión', « «> isia Geroinita', 
«l'e(iueñas Miserias-, «Don Perfcto». El 
Dr. Oc nlos lleva ya 17 años de vida di- 
pliiinátlca en Río Janeiro y Madrid, des- 
empeñando la secretaría de la lefíacirtn 
argentina en ambos países ó el puesto de 




nn. CARLOS »i. oriANToa 



Encargado de Negocios. Fn Eapafia ha 
sabido captarse las >impatías de In socie 
dad ari>tocráil a. y ; u c;isa e.s centro de 
reunión de genie inlelectnal de mérito, 
entre la <|Ue hay muchos miembros do 
la SO''iedad de Escri ores y Arii..-tas, 
de que forma i)!irte. El docior Ocaiiios 
l)erjnanecerá en Buenos Aík'S tres ó cua- 
tro I eses en compañía de su distinguida 
familia 

Tenemos r«^ferencias que nos permiten 
a.seKiirar y esta es una buena noticiü qu« 
n^s aiiresur.-mus á poner en conocimiento 
de los aficionados á la literainra que el 
feñor Ocanios lien- el proyecto de pu 
bllcar una nueva novela en nuestra ca- 
jiital el iiri;iimeiito lie cuya «dun sedes 
arrolhirá en Buenos Aires. y cuya ac<l(<n 
tendrá lugar en la época conii niioiánea. 



El tenor Caruso 
68 Un honilire que 
cultiva I n sus ra- 
tos de Ocio las ar- 
tes que pueden dar 
niom<-iitos de iigra 
do á s • espíritu tan 
traliaiadó con las 
exigencias que le 
lm()0ne la dl.rla 
labor. Es fotógra 
fo es |)iiit<ir. y en 
su» horasesgrimis- 
ta. Se Complace 
muclio en la socie- 
dad de boinlires 
cultos, y con el 
pintor Tomuiasi. 
que es á la vez un 
conversador dis 
tinguidisimo, pa- 
san lloras lie espar- 
cimiento caml)i:in- 
do iinpr siones. Uu 
homenaje nuestro á 
las bellísimas con- 
curren es á U ca 
zuela de la Opera, 
que se deleitan oyendo .al simpático tenor, ya en l-i sere- 
na a de Iris, como in la-* ardoi'osas y cai)allere.scas fra- 
ses de Tusca, eu que mu sira los rtos extremos de su 
carácter a -lístico. son las fotografí:is íntimas de Caruso 
que reprodiicim )s V que han sido toin idas por uno de 
sus amlíTos. El tenor está en una. aiit'í su caballete, am- 
pliando apuntes lomados en una tarde de Paleruio á Ori- 
llas del lagj. 

Los pintores amigos suyos dicen que Caruso pinta 



Caruso cantante y pintor 




VISTA DE VKNKCIA. COPIA AL ÓLfiO ilEL TENOR CARUSO 



como ellos cantan, 
l)ero que en arte 
cada uno hace lo 
que puede y no es- 
tá oliligadu nadie 
á sobrepasarse á si 
mismo. En otra fo- 
tografía el tenor 
esiudia el «Nerón», 
que esirensirá en 
Europa á su re 
greso. 

El tenor no es 
hombre amliic-ioso 
sino de su arte, y 
las horas que éste 
no le absorbe, las 
dedica á vivir de la 
ine.i<jr manera que 
le ts dado, satisfa- 
ciendo sus capri- 
chos y hnciendo un 
poco de observa 
ción . Como Nove- 
11 i, es colección 'Sta 
de cachivaches de 
las épocas que pa- 
saron. 



— Y qué le parece el país, Caruso? 

- Bellísimo. Yo quiero á Buenos Aires como si fuese 
mi patria, y ine parece que estando en él no he salido 
de llalla... 

-^Sí... pero es triste y monótono. 

— Usiedes hal)l;iii siempre así, d- satisfecbos que c^tán. 
Mire, si yo no fuer.-i tenor, me quedaba en Buenos Aires 
como s ' quedó (d viejo Lelml... Ese sí que entendió la 
vida... Se casó aquí! 




CARUí'O PINTANDO, ACOMPAÑADO 
DKL. ARTISTA SR. TOMUASt 



BOCETO PP HKTlMTi» AL OLEO 
FOR CAROSO 



CARUSO ESTUOTANDO 
KL «NKRÓN» 




— (jní';-:.« qii<' pitemos un cigarro á mellas, ñato? 
Xo ¡(juerer. . cuando ando ladrando'é ffanas 
(U'iiilr ayer! 

— V por qué no pitaba», entonces? 

— Vo ti ha))i'e ver pitando sin cigarros y con un 
solo fóf.iro y mojao de yapa? 

— Mlrá. Yo ti ngo un cigarro y ni un foforlto. 
Ia> pitemos á medias, qiieris? 

— Df juro! Y quen vá á comenzar? 
El dueño del cigarro... claro! 

— Y por que no ha'iser el dueño, él fóforo ¿ded? 

— Porque vos no podí» pitar sin cigarro... 
XI vos sin fóforo, cliel. .! 

— Pero le puedo pedir Juego ¡i otro y ya'stá . ! 
-Tenis r.TZiin! Empezamos .? 

— Dlanclies de fóforo, que no (juere arder ni á 
pnlo.s! 

.-Déjalo; no lo forzís; qu'el amor jia que no 
tuerza, quere más maña que Jucrza! ««abls? 

.Si sos tan sabido ¿qul remedio le haecs pa la 
u)0)it'luríi? 

Lo refriego dcsp.ielto en las asentaderas pa 
que se caliente y cuando estiV glleno, di un re 
penlele doy un refregón. Jefe, con ra la jiailer y 
zas... míralo ardiendo como un horno! 

— Qué sos diablo! A mi se me descabeZ'tn no 
mas Ya está prendido -Sabls (jue e« giteno el 
tabaco, cliei? 

— Y ci'nno i sabi-r Si no convidas con una cbu 
)i:idita? 

— A^'iiariln^te: Ti dicho que la ¡diada es á m 
diiis... 

— Es ([ue ^e mi hace agua la boca é ganas! 

— MirA qué parada y (jué desplante tiene aipiel 
V luilii lite que esiá allí. ¿IjO vis?- 

— Si. pero yo <|uero saber cuando lle^ra mi pita 
ila por que el cigarro vA de medio día p.-r abajo! 

<¿ué í«os son -o! .Vo sabís lo qn,e es pitar á 
ni«'(lias. cliei? ' '• .> '^ " . 

V cómo no! Uno pita una mita ^ la otra él otro! 

— Qué atrasa o estAs! Eso era en el ,o¿rc?*Íglit>-y 
agora es -otra la moda! 

— Cómo es chi'i? . , ' 
—Agora si usa que uno pite y él otro eg<;iiVa- 

Escu]m' vos! • • ;. , \l'. ■ vv , '■ 

— La cara ti di- escu4>ir, sin ver}f(lt>'iiiKa! Ya 
Veris! . " ' 

Xo te enojís. hombre! Es una chacota Ya ti' 
Uegar.-V el turno! 

— I'ero cuando? 

— li > qiie(ieiitrísde vigilante y estis deservicio: 
Entonces pudrís hacer tu pitada.... 



Li;i3 CllALAIíD. 



l'ih. lie < 'nitro h'iiera 



CARICATURAS CONTEMPORÁNEAS 

Dr. WENCESLAO ESCALANTE, por cao 




De nuestra Agrriciiltura se ha encargado 

y aunque es á la guitarra aficionado 

ha de ver que no marra 

aquel dicho afamado 

que afirma que otra cosa es con guitarra. 



En el Asilo de Mendigos 



Hace pocos 
días se efectuó 
una interesante 
fiesta en el Asilo 
de Mendijfos, á 
la que asistieron 
varias de las fa- 
milias más en- 
cumbradas de 
Buenos Aires, 
muchas de las 
que con su a\'uda 
pecuniaria con- 
tribuyen al sos- 
tenimiento de la 
institución, vién- 
dose unidos en 
tal momento pro- 
tegidos y protec- 
tores, los últi- 
mos de los cua- 
les pudieron dar- 
se cuenta de los 
beneficios que 
en una ciudad 
como la nuestra, 
donde si la opu- 
lencia es grande 

la miseria no es menor, presta un establecimien- 
to como el mencionado. 

Dicha tiesta da nueva actualidad al asunto, 5' 





■'■w jHHfe^ t' .^.^ -^. y 


' ' ■• ^'4' ■#"-l*^-. .' j^'¥"-—~ - 


>*Ji^_ 



Salón de ancianas imi'ediuas 



los vencidos, de 
los que llenan 
aquella enferme- 
ría, donde se am- 
paran los invá- 
lidos, de la lu- 
cha por la exis- 
tencia. 

Al costado de 
la Recoleta, cer- 
ca de la man- 
sión del eterno 
reposo, y frente 
á la Avenida Al- 
vear , donde la 
sociedad osten- 
tosa bulle y se 
agita, álzase el 
Asilo de Mendi- 
gos. 

Como en todas 
las grandes po- 
blaciones, 1 o s 
que son arranca- 
dos del lodo de 
la calle, estatuas 
vivientes que 
adosadas á un 
muro, con mecánico movimento imploran la ca- 
ridad pública, al ser conducidos al refugio donde 
tendrán el pan seguro y el techo que los cobije, 




DüKMITURIO DE ANCIANOS 

aunque del mismo nos ocupamos hace tiempo, 
hoy ampliamos la nota completándola. Por otra 
parte, esta es una actualidad que tiene tanto de 
permanente co- 
mo de triste. Re- 
novada de conti- 
nuo la resaca hu- 
mana que arrojan 
á aquel hospicio 
las tormentas de 
la vida, nuevos 
individuos I 1 e- 
nan sin cesar los 
huecos produci- 
dos por la muer- 
te, y en aquel 
amplio recinto, 
más triste que 
un hospital, aun 
cuando en él no 
faltan la luz ni 
la alegría de los 
árboles frondo- 
sos, el ánimo se 
oprime, hoy co- 
mo ayer, viendo 
esa que puede 
llamarse «actua- 
lidad eterna»: el 
montón siempre 
en aumento de ialleu de 




Dt KMITORIO DE MENOHE8 

protestan y claman por lo qi e conceptúan su li- 
bertad perdida. ¡Chocante libertad! Pero al fin se 
acostumbran á aquella reclus.ón, más agradable 

que la errabunda 
é insegura exis- 
tencia por que 
atravesaron. No 
son pocos los 
que por propia 
voluntad, d e s - 
amparados, sin 
familia, sin re- 
cursos de ningu- 
na especie ni 
medios de sub- 
sistencia, desean 
ingresar en d 
establecimiento. 
Actualmente se 
hallan en él 500 
hombres y 400 
mujeres, atendi- 
dos unos y otras 
por las herma- 
nas de la cari- 
dad. 

Sostiene la ins- 
titución nuestra 
municipalidad, 
eficazmente ayu- 
dada por la so- 





ASILADAS CIEGAS, CANTANDO AL ARMONÍÜM 



LA ASILADA DOÑA MARÍA 
VIUEE 

Una de las primaras cantatrl- 
C' 9 que vinieron á Buntios 
Aires, actnsilmenie profeso- 
ra de música uel asilo. 



ciedad Hermanitas de los Pobres, quien solicita 
donativos de las familias pudientes. Preside la 
comisión administrativa el doctor Leonardo Pe- 
reyra Iraola, y figura al frente de la sociedad 
antes ahid'rla la 
señorajosefa Ez- 
> curra, g 

Laoor merito- 
ria es la de sos- 
tener nn asilo 
semejante, que 
responde á una 
sentida necesi- 
dad social 

Si bien Buenos 
Aires no figura 
en la estadística 
de la miseria con 
;Ías enor.. es ci- 
feas que París y 
Londres, y con- 
venido que en 
nuestro país la 
vida es más fá- 
cil para las cln- 
issés pobres, no 
í'hay que echar 
fien olvido ciertas 
í<;bndiciones pe- 
culiares de nues- 
tra. pobiaciiHi. 
-. Incesantemen- ^^ ^ 

te renovada ésta, 

rcoii una constitución sociológica singular, y for- 
•mando la masa inmigratoria una respetable can- 
tidad de «hombres solos», que no constituyen ho- 
gar, en espera tal vez del próximo regreso á su 




patria, ó de la fortuna sin la que no se atreven á 
constituir un hogar, mil impensados obstáculos 
se oponen á la realización de sus proyectos. Y 
vienen las largas enfermedades, ó el cansancio, ó 

la falta de fuer- 
zas; acaso la de- 
gradación y el 
alcoholismo : y 
no queda hori- 
zonte á donde di- 
rigir la vista y 
sólo el pavoroso 
fantasma de la 
muerte, la con- 
sunción, el suici- 
dio, son los com- 
pañeros de los 
días sin pan y las 
noches sin lecho. 
Si no los debe- 
res más elemen- 
tales que exige 
el gobierno de 
la comuna, laca- 
ridad cristiana 
hubiere bastado 
para descubrir lo 
que apuntamos, 
y crear el asilo 
para mendigos é 
incurables. 

KL)uK En el que nos 

ocupa, forman 
los ancianos la mayoría de sus huéspedes, sin 
que por eso falten jóvenes impedidos para pro- 
veer á su subsistencia, tales co no las niñas que 
cantan en el coro, infelices atacadas de ceguera 




AbiLAJ>US TuUAMUU EL bUL EM UMA L>E LA» UALIsltiAS 



incurable, y dos 
de lascuales han 
aprendido á to- 
car el óry^ano en 
la hospitalaria 
casa, enseñadas 
por otro cieoo, 
de apellido Pé- 
rez, el cual per- 
manece desde 
hace más de 
treinta años en 
aquel luy^ar. 

El reo^imen in- 
terno establece 
el sig'uiente or- 
den para las co- 
midas: á las nue- 
ve de la mañana 
se sirve el al- 
muerzo, el té alas 
once, á las tres 
de la tarde la co- 
mida y alas ocho 
de la nocheel ca- 
fé, después de lo 
cual retíranse á 
sus dormitorios 
los asilados. 

El único taller que existe es el de costura, don- 
de se hace casi toda la ropa délos que en el es- 
bltícimiento recoge la candad. 

Como en la sección de mujeres no existe jardín, 
éstas salen en las horas del sol, á una terraza 
cubierta de cristales. Y hablando de las asila- 
das viene á nuestro recuerdo el nombre de una 
de ellas, no desconocido seguramente para mu- 
chos de nuestros lectores. 

Nos referimos á la en un tiempo celebrada can- 
tante de ópera, María Videe, quien se halla desde 




EN LA TEUBAZA CUlilKRTA 



hace tres años 
en el asilo. Esta 
anciana — hoy 
cuenta 60 años 
de edad, — hizo 
en otro tiempo 
las delicias del 
público asistente 
á las funciones 
del teatro Colón, 
juntamente con 
el tenor Lelmi y 
el barítono Ci- 
ma. Contratada á 
la edad de24años 
para cantar en 
América, estuvo 
en Lima, pasan- 
do después á 
Chile y más tar- 
de á Buenos Ai- 
res. La pobreza 
consumió el fru- 
to de su labor, 
y tuvo que des- 
prenderse hasta 
de los regalos 
obtenidos en sus 
beneficios, vién- 
dose obligada finalmente á ingresar en el Asilo 
de Mendigos, donde canta con la hermosa voz de 
soprano que todavía conserva, los solos en las 
funciones religiosas. Dolorosas historias podrían 
escucharse, semejantes quizás á la de la anciana 
artista, de boca de algunos de los asilados. Mu- 
chos de ellos parece que nada tienen que contar 
y como si se hubiese borrado de su memoria 
el recuerdo de los tiempos de miseria, limpios 
y sonrientes, juegan á la lotería en las horas de 
esparcimiento. — Figakillo. 




SkS mA LlOS . Ji'WhKA I . ,,,,A, lili. 

LKO^AUUU PKHKVltA lliAOl-A 



Jh>t. de Cabasút Caretas. 



i;ii:nia J)K i.» sucikda ii, \ .--km ■ui'.-- ( 

' lliLli't;-A. LLAVALLuL, UE_LA COMISIt 



IKlx.N .i QUKHAI)\, DOCTOR 
N AUMlNlUiKATlVA 



Lo que son las cosas... 



— Decíme, che Juan, desde cuándo acá con 
tanto retintín y floreritos y pistolas vos? 

— Qué querés?...Las mujeres! 

— Las mujeres?... Avisa si Li has vuelto loco!. ..Si 
sos un chico, si recién empezás á gatiar y ya 
querés salir corriendo! 

— Vos siempre sermoniador y amig-ó de ag^a- 

rrar por el pior lao No es cuestión de calave- 

riar ni de cosa mala.... L'único qui hay es que me 
anda gustando una morochita 'é buena familia y 
que en cuanto consiga unos pesos la pido y me 
caso. Mientras tanto, voy juntando lo que pue- 
do pá la casita 

—Qué me decís?... Ti andas por casar?... Vos!... 
Pero si no tenes en que cáirte muerto!. ..Cómo dia- 
blos con los cien pesitos que á lo más juntas un 
mes con otro, vas á mantener mujer?...— Mira, bo- 
rrego, créme á mí que soy zorro viejo... No ti apu- 



un ángel!... No lo digo por la tuya, pero... cremeE 
Si pasas el puente ya no ti agarran... Y por 
qué? — Porque, hermanito, uno si asusta del gas- 
tadei^o, de los compromisos, de la caterva 'é mu- 
chachos que se vien'encima, sin contar con que 
la comadre puede salir comadre y... 

— Ya sé!... Ya sé!... Todo'eso no lo inoro, pero 
también sé qu'el que no si arriesga no pasa el char- 
co... Qué querés?... Mi china... Pero, quécasuaiidá!.. 
Mírala, ayi viene... Ves ese cuerpilo cimbreador, 
esa carita de ángel, esos ojitos negros que pare- 
cen mirar desde el otro mundo como la Virgen?... 
Pero, che!... Con quién si ha parao á conver- 
sar?... Y dale!... Con un viejo paquelón, antipáti- 
co á'tracarle con un palo, que siempre lo encuett 
tro en el barrio!... Y no le suelta la mano!... A 
vas á ver, hijunaperra!... 

— Eh! no corras, hombre!... Espérate!... no te di 





^rés... Tenes tiempo pá malos ratos! Trabaja, di- 
vértité, aprovecha la vida, no siás sonso!. ..Mira 
que después v'á ser tarde!... 

— Pero che. Rivera, cosa rara!... Más di una 
ves, antes, cuando'sabPa di alguno como j^o qui 
andaba festejando, pensaba lo mismo; y aura, en 
ocasiones, se mi atraviesa que casarse es muy 
serio... Sabes?... Pero, che, cuando veo á mimoro- 
cha, tan donosa, tan buena, tan seriecita con su 
cara 'é santa, qué querés?... Hemos hablao de que 
somos pobres, y ya sabe que no habrá pá lujos... 
Si la oyeras, tan rasonable, cuando hablamos de 
arreglar el departamento!... Linda com'un sol y 
buena como mi madre, quién me v'hacer más fe- 
liz?... Y' qué me'importa, últimamente, no farfiar 
ó no ir al tiatro, si en cambio la tengo á eya? 

— Cuando digo que sos un chico!... Y pá mejor 
ti has dedicao al romanticismo!... M'hijito, no erh- 
bromés!... Yo conosco lo que son mujeres. Bas- 
tante las lie rondao cuando era como ves, y por 
milagro mí escapé de cair en la trampa!... Siirá, 
á ios disiocho no hay piruja que no nos praezca 



je?... parece que hubiera adivinao!... Aprende lo 
que son mujeres y vamonos!... 
-—Que me vaya?... Pero ti has vuelto animal?.. 



Cuando Juan llegó á la esquina, la morocha 
estaba sola, y sonriendo, con el amor en los ojos, 
le estiró la mano... El, verde de emoción, se la 
tomó con furia y le dijo... 

Ella lloró, lloró mucho, allí mismo, en la calle, 
después que Juan se fué. Al otro día éste supo 
que el iñejo paqnetón era el padrino de su no- 
via... Pero la criolla no perdonó. 

—No le dije?... A la mujer hay que entenderla, 
y vos sos un chico, tuavía, Juan! exclamó Rive- 
ra sentenciosamente, un mes después, al verlo 
flaco, paliducho, macilento... Espera unos años!..- 

Carlos CORREA LUNA. 



Dib. de Villalobos. 



Páginas artísticas 




Estado de sitio, por Fortuny 



LA PLATA 

La fiesta del árbol 




EL LUGAU DE LA. FIRSTA 



S'imamptite animnda resultó la fiesta del á bol en La 
Plata Unos ciiu-o mil ■■iliiiiuios rte la escuelnsai-u Ueron 
á ta p'íizn flr> Arni-ifi iiiir-ir (le-ipn;ulo al ef'octo. A fuyo 



e! intendente doctor Lascano y el doctor Jnan A. Martí- 
ni'z, en noinl)re de la comisión loca!. P óxlmnmente 

2.000 iiiñO' i)l:intaroii sus corri'spondiciito» ¡írlioles; sien- 




MNAb V NINOH CAKTANüO EL UIMNO 



respetable contingente hüy qne añadir, la^ autoridades, 
bu>n núiiifro de seiViras y señorlinf» y el pueblo. 

Des|iii-s (le oiilo el himno n:u-ional, q'ie tocó la banda 
de p>>licii pronmiciüron discursos iili.sivos & la tiesta 



do despnds obsequiados con bombones, y el doctor Trigo - 
yen. sus acoinpañames y los miembros de la comisión 
fueron obseciuiiidos con un lunch que se habí» p.ep»- 
rado en 1 1 unsiiiO lugar de la tiesta. 



i 




LA «JUMISluM ¡m EL PALCO OFICIAL 

Jtot. de May er para Caras y Gabetas. 



CORRIENTES 

Reconstrucción de una línea telegráfica 




Lo? tt;léír;if(>s ut; ia H i)ui)ii(.-a, que son ya una red oue 
da cubre casi por compleío. euipezaroii á construirse 
-con premiira y se atendía en su construcción in.is á la 
celeridad que á la solidez. II' dándose á vr casos de que 
un leléííralo queiialia funcionando casi slinultánenmentc 
■con la !ipri>l)ación did proye lo de su construcción, 
l'oco á poco la Dirección gi-nera! ha ido corrigiendo los 
•defectos inlier-ntes & la precipitaci<^n recon-siruyendo 
ilíueas ó cainliiando su material, y hoy y;\ puede decirse 
con verda I (jue «1 teU'grafo e-< apto para llenar sus fun- 
ciones y suticienteineiito sóli(lo para permitir serias 
€co lomia-t en su mantenimiento. La línea telegráíiea de 
'Sanca Ana, en Corrientes, estalla expuesta constante- 



mente á Interrupciones ocasionadns por las inundacio- 
nes en l-i época de Us lluvias y la Dirección general pro- 
cedió á reconstruirla alzándola sobre sólidos posies de 
qu< brüctio colorado que resisiier.-in á la violencia dr laa 
avenidas. Hoy la lín a á cuyas obras de reconstrucción 
se retieie la fotogr.ifia que acompüña á esta iiotiria, 
tiene todas las condiciones de seguridad y nolidez apete- 
cibles y quedan suprimidas las interrupciones que 
tenían consianteineute en las pizarras de liis oHcIna.o el 
nombre de Santa Ana con el agregado «mal», liatilendo 
llegado á hacerse refrán entre los telegrafistas semejanto 
estarlo, pues decían de alguien que i>o tenia compostura: 
—¡Ese anda peor que la línea de Santa Anal 



TANDIL 

Las fiestas del Carmen 



Todas las clases sociales de esta ciudad tomaron parte 
;«1 domingo ül de iiilio en las fiestas que en honor de 
Nuestra >eñora del Carinen »e celebraron en el templo 
parroqulir cointkuyiiudo un acontecimiento digno 
de mención por el i)riilo y brillante/, con que se realiza- 
ron. A las 10 a >n. empezó la misa, y ya pocos momentos 
■ante» er. ca-*i imposible penetrar al .^agrado- recinto por 
el gran gentío (|ue lo invndló. \ las 3 de la tarde se 
puso en marcha la procesión con la banda de música y 
colegios paniculare*. I 'a acompiíñada en el trayecto 
■alrededor de la plaza Independencia por un buen nú- 
mero de concurrentes. 



Por la noche fué también bastante notable la conen- 
rrénclü que acudió á la plaza para presenciar laq^icma 
de los fuegos arilticiales. que fueron prendidos á las 
7. .so. resuliando muy vistosos y bien comblnailog. 
Entusiasmó al público la hiibilid.ad de los i Iroiécnlcos 
que los prepararon y se les rc|iuta los inejoros que hasta 
hoy se hayan visto en aquel importante pueblo de 
nuestra oimpañn. 

La comisión org;inlzadora de los festejos la compo- 
nían los señort 8 Jacoi)o MartliK», Jenaro Gazzauco, José 
Saltriio, Ángel Lopolito y Antonio Alitta. 




LA PKOCKSIUN UEL OAKMKN EN_t,A. PL.AZA 1NI)E1*KNÜKNC1A 

foí. de /6oí y Caras Y Caretas. 



Portfolio de curiosidades 



De las imág'enes de 
la Virgen del Carmen 
que hay en Buenos 
Aires, es indudable- 
mente una de las más 
antiguas y de las más 
curiosas, la que i'e- 
producimos, que per- 
tenece á los descen- 
dientes del señor 
Francisco Mariano 
Guerra, vecino qu< 
fué de esta ciudad cu 
los comienzos del año 
1600. Es de las llama 
das quiteñas^ porque 
eran fabricadas en 
Quito, en el Bajo Pe 
rú, y mide un metií 
y veinticinco cenl¡ 
metros de altura. Se 
encuentra vestida con 
costosísimo ropaje, y 
el niño que lleva en 
sus brazos es obra de- 
Becerra, famoso es- 
cultor español del si- 
glo XVII, del cual 
no iiay muchos tra 
bajos en América, 
pues siendo reputade) 
en su tiempo como 
una eminencia artís- 
tica, se hacía paga! 
sus obras á precio- 
que no estaban al ai 
canee de los pobres 
buenos cristianos de 
las colonias. La ima- 
gen fué traída á nues- 
tra catedral por el pri- 
mer obispo del Virreynato Monseñor Pedro Ca- 
rranza en el año de 1623, durante el gobierno de 
don Diego de Góngora. El mayordomo de la co- 
fradía del Carmen don Francisco Mariano Gue- 
rra, fué á Roma en el siglo XVIII y consiguió del 
papa Pío VI el Breve Apostólico cuyo peroami- 
no está agregado al expediente que de Roma pa- 
só á Madrid y de esta ciudad vino á Buenos Ai- 
res, concediendo su pase el virrey don Antonio 
Olaguer Feliú y Ileredia. Al pie del decreto se 
ve la firma del notario don Gervasio Antonio de 
'Posadas, que años más tarde fué jefe del triun- 
virato y primer director de las Provincias Uni- 
idas del Río de la Plata. Esta imagen fué luego 
¡retirada de la Catedral por el señor Guerra y tras- 
ladada ■' """ '- ■ ■ '"" -■'- "'"u^c'rdo^o ir;'is 




LA IMAGEÍI MAS J^NTIOt'A 
EXISIENTK EN 



tarde por él una ca- 
pellanía cuj o usu- 
fructo tiene actual- 
mente la Iglesia de 
Monserrat. El culto 
de la Virgen del Car- 
men es uno de los 
más generalizados en 
Buenos Aires y anual- 
mente se celebran 
fiestas en honor de la 
Virgen que casi for- 
man un rasgo típico 
de esta ciudad. La 
plazoleta de la anti- 
gua capilla de Bola 
de Oro, en la calle de 
Córdoba entre Para- 
ná y Callao, es en el 
mes de Julio propie- 
dad casi exclusiva de 
los fieles que ha- 
cen en ella su rome- 
ría. Allí acuden los 
habitantes de la Ita- 
lia Meridional, que 
son sus principales 
devotos y pasan una 
semana entera de fies- 
la. Concurren bandas 
nülitares y particula- 
res, se arn.an tende- 
jones para ventas al 
menudeo, y la tran- 
quila calle pierde su 
aspecto ordinario, 
transformándose en 
un animado centro- 
de diversión. Por la 
noche se hace gran 
iluminación y se in- 
cendian fuegos artificiales, espectáculo que acu- 
de á presenciar numerosísimo pueblo. Este año 
las fiestas fueron excepcionales por su anim.a- 
ción y lucimiento, asistiendo á ellas el internun- 
cio apostólico Monseñor Sabatucci y las más 
altas dignidades de la iglesia. A la imagen anti- 
gua le hicieron los descendientes del señor Gue- 
rra una lucidísima fiesta, diciéndose una misa, 
en el santuario que le está destinado, la cual 
fué escuchada por distinguidísim.as familias. 
La imagen histórica debiera tener ya su altar 
propio en alguno de nuestros templos, pero la 
familia que la posee la conserva como una reli 
quia y no quiere desprenderse de ella. 



nK I.A VjrGFN DEL, CAhMEN 
BUENOS AIUES 



Jf \N DE r A Cruz. 












PEKiiAMlNU CU.N UN liUKVK UKL PAI'A piü Vi líEFEBENlE k LA VIKGEN UEL CAHMEN 
tot. lie CaUAS y CARETAS 



Desapariciones 





COEO DE DESAPARECIDOS 

—El robar á una niña agraciada, 
modesta y honrada, 
de aquellas que sueñan 
de noche y de dia 
con que alguno las h» dé reliar, 
no 68 tarea difícil. Por eso 
y por otra razón de gran peso, 
como lo es que los viajes enseñan, 

ya no hay que dudar 
y á la mía, á la mía. á la mía, 
la quiero enseñar, la quiero enseñar. 



LA PBSQUI.SA 

—Hoy sin «er mirado no queda un rincón. 
A los que se han ido ya no encontraremos. 

Conque descansemos 
hasta la futura desaparición. 



—usté es raptor. 

—De serlo me enorgullezco. 
Y me pongo á sus órdenes. 

Se lo agradezco. 
—En «de8aparlciones> soy hombre ducho. 
LOS PERJUDICADOS porque es una materia de que sé mucho. 

—Pues pruebe usté al Instante ¡y á ver si q nit 
—Nuestra hija ¡Ingrata! se marchó con uno. esta mancha tremenda de mi levita! 



CORO DE DESAPARECIDAS 



—Ya que eso de fugarse está de moda. 

fuguémonos también. 
La raptada transforma al escaparse 

sil vida en un edén. 
La soltería larga nos aburre 

¡no nos ha de aburrir! 
El invierno, el peligro de la fuga, 

todo convida á huir. 
Un amante rendido nos esoera 

amartelado y tiel: 
él nos pondrá en los cuernos de la luna, 

de la luna de miel. 
Es la emancipación del sexo débil 

nuestro bello ideal 
y formamos de un centro que eso busca 

la comisión central. 
Vocales de lal gruj)© somos todas 

y al huir en montón 
¿quién podrá de esta fuga de vocaleí 

hallar la solución? 



Tal cosa clama á Dios. 
-Peor sería, coposo de mi .alma. 

que se fuera con dos. 
-Yéndose así, con un desconocido, 

no ha de volver quizás. 
V que uno sea padre para esto! 
¡Ya no lo seré más! 

-Si al menos se casara 

-Es muy difícil 
en su actual situación, 
y no le queda ya más que ese re- 
curso de «casación». 
Las doncellas están (y que te sirva 

de consuelo, mujer, 
cual la forma poética llamadas 
á desaparecer. 



Háblela de la fuga ¿no le parece? 
¡á ver si de tal modo desaparece! 



Dib. de Giménez. 



Luis GARCÍA. 



MONÓLOGO DE UN PERSONAJE SKKIO 

—En el triste campo hiela. 
El vagón hecho una estufa 
y el tren en su paralela 
bufa, bufa bufa, linfa, 
vuela, vuela vuela y vuela. 
Van los desaparecidos 
en dulce éxtasis sumidos 
entregados á su amor, 
y en dirección á sus nidoi 
y en alas del deshonor. 
Queda desierto el andén. 
Sigue por la etérea vía 
su marcha el padre del dia, 
y cae la tarde y también 
cae tarde la policía. 





La gran gotera 



Subieron: iban á' escape, silbando un ¡/nlop. Buenos 
amiKos. buenos tronera!* y estudiantes ).¿slinos. Eran 
tres: Cleto. Pancho y Rufo. Llegaron al tercer piso, 
cuarto ni'imero seisi, y 'llamaron. Nadie respondió; pero 
dentro había alguien: Trifón roncaba. Volvieron á lla- 
mar, y como no les contestaran decidieron echar la 
pui-ría abajo, lo que llevaron á efecto á fuerza de hom- 
bros, 

Trifón despertó. No os podéis imaginar el efecto que 
le produjo aquel estruendo: tendréis remota idea del 




Kotiresíilto. si nlguna vez sentisteis trepidar la tierrn á 
vui-str.as pliintaíi; si os apuntaron al pecho un ciñón de 
gran t-alibre. ó si se os murió la suegra de repente y al 
tereiT ilí;i rf.-iucitó Incorporóle de uv brinco: .su |irimer 
inipiil.so fué Im.-icar un nrnia. y empuñó el estuche de 
iiii.M i;ran pi])ii. Afortiinadrtuiente ardía el quinqué, y 
poco il )ioi'0 üdiviiió el pellejo de sus amigos: el de Rufo, 
aviii.ido ha.stii lo.-: ojos y oliendo á íiA/VA'í/. el de P.anclio, 
relueii nte. frot.-ido con badana; y el de Cleto. . ¡oh. el 
de Cleto! mascad pan con chocolate, y tendréis el color. 
Ksio esi indecente.— gritaba Rufo: -duermes á las 
diez, de 1:1 noche, como un sinii>le: te creerán casado, ¡ees! 

— Y perderás tu fuma de tronera. 

• l'erit gan;u-á la de Ituen bebedor, -observó Cleto, se 
ñalando la mesa de luz. donde se erguían unas hotellas 
con líi|\uidos en vías de extinguirse.— Ved. amigos — 
aíiadia. sosteniendo una: -la marca está húmeda aún: 
jugaría qiie.dormías la mñtia loh. tilósofo Trifón! 

A tildo e>to.el iiludlilo se (lespi'rezaha retorciendo sus 
bra/os musculoso.'}, como sí' quisiera romper algo. Des- 
pui-s se enfureeió: le hat>ían roto la puerta, le habían 
niolestadü el vina, y áqtiello pedía venganza: ¡vengan- 
za, venganza! -y descolgando un florete, da))a zancadas 
en calzimcillos. rieiído^hasta llorar... Bueno: ¿queréis 
marrasijuín. ron .Jañi-itica ('> chocolate? Tengo irhixki/. 

-Vete a! inlii-ruMCori .» I ít/ij*fcíy. -berreó Pancho:-- 
sientpre (jue le Ijebo me vuelvo loco; esa bebida es pira- 
ta, como su tierra. Dam^ carabanchel. 

— ¡.4h. ah. bravísimol-^y aplaudieron. 



La reducida estancia de nuestro homl>r 
por sus amigos «151 Templo trifoniano 



era llamada 
»»a,irrado á 
Haco». y tenían razón: allí armaban sus jolgorio» más 
densamente húmedos. 

Kn aquel a|(Os*utO,-,donde el vicio de cien hocIk's satu- 
rara Ijis-ff.ftjetosíSi' embutía tpd'ó el meiuije de Triffjn. 
sirviemlo á Va ;vpz de alcol)a. cuarto de estudio y demás 
dependencias. No es que el Joven se vjera forzado á vivir 
(le .uíuel nuxio. casi emparediido. por condición d^ 
lM>l)rp/f;l; no por,cierto: él desiiiifarraliaen orgías la e.xce 
lente -nniii que meusualrnente le enviaba su madre! una 
l)nena ^í-itjjFa adinerada, que desde. s.ii retiro campestre 
e-icriUfjí Vf-ííM n>jí i^ii'ks cartas rebosantes de .ternezas y 
recoiifiti.?l''a<'ioiie*t., . ,. ,'' . ^ ■ • 

l'^rriionor de lü.yerdívd. el corromlildo y despreocupado 
TrifiVn' lenía HiJ-' tla,co .laudable: .qiioría á su inádrécfta. 
e;i-¡i taiitj» coinp 'al .rori, .Se enternecía al record!w:^íi&s 
aipis de'tnocenci.a iirruílados 'en . la falda de mamita,, y 
''"- le besaba "los o}ph diciendo qué erah^ilos 
.•ielo cortados póri' el Señor. La crisis filial 
uioVmiIws fines jje ñies, jialpando Isl Carta 
ijPRj' y Itíjíefííio las ai^onéstat-iones de la'i)Ol)re 
(att^jfli^ mi uiflo¡-íníó; noti>ngas msiíosami- 
Ab, él'.si qtn' aprovecliabiv el 
le sí- fiii^mo. y 
el esiudi-o y el 
s»n',t!in,b:irg<), íiué la cabra siemjire tira 




gos. 3JU'»,^«:^M);> el,íf<5))ipo.> All, i'\'4\ (|Ue ;' 
tieiiipíi*'!?l^-o (^lj(|*tí*f|^, se avéVgonz;il>a d( 
haciemlt) fi.ilubfffi^''^jvi i)a ri-geiuO-ar-'e en 



al m 



Y 
• nte. 



tí bí lo e| carabanche! escanciado á moción del relu- 
clenti- l'íinebo, y hehidas otras cosas más. t¡^<^e imagi- 
narse el grado lermoniétrico de aquellas lenguas'.' Comen- 
taban sus ha/.añas: el sastre, arrojado á (luntapiés ]>orqae 
pedía sus lialieres, y toda una serie de escándalos calleie- 
ros lie anécdotas de burdel, contadas con palabras que 
eran flatos y acogidas con carcajadas que eran borbo- 
rigmos 

La gresca llegaba al paroxismo: era ya la locura en sus 
manifestaciones más incoherentes y estrafalarias. Si- 
guiendo 'as libaciones, vacilalian las cabezas como 
badajos <-onmovldos i)Or el viento, y al son de las bote- 
lias (¡ue rollaban por la mesa. entonál)anso cantares que 
hubieran sonrojado á San Agustín en sus tiempos de 
pactos con el dial>io. 

Luego se les ocurrió hacer comedia, |y era de verles 
parodiar ?! Humle> L'Oiriflette que decía (.'leto! - 
Pancho haría de Sombra porque sabía el papel: en 
mangas de camiisa y en calzoncillos, adelantal)a majes- 
tuosamentt» hacia //«wi'í-í.. que era Trifi'ui con las calzas 
recogidas hasta el vientre á modo de trus;is: «Soy la 
somlira de tu padre», — le decía, ahuicando la voz como 
si saliera de un sepulcro. Y llamlH se retorcía de risa, 
porque su p-idre estaba muy feo con su ear;i blamiueada 
y la cabeza envuelta en un lienzo. -Sí. sí. aquel adúltero 
incestuoso, vociferalia el muerto. — /;Cuál, mi tío? 
¡valiente tío! — Sí, sí, y ella, engañarme con aquel 
puercoespín. esto pid« venganza... adiós., no me olvi- 
des. bueti mozo. Vete al cuerno, que estás barbarizando; 
tú no sabes el papel,— le espeta Jlamlet. {ha, ¡Sombra 
refunfuña y vase.) 

En taino, el achocolatado Cleto se engalanaba de 
hocicos al espejo, y hubo una salva de a|>lausos al 
vérsele rivalizar con la más hechicera de las Ofelias. Se 
había enroscado una sábana, que resultal>a una pollera 
de cola; otro lienzo muy grande le cutiría la cabeza y 
las espaldas, orlando su cara, una cara romántica. I)lan- 
queada con polvos de afeitar. V ahora imaginaos cómo 
sería esta cabeza, oprimida con diez vueltas de fleco 
verde arrancado de las cortinas, imitando una corona de 
flores! ¡Oh. bellísima Ofelia! ¡quién pudiera sal)orear tus 
dulzuras!... Pero llamlet no la quiere cstámtiy aliurrido, 
y la dice que se vaya á un eonvento, que no eche 
l)ecadores por este picaro mUndo: mas, esto es atroz, 
¡lorque ella tiene vocación á la maternidad... El la pre- 
gunta si es honesta: (¡qué atrevido!; pero Cleto no se 
enfada: (¡misterio femenino!) le mira di> soslayo con 
zalamería y le responde que ci- quiere aaherlo no cea 
zonzo... . V aquí fué Troya, porque Hamlet toma lia la 
cosa en serio, y Ofelia se resistía, alegando (|iie lo había 
dicho sin pensar La Sombra melió la nata, defendiendo 
los derechos de su primogénito; y Rufo, iiue hacía de 
público, conmovía la casa con pataleos y palmadas. 

La baraúnda' fué interrumiiid^i por una llamada á la 
puerta. Adelante! — erupti) Trifón. ün mensajero de 
telégrafos dióle un parte, marchándose en seguida. 

Aquel paix'l excitii la curiosidad de toilos, menos la 
del dueño: éste lo, 
arrojó por el hom 
bro; no quería leer, 
no eran horas de 
preocuparse. Pero 
ellos insistían en 
que leyera, porque 
aqtlello podía sei 
del Papa nomliran 
dolé cardenal, ó de 
la \ ieja einperati iz 
de \;\ China, ofie 
ciénilolc su mano 
* V no faltaban las 
inducciones proba . 
bles. 

Trifón. que se ha 
bía.sentado,<lesdo- 
l)ló el papel y leyó 
' menlaliiíente; vol- 
vió á leer; repitió la 
lectura: un ligero 
temblor hizo crtigir 
el papel en sus de- 
dps. Fi^unciendo Vi 
C^'ñO.. S(^ resjfn gó 
, Ja frente con .Insls > 
tenclaí sin- iluda i ii* 
sti ca(»ez^ se •esfu-', 
.i'i>4bii. alguna idea' 
.aiigtwtiosa y quena , 

-Coueeütrarla, luchando á brazo partido con su torpeza 
ít!,li,olrrách.p.,De pronto, lanzó una exclamaoión doloro- 
g¿i¡, ¿*s^ nn*gt"ito- vlósele erguirse en la sillij, sacudir el 
é^tjeri)<>."en urt' tevri.ble estreini'cinMcnJo y' caer, en tierra 
sVcó. iM«?ádo. como lina masa inerti'. Luego, fué presa 
d^'üjia crisis horriblemente convulsiva: las piernas rígi 
•das,, los brazos dobladlas y enhiestos s(>bre el pecho, pa- 
reciendo sangrien'tas amenazas á sí mismo: la cara roja 
y abotagada, una er puma ,sanguinolent.« de mal agüero, 
y ni una palabra de aquella voz extinguida, ni una mira 




da de súplica en aquellos ojos Inyectos y de expresión 
fero.<. 

Alin;i8 conscientes hubieran temblado; pero aquellos 
beodos estiiliaroii i;ii ruidosas car ajadas, que resonaran 
en el cráneo del caído como el himno de la expiación. 
Los ite-'éíraciado-' suponían que el whisk" hai>ía que- 
brantado su poieiici.-i de bebedor á prueba. Rufo se des- 
ternlliaba y aplaudía el 
fiasco del maestro; la 
dulce O/el-a lanviilaba 
la H.i(|ue/, ■ de hal)eise 
chiflado por Li vi" a; y 
la ■Vi</"6' a, destilando re- 
proches y bliinquete. le 
decía con una majestad 
de pleilrit: *H'mle': lú 
has pasailo ti género de 
las gallinácea^; >sco es 
no ti nr Sentido común: 
¿ (lié liiis heclio de ni 
faiu 1?. . ¡Responde! •¡soy 
la sombra de tu padi e, 
soy la sombra de tu pa- 
dre! —Y esta fra.-ie cruel 
4a repelí- Inconscieme- 
mente muy cerca del 
convulso mientra- éste, 
en un supri'Uio esfuerzo 
'de li vida s- est einiíció hnsta el alma y extinguióse. 

Era fue/zi que la muerte se ceiiara en la víciima para 
de-penar la inttdig -m-ia de a'iuellos ebrio-*: locos de 
vino, no c miireuilí.-in nada. Mis. tnsenslnlemene. se 
iformaliz iron: los vapores del cerebro se transparenta- 
ban, porque el rostrcj del d •riii¿il> se cubría de ¡ijgo más 
;fúnebre ((ue un epiíartí): sus facciones se habínn con- 
traído por una i-specl ■ de malhumor fatídico; los lübios 
y Ifis m-jillas se amorata ■;in y hacían aún uiás lúgiilires 
4tquel os ojos abiertos, muy aiilertos, como si estuvieran 
ávidos de luz. cuyas pupilas se velaban de un color ojia- 
co y ceniciento. 

Hiilto un silencio medroso: la sospecha arra'gaba en 
«US c.-ib''Zis tu bias. TamI>.ilean'to y sosteniéndose en 
los muebles, se miraban con ojos inmóviles y estúpidos, 



ojos que, á tener deseos, hubieran envidiado las pupilas 
del l)uey. 

Por un supremo esfuerzo. Rufo se so^^repuso al alco- 
hol y recogieudí) el papel terrible llegó á deletrearlo: 
«Ave-... su madre... muerta...- Entonces tuvo un mo- 
mento casi lúcido; pudo ineditHr. como lo haría en 
sueños un houibre rudo, y arrojándose -obre el cuerpo 

de Trifón aplicó el oí- 
do en Si co.stillar dere- 
cho: así estuvo un largo 
in-tanie auscultándolo. 
Luego. Incorporóse y 
tropez.mdo con el muer- 
to, volvió á c.ner; se In- 
corporó de nuevo y tor- 
ció el hocico : estaba, 
seguro de que el po- 
bre (Hablo ue h- hia ido: 
su corazón no latía. Sé 
irguió tanto como le 
permltiercm ios sorbos, 
t^e apuntaló de piernas 
abierta», ? adoptando la 
gi-Mvedad de un orador 
fúnebre, dijo:— Inolvida- 
bles y distinguidos comr 
pañeros: Tengo el placer 
de comuniearos... en es- 
ta ocasión solemne... solemne .. que su madre ha muer- 
to... y su hijo también lia muerto. He dicho!— l'ancho 
cabeceó y se fué de bruces, murmui-ando impertérrito: 
Soy la somtira de tu padre, soy la somi)ra d tu padre!^ 
Cieto se deslizó por un mueble, como un.i trata, y cayó; 
l)ero con decencia, sin enseñar las ligas: '¡hones'a Oíei/af) 
Rufo tuvo un resio de piedad flotando en el uhií<ki/: 
casi á --astríis. e npuñó el quinqué y un candelero. colo- 
cándolos á derecha é izquierda del cadáver. Arrodillóse 
á sus pies, y repitiendo que su madre había muerto y 
que su lujo h^bía mnerio también, humilló la frente y 8« 
durmió sobre sus laureles. 




Miguel KOOA. 



Dib. de Fortuny. 



SANTIAGO DEL ESTERO 

La conferencia del Dr. Gori 




EL CKNTKO SOCI A.LI-'TA EN LA NOCUK DE LA CONFEKENCIA 



Se va extendiendo cada vez más la Influencia de los 
centros socialistas en la Repúltlica y ya los b.iy insta- 
lados hasta en la ■ aplial de Sintiago del Estero, que es 
una ciudad eminentemente católica como todas las del 
iutirior 

El orador popular Dr. Pedro Gorl, que en breve tiempo 
regresará á su patria, habiendo sido indultado última 

Fot. de Caras y Caretas 



mente, pues pesaba sobre él nna condena de destierro 
motivada por la proi.aganda vlolerta q e hizo en Milán 
en i8;i8 -aeaba de recorrer lod» la República reuniendo 
datos y noticias relativas al estado social del país y visi- 
tando con ese motivo los centros de propagan 'a avanza- 
da, ila .do conferencl s. tal como lo acaba de verificar 
en el Centro Socialista de la ciudad nombrada. 



Tucumán moderno 

RÁPIDO PROGRESO DE UNA CIUDAD 




AVKKIDA MAIE UK LUKA 



La antigua ciudarl délos naranjos y (le los azahares 
perfuma los. q c inspiró á Sarmiento uní fie sus mejo- 
rí-s páginas está hoy (lesconofida A la fisonouiíi pin- 
toresc" que le presiJiljan la-* arboledas; á la apacible vi- 
sión de su-t c.iserotiHS arincados, silencioso*, adormidos 
en un ensueño <le gloria después de las fechas consagra- 
das en el tiempo, ha sucedí lo un colmenar activo; la 
beatitud provinciana, con la nu'-va sangre, las nuevas 
ideas, los esfuerzos combina lo-t de progresi-itas y tr. ba- 
jadores, ha retrocedido, y el Tucumán de- las célebres 



día para otro la pavimentación deficiente, la falta de 
vereda , la chaiura de los edific o^. y, lo «|ue era mucho 
más lirave, la defectuosa hifcieni^ pul. lica con el paludis- 
mo intra'alde. incorporado deHn.tivamente á la vida 
local, rus ñoreado de todo en el clima húmedo, sorjiren 
dieron á los hijos ile la villa adveí tido^ sólo cnionces 
de estos nato- enemigos y para encarnar a-'piraciones 
de reforma que fio al)nn dispersas, surgió el liomb e, el 
Alvear tucummense, que e lió las lii scs de duiarteros 
progresos corlando da raíz males profundos, no sin 




k8tacio;h de desinfección 

carretas ingresó pa-a siempre en los dominios de la his- 
toria. 

El presidente Avellaneda l^s llevó el ferrocarril. No se 
requería otra cosa para tue los tucumanos renovaran su 
vida. Cubierta de ingenios azucareros la canprtfta, lle- 
gad.as las prime as míqulna" A vapor y los Hileret. con 
8u séquito de emprendedor. -s puestos á la tarea, todo re 
fluyó en I-" Inquieta ciudad mediterránea, hacién lose 
notar los nuevos ruinl)os abiertos al porvenir. De un 



SEUVICIO DK DESINFECCIÓN (SECCIÓN LIMPIA) 

arriesgar con SU tranquilidad de industrial ajeno á loa 
mmipuleos políticos buenos gi ones de re|)UiacIón 
arrancados á pura i)liima oposiiora y rabiosa. No impor- 
tn! Es de j'isticia reconocer que el señor Z non J. Sanii- 
llán. actual iniendente, que desempeñó ya oira vez la 
dirección edilicla,' reúne las cualidades exigidas paro esa 
ludia. 

P.ira empezar m^ínclonar'mos sus mejoras de sanea- 
miento, el túnel de los desagües que in.iravilla á los via 




FRBNTK DEL BOSPITAI. DB 8AM HIOUEL 



At.TAR DE SAN MIOrKI., PATRONO 
DEáTDCCMÁN, COLOCADO EN LA CATEDBAI. 




HORNOS CKi-MATOl I^»S 

jeros. laost.iplón de dosinfección. cref»dn á, su iniciativa, 
como o» hornos en malarios délas basuras, adelanto 
este rtignísiin I de tenerse en cuenia. Más felices que 
nuestros bonaerenses condenados á ese ojjrob'O de la 
«quema>. cuvo humo i nronqiiece en días de sud oeste al 
mismo Lord .M.»yor en su despacho, aquellos tranquilos 
hijos de jiroviiicia 
se8ii»nan lilfreinen 
te. ajenos A loda 
partícula de tr.-ii o 
quemado fluctunii 
te en la brisa.. Lns 
plazas de Urquiza 
y de Allierdi. con 
hermosos j.-irdines. 
buenos pulmones 
parM las c.Tlb's es- 
trechas del centro, 
el arreglo de la lla- 
mada Gene al La 
madrid. utraen ca- 
riñosamenie la mi- 
rada. En el criüde- 
ro municipal de 

f»lanta-i, lo uüis se- 
ecto de esa riquí 
sima flora del nor- 
te se cultiv.t con 
amor S •iirepoiiién- 
dose á la iniliferen- 
cla, á la desdeñosa 
manera il- JuzS'ir 
las eslieltas plantas 
de la refíióu que predomina tierra adentro, el señor San- 
tillan ha a'loriiad • con ella las ])rinclpales calles. 

El tarco de inmensa coi)a. la tipa, el cebil. restituidos 
á su rango de arlstócra'as de Flora prestnn indecible 
encíinto á ia-< a> enid 8 como la de Mate de Luna, bauti- 
zada con el nombre fiel que runrinrii A rucumAn y á Ca- 




CRIADERO MOMCIPAL DE PLANTAS 



VISTA OEL PAKAJE ÜUNUE SE HALLAK I.VSTALAt OS LOS 
HohNoS 

tamnrca. Por todas partes, con es'e impulso viporoso. la 
ciudad se cubre de editicios públicos y particulares de 
recomendable aiquiíeciura recientemente levantados 
unos y reformados los otros como el tea ro Uelf^riino, 
el mercado del Sur el H'Spital de San Mifruel. etc. 
Un ra^go para terminar: una antigua empresa de tran- 

ways cuyos co- 
ches no circulaban 
á c nsecueni Ja de 
un pleiio con la 
miihic I p a I i d ad, 
mantenía, sin em- 
b 'rgo. su linea de 
rieb'S sobre la ca- 
lle. Extos ríe es al- 
t o s , desiHCados 
muy arriba del 
aiormentado pavi- 
mento de granito, 
eran el agosto ile 
los faliricantea de 
vehículos, por lo 
m smo que |)Ugiia- 
ban con los regla- 
mentos de la co- 
muna. Coche ó 
carreta que los 
atravesaba de pri- 
sa, eran seguros 
candldaios á rom- 
l)er>e un eje y en 
suma, no lográn- 
dose nada con me- 
dios 'pgales el tal carril tenía enferir o á todo el mun- 
do, descontando, es claro á los henefií-iados Cieña 
mañana al salir A la calle los admini-trados del señor 
SaMilllán, notaron con sorpresa y alegría que no 
había rastros de los rieles! Qué era? Era que el intendente 
municipal conocía su oficio... 




IINKI, l>K l.o.S DK-" A(il KS E .N LA C.l-LK 
24 i>K ÜEl'IEMliUK 



EXUA.VAC10N l>ii LOS REUISTH08 Y EXTRACCIÓN I>E TIK- 
KBA OEL TUNKL KN LAS OBHAb 1>K l>Kt)AUÜB 




BANCO MUNICIPAL DE PRE^TAMO^» V CAJA DE AHfRKOS 



MKRCADO DEL SITK 




V\.A/. \ I)E ÜUQüJ^A 



PLAZA. ALBEBDT 




PLAZA DEL GENEKAL LAMAUKID 



EL I!ÍIEI>ENTE DE T''íUMAN SBSOB, 
ZENÓN J. SANTILLÁN 



Compañía de opereta del Politeama 




Dib. de Caitro liiveru. 



Inauguración de una escuela en Cañáis (Córdoba) 




El iiiiobio Caiials, que sólo, cuenta con íUpz años fie 
existenciit no se preocupa únicnmcnte de los beneficios 
materiales que i)uede obtener de la ferfllísima región 
en que se halla enclavado, según lo |)rueba la inanfrura- 
rióu de lina escuela, á cuyo acto asistió la mayoría de 
los habitantes del pueblo. 

Presenciaron á la inauguración los señores Amado J, 



Zel)allos, inspector nacionnl. Ferrolra. presidente del 
consejo de educnoión. y Juan Villalba. inspector de la 
sección, pronunciando el segundo un aplaudido discur- 
so alusivo á la fiesta 

La escuela se halla funcionando en la actualidad aten- 
dida iior el señor Manuel I. Fernández y la señorita 
María B. Fernández. 



La bandera argentina en las pirámides de Egipto 



Hace un año abandonó Buenos Aires en viaje 
de placer, acompañado de su interesante hija la 
señorita Évang-elina, el doctor Pastor J. Obliga- 
do, que tan distinguido puesto ocupa entre los 
escritores verdaderamente castizos del Río de la 
Plata. Ávido de impresiones nuevas, el autor de 
las «Tradiciones» recorrió todo el Sur de Europa 
y luego pasó al África. El 25 de Mayo lo halló 
en las pirámides' de Egipto haciendo su ascen- 
sión á lomo de. camello, acompañado de Evan- 



gelina que ha dado muestras de ser tan valiente 
é incansable turista como es dama elegante en 
nuestros salones más aristocráticos. Para feste- 
jar el glorioso aniversario, Evangelina desplegó 
en lo alto nuestro bandera, que seguramente fla- 
meó por primera vez en aquellas alturas y que 
pocas veces será sostenida por manos más bellas, 
y con ella saludó al sol naciente, tomando su 
padre Ja instantánea que reproduce nuestro gra- 
tjado." 




Bí. BS&OÜ PASIOS OBLIQADO Y 8U HIJA LA BUSOUIA BVAKOBUKA OBLIGADO, AL FI£ 0£ LAS FIKÁUIDES 



ACTUALIDAD URUGUAYA 



La muerte de Silveira Martins. — Estreno de la comedia. «Invierno» por la Gnerrero 



El Ilustre estadista brasileño Gas- 
par Stlvelra Martius falleció eu Mon- 
tevideo el día 2'¿ de Jutio. 

Añod li icia que el gran colaborador 
de Don Pedro II, residía en la repú- 
blica Oriental. Nacido en Aceguá, Río 
Grande, desde su juventud logró con- 
quistar uu puesto distinguido en la 
política de su país. 

Monárquico ferviente, profesaba un 
gran amor al pueblo que le pagó siem- 
pre con creces esa estimación. Tri- 
buno eluuuente, poseía el secreto de 
conmover á las masas, pero no era aa 
oratoria simplemente brillante, como 
la de tantos hombres públicos, sino 
que encerraba profundidad de con 
ceptos y era avalorada por un juicio 
seguro y una sólida ilustración. 
, Al proclamarse la repúb lea en el 
Brasil. Silveira Martins no quiso ab- 
jurar de sus creencias dinásticas y 
trabajó hasta el último instante por 
el sostenimiento de la monarquía de 
mocrática, que era su ideal. 

Se le juzgó como peligroso y fué des- 
terrado. Pasó á la nación uruguaya 
y allí se dedicó á las tareas agrícolas, 
por las cuales sentía gran attción. 

Los años que perm meció alejado de su país no con- 
siguieron hacerle perder nada de su popularidad, espe- 
cialmente en el estado de Rio Grande, donde se le con- 
ceptuaba como jefe del partiiio federalista. 

Contaba tanibión con gran número de amigos entre 
nosotros, siendo frecuentes sui viajes á Buenos Aires. 

El Brnsil, con la muerte de Silveira Martins. llora la 
pérdida de uno de sus más esclarechlos hijos. 

— La compañía Guerrero Díaz de Mendoza estrenó du- 
rante su permanencia en Montevideo, la obra do Samuel 
Blixen. titulada «Invierno» á la cual se refieren los si- 
guientes párrafos de la crónica que nos remite nuestro 
colaboratlor Arturo Giménez Pastor, que nos Imposibi- 
lita publicar íntegramente la fdlta de espacio : 

• Invierno» no gustó, pero esta es una razón más 
para hacer saber á los que no han podido Juzgar por sí 
mismos U obra, que es «Invierno» lo más artístico que 
Hllxen ha escrito para el teatro. 




D. QASPAB aiLVBIBa IfABTlNS 



La obra no es buena por una raz6n 
fundamental: porque no es viable: 
porque no es teatial;pero dentro de 
ella, tal como es. hay detalles que 
valen mucho más que la obra. 

Expliquémonos. Blixen, quizá In- 
tentanoo una bizarría de lenguaje, 
quizá (y es lo más probable; para 
eludir la definición de un trabajo que 
no es ni drama ni comedia, ni monó- 
logo, ni cualquier o ra cosa detinida 
por el arte, llamólo vejez en un acto. 
Pero es el caso que en el teatro y 
para el público no hay vejeces, ni «ju- 
ventudes», ni «melancolías», ni «reto- 
zos». O hay obra dramática, ó no 1& 
hay; y en «Invierno» no la hay. 

En «Invierno» faltan, además de la 
debida unidad y coherencia de las 
partes, el necesario desarrollo de la 
trama y el obllgido desenlace. AI 
enunciarse el drama, cae el telón. 

Blixen cilrá que aquello es una «ve- 
jez» y no una obra sujeta á reglas; 
pero el público no entiende de «veje- 
ces», sino de acción de Intt-rés y de 
conjunto armónico y bien rematado. 
K ¿Y el arguineiito? -preguntarán Vds. 
Ei argumento es lo suticientemente rico para dar de 
sí aquella obra que Blixen escribirá y de que son parte 
las escenas Indicadas. 

Se trata de un anciano caballero, noble y pródigo, á 
quien sus hijos ocultan la ruina de su fortuna, realizan- 
do mediante secretos sacriticios los dispendiosos ca- 
prichos del octogenario. Pero sucede que su hermana, 
una viejectta un si es no es gruñoni. Irritada por 
un símil irónico que salta de los labios del viejo en 
una conversaciÓQ que ambos sostienen al amor de 
la lumbre y que da ocasión al autor para lucimien- 
to de su flexible Ingenio y consumada ciencia de las 
transiciones, declara al anciano su verdadera situación. 
El golpe es rudo, brutal; empieza el drama... y cae el 
telón. 

El argumento, como se ve, explica bien la acogida que 
«Invierno» mereció al público montevideano: el princi- 
pio del final de «Invierno» es el final del principio de 
otra obra por escribirse. 




Í.A. Í!.ov,ivx^A L.r. L.oá V1KJ08 KM LA COMIíÜlA «INVIKUNO» 



Fot. de Cabás r Cabbtai 




Hallábase el otro"día, ^ 

Roca en el Jardín Botánico, 

y A lo que Thays le decía 

el gennral re^l)oudía 

can) de un modo mecánico. ^ 

Y al dett-nerse aburrido 

de uua estufa aute el cristal! 

y preguntar sorprendido: 

—¿Qué es esto?— fué respondido: 

—Un rábano, genera). 

— ¿Connue un rábano? —exclamó; 

y con las me}Ula8 rojas 

por el Kfan e.-fuerzo, alzó' 

aqt»el cristal y lomó 

el rálíKino por la» boj as. 
Na>dle iiiailciosamente 

esta uuticia cotneni.e, 

puesto que, después de todo 

el tomarlo de ese modo» r. 

e» eu él cosa corriente. 
+ 
—¿Por qué no fué R^ca al banquete del Jockey Club? 
—Porque sabía que Pellegrlui debía asistir. 
—¡Ah! ¿Por eso fué? 
— ^Noi, por eso no fué. 

Fué un diocurso excepcional. 

Pellegrlui, hecho un.n tiera, 

dejó demostrado que era 

un orador sin igual, 

(Sin igual, como orador 

displicente y decidido, 

atrabiliario, atrevido 

furioso y de mal humor). 

Quiso ensíirtfirse con Roca 

y fué y le 8!U-ó los ir» pos 

al sol. y empf/.ó á echar sapos 

y culebras por la boca. 

¿Es que estalla despechado? 

Eso dice cierta g»-u(e. 

Auiu{ue hay quien cree solamente - 

que estaba desumñecado. 

El sef5or Bores en la Cámara: 

— «... puesto que cada uno de los miembro'» del partido 
nacional va á ocupar su sirio, yo dei«pido con pena, 
señoT. á los bu^-iros y valientes amltrosque se van; pero 
yo me quedo acjiíí. al lado de la misma playa ..» 

En la plxya. sefiores, 

Seque a el diputado señor Bores. 

Delieuios celebrar ((ueiio se vaya, 

])ero ¿qué hace en la playa? 

¿Le habrán recomendado los doctores 

que nsplre la brisa saliirosji? 

¿O. es que espera pescar alguna cosa? 



Hemos recibido diversas tesis de los nuevos abogados, 
alusivas á todo género de cuestiones. 

Pero ninguna de ellas se refiere al doctor Pellegrinf. 

Y es lástima. Porque est-t. sería la ocasión para que 
cualquiera de los noveles doctores se luciera hablando 
del «Derecho del Pataleo». 

El doctor Escalante 

á ministro llegó de Agricultura 

(trasposición se ^lama esta tigura), 

■^1 '*' lo cual no tiene nada de chocante. 

^"i * Pues con cualquier criterio 

51'' fvf Q"* '* cuestión se mire se tendría 

que convenir desde el primer Instante 
en que para escalar el mluisierio, 
igual que un Escalante otro no habría. 

!21 coronel Orzábal ha dicho en unos artículos muy 
bien pensados, que los hombres de treinta á cuarenta 
años de edad no son los mejores para el servicio mllliar, 
por cnanto se casan y después se ocupan poco de tal 
servicio. 

Es cuestión de pareceres. 

Pero que puedan servir 

ó no. lo del)en decir 

solamente las mujeres. 

* 

—En el banquete de los peruanos no hubo discursos. 
—¿Pues qué hicieron los invitados, después de comer? 
—La digestión. 

Con razón se condena lo exagerado 
que resulta hoy el precio del aluminado. 
El gas. la luz eléctrica: lo mismo es todo 
y eso del>« arreglarse de cualquier modo 
pues á este paso, en cuanto se marcite Febo, 
se emplearán las cláslc;'S velas de sebo. 
Díces« que el Concéio Deliberante 
trata de esas cuestiones en este Instante 
y que. estuili-udo el punto, piensa al efecto 
dar á luz estos días un buen proyecto, 
con lo cual si de tiio gana el erario 
también g;ina el l>ol-illodel vecindario. 
Celebremos que se hagíin ecoitouiías 
aunque así se molesten las compit-ñías 
y que los concejales alumbren presto 
aliviando al vecino sn presupuesto. 
* 

Hemos recibido: 

♦Inconvenientes de la moratoria. Tes's inaugura 
para optar al grado de doctor en jurisprudencia, por 
Arturo Pillado Maiheu», traliajo de carácier positivo y 
de aplicación iiráctlca que demuéstralas no comunes 
dotes intelectuales de su autor. 





R. V. y «.— Callandro— A. «1.- Un suhg. 
criíor.— 8 T. F. I.- Dolo Ido -Un rnii- 
Qn,— lt. Z.— Buenos Aires.— En la imjjo- 
sibllidad de leer cuanto se escribe 
en el mundo, no les extraiíará que 
podamos ser víctimas de nuestra igno- 
rancia y buena fe. ;• dmitlciido como 
originales artículos pl.-igiüdos á la 
manera desahogada del (|ue apareció 
en nuesTO úiiimo número liajo el 
título de «Un secreto do confesión».- 

Ar-Isno.— Bueno» Alr<>s. 
Su artícitlo «¡Qué frío* 
et la Intauen perfecta del vacío. 

Leolurza^»- Bu«n<i8 Aires.- Ese artículo 
sabré la pudibundez, puede usted 
remUiráelo á tt fuehlo, que acaba de 
abrir cátedra -de rubor, aspirando á 
ser, sin duda, el órgano de las clases 
susceptibles al sonrojo. 



•'R. C— Buenfifi Alros. 
^1 Suponiendo que usted tenga 
cerca ya de medio siglo, 
lo que manda era muy viejo 
cuando usted era muy niño. 
Caoiru eio. — buenos »irf8 - Debe us- 
ted ser de los que- «e ríen por cual- 
quier COJSft. 
P. R. «I.— Bueno» Apes. 

Una Impresión novedosa 
produce usted con su enfática 
estética einjialagosa: 
que á la gente más nerviosa 
su estítica deja extática. 
A.». Buenos A|r»8. -No sirve. 
Rabino. — buenos Aires. 
El híicer humorn'las 

«no quiere ciencia; 
lo que quiere es buen pulso 
y habltldencla». 



Pinlro.— Buoros Aire».— Es la prime 
ra vez que olmos úec\r jeruglifero. 
M. P U- Buenos »i es. - 
Usted probar ha sabido 
que no sabe escribir mal, 
pero esta vez le ha salido 
un poquito desigual. 
Pnnco. Bi.err8 pi^ts. — Está bien; 
pero el estado de sitio no proiiibia es- 
cribir con /mc/ie los vacablos que la 
necesitan. 

Fi.oteo. Bunros A|re«. — 
Es hacer poe.'^ías 
vicio muy feo 
si se escriben al modo ■ 

de t'iloten. 
J. G. V.-Qoy'a.- Puesta la mano so- 
bre el corazón, ¿se atrevería usted á 
netrar que no ha copiado lo que re- 
mite? 



IiOS ARTISTAS DE I. A OPÜRA 

_.^$^^ ^ 

Habiendo usado el Agua Mineral Natural de 

Nocera L'mbra, tengo el placer de declarar que 
la considero la mejor agua gaseosa para la mesa. 

Es muy recomendable por sus muchas benéficas 
cualidades y particularmente por su gusto agrada- 
ble y sus propiedades digestivas. 

Hericíeá Darclée 

Teatro de la Opera de Buenos Aires. -Mayo, 1901. 






Tengo el placer de certificar que el Agaa Mine- 
ral Gaseosa de Nocera Umbra me ha sido de mu- 
chísima utilidad y la encuentro superior á las de- 
más de su clase, prometiéndome de hacer uso 
constante de ella. 

cav. Mario Sammarco. 

Teatro de la Opera de Buenos Aires.— Junio, 1901. 



Cuando necesite usted medicamentos 



Haga sus pedidos á las siguientes Droguerías 

ENRIQUE H. SPINEDI Ombú esquina Cuyo 

RENB BASTlANINl San Juan esquina Alberti 

ESTERAN MARiLLÍER Es.mhralda esquina Tucumán 

COLON VALLEBELLA San Juan esquina Rincón 

ENRIQUE S. KELLY & HERMANO ^Santa Fe esquina Rodríguez Peña 

Todo' artículo i[iie se expende se (iDraiilíza ríprosumeote leflilímo 

Se^atiendeu pedidos por correo y teléfono y se remiten á cualquier punto 
de la República á pagar en destino 



Acido bórico enropeo 

AlKodoM hidrófilo ktlo 

IrrlKadnrert 2 litios completo. 

Jarabe F 1 el, f ruaco 

Elixir Papaina T. F^rret 

BoUa4 para airua calleóte 

Jarabo Fi'llows 

Jabón Rfuier 

E'txir Salz de Cario frasco 

Pildoras Brlü ol cuja 

B'tterllizador'ís de leche 

GerealO'íe .Mlily 4 

Jarabe H :nry Mure 

Bol8-<H pa a hielo 

Esencias d t Houblgant 

Atjeite debicaiao t'reaco, blan- 
co 6 nuRro 11 'ro 

Asalte bacalao Wampole gran- 
de, frasco 

Aceite bacalao Wampole chico 

Aceite l>«<*al>'o B«rth«, frasco. 

Saero Bfihrliig, N » III 

A<aa Con rexovllle hot»lla. .. 

Ai<aa Vichy (todas fuentesi bot 

A'lmento M^IHn, grande 

Acaa Florida Laninan y Kemp. 

Alquitrán de Guyot. Irasco 

Alcohol menta. Rlcqlea, grande 

ApUlina Chapoteaut, frasco.. 



70 
2.00 
2.50 
1.41 
2.50 
3.00 
1.80 
0.55 
•H.<0 
0.35 
6.6 
1.66 
8.3i 

1 60 

1.46 

8 40 
1.30 
1.36 
6.60 
0.70 
0.66 
1.60 
0.96 
0.90 
1.40 
1.80 



Amargo snlfuroso, frasco 

Ag'ia oxigenda. litro 

Agua C > onla, litro 

Carbón B^lloc, frasco 

Cascara Mldy. f'-asco 

C«pillo<4 para uñas. 

Cltrato de magnesia, fiasco.... 

Cerebrine Fournler, frasco 

Coaltar Lebeaf, frasco 

Compuesto d« Apio Paine, fr.. 
Chatas ó bacinillas eulozadas, 

Bmulslon Scott, frasco 

■extracto Miilta Liebig 

Extracto Malta Be Be, botella. 
Olicerofosfato Robín, frasco... 
Go as Llvonianas T P. frasco 

Hierro Bravnls frasco 

Iprrbloilna Malescl, frasco 

Jarabe pa|)aliia TiOuetie Pe- 

rret frasco 

Jarabe Raml. fraseo 

Leche Malteada 

> > chico 

Linimento Gene^n 

M ttfnesla Finida Murray. fras. 

NeurOAlna Prunler, frasco 

Papel higiénico, paquete 

Parches porosos 

Pasta Gelle, caja 



3.30 
1.60 
8.00 
1.10 
1.35 
0.20 
0.60 
8.60 
1 16 
3 6" 
4.60 
0.96 
1.10 
1 10 
8.00 
1.6Ó 
l.fto 
8.00 

2.86 
1.95 
8 40 
1.40 
2.30 
0. .0 
2.00 
0.40 
0.20 
0.90 



Pastillas clorato po'asa, caja.. 
Pastillas del doctor Aadreu... 
Penas ireinuiilna Clertaa, fr. 

Pesarlos Hogg ~.... 

Pildoras Blancard, frasco 

Polvos V. Ideal Houblgant 

Polvo Anthea Rogur y Gallat, e. 

Polvos Simón Ci^ja 

Stide fru a Kno, frasco 

SdlUz Caanl^aud, frase* 

Somaiosa, frasco 

Solución Pau aberge, fraseo... 
Tamar ludien Grlllon, frasco.. 

Té Gadet, caja 

Té Chambard cala 

Termómetros clínicos 

T'^nlc.o orl»nal, frasco 

Elixir Leprince 

Tropon, Uta 

Valeriana o de amoníaco Pler- 

lot, frasco 

Vino Nourry ledo tánico, bot. 

» Labarraqua grande 

» Labarraque. chico 

» Laroche. bo ella 

» Pep ona Chupoteaut, bot. 

> Marlani á, la coca, botella 
Zarzap rrilla Briatol, botella.. 
Vino Aroud 



$ 0.30 
0.90 
1.00 
2.30 
0.85 
4. (JO 
1.20 
1.86 
1.9(V 
1.16 
1.70 
1.76 
1.6fr 
0.66 
0.5& 
3.00 
0.60 
2.36 
8.80 



2.80 
1.80 
2.80 
1 .60 
1.30 
2.30 
3.00 
2.00 
2.36 



GUERRA ANGLO-BOER 



Argentinos del ejército boer, prisioneros en Ceylan 



El último correo de Europa 
nos ha traído una Interesante 
comunicación, que si ha tardado 
en llegar por la vuelta que ha 
dado, no por eso ha perdido su 
actualidad: es la carta que re- 
producimos en seguida, escrita 
por un argentino que está pri- 
sionero en la isla de Ceylan, por 
haber tomado las armas para 
defender la Independencia de 
los boers. La publicamos tal 
cual la escribió su autor, por- 
que creemos que cualquier ex- 
tracto que hiciéramos de ella 
disminuiría el mérito de la pu- 
blicación: 

Campamento de los prisione- 
ros en Ceylon, Ragama Camp. 
íOlPilQl.— Señor director de Ca- 
ras Y Caretas:— Me tomo la 
libertad de mandarle unos ren- 
glones y al mismo tiempo agre- 
go unos retratos del caimpa- 
mento. El motivo de esto es 
para darle una idea de nuestra 
prisión aquí en Ragama Ceylon. 

Hace unos meses que el Go- 
bierno Ingles nos ha separado 
de los. demás prisioneros; pri- 
mero estábamos en el •campa- 
mento Diyatalawa, un campa- 
mento en el cual están unos 
cinco mil y pico de prisioneros, 
la mayoría boers." 

El mes de Enero este año, nos 
separaron del campamento prin- 
cipal y ahora estamos aquí en 
Ragama. Este campo es muy 
chico, tiene 100 varas de ancho 
por 250 de largo, en el cual hay 
cuatro barracas. Nuestro cam- 
pamento está situado en un ce- 




SR. ALBERTO FEI8TEL HIJO, ARGENTINO DEL 
EJÉRCITO BOER, PRESO EN CEYLAN POR LOS 
INGLESES. 



Nuestro, campo está rodeado 
de una trinchera, á más de esto 
con un alambrado de puntas; 
pero no contentos con esto, pu- 
sieron una red de hilo al inte- 
rior en combinación, con unos 
alambres eléctricos. 

Quiere uno escapar y tiene que 
pasar primero la red la cual al 
pasar se rompe y los alambritos 
eléctricos también, los que dan 
alarma á la guardia. 

La vida nuestra es muy abu- 
rrida, creo que no ha de ser 
extraño cuando 200 personas es- 
tán encerradas en un lugar tan 
chico. Pero todo esto no sería 
nada y se podría aguantar, si 
no fuera que el estómago gru- 
ñese tanto y esto es lo peor de 
la prisión. 

Creo que usted me compren- 
derá!! Las cartas pasan por el 
Censor!! 

Entre los prisioneros de to- 
das las nacionalidades que me 
acompañan, se cuentan otros 
dos argentinos: uno de la pro- 
vincia de Corrientes y otro de 
quien sé tan sólo que sirvió á 
bordo del «Almirante Brown». 

Al comienzo de la guerra sin- 
tiéndome indignado con esta 
guerra salí de esa con el único 
propósito de ingresar en las 
filas de los bravos boers que 
iban á defender su libertad has- 
ta verter sus últimas gotas de 
sangre. 

Allí serví como, oficial en un 
cuerpo alemán, y en Junio fui 
hecho prisionero después del 
combate de Clip Rlver, en el 




ENTRADA AL CAUPAMENTO DE RAGAMA 

rro rodeado de un terreno muy pantanoso. Pensar en 
un escape no hay ocasión posible, el único camino que 
llega á Colombo está vigilado de Indios y á esta gente 
no es posible que se les escape algún extranjero; si van 
por el camino caen en las manos de los Indios y por el 
otro camino se hunden en los pantanos. 



. biSlEMA UK DüFEJSSA 

que salí herido. Sin otro particular por ahora queda 
de usted atent. y s. s. q. b. s. m. — Alberto Feistel hijo.— 
Teniente.— Prisionero de Guerra.— Campamento de Ka- 
gama.— Ceylon li/6/Ol. 

Como complemento de esta nota, presentamos á los 
lectores una curiosa colección de juguetes fabricados 




i,s iKi;n .K ! iK V .NA i!Ai:i;..\( 



VISTA PARCIAL DEL CAMPAMENTO 




MÁQUINAS 

DE 

COSER 
NEIV-HOWE 
DEMORES Ty PA TRIA 

para trabajar á mano y pie. 
Recibido un gran surtido de éstas. 




ES TUFAS 

Y 

COCINAS 



Los precios ( 

más moderados \ 
de plaza. 

Pidan nuestro Catálogo. 




Bicicletas CRESCENT son las mejores. 



Si desea Vd. tener una buena 
JlLSCOpeta compre la marca 

REMING TON, 



Molinillos de Café 

El surtido más completo. 





Máquinas de lavar 
y de planchar. 



RELOJES^ 

Zorras y 

Ly arre tillas de fienio y de m-.ddera. 

Juan y José Drysdale y Cía. - 



de todas 

clases. 





440'Calle Perú'450 

Buenos Aires. 



Juguetes boers 

Construidos por los prisioneros en Ceylan 




EL COCHE DEL DB. I EYDS Y LA FRAGUA DE 
CRONJÉ 



LA policía de BADEV-POWELL EN PERSECUCIÓN 
DE DE WET 



por los boers en el campamento de Ragama, durante su el Ingenio satírico de sus constructores, según pueda 
cautiverio. Tanto como la habilidad revelan todos ellos apreciarse por Io'í t^ma" explnt-. 'os pti dichos Juguet<"s- 




MODELO DE LA IJOMnA HIDRÁULICA USADA POR LOS 
BOEKS EN T-ADYSMITH 






UN POil-POM Y UN LONG TOM 








VARIOS JUGUETES Y VIOr.I.NKS HECHOS POR EL 
GENERAL VAN DER MKRWE 



LA GRANJA DE DEWET ANTES DE LA 6CKRRA 



GRAN TIENDA 



EL PROGRESO 

BUENOS AIRES • VICTORIA Y PERÚ • BUENOS AIRES 



El acontecimiento comercial del 17 de Junio 
próximo pasado que anunciaba la inaug"uración de un NUE- 
VO DEPARTAMENTO de POLLERAS y BLUSAS, 

ha superado las esperanzas que nos habíamos formado 
sobre la marcha de^estejnuevo departamento. 

HEMOS VENDIDO^ DESDE^OiQUELLA FECHA 

640 POLLERAS y 525 BLUSAS 



EL DEPARTAMENTO ESPECIAL DE LUTO 

que hemos inaugfurado el 15 de Julio, da resultados todavía 
superiores á aquellos tan elevados del Departamento de 
Blusas y Polleras. 

Hoy tenemos el honor de informar á nuestra numerosa 
clientela que, en vista de este gran éxito, hemos perfecciona- 
do aún más todos los artículos que componen estos dos 
nuevos departamentos, en los que continuamos vendiendo: 

Polleras de pura lana, neg-ras y de color, desde. ... $ 13.50 

Blusas escocesas, modelos nuevos, desde » 6.40 

Blusas de seda, de alta novedad, desde » 16.00 

EN LOS ARTÍCULOS DE LUTO RECOMENDAMOS ESPECIALMENTE 

Polleras cachemir, pura lana, desde $ 13.50 

Blusas cachemir, pura lana, desde » 9.90 

Gorras crespón, de gusto especial, desde » 7.75 



ACTUALIDAD INGLESA 



Los tripulantes del acorazado brasileño «Mariscal Floriano» ante la tumba de Cochrane 



El mes pasado 
estuvo en Inglate- 
rra el acorazado 
brasileño «Maris- 
cal Floriano>, en- 
viado por su go- 
bierno para que 
los jefes de la na 
ve felicitaran al 
rey Eduardo, en 
nombre del Bra- 
sil, por su acceso 
al trono. El «Ma- 
riscal Floriano » 
fondeó en Sout- 
hampton. de don- 
de los marinos bra- 
sileños pasaron á, 
Londres á cum- 
plir sumisión. Ter- 
minada -ésta, fue- 
ron á la Abadia de 
Westminster, con 
el objeto, de visitar 
la tumba de lord 
Cochrane, el mari- 
no Inglés que creó 
la marina brasile- 
ña. 

La lápida, cuan- 
do se presentaron 
los marinos, había 
sido cubierta de 
flores por encargo 

suyo. En las cuatro esquinas estaban de guardia otros 
tantos marineros brasileños. 

Los marinos fueron recibidos en la puerta de la Aba- 




LA TKTPULACION DEL ACORAZADO BRASILEÑO «MARISCAL FLORIANO» DEPO- 
SITANDO UNA CORONA EN LA TUMBA DEL ALMIRANTE COCHRANE 



día por el deám 
Bradley, vestido 
con el traje de can- 
ciller de la Ordeui 
del Baño, por el ge- 
neral conde Dun- 
donald, nieto del 
almirante Cochra- 
ne, y otros perso- 
najes De allise di- 
rigieron en cortejo 
& la tumba esas 
personas, el mi- 
nistro del Brasil en 
Londres y demás 
miembros de la le- 
gación, y el co- 
mandante del «Flo- 
riano», cap. Duar- 
te de Bacella, con 
sus ayudantes 

Los marinos lle- 
vaban coronas pa- 
ra agregarlas á las 
flores ya deposita- 
das en el sepulcro. 
El ministro brasi- 
leño pronunció un 
breve discurso: 
«Depositamos estas 
flores en la tumba 
de lord Cochrane, 
en nombre de la 
marina brasileña, 
creada por él, y de la nación brasileña, á cuya indepen- 
dencia y unidad prestó incomparables servicios». Lord 
Dundonald dio las gracias por el homenaje. 



ACTUALIDAD NORTEAMERICANA 

La curación de la fiebre amarilla— Viaje de tres estudiantes alrededor del mundo 



A mediados de la semana pasada 
anunciaroü los telegramas de Nueva 
York que habían salido de esa ciudad 
para la Habana los doctoros Ángel Be- 
llinzaghi y Felipe Caldas, el primero 
autor de un suero curativo de la fiebre 
amarilla, y el segundo su ayudante en 
la aplicación de la medicina á los en- 
fermos. Van á Cuba los dos médicos 
con el objeto de ensayar en esa isla el 
mismo suero, y, además, una vacuna 
preventiva de la fiebre amarilla. 

El doctor Ángel Bellinzaghi nació en 
Italia en 1865; se educó en Francia, don- 
de fué discípulo del profesor Pasteur; 
vino después á Montevideo, de allí pa- 
só á Río Grande; en esta última ciudad 
estableció un laboratorio bacteriológi- 
co en compañía del doctor Caldas. 
Cuando loSi dos médicos asociados cre- 
yeron ver coronados sus esfuerzos pa- 
ra encontrar un suero contra la fiebre 
amarilla, se dirigieron á los Estados 
Unidos con el objeto de ensayar su des- 
cubrimiento en Cuba, pero hallaron 
ciertas dificultades y entonces pasaron 
á Méjico, 




EL DOCTOR A. BELLINZAGHI 




LUIS 8T. O. FUNSON 

Estudiante salido de Nueva 
York 



con el propósito de ganar 
el premio de 100.000 pesos 
ofrecido por el gobierno 
mejicano á la persona que 
descubriera el método se- 
guro de curación de la fie- 
bre amarilla que hace In- 
habitable la ciudad de Ve- 
racruz y causa* innumera- 
bles víciimas en las tierras 
del golfo de Méjico. Des- 
pués de laboriosos y repe- 
tidos ensayos en los hospi- 
tales de Veracruz, bajo la 
inspección directa de co- 
misiones de médicos de- 
signados por el gobierno, 
éste adjudicó al doctor 
Bellinzaghi el premio de 
100.000 pesos, por haberse 
comprobado que el suero 
había curado á un S5 % de 
los enf n-mos de fiebre 
amarilla sometidos á su 
acción. El doctor Caldas 



otro tanto, él solo, á Mr. 
Hearst, propietario de tres 
grandes diarios: el Ntw 
York Journal, de Nueva 
York, el Commercial de 
Chicago, y el Examiner 
de San Francisco. Para 
dar mayor novedad á l.i 
idea. Mr. Hearst decidió 
que los tres viajeros fue- 
sen jóvenes colegiales, y 
pidió con ese objeto que 
en cada una de las tres 
ciudades nombradas se de 
signara aun alumno de un 
colegio para el viaje. 

Hecha la elección, Fitz- 
morris, el estudiante de 
Chicago, salió el 20 de ma- 
yo en dirección al este; 
Funson, el de Nueva York, 
salló el 22, en dirección al 
oeste, y Crittendeu, de San 
Francisco, hacia el oeste, 
pero por distinto itinerario. 



aplicaba también el suero com o pre- 
ventivo, y el resultado era satisfacto- 
rio, pero por poco tiempo, pues los 
efectos del suero no tardaban en per- 
derse. Ante esa contrariedad, el doctor 
Bellinzaghi persistió en sus trabajos 
para descubrir una vacuna radical, y 
ahora anuncia que lo ha conseguido. 

—Al entusiasmo de los viajeros y 
geógrafos por las expediciones organi- 
zadas para llegar al polo ártico ó al an- 
tartico, ha venido á agregarse en los 
últimos meses el que causan los viajes 
alrededor del mundo, emprendidos con 
el objeto de comprobar el número exac- 
to de días en que se puede hoy, con lo» 
medios de movilidad y la extensión de 
las vías de comunicación alcanzada en 
todos los países durante los últimos 
años, realizar la excursión que Phillas 
Fogg, el héroe de Julio Verne realizó 
en ochenta días. Dos diarios de París, 
Le Matin y Le Jourval, enviaron hace 
dos meses, cada uno en dirección opues- 
ta, á uno de sus redactores á dar la 
vuelta al mundo; y esa idea inspiró la 
de hacer 




CHARLES C FITZMORBIS 

Estudiante salido de 
Chicago 




EEUMATISMO, 



Hora] de consulta: 



LUMBAGO 

Y NEURALGIAS 

Aliviados prontamente y curados permanen- 
temente por la 

Faja eléctrica del doctúr Sanden 

El doctor Sanden no experimenta con estas 
enfermedades. Hace ya 30 años que las está cu- 
rando con su Faja eléctrica. Ningún otro remedio 
ha dado tan buenos resultados. Tiene miles de 
testimonios de pacientes agradecidos. Es el re- 
medio de la naturaleza aplicado científicamente. 
Restaura á los hombres y mujeres débiles y da á 
los nerviosos una vitalidad fuerte y vigorosa. 

Visíteme y examine mis fajas. Consultas gratis. 
Si no puede venir, mande por mis nuevos folletos 
ilustrados. Están llenos de sanas verdades sobre 
dolencias nerviosas. Franqueados y gratis. 

Venga ó diríjase al 

Dr. T. An SANDEN 

105, CALLE ARTES , 1 05 — Buenos Aires 

de 9 a. m. á 6 p. m. — DomlnRos de lO a. m. á 12 m. 



O. FINA 7 O 



lík 




611, Avenida de Mayo, 611 

BUENOS AIRES 



Importante ^ 

PARA LAS PERSONAS SORDAS 

Loa tímpanos artificiales en oro, del Instituto 
Hollebeke, son reconocidos los únicos eficaces 
contra la 

= sordera, ruidos en la cabeza y las orejas = 

ün fondo permanente, sostenido por donacio- 
nes de pacientes agradecidos, autoriza á dicho 
Instituto á mandarlos gratuitamente & las perso- 
nas que no pueden procurárselos. Dirigirse al 
Hollebeke's Institute, Kenway-House, Earl'sCourt, 
Londres, W. Inglaterra. 



6 TESOROS 



La Esencia Salvadora del Dr. A. S. Fia- 
mar, est& probado que prepara el estómago 
para el ejercicio de su completo funcionamien- 
to y hace imposible el mareo & las personas 
Íue tienen que viajar embarcadas. El Oleo 
ledicinal del Dr. A. S. Fismar, cura la sor- 
dera y es muy eficaz en las enfermedades de 
los oidos. El Especifico de los Pamadores 
del Dr. A. S. Pismar, hace tener repugnan- 
cia al cigarro, basta el punto de no poder tole- 
rar el olor del tabaco y al mismo tiempo for- 
talece el organismo, manteniendo todo el sis- 
tema en un estado completo de actividad y 
salud. La Freparacióu Antialcohólica del 
Dr. A. S. Fismar, cura la embriaguez, hace 
aborrecer la bebida, calma la excitación de los 
nervios y entona enseguida el organismo, por 
mucho que haya decaído de su tono 'natural, 
debido á los efectos perniciosos de las bebidas 
alcohólicas. Los Polvos Milagrosos del Dr. 
A. S. Fismar, curan las úlceras, fístulas y 
heridas echadas A perder pinr. profundas, rebeí-,. 
des, antiguas y de mal carácter que sean. El: 
Bálsamo Curativo del Dr. A. S. Fismar" 
calma, en la primer fricción, los dolores del 
parto y cura toda clase de desarreglos en las 
Señoras y Señoritas que sufren dolorosos des- 
órdenes en los periodos menstrales. En ven- 
ta en las principales droguerías y especial- 
mente en el consultorio de su inven^jíór Canga- 
llo 1537, Buenos Aires. En Montevideo: se 
vende en las droguerías 18 de Julio 216 y 
Cerrito 271. 



De todo el mundo 



El wagót del 
ferrocarril del 
Papn, — Está to- 
davía hoy, des- 
pués de bastan- 
tes años, en un 
depósitoespecial 
de la estación de 
Civittavechia y 
se le cuida como 
unareliquia. Fué 
consti-uido para 
Pío IX, quien hi- 
zo en él un viaje 
á Ñapóles. Ese 
ha sido el único 
servicio presta- 
do por el wagón, 
pues á poco de 
realizar el papa 
Pío aquel viaje, 
sobrevinieron los acontecimientos que termina- 
ron con la ocupación de Roma por Víctor Manuel 




EL WAGÓN DEL PAPA, SOLO UTILIZADO UNA VEZ 




El árbol es hoy 
objeto de espe- 
cial cuidado de 
parte de los mis- 
mos amigos de 
Livingstone, en- 
tre los cuales se 
cuenta á Stanley 
en primera línea. 
(jn faisán de 
cuatro patas. — 
Este fenómeno 
nació en la gran- 
ja de Mr. Tho- 
mas Rhomeike, 
cerca de Stra- 
ford (Inglaterra), 
y vivió algunos 
días. Sólo dos 
patas lo eran en 
realidad, es de- 
cir, que servían al animal para andar. Las otras 
dos le prestaban, sin embargo, un servicio bas- 
tante apreciable : cuando el faisán se cansaba, lo 
que le sucedía á poco de haber andado, y esto 
revela la debilidad de Ifts dos patas «verdaderas», 
las patas superfluas le prestaban un punto de 




UN POLLO DE FAISÁN CON CUATRO PATAS 

apoyo ó sostén como el que proporciona al hom- 
bre el bastón. 

Unn foca <íelef ntei>. — Así la llaman en el Museo 
de Historia Natural de South Kensington (Lon- 
dres), donde está desde hace pocos meses. La re- 
galó á ese establecimiento un rico comerciante 

de la City, quien 
la compró, con 
ese objeto, á una 
casa hambur- 
guesa que se en- 
carga de adqui- 
rir ejemplares de 
animales raros y 
de disecarlos de 
manera apropia- 
da para su con- 
servación en los 
museos. 

Por sus dimen- 
siones, esta foca 
es el más inte- 
resante ejemplar 
de los de su gé- 
nero .existentes 
en los museos de 
Europa; pero en 
el de Historia 
Natural de la 
ya citada ciudad 
de Hamburgo, 
hayunaquelesu- 

EJEMPLAK DE LA FOCA ELEFANTE EXISTENTE EN EL MUSEO DE HISTOEIAJ { P^^a Cn la belle- 

NATUKAL DE SOUTH KENSINGTON za dc las formas> 



EL ÁBBOL AL PIE DEL CUAL SE H*LLA ENTERRA- 
DO EL CORAZÓN DE LIVINGSTONE 

y con el encierro voluntario del pontífice en el 
Vaticano. 

Árbol al pie 
del cual está en- 
terrado el cora- 
zón de Livin^s- 
tone. — Cuando, 
de vuelta de su 
segundo viaje al 
África Central, 
Stanley llegó á 
Inglaterra con 
los restos del 
doctor Livings- 
tone, los admira- 
dores del célebre 
explorador que 
había perdido en 
África la vida, 
acordaron ente- 
rrar el corazón 
del gran hombre 
al pie de un ár- 
bol que había si- 
do j)ara él muy 
quéfiíío, pues du- 
rante años se ha- 
bía sentado á su 
sombra en las 
horas de reposo. 




¡^'' 



lU 



ni 



llv 

n 



IDITtS PSECIOS Di SmK)eClÚI'(n|U«i y& idilaiUio) 



;.' EN LA CAPITAL 


, 8 5.50 




;. . 5.00 


Año.... ..4 


. 9.00 



Número «uelto.... 20 centavos 
Náipero atrasado. 4-0 centavos 




ItlTOS PRUIOS DI SDSCRirSIOH (Pnidari y» iJilutlio) 

en'eu interior 

Trimestre $ 3.00 

Semestr* * 6.Q0 

Año » 11.00 

EN EL EXTERIOR 



No se devuelven los ori- 
g^inales, ni se pag^an las oo- 
laboraeiones no solicitadas 
por 1» Dir«icei6n, aunqu* 
se publiquen. 



gEHTANARIO /ESTIVO, LITERARIO, AdTfSTIOO s 

Y DE ACToALIOAOE» 

APARECE LOS SÁBADOS 

DIRECCIÓN, REDACCIÓN y ADMINISTRACIÓN 

CALLE bolívar 578 al 586 - BUEMOS AIRES 

UNIÓN TELIFÓKICA 281» 

PRECIOS DE ENCUADERNACIÓN Y 



Trimestre • oro 2.00 

Semestre.. » 4.00 

,Año » 8.00 



:!^^^ 



c NúnnéPO »'Uelto\>(Hh Monte- 
video:.^ Ó. lO centesimos. 

TAPAiSr^ 



Encuademación l.'Tomo 

Tapas 1.° . 

Enpuadernaclón 2." » 

Tapas 2.° • 

Encuademación 3.° » 

Tapas 3." » 



8 m/n. 2.00 
1.00 
3.00 
1,00 
8.00 
1.00 



Encuadernacliín 4.'*Tomfl.. 



Tapas 

Encuademación 

Tapas 



4. 

6." 

5.0 



,'.:;« t tn/n. 



Encuademación 6. 



Tapas 



6.° 



S.OO 
1.00 
2.00 
1.00 
2.00 
1.00 



I 
J 
I 
J 
1 
J 
I 
I 
1 
í 
1 
J 

i; 

j 

11 



Son agentes viajeros los señores: Antonino Vigliani, Carlos Foresti, José Bnceta 

7 Juan A. Costa 



Luis Santarelli 

FÁBRICA DE CORONAS FÚNEBRES 

a _ 

Escritorio: MAIPÚ 33 



Doctor FERNANDO ALVAREZ.- 

De retírese de su viaje á Europa, ha 
e.Htahlecldo su consuliorlo de enferme- 
dades del corazón y pulmones, en la 
calle Cangalla 1019, esq. á Artes. 

Consultas de 1 á 4 p. m. 

IC||f 1 Curación conipleta por unnne- 
ilfljiíl vo tratamipnto de Londres: re-, 
sultados sorprendentes: dirigirse á la 
clínica atendida por el D Macksey, 
(recién lleg-ado de Lundte.. Piedad 
wi, de 1] á 12 y de .í á 5 p. ui. 



Sevres, Saxe, Chine, porcelanas, bronce, 
-mármol, marfil, terra-cota, abanico etc. 
se arri'jrla A nuevo en el TALLER AR- 
TÍSTICO, Cuyo 406, de 

ARMANDO LEMOINE 



Inaupuración del taller de la fábri- 
ca de toda chise de artículos de orfe 
bl-erla. P-emlado con medalla de pía 
ta en la F-posiclóii Naclonal-de 1808. 

Especialista en Decoración sobre 

ernls Martín. 



Cliiiiea OdontológicM 

DIRIOIDA POR KL 

ür. D. José Blitz 

MÉDICO-DENTISTA 

y de su hija Sta. FANNY BLITZ 



U:#:4:*lfi 



Primera dentista recibida en la F.i- 
cnltad de Medicina de Buenos Aires. 
Especialidad: dIenti'S artificiales fijos 
sin paladar p;ira la niastlcneión per- 
fecta. Todas las operaciones de la bo- 
ca sin dolor por medio de un nuevo 
anestésico. Consultas todos los días de 
8 á 11 y de 1 i 6.— Calle Buea Orden, 88. 



F. Mercler, TucumAn, 1035. 

Ca.aa única en su género. 
Inmenso surtido en muñecas de todas 
clases, tamniios y precios. Cabezas y 
pelucas. Zajiatos y medias. Sombre- 
mos adornados. * Brazos, cuerpos, 
piernas, niano". etc., de rejuiesto. Ta- 
ller especial liara com^iosturas. l're- 
clos fijos y ventas al contado. 

Enfermedades del Estómago 

Doctor CALANDRELLI, especia 
lista de las clínicas de París. Cónsul 
tas de 1 á 6. Cerrlto 176. 

CIRÜJIA -Doctor, DECOÜD -Pro 
fesor de la Facultad de Sfedicina. 
Malpú. 496 




Dot;ToR ZOILO CANTON-Estudlo: 
San Martín 18ii. salón núm. 1. 



Dn ViiiiianAA Enfermedades del E«- 
Ur, riyiirrUI tómago, intestinos, Híga- 
do y de Señoras.- (Consultas de 2 4 p. 
m.-539. Tucumán, 539. 



Bragueros, Fajas, Medias Elásticas, 
Articules de Goma. 

E. WAL, óptico especialista 

4.68. CALLE ARTES. 468 



J. BONANSEA 



Cirujano Mecánico Dentista 
de la Universidad de 
Bolonia y de la Facultad de Ciencias 
Médicas de Buenos Aire».' 

Moreno 990, esq. B. Orden 
De 9 á II a. m. y de I á 5 p. m. 



LA LITERAEIA 



GEORGINO LINARES 

Es lá agencia- de publicaciones 

que da más circulación á los diarios y periódicos 

y que presta mejor servicio 

RF.CIB'B SUSCRIPCIONES FARA CÜALQÜIK» «JKTO 
DE I,A BRPÚB1.ICA 



11 AGENTE GENERAL DE ^CARAS Y CARETAS 
Jl 

ll Rosario (le %%\U Fe, Ciirrtolia y Porjiainiuo 




in 



CARAS Y CARETAS 




.\'s 



n 



EsHtfA' 



Cigirriliw lum'- 
i lO ct». 



240^3 



Premios 
100.000 $ 



BYRR 



fotografía 

Ventas ai por layor y Menor 

de máquinas, placas. 

cartones, papeles y útiles 

de fotografía. 

CATÁLOGO GRATIS 

Soldati, Craveri, Tagliabue y Cia. 
435, Alslna, 445 

Buenos Aires 



m cftu 



PILSEN-BOCK 

LA AFRICANA 

SON LAS MEJORES CERVEZAS DE 

INVIERNO 

COMPAÑÍA CERVECERÍA BIECKBRT 

(1900) LIMITADA 
JUNCAL S17 



— ¿Qulere'.Vd. oir mi última 
coni posición? 

— Si PS detiiilti vaiiiente la 
última.. . 




CIGARRILLOS HABANOS 

20 cts. 

PREMIOS 100:000 PESOS 




ÓPTICA 



Ventas al por 
Mayor y Menor 
tfe lentes y anteojos para cualquier 
defecto de la vista. 

OJOS artificiales inalterables. 
TALLER propio para confec- 
ción de lentes y composUiras. 
CATÁLOGO GRATIS 
Soldati. Craveri, Tagliabue y Cía. 
435. Ai-SiNA. 445, Bs. As. 




Insuperable y exquisi- 
to tónico reconstitu- 
yente. 

Preferido en las 
convalecenc as y 
en los casos 
de Influenza, 
Anemia, Neu- 
ras tenía, 
Desfalle- // ■ 
cimien- 
tos. 

f^'/ Exigir la bo- 
^Is^ Jr tella con la firma 
&Jw // del concesionario 

II, Heautempn 

para precaverse de las 
falsificaciones. 




CORA 



Y 



FERNET-BRANCA 

ELMEJOR APERITIVO 

FREISZ&Cia 



DE 



f51 



T'~.\ ({ 1\ ^ 

lUrMICOS\S!N. VENENO 
lyRESISTENTESr^ 
CAV L aVVlj ^M^'S^dJ} 



vr,-..^„« .,.„..,. \ ®" '* capit.ll 20 centavos 

NI -MERO SCKl.TO \ ^ ', , ^ 

\ Fuera de la cnplial 25 



(aras Y Gretas 



SfMANARIO FESTIVO, LITERARIO. ARTI^ICO Y DE «CTUfLIOíDE 
BUENOS AIRES. 10 DE AGOSTO DE 1901 



En el correo 




EXTERIOR I 



^ 



N.° 149 




\\\^vvy\^ 



' empleado. — Falta ei nombre del destinatario. 
'emiteníe.~\^'A escrito en la carta. Como en el correo de Cliile las abren todas, no creí 
iccesario repetirlo en el sobre. 




NEW HOME 



■^ 



n 



La reina de las máquinas. La 
más sencilla, liviana, sólida, ele- 
gante y durable. 

Toma gféneros de cualquier grue- 
so. Tiene ejes de bolilla. Ejes com- 
pensadores. 

La «New Home* 

es la más popular. Tenemos 57 
modelos de NEW HOME en 5 cla- 
ses de madera. 

También tenemos naáquinas de coser de otras marcas para som- 
brereros, camiseros, talabarteros, aparadores, bordadoras, etc. 

Piezas de repuesto, -para todas las máquinas en uso en toda la 
República. 

Máquinas de lavar, planchar, encanutar,, pelar, etc. Máquinas 
para picar carne, rellenar, sacar jugo, etc. Hilo, seda y agujas para 
toda clase de máquinas. Máquinas de hojalatero de todas clases. 



NEW HOME N." 19 



Fíjense, que «la S**' letra de la 2* palabra es M^ 
la NEW HOME es la mejor. 



No acepten otra; 




dortadoita de Alfalfa dOLUMBIA de O^boíne 

Tiene menos piezas que cualquier máquina. Es más sólida y liviana; 
por la misma razón garantimos el trabajo. Sirve para cardos, abrojos, 
yuyc^s, etc. Pida precios y catálogos. 



VENEZUELA 860 



Uy 

9^^ 



BUENOS AIRES 






JUAN HM^ é HIJO{$ 



,,., VENEZUELA 860 

^ BUENOS AIRES 










o 





io de Paine 



'#^' 
^ 



^PAINE'S CELERY COMPOUND) 







?:->';Svív;*''<V'' ' ' •' 



■^-^ 



i 



El Sr. Don Enrique Guerra: 

Cónsul de Méjico en los Estados Unidos, certifica en 
carta que nos dirig-e : 

«Que el Compuesto de Apio de Paine, (Paine' s 
Celery Compound) es el único remedio que ha encontrado 
para curar de una manera eficaz el cansancio cerebral, cau- 
sado por el exceso de trabajo intelectual. 

De veota eo todas las Farmacias ® ¡(liiiiiaiio eon las falsifíeaelones! 



ÚNICOS 



****'^ 



INTRODUCTORES 




^^5|^S^^^Sf2S^SCT:3W 



ACTUALIDAD ITALIANA 



El conflicto del puente de Alberzano, en el canal Blanco 



En los últimos 
días de junio hubo 
en el parlamento 
italiano un debate 
en extremo violen- 
to, en el que parecía 
ya -que los diputa- 
dos de la extreip,. 
izquierda iban á de- 
rribar al g-abinete 
Zanardelli, con el 
que hasta entonces 
habían mantenido 
relaciones s u m a- 
mente cordiales, ba- 
sadas en la guerra 
á los conservado- 
res. El origen de 
esa amenaza d e 
ruptura fué un la- 
mentable suceso 
ocurrido en las in- 
mediaciones de Be- 
rra, en la provincia 
de Ferrara. Los 
obreros de todas las 
fábricas de la re- 
gión se habían de- 
clarado en huelga 
para obligar así á 
sus patrones á con- 
cederles un aumen- 
to de salarios va- 
rias veces reclama- 
do, y la huelga era 
una de las de ca- 
rácter más pacífico 
qué ha habido en 
Italia en los últimos 
años: los obreros 

tenían reuniones diarias, en las que discutían sus 
asuntos, pero no intentaban acto alguno de vio- 
lencia contra los patrones ni contra las propieda- 
des de éstos. Las autoridades, sin embargo, para 
que un repentino cambio de actitud no las toma- 
ra desprevenidas, habí;in enviado tropas á prote- 




LA ACCIÓN THAQICA DEL PUENTE DE BEKEA 



ger las' fábricas. 
Esas tropas fueron 
distribuidas en los 
puntos más favora- 
bles para la repre- 
sión de cualquier 
tumulto, y por un 
error de disposi- 
ción que fué la cau- 
sa de la desgracia 
acontecida después, 
se acordó custodiar 
con tropas un puen- 
te que debía haber 
quedado libre para 
el tráfico, y custo- 
d i a r 1 o mezquina- 
mente, con sólo 20 
hombres de infan- 
tería bajo las órde- 
nes de un oficial, el 
teniente De Bene- 
détti. Unos obreros 
quisieron pasar el 
puente, protestaron 
al ver que el pique- 
te de guardia se 1» 
impedía, acudieron 
otros obreros, insis- 
tieron todos en que 
se les dejara pasar, 
y al ser rechazada 
nuevamente su exi- 
gencia, varios de 
ellos se destacaron 
del grupo general 
para parlamentar 
con el oficial. El 
teniente De Bene- 
detti creyó que los 
huelguistas intentaban forzar el paso del puente, 
perdió la cabeza, y dio á su gente la orden de fue- 
go. Los soldados obedecieron la orden, y un obre- 
ro cayó muerto, atravesado por -una bala. Varios 
otros fueron heridos. El suceso produjo honda 
emociíui en toda Italia \', como hemos dicho, esa 




ACCESO AL PUENTE DE ALBEBZANO, DONDE CAYEKON EL MUERTO Y LOS UEBIDOS, CEECA DE ÜliliüA^ 



Vale la pena cambiar la ¡""'p"»' "'' "'" """"' 



cocina antigua por una nueva de sistema 
moderno que economiza combustible. 



Las COCINAS CASSELS por su 

construcción perfeccionada aprovechan 
todo el calor del fuego, resultando una 
notable economía de combustible. 




El fotograbado representa una cocina con su frente removido, 
para demostrar de una manera práctica la circulación del calor. 
Las flechas indican la dirección que toma el fuego al pasar por 
todas partes de la cocina, antes de escaparse al caño de humo. 



«Les hice el pedido de la cocina Únele 
Sam, porque he quedado muy satisfecho de 
una que tengo actualmente y que compré en 
su casa. 

J. L. S.— San Nicolás. 



¡Supera á nuestros deseos! 

«Me es grato comunicar á Vdes. que ya es- 
tá en mi poder la cocina Favorita que se 
sirvieron remitir á mi pedido y que en el bre- 
ve tiempo que llevamos usándola, ha dado 
un resultado que supera á nuestros deseos. 

A. P.— Venado Tuerto . 



¡Una en uso hace vender tres! 

« debo advertirles que esa cocina es de 

todo agrado su nombre la Monada, lo 

explica todo. Basta decir que tres familias 
han quedado admiradas al visitar nuestra co- 
cina y han comprado una cada una. 

F. S.- Bahía Blanca. 



PÍDASE CATÁLOGO 
ILUSTRADO 



Única Casa Especial 

Florida 220 



Cassels & Co. 



Depósito de Cocinas 

Rivadavia 1164 



? POR QUE 



SUFRIR POR MAS TIEMPO 

CON ESE 

Resfriado, Tos y Mal de Garganta? 

El PECTORAL i' CEREZA «i Dr. AYER 

Tiene una nombradla de cerca 60 anos para la curaci(^n de 
afecciones de la Garganta y los Pulmones, Resfriados, Toses, 
la Gripe 6 Trancazo y Pulmonías. Es de un gusto agradable 
y seguro en la curación. 

EL PECTORAL DE CEREZA DEL DR. AYER 

Preparado por el Dr. J. C. Ayer y Ca., Iiowell, Mass., E. XJ. A. 

Obtuvo Aleda //as de Oro en /as Grandes Exposiciones Universales, 

K ecliácese totlo Sustituto Barato y sin Valor. 

Se encuentra en todas las farmacias principales 




ACTUALIDAD ITALIANA 

El conflicto sobre el puente de Alberzano 








■" ■ ™"'"'- - — - — ■- — — — ^»«r» 



Él 

I) 








EL PUENTE OCUPADO MILITARMENTE 



emoción repercutió en la cámara, donde los di- 
putados socialistas interpelaron al gfobiei'no y pi- 
dieron el castigo del teniente De Benedetti. 

El ministro de guerra, general Ponza di San 
Martino, sostuvo á su subordinado, declaran- 
do que éste liabía cumplido con su deber, y 



asumiendo él la responsabilidad de lo sucedido. 
En la sesión en que el ministro hizo estas decla- 
raciones, algunos diputados del partido socialis- 
ta apostrofaron al general Ponza di San Martino 
en términos tan agresivos, que éste retó á duelo 
á uno de ellos, como había ix'tado ya á un pcrio- 




HOSTERÍA distante 50 METROS DEL PUENTE, ADONDE FUERON LLEVADOS LOS HERIDOS 



II 



Liquidaciones 



excepcionales 



en todos los departamentos 

o 




Los precios son en muchos casos aún menos de la mitad 
de su valor 

TRAJES PARA NIÑOS - Surtido extraordinario 
de medio tiempo.— Más de 6.000 trajes en venía 
desde iys. 2 75 
SOBRETODOS Y CAPAS para niños— El saldo 

que nos queda, casi gratis. 
GORRAS Y SOMBREROS para niños.— Desde ps 1. 
TRAJES para HOMBRES. 
Más de 10.000 trajes, to 
dos de media estación, en \ 
las más preciosas noveda- \ 
des, desde ps. 13.50 ' 

SOBRETODOS, sacos de 
abrigo, pantalones, etc., etc., son tan 
baratos y tan buenos, que aconseja 
mos d los señores Roperos hagan sur- 
tido para el año que viene y gana- 
rán mucho difiero, acreditándose al 
mismo tiempo. 
LOS FAMOSOS CHALECOS FANTA- 
SÍA. —Esta casa, la primera en im- 
portarlos al país, y única aún hoy, con 
un verdadero surtido \ en calidades 





Párrafos de carta de un italia- 
no almacenero aclimatado 
en el pais. 



Pé andar In to Chaqueil'a 
Ner dia de lo diconto. 
O comperato á Cabezas 
Un bel vestlto di luto. 
Ma costao cuaranta pezzi 
Lo vestlto tutto cunto 
Ma. Inslcuro que un traque 
Veramente macanuto. 
A Cuanclto 11 chiquilln 
También lo vestí ¡(¿ué írn.«i'o 
(juell del mochacbol Saítabi 
Come an perito lanutol 
Andlamo á veder lamsmA, 
c¿ue sa morío di suoto. 
Despol de m «ngílar pol -> ta, 
Do pavltos. é un presciutto. 
Doppo andlamo á mert-n-'iir 
Nell rlstorán del Vesuvi'o, 
R tinlamo allegramente 
Lu dia de lo dieunto. 



de primer orden con los hoto 

/íes adecuados Los vendemos 

desde ps 10 y tenemos más de 

2.000 de existencia. Nadie que 

se precie de persotia decente 

puede estar sin estos chalecos 
TRAJE$ Y SOBRETODOS para 

BtBE. — surtido espléndido, 

desde ps. 4 50 
TRAJES PARA JÓVENES — 

Casi es esta casa la única, des- 
de ps. 11. 
SOBRETODOS, SACOS, etc., 

para jóvenes, tnitad de su valor. 
ROPA PARA NIÑAS Y S E ÑOR AS.~Casi regalo.- Fijense en el núme- 
ro 14() de Caras y Carktas. 
SOMBREROS PARA HOMBRES Y JÓVENES. — Nuestro surtido es 

enorme y especial, y sus precios han hecho verdadera revolución. 
ROPA SOBRE MEDIDA.- lanío de invierno como de medio tiempo, se 

ha rebajado en su precio 40 %.— Todos se hacen ropa en este momento, 

aprovechando la pichincha. 



546, CVYQ,546 

entre Florida y .San Martin 



A. CABEZAS 

Unión Telefónica, 2lia-BUEN0S AIRES- Cooperativa, 7/7 
La casa más importante de Sud América, en ropa hecha y sobre medida, para 
Hombres, Jóvenes, Señoras, Niños y Niñas. — La que confecciona mejor y vende 
más barato de todo el mundo.— PIDAN CATÁLOGO. 




II 



ACTUALIDAD ITALIANA 



El conflicto sobre.el puente de Alberzano - Homenaje á la memoria de Humberto I 




I 



EL CANAL MAESTRO DE BONDENO 

dista que lo atacaba por el mismo asunto. Todos 
esos incidentes se arreglaron satisfactoriamente, 
y también el de la muerte del obrero, á lo menos 
por el momento, con el enjuiciamiento del tenien- 
te De Benedetti. Pocos días después, el tribunal 
encargado del juicio absolvió á este oficial. 
I |La sentencia absolutoria del consejo militar de- 
vuelve, pues, al teniente De Benedetti su buena 
reputación y fama mi- 
litar, de que ha gozado 
desde su ingreso en el 
ejército; pero eso no 
obsta para que la pren- 
sa socialista continúe 
acusándole de salvajis- 
mo, y los más benévo- 
los délos acusadores le 
califiquen piadosamen- 
te de loco: periodis- 
ta ha habido que ha 
presentado anteceden- 
tes de la vida del oficial 
encadenados de tal 
suerte que revelan un 
desequilibrio de sus fa- 
cultades mentales, 
mientras los jefes de 
los cuerpos en que ha 
servido De Benedetti 
certifican, por el con- 
trario, su sensatez y moderación. Lo creíble es 
que en aquel momento desgraciado obedeció 
simplemente á una ofuscación que más tarde 
habrá sido el primero en lamentar. 

— El 24 de julio, una comisión de oficíales del 
regimiento 49.° de infantería depositó en la tumba 
del rey Humberto, situada en el Panteón de Roma 
una placa, bella obra del joven escultor siciliano 




LAS REPRESAS SOBRE EL PANARO 



UN BOTE EMISARIO 

Giovanni Nicoliní. Dentro de una corona de ra- 
mas de encina, laurel y palma, aparece un án- 
gulo del famoso cuadro que Humberto mandó 
formar á sus tropas en Villafranca: allí se ve al 
entonces príncipe heredero, á caballo, incitando 
á sus tropas á la lucha. A la izquierda, apoya- 
dos en la rama de encina, los soldados italianos 
hacen fuego y rechazan al enemigo. A la dere- 
cha, heridos de muerte, 
caen los huíanos aus- 
tríacos de la brigada 
Pültz, envueltos en una 
rama de laurel, home- 
naje y testimonio de 
inmortalidad para los 
valientes, aunque ene- 
migos entonces de Ita- 
lia, muertos en el cam- 
po de batalla. Arriba, 
entrelazadas con una 
palma, símbolo de mar- 
tirio y de gloria, la 
inicial U, y sobre ésta 
la corona real. La pla- 
ca ha sido fundida en 
la Fundición Real de 
Lugano. La colocación 
de la placa se hizo con 
una ceremonia senci- 
llísima, austera. Junto 
con los oficiales, había ido una delegación de la 
tropa del regimiento 49°. 

— En esos mismo días fué depositada en la 
tumba del rey Humberto una corona, homenaje 
de la provincia y ciudad de Pisa, hecha por ini- 
ciativa de la Asociación liberal monárquica de la 
misma ciudad, y con dinero reunido en suscrip- 
ción pública. 





JIL'MUERTO UK LOS OFICIALES DEL 
49° DE INFANTERÍA 



EL HOMENAJE DE LA CIUDAD Y PROVINCIA 
DE PISA 



CO 
25 



'O 



•5 




(Á PILA SECA) 

NUEVOS MODELOS 

Estas velas se reco- 
miendan por su seguridad 
y limpieza. Evita las mo- 
lestias de las velas es- 
tearinas. Proyecta una luz 
suave y sin oscilaciones. 
No hay peligro de fuego 
y los faroles del mismo 
sistema son muy útiles, 
pues no necesitan, como 
los de otra clase, reparos 
para que no se apaguen 
al trasladarlos de un pun- 
to á otro. 

pfDAirTALWirm^^^ 



Fonógrafos 

- Y - 

Grafófonos 






Membranas 
BETTINI 



Accesorios 
y Piezas 
de repuesto 




Bctlini Plioiiograph Liboratory 

IKt Fift.h Avciin, 
New York. 



Hemos recibido 



una colección de cilindros grandes cantados por artistas 
de cartel. Estos cilindros se recomiendan por el arte con 
que han sido cantados; la pureza de impresión hace que 
al funcionar el fonógrafo emita las voces con gran nitidez. 

Cilindros impresionados para canto y orquesta— Cilindros de la Sra. Galvani 
(del Teatro Real de Madrid). — Cilindros impresionados con val- 
ses, polkas, mazurkas, marclias militares, etc. Bocinas de made- 
ra. — Bocinas de celuloide. 



THE NEW CENTURY \ PIIICARDO, PALIADA J Cía. 



664 -CUYO -664 



BUENOS AIRES 



El veraneo del Papa 



León XIIÍ pasa todos 
los años las tardes más 
calurosas del verano en 
la llamada «Torre Leoni- 
na», ó sea el casino de 
León IV, vasta torre de 
piedra, de paredes enor- 
mes, pues no tienen me- 
nos de cuatro metros de 
espesor, que se alza en 
los jardines del Vatica- 
no, cerca de una viña que 
León XIII plantó hace 
años con sus manos, y á 
la cual consagra un inte- 
rés particular. Esa torre 
es, en verano, gracias al 
espesor de sus paredes, 
un lugar fresco, lo que 
explica que el Papa se re- 
fugie en ella durante los 
rigores del estío. Las 
aberturas hechas para 
las ventanas en esas mu- 
rallas, son, naturalmente, 
muy profundas, tanto, 
que una de ellas ha sido 
convertida en capilla, 
una capillita en que ca- 
ben varias personas. La 
torre no tiene más que 
una habitación, una sala 
circular; pero León XIII 
le ha hecho construir un 
anexo, un pequeño pabe- 




LA TORRE DE LEÓN IV, DONDE PASA LAS TARDES 
SU SANTIDAD, DURANTE EL VERANO 



fué donde Su Santidad 
obsequió en Julio últirno 
á sus dos médicos, los; 
doctores Lapponi y Maz-] 
zoni, con un almuerzo de 
que se ha hablado en to- 
do el mundo como un 
acontecimiento excep- 
cional, pues la severísi- 
ma etiqueta del Vatica- 
no se opone terminante- 
mente á que nadie coma 
en presencia del Papa. S 
Santidad, que había he^ 
c h o espontáneamente 
ese convite á sus dos mé- 
dicos hace año y medio, 
cuando mediante una 
"hábil operación é inteli- 
<íentes cuidados le salva 
ion ambos la vida, hall 
el medio de cumplir s 
promesa sin violar la eti 
queta: hubo dos mesas 
una para él y otra para 
sus invitados; la suya, 
pequeña, colocada en el 
hueco de una de esas 
profundas ventanas, y 
separada por un biombo 
de la otra, puesta en me- 
dio de la sala. Así oía el 
Papa las conversaciones, 
sin tomar parte en ellas, 
oía el ruido de los platos. 



m 



i^^i^il^ jáa 


ÜP^C^r' 




-.<S 


pXjd 




¡^ . 








■QiLL^ 


■■■■■Hk-. ~^ 




AVENIDA QUE CONDUCE DEL VATICANO Á LA i ohlvr 
LEONINA 

Uón en que le es- 
peran las perso- 
nas que le acom- 
pañan, hasta que, 
pasada ya la 
fuerza del sol, 
decide volver á 
sus habitaciones 
del Vaticano. 

Generalmente, 
el Pontífice per- 
manece dentro 
de la torre desde 
las nueve de la 
mañana hasta 
las cuatro de la 
tarde. El pabe- 
llón está amue- 
blado con todas 
las comodidades 
necesarias, tiene 
luz eléctrica, y 
se comunica con 
las cocinas del 
Vaticano por te- 
léfono. Al primer 
piso se sube en 
un ascensor. Allí 




PEQUEÑA VIAA PLAN 1 ADA Y CULTIVADA J'OR LEÓN XIII 

de los cubiertos 
y de la vajilla, y 
gozaba de una 
compañía que le 
agradaba, s i n 
contradecir la le- 
tra del «protoco- 
lo». Los invita- 
dos eran ocho, 
los dos médicos, 
el conde Cami- 
lo Pecci (su so- 
brino preferid o \ 
monseñor Bisle- 
ti, maestre de 
cámara, y los 
guardias nobles 
de servicio. Des- 
pués del almuer- 
zo, el papa dur- 
mió la siesta, co- 
mo lo hace todos 
los días, y cuan- 
vlo se levantó de 
la cama dio un 
paseo á pie por 
los jardines, con 
sus invitados. ' 



!,v;jlO DE 8. S. EN UNO VK L>>S DEPAHJ AMENTOS DE LA TuRüE 



I 



ACTUALIDAD ESPAÑOLA 



Muerte del pintor Eduardo Pelajo.— Nuevo dique flotante.— Exposición de carbones minerales en Barcelona. 

Excursionistas portugueses en Vigo 



d 



Joven aun, pues 'no contaba más 
que cuarenta y un años, á la edad 
en que empieza la fama para otros, 
ha fallecido el pintor Eduardo Pe- 
layo. 

Paisajista renombrado, había he- 
cho un culto de la naturaleza, que 
trasladaba á sus lienzos sin exage- 
raciones coloristas, pero sin limi- 
tarse tampoco á la mera copia fo- 
tográfica, en que cifran algunos su 
gloría de naturalistas. Cada uno 
de los cuadros de Pelayo, era un 
trozo de vida campestre, sentida 
por él, y por esa cualidad podían 
distinguirse entre mil sus produc- 




DON KDUABDO PELAYO 

Pintor laureado, miembro del Jurado en 
la última exposición de Bellas Artes 



bones minerales, á la cual han 
concurrido numerosas empresas 
mineras de la península. 

No es la primera vez que en Bar- 
celona se abren exposiciones de 
esta clase. 

Y es de esperarse que esta vez 
la exhibición de carbones dé me- 
jor resultado que en anteriores 
ocasiones, pues, á este respecto, 
se recuerda que, aun inspirados 
en el mayor proteccionismo, los 
fabricantes catalanes preferían el 
combustible extranjero al de As- 
turias, por ejemplo, asegurando 
que aquél podía ser adquirido en 




EL NUEVO DIQUE FLOTANTE REMOLCADO Á MENORCA 



clones, aun sin 
necesidad de mi- 
rar la firma. 

Gozaba de me- 
recida reputa- 
ción entre sus 
compañeros d e 
arte, y era de 
aquellos á quie- 
nes ya no se dis- 
cute. Reconoci- 
do su sereno jui- 
cio, fué elegido 
miembro del ju- 
rado en la última 
exposición d e 
Bellas Artes ce- 
lebrada en Ma- 
drid. 

El pintor 

Eduardo Pelayo, 

falleció el día 2 

del pasado mes 

,^e julio. 

¡ — Acaba de ce- 
lebrarse en la ca- 
pital de Catalu- 
ña una nueva ex- 
posición de car- 




PABELLON DE LA SOCIEDAD MINERA T METALÚRGICA DK PEÑARROYA EN LA 
EXPOSICIÓN DE CARBONES MINERALES DE BARCELONA 



c O n d i c i ones 
más económi- 
cas. 

— De t i e m p» 
atrás viénese ha- 
blando de la 
unión ibérica, y 
las muestras de 
afecto cambia- 
das entre Portu- 
gal y España, no 
son pocas, espe- 
cialmente entre 
escritores y ar- 
tistas de ambas, 
naciones. Hace 
poco comentá- 
banse los agasa- 
j o s recíprocos, 
entre las autori- 
dades de los 
pueblos situados 
en los límites de 
Galicia y Portu- 
í¿al, y ahora nos 
llega la noticia 
d e u n a fiesta 
de mayor im- 
portancia aun. 




YIGO.— ASPECTO 1>E LA CALLE DEL PRINCIPE DURANTE 
LA DIANA 



romería al CAMPO GRANDE KS HONOR DE LOS EXCUR- 
SIONISTAS PORTüQUEbES 



Nadie sufre UN DESENGAÑO 

usando el 

Digestivo Demarchi 

para curar 

LAS ENFERMEDADES DEL ESTOMAGO 

El infrascripto, al agradecer ala Casa Soldati, Craveri, Tagliabue y Cía. 
el obsequio que ésta hizo al Hospital Italiano de 200 cajas de DIGESTIVO 
DETlARCm, declara haber constatado la utilidad de este específico en los 
enfermos del estómago, con pirosis gástrica, gastro-sucorea, gastro-ectasia, 
gastralgia, etc., además de la buena y esmerada preparación. 

Dr. T. BOTTO. 

Médico primario del Hospital Italiano. 
Baenos Aires, 4 Janio 1900, Dotniollio: Artes, 540, Buenos Aire* 



Dr. M. CARNEVALI 

Médico-Cirujano 
Cangallo, 1522-U. Telef. 647 (Lorea) 



Baenos Aires, 2 de Julio de 1900. 



Certifico que desde hace algún tiempo uso en mi clientela el DIGES- 
TIVO DEMARCHI, con resultados muy satisfactorios en las diferentes 
perturbaciones de las vías gástrico-intestinales. 

Dr. M. CARNEVALI. 



Dr. ALBERTO CESARINI 

Médico de Niños del Hospital Italiano y da la Casa 

de Expósitos 

RIvadavia 1515 — U. Telef. 795 (Lores) 



Baenos Aires, Diciembre 18 de 1900. 



Certifica el que suscribe haber usado con muy buen resultado en las 
enfermedades gastro-intestinales el DIGESTIVO DE.nARCHI. 

Dr. a. CESARANL 



Dr. ARISTIDE DE FOCATIS 

Médico-Cirujano 
Chaoabuco, 1152 — Unión Telefónica, 517 (Const.) 



Baenos Aires, 6 Mayo de 1901. 



RS [Certifico que he usado muchas veces en las afecciones del estómago y 
de los intestinos el DIGESTIVO DEMARCHI, habiendo siempre obtenido 
excelentes resultados. 

Dr. ARISTIDE DE FOCATIS. 



Droguería de la Estrella 

215, Defensa, 215 

Droguería del Indio 

1511, Rivadavia, 1519, Buenos Aires 



DHIFÓSIXOS: 

! Droguería del Águila 

San Martín, 848, Rosario de Santa Fe 

Roch, Capdeville Jahn y Cía. 

Cerrito, 267, Montevideo 



IMPORTANTE. — Las casas depositarlas arriba mencionadas manda- 
rán libre «le porte y gratis A quien lo solicite, el THATiDO.DE L.AS 
ENFERMEDADES DEL ESTO.HAG(> Y DE SU CURACIÓN, contenien- 
do muchos consejos útiles para los enfermos del estómago. 



ACTUALIDAD ESPAÑOLA 

Excursionistas portugueses en Vigo 



I 




DOCTOR PEliEIRA DE M4CEDO 

Presidente de los excursionistas 



Más de dos mil 
excursionistas por- 
tugueses dirigié- 
ronse á Vigo, donde 
fueron recibí dos 
con grandes acla- 
maciones y obse- 
quiados en todas 
las formas durante 
su permanencia en 
aquella población. 

Los excursionis- 
tas, presididos por 
el doctor Pereira de 
Macedo, fueron re- 
cibidos por la co- 
misión receptora, á 
cuyo frente figuraba don Manuel Santos, y en 
cuanto descendieron de los coches del ferroca- 
rril, e 1 himno portu- 
gués llenó los aires con - ^^ ™ ' , ^^^^- . - < » 
sus notas. 

Los recién llegados 
fueron conducidos al 
Ayuntamiento, lugar 
donde el alcalde pro 
nuncio el discurso de 
bienvenida, al que con 
testaron algunos de los 
excursionistas. 

Diversos festejos]fue- 
ron organizados en su 
honor, tales como con- 
ciertos, paseos maríti- 
mos, iluminaciones y 
banquetes, en los últi- 
mos de los cuales se 
cambiaroíi entusiastas 




DON MANUEL SANTOS 

Pte. de la comisión receptora 




GIRA MARÍTIMA.— VAPOR CONDUCIENDO LAS BANDAS 
PORTUGUESAS Y ALGUNOS EXCURSIONISTAS 



yfraternales brindis. 
— Junto con los 
grabados á que se 
refiei'en las noticias 
anteriores, publica- 
mos una vista del 
nuevo dique flotan- 
te construido e n 
Hebburn-on- T y n e 
(Escocia) por orden 
del gobi'erno espa- 
ñol. Este dique 
estaba d e^s t inado 
primero para el 
puerto de Olonga- 
po, el ars e n a 1 na- 
val de las islas Fili- 
pinas, y ahora se le situará en Mahón (isla de 
Menorca, Baleares.) En el grabado aparece el 
dique remolcado por 
dos remolcadores ho- 
landeses. Sus dimen- 
siones son: largo ma- 
yor, 455 pies; ancho 
mayor, 117 pies; pro- 
fundidad mayor, 38 
pies. Puede levantar 
13.000 toneladas. 

Una de sus condicio- 
nes esenciales es que 
si un buque de 12.0(X) 
toneladas de peso, con 
328 pies, fuera coloca- 
do en el centro del di- 
que, ninguna parte de 
éste sufriría una pre- 
sión de más de 7.6 ton. 
por pulgada cuadrada. 



ACTUALIDAD PORTUGUESA 



La reina María Pía — Los reyes en Madeira 



En París circuló hace pocos días el rumor de un 
atentado frustrado contra la vida de la reina María 
Pía de Portugal, y la noticia, transmitida á Buenos 
Aires, produjo la consiguiente emoción en la colecti- 
vidad portuguesa residente en esia ciudad. La reina 
María Pía es la madre del actual rey don Carlos I. y 
hermana del difunto rey Humberto 1 de lüilla. La 
tentativa de asesinato, según el rumor, había fido 
hecha en Aix les Bains, balneario de Francia, donde 

la reina liabía ido á 
pasnr unos días, en 
compañía de su se- 
gumlo hijo el duque 
de Oporto. después 
de haber permaneci- 
do varias seman.i.-; 
en Roma, donde fué 
madrin I de la prin 
cesa Yolanda, bija 
de su sobrino el re3' 
Víctor Manuel. 

— Kn su reclenti 
viaje á las posesio- 
nes portuguesas del 
At'ánilco, el rey Car- 
los I y su esposa la 
rein i Amelia, reco- 
rrieron las principa 
les ciudades deaque- 
llas islas, y en todas 
pa tes tueron recibí 
dos con entusiastas 
manifesté» clones de fidelidad por los habitantes. Ya 
hemos publicado en un número anterior al pr senté, 
algunas vistas referentes á la visita á San Miguel, 
Punta Delgada, etc. Ahora reproducimos aquí luia 
fotografía instantánea de la entrada del rey en Fuu 
chai (Madeir"). 

Sus majesiades, con la sencillez de maneras que les 
es habitual, desecharon los ofrecimientos que seles 
hacían de un buen carruaje tirado por caballos, y se 
trasladaron al interior en un carro de bueyes. 




MAWÍA PÍA 

Reina madre 




LUU BEVES UK PORTUGAL KN KL CAMINO DEL PUERTU 
Á LA CIUDAD 



]á 




Una carta de ia señorita 

MARÍA BARRIENTOS 

La muy aplaudida primera soprano 
del Teatro Politeama 



Marfa Barrientes 



«Durante todo el viaje de Euro- 
«pa á esta Ciudad he tomado el 

AGUA ^MINERAL. NATURAL, 
GASEOSA DE NOCERA UMBRA 

«y continúo tomándola con resul- 
«tados muy satisfactorios». 

Fdo. María Barrientos. 

Buenos Aires, 3i de Julio 1901. 



La NOCERA UMBRA ^^^^ agua mineral natural la mas higiénica 

/ 



LAS BOTELLAS LEGITIMAS LLEVAN UNA ETIQUETA 

- CON LA FIRMA DE 



/^^-r-C^-/^ 



ÚNICOS CONCESIONARIOS 

Depósito: CALLE ALSINA 485.— Buenos Aires 

CALLE BUENOS AIRES 202. - Montevideo 



• /Si^ 




Confitería del Gas 



RIVADAVIA Y ESMERALDA 



NOVEDADES 

CREMA DE ANGERS.-BIZCOCHOS VIC- 
TORIA. -PETITS FOURS PARISIENS.- 
POSTRES: YOLANDA, GUARANÍ, CAR- 
MEN Y SAN ISIDRO. -ROSQUITAS DE 
PARMA.- BIZCOCHOS MISIONES.- BOM- 
BONES PARA TEATRO.- BIZCOCHOS 
PARA VIAJE. 

Artículos selectos 

importados por la casa 

JAMONES DE YORK.-TURRÓN DE GI- 
JONA.- QUESO CHESTER.-MARRONS 
GLACÉS.-CRÉME DE CEFISES 



SURTIDO COMPLETO Y VARIADO 
EN VINOS Y LICORES FINOS 

ESPECIALIDAD EN TORTAS DE BODA 




DR. A. LEVINSON 

Cirujano Dentista Norte -Americano 
«^ <^ 4> 

TRATA TODA CLASE DE ENFERMEDADES DE 
LOS DIENTES Y DE LA BOCA EN GENERAL 



Especialidad en la coloca^ 
ción de dientes artificiales 
sin chapas por medio de 
un sistema propio y ex- 
clusivo. 

Avenida de Mayo 890esq.Tacuarí 



ACTUALIDAD ALEMANA 



Suicidio de un criminal extraño.-JuMleo de sociedades en Munich 



Eu Berlín se ha suicidado el 
mes pasado un criminal verda 
deramente extraordinario. Se 
llamaba Juan Bobbe, y todos 
los diarlos alemanes que refie- 
ren su vida y sus crímenes le 
llaman «El hombre topo». 

Había cometido una porción 
de asesinatos, siempre por el 
mismo sistema. Consistía éste 
en labrar un túnel y un pozo de- 
bajo de algún sitio, donde colo- 
caba una tabla ó una plancha 
de hierro que hiciera báscula y 
sobre la cual hacía insidiosa- 
mente que se colocaran sus víc- 
timas. En un momento dado 
tocaba con el pie un resorte y la 
victima caía al fondo del pozo, 
donde se clavaba en un par de 
bayonetas que el asesino había 
cuidado de fijar allí. Por si esto 
no era bastante, al hacer funcio- 
nar la báscula, daba alguna pu- 
ñalada ó disparaba unos cuan- 
tos tiros de revólver sobre la 
persona á quien quería asesinar, 
sin perjuicio de volver luego 
por la galería al pozo y de rema- 
tarla. 

Juan Bobbe no gastaba nunca 
herramientas para labrar sus tú- 
neles ni sus pozos. No quería 
hacer ruido que llamara la aten- 
ción de los vecinos ni de la po- 
licía. Trabajaba solamente con las manos y con la cabe- 
za y en esto constituía un fenómeno natural de lo más 
extraño que conoce la ciencia. 

Hallábase dotado de una fuerza extraordinaria en los 
brazos y en las manos, lo mismo que el topo. Al igual 
que éste, sus brazos y sus dedos eran gordos y gruesos. 
Las uñas del topo, como todo el mundo sabe, están 
vueltas de adentro hacia afuera; los dedos de Bobbe 
presentaban la misma particularidad. Cuando se le 
cansaban las manos de excavar la tierra, empezaba á 
trabajar con la cabeza dando porrazos con ella en el tú- 
nel que estaba labrando, y así facilitaba grandemente la 
obra, quebrantando los terrones. Lo mismo que el topo, 
Bobbe nq tenía casi cuello, lo cual le permitía dar con 
la cabeza contra la tierra con todo el empuje del cuerpo. 

Hace unos doce años Bobbe, después de haber cum- 
plido catorce condenas en presidio, se casó con una 




EL HOMBRE-TOPO 



mujer rica, buena y cristiana, 
que al contraer matrimonio con 
él no había sido inducida por 
otra cosa que el deseo de con- 
vertirlo. Bobbe utilizó el dinero 
de su mujer para abrir una ta- 
baquería en Berlín, y su primer 
cuidado fué buscar un local que 
tuviera cueva, abrir un pozo de 
comunicación entre ésta y la 
tienda y poner en lo alto del po- 
zo una trampa por donde cupie- 
ra cualquier persona, por gruesa 
que fuese. Su propósito era que. 
cuando entrase en la tienda y 
se pusiese sobre la trampa, de- 
lante del mostrador, alguna per- 
sona rica y no liubiese nadie de- 
lante, cayese por la trampa al 
fondo del pozo, donde, como 
de costumbre, había puesto dos 
bayonetas 

Aun cuando hizo por atraer á 
la tabaquería á gente de dinero 
y luego- á cobradores del Banco, 
para lo cual más de una vez se 
hizo girar á domicilio pequeñas 
cantidades, la suerte protegió á 
las personas que había designa 
do para víctimas, y que fueron 
siempre acompañadas de al- 
guien. Aburrido al ver que no 
caía nadie en su trampa, prendió 
fuego á la casa, dejando 'encerra- 
da en ella á su mujer, cuya vid;i 
habla asegurado. La mujer escapó viva y el incendio 
sirvió para que descubrieran el pozo y las bayonetas. 

Como no había prueba material de que hubiera come- 
tido por aquel medio algún asesinato, la condena á que 
fué sentenciado no duró mucho tiempo. 

Una vez cumplida, dedicóse de nuevo á sus mañas 
y mató á la mujer y á los dos hijos de un amigo, y casi 
estuvo á punto de hacer otro tanto con su amigo. 

Al ser preso por este asesinato, fué cuando se disparó 
dos tiros de revólver en la cabeza. 

—El 4 de julio se celebró en Munich el jubileo de oro 
de las Asociaciones de Artesanos de Baviera, con gran- 
des juegos florales y fiestas al aire libre, la principal de 
las cuales fué una reproducción de danzas antiguas por 
grupos de jóvenes de ambos sexos, en trajes de la época 
de cada baile. Nuestro grabado es una vista de la parte 
central del festival. 



''^\' 



^ %>' 



fe»».^>-- 



■^í^ 



jm^^^-^ 



%it4-*5. 









LA FIESTA EN EL PARQUE DE SCHLKISHEIM DE MUNICH. CELEBRANDO EL JUBILEO DE LAS SOCIEDADES 

BECKEATIVAS-LITERARIAS 



Sanatorio "Santa María' 



SIERRAS DE CÓRDOBA 




Á 700 METROS SOBRE EL NIVEL DEL MAR 



TRATAMIENTO RACIONAL DE 
LAS AFECCIONES DEL APA- 
: : RATO RESPIRATORIO : : 



DIRECTOR : 



Dr. Fermín Rodríguez (hijo) 

Diploma de honor de la Facultad 
de Buenos Aires 



Pensión completa, desde \K / Ó- \b 1Í3 diarios 



Oficina, [de; XrxfoTxn<zs 



Calle Victoria, núm. 633 




CLÍNICA ODONTOLÓGICA 

DEL 

Doctor JOSÉ BLITZ 

MÉDICO DENTISTA ^ 

Y SU HIJA 

Señorita FANY BLITZ 



Primera dentista recibida en la Facultad de 
Medicina de Buenos Aires 

e:sp=e:cijPs.liidjPj.d 

OIENTES ARTIFICIALES FIJOS SIN PALADAR, 
PARA LA MASTICACIÓN PERFECTA 



Todas las operaciones de la boca 
sin dolor, por medio de un nuevo anestésico 

38, Calle Buen Orden, 88 



PETRÓLEO GAL 

PARA EL PELO 
9, Arenal, Madrid, 

Deposito General : 
/4, RU6 ÜB l'Echlquier, F*A.FtlS 



Único remedio infalible contra la 
caida del pelo. — Antiséptico sin 
igual para la limpieza diaria de la 
cabeza. — Evita todas las molestias 
del cuero cabelludo (caspa, eczema, 
escozor, costras, etc.). 

No puede inflamarse. 

Perfume agradable. 

Cada frasco va acompañado de una 

certificación del Laboratorio Municipal 

de Madrid, 

que prueba la bondad del producto. 



De Yeota : P.A 6. PUY « C", 138, Galle Chacabuco 
y principales Perfumerías y Droguerias. 



GATH Y CHAVES 

LONDON HOSIERY STORE 
BARTOLOmÉ MITRE 569 y FLORIDA 107 al 127 - BUENOS AIRES 



perfumería gath y chaves 

Lociones esencias gurtidss. frascos cuadrados, modelo grande S 1.65 

Lociones Bouquet Amalia, frasco rfdondo, modelo grande > 1.70 

Extractos surtidos, frasco cuadrado, modelo grande . 1.65 

Extractos Bouquet Analía, frasco en» (irado, modelo grande » 2.70 

Polvos de arroz, surtidas es» netas, modelo grande » 1.20 

Colonia extranjera modelo grande » 2.20 

Jabones surtidos esencias » 1.05 

Jabones ^urtldos esemias » 0.30 

Jabones surtidos esencias .' » O.IO 

Becomendamos la perfnmexía de nuestra marca, la cual garantizamos extran- 
jera, faliricada expresamente para la casa y de calidad excelente. 

Tenemos el más extenso surtido en perfumería de los mejores fabricantes 
franceses é ingleses, que ofrecemos aprecios sumamente bajos. 

NUESTROS PRECIOS SON POR CUALQUIER CANTIDAD 

Pidan nuestro exquisito Té «SPEGIAL», paquete de V^ kilo $ I.IO 



CIGARROS HABANOS 

15 por ciento de rebaja eu los preeioi ofreeidos, solamente m el mes de Agosto 

""■^ — -mm •__ Boeli V Cía. ! Petlt DuCf> ol cionto 8 



Pedro 3Inrla8 

Delicias el cierno 

Petit Bouquet. - » 
Excepcionales. > 
Invencibles... • » 

Celestiales > 

Sorpresas • 

Pensamientos. > > 

Porteñas • 

Jock.y Clubll ■ 

. III . . 
Deliciosos ex 

tra linos » 

Emperador Gui 

llermo > » 

Londón H i g h 

Life . . 

H. Vpmann 

Reinitas el ciento 

Excepcionales. > » 

Ideales » • 

Salomones > 

Sublimes .. » > 

Césareí » » 

Puritanos » 

Lanceros Impe- 
riales » > 

Regalías del Du- 
que ..'. » » 

Rothscbllds .. > 
Entre Actos.. . » » 



24. 
35. 
65. 
76. 
70. 
36. 
20. 
40. 
74. 
86. 

46. 

86. 

48. 



23. 

74. 

78. 
160. 
145. 
160. 

37. 



lio - 

37.- 
32.- 
22- 



Iia Paz de Cuba— Pedro atarlas 

Jallos elciento$ 36.— 

Marklnley » » > 38.— 

Murías.. .. » * » 34.— 

Bizantinos » » » 24.— 

Mercedes » » » 36.— 

Damas Especia 

les » • » 22.— 



«ook y Cía. 

Londón H i g h 

Life el ciento # 

Guillermo C . 

binet » » » 

Excepcionales. » 

CrtStelari's » 

Pos res de B n 

quete » > » 

Princesas . » » 

Rndicales . » » 

Mikado» > » 

Puritanos » » 

Regaliias » » » 

Callanas y Carltaja 

Imperiales el ciento $ 

Césares de Ca- 
banas » . » 

Ideales... » 

Sei adores » » » 

Conchas de Re- 
galo ... » > 

Cabanas • » » 

Excepcionales 

fiaos » » » 

Lords of En- 

gland » » ». 

Londón H i g )i 

Llf^ . » 

lavenclblts .. . • » » 

Julio A ' 

Coquetas » » • 

Emperadores.. • » » 

Eminentes > > » 



63.- 

82.- 
82- 
60.- 

135. - 
26- 
24 50 

120- 
38.- 
26.- 



92. 

140. 
84. 
40. 

32. 
b8. 

80. 

66. 

64. 

74. 

56. 

25. 
180. 
160. 



•F. Siuárez Slurias 

Perfectos : el ciento 8 

Arlstócratss.. . > » » 
Rigalía Britá 

nica » » > 

Sublimes ^ . « 



52. 
70. 



60. 
48. 



Petit Ducp el ciento 8 33. 

Carolinas » » • 40. 

Partag:a8 y Cía. 

Reinas Selectas el Ciento $ 24. 

Perfectos finos > » » 64. 

Media regalía.. » . » 38. 
Regalía Gentle- 

men . » » 42. 

Magníficos » » » 52. 

Perfectos d e 

Regalía » > > 

Cabinets d e 

Bances » » . 

Reiua Victoria • » 

Petit Bouquet. » » 
Excepcionales. » 

Invencibles » • 

Palmas Reales. » » 

Curiosidades. . » » 

Águilas » » 

Por I.arrañag:a 

Conchas Bou 

quet el ciento i 

Excelentes » » ■ 

Obiequlos . » 

Excepcionales. » » > 

1.a Intimidad 

Bouquets el ciento i 

Preciosos > » ■ 

Nomparell » » • 

Puritanos » » • 

Conchas Bou- 
quets > » ' 

Sluiitci-ify 

Número 3 f I ciento i 

Sublimes » » ' 

T.n Kspaiiola 
Lanceros I m- 
peiialts el ciento $ 100. 



56- 

76.- 
50.- 
44. - 
82 — 
86.- 
240 — 
42. - 
150.- 



33. 
38. 
48. 
78. 

50. 
50. 
50. 
40. 

40. 



75. 
88 



; La casa garante que todos los cigarros son'HABAKOS LEGÍTIMOS 

Cualquier artículo que después de recibido no fuera del agrado del cliente, será 
cambiado ó devuelto el importe pagado, siendo los gastos de transporte que se 
originen, á nuestro cargo. 



IGRANDBS RBBAJAS! 

EN CONFECCIONES PARA HOMBRE 



Trajes de saco, casimir fantasía, pura lana ¡gran ocasión! 

Trajt-s de saco, easiniir azul índigo " " 

Trajes de saco, ca^i^lir ncg-ro, azul ó gris, forro de lana " " 

Pantalones casimir fantasía *' " 

Sobretodos caKÍinir negro, azul ó gris, forro de lana. . ** " 

Sobretodos casimir colores novedad, forro de seda. . " " 

Cover Coat casimir, id., id., forro de lana ... " " 

Sacos para fumador, casimir novedad " " 



$ 26 y 



c/u 



31. OO 
31.00 
38. OO 
9.00 
2 I OO 
31.00 
24.00 
15.00 



Gran sartido en casimires ingleses y franceses para la confección de trajes y 
sobretodos especiales y de todas formas á gusto del cliente y á precios suma* 
niente reducidos. 

CONFECCIONES PARA CADETE 

Trajes capimir fantasía ¡gran ocasión! $ 22.t30 y $ 17. OO 

Trajes casimir azul ó negro ¡gran ocasión! » 19. OO 



CORBATEItlA 

Colmarins seda c/oovedad c/una, 2.20 

0.95 V $ 

Regratas id id 0.95. 0.80 y . 

Plastrones la Id colore» claros c/a » 

Jeune France (para hacer mjño) c/a 

1.50. o 95 0.76 y » 

Moños seda c/novedad 120 0.75y » 

N el son id úitlm» nove<iad c/u > 

Ascotld(para h»cer olastrun Id » 

Echiroe xe la alia fii ia<ía, c/u 8 50, 

8.00 5.50, 5 OÓ, 3 00. 2 50 y » 

Gran surtido en negro y blanco 
todas formas 

Cuellos de hilo Intclercs (Importados) 

formas última novedad c/u $ 

Cuel os de hilo fat>ricacl<in nacional 

de todas formas c/u » 

Puños de hilo, en todas formas c/u... » 
Pañuelos alf^oaón. color y blanco: 

Para bom*ire la docena 2 40 y » 

Para señora Id id 2.70 2.20 1.20 y » 

Di blo blanco valnii ados: 
Para hombre la docena 24, 18, IS, 14, 12, 

11,8.60, 7.60y . 

Para seAora la docenas. 60. 8 > 

Oe hiio y seda colores novedad: 
Para hombre la docena 32 16 y 



0.90 
0.60 
0.40 

0.50 

0.30 

1.70 

1.80 

O 05 

en 



o. 85 



0.70 
O.tíS 



1.80 
l.ñO 



e.oo 

5.bO 



. 14-.00 



FR.4Z%1>4«i BORKA DE SEOA 

Recién recibidas! precios excepcionales 

Pa<-a cama simple c/a 6.70, 5.40, 4, 3.70, 

2.90y $ 2.10 

Id M cam^íra c/u 11, I0..'i0. 9.70 y » 7.70 

Mantas frilpaí" color c/u 65, 60. 24 y » 18 90 

» lana ingleaai c/u 29, 4.60 21 18 I5y > lO.OO 

ACOLCHADOS PLUVIA 

Acolchados de pluma Ingleses de satiné 

c/u 24, 20.50 y $ 14-.00 

De satiné centro se'la 42 25, ül y > 20.00 

Di seda (un lalo) 25, 48, 43 y . 33.» »U 

Todo seda Id 53, 62 y > 4-8. OO 



18. 50 
19 O ) 
18. OO 
18.00 



2f.OO 
19. 60 



19. 50 



C4LZADO NORTEAMERICANO 

Marca Hanan y Son, New York, para hom- 
■ hre (únicos Importadore»): 
Botines charol con cordones ó botones 

*\ par $ 20.F0 

1 1 cabritilla aebarolxda con butones » 20 50 

Id becerro color con cordones ó botones » 18 5u 

I'l •abrKlila negros con boton-s » 18. 50 

Id B >z Calf iieg.os cou coruojei ó boto- 

nt-s 

Zapato I charcl 

11 becerro c I' r 

IJ Ckbrl lilla negros 

Para señora: 
Botas cbarcl taco Lnla ZT. lindos mode 

los 

H Id taco Inglés id Id.. 

Id cabrlillla taco Luis XV pun era cha 

rol 

Id id taco inglés Id Id > IcO.OO 

Advertimos al público que el calzado 
americano que ofrecemos es en todos 
coticeptos lo mejor que se fabrica en el 
mundo. 

CAI^ADO INGLES 

Para hombre: 
Botines de charol con botones el par.. . . 

I ( Id becerro negro 

Id Id carirltUla negro 

II Id Box Ca f (A la pruMan») 

Zipato.i chai o I para biile el par 9.80 y.. 
Gran (a do, zapatos para ciclista ó sport 

de becerro, color ó negro el par > 5 95 

Gran saldo de botines charol, cabri- 
t41a, becerro color y negro, formas del 
país, precios sin competencia. 

Gran saldo de calzado francés para 
señora, de todas formas. 



17. OO 

17 OO 

17 OO 

17 50 

7.70 



SOMBREROS 

Únicos agentes de la gran fábrica de Henry Heath de Londres 



Galeras de felpa c/u, 8 24.00 y lr.60 

Galeritas forma redonda, 8 12.90 y » 8.90 

Galeritas form* cuadrada * 12. 90 

Forma «Orloae» en todos colores, $ 8.60, 

S.OOy . 7.50 



Forma «Mejicano» ala pl.ina 

Forma <Ain< rlcano> ala ancha. 
Forma «Sans Souci» (vlajtro)... 
Forma «Jockey» 



7.50 

8.00 
7.20 
e.50 



Gorras todas clases y formas.— Gran saldo de gorras inglesas casimir fantasía $ O 95 

Confecciones para hombres, señoras y niñas, corsés, toallas y artículos de baño. Jugue- 
tería, artículos de bazar y fantasía, ])ropios para regalos. Muebles de fantasía y Viena. 
Valijería en general, paraguas y bastones, bisutería, artículos para gimnasia y sport. 

GRAN SURTIDO EN ARTÍCULOS DE MENAGE 



Gath y Chaves 



Bartolomé Mitre, 569 y Florida, 107 al 125 

BUENOS AIRES 



. .-Siif*^*^^^ 



G ATA LOGO S GR ATI S 




LABORDE & Ci^ i 



SECCIÓN 
FONÓGRAFOS 
(Sucesores de F. R. GUPPY) 
368, SAN MARTIN - Buenos Aires 






/ <c'^ c,^ / ^^^ 

^^^ / / / V^^ 






o» 



ÚNICOS AGENTES de la Société des MICRO -PHONOGRAPHE BETTINI, PARÍS 



4tT TTMTMTTC?? Aparato de luz instantánea. Poder de 2 bujías, de 
JJ U iliiil U O larga duración, más económico que vela y más limpio. 

Precio $ 6.— m/n. 




RIPOLIN _ ^ —. — ,. , , . . 

Plnfliríl-FQITlflltp ^^^^ para emplear. La mejor pintura 
I III luí Ct'kiOlllallu^ esmalte conocida. La más duradera y 
la más económica. Se emplea para exteriores é interiores de 
editícios, para muebles, coches, máquinas, bicicletas, banaderas 
y pisos. Nunca se grieta. Da al objeto iDintado, brillo igual á 
porcelana y completa impernreabilidad. 

FILTROS CHAMBERLAND sisteme PASTEUR 

(GRAND FB.IZ - EXPOSICIÓN PARÍS, 1900) 

Los únicos filtros que obtuvieron la más alta recompensa en las Exposiciones. 

Los únicos filtros que no solamente clarifican, pero sí, purifican, esterilizan 
completamente el agua. 

Los únicos probados y usados en el INSTITUTO PASTEUR DE PARÍS, y en 
el ejército y armada francesa. 



PIDAN PROSPECTOS Y CATÁLOGOS DE CUALQUIER ARTÍCULO QUE INTERESA 



EUSTAQUIO PELLICER 

REDACTOR 



SEMANARIO FESTIVO, LITERARIO, ARTÍSTICO V DE ACTUALIDADES 

JOSÉ 8. ALVAREZ 
DIRECTOR 



MANUEL MAYOL 
DIBUJANTE 



BUENOS AIRES, 10 DE AGOSTO DE 1901 



N." 149 



EL DR. F. AVELINO ARAMAYO 



Conmemoración de la independencia de Bolivia 



Durante breves días permanecerá entre nosotros el 
diplomático boliviano doctor P. Avelino Aramayo, mi- 
nistro pliMiipoteiiciario de su país en Londres, el cual 
llegó á Buenos Aires en el vapor «Cordillere» el día 4 del 
actual mes. 

El referido caballero ha prestado muy 
buenos servicios á su patria, desde el 
puesto oficial que ocupa, y á sus eficaces 
gestiones se deberá en no lejano plazo un 
conocimiento más completo on el viejo 
mundo de laj riquezas naturales de Bo- 
livia, lo que traerá como consecuencia 
la explotación de las mismas por capi 
tallstas europeos. 

El doctor Aramayo, en el deseo de con 
seguir los apuntados propósitos, pudo 
Contratar al ilustre geólogo Mr. Dreinnes, 
vicepresidente de la Sociedad Geográ- 
fica lie Francia, quien levantará el plano 
geológico y mineralógico de Bolivia. 

lias gestiones del distinguido diplomá- 
tico también lian logrado la formación 
de un sindicato norteamericano, que se 
dedicará á la exploración del distrito de 
Caupolicán, donde se cree existan varias 
minas de oro. 

El doctor Aramayo ha sido mny vi- 
sitado por \o» miembros más significados 




de la colectividad boliviana en Buenos Aires, que acu- 
dían á su alojamiento deseosos de saludar á quien tanto 
se ha esforzado en beneficio de su patria. 

Coincidiendo la llegada del diplomático de que nos 
ocupamos, con las fiestas conmemorativas de la inde- 
pendencia de Bolivia. pudo asistir á los 
banquetes organizados en nuestra capital 
l)Or el ministro de aquel país y los resi- 
dentes bolivianos. 

El de los segundos efectuóse en el Ho 
tel Espala, y el ofrecido por el docior 
Carrillo & los miembros del cuerpo diplo- 
mático extranjero y á varios represen 
tantes de nuestro gobierno, se verificó en 
el Café de París. 

A este último, que puede considerarse 
una de las fiestas de más alta significa 
ción de las últimamente llevadas á efec- 
to, asistieron el arzobispo de Buenos 
Aires, monseñor Espinosa, el vicepresi 
dente de la república, el presidente de la 
cámara, los ministros de Agricultura, 
Guerra y Marina, los senadores l^ellegrinl. 
Gané. Aparicio y Pérez, algunos diputa- 
dos, el procurador general de la nación 
Dr. Kler. el jefe de policía y los encar- 
gados de negocios de varias naciones ame 



fDR. F. AVELINO ARAMAYO 

Ministro de Bolivia en Londres ricanasy eut-opeas. 




EL BANQÜBT8 DBL HIMI8TBO DB BOLIVIA AL C0BBPO DIPLOMÁTICO 

Fot. df OtRA« Y C*RBTAS. 



SlMFOlSriA 



Por un lado el intenso frío 
reinante, y por otro las dis- 
cusiones que suscita la pro- 
yectada ley del divorcio, 
parece que deberían ejercer 
adverso influjo en los pe- 
chos inflamados por la pa- 
sión amorosa, haciendo dis- 
minuir el número de candi- 
datos al matiñmoñio; y, sin 
embargo, ved la racha de 
enlaces y de noviazgos que 
estos días nos trae la cróni- 
ca social. Creyérase que el 
gobierno acabara de decre- 
tar un impuesto á la solte- 
ría, ó que el Banco de la 
Nación había resuello no prestar sino á los 
casados, al ver lo que los jóvenes se apresuran 
á pedir manos, doquiera las divisan blancas. 

Regístranse casos de amor fulminante, que 
recuerdan los del siniestro coup. 
— ¿Sabes quién se casa? — nos dice uno. 
— ¿Quién? 

— Donaciano, aquel mozo que tenía un tío en 
lacuria eclesiástica y una nube en el ojo izquierdo. 
— ¿Pues no estaba aprendiendo el latín y á afei- 
tarse sólo con la idea de llegar á ser arcipreste? 

— Sí; pero ahora cambió de aficiones y se pasa el 
día aprendiendo á hacerse el nudo de la corbata y 
á rizarse el bigote. Se enamoró perdidamente. 
—¿Cuándo? 

— El domingo pasado, á las diez y media en 
punto de la mañana, saliendo de oir misa en San- 
to Domingo. Parece que metió los dedos en la pila 
del agua bendita á la vez que una joven devota, y 
que bastó ese simple roce para hacer del aspi- 
rante á sacerdote un aspirante á yerno. 

En el seno de los hogares este género de no- 
ticias provee de tema abundante á las conversa- 
ciones del día, siendo de notar que por cada diez 
matrimonios que se conciertan lo menos ocho 
caen bajo el chicote de la crítica casera, implaca- 
ble y sañuda en estos asuntos del prójimo. 
— ¡Pues vaya un tipo que ha ido á elegir para 
, esposo! ¡Ganas se necesitan de casarse! 

— Dicen que es dependiente habilitado de una 
casa importadora de impermeables, y que gana 
doscientos ochenta y seis pesos un mes con otro. 
\ — F*ero es un hombre sin modales y lleno de her- 
pes. Fíjate en que siempre se está rascando la es- 
palda y sacán- 

dose pellejitos 

~ ' flHj^^l^R ^^ atrás de la 

^^HwB^F oreja. 

Y cuando la 
murmuración 
va contra ella: 





— ¡ Qué] Icfcura 
de mozo preten- 
der á semejante 
adefesio! ¿No ha- 
brá visto que 
tiene completa- 
mente separados los dos dientes de arriba? 

— ¿Y qué me dices de la tez? Si parece un bronce 
oxidado. 

— A mí que no me digan que se casa por amor. 
— Pues lo que es por dinero.... No hay más que 
ver lo que apúralos trajes. El abrigo de astracán 
que lleva ahora ha pasado lo menos cinco veces 
por el tinte, y en cuanto á la ropa del padre ya sa- 
béis que ha dado lugar á que se diga, siempre que 
se trata de alguna persona chicanera ó ladina: «tie- 
ne más vueltas que el sobretodo de don Sergio». 
Entre las últimas nupcias en que ha intervenido 
el Registro Civil, figuran las de Pebetillo con la 
hija de los de Corvinez, ambos de familias obscu- 
ras hasta al anónimo, pero contra las cuales se 
cebó también la maledicencia, en cuanto se supo 
que iban á unirse para siempre. A la novia le dije- 
ron que Pebetillo sufría de unos ataques nervio- 
sos en que le daba por morder la nariz á todo el 
mundo, y á él trataron de hacerle creer que su 
prometida no bailaba nunca, porque tenía un pie 
postizo, y que además era viuda de un subdito 
británico perteneciente al Ejército de Salvación. 
— ¿ Verdad, cielito, que soy tu primera ilusión y 
que jamás albergaste en tu alma un cariño inglés? 
le decía Pebetillo á su novia en cuanto la agarra- 
ba á tiro de secreto coloquio. 

— Te lo juro, ricura mía, como tú me juraste 
no haber conocido otra enfermedad que los 
sabañones. 

Y gracias á esta confianza mutua, que logró 
mantener incólume la fuerza de la pasión, ha 
podidotriunl'arsu dichade todas lascalumnias, 
permitiéndoles llegar al fin de esa jornada idí- 
lica que abre Cupido y clausura la suegra. 

En fin, que las propagan- 
das en favor del divorcio, 
lejos de retraer á la gente 
casadera, la está incitando 
más que nunca al matri- 
monio. Cosa que no se ex- 
plica sino comparando á 
los que hoy se casan con 
esos que gustan del botín 
apretado por el placer que 
experimentan al descal- 
zarse. 

Eustaquio PELLICER. 
Dib. de Sanuy. 



I 



LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES 

80.^ aniversario de su fundación 




FRENTE 8üf> DEL CONVENTO DE SAN FRAN- 
CISCO, DON DE B8T0V0 LA OKIVERSIDAr» 
HASTA EL AÑO 1854. 



Lo9 nnlvprsUa- 
lios están de fiesta, 
íiutKjtie sin pompa 
iil jwteiitaclóii. Es- 
tas cerentonliis. re- 
unión de profeso- 
res y alumnos, han 
al'io rodeadas siem- 
pre, por la acade- 
mia, de cierta so- 
lemnidad. 

Entre nosotros 
las fechas memo- 
rables han sido al 
principio (le Mayo 
y Julio; hoy se li- 
mita á una sola: es 
y» tradicional en 
una de nuestras fa- 
culiades. 

La que actual- 
mente se celtbra, 
«orresponde á to- 
da la clase univer- 
sitaria, y si las 
puertas de la gran 
casa se abren, y se 
adorna el clnustro 
con tlores y ga- 
llardetes, sacando 
de la penumbra or- 



8Ai:.ON,DE ACTOS DE h\ TINIVKR8IDAD EN EL CONVENTO 
DE SAN FRANCISCO 



^^W|l ; ^^t 



■••I 



^11, 



ESCAÑO 



QOE SK CONSKRVa.EN El CONVENTO I)E SAN FKANCIaCu, Y QDE 
ESTABA EN LA UNIVERSIDAD DESDE 1821 



diñarla á mnchos 
viejos atributos, es 
para recordar el 
SO." aniversario de 
la fundación. 

Para conocer los 
elementos de tan 
hermosa creación, 
haremos, si no his- 
toria propiamente 
dkha de la Univer- 
sidad de Dueños 
Aires, dos ó tres 
hojas veraces de su 
interesante cróni- 
ca. Prestemos, 
pues, atención á los 
hechos. 

En i(>OI fuéanto- 
rlzailo Francisco 
de Vitoria para 
abrir la primera es- 
cuela de nlfios. Sal- 
vemos este nombre 
del olvido. . . Esta 
escuela en Buenos 
Aires, otra en el 
Paraguay y una 
tercera en SantÍHgo 
del Estero, fueron 
los únicos centros 




PULPITO DKL SALÓN DE ORADOS DE LO QUE QUEDA DEL CLAUSTRO DONDE HI8Tí'>mCO SILLÓN DE .lACAWANDÁ, 
LA tlNIVERSIDAD, TNIC» QUE HA FÜN..I'.N ABA LA ACADEMIA DE JUKI8- ESTILO BARROCO, DONDK SE HAN 

HABIDO DESDE SU FUNDACIÓN. PBÜDENCIA. SENTA DO T- DOS LOS tíiJCTOHES DÉ 

LA UNIVERSIDAD. 



de educnclón prl- 
marlH,con métodos 
que C0ll^;i^tíiln en 
Clases d<- lectura de 
libros relifriosojí, y 
en II áxliiiasiiial en- 
tendidits y peor 
comunieadaH, res- 
pect<j de esos mis- 
mos principios. De 
la Universi lad de 
Córd ba no se ha- 
bla ha^•ta l(ii:{. año 
en que fué dftiniti- 
vamente estableci- 
da. Por Investida- 
clones del F. Lo- 
zano, cons'a que 
antes de esa fec-lia 
los jesuítas al)rie- . 
ron cursos especiales, y que luego su- 
primieron en 181Z. año en que se e-table- 
ció dic'lia Universidad, y á cuya fimda- 
clón contribuyó con generosas donacio- 
nes el oljijipo Tr jo y Sai'alnia. En esta 
fecha se esiudalia ya laiín. íilosolía y 
teología. l)aJo el método del más severo 
e8cola«iicismo. La iniroduccióu de cier- 
tos libros era ijrohibida. Ca> acterísiica 
de este tiempo: ejicolasilcismo para la 
niñez, ó para la educación; y como 
ilustracii'in, escolasticismo refinado, 
con aplicaciones á las demás ramas de 
la ciencia. Llegamos á una época de 
muy noldes iniciatl as. Como se re- 
cordará, la intiodiicción fué moniii)0- 
lizada i or li>s conventos y Jesuítas, 
hasta cu expulsión en l7Ci7. A las jiroiio- 
slciones del viir^y Vertiz al Cabildo, 
sobre la convenU-ncia de disponer de 
los caudales secuestrados á los jesuitas, 
para la fundación de colegios, siguió 
©1 proyecto de don Manuel Masavlibaso 
sobre erección de una Universidad y 




FBIMEB PROYECTO PE EPIFICIO PARA I/A UNÍVEBFIPAD, HECHOÍEN-1861J 
^ POB EL INÜENIEKO CABLUS PELLEGBINI '^ITI-. - "— 





nOCTOR ANTONIO dÁENZ 

Primer rector de la Universidad 
en 1821 



un colegio convic- 
to rl o: po terior- 
meiiie el R<y Car- 
los lil prestaba, 
su formal asenti- 
miento á estos pro- 
yectus, no pudién- 
dolos, realizar sino- 
en parle, debido á 
ditícultade-» ile he- 
dió , cumpliendo- 
sólo la real orden, 
en lo <iue se refe- 
ria al Colegio, que 
se • enominó San 
Carlos, en li mena- 
je al Rey ejemplar. 
Este col< gio fun- 
cionó desde 1773, 
ti, -~ ^ con un cuerpo de 
profesores respetables, entre los que fi- 
guraban Vicente Ju 'n/.ara-*. qu fué s» 
primer rector, J li. Maciel y J. L. 'Jho- 
rroarin. Las ma'erias (|iie se dictaroa 
fueron gramática, retórica, filosofía, 
cánones. En est- insiituto se educaron 
casi todos los homt)res (|ue vemos figu- 
rar en la revoluc ón Debí mos hacer 
especial mención de la cátedra de Filo- 
sofía, que fué ilictada ).or el distingui- 
do doctor Juan Crisóstomo Latinur, 
hasta 1819; el doctor Lafinur fué de los 
jirimeros continuadores de los ])rinci- 
plos de la filosofía moderna. Fué suce- 
sor de Lafinur el doctor Diego Alcorta, 
que dictó la cátedra hasia 18:;0. Los 
estudios del derecho no se hicieron en 
Buenos Aires hasta después de 1821. 
Los que .nspiraban al doctorado, tenían 
que trasladarse á Santiago de Chile ó 
Cliuquií'aca. Sin enibargo. funcionaba 
en Buenos Aires una Academia de Ju- 
risprudencia, destinada á preparar abo- 
gados. Las cátedras de latín fueron 



CANÓMilO DK Y LKNTÍN «+OMK/, 



desempeñada? por Villota y Salcedo: las cró- 
nicas de aquella época refieren con verda- 
dera emoción, los procedimientos á que re- 
currí;in estos catedráticos, para procurar 'a 
aplicación délos estudiante.-; «todos los días, 
« dice una de ellas, al < ini)ezar la aplicación 
« se declaraban partidarios del principio: la 
« letra con sangre entra». 

Los e.stndios económicos dieron principio 
en 1821. con su profesor P. J Agrelo. Los de 
matemáticas ap IcaíU-is á la milicia, se inicia- 
ron en 1810. liajo la dirección del comandante 
Santonach. escuela que no logró vivir, pu^s 
su director fué fu.'^ilado por encontrarse com 
prometido m la conspiración de Alzaga, por 
cuya cansase disolvió. En cuanto á loses u- 
dios de medicina diremos que en 17íin se creó 
el Tribunal del Protomedlcato. fundándose 
dos cátedras, medicina y cirugía, á cargo de 
los profesores 0'<>onn-'n y Fabre; O'Gorman 
fué reemi)lazado por C. Argerich: entr^- otros 
profesores se contaban á Montijfar, y Bom 




Segundo rector de la Universidad pland; esta escuela progresó después de 1821, 



y su fruto más po- 
sitivo lo constitu- 
yen sus anales. 

En 1817 el antiguo 
colegio de San Car- 
los se refunde en 
el de la Unión del 
Sud, con jn-ogra- 
mas y materias di- 
versas, y con un es 
piritu que se amol- 
daba mejor á las 
necesidades de la 
nueva época que 
ae iniciaba 

Hemos presen- 
ciado la marcha 
Í>rogresiva de la 
nstrucclón pi'ibll- 
ca hasta I8i8 En 
Mayo de I8i9 en- 
contramos una ini- 
ciativa del Direc- 
tor Pueyrredón so- 
bre erección ile la 
Universidad ,1 ni da- 
tiva que fu'' acej)- 
tada por el Congre- 
so, pero que no tu- 
vo consecuencins 
ulteriores Pasado 
«1 año más tormén- 




FRENTE DEL A (TI A í. [.'Iiilirio |,|. i.A ! NI \' i; i:^- iD.-X I 



DR. JUAN M*RÍA GUURRRKZ 

Rector de la Universidad en 1861 



toso de la anarquía, 
sucede un periodo 
de progreso, el pe- 
riodo de la gober- 
nación RO'lriguez. 
A princi|)ios d» 
1821 ej doctor An- 
tiiilo Sác-nz es au- 
torizailo por el Po- 
d r Ejecutivo para 
organizar fi n al- 
iiieiite la Universi- 
dad deseada, y en 
eficto en poco» 
meses reunió iodos 
los elementos con 
que deliía contar 
lil ntieva Institu- 
ción, y el 9 de 
Afíosto de 1821. el 
superior g'bierno 
IX pidió el decreto 
erección il. El 12 
del misiu • se inau- 
guró solemnemen- 
te, dando ocasión 
á una «r.-in tiesta 
religiosa, á la que 
concurrieron pue- 
bloy gobierno. An- 
tes de terminar coa 
este momento bis- 






BBVERKNU'i PADliK IIIAV HUENA- 
VENTUK^ II 11) »LUO 

Que abrió una iiiIa vraiuita di' fll'^scna 
eu el cuuveniu de Sau Kraucisco 



presbítero DR. MARIANO QUERRÁ 
V MOSQUEIKA 

Primer catadrSiico dH Krl°KO y latín 
en la Lniversidad 



DR. D. MANUKL ANTONIO CASTRO 

Fnndad<<r <1e la i nmera academia 

de Juríspiuden la de I» UiiiverHldad de 

Buenos Aires 



tdrlco desn existencia, diremos alpro de «ii organización. 
Se ledlviiió en seis dHijariaineiito»: Preparatorios. Le- 
tras, MatHinátcas.M iiUl-Iii-i, Jiiris|»ruderic a. «üi^nelas S i- 
gra'l«s. y senoinbió al Dr. Sáenz su primer RiM-ior. En 
22 de SH])tli'inl»!'e ne dictan los programas y reglamentos 
que df-biin regir, no olvldamlo en s^is disposlc'oni-s la 
más mínima ol)-tervacli\n; podemo-i cliar cuino ejemplo 
la medida que se reñere á las pemis en qni* Incurrían 
«los que no a^jisten á las clases, y pasan las horas en que 



clon del país. Durante esta ípoca des'Mnpeñaron el 
rectorado. J. V. Gómez. S. Flgu redo. P. Gari. M Gar- 
cía y Josí B. Pazos. Data de esta época el restableci- 
miento de la coinpailía «le Jesús, en I8!(j. 

Llegó el moini'iiiu de la reconstrucción nacional. La 
universidad es de las primeras in.stitueluiies que sienten 
la influencia de la acción reparadora; una serie de decre- 
tos le fíjaii su necesaria Independencia administrativa 
y financiera, en parte, y otros se refieren á programas y 






DOCTOR JUAN HEOINDO AOUERO 

Caiedt&tico de la Univeraidad de 
Bu aiu« A.res 



DOCTOR CAYETANO CAMPANA 

Prutesur de Jiiriipriideiicia eu la antii^ua 
Uuiveraidad 



DR. OCTAVIO FAHRIZIO MOSSOTTI 

Cateilr.1t:C(i de llxi a .v química 
lii.aia el añu lc6j 



funcionan aquéllas. A la pesca de cualquier aconteci- 
miento c il eje o«. Eu 182.3 el colegio La Unión del Sud 
cambió su nombre por el de Ciencias Morales. En 1833 
se dicta iiii nuevo reglaineiitu universitario. Con esta 
organización mencionada la Universidad entra en un 
período de esterllllad y retroceso: los acontecimientos 
da 1838 y 40 alejan A la Juventud de las aulas, y se incor- 
pora á los eiércltos liitertadores; la asiiiracióii del nio- 
menio es libei tar á liuenos Aires y llegar á la organiza- 



exámenes Recordaremos los nombres de los sabios que 
en e*te período Ilustráronla cátedra publicando los retra- 
tos que se poseen. Uno de los proyectos más notibles 
presen'ados al Rectorado fué el del Ingeniero C. Pelle- 
grini. y se formulaba en él la fundución ili- un i facultad 
de Ingeniería Esto no se consiguió bast.a I8t)3. Termi- 
naremos esta parte de la crónica ríícordau'lo ai distin- 
guidísimo universitario doctor Juan María Gutiérrez, 
que durante doce años de labor ejemiilar eu el líectora- 






DOCTOR DON MAXÜEI., MORKNO 

OatedrflUco de riHlca en la Uiiiver* dad 
de Bue.io* Aires 



DOCTOR DIROO ALCORTA (MédICO) 

Antiviio catedrAtico de fliosofla de la 
Universidad de Bueno* Aires 



DOCTOR AVELINO DÍAZ 
Catedrático de matem&ticas 






DOCTOB DON VICKNTE ANASTASIO 
DE EChKVARHÍa. 

Procer de la Imleppndenoia Argentina 
y profesar da la Uuivorskíad 

fio, supo interpretar las exigencias de su país en los ob- 
jetos con liados á su dirección. 

Con estos preceden. es se llejía á la Constitución Pro- 
vincial del 73, que consagri-a ainpli» mente la lil)ertad de 
enseñanza y que echa las bases de la reforma radical 
preparada y discutida por especialistas y gobernantes. 

La í'ederalizai'ión 
-^ de Buenos Aires, 
centro de la riqueza 
y de la cultura na- 
cionales, colocat)a á 
la Repúi)lica en la 
necesidad de crear 
una institución que 
difundiera la instruc- 
ción superior. 

Se dispuso, pues, 
entregarla al Gobier- 
no de la Nación, 
quien por decreto de 
Febrero de 1881 |)ro- 
veyó su organiza- 
ción, manteniendo 
casi tot.alniente el vl- 
genti^ desde 1874. 

Las modificacio- 
nes que han sufrido 
las diferentes facul- 
tades en cuanto á 
la extensión de sus 
programas, al siste- 
ma de exámenes y á 
la organización de 
sus cuerpos docen- 
tes, han sido considerables, han seleccionado lo mejor 
y siguen sin vacilar, asimilando sin reservas los pro- 
gresos que les ofrece el mundo científico. 

Hoy se encuentran al frente de esta noble institución 
hombres distinguidísimos en las ciencias y en las letras, 



DOCTOK DON PEDRO SOMELLEEA 
Cacedr&tioo de derecho civil 



CANÓNIGO DOCTOR JOSÉ LEÓH 
HANEGAS 

Catedrático de rtereclio canónico de la 
antigua Universidad de Buenos Airea 




DOCTOR RAFAUr^ CA8AGEMAS 

Catedrático ríe derecho ciiil en la anti- 
gua Uuiversi.iad de Buenos Aires 



empefiados en la tarea de encauzar efic.izmente á las 
actividades que han de servir á la República, y que nos 
darán la solución de todos nuestros problemas sociales. 
Desempeña el rectorado el Dr. Leopoldo Basavilbaso, 
siendo decanos de las Facultades de Ciencias Sociales, 
Medicina. Ciencias Exactas y Letras, respectivamente, los 

Dres. Manuel Obarrio, 

Junn Ramón Fer- 
nández, Ingeniero 
Luis Huergo y Mi- 
guel Cañé. 

La antigua univer- 
sidad no vive hoy 
sino en el recuerdo, 
pues la actual está 
formada por cuatro 
facultades.comi)leta- 
mente independien- 
tes, gobernadas en 
sus rumbos genera- 
les por el Consejo 
Universitario forma 
do por delegados de 
ellas. 

El 80." aniversario 
de la institución será 
festejado con un té, 
al que han sido in- 
vitados los cuerpos 
académ icos y de 
profesores, y algu- 
nas personas de re- 
presentación. L a 
fiesta, pues, será ex- 
clusivamente de universitarios siendo de lamentar que 
no se la haya hecho más extensiva, lo que le hubiera 
jirocurado el e'emeuio femenil, atributo necesario de 
toda hermosa fiesta. 

Lois María TORRES. 




DB. D. I>niS JOSÉ PE LA PSftA 

Catedríltico de fliosofia 




EL ACTUAL CONSEJO UNIVEB8ITABI0 



Fot. de Caras y Caretas 





lio! Habi", que tr.-ibaiar. ¿no i-ra ii«í? ^ 
bllcos! . . . Pero así era la vida, y. tal com-» 
Croo que sí— respundi mecánicanu'iit' 
pobn'! eiíanteutel 



—Parece fea... 

—No, es horrible! ¡Vaya una chanteuse de novedad!... 

La cantatriz pasa hacia el escenario. La sala está toda ocu- 
pada. Siete ú ocho clientes, habituales ó de ocasión, rodean 
cada mesa en comunidad desconocida. Luz profusa. Las pare- 
des, llenas de carteles avisadores, dan color, pero colores de 
beodos: un azul pinchante, un rojo que irrita y algún amarillo 
que da pena. La concurrencia fuma á toda máquina, y el am- 
biente pesa con incomodidad sobre los nervios. Hay música. 
Y se toma toda clase de alcohol, por habitud, por vicio ó por 
obligación. 

La concurrencia es heterogénea: obreros, horteras, criados, 
Jóvenes anob», de sobretodos modernistas, peinados decadentes 
j polainas color crema. Se habla en voz alta, se ríe fuerte. 

Entran dos oficiales, de pantalón rojo, bien ceñido á la pierna 
y espolín. Nadie les mira. Ellos tampoco de nadie hacen ca 
80, y aquí pisan un pie, allí meten un codo por una boca, hasta 
que se sientan. La «orquesta* lleva al matadero un trozo de 
la rusticana, y, por tia, se levanta el telón como se levanta una 
cortina de paja en las casas de mucho vecindario. 

Una pareja de napolitanos cantan una canzonetta popular que 
tiene un dúo: ali, los ojos, la boca y el talle de ella que á él le 
dan ganas d» bebcrlos en un suspiro— y ella responde— es de él 
toda entera, si le construye una choza da palos en las riberas 
del golfo de Ñapóles, donde hay aguas tan claras y cielos tan 
azules y peces m&i brillantes que todas las piedras preciosas 
del corazón del mundo... 

La canzonetta gustó y se aplaude sin mesura, hasta con los 
pies, con los bastones, con buñdos de bis. No hay bis. sin em- 
bargo, y salen dos jóvenes que, al compás de una danza con 
aires geórgicos, bailan como dos descalabradas que tuviesen 
desarticulados los brazos del cuerpo y el cuerpo de los pies. 

La gente sale, entra; pero más entra que sale. Hacia las diez 
de la noche aparece en escena la joven chanteuse de novedad. 
Está mal vestida i»ara el público, según las opiniones que se 
escuchan: el v.-stldo os, si no largo, discreto, y la bata cubre el 
seno, el cuello y los brazos. «¡Fuera!» se sintió por un lado, se 
repitió por otro y conUgló á toda la sala. Se oyen gritos raros, 
de café-concert: 

— ¡Ji! ¡jil ¡Jl!... (emiten algunos). 

— ¡No! ¡nol ¡nol. .. (respingan otros). 

— ¡Jl! ¡jl¡ !jl!.. (gutura la mayoría). 

Hay un agente próximo al escenarlo que parece habituado á 
estas befas; al contrario, hace arco de la mano tal como si qui- 
siese entender la letra de la chantan, toda triste, toda gemido- 
ra y, aparte de todo, no malhecha. El público sigue gritando 
á buena gar^?.iuia; se creería que todo un mercado hace un mee- 
ting contra algún inspector de salubridad: ¡ji! ¡ji! ¡jl! 

i.a chanteuse, desalentada, parece que intentase huir, pero si- 
gue su canto, moviendo los brazos como arrebatada de dolor 
por el motivo de la canción, el amante que se ha ido, sin decir 
oste ni moste, & amar á otras del houlévard. 

La voz es débil, no porque así lo requiera la romanza sino 
porque «I pecho de la pobre cantatriz no puede más; y no e.'ítá 
educuda ab^tolutamente. Gomofea de rostro, no lo es, pero sa del- 
gadez, su palidez extrema, sin ningún colorete, pasa, como se 
expide el snob d>> peinado decadente, por «una aparecida». La 
concurrecia está terrible. Dno amenaza á la chanteuse, de pie 
y con el puúo. en el mismo Instante que se consigue percibir 
muy claro, con voz de agonía, el verso: etj'e suit maladef . .. 

-iJi! ¡jl! ¡jl! 

El grito es estruendoso. Mientras se ve al oñcial que mueve 
el brazo golpeando el suelo con la espada, uno ha puesto los 
pies sobre la mesa, echada la silla, con su cuerpo, hacia atrás. 
y golpea. La camarera, diputada por esa sección, se le aproxi- 
ma: ¡no, señor! aquello no se permite, ¿está loco, acaso? Hará 
venir al agente de policía si no retira los pies de dqnde los tie- 
ne. ¡Qué lindos los niños éstos que la han tomado á ella, ¿por 
quién? 

Entonces el su^ieto se «íxaspera: 

—¿Qué, pues? ¿se Cjobra ochenta centavos por áón cho)>» para 
traer los muertos del cementerio á cantar tonterías pésimas? 
La policía -dice un poco más apaciguado -si viene, será para 
meter dd nuevo en su caj^n mortuorio, en su ataúd, á ese cadáver 
que aún no concluyi' su cauto fúnebre. ¡Protesto, si, con todas 
mis fuerzas! ¡Jl! ¡jl! ¡jl!. . 

El público le hace coro. La cantatriz termina la romanza que 
apenas la sienten los más próximos que la quieran oir y la 
entienden: «los pájaros amaban, amaban, y sólo ella, con el co- 
razón transido, oh. Dios mío, lloraba al ingrato que no volvería. 
¡Ah, qué enferma que estaba! ¡Moriría, seguramente. . » 

—¡Pero es cl)l3to8o!-dice el de sobretodo modernista -«¡bien 
podían anunciar la novedad de un esqueleto que canta!... 

Al bajar el telón, vuelve á entrar y á salir gente, pero, ahora, 
más salen que entíaii. Vo también me voy. Y en un bar de", 
centro, dos horas después, hablo con la joven chanteuse. Pa.^a- 
ba. la conocí y la detuve. ¿Cómo fué aquello? ¡Oh, muy sencl- 
hit'n, ella eligió aquel oflcio y fracasó . Ciertamente que algimos ])ú- 
■"■ presentaba, sólo un recurso' exigía asruantarla ó reventar. ¿Vordfid? 
i'uando ella estaba ya lejos.- Pero tú reventaste sin aguantarUi ;Oh 

KÉLix B. BASTERRA 



CARICATURAS CONTEMPORÁNEAS 

BENITO VILLANUEVA,' POR cao 




De la Cámara el nuevo presidente 
tiene fama adquirida justamente 
de imparcial y sincero, 
por cuanto con criterio independiente 
«no se casa con nadie» ¡y es soltero! 



necrología 



Generales Viejobueno y Bosch y señor Krabbe 



Casi á punto de cumplir los cincuenta y seis 
años (i e edad— pues halu'a nacido el 4 de Agosto 
de 1845- falleció en Bueno» Aires el día último 
del mes anterior, el general Domingo Viejobue- 
liO. uno de los más distinguidos jefes del ejército 
argentino. 

A los dieciséis años dedicóse al servicio de las 
armas, alcanzando el grado de teniente de arti 
Hería cuando estalló la guerra con el Paraguay. 
Tomó también paite en la campaña deEiitie- 
Ríos. haciéndose notar en ésta y en aquélla; pero 
donde más pudo destacarse ^u tigura y donde 
igualmente prestó muy buenos servicios, fué en su 
carácter de organizador, miembro de la adminis- 
tración y como encargado de diversas misiones 
en el extranjero. En este líltimo cxrácter realizó 
un arreglo entre la fundición de Krupp y la de 
Maxim, con el objeto de obtener cierta! benefi- 
GENERAL DOMINGO VIEJOBUENO closas mejoras en las baterías de campaña. Tam- oenebal fbancisco b. bosch 





bién ocupó la Jefa- 
tura de policía rea- 
lizando durante tal 
época alguua<> re- 
formas, de varias 
de las cuales apro- 
vechamos hoy los 
resulados. 

Al tener.se noticia 
de su uiuerte, nu- 
merosos compañe- 
ros de arinas acu. 
dieron á I» casa del 
general Viejobue- 
no, velando su ca- 
dáver los coroneles 
Ramón f. Kravo y 
Bateban Rnms. los 
tenientes coroneles 
Juan Beiivenuti y 
Nicolás Palavecino 
y los sargentos ma- 
yores Luis Llames 
y Cabio Sanaiider. 

LosbaiailonesS." 
y 10." de línea rin 
dieron los honores 
debidos al rango 
del extinto, cuando 
■e veiiflcó el en- 
tierro. Kl cuerpo 
del gene.ral Vi.jo- 
l&ueuo fué sepulta- 
do en el c men erlo de la Recoleta, encargándose de loa 
discursos necrológicos el comandante ííeudozay el doc- 
tor Carlos Urien. 

—Pocos días después qne el anterior, falleció casi re- 




ENTIERBO I>BL OBNERAL VIEJOBUENO.— LA BMTBADA BN LA BSCOLBTA 



pen ti na mente el ge- 
neral Fiancisco B. 
Bosch. cuya salud 
se hallab » resenti- 
da desde a I g lün 
tiempo á esta parte. 
N.icido en 1844, 
hizo los primeros 
estudios en Euro- 
pa ingresando más 
tarde en e' ejército 
y tomando parte en 
la guerra del Para- 
guay. Figuró tam- 
bién en otras di- 
versas campañas, 
y supo distinguirse 
al frente de la je- 
fatura de policía, 
como inspector del 
arma de Infantería 
y «omo represen- 
tante de la nrovln- 
cla bonaerense en 
el Congreso Nacio- 
nal. 

El día 5 se verifi- 
có el entierro del 
gsneral Bosch en el 
cementerio del nor- 
te asistiendo á la 
fúnebre ceremonia 
numerosas perso- 
nalidades. En el acto de la Inhumación hicieron el elo- 
gio fúnebre del finado los señores Pedro Coronado, á 
nombre de >a cámara de diputados: ingeniero Segui, en 
representación del P. A. N.; Mariano Pinedo. Casimiro 




ENTIERRO DEL OENEBAL BOSCH.— AL SACARSE EL ATAÚD DE LA CASA MORTUORIA 



VlHamayor y doctor Mariano Orza- 
ba'. 

— Una personalidad muy conocida en 
el mundo de los ncgodOK, el seíior Car- 
los H. Kial)i)e, dlstin$^ul(lo inieuil)ro de 
la col -ctividad inglesa fiílleclrt el din 6, 
en su establecimitiiio de campo «La Ca- 
rolina». 

A este lugar liai'íase trasladado el re- 
ferido señor haie algunos días, atacado 
por una dolencia, que no se creía de 
gravedad y que es la qoe ha puesto tér- 
mino á sn lal)<)riosii existencia. 

El seiior Kral)lie era uno de los so- 
cios priiu-ipale.-í de la casa que gira ba- 
jo el norni)re de Kraltbe, Higgin y Cía., 
perteneciendo A gran número de po- 
derosas empresas y ocupando puestos 
de tanta imponancia como el de m em- 
bro (le ji's directorios de los ferrocarri- 
les del Sur. Transandino y Gran Oeste, 
de la-» compañías (le tramvias Nac onal 
de Buenos Aire*. Cajas de Seguridad 
y Primitiva de Gas. 




8KÑ0B CARLOS H. KRABBE 



Establecido en la Arf^entina desde 
hace largo* años. Interesa l)a>e <n nues- 
tros progresos como en coj^a propia, y 
á él se deben no pocas mejoras especial- 
mcnte en el servicio ferroviario. (|ue son 
dignas de aplauso. En este leireno no 
era un novicio pues puede decirse que 
se había educado entre el irátíco ferro- 
carr.iero. 

Hijo del conocido comerciante Inglés, 
señor Caries B. Krabbe. fallecido en 
I87;i. cuando ocupaba la presidencia de 
la comisión loral d> 1 Ferrocarril del 
Siid. acompañóle en este cargo como 
miembro de 1j misma comisión, desde 
1897. 

I, a actividad del señorearlos H. Krab- 
be no se limitaba á eso solamente. 
Amante de la naturaleza había hecho 
un establecimienio modelo, de su es- 
tancia «La Carolina». 

Los recios moi tales del señor Krabbe 
fueron inliumados en el cementerio de 
Disidentes. 




VIDA SOCIAL 

IVIatinée ¿infantil en casa del señor Escobedo 

La temperatura reinante 
no estimula las tiestas al 
aire libre y son pocas las per- 
sonas que buscan deleite re- 
corriendo las avenidas de 
Palermo, que no siempre tie- 
nen sol suficiente para atem- 
E erar la crudeza del viento 
elado que azota el rostro 
y mortifica. La vida social 
se ha refug^iado en los tea- 
tros durante la noche y en 
los pequeños recibos en las 
casas de familia durante las 
tardes. Son horas encanta- 
doras que vuelan rápidas y 
que dejan siempre recuerdos 
gratos. Durante la .«-.emana 
últiiTia, el señor Nemesio Es- 
cobedo recibió en su casa de 
la Avenida Alvear á las ami- 
gas de sus hijas, que son 
jovencitas aiin no presenta- 
das en sociedad, pero que 
brevemente lo serán. No se 
veían sino caritas casi in- 
fantiles, ojos que aiin se de- 
leitan contemplando una muñeca bien vestida ó 
un juguete ingenioso, y boquitas que todavía re- 



MJJAS CO^CURRENTE8 Á LA FIKSTA 



piten 
verso 




OTRO GRUPO DE NIKAS 



los mon(51ogos aprendidos en el colegio, los 
s apasionados leídos el verano último bajo 
las sombrías avenidas de la 
estancia ó en la poética «ve- 
randah», en las horas de sies- 
ta, allá en alguna casita ro- 
deada de madreselvas y gly- 
cinas, entre los sauzales del 
Tigre ó de San Fernando. 

Fué una fiesta social típica, 
en que la tnayor de las asis- 
tentes apenas contaba catorce 
primaveras. 

Era un recibo para niñas 
exclusivamente, y el progra- 
ma se cumplió sin que las 
concurrentes notaran qne fal- 
taba en la reunión la otra mi- 
tad de la humanidad, ó que 
andaba vagando por los co- 
rredores y jardines, entregada 
á juegos apropiados á su ín- 
dole. Otras fiestas semejantes 
á ésta se anuncian para el 
mes corriente, en otras casas 
elegantes,, y, segi'in se dice, 
las habrá muy fastuosas, aun- 
que disimuladas bajo una 
apariencia de sencillez, dada 
la hora en que se realizan y el 
objeto de ellas: tomar una taza 
de té á las cinco de la tarde. 



Fot. de Caras y Caretas. 




Oib. de Barrantes. 



Los suizos en su día patrio 




KLi BANQUKTE DE LA 

Los residentes suizos, los hijos de la Confederación 
Helvética aquellos que, pese á la exigua exiensón te- 
rritorial de su patria, pueden sentirse orgullosos por per- 
tenecer al país doiiite de más antiguo existen y se res- 
petan las instituciones democráticas, estuvieron de fiesta 
el viernes de la semana «nterior. con motivo del 610." 
aniversario de dicha confederación. 

No están escasamente representados entre nosotros 
los naturales de la república modelo, y tal lo compro- 
bó el día citado el embanderamiento de gran número 
de establecimientos comerciales propiedad de los indus- 
triosos comi)atriotas de Guillermo Tell. 

El doctor José Clioffat. ministro suizo recibió la visita, 
acostumbrada, de los miembros del cuerpo diplomáticp 
y de las delegaciones de las diversas sociedades con que 
cuenta la colectividad. 

Por la noche celebráronse dos fiestas igualmente ani- 
madas: una en el edificio del Bon Marché y otra en la 
Casa Suiza. La primera había sido organizada por la 



Sociedad Federal Suiza, y consistió en un banquete al 
que asistieron más de ci' nto veinte personas, entre las 
que figuraba el referido doctor José Clioffat. 

Gran animación reinó durante toda la comida, pro- 
nunciándose al final calurosos brindis por los señores 
doctor Choffiít, doctor Mercerat. presidente de la Socie- 
dad, Siegrist. Motteyotros varios. 

Aspecto semejante era el que presentaba la Casa Sui- 
za, donde también se celebr.iba ot o banquete ofrecido 
por las sociedades Filantróiiica Suiza y Liberal Ticinese, 
figurando entre los asistentes -cuyo número era más de 
ciento treinta invitados— el secretario de la legación sui- 
za, doctor Schreiber. 

A los postres hizo uso de la palabra el mencionado 
caballero y los señores De Georgi, Prada, Orzali, Sol- 
dati. Rossi Barberini y Besson. 

Digno complemento de esta tiesta fué el baile celebra 
do en el mismo local el sábado anterior, al que asistie 
ron numerosas familias. 




EL BANQDETE_EN_LA «CASA SUIZA» 




Atentados 




El cable ha comnnicaclo 
que una pobre reina ayer 
se encontró á pinito de set 
víctima (le un alentado, 
y el púlilico en general, 
trata de eso vivamente, 
fijándose nuevamente 
en el i)i-oblema ¡«ücial. 
ó problema abrumador, 
que no^ resulta esta vez 
un problema de ajedrez 
del (lui' no habla Filidor. 

En efecto— convenida 
la comparación citada - 
no difieren casi en nada 
el ajedrez y la vida. 

Un tablero dividido 
en casilla* es la tierra, 
donde está el quid de la guerra 
en comer ó ser comido. 
Y nacen las opresiones 
y se originan las leyes, 
porque á unos toca ser reyes 
y á otros toca ser peones; 
lo que ¡u/,gara cualquiera 
de su honor en menoscabo 
pues todos, al fin y al cabo, 
son de la misma madera 




Ya está armada la partida. 
Avanza un peón valiente, 
y el rey, reposadamente, 
no sale de su guarida. 
El caballo no se mueve, 
como cumple á un buen rocín, 
hasta que ponerse, al fin. 
á su a'cance. alguien se atreve, 
y si queriendo avanzar 
cae el contrario en la trampa, 
salta sobre él, se lo zampa 
y hace justicia ejemplar. 




Hay. como en el Medio Evo 
alfil que á una reina sigue 
fin tregua, á ver si consigue 
coronar al rey de nuevo, 
mientras éste su cabeza 
inriina con distinción 
paia c-omfrse un i)eón 
exdamnndo: «Bnena i>le7a». 

Pero á veces los peono.», 
por las causas más sencillas 
•se salen de sus casillas» 
furiosos coino Icones, 
y el rey. lejos de su grey, 
sube, bain.' corre y huye, 
y la partida concluye 
dando jaque mate al rey. 



\ 




SI se llega á este final 
-pwse la comparación — 
em]iieza la iiiscusíón 
sobre el problema social. 
Mas si resultan vencidos 
los peones, hay que oír 
lo que tienen que decir 
cuando van á ser comidos, 
ya que, al l^iual que en la vida, 
de la partlda^irán, 
que no es buena y que les han 
hecho una mala partida. 



Lris GARCÍA 



Dib. de 




Páginas artísticas 




Los que no banquetean, por Giménez 



La Argentina en la Exposición de Búfalo 




LA. ENTR-VUA AL, PAKELLON ARGENTINO 

No hnciPTi'lo gala rte derroche ni de lujo, como en la 
de París tifíiini la KM>i'i'»"ca Argentina en la Exposi- 
ción (!«■ Búfalo Inaugurada <'l 1 ° de .\l:iyo del comente 
año. Tampoco era n cesarlo más de lo que ha consegui- 
do rea izarse para «ini- nuestra sección aunque modes- 
ta cumpliese pcrfi'ctamente con su propósito de pre- 
sentar uii •MU 'stiario de sus riquezas natur.ilcs y de sus 
progr"sos. Tal com> es. has a par.i que In Argentina no 
pase injirivirtida en e' gr:in cirtameii. y pueda ser estu- 
diada <n varios de su-t aspectos especia mente en aipie 
líos más dignos de llamar I atención de os capitalis- 
tas é inilusiriiiies norieamcrlcaiios < n hiisca sienipre de 
lugares nuevos ttoiidtí l;is iniciativas yankees puedan en- 
contrar terreno propicio. 

La «ecciói ¡irgiiiilna ocupa un espacio de mil qui- 
nientos pies cualriidosen el palacio de la Agrlcu tura. 
Un frente abierto formado por algunos arcos y colum- 
nas que sostle'Mn la sencilla cornisM. il.ui un ¡.specio il- 



EXTBRIOB DEL PABELLÓN ARGENTINO 

gero y e'egante á la parte exterior. En cnanto k la de- 
coraci<^n se ha huido de todo género de simbolismos, 
que hubiesen revé tldo de un aspi-cio pesado á la facha- 
da, y que no armonizarían con la severa parquedad que 
se advleite en el interior. Este es el tono general de nues- 
tra instala l^n. que difiere bastante de las de otros paí- 
ses latinoamericanos qu'enes h.m hecho ga a de osten- 
taciones alegóricas, muy conformes con el concepto en 
quH nos tienen los del norte A los úf\ sur del continente. 
Desde luigo. lo que niAs ha liainado la atención en- 
tre lo expuesto por la Argentina Imn sido los produc- 
tos naiuralis: maderas lanas mármoles seml las y fru 
tos. Tamben han contribuido á dar una idea del esta- 
do y la rl(|ue7.a<lel país los cuadros esiadísiicos que en 
Ja sección figuran, ¡"ero no solnm» nte i)or la rlqmza na- 
tur:il es por lo que habremos consiguido ser notados. 
Como muestra del adelan o indusirial de este e.xtrrmo 
del nuevo mundo, figuran en la exl)o Ición de Bi'ifalo al 




lA INTERIOR DEL PABELLÓN ARGENTINO 




OTRA VISTA INTERIOR DEL PABELl- 



gunas casas argentinas, que en el país más adelantado en 
tales materias han |)odido sufrir, sin menoscabo, el pa- 
rangón. Debemos citar, por ejemplo, á la Compañía Sud 
Amtrlcana de Billetes de Banco, que ha sido premiada 
con dos medallas de oro y una de plata por sus billetes, 
esiannpillas, grabados en acero y por el sisema contra 
falsificaeion^s, llamado «Neografía», debido al Sr. Rodol- 
fo Laass No faltan algunas singulares muestras de nues- 
tra producción, cajas de galleiitas y preparados farma- 
céuticos que suponemos no habrán causado profunda ad 
miración entre los visitantes, para algunos de los cuales 
hubiese resultado más interesante algo de lo referente á 
nuestras escuelas y sistemas de enseñanza. Mas, así y 
todo, lo mencionado y los libros,— el del señor Lts;^I^l«í, 



por ejemplo— y algunas hermosas fotografías expuesta», 
demuestran bien á las clarasen la Exposíición de Búlala 
el grado de civilización por la Argentina conseguido su- 
perior al que representa cualquiera de las otras secciones 
latinoamericanas. 

Rejjresenta á nuestro gobierno, en el certamen Pan- 
Americauo, el teniente de navio Juan S. Atwell, á cuyo 
cargo ha corrido la instalación de los producto» eajiues- 
tos y quien con eloglal-le actividad ha hecho cuanto era 

Eoslb e para que el nombre de la Argentina ocupase un 
onroso puesto en la exposición. í 

Otro compatriota el noctor J. B. Zubiaur. hállase tam- 
bién en Búfalo, como enviado del Consejo Nacional de 
Educación. " Mk?'- ; 



Sociedad de artistas dramáticos 



Ha quedado 
fundada en Bue- 
nos Aires la So- 
ciedad de Artis- 
tas Dramáticos, 
& la cual perte- 
nece la mayoría 
de las actrices y 
actores españo- 
les que residen 
en nuestra ciu- 
dad oque se ha- 
llan en gira por 
las provincias 
del interior. 

Los propósitos 
de la nueva so 
ciedad, son: «La 
anión de todos 
los artistas dra 
maticos y líricos 
españoles; la de 
fensa, fomento y 
mejora de la cla- 
se, y la funda- 
ción de un Mon 
tepío para soco- 
rro de los aso- 
ciados que tem- 
poral ó definiti- 
vamente queden 
inútiles para el 
trabajo*. 



fot. de Caras y Caretas. 




LA COMISIÓN DIRECTIVA DE LA NUEVA SOCIEDAD 



La agrupación 
es correspon- 
diente de la que 
con el mismo tí- 
tulo existe en Ma 
drid y de la que 
es presidente ho- 
norario el señor 
Fernando Díaz 
de Mendoza. La 
junta directiva 
de la sociedad 
en Buenos Aires 
Cítá compuesta 
del siguiente 
modo: presiden- 
te. Rogelio Juá- 
rez; vice))resl- 
deníe. Manuel 
fraila; tesorero. 
José Paimnda; 
con'ador. Julio 
Lozoya; secreta- 
rio general. Ma- 
nuel Seva; vice- 
secri'tario. Ra- 
món Gine. y vo- 
cales: Manuel 
SalvMt. Manuel 
Már<)uez. Vicen- 
te E-^pi Enrique 
LloretyFrancis- 
co R. Márquez. 



d 




DE B^ueicj 5¿lCtiír(^p0 



Lo siento... caramba!... Lo siento en l'almá, pero 
no va'ber mas remedio!.... Yo v'y á tener que de- 
jar de 1er los diarios si no quiero reventar de un 
sofocón el día menos pensao...! Sí señor!... Nada 
menos que yo, Juan Antonio González, el hom- 
bre mas letor que ha'bido en Buenos Aires, v'a 
tener que privarse de hacer su g-usto si no 
quiere desertar del pellejo en que lo retobó su 
mama, como decía el finao Apolinario...! Xo!... Lo 
qu'es este número me lo guardo ni a'nque me 
queme el bolsillo y no paro hasta que no se lo 
muestre á medio mundo y le pueda decir qu'este 
señor don Ruperto Cortabarría que ha dao un 
baile en su casa, al que lian asistido todos los 
'opetudos de la ciudá, es aquel mismo Ruperto 
jqii'el infrasquito supo tener de pión en la calle'e 
La Piedá y que se formó á su lao.... Mire q'es 
chancho el mundo y que pega vueltas y trompe- 
zones...! Quien le diría á la misiá Rosario Lla- 
vero de Cortabarría, que aura le ponen Ll de 
Cortabarría, — pacer crér á los abombaos qu'es 
alguna Llavallol,— qu'iba'ndar pisando alfombras, 
olla, que sabía chapaliar Tagua con que lavaba 
las pilas de frascos vacíos pal anis falsificao....? 
Y^ á mí...? Quién me diría cuando salía pa la 
Bolsa en mi coche propio, hecn'un brazo é mar, 
ó cuando jugaba mis truquitos en el Progreso, 
qu'iba'llegar un día en que recostao en una pila'e 
cajones me pasaría las horas renegando y to- 
mando el sol...? Bah!.... V Rosario ha'c tener hiji- 
tas lindas y diablas, porqu'ella á'nque'ra lava- 
dora'e frascos tenía unos ojitos y un gestito y un 
modito'c caminar cuando s'empaquetaba los do- 
mingos, que hasfa mí, con ser qu'era el patrón 
de su marido, me sabía envidar hasta la falta...! 
Yo no agarraba, porque nunca me gustó revol- 
earme en la ceniza... pero tuve tentaciones.... ca- 
ramba si las tuve...! Y pa que lo v'y a negar...? 
Si me quedé con el punto, no fué por irme á la 
pesca, sino por no traicionarme. Como pa esQu- 
char chiflioos andab<a yo en ese entonces con 
aquella campanita que hast'aura me toca á fue- 
go...! Amigo con la Enriqueta, que me supo cor- 
tar grande!... Bueno; pero tíimbién hay que con- 
venir en qu'era d'esas mujeres que no conocen el 
yelo, no digo ya ni pintaOj sino vivito y colian- 
do!... Qué ojos y que boquita y qué cuerpo...! Si 
era un verso caminando y creo que hasta difunto 
me ha de seguir su cadencia... a'nque ella l'haiga 
olvidao...! Y es cochino el Ruperto hasta darle 
con un palo! Nunca me olvidaré de la mañana 
en que luí á verlo después de mi quiebra y cuan- 
do ya'bia puesto su Ropería del Carretel... Ni 
bien le hablé de mi estao, me comenzó á ser- 
moniar y conforme me descuidé me largó como 

gor un tubo, pataliando y sin darme calce.... Bueno!... Y á mí que me va ni que me viene con que 
uperto dé bailes ó dé velorios...? Que m'importa, vamos á ver?... Acaso yo m'indino por mí, tampo- 
co?... Si me dá rabia es que soy argentino, criollo d'esta ciudá y que me revientan las confusiones 
y las mescolanzas!.... Aura'ndamos aquí como cajón de turco y ya la gente ni se conoce... Hom- 
bres comoyo, que son hijos de buena familia y qu'en su tiempo han sabido dragoniar á lo mejor- 
cito que pisaba la cancha, andan rajuñando en las veredas pa ver si agarran un pan y si se des- 
cuidan los revienta el coche de alguno que fué su pióh... A mí?.... Sí!.... Lindo lo va'poner la suerte 
al que me quiera empardar.... Yo no soy d'esos mansitos que los ensilla cualquiera y ya salen al 
galope.... Yo'e corcobiar el día que muerda el freno, como se lo dije ayer á mi compadre García en 
su misma oficina... Vé?... Ahí está otro pa'yuntarlo con Ruperto... Un cualquiera, nieto de un gringo 
zapatero que ganó unos pesos pa que los bambolleros de los hijos se metieran á gente, sin fijarse 
que'andan jediendo á cerote! 



Fkay mocho. 



níh tie riim *•»»■. 



FIRMAS AJENAS 

Los Ciceroni 



Una palabra 8obre Miguel Angí^Io Buonarottl. Yó 
adoraba el genio potente de Miguil Ángel -ose hombre 
grande en poesía, en pintura, en escultura, en arquitec- 
tura- -grande en todo cuanto emprendió. Pero no quiero á 
Miguel Ángel por ahnuiMzo, por lunch, por comida, por 
cena... y en los intervalos. Me gusta variar alguna vez 
que otra. En Genova lo ideó todo: en Milán él ó sus dis- 
cípulos lo diseñaron todo; el lago de Como es obra suya; 
en Padua. VerorjU, Vcnecia, Bolonia, ¿quién ha oído ja- 
más de los ciceroni otro nombre que el de Miguel Ángel? 
En Florencia lo pintó todo, lo diseñó todo, casi; y lo qué 
no diseñó... solía sentarse en una piedra y contemplarlo. 
Nos mostraron la piedra... 

En Pisa lo diseñó todo, menos la vieja torre, y proba- 
blemente se la hubieran atribuido si no estuviese tan fuera 
de la perpendicular. El diseñó los muelles de Liorna y 
los reglamentos aduaneros de Civlta Vecchia. Pero 
aquí... aquí es terrible. El diseñó San Pedro, diseñó al 
Papa, el Tlber, el Vaticano, el Coliseo, el Capitolio. La 
Roca Tarpeya, el Palacio Barberini. San Juan de Letrán, 
La Campagna, La Vía Appla, Las Siete Colinas, los Ba- 
ños deCar.aca la. la Cloaca Máxima... el eterno majadero 
dls<>ñó la Ciudad Eterna; y á menos que todos los hom- 
bres y los libros mientan, pintó cuanto contiene... 

El doctor Dan dijo al cicerone el otro día: 

—¡Basta, basta! diga usted de una vez que el Creador 
hizo á Italia .. según los planos de Miguel Ángel. 




Xuuca me sentí tan fervientemente grato, tan calma- 
di», tan tranquilo, tan lleno de bendita paz como, ayer, 
.cuando oí decir que Miguel Ángel había muerto!. . . 

Pero uos liemos vengado de nuestro guía. Xos mostró 
uiües de pinturas y esculturas en las vastas galerías del 
\ áiticano. y miles de pinturas y esculturas eu otros 
veinte palacios: mostróuof el gran cuadro en la Cagilla 
'.si.xíini y frescos suticientes para cubrir el firmamento 
(casi todos pintados por Miguel A.igel). Le hemos juga- 
do l.a inisMi.! partida con que hemus vencido á tantos 
otros í;uía« 
Xos muestra una figura: «Statua bronzo.» 
La miramos con indiferencia, y el doctor pregunta: 

— ¿De Miguei Ángel? 

— No— no se sabe dé quién. 

Xos muestra el Foro Romano y el doctor pregunta: 
—¿De Miguel Ángel? 
—¡No! mil añ''s antes. 
Después ün obelisco egipcio. 

— ¿De Migufel Ángel? 

—¡Oh. Ilion' Dieu! gentlemen. Mo.< mil años antes de na- 
cer Miguel Ángel. 

X veces le cansamos tanto con incesantes preguntas, 
que tiene miedo (le mostrarnos cualquier cosa. Ha en 
sayado todos los medios imagmables para hacernos 
comprender que Miguel Ángel es solamente re8ponsal)le 
'ip la creiXción de una parle del mundo; pero. . no lo ha 
conseguido todavía. 

El doctor es el que hace las preguntas generalmente; 



tiene más aplomo una cara de poeta inspirado y puede 
afectar el tono más Imbécil del mundo. Es natural eu él 
Los guías en Genova gozan cuando pueden apoderarse 
de turistas ami-rlcancs, porque los americanos se admi- 
ran hondamente y se conmueven ante cualquier reliquia 
de Colón 

Nuestro guía estaba lleno de admiración, lleno de Im- 
paciencia, y dijo: 

—Vengan, caballeros; les enseñaré la letra de Cristó- 
bal Colón ¡T,o escribió él mismo, con su propia mano! 
Nos llevó al Palacio Municipal. Después de una apa- 
ratosa manlpiilaclón de llaves, etc., el documento, man- 
chado y descolorido por los años, nos fué presentado. 
Los ojos del guía brillaban, y golpeando el documento 
con el dedo:' 

—Lo que les digo, caballeros. Mirad la letra de Cris- 
tóbal Colón. ¡Lo escribió él mismo! 

Fingimos indiferencia; el doctor examinó el docu 
mentó deliberadamente durante una pausa embarazosa; 
después, sin la menor muestra de interé.s: 

— ¡Ah!.. ¿qué... cómo dijo usted que se llama la perso- 
na que escribió«esto»? 
—¡Cristóbal Colón! ¡El gran Cristóbal Colón! 
Otro examen deliberado. 
— ¡Ah! ¿Lo escribió él mismo, ó... ó cómo? 
—¡Lo escribió él mismo, Cristóbal Colón, su propia 
letra! 

El doctor puso el docu- 
mento sobre la mesa, y 
dijo: 

—He visto en América 
muchachos de sólo trece 
años que escriben mucho 
mejor que eso. 

—Pero éste es el gran 
Cristób... 

—Qué rae importa quien 
sea: es la peor letra que 
he visto. Usted no debe 
aprovecharse de nosotros 
porque seamos extranje- 
ros. Si usted tiene alguna 
muestra de . caligrafía de 
un mérito verdadero, ten- 
dremos mucho gusto en 
Inspeccionarla, pero si us- 
ted no tiene... no perda 
moá tieii. po aquí. 

Seguimos adelante. E>. 
guía estaba consternado, 
pero probó ima vez más. 
Tenía algo que creía irre 
sistible. 

— Vengan ustedes, les 
mostraré el busto de Cris- 
tóbal Colón. ¡Oh, es gran- 
de espléndido, ¡nagnífico! 
Xos condujo ante un 
busto bellísimo . . ¡Sí, be- 
llísimo! 

Dio un paso atrás, y en 
actitud teatríil: 

— ¡.Miren, caballeros, qué 
bello! ¡El busto de Cristo 
bal Colón bello busto, her 
moso pedestal! 
El doctor se puso el len- 
te (reservado para estas ocasiones). 
— ¿Cómo dijo usted que se llama este caballero? 
—¡Cristóbal Colón! ¡El gran Cristóbal Colón! 
—Cristóbal Qolóu, el gran Cristóbal Colón.... y bien, 
¿qué hizo? 
—Descubrió América. Descubrió América! ,iMtitOÍO' 
—¿Descubrió América? No, esa no cuel.a. Nosotros 
venimos de América y no hemos oído semejanlie cosa... 
Cristóbal Colón, nombre .simpático. ¿Ka.., ha muerto> 
—¡Oh, c<9r¡)0 di Bacco] ¡Hace trescientos años! 
—¿De qué murió? 
-Yo no sé, no puedo decirle . . 
—¿De viruela? 

—Yo no sé caballeros; yo no sé de qu^ murió. 
-^ De sarampión probablement<>, /.«h? 
—Puede ser. . . yo ho sé. . yo creo que murió tie algo. 
—¿Viven los padres? 
--¡Ini... posible! 

— ^^¿Cuál es el busto y cuál es el pedestal? 
—¡Santa María! Este es el busto; éste es el pedestal. 
— ¡Ah ya veo! Feliz combinación; muy feliz combina 
CÍ^n, ciertamente. 

Ayer pasamos tres ó cuatro horas en el Vaticano, ese ' 
maravilloso mundo de curiosidades y en más de una 
ocasión casi expresamos interé* y aun admiración; nos 
costaba trabajo reprimirnos; sin embargo, lo consegui- 
mos. 
El cicerone estaba asombrjido. .iturdido. 
De la mañana á la noche anda á caza de cosas extra- 



•ordinarias, y usa de todo su ingenio, pero Inútilmente: 
nunca uioatrumos el menor interés en cosa alguna 

Había reservado lo que considerabí la iiiajor mara- 
villa para lo último: una momia r<.al, egipcia, tal vez la 
mejor conser- 
vnila del inun- 
do, y..-e «entía 
tan ceguro es- 
ta vez. (lue le 
volvió. -ligo de 
su antiguo en- 
tus asmo. 

• ¡Ve;in. ca- 
balleros! ¡Mo- 
mia! ¡.Momia! 

El lente del 
doctor salió á 
relucir, y con 
la calma acos- 
tumbrada: 

-¡Ali! .¿Có 
mo dice us- 
ted que es el 
nombre de esa 
persona? 

— ¿Nijmbre? 
No tiene nom- 
bre. ¡ .Momia, 
momia egip- 
cia!... 

—•Sí. sí ¿Na- 
cido aqui? 

- ¡No ; mo- 
mia egipcia! 

• ¡ A h.. justa- 
mente! ¿Fran- 
cés, presumo? 

Dib. de Villalobos 




—No, francés no. ni romano; nacido en Egipto. 
— ¿Nacido en Egipto? Nnnca he oído hablar dé Egipto. 
¿En el extranjero, pri.l)ablemeute? Momia, momia. Tan 
tranquilo, tan pensativo... ¿Está... está muerto? 

- ¡Oh. «acre- 
bleii\ ¡Ha -esta- 
do muerto tres 
mil años! 

El'doctor se 
volvió furioso. 
—¿Qué sig- 
nifica semejan- 
te ■ conducta? 
¿Pretende us- 
ted jugar con 
nosotros como 
si fuéramos 
chicos, porque 
somos foraste 
ros y quere- 
mos aprender? 
¡ Burlarse de 
nosotros- con 
sus viles osa- 
mentas de se- 
gunda mano! . 
¡Rayos ytrue- 
nos! Me dan 
ganas de... 
¡En un museo 
tan grande, 
bien podría 
haber cadáve- 
res más fres- 
cos! 

Mark TWAIN. 



El banquete á los nuevos jefes de la Armada 



En la sala de armas del Centro Naval, verificóse la 
noche del día .3 ^l banquete en honor de los señores vice- 
almirante Daniel (le Sulier, comodoros Atilio S. Birilari 
y M.-iimel J García, y capi aues de navio Manuel Barra- 
za y Lorenza Irigaray festejando así con laque resul- 
tó brillanitsima demostración, los recientes ascensos de 
los referidos jefes de la armada. 

La sala hallábase decorada con excelente gusto; la 
iluminación era profusa, el servicio fué esmerado, y 



el ambiente de cordialidad reinante entre los comen- 
sales hizo que no decayese la auimación ni un solo ins- 
tante. 

Al destaparse el champagne, el coronel O'Connor ofre- 
ció la demostración á los obsequiados, contestando en 
nombre de éstos el vicealmirante Solier. Iiabinndo des 
pues el señor Pillado Maiheu el ministro de inailna, el 
de la guerra, y el señor Manuel J. Uarcía, siendo todos 
ellos muy ajjlaudidos. 




EL SALüM DEL CLUD NAVAL DURANTE EL ilANQUKTK 



Fot. de Cabás t Cabetas. 




En 1874 estaba convulsionada la República con 
la revolución encabezada por el general Bartolo- 
mé Mitre, que terminó en la batalla de La Verde, 
aquí en Buenos Aires, 5' en Santa Rosa, en Cuyo, 
en que el entonces coronel don Julio A. Roca de- 
rrotó al general José Miguel Arredondo, que así 
como el general Mitre quedó prisionero de su ven- 
cedor. Los días eran de angustia, y un grupo dis- 
tinguido de caballeros organizó la Cruz Roja 
Argentina, sobre las bases de la institución análo- 
ga fundada por el Congreso Internacional de Gi- 
nebra en 1864. En esa 
contienda, así como en 
la de 1880, los servicios 
que prestó á ambos ban- 
dos beligerantes fueron 
importantísimos. Las 
ambulancias de la aso- 
ciación, con sus médi- 
cos propios, sus boti- 
quines y hasta sus hos- 
Eitales de campaña, se 
aliaban en todas par- 
tes donde se produjera 
un combate, y muchas 
víctimas le arrancaron 
á la muerte el celo y la 
buena voluntad de los 
miembros de la institu- 
ción. 

El crédito de ésta se 
cimentó hondamente en 
el pueblo, y la Cruz Ro- 
ja fué pronto una ver- 
dadera fuerza social, 
viéndose forzado el go- 
bierno á reconocerla 




CONDUCCIOK DE HERIDOS EN ARTOLAS 



en su carácter de institución eminentemente hu- 
manitaria. y desligada de todo vínculo partidista, 
haciéndolo saber así al ejército en una orden ge- 
neral que lleva la fecha de Junio de 1880. Desde 
esa fecha la sociedad adquirió gran vuelo, y pudo 
concurrir con sus socorros á los conflictos arma- 
dos de 1881 y 1897 en el Uruguay, de 1891 en Chile, 
y de 189^ en el Brasil. Y no solamente en hechos 
de guerra tomó parte la benéñca institución, sino 
que las calamidades que han asolado al país, 
como fué la inundación de Córdoba en 1891, la de 
Mendoza en 1893, Río 
Negro y Chubut en 1899, 
y esta capital en 1900, 
cuando el c tip ríe cha- 
leiir, en que asiló y 
alimentó á sus expen- 
sas doscientas personas 
menesterosas, acudien- 
do al propio tiempo á 
socorrer las víctimas 
de los terremotos de 
San Juan, La Rioja y 
Catamarca. Actual- 
mente ha combatido en 
primera línea la epide- 
mia variolosa en la Ca- 
pital Federal, por medio 
de vacunaciones y de 
asistencias gratuitas , 
coadyuvando á la ac- 
ción municipal. 

Hace tres años que, á 
iniciativa de la «ocia 
señorita Cecilia Grier- 
son, que, con. o se sabe, 
es 1 a pri m era in iij er que 




UNA CURACIÓN 




TALLKH DE LENCERÍA 

egresó de nuestra Universidad con el título de 
doctoren medicina, fundó y creó la Sala de Pri- 
meros Auxilios y estableció una escuela especial 
para enseñar los primeros rudimentos que debe 

poseer un ciruja- ' 

no modesto. En 
los años que van 
de 1897 á la fe- 
cha, la Sala de 
Primeros Auxi- 
lios ha corregi- 
do y aumentado 
susprocedimien- 
tos y su acción, 
habiendo atendi- 
do de 800 á 1000 
personasque han 
concurrido á su 
local, ya por en- 
fermedades ó ya 
por accidentes 
de que puedan 
haber sido vícti- 
mas en la vía 
pública. 

Estas salas de 
auxilio que tan 
grandes ser v i- 
cios están pres- 
tando ya al país 
y que los presta- 
rán mucho ma- 
yores en el futu- 
ro, cuando la enseñanza que en ellas se da se haya 
difundido en el pueblo, funcionan adscriptos á la 
Cruz Roja Argentina, que, como hemos apunta- 
do, es una de las instituciones mejor organizadas 
que hay en el país. Fundada la actual sociedad 




UNA AMBULANCIA 



A1..M A( K.NKS 

como delegada de la poderosa institución helvé- 
tica, — que tanto se ha difundido en el mundo y 
cuya tarea humanitaria ha tenido tanta acogida 
en todo el orbe civilizado, siendo su creación un 
_ timbre de honor 

""jílWfííS^ del siglo que pa- 
■^"^ só, al iniciarse 
aquel cruento 
período revolu- 
cionario de 1880 
que tan hondas 
huellas dejará en 
la historia del 
Río de la Plata — 
se incorporó á la 
sociedad argen- 
t i n a llamando 
á sí los elemen- 
tos más podero- 
sos y más cultos. 
Mientras los na- 
cionales dispo- 
nían los elemen- 
tos bélicos para 
destrozarse en 
los campos de ba- 
talla, los extran- 
jeros se apres- 
taban para co- 
rrer- en auxilio 
de los heridos 
sin reparar en el 
bando político á 
que pertenecían. Los beligerantes recibieron 
complacidos á los soldados de la caridad, y en el 
primer encuentro sangriento que tuvieron los re- 
volucionarios que obedecían al Gobernador de 
Buenos Aires doctor Carlos Tejedor y las tropas 




INTKKIOB DB UNA CARPA EN CAUPAÜA 



APARATO DE SnSPK ■>• PIÓN DK CIAMILLAS PABA 
LOS FKUUOCAKUILES ^ 




UNA CAlll'A-UOSI'ITAL 

de línea que obedecían al Presidente de la Re 
pública doctor Nicolás Avellaneda, se vio la efi 
cacia de acción del poderoso elemento congre 
gado por la beneficencia 
y la civilización. 

Terminada la contien- 
da, la Gruz Roja quedó 
incorporada á la vida na- 
cional arg'entina; pueblo 
y g'obierno propendieron 
á facilitarle elementos y 
recursos con objeto de ha- 
cer eficaces sus auxilios 
poniéndola en condicio- 
nes de acudir en momen- 
tos aciagos para cual- 
quier región de América 
en socorro de los necesi- 
tados. Y así se ha ido 
desarrollando poco á po- 
co el poderoso organis- 
mo, hasta llegar á cons- 
tituir esta benéfica sec- 
ción de las ffalas de auxi- 



TIlAtíPülUANDU Víi IIEIIIDO A CABALLO 



lio que la tendrán 
ellas prestarán su 
gracia personal. La 




EMPLEADOS PERMANENTES DE LA CHUZ ROJA 



en constante ejercicio, pues 
ayuda en los casos de des- 
prensa en general ha tributado 
su elogio á la benemérita 
institución y nosotros he- 
mos querido aportar tam- 
bién nuestro grano de 
arena haciendo conocer 
gráficamente los pode- 
rosos elementos de que 
dispone. _ 

Las oficinas déla Cruz 
Roja en la calle San 
José entre Rivadavia y 
Victoria, son ya tan co- 
nocidas de la población 
doliente y menesterosa, 
como las de la Asisten- 
cia Pública. El comité 
directivo de la asocia- 
ción se compone entre 
nosotros en la forma si- 
guiente: Presidente, doc 
tor Tomás de Veyga; 




CONDUCCIÓN DE HERIDOS Á 




LA COMISIÓN DE SEÑORAS 



Vicepresidente 1.», doctor Juan Ángel Golfa- 
rini; Vicepresidente 2.", don Ireneo Cucullu; Ins- 
pector General, doctor Adolfo Salas; Tesorero, 
señor Santiago Capdepont; Contador, señor Er- 
nesto Lalanne; Director de Almacenes, señor Luis 
Bessón; Secretario de Actas, señor Francisco 
Constenla; id. de Correspondencia, doctor don 
Antonio de P. Aleu; Vocales: Doctor Bartolomé 
Novaro, doctor Emilio Gouchon, doctor Pedro 
Olaechea y Alcorta, ingeniero Domingo Silva, 
señor Anselmo Villar, señor Mauricio Mayer, se- 
ñor Enrique Peña, señor Alejandro Caride, señor 
José Palma, señor Remigio Tomé y Luis Llanos. 
Y el subcomité de damas aliliadas á la filan- 



trópica institución, se halla constituido de este 
modo: presidenta, señora Manuela L. de Elizalde; 
vicepresidentas, señoras Dolores L. de Lavalle y 
doctora Grierson; secretarias, señora Elisa G. de 
Livingston y Aureliana S. de Cazón; tesorera, 
señora Carmen ligarte de Merlo; contadora, se- 
ñora Carlota C. de Wilmart; guardaalmacenes, 
señorita Rosalvina Mahan, y vocales, señoras Sa- 
lomé S. de Garzoli, Florencia G. de Peña, Rosario 
V. D. de Amadeo, Julia M. de Moreno, Marcelina 
I.Jde Pites, Constanza B. de Villamor, Enriqueta 
A. de Vivot, Celina A. de Roberts, Dolores V. de 
Benoit, y señoritas Leopoldina Alais, Magdalena 
Alais, Adelina Moreno y Damiana Méndez Teseo. 




HIEtfBBOS DSti COIÍIIÉ DIRECTIVO 




LOS PRACTICANTES DE f^k CRUZ ROJA 



LAS PROVINCIAS 



Inauguración de la Escuela Hunnberto I en Puerto Militar 




¡Al propio tiempo 
que un homenaje á 
la memoria del in- 
fortunado monar- 
ca, la creación de 
nna escuela en el 
Puerto Militar re- 
presenta un posl- 
¡tlvo adelanto en 
aquellos lugares, 
donde es la únira 
tiue existe en un 
radio de treinta 
kilómetros. 
, Cuando llegó á 
Puer o Militar la 
noticia de la muer- 
te del rey Huüber- 
io I, e 1 personal 
de las obras se reu- 
nió para protestar 
«ontra el autor del 
bárbaro crimen, y 
por unanimidad 
resolvió honrar la 
memoria del fiel 
amigo déla Argen- 
tina, con una obra de educación, la mejor manera de 
¡combatir la iguorancia, causa primera de atentados 
como aquél. 

Todos decidieron dar un día de trabajo á beneficio de 
la escuela, y en poco tiempo la comisif^n formada por 
los señores Mniiuol Moneta, inírenifro Celestino Villii, 



EXTERIOR DEL EDIFICIO DE LA NUEVA ESCUELA 




ingeniero V. Har- 
cog. J. Tunessi. J. 
Canessn, J. Marti, 
C. Benvenuto. A. 
Bertofe, L. Manjo- 
ni y M. Crawtord. 
reunió los fondos 
necesarios para el 
jedificio. 

El señor Ingenie- 
ro Celestino Villa 
dirigió gr.ituita 
mente la construc- 
ción, y la emiiresa 
Dicks Dates y Van 
Houten y otras, 
proporcionaron 
muchos materia- 
les. 

El Gobierno Na- 
cional, con decreto 
del 8 de Agosto de 
1901, autorizaba 
que la escue.a fue- 
ra construí 'a so- 
bre el terreno na 
cional del Puerto 
Militar y denominada ^sciíeía Tlumhertn I. 
— Á. la inauguración efectuada el día del aniversario de la 
muerte de Humberto I, asistieron los señores jefes y 
oficiales de todos los buques de la armada surtos en 
Puerto Militar, el comandante Aliaría y demás jefes y 
oficiales del cuerpo de .nrlillería de costas, todo el perso- 
nal directivo y muchos trabnjadores 
de las obras, acompañarlos estos últi 
mus de sus iliJu^^. 




EN LA FIESTA INAÜOüaiX.— l^ MSSA DB l^ f&ESIOBKCIA 
fVrt. **« C • H Afl r C ' PETAS 



INOEKIEBO CELESTINO VILLA 
Autor del proyecto del edificio 



MENDOZA 



Fallecimiento del doctor Félix A. Benítez 



^,Falleció en la semana anterior, 
en Mendoza, víctima de la antigua 
enfermedad que le aquejaba, el 
doctor Félix A. Benítez, conocido 
abogado de nuestro foro, ex mili- 
tar, periodista político de fama en 
el tiempo en que tuvo una activa 
actuación y hombre de temple no 
común, chapado á la antigua, no 
porque estuviese apegado á idea- 
les pasados de moda, sino porque 
pertenecía á la vieja raza de aque- 
llos serenos luchadores, insensi- 
bles al dolor, y que consideraban 
como un desdoro el mostrar flaque- 
za en ninguna circunstancia. El 
doctor Benítez vino á Buenos Aires 
en 1863, rodeado del prestigio que 
daba á su nombre el hecho de ha- 
ber sido el primer argentino que 




DOCTOR FÉLIX A. BBNÍTBZ 



tomó una bandera paraguaya en 
acción de guerra, produciéndose el 
hecho en la toma de Corrientes, y 
fué elegido diputado á la Legisla- 
tura de Buenos Aires, á pesar de 
ser nativo de Mandisovi, en la pro- 
vincia de Entre Rios. Se reveló 
como orador fogoso en el partido 
alsinista, y tuvo un duelo con el 
doctor José C. Paz, fundador y pro- 
pietario de La Prensa. Cambiaron 
siete balas, recibiendo el • doctor 
Benítez tres de ellas, y no dando 
señales de haberlas recibido sino 
cuando ya no pudo perra aneceren 
pie. Era miembro jubilado de la 
magistratura de la capital, y había 
sido ministro en Entre Ríos y Co- 
rrientes 5' miembro de la Cámara 
de Diputados de la Nación. 



URUGUAY 



No podía me- 
nos que ser una 
fiesta popular en 
Concepción del 
Uruguay la pa- 
trocinada por el 
Consejo N. de 
Educación y el 
Ministerio de 
Instrucción Pú- 
blica^ denomina- 
da «hesta del ár- 
bol», que se ha 
celebrado ya en 
media República 
y que dentro de 
breves días se ce- 
lebrará aquí, en 
la cap i tal, con 
gran pompa. 

Aquella ciudad 
que es relativa- 
mente pequeña, 
tiene un colegio 
nacional justifi- 
cadamente acre- 
ditado y una es- 
cuela normal de, 

profesoras, dirigida por la Srta. Isabel King, que 
goza de fama como educacionista, adquirida en 
el ejercicio constante de su profesión. Ambos es- 
tablecimientos tienen alrededor de quinientos 
alumnos, que son los que han formado el núcleo 
principal para efectuar los plantíos que deben 



La fiesta del árbol 

conmeí¿o¿af la 
adopción de la 
simpática y ótil 
fiesta, como una 
práctica escolar 
del país. Cada 
grupo de niños 
cuidará del árbol 
que planta, y és- 
te llevará en una 
chapa los nom- 
bres de quienes 
apadrinaron sú 
vida y en quienes 
él desarrolló el 
cariño hacia los 
vegetales, cuy^ 
conservación y 
propagación e? 
de tan vital inte- 
rés para la huma- 
nidad. A la fiestn 
se asociaron «3 
jefe político, e| 

fioder municipal, 
os vecinos más 
expectables, el 
rector del cole- 
gio nacional, la directora de la escuela normal, 
los regentes de las escuelas elementales, tanto de 
niños como de niñas, y el acto revistió los carac- 
teres de un gran acontecimiento social. Se sirvió 
un lunch á la concurencia, y Se pronunciaron casi 
tantos discursos como árboles se plantaron. 




PLANTACIÓN DEL PBIUER ÁBBOL 




vt,;- jL,M 'i- 



EN Et. ttrOAa DB LA FIESTA 



Wot. del C y. del Uruguay y Caras y Cabetas. 




Como la actualidad lo requería, 
yaiinqneel temaresulta alpo pesado, 
la tal nctualidad nos ha obligado 
contra nuestro deseo, 
á trnfar del terrible banqueteo 
al que está Riien'is Aires entregado, 
con Tal glotonería 
que hnsta el mis avisado 
viendo la singular afición esa 
á sentarse á la rnésa, 
que huyamos de las mesas Inscrlptoras 
no 88 explica á estas horas. 

Al comentar, pues, lo que ha ocurrido, 
es decir, lo que el público ha comido, 
un temor nos domina: 
que esta sección resulte empalagosa 
y que huela á cocinn; 
pero, aunque asi suceda, 
no habrá nadie qUe pueda 
negar que es, cuando menos, sustanciosa 



viniendo á ser solamente 
un robo disimulado; 
y ain lue ahora los jugadores 
perjudicados han si'lo. 
pues rol>!irles hnn podido 
varios falsificadores 
con las bostas de sport, 
el juez Gallegos dispone 
que se les suelte, y los pone 
en libertad como á Llort. 
Qne eso esté bien ó esté mal, 

á. discutirlo no vamos, 

pero seguros estamos 

de que no es original, 

pues en más de una ocasión 

se dijo como esta vez 

que «aquel que roba á un ladrón 

ha cien años de perdón» 

...lo mismo que ha dicho el juez. 



El País, tomando pie de la enfermedad ó indisposición 
que sufre el general Roca, le recomienda un viaje á las 
sierras de Córdoba ó una excursión á las cascadas del 
Ignazií. 

Es decir, hace con el general Roca lo que éste hizo 
con el doctor Pellegrinl. 

Mandarle á paseo. 

Por diversos motivos, este Invierno 
la geme del gobierno, 
es decir,; la que forma el gabinete, 
se pasa la ex stencia 
dando pj-uebas de atroz Incontinenela 
y en continuo banqu«fte. 

¿Será ¿caso que se halla convencida 
de que son igual cosa 
«gobierno- que «comida»? 

ün día va á comer porque se trata 
de una fecha gloriof-a; 
otro porque algiín huésped ha llegado 
al Río dé la Fia a; 
otro, poique su ausencia no se tome 
como un desaire y grite el desairado: 
el caso es que la gente 
del gobierno, tragando eternamente, 
unas veces digiere y otras come. 

Así su gravedad se compromete, 
pues con tanto banquete, 
se expone el gabinete á que algún día 
el pueblo, con un poco de iionia, 
le llame «comedor» por «gabinete». 

«Chacabuco. lunes 5.— Carlos A. Encina fué exonera- 
do del puesto de veterinario municipal. Se dice que es 
una venganza personal.» 

¿De alguno de los curados por él? 

El doctor Carrillo, ministro de Bollvla, obsequió con 
un banquete á sus colegas del cuerpo diplomático. 

Y Gramajo decía: 

—Siento no ir á esa fiesta, aunque saldría 
con una Indigestión de tomo y lomo, 
que á gran honor tendría. 

Y yo que siempre á dos carrillos como, 
de lo que harán allí me maravillo. 
|Ahí es nada comer con un Carrillo! 

* 

Según el doctor Gallegos, 
juez discreto, activo y cauto, 
como lo prueba en su auto 
sobre sport y sobra juegos, 
éstos son cosa Inmoral 
y hacen un dafio terrible, 
tremendo é Inconcebible 
al público en general. 

Añade ese magistrado 
que el juego vicia á la gr«n*e. 



Al banquete con que fueron obsequiados el vicealmi- 
rante Solier y los demás jefes de la armada, ascendidos 
últimamente, asistió el ministro de marina. 
Y los que tratan de estos asuntos, 
dicen: 

—¡Qué cosas pasan, Señor! 
¿Cuándo se ha visto que coman juntos 
los ascendidos y el ascensor? 

* 
El lunes fueron declarados cesantes en la municipali- 
dad sesenta empleados que figuraban fuera de presu- 
puesto. 

Eso en el momento actual, 
en que es casi universal 
la moda del banqueteo, 
nos parece que es muy feo, 
por no decir criminal. 

¿No les han de dar dentera 
tantas comidas seguidas? 
¿Por qué se les exaspera? 
¡Que se celebren siquiera 
en secreto las comidas! 

* 

La liga que con fines generosos 
funciona en este Instante 
para ver de evitar que como hoy día 
siga aumentando el número alarmante 
de los tuberculosos, 
notables resultados lograría 
si escucharnos quisiera 
y de lo que decimos caso hiciera. 

Debía procurar, primeramente, 
que el señor intendente 
quisiera rebajarnos ios impuestos, 
porque pueden s»r éstos 
la causa de la tisis en la gente. 

¿No es acaso costumbre muy nociva 
la de «tragar saliva»? 
Y el infeliz que los impuestos paga 
aunque á regañadientes, ¿no la traga? 

En el orden moral y no en el físico 
vuelve, lo mencionado, aun hombre tísico; 
pero en lo material también hay modo 
de que se vuelva tísico del todo. 

En efecto, hay cocheros del tranvía 
que están tocando el cuerno todo el día 
y i)roducen efectos musicales 
bastante originales, 
que Wagner mismo acaso envidiaría. 

Mas tocar tanto el cuerno 
ha de perjudicarles en invierno 
y se van á morir los desgraciados 
tísicos rematados. 

Eso evitar la liga debería 
y á un tiempo lograría 
de la tisis salvar á los cocheros 
▼ que se queden sordos «uttlquier día 
los pobre* p-osajeros. 



[ñiggggcñTVini''ñT3'ññ''ñ'g'ino'ñfg'Jii°pr ípJiñBcnacHaGngimgpngpiiapnginPiiniíBgsgsggBBij^ 




Instrumentos de Música 

P ¡anos = Cítaras 



Bebaja 

en los precios 



mandolines, desde S pesos 

Violines Sloyner, con caja y arco 25 pesos 
Flautas de ébano, desde. lO pesos 

Clarinetes, Violoncelos, 



Co ntrabajos/ Banjos, Guitarras y Bandurrias 

mTRUMEMOS I ARA BAKDA IJOCEDEmS DE AÜSTRU 

Gran'/surtido de acoesorios - - 
para todo instrumento musical 



CUERDAS ROMANAS 

I 

Cítara universal 

Instrumento á la moda 

Y QUE PUEDE EJECUTARSE 

sin conocer MÚSICA 

con 24 
piezas 



$18 



NOTA— Todas las piezas que se 
vende a en otras casas se adaptan á 
esta Cítara. 




@ 



PIA.1ffOS 



IMPORTACIÓN DIRECTA DE LAS MAS 

AFAMADAS MARCAS, VENTAS Á PRECIOS SIM COIPETEMCIA 



SGCCIÓH Crl^StfÓJCOnOS oran Munido de ORAFOFONON, de»d« 1» peaoa 

Novedades en cilindros se acaban de recibir por el vapor «Cittá di Torino» 
CATÁLOGOS ILUSTRADOS SE REMITEN GRATIS 

I Establecimiento musical 28?, bolívar, as? 

i BUENOS AIRES DE COSTA AMARO 



ACTUALIDAD INGLESA 



L(S miiiislros de justicia de las colonias delegados á la conferencia para la constitación de ana 

Corte de Apelaciones 



En la segunda quincena de julio 
se inauguró en Londres la conferen- 
cia de delegados de las colonias bri- 
tánicas convocada i para acordar la 
constitución de un tribunal imperial 
de apelaciones, resolviendo así la 
cuestión promovida por Mr. Barton, 
é 1 primer mi- 




8IR W J. SMITH 

De Guayana 



nistrodelaCon 
federación Aus- 
traliana, al re- 
chazar para 
esta nueva na- 
cionalidad la 
autoridad del 
Consejo Priva- 
do como Corte 
Suprema de 
Apelaciones. 

Los delegados son: por 
el Canadá, el Hon. David 
Mills, ministro de Justicia 
del Dominio; por la Colonia 
del Cabo, Mr. Rose-Innes, 
ministro de Justicia; por 




Natal, Mr. W. B. Moixom; por Nue- 
va Zelandia, sir J. Prendergast, pre- 
sidente de la Corte Suprema de la co- 
lonia; por la Confederación Austra- 
liana, Mr. Henry Edvk^ard Agincourt 
Hodges, juez, decano de la Corte Su- 
prema de Victoria; por Terranova, 
\Ir. G e o r ge 



ME. ROSE-INNES 

Del Cabo 



Henry Emer- 
son, miembro 
de la «Suprema 
Corte J d e esa 
colonia; por la 
Guayana , sir 
William James 
Smith, presi- 
dente déla Cor- 
te; por la India, 
sir John Edge, 
miembro del Consejo de 
Gobierno. La sesión inau- 
gural de la conferencia 
fué presidida por el minis- 
tro de colonias Right Hon. 
Joseph Chamberlain. 




MR. HODGES 

De Australia 







SIR JOHN SDGE 

De la India 



SIR J. PRENDERGAST 

De Nueva Zelandia 



MR. W. B. MORCOM 

Del Natal 



ME G. H. EMERSOX 

De Terranova 



Los duques de Cornwall en Australia 



El duque de Cornwall y su esposa han salido 
ya de Australia de regreso á Inglaterra, después 
de haber recorrido las principales ciudades de la 
Confederación. Los australianos han prodigado 
á los futuros reyes sus manifestaciones de sim- 

f)atía, á las cua- 
es han contri- 
buido con gran 
entusiasmo los 
indígenas. E'n 
Brisbane, idea- 
ron éstos cons- 
truir y constru- 
yeron u n arco 
bastante origi- 
nal, para que los 
reales visitantes 
pasaran por de- 
bajo de él. La 
base del arco fué 
cubierta con cor- 
teza dC' árboles 
de té, cuidadosa- 
mente aplicada 
y fija al madera- 
men, y luego so- 
bre esa corteza 
se distribuyeron 
profusamente 
plantas de diver- 
sas clases, .cuer- 




EL DESEMBARCO EN BKISBAMB 



nos de ciervo, y nidos de aves, algunos def.los 
cuales son en Australia muy vistosos. En la parte 
superior de cada pilar había una choza primiti- 
va, ocupada por indígenas «gins» y «piccanin- 
nies», con todos sus utensilios domésticos y sus 

armas. Todo el 
arco, al pasarlos 
duques por de- 
bajo, estaba co- 
ronado por una 
hilera de aborí- 
genes engalana- 
dos consuspren- 
das más lujosas. 
— La reina Ale- 
jandra recibió 
en Marlborough 
House, su resi- 
dencia de Lon- 
dres, á las enfer- 
meras llegadas 
de Sud África 
después de cum- 
plido su tiempo 
de servicios en 
el ejército britá- 
nico. 

Su majestad las 
obsequió. á todas 
con objetos de 
valor mandados 



Bibliotecas giratorias, 
Escritorios Norte -Americanos, 

Sillones para oficinas, 
Estai4.tes para prensas de copiar. 



•^ 







m 




O 




<^ 


O 


l-H 


<: 


P 


>H 


>^ 


< 


m 




O 


w 


J 


J 




o 


co 


w 


O 


Q 


1— ( 


m 


H 


O 


J 


Q 


O 


O 


cyi 


H 


O 




J 





G 




5lr- 





:z; 




a 




rd 




< 




o 




ín 


^ 


r 


> 


o 


ín 


H 


tn 


tTI 


:^ 


C/) 


> 


> 




O 


< 


> 


m 


td 


?=o 


> 


r 


:2; 


o 


o 




r 




r 




m 




o 




> 




p^ 







INTRODUCTORES: 



Juan y José Drysdale y C. 

440, Calle Perú, 450 - Buenos Aires 



ta 



ACTUALIDAD INGLESA 

Los da[(ue3 da Cornwall en Australia. — Recompensa á las enfermeras de Sud-Africa 




KL ARCO CONSTRUIDO POR LOS ABORÍÍjKNES 



preparar para la ocasión, y á las más merito- 
rias las premió especialmente con medallas. 

Dos de esas medallas, acuñadas especialmente, 
y con inscripciones especiales también para cada 
una, fueron entreg^adas por la reina á la enferme- 



ra que asistió hasta su muerte al príncipe Víctor 
de vSchlesvig-Holstein, sobrino del rey Eduardo, 
y á la que cuidó en sus últimos momentos al te- 
niente Roberts, hijo del generalísimo del ejér- 
cito. 




léá. BBIMA ALKJANüliA. DISTllBÜ ÍEX i>0 M í l> A.r.L A.'í Á L *.S ENFEIIM ÜR AS QUE HAN BEOBeSADO DE 

8ÜD ÁFBICA 



3 CERTIFICADOS EN UN DÍA 

CON FECHA 1.° DE AGOSTO 



He tenido la oportunidad de recetar en- 
tre mis clientes la Sthenosina Rusa Orel 
y he podido comprobar que es un excelente 
tónico y un poderoso estimulante de la nu- 
trición. 

Doctor José Bernabé Martínez, 

Medico del servicio de niñas y mujeres 
del Hospital Norte. 
Consultorio médico: Santa Fe, 2U6 
Agosto 1.® de 1901. 

Habiendo hecho uso de la Sthenosina 
B.nsa Orel, he obtenido con dicho específico 
resultados muy buenos en los organismos 



Comunico á ustedes que he hecho uso de 
la Stheno&ina Rusa Orel con un resultado 
excelente en un caso de neurastenia y en 
otro de gastralgia rebelde, estando en la se- 
guridad de que dicho medicamento reúne 
las condiciones como específico tónico y 
reconstituyente del organismo enfermo. 

Dr. Miguel R. PodestA, 

Médico cirujano. 
Agosto 1.° de 1901. Santiago dtl Estero, 977. 



«debilitados. 



Dr. Manzini, 

Larrea, 7.^5, 



^ Próximamente pnbUcaremos un extracto general con- 
cretando la opinión de todos los médicos y cuya unani- 
midad de opinión hace indiscutible las ventajas de la 
Sthenosina Rusa Ore', que queda reconocida como el pri- 
mer reconstituyente del mundo. 



-8<S^ 



CASA INTRODUCTORA 

Artes, 636 ^DROGUERÍA POPULARA Artes, 636 

En las primeras droguerías y farmacias de Fa República 
PRECIO DEL FRASCO 1.45 ORO 



6 TESOROS 



La Esencia Salvadora del Dr. A. S. Fif - 
mar, está probado que prepara el estómago 
para el ejercicio de su completo funcionamien- 
to y hace imposible el mareo á las persouas 
aue tienen que viajar embarcadas. El Oleo 
Eedicinal del Dr. A. S. Fismar, cura la sor- 
dera y es muy eficaz en las enfermedaden de 
los oidos. El Especifico de los Famadoies 
del Dr. A. S. Pismar, hace tener repúgnat- 
ela al cigarro, hasta el punto de no poder tole- 
rar el olor del tabaco y al mismo tiempo foi- 
talece el organismo, manteniendo todo el sii - 
tema en un estado completo de actividad y 
salud. La Preparación Antialcohólica del 
Dr. A. S. Pismar, cura la embriaguez, hace 
aborrecer la bebida, calma la excitación de les 
nervios y entona enseguida el organismo, por 
mucho que haya decaído de su tono natural, 
debido á los efectos perniciosos de las bebidts 
alcohólicas. Los Polvos Milagrosos del Dr. 
A. S Pismar, curan las úlceras, fístulas y 
heridas echadas á perder por profundas, rebel- 
des, antiguas y de mal carácter que sean. II 
Bálsamo Curativo del Dr. A. S. Pismar 
calma, en la primer fricción, los dolores del 

Sarto y cura toda clase de desarreglos en las 
eñorus y Señoritas que sufren dolorosos def- 
órdeues en los períodos menstrales. En ven- 
ta en las principales droguerías y especial- 
mente en el consultorio de su inventor Canga- 
llo 1537, Buenos Aires. En Montevideo: se 
vende en las droguerías 18 de Julio 216 y 
<3»rrito 271. 




AIm PURIFICO! 

Aviso que la única verdadera Pomada del 
Salvador es la que vende la casa introductora 
situada Uruguay, 194 (antes Artes 927), siendo 
la dueña conocida personalmente de su clien- 
tela. Los depósitos son los siguientes: «Artes 
984 (Mercería); casa Charpeil y Poireau. Artes 
917 (perruinerla y vestidos de ninas); Valadier, 
Artes, 760 (corsetería); Anningol, Esmeralda 
6(59 (peluquería); Droguería Alemana Piedras 
1.%; Farmacia Gentil, 5 Esquinas; Droguería 
del Pueblo. Kivadavia 785; Farmacia M«gn«s- 
co, Esmeralda v Cangallo: Farmacia Marillier, 
Esmeralda, .597; Fnruiacia del Gallo. Rivadavia 
1999; Droguería Central. Cuyo 645; Droguería 
de la Estrella, Defensa y Álsina; Droguería 
Rolón, Diicombs, y Cía., Bolívar 197. 

El Jabón Ruso, cuyos electos conoce mi 
clientela y qtie hace 9 años viene siendo, junto 
con la Pomada del Salvador, lo más en boga 
para embellecer el cutis y curar todas las en- 
fermedades de la piel. 

¡ü CiriDADO CON EL ENOA*0 !!! 

Precios : Pomada del Salvador, % 3.50; 
Jabón Ruso, % 5; Polvos para la cara, % 3; 
Lacre Ruso, remedio efl^-az contra los callos, 
$ 1; y Handpasta para blanquear las manos, $ 4. 

Casa introductora, Uruguay 194; venta 
por mayor y menor. 



ACTUALIDAD INGLESA 



La campaña contra el Mullah Loco 



En Londres se han recibi- 
do esta semana noticias, 
transmitidas luego á todas 
partes, de una tercera de- 
rrota sufrida por el «MuUah 
Loco» que hasublevado con- 
tra la autoridad de la Gran 
Bretaña á varias tribus de 
la Somalia. En la anterior 
derrota tuvo el Mullah que 
huir, según decían los tele- 
gramas, á refugiarse en las 
montañas apenas con una 
docena de servidores, pues 
todo su gente se había dis- 
persado; pero ahora parece 
que aquella información fué 
exagerada, puesto que el 
caudillo mahometano ha po- 
dido dar nuevamente bata- 
llas á las tropas británicas. 

El «Mullah Loco» nada 
tiene de tal: se le da este 
apodo porque una vez fingió 
haber perdido la razón para 
que los ingleses, creyéndole 
en realidad demente, no le 
hicieran caso, y así le fue- 
se posible organizar una 
rebelión, como lo hizo. 

Actualmente tiene más de setenta años, pero 
conserva todo el vigor de su juventud. Es alto y 
flaco; eximio jinete y gran tirador de fusil; posee 
mucha facilidad de palabra, y está al corriente de 
todos los progresos de la civilización europea. 
Los principales rasgos de su carácter son el va- 
lor personal, que raya en la temeridad, y la as- 
tucia. 

Una anécdota que revela las condiciones del 
fanatizador de los somalíes: 




EL «MULI-AH LOCO 



El general Anderson, jefe 
de una expedición enviada 
á batirlo, desesperado de no 
hallarle nunca en campo 
abierto donde le fuera posi- 
ble capturarlo, decidió va- 
lerse de la astucia para apo- 
derarse de su persona. En- 
vió al Mullah un emisario 
para que le propusiera una 
entrevista, en estas condi- 
ciones: el caudillo indígena 
se presentaría con sólo seis 
acompañantes, todos desar- 
mados, y allí se encontraría 
con el general Anderson. El 
Mullah aceptó, y el jefe bri- 
tánico preparó su plan, que 
consistía en aprehender al 
Mullah cuando se presenta- 
ra en el lugar de la cita: esa 
sería una infracción del res- 
peto á la bandera de tregua, 
una traición á la palabra 
empeñada, pero el Mullah 
había dado el ejemplo en 
ese sentido, al aceptar 200O 
libras del gobierno británico 
como precio de su rendición, 
y emplear ese dinero en ar- 
mamento. El astuto Mullah sospechó que se le 
tendía un lazo, y se arregló de modo de tenderlo 
él y hacer caer dentro de sus redes al general 
Anderson. Este, prisionero del Mullah, sólo recu- 
peró su libertad en cambio de 10.000 libras en oro, 
suma en que fijó el rescate el caudillo de los re- 
beldes. En otra ocasión, el general sir Bindon 
Blood, que ahora está en la guerra de Sud África 
con el mando de una división, tuvo que retroce- 
der para no caer prisionero del Mullah. 




EL HELIÓCfBAFO DE LOS SOUAXÍES 



SOLDADO SOMALÍ BEBIENDO EN UN ABBOTO 
CON SU CABALGADURA 




I 




Acabo de publicar un libro ilustrado que está 
lleno de esas verdades que á los hombres agrada 
leer. 

Todos los hombres quieren ser fuertes y verse 
libres de los efectos de la enfermedad. Mi libro les 
dice de una manera sencilla y honrada, el modo 
de restaurar su perdida fuerza por medio de mi 
. . -11.-. FAJA ELÉCTR|ICA • • .■^• 

A aquellos que están enfermos, á^los que sien- 
ten día tras día que su fuerza y su vigor van 
disminuyendo, á los que tienen dolores de es- 
palda, á los que sienten que necesitan un nue- 
vo abastecimiento de energía, orgánica ó ner- 
viosa, este libro les será de suma utilidad. 
Dice como cura todas las debilidades mi 

• . . .■■FAJA EL'ÉCTRICfA • • «s^. . 

Este valioso libro será remitido gratis á todo 
el que lo solicite. 



CONSULTAS 



70^:^^ Dr. T. A. SANDEN 

105, CALLE ARTES, 105 — • — Buenos Aires 



r$m0^C '"' '" 



Horas de msnita: 



De 9-&. m. á 6 p. m. 
Domingos de lO a. m. á 12 m. 



LA BICICLETA-MOTOR (cMITCHELL» 

GASTA DE 3 Á 5 CENTAVOS POR MILLA, EL FUNCIONARLA 

SIMPLE— PODEROSA 

^ PRACTICA— SEGURA 

"""fcowres TiÍTOB de gásóliníi' 
se recorren de 60 & 75 mtllas 

Nosotros fabricamos también bielde 
tas comanes, cantidad 200 por día. Acá 
badas coa el mejor material y trabajo. 
Se necesitan buenos representantes en 
las clurtartes principal"» de la América 
Latina. Enviamos cai&lo^os y precios i 
quien los solicite, teniendo cuidado de 
mencionar Carao t Caretas al eserl- 
birnos-Ee - 

/'Dirección : 




WISCONSIN WHEEL WORKS 

RACINE, WIS., E. Ü. A. 



Importante ^ 

PARA LAS PERSONAS SORDAS 

Los tímpanos artificiales en oro, del Instituto 
Hollebeke, son reconocidos loa únicos eficaces 
contra la 

= sordera, ruidos en la cabeza y las orejas = 

Un fondo permanente, sostenido por donado 
nes de pacientes agradecidos, autoriza á dlcbo 
Instituto á mandarlos gratuitamente á las perso 
ñas que no pueden procurárselos. Dirigirse al 
Hollebeke's Instituto. Kenway House, Earl'sGourt. 
Londres. W. Inglaterra. 



FABRICA DE ARTÍCULOS DE METAL 




Talleres para 
Platear, Dorar 

• - Nikelar - - 

• y Broncear • 

BARANDAS PARA 

Bancos y Agencias 

Á TO0O8 PRECIOS 



JOSELEVICH Hnos. 



1684, CORRIENTES, 1684 



BUENOS AIRES 



ACTUALIDAD TRANSVAALENSE 



Fallecimiento de la señora de Krüger. - Un proceso de rebeldes en Pretoria 



m 



La esposa del presi- 
dente Krüger falleció 
en Pretoria el mes pa- 
sado, lejos de su mari- 
do, del cual se había 
separado por primera 
vez cuando éste, obli- 
gado por el giro que 
tomaba la guerra y por 
el servicio de la causa 
sudafricana en Europa, 
tuvo que emigrar. La 
señora de Krüger, ya 
muy delicada de salud 
en esa época, no pudo 
afrontar las fatigas de 
la navegación, y, con- 
tra su deseo, se quedo 
en Sud África. Al poco 
tiempo de haberse em- 
barcado el presidente 
en Lourengo Marques, 
volvió ella á su casa de 
Pretoria, donde, justo 
es decirlo en homenaje 
á la caballerosidad de 
los ingleses, fué recibi- 
da y ha sido tratada 
hasta sus últimos días, 
con el mayor respeto 
y toda clase de consi- 
dei-aciones. Los tele- 
graiftas de Pretoria han 
dicho que lord Kitche- 
ner, comandante en je- 
fe de las tropas británi- 
cas, envió su pésame 
á la familia de la difun- 
ta, y que al entierro 
concurrieron muchos 
de los jefes y oficiales de la guarnición de Preto- 
ria. En Inglaterra, hasta los diarios que con más 




LA SEÑORA. DK KRÜQEa Y SU MBTA, EN PKETOBIA 



dureza han tratado al 
presidente Krüger, hi- 
cieron ese día un pa- 
réntesis en su campaña 
contra el anciano pa- 
triota boer, para enviar- 
le palabras de ct)ndo- 
lencia. La señora de 
Krüger fué una mujer 
sencilla, escasa de ins- 
trucción, pero muy bon- 
dadosa, y, ligada á su 
esposo por un cariño 
entrañable, lo había 
acompañado durante 
más de cuarenta años, 
en todas las alternati- 
vas déla agitada vida 
del estadista boer. En 
el retrato que damos 
hoy, se la ve acompa- 
ñada de una de sus nie- 
tas, la cual está ahora 
también en Europa con 
su esposo, Mr. Frickie 
Eloff, secretario del 
presidente. 

— El segundo grabado 
de esta página es copia 
de una fotografía ins- 
tantánea de la audien- 
cia en que la Corte Mar- 
cial de Pretoria juzgó 
el mes pasado á dos 
boers, padre é hijo, por 
el delito de rebelión, es 
decir, por haber toma- 
do las armas contra la 
Gran Bretaña después 
de haber reconocido su 
autoridad. Ambos fueron condenados á cinco 
años de prisión y al pago de una crecida multa. 




L08 ACnSADOB DK REUKLDIA, PAURK E HIJO, ANTB Kl. I li I II I N A L ^UK L 



EMBRIAGUEZ 

LOS HECHIOS HjPLBI,A.]Sr 



Buenos Aires, Enero 17 de 1901. 

Señor D. Diego Gibson, Defensa, 192.— Presente 

Muy señor mío: Después de haber tomado una 
sola botella de Reverteris y acompañado de una resolu- 
ción inquebrantable de librarme del vicio para el cual 
usted ha presentado este remedio al alcance del públi- 
co, certifico que sus cualidades son eficaces para des- 
truir todo deseo de bebidas alcohólicas. 

Saludóle atentamente S. S. S. — J. V. C. 



NOTA. -El original de este cerliflcado está á dirpoalelón de los interesados. De- 
fensa, 192. 



DEPÓSITOS : — ^^ 

Farmacia y Droguería Gibson 



ojr 



Ctsa Matriz : 

Calle Defensa, 192 
t 

"*í^ Sucursal : 
I Bartolomé Mitre y San Martín 



G. FINA y CV' 




611, Avenida de Mayo, 611 
BUENOS AIRES 

A. FRANCHI Y C- 

Introductores: Calle Cuyo 112!, Bs. Aires 

, ;« Armas de todas 

le marcas, cuchillería, 

cajas de fierro, 
máquinas de tejer 
y de bordar. 

Agentei; de las Má- 
quinas de Coser 

SINGER 

y únicos conceslo 
narios de las ata 
madas Bicicletas 

Prlneíti-Stiieciil 

única bicicleta de 
fama mundial. 




GRAN PRIX 

EXPOSICIÓN DE PARÍS -1 900 

EL ÚNICO LICOR ITALIANO QUE HA OBTENIDO 
EL GRAN PRIX ES EL 

AMARO FELSINA BÜTON 




Estimula el apetito, 
Facilita la digestión y fortifica el estómago 

ÚNICOS INTB0DUCT0BE8 

Gandolfj, Moss y Pelleraro 



ACTUALIDAD NORTEAMERICANA 

La condesa de Montagne y su submarino 



La condesa de Montag-ne, dama 
de la aristocracia francesa, intentó 
matarse el año pasado. El conato de 
suicidio no tuvo más resultado que 
poner en evidencia el nombre de la 
condesa. Ahora, ésta quiere desapa- 
recer del mundo, pero viva, no 
muerta; quiere sepultarse, pero no 
bajo la tierra, sino en las profundi- 
dades del mar. Ha encargado en un 
astillero norteamericano 1 a cons- 
trucción de un barco submarino para 
vivir en él permanentemente. El 
barco llevará este nombre: Misterio. 
Interrogada por un repórter yankee, 
la condesa de Montag-ne le ha hecho 
estas declaraciones: «Mi único deseo 
es hallarme lo menos posible en 
contacto con el mundo; ¿y dónde 




LA CONDESA DE MONTAGNE 



encontraría mejor Jla' isoledad que 
dentro de las aguas del mar, donde 
no sólo nadie podrá hablarme, sino 
que, además, estaré libre de la vista 
de todo ser humano, excepción hecha 
de mis servidores? Éstos no serán 
más que dos, un maquinista y un 
cocinero: yo ayudaré á uno y á otro 
en sus funciones». El barco tendrá 
150 pies de largo y 24 de ancho, y 
el constructor asegura que con él 
se podrá descender hasta una pro- 
fundidad de 2000 pies. La provisión 
de aire le permitirá estar un día 3- 
medio sin salir á la superficie. Todas 
las máquinas serán movidas por la 
electricidad, y las habitaciones esta- 
rán amuebladas con toda clase de 
comodidades y mucho lujo. 




EL SUBMARINO QUE LA CONDESA HACE CONSTRUIR PARA VIVIR EN EL 



Los jefes del mormonisnno 




La : cuarta^ dinastía del Mormonismo, conforme al texto de los libros de los mormpnes, «ha lle- 
gado al paso». Al partir George Q. Cannon para la otra vida, á reclamar el trono celestial adju- 
dicado á todos los fieles que siguen la doctrina de Joseph Smith, ha sido necesario que se levan- 
te un 
de grj 

surgii , ^, , _ ~ ^ . 

nueva era en la vida de los mormones. Efectiva- 
mente, el mormonismo del pasado, con la poliga- 
mia por estandarte, ha encontrado poco á poco 
mayores resistencias en el pueblo norteamerica- 
no, y los hombres más inteligentes y previsores de 
la ciudad del Lago Salado, los que realmente po- 
seen dotes de estadistas y quieren dar á su secta 
bases sólidas para lo futuro, consideran necesa- 
ria una evolución que lleve lentamente á la aboli- 
ción de la poligamia. Para esta obra se necesita 
un jefe de cualidades poco comunes. El presidente 
de la Iglesia es hoy Loi-enzo Snow, pero éste es 
ya viejo y no tardará mucho en morir; entonces el 
elegido será probablemente Brigham Young, hijo 
del segundo de los fundadores de la secta. Young 
tendrá por compañeros en la dirección del mormo- 
nismo á hombres de talento notable como Heber 
J. Grant, Francis M. Lyman, John Henry y Joseph 

APÓSTOL JOHN HENET SMITH T. Smith. , 







APÓSTOL HEBER J. GRANT 



APÓSTOL FEANC. M. LYMAN 



APÓSTOL JOSEPH T. SHITH 




LAS 3 ESPECIALIDADES 



mm 



APROVECHAN A TODA FAMILIA 



I. Sí 



La FOS PATINA FAL!ERES es el alimento más ag-adable y el mas recom- 
mendado para los niños desde la edad de seis á siete meses sobre todo en el momento 
del destete y durante el periodo del crecimiento. Facilita la dentición, asegura la buena 
formación de los huesos, previene o paraliza los defectos en el desarrollo del niño, impide la diarrea 
tan frecuente en las criaturas. 

PAHJS, 6. AVENÜE VICTOHIA en todas Farmacias, Drognerías y principales Casas de Importación. 



UNA SEÑORA 

ofrece indicar gratuitamente á todos 
aquellos que sufren de debilidad gene- 
ral, neurastenia, postración, vértigos, pal- 
pitaciones de corazón, anemia, dispepsia 
atónica, surmenage, fatiga cerebral, clo- 
ro-anemia, pérdida del vigor, enfermeda- 
des nerviosas y atónicas en general, un 
remedio sencillo, verdadera maravilla 
curativa, de resultados sorprendentes, 
que una casualidad le hizo conocer. 

Curada personalmente, así como su 
hijo y numerosos enfermos, después de 
haber usado en vano todos los remedios 
más preconizados y tras largos años de 
padecimientos, hoy en reconocimiento 
imperecedero se hace un deber de con- 
ciencia en señalarlo á todos los que 
sufren. 

Esta indicación de la cual se apreciará 
el propósito puramente humanitario, es 
la consecuencia de un voto. 

Escribir á Elisa C. de S., Avenida de 
Mayo 589, incluyendo estampilla. 





para sazonan 
las sepas, caldos, 
salsas etc. 



Pocas gotas bastan. 



n. SOPAS FRANCESAS 

M AG Gl 

concentradas en pastillas 
de dos raciones. 




Se cuecen con agua sola 
en pocos minutos. 



m. CONSOMMÉ YCALDO 

M A G G I 

concentrados en ca'psulas 
de dos raciones distintas. 




Preparación instantánea por 
simple añadidura de agua hirviendo. 



De todo el mundo 



Un nuevo bri- 
llante enorme. — 
Fué extraído de 
las minas de 
Kimberley hace 
más ó menos un 
año, y, tallado 
ya, está actual- 
mente e n exhi- 
bición en la Ex- 
posición de Bú- 
ffalo. El grabado 
que aparece aquí 
representa el ta- 
maño exacto de 
la piedra. Cuan- 
do se le extrajo 
déla tierra pesa- 
ba 600 quilates. 
Enviado á Ams- 

terdam, se le talló-con 62 facetas, trabajo que le 
hizo perder casi los dos tercios de su volumen. 




DIAMANTE DE KIMBERLET QUE SE EXHIBE EN HÚIFALO 



convoyes fúne- 
bres exista en 
Buenos Aires. 
En Méjico, se 
conducen de esa 
manera todos los 
cadávei-es al ce- 
menterio de Ta- 
cubaya, situado 
fuera de la ciu- 
dad: e 1 féretro 
puesto en el«tro- 
lley-car», motor 
dctrás del cual 
están eng^ancha- 
dos los vag"ones 
del tramway en 
que toman asien- 
to los parientes 
y amigos, acom- 
pañantes de los despojos, mortales. Es un hecho 
conocido que la mortalidad de la ciíjdad de Méji- 



I 



/ A 


\ 


j 


w 


/ 




\ II 


11 


^■^^•«■¡^s^ 


ft 





BOTE MILITAR CON8TBUÍDO CON LANZAS 



Su actual peso es de 207 1/4 
quilates. El famoso brillante 
Kohinoor, que pertenece á la 
Corona Británica, pesa sólo 
106 1/16 quilates, y el Orloff, 
no menos famoso, 194 3/4 
quilates. Los dueños de este 
nuevo brillante colosal son 
-Stern Hermanos y Cía.^ joye- 
ros de Nueva York. 

Un sapo dentro de un pe- 
dernal. — Mr. Charles Daw- 
son, profesor, residente en 
Uckfield (Inglaterra), tiene en 
su poder un trozo de pedei- 
nal encontrado en Lewes, y 
dentro del cual hay un sapo 
momificado. Esta notable cu- 
riosidad fué exhibida en una 
reunión de la Sociedad LinT 
neana, celebrada en Burling- 
ton en mayo último. 

Entierros eléctricos. — Así 
les llama el amable colabo- 
rador oficioso de Caras y Ca- 
retas, que, en carta fechada 
en Nueva York el 29 de ju- 
nio último, nos dice lo si- 
g^uiente, al enviarnos la foto- 
grafía que reproducimos 
aquí: 

No creo que ese género de 




RANA MOMIFICADA DKNTRO ] E UN 
l'EDEB.NAL 




LA l'IEDRA CERRADA, TAL COMO SE ENCONTRd 



TRANVÍA ELÉCTRICO 1-UNEBRE, ENMKJICO 



co (50 por mil) no es inferior 
sino á la de Bombay (68 por 
mil, y el número de los tre- 
nes mortuorios que pasan ;i 
toda velocidad por el cami- 
no del cementerio es verda- 
deramente espantoso. Pera 
¡qué progreso enterrar á la 
gente con ayuda de la elec- 
tricidad!...» 

Botes construidos con ¿an- 
sas. — Hasta hace poco tiem- 
po, cada reg'imiento de ca- 
ballería alemán llevaba con- 
sig'o en la marcha un carro 
que contenía dos botes de 
lona, de dobleces. Ahora se 
les ha reemplazado por un 
nuevo sistema: la armazón se 
forma con lanzas, de dieciséis 
á veinte lanzas, de las que 
llevan los soldados como par- 
te de su armamento; y el cas- 
co es de tela impermeable. 
.Seis hombres pueden armar 
el bote en cinco minutos, y 
desarmarlo en dos minutos. 
El bote entero pesa unas se- 
senta y cinco libras, de .ma- 
nera que un caballo puede' 
llevar á cuestas el material 
completo para dos botes. 




|dmuc&i{Ciq|.-(?'!^« ríTvdub 



?■:«*• 



111 



U] 



ui 



Ul 



EN LA CAPITAL 

Trimestre í 2.50 

Semestre 

A^o: ^ 1... 



,5.00 
9.00 



Número suelto.... 20 centavos 
"Número atrasado. 4-0 centavos 



No se devuelven los ori- 
g^inales, ni se pag-an las co- 
laboraciones no solicitadas 
por la Dirección, aunque 
se publiquen. 




'^ 



f íí '«Taiííiiii máéí-fKiH^^^^^^ 



- « '• EN EL INTERIOR ■ ^ 

Trimestre $ 3.00 

Semestre » ,6.00;, 

Año . 11.00 



f 



SEMANARIO. FESTIVO, LITERARIO, ARtIsTICO 
Y OE ACTUALIDADES ' 

APARECE LOS SÁBADOS 

DIRECCIÓN, REDACCIÓN j ADMINISTRACIÓN 

CALLE BOLÍVAR 578 al 586 — BUENOS AIRES 

UNIÓN TELEFÓNICA 2111 



EN EL EXTERIOR 

Trimestre.! Joro 2.00 

Semestre » 4.00 

Afto., : » 8.00 



iJl 



Numero suelto en Monte- 
video: $ O.IO centesimos. 



PRECIOS DE ENCTTADEBNACION Y TAPAS 



Encuademación l.'Tomo. 
Tapas 1.° » 

Encuademación 2." » 
Tapas 2.° » . 

Encuademación 3.° » 
Tupas 3." • 



9 m/n. 



2.00' 
1.00 
3.00 
1.00 
3.00 
1.00 



Encuademación 4." Tomo fj^ m/n. 

Tapas 4.0 . 

Encuademación 6.0 » -...».... 

Tapas 5." » " 

Encuademación 6." » 

Tapas 6.? > 



8.00 
1.00 
2.00 
1.00 
2.00 
1.00 



Son agentes viajeros los señores: Antonino Vigliani, Carlos Foresti, José Bncet^ 

y Juan A. Costa 



Sara (5^u.slo 

dentista 
Asiste únicamente Señoras 'y Niños . 

Consultas 
Victoria, 686 (2» piso) de 9 á II y O* I i 5 

Luis Santarellí 

FÁBRICA DE CORONAS FÚNEBRES 



Escritorio: MAIPU 33 



Doctor FERNANDO ALrVAREZ.- 
De regreso de su viaje & Europa, ha 
eHt.iblecido su consultorio de enferme 
da<ies (iel corazón y pulmones, en la 
calle Canoallo 1019, asq. á Artes. 

Consultas de 1 á 4 p. m. 



Sevres, Saxe, Chine, porcelanas, bronce, 
mármol, marfil, terra-cota, abanico etc. 
se arrcK'.a A nuevo en el TALLER AR- 
TÍSTICO, Cuyo 406, (le 

ARMANDO LEMOINB 

Inaujíuraclón del taller de la fábri- 
ca de toda clase de artículos de orfe- 
brería. Premiado con medalla de pía 
ta en la E.xposlción Nacional de 18!»8. 
.Especialista en Decoración sobre 
Vernls Martín. 



Clínica OdontolAf^iea 

DIRIGIDA POR BL 

TDt. id. ¿Tose BlitzL 

MÉDICO-DENTISTA 

y de su hya Sta. FANNY BLITZ 




Primera dentista recibida en la Fa- 
cultad de Medicina de Buenos Aires. 
Especialidad: dientes artificiales fljoa 
sin paladar para la masticación per- 
fecta. Todas las operaciones de la bo- 
ca sin dolor por medio de un nuevo 
anestésico. Consultas todos los días de 
8 á 11 y de 1 á 6.— Calle Buen Orden, 88. 



Doctor ZOILO CANTON-Estudlo: 
San Martin 186, salón núm. 1. 



Enfermedades del Es- 
tómago, Intestinos, Higa- 
do y de Señoras.- -Consultas de 2á6 p. 
m.— 639. Tuoumán, 639. 



lfI]V|jniO F.Mercler,Tucumán,1036. 
intilllllill) Casa única en Su género. 
Inmenso .surtido en muñecas de todas 
clases, tamaños y precios. Cabezas y 
jielucas. Zapatos y medias. Sumbre- 
rltos adornados. Brazos, cuerpos, 

f tiernas, manos, etc., de repuesto. Ta- 
1er especial para composturas. Pre- 
cios fijos y ventas al contado. 



1 Olí I Curación conii)leta por un nue 
ílOillil vo tratamiento de Londres; re- 
sultados sorprendentes; dirigirse A la 
clínica atendida por el Dr. Macksey. 
(recién llegado de Londres) Piedad 
822, de 11 á 12 y de 3 á 5 p. m. 



tílKUJIA— Doctor DECOÜD-Pro- 
fesor de la Facultad de Medicina. 
Malpú, 436 




Bragueros, Fajas, Medias Elásticas, 
Articules de Soma. 

E. WAL, óptico especialista 

4.68, CALLE ARTES, 4-68 



J. BONANSEA 



jMHHR Cirujano Mecánico Dentista 
^**M-»-» de la Universidad de 
Bolonia y de la Facultad 'de Ciencias 
Médicas de Buenos Aires. 

Moreno 990, esq. B. Orden : 
De 9 A II a. m. y de I á 5 p. m. 



LA LITERARIA 

— DE — 

GEORGINO LINARES 

Es la agencia de publicaciones 

que da más circulación á los diarios y periódicos 

y que presta mejor servicio 

\BECIBK SUSCRIPCIONES PARA CUAl;i)ÚINl PUNTO 
\\ DB LA RRPÚBLICA 



U Afi^ltTE GPERAL DE ACARAS Y CARETAS» 

"hn i 

Rosarlo de Uwh Fe, Gordolia y PcrgamíDO | 

^,^^^^^.^^T=> c=n=3 i=r7=i i=^^3 i-=r 7=j g^ 




CALLE 

MAIPU, (37 

Buenos Aires 



MÁQUINAS 



SINGER 



|g^^?='^^'^^?==^=^^="ffl 



CARAS Y CARETAS 




|«ffl 



Ci{wrillH inm' 
á 10 ct». 



.ím^%] 



240-3 



Premios 
100.000 $ 



PILSEN-BOCK 

LA AFRICANA 

SON LAS MEJORES CERVEZAS DE 

INVIERNO 

COMPAÑÍA CERVECERÍA BIECKERT 

(1900) LIMITADA 

JUNCAL 817 




CIGARRILLOS HABANOS 

20 cts. 

PREMIOS 100.000 PESOS 




fotografía 

Ventas al por iayor y Menor 

de máquinas, placas. 

cartones, papeles y útiles 

de fotografía. 

CATÁLOGO GRATIS 

Soldati, Craveri, Tagliabue y Ola. 
435, Alsina, 445 

Buenos Aires 




CIEGO LINCE 




—Señor, una Uino.sna á este 
(lolire ciego, padre de una nu- 
merosa familia. 

—¿Cuántos hijos tiene usted? 

- Señor, no sé — como soy 
ciego, no he podido contarlos. 




ÓPTICA 



Ventas al por 
Mayor y Menor 
4e lentes y anteojos para cualquier 
defecto de la vista. 

OJOS artificiales inalterables. 

TALLEH propio para confec- 

rión de Untes y composturas. 

CATÁLOGO GRATIS 

Soldati, Craveri, Tagliabue y Cia. 

435, Alsina, 445, Bs. As. 



P^ua Raíural 

Jílineral 

VICTORIA 



Oberlahnsteln 

Cerca de Ems (AlemaniK) 

LA MEJOR AGUA DE MESA 



ÚNICOS IMPORTADORES 

BRAUSS, MAHN y C;'' 

Calle Reconquista 80 (altos) 
Buenos Aires 



CORA 

FERNET-BRANCA 

ELMEJOR APERITIVO 

FREISZJ.Cia 



Compa|ia6eneJ!/vl 






lÚNlCOS\SIN VENENO 
/(YyRESISTENTESjT/ 
LA^H U M-E'^/VD/ 



NÚMERO SUELTO 



( En la capital 20 centavos 

/ Fuera de la capital 25 



6ras Y Gretas 



SEMANARIO FESTIVO. LITERARIO. ARTÍSTICO Y DE ACTUALIDADES 



BUENOS AIRES, 17 DE AGOSTO DE 1901 



N." 150 



Pasajeros de arriba 




¿ A dónde \ ;m todos esos coches ? 
A e\entuales. 




NADIE TIENE 

MÁQUINAS 

NEW HOME 

SINO NOSOTROS, 

QUIENES AFIRMEN 

LO CONTRARIO 

LOS ENGAÍÑÍAN 



^ NEW HOME ^ 

La máquina de coser más durable, más sencilla, más 
sólida, más elegante y más ligera. Tiene ejes de muñí 
ción y de compensación. Todo el mecanismo es del me- 
jor material; no se rompe ni se gasta. Toma géneros 
desde los finos hasta ios más gruesos. Doble alimenta- 
ción de hilo. Volante grande. 

No compren NEW HOME sin nuestro nombre en la 
tapa de la lanzadera y en la mesa. Si no tiene nuestro 
nombre es falsificada. 



La tercera letra de la segunda palabra es 








LAMPARAS 

DE 

ACETILENO 

DE MESA 
DE COLGAR 



LUZ MAS FUERTE 
QUE EL SOL 
Y MÁS BARATA QUE 
GAS Ó KEROSENE 



SEGURAS, BONITAS, 
BARATAS 



TENEMOS TAMBIÉN 
FAROLES ACETILE- 
NOS PARA COCHES 
- - Y BICICLETAS - - 




RELOJES 

De pared, 
de mesa, 
de pie. 

Despertadores 
con y sin 
másica, 
de madera, 
níquel, 
porcelana, 
bfonce, onyx, 
mármol y 
composición. 

1500 Modelos 



IMPLEMENTOS 

DE AGRICULTURA 



t 



JUAN SHAW é HIJ08 * 



VENEZUELA 860 

BUENOS AIRES 



;m&imimm^immBm^mÁimw^'m'mm 



. Pabst 

-ifieBesTTomc 







DE VENTA 

EN FARMACIAS 
Y ALMACENES. 



y POK ni lí^ es que de más 
(^r ^I ^Lie; ^^ cincuenta 

marcas de EXTRACTO DE MALTA que cir- 
culan en el mundo el »********♦♦ 

EXTRACTO DE MALTA DE PABST 

**«♦«*♦ (el mejor tónico) »*****» 

se lleva la preferencia general? Por una razón 
muy sencilla. Porque para que el EXTRAC- 
TO DE MALTA pueda conservarse se ne- 
cesita una gran cantidad de azúcar, y sólo los 
fabricantes del PABST poseen el secreto de 
conservarlo sin necesidad de endulzarlo exa- 
geradamente. Por eso no es empalagoso como 
los demás y reúne á sus cualidades de efica- 
cia el tener un sabor agradable y delicado. 



EL MEJOR TÓNICO ES EL ÚNICO 
QUE CONTIENE UN 970 POR MIL DE 

EXTRACTO DE MALTA 



En este tiempo frío, es muy agradable al 
paladar poniendo la botella en agua calien- 
te un momento antes de tomarlo. * » * » * 



ÚNICOS 




70. B. llilpe. m 



(ALMACÉN POR MAYOR FUNDADO EN EL aRO 1864) 



LAS CASAS SOBERANAS DE EUROPA 

Prusia 





OÜILLKRHO 



Principe imperial de Alema- 
nia, Prlncipii real de Prusia. 




ADALBERTO 
Principe de Alemaiüay de 




Principe, de Alemania y de 
í-^, ■'■■' Frutla 



En este número comenzamos 
una publicación, no sólo inte 
resiinte y entretenida, por ser 
lina vasta colección de retra- 
tos, sino también útil aquí, 
ahora que la política Interna- 
cional de América se relaciona 
estrechamente con la de Euro- 
pa: el cuadro completo de las 
lamillas reinantes europeas, 
con todas sus ramas, mayores 
y menores. La primera que 
presentamos es la de Prusia, 
indicada por las circunstan- 
cias, pues el fiíliecimlento de 
la emperatriz Federico atrae 
hacia ella la atención pública. 
El jefe actual de la casa es 
Federico Guiliei-mn 11, Víctor 
Alberto, emperador de Alema- 
nia, rey de Prusia, margrave 
de Brtindeburgo, burgrave de 
Nuremberg. conde de Hohen- 
zollern. primer duque y sobe- 
rano de Silesia y del comtado 
de Gletz. Gran duque del Bajo 
Rhln y de Pomerania, duquede 
Sajonia. de WestfíUia y de En- 
gern. de Pomerania, de Lune- 
burgo, de Holstf-in y Sle.«vig, 
de Magdeburgo. Bremen, Guel- 
dre, <.'leves. Jullers y Berg. así 
como de los Wendos y de los 
Kesubos, de Krossen Lanen- 
b.irg y Mecklemburgo; land- 
grjwe de H^sse y de Turingla, 
margrave de 1h Alta Lusacla, 
de la Ba.ia Lus»cia; principe 
de Orange. s<'ñor de Rugen, 
de la Fresia Oriintai. de Pa- 
derborn y Prymont; de Hal- 
berstadt, Münst>r. Minden, 
Osnabruck. HUdesheim, de 
Verdem. K am • 
min. Fu Ida. Nar- "'^ 

san y Moer^; con- 
de principesco de 
Ht-nneborg; con- 
de de la Marcha 
y de Ravensberg, 
d e Hoheu'-tein, 
Mecklemburgo y 
l^iiigen: de Mans- 
feld, S'gmarin- 
gen y Keringen; 
señor de Frank- 
f o r t , Míijestad 
Imperial y Re.-il. 
Nució en Berlín 
el 27 de enero de 
1859; sucedió ásu 
padre el xh de 
junio de 1888. Se 
casó en Berlín el 
27 de febrero de 




VICTORIA-LÜISA 



1881 con Augusta Victoria, 
princesa de Slesvig Holsteiii, 
nacida el 22 de octubre de 1851. 
De este matrimonio han na- 
cido siete hijos: 

Federico Guillermo Víctor 
Augusto Ernesto, Alteza Im- 
perial y Real, nacido en Mar- 
morpalals, cerca de Potsdam. 
el « de mayo de l!582; 

Guillermo Eitel Federico 
rhristian Carlos, nacido ''n 
Marmorpalais, el 7 de julio 
de 1883; 

Adalberto Fernando Beren- 
gar Víctor, nacido en Marmor- 
palais, el 14 de julio de 1884; 

Augusto Guillermo Enrique 
Gunlero Víctor, nacido en el 
castillo de Potsdam, el 14 de 
julio de 1887; 

Osear Carlos, Gustavo Adol- 
fo, nacido en Marmorpalais, 
el 27 de julio de 1888; 

Joíiquín Francisco Humber- 
to, nacido en el castillo de Ber- 
lín, el 17 de diciembre de 1890; 
Victoria Luisa Adelaida Ma- 
tilde Carlota, nacida en el 
Marmorpalais, el 13 de sep- 
tiembre de 1892. 

Los hermanos del empera- 
dor son cinco: '~ ¡ 

Victoria I-abel Agustina 
Carlota, n.nclda el 24 de julio 
de 1860; casada con Bernardo, 
príncipe heredero de Sajonla- 
Meiningen; Alberto Guillermo 
Enrique nacido el 14 d«' agos- 
to de 1862, Casado con Irene 
de Hesse y del Rhin; F derica 
Amelia Guillermina Victoria, 
nacida el 14 de abril de 18 ;6, 
casada con Adol- 
'^*" fo, príncipe de 

Schaumburg- 
liippe; Sofía Do- 
rot a Ulrica Ali- 
cia, nacida el 14 
de junio de 1870; 
casada con Cons- 
tantino, duque de 
Esparta. príncii)e 
heredero de. la 
corona real de 
Grecia; Margarita 
Beatriz Teodora, 
casada con Fede- 
rico Carlos prín- 
cipe de H'sse. 

El príncipe En- 
rique ha tenido 
tres hijos: 

Valdemar Gui- 
llermo Luís Fe- 




EITEL-FEDERICO 

Principe de Alemania y dt* 
Prusia] 







lAUGUSTO GUILLERMO 

Príncipe de Alemania y d& 
Prusia 




JOAQUÍN 

Principe df Alemania y da 
Prusia 



dompIetamGnte di^tiqta^ 

son las COCINAS CASSELS de las 
cocinas económicas comunes de 
fierro fundido ó de chapa. 




Las COCINAS CASSELS son fa- 
bricadas de fierro dulce de temple 
especial y funcionan con notable 
economía de combustible. 

MÁS DE 3000 EN USO 



N inguna I nvención 

entre todas las creaciones del ge- 
nio del hombre, reúne en sí tantos 
elementos de sorpresa, placer y 
encanto como el 

GRAM-O-FON 




Con su enorme repertorio de DISCOS 
que NO SE GASTAN, el f«rMni-o-ron 
es hoy un instrumento de recrea- 
ción é Instrucción SIN rival. 



Oir para Creer. 



PIDAN CATÁLOGOS DESCRIPTIVOS 



Depósito: 1164 Rivadavia- CASSELS & Co.-220 Calle Florida 



PILDORAS 

del Dr. AYER 

Son las mejores purgantes, son puramente vegetales, 

Son fáciles de tomar y de digerir, Son azucaradas. 

Curan los Dolores de Cabeza, Curan la Dispepsia, Curan 

el Estreñimiento, Curan los Desarreglos del 

Migado y Abren el Apetito. 

ííadie debe estar sin un pomito de las Pildoras Purgantes 
del Dr, Ayer, para poder tomar una pe(^ueña dosis, a Jos 
primeros síntomas de indigestión, y evitar así un sinnú- 
mero de enfermedades. 

Preparadas por el Dr. J. C. Ayer y Ca., Lowell, Mass., E. V. A. 

PRIMER PREMIO EN LAS 

Exposiciones Universales de Barcelona y Chicago. 
Se encuentran en todas las farmacias principales 





LAS CASAS SOBERANAS DE EUROPA 

Prusia 







^ 



VICTORIA 

Kmperatriz Federico, Uelna 
viuila (le PrusÍH, nacida 
Prliinesa Keal de la Grau 
Brutaña y dH Irlanda, etc., 
(reciéu fallecida). 



Princesa heredera de Salonta- 
Meiiiiiisren, nucida Princesa 
de Prusia. 



(ierlco Víctor Enrique, nacido 
el 20 de marzo de 1889; Gulller- 



ENRTQUE 
Principe de Prusia 



27 de noviembre de 1896; En- 
rique Víctor Luis Federico, 



« 



Princesa (Eniiiue) de Pmsla. 
nacida Princesa de Hesse j 
del UUiu. 




VALDEMAR 
Principe de Prusia 






SEQISMDNDO 
Príncipe de Prusia 




LOS EbCUOOS de la CASA HOHENZOLLERN 



Princesa (Adolfo) de Srhanm- 
V bnnf-Li|i|ie, nacida Prince- 
sa de Pruaia. 



mo Víctor Carlos Augusto En- 
rique Segismundo, nacido' el 



nacido ol 9 de enero de 1900; 
La madre del emperador era 



Princesa Ueal de Grecia, Du- 
qn sa úu K^paria, uaoida 
Princesa de Prusia. 




^ 




UAROARITA 

Princesa (Federico-Carlos) de 
UtMtiu, nacida Prlnce»a de 
Prusia. 



Qran duquesa de Badén, na- 
cida Princesa de Prusia 





haría-ana 

Prlncepa viurt» (FeitricoCar- 
lus) de l'riisia. nacida Prln- 
cena de Auhalt. 



LUISA-MAROARITA 

Princesa de la Gran Bretaña 
y tiv IriHiid.i, ele, Duuiiesa 
áv Cufi. HU^lit, nacida Prin- 
ceisa de Prusia. 




^, . 1 Botines Norte-Americanos 
PARA Señoras 

m En estos días faemos recibido directamente de nna de las mejores fábri- 

cas de Norte América, una graa remesa de botines para Señora; estos 
<^3K botines son loa mejores qae hemos recibido basta ahora 

fes, ELEGANTE Y CÓMODO 

PíJjupUÍ'' \»^ ^S>^ C»brltllla negra, botones, punta redon 

rfCHflt/ftíf^^^ "«!S;5;j^_^^ .^xfk,,,,^^^ da, taco bajo, á $10.85 

^' - - ^- Botines de becerro con ciatai, taco 

bajo, calidad superior, á > 13.85 

Botines Búfalo con botones, taco bajo, punta angosta, á » 14.85 

Bo.lues de cabritilla, con cintas, con puniera ae charol, taco bajo, & — • 14.85 ^^_ 

ZAPATOS DE SEÑORA "^ 

ZAPATOS para entrecana, de cabritilla, muy cómodos, á $ 8.85 

ZAPATOS dtj cabrliilla, laco bajo, pun a redonda, á » 10.85 II 

ZAPATOS de cabritilla, punta augusta laco francés, á > 10 85 T ^^., 

ZAPATOS de cabritilla, con aplicaciones de Charol, taco Luis XV, á • 14.35 ^ ^■^^' 

r 

Nuevas importaciones de Ultimas h? 
Novedades 

BOTINES AMERICANOS DE KElTH 

Usted no puede comprar en todo el mundo un botín mejor que los hechos por KEITH. 
Somos los únicos agentes en la K« pública Argentina, para etlos botlLes y si no los 
han probado ya háganlo inmediatamente. 

botín DE CHAROL, con botone», punta angosta, & 8 15.75 

Botín de bictrro con cimas ¿ elástico, á » 14.76 

Botín de b cerro de la mejor calidad con cintas ó bo ones. á 8 16.75 

Botín de cabritilla, negro y colcr, cintas, elástico ó botones, A » 16.75 

"MR t|K ■•»!«■> OM UNA VKX 




Acabamos de'reeibir por 
intermedio de nuestros 
agentes en Europa, una 
gran cantidad de 

IMPERMEABLES 

que ofrecemos á nuestra 
clientela á precios muy re- 
ducidos. Son muy livianos, 
con capiruza y esclavina. 

Nuestro precio $ 22.75. 




SOM BREROS? 
Sí, 



SEÑOR 



BOTONES DE PLATA 

Artículos de Plata & precios 
muy reducidos, 

HALL MARKED SILVER 
Marca legitima 



Gemelos de plata para puños, á 8 2 45 

» 3 15 

. 426 

JuofTo para pechera, ¿ » 3 8S 

Jiieg) completo, &' 6.35 



Pidan (alálogo de botines.- Nosotros pagamos el flete 
sobre las compras que no bajen de to peiios moneda 
nacional. — Midan por correo. 



Somos los únicos agentes de los renombrados som- 
breros 

WALTER BAFNARD HAT. 

97 Jerymn St., St. James, London. 

que supera á cualquier sombrero vendido en Bue- 
nos Aires hasta ahora. 

l'I.TIll.\ IVOVKUAD á 8 lO.f^i 




581 Cangallo á Florida 205 



LAS CASAS SOBERANAS DE EUROPA 

Prusia 






FEDERICO-LEOPOLDO 
Príncipe de Prusia 




LUISA-SOFÍA 

Princesa (Federico Leopoldo) 
de Prusia, nacida LMuccsa 
de iSlesrig-Hulstein, 

la emperatriz Federico, falle- 
cida en este mes. 

Tía del emperador (hermana 
de su padre) es la princesa 
Luisa María Isabel, nacida el 
3 de diciembre de 1883 y casada 



VICTOKIA-MAEGAEITA 

Princesa de Prusia 



abril de 1893; Federico Leo- 
poldo, el 27 de agosto de 
1895. 

Otras dos tías del empera- 
dor, primas de su padre, son: 

Luisa, esposa divorciada de 



FEDEBIC0-CARL08 
Príncipe de Prusia 

en 1856 con Federico, 
gran duque de Badén. 

Por alianza, es tía suya 
la princesa María Ana de 
Anhalt, nacida el 14 de 
septiembre de 1837, viuda 







ALBERTO 



Kegente del ducado de Bruns- 
wiclt, Príncipe de Prusia 



LUISA 
Princesa de Prusia 

de Federico Car- 
los de Prusia; de 
cuyo matrimonio 
nacieron: 

Luisa Margari- 
ta, el 25 de julio 
de 1860; y Federl-- 
co Leopoldo, el 
14 de noviembre 
de 1865. 

Del matrimo- 
nio de este últi- 
mo con Luisa So- 
fía, princesa de 
Slesvig Holsteln, 
han nacido cua- 
tro hijos: 

Victoria Margarita, el 17 de 
abril de 1890; Federico Segis- 
mundo, el 17 de diciembre de 
1891; Federico Carlos, el 6 de 




EMBLEMA DE LA CASA 



Landíravina, viuda de Ili'sso 
nacida Princesa de Prusia 

y princesas de la 
rama principal 
de la familia Ho- 
henzollern, (casa 
de Prusia) que 
figuran en el Al- 
manaque de Go 
tapara la expli 
cación clara de 
1 a s diferentes 
subdivisiones , 
pertenecen á la 
hoy casa ducal de 
Brunswick, á la 
de Hesse y de 
Meclílemburgo- 
Schewerin.En es- 
ta parte termina la rama prin- 
cipal: después sigue la colate- 
ral que presentaremos en el 
próximo número. 






FEDERICO-LEOPOLDO 
Principe de Prusia 

Alexis, Landgrave de 
Hesse- PhilippstholBar- 
chfeld; y Ana, viuda de 
Federico, Landgrave de 
Hesse. 
Los demás prtlncipes 




FEDERICO-ENRIQOE 
Príncipe de Prusia 




JOAQUÍN-ALBERTO 
Príncipe deTrnsia 



FEDERICO GUILLERMO 
' Príncipe de Prusia 



ALEJANDRINA 

Duquesa viuda (Ruillcrmo) de 
Meclilemburg-Schwerin, na- 
cida Princesa de Frusta. 



JORGE 
Príncipe de l'nvsia 



Nadie sufre UN DESENGAÑO 



usando el 



Digestivo Demarchi 

para curar 

LAS ENFERMEDADES DEL ESTOMAGO 



El infrascripto, al agradecer ala Casa Soldati, Craveri,Tagliabue y Cía. 
el obsequio que ésta hizo al Hospital Italiano de 200 cajas de DIGESTIVO 
DEnARCHI, declara haber constatado la utilidad de e^te específico en los 
enfermos del estómago, con pirosis gástrica, gastro-sucorea, gastro-ectasia, 
gastralgia, etc., además de la buena y esmerada preparación. 

Dr. T. BOTTO. 

Médico primario del Hospital Italiano. 
Baenos Aires, 4 Janlo 1900. Domicilio: Artes, 540, Buenos Aires 



Dr. M. CARNEVALI 

Médico-Cirujano 
Cangallo, 1522-U. Telef. 547 (Lorea) 



Baenoa Aires, 2 de Jallo de 1900. 



Certifico que desde hace algún tiempo uso en mi clientela el DIGES- 
TIVO DEmARCHI, con resultados muy satisfactorios en las diferentes 
perturbaciones de las vías gástrico-intestinales. 

Dr. M. CARNEVALI. 



Dr. ALBERTO CESARINI 

Nédico de Niños del Hospital Ita'lano y de la Casa 

de Expósitos 

RIvadavIa 1515 — U. Telef. 795 (Lorea) 



Buenos Airea, Diciembre is de 1900. 



Certifica el que suscribe haber usado con muy buen resultado en las 
enfermedades gastro-intestinales el DIGESTIVO DEHARCHI. 

Dr. a. CESARANL 



Dr. ARISTIDE DE FOCATIS 

Médico-Cirujano 
Chscabuoo, 1152 — Unión Telefónica, 517 (Oonst.) 



Buenos Aires, 6 Mayo de 1901. 



Certifico que he usado muchas veces en las afecciones del estómago y 
de los intestinos el DIGESTIVO DE.nARCBTI, {habiendo siempre obtenido 
excelentes resultados. 

Dr. ARISTIDE DE FOCATIS. 



Droguería de la Estrella 



ID EXPÓSITOS: 

Droguería del Águila 



215, Defensa, 215 

Droguería del Indio 

1511, Rivadavia, 1519, Buenos Aires 



San Martín, 848, Rosario de Santa Fe 

Roch, Capdeville Jahn y Cía. 

Cerrito, 267, Montevideo 



IMPORTANTE. — Las casas depositarlas arriba mencionadas manda- 
rán libre de porte y gratis á quien lo solicite, el TRATADO DE L.AS 
ENFER.nEDADES DEL. E8T091AGO Y DE SU CURACIÓN, contenienr 
do muchos consejos útiles para los enfermos del estómago. 



ACTUALIDAD ITALIANA 



El general Baratieri— Un poeta dialectal 



Ha muerto el g-eneral Oreste Ba- 
ratieri, pocos días antes que Cris- 
pi, y no es esta la única vez en que 
esos dos nombres han aparecido 
mezclados en ci'ónicas luctuosas: 
cuando Italia sufrió inmerecida- 
mente un contraste de sus armas 
en África, Baratieri era el general 
en jefe del ejército vencido, y 
Francisco Crispi presidía el gabi- 
nete. Los dos cayeron entonces 
juntos, Baratieri definitivamente, 
pues desde entonces ha vivido re- 
tirado y hasta despreciado — tam- 
bién inmerecidamente, — y Crispi, 
para reaparecer poco después en 
la política, pero ya quebrantado y 
con su prestigio muy disminuido. 
El general Baratieri ració en Con- 
dino, pequeña población del Tirol, gknebal che 
geográfica y étnicamente italiana, 
de la tierra «irredenta», en el año 1841 (13 de 
Noviembre). 




de Lamármora y Cialdini afronta- 
ban al archiduque Alberto en los 
campos del cuadrilátero, Garibaldi 
invadía el Tirol con sus camisetas 
rojas; Baratieri formaba en sus filas. 
La derrota de Lamármora en Cus- 
toza (24 de Junio), detenía á Gari- 
baldi, 3 el Tirol, ya conquistado, vol- 
vía al poder del extranjero. 

En el año 1870, Baratieri tuvo su 
primer destello de celebridad. Sus 
escritos sobre la guerra francopru- 
siana (desde VVeisemburg á Metz) 
habían sido una profecía. El Estado 
Mayor Prusiano y los más reputados 
críticos militares de Europa aplau- 
dieron al joven mayor de los «bersa- 
glieri»: su carrera estaba hecha. 

Después de la sorpresa de Dogali, 
en la que 500 italianos caían en lu- 
cha desesperada, uno contra cin- 
cuenta, Baratieri formó parte de la expedición 
que en los años 1887 y 1888 conquistaba la altipla- 



STE B&RATIEBI 




KL OOBERNADOR DE t,A ERITKEA »ES0R F. MARtINI Y PARTE 
DB SU SÉQUITO, EXPLORANDO LA REGIÓN OCCIDENTAL 



ENTRADA AL FUERTE DE BALDISSERA CON LA I ÁPrT>A 
INAUGURADA EN HONOR DE LOS ARTILLEROS CAÍDOS 



Educado primorosamente, y lleno 
emigró muy joven á Genova, cuando 
da paz de Villafranca cerraba la 
sene de las \ictorias del ejército 
franco-piamontés, y truncaba á 
medias la promesa de Napoleón 
III: tía Italia debe ser indepen- 
diente desde los Alpes hasta el 
Adriático». 

Baratieri formó parte de los 
mil para la épica conquista liber- 
tadora de Sicilia y Ñapóles. 

Casi sobre el campo de batalla, 
Garibaldi saludaba al Rey delta- 
lia, á Víctor Manuel II, que lle- 
gaba del Norte con el ejército 
vencedor en Castelfidardo y An- 
cón a. 

Los voluntarios garibaldinos 
fueron incorporados al ejército 
nacional: Baratieri con ellos, con 
el grado de capitán. 

En el año 1866 se abría la tercera 
campaña, y mientras los ejércitos 



de talento, 
la inespera- 




SRÑOR RICARDO SELVÁTICO 

Poeta dislectal 



nicie etiópica. Tres años después. Gobernador ya 
de la Eritrea, y general, conquistaba sobre los 
derviches la plaza de Kassala. Allí 
terminó su carrera victoriosa: des- 
pués sobrevinieron los desastres 
de Amba Alagi, Makallé y Abbi 
Garima, que dieron en tierra con 
el hasta entonces prestigioso mili- 
tar. Los grabados que publicamos 
junto con el retrato de Baratieri 
son copia de fotografías tomadas 
recientemente en la Eritrea. 

— Llaman mucho la atención en 
los círculos literarios italianos los 
versos de otro poeta que, como 
Pascarella, escribe sus composi- 
ciones en dialecto: es Ricardo Sel- 
vático, y el dialecto que cultiva es 
el veneciano. Recientemente reci- 
tó en Venecia, en la « Sala dell 
Fenice », varias de sus poesías 
ante un público selecto y luuy nu- 
meroso, que lo aplaudió coa entu- 
siasmo. 




Novedades recibidas en la semana: 

MEMBRANAS BETTÍNÍ (doble), reformadas^ 

Fonóg-rafo EDISON concert.'Kmodelo 1901). 

Cilindros grandes COL¡UMBIA. 

Cilindros para ED.SON, (concert). 




PARA 



FONOGRA 



Fos EDISON CONCERT 



tenemos cilindros impresionados con cantos i 
criollos, zarzuelas, bandas y óperas italianas. | 

MEMBRANAS ESPECIALES para grabar, id. para reproducir 

NOVEDADES EN CILINDROS EXCÉNTRICOS 

Grl^ A.TIS Catálogo Ilustrado de todos nuestros artículos. 

THE NEW CENTURY ¡ PICCABDO, PALMADA y (¡la. 



664 -CUYO -664 



BUENOS AIRES 



ACTUALIDAD ESPAÑOLA 

La catástrofe de Cádiz 




Por imprudencia de alguno de 
los que se ocupaban en la opera- 
ción; por malas condiciones del 
cartucho que hizo explosión; por 
la calidad del algodón pólvora, 
por causas, en fin, que no se cono- 
cen bien, Cádiz fué teatro de una 
catástrofe en la que perdieron la 
vida algunos dignos servidores de 
la patria, y que ocasionó en el pri- 
mer momento la natural alar- 
ma en aquella localidad, y des- 
pués la consiguiente consterna- 
ción. 

El hecho ocurrió en la caseta 
que los torpedistas de la armada 
poseen en el castillo de Puntales. 
Ocupábase dicha brigada en prac- 
ticar algunos ejercicios cuando 
uno de los petardos, cargado con 
doscientos gramos de algodón pól- 
vora, estalló, hiriendo gravemen- 
te á algunos marinos ó causando su muerte. 
Aun cuando en los primeros momentos de la 
catástrofe, se corrió 
al castillo de Punta- 
les, con el objeto de 
prestar auxilio á las 
víctimas de aquélla, 
ya fué tarde para sal- 
var la vida á algu- 
nos de los que más 
próximos se hallaban 
al petardo que esta- 
lló. El teniente de na- 
vio señor don José Pa- 
dillo y Nadal, que di- 
rigía los ensayos, re- 
sultó con las manos 
destrozadas y diver- 
sas heridas en el tó- 
rax, en el vientre y en 
las piernas, heridas 
que le ocasionaron la 
muerte. También murió en el mismo lugar de la 
explosión el condestable de la armada don José 
López Molina. El 
primero ha deja- 
do á su esposa y 
á dos hijos de 
corta edad en 
una penosa si- 
tuación, pues 
apenas alcanza- 
rá á cobrar una 
pensión de doce 
duros mensua- 
les, que les acor- 
dará el gobierno. 
El condestable 
muerto deja en 
la mayor miseria 

á su esposa doiía Dolores Martínez Pérez, próxi- 
ma á dar á luz, y á dos niñas de corta edad. 

Otro de los heridos, que 

se halla en vías de cura- 
ción, es el cabo de cañón 
Luis Cortejosa, quien había 
asistido al combate de San- 
tiago de Cuba, en uno de 
los buques de la escuadra 
de Cervera, saliendo ileso 
de aquella desigual con- 
, . tienda. Don Antonio Váz- 
W ^^l^lter* "fci^ " 1"^^ Delgado, segundo ma- 
^^^B^m^ W^^^ quinista de la armada, su- 
|[^^^K^Í||^^^Bh| frió quemaduras en el pe- 
^^^^^^^^^I^H cho, piernas y manos, y el 
^^^^^^ ^^^H fogonero José Mateo Pas- 
^^^^^^ ^^^^^ tor recibió al mismo tiem- 
^^^^^^ ^^^^* po que los anteriores gra- 
ves heridas, salvándose 
tínicamente en la catástrofe 







DON JÓSE PADILLO Y NADAL 

Teniente de navio de primera claee.muerto 
6, consecuencia de la catistrofe 



un marinero de la brigada de tor- 
pedistas. 

Como al principio apuntábamos, 
el estaliidodel petardo causó in- 
mensa emoción en Cádiz, la que 
aumentó al conocerse los detalles 
del siniestro, pues todos los que en 
él habían perecido ó sufrido heri- 
das de consideración, se hallaban 
radicados en la localidad, donde 
residían con sus respectivas fami- 
lias. 

Recogidos los que entre horri- 
bles sufrimientos yacían cerca de 
la caseta, se trató de prestarles la 
ayuda de la ciencia, que para al- 
gunos resultó ineficaz, pues poco 
después exhalaron el último sus- 
piro. Entre estos figuraba el torpe- 
dista Guisan, cuyo cuerpo estaba 
materialmente acribillado de heri- 
das, contándose hasta cuarenta 

cuando se verificó la auptosia. 
Horripilantes detalles son los que se relacionan 

con el estado en que 




DON JÓSE LÓPEZ MOLINA 

Segundo condestable de la armada 

muerto en la explosión 



DON A. VÁZQUEZ DELGADO 

Segundo maquinista de la armada» 
gravemente herido 




LUIS CORTEJOSA 
Cabo de cañón, herido grave 



fueron encontrados 
los torpedistas del 
castillo de Puntales. 
El teniente de na- 
vio señor Padillo, ro- 
deado de su madre, 
su esposa, sus herma- 
nos y varios amigos, 
falleció después de 
una agonía que se 
prolongó ocho ho- 
ras. 

Era un brillante ofi- 
cial de la marina de 
guerra española, que 
se había significado 
en muchas ocasiones, 
ya mandando en Fi- 
lipinas el cañonero 

«Mindoro», ya á bordo del torpedero «Retamosa». 
El día cinco del pasado mes de Julio se verifi- 
caron á un mis- 
mo tiempo los 
entierros del ci- 
tado oficial y del 
torpedista señor 
Guisau. 

Los féretros 
eran conducidos 
por marineros, 
asistiendo al fú- 
nebre acto más 
de cuatro mil 
personas Presi- 
dían el duelo el 
CASTILLO L>K PUNTALES obispo, el gober- 

nador civil, u n 
hermano del capitán de navio sefior Padillo; el 
comandante Ruano, en representación del duque 
de Nájera, el gobernador 
militar; los capitanes de 
navio Enlate, Gil, Rapallo 
y Capellán; los generales 
López de Haro y Jaquetot; 
el presidente de la diputa- 
ción, el jefe de la brigada 
torpedista señor González 
Quintero, el secretario del 
gobierno civil y el repre- 
sentante de la Compañía 
Trasatlántica. Cerraba el 
fúnebre cortejo una compa- 
ñía de artillería. 

El cadáver del infortuna- 
do señor Padillo fué con- 
ducido á San Fernando, en 
cuyo cementerio recibió josé mateo pastor 

cristiana sepultura. En la Fogonero de l.», herido grav» 





42 



nuevos y notables casos de esta ciudad, que con los publicados 
en meses anteriores á Julio ya suman 500 curaciones desespe- 
radas practicadas en la República Argentina por el legítimo 



DIGESTIVO MOJARRIBTA 



El presidente de la Sociedad 
Científica Argfcntina y director 
de Obras Municipales, señor doc- 
tor Morales. 

La distinguida señora Araujo 
de Goncalves, domiciliada Ave- 
nida República 138, hermana del 
ilustrado médico argfentino, doc- 
tor Araujo. 

La distinguida señorita Enri- 
queta Conde Cordero y su señor 
hermano, que son sobrinos del 
almirante argentino, señor Cor- 
dero, domiciliado Humberto I 
1959. 

La distinguida señorita Rivas 
Millán, domiciliada Entre Ríos 
725, hermana del canónigo ar- 
gentino, señor Pérez Millán. 

La señora esposa del consig- 
natario de frutos del país, señor 
Andrés Sánchez, que tiene su es- ' 
critorio en Rivadavia 1023. j 

La partera señora Rosa de | 
Barberi, domiciliada Méjico 1206. 

El teniente coronel del ejército 
argentino, señor Fernández, jefe 1 
déla escuela militar de gimna- 
sia y esgrima; tiene su domicilio 
particular en Santa Fe 3511. ' 

El teniente coronel del ejército j 
argentino, señor Quirós, domici- ■ 
liado Malabia 1177. I 

El acaudalado señor Cafferata, i 
domiciliado Andes 1131. | 

El diputado á la legislatura de | 
Buenos Aires, señor Marcos R. í 
Casas. i 

El cajero de la tesorería gene- j 
ral de la nación, señor Farías. 

El distinguido ingeniero, señor 
Gómez, domiciliado Artes 683. 

El señor Alvariza, que habita 
la casa de su propiedad, Olazá- 
bal 1638. 

El señor Marcos González, pro- 



pietario del Stud Yuquerí, situa- 
do Blandengues 2040. 

El acaudalado señor Cándido 
Martínez; habita el palacio de su 
propiedad situado .Santa Fe 2425. 

El gerente de la tienda La 
Cruz, Suipacha264, señor Calde- 
rón de la Barca. 

El secretario del consulado de 
Austria Hungría, señor Gelpi. 

El señor Pessina; es uno de los 
dueños del almacén Buena Me- 
dina de Palermo, situado en la 
esquina de GUemes y Malabia. 

El rematador señor Melitón 
Ruiz; tiene su escritorio en Bal- 
caree 188. 



del Club Autonomista Nacional 
de la Parroquia de San Bernardo. 

El teniente del ejército argen- 
tino, señor Pandolfi, empleado 
de la oficina técnica del Estado 
Mavor. 



El inspector municipal señor 
Sechas, tiene su oficina calle Ju- 
ventud 2180. 

El cobrador de la compañía de 
electricidad, Cuyo 763, señor Iri- 
goin, domiciliado Rioja 1382. 

El propietario de la empresa 
constructora de obras de albañe- 
lería de la firma Aletti y C, es- 
tablecida Acevedo 2268, señor 
Aletti. 



El habilitado de la dirección j El dueño de la perfumería y pe- 
de rentas nacionales, señor Thor- luquería situada Cerrito 438, se-, 
ne. ^ ñor Tuzio. 

1 Jl'^rí'' ?^ \^ ^R^r^'"^%S! ^^" El dueño del restaurant Juven- 
lacio Industrial, Bolívar 288, se- ^^¿ ¿^1 Plata, situado Carabelas 
norGamarra. i 31, señor Biváldi. 



El dueño del Stud de carreras 
situado en Montañeses 2171, se- 
ñor Toribio Medina. 

El jefe de la oficina municipal, 
Balcarce 152, señor García. 

El dueño de la joyería situada 
Brasil 1031, señor Fernández. 

El dueño de la fábrica de mue- 
bles situada en Almagro 552, 
señor Háuser. 

El dueño de la sastrería, Vene- 
zuela 1415, señor Rispoli. | 



El dentista señor Degiovanni, 
domiciliado Corrientes 3193. 



El hacendado y dueño del esta- 
blecimiento «Dos Hermanitas», 
señor Abasólo. — Necochea. 

El señor Aguilar, domiciliado 
Venezuela 3911, es el presidente 



El dueño del café del Mercado 
GUemes, calle Salguero 1833, se- 
ñor Carmere. 

El dueño de la cochería Junín 
1072, señor González. 

El dueño del depósito de café, 
situado Santa Fe 2553, señor Lan- 
cellotti. 

El propietario de la sastrería 
Genovesa, señor Guglielmi y su 
señora esposa, Santa Fe 3710. 

El dueño de la zapatería situa- 
da calle Canning 2034, señor Ber- 
tone. 

El dueño de la sastrería situa- 
da calle Malabia 2217, señor San- 
tamaría. 

El director encargado de la 
Guía Semanal del diario «La Na- 
ción», señor Gazano. 



Toda persona sensata evita engaños al Instruirse de estos 42 nuevos casos argentinos, observando que los 42 testl 
montos se han recibido en el áltlmo mes del corriente año y son además de todo.? los casos publicados en meses 
anteriores. Igualmente después de Impreso el libro que acompaña á cada tubo del DIGESTIVO MOJARRIETA, en 
cuyo libro constan no Igualadas confirmaciones de eminentes médicos y de millares de enfermos sanados; también 
de l.as otras naciones han llegado nuevas confirmaciones que pueden examinarse en el depósito general para evitar 
falsificaciones y para vender al público en precio moderado, establecido en Buenos Aires FLORIDA. 344; todo lo 
cual demuestra con honradez que el DIGESTIVO MOJARRIETA es el mejor remedio para las enfermedades del es 
tómago y para las del Intestino. 



No puede temerse ahora falsificación, en exigiendo: que cada tubo tenga alrededor una cinta 
con el nombre DIGESTIVO MOJARRIETA tejido en seda y que el prendedor de esa cinta 
sea un botón metálico negro con la inscripción «DIGESTIVO MOJARRIETA— Habana»— 
grabada en incrustación plateada. 



ACTUALIDAD ESPAÑOLA 

La catástrofe de Cádiz 



aplaza, del Car- 
men de ese pue- 
blo organizóse la 
comitiva, llevan- 
do las cintas del 
féretro el conta- 
dor de navio se- 
ñor Ceri a, el ca- 
pitán de artille- 
ría Sr. Aguilar, 
el capitán de in- 
fantería de ma- 
rina señor Ló- 
pez Gil, el te- 
niente de navio 
señor Cervera, 




CASTILLO DE LA BRIGADA DE TORPEDISTAS 

(La caseta señalada con la letra A es en la que ocurrió la catástrofe) 



el señor Solevo, 
del Observato- 
rio, y el médico 
de la armada se- 
ñor Sánchez 
Márquez. 

A la cabeza 
del cortejo figu- 
raba el capitán 
general Sr. Mo- 
zo, y otras auto- 
ridades milita- 
res y civiles con- 
curriendo al se- 
pelio todo el cle- 
ro castrense. 




CASETA DE TORPEDISTAS DÓNDE OCUBRIÓ 
LA EXPLOSIÓN 



LA ENTRADA A LA CASETA Y EL nNICO HARINERO 
QUE RESULTÓ ILESO 




" de A. SAINT-MARTIN I 

Privilegiado por el Exenno. Superior 
Gobierno Nacional 





No más café con leche 

Ni té con leche, sin 
• • CAFÉ AL CACAO • • 
El mejor desayuno 

El gran reconstituyente 



Elaborado por procedimiento 
especial por A. Saint Martin, em- 
pleándose para su preparación 
caféf-s selecclonaaos y cacao de 
la« mejores procedencias. 

Es un producto sano, agradable, 
alimeniicio económico, que par- 
ticipa fle las virtudes del caco y 
del café, no es irri ante como el 
café comúa, admite l-che y se 
prepara absolu amenté de la mis- 
ma manera que el café ordinario. 

Por sus propiedades esmcial- 
menfe nutrliivas, los medies lo 
recomiendan e-pecialmen e á los 
niños, á las persogas débiles y á 
los estómagos más delicados. 

• • • EN VENTA • • • 

en los principales almacenes de confian-^. 
EL BUEN DESAYUNO z^, confiterías, farmacias, etc. 'i|i| 

Fábrica y Depósito: MANUFACTURA DE CAFÉES de A. SAINT-MARTIN 

BUENOS AIRES — 750, MORENO, 750 



El affiche en Buenos Aires 

Un concurso monstruo — Más de mil carteles 
Concurrencia de pintores japoneses — Jurado internacional 



El segundo concurso de afflches para los cigarrillos 
«París», al que se le ha dado carácter internacional, 
empieza á asumir proporciones Inesperadas que ofrecen 
convertirlo en un verdadero acontecimiento de arte 
«pilcado á la difícil ciencia del reclame inuuttrial. El 
concurso se clausura el 31 de Agosto, y ya hay noticia 
de que concurrirán más de mil artistas á disputarse el 
premio de dinero, que es sabroso, el tículo de primer 
carterista del mundo, que también vale dinero, pues el 
comercio y la industria Intel Igene entran decidida- 
mente por el anuncio artístico, que atrae los ojos y deja 
algún recuerdo más que los antiguos letreros banales y 
las figuras mamarrachescas. 

Después de su primer concurso, el señor Malagrida, 
que sintió en su artículo industrial la influencia del 
aviso hecho con gracia, ideó este otro concurso mons- 
truo, porque será el más grande torneo de artistas 
congregados hasta hoy para disputarse un premio de 
este género. 

Lo difícil era convencer á los pintores europeos de 
cierta fama, de la seriedad del concurso, sobre todo en 
materia del jurado y de la efectividad del premio, que 
por su abultada suma bacía desconfiar un poco. Ua 
primer premio de diez ml( francos pata un cartel que 
puede hacerse ea un buen día de humor artístico, 
parecía demasiado. Hubo que poner en juego ministros 
y cónsules, hacer una activa propaganda de persuasión, 
enviar un agente avisado y activo que difundiese 
Informes por teda Europa. El señor Enrique Casellas 
recibió esta misión y la desempeñó con tacto y buen 
suceso, trayendo »1 compromiso de los más afamados 
cartellstas desde Mucha y Casas hasta Hohenstein, de 
concurrir al concurso <Paría>, persuadidos de que la 
cosa Iba de veras. 

Pero no paró ahí la gestión. La difusión del concurso 
sudamericano fué hecha en Asia y el lejano Oriente; y 
hemos visto, al examinar los primeros carteles lUgados, 
cartas de Tokio (Japón), donde se promete el concurso 
de artistas japoneses. 

Entre estas contribuciones y los compromisos traídos 
de Europa, contando principalmente España, Francia, 
Alemania, Italia, Inglaterra y Rusia, calcula la casa 
Malagrida que concurrirán al certamen no menos de 
mil carteles! Sólo de Cataluña se sabe que concurrirán 
cincuenta artistas, ca»I todos de fama ya adquirida. 
Han llegado ya unos cien cartr-les, procedentes los más 
de España. Alemania y Francia. Eaire ellos hemos 
visto tres ó cuatro muy bu«nos, y uno notablfí. que, ó 
mucho nos engañamos, ó va á dar mucho juego en el 
concurso. 

Lo que más ha preocupado ala casa Malagrida, ha sido 
la composición del jurado, pues de ello dependía la 
confianza de los artistas y el prestigio del certamen. 
Ese punto, el más delicado sin duda, ha sido resuelto 
en la atinada manera de que informa la siguiente nota, 
que ha lido pasada á los presidentes de las sociedades 
Club Francés, Assoclazlone Artística Italiana. Club 
Español, Sociedad Literari» Inglesa, ütut^cher Schul- 
vereln, Club Oriental y Sociedad Federal Suiza.- 

Buenos Aires, Agosto 6 de 1901.— Señor presidente 
de...— Presente.— Distinguido y respetable señor nues- 
tro.— Tenemos el honor de dirigirnos á ust» d en súplica 
de un servicio que no dudamos merecer de su fineza y 
patriotismo. 

Como tal vez no Ignorará usted, la casa Malagrida de 
esta capital, cuya firma ostenta el primero de los 
Infrascriptos tiene organizado un concurso universal de 
carteles, que debe clausurarse el día 31 del corriente 
mes. 

Es evidente que uno de los puntos esenciales, el prin- 
cipal, sin duda alguna, de todo certamen, es la elec 
clon de Jurado; para qne el artista acuda confiado al 
torneo, para inculcar en su ánimo lis seguridades de 
un fallo imparcial y justo, es precieo que el tribunal 
ofrezca garantías de competencl» y honorabilidad ili- 
mitadas, máxime en el presente caso en que á la culta 



y bellísima lucha apréstanse á concurrir los más afa- 
mados adalides del mundo. 

Inspirada en tales propósitos, la casa organizadora 
del concurso estableció en una de las bases del mismo, 
cuyo pllesío nos complacemos en adjuntarle, que el 
Jurado del próximo con.^urso sería constituido con un 
miembro, suficientemente preparado, de cada una de 
las principales colectividades extranjeras residentes en 
esta República, á cuyo efecto se solicitaría el concurso, 
de sus corporaciones más caracterizadas. 

Siendo, por tanto, la... una de las colectividades 
comprendidas en esta condición, y la sociedad que Vd. 
tan dignamente preside la que, á nuestro juicio, debe 
Intervenir en este caso, máxima teniendo en cuenta el 
crecido número de artistas de esa nacionalidad que, 
según nuestros Informes, dispónese á concurrir al cer- 
tamen, los infrascriptos ruegan encarecidamente á Vd. 
que, de acuerdo con sus dignos comoañeros de comi- 
sión, se sirvan designar de entre sus compatriotas resi- 
dentes en esta capir.al, «sean ó no miembros de esa so- 
ciedad», el que, á su juicio, reúna mejores condiciones 
para el cargo de Jurado, sin perder de vista que la 
persona que esa honorable comisión nombre á tal efec- 
to, no sólo investirá el difícil cuanto honroso cargo 
de juez en un Ikifrlo del genio artístico universal, sino 
que constituirá también la salvaguardia de los Intere- 
ses morales de su patria representados por los artistas 
que de ella concurran al torneo. 

Como antecedente Ilustrativo, y por lo que pueda In- 
teresar á la resolución de eíia honorable comisión di- 
rectiva, cúmplenos recordar á sus dignos miembros 
que del jarado nombrado para el primer concurso 
nacional organizado por la misma casa y celebrado en 
Noviembre del año próximo pasado, formaron parte 
personalidades como loi señores doctor don Miguel 
Cañé, doctor don Francisco Ayerza, don Miguel Mayol 
y don Alejandro Chrlstophersen. 

Ocioso creemos añadir que la ca»a organizadora del 
concurso aceptará sin observación el nombramiento 
que esa comisión directiva se digne hacer, fiada como 
queda en el buen acierto y elevadas mir«s de la misma. 

Réstanos sólo pedir á Vd. que una vez hecho el nom- 
bramiento y aceptado éste por el interesado, se sirva 
comunicar el nombre y domicilio del mismo á esta se- 
cretaría, todo lo cual agradeceríamos se efectuase en 
el más breve plazo posible. 

Con los homenajes de nuestra sincera gratitud y pro- 
fundo respecto á Vd.. dignos compañeros de comisión, 
socios del club y demás miembros de la colectividad. . . 
que, secundando la gestión de esa comisión directiva, 
si á ello fuesen Invitados, contribuyan á la patriótica 
y delicada labor que dejamos encomendada, nos sus- 
cribimos sus más almos., atentos y S. S.— M. Malagrida. 
—Enrique Casellas secretario del concurso. 

En términos análogos ha sido pasada una nota á la 
Sociedad Estímulo de Bellas Artes, Invitándola á que 
nombre uno de los dos ciudadanos argentinos que de- 
ben Integrar el Jurado, reservándose la casa la desig- 
nación del segundo. 

De acuerdo con lo establecido en el pliego de condi- 
ciones del Concurso, los nombramientos que hagan las 
sociedades extranjeras serán sometidos para su visa- 
ción á los ministros r»8pectlvo8. 

A fiu de poder dar cabida y colocación artística á la 
enorme avalancha de carteles que han respondido al 
llamado, la casa Malagrida proyecta tomar un gran 
teatro para hacer su exposición monstruo, que sin duda 
tomará las proporciones de un acontecimiento. Para 
utilizar en ana forma agradable la novedad, pondrá días 
de moda, en que se cobrará una pequeña entrada, desti- 
nada á las instituciones de beneficencia de la capital. 

Los artistas criollos y acriollados, que hasta ahora se 
habían sacudido entre ellos, van á tener ocasión de 
probarse en una concurrencia donde puede lograrse un 
triunfo de los que no se empardan. El que la saque en 
ésta podrá lanzar como Greco la «anda» de campeón 
universal del affichel 




eiCiARKIIiliOS nABA^Oiü 



Premios: 100.000 pesos 



Por el Extracto de la Lotería Nacional 



Números premiados 



En Julio. . . 
En Agosto. 



22.113 
18238 



ACTUALIDAD FRANCESA 

Los experimentos de Santos Dumont con su aeronave 




I 



ASCENSluN Uh^L. «SANTOS DUMOM' N.° 5» EN SAINT- 
CLOUD EL 13 DE JULIO 

Los grabados que damos en esta página, copia de fo- 
tografías instantáneas tomadas el 13 de julio último en 
París, del globo de Santos Dumont, cuando el atrevido 
aeronauta brasileño navegaba en el aire con su globo 
para ganar el pre- _„__„„,™, 
mió de 100.000 fran ^iMÉBW 
eos ofrecidos por 
M. Henry Deutsch, 
ilustran las exten- 
sas crónicas del su- 
ceso publicadas por 
la prensa diaria. 

Sabido es que tan- 
to en aquel experi- 
mento como en el 
que hizo la última 
semana, M. Santos 
Dumont no pudo 
conseguir entera- 
mente su objeto. ■ 
Hallándose el ae- 
róstato á más de 150 metros de altura, cesó bruscamente 
de actuar el motor de gasolina que pone en movimiento 
á las hélices. 
Comprendiendo M. Santos Dumont que estaba irre- 
misiblemente perdido 
si dejaba abandonado 
- el globo á la acción 
de los vientos, rasgó 
la envoltura de seda 
que cubre la armazón 
metálica, á fin dedeter- 




LA QUILLA DEL cSAMTOS DUMONT N.» 6> EN SU DEPÓSITO DB SAINT CLOUD 



EL AEROPLANO «SANTOS DUMONT» DIRIGIÉNDOSE A LA 
TORRE EIFFEL 

minar el descenso. Este fué verdaderamente vertigino- 
so; el aeróstato cayó, como es sabido, en un jardín de la 
propiedad del barón de Rothschild. quedando engancha- 
do en un árbol. ¡La barquilla sufrió grandes desperfec- 
tos, y en poco estu- 
vo que el aeronau- 
ta no perdiese la 
vida á consecuen- 
cia del choque. 

El Santos Du- 
mont, núm. 5, tiene 
la forma de un ci- 
lindro terminado 
por dos conos. La 
longitud total es de 
34 metros; su capa- 
cidad es de 150 me- 
tros cúbicos. Con 
objeto de dar al 
globo cierta rigi- 
dez que le permita 
hendir el aire, lleva en su interior otro globo más pe- 
queño, alimentado de aire por una hélice de aluminio, y 
cuyo volumen, alterable según la elevación, mantiene 
la envoltura del globo constantemente rígida. 

M. Santos Dumont 
es brasileño y cuenta 
28 años de edad. . . _, , 

Lleva gastada una 
fortuna estudiando el 
problema de la direc 
ción de los globos. 




SEÑOR SANTOS DUMONT 



EL MOTOR DEL «SANTOS DUMONT N.° 5» 



M HENRY DEUTSCH 
Fundador del premio de lúO.ÜUO tranco» 



Gaf h y Chaves ^^M^^^m,^^¿Müm ^m 



LONDON HOSIERY STORE 



CIGARROS HABANOS 

15 y» de rebaja, vigente hasta el 31 de Agosto 



Pedro Hurlas 

Delicias el ciento $ 20.40 

PeOtBouquet. » • » 29.75 

Excepcionales. » » » 55.25 

Invencibles... » > • 64.60 

Celestiales.... . • • 59.50 

Sorpresas » » • 30.60 

Pensamientos. > » » 17.— 

Porteñas » » » 34.— 

Jockey Club II • • • 62.90 
> * III > > > 73.10 
Daliclosos ex- 
tra finos • • . 39 rO 

Emperador Gui 

llermo » • • 73.10 

Londón H i g h 

Life . » .40.80 

H. ITpinanii 

Reinitas el ciento $ 19.55 

Excepcionales. > > » 62.90 

Ideales » • • 66.30 

Salomones » . » 136.— 

Sublimes » • » 123.25 

Cósareí , . > ¡36.— 

Puritanos » » » 31.45 

Lanceros luipe- 

riales » » • 93.50 

Regalías del Du- 
que » • » 31.45 

Rothschllda .. » • • 27.20 

Entre Actos... » » • 18.70 

Ita, Paz de Caba — Pedro ainrlaa 

Jallos el ciento $ 30.60 

Mackialey » • » 32.30 

Murías • • » 28.90 

Bizantinos » ♦ > 20.40 

Mercedes • • > 30.60 

Damas Especia 

les » » ♦ 18.70 



Bock y Cia. 

Londón H i g h 

Life el ciento 9 53.55 

Guillermo C*- 

binet » » 

Excepcionales. > > 

Gastelares > > 

Postres de Ban- 



69.70 
69.70 
51.- 



quete 








114.75 


Princesas 








22.10 


Radicales 








20 85 


Mlkado» 








102.- 


Puritanos 








32.30 


Regallcas 








22.10 


Cabanas 


y 


C'arbajal 


Imperiales 


el ciento 


$ 


78.20 


Césares de Ca- 










banas 


» 






119.— 


Ideales 


> 






71.40 


Senadores 


> 






34.- 


Concbas de Re- 










galo 


> 






27.20 


Cabanas 


> 






57.80 


Excepcionales 










finos 


> 






68.- 


Lords of En- 










gland 


> 






56.10 


Londón H 1 g h 










Llf« 


> 






54.40 


Invencibles 


> 






62.90 


Julio A 


> 






47.60 


Coquetas 


> 






21.25 


Emperadores.. 


> 






153.- 


Eminentes 


» 






136 — 


J. Suárez 


nuriaa 




Perfectos 


el ciento 8 


44.20 


Aristócrata»... 


> 


» 


» 


59.50 



Regalía Briti- 

nlca 

Sublimes 



51.— 
40.80 



Petit Duc el ciento $1'28.— 

Carolinas » » » 34.— 

Partagras y Cia. 

Reinas Selectas el ciento 8 20.40 

Perfectos finos » • » 54.40 

Media regalía.. • * • 32.30 
Regalía Gentle- 

men » . . 35.70 

Magníficos.... • • ♦ 44.20 
Perfectos d e 

Regalía » • » 47.60 

Cabinets d e 

Bances ... 64.60 

Reioa Victoria » • • 42.50 

Petlt Bouquet. » • • 37.40 

Excepcionales. » • . 69 70 

Invencibles.... » • » 73.10 

Palmas Ríales. » • • 204.— 

Curiosidades.. » » » 35.70 

Águilas • » • 127.50 

Por E.arraftag:A j 
Conchas Bou- 
quet el ciento $ 28.— 

Eicelentes.... » » » 32.30 

Obsequio» » • • 40.80 

Excepcionales. » • » 66.30 
1.a Intimidad 

Bouquets el ciento $ 42.50 

Preciosos » • • 42.50 

Nomparell.... • • > 42.50 

Puritanos » • » 34.— 

Conchas Bou- 
quets . > . 34.— 

Slonterrey 

Número 3 el ciento $ 63.75 

Sublimes • • • 74.80 

I.K Bspaftola 
Lanceros Im- 
periales el ciento $ 85.— 



La casa garante que todos los cigarros son HABANOS LEGrlTIMOS 

Pidan nuestro exquisito Té «SPECIAL», paquete de V^ kilo $ 1.10 



artículos de menage 



Juegos mesa, loza francesa decorada, 83 piezas $ 18.75 
Juegos mesa, semiporcelana inglesa decora 

da 83 piezas > 25.50 

Juegos mesa, semiporcelana forma Luis XV, 

123 piezas » 41.50 

Juegos mesa, semiporcelana ccn esmalte 

y oro, 123 piezas . 49.50 

Juecos mesa, semíporceíana con esmalte 

(Meakln), 123 i)lez«s . 59.00 

Juegos cristal Portiex Balón, pie paja 90 pie- 
zas * 31.50 

Juegos cristal Portieux forma Renaissance, 

90 piezas » 3.940 

Juego< cristal Portieux rubí pie blanco, 90 

piezas » 59.40 

Juegos crUtal Portieux floreado forma tulipa, 

lOd piezas , • 54.95 



Juegos lavatorio, loza 6 plezai 8 3.90 

Juegos lavatorio, semiporcelana, 6 piezas — » 5.75 
Juegos lavatorio, alta fantasía & 8 6,80, 7.50, 

8 90 10.60 11.12 y hasta .45.00 

Juegos ee té, barro decorado, 3 piezas, c/u. 

85.00340y • 2.90 

Juegos de té, porcelana decorada 15 piezas 

c/u 

Teteras barro liso c/u 1.20 0.85 .66 y 

Mantequeras porcelana c/u 

Mantequeras barro decorado c/u 

Jarritas cristal, ánfora, con tapa y asa níquel 

c/u 

Bandejai chinescas, madera laque C/u $ 2.60, 

180 y .' 



0.00 
45 
1.90 
1.35 

3.75 

1.10 



Gran surtido en artículos de batería de cocina, cubiertos alpaca y plateados, 
lámparas, artículos enlozados, cafeteras rusas, y todo lo concerniente á menaje. 



i 



Cualquier articulo que después de re- 
cibido no fuera del agrado del cliente, 
será cambiado ó devuelto el importe 
pagado, siendo los gastos de transporte 
que se originen, á nuestro cargo. 



Expediciones á provincias y campaña 
franco de gastos de embalaje. 

Los pedidos se despachan el día de 
recibidos. 

Fijenie en nuestra próxima página de aviso. 



í 



ACTUALIDAD FRANCESA 



Asalto en un ferrocarril. — Los repatriados de China 




En la noche del 
24 al 25 de junio, 
iin ingeniero ho- 
landés, M. Sebald 
Sala, viajaba de 
Bruselas á París, 
en tren expreso. A 
las 2 de la maña- 
na el tren se detu- 
vo en Mons, y allí 
subieron al com- 
partimento en que 
el ingeniero esta- 
ba solo, dos indi- 
viduos d e mala 
catadura. Entre la 
estación de Feig- 
nies, que es la pri- 
mera situada en 
territorio francés, 
y la de Hautmont, 
los hombres se 
arrojaron sobre M. 
Sala, é intentaron 
matarle. El inge- 
niero, dotado de 
una fuerza her- 
cúlea', consiguió 
dominar á sus dos adversarios y tocar la cam- 
panilla de alarma. Los dos bandoleros, al ver 
eso, se arrojaron del tren, pero como éste iba con 
una velocidad de ochenta kilómetros por hora, 
uno de ellos se mató al caer, y el otro sufrió he- 
ridas en el brazo y en la cabeza. El tren se detu- 
vo, acudieron los guardianes, y encontraron al 
ingeniero ensangrentado, pues sus asaltantes lo 
habían herido, levemente, por fortuna. El cadá- 
ver y el bandolero herido fueron recogidos y re- 
tratados al día siguiente en la estación de Haut- 
mont. Aquí reproducimos las fotografías. 

— El 5 de julio desembarcaron en Marsella, del 
transporte «Mytho», 1271 militares franceses, pro- 
cedentes de la China, donde habían hecho toda 
la campaña contra los boxers. Se embarcaron 
en Takú el 15 de mayo. Esa cifra de 1271 se des- 



BL CADÁVER DE JOSÉ VENTE, UNO 

DE LOS QUE 

ASALTABON EL TREN 




compone 
así : 8 4 
hombres 
del 61. o re- 
gimiento 
de infan- 
tería ; 1 a 
batería 16 
del 20.» re: 
gimiento 
de artille- 
ría, ó sea 
170 hom- 
bres; 80 
« aerosta- 
teros»per- 
tenecien - 
tes al re- 
gimiento 
d e inge- 
nieros de 
Versalles, 
y el resto 
tropas co- 
lonial e s. 
Entre los 
jefes y ofi- 
ciales es- 
taban e 1 

mayor Sue, que vuelve de la China con una gran 
reputación de valor y pericia militar, los capita- 
nes Lemoine, Fiamma, Humbert, Tourel, Audric; 
los tenientes Cardón, Meynadier, Perre, Graille, 
Audibert, Espitalier, Dumeyer, Villemin; 3- el 
subteniente Fraisse. La población de Marsella 
les hizo un recibimiento entusiasta, y las autori- 
dades militares obsequiaron á los individuos de 
tropa con raciones extraordinarias de vino y ta- 
baco y una comida especial en la tarde de ese 
mismo día del desembarco. Días después, una de- 
legación de la prensa de París, distribuyó á los 
soldados una cantidad de menudos objetos de 
uso, comprados con dinero reunido en esa capi- 
tal por suscripción iniciada por un diario y aco- 
gida por el público con gran entusiasmo. 



FERNANDO FAU, OTRO UF, LOS ASALTANTES, 
EN EL HOSPITAL DE AVESNES 



I 




ENTRADA EN MARSELLA DE LOS REPATRIADOS DE CHINA 



Gath V Chaves 



Bartolomé Mitre, 569 y Florida, 107 al 127 

BUENOS AIRES 



LONDON HOSIERY STORF, 



BONETERÍA 

Medias algodón negras para hombre el 

par $ 0.60 

Id Id Id bordadas de seda Id > O 80 

Id id Id extra cucbllla seda Id > l.OO 

Irf hilo escocia negra extrafin a 2.50, 2 y. . » 1.50 

Id merino Inglesas id > 0. 75 

Id lana negras id 1.75, 1.50 y » 0. 95 

Id algodón negras para señora (clase es- 
pecial; el par . 0.90 

Camisas blancas para homb-e, pe- 
ctiera corta, sin puño c/u. 6.50, 4.20 

2-90 y . 2.35 

la i <t Id id con puño 6.75 4.55, 8.10 y » 2,50 

Id id Id par» frac 6.40. 5.20 y . 4-.90 

Camisas Crimea franeleta color con 

ó sin cuello c/u . 2.50 

Id Irt Oxford id id . 3.00 

IdldZepoir id id . 3.00 

Id id Franela id con 6 sin cuello c/u. 6 

4.50V . 3.65 

Id id Zephir y seda id id . 3.90 

Cordones de seda p^ra camisas c/u. » O 25 
Camisetas para hombres, algodón 

crudo c/u » 1.75 

Id Id pura lana color c/n. 6.75 5.25 4 50 y » 4-. 25 

lil id Ixna y seda id 9.20 9.00 8.75, 7 y • 6.60 

1 1 id lana gris id 7.50 6.70, 5.60, y • 5 OO 

Id l^l -eila crud» (txtra) c/u • 1'.70 

Calzoncillos id Id id . ii 70 

Id id ana pura olor 11 6.75 6.25, 4.75 y... . ■4-. 25 

Id Id Id Id gri» Id 6 70. 5.75. 6.50 y • 5.55 

Id id lana y 8«da color id 9.60, 9.00, 8.75 y . 7.00 

Id «epbir, color . 2.25 

Id algoJón asargado blanco > 2.25 

Id algodón y seda, color . 3.20 

corbatería 

Colmarins seda c/bovedad c/una, S.80 

0.95 y $ O, 

Regatas Id id 0.96. 0.80 y . o, 

Plastrones Id Id colores claros c/n > O, 

Jeune France (para hacer moño) c/u 

1.60, 95, 0.76 y . o. 

Moños seda c/novedad 1.20, 0.76y » 

Neison id última novedad c/u > 

Ascotld(para bicer plastrón; id 

Echarpe seta alta fantaiía, c/u 8.60, 

8.00 6.60, 6 00, 3.00, 2 50 y . 

Gran surtido en negro y blanco 
todas formas 

Cuellos de hilo Ingleaes (Importados) 

formas última novedad c/u $ 

Cuellos de hilo fabricación nacional 

de todas formas c/u 

Puftos de hilo, en todas formas c/u... 
Pañuelos algoaón, color y blanco: 

Para hombre la docena 2.40 y 

Para señora Id id 2.70 2.20 1.20 y 

Dd hilo blanco vainillados: 
Para hombre la docena 24, 18, 16, 14, 12, 

11,8.60, 7.60y 

Para señora la docena 860. 8 

Oe hilo y seda colores novedad: 
Para hombre la docena 82, 16 y > 14.00 



90 
60 
4-0 

).50 
5.30 
1.70 
1.80 



0. 95 
en 



o.as 



0.70 
0.95 



1.80 
1.50 



6.00 
5,60 



CONFECCIONES PARA U09IBRE 

Trajes de saco, casimir fantasía, 

pura lana ¡gran ocasión! 9 31. OO 

Trajes de saco, casimir azul Índigo Igran 

ocasióu! • 3t.OO 

Trajes de saco, casijalr negro, ¡gran oca- 

síónl ' 38. OO 

Pantalones casimir fantasía jgran 

ocasión! 8 12 y » 9.0O 

Sobretodos casimir negro, asul ó gris 

forro de lana ¡gran ocasión! $ 26 y » 21. OO 

Sobretodos catimlr colores novedad, 

forro de seda iteran ocasión!.: > 31. OO 

Cover Coat cislmir, id., id., forro de 

lana ¡gran ocasión! > 24. OO 

Sacos par« fumador, casimir novedad 

¡gran ocasión! c/u * 15. OO 

Q'-an surtido cm c«siml>-e3 ingleses y franceses para la 
oonfección de trejes y sobretodos especia'es y de todas for- 
mas á gusto del olla >te y A precios «umamenta reducidos. 

CONFECCIONES PARA CAI>ETE 

Trajes casimir fantasía ¡gran ocasión! 

§22 y » 17.00 

Traje» casimir azul ó negro ¡gran oca- 
sión! » i©-oo 

CALZADO NORTEAMERICANO 
Marca Hanan y Son, New York, para hom 
bre (únicos Importadtres) : 
Botines charol con cordones ó botones 

•1 par $20.B0 

Id cabritilla acharoUda con botones » 20.50 

Id becerro color con cordones ó botones » 18. 5ü 

Id rabrltlUa negros con boton«8 » 18. 50 

Id Box Calf negros con cordoues ó boto- 
nes * 18. 50 

Zapatos charol ♦ 19 OO 

Id becerro color • 18.00 

Id cabrlillla negros » 18.00 

Para señora; 

Botas charol taco Luis XT, lindos mode- 
los • 2I.OO 

Id id taco inglés Id id » 19. 50 

Id cabrlillla Uco Luis XV puntera cha- 
rol .•... * 19.50 

Id id taco inglés id Id » I8.00 

IAdvert'mos si públioo que el ca'zado americano ^ 
que ofrecemos es en todos conceptos lo mejor que I 
se fabrica en ei mundo. * 

CALZADO INOEÉS 

Par» hombre: 

Botines de charol con botones, el par... $ 17. OO 

I I Id becerro negro 17 OO 

Id Id caurltllia negro » 17 OO 

Id id Box Ca'f (á la prusiana) • 17 50 

Zapatea charol para baile el par 9 80 y.. » 7.70 
Gran saldo, zapatos para ciclista ó sport 

de becerro, color ó nesrro el par » 6.95 

Zapatos ron suela de-goma (para hombre) 

elpar84-60y * 3.00 

Id 11 Id Id para señora, el par » 2 50 

Id Id id Id para niño 8 4.60 y > 2.50 



SOiVIBREROS 

Únicos agentes de la gran fábrica de Henry Eeath de Londres 



Galeras de felpa c/n. $ 24.00 y $ 16.50 

Galeritas forma redonda, $ 12.90 y > 8.90 

Galeritas forma cuadrada > 12. 90 

Forma «Orione* en todos colores, $ 8.60, 

S.OOy . 7.50 



Forma «Mejicano» ala plana $ 7.60 

Forma «Americano» ala ancha » 8.00 

Forma «Sans Soucl» (viajero) » 7.20 

Forma «Jockey» * 6.50 



Gorras todas clases y formas.— Gran saldo de gorras inglesas casimir fantasía $ 0.95 

Confecciones para hombres, señoras y niñas, corsés, toallas y artículos de baño. Jugue- 
tería, artículos de bazar y fantasía, propios para regalos. Muebles de fantasía y Viena. 
Vatijería en general, paraguas y bastones, bisutería, artículos para gimnasia y sport. Ar- 
tículos de menage. 

De cualquier artículo que deseen Pidan Precios 



La Anemia Se Rinde 

Cuando faltan las fuerzas y el apetito, cuando hay mucha 
palidez y extenuación, cuando los labios y encias están pálidos 
en lugar de estar rojos, cuando la mirada es lánguida, cuando 
el menor ejercicio cansa y hace palpitar excesivamente el 
corazón, en fin ; cuando hay anemia ó sea falta de sangre, 
tómense las 

Pildoras Rosadas 
Del Dr. Williams, 
Para Personas Pálidas. 

Con el uso de esta medicina se recobran las fuerzas, el 
apetito, las carnes, el buen color. La Anemia se rinde, se ba 
rendido miles de veces, á las Pildoras Rosadas del Dr. 
Williams, Para Personas Pálidas. La medicina se vende en 
todas las boticas, excepto en aquellas que siguen en esta época 
progresista las costumbres del año uno. 



MILES CURADOS. 



MILES CURÁNDOSE, 



Dr. Williams Medicine Co., Schenectady, N. Y., Estados Unidos. 







6ras y Gretas 



EUSTAQUIO PELLICER 

REDACTOR 



•EMANARIO FESTIVO, LITERARIO, ARTÍSTICO Y DE ACTUALIDADES 

JOSÉ 8. ALVAREZ 
DIRECTOR 



MANUEL MAYOL 

DIBUJANTE 



AÑO IV 



BUENOS AIRES, 17 DE AQOSTO DE 1901 



N." 180 



ANIVERSARIO DE LA RECONQUiSTA 

El Tedeum en la iglesia de Santo Domingo 



En un olvido Injustificado se tenían fechas tan dignas 
de recuerdo, has a que un grupo de jóvenes organizaron 
la'< fiestas, que modeslamenie en un principio, y actual- 
mente con toda brillantez, se celebran conmemorando la 
derrota de las huestes Inglesas y la reconquista de Bue- 
nos Aires. 

El templo de Santo Domingo, archivo y testimonio de 
ac|ueli08 hechos gloriosos, ha sido el lugar que se impo- 
nía para que en él se realizasen los festejos, y en efecto, 
como en igual día de años anteriores, el J2 del corriente 
se congregaron en el histórico templo, autoridades, co- 
misiones y pueblo, rindiendo culto ala memoria de los 
soldados de la reconquista. 

A las diez de la mañ.ina, el R. P. fray Raimundo Ga 



lich, acompañado de otros religiosos dominicos, ofició 
el Te'>eum. al que siguió un elocuente discurso del 
R. P. Becco. recordando á los que lucharon y vencieron 
á lo» invasores británicos. 

Numerosa y escogida concurrencia asistió á la solem- 
nidad religiosa. Además de varias familias, hallábanse 
presentes el ministro de la guerra y sus ayudantes, diver- 
sos senadores y diputados, el intemlenle municipal, 
otros funcionarios públicos y representaciones de la Aso- 
ciación Patriótica Española, de la Sociedad Damas de 
Beneficencia y de diferentes agrupaciones. 

La calle Defensa y Belgrano. en las cercanías del 
convento de Santo Domingo, lo propio que el frente de 
éste, aparecleronMluminados por la noche. 




i LA SALIDA DBL TEDEUM 



n>t. de Oabab r Caretas. 



•4^ 



V 



Cuando supimos que en Nor- 
te América hay una señora 
que - se' está haciendo cons- 
truir un submarifO para vivir 
en, él, no pudimos menos de 
exclamar :-i Esa mujer lo en 
tiende! Se conoce que taml)i6n 
por allí andan los cuenteros 
y pechadores domiciliarlos. 

Y cada día tenemos por 
más feliz y luminosa la idea 
de esa dama yanqui, sintiendo 
queTnuestros recursos no nos 
permitan aspirar á una vivien- 
da submarina, ó, cuando me- 
nos, que se le asemeje en lo de 
no tener puerta de calle, ni 
cancel, ni botón de timbre so- 
bre el que pueda apoyar el 
dedo todo el mundo. 

Porque en la forma que hoy 
vivimos, ya se ha hecho im- 
posible la permanencia en la 
casa, pretendiendo otra ocu- 
pación que no sea la «le ir y 
venir al zaguán para ver quién 
llama, y lo que es peor, sus- 
traerse á sus intentos, que, 
por fatal coincidencia, todos constituyen una ame 
naza para nuestro bolsillo. 

Son iiitiniías las especies de viaitantes'inoportunos, 
cargosos y socaliñeros que interrumpen el plácido 
silencio del hogar con su incesante campanilleo; pero 
las más temib es y, por desgracia, ios que mas abun- 
dan, puefdeu clasificarse en tres grupos, á saber: los 
que profesan el comercio ambulante de pichinchas, 
los que ejercen la industria de conmover corazones, 
y los que pechan premeditada y alevosamente. 

No hay que decir quiénes componen el primer 
grupo; todos recibiréis la visita diaria del que se 
presenta vestido de marinero ofreciendo piezas de 
hilo para sábanas y colchas de seda por precios que 
hacen creer en el contrabando; del vendedor de ar- 
tículos de perfumería, que saca de entre la ropa fras- 
cos de esencias, mirando con recelo en torno suyo, 
como si temiera la llegada de un agente de policía; 
de la chicuela de los paquetes de agujas; de la bohe- 
mia de la «cosa linda y barata»; de la que surte de in- 
dulgencias, por poco dinero, con estampas de la 
Virgen de Lujan; de la que nos deslumhra con joyas 
«tiradas» de puro económicas; del que liquida ciga- 
rros de la Vuelta de Abajo, que resultan como «de 
arriba», y la de todos esos proveedores domésticos, 
cuya existencia parece consagrada á hacer gratuita 
la del vecindario consumidor, según lo que se afanan 
en reducir tarifas y malbaratar los buenos artículos. 

Suerte para los dueños de casa que las molestias 
de este grupo recaen principalmente sobre los muca- 
mos, á quienes están encomendadas las funciones de 
portero, bien que ellas ItS absorban el tiempo desti- 
nado á otros quehaceres, lo cual redunda al cabo en 
perjuicio del patrón. 

Pero vienen los otros grupos restantes y: 

—Señor, perdone que no8,hayHnios atrevido á mo 
lestarie. Somos hermanas de «El jorobado»- 

— ¿Del jorobado? No tengo.el gusto 

— Es el nombre de una Congregación que hemos 
constituido para socorrer á todos los pobres con 
joroba ó muy cargados de espalda, y nosotras, per- 
tenecemos á la hermandad. 

-!Ah! 

—Y veníamos á que se suscribiera Vd. con algo 
en esta lista que le traemos. Vea cuánta 
persona conocida figura. Este señor Purrete, 
que vé Vd. aquí anotado con 50 peso8,_e8 un 
simple profesor do cítara. 



- Pues van Vds. á tener que 
ponerle bajo el amparo de la 
Congregación. 

-¿Por qué? 

-Porque deben haberle jo- 
robado. 

— Señor, me encuentro en 
el más terrible de los trances: 
tengo á mi es^posa con 1er- 
ciiinas, á un hijo con calentu- 
ras gástricas y erisipela, á 
una cuñada con hemorroides 
y á mi madre política con irri- 
tación de hígado y una que- 
madura que se hizo el otro 
día en una cadera por que- 
rerse arrimar demasiado á la 
hornilla. Para colmo de m.tles, 
á la casa importadora de vinos 
donde estaba emjileado se le 
avinagró toda la mercadería y 
tuvo que despedirme. HMga el 
favor de darme siqui<ra pa- 
ra el tramway á Belgrano, 
one es donde vive nuestro mé- 
dico. 



— ¿Es usted el dueño de la casa? 

— StrviUur, ¿qué desea? 

— Decirle que se nos murió por fin anteanoche, 
-¿Quién? 

— Ki t'O anciano que vivía con nosotros. Había em- 
pezado á sentirse mejor con un cocimiento dt- casca- 
ra de maní y semilla de tomate que nos recomenda- 
ron; pero de pronto se le hinchó el vientre y sin 
darnos tiempo para ponerle una cataplasma, se vol- 
vió de cara hacia la pared, dio tres estornudos y se 
quedó muerto. Puede decirse que se fué sin agonía; 
pero al pobr»- le tenemos aiin insepulto por faltarme 
un peso y treinta y cinco centavos para el fúnebre. 

Y^ á Continuación se nos presenta el que no ha 
comido en una porción de días, no obstante lo cual 
prefiere botines viejos, ó botellas vacías á todo ali- 
mento. Y más tarde el que se empeña en hacernos oír 
el fonógrafo, como si dudásemos de su voz molesta. 
k A touos los cuales ha venido á agregarse ahora el 
autor de un libro titulado «Corona de Oro»,, para 
quien no hay persona capaz de resistir un sablazo 
que no sea digna de figurar entre las ilustres. Hasta 
nosotros nos vemos en el tal libro junto á los gene- 
rales Mil re y Roca y con méritos no inferiores, puesto 
que el autor «siente no poseer el lenguaje de Cha- 
teaubriand y el cincel de Fidias para bosquejar nues- 
tros rasgos sobresalientes». ¡Cóuio serán de sobresa- 
lientes nuestros rasgos, que sólo por la palabia nos 
asemeja el autor -á un colibrí de pico de oro que 
vierte constantemente en la fronda de sus ensueños 
el divino gorjeo de que está llena su alma-! 

Para desencanto nuestro, todos esos elogios los ha- 
bíamos visto en otra edición del mismo libro bajo 
distinto nombre, y cuando el autor vino á hacernos 
el pedido de piala con que completa su homenaje á 
las personas ilustres, tuvimos que poner á prueba su 
sinceridad diciéiidole: 

— Puesto que nos supone usted un colibrí con pico 
de oro, ponemos á su disposición el pico para que lo 
venda ó empeñe. 

Todo lo cual os corrobora que en Buenos Aires se 
ha hecho ya imposible vivir no siendo bajo el agua, 
como la señora yanqui, ó bajo tierra, como los zo- 
rrinos. 

, Eustaquio PELLICER. 



Dih. de Sanuy. 




Necrología 




GENERAL PE 
MANUEL 



De poco tiempo á, esta parte y con 
una (lolorosa freruencl.-i. la muerte vie- 
11' cebándose en • istiiiguMo^ miem- 
bros "le nuestro 'Jé ciio. Al f»l ecl 
mi lito de ios fíeiicra'es Vieioiiueuo y 
Boscli. siguen los del general Manuel 
D. Hledina y coroneles Federico Mitre 
y RóuiU'O Parkinsoii. todos •■líos muy 
aprecliiiios df sus compañeros de ar- 
mas y cuya desiipnric ón <iel mundo de 
los vivos ha pro ueid • pen sa impre- 
sión nn los círculos militares y sociales. 
— El generül de i rigada doctor Ma- 
nuel D Biedma. exhaló el últ.mo sus- 
piro á las cinco de la tarde úe\ día 11, 
víi-.tima de 
un ataque 
cerebral. 

Concluida 
la carrera 
de niedici- 
iia en 1851, 
aparecía ya 
en 1845 alis- 
tado en ^l 

batallón «Cimlslonados de 
Manzana». En la feília pri- 
meramente citada fué as- 
cendido á cirujüíi» de cui^r- 
])0. y desde ¡ique' entoncí'S 
íorinó parte de diversos lia- 
títllones, prestando tainl)ién 
íus «ervicios profi'Sioiíales 
en difirentes barcos df la es 
CORONEL DON RÓMDLO ,^ciiad ra. Asistió á la campa- 
PARKiNduN ña contra el diciador López, 

hallóse al trente del hospi- 
tal militar en distintas ocasiones, señalándose en las 
épocas de triste recuerdo, cu.nndo el país se vio flagela- 
do por las epidemias que diezmaban la población. En 17 
de Al)rllde 188ii fué 
nombrado ciruja 
no mayor de la ar- 
mada, siendo HS- 
cendiilo á general 
de brigada en 27 de 
Julio de 18110 y con 
cediéndosele el re- 
tiro en 1891. 

-El mismo dit 
falleció t niliidn en 
Buene« Aires, el co 
ronei Róiiulo I'ar 
kln^'On. ¡"fe perte 
necleiite al arma 
de artillería. 

Efectuó sus estu 
dio-» en el Colegio 
Militar del que sa 
lió con el grado de 
alférez, Ingres-indo 
en • el regimiento 
•2 " de artillería. Kn 
éste fué ascendido 
á mayor graduado, 
obteniendo el nom- 
bramiento de co 
ronel en 1890. 

En el entierro 
del coronel Far- 
kinson, efectuado 
en el ceinenti-rlo 
del Norte, forma 
ron el 6.** de infantería,, un escuadrón del 9." de caballe- 
ría y lina i)atería del.2.°'de artl lería ligera. 

—El coronel Federico Mitre ha ía nacido en Patagones 
<-. el 4 de Octubre de 18¿2. 

Al lado de su hermano 
el general don Bartolo- 
mé Mitre, figuró en el 
8 t 1 1 o de Montevideo, 
viéndosele disiingiilrse 
posteriormente en la ba- 
talla ríe Caseros, en la 
de Cepeda en la de Pa- 
vón, en la campaña fiel 
P-jragii'y y en la prima- 
ra guerra de Emre Ríos. 
El coronel Mitre de- 
dicó buena parte de su 
tiempo al es udlo de las 
materias de su predi- 
lerdón y deja algunas 
obras de valí.a sottre 
táctli'ay diferentes tra- 
ducciones de otras sobre 
justicia milit r. 
Loa regimientos 8" y 10» 




BRIGADA DON 
D. BIEUUA 



& la mtSsica. 




COBONEL DON FEDEBICO 
UITRE 



'é, ^ 



ENTIEltKO DEL UORUKEL MITRE,.— LA ENTRADA EN L*- RECOLETA 




SBSOB DALMIRO COSTA 



de infantería de línea y un escuadrón 
del 9° (le caballería, fueron los encarga- 
dos de rendir los honores mili ares, al 
efectuarse el entierro del coronel Mitre, 
asistiendo al sepelio el presidente de la 
República, el arzobispo de Buenos Ai- 
res y gran niimero de personas alta- 
mente c locadas en el mundo oficial, 
en la política y en la sociedad bonae- 
reuse. 

-De otra Índole que Matías Behety. 
Dalmiro Costa era uno de los escasos 
bohemios del Río de la Plat... Y es^Tl- 
bimos la palabra bohemio, dándole su 
más alto valor, no el sentido insignifi- 
cante con 
que no po- ' 
eos- han 
querido dis- 
frazar 8 u 
iiis u s t an- 
clalidad. 

Desde ni- 
ño manifes- 
tó suatlción 
Y aunque la 
experiencia nos hace des- 
confiar bastante de los niños 
prodigio, Dalmiro Costa 
cumplió con creces lo que 
prometía en su infancia. 
Fué un pinnista olginal y 
un compositor original tam- 
bién, seiK-ilto é inspirailo. 

Nacido eir la vecina repú- 
blica, consideraba á la nues- 
tra como su segunda patria, 

y en .aml>as era igualmente conocido y estimado. Produ- 
jo bastantes composieiones y v«rlas de ellas popula' es; 
consiguió fon .«US i)rnduccinnps los elogios de un hom- 
bre tan parco en 
ellos como Mar- 
montel; premiaron 
sus composiciones 
en la E.\posición 
de ChlcafíO, con 
medalla de oro, y 
como cousecuen 
cia, ilógica en otro 
ambiente, pero 
muy natural en 
nuestro medio, ha 
muerto iiobre, casi 
en la miseria. 

Llevado última- 
mente al hospital 
de clínicas, se le 
trasladó á su ho- 
gar, al seno de la 
fainilia, visto que 
se acercaba su úl- 
timo momento. Su 
entierro fué una 
manifestación de 
duelo, que aunque 
Iluso de relieve las 
simpatías d» que 
gozara en vid9^ 
Dalmiro Costa no 
fué ni siquiera pá- 
lido reflejo de lo 
que hubiera sido 
de haber asistido 
al sepelio cuantos había encantado con sus melodías. 
nonil)re Ingenioso y ocurrente, se conservan de él 
muchas frases y anécdotas. 

¿Todo ello qué le va- 
lló? Poca cosa. Reunió 
algunos ahorro» que per- 
dió en el Banco de la 
Provincia. Consiguió el 
cargo de or»fanista de la 
iglesia de San Ponclano, 
en L-< Plata, y concluyó 
tocaiid • el pi>no en un 
café lie la calle Cuyo. 

H(iy reposa en el rega 
zo de la madre v-omún. la 
tierra: su cuerp . lia des- 
aparecido, pero le han 
de sobrevivir sus oliras. 
Este es siempre un con 
suelo para lod espiritua- 
listas. 

Da miro Costa ha de- 
jado varias composicio- 
nes musicales liiédiías. 
—Ha sorprendido en SBÜOB ALEJANDRO b. baibi> 






•^ — * ' ♦ 











los circuios (le sport nip'co, la ines- 
p.^rarla inui-rip del conochío sport- 
man in^Mé:« señor Alejandro Bnclia 
nan Haird. cuya afinación en nncs- 
tros í<lnd»<inás conocidos lia siilo 
tan lar^'a y tan fVcnnda en bcn<'fi 
Cio9 i)ara sus propietarios. El ¡«eñor 
Haird ha Sillo el con^e,iero de nues- 
tros iiriineros sportsman dnrante 
una <<écada y couvenrldo de las con 
diciones snpfriore» de los caballo? 
de carrera argentinos llevó algunos 
á Londres el aflo ¡lasado. Est08 han 
corrido en diversas fiestas y á prin- 
cipios de este mes el telf {íralo nos 
trajo la noticia del trlnnfo de ellos 
en el pieniio Princesa de Gales, co- 
rrido P'-r Alvarez. 

Dias después llegó la noticia de 
la muerte del señor Baird á conse 
cuencia de una br(!ve enfermedad. 
Estamos seffuros de que la noticia 
sorprenderá tanto más cnamo que 
los últimos argentinos ll<Ka'lo8 de 
Europa habían eslado con el »ntes 
de la salifla y le dejaron limo de 
ilusiones con respecto á los caballos 
criollos. Las actuales razas de ca- 
rrera <iU" hay en el i)ai8 han sido 
imiiortadas l)or consi'jo de Baird. 
que uiuere precisamente en el mo- 
mento en «lue el Iruio de sus ini- 
Claiivas ). a-aba á st-r un éxito. 

- Como siempre ([ue ocurre uno 
de estos hechos desgraciados, y ya 
Irrem' dia> les. la muerte del niño 
Fernán González Guerrico víctima 
de la escarlatina eti un colegio, ha 

dado margc n á crítiías y censuras sobre la falta de hi- 
giene de cierto» establecimientos de ens^ ñatiza particu- 
lares, y sobre la indiierencia 
de las autoridades sanitarias 
qtte no se ocupan de itispec- 
cionar diclios colegios. 

El hijo del señor C'sar 
González Segura hallábase 
á pupilo en el colegio de 
San José. Enfermo de es- 
carltitina fué trasladado al 
domicilio de suspadr'S. pe 
ro ya ftteron ini'itilcs todos 
los cuid 'dos qtte se le pres- 
taron. Era un niño de exce- 
lente salud y que contaba 12 
años 'le edad. 

— En su residencia de 
Friedrichsohf, murió el día 
5 del actual la emperatriz 
l'ederico, hija de la reitia 
tA FMPEHATKiz FFDEKiCO Victoria de Inglaterra y ma- 
dre del actual soberano de 
Alemania. "Victoria Adelaida ^'aría Luisa, qtte tales 
eran stis nombres, nació en Londres el 21 de Noviembre 
de 1840. Su matrimonio un casamiento en 
consii tó útiicaminte los 
corazones de los contra- 
yentes--8e efectuó el 25 de 
en-ro de 18.")8. 

No quiso la fortuna que 
la emperatriz Federico r< i- 
nrise muclio ib mpo. En 
ferino de gravedad su es- 
poso Federico Guillermo, 
fué llamado al trono A la 
muerte de su progenitor, 
el 9 ie m>frzo de 1888. y el 
15 lie noviembre de mismo 
año pasaba á mi'jor vida 
aquel simpático emperailor 
Durante la laiga agonía 
del padrt- de Guillermo If, 
la emperatriz Federico 
conquistóse la admiración 
d<« su pueblo, por la deli- 
cada solicitud con que 
atendió á su esposo. 

Retiróse después al Cts- 
tillo de Friedrichsohf, 
donde hace i)oco ilempo 
la visitó su 1) e r m a n o 
Eduardo VII, donde vino 
á enlutarla de nuevo la 
noticia del fallecimiento 
de la reina Victoria., y 
donde exhaló su postri 
mer suspiro afeitada de 
una trist'Za qu" la perse- 
guía desde el prime, mo- 
mento de su viudez, y ven- 
cida por la enfermedad 
que la aquejaba desde ha- 
cia varios años. 




FEKNÁN OOKZÁLEZ GtJEKBICO 




el que se 




FRANCISCO CBI8FI 



— Ll joven principe de la casa Ui 
Borbón Orleans. fallecido la sem 
na plisada en Saigón (Indochinal, 
naclrt en el c stiilo de Ham. cerca 
de Richmond (Inglaterra), el 16 de 
Octubre de 18(57 Er« hijo del jirín- 
clpe Roberto de Orleans, duque de 
Chartres. y primo liermano del 
duque Felipe. pr> tendiente al trono 
de Francia. Desde su atíolesc<ncia 
se de. ico á 1» s viajes, pero no á 
meras excursiones de placer, sino á 
largas explo'-acion s de ¡mises des- 
conocidos ó poco frecuentados, > u- 
ya realización retineria un temple 
de alma poco común, y una gran 
resistencia física. Estuvo jirimero 
en la India, y de regreso de esa ex- 
periic ón publicó en París un libio 
tiiulado D'ez tnfues 6" líiM Inriii'g — 
J.n tac" (itl tiíiri-; d" sijui^s lité al 
Asia Ceiitr 1. con el px)ilorador 
Bomalot, viaje (lue también !'• dio 
material para otra obra: / e Parí» 
iil 'Jiiiiki- f> Irrites del l?'ei y 
posteriortnente. fué á Abisinia de 
donde Volvió apresuradaiiu ntc á 
Frauda ¡lara batirse con otro prin- 
cipe, el conde de Turín. quien lo 
había retado a duelo por telégrafo 
á. causa de ai)reciacioncs desfavo 
rabies para el ejército italiano, que- 
habí Iterlio en sus cartas publica- 
das por i.e Fijiaii, En ese duelo re- 
cibió tina herida en el vientre, bas- 
tante grave Al cabo do algún tiem- 
po (le rei»oso volvió hace poco al 
Tonkín donde lo ha sori. rendido 
la muerte cuando— ironía del destino.- iba á eml)arcar- 
se para los Estados Unidos con el objeto de tasarse con 
una heredera de veinte mi 
llones de dollars 

- El (lía 11. á las ocho me 
nos cuarto de la noche, dejó 
de existir el eminente esia- 
dista italiano Francisco C is 
pi, después de tres seman.is 
de agonía en las que su ro- 
busto temiieraineiito luchó 
contra la muerte vene» dora 
al fin. El fíillecim eiito ocu 
rrló en la Villa d'Ortea. Ña- 
póles, donde el ilustre an- 
ciano residía. 

Pocas figuras más desco- 
llantes aparecen en la his- 
toria de la segunda mitad 
del siglo XIX. Crispí había 
nacido en R.bera. jirovineia 

de Girgenti. el 4 de octu- el PEÍNCieE j)E orlean^íJ 
bre de 1819. Conseguido su 
título de abogado, ulstinguiósse obremanera en el foro. 
Pron'o se lanzó á la ]iolitica. loinando p:irie «"u la revo- 
lución de 1848 en Palermo. Fué coinpañiro ce Mazzini, 
del que no tanió en se- 
pararse. Hombre de ac- 
ción. ViÓSe liersegiiido Hlr 
dlvers s «■casioiii-s. tenien- 
do que emigr.Mr ó oc'ltar- 
se CO'iio orador y perio- 
dista sabia infiainar á lo» 
pueblos; como militar, su 
valor er» por todos reco- 
nocido. Contribuyó eficaz- 
mente á la unidad ialian» 
y figuró más tañe al fren- 
te del gobierno. Cay6 
cuando la lUsastiosa cam- 
paña de África. p< ro to- 
dos reconocen qre Crispí 
oblaba guiado por un ge- 
neroso idial patriótico. 

Italia ha perdido uno de 
sus hijos más ilustres, y 
con él desaparece el últi- 
mo de los (|ue formaban 
aquella trinidad de ancia- 
I' os excepcionales, dos de 
los cuales Bismaick y 
Gladstotie, gozaban ya de 
la paz eterna. 

Dada la importancia de 
los |iersonajes europeos 
cuy 1 muerte nos ha comu- 
nicado Vi telégrafo, y co- 
;;iijicedore8 del interés des- 
.'perta lo portas noticias á 
aquél'os referent. 8 )iubli- 
camos k s ret' atos y a ga- 
nos rasgos bii.griticos dé- 
los fallecidos ciino un 
homenaje á su memoria. 




El meeting de los desocupados 




LLEUAUA OE LOS UAMFE8TANTES Á LA CASA DE GOBIERNO 



Reunidos en In plaza Lorea los obreros dp'-ocnpados 
que 8- |ir.|) rallan á dirljrirse en maniíestmióii al \irva\- 
d nte de la R i.nhlU-a, in deiniinda di- trühüio, punición 
del )>iiiiio rcfeiido á l.-is dos de la tarde dt-I día I2 
enciiinlniVitdose por la Avenida de Mayo hasta la casa 
de (roliicri o 

Llffíados A e«te punto, subieron al despacho presl- 
dencl.il los di'lefíados d.- la ma-iifostaclón señor doctor 
J. Arr.iíí.i. AiInán H.itronl. (;. C>stro y Enrique Dlck- 
m-iii el Keiicra^ Roca en unión d los vlsltiinte» apjire- 
Cl<J en el lialcrtii cintral del edificio 

La pn-sencbi del pn-sident- fué saludada con fuertes 
slllildos. no (alifindo aplairsos tainpoiO. 

El doctor Arrafía, iras «'{rniias con^MeíaclonpS ncerca 
del partido soclMli<ia. ¡ildirt ipie ios iindcrp- iinl)!1cní po 



jireocupnsen, con la urpencla que exlffínn las circunstan- 
cias, de la an^iHilosa siiiiaci''>n por iiiif atraviesa liueiia 
pirtedelacl se obrera. El fíeiieral R >ca proine ió <iue 
el golilerno se o<-ii|>aría dn la p-tu-ióu. y il^s la que 
enip"zó á hahlnr desencadenóse nnaen-tor lec^dora tem- 
pestad de slllildos. con al>ruiio* intervalos de cal na. que 
lio terminó hasta que la m initVstacirtn e disolvió. 

Como se c<>iu|irenile fácilmente. tan inarmónic.t demos- 
tración no fué inny del ajr'ado del gener I y al pro lo 
ili nipo se compreuile tanibiéu cnátiio tenía ile violenta 
Jn si nación de los delegidos que se hallaban jnn o al 
primer magistrado de la república. 

uno de los representanti's ile los obrero*, prometió al 
pre>ldeiitc que la inanllestación e di.«ol' ería en el Paseo 
de Julio cuearjíáiidose la policía de cumplir la iirome 




EN EL MUHENXO DH LOS DIBCUBIUS 



Fot. de Caras T rARCTiR 



La fiesta de la Universidad 




EN EL LUKCH 



%e££ u ; 



Le universitarios no hicieron una fiesta fastuoí»a cele- 
brando el 80. ' aniversario de la fundación de la históri- 
ca Universidad de Buenos Aires, pero todos los acadé 
micos se reunieron i-n la noche del 10 del corrienie on los 
salones <iel Const-jo Uiiiversi arlo, á pretexto de tomar 
uua taza de lé y se festejó en i)rivado, puede decirse, el 



simpático aniversario. El rector doctor Basavllbaso re- 
cordó con cariño los aniece letiies gloriosos del estable- 
cimiento, y también trazaron interesantes siluetas uni- 
versitarias, evocando la memoria de alg'unos de los más 
llu-'tres cátedra Icos, los doctores Miguel Cañé y Esta- 
nislao S. Z.ballos. 



El Porteño-Athletic-CIub en la Asociación Católica 



En los salones de la Asociación Católica se efectnó el 
abado de la semana pnsada la ti sta que anualmente 
ueie celcl)rar el Porteño Atliletic Club. 
Los diversos números del programa á cargo de intell- 
gcnies ticioTiados fueron muy ai)laudi(los; pero la nove- 
dad de la reunión se bailaba r('pt•e^enlada por la elección 



de la «reina de la fiesta». Cvda uno de los concurrentes 
debía v. tar i)or U dama que en su concepto reuniese las 
mayores coniliciont«s de Ixdleza. 

Graci.as á este procediinento fué elegida «reina» la se- 
ñorita Teresa Dolan, bellísimajoven, hija de padres ale- 
manes v nacida en Buenos Aires. 




^— Jl m i^ A n 1 



LA SALA DBL CLUB CATi^UOO DUBANTB LA FIKSTA 



TIPOS X PAISA JES 

Caudillos 



— 'Sírvasp. don Florencio», dijo don Narciso, alcan- 
zándole un sobiirhio inatc de plata á sn vecino ürtnbey, 
qué con pretexto de i)edir rodeo para apartar unos cuan 
tori animales extraviados, había venido á visitar en su 
lují».'*» estancia, al señor Intendente municipal, senador 
provincial dispensador, en el partido, de los favores fis- 
cales bajo todas sus formas: indulgencia suma en la ava- 
luacifin de los Impuestos, apertura de tranqueras y com- 
postura de caminos, exenciones del servicio militar, au- 
torización tácita para establecer, bajo la protección de 
la vista gorda de la policía, casas de recreativa'euxtor- 
sión. De su pasiva benevolencia dependían también 
'•ierras facilidades para escurrir sin peligro de Inoportu- 
na rovisacirtn, en una partida de frutos, cueros compra- 
dos á precios demasiíido bajos para ser de propiedad 
liel vendedor, y su recomendación l)astaba para el des- 
cuento fácil , en el banco de la localidad, de lirmas algo 
averia(ia><. dulce maná que del cielo político cae sin rnl- 







hermanos Sánchez, estancieros y comerciaotes ffcit-M 
estaldeciílos en el partido. Tenían por vecino al otr-' 
caudillo local, don Pedro Costas, el temil>le eonfrari 
de doH Narciso, protector nato de cnanto gaucho' mal- 
se le presentase, confesando que necesitaba de quién !.■ 
compusiera con la justicia. A todos los admitía en si 
estancia, á título de peones, los mantenía y hasta les pa 
saba alguncs pesos, teniéndolos de haraganes la mayoi 
parte del tiempo y ocupándolos ó dejándolos ocuparse 
en expediciones misteriosas que poblaban el campo d- 
bacierula y de cueros los galpones. 

A las elecciones iban como en cuerpo de ejército, 
dispuestos á pelear y á matar. 

¡El patrón era tan bueno! ¿y no debe el hombre débil 
6 pobre obedecer al protector, sin preguntar demasiado 
al sol con qué derecho le quema los huesos en verano, 
por tal de que se los siga calentando en invierno? 
Por supuesto que á los hermanos Sánchez, como Un 
deros 'e la pandilla, á menudo les fai 
taban animales. Reciaraaron á las autori 
dades del pueblo; pero si Costas eri "-.ir- 
trario. los Sánchez no votaban, y tuv.le 
ron que contentarse con buenas palabras: 
y pronto la manga de los amigos de don 
Narciso empezó también á caerles como 
moscas en carne mal guardada. 

Un estanciero les cerró el camino, d 
recaudador les av.'duó la patente "n el 
doble de la de su eompetliior; ton ó sin 
motivo, sus pedidos de guías siempre 
demoraban en las oficinas; no podían 
mandar á plaza un vagón de cueros, sin 
qtie se los revisaran uno por uno. bus 
candóles camorra por una oreja, comii.a 
l)0r los gatos ó cualquiera otra zonceri, 
pinchazos de alñler que. si no matan, 
exasperan. 

Don Narciso, personalmente, teiiía fa 
ma univers*! de hombre muy bueno, ser- 
vicial y de honradez acrisolada, verda 
dera virtud de lujo, esa, con que sin p'_'r 
judo le permitía adornarse su gran for 
tuna. Claro que él no robaba, pero uo, 
Ini'iedía robar y entregaba como presa 
á sus fieles hambrientos, los contrarios 
mal. protegidos y los' Indiferentes sin res 
guardo; y aquéllos les buscalmn el lado 
flaco, con ese olfato de ftera cobarde que 
HO yerra y adivina dónde se puede mor- 
der y dónde no. 

¡Terrible tiranía, la de aldea! El tirano 
poderoso, en sos momentos de peor 
crueldad, conserva á veces rasgos de ge 
nerosidad; en la Inmensa red del más 
tiránico de los gobiernos, siempre fallan 
algunas mallas, por donde puede escapar 
el humilde, desconocido. En la aldea, no; 
y no hay en ella víctima tan pequeña á la 
que uo puedan sacar algo, por astucia ó 
por Tloleneia, los secuaces del caudillo. 



I 



d<», rocío benéfico y engordador. sobre los que —sin. ser 
nada graciosos, muchan) veces —hnn 8{i.bldo caer en gra- 
cia. 

Don Florencio ürtubey. modesto hacendado, adietó al 
partido que. en el pueblito acaudillaba don Narciso, 
porque sus Inquebrantaldes coBvIeciones políticas siem- 
pre lo llevaban hacia el que le parecía de base inás sóli 
da. hizo los debidos cumplimientos para aceptar el ma- 
te, y contestó, como lo manda la más elemental urbani- 
dad: - 

—«Está en buenas manos.» 

—«Sírvase, sírvase, don . .«insistió don Narciso. 

Y don Florencio, salvados sus escrúpulos, empezó á 
chupar la bombilla con una solemnidad verdaderamente 
lisonjera para el hué,«ped. á quien dejaba ver en qué pre 
do estimaba el envidiable honor al cual se encontraba 
llamado. 

Nótenla, por el jnomentO: ningún favor que pedir, pe- 
ro sabia que siempre es malo dejarse olvidar, y que más 
vale ser un yuyo al sol ijue planta fina en la sombra. 
Comprendía que la política de aWea, exacerbad* por la 
mlsina estrechez del cuadro en cuyos rincones se golpean 
las alas, no admite Indiferentes; que inspira desconfian- 
za á todos, el que con nadie se mete, y que de ambas 
partes le caerán, con cualqub^r pretexto. 

y así, durante un tiempo, les sucedió sin cesar á los 

Jjj'b. de VülalohoH. 



Kii las Inmensas soledades de la llanura, deslizándose 
sin ruido entre los fachinales espesos, vagaba el tigre 
feroz; vencía los toros bravos, y saciaba, su sed do san- 
gre, degollando baguales. ■-• ' 

La población ha cundido; los fachinales ha» desapare- 
cido y tan .sólo quedan en los pajonales diminutos gatos 
monteses, matad(>r«s de perdices miedosas y de gallinas 
mansas. 

También han desaparecido los caudillos sanguinarios 
y los tiranos de antaño, tigres que mataban y degolla 
ban, y sólo quedan ahora en los pueblos de la Pamjia, 
como gatos monteses cobardes, entre las pajas, caudi 
líos encubridores de ladron«8 ó IJolitlqueros lmlM"ciles 
hambres excelentes, serviciales' y de acrisolada honra 
dez, pero que con sólo dejar que sus amigos embrolleit 
y roben impunemente, por tal de coinservarles la pol 
trona de legislador, donde tan lindo se duerme^ v'« 
bardan al trabajador, espantan al Inmigrante, itajai' 
el progreso, ydetienen por un tiempo en su marchü 
adelant-i, al país entero, peñascos Inertes y molcsio* 
^«•ídos en niédlo'^et tOrrentfe..*!**-' <^ -.'•• -'" 



GOOOFKRPO DAIREAUX. 



CARICATURAS CONTEMPORÁNEAS 

Dr. LEOPOLDO BASAVILBASO, por cao 




^1 



Tiinc !a Universidad 
jiían aprecio á su redor, 
por más que jioza el doctor 
iain;: de se\eriilad, 
¡a cual redunda en su honor. 



{(,)ue vin esuidiantc pionieie, 
pero lucyo la pere/a 
sus estudios eonipromele? 
i'ues va el rector y le niele 
lo> libros en la cabeza. 



Portfolio de curiosidades 

LA RECONQUISTA DE BUENOS AIRES 



El día doce del corriente 
celebraron los dominicos la 
gran fiesta religiosa con que 
conmemoian anualmente los 
triunfos obtenidos sobre los 
ingleses en la primera déca- 
da del siglo anterior y en que 
tan señalada acción tuvo la 
orden religiosa á que ellos 
pertenecea. Berresford y 
Whitelocke enseñaron, pue- 
de decirse, á estos pueblos, 
para lo que podía servirles 
su fuerza y los familiarizaron 
con Iqs horrores de la guerra. 
Las fuerzas invasoras vencie- 
ron en el primer momento y. 
se posesionaron déla ciudad, 





que ya creían conquistada 
para su patria; pero de re- 
pente se organizó una defensa 
-que nació con todo el vi^or de 
las iniciativas popuPares, y 
aquel que fué fácil triunfo se 
cambió en derrota sin revan- 
cha Los ingleses, posesiona- 
dos del fuerte, que sé alzaba 
donde está emplazada'actual- 
mente la Casa Rosada, coro- 
naron con fuerzas las torres 
de San Francisco, Sahto Do- 
mingo y las azoteas' circun- 
vecinas, y esperaron que se 
les viniese á desalojar, con- 
tando imponerse tanto con su 
superioridad numérica cuanto 



UEHTA r>E KNTRAD\ A r. CT.AnSTRO 
DEL CoNVKNiO l)K 8«NrO liOHIN- 
OO, ACKIUILLAUA Á BALAZOS. 



SOS más culmi- 
nantes. La puei-- 
ta del convento 
de Santo Domin- 
go acribil 1 a d a 
[(or las balas dt- 
os vascos y 
montañeses que 
asaltaron á los 
ingleses, la torre 
dala iglesia que 
ocupó el famosn 
regí miento 71", 
que perdió su 
bandera y que no 
ha recuper a d o 
todavía, el claus- 
tro por donde 
entraron los pa- 
tricios de .Saave- 
dra rindiendo al 
coronel Pack, las 
armas que se 
han desenterra- 
do después en 
los alrededores 
del convento y 

3ue figuran en 
iversas colec- 
ciones particula- 
res, el bastión 
del antiguo fuer- 



TORRE DE LA IGLESIA DE SANTO DOMINGO. 
TAL CUAL ES TABA CUANDO LA OCUPARON 
LOS INULEHES. 

con su pericia, teniéndoselas que 
haber con ciudadanos bisónos y mal 
armados. La lucha fué tenaz, no 
obstante, y el ataque fué tan valero- 
so y tan recio y llevado con tanto 
empuje, que el general Whitelocke 
no se dio cuenta cabal de que esta- 
ba vencido, sino cuando se lo notificó 
su propia imposibilidad de acción. 
Hubo episodi s heroicos en aquellas 
horas y la tradición y la historia los 
conservan con veneración. Domini- 
cos, franciscanos, criollos, españo- 
les, negros, tapes, todos rivalizaron 
en abnegación y en energía. En esta 
página reproducimos en grabado 
los puntos más salientes de la re- 
conquista que hasta hoy se conser- 
van en lo que fué teatro de los suce- 





HArHAS DK ABORDAJE. CAÑÓN DE FUSIL ANTrODO. METRALLA BA 
♦.« A^^Á^ A A^ CASO «8 f)B GR\«ÍAI> » V mLVS !>«: KUdlL HALLADOS EN EL DBS 

te aesae aonae j la calle nueva, hoy «6 uk julio». 



CLAUSTRO DE ENTRADA AL CONVEN- 
TO. POR UONDE ENTRARON Lo8 
80LD*llOS DEL BATALLÓN UE PA- 
TKlC'IuH. 



el cañón batió á 
la torre de Santo 
Domingo en 
unión á otro que 
el capitán For- 
nagueras empla- 
zó en la casa del 
Oidor Telechea 
y que hizo ver- 
daderos estra- 
gos entre los in- 
vasores sitiados. 

Todos estos re- 
cuerdos del tiem- 
po viejo van des- 
apareciendo ya 
y nosotros he- 
mos querido de- 
j a r constancia 
gráfica de ellos, 
siquiera sea co- 
mo un homenaje 
á tan gloriosos 
días. 

Hemos ido al 
cementerio de la 
Recoleta á bus- 
Cj^r -iiJia tumba 
"olvidada de un 
guerrero de la 
independencia: 
el toronel Mon- 
tes de Oca. Ella 



LAP RASAS 
MONTE DE 



encierra los últimos 
despojos de un va- 
liente que cruzó la 
vida repartiendo sa- 
blazos desde el Pla- 
ta al Orinoco; pues 
anduvo con los lla- 
neros de Páez jun- 
tamente con el co- 
ronel José Celedo- 
nio Escalada y el 
comandante Maria- 
no Escalada, su lier 
mano, fusilado por 
Rozas en la playa 
del Retiro, cuando 
la famosa conspira- 
ción de Lecot, y que 
no eran de los Esca- 
ladas emparentados 
con San Martín, si- 
no de utros Escala- 
das que escribieron 



^^mi' ^^M 


wm^ 


j^^ll^^g¡^^^Wli>tiSISkimMmíWt^SI Kin' '"^SKKKkMB^^ 










LO QUIÜ QUEDA DE LA CASA DEL f^IDOR 
TKI.KCHKA. DES E LA CU»I. AMETHA- 
Ll.n LA TORKB DE SANTO Di/MINUO EL 
CAPITÁN JUSÉ KORNAGUERAS 



pañeros los Escalada y 
él fueron oficiales del 
famoso Alvarez de Are- 
nales, que tan eficaz- 
mente sirvió á la causa 
revolucionaria en su 
campaña célebre de 
los Andes Ecuatoriales. 
Sus oficiales argenti- 
nos no fueron muchos, 
pero eran conocedores 
del terreno qué pisa- 
ban, pues meses antes 
de emprender la campa- 
ña habían desempeña- 
do comisiones secretas 
recorriendo la comarca 
con inminente peligro 
de sus vidas, y muchos 
de ellos estaban ya vin- 
culados á los patriotas 
venezolanos que ro- 
deaban á Bolívar. 

En su mayor parte 
fueron hombres que ha- 
bían hecho sus prime- 
ras armas en Buenos 
Aires durante la lucha 
con los íng^leses, ó se 
habían criado oyendo 
en sus casas los relatos 
ofuerreros de sus pa- 
dres ó de sus herma- 
nos héroes en los com- 
bates de la defensa ó 
de la reconquista. Las 
fiestas que anualmen- 



BASTIÓN DEL ANTIGUO PHERTE DE BÜES08 AIRES. DONDR ESTABA 
EL riAÑON QUE UUHPXÓ EL FtjliQO SOBRE LA TORRE DE SANTO 
DUMINUO. 

De repente se"oyó un es- r 
tampido y seis injíleses ro- 
daron por tierra destroza- 
dos. El cañón había sido 
disparado durante el ar- 
misticio sin saberse por 
quién ni por qué razón, y 
pasada la confusión del 
primer momento, se des- 
cubrió que un niño de la 
familia Montes de Oca se 
había acercado á él y ha- 
bía encendido la mecha. 
El niño travieso fué más 
tarde el famoso guerrero. 
Incorporado como sol- 
dado, años después, al 
ejército de la patria, se ha- 
lló en todos los combates 
librados ya en el interior 
del país como en sus fron- 
teras, y su nombre llegó á 
ser legendario entre la tro- 
pa que le miraba como 
símbolo del arrojo y de la 
caballerosidad. Sus com- 



con su espada págri- 
nas famosas en la 
historia de la pa- 
tria. Este coronel 
Montes de Oca. cuyo 
nombre está casi ol- 
vidado, fué quien, 
según la tradición, 
disparó en Buenos 
Aires el último ca- 
ñonazo. Rendidos 
los ingleses y agru- 
pados en la calle 
frente á Santo Do- 
mingo, esperaban la 
orden de desarme 
completo. Uno de 
los cañones de For- 
nagueras, cargado, 
dominaba el grupo, 
y los artilleros, des- 
cuidados, conversa- 
ban en la vereda. 




LACykSA DONDE PEEMPL'ZÓ EL 8EOUND0 
CaKÓN en LA CALLE DE LA DEFENSA 




TU.M11A '»KL C iRoNEL DON JusK MONTES i>E OOA. KL MUUIIA- 
C'llo QUE DISPARÓ EL ÚLTIMO CAÑO.SAZO CONTRA LUS 
INULEtíES. 



te celebran los domi- 
nicos conmemorando 
su actuación en esos 
sucesos gloriosos de- 
ben ser miradas con 
simpatía, pue.« ellas en- 
vuelven la glorifica- 
ción de muchos héroes 
obscuros que sin em- 
bargo hicieron obra 
grande. Ya son pocas 
las reliquias que que- 
dan de los famosos 
combates de la prime- 
ra década del siglo an- 
terior y nosotros he- 
mos tratado de presen- 
tarlas en la forma que 
hoy se encuentran, 
pues llegará día pro- 
bablemente en que de- 
saparecerán del todo y 
no quedarán elementos 
al historiador para re- 
constituir esas esce- 
nas. 

El Museo Histórico 
ha recogido muchas de 
estas reliquias y su ar- 
chivo de curiosidades 
es ya de un gran valor, 
pero aun le tallan al- 
gunas que no puede ad- 
quirir por falta de re- 
cursos ó de medios. 

Juan de la CRUZ. 



Páginas artísticas 




Un payador, por Sanuy 



El final de un simulacro 

(Cuento de tierra adentro) 




El tren en su última pasada, descaigo en la estación 
variados bultos de armamento, que unidos á ios del 
Parque provincial, siemjjre bien surtido, - gracias ala 
sabia previsión de todos los gobeinadon'S,— bastó para 
armará ias milicias qiie se redomoneal)an, desde algu- 
nas 8t*manas antes, gracias á la' actividad incünsaljle 
del flamante coronel I iaralia. Necesitándolo el Goliler- 
no, fácil le fué conseguir que la legislatura, compuesta 
de amigos le prestase gustosa el acuerdo respectivo 
para el sexto suncho dorado, último que podía acordar, 
felizmente, desde que había cambiado el viejo nombre 
de Sala de Ropreseiilantes. grato á los antepasados, los 
que nunca hicieron cuestión de números en los galo- 
nes, dada su extremada afición á las palmas. 

El coronel Viacaba fué nombrado Inspector general 
de milicias como hombre de confianza, y porque los 
demás coroneles disponibles erati liombres rutinarios y 
demasiado gastados en la política. 

Pero como Viacha no era zonzo, creyó desde el prin- 
cii)io que no le convenia malquistarse con sus colegas y 
sólo al Coron 1 liramldn le quitó el piquete, para entre- 
gárselo al pardo Maturana, hombre guapo y más fiel 
que un perro. 

Los demás quedaron como antes: Sanmülón como 
jefe de los «Reseros», y su émulo ^■■roKit.o, con los de 
«Extramuros»; Hnrou mandó el «i.° de Cívicos»; A t>a:a 
el 2.", y el manco Hedruell • el batallón ite «Artesanos». 

Como en el Cabildo había cuatro piezas de bronce 
de á i. con el lema mazorquero: « Viía la Conf'edfrtn-ión 
Argentina y muer-in los na'nfjes vnnarioa», el coronel 
Viacaba pensó en utilizarlos también, para cuabjuier 
apuro, y le en<argó al gringo ,strimper que le organi- 
zase un'Regimlcnlo de Artillería, con milicos entresa- 
cados d' I piquete. 

En cuanto á la banda, siguió como siempre bajo el 
pistón del maestro '¡'loiiveHí, qne. ag adeddo, compu.so 
una nueva marcha, sobre nioiivos de las otras, dedicada 
al valiente toronel K< ata 6a y titulada Ll triunfador de 
la patrin. 

Con tanta música, resonar de las trompns y batir del 
parche, el entusia-mo del Inspector de milicias no tuvo 
límite, y í<ln cesar recorría los domingos los cuarieles^y 
campainenios acopiando aquí un churrasco, allá un 
mate, en el otro un cigarro ó un jarro de café- y final- 
mente, el almuerzo en el que parecía m jor; siempre 
bablando de táctica, de estrategia, de disciplina y de 
cuanto se puede espigar en el amplio campo de la cien- 
cia militar sin desprerlar á la lialística, que le servía 
de tema para mojar con el gringo Sirimper. quien, á su 
vez. se tles-quitaiía haciendo sudará lo- milicos, que 
mlrnb 'n con Increíble desconfi.nnza las piezas de bronce. 

Sin poder soirenar sus ímpetus Viacaba, tn combiua- 

Dtb. de tortuny. 



ción con el gobernador, 
que era tambiéi aficionado 
á las farras liélicas, orga- 
nizó un simulacro con el 
afán de Aprovechar el 
gruí so stock de cartucho.% 
de fdgueo. 

El. plan fué rápidamente 
concel)i(lo. y dos divisio 
nes al mando de los coro 
neles lanf y Palarecino. 
ociii)aron posiciones al 
oscurecer, y antes de acla- 
rar empezaron á menu- 
denrse tiros. 

Pronto aquello se con- 
virtió en un Pandemónium. 
l'olavec'iKi no era hom- 
bre de aguamar pulgas, y 
como tenía jefes como 
Saiiiiiíllñ7i. que era un bár- 
baro, que ya se había arre- 
maiit'-üdo. y blandía una 
terril)le lanza de media lu- 
na al frenie de sus -Re- 
seros»; y li ría. cuyo 1." 
de Cívicos bailaba en una pata, resolvió atropellar. 
mientras atrtmper menudeaba fogonazos con las vieja» 
de á 4. 

Pero el pardo Mattirana era. m^y soldado, y con su 
piquete como cuadro, y los «Artesanos» de UedruellOr 
y los «Civicos» de Arbaza. tnantenían á raya á los con- 
trarios, coronando una lomlia 

Entre tamo. Goi osito aniagaba á ííavm'Uón. pero éste, 
que le tenía sangre en el ojo, rumlniía ¡lara .«us adentros 
la cristiana intención de clavarle la lanza en las costi- 
llas, fastidiado con las batucas de los inservibles de 
extramuros. 

Ajiurario por la r.abta. y enardecido por la música y 
los disjiaros ¡'aumillnn se rnlureció. y sin fijarse en que 
los tacos ardiendo, de pajiel de es raza, con que .S'' im- 
j-ir cargaba sus ])iezas. le quemaban el poncho á los 
suyos, jmsó como un rayo delante de los cañones ami- 
gos y se le fué al humo á su rival, quien al verlo tam- 
bién lo afrojielló. 

Con esa carrera salvaje, aquello so volvió el locro 
más descomunal, los cai)allos se metieron entre lascom 
pat-iías y coceaban á los infantes, todos tiraban al mon- 
tón y la línea hecha una 
trenza de <'Ch •, se arremoli- 
neaba avanzando vertigino- 
samente. 

■J'atila se reía, Palavecino, 
arrastrado también, se tira- 
ba del pelo renegando de 
Sinmillón, hasta que, por 
fin. si un profundo desinon- 
te del ferrocarril no sujeta 
el furor de Ins «Reseros», 
ríos (le sangre amiga riegan 
la fértil campiña. Allí esia- 
ban los heraldos de Viacaba, 
que tremolando banderolas, 
se desgañitabaa gritando: 
¡Alto! 

Desde una cuchilla próxi- 
ma, el gobernador y su 
quito gozaban de aquel con- 
jumo magnífico, amenizado 
pbr las marchas y pasos do- 
bles de Ti niuet'i, y allí llegó 
Viacaba jadeant-, con el 
kepí en la nuca, y brillante 
estado mayor, para recibir 
los ijiácmes del goberna- 
dor, quien se lo^ prodigó 
amplios y calurosos; mien- 
tras el coronel, entusiasma- 
do, le hacía los elogios de su 
tropa asegurándole que am- 
bas partes habían 
triunfado y que con 
ese ardor y patrio- 
tismo con que ha- 
bían combatido, á 
ser cierta li batalla 
por lo menos la 
mitad hal)ríiin que- 
dado tendidos en 
el catnpo! 

El coronel Brandan movía entre tanto la cabeza y el 
gobernador que lo observó y que se gozaba cuando 
podía dar un mal rato ¿ sus amigos le prefruntó son 
riendo: Y qué dice usted, coronel, de todo e.sio? 

Brandan, saboreando su venganza respondió con so'- 
na: A*íf¿ ío'/e rim,, oueno, ExCino. xeñ-jr; 'kij, qui-. ¡eiici 
lar al Coronel Vio-cata, pero . .. pero. .. otra cosa es con 
giiitaral 

Fray TETERA. 



I 




ARTE Y ARTISTAS 

La exposición Tommasi 




EL IINTOK ANGIOLO TOMMASI 

El pintor Itallnno Angelo Tommnsl ha ahierto una ex- 
posición de iiiniuriis en CiSa de FreitüS y Cnstllio, muy 
favoniblemenie aprcci.-ula i>or los enít-nJifios. Nosotros 
no jir/frarenios l¡is telas expuestas desde el pumo de vis- 
ta artístico, porque estudio SiMnejniite no es de nues- 
tra índole informativa. i)ero íí.lrilJuiaremos un aplau- 
so á lii Valentín del pintor que. em barca adose en el 
transporte «Guardia Nacional», se lanzó á los mares 
australrs á recojíer impresiones. Estas telas son los 
primeros ' trabajos artísticos que de tan apartadas 
reglones se exbibfn eu un país civilizado, y la co- 
lé c c i ón Tommnsl 
adquiere por ello . >• , < 

un Inmenso valor. 
Hny paisajes fuegui- 
nos que sorprendi-n 
por el contriisie que 
presentan los ele- 
mentos que los cons- 
tituyen, como pon 
riberas mnrítimas, 
sel vas impenetrables 
por entre cuyos cla- 
ros se ven descen- 
der ventisqueros in- 
mensos que dejan 
cat r en los cnn:iles 
témpanos flotantes 
i. merced de las oIms. 
En ese sur fueguino, 
parecen reunir.se to- 
das la» comiircas de 
la tierra en im copa- 
do reducido. Des- 
de las cumbres he- 
ladas de los montes 

ausira'es tiasta el mar. hay todas la» tonalidades imagl 
nablf-s y caben todas las fantnsí 'S. En la exposición des- 
filan iodos los puertos <le la Fatngonia Austral hasta la 
Isla de Í09 E-tados. y ni lado de la vida exuberante de la 
cosia atlántica, se extasía el visitante contemiilando los 
escuetos y abruptos peñnscos del l'acítico. (|iie barre y 
pule el sutloeste. Impttlsando el oleai>^ bravio á, cuyo 
embnte formidable parecen desmenuzarse las altas 
montañas que lo limitan. Aquellos paisajes de la Isla 
Quemada y de Bahía Desolación, entristecen con su 
melancólica grand-za y están fielmente rejiroducidos 
por Tommasi. al decir de quienes los conocen. La revis- 







LA ESCUADRA AROENTIMA EN DSHUAIA (ÓLEO) 



VISTA DE USHÜAIA (CUADRO AL ÓLEO) 

ta de la escuadra en la poética y hermosa bahía de 
tlshliaia. lia sido. motivo para una gran tela qiie ndqui 
rila el Ministerio de Marina y que presenta los lin(|nes 
argentinos casi en línea, en momentos -de visitarlos el 
almirante Soller.quie)» mandaba las ev olncioiies navales 
en el oi'io IStDO. Juntamente con los cuadros relativos á 
la región austral, i)resenta Tommasi una serie de inipre- 
slones tomadas en una excursión al Tandil. Hay allí 
tipos y i)!ÍÍ3íiJes de la vida rural, que si bien la ciítlca 
artística podría encontrar faltos <le clotldo ó erecutados 
con demasiado color la generalidad encontrará fiel, s.por 

que les darán á sus 
7'. " .. ojot» la sensación de 
cosas muy vistas y 
muy conocidas. La 
obia del pmtorTom- 
mnsi es plausible, y 
sería de desear que 
detrás de su huella 
siguieran otros ar- 
tistas que detallaran 
más la obra |ior él 
comenzada. Esa Pa- 
tagonla boy desier- 
ta será en pocos 
años asiento de 
grandes poblacio- 
nes que la transfor- 
marán iior comple- 
to y sería obra me- 
ritislttia la conser- 
vación de los rasgos 
típicos de su actual 
fi.'onomía. Entre las 
peculiaridades de la 
ex))Osi«-lón hay una 
tela representando una roqiiería del ntar fueguino, entre 
cuyas anfractuosidades loma el sol una cuadrilla de lo- 
bos marinos. Los detalles han sido bien observados. Se 
ven loi machos de gian meleiia lacia, culdnndo á las 
hembras, que bajo su garantía se duermen perezosas. 
En el mar asoman su cabeza los centinelas que darán 
la sel^al de alarma si acaso algtiu i)eligro amena/ara, 

Í' más ncá se ven varios cachónos que tommi su baño, 
tigando con la espuma de las olas que vienen hacia 
la cosía La exjjoslción es novedosa y merece ser visi- 
tada por el piíbllco. que gozará, seguramente, de nuevas 
sensaciones e^tétlcas. 



_ ..ár*«». 



^. 





-ttnuteu^; 




EL BAllADERO KN EL PUERTO DE SAMA CRUZ ÍOI.EO) 

Fot. dé Cabás y Caretas. 



UNA uuquekía uon lobos marinos (óleo) 



Escultura para el Club del Progreso 



Si debemos felicitarnos deque 
el gusto artístico del público se 
vaya depurando, gracias á las 
exposiciones de cuadros y escul- 
turas que con tanta frecuencia 
se efectúan en Buenos Aires, y 
sí gracias á ese refinamiento del 
gusto van desapareciendo de 
las galerías particulares aque- 
llos sorprendentes cromos de 
colores rabiosos, aquellas telas 
aflictivas que con el mayor des- 
caro aparecían firmadas por 
maestros que las ignoraban, y 
aquellos monigotes de barro co- 
cido hechos con igual inspira- 
ción que lOá cacharros de la co- 
cina; con mayor motivo debe- 
mos congratularnos al ver que 
las primeras instituciones socia- 
les de nuestia capital, desean 
contribuir á esa depuración y 
honran sus locales con obras 
cotno la Diana de Falguiéfe, 
que figura en el Jockey Club, 
y la Historia, que se halla colo- 
cada en el Club del Progreso. 

Dicha estatua fué encargada 
por el doctor Roque Sáenz Peña 




LA HISTORIA, ESCULTURA DE COSCIANI 



al señor Alberto Vignes, persona 
inteligente en estas materias, 
quien en su viaje á Florencia la 
encargó á su vez al escultor V. 
Cosciani. La estatua es de már- 
mol de Carrara y mide 2 met. de 
altura, habiendo costado 3.()00 $. 

Difícil sería pedir una origina- 
lidad absoluta á la obra del artis- 
ta florentino. La Historia hasido 
representada de todas las mane- 
ras imaginables, y no hay mo- 
numento moderno donde no haya 
sido simbolizada. No obstante, 
en la obra de Cosciani hay mu- 
cho que admirar. No necesitan- 
do significaise con una ejecución 
extravagante, á título de moder- 
nista, se ha limitado á hacer lo 
que hacían los griegos en la es- 
tatuaria. A éstos nadie los ha 
superado y por lo tanto parece 
razonable seguir sus hueilas. 

Una comisión presidida por el 
señor José Guerrico, se encar- 
gará de abrir una subscripción 
éntrelos socios del Club del Pro- 
greso, para cubrir el precio de 
la hermosa obra de arte. 



El crucero británico «Basilisk» 



Ha representado una nove- 
dad la estadía en la Dársena 
Korte del crucero «Basllisk», 
barco de UTO toiielndíis de 
porte, de e.-^tación en el Río de 
la Plata y que actunliiu'ntt' se 
encuentra en Monieviileo. To 
dos los doin njíos in tripula- 
ción asisiia á uir mi.sa en el 
templo pr<>te.st:iii(e de la ciille 
de 25 de Mayo y Cuyo, vestida 
de K-'ila y prei-ediila por un 
gaitero (|ue ejecuiaha marchas 
en el l)ag pipi'.s, instrumento 
nacional escocés y el cunl lia 
maliii la ateucirtn por su orijíi- 
Diilidiid El músico viste el 
traje tipleo de los liubitnntfS 
del pueblo escocés, y el co- 
maiiilante del b.irco. que lo. es 
el cuplan Arthur Dorl^rson. no 
permiie (jue la tripiil.ición sal 
ga forin.ida ¡I la calle sin lle- 
varlo consigo. 



J_^"^T 


i- . ' ^ f - < - ^ _ 


^^^'^^iBir^^ü^i... 




Mj^ 






° <% yt$. 


. #n t * * " **' 




ti«S 


. ^.^.^^MHl 


' i f .^emi^^^ ^»3r!^pp^^»-' -m 


:F^Í*^^ 




;^^^g|||| 



DESKMBAKCu Ufci LA TRIPULACIÓN PAKA OtK MISA KN TIKRRA 



El primer automóvil construido en el país 




Fot. de Caras y Caretas 



A la bicicleta ha seguido el auto- 
móvil en nuestras calles; pero si bien 
la primera ha conseguido aclima- 
tarse, el segundo lucha todavía co» 
dificultades inherentes á su calidad 
de extranjero recién llegado. 

Probablemente el costó elevado de 
estas máquinas ha impedido su di- 
fusión hasta hoy, pero en adelante 
el inconveniente será salvado. 

El primero que se ha fabricado 
aquí es el que reproduce nuestro 
grabado. Ha sido hecho para el se- 
ñor Enrique Anchorena por el me- 
cánico español Sr. Celestino Salga- 
do, que ha empleado tres meses de 
trabajo. Es un coche elegante de 
forma, pintado de rojo y tapizado de 
marroquín color lacre. Está dotado 
de un motor de seis caballos y el 
receptáculo de nafta tiene capaci- 
dad para doce horas de consumo, 
con marcha regular. 



PROVINCIAS 

La fiesta de los suizos en el Rosario 




FRENTE DEL LOCAL DEL «REORBO C \MPIDOGLIO», 
PARA LA FlEsTA 

En p1 Recreo Campldogllo del Rosario se han efectua- 
do las tiesttis sui/as. con a><istencj;i de un praii número 
de concunentes. sin que fuorn p.Trte & alejarles de «qné- 
lla el intenso frío que se sintió durante el último día de 
iOK ffsie.ios. 

H¡tl)í .n sido organizadas por la comisión popular pre- 
sidida por el ingeniíro Felipe Censi y de la que además 



ADORNADO 



GRUPO DE LOS QUE EJECUTARON LA DAN- 
ZA DE LOS BEOADOUE» EN LA SOCIEDAD 
6UIZA DE OIMMAalA. 



hallan lindantes con el R°creo Campldogllo, los recogi- 
dos en aqii>-l liosiicio fueron llamados por los que cele- 
brübaii la tiesta, para que tomasen partp en ella 

E^sIe es uno de los aspectos más siaipáticos de los fes 
tejos suizos. 

Resultaron premiados en el Blanco Patria los tirado- 
res señores Julio Spengler, Juan Pellegriui, IsidoroVac- 




EJBRCICIOS EN BL TIRO STTIZO POR LOS SUCIOS DE LA J 
DE GIMNASIA 

formaban parto los sofioros Luis Rlghettl Numa Ma . 
tbey. Uertlia. Cüsatti. Clil(!sa. Spen^rler y otros. 

Hul)0 li.ilies cain, e>tri'S. tiro al blanco, fuegos artifi- 
ciales y un iru-n servido banquete, al que asistieron más 
de oclieiiia Invitados, y en el que pronunciaron aplau 
didos brindis los señores Censi, Dellnionlco, Veccbl y 
Salorl. 

Como los edificios en que se asilan los liuérfanos se 



CARRERA DE NIÑAS EN EL TIRO SUIZO 

cbl, Francisco Mathey (hijo). Numa Mathey, Luis Rl- 
glietli, Lnl-( Cuntieres. José Cliicsa. Gaudeiiclo FascattI, 
Jiiati Giia/.oni y Juan Strafficro. En el Blanco Libre 
obtuvieron pninlos los señores Vecclii, Matbny. Censi, 
Pellfgrinl. Kiglieltl. Couiteret, Clilesa, C. Clcognasl, 
Ju.m F' Olio, José Faralil, Julio Siiengler doctor de Ve- 
tri. Marliey (hijo;, Federico Strasser, S. Loetscher y 
Juan Souza. 




Los uKKEOKES DE LAS SOCIEDADES MÁNKEltCOR Y CONCORDIA 

Xoí. de Arigoni y A. Francisco para Caras y Caretas. 



COMISIÓN ORGANIZADORA DE LAS FIESTAS 



LA PLATA 

Colación de grados en la Facultad de Derecho 



ñl 




LA DtSTuIBUCION DE DIPLOMAS 



El viernes de la semana anterior se efectuó en 
la Facultad de Derecho de La Plata, una ceremo- 
nia interesante bajo todos conceptos: tratábase 
de la colación de grados de los 
primeros doctores en leyes de la 
universidad piatense, y asistió á la 
fiesta todo lo más distinguido de 
la culta sociedad de la provincia, 
y las autoridades de ésta. 

Las bandas de música de la poli- 
cía de La Plata y de nuestra capi- 
tal, tocaron á la puerta del local 
de la Facultad, y una buena orques- 
ta ejecutó escogidas piezas en el 
salón donde debía verificarse la 
ceremonia. 

Ocupaban los puestos de honor 
el gobernador de la provincia, doc- 
tor Irigoyen, el obispo de La Pla- 
ta, monseñor Terrero, el rector de 
la universidad, doctor Dardo Ro- 
cha, el ministro degobierno, doctor 
García, los decanos doctores Gu- 
tiérrez y Marcó del Pont, y los 
académicos doctores Saldías, Jor- 




D'>''TOR DARDO ROCHA 

Decano de la Facultad 



ge, Martínez Arce é ingenieros Sal, de Madrid- 

y Álbarracín. 
Después de oído el himno nacional, el doctor 
Rocha pronunció un discurso alu- 
sivo á la importancia dtl acto que 
se celebraba. Los jóvenes colados 
doctores Agustín Lantero, Alberto- 
Campos Otamendi, Américo Pe- 
reyra Miguens, José M. Corte-? y 
Telémaco González, pasaron á re- 
coger sus diplomas y despuéz hi- 
cieron uso de la palabra, el doctor 
Irigoyen, el doctor Agustín Lante- 
ro, en nombre de los colados y el 
académico doctor Rivarola. 

Servido un lunch ala concurren- 
cia al terminarse el acto, los nuevos, 
doctores fueron obí^equiados en la 
noche del mismo día con un ban- 
quete que se celebró en el salón de 
recepciones de la municipalidad» 
Dicho banquete les fué ofrecido por 
un numeruso grupo de amigos, y 
durante toda la comida reinó éntre- 
los comensales gran animación. 




BANQUETE EN LA MUNICIPALIDAD Á LOS NUEVOS DOCTORES 

JSoi. d*J£ayer para Cabás t Caretas. 




El que «Tristán é Isolda» haya gustad 
de diversas maneras se ha explicado, 
entre cuyas maneras 
elegirás, lector, la que prefieras. 
*** 
La señora de Tal dice á su esposo, 
empleando un lenguaje cariñoso: 
—¿Me vas á acompañar? 

—Amiga mía, 
aun estoy algo enfermo 
y el ir á la función me dañaría. 
-Yo creo lo contrario. 

—¿A qué rog.nrme 
si sabes que en las óperas me duermo? 
Pero ya que te empeñas en llevarme 
iré y me dormiré seguramente.. 

— Pues tienes que venir, precisamente 
para que oyendo á Wagner pierdas pront 
tu tama (le «durmiente». 

— ¿y para que conquiste la de tonto? 
-Xo; la de inteligente. 

—Bien, bien: si no me d uermo! . . . 

—Convenido. 
Vamonos. " ■ • 

-¡Pues, señor, vaya un empeí 
Puedes Ir descuidado. 
SI te acomete el sueño, 
ya te despertarás sobresaltado. 
¡Se arma allí tanto ruido! 
*** 
Cierto señor proclama 
de Wagner la victoria ardientemente, 
pero lleva al teatro, ¡hombre prudente! 
en los oíitos algodón en rama. 



- No sé como hay persona que prefiere 
otra clase de música, y ¡¡rutesta 
contra la obra de Wagner, cuando en ésta 
puede una hablar tan alto como quiere: 
¡todo lo lapa el raido de. la orquesta! 
*** 
-Me marcho del país. Ya no es posible 
sefiuir con i>sta vida aborrecible. 
Fui á ver «TrlslAn é Isolda- y como oyer 
di'cirá mi irritable compañera 
que al escuchar á Wagner se dormia. 

1 traté df ordinaria 
tan sólo por llevarle la contraria. 
Pero ella al otro día 
s(! levantó para romper el piano 
con todo el rei)crtorio wagneriaiio. 
Y el i)orvenir me psusta. 
|ior(|U(í me veo ahora 
nnle esi!i disyuntiva atcrradfira: 
¡< • he de decir qui' Wagner no me gusta, 
i'< lie lie romperle el almaá mi señora! 



Kl ministro de hacienda conversalja 
con un iromlión, y así le preguntaba: 

f,('in\ (lUc es decir que el triunfo ha confle 
Wagner con el siscema que ha seguido (guldo 
en la instrumentación? 

— .Sin duda alguna. 
Kmpleaba aquel genio soberano 
iietal, mucho metal. . . 

—¿Habla usté en serio? 

sí, señor. 

— ¡No tendré yo la fortuna 
je hallar un wagnerlano 
qiif (julera instrumenlarme el ministerio! 
*** 

Todo en el molde de «Trlstán é Isolda» 

>y día se vacía, 

la misma |)olítlca se amolda 

i's<; gusto del (lia. 

)> que atacar desean al gobierno, 
lian armado un bochinche del Intierno, 
y es tal la algarabía 
y es tan terrible el ruido. 
((Ui' se advierte en la ortiuesta embarullada 
el violón con el bombo confun(Jido. 
\' obedece tal cosa 
á ((ue ((ui'/ás en Wagner in8|)trada 
está esa oposición, por lo ruidosa. 

Llis GAR('ÍA. 
Dib. de Ghnéne::. 






ys^LM.t*»t^ 



El rosal blanco 



(Leyenda) 



lil estrecho callejón prolongábase entre una 
doble hilera de arbustos que lo bordeaban basta 
el rancho mismo. Las enredaderas silvestres en- 
trelazaban sus ramajes con los ásperos espinos, 
en una maraña tupida y;verde2ueante; las madre- 
selvas, los jazmines del país, los rosales, estalla- 
ban en una florescencia exuberante que saturaba 
el amljiente de balsámicos efluvios. Y en 1" no- 
che negra y melancólica^ las luciérnagas erra- 
bundas encendían entre la, fronda el fosfórico ful- 
gor de su luz intermitente. 



Agazapado entre los matorrales, al pie de un 
rosal robusto como una cepa, y cuyo ramaje cu- 
bierto de blancas rosas, se abría en fresca bóve- 
da de verdura, Andrés acechaba. Sombras espe- 



la bella morocha de pesada y renegiida trenza. 
¡Y venía de verla, de convenir acaso su matrimo- 
nio próximo, de escuchar sus promesas de amor, 
mientras él, Andrés, el despedido, el despreciado, 
sufría su tormento solo, en la obscuridad y el 
abandono! Los pasos se acercaban. Andrés se re- 
petía que su cruel sufrimiento no podía prolon- 
garse más, necfesitaba concluir, concluir de cual- 
quier modo, y libertarse de una vez de aquel im- 
placable suplicio. Llegaban los pasos: avanzaban 
tranquilos, sin prisa, por el callejón, entre la do- 
ble hilera de arbustos florescentes. Ya estaban 
frente al escondite: iban á pasar. De un salto fe- 
lino, Andrés, puñal en mano, plantóse en medio 
del sendero ante el hombre que avanzaba.... Un 
grito ahogado, un cuerpo-que rodó al pie del ro- 
sal robusto como una cepa, cuyo ramaje cubierto 
de blancas rosas se abría en fresca bóveda de 




sas inundaban el vasto campo. .Sólo allí, en el 
rancho próximo, la mancha amarillenta de una 
luz agujereaba la tiniebla. Andrés acechaba. Ace- 
chaba al ociado rival, que en aquel instante go- 
zaría de todos los encantos de un amor corres- 
pondido al lado de 'la mujer amada. Y él, entre 
tanto, él, cuya alma se consumía en una insana 
pasión por la misma mujer; él, que noche á no- 
che venía.' á rondar su rancho como lobo ham- 
briento que husmea la presa; él, que desde hacía 
tanto tiempo ahogaba los ímpetus de su rudo co- 
razón, mientras el corrosivo veneno de los celos 
le laceraba lentamente las entrañas, veíase ahora 
despreciado, despedido, sin esperanza. Sin es- 
peranza...! Aquella frase repetida mentalmente, 
hizo vibrarlas fibras todas de su ser. Y sintió algo 
que se rebelaba furiosamente en su interior, algo 
que subía hasta el ofuscado cerebro en densas 
nubes rojas. Sin esperanza .. I Oprimió con fuerza 
el mango de su puñal y se ocultó más entre las 
matas. 



Oyéronse, lejanas, hacia el lado del rancho, 
unos pasos que venían. Era él, sin duda, el rival^ 
; x;rr;ido, el ladrón de su dicha, el preferido por 



verdura, el ruido de una fuga precipitada entre 
las plantas, y después, el solemne silencio de la 
noche negra y melancólica, mientras las luciér- 
nagas errabundas encendían entre la fronda el 
fosfórico fulgor de su luz intermitente. 



Al día siguiente- -era el señalado para las bo 
das- hallóse el cadáver del novio tendido bajo el 
rosal blanco. Durante la noche, el muerto cuerpo 
habíase desangrado lentafnente eo el tronco de 
la planta La sangre absorbida por la tierra se- 
dienta se había consumido hasta las raíces, como 
queriendo infiltran nueva vida en el vetusto tron- 
co del rosal. Y ¡oh prodigio! las rosas blancas de 
pétalos niveos que la noche anterior florecían en- 
tre el verde ramaje, habíanse tornado rojas, rojas, 
como la sangre del novio asesinado, y abrían á 
los primeros rayos del naciente sol, sus corolas 
purpurinas que parecían vivificadas por una sa 
via extraña.... 

]v^s Pablo RCIÍACÜI-. 
D:'b. dr Eiisevi. 



LEDESMA (JUJUY) 

Visita de indios caciques al obispo de Salta 




EL CAPItAnTBEITKS. LA ViSPEEA DE 8Ü FUGA, CON VARIOS CACIQUES TOBAS. CHORO.I8 V OREJUDOS 



En el Inarenlo Leclfisma, las (Üf^rontes razas salvnies 
«ue puohli.ii i'\ Chaco. Uei.Pii nM.resenhinie* que prestan 
sus brazos á \» obra d.'l .loctor David Ovj-^ro. y que al 
reirresar más tarde A sus lejanos liogares son otros lau- 
tos proyab'uudistas de la benévola acogida que el blanco 



Klón. Tollos estos son signos de proprreso en la localMad 
referida, donde, para no faltnr boy nada, existe una vida 
social, dnnd^ se producen bechos que =^ '•^ «;»•'« '•*;'" * 
la sabrosa murnn.raclón. P..r ej-mplo. el capilAn del des^ 
tdcamenio Sr. Freltes, .apto hace poco á la joven bllsa 




CALLE CENTRAL DE LliULbMV 

les dispensó Poco A poco se desvanecen las preven.clonos 
de los I rimeros y basta la llega.la de un pr -lado como 
el ilu9tri.slmo obispo Matías Llnare-. i ara q le acudan A 
él presurosos, anhelando recibir los btneticloi dr la rell- 



ClluUOllS 



Farfán. llevándose los fondos á él confiados. El hecho 
ha p.odncl.lo pran escán l.ilo y e comandante Cíceres 
del 2.» batallón d- cazadores de los Andes, trasladóse á 
Ledesma pafa instruir el sumarlo. 




.„»».i,o. «...«. ..»— -- u»i' ¿í;:'SoSoHv*kí;ío°» ' """""• "" " '"'° 



Fot, de Montenegro para CARAS Y Caretas. 



Una lechería modelo 




Dib. de Urtuhey. 



CONCEPCIÓN DEL URUGUAY 

Inauguración del edificio del Club Social 



En la semana 
anterior tuvo lu- 
gar en la Concep- 
ción del Uruguay 
la inaug-uración 
de un gran edifi- 
cio destinado á 
Club Social, le- 
vantado por los 
residentes italia- 
nos, que son nu- 
merosos en aque- 
lla localidad, ce- 
lebrándose con 
tal motivo una 
gran fiesta litera- 
ria y musical, en 
que tomaron par- 
te valiosos e 1 e- 
mentos de la co- 
lonia. Kl doctor 
Pedro Gori, que 
se hallaba de pa- 
so, dio una confe- 
rencia sobre el 
porvenir de la ra- 
z& latina en Amé- 
rica, la que llevó 
concurrencia especial de intelectuales, y el doc- 
tor J. Scelzi, antiguo abogado italiano que ha 
desempeñado elevados cargos en la política y en 
la magistratura entrerriana, conversó sobre temas 
de actualidad local, mereciendo muchos aplausos. 




LA CASA DEL CLUB bUCIAU V LOS CUMCUHBENXbS Á LA I.NAI 



Concepción del 
Uruguay , antigua 
capital de hntre 
Ríos, lia conser- 
vado, debido á la 
tenacidad de sus 
habitantes, el ran- 
go que le corres- 
ponde como po- 
blación culta, y 
cuenta hoy con 
poderosos e 1 e- 
mentos de pro- 
greso. En ella re- 
side decide largos 
años hace, el abo- 
gado español doc- 
tor Benigno Te- 
je i r o Martínez, 
poseedor de una 
biblioteca de 
obras nacionales 
y de un museo an- 
tropológico, que 
rivalizan con los 
del Teniente Ge- 
neral Viitre, sien- 
do los máiimpor- 
tantes de todo el litoral. Allí está escribiendo 
el doctor Martínez su famosa Historia de Entre 
Ríos, que es la historia del caudillaje en el Rio 
de la Plata, y el t'iltimo capítulo de su libro cerró 
la velada literaria. 



IwN 



PARANÁ 

Las bodas de oro del señor Saturnino M. García 



C v\» 



El (lia primero fie Aposto ?e cnmpllf ron los dnciieiifa 
años del iníil linoinlo del señor Saturnino M. GarcÍM c^n 
la señora Fortun.-i Sains y á la ce ebr.idón de la (echa, 
exepc oii!<l,no sólo en Panin^l sino en ciinUiuler parte de 
la repúliIU-a. ¡isNiieron los inl>-inl>r<)s de In i'iunilla, entre 
loi que tijíuraban: el señor Pedro A García, gerente del 
Banco -le la Maclón en Saiitn Fi, su esposa la señora 
S<»fíri Torres de García y sus hijos Ziilenia. Sofía. Leti- 
cia, Pedro, José y Raúl; el coronel Saturnino García, su 



espca la señora Elvira Rnms do García y sus hl.íos Elvi- 
ra, Nédilii, Alargirlta. Aracell María, .liilla. E>teban, 
Al turo. Satiiruiíio y Horacio; el rei/enti- de la Escuela 
Normal de Ksperanx.a >eñor José M* Monzón, sn e.i-j)osa 
la señora Isal).| García de .Monzón y su hi.io José Carlos; 
lasi'ñorlta Parmenia Gnr<ía. y Celia Ciie-»;is: Ins seño- 
ras M'irgarlta R ims de Stftorans. Teresa Rams de Hln- 
dí^n, Ramona García de Cuestas y el señor Mariano 
García. 




LOS Bspoaos 



V sus DESCBMOIENTES 



FM. de Caras t Caretas. 



Las dos tumbas 



Leyenda árabe 



De todo el mnndo es conocida la parábola del rico y 
el pobre, con la que Jesús, desarrollando su doctrina 
verilftderamen'e socialista, consolaba á los pobres des- 
heredados, dándoles la esperanza de otra vida mejor, 
que, los ricos alcanzarían con tanta dificultad como 
difícil es que entre un ciimello por el ojo de una aguja. 

Principio-» sanos y constladores, pero que no han 
impedido ni impiden el que todos deseemos ser ricos, 
por si Hígado el caso pudiera hacerse con nosotros una 
excepción. 

y enta idea no sólo existe en la religión cristiana, sino 
que casi "en todas los religiones que dienten las aspira- 
ciones á una vida mejor, se expresa bajo una ú otra 
forma. 

De modo que, pensando juiciosamente, deberían 
darnos lástima los pobres ricos que tantas fatgas han 
de j)asar antes de poder penetrar algún día en el 
paraíso. 

Hay entre los musulmanes las mismas creencias que 
se expresan, si no por parábolas, por consejas ó leyendas 
que tienen por base este principio moral. 



dos amigos, y seguido únicamente de su hijo, que llora 
ba silenciosa pero verdaderamenie y de su tiel perro, 
que con la cabeza baja y las orejas gach.is. seguía tam 
bien tristemente á aquel humilde coriejo. 

Algunos días dc.'pués. se encontraron en el triste re 
ciiito los dos hijos de aquellos á quienes U muerte ha 
bía herido en el mismo día, al uno, quizás como un con 



lí 







Cuéntase en una de illas, que murieron dos viejos en 
Fez: el uno. poderoso, contaba por millones los cequíes 
en sus caJMS y sus amplios arcones estaban repletos de 
perlas, esmeraldas brillantes y rubíes. 

El otro, un p"l»ie moraví, ciego, que vivía de limosna, 
y cuyos solos pari«"ntes eri n un liijo de unos trece años, 
esqueleto ambu ante, formado solo d*- huesos y i)iel, y 
un i)erro, tan escuálido y hambriento como su amo. 

Aun tiempo-se celebraron !• 8 dos entierros, en un 
mismo cementerio; al 'del rico acudió una numerosa 
comitiva, precedida de gran cantidad de plañideras, que 
por lo triste y acongojado de su I orar, se comprendía 
.que la paga había sido buena y por lo tanto debían 
derramar abundante llanto en consonancia coa los 
ce(iuíes recibidos: 

SU cadáver del pobre fué conducido en hombros por 



suelo y un descanso, al otro quizás como 
una pena ó un caslgo. 

Naín se llamaba el hijo del pobi'e. Nef 
talí era el nombre del hijo del rico. Kl 
prirt.ero lloraba sobre la tierra que cu 
bría los restos del pobre ci<'t!0. que sn 
perro hu.-meaba y lamía. El segundo 
coiremjdaba exfasiado la magnificencia 
del s('i)iilcro en que yacía el cauáver de 
su poderoso iirogenitor. 
-Mira- dijo Xefialí A Naín.— y asóm 
brate; contempla lo suntuoso de estt^ sepulcro: jaspes y 
mármoles recubiertos de oro, se elevan en artística 
masa hns a los mismos cielos, cubriendo el cueri)0 de 
mi padre. Lámi»aras de bronce ardí n constantemente 
en él, y constituyen el asombro y la envidia de los po 
deVosos de Fez. En camliio, fu padre ¿que tiene?, dos 
ladrillos y un poco de tierra encima: ¡ famosa s< puitura! 
Naín. contemplando al hijo del rico, contestó con re 
posailo acento : 

Es verdad todo lo que dices; pero cuando llegue el 
día que el Seilor lo- llame á juicio antes de que lu j)adre 
haya podido levantar y remover un;i sola de 1- s i)iedra8 
que le cubren, ya mi padre estará gozando hace mucho 
tiempo del paraíso. 



r>ib. de Villalobos. 



Javisb santero. 



El nuevo puente del Neuquen 




VISTA LATEKAL 

Entre las más importante» oliras de construcción me- 
tálica con que cu< nta el país merece citarse el nuevo 
puente qua posee la línea del F C. del Sur casi en la 
confluencia del Llmay y del Neuquen, en el célebre trián- 
gulo formado por esos ríos y el Agrio, donde se encuen- 
tra la estución terminal de la linea que va con rumbo á 
Las Lajas, actual campamento de la División de los Au- 



VISTA DE FRENTE 

des. El puente es todo de hierro y construido especial- 
mente para una sola línea. Tlene.700 metros de larf,'o y 
consta de siete tramos, teniendo un ancho de cinco me- 
tros. Las obras han durado un año, pui's se ha hecho un 
terraplén que mide 120 metros de largo. El puente tiene 
una luz de tres metros y medio en el nivel normal de 
las aguas y ha costado 130.000 libras esterliuns. 



CARMEN DE LAS FLORES 

Fiesta infantil dedicada á la Sociedad de Beneficencia 



En la semana ante 
rior, la Sociedad de 
Beneficencia del Car- 
men de las Flores or- 
ganizó una fiesta pa- 
ra allegar recursos 
con destino á las 
obras de caridad que 
practica, fiesta que 
resultó un éxito com- 
pleto. Fué una ve- 
lada llterarlo-musl- 
cal en que se presen- 
taron algunos cua- 
dros vivos formados 
por niños de la lo- 
calidad, que hubie- 
ran sido dignos de 
presentarse aun en 
esta ciudad donde 
esos espectáculos encuentran tantos recursos para orga- 
nizarse debidamente. 




(lAVOTA LUIS XV 



El programa lo orga- 
i't/nron los esposos 
tilloy losciiiidros 
ion dirigidos por 
í.t !<eñora Meicedes 
Echeto lie Cliaix. y 
por el Sr. Querubín 
Berecoechea. Resul- 
tó el más notable 
el grupo Japonés que 
representó una boni- 
ta alegoría, llaman- 
do la atendí n la ri- 
queza de los trajes y 
la corrección con 
que fué presentada 
la escena, estudiada 
hasta en sus meno- 
res detalles. 
Tambit-n mereció 
grandes elogios y fué muy aplaudida, la gavota Luis 
XV. que bailaron interesantes parejas de niñOs. 




UBUPO DB JAPOHBSAI 



4» :'•!:■ viiii*i-s «.í 



fot. d(t niatio y Ub$rtipara Cabab v Oabita». 




Para hablar de los hechos ocurridos 
el lunes por la tarde, bueno fuera 
que aquel que los narrase recurriera 
á varios de los metros conocidos. 
y que un poema hiciese 
que admiración al mundo produjeíe. 

Los obreros vacantes reunidos» y^ 
en manifestación alborotada, 
á Roca saludaron con silbidos 
en la casa rosada. 

— ¿<^ué pasa?— preguntó con faz'adusta 
el señor presidente. 

— ¿Por qué silba esa gente? 

, ¿Se ha estrenado una obra que no gusta? 
Mas dfspués se calló prudentemente, 
en lo cual le imitamos 
y también nos callamos. 
El asun'o es asunto que nos carga: 
por eso le tratamos 

en silva, pues nos fuerza á que lo hagamos 
la otra silba, la silba con b larga.