(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Biblioteca de escritores baleares"

:^ 



vV'— V; 



\':y\ 






>.'^^- 
•.•' Ji t 



) 



'•# 



^^■v ; 



•ií^ 



S. 



'*♦&, 






u 



.1 



















/^ 



^• 



• ■ J^.- 




U;^' V 



'# 



r - 



áPS' 



^ , 




-^.--i*^^ 



f^Sf 




BIBLIOTECA 



DE 



ESCRITORES BALEAREf 



por 



D. JOAQUÍN MARÍA BOVER. 



PALMA. ' 

IMPRENTA DE F». J. GELABERT. 

18G8. 



BIBLIOTECA 



DE 



ESCRITORES BALEARES 



pox 



D. JOAQUÍN WaRlA BOVER. die l^oesello 



TOMO ¡I. 



PALMA. 

IMPRENTA DE P. J. GELABERT. 

1868. 






LIBRARY 

749243 

UNIVERSITY OF TORONJO 



BIBLIOTECA 



DE 



ESCRITORES BALEARES 



O. 



817. 

Obüaoob (Antonio). — Tra- 
tado de las heregias principales 
que se levantaron contra la Igle- 
sia y de los heresiarcas . 1753. 1 1. 
4.° Ms* en poder de Furió. 

818. 

ObüadoA (BARtoLOMÉ). Na- 
ció en Felanitx el dia 22 de no- 
viembre de 1787 de D. Bartolomé 
y D.^ Catalina Obrador^ ambos 
originarios del antiguo solar de su 
linage llamado Gasavella. Estudió 
humanidades en el colegio de Mon^ 
tesion de Porreras, retórica y fi- 
losofía en el de la Sapiencia de 
Palma, defendiendo conclusiones 
públicas de esta última ciencia en 
el convento de San Francisco de 
Asís el año 1807. Cursó después 
teología escolástica, obteniendo en 
todos sus exámenes la nota de so- 
bresaliente. Habia empezado los 
estudios de medicina en nuestra 
universidad literaria en 1808, los 
continuó en Amberes y en Flan- 
des, estando prisionero de guerra, 
y á su regreso á España los con- 
cluyó, y recibió la borla de doctor 
T. II. 



en la éspresada facultad y én ci- 
rujia el 15 de junio de 1815. Pasó 
voluntariamente en 1820 á asistir 
á los acometidos de la peste del 
bubón en las villas de Arta, Son 
Servera y Capdepera; servicio que 
le premió S. M. nombrándole por 
real orden de 11 de diciembre de 
1821 médico militar, cuyo fuero 
gozaba ya por haber entrado á ser- 
vir de cadete en el regimiento de 
voluntarios de Palma, y hecho la 
guerra á los franceses en Cata- 
luña, hasta caer prisionero. En 
1829 ganó por rig-urosa oposi- 
ción una cátedra de término de la 
facultad de medicina en la uni- 
versidad de Madrid. Sirvió á don 
Carlos, de médico de cámara, y 
de director general del cuerpo de 
sanidad militar dé su ejército, y 
algún tiempo después se sometió á 
laReina Nuestra Señora y S. M. le 
revalidó este último grado. En tres 
diferentes legislaturas ha repre- 
sentado á las Baleares en el con- 
greso de diputados; es consejero 
real de agricultura, industria y 
comercio, comendador de la real 
orden americana de Isabel la Ca- 
tólica, y condecorado con la me- 
dalla del sufrimiento por la pa- 
tria. Ha escrito: 



(3BR 
" I. Reflexiones sobre ¡os breves 
apuntes de las enfermedades que 
se manifestaron en Son Servera 
á principios de mayo del año 1820. 
Palma, impr. de Felipe Guasp, 
1821. 4.'' de 32 y^^^.. Las escri- 
bió para combatir lo que acerca 
de aquel contagio habia publicado 
el Dr. Lliteras. 

II. Elementos de historia na- 
tural médica, por Aquiles Ri- 
chard, Dr. y Catedrático de la fa- 
cilitad de medicina de Paris; tra- 
ducidos al castellano, y acomo- 
dados para los discipulos del se- 
gundo año de medid'}} a por &c. 
Madrid, impr. del colegio de sordo- 
mudosy ciegos, 1845.— 46. 3 1. S.'^ 
El primero trata de la miaeralogia, 
el segundo de zoología, y el ter- 
cero de botánica. El Dr. Obrador 
aumentó notablemente estos ele- 
mentos y los ilustró con notas, 
mereciendo que el consejo de ins- 
trucción pública los declarase obra 
de testo para todas las escuelas de 
medicina de España. 

III. Dictamen sobre el carác- 
ter contagioso ó no contagioso del 
cólera-morbo oriental. Ms. 4." 
existente en la academia mallor- 
quína de medicina y cirugía. 

IV. Tratado de moral 'médica. 
1 t. 4.° Ms. que vimos en 1857 en 
su librería, como igualmente: 

V. Lecciones de medicina le- 
gal aplicada á la legislación es- 
pañola. 1 t. 4.° Ms. Las dio en el 
Ateneo científico de Madrid en los 
años 1841, 42 y 43. 

VI. Historia de la peste que 
en 1820 desoló los pueblos de Arta, 
fS'on Serrera, San Lorenzo y Cap- 
depera. 1 t. 4." Ms. de 60Ó págs. 

819. 

Obrador (Ceistóbal). Na- 
tural de Felanitx, uno de los pri- 
meros colegiales admitidos en el 
de la Sapiencia el día de su funda- 
ción, 1.° de octubre de 1635. Or- 
denado de sacerdote' v concluidos 



= 2 = OBU 

sus estudios de moral, bajo la di- 
rección del célebre P. Julián Gi- 
nard, se le confirió en 27 de no- 
viembre de 1638 un beneficio en 
la parroquial iglesia de su patria. 
Murió en ella el día 23 de abril 
de 1689. Escribió: 

Z/////V' th' hi< 'v. revela- 

ciu/i-s, y Santa vidO, c: ¡a V. Sor 
Antonina Alóu, terciaria del orde 
de Sant Francesch, natural de la 
rila de Cam^^os, que mor i en esta 
de Felanitx á \h de dezemhre de 
1650. 1 t. 4.° Ms. de 572 págs. 
cuyo original poseía D. Miguel 
Juan de Tadrines Not. En el pro- 
logo dice que escribe las virtudes 
de Sor Alóu después de haber di- 
rijido su espíritu hasta su falle- 
cimiento. h;i mismo Fadrínes po- 
seía tambieu otros Mss. de Obra- 
dor, de los que tomamos nota y so 
nos ha estraviado. 

820. 

Obrador (Jaime Antonio). 
Felanitx fué su patria, en cuya 
villa nació el dia 23 de junio de 
1748 de D. Jaime Obrador de Ve- 
lar y I).*^ Bárbara Soler. Contaba 
la edad de 10 años cuando habia 
concluido ya los estudios menores; 
pasó á Palma para cursar retó- 
rica y filosofía, y después de ha- 
ber sobresalido en estas ciencias, 
se dedicó á la astronomía y á las 
matemáticas; y á los 16 años de su 
edad recibió la borla de doctor teó- 
logo. Estudiaba leyes y medicina 
á un mismo tiempo; abandonó sú- 
bitamente estas facultades para 
abrazar la religión carmelita y vis- 
tió el hábito, pero dejó el claus- 
tro antes de concluir el noviciado. 
Ordenóse de sacerdote, fué rector 
del seminario conciliar y en 1776 
ganó por rigurosa oposición la rec- 
toría de la parroquia de Andraitx 
que sirvió hasta 1793 en que fué 
promovido á la de Buñola. En 20 
de junio 1787 la inquisición de 
Mallorca, atendiendo á sus talentos, 



OBB = 

le nombro caliíicador del sautu ofi- 
cio: la real sociedad mallorquina 
de amibos del pais en 16 de junio 
de 1798 le admitió en su seno en 
clase de socio de número; obtuvo 
otras muchas distinciones debidas 
á su saber, y falleció en Palma el 
dia 6 de marzo de 1803. En los es- 
critos suyos que liemos visto en 
poder de su sobrina D.^ Cata- 
lina Obrador de Velar, brilla una 
corrección, solidez y elegante sim- 
plicidad dignas de todo elogio. 
Entre estos escritos se cuentan 
una inmensidad de discursos mo- 
rales que al parecer tenia colee 
cionados para dar ú la impren- 
ta, y gran número de apuntes 
sobre materias predicables. Sus 
poesías castellanas, adolecen del 
defecto que se nota en todas las 
de su tiempo. Las escribió también 
en mallorqnin, siendo notables al- 
gunas comedias y letrillas sütíri- 
cas. Hizo curiosas observaciones 
astronómicas y químicas: y dejó 
sin concluir unos ¿elementos de qeo- 
ff rafia. L-espues de su fallecimien- 
to, el Dr. D. Jaime Mascaró, cura 
párroco de Alcudia, dio á luz: 

fS'ermoii del celestial cinfjulo del 
anf/élico Doctor Santo Tomás de 
Aqidno, que en la anual fiesta de 
las fjuarenia horas que celebran 
sus discipulns, en el Real Con- 
vento de Predicadores de la ciu- 
dad de Palma, disro el Dr. D. 
Jaime Obrador kc. dia 13 de ju- 
lio de lí^OO. Palma, impr. de Bue- 
naventura Villalonga., 1815. 4.° 
de 23 págs. 

Cuando en 1795 dos religiosos 
capuchinos huyeron del convento 
de Palma y se les dio hospitali- 
dad en el de Santo Domingo de 
la misma ciudad, escribió el doc- 
tor Obrador el enigma siguiente, 
aludiendo al referido suceso: 



Dos pelucas al revé?, 
Puestas en casa de lana, 
Temen los duros arrimos 
'^iooí.^e las punías de la carda: 



3 ^ ODO 

Y sallando con su estuche, 
Darse á perros no reparan, 
Antes (jue fiar su pelo 
AI propio dueño de casa. 



821. 

I^DORico. El abate Berault 
de Bercastelen el libro XLII de su 
Historia de la Iglesia, después de 
haber hablado de cuatro hermanos 
del obispo de Caiton, martirizados 
en Tanaca, ciudad de las Indias, 
en 1.° de abril de 1322, dice lo si- 
guiente: «Sus reliquias fueron lle- 
vadas á Polombe ó Colombe en la 
India por Fr. Odorico de Puerto 
Mahon, quien escribió la historia 
de su martirio, y por sus inmensos 
trabajos y las virtudes que supo 
reunir del apostolado, ha mere- 
cido el título de Beato. Quizás Fr. 
Odorico fué el mas laborioso de to- 
dos los misioneros. Acostumbrado 
á una vida de las mas austeras, 
lleno de una verdadera humani- 
dad, que le hizo renunciar á to- 
dos los empleos de la orden que 
se le propusieron para premiar bus 
talentos, y animado del deseo de 
la salvación délas almas, se trans- 
portó á los infieles con permiso de 
sus superiores cércalos años 1314. 
Por el I ronto se dirigió á Trebi- 
sonda por el mar negro, y de allí 
á la grande Armenia. Después pasó 
á Tauris, y llegó á Sultanía, re- 
sidencia del emiierador del Mogol. 
Penetrando siempre mas aden- 
tro de las Indias, embarcóse eu 
Ormus, sobre el occéano, tocó al 
cabo de Comorin en la costa de 
Malabar, á la isla de Ceilán y á 
las de Java. Por fin pasó hasta la 
China y al Tliibet. Su humildad lo 
ha hecho callar la relación de sus 
empresas; pero los autores de su 
vida aseguran que bautizó mas de 
20,000 infieles.»— Pedro Berge- 
ron, en su Tratado de los Tárta- 
ros, dice que Fr. Odorico fué fran- 
ciscano y que sus viages los os- 



OLE =4 

cribió Fr. Guillermo de Solange 
en el año 1330 estando placados 
de historias fabulosas. 

822. 

0£.K0 (Francisco). Médico 
menorquin, natural de Ciudadela, 
que ejerció en Palma su facultad 
con merecida reputación. Nació en 
21 de febrero de 1779 del Dr. D. 
Miguel Oleo y Quadrado, de quien 
luego nos ocuparemos; introdujo 
en Mallorca la invención benéfica 
de Jenner para evitar la propaga- 
ción del contagio de las virue- 
las: y á sus acertadas disposi- 
ciones debió la isla que no se es- 
tendiese á otros puntos el que 
apareció en 1820 en Arta, ÍSon 
Servera, San Lorenzo y Capde- 
pera, y en 1821 en Palma, sino que 
muriera dentro del recinto mis- 
mo en que Labia nacido. Falle- 
ció este benemérito facultativo, en 
esta ciudad, el dia 15 de mayo de 
1838. De lo mucho que escribió, 
solo tenemos noticia de los opús- 
culos siguientes: 

L Discurso inaugural leido á 
la academia de medicina y cirtc- 
j{% de Mallorca. Ms. 

II. Discurso inaugural 2J^'0- 
nunciado en la apertura de los es- 
tudios de matemáticas de la 7ini- 
versidad literaria de esta isla en 
el año 1820 por el catedrático de 
la misma ciencia D. Francisco 
Oleo y Garrió. Ms. 

III. Juicio médico sobre el ca- 
rácter de la calentura reinante en 
Palmaen esteafio de 1821 . Ms. 

IV. Plan de desinfección del 
puehlo de Arta, presentado por los 
facultativos vocales de la jtmta 
superior de sanidad de Mallorca, 
y aprobado por la misma. Palma, 
impr. de Felipe Guasp, 1820. 4.° 
de 20 págs. 

^ V. Plan preservativo y cnra- 
iiyo de las enfermedades conta- 
giosas de i^on ¿Servera y Arta, con 
un apé7idice sobre Lazaretos, man- 



-- OLE 

dado imprimir por la junta supe- 
rior de sanidad de la isla de Ma- 
llorca, Palma, irapr. de Felipe 
Guasp, 1820. 4.° de 78 págs. 

VI. Instrucción que deberá ob- 
servarse en la ejecticion del plan 
de espurgo y desinfección de las 
casas incomunicadas de esta ciu- 
dad y de los barrios acordonados 
de la misina. Imp. en Palma, sin 
año ni imprenta, 4." 

Son también del Dr. Oleo: el 
dictamen sobre la traslación á Ca.- 
brera de los enfermos contagia- 
dos, las reglas para establecer los 
campamentos que aislaron y detu- 
vieron el curso á la epidemia, y el 
plan curativo de la fiebre ama- 
rilla. 

823. 

Ol<éO (Miguf.l). Nació en Ciu- 
dadela de I). Francisco Oleo y 
D.* Margarita Quadrado, estudió 
la medicina, y después de haberse 
recibido de doctor en esta facul- 
tad, la ejerció en su patria con 
mucho crédito hasta el dia 24 de 
abril de 1813 en que falleció. Hé 
aquí lo que sabemos de sus escritos: 

I. Tratado sobre las enferme- 
dades epidémicas que padeció la 
isla de Menorca desde el año de 
1744 hasta el de 1749 escrito en 
inglés por el Dr. Jorge Cleghorn, 
traducido al castellano, aumen- 
tado é ilustrado con notas, por el 
Dr. D. Miguel Oleo y Quadrado 
médÁco. 1 t, 4.'' Ms. que conser- 
vaba su hijo D. Francisco Oleo 
y Garrió. 

II. Disertación sobre la con- 
vulsión de la mandíbula inferior 
de los niíios. 4.° Ms. id. id. 



824. 

0£.É0 (Miguel). Natural de 
Palma, é hijo de D. Francisco Oleo 
y Garrió y D.* Margarita Estade. 
Fué doctor en medicina y falleció 



OLE = 5 

en esta ciudad el dia 8 de agosto 
de 1853. Escribió: 

I. Essai sur les scrofnles. 
Montpellier, diez Jean Martel 
Áiné, 1825. 4.° francés de 36 págs. 

II. Historia de las enferme- 
dades endémicas de la ciudad de 
Palma y su término. 1833. 4.^ Ms. 
original en la biblioteca de la aca- 
demia de medicina y cirujía. 

825. 

OliÉo (Rafael). Nació en Cin- 
dadela el dia 7 de setiembre de 
1806 de D. Francisco Oleo y 
D.'^ Ángela Quadrado. Estudió 
botánica en la universidad de Va- 
lencia y farmacia en el colegio 
de San Victoriano de Barcelona, 
recibiendo en él todos los gra- 
dos y el de licenciado en la últi- 
ma facultad el dia 26 de setiem- 
bre de 1834. Ha desempeñado en 
su patria varios cargos municipa- 
les y el de subdelegado de farma- 
cia. Obras que tiene escritas: 

I. El casamiento por tenganza 
ó Enrique y Blanca, drama trá- 
gico en seis actos. Barcelona, impr. 
de J. Oliveres y Mcnmañy, 1838. 
16.° de 118 págs. Es en prosa. 

II. Catálogo por familias de 
las plantas recogidas en la isla de 
Menorca por D. Rafael Oleo y 
Cuadrado &.c. seguido de una re- 
seña topográfca y climatológica 
de la espresada isla. Valladólid, 
impr. de D. F. Miguel Perillán, 
1859, 1 t. 4.° 

III. Examen de los sistemas 
botánicos, ó sea disertación sobre 
la taxonomía botánica. 1829. Ms. 
4." de 40 págs. 

IV. Informe acerca los me- 
dicamentos de mas ó menos uso 
en el distrito de Cindadela de Me- 
norca, y sobre el proyecto de Ta- 
rifa, con arreglo á la circular de 
la Suprema junta de Sanidad. 
1841. Ms. 4.Me 34 págs. 



OLE 



826. 



OijEZA (Bernardo de). Primer 
varón de la ilustre familia de su 
nombre que se ha distinguido en 
el cultivo de las letras. Nació 
en Palma de Jaime de Oleza y 
Pont y Catalina Rovira, á media- 
dos del siglo XV: hizo sus estu- 
dios en Bolonia, donde adquirió 
mucho crédito por su talento, y 
recibió allí los grados de licencia- 
do y doctor en ambos derechos. El 
cronista D. Buenaventura Serra 
vio escrito de su mano en 1509 un 
libro con este titulo: Orationes in 
laudem Dni. nostri Jesu Christi 
et Sanctorum Bernardi et Nar- 
cisi. 1 1. 8.*" 

827. 

Oi.EZA (Francisco de). Sus 
padres Jaime de Oleza y Zanglada, 
de quien luego hablaremos, y An- 
tonia Sant Martí y Sureda, le 
dieron una educación correspon- 
diente á su clase y á sus felices dis- 
posiciones. Desde joven conoció ya 
que el verdadero talento podia pres- 
cindir de las vanas sutilezas esco- 
lásticas con que se malograban en 
su tiempo muchos ingenios distin- 
guidos; por lo mismo, siguiendo 
en sus estudios otra senda menos 
embarazosa, pero mas útil y se- 
gura, pudo con sus propias fuer- 
zas elevarse á la altura en que le 
admiraron sus contemporáneos. 
Fué caballero sabio, virtuoso y. 
útilísimo á su patria: prestó á la 
misma señalados servicios en épo- 
cas muy aflictivas, según se lee 
en el privilegio de nobleza que, 
para premiárselos, le concedió el 
emperador Carlos V en 24 de di- 
ciembre de 1533, mereciendo de 
aquel monarca que le armase ca- 
ballero por sus propias manos en 
22 de noviembre de 1538: desem- 
peñó el cargo municipal de jura- 
do de esta ciudad y reino en los años 



OLE --= 6 

1529, 1531 y 1549: cultivó con feli- 
cidad la poesía lemosina; ys'.is pre- 
ciosas composiciones le ponen al ni- 
vel del insigne poeta Ansias Marcli , 
á quien algunas veces escede en lo 
conceptuoso de sus versos y en lo 
suHíme de sus pensamientos, q-ue 
esplana con una íacilicidad admira- 
ble. Habia contraido matrimonio, 
en 26 de agosto de 1508, previa 
dispensación pontificia vi duplici 
consangiánitatis gradu, con doña 
Beatriz Sant Marti y Veri, señora 
de ilustre linage, que le premu- 
rió dejándole dos hijos. El primero 
se llamó Jaime, quien, como ve- 
remos, heredó de su padre el pa- 
trimonio de la casa y el gusto á 
la poesía: el segundo hijo fué Ra- 
fael, que se distinguió por los es- 
traordinarios servicios prestados al 
reino, con cuyo supuesto obtuvo 
privilegio de nobleza en 16 de se- 
tiembre de 1555 y fué armado ca- 
ballero en 30 de setiembre de 1556. 
Murió Francisco de Oleza en esta 
ciudad el día 14 dé abril de 1550 
y su cadáver fué sepultado en el 
claustro de Sto. Domingo. Hé aquí 
las obras que escribió: 

I. La nova art de trohar. 1 t. 
4." Ms., cuyo original nos hizo 
ver el Sr. D. Juan Muntaner y 
García permitiéndonos sacar la co- 
pia que poseemos. Ninguno délos 
autores que hablan de Francisco 
de Oleza tuvieron noticia de esta 
arte poética; y si bien pensamos 
publicarla integra, por ser obra 
muy digna de los honores de la 
.estampa, queremos al entretanto 
ofrecer un examen á nuestros lec- 
tores. Empieza La noza art de tro- 
har por un Cant del autor, de la 
exellencia del lióme inventor de to- 
tas las arto. Helo aquí: 



Aquellquísab ¡ quant noble eos csl'homa, 
Al hom dirá | miracle de natura, 
Fi de la gran ! divina arquitectura. 
Tal que sens par ¡ tot lo reslant es broma. 
Visible es 1' hom | mas ab pens invisible 
Va discorrent ] per los eslrems del mon, 



- OLE 

Per If rro, ceis, | y cuantas cosas son. 
Per lo qu'es senl I y lo qu'cs insensible. 
TolsIüS secrets I de natura cscodriñn, 
Del fondo mar | y dil cor de la térra, 
All en los ceIs | en los planels b^ cnccrra 

Y rcfcrix | d' aqiiclls la pau y riña. 

Y no contení ' tot ax6 deía cnrcra 
Ajuntantsc | A n'el divinal impíri 
Del tres y hú I lo cternal misteri 
Allí compren | ab la fe vcilndcra. 

Ab tan sutil \ y alta inteligencia, 
Com altra sol | V uni>ors ilumina; 
Las feras grans | amansa y adoctrina 
Al qual com Rey | li prestan obedieacia. 
De tolas arts ¡ le ubcrla I' escola , ^c {p 
Donant valor 1 á natura imperfila, 

Y seguintlá ] ab obra cuantrafetn, 
P'cls elemcnls | y per los nlls cels vola. 

Cuanlhíija dat , liberta parlaría 
Natura al hom | pera dir sos conceplcs, 
Eli ha trobfit 1 mollas arts y prccv-ptcs, 
Pera parlar | scgons sa fantasía. ; 
Parla, si vol 1 »b diversos len^mljes, 
Silogic es, 1 de fals, ver dií^ceriícix, 
Com orador, | cuanl vol, persuadeix, 
Si's Irobador, \ dictanl fa mil obraljcs. 

Sonar, cantar, 1 bailar nb sutil art, 
Ha invernal ! per natuia alegrar, 
En que ha volgúl I son enginy demostrar 
Com qui Iravüt ; en correr no es lart. 
Ab muses le | favor y amistansa, 
Tot afeclat, i a llurs fons y munlañad, 
Deis scus paslurs ¡ visita las cabafias 

Y ab bé ó mal 1 ab ellas se descansa. 
Treball honest, | delitos exercíci, 

Y acció 1 propiamenl humana, 

Y com moltsdiuen 1 que n'iecoso molí vana 
Es lo dictar | ab pcríct arlifici. 

Cobles, cansoiis ! y rimas consonanls 
Anligament | usíi el poblé de Deu 
Per lloharló { ab acordaJa veu, 
£ insiruments | molt dolsamcnl soitaiit?. 

Foren del art | Moyscs y Da\id, 
Salamó Rey | é ab cll Erecbias, 
E Habacúch í el prophela Isaías, 
Anua també | Dcbbora y Juditb. 
A lots aquests 1 y allras fan paría 
Los bons vellets \ !o pare del Baptisla 

Y Simeón | dcvol y dols artista, 
Mas sobre lots | fonch la vcrge Blari.i. 

No YulI poitar 1 cxemple deis prophans. 
Deis quals sabcm ¡ es lo nombre infinit, 
Grcchs y latins ] y bárbaros han dit 
Abaqucstarl | scotencias molt grans. 
Sois portaré | de la scriplura Sania 
De molts, alguns [ qui foren trobadors. 
Que ab sos cantars 1 íi Deu duren llabors 
Planlant axi ¡ del gay saber la''i)lanta. 



OLE 



Donchs trobadors [ piiysen !a confiaría 
Del gay saber ¡ ha tant ¡Ilustra Ilista, 
Ya no pora | cssér cosa mal vista 
Donar lo só | á dita compañía. 

.Sigue al referido canto la com- 
posición: J)el mateix autor en lla- 
hor del art, que dice así: 

Qu¡ vol sens studiar 
Haver barrét de doctor, 
O de llorcr aportar 
Corona, é triunphir 
Com poda de valor; 
Jo li dich qu' está en error. 

Lo hoin coix, correr no pot. 
Ni 1' auscll sens alas vola, 
Cau lo ccgo en an fosch ciot. 
Es pcrt la ñau sens pilot, 
Fariña no's fa sens mola, 
Ni dcxeblc seos secta. 

Qui en tcnebres camina 
Per loch hont may es stal, 
Sol rebre alguna ruina, 
O alguna larañina 
Lo lo tan embarasat 
Que no vé á son obtat. 

Creguenme los trobadors 
Qui de trobar no han nrt. 
Que tot quant fan es roñós, 
IMe de pels y vicios. 
Que de mona te I' csguart 
Qui de ver te poca part. 

Cometan catefatons, 
Malacismes, lyaments, 
Hyats y rcplicacions, 
llims faxuchs, falsos bordons, 
Frcns, pcdaros, malsaccents, 
Ab que fan riure las gents. 

Usan de verbositat, 

Y varíen lo slll, 
' Error, fora veritat, 

Vulgar ambiguitat 

Y altres defectes mil 
Ab que fan la obra vil. 

No saben servar compás, 
Ni ab syllabas mesura, 
Ara acursan lo pas, 
Poch apres fon un trespas 
Que mes apar oradura 
Que poélica figura. 

Ignoran que es Iconisrae 

Y que es leal consonant, 
Pequen en lo barbarismc 

Y viris de soíccismc, 



— 7 — OLE 

Ab rim bort y mal sonant 
Las llurs obras van cantant. 

Ab tot que es diu vulgarm ent 
Que al qui nasquó poeta 
L' art li dona cumplimcnt, 

Y de errors avisament, 
Ab que 1' obra íí lum treta 
Es consumada y perfeta. 

L' art dona perfecció 
A la natural virtut. 
De cegó li es bastó, 
E li dona instrucció, 
Refrenant son impetut 
Que sens art es dissolut. 

Es r art coní pedra de toe 
Ahont s' examina 1' ór, 
Sens 1' art 1' obra val molt poc, 

Y tot es burla y joc, 
E per go tot trobador 
De I' art prenga lo primor. 

L' art eslava sepultada 
En sepulcre lemo&í, 
Mas are desenterrada 

Y molt bc:i afeyconada, 
Pera tot bon us y fí 
La vos dona un mallorquí. 

Antes de empezar el arte poé- 
tica, pone un prólogo, y en él, 
insistiendo en la idea de" que sin 
los estudios ausiliares no puede 
nadie escribir en verso con perfec- 
ción, dice que es un error el su- 
poner, como generalmente se cree, 
que sean suficientes las luces na- 
turales con que ha nacido el tro- 
bador, sino que este necesita el 
apoyo de la ciencia, adquiriéndolo 
por medio del estudio, para que sus 
obras no salgan defectuosas. Con 
este objeto, y después de mucho 
trabajo, ha escrito su Nova art, 
y ha procurado seguir en ella el 
método mas fácil para dar las espli- 
caciones tan claras como ha sa- 
bido, á fin de que pueda ser útil 
á los que aspiren á la dignidad 
de poetas. Divide la obra en tres 
partes. La primera, e7h la qnal 
se jmsseii las dijünicmis de ¡as 
diccious comíinas del art, está dis- 
tribuida en los capítulos siguien- 
tes: I. Qíiecosaestrohar: II. Per- 
quefonch trohada V art de trobar: 
i II. Cnal es la ohra, del trohador. 



OLE =n 

ÍV. Que cosa es colla. V. Que 
cosaeslóTcU. VI. Qne es compás. 
VIL Que es ñma: VIH. Que es 
consonancia:!^^ Del accent: X. De 
la ohserva^icia que la de teñir lo 
trohador en las letras, syllahas y 
diccions: XL De las syllahas: 
XII. Délas diccions: y XIII. Deis 
articles y haUtuts. La segunda 
parte, aliont se tracta deis ticis 
del art, comprende: I. DelsvicU 
en la letra, y primer de replicado 
de letra: IL De altremci en letre 
anomenat fré: III. De altre vici 
en letra anomenat hiát: IV De 
altre vici en letra que es malha- 
cisme. V. Deis ricis en sylUla y 
primer del vid f ais accent. VI. De 
altre vici en syllaha quis diu lia-' 
ment ó cataphaton: VIL Deis vi- 
cisen dicció y primer del vici mot 
pesat: VIII. De altre vici en dicció 
anomenat collició: IX. De altre 
vicien dicció anomenat repetido de 
mot final. X. De altre vid en dic- 
ció anomenat pedas. XI. Deis vi- 
cisen rimay ptrimer de rimfaxúch: 
XII. De altre vici anomenat rijn 
torrat: XIII. Deis vicis en bordó y 
pausa: XIV. Deis vicis en senten- 
cia: y XV. De harbarisme y sole- 
cisme. De todos estos vicios pone 
ejemplos, esplica en donde están 
los defectos y luego los corrije. La 
tercera parte, en la qual se tracta 
deis compassos, ¿figuras de las co^ 
blas, es la que destina á las reglas 
á que se han de sujetar los poetas 
para escribir correctamente en 
verso. Después de un discurso en 
que compara un poema á un edi- 
ficio, para cuya construcción se ne- 
cesitan piedras, y que estas se pu- 
limenten, dice que para escribir 
una poesía es necesario apron- 
tar los materiales, y quitarles sus 
defectos, para lo cual ha facili- 
tado el medio en los dos libros an- 
teriores. Prueba que la variedad y 
clase de rimas son tan indetermi- 
nadas como las de los animales, y 
que por estarazon fij ara únicamente 
reglas para enseñar á escribir las 



8 = ole: 

mas conocidas con elegancia y 
perfección. Seguidamente emplea 
nueve capítulos que tratan del mo- 
de de componer versos de 4, 5, 6, 
7, 8, 9, 10, 11 y 12 sílabas, po- 
niendo ejemplos de cada clase de 
composiciones, de los que copiare- 
mos algunos. De cuatro silabas: 

Lo pcnsamcnt, 

Dlc lo dolcni, 

Obra lo pas 
, A Satanás 

Pera entrar 

Y occupar 

La fortaleza 

De la grandeza 

Del eor huma: 

Per (O, germá, 

Tanca la porta 

Qae no sen porta 

Lo rich tresór 

Qae es en ton cor. 
• 
De cinco silabas: 

Trist en mon Jovent 
Vivía content 
Per tola molt honrat 
Y bcníflcát: 
Nostra compañía 
Tul bom la volía: 
Mas ara que vell 
Tioc blanc lo cabell, 
Ningú veure'm yo\ 
Ans de mi bao dol. 

De ocho silabas: 

Lo bon lustre y resplandor» 
Nom y fama, bon odor, 
Que de sí dona virtud 
Enamora joventut. 
La virtut en lo jovent 
Es precios engastamcnt 
De pcdra fina en anól, 

Y com d' or un rich joyel. 

Luego se ocupa de marcar la 
colocación de los consonantes, po- 
niendo también ejemplos, entre 
ellos uno de las quintillas: 

Las testas y las costellas 
Que tú veus en lo fossár, 
Spinadas y canyellas, 
Personas foren molt bellas 

Y tú com élls has tornar. 



OLE 






Siguen los demás capítulos del 
libro III. El X. De ¡as figuras 
poéticas: XI. De la figura ana- 
diplosis: XII. De la figura ana- 
fora: XIII. De la figura epana- 
lepsis:XlV. De la figura epy sen- 
sis: XV. De la figura poliptoto7i: 

XVI. De la figura climax: j 

XVII. De la figura parammásia. 
Concluye la obra diciendo que hay 
otras figuras, pero que no habla 
de ellas por ser poco usadas; y 
porque no quiere hacer pesada su 
obra con prolijas esplicaciones que 
no sirven mas que para confundir 
al lector. Dice á este: 

Satisfet ha I qui fá toi'son poder, 
E majormeot | quant I' obra es fa de grat, 
Donchs, lo lector, | tenguam per escusal 
En lo que jo | defraude son voler. 

11. Olra del mengspreu del 
mon en colles; feta per lo mag- 
nifich mossen FrancescJi de Olessa 
caballer; estant aquell molt trist 
per la mort de la nirtuosissima 
muller sua. Novament estampada 
Añy 1540. 1 t,4.°, letra gótica, 
sm fohacion. Á lo último se lee: 
Estampada en la ciutat de Mallor- 
ca per Ferrando de Cansóles. Fou 
acalat d dotse dies del mes de oc- 
tubre añy de MDXXXX. La por- 
tada lleva orla y una viñeta que 
representa la muerte con una ser- 
piente enroscada, marco, una rie- 
cha, varias calaveras, una de ellas 
ceñida de tiara, y el mote: Nemini 
parco qíii 'civit in orbe. Hay otro 
grabado que es el retrato de Oleza, 
sentado en su despacho escribiendo 
el libro, y al final otro alusivo al 
juicio. Empieza sometiendo su obra 
al examen del doctor Benito His- 
pano, á quien dirije estos versos: 

A vos qui vui sou | deis doctes la cima 
Y en predicar | fccand, clocueiit, 
A vos yo envié | esta pobre rima 
Per esser limada | ab la una lima 
De vostra doctrina i subtil, exellent. 
E recordantme | de 1' amor antlga, 
De vostra amistad | qui mal finirá; 
T. II. 



OLE 



iíe só atrcv it | sens alguna triga 
A aemenarü | son parer me diga 
Si esta obra mía | mostrar se pora. 

Contestóle Hispano con la poe- 
sía que hemos copiado en su artícu- 
lo pág. 257 del tomo I. También 
pasó Oleza su obra á la censura del 
j urisconsulto Gaspar de Villalonga, 
escribiéndole una escelente carta 
latina que inserta en los prelimina- 
res, juntamente con la contestación 
en que Villalonga la aprueba y la 
elogia altamente. Precede al poe- 
ma, que consta de cincuenta es- 
trofas_ de diez versos, el prologo 
que sigue: 



Esfors y virtud divina 
La mia Irislor demana, 
Puis perdí la pedra fina 
De linatje Sant-Martina 
De nom Biatriu Johana. 

Tcoch dolor tan eslremada 
Que Ms homens del mon espanta. 
¡ Oh sort mia dcsditxada 
Fortuna puis m' ha levada 
La joya de valor tanta ! 

Vos, donchs, musa trista mía, 
Cantau de estranya manera, 
Componcu doisa armonía 
Y ab la vostra melodía 
Fcu que mon mal se modera. 

Dexant apart poesías 
Totas falsas y engañosas, ¡ 

Entonau las penas mías 
Ab lo plant de Hieremías, 
Puis son grans y amargosas. 

Seguiu la Sacra Scriplura 
En vostro dir é sentencia 
Qui es font clara y pura, 
Sacíant la criatura 
Del riu de vera sciencia. 

Publicau, donchs, la grandesa 
D' una tant noble Senyora, 
Del mon la poca íirmesa, 
Del jui final la cruesa 
Eternamenl duradera. 



,í,,. *. 



Empieza su Menosprecio del 
mundo manifestando el dolor que 
le causó la muerte de su esposa, 
señora en quien brillaban todas 
las virtudes: 

Ab manta de plór | lo celse cobrís 
V tola la térra | mostraba gran dol, 
2 



OLE 

Mirant d' aqucst mon | del lol ae partía 
La qu¡ de virtáis 1 granmenl rcsplandía, 
Trislor senyalaba 1 la luna y el sol. 

¡O triste jornada! I ¡O cruel partida! 
¡O perdua digna | de plor y lamcnl! 
Morir la qui era | de tanls bens complida 

Y de tantas gracias 1 estaba ennoblida 
Que lohar ni planyer ] no 's pot dignamcnl. 

Era ciar spill 1 de tanta cxellencia, 
Que representaba 1 tota santedat, 
Humíl é benigne 1 plena de prudencia, 
D' Isach imitant | lamolta obediencia, 

Y d' Abram la fé 1 junt ab carilat. 
La mansuetul | tcnint del Salmista, 

Al qual donáDeu | lan alta labor, 
Quant dix que trobá | á la sua vista 
Un hom agradable | un Rey citharista 
A éll molt conforme, | scgoiis lo seu cor. 

Sigue contando las demás cua- 
lidades que ennoblecían á D.'^ Bea- 
triz Sant Martí, y el sentimiento 
que su muerte causó á cuantos la 
conocian. Pinta bellamente lo poco 
que vale el mundo para los que dis- 
frutan de él; lo indispensable que es 
el ejercicio délas buenas obras con 
el objeto de preparamos para dar 
cuenta á Dios, y da rienda suelta 
ásu vasta imaginación cuando re- 
fiere los horrores que el mundo 
entero ha de esperimentar el dia 
del último juicio: 

Tengani,donchs,e8t jui 1 crnelyspontablc 

Y del jutjador | la gran polestat, 
Qui lavors será | fet inexorable 
Ais bons aparent 1 ab la cara afable 

Y ais damnats malignes ] mostrantsc yrát. 
¡ O dia espantos ! | i O dia terrible ! 

¡ O dia molt gran | y amarg com la fél ! 
Alegre á n'els bons | y ais mals tan horrible 

Y tan dolorós, | que no 's perceptible 
D' aquell la furor, | tanl será cruel. 

Después de haber contado mi- 
nuciosamente la grande impresión 
que ha de causar al universo el 
juicio final, dice que el severo juez 
dispondrá que los buenos se colo- 
quen á su derecha y los malos á 
la izquierda, y que entonces di- 
rigirá su voz á los primeros: 

Ven!u«beneils | del mcu ctern Pare, 
Puis trcballs y penas 1 en lo mon sentís, 



10 = OLK 

Posehiu lo rcgiic, | prcnculo i^sd' aro, 
Car puls m' eu servil, I csjuslque'usemparc 

Y 'US done per prcmi | 1' clcrn paradis. 
Donatm* hcuábourc, | quant yosc(^etjaTa, 

llaveume veslil, | essenl despulla!, 
Haveume pascút, | quant jo famctjava, 
llaveunie acollíl, | quant pcregrinava 

Y csscnl en lo carccr 1 hcnme cunsol/it. 

Se ocupa seg;uidamente de otnw 
muestras de agradecimiento que 
aquel dia dará el Omnipotente á 
los; justos y del imponderable be- 
neficio que gozarán estos en la 
mansión délos cielos, y luego, fi- 
jándose en el merecido castigo que 
llevarán los malos, dice: 

Yoltar 9' ha aprt's, | ab I» fas yrada, 
Ais damnats, dient: ¡ Traydós, malails, 
Puis mai carilAl | havcu abrasada. 
La misericordia | leniíil oblidada, 
Anau al infern, [ bont scréu punits. 

Puis pecáis é vicls, | obrasen la vida. 
Ya mes nocuranl | aquollscorregir, 
Ananá la pena, | cruel, innnida, 
Scguiu Lucift'r, I capilá qui 'us crida, 
Puis volgaés aquell, | vivint obeír. 

Trata largamente de los horro- 
res del infierno y de los grandes 
tormentos que sufrirán los conde- 
nados: hace preciosas observacio- 
nes acerca de los inmensos bienes 
que en la otra vida ha de gozar 
el que en el mundo no se ha se- 
parado un momento del camino 
de la virtud: se lamenta y llora 
y se horripila, al ver que los males 
y los vicios van tomando un in- 
cremento espantoso: dice que los 
goces mundanos desaparecen con 
la misma velocidad del viento y 
de aquí deduce cuanto debemos 
aborrecerlos para apetecer la pa- 
tria eterna. 

Mcnispreem tots doncbs | las pompas 
(mundanas, 

De virtut les obres, 1 lol tems abrasém, 

Del tot oblidant | las cosas profanas, 

Las galas y festas | y honres humanas 

Y i» Jcsu rhrist | lol sol desitjem. 

Y para probar, con brillantes 
ejemplos, que todo tiene fin en 



OLE = 1 

este mundo y que solo es perdu- 
rable el cielo y el infierno, em- 
plea muchas estrofas, entre ellas 
las siguientes: 

Tengám de continua I en nostra memoria 
Los treballs y penas 1 de nostres pasáis, 
Mirém los sepulcres [ deis richs y sa gloria, 

Y las grans banderas, | scuyals de victoria, 
Aprés de tants plers, \ honson arribats. 

Mirém del gran César | los fets yalerosos 
Qui '1 mon en batalles j ha tot subjugát, 
Mircm de Annibal [ !os actes famosos, 

Y deis Scipions ] los fcts gloriosos 
Esser ya no res 1 vui lol lo pasát. 

¿.Ahont son las honres I quehanalcanzades, 

Y los tants triumphos \ de gloria gran? 
¿Hon las pedras finas, | en or engastados, 

Y las ricas robas, | de perlas brodades? 
Alirau vui qué son, | mirau hon están. 

¿Honson las viandas, [ granraent esqui- 

(sidas, 
En los convits bdls, ] tols plens de delit? 
¿Ahont las grans casas, | honradas, fornidas, 

Y d' or y d'atzúr | pintadas, gaitnídas? 
Mirau coni es tot | vui ya prelerit. 

Vuelve á exortar con entusias- 
mo á los que viven en este mundo 
para que sigan puntualmente la 
senda de la virtud, se enmienden 
de sus pecados y abandonen para 
siempre el vicio, porque: 

Tot es vanitat, I tot es gran porfía, 
Cuant en aquest mon | se pot alcanzar, 
Car del ver camí | gramncnt se desvia 
Lo qui seguir vol | la mundana vía 

Y á la eterna patria | mai vol arribar. 

Y concluye diciendo que el úni- 
co medio que tenemos para sal- 
varnos es seguir los pasos que Je- 
sucristo nos marca en su doctrina, 
procurando honrarle en nuestros 
ejercicios de virtud, para ser re- 
munerados con la gloria eterna, 

III. Coiisignació deis censáis 
déla Universitat de Mallorca. Ms. 
Vieron este libro los cronistas don 
Vicente Mut y don Buenaventura 
Serra, afirmando el primero, edi- 
ción mihi, pág. 292 que está es- 
crito con mucha erudición. 



OLE 



828. 



Oleza (Jaime de). Su padre 
Rafael de Oleza y Pont, sabio ju- 
risconsulto y varón distinguido por 
su piedad, como lo prueba la fun- 
dación del convento de Jesús es- 
tramuros que se verificó en tier- 
ras suyas, y el suntuoso presbi- 
terio de la catedral que se hizo á 
sus costas y desapareció con la fa- 
brica del actual, conservándose en 
el dia las columnas y ángeles Je 
mármol que lo adornaban en el 
oratorio de la posesión llamada 
Son Seguí; fué embajador de Ma- 
llorca en la corte de Ñapóles y A 
su instancia espidió el rey D. Juan 
varios privilegios á favor de este 
reino. De su consorte D.^ Isabel 
Zangladay Sureda no tuvo Rafael 
de Oleza mas sucesión que dos hi- 
jos, el uno llamado Jaime y el otro 
Dom.ingo, ambos doctores en ju- 
risprudencia, aquel dedicado cons- 
tantemente al cultivo de las le- 
tras, y este último trabajando in- 
fatigablemente en servicio de su 
patria y vistiendo la toga de ju- 
rado envíos años 1493, 1500,1504 
y 1509. Jaime de Oleza y Zan- 
glada, según instrumento espon- 
salicio de 7 de mayo de 1496 con- 
trajo matrimonio con Antonia Sant 
Martí y Sureda, señora nobilísi- 
ma, de la que tuvo dos hijos, am- 
bos dotados de gran talento, el uno 
Francisco de quien hemos hablado, 
y el otro Miguel. Una de las prue- 
bas del que colocó á Jaime de 
Oleza en la esfera de los hom- 
bres eminentes de su época, es el 
calificado elogio que hace de su 
mérito el erudito Juan Valero en su 
obra Smnma veritatis Rosarinm, 
obra quíe pasó á su examen. Oleza 
la sometió al de su maestro el doc- 
tor Bartolomé Caldentey, y la de- 
volvió a Valero con una poesía la- 
tina, á manera de diálogo, que va 
al fin del libro. El referido Cal- 
denteyV conociendo mejor cjue na- 



OLE 



= 12 = 



OLE 



die, las circunstancias de que es- 
taba adornado su discípulo, le con- 
sultó, cuando en 1485 dio á luz un 
tratado de Juan Gersón; y Oleza 
escribió en alabanza de su maes- 
tro los versos que se leen á lo úl- 
timo de aquel rarísimo libro. Mut, 
Custurer, el P. Pascual y otros 
escritores citan á Jaime de Oleza 
como á varón doctísimo en las sa- 
gradas y divinas letras, y para 
que á la nobleza de su linage y á 
su sabiduría, no faltase el glorioso 
timbre de la caridad cristiana, si 
sus obras morales no fuesen sufi- 
cientes para acreditar que ya lo 
habia adquirido, contribuyó con 
sus caudales á la fundación del 
establecimiento de educación co- 
nocido con el nombre déla Crianza. 
Fué jurado de esta ciudad y reino 
en los años 1487 y 1490 y obtuvo 
otros destinos públicos. Entremos 
ya en el examen de sus escritos: 
I, Perlo de ciar enginy Jau- 
me d' A ulesa lionrat ciutedá. Obra 
en rims strams de trenta tres co- 
Mesper los XXXIII anys de Jhu. 
Xst. tractant de la Incarnacib y 
passió sua conforma a la Sepma- 
naSa7ictadelanyM.CCCC.LXXX 
tres: que lo dimars Sanct fo nos- 
tra dona de Marc: co es la Incar- 
nació del Jill de Deu é lo diveíi- 
^es apres lo misteri de la sagra- 
da passió Sita. Ms. en 4.°, códice 
de letra de últimos del siglo XV 
ó principios del XVI que perte- 
neció á los jesuítas de Palma, y 
existe hoy en la biblioteca de la 
real academia de la historia, Est. 
SS. gr. 1.*" n.° 15. Este poema, 
como se espresa en el título, consta 
de treinta y tres estrofas, todas 
de ocho versos libres, y una tor- 
nada de cuatro. Empieza invo- 
cando el misterio de la Encarna- 
ción del Señor y distribuye lo de- 
mas de la obra en los tratados si- 
guientes: I. La causa de la I%- 
carnació: ii. Los hens que en la 
Incarnació son actesos: iii. Des- 
cripció de la liora. iv. Argueix 



Deu no poderse fer home, ¿apres 
soltant, mostré esser possihle: 
Y. Argumenta lo Jill no poderse 
incarnar sens lo pare é V esperit 
Sanct: é aprés soUaiit, demostra 
la manera: vi. Prosegueix lo mo- 
do: VII. Mostra com encare que 
sois lo Jill se sia incarnat, no res 
menys tots tres hi han concorre- 
gut é done''n eximpli: viii. Com es 
stat congruu incarnarse lo Jill en 
lo pare ne V esperit Sanct: ix. Eii 
qual manera es stada pressa la 
hiimanitat per lo ncrh dininal: 
X. Prosseguex la manera, eprova 
lo que lia dit: xr. Prosseguex ¿ 
done'n exímplí: xii. ComenJesu 
Christ ha tres essencias é una per- 
sona: xiii. Lo temps de la nati- 
TÍtat: XIV. Com era possible lo 
cors de Jhu. X. esser en la di- 
tinitat unit é no esser glorijicat: 
XV. Com natura humana per lo 
xerb divinal es stada assnmpta ah 
tot lo que Deu li ha plantat no 
pas ab de Jectes personáis ni cul' 
pables: xvi. Comensa lo misteri 
de la passió: é primer diu la rahó 
perqué tolgué esser circuncis: 
xvii, Com fonch pres lo dijous 
Sanct: xviii. Com Pilát ha comes 
crim de lesa Majestat: xix. Los 
improperis que lijeren: xx. Mos- 
tra la benignitat de Jhu. Xst. é 
la malicia del jueus quideslíurant 
Barrabás li donen mort: xxi. Con- 
tÍ7iua la passió: xxii. Recita com 
lo misteri d' Isachjigurala aquest: 
xxiii, Com Jhu. Xst. no sois apor- 
tata la creu, mas lo pes de tots 
los pecats Jets éjeedors: xxiv. Com 
era congrua cosa que per lo peccnt 
d' Adam é de tots los altres morís 
un home qui comprengues tota hu- 
mana natura: xxv, Com home qui 
hama de morir hama esser Deu go 
es J esu Christ: xxvi. Continúala 
passió: xxvii. Com lo stiraren el 
alsaren ab la creu en la qual penjá 
com a bandera r^agajant: xxviii. La 
ralló perqué la lanca ab petit colp 
Jeu gran Jordt: x'xix. Com Jhu. 
Xst. es estat clavat ab tres claus: 



OLE 
y XXX. Exortació ais Ghristian^ 
éji del obra. 

II. JJms. THunpJies de nostra 
dona en cables capdenah hiocades 
per lo de mirable enginy Jaume 
d' Aulesaciiitedá compiostes é tre- 
mesas en Valencia per la joya era 
alli mesa al qui mils hí dígués. 
Ms. 4.° que forma parte del códice 
arriba citado. Ko sabemos á que 
certamen remitirla Oleza esta com- 
posición como dilor a la joya, por- 
que no lleva fecha; pero por lo que 
dice en la Endressa, es induda- 
ble que la escribiría antes del año 
1492, en que tuvo lugar la con- 
quista de Granada. Sin embargo, 
en el certamen de Valencia de 1487 
no se halla tal composición, ni me- 
nos en el de 1474 únicos de que 
tenemos noticia mantenidos en 
aquella ciudad. Como quiera que 
esto sea, la poesía de Oleza dice así: 

Inculte Regina tuos si canto triunphos 
Parce precor servo Virgo serena luo 

Materia superor deliclis prcssus iniquis 
Altiiis haud potuit musa maligna loqui. 

Empcradiu [ principi deis bcnsnoslrcs, 
Blare del qui j triuripliíi per cssencia, 
Verge, de vos | impetrada licencia 
Yo vull cantar | los grans triunphos vostres. 
Vos triunphaa | per csser concebuda 
Sens algún crim [ per obra del Senyor, 
Del qual haveu [ tal gracia rebuda 
Que 'US feu honor 
En grau tan alt | qu' apres d* ell sou major. 

Vostriunphau | que stanl dinscnlo venlre 
Sanctíssim de | la marc Sancta Anna, 
W un saber noa | rcbcs infusa mnnna 
Qu' ciitengucs Deu | de bcalitul crntic. 
Vostriunphau | pe'ls dons maravcllosos 
Que 'us dona '1 fill | en la nalivitat, 
Car á vos tols | los ángels gloriosos 
Han minislrat 

Y el protector \. vosfre ea la Trinilat. 
Vostriunphau | qu' en lotempleportada. 

Criada fós | del mon tota retreta, 

Y apres Deu ] del qual sou marc fcta, 
Fosseu volgué | verge ó verge esposada. 
Vos triunphau | de les dones patrona, 
VirginJtat | salvant, teniu marit, 
Perqué de goig | teniu doble corona, 
Qu' haveu parit 
Eteoiu I de verge nom complit. 



= 13 = OLE 

Vos triunphau | que de la cort eterna 
La Trinitat | ab dccret no mutable 
Vos ha trames | un missatger adable 
Qui 'us saluda j de manera moderna. 
Vos triunphau \ oint tal maravella 
Com 1' ángel dix 1 qu' el gran Deu eternal 
Pendría carn | dins vos verge doncella 
Fentse mortal, 
A reparar j lo linatge humanal. 

Vos triunphau | com miras en eíTecte 
Quant consentís | en temps no perceptible 
Que Deu fon fet | dins vos home sensible 
Fundantab éll | un transcendent respecte. 
Vos triunphau ¡ qu' ensemps ab Deu lo pare 
D' un matcix íill ] sou mare realment, 
Mes no 'uspuch i¡ir | quedirvos de Deu mare 
E rnajormcnt 
Que 1' espcrit j Sancl vos es raolt parent. 

Vos triunphau [ que en vos la carn divina 
Per mesos nou | Senyora tengues closa, 
L' entenimcnt | scns fe no veu tal cosa 
Que 1' infinit | fos clos dins vos, Regina. 
Vos triunphau | que del íill redundava 
Al ventre stant I un novell goig en vos 
Que per Jal fet | vostre sperit stáva 
Tot glorios, 
Prenint molt pasts | de diverses sabos. 

Vos triunphaa | car puys fos instruida 

Per r ángel Sanct [ que I prenys era 

Anas allí ¡ ab amor vertadera 

Hon demostras | humilitat complida. 

Vos triunphau | qu' ab molta leugería 

L' infant nonat ¡ aportas sens cansar, 

Qui '1 gran gigant ] Chistophol que 'i tenía 

Feu tremolar 

Un tan gran pes 1 no podent comportar. 

Vos triunphau 1 del part en la speran^a 
D' aqucll gran Rey j que 'n sperit ja veyeu, 
Dins en lo qual 1 ser dos naturas creyeu 
Ab un ligám | de bcnaventuran^a. 
Vos triunphau | que 'I parir foutan pobre 
Que I' ase y '1 bou ¡ sois devant vos stan, 
Pero '1 tresor [ que '1 vostre Ollet cobre 
Té prcu tan gran 
Qu' ab cll mil mons | ácomparar no 's fan. 

Vos triunphau | qu' infantant sensa pena 
Verga restas | parinl lo Senyor nostrc, 
Y vos tan tost | adoras lo fill vostre 
D' aquell honor | que 1* altri es noraena. 
Vos triunphau [ que 1' essencia pura 
De Deu miras | en lo dique parís, 
O goig passant ¡ los tcrmens de natura 
Qu' allí sentís 
Molt major bé i que 'lésancts en paráis. 

Vos triunphau | allctant de let tendrá 
Aquell Senyor ¡ qui dona vida 'Is altrcs, '. 
Deis angels past | mcnjar delotsnosaltres, •' 
Lo gust del qual | beatilut engendra. 



OLE = 14 = 

Vos triunphau | nodrínt ab lo3 pus dignes Y los gcnyals 

Aquell qui es | regla de tol nodrir. 

Del quai preniu | documenls tan insignes 

Que 'US fan venir 

A tan alt goig | que mes no 's pot sentir. 

Vos triunphau | qu'aprés delparlhuytdias 
Fon circuncís | axi cora la ley mana 
Lo Redentor | de natura liumana 
Fiii vostre sanct | é vertader Messias. 
Vos triunphau | quantperniisterid'ángels 
Li fou posát I de Jesús lo nom Sanct, 
Nom sobre 'Is noms | adoraldelsarcángels, 
Poderos tant 
Que obre Ms ceis | tot lo mon repcrant. 

Vos triunphau | com los tres Roys vcn- 

(gueren 

En aquell loch J on pobrement vivlau, 

Y adorant | lo fillct que teniau, 
De mirre, enssens ] y or present li fcrcn. 
Vos triunphau | com miras confessaven 
Lo xich infant | esser Deu vertader 

Y Rey deis Roys J al celslocoronavcn, 
Pero primer 
Alt en la creu | mort crua havía fer. 

Vos triunphau | com lo portas al temple 
Segons la ley | de la qual erau certa, 

Y olTerís ] aquella Sancta oíTerta 
Cap de tol bé | d' humilitat exemple. 
Vos triunphau j qu' ab les vostres orellas 
ílaveu senlit J páranlas de salut 
Quant Simeón J cantant d' éll maravellas 
Dix que 's vcngut 
A rembre 'I mon | lo qual era perdut. 

Vos triunphau ] que de vostres sanchs vc- 

(res 
Es stal fct I aquell cors qul'n la cena 
Fon consagrat [ y de potestat plcnc 
Tols sos criáis | feu bisbcs é preveres. 
Vos triunphau ] que vostre fill bcnigne, 
Puis que monnt | se partía d' ací 
Tot pie d' amor | aquest sagramcnl digne 
Instituí, 
Perqué hic restas ] del mon finsá la fí. 

Vos triunphau | que penjant del durarbre 
Ja cuasi mort | mirantvos qu'ereu trista 
Vos travessá | aquella sua vista 
Qu' ab son mirar ] rompria 'I cor de marbrc. 
Vos triunphau | en las paraules Sáneles 
Joan per fill | dcxantvos en loch seu; 
¡O cambi cruu! | on ha perdueslantes, 
Parino 'us sap greu 
Puix axi 'u vol I I' eternal fill de Deu. 

Vos triunphau ] quanl viu vos vingué A 

(veure 
Lo BU tres jorns | aprcs que mort l'.havien, 
De vista lal | los golgs quins comprenicn 
No 's poden dir | mas sois per la fe creurc. 
Vos triunphau | mirant lo cors tan noble 
De gloriós | tenint los qualre dots 



OLE 
que li fea r ioicli pubie 
Ab loa assots 

Relluen tant | que son pasl deis dcvot?. 
Vos triunphau | mirant lo lili y mcslre 
Quant s' en puja ] per son prupi ml.ltrl, 
Anantdelscels | al eternal intpcri 
Que '1 Regne seu | nojcra aquest terrestre. 
Vos triunphau | que 'n laforma mate xa 
Jutjar lo mon | vostre fill lomará, 

Y si be 'usdol ¡ compujanlsen vosdexa 
El tramclrá 

V csperit Sanl | qui 'us aconsoIar.'i. 
Vos triunphau | quant Jorns complits cin- 

(quanla 
Aquell gran Den [ qu' havcu pogut concebro 
^es trámete | I' esperit Sanct á r» bro 
Ab plenitut | que may s'-jn rcbi* tonta. 
Vos triunphau | qu' en resUs tan alegra 
D' a^ó prenint | lal consolació, 
Qu'abgoig passás { la lestanl vida enlegra 
Sens passió 

Fins que vengué | la Sánela Assunipció. 
Vos triunphau j per aquell gran miraclc 



Quant vos morís | que 'Is apostols i;u 'y eran 

Y en un instant | del cap del mon vengueren 
Qu'el lonchspay | no 'Isfeunrgún obslac!c. 
Vos triunphau ] del fill acompnnyada 
En paráis ] posanlvos d' ell aprés 
La Trinitat ¡ allí 'us ha coronada 
Ahon rebés 
Tots aquclls golgs | que ací meresqoí». 

Vos triunphau | en tol, Scnyora ínclita, 
Pero molí mes ] en esser de Deu mare; 
Car acó 'us fá 1 semblanl á Deu lo Pare 
En quant d' un sois ] QU seu Mare sou dita. 
Vos triunphau | car sou del Pare sposa, 
Mare del fill: | é lo Sanct speril 
Qu' asi 'us es nél | com sia certa cosa 
Qu' es procehít 
Del OH de Deu | que vos havca parit. 

TOR]¥ABA. 

Vos Irlunphau I de Deu florida rosa, 
Perdonaumé | sí 'n res hauré fallit, 

Y deis crimsmcus ¡ si la nafra no's closa 
Lo vostre dit 
Mete y I' angucnt | que 'n la creu fós bolül. 

EneoREssA. 

Mare de Deu | qui'Is superbos deposa 
Nostrc Rey Sanct I baja son cor coMíplít, 
Qu' el moro Rey I qui 'n Granada reposa 
Sie expellít 

Y Jesu Christ I hí sia bencit. 



OLE 



- 15 r= 



OLE 



IIL Oontem2)lació de la msió 
henatenturada que la terge Ma- 
ría llagué com adora lo seu glo- 
rios fill tantost que fon nát: á la- 
Jior, gloria é honor sua. Ms. 4.° 
del espresado códice. Ocupado el 
insigne Oleza en el delicioso es- 
tudio de la bella poesía, fluido é 
incansable en escribir en verso, 
no desperdiciaba cualquier ocasión 
que se le presentase para hacer 
lucir su numen. Compuso el es- 
celente canto que hemos copiado 
en el n.° II para un certánien de 
Valencia, y para otro certamen 
produjo también, aunque no hu- 
biese recibido invitación, la poesía 
que por no haber visto como la an- 
terior la luz pública, la insertare- 
mos integra, creyendo hacer un 
obsequio á nuestros lectores. 

COBLA SPARSA ALS JLTGES, ^ 

Julges molts prudenls | de gran dignílat 
Si non seriaré 1 la jo^a derrcra 
Puix no'y ha cartcll 1 nt» sia blasmat 
Que saber no's pot 1 prou la veritat 
Com rclació | es la misatgera. 
Pus per satisfer i al que sólengut. 
La Verge lohant | mare de laór 
Descricb del flil nat | 1' cstrem gofg rebúi 
Ab modo novel! I scgons he pogul 
No tirant al prís I mas per la honor. 

Ab goíg contemplar [ jo vull de Den Mare 
Quaiit bagues porit I que 'us agcnollás 
Dcvant lo fili nal I lo qual adoras 
Com á vcrtader I Gil de Deu lo Pare. 
Perqu' endolciume I ¡a vcu agrá mía 
Que diga ab conccrl [ de canl é Icnor 
Les gracíes grans | d' aqucll molt sanct dia 
PrivilcgismoKs | pasls d' alegría. 

De lal fill, ó mare, I ab nova manera 
Tantost que fun nada | la tendrá carn sua, 
Axí com tres dies 1 apres morí tan crua 
Isqué del sepulchre I lo qual tancal era 
Cerls lo primer acte ] que fes mare onrada 
No fonch havcr cura 1 de res d' esta vida, 
Mes tota modesta | per vos adorada 
Fonch djnslopresebre I la carn moltsagrada 
Del sanct riilet vostre I ab Deu fill unida. 

¡Oh vorge humill | Ablos ulls míraveu 
Lo ddical cor» I de voslre^fiH eanct 



Y ab 1' cntenimenl | mare tríanphanl 
La diviuitat I d'aquellconti;mp!avca. 
Mirant clarament I aqoell inefable 

Y molt alt secrel I de la Trinilat, 
Sentint major be | un goig no perlable 
Que 'is scraphins tots I pe '\ fill molí afable 
Per cocom teuiu | major dignitat. 

Deis ceis, ó Princesa, | en l'aíla cadira 
Veeu com lo Pare | en una natura 
Deu lo fill engendre i ab goig sens mesura 
Lur voluntat sancta I 1' esperil espira. 

Y 'n cascú dos coses 1 I' una tots comuna 

Y propria 1' altra I mirau, ó Senyora', 
Perqui esdislincta I persona cascuna 

Y tots tres puis teñen I essencia una 
La fe cbristiana { un sol Deu adora. 

¡O mareexcellenl I d' amor tola cncesa! 
Mirau com lo fill I del pare eternal 
Dos naturas té I una divinal 
L' altra que dins vos I novamentha prcssB- 
Ahont devallanl [ del ctern impcri 
Home verlader I I' haveu conccbúl 
Per (0 que pogués I complinl lal nñsteri 
De ccdre 'a la crcu I passar impropcri 
Pagant lo rcscül | de nostra salut. 

Allí presentada I la passió tota 
De vostre fill digne 1 fonch íi vos, Regina, 

Y vc^s com en 1^ arbrc 1 dins la carn divina 
Restar no'y devía | de Sanch una gota. 

II cap pie de spines | pcus y mans clavadcs 
En lo costal porta I qui paradis obra 
Ab nafres sens comptc I pe '1 seucorssem- 

(brades 

Y esenl tais penes I pe 'I paro ordcnades 
Plaguc'us fos complida | en lo fill tal obra. 

De Deu humanal, 1 ;ó mare benignel 
Finit lo procds I de goigs tan clcts 
Boleas lo fillét [ ab draps pobrellcts 
Donanli menjar | de verge let digna. 
Lo qualcontemplant I de voscarn humana, 
Teninl ser nodrit I de vostrcs pits sancts 
lia fet una ley | verge subirana, 
Quelotsaquellsdons I qucDeucomplirmana 
Uagcn á passar | per les voslrcs mans. 



O Mare de Den 1 aqui '\ mon demana, 
Puix vos advocam 1 tots los chrcstians, 
Impetrau del fill I valcnt capitana 
Que vulla exalsar I la ley Chrestiana 
Qui va Irontollant Ipcr dcsordes grans. 

IV. A laJior élionor de la Pu- 
Hssima Conceptió de la Verge Ma- 
ria mossen Ferrando Dieg pre- 
veré. Este es el título que lleva 
un libro 4.° letra gótica, sin fo- 



OLE = 

liacion, signos ni reclamos, que en 
el final tiene esta nota: Empren- 
tat per Lamhert Palmart, Ale- 
mañy, en Valencia añy 1487. En 
este rarísimo certamen poético, 
mantenido en Valencia por el es- 
presado Diez, en alabanza de la 
Purísima Concepción, se liallan 
composiciones en verso de los ma- 
llorquines Jaime de Oleza, Arnal- 
do üezcós y Ramón Vivot, todos 
aspirantes al premio ofrecido por 
Diez. Hé aquí las de nuestro poeta: 

Exordi ó príncípí fet per Jaume 

de Oleza mallorqui dressat al molí 

digne posedoT ensemps éjuige d' la 

joya mosseti Ferrando l)ies 

preveré. 

Si '1 qu' ab virtud se condona 
Es digne de molt lohíir, 
Quant mes aquella persona 
Qui no sois íi ITer be 's dona 
Mes fent be fa be 'n obrar. 
Perqué digne Senyor mcu, 
O inossen Ferrando Dícs, 
En iohar I' acte que fcu 
Envers la mare de Deu 
Noy basten las forces míes. 

En la terr' es vuy lobada 
Per vos in los ccls pe 'Is angels 
Aquella Inmaculada 
Sens Iota culpe engendrada 
Emperadriu deis arcangels. 
Perqué la Verge María 
Ab 1' allre be que feu jd 
En eterna alegría 
Per las lahors d' aquesl día 
Los cels nos procurará. 

Los stranys en vos confien 
La plassa 'Is líndreu segura 
Qu' altramenl noy Irametrien 
Sínó com de vos refien 
Qu' en dret servareu mesura. 
Y Deu qui <s suma bonesa 
NovellamentincarDát 
Alegre de tal empresa 
Qu' en la sua mare 'u presa 
Vos dará felicitat. 

Puis donchs per naturalesa 
Sensmon dirja sou lohát 
Comensare 'b ven estesa 
Com verge de tanta 'Itesa 
No 's concebuda ab peccát. 



16 = OLE 

Respostafeta per Jaume de 01 esa 
mallorqui a la demanda c juy a po- 
sada per lo noble é molt digne pre- 
veré mossen Ferrando Dies: tirant 
d la joya del Jíobi. 

En loharvos I amor sforc me dona 
Mes torne múl | mirant sou de Deu mare 
O verge bumil I car perís la persona 
Queadoram | en Trinílat sopona 
Nade 'n los ccls | elcrDalmcnt c'cl pare. 
¿Que faré donchs I deis angels, ó regina? 
¿Com servaré I en loliarvos mesura? 
Vos Deu no sou, I si'us do labor divina 

Y scraus poch 1 lot honor y mcs(|uína 
La qual mcreix I tota 'Itra crcatura 
Car Deu vos \\i\ \ ab si tan ajustada 
Que poch vos fall i per ser dcifícada. 

Diré donchs jo | de vostra gran noblesa 
Pnix del alt Deu | sea mare vertadera 
Que plenitul I de gracia 'u atcsa 
Tal com (o fíll I qui 's eterna bonesa 
Cascun pero i ab diversa manera 
Qu'el fill Christ és I de natura impcccabla 
Per la unió I de la di> ina cssencia 

Y vos per ser I de Deu mare inefabla 
Gracia tol | bagues no revocabla 

Que may tingué ] peccat vostre cxcellcncia 
Ans veramcnt I sancta fos concebuda 
Qu' original I culpa no haveu tinguda. 

E si degú I drirá qu'a^os detraurc 
A la honor | del ílll redentor nostro 
Primer dient I qu'cus ha deixada caurc, 
Per 50 qo' aprcs | remcnt vos pogués trourc 
Delcrimquffoncb 1 d' Adamé ñopas vostre 
Vulla mirar ! dcvotament é digne 
L' amorqu'custe | \ostrc lill.marcsancta, 
Quislát vos es f súbjccte y benignc 
Per esser aat | de vostre cors insigne, 
A vos donant I per f o gracia tanta 
Qu' en I' esperil | vos feu molí mes indita 
E!l qui' US Icvá | del cors tota suspila. 

No 'US es dcvol I ¡ó lum de nostra vida! 
Qui no coslrét ! en tal purítat dupla, 

Y envers lo flil I comét erra sens mida; 
Car de tal dir [ la carn Deu s' ha vestida 
En dubte ve I d'esser tambe corrupta 
Qu'en algún lemps I temple de Deu mundís- 

(sim 
Sí al peccát | sotí estada subjccta 
La porció I pe M seu cors sacratissím 
De Yostres sanchs I que pres lo Gil sanctis' 

(sim 
AbYos també ! fore estada infecta 
Lo que no admél i 1* ordla piadosa 
Ans ho te molí | per cosa pcrillosa. 
iO veixell nél I de spbérica figura! 
TenÍQt tant be 1 que fins en nos redunda 



Pon de pcccats | no 's troba so'dadura 
Per quanl dins éll 1 se feu la unió pura 
De Deu y hora I reslaiit maro fecunda. 
Eternalraent I tos per Deu precíela 

Y amada enscmps | mare de Rey tan noble, 
Donchs qui dirá ] de crira no fosseü neta 
P' el Deu etern | amada y eleta 

En mare d' él! i y advocada del poblé 
Certsno'uentén ] decrinitalqui'usenculpa 
ComDeu no am |negú qui tenga tulpa. 
E si io ce! I qui indos Deu no abriga 
Allanyat es | de corrupció tola 
Mcnys vos d' Adam | lindrets la culpa 'nliga 
Qu' en vos tencat | feu Deu la nova liga 
D' hon naix 1' cmpelt | qui 'b rams de vida 

Ibrota 
Ni es de dir | ;ó de Deu ittare pia! 
QueTángcI Sanct i qui 'stasots vostr'imperl 
Tinga un tal goig | qu' en crim may stal sía 

Y vos qui sou ¡ de tanta scnyoría 
Hajau sentit | depeccat 1' ¡mpropcrl 
Car en tal cas | major purital fora 

Ab éll qu' en vos | Verge noslra senyora. 

O paradis | fet d' obres delicados 
Hon Deu eslech | áb novilat moderna 
Kn qui ja mes | les aygues son ei^rades 
Del diiuví 1 de culpes y errades 
Ans nos heu dat | lo fruyl de vida eterna. 
Vos no sentís ) la scntentia dada 
D' Eva p' el crim | Vergc de culpa sana 
Yaxi molt mes [ la taca perpetrada 
Del vell Adaní I en vos nunqu' es estada 
De tot lo mon | singular capitana 
Doncbs s' in parir I ab mal no fos compresa 
Molt menya tcngués | en 1' anima Icgesa. 

TORHADA. 

Mare de Dtu 1 y del mon advocada 
Per mans de qui | cascú ha el que demana 
Si per mi sou | no dignamcnt lobada 
No 's poca amor | t\ vos per mi portada 
Ans es defalt | de la ílaqucsa humana 
Qu' en tan alt loch | Deu lo flil vos ha mesa 
Que no 'y attcny | noslra naturalesa. 

ENDRECA. 

Christ raort en crcu | nal de mare sagrada 
La (jual amám I d' una amor sobirana 
D' ella 'us dich cerl | per mi fora adorada 
Creent ser Deu ¡ vehent quant 1' heu honrada 
Si nou vedas | noslrc ley Christiana 
Perdonaume | donchs si culpa he comesa 
En lohar pocb | voslre mará en aitesa. 

V, Commentaria stipcr arte 
Raymindi Lulli. Cítalos como im- 
presos el cronista Mut, edición mihi 
pág. 454. 
T. II. 



17 - OLfi 

VI . Liler de le ge Cli vis lian a el 
de ejus excellentia: una cum qna- 
tiior mijsticis lamentationibits dé 
quadrv.pllcí peste mundi: editas á 
magnifico viro domino Jacoho dé 
Olesia majoricensi hojiárum ar— 
tium om7iium Í7isignitó. 1 t. 4.® 
letra gótica, portada con un gra- 
bado, sin foliación, pero lleva sig- 
naturas y una fe de erratas. A lo 
último se lee: Explicit presens 
opusculum de legis Christiane ve-^ 
rítate a magn ¡fico J acolo de Ole- 
sia cive mojoricénsi diserto Tiro 
editum:Et si que offendiciila inter- 
preniéndo emanarunt: id non auc- 
thori sed negligentie iínpressoris 
imputetur. Parce lector quoniam 
ars 7iostra praceps: Vísits fallax. 
Valentie Mspamarum. Anno Do- 
mini MBXV. III. idus angustia 
per Joannem Jofre. Dice el P. Pas- 
cual que es libro digno de toda 
estima, no solo por la armonía del 
verso en que está escrito, sino mu- 
cho mas por las solidas sentencias 
con queconfirma la doctrina, en lo 
que debemos creer y esperar y en 
lo que debemos amar. Kmpieza la 
obra por una poesía, escrita en la- 
tín, como lo está todo el libro, com- 
puesta de 21 versos, que viene á 
ser una dedicatoria al lector: sigue 
luego Q\Prologus ¿'¿¿ri' después de 
este, en QQ versos, trata De de- 
ductione, divisione et excellentia, 
legis Christiana: y por último, 
dá principio á su obra por la pri- 
mera parte, en que espone los ar- 
tículos de la fé, y los sacramentos 
de la santa iglesia: en la segunda 
se ocupa del padre nuestro y de 
la oración: en la tercera de los diez 
mandamientos y de los siete peca- 
dos mortales, y terminada esta em- 
pieza: Lamentationes mysticm eju- 
deni Olesiae de quadruplici peste 
mundi. En la primera emplea 154 
versos para declamar contra los 
vicios que provienen de la ambi- 
ción: trata la segunda De nomina- 
lium perditione: la tercera De va- 
nitate astrologorum fata dicere 

3 



OLE = 1 

Tolentiuni. La última Lamentación, 
que consta de 466 versos, la es- 
cribió para combatir y confundir 
á los filósofos averroistas, porque, 
dice, su ciencia se separa de lo que 
nos enseña la fé católica. Es nota- 
ble un pasage de esta lamentación 
en que, cítanlo á Alistóles y á LuU, 
dá á nuestro paisano el nombre 
de santo. 

Allí per Aristotclis suinmas ascendc reales 
Aut divi Lulli dogmata Sánela Icge. 

Custurer no vio esta cita ni otras 
varias en que se refiere á LuU, pues 
no las menciona en sus Diserta- 
ciones históricas. Antes de. con- 
cluir Oleza su libro, encabeza una 
composición de 20 versos con este 
título: A(l confictum supradicta- 
Tum ¡Jestium assurgentem defen- 
sorem, y concluye: 

ídem Olesia ad sua$ lamentationes. 

Ilc me« lacrimaj moeslutn propálate dolorcm 
Qucm cor de innndi pcrditione Icntl. 

lie vias vestras clamando cávete ministri 
Quas tenel in Ierra per sua Rcgna Dcus. 

Nam piirgaturus venid duní saecula Chrii-tus 
Omnia de vcslra sui.l rcpetenda manu. 

VIL Fornax JacoU Olesie ci- 
vis Balearici constrncta in exa- 
minationem non omnium sed ali- 
qiioruyn errorum Petri Deguini 
pseudo Lulliste. 1 1. 4.° Ms. cuyo 
original existe en la biblioteca de 
Montesion. Hemos examinado este 
códice sin que hayamos podido en- 
contrar el año en que escribió la 
obra destinada á corregir errores 
de un varón tan docto como Laqui, 
que por espacio de mucho tiempo 
habia regentado en Mallorca una 
cátedra de la ciencia luliana, y 
tantos y tan señalados servicios 
habia prestado á favor de la causa 
del insigne mallorquín , Este libro 
de Oleza fué remitido por su autor 
á líoma después del año 1492 como 
lo dice en estos versos que se leen 
al principio del mismo: 



8 - 



OLE 



Jacolus Olesia ad liheUinii smim 
quem Jio. misit. 

I liber haut timeas latios spectarc Iriuinphoí 

Veste licel ulipoeneque iiuduseas. 
Namtib¡verborumcultus:sielcompliodesii: 

Tu lamen intcrius quod verentiir habes. 
Sint igiturRoma;censorcs:sinlqucscuTl 

Te lamen ex ¡¡lis qui tencatur erit. 
Nam si poma placent \ariodrpicta colore? 

( orlicc deposito; quod sa|)is intus habei.l. 
El si turba omnis te contra in prelia sargal? 

Non ideo Irepidus conde per ontra capul 
Sed mediis popuüs claniato: el dieito iiudus 

Non limeo denles lurbí proterva tuos. 
Dummodo sil dexler Petri qui in sede beatu» 

Magnus Alexandcr sextus in Irbc sedi t 
Collata esl mundi mérito cuí tota poles'as 

Imperiuiique siniui urbis el orbis babel. 
Quisque Icnelclaves térra: ca'loque potci:le9 

El tcncl impí'riumdc Fhrgeloulesiinul. 



VIIL • Canroner. Mut y otros es- 
critores citan esta obra de Jaime 
de Oleza sin decir si está impresa 
ó si quedó manuscrita. Según ellos, 
estaba dividida en dos parte.s: 
L Canto teologiü. IL Canto espi- 
ritual. 

IX. SpiU de be tiure é de he 
confesar ordenát per Jaitme de 
Oleza ciutedá de Mallorca. Un 
cuaderno 4." letra gótica, signa- 
turas, sin foliación. A lo último se 
lee: A laJior é gloria de nostre Sen- 
yor Deu Jesu Christfonch estam- 
pat lo present traclat en la insig- 
ne ciutat de Valencia per Joan 
Jojfreé acabad d XX de setembre. 
Any mil DXV. Es un devociona- 
rio muy reducido que prueba lo 
bien que su autor sabia tratar las 
materias ascéticas. 

X. Adorado de las cinch pla- 
gues de Jesuchrist. Está en verso, 
y se imprimió con un grabado, á 
lo último de la obra anterior: por 
ser tan raros los ejemplares, pues 
no existe en Mallorca mas que uno 
que hemos visto en casa del mar- 
ques de Campofranco, la hemos 
copiado: 



OLE 



- 19 - 



OLE 



Ab pensa iiidamada ] ó Jesús benigno 
Adoranl contemple \ ab gran speranza 
Les plagues cinch voslres | que 'Is tres claus y lanza 
Ais peus vos ban fclas 1 mans y costad digne. 

Las quals yo adore | com á sol be nostre 
Qu' ab ellas se guinya \ la ciutad superna 
Car lo qui desllja | la gloria cierna 
Entrar per la porta ] del Sant costad vostre. 

Adorcus niolt fondas | ó rius d' aygua tanta 
Que la mar de g-at-ia | de aquelis se replega 
Per bon de Sant Pere i la barca nawga 
Qui 'Is peregrins porta | á la ciutat santa. 

Adorcus fons vivas | broliants del seo arbrc 
De monti Calvari | piantat en la roca 
De las quals tot borne | en I' aygua quant loca 
Guareix, si por culpes \ lo cor te de marbrt. 

Adorcus ó aygues | de Siloe tretas 

(Jui tornan la ^ista | al cecb de natura 

Per qui no á solas | lo cors no reb cura 

Mas deis crims les taclies ¡ per vos son dcsfctas. 

Adorcus piscina | pv.T 1' ángel moguda 
Qui guariu d' els pobres | tota malallia 
No Sois lo qui 'á banya | primer oquell día 
Mas lots quants bi venen | de vos ban ajuda. 

Adoreus rcfugi | de natura humana 

O |ious d' ajgua tanta | de qui los gran? venas 
Por tresi)r de >ida 1 pasan per las menas 
Qui virlut li donen | que 'is Icbrosos sana. 

Adoreus ó portes | d' aücza infinida 

Per les quals se entra | al paiau de gloria 

Y per bon de 'Is vicls | los qui ban victoria 
Ab triunplio passcn | al regne de vida. 

Adorcus carvoncles | de espicndor lan o!ta 

Que 'Is cossos y ani.nas | deis cecbs illuniina 
Cares ab vosallrcs | la virtul divina 
Curanl la carn noi^lra | de pccaJs malaila. 

Adoreus ó coíTrens ¡ de bon proceeixen 

Ab que '.s cc!s se com.orcn ¡ tolas las ríqucsas 

Y ab que se anulKn ¡ d' aquelis las nialesas 
Qui la dolsor d'cHcs | be a<s iborcixen. 

Aibircus ó nafres \ per qui tot guarcixen 

Los nafráis de culpes \ en vjrs Deu conicsa? 

Teu doncbs las erradas | me sian remesas 

Puys g-mccbü y logre mes ] de mi no '» perlciscn. 



XL Fert'iliffium ThcologifT: 
irhst cursus per iohtm fcrtilem 
Thcolcglm camptim, >-'o liemos vis- 
to esta olji-a mas que citada, sin 
que sepamos si se imprimió. Bar- 
beri asegr.ra que está escrita en 
verso heroico. 

XI 1. De error ihiis pJdlosofo- 
rtcm. Esta la vio el cronista Mut, 
quien solo noí- dá noticia de su tí- 
tulo. 



XIII. Jacoli de Olesia con- 
tra errores Marlini Luteri. Esta 
obra la remitió su autor al Papa 
León X 3' la puso en manos de su 
Santidad el canónigo Nicolás Mon- 
tafians. El aprecio que el Pontífice 
hizo de ella y de su autor, á quien 
deseaba conocer personalmente, se 
prueba por dos cartas que de su or- 
den escribió á Oleza el Cardenal de 
"¿Xdi. Cruz, patriarca de Jcruí;í>len, 



OLE 
fechas en Roma á 4 de febrero de 
1521 y J2 de febrero de 1522, di- 
ciéndóle, entre otras cosas, qne su 
libro contra Lutero es lo mejor que 
se liaescritode esta materia. Hemos 
visto copias de estas cartas, cuyos 
oriííinales existen en casa de Oleza, 
juntamente con el libro de Lege 
Christiana, único ejemplar que co- 
nocemos. 

829. 



OmKA (Jaime de). Segundo de 
su nombre, nieto del precedente é 
hijo de Francisco de Oleza, de quien 
hemos hablado, y de su virtuosa 
muger Beatriz de Sant Marti y Ve- 
ri. Nació en esta ciudad el dia 26 
de julio de 1533. A provecho en los 
estudios, para poder brillar en el 
cultivo de las letras que tanto 
honró á su ilustre familia: fué 
maestro racional de Mallorca y ol> 
tuvo algunos cargos políticos pro- 
pios de su clase. Estuvo casado con 
Juana Calvo y Garau, señora que 
le dio sucesión para continuar la 
serie genealógica de su nobilísimo 
linage. Hé aquí las obras que es- 
cribió: 

1. Sacro trofeo (le Christo, con 
otras cosas de devoción, compuesto 
por Jaime ds Oleza, Caballero, na- 
tural de la ciudad de M 'Horca. 
Valencia, en casa de Pedro Patri- 
cio Mey. junto á S. Martin, 1593. 
1 t. 8.° Este po3ma, que consta de 
cuatro cantos, es libro tan raro que 
no hemos visto mas ejemplar que 
uno en poder de nuestro amigo el 
señor marques de Pidal. Va dedica- 
do al Obispo Vich y 3\íanrique y lle- 
va en la portada el escudo de ar ; as 
de aquel prelado. A la dedicatoria 
.siguen algunas composiciones poé- 
ticas en alabanza de la obra y de 
su autor, y luego empieza el Canto 
primero que se compone de 29 oc- 
tavas, y lleva por título: Do en 
'üengama del Jiomhre manda Dios 
pregonar una justa: toma libreas, 
señala piara si padrinos, armase 



20 = OLE 

de todas piezas, hace su triun- 
fante entrada, entra el primer 
aventurero y d mantener se dis- 
pone. El principio de esta parte 
del poema no puede ser mas ele- 
gante: 

Las cmprcMS, las ormas, y hechos canl9^ 
YA invencible pecho bélico*©, 
Los trances, el valor, y esfuerzo tanlo 
Del iiiclUo caudillo iricloriüso; 
El destrozo, Ins rolas y el quebronlo. 
El brazo liesso, fuerte y poderoso. 
Que pudo derribar dr U') solo encuentro 
Al soberbio eneroiso al hondo centro. 

Tras esto el vi^o amor y ardiente fue(|;o. 
El perfecto querer, alto y profundo, 
Que n>an» co» aleare y dulce juego 
I>cl caudaloso rio sin aej^iMido: 
Aquel á quien no place el hombre cirgo. 
Vaya lloroso á escurns por el inundt». 
De esc diré, puesto que en bre\o rima, 
En que precio lo tuvo, y en qu.' csiiina. 

Mas, ¿como ha de acertar, sin voz sonora. 
Un ronco pecho, canto tan subido? 
Como podrá atinar su tino ngora. 
Con son confusvo y áspero soniílo. 
Sin ser d: aquel licor que el alma implora 
Di! la sagrada fuente socorrido? 
Nunca podrá sin duda oqni entonarse. 
Ni podrá el hnjo estilo levantarse. 



Emplea en el Canto segundo 44 
octavas para describir la batalla 
del primer aventurero, su adveni- 
miento; las entradas de otros seis 
aventureros, sus iriunphos, inren- 
ciones y devisas; padrinos que lle- 
van, y todo lo demás de la justa, 
hasta vencer el mantenedor, que 
es Jesucristo, á todos los comba- 
tientes. Cumplia al autor, por su 
calidad noble, el estar muy ins- 
truido en las leyes de cabnlleria. 
y hace gala de sus conocimientcs 
en las costumbres y reglas de los 
torneos, no omitiendo en el que 
pinta en su poema, ninguno de 
los sucesos que tenían lugar en 
aquellos actos de honor. Sangrien- 
tos en demasía cuenta Oleza en este 
lugar los combates del Mantene- 
dor con los vicios y, conociéndolo 
sin duda, eleva, al concluir el can- 



OLE 

to, su voz al Todopoderoso eu es- 
tos términos: 

No mas, Señor, no mas tanta matanza; 
Cesad, mlDios, que otro enemigo os queda 
Con quien harto podréis probar la lanza, 

Y ver quien mas aventajarse pueda. 
No mas, no mas, que ya mi voz no alcanza 
Aliento nf vigor con que proceda, 

Y el trabajado pecho aquí entretanto 
Tomará nuevo esfuerzo en otro canto. 

El tercero, que también consta 
de 44 octavas, lleva por título: 
J)o el tartáreo principe risto el 
destrozo de sn gente, mandó jun- 
tar consejo: proponen y concluyen 
la elección para la Tcnganza y re- 
paro de lo perdido, y dase al ven- 
cedor el triunplio y la gloria me- 
recida. Al contar esto último, des- 
pués del gran recibimiento que su 
cohorte hizo al mantenedor, dice, 
aludiendo á su merecido triunfo. 

No fué el de les Scipiones tan honroso. 
Ni menos tan nombrado el de Gordiano, 
Ni fué el de Julio César tan glorioso. 
Ni ha sido tan famoso el de Aureliano. 
Ni fué el de Paulo Emilio tan pomposo. 
Que mereció triunfar del rey persiano, 
Ni el de Pompeyo ó Tito en aparato; 
Mas quiero reposar agora un rato. 

Compónese el Cuarto canto de 
43 octavas, con que describe la 
entrada horrenda que hizo el til- 
timo aventurero, su destrozo y 
su ruina, siendo escelente la in- 
vocación á Dios, pidiéndole esfuer- 
zo para seguir y terminar su obra: 

Concedcdme de nuevo un nuevo aliento, 
liimenso Dios, Cín que pueda esforzarme; 
Dadme nnevo vigor, nuevo ardimiento, 
Qncose en ton hondo piélago engolfarme; 

Y con ello las velas á tal viento 
Desplegaré, pensando encaminarme, 
Y, enderezado al vuestro norte, pueda 
Decir de vuestros hechos lo que queda. 

Y si vuestro favor de dó procede 
Ydó restriba siempre mi osadía. 
Con tan justa razón aquí precede, 
Rica será la pobre musa mia; 
Si todo aqu«;6to aquí se me concede, 
La pluma irá con tan segura guía 



- 21 = OLE 

Discurriendo por toda esta campana 
Un nuevo hervor, nueva inflamada hazaña. 
Nuevo, pues que con nuevo fundamento 
Nuevo medio y remate fué alcanzado; 
Nuevo, pues que con nuevo sentimiento 
Nueva conquista y triunfo fué ganado; 
Nuevo, pues nuevamente en un momento 
Fué ya en eterno bien vuelto y trocado. 
¡Felice hombre! ¡dichosa tal conquista, 
Inocitada, nunca jamas vista! 

• Concluido el poema, pone á lo 
último del libro: Diez y siete es- 
tcncias en a. alanza de la Inma- 
culada Concepción de la. Virgen 
Nuestra Sra. Forman un fervo- 
roso canto que empieza así: 

Pues que has cantado, musa mia, agora 
Las armas, el valor, é invicto pecho, 
El trofeo y c irona vencedora 
Del que en llamas de amor está desecho; 
No queda asi su esposa triunfadora, 
Que también es guerrera; pues de hecho 
Al Áspid tentador con brazo fuerte 
Quebrantó la cabeza y dio la muerte. 

Después de consagrar sus ala- 
banzas á la Virgen María, cita una 
multitud de nombres de los defen- 
sores de su pureza, y dice: 

Todos señora, os llaman en sns cantos, 
En alta voz purísima y sin falta; 
Y aun dicen muy claro que no os ama 
El que hechura sin macula no os llama. 

Á este canto sigue otro de 10 
octavas, unas liras y tres sonetos 
dedicado todo al Santísimo Sacra- 
mento. Hay una nueva edición de 
todas estas composiciones de Oleza 
debida al Sr. D. Gerónimo Rosse- 
lló. Ocupan desde la pág. 21 de 
su obra: Poetas de las islas Ba- 
leares. Poesías castellanas de los 
siglos XVI y XVII kc. 

II. Ejercicio militar en el cual 
se contienen muchos documentos 
y primores, asi de la brida como 
la gineta, y de las armas á pié, 
con el orden que se ha de guar- 
dar para salir en público en to- 
das fiesta'^ y juegos como son cor- 



OLK = 22 ^ OLE 

rer swlija, jugar cmas, justa Divide su libro on cinco partes 



lieal y de guerra, tornear a pie y 
d caballo, y en quahsqnier ejer- 
cicios militares de los principios 
/¿asta lo mas dificultoso. Compuesto 
por Jaime de Óleza caballero natu- 
ral de la civ.dad y Reino de Ma- 
llorca. Dirijido d la Magestad del 
ReyD. Felipe III Nuestro Señor. 
1 t. 4.° Ms. original de escelente 
letra y de 83 hojas en casa del señor 
1). Jaime de Oleza y Rosselló, s.'p- 
timo nieto del autor, juntamente 
con una copia del mismo tamaño y 
de 100 hojas. Lleva al principio la 
aprobación y licencia para impri- 
mirse, dada, por comisión del su- 
premo consejo de Aragón, por don 
Luis de Ortafá, fecha en Valla- 
dolid á 3 de agosto de 1604. Kn 
la dedicatoria se lamenta el au- 
tor de la decadencia que ha espe- 
rimentado el arte de justar, siendo 
tan indispensable á la nobleza que 
antiguamente se dedicaba á este 
útil ejercicio, para adiestrarse en 
los actos de la guerra, y por esta 
razón se ha resuelto á escribir 
su libro. En el prólogo trata de 
la gran competencia que existia 
entre la milicia y las letras, de- 
cidiéndose, como es natural, á 
favor de aquella, y olvidando lo 
que sobre esta cuestión escribió 
doctamente el licenciado Rernibé 
IMoreno de Vargas en sus Dis- 
cursos de la nobleza de Espa- 
ña, autor que alcanzo seguramen- 
te el Sr. Oleza. Pasa luego á las 
categorías que deben tener los jus- 
tadores: dice que vio los juegos 
que se celebraron en Valencia, 
donde, se hallaba, para obseiniar 
a S. M.: pone en paran^ron la no- 
bleza de Mallorca con la de otras 
provincias de España, aunque no 
aventaje en riqueza, porque esta, 
dice, paco importa; sin tener so- 
bre esto en cuenta que la riqueza 
ha sido lo que en nuestra isla ha 
ennoblecido á muchas familias, 
que antes de enriquecerse hablan 
ejercido oficios muy mecánicos. 



La primera, subdividida en once 
capítulos, trata del modo de su- 
bir á caballo A la brida, como 
se han de correr lanzas y sor- 
tijas, posturas que se han de to- 
mar, y orden que han de guar- 
dar arpresentai\<e en justa, ya sea 
como mantenedor ó ya romo aven- 
turero. La segunda, q e consta de 
15 capítulos, compréndelos ejer- 
cicios en que deben adiestrase los 
caballeros, como se ha de subir á 
caballo á la gineta, con que co:n- 
j)ás, y cuantas maneras hay de 
practicarlo; modo de correr la car- 
rera sin lanza, con lanza sola, y 
con lanza y adarga; reglas para 
adargarse y defenderse del ene- 
migo, y orden (¡ue se ha de guar- 
dar jiara presentarse á jugar ca- 
ñas o alcancías. La tercera, trata 
en 8 capítulos de la justa de guer- 
ra y justa real; posturas de cuer- 
po, modo de llevar y sacar la lanza 
y ponerla en el ristre; regla.s que ha 
de observar el caballero para ser 
buen justador, y orden que ha de 
seguir para presentarse li mante- 
ner co 1.0 aventurero, ó en cuadri- 
lla. La cuarta, en 5 capítulos, trata 
del olvido en que se halla el tornear 
á caballo; como se han de habili- 
tarlas armas; como se ha de correr 
al encuentro ó al estafermo; de que 
manera se hade pelear para jugar 
la clava, martillo y espada; y or- 
den que se ha de guardar p ira sa- 
lir á mantener ó en cuadrilla. Y la 
quinta, que comprende once capí- 
tulos, contiene las reglas para 
aprender á tornear á pié, modos de 
tomar la pica y hacer éntralas; 
posturas de cuerpo y compis de 
piernas; batir espada, y orden que 
se ha de seguir para salir á mante- 
ner aventurero ó en cuadrilla. An- 
tes que el mallorquín Oleza escri- 
biese este libro, solo exi.stia el que 
dio á luz en Sevilla año 15'72 el ca- 
pitán Pedro de Aguilar con este tí- 
tulo: «Trattado de la caballería de 
laGiueta-> que no podia en manera 



OLE 



= 23 = 



OLK 



a.lg'una llenar los deseos de los afi- 
cionados á este ejercicio. 

Jaime de Oleza y Sant Marti 
escribió poesías en latin y caste- 
llano al frente de la Historia de 
Mallorca del Dr. Binimelis: escri- 
bió también un soneto en alabanza 
del traductor de la obra Instruc- 
ción y doctrina que enseña lo que 
debe considerar y contem2Üar el 
cristiano y siervo de Dios cuando 
oiga la santa misa, cuyo original 
Ms. existe en poder del Sr. Pro- 
liens. 

830. 

Olkza (Mateo de). Bisnieto 
del antecedente é hijo de Jacinto de 
Oleza y Sureda y de Lucrecia Za- 
forteza y Veri. Nació en esta ciu- 
dad el dia 23 de agosto de 1619. 
Fué doctor teólogo y en ambos de- 
rechos, varón de gran virtud y 
doctrina, y habiéndose ordenado 
de sacerdote, obtuvo una canoligia 
en esta santa iglesia, de la que se 
posesionó en 13 de enero de 1645. 
Nombrado en 1646 rector de la 
universidad literaria de Mallorca, 
dispuso que se estableciese en ella 
la cátedra de sagrada escritura, 
fundada por los jurados y grande 
y general consejo de este reino en 
20 de febrero de 1597: aumento 
las rentas de la catedral con un 
legado de bastante consideración; 
costeó preciosas abajas y orna- 
mentos para uso de la misma, y 
falleció en ésta ciudad el dia 27 de 
abril de 1662. De sus escritos solo 
nos queda una larga epístola en 
latín dirigida á un lulista fran- 
cés en 15 de octubre de 1660^ en la 
que hace una reseña de la vida y 
virtudes de Ramón LuU y de los 
progresos de su doctrina. La pu- 
blicó el P. Juan María Vernón, re- 
ligioso observante, formando parte 
del Cap. XXXII de su obra: Le 
Boctenr illmnine, ou V Jüstoire 
veritable de la míe da Bien lieu- 
reux Raymonde Lulle Mártir, du 



tiers ordre de >S'. Franrois. Impr. 
(i París en 1668. 

831. 

Oleza (Miguel de). Hijo de 
Jaime de Oleza y Zanglada, de 
quien hemos hablado, y de Antonia 
de Sant ^lartí y Sureda. Fué acér- 
rimo defensor de la doctrina kilia- 
na y murió en esta ciudad el dia 
28 de mayo de 1543 según se lee 
en un libro de entierros del real 
convento de Sto. Domingo. Es- 
cribió: 

, De Salutari conté mplationcOA- 
tan esta obra D. Antonio Belver en 
su Apolofjia, I). Vicente Mut, don 
Francisco Montaner y Font y el 
P. Custurer, quienes aseguran que 
el capítulo IX trata de la vida, vir- 
tud y santa muerte de Ramón Lnll. 
A juzgar por la autoridad del es- 
presado Montaner, aunque la obra 
de Oleza lleve el título en latin, 
debió de escribirla en mallorquín, 
pues en este idioma están los va- 
rios fragmentos que copia de ella 
para justificar el martirio de nues- 
tro siervo de Dios. Mut edición 
míhi pág. 455 dice que Miguel 
de Oleza dio á luz unos comenta- 
rios sobre el arte de Lulio, que 
no hemos visto. 

832. 

ilr.KZA (Pedro de). Hermano 
de Bernardo, y primo de Jaime de 
Oleza y Zanglada, dequienes hemos 
hablado. Fueron sus padres Jaime 
de Oleza y Pont y Catalina Ro- 
vira. El P. Cayetano de Mallorca 
le califica de varón sabio y muy 
estimado en las universidades de 
Pavía, Mompeller y Valencia, don- 
de hizo sus estudios. Murió joven, 
dejando de su muger Leonor Mari 
un hijo llamado Gaspar, que dio 
á luz la obra de su padre que lleva 
este título: 

Summa totius plálosopliice et me- 
dicina. 1 t. fól. letra gótica, á dos 



olí 



colimas, füliacion romana, 
tada con orla y el escudo de ar- 
mas de D. Fernando de Aragón, 
duque de Calabria á quien va de- 
dicado el libro. A lo último de él 
se lee; Impresa Valenlie indus- 
tria prohi virí Francisci Romani 
chalchograpU Valentuii.^ í'^-^f^T 
sis Gaspari de Olesia Jilii dicti 
aucloris . A7ino á Virgíneo 2)artn 
MDXXXIL 

833. 

Oliyf.r (Ambrosio). Nació en 
Sóller el dia 31 de octubre de 171)9 
de Salvador Oliver y Magdalena 
Rullan, y al vestir el hábito de 
religioso agustino en el convento 
de Palma en 23 de febrero de 1816 
dejó el nombre de Nicolás que ha- 
bia recibido en el bautismo, y tomó 
el de Ambrosio con que fué cono- 
cido en su religión. Profesó en 24 
de febrero de 1817 y tanto por sus 
producciones literarias, como por 
el tino y actividad que desplegó 
enloscargos quesile confiaron, fué 
uno de los religiosos que con mas 
justa razón se grangearon el apre- 
cio de toda la comunidad de agus- 
tinos. Diseminada esta en 1835 á 
causa de la esclaustracion de los 
regulares, el P. Oliver siguió 
prestando sus servicios en la santa 
iglesia, obteniendo por su mérito 
el destino de substituto de chan- 
tre que desempeñaba aun en 21 
de marzo de 1862 dia en que tuvo 
lugar su fallecimiento, contando 
la edad de 63 años. El BoletÍ7i 
eclesiástico de Palma , hablando del 
P. Oliver, se espresó en estos tér- 
minos: «Celoso del decoro y ma- 
gestad que dá á los divinos ofi- 
cios el canto gregoriano, se ocu- 
paba de publicar un cantoral de 
todas las misas del año que, aten- 
didas las circunstancias de su im- 
presión, bien puede llamarse mag- 
nífico. El deseo que tenia de ver 
relegadas al olvido las rutinas de 
mal gusto que se hablan arraiga- 



^ 24 = olí 

por- do en algunas iglesias por falta dé 



libros de esta especie, le movieron 
á señalar por él un precio que i)u- 
diesen pagar aun las iglesias po- 
bres.» Hé aquí el título que lleva 
la interesante obra de que acaba- 
mos de liablar: 

Gradunle Romanum juxta ordi- 
nem 7nísalis romani. Dúos in tomos 
distrihiitum. Quorum prior con- 
tínet dominicas totius anni, fe- 
rias pro tarietate temporum, et 
Kiries, Sanctus, et Aynus domi- 
nicales. Secundiis antevi JIfissas 
propias Sanctorum. item commu- 
71 es eorundem, Missas eliam pro- 
pias Sanctorum hispanorum, ad- 
dita Missa defunctorum: et' ul- 
timo loco Kiries, Sanctus, et Ag- 
mis, variosque modos canendi sim- 
bohim pro opporlunitate oficii vel 
festorum. Palmee Majoricaru^n. 
Tip is Vidu a de Vi lia lo nga . Armo 
1862. En fól. marquilla: el tomo I 
consta de 332-2 pág. y el II se está 
acabando de imprimir. 



834. 

Oi.iYicn (Andrés). Médico ma- 
llorquin de grandes conocimien- 
tos en su facultad. Escribió: 

I. Questio médica quodna7)i 
systhema medie um sit amplecte7i-' 
dumut cito, tuto, et jucu7idejínis 
7}iedicincR consepiatiir. Ventilata 
ab Andrea 01 iré r Medicina Doc- 
tore. Palma Majoi^carum Tijpis 
VidiKB Frau CIoIO^OJLII. 4." 
de 11 págs. 

II. Propugnacída quibus de- 
fenduntur q^ánquce resolutiones 
Tiotate, tamq^cam medicó erroneíp, 
dsapientissimo, expertissimo, pni- 
den,tissimo, et perillnstri medici- 
noe Collegio Universitatis Palma- 
ria Regni Majoricaruon. Delinéa- 
la ab And7'ea Oliver onedicince doc- 
tore, et dicto collegio agg regato. 
Palma Ti/poqr. Petri Antón. 
Capó, MpCCXLII. 4.° de 28 pá- 
ginas. Escribió esta obra con mo- 



olí 






olí 



tivo de haberse condenado por er- 
róneas cinco proposiciones sosteni- 
das por el Dr. Cristóbal Sarrá, a sa- 
ber: que en la angina sanguinea con 
inminente peligro de sofocación 
no se deben aplicar remedios fuer- 
tes en las horas 6, 8, y 10 de la 
mañana: que en la apoplegía for- 
tísima no se ha de sangrar, pur- 
gar, ni dar emético, hasta que el 
humor no se halle en su predo- 
minio, y otras tres que también re- 
probó la academia médica matri- 
tense. 

835. 

Oliveii (Antonio). Religioso 
observante, instruidísimo en las 
lenguas latina, griega, árabe y 
hebrea, orador sólido y elocuente, 
escritor infatigable y erudito, poe- 
ta agudo y festivo, y varón en 
quien resplandecieron todas las 
virtudes. Nació en Palma el dia 
7 de agosto de 1711, de Pedro José 
Oliver y Juana Ana Feliu: vistió el 
hábito en el convento de S. Fran- 
cisco de Asís de esta ciudad en 20 
de abril de 1727, y habiendo estu- 
diado filosofía y teología, fueron 
tan admirables los progresos que 
hizo en estas facultades, y tan ele- 
vados los conocimientos que ad- 
quirió en ellas; que, por decirlo 
así, se vio súbitamente transfor- 
mado de discípulo en maestro. Tres 
años leyó filosofía, y cuatro teo- 
logía, y de su escuela salieron los 
filósofos y teólogos mas distingui- 
dos que tuvo esta isla en el siglo 
último. Fué enemigo implacable 
de la ociosidad y tuvo tal afán á 
escribir que, no siéndole suficientes 
las horas del dia que le quedaban 
libres, pasaba muchas noches en- 
teras sin dejar un momento la plu- 
ma de la mano. Aun así no se com- 
prende como en solos 23 años que 
estuvo en Mallorca pudiese enri- 
quecer las ciencias, las letras y la 
historia, con la multitud de obras 
que nos dejó, producto todas ellas 
T. II. 



de su estudio y de su elevado ta- 
lento. Nombrado secretario de la 
provincia y notario apostólico, fué 
mucho lo que trabajó en el arre- 
glo del voluminoso archivo de la 
misma, pues á mas de los índices 
y catálogos razonados, recopiló en 
un libro, todo de su letra, las ta- 
blas y actas capitulares que esta- 
ban sueltas, desde el año 1530. En 
el mismo libro escribió un curioso 
necrológio de los religiosos difuntos 
y délas religiosasclarisas, que com- 
prende desde 1581 hasta 1744, no- 
tando todo lo mas particular y me- 
morable de la vida de cada uno de 
ellos. Después de haber leido un 
curso de teología en el convento de 
Jesús extramuros, le encargó el 
P. Provincial la escuela de retórica 
del de San Francisco de Asis, y 
por segunda vez la cátedra de teo- 
logía del mismo. Tan asidua tarea 
no le privó jamas de escribir y de 
predicar en las principales festivi- 
dades, reuniendo siempre un nu- 
meroso concurso. Cuando por sus 
virtudes, por su saber y por su la- 
boriosidad, sehabia grangeado una 
merecida reputación, y un aprecio 
general, y podía prometerse los 
mas honrosos ascensos en la escala 
de las distinciones y grados de su 
orden; hubo de cumplir el voto que 
hizo á Dios mientras una grave 
enfermedad le tenia á las puertas 
de la muerte. Su cuerpo, aunque 
escesivamente fatigado á causa del 
incesante estudio y del continuo 
trabajo, vióse completamente libre 
de la dolencia, y entonces el P. Oli- 
ver solicita y obtiene patente de 
misionero apostólico, á fin de ocu- 
par el resto de su vida en la con- 
versión de infieles. Emprende su 
viage en febrero de 1751 y desde 
el momento en que llegó al colegio 
de Santa Rosa de Ocaca, distante 
mas de 50 leguas de Lima, se ocu- 
pó asiduamente con fervor y fruto 
del ejercicio de las misiones, di- 
fundiendo por todos aquellos países 
idólatras las luces de su sabiduría, 
4 



olí 



sin dejar, hasta en los ratos de su 
preciso descauso, la pasión que 
tanto le dominaba, estudiar y es- 
cribir. Fundó allí el colegio de Ta- 
rija, en el que fijó su residencia, 
y al levantar la casa y la iglesia 
lo verificó tomando exactamente 
los planos de la del convento de 
Llucbmayor: el corólo hizo igual 
al de San Francisco de Asis, la 
huerta y el claustro délas mismas 
dimensiones délos del de Jesús, y 
el reietorio délas del monasterio de 
Cistercienses extramuros de Pal- 
ma. Incorporado su cole.'^io ala pro- 
vincia de Buenosaires, le fué pre- 
ciso trasladarse al convento de 
aquella capital, en el que, por su 
edad ya decrépita, solo empleaba 
el tiempo escribiendo libros de re- 
ligión, destinados al adelanto de 
las misiones y propagación de la 
fé católica. Ocupó allí el cargo de 
visitador de la tercera orden, cu- 
yos progresos acrecentó notable- 
mente, y falleció con fama de sa- 
bio y santo el dia 31 de mayo de 
1787. Su cadáver fué sepultado 
en un elegante sepulcro de ricos 
mármoles, después de haberle ce- 
lebrado lucidas exequias. Obras 
que escribió: 

I. Las selectas de Cicerón, tra- 
ducidas al castellano. 1 1. 4.*^ Ms. 
Cítalas el P. Bordoy en su Crónica 
y dice este escritor que existían en 
la biblioteca del convento de San 
Francisco de Asis, juntamente con 
las obras de los números ii, iii, iv, 
V, VI, vm, IX, XVII, XVIII y xix. 

II . Los doce libros de la Eneida 
de Virgilio, traducidos del latin 
en verso castellano, 2 t. 4.° Mss. 

IIT. Poesías Hocicas de Q. Ora- 
do Flaco, puestas en verso cas- 
tellano. 1 1 4.° Ms. que compren- 
de ademas las obras de los núme- 
ros IV. y V. 

IV. E2ñg ramas de Marcial, 
2mestos en verso castellano. 

V. Las costumbres de los ni- 
drios, escritas en disticos latinos por 
Miguel Veri, puestas en verso cas- 



26 = olí 

tellano: van á lo itltmo otras mu- 
clias traducciones de varios poe- 
tas latinos. 

VI. Noticias y cosas notahles 
tocantes á los adelantos de mis dis- 
cípulos de retórica, para in.stnic- 
cion de los que en lo sucesivo se 
dediquen al estudio de esta ciencia. 
1 t. 4.° Ms. 

VIL Rethorica institutionis 
epitoma ingratiaMstudiosíejnven- 
tulis gymnasii prasertini licgnUs 
Conventus S. P. N. A'. Franc¡.«-i 
Palnw, á P. Fr. Antonio Olivcr 
Minorita ohserv. ejusdem facul- 
tatis professore, ab auctoribus me- 
lioris noledeproptum, ac pr(pmis- 
sis superiorum licentiis in luceni 
editum. Anno 1746. Pahna apud 
Viduam Guasp. 1 t. 8." de Oí) 
págs. 

VIII. Poesías en latí 
llano y mallorquin, ci>. v 

por el P. Antonio Oliver, reli- 
gioso observante. 1 t. 4.* Ms. Cí- 
talo el P. Bordoy, quien asegura 
que entre estas poesías habia mo» 
de 80 geroglificos muy curiosos, 
con que se adornaban anualmente 
los claustros de su convento el dia 
de la fiesta de S. Buenaventura, y 
los geroglificos y otras poesías 
dedicadas á S. Pedro Regalado 
que para el mismo objeto que las 
anteriores escribió cuando hubo 
de celebrarse la festividad de su 



canonización. 

IX . Certamen ó poema dramá- 
tico en honor de la Inmaculada 
Concepción de María. 1 t. 8." Ms. 

X. Tractatns theologico-prac- 
tico-moralis juxta mentem rectis- 
simarn iV. subtilissimi ptrceccp- 
toris V. P. F. Joannis Duns 
ScJioti. Dispositus studio ac la- 
bore P. Fr. &.C. 1 t. 4.° Ms. ori- 
ginal en la biblioteca de Monte- 
sion. Lo concluyó en el convento 
de Jesús el dia 9 de setiembre de 
1744. 

XI. Traclatíis summulisiicus 
de casibus Ministro generali, vcl 
Provinciali in ordine nostro re- 



olí 



r= 27 =: 



olí 



servatis. Elaboratus á P. Fr. ikc. 
1 t. 4° Ms. orig'inal en la biblio- 
teca de Montesion. Lo acabó de 
escribir eii 26 de abril de 1745. 

XII. Traclatus tJieoIógico- 
2)Táctico-moralis de praceiMs de- 
calogi jíixta mentem rectissimam 
Nostri suhtilissimi praceptoris 
V. P. Fr. Joannis I)uns Schoti 
Poctoris Mariani. Elaboratus á 
P. Fr. &c. 1 1. 4° Ms. orig'inal en 
la biblioteca de Montesion. Á lo úl- 
timo lleva la féclia de 9 de setiem- 
bre de 1743. 

XIII. Vidas y admirables vir- 
tudes de los VV. siervos de Dios 
Fr. Miguel Cañáis, Fr. Juan Pa- 
lou, Fr. Juan Calafát, Fr. Frj/ii- 
cisco Coll, mártir de J . O., Fr. 
Jaime Masanet, Fr. Mateo Sit- 
jar, Fr. Rafael TorreUó y Fr. 
Pedro Ser ver a, religiosos todos de 
la orden sen'ifica. Forman parte 
del tomo que contiene la obra an- 
terior. 

XIV. Vocabulario mallorqiiin, 
castellano y latin. 1 t. fól. Ms. 
existente en la biblioteca de Mon- 
tesion de letra del Dr. D. Pedro 
Cayetano Domenech, qnienlo au- 
mentó. 

XV. Monnmenta SerapJiica 
ordinis minorum observantium 
iSancti Francisci Mnjoricarum 
Provincia prmseriiin ab anuo 1540 
nsque ad anunm 17¿0. 1 t. 4.** 
Ms. muy abultado, orig'inal en 
poder de D. Mig'uel Capdebou. Es- 
ta obra la h-abia escrito antes en 
1 t. fól. de 521 pág-s. sin titulo 
de ninguna clase, que vimos en 
el archivo de S. Francisco de Asis. 
Es trabajo interesante por las mu- 
chas noticias que contiene, escri- 
tas en buen latin, con mucha eru- 
dición, y puestas por orden crono- 
lógico, de modo que forman unos 
anales completos délos observan- 
tes de Mallorca, de la época que 
comprenden. Encuéntranse en esta 
curiosísima obra todos los detalles 
de las fundaciones de conventos, 
las vidas de sus religiosos y reli- 



giosas ilustres en letras y santi- 
dad, sucesos extraordinarios, mi- 
lagros, catálogos y procedencias 
de reliquias, origen é invención 
de varias imágenes, reconocimien- 
to del cuerpo del B. Ramón Lull, 
traslación del de Bartolomé Ca- 
tañy, servicios prestados por los 
observantes en la peste de 1652, 
estincion de la orden de claustra- 
les y privilegios concedidos á su 
sucesora. Este libro es un conjunto 
de interesantes datos para el que 
desee saber cuanto existe relati- 
vamente álos observantes de Ma- 
llorca. 

XVI. Memorial de la provin- 
cia seráfica de las islas Baleares 
d la Santidad de Paulo V supli- 
cándole que se digne expurgar el 
Directorio deFymericIi y mandar 
que se borren las calumnias que se 
estamparon en el mismo contra el 
B. Raymundo Lulio. Va á lo úl- 
timo déla obra anterior en el ejen;- 
plaren fól. Es escrito erudito, apo- 
yado en sólidas razones y en bue- 
nos documentos, siendo sensible 
no recayese, en vista de esta es- 
posicion, una resolución pontifi- 
cia, pues esta no sigue al i¡;emo- 
rial como parecía regular si la hu- 
biese habido. 

XVII. Pláticas dinotas y es- 
'plicacion de los capítulos de la 
Regla de la tercera orden de N. P. 
S. Francisco de Asis. 1 1. ^."^ Ms. 
Lo escribió para uso de los her- 
manos de la misma tercera orden 
residentes en el Perú. 

XVIII. Tratulo instructivo so- 
bre el modo de oir las primeras 
confesiones de los niños con fruto, 
y para instruir á estos en el modo 
de confesarse. 1 t. 8." Ms. 

XIX. Esposicion clara y sen- 
cilla de nuestra Santa Regla. 1 t. 
4.^^ Ms. 

XX. Continuación de la eró- 
nica de los franciscanos de Ma- 
llorca escrita por el P. Andrés 
Noguera. 1 t. 4.° Ms. que terminó 
en 1738. Lo cita el P. Viílafranca 



olí 



= 28 = 



olí 



Kso de las escuelas de primeras 
letras. Palma, impr. do Buena- 
ventura Villalonga, 1836. 8.*" 

VI. Memoria en que se mani- 
fiesta que el hij) de magnificencia 
Olivisb (Antonio). Nació en 'es mui/iHil yprovec/iosoálasocie- 
^ólhv el día 25 de diciembre de dad, leida en 2o de julio de ll'dl en 



en el tomo XIII de sus Miscelá- 
neas Mss. 

836. 



1770 de ü. Pedro Jorge Oliver y 
D."" Bárbara Nadal. Acompañó á 
su tio el limo. Sr. D. Bernardo 
Nadal y Crespí cuando pasó á Ma- 
drid, y allí estudió humanidades: 
cursó luego filosofía en el colegio 
de San Fulgencio de Murcia; los 
derechos natural y de gentes en 
la universidad de Valencia, el ci- 
vil en Orihuela y el canónico en 
Mallorca, recibiendo aquí la borla 
de doctor en ambos derechos el 
dia 4 de junio 1794. Hallándose 
otra vez en Madrid y después de 
haber estudiado la jurispruden- 
cia práctica, se recibió de abo- 
gado de los reales consejos en 18 
de setiembre de 1798. Fué mu- 
chos años secretario de cámara de 
su tio el obispo de Mallorca, y fa- 
lleció en esta ciudad el dia 20 de 
febrero de 1842. Escribió: 

I. El verdadero filosofismo en 
defensa de la religión, que para 
confusión de los liborlinos da á 
luz un filósofo liberal. Palma, 
impr. de Buenaventura Villalon- 
ga, 1813. 4." 

II. Tratado de la Religión útil 
para la instrucción de la juventud 
cristiana. Palma, impr. de Bue- 
naventura Villalonga, 1836. 8.° 
de 99 págs. Hay otra edición de 
la misma impr. y año, también 8." 
de 131 págs. 

III. Silahario practico para el 
uso de lo.s escuelas de primeras 
leíras. Palma, impr. id. 1836 8.° 

IV. Cartilla útil para el uso 
de las escuelas de primeras letras 
y piara instrucción de la juventud 
cristiana. Palma, impr. de Felipe pulos 

Guasp, 1814. 8.° Hay dos edicio- IX. Gramática de la lengua 
nes mas de la misma imprenta 1836 latina, arreglada á la doctrina de 
y 1837 todas en 8.° ^ los autores mas clásicos, con un 

V. Silabario teórico para el tratado de oratoria y otro de los 



la academia matritense de la Con- 
cepción, por su individuo de nú- 
mero D. Antonio Oliver y Nadal. 
Ms. 4.° que nos hizo ver su autor, 
como también las demás obras que 
siguen. 

\ II. Disertación sobre la li- 
bertad con que debe contraerse el 
matrimonio. 1 t. 4." Ms. Es obra 
muy erudita y curiosa, que costa- 
ría á su autor leer muchos libros, 
por los inumerables ejemplos que 
cita de personas de ambos sexos, 
y de calidad muy elevada, que han 
contraído matrimonio con otras 
de esfera humilde, habiendo vi- 
vido felices, con lo que forma la 
primera parte de su silogismo. 
Dice que para referir la s^^rie de 
crímenes y desgracias que han te- 
nido lugar en matrimonios vio- 
lentos, seria necesario llenar mu- 
chos volúmenes, y sin embargo de 
esto, saca á Inés de Castro, cuyo 
suceso nada tiene que ver con la 
opinión que defiende, y deja ol- 
vidados otros muchos que á buen 
seguro la corroborarían; viniendo 
á deducir en consecuencia, lo in- 
dispensable que es á la sociedad que 
una ley proscriba con severas pe- 
nas la oposición k la desigualdad, 
en lo3 matrimonios, al mi.smo tiem- 
po que proclama lo necesaria que 
es al Estado su conservación, en 
los demás casos en que. estas son 
sus palabras, se liace uso de ella. 

VIII. Tratado de las regalias. 
1 t. 4.° Ms. Escribió esta obra en 
1830, siendo catedrático de caño- 
nes, para instrucción de sus discí- 



olí = 29 

tropos de la retórica. 1 t. 4.° Ms. 
Si^ue en esta gramática un mé- 
todo claro y conciso, esplica la 
doctrina que espone por medio de 
notas y apéndices, y á lo último 
añade un suplemento en que trata 
de las edades de la lengua latina, 
de las calendas, nonas é idus y de 
los nombres numerales y números 
romanos. 

X . Historia de la esgrima y de 
los desafíos. Ms. 4.° original en po- 
der nuestro. La escribió en 1837: 
es opúsculo muy erudito, dividido 
en dos partes: L De la esgrima: 
IL De los desafíos. Empieza la 
primera por el origen déla espada, 
que lo encuentra en la época en que 
los escitas la veneraban como ima- 
gen de Marte Se ocupa en la se- 
gunda del tiempo en que fueron 
permitidos los desafios y de las 
causas que mas adelante hicieron 
necesaria su prohibición. 

XI. Carta de un filósofo mo- 
derno á un peripatético. 1 t. 4.° 
Ms. de 97 hojas. Con este título 
escribió en 1803 un tratado bas- 
tante completo de filosofía, dándole 
motivo á ello el plan de conclu- 
siones publicado por D. Juan 
Antonio Picornell y Obispo, mu- 
chas de las cuales eran contrarias 
á la doctrina de Newton y de otros 
filósofos modernos; y el I)r. Oli- 
ver y Nadal provó con razones in- 
contrastables, la falsedad de aque- 
llas conclusiones: vio que el pe- 
ripatético seguía á ciegas, por es- 
píritu de partido, la opinión de 
su maestro, cuando el filósofo de- 
be andar siempre por el camino 
de la verdad, sea quien fuere el 
que se lo trac 3, y con este mo- 
tivo el Dr. Oliver y Nadal le ma- 
nifestó que aunque él era discí- 
pulo de Newton, se aparta de su 
opinión algunas veces, parti- 
cularmente cuando trata de los 
rayos de luz que dan sobre la 
superficie de los cuerpos opacos, 
y sigue la de los cartesianos, por- 
que no reconoce otro maestro 



- OLÍ 

que la verdad, imitando en esto 
á Muschenbrock cuando dice: nn- 
Ilius partes sequor, nisi verita— 
tis. Él Sr. Picornell en 12 de 
enero de 1803 le contestó insis- 
tiendo en su manía de seguir á 
ciegas la doctrina de su maestro, 
y de mantenerse porfiadamente en 
su opinión sin atender á razones. 
Semejante tenacidad movió á su 
competidor á escribir el tratado 
que en forma de carta ledirijió, di- 
solviendo completamente todas sus 
objeciones, y provando hasta la 
evidencia ser cierta la doctrina que 
había espuesto en su primera co- 
municación, que es la que actual- 
mente siguen los filósofos sensa- 
tos y despreocupados. 

837. 

OciVEB (Bartolomé). Natu- 
ral de la villa de Campos é hijo 
de Antonio Oliver y Francisca 
Gazálabradores déla misma. Abra- 
zó el estado religioso, vistió el há- 
bito de mercedario, y profesó en 
el convento de Palma el día 20 
de setiembre de 1637. La crónica 
Ms. del mismo dice que se distin- 
guió en el pulpito por su elocuen- 
cia; que regentó una cátedra de 
teología luliana en la universi- 
dad de Mallorca, de cuya ciencia 
fué doctor, y que por su saber ob- 
tuvo el grado de Presentado de 
justicia. Escribió nn 3íanuale Teo- 
logice LulianíB. 1 í. 4.° Ms. que 
existia en la biblioteca de su con- 
vento. Considerado el P. Oliver 
como poeta, debemos juzgarle por 
tan fluido como pesado é incor- 
recto, si examinamos la única 
producción suya que hemos visto, 
ridicula por el objeto á que la 
dedicó. Describe en ella como tes- 
tigo ocular los autos de fé ce- 
lebrados por la inquisición de Ma- 
llorca á últimos del siglo XVII y 
con el fin de que su poema fuese 
mas fastidioso lo escribió en tres 
codoladas. La primera es la in- 



troduccion, en la que trata del orí- 
gen de los judíos en Mallorca, pon- 
dera sus crímenes y cuenta lo que 
sucedió cuando fueron delatados 
al tribunal del santo oficio, em- 
pleando en esta narración 480 ver- 
sos: la segunda comprende el auto 
de 6 de mayo de 1691 que des- 
cribe, en 307 versos, con todos sus 
pelos y señales: y la tercera, que 
' consta de 108 versos, es una re- 
lación del de 28 de junio del mis- 
mo año. El poeta, al parecer, ya 
que no conocía la virtud de la ca- 
ridad cristiana, como lo prueba 
al enseñarse de un modo furibundo 
contra el projimp, estuvo dotado 
de una modestia muy singular, 
pues ocultando su nombre, lo liace 
tras de un velo tan trasparente que 
únicamente los ciegos podrán dejar 
de descubrirlo en su composición, 
pero los que tenemos vista^ al leer 
la especie de enigma con que ter- 
mina su grande obra, vemos en 
ella estampado el nombre de Bar- 
tolomé Oliver, como lo verán tam- 
bién nuestros lectores en estos 
versos: 

De Campos es natural 

El orador: 

El cual es merexedór 

De ser nombrat, 

Ab noin d' aquell c«corxát, 

Sant de honor. (San Bartolomé). 

Per armas lo Inquisidor 

Te son llinatje: (Rama de olivo) 

Y perqué d' aquesl ¡malje 

Historiar, 

Punt d' honor li va tocar. 

Perqué prcsent 

Sempre esligue al turmenl 

D' esta memoria: 

DcH mos don la santa gloria. 



838. 

€li.i VER (Guillermo). Uno de 
los mallorquines que mas han fi- 
gurado por su opinión liberal, dig- 
no de elogio por su honradez °y 
por lo consecuente que ba sido 



:íO = olí 

siempre manteniéndose en todos 
tiempos al frente del partido pro- 
gresista de Barcelona en donde re- 
sidió bastantes años. Nació en Pal- 
ma de D. Francisco Oliver y I)." Ca- 
talina Salva, el dia 18 d'^e marzo 
de 1775. Á la edad de 4 años quedó 
huérfano de padre, pero no por es- 
to se malogró el risueño porvenir 
de Oliver, porque su buena ma- 
dre, dotada de apreciables circuns- 
tancias, cuidó tan esmeradamente 
de la educación del objeto de sus 
esperanzas, que á los 13 años ya 
habia cursado la gramática latina 
y castellana, las mateméticas y la 
retórica, y ya escribía muy regu- 
larmente en poesía y en prosa. De- 
dicóse después con aprovechamien- 
RO al estudio de la historia sagrada 
y profana, á la cronología y á la 
geografía, á la moral púlilica, á 
la filosofía, ala física esperimental, 
á la química y á las ciencias po- 
líticas, llegando á de.«collar sobre 
todos sus condiscípulos. Y para 
qtie nada faltase al cultivo de su 
talento, llegó á poseer perfectamen- 
te las lengtias latina, alemana, in- 
glesa, italiana y francesa, podien- 
do comprender con el ausilic de 
ellas las escelentes obras escritas en 
estos idiomas. Terminados sus es- 
tudios, sin abandonarla lectura, en 
que empleaba largas vigilias, trató 
de atenderá su porvenir, y paradlo 
se dedicó al comercio, ya emjdean- 
do en negocios los pocos restos que 
recogió de la escasa fortuna de su 
padre, ya emprendiendo viages á 
Francia é Italia. Jos'en de 14 años 
se habia hallado en Marsella y 
presenció la gran revolución de 
178J donde oyó resonar estrepito- 
samente por primera vez la pala- 
bra libertad, que toda su vida llevó 
marcada en la imaginación, y que 
empezó á halagarle cuando fijó su 
residencia en Barcelona con motivo 
de haberle connado sus poderes el 
baylío de Malbrca D. Frey Ni- 
colás de Arraengol y Ram dé Viu, 
para que administrase los bienes 



olí =: 31 

que aquella dignidad de la orden 
de S. Juan poseía en el principado. 
En Cataluña empezó á dedicarse 
á la política y á adquirir entu- 
siasmo por las instituciones li- 
bres, con cuyo motivo se acarreó 
en diferentes épocas disgustos muy 
graves. Ya en 1808 fué nombrado 
vocal de la junta suprema de Tar- 
ragona, en donde residía, y en 
aquella ocasión en que la España 
arrostraba conflictos, vistió y armó 
á sus costas una compañía de za- 
padores. La misma junta le comi- 
sionó para pasar á las baleares en 
busca de ausilios para el primer 
ejército de Cataluña, y á su re- 
g"reso.fué puesto al frente del con- 
sulado del principado, proporcio- 
nando, co'n sus acertadas disposi- 
ciones, la mayor seguridad al co- 
mercio, por medio de la fuerza na- 
val que mantuvo con la aplicación 
del arbitrio consular á aquel ar- 
mamento. Comisionóle igualmente 
para pasar á informar del estado 
de Cataluña á la regencia y á las 
cortes. Entonces fue cuando espuso 
que las instituciones de 1811 y las 
que se incluían en el proyecto de 
constitución política, no eran sufi- 
cientes para la salvación y restau- 
ración de España, esposicion que 
fué muy aplaudida, porque el es- 
píritu de ella era evitar todo em- 
barazo al gobierno para que pu- 
diese obrar con energía y la re- 
presentación nacional tuviese la in- 
cumbencia de preparar y propor- 
cionar los medios que necesitase. 
Prestó otros servicios no menos im- 
portantes, como el de hacer cuan- 
tiosos donativos para atender á la 
penuria del erario, y cuando en 
1811 se perdió Tarragona, fué á 
buscar el refugio de su patria. Al 
llegar á Palma se le dio la noticia 
de que los franceses liabian demo- 
lido su casa de Tarragona y le ha- 
bían causado otros daños muy 
considerables: el consulado de las 
baleares le nombró cónsul para el 
biennio de 1812 v 1^13 v en este 



olí 

tiempo escribió varias memorias 
proponiendo los medios mas segu- 
ros para el incremento del comer- 
cio mallorquín: formó el plano del 
nuevo muelle de Palma, que no 
se ejecutó exactamente con g-rave 
perjuicio del puerto: publicó al- 
gunos discursos sobre economía po- 
lítica, y restablecido, con motivo 
de las circunstancias, á su casa de 
Tarragona, que levantó de nuevo 
desde los cimientc>s, le alcanzó allí 
la época de 1820, en cuyo año fué 
elegido síndico personero y á ins- 
tancia de aquel Ayuntamiento, del 
cabildo eclesiástico y de los gre- 
mios, pasó á Madrid para esponer 
á S. M. los males que Tarragona 
había esperímentado. En las cor- 
tes que se convocaron aquel año fué 
nombrado diputado para represen- 
tar aquella provincia, siendo no- 
tables los discursos que pronunció, 
particularmente los que tratan de 
la construcción de canales en Ur- 
gel y en Lérida. Allí hizo lucir sus 
conocimientos en los ramos de ad- 
ministración, presentando proyec- 
tos muy vastos para las reformas: 
escribió mucho sobre aranceles, 
con cuyo motivo se le llamaba el 
arancelísta: propuso varios, repr i- 
miendo el comercio clandestino y 
pasivo, y dirigiendo el activo é 
interior. Terminada la legislatura, 
regresó á Tarragona y en 1823 fué 
nombrado regidor del ayuntamien- 
to, pero sirvió muy poco este cargo, 
porque abolida la constitución va- 
rió la forma de los cuerpos muni- 
cipales, y Oliver hubo de emigrar 
para librarse de una cruel persecu- 
ción, sin volver á Tarragona hasta 
1824 en que se le nombró vice 
cónsul de Ñapóles en aquella ca- 
pital. Dos años después sus inte- 
reses le precisaron á fijar su do- 
micilio en Barcelona, y en el de 
1827 emprendió un viage por toda 
Francia y Suiza, con el objeto de 
estudiar las fabricaciones de aguar- 
diente y jabón, á fin de perfeccio- 
nar los varios aparatos de estas in- 



OU =32= O" 

. • n,i„i„ni flcsde allí conducirle á Mallorca, 

dusfrias que ya tenm en C, alum. ^eade ^ii ^^^^.^.^ ,,^^ 

A su regreso escribió, P"» n» ^" ^^^ ,.^,i„5 esposicUes 4 

truccion de sus hijos, uu ratado ^^^a Jbernadora; pe™ averi- 

de historia natural, A la que ^»- J^^'™ t' ¿ j conocida su 

•^V^rt^^T^oZ^ f„rc?ncia,coLiguiJ.olveralse„o 

r„''ltluÍ?¿s!":otrel cUio q^.e ¿e - ^t^^ ai^taf „td; 

es necesario se dé en hacienda ™<^J«™f ™ ji„„,, padecimientos 

sobre los códigos que deben for- que sus co u i p 

mar las cortes para el arreglo y 6»'™;'^^ l'\'|^^'"Í )„, ¿ie. dias de 

baenrégmendelajusticia y o- «f ^t° ^^/^ Barcelona, donde le 

bre e apoyo que "«^«^^ ^ Jf' "" ^"^ , "recibido sus numerosos ami- 

sasde comercio. Ocupado en tan ^^^V^ U^Ííkí.^ v dio á lu^- 

y Oliver que hasta entonces liabia 
hecho una vida bastante oscura, 
volvió á fie-urar en política. Ocur- .. - . _ 
re el pronunciamiento de 1835, se Tarragona unnr. ^e Agustm Ro- 
le nombra vocal de la unta gu- ca, 1811. 4.° de 38 págs. 
bernaüva de Barcelona, v en el II. ConteHacion ala saíis/ac- 
seno de ella trabajó infatigable- don prevé nti va jue de suproce- 
mente para procurar el término der ofreció D. Antonio ElolaJn- 
de la guerra fratricida. La socie- tendente de Murcia en, comisión 



Oliver presentó á la junta supe- 
rior de Cataluña, de su comisión 
a Cádiz, en diciembre de 1810. 



dad económica de Barcelona le ins- 
cribe en el número de sus indi- 
viduos, y presenta á la misma al- 
gunas memorias que tenia escritas, 
después de serios y detenidos es- 



é interino que h a sido de este ejer- 
cito y Reino, alJiJxelentisimo Sr. 
marques de Conpigny capitán ge- 
neral de los ynismos: al digno co- 
mercio y al respetable público con 



tudios acerca el perfeccionamiento fecha del 24 de octubre publicada 



de varios ramos de agricultura y 
artes que tanto lo necesitaban en 
aquel pais. En 1837 fué elegido 
alcalde de primer voto del ayunta- 
miento de Barcelona, cargo que le 
proporcionó el gusto de promover 
y llevar á cabo la abertura de una 
nueva calle que lleva el nombre de 
la Union y de hacer otras mejo- 
ras para el embeirecimiento de 
aquella capital. El suponerse, sin 
pruebas ni otro género de funda- 
mento, como diceD. JuanSatorra, 
de quien hemos tomado estas no- 
ticias, que Oliver estaba compro- 
metido en un próximo alzamiento 
de Cataluña, dio motivo al capi- 
tán general del principado para 



en el diario de Palma del 16 de 
noviembre actual, por D. Ouiller- 
mo OUv?r &c. Palma, impr. de 
Miguel Domingo, 1812. 4." de 
32 págs. 

III. Memorias económico-po- 
liticas escritas en ditersas épocas 
y con diferentes motivos para la 
prosperidad de EspaTia. Tarra- 
gona, impr. de Miguel Puigrubí, 
1820. 4.° de 112 págs. Se im- 
primieron á beneficio del hospital. 

IV. Testimonio de verdad, gra- 
titícd y confianza, que en obsequio 
de estas prendías consigna á la 
memoria de los honrados Barce- 
loneses, su alcalde primero Cons- 
titucional Guillermo Oliver. Pal- 



ponerle preso en la Oiudadeía y ma, impr. nacional regentada por 



olí 



r=: 33 = 



olí 



D. Juan Guasp, 1837, 4." de 16 
págs. Hay otra edición de Barce- 
lona impr. de Francisco Sánchez, 
1841. 8.*^ 

V. Recurso de queja viterpues- 
to ante S, M. la Reina Goberna- 
dora contra el gefe folitico de Bar- 
celona D. José María Camhronero. 
Paljna, impr. de Gelabert y Vi- 
llalonga socios, 1839. 4.° Hay otra 
edición de Barcelona impr. de Sán- 
chez, 1841. 8.'^ 

839. 

Oliver (Joaquín). Médico 
mallorquin del siglo XVIII, natu- 
ral de Felanitx, escritor de su fa- 
cultad, y autor de una Diserta- 
ción en defensa de la Impugna- 
ción, del Dr. José Ferrer. 



840. 

OlilVEB (Juan). Religioso ob- 
servante del convento de S. Fran- 
cisco de Asís de la ciudad de Pal- 
ma, floreció á mediados del siglo 
XVIII y fué autor, según el P. Vi- 
llafranca, de una Crónica de los 
conventos de menores de Mallorca 
Ms. Creemos que el docto capu- 
chino equivoca al P. Juan üliver, 
con el P. Antonio, de quien he- 
mos hablado en la pág. 25 de este 
tomo, pues los cronistas observan- 
tes nada dicen de la crónica del 
P. Juan, ni menos se tiene no- 
ticia de ella, cuando la del P. An- 
tonio la vemos citada por el mis- 
mo Villafianca en varios pasages 
desús misceláneas, como continua- 
ción de otra escrita anteriormente. 
El Necrologio de los observantes 
no hace mención de ningún Juan 
Oliver escritor. 

841. 

Oliver (Juan). El Dr. Bar- 
beri asegura que escribió de his- 
toria de España, del principio de 
T. II. 



sus reyes y de las cosas mas no- 
tables de ellos, hasta la entrada 
de los reyes godos. En el Certa- 
men oratorio-poético celebrado por 
los alumnos de retórica del cole- 
gio de Montesion, é impreso en 
esta ciudad por la viuda Frau, 
1753. 4.^ se inserto de Juan Oli- 
ver un Epos con este titulo: Vic- 
tricis Deipara triunphus siip tipo 
triunplianlisjuditlmadumljrat'us. 



842. 

OiiiTER (Juan). Nació en Fe- 
lanitx el dia 28 de marzo de 1731 
de 1). Bartolomé Oliver y D.^ An- 
tonia Rosselló. Sus primeros estu- 
dios los hizo en su patria: cursó la 
gramática en Manacor con los PP. 
dominicos y la filosofía en Palma, 
con el P. Tomas Ripoll, de la mis- 
ma religión, sosteniendo conclu- 
siones públicas de toda esta cien- 
cia el dia 3 de junio de 1748 eu 
la Iglesia del real convento de 
Sto. Domingo. En los estudios de 
este cursó también los cuatro años 
de teología escolástica y moral. 
Abrazó el estado eclesiástico, y 
como era muy inteligente y hábil 
en el canto gregoriano ó solfa pla- 
na, en 1754 ganó, por oposición, 
un beneficio de primiciario en esta 
catedral, y se ordenó de sacerdote 
en 20 de diciembre de 1755. Tras- 
ladó otra vez su residencia en Fe- 
lanitx con motivo de haber obte- 
nido en 1762 otro beneficio en la 
parroquial iglesia de a [uella villa: 
fué uno de los que tomaron parte 
en los escándalos y alborotos de Ra- 
món LuU, con cuyo motivo el obis- 
po Guerra en 1777 le recogió las li- 
cencias de predicar y confesar, que 
cuatro años después le devolvió el 
Sr. Rubio. Dedicóse desde muy jo- 
ven á la Gnomonica, hizo muchos 
relojes solares y lunares en Palma, 
Buñola, Inca, Manacor, Felanitx 
y Santañy, que le salieron exac- 
tísimos, y falleció en la villa donde 

5 



olí 



= 34 = 



OLÍ 



liabia nacido, el dia 19 de setiem- 
bre de 1799. Escribió: 

I . Bi'cif. esplicació y descripció 
de la gcnecblogia de la, posesió Son 
Oliver, antif/amenl lSo)i Heréu, 
del terma delaj^resent vil a de Fe- 
lanitx, aJwnt se teiirá y notará 
ab tota claretat, saUim la linea 
recta de los poseJiidors de la ona- 
texa desde lo añy 1408. 1 t. fól. 
rnarquillaMs., de escelente letra, 
adornado con muchos árboles g"e- 
nealügicos primorosamente ejecu- 
tados, original en poder del señor 
Probens. Concluyó esta obra en 
28 de enero de Í764: es curiosí- 
sima en su clase, y costaría á su 
autor mucho trabajo para exami- 
nar los inumerables documentos 
antiguos que le sirvieron para es- 
cribirla. Empieza la genealogía de 
su familia en Bononato Oliver que 
vivia en 1359: cita muchos docu- 
mentos de todas clases que la com- 
prueban, y de cada uno de los in- 
dividuos de ella espone los ser- 
vicios, empleos, cargos públicos 
y fecha de su muerte. 

IL Manual de reloxes y si/s 
reglas mas fáciles y regalares para 
su formación. Se trata de los 
mas usuales y provechosos como 
son orizontales, verticales, latera- 
les, declinantes , inclinantes, ba- 
bilónicos, esféricos , 'portátiles , so- 
lares y nocturnos, con los quales 
se pueden formar de otras mane- 
ras. Compuesto por el licenciado 
Juan Oliver Pro. de la villa de 
Felanitx á los 27 dias del mes de 
octubre del año del Señor 1757. 
1 t. 4.° Ms. con inmensidad de 
planos, fig-uras y dibujos bien eje- 
cutados, original en poder del 
Sr. Prohens. 

III. Calendari perpetuo. 1 t. 
4.nis. id. id. Lo escribió en 1771 
y tiene las licencias para su impre- 
sión. 

843. 

Om VKB (Miguel) . Monge car- 
tujo, prior del monasterio de Je- 



sús Nazareno de la villa de Vnll- 
demosa, desde el año 1505 hasta 
el de 1526, en cuyo periodo tra- 
bajó infatigablemente ])arala prcs- 
peridad del mismo. Falleció en 
1533. Según Gerónimo Pont Dez- 
mur, en sus comentarios á los \'a- 
ticinios de Mogoda, el V. Oliver 
escribió un libro que trataba de la 
Gemianía de Mallorca. Lo vio el 
espresado Pont, quien dice qno 
siendo su autor hijo de menes- 
trales, pudo entrar en Palma 
con mucha facilidad al venir del 
continente en 1521 y desembarcó 
en las illetas, encontrando la po- 
blación alborotada, con cuyo mo- 
tivo se hizo cargo de varios por- 
menores que le sirvieron para es- 
cribir 6u obra, pero por ser reli- 
gioso, los agermanados le persi- 
guieron gritando muirá lo mal 
frare y le fué preciso ir á buscar 
el refugio de sn monasterio en el 
que escribió el libro, ciiya pérdida 
nos priva de saber muchos suce- 
sos de aquella época que tal vez 
no se encuentren en otra parte. 

844. 

OriYKR (Peduo .Titán). Monje 
cartujo del siglo XVIII, natural 
de Palma, que residió siempre en 
el monasterio de Jesús Nazareno 
de Valldemosa. en el que falle- 
ció el dia 26 do julio de 1736. Es- 
cribió: 

I. Floralia Mariana: itinera- 
rium misticvm, quo mulier, capul 
serpentis contritura, é paradiso 
veniensperviam sanctarum scrip- 
turarnm., variis afínela figurís, 
tándem, in mundo prodit. Poema 
sacrum quatuor libris compre- 
hensum. Oui aniiectitur canticum 
graduum: quibus in mundo posita 
ascendit de virtute in virtutem, 
quonscpte videret Deum Deoríim 
in Síon. Troparia pro cántico an- 
gelorum, (¿uo in ceUsti patria ejus 
gloria í)erpetu o celebratur. 1 1. 4.° 
Ms., muy abultado, cuyo original 



olí 



- 35 " 



olí 



nos lia facilitado nuestro amigo 
1). Donato María Montaner y Bau- 
za. La obra consta de 35.230 ver- 
sos: precede un ArgumenUim to~ 
tiUrS operis, escrito en prosa: el 



Liher pHmus, empieza, como to- 
dos los demás con un prologo tam- 
bién en prosa, en el que mani- 
fiesta su argumento. Principia el 
primer canto con estos versos: 



Ylle cgo qui sylvas grcssu spatiatus amaro, 

A.C spiriis, tribulisqiic pedes remoraUís acutis, 
Florcntis proTugus paradísi; el gaudia perdcns, 

Acsidius E\ffi lacrymis, gemiluquc giavandus, 
Urgeor infelix, Adami angoribus actus; 

Jam nunc la;ta canam: perfunderc pccíora dulci 
Laitilia fraclos ánimos, discrimine longo 

Melioribus ut poté forlis excitus ofliciis 
E\hilarave dalur: recréala mente faccssit 

Nunc post liminio nobis redeunlc salutc, 
Sacrato, placidoque diem modulamine, ca}lu 

Duccrc Piciidum: siquidcm nunc omnia plandunt, 
El rcdeuiit animis felicia sécula míestr. 



ojIL Nomenclátor Marianum: 
Ms. que forma parte del citado 
tomo, como igualmente los demás 
opúsculos que siguen. 

in . Canon . tSaluiatio ad Sanc- 
tissimam Deiparam. Opiis piisimi 
Imperatoris Domini Teodori Las- 
curis. Ms. Es un examen de la re- 
ferida obra, empezando por la ode 
I y concluyendo en la IX. 

IV. Troparia et Stichera. Ms. 

845. 

Olivehr (Pedro Onofre). Pres- 
bítero doctor teólogo, cuyo grado 
recibió en la universidad de Va- 
lencia. Tuvo por maestro al P. Lo- 
renzo Malterit dominico, varón no- 
table por su varia erudición y doc- 
trina: fué cura párroco de la igle- 
vsia de San Miguel: cultivó la poe- 
sía latina, como puede verse por 
las com]X)siciones en este idioma 
que van al frente de la Historia del 
I>r. Binimelis en elogio de la mis-, 
ma y de su autor. Escribió, en 
unión del Dr. Rafael Alberti, ca- 
nónigo: 

Manuale Sacramentorum jussu 
illustrissimi Joannis Vich et 
Manrique Episcopi Majorkcn. 
annuante synodali conventu. Per 
Eaphaelem ÁlhrtínuM Oxmom- 



cum et Petrum OnopJmum OH-, 
Terium-, ecchsice Sancti Michaelis 
Peclorem, in sacra theologia ma-^ 
gistros, correctnm ei exp^olitum. 
JUajorice apud Qahrlehm Guasp 
anno IGOl. 1 t. 4.^* de 584 págs^ 
sin contar los preliminares y el ín- 
dice. En la portada hay el escudo 
de armas del obispo Vich y Man- 
rique. 

846, 

OLiVEn (Ra-fael). Presbítero 
beneficiado en la santa iglesia Ca- 
tedral: 

I. Discurs biieressant per sa» 
mares, per sas fias y per tots els 
jo'ces y veys que van de casar ó es- 
tan enamorats sia de lo qne sia. 
Escrit per Don Rafel OUver, 
Pre. natural de la mía d' A Igai-, 
da. Palma impr, de la viuda de^ 
Villalonga 1860. 4.^ de 25 págs 
El Sr. Obispo de Mallorca en 
carta pastoral de 3 de octubre de 
1860, que se publicó impresa en 
todas las iglasias de esta isla, pro- 
hibió la lectura de este folleto por 
contener «espresiones mal sonan- 
tes, injuriosas, inecsatas, perni-. 
ciosas y ofensivas á los oidos pia- 
dosos» y en su consecuencia mandó 
recojer todos los ejeinplar^w|)/; oí, 



olí 



=z Sñ = 



olí 



II. Miserias Jív.wanas. Folle- 
to primer. Per correigir ais qni 
malament creuen ó fan creurer, 
que son hornos de he carta cabal; 
y e% son emitjas y encare. Escrit 
per Don Rafel Olixer Pre. natu- 
ral de la mía d' Algaida. Palma 
impr. de la viuda de Villalcnga, 
1860. 4.° de 24 págs. 

III. Miserias humarías. Fo- 
lleto segon. Per distingir sas com- 
pras y 'ventas moráis de sas pi- 
Ilardas y altras cosas. Escrit per 
Don Pafcl Oliver Pre. natural de 
¡avila d' Algaida. Palma, impr. 
de la viuda de Villalonga, 1861. 
4.° de 24 págs. 

IV. 3íiserias linraanas de tot 
T añ ó trempons, emir olí s y ma- 
tntas de tots els sitglesperfer adú- 
car ets v.ys d uns; y ferlos hadar 
an ets altres. Escrit per Don Ra- 
fel Oliver Pre. natural de la fila 
d' Algaida. Palma, impr, de la 
viuda de Villalonga, 1861. 4.° de 
8 págs. 

V. Miserias humanas. Folle- 
to tercer. Per dar d conexer ets 
errórs socials, civils, economics y 
politics, que manteiien y manten- 
drán sempre en desorde á totas 
sas societats . Escrit per Don Ra- 
fel Oliver Pre. natural de la vila 
d' Algaida. Palma, impr. de la 
viuda de Villalonga 1862. 4.° de 
24 págs. 

Oliveb (Reginaldo). Nació 
en Felanitx el dia 21 de octubre 
de 1573 de Tomas Oliver y de Si- 
mona Oliver. Abrazó el estado re- 
ligioso, vistiendo el hábito domi- 
nico en el convento de Palma, y 
al^ profesar solemnemente en el 
mismo, dejó el nombre de Pedro, 
que se le habia impuesto en ei 
bautismo, y tomó el de Reginaldo. 
El Sr. Xiraeno en su Biblioteca de 
escritores valencianos, tomo I pá- 
gina 359 le continua como hijo 
de aquel pais y por esta razón he- 



mos creido oportuno copiar la par- 
tida de su recepción de hábito y de 
su profesión, según se lee en rl 
folio 53 B. del Libro original que 
existia en el archivo de los domi- 
nicos de Palma y hoy en poder de 
un amigo nuestro. Dice así: «Die 
nona januarii 1589 intravit ordi- 
nem Fr. Reginaldus Oliver, Ínsula 
Majoricarum atque villa3 de Fe- 
lanigii, fuit receptus ad habitum 
á R. P. Fr. Antonio Reus priori 
hujus conventus Sancti Dominici 
civitatis Majo, ab eodem P. Priore 
ad professionera 29 Januarii 1590.» 
Fué el P. Oliver por espacio de 
muchos años lector de artes y teo- 
logía en el eí^presado convento de 
Palma: obtuvo el grado de maes- 
tro y predicador general; y electo 
prior del convento del Pilar de Va- 
lencia, pasó allí para desempeñar 
este cargo: lo fué también del de 
San Onofre, á legua y media do 
aquella ciudad, y murió en él en 22 
de marzo de 1649. Escribió: 

Rosario de la Hoherana VÍ7yen 
N. S. con I as indulgencias, y pri- 
vilegios concedidos á su cofradía. 
Añádese una breve esplicacion del 
Pater noster, y A ue María, ora- 
ción mental, y práctica de la con- 
fession y co7nunion. Por Fr. Re- 
ginaldo Olirer Maestro en. A'. 
Teolog. de la orden de Predicado- 
res. A este título sigue un gra- 
bado en boj de la Virgen del Ro- 
sario, y luego: Con licencia. En 
Valencia por Claudio Mace. Año 
1647. 1 t. 8." de 8-166 hojas y un 
índice sin foliación. La segunda 
parte de este libro, que es la que 
trata délas indulgencias, ya la ha- 
bia dado á la prensa el P. Oliver 
dos veces distintas, muchos años 
antes, como el mismo lo asegura 
en el prólogo. ;^'i 

848. 

Oliveb (Sebastian). Fué su 

patria la villa de Campos y sus 
I^adres Sebastian y Apolonia Oli- 



olí 

ver, ambos de familia solariega. 
Vistió el santo hábito de religioso 
mínimo, profesó en el convento de 
Palma el dia 19 de setiembre de 
1677 y concluidos los estudios le 
confió la orden el cargo de lector 
de filosofía y sucesivamente de teo- 
logía. Sus talentos le merecieron 
también el que se le nombrase 
examinador sinodal de este obis- 
pado, consultor y calificador del 
santo oficio y Padre de Provincia. 
Fué tan laborioso que tuvo siem- 
pre un odio á la ociosidad y de- 
clamaba contra ella: ejerció con 
un aplauso gejieral el ministerio 
de la predica¿ion, y falleció en 
esta ciudad, habiendo sido provin- 
cial de los mínimos de esta isla, 
el dia 28 de agosto de 1722. Es- 
cribió: 

Ejercicio de confesores y escru- 
tinio de penitentes en modo de dia- 
logo. Tomo I en el qual se ejer- 
cita el confesor en escudriñar al 
penitente. Obrad juicio de muchos 
utilisima para los ministros del 
Sacramento de la penitencia. 4 t. 
en 4.** El I Palma, impr. del real 
convento de Sto. Domingo, 1705. 
de 615 págs. sin contar los pre- 
liminares. Va dedicado á la Vir- 
gen de la Soledad, cuya imagen 
lleva la portada. Tomo II. Palma, 
impr. de Miguel Capó, 1708, de 
699 págs. sin los preliminares. Va 
dedicado á S. Francisco de Paula, 
y lleva en la portada un grabado 
de este santo. Tomo III. Palma, 
impr. id. 1709 de 573 págs. de- 
dicado á Sto. Tomás de Aquino, 
con una estampa en la portada. 
Tomo IV en el qítal se ejercita el 
confesor y penitente en escudriñar 
sus obras morales en orden a los 
sacramentos del baptismo, confir- 
mación y sacrosanta Eucaristía. 
En el qual po7iénse diferentes y 'ca- 
rias reglas jmra que el ordenante 
en tal oficio y el penitente expur- 
gado hagan sus satisfacciones en 
orden á Dios. Palma, impr. de 
Miguel Capó, 1716, de 618 págs. 



37 = olí 

sin los preliminares. Va dedicado 
á Sta. Teresa de Jesús. Esta obra 
fué muy elogiada mientras vivió 
su autor, pero después de su muer- 
te se mandaron tachar, de orden 
de la inquisición, varias espresio- 
nes que se leen ella, con cuyo mo- 
tivo se la incluyó en el hxpur- 
gatorio del año 1747 pág. 1002. 

849. 

•idíijon 
OL.1VEB (Vicente María). Re- ■ 
ligioso mercedario del convento 
de Palma. — La secuencia de la 
mÁsa del Corpus Lauda Sion Sal- 
vatorem explicada en tres versio- 
nes parafrásticas de diferente me- 
tro ¿^ard los fieles devotos que no 
entienden el latín. Palma, impr. 
de Salvador Savall, 1813. 8.° Hay 
otra edición de la misma impr. 
1817, también en 8." de 24 págs. 

850. 

O1.IVEB Y FuiiiiAWA (Nico- 
lás). Nació en Palma, y fué bau- 
tizado en la Catedral el dia 12 dé' 
abril de 1623, siendo sus padres 
D. -Nicolás Fullana y Oliver, doc- 
tor en ambos derechos, y D.^ Ca- 
talina Seguí. Mut y otros escri- 
tores citan á D. Nicolás dándole 
el apellido I^ullana que era el de 
sus abuelos paternos, pero él em- 
pezó á usar el de Oliver, antepo- 
niéndole al suyo propio, á causa 
de haberle impuesto este grava- 
men D. Juan Oliver Pro., hijo de 
D. Pedro y hermano de su abuela 
paterna D.^ Antonia Oliver, cuan- 
do en 1." de octubre de 1599 otor- 
gó testamento en poder de Pedro 
Juan Oliver Not., en el que fundó 
fideicomiso perpetuo con la espre- 
sada obligación, esto es, de haber 
d« usar el nombre y las armas del 
vinculador, todo sucesor á su vín- 
culo; y habiendo sido I). Nicolás 
el segundo varón agnado que en- 
tró en el goze de los bienes vin- 
culados, por falleciraiento de su 



olí 



r= 38 = olí 

Imbo V militar, para una prelacia, 1© 



padre, que fué el primero; 



Lí;;- ^ZS^aeXr 0^! traaos, .jen f^^^^ 

E^á irespresada vinculación lo mas mínimo la .n mm amistad 
erin un cortSo en el pU de .S'ant que siempre profeso 4 1). \ icento 
/™áí Uamldo aun kn Oliver, Mut, P"es fué.uno de los panefci_- 

que se subdividió mas adelante, 
formándose otro conocido con el 
nombre de ,S!o7i Fiollana, y una 
casa en el Bor7i de Sta. Clara, en 
la que nació D. Nicolás. Estos in- 
muebles, puestos en 1654 á con- 
curso de acreedores, se vendieron 
por orden de los tribunales. Nos 
fiemos detenido en el examen de 
estas noticias con el objeto de evi- 
tar confusiones á nuestros lectores 
cuando encuentren citado al escri- 
tor de quien nos ocupamos bajo 
los dos nombres con que es cono- 
cido, pudiendo creer que son dos 
diferentes, no siendo mas que uno. 
Después que D. Nicolás Oliver y 
Fullana hubo cursado en su pa- 
tria los estudios de humanidades 
y filosofía con los PP. Jesuítas del 
colegio de Montesion, pasó, no sa- 
bemos á que punto, para dedicarse 
á la jurisprudencia con el insigue 
Medrano, como el mismo lo es- 
cribe, y obtuvo la borla de doctor 
en esta facultad. Fué Oliver uno 

^ de los competidores de D. Vicente 

* Mut en el empleo de sargento ma- 
yor de esta plaza de Palma, pues 
siendo capitán de infantería desde 
1641 en que al frente de una com- 
pañía de mallorquines pasó al socor- 
ro de Cataluña, donde sirvió ocho 



años agregado al tercio del maese 
de Campo D. Pedro de Santacilia y 
Pax, deseaba á su regreso obte- 
ner la sargentía mayor que se con- 
firió á Mut, siendo únicamente abo- 
gado, sin que jamas hubiese es- 
tado inscrito en la milicia, como 
así lo aseguraba Oliver. Entonces 
este se dirigió á S. M. solici- 
tando un obispado y estrañando 
el rey la petición de un geógrafo 



ristas de su Historia de Mal larca, 
como puede verse en el siguiente 
epigrama, impreso al frente de la 
mis'ina, aunque cou la compara- 
ción de la desgraciada mano de 
Mucio Scevola con la felicidad de 
la pluma de Mut, parece insinúa 
alo-o de la (|ueja-;áe que liemos 
ha%la<]-: 

Mulins KiiUM 11,11 Miticns ücciilcro Ucgcm, 

Falliliir, el ixriias dal sua dc-xlra focis: 
Mulius Kuriccm rcvocal de runiliic L( Ihcs 

Incnlumcn,ralmam cumsua dv\lra tenrl; 
Fortunato manns, non tanta* lanilis abcrrat 

Sorlctn, non foculis cingiíata fuit,- 
Dal fortiinalusfclicia numina vindcx, 

Cui cedunl Tasces, purpura, bella, loga;. 

Los talentos y servicioB de Oli^ 
ver y EuUana le merecieron el 
empleo de sargento mayor do S. M . 
en la corte de Bruselas, capital del 
ducado de Bravante, en los Países- 
Bajos, destino queya desem]:)eñaba 
en 1649, y por este mismo tiempo 
le nombró el rey su consejero, cos- 
mógrafo y cronista. De un instru- 
mento recibido por Sebastian Eer- 
ragut Not. en 18 de febrero de 
1652 consta que en el año de 1640 
contrajo matrimonio con D." Ca- 
talina Barceló Nebót, natural de 
la villa de Porreras, la (jue al pa- 
recer no siguió á su marido en el 
viage á Bruselas pues hemos visto 
documentos que prueban su resi- 
dencia en esta ci: dad en 1665. Igno- 
ramos la fecha y lugar de la muer- 
te de D. Nicolás, pero sabemos 
que vivía aun "en 1692 en Bruse- 
las. Hé aquí las obras suyas que 
han llegado á noticia nue.stra: 

J. ,■ Triunfo delTihSÓn, celebra- 
do en Briíselas 4 23 d". abril de 



olí 



39 - 



olí 



1679. Bruselas, sin año ni nom- 
bre del impresor, 4.° ^vívL*^v. 

II. Ilustración filosófica, láa- 
tbr'ica y astrológica del meteoro de 
tres soles observado por los nave- 
ganles en el canal de Inglaterra 
entre Dúlres y Gales d siete ho- 
ras de la mañana del 28 te marzo 
de 1684-. Bruselas, sin año ni nom- 
bre del impresor, 1 t. 4.° 

III. La nobleza acreditada en 
la veneración del SS'mo. Sacra- 
mento del altar. Bruselas, impr. 
de Martin Bossuyt 1685. 4.° 

IV. Discurso panegírico de la 
caza, con motivo de haber enco7i- 
trado el Rey D. Carlos II al 
iSSmo. Sacramento que se llevaba 
por viático á un enfermo el día 
20 de enero de 1685. Bruselas, 
impr. de Martin Bossuyt 1685. 4.° 
Sobre este mismo suceso escribió 
el P. José Pardo de la Casta car- 
melita, hermano del marques de 
laCastavirey de Mallorca: Plausi- 
bles elogios que tí la católica mages- 
tad de Ciirlos II y d la Real Casa 
de Austria mas eyisalzan en el mis- 
terioso acaso de encontrar d Cristo 
sacramentado que iva por viático 
á la, casa de un pobre hortelano. 
Mallorca, 1688.4.° Si se compara 
este opúsculo con el de Oliver y 
Fullana se verá que al P. la Casta 
no le fué indiferente, antes muy 
provechosa su lectura, para calcar 
en su escrito lo que habia bebido 
en aquella fuente. 

V. Ilustración del número 
quinto en las grandezas anuncia- 
das con el victorioso nombre Car- 
los, por ser el cumplimiento de los 
25 años de S. j\f. proponiendo ilus- 
trisimos y dichosisimos ejempla- 
res de Principes que lo han ilus- 
trado, sien'fo el número vigésimo 
quinto quadrado de la raíz cinco. 
Esta obra la cita su autor como 
impresa en la del nüm. XIV. 

VI. Siete refiexiones histórico- 
poUticas de la navegación y co- 
mercio, presentadas en 1686 al 
margenes de Qastaüaga Capitán 



General de los Paises-Bajos. Bru- 
selas, impr. de Martin Bossuyt, sin 
año 4." 

VIL Colación espiritual de 
veinte y seis frutos sagrados, sa- 
zonados, selectos y admirables del 
augustísimo árbol genealógico de 
S. M. Bruselas, impr. de Martin 
Bossuyt, 1687. 4.° Escribió este 
discurso para solemnizar el cum- 
plimiento de la edad de 26 años 
del Rey D. Carlos II. 

VIII. Recojñlacion histórica de 
los Reyes, guerras, tumultos y 
rebeliones de U7igria desde su po- 
blación por los Ilunnos hasta el 
año p^resente 1687 espacio de mas 
de mil y diLcientos. Resumida en es- 
tilo breve, claro y comprehensivo, 
de autores graves , antiguos y mo- 
dernos, Relaciones antiguas y ver- 
daderas. Ilustrada con la descrip- 
ción de Ungria, Reynos y pro- 
vincias dependientes adjacentes y 
annexas, y con digressiones sucin- 
tas, concernientes al assunto , con- 
temporáneas á los successos ó con- 
venientes para su inteligencia. De- 
dicada al Exmo. Sr. D. Juan 
Manuel Diego López de Zuñiga y 
Giizman, Sotomayor y Mendoza, 
Duque Duque de Dejar. Para fú- 
nebre monumento del Exmo . Sr. D. 
Mamtel Diego López de Zuñiga y 
Guzman, Sotomayor y Mendoza 
Duque Duque de Dejar, su padre, 
muerto gloriosamente en el memo- 
rable sitio de Duda. Por el Sar- 
gento mayor D. Nicolás de Oliver 
y Fullana, Cosmographo de S. M. 
Católica. Colonia, impr. de Balta- 
sar ab Egmont 1687. 1 t. 4.° de 
253 págs, sin los preliminares. Es 
obra muy erudita, escrita con in- 
teligencia y estilo propio de his- 
toria. Divídela en tres libros, á 
mas de la introducción. Esta es 
una descripción muy breve del 
reino de Ungria y provincias ad- 
jacentes' Transilvania, Valaquia y 
Moldavia. El libro I trata de los 
sucesos que tuvieron lugar hasta 
el reinado de Fernando I con los 



olí 



motivos y principios de los Tur- 
cos y guerras continuadas cerca 
de trescientos años. El libro II 
comprende las guerras, disenciones 
y tumultos de Ungría desde la co- 
ronación del Rey D. Fernando 
de Austria, después emperador pri- 
mero del nombre, hasta el empe- 
rador y rey Leopoldo I. Habla por 
insidencia de las guerras de Ca- 
taluña, en las que dice que había 
servido, y elogia altamente á su 
maese de campo D. Pedro de San- 
tacilia y Pax. Y el libro- III y úl- 
timo comprende las guerras, con- 
juraciones y rebeliones de Ungría 
durante el reinado del emperador 
y rey D. Leopoldo I hasta el año 
1687. En la dedicatoria se leen no- 
ticias muy curiosas acerca la ge- 
nealogía del Duque de Bejar y sus 
Lechos heroicos. 

IX. Epigrama 2}aneglrico, 
ilustrado con erudición histórica 
y mitológica, descripción Ireve del 
Occéano, noticias genealógicas, y 
olservacion curiosa del nombre 
Alejandro, que presenta al Sernio. 
Sr. Alejandro Farnese, Principe 
de Parma, en regocijado aplau- 
so de su feliz llegada á Ma- 
drid, el Sargento mayor D. Ni- 
colás de Oliner y Fullana, cos- 
mographo de S. M. Bruselas, sin 
nombre del impresor, 1688. fól. 

X. El triángulo perfecto, dis- 
curso mathematico, filosófico y po.- 
negirico, presentado d S. M. con 
motivo del cumplimiento de los 
veinte y siete años de su Real edad. 
Bruselas, impr. de Lamberto Mar- 
chát, 1688. 4.° 

XI. Reflexiones liislóricas de 
la ambición, usurpación y poli- 
tica de Francia, desde sus prin- 
cipios liastael año 1690. Bruselas, 
sin nombre de impresor, 1690. 4.° 

XII. Memorial al Rey N. Sr. 
sobre el comercio, navegación y 
corso de los flamencos. Bruselas, 
id. id. 4.° 

XIII. Panegírico cosmogrd- 
phico y genealógico, dedicado al 



40 = OLÍ 

Exmo. Sr. P. Francisco Antonio 
de Agurto, marques de Gastañaga, 
Gobernador y Capitán General de 
los Paises Bajos &c. Para la so- 
lemnidad de las Reales bodas de 
los Reyes Nuestros Señores D. 
e lirios segundo y D."" Mariana 
Palatina de Neoburg, que S.E. 
festeja con atención ^nagnánima. 
En Bruselas á 1 de mayo de 1690. 
Por el Sargento mayor D. Nico- 
lás de Olive r y Fullana, Coro- 
nistayCosmographo de S. M. Imp. 
4.° sin año ni lugar. 

XIV. Memorial genealógico de 
treintaprincipales recuerdos , pre- 
sentado á la sacra católica mages- 
tad del Rey D. Carlos II Nues- 
tro Señor, para la solemnidad del 
feliz cumplimiento de los seis lus- 
tros de su edad perfecta. Por el 
sargento mayor 1). Nicolás de Oli- 
ver y Fullana, Consejero, cronis- 
ta, y cosmographo suyo en los 
Paises Baxos. Año 1691. Bruse- 
las, impr. de Pedro Dobbeleer, 
1Ó91. 4." Hay otra edición del 
mismo tamaño: Mallorca, impr. 
de Miguel Capó, 1692. 

XV. Epitome de la Victoria de 
Voltinga conseguida por las ar- 
mas de D. Juan I Duque de Ba- 
viera. Esta obra la cita su autor 
en la pág. 12 de la del n.° X. 

Amas de las citadas produccio- 
nes, escribió Oliver y Fullana la 
Descripción de las Baleares y todo 
el tomo de España, del grande At- 
las ó Theatrum mundi que publi- 
có Guillermo Blaeu y sus hijos Juan 
y Cornelio. Este trabajo lo cita su 
autor en la obra del niim. XIV 
con el nombre de Continuación del 
diccionario grande geographico. 
A lo último de la parte que tra- 
ta de Mallorca escribió Oliver y 
Fullana com.o complemento, una 
descripción de las Baleares en siete 
octavas, que la publicamos. en el 
tomo II pág. 580 de la nueva edi- 
ción de la Historia de Mallorca. 



OLÍ 



r= 41 = 



OLL 



851 



Oliveb y FtiLi^ArvA (Ni- 
colás Antonio). Hijo de D. Ni- 
colás, de quien acabamos de ha- 
blar y de su esposa D.^ Catalina 
Barceló Nebot. Nació en Palma el 
dia 1 1 de setiembre de 1642. Abra- 
zó el instituto de San Igmacio, y 
después de haber sido rector del 
colegio que la compañía de Jesús 
tenia en Bruselas, fué destinado 
ai de Montesion de esta ciudad, 
en el que falleció á últimos del 
año 1698. Escribió; 

Foechis augiístissimum magni- 
ficum et geniale leonis qnadrujie- 
dum Regís, et aquila t/olucrum 
Reg'nm, in auspicatissimo hyme- 
neo serenissimorioyji Princip^itn, 
Maximiliani Emmanuelis utriiis- 
que BavaricB ac Palatinatus su- 
perioris Dncis, ac serenisúmce 
princip . The ressia, Cun igu n dce, 
Carolina, Gassimira, María, Ji- 
liíB Joamiis III. Poloiiiarum Re- 
gis &.C. Per Nicolanm Antonium 
Oliver et Fullaiia, Rectorem 
Gymnasii regii socictalis Jesu. 
Bruxellis, typis Zacarim Bcttcns 
1695. 1 t. 4." de 210 pág-s. 

852. 

lll.lVER Y I^'ULliA^'A (Xl- 

COL-vs Antonio). Ministro de la 
corte de España en Holanda, nom- 
brado académico de la real de la 
historia en 23 de octubre 1741. En 
dicha academia existen varios tra- 
bajos suyos Mss, y en el archivo 
de Simancas el espediente de su 
legación. 

853. 



la corte, para negocios de su pa- 
tria, abogado fiscal y patrimonial 
de la isla de Menorca, á la que 
hizo grandes beneficios, ya re- 
duciendo á concordia largos y re- 
ñidos litigios que tenian los pue- 
blos con la capital, ya sosteniendo 
con tesón la jurisdicion real con- 
tra la eclesiástica; defensa que le 
acarreó censuras y excomuniones. 
Obtuvo plaza de ministro en el con- 
sejo del rey; socorrió varias veces 
al erario en épocas aflictivas; au- 
silió las obras de fortificación de 
Ciudadela y Fornells, desembol- 
sando para este objeto una can- 
tidad demás de 14,000 escudo^ de 
plata antigua, y prestó otros im- 
portantes servicios que inmortali- 
zaron su nombre. Falleció en Ma- 
drid el dia 8 de marzo de 1692. 
Escribió: 

I. Defensa de la exención de 
tallas y derecJios de las Univer- 
sidades, que gozan los Ministros 
Reales, y en particular el ahogado 
Fiscal y Patrimonial de Menorca. 
Barcelona, impr. de Antonio la 
Cavallería, 1666. fól. 

II. Los motivos de justicia y 
gobierno que JmmiMemente pro- 
pone al Rey N. S. la isla de Me- 
norca para que se digne comuni- 
carle la gracia del estanco del ta- 
baco. Barcelona, impr. id. id. fól. 

III. Memorial por la Univer- 
sidad general de la isla de Me- 
norca contra las nuevas ordenan- 
zas que Jiizo sobre la insiculacion 
de este año 1655 el Gobernador de 
la m-isma isla. Imp. fól. sin año 
ni luíi'ar. 



854. 



Olivéis (íiIarcos). Natural de 
Ciudadela en Menorca, é hijo de 
una familia ilustre, condecorada 
hoy con el título de conde de Tor- 
resaura. Fué doctor en ambos de- 
rechos, diputado, varias veces, á 
T. II. 



Oi..L.Én (Pedro). Fanático ma- 
llorquin, cuyos escritos condenó 
el inquisidor Eymerich en 1373. 
Véase el Directorio de este autor 
p. n q. X. 



OLL 



855. 



OliIíÉB (Rafael). Nació en 
Palma el año 1566 y mientras es- 
tudiaba artes en el coleg-io de Mon- 
tesion con el P. Bartolomé Aberto, 
vistió la sotana de jesuíta el dia 1 1 
de junio de 1585, habiendo reci- 
bido la vocación y los rudimentos 
de virtud del V. Alonso Rodrí- 
guez. La crónica Ms. que nos sub- 
ministra estos datos^ asegura que 
en el colegio de esta ciudad, y en 
otros del continente, enseñó retó- 
rica, filosofía y teología; que en 
1607 hizo profesión de 4 votos; que 
se le mandó á Menorca para pre- 
dicar, donde enfermó, y falleció 
en Ciudadela, con fama de santo, 
el dia 19 de febrero de 1621. El 
cronista D. Buenaventura Serra 
poseía 7 tomos en 4.° Mss. de ser- 
mones del P. Ollér. Una de las 
obras mas importantes que este 
escribió fue la que lleva por título: 
índice de las cosas mas notables 
qíie se hallan en las cuatro par- 
tes de los Anuales y las dos de 
¡a historia de Gerónimo Curita 
Cronista del Reino de A ragon. Di- 
rigido á los illustrissimos diputa- 
dos del. Zaragoza, impr. de Alonso 
Rodríguez, 1604. 1 1. fól. de 747 
págs. sin contar los preliminares 



42 = OLL 

y una fe de erratas de dos hojas. 
Hay otra edición, también do Za- 
ragoza, impr. de Juan Lanaja y 
Quartanet 1621 del mismo tama- 
ño, corregida y mejorada por Juan 
de Bonilla: otra edición, Zaragoza, 
impr. de Diego Dormér, 1671. fól. 
Esta obra forma el tomo VIII y el 
complemento de la del erudito ana- 
lista Zurita y aunque la modestia 
de su autor no le permitió poner 
el nombre al frente de ella, el Dr. 
Diego José Dormér en sus Pro- 
gresos de la historia de Aragón, 
pág. 304 dice que es trabajo íuuy 
importante debido á la pluma y 
estudio del P. Rafael Ollér jesuíta 
mallorquín. El Sr. Corminas, tan 
confuso é inexacto como el autor 
á quien quiso corregir, da A la 
obra de Ollér el título de Reper- 
torio de la historia de (hr&nimo 
Zurita en 7 t. y dice que su au- 
tor murió misionando en Menorca 
en 1821. Y Rivadeneyra en su 
Bihl. Soc. Jes. al dar noticia de 
la obra de Ollér lo hace con es- 
tas palabras: totam hktoriam non 
parum illiistravit. Publico el P. 
Ollér al frente del libro Di/eren- 
ti(e Ínter utrumque fonim, en ala- 
banza del autor de esta obra el 
P. Juan Valero, los versos que si- 
guen: 



ínter utrumqne forum velus est discordia. Pugnat 

Hincque forum humanuní:' pugnal et inde Dci. 
Nemo ausus judcz rcstinguere jurgia. Flammam' 

Belh, lile fovent: hoc negat: iUud, ait. 
Tuque, Yahra, Foris disjungens sacra profanis; 

Diserimeaque foras daris utriusquc fori; 
Ecce fora, arle nova pugnantia, foederc Jungis. 

lurgia utrumque forum deposuissc, juvat. 
Ha;c utriusquc fori sentcntia prima. VaUrut 

Et iprior, et prtmuí, jns dat utrique foro. 



Escribió ademas: 

Rhetoricce institntiones. Anc- 
torePatre Raphaele OlleréSocie- 
t(iteJesu.Anno\.^.Q.2 It 8° 
Ms.de 220 hojas, letra ¿oetánea, 
oxistente en poder nuestro. En las 
guardas lleva la nota siguiente 



puesta por el que lo copió que segu- 
ramente seria discípulo de su autor: 
«Lo pnt. libre es de Pere Ordines 
estudiant de las Escolas de Mon- 
tísyon lo qual se comenca en lo 
mes de octubre de 1592 fins á 16 
de 7bre. de 1593.» Como la Re- 



OLL 



= 43 — 



OLL 



tórica de qvie tratamos lleva la 
fecha de 1592 parece que Ordines 
la iba copiando á medida que el 
P. OUér la escribía. Otra nota que 
sigue á la anterior revela el nom- 
bre del encuadernador del libro: 
«Ligát en casa del famós mestre 
m.^ Vinyals ais 28 de 7bre. del 
añy.1593.» Divide elP. Ollér esta 
Retórica, que puede considerarse 
como la perla de sus escritos por 
el buen método y escelente len- 
guag-een que está escrita, en cua- 
tro libros, precediendo al primero 
varios preludios, á saber: Proce- 
mmm, — Cap, L Gicjiísdam scrip- 
íoris in trade7ida Rhetorica doc- 
trinam polisswwm amplecfamur. 
— Cap, IL Rhetoriccd vtililas et 
7íecessitas disciplmis ómnibus cum 
docendis tum discendis asseritnr. 
— Cap. IIL De origiiie Eloquen- 
tice. — Cap. IV, De origine (jrcBca 
et Romance Eloquentice. — Cap. V. 
De Rlietoricce prastantia et Vi- 
rilus. — Cap. VI. De Etymologia 
Rhetorica.- — Cap. VIL De deffi- 
nitione Rhetoric(B. — Cap. VIII. 
De materia Imjus facultatis. — 
Cap. IX. De fine Eloquentice. — 
Cap. X. De Oficio Rhetoris. — 
Cap. XI. Q^iád sit Rhetorica.— 
Cap. XII. De communi dívisioyie 
Rhetoricce. — Cap. XIÍI. De ordi- 
ne harum partium. — Cap. XIV. 
De iisdem partibus dignitatis me- 
thodo eolio c aii dis . — y XV. Depri- 
vata divisione Rhetorica. — Em- 
pieza luego el libro primero que 
consta de estos capítulos: i. De 
inventionis Rhetoricce definitione. 
— II. Proponitur dúplex quastio- 
7iisratio. — iii. De jyartibus The- 
sis. — IV. Varice partís utriusqtie 
Theseos formce. — v. De divisione 
Hypothcseos. —vi. De exorna- 
tione, deliheratione et iuditio.- — 
vil. De divisione inventionis. — 
viii. Deinventionefidei.- — ix. Quo- 
tiiplicia sint argumenta. — x. De 
numero locoricm. — xi. De coniu- 
gatis. — XII. Degenere. — xiii. De 
forma, — xiv. De si^mlitudine. — 



XV. Dedissimilitndine. — xvi. De 
o2)positis sen contrariis. — xvii. De 
adiunctis. — xviii. De anteceden- 
tihus et consequentibus.' — xix. De 
rejmgnantibus .• — xx. De causis. 
Este capítulo está subdividido en 
estos párrafos: De caussa eficien- 
te. — De materia.- — De forma. — 
De fine. — xxi. De e^fectis seic 
eve?itis. — xxii. De co?nparatis.- — 
XXIII. De deffinitione. — xxiv. De 
partium distrihutione seu enume- 
ratione. — xxv. De Etymologia stu 
nominis notatione. — -xxvi. De lo- 
éis remotis Del assumjMs. — xxvii. 
De lege. — xxviii. De testimoniis . 
— XXIX. De pactis. — xxx. De 
cpuOistione. — xxxi. De iicre iu- 
rando. — Appendix. - — ■ xxxii. De 
inventione motus.- — xxxiii. Dein- 
ventione delectationis .■ — -Varia io- 
corum qui re tractantur genera, 
— Ex norem loéis facetioa in verbo 
positce ducuntur. — xxxiv. Delu- 
dido in summendis inventionis 
partibus adhibendo.~FA libro se- 
g'undo, que lleva por título: Ora- 
ioriarum institutionum de dispo- 
sitione líber secundus, después 
del Pocemium, comprende estos 
capítulos: 1. Dispositionis defií— 
nitio. — II. Eiusdem distributio. 
— III. Quid sit oratio et quce eius 
partes. — IV. De Exordio. Espla- 
iiada la materia de este capítulo, 
le divide luego en los párrafos si- 
guientes: Exordii partes propo- 
nuntur et ad usum revocantur. 
— De duplici genere exordiorum. 
— Ratio brevis et communis in- 
veniendi exordia. — Explicaíius 
varia exordiorum argumenta pro- 
ponuntur. — De afectibus exor- 
diorum. — Qiio modo, consilietur 
auditoris benevolentia. — Qu(e ra- 
tione reddatur auditor aitentus. 
■ — Q?¿o modo fiat auditor docílis. 
— Exemplum nostrum quo venebo- 
lentiam, attentionem, et docilita- 
tem comparamus in illa oratione, 
fiuam habuimus in templo nostro 
¡iridie calendas octobris \h{)2 pro 
studiorum instcmratione ad Da- 



OLL =44= OLL 

A d qnaiuor maivertaiUur.—De parlibus ora- 



learicam orcdionem.- 
privcipms paoHes minuke aiiqiioíL 
revocantur.Sii de loáis locis m 
Exordio.— Insinuaüonis usus et 
oiecessUas. — Cuiusmodi exordia 
esse debeant.—^^ De narraiione, 
—Qimlis debent ee nafratio.—bmt 
oieafectus in narrationemovendi. 
—Condienda ne jocis narratio.— 
Yl.DeEgressione.—^'ll- De Con- 
te7iiione.—^lll- Qiio modosint ar- 
aument añones oraioriw tractande. 
--IX. De Peroratione.—^. Deüs- 
dem oratíonis partilus disposi- 

tioTiis. Xí. Triplex taiitnmcaus- 

smgenus.—VA- E trihis generi- 
hus prinmm sibi loc-mi demo?is- 
tratoritm'De'iidicat.—Demonstra- 
torii gemís fMs et materia.-— De 
Claraetere.—Laus per sonar um ex 
adiunctis petitíir .—Qua raíione 
sit de bonis exiernis in exornatiom 
dicendum.—Á bonis corporis ratio 
laudandi proponitur .— A bonis 
atiimi petitus laudandi modus 
prescribitur.—Appendix.—QuK- 
dam in exornatione observanda. 
— Laus facti et díeti ab adiunc- 
tis dcpromitíir. — Prudens dispo- 
sitio et picedam exordÁenda gna. 
orationis factis aut dictis com- 
mendationem continentis. — Ilatio 
laudandi urbes et regiones. — Va- 
ria adiímctorum genera in urbis 
exornatione dislinguntur et am- 
plijicantur. — Adúmbrala vrbis 
descriptio ab iis qu(B illaní cir- 
cunstant. — Quid "orbem consti- 
tuendam etilluctrandam aditmcla 
pertinent augendae ratio. — Ap>pen- 
dix. — Laudcuide regioiii quícuam 
adiuncta decerviatit. ■ — Dúplex 
adiunctoriim gemís laudandis ar- 
tibus ingenuis accommodatum. — 
Artium honesiatis amplificatiope- 
titur d loéis. — Dispositio part'mm 
orationis artes ingenuas commen- 
dantis. — De exornatione reriim et 
Mutorum animalium. — Qutenam 
ad exornatmiem revocantur. — 
XIII. Degenere suasorio. — Eiiis- 
dem usus materia; et finis. — Tria 
ante dellherationem necessaria ani- 



tionis suasorii genus.—Qvwdam 
ab oratoris prudentia hoc in ge- 
nere petuntur.—'^íVi. De geo^ere 
judiciali. — Eiusde^n usus materia 
et finis.—Qi'id sit status.— Dú- 
plex status dixisio.—¿)t(Uus co7i- 
iecturalis coiifmnandi ratio.— 
Statum definitoriwm' conjirmandi 
modus prescYxbltur. El libro terce- 
ro lleva por titulo: De eloguuíione 
líber tcrtius, y ademas del Proiü- 
mium, compreude estos capítulos: 
I. Quid sit Eloquutio. — II. Tria 
Eloquutionis adimicta.--^\\\. De 
zerborum exornatione prima Elo- 
q%%tionis parte. — IV. Dúo ver- 
borum genera distinguntur. — - 
V. Varia xerborum proprioruM 
qenera. — VI. De xerhis pudicis et 
obcenis.—^W' De verhis inusila- 
tis, — VIH. De verbis barbaris. — 
IX. Dexerbis agrestibus. — X. De 
xerbis sublimibus et humilibus. — ■ 

XI. De graxibus et levibus. — 

XII. De xerbis xeteribus et novis. 
— XIII. De xerbis sonantibus el 
exüibus. — XIV. De xerbis le ai- 
bus et asperis. — XV. De verbis 
grandibus et parxis. — XVI. De 
xerbis xolubilibus et tardis.' — 
XVII. De xerbis intagris ct cor- 
ruptis. — XVI II. De electione ver- 
bormn figuratornm. — Figuraee no- 
mi?iis significatio dúplex et Eti- 
mologia. — Quid sit figura. — Dno 
f^gurarum genera. — Quid sil tro- 
pus et quod ejits forma. — XIX. De 
A?Uonomasia. — XX. De Meta- 
p/iora. — XXI. De Metony7ma.— 
XXII. De Synecdoche.— ^^IW. 
De Catachresi.—'yiXW . De Ono- 
mathopea. — XXV. De Áuxesi. — 
XXVI. De Ilgpcrbole'.—XXWll. 
De Myosi. — De Tropis gui tota 
in oratione xersantur. — XXVIIl. 
DePeriphrasi. — XXIX. De Alle- 
goria. — XXX. De Hyronia. — 

XXXI. De Hisodynoonia. — 

XXXII. De xerborum collocatio- 
ne. Necessitüs etprastantia collo- 
cat'ionis expenditícr. — XXXIII. 
Quid laíina collocatio et quod eius 



OLL = 45 rr 

species. — XXXI V, i)6' oratoria' col- 
locationis 2)a7'tibus ac primum de 
coliacmcnt alione. — XXXV. De Ji- 
guris coJiacmentationis . — XXXVI 
JDe numero oratorio.- — ^XXXVII. 
Natura species ct xisus pedis in— 
qnirwntiir. — XXXVIII. De., pe- 
riodo einsqne partihits .■ — XXXIX. 
De lis qu(B periodum implicant — 
Appendix. — XL. De oratoria pe~ 
duíJi collocatione . — Deptedihiis ap- 
tis initio. — De pedihiis hifíiie col— 
locandis. — Qxi quedes i n fine coli 
et commafis collocandi.- — De indi- 
cio in collocandis pedibus adhi- 
hcndo. — XLI. De Concinnitate. — 
XLII . De figurls ad scitum ac col- 
locationem pertí?ieiitidus. —XLWl. 
De figiiris vel schemniatis sentcn- 
liarum. Divide el libro cuarto De 
Memoria en lui Proüemium y los 
capítulos que siguen: I. Quid est 
qtiotuplex memoria sit. — II. Qui- 
nam memoria clariierint. — III. 
Memorice vis et frucliis expoidi- 
t2ir. — IV, Anproprie ad ora.torem 
Memoria pertineat. — V. Utrum 
Memoria quiddam Jiaüeat artificii 
an omnis d natura proficiscatur. 
—VI. Quisnam primus memorice 
artis inventor.- — ^VII. Quid Dete- 
res de Meinorife artificio ceuserint. 
— ^VIII. Memorice artífiíciiom exa- 
minatur. — IX. Exercitationem 
maxim-am Memorice artcm Ve-— 

X. De proiiunciatione. Quid pro- 
mmciatio et quod ejus partes. — 

XI. De toce.—X.\\. De Motu. — 
XIII. De usu eorum quúi dicta 
sunt. — XIV. Do trihus generihiis 
dicendi quw characteres nocantur. 
Concluye la obra con un liermoso 
y elegante i/'jíJi/oyz^í' y al fin de este 
se leen los versos que siguen: 

IIBRI QÜARTI ORATORIARllI Ii\STlTÜTIO.\rM. 

Rhetoricffi en nítidos halantes floribushorlo, 

Arboribus viridi consita prata solo. 
Perspicuus lente fluens fons murniurat iliic 

Ilic cadil in prajccps íluminis Uiida vagi. 
Anriconis tibí certa rosis fraganlia necto; 

Et ripa; phcbum (dum vigct uubra) tcgat. 
Lcgibus iis facunduií cris, quin si tibi norma 



OMA 

ísta eril nrs palmaní cam Cicerone deblt. 
Sola ex ingennis, princeps ba!c artibus: uni 
Oniuibns est flcxo popí ito habcndus bonos. 
Lacteus,baíc Oos csl dederal qucm inunns 

(uiisc' 
Límpida qni alato dissccat a:tra pode. 
Eloquiumpostquam doclasqucdidiscerisar- 

(tcs 
Regina est virtus clara fovcnda sinu. 



Prima dabniíl elementa tibi nomenquc ge- 

(iiusquc 
Insignes títulos posteriora dabunt. 

Después del Finís toíivs ojjcris, 
sigue un A Iptliahetv.m Hcehraicurii, 
luego unas oraciones y máximas 
en lemosin y unas poesías en este 
idioma que no pueden ser en ma- 
nera alguna del P. Ollér, por el 
asunto de que tratan, sino de su 
discípulo Pedro Ordines. 

856. 

Olléb (Sebastian). Monge 
cartujo, gran teólogo, que según 
la crónica Ms. fué prior de Escala 
Dei. Murió en el monasterio de 
Jesús Nazareno de Valldemosa en 
23 de mayo de 1617. Cultivó la 
poesía latina como puede verse en 
la que escribió al frente del liljro: 
Difi'erentiainterutrumqueforum, 
en elogio de esta obra y de ^ 
autor el P, Juan Valero. i 

857. 

Oaiár (Jaime). Poeta vulgar 
de aquellos que sin liaber cursado 
ningún gí-nero de estudio produ- 
cen versos con una facilidad ad- 
mirable. Sus composiciones Mss., 
que vSon muchas, circulan bajo el 
nombre de un pagés de la x,ita de 
Alaró, pero declara el suyo pro- 
pio en el poema que se lia impreso 
con este título: 

Poesías en mallorqui sobre la 
creado del mon, elpecat deAddm,, 
las miserias de aquesta vida, y el 
judici final. Palma, impr. de Sal- 



0-NE 

vadorSavall, l821.8."Hft7 
mas estas ediciones, todas de i al- 
ma en 16.": impr. de Esteban 
Trias, 1838, 1841, 1844, 1845 y 
1857: y una, impr. de Buenaven- 
tura Villalonga, también 16.° sin 
año. Consta la poesía de 30 estro- 
tas iguales. Hé aquí la última. 

Aquets versos ha dictat, 
Scgons le pots informar. 
Un qui es diu en Jaume Omár 
De na Rosa, lot plegat. 
Si vols sebre aliont es iiat. 
Es la \ila de Alaró: 
Pren tu d' aquí lo millo, 
Y dcxa lo qui está erral. 



858. 

OiUS (Ignacio). Teólogo _ma- 
llorquin que floreció en este siglo, 
de quien únicamente sabemos que 
escribió: 

Tradatus de Deo á Doctore Ifj- 
natio Oms. 2 t. 4." Mss. de 220 
págs. el I y 166 el 11, originales en 
poder de D. Gerónimo Kosselló y 
liibera. 

859. 

O-l^EYíiiii: (Juan). De la ilus- 
tre familia de su nombre. Nació 
en Palma el dia 13 de octubre de 
1828 de los Sres. D. Félix 0-Ney- 
Ue y Gual y D.'' María Antonia 
Rossiñol de Zagranada y Montn- 
ner. Es caballero con merced de 
h'ábito en la orden militar de Ca- 
latrava, regidor del M. I. Ayun- 
tamiento de esta capital, y secre- 
tario de la academia de -bellas ar- 
tes de las Baleares. 

I. Poesías de D. Jumi 0-NeylIe 
y Rosifiol. Madrid, impr. de la 
viuda de D. R. J. Domínguez, 
1853. 1 t. 4.° de 241 págs. 

II. Acta de la sesio7i publica 
celebrada por la acadQmia de be- 
llas artes de la prommia de las 
Baleares el día 6 de octubre de 
1861 bajo la presidencia del /SV- 



_- 46 r= ORD 

ade- ^lOT Don Miguel A mer rice-presi- 
dente del consejo provincial go- 
bernador civil interino, para la 
distribución depre7niosá los ahiw- 
nos déla escuela que los obtuvieron 
en los certámenes en fin de curso. 
Palma, impr. de Pedro José Ge- 
labert; 1861.4.°mayorde25pá{íñ. 
Esta acta la redactó el Sr. O-Neyllo 
como secretario de la academia, y 
en ella incluye el discurso que él 
mismo pronunció dando cuenta de 
los adelantos que lia hoclio la mis- 
ma desde su fundación. 

III. Tratado de paisaje, por 
el ¿r. D. Juan 0~Xeille y Rosi- 
ñol Caballero con merced de habito 
en la orden militar de Calatrara, 
Académico y Secretario general 
interino de la academia prorincial 
de bellas art^s de las Baleares 
etc. etc. Palma impr. de Pedro Jo- 
sé Gelabert, 1862. 4.° mayor, pa- 
pel marqnilla de IV. — XI. — 138 
págs. 



860. 

OnDi:\'KS (Pkdro). Poeta ma- 
llorquín del siglo XVll, según 
Barbéri, quien asegura liaber visto 
una obra métrica de su composi- 
ción cuyo título omite. Sabemos 
que fué natural de Alaró y que en 
1593 estudiaba en las escuelas d(! 
Moníesion, época en que puso en 
limpio la retórica que acababa 
de escribir el catedrático de esta 
ciencia P. Rafael OUér jesuíta. Po- 
scenios este libro y en las hojas 
blancas que quedaron á lo último 
escribió Ordines las poesías que 
siguen: 

I. 

Gran dolor y pena 
Que pas per amar, 
Estich en cadena 
Per vos singular. 



No 'm som pogut alegrar 
L!uny de vos la vida mia; 



ORD = 47 = 

Lo rcmcy que yo tenia 
Era moa cor suspirar. 



Mes gentil Scñyora 
Jo no puch trobar, 
Qui 'm le I' amor presa 
£a sou beu amar. 



Jo no 'US Yull perqu' em vuilau 
Ni perqu' em fasseu mercés, 
Basta prou que sopiau 
Qu' eus am y no puc f.;r mes. 

II. 

¡O mala sort 
Qu' es estada ¡a mia! 
Ja 'm fos jo morí 
Are no penaría. 



¡O gran dolor 

Y mal tan desigual! 
Tira 'm atnor 

Una fletxa mortal. 

Fcrí 'm lo cor 
Ab furia tan fort, 

Y ab nafra tal 
Digui ¡O mala sort! 



Llibcrta eslava 
Un temps jo d' amor, 
Y no pcnava 
Ni sentia dolor. 

Ara tristor 
Me mala nit y dia 
¿No veis mudansa 
Qu' es estada la mia? 



Be ho mcrcsch 
Si tinch tanta tristor 

Y si patcscii 

Per riurem del amor. 

Jo be cstav"; 
Ma vida ab segur port, 

Y are desilx 
Cade dia la mort. 



Are estiré 
Salísfeta ab turmcnt 
Y no 'm riuré 
De ningún pacicnt 



ORE 

¡ Ay de mi trista i 
¡ Y quant millor seria 
ITapucs flnit! 
Are no penaria. 



La satjeta d' amor 
Que m' has tirada 
Ella 'm ferí lo cor 
i O dcsditxada! 



III. 



Si no 'm dau vostres amos 
Ermita 'm feré per vos 



Quant ha que mon cor crema 
Sois pera vos, mon bé, 
Doleu vos de ma pena 
Y mal no sentiré. 

Pres me teniu, scnyora, 
Tot á voslre servey. 



IV. 

La cansó quo n' havcu dita 
Dita n' es. 
Senyora, gracia y mercés. 

La cansó que n' haveu dita (bis) 
Dins mon cor la tench escrita. 
Dita n' es, etc. 

La cansó que haveu cantada (bis) 
Dins mon cor la tinch posada 
Dita n' es, etc. 



861. 

Obee.1i (Guillermo). Natural 
de Campos é hijo de Juan Orell 
y Juana Ginard: vistió el hábito 
de religioso mínimo y profesó en 
el convento de San Francisco de 
Paula de esta ciudad en 11 de 
marzo de 1729. Fué lector jubi- 
lado, calificador del santo oficio, 
catedrático lulista de esta uni- 
versidad literaria, y en 1762 elec- 
to provincial de su orden en Ma- 
llorca. Brilló su talento en el pul- 
pito, causando admiración á los 
doctos: en 1746 predicó la cuares- 



ORF 

ma de la catedral y en 1747 la de 
Santa Eulalia. Murió en Palma el 
dia 2 de junio de 1780. 

I. Sermones varios. 6 t. 4." 
Mss. que existían en la biblioteca 
de su convento. 

II. Notas y esposiciones para 
ilustrar ¡a Santa Biblia. 2t. 4." 
Mss. id. id. 

862. 

Ob£LIí (Sebastian). Religio- 
so mercedario, citado por Mut co- 
mo predicador muy elocuente. 
Fué comendador de los conventos 
de Mallorca, Ñapóles^ Gerona y 
otros, vicario provincial de Italia, 
Sicilia y Cerdeña, visitador gene- 
ral de Mallorca y definidor gene- 
ral de su orden. Fué varón de 
gran virtud, y seguri la crónica 
Ms. de los mercedarios, escribió 
doctamente en defensa del miste- 
rio de la Inmaculada Concepción. 

863. 

Obfila (Antonio). Hijo del 
Dr. D. Mateo Orilla y Rotger, de 
quien luego hablaremos, y de 
D.*^ A. G. Lasueur, su esposa. A 
una edad m'iy tierna emprendió 
un viage á los Pirineos cuya des- 
cripción escribió y publicó en un 
tomo en 8." dedicado á su padre. 
Después de algunos años y cuando 
su familia se prometía que con el 
tiempo baria lucir su talento, una 
grave enfermedad le dejó demente, 
con cuyo motivo se le tiene boy 
encerrado en un hospital de Paris. 

864. 

^ Obfila (Francísco). Reli- 
gioso observante del convento de 
su patria la ciudad de Mahon, en 
el que estudió la filosofía y teo- 
logía. Ha escrito. 

I. Ms cursos Sagrados y pro- 
fanos. 2 t. 4.« Mss. 

II. Compendio de filosofía del 



48 = ORF 

P. Altieri, ilustrado con eruditas 
notas y ohservaciones. 1 1. 4." Ms. 

III. Comentarios á la filosofía 
de Guevara. 1 t. 4." Ms. que en 
1835 tuvimos elgu$tode leer por 
encargo de su autor. 

IV. Mapa eclesiástico. Ms. Es 
^ trabajo hecho con mucho acierto 

y exactitud. 

865. 

OnFiLA (Gariukl). Natural 
de Mahon donde nació en 2 do no- 
viembre de 1773jle 1). José Orfila 
y Cardona y 1).'^ Juana Sííguí y 
Pons. Vistió el hábito de observan- 
te; fué guardián del convento de 
Cindadela, donde permaneció hasta 
la esclaustracion de los regulares. 
Dedicado al ministerio del pulpito, 
ha predicado 54 cuaresmas, en va- 
rias iglesias de Menorca, y un sin 
número de sermones, algunos de 
ellos dados á la estampa. 

Sermón moral que concluyendo 
la cuaresma predicada este año de 
1849 en la parroquial iqlcsia de 
Sta. María de Mahon, en la isla 
de Menorca, dijo el dia 9 de abril, 
lunes de Pascua de Resureccion. 
Mahon, impr. de D. G. Ignacio 
Serra, 1849. 4.*^ de 28 págs. 

866. 

OnFiLA (Mateo). Médico de 
cámara del rey de los franceses y el 
químico mas aventajado que ha te- 
nido la Europa en este siglo. Na- 
cido en Mahon el dia 24 de abril de 
1787 de familia antigua en aque- 
lla isla y muy distinguida, y á 
los 15 años de su edad, concluidos 
los primeros estudios, que hizo en 
su patria con el célebre alemán 
Carlos Ernesto Cook, y conociendo 
ya los mejores idiomas, emprendió 
un viaje á Italia y Ejipto, eu 
cuyos países hizo provechosas ob- 
servaciones. Regresado en 1804 á 
Menorca se aplicó k la física y ma- 
temáticas: en 1805 pasó á Valen- 



ORF 



= 49 =: 



ORF 



cía para empezar el curso de me- 
dicina, y en el siguiente año ya le 
adjudicó aquella universidad el 
premio de sobresaliente. Poco des- 
pués se trasladó á Barcelona, don- 
de aplicándose á la química, ad- 
quirió profundos conocimientos en 
esta ciencia, en la anatomía y en 
otros ramos de la medicina y ci- 
rugía. En 1807 la junta de comer- 
cio de aquella capital le señaló 
6000 rs, anuales, para que pasase 
á Madrid y á Paris á perfeccio- 
narse en la química, con el objeto 
de que pudiese profesarla en el 
principado. En 9 de julio del re- 
ferido año empezó en la corte de 
Francia el curso de las ciencias fí- 
sicas y naturales, matriculándose 
al mismo tiempo en la facultad 
médica. Es admirable el gusto y 
aplicación que tenia en los estu- 
dios, y los infatigables esfuerzos 
con que en las vigilias se dedicaba 
á leer y á hacer útiles y difíciles es- 
perimentos en aquel clima tan frió 
para un menorquin; pero el porve- 
nir le infundía un vigor inaudito y 
siempre mas activo. En 1811 reci- 
bió el g-rado de doctor en la facultad 
médica. Poco después abrió una 
escuela de química, botánica, ana- 
tomía y medicina legal, y los jó- 
venes y estudiosos franceses se 
agolpaban para participar de sus 
elevados conocimientos en aque- 
llas facultades. Entonces su sa- 
ber y su talento le proporcionaba 
12000 rs. anuales, con cuyo subsi- 
dio ya pudo vivir sin asistencias de 
su casa. En 1815 contrajo matri- 
monio con madama de Lasueur, 
señora dotada, como su digno es- 
poso, de unos conocimientos espe- 
ciales en la música. En 1816 Mr. 
Lefebre, primer médico de Luis 
XVIII, le ofreció una plaza de mé- 
dico del rey; y con este motivo 
no admitió la de profesor de quí- 
mica con que le favoreció Fernan- 
do Vil, pues conocía que la Fran- 
cia premiaba mejor que la Espa- 
ña los talentos sublimes, idea que 
T. II. 



le movió á no reusar la suerte 
• próspera que podía esperarse en 
aquel país de la ilustración. En este 
mismo año el Instituto Nacional le 
inscribió en el número de sus sa- 
bios individuos: en 1.° de marzo 
de 1819 fué nombrado catedrático 
de medicina legal, cesando en el 
ejercicio de esta escuela, de resul- 
tas del trastorno que obró en la 
medicina la ordenanza del minis- 
tro Corbiere; pero en 18*23, cuando 
fué reorganizada, el Dr. Orfila vol- 
vió á ser reelegido para profesar 
la química médica. Es notable la 
honorífica pintura de Orfila que 
hace un viagero anglo-americano 
en un periódico científico de la re- 
pública, en el acto de explicar en 
la cátedra; pintura que no copia- 
mos por no ser difusos. Nombrado 
en 1820 presidente de las juntas 
médicas de Paris, logró coartar los 
muchos abusos que se habían in- 
troducido: fué posteriormente co- 
misario examinador de la escuela 
de farmacia de aquella corte: y 
en 1.° de mayo de 1831 se le nom- 
bró decano de la facultad de Pa- 
ris y vocal del consejo académico. 
No deja de ser estraño, dice Mr. 
Rabbe, hablando de nuestro ilus- 
tre menorquin, que los franceses 
honren con el empleo mas distin- 
guido del mundo literario á un es- 
trangero; pero aquellos sabios vien- 
do que el esclarecido balear era el 
mas digno para desempeñarlo, pre- 
firieron sus talentos, conocimientos 
y dignidad, al espíritu de esclusi- 
visinoy de nacionalidad. Orfila in- 
trodujo en la facultad de medicina 
las mas útiles reformas; organizó 
las escuelas preparatorias; fundó el 
museo Ditpuytren, dedicado á la 
anatomía patológica, y otro que 
lleva su nombre, de la misma cien- 
cia, legando para la conclusión y 
perfeccionamiento de ellos la can- 
tidad de 121.000 francos. Esta- 
bleció una sociedad de socorros mu- 
tuos para médicos pobres, esta- 
blecimiento que le ha merecido los 

7 



ORF 



= 50 = 



ORF 



mas enfarefidos encomios. Lob tra- 
bajos do osto sá1)io profesor, par- 
ticularmente sobre medicina leg-al 
y sobre toxicología, son de gran 
importancia, y le han hecho me- 
recedor de la justa celebridad con 
que su nombre y sus retratos han 
resplandecido en Europa, imitando 
Orfila á los célebres Humboldt, 
Brun y Orloíf, llegó á hablar y 
escribir la lengua francesa con la 
mayor facilidad, y se le puede sin 
duda contar en el escaso número 
de hombres, cuya racional orga- 
nización, les hace capaces para to- 
das las cosas. A pesar del elevado 
puesto en que le colocó su sa- 
ber, fué tan modesto, que jamás 
apeteció honores ni distinciones; 
así es que no se vio lucir en su 
pecho mas condecoración que la 
cruz de calmllero de la legión de 
honor, con que le honró el rey de 
Francia siendo su médico de cá- 
mara. Falleció en Paris el dia 12 
de agosto de 1853. Hadado á luz 
las obras siguientes: 

I. TÁese inauguralesnr Vnrine 
des leteriques. Paris, 1811. 4." sin 
pié de imprenta. 

II. Decouijerte dn jñcromel 
dans le calcicU biliaires de V hom- 
me. (Memoires d.e V instituí.) Pa- 
ris, 1812. 4.° 

III. TraUé des poisons tires 
des trois regnes, oíc Toxicologie ge- 
%(?mZg. Paris, 1813. 2 1. 8.°— La se- 
gunda edición, también de Paris, 
es de 1818: la tercera id. 1826: 
la cuarta id. 1834: y la quinta id. 
entierement refoiidue, 1844; todas 
de igual número de tomos y del 
mismo tamaño. Hay una traduc- 
ción castellana con este titulo: 
Tmtado de Toxicologia, escrito en 
francés por D. Mateo Orfila y 
'certido al castellano por D. Pe- 
dro Calvo Asensio. Madrid, impr 
del siglo, 1847. 4 t. 8.° mayor." 

IV. Uecherches sur V empoi- 
sotmement par r occide hydrocya- 
nique. Paris, 4.° sin pié de im- 
prenta. 



V. Memoire sur les jirepara- 
tio?is mercirrielles. Imp. 4." sin 
año ni lugar. 

VI. Elcmens de ch'wiie mc- 
dicale,parM. OrjUa. Paris, 1817, 
2t. 8."deXXVm-610pjig. y 12 
láminas el I, y XVl-57(> págs. y 
dos láminas el II. Hay una se- 
gunda edición que no hemos vis- 
to: la tercera es de Paris, 1824, 
en igual número de tomos y su 
mismo tamaño: la cuarta id. 1831 , 
id.: exi.ste otra que no conocemos: 
y la sesta: Paris, 1835, 3 t. 8." con 
iá'innas. De esta obra tenemos una 
traducción castellana: Klemeníos 
de quinvca médica con aplicaciu/i 
á la farmacia y d las artes. Ma- 
drid, 1818. 2 t. ^."^ Elementos de 
química aplicada á la mdicina, 
farmacia y artes. Segunda edi- 
ción corregida y anmentrda cov— 
siderablemente. Madrid. 1822. 2 t. 
4." Esta obra mereció A su autor 
el ser considerado como el primer 
químico de la Europa.' 

VIL Rechcrches sur V empoi- 
sonnement par V nside arsenieux. 
Imp. 1818, .sin pié de imprenta. 

VIIL Memoire sur I opinm. 
Imp. id. id. 

I X . Secours á donner anx per- 
sonnes empoisonnées ou aphyxiées. 
Paris, 1818. 1 t. 12.' La segunda 
edición, también de Paris y de igual 
tamaño, es de 1825, aumentada y 
corregida por su autor. La tercera 
es de 1829 y la cuarta de 18.30. 
Hé aquí las versiones castellanas 
de que tenemos noticia: Socorros 
que han de darse d las personas 
envenenadas ó asfixiadas. Madrid, 
impr. de la calle de la Greda, 1818. 
1 t. 8.° de XXXlI-206 págs. Otra 
de Paris, 1824. 1 t. 12.", y una 
de Madrid 1842. I t. 16.^ mar- 
quilla con este título: Socorros que 
han de darse d las personas en ve- 
nadas ó asfixiadas, seguidos de los 
medios propios para conocer los vé- 
atenos y vinos adulterados, la 
onuerte real y aparente. Hay ver- 
siones alemanas, inglesas, é ita-* 



ORF == 51 

lianas que no liemos visto. 

X. Lecons ele medecine leíale. 
Paris, 1821. 2 t. 8." Hay otras 
ediciones, también de Paris, de 
1823. 2 t. 8." y 1836. Esta úl- 
tiüía lleva por título: Traite de me- 
decine légale 3.« edit. retiie, cor- 
rif/ée et consideraMement avgmen- 
tée, suivi du traite des exhuma- 
tioiis juridiques. 4 t. 8." y un 
atlas de 26 láminas, siete de ellas 
iluminadas. La cuarta y última 
edición, que también se dice aíi- 
mentada, es de 1848. 4 t. 8.° y 
uno de láminas. La única versión 
castellana de que tenemos noticia, 
lleva -este título: Lecciones de me- 
dicina legal y forense, traduci- 
das 2^or Grimaud de Valannde. 
Madrid, 1825. 2 t. 4." español con 
láminas. 

XL Traite des exlmmations 
juridiques. Paris, 1830. 2 t. S^ 
adornados con cinco láminas. Se 
reimprimió esta obra en la tercera 
y cuarta edición de la anterior, 
formando el tomo IV de cada una 
de ellas. 

XII. Memoire sur la suspen- 
sión, liv á V académie royale de 
medecine, le 6 octohre 1840. Pa- 
ris, impr. de Cosson, 1840. 4:° 
francés. 

XI I L Memoire sur I' adsorp- 
tion des sclsdeplomh, dehismuth, 
d' etain, d' argent, d" or, de zinc 
etde mercure. Paris, impr. de Loc- 
quin, 1842. 8." francés. 

XIV. Memoire sur I' ahsor2)- 
tio7i du sublime corrosif el sur 
V empoisonnement qu' il deter- 
mine. Paris, impr. de Locquin, 
1842, 8." 

Trabajó el Dr. Orfila de un modo 
muy activo en la redaccipn del IVo- 
Tcau Dictionaire des termes de 
medecine, chirurgie &.c. que se pu- 
blicó en Paris en 21 tomos, y fué 
constantemente colaborador de va- 
rias obras pcri()dicas. Dejó muclios 
Mss. de que no tenemos nota. 



ORY 



867. 



OBriL.A (Nicolás). Nació en 
el predio Ruma, partido dé Perre- 
rías en Menorca, el dia 16 de enero 
de 1744 de Juan Orfila y Águeda 
Guardia. Fué uno de los juriscon- 
sultos mas distinguidos y labo- 
riosos que lia tenido su patria: de- 
sempeñó en ella los destinos de 
auditor de guerra, asesor civil de 
la real gobernación y superinten- 
dente de los tribunales y ayunta- 
mientos. Murió en ISIalion el dia 
20 de mayo de 1810. Á mas de 
una inmensidad de discursos ju- 
rídicos, se imprimió en 1799, de 
real orden, una otra suya que pro- 
porcionó grandes beneficios á aque- 
lla isla. Kste es su título: Arre- 
glo y plano de reforma sobre la ad- 
ministración é inversión de los 
caudales públicos de Menorca. 
Tuvo la gloria el Pr. Orfila de ver 
que el trabajo en que liabia em- 
pleado años enteros, correspondió 
á sus Cvsperanzas, pues Menorca ya 
en 1802 esperimentó, por medio 
de este arreglo, uiva economía de 
194,559 í£ 5 § 11, la reducción 
á una cuarta parte de la talla or- 
dinaria, y la extinción del dere- 
cho llamado nilxol. 

868. 

0-Ryai% (José Mauía). Na- 
tural de Palma é hijo de los Sres. 
D. Juan Flor de 0-Ryan y May- 
mó, coronel de caballería y D." Jo- 
sefa Massanes. Ha dado á luz: 

I. Discurso que después de ins- 
tituida la soúedad frenólo jico, 
mallorquína 2)ronunzió ante ella 
su presidente Don José 0-Ryan en 
Palma de Mallorca el dia 28 de 
marzo de 1844. Palma, impr. na- 
cional á cargo de D. Juan Guasp 
(sin año) 4." de 7 ])ágs. En este 
discurso adoptó al tír. 0-Ryan la 
ortografía del Sr. Cubí, introduc- 
tor de la frenología en España. 



oEr 



- h2 - 



ORY 



II. Socieclacl frenológica ma- 
llw quina. Memoria de los traba- 
jos y adelantos de la misma du- 
rante el primer año de su ins- 
talación; redactada por uno de sus 
socios, leida y aprobada en sesión 
del dia 3 de marzo de 1845. Pal- 
ma, impr. de Umbert, 1845. 4."^ 
de 2-8 págs. 

III. Colección dejarías reduc- 
ciones de mmiedas, ordenada por 
D, /. M. O. Palma, impr. de Pe- 
dro José Gelalert, 1856. 4.° Com- 
prende las reducciones: de doble- 
ros á libras mallorquínas y rea- 
les vellón: de sueldos á id. id.: de 



pesetas á id. id.: do napoleones á 
id. id.: de duros plata ú id. id.: 
de durillos antiguos á id. id.: de 
quintos de durillos antiguos á 
id. id.: de onzas á id. id.: de du- 
rillos de oro, cuño antiguo, A 
duros y reales nominales y á li- 
bras mallorquinas: de onzas de 
oro, cuño español moderno, á pesos 
duros y á libras mallorquinas. 

IV. Colección de rarias re- 
ducciones de monedas, d libras ma- 
llorquinas, reales maravedises ve- 
llón y reales y céntimos. Palma, 
impr. id. 1860. 4.'^ 



p. 



PachS.— V. Pax. 



869. 



Pajes (Juan). Natural de 
Andraitx, de oficio molinero, poeta 
de aquellos que, sin ningún géne- 
ro de estudio, versifican con una 
facilidad admirable. Nuestro ami- 
go D. Gerónimo Rosselló conserva 
algunos cuadernos de composicio- 
nes suyas. 

870. 



Palaii (Juan). Á quien Mut 
cita como escritor mallorquín, con 
el nombre de Juan de Palacios. 
Fué natural de Muro, doctor en 
ambos derechos, insigne letrado, 
catedrático de leyes en la univer- 
sidad de Barcelona, oidor de la 
real Chanciller la de Granada, y 
visitador de Charcas en América. 
Abrazó posteriormente el sacerdo- 
cio, obtuvo la dignidad eclesiás- 
tica de capellán mayor de la ca- 
pilla de los Reyes en la referida 
ciudad de Granada; fué vicario ge- 
neral del arzobispado de Sevilla, 
y murió postulado para obispo, en 
11 de mayo de 1646. Dio á luz: 

De sicccesionihus ah intestato. 
1 t. fól. El Sr. Serra y Ferragut 
vio el Ms. original de esta obra 
en poder del l3r. Ramis y Pujol 
abogado. 



871. 

PAI.ET (Fulgencio). Relig-io- 
so teatino de la casa de Palma, eu 
cuya capital habia nacido. Sos- 
tuvo una reñida palestra con el 
P. Raymundo Strauch observante, 
que se dio á luz en esta ciudad, 
impr. de Felipe Guasp, 1814. 
4." de 31 págs. con este título: 
Carta del P. D. Fulgencio Pa- 
leó C. R. al R. P. Fr. Raimtin- 
do Straiicli franciscano, y no- 
tas de este que sirven de contes- 
tación á aquella. 



872. 



Palet (José). De la familia- 
del anterior é hijo de D. Sebas- 
tian Palet, abogado del ilustre co- 
legio de Palma y D.^ Teresa de 
Villava y Villalonga. Estudió le- 
yes en la universidad central, re- 
cibiendo en ella la licenciatura en 
jurisprudencia. Obtuvo algunos 
destinos de gobernación y en la 
actualidad desempeña el de alcalde 
corregidor del Ferrol. 

Castillos en el aire por D. José 
Palet y Villava. Madrid, impr. de 
La verdad á cargo de Federido G. 
de Cañas, 1862. 8.° de 61 págs. 

Ha publicado en el periódico La 
Lheria varios artículos críticos so- 
bre las pinturas presentadas en 
la esposicion de Madrid del año 
1861. 



PAL 



873. 



Z=L i)- 



Palihkh (GADinEL). Religioso 
iiiercedario del convento de Pal- 
ma. Floreció en el, siglo XVIII: 
se distinguió en el pulpito como 
lo prueba la colección de sus ser- 
mones Mss. predicados en varias 
iglesias de esta isla, que existe en 
la biblioteca del Sr. Capdebou, 
juntamente con la obra, también 
Ms. que lleva este título: Manual 
de relojes y sus reglas mas fáci- 
les y seguras, sacado de varios 
astrónomos jmr el P. Fr. &.c. 4.° 

874. 

Pai^sieb (Jaimk). Agustino, 
continuado en el índice de escri- 
tores mallorquines del Dr. Bar- 
beri. 

875. 

Paloit (Agustín). Doctor en 
ambos derechos, jurado de esta 
ciudad y reino por la clase de ciu- 
dadanos 11 ! Hitares en los años 1633 
1054 y 1661. Cultivó la poesía 
castellana, y sus composiciones 
Mss. existían en poder de D. Bue- 
naventura Serra en 1 t. 4.° Fué 
uno de los panegiristas del cro- 
nista D. Juan Dameto, con cuyo 
motivo se publicó un soneto suyo 
al frente de la Historia de Ma- 
llorca escrita por aquel. 

876. 

PaIiOII (Antonio). Doctor en 
ambos dereclios y en sagrada teo- 
logía, natural dé Palma, y uno de 
los abogados mas distinguidos y 
laboriosos (|ue tuvo esta ciudad en 
el siglo XVII. Escribió: 

I. Por D. Juan Fusrer (debe 
decir Fuster) olim de /Salas con 
D. Gerónimo Francisco de Salas. 
Inip. fól. de 33 hojas, sin uño ni 
lugar. 



1 - PAL 

II. Alegación jurídica por Ra- 
fael Poiis Pro. Procurador del 
'Pemrendo Bernardo Pons y An- 
' í/clats Pro. su hermano, natural 
'de la isla de Menorca, con 1). 
Francisco Truyols y A ndres Va- 
delU curador de la herencia de 
Pedro Moranta. Imp. fól. sin nño 
ni luo-ar. Trata del fideicomiso de 
Son Angelats dispuesto por Nico- 
lás Angelats en su testamento de 
13 de febrero de 1522, ante Juan 
Eull Not. 

III. Ajiéndix á la alegación por 
P.Antonio Fuster olim de Salas 
con D.^ Dio ¡lisia de Salas y Su- 
reda en nombre de Curadora de 
los bienes deP. A ntonio y J). Ray- , 
mundo de Salas sus hijos. 1 1. fól. 
imp, sin año ni lugar. 

IV. A legación jurídica por D. 
Francisco Botino de la isla de 
Ibiza, contra Bartolomé Fullana, 
procurador de la Universidad di 
fi?¿V/m¿í/«.lmp.fól.sinañonilngar. 

V. Alegación jurídica por 
Ana Mesquida y Palou rinda de 
Jaime Mesquida ciudadano mili- 
tar, con Francisca Mesquida y 
Dusay, sobre sucesión de los bienes 
'vinculados por Andrés Mesquida 
de Son Romaguera de Porreras 
en su testamento de 31 de setiem- 
bre de 15^)2 ante Sebastian Oliver 
Not. Imp, fól. sin año ni lugar. 

VI. Alegación jurídica. 1). 
Pedro Santa Cilia y Pachs cu- 
rador de la hacienda y bienes de 
Nicolás Montañans de Togores y 
Agustín de Palou, con D. Mi- 
guel de TorrcUa Miralles, pos- 
schedor de la posession de Son Tor- 
rella de JoÁme Arnao de Torrella 
mayor: sobre la recuperaciou del 
dote de Franci^.ca Bcrard, onu- 
ger que fué de Pedro de Torrella 
y nuera de Jaime Arnao. Pre- 
tenden los dichos D. Pedro de 
Santa Cilia, y Agustín de Palou, 
que los bienes del dicho Jaime Ar- 
nao^ están obligados 2)rincÍ2)almen- 
te á dicho dote, Imp. fól. sin uño 
ni lugar. 



PAL 



PAL 



877. 

I*Ai.or (Amtonio). Hun anis- 
ta mallorquiíi, presbítero, doctor 
te(')loo-o y profesor de latín en el 
colegio de Montesíon. 

Gramática latina del Dr. en 
medicina D. Andrés Semiierio, 
traducida al espa.ñoly aumentada 
con notas. Palma, ímpí*. de Fe- 
lipe Guasp,' 1817. 1 t. 8." de 158 
págs. 

878.- 

I*Ai^oc (Francisco). Natural 
de Palma, relig*io?-o observante del 
convento de San Francisco de Asis 
de esta ciudad, y disíJÍpulo de teo- 
logía del V. P. Fr. Junípero Ser- 
ra, con rpiien se embarcó, siendo 
lector de filosofía, en 13 de abril 
de 1749 para las misiones de In- 
dias, y le sig'uió constantemente 
en tan apostólicas tareas, basta 
que aconteció su santa muerte, 
el día 28 de agosto de 1784. De- 
sempeñó el P. Palou el cargo 
de guardián del convento de San 
Fernando de Méjico, y murió en 
el colegio de Santa Cruz de Que- 
retaro en 6 de abril de 1789. Es- 
cribió: 

Relación Ms!órica de la tida 
y apostólicas tareas del Vene ralle 
Padre Fray Junípero Serra, y 
de las misiones rjue fundó en la 
California sejHentrional y nuevos 
establecimientos de Montercy. Es- 
crita por el R. P. L. Fr. &c. Mé- 
jico, impr. de D. Felipe de Zu- 
ñiga y Onti veros, 1787. 1 t. 4:." 
de 28-344 p:ígs. adornado con el 
retrato del V. Serra y una carta 
geográfica de las tierras que re- 
corrió este siervo de Dios para pre- 
dicar á los infieles la fé de Jesu- 
cristo. Contra esta obra del P. Pa- 
lou escribió unas Notas criticas 
el P. Luis Salas dominico valen- 
ciano. 



879. 

I*Ai.OtJ (Gerónimo). Médico 
mallorquín, catedrático de anato- 
mía en nuestra universidad lite- 
raria. MuTÍó en Palma el día 6 
de agosto de 1782. Fscribió: 

Aprovacion apologética rpie lia- 
ce el Licenciado Gerónimo Palou, 
maestro en artes y candidato de 
medicina, á la disertación médico- 
práctica en que el Licenciado Juan 
Bautista Mas A lumno assi mis7?io 
de medicina ventila esta qucstion: 
An resolutiones, quas perillustre, 
ac sapientissimum Medicina co- 
llegiítm, tanquam salutí pullicíe 
infensas declararit, ciíra cegro- 
tantium incommodnm qjossiat per- 
mitti. Palma, impr. de Miguel 
Cerda y Anticli, sin año, 4." de 
30 págs. Lleva la fecba de 8 de 
noviembre de 1742. 

880. 

PaIíOU (Jorge). Jesuíta ma- 
llorquín del siglo XVIII, poeta 
muy distinguido, según el P. Ca- 
yetano de Mallorca, y autor de 
varios oratorios sacros que existían 
■íMss. en la biblioteca de Montesíon 
antes de la supresión de la com- 
pañía de Jesús. 

881. 

I*Arou (José), ifeligioso mer- 
cedario, natural de Palma. Cul- 
tiva la poesía castellana y conser- 
va Mss. todas sus composiciones. 

882. 

PaIíOü (Juan). Naturiil de Pal- 
ma, caballero de la real orden ame- 
ricana de Isnbel la católica, licen- 
ciado en jurisprudencia, abogado 
del ilustre colegio de esta ciudad 
y notario público de la misma. 
Es conocido como poeta por algu- 
nas composiciones publicadas en 



PAP 

nno que otro periódico y por un 
drama calcado en la historia de 
Mallorca que fué representado con 
mucho aplauso en los teatros de la 
corte. Tiene mas instinto dramá- 
tico que mimen lírico: el teatro 
á juzgar por el écsito de su pri- 
mer ensayo puede colocarle en en- 
vidiable puesto el dia que se de- 
dique con mas ahinco á la lite- 
ratura, y lleg-ue con un estudio 
perseverante á ser mas correcto en 
el lenguaje, mas esmerado en la 
versificación, y dé mas originali- 
dad á sus concepciones. Ha de- 
mostrado una feliz disposición para 
la poesía dramática, su porvenir 
literario es seguro si saLe apro- 
vecharla. A fuer de aficionados que 
somos á la historia del pais hu- 
hieranos alegrado que su drama 
fuese la verdadera espresion de la 
época en que tiene lugar el su- 
ceso á que se contrae, y que no 
hubiese tenido que acudir á ver- 
daderos anacronismos históricos pa- 
ra dar mas interés á las situa- 
ciones. 

La Campana de la Almndaiíia, 
Brama original en tres actos y en 
verso de D. Juan Palón y Coll. 
Estrenado por primera ijcz en el 
teatro del Circo de esta corte con 
estraordinario éxito el 3 de no- 
memhre de 1859. Madrid, impr. 
de José Rodríguez, 1859. 8." de 
Ti págs. Hay una segunda edi- 
ción de la misma imprenta y año, 
aumentada ccJh una trova puesta 
en música. 

883. 

_ Papei^cv»! (Vicente). Na- 
ció en Mahon el dia 21 de abril 
de 1783 de D. Vicente Papelcudi 
y D.'' Juana Rosa Carreras. Cursó 
humanidades en su patria y pasó 
después á Valencia para seguir los 
estudios mayores, en cuya univer- 
sidad literaria recibió las borlas 
de doctor en sagrada teología y en 
ambos derechos. Abrazo el sacer - 



56 = PAR 

docio, y después de haber servido 
varios cargos eclesiásticos, obtuvo 
por sus méritos una canongía en la 
catedral de Cindadela y mas ade- 
lante la dignidad de Deán: es abo- 
gado de los tribunales nacionales, 
examinador sinodal del obispado 
de Menorca, juez de Cruzada y del 
subsidio eclesiástico, colector de 
anualidades y vacantes, y provi- 
sor vicaiHO general de aquella 
diócesis. Tiene algunos opúsculos 
Mss. y lia dado á luz: 

I. Oración que en Ja sálenme 
función de gracias celebrada en la 
Parroquial Iglesia de Sta. Ma- 
ría de la Ciudad de Mahon por 
la entrada en España del S'r. 1). 
Fernando VJÍ, de xuelta de su 
caulirerio en Erancia, dijo el J)r. 
J). &c. Mahon, impr. de Pedro 
Antonio Serra, 1814. 4." de 26 
páginas. 

II. Oración panegírica en ho- 
nor y gloria dd gran padre y pa- 
triarca S. Francisco de Asis, que 
en la solemne festividad celebrada 
en su Iglesia del convento de la 
ciudad de Cindadela, pronunció 
el M. I. S. 1). kc. Mahon, impr. 
de n. G. Ignacio Serra, 1845. 4." 
de 28 págs. 

III. Panegírico en honor de la 
Inmaculada Concepción de Ma- 
ría Santísima Señora Nuestra 
que en el Convento de las Reli- 
giosas concepcionistas de la Ciu- 
dad de Mahon dijo el M. I. S. 
P. Vicente Papelcudi y Carre- 
ras kc. Sale ti luz con el lauda- 
ble fin de promover y fomentar 
la devoción a María SSma. á pe- 
tición de devotas personas. Ma- 
hon, impr. deD. G. I. Serra, 1849. 
4.° de 18 págs. 

884. 

I*ARETS (Bartolomé). Juri.s- 

consulto mallorquín, abogado de 
la ciudad de Palma y conceller de 
este reino por la clase de ciudada- 
nos militares en el año de 1661. 



PAR = : 

Hé aquí los discursos jurídicos que 
dio á luz: 

I. Alegación jurídica por D. 
Francisco Mora, vecino de 3Ia- 
llorca con Juana Ana Mesqiáda 
y con Teresa Mesqnida, sobre coii- 
Jírmacioii de sentencia declarando 
libertad de bienes. Iiiip. fól. sin 
año ni lug-ar. 

lí. Alegacio7i jurídica por D. 
Antonio Fnster Olim de Salas con 
i?.'' Dionisia de Salas y Sicreda 
en nombre de curadora de los bie- 
nes de D. Antonio y D. Rai- 
mundo de Salas sobre la sucesión 
de dos tercios del predio Son Sa- 
las y casas sitas dentro la ciu- 
dad de 3/allorca. Imp. fól. id. id. 
III. Alegación jurídica jwr 
Francisco Gual Cavallero, con D. 
Mateo Zaforte:a Catallero del Im- 
hito de Nra. Sra. de Montesa, so- 
bre el Jideicomiso dAspuesto por 
D. Francisco Suüer y Juan, Dr. 
en ambos derechos, en su testa- 
mento de 11 de agosto de 1636 ante 
Juan QaraM Not. Imp. fól. id. id. 

IV. Alegación jurídica por I). 
Francisco Gual Caballero, con D. 
Mateo Zaforteza, Caballero del 
hábito de Montesa, sobre heren- 
cia del Dr. Mateo Suher, asesor 
del Sto. Oficio. Imp. fól. id. id. 

V. Alegación jurídica por Ge- 
rónimo de Sal"s, Caballero del ha- 
bito de Nra. Sra. de Montesa, con 
Jaime Fuster, Ballester, Snnt 
Marti y de Togires, Raimundo 
Gual, padre y legítimo adminis- 
trador de sus hijos, Cavalhros, y 
Violante Gual y de Togores, rnu- 

ger de dicho Raimundo. Imp. fól. 
id. id. 

VI. Alegación en derecho por 
Francisca Dusay y Mescjuida rnu- 
ger de A Ifonso Dusay Ciivallero, 
con Jaime Mesr/uida ciudadano 
militar. Imp. fól. id. id. 

VIL A legación jurídica por el 
Reverendo Jaime Oliver Pro. cu- 
rador de la herencia de Juan Oli- 
ver de la ijílla de Campos, con 
Francisco Oliver de dicha villa, 
T. II. 



.7 - PAll 

sobre el Jideicomiso que pretende 
dicho Francisco de la posesión lla- 
mada Son Olirer, situada en el 
término de dicha villa, fundado 
por Juan Oliver en 2 de enero de 
1579. en la donación c/ue, hizo d 
Miguel y Juan sus hijos, ante Lo- 
renzo Abrines Not. Imp. fól. id. id. 

VIIÍ. Alegación jííridica por 
el Dr. Francisco Mesquida Pro. 
y Rector de la Parroquial de Bu" 
ñola, Andrés Ballester, cirujano, 
y Lorenzo Ros, con Juan Mas de 
la villa de Valldemosa del pía del 
Rey. Imp. fól. id, id» .ascuí 

iX. Alegación júridictt 'por 
Antonio Fortuny Cavallero, con 
D. Hierénimo de Salas. Imp. fól. 
id. id. 

X. Alegación jurídica por el 
Reverendo Pedro Jorge Genovard.. 
Pro. beneficiado en la catedral de 
Mallorca con diedro Juan Casas 
en nombre propio y de padre y le- 
gitimo administrador de Ilieró- 
nimo Casses su hijo, y dicho Hie- 
ronimo en nombre propio, y con 
Antonio Mesquida Not. curador 
de la heredad de Pedro Francisco 
Sabater, sobre el fideicomiso que 
dispuso Pedro Sabater ciudadano 
en su testamento de 30 de octubre 
de 1494 ante Miguel Mataró Not. 
Imp. fól. id. id. 

XI. Alegación jurídica jmr D. 
Gabriel de Berga, Sureda y Zan- 
glada del hábil o de Santiago, con 
Magdalena Truyols, viuda de 
Juan Bordils, ciudadano militar, 
D.^ Lsabel Truyols, hermanas, 
muger de D. Juan Gual y Zan- 
g'ada, y el Reverendo Bartolomé 
I^ontiroig Pro. Imp. fól. id. id. 

XII. A legación en derecho por 
los jurados ele la fidelísima ciudad 
de Alcudia, con el Sindico de la 
Ciudad y Reino de Mallorca, so- 
bre inmunidad de pagar el dere- 
cho del quinto del vino &.c. Imp. 
fól. id. id. 



PAS 



885. 



Pabkts (Miguet,). Médico 
mallorquín del siglo XVIII. 

Descripcio7i médico-topográfica 
de la villa de Cahiá, 1790. 4.° Ms. 
original en la biblioteca de la Aca- 
demia de medicina y 



cu'ugía. 



Pascüai. (Antonio Raimun- 
do). Varón elocuente, sabio y vir- 
tuoso, á quien elogian muchos es- 
critores. Nació en Andraitx el dia 
2 de setiembre de 1708 de Fran- 
cisco Pascual y Catalina Flexes, 
labradores. Ganó una beca en el 
colegio de nuestra señora de la 
Sapiencia del que fué rector; y en 
1731 vistió la cogulla de cister- 
ciense en el monasterio de N^ues- 
tra Señora de Fuente de Dios, es- 
trarauros de Palma, conocido con 
el nombre de la Real. Fué dos ve- 
ces abad del mismo (1756 y 1768), 
secretario y definidor de la con- 
gregación de Aragón y Navarra: 
regentó en nuestra universidad 
literaria las cátedras de filoso- 
fía y teología lulista por espacio 
de 54 años; y cuando en el de 
1750 pasó á Madrid para tratar, 
en nombre de la misma univer- 
sidad, de los asuntos de Lull, ad- 
miró la corte su viveza de in- 
genio, sus elevados talentos, y sus 
conocimientos en todo género de 
literatura. Entonces tuvo algunas 
conferencias con el erudito P. Fei- 
jóo, quien hizo mucho aprecio de 
sus luces, y sin embargo de no ser 
de su opinión en cuanto á la causa 
de Ramón Lull, elogia altamente 



i8 = PAS 

su mérito y sabiduría en una de 
sus apTeciables cartas. Era el Pa- 
dre Pascual individuo de mérito 
de la Real Sociedad económica ma- 
llorquína de amigos del país, y la 
Real Academia de la historia, que 
de antemano posehia de su pluma 
una larga disertacúm escrita en 
16 cuadernillos en 4." sobre la en- 
señanza pública de Mallorca, pro- 
í>Tesos de su literatura, algunos 
puntos históricos, y varios plano.s 
de las Baleares y del islote de Ca- 
brera, con un proyecto de lo útil 
que sería poblarlo; no dudó en 
admitirle eu su seno, en clase de 
académico correspondiente, como 
así lo verificó en 26 de julio de 
1789, bien persuadida de que sus 
luces habían de contribuir á ali- 
mentar el lustre y esplendor de 
aquel cuerpo. Como el P. Pas- 
cual habia estudiado algún tiem- 
po en Moguncia, teniendo por 
catedrático al docto alemán Ivo 
Zalzinger, no es de e.strañar que 
fuese un acérrimo defensor de la 
doctrina y santidad de Lull, á 
quien dedicó la mayor parte de su 
vida escribiendo obras que tratan 
de aquel hombre estraordinario de 
la edad media. En una de ellas, con 
raciocinios exactos, y haciéndose 
cargo de la disposición de la cien- 
cia luliana, manifestó, como así 
lo habia aprendido en la escuela 
de Zalzinger, (¡ue Lull fue autor 
del sistema q^ue resucitó Newton. 
Retirado á su patria, falleció en 
22 de febrero de 1791 y su cadá- 
ver fué sepultado en la' iglesia del 
monasterio de Bernardos, donde 
se lee el elegante epitafio latino 
que dictó el poeta y humanista 
D. Antonio LlodráPro. Helo aquí. 



SISTE VIATOR 

ÉT DüM me TÜMüLATOS INTELLIGIS 

Á DIB XXII FEBR. ANNl MDCCLXXXXI. 

R. P. D. F. ANTONII RAYMÜNDI PASQUALLI CIÑERES 

FLETUM AüDLVS PER-QüAM NECESSüM 



PAS = 59 L= PAS 

PUILOSOPULE 

SOPUIA, MAGISTRÜM AMISISSE THEOLOGl.E, 

QÜI PRO LULLIANA OPINIONE LIV A>'NIS 

CüATEDUATlCüM ACENS, DÜBIUM 

CREARIT, 

AN .EQÜIÜS GLORIARE POTDERIT 

TALE PRECEPTO RE DISCIPÜLÜS 

AN TALI TANTOQUE DISCÍPULO PRECEPTOR. 

CISTERGIENSIÜM 

ÚÜI CLM MCE-GENERALIS Á SECRETIS, 

BIS DIFFIMTOREJI, 

BIS ABBATEM ELEGISSEIST, 

TOTIES ET liNTEGERRlMUM JUDICEM 

ET PATREM EXPERTI. 

BALEARIS SEISATLS 

MANTU.E CARPETANORL'^1 

olí EUM PRIVILEGIIS ET IIONORIBLS 

ET ACCADEMICl ET SOCIl REMü^ERARlJ^T. 

ERUDITIORLM OMMIUM 

Qm DISCIPLI>AS APTÜM AD OM>'ES, 

PROPE^SÜM AD SINGULAS, 

LIBROS QUOS PRELO EDIDIT, ET QUOS IN PR.ECIKTÜ 

LXXXIII ANNIS ADMIRATl. 

CAVE TAMEIN DICERE AIJSIS 

SEPÜLCRUM UOC M'LLI INDEFLETUM: 

FAMAM IlAUD FLERE DECLIT; 

QUl LTENIM CREDET MORTULM 

QÜEM CERTO PREÜICAT IMMOBTALEM? 

iiEc satis; perge. 

Obras del P. Pascual que lian tS'ra. 1).^ Ana de Puigdorfila y 

llegado á noticia nuestra: Villalonga kc. Palma, iiiipr de 

I. El milagro de la salidu.ria Miguel Cerda y Anticli y Miguel 

del B. Raymundo Lnlio, Doctor Amorós, 1744. 4.° de 40 págs. 

illuminado y martyr, y patrón de Kn la dedicatoria habla de la no- 

la InlianaUnixersidad de Mallor- bleza de D.'^ Ana de Puigdorfila 

ca, insinvado en esta oración , que y de su esposo el general Vallejo. 

en la fiesta de su conversión, que II. Examen de la crisis de el 

dia 'Zh enero le celebra dicha Uni- Revmo, P. Maestro D. Benito 

tersidad representada en sus qua- Gerónimo Fcijóo, monje lenedic- 

tro claiistros de tlieología, juris- tino, sohrc el arte Luliana; en qne 

prtcdencia, medicina y filosofía, se manifiesta la santidad y culto 

predicó en el año de 1743 el R. P. del iluminado Dr. y miirtir el 

D. &c, Y la dedica á la Exma. B . Raymundo Lidio, la pureza 



PAS 

dg su doctrina y la vtUidad de 
sit arte y ciencia general: escrito 
por el R. P. M. D. An'onio Ray- 
mundo Pasctial monje cistercirnse 
&.C. 'Tomo I dedicado al M. I. S. 
J). José Torrero y Marzo &c. Ma- 
drid impr. de Lorenzo Francisco 
Mojados MDCCXLIX. 4." de 214 
págs. sin contar 20 hojas de pre- 
liminares que no llevan foliación, 
A lo último de este tomo, emplea 
XXXIX págs. con el Instrnmen- 
tum sententice rescindentis atten- 
tata per quoscumque, auctoritate 
cujusdam assertm Bullce Grego- 
rii XI contra doctriwim coeülns 
ilhistrati doctoris Baimundi Lu- 
lli pii E remite: eundeni tero 
Baimimdtm, episqiie doctrinam, 
nt honam, et catholicam, inpris- 
trinum statmnmndicantis. Sigue 
un índice de cosas notables sin fo- 
liación. El tomo II, último de la 
obra, Ta dedicado al Sermo. Sr. In- 
fante Cardenal de España: I\ía- 
drid, impr. de Antonio Pérez de 
Soto, calledela Abada, MDCCL.4.° 
consta de 362 págs. sin contar 56 
hojas preliminares que no llevan 
foliación y un índice de cosas no- 
•tables. Entre los primeros se cuen- 
ta un Prologo apologético en sa- 
tisfacción d la carta XXVI del 
tomo III de cartas del P. Fei- 
jóo. Es obra escrita con bastante 
orden y método, y por parte de su 
autor la materia se pone en toda 
la luz que permite la naturaleza 
de la controversia. Vasto era el 
campo que se ofrecía al P. Pascual 
para lucirse, y sobrada la razón 
que tuvo para conbatir la equi- 
vocada opinión del sapientísimo 
Feijoó con respecto á Lull. Indicó- 
la Eeijóo en su Justa repulsa con 
estas palabras: «Si los que se aydi- 
can á aprender el arte de Lulio, 
empleasen el tiempo que gastan 
en leer otros libros buenos, se ha- 
llaran al fin de la cuenta con mu- 
chas útiles noticias, cuando de Lu- 
lio no pueden sacar conocimiento 
alguno: si solo explicar (mejor di- 



60 =r PAS 

ria implicar} con una mistcrio.'a 
gerigonzalo queya saben por otro 
estudio.» En apoyo do este dicta- 
men de Feijoó escribió uno de sus 
inumerables adictos: <*Cuantodice 
el crítico benedictino con respecto 
á Lulio no puede refutarse con re- 
flexiones: es necesario demostrar 
por esperiencia no equívoca cuale.s 
son los adelantamientos que han 
resultado ó produce á sus secua- 
ces el Arte magna de Lulio. To- 
do lo demás es salirse de la cues- 
tión, y perder el tiempo en discu- 
siones vanas, como demostró jiii- 
ciosamente el P. Feiióo.» Tales 
censuras al sistema del insigne 
mallorquin encontraron sabios opo- 
sitores. Fueróulo el P. Forn-Ás, 
de quien líennos hablado en el to- 
nio I piig. 30Í), el P. Marcos Tron- 
chon, el P. Rafael de Torrcblancn, 
y nuestro Pa.scual. Este no puedo 
sermasesplicito, erudito y concien- 
zudo en su Examen de la Crisis, 
pero tenia aplazada la cuestión pa- 
ra explanarla mas adelante en ma- 
yor escala, como lo verificó en su 
grande obra Vindiciíe Lnllianfe, 
de la que daremos luego noticia á 
nuestros lectores. Con tan escelen- 
tes materiales y otros muchos q e 
le sujerió su ilustración y estudio, 
pudo el P. Soto combatir también 
á Eeijóo, sin embargo de las cua- 
tro ediciones que ya en 1787 se ha- 
blan agotado de wn?^ Demostración 
critico apologética que en de- 
fensa suya habia publicado el sa- 
bio benedictino Fr. Martin Sar- 
miento, y dio á luz una obra, que 
todos los lulistas deberían tener 
en sus estantes, con este titulo: 
Pejf exiones critico-apoluqeticas so- 
lare las obras del KR. Padre 
Maestro Fr. Benito Gerónimo 
Feyjóo, en tUfensa de las mila- 
grosas flores de S. Luis del Mon- 
te, de la constante pureza de fe, 
admirahle sahiduria y iHiUsima 
doctrina de el iluminado doctor y 
esclarecido mártir el B. Raimun- 
do Lidio: de la gran erudición, y 



PAS 



= 61 = 



PAS 



sólido juicio (Id c¡arisÍ7)io doctor 
el V. Fr. Nicolás de Lyra; de 
la famosa literatura y constante 
xeracidad histórica de el limo, y 
V. D. Fr. Antonio de Guevara 
y de otros clarísimos ingenios que 
ilustraron al orbe literario. De- 
dicadas á el wismo Reterendísi- 
mo P. Maestro Feyjóo; escritas 
2)or el P. Fr. Francisco de iSoto 
y Mame, lector jubilado, predi- 
cador apostólico, ex-guardian y 
escritor titular del colegio misio- 
nero de Nuestra Señora de los 
Angeles de la Monedji, cronista 
general de ¡a religión de San Fran- 
risco &c. vSalamanca. impr. de 
K. García de Honorato v San Mi- 
í^niel. 1749. 2 t. 4." el I de XXIV- 
2.)8 págs. y el II de VIII-436. 

III. VindicicB Lidliance sive 
demostratio critica inmunitatis 
doctrinm illuminati Doctoris B . 
Raymundi LuUi martiris, ab er- 
roribus eidem d Nicolao Fyme- 
rico impactis, á censuris ab Al- 
burio Cardinali relatis; reliquis- 
fjuc aliorum lilnris. Fúndala in 
collatione textmim Lulli, ex qná 
jiroprius ostendituv catJiolicus sen- 
sws, et in consensu doctrina, imo 
ct rnodi loquendi ejiísdem cu7n pa- 
iribus et doctoribus sacris: cui sub- 
tiectitur explicatio aliorum quo- 
rundam textuiim, quibus aliqui 
forte possent ojfendi In (¡uatuor 
lomos divisa', prccmittitíir vita 
ejifsdem B. Raywuudi Lulli, ex 
i])sius operibus potissime depromp- 
ta. Ancfore I). D. Antonio Ray- 
mundo Pasqual, moñaco cister- 
ciensi. &.C. Avenione a2nid •/. Gar- 
rí gan, typ. biblioop. MI)CC- 
LXXVIII. 4,° mayor estrangero. 
El tomo I consta de X-439-114 
pág-s. Á lo último: Judicium R. P. 
I). Antonii Pons, monada cister- 
ciensis et in monasterio Beata Vir- 
ginis Maria de Regali Sacra 
Theologia professoris. Es un dis- 
curso de 6 pf'gs. y luego sigue, 
sin foliación, el índice de cosos no- 
tables. El tomo II, impreso en el 



mismo lugar, imprenta y año» 
consta de 828 pi'igs sin el índice- 
el III id id. id. de 411 ])ágs: y 
el IV id. id. id. de 611 pí'igs. sin 
comprender ninguno de ellos el 
índice en la paginación. El ori- 
ginal, de letra de su autor, existe 
en la biblioteca de Montesion 
como igualmente la copia que sir- 
vió para hacerse la impresión. 

IV. Ilustración al portentoso 
favor de su leche celestial, con que 
distinguió Maria SSrna. al Pa- 
dre San Bernardo abad de Cla- 
rar al, y refutación de algunos cri- 
ticos, que lo han querido dudar. 
Escrita por el R. P. M. D. An- 
tonio Raimundo Pa cual, monge 
cisterciense &c. Mallorca, impr. 
de D. Ignacio Sarrá y Erau, im- 
presor del Eey N. Sr. 1782. 1 t. 
S." de 192 págs. 

V. 3Iens di vi Be mar di de in- 
m acúlala Sancta Maria Virgi7iis 
DeiparcB conceptione. Expósita d 
R. P. Pomoio Antonio Ray mundo 
Pasqual monacho cisterciensi &c. 
Palma Majoricaru?n typis D. Ig- 
natii Sarra Regíi typographi anno 
MDCCLXXXIII. 1 t. 8." ma- 
yor de 182 pAgs. sin contar los 
preliminares. Va dedicado al obis- 
po de ^Mallorca D. Pedro Rubio 
Benedicto y Herrero. 

VI. Bescubrimiento de la agu- 
ja náutica, de la situación de la 
América, del arte de navegar, y de 
nn oiiievo método para el adelan- 
tamiento en las artes y ciencias: 
Disertación en que se manifiesta 
que elprvnier autor de todo lo es- 
puesto es el B. Raymundo Lidio, 
Mártir y Dr. iluminado: con nn 
apé7idice de la enseñanza pública, 
de los 2^'>'ogresos de la literatura, 
y otros puntos históricos perte- 
necientes á Mallorca. Su autor el 
R. P. Miro. Do7i Antonio Ray- 
mu7ido Pasqual, Cisterciense, 
Abad que ha sido dos veces del 
Real Monasterio de la Reyal, Doc- 
tor, ex-catedrático de Filosofía, 
Doctor y Catedrático de Prima 



PAS = 

de Teología de la Universidad 
Literaria de Mallorca, Individuo 
déla Real Academia de la Histo- 
ria. Madrid, impr. de Manuel 
González MDCCLXXXIX. 1 t. 4.° 
de 320 págs. sin contar los pre- 
liminares, que son: la dedicato- 
ria al Escmo. Sr. conde de Cam- 
pomanes, el índice, y un aviso 
previo, en el que examina é im- 
pugna el Directorio de Eymerich, 
prueba con citas de documentos, 
que no se puede negar á Lull el 
título de beato y de doctor ilu- 
minado, y dá cuenta de las obras 
que escribió el insigne mallor- 
quín que tratan de navegación 
y otras materias análogas á lo 
que se propone escribir en la obra, 
l^ista es eruditísima: la divide en 
nueve capítulos y un apéndice, y 
abunda en ricas y apreciables nor 
ticias que la hacen interesante y 
muy buscada como libro de con- 
sulta. 

VII. Disciissio scripti curtí 
hac epigraplie: Aüque ohaertatio- 
n\€s super cuUum, qiii Raymundo 
Lulli in Majorica exJñhetur. 1 t. 
4.° Ms. sin encuadernar, original 
en la biblioteca de Montesion. 

VIII. Tractatas de Sacrosanto 
Evcliaristice Sacram,ento. 1 t. 4.° 
Ms. de 426 págs. original en poder 
del Sr. Capdebou. Lleva el año 
en que lo concluvó que es el de 
1785. 

IX. Respuesta á una carta de 
D. Manuel Zahide comisario de 
marina de Mallorca, en orden d 
algunos puntos de la vida, doctri- 
na, martirio y culto del B. Rai- 
mundo Lidio. 1 t. 4.° Ms. exis- 
tente en la biblioteca de Monte- 
sion, 

_ X. Demostración del origen del 
sistema copernicano, sacada de las 
ohrasdcl B. R aimundo Lulio . 1 1. 
ful. Ms. que existia en el archivo 
del monasterio de Bernardos. 

XI. Vida, virtudes g milagros 
del B. Raymundo Lulio, Doctor 
iluminado y mártir. 1 t. 4." Ms. 



i52 = PAS: 

muy voluminoso existente en po- 
der del Sr. Capdebou. 

XII. Historia del Real vio- 
oíasterio de Nuestra Señora del 
Reyal del orden cisterciense. 1 t. 
4.° Ms. Esta historia la había es- 
crito antes en latín, por encarg-o 
del P. D. Miguel Benito Seguí 
abad en 1736 del espresado mo- 
nasterio, y la concluyó en 18 de 
enero de Í73H, habiéndose remi- 
tido una copia al P. Cienerol de la 
orden cisterciense. La que el Padre 
Pascual escribió en castellano fué 
aumentada, corregida y continua- 
da hasta el año 18^35 por el P. Er. 
D. Juan Amorós y Eerrer mong-e 
profeso del citado monasterio, cuya 
ol)ra, que tenemos á la vista, forma 
1 t. 4.° Ms. de XXX-47() pj'igs. 
Es libro intere.santisimo y muy 
rico de noticias acerca la funda- 
ción del monasterio, sus vicisitu- 
des, reyertas sobre patronato y 
jurisdicion y otras materias, pero 
nada se dice con respeto á fabrica 
ni artistas y lo que lamentamos 
tnmbien es el silencio de Pascual 
y Amorós tocante á varones ilus- 
tres, que no puede dejar de tener- 
los unaca.'^a religiosa que ha exis- 
tido desde el año 1239 liasta el do 
1835. Ninguno de los dos autores 
de esta historia reconoce mas va- 
rones ilustres de su monasterio que 
los abades, cuyo catálogo i)oneu, 
aunque tan pobre de datos bio- 
gráficos, que si hubiesen omitido 
los adelantos que hicieron en pun- 
to á intereses, y la fecha de su 
elección, quedaría únicamente re- 
ducido al nombre de cada uno. Ja- 
mas hemos creído que las prela- 
cias en los eclesiásticos, ni los bor- 
dados en los militares, constituyan 
un varón iliistre, si tales distin- 
ciones no van ccampañadas de otras 
circunstancias como las del saber 
y la virtud; y el monasterio de 
bernardos de Mallorca ha de ha- 
ber producido precisamente algu- 
nos hombres sabios y virtuosos 
ademas de los PP. Pascual y Ma- 



PAS 



r= 63 



PAS 



yol, únicos que menciona la his- 
toria de que nos ocupamos, y lo 
liace seg'uramente por haber ob- 
tenido ambos la prelacia abadial. 
El P. Finestres en su Historia de 
Pohlet, tomo II pág". 363 cita una 
reseña histórica del monasterio de 
Bernardos de Mallorca, escrita por 
el P. Pascual. Tal vez sea la la- 
tina. 

XIII. Tratado de Teología es- 
colástica según las doclrinas de 
Niiestro glorioso Padre tS. Ber- 
nardo. 1 t. fól. Ms. Cítalo el con- 
tinuador de la crónica de cister- 
cienses de Mallorca. 

XIV. Papeles varios sobre Lull. 
1 t. 4.° Ms. que fué del P. Villa- 
franca y hoy existe en la biblio- 
teca del Sr. D. Francisco Truyols 
como ig-ualmente las demás obras 
que siguen: 

XV. Pe ciiltu et Scientia B . 
Lulli al) ejus ohitii, usque adpre- 
senlem diem. 1 t. 4.° Ms. 

XVI. Ojmsciilos de Ilaymundo 
Lull traducidos del lemosin al la- 
tín y otros del latin al castellano. 
1 t. 4.° Ms. 

XVII. Apuntes y documentos 
históricos. 1 t. 4.° Ms. 

XVIII. Pe Sacramentis. 1 t. 
4.° Ms. 

XIX. Tratado de rarios lihros 
del B. Raymundo Lulio. 1 t. 
4.° Ms. 

887. 

I*.4SCCAl. (Francisco). Jesuí- 
ta raallorquin, cuya sotana vistió 
en el colegio de Montesion. Ha- 
llábase en el de Valencia cuando 
se le destinó otra vez al de Palma, 
y llegó aquí en 30 de diciembre 
de 1604. Poco des])ues se le en- 
cargó de la escuela de gramática 
de menores, de cuya lectura se 
ocupó muchos años. Barberi le 
cuenta en el número de nuestros 
escritores: no hemos visto ninguna 
obra suya; pero la crónica Ms. de 
Montesion, tomo I pág. 70 B. dice 



que en 5 de marzo del año 1607» 
al leerse ante un lucido ^concurso' 
el proceso particular instruido aquí 
sobre las virtudes y milagros del 
B. Ignacio de Loyola para enviar 
al genera], con el fin de solicitar 
la canonización, pronunció un dis- 
curso latino alusivo á las circuns- 
tancias. 



■■ascuai^ (Francisco). Nació 
en Píilma el dia 10 de abril de 
1787 de D. Pedro Francisco Pas- 
cual y I).^ Margarita Togores; y 
en 1803, concluidos los estudios de 
humanidades, vistió el hábito de 
religioso en el convento de Sto. Do- 
mingo de esta ciudad. Fué lector 
de filosofía y teología; obtuvo to- 
dos los grados de la orden incluso 
el de maestro en la última facul- 
tad; desempeñó los cargos de prior 
de su convento, regente de estu- 
dios, y examinador sinodal de este 
obispado. Distinguí ióse por su es- 
cesiva loboriosidad y por su gran 
talento; cuentásele por el mejor 
filósofo y matemático de su tiem- 
po; cultivó con buen éxito la poe- 
sía castellana y mallorquina y fa- 
lleció en esta ciudad el dia 12 de 
setiembre de 1856. Dejó una in- 
mensidad de tomos Mss. que con- 
serva su sobrino el P. lector Or- 
dines que contienen multitud de 
opúsculos morales, muchas com- 
posiciones poéticas del g nero mís- 
tico, exposiciones á los cantos pa- 
dres y la colección de sermones que 
predicó en varias iglesias, encua- 
dernados en 12 volúmenes en 4." 
Conserva también el P. Ordines, 
escrito por su tío, un Compendio 
de Cicografia, una Geografía de la 
Europa en verso castellano, un 
Compendio de Algebra y otro de 
matemáticas. Las muchas poesías 
con que se adornaron los claustros 
del convento de Santo Domingo, 
cuando en 1829 se celebraron las 



PAS - 

fiestas de í^ beatificación do la 
B. Juana de Aza, que se inserta- 
ron en la relación de las mis- 
mas, dada á la estampa, son obra 
del r. Pascual. Lo es también la 
eleg'ía, compuesta de 85 estrofas, 
dedicada á la catástrofe que espe- 
rimentó la villa de Felanitx en la 
tarde del 31 de marzo de 1844, 
publicada en el Almacén de fru- 
tos literarios del 24 de octubre 
de aquel año. Ayudó el P. Pas- 
cual al P. Felipe Puig-server á es- 
cribir su Filosúfia, como se prue- 
ba por el original de esta obra que 
conserva el espresado lector Ordi- 
nes, todo de letra de su tio. Son 
así mismo del P. Pascual los go- 
zos en mallorqnin de San Victo- 
riano mártir, que van impresos al 
pié de la imagen del santo, una 
escelente memoria sobre las causas 
físicas que produjeron el terremoto 
que esperimentó esta isla en 1850 
y un tratado de los varones ilus- 
tres de la orden de predicadores 
naturales de Mallorca, ambas obras 
Mss. Dio á la estampa: 

I. 3íes de marzo consagrado 
al glorioso patriarca San José es- 
poso de la Virgen María. Palma, 
impr. de Estevan Trias, 1844. 1 t. 
16."^ de 552 págs. 

II. El gato encerrado en el li- 
brito impreso en Valencia año 
1839" ¿ intitulado Catecismo cris- 
tiano para niños y rudos. Palma, 
inipr. de Estevan Trias, 1848. 8." 

III. Nueva mes de mayo con- 
sagrado á María Santísima. Pal- 
ma, impr. deP. J. Umbert, 1848. 
1 t. 8.° de 345 págs. con una lá- 
mina y un índice sin foliación. 

IV. Novenari par prepararse, 
imitant sasvirtuts de María San- 
tissima, a celebrar dignament es 
naxement temporal del fill de Leu 
en la cova de BetJihm. Palma, 
impr. de D. Felipe Guasp y Bar- 
beri, 1849. 8.'^ de 48 págs. 

Son del P. Pascual muchas de 
las vidas de santos, aumentadas al 
Año Cristiano ÜQ Croiset, edición 



04 z= PAS 

de Palma, impr. de Estcvnn Triap, 
1841-1844. 18 t. 4." 

889. 

Pascual (JuanV Mc^dico ma- 
llorqnin del siglo XVIII. 

IHsertatin critico-aristoleUca 
adversus Pliisicam tindicalam 
Joannis Pasqual. 4.° Ms. original 
en poder del Sr. Capdebou. 

890. 

PascuaIí (Louknzo). Nació 
en Palma el dia fi de enero de 1793 
de D. Lorenzo Pascual y l).'*^ Ana 
María Sampol, y á los 21 añoa do 
su edad vistió el hábito de reli- 
gioso capuchino en el convento do 
esta ciudad. Fu6 uno de los sacer- 
dotes que con apostólico celo pa- 
saron voluntariamente en 1820 á 
Arta, San Lorenzo y Son Servera 
para ausiliar A los enfermos ata- 
cados del contagio que desoló aque- 
llos pueblos. Distinguióse en el 
pulpito, y la cuare.snia que pre- 
dicó en la Catedral en 1827, le dio 
la fama de insigne orador sagrado 
que con justicia ha tenido de.sde 
entonces. Ganó por rigurosa opo- 
sición en 1828 el cargo de lector 
de filosofía en su convento; obtuvo 
el de misionero aix)í5tólico. y á los 
cinco dias después de la esclaus- 
tracion de los regulares, esto es, 
en 17 de agosto de 1835, fué nom- 
brado Ecónomo de la iglesia par- 
roquial de Manacor y últimamente 
Arcipreste de la misma. Murió en 
12 de marzo de 1862. Ha escrito: 

I. Exequias que la muy noble 
y muy leal Ciudad y Reino de Ma- 
llorca hizo en la Iglesia Catedral 
de la isla el dia 23 de diciembre 
de 1833 d la católica magestaddel 
Rey Nro. Sr. D. Fernando VII. 
(Q. D. D. G.) Palma, impr. de D. 
Felipe Guasp, 1834. 4.° de 38 
págs. con una lámina. Es una re- 
lación de la solemnidad con que 
se celebraron dichas exequias y si- 



PAS 

g"ue á ella la oración fúnebre que 
pronunció en las misnitus. 

II. Vida de N. S. Jesucristo 
e9í m^editücioues. I t, 4.** Ms. 

III. Omciones sacudas del 
Kempis^ con rejlexiones. 1 1. 8.°Ms. 

IV. Meditacions de la memo- 
ria de los pecats. 1 t. 8.° Ms. 

V. ■ tSermoiies y discursos mo- 
rales y pan-e giricos. 5 t. 4.* Mss, 
originales en poder de su sobrino 
1). Bartolomé Pascual. 

89L 

• 

PaSCüaIj (Miguel). Doctor 
en ambos dereclios, natural de 
Palma, catedrático de retórica en 
la universidad de Mallorca, y uno 
de los abogados mas distinguidos 
por su laboriosidad y talento que 
tuvo esta ciudad en el sig'lo an- 
terior. Escribió: 

iSunm del insigne arte de retó- 
rica, traducidd de los mas céle- 
bres autores, á la que se añaden 
la ortografía española y latina, 
elegancias latinas, progignasmas, 
y en fin la arte ¡ioética de Ho- 
racio, traducida en español, i t, 
-4.* Ms. muy abultado, todo de 
su letra, con la nota de haberlo 
acabado de escribir en el año de 
1777, existente en la biblioteca 
Episcopal, 

892. 

PaS€VAIí (Miguel). Natural 
de Palma: cursó la medicina, de- 
fendió conclusiones públicas en 6 
de julio de 1792 y recibió la borla 
de doctor en su facultad, en esta 
universidad literaria, el dia 4 de 
agosto del referido año. Fué mé- 
dico del hospital de esta ciudad, 
trabajó infatigablemente, en unión 
de D. Antonio Almodovar, para 
que no se estendiese el contagio 
que en 1820 desoló las villas de 
Arta, Son Ser vera y San Lorenzo; 
y habiendo pasado á ellas para ob- 
servar de cerca aquella terrible 
T. II. 



- 65 r= PAS 

enferir.edad, fué uno de los mu- 
chos que perecieron de ella. De las 
obras que escribió solo hemos visto 
las siguientes que existían origi- 
nales en poder del Dr. D, Jorge 
Barceló. 

I. Discurso médico solre la 
precaución de la enfermedad epi- 
démica de las viruelas en esta isla 
de Mallorca, 1707. 4.° Ms. 

II. Observación de tina enj'erma, 
virulenta que hahiendo 2^^decido 
la viruela en 1776, la volvió é 
padecer en enero de 1798. 4,° Ms. 

893. 

PascüaIí (Miguel). Natural 
de Binisalem, hermano del Sr. D. 
Juan Pascual y Moya, dignísimo 
canónigo de nuestra santa iglesia. 
Estudió la medicina en Francia 
donde recibió la borla de doctor,^ 
y en la actualidad reside en Pal- 
ma gozando de gran reputación, 

Essay sur V ojilUalmie puru- 
lente. Montpeller, impr. de Pierre 
Grollier, 1846, 4.° fi-ancés de 44 
págs. 

894. 

Pastrawa (Juan). Latinista 
mallorquín que floreció k princi- 
pios del siglo XV, época en que 
se adoptaba ya su Gramática, y 
la que escribió en verso, sacada 
del Prisciano á mediados del si- 
glo XIII, el minorita Alejandro de 
Villadei; ambas desechadas y en- 
vilecidas según D. Juan Bautista 
Muñoz, desde 1481, en que viendo 
el público por primera vez el mé- 
todo del SfiJ^io filólogo Antonio de 
Lebrija, le hizo la justicia que me- 
recía, por ser el árbol que producía 
mejores frutos. Esto dice el refe- 
rido Muñoz, pero nosotros, respe- 
tando el nombre y el saber de Le- 
brija, hemos de separarnos preci- 
samente de su opinión para sos- 
tener la fama justamente adqui- 
rida por el mailorquin Pastrana, 

9 



PAS 

fiuyo método de ensefuiiiza os in- 
cierto que fuese desechado y en- 
vilecido cuando empezó a cono- 
cerse el de Lebrija. Ademas, la 
gramática de ViUadei^ no desapa- 
reció tampoco en 1481, pues te 
nemos una edición de Barcelona 
de 1495; pero la de Bartolomé 
Mates, que también se babia im- 
preso en Barcelona año i4b8, que- 
dó enteramente eclipsada luego 
que las escuelas adoptaron la de 
nuestro paisano. Que esta siguió 
admitiéndose como útil y prove- 
chosa posteriormente á Lebrija, lo 
prueban las muchas ediciones que 
conocemos de ella, ediciones que 
no hubieran podido agotarse al es- 
tar tan generalizado el crédito de 
la de su competidor Lebrija, como 
supone Muñoz. Otras razones hay 



=: ó6 = PAS 

conoce, en poder do D. .lose rerda, 
vecino de Vich.— H. JofOims Pas- 
trana rndmenta f/rammatice cutji 
commentarüs. 1 t. 4.'' letra gó- 
tica, sin foliación. Va dedicado al 
malíorquin Nicolás Montafmns, 
de quien hemos hablado en el 
tomo 1 pág. ^08. Concluye así: 
Thesmmis paiipemm Jímt, cnm 
snis commentarüs, in qiio rndi- 
onenta Grawwatica, artificióse, 
atque ingenióse j)erlnstran(nr. Va- 
¡entice impressns á Francisco Díaz 
Romano mgéssima dia mensisSep- 
temhris auno Dñi MDXXXIII . 
Ilabes candide lector diligentis- 
sime hoc opiis correclum per re- 
verendissiuLum magistritm Far 
fS'acríV Theologice profcssorem.— 
III. Joannis Paslranaopus gram- 
maticcv correclum et inpristinam 



también que prueban nuestro modo formam redactum: quatenus ad 
de TDensar en esta cuestión: la gra-^/6'6-//>¿rt¿w;i¿í et genera 'nonnnnm. 
mátic'a de Pastrana no se enseñaba pertinet ac Terborinn conpiga- 



únicamente en las escuelas ma- 
llorquínas, que si esto hubiese su- 
cedido podria creerse que se hacia 
por ser el autor natural del pais, 
y que se prefería por este motivo 
su método de enseñanza a otro 
cualquiera, sino que se enseñaba 
también en Salamanca, Valencia y 
Cataluña, con posterioridad al año 
1481. En la biblioteca del Excmí). 
Sr. marques de la Romana existia 
un códice folio menor, letra de 



tiones. 1 t. 4." letra gótica, sin 
foliación, portada con orla. A lo 
último .se lee: Joannis PastraníV 
opus grammaticie nnper emmen- 
datíim atque ah innumeris erro- 
ribus á doctissimo mro Andrea 
Riera Ludiniagistro Majoricensis 
mudicitum, qmtcnus adnomhmm 
declinationes et verborum conju- 
gationes pertinet: ca'teris ipsius 
autoris operibics ad vetns exem- 
plar redactis Jinit. Impressurn 



principios del siglo XV, en muy Majoricis,per FerdinandumCan- 
buen estado, de la gramática de soles, anno 1545. — IV. 



Pastrana mas antigua que se co- 
noce. De ella hemos visto las 
ediciones siguientes: I. Joannis 
Pastrana rudimenta grammaticce. 
1 t. 4.° letra gótica, sin foliación 
ni signos. Á lo último se lee: The- 
saurus paiiperum finit. Super arte 
et compendio doctissimi domini 
Joannis de Pastrana materies in- 
cipiítnt. FerdinandÁ Nepotis mate- 
ries grammciticcB feliciier expli- 
ciunt, impressce ac edifíe Salma,n- 
ticm anno sahUis MCCGOXCII 
quarto nonas junii. Peo gratias. 
Existe un ejemplar, único que se 



Grama- 
tica Joannis de Pastrana niip. 
Í7npressa et recognita cum com- 
mento magistri Jacobi Arnaldi 
Balearici. Majoric. ex ofllcina, 
Ferdi. Cansóles ad expensas Frrn- 
cisci Isern. Ciim 'privilegio. 1554. 
1 t. 4.° letra gótica, sin foliación, 
portada con orla y figuras en la 
parte superior. En los prelimina- 
res hay poesías latinas de Baltasar 
Contesti y Francisco Gacías Pro. 
en alabanza de la obra y de su 
comentador, y la misma dedicato- 
ria al canónigo Montañans que lle- 
va la edición de Valencia de 1533. 



FAS 



- on — 



PAT 



Alo último se lee: Thesaitrus pau- 
2)eru'}}ifinit cum suis commentaríis 
iii quo rudimenta grammatice ar- 
tificióse atc/uG ingenióse periUus- 
trantíir. Majoric impressv.s ah 
Antonio Gener Baleárico. Décimo 
qrto. Kalendas nozemhris anno 
Dril. MDLIIII. Hales candide 
lector diligentis sime hoc opus cor- 
rectumper referendum magistrum 
Far ^acrae Theologiceprofessorem. 
Et denuo errores imjjressoris tvcre 
castigati Guillermurn Bar Pres- 
Mterum.—V . Joannis Pastrane 
opus grammatice correctum et in 
jyristinam forman r-edachnn qva- 
tenus ad declinationes et genera 
nominum perlinet, ac xerhorurii 
conju gallones. MDLVIII. 1 t. 
4.° letra gótica, sin foliación, por- 
tada con la misma orla y viñetas 
de la edición anterior, y una lá- 
mina que representa un maestro 
dando lección á sus discípulos. Á 
lo último se lee: Joannis Pastra^ 
ne ojms grammatice nupter emen- 
datum atque ah inniim eris errori- 
liís d doctissimo viro Andrea Rie- 
ra Ludimagistro Majoricensis vin- 
dicatum quatenns ad nooninvon de- 
clinationes et terhorum conjvga- 
tiones p)ertinet: ceteris ipsiiis an- 
toris operihus ad vetus eccemjylar 
redaclis finit Majoricis anno sa- 
Intis noslre M2)LVIIII.— \\. 
Joannis Pastrane opus grama ti ce 
correclnm el inprislvnamformam' 
redaclum qiialenns ad. declinatio- 
nes et genera nominum perlinet , ac 
terhorum cohjirgationcs. Majori- 
cis apnd Antoniíim Perpiniannjn. 
Anno 1578. Barcinone excudehat 
Petriis Malus. 1 1. 4." letra gótica 
con algo de carácter redondo, sin 
foliación, portada con orla y un 
grabado que representa un hombre 
estudioso con un libro en un atril y 
otros sobre la mesa. A lo último del 
libro hay esta conclusión: Joannis 
Pastrane opus grammatice nnper 
emendatum atque ah innumeris 
error ihus d doctissimo x ir o An- 
drea líihera (debe decir Kiera) Líi- 



dimagistro Majoricen. tindica- 
tum quatenus ad nominum debli- 
nationcs et verhorum conjugoMo- 
nes 2^'irtinet. Ceteris ipsius auto- 
ris operihus ad netus exemplar re- 
daclis fuit impressum, Barcinone 
ex tipngraphia PelrilJaJi. MD- 
LXXVIII. Sigue después: 

TIPOGRAPHLS LECTORI. 

En vcnit Elisiis Pastrana insignis ab oris, 
Fulgcns splcndidor, clarus, et altiloquus. 

Nicolás Antonio, Bill. r¡et. t. II 
pág. 268 (edición romana) dice 
que en todas las escuelas resonaba 
el nombre del raallorqiiin Pastrana, 
y cita un Ms. que se conservaba 
en la Catedral de Sevilla con este 
título: Joannis Pastrance com- 
mentarium grammalicw , del que 
habla Mayans en las obras que pu- 
blicó del Brócense, asegurando que 
por lo común seguían todos el mé- 
todo de Pastrana, y que no obstante 
que el Brócense llama bárbaros á los 
demás, Pastrana doclior fuit. El 
Sr. Floranes, en las notas que puso 
á la Tipografía española de Mén- 
dez, quiere también que Lebrija 
turbase á Pastrana en su posesión 
y le arrojase del trono, y sospecha 
si el famoso Compreliensorium de 
Valencia (1475) escrito por Joan- 
nes, es obra del mismo Pastrana. 



895. 



l*AT"XOT (Feiínando). Menor- 
ca tiene la gloria de ser patria de 
Ortiz de la Vega, nombre tras 
el cual se ocultaba la estremada 
modestia del sabio escritor que nos 
ocupa; y Mahon, capital de aque- 
lla isla, fué la ciudad en donde 
nació el día 26 de setiembre de 
1812 de D. José Patxot y Marcilla 
y D.^ Ana María Ferrer y Boter. 
Descubrió desde niño las bellas 
prendas que adornaban su alma^ 
y que tan sazonados frutos de])ian 



PAT 



= (58 - 



PAT 



cfar \m tlia. Sn memoria privile- 
giada, su afición al estudio y su 
entendimiento claro, admiraron en 
los tiernos años de su infancia á 
sus preceptores qne le veian ince- 
gantemente ocTipado en la lectura 
de nuestros clásicos. Contata la 
edad de nueve años cuando, bailán- 
dose en Barcelona , la fiebre amarilla 
hizo los mas funestos estragos, y 
afcometido de aquella terrible epi- 
demia estuvo' á pique de malog-raF- 
se un talento que tanto habia de 
lucir en la esfera de las letras. En 
]826 empezó á ausíliar á sus pa- 
dres con el producto de su trabajo, 
emprendiendo la traducción de va- 
rias obras de interés general , una de 
ellas el Buffon. Cursó filosofía en el 
colegio tridentino de la capital del 
principado: empleó el sexenio de 
1829 á Í835 estudiando la juris- 
prudencia en la universidad de 
Cervera, donde aprendió el latin 
con tanta perfección como su mis- 
mo idioma patrio; y después de 
liabef obtenido la borla de doctor, 
pasó á Madrid y allí se recibió de 
abogado. Desde entonces, con el 
ejercicio de su facultad, ,con el de- 
sempeño de la fiscalía de la inten- 
dencia militar de Barcelona, y con 
el cultivo de las letras, empezó á 
llevar una vida de una actividad 
asombrosa, que siguió llevando 
basta sus últimos momentos. l)e 
sus traducciones y de sus obras 
originales, puede formarse' una bi- 
blioteca regular, y muy escojida: 
cuasi todos sus preciosos trabajos 
salieron á luz bajo diferentes seu- 
dónimos, adoptando en 1847 el de 
Oríiz de la Vega, aunque pu- 
blicó desde entonces alg unos de sus 
escritos sin nombre de'autor. Cada 
letra de ellos basta para labrar una 
corona de gloria al qvie con tanto 
acicFto escribía; pero Patxot, do- 
tado de una modestia sin ejemplo, 
desechaba la gloria, y su afán no 
era- otro sino contribuir con su plu- 
ma á que renaciesen en el corazón 
de los enemistados unos sentimien- 



tos que ya no conocían, y á que 
los españoles estudiasen en stis li- 
bros lo que fuéuD tiempo y lo (|ue 
es ahora su nación. Ocupado ent 
tan útiles y proTecbosas tareas el 
azote del cólera invadió el princi- 
pado, y para huir de sus estragos 
se retiró e^i setiembre de 1854: al 
pueblo de San Cucufate del Valles; 
pero atacados allí, él, su esposa y 
una niña de 4 años, vio exalar el 
último suspiro en las angustias de 
aquella cruel enfermedad á su hija 
querida. Kste golpe aflijió de tal 
modo su corazón que parecía pre- 
ver otras desgracias en su familia: 
acaeció mas adelante la del falleci- 
miento de un hijo de 18 años, en 
el que habia fijadolas mas lisonje- 
ras esperanzas, y esperimentó por 
último una fuente caída por el ojo 
de la escalera de la casa que habi- 
taba en Monserrat, y lleno su cuer- 
po de contusiones, eD la lozanía 
de su talento, y en la flor de su 
vida, le sorprendió la muerte el 
día 3 de agosto de 1859. lié aqiií 
las obras del mcDorquiu ilustre que 
han llegjido á nuestra noticia. 

I. El bandido ó la rellgimí so- 
h'e las pasiones. Imilacmi de A r~ 
lineourt, jniesta en castellano por 
I). F. P. Con licencia. Barcelona, 
impr. de M. Texeró, 1835. 1 t. B.*^ 
de 175 págs. de lectura. La guerra 
de suecesion; la lacha de Cataluña 
con la España reonida: el célebre 
sitio de Barcelona* y su heroica de- 
fensa, vense bellamente retratada» 
en este libro á par de la mas re- 
levante xnuestra de valor, magna- 
nimidad y virtud, 

II. Ilisloria de la retoiiccion 
de^ Inglaterra por Mr. Guizot, 
ministro francés, puesta en cas- 
tellano por D. Fernando Patxot. 
Barcelona, impr. de D. Francisco 
Oliva, 1837. 3 t. 8.^ con una lá- 
mina fina en cada uro de ellos: 
el I de XI-208 págs.: el II de 241 
y el III de 218. La aumenta Pat- 
xot con un resumen de la historia 
posterior de aquella nación. 



PaT 



r= 69 = 



PAT 



III. El Tejedor, ^;?>í^« dramá- 
tica en un acto. Barcelona, sin pié 
de imprenta, 8.*^ 

I\'. Historia del emperador 
Napoleón. Edición pintoresca y 
popular adornada con 90 láminas 
grabadas por los mas célebres ar- 
tistas de Europa. Va añadida una 
reseña de los grand s generales de 
la rexolucion y del imperio con el 
juicio que de cada uno de ellos 
formaM Napoleón, y la cronolo- 
gía de la historia de este por dias, 
meses y años. P. D. F . P. Se- 
gunda edición. Barcelona, impr. 
de Joaquín Verdngiier, 1839. 2 t. 
8." mayor de 112 págs. cada uno. 
La primera edición no la hemos 
visto. 

V. Historia general de Espa- 
ña escrita por el P. Juan de Ma- 
riana y continuada jmr Miñana y 
por D. José María Gutiérrez de 
la Peña. Barcelona, impr. de Luis 
Tasso, 1847. 10 t. 8.° mayor con 
45 láminas. La parte que Patxot 
tiene en esta obra es una narra- 
ción cronológica de sucesos nota- 
Lies, sumamente necesariapara me- 
todizar el estudio de la historia. 
Parece que hay otra edición ante- 
rior, pero no la hemos visto. 

VI. El nuevo Anquetil. His- 
toria Universal hasta 1848, ó pin- 
tura histórica de todas las na- 
ciones, su origen, ticisitudes, y 
jnogresos, 6 ruina. Contiene el An- 
quetil integro, traducido nuera- 
rncntc, aumentado con el cuadro 
de las instituciones de cada pue- 
blo, de los adelantos, invenciones, 
nsos y costumbres de cada época, 
corregido y completado hasta el 
^re^ente por Cantil, Segur, Bu- 
rette y Laponneraye, y en la ¡yarte 
relativa á España por el Dr. D. 
Manuel Ortiz de la Vega: edicio7i 
adornada con nuevas y hermosas 
láminas abiertas en acero por los 
mejores artistas españoles. Barce- 
lona, impr. de Luis Tasso, 1848. 
1 t. 4.° mayor de 1266 págs. 

VIL El Universo. Pescrij)- 



cion general de la iirra é histo- 
ria de los viages hechos en la an- 
tigüedad, en la edad media y en 
los tiemp)OS modernos á todas las 
partes del mundo. Texto por La- 
martine, Humbold, Chateau- 
briand, D'Urville, Eoss kc. &c, 
y en la parte relativa á España 
y á los viageros españoles, tan es- 
clarecidos coino poco mencionados 
hasta el dia, por el Dr. P. M. 
Ortiz de la Vega: obra adornada 
con magnificas láminas übiertas 
en acero 2>or los mejores artistas 
españoles. Barcelona, impr. de Luis 
Tasso, 1849. 1 t. 4.° mayor de 
1266 págs. 

VIH. Buen corazón quebranta 
mala ventura. Comedia e7i tres 
actos. Barcelona, impr. de Luis 
Tasso, 1851. 8.« 

IX. Historia contemporánea. 
Las ruinas de mi Convento. Obra, 
adornada con primorosas láminas 
abiertas en acero. Barcelona, impr. 
de Luis Tasso, 1851. 1 t. 4." de 
313 págs. La segunda edición, tam- 
bién de Barcelona, impr. de Cer- 
vantes, 1856, es un tomo del mismo 
tamaño y de 204 págs. Y la tercera, 
Barcelona, impr. de Cervantes, 
1858. 1 t. 4.° de 387 págs. adorna- 
do con 8 láminas abiertas en acero. 
Hé aquí las ediciones estranjeras 
que hemos visto: — Dic Ruinen mei- 
nes Klosters Eine historische No- 
'celle der Neuzeit . A ns dem Spanis- 
chcn. Münster, 1852. Pruck und 
Verlag der Theissíng 'schen Buch- 
handlung. 2 t. 8.^^ el I de 256 págs. 
y el II de 224, caracteres alema- 
nes hermosos y claros. — Les rui- 
nes de mon convent. Nouvelle tirée 
*de r histoire coniemporaine. Tra- 
duit de V espagnol sur la seule 
édition reconnuepar V auteur,])ar 
M. León Bessy. C. D. París Ch. 
Douniol, libraire-editeur Rué de 
Touroion 29, 1857, imprimerie de 
Beau, á Saint-Germain-en Laye. 
2 t. 8.° el I de 288 págs. y el II 
de 309. Esta es la segunda edi- 
ción francesa, pues la primera la 



PAT 



= 70 = 



PAT 



hizo el mismo León Bessy en Le 
Corres2)ondant , revista literaria 
que salia en IS^'^.—Le RoTÍne del 
mió comento Storia contemporá- 
nea, prima versione italiana dalV 
origínale spagmiolo per- AntofLlo 
Fílalete. Milano 1857. A sj^ese 
dcir Editor e. Milano. Tip. di Zac- 
earía Brasca. 1 t. 8.° mayor de 
296 págs. Creemos que hay otras 
ediciones estrangeras pero no las 
conocemos. Cuando el mundo li- 
terario vio por primera vez Las 
ruinas de mi concento, los alema- 
nes calificaron esta obra de la perla 
de las letras españolas; dijeron los 
italianos que era una elegía su- 
blime de las calamidades de nues- 
tra patria, y nosotros, los que ha- 
bíamos presenciado las tristes es- 
cenas que con tan vivos, aun ^ue 
melancólicos colores, nos pinta el 
precioso libro de Patxot, vimos to- 
dos en él un tierno llamamiento á 
que se den un abrazo los enemista- 
dos para que por este medio vnel- 
va la España á disfrutar de los fe- 
lices días que la discordia civil y 
las divisiones políticas convirtie- 
ron en días lúgubres y azarosos. 
Sorprendidos los franceses, porque 
jamas encuentran nada que sea 
mejor que lo suyo, reconocieron 
esta vez que Las ruinas son pá- 
ginas tan bellamente escritas como 
las de Átala y Rene y como las 
de Werter del sublime Coethe. 
Los aleinanes, franceses é italia- 
nos, que como hemos visto se apre- 
suraron á traducir esta obra, que- 
rían estampar- al frente de ella el 
nombre de su autor, á quien se dí- 
rijieroncon esta pretensión. «Acos- 
tumbrados desde niños, les contes- 
taba Patxot, en la soledad de un 
gabinete, á la luz de una bujía; 
la del sol, que nos enamora, nos 
deslumhra.» Importunado el editor 
de Barcelona por los inumerables 
suscriptores kX-Á.?, Ruinas , que tam- 
bién deseaban conocer el nombre 
del sabio que las había producido; 
no pudo menos de suplicarle en- 



carecidamente que le iiermitie.^e 
estamparlo en la portada. Mas el 
menorquin, con su escesiya modes- 
tia, con aquella modestia (jue no 
tendrá imitadores, contestó á t;u 
demanda:— «¿Que es un nombre 
mas ó menos en el inmenso catá- 
logo délos escritores que han dado 
el suyo á la prensa'? El mío estil 
en ef alfabeto, y yo no soy mas 
que un cadáver vivo. A muchos 
les es grata la abundancia de luz: 
á mi me incomoda.» Consiguie- 
ron, sin embargo, los france.><es un 
retrato de Patxot, lo publicaron cu 
París en un medallón y en un pe- 
riódico ilustrado, pero en uno y 
otro no se leía otra cosa que: El 
autor de las minas de mi con- 
vento. Mucho trabajaron, pero en 
vano, para averiguar su verda- 
dero nombre. Los editores de la 
traducción alemana afirmaron (pie 
el original español era debido á la 
pluma de Fr. Manuel de Clau- 
sans, y los traductores ingleses, 
andando mas acertados, le atribu- 
yeron al /SV. Ortiz de la Vega; 
pero nadie consiguió correr el tu- 
pido velo tras el cual se escondía 
1). Fernando Patxot y Ferrer. Por 
lo demás, este libro está sembrado 
todo de recuerdos, formando el mas 
acabado trasunto del alma del au- 
tor. Por ellos se ve que si tan esce- 
lentes páginas arrancan lágrimas 
á los ojos de sus lectores, no es sino 
después (pie el escritor ha derra- 
mado abundantemente las propias. 
X. Las glorias nacionales. 
Grande historia unitersal de to- 
dos los o'einos, 2^^'ovincias, islas 
y colonias de la monarqnia.^ espa- 
ñola desde los tiempos primitivos 
hasta el aüo de 1852. Barcelona, 
impr. de Luis Tasso, 6 t. 4.° ma- 
yor, con profusión de hermosas lá- 
minas. El tomo I, 1852 de 671 pá- 
ginas: el II, 1853 de 546: el III id. 
de 609: el IV id. de 965: el V id. 
de 1290: y el VI 1854 de 1296. 
Esta preciosa é interesante obra 
comprende la crónica general de 



PAT = 7 

España por Florian de Ocarapo, la 
continuación de la misma por Mo- 
rales, otras Crónicas de varios re- 
yes, las de Sandoval y de Avala, 
las de muchos reinos y provincias, 
la de Navarra, los Anales de Ara- 
gón de Gerónimo Zurita, la his- 
toria de este mismo autor, las de 
Indias, y otros opúsculos históri- 
cos, inclusos los del compilador, 
todo bien revisado por este é ilus- 
trado con interesantes y oportunas 
notas. 

XI. Crónica de las dinastías 
A nstriaca y Borbónica jjor el Dr. 
D. Manuel Ort'iz de la Veg '. La 
insertó en las Glorias nacionales 
formando parte del tomo VI desde 
la pág'. 297 hasta la G32. 

XII. 2'emplo de las glorias es- 
pañolas. Diccionario historial de 
España con mas de 100.000 nom- 
Ires y lieclios preclaros, asi anti- 
guos como recientes, de que hace 
viencion nnestra historia, indi- 
cando donde se citan y en que no 
se olvida ninguno de los pueblos 
de la Tiionarquia, dando noticia de 
ellos, de sus rnonunientos , recuer- 
dos y grandezas. Esta escelente 
obra ocupa casi la segunda mitad 
del tomo VI de las Glorias na- 
cionales. 

XIII. Los héroes y las gran- 
dezas de la tierra. Aciales del 
mundo, formación, revoluciones y 
guerras de todos los imperios, des- 
de la creación hasta nuestros días, 
completado el conjunto por el Dr. 
D. Manuel Ortiz de la Vega. Bar- 
celona, impr, de Cervantes á cargo 
de K. Sierra, ocho tomos 4.° ma- 
yor, adornados con una multitud 
de hermosas láminas. El tomo i, 
1854, de 496págs.: el ii, 1855, de 
508: el ni, id. de 512: eliv, id. de 
496: el v, id. de 528: y el vi, 1856, 
de 640. Esta obra es una compi- 
lación histórica que obtuvo del pú- 
blico un favor como pocas publi- 
caciones han alcanzado en Europa, 
en la cual, ademas de muchos tra- 
bajos propios, y de gran número 



1 = PAT 

de obras escelentes, dio á conocer 
Ortiz de la Vega los inapreciables 
trabajos históricos de los PP. be- 
nedictinos de la congregación de 
San Mauro. Con motivo de esta pu- 
blicación, Patxot tuvo amargossin- 
sabores que soportó con aquella 
resignación propia de un filósofo 
cristiano, venciendo al fin, como 
siempre vence el perseguido por 
la ruindad y la envidia. 

XIV. 3Ii claustro: por Sor 
Adela. Con primorosas láminas, 
Barcelona, impr. de Cervantes, 
1856. 1 i. 4." de 204 págs. Hay 
otra edición de la misma impr. y 
tamaño, 1858, de 387 págs. con 7 
láminas, y otra francesa con esta 
portada: — Mon cloítre ou mes me- 
moires: par smcr A déle, outrage 
faisant snile a'x Ruines de mon 
coíi'Dcnt. Traduit de V cspagnol 
par M . León Bessy C. D. Paris, 
Ch. Douniol, Ubraire editeur, rué 
de Tournon 29. Lmprimerie de 
Beau, d Saint Germain-en Laye. 
I t. 8.° francés de 244 págs. Tan 
hábilmente enlazada está la histo- 
ria del fatal bienio de 1835 á 1836 
que escribe Patxot en Mi claustro,* 
con la que habia ya escrito en Las 
ruinas de mi convento, como que 
aquella viene á ser una verdadera 
continuación de esta última. Sor 
Adela, que Ortiz de la Vega hace 
autora de Mi claustro, es la prima 
con quien ítlanuel, después de liuér- 
fano, pasó los risueños años de su 
infancia; es la que por medio de 
un lenguage mudo, que ambos des- 
cubrieron en las flores del jardin 
de su casa, llegó á profesarle un 
cariño tan cordial que no pudo que- 
dar encerrado por mucho tiempo en 
el alma, encontrando tierna y sin- 
cera correspondencia, aunque en- 
vuelta en dudas y misterios. 
Conociéndolo el padre de Adela, 
manda á su sobrino á la univer- 
dad de (Barcelona) para que en ella 
estudie leyes:- adolece allí del có- 
lera y viéndose ya moribundo hace 
que Andrés, en cuya, casa estaba 



PAT = 

hospedado, escriba una carta á sus 
tios participándoles su fallecimien- 
to y le eacarg-a que la remita lueg'O 
que este se haya verificado. Mien- 
tras que Manuel convalecía y arre- 
pentido de los pasados estravíos de 
su espíritu, trataba con el P. José de 
abandonar el mundo y abrazar el 
estado religioso, encuentra la mu- 
ger de Andrés aquella carta, la 
echa al correo y al recibirla los 
padres de Adela se vieron sumidos 
en el mas acerbo dolor, y disponen 
que se celebren exequias en sufra- 
gio de su alma. Por orden espresa 
del prelado de su futuro convento, 
lia de emprender Manuel un viage 
de prueba al pueblo en donde exis- 
te el objeto de su olvidado amor, 
con el fin de ver si á su regreso 
conserva aun en su integridad la 
misma vocación que tanto le hacía 
desear la vida del claustro. Llega 
al pueblo, vé que todo el vecin- 
dario enlutado se dirije á la igle- 
sia, va también á ella, asiste de 
incógnito á sus honras fúnebres 
y un anciano, que no conoció, le 
cuenta que la niuerte del travieso 
.joven por quien en aquel momento 
se elevan preces al Altísimo, ha- 
bía afectado tanto á una prima su- 
ya, recientemente huérfana á cau- 
sa de un movimiento popular, que 
estaba resuelta á vestir el hábito 
religioso en un convento de tere- 
sas de (Barcelona). Poco después 
de recibir Manuel (en la misma ciu- 
dad) el sayal seráfico, trueca Ade- 
la el trage del siglo por el modesto 
de teresa; pero no lo verificó tan 
pronto que no tuviese tiempo de 
asistir casualmente al convento de 
misioneros franciscanos y ver en 
su templo las ceremonias que se 
guardan cuando un novicio hace 
sus votos en manos de su prelado. 
Un fuerte alarido, seguido de un 
desmayo y de mortales parosis- 
mos, arrebatan en aquel momento 
la tranquilidad y la razón á Adela, 
porque cree, y no se engañaba, que 
el nuevo religioso era su difunto 



72 = PAT 

primo; pero recobrada do su es- 
panto pensó que aquella visión .so- 
brenatural pudo ser una aparición 
del alma de Manuel que estando 
por sus estravíos separada de la 
mansión de los cielos, demandaba 
oraciones para alcanzarla. Se de- 
cide á dirij irlas muy fervorosas al 
Todopoderoso y recibe el hábito. 
Llega el día de su profesión, oye 
que el orador, que en aquel acto 
solemne ocupa la cátedra del Es- 
píritu Santo, refiere sucesos que 
ella conserval)amuy ocultos en su 
corazón, le mira y al descubrir el 
rostro de su primo la acomete sú- 
bitamente un vértigo que por mu- 
chos días la tuvo en peligro do 
muerte. Como 3/ i claustro es li- 
bro que encierra páginas tan bri- 
llantes, no hay que buscar en él 
cual pasage es mas ó menos esce- 
lente, cual es el mejor; pero no- 
sotros hemos fijado muy particu- 
larmente la atención en la parte 
que nos ocupa y es en verdad la 
que mas nos halaga. Percibimos 
en ella los mas esquisitos aromas de 
virtud y de sentimiento, y descu- 
brimos las imágenes mas bellas y 
encantadoras que pueda concebir la 
fantasía del filósofo cristiano. Y si 
este, recorriendo como nosotros lo 
hacemos, el espacio que media en- 
tre Las ruinas y Mi claustro, 
busca en aquellas al P. Manuel, 
ya no le encontrará en su convento 
porque este ha sido incendiado, sino 
oculto en casa de Andrés, en aque- 
lla casa donde acometido del có- 
lera había visto la muerte tan de 
cerca, y donde por primera vez 
había levantado su voz para diri- 
jir alabanzas al Criador. Y si en 
Mi claustro va á buscar también 
á, Sor Adela en el momento de la 
devastación de su monasterio, no 
la encontrará allí, sino en Las na- 
nas, hospedada en casa de Andrés, 
ecsalando el último aliento de su 
vida. Poco después de la profesión 
de Adela, y de haber asistido á ella 
el P. Manuel en calidad de pane- 



PAT 



= 73 



PAT 



girista. se reúnen los dos primos 
en una misma casa, pero no para 
espresarse mutuamente su cariño, 
como en tiempo de su infancia, 
sino para prestar el que fué aman- 
te los socorros espirituales, y dar 
en su último trance la absolución 
á la que fué su amada. Periodo 
es este del libro de Las ruinas que 
enternece sobremanera, y que las- 
tima el corazón. En Las delicias 
del claustro, empieza la parte de 
los sucesos contemporáneos des- 
pués de la muerte de Adela, siendo 
poca la relación que puede tener 
este libro con su vida, si se escep- 
tua algún recuerdo acerca de su 
sepulcro en el momento en que el 
P. Manuel residió en el cemen- 
terio, y alguna que otra indica- 
ción del piloto Ambrosio que ha- 
biendo sido tiempo atrás preten- 
diente de su mano, vino después 
á acabar sus dias en el claustro 
al lado del P. Manuel su antiguo 
rival á quien siguió constante- 
mente en todas sus aflictivas es- 
cursiones. Por lo demás. Mi claus- 
tro y sus inseparables adherentes 
Las ruinas de mi convento y Las 
delicias del clmistro, son libros 
cuya fama hace su elogio. Para 
comprender su mérito basta decir 
que son reconocidos por lo mejor 
que en nuestros tiempos ha pro- 
ducido el mas sabio de los escri- 
tores baleares; y para dar una idea 
de la escelencia de sus máximas 
y la bondad de sus doctrinas no 
hay masque tener presente que su 
autor es Ortiz be la. Vega. 

XV. Las delicias del claustro 
y mis últimos momentos en su se- 
no: tercera y última parte de Las 
ruinas de mi convento y de Mi 
claustro. Barcelona, impr. de Cer- 
vantes, 1858. 1 1. 4.° de 270 págs. 
con 10 láminas. Los peligros, su- 
frimientos y persecuciones por que 
pasaron los religiosos de Cataluña 
cuando á causa de la revolución de 
1835 y 1836 fueron echados de sus 
casas y reducidas estas á escom- 
T. II. 



broS;, sirvieron de estímulo al sa- 
bio menorquin para emplear su 
fecunda y delicada pluma en tra- 
zar á grandes rasgos la historia 
de tan sangrientas, inhumanas y 
sacrilegas escenas. Ya en Las roci- 
nas de mi convento y en 3Ii claus- 
tro cuenta con desenfado el prin- 
cipio de aquellos terribles males 
que esperimentó la religión, sus 
ministros y las artes, citando fre- 
cuentemente la palabra civiliza- 
ción que oia repetir y aplicar al 
fundamento en que se apoyaban 
los hechos de barbarie y vanda- 
lismo que deploraba; pero en donde 
agota todo el raudal de su ternura 
y sentimiento, en donde arranca 
lágrimas á los ojos de sus lecto- 
res, es en los pasajes en que cons- 
tituido en un verdadero filósofo 
cristiano, y hablando únicamente 
con el corazón, pinta en Las de- 
licias del claustro, con los colores 
mas tristes y melancólicos la con- 
tinuación y término de aquellos 
horribles sucesos. Desde que el 
P. Manuel, á quien Patxot supone 
autor de este libro, salió milagro- 
samente de las catacumbas de su 
convento por un conducto secreto 
inmediato al mar; desde que en- 
contró un asilo en la casa hospi- 
talaria del honrado Andrés, de 
donde fué llevado preso á la Cinda- 
dela de Barcelona, presenciando en 
ella el asesinato de 62 prisioneros 
indefensos, cuyos cadáveres acom- 
pañó al cementerio, y con otros re- 
ligiosos les dio sepultura; desde 
que empezó á hacer vida de ana- 
coreta en aquella mansión de la 
muerte, hasta que le fué forzoso 
huir otra vez y emprender nue- 
vas, penosas y arriscadas pere- 
grinaciones; va discurriendo, y no 
sin oportunidad como así lo com- 
prenderán los lectores de su obra, 
sobre los sucesos de sangre y es- 
terminio que tuvieron lugar du- 
rante la dominación de Roma. 
Aquí, sin querer, y con harto disi- 
mulo, hace un cotejo de sucesos an- 

10 



PAT 

g-uos con los recientes, dando por 
resultado que estos últimos vie- 
nen á ser una copia exactísima de 
los primeros. Para que á su libro 
no le falte nada de cuanto pueda 
contribuir á formar lo que él llama 
delicias del claustro, recorre veloz- 
mente y con estraordinaria inteli- 
gencia la historia civil y eclesiás- 
tica de todos los tiempos y edades, 
que al parecer tenia bien estudia- 
da; la esprime, y con la pluma del 
dolor y de la congoja, saca de ella 
el principio y progreso que tuvie- 
ron las instituciones monásticas y 
eremíticas y las órdenes religiosas 
de todas clases. Y para que el can- 
dor y acendrada virtud de los primi- 
tivos cenobitas se vea reflejar mas 
y mas en sus costumbres puras y 
evangélicas, examina y contem- 
pla y medita, después de una pro- 
lija lectura de todos ios libros sa- 
grados; y con la oportuna aplica- 
ción que hace de sus testos á la 
vida que llevaban aquellos varo- 
nes santos, prueba que no liacian 
otra cosa que seguir puntualmente 
la senda marcada por las leyes di- 
vinas. Cuadro es este en que luce 
una dicción elegante y una eru- 
dición portentosa, descollando en 
primer término, á manera de pri- 
morosas pinceladas, los azarosos y 
agitados pasos que iba dando de 
un claustro á otro claustro, de una 
ermita á otra ermita, en busca del 
reposo y tranquilidad que tanto 
deseaba, encontrando únicamente 
en todas partes, muerte, ruinas ,-de- 
solacion Agobiado de amargu- 
ra habla mil veces, empleando 
siempre un mismo tono, con aque- 
llos restos venerandos, ante los cua- 
les se prosterna, solloza y suspira, 
observando en su silencio un len- 
guage harto elocuente, y los riega 
con lágrimas cuando se despide de 
ellos para sustraerse á nuevas é 
incesantes persecuciones que no le 
dejan hasta penetrar en las pro- 
fundas cavernas de Collbató. En 
este abismo interminable, micn- 



74 - PAT 

tras oye el grito de / miterte ! pro- 
nunciado por la descompasada voz 
de sus ])er?eguidores, mientras oye 
silbar las balas sobre su cabeza, 
da con una salida misteriosa que 
solo él y otros dos religiosos co- 
nocían, y súbitamente se halla en 
frente del suntuoso edificio á que 
llama la mas admirable de las so- 
ledades. Por la lámina que acom- 
paña y por la historia q\ie refiere, 
vemos claramente que aquella so- 
ledad admirable es el monasterio 
de Nra. Sra. de Monserrat, asi 
como por otras láminas hemos des- 
cubierto puntos de sus penosas pe- 
regrinaciones que jamás cita por 
.^u nombre. Se duele, y con razón, 
de haber hecho publico en Las rui- 
nas el conducto, antes enteramente 
ignorado, por donde salió de las 
catacumbas de su convento, |X)r- 
que por aquel mismo conducto, 
después que hubo dado á luz su 
libro, buscaron entrada los moder- 
nos vándalos y destruyeron los sa- 
grados objetos que allí había es- 
condido y los sepulcros de innume- 
rables varones virtuosos que des- 
cansaban en aquella subterránea 
mansión. P^sto le induce á callar 
el sitio donde radica la salida de 
las grutas de Collbató, como ya 
calló también el punto del are- 
nal inmediato al cementerio donde 
encontró un columbario romano, 
porque no quería contribuir á que 
los anticuarios alterasen el re- 
poso á los difuntos. Ya en Mon- 
serrat, habiendo calmado algún 
tanto el furor de las pasiones y 
reinando en Cataluña una tran- 
quilidad aparente, establece un co- 
legio de enseñanza y vé que los 
que ayer eran los mas furibundos 
enemigos de los religiosos, depo- 
sitan hoy en aquel establecimiento 
sics mas preciados tesoros, sus hi- 
jos, rogando al P. Manuel con lá- 
grimas en los ojos que imprima en 
sus tiernos pechos aquellas verda- 
des que no las horra el tiempo. 
Soledad, descanso, vida contem- 



PAT 
plativa. y dedicarse esclusivamen- 
te á imhuir en la juventud las sa- 
gradas máximas del catolicismo, 
era cuanto apetecía el P. Manuel, 
y era cuanto disfrutaba después de 
tan penosos afanes para conseguir- 
lo; pero él habia predicho que la 
muerte del justo en el claustro era 
una de las muchas delicias del 
claustro. Le acomete su última 
enfermedad, y en tan aflictivo es- 
tado termina su libro. Este, con 
las nuevas ediciones de sus dos 
partes anteriores, empezó á impri- 
mirse en 1858, y si tenemos en 
cuenta que las 657 pág-inas que 
comprende no pudieron salir de 
prensa en menos tiempo que un 
año, podemos deducir que Patxot 
en realidad concluyó su obra en- 
tre las angustias de la muerte, 
pues como antes hemos dicho, 
acabó su existencia en una casa 
de Monserrat el 3 de agosto de 
1859. 

XVI. A nales de España desde 
sus orígenes hasta el tiempo pre- 
sente, 2Jor Ortiz de la Vega- Bar- 
celona, impr. de Cervantes á cargo 
de A. Sierra y de T. Gorchs, 10 t. 
4.° prolongado con láminas. El 
tomo I, 1857. de 223págs.: elii, 
id. de 256: eliii, id. de 224: el iv, 
1858, de 248: el v, id. de 350: 
el VI, id. de 370: el vii, id. de 
347: el viii, 1859, de 432: el ix, 
id. de 576: y el x, id. de 407. En 
esta obra, importantísima bajo to- 
dos aspectos» empleó Patxot la 
mayor parte de su vida, como el 
mismo lo dice, proponiéndose y 
consiguiendo trazar la historia de 
nuestra patria, no con colores lo- 
cales sino bajo el punto de vista 
ibérico. Desgraciadamente apenas 
vivió su autor el tiempo necesario 
para verla terminada, habiéndole 
valido la admiración de los hom- 
bres pensadores. Su hijo el Sr. I). 
Manuel Patxot, joven apreciable 
y de ricas esperanzas, está prepa- 
rando una segunda edición, pues 
de la primera solo se tiraron los 



~ 75 = PAT 

ejemplares suficientes para los sus- 
critores. 

XVII. Año cristiano diaman- 
te ó efemérides religiosas. Este 
precioso opúsculo se imprimió por 
primera vez en el periódico el Te- 
légrafo que dirijia Patxot ysalia 
en Barcelona, imprenta de Tomas 
Gorchs en 1858: se insertó después, 
con grabados, en el Calendario 
de Ortiz de la Vega, homenaje ti- 
pográfico que la misma imprenta 
de Gorchs dedicó en 1860 á su me- 
moria, como lo verificó también en 
1861 y promete hacerlo anual- 
mente. 

XVIII. Filosofía de la His- 
toria. Se insertó en el Telégrafo 
de 1 de noviembre de 1858. 

XIX. Corridas de 2' oros. (Te- 
légrafo de 23 de noviembre y 16 
de diciembre de 1858.) 

XX. La industria nacional. 
Un adelanto, (id. de 9 de diciem- 
bre id.) 

XXI. Felicitaciones, (id. de 
23 id. id.) 

XXII. La unión nacional. (\^. 
de 30 id, id.) 

XXIII. La filosofía, [id.. \A.u\.) 

XXIV. El orgullo literario. 
(Telégrafo de 4 de enero de 1859.) 

XXV. La sátira. Mas solre 
la sátira, (id. de 27 de diciembre 
de 1858 y 11 de enero de 1859.) 

XXVI. Literatura oriental. 
(Telégrafo de 1 1 de enero de 1859.) 

XXVII. El dia de mañana. 
(Telégrafo de 14 de enero do 1859.) 

XXVIII. La, desunión y la 
unión, (id. de 20 id. id.) 

XXIX. Oradores modernos. 
[id. de 25 id. id.) 

XXX. La desunio7i nacional 
y la íinion. (id. de 27 de id. id.J 

XXXI. L^a madre del soldado. 
(id. de 31 de id. id.) 

XXXII. LaLtalia. (Telégraf 
de l.« de febrero de 1859.) 

XXXIII. El Carnaml. (id. de 
4 de marzo de id.) 

XXXIV. Filosofía de la gra- 
mática, íid. de 11 id. id.) 



PAX = 7 

XXXV. Estudios sobre la 
muerte, fid. de 25 de id. id.j 

XXXVI . Clemencia Jsaura. 
(id. de 29 de id. id.) 

XXXVII . La diplomacia y la 
estatética. (id. de 7 de abril de id.; 

XXXVIII. Cervantes, (id. de 
13 de id. id.) 

XXXIX. Los hijos de los dio- 
ses y el hijo del homhre. (id. de 21 
de id. id.) 

XL. La civilización y laguer- 
m. (id. de 28 de id. id.) 

XLI. Los fiores y su poesía. 
(id. de I.° de mayo de 1859.) 

XLII. La guerra, (id. de 22 
de id. id.) 

XLIII. La gloria, (id. de M 
de junio de id.) 

XLIV. Edíoardo. (id. de 19 de 
id. id.) 

XLV. Las batallas, (id. de 28 
de id. id.) 

XLVI. Palabras de un mori- 
bundo. (Telégrafo de 29 de julio, 
2 y 7 de agosto de 1859.) Inspi- 
ráronle esta triste producción, que 
es el último fruto de su docta, ele- 
gante y juiciosa pluma, los últi- 
mos momentos de su lujo Enrique. 

Entre los Mss. del Sr. Patxot, 
que conserva su familia, existen 
algunas memorias propias que son 
de mucho valor por los datos que 
encierran. 

896. 

Pax (Nicolás de). Uno de los 
mallorquines sabios del siglo XVI 
tan útil á su patria como alas letras 
que cultivó con el esmero propio 
- de los grandes talentos de su épo- 
ca; el lulista distinguido por sus 
obras escritas en defensa del hom- 
bre eminente de la edad media, 
cuya virtud y saber combatían 
atrozmente los émulos de su doc- 
trina. Nació en Palma de Bernar- 
do de Pax y Zagarra y de Juana 
Sureday Zaforteza, ambos de ilus- 
tre familia, y el primero hijo de 
Hugo de Pax que en 1447 fundó 



6 = PAX 

el memorable fideicomiso de la.=; l)a- 
ronías de BuñoU y de la Torre 
de Pax ó antigua Abiniarra en 
Felanitx. Tuvo por maestros, como 
el mismo lo dice, á Juan Cabaspre 
y Gregorio Genovard, catedráticos 
de la ciencia luliana en el estudio 
general de Mallorca, á quienes, 
según el P. Pascual, sucedió con 
el tiempo en la lectura de la mis- 
ma ciencia. Pero los talentos de 
Pax eran singulares y le reclama- 
ban á punto en que, mejor que en 
Mallorca, pudiese aprovechar las 
sabias lecciones de tan buen maes- 
tro la juventud estudiosa que ambi- 
cionando saber, no se veía preci- 
sada, como en éywcas anteriores, 
á defender su libertad y sus pro- 
piedades, amenazadas ])0r los ára- 
bes, y por consiguiente concurria 
presurosa á las universidades y 
colegios. El dia 26 de julio de 1508 
inauguró el cardenal arzol)ispo de 
Toledo Fr. Francisco Ximenez de 
Gisneros la famosa i niversidad 
complutense, y buscando los ma- 
yores hombres de su tiempo para 
desempeñar las cátedras, no dudó 
en confiar la de la ciencia luliana 
al docto Nicolás de Pax, colocán- 
dole entre los sabios Gonzalo Gil, 
Pedro Ciruelo, Miguel Pardo, An- 
tonio Morales, Alonso Ferrera, De- 
metrio Creta y Pablo Cornel, que 
dieron principio á las tareas lite- 
rarias de aquel célebre instituto. 
D. Nicolás Antonio, al referirnos 
esta noticia en ^1 apéndice de su 
Pibl. Ilisp. 710 va, dice de nuestro 
mallorquín en la pág. 310. «Ex 
primis academiaecompluten.sis pro- 
fessoribus, illustrissimo Ximenio 
erectori admodum charo.» La cor- 
respondencia que siguió Nicolás 
de Pax con el inquisidor Monta- 
ñans, que existe original en poder 
nuestro, revela algunos pormeno- 
res de su vida y de sus viages y 
j>or lo mismo entresacaremos de 
ella algunos párrafos que no dejan 
de ser curiosos. En la carta que 
le escribió desde Valladolid, en 9 



PAX = 77 = 

de diciembre de 1558, le mani- 
fiesta el buen estado en que se ha- 
llan los neg-ocios de Mallorca, que 
por encargo y poder de los jurados 
le lian llevado á aquella corte, y 
luego le dice: «Jo me so vist ab 
lo Pare Fray Francisco, qui era 
duch de Gandía, per veure si po- 

'riem.fer un colegi destos á exa 

illa, y hem promet que si aquí teñen 
cosa certa y casa per axó, queells hi 
entendrán en darí recaptei voldria 
que vosa merced ho fes comunicar 
ablosmagnifichs jurats perqué m' 
escriguen qu' heu tráete en nom 
dells y de la universitat y dírma 
que volen quels prometa y quels 
diga: ja heu he escrit á mestre 
Serray Frare Antoni. V. M. V hem 
far/i en paríame ab ells y respon- 
drem ab son parer.» De lo dicho se 
infiere que Pax fué el primero que 
pensó en la fundación de colegio 
de jesuitas en Mallorca, tratando 
este negocio con San Francisco de 
Borja, no una sino varias veces, 
como veremos en el examen de 
otras cartas suyas. En la misma, 
da noticia á Montañans de la paz 
hecha con Francia y le encarga en- 
tregue una esquela, que le inclu- 
ye, á su esposa ó á su hijo Juan 
OJon de Pax. En la que escribe, 
también desde Valladolid, con fe- 
cha 2 de abril de 1559, parti- 
cipa á Montañans que llegaron 
allí, el 27 de marzo, Mateo Mal- 
ferít, con su hijo Nicolás, mossó 
Federich Deseos, y mossó Serra, 
habiendo empleado 10 dias en el 
viage. En la del 29 de diciem- 
bre del mismo año, se le queja 
de que haya tolerado los insultos 
que el virey de Mallorca á dado 
á la inquisición, entendiendo en 
cosas peculiares á su jurisdicion, 
y le incita á que recurra á S. M. 
«Perqué encare que en tot temps 
es estat lo sant ofici molt necesari 
y molt temut y reputat, pero vuy 
mes que mai, y si V. M. veya assí 
ab quin compte es tingut dit sant 
ofici y lo virev ho considerava no 



PAX 



parlaría tan desabridament dexa 
manera, que si V. M. se recorda 
mossen Eamon ja contá. no se qui- 
nas novetles &c,» Le dice que está 
impaciente porque no llega correo 
de Flandes y espera que desde allí 
le escriba Fernando Malferit, dán- 
dole cuenta de las novedades que 
han ocurrido en aquellos estados: 
se queja de lo mucho que trabaja 
en el negocio de Mallorca contra 
el virey, y que el grande y ge- 
neral consejo, que le nombró sin- 
dico de este reino á la corte de 
S. M,, no le satisface sus salarios. 
Y volviendo á insistir en la cues- 
tión de los jesuitas, dice: «Mes 
avant tinch escrit á V, M. com me 
so vist ab lo Pare Francisco, quí 
era duch de Gandía, ques assí en 
cort ab lo Colegí del Teatins y he 
tractat ab ell si hi havía orde de 
concertar un colegí aquí y som res- 
tats que jo heu escrigues aquí y 
per si hi ha loch y cosa certa que á 
lora per lo ques servey de Deu ell 
me fará dar recapte de personas: 
assí hi háun gentil predicador: axí 
que V. M. perfer servey á Nre. Sr, 
y be á exa térra, V hem fará en fer 
parlar ais magnifichs jurats y fer 
sils agrada qu' hem donen comisió 
y poder de tractar y venint á son 
efecte que jo puga despendre lo que 
será mester per aportarlos aquí, 
axí matex tant per part de la térra, 
com de partículas, veure aquí si ha 
cosa certa ab ques poguesen man- 
tenir y casa per estar: qui podía 
haberlos Sant Antoni, sería tot con- 
sertat: lo Sant Esperit de Koma 
no sería mal, ó la casa deis Sa- 
baters devant mossen Santa Cilia 
comprarla. Jone escrit al Rt. mes- 
tre Serra y á frare Antoni per 
aquexjefecte y queellshey ajuden.» 
En otra carta que escribe de Bar- 
celona con fecha de 30 de marzo 
de 1560 le dice que salió de To- 
ledo el 21 de febrero, llegó á la 
capital del principado muy enfer- 
mo á causa de la fatiga del viage, 
por cuya razón esperará mejorar 



PAX = 78 = TAX 

de sus dolencias y lucg-o se embar- isla en 1485 ya poseía una esce- 



cará para Mallorca, donde le con- 
tará de palabra lo que no fía á la 
pluma. El cronista Mut, los PP. 
Custurer y Pascual, Nicolás An- 
tonio y otros AA. hacen honorí- 
fica mención de Nicolás áe Pax y 
elogian altamente sus escritos. Hé 
aquí los que han llegado á noti- 
cia nuestra: 

I. Co77i7nentaria snper artem 
divi Raimnndi Lnlli. Los citan 
Mut, D. Buenaventura Serra y el 
P. Pascual, creyendo este último 
que existen en la biblioteca de Al- 
calá, juntamente con otras obras 
suyas, impresas y Mss. 

II. Desconsuelo muy piadoso 
del iluminado Doctor Raimundo 
Lnllio iinllorquin: aiUor del arte 
generaliinevaivente impreso. 8." le- 
tra gótica, un grabado en madera 
en la portada que representa á Lull 
y el ermitaño, únicas personas que 
figuran en el gran poema el Des- 
coiiort, que traduce Pax literal- 
mente, en prosa castellana. A lo 
último se lee: «A loor y gloria de 
Dios omnipotente y de la virgen 
y madre gloriosa Santa María Se- 
ñora nuestra. Aquí fenece este pia- 
doso y triste Desconsuelo. Tradu- 
cido en lengua castellana por el 
magnífico y virtuoso Nicolás de 
Pachs patricio mallorquín. Fué 
im.preso en la insigne ciudad de 
Mallorca (Palma nombrada) por 
Hernando de Consoles. Acabóse á 
23 dias del mes de agosto. Año de 
MDXXXX. Fué impreso este tra- 
tado á costa del Revdo. Dr. Antonio 
Serra mallorquín Maestro del es- 
tudio general.» Este libro se ha 
hecho^ tan raro que no conocemos 
mas ejemplares que uno en poder 
del Sr. Capdebou y otro que posee 
el Sr. Gayangos. Cítalo Brunet, 
alterando notablemente su porta- 
da y el pié, y calificándolo de muy 
raro. Dice él mismo bibliógrafo que 
este librito es tenido como la pri- 
mera producción tii)Ográfica de Ma- 
llorca, sin acordarse que nuestra 



lente imprenta dirijida por un há- 
bil y entendido tipógrafo, natural 
del pais, que no tuvo necesidad de 
socios estraños. El ejemplar que 
vio Brunet se habia vendido en mas 
de 100 rs. (\ li'o. 11 sh. mar. v. 
Heher.) Hay dos ediciones poste- 
riores, ambas de Palma, la una, 
impr. de Gabriel Guasp 1006 tam- 
bién en 8.*^ y la última lleva esta 
portada: Desconsuelo deladmirn^ 
ble doctor ymartir Ray mundo Lu- 
lío, escrito en verso lemosin por 
él mismo y tradncido al castellano 
por D. iVicolás de Pax. Palma, 
impr. de F. Ramis, 1852. 4." de 
39 págs. Precede un prólogo del 
editor. Esta mi.-^ma traducción de 
Pax, bastante alterada y muy cor- 
regida, la ha insertado nuestro 
amigo D. Gerónimo llosselló en 
su colección de Obras rimadas de 
Ramón Lull. Palma, impr, de Pe- 
dro José Gelabert, 1859. 1 t. 4." 
Según el Ms. original de letra de 
Pax que existe en la biblioteca de 
Montesion, pensó el mismo Pax 
publicar su traducción precedida 
del poema lemosin, pero este se su- 
primió en las dos primeras edicio- 
nes de la referida traducción. 

III. Vita divi Raymundi Ln- 
lli doctoris illuniinali et martiris. 
La publicó Nicolás de Pax al frente 
de la edición que hizo del libro De 
anima rationali del mismo Lull, 
en 1 t. 4." letra gótica en cuyo fi- 
nal se lee: «Correctum est hoc opus 
de anima rationali cum duobus ve- 
tustissimis exemplaribus et im-, 
pressum in celebri Universitate 
Complutensi industria Arnaldi 
Guillermi Brocarii Solertissimi 
Calchografi, anno salutis nostra) 
1519. In vigilia a.ssumptionÍ3 Dnfe. 
nrsB. beatm Marías Virginis et Ma- 
tris Dei.» Keimprimió esta vida 
de Lull el jesuíta Juan Solerio, in- 
sertándola en la pág. 43 de su 
Acta B. Raymundi Lnlli Majo- 
ricensis &c. Antucrpice typis Vi- 
due Pctri Jacobs 1708. tol. 



PAX = 79 --rr PAX 

IV. Epístola Nicolaus de Pax exámetros y pentámetros firmados 
patricius 3/ajoHcensis illustri ac por Pax, que van al frente del libro 
lieveretidissimo Dno. D. Joanní Ars inventiva veritatís, impr. en 
Rufo Theodolo miseratione divina Valencia, por Diego Gumiel, 1515. 
ArcMepiscopo Consentino et in 1 t. fól. En este mismo libro, al 
Regnis Jiispaiiiarum Nuncio et pi^ de una curiosa lámina que re- 
Collectori generali apostólico me- presenta el monte de Randa con 
ritissimo, hnmilem reverentiam. una procesión de rogativa q-ue sube 
Va al frente del libro de que da- á aquel santuario, se leen otros 
mos noticia en el número anterior, versos latinos de Pax, que son los 
y la reimprimió el mismo So- que publicó Dameto, edición mihi, 
íerio en la pág. 42 de su espre- pág, 33. 

sada obra. Existen otras poesías latinas de 

V. Bivi Raymundi Lulli Doc- Pax publicadas por el jesuíta So- 
toris illuminati ad Reverendissi- 1er io, y en el libro de que bacemos 
onum i)i xpo. patrem dominumD. mención núm. III, insertó alo úl- 
Franciscum Ximenez Cardinalem timo las siguientes: 
Hispaniarumkc. Carmen. Son 44 

Nicolai de Pax patricii Majoricensis Epilapláiim jjto Sarcopliago 
(qui apnd Sanctum Illefonsum Compluti er'igitur) Rever en dissimi 
atque illustriss. Dni. swi D. Francisci Ximenes de Cisueros, tS^. 
R. E. TT. SanctcB Balhince preshyteri Cardinalis hispanice, To- 
letani ArcJdepiscopi, Primatis Mspaniarum, regnorum Oastella 
Archicancellarii et Inquisitoris generalis, ac demum j)eT nniver- 
sam nos tri flor entissimi regís Hispania dítíonem generalis Gnler- 
natoris &c. quam meritissimi. 

Hic jacct hispania; Ximcncs gloria gentis: 

Cujus vírtutura fama pcrcnnis erit. 
Hunc (livinus amor studiis coclestibus actum 

Francisci diirutn sumere jussil iter. 
Cardincos inlcr paires insignis ut aslrum 

Christicola; púgil rclligionis crat. 
Sede toletaiia prajsul Sanctissimus illi 

Klcrnum tolo nomcn in orbe dedil 
Inquisilor eral Castclla! sammus iberis 

Primas illustri muñera digna viro. 
Major in bis regnis quum Canccllarius esset: 

Vicil consiliis ardua mulla suis. 
Aphros, Parlhenopen, el cinrlas a-quorc torras 

Indica et hispani férrea regna solí 
Rexit et ingentem modcrari lora per orbem 

Scivissel divi provida cura senis. 
Hunc Dcus ad lanli splendoris muñera vexit: 

Praisidio cujus lol bene gesta forent. 
Acram marte potcns Christo subjecit et omncm 

Barbariam primus subdcrc íinis era». 
Hunc habuit sacra; legis Gránala magistrum, 

Quem vigil in domini semper honore fuit. 
Quis crueis et fldei Romana; zcius? in almo 

Pectorc dilcclus nil nisi Chrislus crat. 
Vcrbis mundus eral, loto castissimus a!vo. 



PAX rr: 80 = PAX 

Et mcns pura sui límpida signa dabat. 
Non audita loquor: sed qux' nos vidimus ips¡. 

En ego de fixis servulus unus eram. 
Sorvulus unus eram, qui te dignissime pastor 

Dum vivam sólita semper amabo fide. 
Altus erat membris, vultu revcrendus honesto, 

lili divíDum mentís acumen erat. 
Unde viros doctos coluit ccrtamina mensa; 

Sola fatígala) gaudía mentís erant. 
Condidít hoc populis doctrina; flumen ibcrís, 

Quo celebres omni traxit ín arte víros. 
Adde quot egregias Sacratis menlíbus a-des 

Struxerit, et summo templa superba Dco. 
Eioquium laudes superant, concludímus, ipsum 

Nostrís temporibus non habuissc parcm. 
Hic jacel hispania; Ximencs gloría gentis: 

Cujus virtutum fama pcreunis crit. 

Ejusclem Nicolai epigramma positim in primis exequiis invictissi- 
mi et Ghristianissimi Regís nostri Ferdinandí giíin¿i, que Ma^ 
joricis celehrata fuemnt in atrio Palatii Regíi, prasídc magni- 
fico et darissimo domino D. Francisco Burguessio regio procuratore. 

Plange tuum Regem regiium Baleare, profandi 

Nulla tibí raajor causa doloris erít. 
Mnesta suum plorant regem florentia r^gna: 

Heu raors quos lachrímas Urbibus una lulit. 
Plorat et hesperíum sedes Romana Lconcm: 

Cujus victrici creveral illa manu. 
Pugnaces pugna domuit, verposquc sub ignc, 

Paganis solo nomine terror erat. 
Pacis amor, zelusque Dei Fernande sccundam 

Bellís fortunam sa;pc dedere tais. 
Vivís in sternum Rex invictíssime nostcr: 

Nos populi tristes flemus in exequiis. 

E(BC quattnor disticha epcsdem Nicolai posiía fuerunt in quattuor 

frontihís pilei ardentis: quando secundce exequia: predictí regís 

Ferdinandi in sacra mde pontificali celebrata sunt Majoricis á con- 

suUissimo reip. senatn, praside magnifico atqite prudentissimo do- 

inino Oeorgio Sanct(B QicUie juratorum máximo. 

Heu quam sola sedet plorans Majorica rapto. 
Principe lamenlís parcere nescit amor. 

Gens saceos vestita gemít: prostrata doleré 
Horret et ad planctum saxa moveré potest. 



Gesta tibi teserant Principes aequissirae coclos/ 
DelebuDt nomen saecula nuUa tuum. 



Nos tibi viventi tolos subjecimus nitro: 
Defunctus lecum viscera nostra tenes. 



PAX 



897. 



- 81 = 



PAX 



Pah (N.) Mallorquín cuyo 
nombre no liemos podido averi- 
guar. Consta en el archivo ge- 
neral de este reino que era al- 
guacil del rey D. Pedro IV, pero 
según- él escribe lo fué del rey don 
Juan, y al padre de este, D. Pedro, 
le sirvió de Solre coch. EscribitS, 
según documentos del citado archi- 
vo, un tratado de Moral doctrina. 
Tres códices antiguos se conocen 
de esta obra: uno, que el erudito 
D. Jaime RipoU, canónigo de Vich, 
creia ser el original, existente en 
la biblioteca de casa de Dalmases 
en Barcelona, n.° 38. Es de letra 
de mediados del siglo XIV y lleva 
este título: Doctrina moral collida 
de diverses actes Ja qual per wn, 
liOM laijch de Mallorqices apellat 
en P aclis d pregarlas de sos filis 
es estada compilada éen lo present 
Ubre continuada. Los otros dos có- 
dices existen, de letra del siglo XV, 
en la biblioteca real de Paris, nú- 
meros 7801 y 7802 donde los vio 
nuestro amigo el Sr. Ochoa, quien, 
no comprendiendo el idioma leino- 
sín, ni conociendo nuestros linages, 
interpreta el de Pachs por Paco ó 
Francisco, y cree que esta Doctrina 
moral puede ser obra de Francisco 
Ximenez. El referido Ochoa en el 
Catíilogo que publicó de los Mss. 
españoles existentes en la biblioteca 
de Paris, dice que la obra de Pax 
abunda en bellezas de primer or- 
den y en escelentes reflexiones, sin 
que la desluzca ninguna afectación. 
El Sr. marques de Bellpuig posee 
una copia sacada por él en estos úl- 
timos años, que nos ha hecho el ob- 
sequio de poner á nuestra disposi- 
ción. Después de un Preambot q[q- 
gantemente escrito, en que el au- 
tor manifiesta los motivos que ha 
tenido para componer su libro, em- 
pieza la obra, que consta de los se- 
senta y ocho capítulos siguientes: 
Com hus ensenya tot qnant honv 
1\ Ji. 



sap. — De p)ecat de argull. — De 
avaricia. — Que per sqnivar ava- 
ricia no sia hom gastador. — Li¿- 
xuria.—De ira. — De gola. — De 
envege. — De peresa. — De mrtud 
de noblesa é de Senyor. — Que xen- 
jansa pertayn a Deic. — Oom lo 
mon diu qu) el Jiom se deu venjar. 
— Qa' el hom se deu llunyar de 
Contesa. Es notable este último 
capitulo porque en él cita el ada- 
gio, tan comunmente usado en 
Mallorca «á tu ho dich filia, en- 
tenme ñora,» revelando así la an- 
tigüedad de este mismo adagio, 
— De Conté sa de par. — Com ha 
diferencia de uns liomens é al- 
tres. — De requesta é defenedor.— 
Que deufer V hom injuriat. — Com 
la victoria es incerta. — De Pau. 
— De amichs. — -Com deu usar 
amistanca. — De consell é de seny. 
— De folls. — Com cascu, deu en- 
tenderé en cosas que á ell sia con- 
venient. — De Retorica. — De con- 
fusió del hom groser y atrevit.— 
Que hom den dir veritat de secret 
de natura.- — Com hom deu parlar 
2)och.- — Com hom deu pensar obrar 
en he. — De muller. — Deis cinch 
sentits corporals. — De oració, (ñ- 
moyyia, confesió. — Del valor del 
sol de justicia.— De jutges é de ad- 
vocáis. — De oficiáis. — De Fortu- 
na. — Com tot lo mon es subjecta á 
fortuna. — Que per lletjir sah hom 
totes coses. — De V arca de Noé é de 
las edatsdelmon. — De la multipli- 
cado e dis minucia deis animáis. — • 
Que apres la destrucció de Troya 
fo Roma edificada. — Com f os Car- 
tago destruida. — Com los Romans 
edificaren Cartayne é entengneren 
en llur be propi.—De cobranca 
de senyoria.' — De filis. — Que tot 
temps es eslat mal é be.- — Com per 
ocupado d' altres negocis don breu 
fi al present tractat. — Al final del 
mismo códice hay una nota que 
dice: «Jo Pera Blesa de Valencia, 
criat del gloriós Rey Alfonso de 
Aragó, compri lo dit Ilibre en 
los banchs de Napols, en mans de 
n 



PAY = i 

corredor á XV del mes de janer 
de r aíiy MCCCCLXIIl.» 

898. 

Pavkhas (Juan). Natural de 
Palma é hijo de Antonio Pajeras 
y de Isabel Amorós. Hizo sus es- 
tudios en esta ciudad, y recibió la 
borla de doctor en sagrada teolo- 
gía en la universidad literaria de 
la misma. Abrazó el estado ecle- 
siástico, fué domero de esta sauta 
iglesia, ganó por rigurosa oposi- 
ción el curato de la parroquia de 
Calviá, posteriormente fué trasla- 
dado á la de Sta. Cruz, y por úl- 
timo obtuvo en un concurso pu- 
blico la canongía magistral de esta 
catedral en el año de 1808. Falle- 
ció en Palma el dia 24 de julio 
de 1829. Escribió: 

I. Carta edificante dirijida al 
muy respetadle é ilustre clero de 
la hióces'is de Mallorca y Menor- 
ca en que se projwneti las sing^i- 
lares rirtíides con que adornó su 
es2)iritu nuestro Jiermano el M. I. 
Sr. D. Lorenzo Despuig Pro. y 
Precentor de la Sta. Iglesia Ca- 
tedral de esta Ciudad de Palma. 
1785. 4.° Ms. de 27 págs., letra 
del P. Luis de Villaf ranea, que es 
muy metida, en poder de un ami- 
go nuestro. 

II, CompendiuM censura^'um, 
et caswum iu Dicecesí Badearium 
Majoricce et Minorica, iUustris- 
simo, ac Reverendissimo illins 
E2nsco2)o reservatorum. A. D. Bo- 
naxentura Pol, PalmcB Balearium 
PrcBslitero, dispositum. Anno 
MDCCLXXXVII. Superiorum 
permisum. Majorica typis Balm- 
toris Savall. 4.° de 2-45 págs. 
Esta obrita que publicó su autor 
bajo el seudónimo que se lee en 
su portada, fué impugnada por el 
canónigo D. Antonio Roig y Re- 
xart. 



82 - 



PEL 

899. 



Pelagio. Monge nmllorquin 
del siglo XV que gozó tanta fama 
por su sabiduría como el célebre 
Pico de la Mirándula, según así lo 
escribe Trithemio. Estele reconoce 
por sumamente docto en todas las 
ciencias, y por autor de admira- 
bles obras de física y química y 
de otras materias, que menciona 
Montfaucon en su Bibliotheca Ma- 
nuscriptorum nova. Magnoaldo 
Liegelbaver, benedictino alemán, 
en su Historia ord. S. Benedict. 
dice que el célebre Libanio, tenien- 
do noticia de los talentos del ma- 
llorquín Pelagio, vino á esta isla 
?in mas objeto que el de conocerle 
persoualmente, y una vez aquí, le 
tomó por maestro, aprendiendo de 
él, durante 30 años que estuvo en 
su compañía, muclios arcanos de 
la naturaleza, oyendo con suma 
atención sus sabias lecciones, y he- 
redando, después de su muerte, su 
doctrina y sus libros. El P. Pas- 
cual encuentra en la vida del mon- 
go Pelagio mucha oscuridad y mu- 
cha confusión, porque, dice, nin- 
guno de nuestros historiadores ha- 
ce mención de un sabio tan no- 
table. «La existencia suya en el 
siglo XV es innegable, la visita de 
su discípulo el famoso Libanio, es 
lo que no vemos confirmado por 
mas escritor que el citado.» Wañ- 
derlinden en su obra Scriptis me- 
diéis, lib. I pág. 871, da noticia de 
este opúsculo de nuestro mallor- 
quin: Pelayius in Democritum A h- 
deritam de arte sacra sive de re- 
hns naturalihus et misticis com- 
meníaria. Extant curn Antonio 
Mizaldi, memoralÁlium centuriis 
IX. Colonice, apud Joanneni Birc- 
Jiemamím, 1754. 1 1. 16." Como no 
hemos podido ver este librito, ig- 
noramos si su editor da en el prologo 
algunas noticias del que lo escribió, 
como parece regular. Por lo demás, 
el referido P. Pascual congetura, 



PEL = 

sin ning'uii fundamento, que el 
mong-e Pelagio y el Dr. Pedro Juan 
Llobet, lulista muy señalado por 
su virtud y saber, son una misma 
persona, sospechando si el nombre 
Pelagio seria seudónimo que adop- 
taría Llobet por su modestia ó por 
otros fines particulares. Para creer 
lo que pretende Pascual no liay mas 
coincidencia que la época, todo lo 
demás es muy voluntario. Si Llo- 
bet hubiese sido el Pelagio de Ma- 
llorca, sus escritos lo dirian; pero 
lejos de esto, ellos circulan con su 
verdadero nombre. La circunstan- 
cia del seudónimo Pelaf/io, caso 
que fuese cierta, no la hubiera des- 
conocido el Dr. Gabriel Dezclapez, 
panegirista de Llobet, quien nada 
dice de esto, sino que refiere sus 
virtudes, y virtud hubiera sido la 
escesiva modestia de ocultar el 
nombre en obras que habían de 
darle gloria. Por otra parte, el 
nombre Pelayo, Pelay, era muy 
común en Mallorca en el siglo XV; 
y nada tiene de estraño que exis- 
tiese entonces un monge ó ermi- 
taño de este mismo nombre, no 
siéndolo que ninguna mención ha- 
gan de él nuestros cronistas, cuan- 
do no la hacen tampoco de Ber- 
nardo de Mogoda, Porongo Rosse- 
Uó, Bernardo Riparia, Berenguer 
Noya, Maymon Peris, Bernardo 
Ramón y otros tantos mallorqui- 
nes ilustres en letras que flore- 
cieron en los primeros siglos des- 
pués de la conquista. De nada sir- 
ve, para negar la existencia de 
nuestro Pelagio, que la visita de 
Libanio la mencione únicamente 
un escritor. Sab.^r debia el P. Pas- 
cual que la autoridad de un solo^ 
escritor del temple de Liegelbaver, 
cuya fama han reconocido mu- 
chos sabios, en opinión de Brunet 
y del P. Pou, vale mucho mas 
que la de ciento de menor nota. Si 
Liegelbaver cuenta la venida á 
Mallorca del célebre Libanio ¿ha 
de ser incierta porque no la con- 
firman otros autores? Pretensiones 



83 = PEL 

harto justas y fundadas tuvo el P. 
Pascual en una cuestión grave que 
todos conocemos: fueron muchos 
los escritores notables que se es- 
forzaron en sostener la parte con- 
traria ¿y dejó Pascual por esto 
de tener razón? La verdad no se 
ha de buscar en la aserción de mu- 
chos, basta que uno solo la ase- 
gure mientras que su crédito y su 
reputación le pong-an á cubierto 
de toda duda ó sospecha, circuns- 
tancia que hasta aquí no puede ne- 
garse á Liegelbaver. Y volviendo 
á nuestro Pelagio, concluiremos su 
artículo copiando lo que acerca de 
su mérito dice el abad Trithemio, 
con relación á lo que le habia re- 
ferido Libanio: «Eotempore (1495) 
quü Maximilianus Rex Rouiano- 
rum magnum illum dicitur num- 
que conventum Principum suo- 
rum coadunavit in Wormantia, 
venit ad me in Spaneim ex Fran- 
cia, nomine meo excitatus, ut di- 
cebat, Libanius üallus, vir in om- 
ni doctrina celebris institutionis, 
et non minus fide Christiana mo- 
rumque Sanctitatae, quam erudi- 
tione, venerabilis. Hic aliquam- 
diii cum Pelagio illo monacho et 
Heremita in ínsula Majorica con- 
versatus, omnium librorum ejus, 
mortuó illó, factus est hreres, et 
multa ab eo didicit arcana in phi- 
losophia, in fide Christiana, de na- 
tura spiritum bonorum et malo- 
rum, et natur« misteriis, et alia 
multa, que non sunt passim vul- 
gar ia in scholis honiinum istius 
tempestatis. Iste inquam Libanius, 
vir undecumque doctissimus, cer- 
nens mei dispcsitionem animi et 
indefessum studiorum aftectum^ 
congaudens dicebat mihi: Trithe- 
mium quaesivi, et inveni, quem 
Minerva suo. Est dignata cogno- 
mine insigniri, dignumque faceré, 
quem nihil debeat eorum latere, 
quaí nos cum labore magno pri- 
mum á Pelagio, ac deinde á Joan- 
nePico, Mirandulano Comité, aliis- 
que multiS; per anuos triginta ca- 



^ 84 == w:l 

/S'. Martin, con Jaime Vidal de 
Son Mas conductor de los emolu- 
mcntos de la mitra de Barcelona 
en este Reino sobre laudemw de 
una casa. Palma, impr. déla viu- 
da Frau, sin año, fól. 

III. Alegación jurídica por el 
P. Sebastian Figncrola de la Com- 
pañía de Jesús, Rector del colegio 
de San Martin con la comnnidad 
de Pros, déla Parroquial Iglesia 
de Sta. Criii y Convento de Re- 
ligiosos mínimos de la presente 
cindad, sobre si debe el Colegio 
de San Martín restitnir 837 Í6 



PEL 

pere potuimns Incipiens ita- 

que, de majestate natura?, de sa- 
pientia occultisque pliilosopliiji? 
multa dísputabit, multa legit, 
multaque interpretatus est, quíB 
mihi prius erant incógnita: quo- 
rum principiis utcumque intellec- 
tis primum sajiere milii visus sum 
qure sit differentia Ínter magiain 
naturalem, qupe. docet faceré opera 
mirabilia, ut Picus ait, medianti- 
hus virtutibus naturalibus per ap- 
plicationem earura ad invicem, et 
ad sua passa naturalia quam num- 
quam damnavit Ecclesia etc.» Se- 
^•uramente perteneced nuestro Pe- \2 ^ 2 de la dote de D.' Jnana 
lao-io la obrita que cita Mr. Te- Burló, mvger que fué de D. Se- 
chener en el n.° 6967 de su cata- bastían Salom, d dicha Parroquia 
loo-o, con este título: 7/ Cojixeyíto &c. Mallorca, impr. do 

^ ' " ' ^' ^ '^o-nacio Frau, 1755. fól. de 31 



Sancti et ervJAti monachi Pe- 
Ugii, epístola adDemetriadem cvm 
alus aliorim epistolis, Recensuit 
et notas addidit D. lo. Salomó 
JTalce Magdeburgicoi 



Samler. 
1775. 8 



900. 



PeLíCGRÍ (Bexito). Natural 
de Palma é bijo del jurisconsulto 
1>. Pedro Pelegri y D." Juana Pé- 
rez. Siguió la misma carrera de 
«u padre y ejerció la alx)gacía con 
mucba reputación, babieudo dado 
nombre á la calle en que vivia, co- 
nocida aun con el de Carrer des 
Doctor Pelegri. Murió en esta ciu- 
dad el dia 5 de abril de 1782 y su 
cadáver fué sepultado en la iglesia 
de S. Francisco de Asis. Hé aquí 
los escritos suyos de que tenemos 
noticia: 

I. A legación jurídica jyor D. 
Juan Baiítista Bisconti con D. 
Juan Ballester y el curador de la 
Jierencia de D. Lorenzo Ballester, 
sobre la conjlrmacion de la Real 
provisión de 20 de junio de 1745. 
Imp. fól. sin año ni lugar. 

II. Alegación jurídica por el 
/*. Vicente CHner de la comixiTiia 
de Jesús, Rector del Colegio de 



pags. 

IV. Alegación jurídica por el 
Rector del Colegio de Montcsion 
con Jaime Vidal de Son Mas con- 
ductor de los emolumentos de la 
mitra de Barcelona en este Reino, 
en juicio de apelación de Senten- 
cias del Pñriage sobre laudemio de 
casas. Mallorca, impr. de lu viuda 
Frau, sin año, fól. 

V . A legación jurídica por A n- 
tonio Axertell yMarch de la villa 
de Pollenza, con Miguel March 
y Fcmenia de la misma villa, so- 
bre la pertenencia del fideicomiso 
y vínculo del jrredio Bhiicrcxent, 
ahora Son Axertell, fundado jHir 
Jaime Axcrtell en la donación que 
o'orgó á favor de Pedro Juan 
Axertell su hijo, en poder de Ono- 
fre Ferrag'tt Not. á 1 Febrero 
1565. Palma, impr. de Antonio 
Guasp, 1753. fól. 

. VI. Alegación juridica por 
Margarita Mesquida Viuda de 
Andrés Orell de la villa d'i Por- 
reras, con el Dr. Gei'ónimo Vi- 
cens médico, sobre el legado que 
hizo A?ifonio Mesquida, padre y 
autor de dicha Margarita, d Pe- 
reta Orell su nieta en s^o Testa- 
mento que dispuso ante Andrés 
Maymó Not. é\% noviembre 1713 



TEL 



rr: 85 = 



&c. Imp. fól. de 65 págs. sin año 
ni lugar, 

VII. Defensa juridica de los 
caraos que se Jiacen d D. José Pe- 
legri, Oohernador del Castillo de 
Cabrera, por suponerle cómplice en 
un motín qv.e turo lugar en la refe- 
rida isla. Im^. fól sin año ni lugar. 
En este discurso hace el Dr. Pe- 
legri' una reseña de los servicios 
prestados por el gobernador de Ca- 
brera, que era hermano suyo, y 
dice que á imitación de su abuelo 
ü. Benito Pelegrí, capitán de ca- 
ballos y corazas, á quien la ma- 
gostad de Carlos II en 11 de marzo 
de 1678 condecoró con privilegio 
de caballero; lia procurado siem- 
pre cumplir con las obligaciones 
de un buen oficial de los ejércitos 
de S. M. y de un gobernador del 
castillo de Cabrera, para cuyo em- 
pleo fué nombrado en 1723. La su- 
blevación de que trata el referido 
escrito tuvo lugar en 1741, deser- 
tando ocho soldados de aquella 
guarnición, destruyendo los alma- 
cenes y las armas que no se pudieron 
llevar, y clavando la artillería: el 
fiscal en su acusación decia que esta 
insurrección la motivaron las tira- 
nías del gobernador. Este, al pa- 
recer, cLuedü bien sincerado con la 
defensa escrita por su hermano. 

VIII. Discurso jicridico acer- 
ca de la 'üirtud, vida y mil agros 
de la V. Sor Catalina Tomas Re- 
ligiosa agusiina del monasterio de 
Sta. Magdalena de la Ciudad de 
Palma, escrito en el proceso ins- 
truido 2)or el ordinario de Ma- 
llorca, para la beatificación, en 
cu7nplimienio de un decreto de la 
Sagrada Congregación de Bitas es- 
pedido á consecuencia de los re- 
j)aros del Reverendo Promotor de 
la fé. 1 t. fól. Ms. existente en el 
archivo del Sr. D. José Dezcallar 
y Su red a. 



PEL 



901. 



Pkl.egrí (Francisco). Nació 
en Palma de D. Juan Pelegrí y 
Deyá de quien luego hablaremos 
y de I).'' Mariana Mulet y Servera 
en 9 de julio de 1809. Ha publi- 
cado en hojas sueltas muchas poe- 
sías en nuestro idioma, y ademas: 

I. Nou tractat del vicis y ma- 
las costums de aquesta present 
temporada. Compost per el Sr. D. 
F ranéese Pelegri y Mulet. Pal- 
ma, impr. deViilalonga, 1850. 16." 
de 64 págs. Consta este tratado de 
106 quintillas: empieza por una in- 
troducción; luego sigue paso á pa- 
so los diez mandamientos de la ley 
de Dios: entra después en los siete 
pecados capitales, y concluye con 
un Contráete de presumpció estés 
en Mallorca que se compone de 
siete décimas, examinando en ellas 
todas las clases de la sociedad. 

II. Décimas satíricas sobre lo 
engaños que es el mon, y posant 
enridicules gran bon tó mal entes 
del sigle present, compostas pter 
F. Pelegri. Añy 1861. Palma, 
impr. de Juan Colomar, 1861. 8.° 
de 14 págs. Hay una .segunda edi- 
ción de la misma imprenta y del 
mismo tamaño' V número de pági- 
nas de 1862. 

III. El carro triunfal de la 
Beata Catalina 1' ornas nostra, 
ainada paisana. Per F. Pelegri 
y Míclet d 3 de agost de 1862. 
Palma, impr. de D. Felipe Guasp, 
1862. 8." de 15 págs. Está en verso. 

IV. El dia de Sant Bernad 
(^20 de agost de 1862_^ en Palma 
de Mallorca per Francesch Pele- 
gri y Mulet. Palma, impr. de Fe- 
lipe Guasp, 1862. 8." de 14 págs. 

Una composición de Pelegri fué 
mencionada honorificamente por 
la Academia de ciencias y letras 
de las Baleares en el certamen 
abierto en setiembre de 1860 para 
celebrar la venida á estas islas de 
S. M. la Reina, con cuyo motivo se 



inser 
en casa 



PEL = 86 .= 

rtü en el álbum regio impreso 
asa de Gelabert. 



PELL 
905. 



902. 



Pei^isgrí (Jaímií). Carmelita 
mallorquin, natural de Palma. Fué 
lector de teología, examinador si- 
nodal de este obispado y califica- 
dor del santo oficio. Desempeñó en 
su convento los cargos de maestro 
de novicios, regente de estudios, 
comisario de la tercera orden, prior 
y visitador. Escribió, según el P. 
Torrens, en defensa del misterio de 
la Inmaculada Concepción, y mu- 
rió en 8 de agosto de 1730. 

903. 

Pií:e.ií:c:rí (Juan). Natural de 
esta ciudad en la que nació el dia 
2 de marzo de 1761, de D. Miguel 
Pelegrí, de quien luego hablare- 
mos, y de I).'' María Deyá y Bar- 
celó. Estudió la medicina, recibió 
en esta universidad literaria la 
borla de doctor el dia 16 de enero 
de 1785 y falleció en Palma en 16 
de febrero de 1840. Escribió: 

I. Disertación sobre la orga- 
nización del cuerpo humano. 1797. 
Ms. 4.° existente en la academia 
de medicina y cirugía de Palma. 

II. Observación lieclia de una 
consumcion dorsal que padeció un 
moio de 21 años soltero, 1798. Ms. 
4." id. id. 

904. 

Pelecíbí (Miguel). Hijo de 
D. Miguel y D.^ Margarita Serra. 
Fué doctor en medicina, murió 
en Palma el dia 16 de marzo de 
1795 y fué sepultado su cadáver 
en la iglesia de PP. Trinitarios. 

Descripción topográfica de ¡a 
mlla de Andraix, ilustrada con 
un discurso onédico físico, 1790. 
Ms. 4.° de 30 hojas, que vimos 
original en poder del Dr. D. Juan 
Trias y Sampol, 



Pei^i^iceb (Vicente). Reli- 
gioso dominico del real convento 
de Palma, cuyo hábito vistió en 30 
de noviembre de 1057. Fué varón 
docto y de vida ejemplar, orador 
elocuentísimo y fervoroso, empleó 
siempre el tiempo escribiendo, ha- 
ciendo oración y visitando á los 
enfermos. Logró un aprecio gene- 
ral, obtuvo los grados de presen- 
tado y maestro, y fué electo prior 
de su convento en 11 de noviembre 
de 1691. Éralo aun cuando su fa- 
llecimiento ocurrido en 8 de febrero 
de 1692. Escribió: 

I. Noticias de la xida, virtud 
y milagros del V. P. Fr. Julián 
Font y Roig. Cítalas el Pr. (¡on- 
zalez, en el prologo de la vida de 
este siervo de Dios, entre los ma- 
teriales que le sirvieron para es- 
cribirla. 

II. Examen de esperit y de re- 
velacions per reglas tretas de la 
Sagrada escritura, de los satits 
Pares y aiitors mistichs, compost 
per el molí Retd. P. Presentad Fr. 

Vicens Pellicer, de la orda de Sant 
Domingo. 1 1. 4.° Ms. de406})ágs. 
original en la biblioteca de Mon- 
tesion. 

III. Ejercicios espirituales pa- 
rala vida devota. 1 1. H.° Ms. de 540 
págs. original en la biblioteca de 
Montesion. Es obra interesante en 
su clase, de lo mejor que se ha es- 
crito de este género, y muy digna 
de los honores de la estampa. Di- 
vídela su autor en seis tratados y 
cada uno de estos en capítulos. Tra- 
tado I. Del Padre espiritual: II. De 
la oración mental: III. De la con- 
templación: IV, De la mística Teo- 
logía: V. De los ejercicios de lavia 
purgativa: VI. De los ejercicios de 
la via iluminativa. 

IV. Ejercicios generales pa- 
ra todo género de personas. 1 1. 
8." Ms. de 602 págs. que compren- 
de ademas los tres opúsculos que 



PEÑ 



siguen, original en la biblioteca 
de Montesion, Es obrita de mucho 
mérito: está dividida en siete trata- 
dos, y estos en capítulos. Tratado I. 
Be los ejercicios de cada día que 
tienen hora determinada: II. Le 
los ejercicios de cada día que se 
hacen en su ocasión: III. De los 
ejercicios de cada semana: IV, Be 
los ejercicios de cada año: V. Be 
los ejercicios de las potencias del 
alma: VI, Be los ejercicios de los 
sentidos esteriores: VIL Be los 
ejercicios de los sentidos interiores. 

V. Be celia religiosorum et 
ejus utilitate. 

VI. Bevocion, muy útil al Pa- 
triarca S. José. 

VII. Examen y práctica circa 
detestado déla religión para acer- 
tar la elección. 

906. 

PeSa (Pedro de Alcántara), 
Nació en Palma el dia 19 de octu- 
bre de 1823 de D, Antonio Peña y 
Rotger y D.^ María Josefa Nico- 
lau y Oliver. En 1825 empezó sus 
primeros estudios y cinco años des- 
pués continuó el de la lengua la- 
tina eií el colegio de Montesion de 
esta ciudad. Desde 1835 data su 
afición á la bella literatura, á la 
que ha dedicado sus ocios. En 1842 
pasó á Barcelona para cursar le- 
yes, y durante su permanencia en 
aquella capital, tuvo á su cargo 
una cátedra de matemáticas y otra 
de dibujo: fué nombrado socio de 
algunas academias literarias de 
Cataluña y admitido en la clase de 
mérito en los casinos lírico y filar- 
mónico de Barcelona. En 1848 se 
trasladó á la corte donde fué uno 
de los redactores de El ensayo, 
periódico literario que se publicaba 
en aquella época. Obtenido el gra- 
do de licenciado en jurisprudencia 
regresó en 1850 á su patria y em- 
pezó k ejercer en ella la profesión 
de abogado, incorporándose en el 
ilustre colegio de Palma, Las ta- 



=: 87 = PEN 

reas de su carrera no le han es- 
torbado de escribir escelentes poe- 
sías que ha publicado en todos los 
periódicos de esta ciudad. Tiene es- 
critas algunas obras científicas, á 
las que no ha podido dar la última 
mano por las muchas atenciones 
que sobre él han pesado, ya con 
el cuidado de las carreteras pro- 
vinciales que ha tenido á su cargo, 
ya con las nuevas é importantes 
obras arquitectónicas y de levan- 
tamiento de planos que le están 
confiadas por su destino de maes- 
tro mayor de fortificaciones y edi- 
ficios milita- es de esta isla, que 
ganó por rigurosa oposición. Por 
sus especiales conocimientos en di- 
bujo y pintura fué nombrado socio 
de número de la academia provin- 
cial de bellas artes de las Balea- 
res, á cuyas escuelas ha dado gran- 
de impulso. Entre sus obras es im- 
portante la que lleva por título: 
Memoria descriptiva del levanta- 
miento del plano de Palma. 1 t. 
fól. Ms. de mas de 300 págs. que 
se imprimirá tan luego como haya 
concluido el plano que ha de acom- 
pañar, obra en gran escala, que 
ha ejecutado con todo esmero y 
exactitud por encargo del M. I. 
Ayuntamiento de esta ciudad. En 
las muchas poesías que tiene iné- 
ditas, y que su estremada modes- 
tia no le permite publicar coleccio- 
nadas, brilla la originalidad, y las 
caracteriza ademas un sentimiento 
de buena f¿. Las cuatro que siguen 
servirán de muestra del numen lí- 
rico del Sr. Peña. 



BALADA. 



P' es camí d' es cementcri 
Trist camina n' Agramunt, 
Scnsa reparar si en térra 
Troba fort ó troba flux: 



PEN 

Scnsa vpure qu' á sa fosca 
Ni una sola eslrella llúhu, 
>i que romp una campana 
Deu vegadcs s' embat mu». 

Ha vengul ja fa tres mcsos 
D" una guerra de molt lluny 
Ahonl sas armas de son pare 
Va fer netas emb sos punys. 

Cuant vengué arrogant mirara, 
Veslit duya de tissú; 
Are vá vestit de sargc 
Y dú baixos scmpre els uys. 

Diucn uns que es lornat loco, 
Altrcs diueu que há perdut 
Una jove que estimava 
Blanca y bella com sa llum. 

Contan altrcs que per genra 
En Dcsbruch no I' ha volgut, 
Pürque s' cscnt de son pare 
Un oinbra duya demunt. 

Si es axó lo que trastorna 
Es seu cap, no cu sap niiigu, 
Que d' ensá que es á Mallorca 
Tots els amícs li son fuits. 



88 = PKÑ 

Y voure desde dcfora, 
Estesa dins son babui, 
Una jovc blanca y bella 
Que du veslit de vcllul. 

Y sentí que dins sa lomba 
Parla y plora n' Agremunt 
Sense rebre may resposta 
De Dona Isabel Dcsbruch. 

Cuant li diu--¿Pcrq«e tcns Sfmprc 
Aquels uys hermosos cUics? 
¿Perqué emb amor no me miras 
Are que no cu vcu níngú? 

¿Perqué no 'mdius que m' estimas 
Are que tuts dos som lluny 
D' es mal cavaller ton pare 
Que no hó morí per mur de tu? 

S' amor que aquella vcl-lada 
T»5 vaili jurar també el jur ; 
Respon lo que hcín rcspongueras; 
«Solament ¡a tú te vuy.» 

Nó tenga* por que ton pare 
Dalí sa torre el fassc du, 
Com totduna que cu va scbro 
Eu va fé Terit d' orgull. 



Y se diu qu' éll emb despreci 
Des desayres que há rebuts 
Emb un fossé se paseija 

Y emb éll s' esplaya segú. 

No esestrany donchs qu' aquesl vespre 
Per sa porta de Jesús 
Surta y cap el cemcnteri 
Camin lot sol n' Agremunt: 

Ni qu' un homo sec y magrc 
Que vcstil d'escot sol dur 
Emb éll s' aplec y conversen 
Cuant son un poc mes amunt. 

No es eslrany que tots dos obrin 
Unas barreras de fust 
Que cap de morís y cañellas 
Compostas teñen demunt: 

Ni que las tanquen y passen 
Tot es cemcnteri mut, 
Senlint síular prop sas ólibas 

Y canta es musols no lluny. 

Pero lo que es d' estranyá 
Es que 6 mitje nit en punt, 
Un des dos obri una lomba 

Y s' allrc cy entra emb un llum: 



No tengas por que ta mare 
Sas joyas que dus demunt 
El prenga de rfbia cnccsa 
Com aqucll dia d' enuts. 

S' estiu jf es fült tan de preska 
Com se teua jo>intud; 
Are gela y son els días 
Per venirle á vcure curls. 

Are gela y sas nits Margas 
Yo las pas devora tú 
Ay! bcn prest las nits y els dias 
Sempre els dos passcrcni junts. 

¿Perqué emb amor no me mires? 
¿Perqué tanques tant els uys? 
¿Perqué no 'm dius que m' estimas 
Are que no cu sonl ningú? 

Dcma vespre aquestas llágrimas 
Que es gelan aqui demunt, 
Heuran gelat sas niñetas 
Sas niñetas de mos ulls.— 



PEN 

Cuanl vengué des día s' auba 
Jcya en torra ja difunt 
Un señü vcstit de negrc 
Baix d' un cipréde Jesús. 

Y es fossé á sa seua esposa 
Donava com de costum, 
Una dóblela y li deya 
»Ja mes no ten tench de dú. 

))Emb aquesta fan sas trenta, 
»Ja es morí Don Juan d' Agremunl; 
»Jo creya vendrcrli Vida 
»Y ell me coraprava es báhul.» 



li. 



rr: 89 = 



PEN 



— Ja no sab ningú s'historia 
Del nostro gran Rey en Jauma: 
Mostia está já sa pauma 
Que mos dona la victoria. 
Tot s'es perdut: sa Coleada 
Molt pees la recordan já: 
D'aquella hermosa diada 
Dins breu temps ningú cy haurá 
Que'n puga contar cap mol; 
Cuant jo encara era fadrína... 

— ¡Contaumosho tot, padrina! 
Contaumosho lol! 



— Emb tants d'anys comban passad, 
Sa mcua memoria flaca 
D'aquella festa tan maca 
No'n Ireurá cap ni trcllad. 
Ja no veíK res que'm record 
D'aqucll temps sas alegrías, 
Tolliom, tolhom ja s'es mort, 
Y com mes trascorren días 
Mes se toma el cel funest, 
Mes y mes mon cós s'inclina. 

— Digaumosho prest, padrina: 
Dígaumosho prest. 



— Quin dia aquell! alimaras, 
Tamborinos, cheremías, 
Balls per tot y galanías 
T. II. 



Y albacas ricas y raras* 
Ret'iulos, domas, fcstés, 
Drap-rasos y brancas d'oni. 
Murta per milx d'es carrés, 

Y sa geni de gom en gom. 
jQuin dia aquell de mes truy ! 
¡Y era avuy malcix, mesquina! 

—¿Tal dia com vuy, padrina'' 
Tal dia com vuy? 



—Es pobre emb so ric mesclad, 
Els ómos emb sos missatjes, 
Confusos tols els ilinatjes 
Passetjavan la ciutat. 
Y els menestrals mes antigs 
Emb sos pcnons del ofici 
Duyan com á bons amigs 
Sense renco ni malici, 
Per conservar mes sas paus, 
Els esclaus á la marina. 

— ¿Qué ey havia esclaus, padrina? 
Qu6 cy havia esclaus? 



— Caliau y teniu pacienci. 
Que tot, tot vos ho diré; 

Y res mes vos contaré 

Si no escoltau emb silenci. 

Y sabréu com en memoria 
Del dia de sa Conquista 
Feyan funció do tal gloria 
Qu'era una cosa may vista; 

Y admiració deis estranys, 
Qu'en venían... de la China. 

— ¿Qué ja fá molts d'anys, padrina? 
Qué ja fá molls d'anys? 



— Ja'n fá moils. Y se aplegavan 
Devant Cort es cavallcrs, 
Y á cavall molts de carrers 
Emb processó Iransitavan. 
A la moda antiga armats. 
De cap á peus brufats d'ó, 
Emb rics mantos adornáis 
De lama ó tisú de es b6. 
Per aqui anavan passaní 
Cap á Santa Catalina. 

—¿Per aquí devant, padrina? 
Per aquí devant? 

12 



PEN 



—Per aquí raateix, y emb ells 
Anavan vcstids de gala 
EIs tambores de la Sala, 
Massés, raestres y virells. 
Ey anavan los Jurats 
Emb sas gramallas y els rissos, 
Curiáis y sobreposats, 
Es regiment d'cs soissos, 
Y el Duc yeslit de Virey 
Emb señors de s' oficina. 

-¿Vestid com el Rey, padrina? 
Vestid come! Rey? 



— Tots els frares, es raossons, 
Capellans, inquisidós, 
Tots es pífols y tambos, 
El regiment de dragons, 

Y dcspres emb crcu als&da 
Els canonjes de la Sea 

Y el Bisbe, mitra posada, 
Que aquest dia nnava A peu, 

Y a la fi per mes honó 
Una música divina. 

—¡Quina processó, padrina! 
Quina processó! 



— Y per milx de sa Coleada 
LUbreas molt ben \estidas 
D'es cavalls duyan sas bridas, 
Que eran de plata daurada. 
Sas damas emb cintas d'ó 
Y rebosillos, estavan 
Esperant es cóps emb pó 
D'els ous noscats que tiravan 
Tots els seus <;namorats, 
Com di cortesía fina. 

¡Oas noscats eu dit, padrina ! 
Qu6 son ous noscats? 



— Capsetas de cera fina, 
Ben closas, perqué no'n surta 
De dedins s'aigo de murta 
O de rosa alcxandrina. 
Cuand sas carrossas passavan 
£mb sas damas, els scñós 



- 90 =: 



PEN 

Tirantlosbí, las bañavon 
D'aigos de bonas olós. 
Y els ous noscats de picat 
Estavan plens de fariña. 

—¿Qué en vércu cap may, padrina, 
D'enfarinolat? 



— Encara rig d'an señó: 
Tanta en duya que plorava, 
Es vcspre que mc'n anava 
A devant can Rosseyó, 
Per vcure fernial pcs cós, 
Penjad com una miloca, 
Un animalot niolt grós, 
Que es deya Es drac de na Cí)ca, 
Emb un barraní d'aquí h allá 
Y una llengo serpentina. 

— ;Quina pó que'm ü, padrina! 
Quina pó quc'm Tá ! 



— Y sa processó sorlia 
A rodil per dcvés l'horta, 

Y cuand torna\a & sa porta 
Emb tres cóps de creu l'obria. 
Voltava rao ran murada, 

Y emb una cara xercra 
Devant sa porta Pintada 
El señó Lluc de la Meca 
Entrcgava al señó Duc 
Sas clans dins ana basina. 

— ¿Quí era el señó Lluc, padrina? 
Quí era el señó Lluc? 



—Era el señó Lluc un vcy 
Des mes facetos y vius, 
Cap de guaite des catius, 
Com si diguessera, son rey. 
Mes titerero qu'un lloro, 
Emb so cap ben empolvat, 
Representava al Rey moro 
Cuant entrega la ciutat 
A nes gran Conquistado 
De sa perla mallorquína. 

—¿Y es botifarró, padrina? 
Y es botlfarró? 



PEÑ 

— Axí es cetro cnomanavan 
Que duya cnib sas scuas mans 
Tots els al-lots ignoranls, 
Que sois de riure es cuidavan. 
Emb ell fcya poslissuras, 
Bel-landinas y falets 
A sas ninas; y cílas, puras, 
Reyan com k babaluets 
En veure es bastó broñit, 
Qacera un tronc redó d'ausina. 

— Jo hauria csclaGt, padrina: 
Jo bauria csclafít. 



^a la ciutat entregada, 
Pujava sa processó 
Per sa costa des bastió 
Fins cssé k sa Raconada. 
Llevó cnlrava per devall 
Es matcit are que hcyá allá, 
Por hont diucn que h cavaU 
El Rey en Jaunic en passá, 
Que era es portal principal 
De sa ciutat sarrahina. 

—¿Es matcix porta!, padrina? 
Es matcix portal? 



—Es mateix, y a Sanl Miquel 
Sa Coleada s'atnrava, 
Qu'una inissa allá es cantava 
Dant gracias al Deu del ccl. 
Mcntrcs tanl els inajordoms, 
Els mercaders y els notaris, 
Els pcnons ab los proboms, 
Sobrcposals y claveris 

Y dcu cavalls colones 
Seguían per can Molina. 

—¿Y llevó, qa6 mes, padrina? 

Y llevó, qué mes? 



— Corria lol es seu curs 
Sa solemne processó, 
Y acabant, en es baleó 
D'Almoyna fcya un discurs 
Un Relgidé des mes savis, 
Emb el cual feya memoria 
Des valor des nostros avis, 
Beneiiit cent noms de gloria, 
Bons llinatjcs; ay! jo'ii se 



91 = TEN 

Qu'are passan fam canina. 

— Qué eu sabeu de bé, padrina! 
Qué eu sabeu de b6! 



— Y el seSó Lluc lot enees, 
Ben vestit de cap h peus, 
Mentras treyen els arreus 
Del Rey emb so cap d'arnés, 
A Cort fcya reverencias, 
Capadas y cortesías, 

Y tot eran voscel-lencias, 
Vossas raercés, señorías; 

Y feya per cobrar noni 
Bots y salts de panlomina. 

— ¿A devant tothom, padrina? 
A devant totbom? 



— Oh Señó! ¡y cuantas familias 
Mortas sense sucessió ! 
Can Net es Comenadó, 
Es Salas, es Sar.tacilias, 
Can Torrclla de Bonieta, 
Can Ferrandell, can Pujadas, 
Can Moranta, can Dureta, 
Bergas, Serrallas, Zangladas, 
Suñ6s, D'Oms y Desclapés, 
Señós tots de bandolina. 

— ¡Qué de cavalltís, padrina! 
Qué de cavallés! 



— Ay! tot passa: ob! quina prova 
Que en el mon res es etcrn: 
Tot eu vol a lo modern 
D'aqucst sigle sa g^nl nova! 
Cadufos des veis passats 
Son y festas de mal tó 
Aquellas solemnidats 
Que parlavan h nes có. 
Poc a poc el mon ncvell 
Al mon antig assesina. 

— Quin temps era aquell, padrina! 
Quin temps era aquell ! 



— Are en cualrc birimboris, 
Que no cosían una maya, 



PEÑ =: 92 = 

Honran coni si fos ronda ya 
Lo raes gran de s;is historis. 
Lo que mes llament encare 
No es pcrdre !o passad, 
Es el veure el jovent d'ara 
Que no respecta s'edat. 
Ay! ¡qué may tornará já 
Es temps de caanl era nina! 

—Si que tornará, padrina: 
St que tornará. 



III 

IINA imiA SECA. 



Digucm trovado que cantas 
¿Per qué es tan (rist aquest cant, 

Y sas cansons acompañas 
Emb un plora tan amarg? 

— ¡Ay! es morta sa niñeta 
Mes hermosa de ciutad 
Cuant encara no tenia, 
No tenia dcnc-u añys; 

¡Ay! es morta sa allotcla 
Que es liorn duya enrevoltat 

Y es joves que l'admiravan 
Ja no'y van á pasctjar. 

Ay! es morta sa fadrína 
Que animava tots es balls, 
Per qui jo cansons hermosas 
Componía d' amagat. 

Un dia;.... fa quinze dias 
Era s'hora basa ja 

Y una corona de rosas 
S'cslava allá a^íGínodant. 

Ay! cuant }a tengaé acabada 
La posa demunt son cap 

Y 80s ulls negros y hermosos. 
Li varen espiretjá. 

—¿Qué tens? li digué sa mará 
Me íiila, tú estas plorant. 
— ¡Ay! me mará, responia, 
Res vuy me snrt acertad. 

Sa desgracia d'^aqucst dia 
Ja may se m'olvidará, 
Pcreilx que Deu no desitja 
Que vajc anit á n'es balU 



TEN 

¿No veis aquesta corona 
Qu'ara matcix hé acabad? 
Té totas sas flors mostias 
Com si la hagués duita ja. 

¿No veis sas fullas de rosa 
Que cmb coló cncés hé pintad? 
Are que se son secadas 
Han quedad de coló blanc— 

Pobre nina que aquell vcsprc 
Fonch per ella de pesas 
Pobre jove, Deu volia 
Que no lornüs á n'es ball. 



Quinze dias do martiri, 
Quinze vcsprcs han pasal, 
Y sa nina que estimaba 
Allargada la vei\ ja. 

Miraula, jcu morta y freda 
Dins es ccmcntert sant, 
Blanca com sa cera blanca 
Que crema t n'es scu costal. 

Morta com sa I luna hermosa 
Que del cel os fuyta ja, 
f reda com se neu que en torra 
Per do! el mon s'ha posat... 

Una corona moslía 
De floretas dú a n'es cap... 
Es sa corona de rosas 
Que havia de du en es ball... 

¿Qué es aquesta taca bfava 

Que en es front cy té de sang? 

Es sa derrera besada 

Que li ha donat son gorma. 



IV. 

UN POLVO. 

SONETO. 



—Ya lo sorbí Sos átomos picante» 

Mis membranas mucosas entapizan 

Y las preñadas g'ándulas suavizan 

Y ponen blandas como piel de guantes.. 



PEN 

Ya gotifas de iíquidos punzantes, 
Por laá fosas nasales se (lesliz;ui... 
Ya los pelos del cuerpo se me erizan 
Y aumenta el estornudo por instantes. 

Ya levanto la frente y me preparo 
Para espeler los átomos felices.... 
Ya mis miradas se volvieron lacias.... 

Ya se acerca el momento del disparo.... 
Los ojos cierro ya; y en mis narices.... 
AaaaatcLum.— Domiiius tccuni.— Tantas 

(gracias. 



4§^ 



907. 



ÍPbuma (Pkdro Gerónimo). Na- 
tural de Binisalem, gran teólogo, 
seg-un afirma el cronista D. Bue- 
naventura Serra, quien dice tam- 
bién que escribia y versificaba en 
griego, pues comprendía tanto este 
idioma como el castellano. Orde- 
nado ya de sacerdote, ganó por ri- 
gurosa oposición la canongla doc- 
toral de esta santa iglesia: fué 
canciller juez de competencias de 
este reino, con cuyo motivo hubo 
de luchar diferentes veces con las 
jurisdicciones real y eclesiástica. 
Falleció en Palma el dia 12 de 
noviembre de 1718, habiendo otor- 
gado su testamento el 25 de se- 
tiembre del mismo año ante don 
Bartolomé Terrers Kot. Escribió: 

I. Vida, virt/ides y sucesos mi- 
lagrosos de la V. Soo' María Fiol 
Relujiosa Agustina del Real Mo- 
nasterio de Sta. Margarita de la 
ciudad de Palma, reino de Mallor- 
ca, que falleció con olor de santidad 
en 8 de diciembre de 1713. 1 t. 4.° 
Ms. de 342 págs. cuyo original 
nos hicieron ver las religiosas de 
Sta Margarita. Escribió la vida 
de esta sierva de Dios habiendo 
dirigido su espíritu por espacio de 
muchos años, y después de su muer- 
te escribió también el elegante epi- 
tafio latino que se puso en su se- 
pulcro; epitafio que publicamos en 
el tomo II píg. IIOU de la nueva 



03 =: PEN 

edición de la Historia de Ma- 
llorca. 

II. Apología. Sácala á luz el 
cabildo de la Sta. Iglesia Cate- 
dral de Mallorca, contra el pajjel 
que se ha publicado con el titulo 
de La verdad del hecho, sobre la 
pretcnsión del Br. D. Juan Mar- 
torell y Esquella Pro. Pean y Ca- 
nónigo. Palma, sin nombre del im- 
presor, 1711, fól. de 123 págs. 

908. 

PeíSa (Victoria). Hermana de 
D. Pedro de Alcántara, de quien 
hemos hablado. Nació en Palma 
el dia 23 de marzo de 1827. Desde 
niña demostró afición á la lectura 
de obras literarias que alternaba 
con las ocupaciones propias de su 
sexo, y en su tierna edad de 14 
años empezó á escribir poesías que 
pintan con fuerza las emociones 
que padecía su joven corazón al 
ver sufrir los seres queridos de su 
familia que atravesaba una época 
desgraciada y calamitosa. El senti- 
miento en gran manera desarro- 
llado, unido auna imaginación vi- 
va, formaron su carácter en poesía 
y determinaron el sentimentalis- 
mo que domina en todas sus pro- 
ducciones. Adquirió los conoci- 
mientos necesarios para versificar 
estudiando con su hermano. Es- 
posa en la actualidad de otro poe- 
ta, hijo de este país (D. Miguel 



Victoriano Amér) tiene su residen- 
cia en Barcelona. En el año de 1859 
ganó en los juegos florales cele- 
brados en aquella ciudad uno de 
los accésits señalados al primer pre- 
mio por su poesía en lemosin titu- 
lada Anyoransa. Es individua de 
varias corporaciones literarias y 
lleva publicadas muchas de sus 
bellas producciones en los perió- 
dicos del continente y de Palma. 
Fué una de las redactoras del 
Pensil del bello sexo que salía en 
Barcelona en 1845 y 1846 y ha 
dado á luz: 



PEÑ - 94 

Poesías de Victoria Peña y Ni- 
cglan. Palma, impr. Balear, 1855. 
4° Es edición de lujo y todas las 
composiciones que contiene son re- 
ligiosas. 

Tiene ademas una multitud de 
poesías coleccionadas que por su 
modestia no quiere puMicar. Como 
una muestra de ellas insertamos 
las dos que siguen. 

— SL'nts sas campanas, Aynela, 
Que mos cridan á rcsár? 
—Ja las scnt, bona vejeta, 
Pcró jo no cy vull anár. 

Per mi encara no és mitx-dia 
y em dona sa Iluin consol; 
Ja ey niré cuant mes tard sia 
Ja ey niré en pondresc es sol. 

— Anom'y ara, ma fiüa, 
Que sa üuin no 't faltará 
lis sol de Deu a!Iá brilla, 

Y es leu cor inílauíará. 

— Seguiu es vostro canií, 
No 'in buidcu s' enlcniment, 
Jo, per lo que ha de vení. 
No vull perdrc lo prcscnt. 

—Den te perdón nialenada, 
Deu te perdón ton pecad. 
Es sol te té cnllnernada 

Y no veus !a vcritad. 

De prcssa corren sos ísoras, 
S' ombra prest la tocará, 

Y podrá ser que molt ploras 
Lo que remey no tendrá. 



— Vespresja tocan, Ayneta, 
Y mos cridan á re sá. 
—Ja las sent, bona veycta. 
Empero no y vuil ana. 

Vull cohí rosas per ara 
Que es mcu jardi n' está pié, 
Anau ja ey niré suara 
Que será en mostiarsé. 

— Ks teu desitx no l'escoltas, 
No 't mires sas ílors de! mon, 



- PEÑ 

Que en es allars n'y ha mollas 
Que de mes gran valor son. 

— Anauhi vos á n' aquellas 
Quejo me vuy queda aquí, 
Perqué veiu mollas poncellas 
Que ben prest se van á obrí. 

— Ay, de aquesta primavera 
Que t'cslravia es teu cor! 
Ay, de s'ívern que l'espcra 
Mcsquincta y no l' fá por! 

De pressa corren sas horas, 
Ren prest sa neu s'en vendrá, 
Y podrá ser que molí ploras 
Lo que remey no tendrá. 



— Scnls s' Avemaria, Aynela, 
L' Iglesia van a lenca. 
— Ay, callan, bona veyeta, 
Perqué jo no y puc ana. 

Tench ana sed que mo mala, 

Y veys á n' aquesl riuct 
Que té s'as aygos de plata, 
Yail apaga aquesta sed. 

— Dcixa es riu que t' cncallvt 

Y s' aygo que I' enllucrna, 
Que si vols de s' aygo viva 
Jesas en té una cisterna. 

—Poro I' iglesia cslá enfore 

Y jo vatx molt carrcgada, 
Arribaré ja h deshora 

Y la trobaró tancada. 

—Tira aqucix felx d' bcrbas malas, 
Tira'l sensa pensarhi. 
Que es anjels te darán alas 

Y Yoleras pcs camí. 

— Ay, tirarlo jo no puch 
Jo no 'm puch resoldrc, no; 
Que es de flós es fcix que duch, 

Y encare scnt bona olo. 

— Ay, Aynela desdichada, 
Tot á un tems te faltará, 

Y plorarás tal vegada 
Lo que remey no tendrá. 



De veras se pongué es so!, 

Y se seca aqucll riuet, 

Y scs rosas mostiá es fret, 

Y es jardi es vestí de dol. 



PEÑ 

De veras cridh n' Ayneta 
Cuant campanas no sentí; 
Llany de sa bona veycta 
Sonsa lluin sa va morí. 

EL ÁNGEL CONSOLADOR. 



- 95 = 



PER 



Ay, de la consorte amada 
Lejos de su bien querido! 
Fuera triste su gemido, 
Fuera amargo su dolor. 
Si cabe á sí no sintiera 
A un Ángel consolador. 

¡Ay, de los bijos privados 
De la paternal ternura! 
En sus horas de amargura 
Lanzaran Cero clamor, 
Si el alivio no tuvieran 
Del Ángel consolador. 

Padre mió, ¡cuántas veces 
Horriblemente he sufrido! 

Y por tu ausencia he sentido 
Tormento atosigador; 

Y tan solo lo calmaba 
El Ángel consolador. 

Cuántas veces de mis dias 
Las horas encontré largas; 

Y con mis penas amargas 
Gemí del hado al furor: 

Y nada mas me aliviaba 
Que el Ángel consolador. 

Y cuantas mí fantasía 
Agotada de consuelo. 
Marchita viera en el suelo 
De la esperanza la flor; 

Si no escuchara el acento 
Del Ángel consolador. 

A su vida se deshace 
De mis males la tormenta; 
Porque el pecho se complace 
Con su ternura y amor: 
Porque es sol de mi alegría 
El Ángel consolador. 

Como luminosa estrella 
Que vigila mi morada, 

Y con su luz plateada 
Le da grato resplandor, 



Es la mirada celosa 
Del Aiigcl consolador 

Como un iris de bonanza 

Y como augurio de dicha, 
En medio de mi desdicha 
Me deja ver el Señor, 

La sonrisa apetecida 
Del Ángel consolador. 

Como á seguro refugio 

Si el mundo cruel me afligiera, 

Al instante nic acogiera 

Y- encontraría favor, 

A la respetable sombra 

Del Ángel consolador. 

A su llanto gemirla 

Cual la hija al de su padre, 

Y á su ceño temblaría 
Como el justo al del Creador, 
Porque es muy triste el enojo 
Del Ángel consolador. 

Luzcan pues dias dichosos 

Y años de eterna ventura, 
Para quien de mí amargura 
Es bálsamo aliviador; 

Para quien así bendigo 
Como Ángel consolador. 

Yo dirigiré incesaiste 
A Dios fervorosas preces. 
Para el que suple las veces 
Del que es de mí vida autor; 
Para quien conmigo ha sido 
Dulce Ángel consolador. 



<2>S) 



909. 

Pi:bií:i^IíÓ (Alejandro). Na- 
tural de Palma, profesor de ins- 
trucción primaria. Ha escrito: 

Los maoidamientos de la ley de 
Dios esplicados. Ohrita arreglada 
para la mejor instrucción moral 
de los ni'Fios. Mahon, impr. de 
D. G. Ignacio Serra, 1859. 4.° Va 
dedicada al limo. Sr. Obispo de 
Menorca, y este prelado al dar su 
licencia para la impresión, dice: 
«Consideramos útil y provechosa 
esta compendiosa esplicacion de las 



rER = 

oblio-nciones comprendidas en el 
Oecá1og-o p-ira la instrucción de^ la 
tierna juventud, á que la dedica 
su ilustrado autor.» 



910. 

PebelIíÓ (Andrés). Presbí-' 
tero y doctor en medicina que vi- 
vió y murió en su patria la villa 
de Muro. Fué muy versado en las 
antigüedades de Mallorca: recoiió 
una multitud de notas y postilas 
de que poseemos algunos cuader- 
nos: escribió un Tratado de Ora- 
toria sagrada, y falleció por el año 
de 1832. / 

'"^•^ 911. 



PcREliLió (Antonio). Reli- 
gioso observante natural de Petra, 
de quien dice el P. Bordoy, que 
sin salir de los límites del estado 
regular fué la honra de su religión 
y de su patria. Á sus talentos de- 
bió sus grados y distinciones: doc- 
tor y catedrático de filosofía; doc- 
tor y catedrático primario de teo- 
logía, en esta universidad literaria; 
lector jubilado de ambas faculta- 
des; dos veces guardián del con- 
vento de S. Francisco de Asis; mu- 
chos años regente de estudios; cus- 
todio, examinador sinodal de este 
obispado, tres veces ministro pro- 
vincial de la de Mallorca, la pri- 
mera de ellas electo en 8 de mayo de 
1720, la segunda en 4 de enero de 
1730 y la tercera en 17 de enero 
de 1739, y otras tantas comisario 
visitador de la misma y de las de 
Cataluña y Valencia. Presidió un 
capítulo de su orden convocado en 
esta isla, y en el que se reunió en 
Valladolid el año 1740, sostuvo 
con lucimiento conclusiones de teo- 
logía scotico-lulistas, con cuyo mo- 
tivo, no tan solo se le destinó de 
comisario general á la corte pon- 
tificia, sino que tuvo muchos votos. 



9G = 



PER 



y la aclamación del guardián de 
París, para ministro general de la 
religión seráfica, alegando que se 
le debía nombrar de justicia. Fué 
insigne orador y uno de los me- 
jores teólogos de su tiempo, tanto 
en materias dogmáticas como es* 
colástícas y morales, circunstan- 
cias que le dieron un nombre es- 
traordinario y le elevaron á di- 
finídor general de toda España. 
Durante su gobierno en esta pro- 
vincia embelleció con obras de or- 
nato y de comodidad los conven- 
tos de Palma y de Petra: en el de 
esta capital costeó el presbiterio, 
el altar mayor, que se bendijo en 
1739, y la suntuosa capilla de San 
Antonio de Padua. Falleció el día 
1." de febrero de 1748. Escribió: 

I. Arhol sepulcral para eter- 
nas memorias de 1). Carlos II de 
Austria monarca CathóUco de las 
EspaMs nuestro tieyy Señor, que 
esta en gloria, plantado junto al 
mauseolo que erigió á sus honras la 
Muy Ilustre Cofradía de S. lor* 
ge de Nobles Baleares en él Sa- 
grado suelo del Real Convento de 
S. Francisco de la Ciudad de Ma- 
llorca. Dividido entres ramas por 
F. Antonio Perelló kc. Ofrecido 
en hoja ^ á la dicha Muy ilustre y 
nohle Cofradía del glorioso S. lor- 
ge Martyr Cavallero de Christo. 
Mallorca, impr. de Miguel Capó, 
1701. 4.^ de 44 págs. Precede una 
noticia de las espresadas honras 
funerales. 

n. Sermón fánehre en las hon- 
ras de la Venerahle Madre y Se- 
ñora Sor Clara María Ponce de 
León Ahadessa y fundadora del 
Real Monasterio de Capuchinas 
de esta ciudad de Mallorca que ce- 
lebró esta nodilíssima y fidelíssi- 
nia ciudad en la Iglesia de dicho 
Monasterio á 2 de mayo de 1705, 
Dixole Fr. &c. Palma, impr. de 
Miguel Capó, 1705. 4.° de 33 págs. 

_ 111. Triunfos festivos, baleá- 
ricos, austríacos, reportados por 
el mas dezeado (sic) querido é ido- 



PER 



= 97 =: 



PER 



latrado moiiarca de las Fspams 
D. Carlos tercero de Austria, 
nuestro Rey y Sr. (que Dios (guar- 
de y a.ños felízes prospere) consa- 
grados á ¡a Tiias soberana y triun- 
fante Palas María, que ya en el 
primer instante rompió la cabeca 
de la mas infernal Mediissa, en 
haúmiento de gracias por la re- 
ducción del Baleárico Reyno al 
dulce y amable dominio austría- 
co. Celebrados d impulsos fervo- 
rosos de la mas f na lealtad de los 
cofrades de la Purissima Concep- 
ción en la Sagrada palestra del 
Real Convento de S. Francisco de 
Asís de la ciudad y Reyno de Ma- 
llorca a los 31 de octubre de 1706. 
Aclamados con panegíricos vito- 
res por &c. dedicados á D. Juan 
Antonio de Pax y de Orean, Con- 
de de Savallá &.c. Palma, impr. 
de Miguel Capó, 1706. 4.« de 40 
págs. 

IV. Oración panegírica que di- 
jo en las solemnes fiestas de la ca- 
nonización de San Luis Gonzaga 
y San Estanislao de Kosca, ce- 
lebradas en el colegio de Monte- 
sion de Palma el dia 18 de setiem- 
bre de 1727. Palma, impr. de Ge- 
rónimo Frau, 1727. 4.° Vá unida 
ala relación de las espresadas fies- 
tas y á los dem.as discursos que se 
pronunciaron en ellas. 

V. Sermones y materias pre- 
dicables. 1 t. ^.^ Má. muy abul- 
tado, original en la biblioteca de 
Moutesion. 

912. 

Perem^ó (Nicolás). Nació 
en Palma, abrazó el estado reli- 
gioso, y habiendo vestido el há- 
bito de observante, obtuvo la borla 
de doctor en filosofía y la cátedra 
de teología que leyó en el conven- 
to de S. Francisco de Asis. Fué se- 
cretario de la provincia de Mallor- 
ca y calificador del santo oficio, y 
mientras se ocupaba en adminis- 
trar los socorros espiritules á los 
T. II. 



apestados, entrando voluntaria- 
mente en los barrios sucios, le aco- 
metió la calentura amarilla y mu- 
rió en la iglesia de S. Pedro, á la 
edad de 40 años, el dia 13 de oc- 
tubre de 1821. Escribió: 

Devoto Septenario d la angíis- 
tiada y afiijida Madre de Dios 
la virgen María Nra. Sra. que se 
hace en la Iglesid de S. Francis- 
co de Asís. Palma, impr. de Bue- 
naventura Villalonga, 1815. S.'* 
de 31 págs. 

913. 

PebeLiIíÓ (Pedro Felio.) Na- 
tural de Palma, de cuya capital 
ha sido varias veces alcalde y re- 
gidor, y ha representado esta pro- 
vincia en el congreso de diputa- 
dos el año 1850. Cultivó la poesía 
castellana y mallorquína, y sus pro- 
ducciones forman 1 t. 4." Ms. Fa- 
lleció en 30 de enero de 1861. Dio 
á luz: 

S' líermitd Pelegri ó camins de 
sa providencia. Palma, impr. de 
Esteban Trias, 1850. 8.° de 55 pá- 
ginas. Es una poesía de 201 es- 
trofas iguales: he aquí su prin- 
cipio: 



Voltros que scmpre plorau, 
Y vollros qui malheíu. 
Porque may contcnts cstau, 
De lü que del cel tcniu; 
Vciiiu aquí y cscoltau 
Lo que aquest cuento vos diu. 

Vcniu. 
Axó era un hermitá, 
Que lluñy de ciutat vivía, 
Uiis diuen que prop d' Arta, 
AUres de Sania María; 
Lo ccrt es, per no cansa. 
Que ciutad no '1 conexía. 

Havía 
Per se muntaña viscut, 
Enlrc pinars amagíít, 
Entre garrigas pcrdút, 
Just lo matcix qu' cntcrrat, 
De s' auba de juvcntút 
Fins á sa dcrrera cdat. 

Donat 
A vida santificada, 

13 



PER 

Es per ell aqucll descrf 
Del mon sa millor posada; 
Y contra '1 pecat dcspcrl 
Te cad' hora consagrada 
A Dcu de qui n' está ccrt. etc. 



914. 

PEnuOió (RiCAnDo). Poeta 
mallorquiíi, natural de Palma, y 
uno de los que concurrieron al cer- 
tamen abierto por la academia de 
ciencias y letras de las Baleares 
para celebrar la visita que liizo 
la Reina Doña Isabel II k estas is- 
las. Su composición, escrita en el 
idioma de nuestro pais, obtuvo 
mención honorífica, con cuyo mo- 
tivóse insertó en el álbum regio, 
impreso en casa de Gelabert, año 
1860. 

915. 

Pebera (Francisco). Reli- 
gioso mallorquín, no sabemos de 
que orden. Fué lector de teología 
y uno de los jueces del certamen 
poético mantenido en 1502 en la 
iglesia de San Francisco de Asis 
de Palma, en honor de Ramón Lull, 
con cuyo motivo firmó la senten- 
cia escrita en verso mallorquín, en 
unión de Gaspar Calaf, para la ca- 
lificación de las poesías presenta- 
das y adjudicación de los premios. 

916. 

Perera (Juan). Natural de 
Palma, religioso mercedario cuya 
profesión hizo en el convento de 
esta ciudad el día 19 de setiembre 
de 1598. Los cronistas del mismo 
le califican de gran artista, elo- 
cuente orador y sabio humanista, 
en cuyos ramos dicen que escribió 
varias obras. Murió en Cerdeña. 

917. 

PERifS (Maymó). Poeta ma- 
llorquín del siglo XIV, hijo de 



98 = TER 

Martin Pcris, quien en su U'sta- 
mento de 14 de marzo de 1272, re- 
cibido por Pedro Romeu Not. lo 
hace legado partic lar de la alque- 
ría A Ihahoz en el término de Po- 
llensa. De otros documentos que 
hemos visto consta que Maymon 
Peris ocupó varios cargos públicos 
en esta ciudad, y que en ella ftió 
bayle general y aduiinistrador do 
los bienes que poseía en Mallorca 
el obispo de Barcelona, á cuyo pre- 
lado, con instrumento público de 
12delas calendas de enero de 1310, 
en poder de Bernardo de Villaru- 
bea Not., compró la casa y pala- 
cio que tenía en esta capital situa- 
dos frente la iglesia de Sta. Cruz; 
y con otro do 8 de los idus de julio 
de 1314 ante Guillermo Nadal Kot. 
le tomó en feudo las tascas, diez- 
mos, censos y derechos de la al- 
quería las A rnaldas, con varios ra- 
fales, honores y posesiones en el 
llano de San Jorge y término lla- 
mado de7i Cati. Kste insigne poeta 
dejó sucesión, que á mediados y k 
últimos del expresado siglo, conser- 
vaba su nombre y su opulencia y 
figuraba muy ocupada en los ne- 
gocios políticos de la isla. El di- 
ligente cronista Barberi encontró 
en las guardas de un códice de la 
curia del Pariage algunas com- 
posiciones poéticas, únicas que la 
casualidad nos ha conservado de 
tan distinguido vate. Trascribi- 
mos la que sigue para muestra 
de su indisputable numen. 



Car vos, esleí [ de ma pcnsa amorosa, 

Car vos, lir blanc [ pcrqu' eu, las, tan sospir 

Nc fayls escarn ] de ma pena angoixosa, 

No vol mon cor ] en s' amor defaylir; 

E puis voléis 1 me tolre 1' esperanca, 

En mon amor | vuyl mays haver fermanga. 

Lo sguard ¡ral ] deis voslrcs uylls, ma dona. 
Aporta al cor | desalt turment 6 joy, 
Ab Yostre 'ndcny ] mays m' apar 1' amor bona 
E mays us am | quant mays havcls mí oy: 
Careen qui 'us vol | de 1' amor s' enlum¡na> 
Car en esl mon 1 sots de 1' amor regina. 



PER 



rr: 99 - 



PET 



Lo mal es douc 1 qu' em Icxa la voslra ira, 
Nuyla amargor | de vos me pot venir; 
Com racnys volcts | majs lo cor cus dcsira, 
E menys m' en dolch ] quant plus es mon 

(desir: 
Car cell qui'usvol 1 l'armaal celhatramesa, 
Car en lo ce! | de 1' amor sots dcxesa. 

No 'n suy feII6 | de la mia soffrenca, 
Ans suy plasent ] en vos voler amar; 
Foyl, me complanch |pnfre spcr é tcmcnca, 
¡IJenhaje 'I loch | on vos pogui trobar! 
Pilis en lo mon | on vaig xanian de amor, 
Ais res no vuyll | que dir vostra lausor. 

ENDRECA.. 

Anals sospirs | qu' cxits de 1' arma trista, 
Douga chancos | anals mcrcc clamanl, 
Enquer qu' el sol | qu' entenebra raa vista, 
IIíjjc per lort ! raa follor 6 mon xant. 

918. 

l*EBPiSA (Pedro Juan). Na- 
tural de Palma, doctor en ambos 
derechos y en 1660 nombrado por 
S. M. juez del Pariage de este reino. 
Mas adelante abrazó el estado ecle- 
siástico, fué canónigo de nuestra 
catedral y vicario general de esta 
diócesis. Murió asesinado en el 
zaguán de su casa, que es la que 
lioy posee en la calle de San Mi- 
guel D. Juan Massanet y Ochando, 
á las 8 de la noche del 11 de di- 
ciembre de 1686, en el momento de 
llep;ar del palacio episcopal. — Es- 
cribió: , 

I. Alegación juridica 2^0'i' -^• 
Francisco Truyols y Angelats, 
BayU real por S. M. de la ckc- 
dad y reino de Mallorca con el 
curador de la herencia de Pedro 
Moranta y el Dr. Rafael Pons 
Pro. en nomlre de Bernardo Pons 
Pro. su hermano sohre la sttcce- 
sioii del jyredio son Angelats. Imp. 
íbl. sin año ni lugar. 

II. Alegación jurídica 2ior D.^ 
Honofre Farrandell y de Veri y 
Fernando Gual y Moíx, con P.^ 
Pionisia Siireda ijiuda, P. Fran- 
cisco y P. Saltador Sureda, so- 
Iré liquidación del fideicomiso rpie 



dispuso Isabel de Olcza y Torna,- 
mira. Imp. fól. id. id. 

III. Alegación jurídica por P.^ 
Onufria Ferrandell y de Veri y 
Fernando Gual y Moix Cavallero 
con P.^ Uniza Sureda y Pezhrull 
viuda, P. Francisco y P. Salva- 
dor Sureda. Imp. fól. id. id. Aun- 
que este discurso lleve el titulo 
casi igual al anterior, es entera- 
mente distinto. 

IV. Alegación jurídica 2)or P. 
Gabriel Palou de Comasema con 
el Pr. Miguel Palou Pro. y Ca- 
nónigo de la Sta. Iglesia de Ma- 
llorca su hermano consanguíneo, 
sobre la valílidad de las disposicio- 
nes hechas jmr Gabriel Palou de 
Comasenmjmdre común de las 2)ar- 
tes á favor de uno de los hijos va- 
rones de su ptostrer matrimonio he. 
Imp. fól. sin año ni lugar. 

919. 

i*ETBA (Miguel de). Fué su 
patria la villa de su nombre, on 
la que nació el dia 1 1 de enero de 
1741 de Miguel Ribot y Juana 
Serra, labradores de la misma. Hi- 
zo los primeros estudios con los 
padres observantes de Petra, cursó 
la retórica en Palma con el docto 
jesuíta Juan Reynés, y decidido 
á abrazar el estado religioso, pidió 
el hábito de mínimo en el conven- 
to de San Francisco de Paula de 
esta ciudad, cuyos padres se lo ne- 
garon á causa de su estatura es- 
traordinariamente baja. Los capu- 
chinos que no median por la esta- 
tura la inteligencia, la virtud y 
la utilidad de los hombres que de- 
seaban asociarse á su gremio, ac- 
cedieron á la solicitud de Miguel 
Ribot, y este vistió el santo há- 
bito de su religión en el convento 
estramuros de Palma el dia 25 de 
octubre de 1755, profesando so- 
lemnemente el 13 de enero de 1757. 
Estudió en él la filosofía, aplicóse á 
las matemáticas y al dibujo, y por 
haber sobresalido en estos ramos, 



PET 



- 100 



Pie 



la sociedad económica mallorqnina 
le nombró individuo de mérito. 
Siendo lector, fué el primero que 
enseñó en su convento la filosofía 
esperimental según la mente de 
Ramón Lull: como arquitecto le- 
vantó el plano y dirigió la obra 
del convento de capuchinos de esta 
capital; arregló en el mismo un 
curioso gabinete de antigüedades 
y de historia natural, que siguie- 
ron aumentándolos religiosos des- 
pués de su muerte; enriqueció no- 
tablemente la biblioteca, de la que 
cuidó posteriormente el P. Luis 
de Villafranca con tanto celo y di- 
ligencia, que cuando la esclaustra- 
cion de los regulares en 1835 era 
la mas escojida de Mallorca. En 
2 de marzo de 1765 se ordenó de sa- 
cerdote y falleció en esta ciudad 
el dia 12 de febrero de 1803. Las 
obras que dejó Mss. existian en va- 
rios tomos en la biblioteca de su 
convento. Hé aquí la noticia de 
ellas: 

L Manual de relojes solares. 

IL Diario histórico de lo su- 
cedido en la demolición del Con- 
vento antiguo y en la fundación 
del nuevo. 

III. Elementos de matemáti- 
cas que para instriiccion de la ju- 
ventíid balear leia por encargo de 
la real sociedad económica de ajni- 
gos del pais en 1779. 

IV. PJiilospMa Lídiana o.nc- 
toritate, ratione et ohservationihus 
compirotata. 

V. Opnscula Theologica. 

VI. Sermones varios, panegí- 
ricos y morales, con la cuaresma 
que predicó en la catedral de Pal- 
ma en 1783. 

VIL Memorias presentadas á 
la Real Sociedad mallorqnina de 
amigos del pais sobre arquitectu- 
ra, pesos y medidas &c. 

VIII. Mapas de las islas de 
Menorca, Ihiza y Formentera, de- 
lineados en 1771: el de Mallorca 
y el plano ignográfico de Palma, 
en 1801: viita y croquis de la de- 



molida Iglesia y contento de Ca- 
puchinos estramuros: planos délas 
nueras Iglesias de Consell, Mnn- 
cor y Capdepera, de la proyectada 
del monasterio de Bernardos, déla 
capilla de los cuatro Santos Coro- 
nados de Sta. Eulalia y de la del 
Baptisterio de la Catedral. 

920. 

PieoRiVELli (FnAN'cisco). Na- 
tural de Petra, religioso observan- 
te del convento de San Francisco 
de Asís de Palma, en el que tuvo 
algunos años á su cargo la escuela 
de moral con mucho crédito y apro- 
vechamiento de sus discípulos. Fué 
lector jubilado, doctor y catedriW 
tico de filosofía y teología en la 
univer.sidad luliana de Mallorca, 
difinidor de su orden, examinador 
sinodal y juez ordinario del tribu- 
nal de la inquisición. Murió en Pal- 
ma dia 2-4 de setiembre de 1747, 
á la edad de 61 años. Escribió: 

Año Mariano. 1 t. 4.° Ms. de 
372 pAgs. cuyo original se conser- 
vaba en la biblioteca de su con- 
vento y hoy en poder de un ami- 
go nuestro. Es obra en que se re- 
fieren muy estensamente, desde 1 ." 
de enero hasta 31 de diciembre, 
todos los sucesos que han tenido 
lugar en el mundo católico en hon- 
ra y gloria de la Purísima Concep- 
ción. 

921. 

PiconiVKLE. (Juan). Religio- 
so observante, natural de Petra, 
sobrino del P. Francisco Picornell 
de la misma orden, de quien aca- 
bamos de hablar. Fué drctor en 
artes, catedrático de filosofía en 
esta universidad literaria, lector 
jubilado y custodio de esta provin- 
cia. Falleció en Palma el dia 27 
de abril de 1789 á los 74 años de 
su edad. Escribió varios tratados 
que existian inéditos en la biblio- 
teca del convento de San Francisco 



Pie = 101 = 

de Asís tic esta ciudad, en defensa 
del misterio de la Inmaculada Con- 
cepción de Mana. Dio á luz: 

Puerta Sagrada (¿ue con la ce- 
¡eherrima esposicion del P. Nico- 
lás de Lira, ofrece libre entrada 
d las postillas evangélicas, y ala 
inteligencia de los sagrados evan- 
gelios con variedad de asuntos: 
idea los en el Beato mártir Rai- 
nmndo Lulio y en el venerable P. 
Fr. Juan Duns Escoto, ambos ve- 
nerables, Doctores, Seráficos y 
Marianos. Obra vMUsima para 
todos los predicadores. 4 tomos en 
4,° El I. Co)! tiene desde el domin- 
go primero de Quaresma hasta el 
de Pentecostés. Palma, impr. de 
Ignacio Frau, 1760. de 550 pág-s. 
sin los preliminares: el II. Con- 
tiene desde el domingo de Pente- 
costés liasta el duodécimo desjmes 
de Pentecostés. Palma, id. id. id. 
de 462 págs.: el III. Contiene des- 
de el domingo XIII después de 
Pentecostés hasta el XXIV des- 
pués de Pentecostés. Palma, la 
misma impr, 1761 de 364 pág-s.: y 
elIV. Co7itiene desde el domingo I 
de adviento hasta el domingo de 
quinquagésima. Palma, impr. de 
los herederos de Ignacio Frau^, 
1762, de 308 págs. Es obra de mal' 
gusto, escrita en estilo amfiboló- 
gico y poco correcto, y tan agena 
del siglo en que vivió su autor, 
que mereció este verla reprolmda 
y mandada recojer por orden de su 
general. 

922. 



Píe 



Picob.-ve:!.!. (Juan). Natural 
de Palma é hijo de Poncio Picor- 
nell y de Margarita Gomila. Re- 
sidió en Madrid, de cuya sociedad 
económica fuó uno de los mas la- 
boriosos y activos individuos: per- 
teneció también á la Vascongada 
y á otras muchas corporaciones 
científicas y literarias. Hé aquí los 
escritos suyos que hemos visto: 



I. Examen público catequísti- 
co histórico y geográfico á que es- 
pone D. Juan Picornell y Oomiía 
á su hijo Juan Antonio Picor- 
nell y Obispo, de edad de 3 años, 
6 meses y 24 dias, en un general 
qice franqueará la Universidad de 
Salamanca el domingo 3 de abril 
de 1785. Madrid, impr. de Alfonso 
López, 1785. 4.« 

II. Discurso leórico-práctico 
sobre la educación de la infancia, 
dirijido á los padres de familia. 
Por D. Juan Picornell y Gomila. 
Con licencia. Salamanca, impr. de 
A. García Rico, 1786, 8.° de XVI- 
144 págs. 

III. Discurso sobre los mejo- 
res medios de escitar y fomentar 
el patriotismo en una monarqiUa 
sin ofender ni disminuir en cosa 
alguna la extensión y ejecución que 
es propia de este género de gobier- 
no; por Mr. Malhon de la Cour: 
traducido é ilustrado con notas 
por &(?. Madrid, impr. de Aznar, 
1790. 4.° de 35 págs. 

923. 

PicoBMEiiii (Juan Antonio). 
Hijo del antecedente. Nació en 
1782 y, como se ha dicho en el 
artículo de su padre, á poco mas 
de tres años sufrió un examen de 
historia y geografía en la univer- 
sidad de Salamanca, y en ella, se- 
gún nos aseguró D. Antonio Oli- 
ver y Nadal, sostuvo á la edad de 
5 años, en el de 1787, conclusio- 
nes públicas de filosofía. Tuvo por 
algún tiempo á su cargo la redac- 
ción de la Gaceta: en 1803 vino 
á esta su patria y de aquí se em- 
barcó para la América donde fa- 
lleció. Escribió, entre otros mu- 
chos opúsculos que no hemos visto: 

Resptuesta á la carta que escri- 
bió 11% filósofo moderno á un j)eri- 
patético ionpugnando algunas con- 
clusiones que defendió un discí- 
pulo de este último en el año de 
1803, 1 t. 4." Ms, de 82 hojas, cu- 



PIP 



= 102 — 



PIR 



yoorig-inal existia en poder de don 
Antonio Oliver y Nadal, que fué 
el que censuró las conclusiones, 
como se ha visto en su artículo 
púg. 28. 

924. 

Pipía (Agustín). Aunque no 
Laya nacido en Mallorca se le cuen- 
ta por uno de los liijos ilustres de 
esta isla por haber recibido en ella 
su educación, haber vestido el há- 
bito de religioso dominico en el 
convento de Palma, y haber obte- 
nido privilegio de prohijación, te- 
niendo en cuenta al concedérselo, 
los muchos años que vivió en esta 
ciudad. En la misma leyó una cá- 
tedra de teología, en la universi- 
dad iuliana: pasó en 1694 á la 
corte pontificia, donde fué regente 
del colegio de dominicos de la Mi- 
nerva, teólogo casanatense y secre- 
tario de la congregación del ín- 
dice. Elevóle su religión á la dig- 
nidad de general de la misma, y 
el Papa Benedicto XIII le creó 
obispo de Osime y cardenal de la 
S. R. 1. con el título de S. Sixto. 
Murió en Koma el dia 21 de fe- 
brero de 1730. El convento de 
Sto. Domingo de Palma, que fué 
su heredero testamentario, le cele- 
bró pomposas exequias; y el ayun- 
tamiento de esta ciudad mandó co- 
locar su retrato entre los de los 
mallorquines eminentes en virtud, 
letras y armas. Hé aquí los escri- 
tos suyos de que tenemos noticia: 

I. Epístola pastoralis Fr. Au- 
gustini Pipía, ordinis pracUcato- 
rum, Sanct(BR. EcclesicePri. Car- 
dinaliSy I)ei et ApostolicíS Sedis 
f/ratia Eiúscopi Ausimani, ad ve- 
nerabiles f'ratres, et dilectos hi 
Chfisto Jllios , clerum et miiver- 
siompopulmn JDicecesis Ausimance. 
RomcB MDCCXXV. apud Hiero- 
nimum Mainardi. 4." mayor con 
sus armas. 

II. Iii Del filio s'ihi dilectis 
Adm. UR. PP. ProvinciaUkís, 



dejinitoribus generalihus, et elec- 
torihis generali capitulo ordÍ7iis 
pradicatorum, Fr. Augustinus 
Pipía S. R. E. Pashyter Cardína- 
lis Eppiscopus A itximanus. Romee 
id. id. id. 

El maestro Febrer en su cróni- 
ca Ms. de los dominicos de Ma- 
llorca, tomo I, pág. 219, dice que 
siendo secretario de la sagrada 
congregación del índice, en Roma, 
escribió muchos tratados sobre las 
materias y causas que se venti- 
laron en aquella congregación. El 
Sr. conde de Ayamans conserva 
varios discursos teológicas del car- 
denal Pipia escritos de su letra y 
firmados por él. 

925. 

PlBls(Bi:KNARno CnuLo). Car- 
melita menorquin. Nació en Mahon 
el dia 14 de julio de 1792, vistió el 
hábito en el convento de su patria, 
y en 1820 fué creado lector de filo- 
sofía: siete años después se le con- 
firió una cátedra de teología, y en 
13 de agosto de 1832 obtuvo el 
grado de doctor en esta facultad. 
Desempeñó en su convento los car- 
gos de regente de estudios, prior 
y visitador. Escribió: 

A rte de enseñar y aprender la 
lengua latina, ó sea gramática 
completa divida en cuatro partes: 
etimología, sintaxis, ortografía, 
y prosodia. La etimología ra con- 
tenida en el arte menor y las tres 
restantes en el arte mayor. Ma- 
hon, impr. de Pedro Amonio Ser- 
ra, 1834. l.t. 4.° de 380 págs. 

926. 

PiRiS (Juan). Natural de Ma- 
hon donde nació en 1774 de don 
Agustín Piris y D.^ Juana Car- 
dona. Vistió joven el hábito de ob- 
servante en el convento de su pa- 
tria. Fué un modelo de aplicación, 
gran humanista, lector jubilado, 
orador elocuentísimo y muy esti- 



PIZ 



= 103 =: 



PLA 



mado por su virtud y talento. En 
1820 obtuvo de su Santidad el 
breve de secularización, pero en 
1824 volvió á entrar en el claus- 
tro y después de la supresión de 
los reg-ulares (1835) se le confirió 
un beneficio en la Iglesia parro- 
quial de INIalion, fué nombrado ca- 
pellán- del cementerio de aquella 
ciudad, y falleció en ella el dia 31 
de octubre de 1848. Entre sus mu- 
chos escritos se cuenta: 

Apocalipsis de San Juan saca- 
do de las lecciones sagradas del 
P. Z?(cconi jesuita, traducido del 
italiano &.c. Malion, impr. de Pe- 
dro Antonio Serra. 1820. 1 t. 4.° 
del que solo se imprimieron 10 
pliegos. 

927. 

PizA (Bartolomé). Dominico 
mallorquín cuyo hábito le vistió 
el P. Lorenzo Malferit, prior del 
real convento de Palma, el dia 15 
de febrero de 1592. Seguía sus es- 
tudios maj'ores en la universidad 
de Valladolid, cuando una terri- 
ble epidemia invadió aquella ciu- 
dad y habiéndosele destinado al 
servicio de un hospital sucio de ella, 
le acometió la enfermedad ponién- 
dole al borde del sepulcro. Resta- 
blecido, determinó la orden en un 
capitulo provincial que pasase á 
leer artes en el convento de Pal- 
ma, como lo verificó, reuniendo en 
su escuela 80 discípulos que apro- 
vecharon notablemente. El P. Vi- 
cente Pons, de quien tomamos es- 
tas noticias, dice qne Pizá fué di- 
rector espiritual del V. P. Fr. Ju- 
lián Font y Roig y que á instan- 
cia suya se recibió información de 
su vida y milagros. Siendo prior 
del real convento de Sto. Domin- 
go, el grande y general consejo 
le nombró síndico de este reino á 
la corte de Felipe III, y lo propio 
hizo el estado eclesiástico de Ma- 
llorca para que solicitase de S. M. 
la franquicia del subsidio escusado 



que se le impuso. Fué consultor 
y calificador del santo oficio, cuya 
plaza juró en 18 de marzo de 1606, 
y con este motivo el tribunal su- 
premo le cometió el examen de va- 
rias causas de fé, dando su dicta- 
men tan á satisfacción de los in- 
quisidores g'enerales que siempre 
se conformaron con él; y en 4 de 
noviembre de 1620 le nombraron 
inquisidor de esta isla. Posterior- 
mente fué consultado para obispo 
}'■ murió en 13 de setiembre de 
1626. El cronista de los domini- 
cos de Mallorca dice que las obras 
que dejó Mss. constaban de 19 to- 
mos, todos de su letra; pero no es- 
presa las materias ni los tratados. 
En la biblioteca del marques de 
la Romana existia una Swna de 
Confesores, 1 t. 4.° impreso en 
1590, su autor el P. Bartolomé Pi- 
zá dominico. No damos la nota bi- 
biográfica de este libro porque úni- 
camente lo hemos visto citado en 
el catálogo Ms. de la espresada bi- 
blioteca. 

928. 

Pl^AlVAS (Antonio). Nació en 
Palma de los Sres. D. Miguel Juan 
Planas y D.^ Bárbara Nadal, so- 
brina del limo. Sr. D. Bernardo 
Nadal y Crespí, obispo que fué de 
Mallorca, Es abogado del ilustre 
colegio de Palma y en el dia te- 
niente de alcalde de esta misma 
ciudad. 

Discurso en derecJio jmr parte 
de la Escma. D.^ Juana de Bo- 
xadors ^c. Condesa de Peralada, 
en el pleyto que sigue por ante la 
Escma. Audiencia de este terri- 
torio, contra la Escma. D .^ Ana 
de Boxadors &<?. marqícesa muda 
de Vivot solre pertenencia y pro- 
piedad del 'predio Buñoli. Palma, 
impr. nacional á cargo de D. Juan 
Guasp, 1844. fól. de 24 págs. con 
un árbol genealógico de la familia 
de Pax. 



PLA 

929. 

|>r%!VAS (Damián). Hermano 
del antecedente y también aboga- 
do de esta ciudad. 

EUm entos de filosofía moral y 
religiosa. Palma, impr. de Este- 
ran Trias, 1814. 8.° de 113 págs. 

930. 

PlaivaS (Giírónimo) Varón 
docto y virtuoso, cuya vida lian 
escrito" varios autores, el último 
de ellos D. José Barberi. Nació en 
Inca por los años 1564: estudió la 
gramática en el colegio que liabia 
en el oratorio de Sta. Magdalena 
situado sobre un monte aislado y 
muy delicioso en el distrito de la 
referida villa: pasó después á la 
capital, y entró de alumno en las 
escuelas de Montesion, donde em- 
pezó los estudios mayores, como 
así se lee en la crónica de los je- 
suítas de Palma. Para continuar- 
los y tomar los grados, sus padres 
le mandaron á Valencia y allí 
vistió el hábito de observante en 
el recien fundado convento de San 
Juan" de la Ribera leyendo en el 
mismo, con fama de gran escolás- 
tico un curso de artes y tres de teo- 
logía: desempeñó los cargos de di- 
finidor, guardián, custodio y pro- 
vincial, recorriendo muclias ciu- 
dades para anunciar la palabra de 
Dios. Fundó varios co iventos de 
su orden y se halló en los capí- 
tulos generales de Valladolid y 
Roma, donde trabó íntima amis- 
tad con Filiberto príncipe de Sa- 
boya. Gregorio XV le nombró, con 
disgusto de los observantes, en 22 
de febrero de 1622^ vicario gene- 
ral de todos los conventos de des- 
calzos de España é Indias; y Fe- 
lipe IV que favorecía á aquellos, 
le ofreció un obispado para que 
dimitiese el espresado cargo. Vino 
á Mallorca en 1623 y habiendo 
visto que Urbano VIII, sucesor de 



104 = TLA 

Gregorio XV , no protogia álos des- 
calzos, resolvió buscar la tran- 
quilidad de su espíritu en la car- 
tuja de Jesús Nazareno de la villa 
de Valldemoí^a, vistiendo en ella la 
cogulla de San Bruno el dia 24 de 
marzo de 1625, muriendo santa- 
mente en aquel monasterio en 25 
de enero de 1635. Fué el P. Planas 
incansable en el pulpito, pues en. 
menos de dos años se le oyeron 
predicar mas de doscientos sermo- 
nes: de orden de los jurados del 
reino examinó la historia del cro- 
nista Daraeto, cuya censura se im- 
primió al frente de ella. Hé aquí 
las obras suyas que han llegado á 
noticia nuestra: 

I. Sermones mandados impri- 
mir por los muy illustres seüores 
Jurados del leal Reyno de Mallor- 
ca: elprimero del Dr. illuminado, 
mártir ínclito Ray mundo LuUio: 
segundo de los valerosos mártires 
Sant C (hrít y Sant Bassa: terce- 
ro de la bendita sieroa de Dios 
Sor Oatherina Thomas, relir/iosa 
del convento de Santa Magdalena. 
Predicados por el muy Reverendo 
P. Fr ry Gerónimo Planes del or- 
den del SerápJdco padre Sant 
Francisco, de los descahoz de la 
provincia de Valencia, Lector de 
Theologia, custodio y provincial 
gue ha sido dos veces en ella. Ma- 
llorca, impr. de Gabriel Guasp, 
MDCXXIIII. 4." La portada lleva 
un grabado del escudo de armas 
de la familia LuU, aumentado con 
la imagen de Ramón, sostenido por 
la fé y la esperanza. Nicolás An- 
tonio cita del P. Planes Sermones 
varios, impresos en Mallorca en 
1623 y creemos que serán los mis- 
mos de que hacemos mención, con 
la diferencia del año de su impre- 
sión que suponemos equivocado. 
D3I de Ramón LuU hablan con mu- 
cho elogio Zalzinger y Custurer. 
11. Sermón de los Ínclitos md r- 
tires Sant Cahrit y Sant Bassa, 
7iat'urales del fidelísimo y dorado 
reyno de Mallorca, naturales de 



PLA 



= 105 = 



PLA 



la villa de Alará. Mallorca, impr, 
de Gabriel Guasp, 1625. 4.° Es 
el miámo que publicó el año an- 
terior coleccionado con otros dos, 
y parece que se reimprimió de 
nuevo á costa del Dr. Juan CoU 
rector de la parroquia de Alaró. 
Para probar el P. Planas la au- 
tenticidad de las lecciones y rezo 
propio que San Cabrit y San Basa 
tuvieron antiguamente, las copia 
á la letra, según él dice, de un 
misal de la iglesia de Mallorca, 
que supone impreso aquí en 1488, 
y asegura existir un ejemplar en 
ia librería del convento "de S. Fran- 
cisco de Asís. El cronista Dameto 
habia publicado antes que Planas 
las lecciones de estos mártires, que 
efectivamente tuvieron culto pú- 
blico en esta isla, basta que lo pro- 
bibió el obispo D. Fr. Juan de San- 
tander, en 1636, cuya disposición 
revocó la sagrada congregación de 
ritus; y desentendiéndose el obispo 
D* Juan Diaz déla Guerra, del de- 
creto de la misma, volvió á prohi- 
bir el culto mandando recoger las 
imágenes que se veneraban en va- 
rios templos; procedimientos que 
no tuvieron efecto por baberlo 
dispuesto así una real orden de 14 
de diciembre de 1776. El sermón 
de estos Santos, publicado por el 
P. Planas, lleva en la portada un 
grabado que los representa en cuer- 
po entero y el escudo de armas de 
Mallorca y de la villa de Álaró. 
III. Tratado del examen de las 
revelaciones verdaderas y falsas, 
y de los raptos. Compuesto por el 
P. F. Gerónimo Planas Lector 
jvMlado, y Padre perpetuo de la 
Provincia de San Juan Bautista 
de los Descalcos de la Regular 
observancia de nuestro ¡Seráfico 
Padre S. Francisco del Reyno de 
Valencia Dividido en quatro li- 
bros, y dirigido á la Beatissima 
Trinidad Padre, Hijo, y Esjrl- 
ritu Santo, y á la Puríssima Con- 
cepción de la Virgen Maria nues- 
tra señora. Con licencia. En Va- 
T. II. 



lencia, por la viuda de Juan Chry- 
sóstomo Garriz, año M.DC.XXX- 
IIII. 1 1. 4.^ de 16-406 folios á dos 
columnas, y varios índices larguí- 
simos sin foliación. Tan raro se 
lialiecbo este libro, que no hemos 
visto mas ejemplar que el existente 
en la biblioteca de Montesion; y por 
mas diligencias que hayamos prac- 
ticado para encontrar uno en Va- 
lencia, donde fué impreso, no lo 
hemos podido conseguir. 

IV. In Secundum Sechmdae D. 
ThoniíB. 1 t. 4.° Ms. que existia 
en la biblioteca de la cartuja de 
Valldemosa, juntamente con los 
que siguen: 

V. Cuaresma predicada en la 
Catedral de Mallorca el año 1621 
y sermones de Santos. 1. t. 4.^ 
Ms. de 326 hojas. 

VI. Sermones varios. 1 t. 4.° 
Ms. Existia entre ellos el de San 
Ignacio, predicadoeldiade su fiesta 
de 1623 en la iglesia de Monte- 
sion, que según la crónica Ms. de 
este colegio, tomo I. pág. 14, fué 
délos mejores en espíritu, fervor, 
discreción y doctrina fundada en 
escojidos pasages de la escritura, 
que se habían pronunciado en aquel 
templo. 

931. 



l*f^AiVAS (Leonardo). Natural 
de Palma, poeta latino, de quien 
hizo mucho aprecio el Sr. Jove- 
llanos, por haberle dirijido algu- 
nas de sus composiciones. En una 
de ellas le dice al concluir: «Ego 
sum Leo, ego sum nardiis, Leo- 
nardus sum ego.» El Sr. D. Ig- 
nacio Moragues, en cuya casa 
vivió mucho tiempo el acólito 
Planas, conserva una infinidad de 
sus poesías, todas Mss. Falleció 
en esta ciudad á la edad de 80 
años, el día 27 de marzo de 1813. 
Hé aquí una de sus producciones, 
la primera que ve la luz pública. 



14 



PLA = 106 := PLA 

Non Leo jam dormit, Gallis fcra bella minalur: 
et rabie pra-ccps ore vorabit eos. 

Carmen distico Utimm, titulo proclamationis, Hispanos 

adversáis Gallos proonoundi cansa. 

CAESARAUGUSTA FORTITIDINIS SPECILIM. 

Nolla fides Gallis (1), tolo gens noxia mondo 

condilur, et raullis conteinerata dolis. 
Heu sccius! illorum maculans faüacia nomen, 

ómnibus invisum gcntibas essc fácil. 
Gens infensa quidem, totumque vcrondá per orbcra, 

ut munila suo nomine scripla ncgct. 
Non libcrlalcm tribuil natura solutam, 

sed foret ut mcriti libera causa sui. 
Jam DctiS ex orsu símiles corapescuit ausus; 

cultor enim scclcris, qui fuit, ipse manct, (2) 
Libera quamlum vis mancal cuiíumquc voluntas, 

legibus instatur viverc quisque suis. 
Nam rerum natura potens, et provida scmpcr, 

qum facicnda quidem, neo facicnda, monct. 
Quam variant bomines naturam, bellna scnat: 

neo carel ipsius cognitionc sui. 
Unde placeré Deo vitali lumine bruta, 

amplius humana conditionc reor. 
Quam benc pro moritis hominem fi'cissc juvarcl ! 

Proliiius aílemum piciiituitque Dcum. (3) 
Juribus inriatis natura; animalia vivunl: 

ut quid enim faciant, sic bcne sempcr ugunt. 
Instar et ut navis tumidis agítala proccllis, 

et trahít undivagam quo vclit unda ralcm: 
Sic genus humanum trahítur duiccdine lucri, 

quaj jubet et ratio sccpius undat amor. 
Illa necesse lamen tumidis non mcrgitur undts. 

dam Yclít, advcrsis non suparatnr aquis. 
Humanum arbitrium nullo compellitur actu, {^) 

quo niinus ut líber concipiatur agcns. 
En tibi causa patens, aliam ncc dcnuó quxras; 

dulcís amor lucri praevalel omne bonum. 
Qaod lícct, aut numquam licuit, noque forte licebit, 

ut multum excutias, omnia vincit amor. 
Sic humana quidem totum natura per orbcm, 

quaj fuit aut fueríl tcmpore, scmper crit. 
Unde lifct ratio tolo duminctur ¡n orbe, 

quo; lamen ha;c ncclit vincula; rumpit amor. 
Heu genus humanum! Mundi lacrímabilís jetas! 
Qt quid enim libcal, jam licuisse vclis! 

(1) Sanotus Anloninus florenlinus. Nulla fides Gallis qttia etiam ridendo fidem frangunU 

(2) Ego enim Domimis et non muttior. Malachia, Cap. III. 

(2) Panituit eutn quod hominem fecisset in térra. Genes. Cap. VI. 

(^) TTumana voluntas non potestab ulla causa créala efi acitcr proímoveri. lía comune 
axtotna Theologonm; quod tamen Deo convenire invkte probant Thomistcp. Vid. Gaudin 
tom. IV pug. 231. 



PLA = 107 = PLA 

Non libertatera Deus hos conccssit in usus. 

ul quid amet ralio janí supcrarct amor. 
Sic fieri non omnc juvat, dominatur in omncs • 

cum ralio rectas nuncict ipsa vias. 
Illa gubernatrix tolo mcmorctur in orbe! 

hajc ubicumque silus, quolibel ipsa loco. 
Sed quo Musa feror! prescns depingere bcüum, 

excitat hoc animuní nocte dicquc mcum. 
Vcrsibus et cantu, Musa; mala noslra Icvatc! 

quo mibi dctcrior causa doloris crit. 
Carmine quodque libens statui; jam munus obire 

flector: et Hesperia; Rcgna supina sequi. 
Nec Ycreor qua;cumque quidcm mea carmina promant, 

nam ratio voces anleit ipsa mcos, 
Claré igitur nobis libeat modo diccre verum: 

si polis est similis dicerc vera sonó. 
Sic precor Uispanum ficta dulcedine Regem 

fallcre fala magis^ non sinat ipse Deus! 
Gallus enim nimii slimulantc cupidinc lucri 

aadet quequae sua pro Ditíonc Capí. 
Jura reformandi, Icgesque eflngerc causa, 

non placel at nobis talis in ore cibus. 
Cum lamen ble tanti sceleris simulator adcBset. 

anxius urgcbat munus obire suum. 
Notus ct Hu;spcrie tamquam furet ipse viator, 

ingrcditur Regnum; Rege sciente meo. 
Froitus et insidiis BcUíquc pcritus in arte, 

militum, ct armorum miliia multa trahit. 
Consequiturque simul titulo ralionis amantis, 

ul data sint Gallo castra potita Duci. (.')) 
His lamen oblentis^ prxtcxtans commoda nobis, 

obsidione sua Iradita castra paral. 
IIa;cque ubi facía forcnl, tractum post Icniporis ulluní, 

absquc pudore sui bella cruenta niovet. 
Heu scelus infandum! fallax fíducia rerum ! 

quis poterit tanti non meminissc doli? 
Gallica jam silcanl magnorum gesta virorum; 

quíc lamen occurunt, non memoranda raancnt. 
Audct enim Gallus noslrum detrudere Regem, 

sic Bouaparlc jubet non procul ipse morans. 
Insislit populus Regís consistere grcssum; 

non lamen bocpoluil concillare bonum. 
Tune Rcx noster ail: casus non excidet ullus 

me vocaDt indubius Napoleonis amor. 
Quid mibi lantus! qua; vos dcmentia ccpit? 

quam citius Regnum jamque rcdibo mcum. 
Instante itcrum populo, Reí amplius inquit: 

nitor ego in superis auxilioque Del. 
Nilar et assiduo conceptam cxlinguerc flammam 

boslis, et assiduis me revocare dolis, 
Sic me fala juvcnt! plácida sic pace quiescam ! 

me bülli et pacis tempus utrumque juvet! 
Hecce palet palmus vobis Antonius infans, 

quí manet imperii sccptifer ipse mei. 



(3) Cum vanit Barchinonam, Monjuini Castri consequmdi, Uolis ct blan^itiis; simili- 
íer et alibi. 



PLA = 108 = VL\ 

Ule gubernabit loto rcsitlcnlc senatu. 

dum tamcn abs ístain; tempiis in oninc smim. 
Justitia; que dabit scelcratas plcctcrc gentes, 

ct magis in palriam queni sciat essc rcrum. 
CoMticnit populus Rpgni memorare ruinam 

qiiam limel, inteiiti] suspitione dolí. 
Qno le depositum ducit fortuna reatu? 

non vidcor Regno displicuissc tuo. 
Credere niim rcnuis quanto cumu^emur omorc 

utilitatc lui? niim dubitarc potes? 
Tnnc responsa dodit simili Rex captus amorc 

quid modo flore juvnf? cur mibi flenda dntls? 
Infandtim me forte cupis renovare dolorem? 

cur mihi jucundns non sinis iré vias? 
Vos Dcus incólumes faciat! Híe Nimiina servcnl ! 

in ulrosqne tamen vcrus abundet amor. 
Plii'.cntum ingrcdilur cunctis lacrimantibus iiium, 

sicquc abiens, sccnm corda, animosque tulit. 
Jamque scquiintur eum mngnorum turba virorum, 

ct populi proceres, gcns famuiata simiii. 
Hqc novilate dolet populus: sic gaudia demunl 

anxictas animi conlinuusquc timor. 
MuUorumquc simal vexant insomnia mcntcm, 

Spiritus ct laiiguens lánguida membra facit. 
Amplius intricat populus cousistcrc Rogcm, 

frustra agitur quidquam; non rcmoratur ilcr. 
Proh dolor! hcu noslrnm quam lanicntabilc Regnuní! 

Sic lacrimas fundit vola, praícesquc Dco, 
Sed quam miriQcc coeunt adversa secundis! 

tcmpore quamquc brevi res revoluta fuil! 
Murmure plácalo dum scva procella quicscit, 

pervcnit tácito Gallica turba pede. 
Matritum ingrcdilur viginti millibus ormis 

Dux licet immariis, se docel essc pium 
Nititur unde frequcns modcratuum fing-^rc vuUatn. 

quisquís ut illius sic caperctur amans. 
Functus el imperio Caroli sub nomine quarli 

Rcgis, al ille sui pro rationo'regit. 
Talibus obslupuit populus: melus borruit omncs, 

multorum faciem subdit el ante suam. 
Impcrioquc valcns gentes, populosquc potentes 

sedulus obslringit; cederé et arma facit. 
Qui tamen illius forsan mándala rccuset 

protinus á patria pcUilur ille sua. 
Si no morte quidcm judex raultarit aparté 

quod fuit ettenla conditionc rci. 
Sic rcnuurit pluries propiam defenderé causam 

faucibus hajrendo verba ligala manent. 
Nec voces, lacrimaquc valeiit, gemitusque parcnlum, 

poenaque tamlumvis morte lucnda valet. 
Jura dedil; legcsque viris imponerc gaudent, 

non dubium cural solvere, si quod inest. 
Nam populi proceres, Majcslatequc vcrendsB 

capta sub Imperio Napolconis crant. 
Plurima Majorum mullos cumúlala per annos. 

Regia quajque simul divitiora capit. 
riaudil tcpipla Uci multo exórnala decore 

auri ac argcnli, h*c expoliare sioit. 



y 



TLA — 109 =r TLA 

Neo niuücr oonstaiis populi secura nmncbil 

quíc forct el castsc virginitatis ainans. 
Vincilur ulla dolis, aut vi, forte olla superno 

auxilio facta est tula repente suo. 
Sicquc triunphat ovans, sligias supcr ad volat unilas, 

hoslis el infcrnis prajcipilatur aquis. 
Quam citó jain totuní cumulatur murmure Regnum ! 

el qu;e sita quidcni vix fuit ulla quies. 
Undique fama volat, populos concitat omncs, 

el Uegi, el Patria; crescil amorquc, dolor. 
Viribus uiidej polcns Gallus, citó colligit arma; 

el furiis aclus bcl'a minalur ei. 
Ingrcdilur-pugnam; miro lamen ordinc ccrlons, 

diciUir intentus pajniluissc sui. 
Nos ubi magna animo bcllanles corde viderct, 

cujuscumque gradus, famineumque genus; 
Tune rabie pra;ccps, furiisque impulsos averni; 

cdidit hos pavidos ore fucrente sonos: 
Ueu genus Hispanum! superas virlutibus omnes. 

el Galium, el Sathanam^Tartarcnmque duccm. 
Non idus, gladiosque times, neo tela, ncc ignes, 

ul febris in gelidis que magis ardct aquis. 
Non cquídem valcam! Sligias dctrudar in undas! 

beliifer Hespcrü si magis ipsc legar! 
Uic dux magnus erat ca;lo dismisus ab alto 

Belgius iile polens, illc fidelis amans. 
Quisque sodalilio fungí qui muñere gaudel 

se pudel obsequii non nieminisse sui, 
Miltitur idcirco Regni moderator habendus, 

liic Muratus erat pro Bonaparle Regcns. 
Cum lamen excutiam lantorum gesta virorum, 

pro Boná, proque Mala, pro Bonaparte regit. 
Si bene rcgnarcnt, ambo Bonaparte vocandi, 

sed niale cum regncnl pro Malapartc regunt. 
Napoleón non dignus crat¿ Bonaparte vocari, 

sicquc Muratus eral pro Malaparte rcgens. 
Gaitera quid memorem plausivo promere versu, 

que magis exciderint; laudis amore fcror. 
llujus ad imperium Regni, committitur alter 

postea, qui frater Napoleonis erat. 
lile fuit dominus Joscph Bonaparte vocatus 

sed potcrit melius sic Malaparte legi 
Viribus atque minis populi clamore vocari 

Hesperia; Regem, fratre juvcnte pclil. 
Cingitur idcirco noslri Diademate Rcgis, 

cum jubeant Proceres, vociferante tuba 
Clasica jamque sonanl; tanto el solemniter actu, 

copia concursus vix numerosa fuit. 
Ilisccre crimen eral populo; ñeque noscitur ullus, 

qui licet invitus non vidcrelur ovans. 
Functus et imperio largitur mutua Rcgui; 

ct cuicuraque velit, qualiacumquc forcnt. 
Hiñe populi numerosa cohors concussa timorc, 

Hesperia; regem se lamen essc sinit. 
Sed non spontc sua; jussus pervcrtitur ordo, 

nititur ct Palriam rursus adirc suam. 
IIoc lamen cffugio; postquam dircmcril audax 

diviliora iocí, praicipllantcr abit. 



PLA r= 110 -: ri-^ 

Kx templo gauílcrc omncs, pnrilcrquc rcniotoí. 

noticia ad popules gaudia multa parit. 
Gentis ct horlatu confcstim templa ministranl 

gaudia, tiiitini notificatur sonó. 
Inde Deus colitur; Regis cclcbrantur honores 

laudibus et canlu; Mililis ardct amor, 
Plura rcportavit Joseph, sicqiic ante Muratus, 

ambo malignanlis condilionis erant, 
Talia cum videal rugicns Leo bella minalur 

exiit ó somno; jaraque vorabil eos. 
Non foret Hesperia) fcrri per dcvia Regem, 

nec magis adversa sub ditíonc premi. 
Ut canis indomitum miuilans morderé Leonera, 

hujus imago rei temporc gallus crit. 
Sic genus Hiápaiium compar feritate Leoni 

ignibus et gladiis; marte rcpellct eos. 
Ferdinandc qnidem misero quam vivis in evo! 

Rex tibi sit tantum gloria ferré jugiun 
Te Deus incolumen servet! Te Regia proles! 

te ditio Regum, natio qu;eque libcns. 
El Mamus vicinus araans, el nauticus Anglas 
fidus el Hespcrius, mundus uterque simul. 
Heu moríale genus! fallax consortio mundi! 

quac staluil ralio corruil orbus amor. 
Quid mclius ratione polesl, quid forlius essc? 

hoce lamen innalis viribus orba jacet. 
Blandiculos Proceres ulinam te Rege repellas! 

ul nihil imperiis cfitialc magis. 
Non tibi blanditiaj placcanl! tanlum modo verum; 

quod tibi perpetuas conciliabil opcs. 
Hcccque luis semper mancanl intíxa medullis! 

Sic tibi propilius Numina semper erunt. 
Sic polcris justa quidquam decerncrc causa; 

cum venial Rcgnum marte faventc luum. - 
Sic consulla dabis recto conformia juri, 

sicque eris el populi vita, salusque tul. 
Sic servare luum poleris per .saicula nomen, 
el genus eximium Icmpus in omne luum. 
Ul reor et spero, paucis labenlibus annis, 

jura renascenlur qua; volucre prius. 
Ha!C sequcre! el procerum cedes monumcnta luoruní 

et daicus eterna!, posteritalis eris. 
Talibus evenlis tibi prospera faia secundcnl! 

omnis el opiata pace frualur humas. 
Al Deus ingenies exardens ullor in iras 
hic sccleris semper qui fuit ullor eril. 
Christiadum coelus clamal, paritcrque clientes, 

sumptibus ipsorum bella paranda fore. 
Villicus et pauper, tcrram qui verlil aratro, 

el pucr, el juvenis, fiemina qucvis ardua. 
Nara mulier conslans certo si novimus ullara, 

fortis enim cum sit, tela nec arma timet. 
Alquc opeium patiens, et mercenarias arlis 
et carel assiduo, qui modo vicias, opc. 
Nobilis, atque polens, plebes, hominaraquc novorum 

copia; et ex claro sanguino natas eques. 
Quilibet et nierilo tolo plaadenlc señala, 
ullius absquc mora Icmporis, arma feret. 



PLA r= 111 = PLA 

Nobilis cxcmplo pcrpenderc bcllica facía 

gcntis Aragoníac, sit til)i causa satis. 
Nalio clara siniul, Gallis quía nescia flccli, 

invcnict fidei pr;cm¡sa digna sua'. 
Per quadraginta dies Galdubac coiitudit urbcín 

hostis, et assiduis hiuc asjitata malis 
Viribus cnerval: tanto lamen ímbre malorum 

non fuit cxaminis; castra inimica fugat. 
Vincilur ct vincit; medios rcvirescit in ignes, 

signa reportande, nobilitatis crant. 
Exiliis lacrimanda suis urbs illa reinansit 

templa Dci multo celsaque Ícela magis. 
Postea Sánele Deus! miseranda cocgit a'geslas: 

urbsquc famem palicns, indiget hostis opc. 
Cederé tune di\it populi clamorc scnatus; 

cedunt arma cito, conditio:ic lamen. * 

Quac fieri natura sinit, ncc Icgc volanlur. 

auguror expertís non reprobanda viris. 
Talibus attentis, Galli non vincilur armis, 

mililat usque potest, qiiid magis illa valet? 
Vincilur adversis fatis; non lioste nefando; 

Unde venit nomen clarius esse tuum. 
Si lamen ut spero, memoratam viiiccris urbcm; 

majus cril nomen, gloria major eril. 
Gcns memoranda quidcm, lolumquc caneiida ner orbem! 

mundus enim laudes tollat in asirá lúas. 
Laus lúa carminibus major; lúa facía cancndo, 

confileor mcrilis sum minor ipse luis. 
Urbs pra;clara: tibi si canet Apollo poema, 

cantabit gestis laude minore luis. 
Si quis forsan adcsl, totum dopellc timorcm, 

polliceor mérito príi'mia danda luo. (íij 
Si libeat lanlis animum disponcre causis, 

ul quaecumque pali nostcr ahuiidet amor. 
Eja age, pelle moras; non te labor isle pigcbil; 

cum tibi sit tanti causa futura boni. 
Si gelidus condensat hicms, jam proximat acslas. 

pcrveniel rápido mors ubicumquc pede. 
IIa3C est causa Dci, gallos expeliere Rrgno; 

hfficquc eril Hispana; posteritatis bonos. 
Qui ralionc molus pugust, pro Numinc pugnat; 

qui lamen é contra, Demonis implel opus. 
IlaíC memora: morlisque nutum de corde repelles, 

cumquc Ucum metuas, ül tibi vita, mori. 
Cives! macti animo, vigcat fiducia vobis! 

vila polest demi; fanja superstes eril. 
^Elernum exoralo Deum^ exorcmus ct omnes 

quam prius ut Palmam viclor ab hoslc fcras! 



(fi) Videalur decretum supremi scnalus rmírniis cinanaUím die nona mcnsis mariii, 
anni presentís millessimi oclingentessimi noni. 



PLO 



932. 



= 1 



PlaivaS (Sebastian). Presbí- 
tero, natural de Felanitx é hijo de 
D. Antonio Planas y D.'^ María 

Bordoy. . 

Paneginco pronunciado en ei 

dia 28 de julio de 1862, en la 
Iglesia del convento de religiosas 
de Santa Magdalena por Don Se- 
bastian Planas PresUtero y be- 
neficiado en la parroquial iglesia 
de Felanitx, y presidente de la de 
San Antonio de esta ciudad. En 
Jionra de U Beata Catalina To- 
mas. Mandado imprimir por el 
M. I. Aywitamiento constitucio- 
nal de esta ciudad. Palma, impr. 
Palmesana, 1862. 4.° de 27 págs. 



933. 

PliOMÉn (Jaime). Agustino, 
maestro en artes, doctor en sagra- 
da teología y catedrático de filo- 
sofía en esta universidad literaria. 
Nació en Palma, dia 26 de diciem- 
bre de 1687 de Antonio Plomér y 
Ana Vaquer: tomó el hábito en el 
convento de esta ciudad, profesó 
en 8 de setiembre de 1705, fué 
prior del Socos y de Itria y visi- 
tador de la orden. Murió en Pal- 
ma el día 6 de junio de 1743. Es- 
cribió: 

I. Sermón fúnebre liistórico, en 
las Jionras que mandó celebrar la 
muy ilustre Ciudad de Pahua Ca- 
pital del Reyno de Mallorca á la 
V. M. Sor Catliarina de Santo 
Tilomas de Villanueva, religiosa 
augustina del monasterio de la Pu- 
Hsima Coficepcion de dicJia Ciu- 
dad. Predicóle el dia 20 de fe- 
brero de 1736 en la iglesia del mis- 
mo monasterio, el M. R. P. kc. 
Palma, impr. de la viuda Guasp, 
sin año. 4.'' deXIV-56 págs. Pre- 
cede una relación de la Lucidí- 
sima funeral pompa ^c . de XIV 
págs. 



12 = POL 

II. Apuntes y noticias para 
formar una Crónica de los Con- 
ventos de agustinos de Mallorca 
y de sus varones ilustres. 1 t. 4." 
Ms. de 573 págs. cuyo original 
vimos en poder do D. Miguel Juan 
de Padrinas. 

934. 

Poli (Bernardo Juan). Doctor 
en ambos derechos, regento de la 
cancillería del reino de Mallorca 
y consejero de la magostad del 
rey 1). Felipe II. Escribió: 

Noves ordinacions, slils y prác- 
tica, axi en las causes que poden 
evocarse á la Real Audiencia, per 
sa Magestad instituida y eregida, 
altrament nomenada Rola, en la 
cuitat y Regne de Mallorca, ab sa 
Real Pragmática dada en Aran- 
juez á XI de maig M.D.LXXI 
com de la manera del procehir, 
y processax en aquella. A b les for- 
mes de les supplicacions, scrip- 
tures, y cedules, decretacions y 
provisions conferents á la bona 
y bren administrado y expedido 
de la justicia. Ordenades per lo 
molt magnifich micer Bernat Joan 
Poli, Regent la Cancellería, ab 
la forma en laprecedent crida con- 
tenguda, per observanra de dites 
ordinacions y stils, publicada á 
VI del mes de octubre de M.I).- 
LXXVI de manament del molt 
illustre Senyor Don Michel de 
Moneada, Conseller, Lloctinent y 
Capitá general de sa Magestad en 
lo dit Regne de Mallorca. Estas 
sabias ordinaciones que, como se 
dice en el bando que las precede, 
escribió el regente Pol: «ab sum- 
ma vigilancia y ab la diligencia 
necessaria, communicat primer ab 
sa senyoria y Real Consell, y ab lo 
parer de tots ab conforinitat: com- 
municat també ab los magnifichs 
Jurats de dit Regne;» se impri- 
mieron en Mallorca, año 1618, im- 
prenta de Rodríguez y Pizá, for- 
mando parte, desde los folios 16 



PON = 1 

al 32 inclusive, del volumen en 
4° que comprende la pragmática 
de la erección de esta real Au- 
diencia y otros documentos rela- 
tivos á la misma. Se reimprimie- 
ron en 1663, insertándolas Anto- 
nio Molí en la pág:. 181 et seq. 
de su libro Ordinacioiis &í. que 
publicó en aquel año. 

935. 

l'oivs (x\ntonio). Nació en Ma- 
liou en el año 1717, hizo sus estu- 
dios en el seminario conciliar de 
Palma, distinguióse por su mu- 
cha aplicación á las sagradas le- 
tras y después de haber recibido 
la borla de doctor en sagrada teo- 
logia, regresó á su patria, orde- 
nado ya de sacerdote. Dedicóse 
algún tiempo al estudio de la me- 
cánica, se aplicó también con mu- 
cha asiduidad al de la crítica, 
procurándose para ello una rica 
y escogida colección de libros. La 
triste circunstancia, dice el Dr. Ra- 
mis, de vivir en una isla tan re- 
ducida, en donde faltan estímulos 
para emplear el talento y luces, 
es el motivo de que no tengamos 
mas producciones del Dr. D. An- 
tonio Pons y Mora que algunos ar- 
tículos relativos á Menorca, in- 
sertos en el suplemento al tomo V 
del Diccionario eclesiástico, pu- 
blicado por los PP. Do:iiinicos Gi- 
raud y Richard en el año de 1760, 
quieneá celebran su mucha erudi- 
ción y conocimientos, diciendo en 
elogio suyo, después de copiar la 
carta que les había dirigido, las 
siguientes palabras: «Nous devons 
diré á la louange de ce Docteur 
de r ile de Minorque qu' il meri- 
teroit d^ occuper un poste plus dis- 
tingué que la petite roche sur la 
quelle il reside. Malgre le defaut 
des livres, et des secours dont il 
se plaint, il á des conoissances fort 
atendues, comme le prouvent les 
memoires, qu' ii á bien voulu nous 
faire passer.» Murió este docto ma- 
T. II. 



13 = PON 

lionéá, en su pais natal, en el año 
1783. 

936. 

i*oiíS (Antonio). Monge cis^ 
tercíense del monasterio estramu- 
ros de Palma y lector de teología 
en el mismo. A lo último del to- 
mo I de la obra Vmdicice Lul- 
lianm &lc. impreso en 1778, se in- 
sertó un discurso latino que lleva 
este título: 

JudÁcium R. P. D. Antonii 
Pons, monacM cisterciensis et m 
monasterio Beata Virginis Ma- 
o'icR deRcgali scctíb Theologi(B2)'>'o- 
fessoris. 

937. 

S*o:«S (Bernardo). Médico ma- 
llorquín. 

Descripción médico-topográfica 
de la villa de Binisalem. Ms. 4.** 
original en la biblioteca de la aca- 
demia de medicina y cirugía de 
esta ciudad. 

938. 

BPoi^'S (Félix). Presbítero be- 
neficiado en la catedral de Ma- 
llorca. Murió en Palma el día 10 
de abril de 1740. 

Vida del B. Ser a fin de Mon- 
tegranario, lego del orden de me^ 
ñores Capuclúnos de la provincia 
de la Marca, escrita por Fr. Pe- 
dro Benedicto Giovamiini de Ur- 
bino he. 'Traducida de Toscano en 
espaíiol por &(?. aüo 1739. 1 t. 4." 
Ms. original en la biblioteca de 
Montesion. 

939. 

IPoxs (Francisco). Varón sa- 
bio, modesto y humilde. Nació en 
Menorca, en la quinta Binícodre- 
llet, despendiente de la aldea lla- 
mada S. Cristóbal, el día 13 de di- 
ciembre de 1768, siendo sus padres 

15 



PON 



- 1 



Francisco Pons y Mariana Carre- 
ras. Contaba la edad de 16 años 
cua'^.do vistió el hábito de obser- 
vante en el convento de Mahon: 
aprovechó notablemente en los es- 
tudios, lleg-ando á ser uno de los 
mejores filósofos y teológ-os de su 
tiempo: fué muchos años maestro 
de gramática; adquirió profundos 
conocimientos en la geografía, de- 
recho civil y canónico, historia sa- 
grada y profana, y ademas del la- 
tín, que llegó á escribirlo con la 
misma facilidad que el castellano, 
poseía perfectamente los idiomas 
francés é italiano. A los 26 años de 
su edad le confirió la orden el car- 
go de predicador, que desempeñó 
con lucimiento. Fué 'capellán del 
hospital de caridad de Mahon por 
espacio de 19 años: condecoróle su 
religión con los títulos de predi- 
cador general y definidor. Después 
de la esclaustracion de los regu- 
lares continuó con incansable celo 
en el ministerio del pulpito y en 
enseñar la gramática latina y 
la retórica á un número conside- 
rable de discípulos, y falleció en 
su patria el dia 9 de julio de 1855. 
Escribió. 

I. Nuevo método para ajrren- 
der por pricipios fáciles la len- 
gua, latina. Mahon, impr. de la 
viuda é hijos de Fábvegues, 2 to- 
mos 4.° El I, 1812, de 144 pá- 
ginas: el II, 1814, de 123 págs. 
Hay una segunda edición que des- 
pués del título añade: Corregido 
por el mismo autor en esta reim- 
presión. Mahon, impr. de Pe- 
dro Antonio Ser ra, 1831. 2 t. 8.° 
El I, de 324 págs.: y el II, de 252: 

II. Cotnp'ndio de las escelen- 
cias del puerto de Malion en ver- 
sos latinos con ten discurso pre- 
liminar y algunas notas en cas- 
tellano. Malion, impr. de Pedro 
Antonio Serra, 1819. 8.° de 58 
págs. con un mapa del mismo 
puerto grabado en cobre. Hay una 
segunda edición corregida, aumen- 
tada con dos cantos mas, y tradu- 



14 r= PON 

cidos estos y los tres primeros en 
verso castellano, por el mismo au- 
tor. Mahon, impr. de D. G. Igna- 
cio Serra, 1848. 8.° de 78 págs. 

III . Compendio de la poesía la- 
tina y castellana y de la retórica 
en latin y castellano. Mahon, 
impr. de la viuda é hijo de Ser- 
ra, 1837. 1 t. 8.° de 406 págs. 

Publicó ademas, al frente de la 
historia civil y política de Menor- 
ca, impresa en Mahon en 1819, un 
Resumen de los empleos y ejerci- 
cios literarios del infatigable ma- 
ltones el Dr. D. Jnan Ramis y 
Ramis, y en periódicos, ó en ho- 
jas sueltas, una multitud de poe- 
sías latinas y castellanas. Dejó 
otras muchas inéditas, como igual- 
mente varios tratados y o])úscu- 
los sobre gramática, retórica y 
otras materias y tres tomos 4."^ de 
sermones panegíricos y morales, 

940. 

Poivs (CiAnRiiíL). Fué su pa- 
tria la isla de Menorca y sus pa- 
dres Antonio Pons y María Tal- 
tavull, vecinos de Mahon. Tomó el 
santo hábito de religioso carme- 
lita en el convento de Palma el 
dia 3 de julio de 1714. Fué lec- 
tor de filosofía y teología y dos 
veces prior del de su patria, y va- 
ron muy recomendable por sus vir- 
tudes y por su talento. Conde- 
coróle su orden con el título de 
maestro y estuvo en Roma por ne- 
gocios de su comunidad á tiempo 
que se le propuso para una mitra 
que no llegó á obtener. Murió en 
el convento de Mahon, que se ha- 
bía fundado á instancia de su her- 
mano el P. Antonio Pons, sujeto 
de gran talento, el dia 5 de octu- 
bre de 1754. Escribió: 

I. Thcsis victoriosa océano de 
amarguras, que sorbiéndose todos 
los rios de tribulaciones, es ali- 
mo para todos los dolores de to- 
dos los lastimados. Setenario de 
Nuestra Señora de los dolores, ú 



PON 



=z 115 := 



PON 



de los dolores de JVuesira Seolora, 
predicado en la iglesia parroquial 
del ilustre puelilo de puerto-Ma- 
lion en el año de 1735. Mallorca, 
impr. de la viuda Fraii, sin año, 
pero las licencias son de 1737. 4.° 
de 32-96 págs. Tiene una dedi- 
catoria al M. I. Sr. D. José de 
Vigo y Esquella, nohle y antigo 
caballero, y lleva el escudo de sus 
armas. 

II. Curso filosófico. 1 t. 4." 
Ms. queelogiael Dr. Ramis, quien 
lo vio en la librería delosPP. Car- 
melitas de Malion. 

941. 

Poxs (Gaspar). Nació en Ma- 
hon el dia 2 de diciembre de 1721 
de Damián Pons y Juana Flaquer. 
Fué tal su aprovechamiento en los 
estudios, que, según escribe Ramis, 
á la corta edad de 14 años liabia 
concluido ya los de filosofía y teo- 
logía en las escuelas del convento 
de carmelitas de su patria. Pensó 
desde niño abrazar el estado ecle- 
siástico, y con esta idea trató de 
perfeccionarse en aquellas cien- 
cias. Para ello pasó á Palma, de 
allí á Valencia, y últimamente á 
Salamanca, cuya universidad, ma- 
nantial fecundo de hombres ilus- 
tres, le había llamado la atención, 
y en ella dio principio al curso de 
medicina, bajo los auspicios del 
conde de Luna, hasta obtener el 
grado de doctor, mereciendo por 
sus talentos el nombramiento de 
catedrático de anatomía de aque- 
lla misma universidad. Trasladó 
algún tiempo después su residen- 
cia á Sevilla y la circunstancia de 
haber curado allí de una grave 
enfermedad á la condesa de Ler«- 
na, le dio el nombre y la merecida 
reputación que gozó. Fué médico 
titular del duque de Villahermosa 
y de la ciudad de Jaén, socio de 
la real de nuestra señora de la Es- 
peranza de Madrid, académico ho- 
norario de la de bellas letras de 



Sevilla, catedrático de química 
dogmática y esperimental de la 
universidad literaria de la misma 
ciudad, nombrado por S. M. á 
propuesta de su real sociedad mé- 
dica, de la económica, y de la 
Real Audiencia. Para perfeccionar- 
se en su facultad había recorrido 
antes la Francia, Portugal y toda 
la España, adquiriendo grandes 
conocimientos y un prestigio estra- 
ordinario por las asombrosas cu- 
raciones que se debieron á su sa- 
ber y á su ciencia. Murió en el 
año 1785 y de sus muchos escri- 
tos únicamente ha llegado á no- 
ticia nuestra la obra que lleva este 
título: 

Lla'ce mercurial médica. Sevi- 
lla, sin nombre de la imprenta, 
2 t. 4.® el primero sin año, y el 
segundo lleva el de 1784. 



942. 

Poi^s (Joaquín). Nació en Ma- 
hon el año 1780. Fué varón docto, 
muy laborioso, é inteligente en los 
idiomas latino, francés, italiano é 
inglés. En 1808 fué representante 
de la isla de Menorca en la junta 
suprema gubernativa de Mallorca, 
y con este motivo obtuvo la conde- 
coración concedida á los vocales de 
la misma: también representó su 
patria en el congrego nacional, co- 
mo diputado de ella, durante el 
primer periodo del sistema cons- 
titucional. Algunas memorias his- 
tóricas, escritas con suma erudi- 
ción ^ exactitud, le valieron en 5 
de noviembre de 1819 el título do 
individuo correspondiente déla real 
academia de la historia. Murió en 
Mahon el año 1838: dejó varias 
obras Mss. la mayor parte de mu- 
cho interés para la isla de Menorca, 
y no sabemos que haya publicado 
mas que un Silabario para apíren- 
der a leer, opúsculo puesto en len- 
gua de su pais é impreso allí sin 
año ni nombre del imprc,°;or. Hay 



PON 
de Palma 



dos ediciones de l^aima con 

titulo: 

Cartilla y süadario para la es- 
cuela púhÜca de ensefianza pri- 
maria de MaJion. Palma, iaipr^ 
de Pedro José Gelabert, 1850. 8.° 
de 16 págs. y una lámina gra- 
bada en boj . La otra edición es de 
1855 de la misma impr. y tama- 
fio, de 32 págs. 

943. 

Poi«S (José). Cartujo menor- 
quin, profesó en la casa de Montis 
Mlaris, de la que fué prior, y se 
hallaba en el monasterio de Jesús 
Nazareno de Valldemo^a, cuando 
ocurrió su fallecimiento el dia 27 
de agosto de 1819. 

Verdadero retrato de los filó- 
sofos del dia, ó el quadro que re- 
presenta la esencia, la sabiduría, 
los escritos, las escusas y las cos- 
tumbres de los actuales filósofos, 
y que expone d la nista de toda la 
nacioíi para preservarla del sutil 
'ceneno con que pretende emp)onzo- 
üarla aquella desatinada y cor- 
ruptora q anilla El M. R. P. 
D. J. P. y O. M. C. Palma, 
impr. de Brusi, 1812. 4.° de 24 
págs. 

944. 

PoNiS (José Luis). Poeta ma- 
llorquín. Nació en 24 de agosto 
de 1823, siendo sus padres D. José 
Pons y Umbert y D.^ Josefa Ga- 
llarza. Hizo en Barcelona los es- 
tudios de filosofía y jurispruden- 
cia, mereciendo todas las distin- 
ciones académicas. Ganó por rigu- 
rosa oposición la cátedra de retó- 
rica de aquella universidad y la 
desempeñó desde 1849 basta 1861 , 
en que se le confirió la de histo- 
ria y geografía del Instituto ba- 
lear. Es licenciado en jurispruden- 
cia y filosofía, individuo de la real 
academia de buenas letras de Bar- 
celona, en cuya corporación ha de- 



^ 116 = PON 

este seni peñado los destinos de secre- 
tario y tesorero; de la de juris- 
prudencia y legislación, y 



de la 

Sociedad fiíomática de aquella mis- 
ma ciudad. Fué uno de los siete 
primeros mantenedores del Consis- 
torio de los juegos florales cuando 
su restauración en 1857 y una com- 
posición que ha presentado al mis- 
mo Consistorio en 1862, le ha va- 
lido el premio de una pluma de 
plata y el título de socio honora- 
rio del ateneo de la clase obrera 
de Cataluña. lié aquí las obras 
suyas que hemos visto. 

i. Ohserxaciones sobre la nece- 
sidad de conservar la U7iiver si- 
dad literaria de Barcelona. Es- 
critas con motivo del proyecto de 
supresión de cinco universidades 
del Reino. Barcelona, impr. de 
Tomás Gorchs, 1855. 4.° de 24 
págs. 

II. Oración inaugural qm le- 
yó en la solemne apertura del cur- 
so académico de 185(^^ 1857 ante 
la Universidad de Barcelona, D. 
José Luis Pons y Gallaría, Li- 
cenciado e7i Jurisprudencia y Fi- 
losofía, catedrático de Autores 
clásicos en el instituto agregado 
á dicha Uiiiversidad, etc. Barce- 
lona, impr. de Tomas Gorchs, 1856. 
4.° de 26-12 págs. 

III. Introducción al estudio de 
los autores clásicos latinos y cas- 
tellanos. Tratado manual desti- 
nado á los alumnos de dicha asig- 
natura en los institutos de segun- 
da enseñanza. Por D. José Iaiís 
Pons y Gallaría, Licenciado en 
Filosofía y Jurisprudencia y cate- 
drático de autores clásicos en el 
i/istitufo de esta universidad li- 
teraria. Barcelona, impr. de To- 
mas Gorchs, 1857. 1 t. S."" de 220 
págs y cuatro estensas tablas si- 
nópticas de poetas y prosistas es- 
pañoles. 

IV. Estudio de autores clási- 
cos. Segundo curso. E splicaciones 
dadas en el académico de 1856 á 
1857 sobre dicha asignatura, por 



PON 



=: 117 =: 



D. José Luis Po7hs y Gallar za, 
Licenciado en Filosofía y Juris- 
prudencia y Catedrática de la mis- 
onaj publicadas por sus discípu- 
los. Barcelona, impr. de J. Jepus 
y R. Villegas, 1857. 4.** de 4-153 
págs. Son unas lecciones sobre 
composición en prosa y verso. 

V. Lo trehall de Catalunya. 
Composició premiada per lo Con- 
sistori de los joclis Jlorals de 1862, 
ab la ploma de plata oferta per lo 
Ateneo de la clase obrera de Bar- 
celona. Per Joseplí Pons y Ga- 
liana. Palma, iiiipr. de Juan Co- 
lomar, 1862. 4.° de 15 págs. Esta 
en verso catalán y se publicó tam- 
bién en Barcelona, con las compo- 
siciones premiadas en los juegos 
florales de 1862, impr. de Buena- 
ventura Bassas, 4." mayor. 

VI. Sumarios de historia uni- 
versal y de España para facili- 
tar el estudio de esta asignatura. 
Dedicados á los alumnos de se- 
gunda enseñanza. Por un p)rofe- 
sor de historia y geografía. Pal- 
ma, impr. de Juan Colomar, 1862. 
4:-:' de 90 págs. 

En El arte y en otros periódi- 
cos lia publicado una multitud de 
artículos literarios y poesías. De 
la que sigue dice el Sr. Forteza: 
«Es una poesía en la cual compi- 
ten la novedad y suma delicadeza 
del concepto con la belleza de la 
forma.» 



PON 

No; saliste del pórtico 
Del templo sacrosanto; 
Nadie vertió su llanto 
Sobre tu frente allí. 

Mas el ángel benéílco 
Que vela en tu reposo 
Su dedo cariñoso 
Quiso imprimir en ti. 



¿No viste de su auréola 
La luz deslumbradora? 
¿De su ala voladora 
No oistcs el rumor? 

Y en la pila marmórea 
Al sumerjir su mano, 
¿Su ros'ro sobrehumano 
No sonrió de amor? 



¿No temblaste de júbilo 
Sintiendo repentino 
Entusiasmo divino 
Tus venas discuirir? 

Y del agua celeste 
La limpia gota aquella 
¿No le pareció estrella 
De dulce porvenir? 



Vela en tu frente candida 
Bañando su frescura 
La azulada tersura 
De tu mórbida tez. 

Vé y ante el mundo osténtala. 
Que en su afán turbulento 
Quien la adi\ine atento 
Encontrarás tal vez. 



LA GOTA DE AGIA BEXDÍTA. 

o©c, 



Aquesta gota límpida 
Que brilla en tu alba frente, 
Rocío trasparente 
Que empaña su cristal. 

¿Es fugitiva lágrima 
Que al verte, embebecida 
Dejó en ella prendida 
Ternura maternal ? 



Su contacto balsámico 
Tu mente puriGque, 
Sea invencible dique 
A impuro desear. 

Y si un designio pérfido 
Debajo de ella alienta, 
una mancha sangrienta 
Ocupe su lugar. 



¡Ay! esa gota diáfana 
No enjugues indiscreta; 
Esa prenda respeta 
De la amistad de Dios. 



PON 

Déjala que aroinálico 
Kl humo del incienso 
Hasta su trono inmenso 
Venga á llevarla en pos. 



Enjagüenla los ósculos 
Del maternal cariño, 
Enjugúela del niño 
El inquieto solaz. 

Ó la mano decrt'pita 
Por tu piedad besada, 
La virginal almohada 
Testigo de tu paz. 



Yo que en mi mente túrbida 
Vagar apenas siento 
Un dulce pensamiento 
Crecer una ilusión. 

Que siento el agua célica 
Secarse aquí en mi frente, 
Como en el polvo ardiente 
Las gotas del turbión: 



Por esa perla fúlgida 
Que tiembla con tu paso, 
Y sacudida acaso 
Caerá bajo tu pié. 

Mis placeres fantásticos 
Te diera y nii bonanza, 
Mi gloria y mi esperanza 
Te diera por tu fé. 



Brille siempre purísimo 
En tu faz seductora 
Esc don de la aurora 
A. la mas bella flor. 

Temple con frescos hálitos 
Tu casto pensamiento, 
Y ¡aj ! no la seque el viento 
De un suspiro de amor ! 



-^h 



118 == PON 

Hé aquí otra composición del 
Sr. Pons que fué muy justamente 
elogiada: 

DE D. PABLO PIFERRER. 



Le aguardan: no tardemos; 
¿i qué un adiós, que no herirá su oído? 
Llanto aqui no dejemos. 
Que tiene sed la arena del olvido, 

Y el eco de esos mármoles 
Solo retumba un desolado fué. 

Enclavados mis ojos 
En él como los vuestros quedarían, 

Y á esos caros despojos 

Sus inmensos destinos pedirían: 

Promesas tan espléndida» 

Ay ! en recuerdos convertir no sé. 

Á esa imagen desceba 
Vuelvo su ser y absorto le figuro 
Artista audaz que acecha 
Del templo antiguo en cl labrado mtiro. 
En su grandeza gótica 
Los vastos pensamientos de otra edad. 

Ó estático descifra, 
Del polvoriento libro las memorias, 

Y al brotar cada cifra 

Rico destello de perdidas glorias. 

Sus miradas inflámanse, 

Alzase y dice al 'porvenir: Mirad. 

Mas veole volviendo 
Con lento caminar á su retiro; 
Le veo interrumpiendo 
La santa inspiración con un suspiro. 
Llevar la mano trémula 
Su desmayada frente á sostener. 

Fatal destino'..... huyamos 
Con fé en el alma del sagrado resto; 
Meditando evocamos 
El invisible espíritu funesto 
Que mora en los sarcófagos 
Su misterioso linde á oscurecer. 

Ya apareció: confuso 
Va dibujando su infernal conlorno. 
Su negro brazo puso 



PON = 110 = 

En ia tumba sonriéiidosc y en torno 
De sus ojos magnéticos 
Giró altanero la siniestra luz. 

Oid: ni el labio mueve; 
Pero su voz sin eco ni sonido. 
Habla en el alma, aleve, 
Anies de resonar en el oido; 
Coctra esa voz sarchslica 
Ay! estrechad al corazón la cruz. 

—«Lloráis con ceño mudo, 
«Dice, ante el alaud de! que fué bueno, 
«¿Quien de su virtud pudo 
«Impregnar ios aromas de veneno? 
«¿Quién su vuelo fanlíistico 
«Estrelló aquí sin porvenir? Fui yo. 

«El con piadosos brazos 
«Sns'entar quiso del deber el peso, 
»Y con ceñidos lazos 
«Cargó sus hombros débiles; por eso 
«Aunque reluchó exánime 
«Yo agoté sus esfuerzos.... y cayó. 



«Con f6 candida quiso 
«En tierra hallar, su genio sobrehumano, 
«El bello Paraíso, 

«Contarle hijo de Dios, del hombre hermano; 
«Por eso aquí su féretro 
«Para ahogar sus acentos me tenéis. 

«Lloradle ahora: el duelo 
«Fué y ha de ser de la virtud la sombra; 
»EI numen que va al cielo 
nNunca al gusano del sepulcro asombra; 
«Hoy al cadáver llégase, 
«Mañana al libro carcomer Ic veis.» 

No; calla, ser malvado, 

Que no eres tú quien la existencia rige; 

Dios la suya ha agoviado 

Dios hacia si su espíritu dirige: 

De so el peso levántale 

Y al pasado lo arroja con el pié. 

¿Que son ya sus tormentos? 
fcNi que ensueño febril irá'á turbarle? 
¿De los santos concentos 
Que enemigo poder valdrá á arrancarle? 
¿Quien la sagrada auréola 
Que le circunda, sin envidia vé? 

Los pechos afligidos 
Del lento afán de su agonía larga 
Vibraran conmovidos 



PON 

A cada voz de su memoria amarga. 

Que en el mundano círculo 

No ha dejado ni un odio tras de si. 

Solo un instante ruedan 
Los vértigos que en vida nos desoían, 
Gloria y recuerdos quedan 
Que inmortales los tiempo* acrisolan: 
Habla en el cielo el Arbitro, 

Y al sufrimiento dicele: hasta aquí. 

Nunca el destino, nunca 
Uno será del bueno y del impío, 
Si el justo en flor se trunca 

Y el criminal encúmbrase bravio, 
Aquí en la tumba lóbrega 
Los junta el mundo y los aparta Dios. 

Al uno allá en su gloria 
Estrecha con amor y al otro abisma. 
Si con igual memoria 
Perecieron aquí y en la ara misma 
Ardieran sus cadáveres, 
La llama airado rasgaría en dos. 



945. 

l*Oi%S (Juan). Relig'ioso trini- 
tario, obispo de Elva en Portug-al. 
El P. Cervera en su Crónica Ms. 
del convento de tSancti Sjñritus 
de Palma dice que nació en esta 
ciudad cerca el año 1445: en ella 
vistió el hábito de su orden, pasó 
á Valencia para estudiar artes y 
teología, ordenóse allí de sacer- 
dote, sobresalió en las ciencias 
morales, fué gran espositor, in- 
signe orador, y uno de los mas 
privilegiados talentos de su tiem- 
po. Regresado á su patria, para 
sembrar la doctrina en el campo 
de donde la había cogido, leyó en 
su convento un curso de filosofía 
y se le confirió después una cáte- 
dra de teología, que sirvió por es- 
pacio de 15 años con notable apro- 
vechamiento de sus numerosos dis- 
cípulos. En 1490 fué electo mi- 
nistro del convento de Sancti Sjn- 
ritus: asistió á los enfermos con- 
tagiados de la peste que desoló 



PON 



= 120 r= 



PON 



esta isla: y noticioso el pontífice 
Julio II de su virtud y talento, le 
llamó á la corte Romana, donde 
desempeñó varias comisiones de la 
mayor importancia, que le valie- 
ron el ser elevado á la mitra epis- 
copal de Elva en Portugal en el 
año 1504, como así lo afirma Fi- 
g'ueras en sus Anales. En el año 
1499 liabia asistido al capítulo pro- 
vincial de Teruel donde escribió con 
el P. Antonio Lopsz los estatutos 
para el buen gobierno de la pro- 
vincia y observancia de la Santa 
Regla, que merecieron la oproba- 
cion del sabio general Fr. li'iberto 
Gaquino.. según asegura Jacobo 
Burgfcesio in ai^ipend. Generalimn 
ord. TrinU. Los croni.-tas de su 
orden elogian el mérito y sabidu- 
ría del obispo Pons, p^ro nadie dá 
noticia de la época y lugar de su 
muerte. 

946. 

Poivs (Lorenzo). Nació en Pal- 
ma de D. Francisco Pons y Um- 
bert abogado, y D.^ Concepción 
Santandreu, el dia 24 de junio de 
1826. Cursó en el instituto Balear 
los estudios de filosofía y en la uni- 
versidad de Barcelona los de ju- 
risprudencia. Graduado en esta fa- 
cultad con las calificaciones mas 
aventajadas, ejerció con lucimien- 
to la abogacía en el foro de esta 
capital, por espacio de once años. 
Durante su carrera supo conservar 
la temprana afición que habia sen- 
tido íI literatura y á la poesía, es- 
cribiendo varias composiciones de 
este género, algunas de las cua- 
les se publicaron en los periódicos 
de esta ciudad, mientras las demás 
quedaban reservadas por la modes- 
tia de su autor al círculo de sus 
Íntimos amigos. Eran entre estos 
los mas allegados D. Miguel Vic- 
toriano Amer, D. Pedro de Alcán- 
tara Peña, y D. José Luis Pons y 
(jallarza, de quienes se hace men- 
ción en esta obra. Los cuatro jóve- 



nes se complacían en comnnicarfk? 
sus trabajos poéticos, en ser sus ])ro- 
pios censores y su público. La ma- 
yor parte de sus versos la conser- 
van en 2 t. 4." Mss. que titularon 
el Plantel. Cuando los talentos del 
joven Pons iban á producir los fru- 
tos que dejaban entrever sus pri- 
meras flores poéticas, le arrebató 
en 6 de octubre de 1860, hallán- 
dose en Manacor, una muerte re- 
pentina y prematura á su familia, 
á sus amigos que le lloran toda- 
vía y al pais del cual prometía ser 
un ornamento. 

Las dos composiciones que si- 
guen servirán de muestra de su 
numen lírico: 



AL PRIUCR RAYO DE LUZ. 

[A horbo í/^^ Mallorquín). 



Vivo rayo de luz pura 
que al brillar cu este día, 
testigo de mi amargura, 
por esta angosta abertura 
vicücs h darme alegría: 

¿Serás tal voz mcnsagero 
de la apetecida calina? 
torna la paz al mar tlero; 
pero tórname primero, 
por Dois, el sosiego al alma. 

Esta noche oía el viento 
batir á la lona hinchada 
con fuerte sacudimiento, 
y el continuo ronco acento 
de la mar solevantada. 

Y alternaba plañidero 
con el rugir de la mar 
el canto del timonero, 
y del tímido viagero 
el fervoroso rogar. 

En la densa cerrazón 
vi brillar viva centella; 
co.mo la sombra en montón 
la noche del corazón 
desapareció coa ella. 



PON 

Salve, indtutiitu albor, 
corre á in¡ patria querida 
Y busca cu ella á mi amor: 
díle cual es el dolor 
que en mi corazón se anida. 

Y mira caan placentera, 
al romper el alborada, 
una sonrisa hechicera 
tributíi Á la luz primera 
siempre tranquila mi amadi. 

A mí un recuerdo tenaz, 
en continuada inquietud, 
quita del alma la paz, 
y pulso tristes asaz 
las cuerdas de mi laúd. 

Salve, destello divino, 
que el mar sosiegas y el alma; 
vuela con raudo camino, 
vuela y anuncia mi sino, 
á mi bien que dejo en Palma. 



\S)^y 



UN RECUERDO. 



íOLb MLáS! l£^lil 

Ni el aire ya arremolina 
en csle fresco remanso, 
con soplo ligero y manso, 
la hojarasca que arranco; 

IVi hendiendo van el espacio 
las avecillas pintadas; 
mas buscan las ennmadas; 
no trinan alegres, no. 



Y sacuden su plumage 
bajo un calor que achicharra; 
solo enojosa cigarra 
chirria con voz infernal. 

Y chasquidos dá el rastrojo 
cuando al insecto abre paso, 
y la oruga rompe el vaso 
de su cárcel natural. 



Y hecha ya una mariposa 
de mil pintados colores, 
vá posándose en las flores 
y chupándolas la miel. 
T. II. 



== 121 r= FON 

Y la hoja seca y plegada 
cuando por el suelo rueda, 
el r'aido sordo remeda 
de insonoro cascabel. 



En calma todo reposa 
bajo el sol que brilla ardiente, 
acongojando mi frente 
con letárgico &e>por, 

Y solo el latir del pecho 
y el sudor que el rostro baña 
los suspiros aconipaña 
Huc por ti exhalo de amor. 



£u éxtasis misterioso 
«nvuella se oprime el alma 
rodéala inmensa calma 
en la desierta extensión: 

Mas la mente no reposa, 
•que baj^3 «n lecacrdo gime, 
y la sacude y oprime 
la viva imaginación. 



TranquiUdad y reposo, 
palabras no comprendidas, 
ideas n«nca sentidas 
|)or quien la d« amor sintió: 

Ideas consoladoras 
que huyeron desde aquel día 
que una dulce sin]¡)a(ia 
dos corazones unió. 



Y ahora que lodo calla, 
que todo al sueño convida, 
un vivo recuerdo anida 
mi constante corazón. 

De tí, Celia, el liel recuerdo 
que mi latir apresura, 
un recuerdo de íé pura, 
de inestinguible pasión. 



Tú de mi loco entusiasmo 
el fuego vora^ atizas, 
tú en mis éxtasis me hediizas 
y tú alientas mi vivir. 

¿Qué importa ya que mi pecho 
de, tí, hermosa, viva ausente, 
si mientras mi vida aliente 
por tí sola ha de latir? 



¿Que importa á la lortolílla 
quedar implume en el nido, 
10 



PON 

si con su vuelo atrevido 
& su madre, iríi á Imscíír? 
Si con pintado plumagc 
y con mil galas se viste, 
y entre el viento (iiic resiste 
la tierra salva y el mar? 



¿Que le importa al nniregnnle 
de riquezas ambicioso, 
si extenso mar borrascoso 
hendiendo con pena víi; 

Si de la playa remota, 
del patrio suelo apartada, 
8U nave de oro preñada 
h su patria toroará? 



¿Qac me In^porta á mi la aoseficia 
y del pecho la lormeula, 
si la esperanza alimenta 
que la calma ba de venir? 

¡Ay, si encerrara la drieíai! 
¡Ay! su esperanza fallida! 
¿Quó le iniportara la vida? 
Cesaría de latir. 



Pues la tierna tortoirlb 
si las plumas no vistiera, 
ni á su madre íi buscar fuera, 
moriría de dolor, 

Y atrevido el marinero 
si esperanza no abrigara 
con brio audaz no arro.strara 
de las O'las el fuior. 



^C:§§0( 



222 =: PON 

año^ y vn aquella nnivorsidnd ve- 
cibió la borla de doctor en medi- 
cina: regresó á su patria, g-ozó en 
ella de muy buena reputación, de- 
Fempeüó varios cargos municipa- 
les y en 1781 era jurado mayor de 
Mahon cuando llegó alli el ejér- 
cito del duque de Crillon, quien 
hizo miicbo aprecio de sus luces 
y de su probidad. Verificada la 
conquista de Menorca, siguió de- 
dicándose al ejercicio de su facul- 
tad y á las tareas literarias que 
formaban su recreación. Murió en 
el año nU2. De lo mucho que tra- 
bajó solo tenemos noticia de la obra 
siguiente que existia original en 
püder de su nieto D. Antonio Fá- 
bregucs y Pons. 

Memorias para servir d ¿a his- 
toria de Menorca. 4 t. 4." Mbs. 

949. 

H*«!%f4 fpKDRO Jian). Presbítero 
beneficiado en esta santa iglesia. 
Cultivó la poesía castellana, p(íro 
no hemos visto mas co:nposi<;io- 
nes suyas que las inéditas reco- 
gidas por nuestro amigo D. (Je- 
rónimo Kosselló, quien vá f'i publi- 
carlas en su colección de poetas 
mallorquines, y un soneto en ala- 
banza del canónigo I). Mateo Mal- 
ferit, que en 1589 se imprimió al 
frente del libi'o liamillete de flores 
de todos los salmos. Helo aquí: 



947. 



Poi«S (N). Jesuíta mallorquín, 
misionero apostólico en América. 

Partimilarites sur le lit t era- 
tur eindienne. Se insertó este opús- 
culo en el tomo II des lettres edi- 
ficantes. Paris, Societe du Pan- 
tJiem litteraire, 1843. 

948. 

PoníS (Pedro). Natural de Ma- 
hon donde nació en 1711, Estudió 
en Valencia por espacio de once 



El jazmin, clavellina y fresca rosa, 
La azucena, arrayán mas delicado, 
Y cuanta flor produce el verde prado 
Aunque de suyo salga muy hermosa; 

En la nocturna sombra y tenebrosa 
ISo muestra su color tan variado, 
Hasta que con su carro acelerado 
Düstjcrre Fcbo á Thelis enojosa. 

Así este ramiHete, que mil flores 
En si contiene, bien es que ¡lustrado 
Parezca con el sol de tu nobleza: 

Y es tal el bien, doctrina y los primores, 
Y el provecho que en si tiene encerrado 
Cual de tu valor pide la grandeza. 



PON 



950. 



— 123 



PON 



Por^S (Sebastian). Poeta ma- 
llorquín, maestro de p;ramática del 
estudio g-eneral de Palma, en cuya 
ciudad falleció el dia 15 de junio 
de 1613. El cronista de los domi- 
nicos de Mallorca Fr. Vicente Pons, 
dice que su cadáver fué sepultado 
en la iglesia de su convento, que 
era secular y que en 1611 escri- 
bió un poema con este título: Vidd, 
raptos, apariciones y hechos por- 
tentosos ele la seráfica madre Sta. 
Catalina ds- Sena. Esta composi- 
ción fué tan apetecida que su lec- 
tura movió á los mallorquines á 
dedicar una capilla á Sta, Cata- 
lina de Sena en la ig-lesia de PP. 
dominicos de esta ciudad, cuyo 
suntuoso retablo, que recordamos 
haber visto muchas veces, lo fa- 
bricó el insigne escultor romano 
Camilo Parrino. La obra poética 
de Sebastian Pons se ha perdido, 
á pesar de haber circulado en su 
tiempo; pero, según el citado cro- 
nista, aumentó de tal modo la de- 
voción á la santa, que se imprimió 
aquí la vida de la misma, escrita 
por el P. Peña y se le dedicó un 
monasterio de religiosas, insigne 
monumento debido á la piedad de 
D. Juan Bautista Despuig. En ca- 
sa del Sr. i). Jaime Baliester de. 
Oleza existe un códice del siglo 
XVII que contiene muchas poesías 
latinas y castellanas del referido 
Sebastian Pons. La que sigue ser- 
viráde muestra de su numen lírico. 

ÉGLOGA 

AL GLOllIOSO SA.\ RAIMUNDO 

DE PE.\AFORT. 

FLORICIO Y SILVANO. 



Florido. 

Si puede alguii discurso retiioiitudti 
Kn verso pastoril tener olieuto 
Y ser con estro rúslico cantado, 



Ea, Silvano, al son <]c tu instrumento, 
Cantemos con que salga mas copioso 
Para delante Dios nuestro tálenlo. 

Kl gran triunfo eiisalzenios tan glorioso 
De! fuerte catalán, por haber sido 
De Satán, mundo y carne victorioso. 

Responderá a! acento mas subido 
El eco de los valles, y entretanto 
Que suspenda Vulcr.no su ruido. 

Cesará de los tristes el quebranto, 

Y depondrán las furias su dureza, 
Mientras que tenga aliento nuestro canto. 

Y tu, soberbio mar, cuya braveza 
Al santo, ya viviendo, obedeciera, 
Depon tus iras que mi canto empieza. 

Silvano. 

Tú pLUica suspenso me tenia 
Si al íin con el fin della no entendiera 
Que solo el gran Raymundo ser podiu, 

Cuando al pasar abrió nueva carrera 
Por el profundo mar al patrio sucio 
Dendc la Daleárica ribera. 

Mas ¿quien dará á mi pluma un alto vuelo 
Con que la cumbre de su Peña alcance. 
Que llega por lo menos hasta el cielo? 

Ay, Dios! que no podrá sin que se canse 
De tus heroicos hechos blasonando 
Mi lengua, ó gran Raimundo, darte alcance. 

El como iré á lo menos publicando. 
Después que al dulce yugo el cuello diste 
Para ir la grey de Cristo acrecentando. 

Ya que en loarte el pensamiento insiste 
De tu favor me enseña el curso llano, 
Como el que un tiempo por el mar abriste. 

Para que cante en verso mas que ufano 
El famoso blasón de tus hazañas. 
Que cxeden las del griego y del troyano; 

Y loaré el fervor de tus entrañas 
En dilatar la fé, con celo ardiente 

Y amor, en tu nación y las cstrañas; 
Lt verde juventud, que floreciente 

En toda perfección, fué prado hermoso 

Y vergel de virtudes escelente: 

El pecho cuanto humilde generoso 

Y aquel desvio por la gloria vana 
Por toda dignidad y cargo honroso: 

La fuente de doctrina soberana. 
Que en el abismo consiguió ahogada 
Ver del hereje la porfía insana. 

¡Oh, Dios! que ya mi musa do cansada 
Se rinde al primer paso. ¡Oh cobardio! 
¡Oh, devoción en breve resfriada! 

Perdona, b confesor, la culpa mia. 
Que en galardón de tanto sufrimiento. 
Mártir será, sufriéndome csle dia. 

Y tú, Floricio, que escuchando atento 
De mi poco caudal has hecho prueba, 
Prosigue lo demás con nuevo aliento. 



PON 



Florido, 



Para que tras tu canto cl mió mueva, 
Suplica al varón santo, ó mi SilvaRO, 
Que el divino licor en mi alma llueva, 

Y rija cl santo ciclo lengua y mano. 
De quien con lengua y mano se aventura 
A celebrar su nombre sobcraiw). 

¡Oh fuerte Peña de suprema altura I 
¡Oh Raimundo del mundo Rey llamado! 
¡Oh Peña ó Rey ó fuerte que asegura í 

Que bien le coadra el nombre ni que e& 
(nombrado! 
Que bien á la figura es todo uno 
En toda condición lo figurado! 

¿Cuíil rey se vio jamas, que el importuno 
Reflujo de las olas reprimiendo', 
Señorease el reí»o de Neptuno? 

¿Qué castillo de fuertes tan fornido 
Como de vuestra Peña fuertey aita 
El fuerte de virUídcs guarnecida? 

Es esta dignidad la que os exalta 
A ser de la suprema tan privad» 
Que abFÍs por donde el alma al ciela salta. 

Sois cl siervo de Dios que siendo hallado 
En lo terreno, fiel se os encomienda 
El celestial ícsoro preciado. 

De los bienes de Dios, divina hacieoda^ 
Entre escojidos mil, fuisteis electo 
Por usurero de la sacra tienda. 

¡Oh si como os aprende mi conecto, 
Ansí perfectamente os comprendiese 
La baja condición de mi sujeto! 

Mas como por la culpa se entorpece 
En vanidad;s mil envuelta cl alma. 
Lo que es de Dios amargo le parece; 

Y asi quedando ya mi lengwa en calma. 
Alábenos de hoy mas los vuestros hechos 
Que os dieron en el cielo eterna palma. 

Alábenos los hados y contrcchos,^ 
A cuyos ruegos dio la alta clemencia 
Por vos andarse libres y derechos. 

Y aquellos os alaben en presencia 

Que de alma y cuerpo enfermos alcanzaron 
Por Raymundo salud de su dolencia. 

Alábenos también los que escaparon 
Del mundanal asalto y balería 
Y en vuestra peña fuerte se salvaron. 

Alábenos del suelo noche y dia 
Los hombres, y en el mnr los peces todos 
Que os vieron por las olas bac«ír via. • 

Y alabeos mi invención con varios modos, 
Hasta y después que en vos baile mi curí 
Que saben aplicar vuestros apodos. 

Alabe vuestro nombre con ternura 
Aquella que otro tiempo os ha hospedado, 
La ciudad balear, por su ventura. 



- 124 - I'ON 

Y vos, que sois de hirmildes nbogarfa, 
A sn pueblo amparad, qiio $c os prcscnt» 
Devoto, triste, aflicto y humillado, 

Sedle segnro puerto en la fornicntOr 
Y vuestra tierra fértil y abnndanic. 
Sequedad en la suya no consienta. 

Y pues suele f! pedir ser arropante 
De un mísero mortal que ct bien no atin». 
Dadnos favor que h Dios la alma levanlc 
Que es niolocl bien quo á bien rw se enco- 

(niina. 



951 



I*o;*S (SiínASTiAK). Juriscon- 
sulto mallorquín, abog-ado de la 
ciudad de Palma. Escribió: 

I. Alegación, jurídica ]}or I). 
Antonio bameto y Togores mar— 
qnes de BeUpuiff, contra JJ.^ Bea- 
triz de iS'alas riuday marquesa de 
Bellpuig y 1).^ Beatriz ZangJa- 
da y Crual, muyer de D. F ron- 
cisco Amar de Mnnlaner del br- 
den de Calatrata, Gentil hombre 
de S. M, sobre 1500 ft •9' con sus 
intereses &lc. Imp. fól. sin año ni 
lugar, 

II . A legación jurídica por D. 
Jorge Dameto Catallero y Juan 
Sodas mercadel (sic) con Jaime 
Perpiñá y Antonio su hijo, sobre 
cuentas y Urjuidacion del fideico- 
miso ordenado por A?iíonio 3foll 
y vÍ7idicacion de los rafales Son 
(Jaldes y Son Brotad, Iinp. fól. 
id. id. 

III. Por Antonio Bens de la 
filia de Algiyde con el licencia- 
do Miguel Reus Pro, y otros 
sus lermanos. Sobre mdlidad, y 
simulación de la doimcion otorgó 
el licenciado Miguel Reus pres- 
bítero de núm. 3 á favor de Mi- 
guel Reus de núm. 6 su sabrino. 
Imp. fól. de 45 págs. id. id. 

IV. Alegación jurídica por 
JD.^ Margarita Truyols uiuda y 
succesara deD. Berengucr de Oms, 
Catallero de la orden y milicia de 
Alcántara y I). Miguel Ferran- 



PON 



= 125 - 



roN 



flell, Fortuiiy, San. Juan y Súrc- 
ela, con J).^ Fracisca Fortuñy y 
San Juan viuda de D. Antonio 
Siireda y Valero del orden y 7?ñ- 
licía de Mantesa y Antonio Juan 
Serra Not. curador de las lip,ren- 
cias.de D. Juan Fuster y D. Qa- 
Iriel su hijo, sohre haber espirado 
el fideicomiso, absoluto y perpe- 
tuo, que pretende dicha D.^ F^ran- 
cisca Fortuñy haber dispuesto á 
su favor J)^ Francisca Sureda, 
muger de J). Ildefonso de Torre- 
lia en su testamento de 17 de abril 
de lbb4: anfe Gabriel iMarch Not. 
Imp. fó]. id. id, 

V. Alegación juridicaJ pior el 
Dr. Sebastian Pons y Llabrés, con 
el licenciado Miguel Bibiloni Pro. 
y Francisca Cifre, muger de Juan 
Capdebou, sobre la designación de 
mejor grado que pretende dicho 
Dr. Sebastian Pons en el pleyto 
de acreedores y concurso de bienes 
de Juan Cifre de la villa de Só- 
ller. Imp: fól. id. id. 

VI . A legacioíi jurídica por D. 
Antonio Fuster, Olim de Salas, 
Caraílero del arden de Calatrara, 
con D^ Beatriz de Salas y Dá- 
melo viuda, marquesa de Bell- 
puig, y D. Francisco Dameto co- 
mo padre y legitimo administra- 
dor de su hijo D. Anto?iio y D.^ 
Margarita Dameto y Nuñez de 
San Juan, sobre la propiedad y 
pertenencia del predio Son Espa- 
ñol en Esjmrlas y demás bienes de 
los fideicomisos que ordenó D. Pe- 
dro Pax y Español mayor. Imp. 
ful. 1730, sin nombre del impresor 
ni lugar de la impresión. 

952. 

I*o.\'S (Vicknte). Dominico 
mallorqnin, natural de Palma, va- 
ron docto, erudito y laborioso. Á 
los 15 años de su edad vistió el há- 
bito de relig-ioso, y profesó en el 
real convento de Sto. Domingo de 
esta ciudad el día 13 de marzo de 
1(513, siendo su maestro de novi- 



cios el V. P. Fr. Guillermo Mal' 
ferit. Con el objeto de continuar 
sus estudios pasó en 1618 al cole- 
gio de Oriliuela, de donde regresó 
en 1623. Fué religioso pió, ejem- 
plar, y muy observante de los es- 
tatutos de su orden: regentó rau- 
clios años la escuela de retórica de 
su convento, y habiendo consagra- 
do los ocios de toda su vida al es- 
tudio y al examen de libros y do- 
cumentos antiguos, dejó á la pos- 
teridad curiosos é importantes 
productos de su inteligencia y la- 
boriosidad. Enriqueció la biblio- 
teca de su convento con escelentes 
obras y una gran colección de to- 
mos de varios papeles impresos, 
de los cuales hemos visto algunos 
en la de Montesion que contienen 
joyas bibliográficas muy apre- 
ciables. En 1672 fué uno de los. 
testigos que declararon en el pro- 
ceso de beatificación de la V. Sor 
Catalina Tomás. Falleció en esta 
ciudad el dia 22 de diciembre ^le 
1681. Escribió: 

I. Historia ó observaciones 
históricas del Co7ivento de Santo 
Domingo de la Ciítdad de Mallor- 
ca, desde su Peal fundación año 
1231 hasta el de 1672. Trátase 
juntamente de los cinco Conventos 
de la orden edificados en la mis- 
ma isla y del de Ibiza. Con una 
gloriosa memoria de los Santos, 
Mártires y Confesores, Obisjms, 
Inqícisidores de varias naciones 
que por algún tiemqio han ilustra- 
do dicho Contento. Mandada com- 
poner por los Revmos. PP. Ge- 
nerales de la Religión el Maestro 
Fr. Nicolás Rodal f o y el Maes- 
tro Fr. Juan Tonms de Rocaberli 
y Zaforteza. Dedicada con justo 
titulo á su Revma. Paternidad por 
Fr. Vicente Pons del mismo Con- 
Xtrnto. 2 1. fól. Ms. originales en po- 
der del Sr. conde de Ayamans. Pa- 
ra escribir es»ta historia, que es muy 
erudita y rica en noticias, aunque 
plagada de errores y omisiones, 
según el maestro Febrér, se valió 



PON - 126 = PON 

tic la que antes habia compuesto la clave de la bóveda que estaba 



el P. Fluxá, á quien corrige con 
mucha frecuencia. El original, 
muy dipno de conservarse, está co- 
mo ya lo indicó el Sr. Jovella- 
nos, en estado de perecer si no se 
dan priesa á copi'arlo, porque su 
tinta cargada de caparrosa le va 
corroyendo por instantes, en tér- 
minos, que nos lia sido muy di- 
fícil leer algunos pasajes cuando 
nos hemos ocupado de su examen. 
En nuestro concepto, la severidad 
con que habla el maestro Febrer 
de la historia del P. Pons. sin la 
cual tan difícil le hubiera sido es- 
cribir la suya, es por mas de un 
aspecto injusta. Halla defectos, . 
anacronismos y omisiones en la 
obra qne con asiduo trabajo com- 
puso el que le precedió, y él no 
deja de cometerlos también. La 
historia del P. Vicente Pons es un 
rico y abundante tesoro de noti- 
cias de los dominicos de Mallorca, 
y si algunas veces se muestra de- 
masiado crédulo en sucesos que le 
han referido, si es pesado en la 
narración de milagros y aparicio- 
nes, si es fácil en designar, sin su- 
ficientes pruebas, el nombre del 
Santo Novicio, suple estas faltas la 
minuciosidad y el caudal de eru- 
dición que constantemente emplea 
para tratar las fundaciones y pro- 
gresos de los conventos. ¡Ojalá que 
con igual diligencia nos bubiese 
hablado de los artistas que se ocu- 
paron de sus fábricas y de las obras 
que han escrito los inumerables 
dominicos ilustres en letras que ha 
producido Mallorc il En esta parte 
se muestra tan conciso, como lato 
y pesado al tratar de la virtud y 
vida ejemplar de mucho^ religio- 
sos. Los que lean la historia del 
P. Pons y se hagan cargo de lo que 
era el suntuoso convento que en 
ella describe, se pasmarán al con- 
templar que hubo valtr bastante 
])ara borrar de Palma aquella ma- 
ravilla del arte y reducirla á es- 
combros. De entre estos se recojió 



sobre el coro, en la que se ven es- 
culpidos los blasones del ilustre li- 
nage Brondo. y un caballero que lo 
lleva la mandó colocar en 30 de 
setiembre de 1862 sobre el portal 
de su casa de Valldurgent, con cu- 
yo motivo un peregrino inf/enio 
escribió la poeáía que sigue: 

Podra qu' un Icmps jo inirava 
Ab rcspecla y cortesía, 
Perqué baix de lu lií liavía 
Un cor de saiils que cntoiiavo 
Hiuincs á Dea ; á Alaría; 

Aro nqucll lom[>s ja 's passat, 
y al) trisiesa oslig vcinl 
Qu' u» allrc U-ujps ha posat 
Lo qu' era objotte sogral 
En un lloc uioll direrent. 

Axi com s' arranca un /ibro 

Y el tornan á trasplantar, 

T' han arrancit, precios niabre, 
Ü' allá alionl te va sembrar 
Sa ma inleligcnt d' en Fabre. 

Y Irasplanlal te iiiir ara 
Desde el temple ahont sentías 
Entre dulsas armonías, 
Pujar íx tú es fum de b' ara 

Y lus plants de Ilieremias. 
¿Porque cls humos inconstants 

Han niudal sa teua sorl? 
Ja may mes d' objectes sants 
llodotjada com abans 
El veuras p' es teu conhort. 

Se m4 de Deu cscrigaé 
Que sis sigles sois de vida 
Tengués sa casa que unida 
A 611 eslava, y resolgué 
Que llavó fós destruida. 

lumutables vuy s' ostentan 
Unas onas bon douradas 
Qu'cn tú es miran entalladas, 
Blasons (¡uc mos representan 
Sai) edals que son passadas. 

Blasons que no morirán 
Perqué no nioriren ja. 
Sino que recordarán 
Días que semprc serán 
Do plant y plor p' el crisliá. 

Si vollros inanimats 
No esliguesseu ¡cuant diríau! 
¡Cuanls de sucesos passats 
Y picseuts mos contaríau 
Quo 's tendrán bcn olvidáis! 

Quedan muts, blasons insignes, 
Com muda está sa noble so/ 



PON 

Ksperanl dias benignos, 
Kspeíaiil que <iiiis dignes 
Del m )n i)orren sa vilesa. 

Descansan deiiiunt sas glorias 
Peis no'.des que recordau, 
Y no olvideu sas nieniorias 
Que csnilas de sas historias 
A cada fulla trobau. 



II. Perfecto triunfo de la paz 
confirmado con públicos actos, ce- 
lebrado con alegres fiestas, alcan- 
zado por el limo. Sr. I). Fr. To- 
mas de Rocamora Obispo y Vir- 
rey de Mallorca. Ms. en fól. cuyo 
original vá á lo último de la his- 
toria de los conventos de domini- 
cos. Es una relación délos festejos 
celebrados en Mallorca cuando se 
firmaron las paces de los bandos 
en que se hallaba dividida la no- 
bleza. Fd obispo Rocamora en car- 
ta que escribió al P. Pons le dice 
que ha desempeñado muy á su 
gusto el encargo que le hizo de es- 
cribir esta relación, con cuyo mo- 
tivo desea que se dé á la estampa. 
Esto no se verificó seguramente 
por haberse impreso otra relación, 
aunque mas breve .que la del P. 
Pons, que sobre el mismo asunto 
escribió D. Vicente Mut, Acerca 
de aquel acontecimiento se dio tam- 
bién á la imprenta un poema titu- 
lado Marte en la paz del canónigo 
D. Antonio Gual. 

III. Vida y milo.gros del V. P. 
Fr. Julián Font y Roig domini- 
co. La escribió por encargo que le 
hizo desde Palermo, en carta del 
año 1639, el general de la orden 
Fr, Nicolás Rodulfo. Vio e.ste ma- 
nuscrito y lo cita en su Vida del 
mismo venerable, el Dr, D. Anto- 
nio González, 

IV. Ditersorio predicable y 
moral. 1 t. fól Ms, Lo cita el cro- 
nista D, Buenaventura Serra, co- 
mo existente en el archivo del real 
convento de Sto, Domingo; y dice 
que este códice comprendía muchas 
noticias curiosas recopiladas por el 
P. Pons, entre cllas^ una breve re- 



127 = PON 

lacion de la reñida d Mallorca 
del Serrno. Principe D. Juan de 
Austria el año 16-1-7, de la que 
poseemos una copia; los interroga- 
torios déla V, Sor Esperanza Bor- 
ras; algunos apuntes sobre el P. 
Rafael de la Cárcel y sobre un her- 
mano suyo; y una multitud de do- 
cumentos muy interesantes. ' 

V. Vida del V. P. Fr. Gui- 
llermo Malferit, religioso domi- 
nico. La escribió, como él mismo 
Pons asegura, por haberle dado es- 
te encargo el general de su orden 
en carta que le dirigió desde Pa- 
lermo en 6 de noviembre de 1646, 

VI, Sermones varios. 4 t. 4." 
Mss, que existían en la biblioteca 
de su convento. 

VIL Poesías d lo divino, las 
mejores que Jiasta hoy han pare- 
cido, escojidas de diferentes AA. 
aunque las demás son nuevas y 
no están impresas ni se sabe el au- 
tor. Dedicadas a la Reyna de los 
ángeles María Nra. Sra. del Ro- 
sario y al glorioso padre ¡S. Vi- 
cente Ferrer, por Fr. Vicente 
Pons, del orden de Predicadores, 
año 1630, 1 t. 4,° Ms, muy abul- 
tado, original en la biblioteca de 
Montesion. Ademas de las poesías 
suyas y de otros autores, contie- 
ne este libro varios sermones, la 
relación de un milagro de S. Vi- 
cente Ferrer, que tuvo lugar en 
Mallorca el año 1599, y otras no- 
ticias curiosas. Entre sus poesías 
hay un romance en castellano de 
la vida del santo novicio, y unos 
goigs á S, Vicente Ferrer que em- 
piezan así: 

Puis Dcu pera micsajer 
D;;l judici hcus ba cnvial; 
Siaunos semprc advocat 
Gloriós Sant Vicens Ferrer, 



953, 

fi*o:¥SETi (Bernardino José), 
Oficial de la secretaría del M. I. 
Ayuntamiento de Mahon, en cuya 



PON = 128 = ^^^ 

dad nació el día 4 de abril de J^ifffemo Sue. traducida al caste- 

■ " llam por kc. M ilion, iinpr. del 

Eco de Menorca, 1856. H.*" de 51 



1833 de los Sres. D. Francisco Pon- 
setí y D.'' Josefa Pratá de x\ledo. 
Es el primogénito de su casa, y co- 
nociendo sus padres la inclinación 
que tuvo desde su infancia á la li- 
teratura, no perdonaron medio al- 
guno para darle una educación es- 
merada, compatible con las aspi- 
raciones que tempranamente ma- 
nifestara. En tres años hubo es- 
tudiado con notable aprovecha- 
miento la gramática latina: se- 
guidamente se dedicó al derecho 
romano y k los idiomas francés, 
inglós é italiano, que llegó á poseer 
perfectamente, comolo prueban las 
varias obras que de ellos ha tra- 
ducido al castellano. Durante los 
referidos estudios, aumentaba el 
caudal de su saber, dedicándose 
asiduamente á los de humanida- 
des, matemáticas, geografía, his- 
toria universal, y poesía, y á me- 
diados de 1854, en que se inauguró 
la segunda época periodística de 
Mahon, contribuyó poderosamente 
á ello con su laboriosidad y esquí- 
sitos conocimientos. Sale á luz el 
Correo de Menorca y desde luego 
aparecen en él bellas composicio- 
nes del Sr. Ponsetí. Recordamos los 
títulos de algunas de ellas que leí- 
mos con gusto en los primeros nú- 
meros: 'Política estrangera: Guer- 
ra de Oriente: Periodismo. En 
1856 einyezó á publicarse el Eco 
de Menorca, y el Sr. Ponsetí sí- 
guió honrando sus colunas con 
otra serie de producciones de su 

f)luma. Ademas de muchos artícu- 
os políticos, literarios, filosóficos é 
históricos que han salido en el mis- 
mo periódico y en otros de Madrid 
Palma y Barcelona, ha dado á la 
estampa las obras siguientes: 

I . El Caballero de TrejleuT, no- 
vela original de Mr. G. de Mole- 
nes, traducida al castellano por 
&.C. Mahon, impr. de D. G. Ignacio 
Serra, 1855, 8.Me72 págs. 

II. Cecilia ó sea una muger 
dichosa, novela original de Mr. 



págs- 
III. 
ahorros 
1857. 8 
IV. 



cajas de 
de id. 



Bese /la de las 
Mahon, impr 

° de 16 págs. ^ 

Resumen histórico del 
canto. Barcelona, í:npr. de Ramí- 
rez, 1858. 8.Me 18 págs. 

V. Memoria sobre li agricul- 
tura' romma. Mahon, imi)r. de Fá- 
bregucs, 1858. 4.^ de 10 págs. 

VI. La marquesa de Sevigné. 
Barcelona, inpr. uceva, calle de 
Patritxol, u." 14, 1859. 4." de O 
págs. 

VIÍ. Educación de lamuger. 
Barcelona, impr. id. 1859. 4." de 
45 págs. 

VIII. El poeta Aljieri. 8.'' Ms. 
de 200 págs. 

IX. Memorias de Normando 
Mac- A Ipino, ge/e de una de las an- 
tiguas tribus de Escocia. Tradu- 
cidas del inglés por &ic. 1 t. 4.** 
Ms. de 336 págs. 

X. La restauraciojí de Me- 
norca. 1 t. 8.*^ Ms. 

XI. Impresiones de tiage por 
Cataluña. Se han publicado en El 
mallorquín en los días 7 y 29 de 
mayo, 5, 6 y 13 de junio, 4 y 30 
de julio y 1." de agosto de 1861. 

XII. La boca del infierno. Es- 
ta novela se insertó en el Diario de 
Palma, empezando á salir el día 
11 de noviembre de 1862. 

XIII. Una mirada á la Gre- 
cia. Leyenda que ocupa una mul- 
titud de números del referido Dia- 
rio y del Projiagador Balear de 
últimos de 1862. 

Mientras escribimos estas líneas 
hemos visto en el Diario de Me- 
norca los artículos del Sr. Pon- 
setí que llevan estos títulos: Do- 
nizetti y su escuela: Ronconi y 
Maria de Rohan: El ramillete de 
la juventud. 



PON 



D54, 



129 - 



PON 



Pox* (Antonio). Arzobispo 
íáe Oristany, en Cerdeña, hijo de 
una familia solariega de la villa 
de Selva. Nació en el año de 1500, 
según apunta el cronista de los tri- 
nitarios de Palmti, y en su mas tier- 
na edad ya mostró una gran in- 
clinación á la virtud y al gliber. 
Hizo los primeros estudios en el 
colegio del monte de Inca. Pasó á 
Palma para cursar la retórica, 
vistió en esta ciudad el hábito de 
trinitarioeldia6de enero de 1518, 
y así que hubo profesado, viendo 
los PP. del convento de Sancti Spi- 
Htiis su precoz talento y su afi- 
ción al cultivo de los conocimien- 
tos humanos, le enviaron al de Lé- 
rida y allí estudió las facultades 
mayores, saliendo aprovechadísi- 
mo en filosofía y teología. Nom- 
brado catedrático de artes en aque- 
lla universidad, tuvo el gusto de 
ver salir de su escuela discípu- 
los muy eminentes. Fué teólogo 
consultor del obispo de aquella 
misma diócesis; recibió la borla 
de doctor en ambos dei^chos; le- 
yó teología escolástica y esposi- 
tiva; y por su elocuencia en el 
pulpito llegó á adquirir tan justo 
renombre que se le llamaba el 
apóstol de Cataluña. Después de 
haber regentado cátedras en la uni- 
versidad de Lérida, por espacio de 
22 años, fué nombrado ministro 
del convento de trinitarios de Pal- 
ma en el de 1553. Aquí permane- 
ció hasta 1559, consagrado al ejer- 
cicio de la predicación: pasó luego 
de ministro al convento de Mur^- 
viedro, asistió al capítulo general 
de Daroca, y luego se le destinó, 
con el mismo cargo, al dé Vin- 
gaña. Era ya difinidor cuando en 
1567 se le nombró ministro del con- 
vento de Lérida, y en el capítulo 
de 1577 volvió á ocupar el mismo 
T. lu 



cargo en el de su patria. Noti- 
cioso el rey Felipe II del talento, 
sabiduría y virtud de nuestro pai- 
sano,, le nombró en 16 de enero 
de 1578 canciller de competencias 
del reino de Mallorca, y por este 
mismo tiempo le eligió su Santi- 
dad juez conservador de los PP. 
agustinos de esta isla. El P, Oso»- 
rio en sus Varones ilustres de la, 
orden de la Santísima Trinidad^ 
pág. 255, dice que habiendo sido 
electo arzobispo de Oristany hizo 
dim.ision de esta prelacia. La cró^ 
nica j\ís. de los trinitarios de Ma- 
llorca afirma que Pont fué uno dé 
los hombres eminentes en letras-, 
que escribió inumerables tratados 
de teol-ogía, muchos tomos de ser- 
mones, y las obras siguientes, que 
existían en 5 t. Mss, en la biblio- 
teca del convento de Palma. 

L Be OTigine, dominio., et pre^ 
judici is Caticellarice Majoricensis . 

IL Sintagma iejiliisica et viú^- 
taphisica cum sinopsi de inmor- 
talitate animce. 

III. Fragmenta de artilus ei 
facuUatibiis compilata eí; Arhore 
Scienlia B. M, Raymnndi Lulll 
Mapricensis. 

V^^ Qiicestionés qiiod liheticít 
de principio sacri tidtus airea ^e-^ 
rum. JDemn i% Ínsulas Majori- 
carum. 

V. De Arianis Religionis ca- 
tholicm contra pseudo^-Christianos 
Baleares. 

Cultivó el P. Pont la poesía la- 
tina, pero no hemos visto mas pro'- 
ducciones suyas que las dos es- 
critas en exámetros y pentámetros 
impresas en 1563 al frente del Rc'- 
forniatorium Provincia! Arago- 
nice Sanctissima Trinitatis. en 
elogio de esta obra y de su autor 
el obispo Fr. Gerónimo García. He- 
las aquí. 



Ir 



PON - K^O == ' I'ON 

I. 

Si miramur opcs fallaccs divilis II;el>ri 

Pastoli, gangis íluminis atqiic Tagi. 
Sí roirainur opcs que claiisa cubilia ciíBSSI, 

Atque mide lolis continuere locis. 
Si miramur opos Arabura, quos Pluto bcavit 

Imo quidquid opum mundus avarus habct. 
Cur non miremur coel ;ste volumen, el iter 

Magnas divitias, connumcremus ídem? 
Cur non miremur, veneremur, amcnus, el hujas 

Egrcgium aucloiem, nonne vercmur ero? 
Nempc pías gazas, coelcslia muñera r.obis 

Thcsaurum aítcrnum, dona beata dabit. 
Verba sacrata docct, morlalia crimina damnnl. 

Colla subiré monet, quosUbet absquc mclu. 
Erigit aurículas monachorum, vece díserla, 

Acrii verba tonal, qua; sibi forlis Agun. 
Sie poleris Ia;lo coelos ascenderé vulto, 

Ergo age, quod (velut esl) sil libi nila proba. 
Quisquís in aetereum speras ascender'; regnum, 

Et cupis asVreas ex superare deas. 
Ad sánelos propera Paires, ampieclcrc mores 

Lcx ígnita moncl, fine probante bona. 
Hinc Odei nosira;, pandelur semita, el omnes 

Errorum latebras, dogmata sánela fuganl. 
Quísquíe Deí famulus fu.>ril, Christiquc saccrdos 

Hoc sale conditus, dulcía mella fcret. 

II. 

Laus tibí prajdulcís, verax panssíme prassul 

Egrrgios ínter gloría prima \iros. 
Forlis et in bello sacro, lar máxime praisul 

Ármalas gladio, cíngis ovílc Deí. 
García vive diu, florcns saturnia proles. 

Pro racritis tantís sydera celsa pelas. 

Al limo. Pont se debe la estre- lo asegruran los PP. Cervera y 
cha observancia que se guarda en Reynés. Elogian^jr.Uamente al ar- 
los monasterios de religiosas de zobispo Fr. Antonio Pont, y lia- 
estas islas, pues él fué quien re- blan de su mérito y de su doctrina: 
formó y estableció las reglas y es- Mut, en su Jústorir. Tapia, De re- 
tatutos que rigen en los mismos, hics religiosis: Gil González, Com- 
cuando Gregorio XIII, penetrado pendió histórico de la relír/ioii Tri- 
de su sabiduria y virtud le nom- nitaria: el P. Vicente Gómez do- 
bló visitador de todos ellos. El fué minico, Dzfensa de las lágrimas 
quien dispuso la traslación á esta de los justos y de las sagradas re- 
ciudad de las monjas de Pollensa, ligiones: el libro I de las A otas de 
y dio hábito, constituciones, profe- la Provincia de Trinitarios: el 
sion y clausura alas mujeres de P. Altuna ensu 6Vó^¿í?í?.* el P. Pa- 
la casa de la Piedad, y dejando mu- blo Aznar en sus Ejercicios espi- 
chas memorias de su virtud y de rituales: el P. José Rodríguez, No- 
su celo por el bien de las almas, r>enario Sacro: el P. Ignacio de 
falleció en el convento de Palma S. Antonio, en su Necrologio To'i- 
el dia 17 de enero de 1580^ como nitario: el P. Lorenzo Reynés, 



PON - 131 - PON 

Vida (Id B. Miguel de Arf/emir, mana llamada Verónica, de la que 



y otros. 



955. 



Pon'T (Dionisio). Poeta ma- 
llorquín del siglo XVI, que en do- 
cumentos de su tiempo hemos vis- 
to que se titulaba maestro de canto. 
D. Buenaventura Serra en sus Mss. 
dice que dio á luz muclias poesías, 
pero solo liemos visto citada la que 
lleva este titulo: Vertadcra relació 
del comhat na val deis cristians ten- 
gut en lo golf de Lepanto ciian- 
tre els infaels. D. Julián Balles- 
ter en sus Memori'is genealógicas 
de la casa de Desjmig dice que es- 
tá impresa en Barcelona, año 1571 , 
y copia de ella los versos que si- 
guen: 

Que ¡Ilustre gcnt castellana 
Aportaba Don Juan, 
Geiit tudesca, itoüann, 
Brava geni la catalana 
Que haurán fet de tallar carn. 

De Mallorca, illa tlcurada^ 
Es allí Puig Capitá, 
Que deis moros de Granada 
Porta la gent carnisada, 
Que per cll pochs turchs hi há. 

Per totas parts esta nova 
Fará d' assó gran scntit: 
Tant lo rich, com borne y dona, 
Tot cstanicnt de persona 
Pri'ga per ell día y nit. 

El cronista Serra, antes citado, 
vio los versos latinos que trae Dá- 
mete, edición mihi pág". 19, con 
la firma de JDísiponsi, seudó- 
nimo que uso Dionisio Pont en 

composiciones suyas impre- 

Mss. 



otras 
sus y 



956. 



Poi^T (Martin). Natural de 
Palma é liijo de Onofre y Cata- 
lina Perelló. Recibió el hábito 
de religioso agustino en el con- 
vento de esta ciudad el dia 17 de 
noviembre de 1G9 i. Tuvo una her- 



hablaremos luego: fué muy apli-r 
cado al estudio, cultivó la poesía 
niallorqnina, y falleció en Palma 
el dia 13 de agosto de 1766. Es- 
cribió varios opúsculos ascéticos 
en honor de la virgen María, de 
los novísimos y de la pasión de 
Nro. Sr. Jesu Cristo, y una mul- 
titud de poesías. Estas composi- 
ciones que forman 1 t. 4.° Ms., 
con la fecha de 18 de mayo de 
1766, existen originales en la bi- 
blioteca del Sr. conde de Ayamans. 
Un canto dedicado á la sagrada 
Eucaristía empieza así: 

¡Oh taula regalada! 
¡Oh divino meniar molt suavíssim! 
Vianda apreciada, 

Eufaní de los ceis molt guslosíssini, 
No se troba amargura. 
Per qu¡ el rcb dignamcnt tot es dulzura. 



957. 

POi^'T (Pedro). Religioso -tri- 
nitario, obispo de Cluni, conde del 
Palatino é inquisidor apostólico de 
Mallorca, á quien el P. Francisco 
de la Vega en su Crónica Tri- 
nitaria da por patria la villa de 
Aranda en Castilla la vieja, ase- 
gurando el P. Cervera en su His- 
toria Ms. que fué mallorquín, 
como también lo afirma el P. Ló- 
pez en la Vida del V. P. iSe- 
hasiian Roles. Los PP. Altuna y 
Figueras dicen que vistió el há- 
bito en Valladolid, leyó filosofía y 
teología en varios conventos de 
Castilla, vino al de Mallorca, sto 
patria, con el cargo de ministro. 
Otros escritores pretenden que en 
esta ocasión la comunidad le pro- 
hijó, y los cronistas baleares, sin 
indagar si nos pertenece como á 
hijo nativo de la isla, se conten- 
tan en referir minuciosamente lo 
mocho que trabajó en 1522 y lo 
perseguido que fué por haber em- 
pleado su celo en la reducción de 
los comuneros, como veremos lúe- 



PON 

g'O. Elevado \^v Julio II á la mitra 
episcopal de Cluni en 1 .° de enero de 
Í511, teniendo la edad de 45 años, 
asistió en 1512 al concilio general 
lateranense, convocado para^ de- 
primir el furor de varios herejes y 
proceder contra los cismáticos que 
acaudillados por el cardenal Ber- 
nardino Carbajal habian levanta- 
do el grito de rebelión. En este 
concilio se resolvió la formación 
de un nuevo breviario para toda 
la orden de la santísima Trini- 
dad, pues cada provincia tenia el 
smyo particular sin mas aproba- 
ción que la del ordinario, notán- 
dose en €llos una gran variedad 
en las misas, rezados^ ritos y ce- 
remonias; y conociendo las pro- 
vincias españolas que nadie mejor 
que el obispo Ve. Pedro Pont po- 
día desempeñar tan espinoso en- 
cargo, se confió esta comisión á 
su profunda inteligencia. Formó 
el breviario con el acierto que era 
de esperar y presentado al ponti- 
fico León X, lo sometió al examen 
del Rmo. P. Silvestre Prierío, 
maestro del sacro palacio, quien 
dio su dictamen, y su Santidad la 
aprobó con breve de 18 de setiem- 
bre de 1517, dándose á luz en 
Valencia y año 1519: en Coimbra 
1528: en Salamanca 1537 y en Se- 
villa 1545 con este título: Brevia- 
Hum atl usum fratncm Sacri or- 
dinis Sanctissimoi Trirútatis de 
fcdemptione captworum. Deseoso 
el espresado pontífice de teííer á su 
lado un varón de tantas luces, le 
nombró vice-gerente de Roma y le 
condecoró ccm el titulo de conde del 
Palatina; pero muy pronto solicitó 
de su Santidad permiso para -venir 
á Mallorca con el fin de que sa 
convento disfrutase las mucbas in- 
dulgencias, prerogativas y pri- 
vilegios que habia alcanzado para 
el mismo, y en particular para la 
devota capilla de los Dolores, cuya 
fábrica se debía á su piedad. Llegó 
á Palma á tiempo que había estli- 
llado la ger manía y fué mucho lo 



- 132 =: Po>: 

que obró para deprimir aquella 
conjuración contra la aristocracia. 
Ausentes de la isla los inquisido- 
res, en tiempo tan calamitoso, con- 
fiaron al limo. Pont todo el peso 
del tribunal, quien se encargó del 
misma en 12 de febrero de 1522; 
y como al parecer hizo causas de 
fé las que eran puramente políti- 
cas, la casa del santo oficio fué 
repetidas veces asaltada por los 
agermanados y el gefe de aquella 
terrible institución, cuyo empleo 
no debía ser o4iro sino el de vigilar 
contra la Iieregía, fué atrozmente 
perseguido. Redncidos por fin los 
revoltosos, se ocupó el infatigable 
Pont de procurar á la Iglesia de 
Mallorca los mayores beneficios: 
obtuvo en favor de ella varias 
gracias apostólicas y reales, y la 
de poder ordenar seculares y re- 
gulares eslra témpora, que le 
concedió el pontífice en virtud de 
breve del aña 1530. Murió en el 
convento del Remedio de Valencia 
el día 3 de mayo de 1545, como 
escribe el P. Cervera, dejando en 
el de su patria muchas memorias 
que inmortalizaron su nombre, 

958. 

lPo:%'T (Pedro). Natural de Al- 
cudia en cuya ciudad nació el día 
12 de febrero de 1686^ de Pedro 
Pont y Roigy Martina Idampayes 
y Abrines, ricos propietarios, á 
quienes heredó por haber fallecido 
ambos en 1695, respecto á que su 
hermano mayor el P. Buenaventu- 
ra Pont era religioso observante. 
Después de terminados en su patria 
los estudios de humanidades, abra- 
zó también el estado religioso y 
vistió el hábito de la espresada or- 
den en el convento de S. Francisco 
de Asís de Palma, el día 24 de ju- 
nio de 1704. Cursó filosofía y teo- 
logía con macho aprovechamien- 
to; ordenóse de sacerdote en Bar- 
celona por estar vacante la mitra 
de Mallorca; residió algún tiempo 



PON 



- 133 = 



roN 



en el colegúo de S. Miguel de Es- 
cornalboa en Cataluña, donde ma- 
nifestó los deseos que tenia de pa- 
sar á la conversión de infieles, y 
regresado á Palma, dentro de po- 
co recibió la patente de predica- 
dor apostólico. Embarcóse para 
Maguncia en 1712: estudió allí va- 
rios idiomas con el célebre Ibo Zál- 
zinger, y estando bien instruido 
en ellos se puso en camino para el 
Perú: residió en el colegio de Pro- 
paganda fide en el valle de Janja, 
distante 50 leguas de Lima: asis- 
tió en el pueblo de S. Antonio de 
Euneno al suplicio de varios após- 
tatas que habian martirizado á 
nueve religiosos. Predicó elocuen- 
tem.ente y con mucbo celo á \o& in- 
fieles del cerro de la Sal y del Cuz- 
co. Destinado en 1743 al nuevo co- 
legio de Guaráz, distante de Li- 
ma 80 leguas, donde se ejercitaba 
en su ministerio, le sobrevino la 
muerte en 1744 en una viña de 
los jesuítas llamada "Mutocache, 
cuyos padres le dieron sepultura 
eD su oratorio. Escribió: 

Esp03Ício7i de la Regla de la or- 
den Seráfica de N. P. S- Fran- 
cisco. 1 t. 8.° Ms. que existia en 
el archivo de la provincia de ob- 
servantes de Mallorca, cajón IV 
número 13, según hemos visto no- 
tado en el índice del mismo que 
tenemos á la vista. 



959. 

PoMT (Verónica). Natural de 
Palma: vistió el hábito de tercia- 
ria de la orden de San Agustín, 
y profesó en 2 de ag-osto de 1707. 
Tuvo un hermano, religioso de la 
misma orden llamado Fr. Martin 
Pont, de quien hemos hablado. 
Murió santamente, en esta ciudad, 
el dia 2 de noviembre de 1747 de- 
jando escrita su vida, de su pro- 
pio puño, en 1 t. 4.'' de 600 págs. 
que poseia original el »Sr. Furió, 
con algunas anotaciones, puestas 



al fin de cada año, de letra de so 
confesor el P. Bartolomé Ribas. 

960. 

I^omt-Wezmíb (Gerónimo), 
Hijo de Guerao Pont-Dezmúr, Da- 
micellns. En 23 de diciembre de 
1591 contrajo matrimonio con Isa- 
bel, hija de César Fació mercader 
genovés, y siete años después to- 
mó parte á favor de los Rossíñol 
en los bandos contra los Angla- 
das. Dedicóse á las investigacio- 
nes históricas y al ex/imen de do- 
cumentos y libros antiguos, como 
lo prueba el cuaderno que lleva 
su firma con este título: 

Borró de la esplicació de unpro- 
nosticli deiin GavaUer Strolech dit 
Bernadde Mogoda, elqualpronos- 
tich dirigeix alBishe de Barcelo- 
na. Fen dit pronostich apres que 
fonch d la presa de Mallorca ciiant 
ultima dament laprenguéelJReyeit 
J áteme lañy 1229. Ms. 4.°originiai 
en la biblioteca deMontesion. Pre- 
cede una copia de la poesía de Mo- 
goda de quien hemos hablado en 
el artículo de este: signe un pró- 
logo en el que asegura que en 1 57G 
el virey D. Miguel Moneada pidió 
á un eclesiástico nonagenario no- 
ticias de la germanía de Mallorca, 
y aquel sacerdote, creyendo que 
todo el vaticinio de Mogoda alu- 
día á las referidas alteraciones, es- 
cribió una interpretación del mis- 
mo y se la dio al limo. Moneada. 
Vio Pont-Dezmúr el trabajo del 
cura, y toda la profecía comen- 
tada, juzgó que aquella esplica- 
cion era inexacta, atribuyéndolo 
á falta de inteli*'encia en el intér- 
prete, y apoyado en relaciones que 
encontró de varios autores y en do- 
cumentos, emprendió la tarea de 
poner en claro todo lo confuso de las 
alusiones de Mogoda, impugnando 
los disparates del eclesiástico. El 
prólogo lleva la fecha de 5 de no- 
viembre de 1606, y siguiendo á 
este la numeración que ha puesto 



á cada estrofa de la misteriosa poe- 
sía, esplica minuciosamente su 
significado. En confirmación de los 
hecliosque refiere, cita con frecuen- 
cia libros y documentos y aun de- 
signa el archivo ó lugar donde ha 
ido á consultarlos. 



POR 



963. 



CGl 



Religiosa 
de Santa 



PoQUB^T (Bárbara), 
agustina del monasterio 
Magdalena de esta ciudad, en la 
que nació de los Sres. D. Juan Bar- 
tolomé Poquet, ciudadano militar, 
teniente de maestro racional de 
Mallorca, y D.* Catalina LuU y 
Tomás, última descendiente del 
gran Ramón Lull y como tal po- 
seedora de Horta y Horteta en la 
villa de San Juan Fué muchas ve- 
ces priora y obtuvo todos los de- 
mas cargos de su monasterio: dis- 
tingi(jse por su talento y por su 
conocimiento en materias místicas 
y murió en 17 de enero de 1630. 
Plácido Ruleno y el cardenal Des- 
puig, citan los apuntes y noticias, 
que escribió sobre la vida y virtu- 
des de la V. Sor Catalina Tomás, 
que aprovechó el P. Valperga pa- 
ra la que compuso y dio á la es- 
tampa. Sor Bárbara Poquet y Lull 
declaró en el proceso instruido en 
1626 parala beatificación de aque- 
lla sierva de Dios, y contaba en- 
tonces la edad de 76 años, por con- 
siguiente hubo de nacer hacia el 
de 1550. 

962. 

Poquet (Juan). Carmelita 
mallorquín del siglo XVI á quien 
el P. Torrens en el tomo IV de 
sus Glorias del Carmelo, págs. 23 
y 68 cita como autor de memo- 
rias Mss. de los religiosos ilustres 
del convento de Palma. 



PoBTElil- (*iANCisco). Pro- 
curador real de Mallorca en el rei- 
nado de D. Pedro IV, por cuyo 
destino percibía anualmente lüO 
ÍB 4- Lo desempeñaba aun en 1351, 
año en que se hizo en esta isla 
un donativo para aprestar una ar- 
mada contra Cerdeña, y él se sus- 
cribió por una anualidad de su 
sueldo. Tuvo por compañero en el 
empleo de procurador real á Jaime 
Negre, sujeto que figuró mucho 
en los disturbios de Jaime lll con- 
tra D. Pedro, pues era uno de los 
pocos de quienes fiaba el famoso Gi- 
laberto de Centelles, con cuyo mo- 
tivo le comisionó á Barcelona y á 
Valencia para decir allí de pala- 
bra lo que no podía decir con la 
pluma. Ambos procuradores rea- 
les escribieron: Aquestas son las 
ordinacioyis fetas per los honrats 
en Francesch de Porlell é en Jac. 
Negre en lañy MCCCLI. Sobre 
los comprador s deis del mes del vi 
de la ciutat é de la yla de Ma- 
lorches. Existían originales en 
el códice del archivo patrimonial 
titulado Declarado deis drets deis 
Barons, que años há no se halla 
en esta isla. 



964. 

PoBTKiii^A (Antonio). Na- 
tural de ISIahon, é hijo de D. Ra- 
fael Portella y D.^ Juana Henrich. 
Tuvo una hermana llamada Eu- 
lalia que fué religiosa del monas- 
terio de las Teresas de esta ciudad 
de Palma y murió santamente en 
el mismo el día 8 de junio de 1767. 
Estudió D. Antonio en colegios y 
universidades de Mallorca, Bar- 
celona y Francia: recibió la borla 
de doctor en sagrada teología, ob- 
tuvo un beneficio en la catedral de 
Ciudadela y últimamente fué nom- 



POR 



135 = 



rou 



brado por S. M. capellán del hos- 
pital militar de Palma, donde fa- 
lleció en 27 de noviembre de 1765. 
Escribió: 

Rudiments de la Ueiigua llati- 
oía, per apendrer facilment, y en 
breutemps la constnicció comuna. 
Á Mallo, en casa de Joseph Pa- 
yen, impressof del Rey, carrer del 
Pont del \Castell M.DGC.LXI. 
1 t. 8.° de 80 págs. El Dr. Ramis 
cita una edición de 1760 que no 
liemos visto. 

Nou metliodo per apendrer la 
llengua llatina; dedicat al Sen- 
yor Conté de Lannion per el Poe- 
tar Antoni Portella y AnricJi.^ 
Primera part deis rudiments. A 
expensas del author. A MaJió, en 
casa de Joseph Payen, impressor 
del Rey, carrer del Pont del Cas- 
tell M.DCC.LXII. Ah permissió 
deis superiors. 1 1. S.^le VIII-80- 
24págs. Es la misma obra anterior 
con la variación del titulo, y la 
añadidura deis géneros deis noms, 
tratado que ocupa las últimas 24 
págs. del libro. La dedicatoria al 
conde de Lannion, gobernador de 
Menorca durante la dominación 
francesa, está escrita en latin, y 
vá adornada con el escudo de sus 
armas en boj. Otra edición tene- 
mos de esta gramática, en cuya 
portada se omite Á expensas del 
autJior, y lleva este pié de im- 
prenta: Á mallo en casa de Joan 
Fábregues Notari, impressor, en 
el cami del Castell M.BCC- 
LXXXIII. Al permissió deis su- 
peñors. 1 t. 4.° de VI-80-24 pá- 
ginas. Propúsose Portella vencerla 
preocupación general de enseñar 
la gramática latina en un idioma 
estraño, y con el objeto de que 
aquella enseñanza no fuese tan di- 
fícil, escribió su método en lengua 
vulgar, consiguiendo cuanto de- 
seaba; pero su obra se considerará 
siempre como manca, porque no 
abraza todas las partes de la cien- 
cia de que debia tratar en ella. 



965. 

Agustín) . Nació en Llucli- 
mayor el dia 30 de febrero de 1715 
de Pedro Pou y ü'Jargarita Ser- 
vera. Vistió el hábito de religioso 
dominico en el real convento de esta 
ciudad en 15 de setiembre de 1731; 
hizo los estudios mayores en el co- 
legio de Orihuela; fué maestro de 
retórica, regentó muchos años una 
cátedra de teología, en esta univer- 
sidad; obtuvo el grado de padre 
maestro y el cargo de examinador 
sinodal de esta diócesis, y murió, 
siendo prior del convento de Pal- 
ma, en 13 de julio de 1786. Es- 
cribió: 

Sicmmaartis Retorica exinsig- 
ni opere, Rlielorica Ecclesias- 
tica, inscripto, Venerahilis P. Fr. 
Lícdovici Granatensis ordinis Pra- 
dicatoriim, deprompta: et facilio- 
ri, doqnentuñ studioscB juxentutis 
captui accomodata: addita sunt 
progymnasmata, hreviter explána- 
la, ítem, Elegantiarmn regulce. Et 
metliodiis constrnende orationis. 
PalmcB Balear ium in Typog. Gtci- 
lielmi Panga, p^vope Uuiversita- 
teniMPCCLXIX. 1 t. 8.° de 149 
págs. Hay otra edición que si se 
compara únicamente la portada, 
con la de la anterior, se creerá ser 
la misma por los tipos, imprenta y 
año, que todo es exactamente igual; 
pero el testo varía bastante, desde 
la mitad al final, y lleva tratados 
que no se leen en la primera: es 
1 t. 8." de 153-XLV págs. 

966. 

Pou (Antonio José). Joven 
mallorqnin de mucha instrucción 
y de riquísimas esperanzas. 

La cueva de la Ermita en Ar- 
ta de Mallorca. Este epcelente 
opúsculo se publicó en 1862 en 
la acreditada • Revista de Cata- 
luña, de donde lo copiaron los pe- 
riódicos de Palma, que en diferen- 



POU 



rz: 13t5 = 



POU 



tes ocasiones han insertado otros 
varios trabajos de la fecunda y ele- 
gante pluma de su autor. 

967. 

Pon ( Bartolomé ) . Algaida 
puede envanecerse de ser la patria 
de un hombre que fué la admira- 
ción de los sabios y cuyo mérito, 
virtud y talento respetó hasta el 
mismo Napoleón. Nació este va- 
ron elocuentísimo el dia 22 de 
junio de 1727, y sus padres Da- 
mián Pou y María Isabel Puig- 
server, honrados labradores, le 
destinaron al trabajo del campo; 
j)ero la casualidad de haberle vis- 
to un eclesiástico, detras del ara- 
do con un libro en la mano y muy 
aplicado á la lectura, le propor- 
cionó como á Sixto V una coloca- 
ción en la capital, donde estudió 
con aprovechamiento humanida- 
des. Contaba 19 años cuando vis- 
tió la sotana de S. Ignacio y lo mu- 
cho que aprovechó en los estudios 
le valió para obtener las cátedras 
de griego, retórica y filosofía que 
leyó sucesivamente en Cervera, 
Calatayud y Tarragona. Tan gran- 
de era el crédito de erudito que se 
adquirió en España, que la pro- 
vincia de Aragón se le confiesa 
muy deudora por haber promovi- 
do el difícil estudio de la len- 
gua griega en muchos de sus 
alumnos, y el sabio jurisconsulto 
Finestresen su Sylloge inscriptio- 
num, dando noticia de los que pro- 
movieron sus trabajos literarios, 
hace de él este magnífico elogio: 
«Entre los cuales (dice) obtiene el 
primer lugar el R. P. Bartolomé 
Pou jesuíta, íntimo amigo mío, des- 
de que enseñaba con grande acla- 
mación humanidades en Cervera. 
Porque este sujeto de singular eru- 
dición y elocuencia, cuando vivía 
en Tarragona, buscó con mucho 
cuidado, y copió con exactitud los 
epigramas antiguos que hay ins- 
culpidos en mármoles, cuyo origí- 



nal escrito con mucho cuidado tuvO 
la bondad de remitirme poco an- 
tes de ser llamado á Calatayud 
para enseñar la filosofía: y con- 
fieso que me sirvió mucho, ya pa- 
ra enmendar lo que otros habían 
escrito mal, ya para poder pu- 
blicar ahora algunas incripcio- 
nes halladas de nuevo y aun iné- 
ditas. Por lo que doy muchísimas 
gracias á este sabio á quien no 
las debe menos la república de las 
letras.» Cuando la espulsion ge- 
neral de la compañía de Jesús pasó 
á Italia y su reputación científica 
se difundió en breve por la corte 
pontificia, con cuyo supuesto el 
Papa Pío Vlle nombró su teólogo 
consultor. Siguió enseñando la li- 
teratura griega y la latina, salien- 
do de su escuela muchOvS y esce- 
lentes discípulos. Desde Koma se 
trasladó á Bolonia, en cuya famo- 
sa universidad desempeñó por al- 
gunos años el cargo de "rector, y 
cuidó 'de instruir en el griego á los 
nobles españoles del colegio de San 
Clemente fundado por el cardenal 
Gil Albornoz. Volvió otra vez á 
Roma llamado por su paisano el 
Sr. D. Antonio Despuig y Dameto, 
entonces auditor de la rota por la 
corona de Aragón, y mas adelante 
cardenal de la S. R. I., y allí contó 
por discípulos, entre otros muchos, 
á D. Fr. Benito Moxó, monge bo- 
nedictmo que fué arzobispo de 
Charcas en la América meridional, 
á D. Javier Argaiz, y á D. Juan 
Despuig yZaforteza, sugetos so- 
bresalientes en talento é instruc- 
ción. Desde Roma dirijiael P. Pou 
ásus amigos el Sr. conde de Cam- 
pomanes, D. Bernardo Nadal y D. 
Juan Colom, los dos últimos pai- 
sanos suyos y canónigos de esta 
catedral, las preciosas epístolas en 
latin que tenemos el gusto de po- 
seer. Promovido el Sr. D. Anto- 
nio Despuig á la mitra episcopal 
de Orihuela, siguió con él corres- 
pondencia, dándole cuenta de todos 
ios sucesos políticos y de las espe- 



POU = 1 

ranzas que tenia de ver restablecido 
el instituto de la compañía. En tan 
gústelas y útiles ocupaciones se 
entretenía el P. Pou cuando S. M. 
permitió á los jesuítas españoles 
volver á su patria. Entonces nues- 
tro paisano vino á Palma; vivió en 
esta ciudad con la dolde pensión 
que en 1799 le concedió el rey, de- 
dicado seis horas diarias al estudio: 
retiróse después á la villa de Al- 
gaida, donde permaneció este be- 
nemérito y virtuoso mallorquín 
hasta el dia 17 de abril de 1802 
en que la cruel, pero inevitable 
necesidad de la muerte, dejó un 
hueco en la lista de los grandes 
hombres. Su cadáver fué sepulta- 
do en aquella iglesia parroquial, 
cubierto su sepulcro con un már- 
mol que lleva grabada la siguien- 
te inscripción, dictada por el eru- 
dito D. Antonio Roig y Rexart ca- 
nónigo de esta santa iglesia. 

niG SITüS EST 

B.\RriIOLOMEüS POVIÜS 

ALGAYDENSIS 

K SOC. JES. QÜONDAM SACERDOS 

GRECAE LATINEQÜ/E DOCTISS. 

BOETOR. POETA CRICÜS HlSTORIGüS 

PHILOSOPHÜS THEOLOGÜS 

AB ACCERRIMO INGEMO 

MIJLTIPLICI ERÜDITIONE 

LIBRIS IN VÜLGARIIS EDITIS 

FAMA VEL APUD EXTEROS MAGISÜS 

MORUM INTEGRITATE CnATU. UOCTRINAE 

VINDICANDAE 

ARDORE 

SOLIDARÜM VIRTUTUM EXEMPLIS 

LONG. MAJOR. 

VIX. ANN. LXXIV MENS. IX DIES. XXI. 

OBIIT XV. KAL. MAír 

ANN. Á C. N MÜCCCII. 

Fué el P. Pou de un talento 
perspicaz y penetrante, de una 

T. IT. 



37 = 



POU 



memoria feliz, y de una aficiow in- 
cansable al estudio. Floreció en 
todo género de instrucción, y so- 
bresalía principalmente en la filo- 
sofía y en la teología: escritor muy 
docto en el latín y no menos en 
el griego, lenguas que escribió 
corriente y mezclaba en sus dis- 
cursos con una facilidad admira- 
ble. Dispuesto siempre y pronto á 
coadyuvar y fomentar los estudios 
de otros, corrigió, mudó, añadió, 
ordenó muchísimos escritos, y dio 
como un nuevo ser á las tareas de 
otros escritores antes de publicar- 
las. Al mismo tiempo fué muy pia- 
doso, de arregladísimas costum- 
bres y sumamente candoroso. Mu- 
chos son los que han elogiado al 
P. Pou; pero entre estos el bene- 
dictino Moxó dá un público tes- 
timonio de gratitud á su maestro 
en la pág. 81 de su elegantísimo 
comentario De rietustisslmu 2ihiIo' 
sophis ah atlieismi crimine mndi- 
candis, con estas palabras: «no he 
encontrado hasta el presente nin- 
gún hombre tan docto como el P. 
Pou en las bellas letras.» Raimun- 
do Diosdado Caballero le dedicó su 
pequeño comentario De Lingua 
evangélica, y el esclarecido nu- 
mismático D. Juan Francisco Mas- 
deu, entre los calificados encomios 
que le prodiga en diferentes partes 
del tomo X de su Historia critica 
de Esjmña, dice que al P. Pou debe 
mirársele como una lumbrera de 
la literatura. Escribió: 

I. LudÁ RJietorici et ^Joetici iw 
academia CertOA'iensi, ipsius de- 
creto acti ah adolescentihis lin- 
guce latinee, qrceceqiie studiossis. 
A. D. Kal. nov. aun. MDCGL VI 
2)arati á Bartholomeo Pou Soc. 
Jes. Sacerdote, utriusqiie linguoí 
académico j^^^^f^^^re. Cervaria 
Lacetanorum exofficina Pontijicii 
et RegiiOy ninas ii, excudehat Em- 
manuel Ibarra. ¿° de 71 págs. 
Comprende esta obra- un discurso 
de toda la razón ó el motivo de 
los certámenes: sígnese la tan elo- 

18 



POÜ =: 138 r= POU 

trao-edia latina Hispania niana en d monasterio de Sta. Ma- 



cajeta; después una oración De re 
tincíida eloqv.enlicB gloria, y últi- 
mamente un discurso en griego y 
en latín De ¡ingua grcecaper dis- 

cenda. 

II. Bartliolomael Por/d é so- 
cietate lesu in seminario Bilhi- 
lUano2)Jí'ilosopUaeprofessorisins- 
titutionum JdstoriaepUIosoph icae 
Lih. XII. Quos ejiís discipuli 
defendehat. BilUli anno MDCG- 
LXIII. Typis JoacUmi Esteta- 
mi Reg. BilUVit. Semin. Soc. 
Jes. typographi. Praesidinm fa- 
cúltate. 1 t. 4." mayor de 10-241 
pág-s. Esta obra á juicio de mu- 
chos, tanto por la escelente dis- 
posición, cuanto por la eleg'ancia 
de su estilo, avent-ija á la que Ja- 
cobo, Bruckér sabio alemán, obis- 
po de San Ulrico^ escribió con este 
título: Historia critica pWoso- 
pJiie á mimdi incnnahulis ad nos- 
tramusque mtatem deducía. Leip- 
sick, 1741-4Í. 

III. BartJiolomei Povii Balea- 
rici. De mta et morihis .loannis 
BercJimansii é Societ. Jesu tScho- 
lastici Lihri VIII. Fulginiae 
ClQ.lQ . CCLXXX VIII. Apud 
Joannem Tomassini impress. 
Episc. Permissu praesidum. 1 t. 
8.*^ mayor de 355-ClII págs. El 
Ms. de letra de su autor lo posee 
el Dr. D. Bernardo Pelegri Pro. 

IV. Bartholomeí Povii Ba- 
learici. De vita Augustinianae 
Virginis Beatae Catharinae Tlio- 
masiae Libri IV. Ad clarissi- 
omim DiruDí Berna rdum Nada- 
liiom Majoricensis Ecclesiae illiis- 
trissimmn Episcopum. Romae ty- 
pis Salomonianis. an. MDCC- 
XCVII. Praesidinm facúltate. 
1 t. 4.° de 454 págs. con el re- 
trato de la beata bellamente gra- 
bado en cobre. Es un modelo de 
buen latin. El Ms. original existe 
en poder del Dr. D. Bernardo Pe- 
legri Pro. 

V. Vida de la Beata Sor Ca- 
talina Tomas religiosa awgusti- 



ria Magdalena en Palma. Escri- 
ta en Boma en cuatro libros por 
el abate D. Bartolomé Pon y des- 
tinada á los mallorqnines sus pai- 
sanos. 1 t. 4." Ms. original en la 
biblioteca del conde de Montene- 
gro. Esta óbrala escribió el P. Pon 
en cíistellano, y por cierto no es- 
taría muy feliz en su composición 
cuando en 1793 se le negó en Ma- 
drid el permiso para imprimirla, 
y se le negó por segunda vez en 
1801 al tratar de darla h. la es- 
tampa en Mallorca. Ni su nom- 
bre, ni su calidad de paisano, fue- 
ron suficiente-s para que esta pro- 
ducción del autor de otras obras 
tan elogiadas por su mérito, alcan- 
zase los honores de la impresión. La 
amarga censura que dio á ella el 
erudito D. (iuillermo Kamon Pro. 
después de haberla examinado muy 
detenidamente de orden del obispo 
de Mallorca, es un documento que 
no puede leer sin afectarse cual- 
quiera que haya formado el con- 
cepto que justamente se merece el 
jesuíta esclarecido por su estraor- 
dínarío talento; pero después de 
haber leído aquella larguísima cen- 
sura, cuyo original existe en la 
biblioteca episcopal R. III. 9, ha 
de convencerse de que esta obra 
no debió darse á la luz del público 
sin desacreditar al que la había es- 
crito ó por mejor decir al que per- 
diera el tiempo en escribirla. De- 
cimos esto porque de otro modo es 
inesplicable que el Dr. Ramón, ni 
otro cualquier censor, hubiesen tri- 
turado aquella producción del modo 
que se echa de ver en la censura, 
y tengan en cuenta nuestros lec- 
. tores que esta no se fija en generali- 
dades, sino que va recorriendo uno 
por uno todos sus defectos capita- 
les. Cuatro encuentra ya en la 
portada, sin contar en este núme- 
ro las cuatro veces que en ella in- 
jerta la preposición en: sigue su 
escrupuloso examen y después de 
haber entresacado los inumerables 



POÜ 



= 139 - 



POU 



dislates que resudan eu todas sus 
páginas, declara que es «obra des- 
preciable por su estilo y afectación, 
por sus contradicciones y por los 
puntos ó especies que toca contra 
las reales órdenes, ya en el testo 
y ya en algunas notas muy agenas 
del asunto.» Ademas encuentra 
Ramou en este libro: «términos 
bajos, impropios y mal aplicados, 
ya por la oscuridad y algaravía 
de las cláusulas, ya por los refra- 
nes y adagios vulgares, mas pro- 
pios» para que los dijera Sancho 
Panza en la liistoria de D. Qui- 
jote, que para que los dijera el 
abate Pon en la vida de la Beata.» 
El autor de tan desgraciado libro 
se bailaba en esta isla cuando se 
le reprobó y cuando por real or- 
den de 21 de marzo de 1802 se 
prohibió su impresión. 

VI. Apolof/m 2^'¡'o Jesu Socie- 
tate in Alia Russia incolicmi 
Lib. IV, auctore Ignatio Phila- 
reto acl Marcum Bolamim. Ams- 
terodami, sin nombre del impresor, 
1793, 2 t. 8." En esta obra, ocul- 
tando el P. Pou su nombre con el 
seudónimo que se lee en la porta- 
da, hizo ver al mundo que los je- 
suítas de la Rusia blanca, aun 
después de la abolición de la com- 
pañía de Jesús, eran verdaderos re- 
ligiosos, por haberlos consentido 
Clemente XIV, y de ningún modo 
cismáticos, como lo pretendieron 
algunos de sus enemigos. 

Vil. Bassis libri dúo: Laurm 
Bassi(B Bononiensis academife 
philosophife epilaphuim graece ac 
l<itÍ7ie. Boiionue, sin nombre de 
impresor, 1794. 1 t. 4." 

VIII. Los nueve libros de ¡a 
Historia de Hevodoto de Halicar- 
naso. traducida del griego al cas- 
tellano por el P. Bartolomé Pou, 
jesuíta. Madrid, impr, de la so- 
ciedad de operarios, 1846. 2 t. 8.° 
mayor de XIII-406 págs. el I. v 
392 el II. El Sr. conde de Cam- 
pomanes hizo gran elogio de esta 
traducción^ cuyo Ms. le pasó el 



P. Pou, y cuidó de que el consejo 
diera el permiso, que concedió, 
para darla á la estampa. El sabio 
traductor, según dice en su obra 
del n.° XV, pensaba hacer su edi- 
ción g-reco-hispana en casa do 
I barra ó en la de Monfort de Va- 
lencia, lo que no se verificó, ni 
¿e hizo tampoco la impresión que 
se proyectatía en Madrid el año 
1806, para lo cual practicaban di- 
ligencias el Dr. José Cerda y el 
canónigo D. Juan Ferrá. Quiso 
también el P, Pou que esta traduc- 
ción se imprimiese en Parma en la 
prensa de Bodoni, impresor de S. M. 
y varios inconvenientes lo estorba- 
ron. Conservóse manuscrita hasta 
que, por cuenta del Sr. D. Juan 
Despuig y Zaforteza discípulo del 
P. Pou, se hizo la edición de Ma- 
drid, única que tenemos, y cuidó 
de ella el Sr. D. José María Qua- 
drado. «La historia del Herodoto, 
dice este, es la mas antigua que 
nos ofrece la literatura profana, in- 
dispensable para el conocimiento 
de los pueblos primitivos, anima- 
da y variadísima en la descripción 
de los hechos y costumbres, obra 
clásica por los" dotes de su narra- 
ción y los encantos de su estilo. 
La circunstancia de haberla ver- 
tido por primera vez al castellano 
un sabio mallorquín, dá á esta pu- 
blicación un interés particular pa- 
ra nuestra isla, ademas del que no 
puede menos de escitai' en todo el 
que se precie de ilustrado y aman- 
te de 1 is glorias españolas.» El Ms. 
griego, de letra del P. Pou, y el 
original de la traducción castella- 
na obran en poder del Dr. Pelegrí. 
IX. Francisci Ant(,7Úi Orteu, 
et de Copons, equitis catalauni De 
dis iplina morum, ex jure canónico 
modérate tradenda, Oratio habita 
ad Cervarienses A cademicos in2)C- 
titione canonici juris docloratus, 
A . D. VII cal. nmi. an. MBCC- 
LVIII. Cervarias Lacetanoríim., 
typis academicis a2md AntoniaM 
I barraní Viduam. Anuo 1758. 1 1. 



POü 



= 140 = 



POÜ 



en 8.° El cronista D. Buenaventu- 
ra Serra asegura que esta obra es 
del P. Pou, y no tiene duda que 
lo es porque el borrador de su le- 
tra existe en la biblioteca del con- 
de de Montenegro. El Sr. Torres 
Amat al tratar de Orteu en la pá- 
gina 462 de sus Escritores cata- 
lanes, ^icq, hablando déla misma: 
«Es tan puro y elegante el latin y 
tan bellos los conceptos que encier- 
ra esta oración, que se cree ser 
obra del sabio humanista P. Pou 
jesuíta, célebre catedrático que en- 
tonces era de retórica. Asi me lo 
dice el Sr. D. José de Vega, con- 
temporáneo del Sr. Orteu en Cer- 
vera.» 

X. BMliotlieca critica cele- 
Iriiim anctornm. 1 1. fól. Ms. cuyo 
original vimos en la librería de los 
PP. capuchinos de Palma. 

XI. Interpretatio Mspanica 
Demetrii Phalerei. Ms. citado por 
el P. Diosdado Caballero. 

XII. Oratio latina i/i ortu ge- 
oninorwmfratrum qiios María Lii- 
dovica, CaroU IV íixor, unofe- 
licissimo nixio peperit. Ms. Esta 
elegantísima oración habia de pro- 
nunciarla en público en Roma á 
nombre de los ex-jesuitas españo- 
les; pero cierto diplomático, dice el 
Sr. Torres Amat, tuvo habilidad 
para impedir este sincero desahogo 
de los ex-jesuitas hacia sus reyes 
Carlos III y Carlos IV su hijo, y 
María Luisa, cuyas grandes virtu- 
des elogiaba el P. Pou. 

XIII . A litio de Párrocos. Ms . 
citado por el P. Diosdado Caballe- 
ro. Es un pequeño catecismo. 

XIV. Lógica en espaTiol. Cítala 
el Sr. Torres x\mat, quien sospecha 
si será obra de otro autor corre- 
gida por el P. Pou, como corri- 
gió, ordenó y puso en buen latin 
la que borroneó el P. Cevallos, 
monge de la orden de S. Geróni- 
mo, valiente impugnador de los in- 
crédulos, que lleva este título: De 
ohligatione reside ndi quam liahent 
episcopi titulares etiam in 2)((rti- 



hus itiJideHum. 

XV. Specimoi interpretatio^ 
num Mspanarum auctorum das- 
sicorum tam ex grecis, quam lati- 
nis, tum sacris tum proplianis. 
Elalorahat Bononiae Bartkolo- 
maeus Potivs B alear icns, anno 
1789. Ms. citado por el P. Dios- 
dado Caballero. Es segu-ramente 
el que poseemos original con este 
título: S])ecimen edilionnm. auto- 
ram cJassicoru7n. Forma un tomo 
4." mayor de 482 págs. Compren- 
de el libro 1, que lleva por título: 
Aiiiores clasici graeci, los artí- 
culos siguientes: Homero, Hesio- 
do, Esopo, 'J'irteo, Theognides, 
Píndaro, Anacreonte. Escbilo So- 
])hocles, Eurípides, Themistocles, 
Herodoto, Aristóphaiies, Cebes, 
Hippócrates, Sócrates, Ocellus, 
Tucidides, Lisias, Isócrates, De- 
móstenes. Platón, Xenophonte, 
Aristóteles, Theofrasto, Lyco- 
phron, Theócrito, Bion, Mosco, 
Museo, Arato, Calimaco, Apolo- 
nio, Nicandro, Apolidoro, Polibio, 
Diodoro Siculo, Dionisio Halicar- 
naso, Andrónico Rodio, Strabon, 
Dionisio el geógrafo, Stéphano bi- 
zantino, Dioscórides, Plnlon, Ono- 
sandro, Josefo, Epicteto, Arriano, 
Dion Crisóstomo, Dion Casfo, He- 
rodiano, Plutarco, Apiano, Artemi- 
doro, Eliano, Apolonio alejandrino, 
Plilegon, Antonino el liberal, To- 
loméo, Pausanias, Polieno, Lu- 
ciano, Galeno, de quien no cono- 
ció Pou los comentarios á sus obras 
que escribió el mallorquín C!alden- 
tey, con mucha anterioridad á la 
primera de las veinte y cuatro edi- 
ciones que examina. Sexto empí- 
rico, Opiauo, Ateneo, Frinico, An- 
tonino, Máximo tirio, Alcino, Fi- 
lostrato. Strato, Plotino, Porplii- 
rio, Arístides, Demetrio Phale- 
reo, Hermózenes, Dionisio Lon- 
gino, Phalario, Hierócleo, Helio- 
doro, AquilesTacio, Zósimo, Tbe- 
mistio, Juliano, Libanio, Aftonio, 
Theon sofista, Alciphron, Ariste- 
neto, Orféo, Palefato, Nonio, Eu- 



POU 



= 141 = 



POU 



napio, Maneton, Oriis Apollo, Xe- 
mesio, Epliestion, Amonio, Tomas 
el maestro, Harpocrácio, Hesiquio, 
Polux, Stobáo, Coluto, Trifíodoro, 
Quinto Calabro, Focio, y Suidas, 
con quien termina el libro T. El II 
lleva por título: CoUectiones grae- 
cae,'^ comprende, ademas de los 
anónimos, de las obras colecciona- 
das, de los oráculos sibilinos, y 
de las nueve poetisas g'riegas, los 
autores siguientes: Menandro y 
Filemon, Safo, y Zenobio. El li- 
bro III. Medici gracci lo destina 
á examinar y juzgar las edicio- 
nes y códices de Aretéo, Rufo 
Efeso, Pablo Eginetes, Ecio, Ale- 
jandro Traliano, Oribasio, Teó- 
filo, Actuario, Xenócrates, No- 
nio, Casio, Mosquion, Simeón Se- 
to, Paladio, Synesio, Demetrio 
Pepagómeno , y Lambermonte. 
El libro IV, que trata de Mathe- 
maticif/raeci, comprende las obras 
de Euclides, Apolonio, Arquíme- 
des, Aristarco, Hiparco, Teodo- 
sio, Nicomaco Gesareno, Diofante 
alejandrino; Gerón alejandrino, 
Teon esmirnéo, Heliodoro, y Pro- 
clio. Destina el libro V á la Ta- 
bulae amato ñae graecorum, y 
examina en ella los romances de 
Longo, Paríenio, Xenofonte de 
Efeso, Eustacio, Teodoro Ciro, y 
Cariton, Se ocupa en el libro VI, 
que lleva por título: Commen'ato- 
res gmeci, de l;'ustacio, Didimo, 
Porfirio, Manuel Moscópulo, Apo- 
lonio sofista y Wolfango, quienes 
dedicaron su ])luma á comentar é 
ilustrar á Homero. Solo pudo ver 
un anónin;io que escribió comen- 
tarios de Sófocles, otro de líurí- 
pides, y otro de Apolonio Rodio. 
Examina á Proclio y Timeo, co- 
mentadores de Platón: á Alejan- 
dro Afrodisiense, Amonio Herméo, 
Eustracio, Oli-npiodoro, y Juan 
Filoponio, Porfirio, y Simplicio, 
que lo fueron de Aristóteles. Con- 
cluye el libro VI ocupándose de 
los diccionarios griegos de Cirilo 
Eiloxeno, de Varino y de un anó- 



nimo. Destina el libro VII, (jue ti- 
tula: Grammaticí graecl, al exa- 
men y juicio de las diferentes edi- 
ciones y códices, que tratan de gra- 
mática, de Apolonio Alejandrino, 
Manuel Moscópulo, Demetrio, Ma- 
nuel Crisolodoro, Teodoro Gaza y 
Constantino Lascaris, de quien di- 
ce que su gramática impresa en 
Milán el año 1476, fué la primera 
obra que salió á luz con caracte- 
res griegos. El libro VIII quecom- 
prende Historia Byzantvna, trata 
de muclios anónimos y de las obras 
de Teofilato, Nicéforo patriarca 
de Constantinopla; Procopio, Aga- 
tias, Jorge Syncelo, Teofanes, 
Anastasio, Jorge Cedreno, Cons- 
tantino Manases, Miguel Glicas, 
Xiceforo César, Juan Zonaras, 
Ana Comnena, Juan Cinamo, Xi- 
cetas Coniates, Jorge Acropolita, 
Ducas, Jorge Paquimero, Juan 
Cantacuceno, Xiceforas, Laónico 
Calcondilas, Jorge Codino, José 
Genesio, Constantino Porfirogéni- 
to, Ducange, Anselmo Bandurio, 
Luis XIV rey de Francia^ y otros 
que escribieron comentarios á los 
autores históricos de la antigua 
Constantinopla y del imperio bi- 
zantino. P^ncabeza el libro IX, 
Versio graeca Veteris testamenti 
LXX interpraetum, con la biblia 
complutense del cardenal Cisne- 
ros, y después de citar catorce edi- 
ciones posteriores á ella, entra en el 
examen de la traducción del libro 
santo al idioma lemosin que hizo 
en 1408 el P. Bonifacio Ferrer car- 
tujo, hermano de San Vicente, im- 
presa en Valencia por Alfonso Fer- 
nandez de Córdoba y Lamberto 
Palmar, el año 1478. Pasa luego 
al Pentatetichus His2MvÁce, 1407 
Venetiis, cuya edición dice que la 
procuraron los judíos poco después 
de desterrados de España, como 
igualmente otra de que habla en 
seguida. Agota el P. Pou su gran 
erudición y su ilimitada inteligen- 
cia en la bibliografía antigua, al 
tratar en el libro X del A'ovhm 



POU 

testamenium graecum 
dejó sin concluir, así co-.i^o dejó sin 
empezar los XI y XII de los cua- 
les solo pone una parte. En el XIII, 
Historici ecclesiastici, examina, 
juzga, y compara las muchas edi- 
ciones y códices que encontró de 
Eusebio César, Sócrates, Sozome- 
110, Teodoreto, Nicéforo Calixto, 
y un anónimo griego. El libro XIV, 
que lleva por titulo: Patres, com- 
prende las obras de San Bernabé, 
San Clemente Romano, San Her- 
mas, San Ignacio, San Policarpo, 
San Justino, Taciano, San Ireneo, 
Atenágoras, á quien quita el lic- 
mance del verdadero y perfecto 
amor que le atribuyen varios au- 
tores y quiere restituirlo á Fi- 
landro, Teófilo, Clemente alejan- 
drino, Hermias, Tertuliano, Minu- 
cio Félix, San Hipólito, Orígenes, 
San Gregorio Tauniaturco, San 
Cipriano, San Metodio, Arnobio, 
Lactancio, Ensebio, San Atana- 
sio, Firniico, San Cirilo jerosoli- 
mitano, San Hilario, Lucífero, San 
Epifanio, San Obtato, San Anifi- 
lóquio, San Basilio, San Gregorio 
Nazianzeno, San Efreno Ciro, San 
Ambrosio, San Gerónimo, San 
Agustín, Synesio, Filón, Didimo, 
San Juan Crisóstomo, Apolinar, 
Sulpicío Severo, Nonio, San Isi- 
doro, Mario, San Cirilo alejan- 
drino, Teodoreto, Juan Casiano, 
Vicente Lerinense, San Lino, Sal- 
víano, San Próspero, San León 
magno, San Dionisio Areopagita, 
San Fulgencio, Casiodoro, San 
Juan Clímaco, San Gregorio Tu- 
ronense, San Gregorio maguo, San 
Isidoro de Sevilla, San Eugenio, 
San Ildefonso, San Máximo, San 
Juan Damaceno, Beda, Teofilato, 
Focio, B. Lanfranco, lldeberto, y 
San Bernardo. El libro XV, titu- 
lado: Autores cladci latini, com- 
prende las obras y el examen crí- 

t.irr» ir l->il»Kf^r«.,.'. í! ,.^ ,1^ 1,' :^ t .. 




lio Lupo, Cornelío Nepos, Se.lus- 



= U2 =: POU 

libro que tío, de quien cita mas de cuaren- 
ta ediciones, siendo las dos pri- 
meras de 1470, y al oeuparse de 
la famosa castellana del infante don 
Gabriel, salida de la prensa de ¡bar- 
ra, dice: «Esta versión, á todas 
luces regia, lleva al pié de cada 
página el original latino correc- 
tísimo. Una tal producción colma 
de honor al nombre español, no pa- 
sando por estas ciudades de Italia 
ningún viagero ilustre que no pre- 
tenda ver la magnifica obra del se- 
renísimo infante D. Gabriel de Bor- 
bon, procurando ojearla en alguna 
librería, en particular en la del 
real colegio de San Clemente de 
Bolonia. A su lado son detestables 
todas las versiones anteriores, la 
de Sueiro en Antuerpia, 1015: la 
de Francisco Vidal y Noy a, Lo- 
groño, 1529: la de Medina del Cam- 
po, 1548: y la de Amberes, 1554. 
Su alteza hace ver en el prólogo 
que Vidal se apropió la versión 
de Vasco de Guzman.» Después de 
Salustio, siguen: Catón, Teren- 
cio Varrón, Cicerón, de quien cita 
una versión castellana de su üe- 
tórica hecha por el marques de 
Villena, y dice que de ella podría 
el abate Llauípillas tomar un ar- 
gumento sólido para probar que 
primero se dispertó en España el 
gusto de traducir á Cicerón que 
no en Italia, no teniendo esta nin- 
guna versión del príncipe de la 
elocuencia, anterior al año 1428, 
cuando ya el famoso marques de 
Villena había dado la suya á la 
España científica. Esto convence 
de que el sabio marques, tenido y 
tratado entonces por nigrománti- 
co, no pudo ser plagiario de nin- 
guna traducción italiana de la J^e- 
ióricd nueva de Cicerón. Después 
se ocupa de Julio César, Virgilio, 
Horacio, Vitruvio, Messala Corvi- 
no, Gracio Falisco, Verrio FTaco, 
Fedro, Hirgino, Ovidio, Publio Si- 
ró, Manilio, Germánico César, Tito 
Livio, Cornelio Celso, Valerio Má- 
ximo, Veleyo Patérculo, Junio 



POU 



143 rrr 



POU 



Modérate, Columela, Pomponio 
Mela, Quinto Curdo, Séneca fi- 
lósofo, Séneca trágico, Cornelio 
Severo, Lucano, Petronio, Plinio 
el mayor, de quien cita por pri- 
mera edición de su Historia na- 
tural la de 1469 y pretende ser 
falsa la de 1468; Silio Itálico, Va- 
lerio Flaco, Solino, Juvenal, Per- 
sio, Marcial, Quintiliano, Stacio, 
Sexto Pompeyo, Frontino, Tácito, 
Plinio el menor, Anlo Gelio, Flo- 
ro, Suetonio, xYpicio, Justino, 
Apuleyo, Julio obsequeno, Teren- 
ciano Mauro, Censorino, Calpur- 
nio, Nemesiano, Celio Aiireliano, 
Eutropio, Dito cretense, Dares, 
Avieno, Amiano Marcelino, Vege- 
cio, Modesto, Ausonio, Macrobio, 
Símaco, Sexto Aurelio Victor, Pru- 
dencio, Claudiano, Flavio Malio 
Teodoro, Paulo Orosio, de quien 
existe en casa de Montenegro la 
primera edición de 1471 que cita 
el P. Pou, Rutilio, Marciano Cá- 
pela, Sidonio x\polinar, Boecio, de 
quien vio una versión castellena 
del P. Ginabreda, Barcelona 1493, 
y Vibio Sequesto. Concluye el P. 
Pou el último libro de su obra con 
una multitud de anónimos. La es- 
cribía en el colegio de Españoles 
de San Clemente de Bolonia en el 
año 1782, y según parece la dejó 
bastante atrasada ó se ha perdido 
parte del manuscrito. Cualquiera 
que la lea se convencerá de que hu- 
bo de emplear casi todo el tiempo de 
su vida haciéndose cargo de los au- 
tores y recogiendo papeletas de las 
diferentes ediciones de cada uno, 
para acometer el gran trabajo de 
reunirías en un libro, notarlos de- 
fectos, ya del testo ya del tipógra- 
fo, comparando libros con otros 
libros, fundando en códices anti- 
guos ó en impresiones cunables, el 
motivo de su elogio ó de su cen- 
sura, indicando la rareza de la edi- 
ción, la circunstancia que la hace 
preferible á otra, lo que en su con- 
cepto tiene de detestable, las va- 
riantes, y el bien ó el mal que á 



la obra ha hecho el editor. En la 
época del P. Pou, otros muchos je- 
suítas españoles que con motivo de 
la supresión de la compañía se ha- 
llaban diseminados por varios pun- 
tos de Italia, ocupaban noblemen- 
te el tiempo en unos estudios aná- 
logos á los suyos, con cuyo mo- 
tivo les cita y dá cuenta de sus 
trabajos en el lugar correspondien- 
te, y como estas noticiáis y las de 
otro? literatos que no pertenecían 
ala compañía, tal vez no se hallen 
mas que en esta obra inédita del 
P. Pou, pudiendo interesar á la 
historia literaria de nuestra na- 
ción, las hemos entresacado, y or- 
denadas alfabéticamente las tras- 
ladaremos á continuación, sin al- 
terar ninguna de las palabras con 
que están escritas: 

A 1 franca y CastíUote ^Juan de). 
Jesuíta. Hablando pág. 267 délas 
versiones castellanas de Julio Ce- 
sar, y refiriéndose a la madrileña 
de 1621 , que ha sido tan elogiada, 
dice: «Á esta misma aventajará en 
lo terso y elegante la nueva tra- 
ducción que del César nos prepara 
el rector de este colegio de S. Cle- 
mente D. Juan.de Alfranca y Cas- 
tillote, sujeto no solo habilisimoen 
el derecho romano y público, sino 
también muy práctico en los es- 
critores latinos. De su mismo es- 
tudio nos saldrá también una nue- 
va edición del celebérrimo Nebrija, 
muy deseada de todos.» 

yl/m«rfSalvio) Jesuíta. Pág. 56 
«Se ocupa de verter al castellano 
las oraciones de Demóstenes. El 
abate Almár, á un buen ingenio 
juntaba una gran pericia en la li- 
teratura griega, cuando fué mi 
discípulo en las letras humanas.» 

Alsedo (Antonio). Pág. 388. 
«Oficial de Reales Guardias de in- 
fantería española, instruido en las 
bellas letras y muy particularmen- 
te en el arte militar, tenia muy 
adelantada una traducción caste- 
llana de Vegecio, Frontino y Mo- 
desto, cuando la fortuna me privó, 



POU 



= 144 =: 



POl) 



diez y siete años ha, de su ama- 
ble familiaridad que disfruté en 
Tarragona.» 

Andrés (Juan) Jesuíta. Pág*. 
124; «Si el eruditísimo abate An- 
drés, acabado el cuadro que nos va 
pintando del origen, progreso y 
estado actual de nuestra literatura, 
dedica su pincel á la traducción 
de Empírico, aseguro que será 
lijida y acabada.» 

Aponte (Manuel) Jesuíta. Pág". 7. 
«En el día se ocupa de una ver- 
sión castellana de la Odisea de Ho- 
mero, después de concluida ya la 
de la Iliada, el abate D. Manuel 
Aponte, varón iustruidisimo en la 
lengua griega. Lo que este intér- 
prete, en verso suelto español, 
me comunicó de su Iliada, me 
hace esperar que en breve tendrá 
nuestra patria un Homero e i su 
idioma que nada podrá envidiar á 
los de otras naciones.» 

Arévalo (Faustino) Jesuíta. Pá- 
g"ína 230. «Entendí por buen con- 
ducto que el abate D. Faustino 
Arévalo trabajaba una buena tra- 
ducción española de las comedias 
de Terencio. Con dificultad se ha- 
llará en el día quien esté mas aper- 
cibido de las prendas necesarias 
para esta empresa, siendo el abate 
Arévalo un joven de singular in- 
genio, de un gusto delicado en las 
bellas letras, de numen sobresa- 
liente para la poesía, de que tiene 
el público repetidas pruebas.» 

Arnal (José) Jesuíta. Publicó 
en Zaragoza el año 1700 en verso 
español la tragedia PUloctetes de 
Sófocles. Pág. 27. «Seria de de- 
sear que el abate Arnal, después 
de acabada la versión de Virgilio, 
que ya tiene en verso castellano 
muy adelantada, emprendiese la 
traducción de las otras tragedias 
de Sófocles, ya que su talento está 
bien acreditado en todo género de 
composición poética.» 

Arteaga, (Estevan) Censurando 
el P. Pou las traducciones caste- 
llanas de D. Ignacio Luzan, y de 



I). Luis Gongora, del Ilero y 
LeindroAo, Museo, y calificándola 
primera de imitación por ser de- 
masiado libre y la segunda de com- 
posición burlesca, dice en la pá- 
gina 80. «Nos dará una traduc- 
ción legítima en castellano de Mu- 
seo D. Estevan Arteaga, joven es- 
pañol bien conocido en Italia, y por 
su singular mérito en varias com- 
posiciones poéticas creado pastor 
de la arcadía de Roma, de cuya 
pluma se espera con impaciencia 
la Historia de Jas revoltcciones del 
Teatro italiano, obra que ya hace 
sudar la prensa tipográfica.» 

Canipserrér (Ignacio) Jesuíta. 
Pág. 133. «Ya hace alp'unos años 
que estaba resuelto á publicar una 
versión castellana de luiclides y 
de otros mateináticos griegos. KUa 
seria sin duda acreedora al aplau- 
so público en España, según es de 
sobresaliente el abate Campservér 
en la literatura griega, en las hu- 
manidades y en el estudio de las 
matemáticas, sobre las cuales sé 
que tiene mucho trabajado y dis- 
puesto para la prensa.» 

Carrillo (Juan José) Jesuíta, 
Pág. 356. «Ks sujeto que ha sa- 
bido cultivar su bello talento, no 
solo con la erudición latina y grie- 
ga, sino también con el estudio se- 
rio de las matemáticas; y trataba 
de publicar en castellano, cuyo 
idioma nativo conoce perfectamen- 
te, una traducción de Frontino, 
que no podrá menos de ser bien 
recibida en un siglo quizá mas 
amigo de estratagemas que de ba- 
tallas.» 

Colomés (Juan) Jesuíta. Pág. 22. 
La España debería merecer al aba- 
te Juan Colomés, célebre en el tea- 
tro trágico por su Coriolano y por 
su Inés de Castro, que quisiera de- 
dicar su estro poético y espíritu 
trágico á la versión española de 
Eschílo, padre de la tragedia grie- 
ga, que se halla dotado de todas 
las luces para acometer esta em- 
presa, ya que la naturaleza le hizo 



POÜ 



= 145 rr 



POÜ 



nacer poeta, y ya que su doctrina 
le colocó á la primera linea de los 
trág-icos.» 

Cueto (Lorenzo). Colegial del de 
S. Clemente de los españoles, muy 
apasionado á la literatura griega, 
de q.uien esperaba el P. Pou (pá- 
gina 145) una edición óptima del 
Libanio que lionraria á la patria. 

Diaz Miranda (Jacinto). Chan- 
trC; dignidad déla Iglesia de Ovie- 
do (pág. 129). «Tiene dispuesta 
para dar á la estampa en Madrid 
una edición greco- hispana de Mar- 
co Aurelio Antonino. Cuando estu- 
vo aquí el Sr. Díaz Miranda admi- 
ré su filosofía viva y práctica y 
su pericia en la literatura griega, 
y con este motivo me persuado de 
que su traducción de Marco Aurelio 
será á todas luces brillante, mayor- 
mente si ha sido revisada por el 
Sr. conde de Campomanes, como se 
me ha asegurado.» 

Fernandez y Campomanes (Do- 
mingo). Consejero del Real de Na- 
varra. Pág. 55. «Pocos años hace 
que vi una traducción castellana 
del original griego de las oracio- 
nes de Demóstenes que tenia casi 
concluida el Sr. Fernandez Cam- 
pomanes colegial entonces de este 
de S. Clemente en Bolonia, que 
publicada, mostraría qoe el* tra- 
ductor es pariente muy digno del 
Sr. conde de Campomanes.» 

Foquet (Lorenzo) Jesuita. (pá- 
gina 398) «Compañero de mi suer- 
te, joven en todo parecido á D Ra- 
món su hermano, que se ocupará 
de hacer una traducción española 
de Paulo Orosio. » 

Foquet (Ramón). «Canónigo de 
Tarragona y socio de la Real Aca- 
demia de la historia, á cuyas lu- 
ces debió el maestro Flores no po- 
cas noticias de la provincia é igle- 
sia tarraconense, está escribiendo, 
para dar á luz, una Biblioteca ca- 
talana.-» (Pág. 276.) «Cuando vi- 
vía en Tarragona deseé mucho que 
D. Ramón Foquét, sugeto de sin- 
gulares prendas, sacerdote ejem- 
T. n. 



piar, doctísimo canonista, crítico 
muy hábil y muy impuesto en la 
historia de España, diese al públi- 
co una edición de su paisano Oro- 
sio, procurando tener el códice Ms. 
que se conservaba en Barcelona 
en poder del caballero Mata.» (Pá- 
gina 398.) 

Forés (x\ndrés). «Si el abate 
Andrés Forés (jesuita) joven en 
quien las bellas letras compiten 
con un ingenio delicado y con un 
finísimo juicio, continúala versión 
emprendida de las sátiras y epís- 
tolas de Horacio, tendrá la Espa- 
ña en esta parte un intérprete su- 
perior de mucho á los traductores 
franceses é italianos.» (Pág\ 237). 
Gallisá (Luciano) Jesuita. 
«Quiera Dios que el abate Galli- 
sá pueda por sus ocupaciones de 
custode de la biblioteca pública 
de Ferrara llevar á cabo la ver- 
sión española de Ateneo! Asegu- 
ro que la copia de instrucción de 
este traductor será capaz de ilus- 
trar el autor clásico mas erudito 
y menos obvio de toda la Grecia 
antigua.» Pág. 127. V. Prats. 

Crea (Salvador) Jesuita. No ha- 
llo quien haya vertido en castella- 
no áeste famoso político y elegan- 
te historiador griego (Dion Casio). 
Ni el esceso en la adulación, ni 
la acrimonia en la sátira, vicios fa- 
miliares en Dion, pero encubier- 
tos y casi compensados con lo pu- 
ro, terso y robusto de su estilo, 
impedirán que lo tengamos tradu- 
cido en castellano por el abate Sal- 
vador Gea, dedicado al estudio de 
los mejores autores y en especial 
de los históricos de la Grecia, de 
cuya lengua conoce bien el genio 
y primor. Sin que yo lo prevenga 
podrán sus lectores prometerse de 
Gea que en sus notas á Dion Ca- 
sio volverá por el honor de Marco 
Tulio Cicerón, á quien Casio abor- 
recía, y de Lucio Aneo Séneca, á 
quien el mismo por gusto calum- 
niaba.» 

Qil de Taboada (Felipe), Cole- 

19 



I?OU r= 1 

^•ial en el de San Clemente de Bo- 
lonia. Pág-. 263. oHe deseado mu- 
cho que este joven nobilísimo to- 
mase á su cuenta el traducir en 
castellano los libros de leyes y los 
de la naturaleza de los dioses de 
Marco Tulio Cicerón. Me movia á 
ello el ingenio claro, el juicio bien 
puesto, la crítica exacta, y .la 
afición continua al estudio de la 
filosofía de aquel caballero espa- 
ñol, cuya traducción castellana del 
Derecho público de Battel , que 1 uvo 
la bondad de dejarme leer, me daba 
una cierta confianza en que el Cice- 
rón de la pluma de ü. Felipe no 
dejaría de ser Cicerón español. Si 
mi deseo logra tener efecto, me 
lisongear¿ de haber en algo con- 
tribuido á ]a gloria d-el traductor 
y si la utilidad de la patria.» 

Granizo (Francisco). Colegial del 
de San Clemente de ios españoles 
en Bolonia. Pág. 208 B. «Trata de 
darnos una traducción castellana 
del commonitorio de Vicente Le- 
rinense. Do su pluma será supe- 
rior á la que tenemos del bueno de 
Fr. Juan de la Cruz y será tam- 
bién un pvíblico monumento del 
saber de su ilustre traductor.» 

Quzman (José). Oficial muy 
distinguido por su talento perso- 
nal y por su nobleza de Reales 
Guardias españolas. Pág. 116. 
«Tradujo del griego, cuya lengua 
poseía muy bien, la obra que es- 
cribió Eliano.» 

Hidalgo (Vicente) Jesuíta. «No 
tardará mucho la España en ver 
una ^ colección de cartas griegas 
vertidas en castellano por el abate 
Hidalgo, quien, con una constante 
aplicación al estudio de los mejo- 
res autores, ha procurado cultivar 
un ingenio sobresaliente que de- 
bió á la naturaleza. «Pág. 33, 
tratando de las epístolas griegas 
de Temístocles, y luego en la pá- 
gina 45, ocupándose de las de Só- 
crates, dice: «Entran estas cartas 
en la colección de las griegas que 
quiere publicar en castellano el 



16 - POU 

abate Hidalgo, por mas quo ollas 
se miren como supuestas al fa- 
moso Sócrates.» 

Lasala (Manuel) Jesuíta. «No 
se que hasta aquí Hesiodo haya 
movido la curiosidad de ningún 
español para que nos lo tradujera; 
con cuyo motivo invité al abate 
Lasala, feliz en todo género de 
composición poética, á emprender 
una traducción de Hesiodo en ver- 
so castellano. Espero que las mu- 
sas españolas no podrán menos pa- 
ra con él, de lo ([ue han podido ya 
las latinas y toscanas.» 

Lasfifentcs (Antonio) Jesuíta. 
Pág. 39. «Yo quisiera que algu- 
na pluma española nos tradujese 
al castellano las comedias viejas 
de Aristófanes; pero que al mismo 
tiempD ojease de ellas tanta vi- 
llanía, tanta impureza, tanta gra- 
cia de taberna como en ellas rei- 
na. A esta empresa animé al aba- 
te Lasfuentes, no menos inge- 
nioso y versado en la literatura 
griega y latina, en las que es un 
joven sobresaliente, que dotado de 
una cierta gracia y chiste caste- 
llano muy parecido al aticismo de 
Aristófanes.» Pág. 122. «Deseo 
mucho que el abate Lasfuentes ten- 
ga bastante salud para darnos su 
traducción española de Luciano, 
porque el traductor, parecido al 
autor, .sabe conservar en caste- 
llano toda la gracia del original 
griego.» 

Llorét (Timoteo) Jesuíta. Ha- 
blando pág. 109 de la traducción 
de Herodiano hecha en francés por 
Mongault, París 1745, dice que es 
muy justamente celebrada. «No 
lo será menos, si llega á salir en 
público, la castellana que lleva en- 
tre manos el abate Llorét, capaz de 
penetrar todos los primores áticos 
de Herodiano y de trasladarlos ala 
lengua patria, por el grande es- 
tudio que ha hecho de entram- 
bas.» 

3íaHi (Ignacio). Pág. 127. 
«Tendríamos ya una elegante ver- 



POU - 14 

sion castellana de Eliaiio, si este 
jardín de la Europa (que así quiere 
ser llamada la Italia) con su cli- 
ma enemigo y cielo pesadísimo pa- 
ra los españoles, no hubiese que- 
brantado la salud del abate Martí, 
joven de prendas muy relevantes. 
Este habia emprendido una tra- 
ducción castellana del grieg'o Elia- 
no, para la cual se hallaba bien 
apercibido con un diligentísimo es- 
tudio de la literatura griega que 
en Cataluña su patria habia cul- 
tivado con mucho aprovechamien- 
to. Yo no desconfio de que dará la 
última mano á su producción en 
cuanto lo permitan sus fuerzas.» 
Martínez (José) Jesuíta. Pág. 
262, «Llegados á Bonifacio, pe- 
queño presidio de Córcega, los je- 
suítas de Aragón; el P. José Mar- 
tínez, que VIO reunida una juven- 
tud numerosa, bien instruida en 
las bellas letras, pensó que seria 
bueno dedicarla al servicio de la 
patria en la traducción española 
de los autores clásicos de la anti- 
güedad griega y latina. Este de- 
signio era muy natural que lo for- 
mase aquel hombre grande que, si- 
guiendo al embajador de España 
en París y Londres, habia sido 
testigo ocular del empeño de la 
Francia 6 Inglaterra en verter los 
escritores antiguos en sus idiomas. 
No faltó quien con gracia le dijese 
que como venia de Francia que- 
ría renovar en Córcega los famo- 
sos estudios de aquellos solitarios 
de Port-Royal. No estorbó esta 
alusión para que desde luego se 
pusiese manó á la obra: la esca- 
sez de libros y la falta de medios 
para lograrlos impidió su efecto. 
Pero venidos ya al continente de 
Italia, por mas que ella nos pa- 
rezca mas hermosa que sabia, re- 
vivió en muchos aquel deseo de 
dar á la patria una prueba de 
nuestro aprecio en la traducción 
de las obras clásicas griegas y ro- 
manas. Lo recio y vario de la for- 
tuna pudo después retardar la ce- 



7 = POU 

leridad de esta empresa, pero no 
interrumpir su curso.» 

Masdeu (Juan Francisco) Je- 
suíta. «Antes que entrase en el 
empeño de dar á Italia una his- 
toria toscana de la España, se ocu- 
paba de verter en verso castellano 
el poema de S. Próspero Be in- 
gralis. Yo sé bien que su traduc- 
ción fiel y elegante, adornada de 
notas teológicas, hubiera mitigado 
el transporte de estos traductores 
italianos en sus invectivas arbi- 
trarias y apasionadas.» Pág. 210. 

M ir alies (José Pío) Jesuíta. 
Pág*. 385. «Los últimos años que 
vivió en Bolonia el abate Miralles, 
predicador de singulares prendas, 
admiradas de todos en Valencia y 
Zaragoza, le oí decir que, para 
ejercicio de la lengua castellana, 
se entretenía en una traducción es- 
pañola de los panegíricos latinos 
que nos han quedado.» 

Montengon (Pedro). Pág. 18. 
«He deseado mucho y no he dejado 
de procurar con instancia, que D. 
Pedro Montengon antes quisiese 
enriquecer la poesía española con 
una versión de Píndaro, que con 
la nueva producción de sus odas 
propias, que de tanto en tanto nos 
va cantando. Pero temo que la ame- 
naza hiperbólica de Horacio no 
lo tenga amedrentado. Pindarum 
quisquís studet aeimilari.^^ 

Montón (Bartolomé) Jesuíta. 
Hablando en la pág. 1G5 de la ver- 
sión castellana que el P. Juan de 
la Cruz do niníco hizo de la His- 
toria eclesiástica de Ensebio, dice: 
«Esta versión no place mucho á 
I). Juan Antonio Pellicer. Le gus- 
taría la del abate Montón, cuyo in- 
genio escelente y delicado está 
adornado de todas las artes bellas 
que pueden formar un teólogo de 
aquellos que vio la España en el 
siglo XVI. Ferrara lo admiró por 
tal, cuando recién llegado de Cór- 
cega, le oyó defender toda la teo- 
logía y posteriormente no dejó 
aquí de euri(piecer su talento con 



POU 



=: 148 = 



POÜ 



]a filología, matemáticos, liisto- 
lia y crítica.» 

jlfonto?i {Suan) 3 p.ñmiíi. Pág. 90. 
«Se ocupa de traducir en castella- 
no las obras de Polibio.» 

Monzón (Miguel) Jesuíta. Pág. 
321 . «Hace una traducción caste- 
llana de Poinponio el abate Mon- 
zón, de cuyo talento y literatura 
me prometo que su Mela español 
vencerá la grande espectacion que 
tenemos concebida.» 

Na'Darrete (Juan Andrés) Jesuí- 
ta. Pág. 324. «La intelig-encia ca- 
bal de las lenguas latina y griega 
y la delicadeza del estilo que po- 
see el abate Navarrete, sabio cas- 
tellano, me liace confiar que su 
versión de Quinto Curcio será es- 
celente.» 

iVííia; (Rafael) Jesuíta. Pág. 119. 
«El abate Rafael Nuix y Perpifiá 
que desde sus primeros años se de- 
dicó á las lenguas sabias en la 
sabia universidad de Cervera su 
patria, las cuales enriqueció pos- 
teriormente con todo g'énero de 
doctrina; después de venido á Ita- 
lia vertió en español la descrip- 
ción de Grecia de Pausanias, aña- 
diéndole notas é ilustraciones. Esta 
versión será para los amantes de 
la literatura griega una guia se- 
gura, no menos útil á todos, que 
á Perseo el liijo de Ariadne.» 

Orüz (Manuel Joaquín) Médico. 
Pág. 315. «No conozco traducción 
española de Cornelio Celso, aquel 
Cicerón de los médicos. Ojala que 
D. Manuel Joaquín Ortiz nos lo 
vertiera! Lo deseo siempre que re- 
cuerdo el talento, luces y buen 
gusto que yo observaba en él, cuan- 
do le contaba entre mis discípulos 
de filosofía.» 
_ Oviedo (Rodrigo de). Ha tradu- 
cido al castellano las vidas de los 
emperadores que escribió Cornelío 
Nepos. Pág. 240. 

Palomeqiie (Tomás). Pág. 72. 
«Uno de los bellos talentos y ge- 
nios que al presente moran en este 
colegio de S. Clemente de Bolo- 



nia, quien al ver bien traducidos 
y mejor imitados aun los carac- 
teres' &q Teofrasto por las nacio- 
nes cultas de Europa, tomó la em- 
presa de verterlos del griego al 
castellano.» 

Pérez (Juan Miguel) Jesuíta. 
Pág. 364. «Su traducción caste- 
llana de Aulo (¡elio, nos proi)ür- 
cíonará el gusto de tener un au- 
tor latino en español puro, castizo 
y brillante que no tiene en tosca- 
no la Italia. 

Pérez de Hecho (Mariano) Sa- 
cerdote. Pág. 177. «Traduce bella 
y elegantemente en verso caste- 
llano la obra de Minucio Félix.» 

Peris (Vicente) Jesuíta valen- 
ciano. Pág. 93. «l'ln (lénova está 
actualmente traduciendo en caste- 
llano las obras de Dionisio de Ha- 
lícarnaso el abate Peris, que joven 
vino de España ya bien instruido 
en las bellas letras griegas y lati- 
nas, las cuales cultivadas después 
con un tesón constante, acompa- 
ñado de mucha penetración de in- 
genio y de la crítica mas fina, lo 
que me hace esperar que su tra- 
ducción en nada cederá á la tos- 
cana de Yenturini, ni á la fran- 
cesa del P. Le Jay.» 

Pelisco (José) Jesuíta. Pág. 102. 
«Con su nueva traducción caste- 
llana del Josefo no tendremos que 
envidiar ni la belleza de la de Ar- 
nauld, ni la fidelidad de la de Gi- 
llet.» 

Pignatelli (José). Pág. 290. 
«Su instrucción en las bellas letras 
y en las nobles artes nos hace es- 
perar que en la traducción caste- 
llana del príncipe de los arqui- 
tectos Vitruvío, á que dedica su 
pluma, tendrá la patria una obra 
digna de tal intérprete y de tal 
autor.» 

Pignatelli (Nicolás). Pág. 314. 
«Se ocupa de hacer una nueva tra- 
ducción castellana de Tito Livio, la 
que atendido su escelente ingenio, 
su estudio continuo y su gusto 
delicado, hará honor á su patria. ?> 



POU := 1 

Plá (Joaquin) Jesuíta. Pág. 14. 
<^Segun reina la pasión por la fá- 
bula en toda la Europa erudita 
que rfolo quiere decir la verdad 
riendo y oiría jugando, no podrá 
menos de ser bien recibida la tra- 
ducción de las fábulas que tiene 
entre manos el abate Plá, peritísi- 
mo en las lenguas eruditas y en 
las exóticas y que nos quiere dar 
á Lokman vertido del árabe y á 
Esopo del griego.» 

Prats (Buenaventura) Jesuíta. 
Pág. 32. «Joven de singular in- 
genio y de erudición esquisita, 
versadísimo en las lenguas griega 
y latina, ba traducido al caste- 
llano el Eurípides y otros poetas 
griegos. La obra, dirigida y re- 
visada por Luciano (Jallisá, uno 
de los sujetos mas instruidos que 
baya yo visto jamás, no podrá me- 
nos de ser cal)al y bien limada.» 

Quirós (José). «Sacerdote de la 
compañía de Jesús, instruidísimo 
en la literatura de los antiguos, 
traduce en castellano las obras de 
Séneca el fibjsofo. Grande campo 
para hacer triunfar su erudición, 
y para volver por la honra de un 
español, que muerto tanto tiempo 
ha, no puede aun adormecer la en- 
vidia de algunos italianos.» Pá- 
gina 3'29. 

Requeno (Vicente) Jesuíta. Pág. 
339. «Este abate, cuyo ingenio 
original para todo género de in- 
venciones nos acaba de de.scubrír 
y restituir el secrecto de los an- 
tiguos pintores contestado por Pli- 
i«o, los cuales en sus pinturas usa- 
ban de la cera sola sin el nuevo 
socorro de los aceites, medita el 
dar á luz una versión castellana 
de la historia natural de Plínio, 
con notas.» 

Rialp (Ramón) Jesuíta. Pág. 
241. «Sílio Itálico, á quien los ita- 
lianos, si fué español, no le quie- 
ren gran poeta, pero si, si fué ita- 
liano, ha merecido del abate Rialp, 
que no deja de ser poeta español 
muy distinguido sin embargo de 



49 = POU 

su habilidad en el metro toscano, 
una buena traducción en verso 
castellano que parecerá bien, aun 
á los ojos italianos, aquel célebre 
andaluz.» 

Roca (Pedro) Jesuíta. Pág. 50. 
«España verá muy en breve un 
Isücrates castellano que tiene muy 
adelantado el abate Poca. Hé vis- 
to ya algunas oraciones dignas del 
ingenio claro, de la delicadeza y 
de la erudición 3^ elocuencia de es- 
te joven valenciano, versadísimo 
en todo género de filología.» 

SawL (Agustín) Jesuíta. Pág. 
48. «Ha tradi cido al castellano los 
Excerptos de las oraciones áticas 
de Tucídídes y tal cual oración 
entera purgada de todo lo que 
pueda ofender el decoro de los oí- 
dos cristianos.» 

Sauz (Ignacio) Jesuíta. Pág. 320. 
«La queja de los PP. Mohedanos 
de que la España no haya hecho 
castellano á su paisano Columela, 
movió al abate Sanz, joven el mas 
hábil de cuantos yo traté, á em- 
prender una traducción en nues- 
tro idioma.» 

Sehastian (Pedro) Jesuíta. Pág. 
205. «Traduce en castellano á Se- 
vero Sulpício.» 

Simón (Miguel) Jesuíta. Pág. 
45. «Tendremos una traducción 
greco-hispana de la obra de Na- 
tura ímiversi de Ocelio, que será 
no menos erudita que sana y sa- 
bia, de la pluma del abate Simón, 
bien enterado en los principios ó 
misterios de la antigua cosmolo- 
gía.» 

Villa (Antonio) Jesuíta. Pág, 
192. «El abate Villa, joven singu- 
larmente apasionado á la litera- 
tura griega y latina", en cuyo úl- 
timo idioma acaba de publicar una 
oración pura y elocuente, se ocu- 
pa de traducir al castellano las 
obras de San Gregorio Nazianzeno. 
Espero que semejante empresa ha- 
rá honor á este sacerdote catalán.» 

Las escelentes cartas latinas del 
P. Pou que existen- en poder del 



POU - 150 - POIT 

Sr ol3ÍsT)0 Salva y de otros literatos del monasterio de religiosas Te- 
'^^\?'^''cr: „/.„..iov,i,. on.lnr«P. resas, pasando á Madrid con este 

objeto, como asi lo asegura Sor 
María de Jesns Dezclapez en la 
Relación histórica de aquella fun- 
dación. Leyó una cátedra de teo- 
logía en la luiiversidad de Mallor- 
ca'^ fué doctor y maestro en la mis- 
ma facultad, asistió á un capítulo 
provincial de la orden, defendió 
con erudición y energía, tanto en 
el pulpito como en sus escritos, el 
misterio de la Purísima Concep- 
ción de María, y falleció en Palma 
el día 7 de mayo de 1630. Ks- 
cribió: 

I. Condones quas anno 1612 
in sanctortnv festis recitar it Mr. 
Fr. Franci.scna Pon ])r. Tcolo- 
gus. 1 t. fól. Ms. de 184 hojas, 
original en la biblioteca de Mon- 
tesion. Estos sermones están en 
mallorquín y á lo último hay unos 
tratados sobre el Miserere, varios 
discursos sobre el salmo XXX. 
Beati quorum remisa sviit iniqni- 
tates, y otros sobre el salmo VI. 
Domine, ne in furore tuo argnas 
me &c. 

II. Qundragessima liahita ad 
jwpulum in Ecclesia parrochiali 
>y. Crucis anno 1613. 1 1. 4.° Ms. 
de la escelente letra de su autor, 
original en la biblioteca de Mon- 
tesion. Esta cuaresma menos la 
portada, está escrita en mallor- 
quín. Á lo último del tomo trae el 
P. Pon la noticia de haber declara- 
do el obispo Bauza, en el Sínodo del 
año 1611, fiesta de precepto, la 
de Nra. Sra. del Carmen, con una 
larga relación de la solemnidad 
con que en 1613 se celebró por 
primera voz, insertando la mul- 
titud de poesías, escritas por él, 
que se pusieron, con aquel motivo, 
en los claustros de su convento. 
Están enlatin y en castellano, son 
33 y es notable, entre otras, el 
romance en que se dá cuenta del 
linage de la Virgen. Todas estas 
composiciones las ha publicado el 
P. Torrens en el tomo IV de sus- 



mallorquines, no tardaran en darse 
á la estampa. Hay ademas otros 
Mss. suyos en casa de Montene- 
gro. Son también del P. Pou las 
dos inscripciones latinas que se 
leen, grabadas en mármol y pues- 
tas en dos grandes pedestales, á la 
salida de la puerta de Jesús, co- 
mo igualmente lo es, la que en 
letras de oro se halla en la sun- 
tuosa capilla del batisterio de nues- 
tra catedral. Hela aquí: 

jesu christo 
hüman.í: labis 

VINDICI EXPIATOIUQUE. 

SACRÜM 

MAJORICEN. ecclesi.í: EP. PETULS RUBIUS 

BENEDICTUS. 

IN nOC SACELLO ARE SUO 

ELEGANTIÜS E MARMORE CONSIGNATO 

PICTORISQÜE LUSTRALIBUS 

DECEMILS INSTRÜCTO 

PALM.1Í 

IN AEDE MÁXIMA SACRA BALEARIÜM 

BAI>TISTER1UM PIllNCEPS 

IN REPAR. SALITIS IlüMAN.E 

MDCCXCIV 

ERGA BALEARES CHARITATIS SL.E 

M. P. C. 



968. 

Pon (Fbakcisco). Doctor teó- 
logo, natural de Palma, nació en 
la Almudaina el año 1573, pro- 
fesó en el instituto carmelitano el 
día 3 de setiembre de 1589. Al- 
canzó gran reputaciou por su doc- 
trina, prudencia y virtud; fué mu- 
chas veces prior del convento de 
esta ciudad y vicario provincial 
del mismo. íiirigió el esj)íritu de 
la V. Sor Eleonor Ortiz; trabajó 
mucho para facilitar la fundación 



POIT = 1 

Glorias del Carmelo, en la pági- 
na 318. el seq. 

III. Sermones varios y dife- 
rentes discursos sobre las domi- 
nicas y ferias de cuaresma. 1 t. 
4.° Ms. de 127 hojas, que existió 
original en el convento del Car- 
men hasta la exclaustración de los 
regulares. 

IV. Los cuatro primeros 2)sal- 
mos de Damd exposilados. 1 t. 8." 
Ms. original id, id. 

V. Sermones rarios para mu- 
chos dias de Cuaresma y de otras 
festirAdades del año. 3. t. 4.° 
Mss. originales, id. id. El P. Juan 
Angelo Torrens nos asegura que 
eran preciosos modelos de oratoria 
sagrada. 

VI. De essenti'i et attrihutis 
Dei. 1. t. fól. Ms. que compren- 
día ademas el tratado que sigue, 
original, id. id. 

Vil. De voluntario et involun- 
tario. A lo último llevaba el año 
1622. El latin de ambas obras y 
su elocuencia eran muy dignos 
de los autores clásicos. 

VIII. Vidas de los VV. Carme- 
litas de Mallorca Juan Bautista 
¡Stanyol y Anastasio Aleix. Mss. 
Las cita el P. Maltes, y el P. Tor- 
rens en el tomo IV. de sus Glorias 
del Carmelo pág. 19. 

IX. Vida del V. P. Fr. Juan 
Brocardo B rondo y Valles. Ms. 
original, en poder del P. Juan An- 
gelo Torrens. 

X. Noticias históricas del con- 
vento de Ntr( . Sra. del Carmen 
déla ciudad de Mallorca. 1. t. 4.'^ 
Ms. original, id. id. 

XI. Sermones de los misterios 
de N. S. Jesucristo y de María 
SSma: varios paneyiricos de San- 
tos y doctrinas para las domini- 
cas del año. 1. t. fól. Ms. de 320 
hojas, original, id. id. Contiene alo 
último algunos comentarios sobre 
los Salmos VI. XXXI. yL. y va- 
rios asuntos históricos de mucho 
interés. 



51 = 



POU 



S69. 



PíHJ (Jaimk). Varón de gran 
talento y sabio jurisconsulto. Nació 
en esta ciudad el dia 9 de febrero 
de 1497 de misér Antonio Pou, 
que en 13 de setiembre de 1490 
obtuvo privilegio de franqueza, por 
haber sido uno de los forasteros 
que se establecieron en Mallorca 
para repoblar la isla que poco an- 
tes habia sido desolada á causa de 
un espantoso contagio. La madre 
de Jaime Pou fué Práxedes Berard 
y Caulellas, hija de Luis Berard 
y Moretó, de quien hemos hablado 
en la pág. 93 del t. 1. Abrazó el 
estado eclesiástico y en 14 de di- 
ciembre de 1540, siendo auditor 
de Rota por la corona de Aragón, 
en cuyo destino sucedió á su maes- 
tro Pedro de Accolis, fué elegido 
canónigo de esta catedral. Poco 
después obtuvo la mitra arzopis- 
pal de Bari en el Reino de Ña- 
póles, á la orilla del golfo de Ve- 
necia: fué prefecto de signatura 
de justicia y posteriormente lo fué 
de gracia, hiendo protector de Po- 
lonia, ocupóla presidencia de aque- 
lla respetable asamblea por ausen- 
cia del Cardenal Seripando, y por 
último, su doctrina y sus elevados 
talentos le merecieron en 20 de 
diciembre de 1551, el ser nombra- 
do cardenal de la S. R. I. con el 
título de Sta. María in via lata. 
De su correspondencia con su pa- 
riente el Inquisidor Nicolás Mon- 
tañans y Berard, que conserva- 
mos original, se prueba que en la 
época de que hablamos poseía en 
Mallorca la pensión de LXXX du- 
catorum auri de camera novi que 
se reservó, con autoridad apostó- 
lica, sobre los frutos parroquiales 
de Manacor y Bellver: percibía 
ademas el cuart de Alcudia, que 
su apoderado el mismo Montañans, 
tenía dado en arriendo por Lili 
ducados. Encarta que desde Roma 
escribía ti Montañans con fecha de 



POU 

Tj de marzo de 1554, le decía: «per 
letra de V. S'. escrita á Agustí, 
so stat avisat de la mort de la se- 
ñora se mará (se llamaba Beatriz 
Berard) macosiiía, de loque m'ha 
dolgut tant en l'ánimo, qu'hem 
sería dificultós porerley escriure, 
per lo que la tenía en compte de 
propia mare &c.« Le decía tam- 
bién que iba adjunta una Epístola 
consolAtoria. El desempeño de las 
obligaciones anejas á la alta dig- 
nidad cardenalicia, no le privó de 
continuar en la presidencia de las 
órdenes del Car .r, en, de San Juan, 
y del supremo tribunal de la inqui- 
sición. Sus prendas, como dice el 
P. Cayetano de Mallorca, le hicie- 
ron oráculo de la corte Romana, 
con cuyo motivo en 14 de febrero 
de 1561, fué nombrado legado de 
su Santidad al concilio tridentino, 
juntamente con Hércules Gonzaga, 
cardenal de Mantua. Fué uno de 
aquellos á quienes el papa Julio III 
cometió la revista y anulación de 
las alienaciones de los bienes ecle- 
siásticos. El cardenal de Santa 
Flora, según Palavicino, tom. II 
cap. VI, pág. 199 y cap, XI, pág. 
250, intentó varias veces hacer 
recaer á su favor la elección de 
Sumo Pontífice, y esto mismo lo 
confipma la carta del canónigo Ge- 
rónimo Garau, que poseemos ori- 
ginal y la publicamos con otros 
documentos relativos á Pou en la 
obra Varones ikistres de Mallor- 
ca, pág. 777. Murió liuestro emi- 
nentísimo paisano en Roma el día 
26 de abril de 1 563, según Alfonso 
de Ciaconio, y fué sepultado su ca- 
dáver en la capilla de Santa Ma- 
ría de la Minerva. Aunque no hay 
documentos para probar que el car- 
denal Pou mandó desde Roma, al 
monasterio de religiosas de Santa 
Margarita de esta ciudad, en el que 
hubo una monja hermana suya lla- 
mada María, la milagrosa reliquia 
de la Santa Faz de N. Sr. Jesucris- 
to; lo conserva la tradición y la au- 
toridad del cronista Dameto. Tuvo 



= 152 = por 

un sobrino llamado Antonio, que 
por sus talentos le sucedió en el 



arzobispado de Barí. Son m\\- 
choslos autores que hablan del mé- 
rito de nuestro Pou particular- 
mente el cardenal Sforcia Pala- 
viccino en su Historia del Con- 
cilio de Trenlo, traducida del tos- 
cano al latín por el P. Juan luot- 
tino, part. II, lib. III, cap. I, pág. 
376; Nicolás Antimio Bibliot. 
Hisp. t. I, pág. 470; Mr. Bayle, 
Luis Moren, Domingo Magno, 
Latino Latinio, Chacón. Dameto, 
Mut, Mr. D'Hermilly, Cabrera, 
Vargas Ponce y otros. Hé aquí bis 
obras suyas que han llegado á 
noticia nuestra: 

I. A lie (/alio jaridica pro com- 
munitate Tiere Talineroí contra 
co7nmunitatem Sancti Salratoris, 
i?i materia coiijiíiittm. Veneliis, 
apiid lordanum Silectum, 1574. 
folio. 

II. Decisiones D. Jacohi Pu- 
tei jurisconsiiltipraeclarissimi ac 
sacri Patata causaruín auiitoris 
et demiim Sanctae Romanae Eccle- 
siae Cardinalis. Ex causis taní 
per ipsum, quaní ^;«;* alios l)n, 
A uditoris Rotae, in codem tSacro 
Palatio relatis, neo non ex com- 
munibuset concordibus eornmdem 
aiiditort'./n votiset sfiffragi'is, su- 
ma cura, sinfjidar'ique industria 
collectae, etin tres hbros divisae. 
Nunc primum ad íitilitatem eo- 
rum, qui in foro versantur, in 
htcem editae. Adjecta sunt sum— 
maria, indexque verborum, re- 
rum, senientiarumque in^ifjnium, 
locuqüetissimus . Lngduni, apud 
CaroUm Pesnot MDLXXXIII. 
1 t. ful. marquilla de (92)-450 
págs. La segunda edición tiene 
este título: Decisiones R. P. D. 
lacobi Putei, sacri palatii apos- 
tolici causarum audiloris, et 
iS. R. E. Cardinalis. Ex cau- 
sis, tam per ipsum, quam per 
alios D. Auditores Rotae, in 
eodem tSacro Palatio relatis: nec 
non ens cowmmibus, et concordi- 



POU 



=r 153 = 



bus eonindem audüorum ^votis, 
et snffraqiis.-siimma cura, siri- 
gularique industria collectae, ct 
in tres libros divisae. Hac no~ 
mssima editionae revisae, %ecog- 
nitae, restitiitae, errorihusque, 
quib.us sccttebant expurgatae: su- 
mariis , ét Índice locu2ilet(itae. 
I Rustrís simo D.D. Federico Cor-^ 
oieliOi Sanctae Bonae A bhati^ Mag^ 
no Cypri Commendatario, Came- 
raegue apostolicae cUrico optimé 
mérito dedicatae. Venetiis, MD- 
XCVJII, apud Marcum de Cla^ 
seris. Ad instanciam Juliis Bur- 
chioniis. 1 t. 4." de 671 pág's. sin 
los índices y preliminares. Cono- 
cemos ademas esta edición: Deci- 
siones lacobi Putei OlÍ7)i Rotae 
auditorls. Postmodiim S. R. E. 
Cardinalis. Niincprimus sv.ae in~ 
tegritati restitntae ex originali 
ejusdem Putei mame scripto exis- 
tente in Bibliotlieca Rmi. D. 
Francisci Penie Rotae decani. 
Accessit epitome JDecissionumper 
títulos distincta: cum priviUgiis. 
Romae ex typographia Camerae 
apostolicae MDCXII. Auctorila- 
te sujíeriorum. 1 t. fól. de 616 pá- 
ginas sin los índices y prelimina- 
res. A lo último lleva un Bjñtome 
decisiomim Jacobi Putei, por 
Franciscus Rubens, in Romana 
Curia advocatus^ 106págs.5 folia- 
ción especial. 

III. Epistoloe Daria latina. 
Romee typis Tinassii an. 1659. 
1 t. 4.° que comprende también 
las de su secretario Latino Latinio 
Viterbiense, y se imprimieron por 
orden del cardenal Brancaccio. Las 
hay escritas á elevados person-iges, 
una de 11 de las calendas de se- 
tiembre de 1555, que trata de la 
vida, doctrina y desgraciada muer- 
te del canónigo D. Jorge de Togo- 
lés y Montañans, va dirigida á su 
pariente Jaime de Montañans y 
Berard, y otra de 7 de las calen- 
das de enero de 1557 á Nicolás de 
Montañans y Berard, hermano de 
este último. 

T. II. 



PRA 



970. 



■•oü [Magín]* Varón ejempla- 
rísimo, gran teólogo, predicador 
infatigable y elocuente, seg'un el 
P. Cayetano de Mallorca en su 
Loseta ilustrada pág. 150. El 
Dr. Barberi le cita como autor de 
varias obras. 

97L 

1*BATS (Fkancisco) Poeta ma- 
llorquín del siglo XV., sacerdote 
docto y virtuoso que vivió mu- 
chos años en la ermita de Mira- 
mar con el Dr. Bartolomé Calden- 
tey, dedicados ambos ala enseñan- 
za de la ciencia de Ramón LuU y 
á otras útiles tareas. El cronista 
D. Vicente Mut, edición mihi pá- 
gina 453, afirma que Francisco 
Prats escribió Visió delectable, li- 
bro que seguramente se ha perdi- 
do, ó á lo menos ignórameos su 
existencia. Y el P. Pascual en su 
Aguja náutica, pág. 252, dice 
que, á mas de la obra citada por 
Mut, compuso el mismo Prats uu 
poema en alabanza del B. Ra- 
món Lull, que se dio á la estam- 
pa. Si esta producción se impri- 
mió en Miramar, donde Prats y 
Caldentey plantearon la primera 
imprenta que ha tenido Mallorca, 
regentada ya por impresor ma- 
llorquín, en época qué todos los de 
España, escepto el catalán Pedro 
Posa, eran aun estrangeros; se ha 
hecho mas rara que otros frutos 
de aquella prensa, pues no cono- 
cemos ejemplar alguno de ella, co- 
mo no conocemos tampoco nin- 
guno del Breviario propio de la 
Iglesia de Mallorca, que se supo- 
ne impreso allí en 1488. ü. Bue- 
naventura Serra pretende que se 
imprimió en Miramar una letanía 
lemosína, pero sus ejemplares tam- 
bién se han hecho invisibles para 
los bibliógrafos mallorquines. Dos 
preciosidades tipográficas se con^- 

20 



PRA =r 154 — PRA 

servan únicamente de la aurora de cipio: «Comenca la devota é saluti- 



nuestra imprenta: la una es un 
opúsculo del Maestro Juan Gersón 
de que hemos hablado en la pá- 
gina 141 del tomo I de esta Biblio- 
teca: la otra es la escelente obra 
de nuestro Francisco Prats que 
•lleva este titulo: 

Devota contemplado y mecli- 
tacions de la ma sacra. 1 t. 4.° 
letra gótica , de 64 hojas, sin 
foliatura , signos , ni reclamos, 
ni otra puntuación mas que el 
punto final y los dos puntos. En 
algunos párrafos falta al prin- 
cipio la inicial, pero hay el espa- 
cio para ponerla de color como se 
acostumbraba. El único ejemplar 
completo que existe es el que no- 
sotros regalamos al Sr. Conde de 
Ayamans, quien posee otro bas- 
tante manco y no lo es menos el 
que se halla en la biblioteca de 
Montesion. Empieza el libro por 
un canto en lemosin, como lo está 
toda la obra, que consta de siete 
estrofas, de once versos de arte 
mayor cada una, concluyendo con 
una Endressa d la señora Jlaría, 
de cinco versos, y \\nvL Tornada 
de seis. Este canto lleva por títu- 
lo: Vers que profer ais legins la 
present obra de conternptació de 
rims^ equivoclis leáis fias al bor- 
dó cinque de cascuna cobla: é ¡os 
qui apres son continuáis strams 
cars mostrant compendiosament 
lo com déla passió del Redentor 
Jhesus2}er los devots contempla- 
tius segons la Evangélica doctrina 
reserat. Después del referido canto, 
sigue la dedicatoria del autor que 
empieza así: «Francesch Prats in- 
digne preveré á la contemplativa 
serventa é sposa de Jesu Christ per 
vot solemne en lo héremo del Puio- 
de Pollensa conmorant Sor An- 
gelina Monroya. Moltas saluts diu 
devotíssima á Jhesus é filia mia en 
las sagradas fonts del baptisme 
<Mc. La obra, que es fervorosísima 
y escrita con estilo humilde y con 
bastante erudición, tiene esteprin- 



fera contemplado deis misteris de 
la acerba passió de '1 Senyor nostre 
Jhesus la qual lo cristiá prostrat 
devant la creu atteutament é re- 
posada den fer: priraerament em- 
pero fet en los seus pits é front lo 
senyal de la creu é dit lo pater 
noster en cascuna hora.» Siguen 
unas oraciones y luego intercala- 
das con otras: 



Vespres. 

Ab dolor Senyor contemple 
Cotiexentnie tan ingral 
Lo tcu gloriüs excmple 
De virluts qu' he oblidal 
Pie de fastkh vanagloria 
Me abrasse cascun dia 
E per fo I' anima mia 
A tu volla la memoria. 

Cable. 

E dicb á mi ¿que faré 
Invldiós ab cubdicia? 
Sut(;etat ligat me té 
Lo cor tinch pie de malicia 
Tristde mi! ¿é qual victoria 
Deis vicis se pol haver 
Si no pensar de voler 
A tu voltar la memoria? 

Coble. 

Confcsal primcramcnt 
Humiliat é contricle 
V satlsfét plcnamcnt 
Axi com la raho dict í 
De la vida transitoria 
He lot mi alienál 
En Jhericó so cutral 
Voliant á tu la memoria. 



Respons. 



Fent oració en l'orl 
Jhesus apres de la cena 
Sentint congoxa de raort 
L'anima vostra serena 
Sedejant nostra salut 
Elegís morir en creu 
Ab sobirana virtút 
En la passió molí greu. 



PRA 



= 155 - 



PRA 



Presa, 

Sedejant nostrc salút 
Elegís morir en crcu. 

Oració. 

Noslre Senyor Jcsucrisl 
E íill del cternal Pare 
Qui humilitat mos trist 
Elegint tan dolga marc 
Suplicante hnmilment 
Puix oracions ajuda 
Que sian nos concguda 
Humilitat perraancnt. 

Respons. (Com2)letas) . 

Prcs en Fort ab mans ligades 
A Anna fuisl prcscntat 
Ab durs bufets é gallados 
E hat Senyor dcmanat 
Quin'es la tua doctrina 
E tos dexebles quals son 
Ab scarn é scopina 
Dien á tu Rey de! mon. 

Presa. 

Q«in,cs la taa doíltlna 
E tos dexebics quals son, 

Oració. 

o Jesucrisl ver mossias 
A qui Judas ha trahít 
Endrassa las nostras vías 
Qui per crucls cst Ferit 
Picseníat ais sacerdots 
Dcvant lo parens presenta 
En hnyr los leus dcvols 
La pietat no %' absenta. 

Pes2)ons. (Matines). 

Humí! dcvant Cayfás 
Te doblan la injusía 
Y en la sagrada fas 
Sscupen de nit é dia 
Blasfemias te imposen 
De les quals test escusat 
E los inichs no reposen 
Mirant tanta dignitad. 



Blasfemias te imposen 
!>e les quals test cseusat. 



Oració. 

l*acicnt deis pacicnls 
Portant nostres injuries 
De scarns é baliments 
Sana nostres malaltíes. 
De pcccats e pasciencia 
Posa dins lo nostrc cor 
Per tant que obediencia 
Nos confort cb la dolor. 

Respons. (Prima). 

Tu princcp 6 Rey del mon 
Ais subdils ligal presenten 
Qui cndreces tots quants son 
D'acusaríe no s' abscntcn 
Ab molt scarn I' han vestida 
Roba de blanca color 
Volcn que pcrdes la vida 
Tu qui esl vida Scnyór. 

Ab molt scarn t' han vestida 
Roba de blanca color. 

Oració. 

Mon Deu y sola virtud 

De crims enormes t' acusscn 

E tu esl comparagút 

E ninguns, Senyor, I' escusen 

Innoccnt la innocencia 

Tua fagans innoccns 

Al jui quant en ta presencia 

Tots en carn serem prescnts. 



Res2')ons. (Tercia). 

Ab molt scarn Rey deis Reys 
Blanca porpra I' han vestida 
D' espines que nou mcrcys 
La testa han aflijida 
En lo pilar t' han ligát 
De pedra freda é dura 
Lo jntge han insitat 
Quet fes batre sens mesura. 

En lo pilar t' han ligat 
De pedra freda y dura, 

Oració. 

Redentor qni per scarns 
Portes corona de spinas 



PBA 

Les iascivioscs canis 
Costrenylas ab disciplinas 
Hi fes que la culpa nostra 
Concxent la judiqucín 
Hi de pcncdir nos moslra 
Pcrquc tu sol adorcm. 

Respons. (Sexta), 

Confirmada la sentencia 
Del teninl loch deis Romans 
Contra lu, Dea de clemencia, 
Ligant al) cordcs las man» 
Aportist la creu benigna 
En aquella I' han ciavát 
Com á mal factor i n signa 
Ab molta impietat, 

Presa. 

Aportist la creu benigna 
En aqqella I' han clavál, 

Oració. 

Jesús bó qui has portada 
Sentencia tan inica 
Ab voluntal rcprovada 
De gcnt folla qui't judica 
Claven?, ó Christ, per amor 
En la creu de penitencia 
Fes semprc quel nostre cor 
8ia sots obediencia. 

Kespons. (Nona). 

Ab alt só en creo pnsal 
O Pare! Scnyor, cridas, 
¿Perqué m' has dcscmpcrál? 
A cU vos recomanás 
Inclinan*, la humil testa 
Espiras ab gran tristuri^ 
E lavós fonch manifesta 
La sagrada scriplura. 

Presa. 

Inclinant la humil testa 
Espiras ab gran tristura. 

Oració. 

Per aquell darrcr parlar 
Dienl in mamis luás 
Te vcnim á supplicar 
Que en lo terrible pás 
De la mort nos recoman» 
A! tcu Pare Jesús bó 



- 156 = P«A 

Y fes que no sia vana 
La nostra oració. 



Terminado el libro se lee este 
pié de imprenta: «SStampada en 
i« ^^r.^ /Ir. TtMnitnt á mira mar de la 



.a casa de Trinitat ó mira mar de la 
vila de Val de Musse en la maior 
illa Balear per mf.sthenicolau ca- 
I..VFFAT nadiu de la dita vila á.i. 
de kalendes de fabrer añys de sa- 
lut MCCCCLXXxvii.» Después de 
este final sigue el hermoso opiis- 
culo en verso que el mismo autor 
promete en el testo iusentarlo á 
continuación de su obra. Helo aquí: 

J^xordi en la promesa ohre del 
Sagrament de hone gracia, 

Charitat me forsa | i ley me Ínsita 
Loar lo misicri 1 de la Eucharislia 
Lo poch cxcrcicl | los scnys me desvia 
En loch baix me posa ] il desig limita 
La ploma es presta 1 y no gos cscriure 
Perqué la invidia ] reprender mcnassa 
Les nafras j'amdolcn | y troball m'abrassa 
gol Chrisl Dcu y homc | me'n pol fer dcs- 

(liuro. 

Copla. 

Gran csfors me dona | la verda spcransa 
Manantquc m' abrás I ab la ferma columna 
De la fe romana i vcriadcr alumna 
Qui l'inflii supcrbo i confoncnl amansa 
Si dich herctgia | no seré hcrctge 
Perqué ignorancia 1 no será la causa 
La cual io revoca | conicmplanl la pausa 
De Chrisl pi de vida [ i verladcr metgc. 



a. 



Los trobados ara ¡ si l'art n'om aiuda 
En la escusa pcnscn | per lo de que tracta 
Eslretc es la senda I i no serva pacta 
A la Elicona { tornar la fá muda 
En forsa tituba 1 i manquen la regla ^ 
Perqué coses baxas [ sol compren i liga 
Del segrat cloqui [ se mostra inimiga 
Y luir contenta [ en obres del scgla. 



c. 



E perso les musas | de la gcnt pagana 
Christiana regla [ novol ne invoca 



PRA 

Perqus cti elegancia ¡ adapten la bocn 
Mes la sanch bencyla [ qui'n la eren emana 
Donen concxcnsa | donchs Jcsu5 benigna 
Del secrct exsclso | de tanta ma'eria 
Lenginy en alt leva | Irau lo de miseria 
En qu'cslA per culpa ¡ lo ver loch li signa. 

c. 

Com es conve'rtida [ ó summa potencia 
Del pá la substancia ! en la caro scgrada 
Escr'ure'm demostra | nc com figurada 
Jatsía indigna | manquo de cloquencia 
Edels teus ministres | quals pcrlany que sien 
Semblantmcnt lo modo 1 de sumir ó pendrcr 
Los acles «on cuatre | que dcsig apendrcr 
Ne com los rebcllas 1 de aquels se desvien. 

Tornada. 

La Torza corpórea 1 i'l dur scny qui'm guien 
O Señyor limita [ car volen contondrer 
Ab rabo discreta [ i fes los cnlendrer 
Tornará la vía [ que primer tenían. 

Vers 2)rimer que mostré la coii- 

tersió (le la substancia del pá en 

lo cors de Jhesiis Christ Senyor 

nostre. 

W estupor compres ] en lo novell templa 
Y senaclc gran | Jesús so cnirat 
Mon Deu poderos 1 i aquí contempla 
L'eternal saltcr | quins dmt excmpla 
De investigar | sol la verilat 
Mir com á la ley | vella dones terraa 
E introducys ¡ la evangciical 
Figura passanl [ inculta i crma 
Per juy cavillos | qiic'Ijuéu y ferma 
Terestra í baix I é tot literal. 



c. 



Mir pá de forment | teñir tu Christ Dcu 

En sagrada má I aquel bencint 

Oig te proferir | ab divinal vcu 

Sobro l'olocaust | asso es lo cors mcu 

Ac;c mai vellos | á tu obcint 

Y tal oració ¡ havcrit proferida 

Sol en tu concch ] transsubstancial 

Lo pA en virtud | de exellent vida 

Poder es ínmens [ qui no'l compren mida 

D'on nostre cspcrit | n'es rcfocillat. 



157 r= PRA 

Tra"sus(anciar | ó fer convcrsiy 
Que sol generant [ ó ab corrupciú 
O diminuint ] ó aiteranl sia 
O per aumentar ] ó ccrl perqué es muda 
Sí es modos concix ] per tal obre fer 
Lo sete no sab | la via perduda 
Perqué es divinal | i de tu vinguda 
Entendrer nos pot | senscrcurcu primer. 



c. 



La corrnpció | ab ferma instancia 

Generar rctrau | i del lot obiida 

Cali lo philosof I de la petulancia 

Car lo cors bcncit | en que la substancia 

Del pa coiicxem 1 esser eonvertida 

Que sia abans | nos pora negar 

Que lo convcrtit 1 doncbs lo esser nóu 

En cose nos reb | d'on ly generar 

De tal sagramcnl | se veu apartar 

II saber huma I sens la fe en rcmóu. 

O- 

Actualmenl veym ] materia alguna 
En los dos extrems | del pá y cors leu 
^"o romandren res | que sia comuna 
De hon se fá juy ] que resta inmuna 
Dccorrupció \ ni augment si veu 
Com no altrc es | lo cors divinal 
Major ni menor | que es en lo cef 
Aquell qui ab la fe | vol teñir cabal 
E baix lexa'is scnys | fet angelical 
Vcu ab que y com 1 guiat abjust zel. 

c. 

No es alleral ¡ ni disminucix 
Lo pá ni lo cors j de tu Deu y lioin 
D'altarar parlanl | si be es difinei» 
La tal diccio | y dinlrc es coneix 
Limilant aquell ! per alcnycr com 
Lo esser del pá [ no en altrc manera 
Se ha que dabans ] com tot convertíl 
Es é no es tal ] pcrso no se altera 
Et'tendra tal pas | jocunditat mera 
Dona contcntanl | l'umíl espcrit. 



c. 



Aristotil vol I provar ab rahó 
Princcp iiomenat [ de philosophia 



C. 



Jesús Rcdcmplor 1 mir té sobra l'ara 
E no davallant | del cel en la térra 
Nel loch derencleys | que ocupas ara 
Obres d'iníinit | qui creurens prepara 
Ten gran vcrilal | perqué james erra 
Donrhs multiplicar | lo cors leu sagra! 
En diversos lochs | essent loslemps ú 
Sopleix lo poder ! qui nos limilat 



PRA - 

Y nos contra tliu | asó es vcritat 
Qui's sobre pniant | l'entendrá conni. 

O. 

No naluralmcnl | lo pas convcrteix 
En la tua carn | perqué ab d«y han fí 
AI poder inmcns 1 axí esregoncix 
Que cl pa y el cors sanet | aquell obeycix 
E concomilant | ab eli es aquí 
Lo cors es prescnt | per sola virlul 
Del que es profcril | per lo sasserdot 
Lo tcu loch leniíit | ¡ esl concgut 
En hun foI inslant ] hon es dessabut 
Qui el parer segueix | do natural vot. 



c. 



Les dimcncions ] no les conlcmplam 
De tu Jhesu-Christ | scguint tal prossés 
Del que era pá 1 les consideram 
E aquí Señyor | Jhesus te ndoráni 
Sots los accidL-nts | de aquell qui no es 
Present esl aquí | ver y realmcnt 
Y presencial | ils ccls circunscripta 
Axi hcu creu lo jusl 1 y obcdicnl 
Humil i dcvot ] y en res no disccnl 
Ab creura apartat | del obscur egipta. 



158 = PRA 

Vers segon de algunas figuras del 
tell testament. 

L'omc pech se torba | en cosa novclla 
Y lo del seny pralich | no hi fi obstada 
Veycnl ab la pcnsa | que tal maravclla 
Tart obra natura ] i si aparclla 
¡Mas del sacriGci | qui sol es mirada 
No sabent lo modo | spantat nc resta 
Car no es posible | ab natura sola 
Lo com se fá veurc | é si fé noy presta 
En lo laberinto | deis ignoranls sesla 
Perqué semblántaclc \ sobre los scnysvola 



c. 



Cnnvil es excelso | per divinal obra 

Y sol lo cntendrá | al voler prepara 
Comu al insigna | 6 al homc pobre 
Si'b nubcial vcsta | de fallinicns cobre 
E humil se posa ] en la excellcnl ara 
No'y es real pasta | nc salsa moderna 
Manjar blanch ni sucra | nc mixta polalgc 

Y procas de Bacus | nefanda lacrna 
Centra deis golosos | i presó cierna 
Posáis dins la barcha | del infcrn pasatgc 



O. 



Creas de no res ] en cns existenl 

Senyor cascun jorn | ab sola paraula 

Transustancias 1 en lo sagrament 

De un posiliu \ quis pá de forment 

En exclcnt carn | en sagrada aula 

En l'osUa est | i iiob laslatcra 

De ser mcnsurant | mes sol de substancia 

E la cuantital | hi es vcrladcra 

Veusa que's axí j ab la fé primera 

Ton esser seguint |per concumitancia. 

Tornada. 

Jcsu-Christ mon Dcu \ l'inflal qui prospera 
Tol presumptuós ] abrasant jactancia 
Repren lo Senyor ] i nos torna fera 
Com fa dir asó \ vcia la manera 
Nos quiu lo parlar 1 qui no te legancia. 

Endressa. 

o port de rcpós ] senlra y spera 
On tota virtud | ha prcssa estancia 
Rlarc de Jhesus | fes que persevera 
En loar ion fill [seguint la carrera 
De ver thrisliá ¡ y scns arrogancia. 



O. 



Aquesta gran festa | nos depurim sdna 
Qual fcu la regina \ Edissa tant noble 
Sobries y Sánela ] i mcnjar nos mena 
La carn sens mixtura | de gracia plena 
Qui Irasch del estigi I lo scu clél poblé 
Si la geni hebrea | en aquelles farta 
De vi scns mesura | i carns exquisides 
La ley christiana | l'apclil no s'arta 
Demana dejuni [ perqué es la carta 
Qui'ls vins mixtes veda | i salsas condidas. 



c. 



Al gran Rey de Salem | Abrám Patriarcha 
Pa i vi presenta | haúda victoria 
Ahonl significa ] de tu Christ monarcha 
La obra excelsa ' qui'n la humil archa 
De la Vcrgi y Marc | offcrit ab gloria 
A nos relTocilla | donal en offerta 
Per rcmbrtns del antro | sumint carn velada 
D'accidenls en forma ] estranya i cria 
Especulativa ] no ficta mes certa 
En l'apelil noslra I saor oblidada. 



c. 



Exinl de Egipta ¡ la turba hebrea - 
Abin suil rcbella | á Moisés diuhen 
Perqu'cxi'ns aportes ] i no com Medía 



PRA r= 

Mágica invoca ] infernal y rea 

Mas.tu Deu suplica | per lo cual totsviuhen 

En lo erm estéril | los fas pleura míinna 

ü'on qui considera ] aquesta Gguia 

Esser lo viatich [ adonay ozánna 

De cara per tu presa I en la filia d'Anna 

Hauráconexensa J excellenly."pura. 



c. 



o Deu com es digna ¡ dalla recolencia 
Delanyell sens macula | la figura sancta 
Que'l poblé judaich ] sots obediencia 
Manist que pregucssen | i ab diligencia 
A tu l'inmolasscn | é aborde tanta 
Diunos 1' evangeli | si tal 1' onibra era 
De Jesús nctissim | es pus memorable 
La carn qui's donada | en ostia vera 
Immolant aquella [ I' orne sol preverá 
Per virtud divina ] i fet admirable. 



c. 



Summa sapiencia 1 manist que obrasscn 

Ab or fí cuberta | de sitim la taula 

Ea lo santuari 1 i sobrcypossassca 

Pans béneits en orde | on significassen 

Aquest gran misteri i d'immensa paraula 

II jueu claudica ] i mct sen rondalla 

Ab cansons y prosa 1 é compassat metra 

E tenint perfidia ] subjugat no calla 

Lo talmut estima | qui falsamct talla 

Los dits deis Prophetes ] i senys d¿ la letra. 



a. 



159 = PRA 

Y fels idolatres | temor los fa guerra 

O. 

La ombra se aparta | y mostreslo dia 
Exint lo Apollo I sobre l'cmispheri 
Pasa la ley vella ¡ oexenl lo Mesía 
Christ Deu qui l'aiiigina | de la prophecia 
Solta la mort presa | ab gran vítuperi 
De les quatra letras | lo nom inefable 
En l'ostie es posa | i aquí se adora 
O ley sobre excelsa | é inrrevocable 
Chrisliana vera | per tol admirable 
De la pedagoga | tu feta senyora. 

Tornada. 

o carn de Christ pura | ú inestimable 
O preclara misa | excclcnt |)aijra 
Ais devots lexada ] i tan venerable 
Lo poblé judaich ¡ vilá detestable 
Del mon lo desterra | puys tot jorn pijora. 

Endressa. 

o segona Eva ] qui'l fruit dclitabie 
Aportist nou raesos | qui'a la sancta tora 
Plniat se moslrava | sies favorable 
Fes que'l jueu crcga | cosa lant raunable 
l'l convit sumcscha 1 qui lo mon decora. 

Vers tcrs mostrant com deven es- 
ser honráis los socerdots é rpcalhir 
vida en sguard de Den e conspecta 
deis mirants. 



Claramentsc mostra | del pá qui Elias 
Despertat per l'angel | tot lo confortava 
E ab tanta forsa I que quoranta días 
Sens menjar le porta | per diversas vias 
En Oreb muntanya | dejú'l repossava 
Lo píi es la ostia | qui lo just conforta 
E lo qui'ns confessa | aquell qui'ns desperl'* 
l'ls dias quoranta ] dejuni qui'ns porta 
A la sánela Pascha [ ahonl es la porta 
Per haver la gloria | quieta i certa. 



c. 



Aquella vianda ] per Adam perduda 
Qui perpetuava | la vida humana 
Saborosa fruita \ tan mal coneguda 
Per la nostra mare | Eva dessabuda 
De hon som en plaga | estéril i vana 
Est tu carn preclara | que tanl avorexen 
Los jueus perversos I jayens en la térra 
En fanch com á bestias ] id'aquell se pexe'' 
Poblc detestable ¡ qui'l be respuexen 



C. 



L'abit de virtud | honor cxhigeix 
Qui es lo just dó I i scnyal de aquella 
E lo qui la fa | tal forsa coneix 
Don axi obrant 1 honra á si mateix 
Y mostra hon es [ honestat mes bella. 
Revercix l'onrant | l'abit honorab'c 
Superior en orde I y de mes alt preu 
Donali gran nom I per cosa estimable 
Qui's lasacerdot | de hon venerable 
Titol li üíTcr I ab alsada vcu 
De maldirlos | halan tcmcnsa dura 
Los scculars 1 i parlen ab mesura. 



c. 



Y si'l cavaller | per honrar se posa 
Ab l'ordc que te 1 en loch eminent 
Guarda lo que fa | que no es justa cosa 
Deurc prcceir I i volcr fer nosa 



PEA - 160 = 

Al orde major i I mes exccllent. 
Pcnsquc revcrcix 1 no pas la persona 
Mas (le qui te loch | qiii's Deu iiimorlal 
Si's ver christiá 1 gran scnyal ne tlona 
Ab parlar y gest 1 i no com ordena 
Lo vulgo ignar | gres i laiqíial 
Entecesor es | cll per lot lo poblé 
Deu nomcnal 1 per lo caractc noble. 

G. 

Cual deu csscr donchs I Tome consagrat 
Perso que honrar 1 fa-sa lo seu orda 
Humil ¡ Icyal 1 de secrel dolat 
Eii la vida sant | i del tot luriyat 
De scfulars fels | é de vida lorda 
Pascifidí ab Deu | i ab lo proisma 
Ciar i resplendent I é just en la fama 
Imalge loi bu I inimich de cisma 
Prompla en fer be I semblan!, al altiíma 
E munila spill I perqué Deu lo ama 
E si nos tal! I honrél perqué es ministra 
De adonay | no parles dell sinistra. 



PRA 

llonestat scguint I I no pas vensul 

Per >iure profa | al que estingul 

Si ab sfors | fugint la nuiicia 

^o entra á orar 1 á Deu per la paga 

Ne la Missa dir | csperaut lodo 

La ley dcfcncnt 1 qui crcu no s'amaga 

Elopallial I le per cruel plaga 

Lo tr ball honest | y sobre lols bo 

E guart sé donchs I á Dju just blesfamar 

Ne los niirans I face scandaütsar. 



C. 

Deu csscr perfet | i doctc en scicncia 
Perso qne enscny i la sacra scriptura 
Ab perspicax ull | y ciara eloquencia 
Conforme'b robrar 1 c ab diligencia 
Zclant per Jhesus | las horcs mesura 
E ab gravitat | sagramens dispensa 
E ab alleneio 1 vol curar los mals 
Car per so es honrat i 6 l'infcrnal mensa 
Esqviiu ab leror i simoniacbs vensa 
Oíalo parlar I qui's moslra de tais 
Nos maravell 1 de res la jeul qui'ls mira 
Car en inferu 1 será la lurcadira 



G. 



Lo centro d'engan i que's ypacrcsía 
Y r-ra cruell 1 li sia inimiga 
No finge la nit 1 aparer ciar día 
Presligi es mal ] i grcu malallia 
Cual dintra sera | tal defora es diga 
Ko sia d'aquells 1 qui mostrar se volea 
Essér y no son | sabis ó prudcns 
Nos pexa de vent \ axi com fer solen 
Qui lo nom vulgar | adoren y coleo 
E son dius lo cor | inmundas serpens 
Tais dctestant I Jesús en la ley nostra 
£a pus grcu loch | deis pecados los mostra 



G. 



No prengua barcl ] ab tres avellanas 
Que lé en lo cap 1 per seurer^)r¡mer 
Clonclusionsson 1 caducas! vanas 
Y semblans doctos [ canten com las ranas 
OíTe.ient luir I ob lo poih saber 
Conienlesde prou | si le bcnelicis 
Per sustentarse 1 stigui cu repos 
Líií teñir dinés 1 alls vulgirs i nicia 
Si de propi ha I seguesca els ollicls 
Lexant dur boei ¡ c infernal mós 
E no visil les 1 donas que coufcssa 
Perqué no pts faus | cu eslranya mcssa 



G. 



G. 



La virtud colrá I y no prcsumcscha 
Ser niarexedor | de loch ne d'estima 
Seguint vcrilat I aquella servescba 
Per honrrar Jesús 1 prclats obeyescha 
De just manament i flaxiblc convima 
No sia cruel I á qui H fíi renda 
Ne executiu 1 car lum es del mon 
Ciar donchs y no f«5ch 1 sia per la senda 
Q.ii'ns porte en lo cel ; nos pos en la Icnda 
D.'l avár mcsqui | i senlra pcrgon 
La casledad 1 com pedra preciosa 
Pórtenlo fronl I clare i luminosa. 



G. 



gi impietat i veu en los majors 
bprimint los juáls I ab cupida rabia 
Y per haver or I cometen erros 
En lo judicar I vexant los mcnors 
Ab ira mcnisprcu 1 com los folls en g>bia 
Cali i gemcgant ] ab plor y trislicia 
E revcrcsquels 1 si ells lo menypréen 
Fassa lo que deu 1 guarse de nequitia 
Eno se ajonoll 1 actc de pernicia 
Devanl los prelats I quant en alt loch seen 
Bisba sabenl I honrrant lo seu colléga 
Dlu que deu fer 1 la geni vulgar i lega. 



Crit ab alta veu { i no sia mnt 

Com lo vates din I pero nb mundicia 



Í>RA - 161 - 



mA 



a. 



SI vol lo Seayor | tota creatura 

Y ais hoinens mes | i singularment 

Preverá que fas | perqué no atura 

La pensa al que tens | raajorment ab cura 

Rahó ii'as íi dar j i te fennament 

Que no'y valran prcchs | ni tocar campanas 

Missas ni set psalms 1 si est en iafern 

Virlut es lo port | i no cosas vanas 

Nefandas é vils | cruels i profanas 

Les quals avorrex | lo de ley extern 

Mentra has lemps | dona bona doctrina 

L'obra seguinl | ab justa disciplina. 

Tomada. 

Fes nos Jesuchrist | servar lo que manes 

E sia la creu | á lots lo govern 

Quia tu sostench | menypreant ufanes 

Perqué vera per cert \ que sol tu de manes 

AI qui de la fe | te laxis ó prén 

La toa sanch I es Vera medecina 

O Deu tot bo 1 al pecat qui'ns metzioa. 

Endressa. 

Mare del Untat | qui los malals sanas 

En aquest dur frct \ i geiat ivern 

Que'ns duu lo peccal | raostrant esser blailas 

Ortigues punyens | c rubiuras planas 

Del inich Satán 1 esquinsa lo quera 

Acaritat | nosconduue inclina 

Ahon virtul ! te lo rcpos i fina. 

Qnart xers lion es vist rpiall deu 

esser aquel qui ve á rebre ¡o sanct 

cors de Jhesii-Clirist. 

Aquell quis'adabta [ h carndcChristp'índra 

Sol de'ls justs vianda | ab lo verb unida 

Prepara la vida 

Perc¡He capachs entra | lo secret enlcndra 

Ais pcus del pruvere 

Los defecles diga | guart que sia vera 

Confesio simpla | neta é discreta 

Humil frequcntada 

Clara vcrgonyosa | i excelerada 

Plorant i secreta 

Acusant entcgra 1 i aparellada 

A fer penitencia 

Ab desig é forsa | i sens resistencia. 



Munda de l'osfensa I en edat perfeta 
Deju fidelissim | i ad pensa bona 
T. II. 



Esint ab la zona 

D' intencio recta | prespicax i neta 

Per teñir la via 

Segura i fcrma | i que nos cambia 

En la cena entra | qui de raals libera 

Ais qui ella creuhcn 

Esots lo velamen | deis accidensveahen 

La ostia vera 

E suns havcr fastig 1 la pura sanch beuhea 

Pero deposada 

La dura malicia 1 é inveterada. 



c. 



De obras illicitas 1 ab la humil pensa 

Satisfet lo deuta [ á Deu il proisraa 

So que en lo baptisma 

Promesregonesca | i si matéis vensa 

Prenint diligencia 

Lingua en custodia | pura consciencia 

Y ab peus descallsos \ de mundans affecles 

Posat dinsla cinta 

De fe aprovada | la parcsa victa 

Los senys ais objectes 

Pos'i en talorde 1 que l'infernal tincta 

Elhiop no'l fassa 

En la gran paluda | d'esperansa crassa. 



(7. 



Prenga lo viatich ] qui lo mon sustenta 

Y purga los vicis | i virtuts robora 

Aquesta penyora 

Al crecns lexada | lot jorn nos presenta 

La cgicsia sancta 

Lo saber que dona 1 los doctes espanta 

Caritat inflama | i la fe conserva 

E delint la culpa 

Deis perversos liabits [ ell nos dessanuulpa 

E la gran caterva 

De natura humana | quant ossos y pulpa 

Haurá recobrada 

Per éll ab veu alta } será judícada. 



c. 



No aprén la lengua | la sabor que porta 
Gossí es jocunda | al sperit nostra 
E es lo qui'as raostra 
Suavitat digna | e soferint porta 
Per entrar en gloria 

De Christla congoxa 1 tenint á memoria 
I'l past en la taula | donat sens marexer 
Perqué pasciencia 

En nos inducscha | conterint scicncia 
Merexent nos pexer 

D'aquest pa de'ls angels i sens fer resistencia 
E no com feu Juda 

Qui sumi la ostia | que hachia veñuda. 
21 



PRA 

C. 



S'ib corporal vista | Jhcsus no pol \oure 

Haia lo refugi ] á la fé Catholica 

Que no es bucólica 

O pastoral letra | qui'os intlucx creurc 

Ab sanch i martiri 

Es lant aprovoda 1 que blanca com liri 

Entre les espinas 

De les heretgias 1 les reís ha talladas 

E encarceradas 

En l'anlro de Ditis ] é infernáis minas 

Y donans noticia 

Com solé tal formal 1 prcngam sens malicia 



O. 



I pens lo qui s'acosta 
tremant boa se troba 



al convidat bosta 



Per obtenir venia 

Atan alt misteri ] 

Y vestes la roba 

Que Jhesusensenya 

Perqué no li diguen 

Levau de la taula 1 i apresqu'el liguen 

Posat en la fossa 1 per Deu maleida 

En eternal pena 

Com tant es excelsa I i digna la cena 

Que aqucll convida 

Sois de vesta munda ¡ i á flil amena 

E pren gran vcnjansa 

Del mendích ó pobre | qui per rich s'avansa. 

Tornada. 

Majestat divina ] la'scola ílaquida 

Del jueu refrena 

Fundant l'ediffici I tot sobre la arena 

Etantcof regida 

Siaque la glosa 1 que sempre ordena 

Ta per térra lansa 

Perqué tal misteri I malcirsetansa. 

Endressa. 

Sobre totes Mare ¡ Verge bencida 

Ab gracia plena 

Endressa mos actes | i no'n res offena 

Ans sia deuda 

La mia scriptura, | perlón Olí qui'ns mena 

Ab dolsa speransa 

A rebre la ostia 1 segura fermansa. 



972. 

Prats (Francisco). La úni- 
ca noticia que tenemos de las obras 



= 162 = PRA 

poéticas de esto escritor nmllor- 
quin, es la que nos dá el doctor Pe- 
dro Bennasar en su Memorial so - 
bre el culto y santidad de Ramón 
Lull, impreso en Palma porla Viu • 
daGuasp, 1691. Dice que el Reve- 
rendo Francisco Prats Pro. en un 
certamen poético mantenido en la 
iglesia del convento de observantes 
de Palma el dia 15 de mayo de 
1602, centenario del otro certa- 
men de que ya hemos hablado re- 
petidas veces; recitó, aspirando al 
premio ofrecido, una obra suya 
que trata de la aparición de la 
Virgen á Ramón Lull, de la que 
copio la siguiente estrofa: 



Aparechli | per donarlin confort 
En sos Ireballs ] la sobre sánela Mará 
D'home y Deu | y ab alegra cara 
Li dix: mira vet ! mon fill que l'iiport 
Infant petit | y ell besíi lo peu 
¡Oh visió I de molí gran csxellencia! 
Mostras infant | la inOnida potencia 
Econfírmas | aqucll en lo votscu. 

Alguno ha pretendido, entre 
otros Buenaventura Armengnal 
en su Vita doctrina et martirii 
Raymnndi Lulli, y Pascual en su 
Aguja náulica, que este Prats es 
el mismo Francisco de quien antes 
hemos hablado (número 971. pá- 
gina 153.) y que su poesia la re- 
citó en el certamen de 15 de ma- 
yo de 1502; pero no es así, porque 
en aquel certamen, que conserva- 
mos Ms. no hay ninguna compo- 
sición de que forme parte la estrofa 
que hemos copiado, ni menos con- 
currieron á él mas poetas que Gas- 
par Calaf, Antonio Massot, Juan 
Odón Menorca, Jorge Miguel Al- 
ber y Gaspar Veri. El certamen de 
1602 es diferente del de 1502 y no 
el mismo, como se ha querido su- 
poner, creyendo el año equivoca- 
do; pero es sensible que no se con- 
serve alguna copia de él para te- 
ner conocimiento délos vates que 
tomaron parte en aquel palenque. 
El P. Luis de Villafranca asegu- 
ra que desapareció de la bibliotQ- 



PAR 



Í63 - 



PRA 



ca de Montesion en donde existia 
original. Por lo que respeta á 
este Francisco Prats, sabemos que 
fué sacerdote ejemplarisimo; que 
vistió posteriormente el hábito de 
observante; obtuvo los cargos de 
padre perpetuo de esta provincia, 
lector en sagrada teología y cali- 
ficador del Sto. oficio, y murió en 
el convento de San Francisco de 
Asís de Palma el dia 19 de febre- 
ro de 1614.— Escribió, ademas del 
poema referido: 

In uniTcrsam Alis. logicani. 
Anctore Rdo. P. F. Francisco 
Prats ordinis fratriim minorum 
rcgularis ohservantia hrems ins- 
títutio. Pie 9.^me7tsis scptemlris 
auno 1597. 1 t. 4.° Ms. de 70 ho- 
jas, sin contar el índice, original 
en la librería de Lloret de Muro. 

973. 

Prats (Juan). Natural de 
Marratxí, maestro en artes, doctor 
en medicina, cuya borla recibió en 
esta universidad literaria el dia 
16- de febrero de 1787. 

Descripción, médico-topográfica 
de la mllade Marratxí, 1790. Ms. 
4.° original en la Academia de me- 
dicina y cirugía de Palma. 

974. 

■■bats (Nicolás José). Nació 
en Palma el dia 22 de julio de 
1750, de D. Francisco Prats y 
Amer y D.^ Juana Creus y Obra- 
dor. Inclinado desde su infancia al 
estado religioso, vistió el hábito 
de mercedario en el convento de 
esta capital, y aunque no llegó á 
profesar, siguió asimismo la car- 
rera eclesiástica. Ordenóse de sa- 
cerdote y obtuvo un beneficio en la 
pario{[uia de S. Jaime: fué gran 
filósofo, insigne retórico y teólogo 
muy distinguido, en cuya ciencia 
recibió la borla de doctor. AteH- 
diendo el Ayuntamiento de Pal- 
ma á sus conocimientos en nues- 



tra historia, le nombró cronista ge- 
neral de este Reino. Falleció en 
esta ciudad el dia 13 de marzo de 
1823. 

I. Oraciones qne en metro cas- 
tellano escribió en elogio de la no- 
hilisima casa del Sr. marqiiés de 
Bell2niig, y su feliz descendiente el 
M . I. Sr. D. Juan Dameto y Pes- 
pitig, canónigo de la Sta. Iglesia, 
de Mallorca, con acuerdo d los 
esclarecidos hechos y egregio nom- 
bre de sus insignes antecesores; 
para dar principio a las conclu- 
siones Aristotélicas que en el con- 
tento del llagado Padre, dedicó 
por la opinión Escótica, al refe- 
rido P. Juan Pameto, el Licen- 
ciado Antonio Llaneras en las 
tardes de los dias 23 y 24 de ju- 
lio de 1779. Por NicoUs Josef 
Prats. Ms. 4.° original en poder 
nuestro. Son dos cantos de cator- 
ce octavas cada uno. He aquí ol 
principio del primero: 

Yo, quien, en otro tiempo, á mi Talía 
Sabrosos le bebía los raudales, 
Y rada vena de impericia mia 
En objetos empleaba celestiales; 
Hoi, apañada antigua fnütasía. 
Los elogios, las glorias principales 
Cantaré de un varón que con donaire, 
Lns luces bebe al sol, c! soplo al aire. 

II. Canción real escrita por 
Nicolás José Prats, para las con- 
clusiones que en julio de 1779, se 
dedicaron d la solemve festividad 
del cingulo con que los ángeles, 
en nombre de tocio el cielo, pre- 
miaron la invicta pureza del An- 
gélico Ma'stro Sto. Tomas de 
A quino. Ms. 4.° original en po- 
der nuestro. Esta composición cons- 
ta de 132 verses, distribuidos en 
nueve estrofas desiguales. 

III. Exacta descripción de las 
públicas demostraciones y fiestas 
qtie en la proclaonacion de nues- 
tro augusto Rey y Señor P. Car- 
los IV. hizo la ciudad de Palma, 
capital del Reino de Mallorca, 



PEA 



=: 164 - 



PRO 



en el alio de 1789. Mallorca, impr. 
Eeal, 1789. 4.° de 48 págs. 

IV. Oratorio sacro en Jionor 
de Sta. María Magdalena, can- 
tado en su Iglesia ^en 22 de julio 
de 1797. Ms. 8.° original en po- 
der del Señor Capdebou. 

V. Poema sacro en honor de la 
extática mrgeoí la Beata Maria- 
na de Jesús, religiosa merceda- 
ria descalsa, reducido d concento 
músico porí), Jaime Sancho Pro. 
Palma, impr. de Salvador Savall, 
1797. 8." de 16 págs. 

VI. Historia del Reino de 
Mallorca. 2 t. fól. Mss. que vi- 
mos en la biblioteca del convento 
de capuchinos. Publicó el prospec- 
to, recogió muchos suscritores, y 
no llegó á imprimirse. 

VII. Sermón del Patriarca 
San José que en la solemnidad de 
la bendición de su figura en la 
Iglesia del Real convento de Ntra. 
Sra. de la Merced Redención de 
cautivos de Palma de, Mallorca 
en 9 de abril de 1815. Predicó el 
Dr. D. &.C. Palma, impr. de Fe- 
lipe Guasp, 1815. 4.° de 19 págs. 

VIII. Compendio de la historia 
Romanía. 1 t. 4,° Ms. original en 
la biblioteca del Sr. conde de Aya- 
mans. Tiene á lo último las censu- 
ras y licencia para imprimirse. 

IX. Ul triunfo de los márti- 
res en las persecuciones de la 
Iglesia. 1 t. 4.° Ms. original en 
la biblioteca Episcopal. 

X. Sermón del Ecce-Homo 
predicado el dia 26 de julio del 
corriente año, en la parroquial 
Iglesia de Sta. Eulalia en la so- 
lemnidad de su colocación en la 
mceva capilla de S. Vicente Fer- 
rer. Palma, impr. de Felipe 
Guasp, 1816. 4.° 

XI. Miscelánea histórica. 1 
t, 4.° Ms. existente en la bibliote- 
ca del Sr. D. Francisco Truyols, 
y antes en la del P. Luis de Villa- 
franca capuchino. 

XII. Poesias varias. 1 t. 4.° 
Ms. id. id. 



Publicó también una multitud 
de gozos de santos y otras poesías 
sagradas: cuentanse entre los pri- 
meros los de la Virgen del Buen 
Camino, impresos muchas veces 
al pié de su imagen, que constan 
de ocho estrofas iguales á la si- 
guiente que es la primera: 

Pues que entre errores y sombras 
Voy errante peregrino, 
Enseñadme vuestras sendas 
Señora del Buen-Camino. 

El mas ilustre blasón 
De vuestro Hijo soberano 
Es ser el Camino llano 
Que guía ú la salvación: 
A emprenderlo con tesón 
De hoy mi inclinación inclino: 
Ensefiadme vuestras sendas 
Señora del Buen-Camino, 

Entre los escritores que elogian 
al cronista Prats, se cuenta el Dr. 
D. Juan Ramis y Ramis en su IfiS' 
íoria de Menorca pág. 9. 

975. 

Proheivs (Cosme). Juriscon- 
sulto mallorquín del siglo XVII, 
abogado de la ciudad de Palma. 

Pro. Thoma Garrigacive mili- 
taris contra Marcellam Mesguida 
et Santandreu viduam, ac hcere- 
dem magnifici A ntonii Mesquida 
olim R. C. Doctoris. Imp. fól. 
sin año ni lugar, de 37 págs. 

976. 

Proheivs (Jaime Antonio). 
Abogado del ilustre colegio de 
Palma, anticuario, poeta y lin- 
güista mallorquín. Nació en Fela- 
nitx de D. Onofre Prohens y doña 
Catalina Bennaser el dia 12 de ju- 
nio de 1799, y después de haber 
estudiado latinidad y humanida- 
des castellanas, cursó en esta uni- 
versidad filosofía, teología y ju- 
risprudencia canónica y civil, re- 
cibiendo la licenciatura en esta 
última facultad. Antes de empe- 



PRO 



= 165 = 



PRO 



zar el ejercicio de la abogacía ha- 
bía ganado por rigurosa oposición 
una beca en el colegio de Nues- 
tra. Sra. de la Sapiencia. Fué 
promotor fiscal del juzgado de 
primera instancia de esta capital, 
catedrático de instituciones canó- 
nicas y de 6.° año de leyes, en nues- 
tra universidad literaria cuando 
en 1840 fué. restablecida, y uno 
de los fundadores de la academia 
mallorquína de literatura antigüe- 
dades y bellas artes. Comisionado 
por Real decreto de 5 de febrero 
de 1841 para la averiguación de 
los restos mortales de españoles 
eminentes dignos de ser traslada- 
dos al panteón nacional, y por otro 
de 16 de agosto de 1854, para en- 
tender en la reforma de la ley y 
reglamento de minas; llenó satis- 
factoriamente sus deberes, ilus- 
trando al gobierno con luminosos 
informes. Es individuo de mérito 
de la academia matritense de ar- 
queología y de otros cuerpos lite- 
rarios. A su constante afición á las 
antigüedades debe el haber reuni- 
do ricas y escojidas colecciones de 
cuadros puristas, de libros cuna- 
bles y de preciosos códices, siendo 
muy notable la que pesee tam- 
bién de obras lulianas que es fre- 
cuentemente consultada por los 
españoles y estraños que se dedi- 
can al estudio de la ciencia y 
doctrina del gran genio del siglo 
XIII. Cultiva la poesía mallorquí- 
na y con escasa fluidez la caste- 
llana y desde muchos años dedica 
noblemente sus ocios á escribir 
un diccionario, que tiene muy ade- 
lantado, y una ortografía de nues- 
tro dialecto. De lo mucho que ha 
escrito únicamente ha dado á la 
estampa: 

I Estatuios formados jaar a el 
ffohierno de la Academia mallor- 
q%iiiia de literatura, arcfiieoloquia 
y hellas artes. Palma, impr. na- 
cional á cargo de D. JuanGuasp, 
1837. 4.« del2págs. 

II. Pastorellas per aquellas 



petitas criaturas qui van á sas 
cositeras , felas per la filogenittira . 
Palma, impr. de Estevan Trias, 
1844. 8." de 16 págs. Es un diá- 
logo en verso mallorquín. 

III. Teslament original dhs 
porc d'enguañ copiat sino orúen- 
gañ per nú tot sol de un anlic pro- 
tacol que dexá tot descosit un tal 
notari infrascHt Impr. de Este- 
ran Trias, sine loco, 1845. 16." 
de 2. — 30 págs. con una lámina. 
En verso. 

IV. Req}r es enlació del Rey He- 
Todes y la Sibila per la oiit sania 
de Nadal. Palma, impr. de Es- 
tevan Trias, 1847. 8.° de 15 págs. 
Es un diálogo en verso mallor- 
quín. 

V. Sa criada redoladissa molt 
devota y preparada per fer sem- 
pre mudadissa. Palma, impr. de 
Estevan Trias, 1847. 8.° de 56 
págs. En verso. 

VI. Oratorio en obsequio d la 
Santísima Trinidad. Poesía de 
J . A. P. A. música del maestro 
Don Guillermo Amengual. Palma, 
impr. Balear á cargo de P. J. Um- 
bert, 1850, 8.° de 16 págs. 

VIL Se cositera, jugueta per 
ses ninas, composta per un aficio- 
nat. Palma, impr. de Francisco 
Ramís, 1852. 8." de 14 págs. En 
verso mallorquín. 

VIII. Ociaras hilingues á la 
Sma. Reyna de San Salvador de 
la villa de Felanilx. Impr. Balear, 
sine loco, 1855. fól. marquillacon 
una lámina. Poesía de muy difí- 
cil composición, pues, sin ser la- 
berinto ni acróstico, pertenece á 
la clase de obras en que su au- 
tor se propone orillar dificultades 
y vencer inconvenientes que el 
mismo ha creado. 

IX. Origen del M iriñacli. Pal- 
ma, impr. de la V. de VíUalonga, 
1858, 4.° con un grabado en boj. 
Es una larga poesía en mallorquín 
de diferentes metros. 



PÜE 



977. 



PuEVO. (Alberto). Nació en 
Palma el día 1.° de noviembre de 
1671, de los Sres. I). Francisco de 
Put^3'0 y Suüer, Señor de Campo- 
franco y Planicia, y D .'' Isabel Dá- 
melo y Rocaberti, Era sacerdote 
de muclio talento y de sólida vir- 
tud, y adquirió la fama de ora- 
dor elocuente cuando en 1699 pre- 
dicó el sermón de San Jorge á la 
cofradía de caballeros de este nom- 
bre. Abrazó el instituto de Loyo- 
la'; en 1701 tenia á su cargo la 
cátedra de filosofía del colegio de 
Montesion, y al comprometerse su 
familia á favor de Felipe V, espe- 
ri mentó el P. Pueyo una persecu- 
ción atroz y fué desterrado de la 
isla por el gobierno austriaca. En 
Italia encontró amigos y entu- 
siastas por su saber, y fueron tan 
admirados sus talentos que el Je- 
suíta que escribió su vida le llama 
astro grande de la Compañía. De 
Italia pasó á la corte de i'-spaña. 
donde se le pidió dictamen, que 
dio en 9 de febrero de 1726, para 
la impresión délos Discursos po- 
líticos y morales del coude Comaz- 
zi, y se insertó en los preliminares 
de esta obra. Falleció en el Cole- 
gio de San Isidro de Madrid el 
dia 17 de mayo de 1734. De los 
escritos del P. Pueyo solo conoce- 
mos: 

I. Historia poética, para la 
inteligencia de los poetas, y Au- 
t/iores antiguos. Escrita en lengua 
francesa por el Reverendo Padre 
Pedro Gaut ruche de la compañía 
de Jesús. Aora traducida en 
idioma castelUno por Don Pahlo 
Vertejo. Con privilegio. En Ma- 
drid: por Juan Martínez de Ca- 
sas, en la puerta del Sol. Año 
1719. 1 t. 8.° de (16)-230-[18) 
págs. Pahlo Vertejo es anagrama 
de Alberto Pueyo. 

II. Historia eclesiástica. Con- 
tiene la historia de los Papas, el 



sm 



Hn 



:=, 166 = l^tlE 

estado de la Ighsia en sus Ponti- 
Jicados, y las cosas mas memora- 
*^bles, que 2}asaron en su tiempo: 
Escrita en lengua francesa por el 
R. P. Pedro GaittrncJie de la 
compañía de Jesús. T aora tra- 
ducida en idioma castellano por 
Don Pablo Vertejo. Con privilegio. 
En Madrid 2)or Juan Martínez 
de Casas, en la puerta del Sol. 
Año 1719. 2t. 8.'^ el I. de 18- 
394 págs. y el II. de 4.-403. 
contar un índice alfabético. 

III. Historia sagrada, 
que se da noticia de los Apóstoles 
y de su predicación, de las per- 
secuciones de la Iglesia, de los 
Santos Padres, y de los Concilios, 
Que la han defendido. F al fn 
se añade un compendio de la vida 
de Pasqual Quesnel. Escribió esta 
historia en lengua francesa el Pa- 
dre Pedro Gatitruche, de la com- 
pañia de Jesús. Y aora la dd 
d luz pública en idioma taüella- 
no D. Pablo Vertejo. Con privi- 
legio. En Madrid por Francis- 
co del Hierro. Año 1720. 2 t. 
8." el I. de 16.-283 págs. y el 
II. de 298 y 7 liojas de índices sin 
foliar. Es curiosa en esta obra de 
Gaultruclie la parte que trata de 
las heregías de cada siglo. 

IV. Noticias de la vida de 
Pasqual Quesnel, y de la consti- 



tución Wnigenitns, en qve se con- 
dena su doctrina. Esta obrita que 
no es traducción, sino original del 
P. Pueyo, ocupa desde la página 
217 hasta la 398 y última del to- 
mo II de la Historia sagrada. 

V. Epitome de lafabulosahis- 
torla de los Dioses, cpie en fran- 
cés escribió el P. Pedro Gautru^' 
che de la comp :ñia de Jesús. Re- 
sumido, y traducido en español, 
para 1% 7nayor utilidad de la^u- 
ventud. Mallorca, impr. de Pe- 
dro Antonio Capó, sin año, 16." de 
118 — (6) págs. Hay otra edición 
de Barcelona, impr. de Sierra y 
Martí, 1822, 16." de 128 págs. 

VI. Compendio de la historia 



PUE ~ 1 

de la Compafíia de Jesús, escrita 
en latin por el P. Quesnel, refu- 
tando X arios 2^^^'^0'^^ ^^ ^^^^- 1 
t. 4.° Ms. que seguii Cladera exis- 
tia en la Biblioteca de casa de 
Campo-franco. 

978. 

l*tJi2YO (Antonio Ignacio de). 

Hijo de los Sres. D. Nicolás de 
Pueyo y Eossiñol, marqués de 
Campo-franco, caballero del há- 
bito de Calatrava, y D.^ María 
Narcisa de Pueyo y Marin, señora 
de Vene ilion. Sirvió á S. M. en- 
trando de cadete en el regimiento 
de África; pasó después al de Üra- 
gones de Almansa, con el que se 
bailó en toda la guerra de Portu- 
gal, y concluida aquella campaña 
se le destino á la brigada de ca- 
rabineros reales: fué ayudante de 
campo del conde de Riela, capitán 
general de Cataluña, y bailándose 
de capitán agregado al Estado ma- 
yor de Palma, falleció en esta ciu- 
dad el dia 5 de diciembre de 1817. 
Fué sepultado su cadáver en la 
iglesia de S. Francisco de Asis. 
El cronista D. Buenaventura Ser- 
ra le llama b rulante Já jo de Apolo 
y dice que atendiendo á las singu- 
lares dotes de su ventajoso numen y 
al cúmulo de luces con que brilla- 
ba ya en su tierna edad, se le pe- 
dia aplicar con toda propiedad lo 
de Virgilio: magna spes altera Ro- 
ma. «Gallardo ingenio, prosigue 
el mismo Serra, que á las bellas 
prendas de naturaleza que le ilus- 
tran, y alas ventajas con que se 
distingue en el cumplimiento de 
las obligaciones de su profesión, 
sabe añadir el vistoso esplendor 
del adorno de las letras, cuya apli- 
cación promete que si luce ahora 
como luz, resplandecerá mañana 
como brillante planeta en el cielo 
de su nobilísima casa. Sic itur ad 
astra.-í} Cuando Serra escribía esto 
el Sr. Pueyo, joven aun, había pro- 
ducido algunas eoraposiciones poé- 



67 = PUE 

ticas: compuso después muchas 
mas que vimos en su casa en dos- 
tomos 8.° Mss. Hé aquí la primera 
que escribió, titulada Soledad. 



En la falda de un risco 
De barbado escuadrón tal vez aprisco. 
Junto á una estrecha boca, 
Que infelice recibe porción poca 
De los que Piíebo ardiente 
Rayos despide de esplendor luciente, 
No lejos de una tncina, 
Al son, con dulce voz, y peregrina. 
De rustico inslrumenlo, 
Así con sonoroso y suave acento. 
Cantó dulce pastora, 
Tan bella como diestra cazadora; 

«Detened presurosos 
Ríos, vuestros cristaltss caudalosos; 
Detened las corrientes, 
Vosotras mansas y apacib'es fuentes; 
Parad y oirei- mi canlo. 
Acompañado de funesto llanto. 
Rajad aves canoras, 

Y con voz aunque fúnebre, señoras, 
Eüterncceil las peñas, 

Y á dol jr triste revocad las breñas. 
Mis pinas renovando, 

Y mis tristes congojas aumentando. 
Oíd, cid collados, 

Oid vosotros montes encumbrados, 

Oíd lodos en fin como se queja 

Una infeliz mil veces zagaloja: 

— «Yo que un tiempo dichosa 

Gozaba paz tranquila y deliciosa, 

Pues era mí cuidado 

Solo el de apacentar á mi ganado, 

Ahora á triste vida 

Me veo infelizmente reducida; 

Ahora desdichada 

Me siento á dura suerte condenada; 

Pues supuesto mi llanto 

No ha de bastar á que este dulce encanto, 

A que, digo, Camilo, 

Por mas que intente al caudaloso Nilo 

Aumentar con mi llanto la corriente. 

Se muestre ¡Cielos! á mi amor clemente. 

Solo quiero la muerte. 

Solo, para que acabe con mi sucrle.»— 

Así dijo, y furiosa 
Aplicándose un áspid animosa 
Al tierno y blanco pecho, 
Halló dulce sepulcro y gralolecho 
Donde apacible el suelo 
Breve tumba previno á tanto cielo. 



PÜE 



979. 



= 168 



PUE 



PiJKYO (José de). Jurisconsul- 
to mallorquin, bijo de los Señores 
D. Francisco Miguel de Pueyo, 
López y Juneda, regente del su- 
premo consejo de Aragón, y doña 
Rafaela Muñoz y Serrano. Fué ca- 
ballero de la orden militar de San- 
tiago, abogado fiscal y Patrimo- 
nial de S. M. en el reino de Ma- 
llorca, y ministro del sacro su- 
premo consejo de Aragón. Asistió 
en 1625 á las cortes de Barbas- 
tro, en 1626 á las de Calatayud 
y en 1644 á las de Zaragoza, en 
ias cuales fué tan atendido su voto 
que jamás quedó desairado. Elo- 
gianle altamente los cronistas Da- 
nieto y Alemañy, D. Cristóbal 
Crespí de Valldaura, y otros auto- 
res. En su casa existen varias 
obras suyas Mss. Dio á la estampa: 

Defensa juridica por D. José 
de Pueyo y Muñoz cahdlero del 
habito de Santiago, abogado fiscal 
y Patrimonial de S. M. en el rei- 
no de Mallorca. Imp. fól. sin año 
ni lugar. Es discurso erudito, bri- 
llantemente escrito para vindicar- 
se de los cargos que se le hicieron 
en una causa instruida contra él 
de la que salió libre y sin costas. 
Se le acusaba de tibio en el casti- 
go de los asesinos del Baile real 
de Buñola; de indulgente en las 
torturas que se mandaron dar k 
Antonio Pellicer y Melchor Peri- 
cas; de haber vejado á Bartolomé 
Arrom para cobrar un censo de 
trigo de Eleonor Cautelías y Sala, 
abuela de su muger D.^ Catalina 
Suñer; de haber comprado muy ba- 
rato un moro del comendador Ber- 
nardo Dameto, á quien poco después 
votó favorablemente un pleito que 
tenia contra Nicolás Togores Mon- 
tañans; de haber satisfecho los de- 
seos de su suegro D. Juan Suñer, 
dando libertad al delincuente Ma- 
teo Ritas; y por último, de haber 
proveído en la causa de graduación 



del predio Son Grúa, que se pa- 
g'asen á una tia de su esposa RO 
•S 4 que acreditaba contra aquel 
secuestro, teniendo en la senten- 
cia el número 18, retrasando así 
el cobro á 17 acreedores que de- 
bían cobrar primero que ella. To- 
das estas acusaciones salieron fal- 
sas, como así lo declaró el tribu- 
nal superior de la isla. 

980. 

Píjeyo(Joséde). Hermano del 
P. Alberto, de quien hemos habla- 
do, y nieto del antecedente. Nació 
en Palma el día 17 de febrero de 
1677 y después de haber cursado 
todos los estudios en la universi- 
dad de Salamanca, recibiendo en 
ella la borla de Dr. en ambos de- 
rechos y en sagrada teología, abra- 
zó la carrera eclesiástica. Por sus 
méritos y por su vasto saber y 
doctrina, obtuvo la dignidad de 
tesorero de esta santa Iglesia: con- 
firiósele poco después una canon- 
gía de la misma, y mas adelante 
debió á S, M. el honroso cargo de 
Canciller, juez de competencias 
del reino de Mallorca. El Sr. obis- 
po Zapata le nombro Vicario ge- 
neral de esta diócesis en 25 de oc- 
tubre de 1722, y falleció en esta 
ciudad eldia 15 de marzo de 1755. 
Su cadáver fué sepultado en la 
capilla de Corpus C/iristi de la ca- 
tedral donde se lee un elegante 
epitafio latino. En su casa existen 
muchas producciones de su talen- 
to, entre ellas I t. 4." Ms. de Con- 
cionu-m panegiricoricm. Dio á la 
estampa varios discursos jurídicos 
que hemos visto pero no los tene- 
mos presentes en este momento. 

1. Sententia perillustris do- 
mini D. Joseph de Pueyo, in cau- 
sa contentioiiis exorte inter cu- 
rias ^ ecclesiasticam et s"xulareiin 
Regi(B Audientim. Super eo tjide- 
licet. An cassanda, remcanda et 
amiUanda sint procedimenta in 
dicta curia eccUsiástica /acta, 



PÜK = 169 = 

tamsiiper veintegrallone Doctoris 
Anto7iii Serra, MaltUei Ferrer, 
Giihrielis Ciar et Joannis Serra, 
in collegio B. M. V. Sapientim 
Matris, quant S7tper carceratione 
in carceribus ecclesiasticis (de or- 
dine Vicarii generalis capitula- 
ris Sede Episcopali vacante) de 
personis collegiarium Petri Jose- 
phiPons, ejusdem collegii prcesi- 
dis, Francisci Vicens, et Christo- 
phori Torelló Acolythi, etiartique 
super stecuestro facto in honis et 
redditibus dicti collegii pratestu 
expetisarum processus , et provisión 
nis in curia ecclesiastica factce 
13 Julii lahentis anni 1744. Tam- 
quam gessa, et attentata contra 
sententianí dicti domhú perillns- 
tris cancellarii prolatau 1 apri- 
lis ejusdem anni. Palma, sin año 
ni pié de imprenta, fol. 

II. Seiitentia in causa conten- 
tio?iis exorte inter c^irias eccle- 
siasticam et secularem Regice au- 
dientice, super, eo videlicet. An 
apellationes interpiositm per Joan- 
nem Bauza Prum. Rectorem colle^ 
gii SS. Virginis Marida Sa^ñentioe 
Matris^ Boctorem Franciscum 
Llahres presMterum ejusdem col- 
legii procuratorem, Gliristoplio- 
Tum Torelló acolitum, Petrum 
Josepliuní Pons, Franciscum Vi^ 
cens et Gfuiliehmcm 3Iarti, colle- 
giales etiam dicti collegii; ápro- 
cedimentis et providentiis datis 
per Adm. Rev. V. G. S. F. V. 
admittende sint quo ad utruinqiie 
efectum suspensionum scilicet et 
devolutuum he. Imp. fól. sin año 
ni lugar, 

981. 

I*iJE¥o (José de). Nobilísimo 
ornamento de Mallorca, como le 
llama el cronista D. Buenaventu- 
ra Serra, varón ilustre por su li- 
naje, por sus luces, por la pro- 
fundidad de su ingenio, y por los 
señalados servicios que en distin- 
tas ocasiones prestó á su Rey y á 
T. II. 



PÜE 

su patria. Aplicóse en su juven- 
tud al estudio de las ciencias y 
literatura, ramos que llegó á cul- 
tivar con felicidad, dándose á co- 
nocer á muchos sabios, españoles 
y estrangeros, con quienes tuvo 
íntima amistad, como se prueba 
por su correspondencia. La siguió 
constantemente con los eruditos 
Enrique Florez, Martin Sarmien- 
to, Vargas Ponce, Juan Lerond 
D'Alembert, Mayans y Sisear, 
y otros muchos sabios de Eu- 
ropa que en sus obras elogian al- 
tamente su saber. Sus conoci- 
mientos en el dibujo, los adqui- 
rió del inteligente profesor don 
Guillermo Mesquida, y los em- 
pleó para producir escelentes pai- 
sages á la pluma que se conser- 
van en su casa. Amigo é inse- 
parable compañero del cronista 
D. Buenaventura Serra y Ferra- 
gut, se dedico con él á las tareas 
literarias y científicas, de que sa- 
caron preciosos y sazonados frutos. 
Juntos escribían eruditas y ele- 
gantes obras; juntos dibujaban, 
herborizaban, y hacían útilísimos 
ensayos de química; juntos pro- 
movieron la fundación de una so- 
ciedad de literatos, que dedicó no- 
blemente sus afanes al difícil cul- 
tivo de los conociniíentos huma- 
nos. Poseía perfectamente el latín, 
el griego, el francés, el italiano, 
el inglés y el Alemán, idiomas 
que le sirvieron para adquirir im- 
portantes relaciones literarias con 
hombres notables de la Europa 
y para aumentar el riquísimo cau- 
dal de erudición, durante los pro- 
longados viíijes que emprendió. 
Había nacido en Palma el día 23 
de julio de 1733, y como primo- 
génito de sus padres los Sres. don 
Nicolás de Pueyo y Rossiñol, y 
D.'^ María Narcisa de Pueyo, Mar- 
tin de Resenda; fué Marqués do 
Campo-franco, señor de la izáronla 
de Ampurías, de los lugares de 
Alagas, la Higuera y Vencillon, 
y de los estados, vínculos y ma- 

22 



PUE = n 

vorazg-os de Suñer y Juan de Pla- 
íiicia. Émulo de sus pasados, en el 
año de 1753 propuso á S. M. la 
necesidad que habia de que se crea- 
se en Mallorca un regimiento fijo de 
Dragones de 300 hombres monta- 
dos y 300 de á pié, con el objeto 
de procurar el resguardo de la isla, 
que tanto lo necesitaba en aquella 
época, ofreciendo al mismo tiempo 
al monarca llevar á cabo este pro- 
yecto á sus espensas, sin perju- 
dicar en nada los intereses del 
Estado. Motivos que no podemos 
revelar hicieron ilusorio el patrió- 
tico pensamiento del marqués. 
Nombrado este en 22 de mayo de 
1764 regidor perpetuo de la ciu- 
dad de Palma, admitido en 1779 
en la real sociedad económica ma- 
llorquina de amigos del país, 
fué mucho lo que trabajó en am- 
bas corporaciones para proc.rar 
por todos los medios posibles las 
mas importantes mejoras á su pa- 
tria. Como consejal dio nuevos y 
sabios reglamentos á la adminis- 
tración de caudales públicos: co- 
mo amigo del pais protegió de un 
modo eficaz las clases proletarias. 
Estos antecedentes del celoso mar- 
qués hicieron muy sentida su 
muerte que tuvo lugar en esta ciu- 
dad el dia G de julio de 1785, sin 
dejar sucesión masculina de su 
consorte la Sra. I).'^ María de las 
Mercedes Chacón Manrique de La- 
ra y Cotoner. Hé aquí las obras 
suyas que hemos visto: 

I. Rasgo mHrico ó invocación 
á Nuestra /Señora del Por Hilo en 
octavas rimas, con rpie se dio prin- 
cipio d la función del acto p/iilo- 
sojlco riue defendió D. Joachin 
de Pueyo y Pueyo, en el real 
convento de San Francisco de 
A ssis de la M. Ule. ciudad de Pal- 
ma dia 13 de julio de 1753 kc. 
Palma, impr. de Miguel Cerda y 
Antich y Miguel Amorós, 1753. 
4.° Hay una segunda edición de la 
misma imprenta y año, también en 
4.^ aumentada con notas muy cu- 



^ PUE 

riosas. Escribió este canto, qne 
consta de 14 octabas, á la edad de 
20 años, y mereció ser elogiado 
por el mar;[ues de la Mina, el P. 
Rodríguez y otros sabios. 

II. Relación de mi viaje á Ma- 
drid. 1 t. 4.° Ms. 

líl. A. íl. L'elor/uence des Ba- 
leares restauree P oeste de D. Jo- 
seph de Pueyo. Poseemos el ma- 
nuscrito original de esta composi- 
ción que consta de 76 versos, con 
varias notas que ilustran algunos 
délos pasages que refiere, y la pu- 
blicunos en 1847, alo último de 
la obra Varones ilustres de Ma- 
llorca. 

IV. Compendio de diversos ver- 
sos y otras obras en prosa que no 
pisan de fracmentos. Dedicado d 
la Rey na de los ányeles ])or D. 
Josrplí de Pueyo y Pueyo en el 
año de 1740. Ditidido en tres par- 
les, una lúguorCj otra alegre y 
otra seria. I t. 8." Ms. muy abul- 
tado sin foliación, original en la 
biblioteca de Campofranco, (i. I. 
36. Hay poesías. 

V. Memorias misceláneas y cu- 
riosas sobre todo género de asúma- 
los por D. Josepk de Pueyo y Pue- 
yo. Tomo II en Mallorca año de 
MDCCLII. 1 t. 8." Ms. sin foliar, 
original en la biblioteca de Campo- 
franco, G. I. 37. Hay otro tomo, sin 
portada, que por los viajes y su- 
cesos que comprende se ve que es 
posterior al II. El 1. no existe. 

VI. Parnassidos, slve P/tile- 
monis som.nii De receniiorvm va- 
tvmepicorvmpraestantia lihrilV. 
Ediíi d D. losep/io de Pteijo, el 
Pveyo, MarcJiionum de Campo 
franco Filio Primogénito, &íc. 
Palmae Balearium, Apud Igna- 
tivm Sarra, et Frav, Regium Ty- 
pographum. M. DCC. LXXIÍI. 
Fól. papel marquilla, con escelen- 
tes grabados en cobre, obra del há- 
bil grabc\dor D. José Muntaner, de 
9o págs. sin los preliminares. De 
este escelente poema, que los sabios 
del siglo XVIII lo califican digno de 



PUE = 17 

laépoca de Augusto, remitió el Sr. 
Pueyo un ejemplar al Srmo. Sr. 
Infante D. Gabriel, y este le rega- 
ló otro de la bella edición que 
hizo del Salustio, traducido por él 
al castellano. El Sr. Pérez Bayer 
eloo*ió extraordinariaaiente esta 
producción, y el Sr. D. Gregorio 
de Mayans y Sisear, en carta que 
escribió á su autor, que tenemos 
á la vista, le dice: «Segunda vez 
he aplicado toda mi atención al 
eruditísimo iSiieño de Filemoii, 
agradable parto délas muchas vi- 
gilias de VS., y para tener cora- 
pañeros en las debidas alabanzas, 
le he comunicado á los Sres. D. 
Juan de Casamayor y í). Juan 
Bautista Hermán que han celel^ra- 
do mucho la ingeniosa invención 
de VS., la disposición "en ordenarla 
y la magnificencia de la dicción 
virgiliana, imitada sin afectación 
y con dichoso acierto. Damos todo?; 



1 — PUE 

á VS. el parabién, y deseamos que 
emplee su grande ingenio, esqui- 
sita doctrina y admirable juicio 
en otras muchas obras con que VS. 
pueda ilustrar los entendimientos 
de sus lectores y contribuir utili- 
simamente á la pública enseñan- 
za.» No fueron inferiores los enco- 
mios que recibió Pueyo, por su pro- 
ducción, del P. Miguel Vilella, sa- 
bio Jesuíta mallorquín, residente 
á la sazón en liorna, de un visi- 
tador de los mercedarios y de otras 
personas notables de su tiempo; 
pero la rareza de este libro, ú cau- 
sa de haberse tirado únicamente 
150 ejemplares, como lo apunta el 
cronista Serra, no permite que sea 
conocido entre los amantes de la 
literatura latina, por cuyo motivo 
vamos á insertarlo integro aunque 
traspasemos en cierto modo los lí- 
mites del proyecto de nuestra obra: 






LIBRI IV. 



— :3>-^!> '^0(2J^-^^* *'^"' 



líber i. 



íam nicdium coeli spaliun» iiox atra tencbat, 
IN'iqiic ajaros, rupcsquc cana?, íaltusquc silentes 
Alto iiiiJuli;ebaiit aiiimalia fcssa sopori; 
Nullus cral(i«c sonus, labor ot ccssaucral oninis 
Vrbibiis iii magiiis, iioctiiriii atiitiü acdibus i^nes 
Hauíi luccnl; (anta obmutcSiMt letra sub vmbra: 
Asi cgo, qtiiinUimuis nauírae cuneta quieraiit 
l'eruigilo; hace agitans volucrcni scnlenlia inenteiu: 
Vlrum prisca forct lon«;c pracstanlior acias 
Hcroo iii cantu, diuinum Valiíius oeslrum 
Sumniis, atque aeuo donum coelestc futuro 
Sacruin norma suuiii, sed non iinitabile carmen? 
Vel posircma, viris (juiíe lot clarissima magnis, 
Piwra doccl priscis oninino incógnita sacciis. 
Nalurac cui arcana patcni, cui haud vltima Tliule, 



PUE = 172 = rUE 

El sublime dedil propius se cerneré coelnm, 
Quaeque gravi numero tanta argumenta ministral, 
Immortalis Epos, pracclara an laude carerel? 
Summos aul cliam Vates, si parta fuissel? 
Ingens quum Artis amor, ceu Augusti Caesar.s aovo, 
lile ncc extinctus Vales qui concitat ardor. 
Exslat adhuc, sacraquc \alct qui cxurere Hamma, 
Se videt, Heroas, atqoe hórrida bella parare; 
Oreque diuino mirandum fundcre carmen. 
Neo natura ruit; Lex est immota manere, 
Aeternamquc l)ei dono sorlita iuuentam, 
Eabula et antiquum rebus periisse vigorem. 
Talia versaban!, fesso sed corpore, somnus 
Irrupit tandera, victus siluilque tumultus. 
Nunc. alto delapse Geni de vértice ülyrapi, 
Assimilisquo Deo, ductor, sociusque fidelis; 
Visa raihi memora, aspiraque, el dirige gressus. 
Suauis, ct alta quies nostros vix occupat artus, 
Cum visa ante oculos borcali lucida nubes 
Exardere plaga, radiisque Ubrantibus vmbrain 
Praecipilarc polo, Solisque acqüarc nllorcm; 
lloc vno defixa diu cum lumina voluo, 
Mons eccc immensus, praeruplis ciiutibus liorrcns, 
Vísus adessc mihi, qualisquc altissimus Atlas 
Effulcirc iugis coeli conucxa duobus. 
Omnia sylua lenel, sjiuis latera alta tcgunlur; 
Valle fcd in media, densis Uti lauras opacat 
Tellurem lamis, labuntur murmure fontcs. 
lUipe sub aeria spaliosum panditur anlrum; 
Dcsuper aira ingens ficus, vílesqnc cómanles, 
Atque stalactiles adilus sub vértice pcndcnl, 
El pharetra ex ramo iuxla suspensa videlur: 
Fallida lux inlus longc submota refulget. 
Anfraclusque palcnt, imilalaquc saxa columuaB, 
Informesque arcus, vmbrosaque lefia cauernae. 
Qualia sunt nemorc obscuro, sub nocte serena, 
Aethcr vbi quercus frondoso Icgmiuc condil, 
Cum modo surgcnlis cernuntur cornaa Lunae; 
Talis crat medias lux haec dilTusa per vmbras. 
Omnia vix oculis lustro, sed comí ñus anlrum, 
Eccc mihi vchemens flagral sub corde cupido 
Vastas viscndi latebras, molemquc supcrbam, 
Aut ibi ímiriGci quidquid natura rccondat: 
Quid lux scire iunat, qui sint et luminis orlus. 
Si venator ibi, suadet vidisse pharetram, 
Et quibus edoceat simus regionibus orbis. 
Vix opio, incedo; sed iam sub liminc sisto: 
Hic sacer insoctos horror percusscrat artus, 
Quem cito despiciens, vim vi maiore repello. 
Infero iamque pedem, iamquc inlrogressus ad ima 
Tendebam explorans; súbito cum cocpta moueri 
Sub pedibus tellus, tremeré immanesque columnae, 
Concauus et saxis fornix pendentibus horrens 
Ingemcre est visus, lotusque a sede reuclli, 
Moleque iam pracscns conturbat praecipiti mors. 
Heu me! Quid faciam? Tristes qua cuadere casus? 
Vna via est: vlinam sinerent ct tempus, et asirá! 
Haud mora, qua data porta fuga tentare saluten». 



VÜE - 173 =z PUE 

llaee mccum, trcpidisquc cito peto liinina planíis. 
lamquc fcrc adventiis liitum curuantur iii aicum 
Haec vbi, iamquc ausus doxlrae confidere sorti; 
Scce inihi visus, tota procumbcre arena, 
Obsessosquc tenens aditus, oculisque minari, 
Attollens immaiie caput sacuissimus anguis: 
llorribilis visu facies. Hic occupat altus 
Corda pauor, iain nulla salus, alque vndique Icluiii: 
Protiiius ipsa tamcn casus pracscntia vires 
Haiid dubii reuocans; mecum sic ailoqiior: Eia, 
Nunc opus esl animis, iiunc pnlchrac occumberc inorti 
Et iuuat, ct pracstat. Confestim quaeritur ciisis: 
iS'cquidqaam vero; nam fi-rro, arniisqTie carcbam. 
Iiiterca aduersus lentos serpens mouct arliis. 
Frigidus vt cerno, velutique immobiic saxum 
Haerco liumi, quales Ccpheni Gorgone visa, 
lile aduentatus, facilis cum pracda vidctur, 
Immcnsas aperit fauces: mirabile diclul 
Namquc vbi iiiigua vibrans, facies adparet eplicbi, 
Vmbrosa platani redimitus témpora fronde; 
Moi venere manus, vasto niox totus hialu 
Pictis cxoritur pennis, nitidusquc iuuenlae 
Luinine: tune cecidit delecta, vi vilis amictus, 
Caerula, quae monslri fingebal corpora, pcllis. 
Papilio veluli, qui, quamuis hórrida campe 
Primun erat, inforrais visu, similisque colubri; 
Mutatus formara, prisca sed veste repostus, 
Qua,' patel cgressus, tennis qua visus hiatus, 
Veré incunte, nouas zepliyrisque halantibus auras, 
Extollitque caput, porrectaque cornua monstrat: 
Protinus atqud pedes, demun pulcherrimus alis 
Euolat auratis, bruchi cxuuiasque relinquit, 
Gramina iamque petens volítat loca florea circum. 
Iiiterea siluitque fragor, tellusque quicuit; 
Tantisquc altonitum pulcher sic falur ephebus; 
Pone metuní iuucnis, Geniique agnosce figuras; 
Ipse tuus; soluit dignas audacia pocnas. 
Hic locus augustus: Parnassi culmina montis 
Quae conspccta tibi: praeceps c rupibus ilie 
Fons est Castalius, queruiis qui dcduit vndis: 
Pieridum nunc antra vides; at Apollinis intus 
Aula patet, Vatumquc domus, scdesque bcatae: 
His magni, (antumque viri, qui digna Camocnis 
Carmina panxerunt, non sane ignobile vulgus. 
Nulli fas, limen spciuncac adlingere sacrae, 
Nulli et adire locos, nulli atque impune rediré. 
Antro Numen inest, et cusios limina seruat, 
Horrendisquc nefas, et monstris territat ausos. 
Quis furor immeritum, sed te quae caeca cupido 
luipulit? aut qualis dementia duxit ad antra? 
Nil te signa loci, quamuis notissima, tangunl? 
Non fontes, laurique, nemus, neo Apollinis aurcam 
Agnoscis pharetram? Non bina cacumina montis? 
Hace quando collecta vides? Quis nobilisvsus 
Tum mentís factus? Siluit prudentia rerum. 
Venaiitem suspensa loco docet csse pbaretra, 
AfTaris contra. Te vana illusit imago. 
Tanta quis arma lulit? quis fylaac cultor habebil' 



PUE - 174 " PUE 

Tu pracccps ¡bus. Non sal vidissc, memento: 

Lux i'go lapsa polo mcntis pcnctralibus adsuní: 

Hinc mónita, hinc solum poscenli oracula reddo. 

Oninia perspcxi; niL-nlem inconsultas abibas; 

Limine corrcpius ncc satro horrore vocabas, 

Allamcn ¡p?e vidons, el le niiscratus cunlcm, 

Pcniülo qua cernís facie, vitanda inonere. 

Sed me luin colubri, non vi de more, Ircmcndara 

Inducre in fornianí, casus, Ictunique minar!. 

Vis secreta iubct, vis cui parere ncccsse est. 

Sicque nouis pocnas Nnmcn Icrrorlbus augct: 

Te labor cdoccat, sil culpa alqne vtilis i|)sa 

llcbíis el in paruis, aul cuní maiora vocent le, 

Et Gcnium memora, de cunctis consulc incnlcín. 

El f.ictura probol, quac el redi, el conscia praui cst. 

l'roh quanti! quanli.' recluní iiiiinortale tcnerenl, 

lluie si sceplra darenl! si eius pracce[)ta scquuti. 

Si grcssus regcrel, sacro si iuiula calori, 

Ili quales! Puro Numen lamen cipulil antro; 

Quanlos el vcslrac fueranl qui gloria genlis! 

Tu ex alus, tu disce luis, el dicta memento; 

Nc in grauiorn rúas, sint cocü el inania dona. 

Vix ea fatua eral, cuní Te clarissime, dixi, 

Oro des vcniam luuer.is; quo el tendere monstre», 

Quidue sequar: faciam, non amplius inmoror antro, 

Cuní ñeque sin Vates, tanto ncc dignuá lionoro, 

rommissumque nefas, atque ¡rae Numinís obslcnt. 

Al Genius contra: Non ¡mplacabilc Numen: 

Soluisti poenas, el parcere Numina gaudent. 

Collibel iré? probo: spcUmcam dcserc sacram; 

Sed quo iré expediat, quid facturusque tloceho: 

Quantum orare iuuat, Genio el parere, >¡dcbis. 

En fons Castnlius, decantatissimus olim- 

Quisquís díuinas eíus polaueril vndas, 

Pierium gelidis cum lympliis bauriet igncin. 

Hunc pete; sed postquam libaueris ore, reucrlc; 

lamque intrare locos, nulamquc viderc licibit. 

Prolinus ad laliccs diuini lendo fiuenti, 

Ddiboquc labrís, Gcniique ante ora rcvcrlor. 

Nunc al<a, illc inquit, Vaíum rerncnda propago, 

Visuri el Musas, magnus spectandus 'Apollo, 

Qui nos vi clari manifestó in lumine simua 

Concilio in tanto, sane hic tcmeraríus ausus. 

Óptima mens, inuisi alios, el cunda videre; 

Ergo ingressuri, nébula cingamur, oporlet, 

Acrcum tennis quac snsceptura colorem. 

Quac illuilal sensus, quac ac Nnmina failere po.vsil: 

Non Plioebum; magnus nam perspicil omnia Phoebus: 

Ipsa nec a paruo nebulae vos exeat orbe; 

Eundere dum placeat nobis ex ore loquelas. 

Sed quid cunclamur? Nubes nos cingcre adesto. 

Díxil: adest nubes, et circumfusa repente est. 

Dissíla tune antro quoniam lux visa coruscal; 

Tendít iter Genius, rapidis quem passibus acquo; 

Nunc Vales, qualisque domus, nunc quanlus Apollo, 

Quac ductot, quid fata velint, sub pcctorc versaos. 

Vix introgressi, supcralaqnc limína iuxta, 

Aiitrum Iniuensum, borrcns, cuius fasligia late 



PUE = 175 ~ PÜE 

Millc videbanltir vnslis ?urfii!(íi coliimnis: 

Ephcsiae voUiti Teinpliiin iinmorlalc Diana c, 

Aul Nemus anliqíuim, quo inmane? viuiique tninci, 

Inflcxiiqup arcus ranioruin brnchia íitigunl. 

Tres opere eximio, prima paulloqnc minores; 

l)ein mihi cernuntur luce increscente cavernac: * 

Arma ibi, venatus, vrbes, sinmlacra dcorum, 

Apparent muris, stillonlibiis omnia lymphis " 

Facta opc nalurae, quae cum diircscere iiiosae 

In lapidfs; mirum! tantas duxL're íiguras 

Hic, vbi diuinus, Icuibus delílus nh auris 

Fusus odor primum: vicinae en sigs.a beatae 

Sedis, ait Genius; Phoobi iam tecla propinquaiit. 

Tum mi bi, magna jnilii pcrmulcont gaudia peclus. 

Qualis caerulea Batiuuis circumdatiis vmla. 

Cum mare Taprobanes per Koum londit ad oras; 

Non olli vis! eolios, non verilee surgunt 

Fiuclibus e mediis montes; asi ínsula syluis 

Cinnami oromalicis, latcque fragranlibus haiat; 

I loque odorato tolus perfunditur Kuro: 

lile proi'ul quainuis, et tanto pignore gaudct, 

Immenior emcnsi niundi, et túmida aequoia lomnens. 

Extrema est spclunca viis amplissima centum. 

Lucís ad immissae nitidos tcndentibus orlus, 

Ou ic media in longo lata, et reclissima Iraclu, 

Ad eampumque cauo scmpor sub fornico ¡ducit; 

Hac vbi Iransgrcssi campos dcnoninuis, occc 

Ante oculos ingens prñcfulget Regia Phoehí. 

Vndiquc odoriferis late circumdata lucis, 

Arbor vbi Ambrosiam, Nectaique ex lloribus bala. 

Illa sed aelhereas longe se allollit in auras; 

Ardua ceu Rhodopc, ant Pholne, quantusue l'yrcnes 

ErigUur vértex; immcnsis condita saxis. 

Qualia Pboebe tua Syriae cernuntur in vrbe. 

Vasta, stupenda; solo quac cum collapsa viator 

Adspcclaf, mentcm priscorum gloria tangil. 

Maleries marmor, fion quod tei'uri' sub iina. 

Alba Paros peperit, nec quale ex montibu^ aliis 

Ilaliae eruilur, sed quod diuir.a reconíiuiit 

Viscera Parnassi, haud visum mortaiibns vn(iiinm; 

Caodidiusquc niue, atquc ipso preiiosius amo. 

Ordo nec á Grais, nec quos monumenta superbi 

Imperii asseruant, Uomacquc potontia fudit. 

Nobilior cunclis ipsc est inuontus Apollo. 

Soptem ibi sunt porlae, media est allissima yísu, 

Aiireaque; ast oliae argi'nti candore nitebant. 

Nos vnam e laouis pelimus, clausamquc vidcmus: 

Sed \\\ perucnti, Genius \ix limina langit; 

Cum geminac armónico resonantes cardinc valuae 

Panduntur súbito, vocesque dederc canoras. 

Ingredimur; vehementi exuror amore videndi 

Et Phocbum, et Musas, Vatesque agno.scere summos, 

lamquc et adessc mihi vcliem; vuitusquc tuiri. 

Dirá heu! fata negant, coelumque obstare videíur. 

Dux ¡bal, grcssusquc; suos ego pone sequebar; 

Ingens externus nostras peruenit ad aures 

Cum fragor, horrisonus veluti qui fulmina iactat. 

Exculior somno, asubit formidinc capl'js; 



PUE = 176 = PUE 

Ductor abest; fiigore domus; spos Ipsa friiondl 

Nulla mihi; volucri cuaiuscunt omiiia somno. 

Cerno; slant tenobrae ante oculos: noxqiic hórrida circum; 

Dulcía visa milii memoro; inuitare soporem 

Si posscm, frustra; visis plus ¡lie rccedit; 

Ergo alia experior; maior me insomnia vexat: 

Ouid faciam? Taedet stratum, decumbere taeíod; 

Ter sedeo lassus, placidum ter carpere somnuní 

Adgredior; tándem, spes cum non amplius vlla. 

Corripio é lecto corpus; cernendafenestris 

Lux, si forte dios tardos iam crastinus orlus 

líxtulerit: failor, nos intempesta teiieliris 

Horrifical: non astra micaiit, sed Ierra, polusque, 

Res pariter densis noctis miscentur in vn)l)ris; 

Ventosiqne ruuut imbres, et fulgurat acllicr. 

ín lectum rcdeo, defeísaque niembra rcpoiio 

Rursus ibi; lursus por visa, per oinnia duror. 

Quidquid habet coelum, tcrrarum qniílquid in orbe rst' 

Saecula, res gestae, tacita sub mente volulant. 

Eccc Aurora vigil lluctu iam surgit Eoo, 

Lactiliam, lucemque ferons. Ego strata relinquo. 

Et peto qiio munus, qiio cxplendt cura voen!)at. 



-^^\S[3y 



líber II- 

Rvrsus in Occani Titán se merserat vndis, 
?ílillcquc iam tremulis ardebanl ignibus astra: 
Et dulces somnos sccum nox alta trahcbat 
Iam cuntís (nam cunda sileiil) mortalibus argris. 
Ipse tamen grato cocli ncc muñere vincor, 
Membraquc ncc ceduot quamluniuis fracta labore; 
Protinus ast ilerum totus percurrilur orbis. 
Mens, quid agam? dixi, vel quid versare iuuabit? 
Illa: nihil potius cunctis prodesse videbis. 
Pareo, mox rerum turba euanescit inanis, 
Paulatimquc quies artus mollissima serpit. 
Cum primuin tcunit; media ecce exterritus adsto 
Phoebi aula súbito, latcrique fidelis adhaeret 
Ductor, et aereo nubes circumstat amictu. 
Summus adest Titán, coelestia Numina cerno 
Aonides, mensisque choros considere Vatum; 
Vndique gemmarum miro spiendore refuJget, 
Atqne auro diuina domus; supercminct ordo, 
Artificisque manus, longo morlalia vincens. 
Obstupco collecta videns miracula tanta, 
Et Phoebi vulius, raaicstatcmque tuendo: 



PÜE = 177 = PÜE 

Haufl aliter pastar syluis ednclus in altis, 
Vrbc procul sempcr, scmper deserta peragrans, 
Si magni ingressus Caroli regalía tecla 
Aspiccret Numen, Procerum cingcntc corona; 
Illum obseruaret, per cunda el lumina ferret 
Amens, et rcrum tanta noutitate pauerct. 
Dio mihi visa Geni, nam te duce, et auspice visa: 
Tu mens, tuque aninnus, tu vis, lux fidaque mentís: 
Exhedra, Phoebus vbi Solio in fulgente sedebat, 
Alta, immanis eral, diuino structaque luxu; 
Aegypti numquam túmida est adgressa vetustas 
Tantum opus, haud certe moles sita Mocridis ora 
Tot Regum complexa domos amplissima vidit; 
Non aedes Cyri, non áurea tecla Ncronis, 
Monsquc Palatiniis, simili splendore nitebant; 
Nec tantae cumulantur opes vbi nascilur Eos, 
Dluitibus rcgnis, vbi primura extollitur vndis; 
Nec Cusci insanus preticsi tanta metalli 
Pondera mos functis sacrauit Regibus olim. 
Quidquid ibi prorsus grande, inmortale, venustum; 
Non coelesic nihil; non dignum deniquc Phocbo. 
Áurea slrata solí, duroque Adamante columnae 
Factae, at episíylia obryzo pracalta rubebant, 
Vasti stylobates, aulaeque immensíi coronix. 
Attalica haud muris pendent aulea supcrbis, 
Nec labor immisto splendens bombycinus auro; 
Vndique sed gemmis illi cxardcrc videntur: 
Innumeris gemmis, quot verno in tcmpore flores. 
Ordine quae impositae, concinnataeque figuras 
Heroum ingentes, diuosque, atque hórrida bella; 
Omniaque efformant, sacrae inuenere Camoenae 
Mirifico ingenio, varii Musiua lapilli 
Vnde opera, a Musís fama est dixisse priores. 
Hic res Iliacas, iramque immilis Achillei. 
Fortia facía, duces, rapíatumque Hectora curru, 
Finxerunt illae; rerum longissimus ordo: 
Erroresquc tuos, Nepluni victor Vlysses. 
Illic arma viri, qui tempeslatibus actus, 
Optatis Turnum Latii oblrnncauit in oris 
Cernuntur; Vates sic Musac et Phoebus honorant: 
Sic in Parnasso laudi sua praemia reddunt. 
Haec mccum, doñee mira$)ar lalia demens. 
Praeterea antarum muris adamantina fulera 
Haerebant circum, rcspondcbantque columnis; 
Haecque Ínter, solido ex auro simulacra recodo 
Summorum Regum, Musas, arlcsquo fouentum 
Máxima fulgcbanl; spiranlia signa Corinlhi, 
Quae ac Roma admírala velu«, superanlia longe: 
Ilíc et Alexander, valde ingcníique labores 
Rex Ptolemaeus amans, Caesar cui nomen lulus, 
Augustus Félix, regnique Uadrianus Iberi 
Adstabant, veteresque inter, loca prima tenebant, 
Mox et qui Imperium deuido Carolus orbe 
Reslituil primus, Musasque, artesque reduxit. 
Visa ibi dignorum series longissima Regum 
Praeterque innúmeros, Laurae et qui fauil amanti, 
Alphonsi stabant dúo, quorum Celtibcr vnus 
Magnanimumque vocaiit; Tuque inclyte máxime Caesar; 



i. II. 



23 



PUE rii 178 = rUE 

Franciscusquc luis captus victricibiis armis; 
Illeque qui vulgo Prudons, aliiquc Pliilippi. 
Nec digiii quos parla Duccs Hclruria desunt, 
Nec patilur Tiíaii, iiilmíIí porculsus amorc. 
Et cum Clirístina, atlmirans quam Roma colcbal, 
Eximiiquc Viri, patiter memoralur Adolplius; 
Ilic quoque Sauromatac muris Evcultor iuhaerct 
Petrus Hyperborei, spoiilc omnia, nauita, miles, 
El fabcr, ob paliiam iiudalo múrice faclus; 
Tuin Magnas Lodoix, rcgni corroplus babonas, 
Nondum ílorcntis, qui arles, qui ad sjdcra dallos 
Eduxit. Maior quis sil, dccornat Apollo. 
Ipsc nec aclhcrca liquit nunc Iticc frucnlcs, 
Quos gcrit hoc magnis foecumdum Rcgibus nouim. 
Ccrnilur Austriaci decus immorlale María, 
Velalusque sncra losopluis témpora lauro, 
Inclytus, Auguslus, Félix, Pius, Hqiw. Benignus; 
Et Turéis infesta feris Regina Ariniaspos 
ínter habens sedes, Sicuii ac Tu gloria prisci, 
Gcrmanusíiuc velul diui genitoris iniago; 
Deliciau el Galü Lodjix, atquc oplimus armis 
El Musís carus, Prussorum maxinms beros. 
Magnus adesl tándem, diuina Carolus aula, 
Carolus Ilispanus, mire cum Fratrc refulgens, 
Mauorli siniilis, r^cc Plioebí Numiiic viclus. 
Huno Vates, jMu«aequc colunl, et nomcn adorant 
Augustum, dütesque simul miraiur Apollo; 
Nam summus bello, Rcgum quo(|ue/summus in arte, 
Neo non in multis, omnes fouel, excital, ornat: 
Addit quac desuní, el sacra prolegit vmbra. 
Tanlus in immcnsae muris dccor enitet aulac: 
Asi eborc eximio fasligia summa teguntur. 
Ficta vidc'ur \h'\ Phoebi radiantis imago, 
El currus, medio dilTundere culmine lucem. 
Nec procul, hunc parles circumslant qualuor orbis: 
Ilac Europa micat, studiis, cultuque Mincruac 
Clara, atquc imperio pelagi, Marlisquc Iriumphis. 
Illa Asiae esl tellus, gcmmas, el arómala millc, 
Millequc dona ferens. Alia patct hórrida monslris 
África, el arci;tes aestu spectanlur arcnac, 
Nigrumquc Aelhiopum facics sorlita colorem. 
Pars demum occiduis, ponti quac incingitur vndís 
Ccrnilur, ostcnlans auri, argcntique fodinas, 
Flumcn Amazonidum, superantes nubila monles, 
Quin raras ncmorumque comas, formasquc ferarum. 
Ómnibus elTigics diuinac cst ücta Pocsis; 
Illa sed Europa, solum stipala calcrua 
Monslralur Charitum, Phoebiquc ampleclitur ignis; 
Non alus haec visa mibi, non turba Sororum 
PulcLra colit, nec Sol in cas sic lumina fundit; 
Orbis pauca noui, quac antiquo nuila figurac 
Accipiunt, magna visae mocrere sub vmbra; 
Stant contra nubes, radiisqnc vibrantibus obslanl. 
Hac tamcn obscurae, quondam nec luce carebant, 
Et vcluti Europae corniles habuere sórores. 
Postea, sic pcrhibent, aeui longinqua vetustas 
Cum orbis mutasscl facicm, morlalia non stant; 
Abslulit, adiccil, plura ct mutauit Apollo. 



PUP: =r 179 ir: PUE 

Multa alia innúmeras porro complexa figuras 
Digna anaglypta loco, fastigia celsa tencbant; 
Kx auro, ct solido electro simul omnia faeta; 
VI late niueo supcr cniineanl Eieplianto. 
Talis crat visac luxus mirabiiis aulac: 
Ópalo, vbi centum miscct natura colores 
Ex nítido Mensac, longo quibus ordinc Vales, 
Immortalc genus, Phoebi clarrissima proles, 
Pro mérito cxtrcmi tantum, primiuc scdcbant. 
Singulae habcnt scptem, nimbosac Plciadis instar; 
Phocbus vti iussit, digna cum sede locauit: 
Sic non mens hominum fallas, aut cacea cupido, 
Accidit At forsan Ptolcmaeo sceptra gerente 
Al diuina suos noscens sollertia fecit. 
íiraiugenas vidi hic Vates, Vatesque Latinos, 
Et diuí Augusli quos áurea protulit actas, 
Máxima quosquc dedil victrici His¡)anía Romac: 
Ipsius liic aderat Vatum quoquc turba rcccntum 
Nobiiis, et Galli vcsligia prisca scqnuti; 
Audaces Itali quondam, tum Belga, Britannus; 
Germaniquc boni, sed pauci; qniqíie per amplae 
Florucruiit oras, quas icrrac amplectilur orbis. 
Magna Taníerlani sobóles, celebérrima gazis; 
Iniperium quae Gangis habet, cui parel et Indus, 
In tanto numqviam Solio tumefacta resedit; 
Quantum hoc, bumana non enarrabilc liiigua, 
Phoebi vbi mirifice maiestas summa nilebal. 
Ipsc annosa velut Boreali in litorc Pinus 
Máxima siuc Cedrus, Libani, qui ín vallibus altis 
Astra remota petil, \isuque, cacumine pulsat; 
Arduus crigitur sublimi vértice in auras. 
Immortalis inest cculis, frontique iuucnta, 
Diuinusquc decor, vibraritque vi fulgura flammas; 
Témpora sacra virens, pulcherríma laurus inumbral, 
Flauentcsquc comas; at miro splendidns ostro 
Auroiae coelesle iubar superabat omictus. 
Castalidcs sacrae, pucrum quibus arma videtur 
(Icssissc Idalium, cesión Vencremquc dedissc, 
Kuminis ad mensam. Vates ct quinqué scdcbant: 
Immortalis alit \aria, ct laulissima cúnelos 
Ambrosia, ct potanl diuinum néctar ouaütes. 
Quales cflingit diuos longacua vetustas, 
i'Aim medio, summoque agilant conuiuia coolo. 
Ilaec contemplalus. porque omnia lun:ina postquam 
Attonitus duii, necnon cum plura fidclis 
Edoruit Genius, sum talia vece loquutus: 
Qui sunt bi, Ductor, quibus cst concessa scdendi 
Gloria cum Phocbo, sacris vnaquc Camoenis! 
Ule sencx cquideai, mullo vcnerabilis aevo, 
Ardensquc ante alios, heroi carniinis Auctor 
Summus líomerus erit; qui iuxta atquc cmincl alto 
Vértice, ni fallor, diuini cst vmbra Maronis. 
Sed quis et ille adco pulcher, viridique iuuenta 
Audax, cíTerucns, bilaris, qui lumina vertit? 
Qui ac alii? llaud capio: da tanta vt nomina discam. 
Primi Virgilius Maro, Maeonidesquc profccto, 
Dux ait: asi iunenis, vuUus cui, et lumina laetii 
Aspicis, Hesperia vcitcr Luconus ab ora cst. 



PUE - 180 = PUE 

Ciuilis carmen qui belli nobile fudil: 

Summi, opus oh tanlum, mérito tribuunlur honores. 

Dixi: Hoc Pieridum ;callet qui Slatius artcm, 

Ad supera ct Magnus tollunt Cornelius astra, 

Ausi propterea Vatem praefcrre Maroni. 

Vix hace ediderara, nam me raplauerai mgcns 

Vatis amor, Genius fatur cum talia soilers: 

Plura in Lucano sane admiranda vidcnlur: 

Dictio, dluinusque calor, senlentia, mores; 

Magna tamen crcdit summorum turba virorum: 

Rhetoris esse magis, Vatis quam nomine dignum: 

Fama ipse et maior, censorque acérrimas omnis 

Ingenii Fabius, patrio stimuiatus amore, 

Aut mente inductus, causis aut forte duabus. 

Aula Oratorum iuuenem, secumquc volebat: 

Oreque mella Huens, certabat ncctcre Divum. 

Ule autem memorans tcncro ct quac fccerat aevo, 

Quae ac facturus erat, si mors non dirá lulíssel, 

Ómnibus alque videns rcbus pracstare quibusdam 

Vatibus, baud Fabii respixit vota rogantis. 

Quaque slatutus erat pro actis, el laude falura, 

Lucanum iussit suprema in sede locare. 

Qui sint ac alii rogilas? Aducrte, Philcmon, 

Vtque ferant summos hcroo in carmine Vates 

Et quales antiqua, nouissima saeculn, disces. 

Ule niger crines, quem nunc alTatur Apollo 

Ausoniae cst Tassus docus immortale Poesis, 

Carmine iam tolo Solymae nolissimus orbe: 

Anglus at ille coma subflaua nomine Milton, 

Hic hodic ingrcssus, quo ncc sublimior aitcr, 

Nobiliorque fuit, ncc qui maiora sit ausus. 

Hunc loquar, an sileam? Vero te scire neccssc cst; 

Hunc libertatis falsae delusil imago, 

Et sacui Cromuclis eum dementia caeptt, 

(Iam quamuis odere boni nam postea candi) 

Ac Regem, proh immane nefas! patrcmquc, suprcmi 

Numinis aslrifero cffigicm dominantis Olympo, 

Conterapsítque suum, se dcuouitque Tyranno; 

Quinetiam ct nato, molusque, atque impía facía 

Consilio, scriptis, et toto pectore fouit. 

Regia deinde tamen poenas crimenque nefandum 

Ignouit pietas; at non iratus Apollo, 

Amplius atque suos \uUus, lucemque tueri, 

Ncc sinit aclUerca tristis duní vescitur aura. 

Nomine ncc mérito ob números, famaque potiii. 

I'racterea statuens (quid maius Numinis ira 

Praemia si tollas?) post fata baud posse sedere 

Sublimi, dignoque loco; huc ñeque adire, priusquam 

Ardua tcrrarum niuibus camposque rigcnti 

Prataque velarct centessima bruma pruina. 

Nemo animum llexit, nemo cor Numinis vnquam, 

Non casu Addisson Vatis concussus acerbo, 

Perditi amansque suum Paradisi nobile carmen; 

Angli non alii illustres; non magnus Homerns; 

Non genua amplexae Musac, lacrimisquc rogantes. 

Hcu! crimen probibet: votis immobile Numen 

Tot manct, obsistitque, salo ceu saxa sonanti. 

Fama crgo est, solum, lüngcquc a fiuibus aulae, 



PUE =: 181 = PUE 

Et vcrsassc nefas, el dedcuisse sub antris, 
Aeteniae mcrsis alta caügiiic noctis, 
Valem infclicem; qui se insanuiiique furorc 
Exsiliumque suum, prisco similemquc parcnli 
Uumanae sobolis noxa, pocnaque, caiicbat: 
Diuínum memorans carmen, quod finxerat olim. 
Intcrdumque miser clamabat vocc Iremenda: 
Accipite haec animis, terrae nc leninite Diuüs. 
Taliaque ingcminans, implebat íletibus \mbras. 
At trisli scopulos cantu, montesque ciebal, 
Commolo ct largae stillabant, inarmore guUac, 
Carmina dum qucrulis referebat vocibus Echo, 
Abdita rupc caua, dirum miscrata dolorem. 
lamque fere exsilii Vates lacrimabilc tempus 
Implerat, dcerantquc hicmes tamtummodo ternae; 
Sed durus Titán, impacalusque manchal: 
Cum Tu Regalis nasccndo, Carole Clcmens, 
Quale nouum miseris adparcns aelhcrc sydus, 
Res laclas, faustasquc gercns; mox gaudia inundant 
Hesperiae térras, cxsullal fiíiibiis orbis, 
Famaque Parnassi cantes, el viscera rumpens, 
Hic canil opiatos natales aero sonoro: 
Laeliliaque nona súbito perfunditur aula, 
Ingentique fremunt plausu immortalia lecta; 
Tune omncs Valumque chori, pulchraeque Camoenae 
Principis in laudem dulcissima carmina fíngunt. 
Tune quoque mirifico Tilan impulsus amore 
Immortalis Aui, caras qui prolegit artes, 
Gloria cuiquc minor, maieslas; máxima^ dotes; 
Eius ín obsequium, lantiquc in Principis ortus 
Sontibus ignouil, mox ad se omncsque vocauit; 
Vna el Millonera, sólito ingrcssumque triumpho, 
AUam nil eius quaraquam vidissel oh iram; 
Aelhereae al menlis securo lumine duclus, 
£t fama cmolus, quam ccrnis sede locauit. 



^^m)3. 



'y 



PUE = 182 = 1*UE 



líber 



Vix ea ífalus eral Genius, cum flaous Apollo 
Millonem fodspiciens, diuino hace editlit ore; 
Mos est Pamassi, Graii acccpcrc veliisli, 
Romanusque potcns armis, el Púnica tclliis, 
Ludcrc post cpuias aliquod tcstudine carmen: 
Sic crgo anliquo per plurima saecla sub aevo 
Sola nihilquc noui, Vates quac parla cancbant, 
{Aonides olim, sed praestantissima Inntuni.) 
Nam rudis, infelix, el barbara moribus aelas, 
Non excuila solis. coelu non^digna fercbat: 
Nec nielior natura \iros ciim orbata fuissel, 
Artis ope, assiduusque labor, nec vela iiniabant. 
Progenies dcinum, sublimi ex aetbere lapsa, 
Auspiciisque suis, mortaüa Nuniiua, Reges; 
Áurea gaudenti iustanrarunl saecula nniiido; 
Vcraque ab exsiiio reuocata Poclica longo. 
Dulcía lum nobis obleclamcnla dedtrc, 
Quac solili velercs: Laurae felieis amator. 
Tres charilesque suae conatus niaior amoris; 
Ángelus ausonio graio ac sermone perilus, 
Ponlanus; Ceitcs, vna tt Sobrarius ora 
Venlus ab Hispana, lauro parnassidc cincti. 
El versnta parum praccepla Poclica Vidac: 
Tuque Fraastori; Sophonisbac ac flcbile carmen; 
Laudandusquc slilo vcrsus, el aeuminc Falco; 
El Lassi Lyrici canlus, el ngrcstis Elisa; 
Qupm Nymphac fleucrc Tagi sub finminis vndu, 
Quein Caesar, pulchra gclidus dum niortc iaccbat; 
El digpa ob mcritum cclebrabal fuñera Mavors. 
Syluae ctiam Niscs geminac, immorlalis Oliva, 
Al sua, Ceruanles veluti, Fenclonquc, leguntur, 
Mos cedens laudi. Tum Sarmata Cassimirus; 
Alter el illc quidem domito Lucanus Arauco. 
Tuque Arioslc furcns, tuque oplinic máxime Tassc, 
Carolus Vrrcac, sermone Lupcrcius, aures 
Grandiloquo mulcens, fralerquc simillimus olli, 
Dousaque, Montanus, RulTus, caslusquc Slalherba; 
Quin Bcmbus, Scbedius, Camocns, Herrera, Lupusque 
Ingenio facili ante alios raenioralus in oibe. 
"^Vos Uensi, Groti, nitidissima lumina Reigac; 
Tu Cliiabrcra; Lira, tu ac sanguine Rurgia Princeps; 
Teii el antiqui mciuil qu» nomen Iberus. 
Uos vulgala super, cclebrotaque ab ómnibus \llro 
Pluraquc Racani, Molieri ct plnra iocossi, 
Pluraquc Qucucli; nccnon' D^sprauius accr, 
Qui satirac stimulis, \na parvoquc Lutrino, 
Immorlalc sibi, magnumquc cst nomen adeptus, 
Qui nouus obque suam censendus Horatius artem, 

Nec minus audili delectaucrc Camoenas 
llegali Vales Prussorum natus in vrbe. 

Dignus et Augusli nimium Santolius acvo, 



PUE — 183 - PUE 

Racinusquc grauis, suaui(|iie Lolicliiiis ore, 
IloHchius, ct piiiiii Coinelius alia llieairi 
(iloria. Vütuiuin, vcl le Si-graie taeebo, 
Carmina diiin memoro, fuerunt quac dulcia nubis? 
Quasuc Venus mollcs fundit Scgusina querelas, 
Vmbrosa Philomela vclut quum mocret in vlmo? 
An cómicos Barcac ambages, Ilortosque Rapini? 
Rustica seu forsan Vanieri Praedia culli? 
Te quoquc Kussoui, lo Cantcmmire licebit, 
Alque Miílastasii obüuisci carmina tanta, 
Delicias Regum? Tcque ó pulcherrima maler 
Saxonis Hcrois, Baccbum, Veneremquc -silenles? 
MaíTei, et Meropes aut non imitabiic carmen? 
Porro, \b¡ Postra tib'. Millo clarrissimc, verba 
Quos parla omittam foecunda Brilannia Vates? 
Hi tales, lanliquc viri: Chauccrius aevo 
lam gratus praestansquc rudi; Spaearius, auctor 
Carminis in patria Tragici, splcndensque cotburno; 
Entbeus clThompso, Covleus, vehcmensquc üenbamus; 
Magnus et in terris, et Roscomonlius aula; 
Harringto; Vaishus, cómico lonhíonius oestro 
Nobilis; Addisson, Vailerus, Poppeus, alque 
Ule, ad Tberniopylas qui forlia facta cancbat, 
Vos noli fama Drideni, vosque Priores; 
At quü ducis amor dignorum summc virorum? 
Quid fació? Est animus pereurrcrc nomina cuneta? 
Adsunt, tuque vides, et prolinus omnia nosces 
Ora nimis; dabitur vobis quoquc iungere doxtras, 
Vt veri acterniquc simul sil pignus amoris. 
Nunc sine, nam Vates, vna diua&quc sórores 
Exspectant, ardetque animis immensa cupido; 
Ipsa tuum fama moduletur nobile carmen 
Calliope, resonoquc aures permuiceat ore. 
Illa et Virgilium, diuini scriplaquc Ilonieri, 
Ileroas cecinitque sacra tcstudinc Tassi. 
Ergo age, trade librum, virtus respondeat omncs 
El famac vidcant, et nostros aequet honores. 
Sic fatur Titán, mox altis sedibus cecc 
Consurgunt Vates, hi, quos memoraverat orans. 
Magnusquc alloquitur cunctorum nomine Tassus, 
Et loto grates pcrsoluit pectore dignas. 
Calliope interca speciem, geslumque Mineruac 
Pugnaci similis, libro Miltonis aperlo, 
Tradiderat Vales, rerumque cupidine flagrans 
Gcstarum, cuneta euoluens, bella hórrida quaeril. 
Armaque saeua vidcns radiantia sydcra supra; 
Sil mibi fas, inquil, coelestum dicere pugnas, 
Res et inauditas nostrum euulgare per antrum; 
Dclectum si Phoebe probas, audire lubctquc. 
Annuit exlcmplo votis Latoius Ileros: 
Factaquo diuinis mox alta sileutia tcctis. 
Musa lyram carpit, pulsatae et poHicc cordac, 
Oreque pendentes arrectis auribus omnes; 
Incipit: Ah! Nympha ínfclix! mirabile monstrum! 
Vix illa est adgressa loqui; vox faucibus hacret. 
Non verba, optatosquc sonos pulchro cdit ab oro; 
Neo rursus tentare iuuat, diuaequc potestas: 
Quouis neo valct id nisu superare, quod obstat. 



PUE rr 1B4 - PUF. 

Non secas ac multum ciim visa horrcntin sonini 
Nocte premuní, pauidt volumns nos promere voces: 
Conannw frustraque lamen; vox milla sequoia est. 
Quid facial? Pcnilus magnas exardet in iras. 
Iraquc quid prodest? Soiiers cognoscil et illa, 
Diuinas roseoquc genas suffusa colore, 
Paceque Phoebe lúa, cylharam, iibrumque relinqult. 
Obstupucre simul Vates, et magnus Apollo, 
Turbaque prodigio Musarum cxlerrila tanto. 
ProUnus el magna murmur dilTunditur aula. 
Suauis ceu in syluis, vbi frondes concutit Kuras, 
Aul irrumpentes lumefacli in lilora íluclus. 
Tum noua prolali. Parnasso auditaque numquam, 
In sensusque nouos tanta nouitate feruntur. 
. Nam non, vt solili, venerantur Numina Vates: 
País haud digna pulant Miltonis carmina Musa, 
Oreque nrctareo; coelumque ostendere monstris, 
Kt prohibere nefas; Phoebum fidisse Britannis, 
Et famac nimium, quafi vt veri, ila nuncia flcli. 
Contra aiuHt aii: forlasse incongrua Nymphac 
Praelia terrestri, numquam euulgata per antrum, 
liiius et vires supra, sublimius atque 
Cantu argumentum, el secreta lalentia libro. 
Hic alii visi quondam, duní vita manebal, 
Nam aula intcrdictus fuerat; nec sisterc curant, 
Neo reticcre valent. Addunt mirabile Valis 
Oestrumque, et números, aelerni ct cuneta libellí 
Materiae summis omnino congrua rebus; 
Nec tantum Musa, sed Phoebi Numine digna. 
Non lulit haec, animo sperncns Rodopeius Orpheus, 
Oeagrio, musaque satus, qui intentus et ora, 
Et Vatum geslus, atque omnia verba notabat. 
El sinc more furens carae genitricis amere, 
Exsilil c sede extemplo, sociisque reliclis, 
Arduns, egregius forma, nilidusquc iunenta, 
El fretus cylhara, media consistit in aula; 
Atque dolore graui, exardcnsquc, baec pectore promil: 
Arlis magne parens cunctac, lucisque nitentis: 
Aiiglo, immaiie nefas! sunl qui postponere matrem 
Atque immorlalcm Nimpham niorlalibus ausi: 
Linquerc causa lyram, coepto et dcsisterc canta. 
En quae in mente: reor, coelum non dcstinat ori 
Hoc genitricis opus; nimium palcfacta voluntas. 
Sed mihi, qui occultis iamdiu vulgare per aulam 
Impellor stimulis, miraque cupidiiie flagro: 
Me maior diuina parens, praestanlior atque 
Quis nescit cantu? Si illa nos ergo minores, 
(Nec dubitamus ait) coelestia dicerc bella 
Possumus adgressi, quis iam, qui dedccus illi 
Imputel? aul cui tali nefas ¡amque excidat ore? 
Sit mihi fas ideo, si lanlae iniuria Musae, 
Famaque laesa chori tangit te Phoebe Sororum; 
Vt matris seruelur honos, haec edere voce: 
Pendat et auctorum dicli dementia poenas. 
Sic ait, impatiensque morae percurrere flla. 
Incipit, exspeclans responsum Numinis Orpheus. 
At curis agilata parens, emotaque amore 
Multa timens, rosco sic Phoebum csl ore loquuta: 



PUE - 185 =r PUE 

Noii vt dicta priHS, diucrsi asi visa poettifl, 

Ordiiiis csse patct, coeicstc el itire vocanms 

Qiiare res cocü, supra allaque sydcra gestas 

Ne assumat Nalus, sed quae cocicstia, ccdat 

Nomine gaudenti Vrariiae: sua Numina supplex 

Inuocat ct Millón- obiter vidissc lecordür: 

Armaquc quaercnlí, el me euolucnte volumen 

Illa canal, si Plioebe tuac scntentia mentí 

Hace sedet. Exaudit Titán, ct talia faíur: 

Lux nova quae monslrat, quae in cordc o Musa rccludam. 

Non libi el ista dios Orpheu, coeluniquc secundum, 

Ardor ne arripiat cantus; fcret ailer honores. 

Neo te vulgandi sacra hace arcana cupido 

Suadeal, Vranie, nomcnquc á Vale vocatum. 

Fors alia est diucrsa polo; pracsenlio cuneta; 

Auctori oflicium coeli decreta rcseiuant. 

Vranie diuina siiel; rcspondet al Orpheus: 

Nulla eanam Titán, iam cedo, mcns lúa namque 

Lex mihi, Miltoni dtlur nona gloria roclo: 

Vnum cxoro, s^qui iiceat testudinc carmen, 

Nec puto decrctis minimc coclestibus obslet. 

Hace Orpheus: Phoebusque nihil; sua nota voluntas 

Al Valí, recipil librum. cantare paratus, 

Continuoquc fieros iungit Rodopeius illum, 

Argutac üsus cytharac, mirabilc donum 

Numinis, vtquc alia, cuasil qua victor auerni, 

Aoternumque tcnct coeli inter sydcra nomcn; 

Si nos haud aetas vclcrum veneranda fefellit. 

Tum noua Milloni membris; vulluquc venustas 

Enilcl; arscrunt diuina lumina flamma, 

Alqne Incrcdibili, cantus cum funderc coepit, 

Et Phocbi, el Coctus dulcedine leniil aurcs. 

Pollicc conaris nequidquam aequare cancniem 

Infelix Orpheu ! Quid prisca aetale triumphi 

Tol prosunl partí? Sacrac quid fama lyracque? 

Púlsala ¡n primo franguntur stamina versu. 

Paucos addideíat Millón, casumquc furorc 

Haud nolat actherco raplus, cum flauus Apollo: 

Non lihi el ista dies Orpheu, coelumque secundum, 

Iam dixi; memora Vates, tuciuc accipc noslram 

Nobilis Anglc lyram, quem coelum, Phoebus honoiat. 

Orpheus obstupuil, magnis turbataquc monslris 

Fundere nulla sinil mens, in sociosquc recedit. 

At postquam ob tantum Phocbo gratatur honorein 

Dfuina acceptaquo manu tesludine Millón 

Bella optata canil, bella hórrida, máxima bella, 

Quae campi videro poli, non illa Tiphoei; 

Sed tcrrae, el facclis, eliamquc incógnita Phoebo. 

Tanti vbi pugnantes, quantac vasto acquorc arcnae, 

Miles vbique minor terrarum ludcrel orbe. 

Idque duccm primo linquens, aciemquc fldcle 

Perucrsam Nunem, veloxque ad castra Dcorum 

Alta Dei tendcns, summo regnantis Olympo. 

Vtquc ibi peruenlum primos sub luminis ortus, 

Armaque sacua Dcum, currusque, atque ígnea equorum 

Corpora, icrribilcm late cfTundcntia lucem 

Circumspexit ouans, adstanlesque ordinc turmas; 

Mox, sanctumque Dci se cingerc nubíbus atris. 



T. II. 



24 



PUE - 186 = PUE 

Flammisqae horrificis fumoso ct turbin-; montem: 

Auguria iraruiu, diuini signa furoris. 

lude canil Vates iiiimica in castra mentes 

Inuictas acies, formidatamquc phalangeni; 

Obuiaque exlemplo vibralis aginina leus 

Impia, caní validos audent irrumpcrc in hostes, 

Quin montem, veluti commolum á sed ¡bus imis; 

Tumque ducem fidae labentem ciispidis ictu. 

lamque sub ardenti iaculorum nube cohortes, 

Praelia dirá dcum, vimquc in certantibus, altas 

Intremcre et sedes, diuina eucrsaque regna, 

Ni Deus omnipotens fraenarct prolinus iras. 

Addit praeterca cunctis miranlibus Anglus, 

Immorlali equidem vix enarrabile lingua, 

Summorum heroum, qucis caetera Numina parent, 

Vis immensa quibus, magnum certamen in ormis: 

Sons vbi, quid mirum! viclusque, ct vulnere tardos, 

Inuchiturque suis fatali ercptus arena, 

Ingenti curruquc fremens cxtcnditur ira. 

Post alies memoratque duccs, ct fortia facta, 

Pluraquc coclfcoiis, et tanto congrua bello; 

Iníidum vtquc acies, aducrso Marte trementes 

lamque cadente díc, pugnas, campumquc relinquunt 

Talia diuina Miitonus vocc cancbat: 

Et Phoebi dixisse putans sat Numinc coram, 

Conticuít demum^ coctu duiccdinc capto. 

Subíate, grauitcr Vates, txclamat Apollo, 

Argumenta, furor, quin omnia dignaquc Olympo. 

At Maro, qui Angustí tácito sub peclorc voluit 

Témpora; quanta ^olo natali gloria Miltun, 

Quam summi in patria mérito rcddentur honores? 

Audiit exsultans, Paean quac dixcrat ipsc, 

Qaaeque Maro Addisson: confcstim sedcquc surgens, 

Nonnc, alt, egregio durum monumenta Britannos 

Vlla sacrare Viro? Merita sino laude lacere? 

Cura tanta efTulget Spaeari pompa trophaeo? 

(Neo meruisse negó) cura prodiga semper honorum 

In dignos patria cst. llis adscnscre Marones, 

Meonidesque pater, necnon Spaearius ídem. 

Sed Phoebus contra: Non haec sinc Numinis alto 

Consillo, neo causa latct, voluentibus annis, 

Augur ego, ct ventura cano; ccu tcmpore prisco, 

Maffei aut veluti gaudens Verona Cothurno: 

Dicabit statuas generosa Britannia Vati, 

Neo nomen Nculonis erit, ncc gratius vllum. 

Tu nunc prosequere, o Vates, chorus expctit omnis, 

lamque impone rogo finem coclcslibus armis. 



--^^512^ 



PUF. — 187 = PUE 



líber IV. 



Parct ci Millón, pulsis fidibusque sonoris, 
Ecce novas Superum violento concitus ocstro 
Ule rcfcit vcluli, sólita et dulccdine, pugnas. 
In coeluin victoe tacita sub nocle vocatos 
A Ducc, confliclus, dextra Diuosque furcnti 
Vastos cuulsos montes a scdibus, atquc 
Ipsas per liquidum iactantes acra moles: 
Denique ut indulus diiiinis íilius armis 
Aelerni, Summique Dci, consccndit opaca 
Horrentcm nébula currum, flammaque voraci. 
Progodilurquc fcrox, iubct in sedcsque revcrti 
Monlibus auulsis primas, el iussa facessunt. 
Obstupuerc poli visu, expaucre pbalanges, 
Et bclli slrepitns siiuil mox acquore loto; 
Ule vclul nimbus, vcl nox horrenda Icncbris, 
Fulmina dirá manu quaticns, vulluquc furorcm, 
Mortcmque, cxitiumque fcrcns, prorupit in bostcs 
Terribilis, totumquc rotis trcmefceil Olympum. 
Nequidquam aducrsae contra cstant ordine turmac, 
Enera safliccre el vires conatur Erinnys. 
Fulmina cum lonitru horrísono sacuissima lorquct 
Dextra Del, dextra illa polcns: it fringidus horror 
Anteuolans, oliiquc comes victoria fida. 
Tune alto pallore genae, tune pcctora diris 
Vulneribus transfixa tremunt, ipsa arma rclinquunt. 
Nec minima est virlus animis, ncc corpore robur, 
Quid faciant? heu! nulla vaicut. Asi ille triunipo 
Per medios ¡nccdit ouans, subque axc lonanti, 
Protcrit alquc aciem díuum, beroasque superbos. 
lam enarralus eral Millón, vbi íindilur actber, 
Adparcntque chaos spatia, immensumquc prof'jnduin 
Vtque alie exhorrescit bians immanc baratbruní, 
Extremiquc Poli pendcnles, iamquc canchal 
Ora ex abrupta miseros; nam Numiiiis arcel 
Miris torua modis facics, el maximus horror. 
Taliaquc admirans, maiestalcmquc canentis, 
Immcmor atquc sui 'filan, dunj muneris haurit, 
Ncc iubel atlonitus quae mos, Icmpusque petcbant. 
En súbito adductae pennis velocibus Horac, 
llaecquc; Age rumpe moras Titán, nox húmida fugit. 
Sydcra nulla p(»lo, postrcmus Lucifer cxil. 
Purpurea atque inuecla rolis Aurora coruscis 
Occiuium linquit, montes, cainpique rubcscunt. 
lungcrc oporlel cquos. Phocbus mox imperat: illac 
Ocyus cfluglunt Zepbyri pernicibus alis. 
Nulla >nquam, fateor, sic me est delusa voluplas, 
ISec tantum valuil, Dixit Laloíus H»ros. 
Et modo consurgens, porro, vocal arduus aelher 
ISos el térra, suo fungatur nmncre Phoebus. 
Tum loca deseruit solii. gressuque flucnti 
Ttndit in ingcnleni [lurtam, quae tpcclat ad orlus 



PUE = 188 == I^t^K 

Piérides coniiíanliir cnm, iuxtaque scíiuutitiir 
Meonidcs paler ante alios vencrabilis omnes, 
Et Maro, Lucanusquc ardens, Tassusquc» Dcoque 
Assimilis Millón, proceres aliique deiiidc. 
Sedibus intcrea cuncti, mcnsisque reliclis, 
Vndiquc coriueniunt, ads'ontcsque ordiiie longo, 
A dexlra, lacuaque, dalo spatioquc pcramplo, 
Dum transiré videnl Phocbum, Musnsque, salulant; 
Vna el Miltoncm laeti niirantur eunlem, 
lungcnlem Nymphas, cum Pboebo sacpe loqueiitcni. 
Et visi gaudent, ilerumque, itcrunuiHC viderc. 
Tantus henos illi. Tonta est sibi í;lorio parta, 
lam prope, me, ct Genium cerncns, sulirisit Apollo, 
Nec circumfuÉie ncbíiiae velauil ainictus. 
jNos eral Addisson contra, pluresque Britanni. 
Hacrcbol coctuquc suo Canilsius lloros, 
Regali quondam Prussornin ventus ab vrbc; 
Constitil buc Titán, alíiuc bacc: Laclamini aniíci, 
Vobis isla dics, bodictna csl g'oria vcstra; 
Anglia Giaioruní facta est, alqnc acnuila ttomac: 
Máximas csl Miiton Yates, Phoibnsque falclur: 
Talibiis exbullant Angli; nt Ciinilsius inquil; 
Nos queque participes, gélido sub sydcre nali, 
Omnis iiypcrboroo tollus qnac siil)iaccl Axi, 
Nostrae canninibus cciient Auslralibus oris; 
Quid Phoebc in Patria similis, inagniuc Aiderc 
Al quando dabilur nobis, rcspondel Apollo: 
Qnac exoptatus, babes; fama ct vulgata per orbcm; 
lüe, vides? nuper signum cui crcxiraus nula, 
Ule tui dignus Patroni ct sangnis, ct liacrcs, 
Qui et magis, ct solus, virlulc cueclus ad asirá 
Prussorum est nonicn, mullís quaní forsitan oris 
Herouní turba, el series longissima Reguin; 
Disco in Parnassi quod nuil i csl arte sccundus, 
Dignaquc vbi nulli velarunt témpora Musae, 
Excmplo, auspiciisque, suis crit vrbibus ille, 
Subquc Arcto, Valumquc Paren?, \eracque Poesi*. 
lam breue tcmpus eral, magnus lamen immemor buius 
Hacinas, Patriae subilo inflammalus amorc, 
Qui haud procul adstabat, tallas dedil ore loquelas: 
Héroes Musasque colont, Rcgcsque suprcmi 
Arctoo imperiteiit tractu, quoquc l'iiiibus orbis: 
Laetor ego; al liceat, naní Mu?ae, arlcsque vaganlur, 
Inimotas ncc Labont sedes, niibi rile timcrc, 
Exlera dum quaerunt, iam du'cia regna relinquant; 
Nec decanlatac veneres, non ipsa Poesis 
Imminuil sane perfectio crcdila nostrae, 
Immo augct curas; olim perfectio visa 
Uomanis eadcm, el mox alto a culmine lapsus. 
Dio ergo, dic Phoebs parcns si permanct oro 
Hoc dccuj iii l^n^ia; si forte a tramite Galli 
Denectunl recto, Vales nostroquc sub axc 
Si nunc clucenl, vt quondam el Gallia floret. 
Florel adhuc, nuUique quidcm sua gloria eedil, 
Phocbus ait, Musaequc vigent, lúa Nalus imago, 
Ilenriadae perbibent, essc immortale poema; 
Quidquid ct illc nitens Romano múrice fudit: 
Ncc desuní alii praeclaro nomine Vales; 



PUE — 189 = PUE 

Siinl ianí, qui incipiaiU vero (loflectcic, vcstrum 

A trita, rectaquc via, qiiac ducit ad ostra, 

Et fiicata magis, (luain vera, vüibrasque se(|unntur: 

Laus antiqua lamen Gallis, nomciiqiic maiiebit, 

Dum tai, (luin Vatiini, quos áurea saecla Uileriiril, 

Dmn mcHorquc vira n teneal senlenUa mentes. 

Finibus at vero e Patriis (anerlite scn)per 

Ilunc casum vos fata i>recor) Mnsaeqiic reeedent. 

Famaque, si incautas Gallonim decipit nares, 

Sircnuin veluti cantu clarisíriunis ilie, 

Infensns vcterum sed Foiilanellius iioslií. 

Talia fatus eral, iamque íncedcbat Apollo; 

üicere cum vidil Vatein rio-jnuüa volenfem, 

Nonquc audere laüicii, breuitas nain tcniítoiis urgrt. 

Ule Hispanas eral nomcnque Vllovius ilü. 

Obscurosque modos Vatiim, sarclique tumores 

Oderal, atque sui, ventosa, el frígida verba; 

Quidquid crat Titán cordis pcnctralibus imis 

Perspicit cxtemplo Vatis: te gaudio et inquit 

Alliccre exopto, veslris tumor abfuil orís, 

Ule vetcr, sprctusque iacct: jam sácenla rursus 

Áurea ccnduntur vobis sub Principe Magno, 

Iamque nouas sumunt jMusaequc, atque onmia forman.. 

Vis magna ingcnü cst vobis, et vcrsibus apta: 

IIoc de cst líispanis tanfum, versare diurna, 

Noctornaque manu praccepta poética c!ari 

Luzani, parlo qui longo esl nomine maior," 

(Jui nulli inferior, qui noslra oracula reddit. 

Ncc phira. Incessit; praetcrgrcssaquc calerua 

Omni slipantum, Yates cunctiquc scquuti. 

Nos quoquc progredimur mixli, nec cernimur vlli, 

Proximus liic, casu, falisue volentibus ibat 

Ignotus quídam Vates, dcxlramquc tenebat, 

Pass'bus ingrcdiens aequis, Desprauius Heros; 

Sicque ioquebatur: (iaus argumenta Brilanni 

Ampia ministrabat, rari cucntusquc diei) 

llis mihi j)hira locis diuersa luce vidcntur: 

("redidcram Tassi virtulmi laude minnrcm, 

Dcceptusqiic fui; nam mcns contraria Pboebi. 

Carmina crcdideram porro languesccre diuuní 

Absíjue niinislcriis, qunc cst vsu'-pala vetustas^ 

Artcíiue conlisus cecini; mo(!o dicta retracto, 

lis quo cxaudiui Miitonis nobile carmen; 

Ilic noua eonatus, prinius n;onstrauil itcrquc, 

Vt dccel, ac fecit quac nomo ficcrat ante, 

Quaequc vidcbantur morlali hnud posse iicere. 

Uis: Etiam Socius talcm, tantumquu fuissc 

Veré haud censcbím, nam me Uiserc IJritannum 

Littcrac in eximium doctac, diíTusus vbi Au«;tür 

L;iudati libros operis percurrcrc gaudens, 

Vix illi Vatisque decus, nomcnque reliquit. 

Quom sane ingcnü, quam sane igiioliilis vsus 

Doclrinae, círusus(|tie labor (Dcspraaius inquit) 

Insudare diu mcdilans noclcsqiic. dicsque, 

Vt concessa viro obscurciur gloria magno! 

Non hic, si ingeniuui forte ostentare volcbat, 

Carmiuis ileroi poteral praece|)ta docere ? 

Et non imuicritü tautum s>ic laedcrc Valen; ' 



PUE r= 190 = PUE 

lainque acri itidulgens gf^nio, commolus ab ira: 
lixorlus, nollcm, palriis hic Mt-uius oris. 
Dicta placcnl, naní vera pulo, rospoiKicl al iltc, 
Qui comes ibat ci. Niinc dic, el protinus addil 
Quid tibi coelicolis tribuit cum Millo vidclur 
Hace bclli lor?nciila virum simulantia fulmcn? 
Quod magis; ipsorum paruis forlissiinus ordo 
His rupias robus? Mcns bic quid riobilc ccrDÍl? 
Suntaüaect maculac, alquc adsurgcns dccidil Auclor. 
Quapropter liccat quacso, dubilarc fuisscl 
Olli si mclius, conslanli incodcrc grcssu; 
Quam scsc adlollcns nimiuin sublimis in auras, 
Icarus vt quondam descenderé lapsus Olympo. 
Vix ea: Qui in linguam ccnsorcm verleral oliin 
Loiiginum palriam dixit Desprauius heros: 
Pondere grande suo quidquid collabitur, ipsi 
Tales nalurac niaculae Sublimis inliacrcnl, 
Inque Sopbocleis numcris, in Pindari aniocno 
Carmine; quinctiam magno obseruanlur llomiro. 
Quis lamen bine Vales audcrcl labe carentes, 
Ceu lonem, alque alios saeclorum noclc sepultos, 
Qui ob mediocre genus, non ob sublime, nicrentur 
Laudem, Principibus summis praeferrc Poesis? 
Dum loquor; eccc domus palet ingens ianua, cernís 
Phocbus vt egrcdilur? cunctari baud possumus: indc 
Longino in magno dicta el complura vídcbis: 
Kunc satis ista; líbi visi el Míltonis honores. 
Hoc tantnm; gradilurquc silens, el protinus omnes 
Límina transmissi, felices linquimus aedcs. 
Área ad Auroram mox se cgrcdientihus olTcrl 
Immanis, spatíosa, nequa, ac gralissima visu; 
Binac \b¡ Pyramidcs cíalo vértice in astra 
Próxima marmoreac, cocli el conuexa minanlur, 
Tclluremque premuní; immensa cst mole Colossus 
Aurcus in medio, capul ct cui nubila cingunt: 
Phoebea efligies, in Phocbi ereclus bonorcm. 
INon sic ceisa quidcm pinguis miracula Nili, 
Illeque apud Rbodios ingens ex aere Colossus; 
Sed magnis arbusta velul collala cupressis, 
Aut tamquam cxigui colles, cum montüius altis. 
Non procul bine boiií, quin fortúnala virola, 
Castalides spaliantur vbi, Vatesque l)oa4i, 
In quibus alque rosac, violae, suanisque byacinthui, 
Mille el non aliis visae regioniljus berbao, 
Floribus eximiis, scmperque rcccntibus balanl, 
Vndiquc inacccssi montes, ct inhóspita saxa, 
Fulminis ct palriam, nimbos supraque sonoros 
Culmino se aerio lollunt, el sydora puisant: 
Rupibus atquc ncmus pcndons in vallis amoonam 
Planilicm ramis, obscuraque ominct \mbra. 
Hic lücus ad Zophyros, Phocbiqnc Palatia contra cst 
Abruptus mire ct silua pulchcrrimus, vndc 
Immani fluuius se exlollens fonte, per altas 
«ccurrit cautos, post dúplex incipit csse, 
Libíiur alquc magis, fugit alque albenlibus vndi.-, 
ímpetu ct bine saltus, magno ruit illc fragore; 
Valle vbi fil pljcidus, gcnirtlia el irrigat arva, 
ti si quid supercsl sub tena conditur ima: 



PUE = 191 = PUE 

In medio specns adsurgcns miraiiilc v isu 
Ac ínfinilo horrificaris se ostonlat hialii, 
Qua teiram subter, rinos intorquc sonantes, 
Iinmensosque lacus, oris vnilo onidibus humor, 
Va syluas late trémulas agitanlibus aiiris; 
ínter opes etiam, nattirac arcanaque milie, 
Est iter extremos Plioebi radiantis ad Indos, 
Ergo vbi transgrcssus, tollit se c gurgile vasto 
Fluctibiis Eois, prima et dat lumína mundo. 
Ad sacras aedes, iuxta immancmque Culossum, 
Currus eral Phoebl, gemmis spectandns, ct arie, 
Qiiadrupedesquc altis scopulís, et montibus aequi^ 
Eous, spumans Ethon, Pyroisque, Tblegonque; 
Cuiquc color proprius; per vastos candidns autem 
Qui communis erat late diíTunditur artus. 
Irrequietas eos in cursus pronocal ardor, 
Lumina scintillant, hiimilibus acibera complent, 
Concutiuntquc iubas, mullumque sonantia fraena, 
Alte et sublati pcrflant de naribus ignem; 
Nec retiñere valent et voce, et viribus Horae. 
Talia monstrabat, mira ct breuilotc doccbat 
Dhx ignota aiihi; superans cum magnas Apollo 
Adscensu currum, solidac sub pondere tanto 
Ingemuere rotae, capicnsquc vndantia lora, 
Sensere alípedes, domini ct formidinc capli. 
Iras dcposuere; cxspectant atque quicti. 
Tam Euros ante alios cclerem, sic fatur: oporlet, 
Eure leáis, properando moras vincamas vt omnes; 
Ergo age; fer radios, queis illustrabimus orbem, 
Dix^rat, et citius radios iam tradidit Eurus. 
Ast mibi, vix alti cinxcrunt témpora Phoebi, 
Proximaquc vt vasti testigit lux publica mundi; 
Ecce videbatur nebulae euanescere tegmcn, 
Mortalesque oculos rápidas absumere flamnias. 
Amplias et tantum perferre haud posse dolerem. 
Dat signam tune Phoebus equis, ct laxat babenas, 
Cerripiuntque viam, magno currusquc fragore 
Consonat alta domas, valles, monlesque tremiscunt; 
Omniaque immensa veluti sub luce cremantur, 
His pauor inuasit subi'o, rupitque soporem. 




ruE = 1 

VIL Sur Ventreprise (VAlr/er. 
Poseemos el Ms. original de esta 
poesía francesa qne consta de 98 
versos. Trata de la malog-r^ada espe- 
dicion española del año 1775. Hay 
lina traducción castellana que lleva 
este título: La empresa de Argel por 
las armas españolas en 1775. Poe- 
ma en francés de D. José de Pne- 
yo y Pueyo, marques de Campo 
franco he. Palma, iinpr. nacio- 
nal regentada por I). Juan Guasp, 
1838. 4." 

VIII. Descripción de Plan'icia 
en octavas. La escribía en 1763 y 
de ella solo hemos visto un frac- 
niento que copiaremos para que 
nuestros lectores conozcan alg-una 
de sus producciones castellanas. 

Canto las gracias de uii feliz terreno 
Sito en las belicosas Baleares; 
Cuya alta costa, por angosto seno. 
Baten furiosos los hispanos mares. 
Tentando (jucbrantar el duro freno, 
Diré sus producciones singulares, 
Sus monles y las fuentes cristalinas 
Que manan de sus peñas y colinas. 



Hay en Mallorca un Pago delicioso. 
Que mira k la región de la Ursa fria. 
En otro tiempo célebre, y famoso. 
Por los mirtos que el suelo producía; 
Ahora allí el árbol de Minerva hermoso 
Descuella en magnitud y lozanía; 
Vénsc también los riscos empinados 
De robustas encinas coronados. 

Espesas selvas de teosos pinos 
Se elevan en la rústica maleza, 
En que á mil vegeJables peregrinos 
Forma apacible toldo su grandeza 
Bordan los valles, cerros y caminos 
Los lentiscos insignes en belleza. 
Cuya raíz en púrpura teñida 
Es para varios usos escojida. 

Esta planta; vulgar aquí, que suda, 
El mástico que k Chios ennoblece. 
En la tierra mas Árida, y mas ruda 
El suelo en ancho círculo hoy guarnece: 
Dicen que la balear nación desnuda, 
Que lanío ahora en polílica florece, 



92 =r V\W. 

Ungirse con su nceyle acostumbraba 

Y los ásperos miembros roboraba. 

¿Qti(í diré lie los texos, cscelcnles 
Por su madera varia en los colores. 
Que en mil obras, y modos diferentes. 
Ejercita del arte los primores? 
Jamas en sus dos vastos* continentes 
Vio la Amt'rica especies superiores, 
Ni el Pórfido nnniidio decantado 
Mas terso se ostentó, ni matizado. 

Del aquilón á los esfuerzos vanos 
Estos robustos árboles no ceden: 
Sus ramos son umbrosos y lozanos, 

Y á los del mirlo en la belleza csceden: 
Hay troncos tan enormes como ancianos. 
Que apenas abarcar cuatro hombres pueden, 
Del libano así como en la eminencia 
Los cedros de pasmosa corpuliiiciu. 

Una montaña de admirable altura. 
De pi'ñasco durísimo y tajado, 
Produce entre las bicñas, y espesura 
El rico madcrage celebrado; 
Veiisc texos de prócera estatura, 
Desde lo mas pendiente y escarpado. 
Hasta donde el atixo monte empieza 
A esconder en las nubes su cabeza. 

Pueblan en varias partes el terreno. 
Algarrobos de copa magestuosa. 
Formándole mas grato, y mas ameno 
De los madroños la verdor frondosa: 
En sitio frío y de peñascos lleno 
Nace el pálido box, de hoja graciosa; 
Y el enebro oloroso, cuya goma 
Exhala el humo del sabéo aroma. 

Entre la variedad casi infinita 
De las hicrvae que adornan la campaña 
El aurcoselino es exquisita, 
O el acre nuchoacan que á Nueva España 
De afortunada en simples acredita; 
Creces dotada de virtud estraña 
Tú, Peonía, también, que en un momento 
Inspirar sabes el vital aliento. 



IX. Lmceus Progne. Este es el 
título de una epístola en latín que 
mandó el cronista Serra al Sr. don 
Gregorio Mayans y Sisear sin de- 
cirle quien la había escrito, y 
aquel sabio valenciano en carta 
de 20 de abril de 1771 se espresa- 



PUE - 193 = PUE 

ba en estos términos: «Me da V. á Salas }'■ Cotoner por un poeta ori- 

conocerese grande ingenio poético, ginal en las lenguas mallorquina 

que por mas que esconda su nom- y castellana, respeto á ese caballe- 

bre, manifiesta en la Epistold de ro, como elegiaco latino de muy 

Linceo d Prof/nelo. nobleza y ho- recomendable latinidad.» Hé aquí 

nestidad de sus pensamientos y la la epístola que tanto elogia el 

destreza con que imita á Ovidio: Sr. Mayans, y que hasta hoy se 

y así le dirá V. de mi parte que había conservado inédita entre 

me descubra su nombre, para que los Mss. del Sr. Serra. 
así como tengo al Sr. D. Juan de 



LINCEUS PROGNE. 



Pecloris adgressus dirum lenire dóloreiti 

At frustra hoc scriptuin mitto Puclla tibí. 
Hoc quia post casuin casus me lorquel imago 

Nec condit placidus lumina fessa sopor 
Ferré equidem potero le doíiec aniasius susam 

Pangerc diverso federa sacra viro. 
Dura pati ac sevis licuit contendere fatis 

Vulnere sed tanto peclus inane rUit. 
Sic me de tenero Progne grataris amere? 

Hoc munus flamma blanditüsqüe meis. 
An fera collatis opibus form^quc nitore 

Ilostis dignior aut major amore fuit? 
Aut mihi Regali generoso cx sanguino cretó 

Stemmatis cncomiis ante fercndus erití 
Objice, nec credam, rigidi prajccpta parentis, 

Tequc reluctantem mollc subisse jugum 
Adde genas ctiam perfuso rere madentes, 

Et sx'pe hoc falum cor fremuisse tüum» 
Connubii celebrant magno solerania lüxu 

Funestasquc faces praebet amicus Hímcn. 
Ah raihi tura dices quantis agilata procellis 

Mens fuit, obscurura viscera tegraen habent. 
Dum patrio juvenis ducunlur more choreaj 

Quse audisti memora dulcia verba mihi. 
ül tremucre pedes, lachrimanli ut faucibus h;crcl 

Vox, et ni! ma;ror prajter amare siuit. 
Ha;c probé, sed falsis Progne cur artibus uti? 

Cura bené fcniineos pérfida nosco dolos. 
Subliles causa), fletus, blandaíque loquela 

Retia inexpertis sola parala viris. 
Ad facta hoc speclat penctralia panderc cordis 

Caitera dumtaxat noraen amoris habent. 
Rivali junctam te ajterno federe constat, 

Facti ergo techna; luce micante patent. 
Verus amor superat conatu obstacula cseco 

Ardua spernuntur si dominalur amor 
Nec labor asiduus flagrantia pectora frangit 

Paluda nec potius terret imago nccis, 
Nara puer Idalius mixtam cum robore Hammam 



T. II. 



2» 



I3UE := 194 = l't'E 

Injicit, atquc ánimos dat Ciilicrea suis. 
Omnia ñola satis, lamen imporluna profecto 

Cum te nec minimus dclinuissel ohcx. 
Sola mihi languens, languens infensa voluntas 

Obstltil et solus Progne inimicus amor 
Quis Dcus illusit, vel te ilecepil amantcm, 

Aut qua; sic oeulos allicil csca luos. 
An Venus informi jam fliu conjuncta Mar¡to 

Cui specie simili maluit alque parcm 
Assignare virum. 
Seu Di immorlales el incluctabilc falum 

^ Hanc legem puldiris imposuerc gravoni. 
Digna supercilio conlcmncrc sa-pius alto 

"rroh dolor! Ac avidé deteriora sequi! 
Sic canil Angclicam misero exarcissc líubulco 

rama, atque ingcnium prorsus amasse rutlc. 
Immemor invicli manel indefo?sa Uolandi 
Olli nil dotes, sanguis amorquc juvant. 
Tdlia per noclem cálamo iiepidaiite canebam, 

Lilteraquc effusis tola rigalur aquis. 
Cum súbito infcssos somnus piger irruil arlus 
Dulcequc jam pindus lamina m;esta prcmil. 
Ofliciu.n digili rcnuunt cnlamunque relinquunt, 

D¿niquc curarum turba repente siltl. 
Tune ecce ante oeulos adsunl pcrama-na virela 

Labcns qna; vilreis irrigat amnis uquis. 
Hic leta;qut; UoiX, Nucissi. el molle Cyperon, 

El Tbimus, ac albo Lilia dore niicnl. 
Hic placidam suavis diíTundií Amaracus umbram 

Charaque Acidalia; mjrtus Opaca Dew. 
Al Zephyrus teñeras leni cum murmure frondes 

Conculit el canlus dat Phüomela saos. 
Sylvaque Panchcos ubicumque aspiral odores 

Omnia grata nimis dignus amorc locas. 
Talibus actoniti ante oeulos Puer aliger odstol 

Coryto gestans ignea tela suo. 
Actalem \ires longe superare videntur 

Emicat et miris forma venusta oíodis. 
ígnea sed mollcs jaculantur lamina tlammas 
Suavisque Ambrosia; fanditur aura corais. 
Ule meae veterem plaga; sedare dolorem 

Gaudens sic placida voce benignus ait: 

Depereunt raorbi summa vix arte tenaces 

Molyque Tessalía toxica prorsus egenl. 

Corde lamen leñeras ex tolo pellcre curas 

Ómnibus ut majus pcrcelcbralnr opus. 

Ars tua nec prodesl dulcí in languore Melampe 

Chironis minimé Pharmaca docta juvant. 
El lantum frustra facimus tcntaret Apollo 
Divinum quamvis parla trophea canant. 
Frustra et Alexicaci tribuunt cognomen Athenae 
Frustra etiam el MedicíE dicitur auclor opis. 
lile quia insano Daphnes correptus amorc 

Aegcr adbuc priscum pectore vulnus alit. 
Lauro quippc sacram gaudel pra;cingcre fronlem 

Imperat et summo laurus honore coli. 
Fungilur hoc ¡gitur diversum muñere Numen 
Divcrsi est talis crcde mcdela Dei. 



PÜE - 195 z= PUE 

Qui ul tu nc miscriim stibcas cum smilacc niortem 

Antiquum vulnus janí iniscratus íide*t. 
Dixit, ct inginili coiifixurn pcclorc telum 

A-vellit riisu, deseruitquc locum. 
I'ulguris Aetcrei, cclcriqíie simillimus igni, 

Aul qualis trcmulis cITugil umbra fasces; 
Expellunt subilo somnum terrorque, dolorquü 

Pcctusque obslupco cuntaque versa videns. 
Nara ñeque cranl curarum cstus, ncc tnenlc tcnebrifi, 

Solaquc mulccbat corda beata quics. 
Lctitia apparct vullu. videre lubctque 

Flagrare haud valco, sed memorare licct. 
Ilic orit crgo dios tantorum meta laborum, 

Vire igitur folix, jamqnc Fuella vale. 



^e&M93' 



, ' 982. 

PüKYO (Nicolás de). Segundo 
marqués de Campo-franco, caba- 
llero de la orden militar de Cala- 
trava. Nació en Palma de los ilus- 
tres Sres. D. Antonio de Pueyo y 
Dameto, primer marqués, y D.^^ 
Madalena Rossiñol y Pueyo. Fué 
Regidor perpetuo de la ciudad de 
Zaragoza; distinguióse por sus ta- 
lentos entre los sabios que en su 
tiempo tenia Mallorca; estuvo ca- 
sado con D.^ Maria Narcisa de 
Pueyo y Marin, y tuvo, entre otros 
hijos, á D. Antonio Ignacio, D. Jo- 
sé y D. Nicolás, de quienes liabla- 
mos en esta obra. Falleció en Pal- 
ma el dia 27 de enero de 1775. 
Fué poeta fluido como lo mues- 
tran la multitud de producciones 
líricas que existen Mss. en su cusa 
y la que vá al frente de la Histo- 
ria de Mallorca del cronista Ale- 
mañy, en elogio de la obra y de 
su autor. 

983. 

l'UEYO (Nicolás de). Hijo del 
antecedente. Nació en Palma el 
dia 27 de i unió de 1739. Entró á 
servir en el cuerpo de Reales Guar- 



dias españolas; hizo toda la guer- 
ra de Portugal, habiéndose halla- 
do en la conquista de la provincia 
de Tras os montes, en el sitio y 
rendición de Almeida, en la inva- 
sión de la provincia de Veira, y en 
el socorro de Villavella, hasta la 
retirada á España. Siendo ya ca- 
pitán de guardias le hizo S. M. 
merced de hábito en la orden de 
Calatrava, en virtud de real cédu- 
la de 7 de diciembre de 1787, con- 
cediéndole igualmente la encomien- 
da de Belmez en la misma orden. 
Ascendido á coronel, fué nombra- 
do teniente de rey de la plaza de 
Palma, y murió en esta ciudad, 
siendo ya brigadier, en 15 de ju- 
nio de 1804, sin dejar sucesión 
de su esposa y sobrina D.*^ Maria 
Jo.sefa de Pueyo y Chacón. Había- 
se hallado, siendo teniente de guar- 
dias, en la gloriosa, aunque infaus- 
ta, espedicion de Argel del año 
1775, y como testigo de vista es- 
cribió: 

Diario historial, exornado con 
rejlexiones, del convoy que salió 
de Barcelona el dia i^ de mayo 
de lllh para la expedición de Ar- 
gel. 1 t. 4." Ms. que existe ori- 
giual en el archivo del marques 
de Campo-franco. Es obra escrita 



PUI 



= 196 = 



PUI 



con imparcialidad y buena crítica, 
y muy digna de los honores de la 
estampa: esclarece en ella muchos 
incidentes, y revela ocurrencias 

' muy curiosas que tuvieron lugar 
en aquella empresa que hasta hoy 
no son conocidas del público. Tra- 
ta de la conducta dudosa que en- 
tonces observaron alg-unos gene- 
rales españoles, con cuyo motivo 

I procuraron estos, en distintas oca-» 
siones, sacarla de manos de su 
autor. 

Es también obra suya: Derro- 
tero de las costas marítimas de 
Mallorca. 1 t. fól. Ms., adorna- 
do con planos y mapas, cuyo ori- 
ginal existe en su casa. Lo escri- 
bió con anterioridad á Tofiño. 

984, 

PuiQ (Alberto). Natural de 
Palma: á los 20 años de su edad, 
esto es, en 5 de agosto de 1605, 
vistió el hábito de carmelita en el 
convento de esta ciudad, y motivos 
que ignoramos le obligaron á de- 
^ar aquella religión, y en 10 de 
junio de 1625 fué admitido en la 
de Cartujos en el monasterio de 
Jesús Nazareno de la villa de \'all- 
demosa, Desempeñó el cargo de 
Prior; fué uno de los religiosos dis- 
tinguidos por su talento; declaró 
en el proceso instruido en 1626 
para la beatificación de la sierva 
de Dios Sor Catalina Tomás agus- 
tina, y murió á los 56 años de su 
edad, en 23 de diciembre de 1644. 
Escribió; 

Fundado y suceesiuestat de es^ 
te Real manas tir sagrada Cartuxa 
de Jesús de JSfazareth de Mallor^ 
ca, son glorios principi per el se- 
renissim Rey Don Marti de Ara^ 
gó añy del setlor 1399. 1 t. fól. 
Ms. adornado con escudos de ar- 
mas dibujados primorosamente á 
la pluma. Es una crónica muy cu- 
riosa que acabó de escribir en 16 
de setiembre de 1641. Dice en el 
prólogo que emprendió este traba- 



jo en 1631 á instancia de su ami- 
go el cronista D. Juan Dameto, que 
lo tuvo paralizado durante su per- 
manencia en la Cartuja de Ara- 
Christi, reino de Valencia, y que 
volvió á continuarlo, ordenando 
todos sus apuntes, cuando en 1634 
le hizo este encargo el P. visitador 
D. Andrés Alvaro. Esta crónica es 
importante por las noticias quo 
contiene, pero adolece de falta do 
método; altera muy á menudo la 
cronología y ee sobradamente mi- 
nucioso cuando toca por insiden- 
cia algunos puntos e.straños al ob- 
jeto que se propone tratar. Vimos 
egte Ms. original en poder de Don 
Pedro Jaime Cruollas Pro. de Valí- 
demosa. A lo último del libro hay 
un Cathalogus Monachonim^fra- 
trum, ac doctormn hujus sacra; 
Cartusice Majoricarum d SereniS" 
simopiissirnoqiic Martina Arago- 
nnrn Rege in honor. Sanctissimi 
Jesu A'azareni Dei ac Redemp^ 
taris nostri fiindatcB Dice 15 «?;- 
gusti anuo 1399. Este necrologio 
lo escribió el P. Puig en 1638. 
Existia una continuación del mis- 
mo, y otra de la crónica, ambas 
bastadla época de la espulsion de 
los regulares, en poder del P. Don 
Jaime Bonafd, último Prior de la 
cartuja de Valldemosa que falle- 
ció estos años pasados; y por mas 
diligencias que hayamos practica- 
do, no he. nos podido saber su pa- 
radero. 

El P. Torrens afirma que escri- 
bió el P. Puig varios tomos en 
4.° de cuaresmas y panegíricos que 
vio eu la biblioteca de los carme- 
litas, 

985. 

Puits (Francisco). Religioso 
mercedario de quien dice Mut que 
fué varón de singular virtud y doc- 
trina .' Desempeñó en el convento 
de Palma el cargo de comendador 
por dos distintas veces, y fué difi- 
nidor general. El P. Luis de Vi- 



PUI 



197 = 



PUI 



llafranca continua su nombre en 
el índice de escritores mallorqui- 
nes, pero no hemos visto ninguna 
obra suya. 

986. 

PuiG (Francisco). Nació en 
Sóller el dia 3 de enero de 1824 
de Francisco Vnig y Catalina Ma- 
yol. A la edad de 24 años, des- 
pués de haber terminado sus es-. 
tudios, sentó plaza de soldado en 
la compañía de depósito del Re- 
gimiento Infantería de Cataluña, 
con la que se embarcó en el mue- 
lle de Palma, para pasar á Puerto- 
rico, en 29 de octubre de 1844. 
En ultramar fué ascendiendo de 
grado en grado hasta que en 1857 
fué nombrado teniente. Cultiva la 
poesía castellana, habiendo pu- 
blicado muchas desús composicio- 
nes líricas, y una multitud de ar- 
tículos de costumbres, en el sema- 
nario £!l P onceno, en el Boletín 
mercantil, periódicos que salieron 
á luz en Puerto-rico en los años 
1852, 53 y 54; en La Aurora, se- 
manario que se publicaba en Ma- 
tanzas los años 1855 y 56 y últi- 
mamente en El Mallorquín, dia- 
rio de Palma. Leímos en él, estos 
años pasados, la novela de Puig 
que lleva por título; i;V vidrio mis- 
terioso. 

987. 

Piiif¿ni»nrii..% (Mateo de) 
Natural de Palma, é hijo de los 
ilustres Sres. D. Ramón de Paig- 
dorfilay Villalonga, doctoren am- 
bos derechos, y D." Dionisiaüual. 
Abrazó la carrera jurídica, hizo 
sus estudios en Valencia y tuvo 
por catedrático de leyes al l)r. Fi- 
liperi. Recibida la borla en aque- 
lla universidad regresó á su patria, 
se recibió de abogado, y ejerció 
su profesión en esta ciudad. lié 
aquí los escritos suyos que hemos 
visto: 



1. Rnílimenta,seu adnotatiui^cnlce 
adprimum institiUorum Justinia- 
ni lihrum. Juxta labor cm et stu- 
dium Malhei de Puigdorfda J. 
V. S. in Universitata Valeoiticü 
anno 1652. Este opúsculo y los 
cinco tratados que siguen existen 
originales en un tomo 8." Ms, en 
la biblioteca de Montesion. 

II. Digressio pulcherima. 
Utrum ignoranti legatario domi- 
num reí légate an personalis actio 
acguiraturí 

III. Partus ancillce non est 
pars eJ2is. 

IV. A ncilla foetus in fructw 
non est. 

V. Mato'vmonium solo consen- 
superficit. 

VI. An arrogatus arroganti 
adqicirat tantiim usiisfructnm an 
qiioqice et- propietatem. Después 
de haber tratado esta cuestión, po- 
ne una epístola que lleva este en- 
cabezamiento: Lectori S. P. D. 
Afatheus de Puigdorfila. Y con- 
cluye el libro con un catálogo al- 
fabético de autores y materias. 

VII. Alegación jurídica por 
José Ramón Marti y otros agra- 
viados contra el Doctor Nicolás 
Guells, Oidor de la Real Audien- 
cia del Rey no de Mallorca, solre 
cargos que liizo á este último el 
visitador Regio Juan de Castelda- 
ses canónigo. Imp. íól. de 49 págs. 
sin año ni lugar. Es papel tan ra- 
ro que no hemos visto mas que el 
ejeni]3lar que existe en la biblio- 
teca de Montesion, colección de va- 
rios que fué del convento de S. 
Francisco de Asis, B. I. 191. 



988. 

PdifjSicnvicii (Felipe). Va- 
ron sabio y muy docto en las di- 
vinas y humanas letras. Nació en 
Palma el dia 5 de abril de 1745, 
y siguiendo su inclinación al es- 
tado religioso^ vistió el hábito do- 
minico en el real convento de Pal- 



rui 



= 198 r= 



PUI 



ma el 10 de octubre de 1769. Es- 
tudi(3 filosofía y teolog;ía en el co- 
legio Patriarcal de Orihuela, sa- 
liendo tan aventajado en estas fa- 
cultades, que en "l769 sostuvo en 
su convento de Palma las conclu- 
siones que van impresas, dedica- 
das al Excmo. Sr. marqués de la 
Romana. En ellas espuso á la pú- 
blica discusión: todas las conclusio- 
nes del P. iVntonio Goudin; la obra 
completa del limo. Cano De Locis 
Theologicis, añadiendo á la propo- 
sición general 256 proposiciones so- 
bre los varios asuntos de que trata 
aquel autor como por incidencia: la 
primera parte, \-A2)rimasecu7ida, la 
tercera parte y el su jdemento de la 
suma de Santo Tomás, y un .sin 
número de conclusiones sobre la 
historia de Nro. Sr. Jesucfi.sto. 
Este acto literario dio á Puiu'ser- 
ver un merecido nombre y una 
justa reputación. Asistió en 1773 
al capítulo provincial de Barcelona 
y ante aquella reunión de sabios 
defendió con el mayor lucimiento 
la secunda secunda de iáanto To- 
mas. Diéronse á luz estas conclu- 
siones, dedicadas al Sr. Obispo 
l)iaz de la Guerra, y son un elo- 
cuente testimonio de la gran sa- 
biduría y vast'i erudición de su 
autor. Dotado de una memoria fe- 
licísima, llegó á saber toda la su- 
ma de Santo Tomás y toda la sa- 
grada escritura, sin que jamás tu- 
viese necesidad de abrir ninguno 
de los libros que contienen estas 
obras, para citar, ya en sus escri- 
tos, ya en sus conversaciones, pár- 
rafos enteros délas mismas. Fué 
peritísimo en las matemáticas, in- 
cansable y muy elocuente en el 
pulpito, claro y persuasivo en la 
esplicacion de la ciencia sagrada, 
como lo probó en la cátedra de 
teología que leyó en Orihuela con 
aplauso de todos los sabios. Mien- 
tras tenía á su cargo esta lectu- 
ra, desempeñaba también otra cá- 
tedra de artes, y el empleo de 
canciller. Las mismas facultades 



enseñó algún tiemjo después en 
la capital de Mallorca: fué regen- 
te de estudios, tres veces prior de 
su convento de Palma, visitador 
general de todos los de las I^alea- 
res, vocal de la junta gubernati- 
va de esta isla, que asumió la fa- 
cultad soberana durante el cauti- 
verio del rey D. Fernando VII, 
examinada r sinodal de este obis- 
pado, y teólogo -consultor del 
•limo. Sr. Ij#Veremundo Arias Tei- 
jeiro, arzobispo de Valencia. Obtu- 
vo en su orden el grado de Pa- 
dre Maestro y los honores de Pro- 
vincial. Sus luces y su talento le 
merecieron altas simpatías y la 
admiración de los doctos en su pa- 
tria, en IMadrid donde pasó para 
negocios de este convento, y en 
\'alencia. Siguió amistosa corres- 
pondencia con el marqués de la Ro- 
mana, con D, José de Pueyo y 
Pneyo, con el P. Alvarado y con 
otras muchas per.-onas ilustres y 
notables. Distinguióle su fé, su 
celo por el bien de la religión, su 
escesiva modestia, su afabilidad y 
su humildad de corazón. Afecta- 
do gravemente por la espantosa 
persecución que en sus líltim-os 
días esperimentaba la Iglesia, y 
por los males que entonces ocasio- 
naba el contagio á esta capital, 
falleció en ella el dia 21 de octu- 
bre de 1821. De sus obras solo 
hemos visto las sigiiientes: 

I. Noieni del glorioso Pa- 
triarca y Señor San José, esposo 
de María Santísima y padre pu- 
tativo de Jesús: que se le tributa 
todos los años en el Real convento 
de Predicadores de esta ciudad. 
Palma, impr. de D. Ignacio Sar- 
ril y Frau, 1779. 8.° de 24 pági- 
nas. Hay además las siguientes 
ediciones, todas de Pahiia, tam- 
bién en 8.° impr. Real. 1803 de 
36 páginas: impr. de Buenaventu- 
ra Villalonga, sin año, de 28 págs. : 
impr. de Felipe Guasp, sin año, 
de 30 páginas: y otra de 1842 de 
la referida imprenta, de 32 págs. 



PÜI 



rr 199 - 



PUJ 



II. Contestación al articulo in- 
serto en los números 581 y 584- 
del Redactor general contra la de- 
mostración de la falsedad con que 
se atribuye a Santo Tomas la doc- 
rina de las Angélicas fuentes. 
Palma, impr. de Brasi, 1813. 4.° 

III. Parafrasi ó glosa de la 
carta del apóstol San Judas la- 
deo á iodos los fieles para que nos 
guardemos de los enemigos de 
Ntro. Sr. Jesucristo, su doctri- 
na y su Iglesia, con notas sobre 
el texto, por el P. Maestro Fr. 
Felipe Puigserver, de la orden de 
Predicadores. Previas las licen- 
cias necesarias , según lo estable- 
cido en el concilio de Trento. Pal- 
ma, impr. de Brusi, 1813. 4.° de 
39 págs. Comprende el testo la- 
tino y la ])aratVasis castellana. 

IV. El Teólogo democrático 
aliogado en las angélicas fuentes, 
ó respuesta del Maestro Fray Fe- 
lipe Puigserver de la orden de pre- 
dicadores d la segunda parte del 
gíce se tituló El Tomista en las 
cortes. En c/ue se examina afon- 
do y se explica el sixtema de los 
antiguos teólogos sobre el origen 
del poder civil, demostrando que 
la doctrina politica de Santo To- 
más destruye de raiz la pretendi- 
da soberanía dd pueblo, y el de- 
recho de establecer leyes funda- 
mentales sin sanción, ni cono- 
cimiento del Principe. Mallorca, 
impr. de Felipe Guasp, impresor 
del Santo Oficio, 1815. 4.° de 100 
págs. Es nna erudita impugna- 
ción á la obra que D. Joaquín Lo- 
renzo Villanueva, dij)utado á cor- 
tes, dio á luz con este título: Las 
angélicas f nenies ó el Tomista en 
las cortes. Cádiz, impr. de D. Die- 
go García Campoy, 1813. 4.*^ 

V. Pliilosopliia Sancíi Tliomoe 
Aqiánaiis auribus hujus tempo- 
ris accomodata A. É. P. Fr. 
Philippo Puigserver Majoricensi 
ordinis fratrum pradicatorum, in 
Sacra Theol. Magistro,'ac Pro- 
mnci(f Aragonice alumno. Jussu 



Pmi. P. Fr. Raymundi Guerrero, 
ejusdem ordinis in Hispaniarum 
et indiarum Regnis Vicarii gene- 
ralis. Cum licenliis necessariis, 
VaUntimrin l'yjJograpMa Benedic- 
li Monfort. 3 tomos 4." El I. Logi- 
cam compleclens , MDCCCXVII, 
consta de 4 hojas de preliminares 
que comprenden la dedicatoria al 
Srmo. Sr. Infante D. Carlos Ma- 
ría de Borbon y el prologo, y 305 
págs. de texto: El WMetajJiysicarn 
et Eticam compleclens, MÍ3CCC- 
XVIII de 181.— 193 págs: y el 
III. Physicam Universa^n com- 
pleclens, MDCCCXX de 448 págs. 
Hay otra edición de Madrid, impr. 
de D. Miguel de Burgos; el t. I, 
1824, de 264 págs. El II, 1825, 
de 3 18: y el III, 1826 de 398 págs. 

VI. Sermones varios. 6 t. 4." 
Mss. que existían en la Biblioteca 
de su convento. 

El P. Lector Fr. Felipe Ordines 
posee alumnos opúsculos Mss. del 
P. Puigserver y el original de la 
Filosofía. 

Q89. 

i*UJAOES (Jacinto). Natura- 
de Palma, religioso dominico^, prior 
del convento de esta ciudad, visi- 
tador, califitíador del Sto. oficio, 
Dr. en sagrada teología, exami- 
nador sinodal y catedrático de 
nuestra Universidad. Murió en 27 
de febrero de 1756. Escribió: 

I. Breve dialecticoe institíUio- 
nes quoe sumidce numcupatur jiix- 
ta docU)ris Aquinatis Pivi Tho- 
moi doctrinam. Per &.c. I t. 4." 
Ms. orig. en la biblioteca de Mon- 
tesion. Llévala fecha de 9 de se- 
tiembre de 1738, y alo último del 
libro hay este tratado: 

II. Commentaria magnamj)M- 
losoplii logicam. 



990. 
I*rjAE.S (Miguel JuakV Sa- 



PUJ 



= 200 - 



ruj 



cerdote de la compañía de Jesús, 
natural de Palma. 

PJiilosopJiia Uni'üeTsa dialecti' 
cum, Loficam, P/iisicatii, Ani- 
masticam, et Metaphisicam com- 
plectens, scholasticis disjmtatio- 
nibusexagUata.A uctofeadmodum 
Revdo. Patre MicliaeU Joanne 
Pujáis, soc. Jes. 1724. 1 t. 4.° 
Ms. orig. en la biblioteca de Mon- 
tesion . 

991. 

PüJOi^ (Antonio Elisio.) Na- 
tural de Alcudia donde nació en 
15 de setiembre de 1647. Vistió 
en el convento de Palma el hábito 
de carmelita y profesó en 18 de ju- 
nio de 1669. Fué buen orador, lec- 
tor en filosofía y teología, y mu- 
rió en esta ciudad, siendo Prior, 
en 9 de setiembre de 1713. El P. 
Torrens dice que sus obras en la- 
tín, castellano y mallorquín exis- 
tían en su convento. Vio, entre las 
latinas, un tratado en defensa del 
misterio de la inmaculada Con- 
cepción, en 1 t. fól., y entre las 
castellanas y mallorquínas algu- 
nos devocionarios y opúsculos so- 
bre la pasión del Señor y sobre 
las escelencias de la Virgen del 
Carmen. 

992. 

PüJOi. (Gabriel Anselmo). 
Varón muy distinguido por su ta- 
lento y virtud. Nació en Cindadela 
hacia el año 1630, según afirma 
Ramís, de quien tomamos estas no- 
ticias: vistió el hábito de trinitario 
en el convento de Santi Spiritus 
de Palma el día 2 de setiembre 
de 1646: concluidos aquí los es- 
tudios de artes y filosofía pasó á 
Valencia para cursar la teología, 
donde en un capítulo provincial 
de su orden sostuvo conclusiones 
públicas con mucho lucimiento, 
con cuyo motivo fué nombrado lec- 
tor de filosofía. En 1662, siendo 



presidente del convento de Mallor- 
ca, asistió á otro cn]DÍtulo provin- 
cial, convocado también en Valen- 
cia, donde fué actuante de conclu- 
siones por parte de Cataluña, co- 
metido que desempeñó con tanto 
aplauso y satisfacción, que fué cons- 
tituido lector jubilado y maestro 
de provincia. Encargado de defen- 
der conclusiones por parte de la de 
Mallorca en el capitulo general ce- 
lebrado en Roma en 1665, lo veri- 
ficó en presencia de muchos obis- 
pos y del cardenal vicario de S. 
Santidad Marcio Oinetti, protector 
de la religión trinitaria, defen- 
diendo en aquel acto el misterio 
de la Inmaculada Concepción, y 
toda la doctrina del sutil Scoto. 
En esta ocasión el Sumo Pontífice 
le confirió el título de Padre de 
provincia, y la orden á que per- 
tenecía el grado de Difinidor ge- 
neral. Brilló el P. Pujol en el pul- 
pito y en la cátedra: sus vastos 
conocimientos le dieron tanta fa- 
ma, que era inmenso el concurso 
que acudía á oir sus sermones, 
de suerte que .se le llamaba por 
escelencia el príncipe de los ora- 
dores. El P. Reynés, en la Vida del 
B. Migicel de los ¡Santos, le llama 
clásico maestro y dice que fué per- 
sona á quien se consultaron todos 
los negocios graves de la religión. 
Fué visitador y ministro de los 
conventos de Mallorca y murió en 
el de Palma el día 15 de agosto 
de 1684. De sus obras dice el P. 
Cervera en la Cró?iica Ms. pág. 
118. B. que en 1682 remitió al 
P. Rodríguez unas memorias bio- 
gráficas y bibliográficas de los tri- 
nitarios mallorquines distinguidos 
en literatura para la formación de 
su Biblioteca: en la pág. 187 B. 
cita las conclusiones que en 1665 
dio áluz en Roma, esponiendo toda 
la teología escolástica, con adicio- 
nes de controversias contra hereges 
y cismáticQs, dedicadas al rey don 
Felipe IV, con una oración pane- 
gírica y el retrato y escudo de 



PUJ 



=: 201 = 



PUJ 



armas de S. M: en la pág. 188 
afirma que en Roma dio á la es- 
tampados escalentes sermones, uno 
de san Félix y otro de la Purísi- 
ma Concepción. El Dr. Ramis 
asegura que publicó dos memoria- 
les presentados al Nuncio apostó- 
lico en desagravio de la persecu^ 
cioii que sufria de su provincial, 
de la que salió victorioso. Loses- 
presados autores citan 33 tomos 
de Sermones morales y panegíri- 
cos Mss. de los cuales en 1754> 
solo se conservaban 24 tomos en 
la librería de su convento. Los 
liabia predicados en Madrid, uno 
de ellos del nombre de María que 
cita el P. Arcos en el tomo II de 
la vida del B. Rojas, haciendo un 
merecido elogio de su autor. Dejó 
también varios tratados morales 
Mss. y dio á luz en Mallorca: 

I. Oraciotí panegírica de San^ 
t(i Inés V. y M. Patrona del or- 
den sagrado de la Santissima TrU 
nidad y de la milagrosa rétela- 
don del cielo del dicho orden d 
s^is SfS'. Patriarcas iS\ Juan de 
Mafia y San Félix de Valois, pór- 
tente el Santissimo Sacramento. 
Dijola Fr. &c. Dedícala al limo. 
yKetmo. Sr. Don Pedro Fernan- 
dei Manjarres de Heredia Obispo 
de Mallorca. Mallorca, impr. de 
Francisco Oliver, 1666. 4.° de 32 
páginas, sin los preliminares, con 
el escudo de armas del espresado 
Obispo. 

II. Oracio)h panegírica de la 
PiírissimcL Concepción de la Vir- 
gen Jllaría Santissima S. N. en 
el primer instante fisico y real de 
su ser. Dijola el R. P. Fr. &lc. 
Mallorca, impr. de Francisco Oli- 
ver, 1669. 4.° de 8-^39 pags. con 
una lámina grabada en boj de la 
Purísima Concepción. 

III. Oración panegírica en ac- 
ción de gracias á la hija de Dios 
jiadre, Madre de Dios Hijo, y Es- 
posa de Dios Espíritv, Santo, 
concebida sin pecado original en 
el primer instante de su Santissi- 

T. II. 



mo Ser. En lá solemnissima fiesta 
que a su limpieza suma ofreció 
la devoción y fidelidad del M.I. 
Sr. Gobernador y Capitán General 
y de los muy magníficos Señores 
Jurados de la fidelíssima isln de 
Menorca, por el nombramiento 
glorioso y deseado qne se sirmó 
hacer el Sr. Rey D. Carlos II. 
(Que Dios guarde) á sn mas ínti^ 
ma y Real asistencia y de primer 
y Supremo Ministro de su Cató- 
lica dilatadísima monarquía^ en la 
A ItezaSerenissimadelSeíior Prín- 
cipe el Sr. D. Juan de Austria, 
hermano ínclito dó su Real católi- 
ca 31 a gestad. Di jola en la I Ilustre 
Parroquia de Cindadela, cabeza 
de la dicha isla^ el M. R. P. F. 
&.C. Mallorca, impr. de B'rancisco 
Oliver, 1678. 4.*" de 54 págs. sin 
los preliminares. 

993. 

Pujol (Guillermo). Nació en 
Palma el dia 20 de noviembre de 
1642, y después de concluidos sus 
estudios menores, entró en la re- 
ligión de carmelitas en 4 de febre- 
ro de 1660. Fué doctor y Maestro 
en Sagrada teología, orador elo- 
cuentísimo y gran defensor de la 
Inmaculada Concepción y de la 
doctrina de Ramón LuU. Murió 
en 20 de julio de 1698. El P. Mal- 
tés asegura que escribió en 1 t. 
en fól. una obra con este título: 
31 aria inmaculata la que, según 
el P. Torrens, ya no existia en el 
Carmen cuando la esclaustracion 
de los regulares. En esta obra, 
afirma el citado Maltes, se esforza- 
ba su autor en demostrar que na- 
da mas noble liabia para el géne- 
ro humano que el haber sido inma- 
culada la madre de Dios en su Con- 
cepción. Cultivó Pujol la poesía 
castellana y el mismo P. Torrens 
copia en sus Glorias del Carmelo 
unos gozos á San Elias compues- 
tos por él. 



26 



?UJ 

994. 

Pujol (Jaime). Nació en Cin- 
dadela de Menorca el dia 5 de oc- 
tubre de 1589 de Bartolomé Pujol 
y Margarita Sampol. Según el 
mismo escribe, hizo sus primeros 
estudios en Pollensa, bajo la direc- 
ción de su tio Nadal Campomar y 
pasó después á su patria donde los 
continuó con el Pro. Jaime Baile, 
En 1608 empezó la retórica en Pal- 
ma con el P. Valerio Riquei- Je- 
suíta ibicenco, y antes de concluir 
la filosofía, en 3 de abril de 1611, 
contrajo matrimonio con Madale- 
na Capdebou, de la que algún 
tiempo después quedó viudo, y 
volvió á casarse segunda, tercera 
y cuarta vez. Fué escribano de la 
Eeal Audiencia: lo fué también 
del juzgado eclesiástico de esta 
Diócesis: en 5 de febrero de 1621 
obtuvo el nombramiento de No- 
tario público de Mallorca y en 
1644 se le confirió el cargo de Sín- 
dico archivero perpetuo de este 
ayuntamiento. Sirvió de escribano 
á los virreyes D. Baltasar de Bor- 
ja y D. Fr. Juan de Santander en 
las visitas que hicieron por el in- 
terior de la isla para perseguir 
los bandidos y malechores que por 
sus escesos hablan infundido el 
luto y el terror en todos los pue- 
blos. Ocasión fué esta en que Pu- 
jol ostentó su actividad y la pe- 
ricia de un hábil criminalista, aun- 
que, según las noticias que tene- 
mos de aquel tiempo, le costó el 
verse comprometido por la perse- 
cución atroz que hubo de sufrir 
de parte de personas elevadas en 
gerarquía que protegían á aque- 
llos foragidos por pertenecer á sus 
banderías. No hemos podido ave- 
riguar la fecha ni el lugar de 
su fallecimiento. Escribió: 

Relació deis succesos memora- 
bles ocorreguts en aquesta isla de 
Mallorca. 1 t. fól. Ms. que exis- 
tia en la biblioteca de nuestra nu- 



•202 = ruj 

tigua Universidad literaria. Hny 
una copia de él en el archivo de la 
catedral. Comprende los años des- 
de 1012 hasta 1049 y el pavorde 
D. Guillermo Tarrasa aprovechó 
todas las noticias que contiene pa- 
ra escribir sus Anales de Ma- 
llorca. 

995. 

Pujoii (Jaime) Doctor en am- 
bos derechos, abogado de la ciu- 
dad de Palma ({uc gozó mereci- 
da reputación de insigne poeta. 
Cuéntalo por tal su contemporáneo 
llafael Bover en varias cartas que 
le escribía, y aun las baladas po- 
pulares que cantan los aldeanos, 
citan su nombre con el epíteto de 
molt gran poeta. Lo fué sin duda 
sí tenemos en cuenta la época en 
que floreció; y nos duele en el al- 
ma que escaseen tanto sus com- 
posiciones, porque, -A juzgar por 
1:18 pocas que conocemos, tuvo 
bastante facilidad en la versifi- 
cación; demuestra mucha flui- 
dez y una pericia asombrosa en 
el manejo de la lira mallorquína 
y castellana. En sus composicio- 
nes no guardaba la uniformidad 
que se observa en las de otros poe- 
tas, pues algunos de sus versos son 
bastante duros, al paso que los 
tiene también muy armoniosos. 
No sucede esto en sus conceptos, 
pobres todos ellos, si bien descu- 
bre en sus poesías mucha facun- 
dia y una completa instrucción en 
la mitología griega y en la his- 
toria antigua. De sus obras única- 
mente hemos visto las siguientes: 

I. Entremés d'es tres Juans. 
Ms. 4.° en la biblioteca del Sr. 
Conde de Ayamans. Es una com- 
posición dramática representada 
en la Iglesia de Porreras con oca- 
sión de haberse regalado á la 
misma una lámpara de plata. 

II, Lasfiesta'i que Mzoelilus- 
tHssimo fSr. D. Baltasar Pardo, 
Marqués de la Casta, Conde de 



PUJ 



— 203 = 



PUJ 



A launas, Virre]/ y Capitán Ge- 
neral del Reino de Mallorca, por 
la ida a Madrid del Serenissimo 
Señor el Señor D. Juan. Mallorca, 
impr. de Francisco Oliver, 1677. 
4." Es folleto rarísimo del que no 
conocemos mas ejemplar que uno 
en poder del Sr. marqués de Aria- 
fiy. Describe el Dr. Pujol en este 
canto épico de 35 octavas 3^ en un 
romance castellano, que forma la 
conclusión, el torneo mantenido en 
la plaza del Borne y el Laile que ^^'f^^ "» Pierda cl reino la esperanza, 

dio el Virey en su palacio. Em- ^ """ "" "' 

pieza la obra por una dedicatoria 
á la Excma. Sra. D.^* Ana de Pa- 
lafox y de Cardona, marquesa de la 
Casta. Hé aquí la primera estrofa: 



Hermano del Gran Maestre, que allá en 

(Malta, 
Goza el solio supremo y cscclcntc. 
S. Leonardo Forteza no hace falta, 
Joven gallardo, capitán Aalicnte, 
De su tropa campean los colores 
Que aunque rayos vibra le son llores. 

Trata de los colores con que se 
distinguen las cuadrillas del tor- 
neo, y luego dice: 

El Virey ha cscojido el color verde. 



y siempre de su príncipe se acuerde 

Que eterno nombre, en su renombre alcanza. 

Con franjas de oro porque mas concuerda 

He lo verde y dorado la alianza 

Y vea el reino Balear dorado 

Que está en lo verde el fruto sazonado. 



Ks amparo del pobre vuecelencia; 
Ser poeta y ser pobre, todo es uno; 
Por eso imploro bumiide su clemencia. 
Pues no sabe negarla á pobre alguno: 
Alentada, Señora, mi obediencia 
Coa el favor que alcanzo, si importuno. 
Le dedica estos versos mi cuidado. 
Que si admitidos son, quedo premiado. 

Pasa luego á elogiar los claros 
linages de la marquesa, y conclu- 
ye la dedicatoria dando razón de 
los justos festejos que preparó su 
esposo por la llegada del Sr. D. 
Juan de Austria. Dá principio á 
la descripción del torneo, bacien- 
do mención del sargento ma^yor 
D. Vicente Mut, que tuvo el cargo 
de dirigir su ejecución, y de los 
caballeros mallorqnines que toma- 
ron parte en la liza. Después de 
dar noticia del ademan belicoso 
con que se presentaron muchos de 
ellos, sigue hablando de otros: 

Don Miguel Juan Fustcr, cuya nobleza 
Celebra el orbe, siempre esclarecida, 
De Don Antonio Salas en la empresa 
(Bello narciso en su edad florida) 
Apadrina el donaire y gentileza. 
Repetía cl clarín: «guarden la vida 
Que llega ya Don Antonio de Salas. 
Gala vistosa de sus mismas galas.» 

Francisco Cotoncr su pecho esmalta 
Con la cruz de Santiago preeminente. 



Aludiendo al blasón de la ilus- 
tre casa de Oleza que es una rosa 
blanca, y al futuro enlace de una 
señora de ella con el caballero 
Leonardo Zaforteza, se espresa en 
estos términos: 

Leonardo Zaforteza blanco viste 
Porque acierte en el blanco tanta flecha. 
Poco cl tierno rapaz hoy se resiste 
Que en blancas rosas busca su cosecha. 
Lo azul á Don Antonio, si ie asiste, 
Ks llevar la divisa contrahecha, 
Paes tan discrelo, noble y generoso 
No puede aun de Narciso estar celoso. 

El marques de Bellpuche, otro Pallante, 
De nácar el color tiene elegido. 
Que si intenta de un cielo ser Atlante 
Abrazado el color, fineza ha sido: 
Niño es amor, pero también gigante, 
Tierno llora, robusto da el gemido; 
Dos efectos contrarios, cuando veo 
Que nace de una causa tanto empleo. 

Habla después de Gaspar de 
Puigdorfila, y en seguida se ocu- 
pa del marques de la Casta: 

Muestra el virey donaire y bizarría 
Sobre un hermoso bruto castellano, 
Que tan atento al freno se regía 
Que era la mano freno, cl freno mano: 
Danzaba al son de la arcabucería 
Tan placentero, alegre y tan ufano 
Del soberano peso que llevaba, 
Que ser cl d« Alejandro blasonaba. 



PÜJ 

De arnés vestido, de valor armado, 
Con recamas de espejos Irasparcnlcs, 
Su Pegaso fogoso iba adornado, 
Como Belorofronle abre las fuentes: 
De la Helicona el monte celebrado 
Prendió entonces las líquidas corrientes 
Diciendo á sus reflejos cristalinos: 
«Mis aguas buscarán otros caminos.» 

Describe los preparativos para 
el combate, empiezan á lidiar los 
campeones: 

Kcpiten los clarines: ¡guerra! ¡guerra! 
Lidian los campeones mas valientes. 
El viento enmudeció, tembló la tierra: 
Hacen los dos efectos diferentes: 
' Ostentan el valor que el pecho encierra: 
Son pasmo, horror, espanto de las gentes, 
Dos Ascaniüs troyanos parecían, 
Que sus juegos marciales se envestían. 

Se acometen furiosos cara á cara. 
Aqueste se retira, aquel le sigue 
Intrépido el valor, mas no repara: 
Ya revuelve el caballo y le persigue 
El uno de los suyos, ya se ampara: 
El otro su veloz vuelo prosigue: 
Ya dos, contra otros dos, al campo salen. 
Cuatro á cuatro después, porque se igualen. 

Sigue describieíado minuciosa- 
mente los combates, y eleva des- 
pués su imaginación basta el es- 
tremo de escitar celos al Dios Ji'i- 
piter por aquella luclia: 

Oyó los tiros Júpiter supremo, 
De su alcázar salió muy pavoroso. 
Diciendo: «este combate solo temo, 
A la defensa Marte valeroso. 
Cyclopes son, caudillo es Polifemo, 
Hoy he de ser de Ulises ingenioso, 
Conquistar quieren mi palacio sacro. 
Ya paró en guerra viva el simulacro.» 



Continúa Júpiter dando sus re- 
gias disposiciones , concluye el 
poema, y después de este sigue 
un romance laudatorio al virey. 



996. 



PujOE. (.Iaimk). Escritor publi- 
cista, natural de Arta, doctor en 
ambos derechos y abogado del ilus- 



204 = ri^'J 

tre colegio de esta ciudad. Ftié re- 
gidor del ayuntamiento de Taima 
en 1834, secretario de la Diputa- 
ción provincial de las Baleares, é 
individuo de la sociedad económi- 
ca mallorquina de amigos del pais. 
Vencedor siempre en sus eruditas 
y razonadas polémicas, las sostu- 
vo muy enérgicas contra los par- 
tidos progresista y polaco, y su 
pluma que pedia considerarse como 
una mina abundante, esquisita y 
por mas de un aspecto rica, llegó 
á ser tan temida, que muchas ve- 
ces vimos enmudecer personas 
que debieron defenderse de los ti- 
ros que contra ellas asestara. Mu- 
rió en Palma el dia 21 de junio de 
1850. Escribió: 

I. Lecciones de ideología es- 
tractado.s de los elementos que so- 
bre esta ciencia escribió enfran- 
ees Mr. Destvtt covde de Tracy. 
Mallorca, impr. de Felipe Guasp, 
1821 , 8.° de 52págs. Hay una se- 
gunda edición sin imprenta, año, 
ni lugar, 8.*^ de 39 págs. 

II. A las bodas de los señores 
D. Mariano Villalonga y Doña 
Isabel Desjpuig. Oda. Palma, 
impr. de D. Felipe Guasp, 1831, 
ful. de 11 págs. Después de la 
oda siguen tres sonetos del mismo 
autor. 

III. Festejos de la ciudad de 
Palma solemnizando en los días 
24, 25 y 26 de julio de 1833 la jura 
de la Perenísima Señora Prin- 
cesa Dolía Maria Isabel Luisa 
como heredera del trono a falla 
de naron. Palma, impr. deD. Fe- 
lipe Guasp, 1833. 8." de 47 págs. 

IV. Sumario de la historia de 
España en nerso. Palma, iinpr. 
nacional á cargo de D. Juan 
Guasp, 1839. 8." de 44 págs. Este 
sumario de la historia de España 
es el que escribió en verso el 
P. Isla; continuólo hasta 1814 el 
P. Armengual carmelita, y des- 
de aquel año hasta la paz de Ver- 
gara, el doctov Pujol. Ambos con- 



tinuadores procuraron imitar los 



PUJ 



- 205 = 



PUJ 



versoi5 del autor del curioso Sic- 
mario. 

V. Memoria que publica la 
diputación ])rovincial de las is- 
las Baleares en refutación de las 
esposiciones que elevaron a >S'. 31. 
en 18 ^(? mayo y 3 de junio préc- 
simo-anteriores las diputaciones 
proninciales de Zaragoza y Mur- 
cia contra el libre comercio de 
granos de que disfruta esta pro- 
vincia. Palma, irnpr. nacional á 
cargo de 1). Juan Guasp, 1839. 
fól. mayor, de 10 págs. Hay otra 
edición de la misma impr. 1840. 
4." de 67 págs. 

VI. Tratado de moral para 
uso de los niños. Palma, impr. de 
Estevan Trias, 1847. 8.° de 130 
págs. 

VII. Comptendio de la historia 
de Felipe II rey de Esp>aña por 
D. Evaristo San Miguel. Dale á 
luz D. J. P. abogado. Palma, 
impr. á cargo de D. Juan Guasp, 
1849. 1 t. 8.° de 432 págs. Está 
sin concluir. 

VIH . Necrología del Excelen- 
tisimo Sr. I). Hamon Despuig y 



Zaforteza conde de Montenegro y 
de Montoro, etc. etc. Palma, 
impr. á cargo de D. Juan Guasp, 
1849. 4." de 13 págs. 

IX. Poesias varias. 1 t. 4.® 
Ms. en poder de D. Jaime Anto- 
nio Prohens. De entre ellas liemos 
copiado la siguiente: 

A MENORCA. 



SONETO, 



Tierra hnmana, hospital, tierra dichosa 
Que la civil discordia no combate, 
Ni intestino rencor: mi pecho late 
De gratitud por tí la mas copiosa. 

Tú el asilo me diste generosa 
Donde hallé salvación del fiero embate 
De la venganza atroz: tú mi rescate 
Deseaste en ansiedad la mas piadosa. 

¡Si labrar yo pudiera la ventura 
Abundosa y perene que deseo 
Para tan noble y compasivo suelo! 

¡La consigas á par de la cultura 
Que brillar mas en tí que en todos reo; 
Y oiga mi ruego el dadivoso cielo! 



Q. 



Mi 



997. 

f|lJA»B.%i>0 (José María) . Pen- 
sador de los mas eminentes de que 
])uede gloriarse la España; inteli- 
^'•encia gemela de la de Balmes, co- 
liio le llama el Sr. Forteza, y cuyo 
renombre está ciertamente muy 
lejos de corresponder á lo que se 
merece. Se ha distinguido como 
publicista y como filósofo; es his- 
toriador profundo, concienzudo crí- 
tico, y arqueólogo de una vasta 
instrucción. Reúne á un juicio rec- 
to, penetrante y sólido, una fuer- 
za de pensamiento que le convierte 
en uno do los escritores mas nu- 
tridos y notables de la época. Las 
veces que se ha ensayado en la 
metrificación nos ha hecho ver una 
fantasía esplendorosa y un cora- 
zón de poeta. Nació en Cindadela 
de Menorca el dia 14 de junio de 
1819 de los Sres. D. José Qua- 
drado y Doña Margarita Nieto, 
arabos de familia muy distinguida, 
que cuenta en aquella isla mas 
de tres siglos de antigüedad. De- 
bió á los PP. Jesuítas de Palma 
su educación intelectual y moral. 
Es individuo de la Real Academia 
de la historia, del instituto ar- 
queológico de Roma y de otros 
muchos cuerpos literarios y cien- 
tíficos: honróle S. M. con la cruz 
de caballero de la Real y distin- 
guida orden española de Carlos III , 
y desempeña dignamente desde 
muchos años el cargo de archive- 
ro del general de este Reino. Por 
lo demás, la vida del Sr. Quadra- 



do, retirada y oscura, consagrada 
toda á su familia y h sus amigos, 
carece de acontecimientos y vici- 
situdes. Hé aquí el catálogo de sus 
obras: 

I. Fruto de Id prensa perió- 
dica. Colección de religión, poli- 
tica y literatura, sacada de los 
mejores periódicos de España. Pal- 
ma, impr. de Trias, O t. 8.° de 382 
pags. cada uno, los cuatro prime- 
ros, 1839; y los dos últimos, 1840. 

II. Recuerdos y bellezas de 
España. 4 t. fol. Kl I, que com- 
prende el Reino de Aragón: Ma- 
drid, sin imprenta, 1844, de 434 
pags. con 53 láminas: el II, Casti- 
lla la nueva: Madrid, impr. de don 
José Repullés, 1853, de 648 paga, 
y 80 láminas: el III, Asturias y 
León, Madrid, impr. id. 1855, de 
460 pags. y 68 láminas: el IV, Va- 
lladoUd y Palencia, Madrid, 
impr. de D. Cipriano López, 1861 . 
Se está acabando la impresión. 

III. El principa de Vidna. 
1461. Madrid, impr. de la Socie- 
dad de operarios, 1845.8." mayor 
de 12 pags. 

IV. Forenses y ciudadanos. 
Historia de las disensiones civi- 
les de Mallorca en el siglo XV. 
Palma, impr. de Esteban Trias, 
1847. 1 t. 8.° mayor de 404 pags. 

V. Los pastores de Belén: bre- 
ve representación dramática. Pal- 
ma, impr. de id. 1847. 8.*' de 32 
pags. 

VI. ^fes de mayo consagrado 
á María. Palma, impr. id. 1848. 
1 t. 16." prolongado, de 428 págs. 



QUA - 207 = 

eon una lámina: segunda edición, 
impr. id. 1851, de igual tamaño 
y número de paga.: tercera, irapr. 
id. 1854, id. id: cuarta, impr. id. 
1858. 16° prolong. de 456 pags. 

VII. Corisíderaciotiessobre las 
siete .palabras que habló Jesucris- 
to en la cruz. Palma, impr. de 
Trias, 1849. 8.° de 87 pags. y una 
lámina. 

VIII. Historia de la conquis- 
ta de Mallorca. Crónicas inéditas 
de Marsilio y Desclot en su testo 
lemosin , xiertida la primera al 
castellano y adicionad % con nu- 
merosas notas y documentos por 
D. José María Quadrado. Palma, 
impr. de D. Esteban Trias, 1850. 
1 t. 8.° mayor de 548 pag3. 

IX. Dos palabras sobre demo- 
liciones y reformas. Palma, impr. 
de Guasp, 1851 . 4." de 26 pags. 

X. Visita d'SS. AA. la in- 
fanta Doña Luisa Fernanda y el 
Duque de Montpensier a la isla 
de Mallorca. Palma, impr. de D. 
Felipe Guasp, 1852. 4.° de 22 
págs. 

XI . Memoria sobre la res idea - 
cia de la silla episcopal de Me- 
norca, que por encargo de la comi- 
sión nombrada en representación 
de Cindadela escribe y dedica á 
sus compatricios D. José María 
Quadrado. Palma, impr. de Este- 
ban Trias, 1852. 4.°de 39 pags. 

XII. Carta del autor de la 
memoria sobre la residencia de la 
silla episcopal de 3fenorca en res- 
puesta á la defensa de los dere- 
chos de Mahon. Palma, impr, de 
D. Felipe Guasp, 1852. 4.*^ Con- 
testa victoriosamente á una im- 
pugnaciou que se liizo á la obra 
anterior por D. Antonio Llambías. 

XIII. Brete relación de la so- 
lemne entrada del limo. S'r. D. 
Tomas de Roda en su, ciudad dio- 
cesana de Cindadela de Menorca. 
Palma, impr. de D. Felipe Guasp, 
1853. 4.° de 10 pags. 

XIV. Ensayos religiosos, po- 
titicos y literarios. 5 t. 4.°, ell. 



QUA 



impr. de D. Felipe Guasp, 1853 de 
423 pags. y un índice. Los cuatro 
restantes no han salido aun. 

XV. Memoria necrológica que 
al iSr. D. Juan Despnig y Za- 
forteza como d su respectivo pre- 
sidente dedican 1 1 Real sociedad 
de amigos del país y la Academia 
provincial de bellas artes. Palma, 
impr. de D. Felipe Guasp y Bar- 
beri, 1853. 4.° de 19 pags. 

XVI. Breve descripción de los 
religiosos cultos con cine se ha so- 
lemnizado en esta capital y pue- 
hlos de la isla la dejlnicion dog- 
mática de la Inmaculada Concep- 
ción de la Virgen María. Palma, 
impr. de D. Felipe Guasp y Bar- 
beri, 1855. 4.° de 96 págs. Trae á 
lo último varias poesías en honra 
de la Purísima Concepción escritas 
poi' Doña Victoria Peña, D. José 
Kocaberti de Dameto. D. Sebas- 
tian Font, D. Gerónimo RosseDó, 
I). Pedro Alcántara Peña y 1). To- 
mas Aguiló. 

XVII. A la memoria de D. 
Antonio Ferrer y Quintana. Ne- 
crología. Palma, impr. de D. Fe- 
lipe Guasp y Barberi, 1857. 8.'^ 
mayor. ^ 

XVI IT. La Fspa'ta, la Cer- 
deña y el Congreso. Madrid, 
impr. de Tejado á cargo de Ra- 
fael Ludena, 1860. 4.° mayor de 
30 pags. 

XIX. A S. M. la Reina Doña 
Isabel II. Recuerdos del Real pa- 
lacio de Mallorca por José Ma - 
ría Quadrado. Palma, impr. de 
D. Felipe Guasp, 1860. fól. de 28 
págs. 

Ha escrito igualmente y diri- 
jido: La Palma, semanario de his- 
toria y literatura. Palma, impr. 
de Guasp, 1840. 1 1. 4."^ mayor de 
252 pags. En esta preciosa publi- 
cación tuvo por colaboradores á 
D. Tomás Aguiló y D. Antonio 
Montis. La Fé. Revista religio- 
sa, política y literaria. Palma, 
impr. de Estevan Trias, 1844. 2 t. 
4.° el 1 de 384 págs. y el II de 



QUA = 208 

392 y fueron colaboradores suyos 
el espresado Agniiló y D. José Ma- 
ría Vidal y Pont. Ha redactado El 
Conciliador, diario político y li- 
terario que se publicaba en Ma- 
drid en 1845, y ha sido por algún 
tiempo el encargado por el señor 
Balmes de El Pensamiento de la 
Nación, que salia á luz en la corte 
el año 1846. 

Además de varias obras dramá- 
ticas ensayadas en su primera ju- 
ventud, ba escrito estos escelen- 
tes dramas que conserva inéditos: 
Leovigildo, en cuatro actos y 
en verso. 

El manto de Jerges, en tres ac- 
tos y en prosa. 

Cristina de Noruega, en cua- 
tro actos y en prosa. 

Martin Venegas, en tres actos 
y en prosa. 

Trabaja infatigablemente reco- 
pilando materiales para escribir 
una Historia critica del Reino de 
Mallorca, teniendo ya muy ade- 
lantados algunos de sus principa- 
les períodos. El de los comuneros, 
años ha que lo estudia, y como 
ha sido feliz en el hallazgo de 
preciosos datos y documentos de 
aquella época, esperamos que lo 
tratará con el aplomo é impar- 
cialidad que se merece una cues- 
tión que nuestros cronistas ni la 
comprendieron, ni la presentaron 
bajo todas sus fases. Ya á los 
13 años escribía en verso, y del 
tomo de poesías Mss. que produjo 
en tan tierna edad, hemos copiado 
la que sigue, para que nuestros 
lectores conozcan el numen del 
Sr. Quadrado en la época á que 
nos referimos, así. como copiaremos 
otras de distinto género en que ya 
lucen las galas propias de un dis- 
tinguido y elevado poeta. 



- QUA 

LOS RECVEBBOS 

Manso arrroyo, que de Horeá 
Las sienes ceñidas llevas, 
¡Qué memorias le renuevas 
A mi triste coraEon! 

Caro y único testigo 
De mis dichas y venluras, 
Ah! que tus corrientes puras 
üe consuelo aun me son ! 

Kn tus márgenes lloridas, 
Entre juegos y alegrías 
De mi juvenlud los dias 
Ledo deslizarse vi. 

Aquí con mi dulce padre 
Yo vivia afortunado, 
Yo para mi padre amado, 
Kl vivia para mí. 

Mi zampona y mis orejas, 

Y las paternas caricias, 
Compusieron las delicias 
De mi dulce juventud. 

Jamás los cuidados tristes 
En mi corazón entraron; 

Y mis plantas solo guiaron 
La inocencia y la viitud. 

Sobre esta yerba, que riego 
Con mis lágrimas ahora, 
¡ Cuántas veces vi la aurora 
Refulgente amanecer! 

¡Cuántas veces estas ondas, 
Y estos íkrboles frondosos, 
Mis cantares armoniosos 
Escucharon con placer! 

Mientras que mi amado padre 
El inculto suelo hería, 
Yo las ovejas seguía 
Ay! inocente y feliz. 

Ora bien armaba lazos 
A los dulces ruiseñores, 
O bien al prado sus flores 
Le robaba y su matiz. 

De azucenas yo formaba 
Mil guirnaldas olorosas, 
De las esmaltadas rosas 
En la plácida estación. 



QUA 

Y Ins sienes de mi padre 
Con ellas después cenia. 
Que apacible sonreía 
A mi candoroso don. 

¿Sabes, ó arroyo, las veces, 
Que mi padre en tus orillas 
Sobro sus dulces rodillas 
Con cariño me alhagó? 

Decidme, calladas ondas, 
Dime, tú, ó prado ameno, 
¿Cuántas veces á su seno 
Amoroso me estrechó? 

Ah: ¿mis juegos y mis dichas 
Do pararon? ¿que se han hecho 
Los objetos, que mi pecho 
Algún tiempo mas amó? 

¿Dónde estas, ó dulce choza, 
¿dónde estas, ó hato mió? 
¿Quién tu pompa, bosque umbrío, 
Inhumano marchitó? 

(ORO, 

¿En que suelo, padre amado, 
¿En que campos te detienes, 
Que de tu hijo no vienes 
Ei dolor á consolar? 

¿No me ves andar errante 
Juguete del cruel destino, 
Sumerjido de contino 
En mi bárbaro pesar? 

Pero ¿que digo, ó insano? 
Tu muy mas que yo dichoso, 
Bajo este álamo frondoso 
De descanso gozas ya.... 

Ah! si yo también contigo 
Al sepulcro descendiera, 
Sm sentir la pena Gera 
Que mi vida amargará! 

AdioS; do mi dulce padre 
Sombra cara y venerable; 
Adiós, arroyo agradable, 
Do mi dicha un tiempo fué. 

Sin cesar vendré á sentarme 
En tus márgenes sombrías, 
Y con las lágrimas mías 
Tu corriente aumentaré. 



209 = 



QUA 



EL ULTIMO REY 

a@c 

13JLO. 

Despertad, los caballeros, 
Los de esta prisión opaca, 
Los de brazos en cadenas, 
De fieles y libres almas. 

Doncel soy y hermano vuestro, 
Que vengo de la campaña, 
De donde el volver es triste, 
Do yacer es gloria tanta. 

Y os cantaré del buen rey, 
De sus últimas palabras. 

De aquellas cuya ternura 
Mas que un dardo el pecho llaga. 

Y solo irán mis acentos 
Desde el pié de aquesta valla 
Hasta el paredón del Temple, 
Do os encierran negras barras. 

Que la noche está sin luna. 
Sin vigías la muralla, 
Ni otro oído menos fiel ■ 
Nuestras lágrimas profana. 
Solo lloran nuestros ojos, 
Solos velamos sin calma. 
Como brilla nuestro honor 
Entre tantos que se apagan. 

¡Ay rey vendido y triste! 

Ay reino ingrato que otro rey quisiste! 



Ocg^oc- 



Éramos tres mil guerreros, 
De veinte naves la escuadra, 
Blando y próspero fué el viento, 
En la popa el rey estaba. 

La isla risueña se vía 
Dormida sobre las aguas. 
Cual esposa que en su lecho 
Al ansiado esposo aguarda. 

La saludábamos todos 
Con el grito ó con las armas, 
Con su relincho el caballo, 

Y él inmóvil con sus lágrimas. 
Él saltó primero á tierra, 

Y besándola esclamaba: 

«Dame un trono ó dame tumba...» 

Y ni tumba le guardaba. 
¡Ay rey vendido y triste! 

Ay reino ingrato que otro rey quisistel 



T. II. 



27 



QUA 

¿Do corréis, los mallorquines? 
Do corréis con tantas armas, 
A acoger á vuestro dueño 
Con picas en vez de palmas? 

¿Quiénes vienen con vosotros? 
De Aragón por qué las barras? 
¿Sobre ese caballo blanco 
Qué estraogero es el que os manda? 

¿Qué buscan por la llanura 
Vuestras Cías derramadas, 
Mientras vuestro rey enfrente 
Por su nombre á todos llama? 
Su voz teme el de Centelles, 
Y a la seña de su espada 
Cornamusa» y atabales 
La voz de Jaime ahogaban. 
!Ay rey vendido y triste! 
Ay reino ingrato que otro rey quisiste! 



= 210 = 



QUA 



Sol dorado en la mitad 
De la atmósfera azulada 
De Lluchmayor en los campos 
Hervir hacía las armas. 

Y la cruel matanza hervía; 

Y la enemiga bandada. 
Tendida cual sierpe inmensa, 
Nuestro escuadrón enroscaba. 

Cual de hermanos era el odio, 

Y la lid solo de espadas; 
Vanos alli los caballos, 

Y frágiles las corazas. 

Él solo, limpio el acero. 
Entre ambas huestes volaba: 
De quienes ya no eran hijos 
Aun era padre el monarca. 

¡Ay rey vendido y triste! 

Ay reino ingrato que otro rey quisistel 



Morían sus caballeros. 
Sus peones le dejaban; 
¿Que han de hacer los mercenarios 
Si los subditos le atacan? 

Nicolás Mari caía 
De Bellver el noble guarda, 

Y otros cien, flor de este pueblo, 
Mas no heridos por la espalda. 

Ah! no huyáis, que en la ribera 
Enemigos nos aguardan, 

Y del mar los hondos senos, 

Y en las naves crudas llamas. 
Á unos da muerte el hierro, 

Á otros sepulta el agua; 
Á cual esperan cadenas, 
Á cual del verdugo el hacha. 

¡Ay rey vendido y triste! 

Ay reino ingrato que otro rey quisiste! 



«Rey no seré sin vasallos: 
Moriré, cual esos ansian^» 
Me dijo: y en su corcel 
Cual rayo á la lid se lanza. 

Ay! perdile en el tumulto... 

Y en el punto un almogávar, 
(No era almenos su vasallo!) 

« Su cabeza tremolaba. 

La vi... cerrados sus ojos, 
En sus labios queja blanda, 

Y en torno al sangriento cuello 
La cabellera ondeaba. 

Y luché sobre el cadáver, 
Caí sin vida á sus plantas: 
Al despertar, ni Us huestes 
Ni el cadáver allí estaban. 

.Ay rey vendido y triste! 

Áy reino ingrato que otro rey quisiste! 

Decid si desde esa torre 
Le visteis en negras andas, 
Ó entre los nuevos pendones 
Su cabeza en una lanza. 

Cuando en la puerta del Campo 
Triunfante la hueste entraba? 
Si tañían los clarines? 
Si era mucha la algazara? 

Si Ricmbao y Gilabcrlo 
Ceñidos de lauro andaban? 

Y mañana en la ciudad 
Habrá fiesta, y luminarias. 

Colgaduras, y juglares, 

Y fcslinei en su alcázar; 
Con la pompa de sus glorias 
Stj celebra su desgracia. 

;Ay rey vendido y triste! 

Ay reino ingrato que otro rey quisiste! 



No te llegues á tu hermano 
Porque es cruel, ó Constanza; 
No te enseñe de tu esposo 
La cabeza ensangrentada. 

Ni tampoco le maldigas, 
Que al hijo de tus entrañas 
Cautivo tiene, y un día 
Dos muertes juntas lloraras. 

Para tí manchada en sangre 
Recojí del rey la banda: 
No llores mucho sobre ella. 
Pues la sangre se borrara.. 
Y tu hijo besarla debe, 

Y por pendón desplegarla, 

Y al volver triunfante al solio 
Por diadema ha de llevarla. 

¡Ay rey vendido y triste! 

Ay reino ingrato que otro rey quisiste! 



QUA 

Bien murió, pues rey naciera, 
Bien murió, cuando era nada: 
Que la corona tan solo 
Con la cabeza se arranca. 

Mejor es, que no en el polvo 
Besar la opresora planta, 
Ó mendigar un asilo 
Cautivo en agena casa. 

De otros reyes ver la pompa. 
De olro ejército las armas, 

Y acordarse de sus héroes 
De sus fiestas y batallas. 

Bien murió, por mas que en mármol 
Entre reyes no descansa: 
La muerte mas que la tumba 
Digna sea del monarca 

¡Aj rey vendido y triste! 

Ay reino ingrato que otro rey quisiste! 

Adiós, bravos Santacilias, 
Duran, PuigdorOla y Fraga; 
De Pedro de Tornamira 
Acordaos, nobles almas. 

Mientras mi Señor vivía 
Mi libertad envidiabais; 
Hoy ¿qué vale mas el orbe 
Qué esas cárceles opacas? 

Y tú, Berenguer mi hermano. 
Di á mi madre lulo traiga, 

Y con las que á Jainie enciendan 
Encienda por mi sus hachas. 

Que el tornar será ya nunca; 
Ni he de dar á tierra ingrata 
Una memoria en mi vida, 
Ni una lágrima en mi marcha. 

Adiós, solo á vosotros, noble grey! 

Adiós!... murió mi patria con mi rey. 

Su laúd el doncel recoge, 

Y gimiendo se alejaba: 

Por los rostros de los presos 
Hilos corrían de lágrimas; 

Fija su vista en el punto 
Donde su rey espirara. 
Sin que ellos, ay! cual un dia 
A su defensa volaran, 

Y el tiempo pasó, y supieron 
Vivir mas que su esperanza, 

Y arrostrar vida en cadenas. 
Cual la muerte en la batalla. 

Su cuerpo estaba cautivo, 
Rola en el campo su espada, 

Y borrados sus escudos, 

Y un nuevo dueño en sus casas; 



211 = QüA 

Pero un corazón tenían; 

Y sobre él, cual sobre un ara. 
Mejor que Pedro en su corte, 
Jaime difunto reinaba. 

Y uno tras otro murieron, 

Y en el último espiraba 
El postrer de los vasallos 
De nuestro postrer monarca. 



<4§- 



ARMADANS Y ESPANOIS. 

partí trímera. 
(2 DE FEBRERO DE 1489. 



— No me abraces placentero. 
No luzcas la noble espada. 
Mientras quede yo manchada, 
Y limpio se esté el acero. 

Ni pretendas hoy, si me amas, 
Que en el templo me presente, 
Pues del banco do me siente 
Levantaránse las damis; 

Ni que vista azul y plata 
En los torneos del Borne, 
Ni que mi balcón adorne 
Al pasar la cavalgata. 

Violento, terciado el manto, 
A mi estancia vino un hombre, 
Cubierto, sin dar el nombre; 
Su mirada daba espanto. 

Mojado como venía 
Salpicó mi vestidura; 
Su mano de hierro dura 
Ha magullado la mía. 

Y por nada h Inesilla, 
La doncella que mas quiero. 
Entre mis brazos grosero t 
Azotó por do es mancilla. 

Con el pié ha herido el jarro 
Con que mojado le había; 
Tu blasón que en él se vía 
Ha rodado por el barro. 

Se burló de mis querellas, 
Mis lágrimas víó sereno..... 
Oh! con sangre de su seno 
Que las pague todas ellas; 



QUA 

Y que lainbicn espirante 
Sus brazos en vano tienda; 
Ni su esposa le defienda 
Si el cuerpo opone delante. 

Que ella rae ofende entre muchas. 
Mis colores ella humilla, 
Para ajarme solo brilla 

Y tu callas! ni me escuchas! 
Se que nunca te fui cara, 

Que mi amor se cansa en vano 

Y que era fria la mano 
Que me diste junio al ara. 

Que en mis brazos, Pedro Odón, 

Por antiguo amor gemiste 

Cuida que el nombre me diste 
Ya que no tu corazón. 

O di al vulgo que atrevido 
Suba y rae insulte brutal, 
\"a que esclava en carnaval 
Tal injuria no ha sufrido. 

Di, ¿qué buscas en la guerra 
Si invaden tu casa propia? 
Allá blasones acopia, 

Y hollaránlos en la tierra. 
¿Que será, si ahora es tal. 

Cuando sola, y tú en Granada, 
Nuetas mofas él añada, 

Y ella ría de mi mal?— 
—Oh! ¿quién es, Unisa, di, 

El mal caballero, quien?— 

— Jacobo Armadans. Muy bien: 

Y ella? Arnalda.. Arnalda! Sí: 

¿La oistc nombrar acaso? 

Es oscuro su apellido....— 
Pascábase el marido 
Por la sala á largo paso. 
\' nunca para Español 
( n dia corrió mas lento; 
Hoja su cara, y sangriento 
En su ocaso estaba el sol. 



Y la noche fué sombría, 
Y eran ya las once dadas: 
Por un cielo proceloso 
Surca luna solitaria. 

Rozábanse con los techos 
<iigantescas nubes blancas. 
Dibujándose de negro 
Sobre calles y fachadas. 

Cortezas, harapos, teas 
El camino embarazaban, 
Trofeos del carnaval, 
De comilonas y danzas. 

Sumo do quier el silencio, 
Cual fué suma !a algazara; 



= 212 r=: 



QUA 



Que el sordo crimen empieza 
Donde la locura acaba. 

De alguno que sobrevivo 
Solo oyéranse risadas, 
O el paso precipitado 
Del que á sí mismo se espanta. 

Mas no se espanta aquel grupo 
Que hacia el Borne en íila bi'jn: 
No se sabe si maquina 
Ó músicas ó \enganzas. 

Si bajo el embozo lleva 
Espadines ó guitarras: 
Ellos eran bien cincuenta. 

Y todos con negras capas; 
Todos bajo igual vestido 

iBtrncion igual mostraban; 

Y su marcha silenciosa 
Veloz era y compasada. 

Cual depuesto el alau»! 
Una lúgubre comparsa 
Del entierro vuelve, llena 
De una idea funeraria. 



El que pasar los oía 
En su lecho se azoraba: 
Mas Jacobo de Armadan« 
No lo oía por desgracia. 

—Duermes Jacobo? decía 
A su lado una voz blanda, 
Mientras sus nervudos brazos 
Suave mano agitaba. 

Medrosa es la noche.... atiende: 
No oistc? no oíste?— —Nada, 
Mas que el latir de tu pecho 
Que mi latido acompaña. — 

Pendiente á la cabecera 
Tienta Jacobo sa daga. 
Seguro otra vez se tiende, 

Y entrambos an rato callan. 
—Otra vez!... ó Dios! despierla.- 

— Por qué tiemblas, mugcr cara? 
Es viento que afuera muge 

Y por las rendijas brama. 
Duerme, duerme entre mis brazos. - 

—Cuando veremos el alba? — 

Y otra vez callaron ambos.... 
De pronto un crujido estalla; 

Y por entre las colunas 
De la gótica ventana 
Penetra un rayo de luna, 

Y al par una sombra opaca. 



Resuena en la estancia un grito; 
Armadans del lecho salta; 
Dos brazos de hierro siente 
Que en torno al cuerpo le enlazan. 



QUA 

Su (Jcsmulü fuerte [jecho 
Apretado á una coraza, 
Sus brazos también desnudos 
Sobre un cuello se crispaban. 

Entrambos daga tenían, 

Y eran en vano las dagas. 
Encadenadas las manos, 
Pié con pié, cara con cara. 

¥ sin voz, sin movimiento 
Parecieran dos estatuas, 
Si los huesos no crujieran, 
Ni los dientes rechinaran. 

Aquel grupo de figuras, 
Una negra y otra blanca, 
Era la lucha invisible 
De genios de adversa raza. 

Y otra figura hay mas dulce, 

Y unas manos muy mas blandas, 
Que no saben si al esposo 

Ó á su matador abrazan. 

Por aquel grupo de bronce 
Penetra, y los golpes para 
Que, libre el brazo, fulminan 
En la oscuridad las armas. 

Ya mojado el cuerpo sienten, 

Y entre el choque de las dagas 
Suena á ratos un gemido 

De muger, que parte el alma. 

Quien no hiere por no herirse 
En su mitad mas amada, 
Quien sobre dos enemigos 
Seguros golpe? descarga. 



=z 213 - 



QUA 



Desplomado un cuerpo cae. 
Una voz de trueno clama: 
—Consuélate de tu muerte. 
Español es quien te mata. — 

—Pedro Odón!... la dama grita. 
—Justo cíelo! quién me llama?- 

Y el caballero en sus brazos 
La conduce á la ventana. 

¡Mira, tiembla, y es ya mármol 
El que antes ardía en ascuas; 
— Eres tú? tú aquí! — y dolienlti 
A los pies de ella se arrastra. 

fJna negra cabellera 
Hiere lumbre mortuaria, 

Y una túnica, una frente, 
Las dos igualmente blancas. 

Y él respira en el Edén 

Y no ya en sangrienta estancia. 

Y el amor de bellos días 
Bate en torno de él sus alas. 

— Bien sabía que tú sola 
Mi nombre así pronunciabas. 
¿Ese tálamo. Dios mió! 
Debió ser el luyo, Arnalda? 
T. 11. 



Te busqué do quier en vano, 
En las lides te invocaba: 
Separótios cruda suerte, 

Y hoy nos jnnla mas infausta. 
Soy tu Pedro Odón; mas ay ! 

No ya aquel que amaste... — — Calla, 
Que aqui cerca hay un cadáver, 

Y en tus manos otro abrazas. — 
Ancha herida le dt'ícubre; 

Pedro OJon un grito lanza.... 
Era» tri'muios los labios, 
Turbios los ojos de Arnalda. 

La apoyaba en sus rodillas, 
Su fria mano apretaba, 

Y ella sobre él cual Un día 
ílcposaba sus miradas. 

i\Ias de pronto se estremece, 
Vuelve la cabeza lánguida. 
Sobre el pecho ensangrentado 
De Jacobo la descansa; 

ton mano desfallecida 
A su híalador rechaza, 

Y en el seno de su esposo 
Con un beso exhala el almo. 

Y él fijo allí de rodillas, 
—Le ama..., le ama.... — murmuraba. 
Entre aquellos dos difuntos 
Cual efigie funeraria. 



El rumor en tanto crece; 
Crece la luz de las hachas; 
Cuales adentro despiertan, 
<;uales tlesde afuera saltan. 

De Español cincuenta deudos 
Prontos acuden con armas; 
De Armadans no tantos eran, 
Unrlos para la venganza. 

Eu torno al difunto empiezan 
Sus exequias sanguinarias: 
Bajo el clamor y los golpes 
Los salones fetembiaban. 

Entre las teas ardientes 

Y el brillo de liís espadas 
Pedro üdon bajo mil formas 
Vio la muerte que buscaba. 

V lucha cual insensato, 
Abre su pecho á las dagas, 
Hasta que un velo de sangre 
Sus ojos cubre y desmaya. 

Al despertar, á su esposa 
Halla al lado de su cama: 
—Oh! maldita Unisa seas, — 

Y hunde en el lecho la cara. 
Sobre heridas entreabiertas 

Revistió las nobles armas, 
Menos el sangriento acero 
Que á las ondas arrojaba. 
28 



Y otra vez ctial loon futí vi^lo 
Ih'sdtí el muro de Granada: 

Y la muerte de él Imía, 

Y ia vida le acosaba. 



214 = 



QUA 



4§- 



PARTE SEGrNÜA, 

'2 DE NOVIEMBRE DE 1490. 



—Desempolvad los liacheros. 
Sostened aquel blandón: 
De Armadaiis mañana luzca 
Entre todos el blasón. 

Sobre la negra bayeta 
A estender el paño voy, 
Que con oro en terciopelo 
Mano ora yerta bordó. 

Veinte y cuatro antorchas brillen 
De la losa en derredor; 
Que á doble cadáver, siempre 
Doble funeral locó. 

Pobres amos.... ¡ qné desiertos 
Están sus salones hoy ! 
Nosotros su pan comemos, 

Y ellos en la tumba, ó Dios! 
Y los dos en una noche!... 

Veintiún mes, fray Gil, cumplió, 

Y mi llanto no ha acabado...— 
—Ni tampoco mi terror. 

Ó qué noche!... las vidrieras 
Retemblaban con horror, 
Las lámparas se eslinguían. 
Daba las tres el reloj. 

El guardián solo velaba: 
Se ignora lo que pasó 
Entre el vivo que era uno, 

Y los muertos que eran dos. 
Un fueitc rumor de pasos 

Al alba me despertó. 

Cual sí á los que abajo duermen 

Revivir hiciera Dios. 

Veinte nobles enlutados 
El féretro en derredor 
Circuyeron para darles 
A los muertos el adiós. 

Al descubrir á la dama 
Suena un grito de dolor, 

Y encima de ella sus manos 
Tiende el lúgubre escuadrón. 



En su sueño parecía 
Nuestra Virgen de Asunción, 

Y en su herida y blanca veslo 
Santa mártir como uu sol. 

Al otro ataúd llegaban 
Todos suspensos sin vo/. 

El guardián se turba Basta, 

Que el dia llega veloz.— 

—V ambos féretros se hundieron, 
Mas antes el del señor. 

Y al bajarle, á fe que el peso 
Liviano me pareció. — 

—Oh! no mas, que los cabellos 
Sj me erizan ile pavor... 

Y qué pensáis? Que terribles 

Del Señor ios juicios son.— 

—Lo que es ella, está r( gando 
Por nosotros al Señor; 
Era uu ángel ya en la tierra, 
¿Y podrá no serlo hoy? 

Él, ciiipcro.... y era bueno.... 
Morir de tal muerte, ó Dios ! 
Por él gastar mis rodillas 

Y apagar veréis mi voz.— • 
-Oh! no falla t vuestros amos 

Por acá n'.uy buen patrón: 
Si tal vil.í yo alcanzara, 
Bien durniiera sin temor. 
Apenas las llaves suenan, 

Y el templo cu sombras quedó, 
Dos rodillas vienen siempre 

A esta losa á dar calor. 

Y a deshora se han oído 
Roncos ayes de dolor, 

Y la noche solo sabe 
Cuando cesa su oración. — 

—¿Y quién es, por Dios, el fraile?- 
— ¿Qué (lucréis que os diga yo? 
Aqui es fray Pablo; en "A siglo 
Ilo.iibre, dicen, fue de pro. 

DL'spej()>c ha veinte meses 
Un r^-moto corredor. 
Do resuenan solamente 
Sus pisadas y su voz; 

Do c! guardián no mas penetra 
Del mií'terio sabedor; 
Largas horas con él habla, 
Pero de él á nadie habló. 

Fuera herege, á no ser sanio, 
Que en el coro nunca entró, 
Ni celebra, ni ante el pueblo 
Come el pan de bendición. 

Una noche por el claustro, 
De la luna al resplandor 
Vi asomar su negra barba. 
Que no era de fraile, no. 

Y nos trocáramos lodos 
Con fray Pablo, ante el Señor... 
Mas el túmulo está listo, 



QUA 

larde es ¡pü... buen hombre, atlios. 

Y uno mJichó ¡leiisalivo, 
Y otro los |tu 'rías cerró; 
Pero sola aquella lo.>ra 
Largo tiempo no quedó. 



Las campanas por la noche 
Doblaron con triste arrullo; 
Nebuloso estaba el dia 
La mañana de difuntos. 

El suelo do San Francisco 
Sembrado se ve de túmulos, 

Y á la roja luz de antorchas 
Brillan sus opacos muros. 

El altar tan solo adornan 
De sedas y tren desnudo, 
Seis cirios y un paño negro, 

Y osara;'ntas por dibujos, 
l'cro los que íibuclos cucrlau 

Y hereditario sepulcro, 
Sobre él vierton á porfía, 

En vez de espiacion, su lujo. 
Cubren las losas con andas^ 
Las andas ron paños lucios, 
Los paños con cien coloros 
De blasones y de escudos; 

Y las rodean á trechos 
Gruesos blandones de luto, 

Y criados Con libreas, 
Cual blandones, allí mudos. 

Llegando con recios pasos 
Van los nobles uno á u:io. 
Todos con ropoge nogro 

Y espadín de negro puño 

Y en anoho circulo en torno 
Por familias forman grupos; 
Las damas sentadas antes, 

Y ellos en pió por su turno. 
En rincones eslrcihados 

Arremolínase el vulgo. 
i]):\ cerillas ¡lor aülorchas, 

Y con l;ig:jmis por lulo. 



Va al compás de grave* cantos 
Empiezan coloquios mu'.uos; 
Cotno reina de un torneo, 
Doña Unisa en nicdio estuvo, 

—Guillermo, bcruiano, decía. 
Vuelta á un cabalkro adusto, 
En los Armadan.s observa 
Qué sonrisas y fjuc orgullo. 



= 215 =r QUA 

— Hoy iia uu año al vcimc sola, 

Presos vosotros ú ccullos, * 

De mi esposo abandonada, 
Bien gozaron de su triunfo. 

Si Español les fue terrible, 
A Desmas vean con susto: 
No les cedas nunca el paso, 
No le olvides de los tuyos.—" 

Dies ircP, dies tila 
Se entonaba en aquel punto, 
Y al par de las tristes notas 
Elevábase «n murmullo. 

Guillen Desmás, y Armadans 
* Primo hermano del difunto. 

Tras de un encontrón hablaban; 
El coloquio fue sañudo. 

— Caballero á fe que estáis 
Descortés. — — Vos importuno. — 
— Vuestras hachas ¿por quién arden? 
¿Qué os recuerdan? De los tuyos 

La vileza — —Os buscaré..., — 
— En el lecho; no lo dudo. — 
— Aqui, infame; aquí mas cerca 
E-tarás do tu sepulcro. — 



Dos espadas, cien relumbran; 
Entre el choque y el tumulto, 
Nil itniUum rew.anebit 
Sigue el himno de difuntos. 

Y los cánticos del coro, 
Y' los gritos del concurso. 
Lúgubres, siniestros ambos. 
Entre si luchan confusos. 

Juste Judex idlionis.... 
Mas ya las ¡ras del mundo 
De las iras celestiales 
Sofocaban el anuncio, 

Sálvanse ios sacerdotes 
Con sus cálices augustos, 
Las mugorcs se desmayan, 
En las puertas hierve d vulgo.- 

Y fos robles en dos bandos, 
"Con el acero desnudo. 

Desde el encorvado anciano 
Hasta el mozo imberbe y rubio, 

Arráncanse las bayetas, 
Desplómansc ya los lúmulo»; 
Los criados con hacheros 
Arman sus brazos nervudos. 

Ya se agitan infernales 
Las antorchas sobre el grupo, 
Ya despiden por el sucio 
Su fulgor envuelto en humo. 

Cual en sangre liñc el ara, 
Cual se escuda con un busto, 
Cuales ruedan abrazados 
Sobre el paterno yepulcro. 



•216 ~ 



lín tiopi'l cüiífuí-o liabiií 
De víctimas y rerdugos, 
De damas que el pecho oponen, 
Ó desfallecen del susto: 

De frailes piedad! clamando, 
Ó apartando moribundo?, 
Y entre an bosqnc de armas denMJ 
Algún crucifijo augusto. 

Y un rumor bajo las losa» 
Dilatábase profundo, 

Cual si el odio reanimara 
Al polvo de los sepulcros; 

Y por cima de sus nietos 
Cien fantasmas iracundos 
Volaban, fragor moviendo 
De caballos y de escudos. 

Y temblaban en sus nkhos 
Las efigies; y los justos 

Que allí yacían, temblando 
Contemplaban al Juez Sum.-). 



¿Por qué baiv caído las armas? 
Por qué callan tan de súbito? 
A un novicio poi- la mano 
El guardián allí condujo: 

—Mostraos, fiay Pablo,— y sa-»c 
De basta capilla al punto 
Un rostro pálido y noble 
Bajo negra barba oculto. 

— Armadans!...— á un grito clatíian, 

Y todos qnédanse mudos; 
Con los ojos se preguntan 

Si es visión del otro mundo. 

—Vuelve, Jncobo, á la tumbs. 
Vuelve, decían los suyos; 
Si es sufragio la venganza. 
Buen reposo te aseguro. — 

Y 61 firme se adelantaba, 

Y ellos huían confusos; 
— Oh! tocadme, les decía. 
Mi calor no es de difunto. 

A ella sola hirió la muerte: 
Bien el cielo lo dispuso, 
Que el reo llore en la tierra 

Y al empíreo suba el juslo. 
En los brazos del guardián 

Al despertar en el túmulo, 
A otra vida abrí los ojos, 

Y otra ya de hoy mas no busco; 
Y k que era mi mortaja 

Será mi hábito futuro: 
Armadans ya muerto queda 
En un claustro por sepulcro. 
Daos las manos... no creía 
Que otra vez me viera el mundo: 
Todos sois amigos caí os; 
A unos y «tros debo mucho.— 



Ql'A 

— Arinadaiis, grita una t"Z, 
llora si, serás difunto.— 
Y un puñal contra él arroja, 
Que se embola en mármol duro. 



El novicio se prosterna: 
Embravécese el tumulto, 
Saltan rotas las espadas. 
El suelo torna purpúreo. 

Aquel que por cinco heridas 
Aun alienta moribundo, 
^s Francisco de Armadans: 
Seis cayeron de los suyos. 

Dcsmás aquel, cuyo cuello 
Atraviesa filo agudo; 
Llora, Unisa, que á consorte 
Y á hermano perdió tu orgullo. 

Puigdorfila roto el cráneo, 
Martín Pax corta'do el puño, 
Entreabiertas las entrañas 
San-Juan espira convulso. 

Mas de pronto suena un canto. 
Del incienso ondea el humo; 
Al altar se vuelven lodos, 
Ven de Dios el cuerpo augusto. 

Cual heridos por un rayo 
De rodillas caen unos, 
En hostil postura fijos 
Quedan otros como bustos. 

Quien se defiende, á las armas 
Ofrece el pecho seguro; 
Quien acomete, rn los aires 
Suspende el certero impulso; 

Aquel cuya sangre corre 
Ko d<!vuelve el daño crudo; 
Entre caila combatiente 
Misterioso corre un muro. 

Sobre muertos y rendidos 
La Hostia santa marcha en triunfo. 
Los aceros que se cnibainan 
Nunca mas veréis desnudos. 



1495. 

Y el tiempo del sacro suelo 
Lavó la sangrienta huella, 

Y en su nave umbría y bella 
Bcnació la paz del cielo. 

Era una tarde de mayo, 

Y los vidrios de colores 
Esparcían en mil flores 
La luz del purpureo rayo; 



Y li'.fíiaii Ijlaiidaineiite 
La efigie de míiiniol yerta, 
linitundu á virgen inuerla 
Sobre túmulo reciente, 

Y la calva prematura 

De un fraile allí prosternado, 

Y la frente de un soldado 
Reclinada en la armadura. 

Las lámparas tras el día 
Con mas fúnebres reflejos 
Alumbraban á lo lejos.... 

Y ellos fijos todavía. 

El guerrero en ün despierta, 
Coge al otro por la mano. 
Con vigor le estrecha insano. 
Le impele á la tuaüía yerta. * 

— Ó hermano do mi dolor!... 
También tú, también la amaste: 
NombrQ de esposo alcanzaste. 
Yo solo t-l de matador. 

D^^jame llorar á mí 
Que en seis años no he llorado: 
También de ella he sido amado; 
No te ha amido nunca a.M. 

¿Cómo al lado no quisiste 
De su féretro dormir? 
Dulce es con ella el morir, 
Vivir sin ella cuan triste! 

Noble Jacobo, qué digo? 
Perdonas á tu homicida? — 
— Te debo mas que la vida: 
Español, sé ya mi amigo. 

Un abrazo.... Bien: el suelo 
Ora si queda bendito; 
Nuestro nombre en sangre escrito 
Ora unido graba el cielo. 

De nuestro encono tenaz 
Fue ella victima inocente: 
Se cumplió s\i voto ardiente; 
\'a es su tumba altar de paz. 

La veremos, sí, los dos, 
Yo al dormir en la ceniza, 
Tú al espirar en la liza 
Pcsangrado por tu Dios. 



T 



998, 



f|tJETGiL.ES (Bartolomé). Sa- 
bio y elocuente orador, natural de 
Palma. Abrazó el estado eclesiás- 
tico, fué maestro en arte.^, doctor 



217 r= QUE 

en sag-rada teología, beneficiado 
en esta Santa Iglesia, secretario 
del ilustre cabildo de la misma, 
y cura párroco de la villa de San 
Juan. Murió en esta ciudad el dia 
29 de abril de 1804. Escribió: 

i. Oración pancf/irica á la Im- 
mccnlada Concepción de María 
Santísima Señora Nuestra. Que 
en los annuaJes cultos, rpie como d 
patrona de sus armas le consagra 
el Regimiento de Es2)aña: dijo el 
15 de diciembre de 1788 en la 
iglesia de religiosos de Santo Do- 
mingo de esta ciudad de Palma el 
doctor Bartolomé Qv.egles pres- 
hytero beneficiado en la Santa Igle- 
sia, y secretario de su ilustrisimo 
C atildo. La dá d la jwensa la de- 
'Gocion del mismo Regimiento, y la 
dedicad su Iminacíilada Patrona. 
Mallorca, impr. Real de D. Igna- 
cio María Serrá, sin año, pero la 
aprobación es de 1789. 4.° de 24 . 
páginas. 

II. Noticia de las exequias, 
que la muy noble y muy leal ciu- 
dad y reino de Mallorca hizo en 
la Iglesia Catedral de la isla el 
dia 15 de febrero de 1789 a la ca- 
tólica magestad del Señor D. Car- 
los III Rey de España y de las 
Indias. Palma, impr. Real, sin 
año, 4." de 28 págs. con una lámi- 
na en gran tamaño grabada en co- 
bre que representa el suntuoso 
capelardente elevado en la Santa 
Iglesia. 

'III. Oración fúneh'e que en 
la y augustas exequias que la muy 
noble y fidelísima ciudad de Pat- 
ina capital del reino de Mallorca 
consagró el dia 16 del mes de fe- 
brero de 1789 en su Santa Iglesia 
Cathedral á la pterpétíia memoria 
del Serenísimo Señor Don Car- 
los III Rey de las Espiañas. Ma- 
llorca, impr. Real de D. Ignacio 
María Serrá, sin año, pero la li- 
cencia para la impresión es de 
1789. 4.'' de 58 págs. 



QUE 

999. 

f^Dfr^TCii'K^ (Juan). Astrolo- 
gü, natural de Buüola. 

Pronostich gemral del añy del 
fSeñor 1642 de lo que aseñala el 
,sol y 1(1 llnna ij los dimes jiUne- 
tas ah los girans &c. Mallor- 
ca, impr. de Rodríguez y Pizá, 
1(542. 8." 

1000. 

f|lJET€ii.ifiS(MiGLF,L). Natural 
do Palma é liijo de Miguel Quet- 
gles, que lo era de Bufiola, y de 
Francisca Repelí. Vistió el hábito 
de religioso mínimo: profesó en el 
convento de San Francisco de Pau- 
la de esta ciudad eldia 19 de mar- 
y/)de 1725 y fué doctor en ambos 
derechos y" en sagrada teología, 
lector jubilado, procurador gene- 
ral de la provincia de Mallorca, 
teólogo-consultor del Nuncio de Su 
►Santidad en España, y examina- 
dor apostólico de su tribunal. Mu- 
rió en Palma el dia 21 de febrefo 
de 1759. Escribió: 

I. lü cai^teoii de la militante 
I qlesia peleando á dos manos con 
el tizón y la pluma Santo Tomás 
de Aqidno Doctor Angélico. Pro- 
chmado en esta oración panegíri- 
ca que en el festivo annual triduo, 
que con assistencia de Chrislo Sa- 
cramentado le consagra su milicia 
A ngélica en el Real templo de Pre- 
dicadores desta ciudad de Pal- 



18 = QUK 

ma a los 10 julio deste ano de 
1747. Dijo el' 31. R. P- jubilado 
Fr. Miguel Quetglcs, Religioso 
minimo'^Q. Mallorca, impr. de Pe- 
dro Antonio Capó, sin año, pero las 
aprobaciones son de 1747, 4.*' de 
22 págs. sin contar los prelimi- 
nares. 

II. Manifiesto legal que el P. 
Fr. Miguel Quelgles, Religioso mi- 
uimo, hace a los señores del Conse- 
jo de la Suprema y general Inqui- 
sición, en razón del agravio que 
se ha causado con cierta sentencia 
dada por el juez de bienes confis- 
cados (i D. Francisco Llabrés 
de Armen gol etc. en el pleyto de 
acreedores que ante el mismo Jiiez 
se sustanció y sigidó entre Anto- 
7iia Blanqver viadre del Dr. Juan 
Sahaler, D. Francisco Llabrés 
etc. á los bienes de que hizo di- 
misión el Capitán D. Juan de 
OsuUban, marido de Doña Mar- 
garita MorcTl. Imp. fol. sin año 
ni lugar. 



1001. 

flUKTf;^.»:» (Pi-imo Antón u)). 
Maestro de gramática de la ciudad 
de Palma. 

Pronostich diari ^;cr lo añy 
del Señor 1765 &c, Mallorca, sin 
nombre del impresor, ni año de 
la impresión, 8."^ Lleva en la por- 
tada un grabado en boj del uni- 
cornio de Santo Domingo, em- 
blema que pruehn haberse hecho 
la impresión en dicho convento. 



R 



1002. 

Raiiiíü (Antonio). Relig-ioso 
observante natural do Palma. Fué 
lector de filosofía en el convento de 
esta ciudad, y falleció en el de Riu- 
doms (Cataluña) á la edad de 58 
años el dia 5 de setiembre de 1801 . 

Acroamaticum, Leo (Jante, -?•/- 
Hdaritcm, staglritcB AristotiUs 
Desligia tenens, mam numquam 
in viam ambula/ites, quain ^;r(«- 
paravit, Ule, cid nulhis nodus 
indisohihilis vi ahscoiiditis arca- 
nis Oedipus; oion ex ¡^liysica, qum 
ejiís nomin'i 2)ervulr¡ata, ceu spu- 
rium partuM releqavími's etc. 
Anuo 1769. 1 t. 4 ° Ms. origi- 
nal en la biblioteca de Montesion. 
A lo último del volumen hay poe- 
sías latinas firmadas por el mismo 
Ramis. 

1003. 

BtAiVBis (Antonio). El menor 
de los cinco hermanos que por sus 
vastos conocimientos en la histo- 
ria y otros ramos del saber huma- 
no, han dejado en Menorca, su 
patria, memorias que harán eter- 
no su nombre y respetable su 
fama, mientras haya quien sepa 
apreciar el talento, el saber y la 
virtud. Nació en Mahon el dia 29 
de abril de 1771 de D. Bartolomé 
Ramis y Serra abog-ado de mucha 
reputación, y Doña Catalina Ra- 
mis y Calafat, ambos descendien- 
tes de una familia antigua de la 
villa de Inca, y consanguíneos en 



segundo grado. Una educncion es- 
merada sembró en su tierno cora- 
zón desde su infancia las semillas 
de la virtud y del saber (|ue die- 
ron el abundante fruto que admi- 
ramos en sus escritos. Adornado 
su espíritu con las bellas letras 
que le formaron el gusto para 
otros estudios, la geografía y de- 
mas ciencias ausiliares de la his- 
toria le hicieron conocer el globo 
que pisaba y las anchas moradas, 
de los planetas y de los astros: y 
estos principios le obligaron á for- 
mar su razón contra la vana lo- 
cuacidad del peripato que pudo 
contagiarle aun antes de llegar á 
la adolecencia. Hallándose ya en 
estado de hacerse conocer en el 
foro, doctoróse en ambos derechos 
en la universidad de Mallorca el 
dia 31 de octubre de 1793, y ha- 
biéndose lucido en el ejercicio de 
la abogacía, desempeñando mu- 
chas comisiones particulares de 
justicia, fué nombrado asesor de 
la bailía de su patria el 24 de 
abril de 1802. En el desempeño de 
este carg'o pudieron conocer los 
mahoneses hasta donde llegaban 
los límites de su integridad y pru- 
dencia. Incorruptible en el manejo 
del símbolo de la justicia, no co- 
nocieron sus paisanos las frecuen- 
tes sospechas que devoran á los 
que tienen motivos para no confiar 
del juez en cuyas manos está el 
dar al pobre la inmensa fortuna 
que tal vez indebidamente deten- 
ta el ambicioso rico. Siguió Ra- 
mis siendo i'itil á su patria en el 



RAM 

eiercicio de letrado 



noble _, 

que habiendo heredado á su her 
mano y padre político I). Juan, 
pudo procurarse una vida mas so- 
seg-ada y tranquila. Entreg-ose en- 
tonces con asiduidad al estudio de 
la historia, que era su pasión fa- 
vorita, y empezó á trabajar en el 
examen de los hechos que la cons- 
tituyen. Su erudición, su crítica 
perspicaz y amena y la urbanidad 
festiva y verdaderamente ática con 
que sazonaba sus consultas his- 
tóricas, junto con el discurrir, y 
su constancia y actividad incan- 
sable en los trabajos literarios, le 
merecieron el mas elevado concep- 
to entre los que saben apreciar el 
valor de unos conocimientos sin- 
gulares. A él se dirijian los anti- 
cuarios de la Europa paríí que les 
resolviese los problemas de la an- 
tig-üedad; á él acudía el uuniismá- 
. tico, el geólogo, el naturalista, el 
jurisconsulto y el orador, y en él 
encontraban un intérprete fiel y 
exacto. Testigos de esta verdad 
pudieron ser la Real Academia 
de la historia, á la que perteneció 
desde el día 31 de diciembre de 
1819; la Sociedad econ ')mica ma- 
llorquína de amigos del país; la de 
anticuarios de Francia y la filo- 
!n ática de los pirineos orientales, 
en cuyas actas se leen los elogios 
mas calificados del ilustre menor- 
quin. A la profundidad de su in- 
genio, á su vasta erudición y á 
las demás prendas sublimes que 
le adornaban, se agregaba un ca- 
rácter afable y bondadoso. En sus 
obras, que forman una hibtoria 
completa de su vida literaria, no 
se encontrará espresion dirijida á 
ofender, ni á vindicar ofensas que 
recibiera de la oscura y baja en- 
vidia. Poseedor de una escogida 
biblioteca y de una preciosa co- 
lección de monedas, antigüedades 
y objetos de historia natural, re- 
cibía frecuentes visitas de viaje- 
ros sabios y entendidos. Para ellos 
estaban siempre abiertas las puer- 



= 220 == HAM 

hasta tas de su gabinete, como lo obser- 
vamos en 18í^5, época en que tuvi- 
mos el gusto de conocerle y tratarle 
personalmente. Dispensó á su pa- 
tria grandes beneficios y mientras 
se proponía procurarle otros en 
mayor escala, llegó el dia 17 de 
febrero de 1840 que fué el de su 
fallecimiento. Obras del Dr. Ra- 
mis que han llegado á noticia 
nuestra. 

I. Observaciones, quepararec- 
tljicacion de los abasos que se no- 
tan en la talla vecinal (le Menor- 
ca propone A. R. y R. Mahon, 
impr. constitucional de Serra, sin 
año, 4." de 24 págs. 

II. Si/plemento á la obra: Se- 
rie cronológica de los gobernadores 
de Menorca ^c. Mahon, impr. de 
Pedro Antonio Serra, MDCCCXX. 
4." de 24 págs. La obra que ilus- 
tra con un discurso prelíuiinar, 
corrige, aumenta y continua, es 
la que había escrito í). Juan Ra- 
mis y Ramis su hermano. 

II I. Inscripción copiada de 
tina plancha de bronca que se en- 
contró en 1821 en las cercanías 
de Constantina en la Regencia 
de Argel, con su versión al cas- 
tellano y notas para su mayor 
ilustración. Mahon, impr. cons- 
titucional de Serra, 1822. 4." de 
12 págs. La inscripción quo inter- 
preta é ilustra es romana, de las 



que se llaman geográficas: trata 
de una legión llamada Tupusuctu, 
en la colonia Julia Augusta, que 
edificó un hospedage on el consu- 
lado de Claudio Nerón Cesar Au- 
gnsto y de Lucio Antístio Vetus. 

IV. Descripción del moneta- 
rio del difunto Dr. D. Juan Ra- 
mis y Ramis. Mahon, impr. de 
Serra, sin año, 1 t. 4.° de 208 
págs. En el prólogo dá noticia de 
los muchos tesoros numismáticos 
que en diferentes ocasiones se han 
descubierto en Menorca; dice que 
son muy pocas las monedas que 
existen en su colección que no se 
hayan hallado en la isla: habla de 



RAM 



= ^21 ^ 



RAM 



la riqueza meiiorquina en la épo- 
ca romana, y trata de otros mo- 
netarios que también existen en 
Menorca. Clasifica las monedas 
por el G úseme y describe el an- 
verso y reverso de cada una, es- 
presando el metal, su rareza y si 
son inéditas. Aunque la portada 
de este libro no lleve año, á lo últi- 
mo pone una advertencia con fecha 
de i de agosto de 1824. Cuando 
fallecció iba á hacer una segunda 
edición corregida y muy aumen- 
tada. 

V. Noticia de las pestes de 
Menorca. Mahon, impr. deSerra, 
1824. 4."de25págs, Es opúsculo 
que le costaría emplear muchos 
años en el examen de documentos; 
pues antes que él nadie se habia 
ocupado de escribir sobre esta ma- 
teria. La primera peste menorqui- 
nade que dá noticia es la de 1563. 

VJ. Noticias relativas d la 
isla de Menorca. Siete cuadernos 
4.*^ impresos en Mahon: el I, impr. 
de Serra 1826, de 36 págs. com- 
prende una multitud de datos es- 
tadísticos de aquella isla: el 11, 
impr. id. el mismo año, de 56 págs. 
trata de los feudos ó caballerías 
y alodios de Menorca, su origen, 
producto y estension: habla del 
Baile de lahorta, de los Partidor s 
de contrasta del famoso libro Ver- 
mell, de lo que significa Tricam- 
pos, y de los códices antiguos exis- 
tentes en aquella isla: el III, impr. 
id, 1827. de 78 págs. comprende 
un suplemento ala obra Diputados 
de Menorca que escribió D. Juan 
Ramis y Rarais, otro al Tratado 
de los ap^ellidos por el mismo, una 
memoria sobre el comercio y ma- 
nufacturas de lanas, origen de los 
jueces de la tabla, noticia de los 
antiguos liandidos, del derecho lla- 
mado Bovaje, de los festejos Hos- 
tis et caxialcatce, de las monedas 
hesoMte y moralatin y de los lau- 
démios. El IV, impr. id. 1829 ,de 
107 págs. contiene un suplemento 
á la obra de su hermano Algue- 
T. II. 



rías ó posesiones de Menovóa, una 
relación de los Ca.sulans de aque- 
lla isla, otra de las alquerías an- 
tiguas que se han destruido ó han 
cambiado de nombre^ ventas de 
ellas, sus arrendamientos y anti- 
güedad; plaga de langosta espe- 
rimentada en Menorca, antiguas 
contribuciones y donativos, tre- 
guas, composiciones pecuniarias de 
delitos, tratado de las gramallas 
y xías de los prohombres y hom- 
bres buenos, del derecho del Fo- 
gatje ó moneda forera, y de las 
minas de barniz y alcohol. El V, 
impr. id. el referido año, de 116 
págs. trata de la observancia de 
los privilegios, franquicias, usos 
y costumbres de Menorca; de los 
sueldos y obvenciones que han 
gozado y gozan los bailes, jura- 
dos y otros funcionarios públicos; 
tratamientos que se han usado en 
aquella isla; ^suplemento á la obra 
Varones ilustres de Menorca^ es- 
crita por su hermano D. Juan; 
memoria de los festejos hechos por 
maridajes y coronajes de Reyes, 
regocijos y honras fúnebres, do- 
nativos y servicios con que Me- 
norca ha ausiliado á los soberanos. 
El VI, impr. id. también en 1829, 
de 104 págs. comprende un suple- 
mento á la obra de su referido 
hermano Pesos y medidas de Me- 
norca, otros opúsculos relativos á 
lo mismo, una noticia del tribu-^ 
nal de la Real Gobernación, otra 
muy curiosa de los naufragios que 
han sucedido en las costas menor- 
quinas, y un derrotero de aquella 
isla sacado de documentos del si- 
glo XVI. El cuaderno VII y úl- 
timo, impr. constitucional de la 
viuda é hijo de Serra, 1838, de 
55 págs. comprende una memoria 
sobre los diezmos de Menorca, sus 
alteraciones, tarifa, repartimiento, 
instrucciones, producto y otras no- 
ticias relativas á la referida mate- 
ria; antiguos estancos, y fuero de 
los censos en dinero ó especies. 
VIL Ensayo solre algunas 



RAM 



- -222 - 



RAM 



inscripciones y otros puntos de 
antigüedades. Malion, inipr. de 
Serra, 1828. 4.° de 27 pág-s. Exa- 
mina, interpreta é ilustra dos ins- 
cripciones romanas de Alcudia, 
otra, también romana, descubier- 
ta en Porreras, un sello de bronce 
encontrado en Mallorca, que se su- 
ponía del tiempo de Honorio, una 
estatuita romana, y una inscrip- 
ción árabe. 

VIIT. Manifiesto que hace al 
púUico la ciudad de Malion so- 
Ir e ser la caiútal de Menorca, en 
refutación de lo que se lee en el 
Suplemento al Diccionario geo- 
gráfico-estadístico de Español y 
Portugal. Malion, impr. de Pedro 
Antonio Serra, 1830. 4.° de 26 
págs. A las razones con que el Dr. 
Ramis pretende probar que Malion 
es capital de Menorca, Ciudadela 
puede contestar con otras, que no 
son despreciables, -para fundar su 
indisputable derecho á aquella 
prerogativa. 

IX. Fortificaciones antiguas 
de Menorca. Malion, impr. de id. 
1832. 4." de 60 págs. Es una me- 
moria muy interesante que trata 
de las obras de fortificación de 
Malion, Ciudadela, del castillo de 
San Nicolás, del Alcázar Real de 
Ciudadela, del fuerte de Alayor, 
de los castillos de San Felipe y 
San Antonio, de las torres, del 
Toro y de Santa Águeda. 

X. Idea del antigtio directo- 
rio ó libro de los Bailes y A mos- 
tazenes de la isla y sujüemento al 
Pariatje. Mabon, impr. de id. 
1832. 4.° de 52 págs. 

XI. Memoria sobre el Peal 
Patrimonio de 3fe7iorca y una 
moneda del Rey D. Alonso rela- 
tiva d ella. Mahon, impr. de Ser- 
ra, 1832. 4.° de 49 págs. 

XII. Inscripciones relativas 
d Menorca y noticia de varios 
monumentos descubiertos en ella. 
Mabon, impr. de Pedro Antonio 
Serra, 1833, 4.° 'de 46 págs. Son 
tros las inscripciones que exami- 



na ú ilustra en esta obrita y todas 
posteriores á la Conquista de Me- 
norca por el Rey 1). Alonso de 
Aragón. El carácter gótico en que 
se hallan esculpidas le dio lugar 
á largas observaciones, que hu- 
biera podido evitar al conocer me- 
jor las abreviaturas, frecuentes en 
aquellos tiempos; abreviaturas que 
en Menorca no tienen compro- 
bantes por ser escasos estos monu- 
mentos. Trata igualmente de al- 
gunos objetos antiguos de bronce 
y de barro descubiertos en aquella 
isla, 'siendo notable, entre ellos, 
un javalí alado, que supone alu- 
dir al culto que los menorquines 
dieron á, Hércules. 

XIII. Ilustraciones d una ins- 
cripción romana descubierta en la 
isla de I biza. Mahon, impr. de la 
viuda é hijo de Serra, 1836. 4." 
de 14 págs. 

XI V. Disertación sobre u^tas 
monedas atribuidas d la antigua 
Fbusus, /toy isla de Ibiza. Ma- 
hon, impr. id. 1839. 4.^* de 14 
págs. Esta obrita es de mucho in- 
terés para los numismáticos, por- 
que declara, con pruebas, que las 
monedas de que trata ó son apíj- 
crifas ó no pueden pertenecer á 
nuestra antigua Ebusus. 

Dejó además el Dr. Ramis los 
Mss. siguientes que existen en po- 
der de su sobrino y heredero don 
Nicolás Orfila. 

XV. Tratado de los contor- 
niitos y otras monedas falsas ó 
sospechosas, medios de conocerlas 
y descripción de las descubiertas 
de esta clase. 1 t. fol. 

XVI. Discurso sobre las me- 
dallas con contramarca y noticia 
de las que traen los escritores nu- 
mismáticos. Id. id. 

XVII. Estrados de varios ar- 
chivos públicos de Menorca. 4 t. 
fól. y 1 en 4.° 

XVIII. Apuntes literarios. 2 
t. 4.<^ 

XIX. Prontuario alfabético 
de los privilegios, usos y noticias 



RAM 



= 223 =z 



RAM 



'uUeresarUes de Menorca. 1 t. fól. 

XX. Varias piezas topográ- 
ficas é históricas de Menorca . 11 
't. fol. 

XXI. índice de las. materias 
contenidas en los Mss. de B. Juan 
Rañiis y Raniis. 1 t. fol. 

1004. 

Ra»iis (Bartolomé). Herma- 
no del antecedente: nació en Ma- 
lion el dia 3 de julio de 1751. 
Después de haber cursado en su 
patria la medicina con el Dr. D. 
Joaquín Carreras, pasó á perfec- 
cionar y concluir los estudios de 
esta facultad en la universidad de 
Montpeller, donde tuvo por cate- 
drático á Mr. Farg-eon, y recil)ió 
la borla de doctor en la de A vi- 
ñon, el dia 21 de julio de 1778. 
Regresado á Menorca hubo de re- 
validarse por el proto-modicato y 
por el médico general inglés de la 
guarnición, por especial encargo 
del gobierno, y desde que fué apro- 
bado ejerció allí la medicina con 
muclio crédito. Falleció en 26 de 
julio de 1837. Dejó varias obras 
Mss. y dio á luz la que lleva este 
título: 

Bren discnrs sobre el pernicios 
é vndecent custurn (C enterrar dins 
los Iglesias. Malion, impr. de la 
viu(hi é bijus de Fábrerues. 1818. 
1." de 39"págs. 

1005. 

Ki%!MlS (DoMiKGO). Religioso 
de la orden de prodicírdores, nat'i- 
ral de Palma. Falleció cuesta ciu- 
dad el dia 1." de junio de 1847. 

I. Biccionario heráldico de los 
escudos de armas que usaron los 
antiguos lemosines en sus adargas 
y ]}atescs. 2 t. 4". Mss. originales 
en poder del Sr. 1). José Maria de 
Alós, residente en Madrid. Fxiste 
una copia sacada por el P. Raniis 
en la biblioteca del Sr. ('onde de; 
Ayamans. v otra en la del Sr. Conde 



deSta. Maria de Formiguera. LoS 
escudos están iluminados y llevan 
la nota del sepulcro, edificio ó do- 
cumento de donde se ha sacado ca- 
da uno de ellos. 

II. Genealogía de los Reyes de 
Mallorca, con un discurso prelimi- 
nar sobre el estable cimiento de la 
monarquía mallorquina. Ms. 4.° 
que vimos en poder de su autor. 

1006. 

Raüiis (Francisco). Doctoren 
ambos dereclios,, natural de Palma 
é hijo de D. Juan Ramis Notario y 
Doña Marg'arita Ferragut y Amer. 
Cuando las guerras de sucesión 
tomó parte á favor de los austría- 
cos y con este motivo se le puso 
preso en la torre del iVngel el dia 
25 de febrero de 1716. 

Alegación jurídica ¡mr el Br. 
en ambos derechos Francisco Ra- 
mis y Ferragut, con Magdalena 
Ramis muger del doctoren medi- 
cina Miguel Rapó, sobre las dis- 
posiciones que ordenaron Lorenzo 
Ferragut mayor y Ana Amer su 
muger c;¿ 1659. Imp. fol. sin pié 
de imprenta. 

• 1007. 

ItAifis (José). Otro de los cin- 
co hermanos menorquines distin- 
guidos en la carrera de las letras. 
Nació en Mahon el dia 19 de abril 
de 1766 y sus padres le enviaron á 
la capital de Mallorca para cursar 
los estudios eñ la universidad lite- 
raria de esta isla. Recibió en ella la 
borla de doctor en sagrada teología 
el 18 de setiembre de 1790, y des- 
pués de haberse ordenado de sacer- 
dote obtuvo un beneficio en la par- 
roquia de Mahon que sirvió hasta 
el dia de su muerte acaecida en 10 
de abril de 1821. Escribió: 

Tratado de agricultura y econo- 
mía rural de la isla de Menorca. 
Este es el título que llevan veinte 
y cuatro cartas muy estensas, es^- 



RAM — 2 

critas en menorquin para que la 
gente del campo comprendiese me- 
jor sus lecciones. 1 t. 4.'^ Ms. de 
479 págs. que viraos en 1835 en po- 
der del Dr. D. Antonio Bamis her- 
mano de su autor. 

1008. 

Rahhs (Juan). Fué el mayor 
de los cinco hermanos menorqui- 
nes de quienes hacemos mención 
en nuestra Biblioteca. Nació en 
Mahonel dia 27 de abril de 1740. 
Hizo los primeros estudios en su 
patria y cursó los mayores en Pal- 
ma, donde tuvo por maestro de re- 
tórica al P. Lorenzo Compañy ob- 
servante, saliendo t m aprovecha- 
do en esta ciencia que á la edad de 
17 años ya liabia escrito un tomo 
de poesías. Consumado en la ora- 
toria, ¿que se habia dedicado con 
mucha aplicación, entró en el es- 
tudio de la filosofía, investigan- 
do la verdad y los arcanos de la 
naturaleza: brilló su talento en to- 
dos los ejercicios; fué promovido en 
5 de marzo de 1765 á bachiller de 
filosofía, y cuatro dias después á 
maestro y doctor en artes liberales, 
grados que recibió en esta univer- 
sidad literaria. Sin mas preceptor 
que su padre, emprendió el estu- 
dio de los derechos civil y canóni- 
co y á los dos años pasó á Aviñon 
en cuya universidad recibió la bor- 
la de doctor en ambos derechos el 
dia 15 de julio de 1767. Distingui- 
do abogado y hábil maestro de le- 
yes, su despacho y su cátedra fue- 
ron tan concurridos que para no 
faltar á su compromiso hubo de 
emplear muchas veces las horas de 
su preciso descanso. Las innume- 
rables causas que defendía le hi- 
cieron adquirir una gran reputa- 
ción, y los muchos discípulos sa- 
bios que salieron de su escuela lle- 
varon la fama de su saber á paí- 
ses lejanos donde desempeñaron 
cargos diplomáticos muy hon- 
rosos. El mérito del Dr!: Ramis 



24 = RAM 

fué premiado en 27 de stítiembrc do 
1780 con el nombramiento de juez 
subdelegado del vice-almirantaz- 
go de Menorca, con el de abogado 
de presas del ejército, empleo que 
se le confirió en 1781, con el de 
asesor de la comandancia general 
de aquella isla, y con el de fiscal 
del tribunal de bienes mostrencos, 
vacantes y ab-intestatos. Pudo con- 
decorarse con la toga, que le ofreció 
el Sr. Condedo Carapomanes, pero 
su estreraada modestia no le per- 
mitió solicitarla. En 30 de octubre 
de 1802 fué nombrado Asesor del 
real patrimonio de Menorca, y 
mereció también ser nombrado, en 
16 de setiembre de 1805, juez de 
imprentas; y en 12 de jimio de 
1812 asesor de la comisión real de 
Hacienda. Todos estos destinos los 
desem|ieñó con la inteligencia, in- 
tegridad y celo que .se reijuiria. En 
medio de tan espinosas tarcas aun 
encontraba tiempo suficiente para 
ocuparse de otros trabajos que lo 
eran sumamente deliciosos. En 
1786 escribió en siete dias la parte 
do Menorcít^ que publicó de real 
orden el Sr. I). José Vargas Ponce 
en sus Descripciones deis islas 
pithiusas y Baleares, en el año 
1787. Por encargo déla real Aca- 
demia de la Historia compuso y di- 
rigió ala misma una relación hi.s- 
tórico-topográfica déla referida is- 
la, que forma 1 t. fol. de 31 1 págs. 
obra que le valió el título de aca- 
démico de aquella corporación, en 
la clase de correspondientes, cu- 
yo título se le espidió en 10 de 
arosto del referido año. En el do 
1789 lecomisionó el gobierno pnra 
rectiilcar, en lo relativo á Menorca, 
la obra intitulada: Espaila dividi- 
da o/fi 2)roviiicias é intendencias. 
Dióle el mismo gobierno en 1812 
el encargo de orientar al Sr. Anti- 
llon en la historia civil y en los ra- 
mos de administración de su patria, 
y dos años después ausilió y sub- 
ministró innumerables noticias y 
documentos al erudito P. Villanue"^- 



RAM 



= 225 - 



RAM 



va para su Via'^e literario d las 
If/lesias de España, que forman 
parte del tomo XXI de la referida 
obra. Dotado el 'Dr. Ramis de una 
iiatural disposición para todo, las 
autoridades y particulares se diri- 
jian á él,, confiados en sus profun- 
dos conocimientos, sinceridad y 
buena critica, acompañada de tan- 
ta erudición que parece que nada 
se ocultaba á sus alcances. La poe- 
sía y la oratoria, las lenguas lati- 
na, ing-lesa, francesa, italiana y 
griega; las bellas artes, las leyes 
civiles y eclesiásticas, la teología 
moral y dogmática, la historia an- 
tigua y moderna, sagrada, natu- 
ral y profana; todo esto y mucho 
mas era el caudal copioso con que 
enriquecía sus producciones. Es 
innegable que sin embargo de ser 
grandes sus conocimientos científi- 
cos, se distinguió principalmente 
en la historia. Este era el objeto de 
su mayor recreación y de su mas 
halagüeño estudio: no perdonaba 
medio ni diligencia alguna para 
procurarse^ aunque fuese de los 
países mas remotos, los libros que 
consideraba podían ilustrarle. Con 
esta mira, y á costa de consumir 
una parte dtt su patrimonio, logró 
reunir una voluminosa y escojida 
biblioteca y una colección de mone- 
das antiguas muy rica y abundan- 
te- Siguió correspondencia litera- 
ria con muchos sabios de la Euro- 
pa; sacrificó la mayor parte de su 
vida á las letras, inspirando amor 
á ella&con su afable conversación y 
consejos y estuvo muchos años sin 
salir de casa mas que por alguna 
precisión, ocupándose todo el día 
en sus tareas históricas, de modo 
que se le pudo aplicar lo que de 
Lúculo dijo Cicerón: Videbatur 
quasi Jielliio librorum. A ello con- 
tribuía una feliz memoria, que con- 
servó integra toda su vida. Pos- 
trado de su última enfermedad, 
con motivo de haber sabido que su 
amigo el P. Francisco Pons publi- 
caba un poema latino, que el ha- 



bía leído, sobre las escelencías de^ 
puerto de Mahon, ledirijiólos ver- 
sos que siguen: 

Dum patria; canias laudes mihi vissas Apollo 
Carmina magna sua pcrsonuiasc lirii: 

Proscqoerc, ó vales, in ccpta, noyoque labore 
Períice opus palriam conceicbrondo magis. 

Sic Magon celcbris lolo fulgebil in orbe, 
Sic semper vivens nomen eritque taum. 

Poco antes de fallecer dictó tam- 
bién unos versos latinos para su 
hermano D. Antonio. Acaeció su 
muerte en Mahon eldia 12 de fe- 
brero de 1819, y su cadáver fué 
sepultado en el cementerio rural, 
denle se le puso el siguiente epita- 
fio que escribió en los últimos mo- 
mentos de su laboriosa vida: 



D. 0. N. 

JME.MORIAE ET SPEl 

AETERNAE 

HIC JACET 

JOANNIS RAMIS 

ET 

RAMIS 

MAGONTANUS 

NATUS DIE XVI APRILIS 

MDCCXLVI 

MORTUUS DIE XII FIÍBRUARIÍ 

MDCCCXIX 

COETERA EX SCRIPTIS 

PETE 



Las obras del Dr. Ramis nos sub- 
ministran un irrefragable testimo- 
nio de haber sido un literato del si- 
glo ilustrado y de aquellos pocos 
que admiran los sabios. He aquí el 
Catálogo de ellas. 

L Corto diseño de las demos- 
traciones de piedad y regocips pú- 
blicos, con que la nni'versidad de 
Mahon celebró en los días 15, 16 ^ 



RAM 



=i 226 =z 



UAM 



\1 de febrero dlílmo, los tres sem- 
Iñdos sucesos, del feliz alumbra- 
miento de la princesa Nuestra Se- 
ñora, del pvésiiero nacimiento de 
los Serenísimos Señores Infantes 
D. Carlos y D. Felipe y del im- 
portante de la paz. Malion, impr. 
de Juan Fábreffues impresor Real, 
1784. ful. del9 págs. Está en 
. verso y prosa, 

II. Relación de la real procla- 
mación deS. M. el Señor Rey Don 
Carlos IV, que Dios conserve, exe- 
cíitada en la ciudad de Mahon capi- 
tal de la isla de Menorca, en 'vein- 
te y dos de febrero de \lSS)yde los 
regocijos y otras demostraciones 
de lealtad y obseqioio que se lucie- 
ron en dicho día y los dos siguien- 
tes kc. Mahon, iinpr. de Juan Fá- 
breg-as, 178 ^. fól. de 20 pág-s. 

líí. Varias composiciones poj- 
iicas del Dr. D. Juan Rauis y 
Ramis. Malion, impr. id. sin año, 
fól. Las hay en celebridad de 
los días del Excmo. Sr Conde de 
Cifuentes y de otros personages, 
hay algunas dedicadas á varios 
objetos y la elegante elegía en 
latin á la muerte de su espesa. 

IV. Temps y par at yes de Me- 
norca en que es mes gustos y salu- 
dable, ó daños resp)ectÍTament el 
■pex y marisc, que se aporla2ier ten- 
drer en la pescatcria de Malta. 
^lahon, sin nombre de la impren- 
ta, ni año, 4.^ 

V. Sucinta idea de algunos de 
los méritos, acciones y virtudes 
del Dr. D. Gabriel Aleña cura 
párroco de Malion en la isla de Me- 
norca. Mahon, impr. de Pedro 
Antonio Serra, 1814. 4." 

VI. Compendio de la sentencia 
de Oalceran de Requesens gober- 
nador de 3Ienorca y de sus corec- 
ciones. Mahon, impr. id, 1814. 4.® 

VIL Specimenanimalií(An, ve- 
getabilimn, et mineralium in ín- 
sula Minorica frequentiorum ad 
normamLinneani sistematis. Exa- 
ratum. A ccedunt nomina vernácu- 
la i>i quantum feri poluU , Supe- 



rioríbus annuentibus. Magone Ba- 
learium Excudcbat Petras A nto- 
nius Serra. MDCCCXIV. 4." de 
60 págs. Contra -esta obra j)u- 
blicó eí Dr. 1). Rafael Hernández y 
Mercadal unas Rcjlexiones seu- 
cillas é imparciales. Vide pag. 
3.K) ntun. XII. del tomo I de nues- 
tra Biblioteca. 

V i I L Con'cxtacion de I) . Juan 
Ramis y Ramis, abogado de los 
reales consejos y acadéiíaco déla 
Real de la Historia, al papel que 
con el titulo de Reflexiones senci- 
llas é imparciales, s filió á luz en 
esta ciudad en marzo último^ im- 
preso en casa de la viuda é hijos 
de Jua n Fá b regu es.W ahon , i ni pr . 
de Ledro Antonio Serra, MDCl/C- 
XV. 4.*^ de 44 págs. 

IX . Serie cronológica de los go- 
bernadores de Menorca desde 12H7 
hasta 1815 inclusive. Mahon, 
inipr. de Ledro Antonio Serra, 
MDCCCXV. 4." de 42 págs. 1). 
Antonio Ramis y Ramis, su her- 
mano, en 1820, publicó un suple- 
mento á esta obra. 

X. Pesos y medidas de Me- 
norca y su correspondencia con. los 
de Castilla , ^precedido lodo de un 
discurso h islórico anrilogo al asun- 
to. Mahon, impr. id. 1815. 4." 
de 43 págs. El referido Dr. An- 
tonio Ramis, en 182i), publicó un 
suplemento áesta obrita. 

XL Alquerías ó ])osesiones de 
Menorca en el año de \'6\h piiestas 
por orden alfabético según la di- 
visión de sus términos. Mahon, 
impr. id. 1815. 4.*^ de 25 págs. 
También aumentó é ilustró el Dr. 
D. Antonio Ramis este opúsculo 
de su hermano 1). Juan con un su- 
plemento que dio á luz en 1829. 

XII. Extracto del arreglo lla- 
mado el Pariatje del Rey D. Jai- 
me III. de Mallorca sobre laPa- 
bordia y Rectorías de Menorca, 
acompañado de varias notas pa- 
ra su mayor aclaración. Por D. 
Juan Ra.mis y Ramis, abogado de 
los Reales Consejos, y socio cor- 



IIAM 



— 227 



líAM 



respondieníp, de la tico.1 Aca- 
demia de la Historia. Mahon, 
impr. de id. MDCOCXV. 1 t. 4." 
(le 176 pag-s. Es obra intere- 
sante para la historia eclesiástica 
de Menorca, ala que añadió alimo- 
nas ilustraciones, corrigiendo va- 
rios errores, el l)r. D. Antonio Ra- 
niisen un suplemento que liizoá la 
misma y lo publicó en 1832. 

XIII. Beneficios que habia en 
las Iglesias de Menorca en el año 
de 1792; altares donde estaban 

fundados, año de su fundación, 
fundadores, patronos, dotación, 
y cargas; con las distribuciones 
adventicias y fijas de cada uno de 
los beneficiados. A comparta igual- 
mente un estado de las ca2)ellanÍ!s 
de la misma isla. Mabon, impr. 
de Pedro Antonio Serra, 1815. 
4." de 23 pag-s. 

XIV. Situación de' la isla de 
Menorca, su extensión y penme- 
tro, distancia respectiva de sus po- 
blaciones y vecindario de ellas se- 
gún el censo de 1805 incluso el de 
sus términos. Mahon, impr. de 
id. 1815. 4.° Hay una segunda 
edición, aumentada con otras no- 
ticias, déla misma imprenta, tam- 
bién en 4." de 11 pags, sin los 
preliminares. 

XV. Diputados de Menorca d 
la Real Persona, y á otras partes 
fuera de la isla, nombrados asi 
por lo general de ella, como por 
algún pueblo particular. Imp. 4.° 
de 9 págs. sin año ni lugar. El 
I)r. D. Antonio Ramis en 1827 pu- 
blicó un suplemento á esta obrita. 

X.VÍ. Apellidos de Menorca 
desde el siglo XI 1 1 hasta el XVII 
inclusive. Imp. 4.° de 22 págs. 
sin año, ni lugar. También hay 
un suplemento á este opúsculo pu- 
blicado en 1827 por 1). Antonio 
Ramis hermano de su autor. 

XVII. Estadística general de 
Menorca y particular ele sus pue- 
blos, formada de orden del Go- 
bierno en 1814. Mahon. impr, de 
Pedro Antonio Serra, 1816. 4.° de 



12p'igs. y seis estados ful. sin pa- 
ginación. 

X Vil I . Inscripciones romanas 
que existen en Menorca, y otras re- 
lativas d la misma si cadas de va- 
rios escritores; suplidas é ilustra- 
das en cuanto se ha podido por el 
Dr. D. Juan Ramis y Ramis 
de la Real Academia de la histo- 
ri'i^c. Mahon, iaipr. de Pedro An- 
tonio Serra, 1817. 1 t. 4." de 223 
págs. y una lámina, que compren- 
de además, desde la pig. 185 has- 
ta la 223: 

XIX. Medallas antiguas y 
modernas relativas d la baUar me- 
nor, con su esplicacion y suple- 
mento Describe el I)r, Ramis en 
esta obrita seis medallas que pone 
gTabadas en cobre para presentar- 
las con mas exactitud. Las dos pri- 
nieras son romanas, y como na- 
die las ha visto mas que Goltzio 
puede sin el menor recelo sospe- 
charse que jamas han existido, 
siendo estraño que el Dr. Ramis 
desconociese el descrédito que muy 
justamente se merece aquel escri- 
tor.. La tercera medalla es tam- 
bién romana y por cierto muy 
singular. La cuarta pertenece á 
un Alonso Rex Minoricarum, so- 
bre la cual e.scribió unas ilustra- 
ciones el Dr. D. Antonio Ramis 
y las publicó al final de su me- 
moria sobre el Real Patrimonio de 
Menorca. Y las dos últimas son 
las que se acuñaron en memoria 
de la proclamación de Carlos IV 
en Mahon. 

XX. Varones ilustres de Me- 
norca y noticia de los apellidos 
que mas se han distinguido en ella. 
Por Dn. Juan Ramis y Ramis, 
individuo de la Real A cademia de 
la Historia éic. Mahon, impr. de 
Serra, 1817. 1 t. 4." de 272 págs. 
Hay un suplemento á esta obra 
publicado en 1829 por D. Anto- 
nio Ramis y Ramis. 

XX I . Lz A lonsiada ó conquis- 
ta de Menorca 2)or el Rey Pon 
Alonso III de Aragón en 1287. 



RAM = 228 = 

Poma en III cantos é ilustrado Gobierno 
con ñolas. Por el Di\ Dn. Juan 
Uamis y Ramis, iiuliv'ulno de la 
Real Academia de la Historiare. 
Mahou, impr. de Pedro Antonio 
Serra, 1818. 4.Me 108 págs. 
XXII. Antigüedades célticas 



RAM 

Mstí. citados por el I'. 

Pons. 

XXVIII. Varias piezas rela- 
tivas á la topografía ó historia 
de Menorca. 35 t. fól. Mss. Com- 
prende esta colección todos los ma- 
teriales para escribir la historia de 



de la isla de Menorca desde los aquella isla, y entre ellos existe 
tiempos mas remotos hasta el si- lo que de la misina publico como 
gloIV de la Era cristriana. Por suyo Mr. drasset de haint feau- 



elPr. Dn. Juan Ramis y Ramis, 
individuo de la Real Academia de 
la Historia &lc. Mahoii, impr. de 
Pedro Antonio Serra, 1818. 4.'' 
de 157 págs. con una lámina gra- 
bada en cobre. 

XXIII. Historia civil, y poli- 
tica de 3íenorca. Parte I. Que 
empieza en los tiempos mas an- 
tiguos, y acaba á principios de la 
Era Cristiana, Por el Dr. D. 
Juan Ramis y Ramis, individuo 
de la Real Academia de la His- 
toria kc. Malion, impr. de Pedro 

■ Antonio Serra, 18U). 1 t. 4." de 
343 págs. sin contar una biogra- 
fía de su autor, puesta al frente en 
foliación romana, escrita por el 
P. Francisco Pons observante. Es 
lástima que el Dr. Ramis no ter- 
minase esta obra con el esmero y 
erudición con que la empezó. 

XXIV. Antiguas Universida- 
des 6 Ayuntamientos de Menorca 
que abraza su constitución hasta 
mediados del siglo XVI. Ms. ci- 
tado por el P. Francisco Pons co- 
mo obra de mucho mérito. 

XXV. Ensayo sóbrelas meda- 
llas antiguas que se hallan en Me- 
norca, dividido en clases, con re- 
Jlexiones y conjeturas sobre su in- 
troducción en l:i misma isla. Ms* 
id. id. 

XXVI. Poesías varias. 2 t. 
4.° Mss. que nos nos hizo ver su 
hermano D. Antonio, con otra mul- 
titud escritas en cuadernos sueltos. 

XXVII. Planos de estudios y 
algunos informes sobre varios ob- 
jetos, escritos los primeros por en- 
cargo del Ayuntamiento de Ma- 
lion, y los segundos de orden del 



suyo 

veur Jeune. en su Viaje á las is- 
las Baleares y Pithiusas, impreso 
en Paris en 1807. 



1009. 



Ramis (Miguel). Presbítero» 
doctor teólogo y beneficiado en la 
Santa iglesia Catedral. Como di- 
rector del espíritu de la V. Sor 
María Rosalía Viau, que falleció 
en la casa de la piedad de Palma 
el día 11 de febrero de 1832 con 
fama de santidad, escribió una lar- 
ga relación de su vi^a y santa 
muerte que conserva Ms. 



1010. 



Ramis (Nicolás). Religioso 
mallorquín del siglo XVIII no sa- 
bemos de que orden. Escribió dos 
tomos de poesías castellanas pero 
solo hemos visto una copia del se- 
gundo en la biblioteca del señor 
Rosselló. Lleva este título: . 

Libro segundo de diversas poe- 
sías de un pobre ingenio mallor- 
quin. Fr. Nicolás Ramis. Es en 
4.*^ de 149 págs. Sus composicio- 
nes líricas son de las mejores que 
se conocen de nuestros poetas de 
la época en que las escribió el 
P. Ramis, como así lo comprende- 
rán nuestros lectores cuando lean 
la que sigue: 



KAM 



= 229 - 



RAM 






>% 



Vivia Olindo flichoso 
En los brazos de su amor 
Cinlando en suave reposo 
Delicias di; tal favor: 
Mas como al fin de su amar 
Sintió el amargo desvio, 
A las orillas del rio 
Olindo se fué á lloraré 

Clori su amor le pagaba 
Con amoroso deseo. 
Con amor le enamoraba 

Y era el amor su recreo; 
Mas por vivir sin penar. 
Que en amor es desvarío, 
A las orillas del rio 
Olindo se fué á llorar. 

Cercaron su fortaleza 
Las pesadumbres y duelos, 

Y rompieron su firmeza 
Desconfianzas y recelos; 

Y en vez de ver y luchar 
Con su fuerza y poderío, 

A las orillas del rio 
Olindo se fué á llorar. 

Los pesares lo tenian 
Tan triste y tan sin ventura, 
Que las aves le plañían, 
Desde la verde espesura. 
Al pesar sigue el pesar 

Y al pesar el desvarío. 
Por eso á orillas del rio 
Olindo se fué ci llorar. 

Su doloroso tormento. 
Le acongoja el corazón; 
Los que le vieron contento, 
Hoy le ven en la aflicción. 

Y por temor de cansar, 
Al verse triste y sin brío, 
Á las orillas del rio 
Olindo se fué á llorar. 

Clori pero mas ingrata. 
Mustia su esperanza viendo, 
A puro desden le mata 
Su saña en él ejerciendo; 

Y para formar un mar 
Con gotas de llanto frió, 
Á las orillas del rio 
Olindo se fué á llorar. 

T. II. 



1011. 

Hahiiísí (Onofre). Juriscon- 
sulto mallorquín del siglo XVIII 
que ejerció la abogacía en esta 
ciudad gozando de buena , repu- 
tación. Hé aquí los discursos jurí- 
dicos que dio á la estampa. 

^ I. Por i>.^ Beaírh y D."" Ma- 
ría de Veri, hermanas, Jdjas de 
D. Antonio de Veri, contrael Doc- 
tor en medicina Nicolcis Campa^ 
ner, curador de ¡a, herencia de 
Anffustina Mut y tSahater. Imp. 
fól. sin año ni lugar. 

II. Por el Dr. en ámlos de- 
rechos Onofre Pamis y iSahá y 
AíUonio ViUalonga de Tofla, con 
Francisco Xavier Pomar cura- 
dor de los bienes de Jnan Villa- 
tonga Cerero y Francisca Alhar 

^s% muger. Imp. fól. de 32 págs. 
id. id. 

III. Por D. Francisco Dez- 
hrull Font de Rorjueta, y D.^ Ana 
hermanos., hijos de D. Francisco 
del híihito de Calairava, con D. 
Francisco Dezclapez, hermano y 
heredero de D. Diego ^ sohre la suc- 
cesion. y fideicomiso de D.^ Leo- 
nor DeshruU, muger de D. José 
de iSantacilia en su testamento de 
17 de marzo de 1668 ante Anto- 
nio Molí jSoI. Imp. fól. sin año 
ni lugar. 

IV. Por el Reverendo D. José 
Juan Pro. y Rector de la Par- 
roquial Iglesia de la villa de Mu- 
ro, Presbíteros de dicha parro- 
quia: por los Regidores de dicha 
villa: p)or Fr. Juan Font Pro. 
Corrector y demás religiosos del 
convento de Santa Ana., y demás 
interesados; con Margarita Rohi 
viuda y heredera de Sebastian Ca- 
ndías y Gerónima Cañellas viuda 
de Jaime Antonio Fiol Not. de- 
tentoras de los bienes de Antonio, 
de Phelipe y de Francisca Mulct, 
sobre los fideicomissos por aque- 
llos ordenados. Imp. fól. de 49 
págs. id. id. 

30 



RAM 



230 = 



RAM 



V. Añacliyniento y appéndice 
al papel en derecho formado á fa- 
vor de los administradores de las 
obras pías dispuestas por Anto- 
Olio, PUelipe y Francisca Uulet, 
sobre las causas que siguen, con 
(Jerónima Cañellas y Margarita 
Jiubi, viudas en esta Real Au- 
diencia y oficio de Pablo Estada 
Not. Imp, fól. id. id. 

VI. Por el Doctor Don Ma- 
nuel Ximenez de Sotomayor Pres- 
hilero con Francisca Bordoy y 
Peíiaflor. Imp. fól. de 23 págs. 
sin año ni lugar. 

VIL Por Diego Dezclapez Ca- 
ballero, con Sor Prudencia de 
Santacilia Religiosa del Contenió 
y Monasterio de San Oeronimo 
de esta ciudad. Imp. fól. de 18 
pág's. sin año ni lugar. Lleva la 
fecha de 23 de junio de 1710. 

VIH. Por D. Francisco Dez-. 
clapez y Antonio Roca curador de 
la herencia de D. José Santaci- 
lia con D. Francisco y D.^ Ana 
Desbrull hermanos. liiip. fól. sin 
año ni lugar. 

IX. Por Don Fernando Oual 
Moix y Veri, con D. Ramón de 
Veri, sobre la succesion en el fi- 
deicomiso dispuesto 2wr D. Rafael 
de Veri, en su Testamento de \\ 
de enero de 1641 ante Juan Ferrá 
Not. Imp. fól. de 3¡) págs. sin 
año ni lugar. 

X. Apéndice a la alegación 
jurídica por D. Fernando Giml, 
Moix y Veri, conD. Ramón Veri, 
Imp. fól. sin año ni lugar, con fe- 
cha de 6 de febi-ero de 1719. 

XI. Segundo aditamento íifa- 
Tor de la obra pia dispuesta por 
Antonio Mulet. Imp. fól. sin año 
ni lugar. 

XII. Por Antonia Blanqner 
linda, con Juan Frau, Fran- 
cisca Masquida su madre, Agus- 
iin Mas Ñot., padre y legitimo 
administrador de Bartholome Mas 
y Blanqiier y otros. Imp. fól. de 
24 págs. y un árbol genealógico, 
sin año ni lugar. Trata del fidei- 



comiso que dispuso Pedro ülanquer 
en su testomento de 2;) de setiem- 
bre de 1592 ante Miguel Mas Not. 

X II I. Po r So r Magdalen a Vi- 
d'il abadesa y demás religiosas del 
Monasterio de Nra. Sra. déla Con- 
cepción, Olim del Olivar, con el 
P. Miguel Boscana Ministro y 
demás religiosos del Convento del 
Espirita Santo, orden de la San- 
iissima Trinidad. Imp. fól. sin 
año ni lugnr. 

XIV. Fl P. Prior y los Padres 
del Convento de Nra. Sra. del 
Socorro orden de Sa-n Agvstin y 
otros litis consortes con Antonio 
Canet al bañil, sobre la fábrica de 
vn horno de yeso kc. Imp. fól. 
id id. 

XV. Por el Dr. en ixmbos de- 
rechos Miguel Coll con Miguel 
Coll de la villa de Camjtos. Imp. 
fól. id. id. 

XVI. PorD.BerengnerDoms 
y San Juan Caballero del hábito 
de Alcántara, Capitán y Sargen- 
to mayor de la parle forana, con 
los herederos de Juan Antonio Co- 
rnelias ciudadano. Imp. fól. id. id. 

XVII. Por D.'' Margarita 
Truyols viuda de D. Berenguer 
Doms, contra D. Francisco To- 
mas Sureda Valero y D. Gabriel 
Fuster. Imp. fól. de 60 págs. sin 
año ni lugar. 

XVIII. Por Catalina G acias 
viuda y usufructuaria, y el Dr. 
en ambos derechos Miguel Bar- 
celó propietario de Juan Ferrá 
Poquet de la villa de Fsporlas, 
contra Andrés Cirerols Not. tu- 
tor y curador de la persona y bie- 
nes de Catalina Garda su nieta 
y hija de Matius García. Mallor- 
ca, impr. de la viuda Guasp, sin 
año, fól. 

XIX. Por D. Salvador Ba- 
llester de Oleía, con el procura- 
dor mayor de San Pedro y San 
Bernardo de la Catedral Iglesia 
y elM. R. P. Provincial de San 
Francisco de Paula. Imp. fól. sin 
año ni lugar. 



XX. Por Salvador B alies - 
ter de Oleza Cavallero, con I)^ 
Isabel Dcz-mas Vidna de Jaime 
Ballester de Oleza Cavallero. Imp. 
fól. de 33 págs. sin año ni lugar. 

XXI. Por Mif/uel Costa y 
Guis cofre de la Villa de Sineu, 
con Margarita Costa y Real de 
dicha villa. Imp. fól. sin año ni 
lugar. 

XXII. Por Gahriel Fus ter 
Cavallero con Dl^ Juana de Co- 
rnelias viuda. Imp. fól. de 35 págs. 
sin año ni lugar. 



101-2. 

Iíambü (Peduo). ílermuio de 
I). Antonio, D. Bartolomé. I). José 
y D. Juan, de quienes hemos ha- 
blado. Nació en Mahon el dia 24 
de agosto de 1748. Hizo sus estu- 
dios én Palma, y después que hu- 
bo concluido los de leyes pasó á 
Aviñonen cuya universidad reci- 
bió la borla de doctor en ambos de- 
rechos en 15 de julio de 1775. Re- 
gresó á su patria y en ella ejerció 
su facultad con mucho crédito, de- 
sempeñando varias comisiones de 
justicia, la asesor ia del crimen y 
el juzgado del vice-almirantazgo 
de Menorca, con que le agració el 
gobierno inglés en las dos épocas 
de su dominación en aquella isla. 
No era la jurisprudencia el único 
ramo del saber que cultivaba don 
Pedro Ramis. Dotado de una ima- 
ginación ardiente, y de una me- 
moria cstraordinaria, se habla de- 
dicado al estudio de la literatura 
y de los idiomas. Poseia con la 
mayor perfección el latin, griego, 
hebeo, árabC; inglés, francÁs, 
italiano y alemán y con este mo- 
tivo fué nombrado por S. M. in- 
térprete de lenguas estrangeras 
en Menorca. Reunió una escogi- 
da biblioteca de los mejores hu- 
manistas antiguos y modernos y 
se le consultaba muy á menudo 
sobre la inteligencia de los tex- 
tos, A sus elcvadoé lalcnto.- reu-- 



=: 231 = RAM 

nia un genio sumamente afable 
y un espíritu siempre jovial y 
ameno. Sus escritos en vulgar me- 
norquin arrojan mucha fluidez, 
cadencia y energía. Pruebas de esta 
verdad son los escelentes dramas de 
jNIoliere, tan bien traducidos, que 
el mismo autor no los hubiera pues- 
to mejor si su idioma hubiese sido 
el menorquin. Tanta es la flui- 
dez de las frases con que se ha- 
llan espresados los agudos pensa- 
mientos del poeta francés. Tra- 
dujo del inglés al castellano el vo- 
luminoso proceso que la corte de 
Inglaterra mandó formar contra 
el general Jaime Murray, gober- 
nador de Menorca, por haber eu- 
1 regado el castillo de san Felipe á 
las armas españolas, en un volu- 
men fól. de 300 pá^-inas; la sen- 
tencia del consejo de guerra cele- 
brado en la sala de los soldados 
para juzgar á dicho Murray, so- 
bre veinte y nueve cargos pre- 
sentados contra él por el caballe- 
ro Guillermo Draper; la resolu- 
ción de S. M., las pruevas de las 
acusaciones en que resulto culpa- 
ble, y los cuatro cargos de agrá- 
vio y maltrato personal; documen- 
tos que justifican la historia de 
aquel memorable sitio, escrita y 
dedicada por D. Pedro Ramis al 
Escmo. Sr. conde de Cifuentes, ca- 
pitán general de las islas Balea- 
res. En el apéndice á dicha obra, 
})one traducciones de la defensa 
y respuestas de Murray, toda su 
correspondencia con el caballero 
Guillermo Draper, los diferentes 
consejos de guerra, los sucesivos 
procederes sobre la disputa per- 
sonal entre los dos generales, y 
todo lo demás relativo á este asun- 
to. Esta obra la escribió en Ma- 
hon el año 1786 y la conserva 
original, con otras muchas pro- 
ducciones de su autor, nuestro 
buen amigo don Antonio Roca, 
vecino de aquella ciudad. Con lo 
que hemos dicho del Dr. D. Pe- 
dro Ranii? V de sus cuatro her- 



RAM = 232 — 

mauo!;,. conocerán nuestros lecto- jo del 
res que su familia ha presentado 
un fenómeno de ilustración raras 
veces visto. En efecto, ver desco- 
llar á un mismo tiempo cinco va- 
rones de una misma casa, hijos de 
unos mismos padres, en los mas 
sublimes ramos de la inteligen- 
cia humana, verlos brillar en una 
tierra oscura, entre las tinieblas 
de la ignorancia, verlos merecer 
en todas partes el concepto de 
hombres de bien, este concepto 
que pocas veces puede conceder- 
se justamente á un hombre en 
medio de nuestra sociedad orgu- 
llosa y corrompida; son ciertamen- 
te circunstancias que bastan para 
formar el encarecido elogio do una 
familia y darla el titulo de eminen- 
te y distinguirla. Kl Dr. D. Pedro 
Rarais estuvo casado con D.* Bár- 
bara Rosselló, hija de una do las 
casas mas antiguas é ilustres de las 
Baleares, de la que no tuvo mas 
sucesión que una hija, D.*^ Cata- 
lina, que fué esposa de D. An- 
tonio Schwager, capitán de Sui- 
zos, bien conocido por su escelente 
traducción de las obras de Eduar- 
do Young, y por una multitud 
de producciones originales del gé- 
nero filosófico. Murió D. Pedro 
en la ciudad de Mahon el dia 15 
de mayo de 1816. 



RAM 

mesmo convento, á supe- 



1013. 

Rasii!» (Rafael). Religioso 
trinitario, natural de esta ciudad, 
hijo del conveato de la misma y 
maestro en sagrada teología: 

Doze fmtos del mejor árbol de 
Ja mda, partidos en doze días, 
que componen el sacro dozenario 
del Espiritio Sanio que todos los 
años se celebra en el convento de 
Santí Spiritus de Trinitarios cal- 
cados de la ciudad de Palma en 
el rey no de Mallorca. Empiézase 
en la Vigilia de la Ascensión, y 
se concluye en el dia 2)rimero de 
Pentecostés, compuesto por 2m Jii- 



riores impulsos en el año de 173G. 
Conságrale al mesmo Espíritu 
Santo. Mallorca, impr. de la viu- 
da Guasp, 1736. IG.*^ de 71 págs. 
La segunda ediccion lleva este 
título: Sacro dozenario en que se 
pide al Espíritu Santo los doze 
frutos que comiinica á las almas. 
Empiiézase en su contento del or- 
den déla Santissima Trinidad, la 
Vigilia de la Ascensión, y se acaba 
la Vigilia de Pentecostés. Mallor- 
ca, impr. de Ignacio Sarrá y Frau , 
sin año, 16." de 71 págs. Hay una 
tercera edición con esta portada: 
Sacro dozenario en que se piden 
al Espíritu Santo los doce frutos 
que comunica á las almas. Es- 
crihialo el R. P. Fr. Rafael Ra- 
mis maestro en sagrada teología, 
hijo del mismo convento. Empié- 
zase en su Convento de la Santí- 
sima Trinidad^ la segunda fies- 
ta de Pascua, y se prosigue en 
los domingos y fiestas hasta Pen- 
tecostés. Palma, impr. de Buena- 
ventura Villalonga, sin año, 16.'' 
de 72 págs. 

1014. 

Ramis (N.) Jurista mallor- 
quín, abogado de la ciudad de 
Palma que floreció á principios del 
siglo XVII. 

I. Reducció deis credits deis 
hereus de Joana de Pax y Bas- 
ca muller que fonch de Bonifi- 
ci de Pax doncell, y del reve- 
rend Nicolau y Catalina de Pax 
germans, conforme las cosas jn- 
dicades, contra Antoni Rosselló 
y Mwn/.aner notari pretés cura- 
dos de la heretat de Juanot de 
Pax, en la pretesa restitució in 
integrum te demenada contre los 
credits ya de molt temps d dit 
Pax adjudicáis. Imp. fól. sin 
año ni lugar. 

II. Dedúcelo en favor deis 
hereus de Joana de Pax per con- 
seguir y haver los credits que en 



RAM 



~ 233 = 



UKU 



persona de aquella los competeix 
671 y sobre la herencia de Boni- 
faci de Pax y lo preu del Ra- 
falet de la heretat de aquell re- 
íais en execnció de coses judica- 
des per Jamne Compañy notari y 
Joan A ntoni Gnells Mercader si 
be discordes en las suas relacions, 
contra lo Dr. iXicolau Guells cu- 
rador de la heretat de Cesar Fa- 
ció, pretes creditor contra lo dit 
preic del Refalet y Antoni Ros- 
selló y Mnntener notari curador 
donat á la heretat de Joanot de 
Pdx. Irnpr, fol. id. id. 

1015. 

Rai«xoi\' (Bernarlo). Sacerdo- 
te mallorqiiin del siglo XIV, ar- 
cediano de la Catedral de Palma. 
Habla de él Pérez Bayér tom. III, 
pag*. 544. Escribió: Apparatus, et 
declarationes super Lib. VI. De- 
cretalinm, códice de la biblioteca 
real de Paris, n."4088 según Nic. 
Ant. Bibl. vet.Uh. IX. C. VI. 
n.°321. 

1016. 

ItAiioií (Guillermo). Nació en 
Porreras el dia 23 de abril de 1746 
de D. Guillermo Ramón y Doña 
Juana Ana Mora. Después de ha- 
ber concluido en Palma todos los 
estadios universitarios, y de ha- 
berse doctorado en sagrada teolo- 
gía, se ordenó de sacerdote en 28 
de mayo de 1774: hizo oposiciones 
á varios curatos vacantes en 1775; 
fué nombrado catedrático de filoso- 
fía del seminario conciliar y secre- 
tario de la academia teológica es- 
tablecida en el convento de Santo 
Domingo de' esta ciudad . Ganó 
por rigurosa oposición, en 25 de 
abril de 1776, el curato de la 
iglesia de San Lorenzo Descarda- 
zar; pasó después á Madrid, don- 
de sirvió cuatro años el destino 
de capellán del hospital general, 
y regresado á su patria el señor 



Obispo Nadal le nombró limos- 
nero y teólogo-consultor. En to- 
da la isla fue aplaudida su elo- 
cuencia, oidos con entusiasmo sus 
discursos morales y panegíricos 
y admirada su gran inteligencia 
en el latin, italiano, inglés, por- 
tugués y francés. Obtuvo los car- 
gos de examinador sinodal de es- 
te obispado y bibliotecario de la 
episcopal, que enriqueció notable- 
mente, y falleció en esta ciudad 
el dia 20 de julio de 1824. Es- 
cribió: 

I. Catechismi romani expo- 
sitio Mariis pralcctionibus secun- 
cliim novam methodnm tam in 
dicücesi toletana, r/íianí in aliis 
HispaniaruTii, et Indiarum pras- 
criptam, ad ustcm Parrochorum, 
aJiorumquepotissimum qui ad Be- 
neficia parrochialia petenda con- 
currunt accomodata per Gídliel- 
mum Ramoniumparrochum Sanc- 
ti Laurentii, Majoris Balearium. 
Superiorum facilítate, ac privile- 
gio, líatriti MDCCLXXXIX. 
apud Ilieronimum Ortega, etfilios 
Ibarra. 2 t. 4.° el I, de XVI- 
467 págs. Symboli explicationem 
continens y el II, de VIII-412 
págs. ^Sacramenta cornplectens . 
Es obra escrita en buen latin, 
y con bien escogida y acomoda- 
da erudición religiosa, según asilo 
asegura el canónigo Corminas. Se 
le impugnó lo que decia en el pró- 
logo del tomo segundo, cuando 
previniendo su modo de proce- 
der afírinaba que no espondria 
las doctrinas del catecismo, ni con 
la elegancia de Julio, nec bar- 
barie silogistica, palabras que se 
creyeron injuriosas al común de 
los teólogos escolásticos y poco 
favorables al autor de la obra. 
Es cierto, dice el impugnador, 
que algunos teólogos han abu- 
sado del arte silogística y que 
su mal uso ha podido causar fas- 
tidio por la molesta repetición 
de probatur major, ptrobatur et 
minor ^c; pero ningún crítico jui- 



BA*»I — 234 = RAM 
cioso ha tenido por barbarie se- nein, ut liaberet remissioiiem pec- 
iiiejaiites espresiones, ni el defecto catorum, si impiíis existere no- 
de aigiinos debe censurarse co- luisset, nam sacrificii commu- 
mo que es déla facultad ó de to- iiicationem meruit &c.» —San 
dos sus profesores. Debia tener León Papa, Serra. VIL De Pas- 
presenteel Dr. Guillermo Ramón sione, dice así: «Ule corporis et 
que Melchor Cano, de quien ha- Sanguinis sui ordinans Sacramen- 
ce mucho aprecio, dice, que nadie tiim. docebat qualis Deo hostia 
puede percibir los dogmas de la deberet offerri: nec tradictore sub- 
relio-ion sin ser buen escolas- moto, ut ostenderetnr nulla inju- 



tico, y que los vicios de los hom- 
bres no deben atribuirse á la es- 
cuela. Pero si se hubiese conve- 
nido con el Dr. Ramón en que no 
debe usarse de la barbarie silo- 



ria exasperatus.» Y mas adelan- 
te: «¿Cur infelix Judas tanta be- 
nignitate non uteris'? Non apos- 
tolici ordinis honor, non sacra- 
mentum. tibi commnnio denega- 



gística, para que su obra pudie- tur.»— San Cipriano Serm. i?e í-ít- 
8€ salir sin ninguna fealdad, hu- na Domini: «Ubi Sacrnm cibum 
biera sido forzó o mudar muchas mens períida tetigit, et scelera- 
liojas de ell;i, paraque desapa- tum os ])anis sanctificatus intra- 
reciesen los ambajes repetidos, y vit parricidalis animnm vim tan- 
las fastidiosas pruebas de mayor, tiSacramenti non substinens, qna- 
menor y antecedente, con el dis- si palea de área exsutfatus est.» 
tingo, ex parte lermini concedo, — San 1 iouisio, De ecclesiaslica 
ex P'irte modi negó, &.C., y así Hyerarclña, cap, lU: San Agus- 
debieron borrarse innumerables tin, Sup. Joan, tract. LXII: 
párrafos de la tercera parte de las Santo Tomas, part, IIL qua?st. 
prelecciones, en que se ordena LXXXL art. 11: y otros santos 
aprobar la conclusión, lo cual se doctores son del mismo parecer. 
práctica usando de la barbarie si- Kl censor opina que Ramón de- 
logística, iüi la preleccion XLV'IL bia omitir el testo de CoUet y 
puso esta proposición de CoUet: yu espresiou, por no estar confor- 
«nuUa ratione evinci posse Judam me con la autoridad de los Padres, 
Eucharistife communionis fuisse porque sin ella desvanecía el ar- 
participem.» En las cosas de he- gumento, y con decir nescio a7i 
cho, dijo el mismo autor, no es ah omnibtis concedatv.r, declara- 
regular desear razones convincen- ba bastante su perplejidad en la 
tes y sola la autoridad puede aquio- materia. En el índice de las con- 
tar los entendimientos cuando se 
halla con aquellos caracteres que 
necesita para ello según la cali- 
dad de las materias. En esta pro- 
posición, observa el censor, que para que a.si corresponda con los 
la mayor parte de los Padres sos- autores que alega. Vio el Dr. Ra- 
tienen que Judas recibió el cuer- mon la referida censura, y á ccs- 
1)0 y sangre de Jesu-Cristo. San ta de reimprimir una inmensidad 
Juan Crisóstomo, entre otros va- de hojas y arrancar otras, con- 
rios lugares, se esplica así en siguió' corregir muchos ejempla- 
la Homilía de prodítione Judce: res de su catecismo; pero quedan 
«O Christi misericordia! O Judffi algunos en el estado en que se en- 
dementia! Ule cum paciscevatur, contraba cuando lo vio el iinpug- 
ut venderet, Christum et sangui- nador, porque le seria difícil re- 
ncm quem vendidit offerebat: ut cojer los que ya se hablan dise- 
haberet Chriptus &c. Sangui- minado. Es obi^a que apesar de ser 



clusiones decia lo siguiente: «Lai- 
ci, licet in extrema necessitate, 
possunt- se ipsos communicare», 
y parece quiso decir non possrcnt, 



RAM 



r= 235 



RAM 



modernn se ha liecho rara. Posee- 
mos un ejemplar intonso 

II. Mejia ilustrado, ó silva 
de varia lección compuesta por 
Pedro Mejia. Nuevamente coor- 
dinada, corregida y adornada con 
varias adicioiies y muellísimas no- 
tas criticas sacadas de los me- 
jores autores jmr (r. J¿. P. 2 t. 
4." Mss., el I de 347 pág's. y el II, 
de 572, existentes en la biblioteca 
del conde de Montenegro. 

III. Opúsculos varios. 1 t. 4.'^ 
Ms. original en la biblioteca epis- 
copal. Contiene los siguientes: 
I. ('tilidadde la historia: II. Eda- 
des del mundo: III. Triunfos de 
los mártires: IV. Testii)io7iios de 
los infieles d favor de la Iglesia, 
y otros. 

IV. Recuérdaos de las eternas 
verdides. 2 t. 4.'^ Mss. citados por 
el Dr. Barberi. 

V. Poesías en elogio de Sta. 
Teresa de Jesús, Santa Catalina 
de Sena y Santa Clara de A sis. 
Sacadas de diferentes papeles por 
un aficionado. Palma, irapr. de 
Tomas Amorós, 1805. 8.'^ de 22 
págs. 

VI. Poesías varias en elo- 
gio de Sta. Magdalena. Palm.a, 
impr. de Buenaventura Villalonga, 
1809. 4.'^ de 8 págs. 

VIL Los pasos del vía crticis 
glosados en tres especies de dé- 
cimas. Palma, id. id. id. 

VIII. Poesías devotas, id. id. id. 

IX. Soneto^ sohre algunos pa- 
sos de la pasión y muerte de Jesu- 
cristo, id. id. id. 

X. Afectos de un pecador ar- 
repentido d Jesús crucificado y 
amorosa fespttesta del Salvador. 
En místicas décimas con otras 
poesías. Compiuestas por el V. P. 
Fr. Diego de Cádiz Misionero Ca- 
píicJiino. Enmendadas y añadidas 
en esta edición. Mallorca, impr. 
de la viuda Pascual, 1811. 8." de 
48 págs. 

XI. Exercicio angélico, em- 
pleo celestial de alabanzas a Dios 



trino y uno, por sus iufi nilas per- 
fecciones y atributos. Devoción 
que inventó Santa Rosa de Sta. 
María (vulgo de Lima) y pueden 
imitar las almas deseosas de agr - 
dar d Dios. Palma, impr. de Vi- 
llalonga, 1813. 8." de 48 págs. 

XII. Colección de poesías sa- 
gradas sohre los principales rnis- 
terios de .Jesucristo y ele su San- 
tísima Madre. Escojidas de di- 
ferentes autores españoles, nue- 
vamente coordinadas, corregidas 
y enmendadas por D. Q. R . P. 
Palma, impr. de Sebastian Gar- 
cía, 1813. 1 t. 8.'^ de XIV-44() 
págs. 

XIII. Breve resumen de la ad- 
mirable vida de la Seráfica San- 
ta Teresa de Jesús patrona de Es- 
paña en versos castellanos . Pal- 
ma, impr. de Buenaventura Vi- 
llalonga, 1814. 1 t. 8.° de 174 
págs. sin los preliminares. 

XIV. Poesías escojidas de va- 
rios autores españoles sobre asun- 
tos mistisos y m,orales, coordina- 
d'is y corregidas por G. R. I^. 
Palma, imp. de Aíxustin Roca, 
1814. 1 t. 8;" de 8-308 págs. 

XV. Opúsciilos varios en prosa 
y verso sobre diferentes asuntos 
de historia, y poesías wAsticas re- 
copiladas de distintos autores. 
1823. 1 t. 8.*^ Ms. original en la 
biblioteca episcopal. 

XVI. Recopilación de poesías 
agudas y chistosas, satíricas y di^ 
vertidas. 1816. 1 t. 8." Ms. ori- 
ginal id. 

XVII. Breve resumen de las 
persecuciones de la Iglesia: sacado 
de los autores mas críticos para 
instrucción y edificación de los fie- 
les. 1 t. 8.° Ms. original, id. 

En la biblioteca episcopal exis- 
ten, en un tomo de Varios, las 
epístolas en latin escritas por Ra- 
món á D. Nicolás Sala y Roca y 
á D. Josd Barberi; y en el códice 
R. III. 9. varias poesías suyas y 
una multitud de dictámenes que 
de orden del obispo dio sobre al- 



RAM 



230 = 



RAP 



g'unas obras, Kl uno, acerca de la 
jVovena para venerar el nacimien- 
ío del niño Dios, escrita por 1). Ra- 
món García de León y Pizarro, 
tesorero del ejército y reino de Ma- 
llorca: después de haberla repro- 
bado el Dr. Ramón, su autor la 
oorrigió, se pasó á la censura del 
P. Maestro Español dominico, 
quien la consideró indigna de los 
honores de la estampa, y se negó 
la licencia. Se opuso también, con 
un escrito razonado, á que se im- 
primiese ni representase la come- 
dia Nemesio y Emilio, y lo pro- 
pio hizo con la vida de la B. Ca- 
talina Tomás, escrita en castellano 
por el P. Pou. 

1017. 



RaisiOi'V (José Mariano). Na- 
tural de Ibiza, é hijo de D. Ber- 
nardo Ramón y D.^ Francisca Cal- 
vet. Hizo sus estudios en Palma 
con los PP. Jesuítas del colegio 
de Montesion, y recibió en esta 
universidad la borla de doctor teó- 
logo. Fué beneficiado en la igle- 
sia catedral de su patria y desem- 
peñó en ella el cargo de comisa- 
rio subdelegado de la santa cruza- 
da. Falleció en Ibiza el dia21 de 
agosto de 1784. Dio á luz el Ser- 
món que pronunció en la Iglesia 
parroquial de Ihiza en 5 de marzo 
de 1759 e7i las solemnes fiestas que 
se celebraron en esta isla con mo- 
tivo de la proclamación del Rey 
B. Carlos III, precedido de una 
sucinta descripción de las mismas. 
Palma, impr. de Ignacio Frau, sin 
año, 4.° 

1018. 



Ramoiv (Nicolás). Doctor en 
medicina, natural de Pelanitx. 

Quelques considerations clini- 
gues sur les principales indica- 
tiotis et contre-indications de la 



Hfhotritie. Montpellier, iuipr. de 
J. Martel aine, 1849. 4." francés 
de 7*2 págs. 

1019. 

KA!i8orM<xi^ (José). Jesuíta 
mallorquín, doctor teólogo y ca- 
tedrático de esta facultad en la 
universidad de su patria. Fué va- 
ron erudito, y calificador del santo 
oficio. Se dice que escribió varias 
obras pero no hemos podido ver 
mas que la siguiente: 

Reparos que en la leyenda de ¡a 
esplicacion de los cánticos del B. 
Lulio escrita por la venerable Sor 
Ana María del S nitissimo Sacra- 
minto lian ocurrido al P. José Ra- 
monell de la compañía de Jesús. 
1 t. 4'" Ms. Contra esta obra es- 
cribió una imi)ugnacíon el P. Ma- 
tías de Mallorca capuchino, y am- 
bas las posee 1). Jaime Antonio 
Prohens abogado. 

1020. 

Rapó (Miqukl). Doctoren am- 
bos derechos, abogado de la ciu- 
dad de Palma, hijo de 1). Miguel 
Rapó, doctor en medicina y de 
D.*^ Magdalena Ramis y Ferragut. 
Falleció en esta ciudad el dia 20 
marzo de 1706 y su cadáver fué 
sepultado en la iglesia parro'^uial 
de San Miguel. 

I. Informe jurídico por parte 
de Catalina Guasp Viuda del Doc- 
tor en medicina Miyuel Ciar, y Es- 
peranza Ciar su Jdja, contra Cata- 
lina Tarrasa viuda de Juna Cam- 
pamar Notario en la causa que si- 
guen en la Real Audiencia sobre 
educación y tutela de Catalina 
Ana Ollar hija del Doctor e7i de- 
rechos Rafael Ciar difunto &c. 
Imp. fól. sin año ni lugar. 

II. Alegación juoHdica por 
parte de Pedro Mestra, de la vi- 
lla de A o'tá, padre y legitimo ad- 
ministrador de Pedro, Antonio 
y Juan, sus hijos, assi; y dJua- 



RAP 



= 23T - 



RAP 



na Guiscnfré su mnger comunes. 
Contra Mons errada Morey ticlua 
de Nicolás Gmscafré, Rosa y 
Francisca Gmscafré sus hijas, de 
una parte; y de otra Lorenzo Ser- 
vera, todos de dicha rilla de A r- 
tá, en la causa que entre las re- 
feridas partes se ventila en esta 
Real Audiencia. Imp. fól. de 48 
págs. y im árbol genealógico, sin 
año ni lugar. Trata este discur- 
so de la sucesión á los fideicomi- 
sos dispuestos por Lorenzo Guis- 
cafré de la Font en la donación 
que otorgó en 15 de noviembre 
de 1661 ante Juan Ser vera Not. 
á favor de Lorenzo Guiscafré su 
hijo; y del ordenado por este úl- 
timo en su testamento de 18 de 
mayo de 1680 recibido por Jaime 
Brotat Not. 

IIL Por Ana Fiol Moragues 
donzella y el Dr. Martin Font 
médico de la villa de Mnro, tuto- 
res y curadores respective de los 
bienes y personas de los hijos pu- 
hiles de Francisco Fiol Mo- 
ragues, y señaladamente de Juan 
Fiol puhil hijo mayor de dicho 
Francisco Fiol Moragues di- 
funto. Contra el Doctor en dre- 
chos Vicente González y Antonio 
Fiol Moragues^ tamhien de la mis- 
ma villa de Muro, sobre la perti- 
nencia del fideicomisso dispuesto 
por Pedro Fiol hijo de Jorge de 
dicha villa en su último y válido 
testamento de 2 de mayo de 1516 
ante Jaime Sodas Not. Imp. fól, 
de 51 págs. sin año ni lugar. 

IV. Alegación jurídica por 
Magdalena Ramis y Ferragut, 
muger del Doctor en medicina Mi- 
guel Rapé, contra el Dr. en am- 
bos derechos Francisco Ramis y 
I^erragut, sobre los fideicomisos 
que fundaron Lorenzo Ferragut 
en stc Testamento que otorgó en 
22 de agosto de 1660 (ante Anto- 
nio Palou Not.) y Ana Amer su 
muger, en sus codicilos firmados 
en 28 de agosto de 1659 (ante An- 
tonio Morro Not.) Palma, impr. de 
T. II. 



Gerónimo Frau, sin año, fól. dé 
45 págs. 

V. Jesús, María, Joseph. De- 
fensa y allégalo jurídico. Por Don 
Luis de 01 arte y Zepeda natiiral 
de la Puebla Montelvan del Rey- 
no de Castilla., residente en esta 
isla y reino de Mallorca, con el em- 
pleo de administrador de la Real 
Renta del Tavaco de la villa y par- 
tido de iSóller. Contra el Muy ilus- 
tre Señor Fiscal de su Magestad y 
Juan Bautista Castañer de la vi- 
lla de Sóller y de Raymundo Pa- 
lou Procurador del m'mi. en nom- 
bre de Pedro Soler., Juan Casas- 
novas, Magdalena Mayol, vivida 
de Pedro Benito Veri, Gaspar 
Miró, y otros vecinos de aquella 
villa. Sobre la pretensa acusación 
y querella que se ha dado por los 
referidos contra Don Luis en los 
autos y sumaria criminal, que 
contra de su persona se ha reci- 
bido, en el oficio de Jayme Sem- 
pol Fscrilano del Real Crimen de 
la Real Audiencia. Imp. fól. de 
31 págs. sin año ni lugar. 

1021. 

Rapó (Rafael). Nació en Si- 
neu el dia 26 de jiüio de 1651 de 
D. Bartolomé Rapó y D.** Marga- 
rita Font. Estudió en Palma, y en 
21 de agosto de 1677 recibió la 
borla de doctor en medicina. Fué 
morbero de esta ciudad; sirvió en 
la real armada de Carlos II, y re- 
gresado á su patria murió en ella 
el dia 26 de julio de 1710. Según 
el mismo asegura, escribió dife- 
rentes obras de su facultad, ade- 
mas de la que sigue, única que 
hemos visto. 

Apollinemn Majoricense belhim 
contra febres perniciosas. Autho- 
re Raphaele Rapó Suniensi, me- 
dicince Doctore, et Caroli TL His- 
paniarum Regis tempore, in Ocea- 
ni Regali das se insigni ducis offi- 
cio Catholicorum Armorum exer- 
citatore. Continet tractatum uni- 



RAP 



238 - 



KA? 



cum, gií (ostiones vero qiiatuor. Ma- 
joricíB propriis Anthoris sumj}- 
tliibus in Regali Conventu Sancli 
])07mnicí cuclitum. 1707, 1 t. 4.° 
de 326 pág-s. Empieza el libro por 
una cédula del intruso rey Carlos 
III de Austria, dada en Barcelona el 
dia4 de julio de 1707. concediendo 
permiso para imprimirlo: siguen 
dos hojas que comprenden el índice 
y la fe de erratas, y luego la dedi- 
catoria al Escmo. Sr. D. Juan An- 
tonio de Pax, conde de Savallá, 
virey y capitán general del reino 
de Mallorca, que es curiosa por 
contener noticias de las familias de 
Boxadors, Rocaberti, Pinos, Pax 
y Orean. Á la dedicatoria sigue 
lina advertencia al lector, y á esta 
las censuras del P. Homar domi- 
nico, y otra, en latin, del Dr. Mi- 
guel Fullana. «Esta obra compren- 
de un tratado y cuatro cuestio- 
nes las mas interesantes, acerca 
las calenturas en general, y con es- 
pecialidad de las perniciosas, f^obre 
cuya materia habla el autor un 
lenguage tan puro y correcto, 
aunque tan distinto de su nativo 
idioma, como que no parece sino 
nacido en el L-ácio; y con tal pre- 
cisión y discernimiento sobre este 
dificultoso ramo de la ciencia de 
curar, que puede decirse que se 
anticipó un siglo á las lumino- 
sas ideas que los escritores mo- 
dernos han desarrollado relativa- 
mente á la intrincada naturaleza 
ó esencia de las fiebres. Abre el 
cuerpo de la obra el tratado so- 
bre la calentura en general, y en 
el proemio sienta dos verdades, que 
aunque bien reconocidas en el dia, 
eran realmente en los tiempos del 
autor, sino una paradoja, á lo me- 
nos una verdadera novedad. Afir- 
ma por primera, que aunque la 
calentura afecta ¡i todas las partes 
del cuerpo, tiene sin embargo su 
principal raiz ú origen en el cora- 
zón; es decir, un centro de irridia- 
cion, como dicen los modernos, y 
de consiguiente hizo ya en nues- 



tro concepto las calenturas sinto- 
máticas, ó dependientes de la le- 
sión de un órgano, y no enfer- 
medades toti?(6' suhstanticB, como 
hasta nuestros dias liabian dicho 
los autores de medicina. En se- 
gundo lugar afirma lo que tantas 
veces ha escrito en otras obras que 
dice tiene dispuestas para dar á 
la prensa, á saber: que cualquier 
ignorante, y aun la mas despre- 
ciable mugercilla, podría ejercer 
la pn'ictica medicinal, escepto la 
curación de las calenturas, por- 
que la naturaleza de estas, es de- 
cir el órgano lisiado que las pro- 
duce, á cada especie de calentura 
varía, lo que no puede conocer sino 
el profesor instruido y pensador; 
cuando la naturaleza de las demás 
enfermedades es casi siempre la 
misma, y hecha su descripción, so- 
bre todo en lengua vulgar, está al 
alcance de todo el mundo, y mas 
fácil por lo mismo su curación. 
Hé aquí porque se ocupa esclu- 
sivamente de esta parte intrin- 
cada de la ciencia, y después de 
haber hallado en cierta manera 
la llave de ella, da la razón por- 
que no habla de las demás en- 
fermedades que afligen la espe- 
cie Immana. Puesta en claro así 
en parte la naturaleza déla fiebre, 
no trata de todas sus especies en 
favor de la brevedad, como el mis- 
mo lo asegura, si solo menciona 
ó describe las más perjuiciales pa- 
ra mayor consuelo de la humani- 
dad achacosa. Llena este objeto en 
la primera cuestión, analizando la 
calentura pútrida, hoy llamada 
adinámica: en la segunda discurre 
sobre la perniciosa ó maligna co- 
nocida en el dia por atáxica: en la 
tercera trata de la terciana llamada 
intermitente , sus especies y cura- 
ción. Finalmente, toda la cuestión 
cuarta está destinada á tratar de la 
curación de los accidentes funes- 
tos que pueden sobrevenir en el 
descenso de las calenturas, par- 
ticularmente graves. Un apéndice 



RAP 



239 = 



reí 



de la calentura héctica, en el dia 
conocida con el nombre de lenta, 
completa el cuadro del escrito de 
Rapó, y que tal vez no es de lo 
peor que se ha dicho sobre tan 
importante materia. No hacemos 
la apología de un escritor que tan 
bien manejó la espada como la 
pluma, ni tampoco nos atrevemos 
á sostener que la obra carezca de 
defectos, pues dejando otros me- 
nores, la sola falta que se nota de 
no hablar en un capítulo espreso de 
una calentura principe, como es 
la inflamatoria, ó angioténica, se- 
gún la bella espresion del grande 
Stoll, fiebre que juega un papel 
tan funestamente importante en el 
cuadro de las enfermedades febri- 
les que atacan á los hombres y 
aun á los animales: y por otra par- 
te, las ideas del empalagoso hu- 
morismo que resudan en cada pá- 
gina, bastarían para empañar el 
lustre de tan bella pintura. Mas 
si se considera que el autor toca 
por incidencia muchas veces esta 
materia en su obra, hablando in- 
terpoladamente, con las demás 
afecciones febriles, de la calentura 
inflamatoria con el nombre de Si- 
nocal; podría decirse que en algún 
modo suple el vacío que se repara 
de un tratado especial de ella, ó 
capítulo separado, mayormente 
cuando lo ilustra con la docirina 
de autores que mejor escribierdn 
sobre el particular, en especial de 
los príncipes de la medicina Hi- 
pócrates y Galeno, cuyos escritos 
tenia el l)r. Rapó repetidas veces 
leídos: y en cuanto á las ideas hu- 
morales de que tanto abunda su 
escrito, deb3 esto disimiilarse en 
razón del espíritu sistemático del 
siglo en que vivía el escritor, que, 
como saben todos, influye podero- 
samente en el lenguage común de 
la ciencia en que cada uno se ocu- 
pa, escollo que no han podido evi- 
tar los autores de mayor nota. 
Ademas, las luminosas teorías de 
vitalismo que en el dia hacen bri- 



llar las mas acreditadas escuelas de 
Europa, y que tanto han hecho ade- 
lantar la ciencia médica cor» prove- 
cho de la afligida humanidad, tar- 
daron cerca de un siglo en pu- 
blicarse, ni aun indicarse, y mu- 
cho hizo el malloíquin Rapó en 
haber columbrado algo, como he- 
mos probado, mayormente entre 
las tinieblas de las teorías de 
aquellos tiempos.» 

1022. 

ReiríéS (Andpés). Religioso 
mallorquín, no sabeuios de que or- 
den. Cítalo el cronista Serra como 
autor de varias obras y dice que 
muchos años regentó en Roma la 
cátedra de prima de Suarez; fué 
maestro del P. Boschovitz y de 
otros varones sabios é ilustres. Flo- 
reció en el siglo XVIII. 

1023. 

Reiixés (Antonio). Jesuíta 
mallorquín, hermano del P. Lo- 
renzo Reines trinitario de quien 
luego nos ocuparemos. Leyó en 
esta universidad literaria cátedras 
de filosofía, teología y vísperas; 
fué uno de los partidarios mas de- 
cididos de Ramón LuU, tomando 
parte en los disturbios que tuvie- 
ron lugar á mediados del siglo 
último, con cuyo motivo en 6 de 
octubre de 1761, el rector del co- 
legio de Montesion de Palma, de 
orden del general de su religión, 
le mandó salir de esta ciudad y 
pasar á la de Barcelona por con- 
venir asi al servicio de S. M. y 
(jUietvddel Reino, espresiones que 
se leían en la carta dirijida por 
el ministro marques del Villar al 
superior de los jesuítas. Cuando 
la extinción general de la com- 
pañía ds Jesús se hallaba aun en 
Cataluña, desde donde pasó á Ro- 
ma y falleció allí algunos años 
después. Fué eminente en la pre- 
dicación; f-e pasaron á su examen 



reí 



= 240 = 



reí 



varias obras que habían de im- 
primirse, y de las muchas que se 
dice haber salido de su docta plu- 
ma solo conocemos: 

Oración fúneire que en las hon- 
ras qíce hizo á su difunto amo el 
limo, y reverendisimo Sr. D. As- 
sensio Sales, dignissimo Obispo de 
Barcelona del Consejo de Su Ma- 
jestad kc su agradecida fami- 
lia en la Parroquial Iglesia de 
San Menna de Sanmenat dijo 
dia 29 de abril de 1766, el P. 
Antonio Reynes de la Compafda 
de Jesús. Barcelona, irapr. de 
Juan Nadal, sin año, pero la li- 
cencia es de 1'766. 4." de 72 págs. 
Precede una relación de las espre- 
Badas exequias, y á lo último hay 
una multitud de poesías latinas 
y castellanas en elog-io del difunto 
obispo, que el P. Villafranca ase- 
gura que son del mismo autor de 
la oración. 

1024. 

Reines f JuA^^). Nació en Pal- 
ma el dia 5 de setiembre de 1723 
y á la edad de 17 años cumpli- 
dos, es decir, en 14 de noviem- 
bre de 1740, vistió la sotana de 
jesuíta en el colegio de Monte- 
sion. Hallábase en el de San Mar- 
tin de e.sta ciudad cuando en 1767 
ocurrió la espulsion general, y con 
este motivo se le llevó á Italia 
pasando todos los riesgos y si- 
guiendo la suerte de los demás reli- 
giosos de la compañía. Hé aquí los 
escritos suyos que han llegado á 
noticia nuestra. 

I. Poema mcevo intitulado las 
armas de la hermosura en el triun- 
fo de Judith. Palma, impr. de la 
viuda Frau, 1753. 4." de 40 págs. 
Es una composición dramática en 
dos actos, en verso castellano, re- 
presentada en la iglesia de Mon- 
tesion de esta ciudad por la es- 
cuela suarista, para dar gracias 
ala Inmaculada Concepción su pa- 
trona, por la elección y llegada á 



Mallorca del limo. Sr. Obispo de 
esta diócesis D. Lorenzo Despuig 
y Cotoner. 

II. P elación de las festivas de- 
mostraciones y Real aparato con 
que la fidelísima, ilustre y noble 
ciudad de Palma, Capital del Pei- 
no de Mallorca, celebró la Real pro- 
clamación del Rey Nuestro Señor 
D. Carlos III. Palma, impr. de 
José Guasp, sin año, pero la li- 
cencia es de 1760. 4." de 96 págs., 
con una lámina grabada en co- 
bre, que representa la fachada 
de la casa consistorial, ricamente 
adornada, y otra de las medallas 
acuñadas en esta ciudad para per- 
petuar la mea oria de aquel acto, 
ambas láminas grabadas por el 
mallorquin Antonio liordoy. 

1025. 

Rfilivisti (Juan). Médico ma- 
llorquin, natural de Alcudia donde 
nació el dia 15 de julio de 1801 
de D. Lorenzo Reines y D.'^ Fran- 
cisca Ferrer. Ha publicado varios 
artículos sobre el temperamento 
de Alcudia, causas que lo produ- 
cen, enfermedades mas comunes 
y medidas que podrían adoptarse 
para su remedio. Tiene inéditos 
algunos dramas en prosa y verso, 
unos originales y otros sacados de 
las novelas de nuestro amigo don 
Estanislao de Cosca Vayo. Ha es- 
crito ademas: 

I. Observaciones clínicas acer- 
ca las calenturas intermitentes y 
reflexiones sobre su naturaleza y 
sitio. 1833. 4.° Ms. original en la 
academia de medicina y cirujía. 

I I . Memoria sobre las- calentu- 
ras tifoideas observadas en la ciu- 
dad de Alcudia en 1836. Ms. 4." 
que nos hizo ver el Dr. D. Juan 
Trías y Sampol. 

III. Reseña de las teorías y 
sistemas medios y reflexiones clí- 
nicas sobre estos y aquellas. 1839. 
Ms. 4.** original en la academia 
de medicina y cirujía. 



BEI 



241 



reí 



IV. iLas fiehres iiüermilenles 
lenig ñas 2^ropiamente dichas, pue- 
den ser consideradas como pre- 
servativas de otras dolencias? Ms. 
4.° original, id. 

V. Cuatro palabras á el pe- 
riódico La Jio7neopatia, seguidas de 
rejlexíones sobre las fiebres inter- 
mitentes y tratamiento que mas 
las conviene, con una. sucinta histo- 
ria de las causas generales de la 
insalubridad de Alcudia y Po- 
llenza, Muro y la Puebla. Pal- 
ma, impr. á cargo de D. Juan 
(luasp y Pascual, 1848. 4." de 
28 pág-s. 

VI. Clínica médica. Observa- 
ciones sobre la Eclampsia y re- 
f exiones sobre la canosa y trata- 
miento de los tubérculos pulmo- 
nares en la tisis incipiente. 1849. 
Ms. 4." de 49 págs. original en 
la academia de medicina y cirujía. 

VII. Observaciones y reflexio- 
nes sobre las fiebres intermiten- 
tes y su tratamiento . 1852. Ms. 
4.° original,, id. 

VIII. La perla de Alcudia, ó 
sea el asedio de esta ciudad por 
los comuneros en 1521 y 1522. No- 
vela Jiistórica seguida de la his- 
toria contemporánea de Alacdia. 
Por Juan Reines y Ferrer médico 
y cirujano, natural y vecino de la 
misma. Palma, imp. de D. Felipe 
Guasp, 1854. 1 t. 4.° de 6-340-6 
págs. 

IX. L n demócrata alcudiano 
del siglo XVI. Por Juan Reines 
y Ferrer, profesor de medicina y 
cirujia. Palma, impr. de Pedro 
José Gelabert. 1862. 4.° de 8-85 
págs. 

X. Destrucción de Pollentia 
antigua capital de Mallorca y ¿iíio 
que tuvo durante la dominación 
romana. Por Juan Reines y Fer- 
rer, profesor de medici7ia y ci- 
rujia. Palma, impr. de P. J. Ge- 
labert, 1863. 1 t. 4.° Se está aca- 
bando de imprimir. Esta novela, 
como las dos anteriores, son muy 
interesantes bajo el aspecto his- 



tórico, porque las tres comprenden 
curiosísimos datos sobre lo que fué, 
lo que ha sido y lo que es en la ac- 
tualidad la fidelísima ciudad de 
Alcudia. Sin embargo, la historia 
que en ellas aparece confundida con 
la fábula, hubiéramos querido que 
nuestro amigo el Sr. Reines, la 
hubiese presentado enteramente 
aislada; pero de todos modos son 
libros de que no podrá prescin- 
dir el que haya de tratar en sus 
escritos de nuestra Alcudia, si bien 
no encontrará nada absolutamente 
que revele lo que fué de esta ciudad 
durante el sangriento y revoltoso 
dominio de los árabes. 

1026. 

ReiwéS (Lorenzo). Nació en 
Palma el dia 10 de agosto de 1709 
de D. Sebastian Reines y D.^ Apo- 
lonia Vidal. Inclinado desde niño 
á la virtud y á la vida retirada, 
vistió el hábito de religioso tri- 
nitario en el convento de Sancti 
Spiritus de esta ciudad en 23 de 
julio de 1725, profesó igual dia 
del año siguiente, y concluidos los 
estudios recibió' la borla de doctor 
en filosofía. Regentó en esta uni- 
versidad la cátedra de la misma 
ciencia y le fué preciso combatir los 
opuestos sistemas literarios que se 
adoptaban en aquella época. Fué 
lector de teología en su convento, 
adquirió un merecido nombre por 
su talento y por la elocuencia de 
sus discursos, y con este motivo 
obtuvo el nombramiento de cro- 
nista general de la provincia de 
Aragón. Electo posteriorn.ente 
procurador general de su rehgion 
en las de España , le fué preciso pa- 
sar á Madrid, de allí á África, don- 
de visitó el hospital de San Juan de 
Mata en Túnez, y el de Argel, am- 
bos dirijidos y servidos por trinita- 
rios;, y después de haber recorrido 
todos los conventos del continente 
de España, hizo en 1758 un viage 
á París. Allí, aprovechando los ra- 



reí 



rr 242 - 



REÍ 



tos que le dejaban libres los ne- 
gocios de su orden, continuó su an- 
tigua afición al dibujo y al gra- 
bado en cobre, ramos que con mas 
facilidad que primor liabia antes 
cultivado, como puede verse en la 
gran lámina de Sto. Tomas de Vi- 
llanueva, en la déla venida del Es- 
píritu Santo, en la de los mártires 
jesuitas del Japón, en la del B. Si- 
món de Rojas, en la del Salvador, y 
en la de los Santos de su orden San 
Guillermo de Escocia, San Roberto, 
San Guillermo Fscoto y San Mar- 
tin Bueno, todas ellas abiertas en 
cobre por su fecundo aunque in- 
correcto buril. Murió en Palma, 
siendo maestro de justicia, el dia 
13 de agosto de 1786, y su cadá- 
ver fué sepultado en el cemente- 
rio de su convento, que por go- 
zar una multitud de indulgencias 
y poseer una porción de tierra del 
campo santo de los mártires de Ro- 
ma, era enterramiento preferible á 
un suntuoso sepulcro, digna mo- 
rada de los restos de un literato 
sabio, un orador elocuente, un 
hombre de gran virtud, un varón 
eminente en todo género de saber 
y un artista distinguido, como lo 
fué sin disputa el P. Lorenzo Rei- 
nes trinitario. Hé aquí las obras 
suyas de que tenemos noticia: 

I. Ave Maria. Breve compe)?- 
dio de la vida, virtudes i mi- 
lagros del B. Simón de Roxas 
del órd-in de calzados de la San- 
tissima Trinidad, Bede/tcioíi de 
cautivos fundador de la congre- 
gación, de esclavos del dulcissimo 
nombre de María. Sacado fiel- 
mente de los processos para su hea- 
tíficacion, apr ovados por la Sa- 
gitada Congregación de Ritos; éim- 
presso en italiano, en Roma en la 
imprenta de Pedro Ferri, año 
1720, traducido en lengua caste- 
llana por el R. P. Pdo. Fr. Lo- 
renzo Reynés de dicho orden para 
satisfacer á la devoción de los fie- 
les, ¿fomentar la del Dulcissimo 
nombre de Maria. Palina. impr. 



de Antonio Guasp, sin año, pero la 
licencia es de 17(57. 1 t. 8." de 8- 
145 págs. y una lámina del B. Ro- 
jas, grabada en boj. 

II. Compendio sumario o ma- 
terial de Nuestra Santa Regla y 
constituciones del orden de Calza- 
dos de la Santissima Trinidad, 
redención de cautivos, y principal- 
medite de los preceptos contenidos 
en C'las que obligan d culpa ó ve- 
nial ó mortal. 1777. 1 1. 4." Ms. 
original en la biblioteca de Mon- 
tesion. Lleva la firma del P. Rei- 
nes y una nota qt e espresa ha- 
ber pertenecido á la librería del 
convento de trinitarios calzados de 
Talavera de la Reina. 

III. Paralelo ó cotejo de la vi- 
da de la V. M. Sor Clara A n- 
dreu con la V. M. Sor Catalina 
Tomas. I t. 4.° Ms. original en 
poder de las religiosas Gerónimas 
de Inca. 

IV. De laudibus Sanctissima 
Trinitatis. 1 t. 4.° Ms. que exis- 
tia en la librería de su convento. 

V. Resumen de la vida, vir- 
tudes, milagros y preciosa muerte 
del Beato Miguel Ar gemir en los 
Calzados, y de los Santos en los des- 
calzos del Orden de la Santísima 
Trinidad. Compuesto por el P. 
Maestro Fr. Lorenzo Reynés Chro- 
nista General de la Provincia de 
A ragon en dicho Orden df Calza- 
dos, año 1780. Con las licencias 
necesarias. Mallorca, impr. de don 
Ignacio Sarrá y Frau, 1780. 1 1. 8." 
de 106-234 págs. En la dedicato- 
ria á la Virgen Purísima hace una 
curiosa reseña de la fundación de 
la orden trinitaria que tuvo lugar 
en 1198: espone toáoslos devotos 
defensores que ha tenido la Inma- 
culada Concepción en la referida 
orden, empezando por el inglés Pe- 
dro Nombar, que escribió de este 
misterio en Í227: habla de los PP. 
Sebastian Robes, Juan de la Vir- 
gen, natural de Inca, Antonio 
Pont, arzobispo de Oristañy, y 
otros muchos religiosos insignes: 



reí 



- 2i3 = 



REN 



refiere los sucesos de Mallorca de 
1394 y 1409 sobre la pureza de 
María*! Dice eu el prológ-o, que ha 
escrito este libro á escitacion de 
los devotos del B. Miguel, después 
de haberse celebrado en el conven- 
to de Palma las fiestas de su bea- 
tificación el dia 9 de abril de 1780: 
trata de todos los capítulos que 
ha convocado la provincia de tri- 
nitarios de esta isla, y de lo que 
se ha resuelto^ en ellos, haciendo 
mención muy honorífica del V. P. 
M. y Dr. Fr. Tomás Arbós, na- 
tural de Esporlas, provincial de 
Aragón en 1480, del docto Fr, Mi- 
guel Alba y de otros ilustres re- 
ligiosos mallorquines, sin olvidar- 
se del P. í»Ielchor Carreras y de 
los VV. P, Pedro Soíer y Fr. Juan 
Coll. Al prologo sigue la nota de 
los autoresque ha consultado y lue- 
go da principio 4 la vida del B. 
Miguel Argeinir. Divídela en tres 
libros: el I, consta de siete capí- 
tulos y abraza desde su nacimien- 
to hasta su entrada en la religión: 
el II; se compone de catorce, en 
los que refiere sus virtudes: y 
el III, de siete que tratan de su. 
última enfermedad, muerte, mi- 
lagros y beatificación. Por lo de- 
mas, la obra es muy erudita pero 
su estilo es insufrible por lo pe- 
sado. 

VI. Emine'iitis, Patrlarchce 
ordinis SantcR Trinitatis, et cap- 
tivonim, atque apostoli Dalmatim, 
et JDioclice, Sancti Joamiis de Ma- 
ta, operum exposítio. Elahorata 
a Fratre Laiirentio Reynes, Chro- 
nographo Provincice Aragonia 
ejiísdem ordinis, anuo 1781. 1 t, 
4.° Ms. original en la biblioteca 
de Montesion. 

VII. CJironica de ¡a Provin- 
cia de Aragón del orden de la 
tSSma. Trinidad. 5 t. fól. mayor 
Mss. originales en la biblioteca de 
Montesion. Empezó á escribirla en 
1770: es obra erudita y muy rica 
en noticias, de la que sacó el P. 
Silvestre Calvó general de los tri- 



nitarios, q -e falleció en Palma el 
dia 15 de marzo de 1813, los ma- 
teiiales necesarios para escribir 
su Resumen de las prerogativas 
y varoties ilustres del orden de la 
SSma. Trinidad, que dio á luz en 
Pamplona el año 1791, como el 
mismo lo confiesa. 

VIII . BuUariítm ordinis Sanc- 
tissirn(B Trinitatis redemptionis 
captixorum collectíim et scholia- 
tum a R. P. M. F. Laurentio 
Reynes CJironographo provincia 
Aragonue ejusclern ordinis. 4 t. 
fól. Mss. de los cuales existen tres 
en la biblioteca de Montesion. 

1027. 

Rkmoüí (Moisés). Célebre ra- 
bino, hijo de Mallorca, en cuyas 
sinagogas enseñaba la ley de Moi- 
sés. Habla de él Montfaucon en 
su Biblioteca ^k^. 4:\)¿(iq\. 2 Es- 
cribió: 

Mysterium judmi tractatus Ka- 
lalUticns seu formam laiidandi 
Deum, quam scripsit M oyses Re- 
mos de Majorica, confessio lona 
recitandaab infirmo in statu suo. 

1028. 

ReiVOVABD (Martin). Natu- 
ral de Alcudia, profesor de ci- 
rugía que adquirió mucha cele- 
bridad, según D. Juan Reines, 
quien solo apunta su nombre, ca- 
llando sus obras y las noticias de 
su vida. Por mas que hayamos pro- 
curado indagarlas, nuestras ges- 
tiones han sido infructuosas. En 
un Ex voto del santuario de nues- 
tra señora de la Victoria, distante 
una legua escasa de Alcudia, vi- 
mos su retrato, en el acto de au- 
siliar á un enfermo, y la inscrip- 
ción que contiene su nombre dice 
asi: «En el año de 1718 D. Anto- 
nio Pérez López mayordomo deD. 
Pedro Govarra Vázquez, teniente 
de rey de la plaza de Alcudia, cayó 
desgraciadamente del mirador de 



REQ 



= 244 rr 



REQ 



esta santa casa y fué milagrosa- 
mente curado por Martin Reno- 
vard cirujano de Alcudia. (Mendo- 
za fecit).» De sus escritos única- 
mente heaios visto: 

Tradatiís Chirurf/ire. 1 t. 4.° 
Ms. de 250 págs. orip^inal en po- 
der de D. Jaime Barceló y Mestre. 
A lo últim.o se lee: «Fiuivit liunc 
librum Martinus Renovard x\lco- 
diensis, nec non: facultatis chirur- 
gise profesor anno repárate salu- 
tis 1708 séptimo idus maij, in no- 
mine Beatissinife semperque vir- 
ginis MariíE sine labe conceptíe, 
et in nomine Sanctissimas Trini - 
tatis, Patris, et Filii, et Spiritus 
Sancti.» 

1029. 

Re<IíijeseM(S (José María). 
Nació en Mahou el dia 18 de oc- 
tubre de 1815 siendo sus padres 
D, Pedro Requesens y I).*^ Mag- 
dalena Sanahuja. Cursó en su pa- 
tria los primeros estudios y los de 
latinidad, y después pasó á Bar- 
celona donde se dedicó al de far- 
macia, en cuya facultad recibió en 
18461a borla de doctor. Es poeta 
lírico y dramático, individuo de 
varios cuerpos literarios y ha es- 
crito las obras siguientes: 

I. Enrique de Navarra, lla- 
mado el cazador, drama original 
en tres actos y un prólogo. Tar- 
ragona, impr. de D. Antonio Puig- 
rubí y Cañáis, 1845. 8." 

II. Sin empleo y sin miiger. 
Comedia en un acto original por 
D. José María Requesens para 
representarse en Madrid el año 

1849. Madrid, impr. de D. Vicen- 
te de Lalama, 1849. fól. de 10 
págs. á dos colunas. Está en verso. 

III. El delator de su padre, 
drama en cinco actos, traducido 
libremente del italiano. Tarra- 
gona, impr. de Arcís y Curnét, 

1850. 8.° 

_IV. El Recuerdo, periódico 
cientijíco y literario. Tarragona, 



2 t. 4." mayor, el I, 1845. impr. 
de D. Antonio Puigrubí y Canal?, 
y el II, 1846, impr, de Jaime 
Aymat. 

Y. Episodio del sitio y toma 
por los franceses de la ciudad de 
Tarragona en 1811. Tarragona, 
impr. de D. Antonio Puigrubí y 
Cañáis, 1845. 4.« 

VI. Don Rodrigo de Narvaez, 
drama en cuatro actos y en verso. 
Ms. con la aprobación de la junta 
de censura de los teatros del reino. 

VII. Odio, xenganza y amor, 
drama en dos actos y en verso. 
Ms. id. 

VIII. El Escribano, drama en 
cuatro actos y en verso. Ms. id. 

IX. El yerno, comedia en cua- 
tro actos y cfi verso. Ms. 

X. Un protector, comedia en 
cinco actos en prosa. Ms. 

XI. Un autor dramático, co- 
media en dos actos en prosa. Ms. 

XII. La amistad de las mu- 
geres, comedia en tres actos ar- 
reglada á la escena española. Ms. 

XIII. La venta blanca, drama 
en tres actos arreglado al teatro 
español. Ms. 

XIV. Los doce mil, pieza ori- 
ginal en un acto y en verso. Ms. 

XV. U7h contrabandista, pie- 
za en nn acto y eti verso. Ms. 

XVI. El polvo anónimo, pieza 
en nn acto. Ms. 

XMI. Portero, quiero de tus 
cabellos, pieza en un acto, tradu- 
cida del francés. Ms. 

XV III Historia de la repú- 
blica de Genova, traducida del 
francés. 3 t. 4.° Mss. de 300 págs. 
cada uno. 

XIX. Margarita, novela de 
F, Soulie, traducida del francés. 
2 t. 4.° Mss. 

XX. Colección de poesías cas- 
tellanas. 2 1. 4." Mss. de 400 págs. 
cada uno. 

XXI. Leyendas, crónicas y 
cuentos. 2t. 4.^ Mss. de 250 págs. 
el I, y de 319 el II. 



retí 



1030. 



- 245 - 



REU 



ltr.t)nE (ANTOMto). Natural de 
la villa de Inca. Vistió el hábito 
de observante á la edad de 15 años 
y profesó en el convento de San 
Francisco de Asís do Palma el dia 
25 de junio de 1680. Distinguióse 
en el pulpito por su mucha elo- 
cuencia; leyó cátedras de filosofía 
y teología; fué calificador del san- 
to oficio, guardián de su convento 
de Palma, definidor, custodio, pa- 
dre perpetuo de provincia, y en el 
capitulo general celebrado en 24 
de enero de 1714, fué electo mi- 
nistro provincial. Éralo cuando los 
disturbios entre Austríacos y Bor- 
bones, y con este motivo el capi- 
tán general marques de Lede le 
desterró á Menorca con otros cua- 
tro padres del difinitorio que tam- 
bién tuvieron parte en ellos. Ne- 
gocios de su religión le llevaron 
á Roma, donde fué admirado su 
talento por el colegio de carde- 
nales: ofrecióle su Santidad la mi- 
tra de Lipari en- Sicilia, prelacia 
que no quiso admitir prefiriendo 
la oscuridad de su celda al esplen- 
dor de aquella dignidad. Vuelto 
á Mallorca murió en esta ciudad 
el día 22 de junio de 1730. Hé 
aquí 1<) que sabemos de sus es- 
critos. 

I. De Immacnlata Conceptione 
Beat<B MariíB Virginis. I t. fól. 
Ms. que cita el P. Soliveret. 

II. Rejiexiones super causis 
tSanctoruDí Ordinis minoruni. Vbi 
pro impetrancla eoricm canonha- 
tione et cnltu in romana curia 
selectiores resolutiones pro praxi 
ticende á procwatoribus N. O. 
seic caiisarum agentihis diliici- 
danttir. Esta obra y la siguiente 
forman 1 t. fól. Ms. que cita el 
P. Bordoy en su Crónica, diciendo 
que existia original en la biblio- 
teca de San Francisco de Asis. 

III. Paradisíis Virginalis in 
(St emítate prcBordinatns, prcedc- 

T. lí. 



tineatus in tempore^ prcpfiguralns 
in Synagoga^ et expressus in Ec- 
clesia B. V. 31. ah originalis 
reati praservaníe filio libera et 
Í7imaculatissima elucidatvv . 1 t. 
fól. Ms. que comprendía también 
la anterior. Ambas las cita el P. 
Bordoy en su Cró/ñca de los oh- 
servantes de Mallorca. 

1031. 

Btiíiísi (José). Nació eu Palma 
de D. Miguel Reus y D.*^ María 
Ana Pons. Aprovechó notable- 
mente en los estudios, recibió en 
esta universidad la borla de doc- 
tor en sagrada teología, se ordenó 
de sacerdote y obtuvo la dignidad 
de paborde de nuestra catedral. 
Falleció en esta ciudad el dia 15 
de diciembre de 1792. El autor del 
Epilogo breve de les piadosos des- 
velos con que las tres esmelas del 
iluminado Doctor y mártir el Bea- 
to Raimundo Lnlio, del sutil Es- 
coto y eximio Siiarez, rindieron 
las gracias al Dios de las tiicto- 
rias por la que consiguieron con- 
tra Oran las armas Católicas del 
Rey D. Felipe V, en la pág. 21 
llama al Dr. Reus: «alumno el 
mas aventajado del parnaso je- 
suítico del colegio de Montesion » 
y entre varias composiciones en 
verso, inserta un canto épico suyo 
que trata déla rendición de Oran. 
Escribió también una oración en 
latin que lleva este título: Atis- 
picatissimm Hispanm militice con- 
tra Africa^m triimp/d, gratulato- 
rium epicinium. Barcelona, impr. 
de María Martí, 1732. 4.'' 

1032. 

HkUí* (Miguel). Natural de 
Alaró é hijo de Miguel Reus y 
Esperanza Reines: vistió el hábito 
de religioso mínimo, profesó en el 
convento de San Francisco de Pau- 
la en 5 de noviembre de 1676: 
fué algunos años maestro de hu- 

32 



ría 



= 246 z=z 



KIA 



manitlades y falleció en Campos 
el dia 16 de setiembre de 1710. 
Escribi(3 una Gramática ¡atina, 
esplicada en mallorquin con va- 
rias notas é ilustraciones, obra que 
prueba lo instruidísimo que estaba 
el autor en la materia de que trata. 
Es 1 t. en 4-.^ mayor, Ms.que con- 
serva D. Antonio Mas y Vidal 
Pro. de la villa de Campos. Al 
fin del mismo se lee: «Mi Mode- 
rator Joannes Rossiñol presbyter; 
ad majoren tuam laudem, utili- 
tatemque puerorum cons;inf;^ui- 
neorum meorum, quibus edidi hunc 
librum: humiliter te oro, ut di<i-- 
neris corrigere eundemet librum 
á me fratre Michaele llens Ürdi- 
nis Sancti Francisci de Paula, nec 
non indigno discípulo tuo, elabo- 
ratum. Ad tuamque correctionem 
me subjicio. Salutem in Domino. 
Amen. Finem dedi décimo Kalen- 
das Septemb. 169-4.» 

Rey^es, — V. Reines. 



1033. 

RiAiiBAU (Francisco Javieu). 
De la antigua y distinguida fami- 
lia de su nombre, establecida en 
Ibiza desde el siglo XIV; varón 
sabio, austero y penitente, de quien 
debía ocuparse la docta pluma del 
P. Juan Artigues jesuíta mallor- 
quín, sí su temprano y desgraciado 
fallecim.iento no se lo hubiesen im- 
pedido. Nació en Ibiza el dia 6 de 
diciembre de llOé, de los Sres. D. 
Pedro Onofre Riambau y D.^ Cata- 
lina Guasch. Hizo sus estudios en 
Palma con los PP. jesuítas y su 
amor á la religión le inclinó ix pe- 
dir entrada en la de San Agus- 
tín, cuyo hábito vistió en el año 
1732 á los 28 de su edad. Des- 
tinado por los superiores de su or- 
den á la provincia de Castilla, re- 
sidió muchos en Alcalá y en el 
convento de San Felipe el Real de 
Madrid, donde sirvió constante- 



mente al maestro Florez, ausilii'in- 
dole en sus tareas y hacií'índohí 
comprender la lengua griega que 
el P. Riambau conocía perfecta- 
mente. Por su esquisítft instruc- 
ción en geografía, historia, lite- 
ratura, cañones, leyes, idiomas 
francés, italiano, griego y hebreo, 
le consultaban los sabios de pri- 
mer orden y s^e honraron con su 
amistad el P. Nicolás Gallo, don 
Tomás Iriarte y otros que some- 
tían sus obras al examen del ibi- 
zenco ilustre. Un accidente apoplé- 
tico le quitó súbitamente la vida 
en Madrid el dia 8 de octubre de 
1770. después de haber obtenido 
en su religión los grados de ])re- 
sentado y de predicador general. 
Escribió: 

I. 1) Oí] mas de la I f/Iesia Ro- 
mana defendidos del 1)í\ Jacinto 
Fonte Agustino, obra escrita en 
toscano y traducida al castellano 
por Fray Francisco Kiamlau no- 
vicio de la orden del Gran P. S. 
Aíjnstin. El original de esta ver- 
sión existía sin concluir en la bi- 
blioteca de S. Felipe el Real, se- 
gún el P. Villafranca. 

II. De Verlo DeiScripto, site 
criterium, tihi divince ¡ittera, ad 
amussiiíi exacta discutiuntur, ex- 
plicantur, tnentur, Anctore Fra- 
tre Francisco Riamhao, Ebusensi, 
Auyícstiniana Relir/ioni^ alumno. 
¿>uperioru7n permissu. Matriti: 
Apud Joachini Ibarra. Anno 
MDCCLXI. 1 1. 4.° de (48)-620- 
(20) págs. La licencia del Consejo 
dada en Madrid á 1 1 de agosto de 
1760, se concedió para dar á la 
estampa cuatro tomos, pero solo 
se imprimió uno, sin espresarse en 
su portada que sea el primero. El 
autor en el prólogo también dice 
que su obra consta de cuatro to- 
mos. Entre los preliminares se 
cuentan: la dedicatoria al Reve- 
rendissimo Patri Francisco Xa- 
rerio Vázquez, totius augnstinia- 
ni ordinis priori generali, Fran- 
ciscns Xarerins Riaonbaíis, ejvs- 



RÍA 



= 247 = 



ría 



de/)i tiUimus Frater Oicliiüs, («ic) 
ceternam feUcUalcm; las liceucias 
de la religión de agustinos, del 
ordinario y del consejo; la fe de 
erratas; la tasa; De lihri mendls 
fmjtcsce; el índice, y el Praifatio 
ad lector em. En este último, y en 
el testo de su obra ostenta el P. 
Riambau su portentosa erudición 
y áu inteligencia en el griego, 
pues intercala muchos pasages en 
este idioma. Las últimas ,20) págs, 
comprenden el índice alfabético de 
cosas notables. Es libro tan raro 
que no conocemos mas que dos 
ejemplares, uno en la biblioteca de 
Montesion, y otro en la del tír. I). 
Francisco Truyols, q;ie perteneció 
al P. Luis de Villafanca. 

103 1. 

KiAMnAV (Juan'. Nació en 
Ibiza el dia 23 de febrero de 1089 
de D Pedro Onofre Riambau y D.^ 
Catalina Guasch. Hizo los estudios 
en Mallorca, defendió conclusio- 
nes públicas en la iglesia de San 
Francisco de Asis de Palma el dia 
1.^ de julio de 1711 y- en el año 
de 1717 recibió la borla de doctor 
en ambos derechos en esta uni- 
versidad literaria. Ejerció muchos 
años la aljogacia en los tribuna- 
les de Mallorca, adquiriendo muy 
justa celebridad: pasó después á 
Madrid, donde llegó á ser repu- 
tado por uno de los mejores ju- 
risconsultos de la corte, luitre otros 
muchos de sus clientes notables se 
cuenta el F>scmo. Sr. conde de 
Aranda, en cuya casa tuvo su ha- 
bitación, y recibió por su influjo 
algunas distinciones. Obtuvo el 
destino de asesor y subdelegado 
de rentas, y falleció en Madrid el 
año 1768. Escribió: 

I. Discursos legales. Mss. Cí- 
talos el Sr. Torres Amat. 

II. J. M. J. Por D. Antonio 
Dámelo, Togorcsy RocaheHí mar- 
qiies de Bellpiiig con D. Fran- 
cisco Dámelo sn IiermanfK romo 



padre y legitimo administrador 
de D. A ntonio Dámelo y San Juan 
sil M jo pupilo , y con D. Juan Al- 
berto Dámelo Capitán de Infan*- 
íeria española, sobre la succesion 
del marc/uesado de Bellpuig y de 
los vínculos y fideicomisos fun- 
dados por D. Alberto Dámelo, D. 
Damián Dámelo, D. Antonio Dá- 
melo, D. Alberto Dámelo, otro D. 
Alberto, otro D. Antonio yD. Ge- 
rónimo BalUster de Togores Con- 
de de Ayanians y Lloseta, á qíie 
ha salido D.^ Beatriz de Salas y 
Sureda muda y heredera uniter- 
sal de D. Alberto Dameto y JJs- 
pañol, marques que fué de Bell- 
puig último poseedor de estos fi- 
deicomisos. Imp. fóL, al parecer 
en Madrid, sin año. 

III. Por la Egregia D!^ Jua- 
na Nuiíiz de San Juan Zaforteza 
Condesa de Santa María de For- 
miguera con D. Francisco de Vi- 
Ualonga y Mir Caballero del há- 
bito de Santiago. Imp. en Palma 
fól. sin año, pero lleva la fecha 
de 12 de mayo de 1724. 

IV. Alegación eji hecho y de- 
recho por la Egregia D.^ Juana 
Nuñiz de San Jtmn, Zaforteza, 
Condesa de Santa María de For- 
migucra, con D.^ Beatriz y D.^ 
María de Veri, hijas y herederas 
de D. A ntonio de Veri y de Oleza. 
Imp. fól. sin año ni lugar, de 94 
pags. y un árbol genealógico. Lle- 
va la feclra de Palma 27 de no- 
viembre de n22. 

V. Por el estado eclesiástico 
del Reino de Mallorca con el Sr. 
Fiscal de S. M. sobre la exención 
de tallas y derechos de aduanas, 
nieve y aguardiente q?(e debe go- 
zar por derecho y costumbre in- 
memorial en aquel Reino, y sobre 
la franqueza que le pertenece en 
la gaveta de la Sal al tenor de las 
Reales órdenes de S. M. Imp. fól. 
al parecer en Madrid, sin año ni 
imprenta. 

VI. Por Juan Frau y Mcs- 
quida. con Antonio Blanquer, 



ría 



= 248 = 



ría 



Juan Zahalcr y otros. I:i.p. fól. 
sin año ni Ing-ar. 

VIL A legación juridica en fa- 
tior de la Condesa de Santa Ma- 
ría de Fonmguera contra D. 
Francisco de Villalonga y Mir, 
sobre resti¿i(cion de cantidades. 
Imp. fól. sin año ni lugar, de 38 
págs. 

VIII. Por D. Antonio Jvan 
Sierra curador de los bienes libres 
fjm quedaron de 1). Gabriel F usier 
de r/uien es Jierederoescripto D . Ni- 
colás de Oleía Carallero del orden 
de Alcántara su primo, por D. 
Antonio Ferrandell por si y corno 
heredero de J). Miguel Ferran- 
dell su hermano, D.^ Francisca 
Fortuüy San Juan y Sureda. y 
en rebeldía i>.'' Margarita Tru- 
yols riuda y hereiera unitersal 
de D. Berenguer de Iloms y San 
Juan, soh'e la pertenencia del pre- 
dio Calbet y demás bienes de i>." 
Francisca Sureda. Imp. fól. sin 
año ni lug-ar. 

IX. Relación ajustada y acor- 
dada en hecho en el pleyto y cau- 
sa que se sigue en esta Real Au- 
diencia de Palma entre partes-, 
de una D.^ María y D.^ Beatriz 
de Veri y Ferrandell con D.^ 
Juana Nuñiz de San Juan xluda 
y hered'ra usv fructuaria de D. 
Raimundo Zaforteza conde de 
Santa Maria de Formigucra, só- 
brela liquidación del fideicomiso 
que dispuso D.^ Leonor Togorcs, 
MvgerdeD. Pedro JuanQicint de 
12,000 libras que le constituyeron 
en dote, en su testamento de 27 
de noviembre de 1607. Imp. fól. 
de 142 páo-s. sin año ni imprenta. 
Lleva la fecha de 20 de diciem- 
bre de 1722. Este escrito jurídico 
lo trabajó Riambau en unión del 
abogado D. Bartolomé Antonio 
Bordils. 

X. Por D.^ Francisca For- 
twñy, San Juan y Sureda Viiida, 
reciña de la Citcdad de Palma 
Capital del Reino de Mallorca, 
con D. Gerónimo de Salas y Da- 



meto, vecino de la misma Ciudad, 
sobre la liquidación del fideico- 
miso dispuesto por D.^ Beatriz 
de Salas y Veri, y sobre la nu- 
lidad y injusticia de diferentes 
procedimientos hechos en esta cau- 
sa por la Real Audiencia de aquel 
Reyno. Imp. fól. al parecer en Ma- 
drid, sin año ni imprenta. 

XI. Por Doña Isabel Zafor- 
teza y Sureda de San Martin Viu- 
da, madre y curadora de Don Ga- 
briel de Berga, Zaforteza, Zan- 
glada y Valenti su hijo, Caza- 
llero del ¿hilo de Calatrara y 
Gentil-hombre de Cámara de Su 
M a gestad. Con Don Ramón Zan- 
glada, Regidor de la ciudad de 
Palma yí). Pedro Orlandiz. Imp. 
fól. de 28 págs. sin año ni lugar, 
pero lleva la fecha de Palma 6 de 
noviembre de 1724. 

XIL Alegación en hecho y de- 
recho por D. Nicolás de Berga y 
Santacilia Caballero delhábilo de 
Santiígo y Antonio José Mulet 
notario, curador depositario de la 
herencia de D. Nicolás Togorcs 
Montahans, actor demandante^ 
con D. Ahguel Ballester, Fuster, 
Sant Marti, Termens, Gual, de 
Oleza, Olim de Togores conde de 
Ayamans y de Lloseta, reo de- 
mandado. Imp. fól. sin año ni lu- 
gar. Lleva la fecha de Palma 17 
de mayo de 1725. 

XIII. Segunda alegación en 
derecho por D. Gabriel Fuster y 
San Juan y D. Sahadar Balles- 
ter de Oleza, su cifrador, con D.^ 
Margarita Truyols viuda y here- 
dera de D. Berenguer Doms y San 
Juan y D. Francisco Baltasar 
Tomás y Sureda. Imp. tól. de 50 
págs. sin nombre de la imprenta, 
con fecha de Palma 13 de enero 
de 1723. 

XIV. Alegación jurídica por 
el clero secular de la ciudad y 
Obispado de Goatemala y el cura 
párroco del territorio que llaman 
de las Bacas, con la provincia de 
San Vicente de Chiapa y Goite- 



ría 



- 249 — 



RIB 



mala, arden de Nuestro Padre 
^anlo Domingo, á fp(C lia salido 
el fSr. Fiscal, sobre la adminis- 
trado Ji de la cura de almas de 
los Españoles y Ladinos que re- 
siden en el pueblo de San Miguel 
Petapa y demás contenido en au- 
tos. Imp. fól. al parecer en Ma- 
drid, de 9(5 pág-s. 

XV. Satisfacción que con el 
mas humilde rendimiento ofrecen 
á los Reales pies de S. M . y al 
Svpre^no y Real Consejo de Cas- 
tilla, el estado eclesiástico, el Ca- 
bildo metro]}olitano de la Santa 
Iglesia de Valencia y el de la Co- 
legial de Gandía. Imp. fól. al pa- 
recer en Madrid, sin año ni im- 
prenta. 

XVI. A legación en hech o y de- 
recho por D.^ Isabel Za forte: a y 
Sitreda Vinda, madre y curadora 
de D. Gabriel de Berga, Zan— 
glada y Valenti, Cavaílero de la 
orden de Calatrava y Gentil hom- 
bre de C cunar a de S. M., coi^D. 
Anto:iio de Serralta Car altero de 
la misma orden, Receptor del San- 
to Oficio de la Inquisición y Re- 
gidor de la Ciudad de Palma. Imp. 
fól. de 123 págs. sin nombre de 
la imprento, con fecha de Palma 
23 de febrero de 1725. Hay un ár- 
bol genealógico, sin foliación. 

XVII. Apéndice d la alega- 
ción escrita por el margues de Be- 
oíamejí. Mariscal de Alcalá, en 
el pleyto que en el Consejo litigan 
el Sr. Fiscal y el marques, con 
el Prior del Real Contento de San 
Marcos de León de la orden de 
Santiago, sobre retención de letras 
ejecutoriales. &c. Imp. fól. al pa- 
recer en Madrid, sin año ni im- 
prenta. 

XVIII. Defensa jurídica y 
7nanifiesto de la jurisdiccio7i Real 
sobre las millidades de los j)roce- 
dimientos y censuras en que el il- 
lustríssimo Señor D. Juan Fer- 
nandez Zapata Obispo de Ma- 
llorca ha declarado incursos al- 
gunos ministros de la Real Au- 



diencif. Imp. fól. 1725 de 26 \rdgs. 
sin pié de imprenta. 

1035. 

IfiíiiAS (Antonio). Poeta ma- 
llorqnin del siglo XVII, de quien 
únicamente sabemos el nombre y 
que fué amigo del distinguido y 
virtuoso vate Miguel Ferrando de 
la Cárcel, En elogio de este y de 
su Vigilant despertador escribió 
Ribas al frente de la referida obra 
el siíTuiente 



^S^^^! 



O tú, qne vas sercanl apresnrát 
Dcscans en aquest mar tant rcvollós, 
Aqucst Cárter pendras hoiil lo repós 
Eslá dívinainent cdifícát. 

Si per rjqucsas corres dcsvctlat, 
Eslá ab eH lo thresór mes precios; 
Puis per clernamcnl va desHjós 
Teñirte del pecat cscarceral. 

Y si scrcas regalos y dulsuras, 
Est Cari'cr es dolsór de las millors. 
Un mannú que'ns aviva la mcmorla: 

Si per cas gloria vols, honra procuras, 
També l'heylrobaras, que es honra y glorio. 
Es un ccl- pie de llums, de rcsplandors. 



ro^ 



1036. 

Rbb.4S (Gabriel MArjANo). 
Presbítero, natural de Palma é 
bijo de los Sres. D. Miguel Ma- 
riano Ribas de Pina y I).^ Juana 
Ana Gallard del Cañar. Ha sido 
ecónomo de la iglesia parroquial 
■ de Santa Eulalia. 

I. Mes de 31 aria ó devoció á 
María Santissima ah que se li con- 
sagra el Mes de maig ab so exer- 
cici de sa oració Mental y rocal. 
Palma, impr. de Esteban Trias, 
1846. 1 t. 8.° de 272 págs. con 
una lámina de la Virgen Purísima. 



RIB 



I^ segunda edición lleva esta por- 
tada: Mes de maig ó devoció é 
María Santissima ah qne se li 
consagra el dit mes ab s'exercici 
de sa oració mental y xocal. Dis- 
post per I). Gabriel Mariano Ri- 
bas ]37^evere. Segona edició. Vnl- 
ma,, impr de Esteban Trias, 1858. 
8.° de 246 pf'igs. Hay nna terce- 
ra edición, corretjida y aumenta- 
da ah -so día crisi'iá. Palma, impr. 
de Juan Colomar, 186 L 8.^ de 
252-44 púgs. 

II. Dia cristlá y actes prcpa- 
o'alorís y de acció dz gracias per 
la Sagrada confessió y eo7)mnió. 
l'aima, impr, de I). Felipe (niasp, 
1856. 8." de 56 p;igs. Hay una 

í^eg-unda edición: Palma, impr. de 
Juan Coiomar, 1861. 8.*' de 48 
págs. 

III. JiJl tercer estandarte del 
//lorio.^o Saii Francisco de A sis 
V sea breve relación del orif/en, 
priTileqios y excelencias de su ter- 
cera orden. Con una sucinta no- 
ticia de la vida de los santos, bea- 
tos y venerables que d ella perte- 
necen. Obriza compuesta por 2). 
Gabriel Maria7io Ribas Pro. ter- 
ciario franciscano. Con licen- 
cia del ordinario. Palma, impr. 
de D. Felipe Guasp, 1862. 1 t. 
S." de II-lV-II-'499-(18) pígs. 
El catálogo de los santos, beatos 
y venerables de la tercera orden, 
<jue forma la parte mas curiosa 
de este libro, as numerosísimo y 
muy completo. Si el Sr. Ribas no 
lia visto el Año terciario que dejó 
Ms. el P. Ramón Liado observante, 
obra muy parecida á la que exa- 
minamos, muchas habrán sido las 
vigilias que habrá tenido que em- 
plear para recoger noticias tan im- 
portantes al objeto que se ha pro-- 
puesto. Hubiéramos deseado sin 
embargo mas extensión y mas ri- 
queza de datos en los artículos de 
los diez y seis venerables mallor- 
quines que intercala en el lugar 
correspondiente, ya que suele ser 
nías difuso en los de otroí^ que no 



- 25Ü = RIB 

])ertenccen á este ])a¡s y por lo 
mismo no ti(nien para nosotros tan- 
to interés. Con haber consultado 
el Sr. Ribas la Crónica de obser- 
vantes del P. Bordoy, el Monn- 
menta SerapMca del P. Antonio 
' 01 i ver, y los copiosos Mss. del P. 
Serra y Ventayol, obras que no ha 
visto, nada hubiera dejado qne de- 
sear la suya, y no incurriera en 
el error de dar á la V. Juana No- 
guera este apellido, cuando tuvo 
el de Borras, de no conocer el de 
Nicolau que llevó por su padre la 
V. ^Margarita Rosa de Jesús Ma- 
ría, de ouiitir entre los terciarios 
ilustres por su virtud á la V. San- 
cha de Mallorca, reina de Jeru- 
salen, de Ñapóles y Sicilia, á cuya 
instancia couipró su marido el rey 
Roberto, de quien habla el Sr. Ri- 
bas en la pág. 315, los lugares 
santos de Palestina, y no hubiera 
dejado de colocar en' la Scxt'i, es- 
celencía los nombres de Esclara- 
mnnda reina de Mallorca, citada 
como terciaria ] or su hija San- 
cha, y los de toda la fairiilia real 
de Portugal, que en 1612 vistió 
de mano del P. Ignacio (iarcía ma- 
llorquín el santo hábito de la ter- 
cera orden. Por lo demás, el libro 
del Sr. Ribas compensa con usu- 
ra las fatigas ({ue á su autor ha 
costado el escribirlo. 

1037. 

HiBAS (Ignacio). Médico ma- 
llorquín, natural de Palma, in- 
dividuo de niíniero de la acade- 
mia de medicina y cirujiade esta 
ciudad. 

I. 3/enioria sobre el calóricoy 
1854. Ms. 4.° original en la refe- 
rida academia. 

II. Consideraciones sobre la 
acción quimica de los medicamen- 
tos. 1856. Ms. 4." de 42 págs. 
orio-inal id. 



RIB 



10:38. 



= 251 — 



RIB 



RiliAí4 (Ju.vn). Hay quien le 
nree inallorquin, liijo do la villa 
de Santa Marg-arita, y hermano 
del V. P. Fr. Francisco Ribas ob- 
servante^ que tan disting-uidos ser- 
vicios presto en tiempo del gran 
contagio de 1652; pero nosotros 
tenemos casi por seguro que no 
fué natural de esta isla, y si le 
incluimos en nuestra Biblioteca, 
"es por constarnos que vivió muchos 
años en Palma, y porque alguno 
de sus escritos tiene relación con 
nuestro ilustre paisano Ramón 
LuU. Fué religioso de la orden 
de predicadores, residía en 1665 
en el convento de Granada, sien- 
do ya presentado, y hemos leido 
que falleció en Córdoba el dia 4 
de noviembre de 1687. Hé aquí 
lo que sabemos de sus obras: 

I. Teatro délos Jesuítas. Coim- 
bra, sin nombre de la imprenta, 
1654. 1 t. 4.*» 

II. Sit ovo d el Cesar. Supó- 
nese que este opúsculo se impri- 
mió furtivamente en Mallorca y 
que para disimularlo se estampó 
en la portada un lugar de impre- 
sión y un nombre de impresor apó- 
crifos. Es un libelo contra la vir- 
tud, fama y doctrina de Ramón 
Lull, que no hemos podido ver, 
apesar de que circuló con profu- 
sión en 1662, año en que parece 
se dio á la estampa. En el de 1663 
adoleció su autor de una enferme- 
dad muy grave y habiendo he- 
cho voto de retractarse de las ca- 
lumnias que habia prodigado á 
nuestro insigne paisano, consi- 
guió restablecerse completamen- 
te, y no tardó en cumplir su ofre- 
cimiento, dando á luz el dis- 
curso que sigue, habiendo quien 
le quiere impreso en esta ciudad, 
pero no es así, porque sus tipos 
no pertenecen á imprenta mallor- 
quína. 

III. Advertido entendivúento y 



HÍtiiua voluntad., satisfacción qne 
dá el presentado Fr. J'uan Ribas, 
Religioso anoiqne indigno, del Jid- 
bito del glorioso Patriarca ^Santo 
Domingo de Ouzman . Con Ucen- 
cia de los superiores. Torino, impr. 
de los herederos de Juan i)ome- 
nico Tarino, año 1664. fól. Prue- 
ba en esta obra que los ultrajes 
hechos á Ramón Lull en su es- 
crito anterior son maliciosos, pof- 
(pie los errores que con ellos atri- 
bula al mallorquín ilustre, son los 
mismos de que adoleció el catalán 
Ramón Lull de Tarraga. Dice que 
conti'a este, y no contra nuestro 
Ramón, deben entenderse Ins le- 
tras que el Papa Gregorio XI di- 
rigió al arzobispo de Tarragona y 
al inquisidor Eymerich, para que 
recojiesen y condenasen sus escri- 
tos heréticos, entre ellos el libro 
titulado Intocacion de los demo- 
nios, que con los demás fueron 
mandados quemar por la silla apos- 
tólica. Para apoyar este aserto 
cita una autoridad, que cautelo- 
samente omitió en su libelo, que 
es Francisco Peña, quien en su 
queslio7h XXVII retíriéndose al 
registro del archivo vaticano, que 
vio original, dice: «Littere Pap;i3 
Gregorii ad archiepiscopum Tar- 
raconensem et Nycholauíu Eyme- 
ricum Inquisitorem in Regno x\ra- 
goniai quibus ])ra^cipitur ut mqui- 
rant et procedant contra Raymun- 
dum Lullum de Tarraga tenenteni 
quosdam hsereticales artículos &c.» 
Impugna el P. Ribas, con otros 
n;uchos fundamentos, á los domi- 
nicos Sus, Emburgy Besovio, por- 
que el libro de Invocación de los 
demonios lo atribuyen á Ramón 
Lull de Mallorca. Con un breve 
apostólico de 1393 prueba la fal- 
sedad de unas letras dadas en Avi- 
ñon por Eymerich contra el ma- 
llorquinLull. Y últimamente, para 
honra y gloria de este siervo de 
Dios y para vindicarle de los ul- 
trajes que le ha dirijido en su opús- 
culo anterior, cita los documen- 



RIB = 252 = RIB 

tos y pruebas de su virtud y sa- debe estrañarse que este drama á 



ber'que trae la Nitela francis- 
cana, 

IV. Carla del Presentado Fr. 
Jíiaii Ribas del orden de Santo 
Domingo, da razón de algunos 
2}untos •jyerteíiecientes á el Adver- 
tido entendimiento y icUiína vo- 
luntad, con que satisfizo d los que 
hahia intentado ofender en s a pa- 
pel nombrado Sit oro a el Cesar, 
á %n Maestro de su religión. To- 
rmo, por los herederos de Juan 
Motnenico "Tarino, á diligencias 
de Toleméo Pimaco liarleMuri: 
fól. Es muy estraüo que el eru- 
dito P. Custurer no bable una pa- 
labra de Ribas, ni de sus escritos, 
que le habian de ser conocidos. 

V. Defensa de la doctrina 
del angélico Doctor, mejor ejecu- 
tada, y su juramento mas bien 
cumplido, con la Real insi)iua- 
cion obedecida, diciendo: Bendito 
y alabado sea el Santissinio 6'a- 
cramento y la Inmaculada Con- 
cepción de la Virgen María Nues- 
tra Seíiora Concebida sin mancha 
de pecado original en el primer 
instante de su ser. Madrid, irapr. 
de Pablo Val, 1663. fól. 

VI. . Sermón de la Inmacu- 
lada Concepción de la Virgen Ma- 
ria. Granada, impr. de Francisco 
Sancbez, 1665. 4." 

1039. 

liinKRA (José). Natural de. 
Palma é hijo de los Sres. I). Ge- 
rónimo Ribera y Ayála y I).^ Ma- 
ría Francisca de Gozar. Gultivó la 
poesía castellana y falleció joven 
en esta ciudad el día 20 de marzo 
de 1862. 

Una deuda antigtia. Drama en 
iin acto y en 'cerso, original de 
D. J . R. y G. Palma, impr. de 
Francisco Ramis, calle de Puig- 
dorfila, núm. 2, 1853. 8.° mayor, 
de 38 págs. Dícese que su autor, 
poco antes de fallecer, quemó toda 
la edición, y si esto es cierto, no 



los nueve años de haberse im- 
preso se haya hecho tan raro que 
no han valido nuestras prolijas di- 
liííencias para haber á Jas manos 
mas ejem])lar que el que nos ha 
facilitado el i^r. 1). Guillermo Fe- 
liu abog-ado, único tal vez que se 
escapó de la hoguera, pues nos 
aseguran que para aumentar su 
llama recojió todos los que ha- 
bía repartido á sus amigos. Pue- 
de que su autor, afectado esce- 
sivamente por la crítica, severa 
por cierto, que de Una deuda an- 
tigui publicó el 10 de julio de 1853 
en el Genio de la libertad, perió- 
dico de Palma, el escritor I). Joa- 
quín Fiol, se hiciese incendiario 
de sus propias composiciones. A 
los Mss. suyos les cabria la misma 
suerte que al drama impreso, pues 
no se le encontró ninguno. 



1040. 

RiUKRA (Maiua ÍNiis). Hay 
sucesos en la vida de esta señora, 
que por lo notables y asombre sos, 
son merecedores de un examen de- 
tenido y estenso, impropio de los 
estrechos límites del artículo que 
de justicia debemos dedicarla en 
nuestra Biblioteca por su cuali- 
dad de escritora. Sin embargo, 
con el objeto de desvanecer ideas 
sujeridas por algunos que se han 
permitido censurar su conducta, 
referiremos, aunque muy somera- 
mente, algunos de los principales 
acontecimientos de su azorosaexis- 
teucia. Nació en Palma el día 4 
de abril de 1790 de los Sres. don 
Gerónimo Ribera y D.^ Margarita 
Ana Garau, y apenas contaba la 
edad de 13 años, cuando tuvo la 
desgracia de poder ofrecer al mun- 
do uno de los muchos ejemplos de 
las fatales consecuencias que ge- 
neralmente esperimenta la niña 
que, encerrada en los claustros á 
tiempo en que aun no sabe ni pue- 
de pensar, es por consiguiente du- 



RIB 



=: 253 = 



RIB 



dosa su vocación al optado religio- 
so. Escojido este, no por ella, sino 
por sus padres, le vistieron el há- 
bito de g-erúniraa en el monasterio 
de Palma el dia 9 de noviembre 
de 1803 y dorante su noviciado, 
si bien daba á comprender lo poco 
satisfactorio que le era aquel gé- 
nero de vida, tuvo que lamentar 
el interés que liabia en que ella 
fuese religiosa, por parte de per- 
sonas á quienes correspondía, en 
aquel caso, toda la herencia de su 
opulenta familia. Llega el dia de su 
profesión (12 de abril de 1806), y 
desde aquel momento datan sus me- 
lancólicas meditaciones, su opre- 
sión, y el abatimiento de su es- 
píritu. Conociendo su padre' los 
sinsabores y disgustos que ince- 
santemente la aflijian, procuró 
aunque tarde, los medios de con- 
solar tan penosa situación, siendo 
uno de ellos el de que entrasen en 
el monasterio, en clase de edu- 
candas, las hijas de D. Bernardo 
Ribera, primo de D."' María Inés, 
que estuvieron á su cuidado en- 
señándolas perfectamente á leer y 
escribir, á decorar la doctrina cris- 
tiana por un método suyo á ma- 
nera de diálogo, y á hacer labo- 
res muy delicadas que ella había 
aprendido sin necesidad de maes- 
tro. Conducíase la infeliz Sor Ma- 
ría Margarita, nombre que se le 
dio al profesar, con la mayor mori- 
geración, esforzándose en oc Itar 
lo violenta que vivia en el claus- 
tro, y sin dejar de asistir á los ac- 
tos religiosos de la comunidad. 
Solo su familia y su padre espi- 
ritual comprendían la causa de su 
inquietud, y de su continuo su- 
frimiento, el trastorno de su ima- 
ginación y la pérdida de su salud. 
En tan añictivo estado vio correr 
los días que fuera del claustro hu- 
bieran sido los mas placenteros de 
su vida, y únicamente consiguió 
hacer algún tanto soportable su 
desgracia dedicando el tiempo que 
podia á la lectura de buenos li- 
T. II. 



bros, y al estudio de humanidades 
y de varios idiomas; estudios que 
protejidos por su talento precoz 
consiguió llevar á la perfección. 
Treinta años contaba la madre Sor 
María Margarita cuando en el de 
1820 la proclamación de la consti- 
tución de 1812 abrió las puertas 
del encierro que ella creía perpe- 
tuo y, como era consiguiente, tra- 
tó desde luego de respirar el aire 
libre que el cambio político le 
ofrecía: invoca sus derechos, sale 
de su prisión el dia 2 de mayo 
de 1821, y con fecha de 12 de 
marzo de 1822 obtiene el breve 
apostólico de secularización. El 
padre de D.'^ María Inés Ribera, 
único responsable de los males que 
por espacio de 18 años habían 
aquejado á su hija, no dejó de 
quedar complacido al tenerla en 
su casa y de manifestar por ello 
gran satisfacción; pero ni siquiera 
pensó jamás en procurar por los 
medios legales su completa liber- 
tad, sino que desvanecía las con- 
tinuas instancias que para ello le 
hacia incesantemente D.^ María 
Inés. Esta lloró la muerte de su 
padre en 1 1 de julio de 1821 sin de- 
jar arreglados sus intereses, y con 
este moiivo empezó para ella una 
seg'unda serie de conflictos y pe- 
sares mas graves, si se quiere, que 
los que había esperimentado en el 
claustro. l"'.ra l).'^ María Inés su- 
cesora indisputable á una parte del 
rico mayorazgo fundado por don 
Gerónimo Ribera y Marques, co- 
mo hija única de su padre, últi- 
mo poseedor del mismo, y en el 
momento de quedar huérfana se 
vio envuelta en una multitud de 
reñidos y costosos pleitos. Míen- 
tras que estos seguían su curso, 
llega el año 1823, época en que 
Fernando VII, por decreto de 1.° 
de octubre, declaró nulo todo lo 
obrado por las cortes y por el go- 
bierno de 1820, y temerosa doña 
María Inés de perder de nuevo su 
libertad, obtiene permiso del or- 

33 



KIB 



254 rr 



RIB 



dinario eclesiástico paní pasar ú 
Francia y fija su residencia en Mar- 
sella, donde entró en conocimiento 
de la persona que mas adelante 
habia de ser su esposo, y desde 
luego empezó á practicar su< di- 
ligencias para obtener del pontí- 
fice la dispensación de sus votos, 
teniendo por protector en tan de- 
licado negocio al duque Pedro Lan- 
ti. Facilísimo le era justificar la 
violencia con que, contra su vo- 
luntad, se la obligó á profesar; 
pero enemigos visibles é invisibles 
agitaban en contra escritos flori- 
dos y pomposos, blandiendo en 
ellos las armas de la moral reli- 
giosa, para estorbar el éxito que 
creía obtener en sn justa pretei.- 
sion. Dificil de orillar era el obs- 
táculo que la corte de liorna opo- 
nía ante todo, esto es; que la nu- 
lidad de votos no se había pedido 
durante los cinco años siguientes 
á la profesión, término marcado 
por las leyes canónicas; pero fácil 
de comprender el motivo que dofia 
María Inés tuvo para no hacerlo. 
Así lo conoció la Santa Sede y por 
iin breve de 15 de febrero de 1824 
la dispensó el no haber reclamado 
en tiempo oportuno. Formóse en 
consecuencia un espediente en Ma- 
llorca, en el que probó la intere- 
sada la violencia de ingreso y pro- 
fesión en el monasterio de geró- 
nirñas de Palma, y acompañán- 
dolo, como apoyo de la solicitud 
que desde Marsella elevó á Su San- 
tidad para que declarase nulos sus 
votos, se pasó al nuncio de Roma 
en España para que previos infor- 
mes del ordinario de Mallorca, es- 
pusiese lo que en justicia tuviese 
por conveniente. Hallábase ya en 
Palma la Sra. Ribera donde re- 
clamba su presencia la peligrosa 
enfermedad de su madre y el defi- 
nitivo arreglo de sus intereses, y 
en su patria recibió un breve apos- 
tólico de 21 de enero de 1826 de- 
clarando nulos y sin ningún va- 
lor, los votos que habia hecho en 



su profesión religiosa, micntra.s 
probase de nuevo la falta de voca- 
ción y la violencia de su ingreso. 
Instruyóse para ello un segundo 
proceso en el tribunal eclesiástico 
de esta diócesis, y después de lar- 
gos altercados y de una oposición 
muv vigorosa, en 14 de enero de 
1828, el provisor, vicario general 
y juez de la causa dio fallo á la 
misma declarando nula la profe- 
sión religiosa de D.* María Inés 
Ribera. Él defensor de los rotos, 
que así se titulaba el Dr. D. Bar- 
tolomé Barceló y Cardell, figura- 
ba en el pleito como parte con- 
traria, y apoyado en la Encíclica 
Si datam de Benedicto XIV, que 
requiere dos sentencias conformes, 
apeló para ante el metropolitano de 
\'aleneia, y este superior tribu- 
nal, instruyendo otro espediepte no 
menos voluminoso que los dos an- 
teriores, aunque en los escritos no 
se manifestasen ideas nuevas, tuvo 
por justo declarar en su senten- 
cia lie 22 de setiembre de 1828, 
no haber lugar en el estado que 
tenían los autos, á la nulidad que 
de su profesiím religiosa preten- 
día L).*^ María Inés, reservándola 
sus derechos para que, con arre- 
glo á lo dispuesto en la constitu- 
ción Si datam, pudiese usarlos en 
donde mejor le conviniese. Este 
fallo, dictado seguramente para 
no sentar precedentes que eran de 
temer, sumió en el desconsuelo á 
la interesada, y causó estrañeza á 
sus defensores; pero interpuesta 
formal apelación para ante la Nun- 
ciatura apostólica y su Rota, mar- 
chó l).^ María Inés á Madrid para 
defenderse personalmente; y como 
su vida habia de ser una cadena 
de percances, cual mas funesto, 
se encontró en Valencia con la no- 
vedad de que la policía estorbaba 
su viage á la corte sin que por en- 
tonces pudiese averiguar la causa 
que lo motivaba. Difícil era á una 
señora, que nada tenía de que acu- 
sarse, emplear los medios con que 



— 9 



RIB' 

todo se vence para salir de aquel 
atolladero, pero al fin se decidió 
á ello, consiguiendo llegar á Ma- 
drid el dia 2 de junio de 1829 y 
apenas acababa de poner los pies 
en au alojamiento cuando súbita- 
mente ve á su presencia un ce- 
lador de policía;, un escribano y 
dos alguaciles^ quienes, después 
de haberse apoderado de todos sus 
papeles, la condujeron, como un 
criminal, á la cárcel pública. Oca- 
sión fué esta en que cualquiera 
otra persona se liubiera desalen- 
tado; pero ü.'^ María Inés tenia 
su alma y su conciencia muy tran- 
quilas, y si bien ge nia y sollo- 
zaba al verse confundida con la- 
drones y asesinos, tuvo serenidad y 
valor suficientes para soportar dis- 
gustos de tanta gravedad. Trans- 
currieron algunas lioras, las pre- 
cisas para enterarse de ?us pape- 
les, cuando el Sr. Zorrilla, gefe 
de policía, dio orden de que se la 
pusiese en libertad y de que se 
borrase del registro de la cárcel 
la partida de su entrada en ella. 
Por lo frecuentes que eran seme- 
jantes atropellos, no los estrañará 
el que lea estos apuntes y ba^^a 
alcanzado la época en que acon- 
tecían y tampoco los estrañó doña 
María Inés porque ya no le era des- 
conocido su origen. Sabia á punto 
fijo que no obteniendo declaración 
de la nulidad de sus votos, la era 
imposible recojer una gran parte 
de la rica fortuna de su casa, por- 
que se oponía á ello la renuncia 
que hizo en el acto de su violenta 
profesión y las personas interesa- 
das en la validez de esta renun- 
cia no cesaban de aguijonear por 
todos los medios imaginables para 
hacer ilusorios sus proyectos. Lo 
que importaba á sus enemigos era 
que la causa que se estaba sustan- 
ciando en el tribunal de la Rota 
siguiese sus trámites sin que la 
única persona interesada en ella 
pudiese trabajar para el buen exi- 
sito de su pretensión, y de aquí ua- 



35 = RIB 

cía el detener en Valencia el curso 
de su viage, el encarcelamiento y 
ocupación desús papeles en Madrid, 
el sacarla de la cárcel por lo es- 
candaloso que era tenerla en ella 
sin motivo fundado para encau- 
sarla, y el dejarla por fin arresta- 
da en su casa con dos alguaciles 
de guardia pava impedir que sa- 
liese á la calle, á los que señaló 
la policía 44 rs diarios pagados 
])or la inocente arrestada. \'asto, 
aunque desesperado, era el plan 
que habían trazado sus adversa- 
rios, y para su ejecución, á falta 
de motivos legítimos, en el espe- 
diente que se instruyó por la po- 
licía íl)a por cabeza la carta que 
I).*' Dolores Ribera habia escrito 
á su prima D.^ María Inés, en que 
desde Palm.a la manifestaba sus de- 
seos de verla Ubre con la felici- 
dad á rpie aspírala. Sobre esta 
carta, estraida de sus papeles, se la 
interrogó para que declarase si la 
cláusula que hemos subrayado te- 
nia ó no relación á la amistad con 
D. Juan Antonio Nuñez que la ha- 
bía acompañado en su viaje de Va- 
lencia á Madrid, y no teniendo el 
proceso mas que este y otros débi- 
les fundamentos terminó con ab- 
solverla de lo que contra ella ha- 
bia espuesto la autoridad, atendí- 
ble entonces, de un despreciable 
delator. Libre ya de tan ridiculo 
procedimiento, fijó desde luego la 
atención de l).*^ María Inés el pro- 
ceso que se estaba instruyendo en 
el tribunal de la Rota. Al prac- 
ticar sus primeras diligencias se 
encontró con el dictamen del fis- 
cal D. José Ramírez de Arellano, 
quien, sosteniendo con pomposas 
frases y con superabundancia de 
doctrina, la validez de su profe- 
sión religiosa, pedia que se decla- 
rase nulo todo lo obrado por el 
provisor de Mallorca y que se im- 
pusiese silencio perpetuo á D.'^ Ma- 
ría Inés Ribera. Kl fallo de la Rota 
no se apartó mucho de lo que pro- 
ponía el fi^•ccvl porqus confirmó el 



RIB 



= 256 = 



RIB 



auto definitivo del juzgado metro- 
politano de Valencia, pero reservó 
sus derechos á la interesada para 
usarlos como le pareciese y com- 
biniese. No bastó aun este inci- 
dente para desanimarla. Reg-resa 
á su pais natal en 1830 y desde 
él, con la idea que incesantemente 
la dominaba de que su libertad y 
su fortuna estaban en terreno in- 
seguro, medita nuevos medios pa- 
ra conseguir su proyecto, contan- 
do siempre como contaba con las 
luces, consejo y saber de su an- 
tiguo protector el Sr. D. Juan Mun- 
taner y Garcia. Acude de nuevo á 
este tribunal eclesiástico para que 
se reciba información juridica de 
varios hechos que tuvieron lugar 
antes y después de su profesión 
religiosa, que por motivos muy po- 
derosos no se hablan mencionado 
en los anteriores procedimientos. 
Aquí salieron, no á lucir, sino -á 
empañar el papel, cosas tan estra- 
ñas como ofensivas al decoro de la 
misma D.^ María Inés y de su fa- 
milia, cosas que habiendo pasado 
en el secreto de la vida privada 
era muy conveniente que no lle- 
gasen al dominio público. Un auto 
del ordinario de Mallorca dado en 
8 de julio de 1831 declaró por bien 
justificados y probados los hechos 
objeto de este último proceso. Apo- 
dérase de él D.^ María Inés mirán- 
dolo como una piedra de toque en 
que habia de calificar los quilates 
de su oro, vuela á la corte pon- 
tificia, donde llegó el 14 de mayo 
de 1833, y ya en aquel mismo 
dia conoció que en todas partes 
iban tras ella las intrigas y ma- 
quipaciones ocultas de sus adver- 
sarios que trabajaban con afán pa- 
ra malograr su proyecto . Pero esta 
vez no triunfaron como lo habían 
conseguido las otras; porque apo- 
yada la nueva solicitud en el, úl- 
timo espediente instruido en Ma- 
llorca, pasada á informe de los sa- 
bios cardenales Odescalchi, Zurla 
y Justiniani, quienes oyendo ver- 



balmente á la mctima del claus- 
tro, que pudo espresarse en los 
idiomas latino, italiano y francés, 
por serle bien conocidos, dieron 
dictamen favorable, con el que se 
conformó Su Santidad, habiendo 
consultado también al prefecto de 
la sagrada congregación de obis- 
pos y regulares, y en su vista, en 
audiencia de 30 de julio de 1833, 
declaró: «Que constaba suficiente- 
mente la nulidad de la profesión 
de Sor Maria Margarita, en el si- 
glo María Inés Ribera, y que por 
lo mismo debia ser coufir¡nada y 
confirmaba la sentencia de la cu- 
ria de Mallorca de 14 de enero de 
1828, sin que obsten cualesquiera 
cosas en contrario.» Victorio.^a do- 
ña María Inés, pudo lanzar por 
fin, con mucho entusiasmo, acjuel 
grito placentero que tantas veces 
hemos oido sin un motivo tan fun- 
dado, y rotas ya las cadenas que 
tan cruelmente la mortificaban, 
adquirida la tranquilidad, quietud 
y sosiego que habia sido toda su 
vida su sueño dorado, se ocupó 
de visitar muy detenidamente las 
preciosidades, maravillas y monu- 
mentos de la corte que nadie me- 
jor que ella pudo llamarla tSanta, 
y se puso en camino para I\Iallorca, 
donde llegó el 4 de octubre de 
1833, desp íes de haber pasado un 
recio y furioso temporal en el que 
de un momento á otro esperaba 
sucumbir. Tras de una serie tan 
prolongada de aflicciones y pesa- 
res y después de haber gastado 
180,000 rs. en los viages y en los 
diferentes procesos que se instru- 
yeron para el recobro de la libertad 
con que nació, dio su mano de es- 
posa en 26 de marzo de 1834, á los 
44 años de su edad, á D. Gabriel Ca- 
banellas y Fiastre, fiel compañero 
de todos sus infortunios y adver- 
sidades, que no la habia dejado un 
momento desde su primera escur- 
sion á Marsella. Ocupó el resto de 
su vida escribiendo libros de de- 
voción, gastando cuantiosas sumas 



RIB = 257 

para mejorar el coleg-io de edu- 
candas y varias casas relig'iosas^ y 
folleció en esta ciudad el dia 22 de 
noviembre de 1861 sin dejar su- 
cesión. De sus muchos escritos solo 
liemos visto ha siguientes: 

I. Via^^e que yo María Inés 
líibera y Garau Mee a Valencia, 
Madrid, Roma y otras capitales 
cstrangeras, y noticia de los mo- 
numentos, maraxillas y curiosi- 
dades que observé en ellas. 1 t. 4." 
Ms. de 311 pág-s. 

II. Medios ¡poderosos para la 
perfecta enmienda de la vida ó en- 
tera y dnrahU conversión. Opús- 
culo entresacado de los venerables 
escritos del glorioso Obispo San 
Francisco de Sales: con otros va- 
rios ejercicios conducentes á ase- 
gurar la salvncion eterna. Palma, 
impr. de Esteban Trias, 1847. 1 t. 
16.'' de 377 púgs. sin el índice. 

1041. 



RiBKBA (Pablo). Jesuíta ma- 
llorquín. 

I. Pliisicr naturalis de cor- 
2)ore naturali sext ptUsica genera- 
lis. Auctore P. Paulus Ribera 
S. J. Anno 1759. 1 t. 4.^ Ms. 
de 144 hojas con un índice y una 
multitud de láminas, original en 
poder de 1). Juan Garrió de Fe- 
lanitx. Contiene también este libro: 

II. Traclatus utilis de con- 
cretis ct ahstractis. 

I1I._ Aristotélica metaphisica 
Su a y is tico lumine órnala. 

IV. Tractatus de animastica. 

V. Tractatus de p)recÍ2ma. 
Cultivo el P. Ribera la poesía 

castellana, y de las varias compo- 
siciones suyas que vemos en el mis- 
rao libro, hemos copiado la que si- 
gue para que nuestros lectores ten- 
gan una muestra de bu numen lí- 
rico. 



= RIB 

Tu carrera has de seguir, 

Y pues con tal brevedad 
Pasa la mas larga edad, 
¿Como duermes y no ves 
Que lo que aquí un soplo es 
Es allá una eternidad? 

La juventud mas lozana 
¿En qué paró? ¿qué se hizo? 
Todo el tiempo lo deshizo 

Y anocheció su mañana. 

La mueric siiinprc temprana 

Y no pi'rdona á ninguno. 
Goza del tiempo oportuno, 
Grangea con tu talento, 
Que a'-á dan uno por ciento 

Y allá dan ciento por uno. 

Mira como pasó ayer. 
Veloz como tantos años 
Evidentes desengaños 
Del limitado poder. 
Lo que fué dejó de ser 

Y no quedó de ello mas. 
De esto asido tu que vas 
Por este mundo inconstante, 
-Mira que el que va delante 
Avisa al que va detras. 

La corona y la tiara 
Que todo el mundo estimó 
¿Qué se hizo? ¿en qué paró. 
Sino en lo que todo para? 
¡Ó mano del mundo avara! 
Pues tanto el bien nos limitas 
¿Para qué, di, nos incitas 
A aspirar á mas y mas 
Si lo que despacio das 
Tan de prisa nos lo quitas? 

Si de esta vida los gustos 
No niega Dios 'a los malos: 
¡Que de gustos y regalos 
Dará en la gloria á los justos! 



'^OQO- 



1042. 



Desde el nacer al morir 
Casi se puede dudar 
Si el partir es el parar 
Ó cI parar es el partir: 



RiBOT (Francisco). Natural 
de esta ciudad, profesor de me- 
dicina residente en Méjico. 

Breve descripción del terremoto 
que puso en consternación á los 
habitantes de Palma en la madru- 
gada del dia Ib de mayo de 1851. 



ríe 



=: 258 = 



RIK 



Palma, iiiipr. de Buenaventura Vi- 
llalong-a, 1851. 4.° Tiene inóditas 
varias composiciones dramáticas, 
una de ellas aprobada por el con- 
sejo de teatros. 

1043. 

Riera (Agustín). Aunquo 
mallorquín y religioso agustino 
creemos que no recibió el hábito 
en los conventos de esta isla por- 
que no vemos su recepción ni su 
profesión en los libros originales 
que tenemos á la vista, pero de ellos 
consta que en 1719 era prior del 
de San Agustín de Palma. Fué 
doctor teólogo, residió algunos 
años en Barcelona, de cuyo conven- 
to obtuvo también el cargo de prior, 
examinador sinodal de varios obis- 
pados, provincial de la de Santa 
Clara de Montefalco, en las islas 
Canarias, y académico de número 
de la de buenas letras de Barce- 
lona, donde falleció. Hé aquí los 
escritos suyos que han llegado á 
noticia nuestra, 

I. Blasones sacros, que á la 
Virgen madre clz el Carmelo cantó 
la Iglesia en sic solemnidad fes- 
tiva, por el singular artijicio, con 
que esta Madre, en el espiritual 
parto de eüa antiquísima orden 
dio d luz lo antiguo de ella, en lo 
oneciente, y lo reciente en lo anti- 
guo. Dixóles con asistencia de 
Christo Sacramentado en el Real 
Templo de dicha orden de I r Ciu- 
dad de Barcelona. El muy R. P. 
M. Fr. Agusíin Riera, I)r. en 
Santa Thcologia, Examinador Sg- 
nodal, y Provincial Absoluto de la 
Provincia, orden deSan Agustin, 
en las islas de Ca7iaria. Sdcinles 
á luz algunos particulares hijos 
de la misma Virgen, y 31 adre del 
Carmelo. Barcelona, impr. de Jai- 
me Suriá, sin año, pero las licen- 
cias son de 1729. 4." de 10-26 
págs. con una lámina de la Vir- 
gen grabada en boj . 
II. Piálogo Sacro de la Sta. 



Iglesia con Cristo crucijicado. 

Barcelona, impr. de 1757. 

1 t. 8." 

III. Sermón predicado en las 
fiestas de la nueva Iglesvi y con- 
rento de San Agustin de Barce- 
lona. Barcelona, impr.de 

sin año, 4.*^ 

W . Joyel de j)erfeccion. Cítalo 
el Sr. Torres Amat. 

1044. 

RiKHA (Andhes). Varón doc- 
to, profesor de gramática del si- 
glo XVI, corrector y comenta- 
dor de la de Juan Pastrana. Véan- 
se las ediciones que hizo de ella en 
el artículo Pastrana nvimeros III, 
V y VI. 

1045. 

liiKRA (Antonio). El Sr Fus- 
ter pretende, sin pr. ebas, que fué 
valenciano, y nosotros le creemos 
mallorquín porque pasó á la corte 
pontificia para la defensa de la doc-' 
trina de LuU y teniendo esta isla 
varones sabios é instruidos en la 
materia, no es de suponer que echa- 
se mano de los de otros países, en 
quienes no debía reconocer tantos y 
tan profundos conocimientos en las 
ciiestiones lulianas como en los 
mismos paisanos del ilustre tercia- 
rio. Estudiaba Riera en Lérida 
cuando publicó veinte artículos en 
que acusaba á Eymerich de ene- 
migo de la doctrina de LuU: pre- 
sentólos al Papa Benedicto XII I, 
que se hallaba en Avíñon, y como 
la obra de Riera supon'a ser pro- 
ducción de la universidad de Léri- 
da, trató el acusado de refutarla 
con otra que llevaba por título: In- 
cautatio studii illerdensis super 
XX articulis per qiddam Anto- 
nium Riera studentem. Replicó 
Riera con otros escritos, afirman- 
do en ellos que en los registros de 
bulas apostólicas no se hallaba la 
del VI año del pontificado de Gre- 



ríe r= 2 

gorio XI, único documento con 
que Eymerich sostenía su opinión, 
porque era una bula que se cree 
supuesta, en la que aquel pontífice 
declaraba heréticas algunas propo- 
siciones de LuU. Victorioso Hiera 
de tan acalorada contienda, y des- 
pués de un detenido examen de 
lo aleg-ado por el frenético Inqui- 
sidor y por quien tan sabiamente 
le interpelaba, declaró Su Santi- 
dad por católica la doctrina de Ra- 
món LuU. Esto sucedió en 1395. 
(Mut, Nic. Ant, Custurer, Quietif). 

1046. 

RiiCRA (Antonio). Rector del 
colegio de Ntra. Sra. de la Sa- 
piencia. 

Textus aliquocl apostrophfís Bea- 
ti martyris Raijimindi Lulli Doc- 
toris ccbIUus il'ustrati per Drem. 
Anboniíim Riera Reci:orem Lu- 
lliani collegii Beatm Marim Sa- 
pientia explicalione concinnali. 
&c. Majoricis: ex officina Marga- 
rita Gnasp Vid?i(B anno MDC- 
LXXXIX. i t. 4.° de 187 pág-s. sin 
los preliminares. Se habia impreso 
antes al fin de la vida de LuU pu- 
blicada por Pedro Bennasser. 

1047. 

Riera (Bartolomé). Nació en 
Sineu el año 1538. Vistió muy jo- 
ven el hábito de religioso douiini- 
co, pasó á estudiar k Valencia don- 
de tuvo por maestro á S. Luis Bel- 
tran, y regresado á Mallorca fué 
un ejemplar de virtud y santidad. 
Han escrito su vida con mucha es- 
tension los Padres Vicente Pons y 
Tomás Febrer. Murió en Palma el 
dia 24 de abril de 1615. Los jura- 
dos mandaron colocar su retrato 
en el consistorio de esta ciudad. 
Fué sepultado su cadáver en la 
Iglesia de Sto. Domingo y habién- 
dole encontrado incorrupto, des- 
pués de algunos años, se le colocó 
dentro de una arca detrás de la 



59 -. RIR 

capilla de santa CataUna de Sena, 
desde donde, cuando la demolición 
del convento de Predicadores, se 
trasladó, en 23 de enero de 1837, 
á la capilla de San Pedro de la Ca- 
tedral. Escribió: 

Conclusiones escolásticas tkeo- 
lógicas morales. 1 t. 4.*^ Ms. De es- 
ta obra dice Febrer t. II. pág. 208: 
«Existe original en la librería de 
este convento: contiene muchas pro- 
p )siciones escolásticas y morales y 
otras pertenecientes al Sto. Tribu- 
nal, del cual fué calificador, pro- 
badas y confirmadas con autorida- 
des de la Sagrada escritura, con- 
cilios y santos Padres.» 

1048. 

RlKRA (Bartolomé), Natural 
de Palma, Doctor teólogo, religio- 
so observante que residió siempre 
en el convento de San Francisco 
de Asís de esta ciudad. Fué lector 
jubilado, maestro en artes, cate- 
drático de filosofía y teología en 
la universidad literaria de Mallor- 
ca, Custodio, Padre perpetuo de 
Provincia y calificador del santo 
oficio. Murió en esta ciudad el dia 
5 de agosto de 1755 á la edad 
de 54 años. 

I. El místico sol de la mili- 
tante Iglesia prodigioso en los tres 
estados oriente, diaria carrera y 
ocaso que moriendo Fénix hermo- 
so de luz, en el mesmo ocaso en que 
m,uere, Italia oriente en que inmor- 
talmente vive. Oración fánehre 
predicada en las honras que el 
Convento de Nuestro Padre Sto. 
Boviingo de la ciudad de Palma 
en el Reyno de Mallorca dedicó 
dolorido, y consagró afectuoso á 
Nuestro Santissimo Padre Bene- 
dicto XIII hijo de la Queruhica 
Religión: dixóla &c. Palma, impr. 
del real convento de Sto. Domingo, 
1730. 4.° sin foliación. Precede 
una relación de las mismas exe- 
quias con el título de Expresiones 
fúnebres &c. 



ríe 



r= 260 = 



ríe 



II. El plienix obsecpáosamente 
luctuado en la ciudad, de Palma . 
fSermon fthiehre 2)redicado en lis 
honras que la Provincia de ¡S. 
Francisco de Asís de J/allorca 
en su convenio de Palma dedicó 
dolorida y consagró piadosa d su 
hijo y Padre el M. R. P. Fr. 
Antonio Perelló Lector jubilado, 
Doctor, y ex-CaViedrdtico Cole- 
giato de PhilosopMa y Theologia, 
Examinador sinodal, ex-Cnsto- 
dio, tres teces Provincial, y tres 
Comisario visitador en esta su 
Provincia, dos en la de Valen- 
cia, una en la de Barcelona, y al 
jjresente difmidor general. Dixole 
estando presente el cadáver. &.c. 
Palma, impr. de la viuda Guasp, 
1749. 4." de 37 págs. 

III. Pocenirios, Novenarios y 
Sermones morales y panegíricos 
predicados jyor el P. Fr. Barto- 
lomé Riera Lector juhilado, Doc- 
tor y ex-CathedrcUico de Philo- 
sophia y Theologia, Calificador 
del Sto. Oficio y Custodio en la 
Provincia de S. Francisco de Ma- 
llorca. 1 t. 4." Ms. de 522 págs. 
orig-inal en poder del Sr. Prohens. 

IV. Sermones de Christo y 
María. I t. 4.° Hs. de 536 págs. 
original, id. 

V. Santoral. 1 t. 4.'' Ms. de 
596 págs. original id. 



1049. 

Riera (Domingo). Natural de 
Sineu é Lijo de labradores muy 
acomodados. Inclinado desde joven 
á la virtud y á las letras, vistió 
el hábito de religioso dominico en 
el convento de Palma el dia 18 de 
noviembre de 1668, y después de 
haber cursado todos los estudios 
universitarios, se le confiaron las 
cátedras de artes y teología sa- 
liendo de ellas discípulos muy aven- 
tajados. Fué varón ejemplarísimo, 
laborioso, elocuente y muy aman- 
te del retiro: desempeñó el cargo 



de maestro de novicios y brilló en 
el pulpito de tal modo que los tem- 
plos en donde pronunciaba la pa- 
labra de Dios se llen:ibau de un 
numeroso conciirso. Llegó, á fuer- 
za de orran desvelo v de ince- 
sante estudio, á ser un sabio in- 
térprete de las sagradas escritu- 
ras. Con el objeto de que los re- 
ligiosos de su convento no hubie- 
sen de salir de casa para impri- 
mir sus conclusiones, y las obras y 
devocionarios que escribían, hizo 
un viage á Marsella, donde vi- 
sitó las reliquias de Sta. Magda- 
lena y de San Maximino, y á sus 
costas adquirió todos los útiles ne- 
cesarios para una imprenta com- 
pleta que regaló á la comunidad, 
la que funcionó desde entonces has- 
ta el año 1804 en que fué cedida á 
Buenaventura Villalonga. Después 
de una larga y penosa enferuiedad 
acabó sus días eu Palma el 18 de 
diciembre de 1709. Su mu«rte fué 
muy sentida y la fama de su san- 
tidad se estendió de tal modo que 
i n inmenso gentío acudió súbita- 
mente á Sto. Domingo en busca 
de reliquias suyas. Escribió: 

I. Maremagnum exemplorum. 
SS. Rosarij ex diversis auetori- 
bus ac vohiminibus congregatum. 
P. R. P. F. Dominicum Riera 
Maioricensem ordinis prícdlcato- 
rum, S. Theol. Lec'orem Qnibus 
2)rmmittituropus aureum B. A lani 
de Rupe miraculorum miracnlum. 
atrpce basis. Ad maiorem trinuni 
Dei laudem, Deiparague exalta- 
tionem adanimarum salutem Nec 
nonad solatium SS . Rossarii Prce- 
dicatorum. Majoricce Apud 3Ii- 
chaelem Capó TypograpMcm Anno 
MDCLXXXXIX. I t. fól. de 
XVI-45I-115 págs. Coloca por 
frontispicio de su obra, bien corre- 
gido, el Opus aureum del B. Alano 
de Ruppe, y entra luego en mate- 
ria, aduciendo con sabias observa - 
clones cuantos ejemplos del Santísi- 
mo Rosario se hallaban esparcidos 
en los autores, para lo cual hubo 



IIIE 



- 'Mn 



U!K 



de emplear muchos años de estu- 
dio y de inmenso trabajo. 

II. Psalterium Uariaimm prís- 
Jiguratí'Aih quod ad trimcni Dei 
landem Deiparaqne exaltaüonem 
ad majorem ipsius psalterii de- 
votiónem ad animarum salutem 
nec nojí ad solalimii StS. Rosarij 
prred. Scrihebat R. P. Fr. Domi- 
nicus Riera 3íajoricensis, ordinis 
pradícatoriiTii ikc. Majoricm apud 
Micliaelem Capó tyjyograpJmm an- 
noJvMUiMDCO. 1 1. fól. de 456 
págs. sin los preliminares. Es obra 
escrita con discreción, gravedad 
y buen lenguaje, probando la es- 
traordinaria virtud, la profundi- 
dad de ingenio, la gran laboriosi- 
dad y la mucha erudición de su 
autor. Con varias figuras del an- 
tiguo testamento espresa muy cla- 
ramente las grandes escelencias 
de la devoción de María: los inu- 
merables ejemplos que aduce con 
una erudición portentosa, revelan 
el continuo y prolongado estudio 
que toda su vida habia hecho de 
la sagrada escritura, santos padres 
3' sabios expositores. De esta ob a 
que tanta utilidad procuró á los 
que se dedicaron al ministerio de 
la predicación, y de la otra de que 
también hemos hablado, hace ho- 
norífica mención el P. Echard en 
sus Scriptoríbus ord. prad., lia- 
mandoá su autor tirpmset doctus. 

III . De las escelencias del san- 
Hssimo nombre de Jesús. 1 t. fól. 
Ms. que dejó sin concluir, como lo 
asegura el P. Tomás Febrer. 



1050. 

ItifCRA (Jaimk). Nació en Ibiza 
el dia 6 de junio de 1784, de Juan 
Riera y Catalina Mari: abrazó muy 
joven el instituto dominicano vis- 
tiendo el hábito en el real conven- 
to de Palma, del cual pasó después 
al de su patria. Regresó otra vez á 
Mallorca y en 1822 fué nombrado 
catedrático de latinidad del semi- 
T. II. 



nario conciliar. Falleció eu D/izael 
dia 20 de julio de 1855. 

I. Compendio elemental de 
gramática latina, estenslvo al arte 
Qnayor y menor. Palma, impr. de 
Buenaventura Villalonga, 1822. 
1 t. 8.'* 

11. Pasión de iV. fS. Jesu- 
cristo escrita en metro y estilo 
llano, sencillo., tulgar y acomoda- 
do Jiasta (I los mas cortos alcan- 
ces. Barcelona, impr. de Luis Tas- 
so, 1849. 1 t, 16.*^ de 112 págs. 
con grabados en madera, 

1051. 

I1ieí:r.% (Jaimi:). Natural de 
Santañy: nació en la aldea Calon- 
gtí el año 1773. Concluidos los es- 
tudios de filosofía y teología y 
doctorado en ambas facultades, se 
ordenó de sacerdote, habiéndose 
lucido eu el pulpito ya eu la cor- 
ta edad de 22 años en que pro- 
nunció un panegírico de San An- 
tonio Abad que le mereció el con- 
cepto de orador docto y elocuente 
con que generalmente era mirado. 
Salió muy airoso en la multitud 
de oposiciones á curatos; ganó el 
accésit en la que hizo á una ca- 
nongía; promovió y consiguió la 
erección de la Iglesia sufragá- 
nea en el lugar de Calonge, lo- 
grando los habitantes de aque- 
lla aldea teiier la casa de Dios 
inmediata t'i sus hogares, gober- 
nada seis años por el virtuoso ecle- 
siástico á cuyo católico celo, lau- 
dables esfuerzos, ardiente cari- 
dad y generoso desprendimiento, 
debían tan importante beneficio. 
Nombrado en 1816 vicario de la 
parroquia de Santañy, desem- 
peñó este destino hasta el dia 19 
de diciembre de 1840, que fué el 
último de su vida. Su carácter es- 
tremadamente bondadoso, su cons- 
tante afabilidad, y su irresistible 
inclinación á hacer bien, unido é, 
los sublimes rasgos de caridad 
evangélica, á su saber y manse- 

31 



lilR - 262 - RIK 

(lumbre y á otras bellas cualida- cuanto por la repiio-naiicia que te- 
a..^ nue 'lo onnoblecian; forman en nia á los empleos (le la orden y so- 
ueño cuadro, la mas viva y bre todo al modo vicioso e ile<ral co- 



e^ípSu-riTuoloríal^ esle h mo se obteuian. Sobre esto últhno, 

'.1 ./. " .^ u„. dice el referido P.l^ordoy en su 6V<;- 

o/ica de los conventos de observan- 
tes de esta isla, compuso un libro, 



virtuoso. Ninguno de sus escritos 
ha visto la luz pública. Todos ellos 
particularmente una voluminosa 
colección de discursos morales, de 
los cuales hemos leido algunos, 
son de un mérito y de una erudi- 
ción admirables, y pueden induda- 
blemente tenerse por modelos^ de 
esta clase de composiciones. Tal 
es la elegancia de su estilo, la 
energía de su dicción y la sublimi- ta obra por otros vanos autores, 
dad de sus pensamientos. . pero han sido infructuosas cuan- 

tas diligencias se han practicado 
1052. para encontrar un (ejemplar de ella. 

Dícese que existia uno en la biblio- 
filiEBA (Juan). Natural déla teca de los TP. capuchinos de es- 
lilla de Sineu é hijo del antiguo ta ciudad (pie seguramente se ha- 
V distinguido solar de su familia brá perdido. Ya en Roma el P. 



que dio áluz en Roma, dedicado al 
Sumo Pontífice Gregorio XV, en el 
que espone cr n singular pruden- 
cia y sabiduría un nuevo método 
])ara hacerse las elecciones y para 
desterrar todos los resortes de la 
ambición. Hemos visto citada es- 



conocido con el nombre de S'on Kie- 
'Tacle Ja Creu. Estudi() en Palma 
con los PP. Jesuítas, teniendo por 
maestro de filosofía al P. Mateo 
Marimon, y fué muy amigo del 



Juan Riera, trabajó infatigable- 
mente en el desempeño de la co- 
misión que le llev(') á la corte pon- 
tificia, y creemos que el resultado 
de sus gestiones fué el mismo de 



B. Alonso Rodríguez, á cuya es- las que practicaron otros muchos 



citación abrazo el estado religioso 
vistiendo el hábito en el convento 
de San Francisco de Asís de esta 
ciudad el día 26 de abril de 1594, 
á los quince años de su edad.' Des- 
pués de haber cursado con apro- 
vechamiento la filo.sofia y teología 
mereciendo el aprecio de su maes- 
tro en esta iiltima facultad el V. P. 
Fr. Rafael Serra, pasó á Valencia 
para perfeccionarse en la carrera de 
las letras, y de allí regresó á los 



diputadps de Mallorca para el 
mismo objeto, á pesar de lo que se 
ha escrito sobre este particular. 
Tras de las fatigas de nuestros 
síndicos lulianos á la corte de Ro- 
ma, se ha estendido cuasi siempre 
el velo del misterio, sin embargo, 
espondremos lo que se dice que 
consiguió el P. Riera y lo que se 
opone por otra parte á su veraci- 
dad. Afirma Custurer en la pág. 
334: <^que Riera tuvo tan adelan- 



tres años hecho un sabio y un san- tado el negocio, que los que se le 
to como así lo asegura el cronis- 0]¡onian llegaron á pedirle concier- 
ta Bordoy. Leyó filosofía en el con- to ofreciéndole que ayudarían al 
vento de Palma, fué guardián culto del B. Raimundo y á que se 
del de Alcudia, y en 1616 electo pudiesen celebrar fiestas en Mallor- 
difinidor déla Provincia y cátedra- ca con aprobación de Roma.» Y el 
tico de teología del de San Fran- Dr. D. Pedro Cayetano Doraenech, 



cisco de Asís. Nombrado el año si- 
guiente por el Grande y general 
consejo síndico del reino de Mallor- 
ca para defender en Roma la causa 
de Ramón Lull, admitió gustoso 
este encargo, tanto por su objeto, 



en la obra que citamos en su ar- 
tículo, número V, pretende con ra- 
zones y documentos que la referi- 
da causa tuvo un éxito muy des- 
graciado, que fué prohibido en 
1619 el memorial que en defensa 



lUK 



263 = 



RÍE 



dfe ella presentó Riera á su Santi- 
dad en 1617, y por último que en 
virtud de un decreto apostólico se 
impuso silencio al sindico mallor- 
quín en su pretensión. Todo esto lo 
apoya r3onienecli en documentos, 
insertando íntej^ra una carta que 
el cardenal Belarmino en 30 de 
ap^osto de 1620, como ponente de 
la misma causa, escribió al secre- 
tario del Santo oficio, dándole cuen- 
ta de lo referido y diciéndole que 
antes déla proliibicion y del silen- 
cio impuesto á Riera, se hablan 
examinado escrupulosamente los 
veinte libros de LuU por unajunta 
nombrada por su Santidad, que se 
compuso de un monge benito, dos 
religiosos dominicos, un agustino, 
un observante y dos jesuitas, quie- 
nes dieron acordes su parecer. Pls- 
presiones tan encontradas en suje- 
tos tan calificados como el P. Cus- 
turer y el Doctor Domenech, nos 
ponen en la mayor confusión, pero 
no por esto dudaremos ni un mo- 
mento en creer que la causa del in- 
signe mallorquín LuU es justa y 
santa porque para ello son innu- 
merables las pruebas que tenemos. 
Diez y seis años permaneció en Ro- 
ma el P. Juan Riera, y su larga 
residencia en aquella corte sin ob- 
tener que se])amo3 sentencia favo- 
rable en su pretensión, es una se- 
ña fatal para que se pueda creer 
lo que escri' e el erudito autor de 
las Disertaciones Inlianas. Murió 
allí, con o]3Ínion de santidad, en 
el colegio de menores de san Isidro 
de Hil)ernia el dia I ." de junio de 
1633. El P. Antonio Oliver en su 
Momimentii ser aplaca dice de él 
estas palabras: «\ irtutum dotibus, 
in castitata^, praísertira eminuit pro 
qua servanda graves pa.ssus est á 
demone insectationes. In litteris 
prresertim in arte Luliiana appri- 
me callens non aspernanda co.n- 
posuit opuscula.)) fsicolás Antonio 
en ^\\ Bibliothcca noza t. I, pág. 
•^88, le llama: «Vir doctus et pius 
doctriníB Ravmundi Lulli oivis sui 



addictissimus, cujus causara Ro- 
maí multis annis defendit &c.» Cí- 
tanle también con elogio el cro- 
nista Mut, el P, Pascual y Var- 
gas Ponce. Y el Sr. Torres Amat, 
en la pág. 699 de sus Escritores 
catalanes, da razón del códice en 
vitela que el archivero de la ciudad 
de Palma entregó en 1616, de or- 
den de los jurados, al P. Riera, que 
contenia el original lemosin de la 
Doctrina pueril de Ramón LuU. 
l'ransumptíom memorialis in 
causa 2)il eremitce et martyris 
Raymuiuli Lnlli; qum nunc lla- 
mee TcrtituT coram Sanctissimo, 
per Ádmodum Rever endnm Fr. 
Jokannem Riera, SerapJiici ordi- 
nis FraMciscani Thcologum, et 
Regid BaJcariv/tn Syndicum, in 
Romana Curia lianc causarn agen- 
tem. Palmee Balearium apicd Ga- 
brielem Guasp typograjíh. 1627. 
1 t. fól. El P. Custurer dice que 
no pudo i^rohibirse esta obra en 
1619, cuando no se imprimió hasta 
1627 y el Dr. Domeiiech asegura 
que se prohibió el manuscrito de 
ella presentado á su vSantidad. 
Niega Riera con sólidas razones lo 
que falsamente escribieron contra 
LuU el frenético Eymerich, Abra- 
ham Bzovio, Nicolás Jansenio y 
otros: cita como autores de crédito, 
que son favorables á la doctrina y 
virtud de Ramón, al teólogo Sa- 
baudc, á Gerónimo Rosselló, Jaime 
de Oleza, Miguel de Oleza, Mateo 
Malferit, Juan Valero, al poeta 
Rhenano, Juan Angelo, Juan Ca- 
banilio y otros. Una prueba muy 
sólida de que este memorial no 
])udo estar prohibido por la Santa 
Sede es ver que el docto jesuíta 
Sebastian Salelles, en el tomo II de 
su obra De maleriis Tribunalis 
iS. Inqnisitionis, impresa en Roma 
año 1653, lo inserta Quasi integro, 
libro 111, Cap. XV, Regla 276, y 
esto no lo hubiera veritícado sien- 
do cierta la prohibición, que de nii> 
gun modo podia desconocer resi- 
diendo en aquella corte. IlomíS 



KIE 



z=: 264 - 



RÍE 



TÍslo varios ejei; piares Jó esta obra 
de Riera y después de baleríos 
examinado j cuidadosamente co- 
tejado, resulta ser úiiicaiiiente una 
edición por mas que parezcan áoñ, 
hecha seguramente en Roma. Los 
unos llevan en la po'-tada el es- 
cudo de armas del papa Urbano 
VIII, sin año ni nombre de impren- 
ta: los otros tieiicn el de la ciudad 
y reino de Mallorca, una viñeta 
que representa á LuU dentro de 
un escudo con sus blasones, y el año 
de impresión, 1027, con el nombre 
del impresor Gabriel Guasp. Qui- 
tada esta portada y una dedica- 
toria, todo lo demás es de la mis- 
ma tipografía, todas las páginas 
en número de 162, corresponden 
al otro ejemplar de imi)resion ro- 
mana. 

- lOoS. 

Riera (Miguel). Doctor en 
filosofía y en medicina, cuya fa- 
cultad ejerció con buena reputa- 
ción en su patria la villa de Fela- 
nitx. Fué catedrático de vísperas 
de esta universidad. Escribió. 

I . Disputatio medica. Este tra- 
tado forma parte de 1 t. 4.° Ms. 
de 342 págs. que existe original 
en poder de D. Juan Garrió de Fe- 
lanitx. Contiene ademas los opús- 
culos siguientes: 

II. Tractatns ul'üissimus de 
humoribus simul cu/ih disputatio- 
nibus ac qmhis Jioc tempore per" 
tractandis jiixta miram Ilip. et 
Gli. Elahoratus á medico MicJiaeUe 
Riera Plhilm . a", medicina} Dre. die 
14 lo.hris. armo 1715. 

III. Tractatns defacidtatihus 
in genere. 

IV. Tractatns de vrinis in 
praxi'. periitilis valde d magní- 
fico MicliaelU Rizra Philce. ac 
medicina doctore nec non vesper- 
tinas Catliedr(B professorc elibo- 
ratus. Incipit die 22 mensis oc- 
tohrisannod Virgíneo par tu, 1715. 

V. Tractatns per ntilis depul- 



cihus causis, diffi>'. dlgnostioue> 
et prognostico. JJie SO viensis Ja- 
n/carii Septingentessimo sexto dé- 
cimo. 

VI. Tractatns defehrium dig- 
7ioscione ex Ilipp. et Galcni senté. 
A Michaelle Riera Plúlosophim 
ac medicina; doctore nec non pro 
medica facúltate xespertince Cha- 
tcdra; moderatore incipitur dice 
G martij 1726. 

1054. 

RiKRA (Pedro Antonio). Na- 
tural de Palma, religioso obser- 
vante cuyo hábito vistió en el con- 
vento de San Francisco de Asi.s 
de esta ciudad el dia 22 de junio 
de 1712,. Fué doctor y catedrático 
de filosofía y teología, regente de 
e.studios, lector jubilado, custodio 
y ministro provincial. Nombrado 
por la ciudad de Palma, en 9 de 
setiembre de 1749, síndico á Roma 
para la causa de Ramón Lull, pasó 
á aquella corte, sostuvo con ener- 
gía la pretensión, escribió lumi- 
nosas memorias, y regresó á su 
patria sin haber conseguido nada 
del objeto que le habia llevado á 
la cóvte de su Santidad. Murió en 
Palma el dia 9 de marzo de 1757. 

Posit iones et articulos dat, ex- 
hibet, et producit Fr. Petrus An- 
tonius Riera Ord. min. Regul. 
Obsert . Jilius , Procuralor specia- 
liter constitntMS ah Aclm. III. 
Pnis. Rectoribus Jinjus capitiilis 
Palmee et d Magnif. Syndicisfo- 
oensibus, reliqnum instila reprce^ 
sentantihts, ad prohandum Ven. 
Servo Del B. Raynmndo Lullio 
ex/dberi, et exhihitum fnisse cul- 
tum et 'cenerationem d tempore 
inmemorabili, scilicet, supra cen- 
tiim annos ante decreta jussíc Ur- 
bani Papm VIII. kc. Palma, 
impr. de Pedro Antonio Capó, sin 
año, fól. Lleva á lo último délos 
veinte capítulos, escritos en ma- 
Uorquin, la fecha de 28 de marzo 
de 1747. 



ríe 



1055. 



— 265 ^ 



lÜK 



ItiiCRA (S;íb\sti\n). Presbíte- 
ro, colegial de la SapieiicJn, varón 
erudito, ñkjáofo sabio, en cuya fa- 
cultad tuvo por maestro al P. Ma- 
rimon de la co:i pañía de Jesús, y 
j^ran teólogo. Después de haber ob- 
tenido varias prebendas eclesifisti- 
cas se le confirió la dignidad de Pa- 
borde de la catedral de Menorca, 
donde falleció lleno de años y de 
méritos. Dio á luz unrs conclusio- 
nes que se proponía sostener en 1." 
de junio de 16(51. sobre la doctrina 
de Ranion Lull, pero fueron delata- 
das á'la Inquisición, cayo tribunal 
las proliibió. Para sincerarse pasóá 
Madrid y nada sabemos del resul- 
tado de tal contienda. Defiéndele de 
ella el P. Marzal, en el prólogo que 
puso al libro A rs Brsvis, insertan- 
do las censuras del Santo oficio y 
prob indo que nada arrojan las con- 
clusiones para que puedan ser con- 
denadas. Habla de Riera el Dr, 
Juan Ramis en sus Varones ilus- 
tres de Menorca, pág. 192 y su 
hermano el Dr. D. Antonio Ra- 
mis en su opúsculo Idea del anti- 
guo directorio, pág. 50. 

1056. 

liiKnA (Tomas), Nació en Fe- 
lanitx, patria de muchos varones 
insignes en virtud, letras y armas, 
el año 1625, si*nido sus padres An- 
tonio Riera y Margarita Huguet, 
ambos de familia antigua, y esta 
última hermana del Dr. Jorge Hu- 
guet, hombre ejemplar y virtuoso 
que murió en 1622, siendo cura 
párroco de la Iglesia de Sta, Mar- 
garita. Tomó el hábito de religio- 
so agustino en el convento de Ciu- 
íladela, y no en el de Palma, como 
lo pretende Jordán en su Historia 
de laprovincia de Aragón, tomolll, 
pág. 471, el día 20 de noviembre 
de 1638, contando únicamente la 
edad de 13 años. Trasladado al del 



Socorro de esta ciudad, permaneció 
novicio hasta 6 de agosto de 1641 
en que profesó la regla del grande 
obispo de Hipona. Aprovechado en 
los estudios, fué creado lector de 
filosofía y teología y previos los 
actos y ejercicios literarios de cos- 
tumbre le honró la religión con el 
magisterio en la última facultad. 
Fué visitador de los conventos de 
las Baleares, Prior del de Ciudade- 
la en el que dejó memorias que 
perpetuaron su ncmlre, doctor- teó- 
logo y calificador del Santo oficio. 
Como hombre de saber, de virtud 
y de gran doctrina, en 1672 decla- 
ró en el proceso instruido por el 
ordinario (le Mallorca para la bea- 
tificación de la V. Sor Catalina To- 
mas religiosa agustina del mo- 
nasterio de Sta. Magdalena de 
Palma, y falleció en esta ciudad, 
colmado de virtudes y con opinión 
de santo, el día 9 de febrero de 1681 
á los 55 años de su edad. En 3 de 
diciembre de 1721 se exumó su 
cadáver y habiéndole hallado in- 
corrupto fué colocado en un nuevo 
.sepulcro separado del de los reli- 
giosos. Hé aquí las obras suyas 
que hemos visto: 

I . I'ra 'ado del entredicho y ce- 
sación d diDÍnis y sus efectos. Lo 
insertó á lo últiuio de la segunda 
edición, correg'ida por Riera, de 
la Suma de los jt^'f^ccptos del decá- 
logo, del P. Bacó, Madrid, 1668, 
impr. de Bernardo Villadiego, 4.'* 
y volvió á insertarse en la 3." edi- 
ción déla espresada obra: Mallorca, 
impr. de Miguel Capó, 1689. 4." 

II. Joyel Religioso, y espeja 
cristalino, en que se dehen mi^ar 
los religiosos y religiosas, pie pro- 
fe ss a ?i la Regla del G. P. jS^. Au- 
gnslin con dczeos de enri^iuecer sus 
almas, y hermosearlas, según la 
decencia de su estado. Traduci- 
da y comentada para este fin j)or 
Fray Thonas Riera, Religioso de 
la orden de dicho G. P. Doctor 
Theólogo, y calificador del Santo 
Officio, natural desle Reyuo, año 



RIO 



rr 266 " 



RIP 



1680. ümi licencio, en Mallorca: 
por Francisco Olive r i mp res sor. 
i t. 4.° de 28-471 págs. Adorna 
la portada el escudo de armas de 
la Religión agustiniana grabado 
«11 cobre: después de las licencias 
y aprobaciones sigue un prólogo 
del autor, varias |)oesías en elo- 
gio del mismo, del P. Joy. de don 
Tom-ás Conrado y de un anónimo y 
una larga dedicatoria á Sor Leo- 
nor D(spuig, religiosa de Santa 
Magdalena, en la que habla del lus- 
tre de su familia, blmplea doce pá- 
ginas en un Preludio, veinte y 
cuatro en un Epitome de la vida 
de San Agustin, y 26 en referir 
las Excelencias de la regla del 
mismo Santo. Cita, aunque pocas 
veces, á Lucio Dextro, autor de un 
falso cronicón: admite la famosa 
carta severiana, y establece en el 
siglo V conventos de su religión 
en Mallorca, Menorca, Formen- 
tera y Cabrera, pretendiendo (jue 
del de Menorca existían vestigios 
en su tiempo. Da luego principio 
á la regla de San Agustin, su es- 
plicaciou y juiciosos comentarios, 
con tanta claridad v erudición, que 
prueba lo enterado que estaba de 
los puntos mas importantes de la 
moral cristiana, y que Labia me- 
ditado muchos años cuanto sobre 
el particular escribieron los auto- 
tores mas notables de su religión, 
l^sta })arte, que es la principal del 
libro, es una prueba convincente 
de que el corazón del P. Riera, 
estaba animado de un ardiente aú- 
llelo de ver en si y en sus herma- 
nos la mas austera observancia 
dü su sagrado instituto. 



1057. 

UiOTORD (Fhancísco). Na- 
tural de Palma, director de la es- 
cuela normal, doctor en jurispru- 
dencia y caballero con merced de 
hábito en la orden militar de Ca- 
lat'.ava. 



I. Brexe tratado de moral re- 
ligiosa para el uso de las esciie- 
las primarias: estractado de la 
obra de moral de Mr. Eenda. Tra- 
ducido del francés al castellano 
por D. F. R. y adoptado en la 
Escuela Normal de Madrid para 
todas las provincias de España. 
Palma, imjir. de Esteban Trias, 
1841. 8.*^ de 61 págs. Ademas 
de una advertencia preíin)inar, pre- 
cede al opúsculo una carta de 
aprobación e.scrita por el señor Vi- 
llavieja obispo electo de Vich y 
vocal de la dirección general de 
estudios. Hay una segunda edi- 
ción de la misma impr. 1847. 8.*^ 
de 64 p'igs. 

II. Discurso sobre las relacio- 
nes del estado con la ciencia y las 
instituciones cieniificas. &lc. Ma- 
drid, impr. {!iii El preceptor^ 1853. 
4." mayor de 11 págs. 

1038. 

lliPAni/% (BiiRNAnno). Del or- 
den de predicadores, á quien Tor- 
res Amat llaiiia equivocadamente 
Benito. He acjui los escritos suyos 
de que tenemos noticia: 

1. Tractat de ana dispula é 
demandes fetas per un prior deis 
frares de la orde deis preMca- 
dors del convent de Bolunya ab 
f ánima ho spirit de Guido de Cor- 
vo, ciutadá de Bolunya á XVI de 
selembra del any MCCGXXX- 
III I. El P. Villanueva en el to- 
mo XVIll, pág. 241 de su Viaje li- 
terario a las Iglesiis de España, 
dá noticia del códice en 4.° exis- 
tente en la biblioteca délos carme- 
litas descalzos de Barcelona, que 
entre otras cosas ccntenia este opús- 
culo de Riparia. En otro códice del 
siglo XIV que regalamos al señor 
Salva, actual obisp) de Mallor- 
ca, se lee un largo altercado que 
tuvo el P. Juan Galí con el alma de 
Guido de Corvo, cuyas voces dice 
que se oían en su casa de la villa de 
Alesto, después de muchos años 



RIP 



rr 267 ^ 



rjp 



de difunto, y de este suceso se 
recibió información j urídica en vir- 
tud de letras apostólicas de 10 de 
febrero de 1323. 

II. Epístola Fí\ Bernardi de 
Riparia ad Giüdouem liJpiscopum 
Majoricarwm de visionj et locii- 
tione quaní habitit Fr. Joliannes 
Oali, Prior conventiis A lestensis, 
quod Ídem dicit ac Bononiensis 
cum Guillermo de Corzo defuncto. 
ICxistia esta epístola en el códice 
de que habla Villanneva y el obis- 
po á quien la escribió Riparia es 
Guido Terrena, que ocupó la silla 
de Mallorca desde 1316 á 133'2 en 
que fué promovido á la de Elna. 

1059. 

RiPOfvi^ (A^'TO^'To}. Abog-ado 
iTiallorqnin, ex-consejero supernu- 
merario de esta provincia é indivi- 
duo de la sociedad económica de 
amig'os del pais. 

Defensa legal por la Escma. 
J)ña. Ana de Pax y Boxadors, 
marquesa xiuda de Vivot, en el 
pleito que signe ante esta Audien- 
cia territorial con la Escma. Dña. 
Juana de RocaMrti y Boxadors, 
condesa de Peralada muda, sobre 
si la haronía y predio de Buñoli 
corresponden al fideicomiso fun- 
dado por D. Hugo de Pax kc. 
Palma, impr. de Esteban Trias, 
1844. fól. de 42 pág-s. y un árbol 
genealógico. 

1060. 

lliPOL.1^ (José Ignacio). Her- 
mano del antecedente. Nació en 
Palma el dia 2 de abril de 1807 
de D. Pedro Onofre RipoU y doña 
María Josefa Mesquida. Estudió 
leyes, se doctoró en jurispruden- 
cia, fué abogado fiscal de rentas 
de la subdelegacion de Mallorca, 
y de la audiencia territorial de 
esta isla. Nombrado por S. M. en 
31 de julio de 1852 abogado fis- 
cal de hacienda del tribunal su- 



premo de justicia, sirvió esta plazfi 
hasta 25 de noviembre de 1857 
en que obtuvo la de magistrado 
de la Audiencia de su patria. Ene 
individuo de la sociedad económica 
mallorquína de amigos del pais y 
de otras varias corporaciones, y 
falleció en Palma el dia 5 de agos- 
to de 185.). Escribió: 

I. Alegación jurídica por el 
Ministerio fiscal en el pleyto que 
sigue en el Tribunal Supremo de 
Justicia con el Duque de Frías y 
de Uceda, Conde de Peñiranda. 
Sobre incorporación al Estadio de 
diferentes pueblos, alcabalas, ter- 
cias y otras rentas y derechos de 
que disfruta por la casa de Ve- 
lasco. Álairid, impr. de D. Pedro 
Montero, 1856. fól. de 20 hojas 
papel mnr((uilla. 

íí. Alejo ^'u de sicpUca ])or el 
jMinisterio fiscal impresa como 
adición á su alegación juridica en 
el pleyto que sigue en el Tribunal 
Supremo de Justicia con el Du- 
qiie de Frías y de Uceda, Conde 
de Peñaranda, sobre incorpora- 
do i al FJstado de diferentes p^ue- 
blos, alcabalas, tercias y otras 
rentas y derechos de que disfruta 
por la casi de Velasco. Madrid, 
impr. de J. Martin Alegría, 1858. 
fól. de 19 págs. papel marquilla, 

1061. 

RiPOi..!.. (Pedro). Presbítero, 
beneficiado en la parroquial de San 
T3artolonié de Sóller y archivero 
de la reverenda comunidad de la 
misma. 

Llibre de noticias curiosas de 
la rila de Sóller. 1 t. fól. Ms. 
que nos hizo ver el canónigo don 
Bernardo Galmes cuando era rec- 
tor de aquella parroquia. Contie- 
ne un cronicón de sucesos, una 
minuciosa narración de la fábrica 
de la iglesia antigua y de la mo- 
derna, el auto de su consagración 
en 20 de mayo de 1492 por el ar- 
zobispo mallorquín D. Fr. Juan de 



RIP 



~ 268 =: 



Rir 



Den, inia Inrg-a noticia del conta- 
gio de 1652, otra de la fundación 
del convento de observantes y nna 
Historia de ¡a vicio ria que oh- 
tingueren los de Solí er contra Jos 
turchs ah H de maig de 1561. 

10C2. 

I^spoIjLi (Pkdro ONOimF.}. Je- 
suíta mallorquin. Vistió la sotana 
en el colegio de Montesion de Palma 
el dia 16 de marzo de 1G07, y poco 
después fué destinado al de Denia 
en donde terminó sus estadios. Re- 
gresando á Mallorca aportó en San- 
tañy en 10 de diciembre de 1616, 
habiéndose salvado casi milagro- 
samente de una horrorosa tempes- 
tad que esperlmentó durante el 
viaje. Encargado desde luego de 
la enseñanza de la doctrina cristia- 
na y déla lectura de filosofía, ocu- 
pó el tiempo que le sobraba en el 
ministerio del pulpito. Sus elo- 
cuentes discursos le dieron en toda 
la isla un nombre y una fama jus- 
tamente merecida. La crónica Ms. 
hace mención de haber predicado 
las cuaresmas de Carapanét en 
1622, la de San Miguel en 1626, 
y la de Santa Eulalia en 16íí2. Re- 
cuerda también el gran fruto que 
produjeron sus misiones en Muro 
el año 1623, pacificando los anti- 
guos odios y banderías de aquella 
villa. Fué el P. RipoU uno de los 
jaeces del certamen poético man- 
tenido en 1625 en honor de la V. 
Sor Catalina Tomás; profesó' los 
cuatro votos en el colegio de Mon- 
tesion el dia 1 .'^ da noviembre de 
1626; fué confesor del Sr. obispo 
Borja; asistió en 1628 en clase de 
procurador del mismo colegio á la 
C5ongregacion celebrada en Valen- 
cia; trabajó infatigablemente para 
la fundación del nuevo colegio de 
San Martin, y siendo rector del 
mismo, en virtud de sentencia epis- 
copal de 6 de marzo de 1631, fué 
preso por haberse opuesto á las ór- 
denes injustas y violentas que se 



dictnron contra aquella mismft 
fundación. Airoso en su empe- 
ño murió en el referido colegio el 
dia 11 de setiembre de 1632. De 
sus escritos solo sabemos que dio 
á la estampa: 

Sermón déla Tcverahle Sor Ca- 
tharina Tomás religiosa av/ji/sli- 
na predicado en el contento de Saii- 
ta Magdalena de esta ciudad el 
dia 11 de setiembre de 1628 en las 
^fiestas de la traslación de sns san- 
tas reliquias. Palma, impr deda- 
brieUiuasp, 1628. 4.° sin foliación 
También exi.sten del P. RipoU las 
excelentes cartas latinas escritas 
al í)r. Francisco Cassellas, y una 
poesía en el mismo idioma dedica- 
da il San Francisco Javier, cuyas 
jiroducciones hemos visto en las 
pjVgs. 27, 66 y siguientes del códi- 
ce que contiene las obras del re- 
ferido Cassellas, en la biblioteca 
de Montesion. 

1063. 

RiunAVrTS (Pi:dro). Natu- 
ral de Mahon donde nació en 9 de 
octubre de 1824 de 1). José Riu- 
davets y D.*^ Catalina Tudurí. En- 
tró á servir en la armada y es en 
la actualidad teniente de navio. 
Recorre, por comisión del gobier- 
no, las costas de Cantabria y es 
uno de los mas celosos y activos 
colaboradores de La crónha na- 
tal g déla marina, periódico men- 
sual que sale á luz en Madrid. Ha 
escrito: 

I. Elementos de construcción 
develas, por Robsrt Kippivg, ver- 
tidos al castellano con adiciones 
importantes que convierten hi obra 
e% un tratadlo completo de v la- 
men, 2ior D. Pedro Riudavets y 
Tuduri, teniente de navio de la ar- 
mada. Madrid, impr. de T. Foria- 
net, 1860. 1 t. 4." de XX-506 
págs. con 9 lám. 

II. Tablas para la reducción 
de alturas extrameridianas por 
Mr, Thomás Towson, traducidas 



RIU 



= *269 



Rir 



alcaslellano por D. Pedro Rinda- 
vets y Tuduri. Madrid, impr. id. 
id. 4.° de 32 págs. 

III. Tallas del sistema deci- 
mal escritas ^;oí' &lc. Se han in- 
sertado, con otros muchos trabajos 
de su autor, en La Crómca naval 
y de la marina. 

IV. Derrotero general del me- 
diterráneo, redactado en la Direc- 
ción de Jiidrografia con 2)resencia 
de los documentos de mas crédito 
nacionales y estranjeros. Com- 
prende la costa de Francia, la 
Italia hasta el calo de Santa Ma- 
ría de Lenca, las islas de Córce- 
ga, Cerdeña, Sicilia y sus adya- 
centes, y la costa de África com- 
prendida entre los calos Rojo y 
Kanais. Madrid, impr. á cargo de 
D. J. Salgado, 1858. 1 t. 4.° esp. 
de VIIl-607 págs. 

V. Derrotero de la costa sep- 
tentrional de España. Primera 
parte que comprende desde elp>ner- 
to de la Coruña hasta el de Qi- 
jón. Pullicado por la Dirección 
de Hidrografía. Madrid, impr. na- 
cional, 1860. 1 t. 4.° de 140 págs. 
adornado con 18 láminas de vistas 
y planos de puertos. Esta pre- 
ciosa obra, de la que es conti- 
nuación otro tomo que está en pren- 
sa, es el fruto de la comisión que 
el gobierno ha confiado al Sr. Riu- 
davets; comisión que ha desempe- 
ñado brillantemente y con las ma- 
yores economías, como lo prueba, 
entre otras cosas, la clase de bu- 
que que ha tenido á su disposi- 
ción. , 

1064. 

RiiJü (Gerónimo). Nació en Pal- 
ma el dia 13 de abril de 1787 de 
los Sres. D. Francisco Rius y 
D.^ María Ignacia Ribera. Hizo 
sus estudios con los PP. obser- 
vantes del convento de S. Fran- 
cisco de Asís y en esta universi- 
dad literaria recibió en 1805 el 
grado de maestro en artes, v en 27 
T. if. 



de mayo de 1807 la borla de doc- 
tor en sagrada teología. En 1814 
ordenóse de diácono y dio prin- 
cipio al ejercicio de la predicación: 
recibió el presbiterado el dia 20 de 
mayo de 1815: vistió la sotana de 
Loyola en el colegio de Madrid en 
25 de setiembre de 18i8 y tuvo 
allí el encargo de enseñar la me- 
tafísica y la ética. Destinado pos- 
teriormente al colegio de Monte- 
sion de Palma, leyó una cáte- 
dra de filosofía hasta principios 
de octubre de 1820 en que fué su- 
primida la compañía de Jesús. Res- 
tablecida esta en 1824, se le con- 
firió la enseñanza de la gramá- 
tica latina y de la filosofía, en cu- 
ya última cátedra fuimos uno de 
sus muchos discípulos. Nombrado 
en 1825 prefecto de todas las es- 
cuelas de Montesion, desempeñó 
este cargo por espacio de tres años: 
en el de 1828 obtuvo el de direc- 
tor del seminario de nobles de Va- 
lencia, y en el de 1832 se le con- 
fió la prefectura de la congrega- 
ción de estudiantes en facultades 
mayores de la universidad valen- 
tina. El año siguiente volvió á ser 
director del seminario de nobles 
de aquella capital y lo era aun en 
1835, época en que tuvo lugar la 
tercera estincion de los jesuítas en 
España. Destinado, con este mo- 
tivo, al colegio de Niza en Italia, 
pasó en 1838 á desempeñar en él 
los empleos de admonitor, resolu- 
tor de casos de moral y bibliote- 
cario, y algunos años después re- 
gresó á España hallándose en la ac- 
tualidad en la casa de residencia 
de Palma. Cultiva la poesía caste- 
llana del género místico, y sus 
composiciones las conserva inédi- 
tas. Ha escrito: 

I: La juventud, santificada. 
1 1. fól. Ms. Trata en esta escelente 
obra, muy digna de los honores 
de la estampa, de los niños que 
en su mas tierna edad han sobre- 
salido en virtud y letras, contando 
entre ellos á San Cristóbal de la 



RIü = 2 

Guardia, al Sto. Novicio, á Sor 
María Pascuala Caro y Snreda. /i 
Juan Picornell, á Miguel de Veri y 
á otros muchos que no recordamos 
en este momento. 

II. La Inmaculada Concep- 
ción de Maria, poema en doce 
cantos. 1 t. 4." Ms. 

III. Meditaciones y otros opus- 
cnlos ascéticos. Mss. 

IV. Los siete dolores de la San- 
tisima Virgen María. Mss. Es un 
poema que empieza por una In- 
troducción, sigue una intocacion 
y luego la obra, que consta de 
siete cantos, uno á cada dolor de 
la Virgen. Hé aquí el principio de 
la introducción: 



Canten otros las ínclitas proezas 
De cscelsos campeones, de héroes fieros; 
Cante templada lira las grandezas 
De los que el mundo aplaude por guerreros. 
Que arruinando los pueblos, fortalezas, 
Y las ciudades, rastres lastimeros 
Han dejado, en los mares y en las tierras, 
De luto, destrucción, sangrientas guerras. 

Canten las musas con su alegre coro 
A los conquistadores, que inhumanos. 
El derecho pisando y el decoro. 
Son de la humanidad crueles tiranos. 
Que con hambre canina y sed de oro, 
Al paso que altaneros siempie ufanos, 
Esparcieron con brazo Cero y fuerte 
La sangre, los estragos y la muerte. 



1065. 



RlVTOB» (Miguel). Presbí- 
tero, natural de la villa de Santa 
Margarita, cura párroco castrense 
y rector de la Iglesia de Felanitx. 
Murió en Palma el dia 27 de fe- 
brero de 1860. 

Rejleaiones sociales y religio- 
sas, dirijidas á refutar el error 
en que se hallan algunos eclesiás- 
ticos de Cataluña en orden ¿ la 
pacificación del pais, é indicarles 
el camino que todos debieran se- 
guir para alcanzarla. Por B. Mi- 
guel Riutord Pro. d incitación del 
tSr. D. Clemente de Santocildes, 



70 = Kl^^ 

coronel guie mador de Cardona. 
Barcelona, impr. del Fomento, 
1848. 4." de 27 págs. 

1066. 

RiVTonn (Rafaf.1.). Natural 
de Sineu: vistió el hábito de re- 
ligioso mínimo y profesó en el con- 
vento de San Francisco de Paula 
de e.sta capital el dia 17 de junio 
de 1666. Fué varón docto, lector 
jubilado, calificador del santo ofi- 
cio, cuyo tribunal pasaba á su exa- 
men las obras que se habían de 
imprimir, como aparece por las 
censuras que dio á muchas de ellas. 
Desempefió por dos distintas veces 
la dignidad de ministro provincial, 
y falleció en Pahua el dia 24 de ju- 
nio de 1703. Escribió: 

I. Catholicum certamen, sen 
líber apologeticéis, quo Christiana 
Religio propugnatur, et judais- 
mus confunditur testimoniis tete- 
ri testamenti. 1 t. 4." Ms. origi- 
nal en la biblioteca de Montesion. 
Escribió este libro en castellano y 
después, como lo dice en el prólogo, 
á solicitud de personas doctas, lo 
trasladó al latin, y en este idio- 
ma trató de darse á la estampa, 
pero no se verificó. Al principio 
del libro se le escribió esta nota: 
«Hoc certamine aliquando cecer- 
tabat, et aduc jara vita functus 
cecertat Reverendus admodam P. 
Fr. Raphael Riutord Sacri Or- 
dinis minimorum, Lector jubila- 
tus, Sanctaí Inquisitionis consul- 
tor qualificator, et in Majoricensi 
Provincia semel atque iterum pro- 
vincialis &c. anno Domini 1705. 
Utinam typis donatum fuisset 
quando erat recens; et príefixa ibi 
fuisset brevis historia suíe, et R. 
A. P. Petri Joannis Nicolau assis- 
tentiíe; qui ambo á Deo fuere as- 
sumpti pro conversione facta in 
publico Theatro Ecclesiffi Sancti 
Dominici: P. Riutord, pro conver- 
sione Michaelis ; et P. Ni- 
colau pro conversione Petri Onu- 



mu 



= 2 



frii » Otro C(klice del mismo 

libro y ile ig-ual tamaño existe ori- 
ginal en la espresada biblioteca, 
pero lleva su titulo algo variado. 
Helo aquí: Calholicoricni certamen 
qiio testimoniis ex veteri testamen- 
to de promptis, et judalsmiís con- 
ficnditítr et Ckrisiiatia irropug- 
nantur. Ambos ejemplares com- 
prenden los tratados siguientes: 
\*De vocatione gentlum et de re- 
prohatione judeomm. II. De sta- 
bUitate ejectionis, et reprobatio- 
nis judeorum: III. Nequit cwm 
f andamento expectari car nolis el 
temporalxs congregatio israeliíí- 
carum tribuum. IV. Proponan- 
tur et solvuntuT cnjnsdaní ju- 

dei argumenta, (¡uihisfal- 

sam jndcorwm spon conatur sta- 
hilire. V. Prosequitvr materia 
antecedentis capitnH. VI. J^Jrror 
judeorum de'suoriim rnortuoruu 
resurectlone, et de reductione per 
Messiam in tcrraní promissionis 
ad inibi habitandam confat itur. 
VIL Ostenditur Trinitatem per- 
sonaruní non esse contrariam in 
Deo ejas simjüicitati, nec doctri- 
nae veleris testamenti, imo ea so- 
lidaria et conjlrmari. VI IT. Pro- 
sequitur Ídem assumptum rt qnod, 
Messias sit verus Peus. IX. Mes- 
sia divifíitas amplias comproba- 
tur, et demonstratur locis ejusdem 
veteri testarnenti. X. Be dura- 
tione legis mosayce. XI. Respon- 
detar rationibas judeorum de ater- 
nitate sum legis J/osaicte. XII. Pe 
cuUu et vencratione sacrarum ima- 
ginum. ^\\\. Q,nod Christiani non 
destrmmt secundum, nec teríium 
prmceptum decalogi. XIV, Pro- 
bantur quod Messias jam tenit. 
II. Líber apolof/eticiis quo 
Christiana et Calholica Religio 
et fides propugnat. et judaismus 
co7ifundit. teslimoniis veteris tes- 
tarnenti. Elaboratus per P . F . Ra- 
pihaelem Riutort Ordinis minimo- 
rum S'ancti Inquvsitionis qualifi- 
catoreMfinhoc conventu S. P. N. 
Francisci de Paula cívitatis Ma- 



lí - ROB 

jorícarum auno Domini 1691. 1 1. 
4." Mtí. original en la biblioteca 
de Montesion. Ksta obra aunque 
parecida á la anterior es entera- 
mente distinta. 

III. Flor y fndts de la Santa 
meditado y oració mental, y de- 
sengany de arrobos falsos, visions 
y locucions interiors. Compost en 
iG86. 1 t. 4.° Ms. que existia ori- 
ginal en la biblioteca del convento 
de S. Francisco de Paula. 

IV. Vida y virtudes de la V. 
sierra de Dios Clara Gorjlllano 
y Catañy, religiosa de la tercera 
regla de los mínimos. La escribió 
el P. Riutord siendo el director de 
su espíritu, y la cita el P. Pedro 
Juan Nicolau en su Crónica Ms. 
ejemplar milii, fól. 359. B. 

1067. 

KoBKfii (Sebastian). Religio- 
so trinitario, doctor parisiense lla- 
mado por escelencia el 2)rincipe 
de los redentores. Aunque inglés 
de nación le damos cabida en nues- 
tra Biblío'eca por haber vivido y 
muerto en esta isla, como lo ase- 
guran los cronistas de su religión. 
Llamado por la infanta D.^ Cons- 
tanza de x\ragon para fundar el 
convento de Santi Spíritus de esta 
capital, vino ;i ella poco después 
de haber recibido el hábito de ma- 
nos de San .Tuan de Mata, y llevó 
á cabo el piadoso proyecto de la 
hermana de Jaime I en el año de 
12.32. Sus fervorosas pláticas re- 
dujeron al catolicismo á una hija 
del rey moro de Mallorca llama- 
da Luna que en el bautismo tomó 
el no. ubre de Maria. Murió san- 
tamente en el convento de trini- 
tarios de esta ciudad el dia 3 de 
mayo de 1285 y su vida la dio á 
luz el P. Antonio López de su mis- 
ma religión. Escribió el P. Robes, 
por los años 1240, seis libros .en 
defensa déla inmaculada Concep- 
ción de María y un oficio propio de 
la misma que rezaba todos los días. 



ROC — 272 

Cita estas obras el P. .M. I'". Do- 
mingo López en sus Noticias his- 
tóricas de la gran Bretaña^ Li- 
bro VL Cap. XXXVI pág. 390, 
quien dice que el P. Robes funda 
su opinión en las doctrinas de los 
PP. de la iglesia y de Pedro Nora- 
bar patriarca de Constantinopla, 
autor de un tratado sobre la Pu- 
rísima Concepción, escrito en 1227. 

1068. 

ItoOA (Guillermo). Uno de los 

que con mas inteligencia y agu- 
deza han cultivado la poesía ma- 
llorquína. Fué natural de Palma, 
encuyaciudad nació el dial. "de 
octubre de 1742 de D. Nicolás Ro- 
ca y Mora y D."* María Ana Se- 
guí. Abrazó la carrera de las le- 
yes, doctoróse en ambos derechos, 
ejerció su facultad con mucho cré- 
dito, contribuyó á la fundación de 
nuestra sociedad económica y en 
1779 á la del colegio de aboga- 
dos de Palma. Falleció en esta ciu- 
dad el día 23 de mayo de 1813. 
Ademas de dos tomos en 4." de sus 
poesías satíricas que nos hizo ver 
su hijo D. Guillermo Roca y Reus, 
existían en poder de este varios 
dramas suyos y una Rondalla de 
Rondallas escrita con proverbio.'^ 
del pais. De todas sus composicio- 
nes solo se ha dado á luz: 

I. Comedia del misser misera- 
ble. Palma, ímpr. de Esteban Trias 
1851.8."de31págs. 

IL Romances 2Jcr plorar rient 
ó per riureploranl. Palma, ímpr. 
de Esteban Trias, 1852. 8." de 3*-> 
págs. 

in. A legación jtiTÍdica2)or DJ' 
Isabel Maymó muger de D. Juan 
de Rian, y por D. Juan de Rian y 
Maymó sii lijo en el pleyt o pen- 
diente en la Real Audiencia de 
este Reyno, con el Doctor Don 
Jorge Maymó Pro. y A ntonia A na 
Burgítera, sohre la succesion del 
Jldeicomiso fundado por Juan 
Maymó y la promj)ta inmisión en 



ROC 



los bienes de que se dio al último 
poseedor Jorge Maymó. Mallorca, 
ímpr. de Salvador Savall, sin año, 
pero á lo último lleva la fecha de 
17 de mayo de 1782. fól. de 47 
págs. y un árbol genealógico. Es 
notable este discurso por las doc- 
trinas que aduce, confirmadas por 
una real Pragmática de 5 de abril 
de 1615 en favor déla inclusión do 
hembras, prefiriéndolas á varorfes 
mas remotos que ellas, de los fun- 
dadores de fideicomisos que esta- 
blecen la sucesión varonil. 

He. aquí una de las composicio- 
nes líricas del Dr, Roca: 

Eslava Don Juan Blasco 
Noble y savi cavallor, 
Qni per ser monsliuo de Pnlma 
Ha jiintats cstüs estreñís: 

Kstíiva 03 clia del Corpus ' 
E(i el mes púlilich ^jarrer 
Por lioiil la proseso passa 
Ceñida de granaders; 

Ralla»! ab un cadetjilo. 
De igual ó menos ccrvell, 

De que qui sab de que van 

Dirley ya no es menester. 

Cerl que parlavan de atlolas, 
Perqué qui scs ninas té 
Po-adas scmpre en scs ninas, 
D' ellas sol parlar no mes,. 

Quant eslavari mes cnecsos 
En lo asunto Talaguer, 
Ab scs mans molt ocupadas, 
Molt aficát es capell, 

Ve carregat de justicia 
Es capdlá niasoler 
(Qui pt-rquc le mans d' ajjuslol 
Este olJ:¡ 1¡ fan ftr); 

Y mirand de ,coa d'uy 
Nostion xerrim dcliiiqueal, 
llavent may palit cscandol 
Esta vegada el tingué, 

Y sensc dir aigo va, 
Scnsc dir masota vé, 
Descarregá un pcsat golpe 
Demuiil el seu cap jaujer. 

Quant olí sentí tal rcnou . 
Obrí els ulls, y quant lo véu 
Cubriul de colors sa cara 
Descubrí el cap delíncuenl; 

Y embarassant ses páranlas 
Tant de trui y tanta gcnt 
Ab el cor pie de bravura 
Sois va dir en si maleix. 



ROC = 

— «Capcllnncl atrevif 
¿Coi» tanl poch respecte hem tciis? 
¿Que allre cosa luiurías fcta 
Si jo fos un femcler ? 

Coin es ver, que aquesta espasa 
T' obriría mil porlells 
Si el canon si qtiis suadente 
No te servís de broquer: 

S¡ no fos per aqucst rollo 
Qui mon coratjc deté, 
El faría al punt canta 
Sense cap piom ni doblé. 

¿Si acás t'ha dit nion llinatjc 
Que som cavall cotonér? 
Que hcts tn diable boyét 
T'ho dic ara y t'ho diré. 

¿Coin violar mon cap vérge? 
¿Aló es d'homos? ¿Axó es lley? 
¿Com ultrajar me nobleza? 
Tros d'animal, desatent. 

¿Qu' ban de dir tantas madamas 
Com ara m'ustan prcsents, 
Sino que som un patorra 

Y no lench enteniment? 
Vaixley á contar al Bisbe .. 

Pero ravas, ¿qu' ben tendré 

Sino íiscas y mes fiscas 

Si hem suri sa cosa es bordell? 

Mes val callar Juan Blasco 
Perqué axó de correr piel 
Es bo per los qui no teñen 
Res mes perqué parlen d'ells. 

Es ver qu' el callar es bó, 
Pero ara jo ¿com quél? 
Ara la befa es segura 

Y llevonses contingeiit. 
Axó no pol queda oxí, 

Pero ya hem sorlirá be, 
Pues li diré cent desditxas 
A la cara ara mateix.»— 

Mentres fcya estos discursos, 
Cap abax é impacient, 
Acaba sa proseso 
De pasar per dcvaiil cll. 

Al puní prenguc las de Diego 

Y sen vá correns, correns, 
A posarse feridór 

Aliont son feridór ves. 

Vingué cum capis el cotis 
Es capellá molí xalesl 

Y cll com un ca de bou 
L'enveslí al punt qu' el veu; 

Se planta á la prusiana 
Devant l'enimich valenl, 

Y li va dir cuatra cosas 
Quinas foren jo n'hcu sé. 



273 = ROC 

Como el Dr. Roca y Seguí cul- 
tivó todos los géneros de poesía 
mallorqiiina, no daremos á nues- 
tros lectores muestras de cada cla- 
se, ya porque muchas de ellas no 
las escribió para que las viese el 
público, ya porque un amigo nues- 
tro se ocupa de dar á la estampa 
una colección de los mejores poe- 
tas baleares, en la que ha de en- 
trar precisamente el de (,ue tra- 
tamos. A pesar de esto, insertare- 
mos la que improvisó para can- 
tarse en lina cencerrada que se 
dio á cierta dama, de la que he- 
mos suprimido las estrofas que 
podían herir el decoro de la 
prensa. 



Ou csla música 
Funesta Mónica 
Qu' ab se mandúrria 
En Nofrc el fá. 

Déxa s'andúrria, 
Cés tanta rabia, 
Aeab se furia 
Que prou ni há. 

¡Oh blanca andivia! 
Bella falórnia 
Treu se caricia 
Que per tu vá. 

No el moslrcs rígida, 
Ou estas súplicas 
O morte tísica 
D'aquí demá. 

Que jo pie d'áncias, 
Tcrit d' angustias 
Mes penas fatuas 
El uiy contá. 

Sun cara d'áspia, 
Suri uis de mópia, 
Boca He xávega, 
Barres de cá. 

Moc de gall d' india, 
Ñas de bec d' águila, 
Frontel de cípia, 
Oranélls d'ú. 

Gallas de síndria, 
Color d'aufábega, 
Cap d'aubergíniaj 
Peí de safra. 

Suri, morros d'áneda, 
Dénts d'os de bístia, 
Seyelas d' áncora, 
Coll de pinsá. 



UOG =-■ 274 = ROO 

Do tes primicias 



Siini l'hislória 
S' acabará. 



Suri xusca escoria, ^^^ ^^^ pocsías qiie siguen, nO 

Hennosa estatua . ^^^^ ^^^ ,^^ ¿ nuestrc S leC- 

^, Z roba. tores por ser de las nías escogidas 

DüHcdi la gloria que produjo el I)r. Koca: 

FÁBULA JOCOSA 

DEL ÁGUILA Y EL ESCAllABAT, 



En un cámp cspayós, molí alegra y gojoso. 
Pastura scns tfmor una llcbréla hermosa; 
Volgui' se mala sórl qu' una Ayuila pasas 

Y en son vól clevat dins 1' berba Pafuiáb: 
La delicada carn mogué se golosina 

Y umplirsi^n es gaváix al instant determina: 
L'envest, la prcn, 1' cstreñ y ab un c6r fel per mal. 
Per cumplir son desitx la du d'alt un penal. 

La rapiña cruel véu un Escarabát, 

Y á la Águila li diu mogut de pietát: 
uSeñora, si es deis Reís tan propia la clemóncin, 
»D'aquest simple animal perdón, u la inocencia. 
uCrcis que far^u, usant ab eil de compasió, 

»Dc vósira RIagestád la mes digna acció, 
))Pnls mal no vos ha Tet, conccdiulí la vida 
))Y scns nota de cruel sereu scmpre aplaudida.» 
h' Águila el so mira ab uns úis plcns de furia, 

Y prcnint, com se sol, el avis per injuria 
Li diu: «Insí'cte vil, csciiria deis vivcnts, 
»¿Ab que temeridad insultarme pretcns? 
«¿Cóm, brut, t' atrevéis ü pcrlar devanl de mí? 
«Calla, futx insoicnt, vestcn, llevet d'aqui, 
»Quc si embrutar no fos cosa afronlosa 

))A mes ungías reals ab te sancb asquerosa, 
))A1 puní despedasat, ab una infame mórt, 
))Dc la que protejcis seguirlas la sórt.» 

Y cuant lo Escarabát trebaya fersc enfora, 
A la liebre ab furor mata, trinxa, dev<\r.i; 
lili cub6rl de rubor, de ira ab el cor pie, 
S' amaga, no diu res, y resol venjorsé: 

La Águila en un penal pocb dislant fa son niu, 
Lo Escarabát lo vcu y en si matcx sen riu; 

Y cuant dexant los 6us suri ella á pasturar, 
Volant éll en el niu per son inlenl lograr 
Ab scs camas cmpren el mes gustos trcball 

Y á tots de un en un los tira cap avall; 

Y encare que ella el niu umplí oltre vegada, 
Cóm la venjánsa mai sap estar saciada, 

A repetir son ftt cH també se cntrccuita 



ROC 



275 = 



ROC 



Y (le los altres ous l'iii fá un' allie Irúita. 
L' Águila suri de sí, y rcmonlant son vol 
Á Júpiter (lona se qiicha ab (Jesconsol, 

Y jurant hé ó mal (jue no lióu fá per malicia 
Ses provas ufereix y tlemána juslicia. 

Kl pare de los Dtíus luego se póssa á riurer 

Y ab palxiirra respím: «No res, no s'lia de escriurer: 
»Sens embrutá papé ni engrexá cscrivans 

))Ab iioblesa et vuy dar el rerney per mes mans, 
»Y el juljét qui vol Huir com un llamp. f(5nt renuu 
»Los procesos ferá per manco d'un gr(íll d'ou; 
»Y puis tu tens lo honor de serme dedicada, 
wDins me falda ferás are te nierada, 
»Jo guardar(í los ous, jó los empollaré 
))Y ab los bclís aguilons luego et regalaré.» 
Contenta ella lo admet: lo Esrarabút hi^u sap 

Y un nou despich al puní te forját dins son cap. 
Ab los seus instruments fabrica una bóllela 
Féta 4 la perfeccií'j, pero no del lol ni la, 
D'aquell material en que sol trabayar, 

Que tutom lo vól fer y ningú anomcnar: 
Pren fort la bolla, estreñ, vola al niu sngrat^ 
L'amolia sobre cis ous, fuilx y riu cnm un fat. 
Júpiter prim de ñas, y mes prim d' escaidums 
No estant fet íx ensumar tal casta de perfums, 
Fent jéstos jira es cap, es brassos cnrelira 

Y el vestit sacudinl, bolla, ous, niu, lot ho tira. 
La Águila cuant lo vCu, confusa, cmpagaiJa, 

Kl mal que havia fet coneix arrepentida; 

Y pcnsant si al ofés dcmanará perdó. 
Instruida en lo cscarmcnl, mos dona esta llisó: 

No despreciis ningú per desdilxat que sia, 
Perqué uns fruits molt amargs porta la altanería, 
Algún día el mes flac pot serte nccesari, 

Y el qui no ea bo per res, manco es bo per contrari. 
Del mes pobre injuriat es temible el despich, 

Fins un Escarabát es mal per inimich: 

Si tractas bé á tutom, de tutom treurás bé, 

Si no heu fas perqué déus, feu perqué axí het conyé. 



FÁBILA BIRLESCA 

DE pírahiio y tisbe. 



ROMANS. 



Referex mcstre Nasson, 
Mestres mayor de rondayas, 
Mestre de danzas qui enseña 
A sos Déus & fer mudansas: 

Que en aquella gran ciutat 
De gpgantinas muradas 



Qui com si fosen milócas 
Posave els jardins al ayrc; 

Vivían dos fadrinelxos 
En duas casas vcynadas, 
Tant que si un feya un rót 
El nás b'altre se tapava. 

Píramo es deycn y Tisbe 
Estos dos, cuyas hazañas 
Fins en la magra Mallorca 
Cantan las musas mes grasas. 

Ne Tisbeta havia un añy 
Que a custura ya no anava, 
Cuant comensíi en Piramet 
A sentir olor de rata. 

Quantell venía d'escola 
Nc Tisbe scmprc aguaylava, 



ROC 

Y ainoílava á las sordas 
Prop (l'ell ciialca salivada. 

C!)m ell era jovc en l'art 
Saludarla no gozava, 

Y d'cmpcgait temía 

<Jinc scs pedrés no el notasen. 
Pero /o amor, com sol fér. 

Prest I i lleva se mascara 

Aminvansé la vergoña 

Tant com l'edad se aumentava. 
En cuatra dias tot foren 

Uyadelas y riayas 

Recaudéis y las damés 

Averias d'esta casta. 
Fosletjavan ja á la plena, 

Reliant ab tanta abundancia. 

Que sens barayarsc may 

Sempre tenían paraulas. 
Tractaren de «"asarse 

Contra la moda de Fransa 

Sense dir asa ni bestia 

A son para ni i se mará. 
Sentiren olor de nosas 

Af punt d'ambas parts los pares. 

Los cuals eran tan amichs 

Com entre sí els gats y ratas- 
Al punt no liey bagué fineslra 

Sense clau ni sense barra 

Y si m'enfcdás un poc 
Diré que las paredaren. 

Aquí plora ne Tisbcta, 
No perlas qui costan masa, 
Sino llágrimas de viu 
Qui es un plor mes n)iserable. 

Tot lo día anava trista 
De cambres k dins se cambre 

Y axí entre cuatra paréis 
Ab ellas se congoxava: 

«Obriuvos duas parets 
»Y feis k mon cor axamplas 
wQu'está estret com una singla 
))Y bcn singlat com un ase. 

»Que jo cuaní l'liaureu master 
))Vos daró una abeurada, 
»No de guix, sino de chuya 
»Quc mes revé y aguanta. 

»Yo vos daré de cals viva 
»A1 punt sis ó set pasadas, 
))Sense fervos cap carota 
))Sinó dotbles de l'usansa. 

»Pues ¿com no vos ablanáu 
»Ab promessas tan bisarras? 
»Sí dadivas rompen peñas 
»¿Com no rompen la argamasa?» 

Ea Pírarao maleía 
Lo que ne Tisbe plorava 
Y sois el seu sentiment 
Esplicavan ses peladas. 



276 - ROC 

Mes] prest trobaren forát 
A(|uestas monjes ó arañas 
Que forat per hont sortir 
Ais amantes may ^los falta. 

Cree que va ser un crivill 
De una vella mitjanadn, 
Qui per ser nicdianéni 
El ser vella ya bastava. 

El qui torna donar lloch 
A las boyclas xcrradas 
Qui áolen ser llocbs comuns 
Entre tols los que ftns s'aman. 

¿Hcu vist quant en una siquia 
Al aigua es posa una ampara. 
Que después quant li amollo^ 
Corrre mes atiopeilada? 

A\i pues, después que havian 
Estad llarch temps aturadas, 
Entre los dos corregueren 
Las caricias com á aygua. 

Com may los bastava el temps 
Y tot lo día rellávan, 
Quant sen venía la fosca 
Pensava que trcncava auba. 

Un «lía al ii per sortir 
de matas {lenguas y barras, 
Com qui no n'es resolgueren 
Fer una foraportada. 

Y perqué no se perdesen. 
Si encare perduts nu estávan, 
Aseñaiaren es lloch 

Ahnnt devisn trobarse. 

Este fonch el bres ó lomba 
Aliont la gran scmicabra 
Va colgar es seu ninót 
Com feya ab quants estimava, 

Elegiren este lloch 
Pi-rquc quant en ell parlasen 
No los fes falti el sepulcre 
Sí morían de riayas. 

Allá bey havía un morér 
Qui feya ses moras blancas 
Jusl y fet com ses mentidas 
Que sent el qui ra'escolta ara. 

També bey havía una font, 
Com un Gongora de clara. 
Que si Narciso le troba 
A! punt hey feya s'uyastre. 

Molt antes de ferse ciar 
Ne Tisbe prengué se mante, 
Que per semblants funcions 
Ses mantctas ja s'usavan. 

Y á poc á poc y de puntas 
Axi va sortir de casa 
Com un lladre camínant 
Quant k ella la robavan. 

Quant pasava per sa porta 
Se tapa tont, que las guardas 



ROC 

Si no té es nesset tan llarch 
No haurian vistjens se cara. 

S'assegué, al punt qu'at-ribá, 
Baix del morer fatigada, 
Q»i ab son verdor li promct 
Kl fruit de ses esperansas. 

Pero com amor y dilxa 
Sempre es estad implicancia, 
Kt que nc Tisbc tenía 
Prest li va dir se desgracia. 

Fonch es cas que una lleóna 
Qut en tota aquella comarca 
(Cora fan los metjes) vivia 
De las bestias que matava; 

Per matar també se sed 
Venía boca hadada, 
Se gorga plena de sanch • 

Y plena de carn se panxa. 

Al punt que la veu ne Tishe 
Feu fer la seua á sos camas, 
Que no pogué espantarla 
Perqué no anava engallada. 

S'amagá dins una cova. 
En la cual, treu cap, treu maga, 
Pogué fer algunas Jfeynas 
De que s'éra descuidada. 

Quant corría á amagarse 
Se manteta li va caure, 

Y com veuréu, se caygúda 
D'algunas allras foncb causa. 

Y com aquella manteta 
Deis fums que si afcrravan 
D'aquell cap tan pié de mon, 
Feya olor de carn humana; 

La va ensumar se lleona 

Y ab sis ó sct mosscgadas 

Ab la sanch de los scus morros 
La feu tornar d'endiana. 

Y dexant el torcabocas, 
Com ya eslava plena y farta, 
Sen ana á dormir la sesta 
Baix d'una ausina acopada. 

El compara'n Piramét, 
En tot axó no arribava. 
Que en tais asuntos las donas 
Sempre están mes desvctladas; 

Perqué dormía á las totas 

Y no dexá se flasada 
(Si ya hey havía batáis) 
Fins que sentí batayadas. 

Pero al punt qu'es desxondí 

Y veuqu'havia fet s'asa, 
Va esvergar ab ell malcix 
Un bata; com una casa. 

Pega grapada á se roba 

Y s'entimbollá ses calses 
Una en so codrillo tort 

Y s'allre demunt se cama. 

T. 11. 



- 277 = R0(^. 

Son anii tot desbunt. 
Tan aviat qiit^ in'espnnta 
Com no's rompe es cap on ellas 
O no rompe las mnrndas. 

Arriba on es Ikch paelat 
Ab la cara com las brasas, 

Y cuant corría es rainbux 
Hey trobíí sis ó sel mantas. 

Quant veu (lu'L'raü de ne Tisbtí 

Y las .«anguinosas clapns, 

Y advertí de la 1 leona 
Las molt espesas peijadas; 

Al punt se posa á fo es loco 
Cridant ab uns crits tan agres 
Com una ilimona verde 

Y tan trits com una flauta. 
Ara estich jo fresch, diijuí', 

Com he pcgat se suAda 
Perlll de cosliparmé, 

Y lot es estad dehadas. 
Tisbe, ya hen podías dír, 

Qa'havias de morirle antes 

Y jo no hauria pcrdut 
Tola aquesta maliiiaila. 

No hey haurá consol per mí, ' 
Pues per lo que m'eslíniavas 
No sent el que sias niorta 
Sino qu'ets moría inteslada. 

¡Ó mal bé fase el lleó 
Qui t'ha fet tastar ses garras. 
Pues no m'ha dexat se roba ' 
Sisquera per recordansa! 

¿Qu' he de fer d'eslas banderas 
Sino espolsarné sabatas? 

Com de tant de lemps pcrdut 

¿No en tench de treure nltra paga? 

Surta aquest lleó si es hotno 
A ajuntar ó á trompadas, 
Meem si' lleverá llengo. 
Si la meua m'arrcbassa. 

Pero no: axó es de coquins 
Matar aquestas alacas, 
Malar un valent com jo 
Axó si que será hazaña. 

Apenas axó bagué dit 
Quant desembayná s'espasa 

Y tiraiit se boyna veya 
Li'n feu (le nova se panxa. 

Y com tenía h se sanch 
Se colera liquidada. 
Mes de tres canas amunt 
Com un cohet rompe l'ayre. 

Esta al punt feu tornar nogrcs 
Aquellas moretas blancas, 

Y axó qui no'u creu no peca, 

Y qui hcu creu es impecable. 
Encara aquest á la térra 

Pegava algunas grapadas, 

3G 



HOC - 

(Juant ja, tola tremolant. 
La seua Tisbe arribava. 

Luego qu'ella veu las moras 
De color tan tresmndadas, 
Ja va dir: —Aquí heyá cosa! 
Deu vuya que bon leraps fassai— 

Descubrí lo agonizant 

Y cuanl veu qu'es ballugava, 
Pega un bol y un gisco 
Tañí prim com un ü! d'araña. 

Pero al punt qu'el conegué 
Comensk íx pegarse infladas, 
S'arrancá tots los cabéis 

Y s'esquinsá se corbata. 

Y tiransé luego enterra 
Fregant per ella scs ancas, 
Eslc Irist proangol fcu 
Entre suspira y manadas! 

— «Ay, desdilxada de mí! 
Ay, prenda de mes entrañas! 
Ay, mort de la nieva vida ! 
Ay, voluntad mal lograda ; 

Digauméj estimat dolsél, 
Digaumé ¿qui heus ha llevada 
La voslra estimada vida 
Qui la mcva hem sustenta va? 

Responcumé y reparau 
Qu'esta es l'última vegada 
En que de le vostra Tisbe 
Podeu sentir las plorayas. 

Sí es estad algún gucrrcr 
Qui ha pres esta ventalje, 
Ben fet qu'el morí en la guerra 
Es una mort molt honrada. 

Pero encare mes valdría 
Que fóseu mort de negada. 
No sería mort en buit 
NI en se pell tan foredada. 

Mes ara serviu de exemple 
De que entre donas honrada» 
La qui té un sol marit 
El suspira un 'hora ó altrc. 
Si es estada alguna espía 
Enviada de mon para, 
Qui seguint el scu eslil 
Qualque puuxa heus ha afioada. 

Sapia que no ha fet res, 
Perqué ara de vos privada, 
S'aumenta el bé que vos vúll 
Quant conecb el bé qu'hem falta. 

En fin, sia lo que sia, 
May en mí es veurá mudansa, 
Semprc Píramo som vostra 
Del cap fins á la llevasa. 

Pero ja hem diu qu'es estad 
Esta espasa despuyáda, 
Qui pareix qu'es la matexa 
De qoc vos tant brevctjavau. 



278 — KOC 

Ara uic jo que »«>u il**»». 
Piramo. tant com ni baja 
Pues per llevnrvós U vida 
No hcu hagul mcster comáru. 

Are es \er lo que no ere ja, > 
Que mon amor vos malava. 
Pues que vos sou mon amor 
Ergo es vera la negada. < 

Plantas que m'eslau preseas, • 
:Mirau com de tantas plar.tas 
Qu'hem feyen la planta hem queda 
Sois esta planta esfuyada. 

Flors qui adornau aqifbsl cam|b 
Quedan, quedau escaiinadas, i 

Quant veis qu'cu la flor del mon 
Romane jo com un esparech. 

Túrtanos >iuilas, quísolas 
Plorau la* diluas pasada.^, 
Vcniu en aquest miray 
A llcvarvós s"S llegañas. 

Tu m'has totat d'espasela 
Piramo y le lutada 
Al punt m'ha loinat, al puul, 

Y ja no podré fcr vasa. 

Tots los jochs hem farás perde 

Y en aqucsl, s«ns punt ni fama, i 
Pagaré lo atrevimcnl 

Perqué sola hey som aiiad». • 

Solen dir que las primeras 
l'^ls amantes sempre guañan, 

Y ¿ mi en la primera exida 
Lo millór que tench hem matan. 

Tu m' has posal pesia al obra, 
Tu m'has duita á mal viatjc. 
Pues mes que si heu estiguéa 
Eslich ara rmbarassada. 

Y axí pues per seguirte 
Hem vcix en esta borrasca, 
Fins qu'hct vege al mcu costad 
No tench d'í'Star aturada. 

Este es el meu sol remey, 
Perqué se acabnn i'es ansias 

Y el tó funcst ab que dich 
Sois del eco acompañadas.» — 

Apenas hagué cencíos 
Esta trista farramalla, 
Quant den Píramo el estoch 
Agafá ab una grapada. 

Y fent conté qu'era el cap 
De la trena ab qu'es cordava, 
El se passá per los pils 

Y pasa d'un mon al altre. 

taygué en ü, perqué es molt propi 
Ais enamoráis el caure, 
Que si cau del ase algún 
Caucn dos mil des retaula. 

A los pares arriba 
La nova al pnnl, per ser mala. 



ROC 

(jai per ser cxils de pona 
Feren un mes de alitnaras.. 

Esvergaren los ihts cossos 
Al puní díns una flamada, 
Qaí torráis del foch pasí/il 
Prenguercn com una íaya. 

Janearen las duas cendras, 
Plegadas dins una cnxa, 
Perqué encare no fugisseii 
Si apartadas las lencavan. 

Aquí, pues, com lo damés 
Kn cendras mou cuento acaba, 
Tregüen los pares y filis 
Lo cspcril d'aqucsta Faula. 



O 



279 = ROG 

Las mejores obras satíricas de 
Roca son: La Cahronária, poema 
en nueve cantos, ^ el Poema sa- 
tirich contra el vici y mala eos- 
tum del bem'cr, que se compone 
(le treinta y una décimas. Hubo 
personas que, creyéndose aludidas 
en varios equívocos, se quejaron 
amargamente, y con este motivo 
llovieron contestaciones contra la 
obra de Roca, llenando á su autor 
de iüsultos y denuestos. Pretendía 
nuestro poeta no haber aludido á 
nadie y puso fin á la diatriba con 
las sig-uientes 



lOiJV). 

Roca (íjijiLLiíiíMü;. Heredero 
del numen ])o¿tico de su padre don 
Guillermo Roca y Segnii, de quien 
acabamos de hablar. Nació en Pal- 
ma el año 1793. Fué doctoren am- 
bos derechos, abogado del ilustre 
colegio de esta ciudad, secretario 
de S. M., é individuo de la real 
sociedad económica mallorquína de 
amigos del pais. Intereses de fa- 
njilia le precisaron á pasar á Ciu- 
dad-Rodrigo, en donde falleció el 
dia 30 de abril de 1852. La in- 
mensidad de escelentes })oesias en 
nuestro idioma, que dejó Mss. y 
conserva su familia, adolecen casi 
todas del mismo defecto que mu- 
chas de las de su padre, y por esta 
razón únicamente se ha podido im- 
primir la que lleva por título: 

Al Seíior Alcalde y Señora Reí- 
ffidors de i Ayuutameibt de Pal- 
ma dent'Uidts y encausáis en lo 
añy 1846 perqué pensaren que de- 
vian obsercar se costititció que tols 
haviaii pirada. Dedica aquesta 
poesía el seu autor G. R. Palma, 
impr. de Pedro .ToséGelabert, 1847. 
4. mayor, de 8 p^^Tñ. á dos co- 
lunas. 



Es pago en so corp un dia 
Se provarcn íi vola, 
Aqucsl á s'altre dcixá, 
Devés mitx camí seria: 
Y vaenl que 1' cscedia, 
Li va dir per quedar bé: 
— «Negre, brut, no permetré 
Es que lú voles ab mí.» 
(iSap, señó pago, que aquí 
Sjui á volar,» responguc. 



El que á mos versos respunga 
N'j surta d' es bolado, 
Oue bé al cas sera millo 
Que una alira cosa disponga; 
Perqué si espera que ponga 
So gallina que ja grufa, 
Pendra molla mes estufa 
(lausantse son propi estrago; 
Fassa sa volU d' es pago, 
Qu' en mirarse es pcus s' arrufa. 

Las poesías que Roca esoribió 
en monosílabos, son fáciles y muy 
cadentes, sin embargo de las difi- 
cultades, que ofrece este género de 
metrificación; pero todas ellas co- 
loradas, motivo por el cual solo 
podemos ofrecer á nuestros lectores 
los primeros versos de la que de- 
dicó á una sílfide llamada Isabel: 

lu l'en vas, vé ne Bel des cap d'un pocb; 
Me'nenlr, li parí, latanch, no viseen lloch: 



TIOC 

At piint. que pit-p (lu mi ';> veix (|uc scu, 
Li dich que vcst moil bé, que lé bwn peu, 
Que tol es bó.... s'eii liu.... la niir y ricli, 
Y scns (lir res, ja sap tol cuanl li ilic: etc. 

Una de las últimas comi>osicio- 
nes de su estro, es la descripción 
satírica de la villa de Algaida que 
dedicó á su amigo D. Iaüs Montis. 
Consta de 126 'cuartillas. En la 
primera indica la fecha en que la 
escribió: 



Algaida vitil de setcmbre 
Del añy mil vuitcents cincumla. 
¡Aquesta fechi ni' espanta! 
jDe cuanta de gusts eni dcsuieiubre! 

Hé aquí el final de esta p;jesia: 

Perdona si ct som molest, 
S'amistad es indulgenl. 
Per dir jo lot !o que senl 
No acabaría tan prest. 

Tol cuanl dio es cor em toca. 
Si sents qu' es leu correspon. 
En lot y per tol dispon 
De Ion amic Guillein Roca. 



1070. 

UoCA (.Juan). Natural de Pal- 
ma é liijo de D. (Guillermo Roca 
Notario y I).^ Juana Mora. Diri- 
gidos sus primeros estudios por 
los PP. Jesuítas del Colegio de 
Montesion, en los que salió muy 
aprovechado, pasó á cursar los 
mayores en nuestra universidad 
literaria, recibiendo en ella la bor- 
la de doctor en ambos derechos. 
A sos talentos, y á la gran repu- 
tación que adquirió como abogado, 
mereció de S. M. el nombramien- 
to de Ohidordeesta real Audieir- 
cia y, siendo ya el decano de ellos, 
se le dio la presidencia de la Jun- 
ta de caudales comunes. Fué, des- 
.de su fundación,, individuo de la 
real sociedad económica mallorquí- 
na de amigos del país, en la que 
desempciló varios cargos y comi- 



no 280 = ROC 

RÍones. La real Academia de bue- 
nas letras de Barcelona le inscri- 
bió también en el niimero de sus 
socios y el tribunal del Santo Ofi- 
cio de Mallorca le eligió por uno 
de sus consultores. Algunos han 
creído, y con razón, que malogró 
su talento por haberlo empleado, 
con una tenacidad sin ejemplo, en 
escribir asiduamente contra la vir- 
tud y sabiduría de nue-tro insig- 
ne paisano Ramón Lull, impug- 
nando con iracundos escritos cuan- 
tos folletos se presentaban por sug 
apasionados, en defensa de su san- 
tidad y doctrina, en la época en 
que con mas calor y entusiasmo 
se ventilaba en Mallorca esta cu e.-<- 
tíon: y 1^ la verdad que la pluma 
del l)r. Roca, empleada en otras 
materias, no le hubiera acarreado 
el odio con que generalmente se 
le miraba; hubiera evitado los gra- 
ves disgustos que incesantemente 
le acosaron, y se hubiera librado 
del ridículo en que merecidamente 
le colocaron las juiciosas pero es- 
pantosas diatribas que se asesta- 
ron contra su fama, su opinión y 
su saber. Para colmo de las des- 
gracias que el mismo se había 
procurado, no reusó en 17()71a co- 
misión que se le "confió de embar- 
gar los bienes y prender á los 
Jesuítas del colegio de PoUensa, 
cuando la supresión de la compa- 
ñía, sin recordar que era deudor 
de todo cuanto sabia á los PP. 
de aquella ilustre religión, pues 
ellos habían ínfundido en su en- 
tendiíniento el esquisito caudal 
con que pudo mas adelante distin- 
guirse en el cultivo de los conoci- 
mientos humanos. Tales preceden- 
tes pusieron al magistrado Roca 
en la precisión de sustraerse ente- 
ramente de la sociedad, y retira- 
do al hogar doméstico, vivió desde 
entonces cuasi desconocido hasta 
el 3 de febrero de 1813, día de su 
fallecimiento. Fué sepultado su ca- 
dáver en la capilla del Rosario del 
real convento de Sto. Domingo. 



ROC 



281 = 



ROC 



Hé aquí lo que sabemos de sus es- 
critos: 

I. Opifsculajnridica. 1 t. fól. 
Ms. (]ue viuK)< orig-inal en la biblio- 
teca de los PP. Capuchinos. 

II.- Reparos que propone la imi- 
tersal consignación del Beyno de 
Mallorca al M. I. Ayuntamiento 
de Palma contra el proyecto de D. 
Jnan Mif/vcl Palón, A ntich de Llo- 
rachhc. Mallorca, impr. de la viu- 
da Frau, 1753. fól. V.?,Xcí^ Reparos 
los impugnó el referido Anticli de 
Lloracli, como se lia visto en la pá- 
gina 37 del 1. 1, de esta Bihlioteca. 

III. Epístola Joannis Br.ptis- 
tfB Roca Jitris Doctoris, ad R. P. 
Fr. Joannem A ngelum Noceras, 
ordíniscarmeUt. Sacrm Theologm 
Magistro, vicario Provinciali &c. 
In mdibus tvÁs Nonis Jannarii 
1762. Ms. orig. en poder nuestro, 
con la contestación del P. Noceras. 

IV. Replicatlo Joannis Bap- 
tistm Roca ad responsiim Patris 
Noceras. I)at. Domi tíioi 13 Ka- 
lendas Fehr. auno 1762. Ms. 4.^ 
de 25 págs. orig. en poder nuestro. 
Estas dos epístolas las escribió con 
motivo de un sermón que el P.. No- 
ceras predicó en elogio de Ramón 
Lull: en la primera reprende al 
orador por haber dicho que Nico- 
lás Eymerich cuenta entre los lie- 
reges á San Jaime de Marchia, lo 
que no puede ser porque este na- 
ció en 1391, ocho años antes de 
la muerte de Kymerich, y omite el 
decir que á Lull le di) igual ca- 
lificación, citando en apoyo de es- 
tj último la autoridad del pontí- 
fice Paulo V y del cardenal Be- 
larmino. En la segunda epístola 
ratifica lo que habia aducido en 
la primera 3' no tan solo trata de 
herege á nuestro Lull, sino tam- 
bién de hombre sin caridad, sin 
buenas costumbres é hipócrita: nie- 
ga su martirio por la fé de Jesu- 
cristo, y saca de sus escritos doce 
I)rü posiciones heréticas. Tanta de- 
mencia y estravío en un hombre 
tan sabio causan admiración: cual- 



quiera (|uc haya leido las Vindi- 
cias lulianas del P. Pascual, se pe- 
netrará del error en que inc\irre 
el doctor Roca en sus frenéticas 
producciones. Estas pueden con- 
tarse por modelos de buen latin 
que deberían imitar los profesores 
de este idioma: su elocuencia es 
mucha y su lógica irresistible, de 
moflo que si no se cimentase en prin- 
ci])ios falsos, seria del todo impo- 
sible sostenerse contra ella. Tal es 
el carácter de estas epístolas de Ro- 
ca idéntico al de las otras muchas 
que existen de su docta pluma. 

V. Joannis BaptislcB Roca Epís- 
tola 'varia. Mss. Forman una volu- 
minosa colección, que sería conve- 
niente comjdetarla, pues las unas 
existen en la biblioteca episcopal 
R. III. 9, otras, que tratan de pun- 
tos jurídicos, escritas al Dr. don 
Francisco Mateu, las hemos visto 
en la de Montesion y las que en 
1763 dirigió á D. Nicolás Sala, 
en 1764 al erudito P. Sebastian 
Nicolau jesuíta, y en 1797 al señor 
Conde de Santa María de Formi- 
guera, las poseemos originales. 

VI. Comentarios al decreto de 
18 de junio de 1763, dado a favor 
del culto y doctrina de Ray mundo 
Lidio. Impr. en 4.° sin año ni im- 
prenta. Los ejemplares de este fo- 
lleto anónimo llegaron á Mallorca 
por el correo de 29 de octubre de 
1763 con sobre á varias personas. 
Kl Paborde Tarrasa, que dá esta 
noticia, dice que su autor es el 
Dr. Roca y que salieron de la im- 
prenta del convento de Sto. Do- 
mingo de Palma, pues él habia vis- 
to un ejemplar antes de marcharse 
el correo que se los llevaba para 
volverlos á introducir. Comprende 
este opúsculo el espresado real de- 
creto seguido de una virulenta es- 
plicacion de él, dirigida al amigo 
lector, haciendo ver que aquella 
dis}JOSÍcion no era favorable á Lull 
y tratando de ignorantes y estú- 
pidos á todos sus partidarios, 

VIL Carta del Dr. D. Juan 



ROO 



28á = 



uoc; 



BaiaüUi Roca al Dr. 1). Ray- 
mundo Señera sobre // false- 
dad de la doctrina y viríud de 
Ray mundo Lidio. 1 t. 4.° Ms. de 
219 págs. No la liemos leído, pero 
la vimos original en poder de doii 
Marcos Ferrer y Colom. La im- 
pugno sabia y enérgicamente el 
Dr. Ser vera en su contestación. 

Vil I . A legación en derecho por 
la cofradía y hosjñtal de San Pe- 
dro y San Bernardo con el nio- 
nasterio de la Inmaculada Con- 
cepción de N. Señora María San- 
tisima siempre Virgen llamado del 
Puig de Pollenza, sohre si dicho 
monasterio debe pagar á la dicha 
cofradía y hospital 2500 Va pro- 
metidas por Gabriel Puig mer- 
cader a Ana Puig su hija autora 
de la dicha cofradía y consiilni- 
das en dote al Dr. Juan Molí su 
énaridú. Imp. fól. de 52 págs. sin 
«ño ni lugar. 

IX. Ale q ación en derecho por 
la cof radia y hospital de San Pe- 
dro y San Bernardo y el Real Con- 
vento de Santo Domingo, actores, 
contra los PP. del Real monas- 
leño de Jesir,s de Nazarel de la 
Cartuja^ reos convenidos, sobre va- 
rias dudas que han, ocurrido en 
el pleylo que siguen sobre la 
herencia de D. Pedro Desmas. 
Imp. íül. de 64 págs. sin año ni 
lugar. 

X. I nfor inacion por la cofra- 
día y hospital de San Pedro y 
San Bernardo de la Santa Igle- 
sia Catedral con Antonio Mira- 
lies sobre el articulo de suba.sta- 
cion del predio Son Toni Coll. 
Imp. fól. sin año ni lugar. 

XI. Información en derecho 
por Don Raymnndo de la Cava- 
lleria Capitán de Infantería del 
Regimiento de África con D. 
Francisco Cual y Despiiig sobre 
si debe decretarse ejecución de un 
laudo hecho por los Doctores D. 
Juan Antonio Artigues y D. Ra- 
món Servera publicado en 24 de 
jiilió_ de 1718. Palma, impr. de 



la viuda Frau. sin íiño, fól. de 31 
págs. 

XII. Por D. Gaspar de Vi- 
llalonga y Mir contra D. Anto- 
nio D amelo y Togorcs en el juicio 
de suiúicacionde la provisión dada 
en el secuestro y concurso de acre- 
hedores contra los bienes de D. A l- 
bertin Dámelo marques de Tor~ 
nigo y de D. Antonio Dameto su 
nieto en 20 de febrero de 1G70. 
Imp. fól. sin año ni lugar. 

XIII . A legación jurídica. Por 
el Real Convento de Santo Do- 
mingo con los herederos de D.'^ Leo- 
nor Quinf sobre la subsistencia de 
las mandas de dos misas quoti- 
dianas, y 16 oficios annuales per- 
petuamente, en la Iglesia de dicho 
Real Concento, que ordenó D. Ray- 
mundo Quiñi en su Testamento 
que otorgó en Barcelona á 19 de 
agosto de 1(527 y con el Cabildo de 
la Santa Iglesia, prolector de su 
fabrica, limosnas y anniversa- 
rios y otros acreedores sobre la 
prelacion en grado del dicho Real 
Convento. Imp. fól. de 16 págs. 
sin año ni lugar. 

XJV. Alegación jurídica por 
el Real Convento de Santo Domin- 
go conD. Ignacio Ferrandell. Imp. 
fól de 33 págs. sin año ni lugar. 
Trata de la manda pia dispuesta 
por D. Nicolás de Veri en 1656, 
en poder del Dr. Gaspar Llompard 
rector de Porreras, 

XV. Breve información por 
Gabriel Noguera de Superna con 
Bartolomé Noguera sobre el fidei- 
comiso universal fundado por Bar- 
tolomé Balagi'cr quinto abuelo de 
dicho Gabriel Noguera actor en 
su Testamento de 27 de agosto de 
1584 ante Damián Fenienía Not. 
Imp. fól. sin año ni lugar. 

XVI . A legación en drecho po r 
Gabriel Noguera actor con Juana 
Ana, Serra y el Licenciado Bar- 
tholome Noguera Pro. reo y Bar- 
tholome Noguera actor: sobre los 
fideicomisos disjruestos el uno por 
Guillermo Noguera (en su testa- 



ROC 



mentó de 7 de diciembre de lO'iO 
ante Jaime Cerdo JS'ot.) y el otro 
por Migwl Noguera, (en 6 de se- 
tiembre de 1654 onte Juan Ar- 
rnengol JSfot.) Imp. fól. de 16 págs. 
sin año ni lugar. 

XVII. Breve información por 
Antonia Vives de la villa de Po- 
llenza con Cristoval 'Torres de la 
misma villa. Imp. fól. id. id. 

XVIII. Información en dere- 
cho por el Dr. I). Cristoval Mar- 
torell Pro. y Canónigo de la Sta. 
Iglesia de Mallorca y el Dr. D. 
Befenguer herm tnos con Catalina 
Crespi viuda de Bartolomé Ben- 
nasar y Nicolás IJennasar y Cres- 
pi sic hijo, Margarita Martorell 
viuda de Bartolomé Bennasar de 
Monnabar y el Dr. en derechos 
D. Bartolomé Bennasar de Mon- 
nabar su hijo, sobre la pertenen- 
cia de los frutos del fideicomiso 
del predio Santiani, declarado á 
Miguel Bennasar abuelo de dicho 
Nicolás con Peal Sentencia del año 
1692. Imp. fól. sin año ni lugar. 
Lleva la feclia de 3 de octubre de 
1752. 

XIX . A legación en derecho por 
D.^ Catalina de Salas y Santa- 
cilia muger de D. Tomas de Veri 
y D. Pedro de Veri y Santacilia su 
hijo con Don Antonio Fu ster de 
Salas sobre la succesion en elfdei- 
comiso fundado por D. Nicolás de 
Santacilia (en su testamento de 
6 de setiembre de 1694 ante Juan 
Odón García Not.) enla vacante 
sucedida por fallecimiento sin pro- 
le de D. Gabriel de Berga y Ber- 
ga. Imp. fól. de 41 págs. sin año 
ni lugar. 

XX. Discursus legalispro Pe- 
gali conventu Sancti Dorninici 
cum parrochice Sanctm Eulalice 
supter humatione cadaveris Mar- 
garitee Miró vidum Papíhaelis Po- 
mar. Imp. fól. de 60 págs. sin 
año ni lugar. 

Aumentó é ilustró el Dr, Roca 
la obra de su maestro D. Jaime 
(*ampnner. de que damos noticia 



— 283 = ROC 

al hablar de este en la ]iá}.í*. 144 
niiin. 1 . del lomo I. 

iiin o/iro '. 
1071.f'íííi<fJ8O .^ .,-. 
; fliJbíí» í)iif>Bl/ 
KoCA (Juan). Literato 'meñrtí^- 
quin, natural de Mabon é hijo de 
1). Pedro Roca y D." Práxedes Vi- 
nent: falleció el dia 1 1 de octubre 
de 1826. Su sobjrii-«y y heredero 
D. Antonio José Roca posee las 
obras que siguen escritas de su 
mano: ■** 

I. Diario de las rosas rnem^\- 
rabies sucedidas en Mahon desee 
1 de julio de 1777. 1 t. fól. Ms. •k'k-. 
1164 págs. ''^; 

II. Relación del vía ge que D. 
Juan Poca y Vinent hizo á Italia 
desde 27 de octubre de 1787 ha^. 
5 de febrero de 1788 en que regfe^ 
só. fól. Ms. de 66 págs. ^>''' 

III. Dicciojiario geográfico d^ 
Menorca. 1 t. 4.° Ms. de 166 pág's. 

1072. 

RoCABERTí (Juan Tomás dí?^. 
Aunque natural de Peralada en 
Cataluña, donde nació en 6 de 
marzo de 1627 de la ilustrisima fa- 
milia de su nombre, le incluimos 
en nuestra Biblioteca por habei- 
obteuido privilegio de prohijación 
en Mallorca, haber recibido los es- 
tudios y el hábito de religioso do- 
minico en el convento de Palma 
y haber vivido muchos años eii 
esta capital, patria de su madre 
D.^ Magdalena Zaforteza. Su pa- 
dre ü. Francisco Jofre de Rocaber- 
ti, conde de Peralada, por la gra- 
cia de Dios, vizconde de Rocaberti, 
duque de Mandes, marques deTer'- 
ranova y de Anglesola, de.scendi&. 
también, por el costado materno, de 
la nobilísima familia mallorquina 
conocida con el nombre de Píix do 
Buñolí. Como el Sr. Torres Amat 
publicó su biografía y dio noticia 
de algunos de sus escritos, solo 
diremos que este insigne dominico 
llesró á obtener todos lo? honorns 



ROC 



= ^84 — 



RUI) 



y grados de su religión, y se ci- 
ñó la mitra arzobispal de Valen- 
cia, de cuyo reino fué también vi- 
rey y capitán general. Murió en 
Madrid eldia 13 de junio de 1699. 
Dio á luz: 

I Alimento espiHti(aJ, quoti- 
diano ejercicio de meditaciones 
escogidas de las ohras del V. P. 
M. Fr. Luis de Gran^tday del Bea- 
to Enrique Suson amhos de la or- 
den de Predicadores. Barcelona. 
impr. de Matevat, 1668. 1 t. 4." 
Hay una edición de Mallorca, 
impr, del real convento de Santo 
Domingo, 1733. 1 t. 8." de 16.- 
490 págs. En esta edición se aña- 
de á lo último una Breve iivstrnc- 
cioih para la orojcioii mental. Por 
esta edición se hizo otra en Ma- 
drid, impr. de D. Antonio Espino- 
sa, 2 t. 8.° Al fin del segundo to- 
mo van añadidas las meditaciones 
del B. Suson vertidas al castellano. 

II. Teología mística, instruc- 
ción del alma en la oración y me- 
ditación. Barcelona, impr. de Ra- 
fael Figueró, 1669. 1 t. 4.° 

En la biblioteca de Montesion 
existen unos discursos impresos en 
defensa de la jurisdicción eclesiás- 
tica, escritos por Ilocaberti con mo- 
tivo de haberse perseguido á un 
religioso por lo civil. 

Ordenó y dio á la estampa: Bi- 
bliotheca máxima pontificia. Ro- 
ma, impr. Francisci Buagui, 21 
t. fól. 1698.— 1699. Es una colec- 
ción de los AA. que han escrito en 
favor de la Santa Sede. Cuidó tam- 
bién de que se imprimieran los ser- 
mones y obras de San Vicente Fer- 
rer y de San Luis Beltran. La prin- 
cipal obra suya es la que escribió 
con este titulo: 

III. De Romani Pontificis au- 
thoritate. Valencia, impr. de Jai- 
me Bordazar y Artazu. 3 t. fóL 
El I, 1691, de 92-849 págs. sin 
contar un largo índice alfabético: 
el II, impr. id. 1694, de 120-680, sin 
el índice: y el III, 1693, de 60-604 
-16-256, sin los índices. Todo su 



talento y su ])luma lo.^ dedica en 
esta obra á defender la autoridad 
del Romano pontífice y su infali- 
bilidad, y á vindicar la fe de los 
papas Honorio I, Juan XXII, Ni- 
colás III, y (Iregorio VII, y la su- 
prema potestad del Pontífice^ ya 
directiva, ya coactiva, sobre las co- 
sas temporales. En España y en 
Italia fué muy bien recibida esta 
obra, pero en Francia mirada con 
mucho desprecio y prohibida ])or 
el parlamento de Paris en 20 de di- 
ciembre de 1G95 por oponerse á la 
doctrina del clero galicano sobre la 
autoridad del romano pontífice. 

B&onniGO. — V.Mallorc.v( Ro- 
drigo de). 

1073. 

nonnic;i7KX (Alonso). Natu- 
ral de Segovia, hermano coadju- 
tor de la compañía de Jesús. Des- 
tinado al colegio de Montesion de 
Palma, desempeñó aciui por espa- 
cio de muchos años el oficio de 
portero y murió en esta capital en 
31 de octubre de 1617. Pe su san- 
tidad y de sus milagros se han 
ocupado muchos escritores que 
han dado á luz el libro de su vida. 
El Papa León XII le beatificó en 
12 de junio de 1825. Sus reliquias 
descansan en una suntuosa capilla 
de la iglesia de Montesion y la 
ciudad de Palma, contándole en 
el número de sus hijos ilustres, 
mandó colocar su retrato en el con- 
sistorio. Los PP, Backer en su Bi- 
lliotliéque des écrivains de la 
compagnie de Jesiis, t. V. pág-. 
629, aseguran que el B. Alonso 
Rodríguez escribió las obras si- 
guientes: 

I. Corona carissimm et aman- 
tissima Domina Matris Dei. 

II. LitanicB ejusdem. 

III Sanctissimitm ojjicium Pu- 
rissimce et Immaculatce Concep- 
tionis ejusdem Deipara. Este pia- 
doso oficio de la Virgen se ha im- 



ROD 



=: 285 = 



ROD 



preso muchas veces y se ha inser- 
tado en algunos devocionarios. 

IV. Devoción de los doce pa- 
drenuestros y las doce Ave-marias 
á la Virgen Nuestra Sra. 

V.- í)e oratione et monitis ad 
hene vinenditm moriendíimque. De 
propia cognitione et profeclu. De 
Jmmilitate aliisque 'oirtutibus. 

VI De humilítdte, patiejitia 
et ohedientia. De astimatione so^ 
cietatis Jesit. De dispositione ad 
Encliaristiam et gratiis agendís. 

VIL De Dei amore. De pie- 
tate Í7i Mariam. De contempla'- 
¿io?ie, mortijicatione, humilítate 
et aliis virtiitibus. 

VIH. Líber varíoruní tracta- 
tuum in cwjits initio petitlones 
oratio7iís Domínice declarantur. 

IX. De Dei presentía: de da- 
plici resignatione in Demn: Q710- 
modo anima se relinquit: De ora- 
tione et mortificatione. 

X. De modo quo anima in vir- 
tute^ et Sanctitate crescrat. De 
signis propice pradestinafÁonis: 
De mortificatione et aliis mrtio- 
tihus . ítem ad sacerdotes pro ce- 
celebratione 3fis¿B, et ad scholas- 
ticos. 

XI. De Thesauro laborum: de 
triplici religio?iis voto: De anima 
et virtutis pulchritudine . De pec- 
cati phoeditate. 

XII. Líber inscripfns: JYon 
ego Regula} fiitur US Jmlex sedob- 
servator. ítem de Deip^'Oísentia. 
De conscíentia exánime. 

XIII. De Dei amore. De vir- 
tute obedíentim et aliis. 

XIV. Mónita ad Christum imi- 
tandum tibi Alphonse. 

XV. De caritate: De nnioneet 
transformatione animce in Deum: 
De oratione et sui vera agnitione. 

XVI. Documenta ad teoitat io- 
nes: Ubi de Deiprasentia: De sui 
agnitione et Ilumilitaíe. 

XVII. Vitce sum progressics, 
dum conscientice rationem Supe- 
rioribus suis de tS'cripto redderet. 

En la urna que contiene las re- 
T. II. 



liquias del B. Rodríguez se hallan 
algunos Mss. suyos que nos ha sido 
imposihle examinar. 

1074. 

RoDiiifíiiTKX (Pedro José). 
Nació en Mahon el dia 30 de ma- 
yo de 1802 deD. Pedro Rodrig-uez 
y Prats y D.^ Águeda Rióla y Ro- 
sas. Cursó en su patria, bajo la 
dirección de su padre> los estudios 
de náutica y lenguas estrangeras, 
y después de concluidos en 1818, 
emprendió varios viajes al mar Ne- 
gro. Examinado, en grado sobre- 
saliente, el dia 19 de febrero de 
1825, fué admitido el año siguien- 
te en calidad de maestro de ma- 
temáticas é idiomas de los guar- 
dias marinas, en el navio Norte- 
Americano mandado por el Como- 
doro Juan Rotgeus, con cuyo mo- 
tivo salió de Mahon para el cru- 
cero de Levante, y al llegar al de- 
partamento de Norfolk en Virgi- 
nia, le espidió aquel gobierno el 
título de primer profesor y exami- 
nador de los guardias marinas y 
mandó se le clasificase en el esca- 
lafón de la armada de los Estados 
Unidos. Desempeñó muchos años 
aquel destino, llenando tan arduos 
é importantes deberes con emi- 
nente servicio de la patria y de 
aquellos á quienes hacia partícipes 
de sus conocimientos. Como hom- 
bre escesivamente honesto, libe- 
ral y afable, sincero y firme en 
sus principios, obtuvo y conservó 
el aprecio de cuantos le cono- 
cieron y trataron, y los ameri- 
canos, entre los cuales vivió tan- 
to tiempo, conservaron gratos re- 
cuerdos de sus amables cualida- 
des aun mucho después de ha- 
ber bajado al sepulcro. Falleció 
el dia 14 de octubre de 1838 
y fué sepultado en Perstmouttr 
provincia de Virginia, según leí- 
mos en el Armi and navg croni- 
ele del 25 de los mismos que se pu- 
blicaba en Washingthon. He aquí 
37 



roí 



= 286 = 



las obras suyas de que tenemos 
noticia: 

I. Elementos de trigonome'ria 
esférica. Los imprimió en 1829 
y fueron recibidos con el aprecio 
que se merece una obra maestra, 
Hé aquí el titulo que llevan: Ele- 
ments of spherical trigonometry', 
designed as an introductioii to tJie 
studg of nautical astronomy. By 
P. j. Rodríguez. New-TorkPrin- 
ted fortlie anthor, 1829. 4.° es- 
trangero, de 30 pág-s. 

II. Tablas para calcular la la- 
titud por 7nedio de la estrella ])o- 
Jar. Imp. en 1830. (Nueva- York). 

III. Tratado de astronomía 
náutica, con todas sus espUcacio- 
nes y figuras. 1 t. 4.° Ms. muy 
Toluminoso, que con otros varios 
opúsculos también Mss. se entre- 
garon después de su muerte, por 
haberlo dispuesto así, á la socie- 
dad filosófica de Filadelfia. 

1075. 

RoiCi (Antonio). Religioso 
agustino, natural de Felanitx, don- 
de nació en el solar de Turtix, de 
Juan Roig y Magdalena Mdal. 
Vistió el hábito en el convento del 
Socorro de Palma y profesó en 9 
de febrero de 1658. Concluidos sus 
estudios fué nombrado lector de 
teología y mas adelante se le con- 
firió el magisterio en la misma fa- 
cultad. Fué prior, definidor de la 
provincia de Aragón, vicario pro- 
vincial, comisario visitador de los 
conventos de su orden en ]\Iallorca 
y Menorca, examinador sinodal de 
este obispado, rector provincial de 
todos los conventos de Sicilia y de 
Mallorca, y seg-un escribe D. Mi- 
guel Juan de Fadrínes en su His- 
toria de Felanitx, autor de varias 
obras ascéticas que quedaron Mss. 
Murió en Palma el día 4 de setiem- 
bre de 1701 á los 64 años de su 
edad. 



ROÍ 



1076. 



lloiG (Antonio). Hijo ilustre 
y predilecto de la isla de Menorca, 
varón elocuentísimo y muy distin- 
guido por sus asombrosos talentos, 
sólida y vasta erudición, profundos 
conocimientos en la ciencia teoló- 
gica, pureza de costumbres y otras 
muchas cualidades que le hicieron 
descollar sobre los baleares mas 
etiiinentes de este y del pasado si- 
glo. Nació en Mahon el dia 7 de 
setiembre de 1750 de los Sres. 
D. Juan Roig y Cardona, Dr. en 
ambos derechos y asesor del juzga- 
do eclesiástico de aquella isla v 
D." Catalina Rexart, los dos natu- 
rales de ella, pero oriundo el pri- 
mero de la casa solar de su nom- 
bre establecida en Mallorca poco 
después de la conquista y que ha 
sido plantel fecundo de varones 
ilustres y notables por su virtud 
y saber. Condiscípulo, desde sus 
mas tiernos años, de nuestro be- 
nemérito padre el Dr. D. Juan Bo- 
vér, cuya amistad íntima conser- 
varon hasta el último período de 
su vida, hizo como él los estudios 
de primera edncacion con los PP. 
de la compañía de Jesús. Protegi- 
do después por el obispo D. Loren- 
zo Despuig, acompañó á su lima, 
á Tarragona cuando fué promovi- 
do á aquel arzobispado, y muerto 
su favorecedor volvió á Mallorca, 
y continuó aquí los estudios uni- 
versitarios hasta recibir en 1 1 de 
abril de 1767 los grados de maes- 
tro y doctoren filosofía. De esta is- 
la pasó á Aviñon, en cuya famosa 
universidad se condecoró con la 
borla blanca y con la de Dr. en cá- 
nones. Contaba la edad de 24 años 
cuando en concurso público, y no 
siendo aun presbítero, ganó el cu- 
rato de la parroquia de Ferrerías, 
en Menorca, que se le confirió en 
13 de setiembre ds 1774: tres años 
después fué nombrado provisor y 
vicario general eclesiástico de aque- 



roí 



= 287 = 



llOl 



lia diócesis y en el de 1782 obtuvo 
los empleos de subdelegado de cru- 
zada y comisario de la Inquisición 
en la misma isla, destinos que de- 
sempeñó con la entereza, pruden- 
cia y justificación que le caracte- 
rizaban, hasta 13 de agosto de 
1790 en que, con sentimiento de 
todos sus paisanos los menorqui- 
nes, fué trasladado al curato de la 
iglesia parroquial de Felanitx en 
Mallorca. Siendo ya examinador 
sinodal de este obispado, lo fué 
también de los arzobispados de 
Valencia y de Sevilla: el Sr. Des- 
puig y Dameto, patriarca de An- 
tioquía y después cardenal de la 
S. R. I., en 31 de mayo de 1796 le 
nombró su teólogo-consultor: la 
academia médico-práctica Balear 
le creó en 15 de marzo de 1798 
académico de erudición: pertene- 
cía también en clase de individuo 
numerario á la real sociedad eco- 
nómica mallorquína de amigos del 
pais: en 1 /' de febrero de 1807 el 
Inquisidor general de España le 
confirió los honores de Inquisidor 
con voto en el tribunal de este 
reino, y con real titulo de 2 de ju- 
lio del mismo año fué nombrado 
canónigo magistral de esta santa 
iglesia, dignidad que ganó por ri- 
gurosa oposición y la desempeñó 
hasta el dia 6 de marzo de 1808 
que fué el último de su vida. Se 
dio sepultura á su cadáver en el 
panteón de los señores condds de 
Montenegro y de Montoro, cons- 
truido bajo la grada esterior de 
la capilla de la Concepción de nues- 
tra Catedral. Dotado el Dv. Roig 
de un espíritu vasto, pronto, fe- 
cundo y lleno de perspicacia, de 
un talento asombroso, de una com- 
prensión amplísima y de una fir- 
me é ilimitada memoria, reunía 
á este conjunto de preciosos dones 
una aplicación y una atención cons- 
tante á todo lo escolar, y distin- 
guiéndose ya desde su infancia en- 
tre sus coetáneos, cultivó con fru- 
to las flores de la literatura sa- 



grada y profana, llevándose siem- 
pre el aura popular. Apenas hay 
ciencia que no saludase y sus pro- 
gresos en cuantas se dedicó siempre 
fueron rápidos. Modesto y aun tí- 
mido, tenia una conversación ele- 
gante, dulce, amena é instructiva: 
fué sobrio y templado en su con- 
ducta y su porte fué siempre el de 
un pastor irreprensible. Los que le 
trataron pudieron observar en él 
la mas íntima y estrecha familia- 
ridad; que los placeres ningún as- 
cendiente tenían sobre su alma, y 
que en los intervalos de recreo que 
le ofrecían las visitas de amigos, 
manifestaba siempre impacien- 
cia si no podía aprovechar aquel 
tiempo en el estudio y en el cul- 
tivo de las letras. Eran pocos los 
oradores de su época que se produ- 
cían con tanta gracia, dulzura, cla- 
ridad, delicadeza y precisión, y los 
que haciendo justicia al mérito, 
vieron y oyeron los hermosos par- 
tos de su elevado ingenio, recono- 
cieron que así como Cicerón, por la 
facilidad con que estendió su saber 
á todos los ramos de la elocuencia, 
sirvió de modelo á los oradores, 
pudo también Roig servir de nor- 
ma á los de su siglo. En efecto, ha- 
biendo reunido el Dr. Roig todas 
las gracias del latín, griego, cas- 
tellano, francés, inglés, italiano y 
alemán, con la fuerza de la ele- 
gancia, con un estilo claro, unos 
conceptos sublimes, unas descrip- 
ciones exactas y metódicas, unas 
hipótesis adecuadas, unas figuras 
vivas y naturales, y con el modo 
melifluo de producirse en sus pe- 
ríodos breves, compendiosos, ajus- 
tados y ceñidos á la inteligen- 
cia común, deleitaba á los au- 
ditorios : sus espresiones tenían 
una eficacia incontrastable cuando 
exortdba á la virtud y declamaba 
contra el vicio. Puesto incesante- 
mente sobre los libros, de que te- 
nía una numerosa y escogida co- 
lección compuesta de los mejores 
autores de teología, Santos Padres, 



roí 



=: 298 = 



roí 



Concilios, bularios é historiáis; lle- 
gó á estar tan versado en las obras 
de la mas sana ética, sagradas le- 
tras y esposiciones, que siendo su 
alma el reservatorio de la Biblia y 
Santos Padres, un pozo de erudi- 
ción, un almacén de todas las cien- 
cias y una biblioteca ambulante, 
muchas de sus homilias pronun- 
ciadas aun sin prepararse, eran 
como deben ser las de los ministros 
de Jesucristo, los testos mismos 
de las santas escrituras y de sus 
espositores. Con este motivo, co- 
nociendo el obispo Rubio que no 
podia echar mano de mejor ora- 
dor en toda la isla, eligió á Roig 
para pronunciar las pláticas en los 
ejercicios espirituales que dio al 
clero secular de su Diócesis, y sus 
oyentes admiraron los rasgos de 
su sabiduría, y el rico erario de 
su sólila y vasta erudición. Kntre 
las obras de su piedad se cuentan 
la fundación de una misión en Fe- 
lanitx cada siete años; la de un 
colegio de hijas de la caridad en 
aquella villa, dotado con mas de 
100 "ffi anuales; la institución del 
lavatorio del Jueves Santo; la pro- 
cesión de las reliquias en las Pas- 
cuas de Resureccion; la acción de 
gracias el dia último del año; la 
comunión de los niños, y el toque 
"de la agonía á las tres de la tarde 
de cada viernes. Adornó la igle- 
sia de la referida villa con una 
estatua de plata de san Francisco 
de Borja, y con ricos y preciosos 
ornamentos. Pocos fueron los que 
después de su muerte hablaron de 
sus prendas y virtudes con la sin- 
ceridad que la imparcialidad exije; 
pero si su mérito se hubiese de 
medir por los sinsabores y reve- 
ses de fortuna que sufrió, hecho 
un triste juguete de la envidia y 
de la malignidad, podría asegu- 
rarse que fué un hombre insigne 
tanto por sus letras como por su 
bondad moral. Los escritos que he- 
mos visto de su docta pluma son 
los siguientes: 



I. Oración qve oi la solemne 
fiesta celebrada en la iglesia del 
'convento de religiosas de la Pm'i-' 
sima Concepción de Mahon dia2S' 
de abril de 1782 e7i acción de gra- 
cias al Señor por la rendición del 
castillo de San Felipe, pronunció 
&ic. Mallorca, impr. de 1). Ignacio 
Sarrá y Frau, sin año, 4." de 32 
págs. con una lám. 

II . A diciones al catecismo y 
ritual diocesano del obispado de 
Mallorca. Cítalas el Sr. Padrinas. 

III. Sermón de nuestra Seño- 
ra del Carmen, predicado en el 
convento de Mahon el dia de su 
conmemoración solemne de 1784 
por el Dr. D. Antonio Roig ^c. 
Sale á luz á solicitad del referido 
convento. Mahon. impr. de Juan 
Fábregues, impresor real, sin año, 
4.«de 38 pAgs. 

IV. Reflexiones critico-apolo- 
géticas sobre algunos escritos re- 
lativos á la isla de Menorca y d 
sus na'nrales. Barcelona, impr. 
de Francisco Suriá y Burgada, sin 
año, 1 t. 8.%le 16-143 pAgs. Es 
una terrible censura á la Historia 
de Juan Armstrong y á otros es- 
critos que hablan de Menorca con 
muy poca exactitud. 

V. Sermón que en la solemne 
fiesta celebrada ^íor el Ayunta- 
miento de Maltón en su iglesia 
dia 15 de febrero de 1784, en ac- 
ción de gracias al Señor p^or el fe-' 
liz alumbramiento de la serenisi^ 
ma Princi'sa de Asturias, naci- 
miento de los infantes D. Carlos 
y D. Felipe y ajuste definitivo de 
paz con la nación Británica, pro- 
nunció ^c. Mahon, impr. de Juan 
Fábregues, sin año, 4.° de 80 págs. 

VI. Antonii Roigli niagonen- 
sis, de sacris aput Minorem Ba- 
learem Antistibus Severo potissi- 
mum deque istiu-s Epístola exer- 
citatio et in eadem epistolam ani-' 
onadversiones. Presidilms an- 
nuenübus. Palman Balearium 
1787. Fxcudebat Antonins Mira- 
lies Pro-typoyrap/i. Reg. \ t. 4." 



roí 



=: 289 - 



roí 



de 247 págs. En este libro expósita 
é ilustra el Dr. Roig en latin ci- 
ceroniano, la Epístola que se supo- 
ne haber escrito Severo obispo de 
Menorca en el año 418 deJ. C. á 
todos los prelados y fieles del orbe 
cristiano;, participándoles los mi- 
lagros obrados por San Estevan en 
la conversión de 540 hebreos nie- 
norquines. Las equivocaciones g-eo- 
gráficas é históricas, y otras mu- 
chas inexactitudes que se notan 
en esta carta, publicada por pri- 
mera vez por el cardenal Baronio, 
hicieron sospechar al erudito don 
JuanEamisy Raniis (Hist. de Me- 
norca Lib. I. pág. 85.) si seria 
apócrifa, pues siendo verdadera 
parece imposible que el prelado 
menorquin cometiese tantos erro- 
res como comete al describir aque- 
lla isla, de cuya topografía debió 
estar mejor enterado de lo que al 
parecer lo estaba cuando redactó 
el espresado documento. Las notas 
é ilustraciones de Roig son un tes- 
timonio de su elocuencia, vasta 
erudición y sólida crítica. 

VIL La muger fuerte. Oración 
histórico— panegírica que como 
compendio de lo mas admirahle de 
la tidacle la Santa Madre de Chan- 
tal, Juana Francisca Fremiot, 
fundadora de las religiosas Sale- 
sas de la Visitación de Santa Ma- 
ría, sale á luz con objeto de acre- 
cer su devoción, y deseos de imi- 
tarla. Di jola en la iglesia de PP. 
Mínimos de San Francisco de 
Paula de Palma, capital de el 
Rey no de Mallorca el día 21 de 
agosto de 1787 (propio de la San- 
ta) D. Antonio Roig Pro. Doctor 
en filosofía, teología, y cánones, 
cura de la ParroquicLl de Ferre- 
rias y vicario general de la isla 
de Menorca. Mallorca, impr. Real, 
1788 4. Me 32 p:\gs. 

VIII. Tiburtii Palmensis ad 
ChristopJioríim A rtanensem Epís- 
tola theológico-critica. Magone 
Baleariumexcudebat Joa.nnes Fa- 
bregas Reg. Typ. MDCCXC 4.° 



de 28 págs. Escribió esta epístola 
teológico-crítica para refutar el 
Compendiiim censuraruní et ca- 
suum indimcesi Balearium Majo- 
ricce et Minoricm, ilhistrissimo ac 
Rever endis simo illius Fpiscopo 
reservatorum, que publicó el ca- 
nónigo 1). Juan Payeras, bajo el 
nombre de Buenaventura Pol. 

IX. Sermó de la Beata Cata- 
lina Tilomas, que el dia 13 de agost 
de \1QS predica en la Parroquial 
de Valldemosa el Dr. D. &c. Ma- 
llorca, impr. real, sin año, 4.° de 
38 pj'igs. 

X. Sermón de S. Vice7iie de 
Paul fundador de la congrega- 
ción de la Misión y de las hijas 
de la caridad que en su Iglesia de 
Palma y dia de su fiesta j)redicó 
el Dr. D. &.c. Mallorca, impr. real, 
MDCCXCVII. 4.° de 43 págs. 

XI. Catecisme de la Doctrina 
Cristiana que j^er us de la sena 
Diócesis maná publicar el illus- 
trissim Sr. D. Bernad Nadal 
Bisbe de Mallorca. Palma, impr. 
de Tomás Amorós, 1801. 1 t. 8.° 
de 134 págs. No hemos visto la 
segunda edición, pero la tercera es 
de Palma, imp. de Felipe Guasp, 
1813. 1 t. 8.° La cuarta es de la 
misma imprenta y tamaño, 1819, 
de 80 págs. Otra edición también 
de Felipe Guasp, 1831 . 8." de 115 
págs.: hay otra en 12.° sin año 
ni lugar: otra de Palma, impr. de 
Domingo García, 1823. 12." de 
156 págs.: otra que no tiene nom- 
bre de imprenta pero lleva la nota 
de hallarse de venta en la libre- 
ría de Pedro José Gelabert, 1830. 
12.° de 180 págs.: una edición tam- 
bién de Palma, impr. de Esteban 
Trias, 1844. 12." de 168 págs. 
Otra: Palma, imp. de Buenaven- 
tura Villalonga, 1845. 12.° de 192 
págs. Otra: Palma, impr. de don 
Felipe Guasp, 1860. 8.° de 128 
págs. y por último un Com2)endí 
del catecisme ^c. Palma, impr. de 
P. J. Gelabert, 1854. 12.° de 36 
págs. 



roí 



-. 290 =1 



roí 



XII. Sermón que con motivo 
de la traslación del SaMisinio 
Sacramento y de la imagen de N . 
Sra. del Carmen a la nueva Igle- 
sia de los carmelitas de Palma, 
dixo el Dr. Don Antonio Roig 
Cura 'párroco de Felanix. Dia 5 
de julio del año 1802. Mallorca, 
impr. de Tomás Amorós, 1802. 4." 
de 28 págs. 

XIII. Panegírico de San Es- 
tanislao de Kostka que en la Igle- 
sia de Religiosas Capuchinas de 
Palma dixo el dia de su fiesta año 
1804 el Doctor Don Antonio Roig 
Cura párroco de Felanix. Pal- 
ma, impr. dPjs.Buenaventura Villa- 
longa, sin. año, 4.° de 23 pág-s. 

XIV. Panegírico del li. José 
Maria Thomasi, C. R. y Cirdenal 
de la S. R. I. que, en la solemne 
fiesta celebrada con motivo de su 
beatificación 2ior la comunidad de 
San Cayetano el Real de Palma 
dixo el dia 23 de setiembre de 1804 
el Dr. D. Antonio Roig Cura pár- 
roco de Felanix. Barcelona, impr. 
de Juan Francisco Piferrer, 1805. 
4.° de VI-54 págs. Precede una 
dedicatoria al cardenal D. Antonio 
Despuig y Dameto y nna relación 
de la espresada fiesta. 

XV. Panegírico de San Fran- 
cisco de Paula, que en la fiesta ce- 
lebroAa por la comunidad de Mí- 
nimos de Palma el día 14 de abril 
del año de 1806. Dijo el Dr. D. 
Antonio Roig Cura párroco de la 
Iglesia de Felanix. Mallorca, por 
Salvador Savall impresor, 4.^ sin 
año, de 44 pág"s. La licencia para 
imprimirse es de 5 de ae-osto de 
1806. 

Poseemos algunas cartas latinas 
de propio puño del Dr. Roig es- 
critas á D. Buenaventura Serra, 
á D. José de Pueyo y Pueyo y á 
D. Antonio üespuig y Dameto. El 
célebre italiano Vicente Facini le 
dedicó una obra que dio á luz en 
Florencia año 1780 con este titulo: 
«Fr. Vincentij Facini Ord. Príed. 
in Pissano Atheneo Sacr. Lit. Pub. 



Profess. Regisrque cortonensis Aca- 
demiiB Sodalis: De Alexandromng- 
no ingresso Hyerosolimam ante- 
quam ad Hammonis oracuhuu 
transferentur exercitatio in (jua 
Flavij Josejtbi narratio defcndi- 
tur.» 

1077. 

RoK- (LoiUvNZo). Religioso ob- 
servante natural de Lluchinayor, 
liijo de Pedro Roig y Avella y 
de Margarita Noguera. Tuvo un 
hermano de su misma religión que 
fué obispo de Pam])lona. lüié el 
P. Lorenzo calificador del santo 
oficio, examinador sinodal de esta 
diócesis, lector jubilado, custoilio, 
regente de estudios, gmirdian del 
convento de San Franci.-^co de Asis 
de Palma, padre perpetuo de pro- 
vincia y en 15 de setiembre de 
1668 electo provincial de su or- 
den en Mallorca. Habia asistido 
siete años antes, en calidad de se- 
cretario, ú la congregación de los 
observantes convocada en Vallado- 
lid: dejó en el convento de l'alma 
y en el de Llucbmayor algunas me- 
morias de su piedad, y falleció en 
esta capital el dia 16 de diciem- 
bre de 1681. Escribió: 

Promptuariumexaminandorum 
acexaminantiiim,Pampilona'apud 
Martinum Gvegorium á Zavali 
typograph. 1677. 1 t. 8." de XI- 
304 págs. 

1078. 

Roic: (Matko;. Jurista mallor- 
quin del siglo XVIII. 

I. Breve información jior par- 
te de Catalina y Juana Vicens, 
Jiermanas, resjiecto al hecho yplcy- 
to que en primera, instancia siguió 
Juana Mas viuda su madre y tu- 
tora, y al presente sigíten ellas en 
fuerza del derecho reservado, con- 
tra Gerónimo Vicens, hijo de Pe- 
dro Odón, paraqíie corregidos los 
errores en hecho y de hecho come- 



ROM 



= 291 = 



ROM 



tidos en la división de Id keren- 
cla de Pedro Odón Vicens bisa- 
buelo, se declare que ciertas co- 
sas no debían entrar en el ciimnlo 
de bienes kc. Imp. fól. sin año ni 
li]o*ar. 

n. Breve discurso. Por Bar- 
tholomé Bennassar de la villa de 
Campanet. Con, Francisca Ana 
Bennassar, muger de Juan Bau- 
tista Marlorell. Sobre el vinculo 
y fidelcornlsso ar/natlcio, perpetuo 
y real del predio Santiani. Para la 
justificado ii de la sentencia, que 
(I su favor obturo fjor esta real 
audiencia en 3 julio 16^^)2, y su 
confirmación, no obstante la sen- 
tencia milla de \ abril \1\^. Imp. 
fól. de 48 pág's. id. id. 



1079. 

Rom AQUEIRA ( CinSTÓBAL ) . 

Fué su patria la villa de Lliicli- 
mayor. Desde su mas tierna in- 
fancia mostró cariño al estado re- 
ligioso y después de haber cur- 
sado en esta ciudad los estudios 
menores, solicitó el hábito de reli- 
gioso observante y lo vistió en 
el convento de San Francisco de 
Asís, en el que desempeñó los car- 
gos de ministro provincial y pa- 
dre de provincia. Fué el primer lec- 
tor dos veces jubilado de la de Ma- 
llorca, leyó cátedras de filosofía 
y teología, en cuyas facultades ob- 
tuvo en esta universidad la borla 
de doctor, y falleció en Palma el 
día 19 de febrero de 1729. Escribió: 
I. Brevls Sunimularum Snm- 
ma juxta siibtiUssimi doc taris 
Joannis Duns Scoti Faclle Teo- 
logorum Princlpls. Elabórala d 
Fratre Christophoro Romaguera 
Ordvnis minormn Regularls Ob- 
servantle A?timn liberaliurn ptro- 
fesore in Reglo SerapMcl Patris 
nostrl Sancti Franclsci Cenobio 
Civitatis Majoricarum die 9 Ibris 
anni 1683. i t. 4.'* Ms. de 423 
págs. y un índice, original en po- 



der de D. Juan Garrió de Felanitx. 
Comprende ademas: 

II . Commentaria LoglcaUa jux- 
ta vianí subtilissvmi nostrl doc- 
torls Joannis Duns Scoti 2)hiloso- 
phorum ac Theologorum princlpi. 
Flaborata á fratre Christophoro 
Romaguera artlum líber alium IjCc- 
tore in Reglo Cenobio Serapthici 
Patris noslrl Sancti Francisci ci- 
vitatis Majoricarum. Á lo último 
se lee: «Finem imponimiis die 23 
mensis Junii in Vigilia Sancti 
Joannis Baptista anno 1684.» 

1080. 

lloilA^'Á (Jai.mk). Sacerdote 
mallorquín, natural de la villa de 
Sansellas. En 1535 tenia escuela 
pública de gramática y contaba 
entre sus discípulos á un hijo de 
Don Francisco Serralta llamado 
Agustín. Fué doctor en sagrada 
teología, poeta latino, autor de dos 
largas composiciones en verso de- 
dicadas á Carlos V, cuando su veni- 
da á esta capital en 1 54 1 , que inser- 
tó Juan Odón Gomís en la relación 
de los festejos celebrados con aquel 
motivo, y el primer balear que 
ha cultivado en el espresado idio- 
ma la poesía dramática. La única 
producción suya que hemos visto 
de esta clase, es una comedia muy 
parecida á las de Planto y Terencio, 
dividida en cinco actos y cada uno 
en escenas, que encontramos años 
há, de letra del cronista Binime- 
lis, escrita en folio, entre los dese- 
chos de una biblioteca antigua de 
la villa de Felanitx. Lleva este 
título: 

Nova tragi-comoedia Gastrl- 
margus appellata: invenlaquefuit 
d maglstro Jacobo Romagnano 
Baleari: recltataque fuit in foro 
publico Baleárico II maii MD- 
LXIJ. Erant enim illlc ante Thea- 
trum sedentes dúo Episcopi, alter 
B. Didacus de Arnedo, alter verá 
erat del Alguer judex o'esidejiti 
illo anno apud Baleares: eral ítem 



ROM 



= 292 z= 



ROM 



alier illorum D. Guillelmus de 
Roclafiáll prorrex Majorice Ín- 
sula: erant quoque in ccetn isto- 
Q'um omnes VI jtirati civitatis 
nostra, et etimí omnes qni régi- 
men aliquod civitatis pracijmum 
hahehant illic sedebant: omnesque 
doctores, tam Theologife, qiiam 
eiianí juris atque medicinm peri- 
ti aderant: omnesque insidoi nos- 
tra eqiiites: mnltique illo die agri- 
coltíR visum 'venerunt: et tam'hm 
omnis feré ccetiis civit'itis slahat: 
concludo igitur qmd inter homi- 
nes et multas mnlieres qum ade- 
rant, fuisse nmnericm gentimn 
8000. Ego ante ni pro mío ex his 
personis (qui quideni inhac tragi- 
comoedia introducti erant) prrecep- 
' tori meo inservivi: nomen auteni 
persouíB fuit Poliphagus para- 
situs. 

Quizá fué esta comedíala primera 
que los mallorquines vieron repre- 
sentar en teatro público, y por esto 
atrajo tanto concurso de toda clase 
de g-entes. Las personas que ha- 
blan en ella son: Gastrimargus. — 
Cátulus, se rv us . — Pa m^^li agiis . — - 
Poliphagus ,parasitus .—iSaperda, 



C0C2CS. — Pseudo Parterías, ineve- 
trix. — Vulpécula, lena. — Laza- 
rus, mendicns. — Neophilus, ado- 
lescens.^- Soplironius , servus. — 
Omtdnorus, fdmulus. — A hlignri- 
Qius, fámulus. — Polidamas, mi- 
les. — Xeoblonemus, miles. — A us- 
terits, medicvs.-—Crito, medicus. 
— Mitio , medicus . — Pka risseus, 
confessor. — Moria, ancilla.- Moi- 
sés, rahhi. — Aaron, rahhi. — Abel, 
frater Gastrimargi. — tStarotus, 
diabolus. — Nembrotus, diabolus. 
— Abraham, propheta. 

Kl arg'umento de esta comedia 
lo esplica su autor del modo si- 
guiente: «l)um Gastrimargus ge- 
nio, Venerique indulget, amore ca- 
pitur Pseudo Parteni: quse se Neo- 
philo tradit, amoreque tenetur mu- 
tuo. Quam ob causam Gastrimar- 
gus data repetens muñera, litem 
agitat cum jNeophilo; inde ffigro- 
tat, moritur. Moritur item mendi- 
cus Lazar US, sed ille suorum sele- 
ruin pretium fert in tártaro. At 
hic mercedem liabet laborum in 
paradiso.» Al argumento sigue un 
prólogo, en senarios jambos, que 
dice así: 



Aporto ad vos, viri percclebres mntimis 
Meritis, el virtutibus insignes, coincrdiaiii 
Novo arguineiuo, et ratione nova cómica 
Contextam, Gaslrimarguin appciiatam; quonlam 
De illo guloso divilc evangélico ea 
Consígnala csl; unde ipsa recogcnte cxiil 
Fines suos, el in trágicas turbas, atque 
Lucliferas aerumnas progressa, gaudium 
Moerore pcrmiscet, ut eam tragicomoediam 
Dicere liceat, quo genere poematis, constat 
Ecolaslus, Josephina, et Celestina apud 
Hispanos ceiebralissima, et gralissima. 
At vero ubi ha!c agetur nunc coniddla? 
Quo tutor sil, et acceptior, recipiet se 
Servula sui in penates domini bonorati 
Joannis, ad quen omnes veniunt boni: 
De cujus virtute silere melius est, quam 
Paucula dicere, sed si vos nobis veslrura queque 
Exhibeatis favorem, agetur etiam apud 
Vos studlose. Sed quid tu livide obmurniuras? 
Rcm non dicere scriam faceré ludricam 



ROS r= 293 = ROS 

Ridentcm di-^ere verum quid vctal? (t) Noniie 

Oiniie vafcr viliuin ridendi flaccus aniico 

Tangit et admissus ciicuin praicordiii ludit? 

Quid probibet? Nos populum ad speclaculiiin allt'cto 

Aperire quae via nos ad tártara pr<Tcipftct, 

Quae ad superos elcvet, bcatosque facial? 

Hoc tu, spectator opliine, vidorc liic poteris 

Per Gastrimargum, el Lazarum: quorum allcrum 

líi iíifcrno videbis cruciari proplcr 

Sua sceiera, aiteruin íh paradiso la;tari 

€crnes virtulcs ob suas, et patieiiliani. 

Ncc hoc sacrosancto derogal evangelio: 

Sed ignaros simpiicius ct apcrtius ¡tistruit. 

Quin et gravissiini pbilosophi, callidus 

Docendi mores hominum ^lísopus, alquc ¡lie 

Sapientissimus et divinus Plato ¡nterdum 

Sic docuere rudcs, meliorcsque fecerunt. 

Sed nos canamus jam tándem receplui 

Vos obsecrantes, consulatis ut boni 

Hoc, quidquid est: nec ab impío, at católico 

Factum ajstimctis, jam válete uri obtimi. 



Esta comedia, ya que no por su 
mérito, es interesante para la his- 
toria del arte dramático, porque 
puede decirse que se le ve en ella 
en su primer desarrollo y como en 
su infancia. Por su asunto, tomado 
déla historia sagrada, pertenece á 
los misterios, k los que en los si- 
glos medios debió su origen el tea- 
tro moderno, al paso que en sus 
formas y en sa lenguage, aunque 
rudo muchas veces y sin combi- 
nación métrica de ningún género, 
se observan reminiscencias de los 
autores clásicos latinos, especial- 
mente de Terencio, que con tanto 
ardor eran estudiados é imitados 
en el siglo XVI, 

1081. 

Rosas (Andrés). Nació en 
Cindadela de Menorca el dia 23 
de agosto de 1817 de D. Andrés 
Eosas y D.*^ Antonia Tremol. Hizo 
los estudios en su patria: cultivó 
la poesía castellana y falleció en 
la referida ciudad el dia 10 de oc- 
tubre de 1857. Escribió: 



Los moros en Cindadela: tra- 
gedia Mstórica en tres actos y en 
verso: Por D. Andrés Rosas. Cin- 
dadela, impr. de I). José Arguim- 
bau, 1848. 8.° de 128 págs. 

1082. 

RossEi.1. (Gerónimo). Cítale 
D. Vicente Mut en su Historia de 
Mallorca, edición mihi, pág. 455, 
como autor de unos Comentarios 
impresos sóbrela ciencia del B. Ea- 
mon Lull, obra que se ha escapado 
á nuestras prolijas diligencias. 

1083. 

R<>ssft^L.E. (José). Doctor médi- 
co, natural de Palma, socio de nú- 
mero de la academia médico-prác- 
tica Balear. Nuestro amigo don 
Juan Trias y Sampol nos hizo ver 
un tomo 4." Ms. que contenia es- 
tos opúsculos del Dr. llossell. 

I. . Discurso sobre una anazar- 
ca y sio esencia, leído en junta 
académica del dia 18 de junio de 
1795. Al describir esta enferme- 



(1) Aquí plagió el Dr. Romana á Horacio, Lib. 1. Sal. I. Vers. 2A y 2o, sin nin- 
gún genero de embozo. 

T. II. 38 



ROS 



= 294 = 



ROS 



dad dice que proviene del líquido 
recremeutoso pituitoso difundido 
por todo el cuerpo: sienta que este 
achaque en sa principio se llama 
Caquexia y tiene el mismo oríg-en 
áel^asiies y timpanites, aunque 
varios autores opinen lo contrario: 
se vale para apoyar sus razones 
de varias doctrinas de Celso y Mal- 
pigio y concluye con algunos afo- 
rismos de Hipócrates. 

II. Discurso anatómico-fisio- 
lógico sohre las diferentes espe- 
cies de hidropesía, leído en una 
junta de la academia médico-prác- 
tica de Mallorca. 

III. Observación sol re un do- 
lor cólico. 

IV. Observación sobre un abor- 
to inminente. 

1084. 

liosiSEiiL. (Nicolás). Nació es- 
te bello ornamento de la literatu- 
ra en la parroquia de í-'an Jaime 
de la capital de Mallorca el dia 3 
de noviembre de 1314. Fué su pa- 
dre Borras Rossell, pelaire muy ri- 
co, y su madre la dona Saarina. 
La casa en que vio la luz del mun- 
do es la que existe frente la Igle- 
sia del monasterio de la Concep- 
ción que hasta estos últimos años 
perteneció á la ilustre familia Za- 
forteza, pues, en la cabrevacion 
otorgada en 1390 por Pedro Za- 
forteza, consta que este la habia 
heredado de su padre Ramón, quien 
la compró en 1321 á Borras Ros- 
sell paratoris. Inclinado Nico- 
lás, hijo de este último, al es- 
tado religioso, no habia cumplido 
aun la edad de 12 años cuando 
en 21 de setiembre de 1326 re- 
cibió el santo hábito dominico en 
el convento de esta ciudad de mano 
del P. Guillermo Clavell, prior á 
la sazón del mismo, y mas ade- 
lante obispo de Terral va en Cer- 
deña. Aprovechado en los estudios, 
el capitulo general de la orden ce- 
lebrado en Lérida el año 1348 le 



nombró lector de teología del con- 
vento de Barcelona, casa de estu- 
dios gener}iles de los dominicos, y 
en 10 de marzo del siguiente año 
el pontífice Clemente VI le con- 
firió el magisterio de la uiisma fa- 
cultad, recibiendo la borla de doc- 
tor en ella en la espresada ciudad 
de Barcelona. De esta capital pasó 
á Aviñon, célebre desde que Bo- 
nifacio VIH en 1303 fundó su uni- 
versidad, y permaneció allí liasta 
que, en 24 de julio de 1350, fué 
electo provincial de la corona de 
Aragón, contando únicamente la 
edad de 30 años. Colocado en tan 
elevada dignidad, atendió con mu- 
cha solicitud á la observancia de 
su instituto y al progreso de las 
letras, convocando ])ara ello, desde 
1351 hasta 135(5, los capítulos de 
Balaguer, Calatayud, .látiva, Lé- 
rida, Tarragona, y Pamplona, en 
los que dio á conocer al mundo que 
el acierto en los arduos negocios 
no está únicamente vinculado en la 
senectud. Fué buen íilósofo y gran 
teólogo, conocía perfectamente las 
santas escrituras, y los autores mas 
notables de la historia eclesiástica: 
fué una inteligencia en el derecho 
civil y canónico y en la historia 
profana, y habilísimo en la po- 
lítica y en el conocimiento de los 
negocios de estado. Con este moti- 
vo los ricos-homes tomaban dic- 
tamen del P. Rossell para dirigir 
sus acciones; las infantas María y 
Blanca, hijas del rey de Aragón 
Jaime II y sobrinas de San Luis 
obispo de Tolosa, no tan solo le 
fiaron la dirección de sus concien- 
cias, sino que le nombraron alba- 
cea y ejecutor de sus últimas vo- 
luntades, con cuya representación 
fundó el monasterio de dominicas 
de San Pedro mártir, estramuros 
de Barcelona, trasladado en 1423 al 
de Santa Eulalia del Campo. El rey 
D. Pedro IV de Aragón, de quien, 
según Jovellanos, fué confesor, to- 
maba constantemente sus consejos 
para decidir los puntos mas deli- 



ROS 



= 295 - 



ROS 



cados de su g'obierno; y los sumos 
pontífices, inunifestáiuiole sing-u- 
líU' afecto, le colmaron de honores, 
dignidades y distinciones. Aun no 
hacia dos meses que desempeñaba 
el provincialato de su orden, cuan- 
do ios elogios que la fama prodi- 
gaba al mallorquin Rossell, mo- 
vieron los deseos de la santidad 
de Clemente VI para remunerar 
de algún modo sus méritos y sus 
virtudes. Confirióle el cargo de in- 
quisidor general del reino de x\ra- 
gon. dándole en un breve de 10 
de abril de 1351 facultades que 
no hablan tenido sus predecesores, 
para nombrar y remover inquisi- 
dores particulares en todos los do- 
minios de aquella corona. Procuró 
desde luego eludir las doctrinas 
perniciosas que circulaban con pro- 
fusión, como la de que en la san- 
gre derramada por N. S. Jesu- 
cristo al tiempo de su pasión no 
habia quedado la divinidad, de- 
clarando públicamente por herege 
al sacerdote que en Barcelona lo 
habia predicado. Los Beguinos y 
Begardos, que por sus falsas y de- 
pravadas máximas fueron conde- 
nados en el concilio vienense de 
1311 por Clemente V, con el deseo 
de oscurecer los dogmas de la re- 
ligión ortodoja, renacieron en Va- 
lencia teniendo por su caudillo á 
Fr. Jaime Just. Componíase aque- 
lla turba 3' la de los Fatricelos, que 
también se levantaron, de frailes 
apóstatas que, con pretesto de es- 
piritualidad, llevaban una vida 
ociosa y vagamunda: sus ideas 
eran muy parecidas á las de los 
Maniqueos, Albigenses y Quietis- 
tas, y su doctrina detestable se 
reducía á enseñar: 1.° que el hom- 
bre puede adquirir en Cbta vida tal 
grado de perfección que llega á ser 
impecable: 2.'^ que el alma, sin el 
ausilio divino, puede consolas sus 
luces naturales elevarse á la vista 
clara del Altísimo: 3.° que los con- 
denados á muerte por papas é in- 
quisidores^ por el crimen de he- 



regía, eran bienaventurados y mar" 
tires de Jesucristo: 4.° que el hom- 
bre que llega á ser impecable por 
el grado de perfección en esta vi- 
da, no debe orar ni ayunar, por- 
(jue en este estado los sentidos es- 
tán sujetos de tal modo al espíritu 
y á la razón, que se puede conce- 
der al cuerpo todo lo que apetece: 
5.° que el hombre puede llegar á la 
bienaventuranza final en esta vida 
y lograr el mismo grado de gloria 
que tendrá en la otra: 6."^ que toda 
criatura intelectual es naturalmen- 
te feliz: y 7.° que la práctica de 
las virtudes es únicamente para 
los hombres imperfectos, y por lo 
mismo el alma perfecta está dis- 
pensada de practicarlas. Con el ob- 
jeto de atacar severamente á los 
autores de errores tan enormes, 
pasó el inquisidor Rossell á Va- 
lencia, donde, de acuerdo con su 
obispo Hugo de Fonollet, condenó 
á Fr. Just, y desenterrando los ca- 
dáveres de Guillermo Gelabert, 
Bartolomé Fuster y otros Begar- 
dos, les aplicó la pena á que como 
cuerpos de hereges muertos im- 
penitentes, eran merecedores. En 
Monblanch de Cataluña se dogma- 
tizó por los sectarios de Arnau Mon- 
tanér, religioso franciscano conde- 
nado por Emerico obispo deUrgel, 
que cualquiera cosa buena se ha de 
hacer por puro amor de Dios y no 
por otra causa, aunque sea por la 
esperanza de la bienaventuranza 
eterna, doctrina que también de- 
claró públicamente herética en el 
año 1355, Á principios de 1356 se 
hallaba el P. Rossell en su patria 
la ciudad de Mallorca, y después 
de haber dejado en el convento que 
le habia dado el hábito muchas 
memorias de su piedad, como el 
magnífico refectorio, la fábrica de 
tres arcos de la Iglesia, el embal- 
dosado de la misma y la mitad de 
su escoj ida biblioteca, cuya cesión 
tenia hecha con permiso de su ge- 
neral desde 1 ° de octubre de 1354. 
se embarco para Tarragona, donde 



ROS 



= 296 - 



ROS 



celebró capítulo provincial, ma- 
nifestando en él su espíritu reli- 
f?ioso y el deseo que tenia de re- 
formar las costumbres délos domi- 
nicos; porque, decía, que su primi- 
tivo fervor se minoraba por mo- 
mentos. Para ello adoptó sabias y 
enérgicas medidas que bastaron 
para poner la religión de Guz- 
man en el grado de esplendor en 
que se halló cuando su fundación. 
Las privilegiadas luces del mallor- 
quín brillaban demasiado y recla- 
maban un campo mas vasto para 
que tan altos conocimientos pu- 
diesen estenderse sin encontrar lí- 
mites. Así lo comprendió el papa 
Inocencio VI al crearle cardenal 
del título de San Sixto, en 24 de 
diciembre de 1356. Muy distante 
estaba el P. Rossell de creer que 
su nombre fuese tan grato al sumo 
pontífice, cuando, ocupado en su 
celda del convento de Zaragoza, vio 
entrar en ella al rey 1). l^edro con 
la bula de su elección que le leyó el 
mismo soberano, con gran compla- 
cencia, por ser un tejido de elogios 
al nuevo purpurado. Confuso el 
mallorquín; mas déla dignidad car- 
dinalicia que déla regia visita, por- 
que eran muy frecuentes las que 
le bacía el monarca, escribió á InO' 
cencío VI aquella carta tan es- 
presiva y tan llena de asombro, de 
humildad y de gratitud que trae 
el cronista Diago con la bula apos- 
tólica que la motivara. Mirando 
Rossell el capelo como un oropel, 
lejos de envanecerse con ceñirlo, 
siguió haciéndola misma vida hu- 
milde que hacía cuando era un 
mero frayle: no mudó de celda, no 
aumentó la servidumbre, ni dejó 
de concurrir á todos los actos de 
coro. Hallábase el día 31 de diciem- 
bre de 1357 en esta ciudad de Pal- 
ma y asistió, con los demás reli- 
giosos de su convento, á la pro- 
cesión del aniversario de la con- 
quista de Mallorca, sin admitir nin- 
gún género de distinción. Confióle 
el pontífice importantes comisio- 



nes, entre otras la de pasar á In- 
glaterra en calidad de legado de 
su santidad, para negociar con el 
rey Eduardo y el clero anglicano 
varios asuntos de mucha gravedad 
en que se interesábala iglesia cató- 
lica, consiguiendo el éxito que se 
deseaba. Á su prudencia y celo por 
la religión, se debió también el ter- 
minarse las diferencias poco deco- 
rosas, que se habían suscitado en- 
tre Inocencio VI, el rey D. Pedro 
de Aragón y la religión merceda- 
ria; y cuando la iglesia esperaba 
de tan digno hijo otros importan- 
tes servi(ños, cuando Mallorca se 
gloriaba con las honras y elogios 
públicos que veía tributar por to-' 
das ])artos á tan ilustre balear, 
cuando los sabios le aplaudían, los 
reyes le respetaban y la cabeza 
visible de la iglesia le honraba, y 
cuando el mismo, ocupado asidua- 
mente en trabajar para la común 
felicidad, enriquecía las letras con 
producciones dignas de su ele- 
vado ingenio, le acometió una gra- 
ve enfermedad que le puso al borde 
del sepulcro. Convaleciente y re- 
portado do sus fuerzas físicas, vino 
á Mallorca por consejo de los fa- 
cultativos, para tomar aires pa- 
trios; pero habiéndole repetido aquí 
el accidente con mas vehemencia, 
pagó el feudo á la muerte el día 
3 de marzo de 1362 á los 47 años 
de su edad. Diósele sepultura den- 
tro de una urna con el escudo de 
sus armas, que muchas veces hemos 
visto, en la iglesia de padres do- 
minicos de Palma, colocada en 
unas repisas bajo del coro sobre la 
puerta mayor, la que se trasladó 
el 24 de enero de 1837, con motivo 
de la demolición del convento de 
Sto. Domingo, á la Sta. Iglesia ca- 
tedral; pero cuando esto se verificó 
aquel sepulcro ya no contenia el 
cadáver del cardenal Rossell, por- 
que á principios del siglo XVII la 
ilustre familia de este nombre re- 
sidente en Orihuela, deseosa de po- 
seer los restos mortales de un va- 



ROS rz 297 rr 

ron tan eminente que llevó su li- 
nage, consiguió adquirirlos por 
medio de un dominico lego de Pal- 
ma que la prestó este servicio, y 
los colocó en el oratorio público de 
su casa, donde los vio el P. Vicente 
Pons cronista de los conventos de 
predicadores de Mallorca. En su 
testamento, otorgado en Perpiñan, 
que se guardaba en el convento 
deSta. Catalina de Barcelona, legó 
el resto de su biblioteca á los de 
Oerona y Palma. Hablan larga- 
mente del mérito y virtudes del 
cardenal Fossell, Diago, en su His- 
toria, de los condes de Barcelona 
y en la de los dominicos de Ara- 
gón: Nicolás l^'.ymericb, en su Di- 
rectorio: Fr. Vicente Ferrer, en su 
Psalt: Alfonso Fernandez, en su 
Consertatio prmdic: Salmerón, en 
los Jiecuerdos Jiistóricos: Alonso 
llamirez. Historia general de la 
Merced: Ribera, Milicia me r ceda- 
rio,: Luis Jacoba de San Carolo, en 
su Biblioteca Pontificia: Touron, 
Varones ilustres de la Religio7i do- 
minicana: Zurita, Anales de Ara- 
gón: Chacón, Monteiro, Mut; Bal- 
tasar Parreño, Elogiis pontificum 
et cardmalium Hispaniarum: Ei- 
sengrerius, en su Catalogum tes- 
tiicmve7'iúatis:¥ont-dnai , Monumen- 
tis Dominicanis: Nicolás Antonio; 
Echard, BiM. Script. Ord.preed: 
Llórente, Historia de la Inquisi- 
ción: el pavorde Tarrasa, el P. Ser- 
ra y Ventayol: los dominicos Fhi- 
xá, Pons y Febrer; el Sr. Jovella- 
nos, el P. Villanueva y otros mu- 
chos. El catálogo de ías obras de 
nuestro cardenal, que citan varios 
de los espresados autores, es el si- 
guiente: 

I. Infeiidatio Regni Sicilim 
2)er domimmi Clementem Papam 
IV. Carolo )S\ Ludovici Francia 
Pegis filio, cum conditionilms et 
pactis diversis /acta Parisiis 
ij. non. novemb. Indictione IX. 
an. Dñi. MCGLXV. Ponlifiícatus 
an. I. 

H. Modusfaciendi homagitmi 



ROS 

P. Papa dfí Ilegno Sicilice fp(ando 
confertur Pegi. 

líl. Tractaíns de jiirisdictio- 
ne, et titvJis Ecclesia super Reg- 
nunv Apulia et iSicilia. 

IV. Litlera Domini Caroli Re- 
gís iSiciliae, míssa P. Gregorio 
Papae IX. Super solutione censns 
pro Regno Siciliae. 

V. Forma confirmationisfac- 
tae jyer I). Bonifacíum I Papam 
super tractatn pacis inter specta- 
biles riros P. P. Carolum de 
Francia Oomiteni Al ensañen sem, 
Robertnm primogcnitíim illustris 
Regís Siciliae Pucem Calabriae ex 
una parte, el R. Fridericnm ex al- 
tera, super Ínsula et Regno Sici- 
liae, et pura, quod Ecclcssia habet 
in eisdem. 

VI. Responsio P. Bonifacii 
Papa VIII f acta P. Carolo Re- 
gí Siciliae sup)er succesione dicti 
Regni. 

VIL Littera quam P. Carolus 
Rex Sicilia missit P. Clementi 
Papae I V super dilatíone solutío- 
nis census dehiti. 

VIII. Infexdatio f acta per P. 
Bonifacíum Papam VIII de Reg- 
no Siciliae et Corcicae illustrissi- 
mo Principí P. J acabo Regi Ara- 
goniae. 

IX. Ponatío /acta per Regem 
Joannem Ignocentío Papae III de 
tato Regno Angliae et insuloe Hi- 
berniae. pro qnibiis debcjit faceré 
decensv Ecclesiae Romanae annua- 
iim millae marcas Sterlíngarum. 
Haec do atío facta fuit Londoniis 
apud S. Pavlum tertía diae octo- 
brís A . P. MCCXIII Regni vero 
Regís Joannis anno décima quinto. 

X. Forma homagví quodfecit 
dictns Rex A ngliae, et quod debent, 
et tenentur faceré P omino Papae et 
Sacro Snnctae Ecclesiae Romanae 
omnes et singuURcgesA ngliae per- 
pe tuis temporibus regnaturi. 

XI. Pe Pane laye, sire lege Pa- 
noritm, et denariis Beati Petri. 

Xll. Pe ralore diversarum 
monetarum. 



ROS 



298 r= 



ROS 



XIII. iStalíUum D. Nicolai 
Papae IV d" dimsione frnctnnm 
feddiimom^ et jyi'ovcntmim Kcclc- 
siae, hiter Pajtam et cardinales. 

XIV. Instrnmeiitnm donalio- 
nis factae cardinalibic< per D. Be- 
nedictum Papam XII auno Do- 
mini MCCCXXXIV de mcdieta- 
ie omniíioncensunm, msitationum, 
et denariorum S. Petri. 

XV. Revocatio /acta per D. 
Gregoriiim Papam X de elemosina 
BibaldoTum. 

XVI. Privilegm Imperalorum 
et Rcfiu/ni concessa Ecclesíae, hoc 
cst Ooiistantini fniperaíoris, P. 
Syhcstro, Ludovico Imper. tem~ 
pore Papae Paschali, super duga- 
líhm B. Petro conccssis, et líen- 
rici I Imperaíoris. 

XVII. Be demrio B. Petri iii 
Francia. 

XV III. Be Regnis pertinenti- 
bus ad Ecclesiam. 

^ XIX. Be proprietatihus per- 
tiíientihis ad Ecclesiam. 

XX. Be processihus Papa- 
rum contra Princip'is inútiles. 

XXI. Qualiter B. Adría?i?/s 
Papa III recip'^re noluit ad os- 
calum pacis Imperatorum Fride- 

O'ICIIM I. 

XXII. Juranientum fidelitatis 
qnodfecerunt, et faciunt Roma- 
ni Imper atores, Reges et Princi- 
pes,^ iSenatores romani, Archiepis- 
cojn, aliique. 

XXIII. Be mirahilibn-s Romae. 

XXIV. Bs ordinatioiiibus et 
gestis Papar um circa statiim 
I-cclesiasticnm. 

XXV. Be descriptione Italiae 
ex /Listona E eclesiástica. 

XXyi. Lihcr locorum sancto- 
nm Ierre Jernsalem. 

XX VII . Nomina Ejñscopo rum 
et Patriarcharum Jerosolimita- 
normn. 

XXVIII. Be divisione tolius 
orbis. 

XXIX. Be designatione loco- 
rum totius universi sect^idum B. 
Ambrosium. 



XXX. Be orín, operibus, mor- 
te et sepultura illnstrium virorum 
rjui iíi sacra scriptura comincmo- 
rantur. 

XXXI. Arbor gencratiouis 
Macliometi qui descendit de stir- 
pe ismaelis. 

Los citados libros, dice el autor 
de \-ABibliotherae Pontificiae, edi- 
ción de 1043 pág-. 405 «Ordinavit 
et scribi fecit Reverendissimus in 
Xto. Pater et doininus Fratcr Nico- 
laus Cardinalis Rosselli, qiiem com- 
pilavit ex diversis rer^-istris, et ex 
libris Cameral Apostólicas, et ex 
alus etiam libris, et chronicis di- 
versis cum inaj^na diligeiitiaet la- 
bore.» La colección comjdeta de 
estas mismas obras, sep-iin afirma 
el citado escritor, se hallaba en va- 
rios códices de jiapel de alg-odon 
en la biblioteca real de Londres, 
letra C. núm. II. 

XXXII. Gesta Romanorum 
Pontificicm. Códice en fól incom- 
pleto que Iicdovicas Rupisperias 
Pictariensis Episcopns, vio con 
otro ejemplar ínte^'-ro en la biblio- 
teca vaticana y en la del coleg-io 
Caprani.sensis. 1). Buenaventura 
Serra, en el folio 521, tomo XXXI 
de sus Recreaciones eruditas., cita 
un códice vitela de la Historia 
Surnmorum Pontijicum de nuestro 
Rossell, existente en la biblioteca 
Ambrosiana. 

XXXIIÍ. Commentarium de 
pirisdictione rjuadrnplici demóns- 
trala Romanae Ecclesiae in Rcg- 
num iSiciliae. Códice en la biblio- 
teca vaticana, según el espresado 
Rnpisperius . 

XXXIV. Vnitale Ecclesiae et 
scliismate tilando. id. id. 

XXXV. Gesta antiqua et re- 
centiora ordinis praedicatornm. 
Cítalo Auberio en su Historia Ge- 
nerali Cardinalium. 

XXXVI. Nomenclátor Cardi- 
nalium. id. id. 

XXXVII. Nicolaus Rosselli 
Cardinalis S. R. E. Historia or- 
dinis praedicatornm. id. id. Lleva 



ROS 



= 299 = 



ROS 



el año (le 1 357 . 

XXXVIII. Divi 3Iathei evan- 
gelica expositio. Se halla el códice 
que comprende esta obra en la 
biblioteca vaticana. 

XXXIX. De virus illustrihus 
ordinis praedicatonfm qui i/i Pa- 
Hsiensi Accademia laureati fue- 
runt i)i scientia sancta. id. id. 

XXXX. De vita, onoribus el 
miracnlis serví Dei Raymundi á 
Peüafort ordinis praedícatoriim. 
Cita este libro el escritor Peña, en 
la vida del espresado santo, p ig*. 30. 

1085. 

Ros»i<:i.iY» (N). Diligente 
compilador de los privilegios y 
franquezas de Mallorca. El códice 
que lleva su nombre está escrito 
en papel, de letra del siglo XIV, y 
de él se sacó una copia vitela bas- 
tante aumentada en 1506, que se 
concluyó en 1512, la que lleva el 
título de Ros selló note para distin- 
guirla de su original conocido por 
Rosselló vell. Ambos códices fól. 
muy voluminosos, existen en el 
archivo general de este reino. 

1086. 

Uossici^Eió (Antonio). Nació 
en Palma el dia 29 de noviembre 
de 1785, de D. (iabriel Rosselló 
y Pon, natural de Felanitx, y do- 
ña Margarita Sureda y Martí, que 
lo era de Manacor. Decidido á to- 
mar el estado religioso, vistió el 
hábito de trinitario en el convento 
de SdAicti Spiritus de esta ciudad 
en 20 de diciembre de 1802 y pro- 
fesó solemnemente al año y tres 
dias de su noviciado. Concluidos 
los estudios mayores fué nombra- 
do lector de filosofía y teología es- 
colástica, dogmática y moral ened 
convento que su religión tenía en 
Valencia, y hallándose en Madrid 
el año 1821, recibió allí el breve 
de secularización que á instancia 
suya le concedió el Sumo Pontífice. 



Regresa á Mallorca y muy pronto 
hizo alarde en sus escritos de sus 
ideas liberales, tomaudo á su cargo 
la redacción del j)eriódico político 
l''l A tleta de la libertad, que se pu- 
blicó en Palma en 1822, circuns- 
tancia que le atrajo querencia de 
los hombres de aquella situación, 
odio implacable de parte de los rea- 
listas, y el ser muy perseguido en 
1824. Con este uotivo le fué pre- 
ciso ausentarse de Mallorca y man- 
tenerse mucho tiempo de incógni- 
to en la corte; pero después de al- 
gunos años, dando á conocer sus 
dotes oratorias, hizo brillar su elo- 
cuencia en el pulpito de las prin- 
cipales Iglesias, adquiriendo tanta 
fama, que era innumerable y muy 
escogido el concurso que acudía á 
oir sus sermones. Su justa y me- 
recida reputación le valió el nom- 
bramiento de predicador del Emi- 
nentísimo Sr. arzobispo de Toledo 
y la esclavina de misionero apos- 
tólico, con que le condecoró su san- 
tidad. Sus ideas políticas llegó á 
mitigarlas de tal modo, que no se 
conoce ni remotamente que puedan 
ser de un mismo escritor las pro- 
ducciones periodísticas de El At- 
leta de la libertad y las de El Re- 
parador, como no conocía tampoco 
al Sr. Rosselló el que le había oí- 
do hablar en 1822 y escuchaba sus 
conversaciones en 1845. Los años 
y los desengaños le hicieron espe- 
rimentar una completa transfor- 
mación, y sus antíg'uos estravíos 
en materia de creencias políticas, 
se convirtieron en doctrina sólida 
y enérgica de un filósofo cristiano 
y de un pensador eminente. Ganó 
en 1846, por rigorosa oposición, 
el curato de la parroquial iglesia 
de Ayeló de Malferit, en el reyno 
de Valencia; poco después fué tras- 
ladado en calidad de ecónomo á la 
de Carcajente, y murió en esta úl- 
tima villa, de un ataque de cólera- 
morbo fulminante, el dia 2 de no- 
viembre de 1855. Héaquílas obras 
suyas que hemos visto: 



ROS 



=r 300 — 



ROS 



1. Mina de oro para el estado 
eclesiástico. O hien sea colección 
de lo mas ese?icial y selecto que se 
ha escrito en el presente siglo con 
respecto a la iglesia de España, 
tanto sohre la facultad de adqui- 
rir y poseer l)ien"s raices, per- 
cihir diezmos y prírnicias, etc. 
cuanto sohre sií, libertad, inmu?ii- 
dady demás prerogatir as quede 
justicia la corresponden; con es- 
presa citación de los sagrados cá- 
no)ies: Leyes y Decretos que ver- 
sen sobre tan importantes asuntos. 
Seguirá una circunstanciada noti- 
cia de las BiUas, Rescriptos y En- 
cíclicas de S. Santidad, Esposi- 
ciones, Pastorales y Edictos de los 
Señores Obispos: y de las reclama- 
ciones cíñelos Eclesiásticos ó cua- 
lesqídera otras personas hayan 
hecho ó en adelante hicieren d 
S. i]/., d las Cortes, ó al Cíobier/io 
con res^tecto a las cosas, 6 asuntos 
pertenecientes d la Iglesia; con 
otras varias , curiosas é interesan- 
tes, según lo prometimos en el pros- 
pecto del Boletín Eclesiástico que 
habíamos anunciado. Todo bajo 
la dirección de D. Antonio Ro- 
selló y Sureda, Presbítero. Ma- 
drid, impr. de D. Vicente Lalama, 
1845. 1 t. ful. de 308-70 págs. 

II. Esposicion al regente del 
o'eino contra la historia de los Pa- 
jms desde San Pedro hasta nues- 
tros días, sus crímrnes, muer- 
tes, envenenamientos, 2xir ricídios , 
adulterios , é incestos: crímenes de 
reyes y emperadores &.c. de la que 
es traductor J). Anastasio Sama 
y Diaz. Madrid, impr. del Repa- 
rador, 1843. gran fól. de 4 pági- 
nas, letra muy metida. Es una pre- 
ciosa y erudita refutación de la re- 
ferida obra, cuya circulación se 
prohibió de real orden. 

III. Vindicación del Sínodo 
diocesano de Valencia en las opo- 
siciones celebradas p^ar a los cura- 
tos vacantes en el arzobispado , los 
días II y 12 de noviembre de 1846. 
Madrid, impr. de la sociedad de 



operarios. 1846, fól. de 7 págs. 

IV. Horas sagradas ó medio 
de consagrarse a Dios todos los 
días. Arreglo y examen práctico 
de conciencia; modo de saberse go- 
bernar en todos los estados de la 
vida, con diferentes oraciones pa- 
ra antes y después de la confesión 
y comunión; Ejercicio para oír con 
devoción el Santo Sacrificio de la 
Misa; con otras muchas devocio- 
nes p ira las fiestas de otros San- 
tos 'Tutelares. Por Don Antonio 
Roselló y Sureda, Presbítero y 
Misionero Apostólico. Madrid, 
impr. de D. Vicente Lalama, 1844. 
1 t. 16." mayor de 384 págs. Hay 
una Segunda edición considerable- 
mente aumentada, también de Ma- 
drid y de la misma imprenta, 1855 
1 t. 16.° de 8-440 págs. con 
profusión de grabados en boj. 

\ . Vida de nuestro adorable 
Redentor Jesucristo, conforme 
con el texto original latino de la 
que escribió el Rev. P . Ludolfo de 
Sajonia, Monge cartujo, ilustrada 
después con v trias notas p>or Juan 
Dadreo, Doctor teólogo en la Uni- 
versidad de París. Traducida y 
considerablemente aumentada por 
D. Antonio Roselló y Sureda, 
presbítero misionero apostólico. 
Adornada con vistas, paisajes y 
viñetas, grabadas por el artista 
Don Joaquín Sierra y Ponzano. 
Editores, Cehstino G. Alvarez, y 
Joaquín Sierra. Madrid, impr.de 
los Sres. Viuda de Jordán é hijos, 
1847. 3. t. 4." el I de (6)-XII-515 
págs. con el retrato del Sr. Rosse- 
lló; el 11 de 558 págs. y el III de 
691. De esta obra dijo El Siglo 
pintoresco, periódico de Madrid que 
se publicaba en 1847, lo siguiente: 
«Entre las obras recomendables 
por su objeto que hoy se publican 
en España, merece particular men- 
ción la Vida de Jesucristo ([ue es- 
tá traduciendo y aumentando con- 
siderablemente el presbítero y mi- 
sionero apostólico D. Antonio Ro- 
selló y Sureda. Con un esmero no- 



ROS 



= 301 = 



ROS 



table en la parte de redacción, y 
una erudición no vulgar en las 
notas y comentarios, está saliendo 
esta obra en un bellísimo tipo, y 
con un lujo de f^rabados que la co- 
locan al nivel de las ediciones mas 
elegantes y de mejor gusto; al paso 
que por su estraordinaria baratura 
se puede recomendar á toda clase 
de personas, pues el sacrificio es 
cortísimo comparado con la bon- 
dad del libro.» 

Dejó otras obras impresas y Mss. 
que no hemos podido ver. 

Fué el Sr, Éosselló uno de los 
mas celosos y constantes colabora- 
dores de los periódicos de Madrid 
La voz de la rdlgloii. que salía en 
1841; El KepaTador,\^^2\ 1843; 
y La luz de Síoii, Semanario de U- 
teratiira sagrada, 1844. Todos 
ellos están llenos de preciosos artí- 
culos suyos que firmaba algunas 
veces J. R. y >y., y las mas I?, y 
M . Dirigió algunos años la Bi- 
blioteca sagrada ó colección, de 
ohras de Religión y moral cristia- 
na, que empezóla publicarse en Ma- 
drid en 1844, impr. de D. Vicente 
de Lalama. 

1087. 



RoiSSELL.0 (Antonio). Nació 
en Palma el dia 2 de agosto de 
1793 de D. Francisco Rosselló y 
ílarau y D.*^ Catalina Bover y 
Piiig'server. Cursó la medicina ba- 
jo la dirección de su tío 1). Rafael 
Rosselló, y recibió en esta univer- 
sidad literaria la borla de doctor 
en la misma facultad el dia 21 de 
marzo de 1816. Siguiendo el l)r. 
Rosselló la noble emulación de al- 
gunos médicos ilustres que pere- 
cieron del contagio de Palma en 
el año 1821, y mientras que otros 
empleaban el fruto de su saber dis- 
cutiendo en pública palestra si 
aquella peste era el tipho-leteroles 
ó la fiebre amarilla, se metió im- 
pávido en el Lazareto sucio de Je- 
T. lí. 



sus, extramuros, donde con un es- 
píritu admirable prestó á los infe- 
lices enfermos todo género de con- 
suelos, ins})iráudoles ánimo y con- 
fianza en sus postreras horas. Tan 
heroicos servicios los prestó du- 
rante aquella calamitosa época, sin 
que sepamos que se le diese por 
ellos ninguna clase de recompensa. 
Murió en esta ciudad el dia 2 de 
mayo de 1847. 

I. Disertación sohre el cólera 
morbo asiático, leida en la Acade- 
mia de medicina y ciriijia de las 
Baleares. Ms. 4." existente en la 
misma. Hace su autor una reseña 
triste, pero muy curiosa é impor- 
tante, del origen de tan terrible en- 
fermedad y de los puntos que ha 
recorrido en España sembrando el 
luto y la devastación desde que 
apareció en nuestra península el 
año 1833. 

II. Disertación sohre el cólera 
morbo epidémico, leida en la Aca- 
demia de medicina y cirujia de 
las Baleares. Ms. fól. existente 
original en poder de D. Miguel 
Capdebou. Indica el Dr. Rosselló 
los medios para que Mallorca, favo- 
recida por su posición topográfica 
y con la desgraciada esperiencia 
de la fiebre amarilla del año 1821, 
pong-a todo el cuidado posible para 
salvarse de la invasión colérica. 

III. Cuadro sinóptico dd cóle- 
ra morbo asiático que comprende 
17 años. Ms. fól. Lo presentó á 
la misma academia para obtar á la 
vacante drf académico de número 
que se le confirió. 



1088. 

IIoí$!Iíe:k.e.ó (Benito). Monje 
cartujo del monasterio de Jesús 
Nazareno de Valldemosa, de cuya 
virtud y letras habla largamente 
el P. Cayetano de Mallorca en sus 
Misceláneas Mss. tom. I, pág. 232. 

Antiplionarium exaratmn man% 
Venerandi P. D. Benedicti Ros- 

39 



ROS 

selló, cantoris eximii, nostre (Bta- 
üs fenicis Cartusim jMajoricen. 
Jesí Na^arem, 1607. 1 t. 8.°Ms. 
original en la librería del Sr. 1 ro- 
heiis. Lleva al frente la firma del 
P. D. Vicente Mas con nota de lia- 
terle pertenecido. 

1089. 



8.° de 



Rof§i!^i<^i^l'ó (Gabriel). Natu- 
ral de Palma, abogado del ilustre 
colegio de esta capital, ex-fiscal del 
tribunal de marina de Mallorca y 
actualmente lo es de uno de los 
juzgados de primera instancia de 
Palma. 

Observaciones á la memoria pu- 
hlicadapor D. Antonio Canah sa- 
dré la universal consir¡7iacion de 
Mallorca. Palma, impr. de Pedro 
José Gelabert, 1851. fól. de 50 
págs. Precede una dedicatoria al 
ilustre cabildo, á la cofradía de 
San Pedro y San Bernardo y al 
clero de las parroquias de Palma. 
Es opúsculo muy rico de noticias. 



1090. 

RoSí^ELLÓ (Gabrikl José). 
Nació en esta ciudad de los seño- 
res D. Gabriel José Rosselló y 
Terrers y D.^ Joaquina Monserrat 
y Soler. Es caballero de la real y 
distinguida orden española de Car- 
los III, diputado provincial de las 
islas Baleares, individuo de la so- 
ciedad económica mallorquína de 
amigos del país y ha sido varias 
veces alcalde del Ayuntamiento de 
Palma. Cultiva con felicidad la poe- 
sía castellana y sus composiciones 
revelan, por sus conceptos y per lo 
castizo de su lenguaje, elbuengus- 
to del autor y el fruto que ha saca- 
do de sus estudios literarios. 

I. Carlos Broscliii oiovda 7ds- 
tórica del siglo XVIII, escrita e% 
francés por Eugenio Scrihe y tra- 
ducida al castellano por D. G. R. 
Palma, impr. nacional á cargo de 



rr: 302 rr ROS 

D. Juan Guasp, 1840. 1 t. 
140 págs. con una I;*! mina. 

II. Poesías deD.G.J.R.y M. 
1 1. 4.*^ Ms. muy voluminoso, que 
comprende, entre otras, un canto 
épico de 56 octavas titulado La 
Caida. Como el Sr. Rosselló con- 
serva inéditas casi todas sus pro- 
ducciones, hemos copiado las que 
siguen para que nuestros lectores 
ccmozcan su escelentc numen: 



I. 

LA HIJA DEL VERDIGO. 



Bajo el sombrío artesón 
De una iijlesia solitaria 

Recogida, 
Una joven su n dicción 
Eiliala on triste plegaria 

Muy sentida. 

Los solloios del dolor 
En su seno se perdían; 

De su frente 
Bajaba frío sudor, 
Y sus ojos parcelan 

Un torrente. 

Al pié del sagrado altar 
De una Virgen Dülorosa 

ProMeruada, 
Así acertaba á implorar 
Su protección poderosa 

La cuyiada. 

— «() fuente de toda luz! 
Muévale á piedad mi suerte, 

,Mi ardiente fó ! 
Por Aquel que en una cruz 
Sufrió ignominiosa muerte, 

Ampárame. 

¿Que es la vida para raí? 
Diez y s»is años su peso 

He arrastrado; 
Y en la cuna ni aun sentí 
De una tierna madre el beso 

Regalado. 



ROS - 303 - 

Ella Yíó al darme la vida 

La infamia escrita en mi frente; 

Y el deshonor 
Legándome arrepentida, 
Sucumbió al peso vehemente 

De su dolor. 

¿Poiqué sola me dejó? 
¿Porqué no la acompañé 

En su ataúd? 
¿Quién mis lloros enjugó? 

Y en triste horfandad ¿qué fué 

Mi juventud? 

Del desprecio y de la afrenta 
Mis labios han apurado 
La amarga hícl 

Y en su profesión sangrienta 
Sigue quien el ser me ha dado 

Duro y cruel. 

El no entiende mi dolor 

Y en su empleo de homicida 

No ansia otra suerte; 
Su sonrisa inspira horror, 

Y su caricia iulimída 

Como la muerte. 

El homicidio es su Dios, 
El patíbulo su altar: 

La cuchilla 
Interpuesta entre los dos, 
En nuestro afrentoso hogar 

Siempre brilla. 

¡Si al menos de la amistad 
Alcanzara en mi dolor 

El dulce bien!.... 
Las jóvenes de mi edad 
Uuyen de mí con horror 

Cuando me ven. 

De la luna á los reflejos 
Las ve el prado cada dia 

Ledas triscar. 
Si las contemplo á lo lejos, 
Su bulliciosa alegría 

Me hace llorar. 

Perene Gesta es su vida: 
La mía eterno tormento. 

El amor, 
A su ventura cumplida 



ROS 

Añade cada momento 
Una flor. 

El amor ¡oh! yo también 

Lo conocí por mi mal 

Un instante. 
¡Triste ilusión para quien 
Siempre el hacha y el dogal 

Vé delante! 

¿Porqué naciendo h sufrir 
Darme una alma apasionada 

Al cielo plugo? 
¿Quién puede afectos sentir 
Por la hija desventurada 

Del verdugo? 

Condujo un dia el azar 
Á mi albergue retirado 

Un forastero: 
Era tierno su mirar. 
Su lenguaje apasionado 

Y lisonjero. 

Lo que por mi ser pasó 
Á la magia de su acento 

No lo sé. 
Solo se que me encantó 

Y que desde aquel momento 

Le adoré. 

Él en su afán de agradarme 
De mi tan solo ocupado 
Parecía; 

Y juraba no olvidarme, 

Y loco de enamorado 

Se decía. 

Mas luego que el apellido 
De la triste á quien amaba 

Conoció, 
Dejó mi lado corrido 
Y' la mano que estrechaba 

Rechazó. 

Y partió. ¡Partió el inflel 
Sin que ni un adiós tuviera 

Para mí! 
;Y en su desprecio cruel, 
Ni una mirada siquiera 

Le debí ! 



ROS r:i 304 =1 

¿Volverá? ;Si el corazón 
Esta esperanza pudiese 

Conservar ! 
¡Si una voz de compasión 
Mi alma altntida viniese 

Á consolar r 

¡ Ay! no." mi sueitc está escrita, 

Y en la tierra no hay mudanza 

Ni consocio. 
La desdichada proscrita 
Solo tiene su esperanza 

En el cielo. 

Allí donde el santo coro 
De querubines presides. 

Ó María, 
Acoge mi ardiente lloro 

Y mi padecer no olvides. 

Madre mía. 

Abrevia el martirio alroj 
Que el mundo injusto y doloso 

Me hace pasar. 
Venga la muerte á mi \oí, 

Y de la tumba el reposo 

Locrc alcanzar.»'- 



ROS 

NO ME MIRES- 

Va que ingrata has destrozado 
Los de un amor casi eterno 

üulces lazos; 
No quieras un desdichado 
Corazón, sensible y tierno, 

Hacer pedazos. 

Menos cauto ó mas paciento, 
Podrás hallar otro amante, 

Á quien admires. 
Yo lo vertí indiferente, 
Solo con que en adelante 

A'o me mires. 



Yo no culpo tu mudanza 

Ni el rigor con que has tratado 

Mi fírmeza. 
El amar sin esperanza. 
En un hombre apasionado, 

No es bajeza. 



11. 

Su voto fué oido, al fúnebre osario 
Un féretro humilde, sin pompa llegó; 
Allí lo depuso sayort mercenario 

Y un sulco de tierra sus restos cubrió. 

Natura su seno le abrió cariñosa, 
La tierra acogióla con tierna piedad; 
Tan solo una mano falló generosa 
Que junto escribiese: Por ella rogad. 

Ya entrada la noche un hoaibrc embozado. 
De aspecto siniestro, de torvo mirar. 
Inquieto, sombrío, con paso callado, 
Al triste recinto se advierte llegar. 

Entonces la luna las nubes hendiendo 
Cual faro de muerte temblando lució; 

Y el verdugo el sulco reciente adviniendo, 
Contemplólo un rato pero no lloró. 



Mas, que á turbar el sosiego 
Que me ha dado un desengaño 

Solo aspires, 
Es mostrar que un furor ciego 
Conservas siempre en mi daño; 

No me mires. 



Déjame en paz, tus perfidias 
Mis ilusiones amadas 

Disiparon; 
Las amorosas envidias 
Que me daban tus miradas. 

Ya cesaron. 

Ya no siento tus enojos, 
Ni que de mi lado á veces 

Te retires; 
Bien es que apartes los ojos 
De un objeto que aborreces; 

IS'o me mires. 

Esa fingida ternura 
Guarda para mis rivales 

Mas dichosos; 
No sientas mi desventura, 
Que hay á veces ciertos males 

Provechosos. 



ROS 

Contra la paz inocente 
En que vive el alma mia 

No conspires: 
Pueda serte indiferente 
Mi dulce melancolía: 

No me mires. 

No quiero tu compasión 
Ni el sentimiento amistoso 

Que me ofreces. 
Tú ofendiste sin razón 
Mi corazón generoso 

Muchas veces. 

Memorias de tu rigor 
Con tus miradas errantes 

No me inspires. 
Voluble abeja de amor, 
Vuela tras nuevos amantes; 

No ma mires. 

No me mires: compasiva 
Entiende una vez siquiera 

Que el mirarme, 
Aun puede hacer que reviva 
La mal cstinguida hoguera, 

Y es matarme. 

Olvídame, así haga el cielo 
Que por un inconsecuente 

No suspires. 
En el dia solo anhelo 
Vivir libre, indiferente; 

No me mires. 



G^-^^^-^ 



III. 

A MJiLiiiA iruiiiiiüA. 



- 305 =r KOS 

Ella es de nuestra esencia, 
Ella nos acompaña 

De nuesfro ser en el primer albor. 
La síibia Omnipotencia, 
Que por jamás se engaña, 
Quiso qne la existen<:ia 

Fuese obra portentosa del amor. 



Por é\ esta armonía 

Que el mundo reproduce, 
Por é\ existe cuanto en torno vés. 

Por él en medio dia 

El sol fulgente luce 

Y los rayos envía 
Que cnjendran bellas flores á tus pies. 



¿.Por qué quieres que aprenda 
La máxima querida 

Que siempre profesó mi corazón? 
Triste de quien no entienda 
De amar, y que en su vida 
Alguna tierna ofrenda 

No baya sacrificado á esta pasión! 



Por él de rama en rama 

Amante pnjarillo 
La arpada lengua al vago viento dá. 

Cuando el potro se inflama, 

O el indócil novillo 

En negra selva brama, 
Es que de amor el fuego sienten ya. 



Amor es quien acrece 

Los monstruos que en su seno 
El turbulento Ponto vé viajar. 

Cuanto el campo embellece 

En el abril sereno 

Sus leyes obedece, 
Y todo nace y vive para amar. 



;.Y el hombre cuya frente 

Marcó Na(uraleza 
Con el tipo de esencia superior. 

Negara el ascendiente 

Que tiene la belleza 

Y fuera indiferente 
Á los dulces encantos del amor? 



Ah! quien" nació sensible 
Desde sus tiernos años 

Adora y reconoce su poder. 
Llorar no es imposible 
Alguna vez sus daños, 
Mas su calma apacible 

Es la fuente mas bella del placer. 



¡Cómo es dulce Melida 
Aquel calor divino 
Que dilata los goces del vivir. 
Cuando en la edad florida 



ROS 

Un cambio repentino 



= 306 =r 



Lleva el alma ctiaida 
Sobre tan nuevos medios de scnlir: 



Del amable Gonzales 

La delicada lira 
Por amor en los claustros resonó. 

Bajo toscos sayales 

Su corazón admira 

Las gracias celestiales 
Que el Hacedor a\ sexo bennoso dio. 



ROS 

IV. 



A LA MUERTE DEL Mi\E\IERlTO ECLESIASTIC) 

DIGNIDAD DE CHANTRE DE ESTA STA. IGLESIA. 



SOM^Oo 



Cuando yo débilmente 
En rabel disonante 

Oso sus dulces versos imitar; 
El fuego en que se siente 
Arder el pecho amante 
Mo inspira solamente, 

Y solo amor repite mi cantar. 



El numen que contemplo 
Guiar tu canto die&tro 

Sacro entusiasmo inspírelo á tu voz. 
Yo seguiré tu ejemplo. 
Aunque con menos estro: 
Y de amor en el templo, 

Resuenen los cantares de los dos. 



Vivió para hacer bien; cumplió fielmente 
Los sagrados di'bcres de su oslado: 
Del alio sacerdocio fué dechado 

Y el profundo saber llenó su mente. 
Amó á sus semejantes tiernamente; 

Fué ministro de paz, y lo han llorado 
El pobre, el oprimido, el desgraciado, 
De quienes era protector ardiente. 

Tocó al declive del vivir, y lleno 
De eminentes virtudes, rinde el alma, 
Que ya en el seno de su autor reposa. 

Viva conserva su memoria el bueno, 

Y las turgentes lágrimas de Palma 
Riegan su }'enerable, santa losa. 



OSAgí) 



OSA®) 



V. 

EL CRUCIFIJO. 



(Traducción de Lamartine.) 



Tú que yo recogí de su boca espirante 
Con su postrer alíenlo y su postrer adiós; 
Símbolo sacrosanto, memoria de mi amante. 
Imagen de mi Dios! 

¡Cómo riegan mis ojos tu venerada planta 
Desde el supremo dia en que, tierno presente, 
Pasastes á mis manos del seno de una santa 
Todavía caliente! 

Una luz temblorosa bañaba su aposento, 
Rezaba el sacerdote las preces de la muerte. 
Blandas cual voz materna que al infantil lamento 
Dulce beleño vierte. 



ROS = 307 = ROS 

En sus bellas facciones brillaba la eOcacia 
De una sania esperanza en su futura suerte; 
El dolor fugitivo prestábales su gracia, 
Su m.igcstad la muerte. 

Su cabello en desorden que el céfiro niecia 
Descubría su rostro velándolo otras veces, 
Como cruzan su sombra sobre la tumba fria 
Los fúnebres cipre?cs. 

Un brazo le caia pendiente desde el lecho, 
El otro recogido tn lánguida postura. 
Parcela estrechar contra su helado pecho 
La sagrada figura. 

El entreabierto labio parece que aun le adora, 
nías aj ! que al santo beso el alma sin sentirlo 
Voló, cual leve incienso que la llama devora 
Antes de consumirlo. 

Ahora todo duerme, sobre el labio aterido. 
Su seno no se agita con el vital aliento, 

Y sus ojos oculta el parpado caido 

Sin luz ni movimiento. 

Yo en pié, sobrecogido de un estupor secreto 
Acercarme no osaba á su cuerpo adorado; 
Coníü si de la muerte el místico respeto 
Lo hubiese consogrado. 

No osaba.... el sacerdote mi muda pena alcanza, 

Y de sus yertos dedos sacando el Crucifijo, 
«El sea su memoria y sea tu esperanza: 

Cunscrvalo,») me dijo. 

Si, te conservaré fúnebre herencia mía; 
Siete veces el árbol que mi mano plantó. 
Sobre su fría tumba desde aquel triste día 
Su copa deshojó. 

Y tú siempre conmigo, del corazón pendiente. 
Contra el rigor del tiempo, le libras del olvido. 
Guardando hondas señales de mi llorar ardiente 
En el marfil bruñido. 

¡O postrer confidente del alma que se aleja! 
Ven, desciende en mi pecho, habíame en él, y di 
Lo que ella te decía cuando su débil queja 
Süiü llegaba á tí. 

En el dudoso instante, que el rima recogida 

Y oculta bajo el velo que ofusca nuestros ojos, 
Lentamente abandona al llanto ensordecida 

Los mortales despojos, 

Cuando sobre la noche del sepulcro temblando. 
Cual rama por el peso del fruto desgajada. 
Con la vida y la muerte débilmente luchando 
Se contempla agitaaa; 

Cuando ya tardamente penetra en nuestro oído 
De llantos y sollozos la confusa armonía, 



ROS 



= 308 - 



ROS 



Tú, cual último amjgo á los labios unido 
En la dura agonía: 



Para darnos valor en la tremenda hora. 
Para alzar nucslios ojos abatidos al cielo. 
Lo que nos vas diciendo revela á quien te adora, 
O fuente de consuelo! 

Tú supiste morir; tus lágrimas Dios vivo, 
Aquella cruda noche en que rogaste en vano, 
Bañaron las raices del misterioso olivo 
Hasta el dia cercano. 

Pendiente de la crnz, que el gran misterio encierra. 
Viste á tu Madre en llanto y al universo en lulo. 
Tú también cual nosotros pagastes á la lierra 
El último tributo. 

¡Ah ! por aquella muerte, que mi miseria obtenga 
El último susjiiro sobre lus pies rendir; 
Recuerda a(inclla Lora cuando la mia venga. 
Tú que sabes morir. 

Yo buscaré el lugar en donde ella espirante 
Ecsaló sobre tí su irrevocable adiós, 

Y aquí vendrá su alma á guiar la mía errante 

Al trono de su Dios. 

Y pueda, pueda entonces, junto al fúnebre lecho, 
Tranquila y Miste á un tiempo como un ángel lloroso, 
Una forma enlutada recoger de mi pecho 
^ £1 legado precioso. 

Aliéntala, sostenía en su postrer momento; 

Y prenda consagrada de anior y de esperanza. 
El que parte al que queda el sacro monumento 

Trasmita sin mudanza. 

Hasta que de la muerte los antros recorriendo, 
Una voz desde el cielo tres veces repetida. 
Los que están de la cruz á la sombra durmiendo, 
Despertará á la vida. 






1091. 

RosSE^LLó (Gerónimo). El 
P. Custurer, en la pág. 442 de sus 
JJiseHaciones, le cita como autor 
de una obra titulada De compo- 
nendis 'oersihis, en la cual habla 
de Ramón Lull. Mut y muclios 
escritores lulistas, como Belver, 
Riera y Bennasser, hacen también 
mención de la referida obra, que 



seguramente se habráperdido, pues 
no sabemos exista en ning-una par- 
te. D. Cristóbal Cladera al pare- 
cer la vio cuando la califica de eru- 
dita y dice que su autor escribió 
otros varios opúsculos. 

1092. 



RossF,i.T.Ó (Gerónimo,. . 

en Palma de D. Jaime Rosselló y 



i). Nació 



ROS 



noo - 



ROS 



D.^ María Cayetana Ribora el día 
31 de enero de 1827. Cursó la filo- 
sofía en el instituto Balear y la 
jurisprudencia en la universidad 
literaria de Barcelona, en la que 
recil)ió el grado de licenciado en 
diclia última facultad en el año 
1850. Ha ejercido desde entonces 
constantemente su profesión de 
abogado, y después de haber de- 
sempeñado el cargo de regidor del 
Ayuntamiento de Palma, ha si- 
do distinguido sucesivamente por 
S. M. con los nombramientos de 
consejero provincial de estas is- 
las, y de abogado de la benefi- 
cencia de las mismas, cuyos des- 
tinos sirve en la actualidad, y 
con la cruz de caballero de la 
real y distinguida orden española 
de Carlos III. Desde una edad muy 
tierna se manifestó en él la ma- 
yor afición á la literatura y á la 
historia; entregándose á la asidua 
lectura así de los autores clásicos 
españoles, como de las mas nota- 
bles obras francesas, inglesas }'• 
alemanas, que al mismo tiempo 
que avivaron su sentimiento poé- 
tico, le proporcionaron rico cau- 
dal de conocimientos y de erudi- 
ción. En 1843 y 1844, siendo muy 
joven, escribió sus primeras com- 
posiciones métricas que participa- 
ban del gusto clásico que le infun- 
dieron sus primeras lecturas, y des- 
de aquella época fué publicando en 
losperiódicos de Palma sus ensayos, 
notablespor su buen lenguaje, flui- 
dez y delicada contestura. Mas tar- 
de, fortalecida su imaginación por 
el estudio, ha podido colocar su 
nombre en distinguido puesto, al- 
canzando el lauro del premio en to- 
das las justas poéticas en que se ha 
presentado; lo que no es de estra- 
ñar en quien, así espresa con la ter- 
sura de nuestros clásicos sus sua- 
ves aspiraciones, como traduce fe- 
lizmente en versos castellanos las 
concepciones sombrías de Walter 
Scott, Schiller, Burger y Goethe: 
y en quien con tanta facilidad imita 
T. II. 



en. su lengua nativa las poesías po- 
pulares de nuestro suelo, como ver- 
sifica en el idioma que hablaron 
nuestros mayores, cual si hubiese 
nacido en los siglos XIII y XIV> 
época de nuestros reyes. En el cer- 
tamen que abrió la Academia de 
ciencias y letras de Mallorca, con 
motivo de la venida de S. M. la 
Reina á esta isla, alcanzó ser el pri- 
mero de los laureados en la poesía 
lemosina y el segundo en la poesía 
castellana, contándose desde en- 
tonces en el número de los so- 
cios de la referida Academia. En 
1861 alcanzó en los Juegos fio- 
rales de Barcelona, el premio del 
Jazmín de plata, por un precioso 
romance escrito en el habla lemo- 
sina del siglo XIV, titulado Ma- 
clona Violant; y en el de 1862 
tuvo en los mismos Juegos flora- 
les la envidiable fortuna de ganar 
entre mas de ciento setenta con- 
currentes el primero y segundo de 
los premios ofrecidos por el Con- 
sistorio, esto es, wn-d. flor natural 
y una englantin'i de oro, teniendo 
en su consecuencia que espedírsele 
el honrosísimo título de M estro 
en gay saler, que conceden los es- 
tatutos de aquel cuerpo al que ha 
sido por tres" veces laureado; dis- 
tinción hasta ahora obtenida tan 
solo por otro vate catalán. Ade- 
mas de los trabajos de amena li- 
teratura á que se ha dedicado Ros- 
selló, así en la lengua castellana 
como en la lemosina antigua y 
moderna en que es peritísimo, 
no ha descuidado el estudio de la 
historia de su pais, que conoce muy 
á fondo, y la bibliografía, á que es 
también aficionado, en particular 
la referente á la isla. Tan solo con 
una estremada laboriosidad podía 
obtener de las letras tan buenos re- 
sultados quien tiene que consagrar 
casi todo su cuidado á los nego- 
cios de su profesión y á los que 
son propios de los graves cargos 
que desempeña. Hé aquí las obras 
que de su pluma conocemos: 

40 



ROS 



::=: 310 = ROS 

I. Hojas y pros. Ensayos Para verter el bíiUamo queenn^^^^^^ 

7, . 7 71 '/^^.. '.>.-,» ^ Z)^o Sobre la amaríia liiel de mi dolor. 

Uncos de Don Gerónimo hos- ^^^^^^^^^ ^^^^^ ^^^^ ,^ ^^^,,^,,^^ ^,^. ,,,. j^^,.^ 
í^?/í5. Palma, impr. de I), lelipe ^,, ^.^,^ ^^^^ ^^.-.,1^^^ 

Guasp y Barben, 1853. 1 t. 4. ^^^g^, ,u;rmoso, bajo coyas alas 

mayor de 502 págs. D. Guillermo g^ embriaga mi alma de ¡nlinilo amor. 
Forteza, en su escelentt 



artículo 
sobre los Poetas de las islas Ba- 
leares, publicado en la Revista es- 
pañola, dice de las composiciones 
contenidas en este volumen, que se 
distinguen por la delicadeza de sus 
conceptos y la tersura primorosa 
de su versificación: y que los so- 
netos del Sr. Rosselló son acabados 
modelos de un género en que tanto 
han brillado Lope de Vega, los dos 
Argensolas y Arguijo, y tan des- 
deñado ó mal entendido por nues- 
tros poetas actuales. Contiene tam- 
bién odas de robusta entonación, 
romances llenos de gallardía y tra- 
ducciones felices de varios poetas 
alemanes. Tiene el Sr. Rosselló 
preparada con el mismo título una 
segunda y bien ordenada edición 
de sus poesías líricas castellanas, 
en la cual ha cercenado con mucho 
discernimiento todas aquellas que 
en razón á la tierna edad en que 
fueron escritas, se resienten al- 
gún tanto de falta de originalidad 
y de pobreza de conceptos, aumen- 
tándola con otras muy notables por 
su elevación, por su galanura, y 
por su esmerado lenguaje. Cree- 
mos que la segunda edición de las 
poesías líricas de Rosselló coloca- 
rán el nombre de su autor en lugar 
muy aventajado en el parnaso es- 
pañol. Insertamos á continuación, 
como muestra de las que contiene 
este tomo, la siguiente, que si no 
es de las mas escogidas entre las 
del poeta, revela los mas íntimos 
afectos de su corazón. 

CASTO LIRIO. 



J'aime, et rien ne le dil; j^aime 
et seul je le sais. 

A. DE MVSSET. 

Casto lirio, de mi ímima adorado. 
Nacido en esas tierras 



Tu faz de dulcedumbre y candor santo 
Todo mi ser penetra, 

Y sílaba no siS palabra ó letra 
Tan tierna cual tu nombre celestial. 

Perdona si en tu faz fijo los ojos 

Y me eslasío en ella, 

Que nunca alumbrará cual tú una estrella 
La triste soledad de mi arenal. 

Ah! yo le he visto y he debido amarte, 
Celeste ídolo mió, 
Porque tú le has llevado mi alvedrío, 
Porque tú cautivaste mi sentir. 

Un altar en mi pecho te be erigido, 

Y en él con Te te adoro, 

Mas, ay, que él)rio do amor mi culto lloro, 
Al ver que sin tu amor be tie morir. 

Si, bien mió, mi amor es un secreto 
Que solo sabe el alma; 
Solo en el cielo alcanzará la palma, 
Si tú en el cielo se la quieres dar. 

Tan soio allí que es el amor elerno, 

Y eterna la ventura. 

Te contaré, amor mió, mi tr mura, 

Y entonces ángel me podrás amar. 

No quiero que esas flores de tu frente 
Seque mi suerte impía, 
Ni verter la amargura de la mia 
En tu existencia que tranquila ves. 
No quiero que camines á mi lado 
Para llorar conmigo. 
No quiero que en la senda que yo sigo. 
Se claven las espinas en tus pies. 

Tú no has visto asomar en tu Lorizonte 
Mas que el amor sereno. 
No sabes que en el mundo hoya veneno. 
Que amargue tanto y tanto el corazón. 
Vive dichosa en tu jardín llorido. 
Dichosa con tu suerte; 
No será, no, mi amor que le despierte 
Del sueño encantador de tu ilusión. 

Ay, yo te adoraré callado y solo 
Vertiendo oculto llanto, 
Y tú nunca sabrás que te ame tanto, 
VA culto de mi amor nunca sabrán. 
Por mi lado quizás pases mil veces 
Sin que tu alma presienta 



ROS 



- 31 



El amor triste que en mi pecho alienta 
t'aia no darse á comprender jamás. 

Y nada, quiero, nada sino amarte, 
Amarte con delirio, 

Y padecer á solas el martirio 

Sin que lleguen mis ajes hasta tí. 
Nunca espuesta á los vientos de mi noche 
QuerrJ, mi bien, que llores; 
Sean tan solo para tí las flores, 
Uaya tan solo espinas para mí. 

Seré feliz al verte b tí dichosa 

Y de placer radiante, 

Seré feliz tal vez al verte amante 

Respondiendo á otro plácido querer. 

Quizás un alma habrá que mas merezca 

Tu amor y tu ternura, 

Y al veros embriagados de ventura 
Mi dolor bañare en vuestro placer. 

Yo pediré con lágrimas al cielo 
Que en tus ondas tranquilas 
No descienda jamas de tus pupila* 
Ni una gola siquier de llanto cruel; 
Que tristísimo fuera para mi alma, 
Ver turbios los dos ríos. 
Llorar tus duelos y sentir los mius, 

Y en dos corrientes apurar la hiél. 

Estoy temblando al verte, clara estrella 
De rayos celestiales, 
Cuando sondea el ánima los males. 
Que cercan en el mundo al corazón; 
Porque quisiera verte y adorarte 
En playas de bonanza. 
Donde mecida en auras de esperanza. 
Se reflejase el cielo en tu ilusión. 

Mas deja que en mi noche y mi deseo 
Mi labio te bendiga; 
Deja que entre la sombra, tierna amiga. 
Ose tus bellos ojos contemplar; 
Deja que esparza las dolientes hojas 
Del corazón que encantas. 
Que si una sola tocas con tus plantas, 
Flores el corazón verá brotar. 

II. Lo jof/lar de MaylorcJia, 
per Jeróni Rosselló Mestre en Gay 
saber. Palma, impr. de Pedro José 
üelabert, 1862. 1 t. 4." de mas de 
400 págs. Esta colección de roman- 
ces, calcados sobre la liistoria de 
Mallorca, es notabilísima, no solo 
por el mérito de las composiciones 



1 = ROS 

que contiene, sino por la particulari- 
dad de estar todas ellas escritas en 
el idioma lemosin de los siglos XIII 
y XIV, trabajo que hubiera arre- 
drado á quien no le hubiese sido 
tan familiar la lengua de nuestros 
abuelos. Hay en este volumen pie- 
zas llenas de energía y de un co- 
lorido tan propio de la época á qi;o 
se contraen, que nos alhagan so- 
bremanera y las hará siempre inol- 
vidables. Las notas que al final de 
cada composición inserta el autor, 
están llenas de desconocidos y pre- 
ciocísimos datos para la historia 
mallorquína; de modo que la obra 
hasta bajo el aspecto histórico es 
de indisputable interés: y ella re- 
vela grandes y profundos estudios 
en el Sr. Rosselló no solo en la 
lengua patria sino en la historia 
de su país. Como muestra de las 
poesías contenidas en este tomo, in- 
sertamos la siguiante que en 1862 
alcanzó el premio de la Englan- 
tina de oro en los espresados jue- 
gos florales. 

10 ItEY CONOÜEIIIDOIÍ. 



^^o^ 



1229. 



I. 



Dennnl los murs de May lorcha, 
De Maylorcha en la ciutai, 
S' apareyla 1' host christiana, 
Combatre fort desiranl. 

Lo brugit s'úu de las armas 
Trompas sonan c atabais, 
Pavallós e tendas levan, 
E raóuensc de tots latz. 

En Jacmc rey d' Aragó, 
Cavalcant en son cavayl, 
Guamil de 6lm, espasa nua, 
Quax no pot pus esperar. 

D' ira sos uyls li flamejan, 
E d' ira son cor li bat; 
Car no sguarda un sarrahí 
Scus que hagc sed de sa sancli. 



ROS =: 31 -i 

Sagiamciit eyl piviicli deis noldcs, 
Tots los guorrcrs lian jurat 
De fer presa de la vila 
O de morir niassacrant. 

Cent lors la vila cnvironan. 
Guarnidas d' homens armats; 
Mas, armas no 1' espavcnlau 
No host 1' cspavcnta maj. 

E sguardant la par del raur 
Que los ginjs han dcrrocal, 
Enaxí parla íi los scus, 
Metcnl 1' ira en son parlar. 

— ((Sanct Jordi! Sánela alaria! 
Lh vos esperan, ü lor! 
Cascun lo primer y sia 
Si sent la fe dios son cor. 

Hoc, molls n'y ha. mas no'is ajuda 
Lo brag ferm de Jesu-Chrisl; 
Quant Inr forsa hauretz retuda 
Tol 1' infern n' estará trist. 

A lor! vcrgonya, chreslians; 
Deus ho vol c jo'n suy cerl: 
Paucha es la sanch deis vilans 
P'els dampnatges que'm soffert. 

Ne burgcs ne cavaylcr 
Gir son dors, enquer que las; 
Car será vil homeyer 
E traydor qui torn atrás. 

Per colp ne ter nafra pocha 
Vuyla negun romanir; 
Ilajalz tots lo cor de rocha, 
Ans qui deshonra morir. 

Qui vege á son frare occiurc, 
Vage avant, cómanlo á Deu; 
I*er venjarlo vuyla viurc, 
E son colp sia pus grcu. 



ROS 

De sanch de los voslies a>is 
Guardatzios plcnes las mans; 
Anatz vcnjar lurs agrávis 
rcntne lo past deis milans. 

Siatz 1' ngot que Déos los dona^ 
No hagen trcua ne perdó; 
Faytz de lurs caps lor reduna 
Ont mctelz lo ganfanó. 

Muyren tuyl, pus maslcr B'es, 
Los qui nos reten csclaus, 
E fasáam p'els palafres 
EsSahles de lurs i)alaus. 

Vüslre es lo formcnl que mcnjan, 
Voí-tres son los lurs havcrs; 
Esguardatziüs coni s' arrenjiín 
Per >üs oniblar vostres plaers. 

A quiscuii toigatz la vida, 
Li lolretz del cors >eri; 
L' Almudayna lá'us convida; 
En nom de Deu, anamí. 

Fcritz en las vils maynadas 
Cakigant ccrveyls per lá; 
L' ombra irada deis Monchadas 
Lo sender cus mostrará. 

De Mafumet la scnycra 
Ofega de ira lo cor; 
La victoria ens vé derrera.... 
Cavayiers, á lor ! á lor!— 

Dix lo rey, e quax volant 
La ciutat scomctia, 
Dicnl 1' host— «Avant! avant! 
Sanct Jordi ! Sancta María!»— 



II. 



Negun en son briu defala, 
Haje'n sed de sanch infael; 
Sarrahíns morís fan 1' escala 
Per ont puja I' arma al cel. 

A lor! Car Deus ens convida 
A la victoria en est jorn; 
Non rest enemich ab vida 
En plus d' una legua en toro. 

De vostres langas quiscuna 
Un cap sarrahí aport; 
No bagc sagcta nenguna 
Que no'n féra á un de mort. 



Clnms de dolor, rnant dampnatge 
Brugit deis brants e'ls esculs, 
L' ira faent son carnatge. 
Sobráis morís, cavayls perduts; 

Sons deis atabais de guerra, 
Massas, langas e coUeyls, 
Flums de sanch corrent per térra, 
Caps redolant scns capeyls; 

Tors qui s' esfondrant conmouen 
Las poteslats del infern, 
Gucrrers qui col vent se raouen, 
E llamas e foch etern... 



ROS 

MayUírclia ! Miylorcha bcyla ! 
(.hrisl desliuia la ciutal; 
IMarlyrs donan sanch per eyla, 
Tras d'un rey bcnavirat. 

Leos de tú fan lur presa, 
Ton senyor será Aragó; 
Rey novcyl no't do feresa 
Pus la crotz es son panó. 

Sancl Jordi á la gloria 'I porta, 
Cavalcant ab cavayl blanch; 
La stela d' Abú s'cs niorta, 
E cau dins un mar de sanch. 

Quiscun alberch e mesqiiita, 
Com castcyis s' han de esvahí; 
Que sa ruina cstia scrita 
No ho vol creufc'l sarrahí. 



313 =r ROS 

E lo sarrahi cridant, 
Pus forl 1' anlrc sconielia... 
E'ls cheslians;— «Avanl ! avantl 
Sancl Jordi! Sánela María!»— 

E'l carnatge es renoveyla, 
E'ls critz arriban Iro'l cel; 
Maylorcha ! ¡Mayl-reha bcyla, 
Ton baptisme n' es forl cruel! 

De ferir las hosts s' aglassan; 
S' huja el brat; dej donar tayls; 
Los qni los branls ullrapassan, 
Los trossejan los cavayls. 

Dona lo ferré ab lo ferro, 
E spurnas n' ixcn de foch; 
Los uns avant per conquerré, 
Los aulres fcrins com un roch. 



E— «¡Valor fils del propbeta! 
Dix lo Xech ais seus, broxanl; 
Non hage negun qui's reta, 
Car gaudeix lo trespassant. 

Homeyers creman c talen, 
D' ira cruel lo cor enees; 
No saben eyls co que valen 
Fils d'un poblé raay solsmes. 



L' ombra de la morí es ceyla 
Qui en sus de las hosts s' ha stcs; 
No abastan escuts per cyla, 
Nc lo perpunt, nc I' arnés. 

E d' ira los cors sclalen, 
Uns deis aulres faent scarn; 
Lo ferré deis qui combaten 
S' esmussa de tallar carn. 



Moslratzlos qa' havets coralje, 
E que tots amatz morir, 
Ans que viure en vassalalgc 
Del qui occiu á son albir. 

Per 50 car de lig no teñen, 
N' es malvcslat lo cor sen; 
Faniolents agi s' en venen, 
Desamparáis de son Deu. 

De vostre aur nb las mans plenes, 
Volcn sejornar los vils, 
E mctránvos eii cadcnes, 
Malcnscnyanl vostrcs fils. 

No han dret c no han justicia, 
E com lops per (^.o los veig; 
De vostre havcr han cubdicia, 
De vostres fembres cobeig. 

Per los venere é per combatre, 
Son secors eus dona Alá; 
Eyl d' un colp los pot abalrc, 
Car sois eyl es sobirá. 

Non hage negun qui's reta; 
DelTenetz vostres maysós: 
Feritzios, íils del probeta! 
Mafumct, confünetzlo5!v— 



D' En Jaeme lo cavayl corre 
Ont lo peril es pus greu; 
De son escul sanch decorre 
Mas va ab 1' ajuda de Deu. 

Ardil e spasa sangucnta, 
Par lo venjamenl armal; 
Lamp dins las núus que spavenla, 
Aliga dins tempcstat. 

No y ha qui sos co!ps suport, 
No y ha qui no's reta á eyl. 
Car es senyal de la morí 
Lo dragó de son capeyl. 

Li pagua, son dors girant. 
Ja sconietre no'l volia; 
E'ls chrestiaiis:— «Avant! avant! 
Sancl Jordi! Sánela María!» — 

E 1' hosl chrcstiana camina, 
Com 1' ona del mar brugent, 
E desfá I' hosl san ahina, 
Com desfá la bóyra el vent. 

Langan I' arma los qui fujen, 
Car per fugir n' es pasan; 
Mas d'occiurc no s'cn hujen 
Los qui dcrrera los van. 



ROS rrr 314 = 

E'Is clircslians fan d' cyis carrialjc, 
Xi com lur crucllat mereix: 
Crida '1 vencut scns cora'jc, 
Mas Alah no'ls exauseix. 

— «Leissatznos vida, chrcstians, 
E faylz Co que 'us sia mils!»— 
Dixcn los vcyis angoxans: 
Las mayres:— «Pcrdú p'els fils !»— 

riorosas las pucllas ixen, 
Faiiles piones de'aur c argent, 
E:— «Prcnetz, prcnelz, los dixcn: 
No'ns fassatz, no'iis fassatz nient.» — 

E r host de Christ, de son cor, 
Massacranl per Cá e lá, 
Sois respon.— «A lor! á lor!» — 
Mcmbrant de lo que jura. 

Sarrahfns combatrc á mort 
Fó de Aragó la custum; 
Per go corre ab lo cor fon, 
Per dins sancho dins foch, dins Tum. 

E ja'l Xccb se desespera, 
E gira son dors e fuig; 
Mas, va li En Jacme derrera, 
E li diu enees d' enutg: 

—No cal l' estojas en casa, 
No't cal, no, fugir, no't cal; 
De la beyna trau 1' espasa, 
Veurás deis dos qui mes val. 

Moslra'm al raenys Ion coralgc; 
Car mas tany á cavaylers. 
Que d mos vassayis far dampmtge 
E caplivar lurs uxers. 

No fuges del qui't contrasta, 
Sapia be morir com dius. 
El que ha viltat que li basta 
Per cncreuar los catius.— 

E'I rey per fii desarmara, 
E per la barba el tenia, 
E 1' host encare cridava: 
— «Sancl Jordi ! Sancta María !»— 

III. Lo Canconer de Miramar. 
Per Jeróni RosselU Mestre en 
"Gay Saber. 1 t. 4." Ms. Contie- 
ne las composiciones escritas por 
el autor en el idioma lemosiu mo- 
derno. Es obra puramente de ima- 



ROS 

g'inacion y van comprendidas qiii" 
zas en ella las poesías que ma** 
revelan en el Sr. Rosselló las do- 
tes de poeta, l'l volumen es un 
verdadero ramillete de preciosísi- 
mas flores, ante el cual no se atreve 
uno á escojer, temeroso de no de- 
sairar á las flemas, tan bellas y 
esquisitas son todas las que le com- 
ponen. Deseamos que pronto vea 
la luz pública para mayor renom- 
bre del autor. Hé aquí una de las 
poesías comprendidas en este tomo. 

LA ALMOYXA Y LA OUACIÓ. 

N'cs una, una vergc bella. 
Tota parrum, blanca flor; 
N'es I* altre germana de ella, 
Tota bítisam, tota cor. 

Ne leñen d* ángel la care. 
Las ama Dcu mes que tot; 
Filias d' una sola marc, 
Com dos llíris d' uo sol broi. 

De scnsillcs van compostcs 

Y vesten blancor de ncu; 
D' un paiau molt all son bostes 
Que illumina el lluní de Deu. 

La hermosura las iguala. 
Sos cors son copas de mcl; 
L' una en térra Ms ulls árala 

Y los alsa I' altre al ccl. 

Tolas duas reclinadas, 
Apenas dormen de nit, 
Escoltant el moi*. calladas 
Per sí n'ouen algún crit. 

Y las vetla y las contempla 
Una dama ab gran amor, 
D' hermosura sens cxempla 
Rodada de resplandor. 

Cuant despunta 1' alba clare, 
Cuant 1' alba n' ha despuiitat: 
— Salut marc, salut mare ! 
Nostra marc Carilat! 

— Filias mías! filias mías! 
Per los homcns tots, salut! 
Empreniu las vostras vías. 



Qu' un nou jorn ja n' es vengut. 

Al borne el dolor mou guerra 
Y me dolen los seus crils; 
Per g,o baixau á la térra 
A albergar dins los «sprits.— 



ROS =315 

Y aixamplant ses alas blancas 
Los dos anjeis do ronsol, 
Coin los auselis de las brancas, 
Baíxaii en tena d- un vol. 

Por lo camí d' un vilatge 
Van á coinplir lo vot si'u, 
Parlant ab son dois llenguatge 

Y sois visibles de Deu. 

— Germancta, ma germana, 
Gormancta ¿ahonl vols anar? 
— Del monaslir la campana 
Vaig la campana ü locar. 

Ja se moren las estrellas, 
D.'spértense auselis y flors, 

Y al Deu de las maravellas 
Vull elevar tols los cors. 

Y tú, germana, en lo pobló 
¿Qué y dirá ta veu suau? 
— Parlará á lo cor del noble 
Sercantlo diiis son palau. 

A comcnsar vá lo dia 
Per guanyar I' homo el suslcnt, 

Y ha pobres en la agonía 
Qui no tcncn aliment. 

Per Qo m' en vaig íi 1' orella, 
L' orella del rich alliu, 

Y es ma veu qui I' aconsella 
Cuanl scnt son cor que l¡ diu: 

«¿Veus lo goig que le rodetja, 
»Lo pler qui sempre 'I segueix, 
))La dicba qui te fcstelja, 
»L* or qui en tas mans rcsplandeix? 

»No cregas que I' Etern vulla 
»Que, ab tanl, el cor tengas buyt, 
»Y qu' árbre de molta fulla, 
mNo i i done flor ni fruyl. 

»No- cregas tant t' asislesca 
«Perqué enlri el vici en ton cor; 
))Y fart de niel de la bresca, 
»Olvits la abclla y la flor. 

«Pcnsa que lo que te sobre 
))Li falta á lo teu geriná, 
»Quc es la miseria del pobre 
»Lo que Deu daniés te dá. 

»Quc per cada gust que 't donas, 
»Ptora cent llágrimas él\; 
«Que ab las púas tu 'I coronas 
»De las flors de ton ramell. 

«Que n' es llarga s' agonía, 
«Com los tens plaers son breus; 
«Que sa fortuna faría 
»Cada gu5t pelit del leus. 



ROS 

«Dónalos, doncbs, lo que tiras, 
«Ais pobrcts necesitáis; 
«í'loietas que sois no miras, 
»Y joclis que tens olvidáis. 

«No vullas que menlras gosas, 
«Muyra de fam ton vebí; 
«Que 't fíissa ton Hit de rosas 
»Quí no 'n té sois per dormí. 

«Puis lo qu* el rich sacrifica, 
«Mogut per la cantal, 
«Deu le 'y torna y centuplica 
«Cuanl entra en la eternilal.» 

Y axi aconscllant la riquesa, 
Vaix inspirant scmpr^; el bé, 
Per lo bé de la pobresa 

Y bé del qui 'I bé vol fé. 

Y tú, ma dolsa germana, 
¿Qué fas en est mon per 1' bom? 
— Prench la veu de la campana 
Perqué me senta lülhom. 

Y ananl per tot invisible. 
Convertida en só argentí, 

M* en entro en lo cor sensible, 

Y llavors li parlo axí: 

«¿Veus I' univcrs que 't sustenta, 
«La vida que 't dona Deu? 
«¿Veus lo sol qui te cálenla, 
»Tot cuanl 1' home té per sen? 

«No cregas que el Elern vulla, 
«Puis éll te tregüé á la llum, 
«Que Ion cor la fe no acullá, 
«Y sias flor sens pcrfum. 

«No cregas qu' els sa semblansa, 
«Perqué li sias iiigrat; 
»N¡ que cullcs I' esperansa 
«Per teñir 1' árbre olvidat. 

«Tos ulls axeca á I' altura, 
«Jonolls en Ierra, ab fervor; 
«Parla ab ton Deu, ciialura, 
«Que ion Deu te sed d' amor. 

»0u 1' aucellet que li cania, 
»0u los suspirs de los venís, 
«Del bósch la música sania, 
«Remor de fonts y torrcnls. 

«Com ab son alé la rosa, 
«Agrail fesli oració, 
«Per la corona que 't posa 
«De rey de la creació. 

«Pensa qu' es I' home, s' iinalgc, 
«De tot lo mes noble y bell, 
«Que té cspcríl y llengualje 
«Per poder parlar ab éll. 



ROS — 316 = 

«Pensa que ni ha que 1' ofencn, 
•Essent lasi bó, essent tan gran; 
«Que no comprcnen d* on venen, 
))(Jue no comprcnen on van. 

«Que ni ha que sa llcy flasloman, 
»Que ni ha que no teñen fe, 
))Qiie la puperbia no doman, 
«Uesconogucnt sa merce. 

»Qu' olvidan lo sacriíici 
!>Que ha fet Deu per sa salul, 
«Y cxempie donan del vici 
«Fenl bcla de la virtud. 

«Pensa que Deu tot ho olvida 
«Ab un sol sospir del cor, 
«Que sa bondat no te mida, 
«CuiUil sent d- un lióme lo p!or. 

«Pensa que ni ha qui se feran 
«En guerra sanguenta y cruel; 
«Que ni ha qui se desesperan 
«Descoiiíiant de tot lo col. 



«Que ni ha qu' absanch de llurs venas 
«Compran la vida, mesíiuins; 
«Que ni ha mesos en cadenas, 
»Y d' cstraviats p' els camins. 

«Pobres de csprit qui s' arrufan, 
«Viudas y horfens sens consol, 
«Dcspullats qui s' escarrufan, 
»Scns que tengan agombol. 

«Malalts qui 'n son mal gemegan, 
«Espaordits devanl la morí; 
»Y naveganls qui se nogan, 
«Lluny de la platjc ó del pDrt. 

»Qu' espcrant deis qui no 's cansan 
«Precbs al ce! por lo be scu. 
«Y ha difunls qui no descansan 
«Encare en la pau de Deu. 

«Pensa qu' Éll, en tot cuant obra, 
«De bondad hi possa el dó, 
«Qu' una pregaría Ji sobra 
«Per dar remey y perdó. 

«Per Cü alsa els ulís del abisme, 
«Y encen, ánima de ncu, 
«La lluin d' amor al prohisme, 
»La llura del amor á Deu. 

«Y rccullte solitaria, 
«Posa foch en la urna d' or; 
»rés I' enccns de la pregaría 
»Y I' enccnser de ton cor.» 

— Germaneta, germaneta, 
Gran Deu es qui 'ns feu axí, 
Al poblé ancm vía drela 
Y Deu nios dó bnn camí.— 



ROS 

Y surt i' alba ab llum de rosa 

Y esquinsa li la nit los veis; 
S' obri la ponsclla closa, 

Y apaga el ccl sos estéis. 

El puig mes olt del paratge 
Inunda la llum del sol, 

Y els campanars del vilatgc 
Tocan campanas al vol. 

;0 deis angeis santas obres! 
¿Quin mirada ab clis es feu? 
Sonriuen avuy tos pobres 

Y s'umpl el temple de Di'u! 



(íS^^2) 






IV. Baladas. Por Gerónimo 
fíosselló. 1 t. 4." Ms. Bajo esto tí- 
tulo ha reunido el autor una por- 
ción de poesías caljallerescas, en su 
mayor parte originales unas y otras 
imitación del in^í-lés y del alemán. 
Están escritas todas eu verso ende- 
casílabo y se distinguen general- 
mente por lo fantástico de su asun- 
to, por lo sombrío de sus cuadros 
y por el esmero de su lenguaje. No 
obstante de que este vol timen con- 
tiene muchas piezas originales, 
insertamos la siguiente imitación 
de Schiller, para que vea el lector 
como sabe trasladar el poeta al idio- 
ma patrio las bellísimas con