(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "SALUD LA FUERZA TRANSFORMADORA DE LA VIDA"

SALUD 

LA FUERZA TRANSFORMADORA DE LA VIDA 

Editores: Nidia SoLis C. Arturo Quizhpe P. Kléver Calle H. 




SALUD, la fuerza transformadora de la vida 

Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Cuenca (FCCMM) 
Telefax: + 593.7.281 1002 
Mail: decmed@ ucuenca.edu.ee 
Cuenca - Ecuador 

Movimiento para la Salud de los Pueblos-Latinoamérica 

Telefax: + 593. 7. 284 1865 

Mail: msp-latinoamerica@etapanet.net 

Cuenca - Ecuador 

Frente Nacional por la Salud de los Pueblos del Ecuador (FNSPE) 
Telefax: + 593.4.2276322 
Mail: rmramireza@hotmail.com 
Guayaquil - Ecuador 

Edición: Arturo Quizhpe R, Nidia Soliz C, Kléver Calle Heras 

Textos: Arturo Quizhpe P., Nidia Soliz C, Jaime Breilh, 
Ricardo Ramírez, Jaime Morales, Irene Arizaga, Marco Auquilla. 

Fotografías: Luis Manuel Claps, Ximena Warnaars, Silvina Alessio, 
Nidia Solís C, Kléver Calle H., Ulises Freiré. 

Impresión: Gráficas Hernández. 

Cuenca - Ecuador 
Abril de 2007 

^ Copyleft: Las imágenes, textos y diseños de este libro son 
^^ propiedad de la humanidad, como la sabiduría, el amor, los alimen- 
tos, el agua o el aire, y pueden ser usados libremente, dentro de su con- 
texto y mencionando la fuente. 



II 



A manera de presentación 



Más allá de la retórica!! 



La concepción feudal de La saLud, como dación de los gobernantes de 
turno y una caridad de Los sectores dominantes de La sociedad nacionaL e 
internacional, ha ido cediendo posiciones en virtud de La reflexión y La 
obra de Los pensadores y Los activistas de izquierda, que La elevaron a la 
categoría de un derecho universal e imprescriptible de todas Las perso- 
nas. Aún quedan rezagos recientes de aquel pensamiento y práctica, o in- 
cluso actuales, como el pretendido PAP (Programa de Aseguramiento Po- 
pular) reemplazado por el AUS (Aseguramiento Universal de Salud) o Las 
visitas periódicas de los especialistas de los países desarrollados que 
traen las técnicas quirúrgicas supuestamente más avanzadas, para apli- 
carlas a los pacientes pobres de nuestro país. 

La salud como necesidad esencial del hombre y la mujer, es sólo com- 
parable al trabajo, como fuente insustituible de formación y enriqueci- 
miento espiritual. 

La Constitución Política que nos rige ya contempla la salud como un 
derecho colectivo y universal, en forma declarativa, pues miles de perso- 
nas mueren en la costa por paludismo y dengue, y en la sierra enferman 
por falta de agua de buena calidad, para poner ejemplos simples y coti- 
dianos. No basta pues consignar el derecho, hace falta luchar consciente 
y organizadamente por su concreción. 

El pensamiento de los autores y editores de Satud, ta fuerza transfor- 
madora de la vida, plantea que todo lo que se haga para concientizar a 
la población sobre estos problemas, involucrarle en la participación y to- 
ma de decisiones, en su empoderamiento -como se dice en el texto-, es 
digno de encomio. Pero aparte de ello resulta indispensable en la prácti- 
ca, participar en la organización de ese inmenso frente de defensa de la 
salud pública. Es la hora y la coyuntura para hacerlo. 

Dr. Rubén Solís Cabrera 



INTRODUCCIÓN 



La salud, un derecho irrenundable 

Un mUitante de La Resistencia durante La Segunda 
Guerra MundiaL, señaLaba: "He experimentado, 
bienestar físico, mentaL, espirituaL y sociaL com- 
pLeto, muchas veces como miLitante, cuando deci- 
dí arriesgar La vida por aLgo que consideré de vi- 
taL importancia, como La Lucha por La Libertad 
frente a Las ocupaciones". 

"CompLeto bienestar físico", continuaba, "en eL 
cuaL, yo como individuo, podía hacer La diferencia 
contra un gran ejército de ocupación. CompLeto 
bienestar mentaL y espirituaL, ya que me daba 
cuenta compLetamente de mi Libertad existenciaL, 
aL decidir arriesgar mi vida por aLgo de vitaL im- 
portancia. CompLeto bienestar sociaL, porque sa- 
bía que si no regresaba con vida, aLguien de entre 
mi grupo de míLitantes cuidaría de mi famíLia." 



Así, enfrentando La muerte, este activista experimentaba eL 
significado innato y trascendental de La saLud. Una visión del 
mundo y de La vida, un compromiso con La vida y L a saL 
Los demás, y por ende con La Libertad, La justicia. La e 
y La dignidad. 



La crisis del modelo actual 

Para anaLizar eL estado actuaL de La saLud, sus causas y sus 
soLuciones, necesariamente tenemos que comprender Las con- 
secuencias deL modeLo de desarroLLo dominante. Pues bien, 
en Los úLtimos años. Los hechos van desenmascarando eL dis- 
curso triunfaLista de Los beneficios que traería para La huma- 
nidad eL enseñoramiento universaL deL modeLo neoLiberaL de 
mercado y La gLobaLización. EL enseñoramiento de este mode- 
Lo, Ligado aL derrumbe deL campo sociaLista y a La pérdida de 
ciertos referentes ideoLógicos, hizo que incLuso pensadores 
progresistas se repLegaran y reaccionaran con perpLejidad y 
como observadores pasivos aL nuevo reacomodo de fuerzas y 
a La configuración de un mundo unipoLar de insaciabLe vora- 
cidad, eL mundo de Las Corporaciones TransnacionaLes. 

La trágica reaLidad ha configurado un mundo miserabLe, to- 
taLmente distinto aL que eL neoLiberaLismo y La gLobaLización 
prometieron a La humanidad. EL aumento de La pobreza en 
términos absoLutos y reLativos, eL crecimiento de Las inequi- 
dades dentro y entre Los países. La depredación deL medio am- 
biente, eL crecimiento de La deuda externa, eL demenciaL gas- 




to miLitar, La corrupción. La migración. La insaLubridad, La en- 
fermedad. La desintegración de Las famiLias, La pérdida de La 
identidad, son características de La sociedad actuaL. 

Nuestro sistema de saLud púbLica no ha escapado a La reforma 
de corte neoLiberaL: La reorganización de Los estabLecimientos 
de La red púbLica, La introducción de incentivos de mercado en 
Los servicios de saLud, Los compromisos de gestión. Los paque- 
tes básicos de servicios. Los sistemas de recuperación de cos- 
tos. Los anáLisis costo-efectividad, son parte desde hace años 
deL vocabuLario de moda de nuestros burócratas. 



¿Existe una alternativa viable? 

Obviamente, eL modeLo neoLiberaL vigente es insostenibLe. Es- 
tá diseñado para perpetuar eL subdesarroLLo, aumentar La po- 
breza y fortaLecer La dependencia. La saLud requiere de todo 
Lo contrario, pues La saLud es inherente aL desarroLLo y eL de- 
sarroLLo a su vez produce saLud. SóLo una reforma integraL deL 
Estado que se oriente aL bienestar de Las mayorías puede ge- 
nerar saLud para todos y todas, en tanto en cuanto, eL desa- 
rroLLo se reLaciona con La creación y expansión de oportuni- 
dades, para que Los seres humanos reaLicen Lo que consideran 
es su destino positivo. 

Luchamos por La saLud, trabajamos para asegurar La satisfac- 
ción de Las necesidades esenciaLes, sociaLes y económicas, de 
todos y todas. Concebimos La equidad como un imperativo 



moral y La saLud como un producto social que se construye 
colectivamente, que requiere de un abordaje integral y muL- 
tidiscipLinario, que parte de La solidaridad entre Los indivi- 
duos y entre Los puebLos. 

Invitamos a todos y a todas a asumir este desafio: Luchar por 
un sistema de saLud de acceso universaL, de fundamento so- 
lidario y conducción democrática; un sistema apartado de Las 
apetencias mercantiles, que se ajuste a Las necesidades regio- 
nales y productivas; un sistema sustentado en un presupues- 
to del Estado que se mantenga sobre un mínimo per cápita 
prioritario y calculado sobre bases técnicas; un sistema que 
se ajuste a las necesidades etno-nacionales, de género y eta- 
rias; un sistema de salud que no Limite la participación po- 
pular a obtener consensos para que acepte nuevas obligacio- 
nes económicas. 



Arturo Quizhpe P. 





QOUT 

imsforOei]]ocr;ir 



PROBLEMAS QUE REQUIEREN 
DECISIONES URGENTES 



PRIVATIZACIONES Y TARIFAS 
EN LOS SERVICIOS 



EL peso de La poLítica neoLiberaL ha caído sobre Los hombros 
de Los más débíLes y vuLnerabLes. Las famUias pobres, parti- 
cuLarmente sus niños y mujeres, son Las que más han sufrido 
por Las poLíticas económicas impuestas. Los pobres, en aras 
deL pago de La deuda externa o deL dinero entregado a La ban- 
ca privada, han tenido que sacrificar eL crecimiento físico, 
mentaL y emocionaL de sus hijos; han sido marginados, en La 
práctica, deL derecho a La atención de saLud. Se han visto 
obLigados a dedicar parte de sus exiguos ingresos aL pago de 
Los servicios de saLud/ 

La mercantiLización de Las instituciones estataLes de saLud, 
en función de una supuesta Libertad de mercado, ha demos- 
trado una vez más que "eL sufrimiento humano sóLo cuenta 
como efecto visibLe que amenaza La hegemonía y en eL que 
hay que focaLizar La atención" (BreiLh J.). 

La única respuesta, frente a La argumentación de que Los ser- 
vicios sociaLes y de manera particuLar Los de saLud, no pue- 
den seguirse costeando desde eL Estado, es que no se trata 
de posibiLidades sino de prioridades, se afirma en un informe 
de La UNICEF. IncLuso si un Gobierno tiene que hacer drásti- 
cos recortes presupuestarios, existe La opción: ¿en dónde ha- 

1. Brudtland, Winterhur: Massive Effort Advocacy Meeting, October 3rd, 2000 



cerLos?, ¿en eL pago de La deuda externa o en saLud?, ¿entre- 
gando Los dineros deL puebLo a Los bancos o mejorando La ca- 
Lidad de Los servicios de saLud? 

El colapso del sistema de salud 

EL sistema de saLud ecuatoriano atraviesa un coLapso. En Lu- 
gar de un sistema coherente, unificado, eficiente y soLidario, 
con recursos adecuados a Las necesidades nacionaLes, se ha 
venido desarroLLando una serie de programas verticaLes, se- 
Lectivos y aisLados, de duración Limitada. Es urgente fortaLe- 
cer una propuesta a Largo pLazo que priviLegie Lo púbLico so- 
bre Lo privado y Lo humano sobre eL interés comerciaL. 

Hay muchas razones para eL coLapso: eL presupuesto deficien- 
te y voLátiL asignado para La atención de saLud; La catastrófi- 
ca fragmentación de Los servicios de saLud, que ha sido com- 
parada a "una orquesta con músicos que tocan diferentes rit- 
mos aL mismo tiempo y que carecen de un director"; La pri- 
vatización de Los servicios de saLud púbLicos; La faLta de de- 
finición de una poLItica de Estado que garantice de manera 
pLena eL derecho a La saLud para todos Los ecuatorianos y 
ecuatorianas. 

EL debiLitamiento y fragmentación deL sistema de saLud es 
también un refLejo de un Liderazgo débiL y pobre en eL ámbi- 
to de La saLud púbLica; La apLicación de "paquetes de refor- 
ma", muchas veces traídos desde fuera por Las agencias inter- 
nacionaLes que desconocen nuestras reaLidades; programas de 



reajustes que también determinaron eL crecimiento de un 
sector de "atención primaria" comercial, privado y deforma- 
do; aL tiempo que provocó La fuga de cerebros, personal de 
saLud capacitado y joven. 

No existe una solución simple y rápida. EL fortalecimiento y 
desarrollo del sistema de atención de salud exige un progra- 
ma multidimensional de cambios y reformas, guiado por una 
visión a largo plazo, y un fuerte compromiso por alcanzar 
metas concretas y claras. 



Derecho a la atención de salud 

La salud es un derecho de toda la población y es también una 
responsabilidad del Estado, que no puede moverse al ritmo 
impuesto por un mercado brutalmente inhumano que no co- 
noce otro ritmo que el de la relación oferta-demanda-especu- 
lación. 

Sin embargo, bajo el nuevo modelo que llega como "produc- 
to enlatado" desde los centros del poder hegemónico, la sa- 
lud no es más que un bien que los individuos adquieren en el 
mercado. Un mercado que está formado por los hospitales, 
centros y subcentros de salud estatales, donde se atiende 
gratuitamente sólo a quienes demuestren ser pobres de po- 
breza absoluta o indigentes. 

Según el artículo 42 de la Constitución Política de la Repú- 
blica, la misión del Ministerio de Salud Pública, es promo- 




ver "condiciones de vida saludables para to'da-l.a po 
que deben ser creadas a través deL desarrollo humano inte- 
gral. Sin embargo, lo que en realidad se hace es implemen- 
tar medidas superficiales de bajo costo que buscan un efec- 
to cosmético sobre las lacras de salud de la población mar- 
ginal. 

Para un pueblo como el ecuatoriano, un modelo de salud cal- 
culado con el medidor de la rentabilidad, muestra de cuerpo 
entero a gobiernos que asumieron plenamente su personali- 
dad neoliberal. Asi, la salud ha dejado de tener un carácter 
de derecho universal de cuyo cumplimiento el Estado es res- 
ponsable, para convertirse en un bien de mercado que los in- 
dividuos deben adquirir. 

Asumir la defensa de la vida individual y colectiva 

Los hombres y las mujeres que aún no han perdido su verda- 
dero rostro humano, sólo pueden responder positivamente al 
llamado de los que luchan realmente por la vida. Por eso ha- 
cemos nuestras las palabras de Celia Iriarte, nos corresponde 
asumir el compromiso de construir un pensamiento que se 
oponga a la "naturalización" que hoy predomina, de que la 
situación que hoy vivimos es la única posible. 

Hace falta asumir la defensa de la vida individual y colecti- 
va, VIDA con mayúsculas que supere la visión biologista, pa- 
ra ampliar el horizonte en la búsqueda de la construcción de 
lo humano en su amplia conceptualización. La idea es convo- 



¿^ 



[.ÍÍ5 






:w%.f 





carnos a salir de esta "duLce certidumbre" de Lo peor, que nos 
esclaviza, para arriesgarnos a pensar en La Libertad. 



Salud para todos y todas 

Hace mas de cincuenta años. Los artífices de La DecLaración 
UniversaL de Los Derechos Humanos, afirmaron que "todos 
tienen derecho a un niveL de vida adecuado para su saLud y 
bienestar propio y de su famiLia, incLuyendo aLimentación, 
ropa, vivienda y atención médica, además de Los servicios 
sociaLes necesarios y eL derecho a La seguridad en caso de 
desempLeo, enfermedad, discapacidad, viudez, vejez, u otra 
escasez en su vida debido a circunstancias fuera de su con- 
troL". 

Desde entonces. La equidad en saLud como un tema priorita- 
rio para eL desarroLLo humano. La equidad como La expresión 
de Lo justo, imparciaL y correcto, han constituido parte esen- 

rial íHol noncamiorrl-n ca 1 1 1 hricfa 



ciaL deL pensamiento saLubrista, 



Lamentablemente, Las propuestas para La superación de Los 
problemas de saLud han estado impulsadas básicamente des- 
de Los centros de poder internacional y nacional, mientras las 
estrategias de desarrollo para proteger la vida han respondi- 
do a La lógica del capital, como mecanismo de mantenimien- 
to de Las inequidades e injusticias. 

No podemos seguir repitiendo las recetas enviadas e impues- 
tas desde Los centros de poder, no podemos continuar gas- 



<B 



tando Los pocos recursos intentando Legitimar soLuciones 
creadas desde La perspectiva de Los grupos dominantes. 

Mientras cada día nos vayamos convenciendo que La dignidad 
de La vida humana no estaba prevista en eL pLan de gLobaLi- 
zación, sentiremos vergüenza por cada ser humano excLuido 
de La comida, de La saLud, de La justicia, consideraremos que 
es un crimen que hayan niños en La caLLe, y que es una faLa- 
cia habLar de equidad en saLud en una sociedad donde predo- 
mina La marginaLidad, La desesperación y La incertidumbre. 

Entonces, nos uniremos todos en una bataLLa dificiL pero her- 
mosa por una estrategia ampLia, integraL, que rescate eL po- 
der de Los puebLos en beneficio de su propia saLud y bienes- 
tar. 



La salud pública que defendemos y la que queremos 

Las consecuencias de una década de poLíticas neoLiberaLes y 
de concentración de La riqueza, se manifiestan en eL incre- 
mento deL desempLeo, deL trabajo informaL, de Los barrios po- 
bres, de Los trabajadores de La caLLe, en La generaLización de 
La pobreza y La vioLencia. 

La saLud reproduce este cuadro. Asistimos a un agravamiento 
de Los perfiLes epidemioLógicos de La pobreza, recrudecimien- 
to de Las enfermedades endémicas típicamente asociada a 
una reaLidad brutaL de un país con índices trágicos de migra- 



ción, muertes violentas y por enfermedades de La miseria. Un 
28 por ciento de La pobLación no tiene acceso a Los servicios 
de saLud. Una tercera parte de ecuatorianos no reciben nin- 
gún tipo de atención médica. 

Frente a eLLo pLanteamos: 

a La saLud deber ser un derecho de todos/as, con acceso uni- 
versaL a Las acciones y servicios de buena caLidad 

□ La atención tiene que ser integraL, o sea. Los usuarios de- 
ben tener todas sus necesidades satisfechas, sean de com- 
pLejidad baja, media o aLta. 

a EL sistema único de saLud tiene que asegurar equidad para 
que cada uno reciba La atención de acuerdo con sus nece- 
sidades. De manera que Las desiguaLdades sean tratadas de 
manera digna en La búsqueda de La iguaLdad. 

□ La poLItica de recursos humanos tiene que estar aL servicio 
de estos objetivos, tiene que orientarse a La búsqueda de La 
profesionaLización y La mejoría de La caLidad de Los servi- 
cios. 

Una reaL concepción democrática, requiere La participación 
de Los trabajadores de La saLud, de Los usuarios de Los servi- 
cios para Las decisiones en Los Lugares en Los que desarroLLan 
sus actividades. 

Para que La saLud púbLica sea efectiva, necesitamos que se 
garantice: 



a EL acceso de todos a Los servicios y acciones de saLud -hos- 
pitaLización, exámenes necesarios, medicamentos, UCI. 

a La asistencia de saLud de todos Los ecuatorianos sin prejui- 
cio, discriminación o priviLegio. 

a Que todas Las acciones y Los servicios de saLud prestados por 
eL poder púbLico o por Las entidades privadas contratadas 
sean gratuitas, siendo prohibida e iLegaL eL cobro de cuaL- 
quier tasa o contribución de Los usuarios. 

a Todas Las acciones y Los servicios necesarios para La promo- 
ción, protección, tratamiento y rehabiLitación de La saLud. 

a La democratización de Las distintas instancias de dirección, 
consejos de saLud, abiertas aL púbLico, representación po- 
puLar -sindicatos, gremios, asociaciones barriaLes y comu- 
nitarias. 




ATENCIÓN PRIMARIA INTEGRAL, 
LA PROMESA INCUMPLIDA 

La estrategia de Atención Primaria de Salud 

La mayoría de programas de saLud con base comunitaria, que 
inspiraron La Declaración de ALma Ata, no fueron iniciativas 
especificas en saLud, fueron parte de una Lucha más amplia 
deL pueblo por su bienestar y sus derechos. 

"Los esfuerzos de Los movimientos populares por tomar en 
sus manos La saLud deL puebLo constituyó una amenaza seria, 
no sóLo para Las éLites y Los gobiernos, sino también para eL 
status quo médico, quienes han mantenido por Largo tiempo 
un poderoso monopoLio deL conocimiento y deL poder de cu- 
rar" (p. 19, Questioning the SoLution).^ 

Durante Los 80, fueron evidentes Los avances en La cobertura 
y eL notabLe mejoramiento de Las estadísticas de saLud de Mo- 
zambique y Nicaragua, hechos que fueron remarcados por La 
Organización MundiaL de La SaLud (OMS). En Lo fundamental, 
sus gobiernos aplicaron un programa de APS integral muy 
aproximado al protocolo de la Declaración de ALma Ata. EL 
éxito alcanzado obedeció a tres causas: 

1. La voluntad política de satisfacer las necesidades de salud 
de todo el puebLo. 

2. Werner, D. y Sanders, D.: Questioning the Solution, Hesperian Foundation, Cape Town, 2002. 



2. La participación popular activa en eL alcance de La meta. 

3. EL incremento de La equidad sociaL y económica. 

La estrategia de APS promovida en nuestro país, aL iguaL que 
en otros países pobres, ha fracasado básicamente por tratar- 
se de intervenciones seLectivas, decLaradas prioritarias por 
Los expertos de Las agencias internacionaLes, apLicadas a gru- 
pos focaLes de aLto riesgo y bajo eL controL directo de Los pro- 
gramas por parte de Los gobiernos y Las principaLes agencias. 
Ha sido promovida por gobiernos que afianzan La inequidad. 
La injusticia y eL autoritarismo, oportuna para enfrentar La re- 
cesión gLobaL de La década de Los 80, eL incremento de La deu- 
da externa. La escaLada armamentista, eL agravamiento de La 
pobreza. La destrucción masiva deL medio ambiente. 

"A iguaL que Las estrategias de desarroLLo, Las in- 
tervenciones en saLud nunca son poLíticamente 
neutraLes: eLLas pueden promover eL empodera- 
miento y controL popuLar, o pueden ahondar La 
dependencia y La pasividad. Pueden sustentar una 
forma justa o injusta de Gobierno. 

"Los gobiernos tienen una responsabíLidad funda- 
mentaL para asegurar acceso universaL de caLidad 
a La atención de saLud y educación, y otros servi- 
cios sociaLes de acuerdo a Las necesidad deL pue- 
bLo, no de acuerdo a su capacidad de pago." 

Carta de La SaLud de Los PuebLos 



Partídpadón popular, empoderamíento y control social 

Empoderamiento de Los pueblos no quiere decir "asistencia- 
Lismo, beneficencia paternaLismo, dádivas de personas cari- 
tativas". No significa remover artificial y Líricamente Las ba- 
rreras sociaLes, otorgar "Libertades ciudadanas" -derecho a 
votar y ser eLegido-, tampoco quiere decir "oportunidades a 
Los pobres, a través de su acceso aL mercado". Empodera- 
miento significa moviLización, organización y presión deL 
puebLo para aLcanzar sus derechos, para tener voz, represen- 
tación y poder. 

La estructura socioeconómica. La estratificación de La socie- 
dad en cLases sociaLes, La segregación de género y étnica, son 
Los verdaderos obstácuLos para eL empoderamiento. La pobre- 
za es más que bajos ingresos, es también vuLnerabiLidad, au- 
sencia de poder, de representación y de voz. 

Curiosamente, eL discurso de Los organismos internacionaLes 
reconoce eL probLema a La vez que coquetea con aLguna de 
sus causas. EL Banco MundiaL tiene su propio concepto y re- 
ceta para eL "empoderamiento" de Los pobres. ELLos pretenden 
convencernos de que La interacción deL mercado con Las ins- 
tituciones deL Estado y La sociedad civiL, fortaLece La integra- 
ción económica y eL desarroLLo tecnoLógico, para servir a Los 
pobres y construir una sociedad soLidaria, en La que todos 
participen de La prosperidad. Más aún, se pretende hacer 
creer que ciertos avances en La reducción de aLgunos aspec- 
tos de La pobreza, son posibLes (sustentabLes), aunque otros 



aspectos de La pobreza permanezcan inalterados -posible- 
mente se refieren a Las causas estructurales. 



El empoderamíento desde la visión popular 

Nuestra saLud va a mejorar significativamente sóLo con La 
construcción deL poder popuLar. Las intervenciones en saLud 
deberían ir de La mano con Las intervenciones para promover 
eL empoderamiento de Los pobres. 

¿Ocurre así La mayoría de veces? No, aL menos en Las políti- 
cas de saLud impLementadas hasta ahora. Las intervenciones 
diseñadas por eL Banco MundiaL, eL Fondo Monetario Interna- 
cional, y aplicadas por nuestros gobiernos, han incrementa- 
do La dependencia, aumentado el endeudamiento. Legitimado 
la opresión, reforzado La dominación y la domesticación. 

Nosotros buscamos estrategias que empoderen a los pueblos. 
Una estrategia de empoderamiento, cuestiona y busca cam- 
bios estructurales, procura acabar con los sistemas y prácti- 
cas que agravan La discriminación, incentiva la confianza en 
Las propias capacidades y fuerzas, ayuda a ganar autocontrol 
y poder para Las decisiones. 

Las estrategias de empoderamiento pueden ser múltiples: 
a Trabajo con los grupos más empobrecidos y oprimidos. 
n Movilización, aprendizaje y desarrollo de la conciencia. 



a Creación de espacios apropiados para que Las comunidades 
puedan expresar sus necesidades, inquietudes y aspiracio- 
nes -Las comunidades no pueden constituir objetos de be- 
neficencia o de faLsos programas de desarroLLo. 

a Educación con Las experiencias y reaLidades propias, y com- 
prensión de La estructura de poder y Las causas de su situa- 
ción. 

a AmpLiación deL horizonte y desarroLLo de capacidades para 
acceder a mayor información, conocimientos y habiLidades, 
por su cuenta propia. 

a Identificación y priorización participativa de Los probLemas 
que afectan sus vidas, para una toma de decisiones infor- 
mada y La búsqueda de soLuciones. 

a FormuLación de su propia visión de una sociedad aLternati- 
va -nuevos modeLos de reLaciones económicas, sociaLes y 
de desarroLLo. 

a FortaLecimiento de La Lucha independiente e interdepen- 
diente, para cambiar Las condiciones materiaLes de existen- 
cia y su tratamiento en Lo púbLico. 

a Formación de organizaciones de base a niveL LocaL, nacio- 
naL, internacionaL, para buscar Los cambios necesarios en 
Las estructuras que determinan La situaciones de pobreza y 
opresión. 




La lucha por la salud 

Todas Las políticas que afectan a La saLud de_Los^aeJ: 
ben ser objeto de revisión, cuestionamiento y pLanteamiento- 
de alternativas. La prioridad más alta debe ser para La saLud, 
educación, alimentación, vivienda y empleo. Todos Los pro- 
gramas y políticas de Estado deben respetar nuestros dere- 
chos sociales, reproductivos y económicos. 

Debemos Luchar por regulaciones y Leyes orientadas a reducir 
y eLiminar Los siguientes probLemas urgentes: 

a Incremento de La privatización de La atención médica e in- 
cremento desmedido deL costo de medicamentos indispen- 
sables para ciertas afecciones mortales. 

□ Aumento de La mortalidad materna asociada con el aborto. 

□ Feminización de la pobreza, aumento de La desnutrición y 
Limitación del acceso a los alimentos. 

a Uso ilegal de pacientes con fines de investigación. 

a Énfasis en la salud reproductiva, sin estrategias integrales 
para enfrentar Los problemas sociales relacionados con La 
responsabilidad Legal de Los hombres, la violencia sexual. 
Los valores. La salud reproductiva y sexual de los adolescen- 
tes. 

a Incremento de la prostitución infantil, especialmente de Las 
niñas. 



Organización política y militante 

Para eLiminar La pobreza se requiere una acción popular que 
conduzca a cambios estructurales, acción social y política, no 
sólo acción. Pero para que esto suceda, la colaboración entre 
pueblo pobre, clase media y otros grupos de la sociedad, no 
es suficiente, se necesita una organización militante. En 
otras palabras, no necesitamos una acción pro pobres, nece- 
sitamos una acción proactiva por los pobres. El deseo políti- 
co para realizar los cambios necesarios únicamente vendrá 
por la vía de la presión política y social organizada. Esto es 
empoderamiento. 

Iniciativas populares 

□ Identificar las principales causas de morbimortalidad 

a Análisis crítico de las raíces de la enfermedad y la muerte. 

a Sensibilizar a la opinión pública y autoridades de salud, so- 
bre la salud de los grupos de mayor vulnerabilidad: muje- 
res, niños y ancianos. 

a Exigir la priorización de las necesidades básicas -salud, 
educación, vivienda, educación- en la agenda local y nacio- 
nal de desarrollo. 

a Familiarizarse con leyes, acuerdos, programas de bienestar, 
derechos y libertades, y organizar a la población para exi- 
gir su cumplimiento. 



Alternativas para enfrentar la comerdalízadón 
de la vida 

□ Fortalecer eL sistema de saLud púbLica. 

a Educación deL paciente sobre una atención racional y des- 
mitificación de La relación médico-paciente. 

a Reorientación de La educación médica hacia La satisfacción 
de Las necesidades deL puebLo, en base a una práctica mé- 
dica más humana, ética y hoLística. 

a DiáLogo con Las asociaciones gremiaLes para cataLizar, for- 
taLecer y apoyar Las iniciativas orientadas hacia una refor- 
ma integraL. 

a ReguLación deL sector médico privado. 

a DiáLogo con todos Los sectores de La sociedad para eL esta- 
bLecimiento de códigos éticos, para que La profesión médi- 
ca sea más democrática y comprometida con La vida de to- 
dos y todas. 



EMERGENCIAS SILENCIOSAS 



Salud mental 

EL ambiente social de incertidumbre, violencia y privación de 
derechos, provoca día a día eL deterioro de La solidaridad y eL 
afecto dentro de La famiLia y Los coLectivos. Se agudizan Las 
dificultades para comprender, procesar y enfrentar Los con- 
flictos personales y familiares. Los valores humanos, de cuyo 
desarrollo depende lo mental, han pasado a la clandestinidad 
-para usar una expresión de Mario Benedetti-, a espacios ca- 
da vez más restringidos de la canción popular y de los movi- 
mientos que concentran la resistencia y la defensa social. 

El deterioro de la vida humana se expresa ante todo en el su- 
frimiento mental, que alcanza magnitudes y formas inéditas 
en el mundo actual, donde la opulencia se exhibe impúdica- 
mente ante el rostro de los desposeídos y de la clase media, 
que sobreviven bajo ritmos infernales. 

Sin duda, la globalización y el modelo neoliberal han creado 
mayor pobreza material, pero también han incrementado la 
pobreza espiritual a límites insospechados. La pobreza espi- 
ritual se expresa ante todo en la destrucción mental, el flo- 
recimiento de los antivalores, la insolidaridad, el miedo, el 
individualismo, el engaño, la elevación y expansión de los 
niveles de estrés, el incremento acelerado de la morbilidad 
asociada a la sobrecarga emocional como la úlcera y las en- 



m 



fermedades sicosomáticas, eL incremento deL suicidio, consu- 
mo de alcohol y drogas, en definitiva La epidemia de La agre- 
sión. 



Salud rural, tiempo para la renovación 

EL "PLan de Medicina RuraL" fue creado como mecanismo de 
compensación "para devoLver en servicios a Las comunidades. 
Los beneficios obtenidos a través de La educación universita- 
ria". A treinta y más años de su creación. Los servicios de sa- 
Lud para Los pobres deL campo y La ciudad son cada vez más 
inaccesibLes, impagabLes, desiguaLmente distribuidos e ina- 
propiados en su énfasis y aproximación. 

Los inicios deL programa de La SaLud RuraL estuvieron carac- 
terizados por eL optimismo y La moviLización popuLar, pero 
ahora Los servicios púbLicos de saLud ruraL, hambreados de re- 
cursos, han sido conducidos prácticamente a su coLapso. EL 
personaL de saLud está desmotivado, obLigado a imponer pro- 
gramas, a cobrar tarifas. 

Los probLemas de saLud ruraL han empeorado. Muchos de Los 
Logros de Los años 70 y principios de Los 80 se han perdido. 
Las intoLerabLes e indignantes injusticias sociaLes, Las injus- 
ticias ecoLógicas, La enfermedad y La muerte. Las tres E's de La 
maLa saLud - expropiación, expLotación y excLusión- predo- 
minan en eL área ruraL. 



Propuesta alternativa de salud rural 

Es hora de cambiar La visión. La metodoLogia, La estrategia. 
Los contenidos deL Programa deL Año de SaLud RuraL ObLiga- 
torio, conformando para eL efecto un equipo interinstitucio- 
naL -universidades. Ministerio de SaLud PúbLica-, que cuente 
con La participación de representantes de Las comunidades. 

Es urgente rescatar La sabiduría popuLar para La saLud inte- 
graL, pues no podemos continuar ignorando La herboLaria, Los 
saberes y haceres de Las comunidades, a aqueLLas mujeres que 
soLidariamente acompañan a Las personas más necesitadas, 
ungiéndoLas con catapLasmas y energizándoLas con sus masa- 
jes. 

La seLección de Los profesionaLes, eL diseño de Los programas. 
La eLaboración deL PLan LocaL de SaLud, eL monitoreo. La eva- 
Luación de Las acciones de saLud y sus impactos, deben cons- 
tituir espacios para una genuina participación popuLar, de 
diáLogo intercuLturaL, de respeto a La diversidad, de optimi- 
zación de Los taLentos. 

A Las pobLaciones con más probLemas de saLud deben ser asig- 
nados Los mejores estudiantes, sin que importe su cercanía a 
Las ciudades capitaLes o su accesibíLidad geográfica, con La 
creación de incentivos económicos, académicos y humanos. 

La capacitación y La investigación tienen que responder a La 
soLución de Los principaLes probLemas que afrontan Las comu- 
nidades. 




Las tarifas de atención primaría de salud 

EL pago de tarifas en Los servicios de saLud púbLica, constitu- 
ye nuevamente un tema de debate, que requiere un respues- 
ta cLara y definitiva, en función de Las necesidades de de am- 
pLios sectores marginados de La asistencia de saLud. Las au- 
toridades actuaLes deben ventiLar este tema. 

De acuerdo con varios estudios. La imposición de tarifas en 
Los servicios de saLud, producto de imposiciones internacio- 
naLes y de La privatización de La saLud púbLica, se ha conver- 
tido en una carga más que ha agravado La situación de Los 
pobres. 



Automedicadón y tratamientos inadecuados 

Las tarifas en Los servicios de saLud púbLica son "reLativamen- 
te bajas", se ha insistido, pero para un país con 7 miLLones 
de pobres que viven con menos de un dóLar aL día, pagar por 
La consuLta un dóLar significa sacrificar La comida de ese día. 

Las tarifas impuestas incentivan eL autotratamiento. La auto- 
medicación y eL uso de pLantas o medicamentos de dudosa 
caLidad, adquiridos en eL mercado irreguLar; sin garantía nin- 
guna. Estas circunstancias contribuyen aL aumento de La re- 
sistencia a Los medicamentos, impiden eL tratamiento com- 
pLeto y restringen -e incLuso eLiminan- eL acceso temprano a 
Los servicios de saLud. De esta manera. La "pequeña contribu- 



ción" aumenta, en La práctica, eL costo de La atención médi- 
ca de Los pobres. 

Las tarifas en Los servicios han provocado un mayor empobre- 
cimiento de Los más necesitados. En muchos casos, para pa- 
gar Los gastos de atención médica privada, se ven obLigados 
a vender sus bienes, recortar sus gastos esenciaLes, reaLizar 
préstamos a intereses eLevados. A esto de Las tarifas, se aña- 
den otras barreras, taLes como La distancia y Los tratamientos 
abusivos. 



Eliminar tarifas: urgente, pero insuficiente 

AL tiempo que reafirmamos nuestra convicción de que Las ta- 
rifas deben ser eLiminadas, recaLcamos que La eLiminación de 
tarifas no constituye una soLución para todos Los probLemas 
por Los que atraviesa nuestro sistema de saLud. Esta medida 
debe acompañarse de acciones como eL incremento de Los 
presupuestos nacionaLes y seccionaLes para eL sector púbLico 
y en particuLar para La atención de saLud, así como deL abor- 
daje de Las poLIticas nacionaLes e internacionaLes que Los de- 
terminan. 

Por Lo menos eL 15 por ciento deL presupuesto deL Estado de- 
be ser invertido en La saLud púbLica. SóLo asi es posibLe una 
mejora sostenibLe y de caLidad en Las acciones y eficacia deL 
sistema de saLud púbLica; sóLo así podrá responder aL incre- 
mento de La demanda como consecuencia de La eLiminación 



de Las tarifas o de de Los maL denominados "proyectos de re- 
cuperación de costos". 

Hace aLgunas semanas. La Conferencia InternacionaL de La Red 
por La Equidad en SaLud, abogó por La suspensión deL pago de 
La deuda externa, por La eLiminación de tarifas y demás obs- 
tácuLos que impiden a Los pobres acceder a Los servicios de 
saLud púbLica. También resoLvió exigir eL incremento de Los 
presupuestos de Los Estados destinados a La saLud. 



SALUD, DIETA, EJERCICIO Y 
SOBERANÍA ALIMENTARIA 

En todos Los países deL mundo, incluyendo eL nuestro. La obe- 
sidad en La niñez y La adoLescencia está aLcanzado niveLes 
epidémicos, con eL consiguiente aumento dramático deL ries- 
go de enfermedades cardiovascuLares en La edad aduLta. 

Cinco de cada diez niños y niñas deL Ecuador, tienen baja ta- 
LLa con reLación a su edad, como consecuencia de desnutri- 
ción temprana. Nacen con bajo peso, sufren infecciones du- 
rante Los primeros años de su vida, y Los que Logran sobrevi- 
vir, en su mayoría viven en eL hacinamiento, sometidos aL en- 
cierro, privados de recreación y estímuLo, pero bombardeados 
de pubLicidad y vioLencia. 

Cada día más niños en edad escoLar incrementan su peso de 
manera aceLerada e inadecuada, mientras su taLLa deficiente 
ya no puede ser modificada. "CoincidenciaLmente", muchos 
de eLLos son bLanco de La pubLicidad de La industria de La co- 
mida chatarra, que busca reempLazar Los hábitos aLimenticios 
saLudabLes por sus comidas de aLto contenido caLórico, eLeva- 
da adición de grasas y azúcares. 



Crianza de los niños y responsabilidad 

La crianza de Los niños es responsabíLidad de Los padres, en 
estrecha coLaboración con Los maestros. Este roL no puede ser 



asumido por La industria de La comida chatarra o cuaLquier 
otra industria. Por Lo tanto, dichas corporaciones deben de- 
tener su intromisión en Las reLaciones padres-hijos. No pue- 
den continuar creando en eL hogar La necesidad deL consumo 
de aLimentos innecesarios y perjudiciaLes a través de "ima 
nes" como cromos, dibujos, muñecos de pLástico, pegatinas 
y otros. 

Las muLtinacionaLes de La "comida basura", drenan eL presu- 
puesto famiLiar, incitando a Los niños a demandar La compra 
de comida chatarra que sus padres no pueden pagar. 

Por otra parte. Las corporaciones destruyen Los esfuerzos de 
Los padres y madres de famiLia por trasmitir a sus hijos, há- 
bitos saLudabLes y tradicionaLes de aLimentación; atentan a La 
integridad de La mesa de La famiLia y su herencia cuLturaL. La 
hora de La comida ha sido siempre un momento de encuentro 
humano, de disfrute y adquisición de vaLores cuLturaLes, so- 
ciaLes y nutricionaLes. 



Prohibir la publicidad de la "comida basura" 

EL primer paso es exigir La restricción de La pubLicidad de La 
"comida basura" para Los niños menores de 12 años de edad. 
Esta medida es quizás La forma más senciLLa, más barata y efi- 
caz para reducir eL impacto gLobaL de La obesidad. La diabe- 
tes y sus compLicaciones. No requiere presupuesto guberna- 
mentaL aLguno, ahorrará eL presupuesto famiLiar, que puede 





•^ 



ser invertido en educación, alimentos saludables, atención 
médica y cuidados de salud. 

Exigir al Ministerio de Salud Pública, a la Organización Pana- 
mericana Sanitaria y a la Organización Mundial de la Salud, a 
incorporar tal prohibición en su estrategia global de Salud, 
Dieta y Actividad. 

Promover la práctica de hábitos de alimentación saludables 
en la escuela, para defender el consumo de nuestros produc- 
tos naturales y frutas. 

Promover el desarrollo multilateral de niños, niñas y adoles- 
centes a través de la cultura, la práctica del deporte, la re- 
creación y el juego, abriendo las unidades educativas por las 
tardes, creando incentivos para los maestros y promotores 
culturales que participen en los programas. 



% 



LA SALUD INTEGRAL DE LAS MUJERES 

La problemática 

Nos encontramos frente a un panorama crítico de La saLud por 
eL deterioro general de Las condiciones de vida de La pobLa- 
ción, que en su mayoría se debate en medio de carencias eco- 
nómicas, sociaLes, educativas, poLíticas, además de enfrentar 
Las secueLas deL programa neoLiberaL apLicado a Los sistemas 
de saLud. En este entorno angustiante se sitúa La saLud de La 
mujer. Partiendo de que somos Las más pobres de entre Los 
pobres, representamos eL 70 por ciento de Los 1.300 míLLones 
de personas que viven en pobreza absoLuta; Las mujeres per- 
cibimos remuneraciones menores pese a desempeñar trabajos 
simiLares, cerca de 900 míLLones de mujeres tienen ingresos 
menores a un dóLar diario;^ Los índices de anaLfabetismo y 
deserción escoLarson mayores en Las niñas; eL trabajo prema- 
turo enroLa a míLLones de niñas y adoLescentes y Les impide 
tener un desarroLLo íntegraL; La migración como fenómeno 
que agrava La situación de Las mujeres. 

Evidencias de La particuLar situación de discrimen y margina- 
Lidad de Las mujeres se encuentran en: 

a índices eLevados de mortaLidad materna que dependiendo de 
La zona, fLuctúa entre 150 a 330 muertes por cada 100.000 
nacidos vivos, por no tener atención en su parto, por hemo- 

3. Fuente: Estudios de UNIFEM. 



rragias, infecciones y otros problemas derivados deL emba- 
razo; igualmente, hay indicadores altos de muertes por abor- 
to, y dentro de eUo un alto subregistro de casos que por elu- 
dir una Legislación perversa, se someten a intervenciones 
quirúrgicas en condiciones totalmente peligrosas. 

a índices elevados de mortalidad de mujeres por cáncer cer- 
vico-uterino y el incremento de la morbilidad por enferme- 
dades de transmisión sexual 

a El embarazo precoz registra altos indicadores de madres 
adolescentes; en los países de la región, entre un 20 y un 
25 por ciento de mujeres ha tenido su primer hijo antes de 
los 20 años, y en el sector rural representa el 30 por cien- 
to/ Las tasas de natalidad entre mujeres jóvenes (15 a 19 
años) son en los países subdesarrollados el doble que en los 
países desarrollados. 

a La gran mayoria de mujeres dedicada al trabajo doméstico, a 
las labores agricolas, al comercio o actividades informales, a 
la artesanía, carecen de protección estatal, no están afilia- 
das a ningún sistema de seguridad social y muy difícilmente 
acceden a las prestaciones de salud por los costos elevados. 

□ La violencia intrafamiliar y sexual que afecta a ocho de ca- 
da diez mujeres, constituye un problema de salud pública, 
afecta a la salud integral de las mujeres, pues las lesiona 
no sólo físicamente sino atenta a los derechos humanos, 
disminuye su autoestima, no le permite disfrutar a plenitud 

4. CEPAL-ECLAC: Panorama Social de América Latina. 



de su sexuaLidad y La vida en pareja, además de todas Las 
secueLas psicoLógicas. 

a La amenaza de La drogadicción y eL aLcohoLismo se cierne 
sobre Las mujeres jóvenes. Ha dejado de ser un probLema 
básicamente de Los hombres. 

a Los desórdenes emocionaLes, eL probLema de La saLud men- 
taL, es uno de Los mayores maLes de este tiempo, que aún no 
recibe La atención de Los sistemas de saLud estataLes ni pri- 
vados. Cada vez es mayor eL número de mujeres afectadas 
por síndromes depresivos y probLemas psicoLógicos diversos. 
EL suicidio presenta tasas eLevadas. Todo eLLo Ligado a La po- 
breza, a La incapacidad de sobrevivir en condiciones dignas, 
aL peso que sobreLLevan miLLones de mujeres convertidas en 
administradoras de La crisis y que no pueden hacer más ma- 
Labarismos para sostener sus hogares. Pero además son ca- 
da vez más frecuentes Los probLemas asociados a estereoti- 
pos cuLturaLes que están afectando a jóvenes y adoLescentes 
como es La anorexia y La buLimia, como una consecuencia de 
toda La aLienación que nos trae La sociedad actuaL. 

a La probLemática desatendida de Las mujeres aduLtas mayores, 
que carecen de seguridad sociaL, de centros estataLes para La 
atención de su situación específica de saLud, de Las enferme- 
dades crónico-degenerativas, que sobreviven con pensiones 
muy bajas o sufren eL abandono y eL discrimen sociaL. 

a La probLemática de Las trabajadoras sexuaLes y La expLota- 
ción sexuaL que se ha convertido en un negocio Lucrativo 
que invoLucra a niños, niñas, jóvenes y aduLtas. 



Todo este conjunto de situaciones, debe ser compren- 
dido y analizado en su diversidad y especificidad, con 
un enfoque integral que permita desentrañar Las cau- 
sas y concepciones que Lo provocan y Lo sostienen, es- 
tabLeciendo poLIticas y programas orientados a Lograr 
La saLud integraL de este sector mayoritario de La po- 
bLación. 



Nuestra concepción de salud 

La saLud es un derecho humano fundamentaL que signi- 
fica bienestar integraL -físico, mentaL, sociaL, ambien- 
taL. Por Lo tanto, debe prevaLecer sobre Los asuntos eco- 
nómicos. La saLud es eL resuLtado de Las condiciones y 
caLidad de vida de Las personas en estrecha reLación 
con La naturaLeza, sus formas de trabajo y consumo. Es 
pues, un asunto sociaL, económico y poLítico. La desi- 
guaLdad, La pobreza y expLotación, La vioLencia e injus- 
ticia son La raíz de La maLa saLud y de Las muertes de Las 
personas. EL Estado, por tanto, debe garantizar a toda 
La pobLación, Las prestaciones de saLud con una concep- 
ción hoLlstica, integraL, de respeto a Los derechos hu- 
manos y ambientaLes, considerando La diversidad cuLtu- 
raL, de género y edad. 

Nuestra propuesta para La saLud y vida dignas de Los 
puebLos, se sustenta en Los principios de integraLidad, 
soLidaridad, universaLidad, equidad, justicia, dignidad 




y participación social, que deben permear La distribución de 
La riqueza y Las poLíticas sociaLes, económicas, cuLturaLes; se 
sustenta también en La vigencia pLena de Los derechos huma- 
nos, y en La preservación y respeto a La naturaLeza. Todo eLLo 
constituirá una sociedad saLudabLe, en donde La gente disfru- 
te de La vida y tenga un desarroLLo pLeno. 

Nuestras propuestas 

a Promover poLíticas y programas de saLud integraL para La po- 
bLación, ateniéndonos a su diversidad cuLturaL, de género, 
edad y sectoriaL, definiendo mecanismos de participación 
sociaL efectivos para que tomemos Las decisiones adecuadas 
sobre nuestra saLud y La de nuestros hijos e hijas. 

□ Reconocer y rescatar Los saberes y prácticas de nuestros 
puebLos originarios. 

a Insertar en eL currícuLo de cada niveL educativo, contenidos 
apropiados para prevenir, proteger y educar sobre eL cuida- 
do de La saLud y La vida, sobre Los derechos que nos asisten 
y Los mecanismos para su exigibiLidad, asi como contenidos 
de prevención y erradicación de La vioLencia en Las institu- 
ciones educativas. 

a Promoción y defensa de Los derechos estabLecidos en La 
Constitución, Leyes y Convenios InternacionaLes sobre La 
saLud sexuaL y reproductiva. 



a Impulsar La Ley de Maternidad Gratuita y Atención a La In- 
fancia, y demandar su apLicación en todos Las unidades pú- 
bLicas, La entrega oportuna de Los recursos y Las reformas Le- 
gaLes y administrativas para viabiLizar su ejecución. Recu- 
peración deL HospitaL MunicipaL de La Mujer para brindar 
atención gratuita a mujeres de bajos recursos. FortaLeci- 
miento de Los Comités de Usuarias. 

a AmpLiación de La atención gratuita a La infancia, que per- 
mita La cobertura hasta Los 12 años, así como programas es- 
pecíficos para adoLescentes con un centro municipaL espe- 
ciaLizado, que incLuya orientación y asesoría para Los hijos 
e hijas de de migrantes. 

□ ImpuLso de programas de prevención deL cáncer, ETS (enfer- 
medades de transmisión sexuaL), VIH/SIDA y demás probLe- 
mas asociados con La saLud sexuaL y reproductiva. Garanti- 
zar La atención integraL a Las personas con probLemas de sa- 
Lud en este ámbito. 

a Cobertura totaL de obras básicas de infraestructura sanita- 
ria en todas Las parroquias, y puesta en marcha en cada una 
de eLLas de Centros de SaLud Listos para atender Las 24 ho- 
ras, emergencias obstétricas, neonataLes y pediátricas. 

a Prevenir y erradicar La vioLencia intrafamiLiar y sexuaL, La 
cuaL constituye un probLema de saLud púbLica. 

a Programas de prevención deL consumo de aLcohoL y drogas. 



a Atención especializada para La saLud mental, con enfoque 
de género, en Las unidades operativas deL MSP (Ministerio 
de SaLud PúbLica) y deL Municipio. 

a Creación de Centros Geriátricos púbLicos, en Los que se brin- 
de atención especiaLizada a aduLtos y aduLtas mayores, en 
Los diversos aspectos de su vida y saLud, que cuenten ade- 
más con espacios saLudabLes para su acogida. 

□ EstabLecer programas de protección para La saLud LaboraL, 
con enfoque de género, considerando Los diversos riesgos a 
Los que se exponen Las mujeres deL sector urbano y ruraL, en 
Las diversas etapas de sus vidas. 

a Garantizar eL acceso universaL a La seguridad sociaL, bajo Los 
principios estabLecidos en eL presente documento, como 
una responsabiLidad estataL y no como un asunto de Lucro 
privado. Énfasis en La afiLiación aL lESS de Las mujeres tra- 
bajadoras por cuenta propia y jefas de famiLia. 

a Exigir La inversión deL Estado en La creación, mantenimien- 
to y ampLiación de hospitaLes y centros de saLud púbLicos 
en eL campo y Los sectores popuLares urbanos, asi como en 
su equipamiento. 

a FortaLecimiento de La industria nacionaL farmacéutica de 
medicamentos genéricos. 

n Programas específicos para personas con discapacidad, pa- 
ra La atención de su bienestar integraL y su integración a 



Los diversos ámbitos de La sociedad, con pLeno respeto de 
sus derechos. Asesoría y apoyo a famiLiares de personas con 
discapacidad. 

Cuenca, Octubre de 2006 




LAS VOCES DE LOS PUEBLOS 



% 



LA FUERZA TRANSFORMADORA DE LA VIDA^ 



Las Voces de la Tierra se encontraron en Cuenca 

Hace un poco más de año y medio, Cuenca fue eL epicentro 
deL Movimiento Mundial para La SaLud de Los PuebLos. Habla 
transcurrido entonces eL primer Lustro deL nuevo miLenio y 
recién empezaba a difundirse eL fracaso deL modeLo neoLibe- 
raL, cuando LLegaron a nuestro país torrentes de trabajado- 
res, dirigentes sociaLes, sabios comunitarios, académicos, 
estudiantes, y en fin, mujeres y hombres participantes de to- 
das Las edades y procedencias nacionaLes deL mundo, para 
sumarse a La II AsambLea MundiaL por La SaLud de Los Pue- 
bLos. 

Eran Las voces de todo eL pLaneta, "Las Voces de La Tierra", 
como Las denominaron Arturo Quizhpe y María HamLin Zúni- 
ga, que resonaban en un soLo canto de rebeLdía. Voces que 
se expresaban en muLtipLicidad de Lenguas y en una diversi- 
dad de discursos poLíticos, para decirLe aL mundo que, a pe- 
sar de tantos sigLos de injusticia y sometimiento. La fuerza 
transformadora de La vida seguía incóLume, así como La Lu- 
cha contra quienes desean convertir a La saLud en un nego- 
cio, tan inescrupuLoso e inmoraL como eL sistema que Lo apLi- 
ca. 



5. Palabras de Jaime BreiLh en eL Lanzamiento de La obra Las Voces de La Tierra. Desde Savar a Cuenca. 
Encuentro de los Pueblos por la Vida, Cuenca, 24 de enero de 2007. 



Una Asamblea de luchadores y luchadoras 

Fue una verdadera proeza eL haber atraído a Cuenca a Lucha- 
dores y Luchadoras de todo eL mundo para una cita de tras- 
cendencia universaL. Y entiéndaseme bien, no me estoy refi- 
riendo simpLemente aL éxito de reunir a gente de 82 países 
en una ciudad deL interior de América Latina, pues eso pue- 
den LograrLo aun Los dóLares transnacionaLes o Los círcuLos de 
poder para reproducir sus estrategias comerciaLes o geopoLí- 
ticas, me refiero más bien, a La hazaña de convocar y movi- 
Lizar a gente senciLLa, a ciudadanos comunes, incLuso muchos 
de modestos recursos desde Los más apartados rincones, 
quienes se hicieron presentes con profunda espirituaLidad, en 
un acto de reafirmación humanista y soLidaria, sorteando to- 
do tipo de obstácuLos y Limitaciones, con una actitud de 
apertura y curiosidad hacia Los éxitos y dificuLtades experi- 
mentados por "Las Otras" y "Los Otros", en su Lucha por Los 
derechos concuLcados y La justicia sociaL y sanitaria. 

SóLo La férrea voLuntad de compañeros como Arturo y María, 
y de muchos más desde todos Los continentes. Logró La reaLi- 
zación en Ecuador de esa II AsambLea MundiaL, y fue La tena- 
cidad de un grupo de cuencanos y La resonancia de su pensa- 
miento crítico, incubado en Las jornadas de La FacuLtad de 
Ciencias Médicas tras años de compromiso frontaL con un pro- 
yecto aLternativo para La saLud, La que había Logrado justifi- 
car que una de Los eventos de mayor trascendencia en La Lu- 
cha de Los puebLos, se reaLizara en Ecuador y atrajera desde 
todos Los confines deL mundo, a una pLéyade de participan- 



tes Llenos de ideas nuevas, de planes y sueños, para ese otro 
Mundo que se requiere construir para que florezca La saLud. 



Un libro de testimonios, fresco, diverso y elegante 

EL Libro de Arturo Quizhpe y María HamLin Zúniga, Las Voces 
de La Tierra: de Savar a Cuenca, cuyo Lanzamiento forma par- 
te deL "Encuentro de Los PuebLos por La Vida", recoge testi- 
monios humanos, cáLidos y vibrantes de ese muLticoLor cón- 
cLave de voLuntades que LLegaron a esta hermosa ciudad, dis- 
puestas a derrotar aL neoLiberaLismo, con una bandera de paz 
en La una mano y con un cúmuLo de experiencias, documen- 
tos y testimonios cuLturaLes, en La otra, para demostrar que 
si es posibLe transitar por un camino distinto, por esa vía am- 
pLia, iLuminada y directa que conduce a La conquista de Los 
derechos y a La consoLidación de La vida y de La saLud con dig- 
nidad, en Lugar de seguir caminando por Los senderos sinuo- 
sos, LLenos de peLigros y acechanzas por Los que quieren que 
sigamos transitando Los dueños deL poder. 

Y como para ratificar que Las publicaciones de carácter con- 
tra-hegemónico no tienen porque ser de formato modesto, de 
Limitados recursos gráficos, y de poca o ninguna sofisticación 
estética, eL Libro de Arturo y María, deL Movimiento para La 
SaLud de Los PuebLos, en suma, es una presentación vistosa y 
elegante, una obra de refinada edición que nos enorgullece y 
que permanecerá sin duda como un testimonio imborrable de 
esa creatividad, frescura y diversidad que Logran las organi- 



zaciones sociales y Los pueblos cuando La fuerza colectiva de- 
sata su ímpetu, otrora conculcado por La desventaja y La dis- 
criminación sociaL. 



La Asamblea de los Pueblos le puso fin 
al cuento neoliberal 

Cuenca fue un hito significativo en eL Largo camino recorrido 
desde La primera AsambLea de Savar. Como Lo dijera en La pre- 
sentación de La obra, que tuve eL priviLegio de suscribir: 



"Para muchos que sobrevivimos ideoLógica y poLí- 
ticamente aL vendavaL deL neoLiberaLismo y La caí- 
da deL muro, y que mantuvimos incóLume una re- 
sistencia frontaL contra esa saLud púbLica mercan- 
tíLizada que se nos vino encima -a todas Luces, 
otra forma deL despojo convertido en poLítica de 
Estado-, fue tonificante sentir La vibración de 
míLes de hermanos deL pLaneta, que en su II 
AsambLea MundiaL, Le decLararon La guerra a ese 
sistema de atraco a Los derechos humanos. 

"La AsambLea de Cuenca vino a ser una cita uni- 
versaL de todas Las formas de ternura, soLidaridad, 
compasión y Lucha. A más de La riqueza de permi- 
tirnos compartir tantas y variadas formas de or- 
ganización; a más de ofrecernos La posibiLidad di- 



recta de palpar La belleza profunda de Las cultu- 
ras que se expresan en un evento de este carác- 
ter, asistir fue para nosotros, como suele decirse, 
"una carga de baterías", una demostración global 
de que el espíritu de rebeldía y la conciencia co- 
lectiva no han muerto, y de que vamos dejando 
atrás el silencio de nuestros pueblos que, a lo lar- 
go de los 90, parecían haberse conformado con el 
atraco a su salud y el despojo de sus derechos la- 
brados en siglos de combate. 

"... no más de la receta mortal de privatizaciones 
y engaños. Los infinitos talleres, paneles, reunio- 
nes y otros eventos de Cuenca, todo ese maravi- 
lloso hervidero de trabajo y creatividad, fueron 
en si mismos, y por la intensidad de sus gestores, 
un mentís rotundo, no sólo a la hipocresía de las 
agencias internacionales y los gobiernos, sino a 
esos análisis que nos quieren vender una postmo- 
dernidad acrltica, donde los negocios de la salud 
florecerían en medio de pueblos domesticados." 



Una herramienta viva para transformar el Ecuador 
y el mundo 

El libro de nuestros compañeros, María y Arturo, recoge y 
presenta los hechos e imágenes sobresalientes de la II 



Asamblea. Entre iLustraciones y fotografías de depur 
tética, que van poblando Las páginas y mostrándonos La b 
LLeza muLticoLory muLtiétnica, Las expresiones de aLegr1a\y 
serena firmeza de foros y moviLizaciones de Lucha auténtica 
va intercaLándose La crónica deL evento y Las voces de Los 
más variados actores, con acertado criterio. Logrando repro- 
ducir toda La intensidad, optimismo y Legitima fuerza de esa 
moviLización sociaL, de carácter emancipador y de escaLa 
universaL que se concretó en Cuenca, convertida durante seis 
días en centro emisor de mensajes, que a La par que mani- 
festaron La poLifonia deL cLamor por otra saLud posibLe, des- 
de Las perspectivas enriquecedores de distinto género, edad, 
procedencia etno-nacionaL y perspectivas poLíticas, también 
pusieron en evidencia La profunda unidad y congruencia, que 
enLaza La Lucha de Los puebLos contra un mismo sistema 
opresor. 

Pero una obra de ese contenido, no se reduce a una memoria 
pasiva sobre un evento coLectivo, constituye más bien una 
herramienta viva y un acicate para pensar eL presente y pro- 
yectarnos aL futuro. Y es en medio de La motivación y refLe- 
xiones a Los que nos induce eL Libro Las Voces de La Tierra, y 
para aprovechar con un sentido poLítico actuaL La Lógica Libe- 
radora de toda esa energía popuLar sobre La que hemos co- 
mentado, que es necesario puntuaLizar aLgunas refLexiones 
urgentes sobre eL desafío actuaL de La Lucha por La equidad y 
eL derecho a La saLud en esta nueva etapa de La poLítica ecua- 
toriana. 




La sociedad civil sólo puede ser popular 

En eL escenario político deL país se abrió una oportunidad va- 
liosa para La transformación social y La conquista de esos de- 
rechos. Nuestro pueblo colocó en eL Gobierno a quienes ofre- 
cieron instaurar un régimen anti-neoLiberaL y de soberanía 
nacional. Es una tarea urgente perfeccionar ese proceso, por 
Lo que represente como opción democrática, y defenderlo de 
Las fuerzas antidemocráticas, que han sido golpeadas pero 
que están Lejos de ser aniquiladas. Para que se consolide y 
sume bases de apoyo, el Gobierno que nos ha prometido re- 
cuperar la Patria, no puede incurrir en ambigüedades de con- 
cepto ni en errores de estrategia política. 

Los líderes del Gobierno han definido el proceso como uno de 
"revolución ciudadana", y este tipo de formulaciones nos me- 
te de lleno en el análisis de las potencialidades, pero a la vez 
de las ambigüedades del discurso de la ciudadanía y de la lla- 
mada "sociedad civil". En efecto, los textos más lúcidos de 
las ciencias sociales contemporáneas han explicado las con- 
tradicciones interpretativas a las que nos pueden inducir ca- 
tegorías como las de "ciudadanía" y "sociedad civil". Y por 
eso, dichos ensayos plantean el desafío de lograr, más allá 
de la conveniencia inmediata, gestar un clima de renovación 
de la vieja política, una ruptura política y también de con- 
ceptos, dando un claro sentido popular a la llamada "socie- 
dad civil" y, sobre todo, deslindando campos con los usos 
funcionalistas de ese concepto, que repletan las páginas de 
las más conservadoras propuestas de gobernanza. 



Y en ese mismo sentido, fue Antonio Gramsci quien expuso 
con cLaridad Los ingredientes indispensables para sostener un 
proceso real de emancipación social. Según éL, sóLo cuando 
eL movimiento organizado de Las masas está atravesado por 
un pensamiento crítico emancipador y sóLo cuando ese pen- 
samiento crítico se hace pueblo, es que surge una contra-he- 
gemonía verdadera. Es decir, se hace indispensable La con- 
fluencia de masas organizadas, con una actitud renovadora, 
e intelectuales orgánicos a Los intereses estratégicos de Los 
puebLos. Este tipo de tejido es eL que aún faLta por impLe- 
mentarse de una manera ampLia, ocupando todos Los espacios 
de La gestión y especiaLmente eL de La saLud. 

Un pueblo organizado y consciente 

Entonces, para ser consecuentes con La demanda coLectiva de 
Los puebLos y con eL cLamor deL puebLo ecuatoriano, no sóLo 
tiene que constituirse un régimen donde La participación po- 
puLar sea un eje de La gestión, sino que esa concurrencia tie- 
ne que incorporar un conjunto articuLado de ideas transfor- 
madoras, que impriman una dirección reaLmente Liberadora aL 
proceso de dichas bases sociaLes. Esto es cLave, y si bien no 
es una tarea que compete excLusivamente aL Gobierno, sino a 
Las organizaciones sociaLes y poLíticas, y aL propio puebLo, 
hay que someter Las ideas y pLanes que estamos apLicando a 
una refLexión crítica, por aqueLLo que descubrió Gramsci y que 
Néstor García CancLini Lo expLica así: "Cuando Las compLejas 
reLaciones entre La hegemonía y La subaLternidad son reduci- 



das a un simple juego bipolar, se minimiza La sutiL distinción 
gramnsciana entre dominación y hegemonía, se descuida La 
'red de intercambios, préstamos, condicionamientos recípro- 
cos' entre Las cuLturas de diferentes cLases sociaLes, o sea. Las 
'formaciones intermediaras' destacadas por Cirese" [García 
CancLini, 1993]. 

La más cLara impLicación de este probLema para La Lucha po- 
Lítica actuaL es que hay un sector de Las masas que sigue op- 
ciones de derecha, e incLuso opciones de corte fascista, por- 
que han caído presa de ese esos "intercambios y préstamos" 
que han tomado de una ideoLogía que no Les corresponde. 
Imagínense ustedes, por ejempLo, eL escenario extremo de 
una AsambLea Constituyente pobLada por Legiones obedientes 
a Los partidos de La derecha, una constituyente repLeta de 
puebLo cargado de una ideoLogía conservadora, para entender 
La importancia de despertar conciencia en todos Los sectores 
democráticos, dentro y fuera deL Gobierno, sobre La necesidad 
de apoyar aL ejecutivo para que moviLice, articuLe y apoye con 
generosidad La siembra iniciaL de un proceso de emancipación 
humana. 

Necesitamos ideas de cambio social profundo 

No es suficiente ni seguro, por tanto, haber LLegado aL con- 
troL deL aparato de Gobierno, ni es suficiente eL respaLdo de 
una masa moviLizada pero inorgánica. Mientras sigan con vi- 
da en eL proceso modeLos e ideas funcionaListas o tecnocrá- 



% 



ticas y conservadoras, se tornará aún más frágil La victoria re- 
ciente deL pueblo progresista. 

No hay cómo oponer Las tesis retardatarias y fascistoides de 
pseudorepresentantes deL interés popuLar, con un proceso 
ideoLógica y científicamente endebLe, y me refiero no sóLo a 
La urgencia de tener ideas de democracia económica y sobe- 
ranía nacionaL, sino ideas de cambio sociaL profundo que va- 
yan más aLLá de correctivos menores. 

Es este tipo de preocupación eL que nos LLeva a concLuir que 
en estos primeros días de La nueva gestión, no parece que se 
estén coLocando en eL campo de La saLud Las bases suficien- 
tes de esa "revoLución ciudadana" que se prometió, ni encar- 
nándose eL argumento iniciaL deL pLan de saLud deL régimen 
actuaL que habLa de "una poLítica sociaL aLtamente articuLada 
a una poLítica económica, no en La tradición funcionaLista y 
compensatoria de recoger Los heridos y excLuidos deL manejo 
económico, sino como una poLítica aLtamente activa que 
apueste expLícitamente por eL desarroLLo humano, como fin 
úLtimo de La acción púbLica". 



Que el Gobierno asuma la revolución en salud 

Hasta eL momento, desde eL horizonte de meros trabajadores 
de La ciencia y de La saLud, no aLcanzamos a visuaLizar ni taL 
proyecto ni su programa poLítico. Por eL contrario. La revisión 
de textos deL Gobierno, referidos a La saLud e incLuso a aspee- 



tos afines deL desarroLLo social, y eL análisis de sus pnme 
medidas y señales dadas desde La conformación de su gab 
nete, proyectan una creciente preocupación. 

Hemos revisado con interés eL PLan de Gobierno 2007-2011 
de ALianza País en búsqueda de puntos de orientación y con- 
tacto que nos ayuden a arrancar un diáLogo y discusión fra- 
ternos, pero en eL campo de La saLud, no encontramos esa ar- 
ticuLación a La que nos hemos referido. No aLcanzamos a ver 
un proyecto cLaro que por Lo menos se encamine hacia una 
expansión reaL de La cobertura asistenciaL y de La seguridad 
sociaL; ni vías de recuperación deL derecho a La saLud, como 
aqueLLos que contienen Las dos decLaraciones deL Movimiento 
MundiaL para La SaLud de Los PuebLos; ni tampoco Las sóLidas 
propuestas técnicas para varios campos de La saLud, incuba- 
das en décadas de investigación y de acompañamiento a La 
Lucha sociaL de sectores académicos progresistas como La 
Asociación Latinoamérica de Medina SociaL. 

Por eL contrario, en eL texto deL Programa de Gobierno -que 
por fortuna se autodefine como "propuesta en construcción 
coLectiva"- se encuentran eL mismo tipo de imprecisiones y 
recetas funcionaLes que caracterizan Las fórmuLas tecnocráti- 
cas de aLgunas agencias de cooperación internacionaL. 

En este sentido, comienzan a darse inquietantes evidencias 
de una proximidad excesiva con Las agendas y La Lógica de di- 
chas agencias de cooperación externa. Lo cuaL no tendría que 
ser un probLema en si mismo, pues todo Gobierno tiene que 




operar esos canales, pero sí es preocupante, en cambio, que 
sea La Lógica funcionaLista de esas entidades La que ocupe 
una centraLidad en eL discurso y La poLItica oficiaL, mientras 
toda La riqueza deL pensamiento aLternativo en saLud quede 
postergada, o mientras no exista voLuntad, ni canaLes abier- 
tos para conectar eL quehacer deL Gobierno con este tipo de 
propuestas que podrían aportar a La consoLidación de una 
orientación innovadora para eL inicio de una "revoLución en 
saLud". 



Escuchemos las Voces de los Pueblos 

Lo dicho no pretende impLicar de modo aLguno una censura 
ni una crítica ciega a un régimen que debe ser apoyado en 
esta coyuntura difíciLmente repetibLe que vive La Lucha sociaL, 
pero justamente quienes deseamos La consoLidación deL régi- 
men y eL éxito de sus enunciados por una poLítica de digni- 
dad y soberanía, de redistribución sociaL, debemos arrimar eL 
hombro en eL anáLisis crítico de La gestión poLítica. 

Lo que hemos pretendido a Lo Largo de este comentario es ar- 
gumentar La importancia que tendría para La coyuntura actuaL 
y para eL avance de nuestra poLítica eL recoger eL pensamien- 
to y Las propuestas de Los puebLos, toda esa rica experiencia 
y creatividad innovadora que testimonia eL Libro de Arturo y 
María. Es un hecho demostrado que La perspectiva desde La 
que se expLica La saLud, tanto en Los estudios científicos co- 
mo en eL discurso popuLar, depende de Los intereses que sub- 



yacen y de Los conceptos y principios que Los inspiran, asi co- 
mo de La capacidad de Los coLectivos para interpretar La rea- 
Lidad compLeja y contradictoria que determina La saLud. 

"Las Voces de La Tierra" son voces que brotan de La vertiente 
infinita de La sabiduría sociaL. Gracias compañeros, María y 
Arturo, por entregarnos este producto que reúne La perspec- 
tiva de La saLud vista desde La oriLLa de Los puebLos, desde La 
perspectiva de La vida. Este trabajo que ustedes nos han brin- 
dado, no sóLo contribuirá a eternizar La vitaLidad de Los acto- 
res de La AsambLea, sino eL espíritu de profundo compromiso 
humano y sociaL que Los caracteriza a ustedes, compañeros 
y amigos entrañabLes. 

Gracias, Arturo y María, por esta crónica vestida deL fascinan- 
te y muLticoLor ropaje de La fuerza transformadora de La vida. 
Ustedes han contribuido a demostrar, una vez más, que La 
historia deL conocimiento en saLud, registra episodios aLec- 
cionadores sobre La fortaLeza de Las ideas generadas en socie- 
dades y estamentos subaLternos, supuestamente menos de- 
sarroLLadas que Las que producen Las eLites. 



Cuenca, 24 de Enero deL 2007 



DECLARACIÓN DE LA SALUD DE LOS PUEBLOS 

versión oficiaL 



Presentación 

La saLud es un asunto social, económico y político, y sobre 
todo es un derecho humano fundamental. La desigualdad, la 
pobreza, la violencia y la injusticia están en la raíz de la ma- 
la salud y de las muertes de los pobres y marginados. La sa- 
lud para todos y todas significa que los intereses de los po- 
derosos tienen que ser cuestionados y desafiados, que la glo- 
balización tiene que ser enfrentada y que las prioridades po- 
líticas y económicas tienen que ser cambiadas drásticamen- 
te. 

Esta Declaración se construye desde la perspectiva de la gen- 
te, cuyas voces raras veces o casi nunca han sido escuchadas; 
alienta a la gente a plantear soluciones propias y a apoyar a 
autoridades locales, gobiernos nacionales, organizaciones y 
corporaciones internacionales confiables. 



Nuestra Visión 

La equidad, el desarrollo ecológicamente sostenible y la paz 
son los ejes centrales de nuestra visión de un mundo mejor; 
un mundo en el cual una vida saludable para todos y todas 



sea una reaLidad; un mundo que respete, aprecie y celebre to- 
da vida y diversidad; un mundo que permita eL florecimiento 
de Los talentos y habilidades para enriquecerse reciprocamen- 
te; un mundo en eL cuaL Las voces de Los puebLos guien Las 
decisiones que afectan nuestras vidas. Hay recursos más que 
suficientes para LograrLo. 



La salud está en crisis 

La enfermedad y la muerte diaria nos indignan. No 
porque haya tanta gente que se enferma o se mue- 
ra, estamos molestos porque esas enfermedades y 
muertes tienen sus raíces en las políticas económi- 
cas y sociales que nos imponen. 

Una voz desde Centroamérica. 



En décadas recientes. Los cambios económicos a niveL mun- 
diaL han afectado profundamente La saLud de La gente y su ac- 
ceso a atención en saLud y otros servicios sociaLes. A pesar 
de Los niveLes sin precedentes de riqueza en eL mundo. La po- 
breza y eL hambre se están incrementando. Las brechas entre 
naciones ricas y pobres, entre cLases sociaLes, entre hombres 
y mujeres y entre jóvenes y ancianos, también se han ampLia- 
do. Una gran parte de La pobLación mundiaL aún no tiene ac- 
ceso a aLimentos, educación, agua potabLe, saneamiento, vi- 
vienda, tierra y sus recursos, empLeo y servicios de saLud. La 



discriminación sigue prevaleciendo. Esto influye tanto en La 
incidencia de Las enfermedades como en eL acceso a La aten- 
ción en saLud. 

Los recursos naturaLes deL pLaneta están siendo agotados a 
una veLocidad aLarmante. La degradación ambientaL resuLtan- 
te amenaza La saLud de todo eL mundo, sobre todo La saLud de 
Los pobres. Ha habido un aumento de nuevos confLictos mien- 
tras Las armas de destrucción masiva aún son una grave ame- 
naza. 

Los recursos mundiaLes están concentrados cada vez más en 
manos de unos pocos. La poLítica neoLiberaL y Las poLíticas 
económicas son hechas por un pequeño grupo de Gobiernos 
poderosos e instituciones internacionaLes como eL Banco 
MundiaL, eL Fondo Monetario InternacionaL y La Organización 
MundiaL deL Comercio. Estas poLíticas, junto con Las activida- 
des no reguLadas de Las empresas transnacionaLes, han teni- 
do efectos devastadores en Las vidas, eL sustento. La saLud y 
eL bienestar de pobLaciones tanto deL Sur como deL Norte. 

Los servicios púbLicos no están satisfaciendo Las necesidades 
de La pobLación. Se han deteriorado como resuLtado de reduc- 
ciones en Los presupuestos sociaLes de Los Gobiernos. Los ser- 
vicios de saLud han LLegado a ser menos accesibLes, más ina- 
propiados y más desiguaLes en La distribución. 

La privatización amenaza con socavar eL acceso a La atenci 
en saLud aún más y comprometer eL principio esenciaLfde 
iguaLdad. La persistencia de La maLa saLud prevenibLe, eL 




surgimiento de enfermedades como La tuberculosis y La mala- 
ria, y eL surgimiento de nuevas enfermedades como eL VIH- 
/SIDA, son evidencias de La faLta de compromiso de nuestro 
mundo con Los principios de equidad y justicia. 



Nuestros principios 

□ EL niveL más aLto de saLud y bienestar es un derecho huma- 
no fundamental de todos Los seres humanos, sin discrimi- 
nación de etnia, coLor, religión, género, edad, habilidades, 
orientación sexual ni clase. 

□ Los principios de una Atención Primaria en SaLud (APS), 
universal e incluyente -concebidos en La Declaración de Al- 
ma Ata de 1978-, deberían ser La base para formular las po- 
líticas relacionadas con la salud. Ahora más que nunca se 
requiere de un enfoque equitativo, participativo e intersec- 
torial. 

□ Los Gobiernos tienen la responsabilidad fundamental de ga- 
rantizar el acceso universal a una atención en salud de bue- 
na calidad, educación y otros servicios sociales, de acuerdo 
con las necesidades de la población, sin considerar su ca- 
pacidad de pago. 

a La participación de la población y las organizaciones popu- 
lares es esencial para la formulación, implementación y 
evaluación de todas las políticas y programas sociales y de 
salud. 



<B 



a La saLud está determinada por eL ambiente político, econó- 
mico, social y físico, y debe ser de alta prioridad aL elabo- 
rarse Las políticas Locales, nacionales e internacionales, 
junto con los temas de equidad y desarrollo sostenible. 



Un llamado a la acción 

Para combatir la crisis mundial de salud, es necesario em- 
prender acciones en todos los niveles — individual, comuni- 
tario, nacional, regional y mundial — , y en todos los secto- 
res. Las demandas presentadas a continuación proporcionan 
una base para la acción. 



La salud es un derecho humano fundamental 

La salud es un reflejo del compromiso de una sociedad con la 
equidad y la justicia. La salud y los derechos humanos debe- 
rían prevalecer sobre los asuntos económicos y políticos. 

Esta Declaración llama a los pueblos del mundo a: 

a Apoyar todos los esfuerzos por implementar el derecho a la 
salud. 

a Exigir que los gobiernos y organizaciones internacionales 
reformulen, implementen y cumplan con políticas y prácti- 
cas respetuosas del derecho a la salud. 



a Construir movimientos populares para presionar a Los Go- 
biernos a incorporar La saLud y Los derechos humanos en sus 
constituciones nacionaLes y LegisLación. 

a Luchar contra La expLotación de Las necesidades de saLud de 
Los puebLos. 



Abordando las determinantes más amplías 
de la salud 



Retos Económicos 

La economía tiene una profunda infLuencia en La saLud de La 
pobLación. Las poLíticas económicas que priorizan La equidad. 
La saLud y eL bienestar sociaL, pueden mejorar tanto La saLud 
de La pobLación como La economía. 

Las poLíticas financieras, agrícoLas e industriaLes, que respon- 
dan primordiaLmente a necesidades capitaListas, impuestas 
por Gobiernos nacionaLes y organizaciones internacionaLes, 
expropian a Las personas sus maneras de ganarse La vida, sus 
propias vidas. Los procesos de gLobaLización económica y Li- 
beraLización han incrementado Las desiguaLdades entre Las 
naciones y en eL interior de éstas. 

Muchos países deL mundo, sobre todo Los más poderosos, es- 
tán utiLizando todos Los medios — incLuyendo sanciones eco- 



nómicas e intervenciones militares — para consolidar y ex- 
pandir sus intereses, con efectos devastadores en Las vidas de 
Los puebLos. 

Esta DecLaración LLama a Los puebLos deL mundo a: 

a Exigir La transformación deL sistema mundiaL de comercio 
para que no vioLe Los derechos sociaLes, ambientaLes, eco- 
nómicos y de saLud de La pobLación, y para que empiece a 
favorecer a Los países deL Sur. 

a Asegurar que estas reformas incLuyan regímenes de propie- 
dad inteLectuaL como patentes y eL acuerdo de Aspectos Re- 
Lacionados a Comercio de Los Derechos de La Propiedad In- 
teLectuaL (TRIPS), y que haya un compromiso expLIcito den- 
tro deL marco de La Organización MundiaL deL Comercio 
(OMC) para apoyar todas Las medidas para proteger La saLud 
púbLica. 

a Exigir La canceLación de La deuda deL Tercer Mundo. 

a Exigir La transformación radicaL deL Banco MundiaL y deL 
Fondo Monetario InternacionaL, para que refLejen y promue- 
van activamente Los derechos e intereses de Los países en 
desarroLLo. 

a Exigir una reguLación efectiva de Las actividades de Las ETNs 
(Empresas TransnacionaLes), para evitar impactos sobre La 
saLud de La gente, expLotación de su fuerza de trabajo, de- 
gradación de su medio ambiente y vioLaciones a su sobera- 
nía. 



a Exigir a Los Gobiernos La impLementación de poLíticas agrí- 
coLas orientadas a Las necesidades de La pobLación y no a 
Las demandas deL mercado, garantizando asi La seguridad 
aLimentaria y eL acceso equitativo a Los aLimentos. 

a Exigir que Los Gobiernos nacionaLes actúen para proteger eL 
derecho a La saLud púbLica en Las Leyes de propiedad inte- 
LectuaL. 

a Exigir eL controL e impLementación de impuestos sobre Los 
fLujos de capitaL internacionaL especuLativo. 

□ Exigir que todas Las poLíticas económicas sean sujetadas a 
evaLuaciones con respecto a La saLud, equidad, género e im- 
pacto ambientaL, y que incLuyan medidas reguLatorias para 
asegurar su cumpLimiento. 

□ Desafiar Las teorías económicas centradas en eL crecimien- 
to y rempLazarLas con aLternativas que creen sociedades hu- 
manas y sostenibLes. Las teorías económicas deben recono- 
cer Las Limitaciones ambientaLes, La importancia fundamen- 
taL de La equidad y La saLud, y eL aporte de La Labor no pa- 
gada, sobre todo eL trabajo no reconocido de Las mujeres. 



Retos sociaLes y poLíticos 

Las poLíticas sociaLes generaLes tienen efectos positivos en 
Las vidas y en Los medios para ganarse La vida de todas Las 
personas. La gLobaLización económica y La privatización han 




perturbado profundamente comunidades, familias y culturas. 
Las mujeres son esenciales para eL sostenimiento de La trama 
social en todas partes, pero muchas veces sus necesidades 
básicas son ignoradas o negadas y sus derechos violados. 

Las instituciones públicas han sido socavadas y debilitadas. 
Muchas de sus labores han sido transferidas al sector priva- 
do, sobre todo a corporaciones, o a otras instituciones nacio- 
nales e internacionales que raras veces asumen sus responsa- 
bilidades ante la población. Además, el poder de los partidos 
políticos y de los sindicatos ha sido severamente disminuido, 
mientras las fuerzas conservadoras y fundamentalistas están 
en auge. La democracia participativa en organizaciones poli- 
ticas y en estructuras cívicas deberla prosperar. Hay una ne- 
cesidad urgente de fomentar y asegurar transparencia y res- 
ponsabilidad. 

Esta Declaración llama a los pueblos del mundo a: 

a Exigir y apoyar el desarrollo e implementación de políticas 
sociales amplias con plena participación de la población. 

□ Asegurar que todas las mujeres y hombres tengan igual de- 
recho al trabajo, a la libertad de expresión, a la participa- 
ción política, a la libertad de religión, a la educación y a 
vivir sin violencia. 

a Presionar a los Gobiernos para que creen o hagan cumplir la 
legislación que protege y promueve la salud física, mental y 
espiritual y los derechos humanos de grupos marginados. 



a Exigir que La educación y La saLud sean prioritarias en La 
agenda poLítica. Esto impLica una educación de buena caLi- 
dad, gratuita y obLigatoria para todas Las personas, espe- 
ciaLmente para niñas y mujeres, y una educación y atención 
de buena caLidad para niños y niñas de edad temprana. 

a Exigir que Las actividades de Las instituciones púbLicas, ta- 
Les como servicios de cuidado a La niñez, sistemas de dis- 
tribución de aLimentos y provisiones, beneficien La saLud de 
Las personas y Las comunidades. 

a Condenar y buscar La revocación de cuaLquier poLítica -in- 
cLuyendo La ocupación- que resuLte en eL desaLojo o despLa- 
zamiento forzado de personas de sus tierras, hogares o em- 
pLeos. 

a Oponerse a Las fuerzas fundamentaListas que amenazan Los 
derechos y Libertades de Los individuos, sobre todo Las vi- 
das de mujeres, niños, niñas y minorías. 

a Oponerse aL turismo sexuaL y aL tráfico gLobaL de mujeres, 
niños y niñas. 



Retos ambientaLes 

La contaminación deL agua y eL aire, eL cambio de cLima, La 
disminución de La capa de ozono. La energía nucLear y Los 
deshechos. Los químicos tóxicos y Los pesticidas. La pérdida 
de biodiversidad. La deforestación y La erosión deL sueLo, tie- 



nen severas consecuencias en La saLud. Las raíces causales 
de esta destrucción incluyen La explotación no sostenibLe de 
Los recursos naturaLes, La ausencia de una visión hoLística de 
Largo pLazo, La difusión de conductas individualistas y de ma- 
ximización de ganancias, y eL sobreconsumo de Los ricos. Es- 
ta destrucción tiene que ser enfrentada y revertida inmedia- 
ta y efectivamente. 

Esta Declaración LLama a Los pueblos del mundo a: 

a Hacer responsables a Las empresas transnacionales y nacio- 
nales, a las instituciones públicas y a los militares, por sus 
actividades destructivas y riesgosas, que impactan sobre el 
ambiente y La salud de La población. 

a Exigir que todos Los proyectos de desarrollo sean evaluados 
con criterios de salud y ambiente, y que se apliquen restric- 
ciones y precauciones cuando cualquier tecnología o políti- 
ca implique amenazas potenciales a la salud y al ambiente 
-principio de precaución-. 

a Exigir que los Gobiernos se comprometan rápidamente a re- 
ducir los gases de efecto invernadero de sus propios terri- 
torios, con más rigor que lo estipulado en el Acuerdo de 
Cambio de Clima Internacional, y que no utilicen tecnolo- 
gías y prácticas peligrosas o inapropiadas. 

□ Oponerse al traslado de industrias peligrosas y de deshe- 
chos tóxicos y radioactivos hacia países pobres y comuni- 



dades marginadas, y promover soluciones que minimicen La 
producción de deshechos. 

a Reducir eL sobreconsumo y estilos de vida no sostenibLes 
tanto en eL Norte como en eL Sur. Presionar a Los países in- 
dustriaLizados ricos para que reduzcan eL consumo y La con- 
taminación en un 90 por ciento. 

a Exigir medidas para asegurar saLud y seguridad ocupacionaL, 
que incLuyan eL monitoreo de condiciones de trabajo, cen- 
tradas en Los trabajadores y trabajadoras. 

a Exigir medidas de prevención de accidentes y heridas en eL 
Lugar de trabajo. La comunidad y eL hogar. 

a Rechazar Las patentes que amenazan La vida y oponerse a La 
biopiratería de conocimientos y recursos tradicionaLes e in- 
dígenas. 

a DesarroLLar indicadores de progreso ambientaL y sociaL, en- 
focados en La pobLación y basados en La comunidad, y pre- 
sionar para eL desarroLLo y adopción de monitoreos reguLa- 
res que midan La degradación ambientaL y eL estado de sa- 
Lud de La pobLación. 



Guerra, vioLencia y confLicto 

La guerra. La vioLencia y Los confLictos devastan comunida^ 
des y destruyen La dignidad humana. Tienen un severo im^ 



pacto en La saLud física y mental de Las personas, sobre to- 
do de Las mujeres, niños y niñas. EL abastecimiento crecien- 
te de armas, así como su comerciaLización internacionaL 
agresiva y corrupta, socavan La estabiLidad sociaL, poLítica y 
económica, y La distribución de Los recursos hacia eL sector 
sociaL. 

Esta DecLaración LLama a Los puebLos deL mundo a: 

a Apoyar campañas y movimientos para La paz y eL anti-arma- 
mentismo. 

a Apoyar campañas contra La agresión. La investigación, pro- 
ducción, pruebas y uso de armas de destrucción masiva y 
otras armas, incLuyendo todo tipo de minas. 

a Apoyar Las iniciativas de Los puebLos para Lograr una paz 
justa y duradera, sobre todo en países con experiencias de 
guerra civiL y genocidio. 

a Condenar eL uso de niños soLdados, y eL abuso y vioLación, 
tortura y matanza de mujeres, niños y niñas. 

a Exigir eL fin de La ocupación por ser uno de Los instrumen- 
tos que más Lesiona La dignidad humana. 

□ Oponerse a La míLitarización de intervenciones de apoyo hu- 
manitario. 



% 



Participación de los pueblos para 
un mundo más saludable 

Las organizaciones y movimientos de los pueblos fuertes son 
fundamentales para que los procesos de toma de decisiones 
sean más democráticos, responsables y transparentes. Es 
esencial que los derechos cívicos, políticos, económicos so- 
ciales y culturales estén garantizados. Mientras los gobier- 
nos tienen la responsabilidad primordial de promover un en- 
foque más equitativo a los derechos de salud y humanos, 
una amplia gama de grupos y movimientos de la sociedad ci- 
vil y los medios de comunicación tienen un importante rol 
que jugar en asegurar el poder y control de la población en 
el desarrollo de políticas y el monitoreo de su implementa- 
ción. 

Esta Declaración llama a los pueblos del mundo a: 

a Construir y fortalecer las organizaciones de los pueblos pa- 
ra crear una base para el análisis y la acción. 

a Promover, apoyar y ejecutar acciones que promuevan la par- 
ticipación de los pueblos en la toma de decisiones en ser- 
vicios públicos a todos los niveles. 

a Exigir que las organizaciones de los pueblos estén represen- 
tadas en foros locales, nacionales e internacionales relacio- 
nados a la salud. 



a Apoyar iniciativas Locales hacia La democracia participativa 
a través deL estabLecimiento de redes soLidarias orientadas 
hacia Los puebLos, en todo eL mundo. 



La Asamblea Mundial de la Salud de los Pueblos 
y la Declaración 

La idea de una AsambLea de SaLud de Los PuebLos (ASP) ha si- 
do discutida por más de una década. En 1998, varias organi- 
zaciones Lanzaron eL proceso de ASP y comenzaron a planifi- 
car una gran AsambLea internacional, que tuvo Lugar en Ban- 
gLadesh a finales del año 2000. Una variedad de actividades 
pre - y post- Asamblea fueron realizadas incluyendo talleres 
regionales. La recolección de relatos de personas relacionados 
con La salud, y la redacción de la Declaración para la SaLud 
de los PuebLos. 

La presente Declaración se construye sobre los puntos de vis- 
ta de ciudadanos, ciudadanas y organizaciones de los pueblos 
de todo el mundo, y fue aprobada por primera vez y abierta 
para respaldo en la reunión de la Asamblea en Savar, Bangla- 
desh en diciembre 2000. 

Esta declaración es una expresión de nuestras preocupacio- 
nes colectivas, nuestra visión para un mundo mejor y más sa- 
ludable, y de nuestro llamado a una acción radical. Es una he- 
rramienta para la incidencia y un punto de encuentro para un 



movimiento global de saLud y donde otras redes y coaliciones 
pueden ser formadas. 

8 de diciembre de 2000 

Savar, BangLadesh 

Movimiento para La SaLud de Los Pueblos: 

www.phmovement.org 




DECLARACIÓN DE CUENCA 

versión oficiaL 



Desde 82 países de todo eL mundo, 1.492 personas se encon- 
traron en La II Asamblea de La SaLud de Los PuebLos en Cuen- 
ca, Ecuador, deL 17 aL 22 de juLio de 2005, para anaLizar Los 
probLemas de saLud gLobaLes y desarroLLar estrategias que pro- 
muevan La SaLud para Todo/as. 

Por ovación, reafirmamos La importancia de La DecLaración de 
La SaLud de Los PuebLos (2000), La que continuamos viendo 
como un documento de LLamado a La acción en Las diferentes 
Luchas en que nuestro Movimiento está invoLucrado, desde eL 
niveL LocaL aL niveL gLobaL. 

La visión aprobada en La II AsambLea MundiaL de La SaLud de 
Los PuebLos (Cuenca) es La de un mundo sociaL y económica- 
mente más justo, en que prevaLezca La paz; un mundo en que 
todas Las personas, independientemente de su condición eco- 
nómica y sociaL, género, identidad cuLturaL y habiLidades, 
sean respetadas y sean capaces de exigir su derecho a La sa- 
Lud; y un mundo en que La gente ceLebre La vida. La naturaLe- 
za y La diversidad. 

Nos solidarízamos con las luchas del Ecuador 

Aquí, en eL corazón de Los Andes, hemos aprendido mucho de 
La hospitaLidad, La herencia cuLturaL viva y Las Luchas de nues- 
tras hermanas y hermanos ecuatorianos. Nos unimos a eLLos, 



en soLidaridad, aL oponernos aL TLC propuesto por eL Gobier- 
no de Los EEUU y Las Instituciones Financieras Internaciona- 
Les (IFIs). Este tratado soLo aumentará Las ganancias de Las 
corporaciones y empobrecerá aún más a Los trabajadores, 
campesinos e indígenas de Los Andes, aL mismo tiempo que 
impedirá su acceso a La atención de saLud. También nos uni- 
mos a nuestros hermanos andinos, oponiéndonos aL PLan Co- 
Lombia, nombre dado a La guerra bioLógica LLevada a cabo 
contra eLLos por Los EEUU, y que está envenenando sus tie- 
rras y su agua, aL iguaL que miLitarizando Las fronteras. 



La realidad del la salud a nivel global 

DepLoramos eL empeoramiento de Las condiciones de saLud 
que sufre La mayoría de La pobLación deL mundo y denuncia- 
mos su causa -eL neoLiberaLismo. Las poLíticas neoLiberaLes 
impuestas por eL Grupo de Los Ocho (G8) transfieren riqueza 
deL Sur hacia eL Norte, de pobres a ricos, y deL sector púbLi- 
co aL privado. Las ganancias de Las corporaciones aumentan 
mientras que La gente pobre. Los indígenas y Las victimas de 
La guerra y La ocupación, sufren. 

Las inequidades en saLud, generadas económica y poLítica- 
mente, han aumentado, sin embargo Las causas básicas de en- 
fermedad y muerte prevenibLes no son abordadas de manera 
efectiva por Las poLíticas y Los programas actuaLes. EL espíritu 
de ALma Ata se ha traicionado por La mayor parte de Los sis- 
temas de saLud oficiaLes, a pesar de que se ha mantenido vi- 



vo, incLuso ante La adversidad, por eL esfuerzo de activistas y 
trabajadores de La saLud en proyectos a niveL de La comunidad 
en todo eL mundo. La atención primaria integraL de saLud es- 
tá siendo apLicada sóLo en pocos Lugares y La provisión de ser- 
vicios de saLud es raramente vista como una responsabiLidad 
sociaL coLectiva. Bajo eL neoLiberaLismo no hay derecho a La 
saLud, se fomenta eL racismo, se profundiza La opresión de Las 
mujeres, aumenta La excLusión sociaL, La degradación deL am- 
biente se vueLve una norma, no se respetan Los derechos de 
Los trabajadores y La guerra es sóLo otro negocio. Los Gobier- 
nos, Las IFIs, La OMS, Las agencias biLateraLes y muLtiLateraLes 
están fuertemente infLuenciadas por Las agendas corporativas. 

El derecho a la salud en esta era de globalízadón 
hegemóníca es una obligación 

EL Movimiento para La SaLud de Los PuebLos (MSP) convoca a 
Los puebLos deL mundo a moviLizarse ante eL asaLto aL derecho 
a La saLud. EL neoLiberaLismo, La privatización y eL "Libre co- 
mercio", empujados por La Organización MundiaL de Comercio 
(OMC) y Las instituciones financieras internacionaLes, ha ju- 
gado un papeL determinante en La transferencia aL sector cor- 
porativo deL controL de Los determinantes de La saLud. Esto ha 
resuLtado en La degradación deL medio ambiente. La contami- 
nación ambientaL con tóxicos. La negación de Los derechos aL 
agua. La comida y a La propia vida. EL derecho a La saLud y a 
Los cuidados de saLud debe ser más importante que Las ga- 
nancias de Las corporaciones, especiaLmente Las casas farma- 



céuticas que Lucran en demasía. La OMC opera como un Go- 
bierno a pesar de no ser un cuerpo electo, por Lo tanto es no 
representativo y no Le responde a ningún grupo eLector cons- 
tituyente. La responsabiLidad por eL comercio y eL desarroLLo 
internacionaL debe ser nuevamente dada a Los ciudadanos a 
través de La agencia más reLevante de La Naciones Unidas, eL 
UNCTAD. A no ser que se Le reforme masivamente para que 
opere democráticamente. La OMC deberla ser aboLida ya que 
es una fuente importante de vioLaciones a Los derechos hu- 
manos y de injusticia sociaL, a La vez que un mecanismo im- 
portante de controL corporativo de La vida en eL mundo. 

EL derecho a La saLud debe Lograrse a través de una moviLiza- 
ción popuLar ampLia. EL MSP iniciará o se unirá a Luchas por 
eL derecho aL agua. La seguridad y La soberanía aLimentaria, 
por un medio ambiente saLudabLe, por eL trabajo y vivienda 
digna, por una educación universaL y La iguaLdad de género. 
Todo esto, ya que La saLud de Las personas dependen deL Lo- 
gro de estos derechos. EL MSP Lanzará una Campaña GLobaL 
por eL Derecho a Los Cuidados de SaLud en todos niveLes, pa- 
ra así defender La saLud y La seguridad sociaL -que incLuye a 
La saLud. EL MSP documentará y se opondrá activamente a Las 
vioLaciones aL derecho a La saLud y a La inequidad que éstas 
representan. EL MSP defenderá a Los trabajadores de saLud pú- 
bLica en su oposición a La privatización de Los servicios de sa- 
Lud, construyendo aLianzas muLtisectoriaLes ampLias. 

EL MSP organizará campañas para oponerse y acabar con Los 
TRIPS (Aspectos ReLacionados a Comercio de Los Derechos de 



La Propiedad InteLectuaL) y para remover Los mismos de La 
agenda de La OMC. Se opondrá también a Los TLCs y aL TRIPS+. 
LLamamos a Los gobiernos a usar Los acuerdos de Doha para 
darLes a sus ciudadanos medicamentos genéricos aL aLcance 
deL boLsiLLo. EL MSP se opone además en principio Los parte- 
nariados deL sector púbLico con eL privado, porque este úLtimo 
sector no debe tener reaLmente Lugar aLguno en La preparación 
de poLíticas de saLud púbLica. EL MSP continuará su coLabora- 
ción con eL monitoreo de La Comisión sobre Los Determinan- 
tes SociaLes de SaLud de La OMS, para asegurarse que se abo- 
gue efectivamente por atacar Las causas poLíticas y socioeco- 
nómicas de La pobreza y La faLta de saLud e inequidades en Los 
sistemas de saLud. EL MSP trabajará con sus aLiados estratégi- 
cos para coordinar acciones comunes contra La privatización y 
regímenes inequitativos en eL ámbito internacionaL. 

Promover la salud en un contexto intercultural 

EL MSP reconoce que La intercuLturaLidad es un eLemento fun- 
damentaL para promover equidad sociaL y construir un siste- 
ma de saLud justo. La equidad en eL acceso a información en 
saLud es un derecho humano y es esenciaL para Los puebLos 
indígenas. Se debe empezar por incorporar Los diferentes sa- 
beres de Los puebLos para desarroLLar sistemas de saLud cuLtu- 
raLmente apropiados y equitativos; programas de prevención 
cuLturaLmente adecuados; capacitación de trabajadores/as de 
La saLud en habíLidades para La intercuLturaLidad; condiciones 
de trabajo justas; seguridad nutricionaL; y eL desarroLLo de un 



ecosistema saludable. EL MSP incorporará temas cLave como 
La Lucha contra Los Tratados de Libre Comercio, reforma agra- 
ria y restauración de La tenencia de La tierra a Los puebLos in- 
dígenas, protección contra eL saqueo deL conocimiento an- 
cestraL como una defensa fundamentaL de La seguridad sociaL, 
identidad cuLturaLy seguridad nutricionaL. Los muchos aspec- 
tos positivos de La medicina tradicionaL y Las cuLturas LocaLes 
deben ser rescatados e incLuidos como parte de un sistema de 
saLud centrado en Las necesidades deL puebLo. 

El derecho a la salud para todos/as en un contexto 
de diversidad de género y sexual 

La saLud de Las mujeres, hombres y personas en su diversidad 
sexuaL, está gravemente afectada por eL predominio de una 
cuLtura patriarcaL con inequidades sociaLes y de género, y dis- 
criminación que afecta su integridad. Los derechos sociaLes, 
a La saLud, sexuaLes y reproductivos de Las mujeres Les son ne- 
gados. EL MSP se compromete a incorporar La transversaLiza- 
ción de La perspectiva de género y La perspectiva feminista 
en todos Los ejes de trabajo y pLanes de acción. Los hombres 
y mujeres de La II AsambLea MundiaL de La SaLud de Los Pue- 
bLos, se comprometen a reconstruir sus reLaciones patriarca- 
Les en La vida privada y púbLica. Esta AsambLea demanda eL 
desmanteLamiento de Las poLíticas neoLiberaLes que han pro- 
fundizado La inequidad de género. Para esto apoyará Las cam- 
pañas internacionaLes, regionaLes y LocaLes a favor de Los de- 
rechos sexuaLes y reproductivos; fortaLecerá La comunicación 



y reLación con otras redes y movimientos; y trabajará para 
asegurar eL acceso aL aborto seguro a Las mujeres y niñas. EL 
MSP denuncia firmemente todas Las formas de vioLencia basa- 
das en género, incLuyendo Los feminicidios, y demanda que 
Los gobiernos tomen medidas preventivas, persiga y casti- 
guen a Los responsabLes y Les brinden todos Los apoyos que 
requieren Las mujeres afectadas. 

Las personas con discapacidades y Las personas de La tercera 
edad deberán ser tratadas con respeto y su respectivo dere- 
cho a cuidados de saLud apropiados deberá ser asegurado. EL 
MSP apoya La Convención de Las Naciones Unidas, que prote- 
ge y promueve Los derechos de Las personas con discapacida- 
des, que promueve Los servicios de rehabiLitación como par- 
te indivisibLe de Los cuidados de saLud primaria, y urge a La 
Comisión de Los Determinantes SociaLes de La SaLud a focaLi- 
zarsus esfuerzos en Las personas con discapacidades. EL MSP 
está a favor de incLuir a Las personas con discapacidades en 
todos Los aspectos de La vida cotidiana y recomienda que Las 
discapacidades sean tratadas de La misma forma que Lo son 
Los aspectos de género, por Las agencias donadoras de mane- 
ra que su desarroLLo sea asegurado y protegido. 



El derecho a la salud en el contexto de 
la degradación ambiental 

EL MSP LLama a Los puebLos deL mundo a apoyar acciones con- 
cretas para terminar con eL controL imperiaLista sobre Los re- 



cursos naturales para así crear y mantener un ambiente salu- 
dable para todos y todas. Los recursos naturales son bienes 
públicos. Llamamos a una campaña mundial por un Tratado 
de las Naciones Unidas sobre el Derecho al Agua, asegurando 
que este recurso vital -la vida misma- nunca será usado co- 
mo una mercancía o será privatizado. Guiados por evidencia 
del daño destructivo y el principio de precaución, demanda- 
mos una moratoria sobre la minería de extracción y la explo- 
ración del petróleo, sobre la investigación en nanotecnología 
y una prohibición de patentar las formas y procesos de vida, 
la liberación al medio ambiente de organismos genéticamen- 
te modificados y sobre el desarrollo y el uso de todas las ar- 
mas químicas. Los gobiernos deberán rendir cuentas al pue- 
blo y no a las corporaciones transnacionales, y deberán ase- 
gurar los derechos relacionados a la salud y a un ambiente 
sano, mediante leyes y reglamentos que se puedan aplicar. 
Los gobiernos, las IFIs y la OMC deben dejar de ser cómplices 
de las corporaciones transnacionales (CTNE) y el imperialis- 
mo. El conocimiento y la ciencia deben de ser reclamados co- 
mo un bien público y ser liberados del control corporativo. 

Asegurar la salud de los trabajadores defendiendo 
y ampliando los derechos que ya han alcanzado 

El MSP hace un llamado a los pueblos del mundo a demandar 
la implementación de tratados internacionales que protejan 
la salud y la seguridad laboral de los trabajadores, reconoz- 
can la salud de los trabajadores como un derecho humano 



universal y La responsabUidad deL Estado. También Uama a in- 
volucrar a Los trabajadores en Los procesos de toma de deci- 
sión y de formuLación de poLíticas sobre Las condiciones de 
trabajo y de saLud, y que prohiban eL trabajo infantiL. Apoya- 
mos La abogacía que asegure que exista un pago iguaL por 
iguaL trabajo para hombres y mujeres. La protección de Logros 
históricamente aLcanzados por Los sindicatos en eL sector in- 
formaL; también apoyamos La renovación y fortaLecimiento de 
Los sindicatos. Los movimientos de trabajadores y Las organi- 
zaciones antigLobaLización, aL iguaL que sus reLaciones con 
otros movimientos; además es importante para eL MSP La pro- 
tección de La saLud de Los trabajadores en eL sector informaL 
y de Los migrantes que estén más expuestos a Los riesgos de 
saLud ocupacionaL, y La identificación de mecanismos aLterna- 
tivos de seguro para asegurar Los derechos a La saLud. 



Defender el derecho a la salud ante la realidad de la 
guerra, la mUítarízadón y la violencia 

EL MSP hace un LLamado a Los puebLos deL mundo a oponerse 
a La guerra y La miLitarización como también a Los inacepta- 
bLes ataques a La saLud de Los puebLos, en especiaL, La saLud 
de Las mujeres y de Los pobres. Mientras que Los ataques te- 
rroristas en Nueva York, Madrid y Londres causaron un daño 
no-justificabLe, La "guerra deL terror", Liderada por Los Esta- 
dos Unidos, ha generado una más terribLe y no-justificabLe 
guerra sin fin en pobLaciones indefensas, con eL afán de con- 



troLar recursos naturales. AL mismo tiempo, guerras que han 
costado millones de vidas no son reconocidas ya que eL sis- 
tema de Las Naciones Unidas y nuestros gobiernos permiten 
que continúen sin cesar. 

EL MSP continuará participando en eL movimiento gLobaL pa- 
ra terminar La ocupación de Los Estados Unidos en Afganis- 
tán. Tropas extranjeras deberían ser removidas de manera in- 
mediata y pagadas reparaciones por eL daño causado por La 
guerra Liderada por Los Estados Unidos. EL MSP hace un LLama- 
do para reaLizar una investigación en eL uso de La tortura por 
soLdados estadounidenses y de personaL médico en Guantána- 
mo Bay, en Irak y en Afganistán. Demandamos que eL perso- 
naL médico se niegue a participar en detenciones iLegaLes y 
en torturas. Los Estados Unidos y sus aLiados deben ser acu- 
sados por vioLaciones de Las Convenciones de Ginebra por sus 
ataques a La pobLación civiL, en particuLar, a personaL de sa- 
Lud y a instituciones en Irak. 

EL MSP hace un LLamado a Las Naciones Unidas y a agencias 
humanitarias a intervenir de manera efectiva en Las "guerras 
Lentas" en eL Congo, en Sudán, en Chechenia y varios otros 
Lugares, y a promover una paz permanente a través de La re- 
conciLiación poLítica y de programas económicos y sociaLes 
que puedan transformar Las causas subyacentes de estas 
guerras. 

EL MSP se opone a La ocupación israeLl de PaLestina y a Los 
esfuerzos por aisLar y poner en ghettos a La pobLación PaLes- 



tina detrás de La muraLLa íLegaL de separación. La negación de 
Los derechos de saLud paLestinos en eL West Bank y Gaza ha 
aLcanzado proporciones de emergencia. 

EL MSP apoya Los pasos hacia La democracia y La auto-deter- 
minación reaLizados por Los puebLos indígenas deL sur de Mé- 
xico, y hace un LLamado para concLuir eL confLicto de baja in- 
tensidad Librada contra eLLos por eL Gobierno mexicano. 

EL MSP denuncia La guerra bioLógica LLamada PLan CoLombia 
que actuaLmente es Librada en contra deL puebLo en CoLom- 
bia, Ecuador y Perú, bajo La apariencia de un controL de La 
droga. Estas acciones contravienen convenciones internacio- 
naLes, y causan un daño irreversibLe a La saLud ambientaL y 
humana en La región. 

EL MSP hace además un LLamado a Los Estados Unidos a asu- 
mir responsabiLidad y compensar a Las victimas deL Agente 
Orange en Vietnam, y La contaminación tóxica causada por Las 
bases miLitares de EE.UU. en Las FiLipinas y en otras partes. 

EL MSP reconoce que Las poLIticas neoLiberaLes han resuLtado 
en caída de Las inversiones en eL sector púbLico de La saLud; 
que se ha promovido un número Limitado de intervenciones 
técnicas mayoritariamente curativas eLegidas, más que nada, 
sobre La base de una muy restringida y a veces inapropiada 
apLicación de Los anáLisis de costo-efectividad; que se han ig- 
norado consideraciones ambientaLes; que se ha aceLerado La 
migración de trabajadores de La saLud deL sector púbLico aL 
privado de países más ricos; y La proLiferación deL SIDA espe- 



ciaLmente en África ha Llevado aL colapso de Los servicios de 
saLud pública en muchos países. 

EL MSP LLama a nuestros gobiernos nacionales a: 

□ ImpLementar una saLud primaria basada en La comunidad 
que incLuya Los sectores relevantes y que esto sea susten- 
tado por una Legislación correspondiente. 

a Proveer ambientes de trabajo y de vida saludables que res- 
peten y garanticen los derechos a salud de todos. 

□ Establecer e implementar un sistema universal de financia- 
miento de servicios de salud a nivel nacional en cada uno 
de nuestros países, que proteja a los más pobres y vulnera- 
bles. 

a Urgentemente resolver la crisis de recursos humanos en sa- 
lud a través de mejorías de sus niveles de salarios, sus con- 
diciones de trabajo, su formación, supervisión y soporte; en 
especial, se deberá implementar un código internacional de 
prácticas éticas en la contratación de personal que incluya 
una compensación financiera a los países exportadores de 
personal, que facilite el retorno de este personal a través 
de incentivos y que establezca un fondo global para estos 
efectos. 

a Asegurar una difusión de los conocimientos sobre el status 
del VIH y acceso a oportunidades para exámenes volunta- 
rios, al igual que acceso equitativo, al alcance del bolsillo 
y sostenible a los medicamentos antirretrovirales (ARV), 



con un énfasis adicionaL en La prevención y en Los cuida^ 
dos de saLud domiciLiarios incLuyendo servicios sociaLes. 



EL MSP LLama a La OMS a apoyar activamente y promover Las 
medidas aquí mencionadas como responsabiLidades-de-Los- 
gobiernos-miembros. Además, La OMS deberá requerir que se 
Levanten Las barreras económicas y poLíticas que se encuen- 
tran a todo niveL y que afectan negativamente Las poLíticas 
sociaLes de Los Estados miembros 

EL MSP continuará enfatizando en Las comunidades La necesi- 
dad de monitorear Las poLíticas y Los procesos de su genera- 
ción a niveL de Gobierno y así hacer a Los gobiernos respon- 
sabLes de sus acciones a favor de La equidad en saLud. EL MSP 
se compromete a recoger experiencias positivas sobre saLud 
primaria entre sus miembros para así aumentar La base de 
evidencias a favor deL enfoque de saLud primaria y poder abo- 
gar por su revitaLización. 

FinaLmente, eL MSP saLuda y apoya eL fuerte enfoque de jus- 
ticia sociaL apLicado a La saLud en VenezueLa y Cuba, enfoques 
que nos inspiran en nuestra Lucha por La SaLud Para Todos. 



Apoyo al crecimiento del MSP 

EL MSP es una red y un movimiento que tiene como misión eL 
fortaLecimiento de un movimiento más ampLio de personas y 



organizaciones de todo eL mundo que Luchan por eL derecho 
a La saLud. EL MSP esta comprometido con La DecLaración de 
La SaLud de Los PuebLos e incLuye circuLos por países y temá- 
ticos, asi como afiLiados que están activamente invoLucrados 
para que eL trabajo deL MSP avance. Más aLLá de este grupo 
centraL de activistas deL MSP están Los amigos/as deL MSP y 
Los aLiados/as en todos Los niveLes. 



Otro mundo es posible 

¡Estas son nuestras estrategias para lograrlo! 

Esta DecLaración insta a Los activistas de La saLud de todo eL 
mundo a organizarse, infLuir, hacer abogacía, anaLizary edu- 
car para mejorar La saLud de Los puebLos. 

EL Movimiento para La SaLud de Los PuebLos: 

a Se abocará a trabajar activamente en Los aspectos deL de- 
recho a La saLud incLuyendo derechos individuaLes y comu- 
nitarios. 

a Continuará Luchando para mejorar sus formas de trabajo for- 
taLeciendo su coordinación gLobaL y regionaL. Continuará 
desarroLLando procesos de toma de decisiones participativos 
y transparentes para que Los/as activistas de todos niveLes 
sepan que sus opiniones son tomadas en cuenta. 

□ CeLebra La inauguración de La Universidad por La SaLud de 
Los PuebLos, una universidad para activistas de saLud que 



organizó cursos en asociación con eL MSP LocaL y universi- 
dades seleccionadas de todo eL mundo. 

a Promoverá eL debate con instituciones de formación para 
debatir eL dominio deL paradigma de atención a La saLud. 
DesarroLLará diversas estrategias para reorientar La educa- 
ción de Los trabajadores/as de La saLud hacia La atención 
primaria integraL, manteniendo en eL centro Los intereses de 
La gente en Las comunidades. 

a Se convertirá en un foro para que inteLectuaLes apoyen a 
activistas LocaLes en su acción y Luchas. 

a Retará a Los medios de comunicación a diseminar su infor- 
mación y hacerLe pubLicitar sus actividades. 

a FortaLecerá su estrategia de comunicación para LLegar a Las 
comunidades de base. 

a Traducirá eL mayor número de comunicaciones posibLes en 
dos o más idiomas; estabLecerá una mezcLa de páginas web 
gLobaLes y regionaLes/nacionaLes; eL boLetin deL MSP conti- 
nuará como una pubLicación trimestraL y será traducido a 
varios idiomas. 

A modo de resumen. La estrategia deL MSP para Los próximos 
años: 

a EL MSP vincuLará Los niveLes LocaL, nacionaL y gLobaL, ha- 
ciendo LLegar desde abajo Las necesidades sentidas y guian- 



do aL Movimiento en qué acciones concentrarse táctica- 
mente. 

a EL MSP documentará, analizará y diseminará resultados de 
investigaciones sobre problemas claves de salud relaciona- 
dos con los principios de su Carta. 

a El MSP creará conciencia acerca de los problemas de salud 
más urgentes en el día a día y deslegitimará y desmitifica- 
rá los falsos argumentos, prescripciones y slogans usados 
por el Establishment. 

□ El MSP trabajará directamente con las organizaciones de ba- 
se y con comunidades en su afán de entender mejor sus 
problemas y creará partenariados que den soporte a activis- 
tas locales en su lucha. 

□ El MSP fortalecerá su trabajo en todos los aspectos del de- 
recho a la salud y apoyará iniciativas que fortalezcan el de- 
recho a los cuidados de salud a todos niveles. 

a El MSP trabajará sin descanso para organizar una solidari- 
dad internacional con los oprimidos y con aquellos afecta- 
dos por desastres naturales y la guerra civil. 

a El MSP enfrentará las poderosas fuerzas opresivas en su lu- 
cha por la justicia económica, en especial a través de un 
apoyo a la cancelación de la deuda, a la lucha por abolir 
las condicionalidades económicas de las IFIs, y al estable- 
cimiento de un régimen justo de tributación internacio- 
nal. 



a EL MSP incorporará en su trabajo todos Los aspectos cuLtu- 
raLes y espirituaLes de La saLud. 

a EL MSP trabajará con Gobiernos nacionaLes, agencias de Las 
Naciones Unidas y otras agencias nacionaLes e internacio- 
naLes, con eL afán de infLuenciar sus decisiones. 



EL poder deL Movimiento para La SaLud de Los PuebLos puede 
cambiar eL mundo. Otro mundo es posibLe; un mundo que in- 
cLuya La saLud para todos y todas. Tenemos que Luchar por un 
mundo en que La saLud sea considerada un derecho y no esté 
sujeta a Las fuerzas deL neoLiberaLismo. 

Apoye y agregue su firma a La DecLaración de La SaLud de Los 
PuebLos y a La Campaña de Un MiLLón de Firmas, que pide ;sa- 
Lud para todos y todas, ahora! Y únase a su grupo LocaL deL 
MSP y a Las nuevas campañas y actividades que se están ini- 
ciando. 



Cuenca, Ecuador 

22 de juLio de 2005 

Movimiento para La SaLud de Los PuebLos: 

www.phmovement.org 



DECLARATORIA DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS 
DEL MUNDO 

versión oficiaL 




Ante Los espíritus deL cieLo y La naturaLeza, nuestros primeros 
padres. Ante Los corazones deL cieLo y La tierra, nuestras pri- 
meras madres. En ceremonia universaL e intercuLturaL, Los 
PuebLos Originarios deL Mundo, defensores de La vida y La sa- 
Lud, decLaramos: 

Desde Los Andes miLenarios, desde eL sitio de Pumapungo, en 
Tumipamba (Cuenca, Ecuador), Lugar sagrado Kañari-Inka de 
Abya-YaLa, reunidos en La II AsambLea MundiaL de La SaLud de 
Los PuebLos, henchidos por eL torrente de nuestra inmensa tra- 
dición histórica y Libertaria, acudimos orguLLosos de nuestra 
convivencia sana y armoniosa con eL hombre y La naturaLeza, 
para decirLe aL mundo que La actuaL crisis caracterizada por La 
expLotación, inequidad y discrimen, debe LLegar a su fin. 

DecirLe que nosotros. Los puebLos originarios deL mundo, he- 
mos decidido mantenernos unidos para hacer frente a Las pre- 
tensiones hegemónicas y gLobaLizantes que empujan a La de- 
saparición de nuestras cuLturas originarias, de nuestros cono- 
cimientos y saberes ancestraLes; que no estamos dispuestos 
a permitir que continúen contaminando Los frutos de La tie- 
rra, y que se privaticen eL agua. Las semiLLas y Los frutos fer- 
tiLizados por nuestro SoL. 



En momentos en que Los responsables de La crisis ensayan 
nuevas estrategias para ampliar su rentabilidad, cuando es 
evidente su deseo de apropiarse de nuestra sabiduría mile- 
naria, patentando para su beneficio nuestro patrimonio ge- 
nético presente en La Madre Tierra; cuando su maquinaria bé- 
lica, ha sometido a nuevas y diferentes etapas de invasión, 
ocupación e incluso exterminio, matando La aLegría de Los 
niños. 

Hoy, juntamos nuestras voces para exigir: 

a Se considere La cuLtura de Los puebLos originarios como Pa- 
trimonio de La Humanidad. 

a Se vaLoren nuestra ciencia y conocimientos ancestrales co- 
mo aportes aL desarroLLo de La mayor parte de disciplinas y 
tecnologías. 

a Que Los gobiernos concreten los reconocimientos constitu- 
cionales sobre el derecho de Los pueblos originarios. 

a Que se detenga el uso de agro-tóxicos que atentan contra 
la vida de Los elementos de La naturaleza y del hombre. 

□ Que se deje de considerar la salud como una mercancía su- 
jeta al Libre juego del mercado y que Los gobiernos destinen 
recursos para la salud de los puebLos. 

□ Que se generen acciones concretas para derrotar la enfer- 
medad de La pobreza en los países del Tercer Mundo. 



a Que Los gobiernos eLiminen de su presupuesto rubros desti- 
nados para La guerra. 

a Que no se permita en territorios de países pobres La insta- 
Lación de bases miLitares, pLataformas, radares y chimeneas 
destinadas a La industria de La muerte o a La agresión de Los 
seres humanos. 

a Que se castiguen Las prácticas xenófobas y discriminatorias 
contra Los puebLos originarios en eL mundo. 

a Que se convoque a construir un mundo nuevo, en eL que La 
saLud de Los puebLos sea La expresión de su aLegría, soLida- 
ridad y armonía. 

a Que se concrete en esta DecLaratoria, La instauración de es- 
te míLenio como eL de Los PuebLos Originarios deL Mundo. 



A soñar, y muLtipLicar nuestros sueños de esperanza de que 
otro mundo es posibLe. ;Por eL presente, por eL futuro: eL 
tiempo ha LLegado, Las voces de La tierra nos convocan! ;Y no- 
sotros, por míLes y míLes, hemos retornado! 

Tumipamba, 17 de juLio de 2005 

Cuenca, Ecuador 

II AsambLea MundiaL de La SaLud de Los PuebLos 

Movimiento para La SaLud de Los Pueblos 



DECLARACIÓN DEL ENCUENTRO DE LOS PUEBLOS 
POR LA VIDA^ 



Resistencia contra las Mineras Transnacionales 
Sígsig - Cuenca - Gualaquiza 

"¿a vida individual es transitoria, pero la aventu- 
ra del sistema vivo y de las identidades colectivas 
trasciende en el tiempo... La ética de la sustenta- 
bilidad coloca a la vida por encima del interés eco- 
nómico-político o práctico-instrumental... es una 
ética para la renovación permanente de la vida, 
donde todo nace, crece, enferma, muere y renace. 
La preservación del ciclo permanente de la vida im- 
plica saber manejar el tiempo para que la tierra, 
se renueve y la vida florezca en todas sus formas 
conviviendo en armonía en los mundos de vida de 
las personas y las culturas. " 

Manifiesto por La Vida, mayo de 2002 



6. Esta Declaración ha sido construida con eL aporte de Las comunidades, organi- 
zaciones y movimientos sociales. En ella se han recogido los testimonios y 
declaraciones de diversas latitudes, de encuentros locales y mundiales por la 
salud y la vida. 



LA DEVASTACIÓN 

1. Nuestro planeta atraviesa por una gran crisis ambiental, 
producto de un sistema depredador, que a pretexto de cre- 
cimiento macroeconómico, desarrollo, progreso y más fa- 
lacias, ha conducido al empobrecimiento masivo de la po- 
blación, a la exclusión y la injusticia social, a la destruc- 
ción de los ecosistemas, a la mercantilización de la vida 
poniendo precio y apropiándose de la biodiversidad y de 
los conocimientos ancestrales, irrespetando nuestras cul- 
turas, imponiéndonos su modelo consumista y un estilo de 
vida insustentable. 

2. La globalización neoliberal que cobija la codicia de las 
corporaciones empresariales, ha llevado a limites insoste- 
nibles las más grandes disparidades: la concentración de 
la riqueza en contados grupos de poder a nivel nacional 
y mundial a costa de la miseria y carencia del sustento 
básico en los hogares, la brecha cada vez mayor entre 
países ricos y pobres por la expoliación persistente de su 
patrimonio natural y humano, la contradicción entre la 
generación de alto nivel en ciencia y tecnología coexis- 
tiendo con el hambre y las enfermedades del subdesarro- 
llo. 

3. Los grandes intereses económicos ligados al poder políti- 
co, subyugan a los pueblos y países valiéndose de instru- 
mentos y organismos internacionales tales como la OMC 



(Organización Mundial de Comercio), que promueve eL co- 
mercio de La biodiversidad, y Los organismos financieros 
muLti Latera Les (Banco MundiaL, FMI, BID y otros) que im- 
ponen Las concesiones para expLotación minera. Es eL do- 
minio de Las transnacionaLes mineras, petroLeras, hidroe- 
Léctricas, madereras... que a su paso han dejado devasta- 
ción, enfermedades, muerte, apropiación de tierras en po- 
cas manos, expLotación de La fuerza de trabajo LocaL, tra- 
bajo infantiL, desocupación y miseria. 

4. La minería a gran escaLa — de concesión excLusiva a Las 
transnacionaLes — causa gravísimas e irreversibLes conse- 
cuencias sobre eL ambiente y La saLud de La pobLación, so- 
cava Los vaLores cuLturaLes y éticos, destruye tradiciones 
vitaLes para eL sostén de La soLidaridad y unidad de Las co- 
munidades y famíLias, genera confLictos y probLemas socia- 
Les como eL aLcohoLismo, La drogadicción. La prostitución, 
eL juego de azar. La vioLencia intrafamiLiar contra La mujer 
y niños/as. 

5. No existe un soLo ejempLo a Lo Largo y ancho deL mundo, 
en eL que Luego de La expLotación minera de Las transna- 
cionaLes, Las pobLaciones hayan obtenido eL ansiado pro- 
greso, hayan eLevado su caLidad de vida, se de La remedia- 
ción ambientaL prometida. Todo Lo contrario. Lo único que 
queda son Las migajas de pequeñas donaciones, mayor em- 
pobrecimiento ambientaL y humano. Cuando se agotan Los 
yacimientos de mineraLes, Las comunidades se quedan con 
tierras devastadas, quiebran Las pequeñas economías de 




subsistencia con eL abandono de La actividad agropecuaria 
para dar paso a prácticas consumistas, se fomenta La mi- 
gración de Los trabajadores ruraLes para voLverLos escLavos 
de Las mineras y se vuLnera en todos sentidos La vida de 
hogares campesinos e indígenas. 

6. La destrucción generada por Las mineras transnacionaLes 
abarca graves daños a fuentes de recursos hidricos y La 
apropiación deL agua en beneficio de muy pocos. EL Líqui- 
do vitaL es cada vez más necesario para Los puebLos y no 
se puede continuar entregándoLo a Las transnacionaLes. 

7. En eL marco de La devastación ocasionada por La minería 
a gran escaLa, La situación de Las mujeres se ve dobLemen- 
te afectada por Las reLaciones inequitativas y La margina- 
ción a La que se ven sometidas por su despLazamiento de 
Las actividades como productoras y recoLectoras de aLimen- 
tos y de agua, proveedoras de cuidados y criadoras. Su car- 
ga se ha muLtipLicado, Lo cuaL es causa de más enferme- 
dad. Muchas mujeres se ven forzadas a ingresar en La eco- 
nomía informaL para encontrar fuentes adicionaLes de in- 
gresos. 

8. Todo este panorama genera La resistencia y La protesta de 
Las comunidades y organizaciones que defienden La vida, 
que promueven un nuevo sistema económico, sociaLy am- 
bientaL, que defienden La soberanía. Como contrapartida. 
Los grupos de poder y Los gobiernos aL servicio de Las 
transnacionaLes instauran La míLitarización de Las áreas 



mineras, con operativos combinados de ejército, policía y 
mercenarios, practicando toda forma de violaciones a Los 
derechos humanos: desapariciones, detenciones arbitra- 
rias, torturas, asesinatos, violaciones, incendios de aldeas 
y cosechas, etc. 



NUESTRA CONVOCATORIA 

9. Romper con este esquema de "civilización" capitalista en 
crisis, constituye un imperativo para los pueblos. Las 
transformaciones profundas que requerimos nos deben 
conducir a un modelo de desarrollo con auténtica susten- 
tabilidad — económica y ecológicamente sostenible, so- 
cial y políticamente justo — , de tal forma que preservemos 
el ciclo de la vida. 

10. Es urgente terminar con el control imperialista sobre 
nuestro patrimonio natural, para así crear y mantener un 
ambiente saludable para todos y todas. Los gobiernos y 
los organismos multilaterales deben dejar de ser cómpli- 
ces de las transnacionales y el imperialismo. Exigimos la 
transformación del sistema mundial de comercio para 
que deje de violar los derechos sociales, ambientales, 
económicos y de salud de la población y para que empie- 
ce a resarcir todo el daño ocasionado a los países del sur. 
Exigimos la nacionalización absoluta del patrimonio na- 
tural. 



11. Las comunidades, organizaciones y ciudadanas/os partici- 
pes deL Encuentro de Los Pueblos por La Vida, unidos con 
ese objetivo, demandamos deL Estado y deL Gobierno: 

o DecLarar aL Ecuador PAÍS LIBRE DE MINERÍA A GRAN ES- 
CALA, que impLica La nuLidad de concesiones y eL cese 
inmediato de Las operaciones de mineras trasnacionaLes 
y sus subsidiarias, ratificando hasta tanto La suspen- 
sión de Las actividades de minería a gran escaLa en Mo- 
rona Santiago, Zamora Chinchipe e Imbabura. Le deci- 
mos un NO rotundo a La minería a gran escaLa y a cie- 
Lo abierto. ;Esta posición de Los puebLos no es negocia- 
bLe! Demandamos a La par La moratoria en La ampLiación 
de La frontera petroLera. Que Las empresas transnacio- 
naLes y nacionaLes, Las instituciones púbLicas y Las mi- 
Litares, rindan cuentas y respondan económica, sociaLy 
judiciaLmente, por sus actividades destructivas y ries- 
gosas que tienen impacto sobre eL ambiente y La saLud 
de La pobLación. 

a Que todas Las poLIticas económicas y Los proyectos de 
desarroLLo estén sujetos a evaLuaciones con respecto a 
su impacto en La saLud, ambiente, equidad y género, 
que incLuyan medidas reguLatorias para asegurar su 
cumpLimiento y no se permita aqueLLas que tengan aL- 
gún grado de afectación o impacto negativo. Que se 
apLiquen restricciones y precauciones cuando cuaLquier 
tecnoLogia impLique amenazas potenciaLes a La saLud y 
aL ambiente. 



a Construir un nuevo sistema de indicadores de bienestar 
integral de La población que permita medir y monito- 
rear sociaLmente eL estado de saLud y bienestar de La 
población y de La naturaleza. EL PIB como principal in- 
dicador de bienestar sintetiza una visión economicista 
e inequitativa, bajo La cuaL se promueve La inversión 
extranjera para La destrucción como es La minería a 
gran escala. 

a Fortalecer la pequeña producción agropecuaria en el 
marco de una política de soberanía alimentaria, que ga- 
rantice el sustento básico para nuestros hogares. 

a Defender el derecho al agua como un derecho humano. 
Impedir toda forma de apropiación del agua por parte 
de las transnacionales, incluyendo la construcción de 
presas multipropósito que afecten el derecho comuni- 
tario al agua, procediendo a la suspensión inmediata y 
la nulidad de este tipo de concesiones de agua. 

□ Exigimos el retiro inmediato de las fuerzas armadas, mi- 
litares y paramilitares, de las zonas en conflicto, así co- 
mo la investigación y sanción ejemplarizadora por sus 
violaciones a los derechos humanos. 

a Demandamos se archiven los procesos judiciales instau- 
rados en contra de los dirigentes comunitarios. 

a Se implementen mecanismos de participación real de 
las comunidades, con capacidad de decisión y fiscaliza- 



ción en tomo a Las políticas y programas que Les invo- 
lucre n. 

12. Nos declaramos en rebeLdia y abierta oposición aL Latro- 
cinio y depredación que cometen Las mineras transnacio- 
naLes. Convocamos a todos Los puebLos y organizaciones 
popuLares deL país a unirnos y hacer causa común para 
frenar este desastre ecoLógico, económico y sociaL, para 
defender La vida. En base a Lo expuesto, nos constitui- 
mos en una coaLición de organizaciones y comunidades: 

La COORDINADORA NACIONAL POR LA DEFENSA DE LA VI- 
DA Y LA SOBERANÍA. Exhortamos a todos Los puebLos a 
integrarse y participar de Las siguientes estrategias poLí- 
ticas y organizativas: 

a Construir redes entre comunidades afectadas por Las 
operaciones mineras, en aLianza con otros sectores y 
organizaciones sociaLes, manteniendo nuestra movíLiza- 
ción permanente en defensa de Los objetivos propues- 
tos. 

a Ejercer mecanismos de presión poLítica para que Los go- 
biernos LocaLes y nacionaL, den prioridad a Los intereses 
de La mayoría de La pobLación sobre Los de Las empre- 
sas mineras transnacionaLes. 

a Promover La investigación y aLternativas viabLes a niveL 
LocaL y regionaL, con eL apoyo y asesoría de universida- 
des y centros de desarroLLo tecnoLógico. 



a Difundir información en forma amplia y sistemática, 
compartir experiencias sobre Las diferentes formas y es- 
trategias de Lucha en eL ámbito de La minería. 

a Promover concepciones y prácticas afectuosas y de res- 
peto a La naturaLeza, La diversidad cuLturaL y Los dere- 
chos humanos, a ser trabajadas en La educación formaL 
y no formaL. 

a ReaLizar campañas de educación para aumentar La con- 
ciencia de Las comunidades sobre Los impactos de La in- 
dustria minera. La gLobaLización en generaLy La reLación 
de estos fenómenos con su propia situación. 

enero de 2007 
COORDINADORA NACIONAL POR LA DEFENSA DE LA VIDA 

Y LA SOBERANÍA 

Contactarlos: 
coor-nadonaLdvs@yahoo.es 





SALUD, DERECHO HUMANO 



FRENTE NACIONAL POR LA SALUD DE 
LOS PUEBLOS DEL ECUADOR 



La saLud es un asunto social, económico, político y sobre to- 
do es un derecho adquirido por La sociedad; sin embargo. La 
impLementación deL esquema neoLiberaL y sus poLIticas basa- 
das en Los principios deshumanizados deL Fondo Monetario 
InternacionaL, han propiciado La crisis de La sociedad ecuato- 
riana, en particuLar deL sector de La saLud y de La educación, 
con sus poLIticas mercantiListas, restrictivas y privatizadoras, 
generando a La par La precariedad LaboraL con eL congeLamien- 
to de saLarios, La tercerización y eL despido de trabajadores, 
todo Lo cuaL ha traído como consecuencia grandes inequida- 
des e irrespeto a Los derechos humanos. La crisis de vaLores, 
eL auge de La vioLencia, eL narcotráfico, eL Libre comercio de 
Las armas que matan La protesta popuLar. Es decir, este esque- 
ma doLarizado y neoLiberaL, ha creado un país donde La efi- 
ciencia y eL desarroLLo humano se mide en función deL éxito 
económico, en eL cuaL eL dinero se ha apoderado de La con- 
ciencia y dignidad humana, donde Los indicadores macroeco- 
nómicos van a La par con eL crecimiento de Los índices de en- 
fermedad y muerte de niños, niñas y ancianos. 

Dentro de este contexto, eL Frente NacionaL por La SaLud de 
Los PuebLos deL Ecuador, conformado por Líderes comunitarios 
y barriaLes, amas de casa, trabajadores deL sector saLud, pro- 
fesores, estudiantes y profesionaLes, en generaL, pretende, en 



base a propuestas coherentes con La realidad nacional, resta- 
blecer y reafirmar eL derecho universal a La saLud, en donde 
toda La pobLación tenga acceso a Los servicios de saLud para 
La soLución de sus necesidades, con equidad, eficacia y efi- 
ciencia. Además, pretendemos compartir experiencias entre 
Los movimientos sociaLes con una visión de cambio y cuya 
misión sea La de contribuir a La transformación sociaL, es de- 
cir, en este Frente propendemos a que La comunidad deje de 
ser objeto y pase a ser sujeto y actor sociaL con capacidad de 
deliberación en La formulación de políticas y La toma de de- 
cisiones frente a sus problemas de salud. 

Declaración de principios 

a Los cambios económicos en el mundo del capitalismo han 
afectado profundamente La salud de nuestros pueblos y su 
acceso a la atención sanitaria, educación, empleo, vivien- 
da, agua potable y bienestar sociaL. Las brechas entre ricos 
y pobres, hombres y mujeres, niños, jóvenes y ancianos, se 
amplían cada vez más ofreciendo un panorama de margina- 
lidad que nos indigna y subleva. 

a El contrate entre La inmensa riqueza generada por los pue- 
blos y proveniente de la naturaleza, frente a los millones de 
personas que padecen hambre, analfabetismo, violencia e 
insalubridad, nos convoca a La unidad, a globalizar la soli- 
daridad y la Lucha por la justicia, para juntos trabajar en- 
frentando Los males del presente siglo. 



a En una época de La historia tan violenta y agresiva, en tér- 
minos de acumulación económica, de indiferencia y aún de 
desprecio por Lo humano. La imposición de tarifas por Los 
servicios de saLud púbLica viene a compLetar La tragedia de 
Los pobres, que en eL país constituyen eL 85 por ciento de 
La pobLación. 

a En medio de La pobreza generaLizada, eL deterioro de Los in- 
dicadores sociaLes y económicos, eL repunte e incremento 
aceLerado de Las enfermedades de La miseria como La desnu- 
trición infantiL, La tubercuLosis, La maLaria, La diarrea, eL 
dengue, eL bajo peso aL nacer, se decreta eL cobro de tari- 
fas por Los servicios de saLud púbLica, por Lo que cabe una 
pregunta: ¿saLud púbLica aL servicio de Los pobres o pobres 
aL servicio de La saLud púbLica? 

a Por otro Lado, Los procesos de gLobaLización imperiaLista, 
han trastornado Los estiLos de vida de La gente, en cuanto 
a su aLimentación, recreación, reLaciones interpersonaLes, 
etc., fortaLeciendo eL individuaLismo, eL consumismo. La 
vioLencia y La inseguridad, tanto en Los hogares como en 
La caLLe, Lo que nos ubica como un país con aLtos niveLes 
de enfermedad, vioLencia y muerte por causas que pueden 
ser prevenibLes si eL Estado y La sociedad, en generaL, ubi- 
caran a La saLud como un derecho humano que debe pre- 
vaLecer y ser prioritario, impLementando poLIticas, pLanes 
y programas debida y suficientemente financiados por eL 
Estado. 



a Esta situación, igualmente, ha generado La presencia de pa- 
tologías denominadas deL desarrollo, como La diabetes. Las 
enfermedades cerebro-vascuLares, Los accidentes de tránsi- 
to y traumas por vioLencia, trastornos mentaLes -estrés y 
depresión-, etc., configurando un perfiL epidemioLógico 
mixto, que requerirá aún más de acciones integraLes para su 
erradicación. 

□ La vioLencia ejercida contra La naturaLeza por transnaciona- 
Les, empresas madereras, camaroneras, de paLma africana, 
eL excesivo parque automotor, etc., han deteriorado ampLias 
extensiones territoriaLes, minando eL gran potenciaL ecoLó- 
gico que poseemos. 

a La OMC, como instrumento deL imperiaLismo y en particuLar 
aL servicio de Los intereses de Las grandes transnacionaLes 
norteamericanas, dictaminan poLíticas para impLementar eL 
Área de Libre Comercio de Las Américas (ALCA), siendo par- 
te de Los acuerdos incorporar Las prestaciones de saLud co- 
mo mercancías a ser ofertadas y demandadas en condicio- 
nes de totaL inequidad. Parte de La estrategia constituyen 
Las denominadas reformas en eL sector saLud, impLementa- 
das con préstamos deL Banco MundiaL -incrementado eL 
monto de La deuda externa-. Las cuaLes no han servido pa- 
ra satisfacer Las necesidades y aspiraciones nuestras, más 
bien, ha contribuido aL deterioro de La saLud y a convertir a 
Las instituciones en empresas dirigidas por gerentes, por Lo 
tanto, extraen pLusvaLía de Los/Las trabajadores/as y de Las 
enfermedades de Las personas. 





teamblea Caitonal de íAocqcUj 
contra el sogueo de ^^ 
nuestros recursos 



% 




a La descentraLización en eL área de La saLud se ha converti- 
do en una transferencia de competencias a Los organismos 
LocaLes sin Los recursos necesarios, vioLentando La partici- 
pación sociaL y Los principios de soLidaridad y equidad, con 
Lo que eL Estado pretende desentenderse de su responsabi- 
Lidad estabLecida en eL artícuLo 42 de La Constitución PoLI- 
tica: "EL Estado garantiza eL derecho a La saLud, su promo- 
ción y protección por medio deL desarroLLo de La seguridad 
aLimentaria y La provisión de agua potabLe y saneamiento 
básico, eL fomento de ambientes saLudabLes en Lo famiLiar, 
LaboraLy comunitario, y La posibiLidad de acceso permanen- 
te a servicios de saLud, conforme a Los principios de equi- 
dad, universaLidad, soLidaridad, caLidad y eficiencia". Lo 
que hasta hoy han reaLizado Los gobiernos de turno, es im- 
pLementar medidas superficiaLes de bajo costo, que buscan 
un efecto cosmético sobre Las Lacras de saLud de La pobLa- 
ción marginada y hacer demagogia con eL doLor humano. 

n Luego de una década de apLicación de La "Reforma en eL 
Sector SaLud", podemos afirmar que La crisis sanitaria en eL 
país se ha agudizado: La corrupción en eL manejo de Los 
fondos a través de MODERSA, invoLucra en actos de esta 1n- 
doLe aún a Los propios ministros; Los hospitaLes púbLicos no 
disponen de Lo mínimo necesario para La atención y otros 
se mantienen con Los dineros que pagan Los usuarios, quie- 
nes se endeudan o venden sus pequeñas pertenencias. Los 
profesionaLes, trabajadores y empLeados deL Ministerio de 
SaLud PúbLica constantemente paraLizan Las actividades 
pues sus saLarios no son canceLados a tiempo. 



Hada una nueva concepción y práctica 
de la salud 

a En La Lucha por La saLud y La vida, es necesario cambiar eL 
paradigma individuaLista bioLógico con eL que se abordan 
Los probLemas de saLud, que supone Lograr La saLud acudien- 
do a Los hospitaLes o que para recuperarLa son imprescindi- 
bLes Los medicamentos. Para nosotros La SaLud es un Dere- 
cho Humano, por Lo tanto, debe prevaLecer sobre Los asun- 
tos económicos, eLLa es eL resuLtado deL niveL de vida de Las 
personas en estrecha reLación con La naturaLeza, sus formas 
de trabajo y consumo. De ahí entonces, que Las acciones 
que vayamos a emprender serán integraLes, tanto en eL pLa- 
no socio-económico como cuLturaL y poLítico, invoLucrando 
a diversos actores. 

a FortaLecer La Promoción de La SaLud, que significa basarse 
en nuevos conceptos, estrategias y métodos, aprovechando 
Las mejores potenciaLidades existentes en nuestros puebLos, 
para fortaLecer y desarroLLar un movimiento sociaL que bus- 
que un mejor niveL de saLud y vida de Los diversos grupos 
de La pobLación en sus territorios. 

a Por eLLo, actuar unificadamente, reuniendo a diversos sec- 
tores para Lograr múLtipLes acciones. Le da a La Promoción 
de La SaLud eL carácter de poLItica, por cuanto envueLve as- 
piraciones que impLican transformaciones profundas en Los 
ambientes. Los individuos y grupos, para cambiar Las condi- 
ciones negativas hacia su desarroLLo humano y digno. 



a La Carta de Ottawa, firmada en 1986 por 38 países en La 
Conferencia Internacional de Canadá, señala que "La Promo- 
ción de La SaLud consiste en proporcionar a La gente Los me- 
dios necesarios para mejorar su saLud y ejercer un mayor 
controL sobre La misma". ELLo significa que Los puebLos son 
Los únicos que pueden LLegar a aLcanzar eL poder de trans- 
formar su reaLidad y de tomar Las decisiones para eLLo. Por 
Lo tanto. Las reLaciones saLud, poLítica y poder, deben estar 
presentes en nuestro movimiento, tanto para demandar aL 
Estado, cuando para ejercer nuestro derecho y responsabi- 
Lidades en eL autocuidado de La saLud y La vida. 

□ No se trata únicamente de conseguir aumento deL presu- 
puesto para eL sector saLud, se debe concretar una SaLud 
PúbLica basada en Los determinantes de La saLud, en donde 
se encontrarán espacios sociaLes Legítimos para asumir eL 
desafío deL cambio, desde "una agenda centrada en eL con- 
sumo de Los servicios de atención médica, hacia La produc- 
ción sociaL de La saLud con democracia y participación". Es- 
to significa que debemos actuar para impuLsar transforma- 
ciones estructuraLes que modifiquen Los ambientes físicos, 
sociaLes, cuLturaLes y poLíticos que infLuyan en Los determi- 
nantes de Las condiciones de vida y saLud, aL iguaL que en 
eL ámbito individuaL, de taL manera que Lo coLectivo y par- 
ticuLar interactúen para que Los cambios se produzcan. 

□ En consecuencia, nuestra propuesta por La saLud y vida dig- 
nas de nuestros puebLos, se sustenta en Los principios de 
soLidaridad, equidad, justicia, dignidad, participación sociaL 



y universaLidad; en La distribución de La riqueza, en Las po- 
Líticas sociaLes, económicas, cuLturaLes y de saLud; en La vi- 
gencia pLena de Los derechos humanos; en La preservación 
y respeto aL ambiente naturaLeza. ELLo significa que debe- 
mos buscar aLianzas, compromisos, acciones, proyectos, 
pLataformas, con todos Los puebLos y actores sociaLes, que 
se identifican con La Lucha y eL trabajo por un país saLuda- 
bLe, en donde La gente disfrute de La vida. 



Ante esta situación, quienes estamos inconformes con La si- 
tuación que vivimos y en especiaL con La crisis deL sistema sa- 
nitario en eL país, mujeres y hombres de todas Las edades y 
puebLos deL Ecuador, constituimos eL Frente NacionaL por La 
SaLud de Los PuebLos deL Ecuador (FNSPE), con eL propósito 
de unificar a todos Los actores deL sector saLud y de La socie- 
dad en su conjunto, sumando fuerzas en eL objetivo de crear 
un mundo nuevo, un Ecuador Libre, soberano y progresista; 
buscamos ser un referente democrático y participativo, con 
un criterio propositivo, que empLace a Los gobiernos a que di- 
reccionen Las poLíticas de saLud, aL margen de imposiciones 
neoLiberaLes deL Fondo Monetario InternacionaL, deL Banco 
MundiaL y otras agencias internacionaLes movidas por Los in- 
tereses deL gran capitaL, de La ganancia y eL Lucro. ELLo impLi- 
ca La formuLación de poLíticas soberanas, independientes, de 
corte democrático, en donde eL eje sea eL ser humano, visto 
como sujeto activo y participante, no como objeto de progra- 
mas maquiLLadores, que esconden su verdadera naturaLeza. 



Plataforma de lucha 

a Garantizar eL acceso universal a La Atención de SaLud Inte- 
gral, de buena calidad, de acuerdo a Las necesidades de La 
pobLación y no a su capacidad de pago. 

a DesarroLLar y sustentar La Promoción de La SaLud, fortaLe- 
ciendo La organización y participación comunitaria, eL tra- 
bajo intersectoriaL, muLti e interdiscipLinarios de La saLud y 
sus probLemas. 

a Luchar para que Las poLIticas económicas estén sujetas a 
promover La saLud, La equidad, eL enfoque de género y pro- 
tección deL ambiente-naturaLeza. 

a ImpuLsar La eLiminación de Los criterios de costo-efectivi- 
dad como determinantes para La impLementación de Los 
programas en saLud y aboLición de Los proyectos de recupe- 
ración de costos por ser generadores de inequidades y ba- 
rreras en eL acceso a Los servicios. 

a Frenar Los procesos de privatización de Los servicios púbLi- 
cos de saLud y de La seguridad sociaL, asegurando una regu- 
Lación efectiva deL sector médico privado, incLuyend^ 
vicios médicos caritativos y de ONGs. 

□ Promover y sustentar participativamente progr 
Lud dirigidos a Las mujeres, a La erradicación de La^vi 
intrafamiLiar y aL cumpLimiento de La Ley de M 
Gratuita y Atención a La Infancia. 




a Establecer programas de promoción y prevención de La sa- 
lud de Los y Las jóvenes, con eL enfoque de La saLud sexuaL 
y reproductiva. 

a Proporcionar atención de saLud a Los/Las aduLtos/as mayo- 
res y a Los/Las discapacitados/as. 

a Adoptar medidas para asegurar saLud y seguridad ocupacio- 
naL que incLuyan eL monitoreo de condiciones de trabajo 
centrado en Los/Las trabajadores/as, priorizando hacia Las 
personas con mayor riesgo -por ejempLo, quienes Laboran 
en fLoricuLturas, maquiLadoras y sector informaL. 

a ReguLar eL uso de tecnoLogías, La producción y expendio de 
medicamentos, subordinados a Las necesidades de La pobLa- 
ción. DesarroLLar una industria nacionaL de producción de 
fármacos. 

a Orientar que La investigación en saLud, incLuyendo La gené- 
tica y eL desarroLLo de medicinas y tecnoLogias reproducti- 
vas, esté orientada hacia Las personas y saLud púbLica, res- 
petando principios éticos universaLes. 

a Defender La armonía con eL medio ambiente y La protección 
de Los ecosistemas y nuestra biodiversidad. 

a VincuLar aL Sistema NacionaL de SaLud a La Medicina Tradi- 
cionaLy Medicinas ALternativas, respetando La biodiversidad 
y La pLuricuLturaLidad de nuestros puebLos. 



a Pagar La deuda social invirtiendo más y mejor en saLud y 
educación, disminuyendo eL gasto militar y eL pago de La 
deuda externa. 

a Garantizar La seguridad aLimentaria y eL acceso equitativo a 
Los aLimentos, ejecutando poLíticas agrícoLas orientadas a 
satisfacer Las necesidades de La pobLación y no Las exigen- 
cias deL mercado. 



EL AUS, SU LADO OCULTO 



¿Qué es el AUS? 

A partir deL año 2004, eL nuevo Gobierno trata de poner en 
marcha un nuevo modelo de financiamiento para eL sector 
saLud, para ofrecer servicios a Los grupos pobLacionaLes a Los 
cuaLes no LLegan. Se impLementa eL Aseguramiento UniversaL 
en SaLud (AUS) "que garantizará La cobertura de saLud con 
un sistema de aseguramiento que comprenderá prestaciones 
integraLes entregadas con caLidad, eficiencia y equidad aL 
100 por ciento de La pobLación bajo una concepción de pro- 
tección sociaL". Esta estrategia cubrirá iniciaLmente a Los 
quintiLes 1 y 2 de La pobLación^ para posteriormente y de ma- 
nera progresiva Lograr La meta de LLegar a todos en eL año 
2015. 

Este modeLo se sustenta con eL financiamiento de organismos 
internacionaLes como eL BID, Banco MundiaL y otros. La pro- 
puesta consiste en brindar atención a Los afiLiados a través 
de un paquete mínimo de prestaciones diseñado para cada 
grupo de edad. La finaLidad centraL es La protección financie- 
ra deL modeLo para garantizar a La pobLación eL acceso a La 
atención de saLud. 



7. Si se ordena a La población desde eL punto de vista económico de menor a mayor y se La divide en 
cinco partes. Cada parte equivaLe a un quintiL, Los quintiLes 1 y 2 son Los sectores más pobres de La 
pobLación. 



La organización para brindar La atención utiliza La infraes- 
tructura deL Ministerio de SaLud Pública (MSP) de manera ini- 
cial, para Luego incluir a otras instituciones deL sector púbLi- 
co y privado, así como La creación de entes paraLeLos como 
Las corporaciones de saLud que incrementan considerable- 
mente eL presupuesto deL nuevo modeLo. 



¿Cuales son los objetivos del AUS? 

En primer Lugar, garantizar La cobertura efectiva en saLud me- 
diante un aseguramiento universal que comprenda prestacio- 
nes integrales, entregadas con dignidad, calidad, eficiencia y 
equidad al 100 por ciento de La población ecuatoriana. Se 
plantea luego, según documentos oficiales, garantizar la pro- 
tección social en salud de todos Los ecuatorianos y ecuatoria- 
nas, de forma equitativa, solidaria, sostenible y continua, pri- 
vilegiando La salud de Los ciudadanos más pobres y vulnera- 
bles, mediante la garantía de acceso efectivo a servicios de 
salud y con el esfuerzo conjunto de La sociedad ecuatoriana y 
la articulación de todas las instituciones públicas y privadas 
del sector salud, para alcanzar un nivel de vida y de salud con 
mayores oportunidades de desarrollo para los ecuatorianos. 

El programa prevé ampliar la cobertura para la población ubi- 
cada en los quintiles 1 y 2 -alrededor de 4,5 millones de per- 
sonas-, mediante sistemas de afiliación, plan de beneficios 
de salud garantizados, conformación de redes de proveedo- 
res, contratos, convenios con redes, etc. 



Dentro de Los impactos potenciales está La disminución 
de La morbiLidad y La mortaLidad, La impLantación de es- 
trategias de saLud preventiva y La asignación de medi- 
camentos. Se propone un catáLogo de medicamentos 
por niveLes de atención, basado en eL cuadro nacionaL 
de medicamentos. 

Quienes acceden aL AUS tienen derecho a curación, re- 
cuperación y rehabiLitación de Las enfermedades de ma- 
yor frecuencia y La entrega de medicamentos sin costo. 

La gestión de este programa está basada en diferentes 
niveLes: en primer Lugar, un organismo nacionaL, La Se- 
cretaría de Objetivos deL MiLeno (SODEM, ahora SEN- 
PLADES), que será eL ente encargado de La identifica- 
ción de beneficiarios a niveL nacionaL y tendrá a su car- 
go La sostenibiLidad deL programa a corto, mediano y 
Largo pLazo. EL programa será desarroLLado a través de 
convenios institucionaLes con todas Las entidades deL 
sector saLud, tanto púbLicas como privadas, con La 
transferencia de 9 dóLares por afiLiado aL sector púbLi- 
co y de 45 aL sector privado. 

En eL siguiente niveL de gestión se encuentran Los go- 
biernos LocaLes, que darán cumpLimiento obLigatorio a 
Los Lineamientos nacionaLes operacionaLes deL AUS y La 
incLusión de proveedores púbLicos y privados, su seLec- 
ción y La ejecución de auditorias médicas y financieras 
sobre Las prestaciones otorgadas. 



EL pLan de beneficio de saLud tiene dos subconjuntos de pres- 
taciones, dirigidos por un Lado a La APS (Atención Primaria de 
SaLud), con acciones de promoción y prevención en saLud, y 
por otro, a prestaciones ambuLatorias y hospitaLarias de se- 
gundo y tercer niveL. Todas estas prestaciones son Limitadas, 
con topes de cobertura en Los tres niveLes, diseñados de 
acuerdo con cada grupo pobLacionaL. SóLo cubre La atención 
de enfermedades prevaLentes (por ejempLo cáncer de cerviz, 
mama y próstata), emergencias y hospitaLización cLínica y 
quirúrgica de mayor prevaLencia, referidos aL primer niveL. Su 
meta centraL es La protección financiera deL prepago que po- 
sibiLite eL no gasto directo deL boLsiLLo de Los hogares en eL 
momento. 



¿En qué condiciones se da el AUS? 

En eL inicio de este nuevo miLenio, La reaLidad muestra a 
nuestro país atravesando una profunda crisis que agita a to- 
das sus instituciones, desde Las más pequeñas como La fami- 
Lia hasta aqueLLas más pubLicas como eL Estado. Esta crisis 
que sufre toda La sociedad afecta intensamente aL sistema de 
saLud, taL es así que Las poLIticas sanitarias básicas como eL 
acceso universaL e iguaLitario se han resquebrajado, aL ser 
reempLazadas por eL enfoque de que eL objetivo sociaL a aL- 
canzar debe ser La maximización deL beneficio económico. 

Ecuador tiene una pobLación que bordea Los 13 miLLones de 
habitantes, con un gasto púbLico de 4,94 por ciento deL PIB 



Comparación deL modelo de atención del MSP y eL AUS 


RUBRO 


MODELO ANTERIOR 


AUS 


Organización 


Dependiente del 
Gobierno. 


Integra sectores privados. 


Recursos/ 
Infraestructura 


Deficiente. 


Incorpora infraestructura. 


Personal 


Gastos administrativos 
elevados, personal médi- 
co insuinciente, califica- 
do. 


Aumento de costos admi- 
nistrativos, no existe per- 
sonal APS ni recursos ma- 
teriales. 


Material 


Deficiente. 




Funcionamiento 


Estado define políticas, 
atención preventiva y 
curativa. 


Estado pierde su rol. 


Financiación 


Estatal (público), 
recuperación costos. 


Incorpora fi'nanciamiento 
externo, seguro de salud, 
subvención al sector pri- 
vado. 


Prestación de 
servicios 


Basado en programas 
establecidos por ley. 


Incorpora programas y 
limita atención global. 
Prestaciones mínimas. 



(2001). El gasto per cápita en salud es de 62 dólares, uno de 
los más bajos de la región, superado solamente por Bolivia 
(59 dólares). Aunque el financiamiento del sistema de salud 
es mixto, público y privado, el gasto financiado por los pro- 



píos hogares es La principaL fuente de fondos: Los hogares 
aportan eL 34,4 por ciento, eL Instituto Ecuatoriano de Segu- 
ridad SociaL (lESS) eL 23,9 por ciento y eL presupuesto gene- 
raL deL Estado representa eL 23,7 por ciento. DeL gasto presu- 
puestario deL Ministerio de SaLud, eL 30,4 por ciento va para 
eL área administrativa y eL 50 por ciento para atención de se- 
gundo y tercer niveL, Lo cuaL demuestra eL predominio deL en- 
foque curativo, hospitaLario e individuaLista sobre eL preven- 
tivo. 

EL sector saLud ecuatoriano está constituido por una muLtipLi- 
cidad de instituciones púbLicas y privadas, con y sin fines de 
Lucro. Las principaLes instituciones deL sector, eL MSP y eL 
lESS, tienen en conjunto eL mayor voLumen de La infraestruc- 
tura. La gestión deL MSP se basa en La propuesta de organi- 
zación de áreas de saLud, que constituyen pequeñas redes de 
servicios con deLimitación geográfico-pobLacionaL de aten- 
ción, con un esquema de desconcentración técnica y de aL- 
gunas acciones administrativas, y de programación y ejecu- 
ción deL presupuesto. EL lESS tiene un esquema de descon- 
centración administrativa en nueve regiones, con una red de 
servicios propios y contratados que operan de acuerdo a di- 
rectivas de pLanificación y financiamiento centraL. 

Persisten probLemas fundamentaLes en La organización, ges- 
tión y financiamiento deL sector saLud, para garantizar un ac- 
ceso equitativo a Los servicios. DeL 25 aL 30 por ciento de La 
pobLación ecuatoriana, carece de acceso reguLar a servicios 
de saLud. Se dice que dos terceras partes de La pobLación no 



tiene un pLan de aseguramiento, hay insuficiente presupues- 
to para Las acciones de saLud, subsiste La incoordinación de 
Las instituciones y La centraLización de Las decisiones sobre 
asignación de recursos. 

Dentro de este contexto, y aL iguaL que muchos otros países, 
eL Estado inició reformas que pretenden obtener mejoras en 
cuanto a equidad, eficiencia, reformas que han provocado 
una pérdida deL roL rector deL Estado, que finaLmente ha con- 
ducido a un debiLitamiento de La caLidad de Los servicios. En 
este sentido, y con base en Las reformas constitucionaLes de 
1998, que definieron eL derecho a La saLud, su promoción y 
protección, eL MSP, con eL apoyo deL Consejo NacionaL de Sa- 
Lud (CONASA), ha emprendido en un ampLio proceso de con- 
suLta y participación interinstitucionaL para La definición de 
poLíticas de Estado en saLud, y para La organización deL sec- 
tor saLud a través de un Sistema NacionaL de SaLud que pro- 
mueva La cobertura universaL, La desconcentración y descen- 
traLización de La gestión y La participación de Los gobiernos 
LocaLes y de Las organizaciones sociaLes. Esto LLevó a mayor 
fragmentación deL sector saLud con La disminución deL papeL 
rector deL Estado. 



¿Por qué el AUS no va a resolver los problemas de salud 
de los ecuatorianos? 

Para matar aL León, eL cazador apunta aL corazón, pero Las 
teorías pierden vigencia cuando se descubren y se exponen a 



La Luz sus incongruencias e inconsistencias. Vamos a anaLizar 
eL AUS para deveLar Las incoherencias detrás de La nueva pro- 
puesta que va significar aLtos costos, pero no va a producir 
impactos significativos en La saLud de Los ecuatorianos. 

Las incoherencias existentes muestran La insostenibiLidad de 
La propuesta, que se manifiestan aL anaLizar La reLación entre 
Los principios y La práctica. Se presentan aLgunas de eLLas: 

1. Contradicción entre eL bienestar coLectivo y eL interés par- 
ticuLar de Las empresas privadas de La saLud. EL sector pri- 
vado priviLegia La rentabiLidad económica, es su razón de 
ser, pero se Le asignan funciones de promoción y preven- 
ción de La saLud, actividades para Las que no está compro- 
metido, pues su enorme rentabiLidad proviene de su dedi- 
cación a La enfermedad. Reciben 45 dóLares por paciente 
atendido, en comparación con Los 9 dóLares que se Le asig- 
na aL sector púbLico. SóLo así se entiende La propuesta de 
Los "paquetes mínimos", que garantizan una máxima ga- 
nancia a Los comerciantes de La enfermedad. 

2. Contradicción en La sustentabiLidad de La propuesta. Según 
información disponibLe, La propuesta está financiada a Lar- 
go pLazo con endeudamiento externo. Los fondos provie- 
nen deL BID, deL Banco MundiaL y La CAF, y serán pagados 
por todos Los ecuatorianos, incLuidos Los ecuatorianos ubi- 
cados en Los quintiLes 1 y 2. Una propuesta asentada en eL 
endeudamiento externo no garantiza sustentabiLidad. Los 
requisitos para eL endeudamiento incLuyen La obLigatorie- 



dad de contratar a consultores externos con desmedidos 
LatisueLdos. 

3. Contradicción entre eL discurso que privilegia La promoción 
y La prevención de La saLud, y La práctica que se orienta a 
"brindar atención médica, servicio de Laboratorio y medi- 
cinas sin costo". 

4. Contradicción entre Las necesidades de saLud de La pobLa- 
ción y La atención Limitada de Los "paquetes mínimos". 
Los paquetes de atención están pensados para garantizar 
eL financiamiento y La rentabiLidad de Los empresarios de 
La enfermedad, y no para absoLver Las necesidades de La 
pobLación. 

EL concepto de "aseguramiento" tiene Limitaciones impLí- 
citas en La atención por tipo de prestación y número de 
atenciones. EL pLanteamiento de brindar atención a La po- 
bLación necesitada, y en especiaL a quienes se ubican so- 
ciaLmente en Los quintiLes 1 y 2, choca con Las esperanzas 
de Los ciudadanos por Las restricciones de La propuesta. EL 
"AUS brinda prevención de saLud coLectiva e individuaL, 
consuLta médica de hasta cuatro veces por año, dos de es- 
peciaLidad; tienen derecho a cuatro chequeos dentaLes por 
persona; una operación y hospitaLización una vez por 
año". En consecuencia una famiLia y una persona con una 
enfermedad crónica, como por ejempLo La diabetes o La hi- 
pertensión arteriaL, por su condición sociaL, no tendría 
atención en eL AUS durante todo eL año. 



Las atenciones que cubre eL AUS son insuficientes para 
proteger y garantizar La saLud de Las personas. Las famiLias 
y Las comunidades. En este aspecto significa un retroceso 
frente a Lo que actuaLmente existe. 

5. Contradicción en La misión deL MSP. La Constitución de La 
RepúbLica indica que eL MSP asume La rectoría de La saLud 
en eL país, pero no se cumpLe. En eL membrete, eL Minis- 
terio de SaLud PúbLica dirige Las poLíticas deL programa, 
pero en La práctica es La Secretaría de Objetivos deL MiLe- 
nio (SODEM, ahora SEMPLADES). La SEMPLADES es un or- 
ganismo paraLeLo aL MSP. Autoridades que pretendían in- 
cLuirLa en eL MSP fueron separadas de su cargo. 

6. Contradicción en La propiedad ínteLectuaL deL AUS. En eL Re- 
gistro de Propiedad ÍnteLectuaL consta ALfredo PaLacio como 
autor deL proyecto, inscrito mientras ejercía La Vicepresi- 
dencia (fue una oferta de campaña). En La propuesta, cuya 
eLaboración estuvo a cargo deL consorcio CARE-John Hop- 
kins University de Los Estados Unidos y costó 600 míL dóLa- 
res, se recomienda manejarLa como corporación privada. 

7. Contradicción en eL aseguramiento múLtipLe. Si bien La Ley 
Orgánica deL Sistema NacionaL de SaLud propicia La inte- 
gración con equidad, eL Aseguramiento UniversaL de SaLud 
contribuye a fragmentar más y a debíLitar eL sistema de sa- 
Lud ecuatoriano, como organismo paraLeLo que es. 

En eL Ecuador, La Constitución de La RepúbLica estabLece eL 
derecho a La seguridad sociaL, incLuye un seguro generaL 




obLigatorio, que debe extenderse progresivamente a toda 
La población urbana y rural, con dependencia Laboral o sin 
eLLa, y debe cubrir Las contingencias de enfermedad, ma- 
ternidad, riesgos deL trabajo, cesantía, vejez, invaLidez, 
discapacidad y muerte (articuLo 57). Estas acciones están 
viabiLizadas a través deL lESS y deL Seguro SociaL Campe- 
sino (SSC), con una cobertura cercana aL 17 por ciento de 
La pobLación. 

EL AUS viene a dupLicar esta propuesta y a fragmentar aún 
más eL sistema de saLud deL Ecuador. La existencia de dos 
sistemas, eL AUS y La seguridad sociaL, impLica irracionali- 
dad en eL uso de recursos en un país pobre, posibilita eL 
aseguramiento múLtipLe y eL conflicto de competencias. 

Inequidades de un discurso "equitativo". Se habla de equi- 
dad en la filosofía del AUS, pero su práctica es inequita- 
tiva cuando dice que "60 por ciento con establecimientos 
públicos y 40 por ciento con prestadores privados sin fi- 
nes de Lucro. Esto se traduce en pagar a los primeros un 
costo incremental per cápita de 9,03 dólares y a Los se- 
gundos un completo per cápita de 45,19 dólares. Este es 
el verdadero sentido de La distribución de los recursos y a 
quién sirve La propuesta. 

En una primera etapa se contratará prestadores públicos y 
privados sin fines de Lucro. Un proveedor calificará para 
ser contratado cuando exprese su voluntad manifiesta de 
pertenecer y ser proveedor de servicios de promoción, pre- 



vención, curación o rehabilitación de Las prestaciones. Los 
empresarios de La saLud hacen negocio con La enfermedad 
y no con La saLud. La promoción de La saLud y La preven- 
ción de Las enfermedades no son fuente de rentabiLidad, 
por eso no son parte de su práctica dominante. 

9. Las incoherencias de La atención. La Ley Orgánica deL Sis- 
tema NacionaL de SaLud (LOSNS) y eL discurso oficiaL privi- 
Legian La promoción y La prevención de La saLud coLectiva, 
pero en La práctica se prioriza La atención curativa. Las ac- 
ciones de promoción y curación quedan en La generaLidad. 
EL Programa de Aseguramiento UniversaL de SaLud impuL- 
sa La entrega de un pLan Limitado de beneficios de saLud, 
que incLuye acciones para promover una pobLación sana, 
chequeos y consuLtas preventivas. EL mayor peso se centra 
en consuLtas para enfermedades, hospitaLizaciones cLíni- 
cas y quirúrgicas más frecuentes, atención de emergencias 
y entrega de medicinas, cuyo costo será asumido por eL Es- 
tado. 

10. La municipaLización de La saLud: síntesis de Lo inconsis- 
tente. La propuesta deL AUS se está apLicando como 
prueba piLoto en Las tres primeras ciudades deL Ecuador, 
y en cada una de eLLas se han conformado nuevos orga- 
nismos o corporaciones que administrarán eL AUS. En La 
práctica, más ineficiencia y más fragmentación, más su- 
perposición de funciones, con afanes de protagonismo y 
cLienteLismo poLítico. Se evidencia una mayor dispersión 
de recursos en un país pobre: existen múLtipLes organis- 



mos que hacen Lo mismo dentro de Las instituciones deL 
Estado (Dirección ProvinciaL de SaLud, Área de SaLud, Mu- 
nicipios, Consejo de SaLud, Corporación de SaLud) y una 
pobLación con mayores necesidades insatisfechas cada 
vez. 

Los municipios incrementarán La burocracia con mayor 
carga administrativa y LatisueLdos. Corresponde a Los gre- 
mios profesionaLes vigiLar eL cumpLimiento de Los dere- 
chos de Los profesionaLes para evitar, a pretexto de efi- 
ciencia y eficacia. La expLotación e instrumentaLización 
de Las personas, mediante La creación de organismos pa- 
raLeLos o fundaciones que escaparían de La vigencia de 
Las Leyes LaboraLes. 

En La ciudad de Cuenca, La impLementación deL AUS se 
reaLiza, aL iguaL que en Los Municipios de Quito y Guaya- 
quiL, mediante La suscripción de convenios y La confor- 
mación de corporaciones o fundaciones que se encarga- 
rán de La administración, seguimiento y evaLuación de La 
propuesta. Se concreta La tripLe fragmentación: deL MSP 
aL SODEM, deL SODEM aL municipio, deL municipio aL Con- 
sejo de SaLud y Luego a La Corporación deL AUS, con car- 
ga administrativa de profesionaLes de saLud y recursos fi- 
nancieros. Se concreta de esta manera La síntesis de Lo 
inconsistente: irracionaLidad y despiLfarro en eL uso de 
Los recursos en un país con bajos ingresos. 



¿Es necesario un seguro para recibir atención 
en los servicios? 

En eL Ecuador aproximadamente eL 75 por ciento de La po- 
blación no cuenta con un Seguro de SaLud. Esta situación em- 
pezó a cambiar a partir deL mes de juLio deL 2006, con La fir- 
ma deL convenio con eL Municipio de GuayaquiL, en eL mes de 
septiembre, con La firma deL convenio con eL Municipio de 
Quito y en eL mes de octubre, con La firma deL convenio con 
eL Municipio de Cuenca. 

Es importante refLexionar acerca de La pertinencia y necesi- 
dad de impLementar un seguro de saLud para La pobLación. ¿Es 
necesario un seguro de saLud para La pobLación? La saLud no 
es un seguro sino un derecho de La pobLación y un deber deL 
Estado. Toda La pobLación, sin discriminaciones étnicas, eco- 
nómicas, sexuaLes, reLigiosas, tiene derecho a recibir aten- 
ción integraL de saLud de caLidad y de manera oportuna, sin 
necesidad de esgrimir un seguro. 

Según documentos oficiaLes, "un seguro en saLud se puede 
definir como La agrupación de recursos financieros y de ries- 
gos para garantizar acceso a servicios de saLud y proteger Los 
afiLiados contra repercusiones financieras catastróficas". Se 
concLuye que "soLamente Las personas reLativamente ricas 
y/o sanas podrían conseguir un seguro de saLud" (modeLo 
AUS, Vicepresidencia de La RepúbLica). 



Líneamíentos para la construcción colectiva 
de una propuesta 

a Los ecuatorianos tenemos derecho a La (atención de) saLud 
sin discriminaciones. No existen ciudadanos de primera ni 
de segunda. La atención de saLud, integral, de calidad y 
oportuna debe ser universal. 

a EL derecho a La saLud debe ir acompañado deL derecho a La 
educación, aL trabajo, a La vivienda, a Los servicios básicos, 
a un ambiente saLudabLe, a un ingreso decente, etc. 

a EL Ministerio de SaLud PúbLica es responsable de cumpLir y 
hacer cumpLir eL derecho universal a La saLud de Los ecuato- 
rianos y ecuatorianas. 

a EL Ministerio de SaLud PúbLica, en coordinación con otros 
organismos deL Estado (lESS, SSC, ISSFA, ISSPOL), integra- 
rán un sistema único de saLud, que garanticen eL ejercicio 
deL derecho a La saLud de Los ecuatorianos. 

a La protección social de La salud se extenderá a todos Los 
ecuatorianos y no sólo a La población LaboraL El lESS, SSC, 
ISSFA e ISSPOL, con La dirección del MSP, atenderán a toda 
La población. 

a La organización de La atención de La salud priorizará el ám- 
bito regional (para lo cual es necesario de una nueva pro- 



puesta de regionaLización deL país) y provinciaL, y no sóLo 
eL cantonal, como actualmente está vigente, para no frag- 
mentar ni dispersar Los pocos recursos deL país. 

a Redefinir eL roL de Los municipios y sus responsabiLidades 
específicas, para que no generen discriminaciones en La 
asignación de recursos y funciones. En La actuaLidad, Las 
funciones específicas asignadas a Los municipios no se 
cumpLen, y además se Les asignan nuevas funciones y res- 
ponsabiLidades que Les convertirán en compLejas y compLi- 
cadas organizaciones de difíciL gestión. La responsabiLidad 
de brindar servicios básicos a La pobLación bajo su infLuen- 
cia, especiaLmente deL área ruraL, no se cumpLe. Quedan 
grandes sectores de La pobLación sin servicios de agua po- 
tabLe, aLcantariLLado, entre otros. Los autodenominados go- 
biernos LocaLes no son taLes por cuanto existe un fracciona- 
miento deL poder provinciaL y cantonaL, son gobiernos Loca- 
Les fraccionados, que deben competir con otros gobiernos 
LocaLes como eL Consejo ProvinciaL, Dirección de Educación, 
CREA, Gobernación provinciaL, Universidades, Banco Cen- 
traL, Banco de Fomento, etc. 

a EL personaL de saLud deL sistema debe ser seLeccionado, pre- 
parado y formado para brindar atención de caLidad en todos 
Los niveLes y a toda La pobLación. Se dedicará por entero a 
La atención de saLud en jornada compLeta, para evitar eL 
fraccionamiento. Los actos de corrupción con La desviación 
de pacientes, tendrán remuneración óptima. 



a Incorporar La SaLud FamUiar y Comunitaria en eL primer ni- 
vel de atención, con eL enfoque de La Atención Primaria de 
SaLud. 

□ Organización de La atención por niveLes de atención, respe- 
tando Los niveLes de compLejidad en base a La cLasificación 
deL MSP de Los servicios de saLud y La distribución territo- 
riaL de Las famiLias ecuatorianas. 

a Se debe impLementar un Servicio NacionaL de SaLud que in- 
tegre todos Los servicios sanitarios preexistentes y disper- 
sos, que ofrezca cobertura a toda La pobLación sin discrimen 
de su estado socio-económico y sea gratuito, con ampLia- 
ción de su infraestructura y mejora en eL funcionamiento, 
horario y prestaciones, que democratice eL sistema sanita- 
rio garantizando una fuerte participación popuLary que in- 
vierta Las prioridades de manera que sea universaL y tenga 
como eje La atención primaria de saLud, tanto en su vertien- 
te curativa como en La preventiva. 

a EL AUS es un fuerte retroceso en eL modeLo sanitario por- 
que desmanteLa La estructura púbLica, introduce La medici- 
na privada y dificuLta eL acceso de La inmensa mayoría de 
La pobLación a Los recursos sanitarios; abandona La integra- 
ción deL sistema púbLico de saLud propuesta anteriormen- 
te, se refuerza La medicina privada, bajo La idea de que Lo 
púbLico es ineficiente y burocrático; descentraLiza La es- 
tructura deL Servicio NacionaL de SaLud para poder desman- 
teLarLo y así pasar a ser eL Estado subsidiario de La defen- 



sa deL derecho a La saLud; y por úLtimo, se deja de Lado La 
APS para fortaLecer La asistencia de tipo curativo y hospi- 
taLario. 



Cuenca, marzo de 2007 



EL AUS NO ES MAS QUE RETORICA PRIVATIZADORA 
FONDOMONETARISTA 



El derecho o lo solad es un derecho humono fun- 
domentol reconocido en diversos trotodos interno- 
cionoles y regionoles de derechos humónos. 

ONU, Comisión de Derechos Humanos 
Febrero de 2005 



¿Qué es el AUS? 

EL Aseguramiento Universal de SaLud (AUS) es un Programa 
deL Estado Ecuatoriano que financia La compra de servicios de 
saLud, para que Los beneficiarios puedan ser atendidos por 
cuaLquiera de Los proveedores, sean púbLicos o privados, a 
través de convenios.^ 

Aparentemente, en concordancia con esta definición, surgió 
La propuesta de ALfredo PaLacio, cuando era Vicepresidente, y 
que La hizo oficiaL cuando LLegó "accidentaLmente" a La Presi- 
dencia de La RepúbLica. Pero si anaLizamos Los hechos dados 
en La impLementación deL denominado AUS, veremos que es- 

8. SODEM, Boletín de Prensa No 0013-S0DEM-06. 14 de noviembre del 2006. QUITO. 



te sistema -así Lo define Palacio- supuestamente diseñado 
para garantizar La atención de saLud para todo y todas, está 
siendo utilizado para, en su nombre, privatizar Los servicios 
que Le corresponden aL Ministerio de SaLud PúbLica. 

Esto obedece a que en América Latina se ha pretendido im- 
poner una táctica privatizadora en saLud, enmascarada con 
esta denominación de AUS en Ecuador, SIS (Seguro IntegraL 
de SaLud) en Perú, SUS (Seguro UniversaL de SaLud) en BrasiL, 
sumí (Seguro UniversaL Materno InfantiL) en BoLivia, entre 
otros. Pero Los diferentes gobiernos Lo han apLicado según su 
inclinación poLItica e ideológica. Por eso es que en BrasiL, 
BoLivia, Venezuela y Uruguay Los sistemas de aseguramiento 
en salud han sido asumidos de manera plena por el Estado, 
funcionan con gratuidad total y avanzan con gran rapidez a 
la cobertura universal real en pocos años. Podemos decir que 
en esos países donde más exitosos son Los planes y progra- 
mas para La población antes desprotegida, son aquellos don- 
de menos se aplicó dicha táctica privatizadora. En cambio el 
Gobierno de Palacio ha sido un fiel cumplidor de La orden fon- 
domonetarista y del Banco Mundial. 



La salud como mercancía 

En América Latina hay dos ''tendencias de políti- 
cas de Estado de salud'': una que considera la sa- 
lud un bien privado cuyo acceso o disfrute debe es- 



tar sujeto a las leyes del mercado; y otra, que la 
incluye como parte sustancial de los Derechos Hu- 
manos, Políticos, Sociales y Culturales de los indi- 
viduos y los pueblos, 

Mauricio Torres T. 
Médico Coordinador General de ALAMES 



No es difícil entender en cuáL de estas dos tendencias se ins- 
cribe La propuesta de Palacio. EL Ecuador tiene una dependen- 
cia muy grande de Las orientaciones emanadas deL FMI (Fon- 
do Monetario InternacionaL) y deL BM (Banco MundiaL), Los 
cuaLes a través de Las denominadas cartas de intención firma- 
das con sucesivos gobiernos, hasta eL de Lucio Gutiérrez, han 
condicionado Las poLiticas económicas y financieras deL país, 
incLuyendo Lo reLacionado aL gasto sociaL que invoLucra La sa- 
Lud púbLica. 

Estas orientaciones (imposiciones) se resumen en La reduc- 
ción deL gasto púbLico (entiéndase, gasto sociaL), La disminu- 
ción deL tamaño deL estado y eLiminación deL Estado "bene- 
factor" o paternaLista, para dejar que La economía funcione 
bajo La conducción de "La mano invisibLe deL mercado", a tra- 
vés de La Ley de La oferta y La demanda. Entonces, como eL 
mundo capitaLista es eL mundo de La mercancía, todo bien y 
todo servicio púbLico será asequibLe para quien Lo pueda ad- 
quirir en eL mercado, en La cantidad y La caLidad que su capa- 
cidad de compra Le permita. 




Nuestra Constitución y nuestras leyes 
han sido manipuladas 

EL esquema económico neoLiberaL diseñado, ha Logrado in- 
miscuirse de manera notoria en Las poLíticas de saLud en Las 
úLtimas tres décadas, a través de Los sectores económicos y 
poLíticos identificados como defensores y beneficiarios de La 
dependencia, que se han encargado de hacer eL marco jurídi- 
co que Legitime sus propuestas, desde La Constitución PoLIti- 
ca deL Estado (CPE) hasta Las poLíticas, Leyes y agendas sobre 
saLud deL sector púbLico: 

"EL Estado garantizará eL derecho a La saLud..." (artícuLo 42 
de La CPE). "Los programas y acciones de saLud púbLica serán 
gratuitos para todos..." (artícuLo 43 de La CPE). "EL financia- 
miento de Las entidades púbLicas deL sistema nacionaL de sa- 
Lud provendrá de aportes obLigatorios, suficientes y oportu- 
nos deL Presupuesto GeneraL deL Estado (PGE), de personas 
que ocupen sus servicios y que tengan capacidad de contri- 
bución económica y de otras fuentes que señaLe La Ley..." 
(artícuLo 46 de La CPE). Como dicen aLgunos, "hecha La Ley, 
hecha La trampa", ya que se habLa de gratuidad totaL y Luego 
de contribuyentes. 



La debacle de la salud pública 

En cuanto aL Marco GeneraL de La Reforma EstructuraL de La 
SaLud en eL Ecuador, eLaborado en eL año 2002 por eL Minis- 



terio de SaLud PúbLica (MSP) y eL Consejo Nacional de SaLud 
(CONASA), está dado por tres elementos: La Política Nacional 
de SaLud, La Ley Orgánica deL Sistema NacionaL de SaLud y La 
Agenda NacionaL de SaLud. En este Marco, eL AUS aparece co- 
mo una meta para eL 100 por ciento de La pobLación, pero pri- 
mero deberá recorrer La fase 1, de extensión de coberturas, y 
La 2, deL seguro soLidario de saLud, antes de LLegar a La finaL 
fase 3 en eL año 2015. 

Entonces, podríamos concLuir que eL AUS no es ni será reaLi- 
dad sino a mediano pLazo, pero aL parecer no Lo será ni a Lar- 
go pLazo, porque La actuaL situación de La saLud púbLica re- 
fLeja faLta de caLidad y de suficiencia en Las unidades de sa- 
Lud de todos Los niveLes deL país: "EL MSP no concreta La 
transferencia de recursos para mejorar La infraestructura mé- 
dica en Cañar, BibLián y La TroncaL." No hay presupuesto pa- 
ra urgentes necesidades de Los hospitaLes Darío Machuca Pa- 
Lacios, de La TroncaL, Luis Fernando Martínez, de Cañar, y eL 
Homero Castanier Crespo de Azogues, ni para habíLitar Las 
instaLaciones deL centro de saLud de BibLián.^ 

Desde octubre de 2005 hasta febrero de 2006, en eL Hospi- 
taL NapoLeón DáviLa de Chone, provincia de Manabí, "faLLe- 
cieron 26 niños en La saLa de neonatoLogía, donde se encon- 
traron graves faLLas en La infraestructura hospitaLaria".^° EL 
HospitaL Maternidad GonzáLes Gramas deL cantón Duran de La 
provincia deL Guayas, no recibió desde agosto de 2005 has- 



9. Diario "EL MERCURIO", 25 de septiembre del 2006. CUENCA. 

10. Diario EL Universo, 3 de junio del 2006. Guayaquil. 



ta enero de 2007, Las partidas presupuestarias para financiar 
La Ley de Maternidad Gratuita (LMG), por Lo que se cobra eL 
servicio a Las mujeres que acuden a soLicitarLo. IguaL situa- 
ción encontramos en La Maternidad Santa Marianita deL su- 
burbio oeste de GuayaquiL. "AL menos tres niños murieron en 
Las úLtimas semanas producto de reinfecciones en La Unidad 
de Cuidados Intensivos (UCI) deL HospitaL deL Niño Francis- 
co de Ycaza Bustamante de GuayaquiL, por La depLorabLe si- 
tuación de Las paredes, tumbados y ductos de aire acondi- 
cionado."'' 

"En ChordeLeg, cantón de La provincia deL Azuay, eL centro de 
saLud pasó a ser administrado por eL Municipio, desde eL año 
1998, y asumió La competencia de saLud púbLica en eL año 
2003, pero aún no recibe recursos deL Estado para cubrir Los 
costos de La atención."'^ 

"Guayas requiere más de 1.500 nuevos cargos para cubrir su 
déficit en saLud. Según eL director ProvinciaL de SaLud, eL sis- 
tema hospitaLario ha coLapsado. En eL cantón La Libertad hay 
19 camas hospitaLarias para 85.000 habitantes, en eL cantón 
DauLe hay 15 camas para 52.000 habitantes; y eL presupues- 
to de saLud para cada uno de estos dos cantones es de 600 
miL dóLares anuaLes." (4.400 pacientes y 3.400 pacientes por 
cama y 7 dóLares y 11 dóLares anuaLes por habitante, respec- 
tivamente).'^ 



11. Diario Expreso, 31 de mayo del 2006. Guayaquil. 

12. Diario EL Universo, 10 de septiembre del 2006. 

13. Diario Expreso, 11 de juLio deL 2006. 



"ALta mortaLidad infantiL en eL Hospital de Máchala. Un infor- 
me deL Ministerio de SaLud revela que falta personal y equi- 
par un área adecuada para Los infantes. Ochenta y nueve neo- 
natos han muerto en Lo que va deL año en eL HospitaL Teófi- 
Lo DáviLa, de esta ciudad, debido a La faLta de infraestructu- 
ra de La saLa de internación."^"^ 

"Brote de Leptospirosis en Manabi. SóLo en La capitaL mana- 
bita se detectaron 28 casos de Leptospirosis en Lo que va deL 
año. Hay 9 casos más en Los cantones Santa Ana (3), Roca- 
fuerte (3), CaLceta (2) y Pichincha (1), para un totaL de 37 
casos de Leptospirosis."^^ 

Mientras Los hospitales púbLicos coLapsaban con muchos ni- 
ños faLLecidos a causa de sus deficiencias, y mientras Las epi- 
demias cobraban victimas entre Los sectores urbano-margina- 
Les y campesinos pobres, eL entonces Presidente PaLacio era 
"testigo de honor" deL acto realizado en un sitio exclusivo del 
norte de Guayaquil, en La "Ciudad del Sol", donde se "colocó 
La primera piedra del edificio que será el Omnihospital del 
Consorcio Nobis. Conjuntamente, se iniciará La construcción 
de La torre médica Vitalis 1. EL Presidente del Consorcio Pro- 
nobis (promotora inmobiliaria) dijo que proyectos similares a 
Omnihospital se crearán en Manta y Máchala; y, en Quito, 
Equilibrium, un centro de armonía. El Presidente de La Repú- 
blica, el cardiólogo PaLacio, resaltó el "poderoso espíritu em- 
presarial" de Noboa (Isabel), heredado de su padre (el mag- 



14. Diario EL Universo, 29 de julio deL 2005. 

15. Diario EL Universo, 30 de JuLio deL 2005. 



nate Luis Noboa Naranjo) y recibió -aL terminar eL evento- eL 
primer manicho de La producción 2006."^^ 

"En Hospital deL Niño hay tres casos de dengue hemorrágico. 
987 casos en total. Según La Subsecretaría de SaLud deL Lito- 
raL en Lo que va deL año se han presentado 951 casos de den- 
gue cLásico y 36 de dengue hemorrágico."^^ Esto evidencia La 
ninguna prevención en saLud y eL ningún aseguramiento de 
saLud de Los grupos pobLacionaLes pobres deL país. 



El AUS, demagogia sin fundamento 

En definitiva eL AUS no se podrá apLicar mientras no cambie 
esta reaLidad que sintetizamos en Los siguientes cuadros: 



EL 70 por ciento no cuenta con seguro de saLud 
en eL Ecuador 


19.564 camas 
en hospitaLes 


1,5 camas 
por cada 1.000 habitantes 


2000 


18.544 camas 
en hospitaLes 


1,4 camas 
por cadal.OOO habitantes 


2003 



Fuente: INEC/MSP. Encuesta demográfica y de salud materna y infentiL 



16. Diario EL Universo, 6 de mayo del 2006. 

17. Diario EL Universo, 8 de marzo deL 2007. 



PRESUPUESTO DEL MSP 


año 


porcentaje deL PIB 


2000 


0,65 


2001 


0,90 


2002 


1,10 


2003 


1,22 


2004 


1,22 


2006 


2,70 



año 


Presupuesto para La saLud 




con respecto aL PGE 


2000 


2,40 % 


2001 


3,30 % 


2002 


4,80 7o 


2003 


4,85 7o 


2004 


5,70 7o 


2005 


5,45 7o 



Fuente: INEC/MSP. Encuesta demográfica y de salud materna y infantil 



Mientras, eL promedio deL presupuesto de saLud en Los países 
más avanzados de América Latina es eL 10 por ciento deL PGE. 

Pero tampoco se Logrará eL AUS con programas o medidas dis- 
persas, incoherentes y contradictorios, con Los eLementos 
fundamentaLes deL Marco GeneraL para La Reforma EstructuraL 
de La SaLud en eL Ecuador _La PoLItica NacionaL y eL Sistema 
NacionaL de SaLud; ni con inventos aL margen de La DecLara- 
ción de Quito, deL 10 de mayo de 2002, aprobada por eL Pri- 
mer Congreso NacionaL por La SaLud y La Vida; y de Las Reso- 
Luciones deL Segundo Congreso por La SaLud y La Vida, reaLi- 
zado en GuayaquiL en septiembre de 2004. 

Tenemos por ejempLo, La creación de La Secretaría de Objeti- 
vos de DesarroLLo deL MiLenio (SODEM) y La entrega de impor- 
tantes recursos económicos para una evidente campaña poLí- 
tica demagógica de íLusos candidatos presidenciaLes desde Las 



aLcaLdías municipaLes, mediante convenios entre eLLos y eL 
presidente de La República, Alfredo Palacio, Los ministros de 
Economía y/o Bienestar Social, para financiar eL Programa de 
Aseguramiento PopuLar (PAP) en GuayaquiL o eL LLamado Ase- 
guramiento UniversaL de SaLud en eL Distrito MetropoLitano 
de Quito, excLuyendo aL Ministerio de SaLud deL papeL rector 
y de máxima autoridad sanitaria nacionaL. Se abandona La sa- 
Lud púbLica, se Le niega presupuesto suficiente y se priviLegia 
La compra de servicios privados de saLud con Los recursos deL 
Estado, mediante La intermediación de Los municipios y/o 
fundaciones que actúan como tercerizadoras de La prestación 
de saLud, desviando buena parte de esos dineros para gastos 
administrativos de La nueva burocracia creada por cada pro- 
grama municipaL. 



¿Qué se debe hacer entonces? 

Encaminar un AUS sustentado en un concepto cLaro de saLud 
como derecho humano y sociaL, como obLigación deL Estado 
para todas y todos Los habitantes deL país. No como favor, ni 
caridad, ni como gasto, sino como un derecho y una inver- 
sión fundamentaL para eL desarroLLo nacionaL. 

"UniversaLizar Los servicios sociaLes básicos resuLta ser uno de 
Los caminos más eficientes para aLcanzar mejoras significati- 
vas en La caLidad de vida de todos Los ecuatorianos. De he- 
cho, así Lo entiende La comunidad internacionaL aL haberse 
estabLecido esa meta de desarroLLo en eL contexto de La De- 



cLaración deL MUenio. Para esta meta social y económicamen- 
te impostergable, eL financiamiento público de La política so- 
cial es una condición indispensable para garantizar eL acceso 
universal de toda La población a La educación y a La saLud bá- 
sicas, así como a una nutrición adecuada. "^^ 

Lo antedicho es una afirmación váLida para poder eLaborar un 
correcto PLan NacionaL de SaLud, siempre que se respete Lo re- 
lacionado aL fortaLecimiento financiero deL sector púbLico de 
saLud, ya que eLLo impLica que eL Estado debe asumir La pres- 
tación de saLud y demás servicios sociales básicos. Hay que 
cambiar por Lo tanto La actual tendencia cicatera de La inver- 
sión social del Ecuador que apreciamos en los siguientes cua- 
dros: 



INVERSIÓN SOCIAL DEL ECUADOR ENTRE LOS PEORES 
DE AMERICA LATINA 


Ecuador 


América Latina 


Inversión social per cápita: 
76 dólares 


Promedio: 
610 dólares 


Inversión social con relación al PIB: 
5,7 por ciento 


Promedio: 
15,1 por ciento 


PENÚLTIMO ENTRE LOS 21 PAÍSES DE AMERICA LATINA 
EN INVERSIÓN SOCIAL 



Informe 2006 UNICEF/GRUPO FARO (Lupa Fiscal): ¿Cómo va La inversión social? 



18. FIERRO-RENOY, Virginia y NARANJO, Mariana: "Ecuador: Sostenibilidad Fiscal y Desarrollo Humano", 
PNUD/UNICEF 1970-2010", p. 5. Quito, Ecuador. 



El presupuesto de la salud 

Además, para financiar eL costo total de La cobertura univer- 
sal de saLud básica para eL año 2006 se requerían 319 miLLo- 
nes 940 miL dólares, mientras que Los recursos disponibles 
por eL Estado para saLud básica eran 184 miLLones 923 miL do- 
Lares, con una brecha de recursos de 135 miLLones 17 miL dó- 
Lares/' 

En eL Informe a La Nación deL Gobierno de ALfredo PaLacio, co- 
rrespondiente aL periodo abriL de 2005-abriL de 2006, publica- 
do eL 5 de mayo de 2006 en Los principales diarios del país di- 
ce: "En este año el presupuesto del Ministerio de Salud (MSP) 
se incrementó en un 20 por ciento en relación con el 2005, 
con un monto total que supera los 500 millones de dólares. 

"Meta principal de este Gobierno es el desarrollo de un siste- 
ma de Aseguramiento Universal de SaLud (AUS) que garanti- 
ce el acceso de toda La población a estos servicios. EL Minis- 
terio de Salud se convertirá en el principal prestador de ser- 
vicios para La primera etapa de su implementación. 

"Para fines del 2006, se prevé que las unidades operativas del 
MSP atenderán a la población más necesitada de Quito, Gua- 
yaquil, Cuenca y Las provincias de la sierra central. El ingre- 
so de La población y el aumento del número de patologías, 
con atención garantizada, serán graduales hasta alcanzar La 
universalidad para el 2015." 

19. Ibídem (11), p. 215, Anexo ll(a). 



¿Cómo hacer realidad un verdadero AUS? 

Hay condiciones propicias por tres circunstancias: 

1. EL nuevo Gobierno, presidido por Rafael Correa, en sus pla- 
nes de trabajo y propuestas, dice que "impulsará un Siste- 
ma Universal de Salud para todos [...] se incorporará po- 
co a poco el médico de familia en un esfuerzo sistemáti- 
co para alentar la medicina preventiva. "^° 

2. La realización del III Congreso por la Salud y la Vida, en 
la ciudad de Cuenca, en abril de 2007, para hacer el se- 
guimiento de la Agenda Política del II Congreso por la Sa- 
lud y la Vida. 

3. La Asamblea Constituyente permitirá elaborar una nueva 
Constitución, que recoja los preceptos de salud surgidos 
de las demandas de los pueblos; fruto de su propia elabo- 
ración y de los más serios debates y estudios académicos 
de salud pública. 

El incremento del presupuesto de salud en el porcentaje su- 
ficiente para financiar la Atención Primaria de Salud Integral 
(APSI), la acción sobre los Determinantes Sociales de la Sa- 
lud (DSS) y el fortalecimiento integral del MSP son decisio- 
nes urgentes que se deben tomar. 

Una Asamblea Constituyente originaria y mayoritariamente 
popular, garantizará ;Salud para todos y todas, ahora! 



20. TSE, ELECCIONES 2006, "Planes de Trabajo y Propuestas Programáticas de los Candidatos a Presidente 
y Vicepresidente Constitucionales de la República del Ecuador", Página 3. Octubre del 2006. 



REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 

• HaLfdan Mahler: Liderazgo y equidad en saLud. Reflexiones expuestas 
durante La inauguración del Centro de Investigación y Desarrollo en Sa- 
lud de la Universidad de El Salvador. El Salvador, 24 de febrero de 2003. 

• Taller de Análisis. Panorama de la Salud Infantil. Produsep. Promoción 
de Servicios de Salud y Educación Popular. México, 1997. 

• Unicef. Estado Mundial de La Infancia. Una causa común. Fondo de las 
Naciones Unidas para la Infancia. Informe, 1994. 

• Unicef, Trabajo Infantil. Estado Mundial de la Infancia. Informe. Gine- 
bra, 1997. 

• CEAS, Nicaragua, Salud y Revolución. Colectivo sobre Salud PerinataL. 
Managua, 1991. 

• Centro de Estudios y Asesoría en Salud. Reforma en Salud. Lo Privado o 
lo Solidario. CEAS, Quito, 1997. 



AUTORES Y EDITORES 



Arturo Quizhpe P. 

Profesor de pediatría y ex decano de La Facultad de Ciencias Médicas de 
La Universidad de Cuenca. Coordinador general de La II Asamblea Mundial 
de la Salud de los Pueblos (2005) y miembro del Comité Ejecutivo del Mo- 
vimiento para la Salud de los Pueblos. 

Jaime Breílh 

PhD. en epidemiología, cofundador y director ejecutivo del Centro de Es- 
tudios y Asesoría en Salud (CEAS). Editor general del Informe Alternativo 
sobre la Salud en América Latina (2005). Director del Área de Salud de la 
Universidad Andina. 

Nidia Solíz C. 

Militante del Frente Nacional por la Salud de los Pueblos del Ecuador 
(FNSPE), coordinadora del Cabildo por la Mujeres del cantón Cuenca, di- 
rectiva del Confederación de Mujeres Ecuatorianas por el Cambio (CONFE- 
MEC-Azuay). 

Jaime Morales. 

Profesor y director de Maestría de Salud Pública de la Facultad de Cien- 
cias Médicas de la Universidad de Cuenca. Fue director del Departamento 
de Posgrados de la Facultad. Investigador y autor de diversas publicacio- 
nes sobre salud pública. 



Marco Auquilla. 

Dirigente popular de amplia trayectoria Local, regional y nacional. Actual- 
mente ejerce la Dirección Regional del Seguro Social Campesino. 



Ricardo Ramírez. 

Profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Guayaquil, pre- 
sidente del Frente Nacional por la Salud de los Pueblos del Ecuador. 

Irene Arízaga. 

Maglster en Salud Pública y presidenta de la Sociedad de Salud Pública 
del Azuay. Coordinadora de varios eventos nacionales e internacionales 
sobre salud. 



Kléver Calle Heras. 

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Integró el equipo de comuni- 
cación de la II Asamblea Mundial de la Salud de los Pueblos. Ha interve- 
nido en la redacción y edición de diversas publicaciones.. 




índice 

A manera de presentación 3 

Introducción 5 



CAPITULO 1 

Problemas que requieren decisiones urgentes 10 

Privatizaciones y tarifas en Los servicios 11 

Atención primaria integral. La promesa incumplida 20 

Salud mental 30 

Salud rural, tiempo para la renovación 31 

Las tarifas de atención primaria de salud 34 

Salud, dieta, ejercicio y soberanía alimentaria 37 

La salud integral de las mujeres 39 

Arturo Quizhpe P. 

Nidia Solíz C. 

Movimiento para la Salud de los Pueblos-Latinoamérica. 



CAPITULO 2 

Las Voces de los Pueblos 50 

La fuerza transformadora de la vida 51 

Declaración de la Salud de los Pueblos 66 

Declaración de Cuenca 84 

Declaratoria de los Pueblos Originarios del Mundo 104 

Declaración del Encuentro de los Pueblos por la Vida 108 

Jaime Breilh, Md. PhD. 

Movimiento para la Salud de los Pueblos. 

Coordinadora Nacional por la Defensa de la Vida y la Soberanía. 



CAPITULO 3 

Salud, derecho humano 



118 



Frente Nacional por La SaLud de Los PuebLos deL Ecuador 119 

AUS, su Lado ocuLto 132 
EL AUS no es mas que retórica 

privatizadora fondomonetarista 152 



Frente Nacional por La SaLud de Los PuebLos deL Ecuador (FNSPE) 
Jaime Morales 
Irene Arízaga 
Marco Auquilla 
Ricardo Ramírez 




PUBLICACIÓN REALIZADA POR LA FACULTAD DE 

CIENCIAS MÉDICAS DE LA UNIVERSIDAD DE 

CUENCA, CON EL AUSPICIO DEL MOVIMIENTO PARA 

LA SALUD DE LOS PUEBLOS - LATINOAMÉRICA.