(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Ley de educacion provincial 13688"

Fundamentación 

Esta Ley se inscribe en el escenario de las políticas públicas educativas con voz propia, argentina y 
latinoamericana, y convoca al conjunto de docentes, alumnos, intelectuales, familias, funcionarios, 
académicos, dirigentes políticos y sociales, líderes culturales y religiosos, con el objeto de construir una 
política educativa signada por la democracia pedagógica de un Estado constitucional. 
Nuestra sociedad desborda de riquezas materiales y simbólicas de las que históricamente no pudieron 
apropiarse las grandes mayorías. Hoy vivimos una etapa en la cual han revivido las posibilidades y las 
esperanzas de lograr que el desarrollo social y educativo de nuestro pueblo adquiera histórica 
continuidad. Al mismo tiempo, las intenciones transformadoras necesitan sujetos colectivos que las 
encarnen reflexivamente orientando políticas educativas. Estas deben apoyarse en principios 
democráticos y planificación científica, trascendiendo la coyuntura para aportar a la construcción de la 
Cultura Nacional, combinando las soluciones prácticas con las ideas y la imaginación. 
En el marco de la actual política del Gobierno Nacional, que impulsa una distribución más justa de los 
bienes materiales y simbólicos y el respeto por los Derechos Humanos, después de un amplio debate 
público y legislativo, el Presidente Néstor Kirchner ha sancionado la Ley Nacional de Educación 
(26.206/ 06). La provincia de Buenos Aires participó activamente en su discusión y diseño, como 
miembro del Consejo Federal de Educación, exponiendo y sosteniendo las opiniones mayoritarias 
surgidas de la Consulta realizada a la comunidad educativa entre junio y septiembre de 2006. 
Participaron de esa consulta tres millones y medio de personas mediante reuniones sectoriales, 
encuestas y otras técnicas de opinión, sumadas a cuatro días de discusión en jornadas de trabajo 
docente en todos los establecimientos educativos de la Provincia y el aporte de las asociaciones 
gremiales de los trabajadores de la educación. 

La Ley 26.206, que es de aplicación obligatoria a nivel nacional, requiere herramientas legales que 
reformen las actualmente vigentes en la provincia de Buenos Aires. Afortunadamente, las estrategias 
educativas desarrolladas en cumplimiento del Plan de Gobierno 2004-2007 del gobernador Felipe Sola, 
coinciden con los principales conceptos e indicaciones de la reforma que la Ley 26.206 ha establecido. 
Como en otras históricas ocasiones, la provincia de Buenos Aires ha aportado su experiencia a políticas 
educativas nacionales, por lo que ahora cuenta con esta Ley de Educación Provincial que se adecúa a 
la Ley de Educación Nacional y a las reformas que están en pleno desarrollo en su sistema educativo. 
Esta Ley considera que la educación abarca el conjunto de procesos formativos que se desarrollan en 
todos los ámbitos sociales de la provincia de Buenos Aires desde los cuales se produce, intercambia, 
transmite y adquiere cultura: en las instituciones de enseñanza y aprendizaje, en los movimientos e 
instituciones de la sociedad civil, en el trabajo, en las actividades productivas y culturales y en los 
medios de comunicación. 

Los profundos cambios científico-tecnológicos de nuestro tiempo han abierto espacios de enorme 
potencia educativa que deben ser tenidos en cuenta en el marco de los principios y regulaciones 
generales de la Ley Provincial de Educación. Considerando que este cuerpo normativo debe prever su 
vigencia por lo menos para la próxima década, y que sus efectos tendrán incidencia en el largo plazo, 
no puede limitarse a regular el funcionamiento escolar sino que debe dejar abiertas posibilidades de 
transformaciones estratégicas, enmarcando claramente los alcances y limitaciones filosóficas, político 
educativas, éticas y culturales de la educación en la provincia de Buenos Aires. 

En tal sentido, cobra especial importancia el planeamiento, tanto como instrumento para cada gestión 
que esté en ejercicio, cuanto para la orientación de políticas educativas hacia el mediano y el largo 
plazo, que se integren al desarrollo provincial protagonizado por un pueblo conciente de su historia y del 
compromiso de su futuro con el bien común. 

Esta Ley recoge las luchas que desarrollaron los trabajadores y la comunidad educativa en defensa de 
la Educación Pública y tiene como cimiento y como horizonte a los niños, adolescentes, jóvenes, 
adultos y adultos mayores, que se tornan sujetos de la educación desde situaciones socioeconómicas, 
culturales, ecológicas, lingüísticas y personales diversas y que reflejan la complejidad educativa de 
nuestra Provincia. La política educativa, la organización institucional y la pedagogía deben tener como 
meta la formación de la identidad de los sujetos, partiendo de sus necesidades, derechos y 
características actuales, para acompañarlos en la formación integral como personas creadoras, en la 
construcción de saberes socialmente productivos, en la capacidad de juicio propio, en la apropiación de 
valores humanísticos, en la actitud crítica y constructiva del mundo social y ambiental que les toca vivir, 
en la búsqueda de la propia trascendencia espiritual, social y política. 



La Ley debe admitir que el sistema educativo responda a las interpelaciones de los tiempos que 
vendrán, con la garantía de que los cambios necesarios se harán teniendo en cuenta los siguientes 
principios: 

• el carácter de derecho personal, bien social y bien público de la educación y el conocimiento; 

• la responsabilidad pública de educar a las nuevas generaciones y al conjunto de la sociedad; 

• la indelegable responsabilidad del Estado de sostener política, financiera y pedagógicamente el 
sistema de educación pública, y garantizar que la educación que se realice por diversos medios 
privados cumpla con los principios de esta Ley; 

• la condición de sujetos de derecho de los niños y adolescentes, jóvenes, adultos y adultos 
mayores; 

• los principios de respeto a los derechos humanos y de no discriminación por condición u origen 
social, de género o étnica, ni por nacionalidad ni orientación cultural, sexual, religiosa o contexto de 
habitat, condición física, intelectual o lingüística; 

• la inescindible vinculación entre el sujeto social y la protección del ambiente; 

• la libertad de enseñar y aprender, en el marco de los principios anteriores; 

• el derecho al acceso, permanencia y graduación en todos los Niveles, Modalidades y programas 
educativos por parte de todos los habitantes de la Provincia, y de aquellos que accedan desde fuera por 
medio de nuevas opciones tecnológicas; 

• la posibilidad de continuidad de los estudios, sin que existan circuitos terminales, garantizando 
el tránsito vertical y horizontal por el sistema de educación escolarizado, al cumplir con los requisitos 
que se fijen para la aprobación de cada segmento formativo, al mismo tiempo que estableciendo 
estrategias de reconocimiento de los saberes adquiridos en otras prácticas no escolarizadas; 

• la calidad de la educación entendida como el cumplimiento de los anteriores enunciados y de la 
transmisión de los principios científicos y tecnológicos y de lenguajes que presiden la producción 
cultural en el más alto nivel contemporáneo; y 

• el acceso irrestricto a la información pública en tanto derecho consagrado constitucionalmente, 
inalienable y necesario para el libre ejercicio de la ciudadanía, la transmisión social de la cultura y el 
cumplimiento de los principios anteriores. 

• la imprescindible vinculación entre Educación, Ciencia, Tecnología, Desarrollo e Innovación 
Productiva, propendiendo a su integración normativa y a la articulación orgánica tanto a nivel de los 
contenidos curriculares como de los planes y programas que desarrollen las distintas dependencias y 
organismos del Estado y de la Sociedad Civil. 

Antecedentes legales 

La provincia de Buenos Aires ha sido reiteradamente precursora de la organización del Sistema 
Educativo Nacional desde la sanción de la Constitución de 1873, la Ley de Educación Común en 1875 y 
el Reglamento Escolar de 1876, aprobado durante el mandato de Domingo F. Sarmiento en la Dirección 
General de Escuelas. La Ley de 1875 fue el antecedente directo de la Ley nacional 1420/1884 de 
Educación Común. Durante el Siglo XX se sucedieron en nuestra Provincia reformas de distinto signo 
político. La Ley de Reformas a la Educación Común de 1905, efectuada por el gobierno de Marcelino 
Ligarte (1902-1906) redujo la escolarización obligatoria a cuatro años. El gobierno de Manuel Fresco 
(1936-1940) reformó la educación según la Constitución Provincial de 1934, la Ley de Escalafón y 
Estabilidad del Magisterio y la Reforma de 1937. Entre los aspectos legales de la profunda obra 
educativa del gobierno de Domingo Mercante (19461951) se destacan la descentralización de la 
Inspección General de Enseñanza y la creación de las inspecciones distritales por medio de la Ley 
Orgánica de Ministerios (5694/52), los principios educativos de la Constitución Provincial de 1949, el 
Estatuto del Docente Provincial (Ley 5651/51), la Ley 5588 que crea los Institutos Superiores de 
Pedagogía, la puesta en marcha de la educación inicial por la Ley 5096/46 (basada en el proyecto del 
Diputado Jorge A. Simini) y la reforma diseñada por el Ministro de Educación Julio César Avanza, 
plasmada en la Ley 5650/51 que reemplazó a la de 1875. 

La dictadura de la llamada Revolución Libertadora derogó las principales leyes sancionadas durante el 
período peronista. El gobierno de Osear Alende (1958-1962) recompuso la política educativa con una 
convicción desarrollista y fuerte acento en la integración social. Entre 1 966 y 1 973 la Reforma Educativa 
de la dictadura autodenominada "Revolución Argentina" tuvo como cabecera piloto a la Provincia de 
Buenos Aires: en 1970, se intentó establecer una Escuela Intermedia de 4 años, una secundaria de 3 
años y la promoción automática dentro del ciclo elemental, entre otras medidas. En el mismo año 1970 
la Ley Nacional 18.586 derogó la Ley Láinez (4874/05), dando impulso en la Provincia de Buenos Aires 
a la transferencia de escuelas nacionales, comenzada con anterioridad en otras jurisdicciones. La obra 



comenzada en el período del Gobernador Osear Bidegain (1 973), que recuperaba la tradición peronista, 
fue destruida por la legislación de tacto de la Dictadura durante el autodenominado "Proceso de 
Reorganización Nacional", en el marco de la eliminación de los derechos humanos y de las libertades y 
derechos educativos y culturales. 

Los principios educativos democráticos fueron restituidos durante la gestión del gobernador Alejandro 
Armendáriz (1983/87) en el cual se convocó a la comunidad educativa de la provincia de Buenos Aires 
a participar activamente en el Congreso Pedagógico Nacional (Ley nacional 23.114/84; Ley provincial 
10.367/85) y se sancionó la Ley provincial 10.579 (Estatuto del Docente). Durante el gobierno de 
Antonio Cafiero (1987/91) se crearon los Consejos de Escuela, mediante el Decreto 4182/88, se 
comenzó la convocatoria de concursos docentes en institutos de la Provincia y se erradicaron los turnos 
reducidos en el conurbano, en tanto, simultáneamente (1990) nuestro país ratificaba la Convención de 
Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño. 

Durante el gobierno de Eduardo A. Duhalde se dictó la Ley de educación provincial 11.612/95, 
actualmente vigente. Siguiendo los lineamientos de la Ley de Transferencia (24.089/91) y la Ley 
Federal de Educación (24.195/93), ambas de orden nacional, extendió la educación básica a 9 años, 
estableció la obligatoriedad desde el nivel preescolar llevándola a 10 años, seguida de un nivel 
polimodal no obligatorio de tres años, que debía combinar la formación general con orientaciones 
laborales, en las cuales quedaba subsumida la educación técnica. La educación de los adultos, de las 
personas con capacidades especiales, de educación física y artística salió del tronco central del sistema 
para integrar regímenes especiales. 

Hoy tenemos ante nosotros el reto de abordar los problemas profundos, mediatos, inmediatos, de fácil y 
de difícil solución, que se han ido sumando desde muchas décadas atrás. Cuatro millones y medio de 
alumnos, doscientos setenta y cinco mil docentes, sesenta mil empleados de la administración y los 
servicios técnicos y profesionales, y una enorme población familiar y comunitaria, esperan que la 
Provincia acompañe a la nueva Ley de Educación Nacional con una normativa que responda 
positivamente a las demandas del enorme conjunto humano que constituyen los sujetos de la 
educación provincial y con propuestas de solución a los grandes problemas, con la generosidad que 
requiere una perspectiva nacional. 

Principales considerandos 

Implementar una política educativa es obligación del Gobierno y de los cuadros directivos del sistema 
educativo. Poner la educación a discusión de la comunidad educativa y del pueblo de la Provincia y 
recuperar e incorporar sus propuestas es el mandato democrático que el Gobierno ha cumplido 
mediante la Consulta realizada en el año 2004 en relación con el plan de Gobierno; la sanción de la Ley 
Provincial de Protección Integral de Derechos en 2005 (13.298/05); la Consulta llevada a cabo en 2006 
referida a la Ley de Educación Nacional (cuyos resultados aún conservan vigencia y han sido tenidos 
en cuenta) y la Consulta realizada entre marzo y junio de 2007 a los fines de la presente Ley. De esas 
deliberaciones resulta que la política educativa gubernamental debe interpretar muchas y diversas 
demandas sectoriales y articular los elementos referidos al bien común que ellas contengan, para 
construir una política de Estado. La información recopilada en las Consultas se suma a la que produce 
en forma permanente la Dirección Provincial de Información y Planeamiento Educativo de la Dirección 
General de Cultura y Educación. 

El consenso de los bonaerenses es pensar desde la Provincia en la Nación, a la Provincia articulada a 
la Nación y al Sistema Educativo Provincial como parte integrante de un único Sistema Educativo 
Nacional. Imaginar un federalismo educativo que dé relevancia a la identidad local, municipal, regional, 
sin perder los lazos que unen la parte con el todo, porque necesitamos sumarnos, aumentar la masa 
crítica de aprendizajes, enseñanzas y conocimientos. Así como elaborar vínculos legítimos, legales y 
fluidos entre los procesos educativos que transcurren en las distintas jurisdicciones, especialmente: 

• disponer la articulación de todas las leyes de orden provincial con las vinculadas de orden 
nacional para asegurar una integración normativa real e impedir circuitos de educación paralelos o 
antagónicos; 

• establecer los acuerdos necesarios con la Nación y con las demás provincias para regular 
fluidamente las transferencias de alumnos entre jurisdicciones, la equivalencia de certificaciones y la 
continuidad de los estudios sin requisitos suplementarios; 

• incorporar el Área Metropolitana en tanto zona de confluencia y articulación urbana y social, 
como objeto del diseño de políticas educativas asociadas y complementarias con la Ciudad Autónoma 
de Buenos Aires; 



• asumir que la migración del campo a los conglomerados urbanos, con la consiguiente 
transformación de identidad y calidad de vida, tendencia creciente especialmente en el último lustro, 
que es portadora de las culturas de casi todas las provincias argentinas y de los países vecinos, debe 
representar dentro de nuestras aulas lazos de interculturalidad con lenguas y costumbres diversas, 
poniendo en evidencia la riqueza que significa la complejidad y diversidad de nuestra población 
educacional, antes que rechazarla en pos de una uniformidad irreal y excluyente; 

• atender las nuevas necesidades que presentan los niños y jóvenes que viven transitoriamente 
en la provincia de Buenos Aires, o emigran a otras jurisdicciones periódicamente motivados por las 
características temporales y precarias del empleo propio o de sus familiares; y 

• participar en acuerdos que establezca la Nación con los países latinoamericanos, en especial 
del MERCOSUR y de otras latitudes así como con otros organismos de integración que los tiempos 
dicten, de manera coordinada con lo pautado por los convenios internacionales, referidos a las 
cuestiones educativas vinculadas con las migraciones y los intercambios lingüísticos, culturales, 
científico- tecnológicos y productivos. 

La responsabilidad principal de la educación es del Estado, como lo marcó la legislación argentina 
desde las leyes fundadoras del sistema, pasando por los Pactos y Convenciones internacionales de 
Derechos Humanos hasta la Ley nacional 26.206. No existe ningún sujeto o institución social que posea 
los recursos institucionales, económicos y la capacidad de síntesis político-cultural, necesarios para 
garantizar la educación articulada de millones de niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos 
mayores en una sociedad plural. Aquella responsabilidad principal no debe contradecir el 
reconocimiento y respeto a la diversidad cultural y la libertad de enseñanza que están grabadas en la 
Constitución Nacional y las articulaciones entre ambos términos merecen ser consideradas con toda 
responsabilidad y pleno respeto por las opiniones y demandas de las familias y los sectores particulares 
de la comunidad dispuestos a sostener el carácter de bien social de la educación. 
Esta Ley ratifica que el Gobierno Provincial es quien planifica y conduce al sistema educativo en todos 
sus aspectos. Los Municipios que sostienen instituciones educativas lo hacen como parte de la gestión 
estatal de manera complementaria y no supletoria de la responsabilidad del Gobierno Provincial. 
Durante los últimos quince años, pero especialmente a partir de la crisis de finales del Siglo XX y 
principios del XXI, se extendieron nuevas formas de atención de las necesidades educativas y 
educativo-asistenciales mediante comedores, guarderías, jardines de infantes, escuelas primarias y 
secundaria, centros de capacitación y otras propuestas, atendidas por personas, grupos y 
organizaciones de diverso carácter social y comunitario. El Estado debe dar solución a las situaciones 
de precariedad educativa que deriven de sus propias deficiencias, en el contexto de la implementación 
del cumplimiento de la obligatoriedad que establezca la presente Ley. La existencia de centros 
educativos que no están inscriptos en los registros de la gestión pública estatal ni de la privada, pero 
cumplen con una labor socio-educativa, debe ser reconocida y reglamentada sin que su reconocimiento 
afecte las atribuciones y la integridad del sistema escolar, los derechos adquiridos y la profesionalidad 
de los educadores. 

En las consultas aparece reiteradamente la mención al carácter de "bien social" de la educación y la 
demanda de una legislación que inhiba la posibilidad de suscripción de acuerdos que la clasifiquen 
como un bien transable, así como la mercantilización de la educación pública. 

El principio de "bien social" se halla ligado en las respuestas de los bonaerenses al de "educación 
común". El sentido del término "educación común", inscrito por Sarmiento en nuestra primera 
legislación, debe seguir siendo la idea organizadora de mayor relevancia en el sistema escolar. 
Educación común indica hoy que, en todos los Niveles, Modalidades, ámbitos, contextos sociales y 
geopolíticos, de la educación pública -de gestión estatal y de gestión privada-, radica la obligación de 
transmitir la cultura que es patrimonio de todos y sumarle las expresiones culturales de la diversidad 
social que dan lugar a saberes también diversos e igualmente válidos; que todos los niños, 
adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores son sujetos plenos del derecho del aprendizaje y de 
la enseñanza; todos tienen capacidad para aprender y en consecuencia, "educación común" señala a la 
integración como estrategia fundamental para lograr la justicia social en la educación. 
Los niños, los adolescentes, los jóvenes, los adultos y los adultos mayores son sujetos de derecho de la 
educación, a lo largo de toda la vida, de acuerdo con el concepto de Educación permanente 
recomendado por la UNESCO. La atención temprana del desarrollo, así como la adecuada 
alimentación, los cuidados y la enseñanza que requieren los niños en los primeros años de su vida, son 
condiciones para solventar aquel derecho y facilitar la igualdad de oportunidades en todos los Niveles 
educativos. 



La tendencia más fuerte de la población escolar de los sectores populares de la provincia de Buenos 
Aires es el ausentismo no deseado, prolongado o esporádico así como formas diversas de desconexión 
con el aprendizaje, dentro y fuera del aula, que desembocan en el fracaso escolar y en muchos casos 
en el abandono. Pero debe tenerse en cuenta también la tendencia al reingreso: las tentativas de 
reingreso, frecuentemente con sobreedad, o a Modalidades -como la Permanente de Jóvenes, Adultos, 
Adultos Mayores y Formación Profesional- que ofrecen formas de organización académica más 
flexibles, que deben vincularse al resto de los Niveles y Modalidades. Los alumnos que han perdido 
tramos de su escolaridad deben ser reintegrados a la educación común mediante programas de apoyo. 
Pero los aportes especiales que requieran los chicos con ausentismo, o bien los alumnos con 
características diferentes de tipo personal, social o cultural, se impartirán como respuesta a un derecho 
que se agrega a su carácter de sujetos de la educación común. El sistema educativo deberá 
proporcionar los elementos técnicos, financieros e institucionales necesarios, como parte de la política 
global de inclusión y las instituciones deberán adecuar sus estrategias para integrar a los excluidos, 
para garantizar el ingreso, permanencia y graduación en todos los Niveles y Modalidades del sistema 
educativo, de acuerdo a las posibilidades y necesidades de cada uno. 

El analfabetismo y el analfabetismo funcional, a lo que se suma el desafío de nuevos saberes 
tecnológicos, alcanzan porcentajes menores en comparación con la mayor parte de los países 
latinoamericanos, pero constituyen una cuestión prioritaria, por la cual la Provincia está implementando 
el Plan Nacional de Alfabetización agregando el componente de terminalidad del nivel primario. 
El concepto de trabajo, en su sentido más amplio, forma parte de la trama pedagógica que reconoce y 
propicia esta Ley, continuando la tradición que remite a un siglo atrás, hasta la lucha de inspectores 
radicales como Carlos Vergara, que retoma asimismo las propuestas socialistas de valorización de la 
educación laboral, así como la tradición peronista de las escuelas fábrica, la Universidad Obrera 
Nacional, la reforma educativa del Gobernador Mercante y la relación entre educación de adultos y 
trabajo impulsada por la Dirección Nacional de Educación de Adultos (DINEA). En la situación actual es 
urgente introducir en la educación argentina y bonaerense el valor del trabajo socialmente productivo y 
creador, reconciliar a la educación escolarizada con la educación para y por el trabajo, formar a las 
nuevas generaciones como productores capaces de proyectar y conducir su economía, su organización 
social y su comunicación mediática, al mismo tiempo que erradicar el trabajo infantil y juvenil, que está 
correlacionado con el incremento del empleo en estas edades y el ausentismo escolar, que requieren 
de políticas específicas para su atención. 

Esta Ley subraya que la preparación básica para el trabajo debe estar ligada a la formación del 
ciudadano, otorgándole las condiciones para continuar aprendiendo de manera que el trabajador posea 
saberes socialmente productivos que le permitan adaptarse a las cambiantes condiciones tecnológicas 
y laborales, que cuente con los fundamentos necesarios para su permanente perfeccionamiento y la 
vincule a una concepción de protección y preservación de la base natural de toda esta actividad sin las 
cuales deviene insustentable. 

La Educación Técnico-Profesional y la Educación Permanente de Jóvenes, Adultos, Adultos Mayores y 
Formación Profesional se incluyen como Modalidades de la presente Ley, evitando que existan circuitos 
de distinta calificación social destinados a sectores sociales diferentes y manteniendo estas 
Modalidades educativas bajo la órbita excluyente de la planificación educativa provincial y nacional. 
Del mismo modo, la presente Ley establece como atribución del Sistema Educativo Provincial, el 
reconocimiento y la valorización de los saberes construidos en la experiencia de vida y del trabajo, en 
relación con el conjunto de certificaciones que ofrece el sistema educativo en su conjunto. En esta 
época tan vasta en estímulos educativos, en una sociedad proclive a desechar saberes que otrora 
fueron socialmente productivos -y con ellos a los sujetos que representan-, que tiende a desacreditar a 
quienes no concluyen estudios formales, aunque adquieran saberes valiosos por vías informales o 
semiformales, es indispensable crear dispositivos de reconocimiento de saberes socialmente 
productivos, de capacitaciones adquiridas en la práctica laboral, combinadas con distintos cursos o 
tramos de estudios medios o superiores. Se trata de una política de educación popular de enorme 
efecto en la dignificación de los trabajadores, de la cual es pionera en políticas estatales la Agencia de 
Acreditación de Competencias Laborales creada por Dec. 1525/03 del gobernador Felipe Sola. 
Esta Ley se fundamenta en la necesidad y posibilidad político-educativa y pedagógica de concebir 
positivamente a los jóvenes y adolescentes como sujetos de derecho, y estimar el valor pedagógico y 
ético del trabajo como significantes fundamentales de la matriz educativa La enseñanza secundaria, 
cuya obligatoriedad y universalidad han sido consagradas por la Ley de Educación Nacional, debe 
formar a los sujetos con estos objetivos: el ejercicio pleno de los derechos de ciudadanía, de acceso a 
una educación superior y participación mediante el trabajo en el mundo productivo. Se trata de un 



esfuerzo de enseñanza y de aprendizaje que responde a las complejas interpelaciones de la sociedad 
que vivimos. En la Educación Secundaria se deben integrar a la curricula saberes del trabajo y 
establecer orientaciones que vinculen a los niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores 
con la realidad productiva de la Provincia y la Nación. Desde los primeros años la escuela secundaria 
deberá dar lugar a las expresiones culturales juveniles contemporáneas, los nuevos lenguajes, las 
estéticas de la época, los procesos actuales de la comunicación, los procesos productivos, para lograr 
que los sujetos que ingresan acepten el lugar de alumnos, inscriban sus intereses en la institución y 
valoren el tiempo de sus vidas dedicado al aprendizaje. 

Actualmente es necesario agregar al discurso pedagógico la categoría sustentabilidad, reconociendo en 
el momento histórico actual una bisagra entre épocas: el pensamiento científico y social construido 
hasta ahora, a la vez que exhibe una inédita creatividad y potencialidad, se muestra incapaz de 
garantizar el sostenimiento indefinido de los procesos ecológicos, el derecho a la vida de todas las 
especies y el desarrollo humano con justicia y dignidad. Con el mismo énfasis, también se incluye 
aquella categoría entendiéndola como un principio que debe guiar el afán educativo contemporáneo: 
solo tiene sentido educar sobre la base de una ética que reconozca en la humanidad, y en su 
diversidad, la posibilidad y la obligación de construir conocimiento que sirva primordialmente para 
proyectar indefinidamente hacia el futuro la preservación de las bases naturales de sustentación de la 
sociedad y la posibilidad del conjunto del Pueblo de construir en ese marco su derecho a la vida digna y 
creativa. 

Los medios de comunicación no constituyen un elemento anexo más o ajeno al sistema escolar, sino 
que se conforman como dispositivos educadores de máxima importancia, que penetran las instituciones 
escolares, así como éstas deben apropiarse de las tecnologías de la comunicación y la información. La 
interioridad que debe tener esa relación requiere que la nueva Ley aborde la educación en el conjunto 
de procesos sociales que la expresan y no solamente en el sistema escolar. Es indispensable 
restablecer la responsabilidad del Estado y la comunidad sobre el conjunto de los procesos educativos 
que se desarrollan en la sociedad, tanto dentro del sistema escolar, cuanto en los medios de 
comunicación masiva y en los procesos de transmisión de saberes que afectan al conjunto. También es 
preciso reconocer que la educación no se restringe sólo a las prácticas escolares, sino que incluye a 
todos los que aprenden y a todos los que enseñan, conformando una realidad social compleja y rica en 
tradiciones, acciones y porvenir. Esta complejidad da lugar a la existencia de un campo educativo 
mucho más vasto que el sistema escolar en el cual se incluyen saberes y prácticas referenciales en la 
formación subjetiva y ciudadana, de las organizaciones populares, movimientos sociales, medios de 
comunicación, grupos juveniles, espacios ligados a nuevas expresiones estéticas, a las iglesias, a 
perspectivas de género, a etnias e identidades indígenas, entre otros. Este campo educativo supone 
múltiples referentes educativos, muchos de ellos provisorios y contingentes. Una educación capaz de 
asumir los modos de ser, de vincularse, de identificarse, de expresarse, de construir conocimientos y 
apropiarse de saberes que tienen los niños, los adolescentes, los jóvenes, los adultos y los adultos 
mayores. Una educación que pueda inscribirse en las dimensiones de la "sociedad educadora", más 
allá de las instituciones educativas, como formadora de sujetos, de subjetividades y de ciudadanos. 
En el marco de la construcción de una perspectiva de mediano plazo se hace necesario avanzar en la 
articulación de los fragmentados espacios de socialización, superando la distancia, sino el divorcio, 
entre las tecnologías del aula y las digitales, rompiendo las tendencias al aislamiento de la educación 
en los extremos sociales: barrios privados y clubes de campo con escuelas propias ligadas a costosos y 
elitistas circuitos de educación internacionales, y centros escolares construidos por los movimientos 
sociales y diversas organizaciones desvinculados del sistema de educación pública, que había sido 
concebido como un espacio privilegiado para lograr la integración de la sociedad. 
Es urgente reconstruir los lazos al interior de la comunidad educativa, entre generaciones, entre 
educadores y educandos y restablecer la transmisión intergeneracional de la cultura, reconstituyendo la 
relación educativa dialógica entre hijos y progenitores, alumnos y maestros, jóvenes, adultos y adultos 
mayores; entre docentes y directivos como funcionarios del Estado, entre los protagonistas de la 
educación pública y de ellos con el Estado; lograr que los adultos recobren su responsabilidad 
educativa es uno de los problemas político pedagógicos más serios de la época, así como lo es 
reinscribir la Ley en todos los procesos educativos y culturales. 

Desde la misma concepción, se debe restablecer entre los trabajadores de la educación (incluyendo a 
los administrativos, técnicos, auxiliares y profesionales del sistema educativo) el sentido de servidores 
públicos que son reconocidos material y simbólicamente por el Estado que debe pagar salarios justos, 
proporcionar capacitación gratuita, en servicio y con puntaje del más alto nivel académico y científico a 
maestros y profesores que aporten alternativas y eduquen a la comunidad para la democracia y la 



justicia social. La creación de la Universidad Pedagógica Provincial por la Ley provincial 13.511/06 es 
un aporte histórico en ese sentido. 

Deben valorizarse las convenciones colectivas de trabajo, establecidas por la Ley provincial 13.552/06 
como el espacio legítimo para la discusión sobre el conjunto de temas que vinculan al Estado como 
empleador y a los docentes como trabajadores. Por otra parte, un sistema educativo democrático tiene 
que establecer un sistema de gobierno de la educación secundaria y la educación superior 
incorporando a los estudiantes, docentes y auxiliares a órganos de dirección y control. Es indispensable 
sostener y valorizar los organismos de la comunidad que apoyan y complementan al sistema de 
educación pública, en particular los consejos escolares y las cooperadoras, así como los organismos 
asesores de la Dirección General como el Consejo General y el Consejo Provincial de Educación y 
Trabajo (Copret). De igual modo estimular las asociaciones civiles de apoyo a la educación pública y 
otros organismos previstos por las leyes de educación nacional y provincial. En la misma dirección 
político-educativa resulta indispensable realizar convenios y desarrollar programas conjuntos con otros 
ámbitos del Estado, en particular las Universidades Nacionales, así como con asociaciones 
representativas del trabajo y la producción, sosteniendo en todos los casos la prioridad pedagógica y 
formativa de todas las acciones derivadas de los mismos, en consonancia con los objetivos generales 
de la política educativa provincial prevista en esta Ley y en los planes estratégicos que se generen en 
cada gestión. La educación de un Estado democrático debe apoyarse en una concepción de la 
administración capaz de gestionar el sistema escolar con estrategias que garanticen a la vez la 
eficiencia, el control de la gestión y la consolidación de los puestos de trabajo de todo el personal. Se 
debe modernizar el sistema educativo con los trabajadores de la educación pues los cambios 
educativos alcanzan profundidad democrática cuando van acompañados de reformas administrativas y 
organizacionales que conjugan pautas de planeamiento con controles sociales modernos y populares. 
En ese sentido avanzó la aplicación del artículo 65- de la Ley provincial 11.612, referido al 
nombramiento por concurso de los secretarios técnicos de los Consejos Escolares, la creación de la 
Dirección de Fondos Descentralizados en la Dirección General de Cultura y Educación, la utilización 
plena de los organismos de control del gobierno provincial y el sostenimiento y mejora de la política de 
concursos para el ingreso a la docencia y a los cargos administrativos y técnicos del sistema educativo. 

*** 

Educar requiere siempre, en cualquier circunstancia, darle crédito al futuro. Pronosticar posibilidades 
produce inéditas oportunidades de procesos pedagógicos y política educativa. Esta Ley interpela a las 
personas reales, a todos nosotros. Necesitamos restablecer la confianza para vivir juntos quienes 
coincidimos en la democracia, en la constitucionalidad, en los derechos humanos, en la justicia social, 
en la necesidad de proteger y preservar los sistemas ecológicos, en la soberanía política, en el 
reconocimiento en la unidad nacional y regional, en la diversidad ambiental y cultural, y en el valoración 
de la independencia económica, como caminos alternativos transitables en la era de la globalización. La 
UNESCO ha declarado la primera década del Siglo XXI, la "Década Internacional para una cultura de la 
paz y la no violencia para los niños del mundo". Esta Ley tiene como ideales esos principios. 



LEY DE EDUCACIÓN PROVINCIAL 

TÍTULO I DISPOSICIONES GENERALES 

CAPÍTULO I PRINCIPIOS, DERECHOS Y GARANTÍAS 

Artículo 1 °. 

La presente ley regula el ejercicio del derecho de enseñar y aprender en el territorio de la provincia de 

Buenos Aires, conforme a los principios establecidos en la Constitución Nacional y los tratados 

internacionales incorporados a ella, en la Constitución Provincial y en la Ley de Educación Nacional. 

Artículo 2° 

La educación y el conocimiento son bienes públicos y constituyen derechos personales y sociales, 

garantizados por el Estado. 

Artículo 3° 

La educación es una prioridad provincial y constituye una política de Estado para construir una sociedad 

justa, reafirmar la soberanía e identidad nacional, profundizar el ejercicio de la ciudadanía democrática 

y republicana, respetar los derechos humanos y las libertades fundamentales y fortalecer el desarrollo 

económico-social sustentable de la Provincia en la Nación. 

Artículo 4° 

La educación debe brindar las oportunidades para el desarrollo y fortalecimiento de la formación integral 

de las personas a lo largo de toda la vida y la promoción de la capacidad de cada alumno de definir su 

proyecto de vida, basado en los valores de libertad, paz, solidaridad, igualdad, respeto a la diversidad 

natural y cultural, justicia, responsabilidad y bien común. 

Artículo 5° 

La Provincia, a través de la Dirección General de Cultura y Educación, tiene la responsabilidad principal 

e indelegable de proveer, garantizar y supervisar una educación integral, inclusiva, permanente y de 

calidad para todos sus habitantes, garantizando la igualdad, gratuidad y la justicia social en el ejercicio 

de este derecho, con la participación del conjunto de la comunidad educativa. 

Artículo 6° 

La Provincia garantiza el derecho social a la educación. Son responsables de las acciones educativas el 

Estado Nacional y el Estado Provincial en los términos fijados en el artículo 4- de la Ley de Educación 

Nacional. Podrán ejecutar acciones educativas bajo supervisión de la Provincia, de manera 

complementaria y no supletoria de la educación pública, los municipios, las confesiones religiosas 

reconocidas oficialmente y las organizaciones de la sociedad civil. 

Artículo 7° 

La Provincia, a través de la Dirección General de Cultura y Educación, regula el conjunto de los 

procesos formativos que se desarrollan en todos los ámbitos sociales de la provincia de Buenos Aires, 

en el Sistema Educativo, en los movimientos e instituciones de la sociedad civil, en el trabajo, en las 

demás actividades productivas y culturales, en los medios de comunicación y en el conjunto de 

actividades desde las cuales se transmite, intercambia y adquiere cultura. 

Artículo 8° 

La Provincia, a través de la Dirección General de Cultura y Educación, garantiza el acceso de todos los 

habitantes a la información y al conocimiento como instrumentos centrales de la participación en un 

proceso de desarrollo con crecimiento económico y justicia social. 

Artículo 9° 

La Provincia garantiza el financiamiento del Sistema Educativo Provincial conforme a las previsiones de 

la presente ley y a las metas establecidas en la Ley nacional 26.075. A estos efectos destinará al 

sostenimiento de la educación, los recursos prescriptos en el presupuesto consolidado de la Provincia, 

otros ingresos que se recauden por vía impositiva, la normativa vigente en materia de herencias 

vacantes y demás fondos provenientes del Estado Nacional, las agencias de cooperación internacional 

y de otras fuentes. 

Artículo 10° 

La Provincia, a través de la Dirección General de Cultura y Educación, propicia la integración del 

Sistema Educativo Provincial con el del conjunto de la Nación y de las otras jurisdicciones, como parte 

integrante de un único sistema educativo basado en los principios de federalismo educativo, y 

dispondrá la articulación de las leyes vinculadas de manera concertada con las otras jurisdicciones para 

asegurar la integración normativa, la movilidad de alumnos y docentes, la equivalencia de 

certificaciones y la continuidad de los estudios sin requisitos suplementarios. 



Artículo 11 ° 

La Provincia, a través de la Dirección General de Cultura y Educación, dicta su política educativa en 

concordancia con la política educativa nacional y controla su cumplimiento en todos sus aspectos con la 

finalidad de consolidar la unidad nacional y provincial, respetando las particularidades de cada región y 

distrito educativo. 

Artículo 12° 

La Provincia no suscribirá tratados ni acuerdos de cualquier índole que impliquen concebir la educación 

como un servicio lucrativo o un bien transable o alienten cualquier forma de mercantilización de la 

educación pública e impedirá la constitución de circuitos educativos supletorios de la educación común 

que puedan constituir procesos de focalización o municipalización. 

Artículo 13° 

La Provincia propiciará el establecimiento de acuerdos, convenios e intercambios con otros países, 

especialmente los latinoamericanos, de manera coordinada con los tratados internacionales vigentes en 

el ámbito nacional y provincial, referidos a derechos educativos y los intercambios lingüísticos, 

culturales y productivos. 

Artículo ^4°- 

Las modificaciones que devengan de la aplicación de la presente Ley no afectarán los derechos 

laborales de los trabajadores de la educación -docentes, profesionales, técnicos, administrativos y 

auxiliares- establecidos en la legislación vigente. 

Artículo 152 

Los alumnos que hayan cursado, o estén cursando, con planes de estudio, dependencias estructurales 

y/o normativas diferentes a la que resulta de la aplicación de la presente Ley no verán afectado su 

derecho a la acreditación correspondiente según aquellos, pudiendo optar por la actualización. Para 

asegurar tanto el derecho a la acreditación con la normativa de ingreso como el de la actualización y 

pasaje entre planes y normativas vigentes a partir de la aplicación de esta Ley, la Dirección General de 

Cultura y Educación, a través de las autoridades correspondientes, dispondrá las equivalencias y 

articulaciones pertinentes. 

CAPÍTULO II FINES Y OBJETIVOS DE LA POLÍTICA EDUCATIVA 

Artículo 16° 

Los fines y objetivos de la política educativa provincial son: 

a. Brindar una educación de calidad, entendida en términos de justicia social conforme a los principios 
doctrinarios de la presente Ley, con igualdad de oportunidades y posibilidades, y regionalmente 
equilibrada en toda la Provincia, asignando recursos a las instituciones de cualquier Ámbito, Nivel y 
Modalidad para que le otorguen prioridad a los sectores más desfavorecidos de la sociedad, a través de 
políticas universales y estrategias pedagógicas, fortaleciendo el principio de inclusión plena de todos los 
alumnos sin que esto implique ninguna forma de discriminación. 

b. Asegurar la obligatoriedad escolar desde la sala de cuatro (4) años de la Educación Inicial, de todo el 
Nivel Primario y hasta la finalización del Nivel Secundario proveyendo, garantizando y supervisando 
instancias y condiciones institucionales, pedagógicas y de promoción de derechos, que se ajusten a los 
requerimientos de todos los ámbitos de desarrollo de la educación. 

c. Garantizar una educación integral que forme ciudadanos desarrollando todas las dimensiones de la 
persona incluyendo las abarcadas por el artículo 14- de la Convención de Naciones Unidas sobre los 
Derechos del Niño, de jerarquía constitucional. 

d. Establecer una formación ciudadana comprometida con los valores éticos y democráticos de 
participación, libertad, solidaridad, resolución pacífica de conflictos, respeto a los derechos humanos, 
responsabilidad, veracidad, honestidad, valoración y preservación del patrimonio natural y cultural que 
habilite a todas las personas para el desempeño social y laboral y la continuidad de estudios entre 
todos los niveles y modalidades. 

e. Fortalecer la identidad provincial como parte de la identidad nacional, basada en el conocimiento de 
la historia, la cultura, las tradiciones argentinas y de las culturas de los Pueblos Originarios, en el 
respeto a las particularidades locales, abierta a los valores universales y a la integración regional y 
latinoamericana. 

f. Articular los procesos de formación específicos con aquellas instancias de cualquier espacio y nivel 
del Estado y de la sociedad civil que atiendan con políticas adecuadas y compatibles, los derechos de 
los niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores. En particular promover políticas e 
instrumentos de cooperación interinstitucional que favorezcan la articulación con el sistema de 
educación superior universitaria 



10^ 

g. Asegurar condiciones de igualdad, respetando las diferencias entre las personas sin admitir 

discriminación de ningún tipo, por condición u origen social, de género o étnica, ni por nacionalidad ni 

orientación cultural, sexual, religiosa o contexto de habitat, condición física, intelectual o lingijística. 

h. Garantizar, en el ámbito educativo, la salvaguarda de los derechos de los niños y adolescentes 

establecidos en las Leyes Nacionales 23.849 y 26.061 y las Leyes Provinciales 1 3.298 y 1 3.634. 

i. Garantizar el acceso y las condiciones para la permanencia y el egreso de los diferentes Niveles y 

Modalidades del sistema educativo, asegurando la gratuidad de toda la Educación pública de Gestión 

Estatal. 

j. Propiciar la participación democrática de docentes, familias, personal técnico y profesional de apoyo, 

estudiantes y comunidad en las instituciones educativas de todos los Niveles y Modalidades, 

promoviendo y respetando las formas asociativas de los alumnos. 

k. Concebir y fortalecer, como principio fundamental de todos los procesos de formación, la educación 

continua y a lo largo de toda la vida de los alumnos y de todos los trabajadores de la educación, la 

cultura del trabajo y de los saberes socialmente productivos, reconociéndolos y garantizando su 

evaluación, acreditación y certificación, tanto en la labor individual como en las colectivas y 

cooperativas. 

I. Asegurar las condiciones y las prácticas de lectura y escritura y el desarrollo de los conocimientos 

necesarios para el manejo de las plataformas y los lenguajes producidos por las tecnologías de la 

información y la comunicación, en todos los Ámbitos, Niveles y Modalidades del Sistema Educativo 

Provincial. 

m. Formar y capacitar a los alumnos y docentes como lectores y usuarios críticos y autónomos, 

capaces de localizar, seleccionar, procesar, evaluar y utilizar la información disponible, propiciando las 

bibliotecas escolares y especializadas en las instituciones educativas, en tanto espacios pedagógicos 

que contribuyen a una formación integral. 

n. Incorporar a todos los procesos de enseñanza saberes científicos actualizados como parte del 

acceso a la producción de conocimiento social y culturalmente valorado. 

o. Establecer prescripciones pedagógicas que les aseguren, a las personas con discapacidades 

temporales o permanentes, el desarrollo de sus posibilidades, la integración social y el pleno ejercicio 

de sus derechos. 

p. Promover la valoración de la interculturalidad en la formación de todos los alumnos, asegurando a los 

Pueblos Originarios y las comunidades migrantes el respeto a su lengua y a su identidad cultural. 

q. Disponer el acceso libre y gratuito a la información pública de los datos y estadísticas educativos. 

r. Realizar acciones permanentes junto a los medios masivos de comunicación que inciden en las 

instituciones educativas y la formación de las personas para la producción y transmisión de contenidos 

con rangos elevados de responsabilidad ética y social 

s. Asegurar una educación para todos los alumnos que favorezca la construcción de un pensamiento 

crítico para la interpelación de la realidad, su comprensión y la construcción de herramientas para incidir 

y transformarla, así como con los distintos discursos, especialmente los generados por los medios de 

comunicación 

t. Asegurar una formación intelectual, corporal y motriz que favorezca el desarrollo integral de todos los 

alumnos, la asunción de hábitos de vida saludable, el logro de una salud integral, la prevención de las 

adicciones, la formación integral de una sexualidad responsable y la integración reflexiva, activa, y 

transformadora, en los contextos socioculturales que habitan. 

u. Garantizar el derecho a una educación artística integral de calidad desarrollando capacidades 

específicas interpretativas y creativas vinculadas a los distintos lenguajes y disciplinas contemporáneas 

en todos los Ámbitos, Niveles y Modalidades de la Educación común, en pos de la concreción de su 

doble objetivo: la construcción de ciudadanía y la formación artística y docente profesional. 

V. Desarrollar una educación que posibilite la autodeterminación y el compromiso con la defensa de la 

calidad de vida, el aprovechamiento sustentable de los ecosistemas y la concientización de los 

procesos de degradación socio-ambiental. 

w. Incorporar los principios y valores del cooperativismo, del mutualismo y el asociativismo en todos los 

procesos de formación, en concordancia con los principios y valores establecidos en la Ley 16.583/64, 

sus reglamentaciones y la normativa vigente. 

X. Desarrollar, promover, supervisar, evaluar, fortalecer e incorporar experiencias educativas 

transformadoras, complementarias y/o innovadoras de la educación común, en particular el régimen de 

Alternancia entre la institución escolar y el medio, que completen la responsabilidad indelegable del 

Estado que está establecida por la Ley Nacional 26.206 y esta Ley Provincial, desestimando aquellos 



n 

procesos que tiendan a la constitución de circuitos antagónicos o paralelos del Sistema Educativo 

Provincial. 

y. Capacitar en forma permanente, en servicio, fuera del horario escolar y laboral con puntaje y 

gratuitamente a los docentes y no docentes del Sistema Educativo Provincial. 

z. Integrar todos los procesos educativos a aquellos que componen las estructuras materiales y 

conceptuales del Sistema de Ciencia, Tecnología, Desarrollo e Innovación Productiva nacional y 

provincial, propendiendo a su articulación normativa y orgánica tanto a nivel de los contenidos 

curriculares como de los planes y programas educativos. 

TÍTULO II ESTRUCTURA DEL SISTEMA EDUCATIVO PROVINCIAL 

CAPÍTULO I. DISPOSICIONES GENERALES 

Artículo 17° 

El Estado Provincial financia y, a través de la Dirección General de Cultura y Educación, planifica, 

organiza y supervisa el Sistema Educativo, garantizando el acceso a la educación en todos sus 

Ámbitos, Niveles y Modalidades, mediante la creación, regulación, financiamiento y administración de 

los establecimientos educativos de gestión estatal, y la regulación, supervisión y contralor de los 

establecimientos educativos de gestión privada con o sin aporte estatal. 

Artículo 18° 

El Sistema Educativo Provincial es el conjunto organizado de instituciones y acciones educativas 

reguladas por el Estado que posibilitan la educación. Lo integran los establecimientos educativos de 

todos los Ámbitos, Niveles y Modalidades de Gestión Estatal, los de Gestión Privada, las instituciones 

regionales y distritales encargadas de la administración y los servicios de apoyo a la formación, 

investigación e información de los alumnos y trabajadores de la educación, los Institutos de Formación 

Superior y las Universidades provinciales. 

Artículo 19° 

El Sistema Educativo Provincial tendrá una estructura unificada en todo el territorio de la Provincia 

considerando las especificidades del mismo, que asegure su ordenamiento y cohesión, la organización 

y articulación de los Niveles y Modalidades de la educación y la validez nacional de los títulos y 

certificados que se expidan. Las actividades pedagógicas realizadas en los establecimientos de todos 

los Niveles y Modalidades estarán a cargo de personal docente titulado, conforme lo establece la 

normativa vigente. 

Artículo 20° 

La educación es obligatoria en todo el territorio provincial desde la edad de cuatro (4) años del Nivel de 

Educación Inicial, todo el Nivel de Educación Primaria y hasta la finalización del Nivel de Educación 

Secundario inclusive. La Provincia garantiza el cumplimiento de la obligatoriedad escolar a través de 

instancias y condiciones institucionales, materiales, pedagógicas y de promoción de derechos, en todos 

los Ámbitos definidos en el artículo 21- de esta Ley, mediante acciones que aseguren educación de 

igual calidad y en todas las situaciones sociales. 

Artículo 21 ° 

La estructura del Sistema Educativo Provincial comprende cuatro (4) Niveles -la Educación Inicial, la 

Educación Primaria, la Educación Secundaria y la Educación Superior- dentro de los términos fijados 

por la Ley de Educación Nacional, en los Ámbitos Rurales continentales y de islas. Urbanos, de 

Contextos de Encierro, Virtuales, Domiciliarios y Hospitalarios. De acuerdo con los términos del artículo 

17- de la ley 26206 de Educación Nacional, la Provincia define como Modalidades a: la Educación 

Técnico-Profesional; la Educación Artística; la Educación Especial; la Educación Permanente de 

Jóvenes, Adultos, Adultos Mayores y Formación Profesional; la Educación Intercultural, la Educación 

Física; la Educación Ambiental y a Psicología Comunitaria y Pedagogía Social. Los responsables de los 

Niveles y Modalidades conformarán un equipo pedagógico coordinado por la Subsecretaría de 

Educación. 

Artículo 22° 

Son Modalidades del Sistema Educativo aquellos enfoques educativos, organizativos y/o curriculares, 

constitutivos o complementarios de la Educación común, de carácter permanente o temporal, que dan 

respuesta a requerimientos específicos de formación articulando con cada Nivel, con el propósito de 

garantizar los derechos educativos de igualdad, inclusión, calidad y justicia social de todos los niños, 

jóvenes, adolescentes, adultos y adultos mayores de la Provincia. 



12^ 

Artículo 232 

La Dirección General de Cultura y Educación reconoce a las instituciones existentes en el Sistema 
Educativo Provincial que responden a formas particulares de organización diferenciadas de la 
propuesta curricular acreditable de cada Nivel y responden jerárquicamente al Nivel o la Modalidad 
correspondiente, como los Centros de Educación Complementaria, los Centros de Educación Física, 
Centros de Atención Temprana del Desarrollo Infantil, Centros de Formación Laboral, Centros 
Educativos para la Producción Total, Escuelas de Arte, Escuelas de Estética, Escuelas de Danzas 
Clásicas y Danzas Tradicionales, Escuelas de Bellas Artes, Centros de Producción y Educación 
Artística-Cultural, Escuelas de Artes Visuales, entre otros. 

CAPÍTULO II NIVELES DEL SISTEMA EDUCATIVO 

Artículo 24° 

Son Niveles del Sistema Educativo Provincial: 

a. Educación Inicial: Organizado como unidad pedagógica y constituido por Jardines Maternales, para 
niños desde los cuarenta y cinco (45) días a dos (2) años de edad inclusive; y Jardines de Infantes, 
para niños de tres (3) a cinco (5) años de edad inclusive, siendo los dos últimos años obligatorios. 

b. Educación Primaria: Obligatorio, de seis años de duración, para niños a partir de los seis (6) años de 
edad, organizado como una unidad pedagógica. 

c. Educación Secundaria: Obligatorio, de seis años de duración, organizado como una unidad 
pedagógica. Podrán ingresar quienes hubieren cumplido el Nivel de Educación Primaria. En el caso del 
Nivel Secundario de la Educación Permanente para Jóvenes, Adultos, Adultos Mayores y Formación 
Profesional, tendrá una duración y un desarrollo curricular equivalente a todo el Nivel. 

d. Educación Superior: Podrán ingresar quienes hubieren cumplido con el Nivel Secundario o 
demuestren poseer aptitudes y conocimientos equivalentes bajo la normativa que esta misma Ley 
dispone. Se cumple en institutos superiores, en la Universidad Pedagógica, la Universidad Provincial 
del Sudoeste y las Universidades que se creen a tal efecto. Está prioritariamente orientado a la 
formación de docentes y profesionales necesarios para el sistema educativo y de otras áreas del saber, 
otorga títulos profesionales y está articulado con el Sistema Universitario Nacional y todas las demás 
instancias nacionales y jurisdiccionales que refieran a los fines y objetivos de este Nivel. 

CAPÍTULO III EDUCACIÓN INICIAL 

Artículo 25° 

El Nivel de Educación Inicial constituye una unidad pedagógica que brinda educación a los niños desde 

los cuarenta y cinco (45) días hasta los cinco (5) años de edad inclusive, siendo obligatorios los dos 

últimos años. El Nivel de Educación Inicial define sus diseños curriculares, en articulación con los 

diferentes Niveles y Modalidades conforme lo establece la presente Ley. 

Artículo 26° 

El Estado provincial garantiza la universalización del Nivel, en el sentido de entender esta 

universalización como la obligación por parte del Estado de asegurar su provisión en tanto su 

responsabilidad indelegable y regula el funcionamiento de todas aquellas instituciones educativas que 

atienden a la Primera Infancia en territorio bonaerense, garantizando la igualdad de oportunidades para 

los niños que allí concurran. 

Los objetivos y funciones del Nivel, sumados a los establecidos en el artículo 1 6- de esta Ley, son: 

a. Afirmar la universalización del Nivel, garantizando, promoviendo y supervisando el aprendizaje de los 
niños desde los 45 días hasta los 5 años inclusive, ajustándose a los requerimientos de todos los 
Ámbitos y Modalidades mediante acciones que permitan alcanzar objetivos de igual calidad en todas las 
situaciones sociales. 

b. Garantizar, proveer y supervisar la obligatoriedad del aprendizaje de los niños desde la sala de 4 
años hasta la de 5 años inclusive, asegurando su gratuidad en la gestión estatal, ajustándose a los 
requerimientos de todos los Ámbitos y Modalidades mediante acciones que permitan alcanzar objetivos 
de igual calidad en todas las situaciones sociales. 

c. Implementar prescripciones curriculares que incorporen al juego como actividad ineludible para el 
desarrollo cognitivo, afectivo, ético, estético, corporal y social. 

d. Asegurar el respeto de los derechos de todos los niños en el período del Nivel, establecidos en la Ley 
nacional 26.061 y en las leyes provinciales 1 3.298 y 1 3.634. 

e. Garantizar el acceso a todos los niños del Nivel a una Educación Física y Artística de calidad. 



13^ 

f. Disponer las condiciones para del proceso de adquisición de la lengua oral y escrita y de los 
conocimientos necesarios para el manejo de las plataformas y los lenguajes producidos por las 
tecnologías de la información y la comunicación. 

g. Establecer condiciones y propuestas pedagógicas que les asegure, a los niños con discapacidades 
temporales o permanentes, el desarrollo de sus capacidades, la integración escolar y el pleno ejercicio 
de sus derechos. 

h. Garantizar la temprana concientización acerca de los procesos de degradación socio-ambiental en el 
marco de una educación que se base en la autodeterminación y el compromiso con la defensa de la 
calidad de vida y el aprovechamiento sustentable de los ecosistemas. 

i. Propiciar que los niños y cuyas madres se encuentren privadas de libertad concurran a jardines 
maternales, jardines de infantes y otras actividades recreativas, fuera del ámbito de encierro con el fin 
de asegurar su contacto con otras realidades y personas que los preparen para su vida fuera del ámbito 
de encierro. Disponer y articular, con los organismos e instituciones responsables, los medios para 
acompañar a las madres en este proceso. 

CAPÍTULO IV EDUCACIÓN PRIMARIA 

Artículo 27° 

El Nivel de Educación Primaria es obligatorio, de seis años de duración y constituye una unidad 

pedagógica y organizativa para los niños a partir de los seis (6) años de edad. El Nivel de Educación 

Primaria define sus diseños curriculares, en articulación con los diferentes Niveles y Modalidades 

conforme lo establece la presente Ley. 

Los objetivos y funciones del Nivel, sumados a los establecidos en el artículo 1 6- de esta Ley, son: 

a. Garantizar el aprendizaje de los niños desde los seis (6) años, posibilitando la educación integral en 
el desarrollo de todas las dimensiones de su persona y potenciando el derecho a la educación mediante 
acciones que permitan alcanzar objetivos de igual calidad en todos los Ámbitos y las situaciones 
sociales. 

b. Disponer las condiciones para el desarrollo integral de las prácticas de lectura y escritura y de los 
conocimientos necesarios para el manejo de las plataformas y los lenguajes producidos por las 
tecnologías de la información y la comunicación, así como para la producción y recepción crítica de los 
discursos mediáticos. 

c. Implementar prescripciones curriculares que incorporen al juego y al conocimiento científico como 
actividades y contenidos para el desarrollo cognitivo, afectivo, ético, estético, corporal y social. 

d. Establecer condiciones y propuestas pedagógicas que les asegure, a los niños, jóvenes, 
adolescentes, adultos y adultos mayores con discapacidades temporales o permanentes, el desarrollo 
de sus capacidades, la integración escolar y el pleno ejercicio de sus derechos. 

e. Concebir y fortalecer la cultura del trabajo y de los saberes socialmente productivos, tanto 
individuales como colectivos y cooperativos, así como una vinculación efectiva con los procesos 
científicos, tecnológicos, de desarrollo e innovación productiva, como parte constitutiva del proceso de 
formación de todos los niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores del Nivel, .promoviendo 
y respetando sus formas asociativas. 

f. Desarrollar, promover, supervisar, evaluar, fortalecer e incorporar proyectos especiales, experiencias 
complementarias y/o innovadoras, garantizando los contenidos propios del Nivel y el acceso a los 
siguientes Niveles 

g. Promover y fortalecer los contenidos, saberes y prácticas que definen a cada una de las Modalidades 
en todos los Ámbitos educativos, asegurando recursos que, como aquellos que forman parte de las 
escuelas de jornada extendida y jornada completa, contribuyan a garantizar el derecho a la educación 
de todos los alumnos de la Provincia. 

CAPÍTULO V EDUCACIÓN SECUNDARIA 
Artículo 28° 

El Nivel de Educación Secundaria es obligatorio, de seis años de duración y constituye una unidad 
pedagógica y organizativa comprendida por una formación de carácter común y otra orientada, de 
carácter diversificado, que responde a diferentes áreas del conocimiento, del mundo social y del trabajo. 
Este Nivel está destinado a los adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores que hayan cumplido 
con el Nivel de Educación Primaria. El Nivel de Educación Secundaria define sus diseños curriculares, 
en articulación con los diferentes Niveles y Modalidades conforme lo establece la presente Ley. En el 
caso del Nivel Secundario de la modalidad Educación Permanente para Jóvenes, Adultos, Adultos 



14 

Mayores y Formación Profesional, tendrá una duración y un desarrollo curricular equivalente a todo el 
Nivel. 

Los objetivos y funciones del Nivel, sumados a los establecidos en el artículo 1 6- de esta Ley, son: 

a. Garantizar la producción y adquisición de conocimientos propiciando la continuación de los estudios y 
asegurando la inclusión, permanencia y continuidad de los alumnos en el sistema educativo público 
mediante una propuesta de enseñanza específica, universal y obligatoria para todas las Modalidades y 
orientaciones, en todos los Ámbitos de desarrollo, que promueva el conocimiento, y la articulación con, 
del patrimonio cultural, científico, tecnológico, de desarrollo e innovación productiva de la provincia, el 
país y el mundo. 

b. Reconocer a los adolescentes y jóvenes como sujetos de derecho y a sus prácticas culturales como 
parte constitutiva de las experiencias pedagógicas de la escolaridad para fortalecer la identidad, la 
ciudadanía y la preparación para el mundo adulto. 

c. Reconocer y consolidar en cada alumno las capacidades de estudio, de trabajo individual y en 
equipo, de esfuerzo, iniciativa y responsabilidad, como condiciones necesarias para el acceso al mundo 
laboral, su conformación como ciudadanos, los estudios superiores y la educación a lo largo de toda la 
vida 

d. Promover en los adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores el respeto a la interculturalidad y a 
las semejanzas y diferencias identitarias, garantizando una educación integral en el desarrollo de todas 
las dimensiones de su persona, sosteniendo el derecho a la igualdad de educación. 

e. Garantizar prácticas de enseñanza que permitan el acceso al conocimiento, a través de las distintas 
áreas, campos y disciplinas que lo integran y a sus principales problemas, contenidos y métodos, 
incorporando a todos los procesos de enseñanza saberes científicos actualizados como parte del 
acceso a la producción de conocimiento social y culturalmente valorado, para comprender y participar 
reflexivamente en la sociedad contemporánea. 

f. Concebir y fortalecer la cultura del trabajo y de los saberes socialmente productivos, tanto individuales 
como colectivos y cooperativos, en las escuelas, vinculándolos a través de una inclusión crítica y 
transformadora de los adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores en los espacios productivos, 
brindando conocimientos generales y específicos para su formación a través de propuestas específicas 
que surjan de las modalidades, orientaciones y/o ámbitos de desarrollo educativo. 

g. Garantizar los mecanismos de participación de los alumnos en el gobierno escolar para favorecer y 
fortalecer el ejercicio de la ciudadanía y la gestión democrática de las instituciones del Nivel. 

h. Formar lectores críticos y usuarios de la cultura escrita, capaces de leer, interpretar y argumentar una 

posición frente a la literatura y la información; y propiciando formar escritores con profundos 

conocimientos de la lengua española capaces de producir diversos textos tanto orales como escritos 

para manifestar ideas, organizar información, producir conocimientos y comunicarse con otros. 

i. Promover y fortalecer los contenidos, saberes y prácticas que definen a cada una de las Modalidades 

en todos los Ámbitos educativos, asegurando recursos que, como aquellos que forman parte de las 

escuelas de jornada extendida y jornada completa, contribuyan a garantizar el derecho a la educación y 

la continuidad de los estudios de todos los alumnos de la Provincia. 

j. Desarrollar procesos de orientación vocacional con el fin de permitir una adecuada elección 

profesional y ocupacional de los adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores. 

k. Crear espacios extracurriculares, fuera de los días y horarios de actividad escolar, para el conjunto de 

los adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores de la comunidad, orientados al desarrollo de 

actividades artísticas, de educación física y deportiva, de recreación, acción solidaria y la apropiación 

crítica de las distintas manifestaciones de la ciencia y la cultura, en cualquier Ámbito de desarrollo, en 

forma articulada con las prescripciones curriculares de la Educación Secundaria. 

Artículo 29° 

Las prácticas educativas se podrán realizar en las escuelas, en empresas de la economía formal, 

informal y social, en organismos estatales y en organizaciones de la sociedad civil, con el objetivo de 

permitir a los alumnos el manejo de plataformas y lenguajes tecnológicos que le brinden una 

experiencia adecuada a su formación y orientación vocacional. En todos los casos estas prácticas 

tendrán carácter educativo y no podrán generar ni reemplazar ningún vínculo contractual o relación 

laboral, conforme a los principios doctrinarios de esta Ley, de la Ley de Educación Técnico-Profesional 

26058 y las leyes provinciales 13.298 y 13.634. Podrán participar de dichas actividades todos los 

alumnos de la Educación Secundaria, mayores de dieciséis (1 6) años de edad o a cumplirlos durante el 

año de referencia, con el acompañamiento de docentes y/o autoridades pedagógicas designadas a tal 

fin. 



15^ 

CAPÍTULO VI EDUCACIÓN SUPERIOR 
Artículo 30° 

El Nivel de Educación Superior tiene por finalidad proporcionar formación -de grado y continua- 
docente y técnica, con un abordaje humanístico, artístico, científico, técnico y tecnológico, contribuir a la 
preservación de la cultura nacional y provincial y al desarrollo socio-productivo regional, promover la 
producción y socialización del conocimiento, y desarrollar las actitudes y valores que requiere la 
formación de personas responsables, con conciencia ética y solidaria, reflexivas, críticas, capaces de 
mejorar la calidad de vida y consolidar el respeto al ambiente. El Nivel contará con un Consejo 
Provincial de Educación Superior, integrado en forma ad honorem por representantes de los Directores 
de Institutos Superiores y Unidades Académicas, representantes de los docentes, los no docentes y de 
los estudiantes, responsable de orientarlo y asesorarlo para la definición de sus políticas integrales de 
formación de grado, formación continua, investigación y extensión en las Instituciones del Nivel, 
participar en el planeamiento estratégico y propiciar la articulación del Nivel con otros niveles y 
jurisdicciones. También contará con Consejos Regionales de Educación Superior integrados en forma 
ad honorem por Directores de los Institutos Superiores y de las Unidades Académicas y representantes 
de los docentes, los no docentes y de los estudiantes. Asimismo, el Nivel contará con un organismo 
encargado de la articulación con el Sistema Universitario a través de la promoción de políticas que 
favorezcan la producción de conocimientos y de transformación de la calidad institucional. 
Artículo 31 ° 
El Nivel de Educación Superior está integrado por: 

•Los Institutos de Educación Superior, de Formación Docente y de Formación Técnica, los que se 
ajustarán en su denominación a las normas nacionales sobre el particular, y las Unidades Académicas. 
Cada Instituto Superior y/o Unidad Académica contará con un Consejo Académico Institucional, 
integrado en forma ad honorem por representantes de los diferentes claustros y tendrá como funciones 
orientar la elaboración, evaluación permanente y aprobación del Proyecto Institucional, formular la 
propuesta de apertura o cierre de carreras, analizar y aprobar proyectos de los docentes y alumnos 
tendientes a establecer vinculaciones con la comunidad educativa y asesorar al Director en todas las 
cuestiones de interés institucional. La Formación Técnica Superior es la responsable de brindar 
formación técnico-profesional de grado y continua en las áreas específicas, teniendo en cuenta en la 
definición de sus propuestas formativas las necesidades del mundo del trabajo, la producción y la 
planificación provincial y regional para el desarrollo humano. Para lograr este fin, contará con el 
asesoramiento un organismo consultivo específico de Formación Técnica Superior que tendrá la 
finalidad de asesorar en la definición de las políticas específicas integrales 

•La Universidad Pedagógica de la Provincia de Buenos Aires, que se define y regula por lo 
dispuesto por la Ley provincial 1351 1 , la Universidad Provincial del Sudoeste y las que en el futuro se 
creen 

Artículo 32° 

El Nivel de Educación Superior tiene competencia en la planificación de la oferta de carreras, postítulos 
y certificaciones, el diseño de sus planes de estudio, el desarrollo de los programas de investigación y 
extensión de los Institutos Superiores de Formación Docente, de Formación Técnica y las Unidades 
Académicas y la aplicación de las normativas específicas relativas a todos sus establecimientos e 
instituciones. 
Artículo 33° 

La articulación entre las distintas instituciones que conforman el Nivel de Educación Superior, que 
tienen por fin facilitar el cambio de modalidad, orientación o carrera, la continuación de los estudios de 
grado o postgrado en otros establecimientos, universitarios o no, atenderá entre otros aspectos, a los 
acuerdos dados en los Consejos Regionales de Educación Superior conforme a las siguientes 
responsabilidades y mecanismos: 

a. La articulación entre las instituciones del Nivel de Educación Superior que de la Provincia dependan, 
se regula en sus respectivos ámbitos de competencia; 

b.La articulación entre instituciones de Educación Superior pertenecientes a otras jurisdicciones y a la 
Provincia de Buenos Aires, se regula por los mecanismos que aquellas acuerden con la Provincia y los 
criterios definidos a tal fin en el seno del Consejo Federal de Cultura y Educación; y 
c.EI reconocimiento de títulos, de estudios parciales o asignaturas de las carreras de grado aprobadas, 
a los fines de la articulación con diferentes instituciones universitarias, se hace en el marco de 
convenios con la Dirección General de Cultura y Educación. 



16^ 

Artículo 34° 

Los aspirantes al ingreso como alumno a los Institutos de Educación Superior y a las Universidades 

provinciales deben haber aprobado el Nivel de Educación Secundaria. Los ciudadanos mayores de 25 

años que no reúnan esa condición, pueden ingresar siempre que demuestren, a través de las 

evaluaciones que la Provincia determine, que tienen preparación y/o experiencia laboral acorde con los 

estudios que se proponen iniciar, así como aptitudes y conocimientos suficientes para cursarlos 

satisfactoriamente. 

Artículo 352 

Los objetivos y funciones del Nivel, sumados a los establecidos en el artículo 1 6- de esta Ley, son: 

a. Jerarquizar y revalorizar la formación docente, como factor central y estratégico del mejoramiento de 
la calidad de la educación. 

b. Desarrollar las capacidades y los conocimientos necesarios para el trabajo docente en los diferentes 
Niveles y Modalidades de acuerdo a lo establecido en esta ley y la diversidad del sistema educativo 
bonaerense, promoviendo la educación técnico-profesional. 

c. Estimular la investigación y la innovación educativa vinculadas con las tareas y procesos de 
enseñanza, la experimentación, evaluación y sistematización de propuestas que aporten a la reflexión 
sobre la práctica y a la renovación de las experiencias escolares. 

d. Articular la continuidad de estudios en las instituciones universitarias propias y con las ubicadas en la 
Provincia promoviendo acuerdos de cooperación que tengan como fin intercambiar prácticas y 
experiencias educativas. 

e. Coordinar y articular acciones de cooperación y vinculación académica e institucional entre todos los 
establecimientos e instituciones que conforman el Nivel, así como con los procesos científicos, 
tecnológicos, de desarrollo e innovación productiva de la provincia, del país y de la región. 

f. Otorgar los títulos para el ejercicio de la docencia en los diferentes niveles y modalidades del sistema 
y las certificaciones correspondientes de conformidad con la reglamentación que se dicte al efecto. 

g. Formar científicos, profesionales, artistas y técnicos, que se caractericen por la solidez de su 
formación, la actualización de sus conocimientos y por su compromiso con la sociedad de la que forman 
parte. 

h. Brindar una adecuada diversificación de las propuestas de Educación Superior, que atienda tanto a 

las expectativas y necesidades de la población como a los requerimientos del campo educativo sobre la 

base de la actualización académica, con criterio permanente, a docentes en actividad y promoviendo 

una formación de grado y continua que permita, a partir de una comprensión crítica de los nuevos 

escenarios sociales, económicos, políticos y culturales y de los cambios operados en los sujetos 

sociales, desarrollar una práctica docente transformadora. 

i. Garantizar la implementación, en las Instituciones de Educación Superior, de organismos colegiados 

que integren la participación de los docentes y de los jóvenes, adultos y adultos mayores en el gobierno 

de la institución y mayores grados de decisión en el diseño e implementación de su proyecto 

institucional, contribuyendo a la distribución equitativa del conocimiento y asegurando la igualdad de 

oportunidades. 

j. Sostener en el Nivel, la participación de espacios interinstitucionales para la articulación e integración 

pedagógica entre las instituciones del mismo nivel educativo y de distintos niveles educativos de una 

misma zona. 

k. Propender a una formación de calidad en distintas carreras técnicas y profesionales que tengan 

vinculación directa con las necesidades de desarrollo cultural y socioeconómico, provincial y local. 

I. Promover la educación técnico profesional en las áreas sociohumanísticas, agropecuarias, minera, 

industrial y de producción de servicios en los ámbitos de desarrollo de la educación superior. 

CAPÍTULO Vil EDUCACIÓN TÉCNICO-PROFESIONAL 

Artículo 36° 

La Educación Técnico-Profesional es la modalidad que comprende la formación de técnicos medios y 

superiores en áreas ocupacionales específicas, cuya complejidad requiera la disposición de 

competencias profesionales que se desarrollan a través de procesos sistemáticos y prolongados de 

educación para generar en las personas capacidades profesionales que son la base de esas 

competencias. La Educación Técnico-Profesional se rige por los principios, fines y objetivos de la 

presente ley en concordancia con las disposiciones de la Ley nacional 26.058. 

Son sus objetivos y funciones: 

a. Aportar propuestas curriculares para la formación de Técnicos medios y superiores y de cursos de 

Formación Profesional en las áreas Agropecuaria, Minera, Industrial y de Servicios de acuerdo con las 



17_ 

necesidades y potencialidades del contexto socio-económico regional, provincial y nacional, articulando 
con los procesos científicos, tecnológicos, de desarrollo e innovación productiva en vigencia en la 
Provincia, en el país y en la región. 

b. Formular proyectos de mejoramiento y fortalecimiento de las instituciones y los programas de los 
niveles de Educación Secundaria y Educación Superior y de la modalidad Formación Profesional 
articulándolos organizativamente con las respectivas Direcciones de Nivel y Modalidades, en el marco 
de políticas provinciales y estrategias que integren las particularidades y diversidades de la Provincia, 
sus habitantes y sus culturas 

c. Proponer instancias que apunten a garantizar los derechos de igualdad, inclusión, calidad y justicia 
social de todos los jóvenes, adolescentes, adultos y adultos mayores que componen la comunidad 
educativa de la Provincia de Buenos Aires como elemento clave de las estrategias de desarrollo y 
crecimiento socioeconómico de la Provincia y sus regiones. 

d. Plantear articulaciones de las instituciones y los programas de Educación Secundaria, Educación 
Superior y de Formación Profesional, con aquellos ámbitos de la ciencia, la tecnología, la producción y 
el trabajo que puedan aportar recursos materiales y simbólicos para el completo desarrollo de la 
educación agropecuaria, minera, industrial y de servicios a través de mecanismos que garanticen el 
carácter pedagógico y formador de toda práctica. 

e. Recuperar y desarrollar propuestas pedagógicas y organizativas que forman técnicos con 
capacidades para promover el desarrollo rural y emprendimientos asociativos y/o cooperativos, sobre la 
base de las producciones familiares, el cuidado del ambiente y la diversificación en términos de 
producción y consumo, así como propiciar la soberanía alimentaria. 

CAPÍTULO VIII EDUCACIÓN ARTÍSTICA 
Artículo 37° 

La Educación Artística es la modalidad que comprende la formación en los distintos lenguajes y 
disciplinas del Arte, entre ellos danza, artes visuales, teatro, música, multimedia, audiovisual y otras que 
pudieran conformarse, admitiendo en cada caso, distintas especializaciones. Es la modalidad 
responsable de articular las condiciones específicas de la conducción técnico-pedagógica y de 
organización en cada ámbito de desarrollo, de acuerdo con lo dispuesto por las respectivas Direcciones 
de Nivel, así como disponer de prescripciones pedagógicas complementarias a la educación común 
para los establecimientos educativos que desarrollen actividades específicas relativas a esta modalidad. 
Son sus objetivos y funciones: 

a. Aportar propuestas curriculares y formular proyectos de fortalecimiento institucional para una 
educación artística integral de calidad articulada con todos los Niveles de Enseñanza para todos los 
alumnos del sistema educativo. 

b. Garantizar, en el transcurso de la escolaridad obligatoria, la oportunidad de desarrollar al menos 
cuatro disciplinas artísticas y la continuidad de al menos dos de ellas. 

c. Propiciar articulaciones de los proyectos educativo-institucionales y los programas de formación 
específica y técnico-profesional en Arte de todos los Niveles educativos con ámbitos de la ciencia, la 
cultura y la tecnología a fin de favorecer la producción de bienes materiales y simbólicos, garantizando 
el carácter pedagógico y formador de las prácticas vinculadas al mundo del el trabajo. 

d. Brindar herramientas prácticas y conceptuales, disciplinares, artísticas y pedagógicas, favoreciendo 
la participación activa democrática, el sentido responsable del ejercicio docente y la continuidad de 
estudios, valorando la formación docente artística para el mejoramiento de la calidad de la educación. 

e. Favorecer la difusión de las producciones artísticas y culturales, enfatizar la importancia de los bienes 
histórico-culturales y contemporáneos en tanto producción de sentido social y estimular su 
reelaboración y transformación. 

f. Recuperar y desarrollar propuestas pedagógicas y organizativas que atiendan las particularidades de 
la Educación Artística ofreciendo una formación específica, para aquellos alumnos y estudiantes que 
opten por desarrollarla, tanto en el campo de la producción como de la enseñanza, garantizando la 
continuidad de estos estudios, para el completo cumplimiento de los objetivos de la Educación Inicial, 
Primaria, Secundaria y Superior. 

Artículo 382 

La Educación Artística debe estar a cargo de docentes egresados de Instituciones de Arte de Nivel 

Superior y comprende 

a. La formación artística para todos los niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores que 

cursen la Educación común obligatoria. 



18^ 

b. La formación artística orientada en el Nivel de Educación Secundaria para los alumnos que opten por 
ella desarrollada en Establecimientos específicos, tales como las Escuelas Secundarias de Arte. 

c. La formación artística brindada en otras Escuelas especializadas de Arte, tales como las Escuelas de 
Educación Estética, Centros de Producción y Educación Artístico-Cultural y similares que pudieran 
crearse. 

d. La formación artística superior, que abarca la formación básica específica en Arte, los Profesorados 
especializados en los distintos lenguajes artísticos para los diferentes Niveles y las carreras de Arte 
específicas para la formación técnico-profesional. 

CAPÍTULO IX EDUCACIÓN ESPECIAL 

Artículo 39° 

La Educación Especial es la modalidad responsable de garantizar la integración de los alumnos con 

discapacidades, temporales o permanentes, en todos los Niveles según las posibilidades de cada 

persona, asegurándoles el derecho a la educación, así como brindarles atención educativa en todas 

aquellas problemáticas específicas que no puedan ser abordadas solamente por la educación común, y 

disponiendo propuestas pedagógicas complementarias. La Educación Especial se rige por el principio 

de inclusión educativa, de acuerdo con lo establecido por esta Ley, para lo cual dispone de recursos 

educativos para participar de la formación de los niños y desde el mismo momento del nacimiento. La 

Dirección General de Cultura y Educación garantizará la integración de los alumnos y alumnas con 

discapacidades, temporales o permanentes, en todos los Niveles según las posibilidades de cada 

persona. 

Son sus objetivos y funciones: 

a. Aportar propuestas curriculares para una Educación Especial que garantice los derechos de 
igualdad, inclusión, calidad y justicia social de todos los niños, jóvenes, adolescentes, adultos y adultos 
mayores con discapacidades, temporales o permanentes, que componen la comunidad educativa como 
elemento clave de las estrategias de desarrollo y crecimiento socio-económico de la Provincia y sus 
regiones. 

b. Formular proyectos de mejoramiento y fortalecimiento de las instituciones y los programas, 
articulándolos organizativamente con las respectivas Direcciones de Nivel, en el marco de políticas 
provinciales y estrategias que integren las particularidades y diversidades de la Provincia, sus 
habitantes y sus culturas. 

c. Desarrollar la atención educativa de las personas jóvenes, adultas y adultas mayores con 
necesidades educativas especiales de manera conjunta con el resto de las modalidades. 

d. Plantear articulaciones de las instituciones y los programas de formación específica de todos los 
Niveles educativos con aquellos ámbitos de la ciencia, la tecnología, la producción y el trabajo que 
puedan aportar recursos materiales y simbólicos para el completo desarrollo de la Educación Especial a 
través de mecanismos que garanticen el carácter pedagógico y formador de toda práctica, asegurando 
que todas las actividades estén a cargo de docentes egresados de instituciones de Formación con 
titulaciones específicas de la Modalidad. 

Artículo 40° 

La Dirección General de Cultura y Educación, en el marco de las leyes nacional 26.061 y provincial 
13.298, establece los procedimientos y recursos correspondientes para asegurar el derecho a la 
educación y la integración escolar, favorecer la inserción social de las personas con discapacidades, 
temporales o permanentes e identificar tempranamente las necesidades educativas derivadas de la 
discapacidad o de trastornos en el desarrollo, con el objeto de darles la atención trandisciplinaria y 
educativa para lograr su inclusión en el Nivel Inicial desde el mismo momento del nacimiento. 
Con este propósito dispondrá las medidas necesarias para garantizar: 

a. la atención temprana de los niños que están con sus madres en contextos de encierro. 

b. una trayectoria educativa integral que permita el acceso a los saberes tecnológicos, culturales, de 
educación física y artística. 

c. el personal especializado suficiente que trabaje en equipo con los docentes de la escuela común y 
equipos de orientación escolar. 

d. la cobertura de las instituciones educativas especiales, (Centros de atención temprana del desarrollo 
infantil, escuelas especiales para todas las discapacidades y Niveles de la educación obligatoria y 
Centros y escuelas de formación laboral) el transporte, los recursos técnicos y materiales necesarios 
para el desarrollo del curriculum escolar. 

e. alternativas de continuidad para su formación a lo largo de toda la vida. 

f. la accesibilidad física de todos los edificios escolares. 



19 

CAPÍTULO X EDUCACIÓN PERMANENTE DE JÓVENES, ADULTOS, ADULTOS MAYORES Y 

FORMACIÓN PROFESIONAL 

Artículo 41 ° 

La Educación de Jóvenes, Adultos, Adultos Mayores y Formación Profesional es la modalidad que 

garantiza el derecho de la educación a lo largo de toda la vida, posibilitando cumplir la obligatoriedad 

escolar estipulada por la presente Ley y la continuidad de la formación integral. 

Son objetivos y funciones de la Educación Permanente de Jóvenes, Adultos, Adultos Mayores y 

Formación Profesional: 

a. Aportar propuestas curriculares acordes con las aspiraciones, las características y las necesidades 
de la población destinataria, en relación con el desarrollo local y territorial. 

b. Desarrollar propuestas de alfabetización, de educación de Nivel Primario y Secundario, Formación 
Profesional, otras no escolares, programas a distancia que permitan la certificación de los Niveles 
educativos y mecanismos de acreditación de saberes en acciones conjuntas con la Agencia de 
Acreditación de Competencias Laborales y en concordancia con las necesidades locales, regionales y 
provinciales. 

c. Contribuir al desarrollo integral de las personas por medio de la Formación Profesional continua, para 
y en el trabajo, dirigida a la formación permanente de los trabajadores. 

d. Desarrollar acciones conjuntas interministeriales, con asociaciones y organizaciones representativas 
de la producción, el trabajo, la ciencia y la tecnología, sosteniendo la prioridad pedagógica y formativa 
de todas las acciones en el marco de políticas integrales. 

e. Desarrollar la atención educativa de las personas jóvenes, adultas y adultas mayores con 
necesidades educativas especiales de manera conjunta con las modalidades de Educación Especial, 
Educación Intercultural y Psicología Comunitaria y Pedagogía Social. 

f. Promover proyectos de mejoramiento y fortalecimiento de las instituciones de jóvenes, adultos y 
adultos mayores procurando la conformación de redes integradas e integrales de atención a las 
necesidades educativas en su radio de influencia. En todos los casos, promover la participación de 
estudiantes y docentes en el gobierno institucional, así como en programas y proyectos. 

g. Promover la formación específica de los docentes para la Modalidad. 

CAPÍTULO XI EDUCACIÓN FÍSICA 
Artículo 422. 

La Educación Física es la modalidad que aporta al desarrollo integral y armónico de todos los alumnos 
según sus posibilidades incidiendo en la constitución de su identidad al impactar en su corporeidad, 
entendiendo a ésta como espacio propio y al mismo tiempo social que involucra el conjunto de sus 
capacidades cognitivas, emocionales, motrices, expresivas y relaciónales. Es responsable de articular 
las condiciones específicas de la conducción técnico-pedagógica y de organización en cada ámbito de 
desarrollo, de acuerdo con lo dispuesto por las respectivas Direcciones de Nivel y Modalidad, así como 
disponer de propuestas pedagógicas complementarias a la educación común para los establecimientos 
educativos que desarrollen actividades específicas relativas a esta modalidad, tales como los Centros 
de Educación Física (CEF), y otros que pudieran crearse en el futuro. 
Son sus objetivos y funciones: 

a. Aportar propuestas curriculares para una Educación Física de calidad para todos los alumnos del 
sistema educativo, que favorezcan el desarrollo integral y armónico de todos los alumnos según sus 
posibilidades, la asunción de hábitos de vida saludables y la integración reflexiva, activa y 
transformadora en los ámbitos que habitan. 

b. Plantear articulaciones de las instituciones y los programas de formación específica de todos los 
Niveles y Modalidades educativos con aquellos ámbitos de la ciencia, la tecnología, la producción y el 
trabajo, la salud y el deporte que puedan aportar recursos materiales y simbólicos para el completo 
desarrollo de la Educación Física a través de mecanismos que garanticen el carácter pedagógico y 
formador de toda práctica, asegurando que todas las actividades estén a cargo de docentes egresados 
de instituciones de Educación Física del Nivel de Educación Superior. 

c. Recuperar y desarrollar propuestas pedagógicas y organizativas que atiendan las particularidades de 
la Educación Física ofreciendo una formación específica, para aquellos alumnos que opten por 
desarrollarla, tanto en el campo de las prácticas como de la enseñanza, garantizando la continuidad de 
estos estudios, para el completo cumplimiento de los objetivos de la Educación Inicial, Primaria, 
Secundaria y Superior. 

d. Brindar a niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores, una propuesta pedagógica 
disciplinar, opcional, sistemática, promoviendo modos de organización que garanticen dinámicas 



20 

democráticas de convocatoria, inclusión y participación comunitaria, en los Centros de Educación Física 
(CEF). 

CAPÍTULO XII PSICOLOGÍA COMUNITARIA Y PEDAGOGÍA SOCIAL 
Artículo 43° 

Psicología Comunitaria y Pedagogía Social es la modalidad con un abordaje especializado de 
operaciones comunitarias dentro del espacio escolar, fortalecedoras de los vínculos que humanizan la 
enseñanza y el aprendizaje; promueven y protegen el desarrollo de lo educativo como capacidad 
estructurante del sujeto y de la comunidad educativa en su conjunto, respetando la identidad de ambas 
dimensiones desde el principio de igualdad de oportunidades que articulen con la Educación común y 
que la complementen, enriqueciéndola. 
Son sus objetivos y funciones: 

a. Proponer la integración, a los fundamentos y procedimientos institucionales del Sistema Educativo 
Provincial, de los valores, saberes y prácticas propios del campo significante que construyen los 
desarrollos en Psicología Comunitaria y Pedagogía Social. 

b. Propiciar las producciones y las acciones pedagógico-sociales y psicológico-educacionales que en 
contextos comunitarios promueven y desarrollan las capacidades y condiciones de educación de niños, 
jóvenes, adolescentes, adultos y adultos mayores. 

c. Dinamizar el carácter transversal de esta Modalidad, respecto de los Niveles educativos y de las 
demás Modalidades educativas. 

d. Orientar y acompañar a los docentes que conforman los equipos de trabajo en las instituciones 
educativas, reconociendo la complejidad y competencia de sus tareas y; las necesidades, que en 
términos de orientación profesional, tiene como compromiso pedagógico, y que se manifiestan 
cotidianamente en el hacer educativo. 

e. Valorar y fortalecer la orientación educativa a través de estrategias de concientización, reflexión y 
producción docente especializada que permitan perfeccionar y jerarquizar la tarea de todos los recursos 
y establecimientos específicos de esta Modalidad. 

f. Prevenir y acompañar desde lo psicopedagógicosocial, las dificultades y/o situaciones que afecten el 
aprendizaje y la adaptación escolar. 

g. Conformar Equipos de Orientación Escolar en todos los establecimientos educativos a los efectos de 
intervenir en la atención de problemáticas sociales, institucionales y pedagógico-didácticas que 
involucren alumnos y grupos de alumnos de todos los Niveles y Modalidades del Sistema Educativo 
Provincial. 

h. Establecer propuestas referidas a los contenidos educativos pertenecientes a la estructura curricular 
de cada uno de los ciclos que sistematizan la educación en los Centros Educativos Complementarios; a 
los contenidos educativos correspondientes a los Proyectos Curriculares específicos de la Orientación 
Educacional, la Orientación Social, la Orientación de Aprendizaje, la Orientación Fonoaudiológica y la 
Orientación Médica; y a los contenidos educativos correspondientes a los Proyectos Curriculares 
específicos de cada Equipo Interdisciplinario Distrital. 

CAPÍTULO XIII EDUCACIÓN INTERCULTURAL 
Artículo 44° 

La Educación Intercultural es la modalidad responsable de impulsar una perspectiva pedagógica 
intercultural en articulación con la Educación común, complementándola, enriqueciéndola, resaltando y 
destacando aquellos derechos, contenidos y prácticas que distinguen los procesos interculturales, las 
diferentes situaciones sociales y repertorios culturales como atributos positivos de nuestra sociedad, así 
como las relaciones que se establecen entre ellos, tanto temporal como permanentemente. 
Son sus objetivos y funciones: 

a. Aportar propuestas curriculares para una perspectiva intercultural democrática impulsando relaciones 
igualitarias entre personas y grupos que participan de universos culturales diferentes, teniendo en vista 
la construcción de una sociedad inclusiva. 

b. Formular proyectos de mejoramiento y fortalecimiento de las instituciones y los programas de todos 
los Niveles Educativos, articulándolos organizativamente con las respectivas Direcciones de Nivel, en el 
marco de políticas provinciales y estrategias que integren las particularidades y diversidades de la 
Provincia, sus habitantes y sus culturas, propiciando el respeto a la diversidad cultural y promoviendo la 
comunicación y el diálogo entre grupos culturales diversos. 



T\_ 

c. Plantear articulaciones de las instituciones y los programas de formación específica constituyendo a 
las escuelas como espacios de socialización don-de se debatan las diferencias en sus dimensiones 
sociales, culturales e históricas, alcanzando a todos los alumnos y las alumnas 

d. Diseñar y desarrollar propuestas pedagógicas y organizativas que atiendan a preparar a todos los 
integrantes del Sistema Educativo de la Provincia para una vida responsable en una sociedad 
democrática basada en los Derechos Humanos, la comprensión, la paz, el respeto, el reconocimiento 
mutuo y la igualdad en un marco de aceptación de las diferencias culturales, étnicas, de origen, 
religiosas, de sexos, géneros, generacionales, lingüísticas, físicas, entre otras para el completo 
cumplimiento de los objetivos de la Educación Inicial, Primaria, Secundaria y Superior 

e. Impulsar la construcción de orientaciones pedagógicas y curriculares interculturales así como la 
inclusión de la perspectiva intercultural en la formación y actualización docente para todos los Niveles 
del sistema educativo. 

f. Contribuir a asegurar el derecho de los Pueblos Originarios y comunidades migrantes a recibir una 
educación intercultural y/o bilingüe que ayude a preservar, fortalecer y recrear sus pautas culturales, 
sus lenguas, sus cosmovisiones, sus tradiciones e identidades étnicas 

g. Incentivar la formación de espacios de investigación (o centros de estudio) en Educación 
Intercultural, con la participación de las Universidades Nacionales y Provinciales, los Centros de 
Investigación Educativa, los Institutos de Formación Docente y otros organismos y organizaciones 
interesadas para el diseño de prescripciones curriculares, materiales educativos pertinentes e 
instrumentos de gestión pedagógica. 

CAPÍTULO XIV EDUCACIÓN AMBIENTAL 

Artículo 45° 

La Educación Ambiental es la modalidad de todos los Niveles educativos responsable de aportar 

propuestas curriculares específicas que articulen con la Educación común y que la complementen, 

enriqueciéndola, resaltando y destacando aquellos derechos, contenidos y prácticas acerca y en el 

ambiente, entendido como la resultante de interacciones entre sistemas ecológicos, socioeconómicos y 

culturales, es decir el conjunto de procesos e interrelaciones de la relación entre la sociedad y la 

naturaleza, los conflictos y problemas socioambientales, sólo resolubles mediante enfoques complejos y 

métodos de análisis multidisciplinarios, privilegiando el carácter transversal que el conocimiento debe 

construir. 

Son sus objetivos y funciones: 

a. Aportar propuestas curriculares y extracurricu lares para la incorporación de la perspectiva ambiental 
a partir de una pedagogía basada en el diálogo de saberes, el pensamiento crítico, la aceptación de la 
complejidad del mundo, su incertidumbre y vulnerabilidad, y en la construcción de valores, actitudes y 
habilidades que permitan a todos los habitantes formar criterios propios, asumiendo responsabilidades y 
desempeñando un papel activo en la construcción de prácticas sustentables. 

b. Formular proyectos de mejoramiento y fortalecimiento de las instituciones y los programas de todos 
los Niveles Educativos, articulándolos organizativamente con las respectivas Direcciones de Nivel, en el 
marco de políticas provinciales y estrategias que consideren e incluyan las particularidades y 
diversidades de la Provincia, sus habitantes y sus culturas, propiciando el respeto a la diversidad 
natural y cultural, el acceso igualitario y el aprovechamiento productivo y recreativo sustentable del 
patrimonio ambiental. 

c. Plantear articulaciones de las instituciones y sus equipos docentes con los programas de formación 
específica de la modalidad, favoreciendo en las escuelas la constitución de espacios de socialización 
donde se debata, desde las diferentes perspectivas culturales, sociales, etáreas, filosóficas, 
económicas, la problemática ambiental. 

d. Proponer nuevas categorías que permitan analizar e interpretar la información y la incorporación de 
conceptos estructurantes fundamentales que favorezcan una comprensión global de los problemas de 
la relación sociedad/naturaleza y su transposición a ámbitos cotidianos de la vida. 

e. Proponer y desarrollar estrategias de Educación Ambiental, formación y capacitación para los 
docentes del sistema educativo y para la comunidad en general. 

f. Proponer acciones de supervisión, normatización y resguardo de la calidad ambiental requerida para 
los espacios educativos y su entorno inmediato. 

g. Establecer una vinculación permanente con fines pedagógicos entre las áreas naturales protegidas 
de la Provincia y el sistema educativo. 

h. Promover la incorporación de prácticas permanentes de gestión ambiental en los establecimientos 
educativos para el uso racional y eficiente de sus recursos. 



22 

i. Trabajar la interacción territorial del establecimiento educativo con su entorno inmediato, 

contextualizando el accionar ambiental educativo a las realidades específicas de cada localidad y 

región. 

j. Estimular la participación del establecimiento educativo como un actor pro-activo de redes de 

cooperación para la intervención territorial local, promotor de agendas ambientales escolares y locales y 

participante relevante de acciones concretas por una mejor calidad de vida. 

CAPÍTULO XV ÁMBITOS DE DESARROLLO DE LA EDUCACIÓN 

Artículo 46° 

Los ámbitos de desarrollo de la educación son las tramas del espacio público de base física o virtual en 

las que se articulan trayectorias educativas de todos los Niveles y Modalidades a través de diferentes 

vinculaciones entre sujetos situados, dispositivos institucionales, recursos culturales y ambientes. Los 

ámbitos de desarrollo de la educación combinan simultáneamente la atención y el reconocimiento 

particular a los niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores en sus contextos ambientales 

de pertenencia junto con el cumplimiento de la escolaridad obligatoria o formación específica. 

Son ámbitos de desarrollo de la Educación los Urbanos, los Rurales continentales y de Islas, los 

Contextos de Encierro, los Domiciliarios, los Hospitalarios y los Virtuales 

CAPÍTULO XVI EDUCACIÓN EN ÁMBITOS URBANOS 

Artículo 47° 

La Educación que se desarrolla en ámbitos urbanos es aquella que, en los términos definidos en el 

artículo 46- de la presente Ley, atiende a la centralidad de la experiencia urbana de los sujetos en 

formación. 

CAPÍTULO XVII EDUCACIÓN EN ÁMBITOS RURALES CONTINENTALES Y DE ISLAS 

Artículo 48° 

La Educación que se desarrolla en ámbitos rurales continentales y de islas es aquella que, en los 

términos definidos en el artículo 46- de la presente Ley, dispone de una vinculación próxima y accesible 

a las escuelas, garantiza el cumplimiento de la obligatoriedad escolar, articula los proyectos 

institucionales con el desarrollo socio-productivo, la familia rural y la comunidad, favorece el arraigo, el 

trabajo local y el fortalecimiento de las identidades regionales. 

Artículo 492 

Para garantizar el cumplimiento de la obligatoriedad escolar y la continuidad de los estudios en los 

diferentes Niveles y Modalidades se podrán incorporar modelos de organización escolar adecuados a la 

diversidad de los ámbitos rurales continentales y de islas a través de propuestas pedagógicas flexibles 

que fortalezcan el vínculo con las identidades culturales y las actividades productivas promoviendo el 

desarrollo de la comunidad. 

CAPÍTULO XVIII EDUCACIÓN EN CONTEXTOS DE ENCIERRO 

Artículo 50° 

La Educación que se desarrolla en contextos de encierro es aquella que, en los términos definidos en el 

artículo 46- de la presente Ley, está destinada a garantizar el cumplimiento de la escolaridad obligatoria 

a través de formas adecuadas a las necesidades y particularidades de las personas que se encuentren 

en instituciones de régimen cerrado, así como los hijos que convivan con ellas, para promover su 

formación integral y desarrollo pleno. El ejercicio de este derecho no admite limitación ni discriminación 

alguna y será puesto en conocimiento de todas las personas, en forma fehaciente, desde el momento 

de su ingreso a la institución. 

Artículo 51 ° 

La Dirección General de Cultura y Educación tiene la responsabilidad indelegable de garantizar, 

organizar e implementar la educación obligatoria y la formación profesional de todas las personas que 

viven en instituciones de régimen cerrado. Para ello acordará y coordinará acciones, estrategias y 

mecanismos necesarios con las demás autoridades provinciales y/o nacionales, que serán 

responsables de disponer de espacios físicos y condiciones institucionales adecuadas para realizarla. 

Del mismo modo acordará y coordinará para garantizar el derecho a la educación en el nivel Superior y 

en otras Modalidades a través de sus propios organismos o con universidades. 

Artículo 52° 

En las condiciones específicas de este ámbito, todos los niños adolescentes jóvenes, adultos y adultos 

mayores tendrán derecho al acceso, permanencia y tránsito en todos los Niveles y Modalidades del 



23_ 

sistema educativo permitiendo su continuidad en forma posterior a la medida restrictiva, de acuerdo a lo 
establecido por el artículo 19- de la Ley 26.061 de Educación Nacional y las Leyes Provinciales 13.298 
y 13.634. Las formas de implementación de este derecho responderán a criterios de flexibilidad que 
permitan el desarrollo completo de todos los objetivos de la educación común. 

CAPÍTULO XIX EDUCACIÓN EN ÁMBITOS DOMICILIARIOS Y HOSPITALARIOS 
Artículo 53° 

La Educación que se desarrolla en ámbitos domiciliarios y hospitalarios es aquella que, en los términos 
definidos en el artículo 46- de la presente Ley, garantiza el derecho a la educación de los alumnos que, 
por razones de salud, se ven imposibilitados de asistir con regularidad a una institución educativa en los 
Niveles de la educación obligatoria por períodos de quince (15) días corridos o más. El objetivo es 
garantizar la igualdad de oportunidades a los alumnos, permitiendo la continuidad de sus estudios y su 
reinserción en el sistema regular cuando ello sea posible. 

CAPÍTULO XX EDUCACIÓN EN ÁMBITOS VIRTUALES 
Artículo 54° 

La Educación que se desarrolla en ámbitos virtuales es aquella donde, en los términos definidos en el 
artículo 46- de la presente Ley, la relación entre el docente y el alumno se encuentra separada en el 
tiempo y/o en el espacio durante todo o parte del proceso educativo, en el marco de una estrategia 
pedagógica integral que utiliza plataformas, lenguajes, soportes materiales y recursos tecnológicos 
diseñados especialmente para que los niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores 
alcancen los objetivos de la propuesta educativa Comprende también los procesos denominados como 
de Educación a Distancia, de Educación Semipresencial, Educación Asistida, Educación Abierta y 
cualquiera otra que reúna las características indicadas precedentemente 
Artículo 55° 

La Dirección General de Cultura y Educación diseñará estrategias de educación en ámbitos virtuales 
orientadas a favorecer su desarrollo con los máximos Niveles de calidad y pertinencia y definirá los 
mecanismos de regulación correspondientes. Para la obtención de la validez nacional de estos 
estudios, las instituciones educativas deberán adecuarse a la normativa del Consejo Federal de 
Educación y a los circuitos de aprobación, control, supervisión y evaluación específicos que a tal fin 
establezca la Dirección General de Cultura y Educación. 

TÍTULO III ADMINISTRACIÓN DEL SISTEMA Y GOBIERNO ESCOLAR 

CAPÍTULO I DISPOSICIONES GENERALES 

Artículo 56° 

El Gobierno y Administración del Sistema Educativo Provincial es una responsabilidad del Poder 

Ejecutivo Provincial que la ejerce a través de la Dirección General de Cultura y Educación, y que 

conforme a las disposiciones de la presente Ley, tiene idéntico rango al establecido en el artículo 147- 

de la Constitución Provincial y goza de autarquía administrativa, técnica y financiera, con capacidad 

para actuar en el ámbito del Derecho Público y Privado. 

Artículo 57° 

La Dirección General de Cultura y Educación implementa la Organización, Administración y Ejecución 

de la Política Educativa garantizando la utilización eficiente y transparente de los recursos 

presupuestarios y financieros, edilicios, humanos y didácticos como modo de asegurar el efectivo 

cumplimiento de lo establecido en esta Ley, conforme a lo estipulado en las Constituciones Nacional y 

Provincial. 

Artículo 58° 

El Sistema Educativo Provincial se organiza sobre la base de Regiones educativas, concebidas como la 

instancia de conducción, planeamiento y administración de la política educativa. Cada Región Educativa 

comprende a uno o más de un distrito conforme a los componentes comunes que los agrupen y que 

son determinados por la propia Dirección General de Cultura y Educación. Por la vía reglamentaria la 

Dirección General de Cultura y Educación, instrumentará una instancia organizativa a nivel distrital de 

participación comunitaria. 

Artículo 59° 

La Dirección General de Cultura y Educación dispondrá de órganos que funcionen como tribunales de 

clasificación centrales para cada Nivel o Modalidad concentrados en una sola dependencia de la 

Administración Central, así como descentralizados en cada Región Educativa. 



24 

Son funciones de los órganos centrales: 

a. Velar por la correcta aplicación de la normativa pertinente. 

b. Fiscalizar la correcta valoración de los datos que figuren en la foja de servicios de cada miembro del 
personal docente o en el legajo de los aspirantes, a efectos de su debida ubicación en la clasificación 
general. 

c. Verificar anualmente la clasificación del personal titular en ejercicio. 

d. Fiscalizar los listados por orden de méritos, de los aspirantes a ingreso en la docencia, 
provisionalidades y suplencias. 

e. Dictaminar en los pedidos de ascensos, reincorporaciones, traslados, permutas, permanencia en 
actividad y en todo movimiento del personal que reviste carácter definitivo. 

f. Dictaminar en los pedidos de servicios provisorios interregionales. 

g. Analizar y dictaminar en materia de plantas orgánico-funcionales de los establecimientos educativos, 
h. Intervenir cuando medie recurso jerárquico en subsidio en los reclamos sobre calificación y servicios 
provisorios cuando la decisión prevenga del pertinente órgano descentralizado, teniendo su decisión 
carácter final. 

i. Verificar que los aspirantes a participar en concursos reúnan los requisitos establecidos a tal fin y 

confeccionar las nóminas correspondientes. 

j. Dictaminar en las licencias motivadas por estudios especiales, trabajos de investigación en el país o 

en e extranjero, por obtención de becas para perfeccionamiento cultural y profesional. 

k. Dictaminar en los servicios provisorios y permutas interjurisdiccionales, de acuerdo con la legislación 

vigente. 

I. Intervenir en el cambio de funciones por disminución de aptitudes psico-físicas. 

m. Elaborar los anteproyectos de actos Administrativos propios de su competencia 

Artículo 602 

Son funciones de los órganos descentralizados: 

a. Dictaminar en los pedidos de servicios provisorios regionales. 

b. Dictaminar en reubicaciones transitorias. 

c. Intervenir en carácter de informantes en todo asunto que deba ser resuelto por los órganos centrales. 

d. Intervenir como órgano de control en los listados por orden de méritos de aspirantes a 
provisionalidades y suplencias. 

e. Realizar la valoración de títulos y antecedentes en caso de concurso y confeccionar los respectivos 
listados cuando se los soliciten. 

f. Efectuar el control de las razones invocadas para solicitar traslado. 

CAPÍTULO II DIRECCIÓN GENERAL DE CULTURA Y EDUCACIÓN 

Artículo 61 ° 

Corresponde a la Dirección General de Cultura y Educación en materia educativa: 

a. La creación, financiamiento, administración, contralor, supervisión y la dirección técnica de todas las 
dependencias y establecimientos educativos de gestión estatal. 

b. La supervisión, el contralor y la dirección técnica de la tarea educativa que prestan las instituciones 
de Gestión Privada 

c. La celebración de convenios con todas aquellas instituciones públicas o privadas, de cualquier ámbito 
o nivel jurisdiccional o geográfico, disciplina o campo del saber o del quehacer productivo, laboral o de 
cualquier otro tipo, que aseguren la concreción de los fines y objetivos de la política educativa provincial 
estipulados por esta Ley. 

Artículo 62° 

Corresponde a la Dirección General de Cultura y Educación en materia cultural: 

a. Difundir, en forma articulada con otros organismos del Gobierno, a través del Sistema Educativo 

Provincial todas las expresiones culturales de nuestro pueblo, enfatizando los valores nacionales, y el 

conocimiento e importancia de los bienes culturales e históricos reafirmando la identidad bonaerense. 

b. Propiciar el diálogo intercultural entre las identidades locales, regionales y nacionales, a través de los 

programas de enseñanza. 

c. Difundir la investigación educativa científica y tecnológica. 

CAPÍTULO III LA INSTITUCIÓN EDUCATIVA 

Artículo 63° 

La institución educativa es la unidad pedagógica del sistema, responsable de los procesos de 

enseñanza y de aprendizaje destinados al logro de los objetivos establecidos por esta ley. Para ello. 



25_ 

articula la participación de las distintas personas que constituyen la comunidad educativa: directivos, 

docentes, padres, madres y/o tutores, niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores, ex 

alumnos, personal administrativo y auxiliar de la docencia, profesionales de los equipos de apoyo que 

garantizan el carácter integral de la educación, miembros integrantes de las cooperadoras escolares y 

otras organizaciones vinculadas a la institución. 

Artículo 64° 

La Provincia de Buenos Aires reconoce un único sistema de educación pública, existiendo en su interior 

dos modos de gestión de las instituciones educativas que lo componen: educación de gestión estatal y 

educación de gestión privada. 

Artículo 65° 

La organización de las instituciones educativas se rige de acuerdo a los siguientes criterios generales 

que se adecuarán a los Niveles y Modalidades: 

a. Definir, como comunidad de trabajo, su proyecto educativo con la participación de todos sus 
integrantes, respetando los principios y objetivos enunciados en esta ley y en la legislación vigente. 

b. Promover modos de organización institucional que garanticen dinámicas democráticas de 
convocatoria y participación de los niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores en la 
experiencia escolar. 

c. Adoptar el principio de no discriminación en el acceso y trayectoria educativa de los niños, 
adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores. 

d. Brindar a los equipos de la escuela la posibilidad de contar con espacios institucionales destinados a 
elaborar sus proyectos educativos comunes. 

e. Promover la creación de espacios de articulación, cooperación y asociatividad entre las instituciones 
educativas de gestión estatal y de gestión privada. 

f. Promover la vinculación intersectorial e interinstitucional con las áreas que se consideren pertinentes, 
a fin de asegurar la provisión de servicios sociales, psicológicos, legales, psicopedagógicos y médicos 
que garanticen condiciones adecuadas para el aprendizaje. 

g. Desarrollar procesos de autoevaluación institucional con el propósito de revisar las prácticas 
pedagógicas y de gestión y acompañar el progreso de los resultados académicos. 

h. Realizar propuestas de contextualización y especificación curricular en el marco de los lineamientos 

curriculares provinciales, para responder a las particularidades y necesidades de los alumnos y su 

contexto. 

i. Definir su código de convivencia. 

j. Promover iniciativas respecto de la experimentación y de la investigación pedagógica. 

k. Mantener vínculos regulares y sistemáticos con el contexto social, desarrollar actividades de 

extensión y promover la creación de redes que fortalezcan la cohesión comunitaria e intervengan frente 

a la diversidad de situaciones que presenten los niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos 

mayores y sus familias. 

I. Promover la participación de la comunidad a través de la cooperación escolar y de otras formas 

complementarias en todos los establecimientos educativos. 

m. Favorecer el uso de las instalaciones escolares para actividades recreativas, expresivas y 

comunitarias. 

n. Promover experiencias educativas fuera del ámbito escolar, con el fin de permitir a los niños, 

adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores conocer la geografía nacional y provincial, 

experimentar actividades físicas y deportivas en ambientes urbanos y naturales y tener acceso a las 

actividades culturales de su localidad y otras. 

CAPÍTULO IV EL DIRECTOR GENERAL DE CULTURA Y EDUCACIÓN 

Artículo 66° 

El Director General de Cultura y Educación debe reunir los requisitos exigidos para ser Senador. Es 

designado por el Poder Ejecutivo con acuerdo del Senado, dura cuatro (4) años en su mandato, puede 

ser reelecto y debe ser idóneo para la gestión educativa. El ejercicio del cargo es incompatible con el de 

toda otra función pública, con excepción del desempeño en la docencia universitaria y gozará de un 

sueldo igual al fijado por el presupuesto para el cargo de Ministro Secretario del Poder Ejecutivo. El 

Director General de Cultura y Educación es personalmente responsable del manejo de los bienes que 

administra. 

Artículo 67° 

El Director General de Cultura y Educación podrá ser removido por el procedimiento establecido en el 

artículo 146- de la Constitución de la Provincia. 



26 

Artículo 68° 

El Director General de Cultura y Educación designará y será asistido por un (1) Subsecretario de 

Educación, un (1) Subsecretario Administrativo y un (1) Auditor General con nivel de Subsecretario. 

Estos funcionarios serán equiparados al solo efecto salarial al sueldo fijado por el presupuesto para el 

cargo de Subsecretario de los Ministerios del Poder Ejecutivo. 

En caso de que dichos funcionarios fueran docentes, podrán optar por percibir la antigüedad conforme 

a los porcentajes del Estatuto del Docente, y su desempeño será computado en este caso como 

ejercicio de la docencia a todos sus efectos. 

Artículo 69° 

Al Director General de Cultura y Educación le corresponden las siguientes competencias de las cuales 

no podrá delegar las mencionadas en los incs. a., b.,c., e., g., h, k., I., m. y q. 

a. Nombrar, promover y remover a todo el personal de la Dirección General de Cultura y Educación, 
cualquiera fuere el régimen estatutario en que se encontrare comprendido; aprobar las plantas, 
estructuras orgánico funcionales de su dependencia y las previsiones presupuestarias por proyectos 
internos del ente; priorizar el control de la calidad en la prestación de las tareas educativas; 

b. Presidir el Consejo General de Cultura y Educación, el Consejo Provincial de Educación y Trabajo, el 
Directorio de la Agencia de Acreditación de Competencias Laborales conforme a lo establecido en el 
Dec. 1525/03 del Poder Ejecutivo Provincial y el Consejo Consultivo de los establecimientos educativos 
de Gestión Privada, interviniendo en sus deliberaciones, con voz y voto 

c. Proyectar el presupuesto de la Dirección General de Cultura y Educación y elevarlo anualmente al 
Poder Ejecutivo para su cumplimiento constitucional, estableciendo en él un fondo destinado 
exclusivamente a la producción y distribución de textos escolares en soporte papel y/o digital u otros 
formatos disponibles, garantizando el derecho de acceso al libro a todos los niños, adolescentes, 
jóvenes, adultos y adultos mayores del sistema educativo. 

d. Disponer la publicación -impresa en papel, en versión digital y en los medios tecnológicos que 
pudieran surgir- financiamiento y distribución de la Revista Anales de la Educación Común de 
circulación obligatoria en todos los establecimientos educacionales de la Provincia, en la que se 
difundirán las diferentes perspectivas pedagógicas y culturales en torno a los temas educativos, así 
como de la política institucional de la Provincia en materia educativa, con el objeto de enriquecer los 
saberes docentes y de la comunidad educativa en general. Así como establecer mecanismos de 
intercambio editorial entre las producciones propias de la Dirección General de Cultura y Educación con 
otras publicaciones académicas; con universidades nacionales y privadas, centros de investigación, 
bibliotecas escolares y populares, instituciones educativas nacionales, de otras jurisdicciones e 
internacionales y organizaciones sociales y comunitarias; 

e. Autorizar con su firma y la del Subsecretario del área respectiva o la del Vicepresidente 1- del 
Consejo General de Cultura y Educación, las resoluciones de la Dirección General de Cultura y 
Educación; 

f. Autorizar el movimiento de fondos y suscribir órdenes de pago, firmar contratos y escrituras. Podrá 
asimismo celebrar contratos de locación de servicios u obra a los efectos de cubrir la realización de 
tareas profesionales o técnicas que por su complejidad o especialización no puedan ser cumplidas por 
el personal permanente; 

g. Presentar a ambas Cámaras de la Legislatura, anualmente, un informe completo del Estado del 
Sistema Educativo, con un resumen de los datos estadísticos y una reseña de las mejoras y adelantos 
introducidos en el año precedente; 

h. Concurrir a las Cámaras de la Legislatura, cuando sea citado de acuerdo a lo establecido en la 

Constitución de la Provincia; 

i. Publicar, informar y difundir, por medios gráficos y/o digitales, acerca de las resoluciones que dicte el 

Director General de Cultura y Educación y las disposiciones y comunicaciones de los Subsecretarios, el 

Auditor General y funcionarios con rango de director provincial, director de repartición técnica docente y 

director de repartición administrativa, atinente a la organización y administración de organismos 

desconcentrados, las instituciones educativas y sus agentes. Las normas referidas en el párrafo 

precedente deberán ser publicadas además en el portal educativo de Internet; 

j. Promover relaciones con Entidades u Organismos análogos del país o del exterior, con el objeto de 

estimular el intercambio de ideas e información, relacionadas con problemas educacionales; 

k. Ejercer en el ámbito de su competencia las facultades conferidas al Poder Ejecutivo por las Leyes 

vigentes; 

I. Autorizar la creación y funcionamiento de las instituciones educativas que constituyen el Sistema 

Educativo de la Provincia; 



27 

m. Aceptar toda cesión, legado o donación o institución Inereditaria que se efectúe para ser aplicada a 

cualquier sector del área de su competencia; 

n. Ejecutar las acciones de apoyo psico-comunitario y pedagógico destinadas a contrarrestar las causas 

de deserción, repitencia y sobreedad escolar, así como proveer lo necesario para la atención de la 

salud escolar en concertación con los demás organismos de la Provincia; 

o. Fortalecer las bibliotecas escolares y especializadas existentes y propiciar la creación y adecuado 

funcionamiento en aquellos establecimientos que carezcan de las mismas. 

p. Establecer el sistema de evaluación, calificación y promoción para los distintos Niveles educativos de 

la Provincia, expedir títulos y certificados de estudio; 

q. Celebrar convenios con el Estado nacional, los Estados provinciales y la Ciudad Autónoma de 

Buenos Aires, así como con cualquier institución de la Sociedad Civil, a los efectos que estime 

convenientes, ad referéndum del Poder Ejecutivo, quien los deberá remitir a la Legislatura, para su 

ratificación; Disponer sobre el régimen de otorgamiento de becas, premios, subsidios, ayudas y seguros 

para alumnos y para capacitación y/o perfeccionamiento del personal docente; 

r. Promover, resolver, y fiscalizar lo referente a la adquisición y/o edición y distribución de textos 

escolares, recursos audiovisuales y demás material didáctico, mobiliario y útiles; 

s. Ordenar la realización de censos escolares especiales e inventarios generales; 

t. Disponer la venta de los inmuebles del dominio privado de la Provincia de Buenos Aires, afectados a 

la Dirección General de Cultura y Educación, con la correspondiente intervención de Fiscalía de Estado. 

El producido de la venta ingresará directamente a la partida y cuenta especial de la Dirección General 

de Cultura y Educación; 

u. Sustanciar los sumarios administrativos disciplinarios al personal docente; 

V. Auspiciar y declarar de Interés Educativo eventos, congresos, seminarios, cursos y toda otra 

actividad educativa que así lo requiera en el marco de la política provincial para el área; 

w. Establecer el período lectivo y escolar; 

X. Programar congresos y seminarios pedagógicos a nivel distrital, provincial, nacional e internacional 

para promover el intercambio de experiencias que hacen a su competencia. 

y. Resolver, ejecutar y evaluar todas las acciones tendientes al cumplimiento de la presente Ley y de la 

Ley de Educación Nacional; 

CAPÍTULO V LOS SUBSECRETARIOS 

Artículo 70° 

Son requisitos para ejercer el cargo de Subsecretario ser idóneo en el área de su competencia y 

ajustarse a los principios doctrinarios de la presente Ley. 

Artículo 71 ° 

El Subsecretario de Educación diseña las estrategias de aplicación de la política educativa en las 

regiones educativas, define los aspectos pedagógicos y didácticos con las Direcciones de Nivel y 

Modalidad y colabora en su difusión para su aplicación en las instituciones y los establecimientos 

escolares a través de los diferentes niveles de supervisión. 

Artículo 72° 

El Subsecretario Administrativo asiste al Director General de Cultura y Educación en los aspectos del 

gobierno y administración del Sistema Educativo Provincial emanados de los principios de esta Ley y 

las disposiciones que a tal efecto se establezcan, garantizando la utilización eficiente y transparente de 

los recursos presupuestarios y financieros, edilicios, humanos y didácticos. 

CAPÍTULO VI EL AUDITOR GENERAL 

Artículo 73° 

El Auditor General tiene a su cargo auditar y evaluar acerca de la utilización eficiente y eficaz de los 

recursos humanos y materiales y el seguimiento y perfeccionamiento de los sistemas de control interno, 

tendiente a la optimización de las herramientas de gestión de la Dirección General de Cultura y 

Educación, tanto en el Nivel Central como en los organismos descentralizados de la administración 

territorial y las instituciones educativas. 

CAPÍTULO Vil LA INSPECCIÓN GENERAL 

Artículo 74° 

La inspección es la función de supervisión del sistema educativo que se desarrolla a través del trabajo 

de los inspectores Jefes Regionales de Gestión Estatal y de Gestión Privada, Distritales, de 

Infraestructura, los Presumariantes, los Inspectores de Enseñanza y los Secretarios de Asuntos 



28^ 

Docentes distritales. Diclna función constituye un factor fundamental para asegurar el derecho a la 

educación, teniendo como fin la atención de los aspectos pedagógicos y administrativos que inciden en 

la calidad de los procesos escolares. 

Artículo 75° 

El objetivo de la inspección consiste en garantizar las adecuadas intervenciones en el marco del 

planeamiento estratégico, para asegurar la educación y el mejoramiento continuo de las actividades que 

se desarrollan en los Establecimientos Educativos. Los principios de acción del rol de inspección se 

basan en la detección de logros y dificultades, resolución reflexiva de problemas y orientación hacia 

apoyos especializados para lograr con la concreción de las metas de la Política Educativa en todas las 

escuelas de las Provincia. 

Artículo 76° 

La inspección de los establecimientos educativos de todos los Niveles y Modalidades, tanto de Gestión 

Estatal como de Gestión Privada, está a cargo de un organismo de inspección general. 

Artículo 77° 

La Subsecretaría de Educación, a través del organismo mencionado en el artículo inmediato precedente 

tiene a su cargo la coordinación, conducción y articulación de las regiones educativas, sobre la base de 

los objetivos formulados en esta Ley, a través de los Inspectores Jefes Regionales, de quienes 

dependerán, a su vez, los Inspectores Jefes Distritales y de Enseñanza. 

Artículo 78° 

Los inspectores tienen la obligación de capacitarse y actualizarse en forma continua para el ejercicio de 

sus funciones, para lo cual la Dirección General de Cultura y Educación deberá garantizar la 

capacitación específica para el rol. 

CAPÍTULO VIII EL INSPECTOR JEFE REGIONAL 

Artículo 79° 

Los Inspectores Jefes Regionales son los responsables de articular y planificar las estrategias y líneas 

de intervención en función del desarrollo regional de la política educativa de la Provincia. Esta 

responsabilidad la cumplen en referencia con las definiciones técnico-pedagógicas emanadas de las 

Direcciones de Nivel y/o Modalidad y de los demás organismos de la Gestión Central. Dependen 

técnica y funcionalmente del órgano general de Inspección definido en el artículo 76- y son designados 

por el Director General de Cultura y Educación 

Artículo 80° 

Los Inspectores Jefes Regionales son responsables, a nivel regional, de la consolidación de un equipo 

de trabajo, la planificación de estrategias y coordinación de acciones que permitan potenciar el trabajo 

de los inspectores, teniendo en cuenta los lineamientos de la política educativa, los modelos 

institucionales y las propuestas de conducción. 

Artículo 81 ° 

En el ámbito de la región educativa los Inspectores Jefes Regionales tienen a su cargo el diseño, la 

planificación y el desarrollo del Planeamiento Educativo Regional sobre la articulación con el 

Planeamiento Educativo de la Provincia. 

Artículo 82° 

En el ámbito de las instituciones los Inspectores Jefes Regionales son responsables del 

acompañamiento en la orientación y asesoramiento, a través de los Inspectores Jefes Distritales, en la 

elaboración y evaluación de proyectos institucionales, la detección de necesidades y problemas. 

Artículo 83° 

Son funciones exclusivas de los Inspectores Jefes Regionales 

a. Representar regionalmente, en el caso del Inspector Jefe Regional de Educación Pública de Gestión 
Estatal, a la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires. 

b. Constituir un equipo de trabajo con el Inspector Jefe Regional de Educación de Gestión Privada, los 
Inspectores Jefes Distritales, los Inspectores de Enseñanza, los Consejos Escolares, las Secretarías de 
Asuntos Docentes Distritales, los gremios docentes y otros actores, organismos e instituciones de la 
región para planificar estrategias en el marco del Planeamiento Educativo Regional. 

c. Propiciar la integración y coordinación de necesidades educativas regionales. 

d. Disponer de los recursos humanos, materiales, didácticos, de equipamiento, infraestructura y 
asistencia técnica a través de un uso eficiente. 

e. Supervisar el sistema educativo a través del trabajo de los inspectores Jefes Distritales, en el caso de 
la Educación de Gestión Estatal, y de los Inspectores de Enseñanza. 



29^ 

f. Intervenir en la detección de logros y dificultades, la resolución reflexiva de problemas y la orientación 
hacia apoyos especializados para dar cumplimiento a las metas de la política educativa en todos los 
establecimientos educativos en los Distritos y en las Regiones. 

g. Concretar los objetivos generales del Planeamiento Educativo Regional 

h. Difundir el marco normativo y legal, los lineamientos de la Política Educativa Provincial y los 
consensos logrados en los diferentes Niveles y Modalidades para la Región. 

CAPÍTULO IX EL INSPECTOR JEFE DISTRITAL 

Artículo 84° 

El Inspector Jefe Distrital es designado por el Director General de Cultura y Educación, y depende 

técnica y funcionalmente del órgano general de Inspección definido en el artículo 76-, siendo su 

superior jerárquico inmediato el Inspector Jefe Regional. 

Son funciones del Inspector Jefe Distrital 

a. Representar distritalmente a la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos 
Aires 

b. Constituir un equipo de trabajo con los Inspectores de Enseñanza, los Consejos Escolares, las 
Secretarías de Asuntos Docentes distritales y otros actores, organismos e instituciones del Distrito para 
planificar estrategias en el marco del Planeamiento Estratégico Distrital. 

c. Propiciar la integración y coordinación de necesidades educativas distritales. 

d. Disponer de los recursos humanos, materiales, didácticos, de equipamiento, infraestructura y 
asistencia técnica a través de un uso eficiente. 

e. Supervisar el sistema educativo a través del trabajo de los Inspectores de Enseñanza. 

f. Intervenir en la detección de logros y dificultades, la resolución reflexiva de problemas y la orientación 
hacia apoyos especializados para dar cumplimiento a las metas de la política educativa en todos los 
establecimientos educativos del Distrito. 

g. Concretar los objetivos generales del Plan Estratégico Distrital 

h. Relevar, identificar y comunicar situaciones problemáticas del Distrito y diseñar con el equipo de 
inspectores de enseñanza la solución de las mismas. 

i. Difundir el marco normativo y legal, los lineamientos de la Política Educativa Provincial y los 
consensos logrados en los diferentes Niveles y Modalidades para el Distrito. 

CAPÍTULO X EL INSPECTOR DE ENSEÑANZA 

Artículo 85° 

Los inspectores de enseñanza dependen administrativa y funcionalmente del organismo general de 

Inspección descripto en el artículo 76- de esta Ley y, en lo técnico-pedagógico de las Direcciones de 

Nivel o Modalidad, siendo su superior jerárquico inmediato el Inspector Jefe Distrital 

Artículo 86° 

La tarea del inspector de enseñanza se desarrolla en el marco de la estructura Distrital y Regional 

determinada por la normativa específica, sobre la base del trabajo colegiado, las decisiones por 

consenso, la organización por redes temáticas y la construcción de una agenda de trabajo precisa y en 

el marco de los principios emanados de esta Ley. 

CAPÍTULO XI LAS SECRETARÍAS DE ASUNTOS DOCENTES 

Artículo 87° 

La conducción técnico-administrativa de los asuntos docentes estará a cargo de las Secretarías de 

Asuntos Docentes distritales como órganos desconcentrados de funcionamiento en cada distrito, 

dependientes de la Subsecretaría de Educación. La misma estará a cargo del Secretario de Asuntos 

Docentes Distrital, quien será designado por el Director General de Cultura y Educación y accederá al 

cargo por concurso, mediante los mecanismos que a tal fin disponga la Dirección General de Cultura y 

Educación. 

Son sus funciones: 

a. Recepcionar la inscripción de los aspirantes de Ingreso a la Docencia y de los aspirantes para 
provisionalidades y suplencias. Listados 108 a) y b). 

b. Inscribir a los aspirantes y conformar el Listado 108 a) y b) in fine, de emergencia y difícil cobertura, 
así como para la implementación de programas especiales a solicitud del Nivel Central. 

c. Difundir las pautas y cronogramas que regulan cada una de las inscripciones de los listados 
mencionados, concursos de títulos, antecedentes y oposición para cargos jerárquicos con carácter de 
titular y pruebas de selección para asignación de funciones. 



30 

d. Convocar a actos públicos de designación de personal docente en carácter de titulares interinos, 
provisionales y suplentes, para todos los Niveles y Modalidades del Sistema Educativo Provincial. 

e. Recepcionar, intervenir y diligenciar los recursos de calificación docente, de órdenes de mérito, de 
Listados de aspirantes de Ingreso a la Docencia, a provisionalidades y suplencias, de Puntaje Anual 
Docente. 

f. Notificar a los docentes los actos administrativos, nóminas de aspirantes de los Listados, Concursos y 
Pruebas de selección convocados. Movimiento Anual Docente, Acrecentamiento, órdenes de mérito, así 
como el Puntaje Anual Docente, recepción y diligenciamiento de los reclamos interpuestos. 

g. Verificar el cumplimiento de la normativa vigente y de los procedimientos pautados, en el 
diligenciamiento de asuntos docentes, relativos a acciones estatutarias. 

h. Realizar actos administrativos de asignación, limitación y reconocimiento de funciones transitorias a 

partir de la solicitud -debidamente fundada- de autoridad competente. 

i. Intervenir en todo lo referente a trámite de asuntos docentes vinculados a: servicios provisorios 

internos e interjurisdiccionales, permutas, cambio de funciones transitorias y definitivas, reubicaciones, 

reincorporaciones. 

j. Convocar, organizar y coordinar la Comisión Distrital para el tratamiento de Plantas Orgánico 

Funcionales de los establecimientos educativos de todos los Niveles y Modalidades del distrito y el 

diligenciamiento de las propuestas. 

k. Convocar a Comisiones Distritales, organización y clasificación de solicitudes de Movimiento Anual 

Docente y Acrecentamiento, presidiéndola a los efectos del análisis y la admisibilidad de las solicitudes. 

I. Realizar los movimientos que suponen traslados de docentes dentro del distrito y elevar las 

propuestas. 

m. Derivar las solicitudes que suponen traslados de docentes a otros distritos y cambios de escalafón. 

n. Relevar información estadística conforme las pautas dispuestas por el nivel Central. 

o. Mantener el funcionamiento del casillero de entradas y salidas como medio de comunicación y 

distribución de información a los establecimientos educativos y por su intermedio a los docentes. 

p. Participar en el planeamiento distrital junto a los otros órganos descentrados en el territorio. 

TÍTULO IV DE LOS DERECHOS, RESPONSABILIDADES Y OBLIGACIONES DE LOS MIEMBROS 
DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA 

CAPÍTULO I DE LOS ALUMNOS 

Artículo 88° 

Todos los alumnos tienen los mismos derechos, obligaciones y/o responsabilidades, con las 

distinciones derivadas de su edad, del Nivel educativo o Modalidad que estén cursando y/o de las que 

se establezcan por leyes especiales. 

Son sus derechos: 

a. Una educación integral e igualitaria, que contribuya al desarrollo de su personalidad, posibilite la 
adquisición de conocimientos, habilidades y sentido de responsabilidad y solidaridad sociales y que 
garantice igualdad de oportunidades y posibilidades. 

b. Ingresar, permanecer y egresar de todas las propuestas educativas públicas. 

c. Ser protegidos contra toda agresión o abuso físico, psicológico o moral. 

d. Ser evaluados en su desempeño y logros, conforme a criterios rigurosa y científicamente fundados, 
en todos los Niveles, Modalidades, ámbitos y orientaciones del sistema, e informados al respecto. 

e. Recibir el apoyo social, cultural y pedagógico necesario para garantizar la igualdad de oportunidades 
y posibilidades que le permitan completar la educación obligatoria. Asimismo podrán solicitar el apoyo 
económico necesario para garantizar su derecho a la educación. 

f. Tener acceso a la información pública de modo libre y gratuito. 

g. Recibir orientación vocacional, académica y profesional-ocupacional que posibilite su inserción en el 
mundo laboral y la prosecución de otros estudios. 

h. Integrar asociaciones, cooperativas, clubes infantiles y centros de estudiantes u otras organizaciones 

comunitarias para participar en el funcionamiento de las instituciones educativas. 

i. Participar en la formulación de proyectos y en la elección de espacios curriculares complementarios 

que propendan a desarrollar mayores grados de responsabilidad y autonomía en su proceso de 

aprendizaje. 

j. Desarrollar sus aprendizajes en edificios, instalaciones y con equipamiento que respondan a normas 

legales de seguridad y salubridad. 



31_ 

k. Ser incluidos en el mismo turno horario que sus padres y/o hijos, sea cual sea el Nivel que cada uno 

se encuentre transitando, cuando se trate de hijos estudiantes de madres y padres estudiantes o 

viceversa. 

Artículo 89° 

Son sus obligaciones y/o responsabilidades: 

a. Concurrir a la escuela hasta completar la educación obligatoria. 

b. Estudiar y esforzarse por conseguir el máximo desarrollo según sus capacidades y posibilidades. 

c. Asistir a clase regularmente y con puntualidad. 

d. Participar en todas las actividades formativas y complementarias. 

e. Respetar la libertad de conciencia, las convicciones y la dignidad, la autoridad legítima, la integridad 
e intimidad de todos los miembros de la comunidad educativa. 

f. Participar y colaborar en la mejora de la convivencia escolar y en la consecución de un adecuado 
clima de estudio en la institución. 

g. Respetar el proyecto institucional de la Escuela y cumplir las normas de organización, convivencia y 
disciplina del establecimiento escolar. 

h. Conservar y hacer un buen uso de las instalaciones, equipamiento y materiales didácticos del 
establecimiento educativo. 

CAPÍTULO II DE LOS PADRES, MADRES Y TUTORES 

Artículo 90° 

Los padres, madres o tutores de los alumnos tienen derecho a: 

a. Ser reconocidos como agentes naturales y primarios de la educación. 

b. Elegir, para sus hijos o representados, la institución que responda a sus convicciones educativas, 
pedagógicas, filosóficas, éticas o religiosas. 

c. Participar en las actividades de los establecimientos educativos en forma individual o a través de las 
cooperadoras escolares, los consejos de escuelas y los demás órganos colegiados representativos, en 
el marco del proyecto institucional. 

d. Ser informados periódicamente acerca de la evolución y evaluación del proceso educativo de sus 
hijos o representados. 

e. A acceder a la información pública de modo libre y gratuito. 

f. Tener conocimiento y participar de la formulación de las pautas y normas que rigen la organización de 
la convivencia escolar. 

Artículo 91 °. 

Los padres, madres o tutores de los alumnos tienen las siguientes obligaciones: 

a. Hacer cumplir a sus hijos o representados la educación obligatoria. 

b. Asegurar la concurrencia de sus hijos o representados a los establecimientos escolares para el 
cumplimiento de la escolaridad obligatoria, salvo excepciones de salud o de orden legal que les impidan 
su asistencia periódica a la escuela. 

c. Seguir y apoyar la evolución del proceso educativo de sus hijos o representados. 

d. Respetar y hacer respetar a sus hijos o representados la autoridad pedagógica del docente y las 
normas de convivencia de la escuela. 

e. Respetar y hacer respetar a sus hijos o representados la libertad de conciencia, las convicciones, la 
autoridad legítima, la integridad e intimidad de todos los miembros de la comunidad educativa. 

f. Respetar el proyecto institucional de la Escuela y cumplir las normas de organización, convivencia y 
disciplina del establecimiento escolar. 

g. Contribuir al buen uso de las instalaciones, equipamiento y materiales didácticos del establecimiento 
educativo. 

CAPÍTULO III DEL PERSONAL TÉCNICO-ADMINISTRATIVO, PROFESIONAL, AUXILIAR Y DE 

SERVICIO 

Artículo 92° 

El personal técnico-administrativo, profesional, auxiliar y de servicio tiene como misión principal 

contribuir a asegurar el funcionamiento del Sistema Educativo y de las instituciones educativas, 

conforme al régimen de derechos y obligaciones que establece la normativa específica, incluyendo: 

a. el derecho a participar en el gobierno de las instituciones educativas, de acuerdo a las normas 
legales pertinentes; 

b. el derecho a la capacitación estatal gratuita, permanente e integral a lo largo de toda la carrera y en 
servicio. 



32 

c. el acceso a la información pública de modo libre y gratuito. 

d. la estabilidad en el cargo titular en tanto su desempeño sea satisfactorio, de conformidad con la 
normativa vigente para la relación de empleo público y privado y la presente ley. 

e. la libre asociación y al respeto integral de todos sus derechos como ciudadanos. 

f. participar en la actividad gremial. 

g. la negociación colectiva paritaria. 

h. los beneficios de la seguridad social, jubilación, seguros y obra social. 

i. un salario digno. 

j. el acceso a programas de salud laboral y prevención de las enfermedades profesionales. 

k. el desarrollo de sus tareas en condiciones adecuadas de seguridad e higiene de acuerdo a la 

normativa provincial y nacional vigente. 

CAPÍTULO IV DE LOS DOCENTES 

Artículo 93° 

Los docentes de todo el sistema educativo tienen los siguientes derechos, sin perjuicio de los 

establecidos en la Ley provincial 10579 (T.O): 

a. Al desarrollo de sus carreras profesionales y al ejercicio de la docencia sobre la base de la libertad de 
cátedra y la libertad de enseñanza, en el marco de los principios establecidos por la Constitución 
Nacional, la Constitución Provincial, lo establecido para la relación de empleo estatal y privado y la 
presente ley. 

b. A la capacitación estatal gratuita, permanente a lo largo de toda la carrera, en servicio y con puntaje. 

c. Al acceso a los cargos por concurso de antecedentes y oposición, conforme a lo establecido en la 
legislación vigente para la educación pública de gestión estatal. 

d. A la participación en la elaboración e implementación de los proyectos institucionales. 

e. A acceder a la información pública de modo libre y gratuito. 

f. A la estabilidad en el cargo titular en tanto su desempeño sea satisfactorio, de conformidad con la 
normativa vigente para la relación de empleo público y privado y la presente ley. 

g. A la libre asociación y al respeto integral de todos sus derechos como ciudadanos, 
h. A participar en la actividad gremial. 

i. A la negociación colectiva paritaria. 

j. A los beneficios de la seguridad social, jubilación, seguros y obra social. 

k. A un salario digno. 

I. A participar en el gobierno de la educación. 

m. A participar en el gobierno de la institución a la que pertenecen, de acuerdo a las normas legales 

pertinentes; 

n. Al acceso a programas de salud laboral y prevención de las enfermedades profesionales. 

o. Al desarrollo de sus tareas en condiciones adecuadas de seguridad e higiene de acuerdo a la 

normativa provincial y nacional vigente. 

p. A la participación en los procesos de diseño curricular. 

Artículo 94° 

Los docentes de todo el sistema educativo tienen las siguientes obligaciones, sin perjuicio de las 

establecidas en la Ley provincial 10579 (T.O): 

a. A respetar y hacer respetar los principios constitucionales, la libertad de conciencia, la dignidad, la 
integridad e intimidad, entre otros; los de la presente ley, la normativa institucional y la que regula la 
tarea docente. 

b. A enseñar saberes y promover valores que aseguren la totalidad de los derechos educativos de los 
niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores reafirmando los preceptos constitucionales. 

c. A cumplir con los lineamientos de la política educativa provincial. 

d. A capacitarse y actualizarse en forma permanente. 

e. A ejercer su trabajo de manera idónea y responsable. 

f. A proteger, promover y reconocer el conocimiento y ejercicio de los derechos de los niños, 
adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores que se encuentren bajo su responsabilidad, en 
concordancia con lo dispuesto en las leyes vigentes en la materia. 

CAPÍTULO V FORMACIÓN, CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN DE LOS DOCENTES 

Artículo 95° 

La formación docente se realiza en los Institutos Superiores de Formación Docente que dependen del 

Nivel de Educación Superior y se integra con una formación básica común y una formación 



33_ 

especializada, con una duración de cuatro (4) años. El desarrollo de prácticas docentes de estudios a 
distancia debe realizarse de manera presencial. 

No podrá incorporarse a, ni ejercer, la carrera docente quien haya sido condenado o procesado por 
delito de lesa humanidad, o haya incurrido en actos de fuerza contra el orden institucional y el sistema 
democrático, conforme a lo previsto en el artículo 36- de la Constitución Nacional y el Título X del Libro 
Segundo del Código Penal, aún cuando se hubieren beneficiado por el indulto o la conmutación de la 
pena. 

Artículo 96° 

La Dirección General de Cultura y Educación, conforme los acuerdos que se establezcan en los 
organismos federales con competencia en la materia, define los criterios básicos concernientes a la 
capacitación docente en el ámbito de su incumbencia, en concordancia con lo dispuesto en la presente 
ley. Con tal objetivo, garantiza el funcionamiento de los Institutos Superiores de Formación Docente, los 
planes y programas de capacitación gratuita, con reconocimiento y con puntaje, en servicio, a lo largo 
de toda la carrera y los Centros de Capacitación, Información e Investigación Educativa (CHE) que son 
los organismos descentralizados distritales destinados al desarrollo de ofertas de formación docente 
continua, que articulen la administración de la biblioteca pedagógica distrital, el relevamiento de 
documentación y la sistematización de experiencias educativas e investigación con las dependencias 
de la Administración Central con responsabilidades específicas al respecto. Asimismo, propiciará la 
vinculación de estas instituciones con las universidades de la Provincia de Buenos Aires, dispone la 
capacitación estatal y regula la oferta de capacitación privada. 
A tal fin dispondrá de un área específica para: 

a. Elaborar e implementar planes y programas de formación docente continua ofreciendo una 
diversidad de propuestas y dispositivos que fortalezcan el desarrollo profesional de los docentes en 
todos los niveles y modalidades del sistema para poder responder a las exigencias de una realidad 
educativa multidimensional y compleja. 

b. Optimizar la articulación entre los Centros de Capacitación, Información e Investigación Educativa, 
los Institutos Superiores de Formación Docente y Técnica, las Unidades Académicas y las 
Universidades, en lo relativo a la formación docente continua. 

c. Articular acciones de capacitación con los diferentes niveles educativos y modalidades del sistema 
educativo provincial 

d. Coordinar y administrar el funcionamiento de la Red Federal de Formación Docente Continua 
(Jurisdicción Provincia de Buenos Aires) 

e. Evaluar y monitorear las instituciones registradas en la Red Federal de Formación Docente Continua 
(Jurisdicción Provincia de Buenos Aires) y los planes, programas y proyectos de capacitación que las 
mismas presenten 

TÍTULO V. ÓRGANOS Y POLÍTICAS DE LA EDUCACIÓN 

CAPÍTULO I EL CONSEJO GENERAL DE CULTURA Y EDUCACIÓN 

Artículo 97° 

El Consejo General de Cultura y Educación se integra con el Director General de Cultura y Educación 

en su carácter de Presidente nato del mismo y diez (10) Consejeros designados por el Poder Ejecutivo 

con acuerdo de la Cámara de Diputados, con las incompatibilidades expresadas en la normativa vigente 

y las condiciones requeridas para ser Diputado. La composición de los diez (1 0) es la siguiente: 

a. Seis (6) de ellos representarán a diferentes espacios e instituciones de la Cultura y la Educación y 
serán propuestos por el Poder Ejecutivo. 

b. Cuatro (4) Consejeros deberán pertenecer a la docencia estatal y ser propuestos por el Poder 
Ejecutivo de una lista de candidatos elegidos en un número igual al doble de los Consejeros a 
asignarse 

Artículo 98° 

Los Consejeros pueden ser removidos de sus cargos por el procedimiento establecido por el artículo 

146- de la Constitución de la Provincia. 

Artículo 99° 

El Director General de Cultura y Educación convocará por intermedio del Boletín Oficial y otros órganos 

de difusión a la docencia en ejercicio de los establecimientos Educacionales estatales, para que elija 

por voto secreto, directo y obligatorio (8) ocho candidatos para ser presentados ante el Poder Ejecutivo 

La elección seguirá la norma que deberá dictarse al respecto. 



34 

Para poder resultar electo, el docente deberá tener una antigüedad no menor a cinco (5) años en la 

docencia estatal en la Provincia y contar con título habilitante en los términos del artículo 61- de la Ley 

1 0.579 y modificatorias o la norma que la reemplace. 

Podrá ser electo el personal docente titular, provisional y/o suplente. En estos últimos dos casos, se 

deberá contar con cinco (5) años de desempeño en el cargo, módulos u horas cátedra por los que se 

realiza la postulación. 

El Consejo General de Cultura y Educación actuará como Tribunal Electoral. 

Artículo 100° 

Los Consejeros durarán un año en su función y podrán ser reelectos. Los Consejeros serán retribuidos 

con un sueldo igual al fijado para la categoría de Director Provincial. En todos los casos conservarán 

todas las bonificaciones que le correspondieren por su cargo, de acuerdo al régimen de empleo público 

provincial del que provinieren o en el que tuvieren cargos de base. En caso de que dichos funcionarios 

fueren docentes tendrán derecho a licencia especial sin goce de haberes y su desempeño será 

computado como ejercicio activo de la docencia a todos sus efectos. 

Artículo 101 ° 

En caso de vacancia de un consejero proveniente de la docencia estatal, se propondrá al Poder 

Ejecutivo la cobertura del cargo con alguno de los docentes que hubiese resultado electo y que no 

hubiera sido designado como consejero general, hasta cubrir el lapso que restare del mandato del 

consejero general que hubiere provocado la vacante. 

Artículo 102° 

El Consejo General de Cultura y Educación en primera sesión procederá a designar, dentro de sus 

miembros, a los vicepresidentes Primero y Segundo del Cuerpo. El período de sesiones ordinarias del 

Consejo General de Cultura y Educación comprenderá desde el 1 - de Febrero hasta el 31 de Diciembre 

de cada año. El Consejo General de Cultura y Educación puede sesionar con la mitad más uno del total 

de sus miembros. 

Artículo 103° 

El Consejo General de Cultura y Educación cumple funciones de asesoramiento. Su consulta es 

obligatoria en los siguientes temas: planes y programas de estudio, diseños curriculares de todos los 

Niveles, Modalidades, y establecimientos educativos experimentales, ante proyectos de leyes, estatutos 

y reglamentos relacionados con el ordenamiento educativo, la administración escolar y la carrera 

docente, y en cuestiones de interpretación de la normativa educativa o casos no previstos. 

Puede asesorar también en materia de: 

a. Material didáctico y libros de textos a utilizarse en Escuelas Públicas y Privadas. 

b. La categoría a otorgar a los establecimientos Educativos. 

c. Acciones de apoyo social y pedagógico destinadas a la eliminación de la deserción, el ausentismo y 
el analfabetismo. 

d. Programación de congresos, encuentros y seminarios pedagógicos, a nivel Provincial, Nacional e 
Internacional, para promover el intercambio de experiencias. 

e. Proyecto Educativo Provincial. 

f. Funcionamiento de los establecimientos Educativos, pudiendo realizar al efecto las inspecciones 
necesarias. 

g. Procedimientos, relevamientos e instancias de evaluación de la calidad educativa de cualquier tipo y 
nivel. 

h. En toda otra cuestión que le requiera el Director General de Cultura y Educación. 

A los efectos de emitir dictamen, el Consejo General de Cultura y Educación podrá requerir de los 

Organismos Estatales y Privados los informes que considere necesarios. 

CAPÍTULO II EL PLANEAMIENTO EDUCATIVO 
Artículo 104. 

La Dirección General de Cultura y Educación dispondrá de un organismo específico de Información y 
Planeamiento Educativo que tiene como responsabilidad fundamental la planificación, el relevamiento y 
el análisis de la información estadística, bibliográfica y normativa, el planeamiento estratégico y 
prospectivo, la producción de contenidos y materiales educativos, la investigación y la evaluación 
educativa, el análisis y la construcción de propuestas de implementación de las políticas estructurales 
referidas a la información, la comunicación, las alternativas de innovación y experimentación 
pedagógicas y los planes de desarrollo educativos provincial y nacional, en el corto, mediano y largo 
plazo, así como articular las propuestas de transformación curricular con los organismos específicos de 
su determinación. 



35_ 

Artículo 105° 

Este organismo debe disponer de medios de comunicación, información, producción y divulgación de 
conocimiento propios que cumplirán con los objetivos de dar publicidad a sus actos de Gobierno, 
garanticen el acceso a la información educativa pública, publicar las prácticas y saberes derivados de la 
actividad escolar y educativa cotidiana, brindar alternativas tecnológicas para la formación en todos sus 
aspectos y cubrir, de forma complementaria, la función de servicio público que implica la difusión de 
noticias y hechos educativos en su más amplio sentido. 
Son sus objetivos: 

a. Diseñar, desarrollar y difundir líneas de planeamiento educativo y formular prospectivas, proyectos, 
planes y programas educativos. 

b. Coordinar e integrar el desarrollo y la administración de un Sistema de Información para la gestión 
educativa a través del Centro de Documentación e Información Educativa (CENDIE). 

c. Diseñar, coordinar y ejecutar tareas de censos, relevamiento, procesamiento y análisis de 
información necesaria para la gestión y la toma de decisiones sobre los establecimientos educativos, 
los recursos humanos y materiales disponibles y necesarios y expedirse sobre la creación de los 
nuevos, su ubicación o la eventual ampliación de los existentes, estableciendo prioridades de acuerdo a 
los planes de gobierno y los recursos disponibles 

d. Coordinar el armado y organización de los contenidos de la información que se presente para su 
gestión conceptual y estética, y los criterios de publicación en soporte digital a través de la página Web 
oficial de la Dirección General de Cultura y Educación (Portal abc.gov. ar) y/u otros medios de difusión 
impresa o digitalizada existentes o a crearse. 

e. Dirigir operativamente la Editorial de la Dirección General de Cultura y Educación generando los 
contenidos, organizando las colecciones y definiendo las publicaciones que tengan como origen y/o 
destino los distintos Niveles, Modalidades, dependencias y/o áreas; registrándolas, analizándolas y 
procesándolas para su inclusión en el archivo único. 

f. Proyectar contenidos educativos, realizando las acciones que garanticen la provisión de textos 
escolares y otros recursos materiales y tecnológicos, en cumplimiento con lo establecido en el artículo 
80- de la Ley de Educación Nacional, diseñando materiales para directivos y docentes de acuerdo a los 
objetivos y metas que se desprendan de los planes, programas y proyectos que los originen. 

g. Articular y coordinar acciones con otros organismos e instituciones del Estado y de la Sociedad Civil 
a través de convenios, planes, programas y proyectos, a efectos de definir y ejecutar estrategias que 
contribuyan al planeamiento educativo. 

h. Implementar operativos de evaluación generales así como específicos de programas educativos 

nacionales y provinciales, de experiencias innovadoras y de instituciones educativas según los 

parámetros curriculares establecidos por los Niveles y Modalidades, cuyos resultados globales 

constituyen insumos para las acciones de mejoramiento de la calidad de la educación. 

i. Coordinar y administrar los planes, proyectos y programas generales de investigación, información, 

comunicación, producción, relevamiento, análisis, evaluación, asistencia técnica y suministro de 

información bibliográfica y normativa legal de la Dirección General de Cultura y Educación, así como los 

que deriven de nuevos procesos tecnológicos, simbólicos o culturales, en función de soportes 

tradicionales, digitales o virtuales, y que establezcan articulaciones con todos los Niveles y Modalidades 

educativas y pedagógicas para el cumplimiento de sus objetivos generales y particulares. 

j. Coordinar y administrar los planes, proyectos y programas que aporten propuestas de habilitación de 

experiencias educativas y pedagógicas innovadoras, alternativas, creadoras y creativas que articulen 

con la educación común y que la complementen enriqueciéndola, resaltando y destacando aquellos 

derechos, contenidos y prácticas que distinguen las diferentes situaciones sociales y los repertorios 

culturales, así como las relaciones que se establecen entre ellos, tanto temporal como 

permanentemente, que se desarrollen como actividades propias. 

Artículo 106° 

La Dirección General de Cultura y Educación prescribirá la enseñanza de contenidos educativos, social 

y científicamente pertinentes, mediante Diseños Curriculares y documentos de desarrollo curricular para 

cada Nivel y para las Modalidades que corresponda. Los Diseños Curriculares serán revisados 

periódicamente. A tales efectos la Dirección General de Cultura y Educación contará con una 

dependencia específica encargada del planeamiento curricular. 

Artículo 107° 

La Dirección General de Cultura y Educación considerará en los Diseños Curriculares los contenidos 

comunes establecidos por la Ley de Educación Nacional, los acuerdos establecidos por el Consejo 



36 

Federal de Educación en el marco de la legislación vigente, así como los que emanen de la presente 

Ley. 

En forma particular, deberán formar parte de los contenidos curriculares en todas las escuelas del 

Sistema Educativo Provincial: 

a. El fortalecimiento de la perspectiva regional latinoamericana, particularmente de la región del 
Mercosur, en el marco de la construcción de una identidad nacional abierta, respetuosa de la 
diversidad. 

b. La causa de la soberanía territorial, política, económica y social de nuestra Nación, en particular de la 
recuperación de nuestras Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, de acuerdo con lo 
prescripto en la Disposición Transitoria Primera de la Constitución Nacional. 

c. El ejercicio y construcción de la memoria colectiva sobre los procesos históricos y políticos que 
quebraron el orden constitucional y terminaron instaurando el terrorismo de Estado, con el objeto de 
generar en los niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores reflexiones y sentimientos 
democráticos y de defensa del Estado de Derecho y la plena vigencia de los Derechos Humanos, en 
concordancia con lo dispuesto por la Ley 25.633. 

d. El conocimiento de los derechos de los niños, y adolescentes establecidos en la Convención de 
Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, Ley nacional 26.061 y la Ley provincial 13.298. 

e. El acceso y dominio de los saberes de la información y la comunicación y de sus técnicas y 
tecnologías formarán parte de los contenidos curriculares de todos los Niveles educativos, siendo 
indispensables para la inclusión en la sociedad del conocimiento y la conformación de una ciudadanía 
plena de derechos. Los medios de comunicación no constituyen un elemento anexo, más o ajeno al 
sistema escolar, sino que se conforman como sujetos educadores de máxima importancia, que deben 
articular con las instituciones educativas a través de las respectivas prescripciones curriculares y del 
desarrollo de un diálogo preciso, continuo y progresivo que atienda y apunte a la plena integración 
comunicacional y educativa de sus saberes y prácticas. 

f. La recuperación plena de las identidades culturales de las naciones y pueblos originarios, basados en 
los derechos establecidos como memoria histórica en las leyes nacionales 23.302, 24.071, en el 
convenio internacional de la OIT 169/89 y en el artículo 75 inciso 17 de la Constitución Nacional. 

g. La integración conceptual y operativa de las prácticas y saberes de los procesos científicos, 
tecnológicos, de desarrollo e innovación productiva, atendiendo a las características de las 
concepciones de independencia económica, soberanía territorial y cultural y autonomía política de la 
Nación. 

CAPÍTULO III LAS POLÍTICAS SOCIOEDUCATIVAS 
Artículo 108° 

La Dirección General de Cultura y Educación en articulación con otros organismos provinciales 
específicos, como el Ministerio de Desarrollo Humano, Salud, Trabajo, Justicia y la Secretaría de 
Derechos Humanos y otros, diseñará y desarrollará políticas de inclusión y promoción de la igualdad 
educativa, destinadas a modificar situaciones de desigualdad, exclusión, estigmatización educativa y 
social y otras formas de discriminación que vulneran el derecho a la educación de niños, adolescentes, 
jóvenes, adultos y adultos mayores. 
Artículo 109° 

Las políticas de promoción de la igualdad educativa deberán asegurar las condiciones necesarias para 
la inclusión, el reconocimiento, la integración y la acreditación del tránsito educativo de todos los niños, 
jóvenes, adultos y adultos mayores en todos los Niveles y Modalidades, principalmente los obligatorios. 
A tal efecto. La Dirección General de Cultura y Educación, impulsará políticas concurrentes al logro de 
estos objetivos, las que comprenderán la provisión de textos escolares, recursos pedagógicos, 
culturales, materiales, tecnológicos y de apoyo económico a los niños, adolescentes, jóvenes, adultos y 
adultos mayores, familias y escuelas que se encuentren en situación socioeconómica desfavorable. 
Artículo 110° 

La Dirección General de Cultura y Educación, en conjunto con otros organismos provinciales 
específicos adoptarán las medidas necesarias para garantizar el acceso y la permanencia en la escuela 
de las alumnas en estado de gravidez. Asimismo debe asegurar la continuidad de estos estudios luego 
de la maternidad mediante condiciones de facilitación de las prescripciones organizativas y curriculares, 
evitando cualquier forma de discriminación que las afecte, en concordancia con el artículo 1 7- de la Ley 
26.061 y la Ley provincial 1 3.298. 



37 

Artículo 111° 

Las autoridades educativas competentes participarán del desarrollo de sistemas locales de protección 

integral de derechos establecidos por la Ley 26.061 y la Ley Provincial 13.298, junto con la colaboración 

de organismos gubernamentales y no gubernamentales y otras organizaciones sociales. 

Artículo 112° 

Las autoridades educativas competentes garantizarán la inclusión de aquellos niños que estén en 

espacios educativos no formales, a través de la aplicación de dispositivos pedagógicos que faciliten 

este tránsito educativo. 

Artículo 113° 

La Dirección General de Cultura y Educación aplicará las políticas que mejor respondan a las 

situaciones descriptas y a la idiosincrasia y realidades de contexto del territorio bonaerense, 

disponiendo para esto de los recursos provenientes de fondos provinciales y de las partidas de 

programas nacionales. Estos recursos se orientarán a garantizar el otorgamiento de becas y a la 

generación de espacios y propuestas pedagógicas que posibiliten el acceso, permanencia y 

terminalidad educativas de todos los niños, jóvenes, adultos y adultos mayores, y que contemplen las 

nuevas configuraciones sociales y educativas. 

Artículo 114° 

La Dirección General de Cultura y Educación dispondrá de un área específica para la atención de la 

política-Socio-Educativa a los efectos de dar cumplimiento a los principios de esta Ley, que tendrá 

como objetivos: 

a. Elaborar y proponer nuevas articulaciones pedagógicas, políticas y técnicas, desde la concepción de 
que los niños y jóvenes son sujetos de derecho y que la educación es un bien social. 

b. Transformar las acciones asistencialistas en acción social educativa orientada a garantizar los 
procesos de inclusión educativa y social. 

c. Propiciar el abordaje de contenidos vinculados a la formación ciudadana y al respeto de los derechos 
humanos e todos los espacios generados para impulsar estrategias de inclusión. 

d. Realizar las articulaciones necesarias entre políticas y programas para su aplicación de manera 
integral en cada región geográfica y educativa, y entre las distintas Modalidades y Niveles. 

e. Promover la aplicación de políticas públicas orientadas a la niñez, a los procesos de apropiación de 
bienes simbólicos y culturales, al ejercicio del juego como potencial educativo y de formación, 
propiciando la instrumentación de propuestas y programas que posibiliten el desarrollo de las infancias. 

f. Promover la aplicación de políticas públicas orientadas a los jóvenes, impulsando propuestas y 
programas que generen espacios de participación, formación ciudadana, respeto y valoración de las 
culturas juveniles. 

g. Promover el asociativismo y cooperativismo escolar y social. 

h. Colaborar con la implementación de políticas de atención primaria de la Salud en coordinación con los 
organismos correspondientes del Gobierno Nacional y Provincial. 

CAPÍTULO IV LA INFRAESTRUCTURA ESCOLAR 

Artículo 115° 

La Dirección General de Cultura y Educación tendrá a su cargo la Administración de la infraestructura 

escolar a través de un organismo técnico administrativo específico a fin de garantizar la construcción y 

habitabilidad de los espacios necesarios para el desarrollo de la enseñanza. Para el cumplimiento de 

sus incumbencias, este organismo implementará un sistema de supervisión de la infraestructura escolar 

en el territorio, designando para ello inspectores de infraestructura regionales, los que aseguran la 

colaboración, participación y articulación con las funciones específicas que tienen los Consejos 

Escolares en cada Distrito. 

Artículo 116° 

Es función de la Dirección General de Cultura y Educación garantizar un habitat adecuado en los 

espacios destinados a la enseñanza teniendo en cuenta necesidades y características socioculturales y 

ambientales de la comunidad. En este sentido es competencia del organismo desarrollar y/o coordinar 

los aspectos concernientes a la planificación, la elaboración de normativa técnica y a la proyección, 

ejecución y fiscalización de obras de infraestructura escolar sean éstas efectuadas por administración o 

por terceros. Coordinando también acciones para proveer el equipamiento escolar adecuado, 

garantizando el respeto a la normativa vigente respecto a seguridad e higiene. 

Artículo 117° 

La Dirección General de Cultura y Educación, a través del organismo mencionado, tendrá a cargo la 

coordinación de las políticas edilicias en función de planificación y control del mantenimiento preventivo 



38^ 

y correctivo de la infraestructura escolar y velará junto al resto de las áreas por una utilización óptima y 
sustentable de la misma. A estos efectos, se considerarán las propuestas de los organismos colegiados 
locales. Deberá tener en cuenta la incorporación, al diseño y la gestión del espacio físico educativo, las 
limitantes climáticas, los requerimientos energéticos y las condiciones resultantes de situaciones 
ambientales globales y locales emergentes del cambio climático y la transformación del patrón 
energético. Deberán incorporarse conceptos tales como: entorno saludable, en la dimensión mediata, 
inmediata y social, diseño ambiental y bioclimático, tecnologías de conservación y de sistemas pasivos 
de acondicionamiento, usos sustentables de la energía, materiales y equipamiento sin impacto en la 
salud de la comunidad educativa. 

CAPÍTULO V LA EDUCACIÓN, EL TRABAJO Y LA PRODUCCIÓN 

Artículo 118° 

El sistema educativo de la Provincia de Buenos Aires reconoce y propicia el valor del trabajo 

socialmente productivo en articulación con la cultura escolar, las prácticas educativas, los procesos de 

enseñanza y de aprendizaje y la integración social, en todos los Niveles y Modalidades. La 

incorporación del trabajo a las propuestas educativas tenderá a la formación de los alumnos como 

sujetos activos capaces de generar proyectos productivos, así como emprendimientos individuales y 

comunitarios que habiliten su autonomía económica y su participación como ciudadanos en el 

desarrollo provincial y nacional. 

Artículo 119° 

La Ley Nacional de Educación Técnico Profesional 26.058/05 y las disposiciones provinciales 

específicas, configuran el marco normativo que regula la materia y orienta el conjunto de las decisiones 

políticas que aseguren la vinculación de la educación con el trabajo y la producción. Asimismo 

propiciará la formalización de convenios de cooperación e integración con entidades sindicales, 

empresarias y sociales. 

Artículo 120° 

La Dirección General de Cultura y Educación, a través de sus áreas específicas, asegurará que las 

propuestas curriculares preparen efectivamente para el trabajo y para la formación de ciudadanía. La 

adquisición de saberes socialmente productivos otorgará a los alumnos las condiciones para continuar 

aprendiendo a lo largo de su vida, adaptándose a las cambiantes condiciones tecnológicas y 

productivas, en el marco de una concepción de protección y preservación del ambiente. 

Artículo 121° 

A los efectos del cumplimiento de estos objetivos y propósitos, la Dirección General de Cultura y 

Educación contará, además del Consejo Provincial de Educación y Trabajo (COPRET) y la Agencia de 

Acreditación de Competencias Laborales, con un organismo técnico-pedagógico específico que tendrá 

a su cargo: 

a. Promover y planificar en forma articulada con los Niveles y Modalidades los fondos previstos por la 
Ley 26.058/05 para la mejora continua de la Educación Técnico Profesional en todos los Niveles y 
Modalidades involucrados. 

b. Favorecer la inclusión de los contenidos de la formación para el mundo del trabajo en todos los 
Niveles y Modalidades, articulando con ellos estrategias conjuntas. 

c. Desarrollar acciones que faciliten el diálogo, el abordaje coordinado y la formalización de acuerdos de 
cooperación entre los diferentes actores del ámbito de la educación, del trabajo y la producción. 

d. Promover la obtención de fuentes alternativas de financiamiento, generando dispositivos que 
aseguren una administración transparente. 

e. Diseñar y ejecutar programas de capacitación y formación para el trabajo que faciliten la integración 
laboral de los jóvenes a través del desarrollo de prácticas educativas. 

f. Promover y difundir la asociatividad, el cooperativismo, en concordancia con los principios y valores 
establecidos en la Ley 16.583/64, sus reglamentaciones y la normativa vigente, y la importancia de las 
acciones de vinculación entre las instituciones de Educación Técnico Profesional y las del ámbito del 
trabajo y la producción. 

g. Desarrollar un Observatorio de Educación, Trabajo y Producción , en coordinación con el Centro de 
Investigación y Prospectiva Educativa, que contribuya a la construcción, sistematización y difusión de 
información relevante respecto de las de las condiciones económicas, socio-productivas y laborales de 
la Provincia, a fin de orientar la planificación y la toma de decisiones en el ámbito educativo aportando a 
los procesos de inclusión educativa y para el trabajo y a la promoción en un sentido prospectivo del 
desarrollo socio-económico local, regional y provincial. 



39^ 

CAPÍTULO VI EL CONSEJO PROVINCIAL DE EDUCACIÓN Y TRABAJO (COPRET) 

Artículo 122° 

El COPRET es el Consejo Asesor de la Dirección General de Cultura y Educación cuya finalidad es 

articular el desarrollo de estrategias, programas y acuerdos entre el sistema educativo provincial, en sus 

distintos Niveles y Modalidades, y los sectores vinculados al desarrollo de la producción y el trabajo, 

tanto públicos como privados. 

Son sus objetivos 

a. Proponer políticas públicas que articulen la educación, el trabajo y la producción en el contexto del 
desarrollo estratégico nacional, provincial, regional y local. 

b. Favorecer acciones destinadas a la promoción de la formación técnico-profesional integrando las 
propuestas del empresariado y de los trabajadores, en coordinación con los Niveles y Modalidades. 

c. Promover la formación permanente de jóvenes, adultos y adultos mayores en las diferentes 
plataformas y lenguajes de las nuevas tecnologías, en formas de producción, de asociatividad y 
cooperación que faciliten su incorporación al sistema productivo laboral. 

d. Asesorar respecto de capacitación con organismos públicos y privados de acuerdo a las necesidades 
planteadas por una realidad en transformación. 

e. Contribuir a la vinculación del sistema educativo provincial con los sectores de la producción y el 
trabajo. 

f. Administrar el Crédito Fiscal Nacional y Provincial de acuerdo a la normativa vigente con el objeto de 
favorecer la capacitación y actualización de los trabajadores y el equipamiento de las instituciones de 
educación técnico profesional. 

Artículo 123° 

El COPRET estará integrado por una Secretaría Ejecutiva a cargo de un funcionario designado por el 
Presidente; el equipo técnico administrativo dependiente de la Secretaría Ejecutiva; y los miembros del 
Consejo Consultivo, que es ad honorem y estará integrado por el Director General de Cultura y 
Educación quien se desempeñará como Presidente; el Subsecretario de Educación, quien reemplazará 
al Presidente en caso de ausencia; el Secretario Ejecutivo del COPRET; y representantes del 
organismo técnico-pedagógico específico de la Educación, el Trabajo y la Producción y la Agencia de 
Acreditación de Competencias Laborales, representantes de los Ministerios de Asuntos Agrarios, 
Producción, Desarrollo Humano y Trabajo, de Universidades Públicas y Privadas, de la Comisión de 
Investigaciones Científicas (CIC), de organizaciones sociales y de entidades colegiadas, sindicales y 
empresarias, todos con asiento en la provincia de Buenos Aires, los que son designados por el Director 
General de Cultura y Educación. El Consejo Consultivo asesorará a la Dirección General de Cultura y 
Educación en materia de educación, trabajo y producción, promoviendo acciones de integración y 
complementariedad entre el sistema educativo y los organismos participantes, como órgano de consulta 
y representación permanente. 

CAPÍTULO Vil LA AGENCIA DE ACREDITACIÓN DE COMPETENCIAS LABORALES 

Artículo 124° 

La Agencia de Acreditación de Competencias Laborales es el organismo responsable de llevar adelante 

y coordinar las políticas de certificación y acreditación de saberes adquiridos por los trabajadores en 

circuitos formales o no formales de sus trayectorias laborales y educativas, definidas en la presente ley 

y conforme a lo establecido por el Decreto 1525/03 del Poder Ejecutivo Provincial. 

Son sus objetivos: 

a. Certificar las competencias y saberes socialmente productivos de los trabajadores que lo soliciten, 
independientemente de la forma como fueron adquiridos. 

b. Acordar el diseño de indicadores y el desarrollo de procedimientos válidos y confiables para la 
evaluación. 

c. Establecer conjuntamente con los Niveles y Modalidades que correspondan itinerarios formativos 
para quienes no alcancen la certificación. 

d. Recolectar información de la población a acreditar, para evaluarla en función de los referenciales 
previamente realizados y acordados con el sistema productivo y laboral, y con los niveles y 
modalidades del sistema educativo". 

e. Aportar insumos para el diseño de la oferta de formación técnico profesional del sistema educativo 
provincial. 

f. Construir los referenciales de cada oficio u ocupación tomando como base el estudio de los procesos 
de trabajo; el marco económico, productivo y de relaciones laborales en la que se inscribe la tarea; el 



40 

análisis exlnaustivo de la actividad; los contenidos implícitos en la misma así como las certificaciones y 

contenidos que el sistema educativo otorga en sus diversos niveles y modalidades. 

g. Definir situaciones específicas que permitan la certificación de los saberes construidos en y para la 

acción de trabajo, de todos los trabajadores y trabajadoras que lo soliciten. 

h. Generar condiciones que faciliten la inscripción de postulantes que aspiren a certificar sus saberes, 

tomando como base a las distintas organizaciones educativas distribuidas en el territorio provincial, en 

sus distintos niveles y modalidades. 

i. Establecer conjuntamente con los Niveles y Modalidades que correspondan itinerarios formativos para 

quienes no alcancen la acreditación propuesta, así como para complementar la formación de quienes 

habiendo sido certificados y acreditados, lo soliciten. 

j. Analizar la oferta de educación formal y no formal existente con el objeto de su articulación con las 

actividades específicas de la Agencia. 

k. Contribuir con el producto de los estudios y referenciales de oficios y ocupaciones desarrollados por 

La Agencia, a la definición de los contenidos de la oferta de formación técnico profesional, que se 

encuentra bajo la responsabilidad de la conducción del nivel correspondiente. 

Artículo 125° 

Las Certificaciones emitidas por la Agencia constituirán un documento de acreditación fehaciente de los 

saberes construidos por las personas en situación de trabajo, cuya referencia serán las certificaciones 

existentes en el sistema educativo provincial, en sus diversos niveles y modalidades. 

Artículo 126° 

La Agencia estará integrada por un Directorio presidido por el Director General de Cultura y Educación, 

quien designará a dos funcionarios de su Dirección, pudiendo convocar a un representante por cada 

uno de los siguientes Ministerios: de Asuntos Agrarios, de la Producción, de Trabajo y de Desarrollo 

Humano. 

También podrá citar a representantes de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de 

Buenos Aires (CIC), del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), del Consejo de Rectores de 

Universidades Privadas (CRUP), de las organizaciones empresariales, del movimiento obrero y de los 

movimientos sociales y comunitarios. 

Artículo 127° 

El Director General designará a un funcionario a cargo de la Coordinación Ejecutiva, pudiendo contar 

con un equipo técnico y administrativo para el cumplimiento de las funciones específicas. 

CAPÍTULO VIII LA EDUCACIÓN DE GESTIÓN PRIVADA 

Artículo 128° 

Los establecimientos educativos de Gestión Privada que perciben algún tipo de aporte estatal y los 

establecimientos educativos de gestión privada que no cuentan con dicho aporte pero deben su 

funcionamiento a la normativa vigente, integran el Sistema Educativo Provincial conforme a los 

principios, garantías, fines y objetivos de la presente Ley. 

Artículo 129° 

Los establecimientos educativos de gestión privada estarán sujetos a reconocimiento, la habilitación y a 

la supervisión de las autoridades educativas provinciales. 

Tendrán derecho a brindar educación: La Iglesia Católica y demás confesiones religiosas inscriptas en 

el Registro Nacional de Cultos; las sociedades, asociaciones, fundaciones, cooperativas y empresas 

con Personería Jurídica, sindicatos, organizaciones de la Sociedad Civil, y las personas de existencia 

visible. 

Estos agentes, con sujeción a las normas reglamentarias tendrán los siguientes derechos y 

obligaciones: 

a. Derechos: crear y solicitar su reconocimiento, organizar, administrar y sostener escuelas; nombrar y 
promover a su personal directivo, docente, administrativo y auxiliar; disponer sobre la utilización del 
edificio escolar; formular planes y programas de estudios con arreglo a los contenidos de los programas 
y planes de estudios de los establecimientos de gestión estatal; otorgar certificados y títulos 
reconocidos y aprobar el proyecto institucional. 

b. Obligaciones: responder a los lineamientos de la política educativa provincial; ofrecer una educación 
que satisfaga necesidades de la comunidad, con posibilidad de abrirse solidariamente a cualquier otro 
tipo de instituciones; proveer toda la información necesaria para el control pedagógico, contable y 
laboral que solicite la autoridad de aplicación. 



4]_ 

Artículo 130° 

Para obtener el reconocimiento de la creación y la autorización de los Establecimientos educativos de 

Gestión Privada deberán acreditar: 

a. La existencia de local e instalaciones adecuadas. 

b. Personal idóneo, los que deberán poseer títulos reconocidos por la normativa vigente para ser titular 
en cargos docentes en establecimientos educativos de gestión estatal. 

c. Un Proyecto Institucional Educativo que, conservando su identidad, pueda contextualizarse en el 
marco del Sistema Educativo Provincial. 

d. Responsabilidad ética, social y pedagógica. 
Artículo 131° 

La Dirección General de Cultura y Educación tiene la facultad de clausura ante aquellos 
establecimientos que, sin reconocimiento legal, realicen actos educativos regulares. 
Artículo 132° 

Los Establecimientos educativos creados o que se creen conforme a las disposiciones de la presente, 
podrán formular, como propuesta, planes y programas de estudio, siempre que los mismos sean fieles a 
los fines y objetivos generales y del Nivel educativo e incorporen los contenidos mínimos citados para 
los Establecimientos educativos de Gestión Estatal de igual nivel y modalidad. Éstos deberán ser 
tramitados para su evaluación y posterior aprobación ante las Direcciones de Nivel correspondientes, 
con dictamen del Consejo General de Cultura y Educación. En el cumplimiento de estas condiciones la 
Provincia reconocerá la validez de los estudios que en ellos se realicen y los títulos que expidan. 
Artículo 133° 

La Dirección General de Cultura y Educación cuenta con una Dirección Provincial de Educación de 
Gestión Privada (DIPREGEP) dependiente de la Subsecretaría de Educación, que atiende la 
supervisión y el contralor de las instituciones de gestión privada para el cumplimiento de la educación, 
que es asesorada por un Consejo Consultivo. Éste es presidido por el Director General de Cultura y 
Educación e integrado por un Secretario Ejecutivo, designado por el Director General de Cultura y 
Educación, el Director Provincial de la DIPREGEP; representantes de las entidades sindicales docentes 
con personería gremial en el ámbito de la Educación de Gestión Privada en la provincia de Buenos 
Aires, representantes de las entidades reconocidas que agrupen a los establecimientos educativos de 
gestión privada, representantes de los Establecimientos educativos dependientes de la Iglesia Católica, 
de establecimientos educativos de confesiones religiosas reconocidas por el Registro Nacional de 
Cultos y representantes de los padres de alumnos de estos establecimientos. La participación en este 
Consejo tiene carácter "ad honorem" y sus funciones son de asesoramiento, de acuerdo a la 
reglamentación que a tal fin establezca la Dirección General de Cultura y Educación. 
Artículo 134° 

La Dirección General de Cultura y Educación, a través de la Subsecretaría Administrativa, verifica el 
cumplimiento de todos los aspectos administrativos, contables y laborales. Así como cumple con la 
misión de supervisión general a través del órgano establecido en el artículo 76- de esta Ley. 
Artículo 135° 

Los docentes de Establecimientos educativos de gestión privada tendrán las mismas obligaciones, se 
ajustarán a las mismas incompatibilidades y gozarán de los derechos establecidos para el personal de 
los Establecimientos educativos de Gestión Estatal, sin perjuicio de las disposiciones de la presente 
Ley, y en la medida en que sean compatibles con la naturaleza de la relación de empleo privado, 
obligaciones y derechos nacidos de la legislación laboral vigente y la negociación colectiva del sector.. 
Artículo 136° 

Los docentes de los establecimientos educativos de gestión privada percibirán como mínimo salarios 
equiparados a las remuneraciones básicas, bonificaciones, compensaciones, asignaciones y beneficios 
previsionales y sociales con los del personal docente de igual función, cargo, categoría y 
responsabilidad docente del orden estatal en todos sus Niveles. En materia previsional estarán sujetos 
al mismo régimen que sus pares estatales. 
Artículo 137° 

Los establecimientos educativos de Gestión Privada que demuestren la imposibilidad de cumplir con los 
salarios y demás cargas establecidas en el Artículo precedente y que hubieren sido oportunamente 
reconocidos podrán solicitar el otorgamiento del aporte estatal necesario con ese destino, el que puede 
alcanzar hasta el ciento por ciento de dichos pagos. Quedan comprendidos en la contribución del 
Estado, en proporción al porcentaje de aporte estatal asignado, todos los depósitos patronales que 
deban efectuarse en razón del sistema previsional y asistencial vigente, las licencias y las suplencias 
establecidas en el régimen previsto en el Estatuto del Docente y leyes complementarias. No se podrá 



42 

trabar embargo sobre el aporte estatal en la medida que afecte la disponibilidad de los fondos 

necesarios para cumplir con la obligación del Establecimiento Educativo de abonar los salarios, 

beneficios previsionales y asistenciales a sus docentes. 

Para obtener dicho beneficio y mantenerlo, los establecimientos educativos de Gestión Privada deberán 

cumplir con las obligaciones impuestas por la presente ley y la reglamentación que se dicte en 

consecuencia. La asignación del aporte se basará en criterios objetivos de acuerdo al principio de 

justicia distributiva en el marco de la justicia social y teniendo en cuenta entre otros aspectos: la función 

comunitaria que cumple en su zona de influencia, el tipo de establecimiento y la cuota que se percibe. 

Para ello se elaborará la reglamentación correspondiente. 

Artículo 138° 

La imposibilidad de abonar los sueldos debidamente equiparados se justificará mediante: 

a. La presentación de una declaración jurada. 

b. Los balances de estados patrimoniales certificados por contador público nacional y por el respectivo 
Consejo Profesional de Ciencias Económicas conforme a las reglamentaciones propias de dicha 
colegiación. El detalle de los precedentes elementos de justificación es meramente enunciativo, y no 
excluye, las inspecciones y verificaciones que de oficio realice la Dirección General de Cultura y 
Educación. 

Los titulares del establecimiento educativo de gestión privada tienen la obligación de presentar toda la 

documentación que se exija. 

Artículo 139° 

Los establecimientos educativos que perciban el aporte establecido por esta ley no podrán recibir 

ningún otro aporte estatal con el mismo destino y por la misma actividad educativa. 

Artículo 140° 

Los establecimientos educativos deberán cumplir con las obligaciones salariales, asistenciales y 

previsionales en los plazos y Modalidades que la legislación vigente prevé, posean o no aporte estatal. 

Artículo 141 ° 

Los establecimientos educativos que soliciten los beneficios del aporte y no satisfagan las condiciones 

para percibir el mismo, se harán pasibles de la cancelación de la autorización, incorporación o 

reconocimiento acordado, previa actuación sumarial. Tales sumarios los sustanciará la Auditoría 

General. 

Artículo 142° 

La ampliación del aporte al crecimiento vegetativo anual, estará condicionada específicamente al 

mantenimiento de las condiciones del proyecto institucional y administrativo legal que originaron la 

autorización, incorporación o el reconocimiento y el aporte estatal. 

Artículo 143° 

Las transgresiones a esta ley que signifiquen perjuicio económico al Fisco harán responsable previa 

actuación sumarial al propietario o representante legal a quienes se aplicarán multas por el triple del 

monto en que resulte afectado el erario provincial, conjuntamente con la inhabilitación por el término de 

uno a tres años para actuar en tal carácter en establecimientos educativos de gestión privada. 

Como accesorios de estas sanciones podrá ser dispuesta la cancelación de la autorización, 

incorporación o reconocimiento acordado al establecimiento educativo, la que se hará efectiva cuando 

la gravedad del caso lo justifique, en el momento en que finalizadas las actuaciones sumariales la 

Dirección General de Cultura y Educación compruebe las irregularidades que las ocasionaron. 

Al efecto de la aplicación de este Artículo se mantendrá el registro de inhabilitados. 

El importe de las multas ingresará al Fondo Provincial de Educación constituido. 

Artículo 144° 

Por otras transgresiones que no provoquen perjuicio económico al Fisco, podrán suspenderse o 

privarse de los aportes por el término de hasta tres (3) meses. En caso de reincidencia la sanción podrá 

aumentarse a seis (6) meses y ante la reiteración podrá disponerse la supresión del aporte y/o la 

cancelación de la autorización, incorporación o el reconocimiento acordado al establecimiento 

educativo. 

Procede la suspensión del aporte cuando no se presentare en tiempo y forma la documentación 

requerida o no se suministrare la información que fuera solicitada. 

Procede la privación del aporte cuando se dificulten las inspecciones contables o verificaciones que se 

dispongan o se compruebe el uso indebido de los aportes. 



43_ 

Artículo 145° 

Los docentes de los establecimientos educativos de gestión privada gozarán de estabilidad en el cargo 

en tanto su desempeño sea satisfactorio de conformidad con la normativa vigente para la relación de 

empleo privado y la presente ley. 

La pérdida de estabilidad estará condicionada a las mismas causales que se establezcan para los 

docentes estatales. En caso de despido por otras causales, se aplicarán las normas vigentes 

correspondientes a la relación de empleo privado. 

Artículo 146° 

Los servicios prestados en los establecimientos educativos de gestión privada de jurisdicción provincial 

serán computables para optar aquellos cargos y categorías de la enseñanza estatal que requieran 

antigüedad en la docencia. De igual modo los cargos que se desempeñan en los establecimientos 

educativos de gestión privada en forma simultánea con los de gestión estatal serán computables a los 

efectos de las incompatibilidades previstas por el Estatuto del Docente, en la medida en que sean 

compatibles con la naturaleza de la relación de empleo privado, obligaciones y derechos nacidos de la 

legislación laboral vigente. 

CAPÍTULO IX LOS CONSEJOS ESCOLARES 

Artículo 147° 

La administración de los establecimientos educativos, en el ámbito de competencia territorial distrital, 

con exclusión de los aspectos técnico-pedagógicos, estará a cargo de órganos desconcentrados de la 

Dirección General de Cultura y Educación denominados Consejos Escolares, de acuerdo a lo 

estipulado por el artículo 203 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires. Estarán integrados por 

ciudadanos mayores de edad y vecinos del distrito con no menos de dos años de domicilio inmediato 

anterior a la elección, que serán elegidos por el voto popular. 

Artículo 148° 

Los Consejeros Escolares duran cuatro (4) años en sus funciones, renovándose por mitades cada dos 

(2) años. Habrá además un número de Consejeros Escolares Suplentes igual al de Titulares. El número 

de Consejeros Escolares por Distrito varía de cuatro (4) a diez (10), de acuerdo a la cantidad de 

Establecimientos Educativos Públicos existentes de acuerdo a la siguiente escala: 

a. Hasta 60 Establecimientos Educativos: cuatro (4) Consejeros. 

b. Desde 61 hasta 200 Establecimientos Educativos: seis (6) Consejeros. 

c. Desde 201 hasta 350 Establecimientos Educativos: ocho (8) Consejeros. 

d. Desde de 351 Establecimientos Educativos: diez (10) Consejeros 
Artículo 149° 

El desempeño del cargo de Consejero Escolar está sujeto a las siguientes disposiciones: 

a. Por su desempeño percibirá una dieta sujeta a los aportes y contribuciones previsionales y 
asistenciales que el Poder Ejecutivo Provincial determine. 

b. El personal docente o de la Administración Pública tiene derecho a una licencia con o sin goce de 
haberes, en todos sus cargos por desempeño de cargo público electivo. En el primer caso se deberá 
entender como renuncia expresa a la dieta, y en el segundo como opción a favor de la misma. La 
opción por la licencia con goce de sueldo comprende la percepción de haberes por el período completo 
para el que fuere electo en la forma que establezca la respectiva reglamentación, rigiendo el derecho 
salarial desde la toma de posesión del cargo para todos los mandatos, aún los vigentes. 

c. En el caso de personal docente en actividad, el desempeño del cargo es considerado ejercicio activo 
de la docencia a todos sus efectos. Este personal puede participar de todas las acciones que impliquen 
continuidad en su carrera docente, sin toma de posesión efectiva hasta el fin de su mandato y en el 
marco del régimen de incompatibilidades vigentes. 

d. La administración hará reserva del cargo y/o cargos y/o módulos y/u horas cátedras a los que el 
Consejero Escolar en ejercicio hubiera accedido. La reserva quedará sin efecto cuando el Consejero 
Escolar finalice su mandato y tome posesión efectiva, cuando haga renuncia de la misma, cuando se 
produjese su fallecimiento, o por aplicación de otras normas estatutarias. En el caso de los docentes 
que hubiesen accedido a una titularidad interina, la reserva implicará el derecho a elección del destino 
definitivo, transcurridos los tiempos correspondientes. 

e. Los cargos o funciones reservados no generarán derecho a percepción salarial o retribución de 
ninguna naturaleza durante el ejercicio de las funciones de Consejero Escolar. 

f. El Consejero Escolar que sea reelecto no podrá modificar su situación sino hasta el fin de su último 
mandato consecutivo. 



44 

g. La aplicación de los artículos 109 y 110 de la Ley 10.579 o los artículos análogos de la que en su 
caso la reemplace, no afectará la percepción salarial de los docentes que se desempeñan como 
Consejeros Escolares. 
No podrán ser Consejeros Escolares: 

a. Los que no reúnan los requisitos para ser electos. 

b. Los que directa o indirectamente estén interesados en algún contrato en que el Consejo Escolar sea 
parte, quedando comprendidos los miembros de las Sociedades Civiles y Comerciales, Directores, 
Administradores, Gerentes, Factores o Habilitados que se desempeñen en actividades referentes a 
dichos contratos; no se encuentran comprendidos en esta prohibición aquellos que revisten en la simple 
calidad de Asociados de Sociedades Cooperadoras, Cooperativas y Mutualistas; 

c. Los fiadores o garantes de personas que tengan contraídas obligaciones con el Consejo Escolar. 

d. Los que hayan sido condenados por delito doloso, que requiera para su configuración la condición de 
agente de la Administración Pública y los contraventores a las Leyes de Juego; 

e. Los inhabilitados para el desempeño de cargos públicos; 

f. Las personas declaradas responsables por el Tribunal de Cuentas, mientras no den cumplimiento a 
sus Resoluciones. 

Artículo 150° 

El cargo de Consejero Escolar será incompatible con el de toda otra función pública a excepción de la 

docencia universitaria y lo que esta misma Ley disponga. 

Artículo 151° 

Todo Consejero Escolar que se encuentre posteriormente a la aprobación de su elección en cualquiera 

de los casos previstos por los artículos respectivos, deberá comunicarlo al cuerpo en la primera sesión 

que se realice, para que se proceda a su reemplazo si así correspondiera. Cualquiera de los 

Consejeros, a falta de comunicación del afectado, deberá comunicar la incompatibilidad o inhabilidad o 

ambas por la vía respectiva, cuando tome conocimiento de la misma. 

Artículo 152° 

Los Consejeros Escolares electos tomarán posesión de su cargo, en la fecha que establezca la 

normativa electoral aplicable. Los candidatos que no resulten electos serán los Suplentes natos en 

primer término de quienes lo hayan sido en su misma lista, y el reemplazo por cualquier circunstancia 

de un Consejero Escolar, se hará automáticamente y siguiendo el orden de colocación en la respectiva 

lista de candidatos, debiendo ser llamados los Suplentes, una vez agotada la nómina de Titulares. 

Artículo 153° 

En la fecha fijada por la Junta Electoral, se reunirá el Consejo Escolar en sesiones preparatorias, 

integrado por los nuevos electos diplomados por aquélla y los Consejeros que no cesen en su mandato, 

y procederán a establecer si los primeros reúnen las condiciones exigidas por la Constitución Provincial 

y por esta Ley. En estas sesiones preparatorias se elegirán las Autoridades del Cuerpo: Presidente, 

Vicepresidente/s, Secretario y Tesorero. Éstas durarán dos (2) años en sus funciones y podrán ser 

reelectos. La elección será individual por función y por simple mayoría de votos de los presentes. Se 

dejará constancia además de los Consejeros Vocales que lo integrarán, a los que el Cuerpo asignará 

orden de preeminencia. Habiendo paridad de votos en esta elección para una función, prevalecerá el 

candidato que haya obtenido mayor cantidad de votos, tomándose en cuenta al efecto la elección por la 

que accedió al cargo. Si los candidatos accedieron al cargo integrando la misma lista, prevalecerá el 

mejor lugar que hayan ocupado en la misma. Cualquier cuestión no prevista, será resuelta 

discrecionalmente por el Director General de Cultura y Educación. 

Artículo 154° 

De todo lo realizado en las sesiones preparatorias se redactará acta, la que será suscripta por el 

Consejero Escolar que hubiere presidido y por todos los presentes, comunicándose al Órgano de 

aplicación que se establezca al efecto dentro de la Subsecretaría Administrativa. 

Artículo 155° 

La presencia de la mayoría absoluta de los miembros del Consejo Escolar a constituirse, formará 

quorum para deliberar. Las decisiones se adoptarán por simple mayoría. En estas sesiones 

preparatorias el Cuerpo y el Órgano Jerárquico correspondiente, tendrán las facultades disciplinarias y 

de compulsión en la forma que se establece en la presente ley. 

Artículo 156° 

Cada Consejo Escolar será asistido por un Secretario Administrativo, que será designado por el Cuerpo 

de Consejeros Escolares, por simple mayoría de votos, careciendo de estabilidad en la función y 

pudiendo ser removido por el mismo sistema. El cargo será considerado en el Presupuesto General de 



45_ 

la Dirección General de Cultura y Educación, y la remuneración será fijada de conformidad con la 

normativa vigente. 

Artículo 157° 

En cada Consejo Escolar la Dirección General de Cultura y Educación designará un Secretario Técnico, 

mediante concurso público y abierto de oposición y antecedentes. El Concurso será convocado y 

realizado mediante el procedimiento que reglamente el Director General de Cultura y Educación 

atendiendo a los siguientes principios: publicidad, igualdad de tratamiento y oportunidades, y 

preeminencia de la idoneidad en la selección. La evaluación estará a cargo de un jurado integrado por 

los Directores y/o representantes de la Subsecretaría Administrativa que se designen a tal efecto, el 

Presidente del Consejo Escolar respectivo y un Secretario Técnico en ejercicio del cargo. 

El Secretario Técnico dura en sus funciones cinco años, transcurridos los cuales deberá celebrarse un 

nuevo concurso a los efectos de cubrir el cargo. A los efectos de resguardar la idoneidad de la función, 

la Subsecretaría Administrativa podrá solicitar informes y realizar las evaluaciones que considere 

necesarias ya sea en forma general, en toda la Provincia, o distrital. Por la vía de la reglamentación se 

establecerá la forma de remuneración básica de cada Secretario Técnico. 

Artículo 158° 

Los Agentes del Consejo Escolar serán designados por la Dirección General de Cultura y Educación 

conforme al procedimiento previsto por la Ley 10.430 y/o la que en su caso la reemplace. Estarán 

comprendidos dentro de dicho Régimen General para el Personal de la Administración Pública 

Provincial. 

Artículo 159° 

El Consejo Escolar funcionará en las dependencias que establezca para cada caso la Dirección 

General de Cultura y Educación y realizará sesiones: 

a. Preparatorias a los efectos de cumplir con la presente Ley. 

b. Ordinarias desde el 1 de febrero hasta el 31 de diciembre, cuya frecuencia, día y hora serán 
establecidas por el Cuerpo en la primera que celebre, sin perjuicio de todas las demás que fueran 
necesarias convocadas por el presidente o su reemplazante. 

c. Extraordinarias durante el mes de Enero convocadas por el Presidente o su reemplazante o por la 
Dirección General de Cultura y Educación cuando un asunto de interés lo exija. 

d. Especiales cuando lo requiera un mínimo de un tercio de los Consejeros. En este caso la Sesión 
tratará solamente el asunto que motivó la Convocatoria. 

Artículo 160° 

La mayoría absoluta del total de Consejeros Titulares formará quorum para deliberar y resolver. Las 

sesiones serán públicas. En caso de que en una sesión, cualquiera sea el carácter de la misma, el 

Cuerpo no logre quorum necesario para sesionar, el o los asistentes a la sesión podrán compeler 

mediante el auxilio de la Fuerza Pública a que asistan el o los ausentes que no hayan justificado su 

inasistencia. Por cada inasistencia injustificada a una sesión, cualquiera sea el carácter de la misma, 

podrán aplicarse las sanciones previstas en la presente ley. A los efectos de la evaluación de la 

justificación de la inasistencia se aplicará el régimen que a tal efecto se determine en el reglamento 

interno de los Consejos Escolares y/o el régimen de las licencias de la Ley 10.430 o la que en su caso 

la reemplace. Se llevará un registro de asistencia a las sesiones que estará a cargo del Secretario 

Administrativo, quién será responsable con el Presidente del Cuerpo de informar mensualmente las 

novedades. 

Artículo 161 ° 

El Consejo Escolar dictará su reglamento interno en el que se establecerán el orden de las sesiones, el 

trabajo a realizarse y la organización y funcionamiento del Cuerpo. La Dirección General de Cultura y 

Educación dictará un modelo de Reglamento que se aplicará hasta tanto el Cuerpo dicte el propio. 

Artículo 162° 

En cuanto al procedimiento y actos administrativos del Consejo Escolar en la materia y grado que sea 

de su competencia, que se manifestará por disposiciones, se aplicarán las previsiones del Decreto Ley 

7.647/70 de Procedimientos Administrativos. 

Artículo 163° 

El Consejo Escolar labrará Acta de las sesiones realizadas en un libro especial habilitado al efecto, 

rubricado por la Autoridad Competente que determine la Dirección General de Cultura y Educación. En 

caso de pérdida o sustracción del libro, hasta tanto se recupere dicho libro o se habilite uno nuevo por 

Disposición del Cuerpo, las actas se labrarán por separado y serán refrendadas por el Secretario 

Administrativo. 



46 

Artículo 164° 

Si por cualquier causa, el Presidente del Consejo dejara de ejercer las atribuciones y deberes que le 

son propios, lo reemplazará automáticamente el Vicepresidente. En su defecto, lo hará el Secretario; y 

en el de éste último, el Tesorero. En caso de quedar vacante la Presidencia se realizará nueva elección. 

Si el cese de funciones del Presidente saliente fuera acompañado por el del cargo de Consejero 

Escolar, la elección se realizará luego de incorporado el Consejero Escolar Suplente que complete el 

número de miembros del Cuerpo. 

Son atribuciones y deberes del Presidente: 

a. Convocar a los miembros del cuerpo a las sesiones que debe celebrar el mismo fijando el Orden del 
Día, sin perjuicio de los que, en casos especiales resuelva el Consejo; 

b. Presidir las sesiones en las que tendrá voz y voto. En caso de empate su voto valdrá doble; 

c. Firmar las Disposiciones que apruebe el Consejo, y las Actas, siendo refrendadas en todos los casos 
por el Secretario o Consejero Escolar que lo reemplace; • juntamente con el Tesorero todo lo referente 
a la administración contable del Consejo; 

d. En caso de necesidad y urgencia, el Presidente podrá disponer lo que corresponda, debiendo ser 
tratado por el Cuerpo en la primera sesión que celebre. 

Artículo 165° 

Son funciones y deberes del Secretario: 

a. Refrendar la firma del Presidente; 

b. Reemplazar al Vicepresidente; 

c. Supervisar y custodiar el archivo y la documentación del Consejo, la que no podrá ser retirada de la 
sede del mismo; 

d. Llevar y refrendar el Libro de Actas; 

e. Computar, verificar y anunciar el resultado de las votaciones; 

f. Coordinar con el Secretario Técnico la plena ejecución de las Resoluciones del Cuerpo; 

Si por cualquier causa, el Secretario del Cuerpo dejara de ejercer las atribuciones y deberes que le son 

propios, lo reemplazará automáticamente el 1- Vocal. En su defecto lo hará el Tesorero. En cualquier 

cuestión no prevista que se suscite con motivo de lo expresado, se abocará y resolverá de oficio el 

Director General de Cultura y Educación. 

Artículo 166° 

Son atribuciones y deberes del Tesorero: 

a. Administrar los bienes de la Dirección General de Cultura y Educación colocados bajo 
responsabilidad del Consejo Escolar, conjuntamente con el Presidente. 

b. Firmar conjuntamente con el Presidente o quién lo reemplace los cheques del Consejo Escolar. 

c. Llevar los libros y/o registros de contabilidad del Consejo de acuerdo con las reglamentaciones 
vigentes. 

d. Coordinar con el Secretario Técnico el pago de sueldos y remuneraciones del Personal Docente, 
Administrativo, Profesional y Auxiliar de los Establecimientos Educativos del Distrito y Personal 
Administrativo de las demás Reparticiones Distritales de la Dirección General de Cultura y Educación y 
del Consejo Escolar local, conforme a las indicaciones que se impartan desde la Subsecretaría 
Administrativa. 

e. Rendir cuentas documentadas de las inversiones que se realicen por intermedio del Consejo Escolar. 

f. Elaborar y elevar al Cuerpo y a la Subsecretaría Administrativa, conjuntamente con el Secretario 
Técnico, informes mensuales del estado de cuentas y balances trimestrales del movimiento ordinario de 
los fondos que administre el Consejo Escolar. 

Artículo 167° 

Son atribuciones y deberes del Secretario Técnico, sin perjuicio de las expresadas particularmente en 

otros artículos: 

a. Instrumentar las disposiciones del Cuerpo ejecutando lo necesario a tal efecto; 

b. Organizar y conducir la Mesa de Entradas resguardando la integridad de los registros; y 

c. Atender y cumplir el pleno despacho de los asuntos del Consejo Escolar comprendiendo en dicho 
concepto la Administración del Personal, la Administración Contable (incluyendo los procesos de 
compras y contrataciones) y la Administración de Servicios Generales e informáticos que correspondan 
al Distrito; 

d. Dar a publicidad la totalidad de los actos administrativos relacionados con el inciso c. del presente 
artículo en el marco de una política de transparencia administrativa, de la Ley provincial 13295, de 
adhesión a la Ley nacional 25917 de Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal, con alcance a los 
Consejos Escolares. 



47 

Artículo 168° 

Las inhabilitaciones e incompatibilidades previstas en la presente ley regirán para los Consejeros 

Escolares durante todo su mandato, debiendo ser comunicadas al Presidente del cuerpo dentro de un 

día de producidas. Ningún Consejero Escolar podrá ser parte en contrato alguno que resulte de una 

Disposición adoptada por el Cuerpo, durante el período legal de su mandato y hasta un año después de 

concluido el mismo. Los Consejeros Escolares no podrán abandonar sus cargos hasta recibir la 

notificación de la aceptación de la renuncia. La aceptación deberá ser resuelta por el Consejo Escolar 

dentro de los 30 días de la fecha de presentación. Vencido el término se considerará tácitamente 

aceptada la dimisión y el relevo de continuar en el desempeño de la función. 

Artículo 169° 

Los Consejeros Escolares Suplentes se incorporarán inmediatamente de producido el cese, licencia o 

suspensión de un titular. El Consejero Suplente que se incorpore al Cuerpo en forma temporaria, al 

término del reemplazo retornará al lugar que ocupaba en la respectiva lista. Si la sustitución fuere 

definitiva se colocará en el lugar correspondiente al último puesto de la lista de Titulares. Si durante la 

sustitución temporaria se produjera una vacante definitiva, el Suplente interino lo ocupará en carácter 

de Titular, siendo reemplazado en la suplencia por el Consejero Suplente siguiente en la lista. 

Artículo 170° 

Los Consejos Escolares poseen las siguientes facultades, en el ámbito de su Distrito: 

a. Gestionar la provisión de muebles, útiles, y demás elementos de equipamiento escolar y proceder a 
su distribución; 

b. Implementar en sus respectivos Distritos la ejecución de los actos de administración emanados de la 
Dirección General de Cultura y Educación; 

c. Administrar los recursos que por cualquier concepto le asigne bajo su responsabilidad la Dirección 
General de Cultura y Educación 

d. Realizar el censo de bienes de Estado; 

e. Conformar las facturas por prestación de servicios públicos siendo de su exclusiva responsabilidad la 
realización de las auditorías correspondientes tendientes a un uso racional y eficiente de dichos 
servicios; 

f. Intervenir y fiscalizar todo trámite administrativo vinculado a: 1 ) Toma de posesión: 2) Tareas Pasivas; 
3) Juntas Médicas; 4) Licencias; 5) Seguro colectivo y escolar; 6) Salario Familiar; 7) Reconocimientos 
Médicos; 8) El pago de sueldos y remuneraciones del Personal Docente, Administrativo, Obrero y de 
Servicio de los Establecimientos del Distrito y Personal Administrativo de las demás reparticiones 
Distritales de la Dirección General de Cultura y Educación y del Consejo Escolar local, conforme a las 
indicaciones que se impartan desde la Subsecretaría Administrativa; 

g. Las actividades que le encomiende la Dirección General de Cultura y Educación; 

h. Proponer alternativas de acción intersectorial en los casos de inasistencias reiteradas, injustificadas o 
por deserción de los niños en edad escolar, a los fines de asegurar los principios y fines de la 
educación, previstos en la presente Ley. 

i. Auspiciar la formación y colaboración con las Asociaciones Cooperadoras de los Establecimientos 
Educativos de sus Distritos. 
Artículo 171° 

Los actos de los Consejos Escolares no constituidos según la forma y contenido determinados en la 
presente Ley y en las de aplicación complementaria, serán nulos. 
Artículo 172° 

Le son de aplicación a los actos del Consejo como Órgano Desconcentrado Colegiado y a los actos de 
sus Miembros, las previsiones de: a) La Responsabilidad Patrimonial dispuesta en el Decreto Ley 
7.764/71 de Contabilidad y/o el que en su caso lo reemplace y sus respectivos Decretos 
Reglamentarios; b) La Responsabilidad Civil prevista en el Código Civil y Leyes Complementarias; c) La 
Responsabilidad Penal dispuesta en el Código Penal y Leyes Complementarias. Sin perjuicio de lo 
expresado, y en cuanto a la Responsabilidad Disciplinaria Administrativa, el Consejo Escolar podrá 
aplicar a sus miembros con causa las sanciones de Amonestación; Suspensión de hasta 90 días y 
Destitución. Serán causas de sanción: No cumplir con sus deberes y obligaciones en forma regular y 
continua con toda la diligencia y contracción que es necesario para sus funciones; No cuidar 
debidamente los bienes del Estado; No mantener dentro y fuera de las funciones una conducta 
decorosa y digna. Lo precedente es meramente enunciativo y no taxativo, y no excluye otras conductas 
que puedan justificar la aplicación de una sanción. En los casos en que la naturaleza y gravedad del 
hecho que diere inicio al procedimiento sancionatorio, tornare inconveniente la permanencia del 
Consejero en el Cuerpo, el Consejo fundadamente podrá suspenderlo preventivamente por un lapso no 



48^ 

mayor de 90 días. En caso de que el motivo fuere una causa penal en que exista requisitoria fiscal de 
elevación a juicio en contra del Consejero Escolar, la suspensión será obligatoria y durará hasta que se 
dicte sentencia firme. A los efectos de la aplicación de la suspensión preventiva o de las sanciones, se 
respetará el derecho de defensa con ajuste a las siguientes previsiones generales: 

a. Se convocará a una Sesión Especial con cinco (5) días hábiles de anticipación. La convocatoria 
incluirá al o los Consejeros involucrados y se notificará por medio fehaciente de los previstos en el 
Decreto Ley 7.647/70 de Procedimientos Administrativos y/o en la ley que lo reemplace; 

b. En la sesión, el o los Consejeros involucrados, podrán ser asistidos por letrados particulares; 

c. Primeramente el Presidente informará al o los involucrados y al resto del Cuerpo la causa que dio 
origen al procedimiento y las pruebas en las que se basaren las acusaciones; 

d. Los Consejeros no involucrados podrán agregar en forma inmediata las consideraciones que 
creyeren conveniente; 

e. Luego de lo expresado él o los involucrados realizarán su descargo ejercitando su derecho de 
defensa; 

f. Agotado el descargo el Cuerpo resolverá en consecuencia sobre la procedencia o no de la 
suspensión preventiva o sanción. Salvo causa excepcional justificada en interés del propio 
procedimiento, el mismo comenzará y concluirá en la misma sesión. 

Artículo 173° 

El Consejo Escolar podrá conceder licencia a los Consejeros Escolares que las requieran, incorporando 

inmediatamente al Consejero Escolar Suplente que corresponda, para no dificultar la normalidad del 

funcionamiento del Consejo Escolar. Sin perjuicio de la licencia general prevista en el párrafo anterior, 

las Consejeras Escolares podrán gozar, previa presentación del certificado médico correspondiente, de 

una licencia total de noventa (90) días por maternidad. Dicha licencia deberá comenzar entre los 

cuarenta y cinco (45) días y de los treinta (30) días anteriores a la fecha probable de parto, acumulando 

el resto del período total de licencia al período de descanso posterior al parto. 

Artículo 174° 

La acción por transgresiones disciplinarias de los Consejeros Escolares prescribe a los tres (3) años de 

producida la falta. Si fuere una falta de ejercicio continuo, el plazo se contará a partir de que se dejare 

de realizar la falta. El ejercicio de la acción interrumpe la prescripción. 

Artículo 175° 

Contra las Resoluciones de suspensión preventiva o sancionatorias de los Consejos Escolares podrán 

interponerse los Recursos Previstos en el capítulo correspondiente del Decreto Ley 7.647/70 de 

Procedimientos Administrativos y/o el que en su caso lo reemplace. A los efectos del artículo 101- de 

dicho Decreto Ley y del artículo 1- del Código Contencioso Administrativo, el recurso jerárquico será 

resuelto por el Director General de Cultura y Educación. 

Artículo 176° 

Los conflictos internos de los Consejos Escolares o los conflictos con otros Consejos Escolares, serán 

resueltos por el Director General de Cultura y Educación. 

Artículo 177° 

El Director General de Cultura y Educación conforme al artículo 59- del Decreto Ley 7.647/70, principios 

generales de la materia y el carácter de Órgano Desconcentrado del Consejo Escolar, podrá de oficio 

avocarse al conocimiento, resolución o investigación de cualquier tema o asunto en particular y/o 

asumir en forma directa la competencia del Consejo Escolar mediante el funcionario que designe al 

efecto si se dieren razones de servicios que evalúe justificadas. 

TÍTULO VI EL FINANCIAMIENTO Y PATRIMONIO DE LA EDUCACIÓN 

CAPÍTULO I EL FINANCIAMIENTO Y PATRIMONIO DE LA EDUCACIÓN 

Artículo 178° 

El Sistema Educativo es financiado por la Provincia de acuerdo a los lineamientos y metas establecidos 

en la Ley Nacional de Financiamiento Educativo y sus reglamentaciones, destinando a Educación 

aquellos aportes provenientes de la recaudación impositiva, las herencias y legados, los Fondos 

provenientes del Estado Nacional y todo otro recurso que contribuya a la responsabilidad principal e 

indelegable del Estado de proveer, garantizar y supervisar la educación, en los términos establecidos 

en el artículo 9- con los límites precisos dispuestos por el artículo 12-, ambos de esta Ley. 

Artículo 179° 

Las modificaciones efectuadas por esta Ley no implicarán la desafectación de ningún recurso 

presupuestario, financiero o patrimonial de los ya dispuestos por la normativa provincial y nacional, 

vigente en esa materia. 



49_ 

Artículo 180° 

Los recursos y gastos serán determinados por la Ley de presupuesto anual y las Leyes especiales que 

en adelante se incorporan a tales efectos. 

Artículo 181 ° 

Tal como lo establece el artículo 204- de la Constitución Provincial, el presupuesto de gastos dispondrá 

los recursos necesarios para la prestación adecuada de los servicios educativos, constituyendo además 

en forma simultánea y específica, un Fondo Provincial de Educación. 

Este Fondo se constituirá con las siguientes fuentes de recursos. 

a. Las donaciones que tengan como destino específico el cumplimiento de los objetivos de la Dirección 
General de Cultura y Educación. 

b. Los ingresos provenientes de los nuevos juegos de azar que se implementen en el ámbito de la 
provincia de Buenos Aires, de los cuales la Dirección General de Cultura y Educación participará en el 
porcentaje que la normativa respectiva establezca; 

c. Los fondos que establece, para la Dirección General de Cultura y Educación, la ley provincial 13365 
en lo relativo a la distribución del beneficio bruto del juego de los casinos, y 

d. Cualquier otro recurso que eventualmente se asigne a dicho Fondo. 

Los actos de disposición del Fondo Provincial de Educación deberán contar en todos los casos con la 

intervención de los órganos constitucionales de control. 

Artículo 182° 

Establécese una Contribución Especial que se recaudará con los impuestos a los Automotores e 

Inmobiliario de acuerdo a un porcentaje que fijará anualmente la Ley Impositiva, con vigencia a partir 

del año 2008. La totalidad de lo recaudado por dicha contribución integrará el Fondo Provincial de 

Educación, el que no será coparticipable ni susceptible de ningún otro tipo de afectación. 

Artículo 183° 

Establécese un impuesto a la transmisión gratuita de bienes cuyo objetivo sea gravar todo aumento de 

riqueza a título gratuito, incluyendo: Herencias, legados, donaciones, renuncias de derechos, 

enajenaciones directas o por interpósita persona en favor de descendientes del transmitente o de su 

cónyuge, los aportes o transferencias a sociedades. Una ley especial determinará el tratamiento integral 

de este gravamen. El total del monto recaudado resultante constituirá fuente de recursos del Fondo 

Provincial de Educación. 

TÍTULO Vil CUMPLIMIENTO DE LOS OBJETIVOS DE LA LEY 

CAPÍTULO I DISPOSICIONES TRANSITORIAS Y COMPLEMENTARIAS 

Artículo 184° 

La enseñanza de al menos un idioma extranjero será obligatoria en todas las escuelas de nivel primario 

y secundario de la Provincia. Las estrategias y los plazos de implementación de esta disposición serán 

fijados por las autoridades de la Dirección General de Cultura y Educación. 

Artículo 185° 

La Provincia, a través de la Dirección General de Cultura y Educación, en su carácter de autoridad de 

aplicación de esta Ley y a todos sus efectos, establecerá: 

a. El calendario de implantación de la nueva estructura del Sistema Educativo Provincial. 

b. La planificación de los programas, actividades y acciones que serán desarrollados en cumplimiento 
de los objetivos de esta Ley. Dicha planificación asegurará la convergencia, complementación, 
integración, seguimiento y evaluación de los objetivos de esta ley con los fijados en el artículo 2°de la 
Ley 26.075, que rigen hasta el año 2010, previendo un plazo de 10 años para las adecuaciones de las 
previsiones edilicias. 

c. La definición e implementación de procedimientos de auditoria eficientes que garanticen la utilización 
de los recursos destinados a educación en la forma prevista. 

Artículo 186° 

La Dirección General de Cultura y Educación definirá y acordará los criterios organizativos, los modelos 
pedagógicos y demás disposiciones necesarias para el proceso de implementación de la jornada 
extendida o completa, establecida por el artículo 28- de la Ley de Educación Nacional. En tal sentido, la 
extensión de jornada podrá cumplimentarse en la misma Escuela primaria o en otras instituciones del 
Sistema Educativo, tales como Centros Educativos Complementarios, Centros de Educación Física, 
Escuelas de Educación Artística y/u otros que pudieran crearse en el futuro, que coordinarán entre sí la 
atención educativa de los niños a su cargo. 



50 

Artículo 187° 

La contribución del artículo 182°durante el año en curso, se abonará según el siguiente detalle: a) por 
cada liquidación del impuesto a los automotores PESOS UNO ($1) para los vehículos cuya valuación 
fiscal no exceda de pesos doce mil ($12.000); PESOS UNO CON CINCUENTA CENTAVOS ($1,50) 
para los vehículos con valuación fiscal superior a pesos doce mil ($12.000); b) por cada liquidación del 
impuesto inmobiliario PESOS UNO ($1) para los inmuebles cuya valuación fiscal no exceda de pesos 
cincuenta mil ($50.000) y PESOS UNO CON CINCUENTA CENTAVOS ($1 ,50) para los inmuebles con 
valuación fiscal superior a pesos cincuenta mil ($50.000). 
Artículo 188° 

La Provincia reconoce las instituciones educativas de la educación obligatoria creadas por los 
municipios a la fecha de la sanción de la presente Ley como parte del Sistema Educativo Provincial, 
otorgándoles carácter complementario. 

CAPÍTULO II DISPOSICIONES ESPECÍFICAS 

Artículo 189° 

La Dirección General de Cultura y Educación supervisará la correspondencia y veracidad de la 

información pública difundida desde las instituciones, la estricta coincidencia entre dicha información y 

la propuesta autorizada e implementada y el cumplimiento de la normativa federal y provincial 

correspondiente. 

Artículo 190° 

La Dirección General de Cultura y Educación implementará las estrategias y dispondrá de los recursos 

que permitan lograr gradualmente la conectividad tecnológica y de comunicación digital para todos los 

establecimientos e instituciones escolares de la Provincia, propiciando las políticas, procedimientos y 

normativas que aseguran la accesibilidad libre al equipamiento y a las aplicaciones de programación 

informática. 

Artículo 191 ° 

Derógase la Ley 1 1 .612 y sus modificatorias, así como toda ley en materia educativa que se oponga a 

la presente. 

Artículo 192° 

Comuniqúese al PODER EJECUTIVO PROVINCIAL.