(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Materia médica homeopatica : patogenesia de los medicamentos llamados brasileños"

VIBK 
I&59 





ARMY MEDICAL LIBRAKV 
WASHINGTON 

^ y 1'oiiiKl.iI L836 




Section . 



Numfcer ZJS.°°£$- 



Fobm 113c. W. D.. 8. G. O. 
3 — 1054.1 (Revined June 13, LASA] 






l 



'7 



* .,.'■ 












v, 



4 










.*-. 



v ¿as ¿' 



y^ •'** 









\ *• 



PATOGENESIA BRASILEÑA. 






I [RRBRIA DE D. CARLOS BAILLY-BA1I LII I 

i líhERo n» Mtiat ni «.s. mv. \ ni i* imvihsiDAD GMTBAJ 

Calta del Principe, n. II, Madrid* 

Guia <lcl médico homeópata a la cabecera del enfermo y Reper- 
torio de terapeúlica homeopática , por el Di. Hinche!. Traducida al 
español porD. 5. Rodriguei Lopes. Madrid, 1869. Un t. en 8." ii¡ ra. 

Nuevo Manual de medicina homeopática. Primera parte : Ma- 
nual de materia módica, ó reaúmen de los principa lea efecto* de loa 
medicamentos homeopáticos, con indicación de laa observaciones cli- 
nicas. Segunda parte : Bepertorio terapéutico j sintomatológico ó 
tablas oliabélicas de loa principalea síntomas de los medicamento* 
bomeopálicos, con afisos clínicos, por el doctor G. II. 6. .I¡ilir. Tra- 
ducido del francés al castellano de le ultima edición, por l>. Sllverio 
Rodríguez López, médico homeópata. Mcgiiuda edición es- 
pañola. Madrid, 1858, 4 tomos en bV 80 rs. 

Los Latios del cuerpo, como también las afinidades de los medica- 
mentos, por el Dr. Boenninghaasen. Estudios homeopáticos. Obra 
traducida del alemán al francés por Ph. de Molinari, individuo do las 
sociedades de medicina homeopática de Paria, Bélgica , Holanda , y 
de oirás sociedades científicas. Vertida del francés al castellano, por 
el Dr. Jph. Ant. Alvarez-lVralta , individuo de la sociedad llahne- 
manniana matritense, de la sociedad filantrópico-magnética de Pa- 
rís. 185:. Eh 8.° * rs. 

Sistematización práctica de la materia medica homeopática, 

Fior el Dr. Teste, vertida al castellano por D. Tomás Pellicer, médico 
lomeópata, y D. J. Alvarez-Peralta (de Puerto-Rico), escritor mé- 
dico, individuos de la sociedad Halinemanniana matritense. Madrid, 
1855. Un lomo en 4.° 32 rs. 

Homeopatía doméstica , ÓGuia de las familias para (pie puedan 
tratarse poi si mismas homeopáticamente en las indisposiciones lige- 
ras, y prestar socorros eficaces á los enfermos en loa rasos mientes 
hasta la llegada del médico, redactada conforme á las mejore-, obras 
homeopáticas y á su propia esperiencia , con adiciones de los señores 
(jiillon, (iross y Slaph , por el Dr. Ilcring; traducida de la última 
edición alemana, y coleccionada sobre la de Filadelfia por el doctor 
León Marchant, vertida al castellano bajo la dirección de D. Tomás 
Pellicer, licenciado en medicina, socio de número de la sociedad 
Hahnemanni.ina matritense. Segunda edición. Madrid, 1856. Un 
orno en 8." prolongado, de unas 500 páginas 24 rs. 

Terapéutica homeopática de las enfermedades de los niños, por 
el Dr. Hartmann , traducida del alemán al francés, con notas, por 
el Dr. D. León Simón, hijo, y del francés al castellano bajo la direc- 
ción de D. Román Fernandez del Rio, doctor en Medicina y Cirugía, 
socio de número y fundador de la Academia homeopática espa- 
ñola, etc., etc. Madrid, I85J. Un tomo en 4." 24 rs. 

De la Degeneración física y moral de la especie humana ocasio- 
nada por la vacuna, por el Dr. Verdé-Delisle , traducida al castellano 
por D. Félix Guerro Vidal, médico-director de aguas minerales, etc. 
Madrid, 1855. Un tomo en 8.° prolongado 14 rs. 



MATERIA MÉDICA HOMEOPÁTICA. 



PATOGENESIA 

DE 

LOS MEDICAMENTOS 

LLAMADOS BRASILEÑOS 



PUBLICACIÓN 

DEL INSTITUTO HOMEOPÁTICO DE RIO JANEIRO 



VERSIÓN CASTELLANA 



POR 




MADRID 
CARLOS BAILLY-BALLLIERE 

LIBRERO DE CÁMARA DE SS. Mil. T DE LA UNIVERSIDAD CENTRAL 

LIBRERÍA ESTRANJERA Y NACIONAL 

Calle del Príncipe, núm. 11. 

ParU, I. B. Bailliere et fu.*.— Londres y Ne'w-York, II. BaillikRE. 

1859. 



VJB K 
1251 



F-/». 






Al publicar en castellano las patogenesias de los medi- 
camentos , llamados del Brasil , creemos hacer un nuevo 
servicio á la Homeopatía. Mas de una vez hemos sentido la 
falla de estos agentes medicinales en la práctica y la con- 
veniencia de que se generalizase el uso de estos preciosos 
medicamentos. Mas para esto, no solamente era necesario 
conocer los síntomas puros que desarrollan y los casos de su 
aplicación, sino poseer las sustancias medicamentosas, y 
estas faltaban en España absolutamente. Hoy, que el celoso 
profesor de Farmacia, D. Cesáreo Martin Somolinos ha esta- 
blecido, á fuerza de trabajo , entusiasmo y sacrificios , que 
le honran mucho , la primera botica homeopática especial, 
que hemos tenido en la Corte , surtida completamente de 
cuantos medicamentos conoce la medicina homeopática, la 
publicación en castellano del libro de la Escuela de Rio 
Janeiro, no significa mas que la satisfacción de una necesi- 
dad pública. 

Respecto á la traducción , diremos únicamente que está 
esactamente ajustada al original en su espíritu como en su 
letra , 

Madrid , marzo de 1859. 



ÍNDICE. 



Clasificación metódica de las patogenesias brasileñas. 1 

Patogenesia brasileña.— Pediculus capilis 20 

Elais guineensis 35 

Mimosa humilis 38 

Cerviis brasilicus , ío 

Guano australis 43 

Hyppomane mancinclla 45 

Hura brasiliensis 53 

Lepidiuní bonariense 93 

Panacea 108 

Solanum tuberosum íegrotans i 10 

Plumbago litoralis 130 

Solanum oleraceum 1 31 

Paullinia pinnata 13o 

Blatta americana 143 

Delphinus amazonicus 14o 

Amphisboena vermicularis 147 

Resina ilu 149 

Janipba manihot 152 

Melastoma Akcrmani 155 

Sedinha 156 

Spiggurus Marlini 158 

Jacaranda caroba 161 

Tradescantia diurética 170 



Murure Lcitc 171 

(lannabis indica 173 

l'etiveria tetrandra l7í 

Convólvulos Dnartinus 187 

Bofo Sahytiensis 190 

Aristolochia milhomcns 193 

Crolallus cascabclla 197 

Klaps corallinus 20 ( .) 

Carina aoguslifolia 

Redysarum lldefonsianum 224 

Myrislira sebifera 22G 

Ocimum canura 227 

Solannm arrebcnln 22.S 



CLASIFICACIÓN METÓDICA 



1)E LAS 



PATOGENESIAS BRASILEÑAS. 



La clasificación de la materia médica homeopática, es una 
obra larga y penosa, pero que, sin embargo, no vacilamos era- 
prender. Persuadidos de que todos los seres concurren á la 
unidad de concepción del universo, ensayaremos eslender á 
las especies sintomatológicas las consecuencias de las leyes 
que rigen los cuerpos de donde nacen. Tal vez algunos discí- 
pulos de Ilanhemann temerán que la clasificación de los agen- 
tes palogenéticos nos vuelva á traer la reconstrucción de una 
patología, y la sustitución de abstracciones, tan vigorosamente 
condenadas por el maestro, al estudio de los síntomas bien 
determinados. 

Nosotros no participaremos de estos temores; y concretán- 
donos al estudio de cuadros palogenéticos únicamente, jamás 
nos separaremos del camino marcado por la misma naturaleza. 
Las especies naturales, puestas en contacto con el organismo, 
deben manifestarse por signos tan susceptibles de coordinación 
para el médico, como los caracteres esteriores de las mismas 
lo son para el naturalista. Cada enfermedad, producida por un 
agente bien determinado, debe ser una entidad distinta de 



i DOCTRINA HOMEOPÁTICA- 

cualquiera olra. No sucede lo mismo en patología. Mil causan 
diversas se reúnen para producir el resultado que constante- 
mente observamos, sin que la sagacidad humana pueda pre- 
vecrlo ni encadenarlo. 

¿Cómo podria referirse á un todo sistemático el producto 
de la confusión y la casualidad? ¿Por qaé buscar en los efectos 
complicados lo que es tan sencillo en su causa original? ¿Por 
qué basar una de las ciencias accesorias de la homeopatía sobre 
las lesiones materiales que suceden á largas enfermedad-' 
cuando los cambios de la sensación alterada, son lamas segura 
guia de la observación pura? No olvidemos que el día se acerca 
en que la homeopatía curativa y profiláctica generalizada, pre- 
sentará á los clasificadores patólogos la ocasión de examinar 
estas terribles lesiones, que la falsa ciencia ha multiplicado por 
tanto tiempo. ¿Y podrá decirse que es una ciencia la que ma- 
ñana habrá perdido para siempre el objeto de su examen? 

La patogenesia, per ql contrario presenta un campo tan 
vasto como sencillo de fecundas generalidades. Hanhemann lo 
lia dicho (Organon, § 1 18); la especie sintomatológica existe 
y no puede sufrir modificaciones. Esta, para él, es una es- 
pecie tan evidente como el Azufre, la Belladona y el Acónito. 
Semejante á la especie natural, que ha provocado su desarrollo, 
debe poder clasificarse como ella y siguiendo análogos prin- 
cipios. 

Para nosotros como para Hanhemann, el organismo no es 
la causa de la vida , sino su resultado; y como sabemos por la 
teoría fisiológica , este organismo es una matriz en la cual vie- 
nen á refluir lodos los cuerpos de los que ha recibido impre- 
sión la vitalidad. Asi es como el olor permanente del Azufre, 
producido á consecuencia de una dosis homeopática de esta 
sustancia; los sudores de olor semejante al Solanum tuberosum, 
son fenómenos morbosos que constituyen una de las propie- 
dades de la especie natural, que los ha provocado. De esta mane- 
ra, nosotros consideraremos la especie sintomatológica como una 
de las formas de la especie natural , creada por el organismo 
bajo la incitación de este, no pudiendo desarrollarse mas que 



CLASIFICACIÓN DE LAS PATOGENESIAS BRASILEÑAS. 3 

en una condición especial, que es- la esperimentacion pura. 

Para esta sistematización patogenética , no podemos diri- 
girnos á otra fuente mas que á la materia médica pura , sir- 
viéndonos eselusivamente de los signos y los síntomas; en una 
palabra, de las formas esleriores de la enfermedad producida 
artificialmente. Nuestra clasificación necesariamente se apoyara 
ahora en gran parte sobre los órganos especialmente afectados, 
no pudiendo establecer suposición alguna hipotética sobre la 
naturaleza misma de los síntomas , ni por consiguiente teorías 
basadas sobre ideas estrañas á los mismos hechos. Guiados por 
estas consideraciones , hemos dado á nuestro trabajo una direc- 
ción completamente distinta de la que se ha dado hasta ahora a 
los tratados nosológicos. 

Todos los medicamentos no atacan al organismo con igual 
violencia; los unos parece que activan el ejercicio de las fun- 
ciones vitales, mientras que los otros tienden á perturbar ó 
destruir la armonía de las fuerzas dinámicas, que es el estado 
de salud. Tomando entre estos medicamentos, por una parte 
aquel que mas haga en sentido de la vida, y por otra el que . 
produzca una desarmonía mas profunda en el conjunto del or- 
ganismo, tendremos dos términos estremos, opuestos el uno 
al otro , y formando dos limites, entre los cuales vendrán á en- 
cerrarse todos los medicamentos en progresión creciente, se- 
gún su mayor ó menor. afinidad con uno de los dos estremos. 
Y no solamente deberán los fenómenos orgánicos darnos estos 
dos términos, sino que han de coincidir exactamente con ellos 
los caracteres morales, conformándonos en esto perfectamente 
con el verdadero espíritu de Hanhemann, que tanta importan- 
cia concedía á los síntomas morales , basta el punto de subor- 
dinar á ellos todos los demás. 

Aplicando estos principios á las patogenesias brasileñas, 
encontraremos como puntos estremos Pedículus y hlaps cora- 
llinus. El primero, si las reglas que establecemos son verdade- 
ras, debe alejarse lo menos posible del estado normal. En 
efecto, observamos que obra sobre un órgano muy superfi- 
cial , sin atacar al organismo en sus parles esenciales. Su ac- 



i DOCTRINA HOMEOPÁTICA. 

cion se limita casi csclusivamcnlc al tejido celular CQláoe 
caracteres morales son relativos á esta acción Física tan poco 
pronunciada, concretándose a oscilar un poco la energía para 
ejercer las ocupaciones ordinarias, sin producirlos sorpren- 
dentes fenómenos de Crotalits y de Elaps. Estos, por el contra 
rio, y el último en particular perturban profundamente la eco- 
nomía y afectan todos los órganos, desde el tejido celular basta 
los aparatos sensitivos. Los síntomas morales , que tocan casi 
hasta la completa pérdida del pensamiento, están perfecta- 
mente en armonía con su acción física. Para completar este 
plan general, en que se clasilican los medicamentos según mi 
acción subersiva y sus recíprocas alinidades , es preciso una 
ley secundaria que penetre en todos los detalles de los sínto- 
mas , y sea un criterio de la clasificación hecha á priori. lista 
ley la encontramos en el orden mismo de sucesión de los sínto- 
mas. Su cronología ó aparición sucesiva , no es en efecto una 
circunstancia indiferente, como hasta ahora se ha creído. Los 
mismos síntomas, diversamente combinados , pueden consli- 
. luir enfermedades y patogenesias diferentes; de la misma 
manera , que con idénticas palabras , dos autores hacen dos 
obras distintas, y de igual modo, que con los mismos ele- 
mentos, el químico produce muchos cuerpos isómeros, igua- 
les por sus átomos, diferentes por el orden con que están 
agrupados. Felizmente para nosotros, estas ideas que por mu- 
chos años hemos tenido presentes , nos han hecho conservar 
originales las notas de las esperimenlaciones puras , para orde- 
nar las patogenesias brasileñas , haciéndonos fácil un trabajo, 
que la antigua materia médica no ha verificado jamás. 

En los primeros dias de la esperimentacion, es cuando se 
manifiestan los principales rasgos que deben dominar lodo el 
conjunto é indicar -su lugar en la serie. Así, en Pedículus , los 
fenómenos de escitacion moral y física aparecen desde los pri- 
meros dias, y son seguidos de síntomas secundarios anorma- 
les , que se representan en los medicamentos siguientes , ten- 
diendo siempre á hacerse primarios, lis evidente que ningún 
síntoma puede descender de un lugar á otro de la escala me- 



CLASIFICACIÓN DE LAS PATOGENESIAS BRASILEÑAS. 5 

dicamenlosá, ocupando un término de cada fórmula, porque 
ellos no presentan gran alejamiento del estado normal para ve- 
nir á corresponder directanrcnle á los de Elaps corallina. Por 
consiguiente, nosotros hemos colocado á la cabeza de nuestra 
clasificación los medicamentos cuyos síntomas, alejándose del 
estado normal del organismo, se lian manifestado hacia el fin de 
la esperimentacion; y en último lugar aquellos cuyos síntomas 
mas anormales se precipitan en los primeros dias, disminuyendo 
gradualmente de intensidad , para ser reemplazados por sínto- 
mas normales, á medida que avanza el tiempo de la esperimen- 
tacion. Y esto no es mas que la confirmación de lo que nosotros 
hemos establecido. 

En efecto, á medfda que los síntomas anormales son cada 
vez mas primarios, aquellos que se presentan en el curso de la 
esperimentacion, tienden también gradualmente á aproximarse 
al estado normal, hasta que al fin se llega á encontrar una igual 
escilacion que en los primeros medicamentos de la serie. Asi 
es como el -Bufo sahyticnsis, después de haber producido pri- 
mitivamente una estreñía postración de las facultades intelec- 
tuales, escita por el contrario en los últimos di'as la alegría y la 
vivacidad del espíritu ; estado , que es preciso no confundir con 
una simple reacción ó efecto curativo, porque los actos vúales 
se separen aun del estado normal.' La concentración de los sín- 
tomas de algunos medicamentos sobre los mismos aparatos or- 
gánicos, nos ha hecho establecer muchas divisiones en esta 
serie, no teniendo en cuenta mas que las relaciones de los me- 
dicamentos entre sí. Estas divisiones son las mismas que seña- 
laremos en el orden de los aparatos, cuando espougamos la 
teoría de las dosis, habiéndoles conservado los mismos nom- 
bres, á escepcion del primergrupo, que nos ha parecido que 
se especializa por síntomas del tejido cutáneo. 
lié aquí el orden de estos grupos : 

\ .° Apáralo nervioso cutáneo. 

2.° Aparato locomotor. 

3.° A paralo circulatorio. 

h .° Apáralo secretorio. 



DOC í RIÑA BOMI 
•i. Apáralo digestivo. 
6.° Aparato gioüto-urinahio. 

7.° Aparato sensitivo. 

Estas divisioQes nos parecen naturales, y que se efectúan, 
puede decirse, por sí mismas. Es probable que con el tiempo, 
\ a medida que nuevos medicamentos se vayan introduciendo, 
cada dia se separarán menos entre si. En el estado actual , cada 
una de estas divisiones recorre limites muy distantes el uno del 
otro. Por ejemplo, para el primer grupo, se parle de un simple 
prurito en Pediculus , para llegar en (¡nano á una insensibili- 
dad completa de la piel. Este síntoma, que á primera vista pa- 
rece que debia colocar este medicamento mucho mas bajo en la 
escala, muestra que en un mismo grupo'el órgano típico afec- 
tado, se aparta del orden de las funciones normales cuanto es 
posible , y aun en apariencia mucho mas que el primer medi- 
camento del grupo siguiente. Pero elevándonos á consideracio- 
nes mas generales, se ve que los medicamentos de este grupo 
se refieren á órganos mas importantes y mas profundamente 
alterados, y por consiguiente se encuentran bien colocados en 
el grupo. Esto nos conduce á considerar todas estas divisiones 
como paralelas entre sí, miradas individualmente, pero ligán- 
dose Jas unas á las otras lincalmente , cuando se las aplica la 
|ey general que al principiar hemos espuesto. 

lié aquí la clasificación melódica de los medicamcalos con- 
tenidos en este libro, según los principios establecidos. 

PRIMER GRUPO. 

APARATO NERVIÓSO-CUTa'.NEO. 

Los caracteres generales de este primer grupo , son las di- 
versas erupciones cutáneas, acompañadas de hinchazones, que 
muy secundarias al principio, van haciéndose cada vez mas 
primitivas; gran debilidad de la vista y cefalalgias violentas. 
En algunas especies, se encuentra la insensibilidad de la piel. 
Estos sintonías, tan semejantes á los de la lepra, hacen de este 



CLASIFICACIÓN DE LAS PATOGENESIAS BRASILEÑAS. 7 

grupo uno de los mas importantes de nuestra serie por su apli- 
cación al tratamiento de esta enfermedad, tan común en el 
Brasil. 

PEDICULUS. 

La inteligencia y las fuerzas físicas están exaltadas durante 
los doce primeros dias. A partir de este tiempo, vése dismi- 
nuir poco á poco la excitación , viniendo á ser reemplazada por 
una especie de atonía intelectual. El sistema nervioso concuerda 
con esta exaltación, produciendo estremecimientos é insomnios. 
J . V. Martins , en un trabajo sobre el veneno de las serpientes, 
ha llamado la atención sobre el completo desacuerdo que existe 
entre los sueños y el estado moral del dia; siempre están aque- 
llos en oposición á este. También nosotros hemos podido ve- 
rificar la miasma observación en otros muchos medicamentos 
brasileños, y sobre todo en Pedículus la hemos hallado muy 
notable. Hemos visto que los síntomas morales del dia, se ca- 
racterizaban por una eslraordinaria actividad, casi febril, con 
aumeuto de fuerzas físicas. Los sueños , por el contrario , re- 
presentaban imágenes de sufrimientos pasivos , ú objetos fuera 
de la naturaleza. Asi, el sueño de hospital del tercer esperi- 
nientador , de prisiones en que debe morir de hambre y de sed, 
de piojos enormes, de hombres que habitan en el agua , están 
en oposición absoluta con el estado moral. Es digno de notar, 
que el. sueño de hombres habitando en el agua, se ha repetido 
en el mismo dia en dos esperimentadores. 

La acción física desarrolla un violento prurito , acompañado 
dfr granos inflamados. Las cefalalgias, los males de garganta y 
una gran debilidad de la vista, son los principales caracteres 
de este medicamento. Las hinchazones, que han aparecido al 
íin de la esperimentacion , son muy notables por la importancia 
que van á adquirir en los dos medicamentos siguientes , á los 
cuales parece este preludiar. 



8 DOCTRINA HOMEOPÁTICA. 

ELE1S GUINEENSIS. 

La alegría y un sentimiento de bienestar general, son loa 
primeros síntomas producidos por este medicamento. Estos sín- 
tomas presentan demasiada analogía con los de Palículus, para 
que dudáramos colocar estos dos medicamentos el uno des- 
pués del otro. El abatimiento de los últimos dias del medica- 
mento precedente, es reemplazado aqui con una tristeza, que 
persiste hasta el fin de la esperimentacion. 

La acción física, consiste en cefalalgias , erupciones é in- 
sensibilidad de la piel. La hinchazón aparece al principio , los 
males de garganta se continúan, y la visión está alterada, como 
en Pediculux. 

MIMOSA 1IUM1LIS. 

No tenemos aqui mas síntomas morales que los del suefio, 
en relación con los de Palículus, por el insomnio de la noche. 
En cuanto al sueño, que aparece por la tarde, no es masque un 
paso hacia la soñolencia continua , que vamos ú encontrar mas 
tarde. 

Las cefalalgias persisten, pero son primarias y duran menos 
tiempo, aunque acompañadas de vértigos. Los síntomas de la piel 
consisten aun en prurito y erupciones. La hinchazón aparece 
el cuarto día. La vista está débil desde los primeros momentos, 
siendo notable este síntoma por su insistencia en acompañar á 
las erupciones y á la hinchazón. 

• 

CERVUS BRASILICUS. 

La fotofobia, se manifiesta desde el segundo dia; la ccla- 
lalgia con vértigos, desde el primero al tercero. La piel presen- 
ta una fuerte rubicundez, que termina en descamación , con 
prurito. 



CLASIFICACIÓN DE LAS PATOGENESIAS BRASILEÑAS. 9 

GUANO AUSTRALIS. 

Las hinchazones son primarias y de mas corla duración que 
los síntomas de la piel. Esta disposición, nos indica una muy 
notable inversión del síntoma , porque mientras que en el pri- 
mer medicamento de este grupo, la hinchazón estaba subordi- 
nada á los síntomas cutáneos y de insensibilidad , aqui son las 
hinchazones las que marchan paralelamente con ellos, y des- 
aparecen antes. También se observan las náuseas con inflama- 
ción de la boca. 

Eleis,Mimosay Cervus, han sido empíricamente empleados 
para combatir las erisipelas y la elefantiasis de los árabes. 

HIPPOMANE MANCINELLA. 

La alegría del primer dia, es bien pronto seguida de abati- 
miento y tristeza, acompañada de un sueño profundo; el pecho 
está oprimido, rígido el cuello, las erupciones se circunscri- 
ben mas, un herpe aparece el dia once, y durante toda la 
experimentación persiste una diarrea violenta. 

Este medica mentó tiene numerosas relaciones con el pri- 
mero del grupo siguiente, La pesadez sobre los ojos, el sudor 
en la palma de las manos, coincidiendo con sequedad del resto 
del cuerpo, el gusto á sangre y la sequedad de la garganta, el 
hambre, que se presenta el onceno dia á consecuencia de náu- 
seas primitivas, son síntomas muy semejantes á los que desar- 
rolla el/Zura brasiliensis. Nosotros habíamos ya observado estas 
relaciones, antes de tener conocimiento del árbol que produce 
el jugo, llamado asacú por 'los indios. La semejanza botánica 
del Jlippomane mancinella con el Hura, ha sido para nosotros 
una nueva confirmación de lo que \a habíamos observado , so- 
bre ldS síntomas aislados de estas dos especies. 



I>OCT,;¡>\ HOMEOPÁTICA. 

(¡RLPO SEGUNDO. 

APARATO LOCOMOTOR. 

Difícil de separar del prccccculc, este grupo presenta una 
gran predominancia de síntomas de los aparates locomotores, á 
los que vienen á agregarse algunos del aparato gástrico. En lo 
moral , se observa la tristeza , la perturbación de los órganos de 
los sentidos , la contiuuacion de la soñolencia por el dia , mien- 
tras que la noche es generalmente muy agitada. 

HURA BRAS1L1ENS1S. 

Tristeza genoral con disposición á llorar, soñolencia por el 
dia, escalofríos nerviosos, gran debilidad de la vista, y en 
el primer esperímentador exaltación del olfato , son los síntomas 
sensitivos mas marcados de la espcrimcnlacion. Los demás 
consisten en cefalalgias continuas, particularmente frontales; 
el pecho está oprimido é inflamados los ojos, como en el medi- 
camento que viene después ; las náuseas y la inapetencia, se 
manifiestan durante la primer parte de la esperimentacion , y 
hacia el dia veinte y uno son reemplazadas por un hambre 
violenta y muy dolorosa. Sobre muchos puntos de la piel, apa- 
recen granos vesiculosos, con prurito. Los síntomas del aparato 
locomotor, se desarrollan estremadamente , y los de la región 
lumbar, que ha sido con preferencia atacada , duran casi todo 
el tiempo de la esperimentacion. 

LEPIDIUM BONARIENSE. 

No solamente es aqui la tristeza como en el llura, sino aun 
mayor , acompañada de grande indiferencia y casi imbecilidad 
desde los primeros dias. La soñolencia de dia y el insomnio por 
la noche, se generalizan durante toda la esperimentacion. La 
vista está alterada, como «n el medicamento precedente; la au- 



CLASIFICACIÓN DE LAS PATOGENESIAS BRASILEÑAS. 1 I 

dicion eslá muy entorpecida; las cefalalgias vertiginosas conti- 
núan ; numerosos dolores calambroides , contusivós y lancinan- 
tes , ocupan sucesivamente el aparato locomotor. Los ojos están 
inflamados. Violentas palpitaciones de corazón , se hacen sentir 
todo el tiempo que dura la acción del medicamento. Náuseas 
frecuentes y una gran repugnancia á los alimentos, tienen lugar 
en la cronología de Lepidium, sietido los últimos síntomas que 
se presentan. Haremos observar la importante inversión que 
presentan estas náuseas, limitadas en el Hura á los primeros 
dias de la esperimentacion y seguidas de hambre, para hacerse 
continuas y terminales en Lepidium; 

PANACEA. 

Las ideas tristes se especializan cada vez mas; el esperi- 
mentador desea la soledad, y aun de sí mismo está desconten- 
to, etc. Estos síntomas nos indican un paso rápido hacia aque- 
llos mas profundos y anormales de los grupos que van á seguir. 
La soñolencia y especialmente la pesadez sobre los ojos, tan 
marcadas en el Hura, volvemos á encontrarlas aquí. Para ma- 
yor semejanza, reaparecen las cefalalgias vertiginosas, los dolo- 
res adnominales, que habiéndose manifestado en el llura hacia 
el fin de la esperimentacion , se presentan aquí desde los pri- 
meros dias. El sistema locomotor se encuentra afectado por di- 
versos dolores, que ocupan todo el cuerpo. 

GRUPO TERCERO. 

APARATO CIRCULATORIO. 

Los dos medicamentos q.ue componen este grupo, presentan 
síntomas febriles mucho mas marcados que en las precedentes 
divisiones. Kl pulso se halla agitado con calor y sudores, el 
humor es iracundo, y la soñolencia aparece por la tarde; las 
cámaras duras v difíciles. 



1*- WH.TMNA HOMEOPÁTICA. 

SQLANUM OEGROTANS. 

Grande irritabilidad durante toda la cspcrimcnlacion ¡ so- 
ñolencia por la larde y sueños fantásticos por la noche, notables 
por su semejanza en lodos los experimentadores. Las violentas 
cefalalgias, que lian persistido los treinta y Ircs primeros dios, 
la dificultad de las cámaras y la emisión frecuente de flaluosi- 
dades, las palpitaciones del corazón, los calores y sudores 
nocturnos, con aceleración del pulso y sequedad de la garganta. 
son los principales síntomas que formulan esle medicamento. 

PLUMBAGO LITORAL1S. 

Durante los primeros días, taciturnidad y abatimiento moral, 
con aumento de la soñolencia por el dia. El calor y la acelera- 
ción del pulso, que el medicamento precedente dá desde el dia 
trece al treinta y siete, aquí se manifiesta desde el primero y 
con mayor intensidad. Algunas funciones se encuentran exalta- 
das, y el olfato es muy vivo el segundo dia. Violentos deseos 
venéreos aparecen desde el primero al tercera. Como en Sola- 
nvffl crgrolans, obsérvansc también aqui violentas cefalalgias, 
con vértigos ; las palpitaciones del corazón, producidas por aquel 
medicamento, se hallan representadas también en esle. Las 
piernas están débiles, y diferentes dolores recorren todo el 
tronco. 

GRUPO CUARTO. 

apaiiXto secretorio. 

Este grupo, que no está representado mas que por una es- 
pecie, el Solanum oleraceum, se reanuda á los precedentes 
como provocando el complemento de una función , cual es la 
secreción de la leche. 



CLASIFICACIÓN DE LAS PATOGENESIAS BHASILEÑAS. \ 3 

SOLANUM OLERACEUM. 

Tristeza é irritabilidad , soñolencia por el dia , insomnio por 
la noche. El segundo dia, hinchazón de las glándulas del cuello 
y mamarias , que secretan leche en abundancia ; inflamación de 
la garganta. El Solanum oleraecum, es el medicamento que nos 
ha dado mejores resultados hasta ahora en la fiebre ladea y en 
el'destele. Los brasileños lo emplean, hace siglos, contra la 
lepra tuberculosa; pero á la homeopatía estaba reservado en- 
contrarle una aplicación Inas general y mas cierta. 

GRUPO- QUINTO. 

APARATO DIG ESTIVO. 

incluiremos en esta división algunos medicamentos, que 
darán lugar sin duda mas tarde á establecer un sub-grupo, ne- 
cesario por la gran variedad de síntomas y número de especies 
de que se compondrá. Los síntomas de las regiones epigástrica 
y abdominal, dominan á los demás, produciendo vivos do- 
lores en los costados é hipocondrios, que descienden luego á 
las regiones umbilical é inguinal, provocando hernias en estos 

sitios. 

Durante toda la esperimentacion se hallan preocupados por 
ideas tristes los esperimentadores. 

PAULLINIA PINNATA. 

La tristeza y un fastidio profundo, son los. únicos síntomas 
morales que presenta este medicamento; los sueños son tristes 
y desagradables. Al paso que avanzamos en esta serie , vemos 
desaparecer los fenómenos de alegría y escitacion moral, que se 
han manifestado en los primeros medicamentos. La soñolencia 
por el dia acompaña á la tristeza del esperimentador. 

Los hipocondrios son el asiento de vivos dolores lancinan- 



1 i DOCTIU.NA HOMEOPÁTICA. 

tes, y á ellos acompañan simultáneamente náuseas y un frío 
general. Debilidad de las piernas y dolores variados, se hacen 
sentir en todo el aparato locomotor ; el pecho esta oprimido 
todo el tiempo que dura la acción del medicamento. Observare- 
mos también de paso, que á la inapetencia y á las nauseas pri- 
marias, ha sucedido hacia los últimos dias el apetito. 

BLATTA AMERICANA. 

Este medicamento ofrece también pocos síntomas morales, 
pero dá,como el anterior, abatimiento general, condebilidad de 
los brazos y piernas ; frió y escalofríos el primer (lia, con hin- 
chazón de la región epigástrica y coloración amarilla de la piel. 
Los escasos síntomas que poseemos de este medicamento, no nos 
permiten estenderuos mas sobre sus propiedades. 

DELPHINUS AMAZÜMCLS. 

Los tejidos abdominales se contraen, impidiendo la salida de 
una hernia inguinal. Varios dolores recorren el tronco y las 
piernas. Violentas erecciones. 

AMPH1SBOENA VERMICCLARIS. 

Tristeza, como en Paullinia, con eslrañas ilusiones, como si 
los pies estuviesen en la cabeza; el insomnio nocturno, no es 
completo; los sueños se veritican precisamente á media no- 
che. Por lo demás, los síntomas físicos son los mas anorma- 
les del grupo, á escepcion de los que representa Resina 
¡tú. Vértigos violentos, una hernia umbilical y gran debilidad 
de los miembros, con hinchazón de la cara y de los brazos, son 
los síntomas culminantes, que resallan á primera vista. 

RESINA 1TÜ. 

No hay mas síntomas morales n¡ nerviosos, que algunas ilu- 



CLASIFICACIÓN DE LAS PATOGENESIAS BRASILEÑAS. lo 

sioncs de la vista y espantosas detonaciones en los oidos, que 
conmueven violentamente todo el organismo. Continúan los 
dolores abdominales, como también la debilidad de las piernas, 
que hemos observado en los medicamentos precedentes. Del 
sesto al noveno dia, aparecen deposiciones involuntarias, lo 
que constituye una transición al medicamento siguiente. La 
lengua está entorpecida -y la palabra no es muy clara. 

JANTP1IA MANIHOT. 

La soñolencia diurna se desarrolla completamente y va 
acompañada de un cscesivo abatimiento, que contrasta" con los 
sueños de incendios de los cuatro primeros dias. Las diar- 
reas violentas de los primeros tiempos, se enlazan, como* lo 
liemos hecho observar, con las cámaras diarreicas involuntarias 
de Resina itu. Vemos también una gran debilidad de las pier- 
nas, que se hinchan el segundo dia, debiendo observarse que es 
muy diferente de aquella que hemos visto en el grupo cutáneo. 
En aquel, siempre se presentaban erupciones , prurito y aun in- 
sensibilidad ; aqui, nada semejante se manifiesta; la hinchazón 
es simplemente concominanle con los síntomas vasculares. En 
el último período, se presenta un frió general. 

GRUPO SESTO. 

APARATO GENITO-URINARIO. 

• Este grupo conserva los síntomas de los precedentes, á los 
cuales vieuen á enlazarse síntomas genitales muy importantes. 
La piel se encuentra también profundamente atacada, produ- 
ciendo la caída de los cabellos, descamaciones primero, V 
mas tarde úlceras insensibles. Este grupo no ofrece mas que 
un número muy reducido de síntomas de la vida de relación, 
siendo los mas notables, abatimiento^eneral con soñolencia, al- 
gunas veces seguido de irritabilidad, con escalofríos nerviosos. 



16 DOCTRINA HOMEOPÁTICA. 

MELA§TOMA AkERMANl. 

Abatimiento con soñolencia y violentos escalofríos. Las 
orinas son abundantes, claras y espumosas, con picor en la ure- 
tra primero, rojas y cargadas de mucosidades sanguiuolenlas 
después. 

SEDIMIA PECTORALIS. 

Orinas ardientes, con dolor de escoriación; mas 'tarde, con- 
tienen copos mucosos en suspensión. Las encías y los dientes 
están doloridos; el epidermis de las eslremidades se descama 
y cüe paulatinamente. 

SPÍGGURUS MARTÍN!. 

La repugnancia para los trabajos intelectuales, comienza ya 
a caracterizarse bien en este medicamento. La soñolencia es 
continua y va acompañada de sueños alegres, en oposición con 
la irritabilidad y la pereza del dia. Los dientes y el" sistema pi- 
loso, se hallan atacados; los cabellos, caen ó encanecen; una 
gran descamación, se presenta en el cuero cabelludo y la barba; 
ruidos diversos, se producen en los órganos auditivos; sali- 
vación abundante y dolores en la uretra después de haber ori- 
nado, completan el cuadro de síntomas de este medicamento.' 

JACARANDA CAROBA. 

Al principio, escalofríos nerviosos; después, una relajación- 
completa de las fuerzas, durante la supuración del glande. El 
corazón , cuyos latidos son alguna vez insensibles, es el asiento 
de dolores continuos, que dificultan la respiración. Dolores 
tractivos ó de quebrantamiento, recorren todos los músculos, 
desde el segundo al cuarto dia. Después que han cesado la mayor 
parte de estos síntomas, aparece la supuración del glande y la 



CLASIFICACIÓN DE LAS PATOGENESIAS BRASILEÑAS. 17 

hinchazón del escroto , que hacen de este medicamento uno de 
los mas importantes especíGcos de las enfermedades sifilíticas. 

TRADESCANT1A DIURÉTICA. 

La respiración se encuentra impedida, el escroto inflamado, 
los testículos se esconden detrás del anillo inguinal. Estos sínto- 
mas, por desgracia poco numerosos, indican la importancia 
que adquirirá este medicamento, cuando sea mejor conocido. 

MURüRE LEITE. 

La exaltación de las ideas sucede á la irritabilidad de Spi- 
(jurus. Aqui encontramos aun la soñolencia continua. La sa- 
livación, siempre abundante , la ulceración de gruesos forúncu- 
los, la putridez de las orinas, un flujo blenorreico y erupciones 
pustulosas de la piel, hacen de Muñiré hite un medicamento 
destinado á tener grande importancia. 



GRUPO SÉTIMO. 

APABATO SENSITIVO. 

Los síntomas morales de este grupo no se limitan á tristeza 
ó irritabilidad; siempre se observa un desacuerdo profundo de 
las facultades intelectuales y morales, que domina en todas 
las especies de esta división. Asi, pues, en el primero se ma- 
nifiesta una repugnancia invencible para los trabajos intelectua- 
les, cuando en los últimos se ve una, actividad, que toca casi en 
la locura , formando el mas visible contraste con todos los de- 
mas medicamentos de la serie. El aparato sensitivo se encuen- 
tra siempre afectado; la vista, y sobretodo el oido, profunda- 
mente alterados, y alguna vez abolidas sus funciones; todos lo s 
demás órganos fuertemente atacados, y siempre al principio de 
la esperimentacioD, agrupándose como en tropel todos los sin- 



< s DOCTMN'A HOMEOPÁTICA. 

tomas. Por lo demás , nos referimos á lo que habremos de decir 
en la especializacion de cada medicamento. 

CANNABIS INDICA. 

Después de haber visto á todos los medicamentos de esta 
serie, producir una marcada propensión al sueño, mas ó menos 
invencible, llegamos a una sustancia, que dá este síntoma casi 
eselusivamente. Los sueños, completamente inversos de este es- 
tado comatoso, no representan mas que objetos ó acciones agra- 
dables. Durante la vigilia, los ojos están uraños y continuamen- 
te parpadeando; hay muchos escalofrios, con cefalalgias y vér- 
tigos violentos. 

PETIVERIATETRANDRA. 

La Petiveria, durante el primerdia, predispone á la alegría, 
pero bien pronto una profunda tristeza y la pérdida de la me- 
moria, suceden á este primer síntoma ; la soñolencia , un gran 
abatimiento, la sordera y la fotofobia, ocupan, sobre lodo, los 
primeros dias déla esperimentacion; la abundancia y traspa- 
rencia de las orinas, indican la predominancia del elemento ner- 
vioso, cuya excitación se maniliesta.por dolores de todos géne- 
ros en el aparato locomotor; la piel secreta un sudor abundan- 
te y presenta manchas rojas y amarillas, con descamación. 

CONVOLVULUS DUARTINUS. 

El abatimiento, como ya hemos indicado, llega ásu grado 
sumo en los últimos medicamentos. A este síntoma, que es 
muv manifiesto en Convolvulus, se vienen á unir sueños de 
pendencias, é iluminaciones, confirmando plenamente la obser- 
vación de J. V. Martins. Las manchas de la piel continúan, así 
como los sudores; dolores paralíticos se apoderan de los miem- 
bros, mientras que vértigos violentos, y dolores, en el vértice de 
la cabeza y occipucio, aumentan el desorden del organismo. 



CLASIFICACIÓN DE LAS PATOGENESIAS BRASILEÑAS. <9 

BUFO SAHYTIENSIS. 

Repugnancia al trabajo, pérdida de la memoria; en una pa- 
labra, síntomas muy semejantes á los de Convolvulus; pero 
además, hacia el fin de la esperimentacion , una alegría' y una 
vivacidad de espíritu, que indican la vuelta al estado normal, 
cuyo orden de síntomas se encuentra en completa oposición con 
el de Pedículus; confirmación nueva de la ley cronológica, que 
ha presidido á nuestra clasificación. 

ARISTOLOQUIA CYMBIFERA. 

Los síntomas que poseemos de Aristoloquia se parecen 
tanto á los de Crotalus cascavella , que creemos deber indicar 
esta planta como uno de los mas seguros antídotos contra la 
mordedura de las serpientes. Por lo demás, muchas especies de 
la misma familia se han empleado y emplean en ambas Araéri- 
cas contra dichas mordeduras. De la esperimentacion pura, se 
producen insomnios , gran sed é hinchazón de las piernas, con 
color violáceo y estravasacion de sangre. 

CROTALUS CASCAVELLA. 

Al abatimieulo y debilidad intelectual , suceden visiones 
estraordinarias y casi la locura. Las ilusiones del oido, la sor- 
dera, las congestiones sanguíneas, las sofocaciones , los calam- 
bres y dolores de los miembros, las pústulas y la descamación 
de la piel , el frió con aceleración del pulso, el desorden de las 
reglas , etc. ; todos estos síntomas, hacen del veneno de esta 
serpiente una de las sustancias, que mas rápidamenj 
el organismo. 



ELAPS CORALLINA 

Continúan las ilusiones, el humor es irritable ; 




20 DOCTRINA nOMEOPXTICA. 

de balancearse como ud péndulo, manifiesta suficientemente que 
las facultades intelectuales no están en su centro; en lin, para 
cerrar esta lista , por desgracia demasiado corta, llegamos en 
£laps hasta la abolición de las ideas , á un completo anona- 
damiento. Además de estos síntomas, citaremos también la sor- 
dera prolongada , los singulares fenómenos de la duglucion, 
entre otros, la sensación de descender al estómago en espiral el 
bolo alimenticio , las cámaras de bilis verde , los dolores de los 
órganos respiratorios, que en ningún otro medicamento se han 
presentado tan vivos, en lin los calambres, las congestiones en 
los miembros, que se parecen mucho á las que hemos hallado en 
Crotalus. Esta violenta perturbación de las sensaciones y las 
funciones, constituye el estremo opuesto de este medicamento 
con Pedículus, el primero en la escala, donde solamente vimos 
una simple escitacion del espíritu y del organismo. 



PATOGENESIA BRASILEÑA. 



PEDÍCULUS CAPITIS. 



PED. 



Antes de someter esta especie á la espcrimentacion pura , habíamos 
ya previsto que sus resultados serian interesantes. Creíamos que la na- 
turaleza, multiplicando este insecto sobre la cabeza de los niños, indicaba 
anticipadamente un específico de la psora hereditaria , así como sabemos 
que el Psorinum desarrolla la pytiarisis en el hombre sano. Esta maravi- 
llosa coincidencia, esta doble demostración, no podia ser falaz. Y en efec- 
to , hemos hallado en Pediculus un agente de los mas útiles en las enfer- 
medades de la infancia , y uno de los estreñios de la serie sintomatológica 
que hemos iniciado , sin el cual hubiéramos tenido mucho mas trabajo en 
formular. 

Bajo este doble aspecto creemos haber hecho un servicio ala práctica 
y á la teoría de nuestro arte. Aquellos que se entregan á concienzudas y 
profundas reflexiones, pueden únicamente comprender el sentimiento de 
íntima satisfacción que acompaña á semejante convencimiento. Para me 
jor inaugurar la publicación de nuestras patogenesias , no podiamos dejar 
de poner á su cabeza aquella especie, que mejor corresponde al doble ca- 
rácter, que deseamos imprimir á nuestro trabajo. 

El Pediculus capitis, es demasiado generalmente conocido , para que 
nos detengamos, haciendo de él una minuciosa descripción. Los indivi- 
duos que hemos empleado, fueron tomados de la cabeza da un niño de 
cinco años , sano y robusto. 



2 * PATOGENESIA BRASILERA. 



PRIMERA ESPERIMENTACION. 

Esperimenlador : Cn. Dieddonne Jolli. 

Veinticuatro años , temperamento nervioso sanguíneo. 

1 . Día primero. — Estremecimiento de todo el cuerpo, ocho ó 
diez veces seguidas, después de media hora. 
Se despierta con frecuencia. 

Por la noche, comezón en diversas partes del cuerpo. 
Dia segundo.— Estremecimiento de la mitad izquierda del 
cuero cahelludo, como si fueran á erizarse los cabellos, á 
las nueve de la mañana. 
5. Cefalalgia y opresión en la protuberancia nasal, alas diez 
de la mañana. 
Picazón en la concavidad de la oreja izquierda , estando 

acostado. 
Erección prolongada, sin deseo venéreo. 
Dia tercero.— Gran erección, sin deseo venéreo. 
Picazón en la primera falange del índice de la mano derecha. 
ÍO. Prurito en la nuca y éntrelos hombros, á las cinco de la 
tarde. 
Zumbido en los oídos, á las ocho de la noche. 
Picazón en el cuero cabelludo, á las nueve. 
Gran picazón en el arcosupraorbitario izquierdo, estendién- 
dose hasta la cara. 
Dia cuarto.— Deseo y facilidad del estudio. 
15. Aumento de fuerzas físicas. 
Picazón en el antebrazo derecho, estando acostado. 
Dia quinto. — Picazón en la parte frontal del cuero cabe- 
lludo. 
Cansancio de las rodillas, principalmente de la izquierda, 
que se dobla estando de pié , á las siete de la tarde . 
20. Granos en la cara , en la frente * en las sienes y en la bar- 
ba, miliares , .rojos en su base, vesiculares y caracteri- 



PEDÍCDLUS. 23 

zados por un punto negro en su centro ; estos granos, han 
aparecido en el curso del día. 
Ojos ojerosos. 
Color subido de la cara. 
Cámaras muy blandas , por la noche. 
Dia seslo.— Calor y rubicundez de la cara, inmediatamente 
después de medio dia. 
25. Pulsación , durante algunos segundos, encima de la rótula 
izquierda; esta pulsación habia ya aparecido la víspera por 
la noche , y está circunscrita de 8 á 10 centímetros de diá- 
metro. 
Granos miliares , rojos en su circunferencia é hinchados en su 

centro; ocupan la parle posterior del cuello y la nuca. 
Estos granos no pican , pero el roce de Ja corbata hace que 

seesperimente una sensación de desolladura. 
Dolor sordo en la cabeza, por la. mañana al levantarse. 
30. Prurito y comezón en el ala izquierda de la nariz. 
Grano blanco con punto negro en su centro, en la comisura 

izquierda de la boca. 
Pequeños granos en la frente. 
Violenta comezón en la sien izquierda. 
Picazón en toda la barba. 
35. Inflamación de las fosas nasales. 
Picor en la concavidad de la oreja izquierda. 
Prurito en las muñecas. 

Picor en la nuca, la sien izquierda y la espalda. 
Gran picor en la nuca, durante casi toda la noche. 
40. Sueña que debe morir de hambre en un calabozo , del que 
se escapa arrastrando. 
Bia octavo.— El mal de garganta aumenta progresivamente 

hasta la noche y continúa durante toda ella. 
Sensación de arañadura en la garganta , á las ocho de la ma- 
ñana. 
Sueño agitado. 

Sueños confusos de persecuciones. 
45. Dia noveno.— El arañamiento de la garganta continúa, pero 



Z* 



PATOGENESIA nnA5lLKr\A. 

menos fuerte que la víspera, á las siete de la mañana. 

Pequeñas punzadas en el dorso de la mano izquierda , á 
las dos. 

Arañamiento en la garganta ; la voz está un poco enron- 
quecida. 

Sed con ronquera , menos aspereza en la garganta, por la 
tarde. 

Cámara dura y muy pequeña. 
50. Dia décimo.— Sueños de conspiraciones, de motines, des- 
pués eróticos; una polución. . 

Se despierta muy temprano por muchos dias. 

Cámara dura y pequeña. 

Desde el principio de la esperimentacion , las orinas son 
amarillas y muy claras. 

Via once— Picor en la parte frontal del enero cabelludo, á 
las nueve de la noche. 
;i3. Cámara dura y pequeña. 

Orinas amarillas y muy claras. 

Dia doce. — Actividad febril para escribir, por la noche. 

Sueño de íntima amistad, después erótico. 

Día trece— Coloración roja , y picor en la cadera derecha, 
durante media hora. 
G0. Cansancio de la rodilla y de la parle superior de la pierna 
izquierda, desde las cuatro hasta la noche. 

Via catorce. — Prolongada erección. 

Polución nocturna, sin sueño erótico. 

Via quince.— Silbido en los oidos, después de haber silbado. 

Crujido en el oido derecho, comiendo, á las dos de la tarde. 
65. Via diez y seis.— Emisión muy frecuente y abundante de 
orina , hasta cuatro veces en una hora. 

Las orinas son claras , amarillas y muy olorosas. 

Hinchazón de la mejilla izquierda, durante dia y medio. 

El fin de la esperimentacion se caracteriza por un abatimien- 
to y una especie de debilidad moral , que , aunque poco 
decidida, no por eso difiere menos de la escitacion primi- 
tiva. 



PEDÍCULOS. 25 

SEGUNDA ESPERIMENTACION. 

Esperimenlador: Mr. Rouffinel. 

Cuarenta y cinco años , temperamento nervioso-sanguineo. 

Dia f rimero.— Violenta cefalalgia frontal, de las cinco á las 
siete de la tarde. 
70. Entorpecimiento. 

Picor en el cuero cabelludo, después de media hora. 

Granos blancos en la frente. 

Prurito en la muñeca izquierda. 

Diarrea por la noche, que se continúa la mañana siguiente. 
75. Escalofríos, gran calor y sequedad de las estremidades. 

Sueño espantoso : le ha disecado uno de sus amigos. 

Diasegundo. — Alegría, á las tres de la tarde. Erupción miliar 
en las pantorrillas, con picor, que aumenta por la noche. 

Prolongada erección , sin deseo venéreo. 
80. Dia tercero. — Reaparición de un dolor reumático en el 
brazo derecho. 

Erupción miliar en la parte interna de los muslos , causan- 
do violenta comezón. 

Aturdimiento de cabeza. 

Reaparición de antiguos granos en la nuca. 

Picor en la punta de la nariz, semejante al de las lombrices. 
85. Orinas rojas. 

Picor en la cara y cuero cabelludo. 

Calor en la piel. 

Prurito en las muñecas. 

Desaparecen los granos y se reemplazan por otros. 
99. Cefalalgia , desde las cinco á las siete de la tarde. 

Dia cuarto.— Granos en la nuca , que aunque muy gruesos , 
no pican tanto como los pequeños , que aun persisten; 
(por la mañana). 



26 PATOGENESIA BRASILEÑA. 

Erupción miliar en la parte interna de los brazos y los ante- 
brazos. 

Los picores se generalizan , aplacándose por momentos para 
reaparecer mas vivos. 

Cefalalgia menos violenta que los dias precedentes. 
.95. Dia quinto.— Desaparición de los granos de la nuca. 

Picor general , muy vivo en las muñecas. 

Mal de cabeza, apareciendo á cortos intervalos y calmán- 
dose instantáneamente. 

Dias sesto , sétimo y octavo. — Los picores continúan cada 
vez con mas violencia, los de las pantorrillas aumentan 
•por la noche. 

La cefalalgia disminuye de intensidad, pero no cesa com- 
pletamente. 
100. Dia rjoreno. — Cefalalgia intolerable, desde las tres a las 
siete de la tarde. 

Los picores calman un poco. 

Dia décimo.— Sensación de quemadura y picotazo muy 
agudo en los dos lados de la lengua, que está roja y pro- 
. fundamente agrietada. 

Prurito muy vivo en el empeine del pié derecho; dura poco. 

Dia once.— Picor en el empeine y las plantas de los pies. 
<05. Lengua muy dolorida, roja y agrietada. 
Dia doce.— Aparece bajo la planta del pié un ganglio 
del grueso de una almendra , duro , hinchado y estrema- 
.damente doloroso al andar. 

Sudor frió en los pies, seguido de un frió escesivo, a las 
diez de la noche. 

Dias delírece al treinta.— Persistencia del ganglio del pié. 

Las cefalalgias se hacen mas raras y menos violentas. 
H0. Mal de garganta con constricción de la faringe, que impide 
la deglución. 

Se traga continuamente su saliva. 

Tos seca y convulsiva. 

Sequedad de la garganta. 

Los picores continúan, pero son menos vivos. 



PEDÍCULÜS. 27 

i 15. Algunos granos aparecen todavía, de tiempo en tiempo, en 
los muslos y espalda. 
Sudor en .los pies, seguido de gran frió. 

TERCERA ESPERIMENTACION. 

Esperimentador : Mr. Bernárd. 

Diez y seis años , temperamento sanguíneo-!! nf ático. 

Dia primero. — Viva picadura en el brazo, como por un alfi- 
ler, después de dos horas. 

Dia segundo. — Entorpecimiento de las ideas, por la mañana 
al levantarse; latidos en la sien derecha. 

Dificultad de la respiración, durante un cuarto de hora. 
4 20. Pequeños cólicos. 

Punzada en la frente. 

Cólicos y diarrea, después de comer. 

Dia tercero:— Ardor alrededor de los ojos. 

Dolor hormigueante en la mejilla derecha. 
425. Hormigueo en las estremidades de los dedos medio é in- 
dicador. 

Sensación de arenas en los ojos. 

Picor general , marchando, ó estando sentado. 

Comezón general , y particularmente en la parte anterior del 
muslo y el brazo izquierdo, desde las ocho hasta las once 
de la noche. 

Dia cuarto.— Punzada y vivo picor en la primer falange del 
dedo medio. 
1 30. Dolor quemante de desolladura en el antebrazo izquierdo, 
que se aumenta al tacto. (Este dolor le había aparecido seis 
meses antes). 

Entusiasmo para el trabajo. 

Picazón en el antebrazo , por la noche. 

Dia quinto. — Tos seca. 
• Calórenla cara. 



-8 PATOGENESIA BRASILEÑA. 

135. Día seslo.— Bostezos. 
Día sétimo. — Sueña que ha atravesado los patios de un gran 
número de casas, para llegar al Sena, donde ha visto (en 
verano) homhres jugar y patinar, llegándolesel agua hasta 
los muslos. (Hacia un año que no sonaba). 
Prontitud y vivacidad en los movimientos. 
Pesadez en el vértice de la cabeza. 
Punzadas en la frente, 
i 40. Labios secos, hinchados y muy rojos; coloración muy 
pronunciada de la cara. 
Dia octavo.— Pequeños granos rojos r con un punto negro en 

su centro , sobre el músculo esterno-raastoídeo derecho. 
Dia noveno.— Pesadez sobre la órbita del ojo izquierdo; 

escozor en el ángulo del ojo derecho. 
Manos frias y calor en la cara, á medio dia. 
Frió con escalofríos y retemblidos, á las cinco de la tarde. 
1 45. escalofrió, que recorre todo el cuerpo. 
Deseo de dormir. 

Punzadas en los dientes molares superiores derechos. 
Bostezos. 

Arañamiento en las amígdalas al tragar saliva, particular- 
mente en la derecha; dura todo el dia y se continúa al 
siguiente. 
\ 50. Los cabellos se caen. 
Dia décimo. — Prurito en la espalda. 
Prurito en la muñeca izquierda. 
Carácter dulce y complaciente. 
Dia once.— Calor en las orejas, á las cuatro de la tarde. 
1 55. Frió , escalofrió y temblor, á las cinco de la tarde, duran- 
te un cuarto de hora. 
Afluencia de palabras. (Este esperimentador tartageaba habi- 

tualmente.) 
Bostezos , desde las tres déla tarde hasta las ocho de la noche . 
Picazón general , sobre todo por la noche. 
Dia doce. — Punzadas en el parietal derecho, durante un cuar- 
to de hora. 



PEDÍCULUS. 29 

\ 60. Punzadas en la raiz de la nariz, durante cinco minutos. 

Contracción del cuero cabelludo. 

Punzadas muy violentas por encima de la rodilla izquierda, 
durante una media hora. • 

Dia trece.— Punzadas violentas encima de la rodilla derecha . 

Picor en la oreja derecha. 
165. Cefalalgia. 

Punzada en la sien izquierda: 

Picor en la concavidad de la oreja derecha. 

Picazón general. 

Calor en la cara. 
170. Dia catorce .—Picor en el dorso 8e las manos. 

Estremecimientos y sobresaltos, por la noche, estando sen- 
tado ó acostado, durante los últimos dias de la esperimeu- 
tacion. 

La picazón ha continuado por mucho tiempo. 

CUARTA ESPER1MENTACION. 

Esperiraenlador : Mme. A. L. J"* 

Veinte y siete años , temperamento sanguíneo. 

Dia primero. — Picor en la parte esterna de la muñeca iz- 
quierda , á las diez de la noche. 

Dia segundo.— Manchas rojas en los carrillos; manchas blan- 
cas en las manos, en el sitio de antiguos granos. 
175. Dia tercero.— Picor general, durante todo el dia. 

Dia cuarto.— Picor en el pliegue de la corva, como por 
ortigas. 

Dia sesto.— Sueña que está enfermo en un hospital muy su- 
cio y lleno de miseria; que le salia por la nariz agua con 
abundancia. 

Dia sétimo.— Picor en el cuero cabelludo, como si le cor- 
rieran piojos por toda la cabeza. 

Digestión difícil, con contracciones del estómago. 



30 PATOGENBSIA BRASILERA. 

180. Sueña que ve personas conocidas, marchando por el agua. 
Dia octavo.— Inapetencia. 
Gran aptitud para estudiar. 
Grande alegría por la noche. 
Sueña que ve una figura negra, inmensa, que vuela al ciclo 

oscureciendo el sol; despierta muy asustada. 
185. Dia noveno. — Sueño de piojos enormes. 
Dia trece. — Picor general. 
Cefalalgia. 
Dia catorce.— Punzadas agudas intermitentes en la cabeza, 

que se aumentan bajándola. 
Granos rojos en los hombros. 
190. Dia quince.— Picor en el dedo anular. 
Dolor de quebrantamiento, como si le hubieran dado de palos 

en los hombros y brazos, los cuales están muy sensibles 

al tacto. 
Dia diez y seis.— Picor en la parte inferiorderechadelacara. 
Dia diez y nueve. — Pequeños granos rojos y picazón en la 

pantorrilla derecha. 
Náuseas continuas por la noche. 
195. En la noche se despierta aturdida, con imposibilidad de 

abrir los ojos. 
Sensación, como si la levantaran de la tierra , teniéndola por 

los cabellos. 
Dia veinte. — Deslumbramiento al andar; el cerebelo parece 

comprimido, con pulsación y dolor muy vivo, al levantarse 

por la mañana. 
Disgusto á los alimentos. 
Dia veintitrés.— Por la larde, dolor en la matriz, cambiando 

de sitio , con imposibilidad de apoyarse sobre este órgano. 
200. Sensación de un punto dolorido en la matriz. 
Punzadas estremadamentc dolorosas; gran calor y escozor 

en la matriz. 
Sentimiento de estupidez. 
Cara roja escarlata. 
Prurito general. 



PEDJCULUS. 31 

QUINTA ESPEUIMENTACIOPÍ. 

Esperimentador: Mllé. D. R. 

Diex y ocho años , temperamento nervioso-linfático. 

205. Dia primero.— Calor en la cabeza. 
Sudor en la cara. 

Cefalalgia froútal , hasta el punto de no poder volver la cabe- 
za en todo el dia. 
Dia segundo.— Picor , rubicundez é hinchazón de las venas 
del dorso de la mano derecha , á las nueve de la ma- 
ñana. 
Violento mal de cabeza, con aturdimiento y náuseas, á las 
once de la mañana. 
21 0. Sofocación en el pecho, de las cuatro á las seis de la tarde. 
Calor en la cabeza y las manos, á las ocho de la noche. 
Sofocación continua. 
Escalofríos, estremecimientos. 
Fiebre. 
215. Noche muy agitada. 
Ha dormido muy poco. 

Dia tercero.— Violento mal de cabeza, que se aumenta incli- 
nándola, á las siete de la mañana. 
Rubicundez de la cara. 

Al sacar los pies del agua caliente , se cubren de pequeños 
granos rojos sin picor , á las nueve de la mañana. 
220. Cefalalgia frontal, á las once de la mañana. 
Cercos morados en los ojos. 
Labios negros y agrietados. 

Picor en la cara, y aparición de pequeños granos rojos sin pi- 
cor, á las seis de la tardé. 
Cólicos de estómago , y punzadas en la región umbilical. 
225. Dia cuarto.— Granos en la espalda, blancos en su centro 
y muy escocientes. 



32 PATOGENESIA BRASILIA \ 

,Los cabellos que se caian antes de la esperimentacioa dejan 
de caerse). 

Indiferencia completa sobre el presente y el porvenir. 

Gran actividad para el trabajo, aumento de fuerzas físicas. 

Dolores Irecuentes en la región lumbar , estando de pié. 
230. Cefalalgia frontal, al andar y después de la comida, a las 
' ocho de la noche. 

Temblor en las manos , hasta el punto de no poder coser , a 
las nueve de la noche. 

Pequeños granos, rojos, inflamados , semejantes á la carne 
de gallina, que cubren el hombro y brazo izquierdo. 

Granos blancos muy hinchados, encima del pecho izquierdo. 

Muchos granos pequeños, negros en su centro, sobre la ro- 
dilla izquierda. 
235. Rubicundez de la cara , las manos y los pies (estos estaban 
habitualmcnte de un blanco verdoso); los hombros y los 
brazos menos blancos que de costumbre. 

Grande alegría sin motivo. 

El epidermis de la parte anterior de la pierna izquierda, se 
descansa y cae en partículas como salvado. 

Dia quinto.— Estremecimientos y escalofríos, sin tener frío. 

Gran calor en las manos. 
240. Dolores en el pecho, que se aumentan por el tacto, á I-as 
nueve de la noche. 

Dia sesto. — Ilambre, con imposibilidad de tragar los alimen- 
tos, como por retracción de la faringe; después, desfalle- 
cimiento, con deseo de vomitar , á las ocho y media. 

Violenta cefalalgia con náuseas # , .al andar. 

Gran debilidad de las piernas. 

Tristeza sin motivo; se enfada por cualquier cosa. 
-4o. Granos rojos , hinchados en su centro , sobre el pecho y 
el epigastrio. 

Flores blancas. 

Gran picazón durante la noche. 

Sueños muy agradables. 

Dia sétimo.— Pequeños granos rojos en las manos; no duran 



PEDÍCULUS. 33 

mas que uDa hora y dejan señales coloradas, como pica- 
duras de pulga. 
250. Granos pequeños , muy rojos , inflamados, en las sienes, 
en los hombros , en los brazos y en las piernas. 

Granos en la espalda, muy escocientes , hinchados, inflama- 
dos, como si hubieran de dar sangre, grandes de un cen- 
tímetro, muy rojos en su circunferencia, blancos, con un 
punto negro en su centro. 

Dia octavo.— Opresión pasagera , sobre todo por la tarde 
después de la comida. 

Alegría estremada ; rie por todo. Humor burlón y epigramá- 
tico. 

Picazón general. 
255. Dolores en los pechos al respirar. 

Violenta cefalalgia y punzadas en la frente, al andar. 

Irritación, cólera sin motivo. 

Dilatación de las pupilas; los ojos parecen mas grandes. " 

Los labios están negros y agrietados, por la noche, durante 
los últimos dias de la esperimentacion. 
260. Dia noveno.— Picor general con rubicundez. 

Laxitud escesiva, estando de pié: la cabeza parece que da 
vueltas, como si fuera á desvanecerse , durante una hora, 
á las nueve de la mañana. 

Pequeños granos en la boca. 

Escozor en los ojos, como si hubiera llorado mucho. 

Debilidad de la vista, durante todo el tiempo de la esperi- 
mentacion. 
265. Sacudidas nerviosas. 

Ardor en la cabeza y viva rubicundez en la cara. 

Dia once.— Cefalalgia y presión sobre las órbitas, que impi- 
de levantar los ojos. 

Gran debilidad de lavista, no puede leer ni co«er, á la una 
y media. 

Rubicundez muy pronunciada en la cara. 
270. Bubicundez de las manos con manchas violáceas. 

Cefalalgia frontal, aumentada bajando la cabeza. 

3 



31 PATOGENESIA BIUSlLE.VV. 

Hinchazón y rubicundez de la cara. 

Cansancio de la vista, con rubicuudez y escozor de los ojos. 

Constricción de la faringe. 
275. Cansancio de la mandíbula inferior, como si hubiera mas- 
ticado mucho. 

Dolor en la flexura del brazo derecho, sobre todo al estén- 
derlo. 

Hinchazón y rubicundez de las manos. 

Llamaradas en el pecho , que está sensible al tacto, a las 
ocho de la noche. 

Cólico violento que hace gritar y llorar durante uua media 
hora , á las nueve de la noche. 
280. Dia doce.— Violenta cefalalgia frontal. 

Incomodidad en la garganta todas las noches, durante .^ua- 
tro dias. 

Emisión frecuente y abundante de orina aquosa, amarilla 
verdosa los últimos dias; cámaras casi diarias. (Antes de 
la esperimentacion cía habitualmcnte estreñida). . 

Once dias después de la completa cesación de los síntomas, 
se ha presentado una hinchazón de los pechos, de la cara 
y después de todo el cuerpo. Esta hinchazón , vino acom- 
pañada de muchos de los síntomas de los últimos dias y 
particularmente de la constricción de la faringe. 

La hinchazón y los síntomas accesorios adquirieron un ca- 
rácter de gravedad tal, que fué preciso recurrir á los me- 
dios de curación homeopática. La China á la 1 2. a dinami- 
zacion obtuvo un gran resultado , y á los pocos dias la 
esperimentadora habia vuelto á su estado normal; pero los 
picores y los granos voluminosos, que son síntomas de 
Pediculus, continuaron manifestándose aun por mucho 
tiempo. 



KLAIS GCINEENSIS. . 35 

ELArSGUINEENSIS(Jacq). 
Ela. Palma. Coco de Denle. 

Esta palmera crece en toda la América meridional y con preferencia 
en los desmontes y sitios espuestos al sol. Su tronco , recto (3 inclina- 
do , alto de 8 á 9 metros , está cubierto por las bases persistentes de las 
hojas. Lis de la cima forman una copa espesa , parecida á un paraguas. 
Son grandes , pinnadas , con numerosas hijuelas, eusiformes, alternas y 
sésiles, sobre un fuerte raquis , guarnecido" en su parte peciolar do lar- 
gas y agudas espinas. Las flores son monoicas con perianllio papiriá- 
ceo y seis divisiones. Las ñores masculinas tienen seis estambres y tres 
boj uelasinleraas, rectas y conniventes. Forman espadixes ramosos en 
masas fusiformes, colocadas entre las bases de las bojas. Las flores fe- 
meninas están diseminadas ; el ovario es subeilíndrico colocado debajo 
de un estylo corto de estigma bilobulado. El fruto es oval , oleaginoso, 
rodeado de un pericardio duro y anguloso. 

Se tritura el fruto. 

1 . Via primero (por la mañana).— Fastidio de estar solo. 

Eructos amargos. 

Náuseas. 

Soñolencia durante el día. 
5. Calor en la cara. 

Dolor pulsativo en la nuca. 

(Después de mediodía). Dolor, en la parte media del tórax, 
como por picaduras de agujas. 

Dificultad de respirar. 

Dolor martilleante en toda la cabeza. 
10. Vacilación al andar. 

Inapetencia. 

Latido sobre el brazo izquierdo, como si lo tamborilearan 
con el dedo. 

í)ia segundo. — Hinchazón de la pierna derecha. 

Dolor al andar, cada vez que apoya el pié en tierra. 
1 5. El mismo dolor, si se toca con la mano la planta del pié. 

Picor general. 



36 PATOGENESIA BIIASILE>A. 

Sentimiento de fortaleza y bienestar. 

Aparición de pequeñas vesículas sobre la hinchazón de la 

pierna derecha. 
Revientan cuando se las toca, y arrojan un poco de líquido. 
20. Vesículas de la misma naturaleza, aparecen en la pierna iz- 
quierda, en el brazo y en distintas partes del cuerpo, sin 
que haya hinchazón. 
Alegría y risas, aun estando solo. 
Recuerdo de un naufragio pasado. 
Dolor, como por un golpe, en la rodilla derecha. 
Dolores, como por picaduras, en la pierna derecha. 
23. Picazón continua por todo el cuerpo. 
Dolor, como de contusión, en el lado derecho del pecho. 
Hinchazón, compresión y picor en la piel de la pierna iz- 
quierda. 
La piel parece mas gruesa. 

Dolor vivo en la parte inferior de la pierna izquierda , como 
por una herida de instrumento muy cortante. 
30. Dia tercero.— La pierna está menos hinchada. 
Cólicos después de haber bebido frió. 
Tristeza. 

Dolor en la pantorrilla, como por haber sufrido un golpe. 
Deseo de vomitar. 
35. Cólicos violentos. 
Debilidad de las piernas. 

Vista confusa á la luz artificial; escribe las letras mas gran- 
des que lo que acostumbra. 
Dolor pulsativo en las pantorillas. 
Respiración difícil y suspirosa. 
40. Dolor martilleante en la tibia, en la nuca y en el pié 
derecho. 
Dolores en el hombro derecho, como si hubiera sufrido un 

golpe. 
La vista es mas débil que antes. 
Escalofríos. 
Orinas blancas. 



ELAIS GCINEEXSIS. 37 

4a. Cámaras negruzcas. 
Dolor constrictivo alrededor del cuello , como por la presión 

de una cuerda. 
Buen apetito. 
Fastidio, mal humor. 
Desobediencia. 
50. Deseo de gritar. 
Dia cuarlo. —El pié está cada vez mas hinchado. 
Dolor martilleante y continuo en el pié. 
Punzadas en la garganta , al tragar. 
Dolor de quebrantamiento en el vientre. 
55. Dolor pulsativo en los dientes. 
Picotazos en la laringe, al respirar. 
Aproximando la mano al fuego no siente quemarse, mien- 
tras que otra persona á igual distancia esperimenlaha 
muy vivo calor. 
Una hora después se hace sentir con violencia el dolor de la 

quemadura. 
Dolor picante en la garganta, al tragar la saliva. 
60. Dia quinto.— Mal olor en la boca , después de haber bebi- 
do agua. 
Tos con punzadas en los costados. 
Ardor en la lengua al comer , tan violento que obliga á dejar 

la comida. 
Dia sesto.— Hinchazón muy considerable en la pierna. 
Las vesículas de la pierna y pié derecho se han secado ; pero 
hau aparecido otras en el brazo y pierna izquierda. 
65. Dia acamo.— Después de una carencia completa de sínto- 
mas, ha inspirado el medicamento, y mas tarde ha tomado 
diez golas de la tintura madre. 
Después de haberlas tomado , mal olor en la boca. 
Eructos félidos. 
Alegría. 

Martilleo en las sienes. 
70. Punzadas en el lado derecho del pecho , de cinco en cinco 
minutos, aliviadas con la quietud. 



PATOGENESIA BRASILEÑA. 

\ ¡unción do vcxiculas llecas de agua , mayores (jue las 
precedentes. 

Picazón cada cinco minutos, sobre todo en las piernas. 

Alrededor de la boca del estómago, la piel parece mas grue- 
sa , con dolor en las ultimas costillas falsas como si le 
apretaba una clavija. 

Dia once.— Hinchazón del ojo derecho. 
75. Imposibilidad de fijar la vista. 

Punzadas en diversas partes del cuerpo , sobre todo bajando 
escaleras. 

Tumor en el brazo izquierdo. 

Insomnio por la noche, causado por el picor. 

Hinchazón del ojo izquierdo. 
SO. Diarrea Irecuente. 

Vomito de un pastel, inmediatamente después de haberlo 
comido. 

MIMOSA HÜMILIS (Wild). 
Miü. Leguminosas. Malicia das mulleres. 

Esta especie , una do 1.13 mas pequeñas del genero Mimosa , se en- 
cuentra en los prados de los alrededores de Rio Janeiro. Su tallo es del- 
gado, un poco leñoso , ramoso , pubescente en su parte superior y sem. 
brado de espinas muy agudas. Las hojas son bipinnadas con cuchillos de 
tres ó cuatro pares de hojuelas , y estas muy pequeñas, lineares y que se 
cierran al menor contacto : varían entre G y 12 de cada lado del raquis. 
Flore3 pequeñas, sésiles, formando bonitas borlas sedosas de color de 
violeta. El fruto es casi triangular, aplanado, cubierto de pelos largos y 
rígidos , rodeado de una corteza persistente y articulada en dos cápsula?. 
cada una de las cuales contiene una semilla. 

Se emplean las hojas. 

i . Dia primero.— Estremecimientos de los brazos, estendiéndo- 
se hasta el pecho. 
Dolor quemante en las piernas con parálisis de la rodilla. 
Malestar de cabeza, con debilidad de estómago. 
Incomodidad en el estómago , después de almorzar. 



MIMOSA niniiLis. 39 

5. Soñolencia. 

Flato y borborigmos en los intestinos. 

Bostezos. 

Salivación^ 

Escalofríos. 
10. Temblor en las piernas. 

Punzadas en las piernas y las manos. 

Estornudo. 

Coriza y flujo por la nariz. 

Inflamación de los ojos. 
1 o. Pápulas en la pierna izquierda. 

Constipación. 

Abatimiento. 

Día segundo.— Se despierta por la noche con frecuencia. 

Tos seca , por la mañana. 
£0. Dolores de estómago, después de almorzar. 

Vértigo. 

Aureola irisada alrededor de la luz. 

Entorpecimiento de las manos. 

Rigidez de las corvas. 
25. Sensación de calor en el interior de la cabeza. 

La cabeza parece mas voluminosa que de ordinario. 

Bostezos. 

Negligencia. 

Cólicos flatulentos , por la noche. . 
30. Evacuaciones frecuentes con cólicos. 

Escrecencia papulosa del grosor de una almendra, en la 
pierna derecha, con dolor y picor. 

Igual síntoma en el empeine del pié. 

Soñolencia, por la noche. 

Respiración difícil. 
35. J)ia tercero. —Hinchazón inflamatoria del escroto. 

Prurito en los ojos. 

Presión en la nuca y en la sien derecha. 

Escrecencia papulosa sobre el tendón de Aquiles. 

Turbación de la vista. 



-iO PATOGENESIA BRASILEÑA. 

Dolor en los parietales. 
40. Diarrea. 

Dia cuarto.— Hinchazón del maleólo izquierdo, con rubi- 
cundez , tensión y punzadas. 

Las escreciencias de las piernas desaparecen ,' y se desar- 
rollan otras semejantes en el brazo izquierdo. 

Evacuaciones fáciles. 
43. Entorpecimiento del brazo y mano derecha, que so disipa 
por el movimiento. 

Inflamación del ojo izquierdo. 

Falta de respiración. 

Dia quinto.— las encías dejan escapar sangre. 

Desaparición de las pápulas. 
50. Punzadas agudas, tan pronto en el brazo, como en la pierna. 

Punzadas violentasen la espalda, como por la punta de un 
cortaplumas. 

Soñolencia por la noche; se despierta con frecuencia. 

Via sesto.— Hinchazón inflamatoria de la mano izquierda. 

Escalofríos. 
35. Flatulencia. 

Diarrea. 

Dia décimo.— Diarrea. 

Silbido de oídos. 

CERVUS BRASILICüS. 

Cerv. Cervus campeslris. F. Cuv. Mázame guazuli [Ata) 
Guazupita. 

Este ciervo, cuyas formas son de una delicadeza y elegancia notables, 
habita los bosques del Brasil. Es poco menos que de la alzada de nuestro 
venado común de Europa. El color de su piel, que no cambia jamás , es 
de un gris oscuro , haciéndese mas claro hicia el abdomen , las nalgas y 
ja cola. Debajo de la mandíbula inferior, debajo y encima de los ojos, el 
interior de las orejas y el abdomen son blancos. Una línea negra le 
rodea la boca, viniendo á perderse bajo la mandíbula inferior. Los ojo- del 
guazuti son negros, y no tiene dientes caninos. Su hocico muy afilado 
termina por una especie de gcta. Las astas , poco elevadas y muy regu- 
lares en todos los individuos , son primero rectas; después se cticor- 



CERVÜS BRASILICUS. 41 

van hacia adelante en el segundo año y dan tres ramas , de las cuales, 
una anterior, eslá colocada cerca de dos pulgadas encima de la protube- 
rancia que se dirige un poco hacia adelante , y los otros dos en la parte 
posterior y superior del nacimiento del asta ; y van con el tiempo eo» 
gruesando , pero nunca aumentan el número de ramas. 

Se tritura la piel , que se procurará sea fresca y provista de pelos, 

4 . Dia primero.— Gusto á cobre en la boca , y sensación de ca- 

lor en la garganta, al tomar el medicamento. 
Sueño ligero y comatoso , acompañado de sueños de hombrea 

vestidos de negro, de pistoletazos y de prisiones. 
Agitación. 
A las cinco de la mañana , la cabeza está pesada y aturdida, 

sobre todo en la parle frontal. 

5. Calor continuo en la cabeza. 

A las nueve y media, el borde izquierdo de la lengua aparece 
agrietado. 

(Indolencia, deseo de acostarse). 

(Incapacidad para todo trabajo). 

Crispatura de la piel , que se pone como carne de gallina, 
(como si oyera limar á su lado). 
40. Bostezos repetidos. 

Sensación de frió, aunque está bien abrigada. 

(Suspiros, desde las dos y media hasta las tres). 

Débil diarrea. 

Orinas color de té muy cargado. 
4 o. A las cuatro. — Aumento de calor en la frente y la cara. 

Manchas rojizas é inflamación del lado derecho de la cara. 

Aturdimiento y pesadez de la cabeza. 

Calor en las piernas. 

A las seis. — Ligero dolor en el vientre , alrededor del om- 
bligo, de corta duración. 
20. Sensación de una pieadura de aguja en el ala derecha de la 
nariz. 

A mediodía. —Compresión en la cabeza , como por una cuer- 
da que viniera á anudarse en la nuca. 

Sensación de quebrantamiento en los dedos del pié izquierdo. 



42 PATOGENESIA I-RASILE.YV. 

Dolor repetido, tan pronto en la nalga como en el muslo del 

lado izquierdo. 
Debilidad de la pierna izquierda. 
25. Pequeña callosidad encima del maleólo interno de la pierna 

•izquierda. 
Sentimiento de fatiga y quebrantamiento general. 
Dia segundo.— Sueño agitado, como la primer noche. 
Despierta muchas veces en la noche , y siempre preocupado 

de una riña con cierto individuo, que le asustaba. 
Continúan los aturdimientos. 
30. Pesadez sobre la frente. 
Sensación de cimbradura en el ángalo interno de la pierna 

derecha , con manchas rojas. 
Como un principio de erisipela. 
Escalofríos con estremecimientos. 
Bostezos. 
35. Dolor intermitente en el anillo inguinal derecho, después 

de haber marchado. 
Gusto de pan en la boca. 
Vista muy sensible á la luz; no puede abrir los ojos en un 

aposento bañado por el sol. 
A las diez de la noche, dolor en el anillo inguinal derecho, 

hacia la articulación, como una picadura de aguja, durante 

un cuarto dé hora. 
El mismo dolor se reproduce en el ombligo, estando acostado. 
40. Dia tercero. — Entorpecimiento del brazo sobre que ha esta- 
• do echada por la noche. 

Endurecimiento de la pierna izquierda, con punzadas. 
Manchas marmóreas en diferentes puntos de la cara. 
Manchas rojas, que trasudan un humor gelatinoso en la pier- 
na izquierda. 
Sueño tranquilo y corto; despierta cuatro veces en la noche. 
45. Cabeza aturdida; un poco de pesadez en la frente. 
Calor en la pierna derecha , alrededor de la mancha roja, 

que está sensible al tacto. 
Gusto en la boca de pan á medio cocer. 



CÉRVUS BRASILIC'JS. 43 

Abatimiento durante el dia. 
Erección por la noche, con deseo de acostarse. 
50. Dia cuarto. — Entorpecimiento de las manos y las piernas. 
Inquietud en la pierna izquierda. 

GUANO AUSTRALIS. 

GÜAN. 

Esta sustancia, empleada hace algunos años en agricultura para fer- 
tilizar las tierras . es el producto escrementicio de las aves que habitan 
las costas de Patagonia , cuya acumulación forma masas considerables. 
Nuestra posición en Rio Janeiro , nos ofrece numerosas ocasiones de 
adquirir este producto en circunstancias mucho mas favorables que pue- 
de obtenerse en Europa; porque nos llega casi fresco del cabo de Hornos, 
á donde numerosos buques lo van á buscar. El guano presenta algunas 
variedades , que nosotros hemos esperimentado sucesivamente, así como 
las cristalizaciones formadas por la condensación de los vapores amonia- 
cales que se desprenden de él en mucha abundancia. Nosotros espe- 
rábamos encontrar en estos cristales una sustancia normal mas activa, 
pero no se realizaron nuestras esperanzas; y después de numerosos en- 
sayos, como hemos dicho, nada hemos hallado preferible al guano 
todo lo fresco posible, y cuyo aspecto se aproxime mucho á los escremen- 
tos ordinarios de las aves. 

Esta sustancia se tritura , como todas las demás. 

4 . Dia primero. —Escalofrío interior, durante tres minutos, por 

la mañana. 
• Violenta cefalalgia. 

Dolor en la frente, inclinando la cabeza hacia adelante, á las 
seis de la mañana. 

Gran picor en la espalda y dolor quemante después de ha- 
berse rascado , á las siete de la mañana. 

5. Hormigueo en la fosa nasal derecha, á las siete y media. 
Dolor punzante detrás de las orejas, á las ocho y media. 
Aturdimiento. Se ven los objetos dar vueltas de abajo á arri- 

J>a, á las nueve. 
Náuseas , con salivación abundante. 
Palidez de la cara, con principio de desfallecimiento, 

mediodía. 



M PATOfiENESIA HASlLEÑA. 

<0. Gran laxitud , á las dos y media de la tarde. 

Deseo de vomitar , á la misma hora. 

Dolor ea el cardias con deseo de vomitar', después de haber 
comido. 

Sudor abundante general , después de la comida. 
Dolor de cabeza , en la frente y los temporales , que se au- 
menta inclinándola, á lastres y media. 
4 5. Dolor en la mejilla izquierda. 

Dolor en el pulmón, que impida la respiración ; dura tres 
minutos. 

Hinchazón del índico de la mano derecha. 

Picor en las partes genitales. 

Gran frió , metiendo las manos en agua , que se hielan , per- 
maneciendo en ella. 

20. Dolor en los pies, que impide sentarlos en el suelo, á las 
cinco. 

Mancha roja con descamación en la espalda; raseándose en 
ella, el dolor se hace quemante. 

Violenta cefalalgia , como si la cabeza estuviese oprimida por 
un aro de hierro. 

Dia segundo.— Latidos en la comisura izquierda de los labios, 
á las seis de la mañana. 

Picor en la nariz derecha y estornudos frecuentes, durante 
una hora, á las seis y media. 
25. Gran debilidad. 

Permanece en el sitio donde ha tropezado. 

Dia tercero. — 

Ganglio muy doloroso en el brazo izquierdo con gran rubi- 
cundez y picor; cuando se rasca está insensible hasta el 
acorchamiento; dura media hora, á las seis de la mañana. 

Dolor de cabeza; parece que se la abren, á las ocho de la 
mañana. 

Ganglio escociente en la pantorrilla derecha, impidiendo la 
progresión, dura hasta media noche. 
30. Día cuarto.— Náuseas; no puede ver comer, á las siete de 
la maña na. 



GUANO AUSTUALIS. 45 

Orinas poco abundantes y blanquecinas. 

Ganglio doloroso en el brazo izquierdo. 

Granos pequeños con prurito. 

Violentas palpitaciones de corazón ; no puede respirar sino 
muy débilmente , durante cinco minutos. 

Placa ancha, dura y roja, en la espalda, con picotazos como 
por millares de alfileres. Esta sensación comienza á las 
nueve y dura toda la noche. 
35. Dia quinto.— Sudor abundante en los brazos y las manos. 
Insensibilidad de la piel de los muslos , en los cuales pue- 
de pincharse impunemente; durante dos días, están cubier- 
tos de granos pequeños. 

Calambre en el epigastrio, antes de la comida. 

Diasesto. — Violento dolor en la rodilla derecha, como si le 
arrancaran la carne en pedazos , á las siete de la mañana. 

Ardor en la planta de los pies; no puede resistir los zapatos- 
Calambre en el pulgar derecho: dura un instante. 
40. J)ia sétimo. — Sensación de alfilerazos - en las encías ; des- 
pués sangran durante media hora, á las s eis de la mañana. 

Gran hormigueo en la nariz derecha, durante cinco minutos* 
alas diez. 

Sensación de martillazos en la nuca , á las tres de la tarde. 

Dolor, como si puntas agudas penetrasen en el vientre , á las 
nueve de la noche. 
• Dia octavo. — Lengua blanca y gruesa. 
45. Boca amarga , como de hiél, á las seis de la mañana. 

Sueño muy profundo. 

Sueña que juega con bestias salvajes. 

HIPPOMANE MANC1NELLA. 

Jlip. Mancinellavenenata. J uss. Manzanillero, euphorbiáceas. 

Aunque las propiedades deletéreas del Manzanillero hayan sido muy 
exageradas , no por eso es menos cierto que es un árbol estremadamente 
venenoso , y que gracias á la precaución de cortarlo , en los terrenos cul- 
tivados donde crece , vaya por fortuna haciéndose cada dia mas raro. El 
manzanillero e« un árbol de 4 á 5 metros de altura, cuyo tronco de una 



PATOGENESIA BfiáSIl 
madera blanca y muy blanda , está cubierto de una corteza gris. Sus ra- 
mas colocadas en la parle superior forman una copa que le dá un aspecto 
parecido á los árboles frutales de Europa. Sus hojas son alternas, ova* 
les -agudas, un poco cordeadas en su bise, muy finamente dentad is y 
colocadas sobre largos peciolos , con una glándula roja en su punta ; d.u 
rante su juventud son estipuladas. Flores monoicas , formando lar 
pigas terminales, sobre las cuales las llores masculinas ocupan la parte 
superior; las femeninas están colocadas debajo ó en la axila de las hojas. 
Flores masculinas con periantho bííido, de donde nacen los estambres, 
cuyos filamentos reunidos forman una columna que lleva las anteras. Las 
flores femeninas tienen un perianlho hendido en dos ó tres partos, con un 
^rudimento de hojuela: el ovario es redondo y libre ó supero ; el eatylo 
recto y se halla terminado por seis ó siete estigmas de color rojo, estre- 
llados y reflejos. Su fruto, que tiene un diámetro de tres á cuatro cen- 
tímetros, es redondo, pulposo, umbilicado en su ápice ó vértice , y en- 
cierra una almendra ó hueso leñoso, cun siete celdillas monospermas. 

Se trituran las hojas frescas. 

Guindo se supo en Hio Janeiro que se habia hallado en sus alrededo- 
res un Maczanillero encargamos á M. Akermann, discípulo del Instituto, 
que se asegurase de su identidad y recogiese su jugo. Este llenó su misión 
con exactitud, y en la sesión pública de 10 de enero de 18'»t bebió, en 
presencia de muchos de nuestros discípulos, una parte de la tintura 
alcohólica, que habia preparado. Los violentos síntomas que vamos á 
leer en las espenmentaciones, llegaron en algunos esperimentadores hasta 
un verdadero envenenamiento, que fué preciso tratar homeopáticamente. 
Y esta es la causa, por qué el número de los síntomas no está eq relación 
con el de las personas que han tomado el medicamento, sin que deba 
atribuirse esta desproporción áotro motivo. La patogenesia delManzani- 
llero es una df las mas preciosas de la materia módica brasileña, y teñe-* 
mos á gran orgullo ser los primeros en citar al Instituto homeopático de 
Rio Janeiro que ha verificado esta peligrosa esperimenfacion , esperada 
tanto tiempo por los homeópatas europeos. 

PRIMERA ESPERIMENTACION. 

Esperimentador: M. E. T. Akkrman*. 

1 Día primero.— Alegría, deseo de cantar. 
Disposición á tomarlo todo por el lado alegre. 
Ruido en los oidos y silbido como por el viento , al andar . 



HIPPOMANE UAAUAÜLLA. 47 

b. Sensación de calor y temblor en el pecho. 
Eructos continuos, como bocanadas de viento. 
Vómitos aquosos. 
Gran dolor en el vientre , como por un golpe con la punta de 

un palo. 
Dia segundo.— Sueño pesado; despierta tarde. 
10. Ideas fugitivas. 
Sensación de parálisis, inmediatamente después de haberse 

levantado; su mano tiembla mucho; le es imposible abrir 

la puerta de su cuarto. 
Torpeza de imaginación. 
Inclinación al silencio. 

Profunda tranquilidad de espíritu, por la mañana. 
15. Tristeza. 
Soñolencia despues'de almorzar. 
Dificultad de la respiración al volverse á dormir. 
Rubicundez de la piel. 
Sudor en las palmas de las manos, mientras que el resto del 

cuerpo está perfectamente seco. 
¿0. Dolor en la parte inferior de la cabeza, y pesadez como si la 

empujaran. 
Erupción de pequeños granos. 
Dolor martilleante en el lado izquierdo del cuello. 
Dolor como por martillazos , alrededor del cuello. 
Dolor en el lado derecho de la cabeza, mientras oia martillear 

sobre unyunque, pareciéndole recibir en ella los golpes del 

martillo. 
25. Dolor en la nuca y en la frente, bajándola, de tal manera 

indefinible , que no lo puede describir. 
Rubicundez de las manos, en el curso del dia. 
Sensación de pesadez sobre los ojos. 
Se suena las narices con mas facilidad que la ordinaria. 
Dolor alrededor de la cabeza después de haber permane- 
cido algún tiempo al sol , como .por haber recibido un 

golpe. / 
30. Rubicundez y calor en las orejas. 



48 PATOGENESIA BllASlLE.ÑA. 

Alternativa de hambre y de inapetencia. 
Debilidad de estómago. 
Disgusto. 

Orinas muy abundantes, pero siempre blanquecinas.. 
35. Vivo dolor con pesadez en la boca del estómago, durante 
un minuto. 
Eructo durante la espiración, como si bocanadas de calor 

subiesen á la boca , con sensación de opresión, 
(íusto metálico en la boca . 
Kspectoracion blanca. 

Dolor martilleante en el abdomen, después de almorzar. 
40. Sensación estreñidamente desagradable, oyendo aserrar 
una tabla. 
Oyendo martillear , se siente el contragolpe por lodo el 

cuerpo. 
Se acuesta y se levanta alternativamente. 
Hinchazón de las venas de las manos. 
Dolor en la muñeca y en el antecarpo, como si estuvieran opri- 
midos fuertemente con cordeles, desde por la mañana has- 
ta la noche. 
45. Tres latidos ligeros en el brazo, como si le tocasen con la 
punta del dedo. 
Cámaras fáciles. 
Color amarillo de la cara , mientras que todo el cuerpo está 

colorado. 
Emisión abundante de flatuosidades. 
Debilidad general , todo el dia. 
50. Cólicos y diarrea (dos repeticiones) con retortijones en los 
intestinos, á media noche. 
Dia tercero. Sueños tristes, después alegres. 
Todo le fastidia. 

Continúan los dolores de cabeza y causan impaciencia. 
Sentimiento de ternura y piedad profunda. 
55. Orinas muy abundantes y blanquecinas. 
SI pecho se dilata ampliamente durante la inspiración, aun 
teniendo la boca cerrada. 



niPPOMANB HANCIHELLA. 49 

Quebrantamiento en el pecho, como después" de un golpe, con 
dificultad de la respiración. 

El dolor constrictivo de la cabeza, pasa al medio del brazo iz- 
quierdo, durante cerca de una hora, después desciende á 
su sitio primitivo. 

Dia cuarto.— Dolor lancinante en la sien izquierda. 
60. Zumbido en los oidos, marchando al aire libre y sensación 
como de un redoble de tambor. 

Dolor lancinante en el pecho. 

Sensación de pinchazos, como de alfileres, que atravesaran el 
corazón. 

Sensación de malestar indefinible, dolor martilleante en el 
pecho con pérdida de la palabra , mientras duran las emo- 
ciones morales. 

Al menor esfuerzo , tos violenta y punzadas dolorosas en la 
garganta. 
63. Al empezar á hablar, sofocación repentina y palpitaciones 
violentas en el pecho. 

Sofocación y palpitaciones en el pecho, cuando se quiere reir. 

Dolor martilleante en la cabeza y la nuca, con imposibilidad 
de bajar la cabeza para escribir. 

Debilidad en el pecho. 

Sed de hora en hora, durante todo el dia ; desea el agua y 
tiene repugnancia al vino y á cualquiera otro líquido es- 
pirituoso. 
70. La debilidad aumenta. 

Tristeza. 

Cólico y diarrea. 

Inspiraciones cortas y frecuentes. 

Orinas claras y abundantes. 
75. Punzadas en la vejiga al comenzar á orinar; se alivian al 
concluir. 

Dolor de retortijón en los intestinos. 

Dia quinto.— Dolor de cabeza. 

Dolor en el pecho al menor movimiento. 

La respiración cesa de estar impedida. 



MEDICAL 



3 % o o <¿$ 



•jO PATOGENESIA BHASILE>A. 

80. Gran deseo de fumar tabaco. 

Picotazos en los pies, estando sentado. 

Pesadez dolorosa en los pies , al andar. 

Debilidad general. 
■ Dolor de quebrantamiento en las corvas. 
8o. Constricción como por un hilo circular, alrededor de los 
muslos y las piernas. 

Punzadas en las iugles. 

Deseos venéreos. 

Sed continua, todo el día. 

Sequedad de la boca. 
CO. Abatimiento. 

Tristeza. 

Frió en las estremidades. 

Orinas claras y abundantes. 

Sueño profundo, durante el dia% 
9ü. Rcpugnaucia al trabajo. 

Dia sesto.— Sueño de espectros, de fantasmas. 

Dolor de cabeza. 

Tristeza, por la mañana. 

Sed mas ó menos fuerte todo el día , hasta la noche. 
100. Pesadez general. 

Orinas abundantes y claras. 

Disgusto de todas las cosas. 

Repugnancia al trabajo. 

Deseo de acostarse- 
105. Dia sétimo.— Dolor de cabeza con vértigo, «obre todo por 
la mañana , después de haber comido un pedazo de pan. 

Sensación como de un golpe en el vientre, seguido de cámara. 

Hormigueo en la cadera derecha y punzadas al andar. 

Sed continua. 

Tristeza. 
HO. Orinas claras y abundantes. 

Dia octavo.— Las orinas vuelven á su estado normal. 

Dia noveno. —Desaparecen los síntomas precedentes. 

Actividad de espíritu, disposición para el trabajo. 



HIPPOMANE MANCINELLA. 51 

Gran apetito. 
1 1 o. Dia once.— Herpe de una pulgada d*e diámetro en el brazo 

derecho ; desaparece al dia siguiente. 
Dolor martilleante en el cuello, que se alivia por algunos 

instantes, echando la cabeza hacia atrás. 
Picotazos en la boca , comiendo pao. 
Deseo de estar acostado. 
Cámaras frecuentes. 
120. Hinchazón del maleólo izquierdo. 
Picotazos durante dos horas en la rodilla izquierda. 
Dia doce. — Dolor lancinante en la cabeza^ 
Pesadez de cabeza. 
Aparición de un dolor de cabeza, como si le aplicaran una 

faja de una sien á otra, después de haber medicado. 
\ 25. Dolor obtuso de cabeza , escribiendo. 
Dolor lancinante en la cabeza , tan pronto como se dispone á 

comer. 
Dolor contusivo en las clavículas, cuando quiere volver la 

cabeza á derecha ó izquierda. 

SEGUNDA EXPERIMENTACIÓN. 

Dia primea*— Toma el medicamento á las siete y media de 
la tarde: una hora después, dolores de cabeza en estremo 
violentos, con punzadas muy dolorosas. 

Los mismos sufrimientos é insomnio toda la noche. 
j 30. Dia segundo.— Continuación de los dolores de cabeza, 
sobre todo en las sienes y encima de los ojos. 

Dolor muy agudo en las articulaciones de los codos. 

Gusto de sangre en la boca. 

Dolor en los omoplatos, como reumático. 

Punzadas muy repelidas y violentas en el lado derecho del 
bajo vientre. 
435. Punzadas, á intervalos desiguales, en el omoplato izquier- 
do y los músculos del mismo lado del pecho. 

Dolor de cabeza, todo el dia. 



■)- PATOGENESIA BRASILEÑA. 

(irán sequedad constante de la garganta. 

(iusio de sangre en la boca , todo el día. 

Dia íerctTo^-Punzadas muy dolorosas en la cabeza , en las 
sienes y encima de los ojos. 
140. Dolores lancinantes internos en el costado izquierdo. 

Punzadas en los hipocondrios y los omoplatos. 

Contiuuacion del dolor en la articulación del codo. 

Punzadas en la articulación de la rodilla derecha. 

Torpeza y pesadez cscesiva de la cabeza. 
1 45. Constante deseo de dormir. 

Dolores incesantes de cabeza. 

Dolor muy intenso, lancinante y constrictivo en los múscu- 
los de la parte superior del brazo derecho, durante mas 
de una hora. 

Hormigueo prolongado en los dos pies á la vez, pero sobre 
todo en el izquierdo. 

(¡usto de sangre en la boca, como si un cuajaron hubiese 
subido á la garganta, dejando en ella el gusto. 
1 50. Frecuentes punzadas muy violentas en el abdomen y los 
intestinos. 

Falta casi completa de apetito. 

Estado comatoso, soñolencia continua. 

Gran pesadez de cabeza, en la cual son constante^ los dolores. 

Dia cuarto.— Insomnio por la noche.* 
455. Los dolores de cabeza se hacen insoportables. 

El mismo gusto de sangre en la boca. 

Accesos de diarrea, con dolores y tenesmo. 

Ha comenzado por una cámara natural , y después se han 
presentado evacuaciones frecuentes-, dolorosas, de materia- 
les negros y muy fétidos , seguidos de evacuaciones acuo- 
sas; este acceso ha durado mas de dos horas. 

Punzadas en los músculos de la rodilla derecha, así como en 
los bordes del costado derecho. 
1 60. Dolores en los hipocondrios. 

Dolor lancinante en los intestinos. 
' Dolor lancinante en el hombro izquierdo. 



HURA BRASILIENSIS. 53 

Persistencia de los dolores de. cabeza. 
Falla completa de apetito. 
465. Falta de sueño. 

HURA. BRASILIENSIS. (Willd). 

Hura. Euphorbiáceas. Asacú, Oasacú. 
• 
El Hura brasiliensis , crece en las regiones ecuatoriales de la América 
del Sur, en las provincias de Para, de Rio Negro y en las cercanías del 
de las Amazonas, donde es muy común. Su aspecto tiene gran seme- 
janza con el de Hura crepitans; sus hojas son alternas, subcordeadas, 
redondeadas, muy lisas, dentadas en sierra, enrolladas y suputadas du- 
rante su juventud. El peciolo lleva dos gruesas glándulas en su cima. 
Flores monoicas , las masculinas con periantho corto , urceolado , están 
revestidas cada una con una bractea escamosa, formando gruesas y pro- 
longadas candedas, pedunculadas y terminales. Las llores femeninas, 
debiesen longitud que las del Hura crepitans, tienen el periantho apli- 
cado al ovario, que se halla coronado por un estylo largo é infundibuli- 
forme, terminado por un estigma discoideo ; son solitarias y están co- 
locadas cerca délas flores masculinas. De este árbol, es del que los indios 
estracn el jugo lechoso , llamado asacú por los brasileños. 

Un leproso retirado á las soledades de las Amazonas, lomó, 
por consejo de un indio, una cantidad considerable del jugo, co- 
nocido con el nombre de asacú , que destila el árbol descrito 
por Willdnow, bajo el nombre de Hura brasiliensis. El leproso 
curó , y el presidente de la provincia de Para, dio parte de este 
suceso al gobierno imperial. Desde eutonces, el uso de esta sus- 
tancia se ha generalizado, sin confirmar la esperanza de los des- 
graciados leprosos. A la esperimentacion pura corresponde es- 
clusivamente elegir las circunstancias individuales, que deter- 
minan la elección de cada sustancia en particular. 

El primero y el tercer individuo de la presente esperimen- 
tacion, ofrecían la feliz coincidencia de haber padecido la lepra, 
en un viaje al Brasil, en 1842. Tratados homeopáticamente des- 
de el principio de su enfermedad, parecían completamente cu- 
rados f y sin embargo, la gravedad de su ciado desde el pria- 



patogenesia brasilera. 
cipio de la csp&rimcntacion fué tan alarmante, que dio lugar a 
creer que el miasma había estado oculto, mas bien que totalmen- 
te destruido. Los espantosos síntomas de compresión de la me- 
dula espinal, que pusícron-en gran peligro la vida del primer 
esperimentador, hacen entrever en el asacú uno de los mas 
preciosos agentes que se puedan emplear en diferentes formas 
de mielitis. Los síntomas de oscitación nerviosa, los retembli- 
dos, la irritabilidad mof al , común á todos los experimentado- 
res, prestarán una nueva analogía á los que consideran á la 
lepra como una lesión especial del sistema nervioso. Si los exan- 
temas y la insensibilidad del tejido cutáneo, están poco pro- 
nunciados , esto dependerá sin duda de que estos síntomas cor- 
responden á la forma crónica, que solo el uso prolongado del 
Hura, ó un envenenamiento real, podrían únicamente producir. 
Estas cuatro esperimentaciones, han sido hechas con una 
sola gota déla quinta dilución, dadaá cada esperimentador. Nos- 
otros, por regla general, evitamos cuidadosamente repetir las 
dosis, que podrían introducir la confusión en la sucesión crono- 
lógica de los síntomas, que consideramos como muy importan- 
te. No creemos que pueda esperarse mucho de las dosis repe- 
tidas, y si un esperimentador no siente decididamente efecto 
ninguno de la sustancia ala primera dosis, creemos preferible 
buscar otras, á la cual su organización sea mas sensible. 

Primer esperimentador : A.DG. Jolt. 

Veintinueve años , temperamento bilioso-nervioso, constitución 
regular. 

Dia primero.— X las diez de la noche, tomó una gola de 

asacú, 5.* dilución. 
1 . Una hora después, prurito sobre las costillas y el esternón, 

el bíceps y la parte posterior del brazo derecho. 
Por la mañana , al despertarse, boca pastosa. 
Sueño de banquete, de casas en construcción. 
Por la mañana , prurito debajo de los brazos , en las piernas, 

sobre la parle esterna de las tibias. 



HURA BHASILIENSIS. 55 

5. Párpadossuperioresé inferiores inflamados, de color azulado. 
Picar en el brazo derecho, en la porción inferior é interna 
del humero , -causada por un pequeño grano que comienza 
á desarrollarse. . 

Gusto á sangre en la garganta. 
Silbido en los oidos , sobre todo en el derecho. 
Grupos de granos miliares sobre la espalda , los brazos, las 
piernas y el pecho. 
10. Irritación por la mas pequeña contrariedad. 
Deseo de vomitar , incomodidad en el corazón. 
Dolor reumático en el brazo izquierdo. 
Fisonomía fatigada como por una orgía, aunque ha dormido 

bien toda la uoche. 
Punzada en el borde derecho de la. lengua. 
1o. Pellizco en el conducto de la uretra. 
Picazón alrededor de los ojos, especialmente del derecho. 
Sensación, como si granitos pequeños comenzasen á picar, en 

el interior de los párpados. 
Palpitación nerviosa en los papados. 
Dolor reumático en el sacro, sobre todo al bajarse. 
20. Dolor contusivo en la regiorf lumbar. 
Erupción miliar en las articulaciones. 
Día segundo.— Boca seca, por la mañana. 
Dolor muy vivo en la región lumbar y en el sacro , como si 

hubiera recibido una gran contusión. 
Sabor de humo en el agua que bebe en el almuerzo. 
2o. Dolor en la articulación ileo-femoral. 
Dolor que se estiende á lo largo del muslo izquierdo. 
Estornudos, moqueo frecuente , como al principio de un co- 
riza , después flujo involuntario por la nariz de moco ama- 
rillo de limón , con cosquilleo. 
Dolor incesante en la parte inferior de la región lumbar , que 

se aumenta mucho sentándose ó bajándose. 
Dolor lancinante en el vértice déla cabeza. 
30. A las once de la mañana, un poco deseo de vomitar. 
Aturdimiento. 



5G . patogenesia brasileña. 

Sueña quo estaba nadando en un rio de agua caliente, de co- 
lor verde oscuro; después, que estaba en el Brasil en 
una plantación, en la cual algunos hombres sacaban agua 
de # un pantano, que estaba de color amarillo. 

Calor húmedo, intermitente, que recorre todo el cuerpo y 
sube hasta la cara , de cuarto en cuarto de hora. 

Picor en el ojo derecho. . 
3o. Sensación de calor, que sube hasta las clavículas. 

A las diez menos cuarto , nariz seca; no puede sonarse; pi- 
cor en el interior de la nariz. 

Dia tercero.— Vor la mañana , parece que ha, desaparecido 
del todo el dolor del sacro. 

A las diez y media, ha vuelto el dolor del sacro con agrava- 
ción , después de haber removido uu baúl. 

Sensación de quemadura en el dedo índice derecho, con una 
mancha roja, que se estiende desde la uña hasta la segun- 
da falange. Entorpecimiento. 

Apenas tiene sensibilidad. 
40. A las doce y media, dolor cabio si se hubiera metido una 
espina entre la uña del pulgar. 

Por la larde, prurito por. debajo del brazo y á lo largo do la 
espina dorsal. 

Por la noche insomnio; se despierta frecuentemente; agita- 
ción febril. 

Dia cuarto.— Por la mañana , calor en las manos. . 

A las dos de la tarde, pequeño grano vesicular en el dorso de 
la mano izquierda; dura cuatro horas. 
45. Rigidez en el músculo trapecio, hacia su inserción en el oc- 
cipucio. 

Dolor en el antebrazo izquierdo, como si hubiera recibido un 
golpe. 

Pequeños granos vesiculares sobre las costillas, los brazos y 
las partes salientes de. los huesos. 

Dia quinto.— Vot la mañana , los granos de los brazos y las 
manos casi han desaparecido; no existe mas que una pe- 
queña picazón sobre el esternón. 



HURA BRASILIENSIS. 57 

Calor en las puntas de los dedos de la mano derecha. 
50. Sensación como si se le hubiese caidouna pequeña parte 

de la uña del índice de la mano derecha. 
A. las seis y media de la tarde, caloradas y sudores pasajeros- 
Sensación de escozor quemante , como de un herpe naciente, 

en el lado izquierdo del labio , hacia la barba , á las siete y 

media de la tarde. 
Sensación detrás del músculo masetero, como por un golpe 

recibido recientemente sobre la glándula parótida. 
A. las ocho de la noche, la llaga se hace sensible al tacto y 

presenta una pequeña hinchazón, que sube hasta encima 

del «reo zigomático. 
55. Sensación de un herpe naciente en el antebrazo, sobre el 

músculo gran supinador. 
Pequeños granos en Ta cara interna del labio inferior. 
Rigidez del cuello y del músculo trapecio. 
Picor , como por el polvo , en el borde del párpado inferior 

del ojo derecho. 
Picotazos y hormigueo en la planta de los pies, á las diez y 

media de la noche. 
60. Picor en la espalda, en las piernas y en los brazos, á la 

misma hora. 
Dia sesto. —Excrecencias carnosas en la cara interna de los 

labios. 
Fatiga en las piernas al subir escaleras, á las cuatro. 
A las ocho de la noche , rigidez dolorosadel cuello. El dolor 

del músculo masetero, ya menos violento por la mañana, 

desaparece completamente por la noche. 
Pesadez en los testículos al andar , á las cinco de la tarde. 
65. Gusto á sangre en Ja garganta, antes de almorzar. 
Dia sétimo.— Picor en el párpado inferior del ojo derecho, 

como si estuviese para aparecer un grano. 
Sensación de polvo en el ojo izquierdo , á las tres. 
Sensación de pesadez sobre los ojos, como después de' una 

gran fatiga. 
Dia octavo.— Insomnio toda la noche. 



PATOGENESIA BRASILEÑA. 

70. Dolor presivo sobre el cráneo. 

Quemazón en las uñas de la mano izquierda. 

Dta noveno.— Sensación como de corbadura en la parte su- 
perior del sacro, que impide estar de pié, a mediodía. 

Gusto á sangre en la garganta, antes de almorzar. 

Esputos herrumbrosos - , sanguinolentos. 
75. Sensación dedoblegamiento en la articulación de la rodilla 
al bajar la escalera, á las dos de la tarde. 

A las cuatro, gran dolor de ríñones, que va en aumento 
hasta las cinco, que disminuye. . 

Picotazos en el ojo izquierdo y prurito con escitacion'nervio- 
sa iusoportable, propagándose hasta *,el corazón muy pa- 
sageramenle. 

Dia décimo.— Picor en el ojo derecho, como por el polvo. 

Escozor en la barba, como si en cada pelo hubiese un grano, 
á las nueve de la mañana. . 
80. Sensación de quemadura en el ángulo interno del ojo dere- 
cho , á las nueve y media de la noche. 

Los puntos lagrimales están inflamados. 

Dia once.— Picazón por la noche sobre la cara interna de la 
tibia y escozor como si fuera á salir un herpe. 

Aparición de un pequeño círculo rojo, con un granito de un 
rojo mas subido , que termina por escoriación. 

Picor en el cuero cabelludo, sobre todo detrás de las. orejas 
y de la apófisis mastoides, como si tuviera un herpe. 
85. Sensación como si se hubiera arrancado un padrastro, ó 
como si tuviera una espina en el dedo anular de la mano 
izquierda. 

A las diez , escozor en el pliegue del brazo derecho , hacia la 
parte esterna del brazo. 

Dia doce.— Prurito en el brazo izquierdo, con pequeños gra- 
nos vexiculares. 

Picor en la barba con pequeños granos, formando costra, de- 
bajo del labio inferior. 

Picazón y pequeños granos costrosos en el cuero cabelludo. 
90. Sensación de constricción en el ano , á las cinco y media. 



HURA BRASILlENStS. 59 

Día trece.— Sensación dolorosa en las partes superiores y 
laterales del sacro, como por cansancio ó magulladura. 

Grupos de pequeños granos miliares en el pliegue del brazo, 
con rubicundez alrededor, después de haberse rascado. 

Los granos no son vesiculares como antes. También aparecen 
sobre el empeine de los pies. 

Sensación de picor en los ojos todo el dia, con rubicundez y 
escozor sobre el borde mismo de los párpados. 
95. Sensación como si tuviera polvo ó cuerpos eslraños en los 
ojos. 

El ojo derecho está mas sensible que el izquierdo. 

Laxitud en las piernas , después de mediodía. 

Dolor en la rodilla izquierda, como por una posición falsa, con 
punzadas debajo de la rótula. 

Dia catorce.— Sensación de contracción debajo y encima del 
lado derecho del coccis. 
1*00. Dolor reumático en el lado izquierdo del cuello, en los 
músculos esplénico , complexos y trapecio. 

Dia quince.— Dolor reumático en el cuello , con dificultad de 
volver la cabeza al lado izquierdo, desde por la ma- 
ñana. 

Dolor de cabeza, semejante á pesadez, sobre el cráneo y has- 
ta la apófisis mastóides. 

Sensación de disgusto con náuseas. 

Opresión y embarazo de estómago , estando de pié. 
405. Cara pálida, ojeras, y rubicundez en el borde de los 
párpados. 

Dolores de cabeza con latidos en los parietales y en el vérti- 
ce, correspondiendo á las apólisis mastóides y estendién- 
dose hasta los músculos esterno-mastóideos. 

Sensación de constricción en la parte superior de la garganta. 

Espectoracion considerable de esputos amarillos , pesados y 
mucosos , desde la administración .del medicamento. 

Los sentimientos afectuosos están muy desarrollados. 
h\0. Rigidez dolorosa del cuello que impide volver la cabeza al 
lado izquierdo. 



^0 rATOfiF.NESlA imASILF.NA. 

Cerrando los ojos, sensación como si los párpados estuviesen 
frios. 

Dolor en el occipucio, estendiéndose hasta el vértice de la 
cabeza, con latidos dolorosos y vivos. 

Dia diez y seis. —Dolor atroz en la región sacro-lumbar, en 
la articulación de la última vértebra y el sacro, al querer 
levantar un fardo. 

Dolor semejante á si le arrancaran un ligamento; dolor con 
entorpecimiento en el muslo izquierdo, en el trayecto del 
nervio ciático. 
115. Imposibilidad de bajarse sin csperimcnlar grandes dolores 
en la región sacro-lumbar , lo que le obliga á meterse 
en cama. 

Desvanecimiento al querer sentarse en la cama, causado por 
la violencia del dolor del sacro; sensación de arrancadura. 

Espasmos nerviosos, convulsiones, calambres en las pantor- 
illas y los dedos de los pies , durante el desvanecimiento*. 

Sensación de temblor en el sacro. 

Prurito , como si pasearan gusanos en el sacro. 
120. A. pesar de losdolores, duerme bien la noche del quince 
al diez y seis. 

Deseo de orinar cada media hora. 

Es muy pesado para orinar. 

Orinas claras como el agua , con un pequeño tinte verdoso. 

Calambres en los dedos medio y anular de la mano derecha. 
1 ii. Pulso suspendido durante dos minutos , retintín de oidos, 
ruido en la cabeza y latidos en las sienes. 

Mientras el desvanecimiento y después, disposición á amar 
á todo el mundo , y especialmente á aquellos que le ro- 
dean. 
Piensa frecuentemente en la muerte, pero no teme morir; cree 
que si muriese, lo baria sin pena. 

Se reprende todas las malas acciones que haya podido come- 
ter, echándose en cara las menores faltas, y considerán- 
dose muy culpable, por haberlas cometido. 

Preocupac ion sobre su salud eterua, durante la crisis nerviosa. 



HURA BRASILIENSIS. 64 

Desarrollo escesivo del olfato, hasta el punto de senljr el 
olor de las personas á distancia. 
430. Dia diez y siete.— El dolor del sacro parece disminuir, 
pero aun no puede levantarse de la cama, ni hacer en ella 
movimientos, ni adoptar otra postura qne la supina. 

Tiene apetito, pero c#me poco. 

Un glánglio doloroso aparece detrás del músculo maselero, 
debajo de la oreja derecha. 

Embarazo en la cabeza, sobre la frente. 

Sensación de opresión en la frente. 
435. Dia diez y ocho.— Despierta por la noche frecuentemente. 

Se despierta mas temprano que lo acostumbrado. 

Por la mañana , boca pastosa. 

Esputos sanguinolentos, pútridos, color de chocolate con 
leche. 

El dolor del sacro es muy fuerte, y parece ocupar mayor es- 
tension, alcanzando un poco hasta los músculos dorsales y 

. lumbares, y hasta las vértebras dorsales. 
4 40. La cabeza está aun un poco pesada , encima de los arcos 
supraorbitarios. 

Debilidad en las articulaciones de los dedos y de las mu- 
ñecas. 

Las glándulas del cuello están siempre doloridas, con pun- 
zadas. 

Gusto á sangre en la garganta. 

Caloradas pasageras. 
4 45. La respiración es dolorosa , como si tuviese una llaga viva 
en la región lumbar 

Dia diez y nueve. — Sueño tranquilo y prolongado. 

Arroja sangre por la nariz , por la mañana. 

Granos en la frente. 

Sensación de peso sobre los ojos; no puede leer mucho 
tiempo. 
450. Sensación de fatiga en los brazos, aun estando acostado. 

El dolor del sacro va en disminución , pero algunas veces al- 
canza hasta las vértebras cervicales. 



62 PATOGENESIA BtAS&lftl. 

Picor en los ojos. 

Aparece en la muñeca un grupo de granos, sobre la cara es- 
terna é inferior del radio; son vesiculares y semejantes á 
los que había tenido á su llegada al Brasil. 

Sensación de abotagamiento en los ojos. 
1 55. Latidos pulsativos en el sacro, sin»dolor alguno. 

Fisonomía pálida, ojos hundidos, con rubicundez en los par- 
pados. 

D\a veinte.— Desde el dia diez y seis al veinte, estreñimien- 
to absoluto de vientre. 

Cámaras duras y difíciles. 

El dolor del sacro ha disminuido mucho, pero aun siente 
íuertes latidos y pulsaciones en esta región, siu esperi- 
mentar dolor. 
160. Se ha levantado á las ocho, pero las piernas están débiles 
y la cabeza aturdida; se ha vuelto á acostar poco tiempo 
después (á la una), con un gran frió en los pies. 

Dolor contusivo en los huesos iliacos, pero no es constante. 

El grupo de granos del brazo ha disminuido , v los pocos 
granos que quedan contienen un humor aguoso, que sale 
oprimiéndolos. 

Sensación de quebrantamiento en los músculos glúteos. 

Pulsaciones ó latidos, muy fuertes y lentos en la región sa- 
cro-lumbar, sin dolor. 
16o. Via veintiuno.— Noche agitada, sueños de crímenes, de 
cadáveres, de niños , unos con la cabeza ya cortada por 
la mitad , y otros á quienes se la veia cortar de la misma 
manera. 

Dolor de quebrantamiento en los músculos gluleos , tan pron- 
to en el lado izquierdo como en el derecho. 

Dolor de igual íudole en el sacro , con caloradas á Ja cara, 
alas nueve de la mañana, poco después de haberse le- 
vantado. 

Calambres en los dedos gruesos de los pies. 

Palpitaciones en la sien izquierda. . 

1 70. Punto doloroso y sensación de latidos entre los omoplatos. 



HURA BRASIUENSIS. 63 

Dia veintidós.— Sueño voluptuoso, con polución. ■ 

Caloradas á la cara, con opresión de pecho. 

Dolor vivo y violento en el dedo grueso del pié derecho. 

Torpeza constante en el sacro , pero menos sensación de que- 
brantamiento en los músculos glúteos , debilidad en la ar- 
ticulación de las rodillas con chasquidos, lo mismo subien- 
do que bajando escaleras. 
175. Sensación como si un líquido caliente fluyese de una llaga 
que tuviera en la región lumbar. 

A. las siete de la tarde, caloradas á la cara. 

Debilidad en las piernas, al subir y bajar escaleras. 

Dia veintitrés. — Noche agitada, gran calor con sudores toda 
la noche. 

Sueño de trabajos y grandes ocupaciones. 
180. A las dos de la tarde, desvanecimientos, ondulaciones 
delante de los ojos; turbación de la vista al escribir. 

Ve centellitas haciendo ziczac, lo mismo estando sentado que 
andando. 

Debilidad en las piernas. 

Pesadez sobre los párpados superiores. 

Cefalalgia' frontal. 
185. Sensación de presión en la frente , con frió húmedo e«n los 
pies y en las manos. 

El dolor de cabeza se estiende hasta los arcos supraórbilarios 
y llega hasta los ojos. 

Opresión en la garganta, á la altura de las ahúgdalas; 
dura poco. 

Los ojos están rojos, ojerosos; la fisonomía pálida, melancó- 
lica , ictérica. 

El dolor de los ríñones ha disminuido mucho, pero no pue- 

'de permanecer de pié mucho tiempo sin esperimentar 

cierta pesadez de estómago, que asciende hasta el pecho, 

con opresión. 

190. La esclerótica está roja , inflamada y sus vasos capilares 

muy inyectados de sangre. 

Sensación de presión con latidos en la esclerótica. 



64 PATOGENESIA BRASILERA- 

Debilidad en la articulación de la rodilla , al andar y subien- 
do y bajando escaleras. 

Bostezos , cuatro horas después de haber comido. 

Dia veinticuatro. — Sueño agitado. 
\ Oo. Ligero dolor punzante en la articulación sacro-lumbar al 
subir escaleras. 

Sensación de opresión en el pecho. 

Día veinticinco.— Presión en la frente. 

Caloren la región sacro-lumbar; opresión en el pecho y 
aflujo de sangre hasta la laringe con caloradas á la cabe- 
ra ; gusto á sangre y sensación de arrancamiento en el 
pecho. 

Din veintiséis.— Sueño un poco agitado. 
200. Pulsaciones y debilidad en la región sacro-lumbar. 

Náuseas aun en ayunas, paseando en coche. 

Calor en los ríñones, después de un largo paseo en carruaje. 

Ligero dolor presivo en la frente y vértice de la cabeza. 

Dia veintisiete.— Sueño agitado é interrumpido. 
205. Latidos en la región lumbar con ligeros estremecimientos 
y sacudidas nerviosas. 

Debilidad en la región lumbar. 

Debilidad en la articulación de la rodilla; sensación como si 
se le dislocase , después de pasear. 

Dia veintiocho. — Sueño un poco agitado; sueña que ve ani- 
males feroces devorando las carnes que hay en una carne- 
ceríá del mercado público. 

Sensación de calor con pulsación y cansancio en la región 
lumbar y encima de los huesos ileos. 
H0. Palidez , frió en las" manos y los pies, con debilidad ge- 
neral, mientras duran los dolores. 
Dia veintinueve.— Sueño de revolución , de fuego de fusilería, 
de demolición de edificios públicos, sobre cuyos escombros 
iba marchando. 

Sentimiento de bienestar, por la mañana al levantarse. 

Boca pastosa todas las mañanas , con esputos color de cho- 
colate con leche v olor fétido. 



HURA BIIAS1LIENSIS. Gü 

Por la mañana , esputo de sangre, que parece venir del fundo 
de la garganta. 
215. Hinchazón de la parte esterna de la encía inferior del lado 
izquierdo, con dolor de muelas del mismo lado. 

Granos pequeños en la rodilla derecha, con sensación pare- 
cida á la que produce un herpe, con picor muy doloroso al 
tacto. Comprimiendo estos granos , dejan escapar ua poco 
de líquido. Picor en la parte anterior de las piernas. 

Dia treinta.— Continúa la hinchazón de la encía, pero es 
menos fuerte el dolor de las muelas. 

La mejilla amenaza hincharse. 

Gusto muy pronunciado á sangre en la boca y la gargaula, 
con^fcDsacion de arañamiento al respirar. 
220. A la"s diez, dolor de cabeza como si tuviera un clavo in- 
troducido en el vértice, con gran dolor de dientes é hin- 
chazón de la encía , después de haber paseado. Latidos en 
todo el lado izquierdo de la cara , hasta el ojo. 

Frió húmedo, continuo , en los pies y generalmente por todo 
el cuerpo, con debilidad. 

Embarazo gástrico. Parece que no digiere el almuerzo sino 
con gran dificultad; sin embargo, come con buen apetito 
desde el dia veinticuatro. 

Dia treinta y uno.— Noche agitada. 

Erecciones insoportables, sueños erótiecs y poluciones. 
225. Gruesos granos en las piernas, alrededor del bulbo de 
cada pelo. 

Por la noche, granos muy inflamados, grandes de un cen- 
tímetro, como picaduras de abispa, con gran picor y 
escoriación, inmediatamente después de haberlos to- 
cado. 

Dia treinta y dos.— Debilidad con dolor en la región lumbar. 

Gran embarazo gástrico, todos los dias después del almuerzo. 

Violento dolor de cabeza en el lado izquierdo. 
230. Dia treinta y tres.— Dolor de luxación y de arrancamiento 
en la región dorsal , al sentarse (dura un minuto). 

Esputos sanguinolentos muy abundantes, con sensación de 

5 



CG PATOGENESIA BRASILEÑA 

encoriación en la garganta y las vias respiratorias, des- 
pués de haber hablado mucho rato. 

Contracción nerviosa de la piel de la frente. 

Erupción de granos por todo el cuerpo de la misma natura- 
leza que los del dia treinta y uno; caloradas que suben 
hasta la faringe. 

Dia treinta y cuatro.— Gusto á sangre en la boca durante el 
coito. Esperma de color amarillo de limón. 
"2\Vk Demacración general. 

Imposibilidad de encorvarse hacia adelante : no puede min- 
char sino inclinándose hacia atrás: por poco que se eche 
hacia adelante siente fuertes sacudidas en la región lum- 
bar, que le obligan á enderezarse. 

Dia treinta y cinco.— Embarazo gástrico después de almorzar 
basta las cuatro de la tarde. 

(íran irritabilidad: se impacienta por la cosa mas pequeña. 

Dia treinta y ocho. — Deseos frecuentes de orinar. 
240. Orinas claras; mas larde, se reproduce el dolor sacro- 
lumbar. 

Sensación de desgarradura en los ríñones; dolor escesiva- 
menle vivo con desfallecimiento y palidez de la cara. 

Dia cuarenta y seis. — Sudor frió por la noche. 

Üia cincuenta y cinco. — Cara pálida , enfermiza; ojos muy 
sensibles á la luz. 

Labios rojos. 
245. Demacración considerable. 

Debilidad en la región sacro-lumbar. 

Vista turbada y picazón en los párpados. 

(Desde esta época convalecencia gradual;. 



DURA BRASILIENSIS. 67 



Segundo experimentador : Ca. Dieudonne Joly. 



Veinticuatro años , temperamento sanguíneo-nervioso , constitución 

robusta. 



A las ^pho de la noche toma una dosis de asacú á la quinta 
dinatuizacion. 

Dia primero.— Inmediatamente, contracción de las papuas 
de la lengua. 
4 2'j0. Aturdimiento de cabeza. 

Dolor vivo en el riñon derecho con gran necesidad de uri- 
nar # á las nueve de la noche : dura dos minutos. 

Día segunde.— Por la mañana, al andar, dolor de luxación 
en la articulación coxo- femoral izquierda durante algunos 
segundos. 

Escozor en el borde de los párpados, lodo el dia. 

Cara macilenta, ojos muy sensibles a la luz. 
?oo. Punzadas en los dedos índice y pulgar de la mano iz- 
quierda. 

Punzadas menos sensibles en la mano derecha. 

Picor en el hipocondrio derecho y la pantorrilla izquierda. 

A las ocho de la noche, sensación de picadura en el índice 
derecho. 

A las diez, sensación como si tuviera arena en el ojo iz- 
quierdo. 
2G0. Dia tercero.— Polución nocturna. 

A medio dia , estornudos y moqueo, como un principio de 
coriza. 

A las dos, rubicundez muy pronunciada é insensibilidad casi 
completa de ambos lados del cuello , sobre los músculos 
esterno-mastoideos; se ha pinchado con un alfiler, y hasta 
después de una hora no ha sentido dolor. 

Ota cuarto. — Insomnio por la noche y soñolencia por el dia; 
lividez de la cara á medio dia. 



r.vTOUKNKMV MAS1LI > \. 

?6o. Escozor en los párpados del ojo izquierdo, á las mi 
la noche. 

Dia quinto.— Principio de hemorragia nasal , á las siete de 

la mañana. 
Sensación como por una picadura de insecto , en la eminencia 

liipotenar de la mano derecha. 
Ligero dolor en el dedo de en medio de la mano izquierda. 
Dia mío.— Escozor cu el horde de los parpados 4c I ojo iz- 
quierdo. 
'¿7o. A .medio dia, aparece un grano en la parle derecha inferior 
de Ja mandíbula (encía). 
A las diez de la noche, estando acostado, picor y esco- 
zor en el pumo lacrimal y el párpado inferior del* ojo iz- 
quierdo. 
Dia sétimo. -A las dos de la larde, dolor presivo debajo de 

las costillas falsas derechas, durante un minuto. 
Jh.; décimo.- A las tres de la larde, ligeros cólicos v náu- 
3 ; aturdimiento de caheza y dchilidad de las piernas. 
275. Dia once— A las cinco, hipocondría, tristeza, desespera- 
ción ; se cree rechazado y ahandonado de los suvoi 
Dia doce. — Fatiga y debilidad de la vista. 
Dia trece. -Vista débil, inyección de la esclerótica, dificul- 
tad para leer. 
Fatiga de los miembros superiores é inferiores. 
Dia catorce.— Ojos cansados, vista débil. 
280. Dolor por punzadas sordas en los músculos dorsales de 
tórax. Este dolor , que mas parece interno que esleí - 
00, impide la respiración. 
Dia quince.— Cansancio en los ojos, presión sobre la parle 

superior de las órbitas. 
Incomodidad en la cakza. 

A las nueve de la noche, dolor punzante en los músculos 
bíceps y tríceps braquíal. El mismo dolor en el músculo 
trapecio , entre el omoplatoy la columna vertebral. 
Irritación y sequedad de la garganta, que obliga á toser. 
28 oquedad de la glotis, que hace toser como en un catarro. 



DURA BRASILIENSIS. 69 

Dia diez y seis.— Picor en el borde de los párpados. 
Dia diez y siete.— Sensación como si las orejas se hubiesen 
tapado, después como si entrasen columnas de aire" en el 
oido izquierdo, durante dos ó tres segundos. 
Pequeños .granos escocientes en la parte inferior de la pierna 

derecha. 
Dia veintitrés. — Diarrea. 
290. Dia veintisiete.— Polución nocturna. 
Aturdimiento frontal. 
Calor en la cabeza. 
Dolores en la región ileo-cceal, que se reproducen muchas 

veces por el movimiento y la progresión : 
Ligeras náuseas. 
293 Dia treinta.— Dolor de fatiga , sensible á la presión , en !a 
parte esterna del músculo crural izquierdo. 
Dia treinta y uno.— El dolor del músculo crural eslerno se 

hace muy pronunciado y continúa todo el dia. 
Dia treinta y dos.— Violento dolor de cabeza en la región 

parietal izquierda. 
Dia treinta y tres.— Dolores parciales de cabeza. 
Dia treinta y cuatro.— Por la noche, ligero dolor de can- 
sancio en los músculos lumbares. 
300. Dia treinta y cinco.— Por la mañana continúa el dolor de 
los músculos lumbares. 
A las nueve de la noche , ligero dolor de cansancio con una 
fuerte punzada, que dura un segundo, en la región 
lumbar. 
A las diez, punzada en el dedo grueso del pié izquierdo. 
Dia treinta y seis.—k medio dia , fuerte dolor punzante en 

el dedo grueso del pié izquierdo. 
Gran apetito , desde dos ó tres dias antes. 
30o. Dia treinta y siete.— Cámaras duras, escasas y difíciles. 
Distracción. 

Ineptitud para el trabajo. 
Carácter displicente, intolerante. 
Rubicundez de los párpados. 



PATOGENESIA BHA51LEÑA. 

310. Pereza , fatiga general. 

Bostezos continuos. 

Dio* treinta y ocho.— Hambre á las dos horas de una abun- 
dante comida. 

Tensión en el estómago, por la noche. 

treinta y nueve.— A las cinco de la mañana, hambre dc- 
voradora con dolor tensivo y presivo en el estómago : i 
tando acostado, se eslienden los dolores hasta la región 
umbilical. 
31 ó. Continúa el dolor al marchar; presión después de haber 
comido ; sensación dolorosa de hambre , sin tenerla en 
realidad. 

Dolor de estómago muy fuerte, con hambre conlíuua. 

Deseo frecuente de orinar. 

Las orinas depositan un sedimento blanco. 

A medio dia , dolor presivo de estómago , antes y después de 
haber comido. 
320. Fuerte dolor punzante en la cara anterior del pulmón de- 
recho, que impide respirar profundamente. 

(¡ran distracción; comete frecuentes equivocaciones, toman- 
do una fecha por otra , un mes por otro , julio por setiem- 
bre, durante muchos dias seguidos. 

Equivoca dos veces seguidas las calles por donde vá. 

(Durante los últimos dias de la esperimentacion , emisión fre- 
cuente de orina con depósito de sedimento blanco). 

Tercer experimentador: Mme. Al. J. 

Veintiséis año», temperamento sanguíneo, buena constitución. 

Via primero.— A las diez de la noche , lomó una dosis de 

hura, quinta dinamizacion. 
Por la mañana al despertar, boca pastosa y gran deseo de 
dormir. 
3Í5. Sueña con muertos y entierros. 
Dolor en la lengua y granos pequeños en su borde izquierdo. 



IIUIU BRASILIENSIS. 71 

Calor quemante en el estómago. 

Rigidez en la nuca. 

Debilidad en las piernas y los brazos. 
330. A las dos de la tarde , náuseas. 

Fiebre ; cara roja-escarlata ; manos calientes, quemantes. 

Abatimiento, deseo de no bacer nada ; no hay cosa que le 
agrade. 

Manchas blancas sobre la lengua. 

Deseo frecuente de orinar. 
335. Sensación de cansancio en todo el cuerpo. 

Sensación de dolor con calor en el sacro. 

Via segundo. — Dolor lancinante en zic-zac en la matriz , por 
la mañana á las seis y media. 

Aparición de flores blancas poco abundantes. ■ 

Tos seca. 
340. Dolor en el empeine y sensación de compresión como en 
los dolores de parto. 

Sensación de una punzada que parte de la región lumbar 
hasta el cóccix. 

Dia tercero.— Noche agitada-, se despierta con frecuencia. 

Al despertar, sensación de cansancio, de corvadura. 

Dolor agudo en la palma de la mano izquierda , partiendo del 
índice y describiendo un círculo hasta la articulación car- 
piana del pulgar. 
345. Muy grande fatiga, sobre todo en la pierna izquierda > 
hasta el punto de no poder andar. 

En la noche del segundo al tercer dia , cólicos con retortijo- 
nes, á las doce y media. 

A la una , fuerte diarrea con dolores semejantes á los que 
sufrió á su vuelta de un viaje al Brasil ; las materias escre- 
tadas son también de la misma naturaleza y en un todo 
semejantes. 

Cámaras fétidas, con pequeñas lombrices Blancas en los cs- 

crementos. 
Dia cuarto*— Calor en las manos y en las corvas por la 
mañana. 



71 PATOGENESIA BRASILERA. 

350. Continúa la diarrea , precedida de gran dolor en el pecho. 
Coloración violácea de las mejillas. 
Calor en las mejillas y las sienes. 
Rubicundez de la frente. 

Pequeñas vesículas miliares en ambas mejillas y la frente. 
3 •>•"). Indiferentismo; no se lija en nada ; todo lo hace maqui- 
nalmente. 
Dia quinto. — Sueña con cementerios y que coloca cirios so- 
bre las tumbas. 
Al despertar, cara roja-escarlala , abotagada. 
Pequeñas escoriaciones en la parle superior de la mejilla de- 
recha , análogas á las que ya padeció á su vuelta al Brasil, 
\ que fueron seguidas de un herpe costroso enorme. 
A las dos, calor insoportable en el pecho, dolor muy viólen- 
lo y sensación de quemadura sobre el esternón. 
•500. Dja. sesto.— Sueño muy agitado. 

A las doce y media, cscitacion nerviosa, impaciencia. 
. Calor seco en las manos. 
Dia relimo.— Pequeño grano vesicular en la muñeca derecha. 
Sensación muy pronunciada de pesadez, que partiendo del 
parietal , se dirige por la inserción inferior del músculo 
eslerno-mastoideo á la parte superior del esternón. 
365, La pesadez viene repentinamente á la frente, á las dos y 
media. 
Pequeño grano en la muñeca derecha, rojo en su base y lle- 
no de un líquido trasparente. 
Dia octavo. — Insomnio completo. 

Dolor de torcedura , en el lado izquierdo, ó lancinante, como 
por heridas de bisturí sobre el sacro, con punzadas muy 
dolorosas; el dolor le arranca gritos, aunque pasa veloz- 
mente, a las nueve de la mañana. 
Calor quemante por todo el cuerpo. 
370. Dia nueve.— Dolor de torcedura en la articulación escá- 
pulo-humeral. 
Dolor muy vivo debajo de la mama. 
A las doce y media del dia, el dolor de la articulación esca- 



ni'RA BRASILIENSIS. 73 

pulo- humeral se renueva de tiempo en tiempo con gran vio- 
lencia. 
A las cinco de la larde, el dolor es continuo, pero menos 

violento, y conservando siempre el mismo carácter. 
A las nueve y media de la noche, erupción miliar en la cara. 
375. Pequeños granos rojos en la mejilla derecha, con sensación 
de escozor, desde las siete de la mañana. 
Erupción miliar en los hombros con picor , por la noche. 
Granos vesiculares, rojns, que destilan á la presión un lí- 
quido muy claro. 
Día décimo'.— Aturdimiento de cabeza por la mañana al 

levantarse. 
Rubicundez de la cara. Los granos van desapareciendo. 
380. Dolor de estómago, como por hambre, sin tenerla real- 
mente. 
Se traga la saliva. 

Necesita comer para calmar el dolor. 
Via once.— Dolor de cabeza, latidos en la frente durante una 

gran parte de la noche. 
Continúa por la mañana el dolor de cabeza con aturdimiento. 
385. Via doce— Pequeños granos en la espalda con prurito. 
'Granos rojos , vexieulares en la espalda. 
Hemorragia por la nariz , á las ocho. 
Cámaras duras y difíciles , duraute ocho dias. 
Hemorragia por la nariz , á las diez y media. 
390. Via trece.— Agitación por la noche, sueño de viaje ma- 
rítimo. 
Aturdimiento de cabeza , epistaxis considerable al levantarse. 
Dolor de cabeza , aturdimiento con latidos en la frente , todo 

el dia. 
Granos en los hombros , gruesos , rojos , con picor al 

tocarlos. 
Punzada, como picadura de insecto, en el dedo pequeño de 
la mano izquierda; se repite tres ó cuatro veces. 
395. Dia catorce.- Gran color y rubicundez en la cara.. 
Granos rojos con prurito en los hombros. 



PATOGENESIA BRASILINA. 

. quince.- - Sensación de arena en los ojos. 
Rubicundez general de la cara , inyección de la eselerot, 

los párpados, 
(.¡ranos rojos con escozor en la parte esterior de los muslos. 
'i00. Dia diez tj seis. — Sensación dolorosa aguda, después dolor 

vivo lancinante en el corazón. 
Día di«: y siete.— X las ocho de la mañana, dolor agudo, 

lancinante por accesos , tan pronto débil como violento, en 

el lado derecho del sacro. 
A las diez de la noche , lorticolis del lado derecho. 
Dia diez y ocho. — Estando medio dormido, sensación como si 

estuviera suspendido á tres pies de tierra. 
Sensación como si hubiera caido en una zanja. 
40o. Gran frió por la noche , alternando con gran calor. 

Dia diez y nueve.— Dolor agudo en la cadera derecha , á las 

nueve de la mañana. 
A las nueve de la noche, reaparece el mismo dolor, y continúa 

presentándose á la misma hora muchos dias seguidos. 
Dolor compresivo en la matriz. 
Dolor en el corazón, muy agudo algunos momentos y otros 

insoportable. 
410. Dificultad de la respiración con dolor, que le causa 

grande inquietud. 
Dolor lancinante de cabeza. 
Dia veinte.— Dolor en la rodilla izquierda, como si fuera á 

desarticularse. 
Dia veintiuno.— Cólicos y diarrea: cinco deposiciones en 

el dia. 
Dia veintidós.— Noche agitada. 
■il o. Dolor por la noche en las caderas y sobre los ovarios. 
Punzadas violentas con picor; después, dolor lancinante en 

la vagina; aparición de las reglas, pero poco abundante.-. 
Dia veintitrés.— Dolor en la matriz, como si le metieran un 

instrumento cortaDte. 
Dolor lancinante debajo de la mama izquierda. 
Dolor pulsativo, intermitente, en el dedo pequeño del pié 



DURA BIUSILIENSIS. 75 

derecho, con insoportable picor, a las diez y media de la 

noche. 
420. Dia veinticuatro.— Saeño interrumpido por el violento 

picor de unos granillos sobre los hombros. 
Por la mañana reaparece el dolor del dedo pequeño del pié, 

pero dura menos tiempo que el dia anterior. 
Dolor de ríñones y sensación de cansancio en la región del 

sacro. 
Dolor, frió y torpeza en la cadera izquierda. 
Dolor como por alfilerazos en la muñefca y dorso de la mano 

izquierda , entre los dedos medio y anular. 
4$o. Dia veinticinco.— Punzadas debajo de la mama izquierda, 
que dificultan la respiración , lo mismo al andar que estando 

sentada. 
Dolor muy fuerte al respirar. 
Dia veintiséis.— Chasquido de la rodilla izquierda al andar, 

y sensación como si fuera á desarticularse. 
Dia veintiocho.— Noche agitada. 
Deseo de llorar. 
430. Fiebre , imposibilidad de cerrar los puños. 
Pensamientos tristes, penosos. 
Dia veintinueve.— Sensación como si estuviera suspendida en 

el aire. 
Insomnio completo. 
Estremecimientos en la cama. 
435. Sensación como si cayera á tierra. 
Dolor lancinante, continuo, tan pronto débil como fuerte, 

encima del corazón. 
Mala digestión , incomodidad de estómago, toda la noche. 
Dia treinta. — Noche agitada, estremecimientos durmiendo- 
Sensación de cansancio en la región lumbar, toda la 

noche. 
4 iO. Dolor en el sacro como por un golpe contundente , que va 

en aumento hasta las cuatro de la tarde. 
Presión sobre el sacro, con fatiga del muslo izquierdo. 
Pesadez en el sacro estando sentada. 






PATOGENESIA r.n v s 1 1 

Sensación como si hullcrau gusanos en la paite poslcri 
esterna del sacro. 

Un treinta y nao.— El dolor del sacro, que sube y baja 
desde este punto hasta el muslo izquierdo y viene acom- 
pañado de castañeteo de dientes con palabras entrecor- 
tadas y frió en las manos y pies, la obliga á estar encor- 
vada. 
i 15. Dolor de hormigueo y tercedura pasagero en la pierna de- 
recha, á las tres de la larde , estando acostada. 

Dolor de torcedura desde el sacro hasta la pierna izquierda, 
que la obliga á acostarse. 

A cada acceso , escita el dolor una risa nerviosa con lamentos, 
como un niño enfermo. 

Sensación como si le hubieran mordido perros en la parte 
dolorida. 

Sensación como si tuviera un parche adherido sobre los 
linones. 
450. El dolor desciende á lodo el muslo. 

Manchas violaces en la cara : desde el principio de la esperi- 
mentación ha conservado buena coloración : ahora está 
con frecuencia pálida. 

No puede andar sin temor de caer. 

(jcneralmcntc desconfianza del porvenir : lloros y lamentos; 
piensa en la muerte , pero sin lemerla. 

El dolor del sacro se aumenta estando sentada , y le obliga á 
acostarse. 
455. Dia treinta y dos.— Ha dormido por la noche, pero al le- 
vantarse ha reaparecido el dolor de ríñones. 

El dolor ocupa la región sacro-lumbar, pero se estiende 
hasta los músculos glúteos, con sensación como si le hu- 
bieran mordido perros. 

El pulgar de la mano derecha parece como entorpecido algu- 
nos momentos. 

Dia treinta y tres.— Dolor en la columna vertebral. 

Sensación de desarticulación con dolor en los músculos glú- 
tcos, como el dia anterior. 



UURA MASILIBNSI& 77 

460. Dia treinta y cuatro y treinta y cinco.— Sensación tic lor- 
ceclura en la ingle. 

Epistasis estando acostada. 

Erupción considerable de pequeños granos vesiculares en 
todo el cuerpo, con manchas rojas, como si se hubiera 
rascado mucho. 

Granos gruesos en las piernas, como picaduras de mosquitos. 

Sensación en los ríñones y en los glúteos , como si le hubiera 
mordido un perro. 
465. Estornudos sucesivos durante dos horas. 

Via treinta y siete. — Sensación en lós'muslos como si le mor- 
dieran perros. 

Los granos aumentan con la elevación de la temperatura y 
dejan grandes manchas rojas alrededor del sacro y debajo 
de las caderas. 

Después de los dolores del sacro , le es imposible dormir ni 
echarse sobre el vientre. 

Iha treinta y ocho — Impaciencia; alguna vez se echa á llo- 
rar en la calle. 
470. Dolor muy fuerte de cabeza , como un circulo que rodara 
muy de prisa sobre la frente. 

Aberraciones de la memoria. 

Hemorragia abundante por ambas ventanas de la nariz. 

A la hemorragia precede olor á sangre. 

Cara encendida, con pequeños granos entre el cutis \ la 
«arne. 
475. Calor en la cara. 

Sensación como si la piel de la cara estuviese muy tirante. 

amisión frecuente de orina clara y descolorida. 

Sensación de frió en la corva y pierna derecha. 

Dia treinta y nuecc.— Sensación de frió con punzadas en el 
músculo crural esterno de la pierna izquierda. 
480. Dia cuarenta.— Sueño de muertos, de asesinos, de bue- 
yes corrompidos, de agua amarilla. 

Epistasis continua 6 muy frecuente, sobre todo por la mañana. 

Los dolores de los ríñones van desapareciendo. 



patogenesia masilbSa. 
/>m mírenla y tres.— Palpitaciones nerviosas en el párpado 

inferior del ojo izquierdo. 
Día cuarenta y cinco. — Afluencia de ideas tristes; cree que 

vá á perder alguna persona querida. 
485. Llora á cada momento , y cree ver muerto uno de los su yos 
Dia cincuenta y usho.— Sensibilidad dolorosa de toda la 

mitad derecha de la cabeza , sobre lodo al tacto. 
Punzadas en las mandíbulas , dolor en el brazo derecho. 
Impaciencia, cólera; se muerde las manos, porque las ideas 

se presentan con lentitud á su imaginación. 
Se le figura que tiene hinchada la mitad de la cabeza. 

Cuarto experimentador: Mlle. E. R. 

Diez y siete años , temperamento sanguíneo , constitución regular 

490. A las ocho de la mañana , dolor en el músculo bipotenar 
de ambas manos. 

A las nueve y media, tristeza y suspiros frecuentes. 

A las diez, adormecimiento del íudicc de la mano derecha, 
de minuto en minuto. 

A las diez y media, pies frios y húmedos; después de tres 
horas, calor. 

A las once y media, punzadas en las dos últimas muelas infe- 
riores del lado izquierdo. Sensación de adormecimiento en 
la flexura del brazo derecho. 
495. Punzada en el índice de la mano derecha, y principal- 
mente en la articulación de la última falange. 

Sensación de un tumor de dos centímetros de diámetro de- 
bajo de la mama izquierda. Al mismo tiempo, punzadas 
durante cinco minutos en el hombro derecho. 

A medio dia , roseta muy colorada en la parte inferior de la 
mejilla izquierda. 

A las doce y media, calor en la cara durante una hora. 

(í ranos rojos , pequeños, con un punto blanco en el centro, 
en la parte interior ds la mejilla izquierda. 



DURA BTtASlLlENSIS. "9 

500. A las dos, latidos en el índice de la mano derecha. 

A las dos y media , punzadas en las encías. 

A las cuatro y cuarto, dolor en las encías que se irradia hasta 
el ojo izquierdo , con calor'en la cara. 

Ardor en la mejilla izquierda, pesadez sohre los ojos, dolo- 
res punzantes en las orejas. 

Dolor en el maleólo esterno , como si estuviera quebran- 
tado. 
505. A las nueve y media de la noche , cefalalgia frontal. 

Sudor frió en la cara. 

Presión sobre las órbitas como por una violenta cefalalgia. 

Dolor en los dientes y encías , al apretar las mandíbulas , es- 
tendiéndose hasta la nariz. 

Dolor en las muelas del lado izquierdo. 
510. üia segundo.— A las seis y media, lengua blanca. 

Dolor débil que empieza debajo de la oreja izquierda y se 
corre después hasta la órbita del mismo lado. 

Grano pequeño con picor en la parte interna del codo de- 
recho. 

A las siete y media, punzadas en el costado derecho , de se- 
gundaren segundo. 

Frió en los pies. 
515. A las ocho, dolor en el brazo, como si hubiera estado mu- 
cho tiempo estendido: dolor contusivo en el dorso de la 
mano derecha, principalmente en el dedo medio. 

Punzadas en las encías del lado derecho. 

Escozor en la frente." 

Pequeños granos en la frente. 

Caloradas en el pecho , sobre todo cuando sufre alguna con- 
trariedad. 
520. Las caloradas suben y bajan repentina y alternativamente. 

Calor , que sube á la cara. 

Dolor en el esternón. 

Punzadas en las sienes. 

Dolor en las encías del lado izquierdo. 
5¿5. Desaliento , ineptitud para todo. 



PáTOGIKISM I- 

Peladez en los brazos. 

(-aloradas en el pecho. 

A las diez de la noche, dolor en las órbitas como f >< > i UQfl \io- 
leiila cefalalgia , ó como cuando se lija la vista seguidamen- 
te por mucho tiempo en un mismo objeto. 

])\i tercero. — A la> seis y media de la mañana , hiochlZOQ de 
la mejilla derecha, sin haber sentido dolor de muela-. 
530. Grano muy rojo con gran picor cu la mejilla izquierda > 
en el lado izquierdo del cuello. 

A las nueve, latidos en el lado derecho del pecho, casi deba- 
jo de la axila. 

A las tres 3 media, dolor en la muñeca derecha; todas las 
venas y las libras le hacen daño. 

A las ocho y media , opresión en el estómago. 

Cólico con retortijones. 
535. A las nueve , calor en la cara. 

A las diez y media, gran deseo de llorar. 

Desde que tomó el medicamento, la mcuor cosa le contraría, 
la produce opresión y la escita á llorar ;á cada momento 
pone colorada, suspira hondamente y muchas veces 
al día. 

Cbme con mecos apetito que antes de haber tomado el medi- 
camento. 

I) >lor en el pecho correspondiendo á la mano izquierda , es- 
tando acostada. El dolor pasa insensiblemente al costado 
derecho. 
540. Viacuarto.— Desde el primer dia ,' se despierta antes de 
lo que acostumbraba. Tenia el sueño pesado y nu podía 
abrir los ojos. 

Ahora los abre muy fácilmente y la imaginación se pone en 
actividad al instante. 

A las cinco y media, escalofrió general, opresión y deseo de 
llorar, 
•lieos, con frío en los pies. 

A las ocho y media, escalofríos en las piernas, continúa el 
frió en los pies y la opresión de pecho. 



HURA BRASILIENSIS. 81 

54Ü. A. las nueve y cuarto, picor en el borde izquierdo de la 
lengua , que le hace venir mucha agua á la boca. 

Dolor nervioso que parte de las órbitas , sube á la frente y 
desaparece en seguida. 

Suspira mucho. 

A las diez, incomodidad de estómago, como si tuviera mucha 
hambre, cuando ordinariamente no la siente hasta medio dia. 

Hambre, algunas veces inmediatamente después de haber 
comido. 
•550. Dolor , como si le oprimieran sobre una llaga muy dolo- 
rosa detrás de la oreja izquierda, en el cuello y sobre la 
laringe, que se aumenta volviendo á uno y otro lado la 
cabeza. 

A las diez y media de la mañana , pies muy fríos. 

A las once, hambre con dolor de estómago. 

Compresión en la raiz de la nariz , durante un momento. 

Punzadas que recorren toda la cara, con compresión de la 
cabeza, que parte de las sienes. 
555. Dolor contusivo debajo de las costillas falsas del lado de- 
recho. 

Dia quinto.— Opresión que le impide respirar , á medio dia. 

Opresión en el pecho, que le obliga á suspirar mucho. 

Aturdimiento de cabeza. 

A partir desde el vértice , toda la cabeza y la cara le incomo- 
da horriblemente. 
560. Dolor contusivo éntrelos dedos anular y auricular de la 
mano derecha, que sube hasta el codo, y dura un instante.. 

Gompresion de la parte posterior de la cabeza. 

Dolor de fatiga alrededor del cuello. 

Deseo frecuente de orinar. 

Rubicundez muy pronunciada de la mejilla izquierda. 
565. Rubicundez de las alas de la nariz. 

Escalofríos en la espalda y las piernas , durante el almuerzo. 

A las cinco, opresión y suspiros. 

Dolor en la articulación de las mandíbulas y en las orejas 
después picor en las últimas. 

6 



PATi RASII I S v. 

A las cinco y cuarto, cólico y escalofríos. 
o70. A las ocho, dolor de fatiga entre los omoplatos. 
A las nueve de la noche , opresión cu el pecho. 
Suspiros frecuentes. 
Temblor interior. 
Sudor frió en los pies. 

V las diez y media, grano, rojo, grueso sobre el hombro 
derecho; veinte minutos después de haberse acostado, gran 
calor en los píos. 
Via sesto.— Cólico con diarrea y temblor interior. 
A las seis y media, escalofríos. 
Mancha roja con picor en el antebrazo derecho. 
Punzadas en las encías del lado izquierdo, que suben hasta la 

oreja derecha. 
A las ocho y cuarto, mancha roja , como una picadura de pul- 
ga sobre el dorso de la mano izquierda. 
íiSO. Risa nerviosa, que la produce escalofríos. 
Frió en los pies , escalofrió en la pierna izquierda. 
A las ocho, chasquido en el antebrazo derecho. 
Punzadas en las encías del lado izquierdo, eslendiéndosc has- 
ta la oreja derecha. 
A las ocho y cuarto, mancha roja, como picadura de pulga, 
en el dorso de la mano izquierda. 
585. Aturdimiento de cabeza y pesadez sobre las órbitas, 
(¡ran frío en los pies , mas en el izquierdo que en el derecho. 
A las nueve, opresión en el pecho con suspiros frecuentes. 
A las once, pesadez en las órbitas, como si tuviera mucho 

sueño. 
Dolor calambroide en la muñeca derecha, que se cstiende 
primero al brazo y después á la axila. 
590. Indigestión. 
Opresión y suspiros. 
Temblor en el brazo derecho, latido en la parte anterior de 

la muñeca. 
A las once y cuarto, dolor reumático en el hombro derecho. 
Pequeños granos, rojos, vesiculares, prurilosos, en la barba. 



HURA BRASILIENSIS. 83 

ü\)5. Dolor, como por falsa posición, en el lado derecho del pe- 
cho, debajo de los brazos. 
Latidos dolorosos debajo de la mama derecha.- 
Punzadas dolorosas en toda la cabeza , estendiéndose á la 
oreja y dientes del lado izquierdo, y pasando luego a la 
parte superior de la órbita. 
A medio dia , sueño. 

Dolor entre los omoplatos, que se aumenta apoyándose so- 
bre el esternón. 
G00. Dolor conlusivo en la pierna izquierda. 

Dolor en las mamas, que se estiende hasta los brazos, 
(irán hambre , y apenas ha probado el alimento , cuando se 

ha saciado, 
(irán picor en el maleólo esterno del pié derecho. 
Entorpecimiento de todo el brazo derecho hasta el índice; 
todos los músculos están doloridos. 
603. A la una, picor en las plantas de los pies, como por mi- 
llares de hormigas. 
A la una y media, dolor conlusivo en la espalda, en las nal- 
gas y en los ríñones, como si hubiese sufrido un golpe. 
Fuerte presión en la sien izquierda. 
A las dos, deseo de dormir. 
A las tres y media, cólico. 
GIO. A las cuatro, latidos en la parte esterna de la muñeca de- 
recha. 
Estremecimiento nervioso, que recorre el pecho en todos- 

sentidos y pasa luego entre los omoplatos. 
Punzadas en el lado izquierdo de la cabeza, que se estienden 
al ojo, las sienes y hasta debajo de la oreja y la mandíbula 
inferior. 
Silbido de oidos. 

Incomodidad de estómago , parecida al hambre-. 
615. Punzada en la mama izquierda. 
Punzada en la primer falange del dedo de enmedio. 
A las cuatro, dolor de las muelas del lado izquierdo, con. 
correspondencia á los ojos. 



84 PATOGBNISU MASILIÜA. 

Muy fucile dolor de cansancio en la espalda; región lumbar 

I 1 lor de estómago, opresión, suspiros. 
Punzadas en las cucias del lado izquierdo. 

A las cuatro, latidos en el maleólo interno de la pierna de- 
recha. 

Panzadas en toda la mandíbula. 

Rubicundez y calor en la cara, y mucho mayor en las mojí- 
lias y la frente. 

A las ocho y media, opresión é incomodidad de estómago, 
como si tuviera hambre. 
625. Diasélimo. — A las seis, cólico, diarrea y escalofríos. 

A las ocho, alegría exagerada y gran deseo de rcir; después 
escalosfrios en la cabeza y las piernas. 

Frió en los pies. 

Punzada en las encías inferiores del lado izquierdo, obtura- 
ción de la nariz , con correspondencia á la mandíbula. 

Se halla muy afectada , como si previera una gran calamidad. 
G30. Dolor nervioso encima de la flexura del brazo derecho, 
descendiendo hasta los dedos auular y auricular , á las 
once y media. 

Dolor presivo sobre el hombro izquierdo, muy sensible al 
tacto, á las once de la mañana. 

Latidos debajo del omoplato derecho. 

A las once de la mañana, punzadas en las encías y en el ojo 
izquierdo. 

Rigidez del cuello: todos los movimientos le corresponden 
dolorosamentc á la nuca y las encías. 
635. Pesadez en los ojos y la cabeza. 

Knlorpecimienlo en la nuca. 

Sensación como si una barra le atravesara las mandíbulas de 
una á otra oreja, con opresión en la cabeza. 

Opresión en la raiz de la nariz. 

Dolor en la muñeca izquierda. 
G40. Dolor de dientes al masticar. 

Dolor en la espalda , casi debajo del hombro derecho , acom- 
pañado de latidos en el pecho. 



IIURA BRASIL1ENSIS. 85 

Frío en los pies, á la uoa. 

Latidos en el lado derecho de! pecho. 

Calor en la cara y deseo de dormir después de comer. 
645. Pesadez sobre las órbitas. 

Dolor en el costado , con punzadas en la mama derecha. 
Dolor por bajo de la flexura del brazo derecho , aumentado 
por el movimiento. 

Latido en la eslremidad del índice derecho. 

Caloradas á la cara, con profundos suspiros. 
650. Cólicos > bostezos frecuentes. 

Latidos en el borde izquierdo de la lengua. 

A las dos y media , dolor de ríñones , estando sentada. 

Gran calor y dolor en los dedos de los piós. 

Dolor y entorpecimiento desde la muñeca hasta la parte su- 
perior del brazo derecho. 
655. Rigidez y latidos en el lado izquierdo del cuello, sobre 
todo al volver la cabeza. 

A las ocho y media de la noche, latidos sobre la órbita del 
ojo derecho ; después , en ambos lados. 

Latidos en la raiz de la nariz. 

Dolor en el costado derecho, que le impide respirar. 

A las diez y cuarto , dolor presivo y contusivo en el costado 
derecho. 
C60. Dolor de fatiga , en el hombro derecho. 

Aturdimiento de cabeza; el menor movimiento se correspon- 
de á los ojos y sobre las órbitas. 

Punzadas en las encías y caloren la cara. 

Dia octavo.— k las seis, cólicos y diarrea. 

A las diez de la noche, punzadas en la mama izquierda. 
65. Dolor de ríñones. 

A medio dia, grano en el lado izquierdo de la frente. 

A las dos , gran calor en la cara . 

A las cuatro , latidos sobre la órbita del ojo derecho , y algu- 
na vez , sobre la del izquierdo. 

A las seis de la tarde, dolor en el costado derecho, que raí-» 
pide la respiración. 



86 PATOOBNISI \ M \ I! iñ \. 

070. A las siete de la tarde, tristeza y de^-eo de llorar 
La sangre le sube á la cabeza, 
(íran calor en la rara. 
A las diez, epistaxis. 
A las once, frió húmedo en los pies, estando acostada. 

. Poco tiempo después, calor en los pies. 
Día noveno.— X las seis, dolor en la parte esterna y superior 

del muslo derecho , que le hace cojear un poco. 
Dolor en la mama izquierda. 
A las siete y media, deseo de llorar , y opresión de pecho 

como por una fuerte emoción moral. 
A las ocho y media, continúa aun el deseo de llorar, v la 
cosa mas insignificante le impresiona y entristece ; una 
puerta que so ha abierto' bruscamente, le ha producido un 
gran estremecimiento. 
080. Respiración difícil. 
Dolor en la muñeca derecha , correspondiendo á todos los 

dedos. 
Calor en la cara. 

Deseo estraordinario de llorar , aun cantando ; después , so- 
focación y llanto, á las nueve y media de la mañana. 
Fuerte dolor nervioso, desde el hombro hasta la mama iz- 
quierda. 
G8 5. Dolor en la flexura del brazo derecho. 

A la una menos cuarto , pesadez sobre los ojos , sueño. 
Latidos en el lado izquierdo del abdomen. 
Latidos en el epigastrio, que se estienden á todo el pecho. 
Deseo frecuente de defecar, pero sin resultado. 
G90. Dolor como si le aserrasen el cráneo por encima de las 
orejas, con entorpecimiento de la mandíbula. 
Pesadez en toda la cabeza. 

Punzadas en la encía inferior izquierda ; poco después, pun- 
zadas en la encía superior. 
Rigidez en la nuca. 
Calor en la cara. 
695. Silbido muy fuerte en el oido izquierdo. 



DURA BRASILIENSIS. 87 

Sueño. 

Las encías están doloridas. 

Suspira profunda y frecuentemente, y baila mucho. 

Caloradas á la cara de ralo en rato. 
700. Dolor en la encía izquierda , que se cstiende hasta el ojo y 
detrás de la oreja. 

Gran calor y falla de apetito, á la una. 

Punzadas en las encías, que corresponden dolorosamente á 
toda la cabeza. 

Viólenlos latidos en la sien izquierda. 

Entorpecimiento de la muñeca derecha y dolor en toda la 
mano. 
705. Vivo dolor en la encía izquierda y entorpecimiento del 
mismo lado en toda la cabeza. 

A las tres de la tarde, manos calientes y sudor frió. 

Dia décimo. — Sensación de torpeza en la cabeza y adormeci- 
miento de la encía superior y los músculos del ojo. 

Dolor en el muslo derecho, á la una. 

A las dos, presión en el epigastrio; se encuentra muy con- 
movida, como si previera una gran desgracia. 
710. Dolor en la oreja derecha. 

Dolor en la mejilla y encía izquierda. 

Latidos en el brazo y la muñeca derecha. 

Pesadez sobre la órbita del ojo derecho , á las tres de la tarde. 

Inapetencia. 
715. A las seis y media de la tarde , sudor frió en la cara. 

Sofocación. 

A las ocho y media de la noche , sueño. 

A las nueve, gran calor en la cara. 

Dia once. — Sueño agitado. 
720. A las seis de la mañana , boca pastosa. 

Inflamación del punto lagrimal del ojo izquierdo. 

A medio dia , dolor en las encías y en la mejilla derecha. 

De la una á las cuatro de la tarde, ardor en las mejillas. 

Dia doce.—\ las seis de la mañana, granos pequeños eu la 
cara. 



• ss PAT0GC1M8IÍ MUSlUfU. 

7 2). A las nueve de la mañana, dulor en los ríñones. 

Dchilidnd en las piernas. 

Latidos en la parle superior y posterior del muslo derecho. 

A las once de la mañana , dolor en las encías. 

A las dos de la larde , dolor y latidos debajo del hombro iz- 
quierdo. 
730. A las ocho, pequeños granos con mucho picor en el labio 
inferior. 

A las ocho y media, cólico y sudor frió. 

¡ha trece.— Ojos hinchados y sensibles á la luz. 

Cólico con diarrea. 

Agitación en la cama. 
7 :{.'}. Flores blancas. 

La menstruación se adelanta ocho dias. 

Reglas muy abundantes. 

A las seis y media, punzadas en las encías del lado izquierdo. 

A las siete, punzadas en toda la mandíbula. 
740. Opresión en la raiz de la nariz. 

Entorpecimiento del brazo derecho. 

A las nueve , silbido en el oído derecho. 

Dolor y latidos en el hombro derecho. 

A las diez, latido en la muñeca derecha, el pulgar y el ín- 
dice de la mano izquierda. 
74o. Ardor en las manos. 

(íran picor en el dedo índice de la mano izquierda; todo el 
brazo y principalmente la muñeca están doloridos. 

A las diez y media , dolor y latidos en el maleólo interno del 
pié derecho. 

(irán calor en los pies. 

Dolor en las muelas del lado izquierdo. 
750. A las once , dolor y picor en el pié izquierdo , fuerte dolor 
en todo el pié derecho. 

Dolor muy fuerte en el ángulo interno del ojo derecho. 

Dolor en la muñeca izquierda. 

Latidos en el índice de la mano derecha. 

A radio dia, hinchazón de los párpados inferiores. 



JIURA BRASILIENSIS. 89 

T-'ñ. Rubicundez del ala izquierda de la nariz. 
Dolor en la muñeca y flexura del brazo izquierdo. 
Dolor contusivo en la rodilla derecha. 
Dolor en las encías del lado izquierdo. 
Dolor de cansancio en las piernas. 
700. A las dos, dolor punzante que pasa de las rodillas al codo 
derecho, después al hombro, al pié derecho, á la muñeca 
derecha y por último vuelve á las rodillas. 
A las dos y media, dolor nervioso en los ríñones. 
Dolor de cabeza , detrás y en la oreja derecha. 
Cólicos. 

Dolor en las cocías del lado izquierdo , correspondiendo á la 
raíz de la nariz. 
7G5. Dolor en la muñeca izquierda. 
Dolor de cansancio en la espalda, cerca del hombro izquierdo. 
Silbidos en la oreja derecha. 
Dolor tensivo violento en el brazo derecho. 
Rigidez dolorosa del lado izquierdo del cuello. 
770. Via catorce.— A las seis y media, dolor en las muñecas. 
Dolor en el occipucio , correspondiendo á las encías del lado 

izquierdo. 
Rigidez del cuello. 
Dolor y latidos en el codo, en el antebrazo y la flexura de! 

brazo izquierdo. 
Dolor reumático en el hombro derecho , que pasa á la axila. 
773. Punto doloroso en la mama izquierda. 

A medio dia , gran calor en el pié izquierdo , mucho frió en 

el derecho. 
Calor y dolor en el índice derecho. 
A la una y media, calor en los pies, sobre todo en el de- 
recho. 
Dolor en el dedo pequeño del pié derecho. 
780. A las dos , dolor en la punta de la lengua. 
A las diez de la noche , dolor en las encías del lado izquierdo. 
Dia quince.— A las diez de la mañana , dolor en las encías. 
.Sofocación en el pecho. 



90 rATlXiENKSIA MASILlKA. 

A las nueve de la noche, temblor nervioso en el brazo de- 
recho. 
783. Dia diez y seis.— A medio dia, latidos cu los dedos Índi- 
ce y medio de la mano derecha. 

Día diez y siete. — Sueña que hace compras. 

A las nueve y media , dolor en el brazo derecho , cslcndién- 
dose hasta el dedo auricular. 

Dolor en la mama izquierda , casi debajo de la axila. 

Entorpecimiento de la muñeca derecha. 
790. Latidos en el hombro derecho. 

Punzadas en las encías del lado izquierdo. 

A las diez y media, dolor en toda la mano derecha. 

Dolor sobre la órbita del ojo derecho. 

Dolor en la muñeca derecha y en toda la mano. 
795. Dolor en el brazo izquierdo, al eslcndcrlo. 

A medio dia, escalofríos nerviosos. 

Dolor de quemadura, con una placa roja de una pulgada de 
diámetro, debajo del codo derecho. 

Dolor nervioso, que pasa del ojo á las encías, con latidos en 
la sien izquierda. 

Muy fuerte punzada en el costado izquierdo , debajo de laaxila. 
800. Pesadez sobre la órbita del ojo izquierdo. 

Violentas punzadas cu la muñeca y pulgar derechos. 

A las dos, mucho sueño. 

Adormecimiento de todo el braio. 

A las tres, dolor en la espalda y en el pecho. 
80o. Latidos en la sien derecha. 

Fuerte dolor en la mama izquierda. 

A las dos, picor debajo del labio inferior, que se trasforma 
por el frote en dolor agudo , y dura todo el dia. 

Dia diez y ocho.— Sueño de cuerpos mutilados, de cadáve- 
res con los brazos corlados. 

A las seis y media, dolor debajo del labio inferior, con hin- 
chazón del lado izquierdo , presentando un grano grueso 
en el centro. 
810. A las ocho, dolor y picor en el hombro derecho. 



HURA BRASILIENSIS. 91 

Latidos encima de la rodilla derecha. 

A las cinco , frió en los pies y gran calor en la cara. 
Dia diez y nueve.— Sueño de niños, de rescate de prisioneros- 

A las ocho y media, frió en los pies. 
815. A las tres, dolor sohre las órbitas y en la frente. 

A las cuatro y media , dolor en las encías eslendiéndose hasta 
el ojo izqurerdo. 

Dolor en la muñeca derecha y en la flexura del brazo. 

Latidos nerviosos en la órbita del ojo izquierdo. 

La piel de la frente está muy tirante. 
820. Impaciencia, propensión á romperlo todo. 

Distracciones en el trabajo. 

Cree estar sola en el mundo y se cree perdida. 

Llantos sin objeto , seguidos de risa nerviosa. 

Tristeza, melancolía; piensa ea el porvenir , y se supon» 
desgraciada. 
82o. Dia veinte. — A la una de la larde, dolor en <íl corazón 
después de haber almorzado. 

Emicránea ; dolores en toda la cabeza. 

Deseo de dormir , con náuseas. 

Opresión en la parte posterior de la cabeza. 

Dolor muy agudo detrás de las orejas. 
830. La cosa mas pequeña le incomoda, y le produce horribles 
dolores en la frente , las sienes y la barba. 

Latidos en la mama izquierda. 

Frió en los pies. 

Punzadas en el lado izquierdo del occipucio. 

A las cinco , escalafrios á cada momento. 
835. Dolor de cabeza al andar. 

Dolor y latido fortrsimos en el pecho. 

Los ojos se le cierran sin querer. 

Dolor en las encías. 

Temblor interior. 
840. Caloradas á la cabeza y rubicundez de la cara. 

Dia veintiuno. — Desde el dia once al veintiuno, reglas abun- 
dantes, acompañadas de flores blancas. 



PATOM Wfl v MASH I vv. 

A las dos y inedia , dolor y latidos en el hombro izquierdo. 
A las tres , latidos en el lado izquierdo de la cabeza. 
Sueño, prsadez de cabeza. 
845. Dio, veintidós,— Insomnio. 

Cólico con diarrea , desde el dia diez y ocho. 

Pesadez de cabeza. 

Desde el dia veintitrés al veintiocho inclusive, cólicos con 

diarrea todas las mañanas y dolor en el centro de la espalda. 
Gran impresionabilidad , y disposición a estremecerse al me- 
nor ruido. 
850, Rubicundez de la cara y opresión de pecho. 
Todos los días después de almorzar siente caloradas en el 

pecho. 
Digestión difícil para el almuerzo; palidez de la cara, después 

de medio dia. 
Dia treinta y tres.— Sensación de calor en las manos, la cara 

y loa pies, pero las personas que la tocan observan que 

estas partes están frias y húmedas. 
Sudor frió general. 
855. Dia treinta y cuatro.— Hinchazón de los ojos, 
(¡ranos dolorosos al laclo en la mejilla izquierda y las cejas. 
Dia treinta y cinco. -Estremecimiento por cualquier cosa. 
Deseo de bailar, y baila sin cansarse toda la noche. 
Día treinta y ocho. — Muy fuerte dolor en el pecho, que se 

comunica á la mama izquierda , pasando de tiempo en. 

tiempo á la derecha, sobre todo moviendo los brazos. 
800. Dolor de cabeza. 

Dia treinta y nuece.— Dolor de cansancio en los ríñones. 
Sueño de viajes y liestas. 
A la una, gran deseo de dormir, 
(irán calor en la cara. 
80o. Coriza. 
Cara pálida y ordinariamente empañada y marmórea. 
Dolor de ríñones, como si hubiera recibido un golpe sobre 

el sacro. 
Gusto á cobre en la boca. 



LEPID1CM BONARIENSE. 93 

Dolor en el costado izquierdo, que dificulta la respiración. 
£70. Inflamación del ojo derecho. 

LEPIDIUM BONARIENSE. (1). C.) 

Lep. Maslruco. Cruciferas. 

El Lepidium Bonaricnse es muy común en los alrededores de Rio 
Janeiro. Crece en las orillas de los caminos y en los terrenos pedregón 
sos. Es una planta herbácea de numerosos tallos derechos , de 30 á 60 
centímelros de altos ; las hojas radicales, son precioladas, finamente cor 
tadas ; las superiores alternas, sexiies y casi lineares. Florece en se- 
tiembre. Las flores en espigas terminales están colocadas sobre pedículos 
filiformes; cáliz de cuatro hojuelas; corola pequeña, cruciforme, coa 
cuatro pétalos hipogíncos , seis estambres tetradinamos , estilo corto , 
silícula pequeña , subelíptica, un poco sesgada hacia la cima; raiz fibro- 
sa, simple , vertical. 

Se trituran las hojas frescas. 

La naturaleza no ha sido avara para proveernos de recursos 
contra nuestras necesidades. Todos nuestros dolores , todas 
nuestras enfermedades han sido previstos por ella, sembranA 
sobre la superficie del globo numerosos medios para aliviarlos 
y curarlas. No tenia necesidad el habitante, de Europa de des- 
cubrir un Nuevo-Mundo para adquirir un febrífugo como la 
quina. El Arsénico, la Sepia, el Natrum y otras sustancias, 
comunes en el antiguo continente, correspondían á todas las 
formas posibles de la fiebre intermitente. De la misma manera 
América se podría pasar sin la patogenesia europea. Todos los 
policrestos de Europa tienen sus análogos en el Brasil. El Bufo 
sahitiensis corresponde al Lachesis; Convolvulus Duarlinus y 
Petivería, tienen síntomas muy análogos á los de Belladona; 
Jacaranda , puede compararse á Thuya y Acido nítrico ; Hura y 
Mancinclla, á Rhus y Lycopodio; Solanum oleraceum, á Pul- 
satilla; Cannabis índica, á Opio; Ocimum , á Cantáridas; Elap s 
corallina, á Nux vómica; Myríslica y Murure, á Mercurio; Pe- 
dículus, puede en gran parte representar á Acónimo y Momor- 
dica , á Bryonia. 



PATOGIKBSIA BBASII 1 ñ \. 

iMos trabajos recíprocos, lejos de desalentar á los homeó- 
patas, son un aguijón (]uc lanza á los cspenmenladores hacia 
regiones ¡oesplorao'as , porque cada nuevo medicamento, por 

mas que ofrezca una seductora analogía con los policromos co- 
nocidos, encierra en si particularidades , (|iie para un homeó- 
pata reflexivo y ejercitado, presentan muchas veces la solución 
de los casos mas arduos y embarazosos para ellos mismos. 

El Lepidiam Bonaricnsc ofrece la mas grande analogía con 
el \rnica y lia curado en las mismas circunstancias. Ya el ins- 
tinto popul.ir habia sabido reconocer en parle las preciosas 
virtudes de este vegetal , tan común en el Brasil. La escuela 
homeopática debía apropiarse esta sustancia , que estaba en 
manos de lodo el mundo, y que los habitantes del interior 
pueden preparar en algunas horas, en lugar del Árnica , que es 
difícil adquirir. Nosotros tenemos el convencimiento de haber 
hecho una cosa útil, sobre todo para el Brasil, procurando 
completar su patogenesia. 

t Día primar*. — Buen sueño hasta media noche; desde esta 
hora hasta el dia no ha podido volver á dormir, incomo- 
dada por dolores en lodo el cuerpo, cuando sC movía. 

Calor general y dolor sordo; el lado izquierdo es el mas 
dolorido. 

Antes de levantarse, dolor fuerte en el brazo izquierdo , con 
imposibilidad de eslenderlo. Cuanto mas lo abriga, mas 
grande es el dolor; lo descubre al ün, y el dolor cesa ins- 
tantáneamente. 

¡ka segundo.— X las nueve de la mañana , aturdimiento. In- 
clina la cabeza hacia adelante y le parece que el lecho de 
la habitación se le viene encima ; lodo dá vueltas alrededor 
suyo. 
5. A las once , calor en el lado izquierdo de la cara. 

Dolor sordo de estómago, seguido de gran conato á vomitar. 

Frió como en los espasmos. 

Hambre después de haber comido. 

Por la noche , gran calor en la cara. 



LEPIDIUM BONARIENSE. 95 

10. Dolor como por arañazos de galo ; dura una hora y viene 
seguido de calor en los pies. 

Dolor pulsativo encima de la oreja izquierda. 

Dolor punzante en las encías de la mandíbula inferior , du- 
rante una hora. 

Gran picazón en la oreja derecha, que se aumenta bajando 
la cabeza; dura media hora. 

Por la noche, sueña que habla con personas muertas; gran 
agitación. 
15. Tristeza al despertarse. 

Dia tercero.— Al levantarse, dolor de cabeza, como si le apre- 
taran con un cerco de hierro. 

Dolor alrededor de la oreja derecha , como por pinchazos de 
aguja; se calma con el frote , dura un cuarto de hora. 

Dolor en el pulmón derecho, durante cinco minutos. 

Dolor en el pómulo izquierdo, con rubicundez. 
20. Ardor en el lado izquierdo de la boca, como si hubiera co- 
mido pimiento picante. 

Palpitación del corazón que corresponde al costado, con 
fuerte dolor , que le hace faltar la respiración ; se aumenta 
inclinándose hacia adelante y se calma acostándose. . 

A medio dia , dolor terebrante en la parle izquierda del vér- 
tice de la cabeza, estendiéndose hasla la oreja. 

Ardor en la nariz y sensación de una corriente de aire frió 
en la fosa nasal izquierda. 

Dolor en el lado derecho de la nuca, que se calma frotándose 
y volviendo la cabeza á uno y otro lado. 
23. Sensación como si un cuchillo penetrase lentamente en el 
corazón; se alivia comprimiendo con fuerza algunos mi- 
nutos esta región. 

Pinchazos como de alfiler en el omoplato, que se propagan 
al lado derecho del cuello. 

Fuerte picor en la nariz derecha. 

Picor en toda la piel. 

Pinchazos en la oreja , que bajan hasta la mandíbula. 
30, Punzadas en la mama izquierda; se aplacan poniéndosedepié- 



OG r\ i ikasiliRa. 

üolor punzante bajo la axila. 

Pinchazos como de alliler sobre el esternón. 

Dolor como por compresión de una faja , 6 como si el diafrac- 
ma apretase al estomago, basta impedir la respiración. 

Panzada como una puñalada eu el borde del omoplato, pa- 
sando de uuo áotro lado, se alivia poniéndose de pié. 
35. Dolor eu el hipocondrio izquierdo, como por allilerazos. 

Picor bajo la axila. 

Deseo de chocolate , de salados , de frutas verdes. 

(irán deseo de vinagre. 

Por la noche, nuevas punzadas en el corazón. 
40. Caloradas después de haber comido. 

Temblor convulsivo del corazón. 

Dolor en el epigastrio después de haber comido, que se 
agrava con el movimiento y el tacto. 

La sangre, que se ha presentado al segundo dia de la mens- 
truación , es mas oscura y coagulada que de ordinario. 

Dia cuarto.— Contracción del diafracma, como el dia an- 
terior. 
45. Punzadas pasageras en el vientre, los costados y las 
mamas. 

Punzadas del codo al omoplato. 

Presión y pesadez sobre la vejiga , al orinar. 

Suspensión de las reglas por veinticuatro horas. 

Sueño corto. 
50. Gana de vomitar, toda la noche. 

Ligero espulo de sangre , después de toser. 

Pinchazos en la mama izquierda. 

Ardor en la garganta con deseo de vomitar ; ruido en los oí- 
dos al tragar la saliva. 
Ü5. Dolor constrictivo en la cabeza. 

Vértigo con disposición á caer hacia adelante. 

Esputos espesos, difíciles de arrancar, con ruido en los 
oídos. 

Dolor de picadura en la rodilla ; se alivia con el movimiento. 

Picor en las mejillas. 



LEPIDIUM BONARIENSE. 97 

60. Punzadas bajo la axila. 

Cólicos en la región umbilical. 

Torpeza de oido. 

Palpitaciones en el epigastrio. 

Tristeza profunda y sueño de enfermedades. 
65. Dolor en el hueso del pulgar de la mano izquierda , con 
temblor al servirse de él. 

Lagrimeo leyendo. 

Dia quinto.— Tristeza , inquietud, humor pendenciero, dis- 
plicencia, sueño profundo. 

Dia sesto.— Vista turbada, como si tuviera una gasa delante 
de los ojos; mirando al cielo, lo ve todo de color gris. 

Lagrimeo del ojo izquierdo; dolor que se aumenta moviendo 
el globo del ojo y se propaga á la ceja. Dura seis horas. 
70. Calambre en el dedo anular de la mano derecha , que se es- 
tiende hasta el codo, contrayendo el flexor común de los 
dedos, con rubicundez en la raiz de las uñas. Dura veinte 
minutos y se desvanece al aire libre. 

A la una , dolor de las muelas del lado derecho. 

Lagrimeo del ojo izquierdo, que se aumenta al aire libre y 
concluye por picor. Dura diez minutos. 

Ardor en el ángulo de la nariz izquierda y picor en el lóbulo. 
Dura quince minutos. 

Dolor en la frente con latidos en la sien izquierda. Dura diez 
minutos. 
75. Alegría, se rie por la cosa mas insignificante. 

Conatos á vomitar después de comer, inclinando la cabeza. 

Digestión diíicil , peso en el estómago. 

Esputos salados , -espesos y difíciles de arrancar. 

Dolores durante cinco minutos, que pasan del hombro á la 
espalda y dilicultan la respiración. 
80. Dolor que recorre rápidamente la mitad derecha de la ca- 
beza, desde el parietal izquierdo hasta la ceja. 

Deseo de tomar té. 

Punzadas en las orejas. 

Pinchazos en las cardias. 

7 



98 PATOGBNESU BnASILE.VV. 

i , boca secn. 
85. Insomnio y laxitud , como la tercera noche. 

I>. i sétimo. — Dolor en el pulmón izquierdo, que recorre la 
espalda y se agrava [mucho suspendiendo cualquier cosa 
de peso. Dura doce horas. 

Dolor en el costado izquierdo; al respirar parece que el do- 
lor penetra mas profundamente, como una puñalada, con- 
fundiéndose después con el dolor primitivo. Se repite tres 
veces. 

Orina clara, blanca y poco cargada. 

Sensación de ligadura en la mama derecha , sin dolor. 
90. Dolor en las muelas de la mandíbula inferior izquierda, 
correspondiendo al oido y dejándola sorda por tres minutos. 

Dolor de dientes con dentera, lodo el dia. Este síntoma no 
ha faltado mas que de noche desde que tomó el medica- 
mento. 

D ilor tractivo desde el hombro á la oreja, muy violento y 
que impide mover ra cabeza durante tres minutos. 

Siente como un cordón que le tira desde el hombro á la 
oreja. 

Escalofríos con palidez y ojeras. 
95. Fuerte traspiración seguida de malestar. 

f)ia octavo. — Tos por la noche, sueño ligero. 

Sueños tristes con gran pavor al despertar; después tristeza, 
que dura un cuarto de hora. 

Picor como alfilerazos en la lengua; dura cinco minutos. 

Picor en los mamelones de ambas mamas, ingurgitación 
de las glándulas y dureza de los pechos El picor dura 
poco rato. 
100. Dolor en la boca del estómago, correspondiendo á la ma- 
ma izquierda y saltando alternativamente de uno á otro 
de estos dos sitios, con punzadas. 

Picor en toda la barba, de oreja a oreja, partiendo de la 
garganta. 

Tos corta, seca con deseo de esputar y que solo á esfuerzos 
repetidos arroja un poto de saliva salada. 



LEP1DIUM BONAIUENSE. 09 

Dolor en la mandíbula inferior izquierda, dirigiéndose hacia 
el hombro. Dura cinco minutos. 

Dolor como de pinchazo y picor sobre el bíceps derecho. 
I O'i. Picor que empieza en las sienes y se hace después gene- 
ral. Dura todo el dia. 

Dolor en el omoplato , como si una aguja atravesara el hueso. 
Dura tres minutos. 

Dolor en el dedo medio con rigidez, durante cuatro minutos. 

Dolor en el músculo glúteo izquierdo, estendiéndose hasta la 
rodilla, con debilidad de la pierna. Se alivia sentán- 
dose. 

Dolor martilleante en la mandíbula izquierda , durante diez 
minutos. 
\ 10. Por la noche, vértigos y deseo de vomitar. 

Tos con ronquera. 

Segunda esperimentacion. 

Dia primero.— Sueño pesado y gran aturdimiento al des- 
pertar. Sensación como si le hubieran apaleado. 

Dolor tractivo eu el fondo de la garganta. La lengua está 
mas gruesa que ordinariamente. 

Dia segundo. — Entorpecimiento del brazo izquierdo y dolor 
en el hombro, como si le dieran martillazos. 
i 1 '■). Dolor punzante en la boca del estómago , después de haber 
comido. 

Dolor calambroide en la mano derecha, con imposibilidad de 
cerrarla; después, escalofrios por todo el cuerpo. 

Dia tercero.— Insomnio hasta media noche. 

A las siete de la mañana, gran picor en la comisura del labio f 
derecho. 

Hinchazón del lado izquierdo de la nariz, con dolor, que 
aumenta por el tacto y disminuye al aire libre. 
1 20. Lagrimeo sin dolor. 

(íran picor en el dorso de las manos. 

Cansancio. 



100 PATOGENESIA BRASILEÑA. 

(«rancies conatos á vomitar durante media hora. Se aumentan 
con la quietud y se disipan con el movimiento. 

Dulor en la boca del estómago , como si una barra atravesara 
el cuerpo. Dura media hora. 
125. Dolor en la pantornlla , como si una cuerda tirase hacia 
afuera lentamente. 

Ruido en la oreja izquierda. 

Dolor como reumático en el omoplato derecho. Dura algn 
minutos. 

Soñolencia desde medio dia hasta las tres. 

Cefalalgia supra-orbitaria y temporal, que se agrava por el 
tacto y por levantar los ojos. 
130. Dolor en el músculo gran pectoral, empezando bajo la 
axila y prolongándose en pocos minutos hasta la región 
del corazón. 

Cólicos verminosos en el bajo vientre durante cinco minutos, 
con tenesmo. 

Bostezos (recuentes. 

Dulor en el brazo derecho con entorpecimiento como si hu- 
biera recibido un golpe. 

Vértigo con inclinación de la cabeza hacia adelante. 
135. Dolor en la mejilla derecha, que se disipa compri- 
miéndola. 

Presión como por una faja alrededor del cuerpo, que parece 
depender de contracción del diafragma. El dolor se marca 
especialmente en el epigastrio. 

Sensación de debilidad en el estómago, con tendencia de 
desmayarse. 

Dolor calambroide en el lado derecho del cuello, estendicn- 
dose á diversos puntos del hombro y del brazo. Se alivia 
por la compresión. 

Cólicos por la impresión del aire frió. 
I Í0. Frió en la región del estómago, que invade todo el pecho 
hasta la garganta. 

Dolor con palpitación de los músculos debajo de la mama de- 
recha, eslendiéndosc hasta la axila. 



LEPIDIUM BONAIUENSE. 401 

Dolor reumático y rigidez del dedo indicador izquierdo por 
algunos minutos. 

Dolor como de contusión en la cadera derecha. Se alivia por 
la presión. 

Detención del bolo alimenticio en el exófago, para caer des- 
pués violentamente en el estómago, dejándolo dolorido. 
Igual síntoma, bebiendo. 
Hb. Ardor en la punta de la lengua, como por pimiento pi- 
cante, con sensación como de crecimiento de las papilas. 

Funciones de vientre regulares. 

Orinas rojas. 

Dolor punzante debajo de la axila izquierda. 

Escalofríos y sudor frió por la impresión del viento. 
i'.\0. Inflamación y prurito en la nariz con violento coriza. 

Quebrantamiento en los miembros. 

Deseo de comer berros, y repugnancia á ellos al presen- 
társelos. 

Contracción de la pierna, con imposibilidad de doblarla, por 
la rigidez en que está la pantorrilla. 

Dia cuarto.— Sensación de una puñalada en el epigastrio, 
de fuera á dentro. 
135. Tos seca , con imposibilidad de respirar. 

Golpe violento trasversal en medio de la espalda. 

Pulsaciones en la cabeza , de dentro á fuera , que obligan á 
inclinarla hacia adelante. 

Suena que se encuentra abandonada en un cementerio, per- 
seguida por un fantasma , y grita hasta el punto de des- 
pertar ronca al siguiente día , sin embargo de que no gritó 
en realidad. 

Punzada que parte de la oreja hasta el hombro. 
4 60. Pulsación en la frente, que hace inclinar la cabeza hacia 
adelante. Dura poco. 

Sensación como de un martillazo en el pulgar del pié izquierdo. 

Alegría (efecto curativo) después de la tristeza de los prime- 
ros dias. 

Deseo de frutas y repugnancia á los demás alimentos. 



I* 1 - PAT0G1 M 51 \ BBASN I ÑA. 

I)m quinto. — Epistaxis por la nariz derecha , con picor. I 

>angre es coagulada y negra. 
1GÜ. Dolor en el ojo derecho, como si hubiera colgado de él ona 

bola pesada, con dolor en el ángulo interno. 
Dolor en el hombro, que se propaga alrededor del cuello; la 

aprieta como una serpiente, que ademas le picase sobre 

la boca del estómago y la nuca. 
Dulor compresivo alrededor de la cabeza, y pinchazos como 

de espinas. 
Dolor calambroide en la mano izquierda. 
La epistaxis ha continuado hasta la una, habiéndose hedió 

muy copiosa, pero de sangre roja y clara. 
170. Dia scslo.— Sueño profundo. 
Dolor como de pinchazo en la mandíbula. Dura poco. 
Dolor calambroide en la parte posterior del cuello. Dura 

cinco minutos. 
Dolor que parle de la sien á la barba , como de una corladura 

con navaja de afeitar. 
Latidos en el pecho y la boca del estómago con picor , que se 

agrava al respirar. Dura poco. 
17j. Dolor en el trayecto de la carótida, desde la oreja iz- 
quierda hasta la parle inferior del cuello, que se agrava 

inclinando la cabeza hacia el lado derecho. 
Oclusión completa de la oreja izquierda, con pérdida de la 

audición. 
Repugnancia á la carne. 
Dia se'limo.— Dolor en la espalda , como si le introdujesen un 

clavo, estendiéndose hasta los hombros. 
Dolor en el costado izquierdo, que corta la respiración. 
Í80. Escalofríos en todo el cuerpo , como los que preceden á la 

fiebre intermíteme. 
Calor que sucede al frío, y se hace sentir sobre todo en los 

ríñones. 
Dolor constrictivo en el corazón, que se estiende hasta la 

axila izquierda. 
Gran conato á vomitar. Dura media hora. 



LEPIDIUM BONAIUENSE. \ 03 

Dolor y conlracciou en la punta del dedo medio, que impide 
estcuderlo. 

Tercera csperimentacion. 

18o. Din primero. — Gran deseo de dormir, con ligero escalo- 
frió en las piernas, como el que precede á la tiebre. 
A las ocho, dolor en el costado izquierdo, que desaparece 

instantáneamente. 
A las once, presión en la frente como si la oprimiera un aro 

de hierro. Dura un cuarto de hora. 
Entorpecimiento físico y moral, casi continuo. 
Dolores sordos , continuos de cabeza. 
4 90. Bostezos frecuentes. 
Incomodidad en el corazón, y deseo de vomitar antes de 

comer. 
A las cuatro de la tarde , gran dolor de cabeza. 
Dolor sordo en el vientre , principalmente en el lado derecho. 
Dolor de cabeza con calor en la parte anterior del vértice. 
í9o. Pérdida de la memoria, imposibilidad de pensar, con in- 
diferencia por todo. 
Soñolencia comatosa sin poder dormir. 
Pesadez sobre los párpados, sin poder cerrarlos. 
Siente el aire eslerior mas frió que lo que es en realidad. 
Picor en el lado izquierdo de la cara. 
5>00. Sed. 

Deseo muy violento de café. 

Gran calor interior y agitación al momento de haberse acos- 
tado, que obliga á volver á levantarse. 
Presión en la frente y en la parte superior de la nariz. 
Ardor en el estómago, con sensaciou de sequedad é irritación. 
203. Pulsaciones en la espalda que parecen proceder de la aorta- 
Aversión á la leche. 
Deseo de pasear. 

Gran calor pasagero en la espalda , seguido de un escalofrió 
general. 



104 PATOGENESIA BRASILINA. 

Din segundo.— Insomnio durante la noelic , agitación gene- 
ral, y picor por todo el cuerpo , toda la noche. 
210. Parpados muy fatigados con dilicullad para abrirlos , toda 
la noche. 

A las cuatro, dolores en el lado izquierdo del vientre, lo 
mismo que el dia anterior. 

leñero.— La misma agitación é igual insomnio que el 
dia anterior. 

Dolor en el brazo izquierdo con dificultad de levantarlo. 
Dura poco. 

Incomodidad en el corazón seguida de conatos á vomitar antes 
de comer. 
213. Punzadas en el ojo derecho sin rubicundez, durante tres 
horas. 

Dia cuarto.— Incomodidad en el corazón antes de comer. 

(íran cansancio en las piernas durante tres horas. 

Escesivo calor en la espalda , seguido de escalofríos. 

Cuarta esperimenlacion. 

Oía segundo.— A. las diez de la mañana, dolor de arriba á abajo 

del tronco. 
220. Tirantez en el trayecto del músculo sartorio izquierdo. 

A las dos, dolor de contracción y torsión en el músculo glúteo 
izquierdo. 

A las seis, dolor punzante bajo la axila izquierda. 

Dia tercero.— Dolor paralítico en el brazo izquierdo , cuando 
se le deja mucho tiempo en quietud. 

Por la noche , sueño de muertos. 
22o. Dia cuarto.— A las once , dolor molesto en la boca del es- 
tómago con deseo de vomitar. 

Abatimiento de las fuerzas y de la moral; falta de apetito, 
repugnancia á los alimentos. 

A las dos, calor en la cabeza con sudor frió y un poco de 
fiebre. 

Desoo continuo do bailar. 



LEPIDICM BONARIENSE. 1 05 

A las seis, calor en la cabeza sin sudor. 
230. Diarrea. 
A las odio de la noche, fuertes cólicos que se alivian sen- 
tándose ; flatuosidadcs por abajo. 
Eructos agrios. 
Dia quinto.— A las siete de la mañana , gran sensibilidad en 

el vientre como si hubiera en él una llaga. 
Sensibilidad del cuero cabelludo. 
235. Respiración corla. 
Alivio de los síntomas del vientre. 
A las once, sensación de quemadura en los ojos. 
A las doce, dolor martillante en el hombro derecho. Dura 

poco. 
A las dos , dolor punzante ligero en el hipocondrio izquierdo. 
240. Desde las cuatro á las siete de la tarde , desfallecimiento 
de estómago. 
Diasesto.— A las seis y media, dolor en los músculos glú- 
teos. Dura una hora. 
Dia sétimo.— A las tres, palpitaciones de corazón. 
Por la noche , en la cama , accesos de sofocación. 
Eructos pútridos todo el dia. 
24o. Dolor nocturno en lodo el vientre. 
A las cinco, zumbido en el oido derecho, durante dos minutos. 

Quinta esperimentacion. 

Dia primero. —Violentas punzadas en el costado derecho 
bajo la tercera costilla y á intervalos regulares. Duran al- 
gunos minutos. 

Vivo dolor en la parte anterior de la tibia derecha. 

Dia segundo.— Entorpecimiento, pesadez de cuerpo. 
?30. Soñolencia lodo el dia. 

Muy mala noche, estrema agitación del sistema nervioso. 

Dolores en todo el lóbulo izquierdo del cerebro , que habien- 
do empezado en la parte anterior, encima del ojo '(donde 
ha esperimentado contracciones) , ha ido subiendo al ver- 



IÜ() PATOGENESIA IBASIU S \. 

tice y parle posterior de la cabera , y por último, han in- 
vadido la nuca fijándose en ella por algún tiempo. Bítoa do- 
lores no bao sido simultáneos , sino sucesivos, no deján- 
dose sentir unos hasta que han desaparecido otros, y 

pareciendo que lenian su asiento cu las membranas dr| 

cerebro. 
Dolores agudos , punzantes , debajo de las costillas falsas , y 

en la región del corazón. 
V, olentos dolores de cabeza, como si dieran interiormente 

martillazos , ó como si el cerebro oscilase en el vatio. 

Duran media hora. 
255. Dolor. agudo en el hueso maxilar inferior derecho. Los 

dientes de ese lado están perfectamente sanos. 
Palpitaciones de corazón. 
Día tercero. — Noche menos agitada. 
Sueño continuo. 
Aturdimiento de cabeza, con sentimiento vago de malestar 

en el cerebro, principalmente del lado izquierdo. 
200. Sensación dolorosa, pero fugaz, en el arco cigomático 

derecho. 
Via cuarto.— Al despertar, dolores vivos en la cabeza y lo» 

músculos de la nuca. 
Dolores lancinantes intensos en los músculos de la mano 

derecha, y las articulaciones de los dedos de la misma 

mano. 
Dos horas después, las mismas sensaciones en el omoplato 

derecho y en la muñeca del mismo lado. Estos dolores no 

duran mas que unos instantes, pero tienen un carácter 

muy marca wi. 
■Dio- quinto.— Eslrema agitación toda la noche, sin la menor 

causa aparente, ni estravío el mas pequeño en el régimen. 
Insomnio completo. 
.265. Diasesto.— Vor la noche, picor en los ojos, como si se 

hubiera introducido una sustancia muy astringente. 
Globo del ojo y párpados muy inyectados. 
Punzadas en el omoplato derecho. 



LEriDIÜM BONARIENSE. i 07 

Dia sétimo. —Los ojos continúan inyectados, rojos y doloridos. 
Dolores lancinantes encima de los ojos y en las sienes. 
270. Dia odavo.— Los ojos están aun rojos, aunque menos, y 
el dolor ha desaparecido. 
Dia noveno.— Los ojos han vuelto al estado normal. 
Dia décimo.— Dolores intensos y repetidos en los músculos 

del cuello y en los del omoplato izquierdo. 
Violento dolor de cabeza , que dura desde por la mañana 

hasta las dos de la tarde. 
Dia catorce.— Pesadez y entorpecimiento en todo el cuerpo; 
soñolencia. 
275. Dia quince.— -Por la mañana, repetición de los dolores de 
los músculos del cuello y del omoplato. 
Entorpecimiento y soñolencia ; imposibilidad de ocuparse en 
nada que exija atención. A las tres , gran facilidad para el 
trabajo. 
Dia diez y seis.— Dolores intensos en los músculos del cuello 

y omoplato izquierdo. 
Por la tarde, violentos dolores de cabeza con sensación de 
compresión en la frente, estendiéndose de una á otra ceja. 
Gran sequedad en la boca y garganta. 
280. Dia diez y siete, diez y ocho y diez y nueve.— Continua- 
ción de los dolores de cabeza, empezando hacia las diez 
de la mañana para concluir por 4a noche. 
Palpitaciones violentas del corazón. 

Fuertes dolares en los músculos del cuello, del muslo y de 
]a pierna izquierda, muy pasageros, pero que se repiten 
con frecuencia en el dia. 
Eructos por la tarde , sin acidez. 

Dia veinte.— Dolor de cabeza. Los mismos síntomas que los 
dias precedentes en los músculos del costado izquierdo. 
285. Palpitaciones pasageras. 
Eructos. 

Repugnancia á los alimentos, sobre todo á la carne. 
Dolores en los huesos maxilares, como si todos los dientes 
estuviesen atacados. 



IOS PATOGENESIA IRASILINA. 

Din veintiuno. — Punzadas encima del ojo y en la sien iz- 
quierda. 
200. Punzadas en la mandíbula izquierda. 

Inapetencia, repugnancia á la carne. 

Dia vei ntidos.— Falta completa de apetito. 

Dia veintitrés. — El mismo sintonía que el dia anterior. 

Dolores eo el lado izquierdo de la cabeza. 
29o. Palpitaciones del corazón. 

Dia veinticuatro.— Alivio de los síntomas del estómago. 

Débiles punzadas en la cabeza, siempre del lado izquierdo. 

Eructos. 

Dia veinticinco. — Reaparición del apetito. 

PANACEA. 

Por un accidente irremediable, nos ba sido imposible tener 
á la mano las notas que babiamos recogido sobre el árbol , que 
los brasileños llaman panacea, á causa , sin duda, de la inmen- 
sa variedad de casos y dolencias en que la emplean. Pero pode- 
mos indicar la sinonimia brasileña , que facilitará todos los dalos 
necesarios para poderse adquirir este vegetal , tan común en el 
llrasil. Llámase por los habitantes del pais Azogue dos pobres, 
Cabedula y Erta carneira. 

'. Dia primero.— A las diez de la noche , pesadez en la frente 

y soñolencia. 
A las diez y media , gran calor , seguido de frió considerable, 
Dia segundo.— A las cinco de la mañana, gusto muy amargo 

en la boca. 
Dolor en el omoplato, inclinando la cabeza al lado izquierdo, 
ri. Náuseas. 
Uoslczos espasmódicos. 
Calambre desde el índice basta el codo. 
Violenta cefalalgia, que se aumenta al inclinar la cabeza al 

lado izquierdo, á las seis de la mañana. 
Dolor en la frente v las sienes. 



PANACEA. 109 

10. Dolor de quebrantamiento en la espalda , como si le hubie- 
ran dado de palos , á las seis de la mañana. 
Sensación de una bola ardiente en el epigastrio ; no puede 

abrocharse el vestido. 
Hambre, y sin embargo repugnancia á los alimentos. 
Desfallecimiento. 
Dolor en la articulación de la muñeca derecha, que sube 

hasta el codo. 
15. Vértigos, que aumentan la cefalalgia que ya existia desde 

la mañana anterior. 
Pesadez de cabeza. 
Deseo de dormir. 
A las siete, sensación de rasgadura en el pecho, que sube 

aumentando á la garganta. 
Dolor como de un golpe en el hombro izquierdo. 
20. Aturdimiento; se inclina hacia atrás como para caer, á las 

siete y media de la tarde. 
Dolor punzante en el ombligo, dando vuelta después á todo 

el vientre y terminando en la región lumbar. 
Gran calor en la lengua, con sensación de pequeños pedaci- 

tos de hielo en ella , á las nueve de la mañana. 
Dolor en las sienes, como si estuvieran comprimidas por una 

ligadura. 
A medio dia . sueño con pesadez en los ojos. 
25. Calambres en los pies, estendiéndose hasta las pantorrillas. 
Sensación de vacuidad en el estómago con necesidad de 

comer. 
Hambre con ardor en el estómago. 
Debilidad de las rodillas , á las cuatro de la tarde. 
Deseo de estar sola. 
30. A las siete de la larde, escalofríos al aire libre. 
Imposibilidad de estar arrodillada. 
Dolor en el pecho con sacudidas nerviosas. 
Dolor como si pasaran una sierra por encima de las órbitas. 
Dolor como si le arrancaran las uñas de los pies. 
35. Cansancio como por un largo viaje, á las ocho de la noche. 



1 10 PATOGENESIA BRASILES \. 

Día tercero.— \ las seis do la mañana , adormecimiento de la 

mano izquierda con imposibilidad de moverla. 
Dolor como de martillazos en el ombligo y los hipocondrios. 
D'jlor punzante en un diente cariado, a las siete do la 

mañana. 
Dolor presivo en el vértice de la cabeza, con aturdimiento 

Kstc dolor se pasa después al ojo izquierdo , dejando una 
5 icion parecida a la que se esperimenla por el disparo 

de un cohete. 
■40. Sensación de estrangulación , á las nueve de la mañana. 
Temblor en la mano derecha. 
Aburrimiento y fastidio por todo. 
Cefalalgia , que aumenta el malestar moral. 
Escalofríos por todo el cuerpo. 

SOLANÜM TUBEROSUM jEC.ROTAXS. 
Sol. T. Solanos. La patata enferma. 

Una descripción detallada del Solanum Tubcrosum , cuyo cultivo esta 
tan generalizado en todos los pueblos de Europa seria completamente in- 
útil. Sin embargo, como este libro puede encontrarse en manos de per* 
snnns que habiten donde la patata no íc cric , por mas que este tubérculo 
le consuma en todos los ángulos del muixio, nos parece conveniente ha- 
cer de esta planta un ligero bosquejo. 

La patata es originaria de Chile. Los tallos de esta planta hervácea 
son angulosos, algo biliosos, de >0 á 70 centímetros de alto. Las bojai 
aladas, con impar, compuestas de cinco ó siete hojuelas lanceoladas, cou 
pequeñas pínulas intermedias. Las llores, bastante grandes, violadas, 
azules, rojizas ó blancas , en corimbis, con largos pedículos opuestos á 
hs hojas en la parte superior de los tallos. Las raices dan nacimiento ¿ 
tubérculos mas ó mems voluminosos, que llevan el nombre de patata. 
En las enfermedades de esta planta , los primeros signos de alteraciou 
vjii unas manchas oscuras irregularmente distribuidas en el interior de 
|e§ tubérculos. Poco a poco estas manchas van haciéndose centros de 
fermentación , y entonces se desarrollan puntos blancos de apariencia 
algodf n">sa, comparables á los criptogamos , llamados algas, que se en. 
cuentran sobre las maderas espuestas ala humedad. A partir desde este 
punto , la descomposición es casi general , y la patata exhala un olor 



SOLANÜM TUBEROSÜM /EGHOTANS. 4H 

nauseabundo insoportable. Nosotros hemos empleado en la esperimenta- 
cion un criptógamo, en el que todos los gérmenes de descomposición, os* 
latían desarrollados, sin llegar sin embargo á la putrrfaccion completa» 
cuidando tomar con las partes oscuras, porciones de esa especie de alga, 
de que hemos hablado. 

Desde los primeros dias de la esperimentacion se han pre- 
sentado cefalalgias frontales, con presión supraorbitaria, no so- 
lamente en las tres personas cuya esperimentacion publicamos, 
sino en algunos otros esperimentadores, que no pudieron ob- 
servarse mas que los primeros dias. 

Hasta el dia veinte, estas cefalalgias han venido con fre- 
cuencia acompañadas de liebre, con frió, calor, sudores y es- 
calofríos, á los cuales han sucedido males de garganta , con tos 
y espectoracion de moco verdoso. 

Los violentos latidos del corazón, que se han observado du- 
rante todas las esperimentaciones , y sobre todo al fin de la tercera, 
parece venir representados en el segundo por fuertes palpita- 
ciones musculares, ocupando el mismo espacio cronológico. Las 
cámaras, duras, voluminosas, fraccionadas, cuya espulsion do- 
lorosa provocaba alguna vez la salida del recto, la emisión fre- 
cuente de flatuosidades, precedida y acompañada de cólicos 
intestinales, con sensibilidad de los tegumentos del abdomen en 
el primer esperimentador, constituyen los síntomas mas cons- 
tantes de este medicamento. Estos síntomas que han aparecido 
desde el principio de la esperimentacion después han conti- 
nuado agravándose hacia los últimos dias. 

También indicaremos en el tercer esperimentador, que a 
esas debilidades, ya generales, ya parciales, han seguido do- 
lores violentos en la región lumbar. 

La lengua se preseuta los primeros dias de la esperimenta- 
cion cubierta de una capa blanca, que va después circunscribién- 
dose á una faja amarilla, que ocupa solamente la parte media. 
fcntre los otros síntomas menos generales, observados durante 
toda la esperimentacion , eonviene tener presentes el gusto 
amargo de los aliraeulos, las erupciones cutáneas, la hinchazón 



112 PATO. 

de la membrana mucosa del paladar, las orinas espesas, > poi 

ultimo, los dolores en el anillo inguinal y en la articulación 
ilco-femoral derecha. 

La acción moral del medicamento se espresa por una grande 
irritabilidad. Los sueños fantásticos de trasformacioo , que el 
medicamento ha provocado, se han reproducido con una nota- 
ble semejanza en los tres esperimentadores. Obsérvase también 
en el segundo esperimenlador la doble repetición de los suefio: 
de la noche anterior. 

Después de haber comparado atentamente los sintonías del 
solano tuberoso á los de los agentes de la materia médica hasta 
ahora conocidos, nos ha parecido hallar relaciones con los me- 
dicamentos siguientes, que clasificaremos por el orden de su 
relativa importancia. 

1.°Bryonia; 9.° Pulsatilla; 

2." Arsenicum; 10.' Grapbites; 

3. Plumbum; U.° Alumina; 

4.° Nux. vómica ; 12.° Mercurius ; 

5.° Sepia ; \ 3.° Natrum muriaticum ; 

6." Slrontiana; 1 i." Ignatia; 

7.° Viola tricolor ; 1 í>.° Calcárea ; 

8."Squilla; 

Primer esperimentador : Van-D^ck. 

Veintiieii añof , temperamento languíneo-nervioso , constitución 
robusta. 

1 . Dia primero.— Dolor en el hipocondrio derecho , algunos 
momentos después de haber tomado el medicamento. 

A las nueve de la noche, eructos agrios. 

Dia segundo.— Al despertar, pesadez sobre los ojos y toda la 
frente , como al siguiente dia de una embriaguez. 

Al mediodía, escalofríos y sensación de frío interior. 

l'or la noche, cámara escasa y difícil fraccionada en bolita» 
negras. 



SOLANOS TCBEHOSUM .KGliOTANS. H3 

Dia tercero. — Sueña que debe vestir y dibujar á un hombre 
ahogado , cuyo cadáver saltaba y volvía á caer , unas veces 
sobre los vestidos, otras sobre el tablero de dibujo. 

La membrana mucosa del velo del paladar parece que se 
desprende por muchos puntos. 

Humor displicente ; no encuentra bien nada, y sin embar- 
go no permite que se toque á los objetos que le rodean. 

Dia cuarto. — Cámara dificil, fraccionada en bolitas negras. 
10. Dia quinto. — Cólicos atroces como si los intestinos se anu- 
daran violentamente , seguidos, un cuarto de hora des- 
pués, de una cámara abundante de materiales duros y 
otras dos casi liquidas, por la noche. 

Dia sétimo.— Por la mañana, diarrea abundante y liquida de 
color amarillo verdoso. 

Picor en los párpados; rubicundez é inyección sanguínea en 
su parle interna. 

Capa blanca en la lengua. 
4 5. Sarro blanco en los dientes. 

Lagrimeo abundante. 

Poco apetito. 

Agitación en el pulso. 

Dia octavo.— Toda la línea media del vientre , desde el es- 
ternón hasta el hipogastrio, está dolorida. 
20. Sed. 

Poco apetito. 

A las cuatro de la tarde, calor en la cabeza. 

Dia noveno.— Sueño de magia, de trasformacion de hombres 
en animales parlantes , de cambios de panorama. 

Calor en la uretra , después de haber orinado. 
25. Las oriuas depositan un sedimento amarillo. 

Pequeños granos con picor en la espalda. 

Estornudos al subir escaleras. 

Dia décimo.— Pesadez sobre los ojos. 

Latidos ligeros en las sienes. 
30. Caloradas á la cabeza de tiempo en tiempo. 

Dia once.— Al despertar, picor alrededor de los párpados. 

8 



1 I < p l I \ . 

Picazou en la espalda. 

Traspiración Fácil, provocada por el trabajo mas leve. 
Aturdimiento de cabeza. 
!'). Dic d<>ce- -Aumento del aturdimiento, sobre lodo al bajai 
y mover !a cabeza. 
Ardor y picor en los ojos. 
KslreOimiento de vientre, desde el dia sétimo. 
Dui trece.— Pesadez de cabeza , mayor por la mañana que 

por la larde. 
Cámara ordinaria. 
Digestión difícil. 
Estornudos al subir escaleras. 
Poca disposición para el trabajo; deseo de pasear. 
fíia catorce. — Aturdimiento. 
Cámara ordinaria. 
15. Pereza, deseo de acostarse, pero no lo bace por no mover- 
se del sitio en que se encuentra. 
Dolor en la parte inferior de los muslos. 
Día quince.— Lagrimeo al despertar. 
Aturdimiento de cabeza. 

La línea media de la lengua, se baila cubierta de una capa 
amarillo-verdosa. 
íiO. Mucosidades blancas sobre los dientes. 
Cefalalgia, a medio dia. 
Punzadas en el corazón. 
Frió , con cascabeleo de dientes. 
Escozor en los ojos , por la noche. 

Muy poco apetito. 
Estornudos. 

(¡r¡etas en los labios, cuyo epidermis cst 
Dia diez y ¿'./¿. — Escozor en los párpados. 
Lengua cargada de mucosidades espesas \ blai 

-.airo blanco en los dientes. 
Sueña en sus ocupaciones diarias. 
Flaluosidades y crudos. 
Pu'.so un p< co asilado. 



SOLANUM TUBEROSUM .EGIíOTANS. H5 

k las cuatro de la tarde , estornudos. 
65. Ardor y picor en los ojos. 

Dia diez y siete.— Cólicos seguidos de dos cámaras , á '.as 
cuatro de la mañana. 

Dolor al tacto en el hipocondrio derecho. 

Dia diez y ocho.— Cólicos. 

Paita de apetito. 
70. A las cinco de la tarde , estornudos. 

Dia diez y nueve.— Picor en la garganta , que obliga á 
toser. 

Tos seca. 

Dia veintitrés.— Aturdimiento de cabeza al despertar. 

Dia veinticuatro.— Cefalalgia, que se aumenta por el olor del 
espíritu de yüio y cesa á las tres de la tarde. 
75. Dia veinticinco. — Cólicos al despertar. 

Emisión /'recuente de Hatuosidades. ? 

A las diez de la noche, dolores entre los omoplatos. 

Dia veintiséis. — Sueña que tiene las manos cortadas en pe- 
dazos. 

Cosquilleo en la garganta , con los. 

Segundo cspcrimcnlador : Cu. Diiüudonné Jollk 

Veinticuatro años , temperamento sanguineo-nervioso , constitución 
robusta. 

80. Dia primero.— Presión en la raíz de la nariz. 
Sueño de cosas religiosas. 

Dia aajxiváo. — Pesadez de cabeza, por la mañana. 
A medio dia, pesadez de cabeza y sobre todo de la frente 

como en un coriza. 
Cólicos después de comer. 
85. Sueño erótico primero, y después de mujeres que se con- 
vierten en animales. 
Dia tercero.— Por la mañana, emisión frecuente de Untuo- 
sidades. 



í l<) PATÜtlCMMA nilASII 

Lengua cargada de morosidades Mancas. 
Cólicos y pellizcos en el estómago, después de comer. 
1¡ listo salado en la garganta. 
90. Presión en la frente y en los arcos supraorbitarios. 

Dia quinto.— Por la mañana , lengua cubierta de uoa capa 

blanca. 
A las cuatro y media de la tarde, calor en la cara. 
Dolor de luxación en la parte posterior de la articulación 

coxofemoral derecha. 
A las cinco de la tarde, gran afluencia de ¡deas. 
í) i. A las ocbo y media, latidos en la parte media del tríceps 

braquial. 
Dia sétimo.— Desde el tercer dia, se despierta muy temprano. 
A las nueve de la noche, dolor en la eminencia bipotcnar. 
Dia octavo. — Despierta muy temprano. 
Por la mañana , lengua cubierta de una capa amarilla, 
f 00. Picor en los músculos lumbares, á las seis de la tarde. 
Dia noveno. — A las siete de la mañana, picor en el dedo 

auricular izquierdo. 
Picor y punzada aguda en la ingle derecha, cerca del 

anillo inquinal. liste dolor se ha manifestado al separar 

con fuerza las piernas para subir tres escalones á la vez; 

poco después, una deposición albina ordinaria. 
Latidos en los músculos glúteos, estando sentado. 
A las siete y media de la tarde, sueño, y despierta mu_\ 

temprano al siguiente dia. 
105. Dia décimo. — A las nueve de la noche, latidos en el 

hombro derecho. 
Grao sueño , á las ocho. 
Din once. — Pesadez en el testículo izquierdo, lodo el día \ 

la noche, estando sentado. 
Dia doce. — Violentas pulsaciones semicirculares en la parle 

inferior del muslo. 
Dia trece.— Latidos en los músculos lumbares, a las cuatro 

de la larde, que duran hora y media , por la mañana. 
Dia catorce.— Cefalalgia. 



SOLAMjM T11BEI10SUM .EGROTAISS. H7 

A las ocho y media de la noche, estornudos repetidos. 
Dia quince.— Después de haber andado, sensación de gran 

fatiga en los músculos del muslo derecho , y sin embargo 

no están fatigados los de la misma pierna. 
Distracción por gran afluencia de ideas estradas al ohjeto 

sobre el cual quiere fijarse la atención. 
Dia diez y seis.— Por la mañana , aparece la lengua cubierta 

de una capa blanca. 
H5. Contracción y latidos en el párpado superior izquierdo; á 

las siete de la tarde cólico y emisión frecuente de flatuosi- 

dades por la larde y toda la noche. 
Dia diez y siete.— Sueño muy agitado. 
Flatuosidadcs por la noche. 
Cámara dura y corla. 
1 20. Via diez y ocho .—Sueña que vá á caer de lo alto de una 

(orre. 
Violentas palpitaciones del corazón al enderezarse. 
Punzadas en el borde derecho de la lengua, desde medio dia 

hasta las tres de la larde. 
Opresión en la garganta , con sed , por la noche. 
Tos y especloracion mucosa , amarilla , toda la noche. 
125. Dia diez y nueve.— Sueña que vá á caer de lo alto de 

un tejado. 
Hinchazón de la membrana mucosa del borde alveolar 

interno de los dos dientes incisivos y del camino izquierdo. 
Violenta cefalalgia frontal y coriza, lodo el dia. 
Dolor de luxación en la articulación escápulo-humeral dere- 
cha , después de. haberse apoyado sobre el codo, por la 

noche en la cama. 
Gran agitación , toda la noche. 
130. Dia veinte.— Sueño estimadamente confuso. 
Pulso agitado por la mañana. 
Coriza. 

Dia veintiuno.— Sueños confusos, embrollados. 
Cefalalgia frontal. 
135. Coriza. 



U8 PATOGENESIA BRASILEÑA. 

Pulso agitado. 

Sudor general, por la mañana en la cania. 

Fuertes pulsaciones en el periné, en la espalda y en el d 

anular derecho, á las cuatro y media. 
\ las cinco, violenta cefalalgia frontal , al andar. 
iiO. Cámara voluminosa, dura, fraccionada. 
Emisión continua de orina, todo el tiempo que duró la 

cámara. 
IHa veintitrés.— Fuertes pulsaciones en la región vertebral, 

por la mañana en la cama. 
A las cinco de la tarde , silbidos en la oreja izquierda. 
Gran disposición á recordar viajes pasados; afluencia de 

ideas teóricas. 
1 15. Din veinticuatro.— Dolor presivo en la región bipogástrica 

derecha, cerca del anillo inguinal, después de uua larga 

carrera. 
Ota veinticinco.— Orinas rojas, con mucosidades en suspen- 
sión. 

Tercer esjierimtntador : Mme. Al. J. 

Veintiséis años, teir.peramento sanguíneo , buena constitución. 

Diaprimcro. — Inmediatamente después de tomado el medica- 
mento , sensación de rasgadura en la garganta y el pecho. 

Dia segundo. — Sueño erótico y voluptuoso. 

Cólicos en la región bipogástrica, durante la noche. 
r">0. Dia tercero. — Sueños de hechicerías, de magia. 

Digestión difícil, acompañada de retortijones de estómago, 
después de almorzar y comer. 

Cámaras duras, esféricas y difíciles; después de la cámara, 
tenesmo, con violento escozor en el ano. 

Procidencia del recto. 

Contracción del csGnlcr. 
155. Después de las cámaras, el recto sale y entra alternativa - 
mente. 



SOLAN'UM TUBEROSOS! EGROTANS. | | !) 

I. os descensos del recto van acompañados de escalofríos cene- 
rales, durante diez minutos. 
Dia quinto.— A las once de la noche , en la cama , palpita- 
ciones del corazón. 
Dia seslo.—Á. las siete de la mañana, palpitaciones del co- 
razón. 
Alas seis de la tarde, calambres de estómago, después decomer, 
i 00. Dia sétimo. — A las siete de la mañana, sensación de ras- 
gadura en la garganta. 
Lengua cubierta de una capa blanca. 
Dia octavo.— Sueño agitado: sueña que ha comido carne hu- 
mana. 
La cosa mas insignificante la irrita y contraría. 
A medio dia , palpitaciones de corazón. 
165. A las once de la noche, palpitaciones del corazón tres ve- 
ces distintas. 
Dia noveno. — A las diez de la mañana , lengua cargada y pe- 
gajosa. 
Dia once.— Sueño muy agitado. 
Sudor frió , por la noche en la cama. 
Dia doce. — Sensación de dislocación en la articulación ileo- 
femoral , correspondiendo dolorosamente á la matriz, a' 
mas leve esfuerzo. 
170. Emisión de flatuosidades , con dificultad muchas veces pare 
espulsarlas. 
Cefalalgia. 

Contracción del esfínter del ano. 
Dolor lancinante en la frente, por la tarde después de comer 

hasta las nueve y media de la noche. 
Cólicos con retortijones. 
175. Cámaras siempre duras y difíciles. 
Gran calor en el ano , después de la cámara. 
Lagrimeo del ojo derecho, durante algunos minutos. 
Deseo frecuente de deponer. 

A las nueve de la noche , escalofríos que recorren lodo el 
cuerpo. 



1 M MTOGINNU IIASILlfa. 

180. Eructos, por la larde. 
Klatuosidades , por la tarde. 
Disposición a encolerizarse. 
Dia trece. — Insomnio. 
Calor general con sudor. 
85. Agitación en el pulso. 
Sueña que está nadando en un rio, del cual no puede salir. 
Caloradas á la cara de tiempo en tiempo , y sobre todo des- 
pués de la comida. 
Frió después de las caloradas. 
Imposibilidad de cerrar las manos. 
190. Pulso muy irregular , tan pronto débil como fuerte. 
Cefalalgia frontal con vértigos y tendencia á caer hacia ade- 
lante. 
Pereza. 

Cansancio general ; se ve en la necesidad de acostarse á me- 
dio dia. 

Falta de apetito. 
105. Presión en el pecho. 

Sed. 

El agua fria le causa una sensación de encogimiento, ya be- 
biéndola, ya lavándose la cara. 

Cefalalgia , que cesa por algún tiempo para reaparecer 
después. 

Punzadas en el cerebro, como si el cráneo fuera a estallar, 
al subir escaleras. 
200. Rubicundez de la mejilla derecha. 

Granitos rojos en las mejillas. 

Escalofríos de rato en rato. 

Inyección sanguínea en la esclerótica. 

Rubicundez de la cara , á las tres de la larde. 
205. Gran calor en todo el cuerpo , á las tres y media. 

Sensación , al bajarse , como si el cerebro oscilase en el 
cráneo. 

A las cuatro, calor en el vértice de la cabeza que se hace 
luego general. 



SOLANUM TUBEKOSUM «GROTANS. 121 

Sensación como si un resorte se disparase en el hipocondrio 

izquierdo. # 

Sensación de debilidad; tiene que pararse para no caer cu 
desfallecimiento. 
210. Dolor al respirar en el músculo gran dorsal derecho. 
Borborigmos y flatuosidades en el abdomen. 
Retortijones de los intestinos , á las diez y media. 
Cólicos y escalofríos. 
Tos seca por la noche. 
215. Por la tarde, disminución de la cefalalgia. 
Emisión de flatuosidades. 
Rubicundez y calor en la cara. 
La piel de la cara se descama ligeramente. 
D\a catorce.— Gran calor por la noche, que turba el sueño. 
220. Al despertar , sensación de cansancio en todo el cuerpo. 
Peso en la frente. 

La lengua se presenta cubierta de una capa blanca. 
Por la mañana , gusto á patatas crudas en la boca. 
La sangre de las reglas es de color rosado. 
225. Por la mañana, borborigmos en el vientre. 
Sensación como de un cuerpo hueco que se moviera con rui- 
do dentro del pecho; entonces cree que va á marearse , a 
las ocho de la mañana. 
Cefalalgia frontal, todo el día. 

Ardor y dolor por el roce de los vestidos , en la quinta vér- 
tebra dorsal. 
Poco apetito. 
230. Rigidez de los músculos posteriores del cuello. 
Fuerte rubicundez y calor en las mejillas. 
Gran calor por todo el cuerpo , aunque la atmósfera está fría 

y húmeda. 
Suspensión de las reglas. 

Estornudos repetidos , seguidos de tos , todas las tardes á la* 
cinco desde el segundo dia de esperimentacion. 
235. Olor á sangre, y deseo de arrojarla por la nariz, alas 
siete de la mañana. 



1 Í2 PATOGENESIA BB kSIl lf \ 

Jha quince.— Sueño muy agitado. 

Mala digestión de la comida de la vispya ; crudos agrios por 

la noche. 
Boca pastosa, por la mañana. 
Cansancio geueral, al levantarse. 
240. Dolor tr activo en la parte posterior del muslo derecho 
hasta el lalou. 
Continúa la suspensión de las reglas. 
Dolor tractivo en los músculos de la parte posterior é interna 

del muslo, al dohlar la pierna. 
Hipocondría. 
Tristeza. 
245. Todo le fastidia , y quiere marchar lejos de su casa. 
Granos pequeños en la parte inferior del cuello y en la rodilla 
derecha , muy rojos en su base y con un punto blanco en 
el centro: duran una hora. 
A las once y media, pesadez en la nuca y los músculos pos- 
teriores del cuello. 
Pesadez de cabeza hasta el punto de tener que hacer esfuer- 
zos para sostenerla derecha. 
Dolor de cansancio en toda la región dorsal y los músculos 
posteriores de los muslos y los brazos. 
i'.'íO. Pesadez de cabeza. 

Dolor de quebrantamiento, que lo impide volverse en la 

cama. 
Gran calor en las manos. 
A las once de la mañaua , ligera epistaxis. 
Anda con dificultad y teme quedar paralitica. 

2 Vó. Agravación de los dolores por el dia y disminución por la 

noche. 
Continúa la suspensión de las reglas. 
Descamación del epidermis de la cara. 
Erupción considerable de granitos en la cara. 
Necesidad de estirar los miembros. 
260. Dia diez y seis.— Insomnio, sueño interrumpido. 
Caloradas por la mala digestión de la comida del dia anterior, 



SOUNÜM TUBEHOSUM .EGItOTA>S. 12'} 

que la obligan á levantarse á las tres do la mañana. 
Eructas seguidos da borborigmos en el estómago, que 
desaparecen después do beber un vaso de agua azu- 
carada. 
Lengua blanca con una linca amarilla en su parte media. 
Una frase que no ba podido comprender , le irrita hasta e! 
punto de querer romperlo todo y morderse las manos. 
265. Por la noche , boca pastosa. 
Calor y escalofríos alternados, toda la noche. 
Gusto en la boca , toda la noche, alas patatas que. comió 

por la tarde. 
Latidos en la sien izquierda. 
Rigidez en los músculos posteriores del cuello. 
270. Dolor en el sacro, por el tacto y el movimiento. 

Dificultad de respirar y sensación de estrangulación causada 

por escesiva sequedad de la boca. 
Granitos microscópicos y picor insoportable en los grandes 

labios de la matriz. 
Dia diez y siete.— Sueño agitado. 

Despierta á las cuatro de la mañana con dolor de estómago 
acompañado de eructos. Dura una hora este estado. 
275. Cefalalgia en un semisueño. 

Pesadez en el vértice de la cabeza, por la noche. 
Escalofríos y calor quemante , por la noche en la cama. 
Palpitaciones del corazón , setando acostada. 
Zumbido de oidos , como si fuera á marearse. 
280. Dolor agudo en el costado izquierdo, que le impide 
volverse en la cama. 
El vello de las axilas se pega en melenchones. 
Dia diez y ocho.— Pesadez en el vértice de la cabeza. 
Sueño interrumpido. 

Dolores de estómago y rubicundez en las mejillas, después 
de almorzar. 
585. Dia diez y nueve.— Sentimiento de bienestar general. 
Picor, como por millares de pulgas, sobre la cara interna y 
derecha del esternón. 



12» PATOGENESIA BHASII.KV*. 

Dia veinte.— Inflamación de la garganta con imposibilidad 
de tragar la saliva, por la noche. 

Dolor insoportable en la región lumbar, con dificultad de 
enderezarse. 

Dia veintiuno. — Sensación en la garganta como si hubiera 
atravesada en ella una tajada de carne. 
290. Dolor lancinante en la región iliaca izquierda , y mas 
débil en la derecha. 

Gran apetito. 

Imposibilidad de andar derecha. 

Dolor en la región lumbar. 

Dia veintidós.— Despierta por una tos violenta y estridente, 
que dura cinco minutos. 
295. Los dolores lumbares reaparecen con mas violencia al 
bajarse. 

Dolor muy agudo como por desviación del sacro. 

A las once, aumento del dolor de la región lumbar que lo 
obliga á andar encorvada hacia adelante. 

El mas pequeño movimiento le causa un dolor muy vivo en 
la articulación sacro-lumbar. 

Dolor punzante en la parte posterior de la pierna derecha. 
300. Dolor en el músculo glúteo izquierdo , acompañado de 
náuseas. 

Sensación, como si fuera ádesprenderscalguna cosa del sacro. 

Imposibilidad de estar de pié, ni sentada. 

Presión como por una barra de hierro aplicada sobre la ar- 
ticulación sacro-lumbar. Esto le produce dolor tan agudo, 
que la obliga á acostarse, en cuya posición se alivia. 

Sensación de hormigueo en el sacro. 
305. Tos, como por obstrucción de la faringe. 

Dia veintitrés.— Sueño agitado. 

Dolor vivo , lancinante encima de la mama derecha, durante 
dos minutos , por la mañana. 

Dolor de luxación en toda la estension de la columna ver- 
tebral , propagándose á lodos los músculos posteriores de 
los miembros abdominales hasta los talones. 



SOLARON TUWvROSUM .EGROTA^S. 425 

Fuerte rubicundez de la cara. 
340. Anda encorvada hacia adelante. 
A las nueve de la noche, pesadez de estómago é indigestión. 
Dificultad de andar á causa del dolor de las vértebras lumbares. 
Gran deseo de lomar café. 
Dia veinticuatro.— Indigestión toda la noche. 
315. Palpitaciones del corazón, que repiten tres veces en la 
noche. 
Cólicos, con emisión de ventosidades quemantes. 
Sueños desconcertados. 
Disminución del dolor lumbar. 

Dolor compresivo en la matriz, á las nueve de la noche. 
r?20. Dia veinticinco.— Picor general, que la hace despertara 
las cuatro de la mañana. 
Sueños de magia , de actores que se vuelven alternativa- 
mente verdes, amarillos y negros. 
Sensación de dislocación en el anillo inguinal derecho. 
Epistaxis ligera, á las seis de la tarde. 
Orinas espesas, que poco tiempo después de escretadas se 
cargan de mucosidades blancas. 
325. Dia veintiséis.— Sueño de incendios, después , de come- 
dias. 
Continúan las orinas cargadas de mucosidades blancas poco 

después de la emisión. 
Dia veintisiete.— Epistaxis ligera, después de la comida de 

la tarde. 
A las dos , violento picor en los labios de la vulva. 
Dia veintinueve.— Cámara» duras, di Rcilea y muy volumi- 
nosas. 
.530. Dia treinta. -Sueño de revolución, de ataques á sangra 
y fuego. 
Eructos agrios , que provocan los. 
A. las dos de la tarde , ardor y prurito en la vulva. 
Dia treinta y dos.— Hambre devoradora. 
Eructos agrios, amargos y regurgitación de los alimentos, 

después de comer. 



116 p\i ÑA. 

335. Cámaras muy duras y volumino- 

Cámaras muy difíciles: después de un cuarto de hora «le 
grandes esfuerzos , no puede espulsar mas que algunos 
fracmentos endurecidos. 

La cámara es tan dolorosa, que le arranca lágrimas, y se in- 
yecta de sangre la esclerótica , por la violencia de los 
esfuerzos que se vé obligada á hacer. 

Orinas jabonosas de un amarillo pálido. 

Cólico en el trayecto del intestino grueso, á las nueve y 
media de la noche. 
•'¡40. Dia treinta y tres.—k las dos de la mañana, calambres 
de estómago. 

Sequedad de la boca. 

Cámaras duras, secas, muy voluminosas y difíciles de es- 
pulsar i>:u grandes esfuerzos. 

La espulsion de la cámara no es completa. 

Dolor y escozor en el recto, causado por los esfuerzos hechos 
pera la espulsion de la cámara. 
345. A las ocho de la noche, ineptitud para el trabajo. 

Sueño irresistible. 

Orinas turbias de color amarillo, cubiertas de una película 
oleosa. 

Sueño de persecuciones. 

Pinchazos c;i la médula espinal , como si le clavaran alfi- 
leres estando durmiendo. La violencia del dolor le hace 
despertar. 
350. Estremecimientos durmiendo. 

Sequedad de la boca con sensación de desgarramiento en 
el pecho, á las dos de la mañana. 

Se levanta por la noche creyendo que hay ladrones escondi- 
dos detrás úk las cortinas , pero no se atreve á averi- 
guarlo por sí misma y ruega á otra persona qw 
gistre aquel sitio. 

Dia treinta y cuatro. -Suefio agitado. 

Ansiedad el despertar. 
■ : . Y). Leojya gri fleada , por la malí 



SOLANUM TCBEItOSUM .«GUOTANS. 127 

Palpitaciones y pulsaciones violentas; le parece como si el 

corazón diera vueltas en el pecho. 
Sensación de presión sobre el útero , por ílatuosidades. 
Cámaras duras, secas, voluminosas, que no pueden ser es- 
pelidas sino por grandes esfuerzos , que le arrancan lá- 
grimas. 
A. las tres , regurgitación y eructos. 
360. A las nueve de la noche, vcnlosedades ardienl 
Dia treinta y cinco. — Sueño muy ligero. 
Ronquera al despertar. 
Lengua blanca y cargada. 
Deseo de beber licores y comer naranjas. 
385. Tos seca, durante el dia y la noche. 
Dia treinta y siete. — Tos seca al despertar. 
Calor ardiente en las manos y en lodo el cuerpo. 
Dureza y tensión del pulso. 
Lengua roja en su punta, y blanca en el cenlro. 
370. Dolor en el vértice de la cabeza. 
Sensación , como si se moviera agua dentro del cerebro. , 
lligidez de los músculos posteriores del cuello. 
Ilubicundez de las mejillas. 
Agravación del dolor de cabeza por el trabaj >. 
373. líala cama, sudor que huele a patatas. 
La lengua está muy roja. 
Manos ardientes, pulso un poco agitado. 
Dia treinta y ocho. — Las mamas han estado doloridas duran- 
te todo el tiempo de la espcrimenlacion. El dolor se au- 
mentaba por el movimiento de los brazos, y parecía fijarse 
eu el borde csterno de! gran pectoral. 
Sensación de frió general , sin poder entrar en calor, á las 
cinco y media de la tarde. 
380 Coloración escarlata en las mejillas. 
Después de comer , inflamiento de vientre; los vestidos la 

oprimen mucho y la digestión no puede verificarse. 
A la- diez \ media de la noche, l >s seca durante diez minutos. 
Preocupaciones sobre su porvenir , que cree miseral 



128 PATOr.ENK.SlA BRASILEÑA. 

Dia cuarenta. — Tos seca, por la noche. 
385. Cólicos en el bajo vienlrc. 

Dia cuarenta y uno.— Las reglas se adelantan. 

Espulsion de cuajáronos de sangre negra. 

Durante cinco dias , la sangre de las reglas es de un olor muy 
fétido , semejante al del pescado podrido. 

Orinas turbias, amarillas, con abundante sedimento blan- 
quizco. 
390. Dia cuarenta y dos.— Sed ardiente con gusto salado en la 
boca. 

Estremecimientos en la pierna derecha. 

Sensibilidad dolorosa del cuero cabelludo y de la raíz de lo? 
cabellos. 

Dolor en el vértice de la cabeza; no puede soportar el peso 
de la gorra. 

Dia cuarenta y /res.— Al levantarse, ronquera, que des- 
aparece al instante. Reaparece por la noche, pero dura 
poco. 
395. Dia cuarenta y cuatro.— Sensación de arañamiento en la 
garganta con acumulación de mucosidades muy difíciles de 
cspulsar. 

La espectoracion forma coágulos amarillos. 

Las mucosidades acumuladas en la garganta, parece que cu- 
bren toda su parte anterior. 

El cuero cabelludo continúa dolorido y no puede sufrir el 
peine. 
■400. Espectoracion de coágulos de sangre negra. 

Las mucosidadesque espele por la nariz, están por la mañana 
teñidas de sangre. 

Epistaxis por la mañana , los dias cuarenta y dos , cuarenta y 
tres y cuarenta y cuatro. 

Sueño de batallas, de cadáveres y de un inmenso mar 
de sangre. 

Dia cuarenta y cinco. — Sueña que ve hombres verdes, cu- 
biertos de moho, viviendo en el agua, que luego se transfor- 
man en perros. 



SOLANUM TUBEROSUM .EGHOTANS. 129 

405. Dia cuarenta y seis.— Los alimentos le parece que amar- 
gan como la hiél. 

Dia cuarenta y siete.— Siente en la garganta como un obs- 
táculo, que no puede espectorar; después arroja un coágu- 
lo duro de color gris amarillento. 

La orina, aunque siempre turbia, deposita menos sedimento. 

Violentas palpitaciones de corazón, que le impiden al cantar 
articular sonidos, le corlan la respiración y parece que va 
á perder el conocimiento. 

Rubicundez escarlata de la cara. 
Í10. Dia cincuenta. — Fuertes palpitaciones de corazón, con ca- 
loradas á la cabeza y disposición á marearse. 

Principio de mareo, que se pasa bebiendo un vaso de agua. 

Dia cincuenta y uno. — Palpitaciones de corazón. 

Dia cincuenta y dos.— Gran calor en las mejillas y la frente, 
al aire libre. 

Fuertes palpitaciones de corazón , después de la comida de 
la tarde, 
i 15. Las palpitaciones se hacen irregulares, se contienen un 
momento para reaparecer después con mas fuerza, y son 
semejantes á una botella que se destapara de repente. 

Caloradas acompañando á las palpitaciones: cesan acostán- 
dose. 

Pulsaciones y latidos subcutáneos en ambas piernas, por en- 
cima de las rodillas. 

Dificultad para comprender, y esto la irrita en estremo. 

Rubicundez de la cara é inyección sanguínea de la escle- 
rótica. 
H0. Dia cincuenta y tres. -Palpitaciones de corazón lodo 
el dia. 

La deglución provoca las palpitaciones. 

Las palpitaciones son instantáneas y corresponden á la parte 
superior del tórax. 

Temblor de las pisrnas , causado por el hambre. 



130 PATOGENESIA MASILlS \. 

PLUMBAGO LITORALIS (N<É 
P. Lit. Picaode praia. 

Planta rastrera que crece en la orilla del mar en la bahía de Hio Ja- 
neiro, de tallo herváceo redondeado, cubierto de pelos cortos y rígidos. 
Sus hojas son sencillas , opuestas, sostenidas por un pequeño pecíolo 
«canalado , unido al del lado opuesto y formando de distancia en di.-t.m- 
cia especies de ramilletes, do donde nacen raices advc ntivas. El limbo es 
lampiño, trapezoide, con gruesos dientes en su ápice. Las Mores forman 
pequeños ramilletes axilares presentando cada uno de quince á veinte 
de aquellas, que nacen de un involucro con cinco divisiones, y se 
hallan sosteaidas por un pedúnculo algo filiforme. El cáliz tubuloso, 
moriólilo con cinco dientes y mucho mas corto que el tubo de la corola. 
E:ta es raoDopétala, de color b'anco amarillento, tubulosa, abultada 
en su estremidad, y presenta cinco divisiones, cinco estambres con 
anteras bilobulares , conniventes , mas largas que la corola. Ovario 
unilobular, achatado en su vértice, del que nace un estilo rugoso ter- 
minado por un estigma glanduloso, que sobresale á los estambres. El 
fruto es prolongado, monospermo con tegumento crustáceo , cuya su- 
pf rucie erizada de un número considerable de pelos rígidos y encor- 
vados , presenta surcos longitudinales irregulares. La raiz es vivaz y 
ramea. 

Se usau las hojas. 

Día ¡trímero. — Debilidad en las articulaciones de los miem- 
bros abdominales, inmediatamente. 
Vértigos. 

Ligero dolor en el lado derecho del cuello, durante ciuco mi- 
nutos, 
(lalor general escesivo. 
5. Frió en las estremidades. 
A las once, violentos deseos venéreos, que desaparecen al 

momento. 
Día segundo.— Por la mañana, dolor de cabeza. 
Dolor en las partes laterales del pecho. 
Debilidad en los miembros abdominales. 
10. Fastidio y disgusto por todo. 



PLUMBAGO LITORALIS. 131 

Taciturnidad. 

Dolor agudo en la oreja izquierda, durante algunos minutos. 

Calor en la cara y dolor en el corazón. 

Dolores pasageros en el brazo izquierdo. 
45. Dolor pasagero en la pierna izquierda, durante diez mi- 
nutos. 

Sueño esccsivo, después de mediodía. 

Dolor de cabeza, después de paseo. 

Por la noche, dolor agudo en la pierna izquierda. 

Por la noche, dolor general en los miembros. 
20. Dolor de cabeza. 

Calor interior. 

Por la noche, gran calor interno. 

Pulso duro y pequeño. 

Dolores lancinantes pasageros en diferentes parles del cuerpo. 
25. Punzadas en la cabeza. 

Dolor lancinante en los ríñones. 

Dolor en el hombro derecho. 

Picor ardiente y muy doloroso en la pierna derecha. 

Inflamación catarral en la garganta. 
30. Salivación frecuente y poco abundante. 

Dolores pasageros en el cuello. 

Dolor continuo de cabeza. 

Débil sensación de peso en el estómago. 

Sensación de frío al moverse. 
35. Vértigos después de la comida , que duran tres ó cuatro 
minutos. 

Ardor en los ojos. 

Olfato muy fino todo el dia. 

Cefalalgia frontal continua. 

Dolor en la región lumbar izquierda. 
40. Pesadez de cabeza con vértigos. 

Deseo de dormir, á las nueve. 

Constipación de vientre, orinas rojas. 

Dia tercero.— Por la mañana, dolor en el muslo derecho. 

Dolor en el cuello. 



132 PAfMEIfBSÚ BRASILEÑA. 

i -'i. Posado?, en la cabeza y sobre los parpados. 

Taciturnidad. 

Tristeza. 

Languidez esecsiva. 

Punzadas en diferentes parles del pedio. 
50. Imposibilidad de apoyarse sobre el brazo, por causa del 
dolor del pecbo. 

Dolores en las sienes. 

Debilidad de estómago. 

Palpitaciones dolorosas de corazón. 

Calor en los miembros torácicos y abdominales. 
5o. Ardor en los brazos y frió en las manos. 

A las nueve de la noebe , pulso pequeño y duro , dolor en la 
pierna derecba durante todo el día. 

Vértigos. 

Continua pesadez de cabeza. 

Soñolencia. 
60. Ardor en los ojos. 

Dolores momentáneos y pasaderos en diferentes paitos del 
Iron.'O. 

Dolor pasagero en el húmero. 

Dolor constante en el muslo y cadera derecba. 

Dolores pasageros en el cuello. 
Nuevos deseos venéreos, como en el primer dia. 

Calor interno, qne desaparece y reaparece momentáneamente. 

Dolores en los costados al inclinarse: pulso débil. 

Dolor de constricción en la garganta. 
70. Después de pasear, dolor de cabeza, que dura todo el 
resto del dia. 

Dolores en diferentes parles del cuerpo, que pasan de uno 
<iotro lado. 

Orinas rojas. 

Calor escesivo en la cabeza. 

Dia cuarto.— Por la mañana, aversión a todo. 
75. Dolor en el cuello. 

Dolor en la espalda. 



PLUMBAGO LITORAL1S. 4 33 

Dolor de cabeza. 

Caloren la cara. 

Dolor en el estómago. 
80. Dolor en el corazón. 

Dolor en el pecho, al verificar cualquiera esfuerzo. 

Dolor en el húmero, al levantar un objeto pesado. 

Ligero dolor de cabeza , sobre las cejas. 

Palpitaciones de corazón. 
85. Pulso agitado. 

Ulceración en las comisuras de los labios. 

Dolor constante en la región iliaca. 

Esputos color de leche. 

Emisión fácil de orinas. 
90. Dolor al respirar debajo de las costillas falsas del lado iz- 
quierdo. 

Igual dolor en el lado derecho , pero mas pasajero. 

Cámaras duras, sin olor. 

Dolores de cabeza por la noche. 

Dolor y dificultad de respirar. 
95. Sequedad de la boca. 

Agravación de un antiguo dolor de pecho. 

Dia quinto.— Por la mañana, salivación abundante. 

Inflamación del ojo derecho con lagrimeo. 

Labios secos y agrietados por las comisuras. 
100. Pesadez de estómago. 

Languidez escesiva. 

Fiebre ardiente, vértigos, pulso agitado. 

Dolores agudos por todo el cuerpo, durante tres cuartos 
de hora. 

Dolor en los costados y en la nuca , por la tarde. 
105. Terrible dolor en los ojos. 

Cefalalgia frontal. 

Taciturnidad durante algún tiempo. 

Dolor punzante en el corazón. 

Dolor de estómago. 
i 1 0. Dolor en las articulaciones, que imposibilitan el movimiento. 



l ■ ;,. r\n. ,i..M>i\ un \mi .BÍU. 

Ota sato. — Dolor de estomago. 

Dolor en la espalda , estando sentado. 

Languidez y abatimiento genera!. 

Salivación abundante. 
\ lo. Ligero amargo de boca. 

Dolor en el hueso frontal. 

La pierna derecha esta siempre dolorida. 

Dolores de cabeza. 

Dolores en diferentes partes del cuerpo. 
120. Esputos blancos. 

Dia sétimo. -Dolor en el muslo. 

Dolor en el abdomen. 

Dolor en el hombro derecho. 

Sueños diversos, pero espantosos, terribles, de muertos. 
* 25. Cefalalgia frontal. 

Pesadez en el estómago. 

Dia octano. — Dolor en las articulaciones. 

Dolor en las costillas del lado derecho. 

Dolor en la frente. 
130. Débil dolor en el hombro derecho. 

Dolor en la pierna. 

Dolores pasageros encima de la oreja derecha. 

SOLANÜM OLERACEUM (Vello?.). 
Sol. ol. Solanos. Gyquirioba , Juquerioba. 

Planta hervácea con tallo rastrero , algo leñoso , cilindrico, cubierto 
en sus ramas superiores de espinas cortas y retorcidas. Las Ijojas , (\w 
tienen un eoler verde de sombra, son alternas y pinnadas con impar; 
las hojuelas largas, lanceoladas , casi sésiles con un raguis espinoso, 
se hallan en número de siete á nueve y aumenta su tamaño en la estre 
midad de las hojas. Las flores descansan en pedúnculos ramosos exaxila- 
res ; el cáliz acampanado, con einco divisiones ; la corola de color blanco 
verdoso, monopetala , con cinco divisiones iguales, rotáceas, inclinadas, 
alternas con las del cáliz. Cinco estambres con anteras erizadas , con- 
niventes y biloculares: sus filamentos son cortos , á escepciou do ano 



SOLANUM OLERACEUM. 135 

que escede á los demás. Ovario oval, sobre el cual hay un estilo fili- 
forme. Baya esférica con dos celdillas de color verde oscuro, veteado de 
blanco. El solamun oleraceum crece en los sitios húmedos y sombríos. 
Se tritura la flor. 

i . Emisión poco abundante de orina. 

Reglas de corta duración. 

Dolor de muelas, por la noche. 

Catarro agudo. 
5. Tos con sofocación. 

Dolor en la cara. 

Dolor de dientes. 

Dolor é hinchazón déla cara y de la garganta con infla- 
mación. 

Insomnio durante dos noches. 
10. Orzuelo en el párpado inferior del ojo derecho. 

Hinchazón de una glándula del cuello. 

Rubicundez continua de la cara. 

Digestión difícil. 

Dolor en el ángulo interno de los ojos. 
15. Inflamación del párpado superior del ojo izquierdo. 

Prurito en las piernas. 

Erupción pustulosa en todo el cuerpo. Las pústulas aparecen 
blancas, se hacen luego rojas y producen de vez en cuan- 
do un picor insoportable. 

Dolor lancinante de corta duración en el estómago. 

Sensación de frío en el lado izquierdo del pecho , después de 
haber bebido agua. 
20. Dolor muy violento en la megilla izquierda, que luego se 
estiende á toda la cara. 

Flujo de mucosidades fétidas por la nariz izquierda. 

Aflicción. 

Irritabilidad é impaciencia. 

Soñolencia y dolor de cabeza. 
25. Erupción herpética en el maleólo. 

Fiebre urticaria. 

Inflamación de la garganta. 



136 PATO0BNES1A ntWSILl. > \. 

Prurito. 
Salivación. 
30. Falta de apetito. 
Lengua cargada de mucosidades Mancas. 
Insomnio. 

Softolencia durante cuatro horas , al mediodía. 
Flujo mucoso blanquecino por la vagina. 
•*■">. Hinchazón de las glándulas mamarias, con (¡van flujo <h- 
leche, el sei/undo dia. 
Soñolencia todo el dia. 

Poco después de haber tomado el medicamento una negr;i 
de sesenta años, se le hincharon las mamas y secretaron 
gran cantidad de leche. 

PAULLIN1A. PINNATA (D. C.) 

Paul. Sapindaceas. Pairiinia timbo , (Vell.) Gttaratimbo, 
Timbo-sipo, Cururu-apé. 

Esta hermosa enredadera se encuentra abundantemente en los bosques 
del Brasil. Su tallo, que es leñoso, flexible y tenaz, produce ramos rugo 
sos ligeramente pubescentes y presentan en toda su longitud profun- 
dos surcos paralelos. Las hojas son alternas, con peciolo alado, com- 
puestas de cinco hojuelas casi sexiles, ovado-lanceoladas , dentadas, 
viyugadas, cen impar. Las flores son pequeñas , en espiga, colocadas 
sobre ejes que nacen de la axila de las hojas. Cáliz de cinco hojuelas; 
corola con cuatro petalos, alternos con las anteriores. Ocho estambres; 
ovario con tres divisiones uniovuladas. Cápsula piriforme, aguda, en la 
que se observan tres tubérculos en su parte superior. La raiz presenta 
largos ramos fascieulades , que terminan en cabellera. 
Se tritura la raíz fresca. 

1 . Día primero.— Disgusto , lengua espesa y pastosa, después 
de algunos minutos. 
Sueña con una mujer leprosa, que le repugna. 
Dia segundo.— Gran frió. 
Cólico , seguido de diarrea rojiza, mezclada con flemas. 



PAULLIMA PINNATA. 137 

5. Cefalalgia, como si la cabeza estuviese cubierta con un gor- 
ro de plomo, sobre el cual se dieran golpes. 
Repugnancia á los alimentos. 
Deseo de fiambres. 

Deseo frecuente , pero inútil , de oriuar. 
Dolor en la planta del pié al andar , que se aumenta por la 
presión. 
I 0. Dolor lancinante en el talón. 
Dia tercero.— Quebrantamiento de miembros. 
Aturdimiento ; la cabeza se inclina hacia adelante. 
Adormecimiento de los pies, después de haber subido una 

escalera. 
Gran frió en los brazos, en el pecho y toda la cabeza , á es- 
cepcion de las orejas. 
15. Conatos á vomitar. 
Cree que la lengua ha disminuido de volumen. 
Gran ardor en la orina 
Desea estar tranquila y encerrada. 
Sueña que ve leprosos , cuyas llagas brotan sangre. 
20. Siente crugirle el pecho y abrírsele. 
Picadura, como por un insecto, debajo del ojo derecho. 
Dia cuarto.— Escalofríos, al levantarse. 
Dolor agudo, como por instrumento punzante en el bajo vien- 
tre, durante una cámara. 
Picazón en el ojo izquierdo, con inflamación y lagrimeo. 
25. Inyección de la esclerótica. 

Ruido en el oido izquierdo durante un cuarto de hora. 
Dolor en el anillo inguinal , como si le cortaran los nervios 

del muslo. 
Dolor calambroide en el lado izquierdo del hipogastrio. 
Picor y hormigueo en la garganta. 
30. Dolor en las cejas hasta la raíz de la nariz. 
Calor en la planta de los pies. 
Ardor y caloradas en el pecho. 
Presión en el hipogastrio. 
Dolorcomosi una cuerda apretara alrededor de loshipocondrios. 



138 PATOGENESIA BltASII.LVV ■ 

35. Picazón insoportable con sensación de quemadura en el 

pecho. 
Martilleo en la sien y encima del ojo izquierdo. 
Dolor punzante en el ombligo. 
Sensación muy doloroso, como por una barra de hierro que le 

obligase á inclinar la cabeza hacia adelante. 
Desvanecimiento continuo. 
40. Repugnancia á los alimentos. 
Gran deseo de tomar café. 
Fatiga general. 

Dia quinto. — Dolor en las piernas con rigidez al andar. 
Calambre en las yemas de los dedos de la mano izquierda, 

que se esliende hasta los brazos. 
45. Violento dolor presivo en el costado. 
Gran picor y supuración en la parte posterior de la cabeza. 
Dia sesto. — Sensación de martillazos en el vértice de la ca- 
beza, que corresponden dolorosameute á las sienes. 
Sueño muy agitado. 

Sueña que quiere abrirse el pecho, para ver lo que hay dentro 
50. Presión como por una faja en el pecho y costados , con dolor 

insoportable como de pinchazos. 
Fuertes náuseas. 
Dolor lancinante y punzante de tiempo en tiempo en el iim 

melón del pecho izquierdo. 
Dolor corlante, como si le dividieran el cartílago de la oreja 

izquierda , que se estiende hasta el cuello. 
Picor como por millares de agujas en la parte superior del 

muslo izquierdo, durante cuatro ó cinco minutos. 
oü. Dia sétimo. — Presión como por un aro de hierro alrededor 

de la cintura , con picor en la parte superior del pecho, 

que se aumenta con el movimiento. 
Dolor calambroide, instantáneo, en la mano izquierda. 
Sensación dolorosa en el estómago, como si hubiera en él una 

piedra. Se aumenta al hablar, dura una hora. 
Dolor como si le clavaran un puñal en el costado derecho. 
Dia octavo.— Sueña que ve venir hacia ella un perro sarnoso 



PAULLIMA I'INNATA. 139 

cubierto de llagas, que al fio la muerde , haciéndola pror- 
rumpir grandes gritos, en medio de los cuales se despier- 
ta, resintiéndose de un gran dolor en el pecho. 
60. Quebrantamiento de cuerpo, como si le hubieran dado una 
paliza. 

Cefalalgia, como si se le abriera la cabeza en dos pedazos. 

Lagrimeo, sobre todo del ojo izquierdo. 

Grande hambre. 

Pinchazos en los ovarios. 
C5. Punzadas dolorosas en los dos lados del vientre. 

Dia noveno.— Ardor en el pecho. 

Dolor en el maleólo del pié derecho, como por ¿orcedura. 

Hormigueo en la garganta. 

Dolor de quebrantamiento en la espalda. No puede endere- 
zarse con facilidad. 
70. Dolor en el hombro derecho, que desaparece frotándose. 

Adormecimiento del hombro. 

Vivo picor en el brazo izquierdo. 

Segunda esperimentacion'. 

Dia primero. — Sensación de arañamiento en la garganta. 

Ardor en la parte anterior del pecho. 
75. Respiración corta. 

Dolor pasagero en el hígado. 

Dolor agudo en la muñeca izquierda. 

Borborigmos en el hipocondrio derecho. 

Dolor en el hipocondrio izquierdo. 
80. Dolor presivo en la región parietal derecha. 

Temblor interno en la región umbilical y en el hipocondrio 
izquierdo. 

Dolor en lodo el abdomen , aumentado por e! tacto. 

Dolor en la región del corazón, á las dos de la tarde. 

Punzadas en la región precordial. 
8o. Frió en la parte superior del cuerpo primero y después ge- 
neral. 



(40 PATOGENCSJA IftASlLINA. 

Calor y frió cu la cara alternativamente. 

Sequedad en la boca. 

Lengua torpe, voluminosa. 

Desvanecí míenlo. 
90. Picor en la boca , como si hubiera mascado un clavo de es- 
pecias. Este síntoma es persistente. 

Entorpecimiento en los brazos. 

Temblor en las piernas. 

Al andar parece que se cae hacia adelante. 

Pereza, ineptitud para el trabajo. 
9o. Deseo de acostarse. 

Ronquera. 

Expectoración amarilla, amarga, difícil y tenaz. 

Inapetencia. 

A las seis, el dolor del corazón se estiende hasta las últimas 
costillas. 
100. Dolor en la mitad derecha de la cabeza y en el vértice. 

Dolor en el lado izquierdo de la cabeza. 

Pereza y soñolencia. 

Dolor encima de los ojos, que penetra hasta el cerebro. 

Dolor en la mama izquierda. 
1 65. A las siete y media , dolor en el costado derecho. 

Melancolía. 

A las ocho y media, pesadez en la frente, encima del ojo 
izquierdo. 

Dolor en la sien derecha. 

Debilidad y pesadez en las piernas. 
(10. Adormecimiento en la planta del pié derecho y de la 
rodilla. 

Dolor en los omoplatos. 

Manchas rojizas en la cara y el pecho. 

Punzadas en las mandíbulas. 

Tristeza y soñolencia , todo el dia. 
((o. Dia segundo.— Conatos á vomitar, al despertarse. 

Dolor en la ingle izquierda , á las ocho. 

Sensación de dibilidad en el pecho. 



PAELLIMA PIIVNATA. \í.\ 

Dolor en la sien izquierda. 

Dolor en el brazo izquierdo , que se estiende hasta la espalda. 
120. Dolor en el vértice de la cabeza , como si se introdujera 
un clavo. 

Prurito en la mano y los dedos, insoportable hasta el punto 

' de levantarse el epidermis rascándose. 

Profundo disgusto. 

A las cuatro de la tarde, dolor en el costado derecho. 

Calor en las orejas. 
1 25. Dolor en la nuca, á-las siete de la noche. 

Dolor en el muslo izquierdo. 

Dolor en las muelas del lado derecho. 

Dolor contusivo en el hígado al locar las costillas del lado 
derecho. Se agrava con el movimiento. 

Frió general , por la noche. 
130. Dolor junto al codo del brazo derecho , á las nueve de la 
noche. 

Dia tercero.— Punzadas agudas debajo del brazo derecho, por 
la mañana al levantarse. 

Dolor en el cuello. 

Punzadas en el costado izquierdo. 

Pesadez de cabeza con dolor en la sien derecha. 
135. Calor en la cara., 

A la una, punzadas debajo de la mama derecha. 

A las dos, dolor sordo en la oreja izquierda. 

Punzadas en el hígado. 

Dolor de cabeza , por la noche. 
1 i0. Dia cuarto. —Dolor en todo el vientre. 

Deseo estraordiuario de café y frutas. 

Constipación de vientre. 

Continuación del dolor de muelas. 

Dolor debajo del brazo derecho. 
145. Dolor en la parle interna del brazo derecho. 

A las cuatro de la tarde, punzadas en el costado derecho. 

Dia quinto.— Sueño de muertos. 

Vision de cadáveres. 



I i% PATOC.i'MM \ BRASILINA. 

Cefalalgia y vivo dolor en la sien derecha. 
150. A las ocho de la mañana, dolor desde el brazo baüa el 
pecho. 

Ardor en el pecho, alreJedor de las mamas , que parecen 
oprimidas por un aro de hierro. 

Vacilación al marchar. 

Amargo de boca. 

Saliva abundante. 
155. Respiración corta. 

Dolor en el braro izquierdo, al esteudcrlo. 

Dolor en el cuello , que se alivia al aire libre. 

Dolor debajo de la clavicula y axila derechas, á las seis úv 
la tarde. 

Insomnio. 
160. Dia diez y -seis.— Diarrea. 

Dolor en el costado derecho. 

Dolor reumático en las rodillas. 

Dolor alrededor del ombligo. 

Dolor en el pecho, 
i 6o. Cefalalgia, lodo el dia. 

Deseo de pascar. 

Punzadas en la región del bazo , á mediodía. 

Dolor en el hombro derecho, a la una. 

Frió, á las tres. 
170. Escalofríos con soñolencia y dolores artríticos 

A las tres y media , punzadas en el costado derecho. 

A las seis de la tarde, punzadas debajo de la mama derecha. 

Pesadez en la cabeza y la frente. 

Dia sélimo.— Respiración corta. 
175. Dolor en la cara interna del esternón. 

Dolor en la muñeca derecha. 

Dolor en las articulaciones. 

Dolor en la oreja derecha. 

Esputos estriados de sangre. 
180. Por la noche, dolor de cabeza con imposibilidad de 
bajarla. 



BLATTA AMERICANA. 143 

Tos violenta, con inflamación de la garganta. 

Temor de hacerse tísica. 

Sueños muy tristes. 

Dia octavo.— Parece que el pecho se le abre al respirar. 
185. Tos seca y corta. 

Dia noveno.— Vot la mañana, cefalalgia. 

Cansancio en las piernas. 

Dolor, como si le arañaran, desde el costado izquierdo hasta 
el brazo. 

Dia déeimo.—Do\or alrededor del ombligo. 
1 90. Punzadas en el costado derecho. 

Punzadas en el ojo derecho con lagrimeo. 

Ardor en toda la espalda. 

Gran apetito todo el dia. 

Sueño de muertos, y llanto al despertarse. 
195. Tos seca y corta. 

Dia once.— Opresión de pecho. 

Tos seca. 

Dolor en el costado derecho. 

Inapetencia. 
200. Ulceración de las piernas con prurito. 

BLATTA AMERICANA. 
Bi.at. Kakerlat americana. (Sar.) Baratía. 

Kste insecto ortóptero, que abunda mucho en el Brasil, se cria en el 
interior de las casas. Su cuerpo es prolongado , oval , algo achatado, de 
32 á 33 milímetros, de color pardo rogizo , algo mas claro en el abdú 
men. El protorax es liso , reluciente, de color amarillo de ocre , y pre- 
senta dos grandes manchas pardas, que á veces se reúnen y constituyen 
una sola. Los élitros del macho esceden en longitud al abdomen en unos 
nueve milímetros, mientras que los déla heirbra son un poco mas 
cortos : presentan numerosas estrías longitudinales, que se bifurcan terca 
del borde puntiagudo es que termina el élitro. Las alas son estriadas y 
r'-ctieuladas , de igual longitud que los élitros. Las antenas, que son rms 
largas que el resto del cuerpo, presentan en su base una pequeña m<n- 



1 í i PATOOBNBSI \ BRASILINA. 

cha amarillenta. Las patas están guarnecidas de espinas negras, y lermi 
nan por un tarso con cinco articulaciones. 

Se tritura el insecto entero y vivo, si es posible, durante un cuarto 
de hora. Se unen dos ó tres granos de esta masa con ciento de azúcar de 
leche para hacer la primera dinamizacion. 

1 . Día primero.— Dolor presivo en las sienes. 

Aturdimiento y pesadez de cabeza. 

A las siete de la mañana, hormigueo en los dedos de los 
pies. 

Dolor , que pasa de la espalda al omoplato. 
5. Pinchazos, como de agujas en el lado izquierdo del cuello. 

Ardor en la uretra al orinar. 

Picadura como de mosquito en el lagrimal izquierdo, á l;is 
diez de la mañana. 

Sensación de flogedad en las pantorrillas. 

Color amarillo de la cara. 
10. Color amarillo de la esclerótica. 

(Cuando el esperimenlador padeció una ictericia , para la 
cual se considera empíricamente en el Brasil á la Malta como 
específico, esperimentó una serie de síntomas, reproducidos 
ahora por la presente experimentación). 

Bostezos frecuentes. 

Flujo acuoso por la nariz. 

Lagrimeo. 

Hinchazón pasagera de la boca del estómago. 
45. Soñolencia, después de mediodía. 

A las cuatro de la tarde, dolores agudos en las sienes, que 
se reproducen á intervalos aproximados. 

Frió y escalofríos, durante media hora. 

Dolor en el pié derecho, desde la eslremidad de los dedos 
hasta las rodillas. 

Cólico ligero. 
20. Dolor en el lado derecho de la espalda. 

Kscalofrios; sensación de calor y ligera escUucion general. 

D ilor en el colon transverso , en el duodeno y la boca del es- 
tómago. 



DELPUINUS AMAZÓNICOS. lío 

Dolor en el dedo pequeño del pié izquierdo. 

Dolor en el costado derecho. 
25, Nueva aparición de escalofríos , durante una hora. 

Continuación del dolor de las sienes. 

Color amarillo de la orina, cada vez mas pronunciado. 

Saliva muy salada. 

Dia segundo.— Dolor en la sien, con punzadas de vez en 
cuando. 
30. Sensación de laxitud en las pantorrillas. 

Dolor en distintas partes de los pies, y algunas vqcqs en las 
plantas. 

Pereza. 

lioslezos frecuentes. 

Dolor agudo en el pecho, después de mediodía. 
i i. Calambre en la pantorrilla derecha. 

Laxitud estrema al suhir escaleras. 

Dolor muy fuerte en el pecho , con dificultad de la respi- 
ración. 

Orina muy alhuminosa , de color amarillo fuerte. 

(Se suspendió la esperimentacion por un accidente impre- 
visto). 

DELPHINCS AMAZONICÜS. 

Dklpii. Delphinus Gcofroyi (Desm.) Peixeboi. 

Este delfín, que nos parece ser el Delphinus Gcofroyi deDesmarcsl, lie e 
de tres metros a tres y medio de longitud. Su cuerpo grueso y cilindrico 
es de un color g-is oscuro por encima, y blanco completamente por de. 
bajo. Sus mandíbulas, iguales en extensión , son largas, estrechas, li- 
neares , provistas en cada lado de veintiséis gruesos dientes cónicos , un 
poco rugosos, con coronas dilatadas. La frente es muy aplanada, y tiene 
c locados los ojos un poco por encima de la comisura de ¡os labios. Lis 
aletas pectorales son grandes, un poco oscuras, y colocadas muy bajas; 
la dorsal se eUva en forma de media luna. Este delfín , como su nombro 
indica . habita en la embocadura del rio de las Amazonas. Su piel , es- 
posa ) fibrosa , es h que se emplea p.-ra trituración. 

10 



146 PATOGENESIA IMASILIHA. 

(El esperimentador , antes de tomar el medicamento había 
padecido accesos de tos con sofocaciou, durante los cuales, le 
salía con gran violencia un asa intestinal por una hernia que 
padecía). 

\ . Día primero.— Dolor en ei ombligo , á los cinco minutos. 
Sensación de aire en el estómago, con inflamiento de vientre. 
Dolor en la regiou lumbar, por la mañana al levantarse. 
Eructos. 
;>. Dolores violentos de quemadura y escoriación desde el 
muslo derecho hasta el talón ; después , hasta el hombro 
derecho. Se aumentan por el tacto. 
Crugido de las articulaciones de los dedos de los pies, siem 

pre que los mueve. 
Dolor en la ceja derecha que pasa con rapidez. 
(La hernia no sale con tanta fuerza al toser). 
Día segundo.— Roca pastosa. 
10. (La los y la sofocación han disminuido). 
Cefalalgia. 

Fuerte cólico, con deposiciones blandas, de olor acre. 
Dolor en la región lumbar. 

Por la noche, dureza de vientre especialmente del lado dere- 
cho , donde siente como una bola, dolorosa al tacto. 
15. Sequedad de los labios. 
Dia tercero. — Sueño agitado é interrumpido. 
(Continuación de la tos). 
Dolor en la región lumbar. 

La dureza que sentía en el lado derecho del vientre, ha 
[tasado al izquierdo. 
20. Epistaxis por la nariz izquierda. 

Antes de tomar el medicamento la tenia frecuentemente 

por la derecha). 
Dia cuarto.— Agrios de estómago. 
(Accesos de los con desvanecimiento). 
I'.recciones muy fuertes , con gran excitación del apetito 

venéreo, 
heor en el ano , como por vermes intestinales. 



AHPHISBOENA VERMICULARIS. 1 47 

25. Todos los huesos de la cavidad torácica se encuentran ata- 
cados de dolores reumáticos. 

AMPHISBOENA VERMICULARIS [Wagl). 

Amph. Amphisbéne 

Esta especie , que marcha indistintamente en sentido de la cabeza ó 
de la cola , se encuentra en abundancia en los bosques del Brasil. Su 
cuerpo cilindrico y largo do 50 á 80 centímetros , está terminado por una 
cola muy obtusa. No »iene escamas propiamente dichas, pero tiene la 
piel dividida en compartimientos cuadriláteros, dispuestos eu forma de 
anillos alrededor del cuerpo, en número de doscientos veintiocho para 
el tronco y veintiséis para la cota. El labio déla cloaca está dividido en 
seis láminas largas y estrechas; la cabeza pequeña , un poco aguda, c 
indistinta riel cuello, e.-tá defendida por escamitas en forma de escudos. 
Tiene los ojos muy pequeños , y la mandíbula no es dilatable ; los dientes 
caninos encorvados, desiguales y separados los unos de los otros; las 
narices laterales y abiertas en una placa única , la naso rostral. El col<-r 
de la amphisbona es pardusco por encima y blanco-rosado por debajo. 

Obtuvimos el veneno de este reptil cortando una porción de la man- 
díbula , estando vivo, y triturándola inmediatamente. 

A fecciones generales. 

\ . Desfallecimiento. 

Tristeza y gran laxitud por la mañana, que se disipa andando 
al aire libre. 

Sentimentalismo que inclina á la dulzura. 

Gran dolor en la columna vertebral , que se aumenta andando, 
moviendo los brazos y bajándose. 
j». Grano muy doloroso y voluminoso en el lado izquierdo del 
labio superior , que termina por supuración. 

Erupción miliar rosácea , (sarna seca curada), caracterizada 
por placas estensas de figura elíptica. Cuando se ha cura- 
do la erupción tiene lugar una descamación furfurácea en 
el sitio correspondiente á las placas. 

Despierta á media noche precisamente, diez dias seguidos 



1 Í8 PATOaiRtffA MUM1 I :> v. 

Sueño interrumpido. 

Abatimiento. 
10 . Abandono. 

Impaciencia. 

Pesadez en la frente y los parietales. 

Pesadez sobre la trente. 

Oran aturdimiento y vértigos con valancco, que parece 
como si le empujaran alternativamente ya de uno \a de 
otro lado. 
1o. Dolor como de orzuelo en el ángulo interno del ojo derecho. 

Latidos en la sien derecha, como si la azotara el granizo. 

Sudor en la cabeza. 

Perturbación de las sensaciones; esperimcnla horribles do- 
lores de cabeza, y cree que los pies se le han subido al 
cerebro. 

Aturdimiento como por embriaguez, al volver la cabeza. 
20. Temblor continuo de los párpados superiores, especial- 
mente del izquierdo. 

Constricción del ojo derecho. 

Dolor y punzadas en el ángulo eslerno del ojo izquierdo. 

Sensación de un grano de arena en el ojo derecho. 

Fatiga de los ojos por la noche con imposibilidad de mirai 
la luz. 
25. Lagrimeo y contracción del ojo izquierdo. 

Dolor en el oido como por introducción de aire. 

Punzadas y calor sobre el pómulo derecho. 

Dolores sordos en el hueso de la mandíbula inferior derecha. 

Punzadas y dolores con desvanecimiento en todo el lado de- 
recho de la cabeza. 
30. Dolores en la mandíbula inferior derecha e inchazon con- 
siderable , que se agrava con el aire y la tontedad. 

Hinchazón de la mandíbula inferior derecha, que se agrava 
al aire libre. 

Sensación de alargamiento de los dientes y dentera, sobre 
lodo en los molares inferiores del lado derecho. 

La odontalgia es mas fuerte por la tarde y l.i noche. 



URSINA 1TU. I 49 

Imposibilidad de mascar sin csperimcnlar dolores ; pero los 
líquidos no le impresionan. 
3o. Hinchazón de las amígdalas. 

Dificultad de deglutir, especialmente la saliva. 

Salida de una hernia umbilical. 

Frió y dolores en el epigastrio 

Dolor desgarrador alrededor del ombligo. 
10. Supuración de una hernia inguinal. 

Dolor en la hernia, donde se siente y oye aire encerrado. 

Punzadas como por instrumento afilado alrededor del om- 
bligo. 

Constipación. 

Las placas de la erupción miliar de pequeños granos rosá- 
ceos, se estiende sobre todo el pecho, el cuello y la 
espalda con gran picazón, mas fuerte por la mañana qu<; 
por la larde y noche, 
í o. Poco á poco se forma una perla blanca en cada grano, la 
que segrega una serosidad clara , después de lo cual la 
erupción se deseca al quinto dia. 

Erupciones miliares de pequeños granos, sobre todo en el 
antebrazo. 

Hinchazón muy dolorosa del brazo derecho. 

Calambre en la pierna izquierda. 

Retracción de las piernas sin dolores. 
50. Calambres en la pierna izquierda, que la dejan inclinada 
hacia adelante, como paralítica. 

RESINA ITÜ. 

Itü. 

Esta resina , importada de la provincia de San Pablo , se emplea em- 
píricamente en el Brasil contra las hernias. 

I. Dia primero.— Dolor sordo en la cabeza, que se agrava 
inclinándola. 
Vértigo, con tendencia á caer del lado derecho. 



<í>0 PATOGENESIA BI»ASILE>.\. 

Dolor en la cabeza á la menor humedad, que desciende hasta 
la articulación de la mandíbula. 

Entorpecimiento de la articulación del tarso, estando sentada. 
5. Dolor de dentro á afuera en el bajo vientre. 

Sensación de frió en el hipogastrio, sobre todo por la noche. 

Dia segundo.— Sueño ligero por la noche , pero continuo. 

Bostezos prolongados. 

Dolor de cabeza presivo en la frente y sobre los ojos. 
10. Latidos en la sien derecha. 

El dolor se propaga hasta la oreja y la articulación de la 
mandíbula. 

Torlícolis del lado izquierdo. 

Punzadas en el lado derecho de la frente. 

Náuseas, aumentadas por el movimiento. 
15. Dolor en el hipocondrio izquierdo, inclinándose hacia 
adelante. 

Oía tercero.— Gran picor en la cstremidad esternal de la cla- 
vicula derecha , seguido de un herpe húmedo, que des- 
aparece á las seis horas. 

Dia cuarto. — tiran prurito en el brazo derecho, que se cu- 
bre de granitos muy encendidos, redondos , como cabezas 
de alfiler. 

El prurito desaparece en el dia, pero subsiste la erupción. 

Erupción de granos en la parte lateral izquierda del cuello, 

que aunque menos inflamados, causan el mismo prurito. 

20. Adormecimiento de las piernas, que le impide estar de pie. 

Dia quinto.— Gran rigidez en la nuca, con dificultad de mo- 
ver la cabeza. 

Dolor en la nuca , que atraviesa hasta la frente , haciendo in- 
clinar la cabeza hacia adelante, y produciendo pesadez y 
adormecimiento. 

Desaparición de los granos del brazo y del cuello. 

Dia sesto.— Calambre en la articulación del pié izquierdo. 
25. Cámaras involuntarias. 

Dia sétimo.— Sensación de un pistoletazo en la oreja, con 
dolor insoportable hasta en los dientes, durante dos ó tre» 



RESINA ITU. 151 

minutos. Este síntoma se reproduce de hora en hora, 

hasta cuatro veces en la mañana. 
Entorpecimiento muy marcado en !a articulación de la gar- 
ganta del pié, siempre que la levanta. 
Diarrea abundante sin dolor. 
Cámaras abundantes , amarillas, diarréicas. 
30. Dia octavo.— La sensación de pistoletazo en las orejas se 

reproduce hasta ocho veces durante el dia. 
Sudor abundante después de las detonaciones. 
El viento agrava los sufrimientos. 
Dolor lancinante en la región del hígado , agravado por el 

movimiento. 
Aturdimiento ; la cabeza se cae hacia adelante. 
35. Pesadez sobre los ojos. 
Dolor quemante en el ano , después de haber estado sentado. 
Cosquilleo en los ojos. 
Ardor quemante en los párpados: visión de puntos negros 

voltigeantes, como cabezas de alfiler. 
40. Acceso de dolor desde la oreja hasta los dientes, menos 

violento pero mas prolongado , que el precedente. 
Dolor lancinante en la órbita del ojo izquierdo, que obliga 

á contraer la ceja. 
Odontalgia, aumentada por beber agua fria. 
Dia noveno.— Calor quemante seguido de gran picor en la 

vulva. 
Calambre doloroso en el tendón de Aquiles. 
45. Cámara amarilla muy clara. 
Estornudos repetidos. 
Coriza. 

Calambre doloroso desde la panlorrilla hasta el talón. 
Torpeza y laxitud en las piernas , por la noche. 
50. Dia doce.— Fuerte dolor en la articulación de la rodilla. 
Sensación de engrosamiento de la lengua , como si llenase 

toda la boca , aunque en realidad no ha aumentado de 

volumen. 
Lengua encendida. 



1 •'- PATO», i:\tMA nilASII.K.Ñ \. 

Gran dificultad de hablar y mover la lengua. 

[oflamacioo de las amígdalas. 
<')ü. Dolor en la garganta, con sensación de nn tapón que ol>.-- 
truyera la laringe. 

Dolor en la mama izquierda. 

(¡rao prurito en el mamelón de la mama i/qnierda , labre 
lodo por la mañana 

Dolor repetido en la fosa iliaca izquierda, al eslender la pier- 
na 6 ponerse de pié, muchos días seguidos. 

JAN1PHA. MANIHOT. 

•Iav Jalropha manihot. (Linn.) Manihot útilísima (Púiil.; Mu 
nioca mandi. Euforbiáceas. 

El manihot , muy cultivado en toda la America del Sur , por su r.iiz 
alimenticia, os un arbusto de tallo redondeado y ramoso do la altura de 
un metro. Sus hojas de un verde oscuro, colocadas en largos pecíolos-, son 
alternas, palmeadas, con cinco ó siete lóbulos lanceolados, lisos y muy en- 
teros. Flores monoicas, formando panículas ramosas terminalesó axilares; 
su perianto es calicoideo, acampanado, con cinco protundas divisiones de 
color amarillo pálido , manchado de oscuro en la estremidad de las divi- 
siones. Las flores machos tienen diez estambres, cuyos filamentos, al- 
ternativamente largos y cortos , vienen á ingerirse sobre un disco car 
noso, (pie en las flores hembras rodea la base de un ovario óubglobular 
con tres celdillas uniovuladas. No tienen estilo, pero tres estigmas 
presentan seis ó siete lóbulos espesos, achatados, formando una masa 
compacta y sinuosa L*f raices , que son tuberculosas y muy gruesas, 
contienen en abundancia un jugo lechoso, muy venenoso en estado re- 
ciente , que se estrae por la presión primero y después por la deseca- 
ción , quedando la parte feculenta que sirve de ordinario alimento á l< s 
agricultores brasileños. 

Este zumo es el que se emplea para la trituración. 

/.n la sesión pública del Instituto del dia 2 de julio úc 1845 se 
esprimió una gran cantidad de este zumo peligroso, que tomó á pacien- 
cia de todos y en cantidad de una onza, Juan Vicente Marlins. Muchos 
discípulos siguieron su ejemplo , y en igual dosis lo lomaron Cliedifir y 
Antonio de Souza Díaz. Habiendo obligado la violencia de los tu loma » a 
la mayor parte de losesperimentadore< á tratarse activamente, el tiú:»e 
ro de los fisiológicos recogidos ha sido poco considerable. 



JAMPHA MANIHOT. 



I 53 



Esperimentador: Juan Yickntf. Mautins. 

1 . Día primero. Eructos, á las seis y media de la mañano. 
Sensación de sequedad en el exófago. 
Pesadez en el estómago. 
Deseo de dormir por el día. 
5. Sed. 

Sueño tardío. 

Cámaras mas fáciles que de ordinario. 
Dolor en el velo del paladar. 
Dolor en el interior de las órbitas. 
10. Dolor en el interior del pecho. 
Debilidad de las rodillas al subir escaleras. 
Tristeza. 
Debilidad. 
Aturdimiento. 
15. Dolor agudo en el brazo izquierdo, por la noche. 

Día segundo.— A las seis de la mañana , dolores vagos en el 

vientre al orinar. 
Cámaras abundantes , claras , acuosas , de olor fétido. 
A las ocho , nuevo deseo de deponer , pero sin resultado. 
Apetito al empezar á almorzar, pero cesa de repente des- 
pués de tomar leche. 
20. Hinchazón de la amígdala izquierda. 

Sudores abundantes durante el sueño. Cesan al despertar. 
Cámaras acuosas , verdes y fétidas. 
Dolores sordos en el estómago y los intestinos con borbo- 
rigmos. 
Dolor con punzadas en la uretra, durante diez minutos. 
25. Tenesmo y presión con prurito en el esfínter del ano , á las 
tres de la tarde. 
A las cuatro, pesadez de cabeza, especialmente en la frente. 
A la misma hora , sueño. 

Sueña que quiere salvar un niño asfixiado, cuyos padres se 
oponen á ello. 



> 51 PAT0GRNES1A BRASllV S \ 

Aturdimiento. 
30. Despierta de mal humor. 

Temblor de las rodillas y de todos los miembros , con vio- 
lenta emoción al oir hablar de enfermedades que él supo- 
ne y teme que vá á padecer. 

Dolor en los costados y en los hombros , agravado por el 
movimiento. 

Dia tercero.— Dolores vagos y pasageros, aunque muy agu- 
dos en el estómago. 

Sudor muy fétido en las axilas y el escroto. 
35. Boca pastosa y aliento fétido. 

Ruido de oidos, como si estuviera al lado de una caldera de 
vapor. 

Ligero ardor en la uretra. 

Hinchazón de los maleólos. 

Dolor en la espalda. 
10. Dolor en el codo izquierdo. 

Abatimiento moral y físico. 

Dia cuarto.— Pesadez en el estómago toda la noche : se alivia 
aplicándose las manos. 

Ilusiones de la visión. 

Boca amarga. 
45. Dolor en la frente y las fosas nasales. 

Dia quinto.— Dolor en la parte interna del muslo. 

Sueña que ve llamas pequeñas, semejantes á las que ofrecí»» 
la décima atenuación de Crotallus cascabella en el esperi- 
mento del microscopio solar, hecho en el Instituto homeo- 
pático de Rio-Janeiro. 

Dia sesto.— Soñolencia. 

Diarrea, por la mañana. 
50. Dolor en la región lumbar. 

Frío glacial en las rodillas. 

Dia sétimo.— Frió glacial debajo de los omoplatos, aun es- 
tando en la cama bien arropado. 

Frió en los pies y las manos. 

Dia octavo.— Dolor reumático en el muslo derecho. 



MELASTOMA AKERMANI. 155 

55. Frió glacial cq el brazo, penetrante hasta el hueso. 
Frió en toda la cabeza, y mayor aun en la nuca. 

MELASTOMA AKERMANI. 

Mel. Tapixirica. 

Esta especie, no descrita aun por los autores, rs un arbusto con 
ramos redondeados , qae van haciéndose triangulares en su extremidad, 
cubiertos por una corteza pardusca. Las hojas son opuestas , sobre pe- 
ciolos cortos y vellosos; su limbo oval , muy recticulado , cubierto de 
pelos rígidos, y recorrido en su cara inferior por cinco gruesos nervios, 
casi paralelos desde la base á la punta de la hoji. Las flores son sésiles, 
colocadas sobre ejes terminales. 

Se emplean las hojas. 

1 . Dia primero.— Por la mañana , dolor en el esternón. 

Frecuentes estornudos. 

Calor general. 

Palpitaciones del corazón. 
5. Ruido en el oido izquierdo. 

Eructos agrios. 

Salivación abundante. 

Escalofríos'; después sudor. 

Yértigos. 
10. Dia segundo. — Dentera. 

Pinchazos como de alfiler en el vértice de la cabeza. 

Picor en los pies, en los maleólos y en las muñecas: 

(Curación de antiguos cólicos con diarrea). 

Calor y prurito por la noche. 

Tenesmo con constricción del estinter. 
lo. Dolor en el periné. 

Orinas claras y espumosas. 

Dureza del miembro, aun sin erección. 

Orinas de olor punzante. 

Hormigueo en los dientes. 
20. Ardor y picor en el ano. 

Picor en la uretra. 



156 PATOGSifESi v nn\sn i ñ \ 

Debilidad en los musías. 
Orinas abundantes. 

Punzadas en el periné, en la uretra y Ins testículos. 
25. Borborigmos. 

Orinas mas cargadas y monos espumosa-. 
Dolor de vientre. 
Abatimiento. 
Palidez de la cara. 
0, Soñolencia por el dia. 
Sedimento blanco en las orinas. 
Orinas albuminosas. 

Terrible dolor desde el periné basta la ingle. Dura seis horas. 
Escalofríos violentos durante cuatro boras, seguidos de calor 
sin sudor. 
35. Lengua blanca. 
Boca amarga. 
Dolor de riñónos. 

Orinas rojas sin olor, con cuajarones sanguinolentos. 
Cefalalgia y sensibilidad del cuero cabelludo. 

Hinchazón edematosa de las piernas. 
Erupción en los labios, sobre lodo en el superior. 
Calor interno. 

SEDINHA. 

Planta hervácca de tallo lampino, redondeado y pubescente , cm.is 
li jai son opne>lis , lanceoladas y muy agudas. La cara superior es ve 
losa, de un verle mis oscuro que la cara inferior, cuyos pelos son lar- 
gos y sedosos. 

Se emplean las h. jas d^ esta planta , muy común en los alrededor' g 
de Rio J.ineiro. 

I. Dolor presivo en la articulación de las cuartas costillas con 
el esternón. 
Prurito interior y deseo de rascarse en el epigastrio. 
Pinchazos en la región hepática. 
Tenesmo. 



SE DI MI A. 157 

•'i Queman las orinas, como si fueran agua hirviendo. 

Sueños agitados, de asesinatos, de animales monstruosos. 

Malestar y repugnancia, al ver otras personas comiendo. 

Dolor en el epigastrio , al enderezar el cuerpo. 

Presión en las sienes y el vértice de la cabeza. 
lo. Dolores osteocopos debajo de los ojos. 

líostezos continuados, dos horas seguidas. 

Dolores abdominales, después de comer, que parlen de la 
región epigástrica, con ligeros cólicos. 

• íran sensibilidad de los dientes, con dentera, sobre todo en 
los incisivos derechos superiores. 

Picor en la oreja izquierda , con abundancia de cerumen. " 
Ti. Dolor hormigueante en el pulmón derecho. 

I.'specloraciou de mucosidades sanguinolentas. 

Descamación de los dedos de las^manos, hasta las uñas. 

Picor en el pubis. 

(¡ranos pruritosos en la espalda , pecho y brazos. 
20. Cólicos por la noche con incarceracion de llatuosidades. 

Dolor de muelas después de comer, con gran sensibilidad y 
hemorragia de las encías. 

Dolor en las muelas empastadas. 

Dolores de cabeza y sensación como si la cavidad ironía! con- 
tuviera agua. 

Sensaciou de escoriación en la uretra. 
25. Dolor ligero al orinar. 

Flujo por la uretra de agua mezclada con copos mucosos. 

Ardor quemante en el dorso de la mano , como si la hubiera 
espuesto al sol , con descamación á los pocos dias. 

Sensibilidad escesiva de las encías y dentera en los dientes 
incisivos. 

Sueños estremadamente alegres. Se vé perseguido por co- 
codrilos, y los ahuyenta con solo estornudar. 
30. Agravación de los síntomas por el café. 

Dentera y sensación de frió en los dientes incisivos. 

Caries de un diente incisivo. 



458 PATOGENESIA BRASlLt>A 

SPIGGÜRUS MARTINI. (Nobis 

Spiü. Spiggurus spinosa (Fn. Cuv.) Ilystrix sub-tpinosui. 

Cui. 

Este animalito es rauy eooiun en el Brasil : habita en los bosque* y 
trepa á los árboles con ayuda de sus patas traseras, sirviéndose do su 
larga cola para bajar. La longitud del spiggurus es de treinta y tres cen- 
tímetros, desde el hocico hasta el nacimiento de la cola , siendo esli casi 
tan larga como el cuerpo. Todas las partes superiores de este animal 
están defendidas por espinas muy agudas, de 30 á 35 milímetros de lar 
gM 7 adheridas a la piel por u.i pedículo muy fino. Las de la cabeza son 
blancas en su base, negras en el centro, y pardusco amarillentas en la 
punta ; las de la región dorsal de un amarillo de azufre en su base, En 
las ancas y el tercio anterior de la cola, son negras en su estremidad. Las 
espinas son muy compactas y están mezcladas con pelos largos y finos; 
los miembros inferiores cubiertos de un pe lage gris, salpicado con algunas 
íspimtas; la cola, espinosa en su parle superior y cubierta de pelos 
duros j negros , escepto en su estremidad , que es pelada. 

Se trituran las empinas arrancadas de los costados. 

experimentador: Juan V. Mahtins. 

Dia primero. — A las ocho de la mañana tomó una dosis de 
la tercera dinamizacion. 
1. Náuseas coa deseo de vomitar al ver cualquier alimento, in- 
mediatamente. 

Después de comer, soñolencia. 

Por la tarde, ninguna disposición para el trabajo. 

I'or la noche , sensación de sequedad y plenitud en el es- 
tómago. 
5. Dia segundo. — Se despierta muy temprano. 

Sueños alegres y tranquilos. 

A las cinco de la mañana, estando acostado, sensación de 
plenitud en el abdomen. 

Diarrea. 

Dolores pasajeros en los dedos de los pies , en la sien dere- 
cha v en uu diente canino del lado derecho. 



SPIGGCRUS MARTIN!. 159 

10. Dolor en la estremidad inferior del cubito derecho. 

Dolor en la apófisis cigomática derecha. 

Dolor en el primer diente incisivo. 

Hemorragia por las encías. 

Dolor en el centro de la cabeza. 
15. Zumbido de oídos. 

Se le doblan las rodillas y las articulaciones tibio-tarsiauas. 

Los dolores de dientes se hacen cada vez mas fuertes. 

Después de comer desaparecen todos los dolores. 

Escalofríos con castañeteo de dientes. 
20. Tos con dolor en el pecho. 

Dolor hacia el lado izquierdo del corazón, que le corta la pa- 
labra durante dos minutos. 

Dolor en el brazo derecho , desde la mano hasta el codo, 
como si tuviese una cuerda que le impidiese eslender el 
brazo. 

Se alivia agitando el brazo en todas direcciones y levantando 
cuerpos pesados: vuelve la agravación siempre que cesa 
de ejecutar estos movimientos 

Después de almorzar, dolor terebrante en los huesos de la 
cabeza. 
25. Agravación en la cama y alivio al aire libre. 

Dolor de estómago, como si le oprimiera una faja. 

Día tercero.— Duerme tranquilamente y sueña de cosas ale- 
gres. Por la mañana vuelve á dormirse y sueña que ve 
muchos insectos y una serpiente, que costó gran trabajo 
matar. 

Sensación dolorosa en la articulación de la mandíbula. 

Silvidos y zumbido en el oido izquierdo, que penetran 
hasta la nuca. 
30. Pinchazos de larga duración en la apólisis cigomática 

Por la mañana, gran disposición para escribir, que desapa- 
rece después de almorzar. 
Desde las diez á las once, gran pesadez de cabeza. 
Descamación abundante del labio superior y la barba. 

Continuación del silvido de oidos. 



1 GO PATOÜEMiSIA llllA>ll.i:.VV. 

■Vó. Por la larde, paseando a caballo, roerle dolor en 1*9 muqu- 
ios intercostales. 
De tiempo en tiempo , punzadas cu el vértice de la cabeza. 
Dolor eo la estremidad inferior de los cubitos. 
Aturdimiento en la parle posterior de la cabeza , al escribir. 
Huido en los oídos, como si Imbuía cerca de ellos un mos- 
cardón. 
10. Amargo de boca basta la garganta, con gusto salado. 
Náuseas con dolor pendrante en la espalda, (luíante ub 

cuarto de hura. 
Dia citarlo.— Dolor de cabeza, terebrante, que penetra a tía - 

vés de los huesos. 
La misma los que el dia anterior. 
Debilidad general. 
45. Soñolencia todo el dia. 
Punzadas en el lado derecho de la cabeza , con imposibilidad 

de moverla, durante tres minutos. 
Dolor en el dedo grueso del pié derecho, (pie impide andar 

durante dos minutos. 
Inflamiento doloroso del vientre, antes de comer. 
50. Después de haber tomado té , gran picor en el pubis. 
Dia quinto. — Salivación abundante. 
Lagrimeo de ambos ojos. 

Dolor en el costado izquierdo; dura cinco minutos. 
Punzadas en el epigastrio, como por agujas. 
'ó'k Dolor en el costado izquierdo , eu el momento de bajarse. 
Dolor desde la oreja izquierda hasta la mandíbula, durante 

dos minutos. 
Constricción general desde el cuello hasla el diafragma. 
Pesadez de cabeza con desfallecimiento de los brazos. 
Entorpecimiento é insensibilidad durante media hora. 
tío. Dolor en el costado derecho, como si hubiera en el un 
cuerpo eslraño. 
(irán dolor en la urelra , después de haber orinado. 
Agravación de este dolor al doblar el cuerpo para cojer algo 
del suelo. 



JACARANDA CAH0DA. 161 

Dolor alrededor del ombligo. 

Inflamiento doloroso del vientre hasta el anillo inguinal iz- 
quierdo. 
6o. Soñolencia. 

(¡ran apetito. 

Náuseas después de comer. 

Escalofríos de rato en rato. 

Calor y hormigueo en los pies. 
70. Por la noche, sueños alegres. 

Dia seslo.— Picor en todo el cuerpo, que obliga á rascars; 
hasta hacerse sangre. 

Dolor en el brazo derecho, como si los huesos estuvieran 
quebrantados. 

Sordera del oido izquierdo, como si estuviera tapado. 

Carácter inconsecuente y caprichoso. 
7o. Dia décimo. — La caspa de ía cabeza y de la barba forma 
una costra tan espesa, que ni el frió, ni el calor, ni el 
agua del baño, le hacen impresión. 

Disposición irritable hasta el punto de enfadarse por la me- 
nor cosa. 

«Grietas entre los dedos de los pies. 

Gran dolor en la región renal izquierda. 

Silbidos en los oidos constantemente. 
80. Torpeza en la pronunciación. 

Encanecimiento del cabello. 

Caída de los cabellos. 

Todo le fastidia: deseo de viajar. 

JACARANDA CaRORA. 

Jac. liignonia Carola. (Well). Carob. Bignoniaceas. 

Árbol de siete á ocho metras de alto, de madera blanca y cima ra- 
mosa. Hojas pinnadas, tri ó cuadri yugadas, compuestas de cinco á 
nueve hojuelas, opuestas, sentadas, lampiñas y ovales. Flores grandes, 
violadas, colocadas sobre pedúnculos ensanchados en su estremidad 
fariña mi o panojas torminales. Cáliz tubuloso, cen cinco dientes, la 

H 



162 PATOGEflESI V Pli \>ll i ñ \ 

misino que la corola, ligeramente vello>o ea sa pulo eslerior y un 
poco patente en su limbo, el cual tiene einco divisiones obtusas* Claco 
estambres, de los cuales ano arorta ; ovario ovoideo con un estilo sea 
«lio, terminado por un estigma bilaminar. Legumbres lineares y com- 
primidas. Esta planta os muy común en los jardines y plantaciones del 
Brasil. Florece en setiembre. 

Se tritúrala flor. 

Muchas especias de Caroba se emplean en el Brasil para sombad'r 
las enfermedades sifilíticas; pero entre ellas hemos elegido la Jacaranda 
Carona, la cual nos ha dado resultados tan satisfactorios oooio pudiéra- 
mos desear, siendo, según croemos, uno de los mas importantes espi < i 
lieos para la curación do la sífilis. 

1 . Día primero.— Dolor en el corazón. Lo siente latir ron len- 
titud , apoyándose sobre el pecho , á las nueve de la 
mañana. 

Dolor tractivo en la parte superior y derecha del epigastrio 
á media noche. 

Sequedad y picor general. 

IHa segundo.— Insomnio por la noche y soñolencia por el 

dia. 
S ¡quedad en la boca, por la mañana en la cama. 

\o siente latir el corazón, por la mañana en la cama. 

Latidos irregulares del corazón, paseando al aire libre. 

Dolor en el corazón, casi constantemente. 

Pulso lleno y muy lento, por la mañana en la cama. 

Cansancio al hablar. 
10. Dolor tractivo, desde la axila hasta las costillas ifalsas del 
lado derecho, á las nueve de la mañana. 

Dolor sordo debajo del esternón, al levantar la cabeza ó al 
aspirar. 

Come poco, aunque tiene buen apetito, á las nueve de la 
mañana. 

Debilidad general, por la mañana. 

Débil dolor en la articulación de la segunda falange de los 
dedos de la mano derecha, á las nueve y media de la 
mañana. 
15. Debilidad de las piernas. 



JACARANDA CAROBA. 163 

Dolor de quebrantamiento al andar , en la rodilla derecha , á 

las diez y media. 
Sensación continua de quebrantamiento en los músculos y 

huesos de las piernas. 
Dolor Iraclivo desde el ojo hasta la mandíbula inferior dere- 
cha; después, espasmodizacion de la piel de la misma 
región, á las once de la mañana. Este dolor se reproduce 
luego, y al fin se hace contusivo. 
Sensibilidad del hueso maxilar, oprimiéndolo con el dedo. 
90. Sensación como si la punta del corazón estuviera dolorida, 
al mediodía. 
Respiración precipitada , con sensación de plenitud debajo 
del esternón. (Este síntoma se repite muchas veces en 
el día.) 
Dolor en las costillas falsas del lado derecho, á mediodía. 
Estreñimiento de vientre. 

Tracción instantánea del flexor común de los dedos hasta la 
muñeca izquierda, á las doce y media. 
25. Tracción desde la estremidad inferior del cubito derecho 
hasta el dedo pequeño, á la una. 
Cansancio con necesidad de estar sentado. 
Debilidad de las piernas y de la región lumbar, á las dos. 
Ligero dolor debajo de las costillas derechas, á las dos y 

medía. 
Dolor de plenitud en la sien derecha ; desaparece para pre- 
sentarse en la izquierda, y después en el lado izquierdo de 
la nuca, por la larde al aire libre. 
30. Sensación de plenitud en la cabeza, después de mediodía. 
Dolor sordo en el lado derecho de la frente, que desapa- 
rece para presentarse en el lado izquierdo, por la tarde. 
Dolor de escoriación en el borde izquierdo de la lengua. 
Tracción desde la mandíbula inferior derecha hasta en medio 

del cuello, por la noche. 
Plenitud en el epigastrio con respiración débil y precipitada: 
alguna vez aspiración fuerte y prolongada con espiración 
fuerte también , pero súbita , después de mediodía. 



16 í PAT00BM8S1 V ü;: \-Il.f ..\ i. 

35. Dolor lancinante en la región del corazón. 

Punzadas prolongadas bajo el esternón. 

Dolor en el lado izquierdo del ombligo. 

Sensación al andar como si tuviera entre los músculos glú- 
teos muchas espinas obtusas. 

Picor en el ano, estando sentado. 
40. Dolor en el codo izquierdo, que penetra hasta casi toda la 
estension del cubilo , por la noche. 

Dolor obtuso en la muñeca derecha, que se esliende hasta 
el medio del cubilo; después, igual sensación en la mu- 
ñeca izquierda, pero mas débil. 

Dolor de quebrantamiento eu los huesos del antebrazo de- 
recho , con punzadas cinc parten de la muñeca hasta el 
cubito , á las seis de la tarde. 

Dolor a^udo, traciivo y profundo debajo de la última cos- 
tilla izquierda, á las seis de la tarde. 

Palpitaciones de corazón al subir ó bajar escaleras, con dolor 
agudo, como si oprimieran este órgano con la punta del 
dedo, á las nueve de la noche. 
45. Via lereero.— Boca pastosa , á las seis de la mañana. 

Palpitaciones en el epigastrio: no siente las del corazón, á 
las seis de la mañana. 

El movimiento hace aparecer los laudos del corazón, pero 
débiles y lentos. 

Ruido eu las orejas, como por el movimiento agitado de las 
alas de un moscardón , á las ocho de la mafia Ba. 

Estornudos y afluencia de mocos por la nariz, á las ocho y 

media de la mañana. 
oO. Picor en la comisura izquierda de los labios, á las nucv»: 
de la mañana. 

Dolor traciivo en los músculos anteriores del cuello hasta la 
oreja derecha , á las nueve y media de la mañana. 

Cólicos; flatuosidades que recorren el abdomen, seguidas 
de emisión de vieutos lia olor, á las nueve y media de 
la mañana. 

Dolor eu los tegumentos del abdomen entre el ombligo 



JACARANDA- CAROBA. 168 

epigastrio, uü poco inclinado al lado derecho , á las diez, 
de la mañana. 
Dolor obtuso encima de la muñeca y en el radio, á las diez 
y media de la mañana. 
o5. Dolor sordo, calambroide , en el codo derecho primero, 
después se pasa al izquierdo. 
Dolor de quebrantamiento en el costado derecho , á las once 

menos cuarto de la mañana. 
Dolor punzante en el corazón , que pasa después al lado de- 
recho , como si tuviera dos corazones , á las once. 
Dolor presivo , desde la parte superior derecha de la frente 

hasta el ojo, á mediodía. 
Ligero dolor en la sien derecha como si hubieran aplicado á 
ella muchas puntas obtusas. Dolor sordo en la órbita del 
ojo derecho. 
60. Coriza , á las doce y media. 
Boca seca y pastosa. 
Sensación como si hubiera un garfio prendido en la piel al 

lado derecho del ombligo , á la una de la tarde. 
Estreñimiento de vientre. 

Punzadas que parten del codo hasta el medio del cubilo, 
después hasta la muñeca izquierda, desde las nueve hasta 
las tres. 
65. Obturación de la nariz , á las tres de la larde. 
Dolor penetrante sobre la carótida esterna derecha , á las 

tres y media. 
Tracciones verticales sobre el epigastrio, á las tres y cuarto. 
Dia cuarto.— Rigidez de la región lumbar y dolor de q>ue- 
brantamienlo en el vientre y los hipocondrios , á las seis 
de la mañana. 
Cámara dura y fácil. (Antes de la esperimentaciou eran or- 
dinariamente duras y dolorosas). 
70. Desaparece la inflamación del ano. 
Coriza, con dolor de fatiga en el vértice de la cabeza , en la 

frente y los ojos, á las nueve de la mañana. 
Coriza con dolor quemante y lancinante en el lado izquierdo 



IO(i PATMSNBSIi BHASII.r.vv. 

de la frente , correspondiendo al velo palatino del mismo 

lado, á mediodía. 

Sequedad de los labios , de la boca y de la lengua. 

Viva picazón enlre los dedos anular y auricular de la mano 
izquierda , con uua mancha roja prurilosa sobre la articu- 
lación de la segunda falange del anular. 
7o. Mancha roja con película amarilla y gran prurito en la 
parte anterior de las muñecas, á los doce y media. 

Calor en la oreja izquierda, con dolor quemante, estendién- 
dosc hasta la nariz del mismo lado, á las dos y media 
de la larde. 

Dolor conlusivo en la uña de un dedo de la mano derecha, 
a las tres y media. 

Dia quinto". — Desaparición del coriza. 
sO. Dia sesto. —Sueño de objetos que defiende con valor , con- 
tra unos ladrones que le tienden mil asechanzas; de frutos 
desconocidos , que desea comer , pero que desaparecen 
cuando vá á tocarlos. 

Dolor sordo en la parte esterna de la ceja derecha ; se disipa 
al aire libre. 

Dolor agudo en el testículo izquierdo , al andar. 

(irán apetito. 

Dolor reumático en la rodilla derecha; desaparece con el 
movimiento. 
8o. Ligera punzada en el borde del prepucio. 

Dolor sordo en la región temporal derecha, á las diez de la 
mañana. 

Dia sétimo y hasla el trece.— Ligeros dolores en el testículo 
izquierdo , al marchar , ó por la presión del pantalón. 

Supuración entre el glande y el prepucio, en el lado derecho. 
90. Dia quince — Disminución de la hinchazón del efcrotoeon 
aumento de la supuración del glaude. 

Dia diez y seis.— Picor en la frente, como por mosquitos. 

Dia diez y ocho.— Desaparece la hinchazón del escroto y 
disminuye el dolor del testículo. La supuración afeittende 
al esterior del prepucio, sin afectar al glande. 



JACARANDA CAROBA. 10/ 

Hinchazón , dolorosa al tacto, de la ingle derecha. 

Dolor punzante en el lado derecho de la frente. 
95. Violentos estornudos. 

Sueña que hay una espantosa tormenta, que destruye y 
abrasa los edificios, y hace estremecer montañas gigan- 
tescas , que se agrietan , lanzando columnas de fuego. 

Dia diez y nueve.— Flujo abundante de agua por la nariz. 

Gusto insípido ó ácido de los alimentos: el agua azucarada le 
parece vinagre. 

Dia veintiuno.— Dolor penetrante en el prepucio , como si le 
pellizcaran. 
3 00. Picor en el prepucio» 

Supuración abundante por el prepucio de un líquido blanco 
amarillento , con olor á pus ordinario. 

Calor y dolor en el pubis, cuya inflamación aumenta por el 
calor de la cama. 

Imposibilidad de arremangar la piel del prepucio. 

Malestar general , náuseas , debilidad de todo el cuerpo. 
H5. La hinchazón del escroto ha desaparecido completamente. 

El testículo permanece un poco hinchado y dolorido. 

Curación muy pronta de la vegetación del ano , que en ocho 
dias ha disminuido considerablemente. 

Sueños de combates, de muertos: recuerda al despertar que 
ha visto tres cabezas á medio quemar en una hoguera, que 
abrían los ojos, le miraban, y le hablaban muy irritadas. 

Dia veintidós. — Disminución del dolor y la inflamación del 
prepucio. 
M0. Disminución del dolor del testículo. 

Gran cansancio, que obliga á acostarse por la tarde. 

La supuración é inflamación del prepucio aumentan por la 
larde , estendiéndose á todo él. 

Picor en el escroto. 

Dia veintitrés. — Vivo dolor con punzadas en el ano, come 
si le clavaran una espina , tres ó cuatro veces. 
1 1 'i. Desfallecimiento; el mas ligero ejercicio le fatiga y le obli- 
ga á acostarse. 



168 PATOGENESIA BRASll 

Cansancio en las rodillas. 

Supuración amarillo-verdosa en el prepucio. 

h\a veinticuatro. — Continúa lo mismo la supuración del 
prepucio. 

Inllamacion de la membrana interna del prepucio. 
120. Día veinticinco. — Prurito en el ano, por la mañana. 

La inflamación del prepucio disminuye en el lado derecho, y 
se aumenta en el izquierdo. 

Picor y punzadas en el borde del prepucio. 

Emisión de orina clara , cuatro ó cinco veces al dia. 

Dia veintiséis. — La inflamación ba desaparecido del intcrioi 
del prepucio, pero se ha aumentado en el borde princi- 
palmente por la noche, hasta agrietarse por mucha* 
partes. 
Í25. El contacto de la orina le hace esperimentar dolores des- 
garradores. 

Estos dolores afectan todo el organismo, dejando un gran 
malestar. 

El sistema nervioso, la cabeza y el cuello están dolorosa- 
mente afectados. 

La eslremidad de la uretra presenta dos labios inflamados 
por el interior. El tacto le produce picor, que se cstiende 
hasta la mitad del miembro. 
130. Dia veintisiete.— Frió interior, como si la sangre se hu- 
biera helado en las venas , al aire libre ; dura un cuarto de 
hora. 

Erecciones dolorosas, á causa de la hinchazón del prepucio. 

Supresión total del apetito venéreo, con flacidez del miem- 
bro. 

Dia veintiocho. — Sueño profundo. 

La inflamación y supuración del glande disminuyen mucho 
por la mañana. 
135. ¡Ha veintinueve.— No puede andar mucho sin cansarse. 



JÁCARA MU CAROBA. 1 C9 

Segunda esperimeníacion. 

Sensación de constricción en la garganta, hasta por la nuche. 

Dolor reumático en el omoplato izquierdo. 

Dia segundo.— Continuación del dolor del omoplato , hasta 

la noche. 
Dia tercero.— Sueño muy agitado; sueños aterradores. 
140. Dolores sordos en la cabeza, todo el dia. 
Dia cuarto.— Aparición de un grano en el glande, sin mas 

incomodidad que un simple prurito. 
Dia quinto.— Sueño muy agitado, con sueños escénlricos. 
Supuración del grano del glande sin dolor, pero con prurito; 

tiene el aspecto de. una úlcera sifilítica. 
Pesadez y dolor de cabeza todo el dia. 
U5. Dia sesto.— Muy grande agitación por la noche; sueño 

interrumpido, con escesiva dificultad de volver adormirse. 
El grano del glande se ha secado espontáneamente; en su 

lugar queda una mancha roja, sin dolor. 
Gran sequedad de la garganta. 
Día sétimo.— Agitación muy grande por la noche , siempre 

con sueño intranquilo y nada reparador. 
Dia octavo— Dolor reumático en la pantorrilla derecha. 
Gran agitación nocturna. 
150. Dia noveno. —Sueño mas tranquilo. 
Persistencia del dolor de la pantorrilla, bastante intenso para 

impedirla progresión. 
Dia décimo.— Incomodidad en la garganta con constricción 

de la faringe y dificultad en la deglución. 
El dolor de la pantorrilla se ha trasladado al omoplato, desde 

las últimas costillas hasta el cuello. 
Dolor en el cuello con dificultad de mover la cabeza hacia el 

lado derecho. 
155. Dia once.— Continúa el dolor del omoplato y del cuello. 
Persistencia de la constricción de la faringe. 
Dia doce— Los mismos síntomas que el dia anterior, pero 

algo menos intensos. 



170 PATOGENESIA MASILIMA. 

Insomnio por la noche y sueño por el día. 

Dolor en la nuca. 
1 60. Dolor debajo del eslernon. 

Laxitud y abatimiento. 

Po'aciones nocturnas, todas las noches. 

Ardor en el ano. 

Pinchazos alrededor del ano. 
165. Fiebre. 

Abatimiento hasta el punto de no poder hablar. 

Tos seca. 

Tos con espectoracion blanca y acuosa. 

Cíceras en las piernas. 
170. Dolores articulares. 

Inflamación de los ojos. 

Dolor en la pierna derecha. 

Mal gusto de boca, por la mañana. 

Dolor de cabeza , todo el dia. 
175. Catarro. 

Presión en el epigastrio. 

Nauseas durante la comida. 

Dolor en la espalda y el pecho. 

Dolor agudo en el hipogastrio, á la presión. 
180. Despierta sobresaltado dos veces en la noche. 

Sueña y habla alto , por la noche. 

Dolor en el brazo izquierdo, por la mañana. 

Rubicundez en el brazo izquierdo. 

Dolor en las costillas del lado derecho al respirar, durante 
media hora. 

TRADESCANTIA DIURÉTICA. 

Thad. Tradescantia commelina (Well.) Commelin(t. 
Trapoeraba. 

Planta hervácea, bástanle común en el Brasil. Sus tallos ramosos y 
cilindricos se encueatran algui tanto horizontales ; las hojas son ;.lt. r 



MLIIURE LE1TE. M\ 

ñas, envainadoras, un poco lanceoladas, formando cu su estremidad 
ramos densos, de donde nacen largos pedúnculos, que cada uno sostiene 
de cuatro á seis flores : perianto doble, trifilo , el csterno con divisiones 
agudas y herváceas; el interno p tatoidco y de color azul. Seis estam- 
bres fértiles , un ovario libre Irilocular, con un c¿lilo sencillo. 
Se emplean las hojas. 

\ . Via 'primero.— Dolor en el lado izquierdo del pecho. 

Dificultad de la respiración , como por resfriado. 

Dia segundo.— Orinas amarillas, copiosas, que depositan un 
sedimento ceniciento muy abundante. 

Olor agrio de las orinas. 
5. Inflamación del escroto con dolor y rubicundez. 

Vértigos. 

Respiración difícil y anhelosa, como si le faltara aire. 

(Estos síntomas se continúan desde el dia tercero hasta el 
quinto). 

Gran dificultad en la respiración. 

La inflamación del escroto ha disminuido desde el dia doce. 
10. Flujo blanquecino por la uretra. 

Dolor al orinar. 

La orina se escreta en un chorro muy delgado. 

Diarrea. 

Los testículos entran por el anillo inguinal. 

MURURE LELTE. 

Mür. L. 
Resina empleada en las Amazonas como antisifi'ítica. 

\. Flujo blenorrágico. 

Ulcerasen las piernas. 

Orina amarilla y fétida. 

Sensación de chasquido en la tibia. 
5. Salivación abundante. 

Grano no doloroso, que termina por supuración. 



172 PATO0BNVSU BRASILB>A. 

Placa en la garganta del pie, dolo-rosa en el centro é insen- 
sible en la circunferencia. 

Entorpecimiento del brazo izquierdo. 

entorpecimiento en todos los miembros. 
10. Dolor ciático. 

Hmcbazon de la cara como en la elefantiasis de los griegos. 

Dolor en una antigua cicatriz en el borde izquierdo de la 
lengua. 

Frió en las manos. 

Pesadez de cabeza. 
15. Dolores de cabeza , que se reproducen lo» dias tercero y 
cuarto. 

Dolor en la oreja izquierda , el primer dia. 

Cámaras muy fáciles. 

Ardor en los ojos. 

OJOS inflamados. 
•20. Soñolencia dia y noebe. 

Agitación continua, durante el sueño. 

Exaltación de las ideas. 

Repugnancia á los alimentos, inapetencia. 

Dolor sobre el hombro izquierdo, que dificulta la respiración 
al andar, 
i upcion pustulosa en el miembro. 

Erupción en las piernas. 

Dolores de dientes , durante cuatro dias. 

Irrupción granulosa en el occipucio, el dia catorce. 

Vómitos, el dia diez y seis. 
30. .Necesidad apremiante de defecar, con evacuación de ma- 
teriales blandos. 

Poco apetito. 

Fuerte dolor en los muslos. 

Picotazos en la lengua. 

Aturdimiento de cabeza. 



CANNABI3 INDICA. 173 

CANNABIS INDICA. 

Can. Ind. Urliceas. Haschich. Pango. 

Planta embriagadora, hervácea, cuyo tailo derecho es asurcados 
toda su longitud. Hojas alternas, palmeadas, compuestas de cinco ho- 
juelas casi lineales, aserradas , colocadas sobre un pecíolo lampiño. Flo- 
res dioica?, con perianto monofilo , verdoso, en glomerulos de dos á diez 
colocados en la base de las hojas y formando una espiga terminal. Flores 
machos, con cinco divisiones patentes, cinco estambre? con anteras casi 
vexiculares; flores hembras, con el perianto entero ún poco hendido en 
un solo lado. Fruto monospermo , ovoideo. El cultivo del haschich está 
severamente prohibido á la raza negra, que lo ha importado y que lo 
distingue con el nombre, de pango. Cuesta alguna dificultad la adquiai" 
cion de este vegetal. 

Se trituran las hoj^s. 

El uso del haschich, tan común en África y entre los ne- 
gros importados al Brasil, debe escitar á nuestros celosos co- 
frades á observar los numerosos síntomas que esta sustancia 
narcótica desarrolla en las personas que la usan ; y no creemos 
escedernos de la verdad asegurando que el Cannabis índica, ten- 
drá con el tiempo una importancia tan grande en Homeopatía, 
como la que gozan el opio y la belladona, e! día en que sea es- 
perimcnlada aquella sustancia con todo el cuidado que lo han 
sido ya estas últimas. Nosotros comenzaremos, contribuyendo 
los primeros con el débil tributo de nuestras observaciones para 
osla importante patogenesia, siendo nuestra principal inten- 
ción , ai publicar estos síntomas en medio de la vida agitada á 
que estamos destiuados por la propagación de la doctrina ho- 
meopática, llamar la atención de los homeópatas sobre la pato- 
genesia de una sustancia, tan interesante, como olvidada has- 
ta hoy. 

1. Via primero.— Dolor de cansancio en la flexura del brazo 
derecho, á las siete de la mañana. 
Libero dolor en el epigastrio. 



174 PaTOGBMSIA BRáBILBMA. 

Prurito muy pronunciado en el epigastro , después del dolor. 
Estas incomodidades cosan después de comer. 
5. Falla de apetito. 
Dolor en el occipucio y las sienes. 
Aturdimiento al bajar la cabeza o al andar. 
Lagrimeo. 
Escalofríos. 
10. Palidez de la cara. 
Vértigos con inclinación de la cabeza bacia airas. 
Ojos uraños. 

¡Ha segundo— Aturdimiento como-por embriague/.. 
Frió y escalofríos , con calor esterior. 
15. Vista abatida, pesadez de cabeza. 
Inapetencia. 

Dolores en las articulaciones. 
Amargo de boca. 

Lengua cubierta de una capa blanca. 
20. Orinas espesas y rojas. 
Mucbo sueño aun por el dia. 
C.ontracciou de los párpados. 

(irán dolor de cabeza, sobre lodo en el vértice, con latidos. 
Sueños vivos y animados, algunas veces estáticos. 
25. Hambre violenta muchos dias seguidos. 



PETIVERIA TETRANDRA. 

Per. Miippa (jraveolens (Veli..) Pltitaolcecc. Pipi, hería de 
Pipi. Raíz de Guinea. 

Arbusto común en los campos de Rio Janeiro , en donde florece lodo 
el año. Sus ramo* derechos, un poco sarmentosos, ligeramente pubps- 
erntes en su estremidad, llevan hojas alternas enteras, lisas, un poco 
onduladas. Las flores son pequeñas, colocadas en largas espigas axilares 
d tenrinale»; perianto persistente , herváceo , con cuatro divisiones li- 
neales. Cuatro estambres alternos con las divisiones del perianto , algún 
tanto salientes. Un solo ovario con un estilo dividido en diei estigmas 



PETIVERIA TETRANDilA. 175 

patente?. Fruto caja comprimida , y contiene una fola semilla. Sus rai- 
ces san bastante fibrosas y exhala un fuerte olor aliáceo. 
Se tritura la raiz frrsca. 

Experimentador: Du. Manuel Duarte Morkira. 

1 . Alegría con deseo de cantar. 
Sueño regular y profundo mas prolongado que de ordinario, 

durante los Ires primeros dias. 
Sueño lodo el dia, con bostezos frecuentes, pero singana de 

acostarse. 
Sueños insignificantes ó desagradables, cuyo recuerdo se 

pierde al despertar. 
5. Sueño prolongado por la mañana , el primer dia. 
Dolor de cabeza al despertar. 
Sueño y bostezos después de almorzar, el dia primero. 
Soñolencia después de comer. 
Escalofríos por todo el cuerpo, sudor; crizamicnto de los 

cabellos á las nueve de la mañana del segundo dia. 
10. Pesadez de cabeza al despertar, á las ocho, después de 

haber tomado el medicamento. 
Pesadez en el vértice de la cabeza que parece comprimir al 

cerebro , con pesadez también en los párpados y dificul- 
tad de abrirlos, sin sueño. 
Dolor profundo y sordo en la parte superior del cerebro, 

agravado por el tacto, por la palabra ó por la posición de 

sentado; se alivia con la progresión ó cualquiera otro 

movimiento, el dia primero. 
Igual síntoma el segundo dia, pero algo menos violento. 
15. Sensación de plenitud en la cabeza, el segundo dia. 
Sensación como si le arrojaran agua caliente sobre el caero 

cabelludo, penetrando hasta el cerebro, el segundo dia. 
Desaparecen los síntomas de la cabeza, al tercer dia. 
Vista mas débil y turbada que de ordinario. 
Ardor doloroso en el borde de los párpados, que se agrava 

al cerrar los ojos. 



1 76 PATOGENESIA BRASILEÑA. 

20. Vista turbada, después de comer, el segundo dia. 

Fetidez del aliento. 

Sensación en la garganta, como si hubiera comido sustancias 
astringentes. 

Sensación en la boca y la garganta como si hubiera comido 
alguna fruta acre y resinosa, el segundo dia por la mañana- 

Dolor sordo en los intestinos y el epigastrio, el segundo dia. 
25. Constipación durante tres días. 

Orinas abundantes por la mañana. 

Orinas claras, acuosas, sin olor ni sedimento, el tercer dia. 

Punzadas violentas en el lado derecho del pecho, que se re- 
piten á cada inspiración. 

Ligero dolor en el esternón. 
30. Ronquera con tos. 

í.axitud , y entorpecimiento del brazo izquierdo con dolor en 
laarticulaciou húmero-cubital, el primer dia. 

Kutorpccimienlo de la eslremidad de los dedos , sobre todo 
del anular. 

Sensación de mordedura de hormiga en el centro del múscu- 
lo glúteo derecho, con picor y calor, después de haberse 
rascado. 

Calambre en las partorrillas durante la noche, el segun- 
do dia. 

Segundo esperimenlador : S. Norma. 

Veintiún aSos temperamento sangineo , buen* constitución , fiso- 
nomía pálida , carácter melancólico , cabello castaño. 

35. Inclinación a la risa y á la broma, el dia primero. 
Tristeza y deseo de llorar; poco tiempo después, llanto in- 
voluntario , el dia seslo por la mañana. 
Sueño regular, prolongado, profundo , los tres primero* 

días. 

Sueño todo el dia , con bostezos frecuentes , sin deseo de 
acostarse. 



PÜT1VE1UA TETKANDUA. 177 

Sueño de pendencias, cuyo recuerdo se pierde al despertar. 
40. Sueño por la mañana, mas prolongado que de ordinario, 
el primer dia. 

Dolor de cabeza al despertar. 

Soñolencia, después de almorzar, coa bostezos, el pri- 
mer dia. 

Soñolencia , después de comer , el segundo dia. 

Sueños tristes , de personas enfermas de su familia , el quin- 
to dia. 
h 5. Sudor frió, abundante, con frió genoral y escalofríos, des- 
pués del primer sueño, el sesto dia. 

Escalofríos generales, al acostarse. 

Calor febril , palidez di la cara, manos frias , por la tarde del 
sesto dia. 

Dos pequeñas manchas amarillas oscuras en el cuello. 

Dolor de cabeza, pulso débil y pequeño, calor en la cara, 
sobre lodo en la mejilla derecha , sentido profundamente, 
mientras que al esterior la piel parece fresca, el primer 

dia. 
50, Pesadez dolorosa en la frente, que se agrava al abrir los 
ojos , con calor esterior en la cabeza , el primer dia á las 
dos de la tarde. 

Dolor sordo y latidos en la sien izquierda , el tercer dia. 

Dolor presivo en las sienes. 

Dolor en la frente con sensación de compresión en el cere- 
bro , agravado por la progresión* 
55. Ojosa medio cerrar, hinchados esteriormente , rodeados 
de un círculo azulado, sobre todo al lado de la nariz , du- 
rante tres días. 

Pesadez sobre los párpados, que obliga á cerrar los ojos: en 
este estado ve figuras variadas, el sesto dia, 

Hinchazón de las venas de la nariz, con coloración azul. 

Rubicundez y calor en la oreja izquierda, durante algunos 
minutos, el dia tercero. 

Dolor de estómago , con sensación de frió interior. 
i'O Dolor asudo v lijo en el estómago, al levantarse. 

\9 



T. \ TOCEN ESI. \ DU.VMII. Ñ\. 

Sufocación, coü frió en los pies , lo que la obliga ¿i permane- 
cer acostada , la tarde del dia seslo. 

Dolores en los músculos de la parte superior e interna del 
codo, semejantes a mordeduras de borní ¡g 

Dolor contusivo en los brazos y las piernas. 

Rigidez y cansancio de los miembros, la mañana del dia 
sesto. 
65. Entorpecimiento de las piernas, con repugnancia al mo- 
vimiento. 

Dolores conlusivos en los brazos y las piernas, el dia seM<>. 

Frió en los pies , por la mañana en la cama. 

Tercer experimentador : S. Sii.vía. 

Vt-inte años , temperamento sanguínea , buena constitución , 
carácter alegre. 

Disposición á cantar. 

.Sueño regular \ profundo mas prolongado que de ordinario, 

los tres primeros dias. 
Tu. Sueño todo el dia con bostezos frecuentes, sin deseo de 

acostarse. 
Sueños desagradables, cuyo recuerdo se pierde al despertar. 
Despierta á las cuatro de la mañana: se duerme un cuarto 

de bora después. 
Sueño ligero é interrumpido después de almorzar , el dia 

primero á las nueve de la mañana. 
Sueño profundo , el segundo dia. 

Molimiento geucral, con deseo de acostarse, pero siu 

sueño , el tercer dia a las nueve de la mañana. 
Sueños tristes , cuyo objeto se olvida al despertar. 
Insomnio en la cama. 

Sudor abundante y frió , después del primer sueño. 
Sensación de alfilerazos sobre el bombro dereclio , seguida 

de rubicundez inflamatoria durante un cuarto de hora. 
SO. Punzadas por lorio el cuerpo como por puntas de alfiler; 



PETIVEIUA TETRANDKA. í/9 

después, picor en los antebrazos, con raanchitas violáceas 
en los pies, los brazos y la espalda, el segundo dia. 
Dolor en la parte esterna del brazo izquierdo , con una man- 
cha roja, estensa é inflamada, como erisipela. 
Calor en la piel , como si estuviera espuesla á los rayos del 

sol, con frió en los pies. 
Dolor contusivo en el vértice de la cabeza como si hubiera 
recibido un golpe , que se aumenta andando , ó moviendo 
la cabeza, á las once de la mañana del segundo dia. 
Dolor estupefaciente y profundo, que parece comprimir las 
dos sienes, con dolor sordo en el vértice de la cabeza , el 
segundo dia. 
85. Sensación en la cabeza como de una esplosion quemante, 
cuyo ruido se escapara por las orejas, el tercer dia en el 
momento de acostarse. 
Dolor profundo , tan pronto en la frente como en la nuca. 
Repugnancia al movimiento ; desso de estar tranquila. 
Entorpecimiento paralítico de los brazos y las piernas, por la 

mañana del quinto dia. 
(irán pesadez en la frente alhajar la cabeza, el seslo dia, 
á las doce. 
90. Pesadez en los ojos y abatimiento como por sueño , sin te- 
ner en realidad necesidad de dormir. 
Gran sensibilidad de los ojos á la luz. 
Inyección de la conjuntiva , sobre todo hacia el ángulo inter- 
no del ojo izquierdo. 
Inflamación rápida del ojo izquierdo durante la comida hasta 
el punto de tener que abandonar la mesa: la oftalmía se 
desarrolla en los tres días siguientes. 
La luz de la vela le parece amarilla, y del mismo color su 
aureola. 
93. Rubicundez del ala de la nariz y el carrillo izquierdo, el 
tercer dia. 
Estornudos frecuentes después de medio dia , el dia 

quinto. 
Rubicundez de la mejilla izquierda. 



i SO PATOÜLNESIA BBASILBÍ) V. 

Punzadas agudas en el epigastrio de dentro a afuera, por la 
nuche del quinto dia. 

Panzadas en el estomago después de comer, el sétimo dia. 
100. Dolor en la garganta, con dilicullad de tragar la saliva. 

Romadizo, del tercero al quinto dia. 

Relajación en el raquis al acostarse, como si hubiera levan- 
tado un grau peso, el primero y segundo dia por la noche. 
Se agrava esta incomodidad enderezándose ó echándose 
hacia atrás, y desaparece inclinando el cuerpo hacia ade- 
lante. 

I torpecimiento en el trayecto del nervio cubital hasta la 
muñeca, con sensibilidad al tacto , el segundo dia por la 
noche. 

Punzadas por todo el cuerpo, como picaduras de pulga, se- 
guidas de prurito en la parte posterior, por la mañana del 
segundo dia. 
105. Rubicundez é inflamación intensa en la parle esterna del 
antebrazo izquierdo, el segundo dia , á las once de la 
mañana. 

Dolor ardiente en el hueso radial izquierdo , con sensación de 
contusión al tacto, el tercer dia. 

Fuerte picazón en la eminencia hipotenar déla mano izquier- 
da , seguida de hinchazón inflamatoria, por la noche del 
tercer dia. 

Cansancio de los brazos y de las piernas, como después de 
una larga marcha , por la mañana del dia cuarto. 

Entorpecimiento doloroso de la parle esterna de los brazos 
y las piernas. 
1 10. Seüsacioñ de frió ea el interior de los huesos, el dia cuar- 
to al mediodía. 

Adormecimiento doloroso de los brazos y las piernas con do- 
lor profundo, tan pronto en la frente como en la nuca, 
con repuguancia al movimiento, la mañana del día 
quinto. 

Frío escesivo en las manos y los pies penetrando hasta los 
huesos, el dia sétimo. 



PÉTIVKIUA TETliANDRA. 18i 

Kntorpcciiiiieiito súbito de las rodillas, con dolor sordo en la 
tibia , el dia primero á mediodía. 

Dolor agudo y lancinante en la parte del metalarso que cor - 
responde al dedo pequeño del pié izquierdo. 
1 15. Dolor, como pinchazo de aguja, en el dedo pequeño del 
pié izquierdo , el octavo dia por la madrugada; pocos ins- 
tantes después parece como que se tuerce hacia afuera el 
mismo dedo. 

Citarlo esperimentador : S. Celia. 

Diez y siete años, temperamento sanguíneo, buena constitución, 
fisonomía pálida , carácter alegre , cabello castaño. 

Ideas fugitivas y confusas. 

Falla de memoria. 

Recuerdos pasageros, que se le escapan de repente. 

Tristeza hasta llorar , con dolor de cabeza , el dia segundo. 
120. Sueño profundo, mas temprano que de ordinario, des- 
pertándose también mas tarde que otros dias, durante 
tres seguidos. 

Sueño lodo el dia con frecuentes bostezos, sin gana de acos- 
tarse. 

Sueños desagradables, cuya memoria se pierde al despertar. 

Sueño tranquilo á pesar de los sueños desagradables , el 
segundo dia. 

Abatimiento como por soñolencia , sin deseo de acostarse. 
125. Sueños de muertos, que se recuerdan al despertar , con 
sudor frió por todo el cuerpo. 

Sensación como si le oprimieran la sien derecha con el dedo, 
con gran sensibilidad al tacto , el dia segundo a mediodía. 

Dolor lancinante en la sien derecha, que pasa repentina- 
mente á la izquierda y luego al vértice de la cabeza con 
sensación de quemadura , el dia segundo. 

Dolor y calor en la frente con presión en los ojos, el seguo- 
do dia a las tres de la tarde. 



183 PATOGENESIA BBASII.bSa. 

Dolor sordo en la raíz de la nariz, por la noche, 
no. Entorpecimiento y sensación de compresión en la cabeza 
como si estuviera comprimida con una honda caliente. 
Molimiento general , como por soñolencia. 
La voz le parece venir de lejos. 
Insensibilidad en la cama , como si estuviera aletargada. 
Inseguridad al andar; cree que no llega con los piéá al suelo 
y teme caer. 
135. Dolor en los ojos, como si estuvieran comprimidos en 
las órbitas por cuerpos estraños. 
Sensación como si le echaran cu la cabeza agua caliente. 
Tristeza y llantos; en su atliccion permanece sentada , in- 
móvil , sin hablar. (Todos estos síntomas de la raheza se 
han presentado en menos de una hora, el dio segundo 
después de mediodía). 
Dolor de cabeza con pesadez en los ojos, el segundo dia. 
Sensación de picaduras de pulgas sobre el párpado inferior 
izquierdo. 
1 10. Nariz inflamada y reluciente. 
Dolor sordo en la raiz de la nariz, la tarde del primer dia. 
Dolor en el ala izquierda de la nariz que se propaga al lado 

opuesto, el dia segundo á mediodía. 
Sensación de calor en la cara , pero la piel está fria. 
Sensación como si le pasaran con una aguja el labio su- 
perior de dentro á afuera, el dia once al levantarse por 
la mañana. 
145. Dolor de muelas. 
Sequedad de la boca. 

Lengua escoriada, como si hubiera bebido agua muy calien- 
te, el seguudo dia al levantarse. 
Al acostarse, afluencia de saliva acuosa y fria , que deposita 
una especie de sedimento como ceniza y granulaciones 
blancas que tienen el gusto y el olor de bilis , pero no 
amargan. 
Dolor agudo y lancinante que atraviesa el bazo , e! din ?e- 
sundo. 



PETIVERIA TETRANDRA. i 83 

'50. Ligero dolor en el colon descendente. 

Desde las once de la mañana hasta la noche orina cada cinco 
minutos, con gran calor en la uretra, el segundo dia. 

Orina cuatro ó cinco veces por hora, sin dolor , el tercer dia. 

Orina incolora, los dias siguientes. 

Opresión en el lado izquierdo del pecho y palpitaciones , por 
la noche del cuarto dia. 
i 5o. Dolor profundo y sordo en el pecho , debajo el esternón. 

Dolor sordo en la región cervical posterior al mover el cue- 
llo , el dia segundo á mediodía. 

Dolor agudo en la articulación de la muñeca derecha. 

El mismo dolor en la muñeca izquierda , pero menos in- 
tenso. 

Dolor en la articulación húmero-cubital, estendiéndose hasta 
la muñeca. 
Í60. Entorpecimiento en la parte posterior é interna del ante- 
brazo. 

Dolor agudo y sensación de compresión dolorosa en el ante- 
brazo , la noche del dia primero. 

Dolor en la mano derecha, convergiendo de la circunferencia 
al centro. 

Dolor repentino en el dedo pequeño de la mano izquierda 
que se estiende á todo el antebrazo, fijándose en la articu- 
lación húmero-cubital , y creciendo gradualmente , con 
sensación de constricción, por la mañana del segundo dia. 

Punzadas y prurito en la parte interna y superior del ante- 
brazo, el segundo dia por la mañana. 
165. Dolores en los últimos dedos de la mano derecha, como 
si les hubiesen dado un martillazo, el dia segundo á me- 
diodía. 

Sudor en la palma de las manos , el segundo dia por la 
tarde. 

Sensación de torcedura en la articulación escápulo-humeral, 
el tercer dia. 

Sensación de parálisis en el aulebrazo y en las articulaciones 
de las falanges , el dia tercero por la noche. 



PATOGENESIA BRASII i R \ 

Ardor como por quemadura cu la piel de los brazos, qoe 
pasa después á la de la mano. 

i rodolorcalambroidecnloslcndon.es de las palmas 
de las manos y en la parte anterior de la muñeca. 

Igual dolor en los tendones de los dedos anulares, clsesto día. 

Nuevo dolor calambroide cu las manos , el día noveno. 

Calambre en el dedo auricular derecho , el dia segundo. 
•ros calambres en las manos, el dia doce. 
175. Adormecimiento desde las rodillas hasta las plantas do los 
píes , en donde se tija , el dia primero á mediodía. 

Debilidad y entorpecimiento en las piernas , sobre lodo al 
levantarse , el dia segundo por la larde. 

Debilidad en las piernas y las rodillas , al bajarse. 

Debilidad en las piernas, basta el punto de doblarse las ro- 
dillas , el dia segundo por la tarde. 

Dolor en la parte anterior de la tibia , como si hubiera reci • 
bido un golpe. 
ISO. Dolor conlusivo en la pantorrilla , agravada por el laclo. 

(irán entorpecimiento en todas las sensaciones estando acos- 
tada, como si el cuerpo estuviera adormecido. 

Quinto experimentador : S. Nina. 

Catorce año» , tomperan.cnto sanguíneo , carácter alegre, fisonomía 
colorada , cabellos castaños 

La cosa mas insignificante le escita una alegría cscc>iva: 
tiene deseo de cantar. 

Sueño regular , pero mas prolongado que de ordinario , du- 
rante tres dias. 

Sueño por el dia con frecuentes bostezos , sin deseo dt 
acostarse. 
lSo. Sueños, cuyo recuerdo se pierde al despertar. 

Lagrimeo , con sensación de arena ca los ojos. 

Orinas muy abundantes y claras. 

Adormecimiento del brazo derecho. 



PETIVERIA TKTBANDRJt. 185 

Sesto esperimentador : Cipriano Huet. 

Cincuenta y un años , temperamento sanguíneo , constitución robus- 
ta , carácter grave , conjuntivas inyectadas , vista débil , rubicundez 
en el borde de los párpados. 

Alegría esecsiva. 
190. Pasa el día riendo y cantando. 

Sueño profundo, que empieza mas temprano y concluye mas 
larde que de ordinario, durante cuatro dias. 

Sueños de disputas y pendencias , el dia segundo. 

Manchas violáceas estendidas horizontalmente en el hipo- 
condrio derecho. 

Dolor sordo en un punto estrecho del cuero cabelludo y pre- 
sión en el lado derecho del occipucio. 
f 95. Dolor terebrante en la parte superior de la frente, el se- 
gundo dia. 

Dolor contusivo cq los arcos cigomáticos. 

Violentas punzadas en la parte superior de la frente y en el 
interior de la parte izquierda de la cabeza , durante un rai- 
nulo, el dia segundo á mediodía. 

Dolor en la parte superior del parietal derecho , como si e! 
cráneo estuviera abierto. 

Dolores terebrantes en la parte superior del costado derecho, 
el dia primero. 
r i00. Dolor sordo como si hubiera recibido un puñetazo en el 
ojo derecho , aliviado por la presión, el día segundo á 
mediodía. 

Ligero dolor en el interior de la nariz. 

Vivo prurito repentino en la parte esterior de la nariz. 

Accesos de sordera en la oreja derecha , como si estuviera 
tapada. 

Dolores contusivos en la parte esterior de las órbitas. 
205. Sensación de una pústula del grueso de un guisante sobre 
la mejilla, con tensión de la piel, durante algunos segundos. 

Gran prurito en el mismo sitio. 



18G PATOGENESIA MASILIÜA. 

Sensación en la garganta, como si hubiera Iragado una sus- 
tancia astringente. 

Borborigmos en la cama , estando acostado, por la mañana 
del segundo dia. 

Punzadas en los hipocondrios. 
210. Diarrea mucosa de color oscuro, mezclada de materias 
fecales en fragmentos duros y divididos , el tercer dia. 

Orinas claras y abundantes, el segundo y tercer dia. 

Calor seco en las palmas de las manos durante muchos días. 

Sensación de contusión en los músculos del antebrazo dere- 
cho , en la parte interna entre el radio y el cubilo , la ma- 
ñana del primer dia. 

Dolor calambroide en los músculos de la mano derecha, 

principalmente en el pulgar, el primer dia por la mañana. 

215. Dolor sordo como si le oprimieran el nervio braquial á su 

paso sobre el cóndilo interno del húmero , agravado por 

el tacto, el dia primero á mediodía. 

Punzada y calor en la estremidad del pulgar derecho , como 
si tuviera un panadizo, estendiéndose hasta la articulación 
de la primera falange. 
220. Entorpecimiento y pesadez en las estremidades , la tarde 
del primer dia. 

Dolor conlusivo en el antebrazo. 

Prurito en los dos últimos dedos. 

Adormecimiento por tres veces repetido en los miembros 
superiores 6 inferiores, después de haberse levantado el 
segundo dia. 

Prurito en la palma de la mano izquierda. • 
225. Dolor en la parte media esterior del antebrazo derecho, 
como si se hubiera clavado espinas. 

Igual sensación en el brazo izquierdo , pero menos pronun- 
ciada. 

Al salir de la cama , entorpecimiento y prurito en el pié de- 
recho, el primer dia. 

Dolor sordo en la articulación de la rodilla y en la panlon illn , 
especialmente el primer dia. 



CONVOLVULÜS DUABTINUS. "87 

Entorpecimiento y prurito ligero en la pierna derecha hasta 
el pió, el dia segundo á mediodía. 
230. Dolores agudos y circunscritos en las ingles , presentán- 
dose á intervalos repetidos. 

Calor en la región renal , el segundo dia. 

Calor seco en todo el cuerpo, sobre todo en las palmas de las 
manos. 

Accesos de debilidad general , todos los dias después de le- 
vantarse. 

CONVOLVULÜS DUARTINUS. [Nobis.) 

Convol. Düart. Calonyction speciosum (d. c.) Ipomea bona 

nox (Lihh.) Convolvulus pulcherrimus (Well.) Convolvuláceas 

Herva trombeta. 

Planta voluble cultivada en los jardines de Rio Janeiro. Hojas gran- 
des, enteras, acorazonadas, alternas*, colocadas sobre largos pecíolos 
que nacen ordinariamente en la axila de los ramos floríferos. Cáliz do 
cinco hojuelas desiguales; las tres esteriores agudas, las dos interiores 
ovales y foliáceas. Corola blanca , muy grande, cuyo tubo de diez ádocc 
centímetros de longitud , termina en un limbo circular. Los estambres, 
en número de sinco , están adheridos por sus filamentos al tubo de la 
corola , de la cual sobresalen bastante. Anteras lineales , muy agudas 
El ovario se halla rodeado en su base por un disco glanduloso. El estilo 
es muy largo , filiforme , terminado por un estigma, velloso, bilobalado; 
fruto con el epicarpio coriáceo. Las flores son en número de dos á tres y 
están sostenidas por pedúnculos floríferos ; se asemejan por su figura á 
una trompeta, con cuyo nombre se la conoce en el Brasil. Florece eu 
junio y julio. 

Se prepara la flor. 

Experimentador: Db. Manuel Duarte Mobeira. 

f. Ardor y calor á la piel, con picor como por pulgas. 
Sudor abundante en la cama , muchas noches seguidas. 
Mancha roja en la mejilla derecha al levantarse, que desapa- 
rece durante el dia. 



<88 PATOGENESIA BRASILEÑA. 

Escalofríos repetidos, durante el din. 
~>. Mancha roja en el lado derecho del cuello. 

Soñolencia por la noche, en tres esperi mediadores» 

Abatimiento, en dos esperimentadores, 

Soñolencia por el dia , en dos esperimentadores. 

Sueños de pendencias. 
4 0. Distracciones durante el dia. 

Sueños de muertos, y de que se le caen los dientes incisivo?. 

Sueña que le han robado en una calle iluminada: aparición 
de un espectro : despierta sobresaltado. 

Languidez. 

Desfallecimiento moral , en dos esperimentadores 
15. Hipocondría. 

Languidez de espíritu. 

Desaliento. 

Dolor en la región temporal izquierda, correspondiendo al ojo. 

Dolor en la mejilla derecha. 
20. Dolor en la región frontal. 

Aturdimiento en tres esperimentadores. 

Dolor general en la cabeza, principalmente en la línea media. 

Dolor en la región frontal con ardor en la raiz de la nariz , en 
tres esperimentadores. 

Dos pequeñas manchas en la frente, que desaparecen á los 
pocos minutos, 
¿."i. Dolor en toda la cabeza, desde por la mañana hasta las- 
cinco de la tarde. 

Dolor agudo por la mañana en la región temporal izquierda, 
dos dias seguidos , en dos esperimentadores. 

Dolor de cabeza, tan pronto en el vértice como en el oc- 
cipucio. 

Dolor en las sienes. 

Violento dolor en el vértice de la cabeza , por la noche. 
30. Presión en la región frontal. 

Dolor en el lado izquierdo de la cabeza. 

Pesadez y aturdimiento en la región frontal, dos dias se- 
guidos. 



CONVOLVULUS ÜUARIINCS. \ SO 

Colgr quemante en la región frontal, que desaparece con. un 
baño frío. 

Dolor violento en el vértice de la cabeza, por la mañana. 
35. Vértigos con desfallecimiento. 

Ligero dolor de cabeza , en el vértice. 

Inflamación del ojo izquierdo. 

Rubicundez exagerada de la cara. 

Ardor ligero en la parte superior del exófago. 
40. Mal de garganta, durante mas de ocho dias. 

Sensación en la lengua como si estuviera hinchada. 

Dolor de muelas. 

Hinchazón de las encías. 

Mal gusto en la boca. 
45. Espuicion de mucosidades. 

Ardor y sequedad en la parte anterior y superior del exófa- 
go, en tres esperimenladores. 

Ligero dolor á los lados del cartílago tiroides. 

Apetito por la mañana al levantarse ,. en dos esperimenla- 
dores. 

Dolor de estómago , durante tres dias. 
50. Disminución del apetito. 

Dolor de vientre con calor interno. 

Cólicos violentos , en dos.esperimenladores. 

Constipación , los primeros dias de la esperimeatacioD, en 
ocho esperimentadores. 

Orinas rojas. 
65. Sedimento amarillo en la orina. 

Entorpecimiento en la región eseapular izquierda. 

Dolor en el hombro izquierdo. 

Entorpecimiento del brazo, cuando se ¡e deja perpendi- 
cular. 

Entorpecimiento de ambos brazos. 
60. Dolor profundo en el antebrazo izquierdo. 

Entorpecimiento en los dedos índice y medio de la mano 
derecha. 

Dolor en la articulación de la muñeca izquierda. 



4 90 PATOGENESIA BRASILINA. 

Dolor profundo en la parle inferior derecha del pecha^ 
Dolor en la rodilla derecha. 
05. Profundo dolor en las pantorrillas. 
Dolor en la parte anterior de la pierna izquierda , durante 

cuatro días. 
Dolor paralitico en las piernas y muslos, durante muchos días. 
Doltír profundo en el muslo izquierdo y luejjo en el derecho. 
Kntorpecimiento de la pierna y el talón izquierdo. 
Punzadas en la rodilla derecha. 

BUFO SA11YTII<NS1S. (Nobis.) 
Rifo. Bufo-agua. (Lat.) 

Bate reptil se encuentra en toda la America meridional, en los tilica 
liiinicilos > pantanosos. Su volumen muy variable , es casi como el de 
.los puños. Se le reconoce fácilmente por sus enormes parótidas rom 
boidales, de la9 cuales segrega una gran cantidad de veneno. La cabeza 
es achatada, triangular, mas ancha que larga; presenta una gran Bruta 
osea , que partiendo de la cstremidad de la boca se dirige hacia el ángulo 
anterior del ojo , le circunda y termina detrás del párpado. El ojo es 
grande , asi como también la pared timpánica. El tronco muy ancho 
por delante, por el gran desarrollo do las parótidas, se halla cubierto 
por cada lado de la espina dorsal de dos feries irregulares de glándulas 
elípticas ó cónicas. Algunas veces existen también en los costados. Los 
miembros anteriores no llegan á la estremidad del tronco ; los posterio- 
res e-ceden á la longitud del cuerpo en la cuarta parte del pulgar. Los 
dedos son un poco deprimidos, el primero un poco mas largo que el se- 
gundo. La coloración de su piel varía mucho, presentando cierto mime 
ro de manchas pardas confundidas sobre el dorso y separadas bajo el 
abdomen por manchilas amarillas. 

El horroroso ruido que producen estos animales fué uno de los ma- 
yores tormentos que nos estaban reservados en el territorio dt la colonia 
phalanstoriana de Sahy. A nada puede compararse mejor que al estrepito 
que produce una larga fila de mazos de nuestros batanes. 

Se escita al animal para que lance su saliva , que se recoje boLre 
azúcar de leche , la eual se somete al momento á la trituración. 



BUFO SAHYTIEIVSIS. 19* 

Esperimentador : Bruno' Vidal. 

1 . Dia primero.— Aturdimiento eslremo , á las dos horas. 
Ineptitud y repugnancia al trabajo , durante toda la tarde. 
Dia segundo.— Dolor en el sacro, agravado al levantarse, 

al sentarse ó al bajarse. 
Presión en las órbitas casi continua , con sensación de 
prurito interno y necesidad de frotarse los ojos. 
5. Prurito en el pubis. 
Prurito en la cara. 
Violento picor en los labios. 

Dia tercero.— Dolor en la parte interna de la rodilla derecha. 
Cámaras fáciles. 
10. Prurito casi general. 
Poca disposición para el estudio. 
Menor actividad que la ordinaria. 
Presión y picor en las órbitas. 
Continuación del dolor del sacro. 
1o. Dia cuarto. —Alivio del dolor del sacro y desaparición del 
de la rodilla. 
Presión y prurito en las órbitas. 
Prurito casi general. 

Erecciones continuas sin deseos venéreos ; poca disposición 
para ocuparse de trabajos intelectuales , y poca actividad 
para todo. 
Dia quinto hasta el décimo.— La misma falla de actividad y 
disposición para todo, que los días anteriores. 
20. Erecciones continuas, pero sin deseos venéreos. 
Prurito y presión en las órbitas. 
Dia once'. — Insomnio. 

Dia doce.- Picazón en el dedo grueso del pié derecho. 
Dia trece.— Dolor calambroide en la parte esterna de la 
pierna derecha. 
2,'i. Aparición de un grano rojo que concluye por supuración, 
dejando en su lugar una mancha negra. 
Picor en el epigastrio. 



1 i'2 PATOGKNESIA Iü'.v ILtí \. 

Punzadas en la parle inlerna del codo izquierdo. 

Via catorce y quince.— Presión sobre los cartílagos de las 

costillas falsas. 
Repugnancia al estudio. 
30. Dia diez y siele y diez y ocho. — Rubicundez y escozor en 
los ojos. 
Un fungus antiguo se hace sanguinolento. 
Las órbitas parecen mayores y que han ensanchado las pare- 
des orbitarias. 
Repugnancia al trabajo. 

Se olvida de las cosas de que se acaba de ocupar. 
3$. Dia diez y nueve.— Los ojos están siempre escocientes y 
dolorosos al laclo. 
Dia veinte al treinta y cinco. — Disgusto , fastidio. 
Pereza y desaliento. 

Poca disposición y aun repugnancia al trabajo. 
Debilidad de la memoria. 
•i0. La parle superior de las órbitas parecen tocar á las parede> 
orbitarias, particularmente por la noche. 
Necesidad de frotarse la cara, por la mañana. 
Hormigueo en la mandíbula inferior. 
Prurito sobre las vértebras lumbares. 
Prurito alrededor del ano. 
15. Persistencia de la mancha negra que dejó el grano en el 
maleólo esterno del pié derecho. 
Dia treinta y seis. — Aparición de un grano rojo y graeso 

en el occipucio. 
Dia treinta y ocho. — Alegría escesiva, por la noche. 
Disposición a hablar de cosas alegres. 
Día treinta y nueve.— Alegría , vivacidad de espíritu. 
SO. Persistencia del grano de la nuca. 
Picor sobre las vértebras lumbares. 
Dolor en la parto anterior del lóbulo de la oreja izquierda. 
(¿anglio en la planta del pié derecho. 
Escoriación sobre el músculo maselero izquierdo, que su- 
pura un poco humor sanguinolento. 



ARISTOLOCHIA MILIIOMENS. {93 

o5. Graa pesadez de cabeza T después de pasear. 

Escozor doloroso en los ojos, al tacto. 

Duerme una hora en medio del dia, sin haber tenido nunca 
esa costumbre. 

Tristeza, alejamiento de las gentes. 

Irresolución para todo: forma proyectos que no realiza. 
60. Hormigueo en la región lumbar. 

Sueños continuos por la noche; pero al despertar no recuer- 
da el objeto sobre que han versado. 

Presión en el lado izquierdo de la frente. 

Humor sombrío y taciturno. 

Sensación dolorosa sobre las costillas falsas. 
65. Prurito en el sacro. 

Sensación de debilidad, en toda la mitad izquierda de la 
cabeza. 

Picor en la estremidad de los dedos de la mano derecha y 
del pié izquierdo. 

Aparición de granos en la frente. 

Debilidad intelectual y de la memoria , durante el dia. 
70. Punzadas agudas en la sien izquierda. 

Dolor agudo en la muñeca derecha. 

Cefalalgia prolongada. 

Dolor en los músculos estensores del brazo derecho. 

Aparición de un grano en la muñeca derecha. 
7-j. Violentos picores. 

Soñolencia. 

Sueños poéticos y filosóficos. 

Exaltación déla imaginación. 

ARISTOLOCHIA MILHOMENS. 

Auist. Aristolochia grandiflora (Gom.) Aristolochia symbifera 
(Mart.) Aristoloquias. 

Planta voluble, de tallo lampiño, con hojas alternas , uniformemente 
-acorazonidas, peJatinervadas , presentando entre los nervi; 3 venillas 
rccticuladas, colocadas en un largo peciolo , provisto de una estípula 

43 



194 PATOGENESIA BRASILEÑA. 

grande, entera , arriñonada, araplcxic.uile. Las Sorel son solitan 
bre un pedúnculo asurcado, largo de ocho á diez centímetros. Perianto 
único, muy grande, amarillo pardusco, tuberculoso, encorvado y di 
vidido en dos labios: el superior, agudo y lanceolado, se retuerce u.i 
poco hacia afuera ; el inferior, de doble longitud que el primero y dila- 
tado en BU basa , se estiende en una lamina oval con bordea ondulados. 
Toda la floresta cubierta de fuertes nervios. Seis estambres epíginios v 
ovario lampiño, con un estigma de seis lóbulos muy cortos v redondos. 
S '-uaplea la flor. 

1 . Día primero.— Sueño agitado. 

Sueña que no puede beber , ni andar , ni moverse. 

Latidos en la protuberancia frontal derecha, durante un minuto 

Boca pastosa, toda la madrugada. 
... Sed. 

Dolor en la ingle derecha. 

Kutorpecimiento de la pierna izquierda. 

íintorpecimienlo de la parle inferior de la pantorrilla. 

Borborigmos en el estómago y los intestinos. 
10. Punzadas en toda la pierna izquierda. 

Rubicundez é hinchazón en la pierna izquierda. 

Aturdimiento de cabeza. 

Grao sed , con amargo de boca. 

Inapetencia. 
15. Picor en la eminencia hipoten-ar de la mano izquierda , á 
las tres y media de la larde. 

Sensación de torpeza en el vértice de la cabeza. 

Picor en el testículo derecho. 

Picazón en el muslo derecho. 

Picadura, como por un alfilerazo, en la parle inferior de la 
pierna izquierda. 
20. Picor en la parte interna del muslo izquierdo. 

Picotazos en diferentes partes del cuerpo. 

Dolor en la eminencia hipotecar de la mano derecha i 
siete de la tarde. 

Sensación de entorpecí miento en el cerebelo. 

Picotazo en el talón. 



AMSTOLOCHIA M1LDOMEN5. 195 

55. Prurilo eo el maleólo esterno del pié izquierdo , á las ocho. 

Picor eo el prepucio. 

Dolor calambroide en el maleólo interno del pié derecho. 

Dolor contusivo en el músculo pectoral izquierdo, que está 
muy sensible al tacto, por la noche 

üia segundo. — Sueño inquieto. 
30. Sueña que ve un carnero y un perro, vestidos de colorado. 

Sueño erótico , con polución. 

Dolor en el omoplato , como por haber recibido un golpe. 

Dolor detrás del maleólo interno de la pierna izquierda. 

Malestar; después picor en los muslos, á las dos de la 
larde. 
35. Dolor contusivo en la rodilla izquierda. 

Punzadas en la parte anterior del maleólo interno del pié iz- 
quierdo, á las siete de la larde. 

Plenitud de estómago. 

Dolor punzante en el muslo derecho. 

Hinchazón violácea de la pierna, por la mañana: se inflama 
con el ejercicio y se pone amoratada por la noche. 
40. Falta de apetito. 

Toda la pierna está cubierta de grandes manchas irregula- 
res, formadas por la eslravasacion de la sangre. 

Mayor frecuencia de orinar que la ordinaria. 

La cabeza está ardorosa. 

Sed continua , con amargo de boca. 
Íi5. Escoriación en los labios y las encías. 

Inapetencia completa. 

Dolor como de escoriación en la pierna izquierda , que des- 
pués pasa al maleólo interno de la pierna derecha , ha- 
ciéndose mas vivo. . 

Día tercero.— Dolor desgarrador en la punta del corazón, 
que corta la respiración , por la noche. 

Dolor en las sienes al tacto, durante todo el día. 
SO. Rigidez en la pierna, con imposibilidad de sostenerse de 
pié durante algunos minutos. 

Dolor punzante entre los hombros. • 



1 06 PATOGENESIA BIUSII.LiS A . 

Dolor sordo en la parle inferior de la región tambar é hi- 

pogástrica. 
Dolores quemantes en el ano. 

Grietas en los labios y las encías, como el dia anterior. 
55. Picor encima de la flexura del brazo derecho. 
Dolor calambroidc, en el tendón de Aquiles izquierdo. 
Adormecimiento alrededor de los maleólos. 
Dolor contusivo en la rodilla izquierda, á lastres de la tarde. 
Punzadas en la parte inferior de la pierna derecha y en el 
maleólo interno , á las tres y media. 
CO. La parte superior é inferior del brazo izquierdo está dolo- 
rosa a! tacto , á las cuatro y media. 
Punzadas dolorosas en la parte inferior de la rodilla iz- 
quierda. 
Prurito en la articulación de la primera falange del dedo 

pequeño, á las ocho de la noche. 
Dia cuarlu. — Dolor en el dorso del índice izquierdo. 
Cólico, seguido de una cámara blanda primero, después 
diarrea, dos veces seguidas, por'la mañana. 
65. Malestar, como si se formara algún tumor en la parte in- 
terna de la pierna derecha, encima de la rodilla, por la 
tarde y el principio de la noche. 
Dia quinto.— Pesadez en la región lumbar. 
Sensación como si la piel de la parte inferior de la pierna 
cayese sobre los maleólos, obligando á echar la mano con 
frecuencia como para suspenderla. 
Prurito en la parte anterior de la pierna derecha. 
Picor en la cara interna de la pierna derecha. 
"0. Sueños desagradables. 
Dia sétimo.— Malestar después de haberse despertado por la 
mañana , sin poder volver á dormirse. Siente como si le 
tirasen de los maleólos, durante muchas horas. 
Este dolor va en aumento y se hace contusivo . á las tres de 

la larde. 
Los maleólos parece qne están hinchados. 
75. Dolor agudo en la región sacro-lumbar. 



CROTALLÜS CASCABELLA. Í97 

Dolor en el hipocondrio derecho. 

Via octavo. — Dolor en el epigastrio. 

Continuación de. los dolores de las piernas. 

Dolor permanente encima del maleólo interno de la pierna 

izquierda. 
80. Escozor en la parte interna y superior del muslo derecho, 

por la tarde. 
Punzadas agudas en la caheza, por la noche. 
Dia noveno.— Punzadas agudas en el lado izquierdo de la 

cabeza, por la tarde y noche. 
Dia décimo.— Fuerte punzada en el occipucio. 
Dolor al tacto en -la parte anterior de la pierna izquierda. 
85. Punzadas en el cerebelo. 

CROTALLÜS CASCABELLA. 

CROTAL. 

Se cria esta terrible serpiente en la provincia de Céara, de donda se 
hizo venir á Rio Janeiro. Aunque la longitud común de este reptil es de 
un metro á metro y medio , el individuo del cual recogimos el veneno 
tenia dos metros y medio. Su cabeza , aovada triangular, semi-escutela 
da, presenta una depresión redonda delante de los ojos , que están cu- 
biertos por un gran escudo elíptico formando la placa surciliar. El cuer- 
po , que se mueve con poca agilidad , es grueso, cónico, y está cubierto 
de escamas por encima , las dorsales aquilladas , sublanceoladas ; las de 
la cola cuadrapgulares y mas pequeñas. El vientre está provisto de 
ciento setenta grandes placas transversales: las de la cola son veinticinco 
v las tres primeras eslán subdivididas. La estremidad de la cola tiene 
de siete á ocho cajas apergaminadas , las cuales producen un ruido es- 
tridente por el movimiento. El color del crotallus es pardo amarillento, 
mucho mas claro en el abdomen , y á cada lado del dorso marcado con 
24 á 26 grandes líneas romboidales. Cuando se irrita este reptil y en 
tiempo de los grandes calores, exhala un olor muy pronunciado á al- 
mizcle. Los dientes maxilares poco numerosos, grandes y todos muy 
venenosos , están colocados en mandíbulas muy dilatables. La espantosa 
actividad del veneno de estas serpientes es demasiado conocida para que 
nos detengamos mas sobre su carácter. 



198 patogéresia°biusile9a. 

Se obtuvo el veneno, comprimiendo en el animal ?ÍTO la gláo 
que lo contiene. 

Mordedura en el dedo. 

1. Hiochazon de la mano con eslravasacion de sangre por la 
herida. 
Dolor en la palma de la mano, eslendiendose hasta la muñeca. 
Después de una hora , hinchazón espantosa de la mano con 

sensación de frió , asi como en los pies y piernas. 
Pulso lleno, desde 1 10 hasta 140 pulsaciones por minuto. 
5. Sensación de plenitud en el trayecto de las yugulares, que 
luego se estiende á los costados y detrás de la nuca. 
Alteración de la vista. 
Hormigueo en la cara. 

Después de hora y media, el dolor y la hinchazón se es- 
tienden á los dos tercios del antebrazo. 
Adormecimiento de todo el cuerpo. 
Í0. Temblor visible de todo el'cuerpo, una hora y veinte mi- 
nutos después. 
Turbación de la vista. 
Frecuencia de pulso. 
Dificultad de mover los labios. 
Propensión al sueño. 
15. Constricción en la garganta. 
Aumenta la hinchazón de la mano. 
Hinchazón y dolor en todo el brazo. 
A la hora y treinta y ocho minutos, frió que le obliga a 

abrigarse. 
A la hora y cuarenta y ocho minutos, dolor en la lengua y en 
la garganta , que se propaga hasta el vientre. 
20. Sensación de frió en los pies. 
A las dos horas y cinco minutos , dificultad de hablar. 
A las dos horas y veinte y cinco minutos, dificultad de 

tragar. 
Ansiedad. 



CROTALLÜS CASCABELLA. 109 

Sudor copioso en el pecho. 
25. A las dos horas y cincuenta minutos, adormecimiento de 

los brazos, y salida de algunas gotitas de sangre por las 

narices, 
(irán inquietud y ansiedad. 
Noventa y seis pulsaciones por minuto. 
A las tres horas y cuatro minutos, sudor general. 
Gemidos involuntarios. 
30. Abatimiento. 
Cien pulsaciones por minuto. 

A las tres horas y cuarto , dolores en los brazos , inquietud. 
A las tres horas y media, noventa y ocho pulsaciones por 

minuto. 
Rubicundez de la cara. 
35. Sangre por las narices. 
Rubicundez de todo el cuerpo. 
Salida de sangre por una pústula debajo del brazo. 
A las cuatro horas, aumento de la rubicundez. 
Fuertes dolores en los miembros torácicos , que no permiten 

al enfermo reposo alguno á pesar de su profundo abati- 
miento. 
40. Constricción de la garganta: dificultad de la respiración. 
A las cuatro y media , ciento cuatro pulsaciones por minuto; 

gran dolor en toda la superficie del cuerpo. 
Salivación. 
A las cinco horas y media, continúa el mismo estado del 

pulso. 
Entorpecimiento. 
45. Orinas abundantes. 
Saliva espesa , viscosa y oscura , que con dificultad puede 

echarse de la boca. 
Postración muscular. 
Los dolores arrancan frecuentes gemidos. 
Respiración tranquila. 
50. La piel está húmeda. 
A las siete horas, soñolencia y gemidos. 



PATOGENESIA BRASILES A. 

Se aplacan los dolores del pecho y los brazos 
Sensación de un nudo en la garganta. 
Orina copiosa. 
35. Deglución difícil. 
Saliva blanca y viscosa. 
Serosidad sanguinolenta por la nariz. 
A las nueve horas y cuarto, sueño. 

Primera esperimenlacion. 

Uta primero.— Dolor gravativo en el fondo de la órbita y 
sobre el párpado del ojo izquierdo. 
60. Dia segundo.— Dolor en la órbita derecha y en el mismo 
lado de la frente. 

Dia tercero.— Tos seca con cosquilleo en la garganta, por 
la noche. 

Dia cuarto.— Cefalalgia , primero en la frente y luego ea 
toda la cabeza. 

Dia quinto.— Olor todo el dia al mismo Crotallus , asquero- 
so, nauseabundo, parecido al de un hospital. 

Dia seslu.— Punzadas en diversas partes del cuerpo. 
65, Dia sétimo.— Contracción presiva sobre el globo del ojo 
derecho, que parece lo tiran hacia afuera. 

Dia octavo.— Diarrea amarilla. 

Dia noveno.— Dolor en medio de la frente. 

Dia décimo.— Dolor reumático en el hombro derecho. 

Dia once.— Dolor reumático en la muñeca izquiarda. 
70. Dia doce. — Calambres violentos en el talón. 

Segunda esperimentacion. 

v El medicamento se tomó á las diez de la noche). 

Fsputo de sangre negra. 

Picor por todo el cuerpo. 

Sobresaltos durante el sueño. 

Insomnio. 



CROTALLUS CASCABELLA. 201 

75. Miedo, por la noche, á cosas indeterminadas. 
Sueño por la mañana. 
Tirantez en la nariz, como si la punta estuviese cogida coa 

una cuerda que la tirase hacia la frente. 
Hormigueo en la garganta , como si bebiera cerveza. 
Boca muy salada, por mas que bebe agua con azúcar. 
80. Pulso lento. 
Aparición de granitos rojos, cónicos, en la muñeca. 
Sacudidas dolorosas en las partes laterales del cuello al vol- 
ver la cabeza. 
Sensación de frió en e! estómago , después de haber comido. 
Sensación de una clavija en la parte media del hígado. 
85. Dolor presivo en la encía izquierda. 
Dolor en el vientre como si un aro que se cerrara en el om- 
bligo lo comprimiera. 
Punzadas debajo de la axila derecha, correspondiendo al pe- 
cho é impidiendo la respiración. 
Sensación de un grano de arena ea el ángulo esterno de los 

ojos. 
Punzadas quemantes en el piloro. 
90. Constricción en la glándula tiroides. 
Sensación de retracción de la pierna derecha, desde la ca- 
dera hasta el talón , y cojera producida por la ilusión de 
haberse acortado la pierna. 
Tracción en el ojo izquierdo hacia la sien. 
Ardor y constricción en la garganta. 
Dia segundo.— Dolor interior en la cabeza. 
95. Frió en los pies. 
Debilidad en los brazos. 
Sensación de contusión en la parte interna del omoplato 

derecho. 
Pesadez dolorosa en la región lumbar. 
Deslumbramiento: los objetos aparecen azules. 
100. Borborigmos. 
Presión dolorosa en las sienes. 
Náuseas. 



¿02 PATOGENESIA nn ASll.lS v . 

Sensación de llagas ¡Blernas, debajo de las mama*. 

Sensación como alfilerazos , en la espina dorsal. 
1 05. Cree que andan gentes detrás de ella. 

Toda la caja ósea del cráneo parece oprimir al cerebro como 
un casco de hierro. 

Sacudidas en el epigastrio. 

Picor en los muslos. 

Trurito en las orejas. 
i 10. Hinchazón de la oreja derecha. 

Sordera. 

Sueños de bailes con iluminaciones. Dispulas, batallas. 

Cefalalgia frontal como si fuera á estallar la cabeza , con pe- 
sadez sobre los ojos, sobre todo por la noche. 

Dolor de estómago, correspondiendo al ombligo. 
1 15. Cansancio en los brazos y las piernas. 

Escozor en las narices. 

Sensación de cortadura circular , como si le sacaran el globo 
del ojo con un cortaplumas. 

Dolor en la mejilla izquierda. 
Sudores y debilidad , después de haber comido. 
120. Esputos verdosos , por la mañana. 

Sensación de un cuerpo vivo, que marchase circularmenlr 
por su cabeza. 

Sacudidas en el cerebro , que hacen perder el equilibrio. 

Temblor continuo de los párpados, sobre todo del izquierdo. 

Espuma sanguinolenta oscura alrededor de los labios , por la 
mañana. 
125. Lengua roja escarlata. 

Sacudidas en los dedos. 

Dolor en el codo , como si los huesos estuviesen contundidos. 

Sensación de un hilo que rodease al ojo, y tirase del globo 
hacíala sien. 

Sacudidas agudas en el muslo dereche con parálisis momen- 
táneo del mismo. 
!30. Punzadas muy agudas en la sien derecha. 

Gran sed. 



CIIOTALLUS CASCABELLA. 20'1 

Dolor de vientre después de haber bebido. 

Dolor alrededor del ombligo. 

Sensibilidad escesiva del vientre. 
135. Gran deseo de comer, que desaparece á la vista de los 
alimentos. 

Repugnancia á la carne. 

Ojeras. 

Tenesmo; después de grandes esfuerzos arroja por el ano 
una cantidad de flemas como claras de huevo. 

Procidencia del recto durante diez minutos. 
\ 40. Dolor en la palma de la mano. 

Dia tercero.— Dolor en el pecho, que atraviesa á la espalda. 

Sensación como si hubiera en el epigastrio un agujero por 
donde penetrase el aire. 

Insomnio con agitación. 

Cefalalgia, como si la frente fuera á estallar. 
1 45. Cefalalgia , epistaxis , y violenta emoción por haberse 
despertado sobresaltada. 

Retracción de las piernas desde la cadera hasta los pies , con 
dolor de calambre. 

Flores blancas. 

Granitos en el cuero cabelludo. 

Encorvamiento de los dedos de los pies. 
150. Coloración roja de las uñas. 

Sensación de agua en el pecho , con esfuerzos para vomitar, y 
desfallecimiento, como si el corazón nadara en un líquido. 

Bostezos continuos. 

Picor en la lengua. 

Escozor en las puntas de los dedos. 
155. Sensación de polvo en la garganta. 

Los granos comienzan por un punto rojo en la piel, como pi- 
caduras de pulga ; después se elevan en punta , haciéndose 
el centro de una esfoliacion menos estensa que la causada 
por el Elaps Corallinus , y en medio de la cual persiste 
un punto negro. 

Picor en el ángulo interno del ojo. 



204 PAtOGIMESli i. 

Sensación de quemadura con rubicundez de la piel en la 
ventana derecha de la nariz. , que está sensiblemente de- 
primida. 

Cree oir gemidos. 
160. Compresión de la cabeza, la cara, la espalda y el pecho, 
como por una armadura de hierro. 

Sensación de ligaduras alrededor del vientre. 

Dolor en los codos. 

Dolor en las yugulares, al mover el cuello. 

Mucosidades abundantes por la nariz derecha, por la noche. 
4 65. Gusto pútrido y de cebollas en la boca, hasta después 
de enjuagársela. 

Ardor y picor en la punta de la lengua. 

Desfallecimiento, que desaparece al aire libre. 

Anorexia por el dia y gran apetito por la noche. 

Dolor encima del pecho derecho. 
170. El bolo alimenticio cae de golpe en el estómago y. per- 
manece como una piedra , con dolor hasta en la espalda. 

Dolor en el costado izquierdo, al respirar después de haber 
bebido. 

Punzadas en el costado. 

Dia cuarto.— Violentas punzadas en la matriz, habiéndose 
lavado con agua fria, y grandes punzadas si está el agua 
caliente ; pesadez sobre el útero. 

Picor en las plantas de los pies. 
175. Hormigueo en los pies hasta los maleólos. 

Pinchazos como de agujas en las corbas. 

Desfallecimiento de estómago. 

Enorme peso en la región hipogástrica. 

Habla con una persona que cree tener delante, que ni le res- 
ponde ni existe. 
180, Miedo por la noche. 

Siente subir la sangre á las arterias carótidas con fuerza, 
después desfallecimiento , y por último un golpe como el 
de una válvula que se abre. 

Punzada violenta en el epigastrio. 



CROTALLUS CASCABKLLA. 205 

Temblor en todos los miembros. 
Gran frío , que no se quita por mas que se arropa. 
1 85. Fuerte dolor de cabeza , principalmente en el vértice, con 

sensibilidad del cuero cabelludo al tacto. 
Estinciou de la voz. 
Gran debilidad. 
Abatimiento, tristeza. 

Sofocación y temor de otro segundo ataque, 
i 90. Sensación de un hierro candente sobre el vértice de la 

cabeza. 
Pesadez sobre los párpados. 
Dolor en las encías inferiores , como si las hubiera tocado un 

hierro ardiendo. 
Peso enorme en el diafragma. 
Dolor continuo de contusión entre los hombros , y alguna vez 

punzadas lentas y acompasadas, como si una vértebra se 

hubiera fracturado. 
195. Dolor constrictivo, como si una cuerda oprimiera la glán- 
dula tiroides. 
Dia quinto.— Después de haber comido, frió en la espalda. 
Tracción desde el cuello al epigastrio. 
Dolor en la clavícula derecha. 
Pesadez sobre las órbitas. 
S00. Frió glacial en los pies. 
Dolor en la frente, á las diez de h mañana. 
Dolor de estómago , comiendo, como por vacuidad. 
Le parece que las palpitaciones ckl corazón se verifican de 

alto á abajo. 
Dolor interior entre los hombros. 
205. Ulceración en el interior de la nariz. 
La idea de la muerto le persigue á todas partes, sobre todo 

cuando está sola. 
Piensa continuamente en la muerte con gran tristeza. 
No puede llorar por mas que lo desea. 
Punzadas en el conduelo auditivo. 
210. Metrorragia de color muy bajo. 



206 PATOGBNI SI \ nii\Ml.i.v\. 

I > arálisis de la lengua con imposibilidad de hablar. 
Durante diez minutos está subida sobre la veutana, a donde 

se la sujeta en el momento en que iba á precipitarse. 
A. las tres, se levauta de repente lanzando gritos agudos y 

encorvando el cuerpo hacia adelante. 
La metrorragia que tenia desde por la mañana se suspende 
repentinamente. 
215. Muchas lágrimas. 
Frió en las manos. 
Temblor en las manos. 
Falta absoluta de memoria. 

A las seis, segundo ataque; después, se tiende en una 
butaca. 
220. Ardor en la frente. 
Palpitaciones de corazón. 
Llantos. 

Juega con sus dedos como un niño. 
Gran sofocación. 
225. Litado de perturbación mental; no se le puede hacer 
comprender nada y vede nuevo el fantasma de la muer- 
te: inmenso esqueleto, negro, descarnado. Aumento de 
la demencia y los llantos. 
Vista uraña. 
Pellizcos en el vientre. 

Dia sesto.— Dolor osleocopo é hinchazón de la clavicula iz- 
quierda. 
S\jeña que ve un caballo nadar en el mar y que va po 
poco ahogándose. 
230. Gemidos dolorosos durante el sueño. 
EstaBdo despierta, cree que se cae de la cama. 
Dolor en la articulación sacro-lumbar. 
Pérdida de conocimiento y de la vista. 
Frió en la espalda. 
235. Opresión; le parece que no hay aire cu la casa. 
Contracción de los dedos de los pies. 
Gran deseo de tomar hielo, pero no agua, ni vino. 



CftOTALLUS CASCABELLA. 207 

Escozor en el epigastrio. 

Ardor en los muslos. 
240. Gritos repetidos: supone estar en una jaula de leones, 
pero que no le muerden. 

A las seis de la tarde, nuevo acceso de demencia. No res- 
ponde á lo que se le pregunta, pero oye una voz estraña 
á la izquierda y hacia atrás , á la cual sigue , golpeando 
y arañando las puertas que se encuentra cerradas. 

Se repiten, á cortos intervalos, tres ataques semejantes. Al- 
guna vez se interrumpen por risas estúpidas y conclu- 
yen siempre con un torrente de lágrimas. 

Nuevos gritos-, permanece aun en la jaula de los leones, 
sin que le hagan daño alguno. 

JDia sétimo. — Antes de comer, desfallecimiento , como por 
hambre. 
245. Dolor conlusivo en el occipucio. 

Soñolencia toda la madrugada. 

Nuevo acceso de enagenacion mental, oyendo siempre la 
misma voz que la persigue. Llantos. 

Aturdimiento de cabeza y estupidez. 

La estremidad humeral de la clavícula izquierda continúa 
hinchada. 
250. Metrorragia muy roja, intermitente, alternando con los 
ataques de demencia. 

Emisión involuntaria de orina. 

Dolor transversal en la región umbilical, con sensación de 
tracciones y punzadas alternativas. 

Hinchazón de los tres últimos dedos del pié izquierdo. 
255. Sofocación. 

Dolor en los huesos , sobre todo en las articulaciones de los 
codos y omoplatos, de las falanges de los dedos de la mano, 
de las rodillas, de la cadera y debajo de las uñas de los 
pies. 

Presión en la cadera derecha , como por una hoja de 
cuchillo. 

Supresión de la metrorragia. 



208 PATOGENESIA IIAS1LBÜA. 

No puede sentir á nadie á su derecha, sin tener al instante 
palpitaciones de corazón. 
260. Dia octavo.— Sueña con enormes arañas, velludas como 
mígales, que la persiguen y quieren subirse sobre ella. 

Dolor punzante en el gran psoas. 

Sofocación. 

Mancha circular en la parte media y anterior del pecho, ne- 
gra en la mitad superior y roja en la inferior,' 

Efélides de uu amarillo muy vivo , en el dorso de la mano 
derecha. 
2G5. Granitos rojos en el pié izquierdo . como los que tuvo en 
la mano el segundo dia. 

(íran constipación. 

Punzadas en la matriz y el ano , sobre todo lavándose con 
agua fria. 

Dolores en el bajo vientre bebiendo líquidos frios. 

Sensibilidad cscesiva del epigastrio, con imposibilidad de 
recibir la presión de los vestidos. 
¿70. Dentera y sensibilidad escesiva de las muelas. 

Vómitos después de almorzar , por haber bebido agua tem- 
plada. 

Llamaradas de calor á la cara. 

Violento picor en las panlorrillas. 

Granitos rojos con un punto blanco en el centro. 
275. Coloración negra de las venas de las corvas, cuando bebe 
agua fria. 

Zumbido de oidos, al bajar escaleras. 

IHa décimo.— Dolor en las muelas superiores, por la noche, 
con inflamación de las encías. 

Espoto de sangre mezclada á mucosidades espesas. 

dueños de muertos y aparecidos. 
280. Repugnancia á los alimentos. 

Después de un mes , sordera. 

Sensación como si se le saltaran los ojos. 

Dolores pasajeros debajo de las cejas. 

Mucosidades blancas por la boca. 



EL.US C0BALL1NUS. 209 

285. Epistaxis de sangre clara. 
Las últimas falauges están como rotas. 
Coloración azul de las estremidades de los dedos. 
Las uñas están descarnadas. 
Coloración amarilla. 

290. Dolor en el costado izquierdo. 

Malestar antes de presentarse las reglas , y mal humor 

cuando se han presentado. 
Taciturnidad. 
Susceptibilidad. 
Deseo de mudar continuamente de lugar. 

291 . No responde á nada que se le pregunta. 
Granitos rojos por todo el cuerpo. 
Opresión en el vértice de la cabeza. 

Calambres en los brazos, como si los nervios estuvieran 
anudados en las flexuras. 

ELA.PS CORALLINÜS. 

Este reptil se encuentra en los bosques de todo el litoral brasileño, 
siendo muy temible por su peligrosa mordedura. Entre las serpientes 
del Brasil es la que presenta mas hermosos colores y dispuestos mas 
agradablemente. La cabeza, pequeña, manchada en su parte poste- 
rior hasta el cuello , 'del cual difiere poco en grueso , está cubierta por 
dos grandes escamas poligonales. Los ojos son redondos y pequeños; las- 
mandíbulas poco dilatables , con dientes agudos, acompañados de colmi- 
llos quo descansan sobre glándulas venenosas. La longitud del cuerpo es 
de 80 centímetros, redondo , bastante grueso relativamente á la cabeza 
y terminado por una cola aguda. Su parte superior está cubierta de es- 
ramas lisas romboidales ; el abdomen de 200 escamas transversales. Las 
de la cola en número de 59 y colocadas en dos series paralelas. Su colo- 
ración es muy vanada , y está formada de anillos de color rojo de cina- 
brio, que alternan con otros negros, pero separados por líneas circulares 
de u'n blanco verdoso. La parte superior de la cabeza es negra, asi como 
también el primer anillo del cuello. Lis escamas de la3 mandíbulas son 
blancas, separadas por líneas negras. El veneno de este reptil se recogió 
del mismo modo, no sin peligro, que el del Crotallus cascabetla. 

1 . Día primero , segundo y tercero.— Desvarios por el dia : se 
figura que le dan golpes. 

U 



110 PATOGEKBSIA BRASILES - 

Croe oír hablar. 

Oye hablar sin comprender. 

Distracción. 

5. Pesadilla y congesliou á la cabe/a. 
Sueños angustiosos. 
Pesadez en la región parietal derecha, con dolor penetraBle 

hasta la nuca. 
Latidos isócronos en la nuca, como la péndola de un reló. 
Pesadez en la frente y en las órbitas. 
10. Dolor terebrante desde el vértice de la cabeza hasta la ceja 

derecha. 
Dolor en el lado derecho del cerebelo. 
Sudor en la frente y la nuca. 
La cabeza se cae hacia adelante. 
Constricción muy dolorosa en las sienes y los ojos, 
lo. Latidos violentos de la carótida esterna. 
Dolores insoportables , echando la cabeza hacia atrás 

alivian inclinándola hacia adelante. 
Tensión en la nuca. 
Rigidez, que impide volver la cabeza. 
Sensación en la sien derecha, como si hubiera un cuerpo 

ostraño. • 

20. Punzadas en el ángulo esterno del ojo izquierdo. 
Dolor terebrante desde la mandíbula inferior hasta el ojo 

derecho, y después desde la ceja derecha hasta la oreja. 
Necesidad de cerrar los ojos , como en la fiebre. 
Picor muy vivo en el ángulo interno de los ojos. 
Dolores presivos alrededor de los ojos , con desvanecimiento. 
25. Zumbido prolongado de oídos, como si un moscardón se 

hubiera entrado en ellos. 
Sordera prolongada. 
Tintineo en los oidos. 
Flujo de serosidad por la oreja izquierda. 
(irán picor en la cavidad nasal superior. 
:;n. Hinchazón de las encías correspondiente! a las tres ultimas 

mi" 



ELAPS CORALLINÜS. 21 1 

Gusto picante como á pimiento, después de haber triturado 

el medicamento. 
Picor en la punta de la lengua. 
Eructos agrios; deseo de agua fria y helados. 
Repugnancia á los alimentos ; eructos agrios á cada bocado. 
35. Constricción presiva en la garganta. 
Ardor con necesidad de aire fresco , desde la laringe á la 

estremidad de la lengua , como por la acción de la menta. 
Los alimentos bajan al exófagocomo si cayeran "en espiral. 
Otras veces, el bolo alimenticio se precipita, como por un 

tubo metálico, y cae bruscamente en el estómago, que 

tiembla con violencia. 
Diarrea acuosa con borborigmos, amarilla, mezclada con 

tiernas. 
40. Orinas casi rojas. 
Orinas abundantes. 
Orinas rojas. 
Constricción del esfínter. 
Flujo prolongado de licor prostético. 
45. Engrosamiento é inflamación de la piel del prepucio. 
Escoriación en el dorso del miembro con picor continuo. 
Debilidad de los órganos genitales, impotencia. 
Punzadas en el pene. 
Hinchazón y peso en los testículos. 
'60. Esputo de sangre coagulada en cuajarones negros, con 

dolor, como si procediese del corazón. 
Tos casi continua. 
Sensación en la cavidad torácica y el esternón, como si las 

pleuras estuviesen rasgadas y los pulmones separados con 

violencia el uno del otro. 
Imposibilidad de inclinarse al lado derecho , sin esperimentar 

una violenta tirantez muy dolorosa en el mismo pulmón. 
Violento picor, tracción y punzadas en el epigastrio, que 

impiden respirar profundamente. 
5o. (Curación al segundo dia de esperimentacion de un antiguo 
ahogo crónico al subir escaleras). 



21 ¿ PATOGENESIA BRASILBNA. 

Acceso muy violento de tos seca , que termina con cspcetora- 
cion de sangre negra, con atroces dolores de arrancamiento 
en toda la estension de los pulmones , especialmente en la 
parte superior derecha. 
Gusto á sangre en la boca antes del acceso, y conatos á vomi- 
tar cuando ha pasado. 
Ardor en las manos, al preparar el medicamento. 
Picor en el dorso de la mano derecha. 
60. Tracciones en la mano derecha , hasta el dedo anular. 
Dolor en los codos. 

Constricción calambroide en las falanges de los dedos y de- 
bajo de las uñas. 
Punzadas en el dorso de la mano. 

Aflujo de sangre á la mano , que está violácea y cotno para- 
lizada, viéndose obligado á tenerla levantada , para evitar 
este efecto. 
65. Salida de sangre negra por el dedo, al mas leve pinchazo. 
Erupción vexiculosa en los pies. 
Dolor en las rodillas. 

Dolores de contusión y fractura en las rodillas, especialmen- 
te en la izquierda, á la que no puede tocarse sin producir 
dolores como de luxación. 
Dia tercero, hasta el sétimo. — Sensibilidad del cordado de- 
recho. 
70. Imposibilidad de levantar la mano , á causa del dolor del 
costado derecho. 
Aparición de algunas flictenas en diferentes parles, especial- 
mente en las piernas , que concluyen por hacerse el centro 
de una esfoliacion del epidermis. 
Soñolencia por el dia é insomnio por la noche. 
Desvarios, que versan sobre las ocupaciones domes!. 
Dolor en la frente. 
T.'i. Rubicundez de los párpados. 
Sensibilidad estrema de los ojos al agua fría. 
Obturación de la nariz derecha, que se alivia echándose del 
mismo lado. 



ELAPS CORALLINTS. 2 ! 3 

Mal olor de las narices. 

Sacudidas en el exófago. 
80. Dolor de cabeza siempre que tarda un poco en satisfacer la 
necesidad de comer. 

Caloradas después de comer. 

Hinchazón del estómago, después de la comida. 

Tracciones en el epigastrio. 

Hambre devoradora. 
85. Presión en el hipocondrio derecho. 

Presión en el costado derecho, hasta la columna vertebral. 

Dolor sordo en el pulmón derecho, agravado por el movi- 
miento. 

Aflujo de sangre á la garganta, causado por el dolor del 
pulmón. 

Sensación de rigidez y luxación en la articulación de la 
rodilla. 
90. Día seslo— Dolor en la nuca, como por compresión del 
cerebelo. 

Inflamación , con inyección roja en los ojos. 

Hemorragia por los ojos. 

Ojos vidriosos. 

Boca amarga y salada. 
95. Borborigmos ardientes. 

Dolores punzantes en los costados. 

Procidencia del recto. 

Bonquera. 

Palpitaciones violentas. 
4 00. Sensación de fractura en las parles laterales del cuello. 

Fracción dolorosa en la parte interna del brazo, desde la mu- 
ñeca hasta la axila , pero mas sensible en la flexura. 

La mano derecha está como paralizada. 

Escalofrío en la espalda , lavándose las manos con agua fria, 

Malestar en los miembros abdominales. 
105. Hinchazón del pié izquierdo con coloración azulada y 
manchas rojas. 

Betraccion de los pies. 



• U PATOGENESIA BRASILERA. 

Tracción en las glándulas parótidas. 

Saliva salada. 

Erupción costrosa en la oreja y una parle de la mejilla. 
i 10. Picor en el interior de la oreja , por la noche. 

Orinas rojas con copos mucosos. 

Punzadas en el elix y en el lóbulo de la oreja. 

Flujo de un liquido amarillo-verdoso por el oido. 

Dolor en la glándula parótida. 
1 15. Granos pruritosos en las piernas. 

Flujo de sangre , por la oreja. 

Hinchazón de las glándulas inguinales. 

Dolor al tacto en la ingle izquierda. 

Cólicos , con necesidad apremiante de defecar. 
120. Diarrea negruzca y espumosa. 

Orinas muy espesas, que depositan abundante sedimento 



rojo. 



Segunda esperimentacion. 



Dia primero.— Tensión en la nuca con imposibilidad de vol- 
ver la cabeza. 

Rubicundez muy pronunciada de la cara. 

Dolor en la uretra al orinar. 
1 2o. Pinchazos en las encías del lado izquierdo. 

Hambre, con repugnancia á los alimentos. 

Laxitud en los miembros. 

Pinchazos debajo de las uñas de los pies. 

Sensación de escoriación en la nuca. 
4 30. Violento dolor en la región lumbar, formando cintura has 
ta la matriz. 

Peso sobre el útero. 

Peso en el estómago, después de haber comido. 

Agrios, náuseas y sensación de desfallecimiento. 

Peso en el lado izquierdo de la matriz. 
435. Sed inestinguible. 

Sensación de frió en el pecho, después de beber. 



ELAPS CORALLINÜS. 2Í{ > 

Temblor de las piernas. 

Dolor eü la garganta del pié , como después de haber corrido 

mucho. 
Cólico q,ue pasa sucesivamente toda la estension del colon, 
después el ciego y por último el recto. 
UO. Insomnio con inquietud. 
Pesadez sobre la vagina, á consecuencia de cólicos his- 
tóricos. 
Después de una congestión prolongada en los miembros to- 
rácicos, la sangre parece dirigirse á los abdominales. 
Pinchazos en el útero, en la vagina y en la región pubiana. 
que se propagan al epigastrio, con latidos muy dolorosos. 
Punzadas en el ombligo , de alto á abajo , hasta el útero. 
U5. Vómitos de bilis verde, seguidos de diarrea biliosa. 
Zumbido de oídos. 

Salida de bolitas de cerumen negro, endurecido, por el oido. 
Dia segundo.— Do\ov sordo en el pulmón derecho , agravado 
con el movimiento, con malestar y aflujo de sangre á la 
garganta. 
Prurito y tracción en el pulmón derecho. 
150. Ojos lagañosos. 
Presión en el pecho , como por un corsé. 
Presión en la axila derecha. 

Leucorrea blanca, albuminosa , como clara de huevo. 
Sensación de arena en los ojos. 
155. Flujo de mucosidades blancas y acuosas por la nariz. 
Prurito continuo en la nariz. 

Peso muy grande sobre la matriz, agravado por el mo- 
vimiento. 
Coriza á la mas leve impresión de aire: estornudos. 
Dolor conlusivo en la parte interna de la pierna izquierda, 
con sensación como si subiera y bajara por la tibia un cuer- 
po eslraño. 
160. Dificultad de abrir los ojos. 
Cree ver filamentos largos y blancos que voltigean delante 
de los ojos. 



PATOGBNESIi BrtAMM \ \. 

Cuando cierra los ojos, lo ve iodo colorado con pantos 

negros. 
Prurito en el conduelo auditivo derecho. 

Después de comer, impedimento en el exófago, como si hu- 
biera detenida en él una esponja. 
165. Los líquidos se detienen en el exofago, como si este ór- 
gano estuviera espasmódicamente contraído ¡ después caen 
al estómago bruscamente. 
Punzadas de alto á ahajo en los músculos posteriores del 
tronco, y después desde el occipucio basta el sacro, acom- 
pañadas de dolores en las sienes. 
Punzadas cu las plantas de los pies, estando sentada; des- 
aparecen andando. 
Dolor en la frente. 

Flujo de sangre negra, fuera del tiempo de las redas. 
no. Sensación de desolladura en la protuberancia occipital, 
por la mañana. 
N iolento prurito en la vagina. 
Picor, como por alfilerazos. 
Dolor presivo en el costado izquierdo. 
Calambres en las pantorriüas, por la larde. 
175. Día tercero.— Buena digestión del almuerzo, pero indi- 
non de la comida. 
Mucha sensibilidad al frió. 
Calor en el epigastrio, después de comer. 
Frió en la espalda. 
Ojos lagañosos. 
ISO. Ve delante de los ojos una gasa blanca azulada ó na- 
carada. 
Sensación de rigidez y luxación en la rodilla. 
Tendencia al sincope. 
Desfallecimiento con sudores. 

Insomnio ó soñolencia , con desvarios penosos de las ocu- 
paciones del dia. 
18o. Punzadas en la vagina. 

Ardor en la nariz, é hinchazón de la ventana izquierda. 



ELAPS C0KALLI?JDS. 217 

Peso en el lado izquierdo de la vagina, con dolor que impi- 
de subir escaleras. 
Siente afluir como una columna de líquidos al abdomen, 

donde se desarrollan borborigmos muy violentos. 
El párpado del ojo izquierdo está dolorido y péndulo. 
190. Espuctos con olor á huevos podridos. 
Punzadas que parten simultáneamente de las ingles y vienen 

cruzándose á la sínfisis del pubis. 
Diarrea de mucosidades sanguinolentas y de bilis amarilla, 

en vez de verde que era antes. 
Ve delante del ojo izquierdo á distancia de algunos pasos , un 

disco negro de cuatro pulgadas de diámetro. 
Evacuación de sangre negra en los escrementos, con cólicos 
agudos, como si se hicieran nudos en los intestinos. 
195. Orzuelo en el ojo izquierdo , con fuertes punzadas. 
Cosquilleo y estrías rojidas en la esclerótica. 
Mancha roja en la rodilla. 
Cólico violento, como si los intestinos se anudaran unos con 

otros. 
Disenteria sanguinolenta, seguida de sueño. 
200. Aparición de las reglas , fuera de su época ordi- 
naria. 
Presión entre los hombros. 

"Velo gris delante de los ojos ,. como una nube "espesa : co- 
mienza por ser de la estension de una pulgada y concluye 
por cubrir todo el espacio de la visión. 
Sensación en los ríñones, como si aplicaran á ellos una barra 

de hierro. 
Punzadas en el orzuelo del ojo izquierdo. 
205. Punzadas en los músculos del cuello, sobre todo al levan- 
tar los brazos. 
Entorpecimiento paralítico de todo el lado derecho, desde el 

hombro hasta la rodilla. 
Tracción en el orificio cardiaco, con sensación de hambre 

y dolor terebrante hasta la columna vertebral. 
Dolor eo la médula espinal, desde la nuca hasta la articu- 



218 PATOGENESIA BRASILEÑA. 

lacion sacro-lumbar; rigidez del cuello, coa constricción 
en la glándula tiroides. 
Constricción y calambre en la flexura de los brazos al mo- 
verlos. 
210. Peso en el estómago, después de comer, con esfuerzos 
para arrojar los alimentos. 
Dolor constrictivo en la flexura del brazo y en la corva 
Picor en el conducto auditivo. 
Prurito en el oido , que se propaga al interior de la mejilla, 

siguiendo el trayecto del conducto de Stenon. 
Saliva acuosa. 
215. Saliva viscosa muy abundante. 
Dolores á cualquier cambio de posición , con deseo de con- 
servar siempre una, sea cualquiera. 
Diarrea de alimentos no digeridos. 
Conmoción de la dentadura, que impide mascar. 
Tos crasa. 
220. Dia cuarto.- Parálisis completa del lado derecho, con im- 
posibilidad de levantarse de la cama. 
Violento picor en el ojo izquierdo. 
Ceguera absoluta, durante cinco minutos. 
Adormecimiento de la mano derecha: pinchazo que atraviesa 

el espesor del metacarpo. 
Escozor en las uñas. 
225. Tracción dolorosa de la parte interna del brazo , desde la 
axila hasta la muñeca, pero mas sensible en la flexura. 
Rigidez en la traquea, como después de una tos violenta. 
Mancha herpética , roja y pruritosa en la ventana de la nariz 

derecha , que llega hasta la mejilla. 
Obturación de las dos narices. 
Caloradas, estando comiendo. 
230. Malestar en los miembros torácicos. 
Cianosis y manchas rojizas en los miembros. 
Grau picor en la axila y aparición de un herpe. 
Aflujo de sangre á la mano derecha , que está morada y como 
paralitica. 



ELAPS COIULLWÜS. 219 

Metiéndola en agua, escalofríos hasta el hombro. 
235. Hinchazón en la mano, brazo, pierna y pié derecho, con 

coloración azulada y manchas rojas. 
Calambres en todo el lado derecho. 
Calambres en la pantorrilla. 
Inflamiento en el estómago. 
Punzadas agudas, de vez en cuando, como alfilerazos, en el 

cuarto dedo del pié izquierdo. 
240. Punzadas rápidas y pasajeras en la espalda , los costados 

y los brazos. 
Dolores en la raiz del cabello del occipucio. 
Las frutas y los helados permanecen en el estómago como un 

hielo. 
Cólicos repentinos con diarrea. 
Punzadas en la parte superior de los pulmones. 
24o. Hinchazón en la región del diafragma. 
Escalofrió general y castañeteo de dientes , después de beber 

agua fria. 
Punzadas en la parte interna de las rodillas. 
Punzadas en la raiz de la nariz hasta la oreja. 
Sensibilidad en el epigastrio. 
250. Dolor en la estremidad de los dedos. 
Rubicundez y dolor debajo de las uñas. 
Se muerde la mano, soñando , sin dispertarse. 
Presión entre los hombros. 
Los líquidos caen al estómago haciendo gló-gló. 
255. Hinchazón de la nariz , con dolor que se estiende hasta la 

oreja. 
Picor en los párpados , especialmente en el izquierdo. 
Dolores muy agudos en el hueso iliaco del lado derecho, 

como si la cresta estuviera hinchada y el periostio in- 
flamado. 
Frió glacial en la pierna izquierda, hasta la rodilla. 
Cefalalgia frontal. 
260. Evacuación de sangre negra y líquida. 
Borborigmos y ventosidades ardientes. 



5-0 PATOGENESIA brasilina. 

K>lrangulac¡on del esfínter , por un cuarlo de Lora después. 
Movimiento peristáltico en sentido inverso en los intestinos 
la sangre parece rclluir hacia el abdomen, con gran dolor 
y palpitaciones de corazón, seguidas de punzadas, que im- 
piden la progresión. 
Dia quinto.— Sueño de muertos; tropieza con cadáveres y ene 
en la fosa, donde se le enredan los pies, y se ve en la 
necesidad de marchar arrastrándose. 
26o. Humor pendenciero , irritable; agitación de espirUu. 
Gran apetito. 

Descamación del talón y de los dedos de la mano. 
Durante el sueño, se ha mordido en el antebrazo. 
Vértigo con tendencia á caer hacia adelante. 
270. Aunque está inmóvil , le parece que se cae hacia adelante. 
Aplicándose la mano á la nuca, siente un dolor penetrante 

que se propaga hasta la oreja. 
Dolor en el costado , todo el dia. 
Respiración interrumpida por la nariz. 
Cree que está oyendo hablar , cuando todo está en silencio. 
275. (irán picor en el cuero cabelludo. 
Dia seslo. — Ilusiones singulares de la audición : cree oir sil- 
bidos y campanillazos , y se levanta para ver quién toca. 
Sueños espantosos : amortaja un cadáver y escarba con un 

puñal en sus heridas. 
Después tiene grandes remordimientos y derrama abundan- 
tes lágrimas. 
Sueña que se bate con un presidario. 
280. Deseo de batirse y buscar pendencias. 
Agitación de espíritu 

Picor y descamación en la .planta de los pies. 
Grano pequeño, con gran prurito. 
Flujo de mucosidades claras por la uretra. 
i85. A la menor contrariedad , el cuerpo se escalofría , la san- 
gre hierve y siente punzadas en todas partes. 
Laxitud de todos los miembros. 
Dia sélimo.— Deseo de ir al campo, de jugar en la yerba. 



ELAPS COOALLINOS. 221 

Deseo de eslar sola; se esconde días enteros en un rincón de 

su cuarto. 
Sueño profundo. Proyectos de viajes. 
290. Ove silbidos de distintos tonos. 
Comiendo pan, le encuentra un gusto soso, análogo al del 

veneno triturado, que tomó para la esperimentacion. 
A la hora de acostarse quiere salir de casa. 
Se esconde para trabajar en una habitación retirada. 
Siente una irresistible necesidad de gritar con todas sus 
fuerzas. 
295. Repugnancia á las carnes, á las bananas y al pan. 
Deseo de naranjas , ácidos y huevos con aceite y vinagre. 
Sudor abundante v frió en lodo el cuerpo. 
Dia ocíoüo.— Durante un mes , todo el pan que toma lo 
arroja por las narices sin mezclarse con los demás alimen- 
tos, que son ó digeridos, ó vomitados por la boca. 
Metrorragia. 
300. Gran aversión á la luz: busca siempre los sitios oscuros. 
Continuación de la diarrea. 

Erupción de granitos redondos, que se secan, descamán- 
dose luego al epidermis. 
Dia noveno.- Pierde completamente el apetito, y no come 

mas que naranjas. 
Dolor de quebrantamiento en la parte superior del deltoides 
como si hubiera recibido un fuerte golpe en el hombro. 
305. Lengua negra ó morada. 
Descamación del herpe del ala de la nariz. 
Manchas amarillas, irregulares, muy estensas en la mano 

v alrededor de las puntas de los dedos. 
Yé'una barra roja, trasversal, de una. pulgada de larga, 
cuando abre los ojos , y uu disco rojo, cuando los cierra. 
Forúnculos en los brazos. 
310. Profundo fastidio. 
Desaliento; quisiera estar metida en una cueva, donde nadie 

la viera. 
Abolición de las ideas. 



128 PATOGENESIA BRASII.l'Ñ I 

Anonadamiento complclo, sin apercibirse del liempo que | 
Dia décimo.— Después de haber comido una naranja con 
pan, vomita la naranja por la boca y el pan por las carices 
315. Frió en la parte posterior de los muslos. 
Herpes furfuráceos pruritosos en el cuero cabelludo. 
Tiene hambre y no puede comer. 
Granitos miliares rojos en la punta de la nariz. 
Hambre devoradora. 

320. Ardor en el estómago y el duodeno. 
Caloradas después de comer. 

Dolor pleuritico en el costado derecho, debajo de la axila. 

Hambre continua, que los vómitos impiden satisfacer. 

Granitos supurantes en las manos , en los dedos , en las 
muñecas, en las encías y en la parte interna de los car- 
rillos. 

321. Prurito atroz en el bajo vientre, especialmente al andar. 
Innumerables granos blancos en la parte interna de los mus- 
los, que inflamándose por el dia, impiden andar por la 
noche. 

Ardor en los párpados 

Soñolencia por el dia é insomnio por la noche. 

Cosquilleo en la nariz, como si le anduviera en ella un gusano. 
330. Lengua agrietada y blanca, por la mañana. 

Hinchazón alrededor de los ojos, por la mañana. 

La impulsión arterial hace brotar sangre por la nariz y [os 
oidos. 

Hormigueo en el ano , como si le picase un gusano. 

Supresión de orina. 
335. Prurito y hormigueo en la vulva. 

Sed con deseo de beber leche. 

Sudor frió general. 

Digestión muy lenta; á cada bocado tiene necesidad de beber. 

Horror estraordinario á la lluvia. 
340. Melrorragia de sangre negra. 

Huido como de una válvula , que cerrándose en la traque; 
hiciera refluir una columna de aire á la faringe. 



CANNA ANGÜSTIFOLIA. 223 

Día once. — Hemorragia por los oidos. 
El pan sale siempre por la nariz. 
Día doce.— Repugnancia al pan y á oíros alimentos. 
345. Afición á las naranjas y alimentos salados. 
Vómitos acuosos, por la mañana. 
Granos elípticos, llenos de serosidad. 
Dolores muy agudos en el colon descendente. 
Granitos rojos en las puntas de los dedos. 
350. Dia trece.— Descarnamiento de las encías. 

Rugido tumultuoso de los intestinos, que parece que están 
cogidos con una cuerda que los oprime y forma nudos, 
que estrangulan violentamente el abdomen en toda su es- 
tension. 
Sensación estraordinaria de frió, después de haber bebido. 
Sensación de una abertura cilindrica en el pulmón izquierdo, 
por donde bajase y subiese agua helada, después de haber 
bebido. 
Vómito de los alimentos. 

CANNA ANGÜSTIFOLIA. 
Can. Aní¡. Amoméas. Canna glauca. Imbin. 

La canna angustifolia crece en los sitios húmedos y en las orillas de 
los arroyos. Su tallo es recto , cilindrico , de unos dos metros de longi- 
tud, con un rargo rizoma, cubierto de numerosas raicillas. Presenta 
gruesos nudos , de donde nacen grandes hojas alternas . envainadoras, 
cuyo limbo lanceolado tiene un gran nervio en el centro, del que parten 
nervieciHos transversales paralelos. El tallo lleva en su ápice ramos flo- 
ríferas. Flores alternas, sostenidas por pedúnculos cortos y acompaña- 
das de bracteas : corola con doble perianto, con tres divisiones adheren- 
tes al ovario, el cual es triangular, verdoso y muy glandular. Los es- 
tambres presentan los caracteres metamóriieos comunes en esta familia. 

Se emplean las hojas. 

La infusión de las hojas del Irobiri se ha recomendado mucho contra 
la lepra ; pero después de numerosos esperimeutos , se ha renunciado K 
este medio , como á tantos oíros. 



PATOGENESIA BKASILEÑA. 

i. EspccloracioQ blanquecina, por la mañana. 
Entorpecimiento en el empeine del pié. 
Sueños de medicina , de tratamientos. 
Vértigos al dispertar. 

0. Calor en el ano. 

Punzadas en los pies, en las piernas y en las manos. 

Dolor en el pecho. 

Hinchazón en los dedos de las monos. 

Debilidad de la vista. 
\0. Prurito en la pie!. 

Cansancio en el pecho. 

Descamación de la piel. 

Opresión en la garganta. 

Escitacion del apetito venéreo. 
15. Evaculacion demasiado pronta y sin placer. 

Calor en las orejas. 

Constipación. 

HEDYSARÜM ILDEFONSIANUM. [Nobis.) 

He». Lld. Desmodium. Leguminosas. Amor do campo. B 
de boi. C (trapiche. 

Planta de tallo pardusco, leñoso, de un metro de altura, ramoso, pu • 
bescentc, sobre todo en su parte superior. Hojas alternas , pínnulas, 
trifoliadas con hojuelas ovales, ligeramente tomentosas, loatenidas por 
un pecíolo velludo biestipulado. Flores pequeñas, sostenidas p< r pe 
(hinculos filiformes y unifloros, en espigai lazas terminales. Fruto oval, 
muy velloso, sostenido por pedúnculos encorvados, el cual té adhii re 
con gran fueria á los vestidos y á los pelos de los animales, por cuya 
razón los brasileños le llamau barba de boi. 

Se trituran las hojas. 

1 . Tracción muy dolorosa desde los riñones hasta el omblgo. 
Alivio al segundo dia. 

Aparición repentina de un flujo amarillento. 



MTIIÍSTICA SEBÍFEIU. 2?5 

Insomnio muchas noches seguidas. 
5. Prurito en el pene. 

Dolor y picor en los ojos. 

Dolor y contracción en los dedos. 

Rubicundez y escozor en el pene. 

Diarrea. 
10. Orinas abundantes. 

Dolor en los brazos y las piernas. 

Escozor en los ojos con lagrimeo. 

Inyección de la esclerótica. 

Dolores reumáticos con fiebre. 
15. Constipación. 

Hinchazón dolorosa del pene con inflamación erisipelatosa. 

Espulsion de la orina en chorro muy delgado, á causa de la 
inflamación del glande. 

MYRISTICA. SEBIFERA. (Swartz.) 

L» myrística sebifera os un árbol muy elevado, cuyo tronco y ramas 
están revestidas de una corteza gruesa , pardusca y recticulada. Hojai 
alternas, oblongas, acorazonadas, algo tomentosa por el envés y soste- 
nidas por un corto peciolo. Flores en panojas , vellosas , ramosas , que 
nacen de la .ixi'a de las hojas, ó de la extremidad de las ramas, dioicas 
con perigonio simple , urccolado, con tres divisiones. Flores machos con 
seis estambres, cuyos filamentos unido*, están insertos sobre un disco 
glamluloso; flores hembras mas pequeñas; un ovario unilocular; estig- 
ma fentado y bilobulado. Baya abierta en dos valvas , que contienen una 
semilla oleaginosa, rodeada de un arilo laciniado. Este árbol crece en las 
provincias de Para y Rio Negro. 

Se triturad jugo rojo, acre y muy venenoso, que se obtiene ha- 
ciendo incisiones en su corteza. 

1. Dia primero.— Vértigo; parece que los objetos dan vueltas 
de derecha á izquierda, por la mañana al despertar. 
Dificultad de tragar la saliva. 
Constricción del istmo de la faringe. 
Dolor presivo de dentro á fuera en la protuberancia frontal 
derecha. 
5. Este dolor se hace intermitente y se alivia al aire libre. 

45 



226 PATOGENESIA BRASILEÑA. 

Dolor en las uñas de las manos , con hinchazón de las fa- 
langes. 

Dolor punzante en la pantorrilla derecha. 

Dia segundo.— Imposibilidad de dormir en la cama. 

Sueños de construcción de casas, empezando por los pisos 

superiores. 
10. Toda la cavidad bucal , las amígdalas y la parte superior 

de la faringe, están doloridas y muy sensibles al tacto. 
El bolo alimenticio parece que hiere las paredes, durante ia 

masticación y la deglución. 
Sensación de quemadura en el fondo de la garganta. 
Disminución de la frecuencia de orinar. 
Vértigos, por la mañana. 
Indiferencia y abandono de sus negocios. 
15. Sensación de un cuerpo estraño , del grueso de una 

nuez, en la región inguinal izquierda, toda la mañana. 
Rubicundez de la cara. 

Hormigueo en la articulación del pulgar déla mano izquierda. 
Rigidez de las manos, como si hubiera apretado alguna cosa 

por mucho tiempo. 
Dolor en'la mano izquierda. Sed. 
-20. Menos dificultad en la deglución de la saliva. 
Oiinas tardías, amarillo-rojizas y poco abundantes, aunque 

bebe mucho. 
Dolor en las manos , que se aumenta por el tacto. 
Ordinariamente bebe dos vasos de agua al acostarse y orina 

inmediatamente: el segundo dia ha bebido la misma 

cantidad y no ha orinado. 
Punzadas en el lado derecho del cuello. 
25. Dia tercero.— Sueño muy agitado; despierta con grandes 

risas, 
(¡usto muy pronunciado á cobre en la boca, con espuícion de 

sangre, durante veinte minutos. 
No ha orinado desde el segundo dia á las cinco de la tarde. 
I)j«de las cuatro de la tarde, le es imposible fijar las ideas 

en nada: repita mentalmente á cada instante un refrán que 



OCIMUM CkMlU. ¿¿7 

le irrita mucho, sin poderlo separar de la ima-ínaeion. 
Dolor en toda la booa. 
30. Aparición de dos granos en el carrillo izquierdo ; desapa- 
recen una hora después. 
Dia cuarto.— Fuerte presión en las parles laterales del 

pecho durante la noche, sin afectar á la respiración. 
Sueño agitado ; sueños de ocupaciones, estradas s las de su 

vida ordinaria; después, de pendencias. 
Lengua blanca y agrietada. 
Aturdimiento. 
35. Cámaras mezcladas de mucusidades amarillas. 
Amargo de boca. 

Insensibilidad del paladar, con pérdida del gusto. 
Dia quinto. — Sueño muy agitado. 
Grandes estremecimientos, durmiendo. 
40. Dolor en la protuberancia frontal , á mediodía. 
No puede lijar la atención en nada, ni aun en negocios muy 
importantes. 

OCIMUM CANÜM. (D. C.) 

Ocim. Ociruum incanescerts. (Mart.) Ocimum fluminense (Wkll.) 
Labiadas. Alfavaca. 

Planta hervácca muy aromática , con tallo derecho de 30 á 40 cen- 
tímetros , muy pubesceute, cuadrangular y escotado en sus ramos su- 
periores. Hojas opuestas , ovales y finamente dentadas, colocadas sobre 
un peciolo de la crisma longitud que el limbo de la hoja. Flores vertici- 
ladas , formando espigas terminales, y cada verticilo acompañado de 
dos bracteas foliáceas. Cáliz con cinco divisiones, la superior oval, larga 
7 entera ; las cuatro restantes agudas. Corola tubulosa con su limbo bi- 
labiado. El superior cortado en cuatro lóbulos, el inferior compuesto á« 
uno solo, pero mucho mas largo. Cuatro estambres con sus filamentos 
libres ; los dos mas cortos, están un poco encorvados en su base. Estilo, 
bífido , raiz perpendicular , fibrosa y un poco ramosa. 

Se emplean las hojas. 

1. Entorpecimiento de la pierna derecha , durante dos horas. 



PATOGENESIA UHASII.L.ÑA. 

Orinas turbias, que depositan un sedimcuto blanco y albu- 
minoso. 

Ardor al orinar. 

Orina amarilla azafranada. 
5. Diarrea, muchos dias seguidos. 

Dolor calambroide en la región renal. 

Cólicos nefíilicos , con vómitos violentos, cada cuarto de hora, 
y grandes dolores, que hacen lanzar gritos y prolongados 
gemidos. 

Orinas rojas, con sedimento latericio. 

Prurito en las mamas. 
4 0. Infarto de las glándulas mamarias, con dolor en los mame- 
lones , que arranca gritos al menor contacto. 

Dolor de compresión en las mamas, como el de las mujeres 
que lactan. 

Sueños de envenenamientos. 

Sueña con sus parientes, sns amigos y sus hijos. 

Punzadas en los grandes labios. 
4 5. Hinchazón de la vulva. 

Procidencia de la vagina , hasta el punto de salir por la vulva. 

Orinas espesas, purulentas , con olor á almizcle. 

Infarto de las glándulas inguinales. 

Calor, hinchazón y sensibilidad escesiva del testículo iz- 
quierdo. 

SOLANÜM ARREBENTA. (VeH.) 

Sol. ai». Arrebenla cavallus. 

Este arbusto cree? csprntñneímcnt' 1 en las orillas de los er minos y n\ 
los (lcstntutrs de ía provincia de Rio Janeiro. Tiene de alto de 80 renlí 
mi tros á un metro , y sus ramos , que se ahorquillan regularmente , es- 
tan , durante la juventud do la planta, cubiertos de furrles espinas, 
dirigidas de arriba á abajo. Las hojas, ligeramente pubescentes, son aco- 
razonadas, cen cinco lóbulos obtufOí; los nervios presentan algunas 
espinas, irrcgularmente distribuidas. Las flores están colocadas en pe- 
dúnci les, que n.'cco de 'a ;xi'a»de las hojas, por grupos d*> dos á tren. 



SO LAN O II ARREB2NTA. - 29 

Cáliz ccn cinco divisiones muy espinosas e¡r.tericrmen(e; corda c n otras 
cinco; ciuco estambres y un edilo. Baya roja , carnosa, con ("o? celdillas, 
conteniendo cada una un gran número de semillas. R.iccs fibrosas, qne 
parten de un rizoma comuí:. 
Se trituran las hojas. 

\. Falta de apetito. 

Ulceración superficial debajo del mamelón izquierdo. 

Vértigos, después del baño. 

Forúnculo doloroso en la axila derecha. 
5. Dolor en el músculo gran pectoral. 

Supuración de los forúnculos. 

Cefalalgia. 

Fiebre ligera. 

Inflamiento del estómago. 
10. Digestión difícil. 

Erupción urticaria. 

Sueños de disputas y asesinatos. 

Despierta asustada. 

Boca pastosa, por la mañana. 
\ó. Sed continua. 

Se impacienta é irrita, hasta por bagatelas. 

Rubicundez de la cara y aflujo de sangre a! cerebro. 

Calor fugaz por todo el cuerpo. 

Palidez, con coloración verdosa déla piel , después de algu- 
nos dias de esperimenlacion. 
20. Hiuchazon de las glándulas axilares. 

l'uuzadas en las mamas. 

Aparición deuntumorglanduíoso debajo de la mama derecha. 



FliV 



Medicamentos que se hallan en la Farmacia homeopática 

especial de D. Cksáreo Martin Somolinos , calle de las 

Infantas, núm 26. — Madrid. 



Absinlhium. 

Acidan) benzoicum. 

Acidura citricum. 

Acidum (luuricuni. 

Acidum hydrocyanicum. 

Acidum muriatieúm. 

Acidum nilricum. 

Acidum oxalicum. 

Acidum phosphoricum. 

Acidum sulfuricum. 

Acidum tartaricum. 

Aconitum. 

Actaea spicata. 

vElhusa cynapium. 

Agaricus muscarius. 

Agnus caslus. 

Allium salivum. 

Aloe-spicata. 

Alumina. 

Ambra grísea. 

Ammonium carbonicum. 

Ammonium causlicum. 

Ammoniacum guma. 
Ammonium muriatieúm. 

Anacardium oriéntale. 
Anagallis. 

Angélica archangelica. 
Angustura spuria. 
Anguslura vera. 
Anisum. 

Anisum slellatum. 
Antimonium crudum. 
Anthrokokali simplex. 
Anthrokokali sulfura ta. 
Apis mellifica. 
Aquilegia vulgaris. 
Argentum foliatum. 
Argentum nilricum. 
Aristolochia clematitis. 
Armoracia. 
Árnica montana. 
Arsenicum álbum. 
Arsenicum cetrinum. 
Artemisia vulgaris. 



A ruin maculatura. 

Assa-foelida. 

Asarum europeum. 

Asparais. 

Asterias. 

Athamanta. 

A triplex. 

Aurum fulminaps. 

Aurum foliatura. 

Aurum muriatieúm. 

Aurum sulfuricum. 

Barbus. 

Baryta carbónica. 

Baryta acética. 

Barita muriatica. 

Belladonna. 

Berberís. 

Bichromas potas». 

Bismulhum. 

Blcnorrinum. 

Bolctus satanás. 

Boras sodae. 

Bovista. 
Branca ursina. 
Bromum. 
Bryonia alba. 
Cainca. 
Caladium. 
Calcárea acética. 
Calcárea carbónica. 
Calcárea caustica. 
Calcárea phosphorata. 
Caléndula oficinalis. 
Caltba palustris. 
Camphora. 
Cannabis sativa. 
Cáncer fluvialis. 
Capsicumannuum. 
Cantharis. 
Carbo animalis. 
Carbo mineralis. 
Carbo vegetal ¡s. 
Cardus benedictus. 
Cardus Marianus. 

16 



Cascarilla. 
Castoreum. 
Castor cqui. 
Causlicom. 

Ccdri resina. 

("idron. 

Chamomilla. 

Chelidonium maje*. 

Clienopodium gfaucun. 

China. 

Chininum sulfurictir». 

Chininum. 

Chlorum. 

Cicuta virosa. 

Cimes leclulaxiis. 

Cioa. 

Cinamomuíii. 

Cinnabaris. 

Cislus canadensis. 

Clemalis erecta. 

Coceas cacti. 

Coccinella septerapunctata. 

Coceólas subcrosus. 

Cocéalas pal matas. 

Cochlcaria armoracia. 

Coffea arábiga. 

Colchicum aulumnale. 

Colocyntbis. 

Conium maculatum. 

Convulvuius arvensis. 

Copaiva. 

Corallia rubra. 

Creosotum. 

Croccus sativos. 

Crotontiglium. 

Cu beba. 

Cuprum aecticum. 

Cuprum arseniosum. 

Cuprum carbonicum. 

Cuprum melallicum. 

Cuprum sulfuricum. 

Cyclamen europaum. 

Daphne indica. 

Diadema araüea. 

Dictamusalbus. 

Digitalis purpurea. 

Dibsma crenata. 

Drosera rotundifolia. 

Dulcamara. 

Erysimum oflicinale. 

Eugenia jambos. 



Eupatorium. 

Eaphorbia cyparissia*. 

Euphorbia lalhyris. 

Eaphorbia ofleinarum. 

Euphrasit. 

Evonymos europeos 

Fárfara tusílago. 

Ferratn aceticüm. 

I'errum borusicuni. 

l'crrum carbonicuin. 

Fermín magnéticos*. 

Ferrom metallicam. 

l'crrum muriaticuui. 

Ferrum sulfuricum. 

Filii mas. 

Fragaria vesca. 

Galanga minor. 

Galbaoum. 

Gio-seng. 

Genista scoparia. 

Gentiaoa lotea. 

Granatum. 

(Ira pintes. 

(íraliola. 

Guaco. 

Guayacum. 

Cutti. 

Ilajmaloxylon. 

Heleborus niger. 

Hepar sulfuris. 

Hcracleum spondilium. 

Hidrophovinum. 

Homulus lupulus. 

Hyosciamus. 

Hypcricum. 

Ignatia amara. 

Imperatoria. 

índigo. 

Ipecacuanba. 

Iris foetidissima. 

Jalapa. 

Jatropha-curcas. 

•lodum. 

Juncus effusus. 

Juncus pilosus. 

Kadmiumsulfurelum. 

Kali carbonicum. 

Kali cloricum. 

Kali hydriodicum. 

Kali hidrobromicum. 

Lacbesis. 



Lactuca virosa. 
Lamium álbum. 
Lauro cerasus. 
Ledum palustre. 
Liquor Lampadius. 
Lobelia Ínflala. 
Lonicera. 

Lycopodium clava tum. 
Magnesia caí bonica. 
Magnesia mufiatica. 
Magnesia sulfúrica. 
Manganum acelicum. 
Manganum carbonícum. 
Majorana. 
Marchantía. 
Margarita. 

Meloe proscarabípus. 
Menyanlhestrifoliata. 

Mepnitis, 

Mercurialis perenis. 
Mercurius acelicus. 

Mercurius bi-iodatus. 

Mercurius eorrosivus. 

Mercurius cy ana tus. 

Mercurius dulcís. 

Mercurius pracipilatus albus. 

Mercurius prolo-iodatus. 

Mercurius nítricos. 

Mercurius pra?cipitatus súber. 

Mercurius solubilis. 

Mercurius vívus. 

Mezereum. 

Miilcfolium. 

Mijlepedes. 

Mo rpli i uní. 

Morphium acelicum. 

Morphium sulfurícum. 

Moschus. 

Murex purpurea. 

Natrum cari onicum. 

Natrum muriaticum. 

Natrum nitricum- 

Natrum sulfuricum. 

Nicolum carhonicum. 

Nigella sativa. 

Nitrum. 

Nux juglans. 

Nux moschata. 

Nux vómica. 

Oleum anímale. 

Oleum jecoris morhu 



Oleum lerebenlhina?. 

Oleander. 

Oniscus assellus. 

Ononis spinosa. 

Opium. 

París quadrifolia. 

Petroleum. 

Pelroselinum. 

Phcllandrium. 

P!ios¡)horus. 

Pichuiim. 

Pimpinella alba. 

Pinus silvestris. 

Platina. 

Platina muriatica. 

Plumbum acelicum. 

Plumbum metalicum. 

Paíonía. 

Poterium saxífraga. 

Prunus spinosa. 

Psoricum. 

Pulsalilla. 

Ranunculus acris- 

Ranunculus flámula. 

Ranunculus repens. 

Ranunculusbuíbosus. 

Ranunculus sceleratu». 

Rapbanus salivus. 

Ratanhía. 

Rheum. 

Rliododendron 

Rhus toxicodendron. 

Rhus vernix. 

Rula graveolens. 

Rabadilla. 

Sabina. 

Sambucus. 

Sanguinaria canadensi?. 

Sasafras. 

Sassaparrilla. 

Scrophularia. 

Sécale cornulum. 

Sedum acre. 

Selenium. 

Senna. 

Senega. 

Sepia officinalis. 

Serpentaria. 

Silícea. 

Solanum licopersicum. 

Solanum mammosum. 



^rv 



Soianum nigrum. 

Spigelia. 

Sjiirffíi almaría. 

Spiritus nitri dulcís. 

Spongia tosta. 

Scilh maritima. 

Slannum. 

Staphisagria. 

Stramonium. 

Strontiana. 

Strychninum. 

Strychninum nitricum. 

Sulfur 

Symphytum. 

Tabacum. 

Tanacctum. 

Tarántula. 

Taraxacum. 

Tartarus cmclicus. 

Taxtis baccata. 

Tcrebentina. 

Teucrium marum vcrum. 

Thea chincnsis. 

Thuya occidenlalis. 



Theridion. 

Tilia. 

Tymns sorpyilum. 

Tooko. 

Tusílago pelasites. 

Ulmos. 

Urlica urcí)'-. 

Uva ursi. 

Vaccinum. 

Valeriana. 

Varióla. 

Veratrum álbum. 

Vcrbascum. 

Verbena. 

Verónica. 

Vinca. 

Vinceloxicum. 

Viola odorata. 

Viola tricolor. 

Zincum metalücum 

Zincum sulfuricum. 

Zincum oxiilalum. 

Zingibor. 



MEDICAMENTOS BRASILEÑOS 



Amphisboena vermicularis. 
Aristolochia milhomens. 
Blatta americana. 
Bufo sahytiensis. 
Canna anguslifolia. 
Cannabis indica. 
Cervus brasilicus. 
Convulvulus Duarlinus. 
Ootallus cascavella. 
Delphinus nmazonicus. 
Elaps corallinus. 
Elais guineensis. 
(iuano australis. 
Hedysarum ildefonsianum. 
Hippomane mancinella. 
Hura brasiliensis. 
Janipba manihot. 
Jacaranda caroba. 



Lepidium bonaricns». 

Melastoma Akermani. 

Mimosa humilis. 

Murure Leitc. 

Myristica sebiíera. 

Ocimum canum. 

Panacea. 

Paullinia pinnata. 

Pediculus capilis. 

Petiveria tetrandra. 

Plumbago lilloralis. 

Resina itu. 

Sedinha. 

Soianum arrcbenla. 

Soianum oleraceum. 

Soianum tuberosum aígrolans. 

Spiggurus Martini. 

Tradescanlia diurética. 



Precios corrientes en la Farmacia Homeopá- 
tica especial de D. CESÁREO SI. SOMO- 
LlilOS , calle de las Infantas , núm. *i 6, 
Madrid. 

Cajas de bolsillo, con medicamentos en glóbulos, á la 6.*, 
12.* 6 30.* dilución. 

N.° 1. 24 tubos 60 rs. 
N.° 2. 45 tubos 90 » 
N.° 3. 60 tubos 4 20 » 
N.° 4. 4 00 tubos 180 » 
N.° 5. 150 tubos 250 » 
i\.° 6. 240 tubos 380 » 
Cajas de reposición en chagrín , tafilete , palosanto y caoba, con 
glóbulos á las mismas diluciones, en tubos de 35 milímetros 
de alto con 8 de ancho. 
ilúm. 1. 240 tubos con todos los medicamentos, de 

la 5." edición del Manual de Jhar 640 

Jfúm. 9. 480 tubos, con los mismos medicamentos, 

á dos diluciones 1,100 

Núm. 3. 720 tubos con las mismas sustancias , á 

tres diluciones 1,500 

Húm. 4L 383 tubos con todos los medicamentos 

usados hasta hoy , á la dilución 12. a 960 

Miím. 5. Con tres divisiones, conteniendo la prime- 
ra 766 tubos, con glóbulos de todos los medicamen- 
tos usados, a dos diluciones; la segunda, 50 frascos, 
de cabida de 180 á 200 golas , con las tinturas ma- 
dres mas usadas, y otros 50 ron 100 granes cada 
uno de trituraciones; y la tercera, con seis frascos 
de glóbulos cristalizados , inertes, otros seis de al- 
cohol anhidro, seis de tinturas de árnica y urlica 
urens, para las heridas , contusiones y quemaduras, 
y otros seis frascos de azúcar de lechedurificada. . 3,300 

Objetos diversos, tomados aisladamente. 

Un tubo de 35 milímetros de alto y 7 de ancho , lleno 

de glóbulos, á dilución baja i 

Un tubo de 4 centímetros de alto y 8 milím. de ancho. 6 

Un tubo de 5 centímetros de alto y uno da ancho. . 8 

Los mismos tubos con glóbulos de aitisimas dilucio- 
nes, 8, 12 y I G respectivamente. 



Uo frasco de imlura madre, de 150 golas 1? 

Un fiasco de dilución , 100 gotas 'i 

Un frasco do trituración , 100 granos II 

Glóbulos cristalizados de azúcar de leche pura , sin 

almidón, libra . í'> 

Glóbulos comunes, libra 12 

(Estos glóbulos comunes del comercio, no admitimos 
que puedan servir para la preparación germina de loa 
medicamentos homeopáticos. Son generalmente de 
azúcar de caña, y tienen almidón.) 

Alcohol rectificado ," libra lo 

Azúcar de leche purificada, eu polvo finísimo , libra. . :¡ ( > 

Azúcar de leche del comercio lo 

Tintura de árnica, preparada con el zumo de la planta 

fresca , libra 60 

Id. id. , onza 5 

Tintura de urtica urens, para las quemaduras, onza. •"» 
Tafetán de árnica para las heridas recientes, cada 6 cen- 
tímetros en cuadro i 

Tubos vacíos , de varios tamaños , tapados con corchos; 

desde 20 rs. hasta 60 rs. cada 100. 
Frascos con tapones de corcho ó de cristal, desde 100 
golas de cabida hasta una libra , y desde 60 reales 
cada 100 , hasta 10 rs. cada frasco. 



Patogenesia brasileña: un tomo en 8.°, en Madrid. ?•) 

En provincias , franco i> 

Cajas de chagrín , con los 36 medicamentos del Brasil, 

a la dilución 12. a 80 

Id. con los mismos medicamentos á las dilucio- 
nes 6. a y 30. a (30 

Tomando el libro y la caja á la vez 00 

y 1 40 respectivamente. 

Jíering , medicina doméstica, traducción por el doctor 

Pérez Vals: en Madrid 20 

Ka provincias 24 



*m 



• ■> 






Vi 




' * 
















-K