(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Boletín bibliográfico español"

Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as parí of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commercial parties, including placing lechnical restrictions on automated querying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attributionTht GoogXt "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct and hclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while hclping authors and publishers rcach ncw audicnccs. You can search through the full icxi of this book on the web 

at |http: //books. google .com/l 



Google 



Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 

cscancarlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 

dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 

posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embaigo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 

puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir. 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 

tesümonio del laigo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 
Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares: 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La l^islación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 



El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página |http : / /books . google . com| 



•S/f:a.~^3¿>- ^t> 



HARVARD COLLEGE 
LIBRARY 



FROMTHE FUNDOP 

CHARLES MINOT 



~\ 



T 



i 



T 
1 

I 



f 



boletín 

BIBLIOGRÁFICO ESPAÑOL. 



boletín 

BIBUOGRÁFICO ESPAÑOL. 



boletín /,'k,: - 

BIBLIOGRÁFICO ESPAÑOL, 



POR 



DON DIONISIO HIDALGO. 



TOMO VIL 



1866. 



MADRID, 

IMPBKNTA DE JULIÁN PE^A 
C*H« de Relatores, número t3. 









'\ * 



(^ 






HUM. i. i* DI K^no 01 1866. AftO VU. 



EOLeTIN BiBLIOÜRAFIGO ESPAÍ01 

PIRIODIGO DI LA LIBRIRIA, IHPRINTA. 8RABAD0, LITOORAfR 

BRCUADE^HACIOll, rABlUCÁS T ÁLMACBKBS DK Pá?Kl T MOTICA. 

imcTOK-nnox, bou Dionsio iidílgo. 

TodRS las comunicaciones se dirígirán i nombre de D. Dionisio Hidalgo, 

Paseo del Obelisco, núm. 10, CHAMBERÍ (Madrid), 

eD donde están la redacción, administración y renta de los tomos publicados. 

Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo interior. 



Se pablica el i." y i5 de cada mea.— Se aaacribe en todaa las librerías del reino. 

Pbecio: 40 n. al afio en Madrid.— AA en laa promciof. —50 ó SO eii el extranjero y 
VUramar, aegan qne baya ó no convenio postal. --Se admiten stísos y comunicados para 
•I BoIbtw de nnmcios á precios económicos y convencionales. 

Los Sass. Mota t Plaza sb mcAaGAH di cohpbab t aBMrr» i piovnicus todas lu 

OBIAS ANUNCIADAS BN BL BOLBTIN T CUALBSQUIBBA OTRAS QUB SB DB8BBH, CON BL AOHBNTO DB 
m 20 POB 100 POB BAZON DB LOS GASTOS DB PBANQLBO. 



ENSAYO 

DB 



UNA BIBLIOTECA ESPAÑOLA 

de loa mejores escritores 

OBL 

REINADO DE GARLOS III. 

PO& DON JUAN 8BMPBRB T OUARIN08, ABOGADO DB LOS RBALB8 C0N8BJ08, 
SOCIO DB BffBRITO DB LA RBAL 80CIBDAD BCONOHIOA DB MADRID, T 8BCRB- 
TARIO DB LA 0A8A T BSTADOS DBL BXCELBNTI8IM0 8BÑ0R MARQUBS DB 

YILLBNA. 

SEGDIDl KDIdOll. COKUGDl I imUITlDi 

POB 

D. DIONISIO HIDALGO. 



Esta notabilísima obra, cuyos ejemplares escasean mucho en el Comer- 
cio, y no baja su precio de i20 rs. cada uno, se va ft reimprimir con muchos 
aumentos y apéndices, en un tomo de 500 ¿ 600 páginas del mismo tamaño 
y letra que este Boletín, y se repartirá gratis por cuadernos anuales de 80 
páginas á ios suscritores de este periódico. 



■ —2 — 

> 

. PUBLICACIONES NUEVAS. 

■ 

1. A.GIWDA df bolsillo, 6 libfo de memoria dfaHa fara 1886. Con eloalen- 
dario y guia de Madrid. Madrid, i866, imp. y librería de O. Ballly-BailUére, 
editor. En i%\ XXIV-186-150 páginas. 6 

2. Agenda de bufete, ó libro de memoria diario para 1866 con noticias y 
guia de Madrid. Madrid, 1865, imp. y lib. de G. Bailly-Bailliére, editor. En 
folio estrecho, encartonado, 24-912*28-10 páginas.. 8 

Las ultimas 10 páginas, en papel de color, coalienen los anuncios. 

3. Agenda de la lavandera y de la planchadora. Madrid, 1865, imp. y li- 
brería de G. Bailly-Bailliére, editor. En f<^lio estrecho, 56 páginas. 2 

4. Agenda forense, 6 libro de memoria diario para 1866. Para uso de los 
Abogados, Notarios y Procuradores. Madrid, 1866, imp. y líb. de G. Bailly- 
Bailliére, editor. En i2.% XXlV-186-174 páginas. . 8 

5. Agenda médica para bolsillo, ó libro de memoria diario para 1866. Para 
Oso de los Médicos, Cirujanos, Farmacéuticos y Veterinarios. Madrid, 1866, 
imp. y lib. de C. Bailly-Bailliére, editor. En 12.", XXlV-186-242-4 páginas. 8 

6. Almanaque del Gil Blas para 1866. Escriu>por Palacio, Blasco, Rivera, 
Robert y Balart. Dibujantes: Becqner y Perea. Grabador, Rico. Madrid, 1865, 
imprenta de J. A. García, lib. de Sernando. En 8." mayor, 64 páginas con 46 
grabados. 4 

7. Almanaque de la Risa para 1866. Ramillete de flores, ortigas y abrojos, 
cogido de las florestas literarias, por D. Ventura Ruiz Aguilera. Segundo 
año. Madrid, 1865, imp. de J. Martínez García, lib. de Escribano, editor. 
En 16.» mayor, 16Ó-XXXI1 páginas con grabados en madera. 4 

8. Almanaque de los chistes para 1866, capaz de hacer reír al Moro Muza. 
Conteniendo multitud de cuentos, epigramas, símiles, chistes de Quevedo 
y otros autores, anécdotas, profecías etc. Gompuesto y arreglado por don 
Francisco de P. Hidalgo. Cádiz, 1865, imp. de la Revista Médica. Jesús Gra- 
cia, editor. Madrid, libs. de Moy» y plaza y V. é Hijos dé Cuesta. En 8.% 192 
páginas con 53 grabados en el texto. 4 

9. Almanaque de los chistes y extravagancias para el año de 1866, dis- 
puesto para todas las provincias de España por un Quidam, é ilustrado con 
láminas hechas á propósito para este libro. Madrid, 1865, imp. y lib. de Vi- 
llaverde, editor, y en las de Moya y Plaza y V. é Hijos de Cuesta. En 16.' 
mayor, 56-120 páginas con 8 láminas. 4 

10. Almanaque del Ángel del Hogar, dedicado á las señoritas y á las ma- 
dres de familia, compuestu por distinguidos escritores y publicado bajo la 
dirección de, María del Pilar Sínués de Marco. 1866. Año I. Madrni, 186¿« 
imprenta del Norte, barrio de Arguelles, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 
8.% 128 páginas con dos hojas de música. . 4 

11. Almanaque del cristiano, religioso, científico, literario y recreativo 
para el año de 1866. Contienda biografía del Sumo Pontífice Pió IX; el San- 
toral completo arreglado á todas las diócesis de España; tablas de reduccio- 
nes de monedas; sistema decimal; diversos artículos científico- religiosos 
acerca de los principales templos de Roma y fiestas principales; noticia cir- 
cunstanciada de todas las vias de ferro-carriles' españoles, correos y otras 
de interés general, y un resumen de algunos secretos de gran importan- 
cia para las familias, arreglado por D. Emilio Moreno Cebada. Año primero. 
Madrid, 1865, imp. de L. Beltran, editor; lib. de la V. é Hijos de Cuesta. 
En 8.% 160 páginas con 4 grabados y el retrato.de Pió IX . 4 

12. Almanaque del jardinero florista. Para 1866. PorD. R. R. Aguado. 
Año I. Hadrid, 1865, imp. de A. Santa Coloma, lib. de López. En 8.* ma- 
yor, 78 páginas. 4 



—•3 — 

Ift. Alhana^i]! «ooidopádtoo Mpafiol par» el afta da 1808, 4|ím pMitu 
la anprasa de La iMeta elegante Uuttrada para regalo á lea señora» aoaeri- 
teres de la misma que abonan un año anticipado á la edición de lujo. Cá- 
diz, 1865, imp. de la Re9iMa Médica. A. de Carlos, editor. liadrid« lib. de 
Bailly-Batlliére. En 4.% 192 páginas con 47 grabados. 6 

44. Almanaque encklopédíco español para i888. Arreglado á todos los 
Obispados de España, por D. Manuel Torrijot. Año cuarto. Madrid, 186(, 
imprenta de i. Martínez García, librerías de Moya y Plaasí y V. 6 flúos de 
Cuesta. En 4.% 312 páginas. * tí 

45. Almanaque ilustrado y libro de memorias Agenda diario para el 
año 1866, escrito por los Sres. Aríño, Blanes« Fans^ Ferrañ, Perrero, Montesi- 
Bpe^ Puig, Yago y otros, cuyos artículos originales y algunos entresacados 
de las obras de diferentes autores de nota forman el décimo volumen de esta 
publicación; la que, por la multitud de escogidas materias que reúne desde 
el año de su aparición, puede considerarse en conjunto como úoa biblioteca 
popular de conocimientos útiles y pasatiempos amenos.— Contiene, además, 
la descripción de los establecimientos de baños del reino. Reducción de reales 
á escudos. Arie de hablar con los dedos, ó el lenguaje de las conversa- 
clones secretas etc., etc. Alcoy, 4365, Imp, de i. Ms^rti Casanova, editor. 
Madrid, lib. de López. En 8.*, 88 páginas y 13 bojas blancas para apuntes, 
con %\ grabados. En Alcoy, 2 rs.; en provincias franco. 2 Vt 

16. Almanaque literario del Museo Universal, para el año de 4866. Es- 
crito por Bretón de los Herreros, Fernandez y González, VHIergas, Eguílaz, 
Honlau, Ribot y Font'seré, Ruiz Aguilera, Martínez Pedresa, Rubio, Palacio, 
Rivera, N. Serra, Navarreie^ Florencio Janer, Bustillo, Becqner, Santistéban, 
BUaco, González de Tejada, Carlos Frontáura, Ortiz de Pinedo, Cecilio Na- 
varro, Fernandez-Guerra, Fernando Fulgosio^ Osorio y Bernard» león de la 
Vega, Valladares, Melcbor del Paiau, Castellano, lialvo y Teruel, Sepúlve- 
da, ReymundOf Sillares, Escudero y Perosso etc. Madrid, 4865, imp. y 11- 
lireria de Gaspar y Roig, editores, y en las de Moya y Plaza y V, ¿ üijos de 
Cuesta. Kfi 4.*, 60 páginas con ZZ grabados en el texto. 4 

47. Almanaque náutico para d año 4867. Calculado de 6rdea de S. M. 
en el Obsen^atoiio de Marina de la ciudad de San Fernando. GáUiz« 4865» im- 
prenta de la Revista Médica, Madrid, lib. de Moya y Plaza. £a 4.** mayor, 
XlV-468 páginas con dos planos: rústica, ?5 rs., encuadernado en tela, 52 

48. Almanaque político y literario de El Ca&cabeL Año IlL 4866. Ma- 
drid, 4865, imp. de El Cascabel, á cargo de If . Bernardino, libs. de Moya y 
Plaza y y. é Hijos de Cuesta. En 8." mayor* 76págiius con 38 grabados en el 
texto, y 6 hojas de anuncios. 4 

49. Almanaque universal para 4866. Arreglado según los datos suminis- 
trados por el Observatorio astronómico de Marina de la ciudad de San Fer- 
nando. — Comprende las provincias de Madrid, Toledo^ Ciudad-Aeal, Cuenca 
y Gnadalajara. Dirigida la parte literaria por D. Augusto Anguila. Sá- 
drid, 4865, imp. de Estrada* Díaz, y López, librerías de Moya y Plaza y V. é 
Hijos de Cuesta. En 8.* mayor, 442 paginas con 25 grabados en el texto. 2 

20. Anuabio general del comercio, de la industria y de las profesiones, 
de la magistratura y de la Administración, ó Diccionario indicador de todos 
los babitantes de España y de los de otras naciones que, bajo las bases de la 
publicación, facilitan antecedentes. Ordenado por D. Luis Marty Caballe- 
ro. 4866. VI ano de la publicación, quinto volumen. Madrid, 4865, imp. de 
La Previsora, librerías de la V. é Hijos de Cuesta, Moya y Plaza y San Martin. 
En 4." encartonado^ 46-4376-126 páginas. SO 

Las 16-126 páginas soa de anancios en papel de colores. 

24. A8o 4866.— Calendario piadoso, escrito por el Dr. tí. MigtieT HarttiJéz 
y Sanz, capellán mayor de la capilla dé liuestra Séflora y San Jiián á'e té- 



-4- 

traía át Madrid; Honorario it S. M. Con licencia de la Autoridad eclesiástica. 
Adornado con una estampa y varias viñetas. Madrid, 1865, imp. déla Espe- 
ranza^ k cargo de A. Pérez Dubruil, editor. En' 8.* mayor, 160 páginas. 4 

V.i. Batalla bb diablos. Comedia de magia < en tres actos y en verao, 
original de D. Enrique Zumel. Representada por primera vez en el teatro de 
Novedades el 15 de Noviembre de 1865. Música de D. José Arclie, decorado 
y maquinaria de D. Luis Muriel, Trajes fantásticos de trasformacion de don 
José Zaldivar, bailes de D. Antonio Guzman, Madrid, 1865, imp. de J. Rodrí* 
guez, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 8.** mayor, 108 páginas. 8 

El Teatro. 

23. Calendario de Castilla la Nueva correspondiente al año de 1866, se-^ 
gun el Observatorio de San Fernando: comprende las provincias de Madrid, 
Guadalajara, Cuenca, Toledo y toda la Mancha alta ybaja. Madrid, 1865, im- 
prenta y despacho de libros de la Compañía de impresores y libreros. Una 
hoja en folio mayor apaisado para pegar en un cartón ó tabla. 6 ctos. 

24. Calendario de Castilla la Nueva para el año de 1866. Dispuesto en el 
Observatorio Astronómico de San Fernando con arreglo al Meridiano de Ma- 
drid. Comprende las provincias de Madrid, Guadalajara, Cuenca, Toledo y 
toda la Mancha alta y baja. Madrid, 1865, imp. de J. Cruzado, lib. de la V. 
é Hijos de Cuesta. En 16.** mayor, 52 páginas. 4 ctos. 

25. Calendario de Castilla la Nueva para el año 1866, dispuesto por or- 
den del Gobierno de S. M.ven el Observatorio Astronómico de Marina de la 
ciudad de San Fernando. Comprende las provincias de Madrid, Toledo, Ciu- 
dad-Real, Cuenca y Guadalajara. Madrid, 1865, imp. de J. Hernández, en 
donde se halla de venta. En 16.* mayor, 52 páginas. 2 ctos. 

26. Calbndario de la elegancia española para el año de 1866. Conforme 
á lo dispuesto en el Observatorio Astronómico nacional de Marina de la ciu- 
dad de San Fernando, con arreglo al Meridiano de Madrid. Contiene las prin- 
cipales épocas del mundo, el cómputo eclesiástico, fiestas movibles, témpo- 
ras, dias en que se saca ánima, cuatro estaciones, fases de la luna, salida 
y postura diaria del sol, santos del dia con los que se' celebran en toda 
España, juicio del año, familia Real, noticias geográficas y estadísticas, cor- 
reos etc. Madrid, 1865, imp. de £>. Moro, librerías de El libro de Oro, y en las 
de Moya y Plaza y V. é Hijos de Cuesta. En 8.% 64 páginas con los retratos 
en litografía de Doña Isabel II, D. Alfonso, Príncipe de Asturias, Carlos XV, 

* de Suecia, y Andrew Johnson, de los Estados-Unidos. 2 

27. Calendario de La Esperanza para 1866. Madrid, 1865, imp. de La 
Esperanza, En 8."* mayor, 48 páginas. 

Se ha dado de regalo ¿ los sascritores k La Esperanxa. 

28. Calendario de los ferro-carriles para 1866.— Álbum de bolsillo y li- 
1)ro de memorias del viajero. Contiene un mapa perfectamente litografiado 
de cada una de las lineas españolas y de las adicionales del Mediodía de 
Francia (Irún á París) y de Portugal (Lisboa á Oporto y á Beja). Madrid, 

1865, lib. de Hernando. En 8.** encartonado, 10 mapas y una hoja con el 
calendario. 4 

29. Calendario del obispado 'de Cádiz é Islas Canarias para el año de 

1866. Revisado y aprobado por la Autoridad eclesiástica. Contiene tablas pa- 
ra el arreglo de los relojes; horas del orto y acaso del Sol y de la Luna, y 
tabla de las mareas para el puerto de Cádiz, calculadas por D. Rafael Martí- 
nez, Teniente de navio de la Armada, astrónomo que fué del Observatorio 
Astronómico de Marina, y en la actualidad profesor del Colegio Naval Militar. 
Contiene también el Firmamento en 1866, ó Calendario del legítimo Zarago- 
zano, Mariano Cantillo. Dánse en él los pronósticos que tanta celebridad han 
adquirido por su exacta correspondencia en su verificación. San Fernan- 
do, \p65, imp. y lib. Española. En 4.*, 24 páginas. 1 



30. CALBNDAaio diamante, Allí para cartera, det aflo 1806. Comprende to- 
das las festividades, santos, fases de la Inna, pronósticos, galas etc., etc. 
Madrid, 1865, imp. y despacho de la Compañía de impresores y libreros. En 
64.*, 32 páginas, cortes dorados. 6 ctos. 

31. Calendario para el año 1866, útil para cartera. Contiene el sistema 
monetario moderno, ct>n la reducción de reales á escudos; tarifas de Correos 
y un censo de población de España. Madrid, 1865, imp. de J. M. Lezcaño y 
Roldan, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 64.* , 32 páginas. 2 ctos. 

Ed U oabierta Ile^a por tiUilo: £1 Preem. 

Z%, Calendario para el pueblo, correspondiente alano 1866. Madrid, 1865, 
imp. de M. Alvarez, librerías de Moya y Plaza y Y. é Hijos de Cuesta. En 16.* 
mayor, 72 páginas. S 

En la cubierta lleva el titnlo de: «Almanaque para el pueblo, corregpondiente al afto 
1866. Contieoe, además del santoral y lineas ferreaa. ártica los en prosa > Terso, economía 
doméstica, epigramas^ anécdotas, cuentos, chascarrillos, agudezas, quitapesares etc., etc. 
formando una menestra sabrosa ; divertida. 

Cada ejemplar lleva cinco números para la rifa de la primera lotería de Enero 
de 1866, y dan derecho á uno de los veinle lotes de á 80 rs. cada nno y á on cuadro al 
óleo con so marco dorado. 

53. Calendario para 1866. Madrid, 1865, imp. y lib. de Bailly-Bailliére, 
editor. En folio apaisado, pegado sobre cartón para colgar en la pared. 4 

34. Calendario religioso para el año de 1866, publicado por la Redacción 
de las Lecturas Populares. Con licencia de la Autoridad eclesiástica. Ma- 
drid, 1865, imp. de Tejado, editor; lib. de Olamendi. En 12.% 128 págmas 
con 4 grabados. 1 

55. Catecismo político, ó exposición breve de las principales verdades y 
reglas fundamentales de la política, por Pascual Roderico. Madrid, 1865, im- 
prenta de Tejado, lib. de Olamendi. En 12.% 116 páginas. 3 

36. Cuestión de forma. Comedia en tres actos y en verso, original de 
Enrique Gaspar. Representada por primera vez en el teatro del Príncipe á 
beneficio del primer actor D. Juan Catalina el Í0 de Mayo de 1865. Madrid, 
1865, imp. de J. Rodríguez, lib. de la Y. é bijos de Cuesta. En 8.*' ma- 
yor, C8 páginas. 8 

El Teatro. 

37. El Arco Iris de 1866.— ^alendario'general abreviado y alfabético para 
todas las provincias de España. — Elegante novedad de cartera, que facilita sa- 
ber aun solo golpe de vista la fecha en que caen los dias de la semana encada 
mes y en el año; y asimismo la fecha en que la Iglesia celebra sus festivi- 
dades principales y las de todos los Santos; por cuyo medio se sabe también 
los dias en que debe felicitarse á las personas con quienes nos unen afecciones 
de parentesco ó de amistad. Madrid, 4o65, imp. de J. Martínez, lib. de la V. 
é Hijos de Cuesta. En 16.% 5i> páginas en papel de varios colores. 12 ctos. 

38. El CAPiTAif NEGRERO. Zarzucla en tres setos, letra de D. AntonioGar- 
cía Gutiérrez. Música de. D. Emilio Arrieta. Representada en el teatro de la 
Zarzuela en Diciembre de 1865. Madrid, 1865, imp. de J. Rodríguez, librerías 
de Moya y Plaza y V. é Hijos de Cuesta. En 8.^ mayor, IV-100 páginas. 8 

Administración lirico-dramálica. 

39. El cielo en 1866. Calendario de Joaquín Yagüe, conocido por el an- 
tiguo y primitivo Zaragozano. Madrid, 1865, imp.de La Esperanza, lib. de la 
V. é Hijos de Cuesta. En 8.% 16 páginas. 6 ctos. 

40. El Elefante. Almanaque ilustrado, conteniendo infinidad de cuentos, 
chascarrillos, epigramas etc., etc. Compuesto por D. Luis Mejias. Seguido de 
las tablas de las mareas. Cádiz, 1865, imp. de la Revista Médica, Madrid, li- 
brería de Moya y Plaza. En folio, 16 páginas con 16 grabados. I 

41. El FIRMAMENTO CU 1866, ó calendario del Zaragozano Mariano Casti- 
llo, correspondiente á toda» las provincias de España. Zaragoza, 4865, im- 



de V. knúré$. M«<irid, Hb. de te V. é Wim de Cuesle. Ea i6;' a»yor, 
pltflrinas. Cotos. 

4^. Eii iLusTHáDO. Almanaque profótico, de higiene y literario para el 
alo de 4866. Madrid, l865, imp. de M. AWarez, iib. de Hernando. En 64.% 
34*33. páginas con los retratos de Isabel U, Principe de Asturias, Duque de 
la Victoria y Duque de Tetuan. 1 

4S. El indispensable á todas las familias, ó diario anual de gastos para 
el buen orden y ccononomia de una casa. Contiena: Tablas para hacer de ma- 
ravedises cuartos y reales, aumentando progresivamente de 4 en 4 marave- 
dites basta i.700 (435 cuartos-SO realas), continuando después con mayor 
alimento hasta 8iK000 (20.000 ciiartos-3333 reales, IZ maravedises); para re* 
ducir la moneda francesa y escuditos viejos españoles de 31 V4 á reales y ma- 
ravedises; 306 estados para la cuenta diaria; 53 para apuntar la ropa que se 
entregue á la lavandera y planchadora; 5 para el resumen mensual por se- 
manas, y 1 para el anual por meses, y al fin un cuaderno de papel blanco 
rayado. Año XII. Madrid, 1865, imp. de J. Cruzado, librerías de la V. é Hijos 
deCaesta, Duran, López, y Moya y Plaza. En folio estrecho, encartonado, ili 
hojas y 7 en blanco. 4 

44. El inseparable para 4866. Calendario de ferro-carriles, teatros, fon- 
das, ferias, correos, telégrafos, vapores, diligencias, sociedades de crédito y 
compañías de seguros, reducción y valor de las monedas, libro de caja, ofl- 
cina y establecimientos públicos. índice alfabético de las calles de Madrid y 
s^a afueras, y una reseña de todos los baños minerales que existen en Es- 
paña. Año quinto. Madrid, 1865, imp. de M. Galiano, librerías de Moya y 
Pla^a y V. é «Hijos de Cuesta. En 16.** mayor, 184-33 páginas, i6 hojas en 
blanco para apuntaciones y otras 16 de anuncios é Índice. 3 

45. El Marques deViUena.^AlmanaquedefisIca recreativa. PorD. Rafael 
Santiatéban y Mahy, Primer año. 1866. Toledo, 1865; imp. y Iib. de Fando. 
Madrid* Ub, de Hernando. En folio, 38 páginas con 36 grabados. 4 

46. El VEjon método para leer con fruto las obras de los Padres de la 
Iglesia» corito en francés por el P. Buenaventura de Argona, Vicario de la 
Cartuja de San Julián de Rúan, y D. Pedro Pelhestre, bibliotecario mayor de 
la de Padres franciscanos de Paris. Vertido al castellano y anotado con pre- 
aenoia de la tcadnoeion latina. Madrid, 1864, imp. de G. Estrada; casa del 
editor, calle de Barrionuevo, núm. 3, principal. En 8.* mayor, LXIV-334 
páginas. 16 

Biblioteca mannal de lo» Padres de la Iglesia, publicada por D. PrimítÍTo Fuentes. 

47. El OüNiBus.^-Almanaque literario cónfico-burlesco para 1866.— Con- 
tiene: Calendario religioso completo,— Tarifas reformadas, hasta el dia, de 
correos, ferro-carriles y telégrafos de España y del extranjero.— Tarifas del 
papel sellado etc.— Precio de las localidades en los Teatros, Circos ecues- 
tres y Plaza de Toros de esta corta.— Tarifas de los coches de plaia.— Re- 
ducción de monedas, y otras muchas noticias de interés general.— Seccton 
Uímrwria: Artículos originales en prosa y verso de nuestros más conocidos 
escritorea contemporáneo^. Adornado con grabados. Año tercero. Madrid, 186$, 
imp. del Hospicio, librerías de Moya y Plaza y V. é Hijos de Cuesta. En 8.' 
mayor, 80 páginas coa 18 grabados en el texto. 3 

48. El vo»«a temporal de los Papas justificado por la historia. Estudio 
sobre el origen, ejercicio é influencia de la Soberanía pontifical. Pqr ol 
Emmo. Sr. Cardenal Mathieu, Arzobispo de Besan^on , y traducido por don 
Cipriano Sevillano, presbítero, predicador de S. M. Con licencia de la Autori- . 
dad eclesUistica. Madrid, 1865, imp. de Aguado, Iib. de Bailly-Bailliére. Dos 
lomos en 4.* mayor, VUI-3U páginas el 1.% 406 el 2.' 30 

4A. SfiTunios ftlo^OAooa^-'-Demoatracion de la existencia da Dios y de la 
iiwtortalidad M alna» oontra el 'esieaptioia«M« «ateriaiiwi^ panteísmo, 



«l«i«ao y otros sisteiiMis tan aibsurdoe cono ooturatios á la paz y bienestar 
de las Daeíones. Por D. Franeisco Piferrer. Segunda edición de la obrita ti> 
tnlada El Ser y la Nuda^ refundida y considerablemente aumentada por el 
autor. Madrid, 1865, imp. de J. Beltrnn, 4ib. de la V. é Hijos de Cuesta. 
Eb 46.* mayor, 176 páginas. 

50. Ftsici BXPBRiiiBNTAL. Gomedla original en tres actos y en verso, de don 
Tomás Rodríguez Rubí. Representada por primera vez en el teatro del Circo 
en la noche del 24 de Diciembre de 1865. Madrid, 1865, imp. de J. Rodrí- 
guez, librerías de la V. é Hijos de Cuesta y Moya y Plaza. En 8.' mayor, 100 
páginas. 8 

Administración lírico* dramática. 

51. GiMMisTiGA higiénica, médica y ortopédica, ó el ejercicio considerado' 
como medio terapéutico, por D. Sebastian Rasqué y Torres, primer ayudatote 
Biédico del cuerpo de Sanidad militar. Madrid, 1865, imp. de M. Galiano; 
casa del autor, calle de Isabel la Cat6i¡ca, núm. 18, cuarto segundo. En 8.* 
nayor, 156 páginas con 6 láminas litografiadas. 10 

52. Juan Lorenzo. Drama en cuatro actos, por O. Antonio García Gutier- 
res. Bepresentajrto por primera vez en Madrid en el teatro del Principe en 
Diciembre de 1865. Madrid, 1865, imp. de J. Rodríguez, librerias de la V. é 
Hiji>s de Cuesta, Moya y Plaza, y Duran. En 8.' mayor, lV-120 páginas. O 

El Teatro. 

53. «Las do¿ Asturias.*- Almanaque de 1866 para, utilidad y recreo de las 
provincias de Oviedo y Santander. Compuesto por un Montañés Asturiano. 
Año segundo.— Colaboradores: Señoras Doña Emilia Mijares de Real, Dona 
Matilde de P. y S., Doña Micaela de Silva: Señores Alvarez Amandi, Arias 
de Miranda, Aldeano de Mieres, Rustillo, Campillo, Campoamor, Carrizo del 
Rlefo, Caonedo. Del Corro déte Sierra, De la Fuente, Fernandez de los Rios, 
García Miranda» Garcia del Real, Hartzenbusch, Hébia, Juan García, De la 
Lastra, Laverde y Ruiz, Monteqoin , Pereda, Pérez Minguez, Salinas, Sam- 
pil, Suarez Rravo. Lugo, 1865, imp. de Soto Freiré, editor. Madrid, lib. de 
Bailly-Railliére. En 8.** mayor, 80 páginas. 4 

54. Lista para anotar la ropa que se entrega á la lavandera. Madrid, 1865, 
imp.de I. Cruzado, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En folio estrecho, 56 pá- 
ginas. 2 

55. Manual iconográfico de medicina operatoria y anatomía quirúrgi- 
ca, por Bernard y Huette. Nueva traducción con adiciones de Malgaigne, A. 
Gnerin, Sedillot, Argumosa y otros cirujanos españoles. Por A. Sánchez de 
Bustamante. Adornado con 115 láminas dibujadas al natural y grabadas en 
acero. Madrid, 1865, imp. y lib. de M. Guijarro, editor, y en la de Moya y 
Plaea. Dos tomos en 8.* mayor^ 488 páginas el 1.% 45% el S.*" 1^ 

Hay ejemplares con láminas de color, ft 240 rs. 
ColeecíMi de Manoales de Ciencia g y Artes. 

56. 1866.--ALMANAQUE de Galicia para uso de la juventud elegante y de 
buen tono, dedicado á todas las bellas hijas del país. Año tercero.— Colabo- 
radoras: Señoras Doña Emilia Caté de Quintero, Esperanza, Doña Rosalía 
Castro de Murguia; Señoritas Doña Clara Corral, Doña Narcisa Pérez Reoyo; 
Señores Amado. Aróstegut, Bañante, Barros Sibelo, Braña, Casares, Castro 
Bolaño, Caula, Cornide, Gtveiro (D. luán), Cuveiro (D. Claudio), Fort, Ga- 
yóse, López de la Vega, Bforeno Asiray, Murguia, Plá, Pueyo, Robles, Rodrí- 
guez (D. Genaro), Rotea; Soto Freiré, Valle, Víllamil y Castro, Yanguas. (Con 
licencia). Lugo, 1865, inp. de Soto Freiré. Madrid, lib. de Bailly-Bailliére. 
En 4.*, 96 páginas. 4 

57. MoRAitiCAS cesantes y dinastías extinguidas. Por D. Nemesio Fernan- 
dez Cuesta. Madrid, 1865, imp. de Las Nwedades, á cargo de A. Querol. En 4 * 

Ha tmpeiiUo á pablicarse en el FoUetio del periódico ¿«« iVoMáo^M, nüm. 5198, per^ 
tMMsiini» «1 4iii 5 da MftiattbredB iW^ 



— 8 — 

58. Observaciones sobre las cartas diri^das por el Sr. D. Emilio Gaste* 
lar al limo. Sr. Obispo de Tarazona, acerca de la libertad de la iglesia. Ilus- 
tradas con notas y seguidas de la Encíclica publicada por Su Santidad el 8 
de Diciembre de 1364, y el índice de Jos principales errores de nuestros 
tiempos c9ndenados por nuestro Santisimo Padre Pío IX. Por el P. Pedro Sal- 
gado. Madrid, 1865, imp. de G. Moliner y compañía, üb. de Olamendi. En 8."" 
mayor, Vin-206 páginas. iO 

59. Petitorio y Tarifa farmacéuticos, aprobados por S. M. Madrid, 1865, 
imp. Nacional, despacho de libros de la misma. En 4."*,. 88 páginas. 6 

Periódicos . 

60. El Iris de los pueblos. Periódico dedicado á defender los intereses 
morales y materiales de todos los Españoles, y órgano oficial de la Bibliote<> 
ca del ciudadano. Se publica una ó más veces al mes, en Valladolid, desde 
el dia'6 de Diciembre de 1865, en un pliego de 8 paginasen folio. Valladoiid, 
imp. de F. M. Perillán. Madrid, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. Precio de la 
suscricion. En Valladoiid y provincias. Por un mes, 2 rs. 

61. La dinastía. Diario político de la tarde. Se publica en Madrid desde 
el día 50 de Diciembre de 1865, todos los dias menos los lúíies, en un pliego 
de 4 páginas en folio mayor. Madrid, imp. de M. B. de Quirós; Administra- 
cloncalle deQuevedo, núm. 7, cuarto principal, y librerías de Bailly-Bailliére 
y Duran. Precio: En Madrid, por un mes, 14 rs. En provincias, por lü., 16; 
por tres meses, 45: En Ultramar y el Extranjero, 20 rs. al mes, 57 el tri* 
mestre, 110 el semestre, y 200 el año. 

Litografías. 

62. Mapa de España en 1880. Solución del problema político. Madrid, 1865« 
lib. de la V. é Hijos de Cuesta^. Una hoja litografiada en folio apaisado,. con 
el Calendario de 1866. ' 3 

obras antiguas, anteriores al siglo XVI. 

63. ARBOR vite crvcifixe iesv. 

Este es el titulo del libro, pero no le tiene en la primera hoja, que debe 
ser blanca. La segunda, ^gnatura a 11, lleva en el encabezamiento, en medio 
de las dos columnas^ y de letra igual á la del texto: «Prologus primus libri 
prim¡,> y empieza la primera columna; en letras versales, de este modo: «In- 
cipit prologvs in librvm qvi intitvlatvr arbor vite crvcifixe iesv. et dicitvr 
opvs vbertiüi de casali, qvi fvit fraterprofessvs ordinisminorvm beati fran- 
cisci.> Al principio de la segunda columna de la hoja quinta (contando la 
blanca) concluye el segundo prólogo, y empieza el libro primero de los cinco 
en que está dividida la obra. El cuaderno signatura B, que consta de doce 
hojas, y en el que concluye el libro cuarto, tiene la última en blanco. Ter- 
mina la obra en el reverso de^ la hoja cuarta, signatura H, de este modo: 

• Liber qui intitulatur 

Arbor nite crucifixe lesu deuotissimi fra 

tris Vbertini de Casali ordinis mi- 

norú felicit' explicit. Impressus 

Venetiis per Andrea de Bo- 

* nettis de Papia An- ' 

no. M. CCCC. 

LXXXV. Die XII. Martii. loane Moceuico inclyto , 

principe regnante.» 
La hoja que sigue contiene la Tabla de los Capítulos y el Registro: des- 
pués de ésta debe haber una blanca, que es la última. 

Un tomo en folio pergamino, bien tratado y limpio, excepto las primeras 
hojas, que tienen algunas notas manuscritas, letra redonda, á dos columnas. 



— 9 — 

p 

58 linett cada una, blanco el sitio qae debian ocupar las capitales con que 
empiezan los capítulos; punto, dos puntos y guión de rayita, frecuentes y 
algunas difíciles abreviaturas: sin paginación ni reclames, signaturas a— H^ 
cuadernos de 8 hojas, excepto el de signatura B, que tiene 10, y el de H 6. 
250 hojas contando la primera y última blancas, que le faltan á este ejem- 
plar: Hain, en su Repertarium Hbliographicum, tomo 11, pág. 50, sólo 
señala 247 hojas. 

Librería de D. Marcos Sánchez, caUe de Carretas, 23. 

64. REPERTORIUH perutile de prauitate hereticorumet apostatarum. 

En la Tipografía del P. Méndez, segunda edición, pág. 40, y en el Boletín 
Bibliográfico, tomo IV, pág. 456, se l|a descrito ya esta obra, pero aún hay 
algo que decir de ella en vista de un ejemplar que está de venta en la librería 
del Sr. Sánchez, y que tengo present^. 

La primera hoja es enteramente blanca y de la misma clase de papel que 
las cinco restantes del cuadernp con que empieza; á cuya hoja 6.' va unida 
por el lomo. En el anverso de dichahoja primera, á la izquierda del extremo 
superior, tiene de letra de mano. >£sp. 2. n. i7S.> y más abajo, casi en el 
centro, manuscrito también, pero cuyo carácter de letra es de la época del 
libro, en una linea: -Repertorium sánete inquisitionis juris et at* En el en- 
cabezamiento de la segunda hoja, signatuia a ij, sobre la primera columna, 
manuscrito, «Núm. i%» y sobre la segunda: «Tab.!.*' Al cuaderno signatura 
D le falta la hoja 5.', que se conoce fué arrancada por mandato de la Inqui- 
sicion. pues debía contener doptrina tal vez nómuy católica, que por continuar 
en las nueve líneas primeras de la siguiente hoja se cubrieron con un papel 
pegado que ya no tienen, pero que lo indica la mincha del engrudo ú otra 
materia. Estas nueve lineas dicen lo siguiente: <sta es la fiesta d' sabaoth 
arriba esta La lüa del mes de iunioes la diezena llámala, tenuic. a xvii. dias 
desta lüa fazia ayuno e no de pmia e fazia lo por q este día fue empico de 
la destruyalo de. ihrusalem. La d*l mes d' iulio es sabeab arriba esta La 
del mes d' agosto es dozena llamanla y luy. en esta no tenia fiesta ni ayúo.- 

£1 Sr. D. José Sancho Rayón tiene en su biblioteca otro ejemplar de esta 
obra, al cual le falta también la misma hoja, y me ha asegurado que tampo- 
co la tenian otros dos ó tres que ha tenido ocasión de examinar en diferen- 
tes ocasiones. Esto indica que fué medida general de la que tal vez no se 
escapó ni un sólo ejemplar, y si se encontrase uno sin esta mutilación, seria 
el más raro y completo de todos. 

El que aquí describo, perfectamente conservado, limpio y hermoso, en 
rústica, pero que ha debido estar encuadernado, no tiene el cuaderno, sig- 
natura s, de ocho hojas: le vende el citado Sánchez ^en 500 rs. 

VARIEDADES. 

APÉNDICE i la Biblioteconomta de Mr. Constantin, escrito pov D, Eugenio 
Borao, individuo del Cuerpo de Archiveros-Bibliotecarm. 



(Contianacion.— Véase el ntim. 24.) • 

La primera de alguna consideración que tuvieron esto^ fué la que P. Emi- 
lio llevó de Macedonia después de la derrota de Perséo (160 años antes 
de J.-C). 

Ríen es verdad que Numa recibió anteriormente de Pitágoras nueve ó 
más libros de consejos de buen gobierno^ y que desde Tarquino el Soberbio 
se adquirieron algunos Sibilinos (primeramente de la Cumana, y después de 
otrafr varias de Italia, Grecia y Asia); pero ni el conjunto de tales volúme- 



— to- 
nos mereoft «I nombre de MbltelMa, bí ettos eran <xnisallado$ apéim» 9ii- 
puesto (|ue los de Pitógores eran de uso particular del monarca {y eineria- 
dos con él á su fallecimienlo, deatruyéronae cuatroelenloft treinta y cinco 
años designes por consejo del Pretor Q. Petilio); y los Sibilinos podían ma- 
nejarse únicamente por las quince personas encargadas de sa eonsevvacioB, 
pereciendo todos ellos cuando diú StilicoD el asalto á Roma. 

Nec tantum Geticia sceviret proditor armis^ 
Ante SybilliníB fata cremavit opis (1). 

Menciónase durante la república, otra biblioteca formada por Slla (86 
años antes de J.-G.) con los libros que robó k la de Pislstrato en Atenas, 
todavía restaurada, según se dice, en tiempo de Adriano; y con algunos de 
Aristóteles (que, sin duda, no habia conseguido Ptoloméo para su biblio- 
teca) (2). 

Sertorio fundó también bibliotecas en Ebora y Huesca (43S& 73 año§ 
antes de J.-C); Tiranion (ordenador de la de Sila) tenia una de 90.000 yo- 
lúmenes; Lúcnlo poseía otra más rica, formada con los libros de Pérgamo, 
apresados en el Ponto (70 años antes de J.-C); y Ático (muerto S3 años 
Antes de J.-C.) traficaba quizá con la suya, muy estimada de T. Cicerón 
(116 á 43 años antes de J.-C); mas todas ellas eran privadas, y César ftié 
quien pensó antes que nadie en dotar á Roma de una biblioteca ¡fbbticn, 
comisionando para lograrlo á Varron (116 á 27 años antes de J.-C), el cual 
reunió y coleccionó el mayor número posible de volúmenes griegos y latinos, 
do que no pudo disfrutar el público, sin embargo, basta Asinio PoHion, 
contemporáneo y adversario del príncipe de la elocuencia Romana (vivió 
bácia el año 50 antes de J.-C). t 

Este, pues, fué el primero que dotó á Roma con una biblioteca pública, la 
cual se colocó en un templo, segu^tera costumbre: este era el de la Libertad, 
sito en el Aventino, y por eso dijo el poeta Ovidio: 

Nec me, quce doctis potuerunt prima libelUs 
Atria Libertas tangere passa sua est, 

Augusto erígió otra segunda biblioteca con los volúmenes cogidos á los 
Dálmatas. que no se destinaron á la Asinía, y quizá en eredilrio rodeado de 
pórticos, que recordaba la sumisión de. dichos rebeldes (2 años después 
de J.-C*): llamóse Octaviana en memoria de la hermana del Emperador. 

Finalmente, Au;^usto fundó tercera biblioteca en el bello templo de Apolo 
Palatino, principalmente griega y latina, adornado de estatuas, que conser- 
vaba, entre otras, la bellísima y colosal del padre de las Musas (3). 

La Augusta, con las Gordiana y Ulpia, de que luego haremos mención, 
era la principal biblioteca de Roma entre las treinta y siete más famosas que 
contaba (4); y en ella figuraban varias obras llevadas de Asia, África y Eu- 
ropa, alguna* compuesta por el mismo Augusto, y las de Julio César, excepto 
un elogio de Hércules, y una tragedla titulada Edipo, que, como escritas en 
la juventud, se rescnlian de imperfección á juicio de su sobrino. 

Es digna de mención la biblioteca de Kfradiio Quermense, que constaba 
de 30.000 obras raras, y no menos la de Tiberio (14 á 57 años después ' 

(i) Rutiiio. IliD. 1. il. V. 51 y 52. 

(2) Los que adquirió esle Rey para la biblioteca de Alejandría pertenecían á Neleo 
de Scepsis, heredero de las bibliotecas reunidas de Teofraslo y Aristóteles: Sila adquirió 
los sayos por medio de Apellion de Tcm., según algunos hisloiiadores. 

(3) Fué bibliotecario de esta biblioteca el erudito gramático espafiol C. Julio Higtno, 
liberto óé Augusto. 

4) Veintlüíev* eiiiiiui todavia «n tiempo de Constantino (Aurelio Vietor). 



- H --^ 

^ J**C)i 90^ <i<^^ fo6 la misma de Augn^io (traaladada al Capiielk>), 5 cpie 
probablemieiite no perecería, coma U Palatina, cuando iHcei)di6 Nerón alga- 
Bos barrios de Homa, ni cuando el rayo deslniyó una en ei Capitolio, que 
quizá sería la de Cornelio Sila, que dejamos ya mencionada. 

Debióse i Vespasiano (68 á 79 años después de i.-C.) el comienzo de 
la del templo de la Paz, que Domiciano (87 á 96 años después de J.-G.) 
enriqueció posteriormente con libros remitidos de Alejs\ndria por los copis- 
tas, que al efecto tenia comisionados, y que reparaban asi las pérdidas de 
volúmenes, sufridas á consecuencia de los diferentes incendios ocurridos en 
el Imperio. 

Ulpio Traiano (98 k 117 años después de i.-C.) fundón una biblioteca to- 
daiia m^r que las anteriores. 

Adriano (117 á 138 anos después de J.'C.) estableció otr^ magnifica^ de 
que habla Eusebio, y que fué convertida por Teodosio en escuela mayor. 

Finalmente, cada templo, cada establecimiento de baños, cada granja, 
cada casa poderosa acostumbraban á tener en' aquella época su particular 
biblioteca; y en el siglo IV eran en Roma sobre treinta las públicas; pero, 
sobre todas, notables la Palatina ó Tiveriana, y la Ulpia ó Trajaaa. 

Aquella se componía de libros en todas lenguas, llevados de Dalmacia 
(sobrepujando en número los griegos y latinos); y esta conservaba los linteos 
y elefantinos en que estaban escritos los bechos de los Principes y del 
Senado: la Palatina trasladóse al Capitolio, y i)ereció en tiempo de Cómmo- 
do, pues Galeno, su contemporáneo, dice en el Lib. I de los medicamentos 
secundi generis: «Scripsimus el jam antea commentarium, cujus priores dúo 
>libri iu publicum sané prodierant; sed cum aiiis in apotheca quae ad viam 
'Sacram est relicti intercidere, quando Pacis delubrum lotum et ingentes Pa- 
^l<ilii biHiothecw incendio conflagrarwU.* 

La última biblioteca pública fué la que Sereno Sammónico (siglo EII) dejó 
á su discípulo Gordiano el Joven (año 23& después de J.-C.)* y se componía 
de 63.000 volúmenes, que el Emperador mafidú colocar en estantes de cedro 
y ébano, y en una sala con paredes de oro y marfil, y con pavimento de pie- 
dras doradas. También existieron bibliotecas en ciudades subalternas: Sillo 
Itálico tenia una en España (siglo I antes de J.-C); Tiboli una pública en 
el templo dedicado*á Hércules; Tébas poseía otra; y Como beredó las que 
había reunido su hijo Plinio el Joven (62 á 115 años después de J.-C.); y 
Edessa disfrutó de dos (una de obras Siriacas, y otra de Griegais), procedentes 
de los templos de Nisiba y Sinope. 

La Iglesia, que jamás ha condenado lo que puede ser útil, y que ha con- 
tribuido á la ilustración, tanto alentando á los sabios como anatematizando 
á los herejes, es la que más ha procurado siempre coleccionar los buenos 
libros, y así la vemos desde los primeros años de la Era Cristiana reunir obras 
para instrucciOD dé los fíeles, contándose ya á San Pedro como fundador de una 
biblioteca; supuesto que, habiendo mandado conservar los libros en el tesoro 
, déla Iglesia, fué ya tal orden un principio de la librería, que, sucesivamente 
aumentada, posee, según se supone, el Capitulo de San Pedro de Roma. Pero 
la primera bibliolecá (I."* de Junio ó 25 de Setiembre) cristiana de importan- 
cia fué la que formó de su puño, en el siglo III, San Pámfilo, mártir de Cesa- 
rea, y que entre otras copias notables contenia la de los libros de Orígenes, 
que San Jerónimo vio con tanto placer, que le pareció ser más rico con ha- 
berlo conseguido, que si fuera poseedor de toda&las riquezas de Creso. Varios 
de los libros de esta biblioteca, poseedora de 50.000 volúnu^aes, según 
San Isidoro (1), fueron debidos al celo de Eusebio, Obispo de Cesárea, y pa- 

(1) «Apod nos qaoqac Pamphilas Martyr, cajas vitam Eusebias Cssariensís conscríp- 
sil. Pisistratam in sacre Bibliothec» stndio primas adeqoare contendí 1. Hic enim in Bi- 



— n — 

riente de Pámfllo, que recorrió para el logro de su objeto diversos puntos de 
Palestina. San Alejando mártir, y Obispo de Jerusalen, reunió también libre- 
ría para los fíeles, en tiempo deDecio (^9 ó 2Ü0 años después de J. C), y 
es celebrada la que se formó de su puño San Jerónimo (531 á 432 años des- 
pués de i.-G.) en el Monasterio edificado en Bethlera por Paula Romana. 

Pero todas las bibliotecas de los cristianos, tanto las públicas como las 
que habla en cada iglesia, según asegura Ensebio, fueron quemadas por Dio- 
cleciano, y á poco tiempo de reaparecer una, destruida por la intolerancia 
de los paganos. • ' * 

En el siglo IV siguió á la traslación de la Silla Imperial la fundación áp 
una magnifica biblioteca ^n Constantinopla, á la cual estaban agregados siete 
copistas, bajo las órdenes del bibliotecario, compuesta de 420.000 volúmenes 
en un principio: enriquecióse después de tal modo, que cu ando la destruyó León 
Isáurico (717-741) contaba 500.000 volúmenes, entre ellos la copia autén- 
tica de las actas del Concilio Nlceno, la Ilíada y Odisea, escrita con oro so- 
bre una piel de serpiente, una copia de los Evangelios, encuadernada, con 
láminas de 01*0, de quince libras de peso, que se hallaban adornadas de pie- 
dras preciosas, y muchos libros, primorosamentecopiados.Débense contar en- 
tre sus principales protectores á León el Filósofo, y Constantino Porfirojereta: 
digno es de encomio el que este último Emperador reuniese una preciosa Ubre 
ría, enjnedio de la escasez de libros que habia en aquel tiempo. 

£1 siglo IV fué también de mucha protección par^ las letras Orientales, 
gracias á los Califas Abasidas, quienes fundaron bibliotecas en la capital del 
Impeiro, y en Fez y Larachet basta para formar idea del afán de los árabes 
el hecho de haberse solicitado en este siglo á un hombre docto, por medio 
de las armas; el de haberse fundado por Harun-al-Raschid (786^809) un co- 
legio de traductores, y el de haber exigido su hijo Al-Mannin. én un trata- 
do de paz con Miguel 11, que le facilitase un ejemplar de todos los poetas y 
filósofos griegos, que hizo en seguida traducir al árabe. 

Así que el penúltimo Califa de Bagdad tenia 80.000 volúmenes en la bi* 
blioteca del Colegio, y su número creció tanto, que cuando los Mogoles to* 
marón esa ciudad, dicese que formaron con ellos un dique por encima del 
Tigris. Aunque esto sea exagerado, siempre resulta que los Califas eran 
amantes de la literatura, contrastando por cierto su conducta con la de los 
Emperadores Cristianos de Oriente, que destruían en aquel mismo siglo las 
bibliotecas de los conventos de todo el imperio Griego. 

(Se continuará,) 



bliolheca sua propé trigintá volnminum millia habait.— Hieroaymus quoque atquc Genadius 
Ecclesiaslicos scriplores loto orbe qnserentes ordine persecuti sunt, eoramque sUidio in 
uno voluminis indícalo comprehendcrunt.»— "ffíymo/., 1. VI i cap. VI.) 

Des^)^ el siglo [I ¿ntes de J. S. era lambten célebre la biblioteca de Ninive, ten donde 
Marivas, él historiador más antigao de Armenia, encontró Mss. de su país, trasladados á 
aquella ciudad en guerras anteriores.» Rada y Delgado. Articulo sobre Bibliotecas, publi- 
cado en el Museo UnÍTersal, afto IX, n° 9. 



Con este número se distribuye á todos los suscritores el ntm. 12 y últifno 
del BüLLETiN francés^ correspondiente á Diciembre de 1865. 



M ABRID.— OBcina tipográfica del Hospicio.— 1866. 



.3. 15 DI EiniO M 1866. ASO VII. 



boletín BIBLIOfiRÁFICO GSPAlL. 

PERIÓDICO DI LA LIBMIl IMPRENTA. ORABADO. LITOORAFIA. 

BKCQIDSRNÁCIOR, FABRICAS T ALVACBRBS DE PAPEL T MÚSICA. 

UDiCTOK-lDITOK. DOl BIOHBIO UDilGO. 

Todss las c(»Dnpicaciones se dirigir&n á nombre de D. Dionisio Hidalgo, . 
Paseo del Obelisco, núm. 40, CHAMBERÍ (Madrid), 
en donde esUn la redacción, administración y venta de los lomos publicados. 
Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo interior. 



Se publica el 1.* 7 15 de cada mes.— Se siucribe en todas laa librerías del reino. 

PaEGio: 10 rs. al año en Madrid.^AA en las jwt^ndask— 50 6 60 en el extramjiro j 
ultramar, segnn qne haya 6 no conyenio postal. —Se admiten ayisos y comnnícados para 
el Boletín di Ainmcios á precios económicos y conYencionales. 

Los SsBS. Mota t Plaza si bvcargan di compeab t mmitib A piotircias todas las 

OBIAS ARÜIfCUDAS BU BL BoLlTüf T CÜALBSQUIIBA OTBAS to SI DBSIBII, COlf IL ADMBKTO DB 
ON 20 POB iOO Í>OB BAZOH DI LOS GASTOS DI rBAlfQLIO. 



PUBLICACIONES NUEVAS. 



65. Anuario del Real Observatopio de Madrid. Año V1M866. Madrid, 1866, 
imprenta Nacional, librerías de la Y. é Hi]os de Cuesta, y Moya y Plaza. 
En d."* mayor, 333 páginas. 4* 

66. Cantares de D. Melcbor de Palau, precedidos de un prólogo por don 
Manuel Cañete, de la Academia Española. Madrid, 1866, imp. de M. Galiano, 
librerías de Duran, Bailly-Bailliére, Escribano y V. é Hijos de Cuesta. 
En I6.\ 108 páginas. 4 

67. Consuelo para los enfermos, ó recopilación de lo más florido pard 
ayudar á bien morir. Compuesto por el P. Fr. Mauricio Albemi, Monje Be* 
nedictino exclaustrado. Con aprobación del Ordinario. Madrid, 1865, impren- 
ta de R. Labajos, lib. de la Y. é Hijos de Cuesta. En 8.**, 204 páginas con un 
grabado antes de la portada. 5 

68. Contestación al folleto del Sr. D. Pedro Salaverria sobre deudas 
amortizables y certificaciones de cupones. Madrid, 1866, imp. del Colegio de 
'Sordo-mudos, lib. de la Y. é Hijos de Cuesta. En 8.* mayor, páginas 381 á 

484 fin. .6 

Este cnaderno forma parte del tomo V de los Opüscnlos del autor D. Joan Bravo 
Morillo, y ae le ha hecho nna portada para venderlo por separado. 

69. Diego Corrientes. Drama popular, escrito en tre» actos y en verso, 
por D. José María Gutiérrez de Alba, y nuevamente refundido por su autor 
en cuatro actos y cinco cuadros. (El tercer acto es enteramente nuevo.) Se- 
gunda edición. Madrid, 1865, imp. de J. Rodríguez, lib. de la Y. é Hijos de 
Cuesta. En 8.*" mayor, IY-106 páginas. 8 

El Teatro. 

70. DnsGO Corrientes, ó El Bandido generoso. Segunda parte, en tres ac- 
tos y en verso, original de D, Enricpie Zumel. Estrenado en Cádiz enel tea- 



tro del Circo, y con general aplauso en sus numerosas representaciones. Se- 
gunda edición. Madrid, 1865, unp. de J. Rodríguez, lib. de la V. é Hijos de 
Cuesta. En 8.* mayor, 64 paginas. 8 

El Teatro. 

-71. Discurso acerca de lios caracteres históricos de la iglesia española, 
leido anlé la Ifteal Academia de la Historia en la recepción pública del pres- 
bítero D. Fernando de Castro el dia 7 de Enero de 1866. Segunda edición. 
Madrid, 1866, imp. de M. Riyadeneyra, libreHas de López y Bailly-Bailliére. 
En 8.' mayor, 166 páginas. 4 

72. El Bango de VaUadolid y el Crédito Castellano, por Saturnino Navar- 
ro de Vicente, antiguo fundador, director y propietario de las Compañías 
aseguradoras Hispano-Portiiguesas, y de otras sociedadis de crédito y de 
seguros; actual director gerente de El Ábal^ compañía de seguros contra 
quiebras. Madrid, 1866, imp. de I. Peña, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. 
En 4.'* mayor, 60 páginas. 10 

73. El Catecismo de la doctrina cristiana, compuesto por el P. Astete, y 
añadido por el Sr. Menendez de Luarca; precedido del Resumen de la Histo- 
ria Sagrada, de Mr. Fleury: ambos brevemente adicionados en esta novísima 
edición y seguidos de un apéndice en que se da razón de las principales 
fiestas y solemnidades de Ta iglesia. Por el Dr. y P. M. D. Fr. Eufrasio Mar- 
tínez Marinó, Bibliotecario primero de la Universidad literaria de Oviedo y 
catedrático de sagrada teología en la misma. Libro aprobado de texto. Ter- 
cera edición, corregida y auijientada. Oviedo, 1865, imp. deBrid, Rezadera y 
compañía. Madrid, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 16.*,mayor, 128 pá- 
ginas. ' . • . . 2 

74. Elementos de geometría puestos al alcance de los niños, por D. Es- 
teban Paluzié y Cantalozella. Gracia, 1865, litografía del autor. En 8.% 88 pá- 
ginas con figuras Intercaladas en el*texto. 4 

75. . Elementos del derecho c\yil y penal de España, precedidos de una 
reseña históilca, por los doctores D. Pedro Gómez de la Serna y D. Juan Ma- 
nuel Montalban. Sétima edición, nuevamente corregida y aumentada por los 
autores. Madrid, 1865, imp. de F. Sánchez, lib. de M. Sánchez. Tres tomos 
en 8.' mayor, lV-X-610 páginas el 1.*, 616 el 2.*, vm.472 el 3.' ' 68 

76. HisTOEíA de la elocuencia cristiana. Su misión en nuestros días y me- 
dios de realizarla. Por D. Antonio Bravo y Tudela, Abogado del Ilustre Co- 
legio de Madrid^ Académico é individuo de varias corporaciones científlaasy 
literarias de España. Obra recomendada por la Censura eclesiástica^ por 
los RR. Prelados y A Real Acaden>ia de ciencias morales y políticas en in- 
forme sometido por el Gobierno de S. M. en Real orden de 9 de Mayo 
de 4864. Madrid. 1865, imp. de M. Miñue^, librerías de la V. é Hijos de 
Cuesta, y Moya y Plaza. Tomo lU y último, en 4.% XVI-568 .páginas. 20 

Este tomo, qae forma la segunda parta de la obra, y contiene el Tratado de la predi- 
eachn cristiana, se- vende suelto. Los dos primeros tomos» ó primera parte, qae son la 
Historia de la elocuencia cristiana, también se venden sneltos á 50 rs. Tomando la obra, 
completa 60 rs. 

Véanse las páginas 74 del tomo V, y 51 "del VI de este Boletu;. 

77. Inspiraciones. Poesías selectas de D. Ventura Ruiz Aguilera. Ma- 
drid, 1865, imp. de M. Rivadeneyra. En 16.* mayor 176 páginas con el re- 
trato del autor. 10 

78. Juan Tumbón. Revista Joco-séria del año 1865, original de D. Rafael 
Tejada y D. Manuel Ossorb y Bcruard. Estrenada en el teatro de Novedades 
la noche del 29 de Diciembre. Madrid, 18C6, imp. de C. Moliner y compa- 
ñía, lib. de la Y. é üljos de Cuesta. En 8.** mayor, 50 páginas. 4 

79. La abdicación de una reina. Comedia en dos actos, escrita en italia- 
no por T. Gherardi del Teste, y arreglada á la escena española por A. M. S. 



Madild, íMii iop. de J. Rodriini<ez, üb. de la V. é Hijoa de GaesUi. Ea 8/ 
mayor, 48 páginas. 6 

Administración lírico-dramática. En prosa. 

80. La mamo de Dios. Leyenda original de Vicente Garciui. Madrid, 1865, 
imp. de F. Esgamez. En 4.*, 38 páginas. 

81. La FA8I0K de Jesús. Corona sacra, por D. Faustino Joave. Aprobada 
por la Autoridad Eclesiástica. Madrid, 1866, imp. de P. Conesa, lib, de Es- 
cribano. En 8.", 88 páginas. 6 

83. La vida de un muerto. Revista cómico-fúnebre dé 1865 (on las prime- 
ras gracias de 4866, por cuatro ciudadanos importantes. Madrid, 1866, imp. de 
R. Labajos, lib. de Duran. En 4.*, 40 páginas. 4 

83. Lia. Novela de Garlos Deslys, traducida por Francisco de P. Sanmar 
tin. Jaén, 1866, imp. de J. López Vizcaíno. En 8.* mayor. 

Stt ha empelado ¿ pnblicar en el folletín de Eí Anunciador de la provincia de laen, 
nAmero 2^0, correspondiente al 6 de Enero de eate efto. 

84. Los MUEBLES DE DoN TomAs. Juguetc cómico en un acto. Arreglado 
al teatro español por D. Francisco Luis de Retes. Representado por primera 
vez en el teatro del Circo en la noche del 24 de Diciembre de 1865. Ma- 
drid, 1865« imp. de J. Rodríguez, librerías de Duran, Moya y Plaza y V. é 
Hijos de Cuesta. En 8.* mayor, 30 páginas. 4 

El Teatro. En prosa. 

85. Memoria de la restauración de provisión de aguas potables al pueblo 
de Zamarraroala, provincia y partido judicial de Segovia, é importantes no- 
ticias históricas concernientes á la localidad, dedicada con autorización de 
S. M. la Reina (Q. D. G.) á su excelso Hijo el Sermo. Sr. Principe de As* 
túrías, Don Alfonso de Borbon, por Faustino Huertas y Jordán, secretario de. 
Ayuntamiento del citado pueblo. Segovia, 1865, Imp. de J. de Alba. En 4.% 200 
páginas. 

86. MEMoaiA presentada á la Junta Mdnicipal de vecinos para el socorro 
de los pobres del distrito del Hospital. Pv el Secretario de dicha Junta 
D. J. M. Yeves, y aprobada por la misma. Madrid, 1866, imp. 4él Colegio de 
Sordo-mudos. En 4.% 20 páginas. 

No se ha puesto á la venta. 

87. MüsicA, pintura y guerra... Juguete cómico en un acto y en verso, 
original de D. Sinforoso Nodal. Peñaranda, 1865, imp. de J. Martin; Ma- 
dríd, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 8.'' mayor, 52 páginas. 4 

El Teatro. 

88. Nociones de geografía descriptiva, por D. VieenteBoix, Catedrático de 
esta asignatura en el Instituto de segunda enseñanza de^^alencia y cronista 
de la misma. Obra acompañada de un )>onito atlas de diez y ocho mapas para 
su mejor inteligencia. Cuarta edición. Valencia, 1866, imp. de La Opinión^ 
librería de J. Maríana y Sanz, editor. En 8.% 176 páginas. 

89. Opúsculos de D. Juan Bravo Muríllo. Madríd, 1865, imp. del Colegio 
de Sordo-mudos, librería de San Martin, y en las de la V. é Hijos de Cuesta, 
Moya y Plaza, y Calle de la Bola, núm. 11. Tomos III, IV y V en B."" mayor, 
VHI-466 páginas el 3.% XVI-494 el 4.°, IV-484 el 5.* Precie de cada tomo. 20 

Tomo lil.— El arreglo de la deuda.— De las deudas amortizables y de los certificados 
de capones.— Postdata del opúsculo sobre deudas amortizables y certificados de capones 
y exhortación á mis amigos políticos. 
. Tomo IV.— El proyecto de reforma de 1852. 

Tomo V.— El pasado, el presente y el pSrvenir de la Hacienda páblica.— ContestacioD 
al folleto del Sr. D. Pedro Salaverrla sobr^ deudas. amorti^abiea y certificados de ca- 
pones. 

Véanse las páginas 63 del tomo lY y 113 del V de este Bolbtoi. 

90. RbgIiAMBhto del Colegio de San Luis Gonzaga, Incorporado al Insti- 
tuto de San Isidro, calle de Cañizares, núm. 5, cuarto principal, por ^1 pree- 



/• 



bitero D. José Alonso y López, Madrid, 1866, imp. def Hospicio. Ed 4.*, ID 
páginas. 

No 86 ha puesto á la Tenta. 

91. Renglones agridulces. Segunda parte de las distracciones de un ham- 
briento. Por M. F. el Flaco, aspirante á pretendiente de ayudante de escrí- 
biente.. Madrid, 4666^ imp. de Martínez García, librerías de Escribano y V. é 
Hijos de Cuesta. En 8.% XXXH padrinas. 2 

Las XXX II úllímas páginas eontienen el Extracto del Catálogo de la librería de Escri- 
bano. ^ 

92. Retista de un muerto. Juicio del año 4865. A propósito fantástico en 
tres cuadros y en verso, original de D. José María Gutiérrez de Alba. Repre- 
sentado por primera vez en Madrid en el teatro del Circo en Enero de 4866. 
Con música de los Sres. Barbieri, Rogel y otros; decoraciones de D. Anto- 
nio Bravo y trajes del Sr. Detrel. Segunda edición. Madrid, 4866, imp. de J. 
Rodríguez, librerías de ta Y. é Hijos de Cuesta, y Moya y Plaza. En 8.* ma- 
yor, 54 p&ginas. 8 

El Teatro. 

93. Tablas de reducción de monedas, pesa^ y medidas entre España, Fran- 
cia, Inglaterra, Italia y Trieste. Puestas al alcance de todos por D. Joaquín 
J. BaSora, autor de diversas obraS mercantiles y ex-administrador de varias 
sociedades. Barcelona, 4865, imp. y lib. de M. Saurí. En 8.* mayor, 248 
páginas. 

94. Tratado clínico y práctico de las enfermedades de los niños, por los 
Sres. F. Rilliet, antiguo médico en Jefe del Hospital de Ginebra, y £. Bar- 
thez, médico de S. A. el Principe imperial y del hospital Santa Eugenia. Obra 
coronada por la Academia de ciencias y por la Academia de medicina, y au- 
torizada por el Consejo de instrucción pública para las facultades y las es- 
cuelas preparatorias de medicina. Traducida de la última edición francesa 
por D. Joaquín González Hidalgo, interno que fué de la facultad de medicina 
y cirugía^ y ayudante de las clases de historia natural de la facultad .\ie cien- 
cias de la Universidad Central. Madrid, 4866, imprenta y lib. de C. Bailly- 
Bailliére, editor. Tres tomos en 4.% 760 páginas el 4.% 666- VI el 2.% 846-8 
el 3.* 420 

95. Tratado histórico relativo á las renuncias 'y abdicaciones. Por 
D. J. M. Monje y García de Argenti. Madrid, 4865, imp. de El Espíritu 
publico, lib. de la Y. é Hijos de Cuesta. En 4.*, IV-84 páginas. 5 

96. Una verdad á los hijos del pueblo, ó la primada de 4866. Lecclbnes 
de la experiencia c<^tra las mascaradas impolíticas; vapuleo á los ambicio- 
sos y medicamento contra los motines y asonadas. Por un hombre de bien. 
Madrid, 4866. imp. de S. Larxé, libVerias de la V. é Hijos de Cuesta, y Moya 
y Plaza. En 8.* mayor, 48 páginas. 4 

Periódicos, 

97. Bl Custodio de la salud. Revista de higiene al alcance de todas las 
inteligencias y fortunas, redactada i^or D. José María Esquerdo, Director, y 
D. Francisco J. de Castro, D. Ricardo Moreno y D. Juan José Potenciano. Se 
publica en Madrid desde principio de este año los días 4.'', 40 y 20 de cada 
mes, y cada número consta de 42 páginas en folio. Madrid, imp. de M. Al- 
varez, librerías de la V. é Hijos de Cuesta y López. Administración calle de 
las Tabernillas, núm. 2, principal. Precio: en Madrid y provincias, por un 
mes, 4 reales; por tres, 40; por seis, 48; por un año, S2. 

98. Gaceta popular. Periódico universal de guasas. Eco imparcial de los 
estudiantes y de las modistas de Madrid. Año 111. Se publica en Madrid los 
viernes de cada semana en un pliego de 4 páginas en folio. Madrid, im- 
prenta y administración calle de Jesús del Valle, núm. 24. Precio: en Madrid, 



-17- 

por tres meses, 19 rs. Eb proTincias, por id, 44, con derecho el siiseritorá 
recibir durante el trimestre iB6 páginas de norela. 

99. La Justicia. Retista peninsular y altramariiía de legislación, Jnris* 
pmdencia y administración pública (continuación de El Faro Nacional)^ ór- 
gano oficial del Instituto jurídico español, dirigida por D. Francisco Pareja 
de AJarcon, con la colaboración de acreditados Jurisconsultos y escritores 
públicos. Redactores, Sres. D. José MariaAntequera,!). Mariano NouguésSecall, 
D. Juan de la Gonj^ha Castañeda, D. Joaqnin José Cervino, D. Joaquín Maria 
de Paz, D. José Maria de Haro, D. Pedro Lopes Clares, D. Antonio Várela 
StoUe. Se publica en Madrid todos los sábados desde el 6 de Enero de este 
año, en cuadernos de 4 á 6 pliegos de 46 páginas, en 8.* mayor, formando 
cada mes un Yolúmen de 22 pliegos y 352 páginas. Madrid, imp. de J. M. dé 
Lezcano y Roldan, lib. de San Martin, editor. Redacción calle del Cai1>on, 8, 
segundo derecha; administración, calle del Sacramento, núm. 5. Precio: en Ma- 
drid, por un mes, 12 rs.; por tres, 34. En provincias: por tres meses, 40 rs.; 
por seis, 76. En Ultramar y extranjero: por seis meses, 120 rs. 

Libro latino y castellano. 

100. De prima Tyt>ographiae Hispanice etate specimen; auctore* Ray- 
mundo Diosdado Caballero.— Rreve examen acerca de los primeros tiempos 
del arte tipográfico en España, por Raimundo Diosdado Caballero; versión 
castellana, por D. Vicente Fontan. Madrid, 1865-1866, imp. del Hospicio, 
Administración de este Roletin, Paseo del Obelisco, núm. 10, Chai¿>eri. 
En 4.*, 172 páginas. ^ 30 

Ed «8ta sesanda edicioa de U obra de Diosdado se han corregido las mochai bltaf 
que tenia la primera, hecha en Roma en 1793, y la cnal es snmamente rara; se la han 
afiadido la tradoccion castellana, conserrando también el original latino, una dedicatoria j 
prólogo del traductor» y la biografía de Diosdado Caballero. 



LIBROS ANTIGUOS, AMTBUOESS AL SIGLO VIH; 

• « 

(Biblioteca de San Isidro.) 

101. EL FELICISSIMO víale del muy alto y muy Poderoso Principe Don 
Phelippe. Hijo d'el Emperador Don Garlos quinto Máximo, desde España á sus 
tierras de la baxa Alemana: con la descripción de todos los Estados de Bra- 
bante y Flandes. Escrito en quatro libros, por luán Christonal Caluete de 
Estrella. Con Gracia y Priuilegio de^ la Imperial Magostad, para todos sus 
Reynos, Estados, y Señoríos, por qninze años. En Anuers, en casa de Mar- 
tin Nució. Año de M.D.LII. 

Un tomo en folio pasta, V11I-336-XVni ho]as con el escudo, al Un del texto 
y ^e la tabla, que tiene por lema: «Pletas bomini tvtissima virtvs.» 

402. EL FVERO Real de España. Diligentemente becho por el noble Rey 
Don Alonso noueno: Glossado por el egregio Doctor Alonso Diaz de Montaluo. 
Asi mesmo por vn sabio doctor de la vninersidad de Salamanca addicionadOf 
y concordado con las siete partidas, y leyes del Reyno, dando á cada ley la 
addicion que conuenia. Con licencia. En Salamanca; En casa de luán Bautis- 
ta de Terranoua, 1569. Está tassado en marauedis. 

Un tomo en folio pergamino, XIl-264-30 bojas. 

A) fin de la hoja 2S5, en que concluye el texto: 

■Aqni se conelnye el Fuero Real <pie liizo el noble Rey don Alfonso. 9, Con qnanta 
diligflDcia ser pndo, de so mucha confusión de vicios alimpiado.» £n el anverso de Ja si- 
gniante: «Salmantic» Excadebat lotues Baptisla a Tenanona. i5S9.« y en sa reveno 



— 18 — 

I 

hay) «1 Mc«do cok an& flor de Ub en medio, un sol eon la cifra lUS i la etbeu • | eita 
leyenda alrededor: *Sib timore •ancUBsimi pominia tui labórame.» 

Las 30 hojas con aue concluye el tomo lieaen esta portada: 

•Leyes del estilo. Las leyes del Estilo; y declaraciones sobre las leyes del Fuero. Con 
licencia. En Salamanca. En casa de tuan Baplista de Terranouá. 1569.— Esta tascado en 
maravedís.» 

En la portada, debajo de «Leyes del estilo» tiene un gran escodo imperial i¿ Igú&l en 
todo al que lleta El Fuero relkl, con las palabra* en las dos columnas. «PlTf vltra.» 

103. EL FUERO Reai de España Diligentemente hecho por eí noble Rey 
Don Alonso IX. Glosado por el egregio Doctor Alonso diaz de montaluo. 
Aasi mesmo por vn sabio Ddctor d'la vnluersidad de salamaca additionado 
y cocordado con las siete partidas: y leyes del Reyno: [dando á cada ley la 
addicíon que c<ftiuenia, 1535. 

Un tomo en folio pasta antigua, letra Tortls, á dos columnas, con el texto ' 
en medio de tipo mayor que el comentario que va á sus lados, signaturas 
ai-c. A-K^ numeración romana, sin reclamos, Xll-cclxiüj hojas (blanca la úl^ 
tima). 

Al fin: «Aqoi se cdcluye el fuero Real q hizo el noble Rey don Alfonso 1^. G6 quan- 
ta diligécia ser pudo i de su mucha. cdfusiO d' vicios alipiado. Y fué impresso en la muy 
noble ciudad de Rurgos por Joan de Junta 'floriStino. Acabóse a XX. días del mes de Ju- 
nio. Año de nuestra saluació de M. d. #xxiij.> 

104.* EL MODO de rezar el rosario y Corona de nvestra Señora. Con los 
Psalmos Penitenciales, y Oraciones quotidianas: y yn orden breue de confe- . 
ssorse á menudo. Por el Padre Gaspar Astete, de la Compañía de lesvs. Con 
privil^io. M Bvrgos. En casa de Philippe de lunta, por luán Baptista Varesio 
1696. 

Un tomo en 12.% pasta antigua, XXlV-192 hojas. 

105. ESPEIO espirítyal, sacado de las obras de Ludouico Blosio, Abad 
Lélíense, de la orden del bietiauenturado san Benito. Tradviido de tatin á 
nuestro vulgar por Fray Antonio de santa María, de la prouincia de San lo- 
seph. de los Descalzos del glorioso padre San Francisco. Con otros dos tra- 
tados espirituales del mismo autor: el vno es vnsr consolación, que haze 
nuestro señor lesu-Christo á vna alma afligida, y el otro vna compendiosa 
y breue instrucion de la vida estiídtual: tradu^dos por el mismo religioso^ 
En Madrid^ En casa del Licenciado Castro. Año 1596. Acosta de Sebastia 
de Logroño, Mercader de libroSi 

Un tomo en 8.% pergamino, ¥111-200 hojas. 
' 106. fiSTATVTOS Y constitvciones de la Santa Iglesia de Seuilla 

lOeba^o de este titulo hay un grabado en cobre que representa la torre de una Igte^ 
sía sostenida por ñot santas: al pié de la una se lee este letrero: tTv Rufina sóror Be- 
Ün oompeece furentnm ne ptreanltndis mienia nostra suis.* Y al de la otra: «ivsta virgo 
tu» patrie miserata petídt oramus, longé pellere cuneta Telis.» Corona: el grabadv es- 
ta leyenda: <Verb¥m domini tvrris fortissima Pcoyerb. 18.» 

Un tomo en folio pergamino, sin punto, año, ni imprenta, 150 hojas. 
. 107. EXPLICACIÓN de la Bvlla de la SaocU Crvutda, y de las clausulas 
de los lubileos y Confessionarios que ordinariamente suele conceder su Sano 
tidad) tttty prouecho^ para Predicadores, Curas, y Confessores, aun en los 
jÉléynos donde ao ay. Bulla: Conpvesta por .el Padre Fray Manuel Rodríguez 
Jtiisitaao, frayle des^I^o del seraphico padre S. Francisco, Lector de Tbeo- 
logia en la prouincia de Sain loseph. Dirigida ¿ Don Christoval de Mora del 
C6us€Ío de estado de su Magostad, y Comendador mayor de Alcántara. Diui- 
dése este libro en tres partes. En la primera se trata de la Explicación de la 
Bulla concedida á los vinos. Eu la segunda la de los defunctos. En la tercera 
de la Composición: y á la postre se declara el Motu propio de Pió Y. en el 
qual se prohibe la entrada de las mugeres en lo interior de los Monasterios 
de Frayles. En los quales tratados se traen y declaran muchos priuilegios, 
«aya noticia es Importante para los Prelados y Confessores regulares. Los 



- 19- 

qttales tratados van afora afiadidoa^ y corregidoa por el Autor. Y naeaamen- 
te van añadidos, dos tratados* vno del nota proprio de oensibus de Pío V; 
y otro del Motu proprio de los Intersticios de Sixto V. declarado por el mis- 
mo Author conforme al Concillo Tredentino. Con prtnlleglo de Castilla y Por- 
tugal. En Salamanca, En casa de loan Fernandez. M.D.IGIIIL Esta tassado á 
tres maranedis el pliego. ' 

Un tomo en 4.*, pergamino, V1*247-XI hojas. 

Véaose' otras ediciones, págioi 109 de este tomo del Bouitoi y 77 del tomo I; 148 del 
tomo II. 

108. EXPLICACIÓN de la BvUa de la Sancta Crvzada* y de las clausulas de 
los lubileos y Confesslonarios que ordinariamente suele conceder su Sancti- 
dad, muy prouechosa para Predicadores, Curas, y Confessores, aunen los Rey* 
nos donde no ay Bulla. Compvesta por el Padre Fray Manuel Rodríguez, Lu 
sitano, frayle des^al^o del Seraphico padre S. Francisco, Lector de Tbeologia 
en la prouincia de Sant losepb. Dirigida á D. Cbristoval de Hora del Consejo 
de Estado de su Magestad, y Comendador mayor de Alcántara. Divídese este 
libro en tres partes. Rn la primera se trata de la Explicación de la Bulla con* 
cedida á los vinos. En la segunda la de los difunctos. En la tercera de laCd- 
posición: y á la postre se declara el Hotu proprio de Pió V. en el qual se 
*probibe la entrada de las mujeres en lo^nterior de los Monasterios jle Fray- 
Íes. En los quales tratados se trae y declarü mucbos priuilegios, cuya noticia 
es impórtate para los Prelados y Cofessores regulares. Los quales tratados 
vá agora añadidos» y corregidos por el Autor, como verás por esta señal * . 
Y nueuamente van añadidos dos tratados, vno del Motu proprio de Sésibus 
de Pió V, y otro deLMotu proprio de los Intersticios de Sixto V, declarado por 
el mismo Auctor conforme al Concilio Tridentino. Con priuilegio. En Sala- 
manca, En casa de luán Fernandez, M.D.XCIl. Esta tassado á tres marauedis 
cada pliego. 

Un tomo en 4.® perg. VI-212=35 XIII hojas. 

AI fio: tEn Salamanca. En casa de TuaD Fernandez, aflo de 15d2.« 

La segunda foliación lleva la portada siguiente: 

cEirplicacioto del Motv proprio de l^o Qvinlo, que irata de les censos, conforiüe á lo 
que se gnarda ét estos Reynos con algunas aduertencias f dudas prouechosas. Con 'pri- 
vilegio. En Salamanca. En casa de Inan Fernandez. Afio d¿ 1592.* 

109. HISTORIA de la provincia de Aragón de l^ Orden de Predicadores, 
desde su origen y principió hasta el año de mil* y seyscientos. Dinidida en 
dos HbrOs, Compvesta por el Presentado Fray Francisco Diego de la misma 

, proutncia y Orden, á instancia y -con mandato assi tlel Geiveral de la Religión 
como del Maestre Fray Hteronymo Baptista de la Nnza Prouincial de la Pro- 
uincia. Con Índices muy copiosos de todas las 4)ersonas Illustres de la Histo- 
ria, dirigida al Renerendissimo Maestro de la Orden Fray Hyppolito Marta 
Bocearla de Monte regali. Con licencia. ImpreBsa por Sebastian de Cormellas 
en Sancta Catherina mártyr de Barcelona, á costa de la Provincia: Año 
de M.D.XCVlin. 

Un tomo en f5lio perg.4 X-^4-VI hojas. 

110. LA COSMOGRAPHIA de Pedro Apiano corregida y añadida por Gemma 
. Frisio Médico y Mathemáttco. La manera de descrtnlr y situar los* lugares, 

con el Vso del Anillo Astronómico, del mismo Auctor Gemma Frisio. El sitio 
y descripción de las Indias y MQdo-Nueuo, sacada de la Historia de Francis- 
co Lopes de Gomara, y de la Cosmograpfaia de leronymo Giraua Tarragonez. 
M.D.LXXV. En Anvers. Impresso por luán Withagio. Con priuilegio de snM. 
Un tomo en 4.* mayor, encartonado, 11-68^ VIH hojas con figuras en madera 
intercaladas en el texto. 

111 . LA INSTIT VGION: Difiniciones y actos capitvlares de la indita caualle- 
rla de la ordé de Calatrana. Hechos y resumidos en este libro por el capitulo 
g«iieitil y 4iÍRnldore8 deU que se oelebro en la villa de Madrid, en fin del 



año de mil y quinientos y ciaquenta y vno. Impresso en Toledo en easa de 
litan de Ayala^ Año de mil y quinielas y cinquenta y dos. 

EsU lítalo está debajo de una gran en» de Galatrava, tinta de bermellón. 
Un tomo en folio, pergamino, ¥111-60 hojaa. 

112. LAS SIETE Partidas del sabio Rey don Alfonso el nono, por las qua- 
les son derimidai las questiones e pleytos que en España ocurren. Con la 
Glossa del insigne doctor Alfonso; Diez de Móntaluo. E con las addi^iones, 
enmiendas e decisiones que por I03 Reyes sncessores fueron fechas. Alcalá 
de Henares, en casa de Ivan Brodar Año de M. D. xli]. 
Un tomo en folio mayor, pergamino, 248 hojas. 

Este tomo comprende las partidas i.\ 2.' y 3.*, cada una de las cuales Ueva 1m por- 
tadas respectivas, que son las siguientes: 

«La segunda partida del muy noble Rey don Alfonso noueno que fablade 
los Emperadores y de los Reyes: e de los otros grandes segnores de la tier- 
ra: que la han de mantener en paz e iusticia e verdad: con la glosa del fa- 
mosissimo doctor Alfonso Diez de Móntaluo: e con la adición de las otras 
nueuas e viejas decisiones: emendada e restituida. 

Empieza esta pnrtida en la hoja 81 y concluye en la f 44. 

«La tercera Partida del noble Rey don Alfonso nono que fabla de la orden 
iudicial; por do se han derechamenfb de librar las contyendas. Con la glosa' 
del señor doctor Alfonso de Móntaluo: de lo mucho q le faltaua: diligetite- 
mente restituyda etc. Uendése en la muy noble uilla de Medina del campo: 
en casa de Guillermo de Millis: mercader de libros: júto á la yglesia mayor. 
Año de mil y quiniétos y quarenta y dos años. > 

Falta á este tomo la primera hoja y parte de la última. 

«La qvarta e quinta partida: del noble Rey don Alfonso noueno que fablan. 
Aquella de los matrimonios: e parentezcos: e debdos: que ha entre los omes: 
E esta de los contratos: posturas e negocios: que fazen los pmes entre si: 
Con la glosa del señor doctor Alfonso de Móntaluo. Y addicion de las leyes 
nueuas. Desús muchos errores emendadas.» 

Este titulo está debajo de un grande escudo imperial, que tiene en la parte superior: 
«CaroUs. ▼. Imperator Rex Ispanie» y en la inferior en una cinta ó banda: «Metine Apvd 
GTllierm^ de Millis.» A los lados á manera de orla, hay ios retratos de «Isaías, Zacha- 
rías, S. Pavlvs, Hieremias, lohelis, S.-Itcs.» 

Un tomo en folio mayor,* pergamino, 197 hojas. 

Comprende las Partidas 4.* á 7.', y las portadas de cada unasonasi: 

• Al fin de la cuarta Partida, hoja 38. « Aqui se concluye laquarta partida | 
con quanta diligencia ser pudo | de su mucha confusión de vicios alimpiada.* 
La partida quinta no tiene portada. Concluye en la hoja 90: «Aqui se con- 
cluye la quinta partida | con quanta diligencia ser pudo | de su mucha con- 
fusión de vicios corregida.» 

«La Sexta partida que fabla de la vltima voluntad de los omes: e de sus 
erencias e testamentos: Con la glosa del señor dotor Alfonso de Móntaluo 
e addiccion de las otras nueuas e viejas .decisiones nueuamente de sus fal- 
tas corregida ec.> 

Acaba en la hoja '138: «Aqúi se concluye la sexta partida: con qnanta diligencia ser 
pudo: de su mucha confusión de ticios alimpiada.» 

La septia partida del muy sabio y excelente Rey don Alfonso noueno: 
que fabla del escarmiento criminal y todas las malfertias que los omes co- 
meten: sabiamente sacada d' las leyes naturales | ecclesíastícas | é imperia- 
les | y d' las hazañas antiguas Despaña. Gd la glosa d*l egregio Doctor Al- 
fonso Diez de Móntaluo que da razón de cada ley: con. la addició de todas 
las otras nueuas leyes | emiédas y correctiones q después por los Reyes sn- 
cessores fueron hechas nueuamente co consejo é vigilancia- de sabios hom- 
bres corregida y concordada con las verdaderas originales Despaña;, y aña- 



didts las leyes y medtás leyes qne en alfonas partes faltauaic agora nneiia» 
mente impressa en la ílorétissima vníuersidad de Alcalá de Henares: y en- 
ríosaméte emédada de muchos y notables 'errores y falsas acotaciones que 
antes aula en diuersos lugares de todas las antiguas impressiones. Año 
de M. D. X HJ. 

Ed el reverso de la üKima hoja: ' 

<La impression del libro. 

•Estas siete partidas fizo collegir el muy excellente Rey |. don Alfonso el 
nneno | (asi) con intento muy Tírtuoso: que sus Reynos de Castilla | y de 
León I y todos los otros sus Reynos y señoríos | se rigiesen llanamente en 
buena Justicia | sin algunas otras Intrlcaciones litigiosas. E seyendo obra 
soberanamente prouechosa | y de mucha autoridad: porque en la recoleclon 
destas dichas leyes | entendieron los más famosos letrados juristas | que 
á la sazón se fallauan en la christiandad. Pareció á los Serenissimos y muy 
altos I y muy poderosos don Fernando y doña ysabel | Rey y Reyna de Gas- 
tilla y de León y de Aragón | y de Secilia. etc. q se deuiessen poner en los 
logares conuenientes de los capitules de las principales leyes | que en estas 
siete partidas se contienen | las addiciones del dotor d* Montaluo. £as qua- 
les Tltlmamente fueron impressas en Iff muy noble villa | y florentissima 
Universidad de Alcalá de Henares | en casa de Ivan de Brocar | el qual 
deseando que la obra fuesse perfectamente impressa con toda diligencia: y 
a consejo de personas muy doctas y letrados insignes | trabajo con mucho 
cuydado corregirlas | y emendarlas | concordándolas con originales antiguos 
de mano | y los mas verdaderos exemplares de molde: las quales fueron aca- 
badas de imprimir el primero dia del mes de Marzo | Año de nuestro sal- 
uador lesu Christo M. D. xlij.» 

Sigue el «Registro* que abraza desde A á GG.» Todos con quadernos | 
saino E L M de la quinta partida e BE CG de la Setena partida que son temos.' 

Esta edición es de letra Tortis, en papel grueso, con foliación romana y 
reclamos, fápiles abreviaturas. 

Véase pág. 137, tomo IV de este Bolstir, las i79, ISO y 227 del tomo 111, y la LXIX 
del V. 

r 

VARIEDADES. * 

PERIÓDICOS. Acaba de publicarse una estadística, cuyos datos resumimos 
4 continuación. Se publican actualmente en Paris 816 periódicos, asi clasifi- 
cados: religión católica, 60; periódicos protesuntes, 22; judíos, 2; de ins- 
trucción, 20; jurisprudencia, 48; administración, 16; politíca, 25; economía 
política, 48; ciencias médicas, 46; naturales, físicas y matemáticas, 28; agri- 
cultura y veterinaria,'30; horticultura, 10; arte militar, i6; marina y colo- 
nias, 10; historia, geografía, etc., 25; bellas artes, 67; arqueología, numis- 
mática, 16; caminos de hierro, 22; Hacienda y Bolsa, 19; tecnologia, cien- 
cia vulgarizada, 66; periódicos literarios, 89; de señoras, señoritas de fami- 
lias, 34; modas, 54; carreras de caballos, pesca, caza, juegos, 14; fracma- 
soneria, 4; espiritismo, 5; bibliografía, 19; los iguales forman un total de 816, 
número bastante respetable. 

POLIGLOTISMO. Han sido presentadas al Sumo Pontifico, por el abate Sire, 
las cuatro traducciones de la Bula Ineffabilis Deus^ navarra, guipuzcoana y 
y alavesa, hecha por el distinguido vascófllo padre Uriarte, y otras traduccio- 
nes españolas. Sabemos que dentro de poco se expedirá un Breve por Su 
Santidad para dar las graciaj^ á todos los colaboradores del grandioso pro- 
yecto católico-literario. Entre las traducciones 4)arán la aljamiada, en leu- 



güije morisco tlel siglo M, obra del distinguido académioo de la bietorla s^&of 
don £duardo Saavedra, y hecha en lengua universal por el Sr. Gisbert. 

TEATRO* JNACIONAi. El emperador de Méjico ha instituido dgs premios de 
i.OOO duros cadar uno para la mejor comedia y la mejor tragedia que se pre- 
sente en el término de seis meses. El>íuradoque ha de califlcár las obras se 
compone del Ministro Esteva, D. José Zorrilla y D. Ramón Alearan. Las obras 
premiadas serán las primeras que se representen en el teatro Nacional. En 
la carta que el Emperador ha dirigido al Ministro Esteva con este motivo, se 
lee el párrafo siguiente: 

*He dictado las providencias convenientes para la creación en esta corte 
de un teatro verdaderamente nacional, donde se representarán, bajo la di- 
rección deljcélebre poeta D. José Zorrilla, comedias, dramas* y tragedias en 
nuestro magnifico idioma. El pasado nos ofrece tesoros inagotables en este 
punto: Lope de Vega, Calderón de la Barca, Tirso de Molina y otros grandes 
genios que Ilustraron el siglo de oro de la literatura castellana; nuestro Ruiz 
de Alarcon, Gorostiza, Rodríguez Galban, Calderón y otros poetas dramáti- 
cos que fueron lumbreras de nuestra propia literatura, nos han dejado joyas 
que lucirán en nuestra. escena, poripie son tipos inmortales de belleza y de- 
gracia. Pero las glorias literarias del pasado deben servirnos de estimulo y 
de ejemplo para legar otras de la misma especie al porvenir, y yo quiero que 
las fecundas inteligencias de nuestra pairia encuentren bajo mi Gobierno 
recompensas y estimules que las impulsen á trabajar para obtener este 
resultado.- 

HERNÁN CORTÉS. Dentro de pocos dias se publicará, en Paris, por un espa- 
ñol amante de' la gloria de su patria, un tomo perfectamente impreso, que 
contendrá t0|}as las cartas de Hernán Cortés, durante su estancia en América. 
Los originales de dicha correspondencia con el monarca español^ que se ha- 
llaban unos en el archivo de Indias de Sevilla, otros en el<BritishMuseum> 
de Londres, y algunos en poder de particulares, han sido adquiridos á fuer- 
za de trabajo y sacrificios pecuniarios por el editor de esta interesante pu- 
blicación, para que sea conocida toda la interesante correspondencia del con- 
quistador de Méjico, de la que^sólo se conoce una pequeña parte, pues ni 
Solis, ni ninguno otro autor la ha publicado completa. 

LITERATURA. Con el titulo de II Cante Durante, háse publicado no hace 
mucho un libro muy curioso en Roma. Bajo el nombre de Conté Durante, figu- 
ra el célebre poeta italiano Dante, á quien le ha sido dado escaparse del 
otro mundo para dar una vuelta por el nuevo reino de Italia. Recorre toda 
la península, hallando que la situación de Ñápeles, Turin, Florencia y ae Si- 
cilia es tal, que desde luego prefiere la estancia en el purgatorio. El autor 
de la obra, que la escribe bajo el pseudónimo de Antonio Vero, no es otro 
sino el duque napolitano Proto di Maddaloni, miembro que fué de la segunda 
Cámara piamontesa, y queá la sazón habita en Roma.'(Aíom¿or, 12 Enero, 66.) 

TIPOGRAFÍA. Nueva invención. Hánse llevado in cabo en Londres ensa- 
yos de feliz éxito con una prensa de imprimir de nueva construcción « cuyo 
coste es tan sólo de %\Z de las máquinas de ahora ; reclama el tal aparato 
para su emplazamiento y su función un local "^/A partes inferior, y con la 
mitad de sirvientes ^ consigue pn trabajo cuádruple. La invención es debi« 
da á l'o% hermanos Jacobo y Bartolomé Della-Ganna, naturales del Tessino, en 
Suiza, impresores hoy día del muy nombrado periódico inglés el Times, 
En 1853 abandonaron la imprenta imperial de Paris para es&blecerse en Lón* 
dres, en cuya capital se hallan á la cabeza de la primei^ imprenta, y soo 



dueños de un esUblectaiienlo de ^Btereotípía y electrotipia. La máquina en 
cuestión está, á lo que parece, llamada á producir una verdadera ¡revolución 
en el ramo de imprenta, teniendo en cuenta las ventajas tan especiales que 
dejamos jconsignadas. A la »sazon son los tiermanos Della-Ganim editores 
del Times, el primer periódico de Europa, y de otros disfrios políticos y' 
científicos, cuya publicación les produce grandes ganancias. £1 uno de los 
hermanos es á la vez director y editor del célebre periódico mercantil titu- 
lado El Telégrafo, con un producto de una libra esterlina por hora. {Mimi- 
Unr, 12 Enero 66.) 

VIAJE DE CERVANTES. A ITALIA. 



Uno de los sucesos más importantes, uno de los acontecimientos que en 
la vida de Ciervantes forman época, es, pin duda, su salida de Madrid en bus- 
ca de aventuras. Este suceso influyó tanto en su porvenir, que de él se pue- 
de decir que depende su buena y mala estrella; mas cabalmente este es el 
punto menos esclarecido por los biógrafos á los ojos de la posteridad. No es 
posible creer que Cervantes dejase sus apenas comenzados estudios con el 
humanista Hoyos, su familia, patria y amigos sin una causa bastante. Hánse 
dado varias para íustiQcar este viaje, pero ninguna completamente satisfac- 
toria. £1 académico Rios achaca su determinación al despecho de verse ya 
adulfo y sin ningún destino, ni medios para subsistir conforme á su calidad, 
ó bien á algún secreto disgusto ocasionado de ver qne sus obras poéticas 
no lograban un aplauso correspondiente á su esperanza. Todas estas conje- 
turas son azaz arbitrarias y aun contradictorias de otras opiniones por el 
mismo critico sostenidas. Guando Cervantes salió de España tenia de 
veintiuno á veintidós años de edad próximamente, y siendo cierto que en, 
1568 se hallaba estudiando humanidades en Madrid, ni la edad ni su incli- 
nación eran las más propias para despecharse por no servir un empleo, ni 
menos la condición de estudiante era para exigirle grandes sacrificios en su 
porte y ti ato con R)s compañeros. La modestia y aun la pobreza asentaba 
bien en los escolares como en el soldado, únicas profesiones que sabian lle- 
varlas con resignación y sin que por ello se afrentasen las armas y las le- 
tras. Por otra parte, ¿cómo concebir .secreto disgusto ni resentimiento de 
amor propio en Cervantes con ocasión de sus composiciones poéticas? ¿Aca- 
so las que en tan temprana edad habia hecho merecían una prebenda u ca- 
nongia, ó que públicamente le coronasen? ¿No podía estar un mozo aún im- 
berbe altamente satisfecho con los elogios sinceros de su maestro y con la 
alabanza de los escritores contemporáneos más famosos? ¿No es el mismo 
Bios quien nos dice que antes de su cautiverio tenia ya adquirido crédito 
como poeta? El creer á Cervantes despechado en ocasión en que debió estar 
muy satisfecho, es una suposición gratuita de Rios, que por cierto hace re- 
velar un defecto que nadie achacará á nuestro ingenio: el de la pedantería. 

Pellicer y Navarrete concuerdan en creer que Monseñor Aquavlva se 
prendó de la agraciada persona y discreto ingenio de Cervantes. Esto es 
más aceptable: pero ¿cómo conciliar el olvido de este señor, dejándole sen- 
tar plaza de simple soldado, ni cómo'justifícar que no se extendiera su pro- 
tección á costearle en Italia la prosecución de sus estudios? La salida de 
Cervantes de España muestra no haber sido efecto de unsí resolución toma- 
da de acuerdo con su bienestar y conveniencia. El dejar el servicio á§\ car- 
denal, á poco de su arribo á Italia, no da indicio de que esperase á su lado 
un porvenir, ni aun qne fuese muy halagüeño su presente. Verdad es que 
un genio como el dé Cervantes, era poco acomodado para echar raices en 



— 44 -- 

las casas de los grandes, en las que viven muchos parásitos y medran los 
aduladores; verdad es, que la carrera de las armas brindaba con mil espe- 
ranza^ de gloria á aquel corazón juvenil, valiente y esforzado; pero (la cir- 
cunstancia de no liaber merecido hiás merced de Aquaviva que el simple 
empleo de camarero, tan opuesto á toda consideración ni distinción 
de méritos; la de no constar estas en las alabanzas que supo inspirar k su 
pluma su pecho agradecido; y su repentino cambio de profesión, que pare- 
ce dictado en. ocaáion extrema, hacen creer que, ó bien aceptó aquel puesto 
humilde en el servicio del cardenal por proporcionarse simplemente los 
medios de partir al extranjero, ó bien,' si salió de España solo, buscó en 
Roma aquel acomodo como único recurso. En efecto, no está averiguado si 
salió de Madrid con la servidumbre del legado, ó si se unlj.á éste en Italia. 
Por más que;se diga que hombres de distinción como Hurtado de Mendoza, 
Pacheco y otros, aceptaron estos puestos humildes, con ánimo de continuar 
en Roma estudios ó conseguir por el influjo de estos principes de la Igle- 
sia las más pingües y elevadas dignidades: en lo que toca á Cervantes, pa* 
rece más bien un expediente para no morirse de hambre en extraña tierra; 
y tenemos motivos muy suficientes para sostener que en nada reveló Aqua- 
vira ese aprecio y distinción de *las cualidades y talento del joven Cer- 
vantes. 

Nosotros hemos creído encontrar alguna luz acerca de este suceso en 
sus obras, en las que se sabe que habló de si mismo, y que aventuras pro- 
pias le sirvieron de argumento par^ alguna^ de sus producciones, ó n^ezcló 
en ellas alguna noticia á su biografía concerniente. Nuestros lectores recor- 
darán que Cervantes, ep el prólogo de la Calatea, declara haber escrito este 
poema en su juventud, aunque lo publicó , salido ya de los limites de esta 
edad. Si, pues, se quiere decir, que bajo el nombre de esta pastora quiso 
celebrar á su futura esposa doiia Catalina de Palacios, forzoso es convenir 
que la habla conocido, amado y galanteado antes de su salida de España. 
Por las noticias que da Navarrete de esta dama« se sabe que era huérfana de 
padre y se hallaba bajo la guarda y custodia de su tio D. Francisco Sala* 
zar y Vozmediano; y como quiera que esta circunstanc^p de la tutela^ asi 
como la coincidencia de nombres, apellidos y calidades, se encuentran en 
algunos de los personajes de la comedia que escribió Cervantes, con el ti- 
tulo de El GUllardo español, razón hay para fundar en eHa una conjetura 
probable acerca de la causa de su viaje. 

Parece estar fuera de los limites de lo dudoso, que Cervantes se pintó en 
el protagonista de esta comedia. Llámase D. Fernando de Saavedra, solda- 
do valiente y discreto al servicio del Monarca de España, bajo las órdenes 
del rayo de la guerra, D. Alvaro de Bazan. Hablando de su fortuna, dice: 

«me aplico 

A ser soldado, señal 
Que de bienes me va vtaL 
Esto os juro y certifico.» 

(Se cfmtinuará,) 



■ I I i> ■ I <»■■■■■.• 



I I li . W ■> J. J i.. t I «! » ■ É ■ ■> < .^i.^-^^— >— ^»Ai 



MADRID.— Oficina tlpográflct del Hoipic¡o.-ite6. 



mn. S. 1/ DB FiBMtto »■ 4866. AÁO VH. 

boletín BlBllOdRAFICO ESPi^Ol 

PIRIODICO 1)1 LA L!BRSRTil, IMPBINTA. ORABADO, LlTOGRATIA, ' 

■ • •• 

ElfCCADERNACIOlf, FABRICAS T ALMACENES DE PAPEL Y MÜSICA. 

RttiCTOE-niTÓB. BOU MOMO lUlilfiO. 

Todas kiB «omiiDicacioiies se dirigirán á sombre de IV. Dionisio Hidalgo; 
Paseo del Obelisco. núm. fO, CHAMBERÍ (Madrid); ' 
en donde están la redacción, administración y venta de los tomos pubñcadds. 
Los pedidos de; esta corte piieden avisarse por el correo interior. ' 



I ■ 1 



S« pabliea ell.* y 15 de eada tBet.-**Se saseribe en todas las librerías del reino. 

Pnacio: 40 rs. al afto en Modrid.— 44 en las prottoetof.— 50 d 60 en el é&tramjtro y 
Ü Urmmar ^ segnn ^ne baya 6 no eonfenío postal. ^Se admiten aiÁsM y comanicados para 
el BoLBTm DE Anuncios i procíos económicos y conTencionales. 

Los Skis. Mota t Plaza sb ehcabgah db compuoi t REiitni A PsotmciAS todas lís 

OHUS ARimCUDAS BR BL BoLBTOl T CÜALE8QCIBEA 0TBA8 QDB BE DBSBBlf, COR BL ADIBNTO DI 
nr ^ MI f 00 roí IAZOR di los gastos di FlAKCftlO. 



PUBLICACIONES NUEVAS. 

118. ÁLBUM del buen hnmor.--Golecclon escogida de cuentos, epigramas, 
anécdotas, gracias, chistes, chascarrillos, agudezas y exageraciones, ósea en- 
salada festivo-literaria capaz de quitar el mal humor á un cesante y hacer 
bailar de gusto á un muerto. Remedio infalible para curar todas las' enfer- 
medades del bolsillo, y antidotó especial contra el cólera-morbo. Obra es- 
crita por infinitos sabios antiguos y modernos, y recopilada por un habitante 
del otro mundo. Adornada con grabados. Madrid, 18G5, imp. del Hospicio, 
librerías de López, Escribano, Moya y Plaza y Y. é Hijos de Cuesta. £n 1,2.*, 
S24 páginas con 17 grabados. é 

114. Anales dramáticos del crimen, ó Causas célebres españolas y ex- 
tiPánjeras, extractadas de los originales, ytraducldas bajo la direocíon de don 
losé Vicente y Caravantes, doctor en Jurisprudencia, ilustradas con graba- 
dos intercalados en el texto, que representan las vistas y planos de los lu-' 
gares donde se perpetró el delito, los instrumento^ de su ejecución, y los re- 
tratos de los delincuentes y de sus victimas. Tercera edición. Madrid, 1860, 
imp. y lib. de Gaspar y Roig, editores. Entrega 1.^ Por suscricion, en toda 
España. 6 es. 

Esta obra constará de cinco tomos en 4.' mayor, de 25 ¿ 30 entregas cada ano, y se 
publica por cuadernos de 8 páginas á dos columnas. 

415. Cambio de billetes del Banco de España.— Consideraciones del Mar" 
qaés de Santa Marta con motivo del informe emitido sobre esta cuestión, á 
consulta del Banco, por catorce abogados del Colegio de esta corte. Madrid, 
1866, imp de M. Rivadeneyra. En 4.* mayor, ^ páginas. 

No se ba puesto á la Tenta. • ' 

116. Cartas de Eugenio de Saltzar, vecino y natural de Madrid, escritas 
á muy particulares amigos suyos: publicadas por la Sociedad de BibIMflfIos 



I « 



;> ' ^im,^: • tr ' í .K líTj/ 



Españoles. Madrid, 1866, imp. de M. Riyadeneyra, librertas-def^mniT^fia. 
pez. En 4.*, XII-ÍÍ2 páginas, edición de lujo. ^ 

L6k ejemplares que se jjAdíán ^or coodtcto dt los slcl^s sé vendcá ^^ i«- 1 { ;. « . 

Ii7. OoLECGioN de ftagi(ientos de los AA» clásicosrüfatin^s^tradaoipós t^- 
terlinealmente al castellano, por Dr Joaquín Delago y David, catedrático de 
latin y griego del Instituto de segunda enseñanza de Jaén. Lhomond. — Pe- 
dro.— Cicerón.— Eutropio.—Cornelio Nepote.— Tito Livio.— Salustio.— Al- 
bio Tibulo.— Ovidio.— Virgilio.— Horacio. Jaén, 1866, imp. á cargo de N. Sér- 
valo, y P. Castilla. Madrid,' lib. de Serrano. En 8.** mayor, VI-326 páginas. ^ 

ii8. Colección legislativa de minas. Edición oficial. Madrid, 4865, im- 
prenta Nacional. En 4.% 232 páginas con dos modelos á la 128. 4 

119. CÓMO ckfm LAS MUiEBBs. Novela filosófico-moral, escrita en francés 
por la Condesa de Ash. Traducida por Juan Soler y Serra. Barcelona, 1866, 
impr,. y lib. ^de S. Mañero, editor. Entregas 1.* á 8.* Precio de^ cj^da ui^, 
por suscricion 2 ctos. 

Esta obra constará dé anos siete repartos de ocho pliegos, formando, por consigaien- 
te, an tomo en 4.^ con láminas, de 400 á 500 páginas. 

Biblioteca para todos.— Véanse páginas 233, 234 y 235. Tomo VI de este Bolitir. 

120. Cuentos de vivos y muertos, contados por el pueblo, y .recoataflos 
por D. Antonio de Trueba. Madrid, 1866, imp. de M. Rivadeneyra, lib. de 
liopez,* editor, y en las de la V. é Hijos de Cuesta y Moya y Plaza, fia 8.f 
mayor, XX-342 páginas. . 19 

Prólogo.— El Ángel .y el Diablo (popular). -^Ia portería del Cielo (popular)..— LtiS Chan- 
gas {tomada de Grimm la idea capt^a/).— Mari-Santa (tradición bilbaina).^L9 Ambición .(fo' 
pular en España, Francia, y Alemania).—. Quereí es poder (sucedido).— Ei Yerno del Rej 
(popular en Espolia y Alemania).— Vas borricadas fpopu^ar).— Crispin y Crispiniano (popu- 
lar).— E\ Rey en basca de Novia (popular).— E\ Tio miserias (popular),— Los bijos de Ma- 
teo (popular). 

Obras de D. Antonio de Tmeba. 

121. Discurso leido-en la sesión inaugural de la Academia Matritense de 
Jurisprudencia y Legislación, celebrada el día 6 de Enero de 1866. Por el, vi- 
cepresidente de la misma D. Cristóbal Martin Herrera. Madrid,. 1866, impv de 
E. Cuesta. En 4.° mayor, 16 páginas. 

^ Tema; Sobre los principios fandamentales de qae no conviene desviarse en las invea* 
igaciones y controversias científicas, y sobre Iqs escollos que s^ deben evitar. 
No se ba puesto k la venta. 

122. Discurso leido en la sesión inaugural del año académico de 1866 
en la Academia médico-quirúrgica matritense, verificada el 31 de Diciembre 
de 1865, por el Socio D. Francisco de Asís Delgado Jugo. Madrid, 1865, im- 
prenta de J. M. Ducazcal. En 4.° mayor, 42 páginas. 

Tema: del ojo considerado como instrumento para el desarrollo de la inteligencia. « 

123. Discursos leidos ante la Real Academia de la Historia en la recep- 
ción pública del Presbítero D. Fernando de Castro y Pajares el dia 7 de Ene- 
ro de 1866. Madrid, 1866, 4mp. de M. Eivadeneyra. En 4.** mayor, 4¿0 pá- 
ginas. 

Tema: Caracteres históricos de la iglesia española. 

El discurso de contestación es del limo. Sr. D. Manuel Colmeiro. 

124. Et CAUDILLO de los Ciento. Novela en verso, por Q. Antonio Arnao, 
con un prólogo de D. Juan Eugenio Hartzenbusch. Madrid, 1866, imp. d4 
BaMo Industrial, librerías de Duran, V. é Hijos de Cuesta y Moya y Plaza. 
En 8/ mayor, Vl-XIV-304 páginas. 14 

125. El Trovador Católico. Cantos religiosos, plegarias^ himnos, medita- 
ciones y poesias filosófico-morales. Obra original de A. 6. T. Aprobada .por 
la Autoridad Eclesiástica. Madrid, 1865, imp. de J. M« Luengo* librerías de 
OUflMtadi.y López; eiHregas 1.* á 3." Precio 4le cada una por susericlon, en 
Madrid j.proviBbelas. I 



€M9tará ia ofcn U vn tomo ei 4.** de 400 páginas^ 6 25 entnftf de i6 piginu, con 
láminae litografiadas ¿ dos tintas. 
£1 antor es D. Aironso Garcis Tejero. 

426. Estudios contemporáneos. Por Francisco M. Tubino. Sevilla, 1866, 
imp. de La Andalucía. Madrid, lib. de B^lly-BailUére. En 8.* mayor, XXIV- 
408-yiII-82 páginas. 2Ú 

Las Vin-83 páginas Altímas UevaD el titulo de: De la josticia y la lll»erUd en las elee* 
cipnes. 

427. ExoRTACiON pastoral que el Obispo de Jaén dirige al Clero, á las Re- 
ligiosas y á loS^ fieles todos de su diócesis y de la Abadia de Alcalá la Real, 
con motivo de la Santa Cuaresma. Jaén, 4866, imp. de F. López Vizcaíno. 
En d.** mayor. 

Se ha empezado á poblicar en el folletín de El Ámmeiador de Jaén, núm. 2.404, cor- 
respondiente ai día 16 de Febrero de este aflo. 

4^. Exposición y proyecto de garantía de interés por el ISstado á los 
Ferro-carriles españoles. Madrid, 4866, imp. de M. Minuesa. En 4.% 56 pá- 
ginas. 

No se ha puesto á la venta. 

429. Flor de epigramas. Colección escogida de las mejores composiciones 
castellanas de este género, por una sociedad de autores. Madrid, 4866, im- 
prenta de R. Labajos, lib. déla V. é Hijos de Cuesta. En 46.** mayor, 4d3 
páginas. 4 

Biblioteoi Nacional. I. Seganda serie. 

430. Juicio critico y significación política de D. Alvaro de Luna,* por don 
Juan Rlzzo y Ramírez. Premió esta obra la Real Academia de la Historia en 
el concurso público de 4863. Madrid, 4865, imp. de M. Rivadeneyra, librería 
de la V. é Hijios de Cuesta y Moya y Plaza. En 4.*' mayor, 432 páginas. 20 

431. La beldad de las verdades, pequeña colección de cantares, por dos 
inseparables. Madrid.. 4866, imp. de F. Hernández, lib. de la V. é Hijos de 
Cuesta. En 8.% 50 páginas. i 

432. La iTtDULGENciA de Cuarenta Horas, concedida por la Santidad de 
Benedicto XIII á la villa y corte de Madrid: se gana el año 4866 en las igle- 
sias que se designan en este librito. Madrid, 4865, Imp. y lib. de Aguado. 
En 32.% 52 páginas. 6 es. 

133. Las callbs de Rarcelona, origen de sus nombres, sus recuerdos, 
sus tradiciones y leyendas: biografías de los personajes ilustres que han 
dado nombre á algunas.—Historia de los sucesos y hechos célebres ocurridos 
en ellas, y de los edificios más notables, asi públicos como particulares, que 
existen en cada una; con la reseña y noticia de todo lo más importante re» 
lalfvo á la capital del Principado. Por B. Víctor Ralaguer, cronista de Rarce- 
lona. Edición de gran lujo, adornada coii preciosas láminas. Rarcelona, 4865, 
imp. y lib. de S. Mañero, editor; Madrid, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. 
Entrega 4." Precio en toda España Vt real. 

Esta obra constará de dos tomos en folio menor de anas 800 páginas cada ano, 
con 36 láminas, y se pnblica por entregas de 8 páginas. 

434. Las oh>sicioiíe6 ante el país. Madrid, 4866, imp. de M. Rivadeneyra, 
lib. de Railly-Railliére. En S."" mayor, 46 páginas. 4 

435. Los DOS SARGENTOS frauceses, ó el cordón sanitario. Drama de es- 
pectájcnlo en tres actos arreglado á la escena española por D. J. M. de C. 
Madrid. 4866, imp. de R. CuesU^ librería de la V. é Hijos de Cuesta, edito- 
res. En 8.* mayor, 64 páginas. * 4 

436. Pólvora en salvas. Comedia en un acto y en verso, de D. Ildefonso 
Antonio Rermejo. Representada por primera vez en el teatro del Principe el 
día 29 de Enero de 4866. Pinto, 4866, Imp. de 6. Alhambra; Madrid, lib. de 
la V. é Hijos de Cuesta. En 8." mayor« 60 páginas. i 

Biblioteca dramática. 



457. Provecto de reglamento orgAnio^ dé b» canená ciTileé 4e üi Ad- 
miQistracion pública. Madrid, 1865, imp. de E. Aguado. En 4.*^ 44 páginas. 

Li comisión del Consejo de Estado que ha formolado el dictamen acerca del Regla- 
mento está compuesta de los Sres. Loxan, Préndente; Garcia Gallardo, Sierra y Moya, Es- 
cadero, Caf^, Sierra y Cárdenas, Olafieta, Sooza y Aurioles. 

138. Teoría trascendental de las cantidades imaginarias, por D. José Ma- 
rta Rey y fieredia. Precedida de un prólogo-biografía por D. Pedro Felipe 
Monlau, de laüeal Academia Española. Publicase á expensas y bajo los aus* 
plcios del Gobierno de S. M. Madrid, 1865, imp. Nacional. En 4;* mayor, 
XX-544 páginas con el retrato del autor. 

159. Ui4 RAMO de violetas. Por D. Francisco Vila y Goyri. Segunda edición. 
Madrid, 1866, imp.deT.ForUnet, lib. de Bailly-Bailliére. En 8.% S40 pá- 
ginas. 10 

Contiene: Un paseo por el Retiro. —Historia contemporánea.— Errores javemiles.— Et 
^gua mansa. 

Váase la primera edición, pág. US. Tomo VI de este BoLvriN. 

140. Viaje pintoresco por la Italia.— Parte setentrional. Por Mr. Paul Mus- 
set. Ilustrado con láminas en acero aparte del texto. Madrid, 1866, imp. del 
Banco Industrial y Mercantil, librerías de Duran, Escribano, Bailly-Bailliére 
Moya y Plaza y V. é Hijos de GuesU. En 4.'' mayor, lV-IV-536 págs. con^ lá- 
minas aparte del texto, grabadas en acera por los primeros artistas de París, 
y estampadas en negro, las que representan vistas ó edificios de poblaciones, 
y con tintas de colores la de trajes y escenas. 80 

Biblioteca de salones. 

Periódicos . 

141. La Lealtad. Diario religioso-monárquico. Director D. Miguel Sán- 
chez, Presbítero. Se publica en Madrid desde 1."* de Febrero de este año, 
todos los dias menos l^s festivos, en un pliego de 4 páginas en folio mayor ó 
doble. Madrid, imp. de E. Ausart, Redacción y Administración, Arco de San- 
ta María, núm. 5. Precio: en Madrid, por un mes, 7 rs.:En provincias, porid., 10; 
por tres meses, 25; por seis, 50. En el Extranjero, por tresmese.8, 50 rs. 

142. Los estudiantes. Revista de literatura, artes y ciencias.— -Bibliote- 
ca de las escuelas. Se publica en Madrid todos los domingos desde el 14 
de Enero de este año, en un pliego de 8 páginas en folio mayor, acompa- 
ñando á cada número una entrega de 52 páginas, las cuales contendrán 
las explicaciones de las asignaturas pertenecientes á todas las facultades y 
carreras. Madrid, imp. de J. Fernandez; Administración, calle del Pez, núme- 
ro 28, cuarto tercero. Precio: En Madrid; por un mes, IC rs.: por tres, 46. En 
provincias, 20 y 56 respectivamente. El periódico sin las obras, 6 rs. al mes 
en Madrid y 8 en provincias. ^ 

OBRAS ANTIGUAS. ANTERIORES A LOS SIGLOS XVI y XVII. 

(Biblioteca de San Isidro.) 

143. LEYES DEL ESTILO. Las leyes del estilo. E declaraciones sobre las 
leyes del fuero. 

Ai respaldo de esta portada, que la ocupa -cisi toda an grande eaendo de 1«8 Reyes 
Católico», con el lema de «Tanto monu.» empieza el texto asi: «Aqoi comientan las 
las leyes del estilo: qne por otra manera se llaman declaración de las leyes del Taero. > 

' Un cuaderno en folio, pergamino estropeado, XXX bojas foliadas, letra 
Tortis, á dos columnas, 51 lineas cada una, punto, dos puntos, coma, guión 
de rayitas, signaturas a-d, reclamos, muy pocas y fáciles abreviaturas, cua- 
dernos de 8 bojas, y el último de 6. 

Consta este cuerpo de leyes de 252. 



Mo tiene el punto, año, ni el nombre del tapresor; pero por las eeftaleá 
tipográficas puede sospecharse que se hizo esta edición en Sevilla, en los 
primeros afios del siglo XYl. 

Téasepág. 178, tomo lY de este Bocetir. 

144. ' LIBRO de la Oración y Meditación: En el qval se trata de la Con- 
sideración de los principales mysterios de nuestra Fe. Con otros tres breues 
tratados de la exceltencla de las principales obras penitenciales que son Ly- 
mosna. Ayuno, y Oración. Compuesto por el R. P. Fr. Luys dé Granada, de 
li orden de Sancto Domingo. Y agora de nueuo emendado y corregido por el 
mismo Padre. En Salamanca, por los herederos delathias Gast. MD.LXXIX^ 
CoD priullegio de Castilla y Aragón. 

Un tomo en folio, perganiino, Xil-347-in páginas. 

La álüma hoja lleva el escodo con el lema «Yictis TÍctoria cessit» y debajo: «Sala- 
nanea. Por los hprederosde Mathias Gast Addo M.D.LXXX.» 
Véase página XXXY tomo il de este Boletín. 

145. LIBRO de la Oración y meditación: en el qval se trata de la Consi- 
deración de los principales mysterios de nuestra Fe. Con otros tres breues 
tratados de la excelencia de las principales obras penitenciales: que son Ly- 
mosna. Ayuno, y Oración. Con^vesto por el R. P. Fr. Luys de Granada, de 
la orden de Sancto Domingo. Y ahora de nueuo emendado y corregido por el 
mismo Padre. En Salamanca. Por los herederos de Mathias Gast.M.DLXXXYI. 
Con priullegio de Castilla y Aragón. 

En folio pergamino, XI1-347-III páginas. 

146. LIBRO de las grandezas de la Espada, en qve se declaran mvchos 
secretos del que compuso el Comendador Gerónimo de Garran^. En el qual 
cada vno se podrá licionar, y deprender á solas sin tener necesidad de 
Maestro que le enseñe. Dirigido á D. Felipe III, Rey de las Españas, y de la 
mayor parte del mundo, nuestro señor. Compuesto por D. Luys Pacheco de 
Naruaez, natural de la ciudad de Bae^a, y vezino de Hi isla de gran Canaria, 
y Sargento mayor de la de Langarote. Con privilegio. En Madrid, por los he* 
rederos de luán Iñiguez de Leguerica. Año 1600. Este libro tiene 88 plie- 
gos: véndese' en la calle de Santiago. 

Un tomo en 4.* pergamino, XXIY-319-IX hojas con grabados en el texto. 

Al fin: «En Madrid. En la imprenta del Ucéciado Varez de Castro. Año de M.OC.» 
Este tomó tiene cinco partes y cada uua de ellas sa portada correspondiente, qne son las ' 
signientes: 

Segvnda parte, en qve se ponen en demonstraeion los fundamentos de la 
Verdadera Destreza, y preceptos particuiaros que ha de fardar el que qui- 
siere ser Diestro. Sin los qvales le será Imposible saber« ni entenderla, ni 
tampoco tener seguridad su persona. Con vna aduertencia de cosas particu- 
lares, que sime de preuenclon para lo de adelante. 

Tercera parte, en la qval se manifiesta en demostraciones las mas comv- 
nes tretas de la común y vulgar Destreja, y el poco fundamento suyo: y los 
remedios para contra ellas: Con particulares alegaciones del Comendador 
Carranca, y muchos é Importates auisos del autor, amaestrados del mucho 
estudio, y confirmados con larga experiencia. 

Qvarta parte, en la qval se ponen las heridas paitlculares' de la verda 
dera Destreza, assl de primera, como de segunda Intención. Assl mesmo los* 
tiépos circulares, tajos, y roueses; y después los reparos para todos ellos. Y 
últimamente la manera como se afirman los Turcos con su alfange: y como 
se les ha de herir, y defender. Es pvnto mvy curioso y prouechosissimo para 
todos. 

Qvlnta y vltima parte, en qve se concluye con lo vnluersal, para contra 
todos los mouimientos y heridas. Pénense primero ocho puntos particulares 
para entrar en lo vnluersal: sin los quales no saldrá perfecto el Diestro. 

147. LIBRO Eflpllitval que trata de los malos lenguajes del mundo, carfie y 



— 80 — 

demonio y de los remedios contra ellos. I>e la Fe y del pro|^ conocimiento 
de la Penitencia. De la Oración Meditación y Pasto de nuestro Señor lesu 
Christo, y del amor de los próximos. Gópuesto por el Reuerédo Padre Mae$* 
tro Auila, predicadpr en el Andaluzia. Disto y aprouado por los señores del 
Consejo de su Magestad, de la sánela general , Incjuisicion. Dirigido al lilas- 
trissi. S. Don Aloso de Aguilar, Marqués de Priego, señor de la casa de 
Aguiiar. Con ijriailegio de Castilla y Aragón. En Madrid en casa de Pedro 
Gosin, 4574. 

Un tomo en 8.* pergamino, VlII-380-t5 hojas. 

148. LIBRO Espiritval qve trata de los malos lenguajes del mundo, carne 
y demonio, y de los remedios contra ellos. De la Fe, y delproprioconoscimiento 
de la penitécia de la Oración Meditación, y Passion de nuestro señor lesa 
Christo, y del amor de los próximos. Compuesto por el Reuerendo Padre 
Maestro Auila, Predicador en el Andaluzia. Dirigido al lUustríssimo Señor 
don Alonso de Aguilar, Marqués de Priego, Señor de la casa de Aguilar« 
Cisto y aprouado por los señores del cosejo de su Magestad de la Sancta ge- 
neral Inquisición: en Lisboa, año de 1589. Acosta de Domingos Martines mer- 
cader de libros. 

Un tomo en 8.' pergamino, 556-XIV hojas. 

Al fin: «Impresso eo Lisboa con licencia, en casa de Alfonso López, anno 1589.» 

149. LIBRO intitulado Tratado espiritval, que trata de los malos lengua- 
jes del mundo, carne y demonio, y de los remedias contra ellos. Compuesto 
por el Maestro Auila. Con licencia en Alcalá. En casa de Antón Sánchez de 
Leyua, 1577. 

Un tomo en 8." pasta antigua (le falta la portada} XVI-381-XIV liojas. 

150. LIBRO llamado Reprobación de trajes, y abuso de juramentos. Con 
un tratado de lymosnas. Cópuesto por el muy Reuerendo padre fray Thomas 
de Trugillo, Presentado en S. Theologia. de la orden de nuestra Señora de 
la merced. Dirigido á f^ Sacra, Catholica, Real Magestad del Rey Don Phi- 
lippe segundo, nuestro Señor. Con licencia y priuilegio Real. Esta tassado á 
cinco blancas el pliego. Año 1565. Véndelo Francisco Curteti. mercader de 
libros, en Qarago^a. 

Un tomo en 8.*' pergamino, XVI-230-IX hojas. 

Ai fin. en el anverso de la última hoja: «Fne impressa la presente obra coq licencia 
Real, en la mny noble ciudad de Esiella en ei Rejno de Nauarrar por Adrián de Anuers. 
Y acabóse a veynte y quatro días del mes de Abril. Del afio de mil y quinientos y sesen- 
ta y tres afios.» En el reverso de esta mismfrhdja tiene una graciosa viñeta ó escudo que 
representa una matrona dando limosna á nn pobre, y teniendo un peso en la mano tz> 
quierda: alrededor hay esta leveoda: «Graviora -legis, misericordia, fides ivdÍGÍvm=: 
Mat, XXI1I.> 

151. CON PRIVILEGIO. Los cinco libros primeros de la primera parte de 
ios Anales de la Corona de Aragón Compvestos por Geronymo Qurita Chro- 
nista del Reyno. 

Al fin: 'Fin de la primera parte. Impressa en Carago^a en casa de Simón 
de Portonarijs. Año de M.D. LXXXV.» En la licencia para la impresión que 
va á la vuelta de la portada, dada en la villa de Monzón ¿ 30 de Noviembre 
de 1585, se dice: «Porquanto por parte d^ vos Geronymo Curita de Oliuan 
nos ha sido referido, que el magnifico amado Consejero y nuestro Secretario 
Geronymo Curita vuestro padre, quando murió, dejó añadidos y emendados 
los diez libros de la primera parte de los Anales de la Corona de Aragón, 
que el compuso: y que agora por no hallarse ningún libro de los de la Im- 
presión primera se haze la segunda á costa de las generalidades deste núes- 
tro Reyno de Aragón, con las emiendas y addicio^es que dexó el dicho vues- 
tro Padre de su mano, en que trabajó mucho tiempo para la mayor perfí- 
cion de la dicha obra, suplicándonos hos agamos merceid de daros licencia 
dp poder Iiapnmir eae^tos nuestros Reynos de la Goroqa dia Aragón, los dichos 



- w - 

diez libros emendados y añadidos como están, por tiempo de veynteaftos.... 
E nos atendidos los «eruicios del dicho Taestro padre, y que auíendose re- 
eonocido por los del nuestro Consejo Supremo de Aragón los dichos libros, 
nos han hecho relación que son de grande importancia, trabajo é ingenio, 
io auemos tenido por bien en ia manera infrascripta.- 

Un tomo en folio pei^amino, VII-454 hojas. 

Con privilegio. Los cinco libros postreros de la primera parte de los 
anales de la Corona de Aragón. Compuestos por Geronymo Curita Chronista 
del Reyno. 

Al fin: -Pin de la segunda Parte. Impressa en Carago^a en casa de Simón 
de Portonarijs año l585,=Acabose la presente Impression en el mes de Di- . 
ziembre, del año mil quinientos ochenta y cinco siendo Diputados del pre- 
sente Reyno de Aragón, los Illustrissimos Señores por el braco de la iglesia: 
Don Carlos Cerdan Abbad de Veruela, y el doctor Thomas Amador Chantre, 
y Canónigo de la Iglesia Cathedral de Santa María de Albarrazin. Por el bra- 
qo de nobles, don Pedro Despés y de Alagon, Señor de la Varonía de Alfa- 
jarin, y D. Bemardinó Pérez de Pomar y Mendoza Señor de la Varonía de 
Signes. Por el bra^o de caualleros y hidalgos, el doctor Micer Antonio loan 
Matheo,. natural de Secastilla ciudadano de la ciudad de Huesca, y loan Cor- 
tes Parda de la Casta, vezino de la ciudad de Calatayud y del lugar de Ter- 
ror. Por el bra^o de Vniuersidades Hieronymo López ciudadano de la ciudad 
de Carago?a, y Gabriel de Trillo ciudadano de la Ciudad de Barbastro.» 

ün tomo en folio pergamino, VI-458 hojas. 

En el tejuelo: Tomo 2.* 

Segunda parte de los- Anales de la Corona de Aragón. Los cinco libros 
primeros de la Segunda parte de los Anales de la Corona de Aragort, com- 
puestos por Geronymo Curita Chronista del Reyno. Imprimióse en la muy 
insigne ciudad de Carago^a, en la officina de Domingp de Portonarijs y Vr- 
sino, Impresor de la Sacra Catholica Real Magestád: y del Reyno de Ara-' 
gon. MDLXXIX. 

AI fin: «Imprimióse la Segrnda parte de los Anales de la Corona de Ara- 
gón, por mandado de los muy illustres Señores don luán de Sángorrín Cas- 
tellan de Amposta, el Doctor Martin de Aysa Canónigo de la Santa Iglesia de 
lacea, don luán Francés de Arino señor de las Bar<)nias de Ossera, y Figue- 
rucias don Francisco de Aragón, Domingo Palacio, Miguel de Vmedes, Pedro 
, Martínez de Insausti, y el doctor Antonio luán Matheo ciudadano de Huesca, 
y Cathedratico en aquella vniuersidad: Y acabáronse de imprimir los cinco 
libros primeros, que son los libros XI, XII, XUI, XJIU, XV, ea la muy insig- 
ne ciudad de Carago^a: en la Officina de Domingo de Portonarijs y Vrsino, 
Impressor de la Sacra Real Catholica Magestád, y del Reyno de Aragón: a 
veynte dias del mes de Octubre Año MDLXXVIII.- 

Un tomo en folio pergamino, Xl-327 hojas. 

En el tejuelo: Tomo 3.** 

Los cinco libros postreros de la segunda parte de lo& Anales de la Coro- 
na de Aragón. Compuestos por Geronymo Curita Chronista del Reyno. im- 
primióse la segunda parte de los Anales déla Corona de Aragón, en la muy 
Insigne ciudad de Carago^a, en la Officina de Domingo de Portonarijs, y Vr-t 
sino, Impressor de la Sacra Real Catholica Magestád: y del Reyno de Ara- 
gón. MDCXXIX. 

Al fin: 4 Imprimióse la segvnda parte de los Anales de la Corona de Ara- 
gón, por mandado de los muy illustres Señores Diputados del Reyno: y acá* 
baroBse de imprimir los cinco libros postreros que son los libros XVI, XVII, 
XVín, XIX, XX, en la muy insigne ciudad deCarago^a: en la Officina de Do- 
mingo de Portonarijs y Vrsino, Impressor de la Sacra Real Catholica Mages^ 
tad: y delReynode Aragón: acatorzediasdelmes 4e H6brero: Año: M^LXXlX. » 



Eb el t^aelo; Tomo 4.* 

Un tomo en fóüo pergamino; VIU-S71 hojas. 

Historia del Rey Don Femando el Gatholico de las empresas y ligas de 
Italia. Compuesta por Geronymo Quríta Chronista del Reyno de Aragón. Con- 
tienense en este primer volumen, los cinco libros primeros: y en ellos se tra- 
ta de las cosas que sucedieron siendo Rey de Castilla, desde el fin déla Con- 
quista del Reyno de Granada hasta la muerte de la Reyna Catholica. Impri- 
miéronse en la muy insigne ciudad de ^arago^a, en la Officina de Domingo 
de Portonarijs y Vrsino, Impressor de la Sacra, Real, y Gatbólica Magostad, 
y del Reyno de Aragón M.D.LXXX. • 

AI fin: «Imprimióse la Historia del Rey Don Hernando elCathoUco, de las 
empresas, y ligas de Italia, por mandado de los Señores Diputados del Rey- 
no de Aragón: y acabáronse de imprimir los cinco libros primeros, en la muy 
insigne Ciudad de Qarago^a: en la officina de Domingo de Portonarijs, y Vr- 
sino Impressor de la Sacra, Real y Catholica Magostad: y del Reyno de Ara- 
gón: & treze dias del mes de Enero. Año M.D.L1XX.* - 

Un tomo en folio pergamino, YI-SSS hojas. 

En el tejuelo: Tomo 5.* 

Los cinco libros postreros de la Historia del Rey Don Hernando el Catho- 
lico. De las empresas y ligas de Italia, Compvesta por Geronymo Qurita Chro- 
nista del Reyno de Aragón. Contienese en este volumen, la relación de las 
cosas que sucedieron, desde que se acabo su reyno, y comen^ su Gouierno 
en los reynos de Castilla, hasta su fin. Imprimiéronse en la muy insigne ciu- 
dad de Qarago^a, en la Officina- de Domingo de Portonarijs, y Vrsino, 
Impressor de la Sacra, Real, y Catholica Magestad| y del .Reyno de Ara- 
gón. M.D.LXXX. 

Un tomo en folio pergamino. VI-408 hojas. 

Al fin: «Imprimióse la historia del Rey D. Hernando el Catholico, de las 
empresas, y ligas de Italia, por mandado de los Señores Diputados del Reyno 
de Aragón: y acabáronse de imprimir los cinco libros postreros, en la muy 
Insigne Ciudad de Qaragoca, en la Officina de Domingo de Portonarijs, y Vr- 
sino, Impressor de la Sacra, Real y Catholica Magostad: y del Reyno de Ara- 
gón: á veynte y dos dias del mes de. Abril Año, M.D.LXXX.» 

En el tejuelo dice Tomo 6.* 

152. LOS CINCO LIRROS primeros de la primera parte de los Anales de 
la Corona de ^ragon compuestos por Geronymo Qurita, chronista del reyno. 
Con privilegios para los Reynos y Señorids de la dicha corona de Aragón, y 
estados de Plandes. 

Un tomo en' folio mayor pergamino, VI-330 hojas. 
Al fin del anverso de la última hoja, y antes del escudo del impresor, va 
la siguiente suscricion: «Acabáronse de imprimir los cinco libros primeros 
de la primera parte de los Apales de la corona de AragO, compuestos por Ge- 
rónimo Cunta, chronista del reino, en la muy noble y leal ciudad de Cara- 
go^a, en' la casa que fue de lorge Coci, que ahora es de Pedro Rernuz, a* xxx 
de Mayo de M.D.LXII. años.* 

Le portada de este tomo va al pió de un frontispicio, que ostenta en el medio las ar- 
mas de Aragón, y qne debió grabarse en el afio 15i8, pues asi lo expresa al pió de los 
pedestales. 

La portada del tomo segundo va en el centro del frontispieio, y al pió de ósta la pala- 
bra: «Fveron fistos...» Es la siguiente: 

Los cinco libros postreros de la primera parte de los Anales de la Coro- 
na de Aragón, cdpuestos por Gerónimo Qurita, chronista del reyno. Fveron 
vistos estos cinco libros con los primeros, por el{illustrissimo y reuerendis- 
simo sefior Don Hernando de Aragón, arzobispo de Garago^a: y imprime- 
ronse con licencia de su señoría reuerendissima. 

tJn tomo en í6\\o jwyor pergamino. VI-346 boj^s. 



Al fliit^p el aoverao, ditee «Imprimióte la primera parte dé toa Anales 
de la Corona de Aragón por mandado de lo's aeñores dipntadoa .del reyno: y 
acabáronse de imprimir estos cinco libros postreros en la muy insigne ciu- 
dad de Garago^t en casa de Pedro Bemaz, á doze dias del mes de Noviem- 
bre« del'año de M.D.LXn.> En el roTerso de esta misma bo}a est& el escudo 
del tomo primero^ que consiste en un circulo con la cifra del impresor y á su 
alrededor la leyenda: -Multi pacifid init tibi: e eonsiliarins sit tibí mus de 
mille. Eccsiasti. cap. 6.** En la pa^te baja hay dos leones. Todo encerrado 
en un cuadro. 

153. LOS DEZISGIS libros de las epístolas, ó carUs de M . Tullo Cicerón 
Yttlgarmen^ llamadas familiares, traduzidas de lengua Latina en Castellana 
por el Doctor Pedro Simón Abril, natural de Alcaraz. Con vna Cronología de 
ueynte y vn Consulados, y las cosas más granes que en ellos sucedieron^ 
en cuyo tiempo se escriuieron estas cartas. Dirigidas á Mateo Vázquez de 
Leca Colona, del Consejo del Rey nuestro Señor, y su Secretarlo. Bn Barce- 
lona. En la Emprenta de layme Cendrat. Año. M .DC. 

Un tomo en 8.* pergamino, Vni-432 hojas. 

En la portada va un escudo con el lema: 

•Ex me ipso*renasco> y alrededor: «Homo qvia cinis es.» 

Véase otra edicioo, pig. 91, lomo I de este Dolbtim y 96 del IL 

154. HANVAL de Confessores, y Penitentes, qve clara y breuemente 
contiene. La yniuersal y particular decission de quasi todas las dudas, que 
en las confessiones suelen ocurrir de los pecados, absoluciones, restiiuciones, 
censuras &; irregularidades. Compuesto por el doctor Martin de Azpllene- 
ta, Nauarro, Cathedratico lubilado de Prima en Cañones. Acrescentado ago- 
ra por el mestro doctor» con las decisiones de muchas dudas, que después 
de la otra edición le han embiado. Las vnas de las quales van Insertas so 
esta señal, * las otras en cinco Comentarios de Vsuras, Cambios, Symonla 
mental. Defensión del próximo, de hurto notable, 8: iri*egularidad. Con su re* 
pertorio copiosissimo. En An?ers. En casa de luán Sleclsio. MDLVIl. Con 
Príuilegio Real. 

Un tomo en 8.* mayor, pasta antigua, X-864=192-LXXVI páginas. 

La última paginación corresponde á esta portada: «Comentario resoluto* 
rio de vsuras, sobre el cap. i, de la quesiion, iii. de la. xiiii. causa compues- 
to por el doctor Martin de Azpilcueta Nauarro. Dirigido á vna con otros qua- 
tro sobre el principio del cap. fin de vsnr« Y el cap. fin. De symo. Y el cap. 
Non in interenda xxiij. quest. iij. Y* el cap. fin. xxtiij; quest: final. En An- 
vers. En casa de Ivan Steelsio. M.D.LVII.» 

Véase pig. 278 tomo I de este Boletín. 

155. MEMORIAL de la vida Chrístiana en el qval se enseña todo lo que vn 
Christiano deue hazer dende el principio de su conuersion hasta el fin de la 
perfection: repartido en siete Tratados, Compuesto por el R. P. Fr. Luys de 
Granada, de la Orden de Sancto Domingo. Primer volumen donde se pone 
lo que pertenece á la doctrina de bien viuir, y agora de nueuo emendado, y 
corregido por el mismo Padre Dirigido á la S. G. R. M. del Rey D. Phelippe 
nuestro Señor. En Salamanca. Por los herederos de Mathias 6ast..M;D.L.X^. 
Con príuilegio de Castilla y ikragon. 

Un tomo en folio pergamino, XVi-i42-II=:221-Ill-294 páginas. 

Las páginas 221 -UI contienen: 

Segundo volvmen del Memorial de la vida Chrístiana:. en el qval se con- 
tienen los tres tratados postreros que pertenescen á les exercicios de la 
deuocion, y del Amor de Dios. Van diuididos en la forma siguiente. Trata- 
do quinto.de la oración vocal: en el qual se ponen muchas maneras de ora- 
ciones para diuersos proposites. Tratado sexto de la materia de la oración 
mental^ donde se pone toda la vida de Chrlsto nuestro Señor. Tratado sepYI- 



pi0 del Aioor de Dios 6B sos onicioacís y considenic iones ptrii pedir y des- 
pertar este Sancto amor. 

T las 294 últimas las »ig|iientea: 

Adiciones al Memorial de la vida Ghtistíaot qre compYso el R. P. Fray 
Luysde Granada de la orden de Sancto Domingo, fin las qvalesse contienan 
dos tratados, vno de la perfection del anor de Dios, y otro de algunos prin- 
cipales mysterio^ de la vida de nuestro Saiuador. 

VARIEDADES. 

EL'Tltov ADOR Católico. Hemos, visto la primera entrega de la colección 
de cantosu*eligiosos, plegarias, himnos, meditaciones y poesías files6flco-mo- 
rales que* con el titulo de El Trovador Católico^ lia comenzado á publicar el 
Sr. D. A. 6. T., y si el resto del libro corresponde á ella, no dudamos que 
alcanzaré un gran éxito. 

La introducción dividida en tres cantos, de los cuales el priniero lleva por 
epígrafe La Religión Cristiana, está escrita con la valiente entonación de 
quien, separando la vista y el pensamiento del grosero materialismo que 
pretende enseñorearse del mundo, busca la inspiración en la sublime y sal- 
vadora doctrina que animó el espíritu de tantos héroes y santos. 

Hoy, que el error, tomando todas las formas, trabaja sin descanso á fin de 
arrancar sus creencias al católico pueblo español, es más necesario que 
manca oponerle libros que se hallen impregnados de la más pura moral evan- 
gélica. 

Convencidos de que El Trovador Católico viene á llenar esta necesidad, 
y asi por la elevada y noble idea que en sus primeras páginas descuella, 
coma por la belleza de la forma, será leido con gusto, y aun buscado con 
avidez por cuantos aman las tradiciones católicas de España, felicitamos 
sinceramente á su autor, y no vacilamos en asegurarle que ha de reportar de 
80 obra honra y provecho. 

Bibliotecas. Mr. Seyman, knákero muy rico de los Estados-Unidos, hizo 
un viaje á Europa; y visitando á Roma, fué á ver las grandes bibliotecas que 
existen en la ciudad santa. Llamóle mucho la atención que la mayor parte 
de los volúmenes que contenían eran tratados de teología, y volviéndose al 
deeroney exclamó: 

—«¡Hombre, qué lástima! ¿Ve V. toda^ esos libros? pues yo los considero 
inútiles de todo punto. En el lugar que ocupan yo pondría uno muy grande 
con estas solas palabras: ^Amad á Dios sobre todas las cosas, y al prójimo 
como á vosotros mismos.» Este es el gran precepto para alcanzar paz y dicha 
en la tierra, y después el cielo. > {N&vedades.) 

^ VIAJE DE CERVANTES A ITALIA. 



- (CoDtinnacion.— Véase el nüm. 2.) 

Píntale extremado en su carácter y aventurero extraordinario en sus em- 
presas y deseos: calidades y condiciones todas que corresponden con las 
que de nuestro Ingenio conocemos. Pues en esta comedia, cuya escena es 
^n Oran, llega ai campamento español una doncella llamada Margarita, acom- 
pañada de un lio suyo, anciano, cuyo nombre es Vozmediano, en busca del 
discreto español que, en el campo moro, por una grave empresa, se hallaba 
disfrazado. Delante de la bella Arlaxa, del mismo Saavedra y otros circuns- 
tantes, refiere, que hallándose ya en estado de contraer matrimonio, varios 
caballera hablan hecho demandas ¿ nn hermano suyo, Joven de carácter 



orgulloso y Uránico, el cual no eontestó'fai^niblemebte á ninguna, fundán- 
dose en leyes causas; y aun se propasó- ooa uno é» ^les términos, que fué 
necesario que con la espada respondiese para sn desagravio. Interrumpida 
aqui la narración de Margarita, prosigue en otro Ingar'con las palabras que 
iCopiamos . textualmeiite, para que /vean nuestros lectores .en cuan seguro 
fundamento apoyamos nuestra conjetura: 

«Quedé» si mal no me acuerda. 
En una mala respuesta 
Que dio mi bizarro liermano 
A un caballero de prendas 1 
DI cual, por satisfacerse, , 
' . ' Buy mal herido íe deja, ' 
Ausentóse y fuese á Italia, 
Según después tuve nuevas. • 

Es muy probable que Cervantes conociese en Madrid á doña Catalina d;e 
Palacios» y que, como pobre y. sin o(,ras prendas que las de su corazón y. su 
espíritu» el atreverse á demandarla por esposa, fuese, un paso harto osado á 
los ojos de su hermano, que bajo el punto de vista de intereses, habria ya 
rechazado proposiciones más ventajosas. Cervantes, aunque pobre, celoso 
de su dignidad é indignado 4e\ desprecio eon que se le trataba, no siendo 
hombre de sufrir cara á cara una afrenta de tal género, sin que su espíritu 
caballeresco le moviese á buscar ei inmediato desaghivio en la punta de su 
acero, pudo muy bien haberle respotídldo cotí este duro lenguaje; y deses- 
perado luego de la buena ^l|da de sus aflH)rosos «andamientos, ó temiendo 
la venganza del ofendido, le fué conveniente ausentarse á u>da prisa de Es* 
paña. Este amor contrariado,, esta pasidn tanto más viva cuanto mayoreseran 
los obstáculos, aumentada en la ausencia como es propiO'de las pasiones 
intensas, subsistió en su pecho, y eníendr6 el poema de la Galatea; acaso 
manera de obligar á su dama á que, quitando los ojos de su pobreza, los 
Ojase easu constancia: fineza de enamorado á que raras veces deja de ser 
sensible el corjizon de la miyer:— «yo no tengo riquesas, pero sé cantarte y * 
celebrar tu hermosura y hacerte eterna en la lengua del amor, que es la 
poesía.*. Al buen resultado de sus deseosa su vuelta á España, pudo contri* 
buir el consejo de su guardador, c(^o Cervantes mismo lo expresa en la 
citada comedia, en. la que,. siguiendo Margarita su narraeion, dice estampa* 
labras: — . « 

Dejóme un viejo mj padre 

Hidalgo, y de intención buena. 

Con el cual me aconsejase 

En mis burlas y en mis veras. 

Comuniquéle mi intento. 

Respondióme, que él quisiera 

Que el caballero que tuvo 

Con mi hermano la pendencia. 

Fuera aquél que me alcanzara 

Por su legítima prenda; 

Porque eran tales las suyas. 

Que por extremos se cuentan. . 

Pintómele tan galán, 

Tlíin gallardo en paz y en guerra. 

Que en relación vi pn Adonis, 

Y á otro Mfirte vi en la tierra, . . 



D^o que tu discTMloii 
Igualaba con sus faenas: 
. Puesto que valieuie y sabio 
* Barss veces se conciertan.» 

Conviene tanto esta narración con la posibilidad de que la pintura del 
protagonista sea la propia pintura de Cervantes, que tal vez este suceso en- 
tra en la parte de las verdades que se propuso referir nuestro autor en esta 
producción dramática. Esta fué, por otra ¿arte, una délas que escribió y no 
se representaron, y aún quizás no tuvo ánimo de dar á la estampa, y por 
esto, con más libertad, pudo bacer indicaciones de si mismo. 

Al cabo de tiempo, las vio y examinó, y bailó que no eran tan malas 
que no pudiesen ver la luz pública. Gomo referente á bechos militares, en 
cuya narración elogia el valor de nuestros héroes españoles en las guerras 
y conquistas emprendidas en aquella época; y al mismo tiempo, como me- 
dio indirecto de recordar sus méritos, quiso xfue pasasen al dominio del pú- 
blico de igual manera que otros que en sus varias obras dejó consignados: 
inútiles llamativos y despertadores del letargo en que yacian los que pudie- 
ron recompensarle. De ser esto una verdad, nos da testimonio el fin de )a 
pieza, en la que, dirigiéndose el gracioso Buitrago á los espectadores, dice: 

<No haya mas, que liega el tiempo 
De dar fin á esta comedia: 
Cuyo principal intento 
Ha sido, mezclar verdades 
Con fabulosos inventos. > 

Ahora bien, lo fabuloso en el punto que tratamos puede ser simplemente 
el viaje de Margarita á Oran. Veamos lo verdadero: Cervantes casó con doña 
Catalina Palacios y Vozmediano, de vuelta de su cautiverio, después de ce- 
lebrarla en un poema compuesto, por confesión propia, en los años de su 
Juventud. La dama de la comedia se llama Margarlte, nombre bien asonan- 
tado con Catalina. La esposa de Cervantes era huérfana ^de padre y estaba 
bajo la custodia de un tío suyo llamado D. Francisco Salazar y Vozmediano; 
y el tutor que acompañaba á Margaiita tiene por nombre Vozmediano. El 
amante á quien busca, se ausentó de España de resaltas de un lance de ho- 
nor con su hermano, pasó á Italia, se halla en guerra contra moros, es va- 
liente y discreto y se llama Saavedra, ^or qué no ha de ser este Saavedra 
Cervantes á quien ocurrió este incidente en amores, tan propio y natural 
vista su poca hacienda y su mucho valor? Parécenos más. sostenible y fun- 
dada esta conjetura, que todas las que se han hecho hasta ahora, para mo- 
tivar el viaje de Cervantes á Italia.* Al menos, todas son suposiciones de los 
biógrafos, sin ningún apoyo, sin ninguna confirmación que las saque de la 
categoría de problemáticas; al paso que la nuestra está fundada en un do- 
cumento debido á nuestro Ingenio , de quien se sabe que acostumbró á in- 
tercalar en sus novelas algunos sucesos propios. Creemos, pues, que debe 
introducirse esta akeraclon ó enmienda en la biografía de Cervantes, para 
motivar su salida de España; hasta ahora suceso aislado y isin relación á 
antecedente alguno; suceso inexplicable é incomprensible, sin una causa tal, 
como la que deja traslucir, muy á las claras, en su comedia del Gallardo 
Español. 

Los estrechos limites de, un articulo no nos permiten extendemos como 
quisiéramos en este punto, pero creemos que lo dicho basta para llevar el 
convencimiento al ánimo de los lectores. N. D. Bbnjumba. 



MADRID.-Ofltttia tipogrifica d«l HMpieio.-iaSS. 



RÜH. 4. 15 DI rnoiO M 1860. aAO VU. 

boletín bíbliomáfico español 

t 

PERIÓDICO DE LA LIBRERÍA. IMPRENTA. GRABADO, LITOGRAFÍA. . 

ENCUADEKTIACION, PABniCAS T ALMACENES DE PAPEL TUÜSICA. 

REDIGTOR-IDITOR. BOX BiMISI» DIDALGO. * ' 

Todas las comunicación^ se dirígir&n á nombre de D. DIonUlo Hidalgo; 

Paseo del Obelisco, niím* 40, CIIAN&ERI (Madrid), 

en donde estin la redacción, administración y venta de los tamos publicados. 

Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo interior. 



Sefüblica el 1.* y 15 de cada mes.— Se suscribe en todas las librerías del reino. 

PsECio: 40 rs: al año en Madrid.^ÁA eu las /)rortiictai.~50 6 60 en el extranjero | 
VUramar, según que baya ó no convenio postal. —Se admiten avisos y comunicados para 
el BoLBTiK 0B ákcücios & precios económicos y convencionales. 

Los Sbbs. Mota t Plaza se EMgAncAH de compiae t bemitib i provincias todas las 

OBIAS AKUNCIADAS E1I EL BoLETlN T CUALBSQUIBBA OTEAS QUE SE DESBER, COR EL AUMBRTO DB 
BR ^ POB 100 POB BAZOR DE LOS GASTOS DE FBARQLEO. 



PtBLlCAClONES MUEVAS. 



ib6. Almanaque del Diario de Barcelona para el año 1866. Año IX. 
Barcelona, i865, imp'. del Diario de Barcelona, Madrid, lib. de Duran. En 8.* 
mayor, 248 páginas y XVI en papel de color para los anupcios. 6 

157. Almanaque militar español del Príncipe de Asturias para 1866. 
Año I. Madrid, 4865, imp. de E. Miuro. lib. de Duran. En 8.% 428 páginas 
con el retrato del Principe. 2 

458. Ancora de salvación, ó devocionario que suministra á los fieles co- 
piosos medios para caminar á la perfección, y á los párrocos fundantes re- 
corsos para santificar la parroquia. Por el R. P. José Macb, de la Compañía 
de Jesús. Decimaqulnta edición. Con aprobación del Ordinario. Barcelona, 
1866. Imp« de F. Rosal, editor. Madrid, lib. de Olamendi. En 46.% IV-672 pá- 
ginas con una lámina en acero y grabados en madera. 6 

459. Ancora del cristiano. Manual que suminisira á los párrocos abnn- 
dantos medios para saniificar la parroquia y guia para 'conducir á los fieles 
por el camino de la verdadera perfección. Por P. Remardo de la Cruz. Con 
aprobación del Ordinario. Barcelona, 48C6 (sin imprenta), lib. española de 
Llorens« bermanos, editores. En 40.% 616 páginas con 40 láminas en madera, 
una 'en acero y algunas viñetas. 

460. Riografia de D. Pedro de la Hoz. Escrita por José Mirla Garulla. 
Madrid, 4866, iup. de La Esperanza, á cargo de A. Pérez Dubrull, lib. de 
Duran. En 4.* mayor, 68 páginas coa el retrato de D; Pedro. 6 

464. Calendario de loa vinos, ó instrucciones acerca délos trabajos que de- 
ben ejecutarse n^ensuaUnente para la conservación y mejora de los vinos, 
sean viejos ó ua^o^^ y i^emonta de los, malieados, para nao de los propietar 



' f :» 



^W li- 



rios de viñedos, traUntes en vinos, catadores, toneleros, bodegoneros y re- 
posteros. Por M. F.— -V. Lebeuf, fabricante de preparaciones onológicas y 
* miembro de v6rias sociedades Igrícolas y man^áctálreras. Traducido det 
francés pof J. G. y de G. B^ceiAna, I6ái, ifnp. y lib. He J. Oliveres, Mitof . 
En 8.** mayor, 128 páginas. * 6 

Biblioteca de ciencias, artes y oficios. 

i62. Delirios de la razón. Comedia original en tres actos y en verso* 
por D. Segundo Blanco, para representarse en Madrid el aSío de 1866. Pin- 
to, 4866, imp. de G. Alhambra, Madrid, librerías de la V. é Hijos de Cuesta, 
y Moya y Plaza. En 4.** mayor^ 33 páginas. 4 

Biblioteca dramática. 

163. El Consultor bigiénico y mé<Hco de las madres de familia, que con- 
tiene: primero, los preceptos para la lactancia materna, por nodriza y ar- 
tificial* y para la conservación de la salud del niño desde su nacimiento has- 
ta después del destete; segundo, una exposición sucinta de las causas, de 
los síntomas, del <mrso y de la gravedad de las enfermedades de la niñez, 
con l/\ indicación de los auxilios domésticos á que la madre puede acu- 
dir antes de la llegada del médico. Por D. Carlos Ronquillo, Licenciado en 
medicina, vocal higienista de la junta de ensanche de Barcelona, sóclB cor- 
responsal de las Academias Médico-Quirúrgicas Matritense y de Genova, de la 
Real Academia de ciencias médicas y del Instituto de vacunación de Palermo, 
y de la sociedad frenopática italiana; socio honorario del Colegio de Farma- 
céuticos de Barcelona, y de la sociedad de Agricultura, Ciencias y Artes de 

. Poiigny, y miembro de otras corporaciones literarias. Barcelona, 1865, im- 
prenta de Ramírez y compañía, lib. de Baslinos. En 8.% 9i páginas. 6 

164. El Fuero de Aviles. Discurso leido en Junta pública de la Real Aca- 
demia Española para solemnizar el aniversario de su fundación. Por D. Au- 
reliano Fernandez-Guerra y Orbe.. Madrid, 1865, imp. Nacional, lib. de Du- 
ran. En 4.** mayor, IM92 páginas con 3 láminas. 20 

165. El pan nuestro de cada dia, que ofrece á sus queridos hijos los 
cristianos la más tierna de las madres María Santisima.— Devocionario com- 
pletísimo para todos los dias y épocas del año, inclusos el tiempo de advien- 
to, natividad, cuaresma, semana santa y pascua: Novenarios de la inmacula- 
da Concepción y d^ las santas almas, el mes de María y un sin número de 
otras prácticas piadosas, porD. Juan l)artí y Cantó, presbítero, Misionero apos- 
tólico. Con aprobación de la autoridad eclesiástica. Barcelona, 1866, im- 
prenta de Magriñá y Subirana, lib. de la V.deSubirana é Hijos. En 12.% 672 
páginas. 

t66. Guia 4el cristianismo. Devocionario que contiene varias prácticas re- 
ligiosas para casa y para la iglesia, ejercicio cotidiano y la semana Santa. 
Aprobado por la autoridad eclesiástica. Barcelona, 1865, imp. de L. Tasso, 
Llorens, hermanos, editores. En 16.*" mayor, 632 páginas con 6 láminas en 
acero. 

Edición en letra may gruesa. 

167. La jurisdicción real en su actual relación con las demás jurisdiccio- 
nes pritativas.r-Casos de fuero y de reforma en materia criminal, según las 
disposiciones vigentes y decisiones del Tribunal Supremo de Justicia. Por 
D. Manuel L. dfe Azcutia, Magistrado de Audiencia, Abogado fiscal de la de 
Madrid, Caballero de la Real y distinguida Orden de Cários III, de la espue- 
la de oro, individuo profesor de la Academia de Jurisprudencia y Legisla- 
ción de esta corte, de la de Reales Letras de Sevilla, autor premiado de di- 
ferentes obras literarias y científicas etc. Madrid, 1865, imp. de M. Rivade- 
neyra, lib. de Moya y Plaza. En 8.* mayor, Xll-394 páginas. u 

168. La MüsatE de César. Tragedia, por D. Vcaitura de la Vega, de la Real 
ktíííklUñk filote* Riptesenttdi en el teatro del PHn^dií^ eil Mbmt» 



delM6. Cuarta edición. Madrid, .1866, imp. de J. Rodríguez, librerías de la 
Y. é Hijos de Cuesta, j Moya y Plaza. En 8.* mayor, VlII-83 páginas. 8 

Admtnistmcioii Ürico-dramáiica. 

16B. La Toma de San Quintín. Drama original en tres actos y en prosa^ 
por D. José Ferreiro y Peralta, representado coi> grande aplauso en el tea- 
tro de Novedades la noche del 21 de Enero de 4806. Pinto, 1866, imp. de 
6. Alhambra; Madrid, librerías de la V. é Hijos de Cuesta, y Moya y Plaza. 
En 4.* mayor, 46 páginas. 4 

Biblioteca dramática. 

470. Ley de disenso paterno, respecto á los matrimonios de los menores 
de edad: comentada y explicada: con los formularios correspondientes para 
su mejor aplicación, y un apéndice comprensivo de las circulares de los Se- 
ñores Arzobispos y varias Reales ordeñes concernientes á la misma. Por don 
Norberto Santaren. Publieada en la Remsta general de legislación y jurispru- 
dencia, Madrid, 4866, imp. de la Revista de legislación, á cargo de J. Mora- 
les. Bd 4.% 458 páginas. 40 

474. Ley de enjuiciamiento civil de España é Islas de Cuba y Puerto-Rico» 
anotada con la jurisprudencia del Tribunal Supremo de Jasticia, desde su 
publiotcion basta 34 de Diciembre de 4865; enriquecida con los formularios 
generales para 'ejecutarla en el. Tribunal Supremo de Justicia, Heales Audien- 
cias, Juzgados de primera Instancia y de Paz. Por D. José Gonzalo de las 
Casas, Escribano de Cámara de Hi Excma. Audiencia territorial de Madrid, 
Notario de la corte y director de la Gaceta del Notariado Español, Parte pri- 
mera.— Ley y Jurisprudencia. Madrid, 4866, imp. de R. Campuzano, lib. de 
la V. é Hijos de Cuesta. Entrega 4.' por suscricion. 2 

Esta obra constará de un tomo en 4.*» y se publica por entregas de 40 páginas. 
Enciclopedia del Notariado moderno, publicada pOr el Centro notarial de Espafia, di- 
rigida por D. José Gonzalo de las Casas. Tomo I. 

472. Los Caballeros de la noche. Por Ponson de Terrail. Madrid, 4865, 
imp. de Las Noticias, lib. de duran. En 4." mayor, 400 páginas á dos co- 
lumnas. 8 

Biblioteca de Las Noticias. 

473. Los cüAnTETos del Conservatorio.— Breves consideraciones sobre la 
música clásica. Por D. José de Castro y Serrano. Madrid, 4866, imp. de T. 
Fortanet, lib. de Moya y Plata. En 16.*" mayor, 232 páginas. 8 

474. Los PUEBLOS y las leyes.-— Biblioteca del ciudadano. Colección comple- 
ta de las leyes que rigen en España, comentadas clara y sencillamente por 
varios jurisconsultos ylitcratos déla corte.Tomo 1.-— Constituciones de 4812.— 
4837. — I845.'--Leyes y Reales decretos vigentes sobre Capellanías, Patronatos 
y demás vinculaciones de carácter civil y eclesiástico.— Leyes, Reales decre- 
tos. Reales órdenes y circulares sobre desamortización, publicadas desde 4855 
basta la fecha, ilustradas con comentarios y anotaciones de la mayor impor- 
tancia. Yalladolid, 4866, imp. de F'. M. Perillán, lib. de F. Santaren; Madrid, 
librerías de la V. é Hijos de Cuesta, y Moya y Plaza .^ Entrega 1.* Preció de 
cada entrega, el que fija cada suscritor. 

Se publica por caademos de 8 páginas en folio. 

475. Luz divina. —Devocionario completo que contiene el ejercicio coti- 
diano, máximas de Santa Teresa, el ordinario de la misa, ejercicios para antes 
y despoéf'de la confesión y comunión. La' semana Santa, y otras oraciones de 
mecha utilidad para los fieles. Aprobado por la autoridad ecles¡|^tica. Bar- 
celona, 4865, imp. de L. Tasso, lib. españolado Llorens, hermanos, edito- 
res. En 46.*" mayor, 510 páginas con M laminasen acero y una iluminada. 

47tí. Maloitas sean las mujeres. Novela original, por D. Manuel Ibo Atfaro. 
Madrid, 4865, imp. y lib. de L. de P. Villaverde, editor; lib. de Duran 
£n 8.*, 344 páginas. 6 

BíMwMM «MietopéAtti. ^uáéa «égAMIa. hivíMth txoeñk y imfíím, Tmdü 411. 



--«- 



TÁRIEDADB8. 



Víctor Hugo. Se^n vemos en los periódicos extranjeros, el mundo lite- 
rario comienza á ocuparse de una nueva obra de Víctor Hugo, cuya apari- 
ción se aguarda con grande impaciencia. 

Les iravailleurs de la mer, que tal es ei título del libro aún inédito del 
autor de Nuestra Señora de París y Los Miserables, parece en efecto lla- 
mado á excitar más vivamente el interés del público que todos los que 
hasta ahora han brotado de su fecunda pluma. 

Asegúrase que en su última concepción el poeta vuelve á ser poeta, y 
saliendo del resbaladizo terreno de la política, se abandona á la musa que 
le dictó Las orientales y Los cantos del crepúsculo. El asunto se presta 
verdaderamente como ninguno otro á la brillante imaginación y al fascina- 
dor estilo del gran escritor franci^s. {Novedades.) 

Periódicos. La imprenta periódica de Francia, en 1.* de Enero de 1865, 
tenia 357 periódicos políticos: 63 en París y 274 en los departamentos. En 4.* 
de Euero de 4866 habla el mismo número de periódicos políticos en París; 
pero en los departamentos sólo era de 2C7. Los periódicos no políticos eran 
en 1/ de Enero de 1865 de 511 en París, y de 250 en los departamentos. En 
el mismo día de 18C6 había 703 en París, y 604 en los departamentos. (ídem,) 

APÉNDICE á la Biblioteconomia de Mr. Consíantin, escrito por D, Eugenio 
BoraOt individuo del Cuerpo de Archiveros-Bibliotecarios. 



(GontiDoaeion.— Véase el niíiin. 1.*de este afio.) 

S^n Hilario, en el siglo V, echó los fundamentos de la biblioteca Vatica- 
na, estableciendo, dos en San Juan de Letran, una de las cuales debia des- 
tinarse á los archivos (V. Roma, la descripción áe Bibüotecas extranjeras mo- 
dernas). Del mismo siglo parece que data la fnndaeion de ana biblioteca en la 
Iglesia de Toledo, y en él existían muchas particulares en la Galla, siendo 
dignas de mención la de Loup en Peri^ueux, la del cónsul Magno en Nar- 
bona, la de Rurice Obispo de Limoges, y la de Toriarce Ferreol en Prusia- 
no (esta se dividió en tres partes: nna para las mujeres, otra para los liUra- . 
tos, y la tercera para las demás personas). 

En el siglo VI fundó San Benito el Monasterio de Monte-Cassino (Ñápeles), 
que tuvo nna de las mejores bibliotecas de la Edad Media. También fué muy 
rica la del Monasterio dé Fleury en el Orleanesado (558 á 567 anos después 
de l.-G.), debiendo tal abundancia de libros á las dádivas que por obliga^ 
clon tenian que hacerle los Prioratos, subordinados al Convento, asi como 
los polares. Cada uno de éstos debia regalar dos volúmenes al concluir 
sus est^dios, y hubo época en que se contaron 5.000 estudiantes en Fleury. 
Por ahí puede calcularse la riqueza de obras que «tendría esta biblioteca; 
pero algunas fueron extraídas por ei Cardenal Odet de Chantillón, y las res- • 
tantés fueron quemadas poí* los Calvinistas en 1562. 

Cítanse en dicho siglo algunas bibliotecas de Francia Central, que vivían 
de ofrendas religiosas de libros, muy usadas ya entre paganos; y ia de San 
Ma«tf icio de^gaune en Valois (518); y sobre todo la l^risiense de San Germán 
de los Prados {é de Santa Cruz y S^ Vicente), la cual perdió en un incendio 
muchos volúmenes, y entre ellos un ri«o salteiio,^ escrito con letras de >i>ro 
sobre vitela purpurada, que se supone había sido de uso particular de lus« 
tino I (518 á 527). 



— 45 — 

En el siglo VII fundóse por San Colnmt)ano la gran biblioteca del Conven- 
to de Bobbix eu Cerdeña (613), la cual ha suministrado una gran parte de 
los palimpsestos, examinados recientemente. En España el celo de Ghindas- 
wíDto (642 á 652) allegaba buena copia de códices, que cuidaba de purificar 
con auxilio de los más ilustres Prelados, y aun del Sumo Pontífice. 

Cítase la biblioteca Española del conde Lorenzo, que pereció en este si- 
glo, y considérase como una de las primeras en nuestra Nación; hecho testi- 
ficado por un escritor del siglo XVII, dice uno de nuestros días: la que po- 
seía San Isidoro, debida al legado de Olimpio; y en apoyo de esta opinión, 
que Toledo era la Ciudad, que naturalmente debia guardar las actas de los 
Concilios, los libros de las Sagradas Escrituras, los escritos de San Euge- 
nio III, San Ildefonso, San Eladio, San Julián, San Leandro, San Isidoro, y 
otros Prelados. 

También fueron importantes las conventuales de España y principalmen- 
te la.Servitana, que se procuró en África la mayor parte de sus volúmenes: 
la AÍbedense, la Emilianense y la Vascona. Masdeu dice que debieron exis- 
tir, sin embargo, muchas otras en tiempo de los Godos, visto el afán de los 
españoles en adquirir libros d#todas partes: así Luciano Bélico enviaba seis 
copislas á Alejandría para que le trasladasen las obras de San Jerónimo; 
3hindaswinto comisionaba al Ob'ispo de Zaragoza Tajón para que procurase 
allí el complemento de Los morales de San Gregorio; Receswinto repetía cartas 
á San Braulio, para que le enviase copia de sus escritos; San Braulio iba so- 
licito en busca d& los Comentos al Apocalipsis de Aprincio y de otras obras; 
San Fructuoso pedia á cualquier precio las obras de San Casiano; San Lean- 
dro suspiraba por los libros de San Gregorio el Magno, que pidió á S.' S., en 
carta directa, Liciniano, obispo de Cartagena. 

Menciónanse como las mejores bibliotecas del siglo VIII la del Convento 
Alemán de Fulda (744), y las de los Franceses de Tours (740), Fontene- 
lle (756) y San Dionisio (784). Para el engrandecimiento de la segunda, que 
poseía 31 volúmenes^ compuestos por el Abad San Angesildo, recibió San 
Vadville del Papa algunos volúmenes, pues Roma, Bobbio y Monte-Cassino 
tenían la porción mejor de manuscritos. 

En el siglo VIH fué notable la biblioteca del Convento Benedictino de 
Pmm, fundado en 721, y que fué quizá el más floreciente de Alemania en 
la Edad Media: los P. P. D. D, Martenne y Durand encontraron allí muchos 
, manuscritos preciosos, y entre ellos un texto de los Evangelios, con las prime- 
ras líneas en letras unciales de oro, así como la Crónica de Reginon, algo 
discrepante de las impresas, y el libro de los censos, escrito por el Abad Ce- 
sarlo, quien después de haber gobernado con edificación el Monasterio, re- 
nunció á su dignidad, y se retiró al Convento de Valle-San Pedro (hoy Eis- 
terbach) para hacer alliausterísima penitencia hasta que terminaran sus diajs. 
Podemos referir á este siglo las bibliotecas monásticas francesas de Pontivy, 
Lisieux y Ferriéres (esta última fundada por Clovis I), y la benedictina de 
Korvey (Prusia), á la cual debia llevar un libro cada novicio y una crónica 
cada convento sujeto á su jurisdicción, logrando así reunir «na ^bliotéca 
que contenia las obras de Cúrelo, César, Columela, Juvenal , Higinío (trata- 
do de astronomía), Lucano (del que habla dos ejemplares .y un comentario) 
. Lucrecio, Macrobio, Marcial, Ovidio, Pollion, Persio, Séneca, Stacio, Teren- 
cío, Prisciano (8 lib. de Comentarios á Virgilio), Virgilio (quintuplicado), y 
Valerio Máximo, con un Virorum üliistrium liber^ que quizá es el mismo «De 
viris illustribus urbis Rorase» de Aurelio Víctor. También Carfo-Magno (768- 
814) reunía libros en Aquisgran (Aixja-Chapelle) (i) y Alcuino desde San 
Martin mandaba por códices á Yorck (ciudad que tenía entonces una preciosa 



(i) El foñdó la biblioteca de S. Galo (Rada j I^elgado, Md8<so ünÍTersal. afio IX, n^m. 9). 



— 44 — 

biblioteca, y entre sus libros los del filósofo Aristóteles y los de muchos au- 
tores eclesiásticos y paganos) (^), y corregla los textos con aquel ardor natu- 
ral en quien tenia por opus egregium el dedicarse á la copia esmerada de li- 
bros de religión: á la muerte de Gario-Maguo vendióse su biblioteca en favor 
de los pobres, y aunque ya se conocía otra en tiempo de Luis el Benigno 
(814-840), se desmembró en el de Carlos I el Calvo (840-877), pues ordenó este 
rey que se entregasen las dos terceras partes de libros al convento de San 
Dionisio. Los obispos, deseando, como los Concilios, disminuir la rudeza de 
la época, fundaban asimismo bibliotecas al par que estudios, pero necesaria- 
mente escasas y reducidas á copias de la Biblia, trabajos de Santos Padres y 
algún autor clásico, reuniendo difícilmente un millar de volúmenes la biblio- 
tecf más rica. Finalmente, en este siglo recibió la iglesia de Oviedo libros sa- 
grados (etiam divinse pagin» piurimus) de mano de Alfonso III (866-910) y el 
bistoriádor Wakidy se formaba en Oriente una biblioteca haciendo trasportar 
volúmenes con 420 camellos. 

En el siglo X es digna de mención la biblioteca de Bernardo de Hilde- 
sheim, maestro del emperador de Alemania ^on III (996-1002), y sobre todo 
las cluniacenses con que Bernon trató de of^ner á la perversidad del siglo 
la sabiduría verdadera, inseparable de la virtud. Jerberto (930-1003) trató 
por su parte de reunir muchos de los buenos libros que andaban esparcidos 
por Italia, según decía, pero este mismo afán en buscar volúmenes y la difi- 
cultad de alcanzarlos demuestra los escasos que eran en aquella época. Efec- 
tivamente, Paulo I (757-767) no pudo enviar á Pipino doá siglos antes más 
que un antifonario, un responsorio, un tratado de Aristóteles, y los libros 
en griego de Dionisio Areopagita. En Andalucía era en donde se multiplica- 
ban las bibliotecas como signos de su prosperidad literaria, y también Ybn 
Abbad, visir de Persia, hacia trasportar en cabellos ciento diez y siete vo- 
lúmenes para la que habla formado en su reino. 

Comienzan en el siglo XI las Universidades que, teniéndolas anexas, ha- 
blan de aumentar necesariamente el número de las bibliotecas. En Córdoba 
descollaba, entre otras sesenta y nueve, la de Meruan, creada y catalogada 
por Alhakem II y rica de 60.000 volúmenes, logrados merced á la diligencia 
de varios comisionados que tenia el califa español en Siria, en Persia, en 
Egipto y en toda el África. También hubo algunas conventuales célebres en 
el siglo XI, y principalmente la de Gembloux en Bélgica, la de Bec 
en Normandia y la de Pomposa cerca de Rávena. La de Bec, fundada en 1077, 
obtuvo en 1164 los libros (de jurisprudencia, matemáticas y música) que ha- 
blan pertenecido á Felipe de Arcowt, obispo de Bayeux: antes poseía muchos 
de historia patria, el Itinerario de Jerusalen por Foucher, la Historia de la 
conquista de Jerusalen por Baudry y las obras de Justino, Paladio, Vejecio, 
Macrobio, Cutropio, Quintiliano, Suetonio, Séneca y el De oflciis y Filípi- 
cas del príncipe de la elocuencia romana. \ín el Cayro también habla una 
selecta biblioteca de 6.0OO volúmenes de filosofía y matemáticas (1044), en 
que se conservaban dos esferas de las cuales una era de plata y tasada en 
5.000 d^lones: la última biblioteca que tuvieron los califas fatlmitas en el 
Cayro constaba (dicese) de 1.100.000 volúmenes, cifra que creo tan exagera- 
da como las otras referentes á las bibliotecas arábigas. 

Parece que en el siglo XII se debió á la ilustración dé los emperadores 
Commenos de Oriente, la conservación de los manuscritos escapados del furor 
de los bárbaros é iconoclastas, y su distribución por los conventos de las is- 
las del Archipiélago y del monte Athos. En efecto, los monasterios orienta- 
les poseían sus 'librerías, siendo notaffles en aquel siglo las deSanahin, Hal- 

(1) Véase la descripción de todos los libros de esta biblioteca en versos latinos: de 
Pontif. et sanctis. Eborac. Ecdes. v. 1535, sq. 



baU Seban» Krad y Lázaro en la gran Armenia.— Los cruzados Incendiaron 
en 1109 la biblioteca de la Academia de Trípoli que constaba de unos 100.000 
cuerpos, y en li83 regaló Saladíno & su secretario la de Amid en Mesopota- 
mia, compuesta (dicese) de 140.000 volúmenes. Algunas conventuales eran 
sumamente notables en este siglo y á él creo debemos referir las del monas- 
terio de San Miguel en Luneburgo (Hannover) y las inglesas de Croydon y We- 
remoulh (Nortbumberland) (4) en la última de tas cuales fueron destruidos por 
un incendio 3.000 volúmenes á últimos del siglo Xll. La mayor parte de ios 
manuscritos lo fueron por los monjes mismos: los regulares de San Agustín 
tenían esta por una de sus principales ocupaciones, pues los libreros y es- 
cribientes públicos no se conocieron hasta la fundación de las Universida- 
des en el siglo XII (2), y en Massau estableció el abad Guillermo un scrip- 
tw^um en el que doce benedictinos (inspeccionados por un superior) se 
dedicaban iucesanten^ente á copiar manuscritos para la biblioteca del con- 
cento, y para enajenarlos á las personas estudiosas que los deseaban: asi 
desde el siglo iX al XIV salieron de tales monasterios una multitud de 
leyendas, anales y crónicas que han sido las fuentes de la historia eclesiástica 
y civil de aquellas épocas (5). 

Del siglo Xill data la fundación de las dos primeras Universidades>de 
España, debidas ¿i Don Alfonso iX de Castilla; pero si bien tuvieron biblioteca 
no creo que ésta se estableciera en virtud de la ley XI, tlt. XXXI, Part. 2, pues 
las disposiciones tomadas en ella respecto de los Estacionarios parece más 
bien referirse á los prestamistas ó logaüores de libros; sin embargo, y por si 
andamos equivocados, trascribimos por nota la ley, que pueden interpretar 
de diverso modo los lectores si lo creen más acertado (4). En Francia, que- 
riendo imitar San Luis al emir de Siria, que habla coleccionado algunos vo- 
lúmenes, mandó copiar cuantos manuscritos pudieran encontrarse en los mo- 
nasterios, y logró así reunir unos 1.200, que puso bajo la custodia de Vicente 
de Beauvais y se distribuyeron á la nuierte del rey entre los franciscanos de 
la corte, los dominicos de París y Gompiegné, y los cistercienses de la aba- 
día de Royaumont, fundada en 1227 y frecuentada en vida por el santo mo- 
narca. No tuvo mejor suerte la librería formada por Felipe IV el hermoso 
(1285-1514), pero Carlos V (1564-1580), protector de las letras y por cuyo 
mandado tradujo Nicolás Oresmo la Biblia, (queleia el rey por completo todos 
los años) trató de reunir algunos volúmenes, á pesar de la penuria en que 
habian dejado al erario las guerras con los ingleses; no impidiendo ésta el 
que se diesen 4.000 francos de oro anuales á Raoul de Presles por haber tra- 
ducido La ciudad de Dios, de San Agustín, ni que se croase la primera bi- 
blioteca pública de París en dos pisos de la torfe del Louvre, con misales y 
salterios y con algunos libros profanos, aunque muy pocos clásicos. Constaba 
de 900 volúmenes, casi todos adornados de buenas miniatura.s y encuader- 
nados en terciopelo ó becerro, pero fué dilapidada en tiempo de Carlos VI 
(1580-1422) por los cortesanos y tíos del monarca, y los ingleses la compra- 
ron en 1429 por unos 115.000 reales, que se emplearon en erigir un mauso- 
fi 

(i) Lingard. AntiquHés. 

(2) Gcrm. De laude scriplarum. 

(5) Eocyclop. mSd.— Benedictins. 

(4) « Estacionarios ha meucsier qae aya en todo Estudio general para ser complido; 
qae tenga en sos estaciones buenos libros^ e legibles, e verdaderos de texto, e de glosa; 
que los loguen á los Escolares^ para fazer por ellos libros de nuevo, ó para emendar 
los que tovteren escritos... otrosí dcue apy^ciarle cl Rector, con consejo del estudio, 
qaanto dene recebir el EsUcionario por cada quadcrno que prestare á los Escolares para 
escreuir, 6 para emendar sus libros. Edeue otrosí recebir buenos fiadores del, qoe guar- 
dara bien 6 lealmente iodos los libros, qae á el fueren dados para uender, qae non íara 
eofi^fio aingaao.» 



leo k CMos VI y á SQ incontinente mujéf Isabel de Bariera: \oi restos de la 
biblioteca recobráronse posteriormente de los ingleses por Luis XI (1461-1485) 
y por sus sucesores al precio de 2.420 escudos próximamente. Las demás bi- 
bliotecas notables del siglo XIII fueron la swbonense (que en 1292 tenia 1.000 
volúmenes), la deS. Viotor(en la Isla de Francia, cuyo catálogo seconservaen 
la biblioteca de Richelleu), la de la abadia de San Vicente en Laon (que tenia 
11.000 Yolúmenes, según se dice, en 1370), la de Perusa y la del vasto mo- 
nasterio de Glastonbery, que era la mejor de Inglaterra y poseia únicamen- 
te, sin embarco, 400 volúmenes, entre ellos un T. Livio, un Salustio, un Vir- 
gilio, un Lueano y un Glaudiano. 

No ^ebia ser muy próspero el estado de las bibliotecas en el siglo si- 
guiente, supuesto que yacian en sótanos húmedos los autores clásicos, 
algunos desconocidos boy, ó bien se hallaban empolvados y mutilados en las* 
bibliotecas de los conventos, como los vio Boccacio (1513-1375) en Monte Ca- 
sino. Y á consecuencia sin duda de la escasez de copias debida al desprecio 
en que se tenian los libros, asi como á lo buscados que eran los clásicos en 
aquella época de renacimiento de las letras, vendíanse los volúmenes á muy 
alto precio, de tal modo, que Antonio Panormita (11^94-1471) tuvo que des- 
prenderse de un.a finca para adquirir copia de las décadas de Tito Livio. Tal 
escasez provocaba esfuerzos admirables de parte de los eruditos: 9si Nicoli 
de Florencia corregía y copiaba de su mano las obras, y el brisiano Andrés de 
Ochis llevaba su entusiasmo hasta el punto de asegurar que, por adquirir 
obras nuevas, venderla sus bienes y hasta á su mujer y aún á si mismo. Ri- 
cardo de Aungerville (1281-1345) se hizo famoso en Inglaterra como rebus- 
cador de manuscritos, y Coluccio Salutato (1330-1406) propuso que se forma- 
sen bibliotecas públicas con objeto de impedir la mutilación y aun destruc- 
ción de los códices. Se fundó alguna, según j)arece, pero los particulares* 
eran entonces quienes más se afanaban en recoger elási.cos para sus librerías, 
y hasta la veneciana de San Marcos, que data del siglo XIV, no era sino la que 

• habla pertenecido como privada á Francisco Petrarca. 

No menos escasos eran los libros á principio del siglo XV, que habla de 
reproducirlos de un modo tan pasmoso. Cuéntase que el presbítero Enrique 
de Beda dispuso por testamento que colocasen su breviario en una jaula de 
hierro, adherida á la columna más iluminada de San Juan delaBoucherie,para 
que sin que hubiera temor de extracción, pudieran rezar en él los eclesiásti- 
cos, tomándose determinación semejante en las iglesias de San Severino de 
París, de Burdeos, de Senlis, de Laon y de otras ciudades. Sin embargo, men- 

* clónase, aunque más por lo elegante que por lo rica, la biblioteca francesa 
de la casa Orleans, trasladada de Blois á Saumur y después á la Rochela. 
El catálogo que de ella formó Juan de Tuillieres demuestra que no habia 
ningún libro griego, ni más latinos que Terencio, Virgilio, Valerio Máximo y 
Juvenal; siendo de igual índole la biblioteca de los duques de Borgoña, fun- 
dada por Felipe III el Atrevido (1363-1404) y por Cáríos el Temerario (1467- 
1477) con libros en su mayor parte de piedad y recreo. Pero este mismo siglo 
fué testigo de una gran actividad literaria: la terminación de la reconquis- 
ta, la invención de la imprenta y él entusiasmo literario que subsiguió 
entre los eruditos, vinieron á multiplicar los libros en nuestra patria, 
debiéndose en gran parte á los esfuerzos de Lebrija (1444-1522) 
que al volver de Bolonia intentó facilitar el estudio de los clásicos con la 
publicación de algunas de sus obras, siendo en España el propagador de ta- 
les estudios que acababan de renacer vigorosamente en Italia y en Alemania. 
La invención de la tipografía excitó poí otra parte al rebusco de los clásicos 
que aparecían casi siempre en las bibliotecas monásticas. Erasmo descubrió 
(cerca de Spira) el Senecm ludus y los Comentarios sobre los salmos, y Juan 
Sitchard el Código Teodosiano: Simón Gryneo halló en San Galo i«s cíaei» 



-47-- 

NlMroe tltímofi de T. Litio (4531); el ^oggto (en Constanta) las obras de As* 
canío PadiaDo, Y. Flacco, Ammiano Marcelino y loa tratados De finilms y De 
¡egíhis; Luis Moténlco (en Prancla) los diez Itbros de las Epistoku de Plinto 
y el Panegerice de Trajano, los cuales fueron impresos en Italia por Aldo 
Ifatiuclo. En Bée se descubrieron los Aforigmos de Hipócrates; en Gorvey, 
sobre el Weser (Prusia), los cinco primeros libros de los Anales, de Tácito. 
Las InMtueiones de Qulntiliano pasaron á Italia desde una pescadería fran- 
cesa donde las tío el Poggio, y de alli á Zurich, cuya biblioteca las conserva 
al presente. Finalmente, los benedictinos 4e Subbiaco hicieron imprimir según 
sus oódices las Epístolas de Cicerón y el De Bffidi y De oratore (1467), des- 
pués las FUipicas (1470), y últimamente (1471), todas las obras del principe 
de la elocuencia romana. La prosperidad de las bibliotecas debia crecer al 
doi&pás de esos esfuerzos literario^, y sobre todo merced á la multiplicación 
de los volúmenes por el medio rápido que acababa de ser inventado. La lau- 
retana se formó con la del padre de la patria Cosme de Médicis, y á él se 
deben también las de los conventos de Monte Fiesola y San Marcos de los 
dominicos, erigidos por él con otros muchos: este ilustre miembro de la fa- 
milia Médicis, protector de los literatos y amparo de los griegos emigrados 
de Constantinopla, pedia á sus corresponsales que le remitieran no solamente 
mercancías sino códices. Ñapóles debió una selecta biblioteca, y sobre todo 
su restauración literaria, á nuestro* Alfonso V rey de Aragón (1416-1458). 
Escocia la de San Andrés al obispo Wardlaw (1411), y Viena la imperial á Fe- 
derioo IH (149S). En España tenia biblioteca privada la reina católica (1) y 
también D. Enrique de Villena; está compuesta por lo menos de cien libros 
que el rey ó su confesor mahdaroo quemar «como mágicos é de artes no 
cumplideras de leer.» Desgraciadamente perecieron también, á consecuencia 
de preocupaciones religiosas, muchos de los códices árabes que conserva- 
ban Córdoba, Granada, Valencia y Sevilla (en cincuenta á setenta bibliote- 
cas), algunas de las cuales constaban (dfcese) de den mil volúmenes. Tor- 
qaemada quemó hasta 6.000 códices árabes, restos sin duda de las antiguas 
femosisimas bibliotecas de Andalucía. 

Datan del siglo XVI los más suntuosos ediíioios para biblioteca, y aque- 
lla época de gran esplendor para las artes y letras ocupó á las unas en pro- 
vecbO de las btras, y asi á los mejores arquitectos en la construcción de sitios 
que contuviesen todos los productos de la ciencia revelada, ó del ingenio hu- 
mano. Ya, pues, Sansovino dirige la biblioteca venusina de San Marcos, uno 
de los más acabados edificios modernos; ya Fabio Magnone la milanesa Am- 
brosiana, de extraordinaria magniflceneia; ya Fontana en Roma la suntuosa del 
Vaticano; ya Toledo y Herrera las dos escurialenses, adornada la una por 
losé Flecha, Peregrin y Carducho con preciosísimos entalles de maderas y 
con admirables pinturas. No se atendía menos al aumento de las riquezas 
literarias, procurando satisfacer á la erudición la prodigiosa y desinteresada 
actividad de todos los impresores. Así, vemos á Sixto V enriquecer la bi- 
blioteca pontificia, á Isabel de Inglaterra cercarse por todas partes de libros, 
á Gustavo Wasa fundar una biblioteca, y á Vicente Pinelll formarse una pri- 
vada con cuantas obras se publicaban entonces. Esta última fué mutilada por 
unos corsarios á Ig muerte de su poseedor, salvándose únicamente los que se 
conservan actualmente en la biblioteca ambrosiana, merced á los esfuerzos 
del cardenal Borromeo. A la regia fi'ancesa, que habla enriquecido Car- 
los VIII (1483-1498) con la biblioteca napolitana de Anjou (sig. XIV), agregó 
Luis Xn (1498-1515) la patavina de Galeas y los Estorci, obteniendo asi la 
mejor de aquellos tiempos; y Francia la más abundante colección de incu- 
nables que existe en toda Europa. Por otra parte la institución del Colegio 

(ij Como las de üítbnnó X 1f 9(faa H *éli léfe -di* «iglM «UéH<xriB4 



real excitaba al estudio de los idiomas hebreo y griego, que ha c(mtinaado 
ya posteriormente; cultivándose también otras lenguas orientales, y en es- 
pecial el árabe, á cuyo idioma dieron gran impulso los diccionarios de Sea- 
ligero (.4540-1609) y Golio (1599-1607) y la célebre gramática del holandés 
Tomás Erpenio (1584-1644). Todo ello enriquecía naturalmente á las biblio- 
tecas, desde el siglo XVI, con trabajos sobre las lenguas orientales» 
siendo considerable el número de manuscritos árabes, turcos y persas que 
en el siglo XVIll vinieron á formar parte de la biblioteca francesa. No me- 
nor actividad se notaba en el XVI entre nosotros, y es pna muestra de aque** 
Ha el afán qQe mostraba Hurtado de Mendoza (1505-1575) en procurarse cuantos 
códices existían, no limitándose á los clásicos, sino despachando comisiona- 
dos á Oriente para adquirir por medio de Solimstn algunos orientales, y de- 
biendo muchos griegos (según se dice) á haberlos exigido al sultán en re- 
compensa de la devolución de un joven prisionero. De tales causas procede 
la publicación de varias obras antiguas, entre ellas las del judio FlavioJose- 
fo, hecha por el historiador andaluz, siendo de mayor mérito los esfuerzos de 
este escritor en una época en que eran todavía tan escasos los libros, que 
Portugal carecía de los más indispensables, viéndose obligados los estudian- 
tes en el siglo XVI á tomar alquilados les de texto» según aparece de la 
relación de dos embajadores venecianos contemporáneos. Los católicos, sin 
embargo, no sabemos que destruyesea las riquezas literarias de que ya 
eran poseedores, pero los protestantes, renovando el dilema de Omar 
«destruían todos los códices y pergaminos de la biblioteca de Cluny, diciendo 
que eran libros de misa^» y proclamaban por medio del anabaptista Roth- 
man «que la Biblia era el único libro necesario, y que se debian 
quemar los demás como inútiles y peligrosos,» lo cual hizo que se prendiese 
fuego á la biblioteca de Rodulfo Lange, compjiesta de manuscritos griegos y 
latinos (1). Y no se crea que tales hechos fuesen, como en Torquemada, pecu- 
liares de un individuo, pero desechados por el partido religioso á quien repre- 
sentaba, pues en cuantos puntos apareció la reforma, en otros tantos volvie- 
ron á renovarse devastaciones semejantes: en Inglaterra «vendiéronse pre- 
"ciosos manuscitos á los tenderos y se enviaron otros por vil precio á países 
■extrafios... Los que apostataban de los conventos robaron también y disper» 
■saron grandísimo número de otros códices y obras preciosas > y durante ia 
revolución francesa (17 Diciembre 1791) «se incendió una biblioteca de 100.000 
•volúmenes impresos y manuscritos en el Puy de Velay á presencia de dos 
•concejales, y después de decir fio9 queda la Constitución que vale más que 
•todos esos libróles^ acusarpn de dicho incendio á los clérigos (2). > Mientras 
tanto el adversario más intransigente del protestantismo gastaba sumas in- 
mensas en la adquisición de preciosos libros, y fundaba en nuestra España 
una de las primeras bibliotecas del mundo (1563), Antonio Agustín formaba 
también (principalmente con obras griegas y latinas) la más notable bibliote- 
ca privada de su época, erigíase la Colombina de Sevilla, y recibían fomento 
las universitarias y sobre todo la Complutense. Entre las restantes célebres 
del siglo mencionaré la de Oxford, fundada y enriquecida por Ricardo de 
Bury, y acrecentada por Tomás Bodley (1597); la de Leyden, creada por Gui- 
llermo I (1575 á 1586); la de Munich, fundada por Alberto, V (1550-1579); la 
de Dresde, debida al elector Angusto (1550), y la de Gínebr^^ fundada por 
Francisco de Bonnivard (1551). (Se continuará.) 



(1) Beza-Catron (Canlu, III, 268). 

(2) Gaiiiou. Paralelo de las revolucione». P. 2.* Cuadro 2." Párrafo 9. 



MADRID. -OAcioa (ipográflca dd Bospicio.— 1866. 



RUH. 5. I.* DI ifAHio DI laee. aHo vn. 

BOLETIPI BIBLIOÜRáFICO ESPAll. 

PIRIOBICO Di LA LIBRSRIi IMPRENTA. GRABADO, LITOORATUL 

BMCUADEBNACIOIft FABRICAS T ALMACENES DE PAPEL T MOSIGA. 

imcm-niTOK, m iioiisio iidako. 

Todas las comanicaciones se dirigirán á nombre de D. Dionisio Hidalgo, 

Paseo del Obelisco, nám. 40, CIIANBERl (Madrid), 

en donde están la redacción, administración y venta de los tomos publicados. 

Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo interior. 



Sepnblica el 1/ y 15 de cada mes.— Se sascribe en todas lu librerías del reino. 

PiECio: 40 rs. al año eo Madrid,-^iA eo las proMiidat.— 50 6 60 en el estranjen y 
üítfwowr, según qae haya 6 no convenio postal.— Se admiten avisos y comanicados para 
•I BourriR sb Aüimcios á precios económicos y convencionales. 

Los Sags. Mota t Plaza sb ercabcak db compbab t behtib A raovncus todas uí 

OBBAS ARtniCUDAS Mñ BL BoLBTRI T COALBSOUIBBA OTBAS QDB SB DBSBBR, COR BL AVIBIlTO B 
BU SO »0a 100 POB BAZOR DB LOS GASTOS DB rBARQlBO. 



PUBLICACIONES NUEVAS. 

191. Billetes á la par, ó sea remedio eficaz contra el descuento que nos 
abruma.— Folleto, por un vago de Heal orden. Madrid, 1BG6, imp. de P. Mon- 
tero, lib. ^e la de V. é Hijos de Cuesta. En 4.^ 42 páginas. 4 

192. Candelas y los bandidos de Madrid. Novela original de D. Anto- 
nio Barcia del Canto. Tercera edición. Naiirid, li{6G, imp. de P. Gracia y 
Ofga; Manuel Rodri^ez. Klitor; librerías de Escribano, V é Hijos de Cues- 
ta. Moya y Plaza, Lope¿ y Duran. Entrega I." por suscríciqn Vs real. 

Esta obra constará de dos «tonos en 4.* con 20 Uminas, y se publica por «nlregu 
de 16 páginas. Toda la obra costará de 40 á 50 rs. 

flO.l. Catálogo provisional historial y razonado del -Museo Nacional de 
pinturas, formado de orden Xel Excmo. Sr. Ministro de Fomento. Marqués 
de la Vej^a de Armijo. Por D. Uregorio Cruzada Viilaamil (Sub-DIrector que 
fué del mismo Museo) Bfadril, 1.!G5, imp de .\1. Calíano, portería del Mu- 
seo, sita en el piso bajo del Ministerio de Fomento, y lib. de la V. é Hijos 
de Cuesta. En «.* mayor, Vlll-¿U8-LVI páginas. 10 

Laéi LVl üllímaft páginas contienen: Galería do cuadros contemporáneos pertenecien- 
tes ñ\ Museo Naeionat 

Ü^, Colección de las alocuciones consistoriales, encíclicas y demás le« 
tr.»^ apostólicas, cilad'as en la Encíclica, y en el Sillabus del U de Diciembre 
dcí tBiH. Con la traducción castellana hecba directamente del latín. Ma- 
drid, i8i;5, Imp. de Tej^ido, Hb. de (ilamendl. En 4.*, 710 páginas. 52 

495. Colección de las alocuciones consistoriales, cncidicas y demás le- 
tras Apostólicas de los Sob^Tanos Pontíticcs Clemente XII, Benedicto .\1V, 
Pió VI, Pío M», León XII, Cregorio XVI y Pió IX citadas en la Encíclica, 
y en el Sillabus de B de Diciembre de I8i''4, en latín y español. Para 
adorno y compleniento de esta obra vendrán añadidos, al Qn de la Uula 
InefcMU de 8 de Diciembre de i854: el Concordato celebrado entre la 



• , . -50 — 

# 

Santa Sede y el Gobierno Español de i6 de Mareo de 4855; el Plan de estu- 
dios eclesiásticos, y algún otro documento á él referente, si nos lo permiten 
los Hmlies de U obra. Bajo la dirección del muy ilustre Sr. Dr. D. Andrés 
Posa y Morera, Licenciado en Sagrada Teología, Bachiller en filosofía y Ca- 
nónigo lectoral de la Santa iglesia de Barcelona. El texto español será el 
mismo que hallaremos en Boletines diocesajios, y periódicos religiosos cen- 
surados por la autoridad eclesiástica: y de los documentos que en ellos fal- 
tase, será la traducción del R. Presbítero D. Ramón Tort, cura párroco de 
Gabá en el Obispado de Barcelona. Con licencia. Barcelona, 1865, imp. de J. 
Lorca, lib. de J. Roca yBros; Madrid, lib. de Olamendi. Entregas i/ á 14.' 
Precio de cada una en toda España. i 

CoDitará dé ñn tomo en é.*^ mayor, de anas 31 entregas de 16 páginas. 

196. Cruzada de la Purísima Virgen Maria para encender la verdadera 
caridad, quitar la blasfemia y la Indiferencia religiosa y. conservar la casti- 
dad de la juventud. Por el presbítero secular D. Juan Ramón Sancho y Ble- 
sa, beneficiado. Vicario de. Alcalá de la Selva, Obispado de Teruel. Idadrid, 
1865, imp. de La Esperanza, á cargo de A. Pérez Dubrull, lib. de 01amen<ll, 
En 8.% 11-144 páginas: 5 

197. Discurso leido en el paraninfo de la Universidad central por el pres- 
bítero D. Máximo de la Riva y de la Riva, en el acto solemne de recibir la in- 
vestiduim de Doctor en sagrada Teología. Madrid, 4866, imp. de E. Cuesta. 
Eki 4/ mayor, 28 páginas. 

Tema: La rápida propagación del cristianismo fué, pues, visiblemente obra da Dios. • 
No se vende. 

198. El Ejercito y el militarismo. Cuestión de actualidad por M. Sainz de 
los Terreros. Madrid, 1866, imp. de J. Fernandez, lib. de la V. é Hijos de 
GuesU. En 4.% 16 páginas. • 2 

199. El misterio de la redención. Romance por Leandro Tomás Pastor. 
Madrid, 1864, imp. de A. Santa Goloma, lib. de López. En 8.% 40 páginas «on 
seis grabados. 4 

2Ü0. El Pastelero de Paris. Zarzuela en un acto y en prosa (imitación}, 
por D. Emilio Mozo de Bosales. Música delosSres. F. y C. Estrenada ea el 
teatro de la Zarzuela el dia 1.' de Marzo de 1866. Madrid, 1866, imp. de J. 
Rodríguez, lib. de la V. é Hijos de GuesU« y Moya y Plaza. En 8.*mayor« 28 
páginas. 4 

El Teatro. • 

^01. El Rev Alfonso I. Drama histórico en cuatro actos y en verso. Por 
Fernando Borbolla Fernandez. Madrid, .1866, imp. de Estrada, Diaz y López, 
lib. de la V. é Hijoá de Cuesta. En 8.- mayor, 48 páginas. 6 

20^. Ensayo sobre la indiferencia en materias de religión. Obra original 
del Abate Lamenais. Traducida de la nueva edición francesa, adicionada, co- 
.mentada, anotada y precedida de una extensa biografía y de un discurso so- 
bre la indiferencia en sus relaciones con la razón y la política, por D. Eduar- 
do Maria Vilarrasa, presbítero. Sale á luz previa censura eclesiásticfi. Barce- 
lona, 1865, imp. de J. Jepus, lib. de J. Peña y Sacanell; Madrid, lib. de Ola- 
mendi. Tomo I, entrega 1.* Precio en toda España. 1 

Constará de dos lomos en 8.^ mayor, y se publica por entregas de 32 págioas. 
£s la segunda obra de la Eñcichpedia áttólica. La primera, anunciada en este mis#o 
numero» se titula: ¿a Fihfofia del'CaUcUnu). 

303. Escalafón general de los catedráticos de Instituto de segunda en- 
señanza en 1." de Enero de 1866. Madrid, 1866, imp. Nacional. £n 4.% 2804* 
(¡inas. 4 

204. Estudios sobre la filosofía de Santo Tomás. Por el M. B. P. fray 
Cefarino González, del sagrado Orden de predicadores. Catedrático de>M- 
irsuü TeoU)j;ia en la Re^ y Pontificia Universidad de Manila, Maníl»^ m\ 



i 



-• 5t — 

ée\ Colegio ée Stftlo Tomái», i cargo 4o 9, imíi> Goptoda; BUdrid, 
librería de Olamendi. Tres tomos en 4.% XL-640 pdgiitas el f .% 599 el V/", 6^0" 
el5.* 75 

905. Famims religiosas y morales en verso castellaAo y etr tarledád de^ 
metros. Por B. Felipe Jacinto Sala. Premiadas por la soeledad EtiftíómH^ 
Barcelonesa de Amigos del Pais.'Sabaitell, 1865, tmp. d^ F. Vives; Madriéf; 
lib. de Olamendi. En 4.* mayor, 240 páginas. 47 

2M. Flo9 Mfictorum.-^Nuevo afio cristiano. YMa» de los Mntos, poi^ el ' 
P. Podm de ülvadenoyfa, natural de Toledo, áe lar compañía de* Jesés. Ta 
adictonát esta obra con las vidas de los santos róás notables que se han 
camoiiiBado p«ísterk)nnente y con las lecciones del martirologio Gádie, 4869- 
i8i«, imp. y Kb. de la Revira Médica; Madrid, lib. de Olamendi. Doce to- 
mos en 8.** mayor, 486 páginas el 4.% 559 el 9.\ 376 el 3.% 559 el 4.% 380 
ei y\ 4Í6 el 6.% 499 el 7.', 439 el 8.% 409 el 9.*, 459 el 40.', 409 el 44.% 359 
el 49.* , *^^ 

907. La dolorosa pasión de N. S. Jesucristo, seguiA las meditacionCvS de 
Sof Ana (Catalina Emmerich, religiosa augustina del convento de Apnetenl>erg 
de Dotiaen, traducida del francés. Mandada imprimir pof los M. Reverendos 
PP. de la misma Orden Fr. Miguel Huerta, ei-general, y Pr. Manuel Buceta, 
comisario general de las misiones de Filipinas. Con licencia del Ordinario. 
Madrid, 4866, imp. de La Esperanza, á cargo de A. Pérez Dubrull, lib. de 
Olamendi. En 8.*, 598 páginas. 49 

908. La Filosofí/i del catecismo oatóHco, por el Abate Martinet. Traduci- 
da del firane^s por A, 6. Precedida de un discurso preliminar y con algofias 
Díotas, por ü. Eduardo María Vilarrasa, presbítero. Sale á luz prétke censahí 
eclesiástica. Barcelona, 4865, jmp. de J. Jepus. Madrid, lib. de Ohrmendi. 
Eatrega I.* Fraeio^en toda España. 4 

Esta obF» coQstari de uc lomo en 8.* mayor, y s^ f abUca por eAtregM d^ 33 pa- 
smas. 

Es la primera obra de la Eneiclofedia Católica. Véase el Düm. 202, fág* ^0. 

909. La niña mimada. Pieza en un acto y en verso,, original de !>. EmUÁo 
Mozo de Rosales. Estrenada por primera vez en el tealvo de la? Zaraiüela el 
dia 96 de Febrero de 4B66. Madrid, 4866, imp. de J. Rodríguez,. librerías de 
la V. é Hijos de Cuesta, y Hoya y Plaza. £n 8.*" mayor, 96 páginas! 4 

El Teatro. 

910. La plukalioad de cuItos^ y sus incotívenientes, por 0. Vicente dé la 
Fuente, doctor en teologíay jurisprudencia, catedrático de disciplina ecb- 
siástica en la universidad central, y Académico de número dé la Real de la 
ntstoria. Madrid, 4'8G5. imp. de La Esperanza^ á cargo dé A. Pérez Dubrull, 
lib. de Olamendi. Eti 8." mayor, 472 páginas. 90 

914. La Soüerbia (páginas de todos los lidlapos). Original de D. JoséFer- 

' reiro yPeralta. Madrid, 4866, imp. de M. Minucsa, librerías de la V. é Hijos de 

Coesta,MoyayPlaza,Lopezy Bailly-Bailliére. Entrega i .' por suscrlcion. k ctos. 

Esta obra consiarft de dos tomos en 4." con láminas, y se publica por entregas de 8 
pirginas. 

919. La vida de J^sós, de Renán, ilu^t^ada por el Dr. B. Haneberg, y tra- 
ducida del alemán por el Dr. D. Pedro A. de Armiño. Madrid, 4866, imprenta 
de C. Moliner y Compañía, librerías üeDpran y Aguado. En 8.** mayor, V1ÍM09 
páginas. 6 

El primer folleto, del cual es éste complemento, se anuncia á la pág. 52 del tomo VI 
^ este BotBtiN con* el litólo de: Nwtla de henan, 

943. Las GiíOrtas de María, celebrad;ts desde el pulpito, por los más distin- 
guidos orador eir españoles.--Seccion del Semú/narl& de ló^ devbtos de Mafia, 
Madhrfd, 4805, h&pv de ¿a Esperanza, á cargié» die A. Pérez Dubrull, lib. de 
Olamendi. En 4.% 499 páginas. 8 



^ 



Se ki Tegilido á los qne taeron iiiscritores ó m satcribtD en adetante il Sem m utm 
de los ánotos de María por ei primer afio de su pabllcacion. 

ÍI4. Nerón, drama de grande espectáculo, en tres actos y en verso, origi-, 
nal de D. Eugenio Bubí y D. Juan de Alba y Peña. Escrito expresamente para 
representarse en el teatro de Novedades. Madrid, Í8ti6, imp. de L. Maroto, 
lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 8.*" mayor, 62 páginas. 8 

Repertorio dramáüco del teatro Nacional. 

215. Novisixo catecismo de teología mística, ó camino abreviado de la 
perfección por el R. P. Fr. Francisco Manuel Malo, examinador «nodal de 
varios obispados, y lector 'de sagrada teología en el Colegio de misiones para 
tierra santa y Marruecos, del orden de menores observantes de San Francisco 
de la ciudad de Santiago. Dedícalo al cordero inmaculado Cristo Jesús. Cuar- 
ta edición, aumenada en gran parte por su autor. Contiene además las Me- 
ditaciones de San Pedro de Alcántara y San Buenaventura. Con las licencias 
necesarias. Santiago, 4865, imp. de M. Miras; Bladrid, lib. de Olamendi. 
En 8.% iV-VI-228 páginas. 6 

216. Primera parte de Lazarillo de Tormes y sus fortunas y adversida- 
des, por D. Diego Hurtado de Mendoza. Nueva edición de lujo y económica. 
Madrid, 1865, imp. de L. Beltran, editor, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. 
En 8.** mayor, 62 páginas con el retrato del autor. 4 

217. ¡Qué plaga! Juguete cómico en un acto, en prosa y en verso, origi- 
nal de D. Calixto fioldun y Conde. Representado por primera vez en el tea- 
tro de Variedades el dia 20 de Enero de ÜM. Madrid, 1U66, imp. de J. Ro- 
dríguez, librerías de la V. é Hijos de Cuesta, y Moya y Plaza. En 8.* ma- 
yor» 32 páginas. 4 

Ll Teatro. 

218. Raxilletb de flores celestiales nacidas en el Vergel de María y con- 
sagradas á la Santísima Virgen de las Mercedes, gloria de Barcelona, duran- 
te el mes de Mayo. Por D. Juan Marti y Cantó, presbítero. Con licencia del 
Ordinario. Barcelona, 1^65, imp. de Magriñá y Subirana. Madrid, lib. de 
Olamendi. En a.°, 480 páginas. . 9 

Academia BibliográQco- Mariana. 

219. Tratado teórico-práctico de materias contencioso -administrativas 
en la Península y Ultramar, con un Apéndice sobre el modo de sustanciar y 
dirimir las competencias entre las Autoridades administrativas y judiciales. 
Por D. José Díaz Ufano y Negrillo. Abogado y Olicial de la clase de primeros 
en la Sección de lo contencicso del Consejo de Estado. Bladrid, 1866, im- 
prenta de M. Minuesa, lib. de (Hamendi. En 4.*, Xll-416 páginas. 26 

220. Vida del venerable siervo de Dios el Maestro Juan de Avila, sa- 
cerdote secular, llamado el Apóhtol de Andalucía, sacada de los procesos 
para su beatilicacion. Escrita en italiano por el P. Longaro de Oddi de la 
Compañía de Jesús, y traducida en castellano por D. luis de huran y de 
Bastero, presbítero. Doctoren Teología y ámbosderechos, canónigo de la San- 
ta iglesia de Barcelona. Barcelona, 1805, imp. del Heredero de P. Riera. Ma- 
drid, iib. de Olamendi. En 4.% XIl-356 páginas con el retrato. iO 



Periódico. 

221. El Gato. Periódico festivo-satlrico. Se publica en Madrid, todos los 
sábados desde el 24 de Febrero, eo un pliego de 4 páginas en folio mayor. 
Director, D. tduardo Bustillo. Madrid, imp de J. Peña; Dirección y Adminis- 
tración* calle de San Lúeas, núm. 5, tercero, izquierda; lib. de Duran. Pr< ' 
de suscricion en toda España: por seis meses, 10 rs. 




▼aeudabis. * 

PüBLiCACiOHBs DB LUJO. Eq la Última exposición de obras de lujo que de 
autores notables ha tenido tugar en Leipsick, el comercio, de libros alemán 
no se ba distinguido mayormente. Los libros de mayur precio los presenta- 
ron Sparmam de Dusseldorf, á saber: un álbum del Asia Oriental á 60 duros 
el ejemplar, y Meder de Heidelbery, 90 folografías de Egipto con texto, á 
igoal precio. Mientras que los editores alemanes figuraron preferentemente 
con descripciones de viajes, los franceses expusieron con predilección obras 
rellgicsas. Los libreros, Cramer, de París, por ejemplo, hablan expuesto una 
Imitación de Jesucristo en dos tomos á 974 frantos. Estos precios no son 
nada exorbitantes, si se tiene en cuenta las preciosas láminas, tipos etc., etc. 
de aquellas publicaciones. {Moníleur, ^ Enero, ittUC.) 



APÉNDICE i la Biblioteeonamia de Mr. Constantin, escrito por D. Eugenio 
Borao^indivíduo del Cuerpo de Árchweros^Biblioteearioi. 



(ContÍDuacion.— Tóase el nüm. 4.) 

En el siglo XVII tuvieron principio algunas de las mejores bibliotecas ac* 
tnales. Urbano VIII (1625-1(1^4) enriqueció notablemente la pontificia, agre- 
gándola una lujosa que había formado en Urblno el duque Federico de Mon- 
tefeltro (14 'i4- 1482), y se crearon de nuevo én Roma la Angélica (fundada 
por Ángel Racca, 1605 á 4G20) y la Barberina [fundada por qI cardenal Rar- 
berini). Otra de las más preciosas bibliotecas, la Ambrosiana, tuvo princi- 
pio también en este siglo (16t^4 á il»09), y asimismo la de la famosa l'niver- 
sldad de Bolonia (1690). En París auméntase notablemente la bibl'oteca real 
en el reinado de Luis XIV (4645-1715); ábrese al público la Hazarina (1644) 
y fúndase la de Santa Genoveva (16^4). que son todavía sus Bibliotecas de 
más importancia. Bu las provincias francesas se crea la biblioteca de Lyon, 
qne.es la mejor de las departamentales (1609); en Berlin se funda la biblio- 
teca del rey (1650), en Moscou la del Synodo (1645 á 76), en Copenhague la 
real (4644), en Upsal la universitaria (4624), en Estocolmo la regia (1631 
á 1654) y en Zurich la municipal (4G28). 

No menos numerosas las fundaciones de bibliotecas en el siglo XVín, 
débese la de Parma al celo del anticuario Pablo María Paciandi (4740-4785), 
apareciendo en Roma una nueva bajo el pontificado de Renedicto XIII 
(4724-1730) y dos en Florencia (4743 y 4744). Clemente XI (4700-4721) habla 
comprado poco ántrs para la pontificia varios códices orientales, y entre 
otros algunos árabes, coftos y etiópicos, encargando á José Sitnon Assema- 
n! (1686-47<>8) ja redacción del catálogo de manuscritos siros y arábigos de 
la biblioteca del Vaticano. Ñápeles, privada de su biblioteca por los france- 
ses desde el siglo XV, debe á nuestro Garlos III una que había de rivalizar 
con la Vaticana. Otras varias se formaron en las ciudades importantes que no 
las disfrutaban desde siglos anteriores, ó bien se enriquecieron si acaso exis- 
tían: Madrid vio aparecer la Real (4742), la de San Isidro (4770) y la del Cole- 
gio de Medicina (1797); París la municipal (4750); Londres la del Museo (4753); 
Goettinga laUniversitaria-modelo (4736), y San Petersburgo la de la Acade- 
mia (4744) y la Imperial (1795). Finalmente, la Propaganda con su anexa bi- 
blioteca excitó al estudio de los idiomas cúfico y cono, teniendo España la 
gloria de que el P. Pons fuese el primer cultivador de la lengua sánscrita, 
alentando con su ejemplo á los misioneros de la India. Felipe V (4700-4746) 
protegió llis bibliotecas nacionales, siguiendo el ejemplo de su antecesor Fe« 



-«4- 

lipe IV (i^i-1665), el cual babU ordtonadó una muy selecta en palacio. L^ 

.gjr^fx4fiil^ ^spi^ñpl^ ip^o ^e i^^dedó iampoco de fundar bibliotecas, sieido fa* 
mosas la del Gondestabls de Castilla 4A Medinade Pomar, la 4W duáiu# del in- 
fantado, la del conde de Gondomar en ValiadoÜd. y otras varias, 4^nyas rique- 
zas diC(»Be que pasaron en mucha parle á París, Oxford, Edimburgo y las bi- 
bliotecas americanas. --En el estado actual de las nuestras ha influido la dis- 
posición de Oírlos III (1770) para que hubiese una biblioteca pública en cada 
diócesis formada con las privadas episcopales, con parte de los espolies y 
vacantes y con los libros de los ex{)ulsos Jesuítas; la Beal orden de Í2 de 
Setiembre de 1838 en que se mandó á las Universidades formar bibUoteoae 
de uso público con las de los conventos, destinándose fondoe de los presu- 
puestos provinciales y municipales para la conservación y aumetto de Us 
mismas; y la Real orden de -24 de Diciembre de 1849 en que se ordenó á la 
Comisión central de arreglo de bibliotecas para qiie en vista de lo propuesto 
por las Comisiones particulares, presentase una lista de las obras triplicadas ó 
descabaladas, y otra de las n«ás mcesarlas á cada biblioteca, con una n6(a 
sobre su coste y medios de ailquisicioii, para que el Gobierno propusiese á 
las Cortes una autorización, con objeto de llevar á efecto lo aconsejado pOr 
la Comisión referida. La reforma de 1858 ha procurado, en fin, sobre todas, el 
acrecentamiento y buen servicio de las bibliotecas, exigiendo á sus emplea- 
dos especiales conocimientos, y compensando la escasa dotación que se les 
d>sÍSQa 9PA to ip^mpv^idad que se les asegura. 

ESTADO ACTUAL DE LAS BIBLIOTECAS ESPAÑOLAS. 

j43Ac;EfE.— Su biblioteca de Instituto y provincial contaba hace pooo 
cfi}^ ^.741 pbras (^.401 volúmenes), todas impresas. Necesitada de más espa- 
^p30 U>c^l, se ba formado e) respectivo presupuesto, y espérase que nuiy 
f j| (treve (ju^ed^ realizad;» la mejora. 

\AU(49T£.-r-^A fines de 1854 tenía la biblioteca del Instituto poco más 
d^ ^00 i^olúmenes: boy reúne 5.163, y de ellos 114 comprados en I8í;0: los 
L^^^^ que ba ocasionado su adquisición han sido costeados por la Escuela» 
sí s^ exceptúan las (jpnac^nes del Gobierno y las hechas por el ex-embaja- 
dof de Inglaterra lord Bowden. Además se baila suscrito el (Astitato á tos 
principales públicacioues y revistas literarias y científicas. Los índices n$ 
s<^ b^lan concluidos, principalmente por causa de no haber persap^l para el 
servicip de la biblioteca, que no va todavía incorporada á la de provincia* 
](^^ cppsta de 9.500 volúüpeq^s, todos impresos, según el Anuario estadía* 
tipp de 1859 á 60. 

ALMERÍA. ^Su Instituto y provincia poseen una biblioteca (compuesta 
de 3^1 volúmenes procedente^ de los conventos suprimidos: el aiío acadé* 
mico de 1859 á 60 se adquirieron obras de geografía, matemáticas* física, 
historia natural y química, con varias obras de historia y bibliografía remi> 
tidas por el Gobierno. También los profesores han regalado algunos libros, 
y hoy reúne la biblioteca más de 1.000 volúmenes, doble número ya del que 
la da el Anuario estadístico último. 

Avila.— Por ánica noticia de su biblioteca diré que el Anuario da 2,630 
volúmenes, todos impresos, á dicho establecimiento. 

Badajoz.— Su biblioteca provincial y de Instituto cuenta 5.000 volúmenes, 
entre los cuales hay que incluir los 150 regalados por el director del Insti- 
tuto, D. José Muntadas, al inaugurar la biblioteca en 1848, y otros de la Fa- 
cultad de filosofía adquiridos por el mismo Instituto.' 

> I^a&celona.— Cuatro bibliotecas públicí^s tiene esta población; l^ UnUfer» 
9itariiH y fir<^vi»cinl, l(^ Spi9c<tpai, ia,<ie la FacudtQd de MedMtMf u te ^ 



ÚBUglo d§ Firmada. La |>riiiiera, lo'és ianfbleii en Cspafia (6xeépta«tfÉ fa 
Ifaelonal) f cont» de 434.540 Inpresos y 4\250 Rianoteritos, colocados int«- 
rt»aiDéfiteett tnce aaloaes del «^.onvento de San Inan de Jeroaalen, calle del 
nísmo Bonibre. Debe tantos y tan preelosos Yolúnenea á la incorporación de 
eaantoa existían en loa conventos de Agistfnos, Benedictinos, Capuchinos, 
Garmelitaa, Cartujos, Dominicos, Franciscanos, Jesuítas, Mercenarios, Míni- 
mos, Sacerdotes de*la Misión y del Oratorio. Servitas, Teatinos y Trinitarios, 
no sólo de la ciudad y extramuros*, sino de Gracia, Bag és, Sarria, Hanresa y 
MoQtalegre, además de unos dos nril q«€sa destinaron á esta Unirersidad 
cuando murió la de Cervera. Estuvieron ai cvldado^de la Diputación provin- 
dal, y después á eñT$o del Excmo. Ayuntamiento, quien formuló en 4844 un 
reglamciito interior de la biblioteca, á consecuencia del cual y de las conti* 
DUM reclattacieiies d« las Diputadas de provincia, intervino en su fobiemo 
«na junta tospectora, oompuesta de «n Diputado provincial y dos Coifcéja* 
les, corriendo después la municipalidad con la (Kreecion, hasta que le fué 
confiaba al lector de la universidad por Rear orden de 40 de Febrero de 
4047. Parece que se han procurado separar en cada sección de la biblioteca 
los autores nacionales, y que S^ran do éstos en gran número los que bij- 
IlaroA en tiempo de Augusto* y en el siglo de oro de nuestra rica literatura, 
■oy tiene muchas obras preciosas este magnifico depósito de todas las lite- 
rarias, pero no puedo decir al presente, sino que tiene muchos diccionarios^ 
entre ellos uno de diez idiomas* casi todaa las Biblias políglotas (4), abun- 
dancia en obras de literatura belM^ea , 408 incunables y S(SB manuscritos en 
vítela pertenecientes ¿ los siglos Xill, XIV y XV, y muchos que fuercm del 
convento de Mercenarios, k quien procuraban esos tesoros sus relacione^ 
continuas con la Real Casa. Finalmente, posee la biblioteca cartas autógrafos 
dirigidas á D. Antonio Agustín por Zurita, Blancas, Gonzaies Miedos y otros; 
la vida de Don Fernando el de Aatequera, por {lOrenso Valla; un poema de 
Aloaso de Córdoba, los Gieo nombres de Raimundo Lullo en lengua catalana; 
una copia antigua del Memorial par el patronato de Santiago, de Quevede (S). 
La biblioteca Episcopal, sita en el piso alto del Seminario Conciliar, tuvo 
por base (4773) algunos libros que pertenecieron á los Jesuítas, y que fueron 
aumentados después por los Rdos. Obispos y varios particulares de la ciu- 
dad. Cuenta boy ^.000 volúmenes, mas parece que no hay ninguno raro, no 
sli&ndo tampoco muy preciosos sus ^«000 manusoritos, si bien se distingaen 
por su especialidad los 4.500 libros catalanes reunidos desde 4848* en una 
sala á propósito per el limo. D. Pablo Sitcbar y sucesores en el episcopado. 
También tiene esta biblioteca un monetario, minerales y otras producciones, 
todas propias del Priacipado: D. Carlos de Gimbernat la favoreció con vibrios 
manuscritos, obras suyas y minerales, por lo cual se colocó en el salón su 
busto con una mención honor ifica. Los Sres. Obi9pos han hecho publica la 
entrada todos, los dias no festivos de niieve h doce por la mañana y de tres 
á cinco ppr la tarde, siendo de cuatro ¿ seis en ios meses de primavera y 
verano. — Las otras dos bibliotecas públicas son de menor importancia: la 
de Medicina tiene 5.000 volúmenes, y la de Farmacia unos 500 el añQ en 
que publicó D. Andrés Avelino Pi b« Barcelona antiffua y modema.-^Hay 
también bibliotecas particures sumamente notables en esta ciudad: la de Don 
Miguel Mayara^ 3.500 libros muy selectos; la de A. José Antonio Hobet, 5.000 
en várice idiomas y algunos manuscritos; ja de.D. ÁnastaHÓ Chinchilla, 3.600 
y muchos de ellos publicados por médicos españoles; la de D. Jtum Fasta^ 



«^■#-^ ■*— 



(1) Do9 ejemplarea de la Complutense ; ano de la Regia (con el tomo de tradaccioq 
InleH. dnplicado); uno de la de Jay, y oiro de la de Wallou. 

(¡í) Pofi^e umbien varice notables Bianusctilofl en catalán, que cita el Sr. A. eo ao 
l&Ni^, 49¿<?> iQ kistam de la Utéra¥kr^, <4MMa.-n(AfMiio umMnal, 4814.) 






-:«e — 



ffueras, mannscrttos notables; la de D. Esteban Puluzie, 2.000 obras y algu- 
nas de precio; finalmente, la de i). José Carreras, entre otras, las obras si- 
guientes:— i. Libre de las dones et de concells (Í70P).^2. Flaxman. — 5". Poni- 
peya y Herculano.— 4. Retratos del Diccionario biográfico de Oliva con los 
originales de varios autores. — 5. Hombres ilustres (edición de Floridablan- 
ca).— G. Biblia manuscrita. — 7. Ídem gótica con sus concordancias. — B. Sé- 
neca manuscrito.— 9. Obra deCárlos Lebrum (principios de este siglo) sobre 
semejanza de racionales é irracionales.— 10. Fueros de Araron en gótico. — 
41. Bandos deja dominación española en Nápoles.^12. Diario de Barcelona 
desde su fundación (acaso la única colección completa que existe) .^43. Pro- 
paladla de Torres Naharro en gótico.-^14. Versos catalanes de Sei*aphi. — 15. 
Dos libros, uno piadoso en carácter redondo (del ¿»ilo M7(>) y otrosin porta- 
da ni data (que debe ser de 1468 ó 70).— 16. Muchos volúmenes del monaste- 
rio de Poblet regalados por el rey Pedro.— 17. Un^Ciccron en gótico. — 18. For- 
mulario laiinode aboj^adosy procuradores de la Curia romana (impreso en gó- 
tico el uño 1505). — 10. Libro' manuscrito do versos griegos.— 20. Un volumen 
de documentos del siglo pasado sobre ía Compañía de Jesús— Constitucio- 
nes secretas manuscritas, etc.— 21. Virgilio poligloto (edición moderna).— 22. 
^los Sanctorum en gótico, con algunas láminas rasgadas por el tribunal de 
la Inquisición.— 23. Todos los Santos Padres.— 24: Colección completa de 
autores latinos. 

Bilbao.— Desde que se extrajeron los libros del local destinado primitiva- 
mente para la biblioteca del Instituto, se hallan aglomerados sin orden alguno, 
y consiguientemente sin uso por parte del público: ascienden á unos 5 OOO 
próximamente; 4.500 procodenies de las comunidades religiosas. La bibliote- 
ca provincial se compone de 954 volúmenes impresos, .«^egun el Anuario. 

Burgos,— Ti^ne la biblioteca en un saloncito cuadrado, de buena luz, y 
consta de B.OOÓ volúmenes-, trasladados no há mucho de un cuarto oscuro, 
pero que todavía no están ordenados ni catalogados porque no hay bibliote- 
cario. 

Cabra.— $u biblioteca reúne 1.240 impresos. 

CAcEBES.— La biblioteca provincial y de Instituto ocupa un salón de más 
de 120 pies de longitud, y consta de 43.000 volúmenes colocados en estan- 
tes que se'deben á la solicitud de la comisión provincial de monumentos ar- 
tísticos é históricos: proceden los libros en su mayor parte de los antiguos 
conventos. 

CKhn.-— Bibliotecas públicas: hay tres en esta ciudad: la del Palacio Epis- 
copal, erigida el año de 1780, la cual consta de más de 3.400 volúmenes, i)e- 
ro que ha perdido la preciosa colección regalada por el Sr. Escalzo y Miguel, 
en donde habia 22 volúmenes manuscritos de Curtes y Concilios nacionales 
de España; la de la Facultad de ciencias médicas que tiene 7.374 Impresos 
y 10 manuscritos, siendo bastante rica en obras antiguas, y la Provincial. ^i- 

Este último establecimiento ha recibido un considerable aumento que le 
ha de constituir en uno de los primeros del reino en su clase: fales el rico 
y precioso legado que le hizo á su fallecimiento en 1858 el sabio é ilustre 
patricio gaditano D. José Manuel de Vadillo, de su copiosa y selecta librería 
compuesta de más de 8.000 volúmenes, entré los que se cuentan una multitud 
de obras de raro é inapreciable mérito: teniendo ya el ilustrado y digno bi- 
bliotecario, á cuyo celo, laboriosidad é inteligencia es debido el brillante es- 
tado en que se encuentra la Biblioteca, colocados y en Catálogo un crecido 
número de volúmenes de dicha donación , continuando con igual asiduidad 
en el arreglo de los restante^. La referida biblioteca consta hoy de unos 24.000 
volúmenes. 

Bibliotecas de propiedad particular. Se encuentran también varías biblio- 
teoas de particulares, entre las que citaremos la del Cuerpo de Ingenieros» 









•> 



la del Sr. D. ioaqBin Rubio» quien posee mía buena colección de libros an- 
tiguos y modernos; la del Sr. Dean de la Santa iglesia catedral limo. Sr. don 
Anionio Ramón de Vargas, distinguido orador sagrado y persona de vasta y 
superior ilustración .-—La Sociedad económica de Amigos del Pais, creada en 
el ano de 48i4« posee una escogida biblioteca que se aumenta diariamente 
con las obras que donan los socios que ingresan. 

Y finalmente, la de la Academia de Nobles Artes, creada en 1789 por los 
Gobernadores Conde de O'Reylli y D. Joaquín de Fonsderiela, y compuesta 
de i. 700 volúmenes. 

Castellón.— Su biblioteca provincial cuenta 8.438 volúmenes impresos 
y 7 manuscritos. 

Ciudao-Real.— Creado su Instituto en 1843 , ba recibido mejoras des- 
de 1845, y todavía trata de ensancharse el edificio, dando entonces más ex- 
tensión ¿ las salas destinadas para biblioteca, que boy se compone de 3.400 
volúmenes, todos impresos. 

CÓRDOBA.— Cuatro principales bibliotecas existen en esta ciudad: primera, 
\9i Epi$cop€U^ en el palacio del Sr. Obispo, con más de 1.500.volúmenes; se- 
gunda, tá Provincial^ que, aunque sufrió deterioro en algunos manuscritos j 
otros libros preciosos por haber estado cerrada y en un local poco á propósito, 
contiene 6.592 impresos y 51 manuscritos; tercera, la del Cabildo^ que 
constaba en 1847 de unos 2.600 volúmenes, habiendo comenzado en 1724 con 
los libros donados por el Obispo D. Fernando de Mesa, y aumentándose des- 
pués con los regalados por D. Femando González Deza, D. Martin Fernandez 
de Ángulo, el deán D. Pedro de Ayllon, Juan Ginésde Sepúlveda y otros; 
coarta, la del Seminario Conciliar de San Pelagio, que es bastante selecta 
aunque no muy copiosa. 

Corona.— El Consulado de este notable puerto reunió en 1790, con apro- 
bac'on de S. M., varios libros propios de su Instituto que se (iejaban leer á 
todo el que lo deseaba; i>ero, aunque lleno de celo, quería dar ai público una 
buena biblioteca, no se lo permitía la carencia de fondos, hasta que el Se- 
ñor canónigo de Santiago D. Pedro Antonio Sánchez, realizando por si solo en 
1803 tan útil pensamiento, fundó la biblioteca á sus expensas, consignando 
desde luego para compra de libros y sueldo de biblio:ecario un capital en 
vales reales, que ascendía con los intereses en fines de Setiembre de dicho 
año á unos 2.000 pesos fuertes. Ordenó que los réditos se convirtieran en 
nuevos vales para aumentar así la dotación con la cual habla de conservarse 
la biblioteca: dióla muchos libros y una estantería (que también ayudó á eos* 
tear el Consulado), y ofreció destinar para ella parle de sus bienes, lo cual 
acaeció á su fallecimiento verificado en Octubre de 1805 y á los cincuenta 
días de haberse abierto al público aquel establecimiento, que le debía la vi- 
da. Poseía éste no há muchos años 4. 138 volúmenes, y no pocos la biblioteca 
del Colegio de Abogadm, otra de las que existen en la Coruña y merece re- 
cordarhC también en el presente articulo. 

CuENCA.^Ct Anuario da solamente 272 volúmenes á su bibliotera provin- 
cia], pero hay que añailir 5.000 procedentes de los conventos que á la fecha 
de la impresión de aqnek libro se hallaban almacenados por taita de local 
en el Gobierno de provincia. El Instituto ha gastado mucho dinvro en obras 
cbisicas (I7.4G0 is. hasta el nfio 1859 y bajo la dirección de 1). Bernardo 
Gómez de Se;;ura). Además tiene esta ciudad una biblioteca en el colegio de 
San Julián, fundada por el Obispo 0. Gómez Zapata y aumentada con la de los 
Jesnítas de toda la pro\incia, y con la que regaló el Excmo. Sr. D. Alfonso 
Clemente de Aróstcifui. 

Escorial. — Este magnífico monasterio, comenzado por Felipe II en 23 
de Abril de 1563 y concluido por Felipe IV en 1C,54, tiene su biblioteca (pú- 
blica desde 1574) dividida en dos secciones ó departamentos. Sirviéronla de 



base 4.000 tolAments refalólos por Fd4ip6 II. AgregftfOttMtepOBtéríortiInltei 
por órd«B del rey, 133 volliinenes (1) de^ 1» Capilla real de 6raii«ili, á^t cu* 
yo8 códices aribif^oshiso relación ti moiittria (Í58S) so icomisiMMdotl lao^ 
risco Alonso del Castillo, quien pasó ffnafmente á Córdoba y laeu en base» 
de tales Ubres, y formó un ladice de ^os 2ti queposela eniónce^el Gisoefial, 
publicado por Hottinger cu sn Fron^uarwm Hve Mblioiheca oriemtalis 
(Héidelberg, 1668) {%). Oüras muchas obras se adquirieron por díMgeacia de 
lo» CMiisionados de fispaia, Flandea, Italia y Alemania, pues por tada» par* 
tes procuraba adquirir libros Felipe II, siendo una muestra de sn fn^áÉde afi- 
ción á los mismos, aquellas comisiones que dio á Antonio oe Gradan para que 
comprase las obras deí Abulense, y á Arias Montano para qu« adquiriese eir 
Roma varios códices en lengua hebrea. Adquirió después el Escorial la libre- 
ría de D. Diefo Hurtado de Mendoza, legata por éste al meoarca; la del ar- 
zobispo D. AAtonio Agustín, con su precioso monetario; 94 libro» que rec»> 
gió Ambrosio de Morales, procedentes de la testamentaria del obispo D. P»- 
dro Po'nce de León; 2o4 impresos y manuscritos del t;ronista Zurita»; 87 yolú- 
menes del Dr. Juan Paez de Castro; ^5 recogidos en Mallorca, Barcelona y 
monasterios de la Marta y Poblet, la mayor parte del célebre Lulio; 51 manus- 
critos de D. Diego González, prior de RoncesTaHes, que remitió el visitador 
especial D. Martin de Córdoba; 130 volúmenes que Serojas tenía del rey; 159 
libros prohibidos por la Inquisición; 45 que regaló D. Aknso de Zúñiga; 306 
debidos á Arias Montano (entre ellos 72 códices hebreos, árabes y grie- 
gos); 486 de la biblioteca del marqués de los Velez, la mayor parte mannscri- 
tos en griego; varios que se debieron á la concesión hecha á la biblioteca por 
Felipe II de todas las obra» que en su» reino» sepublleaeon, ó donaciones áel 
Dr. Burgos de Paz, Ambrosio de Morales, Juan Paez de Ga»tro«el jurif^consiilto 
Julio Claro y otros escriiores contemporáneo». Aumentóse todavía e^a gran 
biblioteca (en 1606)conlos IU>ros del Lie. Alonso Aamirez del Prado, ad^utríd»» 
por el dseo en tiempo de Felipe lll, y sobre tcfdo con tres mil cuerpos arábi- 
gos, turcos y persas que halló junto á Salé el gobernador Pedro de La- 
ra (1614) en dos navios que c<mduciafi la recámara de Muley-Zidan de Mar- 
ruecos. El rey católico no quiso devolver al moro susestinables códices, pw 
cuyo rescate ofrecía ya Ouü.OOO ducados, si no le entregaba cuantos cristia- 
nos tuviese cautivos á la sazón en s» reino; pero ni éstos jse recobraron p»r 
Felipe 111, ni tampoco los manuscritos se disfrutaron más que hastael Incen- 
dio de 1671, que redujo á ceniza la mayor parte de dichos libres, asi cono 
muchos de los que se hallaban en la pieza contigua al salón. Trasladáronse 
entonces los manuscritos á la incómoda sala alta, y se formaron índices 
nuevos, no siendo apenas conocidas las obras salvadas sino por la Biblioíhe- 
ca arábieo-escurialense de Casiri, por el Catálogo critico de los maimseri* 
tos latmos y castellanos de Pérez Bayer, por la Biblioteca griega del 
P. Juan de Caenca, y por los Sres. Conde y Gayangos: después del referido 
desastre quedaron en la biblioteca más de 4.500 manuscritos; 07 en he- 
breo, 1.8M en árabe, 567 en griego, 1.820 en latín y lenguas vulgares, y 17 
prohibidos. La disposición de Felipe lll (que asignó .400 ducados de renta 
para compra de libros y encuademación de los existentes), y los códices de 
Herculano que regaló Carlos 111 fueron enriqueciendo de nuevo la biblioteca- 



(1) El índice de estos Tolüineoes se conserva todavía^ y anotados en él de pttAo del 
monarca los volúmenes que iba dejando* 

(-2) Anteriormente (1577) habia comenzado Arias Monlaiio la clasiñcacion de los li- 
bros del Escorial, ayudado por Fr. Juan ie San Jerónimo» bibliotecario primitivo, y por 
el qae lo fué después P. SigOenza. ClasiGoó por l«ngi:as los 19.000 volúmenes qneexistian 
eotÓDces, fiobdividiéndoios en manneeritoe é ímpreMs, y separando, en fin, los libros por 
Facultades. 



^e t^a mik» ite 30.000 fotAmcAes cnande la trislidaroa ios firaiicesas al 
convento de la Trinidad (1800), perdiéndose en esta operación algunas obras, 
y iambiei en los años 4830 al 33, época en que se enajenó el CtmeUmeró 
de Butema^ que con la dmstan^ía de GasUllejo y la Carta de Felipe 11 sobre 
la muerte de su hijo Carlos, ilguraa a^ora en la btUíoteca imperial fhmcesa: 
laméntase también la desaparición de ali^unas obras «msicales y la é^iMi- 
crólogo de Guido Areuo, sustraídas del monasterio á pesar de^1a excomu- 
nión lanzada por los Sumos Ponttftces contra ios que extraigan fra«idalenta- 
mente alguno de los volúmenes que contiene. — Actualmente consta la biblio- 
teca de 38.000 impresos y 3.802 manuacrilos; 73 de estos últimos en hebreo, 
1.003 en árabe y otras lenguas semíticas, 584 en griego y 3.057 en latín y 
lenguas vulgares. En la sala más lujosa, que es la de impresos, se hallan 
encuadernados casi todos los volúmenes, con la particularidad de que llevan 
el título sobre el corte dorado, teniéndolo solamente sobre el dorso los más 
modernos (1). La librería de manuscritos se halla encima, y figura en su 
puerta de entrada el retrato de cuerpo entero de Arias Montano. Contiene, 
entre otras preciosidades, el códice áureo escrito ea 168 fojas de pei^amino, 
con letras formadas de planchillas de oro que se adhirieron á la piel por me- 
dio de una especie de mordienie ó goma tenaz (3); dos Apeealipsis: uno del 
siglo X y otro que parece del Xlll, aquel coa profusión de pinturas, j éste 
breYemente glosado y con orlas y viñetas iluminadas, en que figura el evan- 
gelista cuándo él aparece también en la relaolon^ yendQ en otro caso al mar- 
gen de la iluminación principal ó del texto; un Coran ainresado en 'Lepante, 
primoroso en letra y adornos y apreciable sobre todo por ser uno de los lla- 
mados originales, ú sea de lo3 autorizados por mano del Califa después de un 
esmerado reconocimiento y confroniaeios (3); un Piolomeo en buen estado 
de conservación; un manuscrito de So» Átnade»; un muHgrofo de San Vi- 
cente Ferrer á B. Fernando I de Aragón; varios manuaeritas persas; 
algunos impresas chinos en fino papel* y toscos caraetéres; más de 
cuarenta y seis devocionarios, misales y breviarios que pertenecierott á los 
reyes católicos, á Carlos V, á Felipe 11, al cardenal Mendoza y otros perso- 
najes ilustres; muchos códices árabes, en los cuales,. sin embargo, no es ya 
la más rica la biblioteca del Escorial; diez y nueve Biblias, entre ellas una 
bastante maltratada conforme á la versión de los LXX, que perteneció al 
emperador Cantacuzeno y se tiene por antiquísima; el códice que escribió 
Vigila, monje del monasterio de San Martin de Albelda (970) y comprende 



. ^ - ■■ »* 



(1) Los libros q¡ae pertenecieron ¿ Felipe U eslán enenaderaados en taOleCe n«gro ó 
morado, y con las armas del monarca en el centro de la lapa. Los que ftter<«B ia Har- 
tado de Men<toza (que se dice son Los mejores) llevan piel encarnada ea «na tapa y negra 
ro otra, Tiéndose en ambas on medaüoncilo elíptico dorado con 'figaias en relieve: el 
corte de las hojas tiene también ambos colores en machos volúmenes y unas lineas pa- 
ralela-i qaa eorre« de alto á bajo. 

(2) ComenzDsev á ko qoe se cree» en Spira reinando Conrado FT, emperador dé Occi- 
deate, y se terminó unae oineoenta aioi después (re(aado de Enrique 11). Crasmo lo vio 
por primera vez ea poder de la priacesa Margarita, hija de Maximiliano y mujer del 
principe D. Inan: despaés lo poseyó la reina Defiá María, hermana de Carlos V, y por 
último, Felipe II, quien lo regaló al monasterio. Contiene los Evangelios, les prefacios y 
epístolas de San Jerónimo y los cánones de Eusebio Cesariense, l4Bfi figuras aoa progre^ 
srvamente perfectas, como lo era el arte desde que se comenzó hasta que se terminó el 
manoBcnto: entre ellas figuran las efigies de cuarenta y ocho Sumos Poniifices, desde San 
Pedro basta León él Magno. Hállase en buen estado, pero las carnes de las miniaturas 
aparecen nn poco borrosas y deafigaradas^ qaizá por baberse excedido en el albayalde que 
babia de darlas cuerpo. Calcúlase que tiene 19 á 17 libras de oro. 

(3) Este Coran original lleva adornos marginales cónicos negros y dorados, á diferea- 
cía de loa comanea, qoe los tienen redondos y cuadrados, según se ven en la margen 
opuesta del ejemplai fffcoriaieDBa. 



todos los concilios genenles, desde el Niceno hasta el declmosétimo toleda- 
no, asi como muchas cartas de Santos y Pontífices y otras antigüedades, todo 
en hermosa letra gótica y con adorno de miniaturas; el Código Emiliano^ 
llamado asi porque antes se custodiaba en el monasterio de San Nlllan (pa- 
rece ser el mismo Vigiliano aumentado, y se escribió por el presbítero 
Yelasco en el año 994); la Colección Beteta de concilios toledanos que 
parece del siglo XI; dos ejemplares de las Cantigas del rey sabio, el 
uno coetáneo del monarca y quizá el de su uso particular (hace supo- 
ner esto al Sr. Rotondo, la infinidad de viñetas que le adornan, y la 
limpieza y hasta lujo que alli se descubren); la colección de juegos de aje- 
drez, dados y tablas del mismo rey, adornada con viñetas (Sevilla 4321); la. . 
Crónica de Alfonso XI en redondillas, de las cuales solamente se conocían 
hasta hoy las 34que insertó Argote de Mol'na en su Nobleza de Andalucía; 
seis volúmenes del Censo de España formado por Felipe II; algunas traduc- 
ciones antiguas del F. Juzgo; muchos Ordenamientos de cortes, y entre 
ellos el auténtico de Alcalá, adornado con una viñeta' y letras iniciales dora- 
das; siete Biblias castellanas no posteriores al siglo XV; cuatro obras autó- 
grafas de Santa Teresa, los Santos Evangelios que cantaba la I^esia griega 
en tiiempo delCrísóstomo, y una obra de San Agustín sobre la administración 
del bautismo á los adultos, que se remonta á h primera mitad del siglo Vil 
(estos se conservan en el camarín, pero creo deber citarlos en este lugar); y, 
finalmente, la colección de códices florentinos, que comprende á los autores 
del siglo de Augusto señaladamente las de Virgilio (1470), Horacio, Cice- 
rón (1475), Tito Livio y otros, con portadas y letras iniciales magnificas y de 
una letra limpia,' uniforme y gaUarda: también parece que se conservan 
algunos códices con las obras de Dante y Petrarca. Entre los impresos, el 
más< antiguo es el Speculum vita humanes (Roma 1468), si bien posee el Esco- 
rial muchos Importantes bajo ot^os conceptos, entre ellos las obras de Santo 
Tomás de Aquino, y dos ejemplares (uno incompleto) de la Biblia poliglota de 
Montano.— Entre las preciosidades artísticas son de citar los dibujos origina- 
les de Peregrin, Luquete y el Bludo etc. hechos al lápiz para unosternos; los de 
Francisco de Holanda que representan antigüedades romanas, 1,500 copias de 
bajos relieves sacadas de la columna Trajana por Apolodoro Ateniense, 43 
grandes volúmenes de pl.intas naturales, muchas estampas que revelan el ' 
desarrollo de las artes desde el siglo VIH hasta fines del XVI (algunas de 
las cuales son de Rafael, Miguel Ángel, A. Durero, Ticiano, Lucas y Francis- 
co de Holanda y Pedro Brueghel) y un rico monetario de medallas de plata y 
cobre, la mayor parle romanas ó españolas y algunas arábigas. Además de 
estas dos librerías hay una en el coro <le ^18 volúmenes, todos de dos varas 
ancho y más de cinco cuartas alto, ese ritos limpia y uniformemente sobre 
pergamino blanco por ambos lados, y en cuyas primeras hojas, que contie- 
nen los oficios pertenecientes á las principales festividades, hay viñetas ilu- 
minadas por Fr. Andrés de León y su discípulo Fr. Julián de la Fuente El- 
saz, asi como por otros miniaturistas acreditados de aquella época. También 
hay II volúmenes de m^nos talla que los anteriores, conservados á In entra- 
da del templo y en el sitio en donde antiguamente se cantaba misa de alba: 
Otros tres semejantes contienen las cnatro relaciones de la Pasión de X. R., 
que se dicen en Semana Santa, repetidos cada uno con (tiversos cantos, y con 
una miniatura de Fr Julián al frer.te de cada una. Finalmente, las mejores 
ilu.ninaciones que hicieron Fr. Julián, Fr. Andrés, y Salazar, se encueiitran 
en un Capitularlo que sirve para Lis fiestas más principales; 

(Se continuará.) 
MADRID.— OQcint tipográfict del Hospicio.— 1866. 



irUM. G. 15 DB ¥Aft8o-»B 18C6. AÑO Vn. 



BOLETÍN BIBllOMÁFIdO 




PERIÓDICO DE LA LIBRERÍA. lUPRENTA, GRABADO. LITÚ6RAFIA.'' r '' 

. , ■• r 

niCOAOBItNXClOn, FABMCM y UJIACUIBt' DB PAPEL 1 MÚSICA.. . 



UBiCTOB-IIITOil. DOl DIOHISM BiDILG». 



< I* 



. T<Nia9 las oomunicaciaDes se diñglrán ^ nombre de I). Dionisio Bi4al{(0, , 

Paseo del Obelisco, nám. 40, CHAMBERÍ (Madrid), 

$n donde están la redar. don, tadmiaislracion y venta 4e Iqs lomos publicados. 

Los pedidos de esta mne pueden avisarse por el correo iátertort <, 

' » . .. 



Se pabliea el 1.* y 15 (fe ctda raes-^Se sascribe en todas laa librerías delreiao. <• < 
Pbecio: 40 rs. al afto en Múdrid.^éA en Us promuia.^JSO ó 60- en et «ttnMftro y 

Oitramar, segnn qae haya 6 no convenio postal.— Se admiten avisos y eommiiGados para 

el BoLSTiR DB ARSücios É precíos económicos y convencionales. 

Los Sana. Mota t Plasa st uiCAacAii db coupbab y bbiitis i rsovnicf aií todas lu 

OBRAS ANimClADAS BN BL BoLBTIII T CVALRSOÜIBBA OTRAS OOB SB DBSBBH, tm MIL AinttNTO BB 
«■ 20 TOR 100 POR RAZOV DB LOS GASTOS DB FVABOL'BO. 



PUBLICACIONES NUEVAS. ' • . . . . 

222. Anuahio de la^ Sociedad central de Arquitectos, Publicaido por.)a 
Junta directiva de la misma. Año. primero,. i8^. Oficinas de la Sociedad, ca- 
lle de la Salud, núm. 8, principal. En fólip á 4os columnas, 92 págiiias. . 

2i^.i Biblioteca Hispano*» Americana. Colección de novelas de los mejor/es 
autores, ilustradas con magnificas fotografías. Publicada bajo la dirección die 
D. Francisco de Alvaro. Barcelona, .1866, imp. de Verdaguer, editor» Madrid, 
librería de la V. é Hijos de Cuesta. Precio de cada entrega,. 9 cuartos. 

Se psblicará por entregas de 8 pAginas en 8.* mayor y con cada tomo se. darán dos 
ó tres fotograrias representando las escenas más interesantes do cada novela, Eaire las 
que están prejiaradas se cuentan^ entre otras, las siguientes: , , ^ 

Virtud y vici(T, ó. historia de un billete de banco, de Mr. Parseval. 

Rico ; pobre, de Emilio Souvestre. 

224. Cuatro palabras acerca de la zona de ensanche de Madrid, y'sobjre 
la proposición hecha al Ayuntamiento por el Excmo. Sr. D. José de Salamanca, 
por varios propietarios. Madrid, 4866. imp! de J. CrB¿ado.'En4.% 46 páginas. 

El autor de este rollete es D. Joaquín de Robles. No se vende. 

225. Curación de las intermitentes; importancia terapéutica del sesquiclo- 
ruro férrico en las hemorragias, el cólera, las fiebres purulentas y en las inter- 
mitentes. Por D. Juan Vicente, Doctor en Medicina y Cirugía de la facultad de 
París. Licenciado en ambas facultades por la Universidad Central de j)ládrid, 
autor de varias obras de medicina y cirugía, socio de mérito, del Instituto 
Médico- Valenciano, de la Sociedad de Amigos del País de Valencia etc. Ma- 
drid, 1865. imp. de T. Fortacet, lib. de Moya y Plaza. En B.*" mayor, 416 
páginas. .20 

226. El mártir del Gólgot^. Tradiciones de Oriente. Su autor EnríqueP^xe^ 
Escrích. Segunda edición de gran lujo. Madrid, 4866, imp. del Nort^, á car- 
go de C. Moro; lib. de López, editor. Entrega i.' por suscriciqi^ en tpda Es- 






Esta obra constará de dos tomos eo L* mayor y da 70 i BO entregas, de 8 pigiiüt 
cada ona» A cada ocho entregas acompafiaré «na lámina. 

tal ELEKÉirros de eirutia dperatoril, ó trateáo pflctic» de tas Oféfecto- 
lel, por Alfonso Guerin, oif ujaAo del hospital dé Saft Laisi miembré^italar 
de la Sociedad de Cirugía, antiguo ayudante. de anatomía de la facultad etc. 
Traducido al castellano de la última edición francesa, y anotado por D. Rafael 
Martínez y Molina, Doctoreen la facultad de Medicina y en Ciencias naturales, 
catedrático supernumerario de la facultad de Medicina de la Universidad Cen- 
tral, individuo de número de la Academia Real de Medicina, caballero.de la 
Real y distinguida Orden española de Carlos III, médico honorario de la Real 
Gasa etc. Con 506 figuras intercaladas en el texto. Madrid, 4866. imp. y libre- 
ría de BaUly*Bá!II!ére, editor, y en la de Moya y Plata. En 4.*, IV-582-10 
páginas. . ' 34 

8Í8. i&MeARNACiQNl^^Lo que se puede ver en ana calle. Barceloná« iBd€[» 
imp. y lib. dé Verdagtt«ri editor. Madrid, Uk. de la V. é Hijos de Cuesta. En- 
tregas i.* á 4.* Precio de cada una por suscricion . 2 ctos. 

Es la primera obra de la Biblioteca Hispano-Americaoa. La nofela \Enedmaeum\ ori- 
ginal d« D. Franclseo de Alfaro, y la titulada Lo qw se puede ver en una «slfe» escrita 
en franeés por Mr. Reybaiid, y traducida al castellano, formarán el tomo K 

^SB, GiNBSiLLO de Pasamonte. Folleto inocente. Madrid^ i-BeG, imp. de J. 
Fernandez, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 8.% 16 páginas. 2 ctos. 

230. Historia Universal, por César Canta, traducida directamente del ita- 
liano con arreglo á la sétima edición de Turin, anotada por D. Nemesio Fer- 
nandez €uesta, y adornada con preciosas láminas grabadas en acero que re- 

^ presentan pasajes de la narración, vistas, retratos etc. y mapas de los paí- 
ses más importantes antiguos y modernos. Segunda edición. Madrid, 1866, 
imp. y lib. de Gaspar y Roig , editores. Entrega i.' por suscricion. 1 

Esta obra constará de diez tomos en i.** mayor con láminas, distribaidos en 400 eo- 
íit^i de 16 páginas. 

231. La Campana de la Ünion. Leyenda histófica, por D. Vlcenie Boiit, 
cronista de Valencia. Barcelona^ 1866, imp. y lib. de Salvador Mañero, eiH- 
lo^, Madrid, lib. de San Martin. Entregas 4.* á 46.* Precio de cada una por 
sttscrlcion. S ctoB. 

ÉsUi obra formará dos t^moa en 4.* con láminas, de müs 100 páginas cada uno. 
Biblioteca para Todos».-*- Véase pág. 26 de cale tomo del Boldin, 

25i. Los fiváNGcLios. Examen y refutación del racionalismo aiemant con 
relación á la integridad y autenticidad de los cuatro evangelios canónicos, Á 
su legitima y lógica interpretación, y á los fundamentos do^álicos de las 
creencias cristianas. Obra escrita en contestación á las recient.émefite publi- 
cadas de M. Renán y del Dr. Strauss (1864). Por B. M. B. H. Con licencia de 
la autoridad eclesiástica. Madrid, 1865, imp. de T. Fortanet, lib. de Olamen» 
di. Cuaderno i.*" en 4.*, J92 páginas. . 14 

Constará esta obra de un tomo en 4.^ y se publica por cnadernos de 160 á 200 p¿gi« 
ñas cada tres meses. 

Í33. Los Maridos. Comedia en tres actos y en verso, de D. Miguel Pas- 
torfidcT. Representada por primera vez en el teatro del Principe el dia 5 dé 
Octubre de 1659, y, nuevamente refundida,^ el 4 de Marzo de 1866. Cuarta 
edición. Madrid, 1866, imp. de J. Rodríguez, librerías de la V. é Rijos de 
Cuesta, y Moya y Plaza. En 8.** mayor, 96 páginas. 8 

El Teatro. 

^54. MfeTOno preservativo y curativo del cólera. Importancia terapéutica 

del sesquicloruro férrico en las intermitentes, el cólera, las hemorragias ete. 

P6r D. J^an de Tícente, doctor en medicina y cirugía de la facultad de 

P^ris, Licenciado en ambas facultsides por la Universidad Central de Madrid, 

-aator dé várliis t^bms de medieina y cirugía, socio de méritd del Ifistltutd 

^-Valenciano, de la sociedad de Amigos del País de Valencia etc. Se^* 



gíMMa «aicieti. Mudridí 489t, Imp. de T. Forunet, lib. de Hoya y Plata/ 
Ka 8/ mayor, 144 páginas. •• w 

255. NuBYO MBTODO fsizonado de lectura, dispuesto en su mayor parte por 
orden alfabético. Por D. Patricio Nájera y Cosln, profesor de una de las 
Escuelas públicas de eáta óofve. Madrid, 1695, tmp. y Itb. de la V. é Hijos de 
Vazi|iiée. Oos ctfadeiii(M( en 8.* d« 16 pai^nas cada tino. ' 2 

isé. OfiOB!(AN2AS de Madrid, y otras diferentes i|«e se praetioan en laa* 
demás ciudades, cón alimnas advertencias ft los alarifes y partteulares< pdi< 
D. Teodoro Aféemans. No«va edición, que contiene las ftlmitiTas ordenan** 
zas de D. Juan de Tori]a, y añadida con las nuevas de esta villa en lo feSa-^' 
ttvo * las otoras pública». Madrid, 1866, tmp. de B. Cuesta, 11b. de la V. é 
HQos de Cuesta: En 8.% 4fi8 paginas. 8 

tt7. OVELOi Á sea el Africano de Venecia.^-Dráma trágioo en tres actos. 
Música del Maestro Rossini, para« representarse en el gran teatro del Liceo 
de 8. M. la Retoia DOfta leabel 11 en el afio 1865. Barcelona, i865« imp. de 
T. GofolM; Madrid, tib. de la V. é Hijoe de Cuesta, fin 8.* ttayor^ 60 pági- 
nas. 4. 

Ba llÉliaDo y f«p»aol. 

tt8. RsoLAicBNto orfánieo de las carreras civiles de la AdmiÉistraciori 
públíoa, aprobado por Real decreto de 4 .d« Marzo de 486A, comeaiado para- 
facilitar su inteligencia, y CMipletado eon la inserción del dictamen del 
Consejo de Estado* y las leyes* decretos y Reales órdenes a que el misilo se. 
refiere. Por un Abrigado del Ilustre Colegio de Madrid. Obra IndispensaMe 
para todos los empleados de las oficinas oeotrales* provinoialea y munlcipa" 
les, y para todos ios que aspiren á destinos públicos. Madrid^ I866« Impj de; 
M. TellOr lib. de Moya y Plata. En 4.% 48 páginas. 4 

t39. SdimBtK fitalado.jBií médico en e/ ütgar, y la sori^ra. Para cuatro 
boobres soles. Madrid, 18664 imp. de £. Cuesu, lib. de la Y. é Hijos de 
Cuesta. En 4/, 8 páginas. 4 

i40. Sainbtk titulado El viudo. Para diea personas. Madrid, (866* Im- 
prenta de E. Cuesta* lib. de la V. é H^os de Cuesta. En A.\ 8 páginas! I 

Ui. .Saínete tituiado Herir por los mismos filos. Para diez personas. Mar 
drld« 1865, imp. de E. CttesU, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 4.% 8 pá- 
glBan. I 

Í42. Saihbtb titulado La estera. Para ocbo personas* Madrid, 1866* Im** 
preou dé fi« Cuesta, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 4.% 8 páginas. ' 1 

243. Un subho, 6 la España y el genio del bien y del mal lioa original de 
D. Fausto Lopes Vela. Madrid, 1866, imp. de h Morales» librerías de Noysi y 
VlñtSL y V. é Hijea de Cuesta. En 4.% 16 páginas. S 

En prosa j Terso. 

Periódicos. • 

i44. La iLOStitACiOK popular. Instrucción,. Moralidad, Recreo. Se publica 
en Valencia cuatro ó cinco veces al mes desde -Mano de este año, en un plie- 
go félio mayor de cuatro paginas, coa grabados. Valencia* imp. del Avisador 
V^Ueneiané: Adminlstracioii y Redacción* Congregación, 1, segundo. Madrid^ 
Hb. de la V. é Hijos de Cuesta. Precio: en toda España, por tres meses, 4 rs« 
Bn Ultramar: por un año, % pesos fuertes. 

i4i^. La Takasca. Semanario de literatura é intereses materiales. Se pu* 
blica ea Madrid todos los lune», desde el 5 de Marzo de este año, en pliego 
de 4 páginas en folio mayor. Madrid, imp. de P. Montero: Redacción y Admi- 
ttistrtcion, calle del Ispiritu Santo* núm. 36* bajo. Precio: en Madrid, porun 
nMS* t r8« En Pfovtecias* por Id.* 3. 

Libro francés. 
BtUM sur la crise monetaíre et commerciale de Tfispagne. Par uaÑe- 



.-^ ,M ^ 
gQOiffit de Maérid. Madrid, 1865, ímp. de M- Tc)lo. En 4.' myQr.74p*giiu».. 

, No se li» pne»to * I» WBU. El aalor e» D. Xéime Meno. ,., ;m .. 

OBRAS BB LOS SWIOS XVII T XTIH. ., , 

(Eb U AdtiiBi»lr««¡*n 4e esto Bomm.^ , 

447 CARTA publicada en el Correo de Madrid injuriosa * la buaia me- 
moria de Miguel de Cervantes. Reimprímese con «ft>"rtf l*"//*;,"^? * 
"exi^nsaa de «n devoto que las dedica al autor del »-Q«ÍJO»«í«í "*"***; 
Coa las licencias necesarias. Madrid, 1788, imp. de A. de Sancha., En 8.^ 

"^m: msCoS sobre el egoísmo, pronunciado en el Beal Consejo de la* 
órdenes por el Excmo. Sr. Duque de Hijar. su ^re^iái^f^^^ff^^J^J^^^^o 
de 1796, conforme á la drden de S. M. Impreso de orden del Consejo. Ma- 
drid. 1796. imp. Real. En 4.°. H'í» piginas^ x -i .Ai^h.^ 

¿9 msCüRSü sobre la paciencia, escrito ^lH'^^^^'f'^^Z 
Mr. deFontendie, premiado por la A^demia francesa ««SóL 4 

ñor el caballero Madrid, 17a9, imp. de Aznar. En 8.% 72 paginas. 4 

m lí ANflMEmiCO, 6 icor antipútrido y perfectamente correctivo 
de iís va¿rt pínSsislmos de los dormitorios ~»;¿<!;*»'„»;^<>;' Jj^ 
pítales, enfermerías, iglesias, cementerios, cuarteles, «*'^»?f' "^^j""!^ 
decuerra lugares comunes, albafiales, sumideros, carnicerias. »«^»aa, 

íoSas etc lor el ür. Janin. Seüor de ^r^^^^^t:LSeTTSñ 
tos publicados en Paris. por disposición y á costa de «!"?» <™»'*™"' " "^ 
«Jmbrobado, traducido, é impreso de orden supenor. Madrid, 178Í, imprenta 

Real En 8.*, XXVI-76 páginas. „„,.«a1o & ins Pisones traducida 

íeríSreirdTJl y 2 Despícbí, y Archivero general del Supre: 
SSconSd" Guerra Con un discurso preliminar, y algunas notas y ob- 
^rvaSlsldSesisu mejor inte^ncia. Co„ Us h.^^^^^^ 
rias Madrid, 1777. imp. Real de la Gaceta. En 8. mayor pasu, luí 7*jb 

•^^Sr-ELPA.-ARO en la liga. Epístóla ^^'^'^'l^^'^^i^íjaS 
de la Teología moderna con la í»osofia, por D. Cornelio Suarcz de Mouna 
Madrid, 1708. Imp. de B. Cano. En 8.', 64 páginas. ^ 

. 253. ELOGIO de D. Ventura Roíriguez, leído enja J®»/ /»J*f**-_;* "(L 
drid. por el socio D. Gaspar Melchor de JoveHanos. f ¿> ^" «"i^* 
del ¿abado 19 de Enero de 1788. Rustrado con noUs, é ""P"^ *» ^^"^ 
de la misma sociedad. Con las "««<^»«« ?5f4"'»L "f "**' "^' ^' Jj 

furrajaítrn L^rsiruVr; is^víiyov. ios 

•tr-IDEAS sobre la na^ralez. ^-; J,«rroiutsi"^^^^^^^^^^^ 'Z 

fr„r;ore.*c5sT«^^^^^ p-'-- % 

govia, 1?87. i«P ALMsK«^maf^U^^^^^^^^ divino. Por.ü,.Ra«o„ 
FeSLrrr ís SS=VeíeSr«a-Hd, 1785. i-P-Rea,. En 8. n^- 

yor, 11-14-80 páginas. ;i„«fPA caballero D. Iñigo López de 



eoD los caales poede' todo hombre librarse de caer en grandes errores y 
desempeñar sus cargos con acierto y prosperidad. Sacados de la doctrina 
de Séneca, Catón, Valerio, Tulio, Boecio y Aristóteles, para la instraccion 
de Enrique IV, por mandado de su padre Don Juan II, Rey de Castilla; con 
un breve tratado de proyidencia contra la mala fortuna. Trasladados del caste- 
llano gótico al corriente por D. Francisco Javier de Villanueva. Con las li- 
cencias necesarias. Madrid^ 4787, imp.Real. En 8.% XVIIM3Ü páginas. 6 

* OBRAS ANTIGUAS, ARTBRIOKJBS AL SIGLO tVI. 

9S8. CÁRCEL de amor. La prison d' amovr. En deux langajes, Espaignol 
ft Fran^ois, pour ceux qui voudront apprendre IWn par 1' autre. A París, par 
Nicolás Bonfons, rué neuue nostre Dame, Enseigne S. Nicolás. 1594. 

En el centro de esta portada Jbay un escud(>, que debe ser el del impresor, 
pues se ven en él las Inici^iesN. B. La segunda hoja, pág. 3, signatura Ag 
se encabeza con el títuloj «Carce^de amor*, y sigue el texto hasta la pági- 
na 378 en francés y español, éste en el anverso y aquel en el reverso de las 
hojas. Los epígrafes de los capítulos son los siguientes... £1 preso al auc- 
tor. — ^Respuesta del auctor á Leí iano.T— El auctor.'— El Auctor á Laureola.— 
Resptfesta de Laureola.— El Auctor .-«-Carta de Leriano á Laureola.— El Auc- 
tor. — El Auctor á Laureola.— Respuesta de Laureola al' Auctor.— El Auctor.— 
El Auctor á leriano. — Respuesta de Leriano. — Carta de Leriano á Laureola. — 
El Auctor.— Carto (asi] de Lauréola á Leriano.— El Auctor —Cartel de Persio 
para Leriano.— Respuesta de Leriano. — El Auctor.— Leriano al Rey.— £1 Auc- 
tor. — El Auctor á Leriano.— El Auctor.— Carta de Leriano áLaureola.— El Auc- 
tor. — Carta de Laureola á Leríano. — El Auctor.— El cardenal al Rey.— Res- 
puesta delRey.—Ejl Auctor.— La Heyna á Laureola.— El Auctor. — Carta de 
Laureola al Rey.-^El Auctor.— Leriano á sus compañeros. — El Auctor.— Car- 
tel de Lelriano á Laureola.— El Auctor.- Carta de Laureola á Leriano.— El 
Auctor.— Leriano contra Tefeo, y todos los que dezian mal de mujeres.— De 
Leriano algunas razones porque los hombres son obligadossá las mujeres.— 
Pmeva por ejemplos la bondad de fas mujeres. — Buelve el Auctor á la ble- 
torta (asi).— Llanto de su madre de Leriano.— El Auctor^ 

Concluye el libro con tres Elegías en francés, que ocupan las páginas 379 
á la 288. 

Un tomo en 12.* encartonado, i88 páginas, letra redonda la parte española* y 
cursiva la francesa, de adorno las iniciales de los capítulos, muy incorrecto 
el texto español; la segunda hoja empieza con la página 2, y pasa desde la 
14 é la 16; el reverso de muchas hojas tienen las páginas á la derecha, signa- 
tura A. Aa, cuadernos de 8 y 4 páginas alternando. Ejemplar muy bien tra- 
lado y limp^, que se nalla de venia en la libreria de la V. é Hijos de Cuesta. 
25e. PROVERBIOS de Don Iñigo López de Mendo^, Marques de SantUla- 
na. La obra qve hizo Don lorge Manrrique so padre: Coplas de Mingo Reuul- 
go. Lo qual todo va con sus glosas acostumbradas y corregido y emendado 
de nueuo. En Anvers: En casa de Martin Nució a las dos Cigüeñas. M.D.XCIllI. 
Con Priuilegio. 

i>espués de est»' portada, en cuyo centro se ve el escudo de las dos cigüe- 
ñas, con la leyenda ahrededor «virtvs pietas homini tvtisslma,* que tiene el 
reverso en blanco, siguen 10 hojas, en letra cursiva, y contienen el Prólogo 
del Marqués y la introducción del Doctor Pero Díaz de Toledo. En el reverso 
de la última: «Sigvense los Proverbios del Muy magnifico y noble señor don 
Iñigo López de mendos. Marques de Santillana, glosados.* El texto de es^ 
tos proverbios ocupa 89 hojas, y concluye con las palabras «Deo gracias.* 
A eontinuadon va la portada siguiente, con el mismo escudo de la anterior. 

•Coplas de Mingo Bevvlgo glosadas por Hernando de Pulgar. Año 

N.D.xani.* ' 



■r 



.^ .fyf^ cofl;)» «ou Z% y empieza» al respaldo de la portada, con )a dedica- 
•loria, cuyo ^ígrafe es asi: «Glosa de las coplas del Reuulgo, hecha por Her*- 
naodo de Pulgar, para el Señor Conde de Harb. Coodestahle de CasUlla.» 
Tienen 58 hojas. Va en seguida otra portada, con igual escudo que las ante- 
riores, que se copia aquí; 

•Glosa so])re la obra qve hizo don George Manrrique a la muerte del 
Maestre de Santiago don Rodrigo Manrrique su padre, cUrlgida á la nmy alta 
y muy esclarecida y Ghistianissima Princesa doña Leonor Reyna de Fran- 
cia. Con otro Romance 'j su glosa. Año H.D.XGIIII.» Las "doS hojas siguien- 
tes á «sta de portada contienen el «Prohemio de 1» obra,» el cual temina: 

«A los lectores. 
Algunas razones &í este presente 
prohemio pudiera mejores poner, 
mas sepan, letores, que no pudo ser 
que cierto su orden lo no me consiente, 
y si quisiere saber el leyente 
si tengo razón en aquesto que digo 
de las doze coplas que son el testigo 
las letras primeras verá solamente.» 

Las letras de estas doce coplas dicen: «A la muy alta y muy esclareciddi 
princesa madama Leonor reina de Francia su muy humilde servidor Francis- 
co de Cuzman.- Empieza después el texto, y concluye en el anverso de la 
hoja S3: el reverso está en blanco. 

Un tomo en {%"" pasta antigua, letra redonda, 174 hojas sin foliar, de las 
cuales corresponden 100 á los Proverbios, 38 d las Coplas de Mingo Revulgo, 
y 36 á la Glosa sobre la obra de Jorge Manrique, signaturas A-P; reclamos 
en tod^s las páginas; ejemplar regularmente tratado. 

Pertenece á D. Mariano Rayona y Artela, empleado en el Ministerio de 
FomeotO. 

V4JUEDAD£S. 

APEfVQlCE d la fiiblioteconímta de Mr. Comíantin, escrito por D. Eugenio 
Borao, individuo del Cuerpo de Archiveros- Bibliotecarios. 



0^"^^ 



(CoqiínuacioD.— Véase el oüm. 5.) 

I^GuaaAs.-^En Setiembre de 4861 tenia su biblioteca S84 tratados proce- 
dentes, la luryoria. de donaciones. 

GEaoHÁ.<^8u biblioteca provincial y del Instituto se halla sllaada e« él 
'SX'^MiBveBlo de Capuchinos, y la mayor parte de sus libros en un salón espa- 
eUMO con vistas al oampo . D^e al InstiUilo numerosas adquisictonea de obraa 
modenas, encuadetmadas todas á la paduana, la estantería (magnifica á 
la parte izquierda) y cuanto se ha hecho en esa selecta y bien organleada 
dependencia, de cuya protección jamás ha desistido. La biblioteca tiene 3.896 
obras eompletas y unas 1.980 incompleUs y repetidas, que, con 102 volúme- 
nes iaeunal^les y iW manuserilos dan un total de 8.00B voldnenes (9.15Í de 
fondos consignados á esta biblioteca, y las restantes que proceden de soprl- 
mides conventos); i éstos hay que agregar 270 folletos ó velámenes que no 
pasan de nnoa.dos ydñegee de impresión. Son muchas las obras BMdernás, y 
entre las más recientemente adquiridas figura el ífuevo Teñtamentú 'poligloto 
de le Jay. También hay algunas antiguas basianu nouUes, y entre las ma- 
nuseffiUa me parecen digoaa de mencíoQ:laa ságuieolea: una ee^anda parte de 
la VidM dé CrMOv por Conisto el GarUijo, esenla{ea el siglo XIV) sobre vitela 
y adornada con letras de colores; dos Biblias (una del siglo XII y.snperiel* 



asi en «tjlgftedad ¿ la de la catedral» la cual ea de macbisimo «áa valor como 
obra artística) (i). Legenda Sanctorvm del siglo XV en vitela y con letraa 
de adorno; las epístolas de Séneca, escritas en vitela con adornos capitales en 
oro y colores; un precioso misal romano del siglo XVI con letras y miniaiu* 
rastambienenoio y colores; un Cronicón de Toledo que alcanza hasta I6CÜ (2) 
una historia escrita, al parecer, en 1606 por Alonso Cano monje de San Fó* 
lix; una Instrucción para la vida monástica del mismo autor (1632), y una co^ 
pía manuscriba del Centón de Cibdareal, hecha en 10 de Diciembre 1693 por 
Fr. H. Navarro, Ya no en la biblioteca, pero en la catedral de Gerona se guar-, 
da una preciosísima Biblia del siglo XIII,. con profusión de magnificas minia- 
turas, que perteneció á Garlos V de Francia, y fué legada á la Iglesia por 
su último poseedor el obispo D. Macio de llauro que ocupó la sede gerun* 
dense desde 141$ á 19. Consérvase también en la sala capitular una obra 
cuyo contenidoignoro, curiosa por su antigüedad, aunque de aspecto repu^*- 
nante por la tosquedad y grandísima incorrecion de sus dibujos y letras. 

G^ON.— rExlste como propia en la Escuela industrial y de náutica la esco- 
«gida biblioteca que perteneció ¿ su ilustre fundador el Sr. Jovellanos. Tenia 
en el aho 1857 sobre 6.39^ volúmenes y algunos manuscritos interesantes» 

Gravada.— La biblioteca de su Universidad, pública desde su funda* 
clon (1768) se halla situada en un salón del edificio que fué colegio de San Mi- 
guel, habiéndola servido de base los libros de la Compañía de Jesús. Tenia 
en 1859, según el Anuario estadístico^ 17.410 Impresos y 35 manuscritos 
apreciables, procedentes algunos .de legados de sus doctores y catedráticos: 
enriquécese diariamente con las mejores publicaciones cienliflcas y litera- 
rias. Los volúmenes que se conservan en la Biblioteca del Museo provincial 
exceden de 5.000, y consisten principalmente en una colección abundantisi* 
ma de SS. PP. f expositores dogmáticos, en otra también numerosa de clá- 
sicos y filósofos aristotélicos, en una miscelánea interesante é indefinible, y 
en algunas crónicas ya profanas, ya monásticas, apreciables por su escasez y 
antigüedad. 

GuADALAjARA.— Su principal biblioteca es la de la provincia, formada con 
las obras üue compró 0a i836 la Diputación, con las de los conventos su- 
primidos, con las que procuró la comisión de monumentos ariisticos é historí- 
eos, y con las modernamente adquiridas, viniendo á dar todas estas agrega* 
clones más de 2.066 volúmenes, todos impresos. La Academia de Ingenieros 
tenia en 1847 unos 6,000 volúmenes, y la Escuela normal obras muy escogí* 
das, cuyo coste ascendía á unos 12.000 rs. próximamente. 

Habana.— Tiene dos*bibliotecas públicas: la Universitaria y la de la So- 
ciedad económica. Esta fundóse (1792) en casa de D. Francisco Segui, W* 
rector del periódico que sostenía la corporación, y se aumentó con el impor« 
te .de las suscriclones á dicha publicación y con lo que pagaban todos lo& 
lectores no sucios. Trasladada á casa de D. Antonio Robredo, y enriqueeida 
con 500 volúmenes regalados por este señor y con los donativos de varios 
socios, entre ellos ^1 fxcmo. Sr. D. Luis de las Casas y el Sr. Marqués de 
Monte-hermoso, Ueg^ü á constar de 1.390 volúmenes en el aíio 1794, ai bies 
la mayor parte eran préstamos de los socios y solamente podían contaf^a 
como propios de la corporación unos 394 volúmenes. Sin embargo, hablase 
aumentado la biblioteca con algunas colecciones de libros cuando fué tras- 
ladada, con la Universidad, al convento de Santo Domingo, poseyendo entre 
otras obras notables: Las antigüedades de Herculano y Montfoucon, los Dic* 

(1) Tiepa It Dtti 142 letrtt p«lier6in»Uis y preclMOs adornotde oro y colores: la otra 
wa MoiriU «p ean^i^ta eo pocp mayoree j ñtm capitales aao coloridas. 

f^) Tiene prólogo, lisia de Ips ^ne lian esisrito Mbrt Toledo, eénones para esoil^lf 
'las cxQJfif^f. ,t^^ ^ Oí^ioyaU» y (^^moffM 4a m^m. init^^* é i4M« 



'dónanos de Morerí y Bayle, muchas producciones literarias de los W. Be- 
nedictinos, los quince tomos de láminas sobre religiones publicados por 
Picard, y algunos manuscritos, entre los cuales merecen sobre todo piartiou- 
. lar mención los del Sr. Urrutia. Por causa de las malas condiciones del pri- 
mitivo local, trasladóse la biblioteca en 1840 al salón alto en que hoy se halla 
la universitaria; pero concedido á la Sociedad un local en San Felipe (4844), 
colocáronse los volúmenes, que ascendían á 6.000, en el salón principal y en 
una magniflca estantería de caoba con alambres en las portezuelas en vez 
de cristales. Los libros procedentes de conventos y los deteriorados propios 
de la Sociedad, se colocaron en una sala baja, si bien aquellos han [^iasado 
posteriormente á la Congregación de San Felipe y al Seminario. Váse* aumen- 
tando cada dia esta biblioteca, y para su fomento destina la Sociedad alguna 
cantidad anual de dinero confiándose en la adquisición de la librería del 
ilustre cubano Sr. Luz y Caballero, que encierra, según se dice, preciosísimas 
obras. Sin embargo, perjudica notablemente al público el sitio en que ac- 
tualmente se encuentra colocada (calle de Dragones, extramuros de la ciudad) 
más incómodo sin comparación que el que anteriomente disfrutaba.-^ 
La biblioteca uniífersitaría, formada en cumplimiento de lo que ordenaba el 
Plan de Estudios de 4842, está abierta al público desde 1849. Sirviéronla de 
base muchos libros de los conventos, acrecentóse después con los 500 pesos 
que percibía el Vicerector y que fueron cedidos por el Dr. D. Manuel Eche- 
varría mientras desempeñó dicho cargo, y últimamente con los mil pesos 
anuales que se destinaron en el Estatuto vigente para la compra de obras 
y periódicos. Hállanse los volúmenes colocados en una estantería de doS 
cuerpos con pasamanos y barandilla de bronce, y son ya tantos como los de 
la Sociedad económica, según asegura el Sr. D. Antonio Bacl^iller y Morales, 
á cuya amabilidad he debido todas las anteriores noticias. 

HuELVA.-^Compónese la biblioteca provincial de 1.005 volúmenes, ya re- 
galados, ya adquiridos por compra ó ya pertenecientes á la Sociedad econó- 
mica de Amigos del País. Conserva también 109 medallas regaladas, base del 
monetario que ha comenzado á formarse. 

Huesca.— Es resultado, la biblioteca de su Instituto y provincia, de la 
agregación de los libros de los conventos, y de los pertenecientes á los extin- 
guidos y célebres colegios de San Vicente y Santiag'i, con los que ya existían 
junto al edificio del Instituto, pero en una galería extraviada, fría, y poco de- 
. Gente, resto del que fué palacio de los ilustres monarcas aragoneses. Hoy 
ocupa la biblioteca parte del piso bajo de la antigua universidad sertoriana, 
y consta de 12.000 volúmenes impresos, entre ellos más de nueve Biblias y 
una la famosa políglota de Arias Montano: también tiene algunos incunables, 
cuyos títulos debo al bibliotecario de aquel Instituto D. Mateo de Lasala; 
pero en la nota que me ha remitido este apreciable señor, sólo heencontrStdo 
dignos de mencionarse, por su antigüedad, los comentarios del cardenal Sii^to 
Á los salmos, impresos en Zaragoza en el año 1482. Rica esta biblioteca en 
obras magistrales antiguas, tiene entre ellas trece de Santos padres, y las del 
Tostado, Baronio y Rainaldo con 42 tomos de la obra de Bolando. Los ma- 
nuscritos que tengo por más notables son un códice con diversos tratados so- 
bre religión, un Alfabeto jurídico. Decreta Anselmi Lucensis, De repudiatio- 
ne hereditatis (autor D. J. Martínez del Villar), Narración sobre la fundación 
y progresos del monasterio de Ntta. Sra. de Ar{:uines, Apuntaciones de fray 
Antonio del Pilar, una porción de papeles sobre asuntos de Roma, otro pa- 
pel que contiene el acta del consistorio en que publicó Sixto V la muerte de 
Enrique III de Francia, otro que refiere el duelo del Rey Francisco I de Fran- 
cia con el emperador Carlos V, y algunos Incluidos entre doce volúmenes de 
tratadas varios que hay en la biblioteca. Existe también otra en la Escuela 
normal, á c^rgo del direetor de esu última, y consta de 300 volúmenes. 



Jaiivittt'Sv biblioteca^ provineiaL dice «1 seftor Madoz, es el resto mise- 
rable que ba d^ado el mooopolio ejercido en la adminislracion y depósito 
de las riquezas literarias de las comunidades religiosas.» Debe, aún enia ac- 
tualidad, ser iQsignüBcante, cuando no la menciona el Anuario en su cuadro 
estadístico. Sin embargo, una persona que debia hallarse muy enterada, el 
señor Gil de Zarate,, decia en el año ^855: «La biblioteca que tiene el caiác- 
ter de provincial consta de más de 7.0i)0 volúmenes, entre ellos obras de 
gran precio, y todos los días se aumenta, - 

Jbrbz.— Cuenta la biblioteca provincial con 984 volúmenes impresos. 

Lagvná db Tenbrif£.-*Su biblioteca se compone de 5.000 volúmenes de 
obras muy escogidas, y de otras muchas hasta ^.000 procedentes de los con- 
ventos. 

Lbon.-*E1 Instituto y provincia han conseguido organizar en el beaterío 
de Santa Catalina una biblioteca cuya base fueron los libros procedentes de 
los conventos, y cuya riqueza han venido á aumentar los tratados de agrí*- 
cultur;! y ciencias físicas, adquiridos con fondos que la Diputación provincial 
destina á ese objeto. En su honor debemos decir que no contribuyeron poco 
ft la instalación de la biblioteca los cabildos catedral y de San Isidro, la Co- 
misión de monumentos artísticos é hist^íricos, ayudada de otras personas enten- 
didas, y la Diputación que abonó en 4843 once mil reales, indispensables para 
plantear la biblioteca, compuesta en esa fecha de unos 4.000 volúmenes, 
conlando los pertenecientes á obras incompletas. El Anuarto de 1859 4Ja 
en 7.500 el número de sus volúmenes impresos. — La Escuela de Veterinaria 
posee también una regular bibliotee», que en 1859 constaba de 556 volúme- 
nes, y que hoy se halla suscrita á todos los periódicos más importantes de 
la profesión, tanto nacionales como extranjeros. 

Lérb>a.-^LoS libros que forman la biblioteca de la provincia, sita, como 
el Instituto, en el ex-con vento de dominicos, proceden en su máVor parte de 
la antigua libraría del convento ilerdetano de Carmelitas descalzos, aunque 
también hay en menor número de otros conventos, y varios que pertenecie- 
ron á la Universidad de Cervera, cuya biblioteca se dividió entre la de Bar- 
celona y la de este Instituto. Los libros modernamente adquiridos ascienden 
¿ unos 650, y vienen. á completar el número total de 7.485 volúmenes (3.598 
obras). Entre los manuscritos, tengo por los más curiosos uno hebreo con 
los Evangelios (quizá sea solamente el de Sao Mateo), copiado en la primera 
mitad del siglo pasado; anas YerHones Bibliw cuyo contenido, ignoro^ asi 
como el año, pero supongo debe ser del siglo XVIll, asi como dos tratados 
de teología y un índice de las obras del doctor y canónigo Mari; finalmente, 
aunque tampoco sean manuscritos antiguos, citaré la Exposición de la. Sa- 
grada Escritura, por José Ramón, escrita en Lérida en el año 1746, y un Dia- 
rio de Sor Magdalena de RipoU, escrito por D. Francisco Pérez en el año 1759. 
Hubiera dado aqui alguna noticia sobre los incunables del establecimiento, 
si la que he obtenido no me pareciera por su inexactitud todavía más sos- 
pechosa que la que arriba he presentado de manuscritos. En ella, tres obras 
que posee la biblioteca se suponen impresas antes de la invención de la im- 
prenta (ana en el siglo XIV), y cierta Noticia sobre California aparece como 
impresa en Madrid en el año 1457, cuando se sabe que la villa coronada fué 
ana de las últimas poblaciones españolas que imprimieron en el siglo pri- 
mero de la tipografía; y á ser verídica esa fecha, vendría á resultar anterior 
d Valencia, Barcelona y Zaragoza, lo cual nadie le ha concedido. Aserciones 
de tal género me hacen, pues, dudar sobre las otras fechas, tal vez no apó- 
crifas, y preftéro á escribir inexactitudes no decir c sa alguna.-— Además de 
la provincial, hay una biblioteca privada en el Seminario conciliar^ com- 
puesta de 3 á 4.000 volúmenes, y otra en la Cafedrarcon unos 1.500 que 
perieneciejifon al $euor canónigo Vidal y que tampoco son d^ u^.piiyblicp. 



— 70 — 

LoGROflo.-^La biblioteca prorliicial cómpónese boy dé ÍMÜ TolflitieiieB 
Impresos: el Instituto ba adquirido algunos auto^ret griegos y otMs fió mé^' 
aos indispensables para la segunda enseñanza^ ' 

Lüoo."-La biblioteca pdbüca episcopal, aumentada eóii libros proceden^ 
tes de los conventos suprimidos en Lorenzana, Lugo, Samds y f^afrlá. Sé 
componía en 1847 de 6.500 obras, aígunas de las cuales creo habrán pasado 
á la biblioteca proTlnclal, compuesta de 900 Impresos en el afto 1859. 

VLknKm,— Biblioteca nacionaL^i) Débese su creación á Felipe V, ^u'en 
la fundé con el titulo de Real librería, agregando á los libros que él había 
traído de Francia (4711) los que formaban la librería de la reina madre (<ius- 
t odiada en el regio alcázar} y los que pudieron adquhirse con los 8.0<K) 
pesos anuales que señaló de renta en las de naipes y tabaco, y que hablan 
de sufragar asimismo los gastos del personal y todos los demás de la biblio- 
teca. Encomendóse su dirección al confeáor del rey, á la sazón el P. Pedro 
Roblnet, y se estableció en la calle del Tesoro« cerca del Real palacio y fren- 
te al sitio que actualmente ocupa, abríéndose al público en Marzo de 17fS, y 
concediéndosela en 1716 un ejemplar de cuantas obras se publicaran en la ña- 
clon; prívlleglo que se ha confirmado después por varias Reales disposiciones, 
y que, lé]os de ser gravoso, es 4e sumo provecho para los editoresy aato^ 
res. Obtuvo además la Biblioteca el derecho de tanteo en toda venta de ma- 
nuscrítos, impresos, estampas ó medallas, y unas Constituciones formadas por 
•el bibliotecario mayor, que se hallan incluidas en la Novísima Recopilación, y 
que han sido ampliadas ó reformadas por disposiciones de Setiembre 184S, 
Diciembre 1856, Enero 1857, y también por las extensivas á todas las biblio- 
tecas de España. El arzobispo de Valencia dejó á la Nacional sus libros en 
Marzo de 1712: compráronse los del cardenal Arqulnto por orden de Carlos 
lil: por la de Carlos IV, los de D. Ignacio Muzquiz, embajador en París: por 
la de Fernando Vil, los del Diputado Navarro; y finalmente, agregáronsela 
en 1835 las obras de conventos ^suprimidos en la corte, eptre los cuales dis- 
frutaban una buena librería el de San Martin, el de Agustinos, el de San Feli- 
pe el Real y el de Recoletos. Con esto, las confiscaciones de libros adjudicadas 
á la nación, la adquisición de la librería de Bohl de Faber (rica en obras 
antiguas) la de la colección de novelas españolas reunidas por Maestre, y 
otras muchas, llegó á reunir la biblioteca nacional unos 130.000 volúmenes, 
y hoy ascienden á 500.^00 Impresos y &.000 manuscritos, según los datos 
que aparecen en el Anuario estadistho de 1860. Además, sabemos por las 
Memorias que el limo. Sr. Director lee pública y anualmente desde 1858, que 
* no solamente se ha procurado libros el establecimiento, sino también (según 
et espíritu de las leyes 36, tit. 16; y 1.*, tit. 19, 1. 8. de la N. R.) cuadros, 
autógrafos, objetos arqueológicos, medallas y camafeos, que ya posee hoy 
en número de 110.000 por lo róenos. Del monetario fué base la rica colec- 
ción de Rothelin de Orleans, notable sobre todo por ser la únic^ completa 
que existe de medallas de estaño (potin) y de nummos minimi moduli. Tié^ 
nese por muy preciosa la Sala de obras de Santos Padi^s que pertenecieron 
al principe de la Paz; y entre otros libros estimables he visto citado el Can* 
cionoro manuscrito de Stuñiga, y.47 códices orientales que Fr. Patricio rega- 



(1) Situada primitiTamente en la calle del Tes or», trasladóse dmordeRada por lo rá- 
pidamente al moDasleno de la Trinidad, derribadas qae faeron las casas de la plazoela 
de Oriente en 1809. Desde allí pasó al AlmiratUaigo ó Ministerios por haber reclarasdo 
en lál9su convenio los Tiínilarios expulsos. Fiiíalmeote, en 11 de Junio de 1826 se si* 
tuó en un local de la plaza de Oriente, que fué del monarca basta 1812, desde cnya ¿po- 
ca quedó separado del Real Patrimonio, declarándose deflnilivaLmente de la nación en 1K(6. 
Al presente se piensa en destinar nn edificio especial ¿ la Biblioteca, con el desahogo que 
•zigett estriblacfflHestos de tn etaae, por cada éi« ncreaslladofs d« ttAt atpidóio redntdr 



i 



^ ti — 

iétl BsMnrtal, y fuermí redamados |Mr D. Antonio de Qóngora pam h Real 
librería, siéodole adjadlcados ea i8 de Agosto de 1813. No há. mucho adqui* 
rió esta biblioteca el primer libro impreso, la célebre Biblia de Guttenberg: 
poco después la Academia de ciencias morales y políticas la ha destinado el 
precioso tratado anónimo de la Providencia: todos loadlas reciñe, en fin, ines. 
Umables adifuisiciones sobre las que ya tenia. La preciosidad de sus códices, de 
gran serTicio para los editores y colectores, son aprovechados cada día por es- 
tos, que nos van dando asi cuenta de ellos. Asi el Sr. Gnerra y Orbe, de pocos 
excedido en lo rebuscador de ediciones para la magnifica del Quevedo, ba en* 
c<Mitradoen la biblioteca nacional hasta ocho manuscritos de la «Carta del rey 
don Fernando el Católico al primer virey de Ñapóles, > una del 'Mundo caduco^» 
7 siete de los -Grandes Anales de quince días,- que le han servido para la 
pnbUcadon de dichas obras del ilustre autor madrileño, y supongo que no 
será el único que haya acudido á beneficiar el rico tesoro de los códices que 
en abondancia encierra la primeca biblioteca de España.— <)abe á ésta el ho* 
Qor de haber proporcionado su primer punto de reunión á los académicos de 
la Historia, y de que haya nacido en ella el pensamiento de la creación de 
este ilustre Real cuerpo, pues los que concurrían á la primitiva biblioteca con 
objeto de hablar sobre asuntos históricos, pidieron á Felipe V la institución 
de una Academia que, concedida en i738, celebró sus primeras sesiones en 
d mismo lugar de la biblioteca, hasta que Carlos ÍII la situó (Junio de 4773) 
en el piso principal de la Casa Panadería. 

Biblioieeada San/^Mfra.-^Fundóse por darlos lU en49 de Enero de4770 con 
los libros de los Jesuítas, al propio tiempo que se restablecieron los estudios 
dispensados ya desde Felipe IV en el colegio de la Compañía. Abrióse al pú- 
blico en 1785 con más de 34.000 volúmenes, y para su sostenimiento se con^* 
signaron por el rey 13.738 rs. sobre los fondos de los estudios, y se ex- 
tendió en favor suyo el privilegio que tenia la Real biblioteca de ^>btene^ un 
ejemplar de todas cuantas obras se publicasen en la monarquía (4). Recobrados 
los libros por la Compañía en 4823, llevados muchos manuscritos á las Cor- 
tes cuando la nueva supresión de la orden verificada en 4835, privada la bi- 
blioteca de San Isidro de todo su monetario (que pasó á la de la nación) y tan 
escasa de volúmenes como necesitada de fondos, salló gananciosa cuando se 
la declaró universitaria (I."" Noviembre 4845) señalándola 6.000 rs. para 
adqii^isicion de las obras más iñdlspepsables que escoge inteligentemente, po- 
seyendo ya las mejores ediciones modernas de clásicos, la colección de do* 
cumentos para la Historia de Francia,- y otras obras contemporáneas de mé- 
rito indisputable. Tiene 60.000 volúmenes (según la Enciclopedia de dere- 
cho)^ poco especial, mucho de ciencias eclesiásticas y morales, de historia y 
de artes; entre los incunables se hallan las QuesHones et quodlibeta de San- 
to Tomás (Ven. 4476), la Esposicion del mismo al libro de las Sentencias 
(Ven. 4478), Suplementum ad Summam Tisanellam (Genova, 4474), Exposi- 
eiandeSanio Tomasa los Evangelios (Ven. 4486), Etimologias y De summo bono 
por San Isidoro (Ven. 4483), De Consolatione por Boecio, con los comenta- 
rios de Santo Tomás (Auremberg. 4485), la misma obra traducida al castellano 
por Fr. Antonio Ginebreda (Tolosa de Francia, 4488), las Tablas Astronó- 
micas de Alonso X (Veú. 4492) y el Dicciondrio universal latino-español de 
Alfonso de Patencia (Sevilla, 4490). Tiene algunos manuscritos, y la copia 
de lino de ellos ha servido para que se publicase en nuestros dias, por pri- 
mera vez. la novela de Cervantes, que lleva por titulo La lia fingida^ y que 
el autor no quiso dar á luz entre las ejemplares por razones de moralidad 
muy atendibles. 

Biblioteeasrestantes de la Universidad.-^Lh úelNoviciado, abierta en 4840 



(I) LeySdy^i, i.i6»LH. N. R. 



iBon 3.000 obras prociedentesdeU Univarsidtécomplttlense^yenrictiieeidácM 
otras de la biblioteca de San Isidro, llegó á retiñir ^^.399 volúmenes en iftSS: 
la del Colegie de San Gw^loe (Facultad de Medicina), creada en 4797, conta- 
ba en el año 1855 con 18.402 volúmenes; la del Colegio de Farmacia (sepa* 
rada de la del de Medicina desde 1736) tenia en esa fecha 4.110 volúmenes 
selectos y el herbario regalado por el abate Ponrret, canónigo de Santkifo. 
Actualmente reúnen las bibliotecas de la Universidad 125.347 volúmenes 
(50.240 obras) según se consigna ea la Memoria acerca del estado de la üfiti^ 
versidad central, impresa en Marzo de 1861. Para dar una muestra de Us 
preciosidades que encierran, paréceme preferible á todo copiar la lista 
de objeto» que se presentaron á SS. MM. cuando se dignaron abrir el curso 
en el año académico de 1855 á 56. Tales objetoe fueron: primero, un grueso 
y lujoso volumen, folio imperial, escrito á dos columnas en la segunda mitad 
del siglo XIII, y fruto de las Academias toledanas, que contiene los cuatro 
libros de las Estrellas, el libro de la Esfera, los del Astrolabio redondo y 
llano, el de la Lámina, el del Azafeha, el de las Armellas, el de las LámU 
ñas, el del Quadrante^ el de la Piedra de la Sombra, el del Bélogiodel Argenl 
vivo, el del Reiogio de la Candela, y los dos del Palacio de las Horas, y del 
Azaflr: segundo, una carta de Fernando el católico ai papaJHlio III, fechada en el 
castillo del oro, y continuada con una recomendación de puño del monarca, 
suplicando á Su Santidad que crease cardenales al arzobispo de Toledo XI- 
menez de Cisneros y á Francisco de Rojas, su embajador cerca de la corte 
de Roma : tercero, varios objetos que pertenecieron á Cisneros, como son las llaves 
de Oran, banderas, picas, arneses, cascos y ballestas de la época; un incen- 
sario, el cáliz en que consumaba el Cardenal, su anillo, amito, alba y. bre- 
viario, escrito este último con primor en vitela y enriquecido de orlas, vine- 
tasé iniciales de diversos colores: cuarto, un ejemplar en vitela déla Púligiota 
de Cisneros: quinto, un volúmon que contiene 129 cartas de este ilustre varon« 
escritas desde 1508 á 1517, y dirigidas en su mayor parte á Diego López de 
Ayala, descendiente del cancilller mayor de Castilla, camarero mayor del 
cardenal, canónigo y vicario general de su arzobispado (1): sexto, unvolú* 
men que encierra el testamento del gran Cardenal {ú) y los tres codieilos 
que lo modificaban: sétimo, el Sermonario y varios tratados sobre las San- 
tas Escrituras do Santo Tomás de Villanueva , que se tienen por autógrafos 
del Santo, desde el año 1661 en que fueron regalados al Colegio mayor de 
San Ildefonso (3) 

(Se continuará.) 



(i) instan firmadas por Ximenez de Cisneros, y af^onas son todas autógrafas, sieodo 
de advertir qoe abunda en ellas la escritura en cifra* prineipal mente en las que tieuen 
algon interés político. 

«(2) Otorgóse en Alcalá ante los notarios Diego Lopes de Mendoza y Juan Vallejo: aa 
data es de 14 Abril 1512 y so halla escrito en U fojas vitela, incluso la bula que lo au- 
toriza. En las siete hojas restantes van los codicilos, Techado el l^rimero en Torrelagana (25 
Abril 1513), el segundo en Alcalá (13 Marzo 1515) y el tercero en Madrid (14 Julio 1517). 

(3) Compónese este códice de 396 fojas, papel, escritas en el siglo XVI, y al final se 
encuentran algunos renglones autógrafos y parle de un documento castellano autorizado 
por el santo en el monasterio de Sania María de Regla. Donó este manuscrito el duque de 
Medínaceli, después de haberlo revestido do chapas de plata qne ya no existen . 



MADRID.— Oficina tipográfica del Hospicio. -^1866. 



fVUM. 7. 1/ DB Abril bb i86«. aAO VII. 



boletín BIBLIOfiRÁFIGO ESPAÑOL 

PERIOBIGO Di LA LIBRIRIA. IHPRINTA, GRABADO. LITOGRAFÍA, 

BNGüABEliNACION, FABRICAS T ALMACENES DE PAPEL T MÚSICA. 

» 

UDtCTOR-niTOR, DOH DIOHISIO HIDiieO. 

Todas las comanicaciones se dirígirin A nombre de D. Dionisio Rldaljifo, 

Paseo del Obelisco, nám. iO, CHAMBERÍ (Madrid), 

en donde están la redacción, administración y venta de los tomos publicados. 

Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo interior. 

Sepablica el 1.** y 15 de e^da mefl.— Se sascribe en todas las librerías del reino. 

PtEcro: 40 rs. al año en Madrid,— ií en las provindai.— 50 6 60 en el extranjero y 
ÜUrmnar, segan qne haya ó no conTenio postal.— Se admiten avisos y comunicados para 
el BoLKTu DB AKONcios ¿ procios económicos y conyencionales. 

Los Sass. Mota t Plaza sb encabgaii de cobprab t rbbitib k pbotincias todas las 

ABBAS ARÜHCIADAS BR BL BoLBTIH T CUALESQUIERA OTRAS QUE SE DKSBER, COR EL AUMBirrO DB 
BN 20 POR 100 POR RAZÓN DB LOS GASTOS DB FRARQb'BO. 



PUBUGAGIONES NUEVAS. 

260. Aguas minerales acidulo-salinas de Caldas de Besaya, provinciSi de 
Sanunder.^jHadrid, 1866, imp. de T. Fortanet. En 8.% 16 páginas. 

No se ba. {puesto a la venta. 

261. Claudio (bistoria de un procesado). Por José Comas. Barcelona, 
1865, imp. de V. Castaños. Madrid, lib. de San Martin. En 4/ mayor, 760 
páginas con 10 láminas litografiadas. 48 

Biblioteca popalar-económica-iiastrada de Ambos Mandos. 

262. Colección de historias y memorias contemporáneas, dirigida y adi- 
cionada por César Cantú. Adornada de una galería de retratos de hombres 
célebres, y enriquecida con un Mapa-Mundi, y los generales de Europa, 
Asia, África, América Setentrional, América Meridional, ucrania, Italia etc. 
que serán repartidos con el te^^to de la misma. Obra dedicada' á los suscrito- 
res de la Crónica general de España. Primera edición española, bajo la direc- 
ción de D. Cayetano Rosell. Entregas 1.' á iO.' Precio de cada una, por sus- 

cricion. 4 

Esta obra se pnbUca por entregas de 16 páginas en fólio^ y compondrá unas 80, con 
retratos y mapas. 

Las diez qoe han salido comprenden: 
1.' ¿ 6." Los Estados Unidos de América en 1865. Por Juan Bigelow, traducción de 
D. Narciso Blanch é Illa. 

7.* 10." La Turquia desde la fundación de la casa de ios Seléucidas hasta nuestros 
días. Por B. C. Coles. Traducida por F. Climent y José Bisso. 
8.* 9.' Méjico antiguo y moderno. Por Michel CheTalier. Traducción de D. José Bisso. 

265. Crónica general de España, ó sea historia ilustrada y descriptiva de 
sus provincias, sus poblaciones más importantes y posesiones de Ultramar.— 
Sq geografía y topografía.— Su bistoria natural. —Su agricultura, comer. 
cío, industra, artes y manufacturas.— Su historia antigua y moderna, ci- 
vil, militar y religiosa .—- Su legislación, lengua, literatura y bellas ar- 



-74- 

I 

tes.— Sd estadística general.— Sus bombres célebres y genealogía de las 
familias más notables.-^a estado actual, edifidos, oleínas, esl^blecimjjyitos 
• y ciVDercios públicos. — Vista de sus iQOnmnento^f C4rtas de sus terri^ios, 
y retratos de los personajes que han ilustrado su memoria. Obra redactada 
por escritores conocidos de Madrid y provincias, y dirigida por el Académico 
de la Historia D. Cayetano Rosell. Madrid. in(i5-1866, imp. de La Iberia^. á 
cargo de J. de Sojas; Roncbi, Vitturi, Grilo, editores. Administración, calle de 
las Huertas, núm. 40, principal. Entregas 1.* á 5.7. Precio de cada una por 
suscricion. 4 

Se publica por entregas de 16 páginas én folio, coo aoa lámina. Las qae han salido á 
luz compmnden: 

1.', 2.' Introducción . 

3.', 5.', 10, 12, 17, 23, 30^ 36, 45. Crónica de la provincia de Madrid. Por D. Cayeta- 
no Eoseli. 

4.', 8.*, II, 15, 19, 22, 26, 28, 33, 37, 44 y 46, fin. Crónica del Principado de Astu- 
rias. Escrita por Evaristo Escalera, 192 páginas. 

6.', 7.', 9.\ 13, 14, 16, 18, 20, 21, 24 y 25, fin. Crónica de la provincia |dc Gerona, 
Por D. Francisco Blanch é Illa, Licenciado en Jorisprndencia, individuo de la económica Ma- 
tritense, Socio corresponsal de la Academia de Bueñas-Letras de Bii|^celona, Cronista ho- 
norario de Gerona etc., etc. 176 páginas. 

27, 29, 31, 32, 34, 58, 41, 43, 50 y 53, fin. Crónica del Señorío de Vizcaya. Escrita por 
Ü. Francisco Rodríguez García, Abogado del Ilustre Colegio de Madrid. 164 páginas. 

35, 39, 40, 42, 52. Crónica de la provincia de la Comña. Por D. Fernando Fnlgosío. 

47, 48, 49, 51, 54 y 55, fin. Crónica de la provincia de Ciudad-Real. Por D. José di* 
Hosta. 96 páginas. 

56. 57. Crónica de la provincia de Lugo. Por D. José Villa-amil y Castro. 

264. Del don de si mismo á Dios, por el P. Grou, de la Compañía de Jesús, 
traducido al español por D. Joaquín Rubio y Ors, Catedrático de esta Univer- 
sidad literaria. Con permiso de la autoridad eclesiástica. Barcelona, 4866, 
Imp^ de Magriñá y Subirana, llb. de la V. é Hijos de J. Subirana; Madrid, 
Hb. de la Y. ó Hi]os de Cuesta. En l6.% 60 páginas. 6 otos. 

265. El Clown y el Cocinero. Disparate en un acto, tomado del francés y 
arreglado á la escena española por los Sres. C. y L. para representarse en 
Madrid, en el teatro de Novedades, ei año de 1865. Pinto, 4865, imp. de G. 
Alhambra, Madrid, librerías de.Moya y. Plaza, y V. éH ijos de Cuesta. En 4.*' 
mayor, 6 páginas. 5 

Biblioteca dfamática, 

266. El Cura de Aldea. Por Mr. Stephen de la Madelaine. Novela tradu- 
cida de la sétima edición francesa, por J. R. Con aprobación de la autoridad 

. eclesiástica. Barcelona, 4865, imp. de Magriñá y Subirana, lib. de la V. é 
Hijos de Cuesta. En 8.*" mayor, 288 páginas con una lámina y frontispicio en 
acero. • 9 

Riblioteca escogida de la Juventud. Tomo XXI. 
Véanse páginas 74 y 76, tomo VI de este BoUtin. 

267. El dogma de la libertadv ó sea la monarquía hereditaria bajo la for- 
ma democrática; por D. B. de Sopetran, soldado que fué del ejército consti- 
tucional en la guerra civil. Madrid, 1865, imp. de Z. Soler, lib. de la V. éjfi- 
Jos de Cuesta. En 8.% 48 páginas. 2 

268. Enseñanza primaría.— Clase general de gramática.— Sección 4.", 2.' 
y 5.*, ó sea la parte preparatoria, en que se comprenden los primeros ejer- 
cicios de lectura y cálculo, por el profesor D. Bernardo Llopis. Valencia, 4835, 
imp. de S. Amargos. En 8.% 32 páginas. 1 

269. F^ORBS y espinas.— Colección de poesías serias y jocosas, originales 
de JuliaQ Castellanos y Gabriel Bueno. Toledo, 1865, imp. de J. de Cea; Ma- 
drid, lib. de López. Eb 8.* mayor, yui-152 páginas. 8 
' 270. GiuiiiTicA francesa seguu el método practico- teórico-aaaiiticb de 
M. Rp|b»]?tsop, BOV D. Joaquín HÜendÁzábal» Catedrático en el Inatiiuto áe Za- 



• 75 — 

ngoza. Tereera edicioa. Zaragoza, i865« inp. y lib. de V. Andrés. En 8* ma- 
yor, VI-370 páginas. 20 

27i. TiRANOBs profecías por el Zaragozano Mariano Castillo. Desde 1866 
al 1876. Zaragoza, 1866, imp. de V. Andrés; Madrid, lib. de la V. é Hijos de 
Cuesta. En 8.*, 32 páginas. 1 

Í7i. Jacr Spard. Drama en cinco actos, divididos en ocho cuadros, en 
prosa, arreglado del francés por D. Roberto Berzosa. Estrenado en el teatro 
de Novedades con gran aplauso el dia 3 de Febrero de*1866. Madrid, 4866, 
ioip. de i. Rodríguez, librerías de la Y. é hijos de Cuesta y Moya y Plaza. 
En 8.^ mayor, IV- 76 páginas. . 8 

El Tealro, # • 

273. La Fe triunfante, 6 el nacimiento del hijo de Dios. Drama bíblico en 
un prólogo y tres actos, dividido en cuatro cuadros, por D. Eduardo Maza, 
representado en Madrid durante cuarenta dias seguidos en los añbs de 4863 
y 1864. Pinto, 1865, imp. de G. Alhambra; Madrid, librerías de Moya y Plaza 
y V. é Hijos de Cuesta. En 4.* mayor, ^% páginas. 4 

BíUioteca dramática. 

274. La MüJEir. Por J. R. Barcelona, 1865, Imp. de M. Sauri. En 8." ma- 
yor, 86 páginas. 

El antor es D. Joaquín Rosaell. 

S75. La piel de Zapa. Drama fantástico , en seis cuadros, arreglado del 
francés por los Sefiores D. L. S. Garay y D, V. de Lalama, para representar- 
se en Madrid el año de ^866. Pinto, 1865, iúip. de G. Alhambra; Madrid, 
librerías de Moya y Plaza y V. é Hijos de Cuesta. En 4.** mayor, 14 páginas. 4 

Bmlioteca iremálica. 

276. La semana santificada por la devoción al sagrado corazón de Jesús, 
4>or un Padre de la Co'mpafíia. A. M. D. G. Con aprobación de la autoridad 
eclesiástica. Barcelona, 1865, imp. de Magriñá y compañía, lib. de la Y. é 
Hijo de J. Subirana; Madrid, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 16.% 3^ pá- 
ginas. 6 dos. 

2!77. La venganza de una madre, 6 el castigo de Dios. Por Alejandro Duí- 
mas (Padre). Versión de D. J. C. Barcelona, 1864, imp. de J. Jepús; Madrid, 
\\\k de San Martin En 4.^ mayor, 560 páginas con 14 láminas. 30 

Biblioteca popalar^cconómíco-iluslrada de Ambos Mandos. * 

278. Los CURAS en camisa. Artículos de primera necesidad para escar- 
miento de picaros. Por Eusebio Blasco, redactor del Gil Blas, individuo de la 
suciedad española y de la europea; miembro de su familia; au^iiliar de sus 
amigos; cristiano sin segunda intención, y cargado con varias cruces, excepto 
la del matrimonio. Madrid, 18(i£, imp. de T. Fortanet, librerías de la V. é 
Hijos de Cuesta, y Moya y Plaza. En B.* mayor, 276 páginas. 12 

279. Manual de geografía moderna, que contiene la última división que 
se ha hecho en varios estados de Europa, Asia y América hasta el año i866, 
y una breve reseña de los nuevos y principales descubrimientos hechos en 
el interior del África y de la AusUalia, ordenado porD. Ernesto Buttén,para 
instrucción de la juventud. Madrid, 1866, imp. de R. Vicente. En 4.% 472 
páginas. 

280. Memoria dirigida por la Junta provincial de Sanidad de las Balea- 
res al M. I. Sr. Gobernador de la provincia sobre la aparición y desarrollo 
del cólera en estas Islas en el año de 1865, y resoluciones acordadas para 
combatirle, principalmente en la capital, precedida de la comunicación do- 
cumentada con que dicha autoridad la eleva al Excmo. Sr. Ministro de la 
Gobernación. Palma, 1865, imp. de P. J. Gelabert. En 4." mayor, 56 páginas. 

281. Mkmorja sobre las mejoras que deben introducirse en el akimbrado, 
ventilación y caldeo del palacio del Congreso de los Diputados. Por D. Fran- 



— 76 — 

cisco Bala^er, ingeniero industrial. Madrid, 1866, imp. Nacional. En 4.* ma- 
yor, 46 páginas. 

282. P&ACTiGA de los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola. Ter* 
cera edición. Barcelona, 1865, imp. de Magríñá y Subirana, lib. de la \. é 
Hijo de Subirana. En 8.', IV.272 páginas. B 

283. Rbsuhen de física y nociones de química^ por D. Fernando Santos 
de Castro, Doctor en medicina y en ciencias de la Universidad literaria de 
Sevilla, Catedrático de física de la facultad de ciencias de la misma, é indi- 
.viduo de varias corporaciones científicas y literarias. Va ilustrada esta edi- 
ción con láminas para la mejor inteligencia del texto. Sevilla, i865, imp. y 
lib. de F? Alvarez y comp. En 8.** mayor, 5i8 páginas con 3 láminas que con- 
tienen 162 f.guras. 30 

284. Tratado de goometria descriptiva y^de sus principales aplicaciones 
ai dibujo de proyectos. — Sombras.— Perspectiva. — Cortes de piedra, de ma- 
dera y de hierro etc. Para uso de los señores ingenieros, arquitectos, maes- 
tros de obras, directores de caminos vecinales, ayudantes de obras públicas, 
apkrejadores, delineantes, agrimensores, maquinistas, contra-maestres, car- 
pinteros, albañiles, canteros y demás de carreras profesionales y de aplica- 
ción, por D. Baltasar Cardona y Escarrabill, Profesor de primera y segunda 
enseñanza. Bachiller en la facultad de Filosofía y en la de Ciencias físico-ma- 
temáticas, Maestro de obras. Agrimensor, Académico de la Real de Ciencias 
naturales y artes de Barcelona etc. Barcelona, 1865, imp. de J. Jepús, lib. de 

• ♦ Verdaguer. Dos tomos en 4.% XXIV-272 páginas el 1.% XVI-296 el 2.' y un 

atlas de 22 láminas. 90 

285. Tratado teórico-práctico del cólera-morbo epidémico, por P. S. Ca- 
sas, Doctor en medicina y partos de la facultad de Paris, ex-médico del Hos- 
pital militar de Versalles. Olot, 1865, imp. y lib. dótense. En 4.*, X-88 
páginas. 10 

286. Venganza murciana. Parodia eaun acto y en verso, por D. Manuel 
Juan Diana, para representarse en el teatro de Novedades el año de .1864. 
Pinto, 1865, imp. de G. Alhambra; Madrid, librerías de Moya y Plaza y V. é 
Hijos de Cuesta. En 4." mayor, 10 páginas. 3 

Biblioteca dramática. 

287. Vida del beato Juan Berchmans, de la Compañía de Jesús, escrita 
en italiano, por el P. Vicgilio Tepari. Corregida y aumentada por el P. J. 
Boero y traducida al castellano por el P. Fructuoso Morell, todos de la Com- 
pañía de Jesús. Con aprobación de la autoridad eclesiástica. Barcelona, 1865, 

• imp. de Magríñá y Subirana, librerías de la V. é Hijo de Subirana. Nadríd, 
librería de la V. é Hijos de Cuesta. En S."" mayor, 372 páginas, encuadema- 
ción en tela. ^ 10 

OBRAS DE LOS SIGLOS XYII T XVIII. 
(AdministracioD de este Bolbtir.) 

288. ARtE de conservar y arreglar los relojes de muestra para las per- 
sonas que no tienen conocimiento alguno de la relojería. Compuesto por 
D. Pedro Marechal, relojero francés, establecido en esta corte y villa de Ma- 
drid. Con licencia. Madrid, 1799, imp. de Vega y Compañía. En 8.*, 68 pá- 
ginas, e 

Véanse otras dos ediciones páginas 32 y 68, tomo 111 de este Boletín. 

289. CARTAS sobre el patriotismo, según el original impreso en Berlín. 
(Traducidas al castellano.) Por D. Francisco Javier Girón. Con licencia Ma- 
drid. 1787, imp. de P. Aznar. En 8.% XXIM58 páginas. 8 

El autor es Federico 11. Rey de Prnsia. 

290. COLACIÓN y cena á un tiempo, que la Noche-Buena hicieron dos pa- 
yos en una casa de Madríd, con motivo de estar su hija criando una niña de 



— 77 — 

pedio. La publtca Mr. L' Avengle, testigo de vista. (Sin ponto* alio, ni im- 
prenta.) En 8.*, 24 páginas. t 

Se imprimió en Madrid en Im Mtímoü afios del siglo paiado. 

291. DEFENSA de las mujeres, ó discurso que sobre sus virtudes y sus vi- 
eios las dirijo bajo del nombre de Eugenia D. F. C, vecino dé esta corte. 
Madrid, 1786, irop. de M. González. En 8.% VIIM 12. páginas. 8 

292. DIAcSlO de lo ocurrido en el sitio de Gibraltar que se principió en 
el mes de Febrero del año de 1727. Sacado de las Gacetas de Madrid, que se 
publicaron en los meses que duró el sitio. Por D. Manuel Fernandez, vecino 
de esta corte. Con licencia. Madrid, 1781, imp. de P. Marín. En 8.*, 104 pá- 
ginas. "^ 8 

293. DISCURSO que en el acto de tomar posesión del encargo de protec- 
tor del Colegio Académico de profesores de primeras letras de Madríd en la 
Jnnta f^eneral dé 20 de Junio de 1786, pronunció el Licenciado D. Joaquín 
Joan de Flores, Abogado de los Reales Consejos y del ilustre Colegio de es- 
ta corte, fiscal del Juzgado militar del Gobierno y comandancia general de 
ella y su distrito, individuo de la Re^l sociedad económica de la misma, y 
de las Reales Academias de Buenas Letras de Sevilla y de Derecho español y 
público. Madrid, 1786, imp. de A. deSancba. En 8.* mayor, 32 páginas. 4 

294. DISCURSO sobre el estudio metódico de la historia literaria, para 
servir de Introducción á los primeros ejercicios de ella, que en los dias 23, 
24 y 25 de Setiembre de 1790 se tuvieron en la Biblioteca de los Reales es- 
tadios de esta corte. Leido por D. Cándido Maria Trigueros, bibliotecario se- 
gando, en el dia primero de dichos ejercicios. Madrid (1790), imp. dé B. Cano. 
En 8.° mayor, 56 páginas. 6 

295. EL PRIMER dia del año en la China, ó sea el matrimonio que en es- 
te dia contrae el Emperador, á que comunmente llaman la fiesta de la lin- 
terna. Baile heroy-cómico de carácter chinesco, dividido en dos actos, in- 
ventado y compuesto por el Sr. Domingo Rossi, director y compositor de 
bailes del Coliseo de los Caños del Peral: que á beneficio de los Hospitales 
general y de la Pasión de esta corte administra su Real Junta. Madrid (sin 
año), imprenta de González. En 8.% 16 páginas. 3 

Impreso á Gn del siglo pasado. 

296. ESTATUTOS provisionales de la junta preparatoria de la Sociedad 
de los verdaderos patricios de Baeza y reino de Jaén. Con superior permiso. 
Madrid, 1775, imp. de A. Ramírez. En 8.'' mayor, VM22 páginas. 8 

297. FRAGMENTOS históricos para la vida del Excmo. Sr. D. José Pa- 
tino, Secretario qoe fué de Estado, Hacienda, Marina é indias, en el Reinado 
del Señor Don Felipe V. Dala á luz D. Antonio Valladares deSotomayor. Con 
privilegio Real. .Madrid, 1790. Imp. de A. Espinosa. En 8.% lV-102 páginas. 6 

298. INSTRUCCIÓN provisional para los que viajen en sillas ó berlinas de 
ruedas en la carrera general de ida y vuelta de Madrid á Cádiz. Madrid, 1783, 
imprenta Real. En 8.*" rnayor^ 16 páginas. 2 

299. LLANTO de Delío, y profecía de Manzanares. Égloga que con motivo 
de la temprana muerte del Señor Infante Don Carlos Ensebio, y del felicísimo 
fecundo parto de la Serenísima Señora Princesa de Asturias, escribia E. M. F. 
D. 6. Con las licencias necesarias. Madrid, 1783, imp. de J. Ibarra. En 8.* 
mayor, 11-30 páginas. 4 

L«8 8 riltimas páginas contienen la «íntectiva contra on murciélago alevoso.* 

500. NOTICIA de los caudales, frutos y efectos que han entrado en Espa- 
ña de la América en el feliz reinado de nuestro católico monarca D. Carlos IIl 
(Q. D. 6.) Por D. Manuel Deogracias Nifo. Con licencia. Madrid, 1788, imp. de 
A. Espinosa. En 8.% lY-1-22 páginas. 8 

301. ORACIONES que en la Academia Española, en la de la Historia, y en 
la de San Femando, y en los dias 11 de Abril de 1758, 21 de Diciembre de 



^ 7a — 

i381, y 4é^e i«lia de I787v fUj^'el E&eno.'9ri tatfUB <H Almodorar etc. etc. 
grande de España, Caballero de la insigne Orden M- Toisón de Oro, gran 
crnz de la Real y distinguida Orden d«í Gárloa ill, M&niétro del Consejo de Es- 
tado, gentil hombre de Cámara de S. M. con ejercicio etc., y una oración qne, 
en elogio de la Serenísima Señora Infanta Dtsna María Ana Victoria, compuso 
la Excma. Señora Duquesa del mismo título; y se leyó en junta general ce- 
lebrada por la Real sociedad Económica de^ Madrid el ^ de Marzo de 4789. 
Las publica el R- P. Fray José Ranqueri, Individuo de la Real Riblioteca de 
S. M. y académico de la Real Academia de la Historia. Madrid, 4789, imp. de 
A. de Sancha. En 8.*" mayor, 80 páginas. 6 

302. PUNTUAL noticia y fiel demostración del grande futuro eclipse de 
sol para el día U de Junio de este presente año de 4778, según el meridiano 
y altura de Madrid. Con razón de todas sus circunstancias, y muchas cosas 
más. Todo lo ofrece en obsequio del público el Catedrático de prima de 
Matemáticas de la Universidad de Salamanca D. Judas Tadeo Ortiz Gallardo. 
Con las licencias necesarias. Salamanca (4778), imp. de la Santa Cruz, por 
D. Casero. En 8.**, 52 páginas con una lámina. 4 

303. SUMARIO de la historia eclesiástica en verso. Por el P. José Pran- 
cisoo de Isla, de la extinguida compañía. Concluido hasta el año presente por 
D. José de Santos. A que sigue el Sumario de la Historia de España del mismo 
P. Isla. Con licencia. Madrid, 4788, imp. de González. En 8.% IV-40 páginas. A 

« 

VARIEDADES. 

NURK Literaria. Segun el Diario de Tolosa, de Francia, la Academia de 
tos juegos florales ha recibido para el concurso de este año la friolera de 820 
composiciones, á saber: 427 odas, 32 poemas, 47 epístolas, 3 discursos en ver- 
so, 3 églogas, 39 idilios, 402 elegías, 24 baladas, 439 fábulas, 69 sonetos, 21 
himnos, 2 discursos en prosa y 495 composiciones varias. 

lOchocientas veinte composiciones, y'entre ellas treinta y dos poema^. ¡T 
luego dirán que Francia no eria poetas! 

EL LUJO. Con este título acaba de ver la luz pública una preciosa novela 
de costumbres, impresa con notable perfección en la academia tipográfica 
que dirige la señorita doña Javiera Morales, y escrita por la señora doña 
Angela Grassi, recientemente laureada por la Real Academia española. 

Esta excelente óbrita contiene un gran fondo de moralidad, y está escrita 
con suma corrección y elegancia, siendo, por lo tanto, muy recomendable su 
lectura como obra dedicada exclusivamente á la educación de la mujer, aten- 
didas las excelentes máximas que encierra. 

Este libro forma el tomo primero de la Biblioteca del Hogar, que para 
reintegrar á sus favorecedores de los adelantos que hagan, ha ofrecido publi- 
car la citada academia tipográfica, cuya empresa^ adquiere cada día mayor . 
incremento. 

LIRROS ANTIGUOS. En unas escavaciones hechas con gran actividad y 
constanda en Nadir-Sarape, cerca de Trípoli de Siria, se acaban de Jes- 
cubrír varios objetos de riqueza Inmensa para los que se ocupan de las an-- 
tigíledades bíblicas. Ruscábanse curiosidades griegas ó romanas , y se han 
hallado con antigüedades hebreas. 

Sobre un terreno rodeado de vastos jardines y que parece haber sido 
habitado en tiempos remotos, se descubrió una casa hebrea tal como debiera 
exislir uno ó dos siglos antes de Jesucristo. 

Bay labitaeiones que están en perfecto estado de conservación, con sus 
muebles y toda clase de utensilios, que recuerdan algo á los que se descu- 
brieron en Egipto. Pero lo más notable son los libros que indican que la casa 
perteiecia á un hombre de tetras. 



— 7^ — 

En la biblioteca se ven libros de Moisés, los salmos de Darvid y ana colee* 
cio& de poesías hebraicas, desconocidas de los hombres más eruditos. Todas 
las obras ban sido enviadas á la sociedad asiática de Londres. 

APÉNDICE á la Biblioteconomia de Mr. Constantin, escrito por D. Eugenio 
Borao, individuo del Cuerpo de Archiveros-Bibliotecarios. 



(Gontinaecion.— Véase el Dám. 6.) 

• 

Biblioteca de las Córte^.—Ideada en 1810, mandada formar en 4811, tu- 
vo principio con los libros de varias bibliotecas especiales de Cádiz (como la 
de Marina y la de Medicina y Cirugía) y con los secuestros de las librerías de 
franceses y afrancesados. Por B'eal decreto de 22 Abril 1813 (y ley de 9 de 
Febrero 1837) obligase á los editores ó autores españoles á que entreguen en 
esta biblioteca dos ejemplares de todas las obras y papeles que den á la pren- 
sa. Con el sistema absoluto se adjudicaron á la real los libros dé la biblio- 
teca de las Cortes: restauróse ésta en 1820, pero en 1823 volviéronse á per- 
der muchos de sus tesoros cuando el embarque en Cádiz, á consecuencia de 
la invasión francesa de Angulema, y quedó por fin dividida al comenzarse la 
tercera época constitucional (ley de 21 de Mayo 1838). Con los restos, pues, 
de la biblioteca antigua de las Cortes formáronse la del Congreso y ladel Se- 
nado: custodia esta la biblioteca de D. Carlos de Borbon y tiene abundantes 
obras de Historia y Filosofía: las que posee dan un total de más de 15jOOO 
volúmenes, algunos adquiridos por compra, y otros debidos á donativos 
particulares. 

Bibliotecas de algunos Establecimientos, — El Museo de ciencias natura- 
les^ debido á Carlos IIL tiene en dos departamentos uda biblioteca de obras 
de muy alto coste, habiendo adquirido no há muchos años la librería del 
profesor D. Antonio Sandalio de Arias y algunos tratados descriptivos de va- 
lor para servicio de las clases. — El Observatorio^ creado por Carlos III, posee 
ana reducida pero selecta librería. — El Ateneo (instituido en 1820 y resta- 
blecido en 1835) otra de unos 15.000 volúmenes.-— El Colegio de abogados , 
y de notarios han formado su biblioteca, el primero con 2.134 volúmenes y el 
segunde con 200 próximamente. — El Depósito-dirección de Hidrografía^ es- 
tablecido por Carlos III en 1797, tiene obras preciosas y especiales de ma- 
rina. — El Jardín botánico guarda en su curiosa biblioteca muchos trabajos 
inéditos, referentes á las expediciones ciontiñcas ejecutadas en varias épo- 
cas por orden del Gobierno. — Los Ministerios cuentan cada uno con su bi- 
blioteca especial: la pública del de Fomento fué fundada por el Sr. Gil 
de Zarate con la del conservatorio de artes, con la selecta de D. Jacobo 
María de Parga (comprada á sus herederos), con los libros traídos de Francia 
para el colegio científico (1836), con los de igual clase que existían, en otros 
establecimientos, con los comprados en Madrid, con los depositados en virtud 
de la ley de propiedad literaria, y con los que poseían las direcciones del Mi- 
nisterio: á los 12.000 volúmenes que se reunieron con tales adquisiciones han 
debido agregarse con posterioridad muchos otros. — ^Tienen también biblioteca 
el Cuerpo de Estado mayor^ la Escuela de Veterinaria^ la Sociedad económi- 
ca^ la Escuela normal, el Conservatorio de Arfes, el Gabinete de Historia 
natural^ el Liceo y todas las Academias: la de la Historia contiene precio- 
sísimos documentos para la de nuestra patria en más de 1.500 manuscritos, 
sobre 16.000 impresos, habiéndosela adjudicado por el Gobierno todos los 
documentos históricos de provincias que deben remitir las administraciones 
de fincas del Estado. 

Bibliotecas deparíiculares.^LadeS.M. (porFelipeV), tiene más de lOO.QOO 



— 80 — 

volAiiienes, especialmente históricos, y entre otros delujo un ejemplar de La 
Imitación de Cristo presentada á la exposición por la imprenta imperial 
de Francia, y cuyo precio en venta es de 25.000 rs.; la del duqne de Osuna y 
áe\ Infantado, faná^ási por el Sr. D. Pedro Tellez Girón , bisabuelo del 
duque actual y nono de Osuna, aumentóse por los sucesores y principal- 
mente por el undécimo duque (quien estableció rentas anuales para su con- 
servación y mejora); fué pública antes de la guerra de la Independencia, 
y consta de m^s de 25.000 volúmenes impresos y muchos manuscritos intere- 
santes para la literatura y la Historia de España. La del marqués de Moran» 
te,.miLS rica que muchas públicas y franqueada liberalmente á todos los cu- 
riosos por su amable poseedor, ha costado á éste más de millón y medio de 
reales y representa un valor todavía más grande, como puede verse en su 
Catálogo, el cual arroja un total de 27.000 volúmenes, excediendo proporcio- 
nalmente los de literatura latina y bibliografía, y conteniendo las coleccio- 
nes de Pankoucke, Lemaire, Valpy {Scriptores latini ad usum Delphini)^ 
Barbón, Tauchnitz, Nisard y cuantas se han publicado modernamente en el 
extranjero: como prueba de su riqueza en clásicos latinos, baste saber que 
Horacio tiene 392 números. Cicerón 226, Salustio ii7, y Terencio 93.- Estos 
y otros libros han salido de las prensas más célebres, de))iéndose su repro- 
ducción á Guttenberg, Fust, Schoeffer, Stephano, Frob^sn, Ulrico Zell, Mar- 
tin Nució, Sebastian Griphio, Conrado Badio, Dolet, Gerónimo Verdusio* 
Zaincr de Kutlingen, los Elzevirios, los Aldos, Plantino, Miguel Serveto, 
Brocan^ Juan de Colonia , Juan Schurerer, Simón de Colines, los Junta, 
Keuner de Hailbron, Pickering, Ibarra, Monfort, Bodoni, Didot etc.: algunos 
están encuadernados por Duru, Niedrée, Frantz, Capé y Padeloup: muchos 
son incunables, principes, intonsos, en papel de color, en gran tamaño, 
en vitela, grabado el texto, de edición corta ó numerada á la prensa, con de- 
dicatorias y cartas autógrafas de varones ilustres, con anotaciones manas* 
critas de mucha estima, de pertenencia distinguida ó de uso particular del 
autor. Son de mencionar, fuera de éstos, una magnifica Vulgata de Ñapóles 
(1476), la ^i^/to llamada del Oso, la de Ferrara,, el ejemplar De emmen- 
datione tenq)orum que su autor Scalígero regaló á Jacobo Augusto de 
Thou y que lleva las firmas de ambos; la Crónica palentina de Rodrigo 
Sánchez de Arévalo (Roma 4469); las ediciones princeps de los Historice 
Augustce scriptores (1475) de las Etimologias de San Isidoro (1475) y de la 
carta de Lutero á Carlos V fechada en Vitemberg (1520) en que suplicaba no 
se le condenase antes de oírle; la Crónica aragonesa de Sanbert (Zaragoza. 
Hurus, 1490); la Cárcel de amor de Diego de Sant Pedro (1523); el Quijote 
de Bruselas (1607); las Novelas amorosas de José Camerino (1624); los ocho 
opúsculos de Fr. Bartolomé de las Casas; la Propaladla; los Problemas de 
Villalobos; las grandes colecciones de Concilios y sus historias; las de catá- 
logos bibliográficos (que ascienden al número de 339 á partir desde 1524), y 
la del Diario de los sabios (en 158 vol. sin los diez que llenan el Índice y la 
historia de aquel periódico). Aunque no muy notable en manuscritos está se- 
lecta librería, contiene, entre otras curiosidades, una hermosa Biblia úel si- 
glo XII, en 8.* abultado; la Crónica de Aragón por Marfilo(la más antigua del 
reino según Zuritaj; un Devocionario del siglo XIV con capitales iluminadas 
y miniaturas, y el Gesta nobilisvirilíom, Simonis Comitis de Monteforti, des- 
cripta per fray Petrum Monachum vallium Sarnay cisterciensis ordínis, im- 
presa en el tomo XIX de la colección de historiadores de Francia, pero no con 
ias variantes del códice, ni con la carta ó salvo-conducto de Simón de Mont- 
fort, en favor de las iglesias y conventos fundados por Santo Domingo de 
Guzman.— Finalmente, son notables, aunque no tan conocidas, las bibliotecas 
de los Sres, Marqués de Sakananca, Gayangos, Benavides, Calderón (D. Se- 
rafin), MadroMO y Carderera, asi como la del Sr, duque de Medinaceli que 



— 84 — 

asciende á Í5.000 ? olúmeaes por lo menos, y la del Sr. Sa$ícho Rayan, no- 
tabili8ima« aunque no muy numerosa, por los libros de todas clases, suma- 
mente raros, que contiene. La del Señor Mhrques de Salamanca, á pesar de 
haberse formado recientemente, guarda en sus lujosos estantes preciosidades 
literarias y tipográficas de gran mérito, entre ellas una colección de 22 edi- 
ciones antiguas de la Celestina^ • adquirida en París por 20.000 rs. y más 
de 200 tomos de manuscritos que« con todos los impresos de la biblioteca del 
Duque de H^jar, compró hace dos años á sus herederos. También posee, se- 
gún se dice, el famoso ejemplar de Tirant lo Blanch, que fué causa de que 
mediaran contestaciones algún tanto agrias entre los Gobiernos de Portugal 
y el nueátro. 

MÁLAGA.— En dicha población no hay más biblioteca pública que la Epis- 
copal, erigida por Real Cédula de 17 de Febrero de 1774, y compuesta de 
unos 8 á 40.000 volúmenes de literatura, especialmente sagrada, muchos ad- 
quiridos durante el episcopado del limo. Sr. Cañedo, que destinó á este ob- 
jeto, según Madoz» más de 44.000 rs.— i?/ Instituto tiene para su uso 2.884 vo- 
lúmenes impresos, procedentes unos de la Congregación de San Felipe Neri, 
otros del suprimido Colegio naval de San Telmo, otros enviados por el Go- 
bierno» y otros adquiridos por el Instituto de la provincia.— Debe haber abievto 
también al público una biblioteca la Sociedad Económica d^. Amigos del País. 

MoNPORTB db'Lbmos. — ^Poscc uua biblioteca con 4.884 volúmenes, todos 
impresos. 

Murcia.— Su insytituto, que data ya del año 4837, tenia una biblioteca 
formada con restos de los libros, en su mayor parte incompletos, que pertene- 
cieron á las comunidades religiosas. Descuidados enteramente, se iban ya 
haciendo inservibles, pero el director del Instituto, acudiendo á remediar el 
mal, trasladó los libros á una habitación espaciosa, y en 4861 pudo anunciar 
que los catálogos se hallaban terminados, y publicaba* la subasta para hacer 
las obras de albañileria, ebanistería y demás que se necesitaban para abrir 
al público la biblioteca provincial, hoy compuesta de 4.^74 volúmenes, aun- 
que de ellos son incompletos 4.544, duplicados 400 é inservibles un número 
crecido. Para muestra del aumento que ha recibido últimamente, diremos 
que, en sólo el año académico de 4860 al 6i, se adquirieron 2.208 volúme- 
nes, ó sea 2.066 procedentes de los suprimidos conventos de Jumilla, 59 re- 
galados por profesores» 48 remitidos por el Gobierno, y los restantes com- 
prados con los fondos que se destinan por éste al objeto. 

Orehse.— Su Instituto tiene una biblioteca, que es la provincial,con 42.424 
volúmenes impresos. 

ORrauRLA.— Debe existir alguna biblioteca en esta población, aunque no 
tenemos noticia del número de sus volúmenes, pues el señor director del 
Instituto de Alicante decia en la Memoria de 4864: «no se acompaña el re- 
sumen de la biblioteca provincial que se halla en Oríhuela, porque no se han 
recibido de la misma lasjiotlcias pedidas al efecto.- En efectp, según el se- 
ñor Gil de Zarate, la biblioteca provincial de Alicante está situada en Orihue- 
la, no habiendo quedado á la prímera más que la corta librería de su Institu- 
to de segunda enseñanza. 

Osuna.— Posee biblioteca dicha población con 4.084 volúmenes impresos, 
restos quizá de los que debía tener la Universidad que existió en este punto. 

OvniM). — Aunque el pensamiento de crear la biblioteca de su Universidad 
date de la apertura de esta última en el año 4600, no puede considerársela 
establecida cuando tenia solamente los libros del presbítero y doctor D. Juan 
Asiego, sino cuando se le incorporó la de PP. Jesuítas y cuando se le adju- 
dicaron los 80.000 rs. que habla legado para una pública el Sr.D. Lorenzo So- 
lis, brigadier de ingenieros (4764). Con parte de este legado se levantó, pues, 
destinándolo á biblioteca, el piso que hoy cierra el claustro de la Univer- 



— «2 — 

sidad por la parte del S. y del O., y con lo restante se compraron libros^por 
conducto del asturiano Sr. Rodr\^uez Campomanes, el cual excitó también k 
la regia familia y á sus propios amigos para que regalasen algunas obras 
(logradas en efecto], y entre ellas las de triarte y Gasiri, la edición principe 
del Salustio traducido por el Infante D. Gabriel, un ejemplar delHerculano, %0 
volúmenes de papeles sueltos y manuscritos curiosos, y otros libros que se 
adquirieron con un donativo de 2.000 ducados obtenido porCampomanes del 
Serenisimo principe de Asturias. Así constituida la biblioteca, se abrió ai 
público en 4770 bajo la dirección de un bibliotecario mayor, que tenía 500 
ducados de sueldo, y á sus órdenes un ayudante dotado con i. 100 rs. que 
se pagaban por el patrono de obras pias del Sr. Solís: éste nombraba tam- 
bién á dichos empleados, y gozaba siempre del privilegio de asistir á los ac- 
tos académicos con el claustro de la universidad, llevando una medalla al pe- 
cho cualquiera que fuera su posición, á las veces humilde. Perdiéronse muchos 
libros cuando el saqueo de los franceses, los cuales recobráronse sólo en 
paHe el año i 814, habiendo recibido después su mayor incremento la biblio^ 
teca con la donación de las librerías del doctor en medicina Sr. Benayas, 
del limo. Sr. Torres Cónsul y de D. Tomás Escanden, y principalmente con 
la*adquisicion de las obras de los conventos, y entre ellas las de los benedic- 
tinos de Coria, cuya soberbia estantería figura hoy en la biblioteca ovetense. 
Sostúvose ésta primitivamente con las rentas señaladas en la fundación, y 
con las participaciones de diezmos sobre los beneficios simples de Seares y 
Nogueras, en la diócesis de Lugo; pero suprimidos los diezmos, y habiéndose 
perdido en la invasión francesa los caudales que habla entregado el admi- 
nistrador de los fondos señalados para sosten de la biblioteca, vivió con los 
destinados á tal objeto por el Gobierno desde 1845, y con una cantidad, pocas 
veces percibida, que la Diputación provincial consignaba algunos años para 
dicho establecimiento literario. El número de volúmenes era de 700 en el 
año 1816; de unos 13.000 en 1849,- no contándose la suscricion á cuatro pe- 
riódicos de ciencias' exactas: hoy es de 18.300, todos impresos y debidos al- 
gunos á donaciones de los Sres. Canga Arguelles, Toreno, Arguelles, Aceve- 
do, Pidal, Tames Hévia, Secades y Barzanallana. 

Falencia.— Dos bibliotecas abraza su Instituto: una es la provincial, for- 
mada con libros de los suprimidos conventos (1) y cuyo número ascendía 
á 1.500 (2.600 volúmenes) en 1859; otra, la particular^lel Instituto que, mucho 
menor en cuanto al número de volúmenes, tenia solamente 150 en el referido 
año. La de provincia posee una colección completa de Santos Padres, y otras 
obras, principalmente de las facultades de teología y jurisprudencia. 

Palma. — Además de la biblioteca episcopal, que se halla abierta ai pú- 
blico lodos los dias de nueve á doce, disfruta esta ciudad de otra (la de 
provincia), sita en el ex-convento de Jesuítas, hoy Instituto balear, la cual 
consta de ^9.955 impresos, sobre 530 manuscritos. 

Palmas (las).— La biblioteca principal y pública en esta ciudad es la del 
Seminario conciliar de la Concepción, que tiene 3.000 volúmenes escogidos 
y además los procedentes de suprimidos conventos, en especial del de Santo 
Domingo. Hay otra de obras modernas, y principalmente dramáticas, para 
uso de los socios del Gabinete literario, especie de Liceo, al cual debe la 
vida el Instituto de segunda enseñanza. 

Pamplona. --Dejando aparte la librería poco notable que tiene la Escuela 
normal, y asimismo la de la catedral, stipuefrto qu», aunque posee muchos 
volúmenes, me son desconocidos, detendréae en la del Instituto formada 
con la base de 500 volúmenes adquiridos de los suprimidos conventos, y con 
varias obras modernas de las más clásicas sobre asignaturas que se cursan 

(1) Sobre todo de los PremostralMises de Afailtir de Campo. 



- Si- 
en aquel establecimiento de segunda enseñanza. Entre sus i. 500 volúmenes 
me han parecido más'dignos de mención los de la Biblia polí{flota de Arias 
Montano, y de la traducción interlineal d^ este autor, una interpretación 
caldáiea del Pentateuco, la Biblia máxima, un buen número de Santos Pa- 
dres, las Actas de los Bolandos en 47 volúmenes, las obras de Bossuet en 22, 
las de Cakmet en 34, la colección de Hercutano y Pompeya en 7, el Museo 
de Ñapóles en 4, algunos vocabularios^ entre ellos el trilingüe de Larramen- 
di y uno de diez idiomas, y finalmente la Biblioteca latina de Lemaire en 453 
volúmenes. Esta biblioteca se halla interinamente en un sitio poco á propó- 
sito, mas es posible que muy pronto se constituya de un modo definitivo: á 
pesar de eso, se encuentra ordenada y catalogada por materias y autores, si 
hemos de creer á la Memoria última sobre el estado de la enseñanza en 
aquel Instituto. 

Pontevedra. — Por causa de no haber conservado esta provincia los libros 
de loe conventos suprimidos, aparece pobre su biblioteca comparativamente 
Con las demás que han tenido esa base.. A les tres años de creado el Instituto 
de segunda enseñanza, y después de haber reclamado las únicas obras que 
de aquella procedencia existían en el Gobierno de provincia, fuéronle en- 
tregadas al Sr. Director del Instituto; y aunque incompletas la mayor p^- 
te, quedó con ellas organizada la biblioteca en 4.'' de Febrero del año 4849, 
mas no de modo tan permanente que no hubiera que precederse á nuevo ar- 
reglo en Enero del 56, con motivo de la traslacipn que tuvo la biblioteca 
desde el local primitivo al que ocupaba la secretaria. En este se ajustaron 
por necesidad los estantes ¿ las diferentes alturas y extensión de la sala, la 
cual, amueblada con los necesarios al público y á los empleados en su servi- 
cio, es la que disfrutan actualmente el Instituto de segunda enseñanza y la 
provincia. Constaba 'en 4859 de 2.306 impresos, 6 manuscritos y 83 folletos, 
á los cuales se han agregado después unas cuantas obras adquiridas por 
4;ompra ó recibidas en donativo del Gobierno y de varios particulares. 

Salamanca.— Débese al Rey sabio la fundación de su gran biblioteca Uni- 
versitaria (1254), la cual, por consiguiente, es la más antigua de nuestra Es- 
paña, único pais en donde á mediado^ del siglo XIII existia Universidad con 
biblioteca, y en donde se consignaba por leyes nacionalgs (1. 2, t. 31, Par. 2.') 
la necesidad de dicho importante establecimiento (I). Fué creoiendo tanto 
desde su instalación el número de sus volúmenes, que ya en tiempo de los 
reyes católicos hubo de pensarse en la edificación de local más extenso, 
construyéndose el principal salón y la vistosa estantería que todavía se disfru- 
tan, si bien aquel con la restauración verificada en 4752; Los volúmenes de 
la biblioteca, necesitados ya de más espacio, son 51.037, 4574 manuscritos 
y 49.466 impresos: de aquellos se publicó un Catálogo (4855) que da noti- 
cias interesantes sobre todo el establecimiento; de estos existe otro redacta- 
do en 4776 por el Dr. Ortiz de la Peña (>2). Entre los impresos figuran 448 
incunables, 806 legados por el Dr. D. Juan Antonio Monleon, y 49.354 proce- 
dentes de los suprimidos colegios y monasterios. Es poseedora también la bi- 
blioteca de un monetario que perteneció al Colegio Trilingüe, aumentado con 
el que regaló D. Agustín Librero y Falcon, último cancelario de la Escue- 
la (4825 k 28). Las obras que cita como más importantes el Anuario de la 
Universidad de Salamanca para el curso de 4859 á 4860, son las que van á 
continuación: Manuscritas. --17^^'^ (3). Constituciones de la Universidad 



(i) Eneiclop. de derecho y Administración. — Articnlo biblioteca. 

(2) Bibliotkeca salmantiDa classes el materias dispositus in nsum stndiose javeotatis 
aactore Josepho Ortiz de la Peña, Gollegum Trilingais alumno, in 'jare civili doctore et 
Academice 'bibliotecse prefecto. En decreto Universitatis editum. 

(3) En otra parte dice el Anoario qae Benedicto XIII (D. Pedro de Luna) dio dichas 



-84-. 

dadas á la misma por D. Pedro de Luna, cardenal de Aragón, y encuaderna- 
das con anillas de hierro.— 1446. Mujeres célebres del Viejo y Nuevo Testa- 
mento y matronas de la historia romana, obra inédita, por el condestable don 
Alvaro de Luna, en vitela fina, con orlas doradas.— 1458. Obras de Séneca en 
castellano con vitela y con orlas doradas.— 1482. Exposición de Job en «los 
Morales» de San Gregorio, traducción castellana manuscrita en vitela.— 1487. 
Historia escolástica de España, con anotaciones de D. B. Gallardo.— 1497. Va- 
rias obras inéditas de D. Alfonso Ortfz, Canónigo de Toledo y abogado con- 
sultor de los Reyes católicos: entre ellas se encuentran unos apuntes sóbrela 
muerte del principe D. Juan, primogénito de aquellos monarcas, acaecida en 
esta ciudad el 4 de Octubre de 1497.— 1564. El original del libro de Job por 
Fr. Luis de León, manuscrito en este año por el mismo maestro (perdido en 
la Inquisición cuando estubo alli preso; fué rescatado por el convento, vuel- 
to á perder y restituido pocos años há desde Sevilla): Incunables, 1470. Roma 
(Historia de España por D. Rodrigo, Obispode Falencia). 1474. Milán (Crónica 
del mundo por Juan Felipe Lignamine). 1477. Venecia (Historia de CoriolanOt 
y cerco de Roma por Marco Antonio Moroceno, duque de Borgoña). 1477. 
Roma (Defensa dePlaton, por el cardenal Besarion, patriarca de Constantinopla) . 
1J78. Yenecía (Vidas de hombres ilustres por Plutarco). 1490. (Colección de 
discursos notables místicos y profanos, pronunciados en aquel siglo y dedi- 
cados á los Reyes católicos, por Antonio Nebrija y otros). 1492. Venecia 
(Matemáticas de Juan Boecio). 1494. Zaragoza (Mujeres célebres de la anti- 
güedad por Juan Bocacio, en castellano). 1496. Granada (Vida de. Cristo y 
sus apóstoles y evangelistas, escritapor el cardenal Cisneros). 1497. Brescla. 
(Práctica de la música, por Francisco Gaforo). 1499.Deventria (Obrado Fran- 
cisco Petrarca de Florencia).— De mérito reconocido. Biblias polyglotas com- 
plutense y de Amberes, Elegancia de la lengua latina por Antonio deNebriJa 
(Alcalá, 1525); Notabilidades históricas por D. Iñigo López de Mendoza (Guada 
lajara, 1564); Elogios y retratos de varones ilustres sacados de antiguas ins- 
cripciones y medallas, por Fulvio Ursino (Roma, 1570) ; Catecismo de la doctri- 
na cristiana en mejicano, por Alonso de Molina (Méjico, 1578); íNumismática 
délos emperadores romanos, por Adolfo Occon (Amberes, 1579); Tratados 
de agricultura, por Gabriel Herrera (Medina del Campo, 1584); Primera edi- 
ción de los libros de Santa Teresa (Salamanca, 1568); Valerio Máximo en 
castellano (Madrid, 1651); La antigüedad representada por láminas, obra de 
Bernardo Montfaucon (París, 1719); Historia de la imprenta, por Juan Seiz (Har- 
lem,1741); La oración dominical en 150 idiomas y dialectos (Paris, 1805}, El 
Blasón de España, libro de oro de su nobleza (Madrid, 1854). 

San Cristóbal de la Laguna. — El Sr. Zarate, en su obra sobre la Instruc- 
ción pública de España, impresa en el año 1855, dice que tiene esta ciudad 
una biblioteca compuesta de los 500 volúmenes de obras muy escogidas que 
poseía la Universidad (actualmente Instituto de la provincia) , y de otVos mu- 
chos hasta el número de 12.000, procedentes de las comunidades religiosas- 
Las circunstancias de ser Santa Cruz capital de Canarias, y de no presentar el 
Anuario en su cuadro más biblioteca que la de esta ciudad, me hacen sos* 
pechar si se trasladó á Santa Cruz la biblioteca de San Cristóbal, la cual (caso 
de existir) debía contar precisamente los volúmenes que á la de Santa Cruz 
se señalan. . (Se continuará.) 

Constituciones en el afto 1413, y en erecto parece que durante la visita que hizo siendo 
Cardenal por orden del Papa Clemente VI formó, anthoritate apostólica, varías Constitu- 
ciones que reformó en 1411 después de haber ascendido al Pontificado, como se re en la 
edición de los Estatutos ordenada por Fr. Antonio de Ledesma y el Dr. López de Hoati- 
veros. 



MADRID.— Oficina tipográfica del Hospicio, -1866. 



iniH. s. 15 61 abma di I8W. AÑO vn. 

boletín BIBLfOliRÁFIllO ESPMOL 

PSRIODIGO DE LA LIBRARÍA. IMPRENTA, GRABADO, LITOGRAFÍA. 

bncuadernácion, fabricas t almacenes de papel y música. 

UDiCTOR-IDITOR. DOI DIOIISIO flUllGO. 

Todas las comunicaciones se dirigirán á nombre de D. Dionisio Hidalgo, 

Paseo del Obelisco, núm. 40, CIIAIIBERI (Madrid), 

en donde esti^n la redacción, administración y venta de los tomos publicados. 

Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo Interior. 



Se pablica el 1.* y 15 de cada mea.'-^Se suscribe en todas las librerías del reino. 

PaECio: 40 rs. al aAo en Jiadrid.—iA en las pro9tfi«Jai.— 50 ó 60 en el extranjero j 
ÜUrmaar, aegnn qoe haya 6 no convenio postal. —Se admiten avisos y comunicados para 
•1 BoLiTix BB Atnniaos á precios económicos y convencionales. 

Los Sass. MovA v Plaza sb bncabgan db compkab t behitib k PBOYmcus todas las 
onus arumciadas bh bl Bolbtizi t coalbsouibba othas qob sb dbsbbr, con el AVlUnTO OB 
m SO roa 100 pob bazoh db los gastos db pbakqlbo. 



publicaciones nuevas. 

804. Biblioteca del Hogar. Colección de obras escogidas, dedicadas á la 
familia. Madrid, imp. de la Academia Tipográfica, dirigida por Gabriela Mo- 
rales, lib. de Bailly-Bailliére. Precio de cada lomo en 8.* de unas 200 pá- 
ginas. 4 

305. GuMPENDio razonado de historia general, compuesto por el presbítero 
y Doctor D. Fernando de Castro,^ Catedrático de la misma asignatura en la 
Universidad Central. Edad media: primer período. Tomo II. Madrid, 1866, 
imprenta de F. Martínez García, lib. de Bailly-Baiiliére. En O."" mayor, 542 
páginas^ i8 

3U6. Declamación sagrada, forense, académica, popular, militar y teatral; 
con un apéndice sobre el canto en general. Por D. Lorenzo Badioli, socio 
honorario de varias academias literarias, filarmónicas y filodramáticas. Obra 
dedicada á la juventud española. Madrid, 1864, imp. de M. Galiano, lib. de 
Bailly-Baiiliére. En 8.' mayor, 126 páginas. 20 

307. DiscuR^so acerca del estado actual y sobre todo del porvenir de la 
carrera industrial, leído por una comisión de cinco ingenieros industriales 
aBte la reunión general de los residentes en Barcelona, celebrada en esta ciu- 
dad el dia 11 de Marzo de 1866. Barcelona, 1866, imp. deN. Ramírez y Com- 
pafiia. En 4.' mayor, 16 páginas. 

No se yende. 

308. Discursos leídos ante la Real Academia de ciencias exactas, físicas 
y naturales en la recepción pública del Sr. D. José Ecbegaray. Madrid, i866» 
imprenta de E. Aguado. Kn 4.* mayor, 54 páginas. 

Tema: Historia de las roalemálicas puras en EspaQa. 

£1 discorso de contestación es del Éxcmo. Sr. D. Lucio del Valle, Académiéo de nft* 
mero. 

309. El discurso del Académico de la historia Sr. D. Fernanda Castro 



del 7 de Enero de este aflo e^L^minadQ ¿ U luz de la sana doctrina v de U 
Verdad histór|éa. Por 4). Alejaftdro de fa'tórrey Velfez. Salamájica, iifi%i- 
prenta de D. Vázquez; 'Ma4rtd,iib.*ie'Éa\ny-Báiíiéra. En 4.% *) p^Ms. 

310. El lujo. Novela de costumbres, original de Angela Grassi. Madrid, 
1865, imp. de la Academia Tipográfica, dirigida por Gabriela Morales, lib. de 
Bailly-Bailliére. Kn 8.!, UA páginas. 4 

Biblioteca del Hogar. Tomo I. 

311. Encadzamiento de los ríos.— Sus ventajas para la agricultura, la 
industria y seguridad de las poblaciones. Estudios sobre el Jalón, por 
D. Cristóbal Lahuerta, maestro de obras por la Academia de San Fernando, di- 
rector de caminos vecinales y canales de riego y jefe de sección de vía y 
obras en el ferro^carril de Madrid á Zaragoza. Madrid, 1866, imp. de López, 
iíb. de Bailly-Bailliére. En A.\ 152 páginas con un plano. 16 

312. Enrique y Maria, ó los dos huérfanos. Imitación del alemán por 
Luis Friedel, puesto en castellano por J. R. Con aprobación de la autoridad 
eclesiástica. Barcelona, 1805, imp. de Magriñá y Subirana; Madrid, lib. de 
Olaméndi. En n.% 144't>^ginas con dos láminas. 3 

Biblioteca económica Ae la InfancÍB. Tomo III. 

313. Estado social y pMltico de los Mudejares de Castilla, considerados 
en sí mismos y respecto de la dvilizadon española. Obra premiada per la 
Real Academia de la Historia en el concurso de 1866, y publicada 4 sus es- 
^pensas. Su autor D. Francisco Fernandez y González. Madrid,. 1866, imp. á 
cargo de J. Muñoz, lib. de Bailly-'Baiiüére. En 4.' mayor, lV-466ípáginas. 20 

314. Examen histórico del derecho penal, por el üoctor D. Benito Gutiér- 
rez Fernandez, Gatedrático de la facultad de Derecho en la universidad Cen- 
tral y Abogado del ilustre Colegio de esta corte, Madrid, 1866, imp. de 
A. Peñuelas, lib. de Sánchez. En 8.* mayor, VII1.480 páginas. 

315. Guia de forasteros para el año de 1866. Madrid, 1865, imp. Nació- 
'nal, despacho de libros de la tnisma. En 8.' mayor, 882 páginas con el Mapa 

de España y Portugal é Islas adyacentes, encuaderhaci<rti en tela, con élre- 
"trato de la Reina. „ ^^ 

Hay difcrenles clases de encnadernaciones, cnyos precios Yarian segan ellas «ttb. 

?'16. HERltuYo'y Demócríto. Juguete cómico en un acto y en verso, es- 
crito expresamente para el beneficio de la primera actriz Doña Salvadora Cai- 
ron, por B Miguel iPastorfido. Representado por primera vez en el teatro del 
Prlnchieelrt de A'bfil fte'l666. Matirid, 1866, imp. dea. Rotíriguea» tób. de 
*la V. é Hijos de Cuesta y Moya y Plaza. En 8.* maydr, 32 páginas* 4 

*E1 Teatro. . . , • - 

Sl7. §fthiR'en4a sombra. Drama entres actos y en verso, original de don 

'Antonio hurtado í D. Gaspar Nuñez de -Arce. Estrenado en el teatro delGir- 

cola noVihc-afel 15 de Marto de l866.'Madrid, 1866, Imip. deJ. Rodríguez, 11- 

^brería de Moya y Plaza. En 8." mayor, lV-94 páginas. 8 

'El Teatro. 

'318 iJü^iiiiíAl.. y tio1)or mi casa. Comedia en un acto y en verso, escxi- 

'Ha*^xpi*¿ahiettté\)'aTa el beneficio de to»fta MatlIdeBie», por D. Francisco 

^tis de *Stes. IWprétféntada 'por pWwera vez en el teatro del Circo en el 

mes de Abril de 1866. Madrid, 1836, imp. de J. Rodilguez, librólas de Moya 

y plaza, y V. é Hijos de Cuesta. En 8.' mayor, 48 páginas. 4 

El Teatro. 

'519 La conquista de íoló. Drataa histórico de grande iespeotácwlo «n 
tres actos y en verso, origittal de'D. AntOhio G. «el Gatíto. Representado iñr 

íirimeni y¿ en el .teatro iei'^í^ ^'K'^í^^^ 
de Junio de 1865. Binondo, 1885. imp. de M. ^"ñtím y CdUpiAia. In 8. 

tnayor^ei páginas. 

Posee on eiemplar D. losé Gil Donegaraj. 



• I 



- «7 - 

3Í0. La vDBftTB de Nerón. Tri|^tthk 8tff tnlor de Tiberio, Blanca, La de- 
f rtnoioB 4él «niUo de teda y l¡k aMdeaa ilnd^. HkNMatdicIctt eon lasfilus 
«aprimidas en la^psUnera. Madrid, 4866, imp. de á^fania Qoloma^üb. de ta 
y. é Hijos de Cuesta. Bn 8.* mayor, >5i fkáf inaa. 6 

131. LEccumai de Uteralora y de moral, eaoagidae de entni las m^a ét- 
lectas de los oUsioos franceseat traducidas .por Lnis de:NícolAa y Gayero» Ma- 
drid, 48CG, imp. de M. Galiaoo, portería del InstiUHMH M Nowkiado. £a «/ 
mayor, 96 páginas. 8 

m. ho% CoHTBiiFoRAiiios. Prtm. Por D. Iaús >iiarcia Lona. Madrfd, 1866, 
lap. de<R. Labajos, llb. de Bailiy-BaiméM. En M.\ SO páginas. % ^laal. 

Et «1 3.** cuadcnio dk 1« C^leccioo qaa, con «I Ulolo »de LaPn9ii»9$ttda, k» aofeMdo 
á publicarse «n efta corte. £1 cuaderno piioorq, «fcrito taiabiw por Ó- JLaM fis^ 
Lana, Weoe por tiinlo: El Diablo «n Sevilla. > 

S^. Lotf LAZOS de familia. Drama en tres actos j en Terso, original 4e 
D. Luis Mariano de Larra. Representado , por primera vez en el leatre del 
Circo, á beneficio del primer actor D. Joaquín Arjona, e) día A i^ Mar^o de 
1859. Tercera edición. Madrid, 4866, imp. de 4. Hodríguez, Ubr^i^ias fíe |a 
y. é Hijos de Cuesta, Moya y Plaza. En 8.* mayor, 80 páginas. & 

El Tealro. 

324. Los MARIDOS. Comedia en tres actos y en verso, de D. Miguel ?a|- 
'torfldo. Representada por primera vez en el teatro de| l^rtncipe el dia $ ae 
Octubre de 4859, y nuevamente refundida el 4 de Marzo de '4068, Cuarta 
lición. Madrid, 4866, imp. de J. Rodríguez, librarlas tfe la V. i flijos de 
Cuesta, Moya y Plaza. En 8.* mayor, 96 páginas. 8 

ElTcalro.^ 

325. Mbmoría cronológica del establecimiento, propagación y permanen-- 
da de la religión catMlea apostática romana en UU# Canarias, por el Doc- 
tor en sagrada teología D. Agustín Diaz Nuñez, Párroco y Arcipreste de 
Guiñar. Madrid, 4865, inp. ée Ba Ssperimm, >á Cargo de A. Pérez Dubrull, 
iib. de Bailly-BaUli^re. £a 8.% 436 páginas, 48 

326. Nqbvo sistbka de enseivi»za 4el atte de esoribfar, dedicado áS. A.. A . 
«I Sermo. Sr. Principe de iABt«iria6.---Méti)ido 4raaionat, progroaiv^, fócil y an- 
gnro para aprender á escribir cursivo en poco iLempa» que encierra elemen- 
tos para facilitar la enseñanza aun á las personas >de menos disiposieiotí, ]y 
müislao para las «soielas tomiieposas de ambes «exea, y pMi los a4iiUos 
^me quieran aprender á reformar la letra f or si solvs, inventado, esorlto 7y 
pdMicado^lwr D. Antenlo Castilla Boiavides. Madrid, 4M8, Imp. y cafsa dil 
«mar calle de Baüén, 8. «n 4.' apatsade, 18 hojas. ii 

327. PatesiAs basu «ierls tMinto. Por D. Carlos Ifesia (^ ia £evd|i. MSr 
dríd, 4864, imp. «cVI. «atian», üb. de Baltty^BaiUiére. fin4).^ may4»^ KVI- 
810 páginas. * 

3^. Prontuario para el cáleuie de intereses, ó sea tablas pora teMar 
IM ooFPe^)oniieflt«s á «n <«pita( ottal4{«leva ^or el tieMpo que 9e deseé y 
41ipo del 3 -al 4% por 400 tnelssive. Por Miguel Abellá. iViAeiicia> iWS, iao- 
fMNUa del Vélmciam; Madrid, flb. déDsüly^BaUliéfe. En 6.* Mryorapíriaa- 
4le, W^334 aginas. 46 

329. Reseña histórica y descriptiva de la Omija-flsciiela delatprovtoela 
4le^Gersna.-4)ttaDfzadan, personal, gati9deiria,'edífidos, Herráis, tastramen- 

•y miqíiiiifls, explotadon, tiiMMeoa >raral. WaM lepográUiM. Flgva- 
'1865, l»p. d^e L. MíegevlUe. Sñ «.%'42dpáglna8, csttiel plana <lelts 40r- 
jeoo» >qtie ««lUva la> «ra«ija-*Esctt«la . ^ 

Blo te aa piieUo á la tenU. 

330. Ultimas conferencias. Por Alfonso de Lamartine. 'Traéuccton (9e i. 
Nombela. Madrid, 4866, iQp. de I. 'Pefia, llb. de San Martin y t^a de A. Ju* 
%Qi«, sMores, 7 «b. (k fiafl»^B«lmére. Bn ^Mstky^^m vI^Ims. 10 



BerióMcos. 

SSI. JiRBiUAS. PeriMIco político, literario y gasmoño. Se publica en Ma- 
drid, desde 1.' de este mes, los Jueves y. Domingos, en un pliego eu 4.* de 16 
páginas. Madrid, imp. de F« Bertrán; redacción y Administración, calle de 
Noblejas, núm. é, cuarto principal, y en las librerías de Moya y Plaza, Bai- 
lly-Baiiliére y V. é Hijos de Cuesta. Precio. En Madrid, por un mes, 4 rs.: en 
provincias, por tres meses, 15 rs. 

Ei redactor de este periódico se dice qae es D. Juan Martínez Villergas. 

332. Lk Impebnia. Periódico tipográfico-litérarío y de las artes é indus- 
trias auxiliares. Director-Editor, D. Tomás Rey. Se publica en Madrid todos 
los Domingos desde el 4 de Marzo de este año, y cada número consta de 8 
•pá^nas en folio mayor. Bladrid, imprenta, redacción y Administración, calle 

del Limón, núm. 1. Precio. En Madrid, por un mes, 5 rs. Por tres, i2. — ^En 
provincias, por tres meses, 14 rs. En el Extranjero, por id., 20. 

333. La Tipografía. Periódico dedicado á los impresores, litógrafos, en- 
cuadernadores, grabadores én dulce y madera, fundidores, fabricantes de pa- 
pel y tintas, constructores de máquinas, y libreros. Se publica mensualmente 
en Madrid desde Enero de este año, constando cada número de 8, 12 ó 16 
páginas en folio mayor, y completará al año un tomo de 144 á 200 páginas. 
Madrid, imprenta, redacción y Admilnistrac¡on« calle de la Hiedra, núm. 5 
y 7.^Editor, D; Gregorio Estrada. Precio: en Madrid, tres meses, 10 rs.; 
seis, 20: un año, 38. En provincias, 12, 22 y 40 respectivamente. En el ex- 
tranjero, un año, 13 francos. En la Isla de Cuba y Puerto Rico, un año, 3 
pesos fuertes. En el resto de América y Filipinas, un año , 4 pesos fuertes* 

OBRAS DE LOS SIGLOS XVII T XVIII. 

(Administración de este Bolstui.) 

334. AUDIENCIA que pide un lacayo del Almirante al Archiduque en 
Portugal.— Carta que escribe un Carbonero de Toledo al Sr. Archiduque 
Garlos. (Sin punto, año ni imprenta.) En 4.% 8 páginas. 2 

Son dos romances en qne se satiriza al Archiduque Carlos de Austria, rival de Feli- 
pe V en la guerra de «ocesion. 

335. BREVE compendio y sumaria relación de las piezas de que es com- 
puesto un Pontifical bordado de oro, sedas y aljófar, y la historia sagrada 
que en ella se contiene. Dedicado á la sacra católica Real majestad de nues- 
tro Rey -y Señor D. Fernando el sexto (que Dios guarde), gran Blonarca 
de España. Compuesto y bordado por D. Antonio Gómez de los Rios, Ayuda 
de la Tapicería de S. M., bordador de Cámara, y familiar del Santo Oficio, 
natural de esta corte. (Sin punto, año ni imprenta.) En 4^, 14 pági;ias. 2 

•Impreso en Madrid i la mitad del siglo pasado. 

336. CARTA que escribe D. Prudencio Palomares á un amigo de Salaman- 
ca, dándole su dictamen acerca de la obra que ha publicado D. Juan Fran- 
cisco de Moliiias y Sicart, guardia de corps de la Real compañía italiana 
intitulada: Memorias de Juan Rrik, etc. Con licencia. Madrid 1781,. imprenta 
de A. Sancha. En 4.', 24 páginas. 4 

537. COPIA de Carta, escrita en Granada por un enterrador, á otro de su 
mismo ejercicio, en este año de 1756. Dictada en estilo Joco-sérioi para hacer 
algo agradable el asunto. Por el Lie. D. Agustín Ai^sayde Sotosalvo y Cien- 
fuegos. Quien la consagra, ofrece y dedica á los amantes de la erudición, 
y antigüedad. Con licencia. Málaga (1756), imp. de la dignidad Episcopal. 
En 4.*> 28 páginas. 4 

Trata del descnbri miento de algunos sepulcros aniignos. 

838. DEMOSTRACIÓN histórica de haber sido la ciudad de Kem d« U 



FroBlera, y en sq término la de Tarteso, Ttírdíeto,1[6raV&rteya, Ásta^egia, 
Asi^o Gesarlana, Astidona, Asidona, Xerez Sadnfia, y Xerez Sidonta, capi- 
tal del antiguo obispado Asidonense, no unido á el de la Metropolitana de 
SeTllla, ni trasladado á el de la ciudad de Cádiz. DispueMa por el Doctor den 
Francisco de Blesa Xinete, Canónigo más antiguo de la insigne colegial de 
dicha ciudad, y ex- visitador general del Arzobispado de Sevilla, natural de 
la de Carmena. Fecha año 1765, para que al Rmo. Padre Fr. Enrique Fio- 
rez, autor de la España Sagrada , que en su tomo dt^cirao depuso su opi- 
nión antigua ó favor de Medina Sidonia, y comenzó á abrazar la de Xerez, 
se declare en el todo, y deponga la que insinuó de haberse trasladado á Cá- 
diz dicho obispado, y conste lo contrario al público. No publicada por falta 
de medios, atendiendo con los que Dios le ha dado á la manutención del 
Hospicio de Huérfanas y enseñanza general de todas las niñas de dicha 
ciudad, que estableció á sus espensas año 1749, y hasta el presente man- 
tiene la providencia de Q|os. Coa licencia. Madrid, 1766, impr. de M. Mar- 
tin. En 4.% IV-52 páginas. 8 

339. DESCRIPCIÓN de la nueva iglesia catedral de Cádiz, y estado de su 
fábrica hasta el día presente. Que á los muy ilustres Señores Prior y Cónsu- 
les» é individuos de esta Universidad, y comercio de Indias presenta el ilus- 
tríslmo Cabildo de la Santa Iglesia de Cádiz, y á su nombre los Señores Don 
Francisco Acedo del Olmo, Arcediano de Medina.— Dr. D. 4osé Martin y Guz- 
man, canónigo magistral.— Dr. D. Francisco Antonio Toma ti. Racionero ente- 
ro.— Y D. Francisco de Paula de Luarca, medio racionero de dicha santa igle- 
sia: Diputados de la referida obra. Con Ucencia. Cádiz, 1770, imp. de F. Rio- 
ja. En 4.*, YI-6C páginas. ' 8 

340. DISCURSO leido á la Sociedad Matritense de los Amigos del Pais, 
sobre la serle de sucesos que originaron estos establecimientos, y las venta- 
Jas que proporcionan, en Junta pública para la distribución de premios, por 
el socio de número D. José de Vargas y Ponce, Teniente de fragata de la, 
Real Armada, de la Academia de la Historia^ Académico de honor de la de 
San Fernando, y socio literato de la Sociedad Vascongada. Madrid, i 790, 
imprenta de A. Sancha. En 4.% 48 páginas. 6 

341. LA DERROTA de los Alanos, ó discurso sobre las reflexiones critico- 
apologéticas del R. P. Fr. .Francisco de Soto y Marne. En que se desagravia 
la iiustrisima y Nobilísima religión de San Renito. Se defienden la persona y 
escritos del Rmo. P. Mro. General y Muy ilustre Señor D. Fr. Renito Je* 
rónimo Fe^éo, del Consejo de S. M. C. Sé reparan las injurias.de los lite- 
ratos de España y países extranjeros; y se vindica el buen gusto y honor de 
la religión seráfica, y de sus prelados. Su autor el P. Fr. Columbo Serpiente 
de Santa Clara, Minorita recoleto. Con licencia. Rarcelona, 17S0. (Sin im- 
prenUi.) En 4.*, '40 páginas. 8 

342. LOS LITERATOS, en cuaresma. Por D. Ainador de Vera y Santa-Oara. 
Ck»n las licencias necesarias. Madrid (sin año), imp. de la Gaeeía, En 4!*, 50 
páginas. " 6 

Edición del úUimo tercia del siglo pasado. 

543. NOTICIA de la antigüedad, y situación del santuario de Santa María 
de Cobadongafen el principado de Asturias, con las del cronista Ambrosio 
de Morales en su viaje santo: se expresa el incendio acaecido en el mismo 
santuario á el amanecer del dia 17 de Octul>re de 1777, y el permiso de pe- 
dir limosna en estos Reinos, y los de Indias para su reedificio, que se ba 
dignado conceder S. M. (Q. D. G.) á tan ijusto fin; concvrrienáo su Real 
Aonifloencia y católico celo á el auicUio de la obra. Madrid', J778, imprenta 
de A. Sancha. En 4/, i4 páginas. 4 

. Véase otra edición pág« 143 lomo IV de este Bolstih. 

344. PROEZAS del Señor General Guido Estaremberg, quanvapasó A Ma<> 



m> ni ivpreata.) Eín 47, 8 págioa^^ $, 

£a fcipso. Se roÓere á loa sucesos de la guerra Ilaiaada de iucesipD, qt^t tUTo lpg«r 
eu los primei^s aflos def siglo XVtlI. 

345. QEGRISOLADa informe del más Jttstificadb hecho que al público del 
común advertido (iconstituyéndole por ]uez) hace presente Fray Migue! de. 

. Jesús Haría y Haalde, religioso áe la vida activa, del orden de Nuestra Se- 
ñora del Carmen. Reva tiendo á la maF fundada impugnación que ha publi- 
cado D. Manuel Fernandez de Loredo y Vicuña, yecino de esta villa de Ma- 
drid', con la voz de El destierro revocado, y reo el juez de la causa. Crisol de 
la correccloh de los tiempos; y apoyo de la Justa gregoriana, deponiendo. 

. la nueva cuenta, que para corregir loS tiempos ha dado á luz dicho Fr. Mi- 
guel, con el titulo de Destierro merecido de opiniones equivocadas, etc. Con 
licencia. Madrid (sin año), imp. de J. Lozano. En 4.*, IV-44 páginas. 6 

346. RESPUESTA satisfactoria que da á un ingenio Napolitano Fray Mi- 
guel Hualde, Religioso lego del orden de Nuestra Señora del Carmen, sobre 
dudas que se le han ofrecido acerca de la más exacta inteligencia de la nue- 
va cuenta que ha propu^esto al público dicho Fr. Miguel, para 1^ más Justa 
computación de los tiempos. Con ia voz de lyestierro merecido de opiniones 
equivocadas, y Justamente deseada nueva corrección de Tiempos. Con licen* 
da. MadHd, 1765, imp. de J. Lozano. En 4/, iI-34 páginas. 4. 

347. TOZES que dicta la verdad, en dissengaños, qne publica la sencfltez, 
en la explicación de Perico y Marica.— Segunda parte de Perico y Marica» 
que con más extensión hablan al rumor alegre de los felices sucesos de la 
Monarquía, satén de ios escondites de sus Caramancheles, y encontrándose 
donde gustase el curioso, hablan lo que sabrá el que tuviere paciencia para 
leerlo. Con licencia. En Sevilla. Por Lúeas Martin de Hermosiila. Año 17tl. 
En 4.*, Í-IG páginas. t 

SoD dos eomposidones poéticas qne traUo, en estilo Joooso, de sncesos ftctecídbi áik^ 
rvnfó la fsetra d^ snceeiéD. 

VftKnSÜADES. 

FOTOGRAFÍAS. Se va á publicar mt' Museo fotográfiooi que se yeopme 
dftv ái coneeer ia» obeas aiaestf^ da Rafael, Miguel Ángel, Cerrehgio, Rúbeas, 
MoHtte, TIciane, luán de ¡nunesi Teniers, Yeiacquet y otros raucbea, por 
medio de repredttttoiooe& exactas y aeabadas goq anieglo álos úHimea ade»> 
lantoa ée la fotografía, para io que oneata oon an repertorio 4e traslaéotj» de 
lo» museos defunluoas de Madrid, Tersalles, el LÓoivpev el Vaticana ete., ete. 
Gnn las oopiae 4ft onadros alteniaráá vi8tafl> d^ les laoftiimenÉea f paisafea 
máaaatableméalBspaftit, retraaes ide la& persottas más eéiebtcs en oicwciiia^ 
letras* politka y ananas Miniando^ ser este pensamieaio lareaüiiaeiaftide wa 
l^queño museo ó gran álbum para cada familia. 

. loa condSoloaea da la suscfticio» son vesdadenamefite' filbdliosae. Cada laes 
aparéeeaán dea nepmidvecloaes, les dias 1/ y If5. AsspQés^e^ttoeaadPO nala^ 
Me, el retrato de un personaje, de un paisaje, un monumento etc., etei, á$ 
tamaño de 50 centímetros de largo per M de* aaehe, en magnifico earion 
bvlatifl» IMegralado^ Bl ylreeio es 6 ra. ^a. en Madrid y T ea provindas. Ade- 
laÉs se añreee el* siguiente regalo: Tk)de suscritoren Madrid y capital de pro. 
tfMla<ea elitrayeeta úe una linea férvea ya ea esta explotorejíon, tiene dere** 
ebo á retratarse gratis náa vez pee cada año, ya sean los suserlteres ó sna 
bifos tle QuakrGdeita edaé qae seaii. ios suseritores de Madrid se nstracarátt 
éa 411 seredHadaF Mogrsfla^ saHe* de Sevilla, ntoeros 4 y 6. A las |)rovlBe1aa 
pátmtk'^ profesor iM^^tario del Ouseo á petralar á los sascritores. Se sm^ 
atibe en Madrid en el establecimiento fotográfloa, :Sef illa, 4 y 6. fin pro^a* 
das directamente, mandando e) MpMe de vm irfaiesire, ó" eo* eaea étB. los 



AWHTOCB ato MbHo t 00mmi ii a d0,MP. Omtmlk^» wfttü-p»: D^.fEuflíPto 



(ConUnmieioa.— y¿«M el nilm. 7.). 

Santa Crcz db Tenerife.— Según el Anuario estadtsticoée 1859 á 60« la 
biblioteca (iroTlnclal de Ganarías se halla en esta su capital y consta de 13.009 
impresos y de f4 manuscritos. 

Santander.— Posee 610 volúmenes en su biblioteca provincial. 

Santiago.— La biblioteca de esta provincia se hall^ sitaen un grandioso 
salón de la Universidad, que encierra no solamente riquezas literarias sino 
también patrióticas, puesto que en él se 'conserva la bandera de los volunta- 
rios de Santiago, batallón en que fué individuo el marqués de Rodil, cuyo» 
retrato figura también al lado de esta gloriosisiroa enseña de independencia. 
Si bien existia desde el engrandecimiento de la Escuela, hicia^ la primera 
mitad del pasado sigjo, no ocupó la biblioteca el magnifico salón actual has- 
ta el año 1781. Constituyóla primitivamente la donación de la librería de 
Xope Sánchez de Ulloa, rector desde 1534 á 1545, y después fué aumentada 
con la del obispo de Carmena y con otras, pero continuando como particular 
de la Universidad, ó sea para el uso exclusivo de catedráticos y estudiantes. 
Es sensible que no se pusiese un grande cuidado en el nombramiento de sus 
.coQsery adores, pues á resultas de la mala elección, iban desapareciendo los 
volúmenes de tal modo, que se creyó necesario penar á los rateros y obte- 
ner de Clemente XI una bula de excomunión contra los mismos, expedida 
en 17 de Agosto, de 1714, y merced á la cual pudo reponerse la biblioteca 
con cierta confianza en $u estabilidad, adquiriendo un buen número de obras 
francesas por consejo del visitador ordinario D. Gregorio de Parga. Trasla- 
dada, sin embargo, la Universidad al local que boy ocupa (por Real Cédula 
de 1769), siguió la librería en el colegio de Fonseca, pues era propiedad suya, 
y bubo que organizar otra Biblioteca universitaria, la cual vino á formarse 
con las de los Jesuítas de Galicia (exceptuando una. pequeña, parte que quedó 
en los puntos ocupados antes por estos religiosos, para auxilio de los que 
eslufiiasen alli Humianidades), y con las donaciones del arquitecto D. Felipe 
de Castro, del ^r. D. nanuel Tentura Jigueroa^ del canónigo D. J. Vicen- 
te Piñeyro y del Sr. D. Jacinto Haría de Parga, que regaló en 1850 toda 
la sección de literatura de su copiosa librería. £1 claustro y rectores cuida- 
ron de ir aumentando las obras, y fué notable la compra de las mismas ve- 
rificada j^r ^1 Abril de 1845. Finalmente, incorporjironse á la biblioteca los 
restos dq U Importante que había pertenecido al convento de San Martin y 
los no muy notables del Golegio-Fonseca, falto de muchas obras importantes 
desde la invasión napoleónica. El iudice de autores, formado por el Dr. don 
ioaquin Patino, b^liotecario de esta y después de la Nacional, llénelo repe* 
tldo cadar estacionario en. cnanto se refiere d la sección de biblioteca que le 
está encomendada. La de Santtago contaba 50.530 volúmenes hasta 1844: 
en 1BS.6 y^ le daba elRector 52.749 impresos, 331 manuscritos y 910 folletos; 
y hoy, según et Anuario estadisticOy tiene solamente 32.750 impresos, 399 
manuscritos; de modo quequiz^ se ha tomado como manuscrito algún Im- 
preso en el anuario dé la Universidad de 1850 á 57, y tal vez no ha existi- 
do de#ttés ningún aumento considerable para mepecer la atención del Go- 
bierno, y6er fij^a pov él aa an cuadriO ^ta4ísti(&9^..de< 1859.^14 jyostituto 
]K>s6e «las cuantas obras, pero esa» corta llbr«rfra sólo se compoae de ios vo- 
lAnenes necMMios para auxiliarse en la enseñanza, y p*ra las demás aten- 
doiies del servMa. £a esonela aormsit tiene aao8.i00< volúmeawt lodos m^ 
dlftrnos. 



SsGótiA.— Formóse en 1849 su biblioteca proTlncial y de Instituto con' 
los libros de los conventos suprimidos en toda la provincia: de «líos separó 
unos 4.000 la Comisión de monumentos artísticos, y con el importe de los 
restantes trasladó y colocó en la capilla del palacio de Enrique IV la están* 
teria del monasterio llamado del Parral, compró libros modernos, y costeó 
las primeras anualidades de los. bibliotecario y portero. Tenia la bibliote- 
ca, 4. 385 volúmenes bace diez años: no sabemos, pues, por qué se la seña- 
lan 194 en el Anuario estadístico^ á no ser, y esta parece la única explica- 
clon, que se haya sacado de la provincial la mayor parte de sus volúmenes 
para otra biblioteca. 

SEviLLA.-^Existen tres bibliotecas públicas en esta ciudad, todas ellas 
ricas por la preciosidad y copia de sus libros.— La principal es laColombina, 
situada sobre el claustro que se halla al E. en el patio de los Naranjos de la 
iglesia catedral: formóla D. Fernando Colon, hijo del descubridor de las In- 
dias occidentales, agregando la librería de este á la que él había reunido por 
sí con gran esfuerzo: hizo además un índice y extracto de todas las obras de la 
biblioteca ron objeto de mandarlos á los establecimientos literarios del reino, y 
al morir en 11 de Junio de 1539, legó todas esas preciosidades al cabildo ecle- 
siástico, el cual no las adquirió sin litigio ni sin afianzar el cumplimiento de 
la<( condiciones del fundador, que se reducían á procurar la conservación de 
la biblioteca y á permitir que el público la disfrutase. Ese gran depósito de 
cuantas riquezas literarias se poseían á la sazón en Europa (y ahora también de 
ciertos objetos históricos» tales como la espada de Fernán González usada por 
Garci Pérez de Vargas en la conquista de Sevüla,) constaba de 20.000 volú- 
menes á la muerte del fundador, quien todavía la legó varios libros pertene- 
cientes á su padre (inclusas algunas apuntaciones sobre sus viajes), y seña- 
ló para su sostenimiento cuantiosas rentas. Consta hoy de 30,900 impresos 
y un buen número de curiosos manuscritos conservados en hermosos estantes 
de.caoba: entre éstos halló D. Aureliano Fernandez-Guerra y Orbe hPremitica 
de 1600, por Quevedo, y el Sr. Fernandez de Navarrete una copia de La Tia 
fingida (novela de Cervantes) que diflei*e de la publicada por Arríela, y de 
la más esmerada edición que se publicó en Berlín según un códice de la bi- 
blioteca de San ls\áro,-^La provincial y universitaria es moderna; formada 
con la escasa que ya de antiguo tenia la escuela, y procedía de los Jesuítas, 
fué aumentada con las de conventos suprimidos; coa los preciosos libros 
donados por el cardenal Belluga al Colegio de Santa María de Jesús fundada 
por maese Rodrigo; con más de una mitad de la biblioteca municipal 
de San Acacio* ó sea del cardenal Molina, que tenia 9.570 volúmenes y al- 
gunos que no se hallaban en ninguna otra de España; con las bibliotecas 
de Lista, del almirante Ulloa, del catedrático D. J. Bautista Maestre y del 
Rector y canónigo D..J. de Paula Cerero; con las donaciones del Gobier- 
no y particulares (entre las cuales merece recordarse la de 15 códices 
árabes reunidos en Tetuan por el Sr. D. Francisco María Tubino), y con las 
compras verificadas en diversas ocasiones y que han ascendido en algún año 
á mil duros. El número total de volúmenes de la biblioteca es el de C6.449, y 
el Anuario estadístico la da 636 manuscritos. Posee también el estableci- 
miento un gabinete arqueológico de monedas romanas y árabes, de algunas 
españolas antiguas de cobre y de plata, de otras conmemorativas ó de pre^ 
mió, y de varias lápidas romanas extraídas de las ruinas de Itálica (1). Fi- 



(1) Las bibliotecas del distrito ontferBJtario de Sevilla tienen 57.759 volñmenes, \iis- 
tribuidos del modo siguiente: ProTÍncial de Cádiz, S3.357; PrOYÍncial y de Instituto de 
Canarias, 14.638; Provincial de Córdoba, 11.385; de Insiitnlo en Córdoba, 1.916; Pro- 
TÍncial de Badajoz, l.MX); del Instituto deBadajo<« 885; del Institnto de Cabra, 1440; del 
totitnto de Osnna, 1178; del Institato de Jereí de la FronUra. 1048; del Inalitoto da 



B&lmeBta» la MUotBea artMipaK no repuesta UnUtíí del saqueo sufrido 
cuando la inyasion napoleónica, tiene unos 9.000 volúmenes impresos, debi- 
dos alguncs al clero y otros á donaciones diversas de varios particulares- 
Muchas bibliotecas privadas de Sevilla son dignas de mencionarse, y princi. 
pálmente la (ie ia Academia de Medicina y Cirugía (que tiene excelentes obras 
impresas y algunas manuscritas), la de la Academia de Jurisprudencial/ Le* 
gislacian y la de /a Sociedad sevillana de Emulación y Fomento; pero me 
detendré solamente en la del catedrático de derecho romano Sr. Álava, por 
ser la más rica, después de la Colombina* en ediciones raras y en monumen- 
tos curiosos de la literatura especialmente patria. Sus manuscritos más pre- 
ciosos son: Primero, un códice de las cortes de Zamora de 1432, autorizado-cen 
la firma de Don Juan 11. Segundo, diez tomos que contienen copias de Cortes, 
Ordenamientos, Fueros y Cartas pueblas, mandadas sacar algunas de la colec- 
ción diplomática de Abella por un magistrado del antiguo Consejo. Tercero, la 
segunda Partida manuscrita con limpieza en el siglo XV. Cuarto, cuarenta to- 
mos, en parte impresos y en parte manuscritos, que contienen leyes, órdenes 
y documentos legislativos del siglo XVIU, entre los cuales son muy notables 
los referentes á varias disposiciones de Carlos III. Encuéntranse alli la decla- 
ración del fuero del Bailio, los informes dados con motivo de la colonización 
de Sierra-Morena, fueros y foráia eA que se llevó á término su población, da- 
tos sobre la extinción de la compañía de Jesús etc.: casi todos estos docu- 
mentos se encuentran autorizados por el Asistente ó Audiencia de Secretaria, 
ó por las personas encargadas del cumplimiento. Quinto, dos. tomos de cua- 
dernos varios que pertenecieron á Ambrosio de Morales y á Zúñiga el analis- 
ta: en el primero están las diligencias originales de la traslación de la bi- 
blioteca Colombina al sitio que hoy ocupa, y en el segundo' un escrito de 
Fr. Juan Gil de Zamora, titulado de Preconiis Hispanioí, las adiciones de 
Juan Zapata al Anacephaleosis del obispo de Burgos, un tratado de Mosen 
Diego de Valera sobie los raptos y desafios, un autógrafo de Gonzalo AV- 
gote de Molina comenzado en jueves 20 de Noviembre de 1592, en que reco- 
gía noticias para escribir la Crónica de Sevilla; una carta de Doña Isabel 
de Solis, viuda de D. Sebastian de Zúñiga, en la cual dice que no ba halla- 
do entre los manuscritos que fueron de Argote la tercera parte de la His- 
toria de Sevilla y otra del canónigo Loaissa, afirmando que no se encuentra 
tal parte, por lo cual supone ser esta. Sexto, una copia del manuscrito de 
Argote, sacada por D. Diego Arroyo en 4693. Sétimo, una copia de los Cla- 
ros varones de Sevilla^ y otra de los Dias geniales de Rodr. Caro. Octavo, 
copia de la Historia de Sevilla, por el V. Peraza. Noveno, copia de la Histo* 
ria del Rey Don Pedro de Gracia Del. Décimo, una copia notable por sulim- 
pieza de las obras históricas del canónigo Diego Rodríguez de Almella, ca- 
pellán de la Reina Católica, sacada á principios del siglo XVI. Undécima, tres 
tomos, titulados Queja al rey del P. Nicolás de Jesús Helando por haberle 
recogido el santo tribunal su Historia de España. En ellos está especialmen- 
te cont3nida 1^ defensa del tomo 3.* Duodécimo, adiciones á las antigüedades 
de Rodrigo Caro. Decimotercero, varios apuntes originales sobre las antigüe- 
dades de la provlDcia de Sevilla, recogidos por los cronistas de esta ciudad. 
Decimocuarto, doce tomos de papeles varios referentes á Historia de E&paña. 
Dectmo^^iinto, cuatro tomos titulados Crónica de la merced, escrita por 
el P. S. Cecilio. Decimosexto, un tomo en que se da noticia de las misiones 



HoelTi, 425. Jlemona sobre el «todo de ¡a biblioteca provineial y universilaria de Sevilla en 
1861, por el Doctor D. Ventara Camacho y Carbijo. Sevilla, i862« imp.' y lib. de D. A. 
Izquiordo.— Q aator.da esta Memoria ha piodiflcado saatancialmente en las posteriores 
hasta el día, los datos estadísticos qoe se copian en esta nota. 



Celina, tetüníbmvo, "btetcglíficos ttel 1». ^FYanéteco ISáleías, '«arttrIaY», ií»e 
jttürióá ptlncipíos del sl¿lo XVlI-yRié aíbogado y t)intdr de ifünUnacloii "jr tti 
miniatura: demuestra gran erudit^lon en esta obra, que se hali^ autoHratta 
con su 'firma, y a la cttal acompafmn tnudhas empresas dTbu]adas 'é fhrmi- 
nadas por el mismo. Decimonoveno, poesías sagradas de Galeas: un tomofiHfo 
mayor Ue'hermosisfma letra. Vigésimo, poesías de Góngora,delDrD.iaan'de 
Salinas, de Baltasar de Alcázar, de Argensoia y del Dr. Garay, umclias in^* 
ditas. Vigésimo primero, sesenta sonetos ds Don Juan de Arguijo con las 
correcciones del maestro. Medina: este original sirvió para la edición cpie 
hizo D. luán Colon y Colon en el ano 1841. Vigésimo segundo, dos tomo» de 
teatro anftrior i Lope de Vega, Que contienen copias de las comedias Inás 
raras ptíbllcadas ó inéditas pertenecientes á esa época. Vigésimo tercero, 
poesías Varias en m mayor parte de los siglos XVII y XVlü. Vigésimo 
cuarto, Él libro áureo deB. Antonia de Guevara, en buena lemí, de finesdel 
siglo XVI. Vigésimo quinto, varios tratados ascéticos manuscritos tn el «I- 
glo !tV.— Los impresos que se citan como más notables, aparte 'de los de 
derecho romano, son: limero, algunas colecciones legales españolas. Segun- 
do, Glosas i las leyes del Estilo, por Roque de Huerta (4551) yulos de Toro, 
por Palacios Rubios (154S], y por Cifuentes (1555). Tercero, el ejenrplar *de 
Fueros de Aragón que manejó Ambrosio de Morales y llev» la fechare i5M, 
los Cr^(^^5 de Barcelona (1544), ios Fueras de Ya¡encia (4515), Aíbarraein 
y Teruel (1591), Navarra y protffncins vascas. CuaYto, rejifimiO'deias l^yes 
> de Rugo €eho (1547). Quinto, las ediciones Lichard y Kitterdel Codem Tfwo- 
dosinnus.^exít, un Decreto- de ^Oratiano (15^). Sétimo, más de S60 toM- 
menesde Historia deOspafta, entre ellos las primeras edideneis de taO^í- 
nica geniftal de España *j de la Üe'beHmi de k>s m&rise&s, los tres «cMnos'de 
Bístorfa del 9. Bekindo^ 7 una colección completa de »histoflad<Mres de lle- 
tllla. 'Octavo, un ejemplar de la PoU^Ma cofñpMense. Noveno, Colecciones 
de Clásicos latinos, tastiéllDios, franceses é Italianos, y tradm^lcfties várlis 
de los primeros. Décimo, la edidon.de La Propaladla, que se dispulam Ñi- 
póles 'y Boma. 'Undécimo, Obras de D. H. de Takivera, arzobispo de Gra- 
narla. Duodécimo, Varios trataáes de ¿«^a,entre«lkm m Gramáüea Om- 
teltana de 4492. Decimotercero, Wferentes i>bneu de Bartolomé de las-^a^ 
jfis (1552). Decimocuarto, La edrveí de amor\ de Nicolás Nudez (15M). Deci- 
moquinto, BakdUrstkmpales deAlmella (1487).Dedniosexto, Senillana^medi' 
tina (1545). Declnosétimó, Doctrinal de Cabalieros (4487). Declmoctaro, 
Diccionario Mino-msteHano, de Alfonso de Palendg. DecimoBoveno, Refra- 
nes onli^tio» taftinoB y cas«ellaMS <4555) y otros por el Plnuiano (f55lí). Vi- 
gésimo, Buen placer, trovado en trece discantes p«r D. I. Hurtado de Men- 
doza (4550). Vigésimo ipr ¡mero, Copfc» de Mingo Memlgo, glosadas por Her- 
1iandodél?ulg«r(4545). Vigé8¡mo«egundo, ElFaseíeukístempomín, impreso 
en i4&^4 («nnqneim sé «i m G^onia, Venecia ó 'Sevilla: ^en el último cno 
seria más «stímable In posesión de tan raro «jemplar. 

Soria .<^La Mblloteca de su 'Instltuiio y provinola que llamaba ya rita 
el l^ectdr de aquél en 1^^, comfi^ese .de 4(.-07^ impresos y 50 mamiscii- 
^, in«eAH)6 precedentes de la Uni'verekiad d« Omn, fondada em el siglo KVI 
«y suprimida por el Plan de Estudios de 4045. Daboadrevür que la''Jl(tti»fia 
frronunciada por el Direotor de4«[«el IsaCltilo 4d 4lld4 fdsia ^Si6 volteie- 
nes á la Biblioteca, aumentando alguñ tanto las cifras anteriores, que son 
del Anuario estadíMico de 4859. 

Takragova.— Su l)lbHoteca . provincial, aituada, como <el Inatitato, ee «I 
ex-convento de San Francisco, ftié creada en 1846 con restos de (as de fnm- 
clscanos y descalzos que exMííttk en ta dudad, con las de km monasfcfrtM' 
de Poblet* Santas Greus, "Scála Del 7 %8coraslR>OQ y con te Mit B; P r ittelaw y 



ft.llÍiffatenlo¥b{|ti(!t, dfhfilfltfbité aqnelh ffi)etfo)>6tttín&. X^^.gá)iaose á es- 
'tsl$ táfs "élbta^ ad^1H(Jte póir compra 5 donaciones del Gobierno y de alga- 
nos pfánicdláres, resultan' en la biblioteca IB.649 impresas sobre i 18 manus- 
critas, y compoiíeti uh total Úe 8.767 volúmenes. Qui7á tengan este por in- 
'éiacto óttatttós cóttozcan la rlcja^za que habla en los conventos cuyas biblio- 
tecas réümidas'hati formado la de provincia^ y de las cuales una solamente 
(la de'Pbblet} poseía tO.ODO volúmenes y Multitud de manuscritos preciosos; 
pero d^be 'atenderse átfue se i*epartieron por las poblaciones cercanas, ma- 
chos de lois Itbfós que no hal)tan perecido ni óe babian deteriorado en el pri- 
HuHivo almacén, díebiéndose la existencia de los actuales al celo que desple- 
HUTún iQt)» IndiVidúios de la Comisión de monumentos artísticos é bistóricos 
tanrac^oVensfes (1). No son muy "notables los manuscritos que ahora existen, 
'reduciéndose á có'|>ias de otras obras Impresas, ó á sermones inéditos en la- 
tín, e^áfióró-ltáTiano: lo más digno de mención es una copia, ya tercera, 
de la c^pYlaCion de poesías cataTanas, titulada Selva de varíes sentencies 
per lo canóhgfe Férter de Guisona. 'En cu^sinto á impresos, figuran las princi- 
pal^ obras de teoto'éfa Jogmálica y moral, y entre las vidas de Santos la 
'oélebre coféccfon de Botando, que compró de lance el monasterio de Escor- 
nalbou por 750 libras catalanas. Hay bastante riqueza de obras jurídicas, to- 
'tfavla trias de Historia, una biblioteca de clásicos griegt)s y latinos que pue- 
9e com^dera^e cOfmo completa, sobre 408 volúmenes de arqueología numis- 
mática pro(;edentes de la librería de D. Francisco Foguet, y algunos incuna- 
'bles, étftre los duales sotamente menciona el profesor, á quien debo las pre- 
*^npt^ totidárs, tfnó 'que dice se tfCúla Aetás mundi, impreso en i>$93 y ador- 
liado ddn láúiinas toacas.— Además de !a provincial, tiene el Instituto una 
tfbréria tirfváda eon ^ voTúmenes y con cuatro ptiblicaciones periódicas. 

tfiii(7BL.-^La btbfioteca de su Instituto y provincia, que tenia 500 ó 400 
volúmenes én i849, fléura ya efn el Anuario estadístico con i. 500 impresos, 
*y lioy ascienden éstos á 1.595, ó 'sea 503 de obras modernas, 475 proceden- 
tes de tos cótíventos "y 67l que están incompletas. 

ToLBDO.— Además de la biblioteca que hay en el Colegio general militar 
*>f de la del Seminírrio conciliar, que cuenta 4.000 volúmenes,posee una la 
prwintia en el Instituto que tuvo por base los 2.400 volúmenes de la Biblio- 
teca de la Universidad ftmdada por Lorenzana y á la que fué agregada la 
arzobispal, que constaba de unos 24.000 volúmenes. Según el Sr. Madoz, tenía 
la provincia el*año en que escribió el tomo 44 de su Diccionario geográfico 
tos 24.000 volúmenes de la Biblioteca arzobispal 7 40.000 que pudo reunir 
la Comisión de monumentos; pero el Anuario estadístico, de fecha posterior 
'al Diccionario, que tiene carácter oficial y que toma en cuenta las posterio- 
res adquisicfones, no da más volúmenes á la biblioteca provincial que 7.500 
impremios, lo cual me hace creer que ha habido segregación de libros para 
algún otro punto, ya que no pueda suponerse error tan enorme de cuenta 
en la que presenta el Diccionario geográfico de Espafía. 'Ejitte los volúme- 
nes de dicha biblioteca figuran varias Colecciones de Biblias, Santos Padres, 
7 autores que han escrito sobre Toledo, muchos códices que tratan de Amé^ 
rica, una colección de sinodales españolas, la de behetrías, cortes y otros 



(1) iQoé se hizo tanta riqaeza? pregunta Eyzagalrre hablando délos libros de nuestros 
extinguidos convenios. Yo os respondo que he T¡»lo trasportados ¿ la América una in- 
finita cantidad dé aquellos libros, que yendian en sus almacenes los libreros, sin borrar 
siquiera el nombre de la biblioteca de donde faeron arrancados; que he ?isto montones 
^e Kbroe gnardadei en Barcelona en salones húmedos y medio arruinados, á la sdmbra 
ée iiBi iglesia tambicif miñosa, j que, hacinados comoiiúediU'6 Isdrilios, no hahian sido 
tocadns «a veiatinn afios» 



-? Wf r- 

docnmentos pertenecieoies á. la antigua legislación española, f el sumario 
de lo acaecido en Toledo desde la invasión de los franceses en España has- 
ta que el Rey salió de sn cautiverio (obra esta de un agustino empleado 
en la biblioteca del Cabildo), y entre los impresos un bello ejemplar (aunque 
algo recortado) del Confutatorium de Ximenezde Prexano (i48C) que los au- 
tores de los Anales tlpográflcos y el P. Méndez en su Tipografía suponen fué 
la primera impresión Toledana, si bien parece que ya exlstia otra anterior 
(el cuaderno de las cortes celebradas en 1480 y dadas á la prensa en Tole- 
do el mismo año), como puede verse en la Historia de la ciudad de Toledo, 
por D. Antonio Martin Camero (Toledo, 1862-1863, imp. y lib. de D. Severia- 
no López Fando). Guarda también el Establecimiento setenta y seis retratos 
de célebres escritores toledanos con los originales del Greco, los del P. Ma- 
riana, Hernán Cortés y el conde Pedro Navarro, varios modelos en barro de 
Berruguete, el busto (hecho por éste) dé Juanelo Turriano y otras diversas 
curiosidades.— £a catedral posee una curiosa biblioteca de 5.500 impresos y 
más de 7.000 códices, entre ellos muchos hebreos, árabes, caldeos y chinos, 
que compró Lorenzana en Roma y procedían de la almoneda del cardenal Ce- 
lada. Los más raros son un Talmud^ escrito enhojas de palma; un precioso Co- 
ran'^ el lihro de Ester en un rollo bien conservado; un devocionario manus- 
crito en Francia y que usó Carlos I de España; un libro de coro con ilumi- 
naciones de Juan y José de Salazar, trabajadas en los últimos años del si- 
glo XVI y t^rincípios del XYII; una defensa latina de los jesuítas estampada 
en china sobre papel de seda. Sus códices más antiguos son los Morales de 
San Gregorio y una Biblia en folio escrita en 988 por San Servando, obispo de 
Ecija, y de que antes era poseedora la catedral de Sevilla. Se estima mucho, 
en fin, una traducción en verso italiano del Aristófanes, y el ejemplar de Pu- 
nió el naturalista más correcto y autorizado que aseguran existe. El catálogo 
de 1.700 manuscritos de la iglesia toledana se debe al jesuíta P. Andrés 
Burriel; son del siglo VIH al XVI inclusives. Dice el Sr. Mathet,de quien toma- 
mos las anteriores noticias i que existen entre dichos manuscritos una Bi- 
blia en hebreo, siriaco, caldeo , griego y latín, anotada en el siglo XVf 
por Fr. Antonio Constancio, sabio profesor de la biblioteca del Vaticano; las 
obras autógrafas (ó por lo menos asi se cree) de Santo Tomás de Villanueva; 
las de San Ambrosio; el Decreto de Graciano; varios escritos en papiro, pi- 
zarra, plomo, tablillas chinas y hojas de palmera ;-una Biblia gótica por la 
cual se dice que ofreció un rey de Castilla la ciudad de Guadalajara, y mul« 
tilud de obras de los más célebres escritores hebreos, griegos, romanos, 
irabes, italianos y españoles acerca de todos los ramos del humano saber. — 
Para concluir, diremos que se guarda en la sacristía de la catedral una Biblia 
manuscrita del siglo XII con bien conservadas viñetas, la cual se eree fué 
regalada por San Luis, rey de Francia, y que el Instituto tiene también sa 
biblioteca particular compuesta de unos S.OOO volúmenes. 

(56 continuara,) 



w^mm^ta^^mm^m^t^m 



MADRID.— Oflctni tipográfica del Hospicio.— 1966: 



NÜH. 9. 1/ n HÁfo DI IRM. AÑO Vil 



1*1 I ■ i m « ■■■ ■! ■« m ■ ii* i | mu tj 



ROLETIN BIBLIOfiRiFICO ESPAÑOL 

PSRIODIGO DI LA LIBRERÍA. IMPRENTA. GRABADO. LITOGRAfR 

BRCOADERHÁCION, FABRICAS T ALMACENES DB PAPBL T MDSICA. 

UBICTOI-IDITOR. DOl UOHISIO mkm. 

Todas las comunicaeiones se dirigirán i nombre de H. Dionisio Hidalgo, 

Paseo del (obelisco, núm. 40, CHAMBERÍ (Madrid), 

en donde están la redacción, administración y venta de los lomos poblicados. 

Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo interior. 



Se publica el i.* y 15 de cada mes.— Se suscribe en todas la» librerías del reino. 
Precio: 40 rs. al año en Mttdrid,^AA en las prortMia«.~50 ó. SO en el estrmjero y 

UUromttT, segno qae haya ó no convenio postal. --Se admiten avisos y comunicados para 

el Boletín de musicios á precios econóaueos y convencionales. 

Los Saes. Mota t Plaxa sb BRCAacAH n compiaI' t eemitib 1 ptOTiiicus todas las 

OBftAS AKUlfCUDAS BR EL BoLETW T COALBSQUIERA OTEAS QUE SE DESEEN, CON EL AIM^O DE * 
«n 20 POS 100 POE BAZON DE LOS GASTOS DE PBANQL-BO. 



PUBLICACIONES MDEVAS. 

S48. A. S. M. LA Rbina, la Biblioteca Nadonal. Madrid, 1866, imp. deM. 
Rivadeneyra. En 4.*, 16 páginas. 

Este cuaderno contiene el Discurso leído por el Director de la Biblioteca Nacional don 
Joan Eugenio Ilartzenbcscb, el día 21 de Abril de este aflo.'en el solemne acto de ser co- 
locada por S. M. la Reina la primera piedra para el edificio que se ha de construir con 
destino á Biblioteca y Museos.' 

No se ha puesto ¿ la venta. 

349. Apuntes sobre la cuestión de la reforma política y de la introdoccion 
de africanos en las islas de Cuba y Puerto-Rico. Madrid, 1866, imp. deT. For- 
tanet, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 4.*, 350 páginas. 10 

330, BiBUOTBGONOMiA, Ó nucvo manual -completo para el arreglo, la con- 
servación y la administración de las Bibliotecas. Por. L. A. Constantin. Tra- 
ducido del francés al castellano y adicionado porD. Dionisio Hidalgo. Ma- 
drid, 1865-66, imprentas de las flscuelas Pias y del Hospicio, Administración 
de este Boletín, Paseo del Obelisco, núm. 10, y lib. de Moya y Plaza. En 4.* 
prolongado, 188 páginas con una lámina litografiada que representa los mo- 
delos de los libros de préstamo, catálogos alfabéticos y sistemáticos , dispo- 
sicion de las salas y de los estantes etc. etc. 30 

Lleva al fio un extenso Apéndice original de D. Eugenio Borao, del Cuerpo de Archi- 
Teíos Bibliotecarios, que comprende: I. Notioia histórica de las BíbUotecas más célebres. 
IK Estado actua^de las Bibliotecas EspaHolas. lll. Id. de las Bibliotecas Extranferas» 
Europeas y no Europeas. 

351. Compendio de historia sagrada, con reflexiones instructivas y apli- 
caciones especiales á la moral y religión. Por D. José María Florez, profesor 
de la Escuda normal central del Reino, vocal de la comisión auxiliar del Go- 
bierno, con carácter y sueldo de inspector general. Madrid, 1866, imp. de 
G. Moliner y Compañía, lib. de Hernando. Entregas 1 .* y 2.* Precio de cada 
una. 1 

Constará de no tomo en 8.* y se publica por cuadernos de 48 páginas. 



_ • 



t. 



352. Cuentos y chismes, en prosa y verso, por el de M^rnts. Madrid, 1860, 
imprenta de F. Beltran, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 8.% 96 páginas. 4 

355. Diccionario de las bellas artes, pintara, escuHura y arquitectura, y 
de algunas ciencias y artes accesorias eomo arqueologia, dibujo, fotografia, 
grabado, heráldica, litografía, mitología, numismática, etc. Redactado en 
vista de los mejores autores antiguos y modernos, nacionales y extranjeros, 
por D. Francisco Piferrer. Adornado con láminas, por acreditados artistas. 
Madrid, 1866, imp. de Z. Soler, casa del autor, calle del Barquillo, núm. o6, 
principal, y lib. de la V. é Hijos de Cuesta. Entregas i.* á 3." Precio de cada 
una, por suscricion. ^ 

Constaré toda la olnude dos tomos eo i.* mayor, eon láminas, en hermoso papel stí- 
telado, 7 sale por entregas de 8 páginas á dos columnas. 

354. El Capellán de las monjas. Comedia en tres actos y en verso, ori- 
ginal de D. Ildefonso Antonio Bermejo. Representada por primera vez en el 
teatro del Príncipe la noche del 4 de Abril de 4866. Pinto, 4866, imp. de G. 
Alhambra; Madrid» librerías de la Y. é Hijos de Cuesta y Moya y Plaza. En 8.* 
mayor, 63 páginas. 8 

, Biblioteca dramática. 

355. El HeciiiGBao, ó el oastUlo de los siete condes» Novela original de 
D. Ramón Ortega y Frias. Segunda edición. Madrid, 1866, imp. de P. Gra- 
cia y Orga, Viuda de Cruz Gómez é Hijos^ editores, lib. de la V. é Hijos de 

* Cuesta. Entrega i .* por suscricion, en toda España. . 2 ctos. 

Esta obra constará de nn tomo en 4.*^ con láminas y se reparte por enlrcgas de 8 pá- 
ginas. A oada reparto de ocho entregas acompañará una lámina. So importe será de 45 
á 50 rs. 

356. El libro de los Diputados y Senadores. Juicios críticos de los Ora- 
dores más notables, desde Is^s Cortes de Cádiz hasta nuestros días, con la in- 
serción integra del mejor discurso que cada uno de ellos ha pronunciado (Se- 
gunda parte de !a Historia política y parlamentaria de España), por D. Juan 
Rico y Amat, abó-^ado de los Tribunales del Remo, secretario honorario de 
S. V,y Comendador de la Real Orden Americana de Isabel la Católica, é indi- 
viduo de varias corporaciones científicas y literarfas. Madrid, 4865-4866, im- 
prenta de Vicente y Labajos, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. Tomos 111 y lY, 
fin. En A.\ 432 páginas el Z.\ 446 el 4.° Precio de cada tomo. ^5 

Véase pág. 27, tomo Vi de este Bolbtih. • . 

557. El MoNQff; negro. Novela histérica orígioal, por D. Torcuato Tirrago 
y Mateos.. Madrid, 1866, imp« de C. González. M. Prats, editor, librería de 
la V. é Hijos de Cuesta. Entrega i:* por ¡(uscricion^ ei^ toda España. Vs'vestl. 

Constará de un tomo en 4." mayor dif idido. eo noais 68 ^ 70 entregas de % páginas, 
con 45 láminas aparte del texto. 
Es se^QOcla edición. 

358. Em BRAZOS de la miierte. Drama en tres actos y en verso, original de 
D. Li4& Mariano de Larra. Representado por primera vez en el teatro del 
Principe en la. noche del 20 de Abril de 4866. Madrid^, 4866, imp. de 1. Rodrí- 
guez, lib. de Moya y Plaza y V. é Hijos de Cuesta. En 8.*" mayoi:, 88 páginas. 8 

El Teatro. 

S59i. EsoBHAs de te vida. CoAeecion áe cuentos y euadtos de costumbres, 
por «na sociedad de autores. Madrid, 4866, imp. de R. Labajos, lib. de la V. 
é Hijos de CuesU. En 46.' mayor, 208 páginas. 4 

Biblioteca Nacional. III. Segonda serie. 

Contiene: La Calumnia, por Doña Robnstiaoa Armifto de Caesla.— Amor de padve, lo 
demás, es aira, por D. Ventura. Ruis Asoilera.— á la laz del Mondo y á lá sombra del 
hogar, por 1^. Eduardo Bostillo.— La Herjposavt. por cas^o^ cuento, moni, por l}^ Joa» 
Eugenio Hartzenbo8cb.~A las Indias,, por P», Jqsé BMrla, A» ^^r^Sl paüvc^ ilffro^ 
cnanto popular, por D. Antonio de Trueba. 

Véase pág. 27 de este tomo del Bolbtdi. 



SM. fiiTADlM«á d(i la ptodnceioB é» los aonl€«>iNH)1b»». «a toa añoa 
ée Í86M865, preteniaéa al Exemo. Sr. Hini&lro de Ffmento por 1a tíme- 
doB^eiMralde AgriottUsra, indtftria y GeinergAou en Marzo de 4866« Bfa- 
dHd, 4ftBS, imp. del Colegio ée Sordo-Modos. £«4.*^ mayor, X\IM^págiaas 
coft US ptaBOu 

561. Guia del bailista ea España. Por D. Manuel Torrijos. Segunda odi* 
c»oA. llidrM, 1866, imp. de €. González, lÜMerias de Moya y Piaza y V. é 
Hi|oe de Cuesta fio 8.% ÍI-S08 páginas de texto y 56 de ajuttcios e» papel 
de color. 10 

362. Guia ofieiJil ée los Camlaos de hierra de Espaia y Portugal.— Indi- 
cador del viajero y del comerciante, publicada con la aprobacéon áe l»Com« 
pañías. Mayo, i866. Madrid, 48^6, imp. de La Iberia^ k cargo de J.deBoyaOt 
lib. de Isf V. é Hi>QO de Cuesta, Ea 8/ mayov, 64 páginas con el Mapa de ios 
ferro-carrUeo de España y Porlogal. I ^/g 

363. RiSTORiA de la literatura latina. Por D. Martin ViRar y Garda, Cal^ 
dráticó de literatura clásica griega y latina en la Universidad de Zaragon. 
Zaragoza, 4866, imp. de G. Juste; Madrid, Itt). de la Y. é Hijee de Cuesta. 
En 4.% VIll-496 páginas. . .54 

364. Historia de una carta. Por el Presbítero D. Antonio Aguayo: Ma- 
drid, 4666, imp. de La DiscasUm, á cargo de 9. RoMan, Hb. de la Y. é Hijos 
de Cuesta. Bn 4.* mayor, 512 páginas. 10 

365 Lk EscLAvrruD y el Sr. Ferrer de Couto. Por D. Fermín Hernández 
Iglesias, con un prólogo de D. Julián Sánchez Ruano. Madrid, 4866, im- 
prenta Universal, á cargo de L. Polo. En 4.% 54 páginas. 

Se ha recibido con aprecio^ en esta redacción del Boletín, un ejemplar de la presente 
obrita, pero no se expresa en ella» ni el punto ni eí precio de venta. 

SCt. * Lk MiLLOWAKtA. Novela de eostambres, por Mr. Ch. Pan? de Kock. 
Traducción de JuaaSoler y Serra. Barcelona, 1866, imp. y líb. de 9. Mañero, 
editor Madrid, Ifb. de San Marlfn. Entregas 4.* á f 8.* Precio de cadatrna, en 
toda España. 2 cfos. 

Esta obra constará de nn tomo en- 4.^ con lérmiaas, áe triMis 860 paginas. 
INblfoteea part Todos. ^T4aBe p4g. OS d» este tomo del Iolbtir. 

367. Leg?9placion i^ramarina, concordada y anotada por D. Joaquín Ro^ 
driguéf San Pedro, Abogado* de los tribunales dd Reino, y }€fe de negociado 
en el Ministerio de Ultramar^ con la colaboración de D. Antonio Pern»idez 
Chorot, D. Eduardo y D. Arturo Plera y l>. Manuel Contales Jungultn. Apro- 
bada y autorizada por el Ministerio deUH ramar, de conformidad con- lo pro- 
puesto JKit h sección del ramo del Consejo de Estado. Madrid, 4865, inrp. 
de F. Fernandez Cancela, Kb. de la V. é Hi|os de Cuesta. Tomos 111, IV y V, 
en 4.* mayor, á dos colnmnasE, 644' páginas e! 5.*, 716 el 4.% 496 el 5." 201 

Cttda tomo tiene so' precie: e\ 5.*^ 8f rs., el 4.* 90, el 5.** 50. 
Vcáse pég. 222, tomo VI dt este Boletii*. 

368. Lista de los notarios que comprende el ilustro colegio dd territorio 
de Madrid: Año de 4866. Madrid, 4866, inp. de £. Cuesta. En 4.*, 32 páginas. 

No* s» ha pMSis á la Tenia. 

S69. Notísimo manual de cpniutass que cooHene: la ley de quinta» decra^ 
tada por las* Cortes Constitnyentes y 'sancionada por S. M. en 20 de Enero de 
4856; el reglamento vigente para las exencioiiea por defecto fisWo, la ley 
sobre fon^ da redenciooes, y los Reales dectetoo. Reales órdenes, eircola- 
res «te. qwt ban salido sobro esta materia. Todo comentado, anotado y con* 
cordado, y añadido» formularios para la formación de los eipedientes, oi* 
tas, emplazamientos y cuantas diligeiicias pueian ocurrir, con regias al ai- 
cance de toda» para ejeputar hs cMntas de lo» repartimieMos y diatiibo^ 
CMnde dActei»afei. i^if unr. Abogado* de esta ccvte. Cuarta odieionf avMín*'' 



Uda y corregidai. Madrid, 4866, tmp. de A: Gómez Foentenebro, librerías de 
VillaTerde, editor, y V. é Hijos de Cuesta. En 8.% 442 páginas. 8 

570. Poxsus de D. Rafael Serrano Alcázar. Madrid, 4866, imp de J. 
Fernandez, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 8.* mayor, 460 páginas. 40 

371» Sainetb titulado: Las preciosas ridiculas. Para diez personas. Ma- 
drid, 4866, imp. de E. Cuesta, lib. de laV.éHijosde Cuesta, editores. En 4.*, 
8 páginas. 4 

372. Tam ARis. Novela de costumbres. Por George Sand. Traducida por don 
J. P. Saenz Urraca. Primera serie. Madrid, 4866, imp. general de Adminis- 
tración, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 42.% 476 páginas. 4 

373. Rbflbxionbs y conjeturas sobre la ley de mortalidad en España. Por 
D. Miguel Merino. Madrid, 4866, imp. de E. Cuesta, lib. de la V. é Hijos de 
Cuesta. En 4.*, 40 páginas. 8 

374. Víctor Hugo. Los trabajadoresdelmar. Versión española por D. An- 
tonio Ribot. Madrid, 4866, imp. y lib. de Gaspar y Roig, editores, y enlasli- 
brerias de Moya y Plaza y, V. é Hyosde Cuesta. Tomo L En 4.*, VlII-382 pá- 
ginas con grabados y 8 láminas aparte. 24 

La obra constará de dos tomos, y paede adquirirse también por eatrogas á real cada 
nua en toda España. ^ 

375. Voto particular del Excmo. Sr. D. Claudio Moyano al dictamen de 
la Comisión general de presupuestos correspondientes al año económico de 
4866-67. Madrid, 4866, imp. Nacional. En folio mayor, 46 páginas, á dos 
columnas. 

No se fende. 

OBRAS OB LOS SIGLOS XVII T XVIII. 

(Administración de este Bolctir.) 

376. BREVE descripción de los adornos y arcos triunfales, que á expen- 
sas de la M. I. y coronada villa de Madrid, de los gremios mayores, y otros 
individuos de ella, se han erigido de orden de S. M., por invención, y direc- 
ción del coronel D. Francisco Sabatini, Arcjiitecto de S. M. en toda la carre- 
ra, que el Rey nuestro Señor, con su Real familia, ha de hacer desde su Pa- 
lacio á el convento de Nuestra Señora de Atocha, para dar gracias á la San- 
tísima Virgen por los felices desposorios del Principe de Asturias N. S. con 
la Serenísima Princesa^de Párma. Madrid, 4765, imp. de G. Ramírez. En 4.*, 
24 páginas. 4 

377. CARTA del Conde Carli al Marqués Maffei sobre el empleo del dine- 
ro, y discurso del mismo sobre los balances económicos de las Naciones, al 
cual van añadidas las reflexiones del Marqués Casaux sobre este mismo asun- 
to. Traducido todo del italiano y el francés é ilustrado con notas por D. Vic- 
torian de Villava y Aybar, Colegial del Mayor de San Vicente de la Univer- 
sidad de Huesca, catedrático de la misma, y socio de mérito de la sociedad 
Aragonesa. Con las licencias necesarias. Madrid, 4788, imp. de la V. de Jbar- 
ra. En 4.% 11-84 páginas. 40 

578. CON EL MOTIVO de haber librado el cielo al Excmo. Sr. Conde de 
Floridablanca, primer secretario de Estado etc. de la traición ejecutada 
contra la persona de S. E. el día 48 de Junio del presente año: dixo el Li- 
cenciado D. Alvaro Maria Guerrero, Presbítero, Abogado de los Reales Con* 
sejos, lo siguiente. Reimpreso (con otras varias poesías á el intento de que 
se ha hecho colección) á costa de un afecto á dicho Excelentísimo Señor, cu- 
yo total producto ha cedido en utilidad de los pobres del Hospicio. Con- li- 
cencia. Cádiz, 4790, imp. de M. X. Carreño. En 4.% 48 páginas. 4 

379. COPIA y recolección de los papeles, que en prosa y verso, han diri- 
gido algunos doctos ingenios de esta ciudad, en debiflo aplauso del desempe- 
noque en 9bs actos literarios de los días 49, 22 y Í4 del mes prdximo pas»- 



do, aieeató U Señora Doña María del Rosario Cepeda, de edad de doce afioa, 
en las Tárías focultades, ciencias é idiomas , que baJ)ia ofrecido la convo- 
catoria anteriormente esparcida, con general aplanso de los elevados, y cir- 
cunstanciados sugetos, que al teatro concurrieron; sácala á luz un apasiona- 
do y rendido criado de esta Señora, k cuyos pies y obsequio la dedica. Gen 
Ucencia. Cádiz (sin año), imp. Real de la Marina. En 4.% 74 páginas. 8 

Ed esta caaderno se encoeotran composicioDes, ya en Terso, ya en prota« de D. Jnan 
Rice de Calzada, D. Isidro Miró y Agrás^ D. Pedro Fólii Ormigo, D. Ramiro Díaz Sirigo, 
D. losé Rniz de Zeozano, y D. Dallaaar de Eraozeta y Díaz de Argandofia. Edición de 1768. 

380. CRÍTICAS reflexiones que hace Madamiselle de Bouvillé, natural de 
Paria, residente en esta corte, sobre el estado presente de la literatura espa- 
ñola, en vista de los innumerables papeles que se dan á la luz pública. Ma- 
drid, 1786, impr x!e H. Santos Alonso. En 4.", 30 páginas. 4 

381. DISCURSO apologético que por los teatros de España en una Junta 
de literatos de esta corte peroró D. Julián de Antón y Espeja, en el que se 
hace ver cuál fué la primitiva gentílica institución de las antiguas comedias; 
razones que los SS. PP. de la iglesia tuvieron para declamar contra ellas; 
cnán diferente es el uso de las nuestras; y que las bien escritas y ejecutadas, 
en lo moral son indiferentes, y en lo politice, útiles y necesarias. Madrid, 1790, 
imprenta de B*. Román. En 4.^ 48 páginas. * 8 

389. DISCURSO que en elogio del Rey Nuestro Señor leyó en Junta gene- 
ral de 40 de Noviembre de 1787 D. José de Guevara Vasconcelos^ censor pee- 
pétoo de la Real Sociedad económica de Madrid. Madrid, 1787, imp. de A. de 
Sancha. En 4.*, 28 páginas. 4 

383. DISERTACIÓN sobre las causas de los pocos progresos que hac^n las 
cieDcias en estos tiempos. Dicha ep la Real Academia de ciencias y buenas 
letras de Mantua, por el Abate D. Juan Andrés^ y traducida del italiano por 
D. Carlos Andrés. Segunda edición. (Madriji), 1788, imp. Real. En 8."* ma- 
yor, VI-74 páginas. 8 

384. DISERTACIÓN sobre las utilidades que se siguen de criar las pro- 
pias madres á sus hijos. Obra premiada por la facultad de medicina de Pa- 
rís en su junta pública de 9 de Diciembre de 1779. Escrita por Mr. Laudáis, 
Doctor en medicina etc. Traducida al castellano por D. Pedro Vidart, Ciru- 
jano en esta corte, individuo de la Real Academia Médica-Matritense, y So- 
cio ei-anatómico de la Real Sociedad de medicina dé*Sevilla'. Quien la dedi- 
ca á los padres de familia. Con licencia. Madrid, 1784. imp. Real. En 8.* ma- 
yor, YIll-74 páginas. 6 

585. EXPERIMENTOS y observaciones sobre los sexos y fecundación de 
las plantas. Presentados á la Real Academia de medicina práctica de Barce- 
lona. Por su socio libre D. Antonio de Marti, individuo de la Real Academia 
de ciencias y artes de la misma ciudad, y de la sociedad patriótica de los 
Amigos del Pais 4f Tarragona. Con licencia, Barcelona (sin año), imp. de la 
V. Piferrer, administrada por J. Sellent. En 8.* mayor, 11-88 páginas. 8 

El acnerdo de la Real Academia Médico-Práctica de Barcelona para la impresión de 
esU obra se tono en 27 de innio de 1791, y en aqnel mismo afto debió darse i^ la es- 
tampa, 

386. FUNDAMENTOS botánicos de Carlos Linneo que en forma de aforis- 
mos exponen la teoría de la ciencia botánica. Madrid, 1788, imp. Real. En 8.* 
mayor, IV-98 páginas. 10 

Está en lalin y castellano. 

887. LA CARIDAD ilustrada. Idea politica en que se celebran los gran- 
des beneficios, principalmente el establecimiento del Hospicio general de po- 
bres que la M. N. y M. L. Ciudad de Cádiz ha debido al zelo, actividad y 
vigilancia de su Excmo. Señor Governador el Señor D. Alexandro O-Reylly, 
Conde de O-Reylly, Caballero Comendador de Benfayan en la orden de Al* 



eántariv CMáegero liaté «n el 'Sotmoto de gvem, Teifl«Dte feoéf al 4}« l^os 
Reales i^écMos^ Inspector general ée la Infanlería d« $.|f., Qovematlor y Cft- 
pitan General del Exéroitie, y Reynos de Andalucía, y de las co^&s del mar 
-Oeceano, etc. Por el P. Fr. Femando Reynoso del orden de predicadofes,€a- 
tedrátko ide letras immanas. Con iiceiicia. P«terto de Santa Marfa (sin año), 
fmp. de F. M«ioz. En 4.% 42 páginas. 6 

Impreso hicia el «fio 1784. 

3B8. LA RIADA. Por D. Cándido M. Trigueros. Descríbese la terrible 
inundación que molestó A Sevilla en los últimos dias del año 1783, y los pri- 
meros de 4784. Con Ucencia. Sevilla, 1784, imp. de Vázquez y Compañía. 
. En A.\ XXVM16 páginas. 12 

389. MANOLO. Tragedia para reir ó saínete para llorar. Su autor D. Ra- 
món de la Cruz y Cano, entre los ArcadesdeRomaLarisioDianéo;,con las li- 
cencias necesarias. Madrid, 1784, imp. de J. Ibarra. En 4.% 11-28 páginas. 2 

Lleva al principio una advertencia del autor en que declara que, «aunque esta obra 
estaba para pu^blicarse colocada entre las demás , que compondrán el tomo segundo de 
mis Toesfas Dramáticas, he determinado imprimiría suelta, y anticiparla en Madrid á los 
eJeiii)>laPM que t>emite un sujeto de Cádiz, qae sin condescendencia mid , y bien entera- 
do de raí repugnancia, ae ha tomado la libertad de imprimiría en dicha ciudad por cud- 
quiera de las muchas dbpias que del afonuina^ Manolo se hai etparcido por <ál ReÍDo, 
y no pocaa fuera de él.» 

390* NOTICIA del establecimiento y uso del qemenlierio extramuros del 
Real Sitio de San Ildefonso. Madrid, 1787, imp. Real, fin 4.% %i páginas con 
una lámina. ' ^ 4 

38á. RüSPUESTA del doctor Luis Nioolau y Vergara, Haesltro en artes, Ca- 
ledráláco de prima, y Médico primario del Hospital general de esta Gludiad á 
la manifefilQcion del doctor Andrés Piquer, Catedrático de anatomia, y mé- 
4ioo titular de la misma ciudad. Segunda impresión. <;on licefnciá de los su- 
periores. Valencia, 1746, imp. de J. T. Lucas. En 4.% M páginas. 4 

i20i. SENTIMIENTOS y ilesengaños de una vieja mirándose al espejo. Ana- 
creástica sex<ta, q«e en oonlijiuacion al perjudicial uso de las cotillas, eicoe- 
00 del lujo, abuso y m«ltitttd de ooohes, y daños que resultan al estodo, ée 
la marcialidad, y del quljolismo, escribía 9. luán de Caldevilla BernaMo de 
•Quirós. Con las ¡lioenotas necesarias. Madrid, 1786, imp. de la Y. de Ibarra, 
RHjcs y oompoñia. fin f.^ 16 páginas. t 

395. TRATAQO de la nueva operación de cirugía, de la «ecolon^ela Sim* 
physis enlos partos difíciles. Por 0. Pedro José.Garcia, drujano que fué de 
, la dase de primeros de la Real Armada; médico de la presente escuadra del 
«ando tiel Excmo, Sefior f>. Luis de Oérdova, primer médico de los boopítales 
oígidos-en el puerto de Brest en Francia, y agregado al Real Hospital de Ha- 
j«na de esta plaza de Cádiz. Con licencia. Sevilla, 1781, Imp. de M. K. Vaz* 
queK y Compañía. En 8." mayor, IV ^34 páginas. • 4 

594. TRATAIK) de los fanerales y de las sepulturas, que presenta al 
fixono. Sr. Conde de Floridablanca, primer secretario de Estado etc. el P. M. 
Fr. Migud de Azero y Aldovera, Carmelita calzadp. Catedrático de lengua 
griega en la Universidad de Alcalá de Henares. Con superior permiso. Madrid, 
47K6, imp. Real. En 4.% mayor, 196 páginas. 10 

3t5. verídica narración en un puntual diario, describiendo los célebres 
aplausos, festivos júbilos, y heroicas diversiones, que en la muy noble *y muy 
leal ciudad de Sevilla han tenido los Católicos Reyes, Principes, é Infantes, 
desde su feliz entrada en ella en el dia 5 de Febrero de este año de 17-29, 
hasta el dia 31 de Mayo del mismo año. Refíérense todas las funciones-^públi- 
cas á que ban asistido, los aparatos que para ellas se han dispuesto, las Cañas 
Reales que se Jugaron, la magnifica celebridad de la Translación de San Fer- 
nando, y4aB demíla oosas notaMes t(fie han 'ocurrido. Respuestars dadas portin 



Se^illtAo á las preguntas ifn» le ha hecho uo Extremefio: eneMrfdion de no^- - 
tkias en«qae se compendian algunas de las muchas grandiosidades de esta 
dsdad, ottmero de sus iglesias, y conventos, fundaciones de cada uno y otras 
especialidades curiosas. Escribíalas D. Gil Francisco Freneva, natural y ve- 
cino de esta misma ciudad. Con licencia. Sevilla (sin aiio), fmp. deja V. de 
F. de Leefdael. En 4.% 68 páginas. 8 

fiebié imprimirse eo t7S9. 

VARIEDADES. 

ASOCIACIÓN. Ha quedado defixütlvameote constituida en sus oflcinaspro- 
visionales. Reloj, 14, principsiU U Asociación intet^acionahciefUificO'H' 
ter ario- artística de autores y traductores, de que ya se han ocupado algu- 
nos de nuestros colegas, y que empezó á funcionar en el acto. Como en el 
prospecto, que verá muy pronlo la luz pública, aparecerá detalladamente su 
nuevo, vasto y utilisimo plan, nos limitaremos á decir, en resumen, que, 
entre otras cosas de interés general, se propone: 

I ." Escribir originales^ traducir ó arreglar de varios Idiomas al nuestro 
y vice versa, siempre concienzudamente ; imprimir^ publicar y enajenar á 
precios equitativos toda clase de obras científicas, literarias,' artísticas, y 
aun políticas de utilidad é importancia reconocidas. 

2." Gestionar cerca.de los teatros, para que sean puestas en escena, l^s 
dramáticas, en el sentido lato de esta palabra, previamente examinadas por 
la junta directiva de la misma Asocioi^ion, compuesta de autores y traduc- 
tores, asi españoles como extranjeros, ya ventajosamente conocidos. 

3.*" Observar religiosamente el tratado de propiedad literaria celebrado 
entre Francia y España el 45 de Noviembre de 4853, lo cual hasta ahora casi 
nadie ha hecho. ^ 

4.* No perdonar esfuerzo alguno hasta obtener de nuestro Gobierno un * 
convenio anábgo con Portugal y otros países, con objeto de desterrar las 
malas traducciones que tanto abundan por desgracia. 

5.*" Traducir artículos, crónicas, novelas y folletines para periódicos, pré« 
vios pactos ventajosos con las empresas, como igualmente cualquier otro 
trab^go semejante que se le confie. 

S."" Dar una parte proporcional y justa de las utilidades que produzca la 
versión de las buenas producciones escritas en el idioma de un país, colaque 
el nuestro xio haya celebrado convenio alguno, y que nó estén traducidas, á 
los que, ya sean ó no autores, las faciliten á la Asociación. 

7.* Imprimir, publicar, adquirir en propiedad, ó adpiinistrar, bajo condi- 
ciones para los escritores mucho más ventajosas que las que los editores 
suelen imponerles, las obras escritas ó traducidas por personas extrañas á 
la Asociación^ y que merezcan ver la luz pública ó ponerse en escena. 

En suma; hacer cuanto le sea posible por sacar á la literatura patria del 
estado de postración y abandono en que se encuentra, así como de la oscii* 
ridad y de la miseria á los que, con modestia ó sin recursos, pero dotados 
de talento y entusiasmo, la cultivan. 

Para todo esto, la Asociación cuenta con un acreditado establecimiento 
tipográfico, y se propone dar, con la mayor publicidad de las cuentas en loa 
apéndices de sus obras, todas las garantías imaginables del honrado procer 
der de la misma á cuantos le confien la administración de aquellas, dando 
á conocer, en las portadas^ los nombres de los que la protejan. 

La Asociación, t^n luego como haya llenado todos los requisitos y soi 
leiiinidades que las leyes prescriben , para lo cual está practicando las más 
activas diligencias, y podido constituir el fondo de reservk , garantía de sus 
operaetMM, se pMpone 1aml[^n llevar « cabo ol filantrópico pénsaidieQto^ 



— 104 — 

que le ha movido á instalarse, cual es el de establecer en esta corte un Jíoii* 
te Pío ó Asociación de Socorros Mutuos para todos aquellos periodietas» es- 
critores dramáticos, literatos en general, autores, traductores y actores, que 
depositen en la caja de la Sociedad una parte convencional de las utilidades 
de sus obras y sueldos que disfruten respecti?amente, para tener opción á 
ser socorridos, en caso de enfermedad ó fallecimiento, y á que se señale una 
pensión á sus viudas ó hijos, no admitiendo nunca mayor número de impo- 
nentes que el representado por la mitad de dicha consignación , la cual irá 
aumentándose en la misma proporción que aquél lo verifique. 

GRANDE EMPRESA. El diario que tiene más suscricion en los Estados 
Unidos, el Nefp-Yorh-Heraldy ha publicado recientemente un estado de los 
gastos que hizo durante la última guerra civil. En esos cuatro años tuvo trein- 
ta ó cuarenta corresponsales, que estaban agregados á los ejércitos, á los 
departamentos militares, á los cuarteles generales: los tenía también en to- 
dos los puntos del interior ó del litoral, en donde podían ser de alguna ven- 
taja para el público los servicios de 'una correspondencia oficial. Cada uno 
de los corresponsales perdió, por un acaecimiento de la guerra, dos caballos 
de bastante precio: En resumen; los gastos de los corresponsales, durante la 
lucha entre el Norte y el Sud, ascendieron á unos diez millones de reales. 

Pero el New-York-Herald está en posición de hacer frente á tan crecidos 
gastos. Los ingresos durante el año que terminó en i." de Mayo de 1865 
fueron de más de veinte millones de reales, mientras, que los^de los demás 
grandes periódicos de New-York, apenas llegan á diez y seis millones de 
reales. 

BUEN LEGADO. Parece que un acaudalado aragonés, establecido en Za- 
ragoza, y que ha fallecido uno de estos últimos dias, ha legado sus bienes á 
' la iglesia de Nuestra Señora del Pilar, en Zaragoza, con el objeto de que se 
construya en aquel templo una suntuosa sacristía. 

También ha dispuesto que se constr\]iyan á sus costas imágenes de la Vir* 
gen, bajo aquella invocación, para todos los pueblos de la provincia de Za- 
ragoza cuyas iglesias carezcan de ella. 

Su biblioteca, que contenia gran número de volúmenes, algunos de es- 
pecial mérito, la ha cedido también al cabildo de Zaragoza, disponiendo que 
se titule Biblioteca pilara, en recuerdo de su especialisima devoción á Nues- 
tra Señora del Pilar. 

Las autoridades de la citada' capital están nombradas albaceas para el 
cumplimiento de todos estos legados. 



APÉNDICE i la Bibliotecotwmia de Mr. Constantin, escrito por D. Eugenio 
Borao, individuo del Cuerpo de Archiveros-Bibliotecarios. 



(Gontinaacion.— Véase el Dúm. 8.) 

ToRTOSA.— La biblioteca de su catedral^ en peor estado que cuando la 
legó el Dr. D. Jaime Pascual, según ya dice el autor del Viaje literario á las 
Iglesias de España, consta de varios códices casi todos en vitela, y la ma- 
yor parte del siglo XIV. Entre ellos figuran las obras de Sanio Tomás, escri- 
tas en vida del Santo (ó cuando menos antes de su canonización); MilleUh 
quium ex operibus S. Agustini (de Fr. Bart. de Urbíno); ExposUio Magistri 
Gaitera AfHlUei sup. M. Phifsic; Fr. Peiri de AUarraMa commentar. i» I 



— I05¿ 



SmUemt; PMiosojMa ultima mag. GuillelnU de CanehU; MoraUtates sup. li- 
bros Metaimorphosean á Fr, Thoma de Aoglla; Biblia metricé exarata, Ra- 
tUmale divinorum offidorum (del sig. XV); Constitutiones synodales duBces, 
Nemau (en ¡mpel y de fines del slg. XIV); QuoBstianum LXV dialogiíSj Oro- 
sii percantantit et Augustini respandentii (sig. XII); OvidH Metamorphih 
sean libri (parece del sig. XIIU y tiene machas notas marginales de fecha 
posterior); Uoraíii apera (del sig. XIV y en vitela); Lúeani opera (del mis- 
mo siglo); Terentii eomoBdioí (del mismo siglo también, pero solamente con- 
tiene cuatro comedias; Andria; Eunuchus, EauUintimorumenon, Adelphi): 
Maerobii et SüUustii opera (de la misma época); NotUia artis metrieoB Bedm 
presbyteri; Sedulü opera; Artis gramáticas Danaii (de esta última sólo hay 
un fragmento, y las tres obras van reunidas en un solo volumen, él cual pa- 
rece del mismo tiempo que los Clásicos anteriores), y Epigramas deS. Pros» 
pero, con la «Suma dictaminis- de Lorenzo Lombardo. 

TuDELA.-^Tiene muy pobre biblioteca, y esa debida únicamente A dona- 
ciones de profesores y á algunas adquisiciones por compran 

Valencia.— En esta población tiene una, hermosa biblioteca el Semina- 
rio conciliar (que fué regalada por el Sr. Arzobispo Arias Tejeiro); otra, es- 
casa» el Liceo; otra, la Academia de Medicina y Cirugía; otra, muy regular (con 
algunos apreciables manuscritos), el Instituto médico-valenciano; otra, bas* 
taole selecta, el Col^o de Abogados; otra (de. 6.000 volúmenes de obras 
españolas ricamente encuadernadas), D. Pedro Salva, y otra (de 4.000 
volúmenes) del Sr. Cosca-Bayo; sin embargo» solamente se sirven al público 
en general la de la Universidad y provincia, y la del palacio del Sr. Arzobis- 
po.-T-La ítniverHtaria fundida el ilustre Pérez Bayer (4785), quien regalóSO.OOO 
volúmenes, que fueron reducidos á ceniza por una bomba francesa (1842).' 
Reconstituida la biblioteca en 4837, tenia ya 40.000 volúmenes en 4849, y 
'hoy ascienden, según el Anuario estadístico, á 40.356, ó sea 39.650 impresos 
y 706 manuscritos. De grande precio son los que pertenecieron á San Miguel 
de los Reyes; muy notables los que poseia el convento de Predicadores, y no 
méoos interesantes los que habia en la Cartuja de Porta CobU. Entre estos 
dta Villanueva diversosfragmentos atitógrafos de Santo TomásdeVillanueva; 
uno de carta autógrafa de Santa Teresa á su hermano Lorenzo de Cepeda; otro 
de San Vicente Ferrer á su hermano San Bonifacio; una exposición de Santo 
Tomás que parece de fines del siglo XIII ó principios del XIV y que 
usaron San Vicente y su hermano; un ejemplar de la Biblia Complutense» 
que regaló Zurita con una carta que figura en el tomo 4.**; la Biblia de Bene- 
dicto XIII, antipapa; un misal con canto, anotado por dicho cardenal; varias 
cartas latinas de Juan Andrés Strany; un códice que parece de fines del si- 
glo XV con los capítulos generales de la Cartuja; un ejemplar latino de la 
bula de Calixto 111 concediendo el jubileo á la Iglesia de Valencia; Biblia mé- 
trica de Pedro Remense Riga (paráfrasis en disticos y otros metros); una mis- 
celánea lemosina y un Compendio en la misma lengua de todas las historias, 
empezado éste por Fr. Jayme Domenec de orden del rey Don Pedro el Cere- 
monioso, pero no terminado, supuesto que no llega más que hasta la Concep- 
ción d€ N. R.; constituciones de la Iglesia de Tarragona, y una traducción le- 
mosina del Sacramental que escribió en el siglo XV Clemente Sánchez de 
Verdal. Todos los mencionados códices pertenecieron á la Cartuja y á Santo 
Domingo, cuyos libros han debido pasar, según creo, á la biblioteca unive^ 
sitarla; pero los que indudablemente tiene ésta son los de San Miguel de los 
Reyes, éntrelos cuales hay preciosos manuscritos de que hace mérito el Sr. Vi- 
llanueva, adviniendo quelamayorpartesonde humanidades, escri|os en Italia 
en los siglosXlV y XV y adornados de buenas miniaturas. Menciona, pues, di- 
dio señor: Primero, un martirologio compilado por Usuardo y escrito el año 4254. 
Segundo*, un breviario de la orden de predicadores curiosamente escrito en 



vitela. Tercero, la Gart» original de Lftis Viva» al foi4ad«r M imn»8léffto 
(Breda, 20 Agosto, 1538). Cuarto^ un sermón de San Matias^ ovrgiiial de Sai^ 
Luis Bertrán. Quinto, el rMiance de]faRo«a(iiBprcsoeDW]on, l757)coneRMK}o 
á escribir por GuUlermo de Lorris y terMinado por Juan deMéun: aeompaftan á 
diebo ronancdel testamento de Ufeuii y smeodicilo, asi como una compiladon 
de los artículos de la Fe. Sextov la cottinsion de la Uegada del Mesías hecha 
por eljudío rabí Cagd^Sujolme^ en contestación 4 la hecha poretrabi Samielde 
Fe^: está en lemosin y es del siglo XIV. Sétimo, el ttalaáo S^§ruditUm« prii^ 
eipum ingerido en los opiSoeulos de SantoToíkilí» (Roma 1570) como <^ra apó- 
erífay qne es del dominico Pr. Giiillermo> de Peralta . También. tieiie la biblioteca 
valentina grande copia de preciosos impresos. Baste decir que solamente en 
la sección úB^BiHias existe la Cnmplntense de Cisneros, la Régfa de Arias 
Montano, la parisiense de le Jay, la londinense de Walton, la antigua 
Ítala, la grande de la Haye, tedas las traducciones al espaftol desde la de 
Valora y Ferrara, y otras varias hebreas y griegas, con once latinas. Respec- 
to deSS. PP., tiene, sobre las colecciones antignas, las publicadas por la 
Congregación de benedictinos,, así comoi también las mejores de concilios 
generales y nacionales; siendo rica igualmente en obras Teológicas y de Ju- 
risprudencia, bastante completa en Historias y CrMoas generales y partíca- 
laves, mny buena en Historias eclesiásticas (en^re las ovales se bailan la de los 
Bolandos y la de Baronio con la continuación de Reynaldo), apreclable en eco- 
nomistas (poseyendo toda la colección moderna de Faiis), especial en cuanto á 
libres de* caballerías y de literatura lemesina (entreellds elde Timnt laBlanch 
y el Rorñande la Rose arriba menciooado), 31 (kialmeate, muy selecta en i»cno>- 
bles, de los cuales conserva más de 900, entre elUe un ejemplar déla primera 
obra i[ueseimpriml6en España [Trotes de laS, V. üarin, Valensia, 1474, por 
Alonso Fernander de G6faoba y L. Palmart). — ^La biMMeca dei arzobispo^ 
dispuesta en el piso segundo del palacie de éste, fundóla en 17^2 el Sr. don * 
Andrés Mayoral y ocupaba cuatro espaciosos salones. Per Real cédula de 17 
de Febrero 1771 entró esta biblioteca en el número de las <iue Garlos III ha- 
bla mandado establecer en todas las diócesis, y desde entóiM^ala protección 
compete al' Consejo de la Cámara, y e? nombramiento de bibliotecario á la 
Corona; pero el arzobispo bace la propuesta ée tres eclesiásticos para ese . 
cargo facultativo, y conserva asimismo la dirección del establecimiento. Ha- 
blase llegado á reunir á principios del siglo un crecido númerode volúmenes, 
queso baUaban colocados en magníficos estantes de nogaU loe cuales soslenta- 
ban retratos de escritores célebres valencianos, y poseíanse también en la bi- 
blioteca varios objetos de historia natural y nn gran monetario; pero todo pe- 
reció en 1812, desplomándose por completo el piso en que se hallaba, á con- 
secuencia de haber caldo una bomba en el palacio del prelado, que no so- 
lamente redujo á cenizas I91S cuatro salas principales de la biblioteca de que 
se acaba de hablar, sino también otras dos reservadas que contenían manus- 
critos é Impresos escogidos. La actual biblioteca, que data del año 1831, y se 
debe al celo del Excmo. Sr. arzobispo D. Simón López, tiene un biblioteca- 
rio, un oficial y un portero, y está abierta al público todos los dias no^ feria- 
dos: posee 10.517 vplúmenes, según el Sr. Madoz, de quien tomo tod^s las 
anteriores noticias.— ¿a catedral de Valencia era rica en códices litúrgicos, 
en tiempo el Sr. VUlanueva, á cuya obra remito para el conocimiento de las 
bibliotecas de Iglesia^ de España que no se mencionan en este breve> ttatei- 
jo. Cita dicho señor, como de lo más notable, tres ejemplares de un n;isal 
inglés escritos á fines del siglo XIII ó principios del XIV; un misal escrito por 
Bernardo Daynnier en 4469; otro romano de fines del sigio* XV; otro para los 
hermanos menores (1482); un breviario de la iglesia de Cartagena, en el cual 
solamente se notan los primeros versos de cada himnoi y la primera «táu** 
sula. de cada lección, y no haciéndese mención de flesias posteriores al si»* 



- 407 - 

glo XJi; varios códioes propios de la igl^ia valentina.' y oisi tiidos cteP si- 
glo IV (I) (siendo de adminar que entre tantos misales como se conservan 
sóJo haya^quedado un breviario manuscrito el 1464, como consta de las ta- 
blas del cómputo eclesiástico); tres libros de Evangelios impresos en Valen* 
cia en. 1520 por Jorge Costilla; tres de epístolas manuscritos del siglo XV^un 
collectario ó capitula en el cual son de notar la beti^dictio sagittarum (pre- 
servativo para heridas), y l^^oratiopro declaraíione Regís Aragonum; un ri- 
tuial pontifical y otro de Valencia del siglo XV; un salterio con oficio de di- 
funtos y de la Virgen, posterror al año i4ii; y las obras litúrgicas del do- 
minicano Fr. Guillermo Angles, nacido k principios del siglo XIV, de cuya im- 
portancia da testimonio el Sr. Villanueva (t. S."*, pág. 134 de su Viaíe lite- 
vario i las Iglesias de España), — Finalmente, la biblioteca naciente del Ins* 
titulo de segunda enseñanza; consta únicamente de algunos clásicos griegos, 
y de varias obras »de bistoria y geografía que, reunidas, componen unos 35 
volúmenes. , 

VALUADOun.—Grande , si bien necesario , ha sido el celo desplegado en 
favor de las bibliotecas por el Sr. Rector de esta universidad, favore- 
cida repentinamente con varias asignaturas, de las cuales habia un nú- 
mero poco considerable de libros, porque no apremiaba antes taiito su ad- 
quisición como sucede al presente. Apenas publicado el plan de 1857, pensó- 
se» pues, en la mejora y aumento indispen^les de las dos bibliotecas ane- 
jas á la engrandep;dá escuela, y con objeto de procurar el acierto^ tanto en 
la compra de libros como en las ol>ras y régimen interior de tales estableci- 
mientos, nombróse una junta compuesta (¿é un catedrático por facultad y 
presidida por el decano de filosofía y letras, ordenándose también reglamen- 
tos interinos, y separando de los demás destinados á la Universidad, los fon- 
dos que sé hablan consignado para la bibHoteca. Eien pronto se conocieron 
algunos efectos de tan noble actividad, pues terminados .en cuatro meses 
tres índices por papeletas de los libros existentes, si no se trasladaron és- 
tos á sus estantes con arreglo á La nueva clasificación, fué porque debía ve- 
rificarse una reforma, que ya se habrá efectuada, en toda la' estantería. Hoy 
el total de volúmenes que da el Anuario á la biblioteca universitaria es 
de ^2.846 impresos y 376 manuscritos, por lo cual supongo estarán compren- 
didos tanto los pertenecientes á la biblioteca existente en la escuela, como 
los/de Santa Cruz agregados á la Universidad por Real orden de 10 de J^ulio 
de 1860. La biblioteca de Santa Cruz^ que acabamos de nombrar, es la más 
importante de Yalladolid, y se compone de libros antiguos y adquiridos has- 
ta fines del siglo pasado, en que se suprimió el colegio mayor, del cual, for- 
maba parte. Su existencia se remonta al origen del colegio (1480):^ de una 
carta del fundador cardenal D. Pedro López de Mendoza, fecha 24 de Abril 
de 1493, aparece que ya entonces estaba terminada la primitiva librería, y 
de que habla volúmenes, certifican las constituciones 52 y 53, de las 94 que 
en 31 de Agosto de 1494 dio el cardenal al colegio, en las cuales previene 
que se custodien los libros con cadenas de hierro, de lo que aún quedan al- 
gunos vestigios en un Código y Novelas de Rasilea, edición de 1541, toda- 
vía con las cadenas en los dos tomos. No hay datos seguros acerca de la 
primitiva colección de libros. A fines del siglo XVI legó al Colegio su nume- 
rosa librería el.Dr. García de Sotomayor, letrado de cámara del arzobispo de 
Sevilla D. Rodrigo de Castro. Las obras que existen posteriores al siglo XVII 
proceden en su mayor parte de compras ó donaciones recientes, y del tiem- 
po de {¡"elipe IV los manuscritos que pertenecieron al docto D. Cristóbal 



Pl V % t ' 



(i) Las miniataras de estos libros dan loz sobre diversos puotos de disciplina ecle- 
síástíca española (V. VUlanaeva« tomo 1 , pág. 91 y siguientes). 



Grespl de Vidaura, ministro de dicho rey y consiliario de la reina goberna- 
dora, su esposa. Entre las donaciones modernas, son notables las de los Ex- 
celentisimos Sres. D. José Colon de Larriátegui y D. Pablo Govantes, y tam*- 
bien la de D. Agustín Alcayde Ibieca, magistrado que fué Üe la Audiencia de 
Zaragoza, su patria. Esta rica y bien ordenada biblioteca consta hoy de 6.J50 
obras impresas, sobre 300 manuscritas, que arrojan un total de 14.000 volú- 
menes próximamente, y ocupa un hermoso salón de 137 pies de longitud y 
50 de altura con estantería de fines del siglo pasado ó de principios del pre- 
sente, que se halla trabajada delicadamente y ostentando columnas salomó- 
nicas y tarjetones revestidos de mucho follaje. Entre sus libros, he visto ci- 
tada una copia, con letras de adorno, del libro becerro de las behetrías de 
Castilla, hecha por el calígrafo D. Torcuato Torio de la Riva, pero además 
se celebra el museo de ricas esculturas y pinturas, y especialmente los cua- 
dros de Fuensaldaña, por Rubens, asi como un monetario; muchos mapas y 
dos juegos de esferas. — Réstame hablar de la otra biblioteca principal de Va- 
lladolid, que es la situada en el piso principal de la üniverñdad literaria. 
Da ingreso al salón en que existe una magnifica y clara escalera construida 
como aquel én 1844. Encierra unos 11.000 volúmenes procedentes la ma- 
yor parte de los conventos que se suprimieron en esta capital, y abunda, por 
lo tanto, en obras teológicas y morales, si bien en los últimos años se han 
ido adquiriendo algunas modernas de otras ciencias, aunque con la parsimo- 
nia que exige la corta asignación que se destina por el Gobierno al efecto. 
Gonsidéfanse como joyas principales, en cuanto á manuscritos, una maltra- 
tada, aunque completa. Biblia hebraica (folio menor); una Exposidondel Apo- 
calipsis del presbítero Beati; un Fragmento de las obras de Cicjsron, en vi- 
t<^la como el anterior y en letra buena y muy igual; las Obras del Petrarca, y 
un ejemplar de Las comunidades dé Castilla, por Pero Mexia en papel y letra 
bastante medianos. Incunables hay pocos, y sin duda por este motivo no se 
hallan colocados todavía formando sección aparte. Debo advertir que en cuan- 
to á las cifras hay alguna diferencia respecto de las que trae el Sr. Hadoz 
en su Diccionario, pero he preferido á éstas, por lo común exageradas, las 
que me ha facilitado D. Oregorio Martínez, laborioso y entendido ayudante 
de bibliotecas destinado á la universitaria de Yalladolid, y á quien debo mu- 
chas de las noticias que en este articulo se dan, tanto sobre la biblioteca de 
Santa Cruz, como sobre la otra en que presta actualmente sus útiles servi- 
cios. 

Vergabá.— La biblioteca del Instituto tiene, según su director. 1.387 obras 
impresas, pero creo serán volúmenes, pues el Anuario le daba 1.080 en su 
cuadro estadístico de hace dos años, y es muy natural que desde entonces 
haya recibido un aumento de 507. Para la más desahogada colocación de 
estas obras, cuyo coste es de 3.923 rs., se acaba de armar un nuevo tramo 
de estantería, según hace público el director en la Memoria leída cuando se 
verificó la apertura del curso presente. 

ViTORU.— ^u biblioteca provincial consta únicamente de 500 volúmenes, 
según el Anuario de 1B59. 

Zamora.— En el local destinado á Instituto existe, además de| Museo, la 
biblioteca de provincia, que consta de 1.400 volúmenes, sin contar otros 
l.OUO incompletos procedentes la mayoría de los conventos suprin^jdos. No es 
inoportuno añadir que el local destinado á biblioteca es espacioso, claro 
y ventilado, y que hay presupuestados 4.000 rs. para compra de libros 
importantes. 

(Se eontinuitri,) 

MADRID. «-Oficina tipográfica del Hospicio. -1866. 



NUM. 10. 45 DB Mato db (866. AÑO VIL 

BOLETÍN BIBLIOKRÁFIGO ESPAÑOL 

PERIÓDICO Di LA LIBRERÍA. IMPRENTA. GRABADO. LITOGRAflA. 

BnCDADERNÁCION, FABRICAS T ALHACBHBS DB PAPBL Y MDSICA. 

RiDiCTOK-nrrox. bor Diomsio hidilgo. 

* 

Todas las comunicaciones se dirigirán á nombre de D. Dionisio Hidalgo, 
Paseo del obelisco. n«m. 40, CHAMBERÍ (Madrid), 
en donde están la redacción, administración y venta de los tomos publicados. 
' * Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo interior. 



Se publica el f .** y 15 de cada mes.—Se suscribe eo todas las librerías det reino. 
KEcio: 40 rs. al año en Madrid.-^Ai en las provincias.— J50 ó 60 en el extranjero j 
Ultramar, segnn'qne baya ó no conyenio postal.-— Se admiten avisos y comunicados para 
el BoLETiK DC AmiNcios ¿ precios económicos y convencionales. 

Los Sais. Mota t Plaza sr encargan de coiprar t reiiitir 1 provincias todas las 

OBRAS anunciadas EN EL BoLETIN T CUALESQUIERA OTRAS QÜB SE DESEEN, CON EL AUMENTO DE 
fN 20 POR 400 POR RAZÓN DE LOS GASTOS DB FRANQLEO. 



' PUBLICACIONES NUEVAS. 

596. Biblioteca de los Juzgados de paz, ó tratado general teórico-prác- 
tico del personal de dichos Juzgados, de los negocios de que deben conocer, 
y del modo de proceder encelles; con formularios para los actos conciliato- 
rios, juicios verbales, abintestatos y testamentarias, deslindes, emplazamien- 
tos, depósitos, informaciones posesorias, actas de consentimiento y consejo 
paterno para contraer matrimonio etc. etc., y Diccionario-manual de legis- 
lación y jurisprudencia en que se compendian las disposiciones más usua- 
les del Derecho civil, y se insertan literalmente otras muchas de interés ge- 
neral etc. etc. Para uso de los Sres. Jueces de paz y sus secretarios, pro- 
pietarios y colonos, comerciantes, industriales y otras personas. Por D. Mar- 
celo Martínez Alcubillaf Abogado de loa colegios de Madrid, Burgos y Valla- 
dolid. (Cuarta edición del Manual dé los Jueces de paz.) Madrid, 18(35, im- 
prenGí de El Consultor de Ayuntamientos, á cargo de £. de la Riva, iib. de 
la V. é Hijos de Cuesta. En 8.% 448 páginas. 20 

Esle tomo forma la primera parte de la Biblioteca, y contiene un tratado completo' 
de la organización y de la competencia de los Juzgados de paz. La segunda parte cons- 
taiá de |olro tomo, y contendrá un Diccionario-manual de legislación y jurisprudencia, 
en qne se hallarán compendiadas las disposiciones más usuales del Derecho civil paraqne 
sirva de guia, no sóle á loa Sres. Jueces de paz, sino también á los propietarios y colo- 
nos, comerciantes, industriales etc. 

397. Cocona poética dedicada al principe de lo$ tenores Enrique Tam- 
berlíck. Madrid, 1866, imp. de C. Moliner y Compañía, librerías de Duran y 
V. é Hijos de Cuesta. En Q." mayor, 52 páginas. 4 

tJontiene poesías de los Sres. Juan Beka.— I. A. Bermejo.— Ensebio Blasco.— C. Bor- 
donada.— F. Calvo y Teruel.— M. Cañete.— Felipe Carrasco de Molina.— Manuel Maria Fer- 
nandez.— Carlos Frontaura.— José Maria García.— Rafael García y Santlstéban.— A. F 
Gñlo.— Federico Luis de Henales.— A. Hurtado.— Diego Marín y Vadillos.— Ángel Mon- 
déjar 1 Mendoza.— Eflulio Mozo dé Rosales.— Blannel O, de Pinedo.— M. del Palacio. -« 



— lio — 

Iligoel Putorfldo.— Joan P. de Gaiman.— Francisco Lais de Retes.— Alejandro Lnis Sa- 
bando.— Narciso S. Serra.— Rafael Serrano Alcázar.— Evaristo Sillo y Gntierrez.— A. Al* 
calde Valladares.— F. de ZengotiU y Vengoa. 

598. Cuadros al fresco. Cuentos de todos colores, menos verdes. Por 
Cecilio Navarro. Madrid, 4866, imp. de El Cascabel, lib. de Bailly-BaíHiére. 
En 4.% 372 páginas, con grabados. 10 

Biblioteca iloslrada de obras festivas . 

399. Cuestión de temperamento. Juguete cómico en un acto, original y 
en verso por D. Pelayo del Castillo. Estrenado con extraordinario éxito en 
el teatro del Circo el 5 de Mayo de 1866, á beneficio del primer actor cómico 
D. Emilio Mario. Madrid, 4866, imp. de J. Peña, librerías de la V. é Hijos 
de Cuesta y Moya y Plaza. En 3.** mayor, 34 páginas. 4 

El Coliseo, nüm. li. 

400. Defensa de la clase médica contra las pretensiones de cirujanos y 
practicantes. — Examen critico de la proposición de ley que los Sres. Di- 
putados Herrera y Ortiz de Zarate han presentado al Congreso, empeñados 
en realizar la prevaricada metamorfosis de los cirujanos en médicos, y de los 
ministrantes y practicantes en lo mismo. Por el Doctor D. Francisco Méndez' 
Alvaro. Madrid, 4866, imp. de T. Fortanet, lib. de Moya y Plaza. En 4.** pro- 
longado, 436 páginas. 8 

404. Derrotero de las costas de la América Meridional desde el rio de 
la Plata basta la bahia de Panamá, con Inclusión del estrecho de MagaUanes 
y de las Islas Malvinas y Galápagos. Escrito por (os capitanes de la Marina 
Real ingina Philtp Pask^r y Robert Fitzroy. Traducido de la quinta edlcioo 
por el Capitán de fragata honorario D . Joaquín Navarro y Mor^^as, y revisado 
é ilustrado por la Dirección de Hidrografía. Madrid, 4865, imp. de T. Forta- 
net, lib. dolos Sre«. Moya y Plaza. En 4.% XII-524 páginas, con 40 láminas. 20 

402. Derrotero de las Islas Antillas y de.las costas orientales de Améri- 
ca desde el rio de las Amazonas hasta el cabo Hatteras. Publicado por la 
Direcciou de Hidrografía. Con una Carta de derrotas. Madrid, 4863-1865, im- 
prenta de T. Fortanet, lib. de Moya y Plaza. Dos tomos en 4.% XII-802 pági- 
nas el 4.% X-682 el 2." . 40 

Tomo I.— CompreDde las Islas Antillas, Bermada& y de Arena. 

Tomo II.— Desde el rio de las Amazonas hasta el cabo Hatteras. Sexta edición. 

Véase página 86, tomo V de este Boletín. 

405. Diccionario marítimo español, que, además de las voces de navega- 
ción y maniobra de los buques de vela, contiene las equivalencias en fran- 
cés, inglés é italiano y las más usadas en los buques de vapor, formadp con 
presencia de los mejores datos publicados hasta el dia, por D. José de Lo- 
renzo, D. Gonzalo de Murga y D. Martin Ferreiro, empleados en la Dirección 
de Hidrografía. Madrid, 4864-4865, imp. de T. Forunet, Depósito Hidrográ- 
fico, calle de Alcalá, núm. 56. En 4.% 548-76 páginas. 60 

■ -Las últimas 76 páginas contienen ios focabalarios francés, inglés é italiano. 

404. El soplo del diablo. Comedia en tres actos y en prosa, original de 
D. Emilio Mozo dé Rosales. Estrenada en el teatro del Circo el día 5 ú» 
Mayo de 4866. Madrid, 4866. imp. de J. Rodríguez, librerías de Moya y Pla* 
za y V. é Hijos de Cuesta. En 8.*' mayor, 68 páginas. 8 

El Teatro. 

405. El Universo en el bolsillo. Conocimientos útiUs de historia natural. 
Por una sociedad de autores. Madrid, 4866, imp. de R. Labajos, Hb. de 
Íailly-Bailliére. En 46." mayor, 200 páginas. 4 

Biblioteca Nacional. H. Primera serie. 
Véase pag. 93 de este tomo del Boletín. ' 

406. INSTADO general de la Armada para el año de (^6. Madrid, 4865, ím- 
preata Nacional, lib. de Moya y Plaza. En- 8.' mayor, encartonado, 552 pá- 
ginas. . '40 



. B «buád «¿c^rrespMttifiUJile « féfes, iái|)éésb fen lá imp. nacional, ^onstt A ^4 j^^'t- 
aiM, 7 86 Tea4e á 10 ra. en la misma libreriá. 

407. Estudio botánico, médico, formacétitico y económico de las solaná- 
ceas, se^idó éef tina monof^fía de la Belladona. Por D. Primo Comendador 
y Tellez, doctor en fiírmacia, více-director y. catedrático de física y química 
y química apHédda á las áfrtes del instittito indastrisQ de Béjar, subdelegado 
de fermácia de esta ciudad y sil partido, socio corresponsal del Colegio de 
farmacéuticos de HadVid etc. Béjar, 1864, imp. de Tellez y compañía; Ma- 
drid, oficina de Farmacia de Argenti« Hortale/.a« 86, y lib. de Bailly-Baültére. 
Ett 4.MV.ÍID págihas. , .14 

4()8. ESTUDIOS histórico-juridicQs militares. Por D. Serafin Olabé. tepiei^- 
te Coronel graduado dé infantería. Madrid, 4^66, iínp.de La Iberiái lib. de la 
T. éBgós dé Cuesta. En 8.* mayor, 9Í páginas. 4 

409. Estudios sobre la Isla de Cuba. La cuestión, socia^l, por 0, ^ermin 
Figuera, Jefe de Administración de primera cíaíie. Madrid, i866, imp. del 
Colegio de Sordo-mudos. En 4,% lV-42!2 páginas. 

410. Lbctukas en prosa y. verso, 6 lecciones escogidas de literatura y 
moral; extractadas de las mejores obras de nuestros clásicos, para .el .uso 
de lo9 alumnos de primera en^eñ^z^. Por D. Carlos de Ocboai. Obradeclarit- 
dai de texto por el Real CÍonsejo de Instrucción pública. Madrid. I866Í, im- 
prenta de M. Bivadeueyra, lib. de BaiUy-Bailliére. En 16/ mayor« K-134 pá- 
ginas. 4 

411. Los HéaoEs en el teatro. Reflexiones sobre la manera áfi representar 
la tragedia. Por D. Julián Romea. Madrid, 1866, imp. de P. Abieozo« lib. de 
Moya y Plaza. En 8.* mayor, 72 páginas. 4 

412. M. Fernandkz y González.— Los piratas callejeros. Cuadros de eos- 
tunibre8.->-La Voluntad de Dios, Cuento. Segunda edición. Madrid» 1866, im- 
prenta á cargo de C. Moro, L. López y F. Real y Prado, editores: librerías 
de López y Moya y Plaza. En d.Vmayor, VIIM88-IV-Í8 páginas. . 8 

413. MiCBETH. Drama fantástico én cuatro actos. Miisica del Maestro Jos^ 
Verdi. Barcelona, 1866, imp., de T.Gorohs. Madrid, libs. déla V. é Hijos de 
Cuesta. En 8.* mayor, 56 páginas. 4 

En it«Uano y «^»&ol. 

4i4. Mandil de socorro.—Nuevo sistema para el leyantamiento de los he- 
ridos en batalla. Por el Doctor D. Nicaslo Landa y Alvarez de Carrallo» pri- 
mer ayudante médico del Cuerpo de. sanidad militar en el Regimiento infan- 
tería de Castilla; Comendador de la Real Orden Americana de Isabel, la Cató- 
lica; Caballero de la Real y distinguida Orden española de Carlos líU y^ del 
Águila Roja de Prasia; benemérito de la Patria, condecorado con la medalla 
militar de jkfrica, y con la del Instituto médico Valenciano; Vocal del Co- 
mité español de la sociedad Universal de so(íorro á los heridos, y secretario 
de la sección de Navarra; socio correspondiente de la Real Academia de Me- 
dicina etc. Pamplona, 1865, imp. de Muñoz y Sabater; Madríd, lib. de Railly- 
Bailliére. En 4.** ínayor, 16 páginas con una lámina. 

415. Mbvoria sobre el cultivo especial de la vid. Por D. Ricardo Rubio y 
Teysandier, ingeniero agrónomo y catedrático de agricultura teórico-práctica 
del Instituto provincial de segunda enseñanza de Tarragona. Obra escrita con 
aplicación directa para esta provincia y al alcance de lodos los agricultores. 
Contiene todo lo relativo al cultivo de la vid, con los procedimientos y ade- 
lantos de los mejores agrónomos de Europa. Tarragoíia, 1865, imp. del 
Diario, Mb. de J. É. Roura; Madrid, lib. de Bailly-Baiinére. En 4.% IV.54 pá- 
ginas. 8 

446. Mbs de Mayo consagrado á María Santísima Señora Nuestra. Prácti- 
cat de varios ejercicios de religión con que suelen honrarla pública y priva- 
iamente sus devotos hijos, acomodado al uso de las familias. Valencia, f866. 



imp. de J. M. Ayoldi, lib. de J. Mariana y Sanz, editor. Madrid» Hb. de 

Bailly-Bailliére. En 16.% 29C páginas. 4 

Colección 9scéüca. Tomito 6,° Qoínta edicioD. 

417. Obras posticas de D. Ventura de la Vega, de la Real Academia es- 
pañola. Paris, 1866, imp. de F. Glaye. Madrid, lib. de la V. é Hijos de Cues-, 
ta. En 4.* mayor, XXXlV-648 páginas con el retrato del autor... 40 

CoDtieDe, además de los prelimtoares: £1 hombre de mundo, jcomedia»— Don Fernaa- 
do el de Aoleqoera, drama.— La muerte de César» tragedia.— La crilica de «El si de las 
niñas,» comedia. —Fantasía dramática.— La tamba salvada, loa.— Notas.— Parte lirica. 

418. jPoR üN ingles! Zarzuela en un acto arreglada por D. J. M. de Lar- 
rea y D. E. Martínez Guende, música del Maestro D. Mariano Vázquez: estre- 
nada con aplauso en el teatro de la Zarzuela. Madrid, 1866, imp. del Centro 
general de Administración, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 8.* mayor, 
58-16 páginas. 4 

Centro general de Administración. Galería liríco-dramática. 
Es segunda edición. 

419. Programa de un curso elemental de agricultura, por D. Gaspar Mo- 
lina Capel, Licenciado en medicina y catedrático de Historia Natural y de 
agricultura teórico-práctica en el Instituto de segunda enseñanza de Alme- 
ría. Almería, 1865, imp. de la Crónica meridional; Madrid, lib. de Bailly- 
Bailliére. En 4.% ZU páginas. 24 

420. RoMARcgRO de Nuestra Señora de Atocha. Premiado con la citara de 
plata y oro en el certamen celebrado por la Academia bibliográfico-Mariana 
de Lérida, en Octubre de 1865. Segunda edición. Madrid, 1866, imp. de C. 
Moliner y Compañía, lib. de Duran. En 4.% 32 páginas. 4 

Periódicos. 

421. El Amigo de las familias. Periódico de ciencias, artes y literatura, 
dirigido por D. Enrique Pérez Escricb. Se publica en Madrid todos ios Jue- 
ves y Domingos, desde el 3 de Mayo de este ano en un pliego de 4 páginas 
en folio mayor, con grabados. Madrid, imp. de P. Conesa; Admiaistraoion, 
calle de la Estrella, núm. 3,. cuarto segundo izquierda, y librerías de Duran, 
López y y. é Hijos de Cuesta. Precio: En Madrid^ por un mes, 2 rs. En pro- 
vincias, por tres meses, 6 rs. En el Extranjero y Ultramar, por un«ño, 3 pe- 
sos fuertes. 

422. Mbmorial numismático español: colección de trabajos, artículos etc. 
sobre la numismática antigua y moderna, especialmente la española, orde- 
nada por D. Alvaro Campaner y Fuertes, con la colaboración de los Sres. DoD 
Francisco Bermudez de Sotomayor, D. Cayetano Carreras, D. Carlos Castro^ 
beza, D. Alejandro Cerda, D. Alejandro Fustagueras, Alois Heiss, D*. Arturo 
Pedrales, D. Celestino Pujol, D. Juan de Dios de la Rada y Delgado, D. Beni- 
to Vllá, D. Jacobo Zobel de Zangroniz, etc. etc. Se pablica en Barcelona desde 
Mayo de este año cada dos meses en cuadernos de 48 páginas en 4.* con 
una ó dos láminas y los dibujos ó Hustraciones intercaladas que requiera el 
texto. Barcelona, imp. de N. Ramírez y Compañía. Administración, c^lle de 
Baños Viejos, núm. 5, piso 4.* Madrid, lib. de Bailiy-Bailliére. Precio de la 
suscricion, en toda España: Por un año, 52 rs. 

OBAáS DB LOS SIGLOS XVll T XVllI. 

(Administración de este Bolstin.) 

423. ANTITHEATRÓ delphico judicial jocoserio» al Theatro critico uní* 
versal del Reverendísimo Padre Maestro Fray Benito Feijóo, Benedictino, ca- 
thedrático de vísperas de Theologia de la Universidad de Oviedo etc. Su aiitor 
Don Geminiano Zafra Ciscodexa. Con licencia. Madrid^ I7i7 (sin imprenta). 
En 4.*, 28 páginas (sin numerar). • . $ 



4S4. C^RTA CONSÜLTATORIA del Doctor D. Joseph Pinilla y Vizcayno a 
Doctor D. Timoteo 0-Scanlan, en la qne se exponen al juicio de los Teólogos 
Morales las principales razones y hechos médicos qne favorecen y contradi- 
cen la inoculación de las viruelas; y para so resolución se propone un pacto 
6 convenio de Apuesta entre dichos dos facultativos, á fin de averiguar cier- 
tamente el número de los que mueren inoculados. Publicada en beneficio 
de la enseñanza Médico-moral de la Universidad de Alcalá, y dedicada ai pri- 
mer médico del Rey Nuestro Señor. Con licencia. Alcalá, 1793, imp. de la 
Real Universidad. En 4.% XlV-00 páginas. • 8 

4i5. CARTA de D. Antonio Varas al autor de La Riada, sobre la compo- 
sición de este poema. 'Con licencia. Madrid,. 4784, imp. de M. Escribano. 
En 4.^ 34 páginas. 6 

Es obra de D. Juan Pablo Torner. 

426. CARTA encíclica en que Nro. Rmo. P. Mro. Vicario general partici- 
pa la muerte de Nro. Rmo. P. Mro. F. Francisco Xavier Vázquez, general de 
toda la orden de Nro. P. S. Agustín á Nro. P. Mro. Provincial F. Francisco 
Rodríguez, quien la comunica traducida en castellano á los conventos de 8a 
Provincia de Castilla de la misma orden (ain punto, año, ni imprenta). En 4.*, 
11-XVI páginas. 3 

Está fechada eo Roma á 13 de Febrero de 1785, y debió imprimira^ el mismo afio 
en Madrid. * 

427. CARTA pastoral que Fray Antonio de los Reyes, general de los car- 
melitas descalzos de España y de Indias, dirige á sus subditos. Con licencia. 
Madrid, 1797, imprenta Real. En 4.*. 11-122 páginas. 8 

428. CONTEXTACION á las observaciones sobre la necesidad de la cria 
de arrozes en las riberas de Xucar, Reyno de Valencia, é influencia de su 
cultivo en la salud pública, que publicó el abate D. Josef Antonio. Cavanilles. 
Escribióla D. Vicente Ignacio Franco, ciudadano de la villa nueva de Caste- 
llón, socio de mérito de la clase de Agricultura de la Real Sociedad econó- 
mica de la ciudad y Reino de Valencia, etc. Con las licencia^ necesarias. 
Valencia, 1797, imp. del Diario por T. de Orga. En 4.% 5.2 páginas. 8 

429. DEFENSIVA respuesta á favor de los hombres, que escribe D. Lau- 
rencio Manco de Olivares, contra los antagonistas que han escrito'á favor de 
las mujeres, y del Rmo. P. Feijóo, con los nombres de Marica la Tonta, Don 
Miguel Martínez de Salafranca, y D. Ricardo Blasco Flaneas. Con licencia. 
(Sin punto, año, ni imprenta.) En 4.*, Vl-'£2 páginas. 6 

La aprobación va fechada en Madrid á 14 de Febrero de 1727« en cuyo afio y puoto 
debió imprimirse. 

430. DICTAMEN de la Academia médico-práctica de la ciudad de Barce- 
lona dado al muy ilustre Ayuntamiento de la misma, sobre la frequencia de 
las muertes repentinas y apoplegias que en ella acontecen. Sale á luz á ex- 
pensas de los Académicos. Con licencia. Barcelona, 1784, imp. de C. Gibért 
y Tuto. En 4.', VIlI-llO pácrinas. 8 

431. DISSERTAOION phisico-medlco-mechanica sobre las aguas de Portu- 
bus, sus minerales, uso methodico, dlstríbucion económica de ella, y demás. 
Presentada á la academia de Ciencias naturales y buenas letras de la ciudad 
de Málaga en el día 16 de Abril de 1761. Su autor D. Domingo del Campo, 
doctor en medicina por el claustro de la Universidad de la Ciudad de Zarago- 
za, Médico en dicha ciudad; y académico de número de ella, natural del lugar 
de Cidones, jurisdicción de la ciudad de Soria, Obispado de Osma. Reim- 
prímese á expensas de un apassionado, quien lo dedica al Excmo. Sr. D.An- 
tonio de Larrey, etc. Con licencia. Puerto de Santa María, 1766, imp. de F. 
Vicente Muñoz. En 4.*, Vin-32 páginas. 6 

432. EL SIGLO ilustrado y sus decantados progresos literaríos. Oda sépti- 
ma qne en continuación al pejjudicial uso de las cotillas, exceso del lujo, etc. 



eAc^ibu^ p. Juan de GaldevilU Ber^aldo de Q11&960- €0» 1^ liceieita neoap- 
ms. Hadrid, 1786» i79Q, Imp. de la V. de Ib^rr^. Bijoa f compañía. Eo 4.*, 
2^, ll-id, IMÜ, 11-18, IM8, 11-18 páginas. i% 

lElsle tomo, que furma la seganda parte del Siglo ilastrado, cooata de seis odas, cada 
ana de las caales tiene sa tliulo y portada correspondientes, que son como signe: 

La envidia y sos perniciosos efectos en la literatura, y demás estados y carreras: 
Oda oetsfa, que en continuación «1 Siglo ilustrado literario y otros excesos y aJ>aso3 
perjadicíales al estado escribia etc.... Madrid, 1787, imp. déla V. de Ibam, Hijos y Coni- 
paOia, 

La Tanídad y sus fatales consecuencias en las. letras y demás humaDOS progresos: Oda 
nona que, ^n continuación al Siglo ilusliado literario, peroiciosos efectos de la entidia 
y otros e](cesos y abasos perjudiciales^ al estado, 9{£. escribia.". Bladrid, 1787, imp. de 
Ja V. de Ibarra, Hijos y Compañía. 

La educacioa: Oda décima que, en continuación al peijadicial. osp de las Cotillas, sx- 
cesos del laj[o, modas, (faflos de U Vanidad, etc. sscri^ia... Madrid» 1797, imp. de U V. 
de Ibarra, Hijos y Compañía. 

ArriYo de Minenra, después de una dilatada ausencia, á la Corte del gran Carlos. Las 
arles y ciencias toman nuevo aspecto y una general conmoción en todos los Estados 
restsbteco él crédito y felicidad de la nación. Oda nn^lécima que, en continuación al Siglo 
ilostndo literario, perniciosos efectos de la enndia, tanidad, mal* edncacioo, y oíros 
abusos perjudiciales al estado, etc. escribia... Madrid, 1788, imp. de la V. delbarra, Hi- 
joflt y Compafiis. 

El premio eficaz y tnás poderoso incentivo para restablecer y perfeccionar las artes j 
ciencias. Oda duodécima quA, en continuación al Siglo ilustrado , dallos de la ent idía. 
vanidad, mala e^duca^ion, etc. escribia... Madrid, Í790, imip. de la Y. delbarra. 

455. ELOGIO de Antonio de Nebrija, leido en Junta pública de la Real Aca- 
demia de la Historis^ por su académico de número D. Juan Bautista Muñoz 
el dia U de Julio de 1796. Uadcid, 1796, imp. de; Sancha. En 4.% U-56 pá- 
ginas. 6 

434. ESPECIFICO nuevamente descubierto en el Reyno d^ Goatemala , para 
la curación radical del horrible mal del Cancro, y otros mis frecuentes. Por 
el Doctor Joseph Flores, del Greq[)ioy Claustro de la Real Upiversidad de di- 
cha ébatemala su patria. Con licencia, Madrid, 1782, imp. de l^ria Raolza. 
En 4* IM¿ páginas. 5 

435. ' ^OB^MULARIO medicinal d^ embarco, para usp de los GiruJajDOs de 
la armaida,, dudante ia n¡ivega/clon. Gon licencia. Isla de Leqn, 1795, imp. de 
P. áegbvja. En 4,% 56 páginas. • 4 

4^.'' HOSPltÁL de ambos sexos, S^la de hombres. Segunda parte de los 
dlesahuciados dd muj^o, y 4e, ia, gloria, (ledicada ^ la Excma. Sra. Doña 
F^ra¿ciscá¿e Bibiana, Pérez de Giizman di Bueno, iHiquesa de Ossuna, Viuda 
de ef^^xqmq, Si^pr,D. J|osepb. Teli0z Gifpu, D^ue de Ossonc^, difunto, l|a- 
dre, TutQr,^,y, curadpiia de la persona, bienesi y estadf^.d^ Exemo. Señor 
D. J^édüp.ZoyloY^Tejllez, G.lrón^ Percal de Guzman el. Bi^eno, Benavides, Garrí- 
1U>,, Tolédp, ^op^ d^ teon, y Aragqp, Gómez (]\e Sandoval, Enriquez de Ribe- 
ra, Duque de Ossuna; Gonde de Greña y de Pinto; Marquéa de P«ñafiel; Qa- 
racfi|)^iy,Fc^m^ta; Señpr, d^ las qi;atro. villas; Gainfir^e^ mayor de su Majes- 
tad|, y I^otario mayar del los IÍ^nQ9.<jld GastiUa etc< P^r. el Doctor D. Diego 
d^ tq^ifegiVíl^ftcai^, de e|<GfémiQ^ y Glaustro de la UnlVier.ftidad de Saloman* 
ca^ Cjaífiedii^^có 4e prima, ^e Mathen^áUcaa eto. Salamiaíica (sin año ni im- 
pren¿), m 4..% }^I|-68,-64 p^gína^, 8 

Debi6 imrjmira^ hacía 173T, cu^i^ fe^l^ Uf va al fiív 

457. mSTRüCGlpNES eGonói][iica$. y pplític^s, dada^ por él fafnoso SaiQcfaa 
Panza, QoJ)erna4<)f de l^ ínsula Baratftri^, aun hijo suyo, apoyándolas con re- 
franes ca^tpllafios, en, que le presicrjUbi^ c;l métpdo. de. Gobernar^ en todas las 
ediides y empleos. Gon las licendas ncifiesaríif^. Nudnd (sin año ni imprenta). 
En 4.^ 8 págioas.á, dos columna^. ■ ■ % 

)fia¡cioi^de,fi¿,M.d9l8Í|Ú>pw8dfl._ __ . . ;, V... 



— 115 — 

458. ORACIÓN fúnebre del Señor D. Carlos IIl, Rey de España y de las In- 
dias, que en las exequias celebradas el dia 14 de Febrero de este año de 1789 
en la Santa Iglesia de la ciudad de Baza por su muy noble é ilustre Ayunta- 
miento, con asistencia de su Ilustrisimo Cabildo, dixo el Doctor D. Antonio 
José Natarro, Canónigo, dignidad de Tesorero de ella. Con licencia. Ma- 
drid, 4789, imp. de A. Espinosa. En 4.*, 4i páginas. 4 

439. PROSPICCTO de la obra que. proyecta la nueva sociedad médica gadi- 
tana, esiableeida con el titulo de San Rafael, en el convento hospital de San 
Joan de Dios. Dedicado al Bxcmo. Sr. Conde de 0-Reiily, Gobernador de esta 
plaza, etc. Impreso á expensas de la sociedad. Cádiz, 4785, imp. de A. Mur- 
gula. En 4.% 32 páginas. 4 

440. PUBLICA disputatio académica de morbo Varioloso pro muñere ca- 
thedrse institnta á D. D. Joseph Pinilla et Vízcayno, Regís scholae medie» 
complutensis primario profesore, et sub ipsius anspiciis argumentorum ven- 
tilationi et vendicationi proposita a Racb, D. Casimiro Bellisca medicinae 
quadrienali candidato. Alcalá, 4795, imp. de la Real Universidad. En 4.*, 8 
pAginas. d 

441 . QUERELLA del pueblo christiano contra los médicos en el tribunal 
de la razón; y respuesta de estos. Por D. Guillermo Gimel, médico de la Jun- 
ta de Sanidad de esta ciudad. Con las licencias necesarias. Málaga (sin año], 
imp. de L. de Carreras y Ramoui En 4.*, 30 páginas. 4 

La licencia pan la impretion es de 6 de Mano de 1797, eo coyo aflo es regular aa- 
Ijera á laz. 

442. RESPUESTA de Doii Diego de Torres á la pregunta qué hacen los 
Señores Médicos socios, establecidos, en Madrid en la Real Con§^regacion de 
Nra. Sra. de la Esperanza, la cual es: ¿Por qué siendo el regular domicilio de 
las lombrices el canal intestinal» comunmente producen picazón en las na- 
riees? Declara quatro. modos de producirse dicha picaron, ajustados á las 
leyes mecánicas, como previene la Sociedad en la Gaceta del martes 6 de 
Enero de 1750. No aspira al premio, ni á otro interés, que al de divertírselo 
primero, y al de animar lo segundo, con la anticipación y la desvergüenza 
de su phllosophia á la desconfianza acoquinada de los ingenios espantadizos 
que por miedo á los lectores avinagrados dexan de instruir, y dé deleitar al 
Publico con la utilidad, y dulzura de sus Dissertaciones. Salamanca, 47S0, 
imp. de P. Ortiz Gallardo. En A.\ 28 páginas. 4 

443. SERMÓN que en las solemnes exequias celebradas en el Convento 
de RR. PP. Terceros de San Francisco, el dia 26 de Mayo de 4790 p<Hr el 
alma del Sr. Br. D. Luis Ortiz de Sandova\, Morillo y Velarde, primogénito 
de los Señores Condes de Mejorada, á devoción del Catedrático .y condiscí- 
pulos del ilustre difunto dixo el Br. D. Antonio José de Barrios, Presbiteto, 
y concursante de dicho Señor ^n la Real Universidad de Sevilla. Con licen- 
cia. Sevilla (4790), imp. de J. Padrino y Solis. En 4.*, VIII-30 páginas. 4 

. 444. TRIUNFO de la medicina, con un método racional y eficacísimo para 
curar radicalmente las enfermedades internad y externas del cuerpo humano, 
que el vulgo llama incurables; es á saber, apoplexia, perlesía, y!epilepsia, 
asflua, emploma, y thisls confirmada, hidropesía, cólico rebelde, v6lvulo, é 
blpoeondria, fiebre héctica, gota y reumatismo, lepra, fístulas rijas, ulceras 
cancerosas, quebraduras recientes, y antiguas, sin molestia del paciente, y 
sin sangrías; sin remedios irritantes, si bien coif específicos medicamentos, 
gratos, seguros y eficacísimos, que para beneficio delpúblioo,^e dan de gracia y 
de limosna. Su autor el Doctor Don Gaspar Pons, médico del Excelentísimo 
Señor Duque de Villa hermosa, Conde de Luna de Aragón, Marqués de Catti« 
zar, etc. ijuieu lo dedica á dicho Excmo. Señor Conde de Luna. Con licencia. 
Madríd. 4753, imp. de G. Ramírez. En 4.*, XXVIIl-56 páginas, 40 



— 116 — 

VARIEDADES. 

AUTORtCS Y TRADUCTORES. Parece que una de las importantes bases 
qu^ la AsorAacUm internacional de autores y traductores tiene establecida 
para la publicación de las obras que al efecto se le entreguen, consiste en 
asegurar un balagúeño porvenir á los autores, dándoles durante su vida un 
20 ó ^5 por iOO por las utilidades que aquellas produzcan, y al fallecimieii- 
to de ^stos, un 10 á los herederos; para lo cual piensan dar á los que le fa- 
vorezcan con sus producciones todas las garantías que se le exijan, ya per- 
mitiéndoles examinar los libros de las cuentas, ya publicando éstas en los 
apéndices de las mismas obras. 

Excusado es decir que si esto es cierto, los literatos que presenten sos 
obras á la Asociación serán muchos; pero como el propósito de ésta es sólo 
publicar las buenaB, suponemos que los autores de las que no sean admisi- 
bles, no conseguirán su objeto, ó se abstendrán de presentarlas. 



APÉNDICE á la Biblioteconomía de Mr, Constantin, escrito por D. Euffenio 
Borao, individuo del Cuerpo de Archiveros-Bibliotecarios. 



(Continuación.— Véase el núm. 9.) 

^Zaragoza .^Cuatro bibliotecas principales cuenta esta ciudad: la univer- 
sitaria y provincial, la de Roda, la del Seminario Conciliar y la del Colegio 
de Abogados. La de la Universidad, rica en lo antiguo y compuesta princi- 
palmente de las obras que habían pertenecido á D. Ramón Pignatelli y de la 
riquísima librería, de los PP. jesuítas, pereció con- sus ocho salones ((} en el 
segundo de los sitios que sufrió la ciudad á principios del siglo. Tratóse de 
reorganizarja biblioteca en el año 182B, agregando á los pocos libros que se 
salvaron de entre las ruinas los que Fernando Vil concedió de los Espolios, 
y los que pudieran adquirirse con la subvención de cuatro reales impuesta 
en cada matricula; pero á pesar de esos* esfuerzos ascendían únicamente á 50 
los volúmenes que existían en 1B16, y fueron necesarias las donaciones del 
obispo de Palencia D. Juan Francisco Martínez, del Dr. D. Vicente Lisa (ma- 
gistrado iubilado), del Dr. D. Juan Sánchez Muñoz (beneficiado de San Pablo), 
de D. Pedro y D. Manuel Berné (abogado aquél, y éste canónico), y sobre todo 
la incorporación de los libros de los conventos ordenada en 18d8 y verificada 
en Agosto de 1846, para que contase 12.050 volúmenes en 1853, que han as- 
cendido á 26.620 (%30 manuscritos/ 26.S90 impresos, contando los folletos), 
con las donaciones posteriores y compras hechas especialmente de obras de 
filosofía y ciencias físicas. Hoy no tiene local propio esta importante biblio- 
teca, pero el hermoso que hasta hace muy poco tiempo ha ocupado, fué con- 
cluido en 1836,habiéndose invertido en la estantería sobre 9.520 rs. adelan- 
tados por los mismos profesores de la Universidad, algunos de los cuales 
ayudaron también á la clasificación de los libros. No hablaré, pues sería ta- 
rea larga, de los que son preciosos por su mérito intrínseco; pero entre los 
que lo tienen tipográfico, no puedo menos de mencionar el magnifico SaUís- 
tío de Ibarra (1772), el Horacio y la Aminta de Bodoni y el Cicerón ad uíum 
Delphini; "algunas obras enriquecidas con buenas láminas, como los Museos 
borbónico y de Florencia; las PicturcB etruscorum, de Passerio; la Histoire 
naturelle des singes^ por J. B. Audebert, y la Description de pierres gravees 
du Cabinet de M. le duc d*Orleans\ y los libros incunables, que son en número 
de 315, muchos de ellos sin fecha, pero seguramente muy aprecíable, y otros 
debidos á Zaragoza, una de las tres primeras ciudadesimpresoras deEspaña. 
Como más preciosos incunables, citaré los siguientes:— Primero, Segunda parte 

(1) Así como la magniflct de los Jerónimos de Santa Engracia. 



déla Suma de Santo Tomás, imptresaen pergamiAO porScboeíTer el año 1467, 
con iniciales de colores y caracteres idéolicos á los que se usaban manuscri- 
tos: lleva la suscricion siguiente que denuncia el nuevo procedimiento: «Roe 
opus prsclárum secunda secunde. Alma in urbe Moguntina inclite nacionis 
germanice, quam Dei Glementia tam altl ingenii lumine donoque gratuito ce- 
teris terrarum nacionibus proferre illustrareque dignatus est. Artificiosa qua- 
dam adinventione imprimendi seu caracterizandi absque ulla calami exara- 
tione sic eíTi^iatum et ad eusebiam Dei industrie est consunimatum per Pe- 
trum Schoeiffher de gernbsheim. Anno Domini M.GCCC.lx.vu. die sexta meñ- 
sis marcii.— Segundi), Corhprehensorium{iM^), que fué la segunda impresión 
de Valencia y más importante que la primera. — Tercero, Manipulus curato- 
rum (Zaragoza, 1484, fól.), cuya edición principe fué la primitiva, impresión 
de Zaragoza, y se halla en la biblioteca nacional con esta nota: edilio 
rarísima et prima CwsaraugustcB facía. — Cuarto, Expositio super toto 
Psalterio (Caesaraugustae, 1482),— QuínU), Traducción de tas Eticas de Aris- 
tóteles, por Leonardo Aretinó (Zaragoza, 1492). — ^Sexto, Tratado sobre las 
costumbres, de Aristóteles, traducido por Leonardo Aretino, hermosamente 
impreso por Hurus y con un grabado en madera que ocupa toda una página 
(Zaragoza, 1492, con folios y signatnras).— Sétimo, Crónica de los principes 
del reino de Aragón, por Fr. Gauberto Fabricio de Uagad. obra muy rara 
impresa en Zaragoza el año 1499. — Octavo, Comentario sóbrenlos Salmos 
rValencia, 1484).— Noveno, Obras de Séneca, traducidas de orden de Juan U 
(Sevilla, 1491).— -Décimo, Siete libros de Josefo y doÉ contra Appion, tra- 
ducidos por el cronista Alfonso de Falencia (Sevilla, 1492).— Ünoécimo, Re- 
gimiento de príncipes (Sevilla, 1494), notable por lo bien conservado. — ^Duo- 
décimo, Vocabulario eclesiástico latino-español, por Ruy Fernandez deSan- 
taella (Sevilla, 1499). — Decimotercero, Imagen de vida (Salamanca, 1499).— 
Decimocuarto, Comentarios de César traducidos por Diego López. (Tole-. 
do, 1498).— Decimoquinto. Blondius. De RomainstauratalVevonsi, i^^). — 
QecimosextQ, Lógica de Pablo Véneto y Consideraciones matemáticas y ex- 
posición á los libros metaftsicos de Aristóteles, por Nicolás de Dorbellis, 
(Bolonia, 1485) .—Decimosétimo, Scrntinium Scripturarum, por Pablo de San- 
ta María (Mantua, 1475).— Decimoctavo, libro de Sentencias, (Parma, 1476).— 
Decimonoveno, Vocabularius brebiloquus {BBsUeSi. 1486). Tiene la biblioteca 
una obra que dio á luz Monserrate el primer año en que se dio á cono- 
cer como punto impresor, Parvum bonum sive régimen conscientice, quod 
vocatur FonsvitoR, una cum opere coniemplationis — Montis Setrati, 1499. 
Per Joannem luscher alemanum). De Roma hay una Exposición sobre el 
Psalterio, impresa tres años después de establecida la tipografía en esa ciu- 
dad (1470): de Venec¡a,.que comenzó á imprimir en 1469, existen nn Macro- 
bio que lleva la fecha de 1472 y quince obras anteriores al año 1490: de Milán 
y Tolosa, unos Comeniarios de Acron -sobre Horacio y unas Glosillas d^ Juan 
versoris á la Filosofía de Aristóteles, ¡mpre,sos en 1474 y 1484, ó sea con . 
posterioridad de cinco años al en que conocieron la imprenta ambas ciuda- 
des; de París hay una buena copia de obras importantes; de Florencia varias 
colecciones de sermones impresos desde 1481; deFerrara un Cathalogus sane- 
torum y un 1)e claris selectisque plurimis mulieribus, notables por la varie- 
dad y belleza de sus grabados; finalmente, ñor la extrañeza de sus caracte- 
res puede señalarse un P^a/í^rfo hebreo, calqeo, arábigo y griego impreso en 
Genova (15!6); por «ser impreso precioso de música, el Gradúale ordinis 
Cartusiensis (1578), y por lo apreciables y escasos un Tratado de los Reyes 
de Aragón, por L. Sfarineo aiculo y la Introductió^ in úryctographiam et 
zúologiam Aragonim (1784). Aunque no muy rica en manuscritos la bibliote- 
ca cesaraugustana, vale por muchos un Cancionero proveníal del siglo XV 
que. ha debido al Sr. Balaguer seis ilustrativos artículos, y mención muy ho- 
norífica á los anotadores del Ticknor y á Lafuente: los códices anteriores al' 
siglo citado que poséela biblioteca son: Primero, un tratado de Jurispruden- 
cia en lenguas latina y lemosina sobre papel de algodón y de hilo, escrito 
endiversasletras,comenzandopórunadelsíglQ IIV. -Segundo, SoliloquiumB, ; 
At^ffustini, al que sólo falta el final de una oración; y que se halla escrito en , 
gótico y adornado con letras de oro y colores. Tercero. Observantiw: Cuarto,'; 
Regula B. Benedicti abbatis. Quinto^ SententüB, escritas en gótico y éobre per- ' 



I 

* • I 

gaxnino. Sexto, regla detbteHavenlurado P. S. Agustín adíMncuíhos, á la qu^ 
siguen las Constituciímes de los mercenarios, escritura del siglo XIV sobre 
papel vitela. De¡menor antigüedad^ pero notables bajo diverso aspecto, son los 
siguientes manuscritos, con los cuales termino la reseña de los que posee el 
establecimiento. Primero, cuatro tomos de la Historia del convento de predi- 
cadores de Zaragoza; tres de documentos para esa historia, escritos por el M. 
Domingo, y dos de actas capitulares de la provincia de 1^50 á )596, Segun- 
dó, Gonstitutiones synodales et provinciales. Tercero, Glosaeobservantiarum- 
Cuarto, Coronaciones de Reyes de Aragón. Quinto, Discursos políticos de Ara. 
gon. Sexto, De jurisdictione régumin regno neapolitano. Sétimo, Apuntaciones 
de Lahoz, Roda (D. Agustin de) y DoTz del Castellar í3 vol.). Octavo, Reperto- 
rium fororum Aragoniae. Noveno, Repertorium juris de Marta Pérez de Pomar. 
Décimo, Fragmentos de los Privilegios de la Union. Undécimo, Sumario y re- 
suDdario de las cortas de Aragón basta 1585 compuesto por el cronista Jeróni- 
mo Blancas. Duodécimo, un sumario de Reyes aragoneses de letra del siglo 
XII encuadernado con alegaciones. Decimotercero, LaEstoria de D. Alvaro j^e 
Luna. Decimocuarto, la continuación de los Anales de Argensola, por el Dr. 
Juan Francisco Andrés, con nota final de Latassa afirmando que es de mano de 
Andrés todo el tolúmen. Decimoquinto, la carta de Joan de Mongay arquibero 
de Ribagor^a para el muy ilustre señor don Hernando de Aragón... enviándole 
copia de los Anuales que mossen Pedro Carbonel escribió etc. Decimosexto, 
Conquestes ehistores deis reysd*Ara^o e contes deRarcelooacompiiades per 
lo honorable mossen Pere Tomic,'Cópis(dasde un impreso de 1491. Decimoséti- 
mo, la obra de D. Ahtonio de Lupian Zapata sobre los reyes de Sobrarbe y ori- 
gen del Justicia y Supremo Consejo de Aragón, copiada por D. Tomás Fermín 
de Lezaiui en el aflo 1772. Decimoctavo, Las fortalezas de Ceylan, descritas 
en portugués y pintadas por Constantino Saa de Miranda. Decimonoveno, Ge- 
nealogías de las i;asas ilustres de Aragón. Vicésimo, Memorias de Camón so- 
bre la Universidad de Zaragoza. Vigé|ímo primero, un escrito sobre Aragón 
de Pablo Albiniana de Rajas, con hermosos dibujos que representan meda- 
Has. Vigésimo segundo. Los años políticos de Casamayor, ó sea diario deles 
sucesos de Zaragoza desde 1782 nasta I832,.en 23 volúmenes con varías la- 
gunas. Vigésimo tercero, un libro de genealogías con notas de Zurita. Vigésimo 
cuarto, Epístolas de Séneca, traducidas al lemosin y hermosamente manuscri- 
tas en pergamino. Vigésimo quinto» D. Clarisel de las flores, novela caballe- 
resca en dos tomos. \igésimo sexto, varios volúmenes de poesías de los si- 
dos XVI. XVII y XVII.— Pasa por más selecta, aunque rcénos copiosa, lu W- 
olioteca legada por D, Manuel de Roda para uso de ambos Seminarios sa- 
cerdotal y conciliar, y sita en el edificio que ahora ocupa el primero y an- 
tiguamente los dos. Por lo que he podido deducir en una visita rápida, es 
más rica gue la Universidad en obras antiguas, bastando citar para prueba 
las colecciones de Biblias, de las cuales la biblioteca universitaria no tiene 
una políglota, completa, mientras el Seminario posee la Complutense, la he- 
braico-latina de Vatablo, la de Le J^y y la de Arias Montano, además de la 
de Sanctes Pagnino, de la arábiga publicada por la S. Congregación de Pro- 
paganda fide, de las castellahas de Valera y Ferrara, de la gótica ó anglo- . 
saxónica. de tres traducciones francesas y dos italianas, de unos Evangelios 

Í^reco-Iatino-franceses, de otros arábigo-latinos y de otros corregidos según 
es manuscritos del Vaticano y demás antiguos, vi también al acaso, entre los 
incunables, un Arte de Nebrija que creo será la edición de esta obra que se hizo 
por Amonio de Centenera, después de las dos primeras de Salamanca (Zamo- 
ra, 1485); pero la enumeración de todas las. riquezas literarias y tipográficas 
que encierra esta selecta biblioteca, requiere un detenido examen que desea- 
ría se verificase en provecho de las personas estudiosas, á quienes nunca dejan 
de franquear sus puertas los Sres. Directores del Seminario. — El Conciliar po- 
see también una niblioteca, que, con ser muy moderna^ consta ya demás de 
10.000 volúmenes de ílermenéutica sagrada, Santos Padres, Teología, Cá- 
nones« Jurisprudencia, Filosofía y Humanidades, donaciones en su mayor 
parte de los S.S. Arzobispos Martínez, Francés Caballero y Gómez de las 
RiVas, asi como de algunos eclesiásticos celosos i^or la instrucción de la 
tuventud gue se dedlca> la carrera eclesiástióa. La estantería, cono casi 
jodoel edificio, se debe al celo del dignísimo canónigo D. LuisDalp; noiáyot-' 



dPA* que fbédeHfano.Sr. Arzobispo D. Bernardo Francés Gabanero.-~I9/MM»> 
tre Colegio de abogados tiene otra biblioteca que, no remontándose más que 
amafio I855«e«enta con f .401 volúmenes de obras completas, sin contar los fo- 
lletos: débense á donaciones de individuos de su seno y algonos á compras 
hechas con los fondos de la corporación, merced á lo cual renne ya nna canti- 
dad considerable de libros de jurisprudencia y de todas materias, entre las 
cuales descuellan los de aragoneses ó referentes á cosas del Reitio, según la 
patriótica idea del autor del pensamiento Sr. D. Ck>nstancio López Arruego 
y de sn digno sucesor D. Mariano de Ena, cuyos proyectos van consignados 
en la Memoria de 34 de Octubre de 4858.— Finalmente; tiene una libreria in- 
significante el Colegió de medidnw y drugia, otra pobre y naciente el Cireu» 
lo xaraffozano^ y una más canaiderable (i.SOS vol.) él Casino principal, que 
súaembartfo no posee gran cantidad de ébras dignas de señalarse aqni por 

8Q preciosidad ó nfesa. • 

■ 

III. 

BSTáXK) ACTüAI. di las bibliotecas BXTRANJiaAS. 



8 4* 

ISVHOPEAS (1). 



♦^ 



Es Alemania el nais de las. bibliotecas, no habiendo ciudad que deje de 
poseer nna de SO á SO.uOO voli)menes : mencionaré solamente 'las que con- 
sidero como de mayor impojRtancla. 

Bahberg (Bavieray.-^i. «A i803 con las ée los conventos suprimidos ) 
con parte de la Ducal de Dos-Puentes: posee una hermosa colección de «ma- 
nuscritos é inc. C^. /, Jaech: Voílstaendige .Beschreilmng der oejfenUiohmt. 
Bibliotheken zt/^am^eri^^—Nuremberg^ 1831-35. 5 vol. en 8.'') 

Breha (ciudad Uhre),— -Tiene dos bibl.; la del Capitolio, poco numerosa* 
posee códices de eran precio. (/. Ñonne; Entwurf einer Gesch, der Brmenr 
oj^fféntlichen biblwthehen. Brémfi. 1775, .en. 4.* /. P. Cassel: De biiik Bre- 
menHbas, Brema, 1770, en 4/) 

Garlsruhb (G. Duc. de Badf^l—t, en 1756 con la de Durlachi proee*" 
dente de Basilea: aumentóse en 1/71 con la de JtasíadU en 1803 con< íasi det 
los conventos suprimidos^ y después con la colección de Reuchlin, compo- 
niendo actualmente 70.000 vol. al todo. (F. MoUeri Beiírage sur Giaeh. tmd, 
LUeratur aus einigen, fíandschriften der Büdiichen Éiblioiheks BraacC 
sobre el Mein,, i 797. En 8.*) 

Cassel (cm. del Hesse electoraiy.'-V. por el landffrave GuillermaelSá-* 
bió, hecha púbHca en 1700, y compuesta oe 60.000 vol., entre ellos* alguno» 
manuscritos estimables por su rareza. (/. C. G. Hirsehinhg: Verstich einw 
BeschHbung sehenmütdiger BiblioU Tetdsehlands, Ertaogen, í786t90w 4 
vol. en 8.*) 

GOBUKGO (principado de Coburgo, en SaJmiO'CoburgfhGothai^-^tín^ dei 
cns dos bibl. (la ducal), U en 1703 con. la del canciller Scheres^ZieriU^ tie*" * 
ne algunos iíac. y mss. preciosos. (/. C, Q. Hirschingen, laQbra citada^ J7. D. 



„i I ir I ir" I <• I 11*1 iii II 1, 1 1^, 



(1) Abrefiatorat adoptadas: 
BibL-niblioteca, biblioleoa». 
?.— Vtwdaáa^ formada. 

Impr. ^Impresos. 
Mm. — ManoBcritof . 
Inc.— iDcooablM. 



Graeter, Ueber d. Merkwürdigheiten áJKobmrger Bibl. 4. proar: Halle, 1805 
á mi. en 4/) 

Darmstadt (capital de fíesse Darmstadt).-^?. en 1760 stt bibl. Gran Du^ 
cal, y aumentada en i81i con la del profesor Baldinger: posee 100.000 vo- 
lúmenes, incluyjéndose algunos mss. é impr.del síjarlo W,(H.B. Wenck. Yon 
der Bibliotheh zu Darmstadt, Darmst, 1789, en 4. ) 

Dresde (cap, de Sajoniaj.Su bibl. Beal, f. eo 1556 por el%elector Au- 
gusto, aumentóse con otras nueve (2): tiene 310.000 vol. (5.000 mss. y 305.000 
impr., entre éstos l.< 00 inc. y 150.000 tesis). Figuran entre los mss. notables 
un Calendario mejicano sobre piel bumana, el Codex basmeriantis (copia de 
una versión esticoméirica del Nuevo Testamento que se remonta á los si* 

Í;los X y XL y contiene las epístolas de San Pablo, excepto la que dfrigió á 
os bebreos, y el Liber de re militar I (donado por Matias Corvino, escrito 
en vitela y adornada con magnificas miniaturas). — ^Para los libros de su 'bi- 
blioteca Beal que pertenecieron á Bunau y Brühl, véanseel Cathahgus bibl. 
BruhliancB. (Dresde, 1750-56) y el CataL bibl. Bunavianee, edentel. M. Fran- 
chio (Lipsiae, 1750-56). (V. además á Ebert: Gesch, u. Beschreib, d. koenigl. 
BibL in Dresden, Leipsick, 1822), y Fleischer para los mss. orientales. (Leip- 
sick. 1831). 

Erlagen (Baviera).—^í\ bibl. Universitaria se formó en 1743 con la del 
castillo de esta ciudad, de la Academia de nobles y del convento de Heil- 
bron; aumentóse con la de Superville, con la de Sofía Federica y Federico' 
Cristiano (margraves), cono duplicados de la de Trewen Alldorf, con toda la 
del profesor Masio, con parte de la del antiguo castillo de Ampach y con 
más de la mitad de la de Schreber. tiene 50.000 iropr., 900 inc. y 600 manus- 
critos. V. á. Pfeiffer (Beitreage zur Kenntniss alter Bücher und Handscrif' 
ícn— Hof., 1783-85); á Irmischer (Diplomatiscke Beschreibung der mss. in 
der üniversitaetS'Bibliothek zu Erlangen.^ErL 1829) y Hartes (Programma 
de memorabilibus bibl. Acad. Erlangm. Erl., 1800). 

Francfort. SOBRE EL Mein fdwdaa W&re, centro de la Confederación). 

La principal bibl. de esta ciudad se debe á Luis de Marburgo (1484); aumen- 
tóse con la de Jungen (1690), con la de Ludolf (1704), con la de Pistoris 
(1708) y con la de Waldschmid (1721). Posee 40.000 impr., entre elíos 300 
me. y muy curiosos mss.» uno de los cuales contiene cierta colección de bo- 
milias copiada por Guda, cuyo retrato se descubre en una de sus letras ini- 
ciales, con la inscripción Guda peccatrix mulier scripsit et pinxit. El catá- 
logo de la bibl. fué dado á luz por J. Lucio, en Francfort sobre el Mein, 
año 1728. 

Friburgo (Gran ducado de BadenJ.-^SnhMñ. üniversitaHa posee 100.000 
vol.« procedentes en gran parte del profesor Riegger y délos suprimidos con- 
ventos: muchos de ellos son inc. y algunos mss. De varios de estos dio cuen- 
ta H. Amann en su Notitia publicada en Friburffo el año 1817. 

FuLDA {Hesse electoral). ^^o cuenta más de 12.000 impr. en su bibl. fun- 
dada el año 1775, pero tiene preciosos mss., entre ellos unos Evangelios de 
mano de San Bonifacio con los retratos de los evangelistas. 

Giessen (Gran Ducado de Hesse-Darmstadt).^L^ bibl. Universitaria, 
f. en 1650 con parle de la de Marburgo, recibió en 1800 un aumento de con- 
sideración con la de Senkenberg, llegando á reunir 24.000 vol,. entre ellos 
buen número de mss. de grandísima estima. Los libros más raros fueron des- 
critos por C. F. Ayrmann fGiessa, 1753), J. F. Wahl (1743) y A. Boehm (1771). 

Ggettii^ga (Hannower). —L2i bibl. de esta Universidad, que puede pasar 
como modelo, comenzó en 1736 con 700 vol. del antiguo Gimnasio, recinien^ 
do después aumento con lO.OOü del gran Baile de Bulow, con 2.150 duplica- 
das dé la regia de Hannover, y con las subvenciones del gobierno y dádivas 
particulares. Esto, unido á una sabia administración, ba hecho subir el nú- 
mero de vol. en el espacio de medio siglo desde 65.000 basta 3^0.000 (ó 
sea 300.000 ¡mpr. y 50.000 mss.), muchos de gran mérito, y 2.000 en lenguas 
hebrea, griega ó latina. Es notable un Pentateuco que posee en malabar, es- 
crito en tantas hojas de palma cuantos son los capítulos de los libros: atadas 



(2) Entr« ellai U d$ UUmiés. 



— «1 — 

éstas con OBCIB cerdotes, bacen asi posible la lectura de dicho curioso libro. 
V. Patter (Gegehichte der üniverHt<Bt GoBÍtingen, und fartgeseljU van Saa^ 
felá und Osterley. Gottingen.-i765-í858). 

GoTHA {Saíania'CoburgO'Gotha: capital del prinTHpado de Saáonta-Gú- 
tha en esíe ducado), — F. la bibl. en 4649 por el duque Ernesto, llamado el 
piadoso, y abrióse ai público en 1680: se aumentó con la librería del daqne 
reinante an i8Í0, y con los mss. orientales que adauirió el gobierno valién- 
dose del viajero Seetzen: tiene 60.000 impr. y 5.000 mss., entre ellos un her- 
moso misal con canto llano, escrito por una religiosa, y una biblia alemana 
del slgk) XV, copiada en vitela y adornada con buenas miniaturas. Para sus 
mss., véase el catálogo de LeipHck (Í7i4) redactado por E. S. Gypriani, y i 
Sathgeber Bibl. gothana (Gotha, 1835). 

Hamdurgo (ciudad libre de la ConfederacianlSn bibl., f. en 1539, fué 
acrecentada en 1739 con la de Wolf, Tiene 50.000 impí*. y 3.000 mss. Tam- 
bién el comercio posee su bibl. (V. Memoria biblioíh. HamburgenHe publi- 
cada en Hamburgo por Kirsten el año 1651.) 

Hanmover [capital del Hannover).LaL bibl. jReaí, creada el año 1660, cuen^ 
ta ron 7.000 iropr. y 2.000 mss. preciosos. V. Hansmann (de biblioth Han- 
nifveranis publicis.—'Uannover, 1725)« y Háhn (Conspeelus bibl. regÚB. iTil), 

Heidelbkrg (Gran ducado de fiodenj.— Su bibl. universitaria fundóse 
en 1703 por el elector J. Guillermo con los libros de Gtíbvío y los restos de 
la palatina, que habla sido incendiada, y cuyo catálogo de mss. se debe á F. 
GreuUer (Heidelberg, 1816). 

Abrióse al público en 1 787, y aumentóse con varios legados y sobre todo 
con las bibl. de la Escuela de Economía política y de los suprimidos conven- 
tos, y con las de Salemy Petershausen. Tiene 145.000 impr., y 2.000 mss. pre- 
ciosos para, la historia alemana. (\. F. Milken: Geschichte der Bildung, Be- 
raubung und Vemi€hiungderalenHeidelbergBilchersammlung,'-Ee\d, 1817j. 

Hiu>ESHEiM (Hannower), — Su bibl. Nacional tiene una copia de San Hila- 
rio manuscrita en el siglo Xil, un ejemplar de la edición principe del Conci- 
lio de Trento con signaturas autógrafas del secretario y notarios sinodales, 
y todos los pasajes del libro de Ester, dibujados á pluma delicadamente por 
una monja cartuja de Uildesheim, que empleó en ello diez y ssis años. 

Jbna. (Duc. Saíonia-Weimar). — Formóse primitivamente la bibl. de su 
universidad con la electoral de Witemberg (1548) y agregáronsela después 
las de cinco profesores, la de Birckner y la del castillo gran ducal, con lo 
cual reúne actualmente 50.000 vol., entre los cuales hay gran número de 
mss. — Poseía la bibl. de Butlner^ y tal vez ahora la Universitaria, un apre* 
dable códice persa del Jardin de las rosas, y una colección de poesías turcas 
en papeles de diversos (olores, encontrados ambos libros en la tienda de 
campaña del Gran visir á poco de alzado el sitio de Viena en 1683.— V. Me- 
marabilia de Myiio (Jena 1746) v á VUedebutg (NaekricMen v. eimigen al- 
ten deutgchen poet. mss. Jena, 1754). 

Lamoshut {Baviera).--^ü bibl., i. en 1800 con U antigua de la univer* 
sidad de Ingolstadt^ poseia lOO.DOO vol., muchos 'inc. y niss., figurando en- 
tre ellos el código bávaro que es uno de los más preciosos mss. del siglo X; 
pero fué trasladada con la Universidad á Munich, y sólo quedaron pocos 
libros, que forman casi la insignificante bibl. de la ciudad. El catálogo de 
los Inc. que poseia fué redactado por S. Seemiller (Ingolstadt, 1787-92). 

Leipsick (S((/oma).— Tiene dos bibl. notables. La Universitaria ó Pau* 
liana fundóse en 1544 con la reunión de muchas colecciones de la Univer* 
sidad y de las corporaciones municipales: después recibió las librerías de 
los suprimidos conventos (1545), del director de minas de Tettau (1747), del 
consejero Blummer (1839) y de ocho profesores (1547 á 1817), conteniendo 
actualmente 105.000 impr. (1.800 inc.) y 4.500 mss. catalogados en 1688. (V 
también á Eberto Gesch u Beschreib d* koemigl. Bibl. in Bresden. Leipsick (1822) . 
La bibl. del Senado, ó sea municipal, data del año 1677, en el cual se adquirió 

fiara ella la bibl. del abogado Grosse, que bien pronto fué aumentada con 
as de Scheffer y Goeschen, con la colección histórica de Sajpnia, con la de 
Kreyssig, con los mss. de Wagenseil y con las colecciones Ciceronianas 
de Neuhans en 1777 y de Ernesti en 1782. Posee 45.000 impr. y 5.000 mss^ 
catalogados por Naumann, Rose, Delitzsch y Fleischer (Grimma, 1838), y ade« 



máB tleaie ooleccf dn nuntifimática de 6.000 pietas. Cn hds de Im dos biblio- 
tecas lipeianas se halla nn calendario rúnico y el Montessaron ó co»(x)rdan- 
cia de los Evangelios, compuesto por 6rden de Iiudotlco, bijo de Garlo Mag- 
'no» y poseído por Lutero. 

Ldbeck (ciudad ¿i^r^).— Ha debido su existencia la bibl. de esta ciudad á 
la incorporación en ella de las de todas las iglesiasmumcipalesflO^O), con lo 
cual ha llegado á reunir 20.000 impr. (muchos ine.) y iAw i&ss.*-y. á 
Gessner en estas tres obras: Verzeichniss seltener Bucher éie i, d, mfmtt. 
¡dbl. au Lübeck befindlick sind-Lubek. 1779. Verzeiehniss der vor 1500 
gedruckten anf der mfentl. Bibl, %u Lubeek beflndlieken Schr^ten-íMt' 
leke. 1782^. Id, 1500 á 1530. Lubeek, 1783. 

Maguncia (G. Duc, de fíesse Darmstadt).-^n bibl., reorganizada y he- 
cha pública en 1800, cuenta con 90.000 vol., muchos inc. rarísimos y otros 
mss. reputados contó preciosos: tiene además una colección regular de 
medallas. 

Marburgo (fíesse elector al), --Alttó^ la bibl. ée esta Universidad en el 
año i537 con las de lo^ conventos suprímidosi y aumentóse en 1603 con la 
del conde de Dietz, aunque después pasó la mitad de sus riquezas ¿ la es- 
cuela universiUria de Giessen. En 1757, 1768, 1771 y 1781 aaquirió las bibl. 
de Senning, Estoir, Borell y Dupssing, en 1760 los duplicados de la electo- 
ral de Cassel, y no há mucho los libros de la Encomienda de Lumlm y 
parte de la de Corvey y Helmsicedt. Posee actualmente 100.000 vol., algunos 
de ellos inc. y otros mss.; éstos descritos porHermann (Marb, 4838]. 

MBiniNGEN {cap, de Sajonia-Meiningen). — Ld bib. ducal, f. en 1699 por el 
duque Bernhard y aumentada por su hijo Ulrico y sucesores, tiene24.000 vol., 
entre los cuales hay gran número de mss. é inc. 

Munich (cap, de Baviera).'-'¥, su bibl. R^ por Alberto V (1550-1579) á 
pripcipios del siglo XVI, recibió sucesivos acrecentamientos, especialmente des- 
de 1803, en que se le agregaron la bibl. de Manheim y mss. de i^sdor Auge- 
burgo, Cobres, Sckreik^, Universidad de Landskut y otras varias. Hoy re- 
une 540.000 impr. y 16.000 mss., entre los cuales creo existe uno en papd 
violeta con los cuatro Evangelios que llevan letras iniciales de oro y finales 
de plata, asi como un misal con adornos y miniaturas, repartido en tres vol. 
folio mayor, un escrito sobre papiro, y otro que contiene un antiquisimo v 
hermoso VirgiUócon iluminaciones. La Universidad por su parte posee 480.000 
impr. con 644 mss. en su particular bibl. y hay quien cree ^ue son [6000 sus 
mss. y hasta I^OüO sus disertaciones y discursos académicos. — V. los catá- 
logos de mas. é inc. redactados aquél por Aretin (Sulzbach, 1813) y este por 
Braunn {Aug, Vin(í-1788-89) en cuanto á los paleotipos del convento de los S9^. 
Udalr. y Afram: hay otros índices especiales ó en lengua alemana. 

N£USTA»T (Itoviera).— La bibl, de la Iglesia, f. en 1525 con otras de los su- 

firimidos conventos, es ríea en inc. y mss., y la de ia Escuela posee muchos 
ibros impr. y mss. muy raros.— (V. Schnit%er: Anzeigenvonden inder Bp- 
bliotek zu Neudstad an der AisólCbelindlikenKandschiften{]^\irta!A^,Vl^%^l) 
y el catálogo de Oertel (1787 á 90). 

NuREMBERG fBaviera) .--Data del siglo XVI la bibl. dé esta ciudad, f. con 
la incorporación de todas las de los conventos suprimidos en el pais. Recibió 
un notable aumento en 1766 adquiriendo la bibl. de S^lger,. y después se le 
unieron las de WiHe, Marperg y alguna otra, reuniendo actualmente 70.000 
impr.(muchoslnc.)ymá8de800apreciablesmss.—- Bibl. norica.(Nuremb.i772- 
93) y Solgeri (1760-62). Memorabilia de Murr M786 á 91) y Banner: Bes- 
ehrewung der Nuremberg Stadt bibUotehek {{^{), 

Ratisbona (^^a«¿era}.— Disfruta esta ciudad de una bibl. desde 4450. 
Enriquecióse con la del Gimnasio en 1782 y con la del Ministerio en el año 
siguiente; pero sus mejores obras fueron llevadas á la bibl, eentrai de Mu-^ 
nich, y hoy cuenta solamente con SO.OOOimpr., habiendo sido privada, por lo 
visto, de los mu^ estimables mss. que anteriormente poseia. — V. Halem: Bi- 
bUogaphische Lniterhaltungen: Brema, il^^í, g Gemeiner: Beachreibung der 
Hanschriften inder Stadt-bwl. von Regensburg, 

Salmonsweillbr (G, Ducado de j^ode»).— Menciono aqui la poco nume- 
rosa bibl. de la abadía por su riqueza en inc. y mss. de antigüedad muy 
CQOíota. 



r- «5 — 

SiüjFOAtT (Wurt^n^erjuJ.r'^n bW. Re^l, í. (1765) en ¿adwi|[sburKO{ fní 
trasladada á esta ciudad en 1775 y aumentada con las de Bolisehuh Nicolai, 
Froftttnann y conventos suprimidos. Consta de 180.000 vol., entre ellos 1.800 
mss. y 8.20U, que componen la colección de Biblias de iorcke y Panzor, ca- 
talogada por J. G. G. Adler (Altona 1787).*~V. Schelling. D^priptio. cod.mss. 
lubraeo biblici (Stiittgard, 1775), y Archi», für GescMchtácunde. V. P&rtz 
Hanaver. 1690. 

TuBiNGA (Wurtemberg),r^Sn bibl. Universitaria» t en .1502, ha Sido su- 
cesivamente aumentada con la del D. Gremp (1585), ^son duplicados de las 
áeStuttgard y Ludwigsburgo(il1i y 74), con la de lu Facultad de Filoso- 




(1817), con la del antip^uo colegio 
ilustre y del profesor Gatterer Í1818), con las déla Institución Fkck (itid), 
y con parte délas bibl. de Conwurgo y Essliñgén. Tan consid0rabld número 
de agregaciones, no le dan, sin embargo, más total que el deunosOO.OOOvol., 
algunos de Tos cuales son mss. y muchos inc. V. Reuss: (Béschreibt^ng mer' 
kwurdiger Bücher ans d. üniversitcsts, Biblioth. in Tu^m^en.— 1780). 

Weimau {cap, de Saionia-Weimar), — F.su bibL Ducaien 1691, y acrecida 
con las de Logau (170^, Schurzfleisch (17^2) y con las particulares del du- 
que y de la duquesa Ana Amalia en 1726 v 1807. Consta de 95.000 impr«, y 
tiene entre sus mss. el libro de Escanderlerg en 325 hojas de pergaminúr 
éstas se hallan adornadas por ambas caras con figuras de tinta china» y la 
obra (que parece fué regalo de Fernando de Aragón) tjene en su primera 
parte varios dibujos que representan máquinas y combates del siglo XVI.— 
V. Hirsching: [Versuch e. Beschreib. sehenswürdiger Bibl. Teutschkmdi. 
Erlaofen. 1TO6-90). 

WoLFCNBUTTKi. {Duc. Brunswick) ,—F\kná6 su bibl. el duque Augusto en 
1604: fué aumentada en 1636 con la agregación de la de CtUmio, en 1689 
con lo^ mss. del convento de Weissemberg, en 17Í0 con los éeikidio, y en 
1717 /;on la bibL de HerteL Desjpués recibió la particular del duqq«, y asi- 
mismo la hermosa colección de Biblias que s^. guardaba en Brunswick; y hoy 
tiene la de Wolfenbuttel 190.000 impr. y 4.500 mss., además de 40 000 diser- 
taciones académicas, á las cuales se da en Alemania tanta importancia, que 
cm algunos puntos se destina para su custodia un bibliotecario especial, l^ara 
conocimiento de sus mss. griegos, latinos y orientales, consigúese á f, A. 
Elberi en sus dos catálogos publicados en Leipsklc los anos 1827 y di. 

« 

AUSTAIA. 

BRimN.— Su bibl., sita en la iglesia de Santiago, es muy rica en fnc, y 
posee unos 425 estimables mss. 

BüDA. — En dicha ciudad estableció Matías Corvino' una bibl. que se hizo 
OHiy famosa. Compónese de 65.000 vol., yendo aneja á la Universidad antes 
de que se trasladara á Pesth, cuya población se halla separada de Buda tan 
sólo con un puente de barcas que atraviesa el Danubio. 

Cracovia.— Su bibl. universitaria consta de 12.000 impr. (muchos inc.) 
y 4.500 mss. (Wienner Litteratur Zeituñg 1814 Intelligenz Blatt. 28-30.) 

GRAETZ.—Tiene dos bibl. La del Johaneo fundóse en 1826 con la particu- 
lar del archiduque Juan, poseyendo 10000 vol. La universitaria, compues- 
ta de las de conventos suprimidos en las cercanías, tiene 100.000 vol. y de 
ellos hasta 3.500 pertenecientes al siglo de la invención de la imprenta. 

Inspruck.— Su bibl. universitaria tiene 40.000 impr. (algunos inc.) y va- 
rios mss., cnyo catálogo se publicó en Inspruck (año 179r). 

K.BEMSMüBNSTER.— Su bibl. capitular, procedente sin duda del convento 
fundado en el siglo XIH, es riquísima, sobre todo en mss. de clásicos latinos. 

MoELK.— Posee en su bibl. conventual 16.000 impr., entre ellos muchos 
inc. de precio, y 1.500 mss. 

Pesth. — Como principal bibl. debe citarse la de la Universidad, que co4) 
esta(f. en Buda por María Teresa) se trasladó á Pesth en 1792 por Francisco I. 
Cuenta con más de 50.000 vol. entre impr. y mss. enumeradfos en el Index 
variorutn librorum bibliotheccB universitatis regice Budensis, (Budae. 1780- 



— i24 — 

i781.) — La bíbL del Museo na€iondl húngaro Jniíá6se coh la del conde Sze- 
cheny: contiene toda la preciosa colección de mss. del consejero Keler, to- 
das laá riquezas que habiá en las galerías de Santowicz y que el gobierno 
compró en 1.400.000 florines, muchos mss. de clásicos, entre ellos un Tito 
lAvio copiado en el si^Io XH, varias Crónicas alemanas que ascienden al si- 
glo VIH, y una Colección de poetas húngaros que principia por Janopanonio 
y comprende 575 obras en latin y 1.000 en húngaro. Entre los objetos ar- 
queológicos tiene esta bibl. un Sera^pis de 44 centímetros de alto, esculpido 
en nha ágata ónice. [Catalogus níanuscriptorum Sopronii, 4815.) 

ViENA.— Posee muchísimas bibl. esta ciudad, y aparte de las privadas 

¡mejores qué algunas públicas) goza de ocho muy importantes, franqueadas 
i todosi entre las cuales descuella la Imperial, f. por Federico III en 1440, 
aumentada con los mss. recogidos por Busbeck en Oriente, y con más de vein- 
ticinco bibl. (1), hecha pública en 1575 y rica de 310.000 impr. 16.000 mss. 
y gran número de estampas y autógrafos. Entre los códices, de los cua- 
les los griegos y orientales se indican en el Catálogo publicado por Kessel 
Taños 1690 y 1809) los orientales por Hammer (1320) y los teólogos por Denís 
(1795 á 1.800), lie visto citados un Calendario en lengua mejicana y con 
figuras; un Tito Livio del siglo V; un Koran pequeño en vitela cogido á los 
«turcos por el príncipe Eugenio; un Génesis en pergamino purpurado con ma- 
yúsculas de oro; los Evangelios de San Marcos y San Lúeas en letras de oro y 
plata; 26 pliegos del Génesis escritos en hermosos caracteres mayúsculos 
del siglo IV, y adornado con miniaturas; un Dioscórides en griego con pin- 
turas de animales y plantas; y un Salterio en caracteres de oro, escrito por 
el franco Dagulfo y presentado en 772 por Carlos Magno al sumo pontífice 
Adriano I.— V. Geschichle der k. h. Hoioibliot. zu Wien 1855, Y Lambecio: 
Commentar. de bibl. ccesar. (Vindob.— 1766-82) con el suplemento de 1790. — 
Las restantes hi^l. notables de Viena son: la universitaria (f. 1777 con las 
conventuales y las de Vindbagen y Geschwid, la 1.' descrita en el catálogo 
publ. en 1735, y la 2.Ven el de 1737), compuesta de 115.000 vol.; larfe la Áca^ 
defjííia teresiana, cuvo catálogo fué ordenado por José de Sartori (Viei/ae, 
1802-6) y consta de §0.000 voT. (700 inc); la del príncipe de Liechtenstein 
con 40.(K)0; la del archiduque Carlos con 25.000, y un gabinete de estampas 
y mapas; la de los archivos militares (f. por Francisco 1 en 180!) con ^.000 
volúmenes y un gabinete de estampas; la del pfíncipe Metternich (f. 1816) 
con 25.000 vol. y un gabinete de medallas; la de Servitas con 22.000 fentre 
ellos muchos inc. y mss.); la del principe Sterhasy (f. 1791) con 20.000 vol. 
y varias estampas; la del principe Rasoumo/fsky con 15.000 vol. y un gabine- 
te de mapas y eslampas; la de Agustinos con 15.000 vol.; la del conde 
Schoenborn con 14.000; la de los Escoceses con 13.000; la dé Fem^mio I 
con 12.000; la del difunto archiduque Antonio con Í2.00O; la del Instituto po- 
litécnico (f. por Francisco I en 1815) con 42.000; la dramática de Castelli 
con 42.000; (a del gabinete de Historia natural (f. 1790) con 1.000; las del 
barón de Bretfeld^ Clumczanski y del principe Dietrichstein, con ;10.U00 
cada una; y la de la Academia dr lenguas orientales (f. por María Teresa el 
ano 1754) que tiene 5.500 mss. 1.500 cartas. 

{Se continuará.) 



(1) V. para la de Hohendorf el catálogo impreso eii La Haye el afio 1720, y para. la 
municipal el de Lambachcr (Viena, 1750). 



^«^ aa ■■ ■ .— -1»»^. I I » 1 ^_^— ^...^.^i— — ^1^^» .i - tm—m^^t»t^^^^0^^m^^mmmMt,^^mm»»f*m,>:m^.»¡^»»^^ Él »i I i m^i^^m^ 



MADBÍD.-Oficina tipográfica del Hospicio.-1866. 



IIUH. 11. fl.* DI Jumo D% iB66. AAO VIL 

boletín bibliokráfigo mm. 

PIBIODIGO DI LA LIBRIRIA, IMPRENTA. GRABADO, LÍT06RAFIA. 

EnCOADERHAaOH, FABRICAS T ALVACBHBS DX PAPBL T MDSICA. 

UDiCTOB-llITOI. M» BIOIISM IDUM. 

Todas las comiuicaciones se dirigirán á nembre de D. Dionisio Hidalgo, 

Paseo del Obelisco,.nám. 10, CHAMBERÍ (Madrid)» 

en donde están la redacción, administración y venta de los tomos publicados. 

Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo Interior. 



Se publica el 1."* y 15 de cada mes.— Se SDScribe en todas las librerías del reino. 
PaECfo: 40 re. al afio en Madrid.— AA en las prortfioai.— 50 ó 60 en el extranjtro j 
VUrmnar, segnn qae baya 6 no conTenío. postal.— Se admilen aTÍsos y comunicados para 
el BoLKTiK DB ANUNCIOS á procíos económicos y conTencionales. 

Los Sbbs. Mota y Plaza sb bncabcan de compbab t aBHiTia 1 pbotdtcias todas las 

0SBA8 ANUNCIADAS EN EL BOLBTIN T CDALBSQUIEBA 0TBA8 QOB SB DB8BBN, CON EL AUVBNTO DB 
9ñ 20 POB 100 tOB BAZON DB LOS GASTOS DB FBANQUEO. 



PUBLICACIONES NUEVAS. 

445. Alfonso (recuerdos de Galicia). Novela de costumbres. Por D. Fer- 
nando' Fulgosio. Premiada con mención bonorifica por la Real Academia Es- 
pañola. Madrid, 1866, imp. de M. Rivadeneyra, librerías de López, editor, Du- 
ran, y Moya y Plaza. En 8.* mayor. 402 páginas. Í2 

446. Apuntes sobre literatura cristiana. Por D. Bienvenido Comin. Zara- 
goza, 1866, imp. de la Perseverancia, á cargo de M. Sola. Madrid, lib. de 
Olamendi. En 4,% 80 páginas. 5 

447. Arpegios. Páginas en verso, por Eusebio Blasco. Madrid, 1866, im- 
prenta Universal, á cargo de L. Polo, lib. de Duran, editor, y en las de Moya y 
Plaza y V. é Hijos de Cuesta. En 8.* mayor, 128 páginas. 8 

448. Cart\s del Cardenal G. Cuesta, Arzobispo de Santiago, á La Iberia^ 
periódico progresista, sobre la necesidad del poder temporal del Papa. Ma- 
drid, 1866, imp. de Tejado, á cargo de R. Ludeña, lib. de Olamendi. En 4.% 
508 páginas con el retrato del Cardenal D. Miguel García Cuesta. 10 

449. Cartas espirituales de San Francisco de Sales, escogidas para perso- 
nas de varios estados. Con aprobación del ordinario. Barcelona, 1865, im- 
prenta del Heredero de P. Riera. Madrid, Itb. de Olamendi. En 16.% pasta bo- 
landesa, 182 páginas. 3 

Librería religiosa. 

450. Cuentos de varios colores. Por D. Antonio de Trueba. Madrid, 1866, 
imp. del' Centro general de Administracíoi), librerías de la Y. é Hijos de 
Cuesta, Puran, y Moya y Plaza. En 8.' mayor, Vlll-286-ie páginas. 12 

Conliene: Prólogo iLelaalor. Cuentos: El preste Joan de las Indias.— Ci madero de la 
horca.— El Uro por la culala.— La necesidad.— Desde Madrid al cíelo.— Las aTentnras de 
OD sastre.- ¡Qué graciusol— La vara de azucenas. 

451. Discurso leido en la instalación de la Comisión de monumentos bis- 
tóricos y artísticos de la provincia de León, por el Secreiario de la misma 
D. Ricardo Velazquez Rosco, Académico corresponsal de la Real Academia 



— 4S8 — 



« I 



de las tres nobles artes de San Fernando. León, 1666, imp.'de M. G. Redon- 
' do. En 4.'*f ^ peinas. 

No se ha póesto á la yenta. 

452. Et CRISTIANO santificado por medio de la oración dominieal. Opúscu- 
lo del P. Juan Nicolás Groo, de la Compañía de Jesús. Traducido al castella- 
no por D. José GoU y Vehi. Cbn licencia. Barcelona, 1866. Imp'. de M. Gonzá- 
lez, Pons y Comp., editores. Madrid, lib. de Olamendi. En 16.'* mayor, encar- 
tonado, ii4 páginas. 3 

455. El mes de Maria para los niños, principalmente en el año de su pri- 
mera compnion, seguido de los opúsculos, el sacramento de la penitencia y 
oraciones para la misa.-^r M. el abate Laifíneur, primer vicario de la cate- 
dral de Noyon. Traducido por el Sr. D. Pablo Cuesta y Hernández, protono- 
tario apostólico, canónigo y secretario de Cámara del Excmo. Sr. Cardenal 
Arzobispo de Santiago. Con aprobación del Ordinario. Barcelona, 1865, im- 
prenta del H. de P. Riera. Madrid, lib. de Olamendi. En 16.* mayor, pasta 
310 páginas con una lámina. 6 

Librería religiosa. 

454. Estudios sobre Derecho politico.— Constituciones vigentes de los 
prijicipales Estados de Europa y América, precedidas de una reseña históri- 
ca de los mismos, por D. Hilario Abad de Aparicio y D. Rafael Coroüiel y 
Ortiz* Doctores en Derecho civil y canónico. Abogados del Ilustre Colegio de 
Madrid é. individuos de varías corporaciones científicas y literarias. Tomo III 
(fin de la obra). América. Madrid, 1864-1866, imp. de J. A. Garcia, libreiias 
de Moya y Plaza y Y. é Hijos de Cuesla. En 4.*, 256 páginas. 14 

Contiene, además del Discurso preliminar y reseñas de cada Estado, las constitacio- 
nes siguieotes: Estados* Unidos ó Anglo- Americanos.— Imperio del Brasil.— Bepüblica de 
Chile.— Confederación argentina.— Imperio de Néjico. — Perú y Bo I ivia.— República de 
Venezuela.— República del Ecuador. 

455. Guia del ingeniero en la construcción y explotación de una yia fér- 
rea. Por D. José Sanchis Forlea, profesor de ciencias é ingeniero de ferro- 
carriles en Francia. Valencia, 1865-1865, imp. de Ferrer de Orga. Madrid, 
lib. de Duran. Dos tomos en 8.* mayor: 20-752 páginas y 10 láminas el 1.*: 
Vi:i-864 con 8 láminas el 2.* 64 

456. Higiene de los bañistas y los que toman aguas minerales. Descrip- 
ción de todas las clases de baños en general, indicación de las propiedades 
bigíénicas y medicales en cada mes en particular, y modo de administrarlos en 
estado de salud y de enfermedad. — Baños de rio y de mar.— Arte de nadar. — 
Baños de aguas minerales y termales.— Orientales.— Cosméticos, é Hidrote- 
rapia. Por el célebre higienista Devay. Traducido de la cuaria edición fran- 
cesa por D. N. G. y subseguido de un Apéndice de la aguas minerales de Es- 
paña, y una designación de las enfermedades para las cuales se prescriben 
tanto aquellas como las del extranjero. Barcelona, 1861, imp. de J. Jepus. 
Madrid, lib. de Duran. En 8.* mayor, 144 páginas. 4 

457. La división de poderes.— Estudios fllos6flco-canón!cos éobre las re- 
laciones entre la iglesia y el Estado. Por D. Vicente de la Fuente, Doctor en 
Teología y Jurisprudencia, catedrático de disciplina eclesiástica en la Uni- 
versidad Central y Académico de número de la Historia. Segunda edición. 
Madrid, 1866, imp. de J. M. Lezcano y Roldan, lib. de Olamendi. En 4.*, 84 
páginas. 4 

458. La felicidad del pensamiento. Por D. Juan Manuel de Berriozabal, 
Marqués de Casajara. Segunda edición. Con licencia del Ordinario. Madrid! 
4806, imp. de Tejado, á cargo de R. Ludeña, lib. de Olamendi. En 8.* oía- 
yor, 296 páginas. 9 

459. La uey, Enciclopedia de Derecho, por una spciedad de Abogs^dos, 
bjiíQ Ifk (iife^m de D. Juan Valero de Tornos, del JlvmA colegio de Madrid! 



— M7 - 

Madrid, 4966, \mlp. k cargo de J. B. Monte, Hb. de 4a V. é Hijos de Gnesta. 
Caaderno 4/ Prolegómenoí. En 4.*", 4M páginas. 10 

Se poblica por enadernos measoales ó qaÍDC«Dales de 128 páginas. 

460. La iPaja en el ojo ajeno. Comedía en tres actos y en verso, original de 
D. hian de Gonpygny . Representada por primera vez en el teatro del Circo el 
dia 4% de Mayo de 4866. Madrtd, 4866, irop. de J. Rodríguez, librerias de 1-^ V. 
é Hijos de Cuesta y Moya y Plaza. En 8.* mayor, 88 páginas. 8 

n teatro. ' 

464. La oración de la mañsna, ó el manual diario del cristiano, con el que 
todüs las almas rediniidas con la sangre preciosa de Jesús pueden con con- 
fianza presentarse delante de Dios y pedirle sus bondades por su infinita mise- 
ricordia. Método seguro para agradar al Señor, caminar ala perfección y gra- 
bar en los corazones los diferentes afectos de todas las virtudes; sacado de 
varios lugares de las santas escrituras por el cura propio de la villa de Sola- 
na D. José López y Funes, y pjiesto en práctica por las señoras Doña Pilar y 
Doña Fernanda Gavina y Gutiérrez, á quienes la dedica su antiguo capellán, 
en prueba del aprecio y estimación en que siempre las ba tenido. Con licen- 
cia de la autoridad eclesiástica. Madrid, 1866, imp. de M. Minuesa, Hb. de 
Ütamendi. En 16.* mayor, 452 páginas. 4 

402. La vocACi02t délos niños, cóm& se han de. educar é instruir. Obra 
escrita por el Excmo. é limo. Sr. D. Antonio María Claret, Aizobispo de Tra- 
Janópolis inpart: inf. Con aprobación del Ordinario. Barcelona, 4864, im- 
prenta del H. de P. Riera. Madrid, lib. de Olamendi. En 46.'* mayor, pasta, 434 
pagináis. S"/, 

Librería religiosa. 

463. Las dos inmaculadas, ó sea tratado de las analogías entre la Santí- 
sima Virgen y la silla apostólica en su destino, concepción, virginidad, ma- 
ternidad, constancia, triunfos^ poder, reino, popularidad é indefectibilidad. 
Conferencias habidas en tos templos antiguo^ de San Miguel y parroquial del 
Pino de Barcelona, con motivo de celebrarse el novenario de la concepción 
de María en el primero y de su triunfante ascensión en el segundo. Por, el 
R. D. Eduardo Mar&aVilarrasa, presbítero. Cura párroco de Mollet: obra que el 
autor dedica al P. Passaglia como fraternal llamamiento á la casa paterna, 
que con sentimiento universal de la familia pura abandonó. Con aprobación 
del Ordinario. Barcelona, 4865. imp del H. de P. Riera. Madrid^ lib de 01a- 
mendi. En 8.* mayor, pasta, ^2 páginas. 9 

Librería religiosa. 

464. Lucha ó combate espiritual del alma con sus afectos desordenados 
por el V. P. Juan de Castañiza, monje benedictino español. Nueva edición, 
considerablemente corregida y aumentada cou una biografía de su autor. Por 
D. C. R. R. Doctoren Sagrada teología. Barcelona, 4865, imp. del Heredero de. 
P. Riera. Madrid, lib. de Olamendi. En 46.' mayor, bol., 440 páginas. 3 

Librería religiosa. • 

465. Mes de María del Santo Padre Pió IX, y en favor del mismo Padre 
Pío IX para que Dios le consuele en sus aflicciones y le fortifique en su lu- 
cha con la impiedad; redactado por una sociedad de sacerdotes, bajo la di- 
rección del R. Padre D. Antonio Casinftro Magnat, autor del Mes de San 
José, y dé varias otras obras religiosas. Madrid (1866), imp. de J. Fer-- 
nañdez, librerías de Duran y Olamendi. En 8.", Vlll-i^GO páginas. 40 

4C6. Miscelánea interésame, dada á luz por el Excmo. é limo. Sr. don 
Antonio María Claret, Arzobispo de Trajanópolis inparl. inf. Con aproba- 
ción del Ordinario. Barcelona, i8G5, imp. del H. de P. Riera, Madrid, lib. de 
Olamendi. En ttí.' mayor, pasta, 338 páginas. 6 

CoDlicne: la ÜistoriA de los seminar¡os.->Lá regla de tiJa para los seminaristas. ^El 
monasterio del Escorial.-^Et plan de estadios. ^El coocordato.— El reglunento para loa 



s 

fetoerdotes qat yÍTen en comnnidad.— tnstroocíoats para los que prelaudea antnr aa la 

congregación de los hijos del inmácolado corazón de Iftria. 
Librería religiosa. 

467. Novelas de D. Pedro A. de Alarcon.-— fil amigo dé la-maerte. — ^El 
Coro de ángeles.— ¿Por qué era rubia?— El Clavo.— Soy, tengo y quiero.— 
Los seis velos.— El abrazo de Vergara. — Fin de una novela. — El carbonero 
alcalde. — ¡Viva el Papal — Las dos glorias.—Jia corneta de llaves. — ¡Buena 
pesca!— Mañanas de Abril y Mayo. — La buenaventura. — £1 año de Spitzberg. 
Madrid, 1866, imp. de T. Forianet, librerías de Duran, editor, y Moya y 
Plaza. En 8.' mayor, IV-468 páginas. i4 

Biblioteca de Doran. 

468. Observaciones sobre las bellezas bistóricas del antiguo Testamento. 
Por D. Juan Manuel de Berríozabal, Marqués de Casajara. Segunda edición. 
Madrid, 1864, imp. de Tejado, á cargo de R. Ludeña, iib. de Olamendi. Dos 

. tomos en 8.' mayor, Xll-408 el i.% 44*2 el 2.° 14 

469. Observaciones sobre las bellezas profetice- poéticas de la sagrada 
fiiblia. Por D. Juan Manuel de Berriozabal, Marqués de Casajara. Segunda 
edician. Con licencia de la autoridad eclesiástica. Madrid, 18C5« imp. de 
Tejado, á cargo de R. Ludeña, Iib. de Olamendi. Dos tomos, en 8.' mayor, 542 
páginas el 1.% 354 el 2." • 16 

470. Un marido perdido. — ^El maestro de escuela. Novelas populares de Ch. 
Paul deKock. Madrid, 1866, imp. áeElCascabel.Eü 16.* mayor. 108 páginas. 

Se ha dado de regalo á los snscriiores de Ei Cascabe!. 

471. Verdadera biografía del célebre espada sevillano Antonio Carmona y 
Luque (vulgo el Gordito), escrita por M. 6. S. G. Dedicada al Exmo. Sr. Ihi- 
que de San Lorenzo. Sevilla, 1B65, imp. de La Andalucía, Iib. de Duran. En 4.*, 
XII-56 páginas, con el retrato de Carmona. 4 

472. Viajeros y bañistas, expediciones bumoristicas por mar y tierra, cba- 
puzos, lavatorios y lo que colea. Madrid, 1866, imp. de R. Labajos, librerías 
de la V. é Hijos de Cuesta y Moya y Plaza. En 16.* mayor, 102 páginas. 4 

Biblioteca Nacional.— Segunda serie 4. 

flontiene: Impresiones de Tiaje. Por D. Victoriano Martinez Muller. 

Placeres de la amistada por D. José de Castro y Serrano. Un paseo callejero por don 
Edoardo Saco. 

Al mar j otras cosas, por D. Ventora Bniz Aguilera. La hidromania, historia de fe- 
rano, por U. Rafael Sánchez Amandi. 

¡Al agua, patosl Articulo acuático-canicular-hidropélico-b^orlesco, por D. Rafael Gar- 
cía y Sartistébao. A bafios, letrilla por D. Edoardo Buslillo. 

RaQos célebres. , 

Míguelillo Calores, por D. Juan Alonso y Egailar. Tomando el sol por 0. Ventura Ruíz 
Aguilera. Indicador balncográflco, ósea relación de todos los establecimientos de baños y 
aguas minerales üe España reconocidos oflcialmente y con dirección facultativa, y de oires 
que, sin este carácter, tienen cierta importancia en las respectitas comarcas donde existen. 



Periódico. 

473. La Fantasía. Periódico quincenal consagrado al bello sexo. Instruc" 
clon, moralidad, recreo, dibujos para bordar y álbum de letras. Director fun- 
dador D. Juan Tomás García, Oficial de administración civil en el Ministerio 
de Fomento. Se publica en Madrid desde el 15 de Diciembre ultimo en los días 
1.** y 15 de cada mes en pliegos de 6 páginas en doble folio con piezas de músi- 
ca, figurines y dibujos alternando. Desde l.'de Juuio acompaiñará á cada nú- 
mero medio pliego de texto. Madrid, imp. de J. M. Lezcano y Roldan. Dirección 
y administiracion calla de Toledo, núm. 4, cuarto principal. Precio: En Bía- 
drid. provincias y Ultramar: Por tres meses, 12» 15, y 20 rs. respectivamente 



— 199. 

OBRAS DB tos SIGLOS XVIl T XVIII. 
(AdmiDÚ&racion de este Bolitir.) 

474. BENDITA sea la Santísima Trinidad.— Llanto laudatorio, fúnebre 
panegyrieo á el Datid de ambas fortunas Gatholica Magestad de ambas Es-, 
pañas, N. R. y S. D. Phellpe V en las honrosas, majestuosas demostraciones' 
de Sü fidelidad sentidísima que celebró en su mayor prioral iglesia, la M. N. y 
M. L. ciudad de el gran Puerto de Santa María en ios d las 17 y 18 de Agosto 
de 1746. Oró el M. R. P. Uro. Fr. Franciseode la Transfiguración, ex-Maestro 
de Sagrada Theologia, y actual escríptor general de el orden de descalzos de 
Ja santísima Trinidad redemptores de cautivos. Con licencia. Puerto de Santa 
María (sin año), imprenta de R. Gómez. Bn 4.*, II-S^*14 páginas. 6 

Las 14 diurnas páginas contieneD varias composiciones poótieas en elogio del autor 
y oíros sájelos. Edición de t746. 

475. COrfQUISTA del Reino de I«ápoles por su Rey Don Cáríos deRorbon. 
Escrita en octavas por el Doctor 1). Diego de Torres y Villarroel, del gremio, 
y claustro de la Universidad de Salamanca, y catedrático de prima de ma* 
temáticas en propiedad. Dedicada á la Reina Nuestra Señora Doña Isabel Far- 
nesio. Impreso en Madrid, y por su original (con licencia) en Sevilla en la 
imprenta Real por la Reina nuestra señora Castellana y Latina, de Don Diego 
López de Haro (sin año.) En ,4.% XVMU páginas. 8 

Las aprobacfones qae preceden á esla obra tienen la fecha de 1735, en cojo aOo 6 el 
úgniente debió imprimirse. 

476. DESCRIPCIÓN de la enfermedad, epidémica que tuvo principio en la 
dudad de Cádiz, su origen y propagación, los diferentes síntomas y efectos del 
mal, y métodos adoptados para su curación, según las observaciones y prác- 
ticas de las repelidas juntas de facultativos tenidas en dicha ciudad, que de 
orden del Gobierno se anuncia al público para su instrucción en suplemento 
á la Gaceta de Madrid del martes 2& de Octubre de 4800, particularmente 
para noticia y ré^imep de los facultativos de medicina y cirugía, á fin de 
que cuando en alguno de sus enfermos adviertan dichos síntomas ó indi- 
cantes den cuenta inmediatamente á la Justicia y Junta de Sanidad, para 
que trasladando al enfermo á un edificio apartado del pueblo, se le asista 
allí en rigorosa cuarentena para que no pueda comunicar el contagio. Dis- 
puesta y remitida á la Junta general de Gobierno de la facultad reunida por 
el Dr. D. Carlos Francisco Amelier, Fisico consultor de la Real Armada y 
Catedrático del Real Colegio de dicho facultad reunida de Cádiz '(sin punto, 
año ni imprenta). En 4.*, 24 páginas. 4 

Impreso en Cádiz» en 1800. 

477. DISCURSO que <ett la junta general de la Real Escuela de dibujo, ce- 
lebrada en iO de Octubre de 4799, leyó el Licenciado D. José Rodríguez 
Vega, Consiliario de número y Secretario de ella. (Salamanca) 1800. imp. de^ 
F. de Toxar. En 8.' mayor> %i páginas. 4* 

478. DISCURSO que para, alentar las virtudes militares^ y especialmente 
para estimulo del valor, hizo en la iglesia metropolitana de Auch el ilus- 
trisioio Señor Marco-Antonio Noé^ obispa>de Lesear, con motivo de la ben- 
dición de los estandartes del Regimiento de Dragones del Rey (su soberano). 
Traducido del Idioma francés por D. Maríano Madramany y Calatayud, en 
obsequio de las tropas de España, por lo mucho que esta elocuente oración 
puede confirmar su valor en esta guerra. Valencia, 4782, imp. de J. Esteban 
y Gervera. En 4.% 60 páginas. 6 

479. EL ZORORABEL amplificado, y ajnpliftcador, de la religión, y del 
Instituto, de la Santa Hospitalidad. Oración fijinebre, que en las honras cele^ 
bradas por este religiosísimo convento hospital de Señor San Juan de Dios 
de la eiodad de Granada: Al Rmo. P. Fr. Alonso de Jesús y Ortega XXII. 



XXIII. XXIV. Perpétuory YiUIieia'Gfinieral 4o l^ susodicha esclarecida reli- 
gión, con asisten<;ia del Rmo. Dinnitorio, y de sü dignísimo Vicario General, 
y asimismo de las muy graves y religiosas contnniéádes, sabios maestros, y 
merilislmos y prelados: dlxo d N. R. P. Fr. Frateisco Sotelo, Lector de 
saQ^rada Theologia en la Cathedra de Cano de este sa Real cenveato de 
^anta Cruz. Dalo á la estampa, en nombre de esta Googregaeion general de 
España, su Rmo. Difinitorio; quien lo dedica, y consagra al Rmo. P. Fr. Die* 
go Navarro y Aguirre, dignísimo Vicario general de toda la congregacioiL 
Granada (i77i), imp. délos herederos de B. Torruliia. fin 4.\ XlX-tt pá- 
ginas. 8 
480. FfiUGIDAD verdadera del alma religiosa.-rOracion panegyrica« que 
en la solemne profesión, que para Religiosa de Velo Negro hizo en el con- 
vento de Jesús, Haria y Joseph de RR. MM. Agustinas Recoletas de la ciudad 
de Medina-Sydonia el dia 8 de Julio de i769 la R. M. Sor María Candelaria 
Gutiérrez de Jesús Nazareno, llamada en el sfgkv Doña Maria Candelaria 
Gutiérrez de la Huerta^ hija de Don Antonio Gutiérrez de la Huerta, defünc- 
to, y de Doña Antonia Vandin Salgado, vecina de Cádiz. Dixo el Dr. D. Fran- 
cisco Martínez Garcia, opositor dos veces á los curatos del Sagrario de la 
Santa Iglesia Catedral de Cádiz, Cura propio que fué en diversos tiempos de 
las iglesias de las villas de Ximena y Véger, y actualmente de las de dicha 
Ciudad de Medina; y Vicario del referido Convento. Con licencia. Cádiz (sin 
año), imp. de M. Espinosa de los Monteros. En 4.°, 72 páginas. 6 

Se reimprimió en 1769. 

48i. LA HEROÍNA graciosa, que obtuvo la gloria de el mundo: y (como 
piadosamente creemos) la de el empyreo.-^Oracion fúnebre, declamada en 
las sumptuosas exequias, que en la santa metropolitana, y patriarcbal 
iglesia de Sevilla, presente su ilostrisimo Cabildo dedicó su muy noble, y 
muy leal ciudad á la exemplar regia memoria de la Serenísima Señora Doüa 
María Amalia, Chistina, Francisca Xaviera, Flora de Xuxonia, Reyna (antes) 
de las dos Sicilias y Catholica Reyna, qne (después) fué de las Españas con 
asistencia del Real Acuerdo y Santo Tribunal de la Inquisición, por e) Seih>r 
Doctor D. Luis Ignacio Chacón, Torres'de Navarra, Marqués de la Penuefa, 
Dean y Canónigo de djcha Santa Iglesia, de el Claustro, y gremio de esta 
Hispalense Universidad, y su Cathedrático de Visperas en Sagrada Theologia. 
Sábado 7 de Noviembre de i760. Dala á la prensa (¡¡)r acuerdo de dicha cid- 
dad, Don Gregorio Ortiz de Sandoval y Zúñiga, conde de Mejorada, Veín- 
tiquatro y Procurador Mayor Perpetuo. Con licencia. Sevilla (síb año) en la 
Imprenta Mayor de dicha ciudad. En 4.% VIII-36 páginas. 6 

Edición hecha en 1760. 

483. LA PAZ, Canto lieróico. Al Excmo. Señor Principe de la Paz. Don 
Juan Pabk) Forner. Madrid, 1796, imp. de Villalpando. En 4.', XXVI-42 pá« 
^inas. 10 

483. LA PERROMACHIA. Fantasía poética en redondillas, con sus argu- 
mentos en octavas. Por D. Francisco Nieto Molina, natural de la ciudad de 
Cádiz. Madrid, 1765, imp. de P. Aznar. Én 8.* pasta bol. VIII-136 páginas 8. 

En la página £81 , tomo H de este BoLBrm, paede Terie olra obra con este mina* 
títolo. 

484. MEMORIAS de las enfermedades que se experimentaron en la ciudad 
de Sevilla en el año de 176S^ escrita por D. Christoval Nieto de Pina, sódo 
de número de la üeal Sociedad de medicina y otras ciencias, establecida en 
ella, dedicada á su muy noble, y muy leal Ayuntamiento. Sevilla, 1786, en 
la Imprenta Mayor de dicha ciudad. En 4."*, Vi- 74 páginas. 8 

485. ORACIÓN panegyrica, )>rognú8tlco sagrado, que en la festiva, céle- 
bre solemnidad, que anualmente consagra á su gloriosslota Patrona María 
SMitfeima del Pilar de Zaragoza, ^u illustre, y devou lureliioofradia del Süe. 



Rosario» en U j^rroquiftl del i»vkto Martyr Bs|mM el Beftor Sün Lomum» 
d* la ciadad de Cádiz: dixo el dia 14 de Octobre del año de 4754 el P. Fr. 
Antonio del SanUssimo Sacramento, Lector de actos, y de sagrada Theologia, 
de el sagrado orden Mercenarios descalzos. Bedempclon de Captivos. La da á 
la estampa un amigo del orador, y Hermano de dicha Archi-cofradia y la 
dedica á Marta Santisima con el soberano titulo de El Püar d^ Zaragoza. 
Con licencia. Cádiz (1754), imp. Real de Marina. En 4.^ XXXVI-44 páginas. 6 

486. PARA CASOS comoestos tienen discipulos los maestros.— Carta apolo- 
gética de la cirugía forense del Dr. D. Domingo Vidal, para servir de ilustra- 
ción crítica á la obra original que copió sobre la misma materia D. Juan 
Fernandez del Valle etc. etc. Su autor Pedro Castillo. Con licencia. Zara- 
goza (sin año), imp. de B. Miedes. En 4.*, 54 páginas. * 6 

' Debió imprimirse en 1798, pues está fechtda eu Zartgoza ¿ 10 de Mayo de dicho año. 

487. PIGMALÉON, escena lírica. Puesta libremente en verso Castellano por 
D. Francisco Duran. Segunda edición, corregida. Con licencia. Madrid, 1792, 
imp. de P. Aznar. En 4.% 18 páginas. 2 

488. POR AMPARAU la virtud olvidar su mismo amor, ó la indulgencia 
de una inglesa. Comedia en tres actos: su autor Don Gaspar Zavala y Zamora, 
quien la dedica al M. I. S. D. Joseph Antonio de Armona y Murga. Madrid, 
1790, inp. de González. En 4.*, VI-^ páginas. % 

489. SERMÓN que en la fiesta que anualmente consagra el Ayuntamieu* 
to de la Excma. Ciudad de Cádiz al Patriarcha Sr. S. Josef como á su Patro- 
no, y Protector, declarado tal desde el terremoto del año de 1755, predicó el 
dia 10 de Mayo del presente de 1772, en que se celebró su santo Patrocinio 
en la Iglesia de la Par.^oquia Auxiliar de Ntra. Sra. del Kosario el M. R. P. 
Fr. Francisco Ximenez, Lector jubilado de la sagrada Religión de S. Francia* 
co de Paula. Impreso por acuerdo de la misma Excma. Ciudad. Cádiz (1772), 
Imp. de P. Gómez de Requena. En 4.*", IV-28 páginas. 4 

490. TRISTE SEPULCRAL Zenotafio, funeral elogio, sumptuosa, parenta- 
ción, fúnebre solemnidad, que en la inopinada, quanto deplor<ibie muerte de el 
mayor de losMonarchas el muy alto, poderoso, y magnánimo Sr. D. Fbelipe 
V, el animoso Rey de las Españas, y Emperador de la América, celebró la 
constan e fidelidad de la M. N. y M. L. Ciudad de el gran Puerto de Santa Ma- 
ría los dias 17 y 18 de Agosto de 1746, á la Zelosa discusión de los Señores 
D. Guillermo Tirri. Cavallero de el orden de Santiago, Alférez mayor de di* 
cha ciudad, y D. Marlin Joseph de Reynoso y Luyando; Caballero de el orden 
de Galátrava, y Regidor perpetuo y con obsequioso profundo rendimiento de- 
dican á la Magostad Católica del Rey N. Sr. D. Fernando VI por mano de la 
Alteza Real Excma. Sr. Doña María Antonia Fernanda de Borbon y Farnesio,. 
dignissima Infanta de España. (Sin punto año ni imprenta). En 4.% 25 hojas 
sin numerar. S 

Impreso eo 1746 en el Paerto de Santa María. 

VARIEDADES. 

APÉNDICE á la Biblioteeononúa de Mr. ConstoñtiH, eserüo par D. Eugenio 
Borao, indwiáuo del Cuerpo de Archiveros-SÍbliotecaríos, 

(Conlinnaeion. —Véase el núm. 10.) 

Praga. — Tiene nueve bibl., de entre las cuales solamente citaré las cuatro 
más importantes. La imperial 6 universitaria^ f. por Carlos IV de Bohen^ia. 
con 150.000 impr. y S.OOOmuy preciados mss., fué dada álos Jesuitas en 1621, 
devuelta á la Universidad en 1)77 y aumentada todavía con la de aquellos 
religiosos. También recibió la de los condes de Kinsky, las de muchos con* 
ventos suprimidos en Rohemia, y algunas particulares, constando actualmeU'» 
te de 150.000 vol.-^Ia del eaHldo daU del siglo XII: acrecida con la 4^1. 



- «1 - 

prepáHto Pantino dé Breitenberg y con la del arzobiápo Mayer^ compónese 
de 40.000 impr. y de una apreciable y namerosa colección de m8S.--La dé 
los canónigos prefnoíistratenses de Strohof, f. en 1.665, aumentóse en 1773 
con la de Klauser; en 1781, con la de Heydel, y después con la bermosa co- 
lección de clásicos de Reijer. Hoy se compone de 150.000 impr. (muchos inc.) 
y más de 1.000 mss.— Finalmente, la &iftf. del príncipe Augusto de Lobhowiti 
es también de citar por el número de sus vol., que son 70.000 entre impr. y 
mss.— V. üBalbino (De Bibliothecis et mss. codicitms inBohemia. Praga, 1780). 
Aaudnitz.^Eu esta ciudad es muy digna de mencionarse la bibl. delprín 
cipe Lobkowits, pues tiene sobre 100.000 impr. y 1.650 mss. (V tNamur. 
Hist. des bibl. publ. de Belgique. Brux. 1840. ^vof. 8."). 

BáftGIOJu 

Bruselas.— Es la más importante de todas la bibl. Real, f. en 1836 con 
la de Van Hultbem. Adquirióse por el gobierno belga en ^79.400 francos; se 
hizo pública en 1839, y es notable por la buena conservación de los vol. 
que encierra. Estos son 80.000 impr. y 11.000 mss.. además de un gabinete 
de medallas y estampas: sin embarco, hay quien le supone 150.000 vol. impr. 
y 16.000 mss. (1).— Aneja y como formando una segunda división, figura la 
hibl. de Borgoña, ó sea de los duques de aquella comarca, f. en 1380, con- 
tinuamente acrecentada por los soberanos, hecha pública desde 177^ y com- 
puesta de 25.000 mss. preciosos. — J^ bibl. Hulthemiana de A. Voisin (Gan- 
ie, 1836 á 38) v la Memoria de Laserna-Santander sobre la MbL de Borgoña 
fBruselas, 1809), pueden suministrar pormenores sobre las riquezas principa- 
les de entrambos establecimientos. Existen otras siete de la misma clase en 
Bruselas, pero no haré aquí mención sino de la bibl. del municipio, sita 
en el palacio de los antiguos gobernadores generales, f. en 1795 con las de 
conventos suprimidos y con las confiscadas* de emigrados, y compuesta 
de 150.000 vol. entre impr. y mss. 

GAffTE.— Fosee bibl. en sü Universidad dosdemediados del siglo XVIIÍ, la 
cual, aumentada con todas las de conventos suurimidos en la ciudad, ha-lle- 

§ado á reunir hasta 56.000 impr. y cerca de C.OOO mss., contándose hasta más 
e 200.000 vol. en las cuarenta y ocho bibl. que tiene la población. Para los 
de la Universidad véase el catálogo de Walwm de Tervliet (Gante, 1816). 

LiEJA.— -Su bibl. universitaria, f. á principios del siglo XVlll, tiene 72.000 
impr. y 446 mss.: el Sr. Lafuente dice que la bibl. posee 75.000 impr. y 
600 mss., contándose entre aquellos los Anales áe Zurita, las Obras de Gra- 
dan, la Crónica de Ambrosio Morales, el Diablo CoJuel4), el Lazarillo de 
formes, el Quiote, y las poeúas de Alzaibar. — En el Seminario también hay 
una bibl. que tiene más de 14.000 vol. impr. 

LovAYNA.— La bibl. de su Universidad cotólica se fundó en 1639 con las 
de Be^erlinck y Romain y con la del Arzobispo Boonen. Aumentóse en 1822, 
especialmente con lojs libros del profesor vVitenbacb de Leyden. Consta 
de 120.000 impr. y. 250 mss., entre éstos una hermosa ^i¿/»a regalada por el 
cardenal Bessarion en agradecimiento á la benévola acogida que de la ciudad 
habla merecido.— La bibl, de los jesuítas posee sobre 22.000 vol., creo que 
todos impr. 

Malinas.— La bibl. del Seminario de esta ciudad parece que cuenta SOO'.OOO 
vol.: asi lo he visto escrito, si bien tengo tal cifra por algo exagerada mien- 
tras no la encuentre confirmada en algún documento oficial ó muy fidedigno, 
que hasta ahora no he podido haber á la mano. 

MoNs.— La bibl. publica de esta dudad, f. en 1797 con las de conventos 
suprimidos en 1794, compónese de 12.500 vol. impr. y 3.000 mss. 

Namur.— Posee dos bibl. de importancia: una es la mwiicipal, f. en 1797 
con la reunión de las de los conventos suprimidos en 94, y otra la del Semi- 
iiario: reúne ésta 11.(100 vol. y aquella unos 1.500, cuyo catálogo fué publi- 
cado en Namur (1718). 

TouRNAY.— £a bibl. municipal, f. en el ^iglo XVII, tiene actualmente so- 



(1) Eolre ellos la Crónica de Sigiberto de GembUmai» adc|[airido por 1.900 fraacos.— Y. 
descripción del barón de Beiffenbers en el Anuario de U bibl.real, seg)inüo año, pág. 107 
á 120, 



bre Í8.000 vol.: de. ella ae ocupa Deflinne-Mabille en s» FrécU hUtotHque et 
bibliographique (Touraay, 4855). 



Esta nacioDv todavía más generalmenle instruida que Francia, según el 
testimonio tan autorizado como poco sospechoso de Mr. Malte*brun, debia 
tener como consecuencia gran número de bibliotecas; y en efecto, se hallan 
de tal manera difundidas» que Torshwn (única ciudad de las islas Feroe), 
compuesta de un centenar de casas de madera cubiertas de césped, posee 
su bibl. de 2.000 vol. agregada al gimnasio ó instituto de segunda enseñanza. 
Hay bibl. en Fensburgo, y más de una en Odensée y Stalborg, pero, haciendo 
caso omiso de las no muy copiosas, pasaré á hablar de las tres que considero 
como más importantes. 

Alton A.— La biH. del Gimnasio (f. en 1727), á pesar de.no tener más 
que 10,000 vol., merece uua particular mención por su grande número de 
mss. preciosos é impr. del sido XV. — V. á Hirsehing (versuch einer BeschrH* 
bung sehenswürdger Bibliotheken Teut8chlands.líT\2Lnseü, 1780-90). 

Copenhague.— Su más importante bibl. es la Real^ f. en 1664 por Fede-* 
rico 111, amentada principalmente con la de Suhm, y con la de incunables, 
y mss. de Thott: riquísima ésta; catalogada por Elert y.Eccard de Copenha- 
gue (1789-95). Consta la Real de 4Í2.Q00 impr., 6.059 inc. de Thott, 10.000 
mss. muy estimables y 80.000 estampas. Figuran entre los primeros una be^ 
llisima colección de Biblias, y entre los mss. un Tito Livio que se remonta 
al siglo X, y los códices árabes de Niebubr.— La bibl, universitaria se ínnáó 
en 1483 con 35.000 vol. preciosos, pero enteramente destruida por el incen** 
dio de 1728, debe su actual estado á la restauración de Cristiano VI, á las 
agregaciones de mss. de Arnus Hagnaeo y Fabricio, y á las anexiones de las 
librerías de Falster, Muller y Rootgard. (El catálogo de vol. sánscritos pro- 
curado por Wallich se publicó .en Copenhague el año 4821.) Posee actual" 
mente 100.000 impr. v 400 mss. (muchos de éstos irlandeses), asi como una • 
colección de cartas y diplomas en caracteres rústicos. — Los códices griegos de 
la bibl. Real fueron descritos por Uensler( 1782 á 84).— V. además á Erisch* 
sen (Vdsigt over den gamle manuscrito SanUing i det store hongelige Biblio-^ 
thek. Co[ienh, 1786); Nyerup (Spacimen bibliographicarum eco bibl. Reg. Bar- 
niensis 1783), y jMalbech {Omorfentlige Bibliotheker, 1831). 

Rendsbcrgo.— Esta ciudad posee 60.000 vol. en su bibl. 



En muchos departamentos tiene bibl. de 30 y 40.000 vol., y en todos aque** 
líos se contaban hace treinta años 2.900.000 vol. distribuidos en i61 bibl., 
ascendiendo ahora (según se dice) á más de243.000 en las de todos los depar-i 
lamentos. El catálogo general de aquellas va publicándose en Paris desd- 
1349, bajo los auspicios del Ministerio de Instrucción pública, que ya tiene 
dados al público dos vol. El primero de éstos contiene un catálogo de los 
mss. de Laon, -redactado por Mr. Félix Ravaisson; otro de. mss. de Monte 
pellier (conservados en las dos bibl. de la ciudad y en elcolegio de Medicina), 
cuyo autor es Mr. Libri; una relación de los códices qucse encuentran en 
Alby (debido á los Sres. Libri y Ravaisson), y un apéndice de obras ó fragmen- 
tos inéditos de códices existentes en las bibl. de Laon y de Montpellier. El 
segundo vol. contiene una noticia de los mss. de Troyes, escrito por Mr. 
Harmanjd, conservador de dicha bibl. Descuellan- entre las de Francia las de 
París, que «tiene mejdres bibl. que Roma, Londres y Viena, si se ha de juz- 
gar del mérito de ellas, no por el número de sus vol., sino por la armonía 
entre sus diferentes secciones (1):> esta circunstancia creo me debe autori- ^ 
2ar para colocarla excepcionalmente á la cabeza de los departamentos. 

París.— La bibl. Real (ahora imperial), f. porLuisXIcon los libros resca- 
tados á los ingleses de la palatina que se debió á Carlos V (2), con las 

(i) Couslanlin.' 

(2) Aanque Carlos V (1564-1380) es el primero que tomó medidas para que la bi- 
blioteca fuese trasmitida á sus sucesores, tieuen algunos por su fundador al ref 
Juan (1350-1364). La colección actual tuvo por base, sin embargo, .la bibl. reunida por 
Lois tí (1461-1483). 



pbras de los duques ée Guyeiut y con las del de Borgoia, cuando marló so 
último duque (Carlos el Temerario) , fué acrecentada por €árl08 Vlfl con 
la colección napolitana de los principes angevinos (creada en el siglo XIV), 
y por Luis XIl con la magnifica bibi. de Luis de Bruges (señor de la Gru- 
thuyze), con la de Garlos de Orleans, con la del conde de Angulema y con 
la de Pavia, f. por los duques de Milán y principalmente por Galeazzo Es- 
forcia, la cual fué apresada en parte por Luis XII y en parte por Lautrec 
(1499 y 4596): á estas colecciones italianas pertenecen los mejores incuna- 
bles aue posee la bibl. imperial, más rica que otra alguna en ediciones del 
sif lo aV. a la muerte de Luis XII constaba la bibl. Real (llamada enton- 
ces de BUns) de 1.890 vol. (i. 781 mss.): Francisco I la trasladó á Fim- 
tainebleau, agregándola cuantos libros poseía en este palacio (pertenecien- 
tes á su madre Luisa de Saboya y á Margarita su hermana) y comprando 940 
mss. en griego. Enrique II mandó (1556) á los editores franceses que depo- 
sitasen en la bibl. Real un ejemplar de todo libro que se imprimiera con pri- 
vilegio; lo cual, si bien dejó de obedecerse cuando las guerras de religión, 
volvió á tener cumplimiento desde 1617, á virtud de un edicto de Luis XIII, 
que obligaba nuevamente al depósito de todo impreso. — ^Bajo el reinado de 
Carlos IX fué aumentada la bibl. con unos 140 mss.; y después, para impedir 
el que se saqueara por algunos ministros, como se habla hecho nasta enton- 
ces, mandó Enrique IV (1595) que se trasladara á Paris, y que se colocara 
en el Colegio 4e Clermont, perteneciente á los jesuítas desterrados. A su 
vuelta, pidieron éstos el local que disfrutaban anteriormente, y en su virtud, 
fué llevada la bibl. al convento de Franciscanos, después á un edificio he- 
" cho de propósito en la calle LaHarpe, en 1667 á la calle Vivienne, y últi*na- 
mente á la de Richelieu, y casa habitada largo tiempo por Mazarino (1724), 
abriéndose al publico en 1737.— Respecto á sus adquisiciones, fué notable la 
de, 900 preciosos códices que hablan pertenecido á Catalina de Mediéis, 
pero todavía enriqueció más el establecimiento la costumbre seguida desde 

, Enrique IV de agregársele los libros de cada monarca, no bien moría, ios 
cuales eran á las veces en tan eran número, que solamente el gabinete de 
Luis XIV, se asegura contenia 100.000 vol. Y ya que se hablado Luis XíV, 
bueno será el añadir qje en su reinado aumentaron aquellos de tai mo- 
do, aue, no siendo más de 16.476 en 1661, ascendían á 40.000 impresos y 
10.542 mss. en 16B5 (sin contar los duplicados ni las estampas) y á 70.000 
ya los impr. en 1715, gracias á los esfuerzos de Colbert y Louvois y al 
celo del monarca, quien se procuró por compra gran copia de colecciones 
privadas, y adquirió del Oriente y de Italia algunos imp. y manuscritos 
de alto precio. Aumentaron después el número de libros las adquisiciones 

" ^ ), Hozier (1717), Marre (1718), 

Fontanier (1766), y una parte 
^n esto, y algunas compras y 
donaciones posteriores, ascendinn á 152.868 vol. los impresos, al terminar- 
se el reinado de Luis XVI: la Convención y los dos Consejos, el Comité de 
salvación pública, el Directorio y el Imperio, enriquecieron todavía la bibl. 
con algunas conventuales y de capítulos ó colegios, y también se la acumu- 
laron algunos libros muy preciosos de los países conquistados por las armas 
francesas; pero una parte de ellos fué devuelta á sus dueños cuando se veri- 
ficó la segunda restauración en 1815. — La^t^^ imperiales^ dividida en cua- 
tro departamentos: primero, mss. y titules; segundo, impr. y mapas; tercero, 
estampas; cuarto, medallas. — El departamento de manuscritos consta de di- 
versas colecciones, que llevan el titulo de sus primitivos poseedores. La 
avtigua colección francesa compóuese de los mss. adquiridos desde la fun- 

' dación de la bibl. hasta el reinado de Luis XIV; la de Dupuy encierra 500 
volúmenes legados al rey en 1656 por Saniiago Dupuy, y otras colecciones 
de la misma familia que han sido con posterioridad adquiridas; la de 
Belhune redúcese á 2.000 vol. reunidos por Felipe y por Hipólito de Bethu- 
ne, y donados al rey por este último en 1658. Existen además las coleccio- 
nes hrienne (adquirida por el monarca en 1661), de Gaigniéres (id. 1711), 
Lufourny, Louvois, la Mare, Baluze, de Mesmes, Ck)lbert, 5. Germán^ 
S. Vietor, otras d& comunidades reli^osas á (¡ue se ha dado el nombre de 
Suplemento francés^ y varias, cuya noticia circunstanciada ocuparía algu- 







ni^ Yol,*^ (p^) 4^.^93, es do 400.J(KM): ddientreeODa unos a>.Q8(l se re«> 
fic^¡|D á.)9 bl^t^i^ri^ ttiLcioBal y nmcbo» son iiesHinables Mr «ib ésUoadísi- 
mas i|iiQÍ9t^ras, pefo sobre Mo hay notable ntqueta de hebreos en esta 
üUeFesaate sección úeh bibl. Entre los aepalo&es deacritospor elSr. Ochoa (4), 
ea im^ M ^0^ ^«^ i^port^Otiea et titulado iVorHe de prínoipég, wreuet, pre- 
siitófUes, (^bm^fmd^r^, y admrimiwta$ pfiitieñs s^e lo páblico y patii" 
oniar detmq wmarquM^, imíH>riantmim • hs taUs, fundados en materia p 
r«qK^ de ^iado y góbterf^d- Bs w vol. en 4." menor, de 82 hajaa útiles en 
pergamínOf oop dos t^^rtea y un i^rólogo de lelra del aiglo XYU y en buen es** 
ÚAo do oonaervaoion. Tiene el núm. 144^ y perteneoió á la ilbrería de Saa 
Ger^j^n: ^tribúyeao k Antonio Pérez, ]^ro« aunque semejante, no es la tetra 
do S(« Mño, pues él^muriyúi en 1611, y la.teoba del códice es de 4646, sin 4|«enor 
esto niegue ^l Sr. Oeboa que pueda aer anterior la obray del ministro de Fe- 
Upe U. I cuyo estilo es sewejanto, en ofócto, el del mas. Todos los és la bibl. 
imperial se hallan colocados ^n una soberbia galeria adornada coa hermosas 
pinturas de Romanelli (1651), los más delicados oxaminanse ai través de 
cristales, y los de cada lengua se bailan confiados i un empleado especial, á 
quien deoen dirigirse los concurrentes coa indicaeion del número que lleva 
el Tol., cuya consulta desean. Para que el lector eoaozoa algunos de lo& más 

§ redosos mss. (muchos orientales recogidoa por la comisión exploradora 
el £i?ipM> y otros rarísimos procedentes de las bibl. de Italia , ollaré u»par. 
piro, de Í5 pies que se remonta hasta el reinado de Asa (monarca hebreo. 
qve murió 904 antes de J. C.) y que, por tanto, es el más anticuo que se cono- 
co; w ^^^lonio bellísimo, que perteneció al monasterio de San MartiB<le Tonts, 
una donación (en papiro) á la Iglesia d^ Rávena; un San Agustifí (alque se* 
atribuyen más de núi años de antigüedad); el Code^ reseriptus Bphtem (que. 
coQtieoe fragmentos de la Biblia anteriores á. la esti^ontetria, y se remonta. 
PTol^emeute al siglo V); el Clar<montanu$ (texto del Kuovo Testamento, 
q^e éi acaso del siglo VIU y el mis antiguo esticomótrieo que eo^iste des- 
pués del Caniabrigense): el Coislimo (^e orjgeu egipcio y quizá <ieL siglo VI 
'o i^ Vil], que contiene tr^^entos de epistolas ie San Pablo; el Códice €yprio 
2f el marcado con I (versiones del Nuevo Testamento posteriores á la estico- 
metf la y pertenecientes á los siglos VIH y IX); un e^ado de gaseas é ingré- 

); un 
líalle 

iás Boros áe Paulo IIÍ, de Ana dé Bretaña, de Entique. ifl y de LuisTxiV; 
el autógrafo de los Pensamienlos de Pascal sobre el que ha hecho Cousin í 
su nueva edición; algunos manuscritos en lengua malacke ó de SMagas- 
cai^r (sobre corteza de avo, y de bastante difícil lectura)«.y la ¡isla de las vtc- 
tixxuLS da Hohespierre^^xxt tiene 500 páginas. Va agregada al departomienlo 
de iQss. la sección de Titulo^ y genealogías, ó sea colección de carteras 
llenas de títulos genealógicos que tuvo su origen en la regalada por toig- 
nieres al monarca (1711) y fué acrecen Ma con la de Hozier (1717^ 
con la de Blondeau \V¡^Í), y con ouas posteriores, sin contar los docu- 
moptos que acumuló la revolución en aquel sitio, todo lo cual hacosul^irá 
muebos millares el número de piezas de esta sección, interesantísima bajo 
el punto de vista histórico.— (V. Cetdlogus codicum ms. bibhth, regias por 
Kniceti, Uelot, Ex tmogr. regia. ilctd-U.^Notices et extrails desmss. de la 
BibL d^roi, París, 1787-41 (14 vol.=/ manoscrilti italiani della Bibl. fíe^ 
gia^ da A, Marsand, Parigi. lB55=Ieí mss. francais de la bibL du roí par 
P. Faris. 1842-47-7 \o\.=^Les mss, slaves déla bibl. Unp, perMc^rti- 
nof. \^Ví ,z:zCatalogui librorum mamiscriptorum qui m ¡fibl> Galli<B, Helr 
veiiC€e ele, asservantur,parG. HcsneL Lipsice Ad^O.=Catalogo de los mss.es- 
paM0Íes existentes en la hibl.de París, por Ochoa. París. lB44)=En el de- 
partamento de impresos (pasan de 4500.000 vol.) (2) existen tres ejemplares 

r ») Célátii>go de ht mss. episientes en la Ubi. real de fáris, del Arsenal Santa Genoveva. 
y Mmoñnñ, po;* D. Eogenliy d« Ochoa. — París. Imp. rea!. 1844.-1 vol. 4 ** 

(2) lÁ bibl. tenia f.BSO vo' — **^^ - -"•- "''-- -.^-^=-:-— .^1 
éstos (con cerca de 10.500 mss. 
720,000 impr. (cod Sp^QOO is^^. 




— «61- 

d«l Drimer libro impreso cotí caracteres imóvlliles, y wtíb de! riah henl^fte ptor 
el más antímo con fecha (BttUa y Psalmofum Cede* magüirtino de 14S6): 
la enumeración de todas sus preciosidades exigiría un articulo especial y 
mu V exteiiso.~{V. Cátáloguedes Uvres imprimes de la Bibl. duroi: incomple- 
ta enumeradonde losSres.Sallier.Bondot, Capperonier.etc^ publícenla topr. 
real. 1789 á WkCatalogue des Uvresimpr. survehn déla Bibl. d« roí por Van 
^ét París. 1822. B vol. Y el catálogo que se está dando á la prensa por Didot 
de orden de S. M. Imperial. 1855 y siguientes.) La eoleceion de mapas, creada 
BOf decreto de 1828, pasé en 1854 á este depatumento desde el de estampas al 
aue se hallaba agregado desde 1852: cada carU geopráflca se halla extendida 
Sndoblra dentro de una cartera tan ancha como eWa, y sobre tabulas movi^ 
bles au6 favorecen su conservación y manejo.— (V. Arehwo de la SoeieOaa Oé 
aeoarafía.) k las estampas se há dedicado en la bibl. un departamento espe- 
cial «ue fundó Coftert (1667) con 125.000 grabadosqne comprAal abadde Maro- 
nes: aumentóse con láminas que mandó grabar Luis XlV para recuerdo de 
loa acontecimientos de su época: fué enriquecido en 1715 con la magnifica 
¿Sección- GoiffntóiM; en 1711 con los IS.oSo retratos de Clement (portero de 
la bibl V en 1751 con 80.000 estampas que habían pertenecido á Ch. de Be- 
rinehen' en 1755, con 80 vol. de retratos que formaban la colección de Dxe- 
lles- en 1770, con la de Fontette; en 1775. con la de Marieltejj iiltimamente 
con'la InMttaable de Bure. Consta dicho gabinete de 1.500.00fl piezas distri- 
buidas en cerca de 12.000 vol. Admíranse entre ellas los be los arabescos 
del Vaticano (por Rafael), el retrato del rev Juan (que es el más precioso . 
nmnumento de pintura áel íiglo XIV). SO.ikW retratos, una colección de 
Sales de casi todos los países del mundo. ^ la cartera de Gaigniéres ^e 
encierra todas las modas francesas desde Clovis hasta nuestros dias^V.^ Ao- 
UM de» estampes exposées i la Biblioteque duroi precede d' un Trmtesur 
r«^ftM X eaWnet des estampes. 1857; y el Magasin pittoreme de 1855).— 
m d^artamettto de medallas v oMetos arqueológicos, formado en gran par^ 
Sc^STcayto! fué remitiao (¿r luis iv á la bibl.. queja tenía veinte 
años antes una sala destinada para recibirlo (1). Entre los obietos arqueoló- 
gicos llaman la atención las tablas isiacas. la armadura -de Francisco I, el 
lillon de Dagobeno, el vaso de Ptlomeo, el famoso cáliz de ágata, la cábela 
de ^rfldo en que dicen fué bautizado Clovis, la espada de Malta, el sello de 
Mimifil Ajiael los pretendidos escudos de Aníbal y Scipion, el busto de Mar- 
«,¥odlo asiático, ^os de Júpiter y de Cibeles, el Zodiaco de Denderah una 
colección de divinidades del paganismo, multitud de camafeos descritos por 
Chabouilleten centenares de páginas, y otros objetos notaWes que acrecientan 
cada dia as donaciones de particulares. Cuando describió Mionnet el gabinete 
numismático, constaba de S.OOO piezas, pero éstas fueron disminuidas en 1851 
4 ponsecuencia del robo y fundición de varias inestimables romanas: hoy 
tiene 120 000 medallas, aumenUdas constantemente con el crédito anual que 
«p spñala'nara ese obleto.— (V. Histoire abregée du cabinet des medatlles et 
a«S« K miiothequemtionale por Coníreau París 1800; jVoíce sur 
lA tíblioteaue royale et partU^ilierement sttr le cabtnet des medatlles an- 
UaueVct oierresqravées. por Dumersan.1855; Catalogue des carnees et pier- 
ÍS7^éel7uVbinet deímedailles por Chabouiaet Claye. 1859) -Para las 
n^ras M ceneral de esU bibl, véanse los lomos I, Vil, IX y XXIX de la Hts- 
Sre (te f A^«míe de» inscHptions; los II, V, XLV y XLVII de las Jlfmoire* 
dpl' \eademie- el Essai historique sur la bibl. du roi. por Leprtnce. Nouv. 
^ «^>*r Parfa-Paris 1856, el Imentaire de Gillet Mallet fait en Van- 
He S prícédédela Dissert. por Boivin 1836. la biblioth.du roí por Du- 
nover 1859; La biblioth. royale por Ch. louandre en la Bme,iie« deux 
3eí, Maízo de 1846. _^ (Se continua ra.) 

■ flV'AntcíiorSiSrse'híUaba en VersaHes.. Luis XIV maudórecoMr todas lat nedalias 
-i.mÍc rCg reales que Francisco I había juntado y Carlos IX cUsiflcado y colooado en 
fl nnvTadonde también las Ueyó primeramcnlc Luis XIV Dispersáronse durante Im 

L„«7wnM oero esle monarca to1tí6 á reunirías, en el Louvre hasU 1666, en la bi- 
Kca rcTdefpuéf d^ "seSinado el inlendenle del gabineU. y en Ycrsalle. n .im.. , . 
mentó, siendo aumentadas aqúi por el ministro Loavoia y por Golberl cuando se hallaUa 

en ta biblioteca. ■ ; : 

~ MADRID.— OÜcíB» ttpogrUlc* dtl Hoípicio.— 1866. 



HÜM. 18. 



15 m ionio DI 4866. 



AÑO vn. 



boletín BmiilOliRAFIGO eSPANOL 

PIRIODIGO DE LA librería, IMPRENTA. 'GRABADO, LITOGRAFÍA, 

■HCOADBIUlAaOIl, FABMCAS T ALMACBIES DE PAPBL T MOSICA. 

'^ RUAGTOK-INTOI. DOS NOllSIO lIDALfiO. 

I 

Todas las comnnfcaciones se dirigirán á nombrede D. Dionisio Hidalgo, 

Paseo del Obelisco, nám. 10, CHAMBERÍ (Madrid), 
donde están la redacción, administración y venta de los tomos publicados. 
Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo interior. 



Se pnblica eM.^ y 15 de ¿ada mes.^Se soscríbe en to^as las librerías del reino. 
Peecio: 40 rs. a! aAo en Madrid.-^ii en las prortncúu.— 50 ó 60 en el tíOrmijer^ y 
Olfromer, segnn qne haya ó no convenio postal.— Se admiten* arisos y comunicados para 
•I BoLBTn DB ARimcios á precios económicos y contencipnales. 

Loa SaM. Mon t Plaza sb encaegah de covpaAB t bbmitib I pbotoicias todas las 

OBBAS AiranCIADAS BR BL BoLBtRI T CDALBSOVIBBA OTBAS QDB SB DBSBBH, COR BL ADHBRTO DB 

m 90 poa 100 ?oa bazqr ob los gastos db fbarql'bo. 



BIBLIOTEGONOMU, 



NUEVO MANUAL COMPLETO 



PlBilLilINlO.Li GOMSIRTICIOI I LA lIlIHISTEAGIOlIBIliS IIBLIOTIGIS, 

traducido del francés al castellano^ y adicionado por D. Dionisio Hi- 
dalgo; con un extenso apéndice de D. Eugenio Borad, del cuerpo de* 

Archlveros-Bibliotecari os , 



Madrid, 1866. Ui> tomo 'en 4/ prolongado, con una lámina 
litografia'da, que representa los modelos de los libros de contabi- 
lids^ de una Biblioteca, la manera de formar los catálogos alfa- 
béticos y sistemático?, disposición de las salas y de los estan- 
tes, etc., etc. 

Se vende en la Redacción de este Boletín, á 30 rs. en rústica^ 
y á 54 en provincias, remitiéndole por el correo, franco. 



i 

PUBLICACIONES NUEVAS. 

491. Amar de incógnito. Illstoria inverosimil. for Emilio Nieto. Ha* 
tlrid, 1866, imp. de La iberia, á cargo de J. de Rojas. En 8.' mayor. 

Se ha empezado ¿ publicar ea el foUetlQ de La Iberia, ntimero 3665» correspondiente 
al 12 de Junio de esle año. 

492. Angela, ó el ramillete de jazmines. Novela original de la Sefiora 
Doña Faustina Saez de Melgar. Madrid, 1865-lb66, imp. de A. Vicente, übre- 
rias de la Y. é Hijos de Cuesta, y Moya y Plaza. Tres tomos en 8.* ma- 
yor; 286 páginas el 4.*, 302 el 2% 166-64 el/5." 24 

Las 64 últimas páginas del tomo 3.^ coutieDen; La hca del encinal. Novela oriipnal 
de la Sedora Doña Faustina Saez de Melgar. Madrid, 1866, imp. de R. Víceote. 
Biblioteca de La Viólela, tomos \\\ V y VI. 

493. Banco nacional de ingleses. Por an comerciante de velas de sebo. 
Madrid, t866, imp. á cargo de R. Soler^ lib. de Moya y Plaza. En 4.% 16 pá-' 
ginas. 2 

494. i BiENAVfiNTUHADOS los quc lloran ! Comedia en cuatro actos y en 
verso, original de D. Luis Mariano de Larra. Estrenada en el teatro del 
Principe á beneficio de D. Antonio Pizarroso el 19 de Mayo de 1866. Ma- 
drid, 1866, imp. de J. Rodríguez, librerías de Moya y Plaza, y V. é Hijos de 
Cuesta. En 8.'' mayor, 108 páginas. 8 

El Teatro. 

495. Beeve descripción de los viajes hechos en América por la Comisión 
cientifica enviada por el Gobierno de S. M. C. durante los años de 1862 
á 1866. Acompañada de dos mapas y de la enumeración de las colecciones que 
forman la exposición pública, por D. Manuel de Almagro, Dr. en Medicina de 
lá Facultad de París, revalidado en la de Madrid, ex-Médico interno de los 
Hospitales civiles de París, miembro de la sociedad Imperial Zoológica de 
Francia, de la Médica de Observación, Anatómica y de Antropología de París, 
miembro de la Academia Imperial de Medicina de Rio Janeiro, prlmeir Aya- 

* dante de Sanidad de la Isla de Cuba, Individuo encargado de las Secciones 
Ethnográñca y Antropológica de la €omision cientifica del Pacifico etc., etc. 
Publicada por orden del Ministerio de Fomento. Madrid, 1866, imp. de M. 
Rivadeneyra. En 4.', 174 páginas. 

496. Cambio de billetes del Banco de España.*- Informe que, acerca de es- 
ta cuestión; emiten los Abogados Exemo. Sr. D. Mainel Cortina, Sr. D. Fran- 
cisco Cutanda, Bxcmo. Sr. D. Juan González Acebedo, limo. Sr. P. Luis Díaz 
Pérez, Sr. D. José González Serrano, Sr. D. Ramón Pasaron y Lastra, Eice- 
lentístmo Sr. D. Cirilo Alvarez, Sr. D. Nicolás Maria Rivero, Excmo. Sr. don 
José María Fernandez de la Hoz, limo. Sr. D. Laureano Figuerola, Excelen- 
tísimo Sr. D. Pedro Gómez de la Serna, Sr. D. Camilo Muñiz Vega, Sr. D. An- 
tonio del Rivero Cidraque, Sr. D. Gregorio Miota. Madrid , 1866, imp. de M. 

•Rivadeneyra. En 4.% 34 páginas. 

No se ha puesto á la venta. 

497. Colección de leyes. Ideales decretos y demás disposiciones de inte- 
rés general, relativas al servicio así facultativo como administrativo del ra- 
mo de Montes, expedidas desde 17 de Marzo (le 4859 hasta 31 de Diciembre 
de 1865. Madrid, 1866, imp. Nacional, despacho d§ libros dé la misma. To- 
mo II, en 4.^ XXXVI-292 páginas. 20 

El tomo I de esta obra se publicó en 1859 en la imp. Nacional. Consta de LH 484 p¿- 
ginus^ y contiene las levi-s. Reales decretos etc. expedidas de^de 22 de Diciembre de 1833 
hasta Marzo de 1859. Su precio 20 rs. « 

498. Db los diversos desinfectantes y su eficacia, considerada bajo el 
punto de vista químico, por D. Joaquin Olmedilla y Puig, Dr. en Farma- 
cia, Ayudante de la misma facultad de la Universidad central, socio titular 
fundador de la antropología española^ é ínéivMtta de núnéro del Colegio de 



— 1» — 

Faroia€éiiti€08 de Madrid. Madrid, 4865, irop. de J. M. Dacazcal, lib. de Moya 
y Plaza. Ed 4.*, 12 páginas. . » 4 

4d9. El Cancionero iafantil, 6 sea colección de cantares escritos exclu- 
sivamente y con arreglo á las músicas qne las niñas cantan en el corro. Por 
X José Grímaud. Obra aprobada por el Real Consejo de Instrucción pública, y 
señalada de texto para lectura de las escuelas de instrucción primaría. Se- 
gunda edición. Madrid, 4866, imp. de El Cascabel, lib. de Moya y Plaza. 
En. 16.* mayor, 78 páginas. 2 

500. El Tschefon. Memoria presentada al Excmo. Sr. Ministro de Fo- 
mento en virtud de Real orden. Madrid, 4865, imp. de El Cascabel, á cargo 
de M. Be^nardino. En 4.'', 44 páginas, con un grabado en madera que repre- 
senta el Tecnefon. 

£i aoior de la roéqoina titalsda El Tecnefon, D. Severíno Pérez, fué sabyencionado 
por Real drdeo de 21 de Jalio de 1864 coo 12.000 rs. por térmÍDo de un año, coael ob- 
jeto de que se perfeccionase eo sos conocimieutos teórico- prácticos eo la acústica antes 
de proceder i la reforma del aparato de qoe es inventor. 

504. Fabricación de vinos y modo de remediar sus alteraciones. — Fa- 
bricación de los vinos naturales, de los fingidos y espumosos, de la cerveza, 
del alcohol, de los aguardientes y licores de todas clases. Por D. Luciano * 
Martínez, profesor de química. Madrid, IB66, imp. de J. A. Ortigosa. En 6.* 
mayor. 

Se ha empezado á publicar en el foUelio del peftódieo Lu Sonámbula, 

502. Guia oficial de los Caminos de hierro de España y Portugal. Indica- 
dor del viajero y del comerciante, publicado con la aprobación de las Com- 
pañías. Madrid, Junio de 4806, imp. de La Iberia, librerías de Moya y Pla- 
za, V. é Hijos de Cuesta, y Duran. En 8.** mayor, 56 páginas, 4 hojas de 
anuncios y un Mapa. 4 Vi 

5Ó3. Historia general de España. Por D. Modesto de Lafuente, de la Real 
Academia de la Historia. Parte tercera. Edad moderna. Madrid, 4865-4866, 
imp. del Banco Industrial y Mercantil, librerías de Escribano y Moya y Pla- 
za. Tomos XXVn, XXVin y XXIX, en 4.% XIV.522 páginas el 27, 526 el 28, . 
548 el 29. Precio de cada lamo, en rústica. >20 

Coa el tomo 29 conclny'; la Historia general de España: el 30 contendrá un índice 
' general de toda la obra. 

504. La Cartera de un loco, ó sea colección de tonterías para pasar el 
tiempo -entretenido, compuestas por otro id. Año 4865, Pamplona, Redacción 
de El Pescacbr. Madrid, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 8.% 56 páginas. 2 

505. La covadonga. Fantasía dramática en tres cuadros y en verso. Por 
Enrique Ceballos Quintana. Representada por primera vez en el teatro Prin- 
cipal de Cartagena. Madrid, 4866, imp. de J. Rodríguez, librerías de Moya y 
Plaza y V. é Hijos de Cuesta. En 8.** mayor. 8 

El Mnseo. Administración de obras dramáticas y líricas. 

506. La lira del Guadalete.—Coieccion escogida de poesías originales 
de D. Mauuel María Fernandez. Con un prólogo por D. Florencio Alvarez- 
Ossorio. Madrid, 4866, imp. de C. Moliner y compañía, lib. de Moya y Plaza. 
En 46.** mayor, 158 páginas. 6 

507. La muerte de Curro Cejas. Desatino hislórico-trágico. Parodia ino- 
cente é*i la magnífica tragedia La muerte de César. Parto laborioso de una 
compañía de ingenios averiados. Madrid, 4866. imp. de C. González, li- 
brería de la V. é Hijos de Cuesta. En 8.* mayor, 48 páginas. 4 

508. Manual del empleado: contiene las leyes. Reales decretos y Reales 
órdenes, dictadas para el ingreso y ascenso en las carreras administrativas 
de la península y provincias de Ultramar. Y sobre pensiones á viudas y 
huérfanos de empleados. Por D. V. U. y G. Madrid. 4806, imp. de Peñuelas, 
librerías de Yillaverde, editor, y en la de Moya y Plaza. En 4.', 46 páginas. 8 



• 



— 145 — 

509. P. DE Alarcon. El final de Norma.— El afrancesado.— El extrui* 
Jero.— El Ángel de la Guarda —Los ojos negros.— El asistente.— La belleza - 
ideal.— Dos retratos.— El Rey se divierte.— Dos Angeles caldos. Madrid, 1866, 
Imp. de T. Forunet, librerías de Duran, editor, y Moya y Plaza. En 8.* ma- 
yor, IV-406 páginas. ' 44 

Biblioteca de Doran. 

510. Vida y hechos de Gil Pérez de Marchámalo, publicados por D. Juaa 
Federico Muntadas. Madrid, 1866, imp. de M. Rivadeneyra, librerías de San 
Martin, y Moya y Plaza. Dos tomos en 8.*" mayor, 314 páginas el 1.*, 318 
el «.• 3« 

Periódicos. 

511. Boletín médico de quintas. Este periódico hace de Suplemento 
anual al Prontuario medico de quintas del Dr. D. Pascual Pastor, y se pu- 
blica en Valladolíd desde el 2 de Junio de este año en un pliegor de 8 pági- 
nas en folio. Valladolid, imp. de Rodríguez. Redacción, calle de Orates, 
núm. 2. Precio de cada número 3 Va reales. ^ 

512. La Sonámbula. ' Periódico general dedicado al pueblo. Su objeto, 
denunciar abusos, poner de relieve las costumbres ridiculas, desvanecer 
errores vulgares é ilustrar al pueblo sobre muchas cosas interesantes. Se 
publica todos los sábados desde el 5 de Mayo de este a&o en un pliego de 
4 páginas en folio mayor. Madrid, imp. de J. A. Ortigosa. Redacción y Ad- 
ministración, Plaza del Rey, núm. 5, 3.°, izquierda, y lib. de la V. é Hijosde 
Cuesta. Precio: en Madrid, por un mes, 2 rs.; en provincias, por id., 2 Vt 

Música. 

513. Himno á los vencedores del Callao. Para piano y canto. Letra de don 
Antonio Ramírez. Música de D. C. de Alonso. Madrid, 1866, calcografía de 
M. Juárez, lib. de la Y. é Hijos de Cuesta. Dos hojas, en folio, con cubierta 
de color. 10 

Libro portugués. 

514. RoMANCBs para todos.— Originaos ou traducidos. Lisboa, 1866, im* 
pronta de J. G. de Sousa Neves. Madrid, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En- 
tregas 1.' y 2.' En 4.'' Precio de cada una. Vs* 

Las dos entregas pablicadas contíeneD: Casar por ter fome.— O poder do lazo. 



VARIEDADES. 

APÉNDICE á la Biblioteeonamia de Mr. Ckmstantiu, escrito por D. Eugenio 
Borao, individuo del Cuerpo de AretUveros-Bibliotecarios. 

(Continuación.— Véase el nám. 11.) 

RiBLiOTBCA Mazarino.— Es la segunda de París. Fué ordenada por Gabriel 
Naudé, quien recorrió la Europa por espacio de diez años á fln de adquirir 
obras estimables ó raras, que logró hasta en número de 40.000 vol. Abrióse a 

f>úbIico (1644) en la casa que habitaba Mazarino, la cual forma hoy parte de 
a bibl. imperial^ y estuvo á pique de ser dispersada cuando las agitaciones 
de la Fronda, pero el rey detuvo la venta comenzada de los vol., que ascen- 
dían á 60^000 cuando falleció el cardenal, habiéndose enajenado 16.000 úni- 
camente á consecuencia de la revolución antedicha: Mazarino arregló el ser- 
vicio del establecimiento por disposición testamentaría de 1661, pero no se 
cumplió ésta en todas sus partes basta 1668, año en el cual fué trasladada 
desde el hotel Nevers (en el que estuvo también la btífl. real) al sitio qae 
hoy ocupa (quai Conti, 23j, bajo la administración de la Sor>oiia hasta que 



— 441 — 

p*8ó á ser propiedad del Estado (7 mayo I79i). Sos salas están adornadas 
con bustos de piedra, estataas anticuas y ocnenta modelos en relieve de 
mopamentos pelásgicos ó ciclópeos de Grecia, Italia y Asia menor, ejecuta- 
dos bajo la dirección de Petit-Radel por un guarda de la bibl. Posee tam- 
bién una colección artística regalada ppr Mr. Petit Radel, y et la parte supe- 
rior de la escalera admirase una bella copia del Descebólo en reposo. El nú-. 
mero de sus yoI. es de 130.000, entre ellos 9.000 mss«, algunas ediciones 
preciosas de los siglos XV y XVI, y libros italianos, procedentes (en especial 
ios mssJ de las comunidades religiosas. No existen libros modernos en la 
bibl. de Mazarino, no habiendo adquiridQ desde 4789 'más ane algunas co- 
lecciones de Memorias y de diccionarios biográficos y bibliográficos.— (V. 
Reeherehee sur les biblioth, anciennes por Petit-Radel. Paris. 4849.) 

Biblioteca de Santa Genoveva.— Perteneció primitivamente á los monjes 
de esta célebre abadía y debió su fundación (46¿4) al cardenal de La Roche- 
foacauld. Enriquecida con las colecciones de libros de Ghanteau y Lallemand 

Í cancilleres de la Universidad), del abad de Flecelles (4709) y ael cardenal 
'arlos Mauricio I^e Tellicr, arzobispo de Reims. Suprimido el monasterio y 
tmsformada la iglesia en panteón* ó Qiejor dicho, en cementerio de persona- ' 
jes ilustres, fué ya la biblioteca propiedad del Estado, y si bien se trasladó 
interinamente (4843) al Golegib de Montaigu, ha vuelto á la plaza del Pan- 
teón en 4850. Tiene la forma de cruz, ostentando en el centro una apoteosis 
de San Agustín, que pintó Hestout sobre una cupulilla. Su sala de lectura, que 
es la más capaz de Paris, y puede contener ciento veinte personaa sentadas, 
se halla adornada con bustos de hombres célebres labrados en mármol ó ye- 
so, y entre los cuales son notables el del canciller Le Tellier y el de Antonio 
Arnaldo, ejecutados aquél por Coysevox y éste por Girardon: al uno de sus 
extremos hay una perspectiva de mucho efecto, y al otro un plano de Roma 
en relieve, ejecutado en 4776 por Grimini. El piso bajo, precedido de un gran 
vestíbulo, tiene á la derecha los mss., estampas y otras curiosidades, y á la 
Izquierda la parte de Teología y el depósito. Contiene 5.000 mss. y cerca 
de 150.000 impr.: entre éstos hay colección de inc. Aldos, Elzevirios y libros 
italianos del siglo XVI, uno de los ejemplares más completos que se conocen 
de las obras de Lope de Vega, y una sene importante de diarios y colecciones 
literarias desde el siglo XVII basta el Imperio. Todas estas obras las buedc 
disfrutar el público, tanto de á\^ como de noche, según el decreto de 4.* de 
Enero de 4898; y no s^n las únicas riquezas del establecimiento, pues tam- 
bién es poseedor de uña colección de retratos del siglo XVI, otra al pastel 
de los de reyes franceses desde Felipe el Atrevido hasta Luis XV, la efigie 
de la religiosa negra de Moret, la máscara en cera de Enrique IV, y otras 
curiosidades artisticas.— (V. Historia de la biblioteca de Santa Genoveva^ 
por Alfredo de Rougy, seguida de una Monografía bibliográ/ica, por Pin- 
tón. — ^Paris. Gomon, 4847.) 

Biblioteca del Arsenal.— Debe su origen al marqués de Paulmy de Ar- 
genson, antiguo embajatlor en Polonia, Suiza y Venecia, quien, para evitar 
que se dispersasen sus 425.p00 vol. preciosos para la historia y la literatura, 
la vendió al conde de Artois, hermano de Luis XVI y después rey de Fran* 
cía. Esta bibl. conservó su antiguo nombre hasta que tomó la denomina- 
ción actual después de la revolución de Julio, y en 4859 labró para ella Mr. 
Dantan (el mayor) un frontón que representa á la Victoria rodeada de va- 
rios atrinutos guerreros. La parte moderna del edificio da al malecón Mor- 
land, y foé levantada, según planos de Bóífrand (4748), para que sirviese de 
habitación al gobernador del Arsenal, por mandato del regente d^l reino.— 
Contiene más de 250.000 vol. (4G.000 mss.) entre ellos algunas Biblias anti- 
guas, las obras de los primeros poetas (sobre todo italianos), muchas colec- 
ciones de poesías y de comedias, una muy preciosa de novelas de los últimos 
siglos, cási todos los trabajos de los poetas oscuros del renacimiento, y eran 
riqueza de históricos y literarios extranjeros.— (V. los números 7 y 46 ae la 
Correspondeificia literaria de 4859, y varios artículos escritos sobre la bi- 
blioteca del Arsenal) 

Biblioteca municipal. — Tuvo esta por base el legado de M. Moriau (4750), 
que consistía en 4*4.000 impr. y S.OOO mss., éntrelos cuales se encontraba la 
colección Godefroy, compuesta de cartas autógrafas (500 cartones), estam- 



— 143 — 

pas (100 cartones), composiciones fugaces impr. (500 carteras) y ^.OOO per- 
gaminos. Enriquecióse esta bibl. con otros varios legados, pero $e dispersó 
entre varias de Paris y actoalmente no existe ya ninguno de sus libros eotre 
los reunidos por el Directorio para esta bibl. que solamente esmonicipal 
desde el año XIII de la República, y ha variado muchas veces de local, per- 
diendo también la colección de Godefroy que pasó ai instituto desde el año 
VIII de la Revolución-francesa. Tiene más de 80.000 vol.; entre ellos 12.000^ 
debidos á diversos estados de la Union de América, y sobre 200 mss. Es rica* 
en obras de historia de Francia y principalmente de Paris, habiéndose en- 
riquecido de un modo notable por celo del bibliotecario actual H. RoUe, y 
siendo muy estimable para los concurrentes la tolerancia que se tiene en 
cuanto k darles de una vez un gran número de volúmenes, dispoeicion qae 
sería muy arriesgada en otra bibl. que tuv|era mayor número de lectores que 
el que ordinariamente concurre á la deque hablamos. 

Biblioteca de la Sorbona. — Tan antigua como la Universidad, si bien re- 
organizada en 1765, tiene 400.000 vol. (entre ellos 1.000 preciosos mss.) tan 
selectos y modernos como necesitan los estudiantes de las facultades. 

Biblioteca del Museo de historia natural. — Sita en el Jardín de Planucs, 
y notable por sus libros raros ó mss. sobre historia natural, y por su colec- 
ción de láminas llamada de vitelas, que comprende cerca de 5.000 dibujos 
de los mejores maestros, en 90 vol. folio. Consta de 40.000 vol. (90.000 ímp.) 
Biblioteca de la Escuela de Medicina.— F. con los libros de la antigua 
Facultad, con los de la Sociedad real de Medicina, con los de la Academia 
real y Escuela de Girugia, y con adquisiciones posteriores. Además de los 
libros pertenecientes á ciencias médicas^ posee muchos de literatura y mss. 
preciosos de antiguos profesores de Medicina; al todo 45.000 vol. próxima- 
mente. Los Commentarii facuHatis Medicime parisiensis (1395 á 1777), 
forman una serie de 23 vol. 

Biblioteca de la Escuela de Derecho.— F. 1804: tiene 10.000 vol. 
Biblioteca del Conservatorio de música y DECLAMAaoN. — F. 1794. 
Tiene todas las partituras iiuevas y muchos libros relativos á las dos artes. 
Solamente de música posee sobre Í5.000 vol. 

Biblioteca del Conservatorio de artes y oficios. — Sita en el preciosa- 
mente restaurado comedor del priorato que existia antes en aquel sitio: rica 
en obras de ciencias, artes y oncios: más de 20.000 vol. 

Biblioteca nacional polaca. — F.en 4839. Tiene 30:000 vol., especialmente 
polacos, entre ellos manuscritos, estampas y cartas de geografía. 

Biblioteca de la cámara de comercio. — Compónese de obras útiles para 
la industria y comercio (artes y oficios, comercio^ interior y marítimo, nave- 
gación, colonias, legislación, hacienda, economía política, estadística, viajes, 
aduanas etc.). 

Bibliotecas A las que no puede entrarse sin permiso especial. — ^Lo con- 
cede la administración de la lista civil para visitar la biblioteca del ¿otivra, 
que sustituyó en palacio á la Real creada en la Torre de la Librería por Car- 
los V. Formóse bajo el Imperio, y tiene 90.000 yol., entre ellos varios docu- 
mentos políticos sobre las épocas de la República de 4793 y de la Restau- 
ración, y mss. interesantes (los papeles de Colletet y de Noailles, las Memo- 
rias de D'Argenson etc.): posee también hermosas colecciones icooográflcas, 
los 800 vol . do la petrarquesca, y las librerías de la Intendencia de la lista 
civil, de las Tullerías, del Elíseo, del Museo y Motteley {Y, Ralhery: Noticia 
sobre el antiguo Gabinete del rey y sobre la bibl del Louvre. Bull. du bi- 
bliophile. 1858). — La bibl. del depósito de la Guerra, visitada con permiso del 
director, tiene 40.000 vol. (10.000 mss.)--La del depósito de fortificaciones^ 
con obras especiales de historia v arte militar en número de ^.000 vol., se 
ve con permiso del director del depósito. — La del Depósito de cartas de la 
marina tiene 30.000 vol. que se consultan con autorización del biblioteca- 
río.-^A la del Instituto puede cualquiera entrar acompañado de un miembro 
de la corporación: es poseedora de más de 100.000 volúmenes, algunos per- 
tenecientes á la preciosa colección de mss. de Godefroy.— Finalmente, se pue- 
de ingresar también .con permiso en las bibliotecas del Colegio de Frau- 
da (7.000 vol.); Oficina de longitudes (6.000 vol.); Jesuitas (80.000); Escue- 
la de cartas (2.0U0 vol.); Escueta de Farmacia^ Escuela de puente^ y calza- 



- 1« - 

itof (6.000 Tol. fAcilitados á los Ingenieros y á sus disdpnlos); Escuela de 
ntímas (6.000 voL de obras de minería para uso de los discípulos de la Es- 
cuela y de las personas presentadas por ellos); Escuela de bellas artes (^.000 
Yol. y varios de ellos que pertenecieron al arquitecto Destouche); Sociedad 
asiática f 4.000 yoI. que do pueden usar sino aquellos á quienes lo per- 
mite el bibliotecario); Círculo de la librería (fosee solamente libros mo- 
dernos de los cuales tiene catálogo impreso); Agencia central de cambios 
internacionales (Depósito ^de obras á cambio, creado en 4849, que ha oca- 
sonado el establecimiento de bibl. en las principales ciudades de los Esta- 
dos Unidos); Común de Belleville (f. en 4838 y. enriquecida con dona- 
ciones de los particulares, entre las cuales es notable la que hizo Mr. 
Roche en 4848 de toda su bibl. (i); Parroquias y conferencias religiosas 
(que tienen libros debidos k suscriciones y donativos, prestados á 40 francos 
por año y gratuitamente á los |)obres). Entre estas últimas son notables las 
parroquiales de San Roque, San Sulpicio y Santo Tomás de Aquino, algunas 
de las cuales tiene catálogos impresos. 

Bibliotecas parauso exclusivo de las corporaciones. — La delSenado (con 
40.000 vol.) tiene una gran colección de documentos políticos, otra depiezas 
dramáticas representadas dorante la revolución, y el diario de la Cámara de 
los lores que esta remite á cambio anualmente: esta bibl. fué pública des- 
de i848 á 4852.— La del Cuerpo legislativo, f. i 793 por el Comité convencio- 
nal de Instrucción pública, posee unos 70.000 vol. y entre ellos los autógra- 
fos de la «Nueva Heloisa* y de las Confesiones de J. J. Rousseau, asi como 
todas las colecciones de leyes y procesos verbales de las Asambleas legisla* 
tivas. — La del Consejo de Estado compónese de 37.000 vol. sacados la mayor 
parte de la anti^a biblioteca de los abogados del Parlamento de Pam.~La 
(especial para el depósito) de los archivos del Conseijo de Estado, tiene 5.000 
- vol . — ^La del Tribunal de Cuentas^ 6 .600.— -Todos los ministerios tienen también 
bibl: la del de Negocios extranjeros posee 20.000 vol. de obras de derecho 
público y diarios extranjeros; la del de Gobei¡¡uieion 23.000; la del de Ma^ 
riña (organizada 1836) está dirigida por un conservador que vigila sóbrelas 
diversas bibliotecas del departamento de Harina y de las colonias.— {"V. Cata- 
logue des livres composant les biblioth, du depart. de la marine et des co- 
Icnies: por M.M. Bajot, Angliviel, Levot y Sofvet.París. 4838 á 43-5 vol); la 
del de Justicia cuenta con 42.000 vol. (y tiene aparte la bibl. de los ar- 
chivos de la cancillería); la del de Hacienda, 5.00n vol. (V. Catal.deslivrss 
campos, les biblioth. du minist. des finances. París. 1856); la del de Comer- 
cio (del Consejo de minas) 14.000; la del de Argel y colonias se compone 
exclusivamente de obras relativas al África, y posee una porción de mss. 
árabes, que provienen de la biblioteca del dey de krseV, finalmente, el Mi- 
nisterio de Cultos é Instrucción pública tiene seis oibl. (la del gabinete 
del ministro, la del Ministerio (2), la del depósito legal y obras por suscri- 
clon, la del Consejo de Instrucción pública, la del Comité de trabajos bistó- 
rioos y sociedades sabias (3), y lade la administración de culto^)(4).— La 6t¿¿. 
del Tribunal de Casación cuenta 40.000 vol., debidos. en parte á la antigua 
de los abogados del Parlamento de París; la del Tribunal imperial coa 4 
á 5.000 selectos vol.; la del de Primera Instancia, 25.000; la del Orden 
de abogados es notable por las preciosas obras de derecho que encierra: 
abrióse en 1810, no bien se recibió el donativo del abobado N. Ferey que fué 
base de la bibl., rica ya en 10.000 vol.— La de la Prefectura de pohcia es 
poseedora de 41 vol. mss. de documentos de policía, todos los referentes 
á la legislación del ramo, y la copia más completa que existe de los anti- 
guos registros del Chátelet: al todo 12.000 vol., la mayor parte de materias 
administrativas.— £a bibl. de los Archivos del Imperto, f. por Daunou 
eo 47 Octubre 4808, está destinada á los empleados, y encierra libros de bis- 

(i) No son admitidos eo esta bibl. más que los* suscritores voluntarios y las personal 
qoe lo soliciten. 

g} 10.000 vol.. 

(3j Instituida por decreto <le 22 feb. 1858.-Coffl]>óDefled6las antiguas bibliotecas á^\ 
Comité de la lengua y de las sociedades sabias qoe existían en dícbo Ministerio. 

(4) 3.000 vol. 



« 



-144- 

toria paleoeráflca y Jnrisprudeiicia, 7 la Ck)leccioD Rondonneau, <rae consta 
de más de 4.00Ü oiezas de actos oficiales y obras particulares sobre legis* 
• lacion francesa: al todo í>08ee unos ^.000 vol.— La oM. del Comité de artU 
llena tiene 12.000 vol.— La de la Imprenta imperial, 9000.— La del Museo 
del.Louvre, 4.000 (reunidos á la bibl. del Louvre).— La de la sociedad de 
anticuarios, 5.000 (regaladoay permutados) .—La de lasodedad de Geografía^ 
5i)00.— La de la Escuela Politécnica, 35.000.— (V. Catal. des libres compo- 
sant la hiblioth. de V Ecole polytechnique, 1841).-^a de la Escuela Normal^ 
25.000.— La del Seminario de San Sulpido, 25.Ó00>-La del Liceo de Luis el 
Grande, 32.000.— La del cuartel de inválidos, 26.000 faciliUdos á los que allí 
se asilan. Fundóse 22 Diciembre 1800 con 20.000 vol.— La bibl, del Hospicio 
de los 1.200, 25.000.— También tienen bibl. el palacio de Tullerias, la Acade^ 
mia de Medicina, la sociedad imperial y central de Agricultura , las socieda- 
des quirúrgica y meteorológica , las Administraciones , Colegios , Hospitales 
?r establecimientos penitenciarios, asi como muchos particulares. De las co- 
ecqiones de éstos, algunas muy especiales, hace una enumeración el An- 
nuaire du bibliophile de 1860. 

Tratadas con desproporcionada, aunque nunca con bastante extensión 
las bibl. de Paris, cuya importancia y número me-ha obUgs^do á colocarlas ala 
cabeza de las de Francia con un espiritu muy propio de esta nación (i), 
continuaré por orden alfabético la relación de bibl. departamentales, aun- 
que obligándome á mayor concisión el demasiado espacio concedido á la 
metrópoli. 



Aix.— Débese la creación de la bibl. de esta ciudad al Sr. Marqués de Mé- 
Janes, quien legó á la Provenza sus libros (algunos de ellos mss.) bajo la con- 
dición de que se pusieran á disposición del público cuatro veces á la sema- 
na. Reconocida la ciudad á distinción tan honrosa, conserva más cuidadosa- 
mente estos vol. que los de laiprimitiva bibl. (creada para la ciudad en 141 B), 
que los de Donnat, Sellas y Marsaillan, y que los del abogado Tournon, fun- 
dador de una bibl. pública dotada por él en 1705. Hállase abierta la de Mé- 
Janes desde 1810, y tiene cerca de 100.000 inipr. y 1.100 mss. notables, toda- 
via más por su preciosidad que por su número. Hay, en efecto, libros inc.^ 
ediciones clásicas y curiosísimos códices todos descritos por el bibliotecario 
Sr. Rouárd en su Noticia sobre la biblioteca de Aix (Paris, 1831). La prin- 
cipal adquisición que ha tenido, dicese que es la de los mss. del último Pre- 
sidente de Saint- Vicens referentes á la Provenza. Además de sus apreciables 
vol., posee el.-establecilhiento una colección de bustos de provenzales ilustres 

Í entre otros el de Méjanes), un bello mosaico que representa la victoria de 
Teseo sobre el Minotauro, muchas urnas curiosas (una labrada en pórfido) y 
otros diversos óblelos artísticos. 

Amibus.— El edificio que ocupa la biblioteca comunal de esta ciudad cons- 
truyóse en 1823^ hallándose dividido en tres partes: la izquierda para el bi- 
bliotecario, la central para los vol., y la derecha para sala de lectura en in- 
vierno: ésta contiene una colección oe instrumentos de física que regaló á la 
ciudad el célebre químico Mr. Lapostalle, autor de un Tratado de los para- 
rayos y paragranizos con cuerdas de paja. Los libros se hallan coloc^idos 
entre las pilastras de un salón de 140 pies de longitud sobre veinte de an- 
chura, subdividido en tres secciones por unas arcadas á las que soportan 
'columnas de orden Jónico: ascienden á 1.500 mss.. y 41.000 impr.. cási todos 
de Teología, Historia y Jurisprudencia. Los más curiosos códices son un Sal- 
terio del siglo VIH, la traducción de la Historia de las Cruzadas por Gui- 
llermo de Tiro (con multitud de miniaturas), una copia del poema De Cruce 
de Raban Mauro, y una colección de miniaturas titulada Figurce Bibliorum. 
Posee también esta bibl. varios objetos arqueológicos recogidos en la ciudad 
y departamento. 



(1) Ello me ha decidido principalmente á Teriflcar esta especiallsima eicepcioo, pues 

5 trecena monslraosa una colección de breves artlcnlos al laüo de otro desproporciona- 
•méate extenso. 



- I46 — 
AUTUI«.— La bibl, publica de esta ciudad es de las menos copiosas de Pratt« 
eia, pues no pasará tal vez de 8.000 yol., pero es digna de mencionarse la 
epüeapal que parece conserva muchos impr. antiguos y algunos códices de 
los siglos XIII y XIV. 

Besanzon.-— Posee en su bibl\ publica más de 55.000 vol. (y algunos mss. 
é impr. de gran precio), el busto en mármol del «poeta Mairet (hijo de la ciu- 
dad) y los en yeso del arzobispo de Pressieny, del historiador Ghifflet/ del 
cirujano Percy, del jurisconsulto Dunod y del dibujante Devosges. El museo 
del arquitecto Páris. tiene también algunos libros cuyo número ignoro. 

Burdeos.— Es una de las más notables de Francia la bibl. púbUca de esta 
• hermosa población, f. por J. J. Bel, profesor de iá Universidad, y aumenta- 
Mla f-on donaciones de MM. Gardoz, Beaujou v Barbot, y con la reunión de 
alffunas bibl. de conventos suprimidos en 1790. Componése hoy de '420.000 
Tol., entre los cuales hay algunos mss. de precio, muchos imp. inc, y entre 
los de fecha posterior un ejemplar de los Ensayos de Montaigne con correc- 
ciones y notas marginales de mano del autor, que se han inutilizado en parte 
por querer igualar las 'márgenes del libro. 

Caen.— La bibl. pública de esta ciudad tiene 47.000 vol. 

DuoN. — ^Posee bibl. pública con 43.000 impr. y 5 6 6.000 mss., entre los 
cuales hay muchos de los siglos Xll, XIII, XIV y XV. Existe también en dicha 
ciudad un monetario de 2.400 medallas, que creo debe conservarse en la mis- 
ma bibl. 

EsTKASBURGO.-^Tiene varias bibl. esta famosa población.— la pública 
es notabilísima: compónese de tres secciones; una, f. por Santiago Sturm, que 
pertenece al Seminario protestante; otra de la ciudad, f. con la de Schoep- 
Din, y otra que contiene las conventuales v de varios establecimientos. To- 
das las secciones completan más de 130.000 impr. y gran número de mss., 
entre los cuales son de mayor interés los de autores clásicos de la edad me- 
dia. Se guarda en el establecimiento la espada del general Kleber y el pu- 
ñal de su asesino. — Cada facultad tiene su bibl^y la de Meditina se compo- 
ne de 12.000 vol. impr.— Finalmente, el Observatorio posee una colección 
de libros y antigüe^lacles. Léase para más pormenores la monografía de Es- 
trasburgo que tengo por más moderna, y que he visto anunciada en el catá- 
logo del editor Napoleón Chaix con el titulo de Eludes historiques sur la 
tfille de Strasbourg et ses enfirons. 

Grsnuble.— La bibl. de esta ciudad (compuesta de 60.000 vol.) conserva, 
entre otros estimables mss., las poesias del duque de Orleans, padre del rey 
Luis XII. 

Laom. — Tiene una bibl. muy bien ordenada, cuyo» número de impr. as- 
ciende á 50.000. Sus mss. son 500, y además posee varias cartas ó diplomas 
de los reyes de Francia que alcanzan hasta la segunda raza, asi como 3 
ó 4.000 cartas autógrafas, antigüedades, medallas y minerales del departa- 
mento de Aisne. 

Lyon.— Su bibl. es la mejor de las departamentales francesas. Data del 
año 1609 y ocupa una parte de los ediflclos del Liceo. Se compone de 90.000 
impr., 800 preciosos mss. catalogados por Delandine en, 7 vol. (1812 á 24) y 
ana colección de estampas bellísimas. — El paíacio de las Aftes^ que es de lo 
más prodigioso que hay en Lyon, posee también bibl. con más de 21.000 
vol.— En fin, acumuladas todas las publicas, cueúta la ciudad con 140.000 
impr. y 3.000 mss. 

Mans (LB).-'Esta capital tiene una bibl. de 45.000 vol. impr. y 700 mss. 

Marsella.— El edificio que ha destinado esta ciudad para bibl. pública 
es parte del que fué convento de Bernardos, cuyo primer piso ocupa en el 
ala que corre de N. S. El salón tiene 40 metros de longitud por 7 de anchu- 
ra, y una galería levantada sobre las cornisas que coronan los cuarterones 
de las ventanas, permite subir á los estantes y tablas más elevadas. Al fon- 
do se descubre el gabinete del bibliotecario, ^n el cual están reservados 
los libros de Bibliografía y de Historia literaria, asi como algunas obras que 
tienen gran número de tomo&, y entre las cuales figuran la Enciclopedia 
metódica^ la colección del Monitor, Biografias generales etc. En la antesa- 
la se ven varios armarios con vidriei'as, que encierran aquellos libros que 
DO pudieron tener fácil colocación en los estantes del salón principal, y los 



- 446 - 

máBttscritos se custodian en un gabinete especial consiniido sobre el del 
biblioteeario, cuya posición tenemos ya conocida. — El número de impr. que 
posee la bibl. es el de 49.000 poco más ó menos, y el de mss. sobre 1.300, 
aunque ha>quien da 60.000 vol. y basta 100.000 de total á la casa. 

MoNTPELLER. — Poscc en su célebre escuela de Medicina una bibl. de 
40.000 impr.. muchos de ell<^ inc. y cerca de 600 mss. griegos, latinos, árabes, 
turcos, chinos, italianos, españoles y franceses, con un gabinete de dibujos 
originales de grandes maestros. — El Mtiseo Fabre conserya más de 25.000 
vol., comprendiéndose en este ni>roero los que formaban parte déla antigua 
bibl. de la ciudad; entre otros documentos preciosos tiepe más de 400 car- 
tas, y un petit thalamus en dialecto del Languedoc que abraza desde 4208 á 
1547* y contiene muchos documentos curiosos para la historia de Francia. 

PoiTiKRs. — La bibl. pública de esta población consta de más de 50.000 
vol.: es rica en impr. y códices sobre la provincia, y tiene, entre otros, los 
manuscritos preciosos del sabio benedictino dom. Fonteneau. 

Rbims. — La bibl. de $u casa consistorial tiene unos 34 600 impr. y 1.000 
mss., pero merece citarse como poseedora del libro sobre el cual prestaban 
juramento los reyes de Francia el dia de su consagración. Compónesede dos 
partes escritas en eslavo, pero con diversos caracteres alfabéticos en cada 
una: la primera, aue es un autógrafo incompleto de San Procopio, parece^de 
los años 1010 á 1040; y la otra se halla escrita con caracteres glagoliticos. 
Según la tradición, procede este vol. del tesoro de Constantinopla, habién- 
dose extraído de la bibl, de San Jerónimo. 

RouEN. — Cuenta su bibl. publica con más de 40.000 impr. y 1.300 mss. 
Estos son de gran precio, y particularmente el Gradual de Daniel Aubonne 

S adornado con 200 miniaturas), un Misal en folio del siglo XI con viñetas 
por el cua] se han ofrecido ya 10.000 francos), y una traducción de Arlstóte- 
es ejecutada por Nicolás Oresme. 

Sbhur-en-Auxois . — Esta pequeña pero hermosa ciudad tiene una bibl. 
pública de 15.000 vol., en la que se conserva un manuscrito muy curioso 
del siglo XI, que contiene*' la vida de San Juan de Reame, fundador de 
la abadía de Hontiers-Saint-Jean en el siglo V. 

Sens.— Es digna de mención esta bibl. pública, no tanto por el número 
de >ol., que son unos 11.000, como por el de sus códices, entre los cuales 
debe citarse una crónica del siglo XIII compuesta t>ór cierto monie llamado 
Claris. — ^Antiguamente poseía el Oficio de los locos tal cual se celebraba en . 
la catedral, pero este manuscrito fué trasladado á la casa de la ciudad, en 
donde parece que se conserva actualmente: es un vol. en folio que, además 
de las oraciones que se cantaban en tan extraña función, contiene unas se- 
cuencias rimadas en alabanza del Señor: las tapas van adornadas con varias 
esculturas de marfil, que representan pasajes alusivos á aquella singular 
fiesta. 

Tolos A. — Por sernos interesante cuanto se refiere á está población tan 
visitada de españoles, hablaré de su bibl., f.. con la de San Esteban y la de 
la ciudad. Fundó aquella en 1772 el abate d'*Heliot (profesor de Teología) y 
se aumentó con libros del abate Paraman y del arzobispo Mgr. Brienne, el 
éual construyó el edificio y la hizo pública en 1775: la municipal perteneció 
primitivamente á los Jesuítas, y fué despojada de casi todas sus riquezas 
cuando la extinción de la Compañía en 1764,' acrecentóse con el gabinete 
científico de Garipiiy y con la colección de LefrancPompignan, gracias siem- 
pre á los esfuerzos del arzobispo Mgr. Brienne, quien la hizo pública desde 
1766. La supresión de conventos en 1790 no proCuró al establecimiento sino 

{)ocos vol., pero en 1825 adquirió por compra los libros de ciencias natura- 
es que hablan pertenecido á Mr. Picot de Lapeyrouse, y actualmente posee 
más de 60.000 imp. y 700 mss. En^re los impr. hay muchos del siglo XV y 
principios del XVI, algunos raros, y otros de pertenencia distinguida ó con 
notas autógrafas y firmas de-personas ilustres. Las más grandes obras pro- 
ceden de la curiosísima librería de Mr. Lefranc, pero se hallan colocadas en 
sitio poco decente y bastante incómodo.— Tolosa posee además otra biblio- 
teca, llamada de los buenos libros, y f. para la propagación de éstos en las 
clases Ínfimas de la sociedad. 

ToüES.— Su bibl. es una de las más*elegantes de Francia, y encierra 



- 147 - 

SO.OOO TOl. impr. (enire ellos la Biblia ma^antlna de 4492) y muchos ma- 
miscritos, de los cuales citaré como más pniicipales Las Horas de Carlos V, 
las déla reina Ana de Bretaia, y unos evangelios que se conservaban en 
la iglesia de San Martin, y en los cuales juraban los monarcas franceses co- 
mo abades y primeros canónigos de esta iglesia. 

Troyes. — ^Posee 55.000 impr. y 4.000 mss. 

Verdun. — Su bibl. pública tiene únicamente 15.000 yoI., pero entre ellos 
varias crónicas de los siglos IX, XI, XII y XIIL 

VsasALLES. — Asciende á 42.600 el número de vol. de esta bibl. 

ViTRT.— Debe su bibl. á Mr. Yerrea« célebre abogado del departamento de 
París, quien recaló á la población la suya en señal de gratitud por la buena 
educación que nabia reoibido del Colegio comunal. Entre sus 40.000 volú- 
menes figuran las mejores ediciones de los jurisconsultos, historiadores, 
poetas, artistas y físicos, y sobre todo una estimable colección de clásicos 
procedentes de las prensas más célebres (I). 

OI||B0tA. 

Atenas.— Disfruta de muchas bibl. segan Malte Bmn: la principal parece 
que tiene cerca de 20.000 vol. 

Corfú.— Aunque independiente esta ciudad, como que forma parte de la 
república iónica, sigo á un geóffrafo acreditado^ que la coloca entre las 
griegas, con objeto de no hacer demasiado número de pequeñas divisiones 
en estos artículos.— Posee bibl. pública, pero no me consu el total de los 
volúmenes que contiene. 



Tiene bastante número de bibl. esta nación, y asi es que causa justa ex- 
trañeza á>un escritor, el que la sola grande ciudad holandesa que no posea 
uta pública de importancia, sea precisamente RoUerdam, la patria del cele- 
bérrimo Erasmo. — De las que hay en otras poblaciones de Holanda, me pa- 
recen más importantes acuellas de aue voy á ocuparme brevemente. 

Amstsrdám. — Tiene 210.000 vol. impr. y un número crecido de mss. 

Deventbr. — ^La bibl. de su Colegio^ f. en 1597, tiene códices muy apre- 



(1) Las restantes bibl. de alguna importancia qne liay en el imperio Francés, son las 
signieiites, casi ninguna mayor ae 40.0<K) vol., aegÍDiD loe datos estadisücos qne he podido 
alcanzar: 

Ájaciü, 13.000 Tol.— ilíffiízofi, 1 .OfQO.-^Angert, ^.QOO.-^Arrá$, 36.000. -AttMiTff, 
24.000 impr. y 180 mss.— ilvon, 28.000 yúl-^Awanches, 15.000 impr. y 204 manuscri- 
tos.— ¿oyetu; 7.000 io\.—Beauvais, l.JiOÚ.—Bologne, 25.000 impr. selectos y 300 precio- 
sos mss.— Bour^, 17.000 vol. — Bour^et, 20.000. — Brcjf, 26.000 (bibl. de Marina).— 
Brieux {SanY, 24.200, procedentes sin duda de la abadía f. en los siglos Y á VI por el 
apóstol de Bretaña que dio nombre á este pueblo.— Oo¿e^, 5.0O0. —Cambray, 20.000.— 
Carpentras, 25.000 impr. y 800 msa.-^Ckahns , 20.000 yol -^ChArleville, 22.000.— C^iar- 
ires 30.000 impr. y 700 mss.— Cübattmoni^ 35.(k[)0 vol —Cherburgo, 2.500.— C/mnonf, 16.000 
aeleetos.— t'o/biar, 36 á 4O.(íG0.—Compiegne, 10.000.— 6'ofui^n»r-^otrsatt, 6.000 (aunque 
no tiene la población más que cinco mil habitantes).— Cor&et/, 4.000.— Dieppe, 4.000.— 
Dole, 3.000.— Dottoy, 30.000 impr. y 600 mss.— /)t4iM[ttergM«, 7.000.— £p<?mav, 10.000.- 
Epinal, 17.00d.-£»rciíí5, lO.OOO.-Ffltoue, 7.000.-jF>rtó Milon (La), 17.000 (sin embargo 
del reducido vecindario que tiene la Dobldiáon),— Fleche (La), 15.000.— Havre, 7.000.— 
Langre», ,30.000. -¿acá/, 25.000.-Lt}o, 21.000.— ¿<) (San) 4.500. -Lou^iw, 10.000.— 
Macón, 10.000.— Afafu (Le), 45.000 impr. y 700 msé.—Meaux , U.OOO.—Meiz, 36.000.— 
Metieres, A.im.-^Mof^belHard, Í0,000. —Mcht-de-Marsanl. ÍZ.OOO.—MouUns, 21.000.— iVan- 
ey, ^.000.— Nantes , 30.000.— iVemonrs , 2.000 (es población de tres mil setecientas al- 
mas).— iVwífí^ate/, 1.300.— Ofucr (San), 20.000. -Orleans, 27.000 selectos. -Paw. 15.000.— 
Perpihan, Ü.OOO.—PoUiers, 25.000 impr. y muchos mas.— Quintín (San), 25.000.— Bam- 
bervdlers, 10.000.— /l«mífj, 25.000.— Sa/ifw, sobre 5.000.— Sedan, (-2.500).— Va/«ifien- 
ne$, 18.000 selectos.— Vauc/t»e, 30.000.— Ke^ou/, 21.500.- Poseen también bibl. Angu- 
lema, BUñs, Bourmont, Cahors, Chambery, en Saboya, Chateaudun, Goumay^ Grasse, Lamba- 
lie (población de 4.000 almas^, Limoges, Mamers', Montauban, Moníbrisfon ,' Nimes, Quim- 
pe%. La Roche Guyon y La Rochela: Viena tenia una pública de 12.000 voU pero fué des- 
truida: las de Angulema y Nimes pasan por las mejores entre las 17 qne ne agrupado: 
Chambery dicen que et poseedora de buenos códices. 



-. I4ft - 

dables eotre sus pocos vol. (V. Z. C. v, üffenbaeh, Reism dureh 
chsen» Holland und Engl^ina. — Francfort. i75o á 54j. 

GouDA.— Es poco numerosa su bibl, municipal, pero posee mochos ma- 
nuscritos de importancia. (V. el Bibliotliecm Goudanw publicas Catalogus. 
Gouda. i766). 

Uarderwyk.— La bibl, universitaria no es muy copiosa, pero si notable 
por sus códices orientales. 

. Haya (La).— Su bibl. más importante es /n real, establecida en ^ palacio 
del monarca: recibió, sobre los que tenia, la mavor parte de los libros de 
Orante, de Dillemburgo, y hoy cuenta con 100.000 vol., muchos de ellos ma- 
nuscritos y muy preciosos. Entre éstos figura el original de la Union de 
ütrecht. (V. CaUíloffus van de bochen der nationale bibliotfi, ten kaag. 1000). 

Leyden. — Data su hermosa bibl. universitaria de los años 1575 á 1506 

desde los cuales, fué aumentada con mss. de Escaligero, Wosio y Warner y 

con las vibl. de Perizonio, Marchand y Ruhnkenio. Fundóla Guillermo I de 

Orange, y actualmente posee 65.000 impr. (muchos inc.) y sobre 14.000 ma- 

' Duscritos (entre ellos 2.000 orientales!. 

Haestright.— La bibl. municipal áe esta ciudad pasa por una de las más 
ricas de Holanda. Fundóse en 1795 con algunas de los conventos suprimi- 
dos entonces. 

ÜTRECHT.— Tiene bibl. en la Universidad, que aunque no muy numerosa, 

{^osee inc. y mss. de mérito, procedentes de los conventos suprimidos y de 
as bibl. (que recibió como agregación) deBuchelio y de Pollio. 



Posee el Reino unido muchas iñbl. públicas, y todos tos colegios tieneD 
las suyas particulares, pero éstas no se franquean á las personas que son 
extrañas á la escuela, si no obtienen permiso previo especial , y aun enton- 
ces sujetándose á ciertas prescripciones un poco rigurosas. Por ejemplo, én 
el Museo Británico se impetra licencia para leer (que no puede pasar de seis 
meses) mediante una exposición recomendada por uno de los administrado- 
res, sometida á la Junta de estos por el bibliotecario primero, y en la cual 
se debe hacer constar el nombre, domicilio, profesión y categoría del c^ue 
recurre: este no puede copiar ningún manuscrito sin autorización especial 
de los administradores del Museo, ni hacer señales en ninguna obra sin tal 
consentimiento; lo cual, por supuesto, no se extiende á impedir que se to- 
men apuntes y saquen extractos; ni tampoco á que pasen desatendidas fal- 
tas, que deberán hacerse presentes á los empleados por los lectores, pero 
que no se corregirán |5or éstos desdé^ luego. Aunque no muy fáciles, pues, 
para el público, tienen las Islas Británicas un número crecido de bibl. Paso 
á ocuparme de las más principales, no sin conceder el mérito de otras, y en 
especial de la de Armagh (Irlanda), de las dos de Chester, de las^ públicas de 
Corh y Jersey, de las dos ce Invemess (Escocia), de la pública que encierra 
la gran Academia de Kirkcudbright (Escocia), de las de Newcastel y Ncrwiek 
(también públicas) y de la espaciosa ^ elegante de la ciudad en Plimouth. 
Debo añadir, finalmente, que la generosidad pública ha fundado y dota- 
do en ^irmi^n^Aam dos ricos establecimientos de esta clase, que las ciudades 
inglesa y escocesa de North-Ghields y Cupar poseen buenas bibl., sin embarco 
de su cortísimo vecindario, y que la comisión del Colegio hebraico anunciaba 
hace quince años haber comprado por 300 libras esterlinas más de 400 vol. y 
mss. raros que hablan pertenecido al rabino Herschell, á su padre y abuelo. 

Andrés (San).— Posee una bibl. de 40.000 vol. la Universidad de esta po- 
blación, que es la más antigua de Escocia, pues fué creada en 1411 por el 
obispo Wardlaw. 

(Se continuará). 



MADRID.-Oílciaa Upográfica del Hospicio. -18C6. 



mw. a. I.* DI Juiío ni iwt. AÑO vn. 



■ •■ 



BOLETIPÍ BIBLIOliRÁFIGO ESPAÑOL 

, PIRIODIGO DE LA LIBRERÍA. IMPRENTA; GRABADO. LITOORAFIi 

BZVCüADEUNACIOII, fabricas T ALVAGENES DS papel T MCSICA. 

tmCTOI-niTOK. DOR BIOIISIO BIDllfiO. 

Todas las comanicaciones se dirigirán á nombre de D. Dionisio Hidalgo. 

Paseo del Obelisco, núm. 10, CHAMBERÍ (Madrid), 

en donde están la redacción, administradon y venta de los tomos publicados. 

Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo interior. 



Se publica el 1.** y 15 de cada meg.— Se suscribe en todas las librerías delreíoo. 
Precio: 4.0 rs. al afio en Madrid,— AA en las provincias.— W 6 60 en el extranjero y 
ÜHramar, según que haya ó no convenio postal.— Se admiten atisos y comunicados para 
el BoLETiK DK auciicios á precios económicos y conVenctonales. 

Los SsES. Mota t Plaza si bnc'arcaii db compiab t bemitii i pbotihcus todas las 

OBBAS ARimCUDAS EN EL BOLETIR T CDALBSQDIEBA OTEAS QCt SE OESBEH, CON EL ADmHTO DI 
Wñ 20 POB 100 POB BAZOR DE LOS GASTOS DE FBAEQLEO. 



PUBLICACIONES NUEVAS. 

515. Anales de la guerra de Italia, Prusiá y Austria. Colección de docu* 
mentes, correspondencias particulares, reseñas de los movimientos y batallas 
de los ejércitos beligerantes, desoripciones de Jos paises á que se vaya ex- 
tendiendo el movimiento de la guerra, biografías de los hombres ilustres asi 
civiles como'militares que con motivo de ella se distingan, relaciones histo- 
riales y detalladas de los acontecimientos más importantes. Juicios especia- 
les de los sucesos etc. Obra redactada, ordenada y coleccionada en vista de 
correspondendas particulares recibidas directamente del teatro de la guerra, 
y de la opinión de los periódios y autores más importantes, asi nacionales 
cómo extranjeros, bajo la dirección de D. Yictor Balaguer. Barcelona, 1866, 
imp. y lib. de S. Mañero, editor. Madrid, lib. de S. Martin. Entrega 1.* por 
SQscricion, en toda España. Vi real. 

Esta obra se .publica por entregas de 8 pégiaas en 4.^ mayor. Irá ilustrada con mapas, 
planos y láminas, representando batallas y trajes, y los sucesos más culminantes que acon- 
leican, y los retratos de los principes, generales, caudillos militares ó personajes políticos 
qoe figuren en la guerra. 

516. Biografía del Excmo. Sr. D. Casto Méndez Nufiez, Jefe de la Es 
cuadra Española en el Pacifico. Por tres paisanos suyos. Madrid, I866« imp 
de C.*Moliner y Compañía, libs. de Moya y Plaza y V. é Hijos de Cuesta 
En 4.*, 56 páginas con el retrato de Méndez Nuñez y dos planos, uno de la si 
tuaeion de los buques españoles, chilenos y peruanos en la acción sosteni 
da el 7 de Febrero de 1866 en el Canal de la Isla de Abtao, y otro el del 
bombardeo del Callao, posiciones tomadas de los datos oñciales. 

517. Cartilla del Guardia Civil. Redactada en la entóndés Inspección ge- 
neral del Cuerpo, y aprobada por S. M. en Real orden de ^9 de Julio de 1852. 
Madrid, 1863, imp. de C. González. En 8.*, 512 págs. con 18 modelos y estados. 

518. De la BNSEi^ANZA del piano. Consejos á los Jóvenes profesores, por 



h 



. •> * 



' • I 



*^ 450 — 



Félix le Couppey, profesor en el Conservatorio Imperial de música de París, 
Caballerode la fcegion de bonorrdo la^cden etpañoli^ de eários W, f de la 
de Leopoldo de Bélgica. Tiidueídos al español J aplicados ¿ la enseuküza 4e 
todos los ramos del ariie musical, por D. Antonio Romero, con m prólogo 
por ÍK Maaael de Mendizábal, profesor de primera cUse de piano del Real 
Conservatorio de música y declamación de Madrid, y Caballero de la Real y 
distinguida Orden española de Carlos IIl. Madrid, 4866, imp. de J M. Ducaz- 
cal. Almacén de música é instrumentos 4e A. Romero, editor. En 8.' ma- 
yor, 72 páginas. * , , ^ n 
. 519. ÜEMOSTUEHiES y Esquines. Thesis presentada á la facultad deflloso- 
fia y letras de la universidad Central, por D. Francisco Rivero y Godoy, al 
recibir el grado de doctor. Madrid, 4866, imp. de M. Hiyadeneyra. En 4. 

mayor, 66 páginas. * . . . • 

Comprenilef Estadios comparatívos cutre Demostbenes y Esqumea.— Aoálifttí crítico 

del Ditcuno de la corona del primero, y del Discurso contra Clesiphonte del segundo. 
No se ba paesto á la veola. 

520. .DicGioNAaio de la niñez.— Colección de consejos morales y nociones 
útiles y agradables para la lectura de los ióvebes y de las familias, por don 
Maximino Carrillo de Albornoz. Con licencia de la Autoridad eclesiástica. 
Madrid, 1806, imp. de J. M. Lezcanoy Roldan, calle del Sacramento, núme- 
ro 5. En 8.' fiaayor, XVI-dl8 páginas. B 

521. Disertación y análisis químico de las aguas sulfuro-salina? de la 
anteiglesia de Zaldua. Bilbao, 1865, imp. de la V. de Delmas. En 4.% iO 
páginas. 

La Diserlftcion está fechada en Ondarroa 5 do Junio de Í846. Félix Pastman. El Aná- 
lisis, en Madrid ÍA de Diciembre de 1844. Dr. D. Antonio Moreno. Dr. D. Diego Genaro 
Llelget. 
, No se vende. 

522. DoSa Leonor Plmentel. Urania en cuatro actos y en verso, original 
dé 0. Manuel Valrárcel. Representada por primera vez en el teatro de Varie- 
dades el 6 de Febrero de 1866. Madrid, 1866, imp. de J. Rodríguez, Ifbs. de 
la V. é pijos de Cuesta y Moya y Plaza. En 8.* mayor, 78 páginas. 8 

AdministraGion linco-dramálica., 

528. DuLCtes CADENAS. Comedia en tres actos y en vrrso, original de don 
Luis San Juan. Representada por primera vez en el teatro del Circo el 21 de 

'Febrero de 1866, á beneficio de la primera actriz Señorita Doña Adelaida AÍ- 
varez. Tercera «dicion. Madrid, 1866, imp. de J. Rodríguez, libs. de la V. ^ 

-Hijos.de Cuesta y Moya y Plaza. En 8.' mayor, 104 págiíias. 8 

* Esta tercera edición y la segunda, hecha en el mism* año é imprenta, no ITevah las 
' ochb páginas qae con jbI titulo El advenimiento de un poeta se incluyeron en la primera 
edición, aunque dehió pensarse en ello pncs faltan de la paginación. 
Aémioistraoion llrico-dramátlca. 

524. El bello ideal del matrimonio. Por Julio Nombela. Segunda edicioQ. 
Madrid, 18t)6t imp. de J. Peña, lib. de San Martin y casa de Jubera, editores. 
En 16.* mayor, IM42 páginas con una lámina. - tf 

525. £l cetro de flores. Colección de leyendas basadas en las obras de 
misericolrdia, escritas por Maria del Pilar Slnuós de Marco. Dedicadas á S. A. R. 
el Sermo. Sr. I^rincipe de Asturias D. Alfonso deRorbon, y publicadas con la 
probación dQ la Censura eclesiástica y de la Fiscalía de Novelas. Madrid, 1865, 
imprenta de M. Tello, libs. de López y Moya y Plaza. En 16." mayor, XVH78 

.páginas con una lámina alegórica iluminada. 8 

£sta colección constará de 14 tomo'--, y cada uno, independiente de los demás,. con- 
tendrá una leyenda. El titulo de la primera es: El Casiíllo, la Aldea y el Palacio. 

' .526. El 10 dr Abril bb 1865.-Fülleto sobre los infaustos sucesos de su 
fatal noche^porD.Di'egoMarinyVadillosyD. Francisco Damato. Madrid. 1865, 



— 151 .-. 
bojireiiu de R. Vicente, lil)^. de Bailly-BailHére y Moya y Plaza. En (.% 8t 

RigftMs. ' ' '. . ' • ' ' ■ •■'' ' : ■ i 

ivt. El libro de las familias. Norisimá mannaf pr&ctico de óoctna espa- 
ñola, fraflcesa y americana, liigiene y economía doméstica. Contiene máá de 
dos mil fórmulas de ejecución sencilla y fácil, tratados espaciales de paste- 
lería, conflteria y repostería; diversas recetas y secretos* de toéador, medi; 
cina doméstica' paira conservar la salud etcietc. Undécima edición, revistaf, 
corregida y amnentáda con la llave de la vida, con^^os para hacer siempre 
fortuna, y otras curiosidades amenas é fnstmctif as. Madrid, 1966; imprenta 
deü Norte, lib. de López, editor. Bn 8.*, Vni-598 páginas con tina l&mtna. 40 

52B. ESCALAFONES rcctlficados de los empleados de la administración 
activa y pasiva dependientes dei Ministerio de Fomento. Madrid, iB^, im* 
prenta Nacional. En 4.^ 96 páginas. ' ' 

No se mnée, 

5^. EspiarrA. Novela fantástica, por Teófilo Gautier. Traducida por Wth 
^oro de Tejada. Madrid, l8iB6;imp. de T.'F^ianet, llb. de Diiran, editor* y 
en las de Escribano y Moya y Plaza. En 8.* mayor, ItlMSS páginas. ' 14 

Biblioteca de baran. 

SíSO. La Baronesa Blanguiskof. Novela escrita en francés i^or €h. Patfl 
de Koclc. Traducida por D. Rafael Mejia. Ilustrada con una lámina grabada en 
acero. Madrid, 1866, imp. y lib. de Bailly-Bailliére, edHor. Én 8.* mayor, IV. 
S»-IO páginas. 12 

531. La famiua Germandrei Novela escrita en francés por George SaiMf. 
Traducida por D. J. F. Saenz^ de Urraca. Madrid, 1860, imp. del Centro geiM» 
ral de Administración, librerías de Moya y Plaza/ylopeí. Dos tomos en 16/ 
mayor, 176 páginas el 1 * y 2.* 8 

532 La ihitacion de Jesucristo. Traducción del P. J. E. Nieremberg. Edi- 
ción ilustrada con láminas en acero. Madrid, 1866, imp. del Banco Industrial, 
llb. de Escribano. En 52.', lV-560 páginas con 4 láminas. 10 

533. Las muchachas de trastienda. Novela de costumbres por Mr. Ch. Paul 
de Kock, traduedon de Juan Soler y S^rra. Barcelona, 1866,. inp. y llb. de 
S. Mañero, editor* Madrid, lib. de San Martia. Entregas 1/ á 8/ Precio dp 
cada una en toda España. 2 otos. 

Esta obra» con la tUoIadaf'i amor. que paia, del misma aator, constará de dos tomos 
en 4.* con láminas. 

Biblioieea pora todos.-- Véasa p4g. 99 de este tomo dal BbUtiii. , ■ 

534. Lo POSITIVO. Comedia en tres actos, tomada del franoés por D. Joaquín 
Estóbanez. Quinta edición. Madrid, 1866, imp. de J. BodHgues, librería^ de 
la V. é Hijos de Cuesta y Moya y Plaía. En 8.* mayor, 76 páginas. ' B 

La coarta edicioíi está Imptesa ea Vadrid en este mismo sAo, en h misma imprenlii 
y con igoal nfimero de páginas. ' ' ^ ' , 

Esta comedia, qae es una imita cion de la qne escribid en francés León Lava con ei 
titulo de: Le Duc Jbb, se eatrenó en Madrid» en el teatro d<rLope día Vega» A 35 de Octubre 
ds lo62« 

Adininistracion Urico-dramática. 

535. Marta la piadosa. Comedia en tres actos, en verso, del Maestro Tirso 
de Molina, refundida por D. Caiisto fioldun y Conde. Representada en el tea<* 
tro de Variedades en Enero- de 1866. Madrid, 1866, imp. de. J. ilodrigve2&, 
librerías de la V. é Hijos de Cuesta y Moya y Plaza. En 8.*" aaayor, 74 página». 8 

AdninistraeioB liiico<^ramátiea. 

$36. Pared por medio. Juguete cómico en un acto y en Verso, original 
de D. Elias Agulrre y Laviaguerre. Estrenado con gran éxito en el teatro 
de Variedades e! día 7 de Marzo de 1866. Madild, 1866. imp. de J7 RodrigM^a, 
librerias de la V. é Hijos de Cuesta y Moya y Plaza. En 8.* mayor, 26 pá- 
ginas. * 4 
Administración Hrico-drajnftUca. ... 



. 



- 15S — 

. l" **}».'• ' \ i ' 'i 

i. SS?'. 'fisÓLAMBNto del G<)ngre8o de los Diputados y ley electoral. HadrLdU 
1866, f])fp^ delrBanco Industiijal, á cargo de J. Ifemat. En 16/ mayor, IV-Í54 
l^glnap.. 

. Ño se .|ia paeeto á la ? enta. 

538. . TRATÁoa. elemental de deÚaeacioa, perspectiva y sombras, por doa 
Luis.dé Pereda y f^opez, profesor de matemáticas etc. Madrid, 1866, impren- 
ta de P. HoQlerp, librería de Hernando. En 4/ mayor, IK96 páginas con no 
Atlas ent fóHo apaisado, coa nueve láminas litografiadas. 20 

, 539. Tratado teórico y práctico de vinificación, ó arte de hacer el vino, 
jp'o^ D. Balbino Cortes y Morales» ex-Secretario del Real Consejo de Agrícul- 
tura, Industria y Comercio, miembro de varias corporaciones científicas de 
España y Filipinas etc., etc. Nueva publicación, aumentada y corregida. 
Madrid, 1866, imp. de E. CuesU, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 8.% 274 
páginas. 14 

540. .Un aumdb constitoeioiía!. Juguete cúmicp en uq acto y en prosa, 
originar de D. Masmel Itogueraa. Representado |)or primera vez en el teatro 
de Novedades dé Madrid el 23 de Octubre de 1865. Madrid, 1865, imp. áe J. 
Kodrigiiez, IHnrerías de la V. é Hijos de Cuesta, Moya y Plaza. En 8.* mayor, 
24 páginas. ' . 4 

, Admioistracion lirico^dramálica. 

'541. Veladas del invierno en torno de una mesa de labor, escritas por 
Bona Maria del Pilar Sinués de Marco. Barcelona, á866, imp. y lib. de S. Ma- 
aeroi editor. Madrid, lib. de San Martin. Entrega 1.' á 7.* Precio de cada una 
por auscricion, en toda España. ^ 2 otos* 

niblioteca para todos.— Véase pág. 151. 



VARISDAnES. 



< I 



APÉNDICE • la BiblUneeonomia de Mr, ConttanUH, eseritú por D. Eugenio 
'Bora9, individuo del Ouerpo de Arthiveroi'BibHotecario»': 

(CootrnaacioD.— Véase el nftB. 12:) 

CAUBRii>GE.^La Mbl. universUaria, principal en esta ciudad y fundada 
ea el slgld XV, tiene veildadera importancia desde que compró para ella Jor- 
re lia oé Mo<n*e (1715), á la cual se agregó un siglo después la del carnd^ 
''itz-Willi4im, adquirida de ^ste último por titulo gracioso. CodsíU de 1^0.600 
impr. (entre elios buena copia de inc.) y 2^00 mss., entre ios cuales es no- 
table el Codex cantahrigiensis, versión del N. Testamento de fines del siglo 
V. No carecen de mss. y de libros raras las bibl. particulares de los Colegios^ 
en número de diez y siete, pero sólo citaré aqui las (^ue considero conreo de 
mayor importancia. — 1.* La del Colegio Corpus Chrish^ f. por Parker, arzo- 
bispo de Cantorbery.^S."* La de Santa Catalina, f. con la de Sberlock, obispo 
de Londres, y con algunos donativos.-^o.* La del Coíemo de San Juan, agre- 
gación de las de Gunning, obispo de Ely. y del poeta Prior.— 4.* La suntuo- 
sa del Colegió de la Trinidad, que con la de Isaac Bárrow completa 40.000 
vol. (l).-*-5.<' La del Colegio de la Magdalena, en fin, que se aumentó con la 
de SoMc Pepys, (V, Kartshome. The hook-rarities in the üniversity of Ootm* 
bridge. London. ÜMd.-^Nasmith. Catalogus librorum mss, in bibL Collegii 
Cerporis Christi. Cambridge, illi.Semardet Wanley. Catálogi librorum 
msa. AngluB et Hibernice. Oxoniw 1G96-97J. 

DvBLiN.— Su bibl», establecida en la Escuela universitaria ó Colegiodela 
Trinidad, poseemásde 65.000 iropr. y 1.200 inss., entre ellos algunos de gran- 



(i) El Sr. Maihet dice que tiene la bibl hasta 3^.000 toI. 



4»ifecío.r'(BerDara y Waileiy pubUoaron el oatá^ge ^n .Oxford. 1896-97} (i), 

Oii&HAM.?-Cos3«rva en ta éatedrál piucbos inc. y gran oúínero de mapus- 
cfitQs preciosos. 

ÉDmBURGO.-^La «untuosa universidad de esta capital, euya construcción, 
duró treinta y seis años, tiene aneja una bibl. de ftO.OOO voi. (i) para uso 
exclusivo de los estudiantes de la Escuela, cuya fundación no creo se remon- 
te máa allá del año Í582, aunque hay quien la anticipe dos años. Es potable 
por lo selecto de sns obras, algunas manuscritas 6 impresas del siglo XV, y 
p¡or la colección de tesis médicas que adquirió de Beioiaro en 1770.— Más 
rica todavía es la 4s los abogados^ í. en 1683, y muy completa en obras dé 
bistorla antigua ypoesia escocesa: po^ee 150.000 impr, y 600 mss.— rinal^ 
mente, omitiendo bablar de otras seis bibl. que aún disfruta esta población» 
mencionaré /a de los iwt^rios del sello privado^ situada en el centrq de la 
ciudad y en un espacioso y alio edificio, que se compone de más de 20<00d 
Toi. indicado» en €^1 catálogo impreso desde el año 1605 al 1820 

Glasgow .---La bibl. universitqria, f. per Anderson, quien leg6 en 1796 á 
la Escuela no sólo sus libros sino su Museo y toda su fortuna, posee 40.(K)0 
▼ol.; la del Museo Huntetio, en la misma ciudad, tiene 15.000 vol. algunos 
de ellos mss. y no pocos inc. 

LivE&FOOL.— Ti.ene pn Liceo y un Ateneo con bibl. de 10.000 vol. cada 
uno de ellos. 

LóNfiAEs.— Su bibl. principal (Museo británicojy t por el Parlamento en 
1755» y conservada y dirigida por personas de posición eminente, tuvo su 
origen en los libros que formaban parte del Museo lej^adó á la nación poit 
Sir Hans Sloane, á los cuales se agregaron los inapreciables mss. qué ante- 
riormente habla regalado Sir Roberto Cotton, y que. por fortuna pudieron 
fialvarse del incendio en 1751. Ha recibido después uñ gran acrecimiento con 
los mss. de £d. Harley, conde de Oxford y de Landsdown, Bawgrave y Bicb, 
asi como con las bibl. de Westminster^ Edwards^^ Cacherode, Guiguené^^ p. 
Btumey y Ríímt^ con la gran colección dramática inglesa de GarricV y con 
oirás mucbas donaciones y adquisiciones que la han Ido enriqueciendo:. ha* 
biaré aqui brevemente de las más principales qpe hasta este siglo ha te- 
nido. Aparece como primera la de Jorge 111 (3), la cual consta^ no. sólo dé có- 
dices gne hablan pertenecido á los conventos y que compró Enrique VIII con 
intención de formar una bibl. real, sino de ot^os libros, que, adquiridos por 
los sucesores, permanecían depositados en uno de los palacios reales. La 
colección Harley consiste en 7.369 vol., muchos de antigüedad remota y al* 
irunos en lengua sajona^ que ofrecen ilustraciones de gran utilidad ,para ía 
historia de Inglaterra.-^ V. él Catalogus . Harkianm bibíioth, (Xondini. 
174M5) y el Catálogo de manuscritos (dado á luz en Londres en 17Sd« y 
después por Rob.* Nares). A la numerosa y apreciable colección de manus- 
critos que regaló sir Roberto Collón, amigo de Gamden, y oíros sabios anti- 
cuarios, pertenece el original de la Carta magna que el rey Juan signó en 
Kannimeda (i vol. fol.) y la copia de los artículos decretados anteriormente» 
que presentó al Museo en 1769 el conde de Stanhope; un G^nesi^ en carac- 
léres mayúsculos; las Actas de los Apóstoles en mayúsculas griegas, y ia 
Hamionia evangélica ó colección de £vangelíos con la primera página de 
cada uno en letras de oro, y purpurado todo el de San Mateo |f4). Za¿ colec- 
ciones de Sir Hams Sloane y de Birái constan; aquella dé 4.100 vol. recogi- 
dos en una larga vida dedicada á investigaciones constantes, y esta de.po7 
de teología^ historia, biografía y literatura. Por decreto del Parlamentó se 
compraron en 1807 los Í..Í45 vol. de mss. llamados de Lansdown, que Costa- 
ron 4.SS5* libras esterlinas, siendo dignos en ellos de particular menéion los 
papeles de Rurghiey (que abrazan li2 voÍ.,y que comprenden muchas cartas y 



(f) La Enáclofedia de derecho, art. Biblioteca^ dice qae pasa de'lOD.OOO vol.'esia grao 
bibl« 



(3) 70.000 impr. 7 3.000 oiM. 



Reunida por dicho monarca en Buckingbaiiii i^eceotada por Jorge IV y legaba por 
ésU «1 Ifiiaoo. .,. . 

(4) Sobre este libro mandó el rey Atbelslan que se jarara porlos mon^rtu inslesea. 



- Í5ÍI - 

dilcumenfos noUbíés^ y lo» ñtCiéiv y Reirriel, éite o&íijio dé PitereliorovKrii. 
y ac^aél jaez del álmirauUiZgo bajó la reina Isabel), astcomo gran ñtíftoerd de 
cartas originales bistóricas y biogr^^ficas, y no poco de documentos ^e fnCO'^ 
riésan á la beráldica. Los ^99 toI. maftmeriíós dé ílápgrave, tMUpríiáos 
én idl3, apenas tratan sino de materias dp'derechb. En l09 del Dr. Bumey^ 
adqmrídos por 13.500 Ifbraís esterlinas, figuran las estimadas y cómpletíis de 
la iliada de Homero, nna colección de obras griegas* y entre ellas unoÉ 
Evangelios de los siglos X y XII, y muébos oti;os Hbros clásicos de la mayor 
importancia. Entre los restantes del Museo deben mencionarse veinte y cua» 
(¿6 vol. de manuscritos ori^talés procedentes de cierto legado; el Codé^í 
Alexandrinus, escrito con mayúsculas á iliies' del siglo lY 6 principios del 
V (1); una colección de códices comprados á H. Uastéd y eoneomienteal con- 
de deKeni\ 57 vol. de actos públicos relativos á la bistorta y gobierno dé 
Inglaterra, q[ue abrazan desde 1105 k 1C06, y fueron reoogidos por Tomás 
de Ry^er; 64 de arcbivos parlamentarios regalados por la cámara de loé 
lores; 4^ de mss. debidos i José Bánks; 41 presentados por T. Cowper, en 
donde se contienen las decisiones de loéi comisarios que se nombraron des- 
pués del gran incendio de Londres, para proponer y llevar á cabo las dis«- 
posiciones convenientes; 47 sobre historia de Irlanda, donados por el Revé* 
rendo Jeremías Hules, decano de Eiéter; ñn úmuúHo necrológico manus* 
crito en 3i vol.; y más de 12 de cartas autógrafas^ órdenes oiiginales y catálo- 
gos de retratos qué frieron regalados por el baronnet slr Guillermo Miísgrave. 
Finalmente, no debe omitírsela Biblia que, como (a Vaticana, es uno de los ee- 
criios más antiguos que se conocen. Consta lá bibl. délMnseode 300^)00 ini* 
presos y 31.000 mss. y cartas; colección esta última la máe numerosa y 
rica de Europa, por lo menos según la opinión de aquel bibliotecatio 4.* — 
V. el Catalogué of the manuscrips in the Briíish Museum (vol 1, Ultimo 
publicado en 1B34, pues existían ya ánteá doce de la& diferentes coleceio- 
né9 que enriquecieron el Museo.— V. Brunet). También puede verse el 
Caiaíogus Hbrorum impressarum qui in M. británico adáervanPUr (ab 
H. Hellis et H. H. Saber.— Londini, -1813-18%). Existe asimismo en la 
MI. del Museo un gabinete numismático compuesto de unas 20.000 me- 
dallas. Sobre 50 bibl. máá se cuentan en L^kidres, dejando aparte las de 
menor Importancia, pero mencionaré solamente la de la Keadtimia real dedeñ» 
tías (t con los libros del duque Noríbllt, aumentada en 1715 con la de Asfon 
y últimamente con la bermosa de Bancks, especial en obras de natnralistav] 
que posee 500.000 impr, y 100 mss.; la preciosa de la Sociedad real <f. bajo 
Carlos II), la del Colegio deSion (que goza del privilegio de exigir un ejenmiar 
de cada obra que se publique en el reino!, la particular del monarca {que 
entre otros libros curiosos tiene una bella copia de la versión de los I^X 
ejecutada por una mujer llamada Tecla), la de la Sociedad de Medicina 

S compuesta de más de 30.000 vol.), la de Buckingham (que dicen es posee- 
lora de un libro manuscrito en folio, redactado por los antiguos sones de 
Persia y con cubierta de tela de oro, que ha sido valuado en más de ldO.000 
ieales), y la del Dr. D, Williams (legada por éste á los ministros protestantes 
ffgleses, y compuesta de 1.700 vol. entre ellos obras teológicas de mucho 
precio, ediciones principes y mss. muy curiosos). Tiénense también por 
oibl. de al^na importancia las del Colegio de Cirugía, Museo de Geoío- 
i^a. Sociedad de artes, de Linneo, de Horticultura jf de Ingenieros^ pero de 
casi, todas se halla privado el que no pueda conseguir un permiso especial. 
Por el contrario, no solamente se dejan leer sino que se prestan á los socios 
ó suscritores los libros de la Sociedad de anticuarios y de las Instituciones 
literaria y Rusell; esta última, poseedora de obras escritas en casi todas 
las lenguas y sumamente apreciaDles. 

Manchester.— La 6(d^muntapa¿ tiene 7.000 vol.: fundóla Huberto Ghetam, 



(1) Este célebre manascrito, qae coalieDe la yersiion bíblica de los LXX y la mit mw- 
tígua del iVtiqpo Testamento después de la ValicaDa, fué réviitiéo i Carlos I de Inglaterra 
por Cirilo üicarts, patriarca 4t Cahstímúúúfla, abrazando castro voU en folio. lYo tiene 
acentos ni pnntoacioi^ y presenta el NneTO Testainenio solamente desde el fol. 6 inp^ 26 
de dan Mateo. 



-^lu- 
ir sti cttáiófo se pnúieó por I. Kadcllffe éo 4791 .--^1 Mu» posee; adán&s 
de SQ gabinete literario, uoa bibl. de WMO vol.— «ff^ Colegio nnebo tam^ 
bien tiene una rica. 

Oxford.— Es famosa la bibl. principal de esta ciudad llamada botUeyana. 
Tuvo piincipio con unos pocos libros escondidos en los sótanos de la ijstesia 
de Santa Bfaria, pero careció de importancia basta que la engrándenlo Rícar* 
do de Bury, obispo de Durham, ffran tesorero, canciller de Inglaterra y autor 
del Philob^lien, que pasa por el más antiguo tratado bibliográfico que exis- 
te. Este bombre ilustre dio, pues, sus libros á Xstbibl. de la Universidad, y la 
dotó bacléndola pública; pero como en 4597 fué reparado el edificio por 
Tomás Bodley, el cual dejó también rentas á la bibl. pública y además la 
muy importante suya, pasa por ftindador del establecimiento, que ha tomado 
sa nombre, por más que bubiera recibido anteriormente donativos, no sólo de 
Bnry; siiyo asimismo del dugue de Glocester ó sea fiumphrey el bueno. Desde 
que se bizo pública está bibl. en 4602, ha recibido los mss. otBaroeei^ rega- 
lados por el conde Pembroke en 4(^9; las colecciones de kenehn^Diby y 
del arzobispo Laúd (el cual donó 4.300 mss. en 4639); las bibl, de Selden, 
Fairfax, Bemard y de Gough (esta última compuesta ae SÜ.OOO vol. en 1797); 
los manuscritos de Junio, d' Orville, Clarke^ Oppenheim, Masón (quien en 484t 
legó al establecimiento 4Ó libras esterlinas y una colección de papiros egip- 
cios); en fin, otras varias adquisiciones, además de uno délos tres ejempla- 
res que tiene obligación de entregar en Londres cada uno de los edüores dd 
reino unido. Esta célebre dependencia de la Universidad, posee 600.000 y 50.000 
mss. (hay quien la da 80.000), ó sea más que ninguna bibl. de Europa, si se ex- 
ceptúan la vaticanadeBama, yla Imperial de Francia. Tiene el Coaemclauáia' 
fms, ó Hechos apostólicos^ que se suponen escritos el siglo VL en Alejandría, y 
(entre otros libros raros) una traducción lemosina del fabulista Esopo, impresa 
porBarceló en Barcelona- Además se contemplan alliuna galería de cuadros, 
lina colección de vaciados en yeso sobre el antiguo, y la de mármoles de Arun- 
del. y. eXCatalogus librorumimpressorum bibl. Bodteianv in Acad. oxonieñsi 
(Oxonii, 4843-56), los Catalogue eodicum mss. qui in bibl. Bodleyana adser-, 
vantur (Oxonii, 4853-54), y Catalogue eodicum mss. qui in Colegiis aulisque 
oxoniensibus hodie asservantur (confecit H. O. Coxe.— Oxonii, 485^54) (1). 
Oepenc^en de la Universidad otras 46 bibl. y cada colegio tiene la suya 
particular, distinguiéndose entre éstas la de San Juan (por sus muchisi- 
mos inc), la de Christ-Church (que posee 30.000 preciosos vol.), y la AU- 
Souls (colegio más antiguo pero menos frecuentado que el anterior), con 50.000 
vol. (Para todas ellas puede verse el Catalogi Hbrorum mss. Anglim el Ui- 
hernia a B. Bernardet H. Wanley. Oxford. 4696-97).— Finalmente, el Obser- 
vatorio y el establecimiento Badcli/fe (profesor de medicina, que lo fundó 
^te en 4749) tienen sus bibl., y la de Kadcliffe, sita en un hermoso local, 
consta de 80.000 vol. que tratan principal, si no útiicamente, de ciencias me- 
dicas y naturales. 

ITAUA (a). 

Voy á dar una noticia de las más importantes bibl. de esta ilustrada 
nación: entre las que omito, son las más notables las de Belluno y Cesena 
(que poseen muchos y buenos mss.), la del convento de Benedictinos de Ca- 
^ tana en Sicilia, las cuatro que encierra ¿t^a (una de las cuales posee 25.000 
vol. impr.), las dos de Pistoja (cuvos vol. describe Zacharia on dos tomos 4.*, 
Turin, 4752 á 55), la áe Sassariaícon 5.600vol. al todo), la déla Vallette (que 
posee 4.000 vol., y se halla establecida en la Gran Encomienda de Malta) y 
la de Yolterra (que posee 42.000 vol.; algunos de ellos inc. y otros mss.)— 
Para los códices de fas bibl. italianas puede consultarse el Montfaucon (Bt- 
blioteca bibliothecarummss.; 2 vol. fól. París, 4759). 



^^J. '^y otros calAlogos de esta bibl., pero solamente migo necesario eirmeocionar 
mo de edwfoBespríDdps, i»^- J AWÍdm Jadoá laz en 4795, y el de códices oiieatates 
debido á J. Un ▼ A. Nicole (Oxf. 1787. 1821). 

(2) Se prescinde en este articulo, por ser de poca 6 ninguna importancia para el ob- 
jeto, de la nueva áivision «güográfica (|oe aciaalmente rige. 



— 156 — 

; í^iüLGkMO (LombardUíí.^Aj^i IHhL munie^ai, f. con djOoaUvoft 4e aldeanos 
particulares, tíene 45.000 tmpr. También el palacio de los Secco-Suaráá en 
esta ciudad se distingue por su copiosa bibl. 

BouoNiA {Estados eclésiisticoi).'^S\i bibl. universitaria 6 del Jtistituto, 
L en 1690 por el conde A. F. de Marsigly, tiene 150^000 impr. y AMO mss. 
preciosos, entre ellos los autógrafos de Marsigli; los de Aldrovandi el naiu« 
ralista (que componen 187 vol. folio) y los de Benedicto XIV (quien enrique- 
ció esta bibl. con la propia suya, trasladada de Roma en 1725« asi como oon 
varias máquinas é instrumentos descoste). Muchos códices 4e esta bibl. son 
ürientales. — Son dignas también de mencionarse en esta ciudad la biblioteca 
de benedictinos, á la cual se ban reunido no pencas de conventos suprimidos 
(entre otras la hermosa de los Agustinos de San Salvador), y la municipal, 
edificada en pl área que ocupaba la del majestuoso convento de dominicos, 
poseedora de otras selectas (algunas raras), y faciKtada al público en los días 

3ue tiene cerradas las otras bibl., obedeciendo al expreso mandato de su fun* 
ador el dominico Magnani. Esta bibl. de los dominicos poseía el manuscrito 
hebreo quizá más antiguo. que existe, y es un Pentateuco en piel que los ju- 
díos reblaron; ya como cosa antigua en 1308, al general de los dominicos 
llamado Americo. 

Bresgia {Lombardíá). -^Tom^ nombre su biblioteca municipal del funda- 
dor .Qtiirino, que fué su obispo. Posee 28.000 vol., algunos inc. y otros mss., 
entre los cuales debe citarse uno de los Evangelios, que «e remonta al si^lo 
VI ó Vil, y que, sin embargo, se conserva en bastante nuenestado.-^Tambien 
encierra el establecimiento una colección muy apreciable de grabados en 
cobre y madera. 

Cáguari (cap. de Cerdeña).'S\k bibl. municipal, f. con la particular de 
Garlos Manuel y la del conde Bogin aumentóse con vol. impr. en la real de 
Turín y con adquisiciones de Víctor Amadeo 111: contiene unos 17.000 vol. 

Gasino (Monte) (Ñapóles), —Los Archivos de este famoso convento son 
célebres por su copia de importantisimas cartas. En la bibl., que es una de 
. las más preciosas de Italia, existen muchos inc. y mss. de gran precio, iis- 
cendiendo á 18.000 el total de vol. 

Gava (La) {Ñipóles),— 'El monasterio de la Trinidad tiene en esta po- 
blación una bibl. no muy copiosa, pero notable por el gran número de sus 
inc. y mss. de precio. Conserva en sus archivos más de 75.000 pergaminos 
relativos á la edad media, y sobre todo á los lombardos. (El diploma más an- 
tiguo es del año 810.) En aquel solitario monasterio de Benedictinos escribió 
Filangieri su Ciencia de la Legislación. 

Gomo {Lombardta).—L2i bibl. muntctpaí, aunque de solos lO.OOOvol., posee 
algunos mss. antiguos notables. 

GoRTONA (G. Ikic. de Toscana).— Es rica en loe. y preciosos mss^ italia- 
nos la bibl. ae la Academia etrusca, f. en esta ciudad por Ridolfinq Ve- 
nuti, y aumentada con la del canónigo Maccari.— Tiene también la población 
otras bibl. particulares sumamente notables. 

Ferrara {Est. eclesiásticos). — La bibl. universitaria ó del Liceo de esta 
ciudad, creada en 1546 y recientemente aumentada con la del cardenal Ri- 
minaldi, es una de las más selectas de Italia: tiene 80.000 impr. y 9.000 mss. 
entre los cuales se citan algunos cantos del Orlando furioso, Jerusalen li- 
bertada y Pastor Fido, escritos de la mano de sus propios autores. Conser- 
va además esta bibl. la silla y tintero de Ariosto (hijo de la ciudad), asi como 
una bella colección de inscripciones, medallas y otros objetos arqiieológicos 
encontrados en el punto en aonde se supone que se hallaba situada la anti- 
gua ferrara. 

Florencia (cap. del G. Ducado de To^cana).— Una escalera situada en el 
claustro de la iglesia de San Lorenzo de esta ciudad, conduce á uno de los 
más importantes edificios que posee, el de la biblioteca laurentina^ comen- 
zado por Miguel Ángel y terminado por Jorge Vassari. Creóse esta blbh 
(1444) con la privada de Cosme de Méclicis (1): saqueada por el ejército fran- 
cés en 1494, fueron vendidos los restos al convento de dominicos deSanHár- 



(1) 



Los de FlorcDcia hicieron grabar sobre la puerta de ta bib.: Labor ^t^ labore. 



- 157 ~ 

eos (1496), y revendidos por éste en Roma al cardenal!, dejifédicís después 
de faal^érla Droeurado álgun aumento sus propietarios, fué devuelta por Gle" 
mente V á Florencia (i&2o) y abierta al público en 1571. Enriquecióse des- 
pués con los m¿&. de la familia Gaddi (1775), de los franciscanos de Monte* 
Sulciano (1578), del convento de SancU Croce(l766), del palacio Pitü (1772), 
el capitulo de Santa María del Flore y del convento de franciscanos li 
basco ai frati (1778)^ de la familia Strozzi y uel convento de Fiosole 
(1784), y de Moiblioteca del conde de Elci, cuyo catálogo impreso en FIq- 
rencia el.a&o 1826 da idea de la preciosidad de esta librería, rica en edicio- 
nes principes de autores griegos y latinos^ en impresiones las más antiguas 
de la Biblia en hebreo, en otras primitivas aldinás, en muchas de Dante y Pe- 
trarca etc. Los Médicis procuraron á ía bibl. laurentina muchos códices tan- 
to griegos como orientales: Cosme envió á Levante al sabio Juan Lascaris 
para arrancar algunos á la ignorancia turca, y su hijo Lorenzo mandó una 
embajada A Bajaceto para auo favoreciese el rebusco de mss. en Grecia (I). 
Los impr. de las bibl. que formaron con su reunión la laurentina retiráron- 
se desde un principio para la niagliabechiana^ de modo es que la laurentina 
posee únicamente mss:, los cuales son en número de 10.000 próximamente, 
y se- hallan prendidos á unos atriles con cadenas de hierro, según costumbre 
del siglo XVI en que quedó organizada la bibl. Sus códices más importan- 
tas son un Evangelio de San Juan, reputado por autógrafo del apóstol y de 
seguro muy antiguó, una copia en vitela del Virgilio que se remonta al si- 
glo IV y reinados de Valente ó Teodosio (y, por tanto, es una de las más an- 
tiguas que existen), dos mss. de Tácito, uno de Longues, una copia de las 
Carias de Cicerón aul^^grafa de Petrarca y el mss. original de las Trajedias 
de Yietorio de Aíti lU/ieri. Al yir^í7t'o faltan las primeras hojas, las cuales sé 
hallaron en la bibl, del Vaticano y sus palabras hállanse unidas, é indica- 
das por un punto las pausas (2). La bibl. magliabecchiana se fundó en 1714 
con los libros legac|ps por Antonio Magliabecohi, bibliotecario de Cos- 
me l\U fué aumentada posteriormente con los de Bf^rmi, Gaddi y Biscioni, 
con la mayor parte de la bibl. médico lorena del palacio Pitti, con los ms». 
de Lamí y los impr. de Fiossole, con las bibl, del hospital de Santa Marta 
la Nueva, de los Jesuitas^ tealinos, mínimos y dominicos de Monte Pul- 
ciano. Pública desde 1747, tiene 150.000 impr. (entre ello§ gran número de 
Inc.) y 1^.000 mss.— Es también sumamente notable la bibl. colocada en el 
piso principal del palacio de Lucas Pitti [opulento comerciante rival de los 
Médicis)» f. por el Gran Duque Fernando IilVque reunió en ella las dos de ]Rcr- 
wizky y Poggiale), y compuesta de unos 80.000 impr. y 1.500 mss. curiosos. 
Entre &(os conserva Cartas originales de Galilea y todas las obras publica- 
das por él en vida (con notas de su mano) en las cuales ocupan 15 vol. folio 
las cartas que se le dirigieron por algunos sabios: también posee un manus- 
crito del Tasso de 101 páginas, que contiene los primeros borradores de sus 
poesías, y algunos sonetos rehechos dos, y uno hasta cuatro veces: ñnalmente, 
guarda en seis cajas los manuscritos de Nicolás Maquiavelo, los cuales (entre 
otras cosas) contienen las instrucciones que recibió de la república, cartas ori- 
ginales que se le dirigieron, y otras que él escribió á diversos personajes. 
Valery aurma que la colección de los Elzevirs es lo más rico que se conoce en 
esta bibl., y la de mapas la más hermosa que quizá ei^ista en ningún esta- 
blecimiento de Europa.— La bibl, maruceliana debe notarse asimismo entre 
las principales de Florencia. Fundóse en 171? por el ab. Francisco Maruce- 
Ui, y tiene 80*000 impr. y centenares de mss. (entre otros los de Antonio y 
Marco Salvianf y los de Gori), además de un gabinete de estampas digno de 
mencionarse.— Finalmente, lo son la rica y bien distribuida bibl. de la Acá* 
demia de la Crusca (actualmente de la ciudad), f. en 1553 por Ric. Rómn- 
lo Ricardi (pública desde 1811), y la particular del Gran Duque: aquella 
compuesta de 25.000 impr. (algunos inc.) y 3.500 mss., y ésta poseedora 



fcl I ■ r mm^^td^m^mmámm . ■ i w i i r i 



I 

(i) Moy nataral es semejante conctacta eil qoicn aseguraba (|Qe übicameiite se creia 
feliz dentro de la ^IbL, y que la prefería á todas las ríqaezas terrenas^ 
(3} Dicese que guardan en aquella bibl. uo dedo del femoso Gatileo* 



— ASfl - 

4e 4S,0P0 impr. y ubos SOO códices.— Tales son la$ príacmales blU. dh Flo- 
rencia, pero llénenlas también é\ Museo de historia natural jf h Calma 
de los Médicis.^Vékse para las qae he mencionado el catalogad de la to«- 
reiUtna publicado por Bandini en los años 1764 A 1795; el de inc. y mss. de 
la magluttfechiana debido 4 Fossi (Florencia, 4793 á 95); el de mss. de la 
RiccardU dado á loz por J. Lamy en Liorna (1756) y el de la misma librería 
publicado en Florencia (1810) por un escritor anónimo. 

Genova {Estados sardos).— ^n rica bibl. universitaria^^ t con la reunión 
de las de ios conventos suprimidos en la Liguria, tiene 45.0M impr. y t.OOO 
mss., algunos muy antiguos, y todos descritos por Silvestre de Sacv en sus 
Investigaciones hechas m los archivos de Génora.— Posee la ciudad además 
otras tres bibl.: la de los misioneros de San Carlos (con 50.000 impr. y alga- 
nos mss.), la de San Ambrosio, (con 50.000 impr.) y la efe Berio, f. por éste y 
que contiene 15.000 vol. impr. y 1.500 mss. Hay muchas buenas de particu- 
lares que no desdeñan emplear sus caudales en esta clase de adquisiciones. 

LizAEO (San).— Esta isleta próxima á Venecia y cedida ñor el Senado de 
dicha repúblioa á los mequitanstas armenios, tiene una bibl. con 15.000 imp. 
y 1.500 muy ordenados mss. (principalmente armenios); que contienen docu- 
mentos inéditos apreciabilisimos sobre la historia de Oriente. 

Mantua {Lombar día). —Tiene en su bibl. municipal 80.000 impr. y 1.000 
mss. antiguos y modernos. 

Messina {Sicilia).— Tiene cuatro biblí, y en la antiquísima de San Salva- 
dor muchos mss. preciosos, 150 de ellos escritos en lengua griega .--{V. 
Guia de Messina. Siracusa. 1826.) 

MiL&N {cap, de Lombardía). La creación de su célebre 2^/^/. ambrosiana^ 

2ue ha presentado tantos clásicos bajo los palimpsestos á la investigación 
iligente de Angelo Maí, y gue ha tomado su nombre del santo patrono 
de la ciudad, denióse en 1604 ó 1609 al cardenal Federico Borromeo, pri- 
mo de San Carlos, el cual adquirió por compra parte de los muchos libros que 
habían pertenecido al erudito napolitano Juan Vicente*Pinelli. Fallecido este 
gran bibliófilo, y al trasladarse por mar su riquísima bibl., fué destruida en 

' parte por unos corsarios, quedando solamente unos preciosos restos que se 
apresuró el cardenal á comprar en 5.400 escudos de oro, llegando á reunir 
con ellos y los códices que agregó del convento de Bobbio unos 15,000 vol. 
mss. y 35.000 Imur. No se contentó con eso el ilustre fundador de la ML 
ambrosiana^ sino que. agregó á esta un Colegio de diez y seis sabios que 
debia dedicarse á trabajos literarios y llevar el título de doctores úc tal bu)l. 
Existen hoy dos individuos de este singular claustro, y llevan una medalla de 
oro con la inscripción singuli singula. La bibl. posee 140.000 impr. y 15.000 
mss.: entre éstos hay algunos mejicanos, una Iliada con figuras (y es uno 
de los códices más antiguos que se conservan eh pergamino), una lüstória 
de Indias (sobre papiro)» un Virgilio de Petrarca (con notas de mano de 
este poeta y algunas miniaturas), un precioso Código atlántico de Leonardo 
de Vinel, diez cartas de LucredaBorgia al cardenal Bembo (acompañadas 
de un rizo de sus cabellos), los palimpsestos de Cicerón (pro Scauro), que 
se han descubierto borrando lo escrito más recientemente, que eran los poe- 
mas de Seduliano, sacerdote del siglo VI; finalmente, las cartas de M. 
Antonio y Frontón, que se hallaron debajo de una Histmia del concilio de 
Calcedonia^ y cinco lioros de \^s Antigüedades de Josefo, traducidas al latín 
por Kufino y escritas por ambos lados (se cree que en el sig. VI, ya que no 
en el tiempo del mismo Rufino) sobre papiro de Egipto, y un fragmento de 
Juvenal en letra cursiva (excepto la n,) que tal vez se remonta hasta el si- 
glo V.— El edificio en que se halla la bibl. tiene una fachada de orden dórica, 
sencillo pero elegante, muchas salas están adornadas con magníficos cuadros 
de Luini, Leonardo de Vinci, Miguel Ángel, Alberto Durero, Andrés del Sar- 
to Ticiano, etc., objetos de historia natural, obras mecánicas y esculturas, en- 
tre estas un monumento elevado á la memoria del hábil pintor J. Bossi en el 

. cual han trabajado Cánova, Palagio Palagi,Moglia y Marches!. Posee también 
fel establecimiento entre otros objetos artísticos notables, el cartón original de 
la Escuela de Atenas pintado por el célebre Rafael en la basílica vaticana.— 
La bibl, 'pública establecida, como casi todo lo concerniente á Instrucción 
ptU)lica, en el palacio de Brera, debe su fundación á la emperatriz Marta 



T^résar. j se la agrerarmí la Mi, del firé9Ídente periu$atí, kátpúfUíu |M>r el 
Eétaée en 471(3; las de Breva y San fedek (1770), parle déla de Alberto fía- 
Uer, comprado por el OebderBO, y las del cardenal DwrM y conde Firmiani, 
pasando por último á los magniflcos salones de etla fran bibl. los libros de 
conventos saprttiidos (entfe los cnales merecen notarse los qae hablan per- 
tenecido á los Jesuítas) y varios otros legados por los particulares. No es 
por sas códices por lo qne mAs brilla el estabieeimlenuí, pero tiene gran 
número de obras de ciencias exactas, viajes é historia natural, componiendo 
^1 todo I9.D0() Impr. y 1.000 mss. 

ÜÓDENA {cap, del Duc, de Módena),^¥, la hibl, de Eiie á principios del 
siglo XVIII, y aumentada sucesivamente por los duques reinantes, tie- 
ne iOO.OOO impr. (gran número de inc.)t y 3.G60 mss. clásicos, preciosos 
también por su anti^edad y magnificas miniaturas.— -Contiguo A la bibl. 
existe un museo numismático de 36.000 medallas antiguas. 

NApoles (cap. del reino de Nápohs), — La bibl. atitigua de esta cindad 
fué ocupada por los franceses en 4495, y llevada áf Parts en donde foma 
parte úe la Imperial, La que hoy existe, rival de la del VaHcano, se halla es- 
tablecida en el Museo borbónico; comenzó con la de Palermo (que hizo tras- 
ladar á KApoles Cárlqs III); aumentóse con los mto escogidos libros de los 
lesnitas; con la mayor parte de los del principe Tarsia; con los restos de la 
antigua bibl. de San Gtovanne delta Carbonara; con las de San Martin, San 
Severíno y Sossio; con las de los conventos suprimidos en la capital y sus 
cercanías (1807), y con la hermosa colección de Melchor Deifico (4840), ri- 
quísima en inc. de precio. Tiene actualmente 2U0.000 impr. y 4.000 mss., 
un papiro de Rávena perteneciente al año 551, único monumento de carac- 
teres góticos que ha quedado en Italia; las obras de Santo Tomás de Áquino; 
la Aminta deí Tasso; la vida de los apóstoles (escrita eq el siglo X), y un 
libro de oración con miniaturas que se titula la Flora. — Más antigua que ia 
Rtal irntérior y más que ninguna otra btbi. napolitana, es la f. por el cardenal 
Francisco Braneaccio en 4675, qoe posee 70.dOO selectos Impr. y 7.000 mss. 
preciosos, principalmente relativos á la profesión militar.'~'Z«a hibl. de San 
Angele en Nilo\ situada á poca distancia del palacio Sangro, contiene más 
de40.000-vol.--^F¡nalmente, son asimismo notables, la mkl, de la ciudkd^ 
que se debe al marqués Taccone, y la im<i;er«»<aHa,€[Be consta de 40.000 vol. 
procedentes en gran parte de los conventos suprimidosc-Han enriquecido 
á Ñapóles losdescabnmiéntos de Pompeya, Hereulano y Stabbia: en la bibl. 
Real hay una sala que contiene 4. 750 rollos de papiro carbonizados en Her- 
eulano, desarrollados por el sistema del P. Antonio Piaggio, y descifrados 
en lo posible por cuatro sabios qoe los van dando álnz en lengua latina. 
Estoshanr publicado ya cuatro gruesos vol. de sus descubrimientos, que con- 
aislen sobre todo en obras de Éosofia y retórica. 

Novara (Cerdeña),'^hsí bibl. del Seminario en esta ciudad tiene 42.000 
iroi.« muchos de ellos inc. y varios otros mss. y muy antiguos, de algunos de 
los cuales da cuenta San Andrés en su Carta impresa en Parma el ano 4804. 

Padua (Reyno Véneto). — Sus tres bibl. más célebres son: la universitaria 
(í. en 4629 y rica de 70.000 impr.) (4), la del capitulo de Santa Justina 
(enriquecida con la del roatemáUco Poleni, y que cuenta cqn 52.000 impr. y 
sobre 5.000 mss.), y la del Seminario ó del Colegio {que consta de 55.000 
impr. y 8.000 mss. muy bien ordenados, asi como dé una '^colección de es- 
tampas legada por el marqués Federico Manfredi en* 4829). Repúlanse por 
antiguos y preciosos muchos de los códices que hay en las bibl. paduanas, 
cuyas obras pueden exapúiiarse en la obra de Tomasini, titulada Bibliothe^ 
cmpataffinoB niss^ publicw et privatw (Vtini, 4659). 

Palermo (cap. de Sicilia).— Vosee cinco bibl.: la del Senado (f. 47r)0)tiene 
40.ri00 VoL, y la de San Martin de la Escala (f. 4768) no encierra masque 
mss. é inc. pero de muy alto precio. 

PxKVLk(Duc. de Parma).— Sn famosa bibl. pública esi^utí\Ú2i al grupo de 
vastos edificios que componen el palacio ducal. Fundóse en 4760; hizose pú- 
blica en 4770, y fué aumentada en 4846 con la preciosa del orientalista Ao^^ 



(1) Todos sos mss. faeroa remitides á la bibl. v^nteiasv tf# Sftn MárcM, 



y eoa nlilchas de los contentos suprimidos, llegando á reanir iOD.OOO impr. 
y 4.000 mss., de qae consta al presente. Entre estos últimos desi^ellan los 
códices hebreos recogidos por el sabio Rossi, coya descripción ocnpa, tres 
vol. en 8.*" impresos en Parma (1803 á 1805). 

Pavía ^Lom^ordiaJ.-— Su bibl. universitaria^ f. en 1771 por la enu>eratriz 
Haría Teresa, y aumentada con parte de la famosa de Ualler (diridida entre 
Pavía y Milán), fué establecida iiara uso de los estudiantes, y tiene unos 
50.000 vol. impr. 

Pitusa (Est. eclesiásticos). -^liesáe 1208 disfrutó esta ciudad de una co- 
lección de libros de Jurisprudencia civil y canónica: actualmente una bibl. 
de 30.000 vol., y algunos mss. bastante apreciables. 

Pésaro (Est. eclesiisticosJ.Su bibl. municipal, f. por Olivier, el aati- 
cuario, tiene 15.000 vol., comprendiéndose en ellos lOO mss. 

Pisa (G. Duc. de Totcano) .—-Aldo Manucio regaló á esta ciudad su bibl. 
de 80.000 vol., ordenando que estuviese a))ierta para uso del público. Hoy 
consta la universitaria de unos 30.000 vcl. impr. y de 500 mss. 

Plasenciá {Duc. Parmay-Lsí bibl. de esta ciudad tiene 30.000 Impr.» nin- 
guno inc. 

RivENA (Est. eclesiásticos). -^¡x bibl. municipal fué creada por el abad 
Pedro Canetti y, con los de conventos suprimidos que se la adjudicaron 
en 1804« reúne 40.000 impr. (600 inc.) y 750 mss. Tienen también su bibl. 
el prelado y los conventos de benedictinos y jcamaldulenses: éste posee un 
apreciable museo arqueológico. 

Regojo (Duc. de Jvódena).— La bibl. de esta ciudad tiene, entre sus 50.000 
impr., gran número de inc. 

RiMiNi (Est. eclesiásticos). La bibl. municipal, f. en 1717 por Alejan- 
dro Gambalunga, posee 50.000 vol., algunos de los cuales son mss. y varios 
inc. 

Roma (cap. de los Est. eclesiásticos).— Lsl más importante bibl. de esta 
ciudad es la Vaítcana^ f. por el papa S. Hilario en Letran (485) y trasladada al 
Vaticano para mayor comodidad de los Sumos Pontífices (1417) después de 
baberse trasladado á Aviñon por Clemente V (1309) y devuelto á Roma por 
Mtrtin \, no bien éste ascendió al supremo Pontificado. San Zacarías y Gre- 
gorio el Grande enriqueciéronla notablemente, pero sobre todos Nicolás V, 
quien la buscó libjros en todas las partes del mundo, excitando á la versión 
latina de los mejores autores griegos. A él debemos la traslación de Hero- 
doto y Tucidides por L. Valla, la de Polibio por Perotto, la de Diúdoro Slcu- 
lo por Cándido, la de la Geografía de Estrábon por Guarino, la del Tratado 
de plantas de Teofraslo por Teodoro Gaza, y la de los libros de Aristóteles 
sobre los animales: aprovechándose de la imprenta que apareció en su glo- 
rioso pontificado, hizo imprimir muchos libros, y protegiendo á los literaCos 
consl¿uió que Poggio Florentino hallase á Quintiliano, y Enoch Asculano á 
N. Celio y á Apicio y Porfirio (comentador excelente de Horacio). Su pita- 
flo dice« recordando estos memorables hechos: 

■Consllio illustris, virtute illustrior omni, 
Excoluit doctos, doctior ipse vires 

Áttica Román» complura votumina llngu» 
Prodidit» en Túmulo fundite Thura sacro.» 

(Se continuar i J 



MADRIb.-Oaciat tipográfica d«l Hatp¡eio,-18C6. 



. » 

ffüM. 14. 45 DB Julio db iP*66. AÑO Vil. 



boletín BIBLIOfiRÁf ico ESPAÑOL 

PERIÓDICO DI LA LIBMRIA, IMPRENTA, GRABADO, LITOGRAFÍA. 

ENCÜADEHNACION, FABRICAS Y ALMACENES DE PAPEL T MÚSICA. 

REDICTOR-EDITOB. DOS DIOHISIO HI0ÍL6O. 

Todas las comunicaciones se dirigirán á nombre de D. Dionisio Hidalgo, 

Paseo del Obelisco, nüm. 10, CHAMBERÍ (Madrid), 

en donde están la redacción, administración y venta de los tomos publicados. 

Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo interior. 



Se pnblíca el i.* y 15 de cada mes.— Se suscribe en todas las librerías del reino. 
Precio: 40 rs. al año en Madrid.—Ai en las prot^in^tor.— 50 ó 60 en él estrai^ero y 
Otlramar-, segnn qae baya ó no convenio postal.— Sa admiten avisos y comunicados para 
el Boletín de anuncios á precios económicos y convencionales. 

Los Sbbs. Mota t Plaza se encabgan de gompbab y benitib A pbotdicias todas las 

OBRAS anunciadas EN EL BoLETIN T CDALESQUIEBA OTBAS QDE SE DESEEN, CON EL AUVENTO DE 
82ff 20 POB 100 POa BAZON DE LOS GASTOS DE FBANQUEO. 



PUBLICACIONES NUEVAS. 

« 

542. Adela y Teodoro. Cartas sobre la educación. Por Madama deGenlis. 
Nueva edición, ilustrada con ocbo láminas, aparte del texto. Madrid, 1864, 
imprenta del Banco Industrial, á cargo de J. Bernat, lib. de Escribano. Tres 
tomos en 8." mayor, 302 páginas él i.\ 320 el 2.' y 302 el 3.' 24 

543. Amar de incógnito. Historia inverosímil. Por Emilio Nieto. Ma- 
drid,. 1866, imp. de La Iberia, lib. de Duran. En 8.** mayor, 60 páginas. 2 

544. Anécdotas y cuentos militares, recopilados de diferentes obras y re- 
dactados por los Sres. J. D*W. y £. H. Madrid, 1865, imp. de La Iberia, li- 
brería de Duran. En le."* mayor, 256 páginas. 4Vi 

545. Arte de conservar la hermosura y la salud y de corregir los defec- 
tos físicos. Teoría y práttica científlca de los mejores procedimientos para 
reafzar y perfeccionar las gracias naturales impidiendo su decadencia pre- 
matura. Obra dedicada al bello sexo, extractada de varios autores y en par- 
ticular de la Enciclopedia higiénica de la hermosura, del Dr. A. Debay; pre- 
cedida de una idea general de la belleza, y seguida de un formulario de 
excelentes recetas. Barcelona, 1866, imp. y lib. de Mañero, editor. Madrid, 
librerías de Duran y San Martin. En 8.*" mayor^ 320 páginas. 12 

Se ha dado de regalo á los suscritores constantes de la Biblioteca para todoi, 

546. Compendio del catecismo de doctrina cristiana del Padre Ripalda, y 
de Historia Sagrada por el Abad Fléuri, por preguntas y respuestas para ma- 
yor facilidad de los niños. Novisima edición, aprobada. Madrid, 1865, impren- 
ta de i. M. Lezcano y Roldan, lib. de Escribano. En 8.* encartonado, 116 pá- 
ginas. 3 

547. Cuenta general del Monte de Piedad de Madrid, año de 1865. Ma- 
drid, 1866, imp. de E. Cuesta. En 4.% 34 páginas con un estado al fin. 

No se vende. 



MB. Diálogos de la pintara. Por Vicente Carancho. Segunda edición que 
se hace de este lihro, fielmente copiada de la primera que dio á la estampa 
su autor en 1633: en la que se reproducen en fac-'simile todas sus láminas: 
dirígela D. 6. Cruzada Villaamil. Madrid, 4865, imp. de M. Galiano, libre- 
rías de Moya y* Plaza, y V. é Hijos de Cuesta. En 4.* mayor, encartona- 
do, 544 páginas con 10 láminas y la portada. 100 

LoB Boscritores de El arte en Eepaña paeden adquirirla por 60 rs. 

549. El amigo de los niños, escrito por el Abate Sabatier, y traducido 
por D. Juan Enríquez. Vigésima tercera edición. Adicionada en verso y ador^ 
nada con viñetas para su completo realce. Madrid, 1865, imp. de Roldan, li- 
brería de Escribano. En 8.* encartonado, ^8 páginas. ' 3 

550. Estudios críticos sobre el estado militar de España. Por el Brigadier 
de Caballería D. Antonio López de Letopa* Madrid, 1866, imp. de Ducazcal, 
lib. de Duran. En 4.* mayor, 256 páginas. W 

554. Física experimental. Comedia oríginal en tres actos y en verso, de 
• D. Tomás Rodríguez Rubí, representada por primera vez en el teatro del Cir- 
co en la noche del ^ de Diciembre de 1865. Segunda edición. Madrid, 1865, 
imp. de J. Rodríguez, librerías de la V. é Hijos de. Cuesta y Moya y Plaza. 
En 8.* mayor, iOO páginas. 8 

AdmÍAÍstracion lirico-dramática. 

55t. Fueros de Guipúzcoa. Títulos adicionales y consideraciones, Regla- 
mentos, Sumario histórico etc. etc. Por D. Nicolás Soraluce, Cónsul de la 
República argentina en San Sebastian. Madrid, 1866, imp. del Raneo indus- 
trial y mercantil, á cargo de J. Rernat, lib. de Escribano. En 4.*, XVi-530 
páginas con un plano. 20 

553. Guia completa del viajero en Madrid, con los antecedentes, datos y 
noticias que puede necesitar el viajero, cualquiera que sea el objeto que le 
traiga á la corte. Redactada por D. G. R. E. S. Madríd, 1866, imp. de J. Peña, 
lib. de S. Martin, y Casa de Jubera, editores; Moya y Plaza, y V. é Hijos de 
Cuesta. En 8.% VI-376 páginas. 12 

554. Horas crepusculares. Colección de cantares y seguidillas.» Por Doña 
Isabel de Vlllamartin. Madrid, 1865, imp. de C. González, lib. de Escribano. 
En 16.* mayor, 122 páginas. 8 

555. La belleza eterna. Estudio estético, filosófico y médico. Por A. Ray- 
naud. Segunda edición. Pinto, 1866, imp. de G. Alhambra. Madrid^ lib. de 
Duran. En 16.* mayor, 94 páginas. 2 

556. La casa de Campo (segunda parte). Juguete cómico en un acto, en 
prosa y verso, oríginal de D. José Sánchez Albarran. estrenado con extraor- 
dinario aplauso en el teatro principal de Granada en Febrero de 1866. Ha- 
dríd, 1866, imp. de J. Rodríguez, librerías de la V. é Hijos de Cuesta y 
Moya y Plaza. En 8.* mayor, 36 páginas. 4 

Administraeiott Uríco^ramática. 

557. La familia. Comedia oríginal, en tres actos y en verso, áed, Tomás 
Rodríguez Rubí. Estrenada en el teatro del Circo el 41 de Abril de 1866, á 
beneficio de la prímera actriz Doña Matilde Diez.- Segunda edición. Ma- 
dríd, 1866. imp. de J. Rodríguez, libs. de la V. é Hijos de Cuesta y Moya y 
Plaza. En 8.* mayor, 100 páginas. " 8 

Administración Urieo-dnmátiea. 

558. Las castellanas de Rosellon, 6 el Quercy en el Siglo XVI. Por Mda. 
Eugenia de la Rochere. Traducida de la sexta edición por J. R. Con aproba- 
ción de la antorídad eclesiástica. Rarcelona, 1865, imp. de Magriná y Subi- 
rán», lib. de la V. é HQo de Subirana. Madríd, V. é Hijos de Cuesta. En 8/ 
mayor, 288 páginas con una lámina y frontispicio en acero. 9 

Biblioteca escogida de la Javentud. Tomo XXII. 
Véase pág. 71 de este tomo del Boletín. 

Sn. NAiftAGoins hiatórtcas, sacadas de los mejores hablistas castella- 



■- léa- 
nos. I^orí). ioséGonzalez^ de tejada. Madrid/;, 4866, imp. Nacional^ lib. de 
la V. é Hijos de Cuesta. En 8.** mayor, 228 páginas. . 8 

560. Nuevo devocionario ó ejercicio cotidiano. Contiene oraciones para la 
mañana, confesar y comulgar, sacrificio de la misa, trisagio de la Santísima 
Trinidad, viacrucis etc. y otros ejercicios piadosos. Madrid, 1865, imp. de 
Roldan, lib. de Escribano. Ettl6.%pasta,'XX-^págs. con algunos grabados. 2 

561. P. DB Guzmah.— Ernesto Rosi.— Apuntes biográficos. Madrid, 1866, 
imi^renta del Centro general de Administración, lib. de Moya y Plaza. 
En 8.*, 34 páginas y un estado al fin. . I 

562. Ramón de Campoamor, de la Real Academia Española.— Doloras y ' 
cantares. Novena edición aumentada. Madrid, 4866, imp. de M. Rivadeney- 
ra, lib. de Duran, editor, y en las de, López, Escribano y Moya y Plaza. 
En 8.' mayor, IV.X-434 páginas. 46 

UeTa na prólogo de D. Tentara ' Raiz aguilera. 
Biblioteca de^Doran. 

565. Roma. Por el estudiante del bombre. Contiene también e^a' carrtfl 
una ligera digresión sobre cada uno de los pneblbs importantes que ella, y 
nn consejo ápas madres de familia. Madrid, 1866, imp^. Europea, lib. de Du- 
ran. En 8.'' mayor, 64 páginas. ^ 4 

564. Una pamiua africana, ó la esclava convertida; imitación dié Glatz. 
Traducida de la sétima edición francesa, por J. R. Con aprobación de ía 
atitoridad eclesiástica. Barcelona, 1865, imp. de MagriñáyStibfíana.Mafdñd, 
Hb. de la V. é Hijos de Cuesta . En 12.% 138 páginas con 2 láminas. 4 

Biblioteea económica de la Infancia. Tomo IV. 
• Véase pág. 86 de este tomo del Boletiit. . 

Libro Catakm. ' 

565. Las Ametllas de Arenys. Comedia en tfn ácte^ origirtal y én véi'9, 
per D. Joseph Maria Amau. Estregada ob aplauso en lo teatro de) P^adó 
Cátala la nit del 13 de Jnny de 1866. Barcelona, 1864, imp. de la V. é Hijos 
de Gaspar. Madrid, lib. de Duran. En 8.* mayor, 40 páginas. 4 

Periódicos, 

566. El Globo ilustrado. Se publica en Madrid desde el 15 de Julio en 
los dias 15 y 50 de cada mes en cuadernos de 1& páginas en folio mayor, de 
las que ocbo son de texto, á tres columnas, y las otras ocho impresas en 
París, de grabados. Madrid, imp. del Banco Industrial y Mercantil, costani- 
lla de Sta. Teresa, ntím« 3, en donde está la Adn^inistracion; y libs. de Moya y 
Plaza, Duran y V. é Hijos de Cuesta. Precio: En Madrid. Por un mes, 4 rea- 
les; por un año, 40. En Provincias: Por tres meses, 18.. Por un año, 60. Ep 
París y el extranjero: por un año, 2(Kfrancos. En Ultrainar: por un año, 4 pe- 
sos. En América: por id., 5. 

567. El PBmóDico. ilustrado. Se publica en Madrid desde 1.* de Marzo 
de 1865 todas las semanas en un pliego en folio mayor á tres columnas, 
de ocbo páginas, cnatro de articules y poesías escogidas, y cuatro de graba- 
dos españoles y extranjeros, la mayor parte de actualidad. Madrid, imprenta 
de Labajost Redacción y Administración, Pasaje d& Matheu , 6, tienda . Pre- 
cio. En Madrid, por seis meses, 12 rs. En provincias, por id., 14. En Ultra- 
mar, por id.^ 50. Por un año, 80. 

Las colecciones de 1865 se venden en Madrid á los suscritores á i8 rs. y eo provin- 
cias i 23. A los no suscritores, 22 y 28 respectivamente. 

Litografías.* 

568. Nuevo cuadro' de medidas, pesas y monedas. (Madrid, 1866.) Uto- 
gMÁa^dié faú^e, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. Én folio apaisado. 4 



«. 164 — 

S69. Plano de Madrid (Madrid, i866). Litografía de |N. González, lib. de 
U V. é Hijos de Cuesta. En folio mayor apaisado. i4 

0BEÁ8 DE LOS SIGLOS IVII T IVIIl. 

(En la Administración de este Bolrin.) 

57Ü. DIÁLOGOS sobre la utilidad de las medallas antiguas. Principal- 
mente por la conexión que tienen con los Poetas Griegos y Latinos. Obra 
. escriu en inglés por el Caballero Joseph Addísson, y traducida al Castellano 
con unas breves notas y correcciones, por D. Pedro Alonso. 0-Crouley, te- 
niente quadrillero mayor de la santa Real^Hermandad vieja de Toledo, socio 
de mérito y literato de la Real sociedad Bascongada, y miembro correspon- 
diente de la de Antiquarios de Edimburgo etc. etc. etc. Al fin va la Descrip- 
ción del Museo del Traductor. Con las licencias necesarias. Madrid, 1795, im- 
prenta de P. Barco López. En 4.°, pergamino, Xll-50a páginas con 51 lámi- 
nas que comprenden 01 medallas grabadas en cobre. 50 

Las láminas están cnlre las páginas 1C8 y 169, precediendo á este úUima una porU- 
da con este Ululo. «Musaji 0-croulinnei compctidiaiia descriplis.ó Catálogo de las meda- 
>llas, camafeos, momimcnlos anliguos ele. de D. Pedro Alonso 0-Crouley, Teniente 
•quadrillero Madrid, 1794, imp. de P. Barco López.» 

571. DISCURSO métr)co-ascélico, sobre la inscripción Psalle et Sile, que 
está gravada en la verja del clero de la Santa iglesia de Toledo, primada de 
las Españas; obra que compuso el superior numen del eruditísimo Don Pedro 
Calderón de la Bar^a, Cavallero del orden de Santiago, y Capellán de Honor 
de S. M. y de los Señores Reyes nuevos de dicha Santa Iglesia. Sácale á luz 
D. Antonio' Fernandez de Azebedo, Escudero de la Reyna nuestra Señora. 
Quien le dedica al Serenissimo Señor Don Luis deBorbon, Infante de España. 
Cardenal Diácono de la Santa Iglesia Romana, Arzobispo de Toledo, 'etc. 
Con licencia. Madrid, 1741, imp. de L. F. Mojados. En 4.' rústica, XVM6 

páginas. ^ 

572. DISSERT ACIÓN apologética de la legitimidad de los capitulares de 

San Gregorio Magno á Juan Defensor, sobre la deposición de dos obispos de 
España. Compuesta por Don Pedro de Castro, Cqlegial en el Mayor de San Cle- 
mente de Bolonia. Con licencia del lllmo. Sr. Rector y Colegio. Madrid. 1755, 
Imp. de los Herederos de A* de Gordejuela. En 4.* rústica, Xll-94 páginas. 10 

573. DISERTACIÓN sobre las virtudes maravillosas y uso de la planta lla- 
mada Carqueixa, conocida en Galicia por este nombre, y en. otras provin- 
cias del Reino, por una voz análoga á la misma pronunciación. Escribióla el 
Rmo. P. M. Fr. Martin Sarmiento, del orden de San Benito en el año de 1749. 
Pjiblicala para beneftpio común un amante de la humanidad. Madrid, 1786, 
imp. de H. Santos. En 4.* rústica, VHI-XXYl páginas. 6 

574. EL MEDICO de si mismo. Modo práctico de curar toda dolencia con 
el vario y admirable uso de el agua. Dispuesto por el Doctor Don Joseph Ig- 
nacio Carballo de Castro, de la Real Academia Matritense, y Médico Titular 
de la antigua Villa de Ajofrin. Quien lo dedica al Ecmo. Señor Conde-Duque 
de Luna, Duque de Villahermosa. Pamplona, 1754, imp. de los Herederos de 
Martínez. En 4.'' rústica, XVl-96 páginas. 10 

575 . EXPLICACIÓN de la bula de la Santa Cruzada, que para la mayor 
commodidad de los Reverendos Parrocbos, en la instrucción de sus Feligre- 
ses, acerca del saludable uso de ^us gracias, y Privilegios, y para utilidad 
de todos los fieles, manda dar á luz el lllmo. Sr. Comissario General de la 
misma Sanu Cruzada. Madrid, 1757, imp. délos Herederos de F. del Hierro. 
En 4.* rústica, Ii-15^ páginas. 6 

576. LA SABIDURÍA del siglo convencida de necedad, ó elogio de un sabio 



— 165 — 

en lo mismo qne ignoró.'Dixolo en la Real Capilla de San Gerónimo de la Uní- 
versldad de Salamanca el día 15 de Julio de 4777, en honra del difunto 
doctor D. Francisco Lorenzo Agudo de Pedraza, de su gremio, y claustro, 
Gathedratico de Prima Jubilado, y Decano de la facultad de Leyes, el RR. P. 
M. Fr. Joseph Marín, Franciscano. Lector Jubilado, doctor y Gathedratico 
de Vísperas de Theologia de la misma Universidad. Dale á luz D. Manuel Calvo 
de Tragazete y Peñas Caballero Ventiquatro, y Regidor de esta ciudad quien á 
su nombre y el de su Consorte Doña María Teresa Agudo; Doña Manuela 
Ruano Viuda del difunto; y su sobrino Don Francisco Agudo y Castrejon, 
Prebendado de Caracas le dedica al limo. Señor Doctor D. Felipe Santos Do- 
mínguez, del Consejo y Cámara de su Magestad en el Real, y Supremo de las 
indias. Salamanca (1777), imp. de^la Santa Cruz, por D. Casero. En 4.* rús- 
tica, XL-48 páginas. . ^ 10 

Véase pág. 141, tomo V de este Bolktih. 

577. LIBRO del parto humano, en el qval se contienen remedios muy Vti* 
les y Vsuales para el parto dificultoso de las mugeres, con otros muchos se- 
cretos á ello pertenecientes, y á las enfermedades de los niños. Compvesto^ 
por el Doctor Francisco Nuñez« doctor preeminente por la Vniversidadjde Al-' 
cala. En Madrid, en la Imprenta Real, por Tomás lúnta, Imi)resor del R. N. S. 
Año M. DCXXI, A costa de luán Antonio Tauano. Lib. de Rodríguez. En 8.* 
pasta. IV-96 hojas con una viñeta en cobre en la portada y 18 grabadps pe- 
queños en madera, intercalados en el texto. 40 

Nicolás Antonio no conoció esta edición; solo menciona la de Zaragoza 
de 1658, en 8.", en la imp. de Pedro Vcrges.' 

578. LOS ERUDITOS á la violeta, 6 curso completo de todas las ciencias, 
dividido en siete lecciones para los siete días de la semana, con el Suple- 
mento de este. Compuesto por Don Josef Vázquez, quien lo publica en obse- 
quio de los que pretenden saber mucho estudiando poco. Y una junta que 
en casa de D. Santos Celís tuvieron cierfos Eruditos á la Violeta: y parecer 
que sobre dicho papel ha dado el mismo á D. Manuel Noriega' habiéndosele 
este pedido con las mayores instancias desde Sevilla. Con licencia. Barcelona 
(1781), imp. de la V. Piferrer. En 4.** pasta, 156 páginas. . 20 

Eo este precio se comprenden: Ocios de mi juveníud, y OpUea del Corleo, que van 
encaadernados en el mismo tomo y se anuncian en sns respcciÍYos lugares. 

579. , OCIOS de mi juventud, ó poesías líricas de D. Josef\azquez: En con- 
tinuación de los Eruditos á la Violeta. Con licencia. Rarcelona (1787), im- 
prenta de la V. Piferrcr. En 4."* pasta, VI-98 páginas. iO 

Véase: Los Eruditos á la Violeta. 

580. ÓPTICA del Cortejo. Espejo claro en que con demostraciones prac* 
ticas del entendimiento se manifiesta lo insubstancial de semejante empleo. 
Ocios políticos de Don Joseph Cad^lso^ Coronel y Comandante que fué de 
escuadrón' del Regimiento de Caballería de fiorbon, y Caballero* del Abito 
de Santiago. Autor que fué de los Eruditos á la Violeta. Barcelona, 1790« 
Imp. de la V. Piferrer. En 4.% VlII-64 páginas. 20 

Véase: Los Ernditos á la Violeta. 

581. RAZÓN de entrar en Portugal las tropas españolas, como amigas, y 
sin-razon de 'recibirlas como enemigas: manifiesto, reducido á las memorias, 
presentadas de parte á parte. De orden del Rey Nuestro Señor. Madrid, 1762,. « 
imp. de la fíacetn. En 4.** rústica, LXXll páginas. 6 

582. REPAROS qne se han hechocontra labuena conducta, y govierno ci- 
vil de los treinta pueblos de indios guaranis, que están á cargo de la compa- 
ñía de Jesús del Paraguay; y los deshace^ con la verdad, que.sencíUamentet 
expone de dicho Govierno el Padre Juan Joseph Rico, Procurador Geperal de 



la misma Compañía, y Prgyiocia (|el Paraguay ^n e»U corte. (Siopuoto* 9ñQ 
ni imprenta.} En 4'* ^stíca,. 36 páginas. ' 4 

Debió imprímirse en Madrid, ¿ mediados del siglo pasado. 

583. SENTENCIAS ^rias, sacadas de los Proplietas, y dalos libros de la 
Sagrada Escritura para entrar predicando por las calles, con Crncifixo en ínano» 
en los pueblos adonde se va á Hission: y para la noche enqueseha de hacer 
el acto dé Contrición por las calles. Las quales iranios predicadores derraman- 
do con oportunidad, y las que mejor les armen, ó tengan por mas convenien- 
tes. Pueden también servir paralaprocession de penitencia, las que inclinaren 
á lo mas tierno y afectuoso. Dispónense por el abecedario en quatro partes, y 
á cada una se' añaden varias Saetillas, y comminaciones, con un Acto de Con- 
trición para quando se recogiere el auditorio, y concurso en alguna plasa, 
ó templo, ó para cuando se acavasse. Dalas á luz el M. R. P. Pedro Calata- 
yud, de la Compañía de Jesús, Maestro de Sagrada Theologia, y Missionero 
Apostólico. Y las dedica al Ángel de su Guarda. Con licencia del Ordinario. 
Murcia, i734, imp. de J. Díaz Cayuelas. En 4.** rústica, 46 páginas. 4 

584^ SERMÓN panegirico de las veinte y quatro Santísimas formas incor- 
ruptas, que por donación magnifica de nuestro catolice monarca Carlos IIU 
'que Dios guarde, Se veneran en el Altar mayor de la Santa Iglesia Magistral 
dje S. Justo, y Pastor de la ciudad de Alcalá de Henares, en su fiesta anual 
domingo quinto dSspues de Pascua de Resurrección día cinco de Mayo de es- 
te año. Predicado por el P. Fr. Joseph de Madrid, del orden CaUado de La 
Santísima Trinidad, Redención de Cautivos, Lector jubilado en Sagrada Teo- 
Ijógia en su Colegio de «dicha ciudad. Le dá á luz D. Manuel Antonio Mendio- 
roz Zaterain, Gentilhombre de la Excelentísima Señora Marquesa de Montéale- 
gre, Qopdesa de Ofiate, Duquesa de Naxera, etc. etc. Dama de la Princesa nues- 
tra Señora : y le dedica á la Excelentísima Señora Doña María Isidra Quin- 
tina de tiuzman, y la Cerda, muy amada hija de su Excelencia. Con las licen- 
cias necesarias. Madrid, 1782, imprenta de J. Ibarra. En 4.° rústica, X-62 ¡lá- 
minas. . 4 

58$. TRATADO de alianza ofensiva y defensiva entre el Rey Nuestro Se- 
ñor y lá República Francesa, concluido y firmado en S. Ildefonso á 18 de 
j^gosto de 1796. De orden del Rey. Madrid, i796. Imprenta Real. En 4."* rús- 
' tica, 34 páginas. 4 



ViRIEDADES. 

APÉNDICE i la Bíblioteconomia de Mr. Constantiu, escrito por D. Eugenio 
Borao, indipidup del Cuerpo de Archiveros-Bibliotecarios, 

.(Continuación.— Véase el nnm. i3.) 

La dispersión de los griegos cuando los turcos se apoderaron dé Gonstan- 
tlBdpla, permitió á este papa la adquisición demuchos y preciosos mss. grie- 
gos y hebreos que llevaban los emigrados consigo , y gracias á esto v á las 
traducciones (sobre todo de SS. PP. griegos) que, como hemos dicho, pro- 
tegía, llegó á reunir para el Vaticano hasU 3.000 mss. en 1447. Sixto IV 
(1471-1484) procuró también engrandecer la librería buscando libros por to- 
das partes 

«De libri antichi anco mi puoi proporre 

n numer grande che per ¡mblico uso 

Sisto da tutto 11 mondo fe racorre.» (1) 



m J^fiQfiq. ^tíre. También UonXJ.i^iZ'ih'íSí), «nmeptó algo U bibl. dkl Vatiea^Q, 



Sixto V (158((-iB90) reyUQjró el edificio, nalu^do poi* el cardenal de 
Borbon en io27, y construyó el actual según los dibujos de Domingo Fonta- 
na (partiendo en dos secciones el Bramante) é hizo también público el esta- 
blecimiento (desde 1588) agregando una preciosa imprenta para la reproduc- 
ción correcta de los libros sagrados. Por último, vinieron á formar parte de 
la VaticafMlaiS bibi. del duque de Urbino (1608), palatina 6 de Heidelberg 

Í saqueada en 46^ por el conde de Tillv, agregándose en 1623 sus ms9. á los 
leí Vaticano)^ de Cristina de Suecia (compuesta de 1.900 vol. y adquirida 
en 1680), oriental (f. uor Clemente XI (i) en 17i5), del marqués de Capponi 

Ímeraniente italiana ^) y consejmida en 1747), de Ottoboni (lograda por 
lenedicto UV en 1749; (3) y de Ghiaramonti (perteneciente al cardenal Pe- 
lada y adquirida por Pío tu). Prolija seria la completa enumeración de las 
riquezas que contiene el establecimiento, y asi presentaré de ellas únicamen- 
te ligeras muestras, pero despu^^ de bacer una deicripcion del edificio, ifue 
bien merece tal honor por su magnificencia digna de los tesoros que encier- 
ra. Pasada la puerta exterior, penetrase en un salón adornado con retratos 
de los cardenale8-bU)liotecarios y ocupado por siete intérpretes (dos de len- 
gua latina, dos de griega, dos de hebrea y siriaca y uno de árabe) sostenidos 
todos por cuenta del Estado para servicio de la bibl. Por dicha sala se eAtra 
en otra de 216 pies longitud, 49 latitud y 28 altura, edificada por Sixto V, v 
dividida en dos naves por medio de siete pilastras, junto á fas cuales, y á 
las paredes, están los armarios que soportan algunos vasos de los llamados 
etruscos ó sea italo-griegos: á la derecha de la puerta se ve un hermosísimo 
cuadro al óleo de Esciplon Gaetano, que representa á Fontana en el acto de 
presentar el plano de la bibl. á Sixto V, y por todo el salón hay repartidas 

Kinturas de los mejores artistas de la época, como son Antonio Viviani, Pa- 
lo Baglione, Ventura Salimbeni, Pablo Guidotti, Páris Nosari,, César Neb- 
bia* Jerónimo Nanni y otros. Tales pinturas representan la fundación de las 

Srincipales bibl. antiguas, los concilios generales, los primeros inventores 
e alfabetos, y en la parte superior, vistas de los edificios que se han debido 
á Sixto V; y por último, sobre las arcadas que dividen este salón se han co- 
locado recientemente dos magníficos vasos italo-^riegos, de Ips cuales, el uno 
representa la apoteosis de Triptolemo, y el otro a Aqulles y Ayax Jugando á 
los dados: en medio se ve el gran vaso de porcelana enviado por Carlos X 
de Francia á León XII, v los candelabros regalados por Napoleón I á Pió Vil. 
Todo ello quita á la bibl. su aspecto de tal, pero hermosea un sitio que, si 
no, seria demasiado severo, y mezclando*lo útil con lo dulce, presenta sin 
disonancia conjunta y armónicamente todos los productos de la inteligen- 
cia, asi en las ciencias como en las artes.— Al pasar á otra sala desde esta que 
acabo ()e describir, llama la atención un calendario ruso pintado sobre la 
madera del poste que se encuentra juntp á la grada, y un sarcófago an- 
tiguo al otro lado , del cual se extrajo un paño de amianto que todavía 
se conserva, como asimismo una columna de alabastro oriental con estrias 
espirales, encontrada cerca de San Ensebio. Siguen dos galerías paralelas 
que dan juntas una extensión de 400 pasos, y encierran armarios de mss. 

3ue pertenecieron á las bibl. del Elector paMino, de los Urbino, de Cristina^ 
e Capponi y de Ottoboni, que son cinco de las seis colecciones en que se con- 
si()era dividida toda la bibl., hallándose la restante, que es la primitiva que tu* 
v¿ el Vaticano, en la gran sala, cuya descripción acaba de hacerse. La galería 
de la izquierda está dividida en seis salas: en el fondo de la tercera se ven 
dos estatuas sentadas, de mármol, que representan la una á San Hipólito, obis* 
po de Porto, y la otra á Aristides de Smirna; notándose el célebre calenda- 
rio pascual en la silla de la primera de aquellas figuras, encontrada en las 
catacumbas de San Lorenzo. Estas dos estatuas se nails^n á la entrada de la 
parte de galería que encierra el museo sagrado, ó sea una colección de utensi^ 



(1) Con 2.000 Tol.~y. Bibtíúteea orientaHt CkmetUimhYatkana por ABsemani. 4 toI, 
fol. (Rome. 1719-1728). 

(2} Catalofio delta Ubr. Cafponi ó tea de libri tla/iont del fu Mareheie Aleteafidro GreM^ 
fio ^oppoíd, eoñ aiMiaíloni in dherti htogki, Roma, 1747. 

(3) Comp^oeM de 3.300 mis. 



— léa- 
nos, pinturas y otros objetos de los antiguos cristianos, hallados en las ca- 
tacumbas, (os cuales formaban gran parte del museo Vettori, y bacen más 
respetable ese depósito de cuanto ha producido de grande el ingenio del 
hombre: en la bóveda figuran la Iglesia y la Religión, pinturas de Esteban 
Pdzzi, y en las paredes se han incrustado muchos bajo relieves que. adorna- 
ban los sarcófagos de los primitivos cristianos. — A continuación de éste cor- 
redor, hay una sala, llamada de los papiros, por que contiene muchos escri- 
tos del siglo VI sobre dicha materia: tiene incrustaciones de bellos mármo- 
les, y frescos de Rafael Mengs, el cual representó á San Pedro y Moisés sen- 
tados sobre la puerta de entrada, y en la bóveda á la Historia escribiendo 
sobre la espalda del tiempo, entre un Genio de un lado y la Fama con Janodel 
otro. Desde alli se pasa á un muy espacioso salón, en donde se hallan los 
vol.. impr. conservados en elegantísimos armarios (asi como una buena co- 
lección de cuadros antiguos); y desde él al de medallas y á muchas otras 
salas, todas ya con vol. impr. Al volver hacia la de papifos se entra por 
la izquierda en un lindo gabinete, con la bóveda pintada por Guido, que 
encierra, por orden de Pió Vil, la rica colección de estampas reunida por 
Pío VI, y en la cual se encuentran obras artísticas de grande rareza y esti- 
ma. Junto á este gabinete hay otro, en donde Pío VII hizo colocar unas mar- 
cas sobre ladrillos antíguos, encontradas entre las ruinas, y legadas á la blbl. 
por su poseedor Mr. Maríni. — La galería que hay á la derecha del salón de 
Dibl. divídese del mismo modo en qiuchas salas, con armarios y pinturas re- 
lativas ii los pontíficados de Pablo V, Pió VI y Pío VII, notándose antes de 
Senetrar en la última un par de columnas de pórfido, sobre las cuales hay 
os figuras de emperadores groseramente esculpidas en bajo relieve. Final- 
mente, al extremo de la galería se encuentra el museo de camafeos y anti- 
güedades profanas (casi todas en bronce) adornado con incrustaciones de 
mármoles preciosos: la puerta del fondo corresponde ya á la parte inferior 
de la escalera principal, que conduce al museo de C/ii^ramonh'.— Hecha esta 
descripción del edificio, pasaré á ocuparme de las riquezas que encierra la 
bihl. del Vaticano. Sus vol. impr. üscienden á 400.000, y los códices á 50.000: 
de éstos hay 5.000 griegos, 46.000 latínos é italianos y 3.000 orientales: véa- 
se armenios, egipcios, frijios, fenicios, indios, godos, turcos, germanos y 
otros muchos, adquiridos en virtud de ios premios que ofrecían los pontífi- 
ces á todo el que presentase alguna obra nueva de utilidad, pudiéndose ase- 
furar que sobrepuja á las demás bibl. de Italia en cuanto á mss. é Inc., si 
ien no podemos conocerlos completamente porhaberse quemado casi toda la 
edición del Catálogo que comenzó á darse á luz en 4756, y haberse ya re- 
nunciado á su contínuacion y perfeccionamiento. Gomo más notables códices 
he visto citados: 4.* fn Terencio del sig. VIII que, con el Virgilio (4), tam- 
bién existente en la bibl. del Vaticano, pasa por uno de los escritos más an- 
tiguos en pergamino de fecha secura: ir Los únicos textos de la versión Si- 
riaca del ríuevo Testamento en el dialecto que parece se hablaba en Je^usalen 
(sig. IV): S."* La magnifica bibl. latina de los duques de ürbino: 4.** El rolh 
mutilaao (de 32 pies de alto) con parte de la Historia de Josué, y pinturas 
adaptadas al texto, las Rimas de Petrarca, la Divina Comedia, el breviario de 
Matias Corvino, la correspondencia amorosa de Enrique VIII de Inglaterra 
con Ana Bolena, y un borrador de los tres primeros cantos de taJerusalen, 
compuestos por el Tasso á la edad de diez y nueve años: posee también gran- 
de copia de mss. orientales y algunos de Ariosto, siendo sabido que Mai en- 
contró en esta bibl. magnifica la perdida república de Cicerón. 

Las demás bibl. de Roma son también muy notables: la Casannatense ó de 
la Minerva es la más rica en impr., asi como la Vaticana en mss.— Fundóla, 
con una renta considerable, el Cardenal Jerónimo Casannata, cuya estatua, 
obra de Legros, se ostenta en el edificio; el cual np es otro que el aue ocupan 
los dominicos de Santa Maria, sobre el mismo solar del templo de Minerva 
debido á Pompeyo. Adquiriéronla en legado los dominicos el año 4700, y la 
han hecho más accesible al público que ninguna otra romana: tiene 420.000 



(4) Eo este Virgilio no hiy separación de palabras, y en alganas páginas se ven pno- 
toe. ' 



— U9 — 

impr. (sin contar los folletos) y 4.500 mss., los cuales describió el Sr. Audi- 
íTredi hasta la letra I, en un apreciado Cataloaus librot^m typis'impresso- 
rum bibliotheccB Casanatensis (Roma, 1761-88).— -Considérase como princi- 
oal, después de la Vaticana y Casanatense, la bibl. Angélica, que pertenece 
ai convento de San Agustín, v tiene 87.000 impr., 60.960 fragmentos y 2.945 
mss. Fundóla Ángel Racca (1605 á 1620) y acreció con los libros legados 
por Holstenio, y ios selectos que hablan pertenecido ai cardenal Passionei (Ribl. 
An(/6/ica.— Roma, 1G08).--La f: en el siglo XVII por el cardenal^, Barberini 
está aneja al palacio de dicho nombre, y posee 60.000 impr. y 6.000 preciosos 
mss , entre estos 1.000 escritos en griego y muchos en ii2l\mo.{Indexbibl. Fr, 
Barberini etc.— Roma. 1681- 3 vol.).— Es digna de mención asimismo la bibl. 
Cjfrsini, sita en el palacio de este nombre, y distribuida en ocho salones: fun- 
dóla Benedicto XIII, y aumentóse (1788) con mss. é inc. del abate de Rossi, 
secretario de la familia Corsini. Distingüese entre todas las romanas y ^un 
italianas por una rica colección de inc. y otra de estampas raras que 
forman cerca de 400 voi. También son estimables sus mss. de los cuales hay 
1.200 vol. sobre historia de Italia (Ao^^í: Catalogas selectissim<B bibliathe- 
cm ele. Roma, 1786. Storia letterarca (T Ytalia-U vol. fol. 49). Al todo po- 
see 60.000 impr. y 1.500 mss. Finalmente/ existen en Roma la bibl. de la 
Universidad, erigida por Alejandro Vil y muy enriquecida por León XII; 
la del Colegio Romano, cerca de la iglesia de San Ignacio, y que consta 
de 50.000 vol. como laWe la Sapicnsa; la de San Felipe Neri muy rica en mss. 
antiguos; la Lancisiana, reunida al Instituto de clínica (Cor^a^^t. Bibl,. tan- 
cisia: Roma. 1718); la CMgi, con gran número de mss. griegos, latinóse ita- 
lianos y buena copia de grabados; la antiquísima del convento de Santa 
Cruz en Jerusalen, y las Albani, Colonna, Borghese, Laniesi, Alteriana, del 
Museo de Kir4:her y del Colegio de la Propaganda. 

Siena [G. duc. de Toncara).— Fundóse su bibl. municipal en 1758, y 
consta hoy de 50.000 impr. y de 5 á 6.000 mss.— ¿a catedral tiene muchos 
mss. delicadisimamcnte mimados, y sobre todo, algunos libros de coro con 
letras iniciales muy concluidas, y cuyos colores no han recibido alteración 
alguna del tiempo. 

TüRiN (cap, del Piamonte en Cerdeño).— Su bibl. universitaria, f. en 1436, 
,no tuvo importancia alguna hasta los acrecin.ientos de 1580, uno de los cua- 
les fué de 2.500 mss. descritos por Passino, Hivantella v Bórta en el Códices 
mss. bibliolh, regim Taurinensis Athenei ("Turin, 1749). Después Valperga 
Caluso legó al establecimiento muchos mss. é impr. *de que da cuenta A. 
Peyron en su Notitia libr. manu tgpisve descriptorum qui, donante V. Ca- 
lusio, illati sunt in r. Taurin athenei bibliothecam (Lipsiae, 1820). Ño es pú- 
blica sino desde 1729, y posee 112.000 impr. con 2.000 mss. y entre ellos un 
Láctanciú que pasa por uno de los pergaminos más antiguos que se conocen. 
No es para omitido que en esta bibl. y en la de Milán se hallaron los líllimos 
libros del Código Teodosiano, 

Venecia (cap. del reino Veneno).— La más importante bibl. de esta ciudad 
es sin duda la-de S. Marcos, f. en 1362 con )a donación de mss. que hi^o 
Petrarca al Senado y que, colocados en sitio poco conveniente, perecieron en 
su m^yor parte: en 1648 legó Bessarion á la bibl. sus 800 mss. y después re- 
cibió esta varios aumentos, de los cuales son más notables ei de la librería 
Guilandini en 1589, el de la de Grimani en 1593, en el de la de Cóntarini 
en 1734, y en el de la de Morelli, su bibliotecario, en 1819. Refiérese tam- 
bién que Nicolás Nicoli, restaurador de 800 clásicos griegos, latinos y orien- 
tales, dejólos á la ciudad, que supongo los conservará en esta, que es sumas 
importante bibl. Consta de 120.000 impr. y 10.000 mss., algunos muy pre- 
ciosos, descrito por J. Morelli (Venecia y Bassano, 1774 y 1802), conservan- 
do además un notable museo arqueológico.— Las bibl. de los conventos de 
San Miguel, de San Juan y de San Pablo, deben asimismo mencionarse, la 
primera por su copia de inc. y la segunda por la riqueza y antigüedad de 
sus mss. Venecia, por último, posee la bibl, del palacio Nani con importantí- 
simos mss. coftos, árabes ycriegos,y \^ del Seminario de*la salud con ^i.{^ 
Impr. V. para la 1.' los catálogos de Assemani, Mingarelli, y Morelli, impr. 
en Padua (1787-92) Bolonia (1785) y Venecia (1776). 

ViacsiL.— (^^lado^ Sardos), ^xy bibl, Agnesiana cuenta únicamente con 



12.000 Tol. impr. pe^o con jinos cuántos mss., de la anfigüedád más remota 
que menciODa G. Andrés en una Letera sopra alcuni coaici delle b^l. capi- 
tolari di Novare e di Vercelti (Parma, 1804). 

VfiRONA (reino Véneto).— Lsí bibl, municipal de eéta ciudad, f. eñ i802, 
tiene 10.000 vol. impr. y ningún manuscrito: la del cabildo, que aunque data 
del sig. XVI, estuvo oculta des*de la peste de 1603 hasta que se descubrió por 
Maffei en 1723, posee 1.600 mss. y entre ellos unos comentarios á la instituía 
de Gayo, descubiertos en un palimpsesto bajo las epístolas de San Jerónimo. 

VicENZA (R. Véneto).— Vosee 36.000impr. y 200 mss. enhbibL Bertolina, 
llamada asi de su fundador, y algunos en el palacio Pisani: ambas bibl. son 
poquísimo concurridas. 

Galcúlanse en 349.000 los vol. de sus bibl. procedentes casi todos de los con 
ventos; es corto el número de sus mss. pero tiene grande riqueza de códices 
referentes á la historia natural del país, ó á la de Tas Indias occidentales. 

Alcobaza.— Su antigua bibl. del convento de benedictinos const^í de 5.000 
vol., y es sobre todo abundante en códices que van descritos en el Inde^ 
eodicum bibliothecoB Alcobatim dado á luz en Lisboa el año 1775. 

GoiMBRA.— Su Universidad, f. primeramente en Lisboa por D. Monis 
(año 1291), establecida el 1308 en Coimbra con grandes rentas, trasladada á 
Lisboa y devuelta por fin á Coimbra, tiene una bibl. que en 1830 era de 85.000 
y hoy oe 65.000 vol. Pombal multiplicó las bibl. en esta ciudad, y el año re- 
ferido de 1830 tenia 16.000 la del colegiode San Benito, 41.0001a del de San- 
ta Cruz, 14.000 la del de Santa Rita y $4.000 la del de Gracia; pero esos li- 
bros parece que ya no existen en Coimbra, desde que se cerraron los conventos. 

Lisboa. — Posee cuatro bibl.; la Real^ f. por Alfonso V á últimos del si- 
glo XV, tiene cerca de 100.000 vol., muchos de ellos mss.; la benedictina d$ 
ffuestra SeAora de Jesús, es. notable por su riqueza en obras portuguesas; 
las de San Vicente de f ora y del palacio de Necesidades no son públicas, 
sino con algunas restricciones: esta última encierra ediciones antiguas muy 
apreciables y asimismo una buena copia de mss. inéditos. 

Oporto.^Su bibl, publica, f. por el duque de Bi^aganza, data del 9 de Ju- 
lio de 1833, y se componía, según Urcullu, de 65.000 vol., entre ellos algunos 
códices de gran estima. 



Posee esta nación un número considerable de bibl. Hablaré con especia- 
lidad de aquellas que pasan de 40.000 vol. ó exi|^en pormenores. Entre las 
restantes me parece justo citar la de Dantzick (f. en 1580 v poseedora de 
80.000 impr. y algunos mss.); la de Dusseldorf {con 32.000 vol.); la de 
Francfort sobre el Oder (resto de la que se llevó á la Universidad ¿e Bres- 
lau); la universitaria de Greifswalde (con 30.000 vol.); la de la Universi- 
dad de Koenisberg (con 60.000); la catedral de Magdeburgo (con 80.000 y 
entre ellos 265 Inc. y 400 mss.); la de Nordhausen (en el antiguo convento 
de Himmels garlen); la de Oels (población que no tiene más^e 6.000 habitan- 
tes); la de Postdam (en el cercano y famoso castillo de Sans Souci ); la her- 
tnosa de Rathenan, y la de Scheulsingen (notable por existir en una ciudad 
de 2.400 habitantes). Hay otras varias, pero de los cuales tengo por única 
noticia la insuficiente del nombre de la ciudad poseedora. 

Berlín.— Es entre todas importante en esta ciudad la bibl. Real, que tie- 
ne escritas en su pórtico estas palabras: Para alimento del espíritu, fun- 
dada en 1650 por Federico Elector de Brandeburgo, y hecha pública en 1661 
después de unida & la del coronel de Graber: ha sido aumentada desde esa 
época con las bibl. de Vorst (1663), Rusdoff {i(i^^, Niederstaetten y Petroso 
N duque de Croy (1672), Menzel (1703), Rau (1707), Dithmar (1722), Icilio 
(1775), Roloff (1789), Moehsen (1796), la Academia de ciencias y Forster 
(1798), príncipe Enrique de Prusia (1803), Oietz (1848) y con otras nume- 
rosas adquisiciones parciales. Posee 650.000 impr. y 5.000 mss; la mayor 
fiarte de éstos en lenguas orientales, algunos qoe se dice pertenecieron á Gar- 
Magno, muchos del sabio Spanheim, casi todos del último siglo, y algunos 
mttáÉMABíííJé etifatádernados con fféas tapas túbférító de <ftio, pfrtá y pe- 



drerti. VeM illl tina RMia de Lmero coitteiiUda pof el feíormador, cpie jpdft 
But michas correcciones parece destinada á manifestarla movilidad de ideas 
de su primitivo dueño. Los centros de la Reforma» ó sea Berlin y Hannover, 
son en efecto, los poseedores de mss. de Lotero, y de la Biblia mencionada 
no se pueden sacar apon tes sin muchos requisitos molestos y largos (i). * 

Hay en Berlin otras seis' bibl. pero de menor importancia.— V. á wilhen 
(Geschichte d. hoenial. Mbl. %u Berlin, 1828), Oelnchs (Entwurf einer Ges- 
t^iefUe der Koeniglichen Bibl. %u Berlin. 4752}, á Winckier (Catalogue der 
chines Bücher in der Brandenburger Bibl.--^rA>lonia. 4683)y á J. Y. Klaproth 
(Verzeichniis d. chines, el mandschu Bücher i. d. Koenigl. Bibl. tu Ber* 
Un.-^Paris. 4823). 

Bonn.— Su bibl, universitaria, í. en 4848 con la de Harles, fléilé 70.000 
Yol. descritos en un catálogo publicado en 4836. 

Bksslau.— La biblioteca central ó universitariaf f. en 4841 con la de la 
Universidad de Francfort-sobre-el-Oder y aumentada con las de conventos su- 

Erimidos en Silesia, posee 150.000 impr. y 2.000 mss., algunos de los cuales 
a descrito Unterholzaer en su Notitia publicada en Breslau el año 4B24. 
Disfruta la ciudad de otras bibliotecas, y son muy dignas de indicarse ¡a de 
Rhediger, la de Marta Magdalena y la de bernardinos: aquella, f. en 
4575, tiene 250.000 impr. (muchos inc.) 800 mss. y un gabinete de es- 
tampas: sus obras más notable^ pueden verse en Kram (Memorabilia bibl, 
Rhedigerance. Berlín. 1699) y en Scheibel (Nachricht von de Merkwur' 
digheiten der Rhedigerschen. Bibl. — Berlin aIM). La bibl. de la Magdalena 
es rica en inc. y mss. y la de bernardinos posee 40.000 vol. (Pasovo-Symho- 
lacriticcein scrip.grcBc, et román, e codic.mss, VratislavUe. — Breslau. 4820). 

Colonia.— La bibl. aue perteneció á los Jesuítas, aunque amenguada, con- 
serva todavía 60.000 voV— La del Seminario católico posee 35.000. 

Ervurt.— Su bibl.universitaria, f. por el conde de Boineburg (4747), con- 
serva los muchos mss. é inc. que tenían los agustinos y benedictinos, así 
como los libros de los restantes conventos suprimidos en la ciudad. Eñ la 
edda del convento de Agustinos, que fué asilo de Lutero desde 4507 á 4542, 
se guardan cuidadosamente su escritorio y algunos mss. 

' GoKRtiTz.— La^<5{. del Gimnasio en esta ciudad, ó sea la que te^ó Mi- 
llicb en 4727 agregada á la que tenían los franciscanos antes de 4372, posee 
42.000 impr. y muchos mss. antiguos. (Knauth: Hist, Nachrichien non den 
bibliotheken in GoerlAlZl—Gessler y Neumann: Programm, 4 á 13 Je bibl. 
Millich'Goerl, 4764 á 68 y 4784 á 4802.) La bibl. de la sociedad de cien- 
cias de Lusada alta, í. en 4774, posee 48.000 impr. y 320mss. (V. Neumann; 
JHe biblioteh. der oberlansitzischen Gesellsch d. Wissenschaflen in Goerlitf. 
Goerl. 4849-20). 

Ghsisfwalde. — La bibl. de su Universidad posee 30.000 vol., cuyo cátalo* 
go se publicó el año 4836 en la misma ciudad. 

flALLB.— Su bibl. universitaria, f. en 4694 v aumentada con otras cuatro, 
tiene 50.000 vol. (algunos mss. y un gabinete de estampas}. La de Santa Ma- 
ría, reunión de las de muchos monasterios que se suprimieron, rosee 20.000 
impr. y muchos mss. de precio.— La de los huérfanos unos 20.000 vol., y su- 
pongo que todos impr. (Nachrichtefi der Hallichen bibl. 1748 á 50 — Fer- 
seichuiss der Blii>cfier welche in 4835 für dieuniversUaets-^BibLgekauftwor' 
den Hnd. 4836). 

QuEDLiMBüRGO. — Eu SU bibl, colcgial contémplanse dos mss. con letras de 
. oro, el uno debido á cierta religiosa del siglo XII. 

Trbveris.— La bibl. de esta ciudad, poseedora de más de 70.000 vol., es 
rica sobre todo en mss^ y en impresiones pertenecientes al siglo XV. 

. Wbrnigerode.— La bibl. que tienen los condes de Stolberg en esta pobla- 
ción, es pública desde 4755, y posee entre sus 40.000 vol., una de las colec- 
ciones más completas de Biblias que existe. 

musiA. 

Debe muchas de sus actuales riquezas bibliográficas á la anexión de Po- 
lonia. Esta nación (que, ^egun Lelev^el, tenia bibl.' florecientes á principios 



(4) Ejugairre. El catolicismo ea presendt d« su dtaidentea Capv 19, t. 4. 



^ I7t - 

del siglo XII) yió aiTd[>aüidas en 4830 por su domiDadora las bibl. universi- 
tarias de VarsQvia y de Wilna, y á poco (sin embargo de ser de propiedad 
particular) la de la Sociedad de amigos de las ciencuu, bajo el pretexto de 
que eran revolucionarios los miembros de la academia. Además de las bibl. 
principales que continúo, citaré aqui la universitaria de Dorpat (con 37.000 
impr. y 150 mss.), la del convento Iverskoi (abundante, según se dice, en li- 
bros rusos), la universitaria de Kharkoff (f. en 1805 por Alejandro lÚ y po- 
seedora de 21.000 vol.); la de la Escuela palatina {óLiceo) de Kielce, la uni- 
versitaria de Kiev (ó sea, de los monjes Pescberski) compuesta de 10.000 vol.; 
la del castillo de Nieborow en Polonia (que es «de la casa Radiiv^il y tiene 
unos 20.000 vol.); la del liceo de Richeliu en Odesa (que según parece, cons 
ta de 25.000 vol.); la municipal de Riga (con 17.000 impresos y bastante nú- 
mero de mss. raros); la del convento de Solovetxkoi ó Solovki con muchos 
mss.é impr. antiguos); la de Wladimiro (ciudad que tenia bibl. ya desde el 
siglo XI), yt)tras (como las de Koursk, Riazan, Varsovia, Wilna y Woskre- 
mskoi) de las cuales no poseo más noticia que la de su existencia. 

Abo.— Su bibl.- universitaria, f. en 1^40, consta de 20.000 ^ol., y entre 
ellos muchos mss. en lengua escandinava {jBibl. regia Acad. Aboensis. — 
Abo. 1682.— H. G. Porthan.^Dis&rt. 23 histor. bibl. acad. Aboensis, c. 2 
appendic.—Abo. 1771-95^. 

Astrák\n.— La bibl. (le esta población, cuyo número de vol. ignoro, pa- 
rece que tiene riqueza de mss. persas y tártaros. . 

Kasan.— Su bibl. universitaria se fundó en 1804 con la del consejero Pe- 
dro Franh, y consta de 26.000 vol. y gran número de mss. tártaros y mo- 
goles. 

Moscou.— ¿a bibl. del Synodo^ f. en esta ciudad el año 1645 á 1676 por 
el czar Alejo I, era notable por sus muchos y ríquisimos mss. griegos, pero 
Gonstantin duda si se ha salvado del incendio de 1812, y yo si será la mis- 
ma que coloca Malte Brun en el palacio del Patriarca y que, según dicho 
Seógrafo, consta únicamente de mss. griegos y eslavos que se hallan aban- 
onados.— La bibl. de su Universidad, que es la más antigua de Rusia, tiene 
30.000 vol., supongo que todos impr. Consúltese á Mattaei para los mss. de 
la bibl. del Synodo (Ffotitia codicum mss. grcecorum bibliothecar. Mosquen- 
«t«.— Moscou. 1776-1805) y á Schiada para las rarezas de dicha bibl. (Arca- 
na bibl. synodatis et tipogr. Mosquensis. (Leipzig. 1724.) 



(Se continuará.) 



I • 



MADRlD.-OficiDa tipográaea del Hoflplcio.-186e. 



NÜM. 15. t.* DB A6ósik> DB iR66. AÑO Vil. 

— — ^^^mIm^— — 1*^»-^—^^^**.^ i I I I I »« ^1 I i< ■ 'I ■*■ ■ 'I M' > lili ■ ■ I l i lÉ I I .1 



BOLETÍN BIBLIOÜRÁflGO ESPAÑOL. 

PHIIODICO DI LA LIBRÍRIA, IMPRENTA, GRABADO, LITO&RAFIA. 

BNCUADERNACIOM, PABBICAS Y ALM ACBNES DB PAPBL Y MÜ81CA. * 

UDIGTOMNTOK. 90V BIORISIO IIBilGO. 

Todas las comunicaciones se dirígirán á nombre de D. Dionisio Hidalgo, 

Paseo del Obelisco, núm. ió, CHAMBERÍ (Madrid), 

60 donde están la redacción, adminlstradon y venta de los tomos publicados. 

Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo interior. 



Se pablica el i.^ y 15 de cada mes.— Se suscribe en todas las librerías del reino. 
PaBtio: 40 rs. al afio en Madrid.— 44 en' las provincias.— fiO ó 60 en el eatraftjero y 
OUrmaar, segnn qne haya ó. no convenio postal.— Se admiten ames y comunicados para 
el DoLET» ra ANUNCIOS i precios económicos y conyencionales. 

Loa Sasa.' Mota t Plaza sb cngabgan db comprab t bemrib i pkotincias todas las 

OBBAS ANUNCIADAS BN BL BoLBTDI T CUALBSQDIBaA OTBAd QUB SB DB8BEN, CON BL AUMBNTO DE 
n 20 FOB 100 POK BAZON DB LOS GASTOS DB PBANQUBO. i 



PUBLICAGIONBS MUEVAS. 

586. Anuario de la legislación y jurisprudencia de España en 1865. Por 
D. Fermín Hernández Iglesias, doctor en derecho y abogado de los Ilustres. 
Colegios de Salamanca y Madrid. Madrid, 1866, imp. de Estrada, Diaz y Gom- 
pañia, lib. de Bailly-Bailliére. En folio, 444 páginas. 50 

587. GoLBCiCiON de códigos y leyes de España. Publicada bajo la dirección 
de D. Alberto Aguilera y Velasco, Licenciado en derecho civil y administrati- 
vo, y Abogado del Ilustre colegio de esta corte.— Primera Sección. Códigos 
antigaos.— Leyes de partida. Madrid, 1865-1866, imp. de R. Labajos, lib. de 
Moya y Plaza. Dos tomos en folio, 536 páginas el 1.% 572 el 2.** 70 

Estos doe tomos, que son el 2.*" y Z.'* de la coleccios, comprenden, inte|pras, las Siete 
Partidas. Véase pág. 257, tomo VI de este Boletín. 

588. Dfi LA ESCLAVITUD cn Cuba. Por Francisco de Armas y Céspedes. Ma- 
drid, 1866, imp. de T. Fortanet, libs. áe Duran, López y Moya y Plaza. 
En 4.% 482 páginas. ^ 10 

589. Discurso pronunciado ante el Claustro de la Universidad Central, en 
el acto solemne de recibir la investidura de Doctor en Sagrada Teología, por 
el Licenciado D. Juan José Palacios Guerra, cura de término en el territorio 
de las órdenes militares. Madrid, 1865, imp. de P. Montero, lib. de Gaspar y 
Hoig. En 4.% 62 páginas. ' 5 

Tema: £1 mundo no es eterno ni tiene más antigfiedad que la fijada por Moisés. 
£n la cubierta lleva el titulo de: Temporalidad del mundo. 

590. El fatalista. Novela cubana. Por D. Esteban Pichardo. Con licen- 
cia. Habana, 1866, imp. militar de M. Soler. Madrid, lib. de López. En 8.', 
450 páginas. 50 

591. Flor de cantares.— Colección de las mejores coplas y Begnidillas po- 
polarea de España. Escogidas y ordenadas, por D. Francisco Villa. Ma- 



— t74 - 

dríd, IB66, imp. de Moliner y Gompañia» lib. de Ihirtii. Entrega 1/ por sus* 
cricion. 3 ctos- 

Fomur* an tomo en 8.° mayor dÍTÍdido en 40 i 45 entrega» de id páginas cada naa. 

39S. GbografÚ elemental dedicada á S. A. B. el Sormo. Sr. Principe de 
Asturias.-— Niievo método para oso de las escuelas de instracción primaria. 
' Enseñanza directa sobre los Mapas, sin necesidad de libros. Por D. Ramón 
Alabert. Obra declarada útil para las escuelas por Real orden oublicada en 
la Gaceta de 9 de Julio de 1866.— Este q^ademo destinado á los Sres. Pro- 
fesores ya acompañado de un Atlas geográfico. Madrid, id66, imp. de M. Mi- 
nuesa. En 8.* con un Atlas en 4."* mayor apaisado con IV páginas y 8 Mapas. 12 . 

J£l coaderao por separado, 2 rs. 

593. HisToau de la M. N. L. é 1. Ciudad de Cuenca, y del territorio de 
su provincia y obispado, desde los tiempos primitivos basta la edad presen- 
te, por el Presbítero Dr. D. Trifon Muñoz y Soliva, Predicador de S. M., Ca- 
nónigo Magistral de esta Santa Iglesia Catedral Basílica, y Administrador 
económico de la diócesis de Cuenca. Libro i. Cuenca, 1866, imp. de Ei Eeo^ 
á cargo de Carretero. Madrid, lib. de Sánchez. Tomo I en 4.', 626 páginas. 18 

Constará la obra regularmente de cuatro- tomos. 

594. La Araucana, de D. Alonso de Ercilla. Edición de la Real Academia 
Española, éladrid, 1866, imp. Nacional, despachos de la Academia y de Ui 
imprenta. Dos tomos en 8.' mayor, LXVlII-312 páginas el 1.% 468 el 2/ 30 

595. La Monarquía Visogoda según el Fuero Juzgo.^or ei Excmo. Sr. Bou 
Femando Corradi. Segunda edición. Madrid, 1866, imp. de El Clamar pú-- 
blico, á cargo de D. Navarro, lib. de López. En 4.% 292 páginas. 16 

Lleya oo «Juicio critico del Prólogo de la Monarquía Visogoda, según el Fuero Jnzgo« 
por el Excmo. Sr. D. Antonio Benarides.» 

596. La pobsia del Ihar. Qpleccion de cneotos marítimos en verso. Por 
D. Ignacio Negrin. Segunda edición, aumentada y corregida. Dedicada por 
su autor á la Escuadra española del Pacifico. Habana, 1866, imp. del Meneey. 
Madrid, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 8.' mayor, 200 páginas. 20 

597. Las ciencias ocultas. Ensayo sobre la magia, los prodigios y los mi- 
lagros. Por Ensebio Sal verte. Traducido de la segunda' edición francesa, por 
D. F. J. Orellana. Barcelona, 1865, imp. y lib. de Mañero, editor. Madrid, lib. 
de Bailly-Bailllére. En 4.* mayor, 448 paginas. 

« 598. Los cristales graduados como medio curativo de las afecciones gra- 
ves y debilidad de la vista. Por Rapbael «y Fischer. Traducida de la úlüma 
edición, por D. Liberio Rodríguez y López, médico homeópata. Madrid, i9ñQ, 
imp. de J. Peña, librerías de San Martin, López, Gaspar y Roig, y Moya y 
' Plaza. En 4% 48 páginas. 6 

599. Sbptbnar^o al glorioso Patriarca San José. Compuesto por D. luán 
José Palacios, Párroco de Villanueva de Alcardete, del territorio de las ó^ 
denes militares. Madrid, 1865, imp. de P. Montero^ lib. de Gaspar y Roig. 
En 8.^ 36 páginas. % 

600. Taquimbt el jorobado. Novela escrita en francés por Ch. Paul de Rocíe. 
Traducida por D. Mariano de Rementería, hijo. Madrid, 1865, imp. y lib. de 
Bailly-Bailliére, y en la de Moya y Plaza. En 8.* mayor, 304 páginas. 13 

601. Tradiciones Vasco-Cfántabras. Por D. Juan V. Araquistain, 1866, To- 
losa, 1866. £q la imprenta de la Provincia. Madrid, lib. de López* fin 8.* 
mayor, 382 páginas. .10 

Libros en catalán. 

602. Er Joan Doneta. Quadro de costums, en un acte, en vecs, y en ea^ 
tala del que ara 's parla. Original de D. Enricli Carreras y D. Serafi Pitarra, 
y estrenat ab estraordinari éxit en lo teatro del Odeoa, la ntt del 2 de loicr 



— 478 — 

ée i86d. BarceiaUt 1884, fnp. de Ramires y CMp., llb. éé I. López, edffer* 
Madrid, lib. de Darán. En 4.* mayor, tí páf^nas con nn grabado. 4 ^ 

SlngloU poeticbs. N. 21. ' 

IOS. Favít. Reeseoya de la opera que ab dii titol 's representa ab es- 
traordintti aplauso en lo Gran Teatro del Liceo . Escrit en Yers, y en cátala 
del qne ara 'a parla, per D. Serafl Pitarra. Barcelona, 1864, imp. de Ramírez, 
ISb. de I. López, editor. Madrid, lib. de Dnran. En 4/ mayoL 46 páginas 
con S4 grabados. . • I 

Singlóte poeiichs. N. 6. 

604. Il Profeta. Ressenya de la 0|^ra gne ab dit titol 's representa en lo 
Gran Teatro del Liceo de S. M. la Reina Doña Isabel II. Escrit en vers, y en 
cátala del que ara 's parla, per D. Serafi Pitarra. 3.* Edisió aumentada y cor*- 
retjida, que ni '1 autor mateix la coneix. Barcelona, 1864, imp. de N. Ramí- 
rez, lib. de I. López, editor. Madrid, lib. de Duran, En 4.* mayor, 16 páginas 
con ^ grabados. 1 

SingloU po€tich8. N. 5. 

605. La Butifarra de la Ilibertad. Gatada en un acte, en ver», y en ca* 
tala del que ara 's parla, per D. Serafi Pitarra, representada ab gran aplauso , 
dnrant la última guerra de África. 2.* edicció. Barceloba, 1864, imp. de N. 
Bamirez, lib. de I. López, editor. MadAd, lib. de Duran. En 4.** mayor, 16 
páginas con 15 grabados. .1 

Singlots poeiichs. N. 3. 

606. L' Africana. Revista satírica per D. Serafi Pitarra» ab ninots de T. 
Padró. Rarcelona, 1866, imp. de Ramírez y Gomp., lib. de I. López, editor. 
Madrid, lib. de Duran, fin 4.* mayor, 16 páginas coa 54 grabados. 1 

Siagiots poetíehl. N. 2S. 

607. |La MORTde la paloma! Poema en cuatro plats, escrit per D. Serafi 
Pitarra en cátala del que ara 's parla é il-lustrat ab ninots d' en Napus. Bar*^ 
celona^ 1864, imp. de N. Ramírez, lib. de I. López. Madrid, lib. de Dnran. 
En 4.* mayor, 16 páginas con 16 grabados . 1* 

Singlota poetíehs. N. 7. 

608. La Vaquera de la piga róssa. (segona edicció.) Gatada en un acte, 
en vers y en cátala del que ara 's parla, per D. Serafi Pitarra. Barcelona, 1864, 
imprenta de Ramírez, lib. de I. Lopez^ editor. Madrid, lib.. de Duran. En 4.^ 
mayor, 16 páginas con un grabado. 1 

Singlots poetíehs. N. 10. ^ 

609. La Y1N6ANZA de la Tana (Segona edicció). Gatada en un acte, en 
vers y en cátala del que ara 's paria. Per D. Serafi Pitarra. Dedicada á la 
distinguida actriz Doña Maria Llorens. Barcelona, 1864, imp. de N. Ramírez, 
librería dé X. López, editor. Madrid, lib. de Duran. En 4.* mayor, 16 páginas 
con un grabado. 1 

SiogloCs poetíehs. N. 9. 

610. X Gastbll deis tres dragona. Gatada caballeresca, en dos actes, en 
vers y en cátala del que ara 's parta; original de Don Serafi Pitarra. Estrena- 
da ab estraordinari exit en lo teatro del Odeon, la nit del 28 de Abril de 1865. 
Barcelona, 1865, imp. de N. Ramírez, llb. de I. Lopez/ editor. Madrid, libre- 
ría depuran. En 4.** mayor, ^ páginas con un grabado. 1 

SíDglota poetíehs. N. 16. 

611/ Las carbassas de Monroig. Qomedia en dos actee, en vérs y en cáta- 
la del que ara 's paria; original de D. Serafi Pitarra. Dedicada á D. Pan Bu* 
nyegas, y estrenada ab estraordinari étit én lo teatro de VaAetats la nit 
M 9 d» Juriol de 1865. Barcelona, 1865, Imp. de Ramírez y Gomp., Itb. de I. 



l4ipo, etftflr MaMd, Bb. te Bmtt. Eb 4.* aajflr, It pftciMs CM wñ en- 

Sísfblf faetkks. 11. 17. 

612. Las pilbobju d'fioUowajf, 4 la pm d'BspaBfi. Scfona ^rt deUBs- 
tüam de la LtíbertaC Sopoñció^eóBica es ■n acte, em vers y en caíala 4tí 
que ara 's ¡Huia, escrit y represeslat ab graa aptausodaraat la Altiau fiierra 
de AÍHca. (2.* edieció.) Barceloaa. 1864, iaip. deR. RaBiro, Ub. de 1. Lopes, 
editor. Madrid, lib. de Doran. En 4.* maf or, 16 páginas con 6 grabados, i 

SíagloU poetkbt. II. 4. 

613. Liceístas y cnizados. Comedia en dos actes, en Ters y ai catali dd 
qae ara 's parla. Oiigínal de D. Serafí Pitarra y D. Enrícb Carreras. Barce- 
loaa, 1865, imp. de Ramírez y Comp., lib. de I. Lopes, editor. Madrid, lib. de 
Doran. En 4.* mayor, 20 páginas con un grabado. I 

SíDf lots poetícbs. N, 18. 

614. LoxAKGUET. Almanach per i'any 1866. Escrit per D. Serafi Pitarra, 
¿ íUustrat per T. Padró. Barcelona, 1865, imp. de Ramírez y Comp., lib. de I- 
López, editor. Madrid, lib. de Doran. En 4.* mayor, 16 páginas con SO gra- 
bados. 1 

Es d tegondo afio df pnblIcadoD. 

615. L'üLTiM Trencalos. Lleyendajromantica del Siglo XI, no premiada en 
los iodis Ploráis. Escrita en vers y en caula del que an 's parla, per don 
Serafi Pitarra, é ü-lustrada ab ninots den ñapus: {2.* edieció.) Barcelona, 1864, 
imp. de N. Ramírez, lib. de 1. López, editor. Madrid, lib. de Doran. En 4.* 
mayor, 12 páginas con £ grabados. • 1 

Sín^ts poeiíchs. N. 2. 

616. jóos DEL nu! (segona edieció.) Gatada en nn acte, en Ters y en ca- 
, tala del que ara 's parla. Por Don Serafi Pitarra. Barcelona^ 1864, imprenta 

de II. Ramírez, lib. de I. López, editor. Madrid^ lib. de Doran. En 4.* mayor, 
16 páginas con nn grabado. I 

Singlóte poelíchf. N. 8. 

* 617. Uh mercat de calaf. Jngnina en dos actes, en vers, y en cátala del 
qne ara 's parla^ original de Don Serafí Pitarra, y estrenada ab estraordina- 
ri éxit en lo teatro del Odeon, la nít del 2 de desembre de 1865. Barcelo- 
na, 1866, imp. de Ramírez y Compañía, líb. de 1. López, editor. Madrid, lib. 
de Doran. Kn 4.* mayor, 20 páginas.con un grabado. i 

SíogloU poetichs.' N. 20. , 

Periódico en catalán. 

618. Lo ifOT de la mare. Se publica en Barcelona, todos los domingos 
desde el 10 de Junio, en un pliego de 4 páginas en folio mayor. Barcelona, 
Imp. de N. Ramírez, lib. de I. López, editor. Madrid, lib. de Duran. Precio 
de la suscrícion. En Barcelona y Provincias. Por tres meses, 6 reales. Cn 
número suelto. 4 ctos. 

VARIEDADES. 

APÉNDICE á la Biblioteconomta (fe Mr. Constantino escrito por D. Eugenio 
Borao, individuo del Cuerpo de Archiveros-Bibliotecarios, 

(CóotÍDuaeíon.— Vé«M el núm. 14.) 

Petersbürgo (San).— Cuenta esta capital más de catorce bibl.-^La de Bu- 
dobascheff es la más rica de Europa en libros arinenios, j la del Instituto 
de lenguas orientales posee la hermosa colección de Ytalinsky; pero* las más. 
importantes son la Imperial, la del M, RounUanzoffy la de la Ermita y la 
de la Academia de ciencias, de todas las cuales me voy á ocupar en esta 
breve noticia. La imperial fundóse por Catalina II con los 200.000 vol. qne 
había legado á los jesuítas de Varsovia el conde José Zalouski, obispo de 



— 177 — 

Klew (1750). Bisaeltt la Gompaftia de Jesús, hizose oacional esta bibl., y 
eonquistada Polonia por Sowarow fi775), fué llevada la bibl. á San Peters- 
imrgo, aunqoe con algún deterio.ro, 7 Catalina mandó fabricar para elbi un 
edificio de planta en el más hermoso barrio* de ia ciudad, que contiene dos 
salas al piso bajo para los lectores, otra para los mss. (que es capaz de con- 
tener hasta W.OOO vol.) y una habitación para los libros prohibidos, edifica- 
da según el plan de la Vaticana. Ehi 1805 aumentó Alejandro I esta biblio- 
teca cpn los muchos impr. y mss. d^l museo Doubrowsky, en el cual figura- 
ban (entre otras obras importantes) las correspondencias oficiales de los re- 
yes de Francia con varios monarcas, y diversos documentos referentes á la 
bistoría de aquella nación, desde el principio de los cinco últimos siglos has- 
ta la toma de la Bastilla. La bibl. imperial tiene derecho (desde 1820) á dos 
ejemplares de toda publicación hecha en Rusia, posee 520.000 impr. y 16.000 
manuscritos, y es nca sobre todo en obras de Teología, siendo de notar en- 
tre sus.otras espeóialidades, la estola original de S.Pablo (en griego ylatín). 
•Hay gran riqueza de códiees oHáticos cogidos á los calmucos en 1721, los 
Evangelios de San Mateo, San Marcos y San Lucas (escritos sobre vitela con 
letras de oro y plata y adornados con miniaturas); otros Evangelios en vitela 
con dibujos y letras doradas (que cuentan quizá seis siglos de antigüedad), un 
breviario de Estrasburgo^ que se remonta al siglo XIL un misal romano escrito 
en el I, cartas autógrafas de Isabel la Católica y Felipe W, y otras varias pre- 
ciosidades. (J. D. A. Janockv Spedmen caialogi codic. mss. bibl. Zaluskv 
Dresde ilS^.^Nachriehtenvon den i. d. Zaluskisciien bibl. sieh be/indenden 
raren polniseken Bilchem. dresáe 1747-49.— i^emard. Dom. Catalogue des 
manuserits et xilographes orientaux de la biblioth. imperiale publique 
de S. Petorsbourg* — S. Petersb. 1852. Impr. de V Academie des sdences.) . 

La bibl. de la Academia de ciencias, f. en 1714 con 2.500 vol. apresados 
en Mitán (Suecia) por Pedro el Grande, fué enriquecida en 1772 por Catali- 
na n con (a preciosa librería de los príncipes Radziv^ill y con los mss. de 
Keplei;o, constando actualmente de 100.000 vol. impr. y 1.500 códices: en 
nna de sus secciones existe cuanto antes se hallaba disperso por toda la na- 
den relativamente á la literatura, antigüedades y artes del Oriente: en chi- 
no hay más de 2.800 vol.; según D. Luis del Castillo (1).— ( WaJret^-PocmeM- 
ter. Essai sur la bibl. et le cabinet deV Acad des sdences. S. Petersb. 1776.— 
O. Bieliajev. kabinet Petra Velikago.^^. Petersb. 1800). 

La bibl. del M. Rumiatiizoff^ í. con legados del conde canciller del mismo 
nombre, y destinada especialmente á los alumnos de la Universidad, contie- 
ne 35.000 vol. impr. y 750 mss. 

Finalmente, la de la Ermita, que comunica con el palacio imperial de in- 
Tierno, posee 10.000 vol. en ruso, las librerías de Voltaire, Diderot y d' Alem- 
bert reuniídas por Catalina 11, y al todo 100.000 impr., pero también un rico 
monetario de medallas nacionales, cuadros é instrumentos de historia natural 
y de física. 

Bl príncipe de Galitzin tiene asimismo un rico gabinete particular con 
infartantes códices é impresiones en vitela. 

SÜSCZA* 

Esta nación da tal importancia á la instrucción pública, que ha procura- 
do más su desarrollo que el de la industria, proporcionando la primera en- 
señanza (que es alií obligatoria) en escuelas que se hallan establecidas jun- 
to á casi todas las parroquias, y la stipefior en las Universidades de Upsal 
y Lund, aquella por Struensée y ésta por Carlos IX. El gobierno no hace so- 

(1) Compendio eronológieo de la historia y del estado actual del Imperio rvo.— Ma- 
dnd, 17^. 



'- tro — 

lamente esto, sino que, paternalmente solicito por la instrucccion de todas ' 
las clases, concede subvenciones á los estudiantes pobres que no pueden 
soportar los gastos que lleva consigo una carrera cientiüca. Un piis tan cui- 
dadoso de la instrucción no podi^ carecer de su auxiliar indisp^sable, y asi 
es que, además de la biblioteca de DrotUheim en Noruega (muy escogida, y 
situada en el palacio de la Sociedad real de ciencias), de la del gimnasio 
de Linkoping (con 10.000 Impr. y muchos mss. interesantes), de la catedral 
de Stregnas (cuyo catálogo se publicó en 4776), déla de Wexio (digna de 
mención por bailarse en una población de mil doscientos habitantes), de la 
del ginmaHú ó instituto de Westeras (que consta de iO.OOO impr. y 3Q0 
mss.), y délas de Bergen, Drontinghehn é ístady posee Suecia otras bibL 
más importantes, de las cuales voy á ocuparme, advirtlendo que en esta na^ 
cion va incluido el reino de Noruega, que forma uno solo con el de Suecia 
desde lCi4. 

CaiSTiiNiÁ (cap. de Noruega), ^^esáe sultendadon por Federico (4) (4844) 
'tiene aneja esta Universidad una bibl., que se formó con los duj^icados de 
la real y con la de Ed. Colbioemsen. Hay quien la da 430.000 vol.; pero yo 
sospecho que deben reducirse á la mitad.— Posee además la ciudad un cole- 
gio con dos bibliotecas. 

EsT0GOLvo.~Su bibL real, f. por Cristina, compónese de 60.000 (2) Impr. 
y 5.000 estimables mss.: posee una de las primeras coplas del Coran, la Bi* 
blia del diablo (llamada de este modo porque termina con la figura del ge* 
nio del mal), el Codex giganteus (nombrado así por su extraordinario tama« 
ño, y que tiene la particularidad de hallarse escrito en vitela de piel de burra), 
el Codex Evangehrium (denominado áureo por la multitud de sus letras de 
oro, y escrito en hojas purpuradas con caracteres capitales negros), el W^re 
de horas del emperador Femando (que fué una de las presas hechas por 
Gustavo Adolfo en la guerra de los treinta años) y un templar de la Yuigot 
ta anotado por Lutero, con arreglo á su plan de reforma. Hay cuatro bibl. más 
en esta población, una de ellas es la universitaria, y otra Xsidela Academia 
de ciencias (M. Celsius: BibL regiee Stockokn historia, Stockfa. 4754.— fWr- 
teh, ning, Paa K. Vitensk akadem, BockSanUing, StocMolm, 4768.— fberM. 
ning, Paa en Samling af tryeíUa svensha Boeker af Rosenadler. Stoo> 
kolm. 4780). 

LraxoEPiNO. — ^La bibL del GinmaHo tiene 40.000 impr. y muchos mss. de 
gran interés. (lAnhoepings bibUothehs Handlingar,^ Linkoeping. 4793*95). 

LuND. — Su biblioteca universitaria posee 30.000 vol. (de los cuales wsm» 
chos son mss. é inc.) y varias colecciones científicas de mucho valor. 

Upsal.— Su bibL universitaria, T. en 4624, tiene 400.000 vol., entre 
ellos gran número de inc. y mss. Posee el Codex argénteas, que ofrece una 
traducción en gótíco de parte de la Biblia ejecutada por el obispo arriaBO 
Ulfilas para uso de sus hermanos establecidos en Mesia; de modo que didia 
traducción (hecha en el siglo IV) es el más antiguo monumento de la l^igua 
del Norte. Se halla escrito este códice con caracteres que ideó Ulfilas alteran- 
* do sin duda los griegos, y que tienen también la parücularídad* de desUear- 
se en relieve sobre un fondo violado: las letras son plateadas por lo común, 
pero doradas las iniciales y las de algunos pasajes. Es curiosa la historia de 
este famoso manuscrito; descubrióse (4597) en un monasterio de Westfalia, 
y fué llevado á Praga; pero tomada esta ciudad por los suecos (1648), se pre- 
sentó á Cristina como presa hecha en la conquista: hurtado á esta sobenma 



(i) VI de Dinamarca; pero en esa época Nomega estaba unida é la Dinamarca y oo 
aa ineorporó ¿ Soocia ImsU la abdicación de Federico en I8|4- 
(2) Hay <)men la da 300.000. 



( > 



teé i ptrar i aamos de Wtwsio/ de cuyos berederae 4o compró Magno de la 
Gardle, qvieii lo regaló á la UnWereidad, y ésU lo cimaerva hoy en una caja 
eerrada con llave.— Upsal tiene Una Academia f. por Gustavo Adolfo y po« 
eeedora de noy buenos mss. y una Importante bibl. de obras astronómicas 
establecida en el 0^4 «rooiorio.— Para los códices griegos y latinos de la 
Mbl. uníeerHtaria puede "verse la Notiiia publicada por'Aurtvilio en Upsal 
^ año 1806; para los Inc. el catálogo de Flintenberg. Upsal. 1786, y para 
los demás imp. el Catalogue librorum impreseorum bibl. Acad, üpsaliens 
Upsa', 1807-15) del referido M. Aurivillo. 



Conocida es ya del lector la Importancia de.a1gunas bibl. de este pais en lo 
antiguo. Tiendas hoy copiosas y notables, y se reconoce en el trato de los li- 
bros de todas, la ilustración y juicio de los habitantes de aquellos cantones; 
hay, en efecto, bibl. pública que deja sacar las obras del e8tab1ecimiento« 
sin que sufra por ello pérdida de alguna; cosa que debe causarnos más 
extrafieza sabiendo que existen cd ocasiones 2.000 vol. á la vez en poder de 
los lectores, proletarios la mayor parte.— Además de las bibl. más principa» 
les y conocidas, que van á continuación, el cantón de Aarau tiene una (cuyo 
catálogo se publicó en 1776), Ensiedeln otra (si es que no se llevaron los li- 
bros de su monasterio al de S. Blas en Stirfa) y también disfrutan la suya 
Iverdun, Morges^ Zofflngen y la Compañía de los Pastores en Neufchaiel: de 
ésta última se dio á luz un catálogo en Neuf^hatel el año 1780. 

Basilea. — La Mbl. universitaria de esta población, enriquecida con la 
que poseyó Erasmo, tiene 50.00Q vol., algunos inc. de gran estima, muchos 
mss. de los siglos XV y XVI y otros códices notables, entre los^cuales haré 
mención de un salterio griego en pergamino. purpurado con mayúsculas de 
plata y rúbricas de oro, y de una cop|^ del Nuevo Testamento con letras dora- 
das; creo que se considera posterior á la estlcometria y que pertenece al si- 
glo VIU. (V. P. Spitzelius: Sacra bibliotecarum illustrium arcana retect» 
Augsb. 1668.— -H. W. Wackernagel. Die altdeutschen Handschriften der 
Basler ünéeersUaetS'bibUotheh'Easilea. 1835). EsU bibl. suministró á Ca- 
rnerario el manuscrito de Tucidides, y no' es la única de que (goza la pobla- 
don, la cual tiene además una muy selecta en su Sociedad de lectura, 

Bbrná.— La bibl, municipal, sita en la parte principal que comprende 
elMunster, tiene 32.000 impr., 4.200 excelentes mss. clásicos ó que se re- 
fieren á la historia de Suiza, y una colección apreciable de vasos y de meda- 
llas antiguas. Proceden sus libros de bibliotecas de suprimidos conventos y 
de la de Santiago Bongars^ adquirida esta última en 1629. Sus catálogos 
fueron publicados por J. R. Sinnef: el de mss. en los años de 1729 á 72, y el 
de impr. en 1842, y ambos en Berna. 

EppisBAUSBN.^ExIste en este castillo, que se encuentra cerca de San Galo, 
la bibl. de Lassberg, que contiene un gran número de mss. preciosos. 

Galo (SAH).-*£sta población posee dos bibl.: la municipal (con algunos 
mss. preciosos no catalogados) y la más importante del monasterio, que da- 
ta ya de la edad media, en cuyo tiempo era una de las más famosas que 
habla en Europa; tiene esta gran número de inc. y mss. latinos, irlandeses, 
escoceses, anglo-sajones, y en alemán del siglo IX (A de Haller, BibliQthek 
der Sehweiisergeschiehte. Berna 1785-87.— 2.'' tomo, pag. 25.) 

GiNSBRA.^Su bibl, municipal, f. en 1551 por Francisco de Bonnivard* 
tiene 50 á 60.000 vol.; 500 de ellos mss. y muy apreciables. Entre éstos clta« 
ré un tratajdo sobre las leyes comerciales, escrito en caracteres árabes por 
Ibrahmi Burhanadra, Jurisconsulto de Medina; unos Evangelios griegos eia vl« 
tela y con iniciales doradas; un manuscrito de San Átanoslo, sobre el cual se 
hizo la priihitiva impresión en griego del santo doctor; la confesión del pa- 
triarca constantlnopolitano Cirilo Luoar, escrita de su nano; Cartas de CaM^ 



I 

f 



tkadadeGárioselmwnrio;y lascmemtmsde Ftíi^ A^gmOceamUA con un 
punoo sotee Balden. (El caUlofo iMoaada de obras ■aimwcffiíaia se poblioó 
es ITM por J. SenelMer; yeldetodas IsseimseBfSSfporLDisVsvclier). — 
Disfinda sstaisoM la Sociedad de ieetmrm gísdimu oa bóeoa biblioleea 
eoHpcesU de 18.600 yoL üapr. * 

Laosava.— -La UbL de sa UniTersidad posee bss. any íaportaDles: oí 
«attlofo debido á Ph. Vkat se di6 i los ea el año 1764. 

LüCEi5A.— Aimqoe anterior al 1810 so copiosa MU. mmninpaU foé aii- 
■eoCada en este año coa b muy airiosa librería dd tesorero de Baliasmr 
sobre la historia de Soiza.— Ademiis. de dicha bibl. tiene la ciudad otra en 
el eoneetUo de cúpuehimas^ con una porción de libros raros y preciosos. 

ScBAFFHOusx.— Posee una regular bibl. aumentada en iíM con 5.000 yoí. 
de J. de Mullen tiene además bibl. la Sociedad de ecomawúa rural^ y aun 
hay otra en b población, todas ricas» segunse aseguraren ediciones antiguas 
y mss. predosos. 

SoLEDRA.^La bibl. pública de esta ciudad, consta de más de iO.OOO toI. 
impr. 

Züuoi.^Besde 1828 disfiruta esta ciudad de una bibl. establecida frente 
á b casa consistorial, y aumentada con un legado de L^u, con b colección 
de Holme (que únicamente contenia libros sobre jesuiUs) y con las bibl. de 
Bodmer, Simnder, Hagenbusch y Steinbrúchel. Cuenta con 60.000 impr., 700 
mss. y una rica colección numismática. Los códices más importantes parece 
que son: las obras de su jnrelado Zuinglio; los salmos en griego (sobre Yite- 
la violada, con letras de plata y las ¡niebla de oro), d manuscrito original 
de Qaiatiiiñao, sobre el cual se hizo la primitiva impresión, y una Imena 
copb de cartas de Juaaa Greg dirigidas al sabio Bollinger.~Hay otras bibl. 
en b ciudad, pero sólo creo digna de mención la Carotíma^ y esta por sus 
puchos códices importantes para b historia. 



Esta nación tiene sobre cuarenta bibl. públicas, y ve fonnarse otras nue- 
vas eon mucha frecuenda; casi todas agregadas á las meufutas y producto 
de pios legados con tos cuales se cree hacer por el alma. Son de acceso di- 
ficil, y es raro que contenga cada una más de S.000 vol. La antigua de Cons- 
tamiiaopia (f. en 336 por Constantino) contaba 190.000 toI. que se salvaron 
casualmente cuando la invasión de los godos en Greda, porque un jefe hiio 
eorrer la voz de que conyenb conservartos para distraer á sus enonigos de b 
guerra. ConConsUntino ascendía á 6.000 vol., con Teodosio el Joven á 100.000: 
peredó á manos de León Ysanríco (727), y resublecida por Constantino Vil 
PorftrojeneU (911-945), fué destruida cuando los turóos se apoderaron de 
b dudad (1453). El código Teodosiano O- % i- 9, c. 14) da notida de las 
personas que habb empleadas en elb á 6nes dd siglo lY. Constando abriób 
al público (554) con un jefe (ctarator) y bibliotecarios subalternos (Ubrarii). 
Valente nombró siete anticuarios (4 griegos y 3 btinos) para d arreglo, re- 
paración y copb de libros, y otros varios empleados (eondiíionaies^ quia 
eoñditione sum personm et offieH mimcrisqme iía adslricíi stmt uí et emerU 
tm condUioni^ i. e, questioni seu tormeñti subiici potest). Los bárbaros des- 
truyeron casi todas las bibliotecas griegas, y solamente se salvaron algunas 
obras ocultas en los monasterios, que renaderon con el de las letras. Hoy 
es b bibl. dd Serrallo la prindpal de Constantinopla. Fundóla Selim I, y se 
reduce, según Consuntin, á 3 ó 4.000 vol. árabes, turcos y persas; entre 
dios 1.394 mss., pero ningún libro latino ni griego, pues estos fueron des- 
truidos al enajenarse en d siglo IVII. Bl Sr. Moreno (1) dice que hay dos 



(i) rH9e> GMUatiaopk «1 1784, pw D. Jm IIwml Madrid, 1790 



— IM — 

bfbl. en el SemUo: ona^ f. potr Achmed III hacia 1790, y otra organizada por 
Mnslafá III (i757-i7^4) con sus libros y los de otros anteriores sultanes, 
compoiiendo ambas 15.000 vol. y recibiendo aumentos diarios con los lega- 
dos, confiscaciones y regalos de los alemas y otros funcionarios.-^Los in* 
fleses saquearon en 1799 la bibl. de Tlpo-Saib que constaba de 9.0Ú0 mss. 
árabes, indios, y persas. G¿si todas las turcas se reducen á comentarios del 
kt>ran, leyendas de santones, poesias y algunos tratados de medicina y ju* 
risprudenda bien catalogadas, y servidas todas sin distinción á los concur-. 
rentes (I). - 

NO EUROPEAB. 



Argel posee una bibl. muy reducida en el interior del Colegio: Marruecos 
otra bastante considerable en Faz, si bien esta población ba perdido mucho 
de aquella antigua* influencia, que la hacia 'centro de las luces de la nación.—' 
La ciudad francesa de S. Dionisio (Isla de Borbon) disfruta de una muy 
regular bibl. que ascendía en i833 á 4.000 vol. No sabemos si existen los 2.000 
ó más que poseían Trípoli y el Cayro: esta población tiene muchos estableci- 
mientos de enseñanza, que es probable posean su particular bibliotecaí 



Cbitia.— ^u bibl. imperíal es muy antigua. Fr. Domingo Fernandez Na« 
Tarrete, en sus Tratados historíeos, políticos, ethicos y religiosos de la mo- 
narquia de la China (Madrid. 4676), dice que el emperador Tai-Zung 
(¿Taitsung?) juntó en su librería BO.OOO vol. repartidos en tres salones bien 
adornados, debiendo advertirse que todos 'eran chinos, lo cual demuestra la 
extraordinaria actividad de la imprenta en aquel pais aficionado en extremo 
á los libros. Nanking, pueblo reputado como el más instruido de China, posee 
numerosas bibl., asi como muchas sociedades y establecimientos científicos. 

iNDiA.^En este pais se reduce la educación literaria de una tercera par- 
te del pueblo á la enseñanza de lectura y escritura, y algunas nociones de 
aritmética: las mujeres casi no la reciben, y á los brjimines mismos impide 
su desidia el adquirir grandes conocimientos. No tratemos, pues^ de inqui- 
rir nada sobre las bibl. de este pais, quizá reducidas *á las que tienen los 
ingleses para uso de sus Colegios, Academias y Sociedades; sin embargo, se 
sabe que en Goa, capital de Malasia y de las posesiones asiáticas portugue- 
sas, establecieron estos una bibl. pública que no debe ser muy importante 
á lo que creemos. 

. Japón.— Tampoco hemos visto mencionada bibl. alguna de este pais, el 
enal, no. obstante, supera en civilización al chino y á todo otro asiático: co-' 
noce (dicen) la imprenta desde 1266, y publica sobre 5 á 8.000 vol. anual- 
mente. 

Palestina.— Los miembros del clero griego de Jerusalen tienen una bi- 
blioteca en su monasterio. Compónese de mss. é impr. griegos y de un cen- 
tenar (próximamente) de libros franceses. 

Persia.— No existe ya la bibl. de ArdebiU que pasaba por una de las más 
ricas árabes, y todos los mss.. de algún valor fueron llevados á lá imperial 
de San Petersburgo. Debe advertirse que los persas imprimen muy poco. 



[OA. 

BoiiviA tiene en Charcas una de las bibl. más considerables que exis- 
ten en América meridional^ pues consta de 20.000 vol.— Brasil posee en Rio- 
Janeiro una pública, f. por Juan II con libros llevados de Portugal, y cu- 



(i) Sr. Horedo, 



yo nfnero de v^. aiKiende á %%JMO. San Pá^la tiene aira páblica.y otra (de 
8 á 10.000 Yol.)« el Colegio superior de San Saívador de jBaJkla.^SoBms Ai- 
BEs^ una de 20.000 vol. Córdova^ otra pública.— GiiuDá^ (bajo) una páJbttca 
en Quebee, su capital y dos en Monireai, una de tas cuales pertenece á la 
Sociedad de Historia natural y otra al Gabinete literario, siendo ésta de las 
más ricas que posee la .América inglesa.— Chile cuenta 42.000 v<^. en 
en la hibl. nacional de Santiago. --Los Estados Uim>os tienen muchas, pero 
las principales son las municipal y del Colegio católico de Santa María eo 
Baltimore, la del Ateneo de Boston (más de 00.000 vol.), la de Cambridge 
(30.000 Yol.), la del Yak College en Nueva Haven^ la de Albany en Nuena 
York (ciudad que se dedica principalmente á la exportación de libros, de los 
cuales presenta una gran feria todos los años), las municipal y del Institu-' 
to Franklin en Filadelfia (Peñsilvania), la pública de Newbem, y las de Cin- 
cinati; debiéndose advertir que Naichez y S. Luis poseen biblioteca pública. 
sin embargo de no contar con más de seis mil habitantes.— Guatemala tiene 
también bibl. pública en su Universidad .-^Islandia posee dos públicas, de 
5.130 vol. en Peykiaioih y de 4.500 en el gimnasio de Bessestad.-^MÉnco go- 
za de una en la Puebla, numerosa y rica, según dicen, en mss. é impr. de 
grande valor.— i^u^a Arkhangel, capital de América rusa septentrional, tie- 
ne una rica bibl. en el palacio del Gobierno.— En Nuev4 Escocia disfruta el 
público de otra en su capital fra/i/loo;.— Nueva Gbanada debe al Gobierno 
una de 42.000 vol. establecida en Santa Fe de Bogotá.-^En Pabagüay, la 
única regular colección de libros que existia á principios del siglo, era la del 
dictador D. José G. Rodrigo de Francia» y se reduela á una rica colección 
de autores españoles, un diccionario de artes, algunas obras francesas de 
Medicina y las de Voltaire, Rousseau, Montesquieu, Rollin, Raynal y Lapla- 
ce. — Pebú es poseedor de ricos mss. en la bibl. universitaria de Lima.— 
Santo Domingo: ¿qué bibl. puede contar, si desde que se separó de nosotros 
ha vivido en un estado semisalvaje? Baste decir que el Gobierno ihaitiano 
cerraba las escuelas no bien las abría el celo de los particulares, que el Pre- 
sidente del Consejo en 4844 no sabia escribir correctamente, y su secretario 
apenas podía firmar: que, lejos de publicarse obra alguna de utilidad en este 
desgraciado pais, tenia *que recibir de Francia hasta el calendario, según nos 
refiere un historiador extranjero. 

FIN. 



REPLICA 

« • 

A LA CABTA 

EN DEFENSA DE CALDERÓN DE LA BARCA, 

POR D. BÁMON Of^ATE. 
inserta en el Euscalduna, periódico de Bilbao, y en la Revista Ibérica. 

(Véase pág. 243, tomo VI de este Bolbtih.) 

Mal hallado tal ve% el Sr. D. Eduardo Bustillo con la monótona tranqui- 
lidad de la vida de provincia; presumiendo acaso, aunque sin motivo para 
ello, que su apreciable nombre hubiese sido dado al olvido, ha creído con- 
veniente tomar acta de unas palabras vertidas incidentalmente por nosotros. 



terg» tiemii» M, hi^ pnUMt qum ü ctalor d« mieslrw gtoriat de hoy (1) 
m d^a hollap Inpiiaeneale nuestras glorías de ayer. £1 Sr. Busüllo, no cre- 
yéndose nn antemural impenetrable, toma por egida el respetabilísimo nom- 
bre del Sr. D. Juan Eugenio Hanzenbusch. Al verle ocupar vjiloarte de tal 
aUoffft, nosoiros deberíamos esquivar el combate* si por encima de todo no 
estuviese la dignidad y la cortesU. 

Cortesía es, en efecto, más bien que otra cosa« lo que nos decide á tomar 
la pluma en contestación á las observaciones del Sr. BustiUo, suplicándole 
que dispense nuestra morosidad, en atención ik que su larga epístola hubiera 
pasado para nosotros desapercibida, si un amigo (3) no nos hubiese infor» 
mado de su. publicación. 

Empieza D. Eduardo Bustillo por confesar, que el largo plazo trascurrido 
entre la ofm$a y la que él llama vindicación, podrá dar lugar á que se le 
tache de inoportuno: no seremos nosotros quien falte á la urbanidad hasta el 
punto de negarlo. 

Da después rienda suelta á su ira, y nada basta á contener sus impetuo* 
sos arranques. Suposiciones ofensivas, calumniosas, arbitrarias* erróneas; ta* 
les son los adjetivos que el Sr. Bustillo emplea para calificar nuestras pa- 
labras. ^ 

Ahora bien;- ¿qué ofensa, qué calumnia, qué arbitrariedad, qué errores 
aoA los que se propone impugnar? 

Calderón fué tíl vez escéptico: este es el cuerpo del delito. 

Ese UU vez, da al traste con el pobre castillo de naipes que* en su acá- 
torada fantasía, Jia levajitado el Sr. Bustillo. 

¿Quién ha dicho al articulista «de La Revista Ibérica que ofendemos, qpe 
oalumiiiamos á Calderón? ¿No sabe que entre la hipótesis y la presunción 
media un abismo? ¿O es que quiere encadenar el pensamiento de los demás, 
y sujetarle á sus propias creencias* á sus propias presunciones, á sus pro< 
pi06 juicios? 

Pero esta vez los esfuerzos del Sr. Bustillo han sido estériles: después de 
recorrer la larga y agitada vida del gran poeta, después de desplegar á núes- 
Iros ojos las creaciones de su elevado talento, exclama como en aire de tríun* 
fo: ¿pudo ser escéptico Calderón? 

Nosotros diremos al ardiente vindicador de su memoría: ¿podrá creer el 
Sr. Bastillo que todos esos datos, que tan laboriosaihente ha recogido y sol* 
dado, no nos eran conocidos, muchísimos años antes de aventuramos á dar 
al público las palabras que tal indlgni^cion le han producido? 

La diferencia entre el parecer del Sr. Bustillo y el nuestro, bien que ám* 
bos estén apoyados^ en datos Idénticos, es fácil de explicar. La critica de 
n^estro apreclable contendiente queda satisfecha con la forma* con el vesti- 
do, con la corteza del objeto juzgado; nosotros* por más que podamos enga^ 
ñarnos* tratamos de adivinar el pensamiento detrás de la forma que le revis* 
te. Ahora bien; ¿puede el Sr. Bustillo presentar, absolutamente concreta y 
definida, la idea que rodó, en el cerebro de Calderón al concebir La vida u 
sueño7 ¿Fué el sarcasmo del escéptico? ¿Fué un resplandor de la fe más ar- 
diente? ¡Quién lo sabe! 

Vea, pues, ^1 Sr. Bustillo, que, á pesar de sus largos comentarios, hemos 
quedado á oscuras; que á pesar de su vindic€U>Um, queda en pié como antes 
el tal vez que le exacerba. 

Pero el Sr. Bustillo, alucinado por su ardor de apologista, ha lanzado un 



(i) Se refiere el Sr. Oflate al Romancero de la guerra de África, de que es autor el se- 
Sor Bastillo y del qae se está heciendo la 4.* edición. El mismo Sr. Bustillo aenba de dar 
i loz ona obra que interesa, profondamente á la familia j que la titnla: El libio di Había, 
Cuadros de la vida de la Virgen. 

(2) El conocido eieritor D. Antonio de Tmeba. 



M 

iasallo supieato solm «at escidi tlosóict; obcecado por aa fe déliniile, 
Bo sabe darse eaeau de los peasaiaieDtoa que paede i^pinr la tnariía de 
aa desgraciado. Sobre d sepalcro de oa escépiico, el ilóaofo aMdita, el poe- 
ta coaipadece, sólo t\ cristiaBO ora; la ■ediladoii, la plegaria, el dolor, y 
ese ao sé qné de graade y vago, iaspirado por la aada y la elenMadqiie se 
Tístaaibrui i U^^vés de la boesa: tales soa los iadefialbles pensaaiieates que 
despierta esa triaidad adaiirable de ¡tóelas, y qae el Sr. Bastillo ao acierta 
4 coBcdñr. 

Ea caadNO, el artlcallsta Tiadicador de Calderoa, es fccaado ea caliáea- 
tiros para aaa escoda que ao coapreade. Débiles y cobardes Uaaa á les 
escépticos, olTidaodo, en so arrebato, los alardes de cristiaaa creeacia que 
taato aboBdan ea so carta. El Sr. Bastillo es aicjor para erudito qoe para 
misionero; como erodito, sabe bascar y reoair noticias sobre el carácter, 
sobre las opiniones, sobre la lida y hasta sobre la belleza del gran poeta; 
como mi^onero, se desata en injurias contra los desgraciados. Cuando el cie- 
lo quiso redimir a San Agostin, le dio un libro santo, y le dijo: lee. ¿Querrá 
el Sr. Bastillo enmendar la plana al mismo Dios? 

De modo que, separando 4 un lado lo que su carta endura de arañazos 
a nuestra humilde persona, de dicterios á los que buscan algo mis grande 
que lo que satisface i su autor, de insultos i una escuela respetable porque' 
esta extraTiada; las laboriosas y eruditas obsenradones dd Sr. Bostillo, dan 
un total que entristece: cero. 

Si nuestro apreciable adversario hubiera meditado un poco, antes de to- 
mar una resoludon tan dngular, lo hubiera conoddoasl y nos hubiera alior- 
rado un trabajo enojoso. 

El Sr. Bastillo ha sido predpitado por la falsa idea que tiene de la criti- 
ca literaria: i so oMido de ver, ese tribonal debe convertirse en polida, pues 
que allana las casas de los autores para observar sus mas intimas sMisaclo- 
nes, para anotar cuándo ríen y cuándo lloran, cuándo creen y cuándo du- 
dan, y basta para tomar cuenta de sus señas personales, por si necesitan un 
pasaporte. El Sr. Bastillo está lastimosamente equivocado: la critica juzga 
la obra, pero presdnde del autor; en la obra y sólo en ella, áébe investigar 
d pensamiento que la dio origen, adivinar ó preemtdr la idea que agitaba 
d espirita que b engendró: coando la critica, por este procedimiento racio- 
nal, halla una verdad, asegura categóricamente y pruelKi su sentencia; cuan- 
do halla dos caminos opuestos para explicar un resultado, ninguno la satis- 
face plenamente, y está autorizada para anteponer un tal ses á cualquiera 
de las soluciones que adopte. 

Por lo demás, el Sr. Bastillo no debe ver en los v^l^ores renglones 
ni una sola palabra que tienda á zaherirle: una cuestión literaria no debe 
descender jamás al terreno de los nombres propios, ni tentar la resbaladiza 
pendiente de las ajenas creendas y opiniones: y en cuanto esa coestion es 
de taa pdMies alcances como b presente» seria el agriaría ona ligereza inex- 
cusable, ana ridicub puerilidad que no podriamos perdonamos jamás. 

Junio de I863.=IIajíoh Oííatb. 

(Se eantinuará.) . 



MADBID.- Cftíu tiposiáaet M EQt¡fUn.^i9Si^ 



mm. %6. 15 DE Agosto m 1866. AftO Vil. 

■ t|ii I Iji^ ' N^ ■> I f lIii HH lf l»ii*< illlllll iiiii l lii^ H I I i iliii í l II i tH >i^ fj K'Ki II I lil " I illiÉ 

BOLETÍN BIBLÍOÜRAVIGO ESPAfOL 

PKBIODICO Bl U LIBRKRIA. IKPRINTA. GRABADO. LITOGRAra 

mCUADERNACIOll, FABRICAS Y ALMACENES DE PAPEI* T HÜSICA. 

RlilCTOMlITeR, BOl N6RBI6 l»UeO. 

Todas las comunicaciones se dirigirán á nombre de D. Dionisio Hidalgo, 

Paseo del Obelisco, núm. iO, GHAMfiERI (Bladrid), 

6D donde están la redacción, administración y venta de los tomos poblicados. 

Los pedidos de esta corte pueden' avisarse por el correo interior. 

— - — ■ — ■ — ■ — — — — — — ._■-_- ■ ■ ■ . — — - 

Se publica el i.* y 15 ¿e eada mee.-^Se saecribe ea tedas las libreHas ét\ reino. 
Pbicio: 40 rs. al aflo eo Ifiíuirid.'— 44 en las provineias,—90 ó 60 en el «ctnuy'fro | 
OUramar, segnn qoe haya ó no conYenio postal.— Se admiten avises y comnnieados para 
el BoLim VE jjnmaos á precios econdfflieos y contencionales. 

Los Sbbb. Mota t Plaza sb brcabcar di compiai t amitia Á raoTiiicus todas las 
eiBAS AimiciADAS m iL BoLirm t gualesooiiba otras que se dbsrm, cor il AimVIITO Dg 

m 90 POB iOO POB BAkON DB- los gastos DB nUBQCBO. 



PUBLICAGIOHBS HUEVAS. 

619. Anuario de María, ó el verdadero siervo de la Santísima Virgen, apro* 
bado en Roma. Dedicado á S. S. Gregorio XVI. Por M. Mengbi D' Arville, 
Proto-notario apostólico, y traducido para dicba Academia. Con licencia de 
la Autoridad eclesiástica. Madrid, 4666, imp. de G. Moliner y Ckmipaftia; lib. 
de Olamendi. En 8.* mayor, XVl-408 páginas. 10 

Academia bibliogrifico-Maríana. 

6^. Breves reflexiones sobre la conducta seguida por ía autoridad y*la 
dirección del Banco de Gádiz en la crísis actual, por el Licenciado F. Lízaur. 
Cádiz, 1866, imp. La Marina de A. Ripoll. Madrid, lib. de Bailly-Bailliére. 
En 4.*, U páginas. 4 

621. De la balneación bidro-atmhidicea.— Baños de vapor con afusiones 
de agua, por los Sres. Amús y Borrell, miembros de la Sociedad bidroló* 
gica médica de París: con un Apéndice de aforismos bidroterápicos de vá* 
líos autores. Madrid, 1866, imp. Española, lib. de San Martin. En 8.% 110 pá- 
ginas con una lámina. .. 4 

623. Descripción bistórico-artistico-árqueológica de la Gatedral de San* 
tiago. Por D. José Viila-amil y Castro, Académico correspondiente de la 
Real déla Historia. Lugo, 1866, imp. de Soto Freiré, editor. Madrid, lib. de 
Bailly-BaiUlére! En 16.* mayor, XVM84 páginas con S láminas. ^ Í6 

623. Estudios modernos y normales.— Agrimensura y nivelacioi» cienti- 
flcas y prácticas, ó sean lecciones de Planimetría, Geodesia y Nivelación me- 
lódicas, claras, razonadas y demostradas, al uso de los estudios privados, 
escuelas públicas, asi como de los agrimensores, ingenieros, etc. Por E. An> 
tonio Glaessens de Jongste, arquitecto militar, antiguo profesor en Sutton- 
Gourt School, en Gbiswick (Londres), obra muy original con un sinnümero 
de problemas tan variados como abundantes, acompañados de sus aplicado* 
nes numéricas, con sus soluciones demostradas y becbas. Bilbao, 186S, imp. 
de R. Martin y Cortázar. Madrtd, lib; de Bailly-Bailliére. En 4.* mayor, Vl-64 
páginas con 5 láminas. 12 

624. HAMUrr, principe de Dinamarca.— Tragedia en cinco actos, escrita 



en Inglés por W . SfaaEespeare, veirtída al español por Horatin (D. LoaBdro). 
Madrid, 4866^ iiop. Espimola, librerías de la V. 4 P{|08 de dwtia, y Wpja 
y Piala. En 4.* mayor, á dos coíiuno^s, &t pdglPff • t 

625 . La FE, ó BL CONSUELO DEL ALMA.--4)evcíci«narío en verso y prosa que 
comprende el Ejercicio cotidiano, Ordinario de la misa , Semana Santa y las 
principales oraciones y prácticas del cristiano. Madrid', i866, imp. del Hos- 
picio, lib. de Dnran, Genaro del Valle y Vila. En B.% 288 p^nas con §;raba- 
dos en el texto. 40 y 20 

626. La Madre db Dios sagí» San Prancise^ de Sales, ó sea sermones y 
fragmentos de obras sobre la Santisima Virgen María. Lérida, 1866, impren- 
ta de Sol é Hijo. Madrid, lib. de Olamendi. En 8.*/vin-280 páginas. 7 

Academia biblíogHfico -Mariana. 

627. Ley sobre el dominio y aprovechamiento de las aguas, promulgada 
en 3 de Agosto de 4866, con observaciones para facilitar su inteligencia. 
Por un Abogado del ilustre Colegio de esta corte. — Obra de utilidad para 
todas las autoridades, tanto judiciales como administrativas. Madrid, 1866, 
imprenla de M. Tello, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 8.% 484 páginas. 6 

628. Los Comentarios de Cayo Julio César, traducidos por D. iosé Goya 
y Muniain, Presbítero. Nueva edidon que comprende el texto adoptado por^ 
traductor, un gran número de variantes y un nuevo prólogo por D. M. Milá 
Y' Fontanals, Catedrático de la Universidad de Rarcelona. Barcelona, 4865. 
impr. del Diario de Barcelona. Madrid, lib. de San Martin. Ik>s lomos en 8.* 
mayor, LXX-3Í4 páginas el 4."; n-Vi-286 el 2.' Í8 

Biblioteca de Aatores Clásicos. 1.* obra. 

629. Manual cristiano de la juventud; ó j«a catecismo católico explicado 
af áfcajiM^ fie los Jóvenes, por el JPresbit^fQ Df. Alejandro Sancbez Qemaiiéez, 
Doctor en S^^prada teología, y Catedrático de reiigioo y moral en eí InsUbM^ 
de prii^er» c^^se de| NQTjeiado. Con licen^ua 4e|aai)torida4^clf$siástica. Ma- 
drid, 1866, imp. i^ $. Aguado, MJ^erjia^ de QÍav^ndi, BQr^apdp y Si^rano. 
i^ 8.% U-76 páginas. 6 

630. Nociones de historia universal y parti<^r de ISspafid^ Por D. An- 
tohio Vid^ Domingo, Lb^nctado «a la facnllfid de Slosolia y letraa, y Cate- 
drática de gc^grafia é historia «p i^l lAstit«to de «agunda enseñanza de Hues- 
ca. Hpi^Bca, 1866, im^. de A. Arizou y Compañía. Madrid, Ub. de Duran. 
En 8.*, 120 páginas. 8 

.63i. OaRAs OB Cayo Salustio Crispo* traducidas por el Señor infante Don 
6abrí/9K Nueva edición, con el mayor esmero revisada, anotada y enrique- 
cida con un nuevo próUs^, y con vacíos ^agnj^ntos de la Grande Historia 
del mismo autor. Por D. Joaquín Rubio y Oirs. Barcelona, 1865, i^p. del 
Diario de Barcelona. Madrid, lib. de San Martin. En 8." mayor, Lyi-312 pá- 
ginas. 14 
Bibltobeca de latieres Clásica» 2.' obra. 

652. PAf oLOGiA de I09 fervo-oarriles, y pra^ecto de reforma para au tx- 
plotacion. Por D. Gustavo de G&spert y Yanguas. Biircelona, 18$6» iof. de N. 
Ramírez y Compañía. Madrid, lib. de San Martin. En 4.® mayor, 44 páginas 
con una lámiiia. 6 

63?. PaoKTUAiuo del Conlesor de peraonaa piadosas* Por el Presbiteirp Boa 
Bernardo Sala, B. Misionero del Inmaculado Corazón de Maria. Vich« 186ji, 
imprenta de Sotor Hermanos. Madrid, lib. de Olamendi. En 8.^ i Vt 

634. ToQQ POR J9a69, ó vías ^fá^^iles dj»l divino amor* Olva ei^i^rita ^ m- 
gUs por Federico i^uillermo f ábev, PresUtero, Doctor en ss^ada Tipología y 
Prepósito del ^naítorio 4# San ÍAlm Vi»^ BroppKoii XiOUdr^, y i^du<;i4a 
dírt ctawi^te d^l origi<iaA, coa arraglo á la «étima e4mm iW\m V^ ^ 
naro Eps. Roa, Presbítero, Licenciado Capellán real y l^^^iJtj^i^Qc^ A^. Si^pa- 
dik XeoloftMi ea^ ¡SemínMio de San h^mww éd Sqiiioiiri^- (^.JjfíBnc^ del 



- «7 - 

OrdiAtrlo. Madrid^ 1Q66, i|np. de Tejado, á cargo de B. Lüdisfifi» lib. de Ola- 
Diendi. Tomo ! en 8/ mayor, tXVllhZ^ páginas. i2 

Constará la obra de dos tomos. 

6S6. Trbs Puntos científicos. Por José J. Landeser. Taleacla, 1866, imp. 
de BlAviáador Valenciano, á cargo de J. Peldró. Madrid, lib. de fiailly-Bai- 
liiére. En 4/, S4 páginas con S láminas. 6 

' Los tres puntos son: Teorta del Areo-Iris. Teoría del origen del Mando, Noevo fen6- 
flmo óptico. 

636. ÜR RAcnio DE GROSELLA. NoYcla escHta éfl francés, por Gb. Panl de 
Kock.Tradneida por D. Manuel Garcia Goncalez. Hnstrada con una lámina gra- 
bada en acero. Madrid, t865, imp. y lib. de C. Bailly-Ballliére» editor. En S.*" 
mayor, IV-^8 páginas con una lámina. 19 

Periódicos^ 

637. £l Ius. Diario polttico, mercantil, industrial y éa aauíicios. Se pu- 
blica en Barcelona todos los di«« desde el 15 de Agosta en un pliego de 16 
páginas en 4.* mayor. Barcelona, imp. de Magriñá y Svbirana; Aidiuiíiistracion, 
Calle de Cordera (vulgo) Galderers«.aúm. 7. Madrid^ lib. de OlaiaeiMU. Precio 
de la suscricion: En Barcelona, por un mes, 6 r^ Ea ProTineias, por tres 
meses, S4 rs. 

638. La iwk CATÓLICA.* Semanaria cientifico, literario é histórico, ajeno 
compleUmeote á la poUtica. Redactado por el Presbítero Dan Pedro Lum- 
breras, Colector de la Parroquia de San Pedro el Real de Madrid* con la 
cooperaciaa de varias personas ilustradas y en vista de diferentes trabajos 
literarios é inéditos, dados á luz por los RR. PP. de U Gompa&ia de Jesús. 
Con la aprobación y licencias necearlas. Se pid)lica ea Madrid todos les sá- 
bados desde el 3 de Mayo enu» pliegode i6 páginas, ea 4.' mayor, Madrid, 
imp. de La degeneración; Administración, pretil de Santistéban, núm. 3, y lib. 
de Olameadi. Precio: Ea Madrid, por na mes, 6 f&«; por tres* 17; por seis, 3% 
y por un año, 60 

Potoffrafta. 

639. HusKo FoTooiiAFiGa.-^'4:k)Leccioa de cuadros, vistas da (os moanmea- 
tos y yai&ajes más notables de Espaaa, retratos de las personas más célebres 
ea ciencias,, letras, política y armas: reproducdoaes eiact^ksy a/cabadas con 
arreglo á Wa últimos adelantos Áe Lá fotografía. Cada mes ealoadhs iJ" y l{f 
aparecerán dí)s reproducdoaes alteraadas» esto <^t deM>ués d^ un cuadro el 
retrato de un personaje, aa paisaje, ua monuaiento etc. etc. del tamafto 
de 30 centímetros de largp por 24 de ancbo en magaiflco cartoa Bristol lito- 
grafiado. Precio, 6 rs, ea Madrid y 7 en Provincias. Madrid* Estableeiaüento 
fotográfico, calle de Sevilla, números 4 y 6. 

Se retrata gratis, una vex por qada a6o, & los sascrilorea ó sus hilos. 

OBEA» DB I40S SIOLOS XVII I XVIII. 

(En la AdmioiaUracion de este Bolbtik.) 

640. BREVE expresión del grave sentimiento, con que el Real Colegio de 
San Vicente de Oviedo eo el orden de S. Benito, lamentó la muerte de el 
Illmo. y Rmo. Señor Don Fr. Benito Gerónymo Feijoó, y Montenegro^ de el 
Consto de Su Magestad, etc. en los días 16 y 17 de Diciembre año de 1764. 
Sale á luz con las licencias necesarias. En Salamanca, por Antonio VUlargor- 
do y AJQázar. En 4.^ 34 páginas. 4 

641. CONVERSIÓN de un pecador, por D. Gerónymo Montiaegro„ su ver- 
dadero autor, y no el que algunos años bá se figuró en la Gazeta de 2ara- 
go^. Aña(fidas unas décimas espirituales por el mismo autor. Con liceacia 



— 188 — 

Madrid. Porloachin Ibarra, calle de las Urosas. hSto de 1761. En 4A S4 p&- 
ginas. 6 

$43. ENSATO sobre la nobleía de los Bascongados. para que sirra de 
Introdocioii á la historia general de aquellos pueblos. Compuesto en fras- 
ees de las memorias de un Militar Vascongado, por un amigo de esta Nación. 
Traducido por D. Diego de Lazcano, presbytero. Tolosa:MDGCLXllVI. En la 
Imprenta de B. Francisco de Lalama. Con las licencias necesarias. En 8;* ma- 
yor, pasU, XXIV-868 pá(^nas. 14 

Este ciempUr llera al mirgen notas maoiiscritas iniiy intertsaates, qve acbraa, roe- 
tíAean y aunentaa el texto, por lo cual es ünico y de grande importancia histórica. 

643. EJERCICIOS espirituales para cada uno de los dias del mes. Con 
una clara instrucción, para saber y obrar de buen Christiano, en .la breye 
explicación de las principales partes de la Doctrina Christiana, y aVisos Im- 
portantes, que según la Doctrina de la Santa Escritura, Concilios, Santos Pa- 
dres, Cathecismo Romano, y grabes autores dispuso un Anónimo Italiano. Y 
tradujo, compendió, y añadió con otros puntos muy provechosos. Fray Luis 
Pérez, Trinitario Calzado. Con las licencias necesarias. Madrid, 1786, imp. 
de P. Rarco López. En 8.* pasta. VIlI-296 páginas. 6 

644. ILUSTRACIÓN apologética al primero y segundo tomo. del Theatro 
critico, donde se notan mas de quatrocientos descuidos al Autor del Anti- 
Theatro, y de los setenta, que este imputa al Autor del Theatro Critico, se 
rebaxan los sesenta y nueve y medio. Dedicado al Rmo. P. M. Fr. Francisco 
de Rerganza, General de la Congregación de SanRenito de España, Inglaterra, 
etc. Escrito por el Rmo. P. M. Fr. Renlto Gerónimo Feijoó, Maestro General 
de la Religión de San Renito Abad que ha sido tres veces del Colegio de San 
Vicente de Oviedo, doctor Theólogo, y Cathedratico de Santo Thomás, Escri- 
tura, Vísperas, y Prima de la Universidad de la misma ciudad, y al presente 
Jubilado, etc. Sexta Impression. Con privilegio. En Madrid, en la Imprenta 
de los Herederos de Francisco del Hierro. Año de M.DCC.LI. En 4.% XÍ:xn- 
208 páginas. 12 

645. JUSTA repulsa de iniquas acusaciones. Carta, en que manifestando 
las imposturas^ que contra el Theatro Crítico, y su autor dio al páblico el 
R. P. Fr. Francisco Soto Mame, Chronlsta General de la Religión de San 
Francisco, escrive á un amigo suyo el Muy Ilustre Señor, y Rmo. P. Maestro 
Don Fr. Renito Gerónymo Feyjoó, Maestro General de la Religión de San Re- 
nito, del Consejo de su Magestad. Con Pririlegio. En Madrid: En la imprenta 
de Antonio Pérez de Soto, Calle de la Hsfbada, frente á la Sombrerería, Bar- 
rios del Carmen Calzado. Año de 1749. En 4.% XXIVI-116 páginas. 10 

646. ORACIÓN fúnebre del Excelentísimo Señor D. Alejandro de O-RelUy, 
Conde de 0-Reilly, Teniente General, etc. etc. La dijo en las exequias, que el 
amor y gratitud de varios amigos de aquél, le hicieron celebrar en la real 
parroquia del Señor Santiago de Cádiz, en el dia 4 de Junio de 4794 el P. M. 
Manuel Gil, de los clérigos menores, exprovincial y esaminador sinodal del 
arzobispado de Sevilla. Con licencia. Cádiz, i794, imp. de M. Ximenez Ctrre- 
ño. En 4.*, 132 páginas. g 

647. ORACIÓN fúnebre en las exequias, que en ^ |de Enero de 4765, ce- 
lebró el Real Monasterio de San Julián de Samos á su hijo el Muy Ilustre Se- 
ñor, y Rmo. Padre Maestro Fr. Renito Feijoó, de el Consejo de su Magestad: 
Maestro General, con honores de General de la Religión de San Renito, Abad 
de el Colegio de San Vicente de la Ciudad de Oviedo: Doctor, y Cathedratico 
de Prima de Theologia Jubilado en la Universidad de la misma Ciudad, etc 
Díxola el M. R. P. M. Fr. Heladio de Novoa, Hijo, y Abad que ha sidode ei 
mismo Monasterio, Maestro General, y Diflnidor de la Religión de San Renito. 
Sácala á luz la Real Casa de Samos. Con licencia: En Madrid, ñor Manuel 
Martin. Año de 4765. En .4.% 11-54 páginas. 4 



— 189 — 

648. ORACIÓN faoebre <nie en las solemnes exequias celebradas á la buena 
memorias de el limo, y Bmo. Don Fr. Benito Geronymo Feijoó, en eLCk>legio 
de San Vicente de Oviedo dia 17 de Diciembre de 17G4, dixo elP. Maestro Fr. 
Benito Uria, Maestro desagrada Theologia en dicho Real Colegio de San Vi- 
cente. Sale á lúa con todas las licencias necessarias. En Salamanca por Antonio 
Villargordo y Alcaraz. En 4.% 11-28 páginas. 4 

849. ORACIÓN fúnebre, que en las solemnes exequias que la Universidad 
de Oviedo consagró en el dia 27 de Noviembre de este a&o de 1764 á la in- 
mortal memoria del Ilustrisimo y Reverendísimo S. D. F. Benito Geronymo 
Fe^od y Montenegro, del Consejo de S. M. y Cathedratico de Prima Jubilado 
en ella. Dixo el S. Doct. Don Alonso Francos Arango, Colegial que fué en el 
Mayor del Arzobispo (asi) de la Universidad de Salamanca, y en ella Cathedra- 
tico de Philosophia, Canónigo Magistral de la Santa Iglesia de Tuy, Visitador 
General, y Examinador Synodal de aquel Obispado, y al presente Canónigo 
Magistral, y Dignidad Maestre Scuela de la Santa Iglesia deOviedo, Examina- 
dor Synodal de este obispado, y Calificador de la Suprema, y General Inqui- 
sición. En Oviedo por Francisco Diaz Pedregal, Año de 1765. En 4.% VIIl-32 
páginas. 4 

650. SERMÓN que predieó en la Iglesia Catedral de la Ciudad de Quito á 
S de Agosta del año de 1783, en la suntuosa y nueva fiesta que se celebróá 
la Reilla de los Cielos María Santísima de Guadalupe, con el titulo deGuapu- 
lo, á Devoción del M. I. Señor D. Josef García de León y Pizarro, Caballero 
de la Real y distinguida orden española de Carlos lll, del Consejo de S. M. eo 
el Real y supremo de las Indias, Presidente, Regente de la Real Audiencia de 
Quito, Gobernador comandante y Visitador general de sus provincias, etc. Por 
elR.P. Fray Antonio Josef Caliste, Predicador general, Lector deprima en el 
máximo convento de S. Pablo, y actual Definidor de su Provincia. Y lo dedica 
al Muy Rustre Cabildo al Exmo. Sr. D. Josef de Calvez, Caballero gran cruz 
de la Real y distinguida orden española de Carlos III, del consejo de Estado 
de S. M. Su Secretatrio de Estado y del despacho universal délas Indias, Go- 
bernador de su Real y Supremo Consejo, y Superintendente general délco- 
*bro y distribución de la Real Hacienda en ella, etc. etc. e^. Con Ucencia. 
Qoiio, 1783, imp. de R. de Salazar. En 4.% 40 hojas sin follar? 6 

VÁRIEPáDBS. 
(Continiiaeion.— Véase el Düm. 15.) 

CONTRA-REPLICA. 
Sr. Director del BüscALDimA. 

LUmes-Cúono 10 de Jalio de 1865. 

Muy señor mió: En uno délos últimos números de su apreciable periódi- 
co he leido las palabras que el Sr. D. Ramón Oñateme dirigne, según él por 
diffnidad y corteHa, y en las que parece querer contestar á mi Carta en 
defensa de D. Pedro CkMeron de la Barca. Mucho celebrarla el aviM) amis- 
toso que al Sr. Oñate dio el Sr. D. Antonio de- trueba, si algún resultado 
hubiera producido más que el desahogo, no del todo conveniente, del que 
no puede encontrar elementos dentro de la cuestión para sostener las dudas 
ofensivas y calumniosas suposiciones que exfpresó acerca de D. Pedro Calde- 
rón de la Barcat sin tener para nada en cuenta el espíritu de las obras 
del poeta^ y desconociendo^ por lo tanto, sus propios principios de crítica; 
principios que yo he seguido fielmente al examinar y exponer las tenden- 
elas de las más grandes creaciones de Calderón, muy en consonancia con el 
carácter de su época y con la marcha de su vida pública y privada, de que 



68 inposiMe presehidír, cono, al ocuparse ñ& Biptrneeda. no pudo pres- 
diMlIr el Sr. Ofiate de hablar del hombre al analizar las obras del poeta 
lírico. 

En cnanto 4 las injurias contra los ded^dados de que tan gratre- 
mente me acusa el Sr. Onate^ obligado par él ndfmo y con bastante saiti- 
miento mió— como expresé en mi defens2H-no hice más cpie decir lo <iue 
está ya muy repetido por los críticos , aunque sin Degar adonde llef^ el 
Sr. Oñate;, que habla de ateos, de suicidas^ de nuevos Brutos que se mo- 
fan de ¡a ífirtud^ y que, por últhno, al felicísimo y venerable Calderón apTl» 
ca caritatlTamente el títiilo de renegado por medio de hipótesis, eso sí; y ya 
usted conoce, Sr. Director, que, con el salvo-conducto de un ¡quién sabe! 
de un tal «es ó de un anuo, todo buen cristiano puede poner ptU>licamente 
en duda la honradez de su Tccino, sin que éste deba d^rse por ofendido y 
calumniado. 

Aunque según el del Sr. Oflate entre la hipótesis y la presunción media 
un abismo^ líbrele Dios de un filósofo despreocupado que con un tal vex 
quiera poner e^ tela de juicio la limpieza de su honra. Se ahorrará muchas 
mortificaciones. 

Aunque sea saliéndose de la cuestión, mucho a|radeceria á mi contrincante 
me hiciese comprender todo el valor [áe la escuela de los escépticos, y me 
enseñase ese algo que buscan los filósofos que defiende y que dice ser más 
grande que lo que ánnme satisface^ más grande que el principio y fin de 
la filosofía verdadera, más grande que Dios. 

Pero si el Sr. Oñate huye del terreno, glosa, mide palabras y dWaga 
inútilmente, no ToWerá á distraer la atención de V., Sr. Director, el que es 
siempre su afectísimo seguro servidor Q. B. S. M.^EnuAi^no Bustillo. 



RÉPUCA 



Sn. D. Federico Utreiu. 

PvhUtúda «II la Rewitín Smnilma y eñ la Ibériea. 
ARTICULO PRIMERO. 

El Sr. D. Eduardo Bustillo ha dado á luz en varios periódicos de la corte, 
y en otros de provincias, un nuevo trabijo de su elegante pluma, con el ti- 
tulo de Carta en defensa de D. Pedro Calderón de la Barca. 

Y no pudo menos de picar vivamente mi curiosidad el donosísimo epí- 
grafe del último parto del Sr. Bustillo: pues claro y evidente es que, salien- 
do valeroso paladín armado de punta en blanco á combatir en la arena lite- 
raria por el ilustre Calderón, debía yo suponer que existiera, aunque rezaga- 
do, algún malaventuradísimo andante que le habría inferido ofensa. 

Ciertamente que, si los tiempos caballerescos pasaron, en tentadocn la 
ocasión que al Sr. Bustillo se presentaba para ostentarse en el público pa- 
lenque, sin temor á una risa de ironía, y loable en todas maneras su empe- 
ño en desagraviar al soubramo (por más qué las soberanías no sean muy del 
gusto de la época) ralifcm de los poetas deaháucos espaíolbb. Que nada 
tan digno de encomio, después de un siglo de olvido, para el autor de la Vi- 
da es sueño, como que sobrevenga otro siglo de reparación y aplauso, y no 



- m — 

que aparezca el agudo punson de «n efniee para heHr ▼Ulanapiciite # 4e^ 
póaito «apráde de una tumba. 

Tales eran mis íyensánientos al comenzar la ledura de la Carto dtada »«• 
riba; y tal era la disposición de mi ánimo en el instante de saborear sn cas*, 
tizo len^aje y atildado estilo. 

Mas íoh desengaño! ¿Cuál y cuan grande no seria mi sorpresa al verme 
denunciado en letras de molde, bajo el testimonio concluyente del autor de la 
Carta, como reo, en compañía del Sr. D. Ramón Qñate, de un atentado con- 
tra la alta reputadon literaria y lo más soffrado de la honra del gran poeta 
del siglo XVII? 

Confieso qiíe ante esta acusación temblé de espanto. 

Y si be de decif Usa y llana la verdad, no porque la conciencia me argu- 
yera, sino porque al Sr. Bustlllo se le antojaba colgarme el milagro. 

Pasada la dolorosa Impresión, refrescado ya del susto, y desde luego no 
Heno de indignación como el noble amigo^ por otra parte muy respetable para 
mi« que obligaba al Sr. Bustlllo á tomar A sn cargo la defensa de Calderón, 
que la Indignación jamás es buena consejera, sino eon fría y juiciosa calaaa, 
lei detenidamente su bella apología, y el ramario, y plenario, y sentencia de 
la cansa contra mi hnmUde persona, y sos ieccionea de magisterío'critíeo y 
sn narración biográ'flea; comprendiendo su buen natural y excelente disposi- 
ción de ánimo, leda vei qne la pena á ifue me sujeta es tan simple, pues es 
el arrepentimiento , y la impone no ya eomo severo juez, bien que como pa- 
dre espiritual adornada de gratas y dulces exhortaciones. 

Pero es el caso, y mucho lo siento, que no puedo complacer, al menos 
por ahora, las buenas Intenciones y manlflesitoe deseos de mi acusador, por 
más que me eensidere oveja descarriada de sn redil literaria y de su orto- 
doxia caideroniatta. Y extiendo hasta sn merced el m€|^f deque no me 
crea rebelde ni contumaz, explicándose el giro de mi conducta á la manera 
de aquel sabio español, lumbrera del siglo XVI (D. iuan Ruarte en su 
Reamen de in§enioSy proemio II, páginas 7 y S), que decía: «En la oempos* 
>tura particular de hombres, hay ana cansa natural que involuntariamente 
•los indina á diversos pareceres] y que no es 6dlo, ni pasión, ni ser los 
>bombre»^eraeloiiesy amigos de cMlradeofar, como piensan loa que escri- 
>ben cartón nuncupatorias á sn« mecenailes, pidiéndoles centra eUos ayuda 
•y favor.» 

¥o ooníleso espealánea y públieamente , después de moduro examen de 
conciencia, que no me «onsidero antordel delito de que he sido fieosado, 
y protesto tfonhraila iden de qua^ ni en Intención ni en obni» b^9W podido 
herir en lo más mináiiid la verdaéera honra, ni la reputación literaria ver- 
dadera y justa 4e aquel á qnkn, en los denunciados pampos mipe del 
articulo 'sobi^e los JTásaroNM, eallftcaba con el envidiable título de cohso 
de nuestro teatro^ y en cuya vida ni intima, ni púMica, 9i|pfiYa4^« jamás 
he tratado de entrometem^e ni de fiscalizar. Sólo al fefvieüte entuaiajimo, 
es simplemente mi parecer , sólo al respetuoso canAo que ha oon^agr^do al 
venerable sacerdote é insigne defendido, su buen abogado, ál eiL^Uado 
amor, que como dijo oportunamente Moratin, los amore$ pierdan la mejor 
cabewa, y á falta de mimo sereno pora ver pasar sin isopugnadon infidos 
faltos d¡e fundamento, debo yo que mi oscuro nombre l^aya salido á pl^ia 
en esta ocasión, y sirvacomo de fantasma terrible para «n sencillo y tíipp- 
rato padrs de famUiu, que se alíirme y corra funrori^ado al gabisf^t^ ife 
estudio de su hijo á arrebatar las obras del inmortal poeta, 

Y cuida que , no puede achacarse falta de pr#medU$(<4<)n ó aturdimiento 
á mi consabido impBgHfidor 6 ¡»si; pues eo este singular, notabilisimp {pro- 
ceso, se ha seguido el método natural coa la mis estrici;i iógic^. fllu^p^r 
Bu«tttio, 4§.sputefde la denuncia 4^ su esthfMdo c^impailfiroj investigó por 



8i propiotloiqne fM> podia ni déUa <n^eer, es decir, los aiticnlos del ssoor 
Oñate y del que suscribe estos renglones; y á pesar de considerarse deposi* 
tarío de la verdad, no inpartUma^ sino en absoluto» Tacil6 en manifesUrla, 
porque no hallaba quien pudiera decirla con bastante autoridad para haear 
Justicia, ilnconveniente gravlsimol que hubiera podido salvar , recordando 
estos versos de su inmortal cliente: 

« 

Faera de qae nédie ignora 
qne anda desnada y es mada 
la verdad 



Mas cuando estaba próximo á exclamar con el citado poeta, 

«¡Oh, Yerdad, qne desvalida 
Tíviste en el mando siempre!» 

encontró una tabla de salvación. Escribió una carta al Sr. I>. Juan E. Haurt- 
zenbusch para explorarle su voluntad, y por la%respuesta de dicho respe» 
table señor, que recibió á la continua, persuadióse de que era excelente^ y 
de que le animaba á llevar á cabo su noble eropresa, si bien indicándolo qfue 
en la epístola que debía dirigirle no 4o comprometiera á tomar parte en una 
polémica, augusta causa la llama el Sr. Bustillo, pOr las constantes exigen- 
cias de su difícil y ocupadisimo cargo. Por esta narración se viene en cono* 
cimiento de que en el Olimpo literario, á semejansa de lo que ocurre eo la 
naturaleza, se han acumulado nubes, se han preñado de cargas eléctrícas, 
ha soplado viento impetuoso, ha tronado la tempestad en fin, y el rayo 80« 
bre mis hombros ha caldo. Temible por cierto es la borrasca: imponente se 
presenta el Sr. Bustillo, parapetado nada menos que detrás de un fuerte 
antemural de autoridad literaria^ resguardando su nombre (qpe en su mo- 
destia califica d^ insignificante), cuando tan digno de consideración es, tras 
el ilustre nombre de un poderoso patrono: recatado proceder que la malicia 
Impla pudiera hallar parecido al del que tira la piedra y esconde la mano, si 
tan lleno de viva fe, rodeado por los puros resplandores 4e la Justicia é 
inocencia de su defendido, no se presentase el defensor proclanando su triun- 
fo. Es prudente no ceñir el laurel de la victoria hasta después de haber bar- 
rido el campo de enemigos; mas cuando la autoridad armada de su cetro nos 
cobija, cuando dos stglos nos defienden, ¿quién teme el fantasma forjado 
por un soñador? ¿Quién no levanta en alto su bandera, exclamando: «soy 
invulnerable*? ¿Qué podrá detener al fiero Aquilea cubierto por su divina 
armadura? Hermoso brilla siempre el vencedor. iGuántas coronas colocaría- 
mos sobre nuestras cabezas, si no hubiese talones Vulnerables! 

El Sr. Bustillo, lo supongo, me concederá permiso para echar una ojeada 
analítica al proceso, que bien podrá ser ruidoso, at^didos los talentos de 
que se hallan dotados, y las buenas partes que concurren en el Sr .Oñate y en 
nuestro común propugnador; salva desde luego la incapacidad notoria que 
yo me reconozco. 

Los entendimientos, que por desgracia no ven tan claro oomoel del señor 
Bustillo, necesitan de la luz y ayuda de otros entendimientos, y esta fran- 
ca confesión dará á entender, que no explicándome bien todo el contenido 
de la Carta en defensa de Calderón^ mé precisa comentar alguna pane de 
ella, si no es ya que su autor [se toma un trabajo del cual yo pretendo ali- 
viarle, si á sus ojos, logro no cometer errores, de los que tan próximo es- 
tará mi espíritu, que, según su patente sentencia, ha llegado á un ptmlo de 
desvario. 

Después del exordio, mejor dicho, explicación de todas las penalidades 
y trabajos que por causa de los artículos sobre El diabló-mundo y los Mi- 
serables cargó sobre ag el Sr. Bustillo, en tono solemne, manifiesta al señor 
P, Juan E. Hartzenbbsch, cómo el 8r. Oñate, y el que suplica en estos do- 



mentOB la atención ,de sus lectores (si es que merece tenerlos), han mez- 
clado el egregio nombre de Calderón de la Barca con los de Víctor Hngo y 
Espronceda, para calificarlo con el aborrecible titulo de eseéptieo, aunque 
Hn afirmarlo de una manera resuelta: y acto continuo exclama: «jEscép- 
tico Calderón!- y se prepara á examinar los párrafos que de tanto tiempo 
atrás le han senrldo de pesadilla, considerándolos hijos de un momento de 
alucinación, y confiando en la enmienda de los autores, si es que el error 
no está encamado en sus opiniones y tendencias /Uosó/ícas. 

Está primera parte de la acusación iíscal, aún no he podido entenderla: 
los nombres de Calderón, de Hugo y de Espronceda, pueden grabarse con 
un mismo buril, en un mármol mismo; sus estatuas fabricarse con igual du- 
radero bronce; sus obras guardarse en una sola é incorruptible ca^a de oro, y 
la frente del más grande Alejandro inspirarse sobre ella. ¿Qué mezcla 'es esa 
de que habla el Sr. Bustillo? Y si de una manera resuelta no hemos afirma- 
do que sea Calperon eseéptieo, ¿por qué cpn una exclamación, ciertamente de 
gran efecto, convierte nuestras proposiciones dudosas en afitmativas? Pe- 
ro ante todo, era preciso que el /t^ca/ cumpliera con su deber, y la acusación 
siguiera su curso; que las suposiciones calumniosas ofenden tanto á la 
honra como las mismas afirmaciones, y la ocasión debe cogerse por los 
cabellos, y esta era oportunísima para cumplir con la obra de misericordia de 
enseñar al que no sabe; y el fiscal doctor la aprovechó para hacer una di- 
sertación profunda y filosófica sobre el derecho crítico. ¡Dios se lo premie 
en gloria ai Sr. Bustillo, que las matriculas' están por un ojo de la cara; ya 
el ignorante puede tomar lecciones de pura gracia y amor! «El rec^juez no 
firma un h\\% si la más ligera duda de su razón hace que vacire un mo- 
mento su conciencia.- Hé aqui como, el distinguido Catedrático del Instituto 
de Santander, con estas palabras justifica la conducta seguida por el Sr. Oña- 
te y por mi, cuyas lecciones escucho con la más ferviente atención de espiri- 
tn: el Sr. Oñate y yo, que me considero débil para juez, nada hemos fallado, 
y por mi parte, los fallos siempre los dejo á la opinión pública, á quien res- 
peto mucho, ó en su defecto á algún sabio maestro, á quien deba enseñanza. 

No puedo menos de reconocer, que en esta parte doctrinal de la Carta es 
donde más brilla la inteligencia del autor, y por tanto en la cual mayor esfuer- 
zo de ingenio tengo de hacer para entenderla. En uno de sus párrafos dice: 
•Los juicios literarios deben siempre caminar sobre sólidos argumentos y razo« 
nes irrecusables, y no abandonarse á un quién sabe, á un acaso, á un tal 
vez..,* Nada de particular tiene que quepa en estas proposiciones la razón de 
hecho á quien las ha dado á la estampa; pero no afirmo puedan tener carácter 
de inculpación, pues lo que talmente han obrado pronunciando un tal í>e% y 
un quizas, no han hablado en forma de sentencia, sino en la de conjetura, no 
como de cosa probada, sino como de cosa que deba venir á juicio; y las hi- 
pótesis son admisibles en toda investigación científica ó literaria, y una prue- 
ba irrecusable será la siguiente: el sabio colector y anotador de las obras de 
Calderón, en la Biblioteca de Rivadeneyra, en el tomo II, página 78, tercera 
columna, linea 27» ha puesto una llamada con esta nota: «Quizás falta aqui 
un par de versos, por lo menos. • A*nádie se le ha ocurrido hacer un cargo 
por esta conjetura: y cuenta que la cuestión es enteramente corpuscular; el 
anatomista en el cuerpo humano advierte con facilidad la falta de cualquier 
miembro; á ninguno que con el escalpelo, y la ciencia, ni mucho menos con 
el sentido común, hace un examen anatómico, puede consentírsele que ex- 
prese una probabilidad de este tener; al hombre que tengo delante quizás le 
falta una pierna (i). 



(f) Conste, pan gatbf^cclon plena de nú qneridisimo y venerable amigo el Sr* D. Joan 
Eugenio Hartzeñbnsch, qae si en este pobre escrito me he tomada la libertad do estampar 



Pero h9y «i»: ¿i quién podrá {uirecej culpable la manera de argmnBa- 
tar, ea \m témünoa que el Sr. Oñate y yo io kemos heebo? ¿Seguir el camino 
de la Tirtud no es ya tampoco permitido? El venerable y venerado Padre 
Fray Luis de Granada, en su admirable obra GuUií de Pecadaref^ libro H, 
Doctrina de la virtud, acopMJa: «huir siempre de I09 extremos y ponerse en 
>el medio; porquo la virtud y la v^rpap huyen siempre á^ los extremos: ni 
•todo lo niegues ni todo lo concedas, ni todo lo creas» ni todo lo dejes de 
•creer.» 

En verdad, en verdad, que el Sr gustillo, en estos párrafos de su Caría^ 
poseído del espíritu de la ciencia, va tan lejos y emprende tan altas y tras- 
cendentales especulaciones, que ba llegado á eclipsar la gloria de los más 
famosos naturalistas con un feliz descubrimiento que llamará indudable- 
mente la atención de los hombres de Estado también. Manifestando que «él 
•hombre para ser verdaderamente Ubre, debe empezar por hacer Indepen- 
•diente su intelig'encia por medio del estudio,» concluye por decir que -un 
•pueblo de idiotas distará muy poco de ser un pueblo de esclavos.* \k dónde 
están esos pueblos de idiotas, que hasta ahora nada se ha sabido de ellos? 
Ya no se extrañará que más adelante llame soñadores á ciertos hombres 
porque piensan, cuando llama idiotas á ciertos hombres porque son ignoran- 
tes. ¡Triste posición la de los hombres de letras si han de estar colocados 
entre safkidiMres é idiotcu, Y en esto no hay un ¡quién sabe! ni un acaso del 
Sr. Catedrático del Instituto de Santander^ sino deduce á la continua, y por 
los motivos expuestos, que se está obligado á meditar mucho antes de emi- 
tir públicamente juicios y opiniones que ptieden ser alimento de inteligencias 
naciente». Si esas inteligencias son las de los pueblos de idiotas, yo, antes 
que escribir, que seria predicar en desierto, iriarae á vivir entre soñadores, 
ó á los cuernos de la luna. 

Digno es en todos conceptos de encomio el gran trozo de la Carta con- 
sagrado á hacer el panegírico de Calderón, que oscurece mucho el de D. ¿as- 
par Agustín de Lara; trozo quei, aunque implícitamente va dirigido á mi, su 
principal objeto es rebatir las ideas del Sr. Oñate, y por tanto yo lo dejo á 
la consideración díe dicho señor. 

Leído el referido trozo, tan elocuente y lleno de católica unción, y apre- 
ciado en su justo valor, salvas algunas acusaciones de extravío y de falta 
de caridad dirigidas á mi cómplice, y algún pequeño indicio de récelo, por- 
que las palabras del Sr. Oñate son para su impugnador una peña que con- 
templa por todas partes temiendo no basten sus fuenas para tan rudo peso, 
todo lo demás es bello, bellísimo. Es una oración fünebre en regla; en un 
aniversario de Calderón ante su tumba, rodeada de un público lleno de re- 
ligiosidad, hubiera producido un efecto maravilloso. Esto me hace sospechar 
si el entusiasmo del Sr. Bustülo le habrá llevado hasta el extremo de querer 
sacrificar en aras de Calderón, y si el Sr. Oñate y yo seremos las victimas 
expiatorias ofrecidas en holocausto. Alta es la honra en todo caso: poroso yo- 
no puedo aceptarla, agradeciendo, sin embargo, tan gran merced. 

Y si, hasta aqui,. siguiendo el curso de la Carta, he visto en el Sr. Bus- 
Ullo el noble panegirista, el moralista excelente, que ve á Espronceda empe- 
ñado en huir del noble imperio de la razón y de la moral, cuando se osten- 
ta más formidable argumentador, más severo lógico, es en el momento de 



su nombre eo TárÍBS ocasiones , más fonaáo por la necesidad qne per el doMo ha sido. 
Pruebas de respeto y eonsideraeioo (pecas y masquinas para el meraeimieate) tengo da- 
das que acrediun el «incero aíecto qae le profeso; y volaniad firme tandiieo atarigo^ pro- 
curando sostener la Incha exclusivamente con el mantenedor, para huir 4el inté^^ d^Uffe 
ocupe un tiempo, preciosamente empleado en' lustre y gloría de las letras patrias , en 
diSfender «pinioiws que pueden Ua49Mr«a qniveraalea, si qQi^r la mia difiera, y qua tan 
bidalfla y Doblemente adiii aosUnerlaa el Sr. Biiatiljo. 



qw yi» ti4T« lll múi 0C9rrí»9<WI de- iniMucir en ei artícalo sobr# ^4« ^i|«« 
mMeiuPtfa 4ete pQrdo^í^rffik^^.PlqiMeri w^ lial^er 4^0 íugs^riji qu^ yo ^$¡pa 
taaU |^ri»gffiii|t «o^^. ¥ eotré ^11^, u^^ poción de 1q qiie ^e cotppr^^fi por 
4actráM m^ü^kifíiK OM m(4b|«iaa0s r^H^ecta a^l «en^do que \^¡^y^ podido 
4»ite i f sg ft^#, 4e iQ q»^ 9# fAgnfí no b^)^é q^f^rido llamar á Cal/^roo 
P^mmP*. I ai»e hq. bo w^riscido ia <;of»/(^«z« t^^^nH^ de )os fil04<)fo« calde- 
jroniMps; Mto adQlMM a&aAe, qu^ la Uftgofía d/» Q^l^^ron e^ 1^ fllq^fia 
d9ll «rwtiasteniyo; iada tí^ft^de p^irticalar <m^ critico me área nmn^i^i^^ 
ooüfstABiáiMlAWfl OA ofU jQiaoera if^ca|iacU9do para toser Y0I9 de fllp^oíia 
erí^tí^aa. K%i es que me Kope^fn pida nxpUcacioaes k Victar q«(;o. si es 
qn^ «ste señor 1)^ esUdi^do tus obras del poeta española 00 c^yo caso ao 
babrá irabajada mufsbo para encontrar en ellas |o eoqirario precisamente 
de lo que yo he supuesto. ¿En qué qued^miOS? ¿ttf ^stftdiado VictAi^.Pugo á 
GaldAi^n^ porqfi^r sí no 1^ ba leído, ser^ Iniltil hai^rle 1^ pregiypta; además 
<^6 el 9r. BfistiUo me cree ami9to$am€nU rel^iciona^o cpo éi, y par^ mi 
^Í9 afOJ^tad d^ uo grande kombiee es up bien del cielo > y repytaria yo ^ 
lalta a^udirU con demandas tan discretísimas, que súlo al feliz ingenio de 
qnien me aconseja 1^ hubieran oAnrrldo. Sobre todo, teniendo tan cerca, en 
mi mi^nia patria, á aqn^ d9 q\k}^n el gran Calderón es cliente, preferiría 
qiii^ est# m^ Ilustrase ep una cuestión que tan familiar le es. 

Por úMima.» qp/e debo yp afirmar, qu# ep Calderón et fil()sofp y fX sacer- 
dojt^^ ^ 6j ^(u^er^tf mUm^. Y si qp, ¿c^mo ^moniz6 1^ oncipn d^l ^reyente 
y \fL hronia d^l es^éptico? Di^^ltad pcubrisiip^ es esta par^ |^ lozaP) fanu^ta 
4fi ijA pp^a t^ distinguida ^^m el Sr. Buspp. C^erop armonl^ba los 
opneslos.de qpe: fin esta vida todo es verdad y todo esm^tira: dq que:((ay 
ao^o^ qp^ yerda4 SOP. y aseguraba que ao se habla epgañado: 

• Al Ajar en on sujeto 
la quietud 7 la tormenta, 
ta tristeza y el contente, 
la eora y la enfermedad, > 
la Iliaca y elimirno.» 

Yo üsx puedo afqnar nada de lo que pide el Sr. Bustillo, porque «la ver- 
>dad no está en I9 bojca d/^1 qpe afirma, sino en la casa de que se trata, U cual 
•está dando voces y enseña alhombr^. (Huarte^fosámei^da/n^epíof, cap. I, 
•página %!.}> Yo no puedo afirmar nada, porque «regla es también de pruden- 
•cía no engañarse con la aparíencia y figura de las cosas para arrojarse lue- 
ngo ¿ dar sentencia sobre ellas: porque ni es oro todo lo que reluce, ni bueno 
■todo lo que parece bien: y muchas veces debajo de la miel hay hiél, y deba- 
>jo de las flores espinas. (Fray Luis de Granada, Guia de pecadores, libro U, 
'Doctrina de la virtud.)* Yo no puedo afirmar, no afirmaré lo que me pide; 
quédese tanto para Sr. Bustillo que ejerce las fanciones de un magisterio pú- 
blico y deseará salvar la duda del espíritu de sus discípulos, y con sus lu- 
minosas opiniones hacerlos dicbosos, porque según el eminentísimo Fray Luis 
de León: «Lo que vemos, eso esperamos, y con la esperanza dello vivimos 
•contentos.» Mas como el sabio citado añade: «Siempre foé flaca defensa asir- 
>se á la letra, cuando la razón evidente descubre el verdadero sentido,» todo 
lo que podré hacer, es afirmar^ en llegando la ocasión. Lo que mi razón des- 
cubra en las obras de D. Pedro Calderón de la Barca á través de la sotana 
del saempdole. 

No fio mucho« tal vez me equivoque, en que la idea de combatirme impli- 
citamente al refutar las ideas del Sr. Oñate, expresada asi en la Carta objeto 
de este articulo, sea del todo equitativa y conveniente; pues si á iguales 
cansas efectos igi^i^^es, á efectos distintos causas distintas también. Si es- 



¿orno el Sr. BustiHo mániflesta, que é\ Sr. Ofiate' (yo bo soy «(alen hábU) ha 
ptiesto en .duda la fe religiosa de Calderón, que es lo qne deiende sa opo- 
sitor, en cuanto á mi, para nada me he entrometido en la vida intima de este 
personaje. Y conviene fijar el verdadero terreno de estas cuestiones. Las da- 
das expresadas por mi, han sido única y exclusivamente con relación al con- 
tenido de sus producciones como poeta dramático; y como todas las obru 
de arte bajo el concepto artístico son del dominio público, y puedfen exami- 
narse libremente por el bueno ó malo criterio del espíritu humano, preciso 
es reconocer que no he podido inferir ofensa alguna al autor de las obras 
de que he hablado; pues se seguirla de aqui, que todo Juicio hipotético ó pro- 
bado sobre una producción cualquiera, seria un atentado ofensivo contra te 
honra del productor. El princl)[>al objeto de este articulo ha sido rechazar el 
procedimiento empleado por el Sr. Bustillo contra mi, por creerlo tan vano 
en su forma como en su fundamento. 

No me parece que el Sr. Bustillo ha andado con gran acierto, próximo ya 
al fin de su Carta, en colocar aquellas décimas de Calderón, que de seguro 
no harán su apología; bien pudo escoger más admirables y grandiosos trozos 
del gran torrente de su poesía; y no porque el poeta en ellas del estilo cut- 
to descienda al llano^ sino porque encierran pensamientos que no son tan 
altos como su nobilísimo estro, ni tan dignos del asunto que trata: aunqoe 
sea en sentido figurado, aquello del uno por ciento y el ciento por 
unOj suele ser lo que conduce al garito á algunos buenos hijos de familia. 
Seguramente que el cielo no será para un católico cuestión de un entres ni 
de una sota en puerta. Y en cuanto aquello otro de que en la vida no hais 
que adquirir sino la muerte, bueno será advertir que es una exageración da- 
fiosa; hay algo más que la muerte en el camino de la vida; el ^anto amor de 
Dios, de la naturaleza y de la humanidad; la consagración del hombre á sa 
familia, á su patria, á la ciencia, al arte, á la perfección moral intelectual, 
material; todo esto tenemos aqui en este rinconcito del universo, y el que 
se sienta en él para esperar la muerte, ese no debiera haber venido nunca; 
ese es un holgazán, y asi o^mo los Estados tienen leyes contra los vagraübun- 
dos, asi seguramente Dios las tiene para condenar los egoístas, troncas du- 
ros en medio de la humanidad. 

Hora es ya de que deje de molestar á los lectores, que es demasiado la^ 
go el articulo presente. Resumiendo, y dejando muchos pequeños puntos por 
recorrer en la Carta del Sr. Bustillo, separando la bellísima hojarasca y 
dejando la fragante flor, encuentro que el referido sefior me conjura á que 
me arriesgue á decir todo lo que yo puedo sospechar oculto en las obras de 
Calderón. 

A pesar de que sabe que he invocado la autoridad de un aguzado escal- 
pelo^ puesto que esto no ha aparecido, y es una necesidad la que tiene mi im- 
pugnador de que satisfaga su curiosidad, procuraré también hacerle com- 
prender que no es mi humilde pluma instrumento ril de calumnias é injurias, 
como ha supuesto al escribir ligeramente, y que á la manera que el luminar 
del día calienta á todos, y el agua del cielo para todos cae, asi la verdad y 
la justicia no es patrimonio exclusivo del Sr. justillo, sino que á todos los 
hombres nos alcanza una parte, siquiera sea mínima de ella, y defendién- 
dola cumplimos con un sagrado deber. 

Sevilla 30 de Hayo de í863.=F£debico Utrsha. 

(Se contifiuari.) 



^^M*— — — I I I .^— .1— KIÉ^I 



MADRID.- OficiB* típogriflea d«l Hospitio.-i86e. 



miH. i7. i.* DB SSTIBMBRB 01 1866. AÑO vil. 

boletín BIBLIOdMFICO ESPAÑOL 

PIRIODICO DI LA LIBRERIi . IMPRENTA. GRABADO, LITOGRAFÍA. ' 

. BNCÜADBRNACION, FABEIC48 T ALMACBUBS DB PAPBL 1 MÚSICA. 

U»iCTOB-Dim. MI NOlUIO HDilOO. 

Todas las cornuBicaciones se dirigirás á nombre de D. Dionisio Hidalgo, 

Paseo del Obelisco, núm. 10, CHAMBERÍ (Madrid), 

en donde están la redacción, administración y venta de los tomos publicados. 

Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo interior. 



Se publica t\ 1.^ y 15 de cada mee.— Se foscribe en todaa las librerlu del reino. 
Pmcio: 40 n. al afio en Afodrúf.— 44 en las provMCta#.— $0 6 60 en el eahiu^ero y 
OUnmar, segnn qae haya ó no conveoío postal.— Se admiten avises y comvnicados pwa 
el BoLirní db arciiciob á precios económicos y convencionales. 

Loe Sass. Mota t Plaza sb wcAaaAN bb cohpbab t BSiina i rBOTOKiAS todas las 

OBRAS ABORCJABAS BB BL BoLBTOl T C0ALB8Q0IBBA 0TBA8 QOB SB DB8B8B, COB BL AUBIRTO DB 

BU 20 roR 100 roa bazon db los gastos db fbabqcbo. 

ADVERTENCIA. 



Habiendo fallecido el dia 11 de Octubre de e$te año mi 
señor padre D. Dionisio Fernandez Hidalgo fQ. E. P. D.J (1), 
redactor de este Boleün, éste seguirá publicándose por mi 
en la misma forma y condiciones que hasta el presente. Su 
afidon á la bibliografía, los muchos años de trábujOp y el 
afán á ver impresos sus escrito^, son un poderoso estimulo 
para continuar su obra empezada; esto es, Uxs publicaciones 
bibliográficas. 

Bajo esta idea^ y teniendo en mi poder el original que 
concluyó y arregló escrupulosamente, pienso muy en breve 
continuar asimismo $i^,Diccioiiario general de BibUografia es- 
pañola, impreso ya el primer tomo antes de su rAvrerte. Como 
desde la termincícion de éste hasta la fecha ha trascurrido 
un plazo bastante largo por causas ajenas á su voluntad, se 
abre de nuevo la suscricion al Diccionario» rogando 4í los se- 
ñores que lo deseen pa^en aviso á esta Administración, 'Cor^ 
redera baja de San Pablo, núm. 57, ciuirto tercero de la 
izquierda, donde se dirigirán á mi nombre toda clase de 
pedidos y reclamaciones. 

Madrid 24 de Octubre de 1866. 

Manuel Fernandez Hidalgo. 



» 



(1) En general y sólo con el deseo de abreviar suprimía sn primer apellido paterno. 



• rauJCAaoms «üitas. 

651. CcESo BLBuxTiLL de gtognfia utronóaiica, fisica y pofitka, ptra 
oso de los InstitDtos y Calegios de segiiflda enseotnia. Escttelts'de n&núea 
y escuelas Dormales. Por D. Bernardo Monreal y Ascaso. profesor de geogra- 
fía é historia, socio de la Academia Real española de arqueología y geogra- 
fía, socio honorario de la de arqueología de Tarragona, Licenciado en la facul- 
tad de derecho civil y canónico. Abogado del Ilustre colegio de Madrid,* Aca- 
démico profesor de la Academia matritense de Jurisprudencia y Legislación, 
miembro.de Tárías otras sociedades científicas y literarias, etc. etc. Obra 
aprobada por el Beal Consejo de Instrucción publica para teito en los ex- 
presados establecimientos. Octava edición, notablemente corregiday aumenta- 
da sobre las anteriores, por el mismo autor. Madrid, 1866, ímp. de A. Puen- 
tenebro, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. En 8.* mayor, VllI-484 piginas con 
siete mapas* y grabados en el texto. 22 

65i. Demarda justicia á S. M. la Reina Nuestra Señora el Juez cesante 
D. Rufino Rascón Fernandez. Madrid, 1866, Imp. del Hospicio. En 4.* ma- 
yor, 46 páginas. 

No se ha pneslo i la itñlM. 

653. DOGO Corriente (historia de "un bandido célebre). Por D. Manuel 
Fernandez y González. Madrid, 4866, imp. y lib. de M. Guijarro, editor. En- 
trega 4.* Precio por suscricion en toda España. 4 cuartillo de real. 

Esta obra constará de dos tomos eo 4.* coo liminas, t sale por entregas de 8 pági- 
nas. Cada reparto de ocho entregas Ueva una lámina. 

654. Discurso leido ante el Claustro de la Universidad Central en el so- 
lemne acto de recibir la investidura de Doctor en filosofía y letras, por don 
Francisco Codera y Zaidin, Licenciado en la misma ocultad y Catedritico ' 
numerario de Latin y Griego en el Instituto de Lérida. Lérida, 4866, Imp. de 
J. Sol é Hijo. Madrid, Administración de este Boletín. En 4.*, 70 páginas. 8 

Tema: Mozátabes.— Sa condición social y politica.— Martirios de los Mozárabes. — Me- 
moríale sioctoram de San Eulogio.— Indicatns luminosos de Alraro.— Principales már- 
tires. ->ReséAa^ la historia de estos maUirips.— £1 obispo Osligesio.— El conde Gómez.— 
Sn conducta con los moros.*— Fuentes biUiográficas para el moTÍmiento de esta parle de 
la Historia. 

655. Discurso leido ante el Claustro de la Universidad Central en el so- 
lemne acto de recibir la investidura de doctor en filosofía y letras, por don 
Saturnino Fernandez y Velasco, nombrado catedrático supernumerario de 
dicha facultad, sección de lenguas, en la Universidad de Sevilla. Madrid, 1866, 
imp. de H. Minuesa, Administración de este Bolítisc. En 4.*, 64 p&ginas. 6 

Tema: Elementos que concurren á la formación del Teatro espafiol.— Sn carácter da- 
raale la edad media.— Examen de las obras de Jnan d^ Encina, LAtas Fernandez, Gil 
Vicente y otros escritores hasta Lope de Rueda. 

656. Discurso leido ante el Claustro de la Universidad Central, por don 
Alfredo Massa y Navarro. Abogado del Ilustre Colegio de Madrid y Licendlar 
do en derecho administrativo* en el acto solemne de recibir la investidura 
de Doctoran Derecho civil y canónico. Madrid, 18G6, imp. del Hospicio. En 
4.* mayor, 46 páginas. 

Tema: Etktñm 7 juicio critico de los dlrersos sistemas acerca del origen de la pro- 
piedad, y de los derechos que de ella se derivan. 
No se ha pneslo á la renta. 

657. Documentos dipiomáticos presentados á las Cortes. 1866. Madrid, 
1866. imp. de Bl. Rivadeneyra. En folio mayor, 84 pAginas. 

Se refieren á los asuntos de llalia, y abrazan desde el 21 de Setiembre de 1864 has- 
ta 23 de Diciembre de 1865. 

No se ha puesto la venta, pero hay nn ejemplar en la Administración de este Bo« 

LKTIH. 

658. El Bák€0 Nacional y sus consecuencias. Folleto, por D. Mariano 



— 499 — 

A^Ado y Siflobas. Madrfdt 1806, imp. de El Caseabél, á cargo de M. Ber- 
nurdino. En 4.* mayor, 22 páginas. 4 

659. El testamento de D. Juan I. Noyela original de Gabriel de los Ar- 
cos. Barcelona, 1864, imp. deX. Tasso. Madrid, lib. de San Martin. Entrega 1/ 
Por snscricion. V, real. 

GonBlui de qd tomo en Á," mayor con iO lámioas^y se publica por entregas do 8 pá- 
ginas.. El precio de la obra completa 40 ra. 

660. Elementos de filosofía especulativa según las doctrinas de los esco- 
lásticos, y singularmente de Santo Tomás de Aquino. Obra escrita en italia- 
no por el Presbítero José Prisco, y traducida de la segunda edición por Ga- 
bino Tejado. Con licencia eclesiástica. Madrid, 1866, imp. de Tejado, á car- 
go deR. Ludena, librería Católica internacional. Dos tomos en 4.", XXXVIII-418 
páginas el 1.' : IV.428 el 2.* 40 

661. Elementos de gramática bebrea. Por D. Ramón Manuel Garriga, Ca- 
tedrático numerario de la misma asignatura en la Universidad literaria 
de Santiago. Barcelona, 1866, imp. de N. Ramírez y Compañía. Madrid, lib. 
de Duran. En A,% 1i08 páginas. 20 

662. Elementos de matemáticas. Por D. Acisclo F. Vallin y Bastillo, doc- 
tor en ciencias y catedrático detesta asignatura, obra declarada de texto por 
los Gobiernos de España y Portugal. Edición estereotípica. Madrid, 1866, 
imp. de J. Aguado, lib. de la V. é Hijos de Cuesta. Dos tomos en 4.*,288-156 
páginas el 1.% 148-118 con 11 láminas el- 2.** 54 

Estos dos tomos se venden saeltos á 27 rs. cada uno.'^El L contiene Aritmética y Al- 
gebra. El II, Geometría y Jrígonometria. 

663. Exposición dirigida al Excmo. Sr. Ministi'O de Gracia y Justicia Don 
Fernando Calderón y Collantes, y puesta en sus manos el dia 5 de Abril 
de 1866, porD. José Pablo Pérez Seoane, Magistrado cesante de la Audiencia 
de Madrid. Madrid, 1866, imp. de J. M. Luengo. En 4.* mayor, 32 páginas. 

No se Tende. 

664. Fausto. Drama en cinco actos y en verso. Escrito por D. Francisco 
Javier Cobos, sobre un episodio del poema alemán del mismo título. Granada, 
4866, imp. de F. Ventura y Sabatel. Madrid, lib. de la Y. é Hijos de Cuesta. 
En 4.% VIIM04 páginas. 8 

665. Guia de Sevilla. Su provincia, Arzobispado, Capitanía general, ter- 
cio naval, Audi^'.ncia territorial y distrito universitario. Para 1866. Por don 
Manuel Gómez Zarzuela. Año II. Sevilla, 1866, Imp. de La Andalucía, Ma- 
drid, lib. de Duran. En 8.° mayo?, XVI-376-LX-XXVIlI páginas y 17 hojas de 
anuncios. * 22 

666. La lectura de la Biblia en lengua* vulgar, juzgada según la Escri- 
tura, la tradición y la sana razón. Obra dirigida contra las doctrinas, las ten- 
dencias y los últimos defensores de las sociedades bíblicas: con la historia 
critica del canon de los libros sagrados del antiguo testamento, de las ver- 
siones protestantes de la Biblia y dé las misiones protestantes entre los in- 
fieles. Documentos relativos á-la lectura de Isf Biblia en lengua vulgar, ema- 
nados de la Santa Sede desde Inocencio III hasta Pió IX. Por el limo Sr. Don 
J. Bautista Malón, obispo de Bragas. Con aprobación del ordinario. Barcelo- 
na, 1866, imp. del Heredero de P. Riera. Madrid, lib. de Olamendl. Dos to- 
mos en 4.' pasta, 348 páginas el 1.^ 516 el 2.* 22 

Librería religiosa. 

-667. La plegaria de una madre (Consuelos de la religión). Novela origi- 
nal de D. Juan de la Puerta y Vizcaíno. Madrid « 1866, imp. de Manini her- 
manos, editores; lib. de la V. é Hijos de Cuesta. Entrega 1.* por suscricion, 
en toda España ' Vi 1*^31 • 

Esta obra formará dos tomos en 4.* mayor y se publica por entregas de 8 páginas 
con ana lámina cada cnatro entregas. Toda la obra costará 50 rs. próximamente. 



— ÍOO — 

€68. Lá Vida fotón segoo la fe y la razón. Por T. KnríiiQe Martín, Bien* 
bro corresponsal del Institoto de Francia y de la ilcademia de ciencias de 
Pmsia, decano de la facolud de letras de Rennes. Tradocida de la «egonda 
edición, enteramente refondida y considerablemente aomentada. Aprobada 
por Mons. el Obispo de Rennes, y Hons. el Obispo deContances y de Abran- 
cbes. Con aprobación del ordinario. Rarcelona, 4865, imp. del Heredero de 
P. Riera. Madrid, lib. de Olamendi. En 8.* mayor pasU , 488 páginas. 40 

Librería religiosa. 

669. Las oedeiies monásticas y religiosas. Por Ed. Dispectlaox, inspec- 
tor general honorario de las Cárceles y establecimientos de beneficencia 
de Bélgica, individuo de la Academia Real de Bélgica y corresponsal del 
Institnto de Francia. Tradncclon de D. Pedro Armengol y Comet, socio de 
mérito de la económica Barcelonesa de Amigos del país« é individno de 
Tárias corporaciones científicas y literarias. Censor nombrado por la- 
Aotoridad eclesiástica Dr. D. José Morgades y Gilí, canónigo penitenciario de 
esta Santa Iglesia. (Con aprobación de la autoridad eclesiásüca). Barcelona, 
18C6, imp. de la V. é Hijos de Sobirana, editores. Madrid, lib. de Olamendi. 
En 8.* mayor, Ym-234 páginas. 7 

670. Las riquezas del alma. Novela de costombres. original de Doña An- 
gela Grassi, y jozgada por la Real Academia Española, digna de mención 
honorífica en so último certamen literario. Madrid, 1866, imp. y despacho de 
El Cascabel. Tomo 1 en 8.* mayor, IIV-334 páginas. 10 

Llera on Prdlogo de D. Aatoaio Ferrer del Río. Constará de dos tomos. 

671. Los AMIGOS de los pobres al Senado y al Congreso. Madrid, 1866, im- 
prenta ooiversal, á cargo de L. Polo. En 4.* mayor, 46 páginas. 6 

No se ha poesto i la venta, pero hay no ejemplar en la Administración de este Boucm. 

672. MiMORU acerca del estado del Colegio jle San Lnis Gonzaga, Inoor- 
porado al Institoto de San isidro, leída el dia 46 de Setiembre de 1866 por 
el Director del Establedmiento D. José Alonso y López, Presbítero, en el 
acto solemne de la apertora del corso académico de 1866 á 1867. Madrid, 
1866, imp. del Hospicio. En 4.*, 16 páginas. 

No se Tende. 

67S. Obras dibditas ó poco conocidas del insigne fabolista D. Félix 
María de Samaniego; precedidas de ana biografía del aotor, escrita por D. Eos- 
taqoio Fernandez de Navarrete. Vitoria, 1866, imp. de los h^os de Mantel!. 
Madrid, lib. de Olamendi . En 4.*, 302 páginas. 44 

Contiene: Biognlia de D. Félix Haría de Samaniego. I. OpAaenlat. Osenradones sobre 
las fibalas literarias originales de Don Tomás de ,Iriane. Número 402. Continnacion de 
las Memorias criticas, por Cosme Damián.— HamleU—N amero 403.— El Mayorazgo corto.— 
Los males de la Rioja.— 11. Poesías. Ridiculo retrato de nn ridiculo StAor.— A naos ami- 
gos presnntores.— ?(neTa relación y carioso romance del caso mis raro y prodigioso qnt 
ha soccdido, dónde y como verá el carioso lector en la signiente desesperada jácara. — 
Epigramas.— Coplas para tocarse al TÍolin á guisa de Tonadilla.— El pastor músico.- 
El Sombrerero.— Los huevos moles.— Descripción del convento de Cannelitas de Bilbao lla- 
mado el Desierto.— El Dios Scamandro.— Parodia de Guzman el Bueno.— 01. CorreMpem^ 
doKta fnúiiv. Advertencia.— Correspondencia con los Sres. D. Carlos Antonio de Otazn 
T su hijo D. Saturnino.— Corre^ondeucia con varios. 

Periódico, 

674* L* Echo di París.— El Eco de Parts. Se pobrica en francés y en caste- 
llano, todos los sábados desde Agosto, en on pliego de 4 páginas en folio ma- 
yor. Madrid, imp. á cargo de A. Moreno; Administrador D. Juan Olivar, 
calle del Banpiillo, núm. 36. Precio en toda España. Por un .mes, 4 rs.; por 
tres, 40; por seis, 20; por nn año, 40. 



— 901 — 

OBRAS DB LOS SIGLOS XVII T XVIII. 

(En la Adminiftncion de esteBoLSTm.) 

675. BREVE desenga&o critico de la historia de España del doctor Don 
Joan de Perreras/ Por D. Christobal Fuertes y Nuñez, racionero de la Santa 
Iglesia metropolitana de Zaragoza, ep su santo .templo de Naestra señora del 
Pilar. Año de 1720. (Sin punto, ni imprenU.) En 4.% IV -68 páginas. 8 

Impnso en Zaragoza. 

676. BREVE tratado del yiaje que hizo á la ciudad Santa de Jerusalen Don 
Francisco Guerrero, racionero y maestro de capilla de la Santa iglesia de Se- 
villa. En el que dá noticia verídica de todos los Santuarios, sitios, y luga- 
res en que nuestro redentor Jesucristo estuvo, donde nació y murió, etc. 
Con licencia. Valladolid, 1785. Imprenta de A. del Riego. En 8.*, VIII- 144 
páginas. 

677. CONCORDATO entre la Corte de Roma y la de España. En Madrid, 
Ed la Imprenta de Antonio Marín. Año de 1758. En 4.*, 11-58 páginas. 6 

Está en Castellano ó Italiano. 

678. DIARIO histórico de los viajes de mar y tierra hechos al norte de 
la California de orden del Excelentísimo Señor Marques de Crois, Virrey, Go- 
bernador, y Capitán General de la Nueva España: y por dirección del Ilus- 
trisimo vSeñor D. Joseph de Galvez, del Consejo, y Cámara de S. M. en el 
Supremo de Indias, Intendente de ejército, visitador general de este Reyno 
Ejecutados por la tropa destinada á di.3ho objeto <al mando de D. Gaspar de 
Pórtala, Capitán de dragones en el Regimiento de España, y Governador en 
dicha Península; y por los Paquebots eLS. Carlos, y el S. Antonio al man- 
do de Don Vicente Vila, Piloto del numero de primeros de la Real Armada, 
y de D. Juan Pérez, de laT^avegacion de Philipinas. De orden del Excmo. 
Sr. Virrey. En la imp. del Superior Gobierno. En folio, 11-56 páginas. 8 

Está fechado en México y Octabre 24 de 1770, en donde debió imprimirse aquel afio. 

679. LA TOMA de Granada por los Reyes Católicos D. Fernando y Doña 
Isabel. Romance endecasílabo, impreso por la Real Academia Española, por 
ser entre todos los presentados el que más se acerca al que ganó el premio. 
Su autor Don Efren de Lardráz y Morante. Con superior permiso. Madrid, 
1779, imp. de J. Ibarra. En 4.* mayor, 11-23 páginas. 6 

El autor es D. Leandro Fernandez de MoAUo. 

680. NOTICIA de los premios distribuidos por la Real Sociedad Económica 
de Amigos del País de Madrid, en el primer Semestre de este año de 1784. 
Con una oda, que en' elogio de las personas premiadas leyó en la Junta ge- 
neral de iO de Julio D. José María Vaca de Guzman, Socio de número, y 
anas octavas, que al mismo asunto leyó también Don Miguel de Manuel, 
substituto de Secretario de la Sociedad, y Secretario de la clase de Agricul- 
tura. Madrid (1784), imp. de Ibarra. En 4.'* mayor, 11-56 páginas. 8 

681. OBRAS SOELTAS de D. Juan de Iriarte; publicadas en obsequio de 
la literatura, á expensas de varios caballeros amantes del ingenio y del mé- 
rito. Con las licencias necesarias. Madrid, 1774, imp. de F. M. de Mena. 
Dos tomos, en 4.* mayor pasta, LII-504 {láginas el 1.% IV-516 el S."* 44 

Tomo I. Epigramas profanos. --Epigr amas sagrados. «-Traducciones de epigramas aje- 
nos, profanos y sagrados.— Epigramas Castellanos.— Traducciones de epigramas de Mar- 
cial.— Poemas profanos.— Poemas sagrados.- Inscripciones latinas. 

Tomo II. Refranes castellanos tradocidos en verso latino.— Obras Yárias de elocaen- 
cia.— Obras fárias de critica. 

68^. ORACIÓN de la Real Academia Española al Rey Nuestro Señor, con 
motivo del feliz nacimiento de los dos Infantes Don Carlos y Don Felipe. 
Madrid^ 1785, imp. de J. Ibarra. En 4.° mayor, IM4 páginas. 4 



1 



taeibpadu. 

BIBLIOTEGONOMIA, ó nuevo manual completo para el arreglo, la conserva- 
ción y la administración de la bibliotecas. 

(CoDlÍDiucioo.— VéaM el nüm. 14.) 

ÍNDICE DE MATERIAS. 



(Loe nü merca romanos indican el Tomo, ios ecrkhígos la página.) 



riciRás. 

Ptericio V. 216 

' I. DE LA bibliografía. 

1. 2. La bibliografía ha se- 
goido á la par de los 
progresos qoe han he- 
cho bs bibliotecas en 
el mando cÍTÜizado. ¥. 217 

3. Bibliógrafos notables 

en Francia V. 218 

4. Diferencia entre la bi- 

bliografía literaria y 
la bibliografía ma- 
terial . 

5. La bibliografía ha lle- 

gado i ser ona cien- 
cia, ocupando sn res- 
pecliro puesto en la 
literatara > » 

II. DEL ESTUDIO DE LA BIBLIOGRAFÍA. 

1 . Los trabajos bibliográ- 

ficos son mionciosos, 

de fatiga y sin brillo. > • • 

2. Atractiros particola- 

res de este estadio 
para los qae le cal- 
livan V. 219 

III. DE LAS BIBLIOTECAS EN GENERAL. 
1. 2. Necesidad absoluta de 

la bibliotcconomia.. ?. 220 

A. De LAt inLlOTSCAS PÚiUCAS. 

I. Son las mis nobles y 

generosas institucío- 
nesde un Estado ... > » 

3. Su príflcipal mérito es 

el de ser ricas y do 
fácil acceso pan el 
público • » 

B. Di las BtlLIOTICAS PAITIGOLABCS 6 ■$• 

KCIAUS. 

1. Difieren esencialmente 

por sn composición, 
de las bibliotecas pó- 



PÁGIRAS. 

blicas V. 232 

2. Las bibliotecas particu- 

lares, notabl¿5 por so 
extensión, son raras. > > 

IV. DE LA bibliomanía T DE LA BI- 

BLIOFIUA. 

1 . Ridiculez é importancia 

de la bibliomania.. » » 

2. 3. La bíblíofilia es la bi- 

bliomanía ennoble- 
cida » • 

4 á 6. Elogio de los libros Tie- 
^ jes y de los manus- 
critos V. 253 

7. Pasión de los ingleses 

por los libros TÍejos. > • 

V. DE LOS'LIBROS RAROS ó NOTABLES. 

IfotiTos por los cuales 
sebosean V. 234 

Libros raros y curiosos. * • 

Libros cariosos sin ser 
niros V. 235 

Alza y baja de los pre- 
cios de los libros... • > 

VI. DEL BIBLIOTECARIO EN GENERAL. 

1 . El estado actual y el 

aso público de las b¡- 
biiolecas, han sefta- 
lado i los biblioteca- 
rios un puesto en la 

sociedad sabia • . 

Cualidades qae hoy se 
exigen á un biblio- 
tecario V. 236 

IncooTenientes de con- 
ferir el destino de bi- 
bliotecario á persona 
que tenga i/tros car- 
gos que desempeñar. • » 

5 i 7. Conocimieaios qoe debe 
poseerán biblioteca- 

no., •».,,,,,,,, ^^^ g , 



1. 

2á6. 

7. 

8. 



2.3. 



4. 






Vil. DfL BIBLIOTECARIO DE UNA BI- 
BLIOTECA PÚBUCA. 

i. 2. Necesita tener una 
grande experiencia y 
nn celo infatigable. . V. 343 

VIIL DEL BIBLIOTECARIO DE UNA BI- 
BLIOTECA PARTICULAR. 

1.3. Sus conoeimienlos pue- 
den limitarse i la es- 
pecialidad de la bi- 
blioteca que admi- 
nistra V. 344 

IX. DE LOS DEBERES, CUALIDADES T 
CONÓaMIENTOS DE UN BIBLIOTECARIO. 

1. Dificnltad de que una 
sola persona los' re- 
úna todos. ^> > 

3. 3. Conocimiento de los li- 

brof, de la historia 
literaria, y de las len- 
guas antiguas y mo- 
« demás ,,4 > » 

4. Memoria de las cosas, 

de ios nombres, y de 

las localidades > • 

5 á 8. ActÍTidad sin descanso, 
orden exactitud en 
toda la extensión de' - 
estas palabras > » 

9. Constancia y unidad en 

los trabajos V. 245 

10. 11. Buena letra • > 

13 é 14. Afabilidad con el publi- 
co, y resignación si 
Te que no se reco- 
noce su celo • • 

15. Formación de disci- 

puk>s y. 246 

16. 17. Conocimiento de los 

detalles administra- 
tivos > > 

18. Conocimiento del ma- 

terial de los libros. V. 247 

19. Primeros cuidados al 

entrar en sus fun- 
ciones > • 

20. Gran diflcnltad en lle- 

nar todos los deberes. » » 

X. DE LA ORGANIZACIÓN DE UNA BI- 

BLIOTECA. 

1.2. Lo que constituye una 

biblioteca V. 257 

3. 4. Primeras medidas para 
organizar una biblio- 
teca V. 258 

5. 6. Medios técnicos para 

llegar 4 una orgaoi- 



PiClMS. 



zacion bien enten- 
dida > > 

XI. DE LOS CATÁLOGOS. 

1.3. Lo que debe contener 

un eaUlogo V. 259 

3. 4. Clasificación de los tí- 
tulos * > 

5 á 8. Impresión de los ca- 

tálogos > • 

XII DE U COMPOSICIÓN DE UN.4' Bl 
BLIOTECA. 

1. 2. Formación y aumento 
sucesÍTO de una bi- 
blioteca V. 266 

3. Inconvenientes qun tie- 

nen las bibliotecas 
demasiado extensas. Y. 267 

4. Clase de Jibros que de- 

ben encontrarse en 
en una biblioteca pü- 
otics .••.........* 

I 5. Los que forman una bi- 
blioteca particular 6 
especial » > 

6 á 8. Composición de una bi- 

blioteca • > 

9 á 12. Elección de libros, y*pe- 
ligros que deben evi- 
tarse en la composi- 
ción de una biblioteca 
particular V. 268 

13 i 15. Libros de bibliografía 
indispensables en 
toda biblioteca V. 269 

16. 17. Medios de adquisición 

de los libros.- • • 

• 18 á 21. Venus publicas * » 

XIII. DE LA DISPOSICIÓN DE UNA BI- 

BLIOTECA. 

1 . Diferencia en la dispo- 
sición de una grande 
ó de una pequeña bi- 
blioteca V. 270 

2 4 7. Método que debe se- 
guirse para estable- 
cer orden en una bi- 
blioteca V. 281 

XIV. DEL ARREGLO DE LOS VOLUME^ 

NÉS Y DE LOS TAMAÑOS. 



1. 



2. 



Una biblioteca debe pre- 
sentar « ánn en el 
conjunto de los volú- 
menes, un plan sis- 
temático V. 283 

En una biblioteca poco 
numerosa, se puede 
sacrificar la clasifica* 



pAcihas. 



3. 



4. 5. 



6.7. 



8. 



9. 
10. 



11. 

12. 
13. 14. 



15. 16. 

XV. DE 
1. 

2. 
3. 



XVI. DE 
1. 



2. 

3. 



XVI. DE 
1. 



cion sistemiticiip al 
arreglo seg^o los ta- 
mafios 6 las encaa* 
4eniaeiones ■ • 

No es lo flusmo en ana 
biblioleca de alguna 
extensión • . * 

La disposición de los 
Tolámenes por orden 
alfabético ó en sitio 
fijóles impracticable. V. 294 

Es preciso rennirios por 
clases, 7 al mismo 
tiempo por tzmaftos. • • 

Pueden reunirse lo < vo- 
lúmenes del mismo 
grandor, annqne di- 
Beran en el nombre. V. 295 

Tamafio^ qne exceden 
del grandor ordinario. '• > 

El aspecto agradable j 
la extremada limpieza 
sientan bien en nna * 

biblioteca • * 

Disposición deles Tolá- 
menes en los estan- 
tes > > 

I ncontenientes de dejar 
atrasarse los trabajos. V. 296 

Diflcultades que pre- 
senta la estrechez de 
los locales de las bi- 
bliotecas > • 

Qases de libros que 
deben colocarse se- 
paradamente > 

LOS RÓTULOS Y DE U NUME- 
RACIÓN. 
Urgencia de los rotólos 

y su aplicación Vi. 8 

Su forma y color • 

Repetición de las letras 

de eada clase y de 

los números en los 

diferentes coerpos de 

la biblioteca VI. 9 

LAS MARCAS. 

Inutilidad y necesidad 
de los timbres ó mar- 
cas de propiedad en 
las portadas de los 
libros VL 18 

Manera de practicarlo. • • 

Marca del precio de los 
libros que se com- 
pran * « 

LA ENCUADERNACION. 

La encoadernacion con* 



FiCIBáS. 



serta y adorna loa 
libros ¥L i9 

2 i 5. Elección de las encua- 

•demaciones > 

6 • Necesidad de conocer la 

parte técnica de la 
encuademacioD .... • » 

7 . Encuademaciones antl - 

gnas VI. fO 

8 . Diversidad de las encua- 

dernaeiones • > 

9. 10. Economía que debe em- 

plearse en la encua- 
demación ■ • 

11. Cualidades de una lu- 
josa y buena encua- 
demación » 

12 i 17. Las diversas partes de 

nna encuademación. VI. 21 

XVIII. DE LA COMPROBACIÓN. 

1. 2. Necesidad de compro- 
bar todos los libros 
en una biblioteca . . VI. 45 

3 i 6. Cuidados qoe requie- 

re la comprobación 

de ciertas obras • 

XIX. DÉLA CONSERVACIÓN DE LOS LI- 

BROS. 

1 . Importancia de la con- 

servadon de los li- 
bros VI. 46 

2. Medies para conservar 

nna biblioteca • > 

3. ' Enemigos de la conser- 

va<tion de una bi- 
blioteca > 

4 á 9. Precauciones para con- 

servar los libros.... > > 
10 á 14. Medios para librar i 
una biblioteca de la 
humedad y del polvo. VI. 47 
15. Cuidados particulares 
que requieren los li- 
bros impresos en vi- 
tela VL48 

XX. DE LOS PRESTAMOS PARA FUERA 

DE LA BIBLiOTECA. 

1 . Los que reciben libros 

prestados son los 
mayores enemigos de 
las bibliotecas • * 

2. Diflcnltad de suprimir 

en una biblioteca 
pública el préstamo 

de los libros VI. 59 

3 á 5. Inconvenientes que da 
esto resultan para 



-aos-- 



6. 



pifiíifAa. 

Us mismas biblio* 
tecas, y paralas per- 
sonas que las fre- 
caeutaD * • 

Medio da disminuir el 

- peligro de los prés- 
tamos VI. 60 



XXI. DEL L0C4L. 

1. Disposición arquitec- 

tónica ■ > 

2. Los locales que ocu- 

pan las bibliotecafi^ 
rara tci son i pro- 
* . pósito psra su objeto. > • 

3. 4. ^ Constrnccion de nn lo- 

cal para biblioteca. YI. 71 
5. 6. Peligros de destrucción 
i que están expues- 
tas las bibliotecas.. » > 

7. Los arquitectos sacri- 

fican la seguridad, 
la salubridad y la 
utilidad de una bi- 
blioteca, á la belle- 
za del exterior. ... VI. 72 

8. Economía de sitio en 

un local semejante. > • 

9. Necesidad absoluta de 

las buenas luces en 

una biblioteca » » 

iO. 11. Disposición mis con- 
veniente en una bi- 
blioteca * » 

XXU. DEL BfUEBLAJE. 

i . Debe ser sencillo, pero 

cómodo y elegante. VI. 84 

Los diferentes cuerpos 
de que se compone 
una biblioteca > > 

Las mesas y otros mue- 
bles VI. 92 

Clase de la madera para 
los muebles • » 

Disposición de los si- 
tios de los em- 
pleados • • 

UIII. DE LA ADMINISTRACIÓN DE UNA 
BIBLIOTECA. 

i. Toda biblioteca publi- 
ca tiene necesidad 
de fondos suficientes 
para su eonserracion 
aumento y adminis- 
tración .^. .. * VI. 93 

2 á4. Personal y* su compo- 
sición • • 

9 «7, ElJefoóbibUotowio. > . 



2. 



3. 4. 
5. 



6. 



PlfilRAI. 



8. 
9. 



10ál2. 



i4i 



Los empleados VI. 

Distribución de los Ira- 
bajos entre los mis- 
mo» VL 142 

Gestión de los fondos. > » 



XXIV. DE LA CONTABIUDAD. 



1. 



2á4. 



5á8. 



Los registros deben 
csUr bien relacio- 
nados entre si • ■ 

El caU.logo, el libro de 
caja, y el de cuenUs 
corrientes VI. 143 

El libro de presta moa 
para fuera, de con- 
tinuaciones y de en- 
cuademaciones M • 



XXV. DE LOS REGLAMENTOS. 



1. \ Son la base para orga- 
nizar bien cualquie- 
ra institución , . 

2. 3. Son, sobre todo nece- 
sarios, en o na biblio- 
teca pública... , , 

4. En ellos están consig- 
nados los derechos 
del público y del es- 
tablecimiento VI. Ui 

Destino de una biblio- 
teca , . 

Consejo de adminis- 
tración , , 

Gerarqula y atribucio- 
nes del personal... ,. > 

Ingresos y gastos '• . 

Conserracion del local 

y del material VL 154 

Abusos en el nombra- 
miento de empleados. 

Adquisiciones de los 
libros . . . . » , 

XXVI. DE LOS DEBEBES PABA CON EL 
PÚBLICO. 

Derechos del público 

en una biblioteca.. VI. 456 

La utilidad de una bi- 
blioteca es de dos 
clases , , 

Tiempo que debe per- 
manecer abierta una 
biblioteca pública... • • 

Medidas que deben to- 
marse contra el robo 
de los Tojúmenes. . » » ' 

Urbaníidad y finura de 
parte délos emplea- 

^ ^ ^*>« VI.156 

7. 8. Préstamo da los libros 



5. 

6. 

7. 

8. 
9. 

10. 

11. 



1. 

2.3. 



5. 



6. 



rifiíms. 



para foera • » 

9ál5, Kedios para regulari- 
zar el préstamo para 
foera y disminoir 

sus abosos • • 

16. CorrespondeDcia. VI. 177 

XXVir. DE LOS DEBERES DEL PUBLICO 
PARA CON LA BIBLIOTECA. 

I. Eatán limíudos al res- 
pelo de la propiedad 
publica, 7 á la ob- 
servacioD de los re- 
glamentos « » 

XXVIII. DE LOS CATÁLOGOS. 

A. Su BtOACCIOIf. 

1. 2. Los innumerables de* 
talles de un catálo- 
go le bacen moy 
diDcil > " 

3. Los caUlogos de la li- 

brería esMtn general- 
mente mal redac - 
tados VL 178 

4. 5. Utilidad de an catálo- 

go bien becbo • > 

6. Principal mérito de no 

catálogo » > 

7 á 9. Tltalos y notas biblío- 

grtflcas » > 

10 á 13. Clasiflcacion de los ti- 

tnlos > * 

14. 15. Trabajos mecánicos 
para Tormar nn ca- 
tálogo VL 180 

16. Entresaca de los tí- 
tulos qne contienen 
las memorias de so- 
ciedades sabias, las 
obras de los polí- 
grafos ele « > 

B. Di u coru di los TfruLos. 
1. Primeros ensayos para 

redactar nn catálogo. VL 188 
2 á 8. Minuciosa eiaclitnd en 
la trascricion de los 

títulos * » 

9. * Uniformidad y orden 
que debe obsenrarse 
en esta trascricion. VI. 189 
10» Nombre del autor y pa- 

labra de orden .... > » 

11. Copia completa del ti- 

tulo VL190 

12. 13. Numero de volümenes 

y tamaAo » 

14. Punto y nombre del li- 

brero 6 impresor.. • ■ 



15. 

16 á 18. 

19. 

20. 21. 



C. Di 


LOS 


1 á 


3. 


4. 


5. 


6á 9. 


7. 




8. 


9. 


D. Di 


LAS 


1. 


2. 



3. 



4. 5. 

E. Di los 
1. 

2. 
3.* 

F. Di la 
1. 

2. 



3. 4. 



5. 

6. 
8. 



10. 



7. 
9. 



' ricmAs. 

Fecha de la publica- 
ción * * 

AbreTíacion de los]tÍ- 
tulos * • 

Incoufeniente de los 
Tollimenes que con- 
tienen diversaa obras. VI. 191 

Descripción del mate- 
rial de los libros no- 
tables • • 

tauaHos. 

Conocimiento de loa 
tamafios * • 

Puntizones y marcas 
de fabrica... • • 

Signaturas, reclamos, 
Justiflcacion ete. . . . VI. 192 

Reclamos • • 

Justíficacioo etc > • 

ROTAS. 

Sn mérito literario y 
bibliográfico VI. 199 ' 

Defecto de mochos bi- 
bliógrafos en la re- 
dacción de sus DO» 

US VL200 

Exactitud de las remisio- 
nes y citas. . .<« • > 

usaos ARTIOUOS T lABOS. 

Manuscritos y ediciones 
antiguas.. » • 

Necesitan en ciertos ca- 
sos, una clasificación 
particular ■ • 

Debe contener su des- 
cripción los más pe- 
quefios detalles » ' 

DIIPOSICIOR CALlCalFICA 01 LOS 
CATlLOCOS. 

Es necesario que haya 
mucha limpieza y re- 
gularidad VL2t2 

Se puede hacer en pa- 
peletas, hojas volan- 
tes ó Tolümenes en- 
cuadernados Vl.x2t3 

Incontenientes y yen- 
tajas de estos diferen- 
tes métodos • 

Es preferible el de pa- 
peletas • > 

So disposición y arreglo. > > 

Disposición y arreglo de 
un cat4ljDgo en hojas 
volantes ■ » 

Otro método de for- 
nut «n csUlogu. . VL 314 



— Í07 — 



ricnáf. \ 



11. Manera de folrer i 

clasificar an catálogo 

impceeo * • 

13. 13. Calálogoft eo valümeDca 
. . eocQadeTDadQ&; sus 

inconTenieotea.. «... • > 
14. Catálogo segao la colo- 
. cacion de los libros 
en los esuntes VI. 228 

O. t)B LAS ASaB^IATCBAS. 

1. Son necesaríu en la 
redacción de an ca- 
tálogo > • 

H. Di la KCHiaAcioic. 

1. 2.' Es el primer medio pa- 
ra mantener el orden 
en ana biblioteca. . . • • 

3 á 8. Señales y marcas qno 
se emplean para de- 
signar las clases, di* 
visiones y sabdiri- 
siones B • 

J. Db LA CLASIFlCAaON ALFABÉTICA. 

1. 2. Es más fácil y menos 
larga de hacer que la 
de por orden siste- 
mático VI. 230 

3. 4. Mecanismo de la clasi- 
ficación de los tí- 
tulos • > 

5 á 14. Sistema alfabético qoe 
debe observarse en 
todos sus detalles.. • • 

K. Db la clasificaciob sistihItica. 






!. 



2. 



3á 6. 



7. 



8. 9. 



10. 



il. 



12. 



13. 



Sn atilídad es mayor 
que la de por Orden 
alfabético VI. 237 

Dificaltad de esu clasi- 
ficación • > 

Elección de nn siste- 
ma bibliográfico.... • > 

Sistema más general- 
mente adoptado en 
Francia. VI. 238 

Defecto de este sistema 
y difienltad de sus- 
tituirle con otro. . . VI. 239 

Sistema de la BibHoleca 
Real de París • > 

Sistema de la Biblioteca 
del Consejo de Es- 
tado» organixada por 
A. A. Barbier VI. 241 

Sistema adoptado por 
Mr. Brunet, en su 
Manuel du libraire. |VI. 262 

Sistema jdoptado por 



i¡ 



riGINAS. 

Mr. Benchot, en el 

Journat de la /i- 

brairie VI. 264 

14. Sistema dol Marqués 

de/br/w d'Urban.. VI. 965 

í'k Cuadro drl entendí-, 
miento b amano por 
M. Regnaalt'Wañn.. VI. 266 

16. Sistema de Camus VI. 268 

17. Sistema nsado en Ale- 

mania, de M. Hinridt 

en Leipsiek • • 

Sistema asado en Ate- 
manía, de M. Sehre' 
Uinger en Mnnicb.. ■ b 

18. Sistema uredo en In- 

glal^ra VI. 273 

19. Impos¡biU(!ad de for- 

mar un sistema que 
satisfaga á todo el 
mondo. ........... ■ » 

20. Dificnlud de intredocir 

reformas en nn sis- 
tema consagrado por 
la ratina » • 

2t. Medio de liallar fácil- 
mente cada materia 
en un citálogo sis- 
temático • > 

22 á24. Obstáculos que se pre- 
sentan en la redac- 
ción de un catálogo 

, semejante VI. 274 

25. El mecanismo de la cla- 
sificación sistemáti- 
ca, es el mismo que * . 
el de por orden al- 
fabético > 

XXi.X. DE LOS INCUNABLES. 

1. Qué es lo que se entien- 

de por esta denomi- 
nación *..... • t 

2. Los inconabtes forman 

la transición de los 
manuscritos á los li- 
bros impresos • 

3. Diversos motivos por 

los cnales sebosean. > • 

4. Indicios para reconocer 

la época d*^ su impre- 
sión VL 276 

5 á 7. Esmero qne debe po- 
nerse en su descrip- 
ción para el catálogo > * * 

8. Su clasiQcacioiv. VI. 277 

XXX. DE LOS MANUSCRITOS. 
1 . El conocimiento de los 

mannscrlUta es nna 



i 



— 208 

PlCIRAS. 



c¡enci« especial.... > • 

2. Lo qae coosUtaye el 
mérito de los ma- 
Doscritos » * 

5 á 5. Sa composición mate- 

. rial VI.278 

6. Los copistas /> escri- 

bientes en los anti- 
gaos tiempos..'.... * * 

7 á 13. Medios 'y sefiales para 
retoñecer la fecha de 
los manascritos. ... • • 

14. 15. Redaccion|deon catálo- 
go de manascritos.. VL 279 

16ál8. Sa clasificación VL 280 

19. Sa conservación VI. 287 

XXXI. DE LOS AUTÓGRAFOS, ESTAMPAS 
Y MEDALLAS. 

A. AUTÓGIAFOS. 

1 . Sa importancia • * 



2 á 4. Stt clasificación y ar- 
reglo • » 

5. Él mejor sistema de 

clasificación VI. 2^8 

6. Redacción del catálogo. > * 

B. EsTJtMPAS. 

1. So clasificación, etc.. VL 289 
C. Medauas. 
1.2. Sa clasificación, etc. . . » • 

XXXII. ENSAYO DE UNA ESTADÍSTICA 

DE LAS BIBLIOTECAS PUBLICAS £N EL 

EXTRANJERO. 

APÉNDICE Á LA BIBLIOTEGONOMIA DE 
MR. CONSTANTIN, ESCRITO POR D. EU- 
GENIO BORAO. 

I. Noticia bbtósica de las biblio- 

tecas Mis CÉLEBRES. VI. 291 

II. Estado actüílde las' bibliote- 

cas ISPAfiOLAS VII. 64 

Albacete 

Alicante 

Almería 

Avila.... ^.. ' 

jvauaioz ...•«...•••••*.•..... 

Barcelona 

Bilbao VIL 56 

Burgos 

Cabra. 

Cáceres 






PlCUAS. 

Cádiz . » 

Castellón Vn. 57 

Ciodad-Reai • 

Córdoba » 

Corofia • 

Coenca > 

Escorial • 

Figueras VIL 66 

Gijon VIL 67 

Granada > 

Guadalajara ■ 

Habana > 

Huclva VIL 68 

Huesca > 

Jaén. VIL 69 

Jerez 

Lagaña de Tenerife 

León...» 

Lérida 

Logroño VH. 70 

Logo * 

Madrid. 

Málaga VIL 81 

Monforte de Lemos 

Murcia 

Orense 

Oribaela ■ 

Osuna • 

Oviedo '. . > 

Palencia VIL 8Í 

Palmas (Las) 

Pamplona 

Pontevedra VIL 83 

Salamanca • 

San Cristóbal de la Laguna... VIL 84 

Santa Craz de Tenerífe VIL 9i 

Santander • 

Santiago 

Segovia VIL 92 

Sevilla ■ • 

Soria VIL 94 

Tarragona 

Teruel VIL 95 

Toledo 

Tortosa VIL 104 

.Tudela VIL «» 

Valencia » ■ 

Valladoíid VIL 107 

Vergara VII. 

Vitoria ■ 

Zamora ■ 

Zaragoza • VIL 116 

(Se continuará.} 



M 



MADRID.- Oficina típográfica del Ho8picio.-l866. 



HÚM. 18. 15 DB SBTiii^t&E DB 1866. aKO Vil. 



boletín BIBltOüRAflCO ISPIIOL 

PÉODICO . DI U LIBKIfilJL lUPRSNTA. GRABADO. LITOGRAFÍA. 

BffCüADBIIKACION, PABftIGAS Y ALMACENES DB PAPBL T MüSKA. ' 

UDICIOB. OOH lüDEIi IIMUUZ IIDAIGC—EDITOR, 901 ARTURO PÍERi. 

Todas las comunicaciones se dirigirán i nombre de D. MANUEL FERNANDEZ 

HIDALGO, Corredera baja de San Pablo, núm. 57, tercero izquierda, 

en donde eslán la redacción, administración y venta de los tomos publicados. 

Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo interior. 

^^i^'*^^™^^^*^^*^*^^^^^****^^'^*^*— ^—^•i'^*^-^^i— ^— ^"i^ ■ I I ■ nu il » I ■ I ■ 11 ■ I I I I I . I p ■ ■ ■ ■■ ■— — — ^^ * 

Se pnblicA el i.* y i5 de cadl mes.— Se suscribe en todas las librerías del reino. 
Paicio: 40 rs, al afto en Mairíá.-^AA en las ^nwtiidM.— 50 6 60 en el ÉSinmjiro y 
ÜÜramar, segon qne.baya ó no cottTenio postal.— Se admiten arises y coDMaicados para 
el BeisTiK M AntvciOB á precios eeon^icos y conTencionales. 

Los Saia. Mova t Plasa sk incAaoAjf ni compkab t iiaiTia. A noYmciAS tosas las 

OBBAS AVimCUnAB SR IL BOÜmn T COALBSQOIBtA OTEAS OOB SC DBStBIl, COJl U AUnNTO M, 

sx 90 toa iOO poa iazor di IiOS gastos os píasqvbo. 

,\l lll'IIW >■■! > . I i >lj ^■■■^—.l. « ■ I. ■ I I fH I H .I ■! 

PUBLICACIONES NUEVAS. 

68S. ' Biblioteca ilustrada de obras festivas. Cuadros al fresco. Cuentos da: 
todos colores, mééos verdes, por Gecüio Navarro. Madrid, 1866^ imp. de E¿ 
Cascabel^ á cargo de M. Bernardino; lib. de Moya y Plaza; Ea 4i% 370 pá-i 
ginas. 8 

684. DiccioNABTO de la niñez. Colección de consejos morales y nociones» 
Atnes y agradables para la lectura de los jávenes y de las familias, por don 
Maximino Carrillo de Albornoz. Con licencia de la autoridad edésiiástiea. 
Madrid, 1866, imp. de J. M. de Lezcano y Boldan, editor; lib. de Hoya y Plaza. 
En 8.*, XVI-S^ páginas. 8 

685. Doña Bunca de Lanuza. (Aecuerdos déla corté de Felipe 11.) Novela 
blstórlca original, por E. Feljóo de Mendoza. Madrid, 4866, imp. doM. Minue- 
sa; lib. de Cuesta y Gaspar y Roig. Entrega i.\ por suscricion. Vi i*^^'** 

Esta obra constará de mas 80 á 85 entregas de 16 pAginas én 4.* mayor, divididas 
ea dos tomos para mayor comodidad de los lectores. Todas las semitnas se rtpilrUrán 
cuatro entregas da 1^ páginas oon la puntualidad qpe esta casa acostumbra, daiido en 
cada reparto ona lámina y sa cubierta de color. ^ 

Biblioteca económica ilustrada de los Sres. Minoesa y 51arés. 

886. El Bien perdido, comedia en tres actos original y en verso por D. Luis 
Mariano de Larra. Representada por primera vez en el teatro del Principe el 
dia 9 de Noviembre do 1866. Madrid, 1866, imp. de J. Rodríguez; lib. de Mo- 
ya y Plaza, 80 páginas. .8, 

687. 6l Collar dcl diabloí (Memorias de un resucitado.). Por D. Manuel, 
Fernandez y González. Madrid, 1866, imp. y lib. de Miguel Guijarro, edi- 
tor. Entrega 1.*, por suscricion. V» ^^^v 

Esta obra constará de nnas 100 entregas próximamente» de 8 piginas, en A* mayor, 
impresa con esmero en papel superior y tipos noeTos. 

Cada dos repartos se regalará á los suscritores ona preciosa lámina/ representando 
ana interesante situación de la novela. 
. Se repartirán coatro entregas semanales. 

688. El Dos de Mayo, 6 Los franceses en Madrid. Novela históvlca original 
4e D. Manuel Tazqtiez Tabeada.- Autorizada: eott^ curíoUsimos é Imeresantes 



documentos históricos, y enriquecida cou las bio|xafía^ de/los esclarecidos 
héroes ilaoiz y Velarde. Sefunda edíeioa. MadfíC IW, inp. de la daleria 
literaria; Murcia y Marti, editores. ' . 

689. Estudios literarios, por D. Francisco Giner.— Madrid, 1866, imp. de 
B. Labajos; lib. de Moya y Plaza. En 8.* mayor, 184 páginas. 10 

690. Flor de letrillas, colección escogida de las mejores composiciones 
castellanas de este género^ por una sociedad de autores. Segunda serie. Ma- 
drid, 1866, itnp. de R. Labajos; lib. de GnesU, VI11*188 pi^as. 4 

fnr snscfioion. 5 

Biblioteca nacional. 

691 . Guia fácil, sencilla y completa de la contlribncion de consumos, de- 
dicada á los Alcaldes, Ayuntamientos y Secretatios, por Eusebfo Freixá y 
Rabasó, autor de otras obras, y úttimaMénfe del prontujrríó de la Hdbiinis- 
tracion municipal. Cuarta edición, aumentada con todas las disposiciones dic- 
tadas desde la publicación de la lostraccion de 1.* de Julio de 1864,' y arre- 
glado el reparto que contiene á estados y milésimas. Madrid^ 1866, imp. de 
L. P. Villaterde; lib. de Moya y Plaza. En 8.* mayor, VlIf-iW péglnas. 8 

692. Lbybs y reglamentos de organización y atriboeionesde los Afonía*^ 
mientos y del gobierno y administración de las provincias, ref6mados por 
Real decreto de 21 de Octubre de 1866, bien concluidos y aiotadosiior don 
Manuel Fernandez Martin, Abogado del ilnsire Colegio de esta corte, ei-Pro- 
motor fiscal de Hacienda de Madrid, y redacier de La FúHtiea, Mftdrié, 
1866, imp. de La PolUica. á cargo de D. J. Cayetano Conde; lib. de Moya y 
Plaza. En 8.% 488 páginas. 4 

693. Libro de memorias^ apuntes que pueden muy bien servirle al lector 
para escribir muchosl libros, por D. José Seigas y €artn9C0.i M^dfld, ]U66, 
imprenta del Cetiró general de Administmoion; lil^reria de Moya y Plaza. 
En 8/, 2^ paguas. 40 

694. Magdalbzia. Memorias de un enamorado. Amor de monja. Memorias 
del daoslro. Por D. M. Fernandez y González. Segunda edición. Hadiid,.itt66, 
imp. del JIorte, á cargo de C. Moro; Leocadio. López, edtiter. BueQOS-Ainss 
y Montevideo. D. Fedüdco Real y Prado, «ditor^Untomoen 8.V148 p^iUtt 
la primera, 1^ la segunda. ,0 

695. Recopilación del Notariado, ó resumen te6rico-prictico4e la historia, 
oonocimientos, nlomlidad, obllgaciiones y penas del Notario, y de la instmc- 
ci<A que necesita el aspirante para los eJercicios.de .oposicioB k U>$ destinos 
de la fe pública, por D. Pablo Gargantiel, empleado cesante de estadística, 
carsante que fué en la cátedra de dereclio establecida en esta corte para el 
Notariado, y redactor de la' Gaceta del misino que en ella se pnblica/ Ma- 
drid, 1&6S, imp. de J. A. García; lib. de Moya y Plaza. En 4.*, 7M págíiMs 
y ocho cuadros de paleografía española. 36 

. Sa ha concluido de publicar en este año. 

Libfv latina. 

696. Ds iMiTAtioNE Sacrl Cordis Jesu Libri Qnatabr. Auctore P. J. At^ol* 
do, S. J. Superioribus approbantibus. Einsidlae, Eboraci no?i (New«Yofk) et 
Cincinnati 1863. Typis et Sumptifcus Fratrum Caroll et Nioolafi Beittlger. Ro- 
mae, J. SpUbSTer. Parisiis, í, Lecoire et Compagnle. Matrito, M. Olamendi. 
Bruiellis, H. Goemaere. En 8.% VI-596 páginas. • ' 

(Éq la iinpreola de Calixto Aríño, calle de San FéIU« n6m. 6, Zaragoza.) 

Mfapas. 

* 

697. Colección de siete mapas, por QnCpnr« gr^in tamaño, papersüperior; 
dadd tiiio.8 rSi, y en tela y meftis caSas, . . ,34 

698. 6aAN MAJhA de S&pafia» por Dufonr, en p«pel 90 ni^» y en tela, m^* 
dias cañas y barnizado, ' * 140 



■_ Sil _ 

■ ' • . , • 

699. GiiN ÍÍAPA mnral general de España y Portugal, colocado'en áí¿\ ^ 
9eis plief|^03t iqarca mayori dividi^oen los antiguos reinos y las actuales pro- 
vincias; ilupQiñado xon ios ríos, ferro-carriles, inontañas, carreteras el^c., ele, 
por D. Esteban Paluzló y Cantalocella: en papel GO rs., i en t^» medias 
cañas y barnizado, 20Ó 

700. HáPAs de España y Europa, por Fiorez, pérfectajnente iluminados y 
litografiados: eá buen papel, ii rs. uno, y en tela, medias cañas y barni- 
zado, .30 

701. Otro de Europa, par el mismo autor, iluminado, marca mayor: eó 
papel. y en tela, medias .canas y barnizado. . 

702. Otaó mundi, por el citado autor, iluminado, marca mayor, en pape) 
y en tela, medias cañas y barnizado. 

7.03., Otilo mural del Asia, en seis pliegos, iluminado, marca mayor: en 
papel y. en tela,, medias, cañas y j)^rDÍ^do. • / 
* 704. Otro, por Herisoh; O rs. uno, y en tela y. medias cañas, ' SO 

Libros, 

HEMOIOtl T MORáL (4). '-^ 

■ • ' > « 

705: ^ CiTbcisMO de Doctrina criátiana, por el P.. Cayetano llamos, de text¿ 

en esta diócesis, 1 

70G. Ot?o, por el M. I. Sr. D. Panialeon Mpnsérral. - 75 cents. 

" 707, * Otro, por Escaftin, reformado, á real y medio. • 

■ 708. • Otro, por id:,. sin reformar. 1 

' 709. * Otro, poí Vives. % • ^^ / | 

7i0. * Otro, por Ribalda. . '. 1 

" 7H. * Otro, por Asteie. . ;\! 

7!2. • Prográmíl de Éelfgion y Morí^l, por Balines. ' ' ' . , " ' í 

7IS. * Curso de Religión y Moral, por Boned. ' '55 

7t4. * Religión y moral al alcance de los niños, por Balnies. ' ' . . S 

715. * Ídem, por Zavala y Echevarría. 5 

716. • Ídem, por Frax. 6 

717. ^ Catecismo histórico, por el Abad Fleurl. S 

Librerift de fifoja, r Plaza, Carreta^, $*, Büdríd. 

718. Alvareí ALCALÁ. — Formulario liijiversal, ó gula del médico, del ci- 
rujano y del £armacéutico. Segunda edición^ refundida y considerablemente 
aumentada. Madrid, 1850. Cuatro tornos^ 8*.*" mayor, 80 rs. en V^drl^d, 96 ert 
provincias. . /,' 

719. Bernar^ Y líüETTB.— Manual iconográfico de medicina operatoria y 
anatomia quírilrgica; nueva traducción con adiciones de Malgalne, Gucrin, 
Sedillot, Argumosa ^ otros cirujanos españoles, por A. Sánchez de Bustar 
inante, adornado con 117 láminas dibujadas al natural y grabadas en acerq^ 
Madrid, 1865; dos tomos en 8.*, 1^0 rs. en Madrid y 150 en provincias. 

La misma edición con láminas iluminadas, 240 rs. én Madrid y 250 en 
proylncias. , . , . . ^ ,' , 

'720.* Bossü.— Nuevo compendio de medicina para uso, de» los médicos 
prácticos. Tercera edición, traducida al castellano por D. Migiicl de la Plata 
y Sfárcos, alumno internode la facultad de Alcdícina de Madrid, primer ayu: 
Jante módico del Cuerpo de Sanidad militar, etc. Madrid, i 865. Un toma 
en 4.% 34 rs. en Madrid y SO.eh pi;oyinc¡as. 

, 731., . CASARES.-rTraladojl^ricUcode análisis quiípíca. de las aguas pino- 
rales y potables; ó»n íiidlcacioh de las fuentes de apás mlDcrales n^ás ño^ 
iábles ¿'¿.'España, su composición, enfermedades á cuya curación s^e aplican, 



——^— ■,—.—■ I ■ I - -■ - .«■ < ■ I ■■! m i ¿« 'n I» I w 11 ^ ■ i. 



(1) Los aprobados para texto Tan marcados con este figoo *. 



y número da enfermos ((ne á ellas acnden. Madrid, 1866. Un tomo, 4/, 16 rs. 
en Madrid y 19 en provincias. 

722. GHAiLLT-HoifORE.— Tratado práctico del arte de partear, tradnddo de 
ta cnarta edición, revisada y corregida por D. Antonio Ribot y Pontseré; 
consta de dos tomos en 4/ mayor, adornados con 585 grabados intercalados 
en el texto. Madrid, 1864. 40 rs. en Madrid y 50 én provincias. 

723. DucHBSEfB DuPARC— Tratado práctico de dermatosis ó enfermedades 
de la piel, clasificadas segnn el método natural, comprendiendo la exposición 
de los mejores métodos de tratamiento, seguido de un formulario especia). 
Madrid, 1862. Un tomo, 4.% 30 rs. en Madrid, 36 en provincias. 

724. . GuBBiN.— -Elementos de cirugía operatoria, ó tratado práctico de las 
operaciones, traducido al castellano de la última edición francesa, y aumen- 
tado por D. Rafael Martínez y Molina, Catedrático supernumerario encargado 
de sustituir la asignatura de operaciones en la Facultad de Medicina de la 
Universidad Central. Madrid, 1866. Un tomo en 4.*, con mis de 300 figuras 
Intercaladas en el texto, 34 rs. en Madrid y 38 en provincias. 

725. GoFPRBs.— Manual iconográfico de vendajes, apositos y aparatos^ 
vertido al castellano, y arreglado á las explicaciones y bajo los auspicios del 
doctor Sánchez de Toca, por su discípulo D. Ramón Martínez y Galludo. Ma- 
drid, 1864. Un tomo en 4.* de 500 páginas y 81 láminasaparte del texto, 70rs. 
en Madrid, 76 en provincias. 

El mismo con láminas iluminadas, 140 en Madrid, 146 en provincias. 

726. Malgainb.— Tratado de anatomía quirúrgica y de cirugía experimen- 
tal, traducido al castellano de la segunda edición por D. Matías Nieto y Ser- 
rano, doctor en Medicina. Madrid, 1861. Dos tomos, 4.% 56 rs. enMadrid« 66 
en provincias. 

727. MoNLAU.— Higiene del matrimonio, ó el libro de los casados, en el 
cual se dan las reglas é instrucciones necesarias para conservar la salud de 
los esposos, asegurar la paz conyugal y educar bien á la familia. Tercera 
edición, considerablemente aumentada y adornada con grabados intercalados 
en el texto, y un álbum de doce láminas que representan las ceremonias nilp- 
ciales de diferentes naciones. Madrid, 1865. Un tomo, 8.% 32 rs. en Madrid 
y 36 en provincias. 

728. MoNLAU.— Elementos de higiene pública, 6 arte de conservar la sa- 
lud de los pueblos. Segunda edición, revista, aumentada con un compendio 
de la legislación sanitaria de España, adornada con dos láminas finas (los 
planos de los lazaretos de Mahon y Vlgo). Madrid, 1862. Tres tomos, 60 rs. 
en Madrid, 72 en provincias. 

729. RiLLUT T Barthkz.— Tratado clínico y práctico de las enfermedades 
de los niños; obra coronada por la Academia de Ciencias y por la de Medici- 
na, y autorizada por el Consejo de Instrucción pública para las facultades y las 
escuelas preparatorias de Medicina, traducido de la tUtima edición francesa 
por D. Joaquín González Hidalgo, interno que fué de la Facultad de Medicina 
de Madrid etc. Madrid, 1866. Tres tomos en 4.*, 120 rs. en Madrid y 140 en 
proifncias. 

730. Santero y Moreno.— Clínica médica. Constará de tres tomos. Se há 
publicado el 1.% y se vende á 25 rs. en Madrid y 28 en provincias. 

731. TaoussBAU.— Clinica médica del Hótei-Dieu de Paris, vertida al cas- 
tellano por D. Eduardo Sánchez y Rubio, licenciado en Medicina y Giruffla 
Madrid, 1861, 4863 y 1866. Tres tomos en 4.*, 130 rs. 

El tomo 3.* de esU obra se vende saelto á razón de 40 rs. 

732. Trovssbaü t Piuoüx.— Tratado de terapéutica y materia médica, 
traducido al castellano de la sétima y última edición por D. Matías Nieto Ser- 
rano, Doctor en Medicina y Cirugía. Madrid, 1863. Cuatro tomos, 70 rs en 
Madrid, 82 en provincias. 



- «s - 

7S^. Valliu.— Gait del médico práctico, A resumen genertl de patolo- 
gía interna y de terapéntlca aplicadas. Segunda edición, rcTiaada, correfida 
y anmentada, traducida por loa Sres. D. Francisco Alvarez Alcalá, D. José 
Rodrigo y D. Benito Amado Salazar, doctores en Medicina y Cirugía. Ma- 
drid, 1854. Nue^re tomos, 8.* mayor, 180 rs. en Madrid, 216 en proTincias. 

7M« ViBAL (de Casis). ^TnLtaiáo de patología externa y de medicina ope- 
ratoria« con resúmenes de anatomía de los tejidos y de las regiones. Tradu- 
cido da la última edición, revisada, corregida y aumentada por el mismo au- 
tor, con 600 grabados intercalados en el texto bajo la dirección de D. Ignacio 
01lya« Doctor en Medicina y Cirugía. Madrid, 1858-61. Seis tomos, 4.% 156 rs. 
en Ms^rid, 195 en provincias, 

K5. Vidal (de Casis), -^Trzisíáo de enfermedades venéreas, traducido por 
D. Aurellano Maestre de San Juan, catedrático de la Universidad Central. Ma- 
drid, 1854. Un tomo, 4.*, con láminas grabadas é iluminadas, 58 rs. en Ha- 
drid« 42 en provincias. 

Retisías. 

736.' La iscsna. Revista semanal de teatros.— Al aparecer de nuevo en la • 
presente temporada este periódico, entra en la segunda época de su publi- 
cación. En su elogio puede citarse la aceptación y favorable acogida que me- 
reció entonces, tanto en la Península como en el extranjero, y el favor que 
toda la prensa le dispensó desde el primer momento que vio la luz pública. 
Este órgano de teatros contendrá artículos científicos sobre la música antigua 
y moderna, biografías de los más eminentes poetas, maestros, autores y can- 
tantes, artículos críticos é imparciales sobre las funciones de esta corte y 
las demás de España y del extranjero, necrologías de artistas, amenas é in- 
teresantes correspondencias etc., etc. La Escena, además, regalará cada tri- 
mestre á los suscritores un precioso retrato fotográfico de algunos de los ar- 
tistas que actúan en la corte. 

Se suscribe en la lib. de D. Francisco de Moya, Puerta del Mar, núm. IS 
al 22. Málaga. Precio, 20 rs. trimestre, en provincias franco de porte. 

737. Revista Hispano-americana, política, económica, científica y artís- 
tica. Esta Revista se publica dos veces al mes en cuadernos de cuarenta pági< 
ñas en folio, á dos columnas, y en ella se registran cuantos sucesos de po- 
sitiva importancia preocupan al mundo civilizado.— Precios.— Madrid, por 
entregas, 5 rs. una. Madrid y provincias, directamente un trimestre» 20. ídem 
por medio de agentes, 24 id. 

RedaccioD y imtnisirtcioD, Soldado^ 1, daplicsdo, bajo. 

Diario. 

788. Los Sücssos. Describe y dibuja. Ojeada universal. Diario barato entre 
los más baratos; crónica universal de los acontecimientos contemporáneos.— 
Enciclopedia general de lecturas y conocimientos útiles y agradables.— Pe- 
riódico ilustrado diariamente con profusión de preciosos grabados. Se publica 
en Madrid. Precio, 32 rs. por trimestre, franco de porte. ^ 

Música. 

739. La joya de Andalucía, gran miscelánea para plano sobre los mejores 
motivos andaluces, cómo son: jaleos, cañas, rondeñas,maláguefiás, seguidi- 
llas, vito, sevillanas, fandango, ole, soledad, polos etc. 

Se TtDde en la lib. de Francisco de Moya, Puerta del Mar, nám, 13 al 22, Málaga. 

(En la administración de este Bolktui.) 

740. Álbum artístisco de Toledo. Colección de vistas y detalles de los 
principales monumentos toledanos. Escrito por D. Manuel de Assas ó ilustra- 
do con láminas por artistas distinguidos, y publicado por D. Doroteo BaeU- 



11er Jbdñd» 1818» en folio mayor, M hpjas de te^to cofi 50 láipjpas. Sufirt- 
^ d^ poUicacion pOO rs.: se vende en iOO rs. ' 

741. CoLEAGíov dé las causas Diás célebres» los mejores modelos de alega- 
tos, acosacio^es fiscales, interrogatorios y defensas en lo civil y criminal deí 
foro español, por una sociedad literaria de amigos coláboradorés. Parte es- 
¡moola, Barcelona, 1333-ÍB46, siete tomos, en 4.*, rústica. ' . Sd 

' 74(3. Diccio.'^ARio de medicina y de ciriígia prácticas. Por Andrál, Begln^ 
Élaudih, Bonillad, Bouvíer, Cruveilhier, Gulleríer, Deslandes, Bevergie (Atf.) 
Duges. Dupuytren, Tovllle, Guiboart, Jolly, Laüemand, Londe, Magendie,' 
nanin-Soloii, Ratier, Rayer, Roche, Sauson. Traducido al ,español por' dom 
Felipe Losada Somoza, profesor de medicina y cimgia de Madrid.' Ha- 
drid. 1838*1844. Imp. de I. Boix y Colegio de «ordo-mudos. Tomos I á Yll, 
én 4.*. pasU. XXXVI-616 páginas el i.\ IV-Í52 el 2.% IV-640 el 1%. IT-71U 
éM.% IV.648el5.*y6.My-640el7.* \ , 140 

El'todio \1I» tUimo qoe m pollícó, termina con elartienfo EscBCcrot. Annqne in^ 
compleU esta obra, tiene, sin embargo, tratados muy importantes f complelM/lalQ como 
el de aguas mineralet, j otros qne en la mayor p«1e son ori^noales. 

74$. Diccionario manual de la lengua castellana con la correspondencia la- 
tina, redactado por D. Pedro Labemia y Esteller, doctor en Letras, socio de 
la Academia de Ruenas-letras de Barcelona y Director del colegio de SanPe- 
drOy agregado á la Universidad literaria dé Barcelona. Barcelona, (850, im- 
prepla de £/ Porvenir, á cargo de B. Bassas. En 8.*, yiIl-1.^84 páginas. 40 

744. Historia de España, escrita en francés por el R. P. Dnchesne, tra- 
diícida al castellano con algunas notas críticas por el R. P. José Francisco 
4e Isla^ nuevamente corregida, aumentada y adicionada con numerosas no- 
tas geográflcas^ arqueológicas etc. Madrid, 1859, imp. de las Escuelas Pias. 
Én.4,Mnií-6ÍO páginas. 30 

745. Beal decreto creando la Escuela Central de Agricultura y reglamen- 
tos orgánicos de la misma. Se comprende también las instrucciones para la 
admisión ie alumnos, y el Beal decreto estableciendo que las Escuelas de 
agricultura existentes y las que se' creen en lo sucesivo ajusten su enseñan- 
za al Reglamento de la Central, con otras disposiciones relativas ala carrera 
ágricoia.. Bladrid. «856, imp. Nacional. En folio, 30 páginas. \ 8 



•i' 



YARIJSnADES.. 



BiBLIOTEGOKOMlA, Ó nuevo manual compíeioparael arreglo, ¡^'conserva' 

don y la administracUní de las bibliotecas. 

(Conclnsion.— Véase el nñm. 17.) 



f,- 



PÍGIIIJI9* 



nonas. 



IJ(L EsTiD9 ACTUAL DE LAS BIBLIO- 
TECAS EXTBA.'UEB^S Til. 119 

' S 1* EÓbowis. • 

Alcfnania, , > 

Bamberg • 

Brema 

..CfuJa^olifi...' í«-v, •» 

Cassei 



I » 



Cobargtf 

Darmstadt .VII. 120 

Bttsde.,.; » » 

Erlagen • > 

Tranditf t «oblre el Uán . • • 

Fjílwrgo «...•.. • • 

, FnMa, •«««., •{.... «> ^ 



Giessen. . .,. . ; 

GcEtUnga 

Gotbt'.: VII 

Hamborgó .. .... 

Hannover 

Hcidclberg 

Hildesheim 

Jeoa '. 

Landsbnt. :''. 

L«ipiíkk...: ..4 ; 

nbkLe ..VI 

MagnDeia 

üarburgAf '. 

MeÍDingoD,».^.^ ,:-f --. 



2! 



22 



.., 1» 



PiClHAS. 



N^QsUtdl* ••••••••••••■• •••■•«••••• 

Nircnuicr^* • • •■••••««««^ •••••■• 

Rt tis tons ••••^•••••«•■••••^«••••« 

Stfttnirt^f «-r — ■" •»•••»••••• ^*> '*»' 

Weim» - * 

•WoUenbattd.. 

ittilfía. 

BroDD 

Boda.i;;;. '.;;-....; .- 

GracoTÍa ^ ^ 

Graetz 

lospriVK.» ••• • •■*■>» * ••••••••• • •-* * *•* 

•KremamaensUir « » 

■ asm* <•••••••••••• ^* • ••••• ••••••••* 

•Viena -Vil 

Praga VU 

Raudttili VH 

Bélgiea, • 

Bfnselas;;.:. 

GáQte....... 

Xfcja....... 

Lofayna 

Maliuas. '.-.-. *.' 

Ifons. '.'.'. '.'.'.. 
- Ñamar....... 

Tóoniay;.-.;. 
Dinamarat. 

Aliona.;..::........ .......Vil. 

Ojpen&ágiie. . .' 

R^ndsBar^o. .: 

Fraaáa. 

-«aria. ^^/#^^##.*..#«t*^*^*^* 

AuiUID. •..••.■••..••. « ..-*•'. Vil 

BesanzoD 

Bordeoa 

Caen 

Dijon..... •:4 

Estrasburgo 

Greooble 

i rtaón. .:..''•*«. ^ 

. Lyon....... 

. II0B8 (Le). - ^. . • . • »'iT. ^* 

Marsella 

«ontpdla:.;... «.u Vil 

» P0ÍUfl0l.w...v.¿.^. 

. fBeiw ;...;. 

.• BMKft^Jl 4 ... 

. 9eilllUHBIH4limÍ9«ik 

Seos ;>... 

Tolosa 

• Toan». «;.'... «^.. 

.tro9«...... Vil 



... ...«••.. 



i«» 



!«• 



32 



rlGOIAS. 



• 1 



• • ♦ • • • 



I a • • • 
. • • • I . 



. .1 



...•..••.••*.••• 



» t 

• s 

r 
t 

• '• 



24 
31 

32 



33 



44 
45 






H 



47 



Vilry (1). .^. •»•••••• ••' 

Grecia. 

•• Atenas... 

.Coríü 

Holanda. 

•Amsterdam. 
DeVoÉiter... 

Gonda ^ yU.'148 

Harderwyk • • ■ . 

Haya (La). —— .. • .*- * • 

•Laidea........— ^-.— — •— •— '-^ i :• •• 

Maestricbt • •»• ^ • '• 

Utrecbt f^'- ? •■ 

Islas británicas. 

Andrés (San). . .-.■. ..... ...w ' ■ • 

Catnbridga < •• .• •'•••• i.*n VH. 152 

Dttblin-. ...*.. .'. .•.•.••••• < * i * I .'.«■■ ' » • 
Dorban. ...•.•»**» k »» * » . .-. .'.''Vil. 153 
Edimburgo.. •.-... ..•.'.•...^.•.•. • » • 

-Glasgow...- .•.•.•..'.•..•..: » » 

Lhrerpool .•.•..•.•..*./».*.....' ' ' * '» 
Londres.-..-. .•...-. ...•.•.'..••••• . ' • 

Mancbester. ..... w .... ^ VH . 1 54 

Oiford. ;.;.... •.-.......•... Vil.' 155 

Italia. 

Bérgamo VU' i56 

Bolonia ........'.....*. •••;•• • / 

Bresciá .......... .......... ,• •• 

liiagliari " *i* 

■ Caaipo' (Monté) ,......• 

Cava (U):. :..:..: 

.Comp...< 

Corlona ■' * 

Ferrara ....• ........_ •,■.■ 

Florencia .* * 

Genova.. :;;;..v..:.:.:..'..tir,]i 58 

Lázaro (San) • » ^ 

Hessma •..•...•.......•••.. * * 

MiUtr ■ • 

Módena Vil. 159 

'Ná]poles.%.i...4.u.i}.w4..... " * 

Novara....:.....' • * 

Padua > > 

Palermo;* v^^;. ......'• ,i • • 

Pfinna...... «»^%. •- > « • 

Pavía,.-*,-......,. •...,.'. Vil.. 1601 

J^Arnaa;...» '• ^.••..•t.w., , ^.)p.,- 

, Pesaro. « . «r , # ^ » 

' Piaa .....-., !■• . 

Plasancia. •.,••••»,. .«I,..*!., i v*- 

Revena.... i*. •^..•«.s...... • ^ • 

Reggio....... .««.. > • 

(i) En nna nota de la misma páj^. 154 
fe:póliala lista de ocbeota y clrieo ciudades 
ópnébfesde Francia» de lo¿ caales sesenta y 
odie* rann^n^' un toittl dé i;t89.t00 vol6<< 
Mn«i Ittprtapa^ t9.4l^mau&ám ' 



■ ■ 
» .» 

■ B 



|M I' 



~«M«* 



TO 



'treefl< 



VIL 



C^ifldira... 



•Oporu. 



Beriin, 

Bois. 

Bfwba... 

'Colará , , f 

GoeriiU . . . . ... . . ..... ^ . 

G|cisfwal4e 

H»Ue.........li:..... 



YII 



» > 



Weraigerode. 



iO 



17D 



Abo............ vn 

AstnkíB.'.'. ... 1 

Rasan:::::;....:....:..:.. 
Moscoii. ::.:.:.... '......... 

Pelenborgd (Sáá) Til. 

Sw¿cw, 

Crístianja. .::;.::;:.;:.:::: vn. 

Estoeolmd... ....... ........ • 

Linkoéptbg. '....:;;:....:... » 

lund.... 

TJ^mJ . 

Sttúal 

Basfleá... ....... .......... Til. 



Galo (Sas) 

<SiMbia....^««.«.» « • 



Solcm, 
Znieh. 



180 



171 






Coataiilioopla. . . 
f %* Ro ÉoaorvAi. 

AffíOMm 

Argel 

CajroCEl}.... 
Dionisio (San) 

Fez 

TripoU 

Ám. 

Qám 

India 

J^pon......... 



• • 



TIL 181 



«^ m • •««• « « « « « k 



173 



176 
178 



179 



J^enia. 

AwtérUé. 

BpliTia. 

Brasil.. 

Bnenos- Aires. • 1 . Til 

Canadá.. i.. .i. ............ 

Chile 

Estados-Unidos 

Guatemala... : 

IsUndia 

Véjico 

NnoTa Escocia 

Nneva -Granada* ««.v.^kb*»». 



Paragaay....... 

Per4....w..... 

Santo Domingo. 



182 



IMll n TIFO T GOIPtSIQOI M lU UTWf All nPlDDl. 



La paleara ^of en griego, ó twms en latin^ significa señal de alguna 
cosa; y los primeros impresores aplicaron A la letra de molde este noauMre, 
nsado ahora ñor todas las naciones europeas. El úpor pues, es ana letra de 

molde, la euaV se fabrica del idode siguiente: 

•Se corta primero la forma exacta de cada tetra en nna barrita de acero 
bien templado, formando- un punzón con una letra sólida y perfecta en la 
punta. Con este punzón ee hace una impresión cóncaya- de la letra ea una 
plancha gruesa oe metal {amarillo ó de cobre; y. bien pulida la -conoaTi^hd, 
sirve de matriz para la fundición de un ntoero. infinita de laiuisma letra. 
El meul usado para la fundición del tipo es una liga de quince partes de 
plomo y una de régulo de antímonlo. 

Colocada la matriz en el fondo de un molde construido con mucha Inge- 
niosidad, el fundidor edia con una cuchara de hierro un poco, de metal der- 
retido, el. cual desciende á la matriz., y queda formada la letra; yipor medio 
del mwmiimí^ del molde» biK» saUar ftiera aquella letra; y slgueniiNUeado 



— «7- 

otin 7 otn con tanta agilidad, que an buen trabsgador ftinde tres mil en 
ñü dia. 

Luego que hay ftindida bastante cantidad de letra», las tan tomando los 
muchachos una 4 una para quebrarles las barrillas; Inégo pasan á otros mu- 
chachos, los que pulen los lados anchos de las barrillas sobre una piedra 
suave; y de éstos pasan á otros, que las colocan en hileras en un m^areo lar- 
go y estrecho. Aseguradas en este marco, un buen operario pule todos loft 
lados de la hilera con un cuchillo de un ñlo fino y inerte que pueda eortar 
tos cantos del metal. Últimamente, se les hace una canaleja en linea recta 
para el gobierno de los caJistas^ cuando componen loa renglones de las pági- 
nas en la galera, y etitar la InTersion'de las letras, que sin esta precaución 
seria casi IneYitable. 

El costo de cortar el punzón y abrir la matriz de cada letra, cuando se 
mandan hacer expresamente, es 4 pesos; de modo que las matrices de un 
alfabeto completo costaría 100 pesos poco más ó menos; pero fundidas las 
letras, se compra el surtido necesario á 6 rs. de plata por libra. 

Este surtido es considerable, porque pesando seis libras el tipo empleado 
en una página de 8.*, se requiere muy cerca de 100 libras de letra para cada 
pliego; y no es fácil imprimir una obra sin tener letra suficiente para cuatro 6 
cinco pliegos. 

Mientras más menuda es la letra, tanto más sube el precie: la tetra empleada 
ahora en el Instructor cuesta tres scheltnes, moneda inglesa, por libra, lo 
que hace 6 rs. á corta diferencia. 

Tal es el proceso de fundir letras movibles para la impresión délibfbs. La 
estenotipia, ó método para imprimir con caracteres fijos, fué descubierta 
después, cuyas ventajas y desventajas, habiendo sido mencionadas en el nú- 
mero del Instructor arriba citado, concluiremos la información sobre ei arte 
de Imprimir con el último adelantamiento de la 

Litografía, Litografía significa el arte de hacer inpresiones por taedio de 
la piedra, en lugar de las letras fundidas movibles ó en planchas. Toda la ope- 
ración consiste en escribir en una especie particular dé piedra con una tin- 
ta preparada quimicamente, la cual queda prominente en la superficie, y por 
consiguiente bien marcada la letra; y puesta la piedra en la prensa , come 
si fuera una página de letras de molde compuestas por un cajista, sacaí^ un 
número de pliegos de papel impreso. 

Este descubrimiento fué hecho por un alemán llamado Senefelder, el que, 
habiendo compuesto un Hbro, y no teniendo medios para costear su impre- 
sión, se aplicó á idear algún medio de imprimirlo él mismo por otro método. 
Dotado de un genio inventivo, y poseyendo un gran fondo de paciencia, por 
más frustrado que se hallaba en todas sus tentativas ^ jamás perdió la^éspe^ 
ranzade lograr finalmente su intento. Después de haber tentado en vano es- 
cribir en láminas de varios metales y tablas de maderas diferentes oon una 
finta química de su propia invención, le ocurrió hacer algunos ensayos en losas 
de piedras bien pulidas, teniendo noticias de que por medio de algunas espe- 
cies de piedra se hablan estampado algunos diseños. 

Ocupado con esta idea, entró un día su madre en el cuarto donde haolá 
sus experimentos pidiéndole escribiese la lista del lavado para la lavandera, 
que estaba esperando; y no teniendo á la mano pedazo alguno de papel, es« 
cribió la lista con la tinta química sobre la piedra que habla pulido, yiendo 
al dia siguiente que la tinta se habla pegado foertemente, le ocurrió que, pt^ 
aando agua fuerte por la superficie de la losa, la tinta de las letras lomaita 
suficiente elevación para embeber la tinta de imprenta y pasarla al papel por 
medio de la prensa: y el experimento eatisfizo su esperanza. Asi, pues, vemos 
que la más simple ocurrencia fué el origen de un arte que ahora tiene en Eu- 
ropa la mayor iúíportancia , no tanto para imprimir enietra; como para loa 



— 218 — 

dibujos* y estampar láminas finisimas y á precios mny baratos. Pero las'dl- 
jfionUades ijpie ^nbarazaban 4 Senefelder qo cesaron con este descubrimiento,' 
siendo una de las mayores la necesidad de escribir hacia a(rli|¿' ó al revés» 
por decirlo asi, las ietras sobre la piedra, para ((ue salga la impresión comÍQ 
dfii^ S0r. Para ^byiar este inconveniente, imaginó que escribiendo natural- 
mente sobre un papek si lograra poder traspasar la tin^a de las letras sobre 
laiSuperficie de la pUdra,XQi^eguiria todo el objeto. Millares de experimen* 
los bizo el perseveranto aleonan antes que lograse.preparar la superficie del 
papel de modo que efeciua$e perfectamente la trasposición de lo escrito en 
^1 papel sobrie JU piedra; y habiéndolo logrado, obtuvo el privilegio de tercer 
exclusivamente en Baviera. 

Hecbo públlqo el síeoreto de imprimir por litógrafo en Alemania, apare- 
ció tal multitud de competidores en los otros Estados adonde no se extend|a 
su privílf^« que apenas podia ganar lo suficiente para mantenerse. Esto le 
indujo á abandonar su privilegio en Baviera^ y venir á Londres á establecer 
su litografía; peyro no encontrando protección, se halló obligado á pasar á 
Viena, adonde S4 acomodó en calidad de superintendente de una fábrica de 
est^iffpar zarazas, sU^acjon qué, no siéadole más provechosa que la litografía, 
la abandonó y se retiró á Munich, su patria, donde el Rey Maximiliano le di4 
an^L ;$«t|ia^ioiK en el establecimiento Real de litografía con un sueldo de 7.00d 
pesos anuales, como.p/^emiq.de su invención. 

Habiendo dado esta breve noticia de la invención de la litografía, descri- 
biremos la especie de ptledra, tinta, papel, prensa é instrumentos necesarios 
l>ara lestampar escritos ó dibujos. 

. piedras. La piedra usada en la lltagrafia es una especie de pizarra cal- 
<#ea,do color bianq«izcp,.y cuando pulida es muy, suave al tacto« algo se- 
mejante á la piedra amarilla ^e afilar usada por los barberos^ 

Su gvo^r deb^ s^r pfopo.rcionaiiió á su tamaño: una losa como media vara 
4e la^rgo y cuarta y media de ancho deberá tener tres pulgadas dé grueso, y 
mépos á, proporción; pero nunca bajo una pulgada, porque está etpuesta '^ 
^luebrarse bajo la presión de la prensa. Se pulen estas piedras con arena muy 
Ana y un poco de agua, poniendo una losa horizontalmente y restregándola 
con qtní en varias direcciones, y asi ^e pulirán dos ál mismo tiempo. Si se 
descubrieren algunas rayitas en lá superficie causadas por los granos de arena 
removida ésta con una esponja, se refregarán ambas piedras cpn agua limpia. 
Pum^decida la ^ena qoo agua de jabQu, acelen^ y mejora, |el pulimento^ 
Si U supyerflcie fuere muy desigual, se restregarán las partes mas elevadas 
con .arefia grj^esa y un pedazo ,de. piedra más dura, basta que. poniendo la 
rogla,. parezca igual por todas |iaftes, mirando' por entre el filo de la regla y 
la. superficie dé la piedra. Es también conveniente que cada losa esté bien 
esQU^dr^^a» porque esta circunstancia contribuye mucho, á la impri^sioji. 

Las. piedras usadas al principio de la litografía eran sacaidas de unas can-* 
i^ras de Bavier^i Junto, al Danubio; pero después se han hallado las mismas 
en casi todos los paises de Europa, más ,ó menos duras, más ó menos que- 
bradiza^« como si^de con las de Alemania. 

Tinías. La tinta para la lito^afia, llamada química, se compone gene- 
i^ln^enie de iaps^, cera, sebo» almác)g^ jabpn y humo de pez; pero las pro- 
I^rcl<mes4e est^ ingredientes v¡i^^^ sqgnn su destino, para escj^^blr sobre 
Jn piedra ó.sonre el papel. La tinta para escribir ó hacer dibujos en la pie^ 
dra;^ compone de las partes signieates: 

Cera. «....<...,» ,..., por p«9o 6 parias. 

Mct.. •••♦....,,. í.. A 

. Spho,... ..,.,,. ....•-...,:... 2 

Almáciga.. :,..:., ,./.;.... ■ ' *. V 3 ''' ' 

Jabotí coman , i.,»..; A ' * * ' . 

Hamo de pez • i 



' lÁÜñtSL pira ésirlBii' ó dibtt]^r feír papel; y t!ir^8feriHa ijles^üés á la pie- 
dra, se compone de . . ' . ' 

r 

Ora. ••....,..•. •^••«••'•••r «•••« ^...». i 

í:'*^*" •. ,'•*' f'-M->-- ? , ' j 

Sebo 6 

Armácíga .^.;,. 5 

Jsbon . ; : : . 4 

Baaod6|i«t .; ..: ....:. i 

Algunos añaden una parte de trementína de Venecia, y otros sustituyen 
ia goma de Guayaco en lugar de laca; pero es necesario poner igi^les can^ 
tidades de ¿orna y cera, por ejemplo, seis partes de cada una, porque asi se 
derriten mejor. 

Para hacer estas tintas se echan todos los ingredientes, exqepto el hjamo 
de pez, én ua cazo de hierro, sólo con la mitad del jabi^n, y se pou^ á uo 
fuego muy fuerte hasta que se incendie y quede ^reducido á la mitad. E^Jtónf 
ees se pone á un fue^o moderado,, y se le á^ade iV otjra mitad de jabón; y 
luego que éste se ha derretido hien^ se echa el humo de pez, m^nef^ndoló 
constantemente hasta quedar to^ó bien incorporado. tlUimaipe^Wsesac^dél 
cazo, y ne foifma en tortas ó bolitas, las que se disuelven en agi^a^estilada 
6 de rio muy puxa» Se hace también ui^a tinta liquida pouien^ot doce [(artes de 
laca, una de subcarbonate de soda, y 1^ mitad de los oíros vB|¡rediejQt^s men- 
cionados; pero aunque excelente para música por su durabilidad, pp es 
adaptada á. dibujo» ¿pos. * , , : ' . 

Para obras finas se usa también de lápices 6 palilfo^ de una composición 
que sus líneas se adhieren á lá piedra, y uo entra tanto eu ella Qomo jas tiu: 
tas mencionadas. Bay gran variedad en la composición de §6tos lapice^, y 
la composición de uno podrli da^ idea de tos demás. \ / 

• . . .. ....•":.■.■ • . •• • 

Gen;.i...^ ....¿.««.«k ,•• 4 pattMj • 

Mos ; j #. 

HiUBOí^e.peí .1..^»... > ....^ > .., 

. : ( ■• . •.'•.. I i: . ' • ,. ;. ¡ , • 

Primeramente sa derri^ la cera y el jabón jyntamente, y lni¡¡gq se l^ 
añade el humo de pez; se amasa el todo sobre uoa pkúcba de hier^q ¿ca:^ 
liente, y echado luégp.ep un cazp, se pone al fueg^ hpsta qOiQ vm^lvaáJiqvl-* 
darse. Se vacia Jluégo sobre una. losa l)|^ix ifpp^egáada cop acéUe, de modo 
que forme una toriilla del grosor de un ^^o^ y enrriad^i, 89,.cqrt,a en tifit^as, 
dándole lá forma de un lápiz. :>',-. . > 

Siendo conveniente que el iiumo de pez en todas estas preparaciones 9ea 
de Calidad muy fina, se quemará antes al fuego en una vasija cerrada hás^ 
que no emita humo ó vapor alguno. Blucbo humo de pez.h/ice correr )a Ugta 
eñ lá piedra, produciendo lipeas m]vy gruesas; la! me^p)í;,qanti4^ P^Qdu<f^ 
íineas muy JQnas, pei:o no. salen mv^y distintas en la iippr^ioii. < : ^ . 
Papel. Tires diferentes especies de papel se emplean ea L^ litqgjra(l;|.. 
i* Papel trasparente. , . i !- 

S:*: Papel .tpleta.' .... ^,„ ._ . , 

3/ Pape^, para imprimir. , . 

£l papel trasparente sirve para trazar los dibujos que se quisicren.tomar 
de alffim libro ó estampa, y trasferirlos después á la piedra. Para qiie sea 
buenadéÜe tener las cualidades siguientes: 

4 ;* Debe es ta r perfectamente seco, de modo qrte-no ensucie ningún otra 
papel que se ponga sobre él. ' 



. 2.* Debe f^er.perfecUiQeiite diáfano, de^modo que se poedan trazar las li- 
neas más finas ae un dibujo. 

5/ Que sea capaz de tomar la tinta química ó las lineas del lápiz, sin que 
se corra ó deje intervalos claros. 

Este papel trasparente para- trazar, asi como el otro para esc^bir y tras- 
pasar las letras ó lineas á la piedra; se preparan, aquél con colapez, y éste 
con almidón fino y bien ralo; pé^ó éstas preparaciones son tao tediosas, 7 
ahora hay tantos inódós dé hacerlas, que es mejor comprarlos ya preparados. 
Para trasferir, tanto .el unp como el otrq,, qo se necesita más que humede- 
cerlo entre el papel ya húmedo para imprimir; y poniéndolo después sobre 
la piedra en la prensa por la faz escrita 6 delineada, se pasa el raedor por 
encima dos ó tres veces para qiie se pegue toda la tinta á la piedra; y pasa- 
das algunas horas, se pasa una esponja mojada sobre el papel y piedra, y se 
arranca suavemente con los dedos, dejando asi toda la tinta trasferida y la 
piedra dispuesta para imprimir. 

El papel teleta se usa pars^ limpiar la piedra; pero su destino más prin- 
cipal es para cubrir el papel cuando se imprime, particularmente cuando se 
ha de iinprimir la misma hoja por ambos lados, como sucede con la música 
y escritura, porque sin esta precaución se ensuciarla una página mientras se 
imprime la otra; esto lo entienden muy bien los impresores. 

El papel para imprimir en litografía es el mismo que se usa para imprimir 
estampas, cartas geográficas etc. en planchas de metal 6 madera. Se usa tam- 
bién del papel de imprenta, pero no del papel glaseado que se emplea para 
escribir ordinariamente. Es necesario humedecer el papel, mojando de una 
vez tres ó cuatro manos, y<lejándolo después por algunas horas para que la 
humedad penetre los pliegos interiores, como hacen los impresores. Hay al- 
gunos casos en iiue po se debe mojar el papel, como cuando se imprimen vi- 
ñetas, y que ha de servir después para escribir con tinta ordinaria. 

Prensas. lío es posible describir aqui la variedad de prensas que se 
han usado y se usan todavia en la litografía; por lo que sólo mencionare- 
mos la del raedor, que es la más universalmente usada. En esta prensa no 
se produce la impresión de una vez, ni perpendicularmente como en las im- 
prentas, sino sucesivamente* El marco en esta prensa está cubierto con un 
cuero de teiteera adobado como el becerro para botas, sin tinte alguno. £1 
raedor ó rasero es un pedazo de madera dura como de una pulgada en gme- 
sp, termina\ndo en un filo muy igual, y no más grueso que el canto de un 
peso'. Este rasero sé mueve con una rueda, produciendo una fuerza grandí- 
sima cuando pasa sobre el cuero de becerro; y se hace la impresión del mo- 
do signienle: Se moja la piedra que tiene el dibujo en la prensa con una 
esponja, y luego se pasa un cilindro ton la tinta de imprimir sobre la pie- 
dra; esta tinta no se pega ni aun toca á la superficie mojada de la piedra, 
sino las lineas del dibujo ó letras, porque estando éstas formadas con la tin- 
isí química, no admite el agua; luego se pone la' hoja de papel sobre la pie- 
dra, y sobre ésta otra hoja de papel teleta, se baja el marco y cubre la pie- 
dla con el cuero, y dando vuelta á la rueda el impresor, hace pasar el rase- 
ro sobre el cuero todo á lo largo de la piedra, y levantando luego él marco 
se saca el papel perfectamente estampado, procediendo asi todo el tirado. 
Fácil es imaginar la necesidad de que la piedra esté perfectamente horizon- 
tal, que el becerro sea igual, y el filo del rasero derecho, firme y suave; la 
fuerza que éste produce contra la piedra en una prensa regular está calcu- 
lada ser igual á 50.000 libras, de lo que se inferirá la grande fricción que 
se efectúa. 

(Se eoniiñuarij 



««•••■i"^"i»«»»i»«iw>»«— ■«••■i«^*i^i"í*i 



MADRID.- Oficina típográfica del Hoi(i<io.-iJto6. 



KÚM. 19. t.* DB OcTDBRB DB 4066. AÑO Vn. 



I «• 



boletín BISLIOÜRAFIGO ISPAM. 

PrnODLOO DI .LA librería, imprenta, grabado. LIT06RAIÍA. 

BBCQimElUÚCIDIIi» iFABBICAS Y ALMACBNK5 DB PÁPBL Y MOSICA. 

imcnR. DOS umiii rmíivíi hidíuo.—iditob. bm írtdro pieii. 

Todas lasxottmiicádones se dirigirán á nombre de D. MANUEL FERNANDEZ 

HIDALGO, Corredera baja de San Pablo, núm. 57, tercero izquierda, 
en donde están la re4a4^ny administración y yenta de los tomos poblieados. 
Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo interior. 



Se publica el i.' 7 15 de cada mes.— Se suscribe en todas las librerías del reino. 
PteM: 40 Ts. al afio en Madrid,-^H en las prometas,—^ ó 60 en el extranjero y 
ÜUromar, segnn qne baya ó no convenio postal.— Se admiten aTÍsas y comnnicados para 
el BouTni db ANimcios á precios económicos y convencionales. 

Los Sass. Mota t Plaza se kncargaii db cohpbab t bemitib i pbotincias todas las 

OBBAS ANimCUDAS tV EL BoLETIlf T CUALB80UIEBA OTBAS OüE SE DBSEBM, CON EL AUMENTO tt 
«R ^ POB 100 f'ttK BAZON DE LOS GASTOS DE FBANQCEO. 



DICCIONARIO GENERAL 



DB 



BÍBfclOGRAPÍA gSPAÑOLA. 



POR 



D. DIONISIO HIDALGO. 



TOMÚ SEBUNDO. 



En 4.*. prolongado á dos columnas» en la misma forma que 
el primero, y dividido en entregas de á 80 páginas cada una. 

. PRECIOS DE LA SÜSCRICION. 



En. Madrid. .... Por cada entrega adelantada. 8 r$. 

En provincias. . . Por id. id. franco 9 

En,el extranjero . Por id. id. id 10 

r , ■ 

( 

% 

Se: iuiMbe en la Administración^ Corredera baja de San Pablo^ 
número t(7, tercero izquierda. IfOS pedidos de ésta y las demás obras 



r!- 



de D. Dionisio Hidalgo %e dirigirán i D, Manuel F. fBdalgo. 
Habietido fallecido el autor de este Diccionario, D. Dimitió Fer^ 
ftandez Hidalgo, dejando el manuscrito de esta obra compleíameníe 
concluido y arreglado y eti estado de darse á la imprenta sin nin- 
guna dificultad para su publicación, ^va á eonti$ittar éste con la 
mayor rapidex posible, tanto por la importancia para elcomrtío 
de libros f como por dejar cumplidos sus deseos^ á pesar de noperte^ 
necer ya á este mundo; pues es un desahogo de mi condénela cum- 
plir aquello que durante su vida me ordenaba, y que, á pesar de toda 
preocupación, seguiré cumpliendo mientras dure la mía. 

Manuel Fernandez Hidalgo. 



PUBLICACIONES NUEVAS. 

Y46. Almanaque de El Cascabel jpara 1867. Madrid, 1866, imp..de El Cas- 
cdbeh á cargo de H. Bernardino; lib. de Moya y Piaza. Eo 8.* mayor, 76-XIl 
p&gicas. 4 

Las III ultimas paginas corresponden á anuncios. 

747. Almanaque de Gil Blas para 1867, escrito. por-Palacio, Blasco, Ribe- 
ra, Roberto Balart y otros aftcioDados. Dlbajante, Mefé. Grabador, Rico. Ma- 
drid, 1866, imp. de R. Labajos; librerías de Moya y Plaza, y Doran. En 8.*, 
64 páginas con multitud de grabados m el texto. 4 

748. Almanaque de la risa para 1867. Ramillete de flores, ortigas y abro- 
jos, por los Sres. Aguilera, Blasco, Frexas de Sabater, GaWez, Amandi, Gar- 
da Tejero,^ Moly de Baños, Palacio (D. Manoel del); SepúliQed^ (D. .ISckrdo), 
el Flaco, eW, etc. Tercer año. Madrid, 1866, ifnp. de F. Martínez Garda, li- 
brería de M. Escribano, editor, y Moya y Plaza. En 16.* mayor, 160-XXXn 
páginas con grabados. 4 

Las XXXII ultimas páginas contienen on extracto del Catálogo del Sr. Escribano. 

749. Almahaqce de los chistes para 1867, libro jocoso j festiYO, capaz de 
hacer reir á todo bioho viyiente, conteniendo, üoltilui de cnebfos, epigra- 
mas, símiles, chistes de Oueveáo y de Manolito Gazquez, anécdotas, profe- 
cías etc., y además las tablas de las marcas. Compuesto y arreglado por 
D. F. de P. Hidalgo. Cádiz, 1866, imp. de la Revista médica^ á cargo de F. 
Joly y Velasco; Jesús Gracia , editor; lib. de Moya y Plaza. En 16.* mayor, 
192 páginas con grabados. 4 

750. AuuNAá^oE llustmdo y Ubro^ de menorías, agenddi diarlo pora el 
año 1867, conforme á lo dispuesto en el Observatorio astrondmipo nadqoai 
de Marí'na de la ciudad de San Fernando. Escrito por los Sres. Blanes, Fans, 
Ferran, Gisbert, Llorens, Montesinos, Nombela, Puig, Santonja, X. y otros.-^ 
Entre otras materias escogidas, contiene: ftévtsta nni?ersal de 1866, el año 
agrónomo y unas tablas de reducción de las pesas y medidas yalenclanas á 
castellanas y á catalanas, y vice versa. Censurado y depositados los ejem- 
plares que la Uy exige. Alpay^ 1866, Imp. de J. Marti Gai^a^ftova, editor. 
En 8.*, 87. páginas y un diario para todo^ los meses de 1867. • 3 

Fuera. , . 2 Vt 

751. AiÍKANAt^uB literario de El Museo nhitersal para el año dé ISéiT.Xon 
artículos y poesías de Espronceda (obras no coleccionadas). Bretón de los 
Herittrofl^'Zorrílli, Ros deOlano. GarcUGali«m2vi(yaIsu^Qivolli^GQroMo, 
Santos Alvarez, Tassara, Ventura de lá Vega, íloreniino Sanz, Alarcon» Fer- 
naMex y OonMlti, lyor, PataKJio, Rivera, Bhsco, Frbntatírá; Ñ. Serra.' cam- ' 



poamor, Ruiz A^^llera, Saioz Pardo, Querol Dacarrete, Ribot y Fontseré, 
Viedma, Villalba, Gasset y Artime, Flamant, Martínez Pedrosa, Calvez Aman- 
di, Palau, Rustillo; Ossorio y Bernard, San Juan, Raimundo, Martínez Zor- 
rilla, G. Gil, Fttlgosio, Campos, Rada, Plebal, San Martin, El colegial, Marin, 
SepúWeda, Ortega, Gaiteras, Ladevese, Castellano, León de la Vega, etc., etc. 
Madrid, 1866, imp. de Gaspar y Roig, editores; 11b. de los mismos, y de 
Moya y Plaza. En 4.% 72 páginas, con grabados. 4 

752. Almanaqub popular de las efemérides para 1867, compuesto y arre- 
glado para todos los pueblos de España, por Felipe Blanco de Ibañez. Ma- 
drid, 1866, imp. de Minuesa, librerías de Duran, San Martin, Sánchez Ru- 
blo, Leocadio. López, Escribano, Bailly-Baylliére y Moya y Plaza. En 16.** 
mayor, 288 páginas. 4 

755. Ano 1867. Calendario piadoso, escrito per el Dr. D. Miguel Martínez y 
Sanz, capellán mayor de la capilla de Nuestra Señora y San Juan de Letran de 
Madrid, honorario de S. M. Adoonado con una estampa de Nuestra Señora de 
la Saleta y varias viñetas intercaladas: con licencia de la autoridad eclesiás- 
tica. El editor se reserva el derecl^o de propiedad. Madrid, 1866, imp. de La 
Esperanza, á cargo de A. Pérez Dubrull, editor; librerías de Bailli-Baylliére, 
Duran, Cuesta, López, Gaspar y Roig, Escribano y Moya y Plaza. En 8.** ma* 
yor, 168 páginas con grabados en el texto y una lámina suelta que represen- 
te Nuestra Señora de Ja Saleta. 4 

A lodo el qae lome doce ejemplares se le regalará, á sa elección, ana preciosa es- 
tampa djB éntrelas cinco siguientes: el Salvador, la Pnrisima Concepción, Nuestra Señora 
de la Saleta, Nneslra Señora del Carmen , ó un retrato de su Santidad Pió IX, sumamente 
parecido. 

754. Galendakio de Castilla la Vieja para el año de 1867. Contiene: El sis- 
tema monetario Tígente-^Tabla de redacción de reales yellon á escudos. — 
Tarifas de ferro-carriles. Ferias y mercados. Madrid, 1866, imp. de Lezcano 
y Roldan; lib. de Moya y Plaza. En 16.*" mayor, ocho hojas sin paginación. 

755: Calendario para el antiguo Reino de Valencia correspondiente al 
año de 1867, conforme á lo dispuesto en el Observatorio astronómico nacio- 
nal de Marina de la ciudad de San Fernando, con arreglo al meridiano de 
Valencia, y con los ortos y ocasos diarios de la luna calculados por dicho 
meridiano; todo á horas Ae tiempo medio civil. Censurado y depositados los 
ejenplares que la ley exige. Alcoy, 1866, imp. de J. Martí Casanova, editor. 
En 8.*, ocho hojas. 

756. €ALE!«DAftib para 1867. Alcoy, 1866, imp. de J. Marti, editor. 
En 64.* 2 dos. 

757. Don Juan Tenorio, por D. M. Fernandez y González. Cuarta edición. 
Madrid, 1866, Imp. de Manini, hermanos, editores. Entrega 1.* por suscri- 
cion. un cuartillo de real. 

Esta obra se publicará por entregan de ocho grandes piginaSj coDteñieBdo doble lec- 
tora qne la qn^se acostumbra A dar en casi todas las obras. 

El precio de cada entrega ser& un cuartillo de real en toda Espafia. 

Se repartirin semanalmente ocho entregas, y en cada reparto los señores suscritores 
recibirán gratis dos magnificas láminas tiradas aparte. 

La obra estera tolo costará á los sascrltares 20 rs. Ediciones populares ¡lastradas de 
Manim, hermanos. 

758. El ilustrado almanaque profético, de higiene y literario para el 
año de 1867. Madrid, 1866, imp. de M. Alvarez; lib. de Moya y Plaza. 1 

Este almanaque lleva hechos en litogcafia los retratos de Pió IX, D. Saluatiano de OM- 
zaga, el general Narvaez y D. José Zorrilla. 

759. La pxrdiciom de la mujer. Novela de costumbres. Su autor Enrique 
Pérez Escricb. Tomo 1."* Madrid, 1866, imp. y lib. de Miguel Guijarro, editor. 
Entrega 1/ por suscricion. 7, reaL 

Esta obra constará de unas 80á 90 entregas próximamente, de i6.págiaaa cada una» 
en exquisito papel, elegante Unpresiojí y tipoa Duevos. 



sfto lie 1755. Gon lioedcfá en ladrid (1755) en la hnprenU, tAfte dé h Paz. 
En á.\ A páginas. i 

768. SERMÓN qne en la fiesta celebrada de orden del M. I; Ayttlibikiíento 
de la ciudad de la Habana, en acción de gracias por el nacimiento del In- 
fante, predicó en la Parroquial Mayor el día iO de Marzo de 177^, el Doct. 
9. Francisco Xayler Conde, Presbítero Promotor-Fiscal déla CnrlaBcleslás- 
tica. Madrid, 1772, imp. de A. Pérez de Soto. En 4.* mayor, X*66 p&glnas. 6 

769. TRATADO de paz, amistad, naregaclon, comercio y pesca, entre 
S. M. Católica y S. M. Marroquí, concluido y firmado en Mequinez á I.* de 
Marzo de 1799. Madrid, 1799, imp, Real, En 4.* mayor, 36 páginas. 4 

(Administración de este Boletín.) 

770. W LA CRIA caballar y ée laB remontas del ejéMIo, per D. EaiBoli de 
Ahumada y Centurk», Mayordomo de semana de S. M. Madrid, 4861, imp. de 
L. García. En 4.*, 88 páginas, dos cuadros de caballos, yeguas y molas im- 
portados desde 1/ de Enero de i85l hasta fin de Dideoibre de 1860, y otro 
de caballos y yeguas exportados en el mismo período. 10 

771. DE LA PROPIEDAD literaría. Discurso leído en el acto de recibir la 
iDTestidnra de doctor entla facultad de Derecho, Secdon de Deracko admlais- 
IratiYo, por D. MariUH) Vergan. Madrid, 1861, imp. de M. Arcas y Sánchez. 
En 4.*, 88 páginas. 8 

773. DISCURSO pronunciado en la solemne inauguración del ato académi* 
co de 1864 á 1865 en la Unitersidad Central por el Doctor D. Juan Vütnova y 
Piera, Catedrático de Teología y Paleontología en la facultad de dencias. 
Madrid, 1864, imp. de J. M. Ducazcal. En 4.* prolongado, 84 páginas. 8 

773. DISCURSO que en la solemne ñincion celebrada en la parroquial de 
San Sebastian de esta corte el dia 6 de Octubre de este año, en acción de 
gracias al Todopoderoso por los felices sucesos ocurridos en las provincias 
del Norte, pronunció el presbítero D. Pedro Arenas. Madrid, 1859, imp. de 
C. González. En 4."" 4 

774. DISCURSOS leídos ante la Real Academia de Ciencias exactas, físicas 
y naturales en la recepción pública del limo. Sr. D. Manuel María de Azofra. 
Madrid, 1865, Imp. de E. Aguado. En 4.* mayor, 62 páginas. 8 

775. EL ULTIMO carbonario de Lombardia. Segunda edición. Novela his- 
tórica original de D. Salvador Fernandez de Cárdenas. Madrid, 1856. Dos 
tomos en 4.*, rústica, 208 páginas él 1.% 208 el 2.* U 

776. ENSATO de una biblioteca de traductores españoles , donde se da 
noticia de las traducciones que hay eú castellano de la sagrada escritura, 
santos Padres, filósofos, historiadores, médicos, oradores, poetas, así griegos 
como latinos, y de otros autores que han florecido antes de la Invención de 
la imprenta. Preceden varias noticias literarias para las vidas de otros escri- 
tores españoles. Por D. luán Antonio Pelllcer y Saforcada, Rachiller en cá- 
nones y leyes por la Universidad de Alcalá; y de la Real biblioteca de Su 
Majestad. Con licencia, Madrid, MDCGLXXVIII, Imp. de A. de Sancha. En 4.^ 
pasta, XVI- 176 páginas. 18 

777. FARULAS de la vida del sabio y clarísimo fabulador Isopo, con las 
fábulas y sentencias de diversos y graves autores, ahora de nuevo corregido 
y enmendado con las anotaciones. Madrid, 1818, imp. de la V. de Barco 
López. En 8.* pergamino, 24-552 páginas. 10 

778. FOMENTO de la población rural, por el Excmo. Sr. D. Fermín Ca- 
ballero. Memoria premiada por la Academia de Ciencias morales y políticas 
en el concurso de 1862. Tercera edición, hecha de Real orden. Madrid, 1864. 
imp. nacional. En 4.*, XII-452 páginas. 10 

779. GRAMÁTICA griega filosófica, según el sistema del Brócense, con 
las principales ireglas en verso castellano, escrita por el M. Fr. Bernardo Agus< 



tin de Kamoni, GármeliU Cali:ad<>, lector de Teológia, del grm\(i y claustra 
de la UnWersidad de Salamanca» y su Clatedrátieo de Icikguá griega üú pro- 
piedad. Con las licencias necesarias. Madrid, HDGGLIXl, ilip* de A. Pérez 
de 8oto. En 8.^, pergamino, XVI-5Í2 páginas. 16 

780. JUICfO imparelai sobre los bienes ecleslisticos, que dedka al venera- 
ble clero espaHol D. J. L. G. Madrid, 1841, Imp. de Sancha. En 8.* 10 

781. LAS HORGAS oaudinas, 6 la vuelta á España de los patrtotas emi* 
grados. París, 48$4, Imp. de Boudou. En 8.' 8 

782. LEGISLACIÓN Mejicana, ó sea colección completa de iaü leyes, de« 
eretos y circulares que se ban expedido desde la consumeoioa de la iadé- 
pendencia, tomo qiie comprende de Enero á Mayo de 48&4. M¿|lco, 1854, im- 
prenta de J. K. Navarro. En 4/, 538 Imaginas. 46 

783. LISTA de las obras de texto para el trienio que principia en 1884. 
Edición oficial. Madrid, 1865, Imp. del Hospicio. En 4.*, zi páginas. 4 

784. LOS SALMOS del Santo Rey David, traducidos ó parafraseados en ver- 
so castellano por vMos y diferentes metrosr dedicados al Rey Nuestro Se- 
ñor. Obra postuma de D. Pedro Antonio Pérez de Gastro, Secretario de la Su- 
prema junta de Gaballerfa del Reyno y del Gonsejó de Guerra de S. M. Ma- 
drid, MDGGIGiX^ imp. de G. Ortega. En 8.% pasta, VIII-496 páginas. 10 

785. MEMORIA anual de la Gaja de ahorros de Madrid, y estados gene- 
rales de su situación y operaciones hasta 31 de Diciembre de 1862, leidos 
en junta general direictiva de 31 de Enero de 1863. Bajo la presidencia del 
Exemo. .Sr. Gobernador de esta provincia. Madrid, 1863, imp. del colegio de 
Sordo^mudos. En 8." mayor» 16 páginas y un cuadro sinóptico de la Caja dé 
ahorros de Madrid* desde el 17 de Febrero de 1839, dta de su fundación. 8 

786. MEMORIA dirigida al Exorno. ^Sr. Ministro de Fpmento por D. Juan 
Manuel Ballesteros, Director del colegio de Sordo-mudos y de Ciegos de Ma- 
drid. Relativa al viaje que de Real orden acaba de verificar por Europa. Ma; 
drid, 1856, imp. del colegio de Sordo-mudos. En 4.* mayor, VIII- 120 pá- 
ginas. , ÍO 

787. . MEMORIA que comprende el resumen de los trabajos verificados en 
el año de 1853 por las diferentes secciones de la Comisión encargada de for- 
ear el Mapa geeló§ieo de la provincia de Madrid y el geneal del Reino, pre- 
sentada en 11 de Junio de 1853 al Excmo. Sr. Ministro de Fomento por don 
Francisco de Lujan, Brigadi^ de infantería y Presidente de la Comisión. Ma- 
drid, 1853, imp. de E. Aguado. En 4.* mayor. 12 

788. ORÍGENES de la poesía castellana, por D. Luis Joseph Velazquez, Ca- 
ballero* del Orden de Santiago, de la Academia Real de la Historia» y de la 
de las iDscripciones, medallas y bellas letras de París. Málaga, MDCCLIV, 
imp. de F. Martínez de Aguiiar. En 4.% rústica. X-184 páginas. 10 

788. PEIHMENTOdel flsealgeneral D. Melchor de ;Macanáz sobre abusos de 
la dataria; provisión de beneficios; pensiones; cuadjutorias; dispensas matri- 
moniales, expoMofi y vacantes; sobre el Nuncio; derechos de los Tribunales 
'eclesiásticos; juicios posesorios y otros asuntos gravísimos. Madrid 1841, 
imp. Nacional. En 8.*' 10 

790< POESÍAS de D. Ángel de Saavedra Remirez de Baquedano. Segunda 
edición, corregida y aumentada. Madrid, 1820, imi). d^ Sancha. Dos tomos 
en 8.** pasta 1S4 páginas el 1 .% 312 el 2.* 16 

Esta obra contiene: tomo 1." Romances, romances cortos, letrillas, cantinelas^ sone- 
tos» odas, ona égloga y elegías. 

fil tomo 2.^* £1 paso honroso, poema, poesías dramáticas: El Duqne de Aquitania, 
tragedia; Malek-Adhél^ tragedia. 

791. teoría práctica de las cuentas para uso de los jóvenes que sede* 
dican á la carrera del Ck)mercio y cuenta de banca, por M. S: Madrid, 1853, 
imprenta Nacional. En 4.* mayor, 88 páginas. 8 

793. TRABAJOS dePersilesySIgismunda, historia sétentrlonal por Miguel 



Bfto de 1755. con lloéttclá en lUdrtd (r >stro. Conde de f^aos. 

En i.', 4 páginas. , , , . *. pasta, XX-394 pád-' 

768. SBRMON qne en la fiesta cek ' f v 

de la eindad de la Habana, en acr| «¡o U^rte-Barr> 

fante, predicó en la Parroquial ¥¡ * ^2 págiiias. 

B. Francisco Xavier Conde, Pre . « » -le l,„g„ ¡,,' 

tica. Madrid. 17W, Imp. de A. . S 4 «324 

. 769. TRATADO de paz, r ú\% •„„ 
S. M. Católica y S. M. Marr;^ ■¿\-t 
Marzo de 179». Madrid, 17' , | * ^\ 

770. W LA CWA ',. « I ,^ * 

Ahumada y Centnrir'' i \ ^ 

L. García. En 4.*, f 7 tt tf 

portados desde 1 ■ »P tras para imprim. 

de caballos y y »> ., „4„ ,« ' 

771. del/ " .e>o,m. la 

investidura '' ' .ensa, y concerniente á ella, hay algunos 

trativo, pO' , artistas litógrafos, de los que meneionare- 

En 4.% W* jio plumas de acero, pinceles y agujas de Uazar. 

774. ^, instrumento mis importante y necesario para el li- 

co de ' jjeríí hacer cada artista por si rntsAio del modo siguiente: 

Pier» lie viejo de un reloj de fabriquera, y bien restregado con 

*"' nnlvo de ladrillo, se pone en una taza con solución de agua y 

■c «n partes iguales, 6 agua y ácido muriátlco 6 stífúrico, y se deja 
^ ■'^ «ne auede suave como una tira de papel, sacándolo nna vea cada 

,// '«'f.'ioiátndolo con un trapo seco para que el ácido obre con Igual efec- 
dia- y l^n el muelle se ha adelgazado y suavizado, ste saca y limpta bieo 
to- *'°„wo de ladrillo muy fino ú otra cosa equivalente y con unas tijeras 
ío" P ., pn nedazos de á dos pulgadas. Luego se le da la forma de una me- 
*? ''Sa X Sti' hoÍ« -« P»P«' <^'"' »'• martillito con filo en una pmita 
<"" fpl nsado por los relojeros, ó sobre una canaleta abierta en una piedra. 
«"""u.Ltft se hiende con unas tijeritas linas, y con las mismas se hacen los 
»*'?<?* imn una bluma- claro ¿tá que esto requiere prollgldad para que sal- 
P"",f^Lrror¿tnSma se traza 6 hace cualquier dlsefto, por más lino qae 

f^aTpriScafiSaiiH^^^ 

•'^"teS pal" atS^^^^ son de pelo de camello como los que osan 
los Sesíe Sátira, haciéndoles las puntas más ó menos finas, según 
los P>"*°;^* "" I -..js ¿le trazar son como las usadas por grabadores. 
SsSosTnsSn^^^^^^^^^ para escribir y dibujar en la piedra 

ritimamente se ha hallado otro método de imprimir bajo este mismo 
oían ZS debe Sstítulr el nombre de sineografia. Este consiste en n«r 
de ouSas de un semlmelal llamado ««co. en lugar de piedra; y no sólo 
íaleKtampa más bien impresa, ttás tiene la ventaja de ocupar menos lu- 
Sr notSo las planchas más gruesas que un peso, y por ^nsiguientemis 
íómodas, resistir mayor fricción sin romperse, y poder volverse á fundir 

^"^le díbuta" S'í^tas planchas como sobre la piedra, y luego se le da una 
.an?¿ barniz que vende m inventor, y cuyo secreto ignoramos. El efecto 
de'^estt bStó^ dar prominencia á las líneas del dibujo y gastar ta super- 
ficie no dibujada del metal, y se imprime por fricción con el rasero como se 

*""con" estas tSchas de ?lnco se imprimen primorisamente los dibujos de 



ffiíichos colores, pett 
colores en la estamp 
s líneas negraSt j 
*o el rollo de la 
tn cuatro pr 
^si todo 
que f 
^nt 



ion; esftfemaeiéAd el «rbe: al beligeto canto. 

'ron por Ana idea; la sangre inttfi4¿ la Fran- 

^ el mundo quedaba sumido en el ínnieDh 

'% que envolvía los restos todos de las. 

^ ) surgió de aquel pantano bai^m> y 

{ ^ ^ '^ que ninguna otra del espacio, vi- 

> ^ ^ : ' más brillanU fue cuantos soles 

^ ^ ^ ^ la iiora primera de la Creaeiom 

# ^ -5 c * < ^ etecno de la libertad fulguró 




i 



- ; uello del l^iablo» amiacia 

I .; ^ ' laUama que funde las 

i¿ ^ : .e8,^ift,laeai»pana 

f los m^ vecj&ndUos 

^ » s, desata tus liga- 

' io, y para ledo. 



en 
¿s te\. 
ambra de ^ ^ 

jescrito en lo. 
dgun hemos observa 
^.mos con referir brevemeu i 

Por medio de la litografía pneuc * 

tos multiplicar sin trabajo alguno su 
pueden gratificar á sus patrones con cu 
feliz por su exacta semejanza, sin más cosic 
cmas de Gobierno se pueden obtener copias de . 
más importantes sin delación, sin yerro alguno, y v 
dad de los secretarios ú oficiales. En una palabra, su . 
todo bombre de negocios para preservar coplas desús tra. 
tras que por otra parte todas las obras de las bellas artes, qu 
clan con ^el buril en planchas de metal, han venido á ser tan ba. 
está en poder de cualquier apasionado hacer ricas colecciones para dei 
eo sus horas desocupadas.— C^aceta, 27 de Agosto 1839 J ^' 



h» des 

«ente áa al- 

de esos 

ne^, con- 

mundo 

lis la; 



*ra 



RÉPLICA 



DBL 



Sr. D. FEnERico Utrera. 



Publicada en la R<?ista Setillana y enh ll>érí€a. 



ARTICULO 11. 

SI el espíritu humano estuviera condenado á vivir en perpetua contradic- 
cion; si la humanidad desde su establecimiento en la tierra no representara 
otra cosa que una lucha tenaz y constante contra las leyes divinas; si la ra* 
zon del hombre significase sólo el orgullo de una ambición desmedida que 
le obligase á caer en la negación de su Creador; si el juicio fuera expresión 
efectiva de la duda y no tuviese otro término que la duda misma; si el ser 
humano por si y ante sí no encontrara la verdad , preciso seria convenir en 
que la vida era una ilusión horrible, un laberinto intrincado, una negación 
eterna» un sarcasmo sangriento; si del error sólo al error pasamos; si la his- 
toria es una cadena eslabonada con engaños, ajena á la intervención de la 
Providencia, sin que sus hechos tengan una razón de ser; si lo pasado, lo 

{presente y lo futuro únicamente puede ser entendido, definido, explicado por 
a fe religiosa; si esta fe basta y sobra para regir la vida, desarrollarla, lle- 
narla; concluyamos de una vez, cuanto se halla fhera de esta fe, cuanto él 
faombre por si ha hecho, es nulo, falso; más aún, malo, peijudiclal, indigno. 



Y en verdad que <n el «eno de la Europa, de esta privilegiada Europa, 
donde han venido á confluir los adelantos de cuarenta siglos, y las civiliza- 
ciones de cien y cien pueblos, aún se levanta la voz de un cruento aposto- 
lado 4ue canta la agonía del espíritu y enluta la vida con el paño de la muer- 
te. Necesario es que todo el que sienta la nobleza de su ser, el vigor de su 
alma, el fuego vivido de su corazón, y el latido de su pecho, lance fuera de 
sí el grito sagrado de su conciencia; y esos vocingleros apóstoles que pre* 
gonan e\ réquiem de la humanidad, enmudezdan al oir el himno sublime^ por 
illa entonado, en el templo del mundo. 

Ha sonado ya la hora de que acaben los antagonismos, de que las opo- 
siciones se resuelvan en superiores principios que las abracen y contengas, 
de que se recoja y organice y aproveche la riquísima cosecha de cuatro mil 
años de siembra continua, y al amparo y sombra del árbol de la ciencia fun- 
damental, crezca de hoy más el fruto copioso, y madure y alimente ¿ esa 
humanidad hambrienta, que, en el Edén del mundo que Dios le ha destinado 
por morada, ha vivido como el gusano dentro de un sepulcro. 

La existencia real, la realización de nuestro ser en el tiempo y el espa- 
cio como cuerpo y como espíritu, en si mismo y por si mismo, no puede ser 
negada por un naturalismo exclusivo, ni por un idealismo trascendental, am- 
bos antihumanos. La intervención directa de la Providencia en todo, y en 
nosotros, como seres destinados á cumplir una misión divina y humana, no 
puede cohonestarla el más grosero panteísmo, ni el egoísmo más absoluto. 
Lejos, pues, y para siempre, esas falsas ideas de desolación y exterminio 
que se han predicado sobre la tierra, hagamos pedazos esos ídolos creados 
por la exaltada fantasía, que han representado el cubo de las Danaides y el 
suplicio de Tántalo, haciendo creer al hombre que su trabajo era perdido. 

Nada; ni el átomo más mínimo ha desaparecido del globo, sino que está 
contenido en la naturaleza; ni el más ligero vuelo del espíritu se ha desva- 
necido en la eternidad, pues ha redundado en beneficio del eatendimicnto 
humano y en perfección de nuestro ser. 

Y hemos llegado ya á un tiempo en que, remontándonos por encima de 
todos los sistemas y escuelas todas, aprovechemos, no reunido en un eclec- 
tismo formado de dispersos y desfigurados miembros, sí en un conjunto razo- 
nado y armónico, los elementos universales que reorganicen y reconstruyan 
la nueva, real y verdadera civilización, á la cual, con fuerza hasta ahora des- 
conocida, levanta el espíritu sus libres alas, enderezadas por regiones cla- 
rísimas, á fundar una vida sin negaciones, en que la razón no sea espectro 
vago que ilumine una inteligencia aislada, pero si faro refulgente cuyos rayos 
penetren todos los entendimientos, haciéndolos caminar en acompasado y 
acorde giro. 

Necesario es despertar la conciencia humana, aletargada por el predo- 
minio de otras facultades, para, que pueda concebirse el progreso de la his- 
toria y el continuo anonadamiento del error y la superstición grosera, por 
medio de la voz elocuente y santa que sale de las profundidades intimas del 
hombre, y forma la fuerza terrible de la convicción, y crea la decisión del 
supremo juicio del espíritu. 

Necesario* de absoluta necesidad es proclamar á la luz del día el imperio 
de la razón, único y constante regulador de la vida; estimarla como fuente 
de verdad y de justicia, venero de regeneración y de virtud, lazo eterno de 
aliai^za entre la criatura humana y su Creador, ^lanantial de la ciencia é in- 
separable hermana de la revelación, contra la cual se la ha pintado en irre- 
conciliable lucha. 

Y este paso gigantesco que se sienten inclinadas á dar las generaciones 
no es simplemente una vaga aspiración; es ya, no hay que dudarlo, un hecño 
práctico en el siglo XiX. Dióse en el pasado siglo la gran batalla; ardió ta 



Raropt eD'>taoiTor€«a osniagmdon; cflAremedéde el #rt)« albeligeto canto, 
de cíes y oith ^éroHos que ¡mgBaron por «na idea; la saB^e iDtta46 la Franr 
eia; pareció por brefe instante que el mundo quedaba sumido en el íiuneBh 
80 panteón de nna «ppteósis cruenta, que entolvia los restos todos de las. 
oreeieias érlnstltacione» tfe mnohos siglos. 

Pdrer no; sáiia regeneradora y pura sui^ió de aquel pantano fonfoao y 
sanguinolento; una estrella más refulgente que ninguna otra del espacto, vi-- 
no ¿ dealinnbrar. ios apagados olos;'iin sol más brillanU que cuantos^ soles 
uJsakiai^ aonéimplado dia por dia desde la bora primera de la üreaeion» 
ihiiDlta6 d opaco borisonte de la vida; el astro etecno de la libertad fulgnró 
su liu en ei- firmamento para no extinguirse Jamás; y ved ese astro eiicen« 
dído per b mani>dfrBios, esaiantoreba alimentada por la ProvídeaeOi» esa 
zarza dtl SlBá^ ese raíyo deslvmbrador del nuevo Moisés, esa espada del di«- 
vino Arcángel que, brillando amenazadora sobre el cuello del l^iablo, ammoia 
quee&genioéel málcareeeyade altares y de culftHi es la Uama qoefundelas 
caécnas todas de la tiránia, que consume las mordazas; es, eafu, la campana 
treiÉOlada ente infinito por el Omnipotente, que suena por los más recónditos 
rt&eones de la tierra, diciendo al bombre: rompe tus grillos, desata tus liga- 
dstaa, vive .en ti, para li, por ti, y como tú, en todo« por todo, y para ledo, 
en Bios, según Dios, y mediante Dios. 

No podemos ser ingratos á este llamamieilü: ao pedemos ratauír' los des 
cMos de Ift Previdencia, eecritos ya por sa invisible dedo en lamente de al- 
guno dci los qae vosotros apeUldais soñadotes y locos; de alguno de esos 
Grtones idel pensamiento, que en siis vastisisias é insondalxles regiones* con- 
tra U Yox de ióst' cobardes que gritan en la eobierta del navio del mufido 
nesi páus.ültm^ responden sedmlando uo pontos iSilseMbles« que fiepis la: 
inmeasidad, h¿ abi la tierra de salvación! 

¿Y quién resiste la onda impetuosa que surca el Océano^ de. «na á otra 
orlHa« llevando ep su risada espumai el nuevotptnsaoúento? ¿Qué poder. re« 
tiene el torbellino. que cruza rápida el espacio, acariciando entse ses alas la 
áltl«i9^ idea? fin. iiaBo es rechazar el empuje del i tórrenle que devaita lo* 
abroíos de ^ llanara^ a* el b^raeae violeiiílis» qtie saeode lee inse€ies< de lai . 
miases, ni el agua de los mares que arrástralas piedras aá abísmo. Fsebad^ 
oponed lodaa vuestiiaeifneyraii^ á una sieiple señal del dede de. la Vtevlden- 
eia:. asociaos* iM^iOfit encadenaos; amettasadt levantad en alto. elt acero;. procUi^ 
mad vuestra fuersa ir^sistíble; dejad caer la .cuchilla; abogad en- sangre la 
palabra;, sólo lograreis fundar OAa religión con mártires: desaparecerán 
v«e6tit]a enemigo^ pero i y.qaé* si e^pensamieate se cierne libre en los aires? . 
Abriréis la historia», y ella os diva cómo por.encbna de las bayonetas, . 
cánsaá través del férreo grilla, cómo U:aspasandp el graiülo deieahkboso, 
cónio rompiendo la roca de la catacumba, el pensamiento escapa y .vitela 
como vioUnfisima flecha á berir el cerebro del hombre. Abrid la historia; ya 
lo patentiza: ¿no quiere acatar la autoridad el derecboda los puedodos á eons- 
tiuúrae pQr si mismos, y gobernarlos bfiOo «u propio derecho? Pues carece de 
condición y fuerza vital; vacila, cae desprestigiada. 

¿Nq se subqrdina á np derecboi UBiyersal«> social y hamaao> pretende >oon- 
serirai' Ips odios napjonales, los rencores de raza? La.mobr.sacttie sobre ella * 
Ja saliva, la simpatía vibra de polo á polo, y donde hay im pueblo qne sufre 
con él. con su dolor^ está la humanidad entera. 

GóiAO' no há dé acontecer así, cuando las ciencias morales, abandonando la 
esfera de abstracción, tienden á un fin práctico y eminentemente humano? 

En ocasión de salir el espíritu agitado de las nieblas de la Ignorancia á 
nuevas regiones de purísima luz; en momentos que las ciencias todas se 
aunan para márclar con firme apoyo por más seguro sendero y á un gene- 
ral impulso, nunca sei^tttltí'e>on tanto ni tari pertinaz vigor, cada luna, cada 



sol, cada hora, cada minato lo marcan con un nnevodesciibríniietito,coii uaá 
gran conquista: en el dia, qae la dialéctica ha desplegado stt3 alaa con ener* 
gia nunca vista, ¿la critica permanecerá aún enclavada al añejo tronco de 
aquella filosofía escolástica, rastrera y servil, que después de atada al carro 
de triunfo del Refiacimiento, salió de su servidumbre por el extravío decler^ 
tas inteligencias del siglo XVII, y reinó sobre los .espíritus para anonadar el 
entendimiento, atar la ciencia, y conducirla al sacrificio? 

No: si la corrupción ha podido hacer nocivos progresos; si, coDko ha di* 
cho un notabilísimo autor español que ilustra renombradas Áevistas extran- 
geras(elSr. U. M. Guardia) «la emancipación intelectual más atrevida no 
pasa más allá del aniqutlamiento de algunos Juicios rancios y miserables es- 
crúpulos de conciencia» en Bspaña, levantemos una vez más la frente, reciba- 
mos el rayo de la razón, y á su luz bienhechora investiguemos el campo de 
la literatura patria. 

Un erudito y concienzudo literato, el infatigable y nobilísimo autor de 
la Hist&ria Crítica de la Literatura Española, el Sr. D. José Amador de ios 
Ríos, cuyo benemérito nombre será gala de esta época, y su última magnifica 
obra ornamento de este siglo, en la posteridad, ha dicho y probado en una 
notable disertación colocada al frente del primer, volumen de su Historia, 
que la critica literaria, en nuestro país, ha arrastrado una vida efímera, po- 
bre, miserable, que Jamás cumplió con su misión. 

No soy yo, pues, quien lo digo: autoridades de gran peso vienen en ni 
favor; no se pretende saber lo que está en la superficie; lo que anhelamos 
conocer es U> verdaderamente esencial; poco tiene que hacer la critica en 
las cuestiones formales, en los miembros corpusculares, en la belleza orgá« 
nica; cualquiear retórico adocenado sabrá buscar, encontrar y explicar lo que 
es patente á la vista; pretendemos más; buscamos otra cosa: el fondo de tas 
cosas mismas. Pedimos que la crítica examine las entrañas, el corazón, el 
cerebro^ para mostramos el misterio de la vida intrínseca: pedimos la expli- 
cación fisiológica de los órganos que funcionan dentro, para elevarnos al 
superior conocimiento de la idea que rige y domina la obra, en retaclon con 
el sentimiento y las ideas del autor, al par que con la de su época, y las 
históricas de lo pasado y lo porvenir. 

Afortunadamente, la critica literaria va tomando alturas verdaderamente 
filosóficas y elevándose al cumplimiento de su misión: ha comenzado esté 
movimiento y practicado la evolución última el Joven y reputadísimo escritor 
D. Nicolás Díaz de Benjumea, en los articules que respecto al más eminente 
ingenio español, y á su mejor y más grandiosa concepción, ha publicado 
desafiando la autoridad arrogante que pretende sofocar la tranquila y pode- 
rosa libertad del Juicio noble y verdadero. ¿Y quién duda de los triunfos al- 
canzados por el Sr. Benjumea? ¿Y cómo se logran esos triunfos contra arrai- 
gadas opiniones de siglos, sino cuando el arma de la lucha es la vordad? 

Guando los Comentarios filosóficos del Quijote vean la pública luz, se ha- 
brá consumado la revolución que la critica literaria inició desde principio de 
este siglo en poder de los Duranes, Listas y Gallardos. 

¿Cómo no ha de aparecer ridicula la critica que al cabo de dos siglos, 
todo lo que ha sacado del análisis de las obras de Calderón, es que este 
poeta fué eatóHcof 

(Se continuará,) 



MADRID.-OficiJUiUpofráfica del Hospxcip.-*.1866. 



HÚM. M. 15 m OoTÓBU m 1866. AÑO Vil. 

BeiETMBIBLIDlíRÁFICO ESPAÑOL. 

PIWODICO M LA LlBUlRIi. lIPflíHTA, ^GRABADO. LITOGRAFÍA, 

IMCOAMIIRASIOM» P«»UGA» T klMACMaU M rATBL T MIUIC*. 

iDiGTOK, Bos nina tmmn nDiico-— niron m íbtdbo pura. 

Todas las cQoíinlcadoBes se dirigirán á isomtur^ de D, MANUEL FERNANDEZ 

HIDALGO* Coived^ra baja de Saa PaMo, núm. 57, tercero izquierda. 

en donde ñUn la redacdeii, ádmiDiitradOtt y ?enta de loa tomos publicados. 

Los pedidos de esta eorte pueden airisarse por el correo interior. 



Se publica el 1/ y 15 de cada mes.— Se soacrijlie en todas las librerías del reino. 
Faceto: <40,K8. al afio en Madrid.^ii ea las proFtncioi.— 50 6 60 en el esirai^^ro j 
ÜUramttff segnn (¿k» haya ^ no conienio postal. —:Se admiten afíses y comunicados pan 
el BoLETOi DI Aiiinicioft k precios económicos y couTencionales. 

Los Sres. Mota t Plaza ss krcabcaii d« coiPBAa t asuiTia 1 pboyoicias todas lu 

OBSAS AinmCUDAJ Ul BL BoLBTIH T COALBSOCIBBA OTBAS QUB SB DBSBBK, COR EL áJBWMKTQ ^B 
SU 20 POB 100 POB BAZOR DB 1,08 «ASTOS DB PBARQCBO. 



FÜBUCÁCIONBS RUBrAS. 

797. Almámaquk de El Violón para 4867. Madrid, <666« imp. deFI Indir 
eador de los Caminos de hierro, á cargo dé A. González, lib. de Gaspar y Roijf . 
En 4.% 32 páginas, con láminas intercaladas en el texto. .^ 

798. Almanaque de las hijas de Eva para 4867. Escrito por una porción 
de Adanes. Contiene: Santoral» Juicio del año, artículos humorlsticois, ar- 
tículos de viaje, epigramas, cuentos, historias, anécdotas, profecias, secretos 
de tocador, y otras muchas cosas. Contiene además el arte de conservar la 
hermosura, recetas útiles, y gran número de grabados intercalados en el teic- 
to. HadHd, 4866, imp. y lib. de Gaspar y Roig. En 8.*, 64 páginas. 2 

799. Alvahaqüb de El Ángel del hogúr, dedicado á las señoritas y á las 
madres de familia, compuesto pordistinguidos escritores, y publicado bajó la 
dirección de Haria del Miar Sinués de Marco. 4867, Afio II. Madrid, 4866, 
hnp. del Norte, lib. de Gaspar y Rdg. En 16:^ 424 páginas y una lamba de 
dibujo para bordar. '4 

800. Alhanaqub humorístico para 4867. Contiene: Calendario religio- 
so completo, tarifas de Correos, Ferro-carriles, Telégrafos, Papel sella- 
do etc.» etc., y una escogida colección de artículos en prosa y verso, por 
!c^ principales escritores. Adornado con grabados. Madrid, 4866, oficina tipo- 
gráfica del Hospicio, lib. de Gaspar y Roig. En 4.', 80 páginas. i 

804. Almahaqub universal para 4867. Arreglado según los datos sumi- 
nistrados por el Observatorio astronómico de Marina de la ciudad de San 
Fernanda Comprende las provincias de Madrid, Toledo, Cludaá^Real, Cuenca 

I Gaadalai^ra. Dirigida la parte literaria per D. Augusto Anguila y Saavedrá. 
adríd, 4866, imp, de Espada, Diaz y López; lib. de Gaspar y Roig. Eu 4.f, 
95 páginas, con láminas intercaladas en el texto y anuncios al final. 5 

802. CjUbmuabio zílbagozamo para 4867, arreglado por el copérníco espa- 
ñol D. F. H. J. Sirve para toda España. Madrid, 4866. imp. de F. HemaaieB. 
En 8.% oeho hsie». 4 dos. 

803. Diamante, ó Calendario para 4867» alionado con los precios de los 



í. ; ' '*^^Má*^ ' rj 



ferro^carrttes , TMas tabtas de redncctones , lunas y ntm curiosidades de 
ntílidaá. Madnd. 1866, imp. de F. BemaodeE. Eo 53.% 46 hojf».- * 2 etas . 

804. El DiBuio, paesto al alcance de todos, método tienárickK, enéelf^eta 
elemental y anatíUea del dfbujo á mano Ifbre, dedicado á S. A. H. el Séreni- 
simo Sr. Principe de Asturias y aproliado 'por ios informes del Real Consejo 
de Instrucción pública, de la Beal Academia de San Fernando y de una comi- 
sión especial. Declarado de texto para uso de las Escuelas de dibujo é ins- 
trucción primaria, traducido por D. llanajel Criado y Baca» Caballero de la 
Orden de Leopoldo I, primer propagador de esté método en España, pensio- 
nado en el extranjero, premiado én varias exposiciones y profesor de esta 
enseñanza en la Escuela Normal eeniraé del Reino. Método aoiorllado en las 
escuelas públicas de Bélica por el Ministro del Inferior; de afcuerdo «on aquel 
Consejo central de Instrucción primaría^ Se a^a de recibir y se baila de 
venta en la lib. de Moya, Puerta del Mar. 

805. El Inseparable, para 1867. Calendario general de ferro-carriles, tea- 
tros, fondas, ferias, correos, telégrafos, vapores, diKgencias, trasportes^, re- 
'glamento de los carruajes á la calesera, tablas de l;^duccion, oficinas y esta- 
blecimientos públicos, descripción de los barrios, índice alfabético dé las ca- 
lles de Madrid y sus afueras, y una reseña de todos los baños minerales que 
existen en España. Año VI. Madrid, 1666, imp. de M. Galianó. £n 16/, 
498-%*%4 páginas. 9 

£8te calendario se ha dado de regalo é los empleados del Ministerio de Ultramar. 

806. El Kecesario. Calendario para el año de 1867. Útil para cartera, y 
esencial á todas las clases por sus muchas curiosidades de utilidad pública. 
Madrid^ 1866, imp. de M. AWarex. £n-5SA 46 bojas. 2 ctos. 

.807. G. A. Gesana. El farmacéutico dé Turin^ novela traducida d^i Ita- 
liano por D. J. F. Saenz de Urraca, Maídrid. 1866, imp. del Cmtro ^en«raMe 
administración, lib. de Gaspar y Róig. Dos tocios en 8/, 188 páginas el 1.% 
lV-lB2el2/. ;16 

.808. La^pruuvbra. t el estío. Colección de poesias de D. José Selgas y 
Carrasco. Cuarta edición aumentada. MadriÜ, 1866, imp. de J. Rodríguez; 
López Eqiilio y .GuUon, editores; lib. de Gaspar y Boig. En 8.* mayor* 258 pag- 
uas. ,16 
i 809.' Limones agrios, colección ú^ cuentos, cuadros y artículos para ale- 
grarse, y sobre todo para rabiar, pW i). Ventura Ruiz. Aguilera. Aprobada 
pqr la Censura, ^adrid. 1866, imp. de J. Peña; San Martin y Jubera/ edito- 
res; lib. de Gaspat y Rotg. Un tomo en 8.* mayor, VlU-336 páginas.. 14 

810. Los uuÉRPANOs.DB LA ALDEA. Novola del célebre DucrayJDuminil, au- 
tor de Las Tardes de la Granja, Refundición castellana completamente nueva 
por D. Eprique VíUalpando de Cárdenas. Barcelona, 1866, imp. de J. Jepús; 
Espasa hermanos, editores. Entrega J.', por suscricíou- Vt reaL 

Esta obra coostsrá de 70 á 80 eoiregaa de t6 págiaas oída .ana. iSe repartiría coa- 
tro entregas semansles, acompafia ndo con qsda reparto una lámina d^regalo cjecntada por 
los primeíos artistas. 

Biblioteca ilostrada de Espasa hermanos. 

» . ■ -• 

(En Barceloaa, en ca^ deS heredero de l>. Pablo AiBra« caUe.de Ridiador, nimfrm %i y 26w) 

811. Hojas voLAmrss á 64 rs. la resma. •^Forman una resma 900 de las 
de á pliego; iSm de las de á medio plUgo; 2 .006' de las de á' euármta, y 
4.000. de las de á octaHUa.'^hos pedidos pueden hacerse ladieando' soláméif- 
te el número que lleta cada una. 

1. Máximas cristianas: puestas en verso pafead6 para' mejor tétetierlas en 
la memoria. (£i» piíegoO 

2. Máximas cristianas: puestas igualmente en verso paMido. {Bin^ii.) 

3. Cédula del Rosario de Mariá Sahtisima. (iTn itf.) 



4. Modo de rezar el Rosario. GofiUene loa qntooe MbUriofl, Ottetimjmio 
y Letanía lauretarta. (fff frf-)' 

5. Cédula contra la.bbsfómia. {En m^fdío piUoo.) 

6. Specimen vits sacerdotal^. {En pUego.) 

7. Fervorosa y ca^iftosa exborlaclon cpie dislrihayea tólpiesa !ce TSltÚO' 
ñeros inmediatamente iútes' de empeaar sa santo ministerio. (£i» medio 

8. Aviso importantísimo que distriboyen los mismos antes 4e terminar 
sus santas tareas. {En id.) 

9. Memoria ó recatínla de la Míbím para distribuir liiégo de concluida. 
(En id,) 

10. Propósitos para conservar el Irjato y in^acia de la santa Misión. {En 
cuartilla.) 

44. Oración de San Bernardo: Abordaos, piadosísima V!rgeA María... Va 
seguidií de una jaculatoria. {En (d.) 

i^. Suspiros y iquejas de María Santisima dirigidos á los pecadores ver- 
dugos de su Santisimo Hijo. {En id.) 

43. Breve instrucción <iue dio el Exctno. é limo. Sr. Arzobispo Glaret ft 
un hombre senciRo que encontró por un camino antes de despedirse de su 
compafiia. {En oetavUla.) ■ ' ' 

44. Máximas cristianas para niños. {En pliego.) 

45. ÍA amor de Dios y del prójimo. {En cuartilla.) 

46. Convite k la gloria. {Bn-id.) 

47. Concejos útiles á los jóvenes. {En medió pliego.) 

48. Consejos útiles á las doncellas. {En id.) 
19. Regla de vida. {En id.) 

40, Eclipsé de sol. {En cuartilla.) 

^4.' Amenazas del Eterno Padre y modo de evitarlas. (En medio pHeg&.) 

S2. Sé fiel hasta la muerte, y te daré la corona de ia vida, (fu id.) 

^3: Modo de adorar « Jesús sachimentado. {En cuárHlla.) 

24. Acto de contrición. (£i«^.) 

25. El carnaval y su entierro. {En id.) 

28. Observaciones á un cristiano que trabaja en los dhts de fiesta. {En 
Ídem.) 

27. Dé la devoción al Santísimo Rosario. {En id.) 

28. Alabado sea Dios.— Cotitra la blasfemia. {En id.) 

29. Reloj de la pasión de Nuestro Señor Jesucristo. {En id.) 
SÓ. Consuelo á un enfermo. {En id.) 

Si. Consuelo á un encarcelado. {En id.) 

32i Recuerdo al bizarro soldado español. {En id) 

^. Prácticas cristianas para todo el año. (En id ) 

34. Alma perseverante que no se deía seúacir. {En id.) 

S5. Alma del Epulón en el infierno. {En id.) 

36. Triunvirato del universo, 6 sea necesidad de la confesión. {En-id.) - 

si. ía santa Ley de Dios. {En id.) ' . - . 

38. Cédula de coro de nrñáS de la piadosa tlnion. {Eil medió pliego.) * • 

89. Cédula dé coro dé úiios de id. (£fi ¿¿f.) 

^. Devoción a(1 Corazón agonizante de Jesús. (En octavilla.) 

.44. Máximas para niños y niñas, ó sea escalerá para subir los odismos 
al cielo. [En id.) 

4fi. Prácticas cristianas para todos,' ó sea escalera para subir al cielo. 

(Enid.) 

43. ¿Quién se condenará? (fi^ «Míííto pítefifo.) 

44. Regla de vida para los sacerdotes. {En id.) 

45. Decenario de la sagrada pasten. (£n cnaHi^ki.) 



46. Esteelenotaft de Sab Mi|;nél. {En cuarHüa.) 

47. Deyoclon á la Santisima Trinidad. {En id,) 

48. Modo práctico de hacer erVia-Crucis. {En id.) 

49. Máximas cristianas para todos. {En pliego.) 

60. . Letrilla del Santísimo Sacramento. {En ooíaMla.) 

51. Cánticos en honor de María Santísima. '(filiiidL) 

52. Cédula de admisión á la cofradía del inmaculado Corazón de Maris. 
{En medio pliego). 

53. Cántico á María Santisima. {En cuartilla.) 

54. Los Manaments de la Lley de Déu. {Eá ooiaHUa.) 

Periódicos. 

812. Gaspar t Roio, editores.-— E¿ Museo universal, periódico semanal 
de ciencias, literatura, artes, industria y conocimientos útiles^ ilustrado con 
multitad de láminas y grabados de los mejores artistas, y redactado en su 
año XI.— 1867.— Por \oñ señores Aguilera, Alarcou y Fernandez Jiménez, con 
la colaboración de los señores Ayala, Balart, Becquer, Blasco, Bretón de los 
Herreros, Bustilio, Campoamor, Eguilaz, Fernandez y González, Florentino 
Sanz, Galludo de Vera, Giner, Hartzenbusch« Palacio, Puigg£^ri, Santos Alva- 
rez, Ribot y Fontseré« Selgas, Trueba, Villalba y otrps de nuestros más dis- 
tinguidos escritores. — Al principiar cada año un nuevo tomo de MI Museo 
Universal tenemos la costumbre de dirigir nuestra voz al público, y testigos 
son nuestros numerosos y constantes lectores de la exactitud con qu^ heñios 
cumplido las sucesivas mejoras anunciadas en esta especie de. pvospecto 
anuo. 

Hoy, que nos disponemos á inaugurar, con más fe y mayores elementos 
que nunca, el toma de 1867, tenemos que dedr á los favorecedores de £1 
Museo algo más que en los años precedentes, compirendiendo que . la nueva 
campaña que vamos á emprender es en un campo más extenso y más fecundo, 
y que 1867 será para nuestro periódico, como para todas las publicaciones 
ilustradas del mundo, un verdadero año de fiesta. . 

Aludimos á la gran Exposición Universal de París, llamada á figurar como 
uno de los más grandes acontecimientos del siglo XIX; ocasión de prueba 
para los que redactamos continuamente en hojas periódicas el boletín de las 
artes, de las ciencias y de la industria, por io cual todas las publicacioiies 
europeas análogas á El Museo se preparan, como nosotros, á corresponder 
con sus esfuerzos á la altura de una circunstancia tan fausta y excepcional. 
España acudirá también al gran concurso, al solemne certamen de la inte- 
ligencia y del trabajo, y no será seguramente la que menos luzca allí, tanto 
por sus maravillosas producciones naturales, cuanto por ciertas clases de 
manufacturas en que descuellan la habilidad y el ingenio de sus hijos. 
Pues bien: los lectores de El Museo hallarán en sus columnas, ya en gra- 
bados, ya en concienzudas descripciones, cuantas noticias puedan apetecer 
para formar una idea exacta de la Exposición de París. El Museo hablará, 
no sólo al entendimiento y á la imaginación, ,slno también á los ojos^ hacien- 
do pasar ante ellos el gigantesco palacio del campo de Afarte» las galerías, 
los más notables objetos que se expongan, reproducidos por la fotografía y 
el buril, para lo que tendremos en aquella capital, coíno comisionados 
especiales, y sin reparar en gasto alguno, distinguidos escritores, especiali- 
dades probadas en todos los ramos del saber, hábiles artistas y cuantos ele- 
mentos sean necesarios, á fin de que leer la colección de El Museo de 1^67 
equivalga á hacer una visita al palacio de la Exppsicion Universal. 

Los trabajos indicados no impedirán, sin embargo, que consagremos, 
como de costumbre, preferente y viva atención 4 otro acontecimiento que 



— M7 — 

regütrarin en él imeTO año los ásales artísticos de EspaBa. Hablamos de 
la Exposición de Bellas artes, próxima á abrirse en esta corte en un palacio 
60fi8traidó ad hoe, y en la que nuestros ¡(Pintores f escnltores nos darán, 
como siempre, ocasión ^n qae trasladar á las columnas de EP Ouseo, en 
exactísimos grabados, los mejores cuadros y estatuas que se exhiban, aparte 
d« las reseñas y juicios (pie publicaremos de cuanto ailí sea digno de men- 
elon. 

Asimismo seguiremos ocupándonos, en grabados y articules, de todos 
los acontecimientos notables que ocurran en España, sin emitir diligencia 
alguna, á fiin de conseguirlo, puesto que el patriotismo nos impele á eHo, 
eonTcncidos, como estamos, de que Bí Museo es la única publicación que da 
É¿ conocer ciertos adelantos de nuestro pais en apartados puntos de Europa 
y en América y en Asia, donde nuestros numerosos lectores no pueden juzgar 
cíelos progresos de las artes y de las letras españolas sino por las muestras 
que les lleva nuestra publicación. 

En cuánto á lo puramente literario, también hemos dispuesto mejoras 
efectivas para el año en que vamos á entrar. Todos los distinguidos escrito- 
red, cuyo nombres van al frente de este prospecto, honrarán con frecuencia 
las columnas de El Museo, y ya poseemos trabajos notabilísimos de muchos 
de ellosi además de otros debidos á literatos con cuyas producciones están 
familiarizados nuestros lectores. En fin, en este punto, por lo mismo que 
hemos ensanchado el círculo de nuestra acción, nos proponemos ser algo 
descontentadizos, poniendo nuestro empeño en formar volúmenes de obras 
notables de poetas y prosistas apreciados ya por nuestros lectores, después 
de habernos complacido algunos años (obedeciendo á otro criterio que ha 
dado opimos frutos á la patria literatura) en acoger en EÍ Museo á los jóvenes 
de talento que sólo necesitaban de pnablicidad para adquirirla fama qué hoy 
disfrutan. No abandonaremos por completo este último sistema; pero procu* 
reiremos, rolvemos á decir, que predominen ahora en nuestras columnas los 
Aombres sancionados por la opinión, sin perjuicio de apresurarnos á pu« 
Mlcár lodo lo -Verdaderamente nuevo, c6n cuya palabra queremos indicar 
aquello que sea bueno y original, aun(lue lo suscriba un desconoefdo, 
' Por 16 demás ya nos conoce el público: El Museo escribe para lodo el 
mondo. El hombre grave, la soñadora mujer, el curioso niño, el joven en<» 
tnalasta, todos encuentran lectura en nuestra publicación. Toleratites con 
todas las opiniones, respetuosos con todas las clases de la sociedad, procu- 
tái^mob no tocar nunca ni con la intención á las bases de la famiUa. La 
doncella más inocente puede leer sin el más leve sonrojo toda la colección 
de El Múséoi lá moi*al y la decencia son el fondo y la forma de que no 
prescindimos jamás. La amenidad consiste y ha consistido sienípi^e en com* 
placer á todo el mundo á un mismo tiempo. 

' CoñdiHones de lasuserieien.^Es costumbre todos los años hacer algunos 
obsequios á nuestros suscritores; continuaremos este año lo mismo, tartán* 
éolo& conforme también se ha hecho: por consiguiente, serán como sigue: 
' '4.* El que se suscriba por todo el año dé 1867, recibirá gratis el Alma' 
naque ilustrado de El Museo Universal, cuyo anuncio Ta al final de esta 
pA^na. 

S.* Al suscritor Al Museo por todo el año 1867 se fe Ofrece el gran 
Mapa de España, cuyo anuncio va más abajo, por la mitad de su precio, y 
remitiéndolo á provincias fi>anco el porte. 

3.* Además, el suscritor por todo el año 1867, tendrá gratis el tomo pri- 
mero ó entregas de cualquiera de las obras que e^oja entre las que se anun« 
eián con este objeto más adelante, siempre queee comprometa á recibir y 
abonar los tomos restantes con arreglo á las condiciones del anuncio. • 
Entre las obras que se ofrece como regalo se baila la gran novela del se- 



mt Fernandez y fioimles Lus y Spmbrai que. es onai 4$. su^ Q^^efe^firo 
duccloaes. 

A.^ Tambiea se riforá eatre.los suseritores, pQr lado el añe,% i^ eoadro 
pintado al óleo. . 
Anuncio de las obras que se ofrecen como regalo dios suscritorés.eü 4S67. 

Almanaque. lUerario del Museo Uímea^sf^lpofa el a^o i867.— Coa af&Écih 
los y poesías de Espronceda (obras no coleccionadas). Bretón de los Herreros^ 
Zorrilla, Kos de Olano, García GiUierrez, Ájala, Carolina Coronado, Saj&tos 
Alvar^z, Ta^sara, Ventura de la Vega, Florentino Sauz, Aiarcon, Fernagdea 
y González, Ivon, Palacio, Rivera, Blasco, Frontaura» N. Serra, Gany)oamor, 
Suiz AgiiUera, Sainz Pardo, Quered, ^acarreto, Ribot y Foot^eré, Viedm^, 
Villalba, Gasset y Artime, Flamant, Martínez Pedresa, Calvez Amandi, 
Palau, BustiUo, Ossorio y Bernad, San Juafi« Raimundo. Martínez Zorrilla^ 
G. Gil, Falgosío, Campos, Rada, Piebal, San Martin, El Colegial, Marin, Se* 
púlveda. Ortega, Gaiteras, Ladevese, Castellano, León de la Vega edc^ etc. 

Véndese á 4 rs. sencillo^ en Ultramar, franco el porte. Gfatis á los sus* 
cr iteres por todo el año. , < 

JíoiMi de EspaAa y Portugal^ dividido en sus actuales právincia^ trazado 
de caminos, ferro*carriles y faros marítimos, orlado con los mapas de las po« 
sesiones españolas y los planos de las principales ciudades, é iluminado á la 
aguada por provincias. — Este mapa puede servir tambiea de adorno ^n cual* 
quier despaeho O bufete; está estampado eiü papel grueso; tiene 4Í pies da 
Ui^ por 5 de alto. Se vende á 24 rs. seqeilíos. 

, Los suscritores 4 El Mpseo Universal por todo el año de i&67 lo oblea* 
drán por la mitad, ó sean ii es. sencillos. 

I4i% y Sombra (Historia de un hijo natural).T-Hemos publicado las moe- 
res producciones de este célebre, escritor, y la que ofrecemos hoyes quizás 
la mejor de todas» « ' 

LuE y Sombra es una novela que representa la grande lucha entre lo vie- 
jo y lo nuevo* Es sumamente trascendental; encarna una grande moralidad y 
una pf ofuAda enseñanza; es. tal vez lo más serio que ha espióte hasta ahora 
el Sr. Feroa^ez y González. Dentro dP la historia de un hijo natural hasabida 
demostrar las bules consecuencias que han ,produeidO: las preocupaciones 
y el orgullo. 

Esta Diovela abraza un largo periodo descrito á fraudes rasgos dramáti* 
eos desdeel principio del pasado siglo hasta la úljtima guerra civil, 

Gon^ de un vol^^en abultado, de impresión clara, bi^ea papel y láminas 
soeltap á dos.tíntas. Cuesta 52 rs. sencillos. , 

. El suseritor á El. Museo Uninersal por todo el año' 18^7 tiene deirecho á 
recibirlo iM)r la mitad del precio marcado. 

Nuevo viajero univer^aí.^Enciclopedla de viajes modernos, recopilacioa 
de las Qbras más notables sobre descubrimientos, exploraciones y aventuras, 
publicadas por los más célebres viajeros del siglo IIX, Hupbqldt, Mungo 
Parck» Burekhardt, Livinsgtone, Parkyns, Huc, Clapperton,Leichard etc., efec^ 
ocd^nadsi y arreglada por D, Nemesio Fernandez Cuesta para formar un viaje 
Hiodem^ alrededor del globo, y adornada con profusión de mapas, láminas 
sueltas y grabados intercalados en el texto, representando vistas, trices, 
eo&tumbres , aventuras, ceremonias, productos naturales y de la industria de 
los respectivos plises, retratos etc. 

Se divide toda la obra en cinco tomos. Cada .tomo contiene los viajas de 
una parte d^l mundo. El itomo primero África, el segundo. A^ Á tercero 
Amóriea» el cuarto la Oceanía,y,fii qmnXo Europa. 

.£¡1 d€^ A/HoajQontiene 6i entregas; Asia 46; Américi$ 59; Oceanta 4i y 
Europa 46. . . . k^ . . , , . 

A peal vsencillo la eqirega en Ultramar. ,. , j¡> ,. , j^, . 



'■\iiJí»^qm «eiflinárBMidi^JBüIMe» IMMrtoí por tito': afiooftaMniilaáMié 

sencillo la entrega en Ultramar. nin •! i. . i 

El tomo segundo lo recibirán, y abonarán el 1/ de Febrero. El tercero, 
el i / de ÜMiBot i» opaBlov ék t/ de Abríl;.9 ibI^«M^I^4 .f^dt Mayo-t v . 

LaSí^a Mlia,-'Trzá^Q\^jA^^ ^H*«*^.íatína, ^..^Mt^a 

conforme alr sentido de los Santos Pavés y exp^itores católicos, p^^ii^w- 
trisimo Sr, |). féíi'pe Scio de San Higiel, edición t ilustrada con más d^.490 
grabados de ios cuadros más célebres y composiciones éscógiiías de los más 
distingaidos dibqi^ntea» p^blj^c^^a <;on i^fic^^ exái9ea.)|,f;^ui^.4^ (a'au^ 
toridad ecle§iá5Ücá. . , , , _ . . ;* , ,^ ,, .,. . ^ .. ^ 

. la biblia cónsU de cícco tómps, que .Juntos, cpmleníift ,1?? ej^mm^A 
real sencillo en Ultramar. ri • i • f r- 

Los cuatro tomos p^6fo§ copffeiien el MtigGQ fes^^méntó^ y ft «uji^to 
el Nuevo. Entregas que contiene cada tonlo: el i.% t6; eí 2>, ^5; él '5.% 34; 
el 4.% 28, y el 5.* 50. . . 

Los que se suscriban á Ét Mkseo Ün^e^$áVi^T un año tienen derecho 

á reciJbferifff«iúi:éllaBtt.tpdniéffo.fii 6egua4(>'^' ^•* 

de Febl1tfe^AlittMerD>el i/de Mario;:;{l'taalrin tí i/>.de At^ 7 tlíipilttta 

Historia general de Espatla.— La compuestavtennéliai^a'y ésadft^iMr el 
padre Mariana, con la continuación de Miniana, completada con todos los su« 
cesos que comprenden el escrito cUaieaiSbbre el reinado de Garios III, por 
el copd0,^Fiojrid;^lancavJa¡ihi;^t|Q|i^td(;,sa.leTai^t^f^ r^ota- 

pión por jftt.i^onde.de Tofén^,y'1^cQnfe|^iorm 

nada jcon ^50 gral?aiio¿. m.i; ■/ r . , . : ; .-i 1:^ 
EsIazAás comf^l^tadf^cuaoiti^^ haójpubl^ li {. 

Consta de tres grandes tomos: él í.* d^ |£Í'.eot(^ga^^ él 9-* .4^ 38 Jf j^};^':! 

de.. 20-, .._■•'. l. '_ .r./'f;.f .. • .» . •..: wu ^ 




gratis el tomo primero. El segundo lo recibirán y 

ro, y el tercero lo recibirán y abonarán el i.* de Marzo. 

A los que quieran completar la ODlitilkAi de El Museo adTertimos que 
hay de venta los tomos de los nueve años de 1857, 4858, 1859, 1880, 1861, 
I862« 1863, 1864, 1865 y 1866. Gadajif)((^ los tres primeros tomos en que 
El Museo fué quincenal se vende Í4Á'^é:Wí Madrid y 35 rs. sencillos en Cu- 
ba y Piíerto-Rico, y 5 pesos en América. Los de 1860, 1861, 1862, 1863, 1864, 
1865 y 1866 en que han salido semanálAiente, se venden á 80 rs. en Madrid 
y 70 rs. sencillos en Gnb^ j^ JP^i^Q^J^f^^' y ^0|>esos en América; sin otro 
descuento ni derecho á ningún regalo. 

813. El JánniM.— -Ramillete semanal de literatura, ciencias, artes é indus- 
trias. Se publica en^íMdáríd todoe'l«s:4oaHflig0adel eatterl .\ 

El Jardín es una publicación especial destinada á reproducir en fotogra- 
fías todos los hechos gidriose» y persoñaies'qve^ figuren en nuestra patria, 
asi cqoío los n^^ ImporlBiitas mopumAtas:^Ki«tJioos^4/.Taipbiea scpmipne 
fegalar A Ips s|Barü(or0s todo el santorii,e^piañol en fiotQgriafi^'jHP^igjtllsría 
^ hRKptafl^ «élebrea ^^.(de^ b^y y Uev%repartidas:i[fiintiuBa foj^^gc-i^Qafif 
y ensualiieAt^ dj^ ouanAo. n^QSit^ciuitffo.. . , . .. . .i r. ; , 

. Tode&k)« q^a^ sean si|8pf!iti)r<«:díe9d0^1.* deiaño recibirán fü^r^p Q^adri^ 
4ii^repi^eab|'ellMohod9an9aft.^a^g.lpi^.gs4^)df»,.n^e q§cva<íiw^4.., .. 

A los suscritores dé tres meses da en elai^to tri^spbra^. k b^s d§,ÁI|V)^T 
tre «iet^ obrap. A )ó8 deapo; trece. . v. ,, i v^ . ■»„; w:/-i cj,.ii 

.La$ol>r)|[s.6QndeeleQpíoiideia4tmpretav : •: j. v .--^y^^h ■ 

. A4eDiá<k. pera toxique, la defieeniieriiipitUai titíptaxefalpaiMi^ffffiiie 



(PO^I» |N« di Rriaia d'Kciasi^ y latetliitiíao dp ^ CMQMi«»nAi|^^¿ tattU 
rflte*.o|ianto ék'áMfieBB:.pttroló«iO'«UBtfKtjr:l^ iltl> 

iiBEBÍBz^7éB':éliBc»^cbea:i»inpi»tider$e ciitiitti>$ mdittsm alistan es d 
. ekpírili]: jdél iSf lista abefeotiMc texftlicloD. . 

No es, pues. Juicio científico ni exacto, el que la indigesta .erlticsaéedos si» 
i IoffilB!ri^rm«d¡|i sobie las 4)l)md ^ CaMtron; jao t^^ompleto» iá fiel, ni ver- 
iatino Büwk tod9, •por.mte qae el Sr..BkisUUo Be fempe&s^^n.fiqateiierk), y 
oéD «IfiR. Btastilii^latBftrqp» eDtte'a;X0ldeitNi es mariista; y. el arte redama 
. ffm úbfás^ Jf coniareegloi llas'üByés fordkobi4aa 4iQr to critJNCa y.kasadas en la 
estética debe sobre ellas recaer iilBefa iuleio^ Wfnay re^pet^^ e&ei Moir 
iJbfe de ¥. Scheljef[tol; pera ¿i qtúén ha im^iido e» .({aidecoo, al arfMt0 ó a/ 
celMcé^ lid prlmeto6.'es:de 8D'4ek^,:lo safando n^lo. es.de -la incwolHtficit 
de'ia eiitüea. lüaraúria. : . - 

ÉM» i)e entrar ét ÍkaBO.ieet'et\preciso efeieto <|ue.ne ba movido k tomar 

•laplHBaí, lie creído itfi d^fer- preseetar ala üe^irada «Ni^id^acion iM 

8r. Bnstillft mis ^nUme$v9 imHmriaf /Ueaé/Soof* pórqae se cercione. de la 

-Adda.qüe>MKaifie8léi.MM'€^rta, réspede á que e^üa pediesen epceraar ei 

i«rtfoi* foí 4áe yá te cIUdí diciendo .qee: ^ las ebraa d#> Oaldeion, trae M 

'wmeién dtl óte^mtB^ podría ebeoiitrayae te tranta áeletcíplmh. 

• ' •' Idenada^ aimqiie dr í neodiplda manera esta minien,, ¿abrá entendido ei 

Sr. JestHlo «p» je imncihQ h. razan coiee.úrgaQA efectiva :de eonocimipnla 

y parte superior del espíritu; por lo cual la creo guia de laa den^s facaU^r 

JeiLqiieibresetf pl betad^rf. M por e$e aflrmoqu0en.el Taate berizontede la 

•raaenne aie^iles áem^eee claridad, el todo; peroine punto? cqQooidos, el 

.nú9iéaoieeit0ide:lta.ídéaf en él eompraadídaa'amiafi .maMotfales de les 

fne.Uainiaaii» xomDelxefie]o4e Ips astros* innnsecables mundqs de ideas. 

^áy; ^in endnrga, 4|dieii ie atenué ese Valer real oon que .yo la concibo, eon 

«|te la Goaciben mncliás; pereihebiera sido estréneme el qne hjDibiese qaerVlQ 

eahi4lareL<iclclo.ci|bléno: de .OnbeR? MI aooiH<ece.,á esa gi^an fiarte de ios 

que declaman en contra de la* füeeofia .iMTisiilia; ponqué bf^y . Iipmbree. 4an 

IHgades'i la^-oiftdadesdeílaieíaKni»* iqne i ^da patHi ,<iee pi^^ndén, dar 

Éaiñ de elldK eacniennayoresanridady ttnieblai^ De cualquier mod^'rea 

■enealbr ed olvidar que teera ignominta velv^ 4 les, tiempos en que la 

HBlvetñdid'de Cereora alslte su v^tt eeiitra jeTatol^meMÍe (<f jwiuar; pues 

tei ^DQÉBeiíeado que 6tova el pen$amienUa?i)Da manía» seria la má^eoUime 

y nétkt en fuepodáeracaer ele^iriftif baivano.. . ^ 

. De leen y mani4lieeB*fnen]ín taebado.s aquellos apóswlee que eon San Pa- 
ble decían: ^piedioamiK:eil>GittCo Ciucifk^o, es decir, la fuerza y la sabi- 
ánrü divina:» TadiaiLá vneslKo pleeer bey alee «ne predican también di- 
«lenéK.«traemoeel amer y la aabidoria hernia, pai:a. eifteáderla for la baz 
dri-'ghdie y eomplir kisidcemtos de Ja Providencia, que ^^rdeoau b^ paz y h 
armenia de este mundo, fundadas en la verdad y la justicia.» 
' Sevflla VrSé Bayo dé IOT3.=TBDimico ütrbua. 



<» ' 



j 



.^ 






^ Mü]|f S^. í¿i(^: Cinco núniérQS de'U Revista he^esfl^ríido j íiblerlp con .M- 
páci^ncla, por yer si contioaábá sus artículos, el' Sr. 'Utrelrá, que ba tratadlo 
de contestar á mi Caria en defensa de D, PedroCaÚerm 4^ la Barc(t\ s(j- 
gun y. habrá visto enlos dfoá n&mérbs que preóedferon á 3U ^nfrada ei^.la 

dirección del periódico. .., ' . , ; .' .' •' . .A" 

Puesto quié el Sñ Utrera iió' continuadme ápi'eátirQ yd á concluir aejbo^- 
tivamente, para ño volver á molestar $ü aJ[encion lU íá ¿el púl/lícocojí iin^ 
cnestioB enojosísima, que yo no hubiera locado á no. estar tan profunda- 
mente interesada eá ella lá honra del gran poeta cUyá memoria venero. . 

Desde que lei los primeras párrafos. del primer articulo del .iSr. lltreir^ 
empecé á lamentarme de que/eñ lides literarias, usase un joven tan recc^- 
méndables armas, tan vulgares y tan pobres como la broma y el.M^casmo. 
De tales armas se vate con frecuencia la sinrazón. ElSr. Utrera se pitera 
h^ta el piu^o de presentarse con ellas invocando el espíritu indepenáien- 
.te de la éj)bca; contra el título de 5o¿^ano-poeta que 70 doy á % p^^o 
Calderón de la B^rca. Nunca creí que la. cuestión de nombres mñ\xy ese ic 
tal modo ;eh un ánimo que debiera hallarse libre de preocupaciones, Pero 
procuremos no contagiamos en el estilo y dejemos á un lado tp^os los .poco 
envidiables* conceptos chuscos del critico andaluz, que por otra parte, y,\&^ 
una nota dedicada al Sr. Director de la Biblioteca Nacional, preteiiide que yo 
sostenga la lucha ftíctal^a ]f ñoíaft/etneníe. 

' ¿idal^;} y notablemente diré al Sjc. Utrera 'que siento infinito que ^e^- 
caentre lar^ vffno mí procedimiento y tanta '^q/arce^ca en mis fundadas ra^- 
zax^es. Pero le agradecerla examinase el número del Museo Universal de 
que lalUvisTA tomó mi carta, para que viese allique yo llamo jú^to la cvfr 
sa que defiendo, y que la palabra, augusta que llaitió su atención^ 03 , por (ó 
tanto, una errata de iinprenta, como pudiera serlo el decir antlgjrámatical- 
mente el Sr. Utrera en el final de su primer articuto que laveri$ad yUijus? 
Ocia nO'As patriiñQnió exclusivo..., y que de e^/aalcanza etc. , y como pu- 
diera serlo también el adjetivo lujuriosas, aplicado á las selvas dd Peujal 
en un pári;afo de, su segundo articulo, pues no se comprende que pequen 
capitalmente las selvas sino és por error del chista, á cuyos descuidos est^ 
expuesta toda pbra literaria en, las cuestiones fornj4iles, fin los nUemhros cor- 
puscutom^ como diría el áf* Utrera* .' , :. ^ . ^ 

Pasemos'ál fondo de^la cuestión. Perp és el casó/Sr. Qirectori rque jq 
no encuentro .fondo ni fijeza en lo qué llama, réplica ei Sr. Utrera, que por 
no lado quiere decir que és incapaz de dudar de lá fe de Calderón y que 
encuentra justo su titulo de católico^, "¡j por otro ya no duda, sino que aj^ma 
que el gran poeta fué escéptfcó., .. :, 

Procedamos con ói:de4i y claridad al poner de manifiesto la po)](rez9 d^ 
récuráos del Sr. Utrera, para que áe convenza de que yo, ño sólo no e^eos^ 
do la mano af tirar la piedra^ sino qué^. cuando 1^ causa que defiendo, fis 
Insta, me presento dos y mil veces eo la arena, sin )as falsas ^rmas.de.tqif 
cidas interpretaciones y subterfugios cobardes, muy propias de los' que p^- 
baten sólo por exigencias del mal entendido orgullo; que la virtud de con- 
fesarse teuddo if^or la razón, no es, ciertamente, virtud de almas vulgares. 

Recordaré primero al Sr. Utrera que, si es verdad que mis argumentos 
ftaeron dirigidos en el fondo lo mism o á é l qué al Sr. Oñate, también tu- 
ve paiTicutar culdndo deiHfsrf fniegrartara j^dtábrais ofm^stvas'qiir cadannio 
publicó,— como dljé sntíri^ defensa;— tantb'iibt séVliél aVpIan que me había 



— -4« - 

propaesto, cnanto porqne jDidt crttko ápan^edíése en $u terreno p can tu 
verdadero grado de culpabilidad; porqne las dudas injnríosas y las calum- 
niosas suposiciones existen en los dos escritos, si bien en el del Sr. Oñate 
son más graves por lis palabras en que se hallan formuladas. 

Dice el Sr. Utrera que conviene fijar el verdadero terreno del asunto 
porque él para nada se ha entrometido en la vida intima de Calderón y 
porque eus dudas han sido única y exclusivamente con relación al conteni- 
do de sus producciones como poeta dramático. Y de aqui deduce que es yano 
mi procedimiento. 

. Veamos, Sr. Director, si me entiende esta vez elSr. Utrera, aunque lemo' 
que no, pdrqúe es nmcha la distancia que nos separa desde que lanzó su vuelo 
en las elucubraciones filosóficas de su segundo articulo 

•Puede «er,— decia el atrevido articulista,— <iue en el misticismo de sus 
Autos Sacramentales haya algo oculto; tal vez una doctrina esotérica se en- 
Tuelvá en ellos; un aguzado escalpelo quizá encontraría tesoros que nadie ha 
>isto« que ninguno ha sospechado; podría suceder que, bajo la negra sotana 
del sacerdote^ se descíubriese la túnica del filósofo; tras la unción' del creyen- 
te, la ironia del escéptico.f 

Lea con calma y analice %v& propias palabras el Sr. Utrera, y verá si pone 
én duda la fe religiosa dé Calderón, si se entromete en la vida Intima de este 
personaje. Lo que dice ileípoeía, lo dice precisamente del hombre^ y aún más 
precisamente del sacerdote. Si el algo oculto, si la doctrina esotérica^ si los 
tesoros que nadie ha visto ni sospechado (hasta los Sres. Utrera y Oñate, por 
siipuesto), si la existencia del escépticó, en fin, sospecha el crítico que pue- 
de encontrarse en el misticismo de los Autos Sacramentales bajo la sotana del 
sacerdote y tras la unción del creyente^ ¿costará mucho saber cuál és la fe que 
el crítico pone en duda? ¿habrá, alguien que niegue la justicia y el fundamento 
dé mi acusación fiscal que el Sr. Utrera se empeña en no combi'ender? 

No se acuerda el crítico de las comedias de capa y espada de Calderón; 
no piensa siquiera en sus producciones dramáticas de carácter misto; en aque- 
llas en que la idea sagrada se desarrolla unida al asunto profano, clasifica- 
das con el título de drarnas devotos: el Sr. Utrera cita sólo las obras exclu- 
siva y trascendentalmenie religiosas del graú poeta, mejor dicho, d^i vene- 
rable sacerdote; porque los Autos sacramentaíes\os escribió Calderón en 
el ejetdcio de su ministerio sublime y augusto para satisfacer á todos los 
pueblos de la católica España que se los pedían con el objeto de celebrar 
más solemnemente la gran fiesta del Santishno Sacramento. 

Y al dudar de la fe de Calderón, no habla fof casualidad y á la ventura 
de los Autos el Sr. Utrera; sino que pettetra osadamente con el venenoso dar- 
do de la calumnia en lo más Intimo del sagrado, en el misticismo de los mag- 
níficos himnos, es decir, en la parte teológica, en el punto de misteriosa re- 
lación del hombre, del poeta, del sacerdote con la Divinidad. ' 

Y al dudar de la fe de Calderón, no se acuerda el critico del estudiante 
de Salamanca, ni del soldado de Flandes, ni del poeta favorito dé Felipe IV; 
su atrevida pluiúa profana los hábitos sagrados del ministro del altar, con- 
tirtíéndoloá con sus dudas en una máscara repugnante; temerario critico, 
pretende penetrar en el fuero interno del eminente católico, para convertir 
el santuario de sus profundas creencias en el inmundo teatro ^e la farsa más 

odiosa. ' 

• « ■ 

. '_ . (Se eqntümrij 



lÜDBU).^ OQcioa típográüea d«l fio»]ttcío«*i866. 





HUH. ti. I.* DI NomnurBB !M6. aRO VH. 

BIBLIO&R&FIIIO 

FIRIOSIGO m U UBMIA. IMPRENÜ, GáABADO. LITOGRAFÍA.' 

KlldCADinMAClON, FABRICAS T ALVACSNE5 BK K>APBL t MüSIGA. 

I ■ I 

. RmCTQl. BOI linil llUilUI U»iLIO.~Bim. NI IRTDEO Pllli 

Todas las comunicactones 8^ dirigirán á nombre de I). MANUEL FERNAin>BZ 
HIDALGO, Corredera baja de San Pablo, núm. 57, tercero izquierda, ' 
en donde están la redacción* administración y venta de los tomos publicados. 
Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el corteo interior. 

Se publica el i.* y 15 de eedt mee.— Se snscribe en todat las librerlti del reiilo. 
PiEOo: 40 rs. al afio en Madnd,^ii ea las provinciof. —50 ó 6Q en el extranjero y 
UUromar, segno q«e haya 6 no conTenio postal.— Se admiten avises y comunicados para 
el BoLiTUí DI AROHcios á procios económicos y convencionales. 

Loe Sais. Mota t Plaza si brcaigar ni coipiai t bihitjb i piomcus todas las 

ODIAS AimiCtADAS IH IL BoLITn T CUAUU^DIIU 0T]|AS- OBI 81 DISIIR, COK EL éWftMtq DI 

ni 20 »oi lOQ roa iaiom di lm oastos di fiauwio. 

■> (I tiii Ifi^^— .— lili ^ 1 I 111 m ■■ *— »^i^» w III l| il . iil III II mtimtmmimimimmát 

PÜBUCACIONfiS NUEVAS. ' '' 

81 lu CütHTOs de eolor de cielo, por Haría del Pilar Slnnés de Marco; El 
amor de los amores.-^Cniz de paja y cruz de plono.-4fartirio sin glorta.-- 
Bl cáncer del stglo. Madrid, iWI (4), imp. de G. Moro; lib. dcLéocadib López 
editor. Un tomo en 8.*, yiIl-384 páginas. 10 

816. Bl DüEimK DB LA CORTE, ó memorías'de un fraile. Novela histórica 
original de D. R. Ortega y Frías. Segunda edición. Madrid, 1866*, imp. de 
Santos Larxé y Bfumestein; librerías de Cuesta, Escribano* Moya y Plaza, Du- 
ran j San Martin: Entrega 1.* por suscricion. Vs r^eal. 

Esta obra se publicará por entregas de ocho grandes páginas^ exqoisito papel, ele- 
gióte impresión y tipos nnevoa. 

Se repantráu cnelro semanales, y les sefiores soscritores recibirán yralii nn reparto 
al y otro no oía ramoiA Uiou» áeeha por los mefores artistas, representando las eseeno 
ipáB imeresantes de la obra* 

Toda la obra coserá unos 60 rs.^ poco más ó minos. 

Rodrigoez y Botella, editores. 

817. El TiBuaoN, almanaque humorístico, ilustrado por T. Padró, para 
el afip 1867. Escrito por Doña María Mendoza de Vives, Roberto Robert, Ruiz 
Aguilera^ Blanco, Camprodon, Angelón^ Altadill (Antonio), Rouré, Palomino 
de Guzm^an, Bremon, Quilez, Alcántara, Goll y Britapaja, Vidal, Valenciano, 
Bunyegas, Solans, Sepúlveda, Feliú y Codina (José), Altadill (Carlos), Freixás 
de Sabater, Bnsqueto, Felid y Codina (Antonio), Urgellés de Tovar, Uonreal, 
übach y Viñeta, Santigosa y Gil. Barcelona, 1866, imp. de Ramírez y Compa. 
nia. L López, editor. Madrid, lib. de San Martin. En folio, 8 hojas. i' 

818. H. DE Balzac. Traducción de Alberto Robert. Fisiología del Matrimo- 
nio, ó meditaciones de filosofía eclíctica sobre la felicidad y la desgracia con- 
yugal. Madrid, 1867 (2), imp. de Fortanet; Duran, editor; lib. de Gaspar y 
Roig. TJQ tomo en 8.*, VI-488 páginas. 14 

819. Historia de las persecuciones políticas y religiosas ocurridas en 
Europa de;sde la Edad Media hasta nuestros días. Obra única en su género. 

(I) A pesar de marcar el ifle de 1867, te ha poblicado este libro en Diciembre 
de 1866. 



. j ..»/■. •. ' TTI mtw tt; . . f ....... 

cribf rd|o|ft]éÍa[/e las IdsfD^iás 4e (ódás Us nácíawá^e BbiDte, te) lili 1^ 

sos y tribunales célebres, publicadas por los más. sabios flíósofos, estadis- 
tas, é'historiádore&de todas las épocas, y de los documentos que se encuen- 
tran en la$ principales bibliotecas de Europa, Pof D^ AJfonsa Toires de Cas- 
tilla: edición de gran lujó, ¡lustrada con profusión de magiáificas láminas 
abifírtais .eo atiero ./debidas 4l bb^il úé los más célebres'áitistas de Inglater- 

!i^ Srapoia yfisp^ina. Barcelona» 1363* I^npreot^ de S^ Manera, editpr.Ha- 
rid. lib. 4e San Martin. En folio menor,. Entre^ i.\ por susc^icion, . i 

La publicación se hará por entregas de 12 grandes páginas en folio menor. 

Para-eada t6mo regalarán doce magnificas láminas, abiérias éíi acertí por los príncípates 
artistas diS'Milfi y Ltadres, len.sii mayor parte/ y las restanlM por los primero» barilts 
españoles. 

Li^ obra oon^iari^ de tres 6 ooatro tomos do reg«l«roi dinvensiones. 

Cada semaaa se repartiráo dos entregas, m|is «deUnte caatro, síes df 1 agrado do loe 
stñores soscritores. 

Obsequio á ¡os señores suscritores. 

^ ' Los fppmééñ gastos <pie trae «na pnMieaeion de hs eondtdoires de la presente, tanto 
eo los repetidos TÍajes del aotor, como es b costosa adqntsiolon dé las planchas inglesas 
7 francesas y la claso de papel empleado en la obra, nos dispensan basta cierto ponto de 
bacer nn nnevo desembolso; pero. siempr<) dispuesto á pagar al publico la predilección 
con que nos trata, ofrecemos otro regaló de bastante consideración, consistente en repar- 
lía al)6iaIÍ2af*la pubtícadon ñoa obra.-probablenMnte del misifto aht«r, (pie constará de 
.nn. toAM de rffoiirfs dltten8iooes,:y cayo contenido estará tu armonía con- #1 dfcla Ri»" 
twf^ de li(s¡Persecouoqef. k sn tinmp^ diremos el titulo y. demás cifonnsisncMuí do esta 
¿ecalo. 

^0^ (866 y ia87, revista en dos cuadros y en verso, original de D. José 
<l,ar¡a,Gütíeri¿z de Alba, representada por primera vez en .el teatro del Circo 
en '24 de Diciembre die iB66, con música de los señores Oudrid y Arch^^ Ma- 
drid. ^866, imp. de M. Minuesá; Ub. de Cuesta, fin 8/ mayor, AA pái¡in^. 4 

El Teatro. 

821. Obras filológicas del Mezzofante Español. Método Lexiqb^glc^^y Her* 
imné^tic^^para apr^d^r.U le^ngiui franeew. Fundada en las leyes üe^tiao- 
lagia» anatogn y on^Mii;i4opeya, qi^e presMen á ta fofmaokui- de-las ééaguas.- 
Por D. Vicente Alcober y Largo, miembro de la Sociedaid Asiáti^ del^ríSé: 
antiguo alumno de la Escuela especial de lenguas Orietitales de diefaa capi- 
tal, y Profesor de lenguas. Un tomo en 4.% 200 páginas. 20 
• Traducción gradual del francés.. Literal, Interlineal, gramatical y libro 
de prosa y de verso. Por el pcecitado autor. Un tomo en 4.\ 400 págitia;5. ^ 
> Ciíadro sinóptico de la lengua Inglesa. Por el mismo autor. Un pliego; 
marca grande. ' ' . ¿ 
' Pií^óg;rama de lengua inglesa para aso de los alumnos de las escuelas es- 
peciales de comercio, ingenieros civiles, ingenieros de minas, subdirectores 
de telégrafbs' etc. Por el citado autor. Un cuaderno en, 4." , 4 

' Deses^^do el autor vulgaricar en tiuestro'pais el estudio de los idioinas, 
piiertá{princtpal del templo de, la sabiduría, ha compuesto otras v.árias obras 
encátiKtTadas á' dicho fin, entre ellas una Traducción gradual del inglés^ otra, 
pkra el italiano, un-^compendio de la lengua inglesa etc. Todas las obras del 
§r! Alcober se venden en Málaga, lib. de Moya, y ¿o' Valencia^ eú la Aca- 
demia def lenguas del autor, calle del Mar, tiúm. 41,. 2.* 

Vñ: M APA lAmAL de España y Portugal, con el.archipiélago' de las Islas 
C;flA|fias« I)f^p{^to.par^>la,.epseñ«nzíi i^\^ niá^.'.PoR fi. JQjsiquin Pereí de' 
Rozas. ^ 

Estegran mapa, á pesar de sus dimensiones, sólo cuesta M-qbéVQtlqitfer 



L'aonée 4866-1867 est ainsi composée: > 'u 

I.* i2 Gravares de modes: femmes, jeunes filies et enfants. 
2.* 2 Gravures doubles de conféctíons (hiver et été). 
5.* • i Grmf «s^'doübldft dá- llágérie; colfftires él chapeanx. : v : 
4.* 8» FMillfe»l[deiibt« jésus) de liroderle, patrotts, óu.Trft9e»4l*aiguílleetd: 
S.» 4 FeuHleí l[Jésti8) de brodérte, pairen» etc. 
6.* 7 PlantJlíes de tapiaserie (^loriée. 
7/ 2 Ptenohes de chocftet et fllet (recto et verso). 
8."* 4 Gra-vure Tde costumes colorlée. 
9.* iOravure demod^ anciennes coloriée. 
40.* 14 Albiims de mu^ique, dont. 

3 Albums: le Marché aua^ Sert^onf e^, Dpéretie^ parola» de Tiiimr, nny- 
álque de BoRBÉ^a. 
II Albums: études de piano, racueil claastqae, rottaneéa, qMdriltei 
' valses, polkas, mazarkas etc. ^^' ' 

ir* 2 Aquarelies: le Gué et le Traineau (facsímile). 
12." i Aquarelle: fleurs. 
13.* 1 Aquarelle: oíseaüx. 
14.* 1 Sépta (fac-sirallc). 
15.* 4 Gravares noire». 

16.* iAlbvm de dessio.. !.,:>••.:. 

47.' 1 Agenda. Galendrier doré sur trancbea^ . 

18.» Aóbus ilustres. < ; . . 

^ A Málaga, on souscrit á la librairie de Mr. F. de Moya., 

fó4: Ec. tco MACioNAt, diario de noticias, intereses materiales ^.anuoeids^ 
Adninísiracion, calle, de SanMateo,2S, bajo, Madrid. Veíítajafi. Aauutes gr»- 
ti8.--Loiesile 2.000 rs. para las viudas.— Dotes de 4.00Q rs. pliiai lasíóvenes.-vé- 
IiOteft4e i.500 rsi. para ios buérfanosi-^Lotes de 1.000 r8.:para!paÑí;e de ma* 
trícolas.-^Dieai regalos mensuales, valor de 2.900 rs.— iSeí ipaftd^n pposp6(t* 
tos á quien los pida á la Admlnlstracioa, calle de San MdteOv 22, bajoL^ - - 
Tn^líartanH. Todo el que se suscribaántes de darse 41n¿ el primerinÉme* 
ra tiene deracho á DIBZi ONZAS JDB OAO en tres lotes, seg«n expresará. . 

Precios de suscHoion: en Madrid, 6 rs. Provincias, tres meses; 21; seis; 
$8; UH ano, 74. Administración; Sa%;Mateo, 22, l^jo. . .< : 

825. L4 oACBfA industriad ecoaúmíca ycientiftca, co&saígrada.alfoBieato 
de la industria nardonal. Si^t^ periódico, dedicado especialifiente ái'dar ib -co- 
nocer toda ciase de máquinas, aparatos y procedimientos iiídu^trialeft, y «i 
tratar todas líis cuestiones de interés, para la lAdustria, sale los..dias H, 15 
y 25'de.csdaine8. constando ca4a núm^o de 1& páginas en^ folio,, de^exce^ 
lente pi^pel y esmeradísima edición, ilustrada con grabados'y- láminas siieU 
tas de •macubas y apáralos de toda clase para la indfistría yJa ágciouifturai 
En el añoactc^l publicará una Revísiai completa de .La Exposieíqa UHivereal 
de Paris^ coyaipAanta general ha dado en el primer aármero da. esta año. Het 
galo á tos SíUacritores de una magnifica lámina, cuya propiedad eicluavaipora 
España liemos adquirido» que represent^^ una vista general éel'PaiúHo^ 
parque deilaBa^posiciantl^ Pam, y tie&e 70 centimeiaros de largo pbr &E ét 
ancho. Hay ciiatro.edicáf»i^es.d»idieÁa lámina^ que de^áe (ahora ae vende al 
pAbiícp en'laa:9fieinas) de este periódico al ^ocio de $^ 10, i2iy.l$ rs:. ies- 
pecUvamenie. Se 4a gratis j,j^^ remile al <pie lo pidar:el(pro4SeM6 jura lB6!7i 
qae acaba de publicarse, al que acompaña el.4el Cefít¥o ,gü^ai de ¿é é» 



áküiífiií,' eon un tMiú^ de máquinas é industrias cottpMas en el qsr se 
indican los datos mfts importantes sobre el coste 7 prodaccion de cada tana de 
ellas. Precios de suscricion: %0 r$. trimestre, 36 semestre y 70 al año, 
suscribiéndose directamente en las oficinas del periódico. Preciados» 49 y Si, 
Maddd. Toda la corrospondenda debe dirigirse al director de La Ctoceto/a- 
dustrial. 

Música. 

826. BiBLiOTiCÁ musical económica, dirigida por D. Nicolás Toledo, ca« 
(le de Yalverde^ aúm. 34, bajo de la izquierda, fin prensa la^egunda entre- 
ga del tomo sexto de la GuirtuMa MustcaL-^-Graiidesveñtaiai. Anticipando 
48 rs., yalor de los tomos 6.* y 7.*, se regala: En Madrid, un vale para re- 
tratarse en la acreditada Fotografía de Toledo Miranzo hermanos, y en pro- 
vincias, ^ rs. de música, á escoger entre más de 200 piezas, según el catá- 
logo que se remite gratis. Los dos tomos, que constarán de 12 entregas, coa- 
tendrán música escogida y moderna como toda la de esta publicación, por 
valor próximamente de i80 rs. de otras ediciones. 

827. ÁLBUM musical de 1867 (piano y canto). Su precio, 8 rs. vn. Se ex- 
pende en el almacén de ipúsíea de Salazar, calle de Esparteros, 3, y dirigién- 
dose á D. José López, músico mayor de Iberia, núm. 30, director de La Lira, 
Valencia. 

Obras m los siglos XYllI y XIX. 

(En la administración de este Boletik.) 

828. ANTIGÜEDAD marítima de la República de CarUgo. Con el pefifdo 
de su general Hannon, traducido del griego, é ilustrado por D. Pedro Bo- 
driguez Gampomanes, Abogado de los Consejos, Assesor General de los Cor- 
reos y Postas de España etc. Madrid, MÍDCC. LVI, imp. de A. Pérez de Soto. 
En 4.* pergamino, XXXlI-134 páginas y un mapa. 18 

820k ANO VIRCrlNlO, cuyos días son finezas de la gran Reina dd délo 
Maria SanClsima, Virgen Madre del Altísimo, sucedidas en aquellos dias en que 
se refleréo; añádese á éstas trescientos sesenta y seis ejemplos con otras 
tantas eidliortacianes, oraciones, ejercicios y elogios sacados de Sanios pa- 
dres para que quien^ se preciase de devoto de esta ámabilisima Señora no 
pase diá del año sin tributarla particular obsequio; y en esta última edi- 
ción se afiadé el martirologio y muchas vidas de santos, especialmente los 
que se han distinguido por su devoción á Haría Santísima. Su autor el doe* 
tor D. Esléban Dolz del Castelar, presbítero. Corregido y aumentado en esta 
última impresión según el expurgatorio^ del año de mil setecientos siete y 
Jos deorotos particulares áeH Santo Oficio. Madrid, 1851-1855, imp. de H. Re- 
nesés y Y. de Yenes. Cuatro tomos en 4/, pasta, IY«828 pajinas el 1.*; 
11-312 el a,-; 344 el 5.'; IY.564 el 4.* 80 

830. BECADA legal, en que contraidas á diez las Leyes de estos Rey- 
nos, se Tan poniendo por resumen, y baxo un contexto las de cada parte de 
la Década. Tomo primero. Que contiene una idea de la Legislación por mn 
serie combinada, mostrando las épocas de su formadon, su estabilidad desde 
los Gódosy y su uso exacto, con un plan de jurisprudencia, y con razón dé 
la Década, con las leyes I, n, Itl y lY de ella. Por el Licenciado D. Bamon 
Gortines y Andrade, graduado en Sagrada Teología por la Universidad de 
Seviila, Abogado de los del Colegio de la misma ciudad. Con las Ueendas 
neceáarias. Madrid, MDGQLXXXYl, imp. Real. Dos tomos en 4.*, pergamino, 
encuadernados en uno; YUI-I^-IU páginas el 1.*, ¥1-176 el S:* tt 

- 831. DISCURSO de D. Andrés Piquer, Médico de Cámara de 6. M., sobre 
á sistema del Mecanismo. Con Kcenda. Madrid, 4768, imp. 4é J. ünnri. 
teb 4.% pergamino, 96 iiágibas. I • 10 



sn. DISCDBSOS tl68óflco8 sobre el hombre^ de D. Juan Aafeit Fooner. 
Madrid, 1787, imi>. Real. En 8/ mayor, pergamlud, XVI-400 inginas. i6 

885. 'SL ARREPENTIMIENTO. Drana en cinco actos y en prosa, Ofigúnl 
de Bi Gabriel Feraandez. Aljneria, 1857, lap. de A. Cordero. En 4.%'4$ pá* 
finas. , i 4 

nepéfterío dnoiático j Pmíím llriMs.de D, Gabfiol FtmmAez. 

834. }BL MARIDO ES UN TIRANO! Costumbres del siglo IIX. Com^dl^ en 
tne aictos y en verso, orighud de D. Gabriel Fernandei^. Almería, 1856, im- 
prenta de A. Cordero. En 4¿*, 82 páginas. ,4 

Riíperl0río dnoiltieo j Poeiln Urípa» áp D. Gabriel Feniaadtz. 

835. EL R. P. M. Fr. Benrtqua Florez. Vindicado del Vindicador de la 
Cantabria, D. Hipólito de Ozacta y Gallaiztegui. Por el P. M. Fr. Manud 
Risco, del Orden de San Agnsiin. Madrid, 1779, imp.. de P. Marín, En;4.\ 
pergamino, i80 páginas. ^ lí 

836. EUMENTOS preliminares para poder formar un sistema de Gobierno 
de Hospicio general. Por D. Tomás Anzano, director que fué por S. M. del 
Real Hospicio de San Fernando, y actualmente Tesorero del Exército y Pla- 
zas de Oran. Madrid, MDGGLZXVIII, imp. de Martin. Con las licencias nece- 
sarias. En 4.% pergamino, lV-164-XLVin páginas. 18 

Las últimas XLVIII páginas corresponde! á notas. 

837. ENSAYO sobre la policía general de los granos, sobre sus predos^ y so- 
bre los efectos dé la agricultura. Obra anónima traducida del francés al caste- 
llano. Observaciones sobre ella, y análisis del comercio del trigo. Executado 
todo de orden del Supremo Consejo de Castilla por el comisario ordenador 
Don Tomás Anzano, Tesorero del Exército y Reyno de Aragón. Madrid, 1795. 
Imp. de Espinosa. En 4.*, pergamino Il-XXXVl-488 páginas. ... ti 

838. INSTITUCIONES del derecho civil de Castilla, por los doctores D. Igna- 
cio Jordán de Asso y del Rio, y D. Miguel de Manuel! y Rodríguez. Van añadi- 
das al fin de cada titulo las diferencias que de este derecho se observan 'en 
Aragón por disposición de sus fueros. Edición tercera, corregida notable- 
mente por los autores. Madrid, MDGCLXXX. Imp. Real. Con las licencias ne- 
cesarias. En 4.% pergamino, 438 páginas. 18 

839. JUICIO 6 dictamen sobre el proceso de la inoculación, presentado 
al Tribunal de los sabios para que la juzguen, por el doctor en mediclns^ Don 
Francisco Salva y Campillo, Socio de la Academia médico-práctica estableci- 
da en ¡Rarcelona. Formábale el licenciado D. Vicente Ferrer Gorriaz Béáu- 
mont y Móntesa, Presbítero, Ex-Profesor j^úbtico de Filosofía y Teología de 
las Universidades de Toledo, Alcalá y Valladolid; Historiador poi' el Rey de 
su Real Gabinete dé Historia Natural. Pamplona, MDCCLXJLXV. Imp. de Jdseph 
Longas. En 4.* pergamino, XVI*230 páginas, 10 

840. NOCIONES Militares, ó suplemento á los principios de fortificación, del 
Excmo. Sr. D. Pedro de Lucuze, escrito para la instrucción d^, los Caballeros 
Cadetes del Regimiento Dragones de Sagunto, por Don Joseph Ignacio dé 
March, Capitán del mismo Regimiento. Barcelona. Con las licencias necesarias. 
MDCCLXXXI. Imp.deB.Pla. Cn 4.% pergamino, XL-3iOpáginas, 8 láminas. 16 

841. PRINCIPIOS de fortificación, que contienen las definiciones délos 
términos principales de las obras de ¡üaza y de caqipaña,^ con una Idea de 
la conducta regularmente observada en di ataque y defensa délas fortalezas* 
Dispuestos para la instrucción de la juventud militar. Por D. Pedro de Lu- 
cnce. Mariscal de Campo de los Reales Ejércitos y Director de. la Real Aca- 
demia Militar de Mathemáticas, establecida en Barcelona.. Con las licencias 
necesarias. Barcelona, 1772. Imp. de T. Piferrer, impresor del Rey nuestro 
Señor. En 4.*, pasta, XXXlV-318 páginas y 9 láminas. IS 

842. PROYECTO económico, en que se proponen varias providencias, diri- 
gidas á promover los intereses de España, con los medios y fondos pecesartos 



|KM<sii^tfliflc»eion.' Sécrita en el aio de 176%. Por i). BernuKIo WM, 
fiel GoDM]d4e S. M. y ^u Ministro de la Aeal Jimia. lie Comelcio yH^MÉt: 
teva:j»6stiiiAi'4 Madrid, MDGCL&XiX..lBp;'de J. IbMrfi; impüesór «te Gfifian 
ddiS.-Mr Con lae licenciad nece^aviaé.Uli.tomo^iea^.Vipcrgtimiilo^ JBXYlil* 
ÜIOO páginas. . 18 

843. PROYECTO eeoBómfeo, en' qii& se proponen Tárú»; providencias 
QfH^dli^'á pi*oB)oi^ lob tnleireMs de Espala» oon los medios y fiondos ne- 
xsesaricrs para su piantiftéaclon.EBcríto oii él «ño de- i;763. Por D^ Bemarto 
^ard, del Consejo de S. M. y su Ministro de .la Real «Inita deComerdoy 

Joneda.^Obra postuma. Cnkrta impresión. Madrid; IfDGGLXXXTIl, fnvp^.deU 
iud^ de ba^ra, Hijos y Coíhpañía. Con privilegio. Eií 4.^ pasta,' ]CIXVni-530- 

ÍCXXXpágtna^. •■•■ '. ■ • ; *'*. ••■'■. . ■' ' • " * ' « 

' Ltis'ültiBfBS LXlX'págiBM Uefao por Ulnb: O^ra piá.-^Médwd» tétnéáiar ku mm* 
iiis de la gente pobre de España. 

, 844. Rfebfet ACIÓN política. Reflexiones sobi^e. el amigo de los hombres 
en si; tratado de población, considerado con respecto á nuestros intereses. 
Primera parte. Qbra postuma de ft. Nicolás de Arriquibar, natural y de! 
'comercio de ia villa de Rt!báo, é individoo con los títulos de Mérito y teñe- 
mérito de la Real Sociedad Bascon^ada. Presentada por su autor á la misma 
.^Qcledad en las juntas generales que celebró en la vilia'de Vergara por el 
juies (le NoYÍjembre de.l770.. Publicase de orden de este Real Cuerpo, prece- 
dida de un tratado de Aritiuética poliiica, traducida del inglés por sú|s quar- 
.tas conisipnés^ para uso de los alumnos. Con las licencias necesarias. Vi- 
taría, ^.179, imp. de y.' de Robles y Navarro, impresor de \^ misma Real So- 
«cíedad. Dos tomos en 4.^ pasta. 30 

"*845, ^^LEXIONES iipprciales sobre la humanidad de Iqs españoles en 
jas Indjü^s]»' contra los pre,tend¡do$ filósofos .y polUfcoá. Para úustrar las bis- 
ior¡í|5 pieíl. M. BaynaJl y Robertson, escrila$ en italiano por el abate Don 
4,ifa¿ííuix,y .^aducidas con algunas notas por &. Pedro Vardá ^ üHoa, del 
Co^ijtío .í|e;S» M., su sfBcrelario con exercicio de Decretos eii. la tercera Mesa 
de la^ecretaría de^sudo, y del Despacho Universal de Harina. Madrid. 
)k^CL;:^XXIU ^p* de J. Ib^rra, impresor de Cámara de S. M. Con privilegio. 
^:tomo en'í*, pergamino, 1.11-346 páginas. ^ 16 

. ,^46. REFLEXIONES ímparciales sobre la humanidad de los españoles en 
india^,.coatra Ips pretendidos filósofos y políticos para servir dé luz á lasHis^ 
tqrias delps^Sres. Raynal y ftobertson, de pon Juan deNüix y de Perpiñá. 
Añadidas "por ét mi^mo autor; y traducidas del idioma Italiano al español 
por sjB bermano' D. ^oséf de.Nuix y de Perpiñá. Bachiller en Leyes, doctor en 
Sflgrados Cánones, y Abogado de los Reales Consejos. Cervera, MDCCLXXXIIÍ, 
jmprenta.de l^t Pontificia y Real Universidad. Con privilegio. En 4,«, perga- 
inlnío,'XXII-532 páginas. . "'^ 20 

'\ 847. RESPUESTA del autor de la Historia crlTlc^ de 'España, el Abate 
t). Francisco ¿e Masdeu, á su erudito.Censói^elmuy Bév. P. Traggia, de las 
Escuelas pias. Madrid ;. MDCCXClll, Imp. de Sancha. En A.\ rústica, 06 pá- 
gipas. ' . 10 

848. ' tRÁTADOS de Math/ematicas, que para las escuelas establecidas ea 
!ós r^itaientos (Jeiñfattteria, )^or particular encargo dé su inspector general el 
Exínno.Sir. Conde de 0-Reilly/ Teniente General de Vos éxércitds de S. M. y 
Cotqéndá|ÍÍ¿r,de'6esayanen''ía O^den de Alcántara. Han! escrlib el Teniente 
Coronel ¿tacado D. Gei^ónymo de Cápmany , Sat;gé«to M^yor del: Hcjimien- 
to dé íafübron^, yí). Benito Rail$, Birector de.M^hematlcasde,la Real Aca- 
demia úé San íemando', individuo de las Reales 'Áp^demias ¿a la lengaa 

lládi 



l'i' t«t 



:iii4h'i '" 



' Mi 



r > jíVerá 7a<4)»'^. 6tHn*ii <to qué iiiddd l^j/ttililfa M^oMfí^^^^ 

^ODranwMeaié^, «i«m:iilei9l<idó ^fMit^ eoiítrtíik^fi(mrú' de taláM^ ¿Sté^ 

té tdtevto .'vanb ml't>rMediail6Dtd? G^sidenUidd Mi^óe^(^^n$11!fl^k^ftk tíñ^ 

cion del creyente, y comprendieBdo al poeta escéptico en el mistieisiM'éi 

$ás$0gfád^sAniós/^Tfqté (^&sfÁátem(is eoálMphír' a? ' 9ae6ré6tí^''eJi la 

cdMbriitfoii-del «auto sacrMéio de la Wsít^ltüi^tnf ¡t^ltmraf^^é rédlsÍ¿^éHi^^* 

larlia^tii dófideatcanxfa 1á lM#ikUé ófeÁsá <iué, m ^l^dttéas, ifttiér^'á'Vpffldéfi 

mv 6l'«rttieo aetltlmo. >A nb^tíir'hoéligado-pór istt lubáltfl^bte téúft^iidadiyó 

mMtane ^iuMeraatrevidO' á! hablartan claro ttlSr. mret^:' Y el (fékií(f^<§m^ 

eo to se «pmenta ya!'üoA deiíataipn»^^ {nt;-^^^t<> V«tf)^9tDM)(d^<6)rééf^6gtr6\-*^ 

ahioiqae de^aftá al Hilftiiio tfémpo i'ln Ew^a mléíra.'y ée^'iniítkyst^líki 

ánenizQdo^ éomrá'Uos sigílod, ouya éHtloak;aHfl\(fi 'déf'if»(fe£fé^^,Ulñáfttfa(f()f^tf# 

enmendar la plana 4 Iluetrés' y d«cff6Mi<^ éSori^^re9,•t Viií1^ú&b'A^^9#^V%ft^ 

Dada^ñléifoi (pte con el p^ofunáo Sohtegel, 4mii(m'en^e9lcllW^^é^e»'#éla 

íiotmIbeQcia del crltítto/dloiéMdn^'ct^e debe }i!zg^ ar^drCf^aUt^'K^Mi^^^^ 
eat<VUCO. * ' r; ' . • •• í: ¡; • ./: r. ?/i • b íií ; '-..:. jÍ I -n:'! ¿i*. a 

'^ i^erO'laS'toyesdeWSr. tltf^ra nd>«febéfi i^gii'^tiHnfdeí^é^ieliléM^^^iK^ 
flsiadop, -cfue^ calumnia al cMó1fo<y,'fiin jüa^ar'ae tnodó <a1^o ^ítr fí^9tít\ T 
oomd éL«iu)SQD razona y 'se' lanza á faátUséat & 4ti<§il)0r etí k^mt^ttl^ione^V 




«ii^»/o de UiMea qm rige t/íiwMría: la ebrk' en'teMH&á^t4^*é$^míim^ 
fó y^té» idéw/ dH mnot, dlí ^tf)" qntt&H'lnÁW^ñ ^oéaiJ^éí^'é^'Wtl^éliÁ^' 
ee el'^nflhenleí $ehlfege^•y fó que hé'tfftlkdo'«é'>hk'er ?b;¿-htiÉfeilííe c*m^on 
i»e la sana eritíea^^al re^lfóták< las fal^6< hipotéticas «^tiécla^i^MifM' de tdár 
I^Adreí» Oflflte y »Uti»e». No es, pü^s;- indigesta ^f rVdféuH'la cHtic^' q««^; ki 
MtudiarWCibdorDA^ en ensobras, ko'*»6\o enóneMri» af >eM)néfi«er díltdAco;imio^ 
fil máis grjrndrf, at 4«ás ^soMinié y^e! ?tité«i^<f' t>déficé d^éVCAlOfiélsiMid; «^ 
ése eleúiénto «tmás eíencfel'de la natí^nalMaíd es^Jílftíohl. « • •' í' '-i'»*^ '^ 
• Y «i hallaba el Sr . Iltrefatlíin ▼uígar, de'p«*<> ol*í«oíyíc(moefd5ifeP|«léib 
de calldltt^ennnetadoar listar dé' Gálde^on; /p4r^qne^tla'ide^»'feti«l']p^€a?; 
y si düdaáe late del poeta, ¿c6n)o^B({tiél i^ick^ ipir6fia<l¿^ ho lÍa"Arséf "^ftfáf 
él sumamente ']Na^>»ds9, cuando tiene á eísclorécef '^tf i^locirilc^'y S^dim^r 
tddas'sás ínfcmdaSaB-dttdé^? . ^ "^ ' " - . • . : r. . . .*"^!' ^ •: 'i 

Pero como el Sr. Utrera es su propio espíritu de contradicción', dl'|^o(fláí> 
lüÉt'^tHunfo'dela Kirlti^a i<evéfluck)n^a^ ($rta «loh etftusiasboieM^^IO^ini- 
cladores, con ef grámátrcbiQálfófdo, 'áf'tlsU^, cÍ!¿yas'ó^fotíé8>l44aÁ«todeK^ 
les de critico rechazó en uno de sus articules sobre Los MiM^Uíi, ^Q|ue 
casi se redujo ¿ renovar los égtiasTey[€AM[,pmí(i ¥acionales, de los bandos 
clásico y romántico, que hoy a5é|;«RaiyavitKijo!4a (iblAra, no turbarán más 
la paz del campo literario. ,'•::: - . • .í • '?'* 'J 

Lástima es que el Sr. Utramü» Sm:íai4ionado¿. -los iconjt/nfo^ artn^ico^ 
haya nacido con un genio tal de disotoetpav ipi6 oía^ara redactar un solo 




»rre 

''etipbñérmo'áiik Meas fllo6(5ficá§^én'aqiieltós'lir^Oá pÉlfVáféfs tóü'Wficfíéiá^dtf 

ítSláká^;'ptfoiM Rénéir de'énidtéióDrqoe ^'élkií^iéfii« m^mmoAOfi^ 



mil nombres de cosas dtstinUs, asi profanas como sagradas, qne para nada 
l^cian al caso y que me recuerdan aquellos versos de la leeeUm poética de 

Moratin: 

Heráldica» Masen, cosmogonía. 
Sacra, profana, universal historia etc. 

Dejo, pues, i un lado las temerarias, aunque oscuras investigaciones del 
fil^ofo, pues las polémicas de cierta dase no dejan de asustarme, y tampoco 
mi fe eatólica, Sr. Director, permite 4 mi limitado pensamiento elevarse á 
e&9A regiones, donde alumbra un sol para el que todaa las alas son alas de 
Icaro. 

Concretándome á la cuestión y con los términos más claros, para qne lo 
entienda mi contrincante, diré á V. que donde me gusta sobremanera aplicar 
los por él citados buenos principios de Fray luis de Granada» ts en la m* 
tica. Ni soy clásico ni romántico. Acepto todas. las literaturas, siempre que* 
sean bellas^ y por lo tanto sanas. Quiero que el critico sea verdadero /Uó* 
sofo» y qne como tai estudie y analice las obras del arte: no le quiero for^ 
maK Como los clasicistas; pero tampoco /on^iú^i^o, como el Sr. Utrera. Exa- 
mine, profundice, desentrañe en buen hora el coraeon dd artista; pero no 
le €»/unMile, ati;ibuyéndole lo que no tuvo ni pudo tener. 

Mucho celebraré, Sr. Director, que el^Sr. de Utrera haya desistido de 
escribir su articulo de pruebas, siquiera porque no nos regale interpretado* 
nes parecidas á la de las sublimes décimas que yo cité en mi carta al señor 
Hartz^nbuscb^ Dice el osado critico que allí no hay pensami^tos elevados 
ni dignos del asunto que se trata, y al fijarse en aquel del tino por ciento y 
del cionto por uno, pretende aparecer chistoso hablando dei garito, del en- 
tres y de la sota en puerta, y io que logra sólo es aparecer de una manera 
clara irreverente hacia la divina parábola del Redentor, á que Calderón alu- 
de ea, sus místico» versos. ¿Qué ha de haber sagrado para el Sr. Utrera, si asi 
profana el Kvangeliio con sus falsos comentarios? Si de ese modo trata las 
obras divipas, ¿cómo hemos de esperar que trate las obras de los honderos? 

Pero siguen las interpretadones torcidas, y tropezando el Sr. Utrera con 
el pensamiento de Calderón de que on la vida no hay más que adquirir qws 
la mimrts, dice que os una exageración dañosa, y enumera lo que hay en el 
camino de la vida, como el amor de Utos, la consagración del hombre á su 
familia, á su patria* á la humanidad etc. Decididamente el Sr. Utrera, no sólo 
se contradice con sus ideas, sino lo que es peor, con su conducta. ¿Por qué« 
si tiene de la critica concepto tan elevado, no la rinde culto más sincero» 
practicando sus propias teprias? *No se pretende saber lo que está en to m- 
jMr/Ície,-Hiecia el Sr. Utrera,— to que anhelamos conocer es to verdadera^ 
menU ^^endaL* Y citando al eminentisimo Fray Luis de León; «Siempre fué 
flaca defensa asirse á la letra, cuando la razón evidente .deaeulMre el verda* 
dero sentido.» 

No,itmnque el critipo el pensamiento del poeta. Analiode completaoMite, 
y asi podrá también ser completo, exacto y profundo su juicio. 

Dice Calderón: 

Y pues no hay más que adquirir 
En la vida, que el morir. 
La tuya rige de modo. 
Pues está en tu mano todo. 
Que mueras pora tfMr. 

r 

¿Puede estar más claro el verdadero sentido de esos versos? Puesto que 
la vida de este mundo, con todos sus bienes y goces, es temporal; puesto 
que limn^t^ es inevitable, rige, arregla bien. tu vida; es decir, ama á ^' 



miH^A* coMágrtte ti bien d« tu Dimtlia» 4« ta pátiit, delá knnaBMail; fré^ 
ewi ser perfecto* pan qtfe «1 morir aquf , vivas allá otemamente, lofres ei 
premio de la gloria que Dios tiene reservada a los Jastos. De modo que Cal- 
derón habla al hombre de la adqvlsidon precisa de la mutrte^ para <pie 
piense y espere, y trabaje por adquirir la ementa eidln^ qne se logra con aquel 
aoMr santo y aquellas puras consagraciones. 

Diré k V., Sr. Director, para concluir, que siento de verás que la obs* 
^tlnáelon de mi contriBcante me haya eíbligado á tratarle con esa dureza, que 
seguramente es hija de la inflexibllidad de la lógica con que tengo que com- 
batirle, pues, como V. ve, cada párrafo de sus articules pone i mi disposición 
nuevas y poderosísimas armas. 

De parte de quién est&n la verdad y la justicia, juzgarlo pueden la com- 
petente Redacción y los Ilustrados lectores de la Revista Sivillaka, cuyas 
«olumnas se ha dignado V. ofrecerme, sin duda para abusar yo de tan ga- 
lante ofrecimiento» que quisiera llegar i merecer de alguna manera. 

Llanes, Colorió i.* de Agosto de I863.=Ed0aabo Bustiixo. 

Curiosidades. 

'. • ' ■ ' , 

Antiguamente, en la apología de la literatura* se hubiera hablado de ta 
gloria; en el dia. que todo lo calculamos, no entra ya la gloria en el inven- 
tario de los méritos de la literatura; no bay cifra, excepto el cero, que pue- 
da representarla. Sólo se trata ahora del dinero: la literatura, dicen, hace ri- 
cos á los que se ocupan en ella; y no hay administración, ni aun la de la 
Hacienda, que emplee tangos jóvenes: unos hacen novelas, otros periódicos, 
otros proyectos: algunos hacen las tres cosas: acumulan, y nadie puede que- 
jarse: DO hay literato mediano que no gane un año con otro de 3 a 4.0Ó0 
francos. Añádase que esta actividad literaria es provechosa á los libreros, a 
los impresores, á los fabricantes dé pdpel; la literatura fabrica mucho. ¿Qué 
importa que algunos se sonrían diciendo que fabricamos mucho , pero que np 
fabricamos bien? La misma critica pertenece A la literatura, y entra en ef (Cír- 
culo de la fabricación literaria. La literatura es, por consiguiente, una profe- 
sión útil á los suyos y útil al Estado, porque ocupa á muchos jóvenes que sin 
esta ocupación vivirían en la ociosidad. Asi me hablaba mi amigo, y aún mejor, 
en favor de la literatura desde la portezuela de su elegante carretela; y sus ca- 
ballos, gallardeando y sacudiendo sus cabezas crinadas con alegría, parecían 
aplaudir las palabras de su dueño. '' 

El filósofo Favorino decia que nada tenia que replicar al Emperador Tes- 
pasiano, bajo cuyas órdenes militaban diez legiones. ¿Qué podia yo respon- 
der á mi amigo que peroraba en coche? Pruebas y testigos tenia él á la vista, J 
mis testigos y mis pruebas, es decir, todos los arruiífados, todos los desconten'* 
tos, todos los desgraciados que ha hecho la profesión literaria, son todos gente 
que anda á pié, y que no podra llegar á tiempo para apoyar mis argumentos 
contra mi adversárío, que echó á correr a todo el galope de sus caballos. 

Y sin embargo, no me convencieron estas brillantes palabras, :y slempr<| 
que un joven viene á confiarme que quiere ser literato, procuro quitárselo dé 
la cabeza, presentándole sus numerosos inconvenientes; diciéndole que en nin- 
guna parte hay tanta distancia como en la literatura, entre la primera y la 
segunda fila. Algunos, aunque pocos, ganan nombre y riquezas; los más vi- 
ven pobres é Ignorados, inseguros, sin esperanzas, entregados á merced délos 
libreros, que pagan. lo que quieren, y hacen sufrir tales humillaciones... ¿Y 
quién puede criticar esta conducta? La literatura, en cuanto á mercancia«no 
tiene más valor que el que la da el público. Esto es muy natural. Sí las. mu^ 
Jeres conservasen siempre su hermosura» y los hombres de talento si bnagl» 
nación de veinticinco años, no habría cosa mejor que ser ta^je» Ikmita jr 



»**ys 



&e.^,d^$IQpra^^,^a9da.pág^;46;«I\,eltU';€po'á. Q(ro.:dei)d: ri^mid Uimismlu 
.dej.Í)rilk),'^ Iflí q5cjijpW¿i|;. dQv(a.)(am» ■5Í^|»:d#^frwi«< ílff^íi SfrJ, pantabva eiRM^* 
insoportable, que aja el alma y la loo^suine co9)iant4.fa¿^^comÍ9bMs^ 
.?kiai3^.j^íÍ^Mref!ta.€pHiir^^njuY!enUy r^wí^jíaii V.Y^.wr^í^ ;. / t vii;: 

.^qu^.^^sU ui)^c^||^i^hf>;dM i|il¿U<^o» u¡itaa:feiU iOBpÁr»<^ii9«:aAliedileii^ 
{WÍ^W^'W^:*^W¡f á^ \?^\i^mWiA^MfmAi ri?^ #|na4a,.brmA»t^,.y fiofl 
caer al'dia siguiente, por otro capricho, en la>p^.;iV£tfund4t)ittiiúllacáoa«.e> 
4$l ^W^ !^í^ ^#^£^"> ^^i*^ ^<)^ ;iadiví{!ups,/Coip<^ para:la .sacieidA^» sólo son 
Ji)üeí\a's J^ pjfpJf§$iojfe?,e¿tabi-^& j; rdegutsypfls^..lw que;Bo e^tím expuestas^ ^raft- 
des rylfis^tíi^^si. qu^na;COipporMai.las aveAituraa, >^ que sig^Uin» |)9r djftdrl^ 
asi, al h¿jubr^, ¿^3. profesiones qujB.ne tieneft ni orden pi íugí»r .S(Hi4o y. se- 
guro, en que e) ^óiii[b¡r6.A^ ^.iempro cpcpy(^to^.¿ veiise sib^a^onad.e deiM dia 
á otro, son profesiones funestas á la moralidad de la naturaleza humana que, 
salvo las excepciones, teme los contrastes y.las mudanzas inopinadas de tem- 
peratura, asi en el orden moral* como cii el' orden ñsico, --(Diario de los De- 
tñaÜ8C^4kú;:€iúr,^9üe'Diciémt9Ídéi9U.) '' -- 

-.;,'■ u- ,•,■:: i'í i;l-, •■?/'. ' ^.r» •♦rrr-r rr-:- « •. ' . i. v'i. '. . ' *'<•.*• 

-i'i .' /■'. ../.'■..'.í ,-,.•, í. 'i-'. -i ' - '."i .• ' .. i.l ■ 

;: M<> I / : «SBBREiBLTBAYRO D8 0. RAcMON DB'I/AidRtlt (4). 

' iié.Ios bienes mayores que trae á Ist república de las letras la feliz apari- 
iCion dé «IX g^aio privílégiajlo , quizá es el más precioso el de conlener á 1^ 
ínediaQía en los llimltes quQ debe respetar, y conseguir de la inorancia que 
escuche y catlp; Nace )Lope, nace Calderón, dirigen sus atrevidos pasos al al- 
to asiento de la inmQrlalídad'SU; siglo Íqs ve Qolqcados en la difícil cumbre, 
tocando .c.on' la frente losxjiclos; y al contemplar el brillo que los circunda, 
desmayajélifigenióre&t^ríl, conoce su nulidad, roDape la pluma, y renuncia á 
uña.,(^nU)etencLa descabellada; de modo, que aquellos insignes yaroaes que 
^j[e,jt^Me ,en tarde asoman énja escenaidel mando Uterario, 6 l)ien cai^pe¡an 
;¿in\nyae^/ ó i(](5..lfeí]en dignos.. ...,.' • ■ • , 
.: , jpor 'el cjpntrariq, np hay quiep no se. arroje intrépido á escalar el Parna- 
so' cúanno ve vacíos los primeros puestos cq él, ó desperecida,mente ocupa- 
dor ]p.9f 63pr$}^4p |^rineipi,o$.^el siglo XVIIl basta mucho tiempo después de 
haber 9orj:iao su pri,mér!i^mitaí) j ^e:|ía]^l6 en nuestra España: la musa cómica 
con, tan fértil cosecha de autores chanflones.. Cuando ILope, Tcllez, Al^rcori 
j.lítorélaee r'epar,¿ian'"e>í separíp.de )a escena española, iio se liubiéron ¡s^tret 
yijjo.'á'ipvaílícja íojs' ftazoS:y Ñifos^, lo;5 Balladare? y Cornelias; pero muertos 
CáiíJ^roÁ X Soí(v eminente hul^p en cuya presencia hubieran 

debido eftmujieper de ,0nvldU todbsjos que pl^^roü de sandeces los, corrales 
^.e'J^ Qr,í>¿y dej Pníncípe. dc6¡deí). Topi᧠Gcuis^asta D. Gaspar de Zavala^ Ca- 
ñizares y *^ámoriíu,qi|e, entre miiclias- composiciones. dramjátieás,, e^cribierpí^ 
muy pocá^ jlc mé^'ito,,. jio eran talentos' de tan §pp¿rior gerarquia qi^e bicie- 
¿eri.' perder; á siiscoñtem paráleos la,esp^r^hza de hombrearse, con. ellos, 
íhucho, rajas cua^ndo, .al influjo .'de l;i crítica irahcesa, empezaba ^ cundir \i 
6];)inión de q|ie tóflb'ni^esiro teatro. antiguo no valia; nai[Ía«.^nois.,esc]ribieQd9 

" (4) ' fil'''aTÍlor' lo «cffbYo itiá's dim^Hoto pata;je| 'cef jitaen qfet ^eíi?t)r6' el 'Úfcco ¿n'íV d^ 
BtMl-d^dé c^te afi<K no le Ie;d porqóé cbnóció qab uts podia modas fféMisgostiir nti escHttj 
<%{dr(¿«-dé^ii^ ¿A'faaft!erb]dol(«4Hlsn»éé''<véMo!»dé loÉ^^ f M«< 



hkéb;éUú¿'á^íÍ^2mÁ'ú(m te»«khe»1n(^Ucái'lMKiM|bre8idfána»*él sM» 
fV09 ▼«cíios/ tíóMJrfb^ft'íPtglttAteMtll á;íeoinpletar )a hiliiaaMiteitfa tfpaiiKU 
y á:d«8aoi<6dltar, «Blel ^Mena iiiltigtDc^rétMho^eljcfueq^poiiiaAripafftfiaMi 

• Bn f eiiodoi tan* MmM ^KaeM» l^ma >es{mlííplMl :aitni)(Mí2*rga ^rtfiía 
ratin, seis años antes que D. Ignacio Lazan publicara su Poética)^)], nnsió 
€11 ffadi^B. 'Rain«li 'P)MÍn€t9(^ dé rKiCtttLCanoly Ols>édiMa,<:(»«ÉLft'd]tiiliáti- 
f!o, 4ettpiiós el'iiids ^feíñíiido Centre noáotiw^ y 'ttoa. de los-^máanáiátKDgtiidoaf 
(kmaérvadie los iñuibp de nás da iresolém&fl obras sayas, íBiitre;.idsj.fc«aU9 
hay ensayos en todos los género de laipQ«Bla esoésicaiilngpdiaBny.dMmtti 
comedias y ópems, feamielaeysaiftete». Biík)e úttíiiiS'Soiirtos más, y.lD&.kiab 
eodiponren el verdadero teatro de D.'K&idoiüde la Ome;- tanlD pan|M[|iM ginn 
paite'de lefr etros-e^tos MWlmltaeloifee del ffaMés^idal italiano ;y)iáob<tli¡i 
alenfan* eoito {Uirtiue ora imitase Onoei^ oea'invetttaral,'íius fáJnliui.idttnviyM 
extensión no «en las que le haa dadora Éénliradia'deiqDe'gQBáí tt^reAó 4^ixii| 
de Caflisares la facilidad de dialogar coi» gracia y Tlttza; jieaac^éUúo^um 
mttcbé en mallelay éñpa ^^ttir lá «feeiaeionify e^ctoiio':eKageffad«^yitíb|llaBtd 
que desiddea las meJoreB- paginas del últidio taotteiiedtínidei.niiieskaftínlSgna 
comedía/ Alñtídonó' la' T^rsideaeien^ artlflcM)8aíiqob.iiBtii<fOjdtti<Dsoi.bii9la'0ii 
tiempo* y adopto -en tadbd soa prnlndeiDseé «I ftoil y Jé&ible iroinaÉoeíOiie 
fríairte jr MoMtín^^utoieroiii 'baeei^ eicUl6ito:<doaa(baandiai}ea meneo poro te 
dlcdoivide Grttt/ iraiqde^gaMraliitala '4a8teilaoav'se»4Bedéiha#tt'iniíeii^ii^ 
corrección, urbanidad y elegancia A'iaidé tisud domescrilonpi *.'.:> ' tL 
' En punto á fncerremiaften; detefl» m&s^nétesaruí al pdeta/ aai,fué€i«ztUm- 
pooo muy fáfdreeide,' bien que tv^ la asdcieiite'paraíaii'gJerigC'diastió oual 
ningiiaó en «I des<Éip«fiO'di»ieaeenaa raetCas, ünnioa aiaertd áillgáiiaf ülnm 
plan qoe eMablecieseentre-ellas dependencia mdtua, qué^afr bioisaetdaBnarh 
rir á un Un; tíeirTir k un Interés, y llevar adelant» un acetad dereguiftrefil 
dlaaenslebel^. üdti e^ia» coiilldades fa?orablea t adveréarlaáv apanéocíiolfiiié 
qae el Anioo'géneno «n que podía sobresalir d«.>Rámoa<'da'la>C#uitf'eradb 
aquella ee^ecie de poema que etf teiii(lidnco< fl|ia«losid^F¿prebeútacl»s frestft 
hq festivo desahogóla los eiq^ectadopes/^cttsftt atención 8Q|eió «m dramaiisnaq 
tn> ó cinco Teces más láfrgd.- Esta. rañni nos. barái dejh» éa el ql^ldaeniqtMií 
yaéen todas las pieías dramírtleasque lesofüttó B: üaMóá Jé la-^Cnizfíeiilímáí» 
de un acto, párteítto las- coalesiil 'Éé Im^rMÉlevonr al*las b^ iicistb paprde 
«mar la generación presentet hablartav» sélo^dei les saénutts qiie^bilnuw 
pedido tener á la mano, y cnyasi' ediciones ▼aTiíha(défidese'pD&srlniii9¿.fj^ 
día en diU. Horado qeisó que para iq»e''Qfna.iilbqladi(aiB*tii»iBdir^dei^ 
el públfiío^deseata' verla repetidae veces; no hikbiese4eoohtar!ni4s\df:)ckÉGdi 
actos ni diénós: la fama de D. RamoD<de hi^fua bttbieracgiiaH|addi.)mBeboiBb 
nuestreí (¡ttisano se bablera desentendido de>la ^egle dadaí pot eL|^en!|paltta/ 

Al abrfrel ^teatro de D. Ramón de la Cru£,> Impreso eff'iMadtkl'^en «dim^ 
tbmek'pBblidados^desdé el añb 1786 hasta el ]de.l(791, la prhmrra deflexÉ^quei 
ocorre es que ]>ropopéionadamente 'nos quadiiii''peqüi8lmast ebria de mbáiU* 
tor que e^ei*fbió tfantas. Descontando los duanms! mayerti^f incbMosenUa.'Gi-¡> 
tada col^eeidtti y de losmeneres los que no son: originales^' petto>pito:d4> 
treinta éion 46s salnéles^ue di6 ala prensa -un^ hombre <qáe los^fodato^ál 
cientos. Dfée^éltti^lio -en el prólogo dé BUieairesque' sb fíroyoniaiénsldih 
de élUéeqtie»lRI1Má^.)Bido acaso más aplaudidos en la eesenairsliléohlid^povk) 
que conoció que estaban mal escritos, la resolución fué disculpable; pero mal 
escritos y. todo hubieran agradado jqás que El div orcio feliz. La espig adera . 



StfUáá» túimpo, BtB9ttmiJ§t0 j otras rcomedlts <|pw imprimU i»%n q«e dt 
nadie foesea leidas. Los atiiietes, pues, de la coleeciOB,. tateos de que Ira* 
taremM, se di?idtti ék dos elases: us: que eomfNTOiide a^iellos ea que ea* 
tran persqnas de mediana eoDdkion, y otra ea que tgura con espeeiaUdad 
la del Ínfimo Talgo: en ambas clases conviene observar qné fin se propuso el 
aator, qaé medios empleó para «Ottsefttiris, y si andnütot acertado ó no en el 
desempefio. ' - 

Publicada la poética de Lusai» genemlizada la lectura de los dramáticos 
j críticos franceses, era ya oblifacion del poeta dramático espafiol;que apre- 
ciase la importancia de su ministerio, upirar á más que á entretener gusto* 
sámente, mira que fué casi la Aniea de nuestros cómicos antiguos. D. Ramea 
de la Cruz, arrogándose el cargo de censor .público antes que Iriarte y Mo* 
ratin empenran su carrera, intentó la reforma moral de su dpoca* escarne- 
ciendo los vicios en el género dramático más bumilde, en el desestimado saí- 
nete, amplificación del entremés, muy necio entonces, muy chabacano y 
grosero. Fué siugularisimo el espectáculo que por muchos afios ofrecieron los 
teatros de España: en ellos se representalnn de continuo comedíao nuevas 
ó antiguas sin asomo de objeto filosófico, y la filosofía ó la sátira psor lo mé- 
nos brillaba en aquellos poemas de entreacto, que hubieran cumplido jcou ba* 
cer rehr de cualquier modo que fuese: el sáinete usurpaba entéAces las fuá- 
clones de la comedia, y la éomedia solía carecer del grao^o del saínete. No 
se orea que atribuimos á D. Ramón de la Gmz intenciona ^e no tuvo: él 
propio, revelaba al frente.de:sus obrtUas el fin moral de cada unst eapresán- 
dolo en versos por lo c<»inn harto iafeMoes. 

< Blmédlo qae empleó nuestro filósofo saiaetista para, corregir las costum- 
bres fué el copiar al vivo las que eran dignas de censara. Nada disimula, á 
nadie perdona: la intemperancia vendida por devoción, la etiqueta imperti- 
aeate, la manía de:denigrar al prójimo sin mirarse á sí, el chisiae, ék orgn* 
Ho'dé quien liega á ser algo y no foé nada» las amistades equívocas, la co- 
dicia de las madres, la vanidad de las mujeres, la benignidad de los mari- 
dos, todo lo descubre, lo aoasa y lo ridiculiza. Sus lecdk>nes iban siempre 
encaminadas á la clase media, porque de ella arriba hay entre los vicios 
pundonor y vergüenza, por lo cual á veces la humilló delante de la clase 
inferior: respecto á esta última, «asi siempre se limitó á retratarla , renun- 
ciando á instruirla, bien persuadido de que eran inútiles sus sermones. Bn 
efecto^ de un pisaverde vanoglorioso, de ana niña aficionada á galanteos, de 
una mística murmuradora cabe esperar arrepentimiento y enmienda; pera 
¿qué puede esperar quien prodigue amabilidad y cortesía á las verduleras, 
bonnúdeis y delicadeza á los presidiarios? Es opinión de algunos que D. Ramón 
de la Cruz profesaba particular inclinación á los m^ijos y majas, y que por 
esto los solía pintar más constantes en sus amores que la gente de casaca, 
valieiltes eliOs y garbosos,, decidoras ellas y discretas: pudo creer nuestro 
compatriota que la rudeza de costumbres del pueblo bajo de Madrid (que 
como entonces era menos pobre que después lo ha sido, estaba también me- 
nos degtadado) valia más quizá que la escasa, prematura y violenta civili- 
dad de una clase devorada por el afán de lucir que á hombres y mujeres coa- 
dacia á excesos vergonzosos; i>ero pudo ser también que no pencara Grúa más 
que en'pittiar lo que veía, y que indeliberadamente conservase en las tablas á 
los mabolos mezclados con otras personas la superioridad efectiva que tieae 
el hombre armado de navajai sobre el indefenso, la bellaquería y la insoUa- 
cla sobre el pundonor. (S^ coníinuará.) 

• "■ ■■———— • ■■ " . 



IUDaiD.--Oflcioa típofráfiet dil Hospicio. -iSSe. 



MUM. ». 15 DI NofOiQNU M 4886. AffO VQ. 

^ ' . • ' ■ 



BOLfiÜN BIBLIOKBAFIGO ISPANOL 

PEBIODIGO DS LA LIBRIRIA. IMPRENTA, GRABADO, UTOGRAFIA. 

• ■ , ,1 

BRCUADERKACIOÑ, FABRICAS Y ALM/lCENBS DE PAPEL Y MÚSICA. 

UDICTOR, BOM liRUEL miiHDIZ HIDllCO.— IDITOR, DOR iRTORO PIlRi. 

Todas las comnnicacioties se dirigirán á nómbrele D. HAI<U£Ii FERNAIÜD^ 
HIDALGO, Corredera baja de San Pablo, oúm. 67, tercero izquierda» • ' 
en donde están la redacción, administración y venta de los tomos publicados. 
Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo interior. 



Se poblica el i.'' j 15 de «ada mee.— Se euseríbe en todas laa ilbrerite del reSao. 
Pmcio: 40.19. al a^Q 9^ Maáffd.-M en las proriMAu.— 50 6 60 en el tíUnu^irú y 
ÜUromarf segnn qi^e hafs ^ ao coaveiúQ poslal.-^Se adniten avisM y eomaiiMades para' 
el BoLiTiN DE AKORcios k precios ecoBdmicos y eonTencionKles. 

Los $iaa. Moya t Puau SB.ncAt&ur w certraioi y tniTii A nomiciAs Toeis las 

OÜAB AHONCIi^AS, $a lU. BOUTW T COALBSOOnOU OTBAS «01 flS MSBBH, COH KL AtVIllTO D^ 

m 20 Foa 100 roa razón ds los gastos di rsAKOiio. 

■ ■ I III . y < I I I ■■ ■■ I ^ 11 Pi.i I ■■ I ■ c 4 |l I I II I » 1 } I I i I I I ■■ . . ■ II I I i H I 

. ■ . . «1. 

PUBLICACIONES NUEVAS. , - 

849. AiiFONSO (Recuerdos de Galicia). Novela de costumbres, por D. Fer* ' 
nando Fulgosio. Premiada con mencíoa honorífica por la Real Academia es^ 
pañola. .Madrid, 1866, imp. de Rivadeneyra; Leocadio López, editor; Ub. de 
Moya y Plaza. Un tomo en 8."*, YIII-40^ páginas. iV 

850. Alhahaqu£ de El \iol<m para 1867. Madrid. 1886^ imf^. de El Indka- 
dor de los Caminos de hierro, á cargo de A. 'González. En 4.% 32 páginas. ^ 

851. CuBiEATOs á cuatro reales, zarzuda en nnacto, arrreglada á la esce- 
na española por D. Manuel Ossorio y Bernard, música del Maestro D. José 
InciSDga. Estrenada con aplauso en el teatro de Variedades la noche del ti 
de Octubre de 1866. 1(adqd, 1866, imp. de J. Rodríguez, libs.de Cuesta, y Mo- 
ya y Plaza. En 8.*" mayor, 52 páginas. '4^ 

, El teatro. , . < ' 

Repertorio de los Bufos madrileños. 

852. El Conjuro, entremés de D. Pedro Calderón de la Rarpa, mano- * 
seado por A, L. de A. y puesto en música por E. A. Madrid, 1866, imp. de 
/. Rodríguez; lib. de Moya y Plaza. En 8/ mayor, .SO página». . 8 

El teairo, : , .J ^ ■ ' 

Repertorio 8e los Rufos madrileños. • > . . ^ ' ^ , 

853. El Padrk de la criatura, comedia en un acto y en verso»' original 
de D. Juan Catalina. Representada por primera vez con gran aplauso en el 
teatro de la Zarzuela el dfa 8 de Noviembre de 1866. Madrid, 1866, imp. de 
J. Kodriguez, ISbs. de Cuesta y Moya y Plaza. En 8.* mayor, 40 páginas. 4 

El teatro. 

854. MATSaios de la calle de Toledo, drama en cinco actos, en prosa, . 
original de D. Ricardo Morales de Castro. Representado por primera vez con 
eittraordinario éxito en el teatro dé Novedades el dia27 de Octubre de 1866. 
Madrid, 1666, imp. de i. Rodríguez; íib. de Moy^a y Plaza. En 8.*'mayor, 88 
páginas. 8 

El teatro. 

855. i Por una bota! Humorada cómica en un acto y en verso, oríginal de 
D. Eduardo Zamora y Caballero. Representada por prímera Vez en Madrid 
en el teatro del Príncipe en el. mes de Octubre de 1866. Madrid 4 1866^* 



imprenta úe 1. Rodríguez; Itbs. de Cuesta fMoyí y Ptaza, ^ páginas. I 

SI Masco, AdmíDi^racíoo déobraá dramitícas y lincas. . ' 

S56. Sueños y realidades. JÍ^rama histórico en tres actos y en yerso, ori- 
ginal ^eD. Antonio Hurtado. Representado con extraordinaiio éxito en el 
teatro de la Zarzuela en la noche del Í6 de Octubre del presente año. Ha- 
' dríd, 1866, imp. de J. Rodríguez; libs. de Cuesta y Moya y Plaza, 88 pá- 
ginas. 8 

El Moteo. 

857. Vencer por mae y por tierra. Comedia en tres actos, original y en 
Terso; su autor D. Antonio Mendoza. Madrid, IBi66, imp.. de J. Rodríguez; li- 
brerías de Cuesta, y Hoya y Plaza, 78 páginas. 8 

: El Museo. 

858. La moda elegante ilustrada, periódico de las familias. A&o 2.*" de 
su pubAicacioiL Prímera suscrítora S. M. la Reina (Q. D. G.). Este és un »e- 
manario tan conveniente en toda* casa, cnanto que con ét se obtiene, no sólo 
lectura agradable, sino cuantos modelos salen en París y Lóndi^ para ves- 
tidos de señoras, de señoritas y de niños. • • 

•Publica además cada año «nás. de^.OOO dibujo» de tapicería, crocliet etc., 
X otros 'OLUchos paraentretenimienCoMtel bello sexo y utilidad dela^ modistas 
y personas prímorosas . . ' 

859. Revista Uispano-americana, política, económica, científica « titera- 
ría y artística.-— Año m.— Afortuna.daiQente esUi Revista es ya harto conocida 
del públicA la importancia de los trabajos insertos en nuestras colupina^ ^u- 
ficieiitettifote ia han: pregonado los periódicos de España y América: i^né 
clase de escritores nos favorecen positivamente con 'su colaboración^ es 
bien saUda; y no tañemos aquí nada que decir de las continuas mejoras in- 
troducidas en la Revista cuya publicación hemos siempre tomado como mero 
empeño de ^ropagajl^,' aceptando los sacrifloios cuantiosos, y nb recom- 
pensados más' qué cóú el aprecio público, qoe< eltd t)os tía impuesto y nos im- 
pone.— {¡n fin, para desirío todo, dejamos que en lugar nuestro hablen los 
demás periódicos y loseoatro tomos que forman la colección de nuestra Re- 

' .La Revista se publica dos veces al mes, en cuadernos ^áe 40 página^, en 
folio, á dos columnas cada uno; y en ellos se iregistran especial y detenida- 
mente cuantos sucesos de positiva importancia tienen lugar ó preocupan al 
mundo civilizado.— Crónica^ interior y exterior, revistas científicas, arücu- 
los'dé alta política, estudios sob^e fllosoña, historia, derecho, administra- 
ción, drto militar, industria y economía social, trabajos de estética y critica 
artística y literaria, biograliás, semblanzas, artículos amenos, cuentos, vi^es, 
novelas etc., etc.; hé aquí lo que abarca el, cuadro de la publicación. . 

A más, la Revista ubre hoy una sección, por via de ensayo, en que se in- 
sfftaráti fif^groéntos de obras notables de los más aíamad/9s escritores con- 
temj[)orá))ébs¿ pttr ejemplo: de Oalhman, Luis Hausser, Gerviaus^ MommíQSD, 
Alexanders, íorge Bush, Emerson, Colleta, Ferrari, Conti, Garlyle, Tl^Backe- 
ray. Mili, Quiiiet, Taine, Litré, Herculano, Méndez Leal, Rodríguei Sampa- 
yo etc., etc.. precedidos de algujsas noticias, que á vece^ tendrán el carác- 
ter y extensión de verdaderos estudios sobre los autores respectitoi^* ei 
color y téúdencia general de la ;obr4 á que pertenecen Jas páginas atMaca* 
das, y cuanto conduzca á un lUiedjiiano co9oclmieQí^ de |a vida Mtararia del 
mundo moderno. 

Obras de los siglos XVlll y XIX. 

, (£b la Admmislrt€fon.'<&e tsííis Wavátih) 

¡m. ADVERTENCIAS á la historia del P. Juan dé Mariana, su autor don 
G;U9W (ba&ezideSegovili Peralta yMetifdOza, cubálliero de fa Orden de Al- 



- 569 ^ 

¿áDtara, Marqués 4e llond^ár, ñé Valbermoso y de Agropoli, Conde de ten- 
dilla, í -Alcaide qué fué'defá Alhambra i Capitán general de la ciudad de 
Granada etc. Van añadidas algnnas cartas, cayas obras publica de orden i 
á expensas de la Academia valeftciana D. Gregorio Mayans i Sisear, censor 
de Aieba Academia. Con lieeocia. Valencia, HDCCXIVI. En folio, pergami- 
no, XXVni*i35 páginaÉ. 20 

861. ALFONSO el Grande. Polsma histórico dedicado á S. M. la Reina 
Doña Isabel II, por la Sra. Doña Emilia Serrano de Wilson. Con tí notas 
históricas. París, i860, imt)renta de Walder. £n 8.*, 148 páginas. 8 

862. COMÍ'ENDIO de teología dogmática, ó breve exposición de las prue- 
bas y de ios dogmas de la religión católica, con solución de las principa- 
les dificultades. Por D. Vicente Solano, cura propio de Grustan, diócesis de 
Barbastro. Con licencia del Ordinario. Lérida, 4858. Imp. de J. Sol. Dos to- 
mos. En 4.*, rústica, 550 páginas el i.\ 634 el 2.' SO 

863. DICCIONARIO Manual antropolójico, para inteligencia de los reconoci- 
mientos facultativos en lesiones corporales. Por D. José Vázquez de Queve- 
do. Granada, iZí% imp. de J. M. Zamora. En 4.*, rústica, 322 páginas. 20 

864. EL CONSULTOR Hispano-galo, ó vocabulario español-francés. Guia de ' 
la conversación, conteniendo: £1 modo de afrancesar las palabras españolas 
de origen latino ó griego; los sustantivos más usuales, divididos en varias 
secciones y por orden de facilidad; los principales adjetivos; verbos de to- 
das conjugaciones y en las diversas formas en que pueden hallarse; voces 
invariables; gran número de refranes y locuciones; frases y diálogos; mode- 
los de billetes ó esquelas y cartas, de cabeceras, saludos y direcciones de 
las mismas y de letras de cambio, vales ó ]jíagarés, endosos y recibos ; y ta- 
blas de monedas españolas y francesas, con su reducción. Por D. Fran- 
cisco Vila é Iglesia, autor de la gramática francesa, el nuevo método y del 
desarrollo de la proMnclaclon francesa y recopilacian literaria; socio de 
varias corporaciones científicas, asi nacionales como extranjeras, y profe- 
sor de lengua francesa. Barcelona, 1862, Imp. de J. Bosch. En 46.* ma- 
yor, .176 páginas. 3 

aÁ5. EL ROMANCERO de la Princesa. Colección de romances, por don 
Antonio Hortado. Madrid, 1852, imp. de M. Rivadeneyra. En 4.% 50 páginas. 8 

866. FORMULARIO 'de medicamentos para los hospitales militares, apro- 
bado y mandado pnblioafr por S. M* en Real orden de 16 de Mayo de 4850. 
Madrid^ 4850, imp. de A. Fuentenebro. En i6." mayor, 468 páginas. 8 

M7. HISTORIA del Antiguo y Nuevo Testamento, adornada con 700 lámi- 
Bas, segnn las elplleaciones sacadas de la Santa Escritura y padres de la 
iflesia, j^r el maestf o de Saci (Royaumont): traducida al español por don 
Vicenta Boii, y publicada por la agencia de España, con aprobación del se- 
ñor Gobernador eclesiástico del arzobispado de Valencia. Valencia, 4844. 
Imprenta á eargo de V. Lluch. En fótio, XII-560 páginas. 428 

868. fNFOUME de la sociedad económica de Madrid al Real y Supremo 
Consejo de Castilla en el expediente de ley agraria. Extendido por su indivi- 
dno de número el Sr. D. Gaspar Melchor de Jovellanos, á nombre de la Jun- 
ta eneargada de su formación y con arreglo á sus opiniones. Nueva edición. 
Hhíéñú, 48^, imp. de f. Sancha. En V, 240 páginas. 40 

889. tA LEGISLACIÓN de Ayuntamientos. Comprende todas las leyes, de- 
cretos, circulares, órdenes, reglamentos é instrucciones que se han dado 
desde lar&dfcal reforma de las municipalidades en 481^ hasta 4855: los dere- 
chos, ob¥igdCiónes, prerogativas y exenciones de los Alcaldes, Ayuntamientos 
y sus Secretarios con todos los formularios que dicha legislación lo exija para 
facilitar la instrucción de céf tfictfcíGAes y expedientes; y finalmente, un apén- 
dice de la nueva ky que para lüfebas corporaciones darán en breve término 
las actuales Cortes constituyentes» adicionada de notas y comentarios que 



— 260 — 

condazcan á mejor acierto en su publicación. Por D. A. R. P., Abogado del 
Ilustre Colegio de Madrid, y D. G. Y. de N. Madrid, 1855, imp. de J. Peña. 
En 4/" mayor, 272 páginas. 20 

870. LAS DELICIAS de la religión cristiana, ó el poder del eyangeliopara 
hacernos felices. Traducida de la obra que escribió en francés el Sr. Aba-* 
te Lamonrete, doctor en teología é individuo de la Academia de bellas.letras 
de Arras. Valencia, i822, imp. de J. Ferrer de Orga. En 8.% pasta, XXiy-384 
páginas, 10 

871. LEGISLACIÓN de la propiedad literaria en España. Precedida de las 
discusiones habidas en las Cortes con motivo de la ley de 10 de Junio de 1847, 
y seguida de notas y comentarios, por un Abogado de esta corte. Madrid, 1863, 
imp. de Matute y Compagni. En 4.** rústica, 270 páginas. 10 

872. PAGINAS de oro de Sir Walter Scott, 6 sea retrato imparcial de Na- 
poleón en su enfermedad y muerte, según las describe aquel célebre escocés 
en el capitulo VIII de su historia, su testamento y algunas particularidades 
relativas á la prisión, causa y muerte del desgraciado duque de Engien. Se- 
gunda edición. Valencia, 1829, imp. de Cabrerizo. Con el retrato de Napoleón. 
En 8.% VI-306 páginas. 10 

873. REGLA de ordenados, ó método para elegir estado; coa un tratadito 
de la oración mental y vocal y otras oraciones devotas y meditaciones que 
dirige á los ordemmdos y seminaristas de Aragón, un sacerdote regular. Za* 
ragoza, 1801. imp. de Heras. En 16.** mayor, pergamino,* 184 páginas. 6 



VARIEDADES, 



SOBRE EL TEATRO DE D.RaMON DE LA GrIJZ. 

(CoaclusioD.— Véase el número 21.) 

El desempeño de la empresa acometida por Cruz fué el que dejaban es 
perar los recursos que tenia en sa ingenio. Hábil para observar, hábil para 
describir, sus cuadros eran un esp^o áe la sociedad^ eran la verdad násma. 
■Los que han paseado (dice él propio en la introducción á su teatro, ya ci- 
tada); los que han paseado el dia de San Isidro su pjradera; losque han visto 
el Rastro por la mañana; la Plaza Mayor de Madrid en víspera de Navidad; 
el Prado antiguo por la noche, y han velado en la de San Juan y San Pedro; 
losque han asistido á los bailes de todas clases de gentes y destinos; los que 
visitan por ociosidad, por vicio ó por ceremonia... digan si son copias ó no 
de lo que ven sus ojos y de lo que oyen sus oídos, y si los cuadros no repre* 
sentan la historia de nuestro siglo.» La briosa confianza que campea en estas 
palabras, lejos de haber sido desmentida, tiene á su favor el voto del público 
en sus aplausos, y el testimonio de nacionales. y extranjeros. Por la lectura 
de El Señorito mimado y de La Señorita mal criada, por Iíl Historia crítU» 
de los teatros^ de Nápoli Signorelli, y otros cien escritos contemporáneos, 
vemos que no son figuras de capricho los payos y los hidalgos extravagan- 
tes de provincia, los majos balandrones, las petimetras antojadizas, los usias 
casquivanos, los abates frivolos y mujeriegos que á cada paso saca D. Ramón 
de la Cruz á la escena. De otra suerte no se hubiera atrevido á presentar á 
un abate plegando cinta, como un aprendiz de costura en una tiend;a públi- 
ca de escofieteria, ni á poner en boca de una madre estos versos q^e horro- 
rizan: 

jHonral no tuvieron nada 
Más de sobra mis abuelos; 



— «61 — 

Pero yo y la elilea mes 
Necesitamos dinero. 

Y ne 86 le haga la injusticia de atribuirle la dañada intención de infamar 
i su fiáis, ponpie el amor patrio de D. Ramón de la Cruz centellea hasta en 
los asantes más insignificantes. Varios Jóvenes, entre los esales hay «noque 
acaba de llegar de nn viaje 9I extranjero, tratan de ir á nna tertulia para oir 
«antar á nna señorita madrileña. Dice con desden el recien venido: 

Al que viene de la Italia 
Hecho á oir aquellas orquestas. 
Que ea la menor serenata 
Hay cuatrocientos violines. 
Ciento y dos trompas de caza. 
Cien oboes y ochenta bs^os, 
¿Qué efecto queréis que haga . 
Una mujer?... 

— 5er tmfjer 
Española la que canta,---' 

responde el personaje detrás del cual se esconde el autor. Y si sacudió tan 
duramente el azote de la sátira sobre la clase media, por ventura fue sólo 
porque sus ridiculeces y sus vicios eran importaciones ultramontanas. No 
nos desvanezcamos, empero, figurándonos que somos mejores que nuestros 
padres: Cruz parece que presintió este arranque de nuestro amor propio, y 
le previno la réplica en el siguiente diálogo entre D. Zoilo y D. Modesto. 

ZMo. Hubo entre nuestros antiguos 

Gentiles extravagancias. 
Modesto, Gentiles serian; pero 

Ahora no son muy cristianas. 

Aquella verdad que resplandece en los cuadros de costumbres que don 
Ramón de la Cruz bosqueja, verdad que se admira igualmente en la compo- 
sición y en las actitudes, en los caracteres y en el lenguaje, hace ó que no se 
eche menos en las obras de que tratamos el plan de que por lo común ca- 
recen, ó que no disguste la sencillez suma de las que tienen alguno. Una se- 
ñora que al salir de casa con mantilla ve á una amiga suya que trae sombre- 
ro, que se encapricha por otro igual, y no para hasta que su marido se le 
compra, forma la acción del saínete que lleva el título de aquella prenda 
tan suspirada. Una manóla que descubre que su obsequiante ha regalado la 
Noche-buena un pavo á otra ninfa ejusden farinae, y que va celosa á apo- 
derarse del gastronómico regalo, constituyen la intriga de ¿a Maja majada. 
Dos solteros tienen un ama de gobierno indómita y provocativa como todas 
las criadas de Cruz; encárganla un refresco para unas señoras cuya visita 
esperan; enfurécese el ama de que vengan allí mujeres, se despide, y aun 
hace que se despida también la que iba á ser su sucesora: tal es el argumen- 
to de Los Hombres solos. En La Petra y la Juana, en El sarao. La visita de 
auelo y otros sainetes, ni'áun esto hay; y, sin embargo, ni un solo instante de 
distracción experimentan los espectadores^ porque embebecidos con el natural 
donaire de cada escena, el drama (gracias á su brevedad) concluye antes que 
haya habido tiempo para pensar en si tiene argumento ó no. El sistema dra- 
mático que sigue el autor en estas composiciones emana del principio de 
verdad ya mencionado, y de la precisión de encerrar un asunto en un nú- 
mero corto de versos, y dar fin con una tonadilla: por eso desde que los ac- 
tores concluyen sin canto la fepresentacion de estos saínetes, concluyen malt 



y el público se marcha antes qu« h^ea el t^lop, Elrlugar de la escena es uno 
mismo, ó varia las veces que el i^rgumenta lo exige: la unidad de tiempo 
siempre está respetada; pero tampoco losargumentospidenque se quebrante. 
El chiste de Cruz es aigusas veces purajuentede palabra, y eMónoes suele 
pecar de humilde y pueril. Un lugareño cruza una calle con dos caballeiks 
ipenores, halla gente al paso que se lo estorba, ydioe:. 

Señores, 
Dejen pasar los jumentos. 
--Pasaj hijo. 

f 

contesta con socarrona amabilidad uno de los presentes. ^ 

Otras veces ostenta la malicia más reflnada. Un alguacil pregunta á vá* 
ríos vecinos de Lavapiós: 



Alguacil. 


Estos caballeros 




¿Quién son? 


Olalla. 


To no sé palabra; 




Pero con saber que son 




Hombres conocidos, basta. 


Dionisio, 


Menos yo» que no conozco 




A ninguno de mi casfa. 




Ni á mi padre. 


Alg. 


¿Ni á su padre? 




¡Cosa rara! 


Dion. 


¿Cosa rara? 




¿Jurarla usted quién fué el suyo? 


Alg. 


Ya se ve que lo jurara. 


Dion. 


Eso va en conciencias, yo 




La tengo más delicada. 



Estos versos son del Careo de los majos: en el mispio sainóte vienen á 
un juzgado dos ciegos como testigos dé Vista. 

Guantas declamaciones se han hecho contra los agentes curiales que em- 
brollan y alargan los negocios, Ho equivalen á este sencillo rasgo: 

Habladme, mientras acaban 
Mis muchachos un extracto 
Que se ha hecho en cinco semanas, 
De un expediente de un pliego. 

Sófocles en el desenlace del Edípo encontró la sublimidad del silencio; 
D. Ramón de la Cruz encontró en el silencio la sublimidad de la sátira. To- 
dos los inquilinos de la casa de Tócame-Roque se agolpan á las puertas y 
ventanas en^isposicion de armar una quimera; un desconocido les anuncia 
que la justicia viene; y en el momento enmudecen todos y se encierran en lo 
más hondo de sus guaridas: no hay más que decir en abono de aquella ve- 
cindad. Con todo, este pensamiento parece tomado de Cervantes en la novela 
de Rinconeiev Cortadillo, Antes que pasemos á hablar de los saínetes, á 
cuya clase pertenece el último á que hemos aludido, copiaremos un iroiodcl 
que se titula La falsa devota, cuyos personajes son dé clase decente. 

El amo de la' casa. 

T xí T '^'^'^ '^ lepamos ; ' 

Al tfn qué hájtsidó^estajfgresc^, " .' " 



Lm honérei. 
Es una infamia. 

El oblado. 
Yécino 
Mío, si ustod no remedia 
Los negocios de su cafla. 
Es preciso que se pieraa. 

Amo. (Ato beata, su mujer.) 
¿Lo oyes? , * 

. Beata^ 
Si , iya te conozco. 
Patillas! Pues ni por esas ^ 

Me has de alterar. 

Amo. . f • Y 

. ¡Yp patUlaU ) / 

Beaia. 
No nos rompas la cabexa. 
Hombre, que yo no me meto 
Contigo. ¿Se dará bestia 
Más feroz?.. Pero {ay. Dios mió! 
Poned un freno á mi lengua, 
Y ¡ojalá que esta no fuese 
La menor de mis fiaqnelasfS ^ > 

Amo. ' ' ^ 

CaUa, gázmoiía. Señores, 
Ya me falta la paciencia; 
¿Qué es esto? 

Abogado. 

Yo lo diré ' ; ' 
A mi costa, pues ;^pénas ', '. 
Sus algazaras hacer 
Un pedimento m.e dejan. 
Ni estudiar un pleito; y como' 
Hago á bulto las defensas. 
Me tocan el bulto en todos- . 
Los tribunales y audiencias. 
Su mujer de usted no para 
En casa. 

Beata. 
Yoy á la iglesia. ' 

Amo. 
No es grata la d^oeion 
que la obligación despYecia. 

Abogado. 
La niña es escandaiosa. 

La ieñúrita, 
i Yo! ¿Con quién? 

Con la.cater? . . 
P^ maestroa y corlejos^.. , . 



-Mi- 
Beato (A su tma). 
¿Cómo, infame?.. 

Amúi. . 

£1 labio sella. 
Que ella no tiene la culpa. 

Beata, 
Pues di, ¿quién puede tenería? 

Amo. ^ . 
Yo que melfio de tí 

Y tú que te fias de ella. 

AhogcOo. 
La criada siempre trae 
Dos ó tres majos á vueltas, 

Y con el paje en camorras 

Y cucbicbeos alterna. 

B^tíia, 
¿Quién lo diria? >' 

Amo, 

En sabiendo 
Tus abandonos^ cualquiera. 

BeaUí. 
¡Cómo está el mundo. Dios mió!' 
]Ah! ¿quién tan did^asa fuera 
Que hoy enviudara, y mañana 
Se encerrase en una cQlda! 

Amo. 
Sin enviudar, yo te .ofrezco 
Que logres lo que deseas . 
Caballeros, punto en boca, 

Y todos por la escalera 
Abajo, para jamás 
Volver á. ^ubir por ella. 

Hofnbres, 
La causa fué:;. ^ 

Amo. 
Mi mujer. 

La criada. 
El motivo fué.^. 

Arñi^, 

La mesna. 

Señorita. 
Todo consistió... . 

t ■ 

A*W»; ■• ' 

En tu. madre. 
Que es una mujer de aqu^^llas . 
Que en rezando por cosiiimbr 
Sin fervor ni reverencia. 
Les parecerá que son 
Canonizables.— Pero esta ' 



Ko es cyHP'Teraacíim de akoia«r- .: ' > i. •< r < • . ' 'i 
Cuál de estos muebles, ManueU» < - ... > ; .i • 
Se casa contigo? 

i. Qriada. 

Est^^. (Por «fi fti^fo.) 

Amo. 
Tienes con qué mantenerla? 

Sf« señor. i 

' Amo. 
Pues buen provecho, 
Y los demás tp<)os fuer^. ,.. 

El maestro de baUe. 
La señorita me djijo... 

Amo. 
Seria una ligere2a. ' ' 

El maestro de música. 
Yo... ' ' 

Auto. ' ^ 

La solfa de mi casa 
Desde boy yo be de componerla; . 

El petimetre. 
Yo, señor, aqui venia 
Con el fin... 

Aino. 

Guando «sted tenga 
Más Juicio, puede volver . 

A decírmelo que^-pieBaa. 

Beüta, 
Terrible estás... 

Abogado. 

No está tal. 
Guando no agarra una buena 
Estaca... 

Amo, 

Y le rompo á usted 
Por en medio h cabeza. 
Por mal vecino, que nunca ! , 

Avisan las contingencias ; ' 

A tiempo que se remedien', ' ' 
Y después ^s cacarean. 



í'j*« 



i'.l rasgo flnal parece de Moliere, y acaso lo es. 

Pero donde Cruz no toma de nadie sino á los originales vivos de su épo« 
ca, y donde es inimitable seguramente, es en todos los diálogos que pone en 
boca (Je la gente del bronce de Madrid. Las isastaüeras, los taberneros, los 
héroes del Rastro, Lavapiés y Maravillaos, con su desenvoltura ingénita, su 
propensión á r^ñir por nada, su prosopopeya ridicula, sequedad de razones 
y hablar enfático, tuvieron en Cruz un intérprete diestrisimo. Véase este 
trozo de La Maja ilí<í|/aéia.^Golasa, y Blas, su marido, que es un bienaventu- 



rado« entran en casa de M>a«tlana, dMdéf éMu ü^ broma Tários Tecinos 
de distintas condiciones.) 

Bastiana,' 
¿Quién es á estas bolms? 

Colasa. 

Yo. 

Bastiaiiaé ' 

iQ\xé buena venida es esta? 
Colasa, jtú por acá, -* 

é A esta hora en Nocbe-buena! 

Colasa. 
No vengo á- cenar; no tienes 
Que asustarte. 

Bastiana. 
Aunque vinieras. 
Creo que no faltaría. 

Colasa. 
Ya lo huelo: en casa llena 
Presto se guisa el poti^e. 

- Basiiana. 
Siéntate. * 

Colasa. 
Vengo de.prie^a. 

Basiiana. 
¿Y qué tienes que. mondar? 

Cúiasa. 

¿Reñiremos? • 

BasHcma 

Gomo quieras. 

Colasa^ 
M&s vale que no. 

BasHana. 
Más, vale. 
Colasa. 
Pues si quieres que fenezca, 
Gomo dicen, la visita . 
En paz y concordia, suelta 
Al punto el pavo cebado 
Y las cajas de jalea 
Que has estafado á Patricio. 

Basiiana. 
Golasa, ¡qué desatenta < , 

y provocativa eres! 

. , , . , Doña Peira. 

, * ¿Se dará tal desvergüenza? 

• * Colasa. 

' Á tlsted no la dan golilla, 

Señora Doña Escofieta, 
Para este entierro. 



'i i 



-leí- 
ste». 

Ríen áiobo. 

Colasa, ¿Tieqes de veras 
Por esos chismes? 

Celosa, 
Andando. 

Bastiana, 
Pues tiene mucha manteca 
El pavo en la rabadilla 
Para que yo te le ceda. 

i Cokaa. 

Vengan el payo y las cajas. 

. . Basíiona, 
¿Las cajas? Vuelve por ellas; 
En comiéndome yo el duz, 
Te dará las tapaderas. 

Mira que ya se me van - 
l'ugiendo azules las venas. . 

Boitiana, 
Señal de sofocación. 
Di que te echen sangaUnelas , 
Ifiéntras yo nie como el pavo. 
Que, á Dios gracias, estoy^buena. 

Colasa, 
¿Te burlas de mi? 

Daña Petra, 

Hace bien: 
Y es una gran Insolencia 
El venir á provocarla. 

Don Mauricio, 

Usté en eso no se meta. 
Doña Petronila. 

Colasa. 

¡Arroz! 
Mi señora Doña Petra, 
Hermana de la Bastiana, 
Pasanta de mnñuelera> 
En la Vistillas, recoja 
Usté ese don que le cuelga. 
Porque está mal hilvanado. 

Bastiand. 
Para esto ya no hay paciencia. 

Colasa, 
¿Y qué harás tú? 

Bastían a. , . 
iQué haré! toma. 



•:• • 



' » í • i. 



• 'I 



Vuelvo» y ¿ver por quién queda. 
(Zurra.) 

El espectáculo de dos mujeres abofeteándose '^á no éé^toleraria hoy. Mejor 
sufrimos las riñas y muertes de El Buñuelo, Manolo y el Marido sofocado^ 
porque como alli parodia el autor las tragedias de su época, no se toman á 
pechos esos lances en una tragedia para nir. Con todo, el lenguaje de 
aquellas composiciones peca tal ve;^ de libre. Bien está que diga Manolo: 

Yo debiá ihorír en alto puesto 
sigun la heroicidá de mis emptesás. 

Pero convendría haber omitido aquellos dos versos célebres: 

Mi honor valia más de cíen ducados. 
Ya te contentarás con dos pesetas. 

' ■ 

Por los pasajes que hemos escogido se observará que las gracias de es- 
tos personajes humildes nacen sólo de ;^u carácter peculiar y de la posición 
en que el autor los présenla; y asi, aunque entre las muchas réplicas vivas 
y agudas sembradas en un saínete se hallen pocos conceptos epigramáticos 
que luzcan sacados de alli, todo divierte alli porque lodo está en su lugar, 
porque todo es natural y oportano.^luAN Eugenio 'Bxrtzbnbuscu. (Gaceta 
de 6 Marzo 1841.) 

BIBLIOTECA DE DKAMÁTICOS GRIEGOS. 

PUBLICADA POR LA INICIATIVA Y BAJO LA PROTECCIÓN DEL EXCMO. É ILHO. SB- 
fíOR D. JOSÉ GUTIÉRREZ DE LA VEGA, Y TRADUCIDA EN PROSA CASTELLANA POR DON 

EDUARDO DE MIER (1). 

Era Icario un habitante del Ática á quien habia enseñado Baco, en pago de 
generosa hospitalidad, el arte de cultivar la vid y de obtener vino: en cierta 
ocasión vio que un macho cabrio estaba destrozando sus viñas; lo mató y lo 
ofreció en sacrificio á Dios como tributo de gratitud; testigos algunos pas- 
tores de aquella ceremonia, pusiéronse á danzar en torno de la victima espi- 
rante, cantando alabanzas en honor de Baco. Tal es, según la tradición, el 
origen de los himnos religiosos dedicados á aquel dios, cantados anualmen- 
te en coro por campesinos y pastores en varios lugares de la Grecia, pues 
aquella fiesta se fué generalizando paulatinamente. 

En los himnos religiosos estaba el germen del teatro griego, lo cual no 
es de extrañar viendo como vemos que la mayor parte de las instituciones, de 
los descubrimientos que ejercieron alguna influencia en el mundo, recono- 
cen por origen, por causa primordial un hecho insignificante y que no guar- 
da, al parecer, con ellos la más mínima relación. . 

(Se coniinuaráj 



(i) Tragedias de Earlpides. Tomo 1.* Madrid, 1865. 



MADRID.- OflcÍDa tipográfica del IIospício.-1866. 



RUM. 23. I.* DB DlCISMBRB DB iB86. AÑO Vn. 



boletín bibliouráfico español. 

PIRIOÜICO DI LA librería. IMPRINTA, GRABADO; LITOGRAFÍA. 

BnCUADBRNACiarC* FABRICAS T ALM ACBRES DB PAFBL T MOSICA^ 

UDICTOB. BOH Uim nRHilDU^ EDUCO.— IDITOB. BOH IBTÜBO PIlll. 

Todas las comunicaciones se dirigirán á nombre de D. MANUEL FER17ANDEZ 

HIDALGO» Corredera baja de San Pablo, núm. 57, tercero izquierda, 

en donde están la redacción, administración y venta de los tomos publicados. 

Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo interior. 



Se pnblica el 1." j 15 de cada mea.-«Se suscribe en todas las librerías del reino. 
Pascio: 40 rs. al afio en Madrid.--Ai en las provineia$.—W ó 60 en el eaíraiijtro y 
ÜUriUMr, segnn qae baya ó no convenio postal.— Se admiten avises y comunicados para 
' el BouTuí DR AMORCios á precios econAmicos y conTendonalea. 

Los Sbss. Moya t Plaza sb «caigan n cohpkab t sEnria 1 piovdicias todas las 

OBAAS ABimClADAt BU BL BoURUI T COALBSQOIBBA OTKAS QOB SB DB«BN, COH IL AVIBNTO DB 
OM 20 POB 100 POB BAZOR DB LOS CASTOS DB FBANQUBO. 



PUBLICACIONES NUEVAS. 

874. Aniana, ó la quinta de Peralta, novela original por la señora dofia 
Faustina Saez de Melgar. Segunda edición. Madrid, i866, imp. de La Iberia^ á 
cargo de J: de Rojas. Un tomo en 8.% 368 páginas. 12 

Al final de la obra, tiene I» biografía de Doña Faostina Saez de Melgar. 

875. El motín de las estrellas. Disparate lirico-astronómico-bailable. En 
un cuadro y algunas jornadas. Original de varios autores. Representado por 
primera vez en el teatro de los Rufos Madrileños, el dia ^ de Noviembre 
lie 1866. Madrid, 1866, imp. de J. Rodríguez; libs. de Cuesta y Moya y Plaza. 
En 8.**, mayor« 22 páginas. 4 

El Teatro. Repertorio de los Bofos Madrileños, 

876. La araucana, de D. Alonso de Ercilla. Edición de la Real Academia 
Española. Madrid, 4866. imp. Nacional. Despacbo de libros de la Academia 
Española. Dos tomos en 8.*, LXVlI-310 páginas el 1.% 466 el 2.* 30 

Biblioteca selecta de Antores cl&sicos Espafioles. 

877. Letbs y reglamentos de organización y atribuciones de los Ayunta- 
mientos y del gobierno y administración de las provincias, reformados por 
Real decreto de 21 de Octubre de 1866, concordados y anotados por D. Ma- 
nuel Fernandez Martin, Abogado del ilustre Colegio deestacorte« ex- promo- 
tor fiscal de Hacienda de Madrid y redactor de La Política, Segunda edición. 
Madrid, 1866, imp. de La Política, á cargo de D. J. C. Conde; librería de 
Moya y Plaza. Un tomo en 8.% 188 páginas. 4 

878. Manual para uso de practicantes, por el Dr. D. José Calvo y Martin, 
Catedrático de clinica quirúrgica de la Facultad de Medicina de la Univer- 
sidad Central. Madrid, 1866, imp. Nacional; lib. de Moya y Plaza. Un tomo 
en 8." mayor, 176 páginas y 21 láminas de vendajes y aparatos. 22 

879. Obras de D. Nicomedes Pastor Diaz, de la Academia española. Ma- 
drid, 1866, imp. de M. Tello; libs. de Cuesta y Duran. Dos tomos. En 8.* ma- 
yor, LXIV.196 páginas el 1 .*, XVI-504 el 2.' 32 

Él tomo 1.* comprende llalla y Roma: Roma sin el Papa. El 2.* poesías. 

880. QuiBH siBMBBA VIBNT08... Comodla en tree actos y en verso» original 



de D. Manuel Ortiz de Pinedo. Representada |K)r primera vez con gran aplau- 
so en el teatro del Príncipe el 50 de Noviembre de 1866» Madrid, 1886, imp. 
de J. Rodríguez; líbs. de Cuenta y Moya y Plaza. En ^* mayor, 90 páginas. 8 

El Teatro. 

881. Romancero «de Cristóbal Colon, por D. Ventura García Escobar. 
Madrid, 1866, imp. de R. Labajos; lib, de Moya y Plaza. Un tomo, en 4.% 513 
páginas y el retrato del autor. 24 

Libro latifto, f 

882. pRíKcit^iÁ medicinae, auctore Francisco Home/ Médico reglo etc.. 
Gollete Medlco^m Eclimburgi Socio. Editio quinta, Lugduni, 1792, Sumptl> 
bus I.B. Delamotliere. En 8.* mayor, pasta, Xyi-526 páginas. 10 



OBEAS OB LOS SIGLOS XYUI T XIX. 
(En la AtmÍDÍslracioa de eslefioletio.) 

883. ADICIONES á las obras del muy ilustre y reverendiBímo Padre 
Ma€6tro D. F. Benito Feijoó y Montenegro. Maestro general del orden de San 
Benito, del Consejo de S. M. etc. Madrid, MDGCLXXXilI, imp. de P. Marín. 
En 4.*, IV-76 páginas. 6 

884. ARTE de criar el ganado de cerda, de sus razas, del clima y alimentos 
que más les convienen, modo de cebarlos, enfermedades que padecen etc., etc. 
Madrid, 1844, imp. de M. Romeral. En ÍQ,"* mayor, 72 páginas. 3 

885. ARTE de leer los Impresos antiguos castellanos» por el Dr. Don 
Felipe Moriano. Sevilla, 1861, imp. de A. Izquierdo. En S."*, rústica, IV-S78 
páginuB. 8 

866. COMPENDIO de la historia de Egipto, dé^de los tiempos fabulosos 
hasta nuestros días. Por M. Rey-Dusmeil, traducido del idioma francés al cas- 
tellano pot* D. Gerónimo de la Escosura. Madrid, 1842, imp. de Y. Lalama. 
Un tomo en 16/ mayor, 1^8 páginas. 12 

887. CRISOL de Sacerdotes, compuesto por el Dr. en ambos Derechos 
Joséf Petee de Serastilla, Vicario general y Oflcial en el obispado de Solso- 
na, y en el de Urgel. Nuevamente enmendadoy corregido. Nova impresión. Con 
licencia. Madrid, 1791, imp. de L. de S. Martin. En 8.% pergamino, X-430 pá- 
ginas. ' 6 

888. D£ LADESIGUÁLDADpefsonal en la Socíe«fod civil. Por Ramón Cam- 
pos. Barcelona, 1838, imp. de M. Sauri. En 8.% 272 pftgina^. 8 

889. ELOGIO de D. Ventura Rodríguez, leído en la Real Sociedad de Ma- 
drid por el socio D. Gaspar Melchor de Jovellanos en la junta ordinaria del 
sábado 19 de Enero de 1788. Uustrado con notas^ é impreso de acuerdo de la 
misma Seeiedaá. Madrid, MOCCLXXXX, imp. de la Viuda de Ibarra. Bé 8.*, 
VI1M78 páginas. 40 

ELOGIO fúnebre del Dr. D. Eugenio de la Peña, Catedrático del Colegio 
nacional de. Cirugía médica de San Carlos. Por su amigo D. Ramón López Ma- 
teo. Madrid, 1813, imp. que fué de Fuentenebro. En 8.*, 76 páginas. 8 

Efttot elogios forman vlü solo tomo en pasU, y diee la primera hoja: 
«Elogios pronuiijciados eo la Real Sociedad de Madrid por el sioio D. Gaspar üeklior 
de JovellaDos en 1788. > 

890. ENKMIGO doméstico eü gorrión, perseguido por dos patriotas. Diálo- 
go en qu^ se demuestran los gravísimos daños y perjuicios que^K^sionaD los 
gorriones por su multitud y voracidad» Se trata también de 6¡a naturaleza, 
propiedades etc. y modo de extinguirlos. Por un celoso del bien.piblico y étl 
Estado. Madrifl, 1802, imp. de ia Viuda é bíjo de. María. Éb 16.' aiayor, 
XVI-20Q página;^. 8 



Wi« GUJfiBRA 4e Granadn hecba por el B^y D. Felipe II eooln Ws mo^ 
rieeof de aqoel reino, sus rebeldee. Hifitoria escrita por D, Diego Hurtado de 
MemloBi. NueYa edición, corregida. Valeocía, 1850, imp. de B* Ifonforl. Cu 
tomo, en 8.\ pasU, XVM08 y un retrato de D. Diego Hurtado de Mendoaa, it 

893. ILüSTBiAÚlON apologética al prioiero y segundo tomo del teatro 
critico, donde se notan más de cuatrocientoa descuidos al autor (del Antiitear 
tro; y de loa ae(enta que éste Imputa al autor del teatro criUoo, sel rebaxan 
los sesenta y nueve y medio. Escrita por el muy iluatre Sr, D. Fr. Benit# 
Jorónimo Feijoó y Montenegro, Maestro geoeri^ del érdea de San Benito « del 
Gonselo de S. M. etc. Madrid, HDCCUXVU, imp. de P. Aznar. En 4.\ XVUl- 
484 páginas. iS 

803. LAS CARTAS delMadrileño, sacadas de El Cemar^ periódico español. 
Madrid. 1831, imp. de L. AmariU, En 8.*, rústica, XX-S56 páginas. iO 

894. LECCIONES de historia romana. Redactadas por D. J. Herrera Dávila 
y D. A« Alocar. Sevilla, i8^, Imp. de M. Caro. En 8.% 63; páginas. 8 

Leeoionea de antigüedades romanas. Sevilla, i827, imp. de M. Caro. En 8.*, 
114 páginas con una tabla de las Calendas, nonas 6 idus. 4 

An^M ieociopes foriaan un lomo eo pa^ta. 

895. MANUAL estadístico, histórico-político, genealógico y astronómico, 
ó vista estadística del mundo y compendio general de noticlaa. Por D, Joa- 
quín Andrés y Alcalde, presbítero, tercer cura penitenciario de los Realea 
Hospitales Generales y Pasión de esta corte. Madrid, 1831, imp. de Moreno. 
En 8.% rústica, XXI-528 páginas. 6 

896. NOCIONES del Derecho penal espsi&ol, asi común como excepcional, 
para el uso de los cursantes de Jurisprudencia, por los Doctores D. Nicoláa 
de Paso y Delgado y D, Bernardo de Toro y Moya. Granada (sin año), imp. de 
Astudillo y Garrido. En 8.% 8^6 páginas. 20 

897. TRATADO del ganado lanar y cabrio^ de su muUinlicacion y conserva.- 
clon, enfermedades que padecen y modo de curarlas. Madrid, 1844, imp. de 
M. Romeral. En 16.* mayor, 80 páginas. 4 

898. TRATADO de la cria de las gallinas» de sus diferentes castas; ali* 
mentes y cuidados que exigen; de sus enfermedades y modo de curarlas. 
Seguido de otro tratado para la cria de las palomas. Madrid, 1848, imp. de 
M. R. Fonseca. En i^J" mayor, 60 páginas la primera parte y 50 la segunda. 4 

VAUSDADBS. 

BIBLIOTBGA DE MIAMATfGOS GRIEGOS. 

PUBLICADA mUt LA IMICIATIVA, Y BAJO LA PROTBOOOlf DBL UeilO. É aHO. SXt 
i^ D. lOSB OOTUMIBI DI LA TBGA, T TBAMICIDA BM PROSA CASULLABA POA OON 

BftHAlDO DB «IBB. 

(Conclasíon.— Véase el numero 22.) 

Los MnmM diHrwnbico$ en que se celehraban kis heroicas avent«ras de 
Baco no eran tragedias, como tampoco eran comedias k)s €oro9 fáUcos^ en 
que se permitía una libertad que rayaba en licencia, en horneóle al mismo 
díDs: ni puedíen considerarse tampoco como trsigedias los recitados que Tea- 
pis primeraneate y Frinico, Quirilo y sus sucesores después, pusieron en 
boca de un actor, onsaUando las virtudes y el valor de los héroes ó narrant 
do algun beebo glorioso. 

Pero aquella producción grosera é informe fué elevada á la caitegoria 
de verdadera tragodia cuando Esquilo, afindiondo un segundo actor, la dio 
vMa y in^iBBifnto, y cuando S6foclfs y Eurípides la perfeccíenaroo hasta 
el punto de quo en móots de un sli^ aloamó la aragedia griega gi^andiaí* 



mu con^idé^doiíi, llegando á ejercer notable influebdía en Ms coñstumbfes, 
y aiia elocuente prueba de ello nos la ofrece Aristófanes/ el famoso poeta 
cómico, celoso defensor de las antiguas tradiciones y bábitos, «uando ana* 
^matiza en ¿o^ fiestas de Céres y en Las Rana^ á Eurípides cotnó Innovador 
y cork'uptor del buen gusto -y de la moral, con la vehemencia que lo había 
hecho eñ Las Nubes á Sócrates el filósofo. 

Naturai ora' que, al snrgir ta Europa de la tenebrosía oscuridad en que 
habla estado sumida durante los siglos medios, vinieran á dar Impulso y direc< 
clon al renacimiento de las letras las obras griegas interpretadas por loa sabios 
(piOv expulsados de Constantinopla por los turcos, ol)tuvieron cordial aco- 
gida en el Occidente y desarrollaron el gusto por la antigüedad clasica: en- 
tónoes los historiadores y los filósofos, los oradores y los dramáticos grie- 
gos y latinos alcanzaron boga inmensa : las tragedias de Esquilo; Sófocles 
y' Eurípides y Ids éomedias de Aristófanes salieron á Ihz con las produccio- 
nes de sus compatriotas, y se generalizaron» merced al inmortal descubri- 
miento de Guttenberg, ya en la lengua original, ya traducidas en latín y á los 
nuevos idiomas de los Estados europeos: hiciáronse repetidas ediciones, ya 
completas, ya parciales en Francia y en Italia, en Alemania y en Inglaterra 
durante los siglos XVI, XVIl, XVHI y en el actual; pero en España, duélenos 
confesarlo, únicamente tenemos noticia de la traducción de Afeelea, hecha por 
Pedro Siihon Abril, é impresa en Barcelona en 1599. 

Y no es que faltasen concienzudos traductores' en el curso de aquellos 
siglos y especialmente en los XVI y XVII, no: los nombres de Simón Abril, 
Pellicer de Ossau, González de Salas, Gómez de Huerta y de otros insignes 
humanistas, que vertieron al español algunas obras de Aristóteles, Beroso; Ci- 
cerón, Flavio Jíosefo, Plinio, Marcial, Pómpenlo Mela , Vik-gilio etc. , atestiguan 
que el gusto hacia los tesoros clásicos de la antigüedad griega y latina tío 
era desconocido en España^ si bien se hallaba limitado á un corto circulo de 
personas. * ' 

Dejábase sentir ya desde hace algunos años, desde el albor de nuestro re- 
nacimiento jílterario/Ia necesidad de una traducción completa de los clasicos- 
griegos; las personas que han menester consultarlos se ven en la alternativa 
^e acudir á las ediciones latinas, como ladq ^ermin Didot, ó á las francesas^ 
como la dé Charpentíer; sobre todo á estas últimas, que son las más popula- 
rizadas en nuestra patria. Ya podemos, sin embargo, congratularnos de lle- 
gar á tener una edición completa de autores dramáticos, porque no dudamos 
que el público ilustrado y las corporaciones cieniifícas y literarias favore- 
cerán la publicación de la JHbliotecfi, de dramáticos griegos, traducida en 
prosa castellana por D. Eduardo de Mier. Y dado el primer paso, es de espe- 
rar que otros distinguidos humanistas seguirán tan loable ejemplo y darán á 
eonocer las obras de loa hisloríadoresv gramáticos^ ülósofos,. poetas y demás 
escritores griegos y latinos, de algunos de las cuales tenemos traducciones, 
pero incompletas, y que no están ya á la altura de la civilización actual. 

El primer tomo de la Biblioteca de dramáticos griegos está consagrado á 
Eurípides, y comprende nueve de las diez y ocho tragedias que se conservan 
de aquel autor, sin cootar el Cíclope, que puede considerarse como un espec- 
táculo satii^co. Ya precedido de una interesante introducción en que el señor 
Mier examina rápidamente el estado de la Grecia en el siglo V antes de Jesu- 
cristo, tiempo en que floreció el insigne trágico; traza en seguida la situa- 
ción del teatro griego en la misma época, y da algunas noticias acerca de la 
vida de Eurípides , que contribuyen á explicar satisfactoriamente varios pa^* 
Sajes dé sus obras. 

Las nueve tragedias que contiene el volumen que aináliiííamos, son: He" 
cuba, HipóHte, Las Fenicias, Orestes, Atcestes, MedéA,'Lea frótanos. Bar- 
túks furioso i Electro: ál frente de cada una de ellas hay nü resumen del 



- ITS- 

srgtrmento ImíJo el Mpémo lifstórleo'y IHlerario, boíl tlgf&ilair eb«MPvai(^loñéi 
muy caHosfts: fli pié de la» pá^nás ponfe el traductor nnméfdB^s notas cñ* 
tteas, filológicas y literarias, que revelan un copioso candal de erudición y 
nn conocimiento proftindode la literatnra griega. El estilo es senúillo y na- 
tnral, sin qne carezca por lo comnn de elegancia y del movinüento qne es 
de desear en este género de producciones; el sentido y las bellezas del tex*> 
to af^reeen bien comprendidas y expresadas en un lenguaje castizo, aunque 
á veces demasiado familiar. 

Respecto del juicio quK emite el Sr. D. Sduardo de Mief sobre el ilustre 
trágico á quien otorga carta de naturaleza en nuestra literatura, creemos 
oportuno darlo á conocer á nuestros lectores, trascribiendo al efecto algunos 
de los párrafos de la introducción en que traza el paralelo entre los prin- 
cipes de la tragedia griega Esquilo, Sófocles y Eurípides. 

• El estilo del primero de estos poetas (Esquilo) es vigoroso y enérgico 
>como su alma; ampuloso á veces, pero gráfico siempre y descriptivo; lleno 
•de felices y pintorescas expresiones ; exuberante en imágenes atrevidas; 
•tórrente, en fln« de inagotable poesía; quelléfna la imaginación y asóínbra 
*e\ alma. El del segundo (Sófocles), natural, bello y elegante, siempre so- 
mbrío y contenido, fácil y fluido, lieno de encanto y de armonía, castizo 
•y puro sin afectación, reflejo evidente de su gusto y buen juicio literario. 
•El de Eurípides, én fin, es desigual y afeminado á veces; abunda en pensar 
•mientes y expresiones rebuscadas; no observa siempre las leyes de la Ver- 
»siflcacion; no se sostiene en el mismo tono lar^o tiempo, y raya á veces eil 
•familiar y cómico. Cbmo ninguno de los dos primeros tiene pretensióiiés 
•de orador no defienden causas en la escena, n\ se ven obligados^ á dividir 
•sus oraciones en diversas partes, ni á emplear exordios ni pnlebas ofdeija- 
•das* como lEurípides, que no pierde ocasión de hacerlo. El teatro ^s pafa' 
•ellos un templó venerable, en donde el pueblo cree y aprende, no cá'tWá 
•de filosofía ni escuela de relajación. En una palabra^ usandb uiía frase 
^repetida muchas veces, pero que pinta el genio de estos tres poetas: Es- 
>quilo representa el nacimiento de la tragedia, pero el nacimiento de uu^- 
> gante; Sófocles sü más acabada perfección, y Eurípides su decadencia. 

•Sin embargo, discurriendo sin pasión, debemos decir que Eoripides po- 
•seia grandes cualidades, como ingenio é inventiva inagotable, y fácil y ame- 
•ná poesía, y que sus tragedias se distinguen, ya por lo patético, ya por sus 
•felicísimos rasgos, ^a, en fin, poi*que su autor ei é\ que niás se acerca á 
•nosotros y más se^ ajusta á nuestras ideas. $ü diálogo es animado y vivo; 
•bellísimas sns descripciones; sentencioso y profundo á veces; gran poeta 
•en sus cotos; variado y nuevo en sus fábulas, y hábil en la elección de. 
•las situaciones dramáticas de sus per$onajes. Era griego al fin^ y contem- 
•poráneo de muchos de los hombres más eminentes de su patria en la 
•política, en la filosofía, en las letras y en las artes. Ninguno como'él'fca 
•representado pasiones vehementes, de esas que. rayan en la locura; ñln-' 
•guno conmueve á sus lectores con tanta fuerza; 'ñinjguno, en fin, há son- 
•deado como él el corazón humano, ofreciéndolo siii disfraz á la especta- 
•cion de Tas gentes. Hasta en sus defectos es admirable, y asi se exótica 
•la estimación que le dispensaron sus contemporáneos y la fama qite Iogi*ó en 
•toda la Grecia, lo cual ni allí ni en parte alguna suele adqtiirlrse sin dotes 
•eminentes.» \ '\ \ 

P. Eduardo de Mier ha prestado un ^ran servició á'los amantéis de ía 
literatura, iniciando con tan brillante éxito su empresa, tanto más ardua,/ 
cnanto que, para traducir á fíuripldes, como é los demás clásicos, es nece- 
sario contar con elemejitos que es muy difícil, si no imposible, reunir:' es.ne- 
cesarlo reconocerlas ediciones más completas que' se han hecho en griego 
y en \o9 idiomasf europeos para comprobar su exactitud; leer las di^címclcí» 



— 1» — 

Ma< diaawMs jnúeaáñ tfftb^osMMe el avtorque «e intenta darA^HA^eav 
y«obrefitt8 pródimoion^B, |tara Boatrtbtttr al eadtrecioiento 4e alisuno» 
fKisftjes; panebrar el Terdaüera espanta M autor* U ewú ao ea Ücil» atea*- 
dída la díY^raldad de ápocaay lo iaoompUto de los JmfMnaes ^ue se poadaa 
obtenar, y ^liapreflcindiendo ya da laa oniaeQtes ««Mlídadea de que ha do 
hallarae dotado el qae se proponga traducir y comentar los autores cUsicos. 
• hnBibHoíeea ée érmmiUúos grie^oé es dlgaa de Uamarla ataaaioa de 
las personas ilustradas, siendo de desear que su iaiolador» el &r. Gutierre» 
da. la Vaga» y el iraduotor Sr. Mier^ bo deanayea en la realizacíoa da su 
pjropMto, aarnaaiaata laudable, puesto que ^lana 4 saliafaoer una necesidad 
ap*eniaale««*«<6aaa<# úei^de Juui^ 4e ld6&.) 



BIBUOCaAFU. 

Todas las naciones que han amado las letras han experimentado al mis- 
mo tiempo la pasioA de recoger libros y de formar grandes colecciones de 
escritos, las cuales pueden mirarse como los archivos de la humana inteli- 
gencia. 

La primara biblioteca pública de que tenemos noticia fué la de Egipto» 
qi^eera un templo consagrado al mismo tiempo á la religión y á las letras, 
donde se velan las obras de los sabios y las estatuas de los dioses. Leíase 
en el frontispicio esta inscripción memorable: Afdmipabulum (alimento del 
alma). 

Los tolomeos fundaron la famosa biblioteca de Alejandría, y Demetrio 
Falerep la enriqueció con una cantidad inmensa de libros, que recogió en to- 
(^s las naciones conocidas. 

tMcese que uno de los Tolomeos (Tolomeo Evergetes), hallándose los ate- 
nienses aúigidos por el hambre, no quiso darles el grano que le pedían sino 
con la condición de que le enviaran en cambio los originales de las obras 
de Echílo« de Sófocles y de Eurípides; pero les permitió que sacasen antes 
copias auténticas. 

Valerio Máximo cree que la primera biblioteca pública que tuvieron los 
griegos la debieron al tirano Plsistrato» y Cicerón asegura que el mismo Pi- 
sistrato fué el primero que recogió en un cuerpo solo las obras de Homero. 

Los romanos, á quienes seis! siglos de conquistas }iicieron dueños del 
mundo conocido entonces, lo fueron también de todas las riquezas literarias 
de las naciones vencidas. Paulo Emilio, derrotado Perseo, Rey de Jiacedonla, 
trs^o á Boma gran cantidad de manuscritos griegos, que regaló al pueblo roma- 
no. Sila, imitando su ejemplo, sacó del templo de Apolo en Atenas la colección 
inmensa de libros que en él se conservaban. Esto^ fueron los que slrvlecon 
parai formar la primera biblioteca pública que hubo en Roma. Queriendo dar 
el senado á la familia de Régulo una prueba extraordinaria de su aprecio y 
gratitud, le regaló todos los libros que Esclpion halló en Cartago. 
, La historia nos conserva los nombres de algunos romanos célebres que 
poseyeron ricas y numerosas bibliotecas. Tales fueron Asinio Pollón* Craso, 
Gésai:, Cicerón y Luculo. En particular este último dice Plutarco que poseía 
una magnifica biblioteca, cuyas galerías, gabinetes y jardines estaban abiertos 
para todo el mundo. Julio César la heredó* y pensaba hacer da ella un mo- 
numento nacional, y aun tenia ya nombrado el sabio Varron para que diri* 
Cfiese tan útil establecimiento; pero su muerte imprevista dejó sin efecto este 
noble y patriótico proyecto. 

Los emperadores romanos dieron su nombre ft las biblioitecas que funda- 
rpn. Augusto añadió A U magniflceacla de sus termas una bibUai!epa de ax- 



celei^tes obras, á la que dió el nombre de Oclatna ea honor de su harvuaqa. 
Los sucesores de Áug;usto aspiraron también á la .mism^ir gloria, y hasta el 
odioso Tiberio fundó una biblioteca imperial, compuesta principalmente de 
obras de política, y á la cual reunió los archivos del imperio. Trajano la in- 
corporó después con la biblioteca, que Hamo Ulpiana» del nombre de su fa- 
müia. ... vw. 

El p^dre Tiraboschi asegura que . la primera biblioteca piblica de Italia 
fa¿ fundada hacia el aio 4420 por un tal Nicolás JKiccoii, mercar, el cuai 
dejó ^1 comercio por el estudio, y empleó todos su^ bienes en comprar. libros 
y proteger las letras. Cuando murió mandó esta biblioteca i sus conciud^* 
danos;.y 2»ara qu^ esta manda ^generosa tuviese efecto,. el ilustre CoAme de 
llédlcLi se encargó de pagar las deudas del difunto. 

£1 Papa Nicolás V ¿ló quien fundó la biblioteca del Vaticano* EL cardenal 
Bessaripn regaló k Venecia la suya en prueba de su amor á sa patria., y la 
excelente biblioteca de Oxford es un monumento eterno de la generosidad y 
patriotismo de Sir Tomás Bodlei. 

Con la invención de la imprenta se acimentó la facilidad de adquirir li- 
bros, y se aumentó también el número de las bibliotecas públicas. No hay na- 
ción que no tenga muchas celebradas, ya por k) selecto de los libros que con- 
tienen; ya por Úl rareza de los manuscritos que en ellas se conservan. Los 
príncipes y los particulares han empleado sus riquezas en formar bibliotecas 
muchas de las cuales fueron al principio para su uso privado, y quedaron 
con el discurso del tiempo para el del público. ^ 

La bibliomanía ha sido una enfermedad de que han adolecido muchas 
persona;^, que han gastado sus caudales ca comprar libros que Jamás han 
pen&add .en leer: mania útil para los amantes de las letras, en quienes oí de- 
seo 4e insjtruirse y los medios necesarios para adquirir libros no se baliaj» 
regularmente reunidos. 

Las bibliotecas públicas ;son uno de los mayores beneüclos que el Gobier- 
no puede hacer á una nación. En el dia la biblioteca de esia clase, más rica 
y más magniOca que se conoce, es la imperial de París. El que quiera saber 
su lústoria hallará cuanto desee en el excelente articulo que Diderot insertó 
en la Enciclopedia. |Pero caánto se ha aumentado desde entonces acá! Esta 
inmensa biblioteca contiene hoy más de 300.000 volúmenes, 90.000 manus- 
critos. 200.000 medallas, i. 500.000 estampas, y 7.000 genealogías. 

Los españoles han sido en todos úempos en extremo apasionados á for- 
mar bibliotecas. Las que todavía se ponservan son una prueba nada equivo- 
ca del esmero con que nuestros antepasados procuraron recoger las produc- 
ciones de los ingenios de todo el mundo. Aunque algunos de nuestros Sobe- 
ranos. Jian cuidado también de proporcioBar á la nación este medio indispen- 
sable para instruirse; pero nunca habia visto la nación reunidas en un mis- 
mo sitio* todas sus riquezas literarias como va á verlas muy en breve. Uno 
de los primeros cuidados del nuevo Gobierno ha sido velar porque $e con- 
serve la preciosa biblioteca del Escorial» la cual á ninguna otra cede en el 
número y originalidad de los manuscritos que contiene. Pero estas riquezas 
estaban como sepultadas, y jamás ha sacado de ellas la nación la utilidad que 
debiera, ya por lo extraviado de su situación, ya por el vicioso sistema adop- 
tado por el Gobierno en el nombramiento y ocupaciones de los bibjiiotecarios* 

Pronto verá el público reunidas tantas preciosidjades con las que ya po* 
seia la Real biblioteca, y confiadas á la custodia de personas que sepan co* 
nocerlas y apreciarlas, y encontrará con admiración un tesoro iuagotable dó 
conocimientos que dan honra al saber de nuestros antepasadps. {Gaceta d^ 
Hadrid %i mdmbre mo.) 



I I ' I ' ■ •. t 



OBSERVACIONES SOBRE LA COLECCIÓN DE CORTES DE LOS REINOS DR UON T DB 
CASTILLA QUE PUBLICA ACTUALMENTE LA REAt ACADEMIA DE LA BlSTOrJA. 

f 

• r 

Artículo /. 

4 

Algunas personas mny instruidas, y amantes de nuestra historia antigaa, 
han manifestado deseos de que él texto de nuestras Cortes tuviese notas é 
ilustraciones históricas, filosóficas y aun gramaticales en la colección que 
está publicando la Academia de la Historia. Estas personas serian capaces 
de hacer por si mismas el trabajo que desean, si tuviesen higar para ello. 
Pero el objeto que se ha propuesto la Academia en la publicación de tan pre- 
ciosos monumentos no ha sido formar una teoría sobre las €órtes de Cas- 
tilla, obra de inmenso trabajo, para la cual ha de ser el primer dato tener 
completa toda la colección, so pena de exponerse á que un solo cuaderno que 
falte eche por tierra el edificio fundado' sobre los demás. Ni ese es el insti- 
tuto de la Academia, sino reunir los materiales que ilustren nuestra historia, 
acaben con las antiguas consejas que en ella introdujo la barbarie de los si- 
gl03« y den á conocer la verdad de ios hechos. Este es el único fin á que di- 
rige sus trabajos; y nadie dudará de que está haciendo un servicio impor- 
taniísimo á los amantes de la historia nacional, publicando documentos an- 
tes desconocidos, excepto á un corto número de literatos; y que siendo ob- 
jeto del estudio y meditación de los sabios, puedan suministrarles ideas fun- 
dadas y luminosas acerca de la antigua legislación castellana en todos los 
ramos. 

Las observaciones, pues, deben ser de los lectores fnstruidos, no de la 
Academia. La autoridad de este cuerpo, muy grande en cuanto á los docu- 
mentos que publica por la experiencia nunca desmentida de su celo, inteli- 
gencia y escrupulosidad en esta parte, seria en materia de observaciones 
igual cuando más á la de cualquier hombre versado en los estudios históri- 
cos. En lo que seria mayor por ser mayor su práctica en el manejo de do- 
cumentos antiguos, seria en el valor de los vocablos. Un glosario hace suma 
falta para la inteligencia de muchos pasajes. Pero ¿puede formarlo completo 
la Academia? Y dependiendo el valor de las palabras, principalmente en ma- 
teria de legislación, de usos y costumbres que ya han desaparecido, ¿podrá 
conocerlo en todos los casos posibles? Nuestra' opinión es que al completarse 
la colección de Cortes de cada siglo, se forme el glosario de las voces cuya 
significación haya podido averiguarse ton certidumbre, ó á lo menos con 
probabilidad, señalando en estas últimas que no hay seguridad absoluta de 
su significado. 

Nosotros heinos procurado estudiar los documentos de Cortes publicados 
hasta ahora; y no han dejado de sugerirnos reflexiones, que nos atrevemos 
. á dar á luz, aunque sólo sirvan do incitar' á otros más hábiles é instruidos 
al hermoso é interesante estudio de las antigüedades españolas. Las dos 
Curtes más antiguas publicadas en la colección son íás de León y Goyanza, 
celebradas en el siglo XI. Estas serán por ahora el objeto de nuestras medi- 
taciones. ' 

El año 1020, en que se celebraron las Cortes de León, ó Concilium, que 
es el nombre que se les da en lo$ códices, estaba reducido el reino de León 
al país comprendido entre el Duero, el Pisuerga y el Océano: es decir, á As- 
turias, Galicia, una parte de Portugal y la provincia de Léon, pues Castilla 
se habia hecho Independiente más de medio siglo antes. Este reino« además 
de ser pequeño, estaba entonces casi destruido por las frecuentes invasiones 
que hizo en él el terrible Almanzor, visir de Hixem, Bey moro de Córdoba. 
Al fin, vencido este guerrero en Calatañazor, y muerto de las heridas que 
babia recibido en la batalla, las disensiones que para sucederle en el poder 



— 577- 

ki^o entre loe moros, peraltleron respirar á los leoneses, y ikun todo el 
reinado de AionsoV se enpleó en reediflear las ciudades y pueblos destrui- 
dos por los masulmanes. Una de ellas era León, ((ue en 4020, año de la ce» 
Mvacion de las Cortes, iba ya levantándose de entre sus ruinas. 

La primera observación que ocnrre al examinar sus actas es una duda 
sobre el poder supremo, causada de la manera de expresarse el encabeza- 
miento. 

Dice asi el titulo según todos los códices: 

Decreta Áifansi Reffis et Geieirw RegituB. (Decretos del Rey Alfonso y 
déla Reina Blvira.) No sabemos por qué motivo se nombra á la Reina como 
[Mirtidpe en la facnltaéde dar decretos; pero al fin pudiera responderse que 
el titula, no constituyendo parte del acta., no bace tampoco fe; y seria pues- 
to y repi'tido por loff copiantes. 

Vengamos ya al texto del encabesamiento: 

S9df era MLVIH Kelemiis Augusti in prasÉeníia Regia Dondni Adef&nsi 
et'ucpcris ^fus GeUArm Reginm eonvenimus apud Legionem in ipsa $ede 
heatw MarUe omnes Poniificea et Abbates et Optimates regni fíispanüBr et 
¡ussu ipHue Regís talia decreta decrevimus, qwB prmiter teneantur, futU' 
ris temporibiís. 

La traducción de este pasi^ en los códices eastellanos del mismo conci- 
lio, es. esta: ' 

•Enna presencia del Rey D. Alfonso et de sua mulier donna Elvira ainm- 
tamosnos en León enna see de Santa Maria todos los obispos e abdades e ar- 
ceblspqs del Rey despanya, et per el so encomendamiento estabelecemos es- 
tos degredos, los cuales seam flrmenientre guardados e firmes ennos tiem- 
pos que son e an de seer por siempre. Sub era MLl^Ill primero dia de 
Agosto. ' 

Aqui se ve á las Cortes decretar y establecer leyes permanentespor man^ 
dado del Rey, Pudiera decirse, según el genuino sentido de esta expresión, 
que el poder legislativo residía en las Cortes, mas no se ponia en actividad 
sino en virtud de un mandato del monarca. Pero contra esta interpretación 
milita el art. !Í0 del decreto, en el cual se dice: comstituimns etiam ut 
legionensis dvitasqum depopulata fuit a sarracenis in déebus patrie mei 
Veremtmdi Regís, repcfpuletur etc,^ Estabelecemos que la ciudat de León 
que fu despoblada é presa de moros en tiempo del Rey Don Rernmdo'mio 
padre, que se poblé etc.» Aqui se ve al Rey ejerciendo, en común con el 
cóndilo, la potestad legislativa, y bablaiMlo en su propio nombre. 

Obsérvese que en el encabezamiento de las Curtes de Coyanza en 1050, 
no iMbla nMie sino el Rey. Diee que juntó las Cortes, fed/mus eoneíHum, y 
en los diferentes articules usa del plural statuimus, establecemos, el cual 
no puede entenderse sino del Rey y de los obispos y magnates reunidos en^ 
las Cónes. El titulo de las actas díoe: decreta Predenandi regís et Sanctim' 
regina^ et omnium episeopcrtm <n diebus earum in Hispania degentium, 
et onmiun ^usdem r^iní eptimatun, «Estos son degredos establecidos del 
Rey D. Flernando de León, ye de la Reina Doña Sancba, e de todos obispos 
Bespaiiia,>e de los arcib^spos de so regno.> El tradnctoi* omite los magnates, 
asi como los omitió el del eiícabezamiento de las Cortes de León. 

Aunque Fernando I el Magno fuese un Monarca más poderoso qne Alon- 
so V, pues además del reino de León pésela el de Castilla, y grandes terri- 
torios conquistados de los moros al Mediodía del Duero, no parece natural 
que eo el espacio de treinta años se bubiera alterado el asiento y carácter de 
la potestad legislativa; y. pues en el concilio deCoyanza la tenia visiblemente 
el Rey Jauto con las Cortes, debemos creer que en el de León sucedió lo 
mismo. De los obispos y magnates consta por el encabezamiento de las Cor- 
tes de León y del Rey: primero, por baber mandado establecer el decreto; 



Tvl 



legrnndo* por* el art. Í0 de dieha decreto; tero«v«; por el eplltíki del ie| 
Ateneo V, ^iie cUa en «au la Acsdemia, y cuyo lmt»í es este: hic faml-rea 
Adefotmts qui populoMit legUmem post destnuíioneiH AUnmuor ei dedU 
ei bonos foros. •Aqni yace el Rey Alfonso que pobló á ,Leon, destrwda par 
Álraansor, y le dló buenos fueros.» Estos Imenos fneros eran los deerelos de 
4020; coarto, por el concilio mismo de Goyanza, en cuyo Mtimo artícolo dice 
el ReyFeruando I, hablando en singular: Et confirmo totos illos\foros tmne* 
tis habitantibus Legione, quos dedit illis Rem Dominus Áldtphomus pater 
SaneHaereginae uxoria meae. Traducción del códice cast^lano: <Et confirmo 
todos los faros allos moradores en Leoo, ellos qne yes dló el Rey Dom Alldneo 
padre de la Reina Donna Sancha mia muller.» Observemos de paso q«e esta 
Reina se nombra en las Cortes de Goyanza entre los legisladores con mis raxon 
que Elvira en las de León, pues era propietaria jde esta corona, y oenservó 
siempre mucha autoridad en su 6ol>lemo. 

Parece, pnes, que se puede fijar como un hecho indudable que la .po- 
testad legislativa en el siglo XI residía en el Rey junio con los obispos y 
magnates. Bs muy probable qne desde Pelayo sucediese lo mismo, pues 
aquellos tiempos se acercaban más k los de la monarquía vlsogoda, ooya 
Gonstitucion era esa. 

Esta Gonstiittoioo varió: Las Cortes más antiguas del siglo XIV, de las 
que ha publicado hasta ahora la Academia, son las de 4325, en onyo aio 
llegó Alfonso el XI á su mayor edad. En ellas no doeroáan las GMÍis, co- 
ma en las de León y Goyanza, sino piden: y el Rey es qitíen.otor^^ Li 
potestad legislativa se hallaba concentrada en el Rey. Uno de los puntos más 
curiosos de nuestra historia oonstítucioiial es averiguar la época y los mo- 
tivos de esta alteración tan importante, por la cual la monarquía aristocrá- 
tica del siglo XI llegó á ser un Gobierno casi absoluto, templado solaann- 
te por la necesidad continua que tenia la corona de los snbsidips de los 
pueblos. Nosotros confesamos qne «ún no tenemos lus datos necesarios pan 
resolver esta cuestión: sólo la continuación de la empresa de la Academia 
podrá suministrarlos. 

Hemos dicho que la monarquía del siglo XI era orisiecráUca^^ porque 
sók) aparecen en sus Congresos nacionales el Rey» los magnates y los obis- 
pos. Sin embargo, había ya ciudades considerables en la fispafia cristiana. 
León, Oviedo, Astorga, Patencia, Calahorra, Lugo, Viseo y Compostela eru 
poblaciones grandes, y tenían alguna industria mercantil y fabril. Sin em- 
bargo,, no parecen sus intereses representados en la Cortes, y es un pria* 
cipio que la misma naturaleza dicta, y que siempre se ha seguido es to- 
das las monanfttías templadas, que los intereses considerables se halles re- 
presentados ea el Congreso, mucho más existiendo ya, coma probaremos otro 
día, concejos municipales en ü reino de León. ¿Se atribuirla quisa á los 
obispos la representación de aquellos intereses , como en la Consüioeiofl 
visogoda? Indina á creer esto el origen popular que tuvo en sus principies 
esta dignidad eclesiástica: origen que no se había olvidado todavía, áos 
cuando la elección se hubiese reducido poco á poco á sólo el clero, y i 
pesar de que en este siglo comenzaron las reservas á Roma. Lo cierto es 
que en las Cortes de Leen y de Goyanza se dieron, como veremos, muelos 
decretos favovables al pueblo, aunque éste no tenia procuradores qoe le 
defendiesen. 

Peiv) por más aristocrática que fuese la monarquía, noae reoonoceseí 
ella los caracteres de feudal que en esta época tomaron los dem^ Estados 
de Eiuropa. Había á la verdad señores de tierras y vasallos: habla adonás 
esclavos, tanto de ellos comp de las iglesias, pero habia.tamhiaifoaosy 
oonc^os municipales, JnQompatibles con ^ sistema del feudalismo. Las nos- 
mas adas de las Cortes de León foman un iuero para esta ciudad y reino, 



taa apreoiaUe» qoe aa U llamó buéM, esto esg-fi^^; «lefeeió <ti&e fuese coa* 
firmado por Fernando el Magno en ai. coaollid die Coyanza, y qae se copiase 
con el Fuero JuEgo* código entonces de la España críAiana, como una con* 
tlnaacion ó apéndice á él. 

Si los que han conservado las actas de estas dos Cortes hubieran enu- 
merado los optimatts i\\xt coHCurrieron á ellas, asi como enumeraron los 
obispos del concilio de Goyanza, sibríamos á punto fijo qué es lo que se sig*- 
nlficaba por aquella voz. Su sentido nttaral es los mejores, los más grana* 
dos» los m¿a poderosos. Asi, pues, tenemos motivos para oreer que los mag- 
nates que concurrieron en estas Cortes serian los condes^ esto es, los compa- 
ñeros ó caraaradas del Rey, sus tenientes generales en el mando de los ejér- 
citos y provincias, acaso taminen ios merinos que administraban la justicia 
en su nombre, y quizá ios presidentes de las mftnieipalidades, en cuyo caso 
éstos debian ser los representantes natos del pueblo. De cualquier manera 
que fuese (pues la ñilta de datos nos obliga a eawinar á tientas encesta ma- 
teria), no encontramos vestigio alguno de feudalisme, ep decir, de división 
da 9oh^an\a. La potestad legislativa existia en las Cortes con el Rey, pero 
entera, indivisible y dirigida á dar leyes univer8al8&» perpetuas y útiles á los 
pueblos. Pero ningún magnate era legislador en su territoriov ctímo sucedía 
ea Francia* Italia y Alemania. La Gonstttacion española de aquella época 
era más^ semejante á ia de Inglaterra, después déla conquista de ios nonnan- 
dOkSv que á la de ningún otro pueblo. Los anglo-sajones vencidos eran enton- 
ces eon muy poea diferencia lo mismo qiie los moros en la parte de España 
reconquistada. 

En esta materia la razón filosófica de la historia coincide con loa pocos 
decuinentos que nos quedan de aquellos tiempos. Eft Gobierno de León y 
Castilla pudo ser turiatocrálioo, pero no feudal. No se reduce á la clase de 
siervos del terruño, no se someten á servicios extravagantes, injustos* y 
hasta impuros, á hombres de quienes se tiene necesidad, como entonces la 
había, para hacer guerra á los moros. Tampoco en una monarquía militarse 
divide la soberanía: el régimen necesario para la guerra presupone la oon- 
centriicion del poder. 

En otro artículo expondremos el resto de nuestras consideraciones s(^e 
esáas dos Cortes del siglo XI, y en ellas, si no nos engañamos, veremos com- 
probados los principios que hemos sentado en este. Pcmt ahora nos contenta- 
remes con advertir, que aunque consta la celebración de muclios Congresos 
uacáonalesántes áel-de León de i03<^, son las actas de éste las primeras que 
se han oonservado, y por oonsigutente d documento más antiguo de nuestro 
derecho constitucional. {Gacela 4ei 12 de Noviembre de 4837.) 



DE tA COiiBCCMMi DE CORTES DE GÁSTIUA Y LEOff, QUE fCBLlCA ii EBAL ACA- 
DEMIA DE LA HISTORIA: 

Artículo IL 

i>edttcimos en nuesteo articulo primero sobre esta materia, de las actas 
de k>& eonciliOK de Leon'y Coyanza, que el gobierno de la monarquía €^ el 
sigk) XI era una aristocracia aúUtar y sacerdotal con un Rey aL frente de 
ella. Ahora examinaremos más circunatanciadamente dichas actas para ver 
si en la pscuridad en que yace para nosotros aquella época podemos hallar 
algunas noticiáis relativas al régimen municipal y civil de los leoneses. 

El titulo XXIX de las Cortes de Leen del año 1020 es muy notable, por 
que en él se manda que «todos los ha¡dtaíUles.At León, asi del casco deia 
ciudad como extiamuros» se reunsA todos loa años el /primer dia de Cua- 



— Í8Q — 

resma en la sata capitular de Santa Maria de Regla, y establezcan las medidas 
de pan, vino y carnes, ^ y el precio de los trabajadores por aquel año.* Hé 
aquí una institución la más democrática que se vio en aquellos siglos, pues 
la palabra habitadores á todos comprende, grandes, nobles, eclesiásticos y 
plebeyos. Sin embargo, las atribuciones de este concejo general del vecinda- 
rio se limitan á establecer los pesos y medidas por un año, cosa necesaria, 
atendida la ignorancia de aquellos tiempos para construirlas y conservarlas 
con la debida exactitud, y el precio de los jornales/Su fijación por la ley es 
conlraría á los verdaderos principios de la ecx>nomia política; pero en la or- 
ganización social del siglo XI debió de ser necesaria, para que los podero- 
sos no defraudasen de su baber á los jornaleros. Dos motivos tenemos para 
pensar asi: primero, la multa que el mismo título XXIX impone á los que 
infrinjan las disposiciones del concejo de habitantes; segundo, que en la 
determinación del precio del trabajo debian tener mayor influencia los bra- 
ceros, cuyo número seria mayor en aquel concejo que el de las demás cla- 
ses. Parece, pues, que esta ley tuvo por objeto reprimir la prepotencia de los 
que mandaban trabajar sin satisfacer debidamente al trabajador, prepoten- 
cia que debia retraer los brazos útiles, y era necesario para atraerlos á León, 
(5ási despoblada, reprimir aquella injusticia. 

En muchos títulos de las mismas actas se habla, no de este concejo gene- 
ral que debia reunirse una ve¿ al año, sino de otro concejo (Coneilium), que 
parece permanente, lo cual se la atribuyen funciones municipales, pero del 
cual en ninguna parte vemos ni expli^do.el origen ni designadas las perso- 
nas que deben componerlo. Nosotros vamos á exponer los pasajes en que se 
habla de él. 

Y ya desde el primer titulo encontramos con una dificultad: dice que «en 
todos los concejos que hayan de celebrarse en lo sucesivo se juzguen pri- 
mero las causas de la Iglesia.» A nadie debe admirar esta preferencia en una 
nación que debió su origen al cristianismo. Los demás pueblos han existido 
antes de abrazar el Evangelio; pero los españoles, después de la invasión de 
los árabes, no hubieran formado una nación, á no ser por el principio reli- 
gioso que los incitó á reconquistar su suelo y su independencia. Sea dicho 
esto de paso. 

Volviendo al pasaje citado, la palabra amemos (concilios) significa las 
Cortes que se hablan de (felebrar después de las actuales de León, ó bien el 
concejo munieipaU en el cual ddiiian juzgarse ante todas cosas los pleitos 
cclesiástícos. Nos inclinamos á lo primero, porque consta de nuestras cróni- 
cas que otras Cortes anteriores á estas, pero cuyas actas se han perdido, ce- 
lebradas en tiempo de Ramiro 11, entendieron en un pleito sobre el territo- 
rio de un obispado. 

Sin embargo, nos hace dudar el título 11, que manda, en el caso de litigio 
sobre bienes concedidos á la Iglesia por testamento^ «que se presente el tes- 
tamento al concejo^ y sea examinado por hombres verídicos.» Este concho 
no puede ser las Cortes, autoridad que no siempre estaba reunida» sino una 
corporación permanente, y á la cual pudiera ocurrirse en casos que debian 
ser frecuentes en aquellos siglos, donde no se hacia testamento sin mandas 
piadosas. NI es fuera de propósito que un cuerpo municipal decidiese sobre 
un hecho, á saber: si el testamento y la manda erali verdaderos ó no. Ob- 
sérvese que se ocurria á la declaración de hombres verídicos, lo que prueba 
que aún no habia escribanos ní notarios. 

{Se coniinuard.) 



MADRID.— Oflcioa lipográflcá del Hospicio. «-1866. 



iniM. 34. 45 DI DICSHBIIK DI iBtW. AÑO Vil. 



I " \* I * 



boletín BIBUOfiRlFICO ISPil^Ot. 

PERIÓDICO DE LA LIBBERIA. IMPRENTA. 6RABAD0. LITOORATIA. 

ENGOADERRACION, FABiUGiS T ALMACSHBS DE PAPKb 1 HOSIQA. 

lIDiCTOR. BOU Umil nMilDU IDllfiO.— UITOt, 801 ARTURO NIU. 

Todas las comunicaciones se dirígirán i nombre de D. MANUEL FEBI^ÁNDEZ 

HIDALGO, Corredera baja de San Pablo, núm. 57| tercero izquierda, 

en donde están la redacción* «drainlslniclon y venta de los tomos publicados. 

Los pedidos de esta corte pueden avisarse por el correo interior. 

_ _ . ■_ _ * ,_ 

Se publica el 1.*^ y 15 de cada mes.— Se suscribe en todas las librerías del reino. 
Precio: 40 rs. al affo en Madríd,-^i en las provtnetai.—^é 60 en el tíBtnmjero } 
ultramar, segan qae haya ó no contenió postal.— Se admiten avises y cominicados para 
el BoLBTin DK Aüoiicios ¿ precios económicos y <fonTe1icioDales. 

Les Srbs. Mota t Plaza sb bicargar db compiab t bbbitib i PBOTmciAS todas las 

OBBAS ANIINCIADAS BH BL BoLBTUI T CÜALBSQUIEBA OTBAS QDB SB DBSB81V, CON EL AUVBNTO DB 

m 20 POR 100 POR BAZoir db los gastos db framoceo. 



PUBLICACIONES NUEVAS. 

899. Diccionario enciclopédico déla Teología católica, redactado porlosmis 
sabios profesores y doctores en Teología déla Alemania Católica moderna. Com- 
prende: primero. La ciencia de la escritura^ á saber: la filología bíblica del 
antiguo y nuevo Testamento, la geografía sagrada, la critica, la hermenéuti- 
ca. S^undo, La ciencia de los principios, á saber: la apologética, la dogmá- 
tica, la moral, la pastoral, la catequística, la homilética, la pedagógica, la 11* 
túrgica, el arte cristiano y el derecho eclesiástico. Tercero, ¿a cíenda dé los 
hechos, á saber: la historia de la iglesia, la arqueología cristiana, la historia 
de los dogmas, cismas y hereglas, la patrología, la historia de la literatura 
teológica, la biografía de los principales personajes. Cuarto, La ciencia de 
ios símbolos, ó sea la exposición comparativa de las doctrinas cismáticas y 
béréticás y sus relaciones con los dogmas de h iglesia católica, la filosofía de 
la religión, la historia y culto de las religiones no 'cristianas etc., etc. Publi- 
cado baj.0 la dirección del Dr. Wetzer, profesor de filología oriental en la Uni- 
versidad de Friburgo, en Brisgan, y del Dr. Welte, profesor de Teología en 
la facultad de Tubinga. Versión castellana por D. Juan Clares Fuentes, Di- 
rector de la Sociedad Católica. Tomo i."* (Aaron Antonio). Madrid, 4866, 
Imp. de J.Fernandez y compañía. Administración del periódico La Sociedad 
Católica. Un tomo, en 4.% á dos columnas, 480 páginas. 28 

Para los suscritores á la Revisía. 24 

Los demás tomos. 5H) 

ConstarA la obrade*noos50 tomos próximamente. 

900. Ensayo de una biblioteca española de libros raros y curiosos, for- 
mado con los apuntamientos dé D. Bartolomé José Gallardo, coordinados y 
aumentados por D. M. R. Zarco del Valle y D. J. Sancho Rayón, obra premia- 
da por la Biblioteca nacional en la junta pública del 5 de Enero de 4862, é 
Imppesa á expensas del Gobierno. Madrid, 1866, imp. de Rivadeneyra; libre- 
ría de Moya y Plaza. Tomo segundo, en 4.** mayor, á dos columnas, VII-4.404 
páginas numeradas por columnas con un índice al fin de manuscritos de la 
Biblioteca nacional, 480 páginas por separado. 40 

Véise pág. 62, tomo ▼ Sé este Boutib. 



904. hk DiYisioit de poderes.^Estadios íllos6ilco*canónieo8 sobre las re- 
laelones entre la iglesia y el Estado, por I>. Vicente de la Fnente, Dr. en Teo- 
logía j Jurisprudencia, Catedrático de l^isciplina eclesiástica en la Unitersi- 
dad central y Académico de número de la Historia. Segunda edición. Madrid, 
1866, imp. de I. M. de Le^cano y Roldan, editor; lib. de Olamendi. Sn 4.% 
84 páginas. 4 

902. Lá Pkt tE Lk Aldea. Cemedle en cinco actos, acomodada á nuestra 
escena ^ D. Narciso de la Escosura. Representada por primera vez en el 
teatro del Príncipe el dia 7 de t)iciembre ie 1866. Madrid, 4866, imp. de 
I. Rodríguez; lib. de Moya y Plaza. En 8.* mayor, 440 páginas. 8 

Adminífllracítn llric«-^ramáUca. 

905. Las riqveus dbl alma. Novela de eoetumbres, original de Doña An- 
gela Grassi, ^y juzgada por la Real Academia española, digaa de mención 
honorífica en su último certamen literario. Tomo segundo. El camino de la 
dtcte. Novela original por Doña Angela Grassi. Madrid, 1866, imp. de El 
Cascabel, á cargo de y. Benardino. Administración de El Cascabel. Un tomo, 
en 8.% 24 páginas la primera; 40 la segunda. 8 

Véase pág. 200, del tomo YII de este Bolctir. 

904. Un saeao y una soirée, caricatura de costumbres, en dos láminas, 
original y en verso, de los señores D. Miguel Ramos Oarrion y D. Eduardo 
Lustonó, música del maestro Arrleta. Representada con extraordinario éxito 
en la noche del 42 de Diciembre de 4866. Madrid, 4866, imp. de J. Rodrí- 
guez; librerías de Cuesta y Moya y Plaza, 62 páginas. 4 



ReiHei^. 

905| El AKo, revista semanal de literatura, artes é intereses morales y 
ÍQateriales.<-£¿/^e5 de la swcricion.'—El Año se publicará todos los domin- 
gos desde Enero próximo, y constará de 8 páginas de papel de igual tamaño 
y calidad que el de este prospecto, con tipos claros y proporcionados. 

Úé suscribe en lá Redacción y Administración de El Ado, calle de la 
llontéra, 36,. principal, adonde podrá dirigirse toda ^a corre&fondencia, y 
en las. principales librerías de esta corte. 

E¡1 pagó de las suscriciones será adelantado, y el de provincias podrá 
verificarse á favor del Administrador de El Año por medio de letras de 
6iro tifútuó ó sobre casas conocidas, y en sellos de franqueo. Precios de 
súscricion: Ñadrid, un mes, 4 rs. id., tres meses 42; provincias, trimestre, 42. 
extranjero/ trimestre 46; Ultramar, semestre 2 Vt pesos. 
' 906. ÜL akgbl del hogar, páginas de la familia.— Revista semanal de 
literatura, educación, modas, teatros, salones, toda clase de labores de inme* 
diata y reconociíjla utilidad, ejemplos morales, instrucción y agradable re- 
tiVeó para las 'señoritas, bajo, la dirección de María del Pilar Sinués de Mar*^ 

co.-aSó tt.' r 

. , Condiciones materiales, -^El Anget del Hogar se publicará en los dl^s 8, 
46, 24 y últimos de cada mes. 

Cada número constará de ocho páginas, en 4.* prolongado, de excelente 
pi^pel y elegantes tipos, 

En las cubiertas se insertarán anuncios y noticias de interés y actuali- 
dad» iforman^do de este modo nn nuevo periódico, que reciben gratis ios sus- 
(:ritore8. 

^ cada número, y á fin de que puedan eneuadernarse por separado, Aoom- 
pi^Saó'án 46 páginas, en 8.*, de la Galería de Mujeres Célebres (jae con tan* 
ta aceptaclop está publicando la Sra. Sinués de Marco, y en cuya inpo^ 
^nte obra, bajo las agradables formas de la novela, se ofrece al lector ana 
interesante colección de leyendas biográfleas, de reinas» guerreras, prela* 



4ás; anuías, «antas y heroínas; coastituyendo una hisc^da unlfaiMlie w^ 
das las épocas y todos los países, que, á la pa^ que firapo^cioBará 4 bis }d- 
venes una sótida y deleitosa instrucción, les