(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Boletín de la Real Academia de la Historia"

Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as parí of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commercial parties, including placing lechnical restrictions on automated querying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attributionTht GoogXt "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct and hclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while hclping authors and publishers rcach ncw audicnccs. You can search through the full icxi of this book on the web 

at |http: //books. google .com/l 



Google 



Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 

cscancarlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 

dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 

posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embaigo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 

puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir. 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 

tesümonio del laigo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 
Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares: 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La l^islación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 



El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página |http : / /books . google . com| 



I 



^ APP 3 1900 



J^acbartí ColUsc l'ibtars. 

PROM THB BECUIEST OF 

CHARLES SUMNER, LL.D., 
OF BOSTON. 



SS«^,I«<)9 — I4oi-^,l'íoo 



ll 



I 



BOLETÍN 



DC LA 



BEAL. ACADEMIA DE LA HISTORIA 



M9 



X 



r 



I 



\ 



\ 



\ 



BOLETÍN 



REAL ACADEMIA DE LA HISTORI 



TOMO XXXV 



MADRID 

ISTIBLECIMIENTO TIPOGRÁFICO DE FORTiNET 
lacraMon oa la bbal academia nm la msTOVAt 

Calle Af Ib LilHirUuI , núm. » 



I i/m 



J 







5 1C99 



boletín 




> .- r 



DB LA 



/ 



REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA 



TOMO XXXV. — CUADERNOS I-III 



JULIO-SEPTIEMBRE. 188» 




MADRID 

ESTABLECIMIENTO TIPOGRÁFICO DE FORTÁNET 

IVPSBSOE DB LA BBAL ACADEMIA DB bA HI8T0BIA 

Calle de la Liberted, Dúm. 29 

^ seo 







L_ 



BOLETIÍJ 



DE LA 



REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



TOMO XXXV. Jnlio-Septiembre, 1888. CUADERNOS i lit 



[NFORMES. 



I. 

índice de los documentos de la orden militar de calatrava. 

Complácenos en sumo grado poder ofrecer á esta Real 
Academia de la Historia » por si se digna publicarlo en su 
Boletín, el presente catálogo de los documentos de la Orden 
de Calatrava, por la gran importancia que para el estudio de 
su historia entraña esta colección, tanto en su sección diplo- 
mática como en la histórica. 

De admirar es que el lapso de cerca de ocho siglos y las 
vicisitudes por que han pasado los archivos de esta secular 
institución^ no hayan causado más profunda mella en sus 
papeles. 

El archivo de Calatrava la vieja hubo de ser trasladado 
al del castillo y convento de Calatrava la nueva: á éste pasó 
el del palacio de los Maestres en Almagro cuando la incor- 
poración á la Corona de los maestrazgos de las Órdenes; y 
si estos cambios tanto exponen al extravío y deterioro de 
libros y documentos, nada son comparados con las inju- 
rias que sufrieron al decretar el Gobierno de la Repüblica 
la supresión de las Órdenes militares. 

Evacuado el sacro convento, allí quedó su archivo aban- 
donado por mucho tiempo á merced del primer ocupante, 
que por fortuna fué un fraile exclaustrado, quien llevó gran 
cantidad de documentos y todas las pruebas de caballeros 
á su residencia de Almagro: á su muerte, un pariente suyo 
los trajo á su casa de la calle de las Urosas, de cuyo desván 



^ BOLETÍN OB LA REAL ACADEMIA ÜE LA HISTORIA. 

los recogió el Consejo cuando fué reintegrado en sus fun- 
ciones al restablecerse la existencia de las Órdenes mi- 
litares. 

Una parte importantísima de aquel archivo, cuyo índice 
salió á luz en el Boletín de esta Real Academia (1), fué 
depositado en la delegación de Hacienda de Ciudad Real y 
allí han permanecido muchos años sus documentos, justo 
es decirlo, perfectamente conservados y cuidados. 

Grandes y repetidas han sido las tentativas y esfuerzos 
que el Tribunal de las Órdenes, por medio de su ministro 
archivero, ha practicado en ocasiones varias para conse- 
guir la devolución de aquellos pergaminos: todas se estre- 
llaron ante la apatía y el desdén con que todavía se miran 
hoy en nuestra patria este género de asuntos. 

Felizmente el actual subsecretario de Hacienda, D. Gui- 
llermo J. de Osma, persona de gran cultura y de recono- 
cida ilustración, comprendió la justicia de la demanda y la 
necesidad de sacar aquellos documentos de la obscuridad 
en que yacían é interesó al Excmo. Sr. Ministro haciéndo- 
los venir á la corte en ocho días escasos. 

Por su parte el Consejo de órdenes, que en su actual 
organización y por carecer de medios no podía custodiar 
debidamente aquel tesoro histórico y servirlo al público, 
resolvió entregarlo bajo ciertas condiciones al Archivo 
Histórico Nacional, no influyendo poco en su resolución 
las dotes de inteligencia y capacidad, el entusiasmo y el 
acertadísimo método con que su Director, nuestro com- 
pañero D. Vicente Vignau, organi?:aba aquel importante 
centro colocándole en pocos meses á la altura en que hoy 
se encuentra, sirviendo á sus muchos visitantes con toda 
diligencia y satisfacción. 

Reunidos los documentos que de Ciudad Real vinieron 
con los que existían en el Archivo del Consejo (estos últi- 
mos señalados con un asterisco), forman la colección cuyo 
índice publicamos, dividida en tres partes: 

SecciÓíN primera, — Documentos realeSj 354 documentos. 

Sección segunda. — Documentos eclesiásticos^ 195 docu- 
mentos. 

Sección ykkcmh^^— Documentos particulares, 910 docu- 
mentos. 

Cerca de 1.500 documentos interesantes todos en un 
concepto ó en otro. 

1 1 ) Tomo XX , páginas 54.5-572. 



DOGUMBMTOS DK LA OHDBN DB GALATAAVA» / 

Ellos no constituyen por si solos lo importante del 
Archivo. 

Existe además toda la parte administrativa^ la judicial, 
los libros de visita, la descripción de encomiendas y los 
procesos de pruebas de caballeros,- inapreciable fuente bio- 
gráfica, con más los libros de actas, acuerdos y decretos 
del Consejo. 

No dudamos, dada la convicción arraigada en el ánimo 
del Sr. Vignau, de que los archivos y bibliotecas que care- 
<cen del oportuno catálogo, no llenan el objeto de su misión 
sino á medias, que iremos conociendo al detalle todo cuanto 
constituye el fondo de la documentación de las cuatro mili- 
cias hermanas, que en su decadencia han podido conservar 
las fehacientes pruebas é irrecusables testimonios de sus 
hechos gloriosos y de su esplendor pasado. 

Madrid , l.<> de Junio de 1899. 

F. R. DE Uhaoón. 
SECCIÓN PRIMERA. 

REYES DE CASTILLA Y LEÚN. 
Alfonso VI. 

1. Privilegio del rey Don Alfonso VI, otorgando los fueros Año lo"». 
-que habían de gozar los pobladores del lugar de Santa María, Noviembre i 
término de Dueñas junto al río Pisuerga. 

cFacta carta donatiouis ipsas nonas novembris. Era m.g.xvi.» 

2. Privilegio de Alfonso VI traducido del arábigo, mandando a. [nr¿. 
poblar la villa de Aceca, señalándole término y dando á sus mo- •'"°*° ^■ 
radores los fueros, usos y costumbres que en el pueblo de Toledo 
^uaan e 0719", 

Este privilegio fue escripto vdias andados del mes de Junio de 
£ra de mil e c e xl anuos. 

Alfonso VII. 

3. Carta de donación de heredades junto al río Esgueva hecha a. ii3i. 
por el rey D. Alfonso VII y su mujer Doña Berenguela á Pelagio ^^'^^^ 
Pérez de Valdefande. 



s 



BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



Año 1132. 



A. 1131». 
Octubre 18. 



A. 114(5. 
Mayo 2. 



A. I15í). 
Marzo 22. 



A. 1150. 
Abril H. 



A. 1152. 
Octubre 19. 



A. 1153. 
Aífosto 6. 



A. 1154. 
Noviembre 4. 



«Facía carta Era mclxviiii.» 

4. Carta de donación de la villa de Otos ^i ultra flumer^ 
Tagin hecha por el rey D. Alfonso VII, su mujer Doña Berenguela. 
y sus hijos Sancho y Fernando á los hermanos Auenzadech y 
Alcázar. 

aFacta carta donationis et confirmationis in Era u.c.lix.» 

5. Donación hecha por D. Alfonso Vil á Martín Pérez de la- 
villa de iíPhani que est circa Alban de breteveli.ii 

aFacta carta iusta Aureliam in ipso castello novo quod ibi 
fecit Imperator guando eam tenebat obsesam xv. kals. novembris. 
Era if.c.LXZvii.» 

6. Donación de la villa de Mazdalquez nmodo desertam sitam- 
iuxta Nonnoco» hecha por el rey D. Alfonso VII á Pedro Gil- 
berto para que la poblase. 

«Facta carta Tolete vi Nonas maii. Era ii.c.lxxziiii.» 

7. Privilegio rodado del rey D. Alfonso VII, haciendo dona- 
ción al concejo de San Miguel, de las villas de Ciruelos y Caba- 
nas con los términos y pertenencias que tenían en tiempo de 
Alfonso VI. 

«Facta carta in Toleto auno tercio quo fuit capta Baeia et 
Almaria. Era i.g.lxxxviii. Et quod xi kal. aprilis.» 

8. Privilegio rodado del rey D. Alfonso VII haciendo merced y 
donación á Pelayo Pérez de las villas de Bel y Giróla, en Valdeca-^ 
raba, con los términos que tenían en tiempo de los moros. 

«Facta carta Toleti, auno tercio quo fuit capta Baecia et in 
Almaria. Era i.g.lxxxviii. Et quod vi idus aprilis.» 

9. Privilegio rodado del rey D. Alfonso Vil haciendo mer- 
ced y donación al conde D. Ponce de Cabrera, de la aldea de^ 
Almonacid con sus términos y pertenencias. 

«Facta carta in Guadalagara xv. kal. novembris. Era m.c.lxxxx.»- 

10. Donación del monasterio de San Salvador de Buero eT> 
Liébana, hecha por el rey D. Alfonso VII á Pelayo Pérez. 

«Facta carta in mense augusti viii idus. Era m.g.lxxxxi.» 

11. Privilegio rodado del rey D. Alfonso VII, haciendo dona- 
ción á Miguel, archidiácono de Málaga, Abdimelcaer y otros ara* 
bes, de la aldea de Pastor «et jacci in ripa Tagi et est in VaUe de 
Car abano. ii 



DOCUMENTOS DE LA OADBN DE CALATRAVA. 9 

«Facta carta in Toleto pridíe nonas novembris. Era m.clsxxxii. > 

12. privilegio rodado del rey D. Alfonso VII, concediendo á Año 1154. 
Pascual Domínguez y otros, la villa de la cabin con su aljibe €que Noviembre 4. 
est ultra flumen Tagi.i^ 

cFacta carta in Tboleto pridie nonas novembris. 
Era M.G.Lxzzzii.» 

13. Donación de la villa de Bel en término de Toledo «cuttis a. 1155. 
est Benquerenciaii hecha á Pelagio Pérez de Porme$ta por el rey ^^"^'*- 
D. Alfonso Vil en Toledo. cEra m.g.lxxxxiii pridie nonas 
aprilis.» 

14. Privilegio rodado de donación de la aldea de Balneum, a. 1155. 
situada entre Folenam y Bosogra, otorgado por el rey D. Alfon- ^^^^^ ^^' 
so YII á Abdelasis de Baeza en Manduger xiiii kalds. iulii. Era 

M.C.LXXXXllI.i» 

15. Privilegio rodado del rey D. Alfonso VII concediendo á a. iim. 
Abdelazizy poblador de Baeza, la aldea de Segral con su castillo 
sobre el Guadalemar. 

«Era M.G.LXxxxiiii.» 

16. Privilegio rodado del rey D. Alfonso Vil concediendo al a. ii56. 
poblador de Baeza, Abdelaziz Avoalit^ la aldea de Bailen con sus 
términos y pertenencias. 

«Facta carta. Era M.c.LXxxxiiir.» 

17. Privilegio rodado del rey D. Alfonso VII concediendo la a. ii56. 
mitad de la aldea de Tierzo á Pedro García Alesaid de Baeza. 

«Era M.G.LXXxxiiii.» 

18. Privilegio rodado de D. Alfonso VII concediendo la alden a. ii56. 

de Linares á Suario Díaz. septiembre 24. 

«Facta carta in Talavera viii kalds Octobris. Era m.c.lxxxxiiii 
60 anno quo dóminos imperator cepit Andugar Petroche et Sanc- 
tam Eufemiam. 

Sancho III. 

19. Privilegio rodado del rey D. Sancho haciendo donación a. iiss. 
á Raymundo, abad del monasterio de Fitero de la orden cister- ^°®'^^- 
ciense de la villa de Galatrava «u¿ habeatia et defendatis eam a 
paganis inimicis crueis Xristi suo ac nostro adjutorio. » 

«Facta carta in Almazan. Sub Era m.c.lxxxxvi. Mense Jan- 



10 



BOLETÍN OB LA REAL ACADEMIA DB LA HISTORIA. 



Año 1158. 
Febrero. 



nuarii. Anno quo dominus Adefonsus famosissimus hispaniarum 
Itnperator obiit.» . 

20. Privilegio rodado de doaacióo de la aldea de Girugares, 
en término de Toledo, otorgado por el rey D. Sancho III, á favor 
del monasterio y frailes de Calatrava. 

«Pacta carta in Secobia. Sub Era m.g.lxxxxvi. 



A. 1162. 
Enero. 



A. 1166. 
Septiembre 1.*^ 



A. 1166. 
Noviembre 19. 



A. 1168. 
Marzo 27, 



A. ina. 

Junio 2H. 



A. 1174. 
Marzo 12. 



A. 1175. 
Marzo 8. 



Alfonso vm. 

21. Privilegio rodado del rey D. Alfonso VIII donando ai 
Hospital de Jerusalén las villas de fiChitrana^ villa Alliorum, 
Kero Battirez cum ómnibus perlineniiis stns.» 

€ Pacta carta mense ianuarii. Era m.cc.» 

22. Privilegio rodado del rey D. Alfonso VIII concediendo la 
mitad de la villa de Aceca á Gutierre Tellez y su mujer Doña 
Urraca. # 

«Pacta carta in Toleto in primo die Scptembris. Era M.cc.iin.» 

23. Privilegio rodado del rey D. Alfonso VIII á favor de 
Pedro Rodríguez de Azafra, concediéndole la villa de Mocejón 
din toletano territorio, que est etiam iusta villa seca.i^ 

«Pacta carta in Toleto iiix (sic) kalds. decenbris. Era m.cg.iiii.» 

24. Privilegio rodado del rey D. Alfonso VIII otorgando á la 
Orden de Calatrava y al conde D. Ñuño, por mitad, la villa de 
Chillón con su almadén. 

«Pacta carta in Toleto. Era m.gg.vi. vi kals aprilis.» 

25. Privilegio rodado del rey D. Alfonso VIII concediendo al 
maestre Martín Pérez y á la Oiden de Calatrava la propiedad de 
todo castillo que ganaren de sarracenos, si fuere ciudad las cuatro 
heredades que escogieren y si los calatravos se hallaren en la 
hueste del rey solamente dos de ellas. 

«Pacta carta Medine. Era m.cg.xi. mi kalds. iulii. 

26. Carta de donación de la abadía de Coreóles con sus tér- 
minos y pertenencias hecha por el rey D. Alfonso VIII al maes- 
tre y frailes de Calatrava. 

«Pacta carta Toleto. Era m.gc.xii. mí idus m.ircii.» 

27. Privilegio rodado del rey D. Alfonso VIII concediendo al 
maestre D. Martin Pérez de Siones y Orden de Calatrava la quinta 



OOCUMBNTOa OS LA ORDBN DB GALATRAVA. II 

parte de lo que ganare de moros, excepto en ciudades cabezas de 
obispado, podiendo señalar en éstas, cuatro casas con sus here- 
•dades y haciendas para sacar las décimas. 
«Facta carta in... Era m.cc.xiii. vui Marcii.» 

28. Privilegio rodado de Alfonso V1I£ haciendo merced á Añoins. 
Martín Pérez de Syones t^calatrave milicie magistrOf vestrisque ^*>'^*^- 
^uecesoribua^y de la villa de Almoguera con su castillo, aldea, 
prados, montes y pastos. 

«Facta carta Medine. Era m.gg.xiii. xv kals Junii.» 

29. Privilegio rodado del rey D. Alfonso VIH concediendo á a. iitb. 
la Orden de Calatrava la villa de Ciruelos €Super ripam Tagi ^®^"*'^°- 
Mtam» con todos sus términos y pertenencias. 

«Facta carta in Tolete. Era m.gg.xiiii [. v idus?] Febroarii.i 

30. Privilegio rodado del rey D. Alfonso VIII haciendo mer- a. iitb. 
ced á la Orden de Calatrava de la villa de Cogolludo con sus tér- ^®^'^«'^°*- 
minos y pertenencias. 

«Facta carta in Tolete. Era y.cc.xiiii. v idus Febroarii.» 

31. Privilegio^ rodado de Alfonso VIH concediendo á la a. ino. 
Orden de Calatrava la villa de Aceca «guc est sita Super ripam *'«*>^«'^o^- 
Tagi in termino Toleti. n 

«Facta carta in Tolete. Era m.gg.xiiii [. v idus?] Febroarii.» 

32. Privilegio rodado del rey D. Alfonso VIII y su mujer a. ine. 
Doña Leonor concediendo la aldea de Mocejón «<n termino Toletiy> ^®^^®'"® ^• 
á Martín Pérez de Sienes, maestre de Calatrava y demás indivi- 
duos de la Orden. 

«Facta carta in Tolete. Era m.gg.xiiii. v idus Febroarii.» 

33. Privilegio rodado de Alfonso VIII donando á la Orden do a* ^^t^- 
■Calatrava las aldeas de Valaga, Almonecit y Ova «tn termino ^®**'^'°- 
Toleti.» 

«Facta carta in Talamanca. Era m.gg.xiiii Kalds. marcii.» 

34. Privilegio rodado de donación de la heredad de Buteca a. ii76. 
-eu Hila otorgado por D. Alfonso VIII á favor del maestre y Orden -'""'^^ 
•de Calatrava. 

«Facta carta in Soria. Era m.gg.xiiii. x kalendas Julii.» 

35. Privilegio rodado de Alfonso VIII haciendo merced de la a. uts. 
villa de Boroissos á Rodríguez Gutiérrez tau mayordomo y fide- ^*"^®- 
íisimo vasallo. rt 



12 



BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



Ano 1183. 
Marzo 12. 



A. 1183. 
Diciembre 7. 



A. 1181 
Diciembre 21. 



A. 1189. 
Septiembre 24. 



A. iiey. 

A. 1190. 
.Septiembre 22. 



A. 119(). Sep. 22. 

A. 1196. 
Diciembre 28. 



«Pacta carta apud Toleti. Era m.cg.xvii. vri idus marcíi.» 

36. Privilegio rodado del rey D. Alfonso VIII confirmando eF 
cambio hecho por el maestre de Calatrava D. Ñuño con Rodrigo- 
Gutiérrez, mayordomo del rey, de la heredad de Trigueros coi> 
la de Mendeno. 

«Pacta carta apud Burgis. Era m.gc.xxi. iiii idus martii.» 

37. Carta rodada del cambio hecho por el rey D. Alfonso VIII 
con la Orden de Calatrava de la aldea de Alfondega por la de 
Mocejón ftquam a uobis cum ómnibus pertinentiis suis recipio»- 
(niím. 32). 

«Pacta carta apud Toletum. Era m.gc.xxi. Séptimo idus decem» 
bris.» 

38. Privilegio rodado del rey D. Alfonso VIH haciendo mer- 
ced de ración á cinco caballeros de la Orden de Calatrava y diez: 
cabalgaduras durante el tiempo que permanecieren en su corte. 

«Pacta carta apud Toletum. Era m.cg.xxvi. xii kals. ianuarii.» 

39. Privilegio rodado de Alfonso VIH haciendo merced á la 
Orden de Calatrava de la décima del quinto de cuanto ganare «m 
omni exercitu meo quem ego in propia persona duxeroit^ y la dé- 
cima de toda tierra que de otro modo adquiriese de paganos. 

«Pacta carta in Ucles. Era m.cg.xxvh. viii kals. Octubris. Se- 
cundo auno quo Serenissimus rex prefactus. A. regem Legio^ 
nensem cingulo militie accinxit.» 

40. Otro ejemplar del documento que antecede. 

41. Privilegio rodado de confirmación y nueva concesión de 
la villa de Calatrava á la Orden, otorgado por el rey D. Alfon- 
so VIII sobre el de su padre Sancho III (niím. 19). En él describe 
los términos del campo de Calatrava, hace merced á la Orden 
del derecho de Po^azgo y Montazgo del ganado que pasare por 
su término y de los lugares que se ganaren de moros. 

«Pacta carta apud Toletum. x kals. Octubris. Era m.cc.xxviii.» 

42. Copia del documento que antecede. 

43. Privilegio rodado (incompleto) en el cual D. Alfonso VIH 
hace donación al maestre y Orden de Calatrava do las posesionen 
que en Ronda tenían magister et frairea Turgellensis ordinia* 

cPacta carta apud Sanctum Stephanum. Era m.gg.xxxiiiu 
v kals.Januarii.» 



DÜCUMBNTOS DB LA ORDBN OB CaLATRAVA. 13 

44. Privilegio de clonación de la mitad del castillo de Dueñas Ano 1200. 
-eprope Salvam terramn cuya otra mitad había comprado la Orden ^'^^^^ ^^• 
•de Galalrava á D. Rodrigo Gutiérrez, mayordomo de la corte 

-del rey. 

tFacta carta apud Toletum. Era m.gc.xxxviii. xvi die mensis 
Januarii.» 

45. Donación de Maqueda csttam inter Escalonam et «San- a. 1200. 
ciam Eulaliamii hecha por el rey D. Alfonso VIH á la Orden de 
Galatrava. 

«Pacta carta apud Yallem Oleti. Era m.cc.xxxviii.» 

46. Privilegio expedido por D. Alfonso VIH confirmando la a. iso7. 
-donación do la huerta de Valdecarábanos hecha á Rodrigo, ''«^reroM. 
maestre de Salvatierra y á su orden por Gonzalo Pérez de Torre* 
quemada y su mujer María Armíldez. 

c Pacta carta apud Optam. Era m.cc.xl quinta. Rege expri- 
tnente. viii kals. Marcii.» 

47. Privilegio rodado por el cual D. Alfonso VIII cambia a. mi. 
-con Rodrigo González, maestre de Monfranc, varias heredades ^°®'^^^- 
por la villa de Segura que éste le da. 

«Pacta carta Moratalfar. Era m.cc.xlviiii. xviiii die Januarii.i> 

48. Carta de donación del rey D. Alfonso VIII haciendo a. wii. 
merced á Roberto Walas de la villa de Billulies, término de Ma- í"®^'*"** 
iamoneta, con sus términos. 

«Pacta carta apud Vallisoleti xxii die febr. Sub Era if.Gc.XL.vini«» 

49. Privilegio rodado del rey D. Alfonso VIII concediendo y a. 1212. 
confirmando á la Orden de Salvatierra y su maestre Rodrigo ^"*° ' 
Díaz «iillas duas domos quas dedil dotnnvs Gardas de Aguilar 
-eiusdem ordinis in Moya et medietatem unius tende que est inter 
^omum Garsiam et Reimundum martini et dúos artos et unum 
maiolum et in Albalat de Zorita domum unam cum suo currali.n 

«Pacta carta apud Toletum. Era m.cc.l. Rege esprimente 
XV die mensis Junii.» 

50. Traslado sacado por Pernando García, notario publico de a. i38i. 

D. Ximeno, arzobispo de Toledo, del privilegio rodado de la con- ^°'*®™^^* *'• 
ñrmación hecha por .\lfonso VIII de la donación de Galatrava 
al abad cisterciense de Pilero , Reimundo , otorgada por San- 
<cho III (núm. 41). 



14 



boletín UB la RBAL academia de la HI8T0RIA. 



Afto 1981. 

A« J«fn« 

Marzo 4. 



A. 1944. 
Mano 5. 



A. 1866. 
Bnero 20. 



tEsle fué fecho en Toledo ventiseis dias de Noviembre. Era m.ccc 
sesenta e nueve años.» 

51. Otro ejemplar del documento que antecede. 

52. Traslado fielmente sacado de autoridad de Juan Pérez^ 
alcalde de la villa de Almagro, por D. Alfonso Fernández, escri- 
bano público de la misma, del privilegio rodado del rey D. Al- 
fonso VIII concediendo ración á cinco caballeros de la Orden de 
Galatrava y diez cabalgaduras mientras permanecieren en la 
corte (núm. 38). 

«Fecho este traslado en Almagro cuatro dias de Marzo era de 
mili e tresientos e ochenta e^dos años.» 

53. ' Traslado sacado en Almagro por el escribano y orden del 
alcalde, del privilegio de D. Alfonso VIII concediendo á la 
Orden de Galatrava la décima del quinto de cuanto ganare de 
moros (núm. 39). 

«Fecho este traslado en Almagro cinco dias de Marzo era de 
mili e trescientos e ochenta e dos años.» 

54. Traslado del privilegio de donación de la villa de Boroissos^ 
hecho por el rey D. Alfonso VIII á su n»ayordomo Rodrigo Gu- 
tiérrez, sacada de orden de Francisco, vicario archidiácono de 
Galatrava, por Antonio Sánchez (nüm. 35). 

«Actum est hoc instrumentum apud villam regalem toletane 
diócesis XX die mensis januarii. Anno A nativitate domini mille- 
simo cGc sexagésimo sexto.» 



A. 1215. 
Dieiembre 20. 



Enrique I. 

55. Privilegio rodado del rey D. Enrique I exceptuando de- 
pechos y derechos á la Aljama de Zorita impuestos por su padre 
Alfonso VIII por los servicios prestados en el castillo de Zorita á 
aquel monarca. 

«Facta carta apud Secobiam. xx die decembris. Era m.cg.liii» 



Femando III. 



A. 1218. 
11 myo 8. 



Privilegio rodado de Fernando III confirmando los fuero» 
otorgados por su abuelo Alfonso VIII á los habitantes de Zorita 
á quienes concede otras mercedes. 



DOCUMENTOS DB LA ORDEN DE CALATRAVA. 15 

«Pacta carta apud Senniebam y Nonas madii. Era m.cc.l sezla. » 

57. Privilegio rodado de Fernando III ^asensu et henepla- Afioms. 
cito domne herengarie Regine t^enitricis mee una cum fratre meo ^^^^^ *^- 
Infante domno Alfonsusj^y absolviendo de todo pecho y derecho 

las heredades que los caballeros de Galatrava den á la Orden 
siempre que no fueren de realengo. 

«Pacta carta apud Monte Alegre x die Octubris. Era m.gc.lvi. 
Auno regni mei ii.» 

58. Carta conñrmatoria por Pernando III de la donación de a. 1219. 
heredades en Aceca hecha por D. García Ferrandiz ^maiordomus ^ayois. 
Serenianme matris mee* al maestre 7 Orden de Galatrava. 

«Pacta carta apud Toletum xviii die Madii. Era m.cc.l séptima. 
Anno regni mei secundo.» 

59. Privilegio rodado de Pernando III «tina cum uxore mea a. 1220. 
domna Beatricei^ confirmatorio de todas las concesiones, donacio- ^^^^ ^^- 
nes y mercedes hechas á la Orden de Galatrava por sus anteceso- 
res en el trono desde Sancho III á Enrique I. 

«Pacta carta apud Opte xvi kals. Madii. Era m.ccl. Octava. 
Anno regni mei tercio. Eo videlicetquo ego sepedictus Rex P. in 
monesterio Sante Marie Regalis de Burgis manu propia me 
accinxi cingulo mililari. 

60. Otro ejemplar del documento que antecede. a. 1220. 

61. Garta de Fernando III decidiendo la contienda entabla- a. 1227. 
da entre ^ommes bonos de Maqueda e ommes bonos de Alcabon^"» ^^^^^ ^'^- 
sobre los pechos de las heredades que estos poseían en aquella 

villa á favor de los de Maqueda. 

«Pacta carta in Tolete. Rege exprimente xvi klds. Angustí. 
Era mcclxv.» 

62. Privilegio rodado de Fernando III haciendo merced al A.122S. 
Maestre D. Gonzalo Yáñez y Orden de Galatrava de las villas diciembres, 
de Martos, Porcuna, Biboras y veinte yugadas de tierra en 

Ariona. 

«Pacta carta apud Toletum vi 11 die Decembris. Era m.gclz 
sexta. Anno regni mei duodécimo.» 

68. Privilegio rodado de Pernando III confirmando la dona- a. 1229. 
ción de Bolaños uquam Serenissima genitricemea domina Beren» Junio i. 
garla llustris Regina Castelle et Toleii vobis dediUi^ (ala Orden de 



16 



boletín db la. rbal academia de la historia. 



Ano I2ai. 
Abril 28. 



A ]2»;. 

Septiembre 5. 



A. 1237. 
Enero 25. 



A. 1240. 
Septiembre 17. 



A. 1240. 

A. 1245. 
Diciembre 31. 



Calatrava) uquod nunquam accipiant peclum ñeque p^itum de 
predicta villa.^ 
«Facta carta apud Toletum iiii die Juníi. Eraií.cc.Lx séptima. > 

64. Privilegio rodado de la donación hecha por Fernando el 
Santo al Maestre y Orden de Calatrava de diez yugadas de bue- 
yes en Bexixar; cinco en Lupión; treinta aranzadas de viña •in 



termino meo de Baezan; y confirma la de las casas «gue vohis 
dedil in eiuadem civitate de Baecia.i* 

tFacta carta apud Valiisoleti zxiii die aprilis. Era m.gclx 
nona.» 

65. Privilegio rodado de donación del rey D. Fernando III 
<iuna cum filiia meis Alfonso, Frederico el Ferrando"» al Abad 
de San Andrés, Sancho ^dilecto clérigo el scripíori meon de cuatro 
yugadas de bueyes en Úbeda, doce aranzadas de viña, con fuente 
y algibe en el Valle de Canales, entre la torre de Xarca y término 
de Baeza. 

cDatum apud Toletum Rege esprimente v die Septembris. 
Era M.GG septuagésima Quarta.i» 

66. Privilegio rodado del rey D. Fernando III haciendo do- 
nación á su hermanp el infante D. Alfonso de unas casas en Cór- 
doba y otras posesiones en la margen del Guadalquivir. 

«Facta Burgis Rege exprimentexxvdie Jannuarii. Era ic.gg.lxx 
Quinta.» 

67. Privilegio rodado de Fernando II [ «una cum uxore mea 
Regina Johanna^ concediendo á Martín Rodríguez y su Orden 
los castillos de Locouin y Susana con sus términos, que detalla. 

cFacta carta apud Cordube xvii die Septembris. Era m.cc sep- 
tuagésima octava.» 

68. Traslado simple del documento que antecede. 

69. Privilegio rodado del rey D. Fernando III permutando 
los castillos de Momfrag, Belmez, Guzna, Elada y Torre de Ga- 
net, que recibe de la Orden de Calatrava y su Maestre D. Fer- 
nando Ordóñez, por la villa de Pego que est inter Loxam el Luch 
que le entrega, con sus términos quantum est de Mochuelos 
usque ad Guadarmes.n 

cFacta carta in exercitu apud Jahen ultima die Decembris. 
Era M.GG.LXXX Tercia.» 



DOCUMENTOS DH LA ORDEN DE GaLATRAVa. 17 

70. Carta de donación del rey Fernando III (escrita en ro- Año I246. 
•manee castellano) á favor de D. Juan Pérez, Comendador de septiembre 26. 
Martes, en Jaén, y la Orden de Calatrava, de las casas que fue- 
ron del Acayat Aben Margoan. 

«Pacta carta apud Cordubam. Rege esprimente xxvi dias de 
Septiembre. Era m.oc.lxxx quarta.» 

71. Carla de donación de unas casas en Carmona y otras a. 1218. 
heredades otorgada por la reina Doña Juana cen uno con mios Wayo2o. 
fijos don Ferrando e don Lots» á favor del Maestre y Orden de 
Calatrava. 

«Pacta carta in esercitu prope Sebiliam Regina esprimente 
xz die Madii. Era m.gc.lxxx Sexta.» 

72. Privilegio rodado de Pernando III confirmatorio de la a. 1248. 
donación hecha por su esposa á la Orden de Calatrava anterior- Mayo 28. 
mente anotada. 

«Pacta carta in esercilu prope Sibillam. Rege esprimente 
xxviii die Madii. Era m.cc.lxxx sesta. 

73. Privilegio rodado de Pernando III concediendo al Maes- a. 1249. 
tre y Orden de Calatrava €medietatem illius minere mee argenti ^«^^ero le. 
vivi en Chilon que vocatur vulgariter Álmaden,i» 

«Pacta carta apud Sibillam. Rege esprimente xvidie Pebruarii. 
Era M.CG.LXxxvii.» 

74. Carta de donación de la alquería de Siste entre Espeja y a. 1249. 
Alaquaz, otorgado por el infante D. Enrique, hijo del rey Per- ^•y^»^^- 
nando III, al Maestre y Orden de Calatrava. 

«Data apud Sibilia x die Mense Madii. Era m.cc. Octogésima 
Séptima.» 

75. Carta de donación de los bienes que detalla en Guadaira, a. 1249. 

otorgada por el infante D , hijo de Pernando III, á favor Mayo 12. 

del Maestre y Orden de Calatrava. 

«Data apud Sibilia xii die Mense Madii. Era ii.cc. Octagesima 
Séptima.» 

76. Privilegio rodado de Pernando III, decidiendo la con- a. 1251. 
tienda entre el Concejo de Jaén y la Orden de Calatrava, sobre ^^""^i^^- 
término de Martes y aquella población y esta y Locobín, á cuyos 
lugares fija linderos y amojonamiento. €Et mando que los de 
Jahen non corten nin pazcan en termino de Marios nin de Loco- 

TOlfO XXIV. 2 



18 



boletín OB la RBAL AGADKIIIA DB LA HlSITOAlA. 



Año 1814. 
Marzo 2. 



A. 1314. 
Abril 29. 



A. 1344. 
Abril 29. 



bin, Ei los de Marios el de Locovin que non corten nin pazcan ert- 
términos de Jahen.m Da á los Calatravos, Zambra con los térmi- 
nos qué tenía en tiempo de Moros por Sulama, Zafra y veinte . 
yugadas de bueyes y las rentas do Ariona. 

«Pacta carta apud Sibíllam. Rege esprimen te xvi die Aprílis. 
Era M.GG.LXXX Nona.» 

77. Traslado sacado de orden de Juan Pérez, Alcalde de 
Almagro, por Pedro Yáñez, Escribano publico de la Cabrada, del 
privilegio rodado de Fernando III confirmatorio de todos los con- 
cedidos á la Orden de Calatrava por él y sus predecesores en el 
trono. (N.*59.) 

«Fecho este traslado en la villa de Almagro dos dias de'Marco 
era mili tresientos e ochenta e dos años.» 

78. Traslado del privilegio de Fernando III haciendo merced 
al Maestro y Orden de Calatrava del Castillo de Locovin (niim. 67) » 
sacado por Alfonso Fernández, Escribano público. 

«Fecho este traslado en Almagro veinte e nueve dias de Abril 
era de mili e tresientos e ochenta e dos años.» 

79. Traslado del privilegio del rey D, Fernando III conce-- 
diendo á la Orden de Calatrava la villa de Alcaudete en 30 de 
Diciembre de 1245; sacado de orden del Alcalde y por el mis- 

* 

mo Escribano. 

«Fecho este traslado en Almagro veinte e nueve dias de Abril 
era de mili e tresientos e ochenta años.» 



Alfonso X. 



A. 1253. 
Mayo 7. 



A. 1253. 
Marzo 24. 



80* Privilegio rodado del rey D. Alfonso X haciendo merced 
á D. Fernando Ordóñez Maestre de la Caballería de la Orden de 
Calatrava y á todo su convento de la alquería •que dicen Chist 
que yace entre Speia y Alaquazi^ con sus términos y perte- 
nencias. 

«Fecha la carta in Sevilla por mandado del Rey, vii dias anda- 
dos del mes de Mayo. En Era de mili e docientos e Noventa e 
un año.» 

81. Carta del rey D. Alfonso X dándose por recibido de dos 
privilegios que conservaba la Orden de Calatrava, por habérselos 



DOCUMENTOS DB LA ORDEN DB CALATBAVA. 19 

dado á guardar el infante D. Enrique á quien los entregó su 
padre el rey Fernando III. 

«Fecha la carta en Sevilla por mandado del Rey. zxiiii dias 
andados del mes de Marzo en Era de Mili e dosientos e Noventa 
e un año.» 

82. Privilegio rodado de Alfonso X, haciendo merced á don a. 12S3. 
Gonzalo García de Torqiiemada de la aldea « Caxar con el barrio Noviembre 2^ 
que se tiene con ella que dicen Moriana , a que yo pus nombre 
Torquemada e veinte yugadas de bueyes de heredad pofa pan a 

anno e ver en Taallica,» 

«Fecha la carta en Sevilla por mandado del Rey, zzv dias anda- 
dos del mes de Noviembre en Era de Mili e Dosientos e Noventa 
e vn Alies.» 

83. Privilegio rodado del rey D. Alfonso X, conñrmaudo á la Año 1254. 
Orden de Galatrava todas las donaciones y mercedes concedidas ^ ^ 
á la misma por sus predecesores en el trono. 

«Fecha la carta... (deteriorado).» 

84. Privilegio rodado de Alfonso X, confirmando otro de su a. 1254. 
padre Fernando III, en que hacía merced al Maestre y Orden de ^^"^ ^^* 
Galatrava, de la mitad de Chillón con su almadén (nüm. 73). 

«Fecha la carta en Toledo por mandado del Rey, zvi días anda- 
dos del mes de Abril. Era de Mili Dosientos e Noventa e dos 
annos.» 

85. Traslado del documento que antecede. a. 1251. 

86. Privilegio rodado de D. Alfonso X, confirmatorio del de a. 1254. 
Fernando III, concediendo la villa de Bolaños al Maestre y Orden ^^"^ *• 
de Galatrava. 

«Fecha la carta en Toledo por mandado del Rey, mi dias andados 
del mes de Abril en era de Mili ei dosientos e Noventa e dos años.» 

87. Traslado simple del privilegio de confirmación por el rey a. i25i. 
D. Alfonso X, del de su padre Fernando III, concediendo á la Or- ^^"^ ^^• 
den do Galatrava el castillo de Alcaudete. 

«Fecha la carta en Toledo por mandado del Rey xvi dias andados 
del mes de Abril, en Era de mili dozientos Noventa e dos años.» 

88. Confirmación por Alfonso X de la donación de la villa de a. 12&1. 
Maqueda, hecha por Alfonso VÍII al Maestre y Orden de Cala- ^^"^ ^^* 
trava, en 10 de Junio de 1201. 



j 



r 



2Ü 



BOLBTIN DB LA REAL AGADBMIA OB LA HISTOBIA. 



I 
1 






A. ri54. 
Abril 18. 



Año 1254. 
Abril 18. 



A. 1254. 
Abril 22. 



A. 12&1. 
Abril 22. 



A. 1251. 
Abril 22. 



«Fecha la carta en Toledo por maudado del Rey, diez y ocho 
días andados de Abril, en Era de Mili e dosienlos e noventa e dos 
años.» 

89. Privilegio rodado de D. Alfonso X , conñrmatorio de los 
de Alfonso YIII y Fernando III, exceptuando de pecho y derecho 
toda donación que los caballeros de Gaiatrava hicieren á su Orden 
no siendo heredad de realengo. 

«Fecha la carta en Toledo por mandado del Rey, xvm dias an- 
dados del mes de Abril en Era de Mili e dosienlos e Noventa e dos 
annos.» 

90. Privilegio rodado de Alfonso X, confirmatorio de la deci- 
sión de Fernando III, para que los vecinos de Qorita no pasen á 
lo realengo, ni los de éste á Qorita. 

«Fecha la carta en Toledo por mandado del Rey, xvm dias an- 
dados del mes de Abril en Era de Mili e dosientos e Noventa e dos 
anuos.» 

91. Privilegio rodado del rey D. Alfonso X, confirmando el 
de su padre Fernando III, en el que dirimía la contienda entre el 
concejo de Jaén, Locovín, Martos y Zambra, sobre deslinde de sus 
términos y cambio que hizo con la Orden de Gaiatrava de yugadas 
de bueyes y rentas de Arjona por Susana y Zafra. 

«Fecha la carta en Toledo por mandado del Rey, xxii dias an- 
dados del mes de Abril en era de Mili e dosientos e Noventa e dos 
anuos.» 

92. Privilegio rodado de Alfonso X , confirmando el cambio 
hecho por Fernando III con la Orden de Gaiatrava, de la vilLt 
de Pego por los castillos de Monfranc, Belmez y la torre de 
Ganet. 

«Fecha la carta en Toledo por mandado del Rey, xxii dias an- 
dados del mes de Abril en Era de Mili e dosientos e Noventa e dos 
annos.» 

93. Privilegio rodado de Alfonso X, confirmatorio del de Fer- 
nando III, haciendo donación á la Orden de Gaiatrava de las vi- 
llas de Martos, Porcuna é Biboras. 

«Fecha la carta en Toledo por mandado del Rey, xxii dias an- 
dados del mes de Abril en Era de Mili e dosientos e Noventa e dos 
annos.» 



DOCUMENTOS Dtí LA ORDKN' DE GaLATHAVA. 21 

94. Duplicado del privilegio de Alfonso X, confirmatorio del a. 1254. 
de su padre, sobre cambio de Pego por los castillos de Monfranc, ^^"^^'^ 
Belmez y Torre de Canet. 

«Fecha la carta en Toledo por mandado del Rey, xxii dias an- 
dados del mes de Abril en era de mili edosientos e noventa e dos 
annos.» 

95. Carta de Alfonso X confirmando la decisión de Fernán- a. 1*254. 
do III en la contienda sostenida sobre límites de sus términos por ^^"^ ^' 
los de Baena, Porcuna, Alcaudete y Albeldín. 

. «Fecha la carta en Toledo por mandado del Rey, veynle e tres 
dias andados del mes de Abril en Era de Mili e dosientos e No- 
venta e dos años. » 

96. Confirmación por Alfonso X de la carta de Alfonso VIII, Año 1254. 
on la que á su vez confirma la donación de Calatrava, hecha por Abrii23. 
Sancho III al abad de Fitero con descripción de los términos del 
Campo de Calatrava y concesión del derecho de Portazgo y Mon- 
tazgo del ganado que pasare por su término y de los lugares que 
ganare de moros. 

uFecha la carta en Toledo por mandado del Rey, xxiii dias an- 
dados del mes de Abril en era de mili e dosientos e Noventa e dos 
años.» 

97. Privilegio rodado de Alfonso X, confirmatorio de otro de a. r/54. 
Alfonso VIII, sobre donación de heredades y villas á la Orden de a^^^^- 
Calatrava. 

«Fecha la carta en Toledo por mandado del Rey, xzvii dias an- 
dados del mes de Abril en era de mili e dosientos e Nonaenta e dos 
anuos.» 

98. Privilegio rodado de Alfonso X, confirmando los de Al- a. 1254. 
fonso VIII, haciendo donación á la Orden de Calatrava de Alfón- ^^^i**^- 
dega en cambio de Mocezón de Pedranava y otras heredades, vi- 
llas y mercedes que detalla. 

«Fecha la carta en Toledo por mandado del Rey, xxvii dias an- 
dados del mes de Abril en era de mili e dosientos e Nonaenta e 
dos años.» 

99. Privilegio confirmatorio, por Alfonso X, de otros cuyas a. 1-254. 
fechas detalla, dados por Fernando III á la Orden de Calatrava ^**y°*- 
concediéndola el castillo de Locovín y sus términos, el cortijo 



22 BOLETÍN OB LA RBAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

de Castalliella con sus términos y perienendas y dos casas en 
Jaén. 

tFecha la carta en Toledo por mandado del Rey. Quatro dias 

andados del mes de Mayo en era de mili e dosientos e Nonaenta 

e dos años.» 

A. 1254. 100. Privilegio del rey D. Alfonso X, concediendo á la Orden 

Mayo 19. ¿g Calatrava por los servicios que le prestó en la conquista de 

Murcia, el diez del quinto de las cabalgaduras que él en persona 
hiciere. 

«Fecha la carta en Toledo por mandado del Rey, xviiii dias dei 

mes de Mayo en Era de mili e dosientos e Nonaenta ellos años.» 

A&0 1254. 101. Privilegio del rey D. Alfonso X, confirmando la dona- 

Mayo 24. ^j^^ ¿g casas y heredamientos hecha por él á ^abay, Alcalde de^ 

Morón, y á diez de sus parientes. 

'Fecha la carta en Veles por mandado del Rey, zxiiii dias an- 
dados del mes de Mayo en era de mili e dosientos e Nonaenta e 
dos Años.» I 

A. 1254. 102. Privilegio rodado del rey D. Alfonso X, confirmando 

¿Noviembre 19? j^^ donación de Calatrava hecha por Sancho III al abad Reymundo 

de Fitero. 

«Fecha la carta por mandado del Rey en zix dias andados del 
mes de N...» 
A. 1255. 103. Carta del rey D. Alfonso X, dirimiendo la conlicn- 

Junio 20. ¿j^ ehlre la Orden de Calatrava y el Concejo de Córdoba sobre 

limites de los términos de las posesiones de aquella; mandamlo 
á éste los respete, «e i'os defiendo que lea non entredes por vos 
nin por vuestro mandado en estos términos sobredichos sin ao 
placer. 9 

«Dada en Medina de Campo. El Rey la mandó, xx dias de Ju- 
nio. Era de mili ct. Nonaenta e tres años.» 
A. 1255. 104. Carta orden de Alfonso X, para que ningún ganado 

Octubres. pueda ostentar la marca que distingue á los de la Orden de Cala- 
trava. 

«Fecha la carta en Yalladolid por mandado del Rey, viii dias 
del mes de Octubre. Vicent Rois la fizo por mandado de D... No- 
tario del Rey en Era de Mili e Dosientos e Nonaenta e tres 
Años.» 



DOCUMBNTOS DE LA OHDBN DE CALATRAYA. 23 

105. Carta confirmatoria, por Alfonso X, de la merced hecha a. 1255. 
tpor Fernando III á la Orden de Calatrava de poder sacar de Me- ^<5*^^'^^- 
-dinaceli doce kaices toledanos de sal y llevarla á la enfermería 

•que la misma tenía en el Collado. 

cFecha la carta en Valladolid por mandado del Rey, ix días an- 
dados del mes de Octubre en Era de mili e dosientos e Nonaenta 
•6 tresannos.» 

106. Confirmación por el rey D. Alfonso X, del privilegio con- Año 12S6. 

• cedido á los Concejos de Almoguera y Zorita por Fernando III, ^*"** ^*- 
-sobre la pena de los perjuros. 

cFech^ la carta en Soria por mandado del Rey, xviiii dias anda- 
dos del mes de Marco en Bra de mili e dosientos e Nonaenta e 

• guatro annos.» 

107. Mandamiento del rey D. Alfonso X, (ten uno con la Rey^ a. 1256. 
na doña Violante mi muger e con mió fijo, el Infante don Ferran» ^^^^ ^• 

-do* para *que la heredat que pudieren haber don Pedrivanez 
maestre de Calatrava e su orden por dado e por compra de Xele^ 
var en el que solia aver quando era poblada de Moros que la hayan 
libre e quito por juro de heredat. 9 

tFecha la carta en Segovia por mandado del Rey, tres dias an- 
dados del mes de Agosto en Era de mili e dosientos e Nonaenta e 

-quatro annos.» 

108. Carta sentencia del rey D. Alfonso X en el litigio sos te- a. 1256. 
nido por la Orden de CaJatrava con D. García Almoravit sobre ^^^"^^«21. 
pertenencia de unas viñas y tierras en término de Alfaro; man- 

-dándose á este entregarlas á aquella y que conserve en su poder 
la villa de Burguiilo con todo su término por juro de he* 
redad. 
«Pecha la carta en Segovia por mandado del Rey, xxi días de 

^Octubre. Gozalvo Petriz la fiso por mandado de D. García marti- 
nez^ Notario del Rey, en Era de mili e dosientos e Nonaenta e- 

*Quatro afios.» 

109. Carta de confirmación y nueva donación de la villa de a. 1257. 
Xilevar hecha por el rey D. Alfonso X, al Maestre y Orden de -°«">*^*' 

«Calatrava: deslindando los términos de aquella. 

«Fecha la carta en Or... por mandado del Rey, xxi día de Enero 
^ra de mili e dosionlos e Nonaenta e cinco años.» 



24 



boletín db la hbal agaükmia dk la historia. 



Año laso. 

Enero 18. 



A. 1283. 
Octubre 16. 



1264. 
Octubre 27. 



A. 1261. 
Diciembre 90. 



A. 1264. 
Diciembre 80. 



110. Carta de cambio de unas casas eu la colacióu de San Mi*' 
guel de Córdoba y una huerta en Alhadraquedael rey D. Alfon- 
so X al Maestre y Orden de Calatrava por otras cosas con sus ba- 
ños y huerta que ési^a poseía en el Alcázar. 

«Fecha la carta en Toledo por mandado del Rey. Domingo diez 
y ocho dias andados del mes de Enero en Era de Mili e dosientos 
Nonaenta e ocho anuos.» 

111. Carta donación del rey D. Alfonso X á Fernando Go- 
diel ^nuestro Alguacil de Toledoji, de la heredad de Peralejos, en 
término de Segovia, con sus salinas, términos y pertenencia.s, á 
condición de no poder enajenarla sin permiso real. 

«Fecha la carta en Sevilla por nuestro mandado, Martes diez e 
sex dias andados del mes de Octubre en Era de mili e trezientos e 
un anno.» 

112. Privilegio rodado de Alfonso X, confirmatorio del conce- 
dido por D. Alfonso VIII á la Orden de Calatrava para poder re- 
cibir toda donación que se la hiciera exenta del pago de pecho y 
derecho. 

«Fecho el privilegio en Sevilla por nuestro mandado, Lunes 
veynt e siete dias andados del mes de Octubre en Era de mili e 
trezientos e dos anuos.» 

113. Carta de donación de los bienes que detalla en Ecija y 
en Estepa, otorgada por el rey D. Alfonso X, á favor del Maestre 
D. Pedro Ivañez, de la Orden de Caballería de Calatrava y de su 
convento de Osuna. 

«Fecha la carta en Sevilla por nuestro mandado, Martes treyn- 
ta dias andados del mes de Diziembre en Era de mili e trezientos 
e dos años.» 

114. Carta de donación otorgada, por el rey D. Alfonso X, 
á favor de «don Pedro Ivañez maestre de la Caballería de Ca^ 
latrava e a todo el Convento de Ossuna desta misma Orden que 
nos estahlecimosi» f de las tercias de los diezmos •en las Egle- 
sias de Onsuna e de todos sus términos , e esto les damos en ayuda 
pora labrar los muros e las Torres e las fortalezas de la villa e 
del castillo de Ossuna»^ y que de cada mil cabezas de ganada 
que entraren en su término pueda tomar dos la Orden una vez 
al año. 



DOCUMENTOS DE LA OBDEN DE CALATRAVA. 25 

«Fecha la carta en Sevilla por mandado nuestro, Martes treyu- 
ta dias andados del mes de Deziembre. En era de mili e trezientos 
e dos años.* 

115. Carta de donación del rey D. Alfonso X, á favor de la Año 1266. 
Orden de Calatrava, de heredades en la ciudad de Baena (muy m*"°^- 
deteriorado). ^ 

«Fecha la carta en Sevilla por nuestro mandado. Sábado veynte 
dias andados del mes de Marco en Era de mili e trezientos e qua- 
troaños.» 

116. Traslado del documento que antecede. a. 1266. 

117. Carta de donación de la reina Doña Yiolapte, á fa- a. 1268. 

vor de la Orden de Calatrava, de una €cguda en Ecija de las Noviembre 22- 
que me dio el Bey en Guadaxenil^ en el Villar que dicen 
Alcolea^ con tal manera que uoa que fagades y dos Ruedas e 
non mas,!^ 

«Fecha la carta en Córdova. La Reyna la mandó jueves xxii 
dias de Noviembre. Era de mili e ccc. e vi años.» 

118. Carta de donación de un solar en Marchena, diez jugadas a. 1209. 
de heredad en Truiit y ocho de viña en Regachón, hecha por J""<^^^- 
el infante D. Luís, hijo del rey Fernando III, á favor de la Orden 

de Calatrava. 

«Dada en Toledo. D. Loys la mandó, veynte e cinco del mes de 
julio Era de mili e trezientos e siete años.» 

119. Carta de donación de unas casas en la colación de Sant a. 1269. 
Marchos, cerca de la Placa de Xeres y otras heredades en su tér- ^^^^ '*- 
mino, hecha por el rey D. Alfonso X, á favor del Maestre y Orden 

de Calatrava. 

«Fecha la carta en Toledo, Miércoles catorce dias andados de 
Agosto en Era de mili e trezientos e siete años.» 

120. Traslado de la sentencia de D. Alfonso X, en el litigio a. 1270. 
sobre lérmino de Bel, de la Orden de Calatrava, y la Torre que ^«^^6^0 ¿5.. 
era de Fernán Gudiel, ordenando el deslinde al Alcalde Ferrand 
Martínez. 

«Fecha la carta en Toledo, Martes xxv dias de febrero Era de 
Mili e Trecientos e ocho años.» 

121. Carta confirmatoria, por D. Alfonso X, de la donación a. \m. 
hecha por su mujer, la reina doña Violante, á la Orden de Cala- octubres. 



26 



BOLETÍN OE LA KBAL AGAOBMIA OB LA HISTORIA. 



Afio 1272. 
«Rnero J4. 



A. 1277. 
Mayo 18. 



A. 1280. 
Junio 13. 



A. 1281. 
Abril 29. 



A. 1344. 
Abril 29. 



r 

trava de un molino en el Guadazeníl, Ecija, en el villar que 
dicen de Alcolea (nüm. 117). 

«Fecha la carta en Murcia; Lunes cinco días andados del nne» 
de Octubre Era de Mili e trezientos e nueve años.» 

122. Privilegio rodado del rey D. Alfonso X, haciendo dona- 
ción al Maestre D. Juan González y Orden de Calatrava de la 
villa de Alcalá de Albenzaide (hoy la Real] cuando la ganai*e de 
moros. 

cFecho el privilegio en Murcia, jueves catorce días de Enera 
era de mili e trezientos e diez.» 

128. Trat-'lado de dos mandamientos del rey D. Alfonso X^ 
para que Doña Urraca Diaz comparezca en juicio con el Maes- 
tre de Calatrava y Sancha González, Abadesa del monasterio de 
San Felices de Amaya, sobre entrega á aquella del lugar de 
Santa Olalla, según voluntad testamentaria de Leonor Rodrí- 
guez de Castro. 

«... Martes xviii dias de Mayo Era de mili e ccc. e quince 
Años.» 

124. Carta de D. Alfonso X, haciendo donación «a la caballe- 
ria de la Orden de Calatrava e por servicio que nos face Roy San- 
chez^ Comendador de Ossuna^, de un horno en Ecija, con los lin* 
deros que detalla. 

«Fecha la carta en Córdova yneves treze dias andados del mea 
de junio eu Era de mili e trezientos e diez e ocho años.» 

125. Carta del rey D. Alfonso X, exceptuando de pechar á los 
moradores en la Qar^uela e en Antaracotan y en otros pueblos, 
y hace merced al ii Maestre de Calatrava que non den Mar^alga 
nin Fonsato nin fonsadera nin vayan en hueste.i^ 

«Dada en Yillarreal veynte e nueve dias de Abril Era de mili e 
cGc. e diez e nueve años.» 

126. Traslado simple del privilegio de D. Alfonso X conce- 
diendo á la Orden de Calatrava y su Maestre D. Pedrí Iváñez la 
villa de Xilevar con sus términos y pertenencias: sacado de orden 
de Juan Pérez, Alcalde de Almagro, por el Escribano Alfonso 
Fernández (nüm. 108). 

cFecho este traslado en Almagro veinte e ix dias da Abril era 
de mil e trezientos e ochenta e dos años.» 



DOCUMBNTOS DE LA OROBN DE CALATRAVA. 37 

127. Traslado del privilegio de confirmación por Alfonso X AñoiH44. 
<lel caqfibio hecho por Fernando III con la orden de Calatrava de ^^"^ ^• 
la villa de Pego por el Castillo de Monfrauc, Belmez, Castillo 

-de Eladd y Torre de Cannet (nüm. 93). 

«Pecho el traslado en Almagro veynte e ix dias de Abril era 
•de mil e trezientos e ochenta e dos años.* 

128. Traslado de la orden del rey D. Alfonso X al Alcalde de a. idso. 
Sevilla, Gonzalo Veceyte, dada en Orihuela para que amojonase J"^»o25. 
•el término de Xelivar y aprobación del amojonamiento prac« 
Cicado. 

«Sacado el traslado en Almagro veynte ó cinco dias de julio 
•era de mil e trezientos e ochenta o ocho. » 



Sancho IV. 

129. Carta de la donación hecha por el infante D. Sancho al a. 1282. 
Maestre y Orden de Calatrava deja ttneetad del almadén de /os '^^"^ ^^' 
,pozos del argente vivo que fué del argohispo e del cabildo de la 
-eglesia de Sevilla que cambiaron con el rey mió padre, 

«Dada en Valladolid zv dias de Abril. Era de mil e ccc é vevn- 
'te años.» 

130. Otro ejemplar del documento que antecede. a. 1282. 

131. Confirmación por el infante D. Sancho de las donaciones a. 1282. 

'de cuantos bienes rafees y muebles poseía en Arcos la Orden de Noviembre!. 
"Calatrava. 

«Dada eu Córdova Primero dia de Noviembre. Era de mili e 
írezientos e veynte años.» 

132. Carta de donación de una Aceña «gtie es so la puente de a. 1282. 
E^ja en el Rio de Guadaxenil que dicen de la Torréis hecha por '^»ci«»^''« ^• 
D. Sancho á la Orden de Calatrava y á Ruy Sánchez, Comenda- 
dor mayor de ella. 

«Dada en Córdova xxi dias Deziembre. Era de mili e ccc. 
•e XX años.» 

133. Privilegio rodado del rey D. Sancho IV «en uno con la a. 1284. 
reyna Doña Maria mi muger e con la Infanta doña Violante Noviembre 2. 
tiuestra hija primera herederas confirmando los de Alfonso VIH 



28 



BÜLBTIN 1>B LA HKAL ACADESIlA ÜK LA HiSTOHlA. 



Año 1285. 
Enero 16. 



A. 1285. 



A. 1286. 
Marzo 22. 



A. 1288. 
Eoero 16. 



A. 128H. 
Octubre 16. 



A. 1289. 
Agoftto 10. 



A. 12ÍX). 
Enero 11. 



y Fernando I II en que concedían á la villa de Aceca excepción del 
pago de lodo pecho, derecho y servicio. ^ 

«Fecho en Toro yueves dos dias de Noviembre en Era de mili 
o ccc e veynte e dos annos.» 

134. Privilegio rodado del rey D. Sancho IV confirmando 
la donación de la mitad de los pozos de Almadén que siendo 
infante hizo á la Orden de Calatrava (nüm. 129) y declarando 
que todo el Almadén es suyo, por poseer anteriormente la otra 
mitad. 

«Fecha en Atienca seze dias andados del Mes de Enero. Era de 
Mili e trezientos e veynte o tres años.» 

135. Otro ejemplar, sin la rueda, del documento que an- 
tecede. 

136. Carta orden del rey D. Sancho IV para que la Orden de 
Calatrava pueda *t sacar Vermeion del argén hib de las sus Mine- 
ras en los sus mismos lugares Et que los puedan ssacar fuera de 
mios Regnos.9 

«Dada en San Sevastián veynte dos dias de Marco Era de mili 
e trezientos e veynte e quatro años.» 

137. Carta de donación de heredamientos en Arcos hecha por 
el rey D. Sancho IV á favor.de sus escribanos Alfonso Pérez y 
Pedro Sánchez de la Cámara. 

«Fecha la carta en Qamora xvi dias andados de Enero. Era de 
mil e trezientos e veinte e seis anuos.» 

138. Confirmación por el rey D. Sancho IV de la merced 
hecha siendo infante heredero al Concejo de Pego para que no- 
pagase portazgo de cuantas cosas sacasen de su villa. 

«Dada en la cerca de Polaella? diez e seys dias de Octubre. Era 
de mil e trezientos e veint e seys años.» 

139. Confirmatoria por el rey D. Sancho IV de la donación 
hecha por él á sus escribanos Alfonso Pérez y Pedro Sánchez 
de unas heredades en Arcos (núm. 137), dando por válida la 
compra que de ellas hizo Roy Pérez, Maestre de Calatrava. 

tDada en Burgos diez dias de Agosto. Era de mili e trezientos 
e veynte e siete anuos.» 

140. Carta de donación de una heredad en Truxillo hecha por 
el rey D. Sancho IV al escribano de su Cámara Diego Sánchez^ 



DOCUMENTOS DB LA ORDEN DK CALATRAVA. 29 

«Dada eu Toledo xi días de enero. Era de mili e treziento9 e 
Teínie ocho años.» 

141. Carta de donación á Diego Pérez Desle de todos los «he- Ano 1-290. 
redamientos que Pedro martinez Deste, su padre, avie en Arcos de ^^***^f® ^ 
la frontera cerca Xerez e en todo su termino. i^ 

«Fecha la carta en Cuenca cinco dias de Octubre. Era de Mili 
e trezientos e veinte e ocho años.» 

142. Carta de donación de unas Azeñas en Écija otorgada por a. 1291. 
la reina Doña María, mujer de Sancho IV, á favor del Maestre de ^^«^^'^ 
la caballería de Calatrava, D. Roy Pérez. 

«Dada en Toledo veynle e dos dias de Enero. Era de mili tre- 
zientos e veynte e Nueve años.» 

143. Gonñrmación por Sancho lY de la sentencia de Al- a. 1292. 
fonso X, para que el Concejo de ^lorila diese á la Orden de Cala- ^«^"íro^. 
trava 30 acémilas, peones y el tributo de pan de sus hornos, dada 

en Sevilla á 2 Enero de 1264. 

«Fecha en Burgos siete dias andados de Febrero era de mili e 
€cc e treynta años.» 

144. Privilegio del rey D. Sancho IV ordenando «gue las a. 1293. 
vacas e las yeguas del convento de los freyles de la caballería de la B°®rú3i. 
Orden de Calatrava anden salvos y seguros por todas las partes 

de mios Reynos e pascan las yerbas e bevan las aguas asi como 
ios mios mismos. n 

«Dada en Guadalfaiara postrimero dia de Enero era de mili e 
trezientos e treynta e un año.» 

148l Carta de donación de la villa de Loranca hecha por don a. 1293. 
Sancho IV á favor de María Hernández, ama de la reina Doña ^«^'^««> ^'^ 
María y de la infanta Doña Isabel. 

. «Dada en Atienca x dias de Febrero era de mili e trezientos e 
Treinta e un años.» 

Signatura autógrafa del rey, como el anterior. 

146. Carta de cambio realizado por el infante D. Juan con a. 1293 
su hermano el rey Sancho IV de los castillos de Baena, Luque y m*"^^- 
púberos, en la frontera de Andalucía, que le entrega por la villa 
de Iscar con su término. 

«Fecha veynte e nueve dias de Marco. Era de mili e trezientos 
e treynta e un años.» 



30 



boletín ok la rbal academia de la histobia. 



Año 1294. 
Noviembre 15. 



A. 1294. 
Noviembre 15. 



A. 12P5. 
Enero 10. 



A. 1295. 
Enero 15. 



\ 



A. 1295. 
Enero 17. 



147. Carta confirmatoria por Sancho IV de la donación hecha 
á la Orden de Galatrava por su hermano D. Alonso Federico da 
unas heredades que le pertenecían en Huelva y Gibraleón y ei> 
la «su casa de Burgos que eran de su madre*. 

«Dada en Yalladolid quinze días de Noviembre. Era de mil & 
irezientos e treynta e dos años.» 

148. Confirmación por el rey D. Sancho IV del cambio hecho* 
por la Orden de Calatrava y el escribano del monarca, Pedra 
Sj^nchez, de los bienes que aquella poseía en término de Plasen- 
cia por los que á éste había dado el mismo rey en Arcos, cerca 
de Lebrixa (nüm. 137). 

a Dada en Yalladolid quinze dias de Noviembre. Era de mili e- 
trczientos e treynta e dos años.» 

149. Carta del Concejo de Guadalajara otorgando á Doña 
María Hernández, ama de la reina Doña María y de su hija la 
infanta Doña Isabel, reyna de Aragón, el señorío, justicia y todo- 
01 i'O derecho que él mismo pudiera tener sobre la aldea de Loranca 
y su término, sita en el de aquella, de que el rey D. Sancho le 
había hecho donación. 

«Dada diez dias de Enero de mili e ccc e treynta e tres años.»- 
(nüm. 145). 

150. Carta confirmatoria del rey D. Sancho IV sobre la mer- 
ced de señorío concedida á Doña María Hernández por el Concejo- 
de Guadalajara en la aldea de Loranca y su termino, según do- 
cumento que antecede. 

«Dada en Guadalfaiara quinze dias de Enero era de mili e 
trezientos e treynta e tres años.» 

151. Autorización del rey D. Sancho IV á Fernando Rodrí- 
guez para que pudiese cambiar con la Orden de Calatrava laS; 
heredades que le pertenecían en Cabra y Baena. 

«Dada en Guadalfaiara diez e siete dias de Enero era de mili e 
trezientos e treynta e tres anos.» Signatura autógrafa del rey. 



A. 1298. 
Mayo 12. 



Fernando IV. 

152. Carta de Fernando IV confirmando el privilego de su 
padre el rey D. Sancho IV dado á la Orden de Calatrava en Alcalá 
á 8 de Diciembre de 1294, para que los ganados de la misma andea 



DOCUMENTOS OK LA ORDEN DE CALATRAVa. 31 

libremente por sus reinos sin pago alguno de pecho ni derecho. 
«Dada en Yalladolid dose dias de Mayo Era de mili e trezien- 
tos e treynla e seis Años.» 

153. Privilegio rodado del rey D. Fernando IV concediendo á Año laoo. 
D. Qarci López, Maestre de la Orden de la Caballería de Calatra* ^^^i^^^^- 
va, la villa de San Esteban del Puerto, que dicen Aznatoraf, con 

sus términos, pertenencias, pobladores y con las tercias de ella 
y de Zorita, Saviote, el Collado y Cogolludo, reservándose sola- 
mente la moneda forera, mineras $i lasyha^ justicia y fortalezas. 
«Pecho el privilegio en Yalladolid dos dias andados del mes de 
Marco en Era de Mili e trezientos e treynta e ocho años.» 

154. Confirmación por Fernando IV del privilegio concedido a. 1900. 
á la Orden de Calatrava por el rey D. Sancho IV para que no ***y®^- 
pagasen pecho ni derecho las casas que aquella poseía en Avila. 

«Dada en Valladolid veinte e siete dias de Mayo. Era de mili e 
trezientos e treinta e ocho años.» 

155. (1) * Carta de Fernando IV en que confirma á favor del a. 190o. 
Maestre de Calatrava f de sus Comendadores el Castillo de Ma- 
trera, que lo tuvieron durante su vida Juan Martínez y otros. 

Dada en Valladolid veynte dias de Febrero era de mili ccc e 
treinta e ocho años. 

156. Privilegio rodado de Fernando IV confirmatorio de la do* a. i9oi. 
nación de los lugares de Loranca y Torralba, en el término de Gua- ^o^^«™^" ^' 
dalfaiara, hecha por Doña María Hernández, ama de la reinado este 

nombre y de la infanta Isabel, madre y hermana del monarca, á 
D. Frey Alemán, Maestre de la Orden de la Caballería de Calatrava. 
«Fecho en Segovia dos dias de Noviembre. Era de mili e tre- 
zientos e treynta e Nueve Años.» 

157. Carta de confirmación por Fernando IV de la donación a. uoa. 
de los bienes que detalla, hecha en Córdoba por Lope Rodríguez ^*yo^- 
de Rojas á D. Frey Diego, Maestre de la Caballería de la Orden 

de Calatrava, en 20 de Enero de 130... 

«Fecha en Medina del Campo veynte cinco dias de Mayo. 
Era de mili e trezientos e quarenta Años.» 

(l) Lo8 artiealos que como éste llevan asterisco se refieren á documentos que con- 
servaba el Consejo de las Ordenes y no forman parte de los procedentes de la Dele- 
gación de Hacienda de Ciudad Real. 



3-2 



boletín de la real academia de la HISTOaiA. 



Año ia03. 
Abril 10. 



A. iao3. 
AgoBto ao. 



A \:m. 

-Septiembre 25. 



A. l»)íí. 
-Septiembre 27. 



A. 13()5. 
Hayo 5. 



A. i 906. 
Febrero '20. 



A. l»l<5. 
Diciembre 12. 



158. Carta de cambio entre el rey D. Fernando IV y el Maes- 
tre y Orden de Calatrava, del Castillo de Ossaria por San Esteban 
del Puerto. 

cDada en el convento de Calatrava dia de Pascua de resurrec- 
ción diez dias de Abril. Era de mili e ccc e quarenta e un años.» 

159. Privilegio del rey D. Fernando IV concediendo al Co- 
mendador mayor de la Orden de Calatrava la guarda de los puer- 
tos, de los ganados y cosas á ellos pertenecientes. 

«Dado en Córdova veynte dias de Agosto. Era de mili e trezien- 
tos e quarenta e un Años.» 

160. Privilegio de Fernando IV para que los vasallos de la 
Orden de Calatrava no le den servicio por cabeza «sinan como me 
los dan los otros de la mi tierra que non pechan por cahegas». 

«Dado en Toledo veynte e cinco dias de Setiembre era de mili 
e trezientos e quarenta e un años.» 

161. Carta confirmatoria de la donación hecha por Fernan- 
do IV de un heredamiento en el Obispado de Plasencia á Pedro 
González de Córdoba. 

«Dada en Toledo veynt e siete dias de Setiembre. Era de mili 
e GCG e quarenta e un años.» 

162. Sentencia confirmatoria de la donación que antecede, 
dada por el rey D. Fernando IV en el litigio sostenido contra 
Pedro González por D. Toribio Sánchez, padre de Pedro Sánchez, 
v otros herederos de éste. 

«Dado en Medina del Campo cinco dias de Mayo. Era de mili e 
trezientos e quarenta e tres años.» Lleva signatura real autógrafa. 

163. Traslado de la carta del rey D. Fernando IV en que des- 
cribe las cañadas que han de seguir los ganados trashumantes, y 
nombra alcaldes de la Mesla de los Pastores á Garci Fernández v 
Pedro Fernández. 

«Dada en Burgos veynte dias de Febrero. Era de mili e tre- 
zientos e quarenta e quatro años.» 

164. Traslado simple muy deteriorado del privilegio dado 
por Fernando IV á la Orden de Calatrava para que las yeguas de 
sus ganados no paguen pecho ni derecho. 

«Dada en Toro dose dias de Deziembre. Era de mili e tre- 
zientos e quarenta e quatro años.» 



DOCUMENTOS I>B LA OAbBN DE GALATRAVa. 33 

165. Carta del rey D. P^niaado IV nombrando A Ñuño Fer- Año i308. 
^lández de Val AlioeUo, alcalde y entregador de los pastores con ^^^^^^^ *^ 

autoridad para oír las querellas de los mismos y juzgar en sus 
•contiendas sobre asuntos de la Mesta, cuyos términos deslinda. 
«Dada en VaUadolid doze dias de febrero. Era de mili e tre» 
cientos e quarenta seys años.» 

166. Privilegio rodado del rey D. Fernando IV haciendo a. 1809? 
concordia entre el Concejo de la Mesta y la Orden de Calatrava 

en el litigio que sostenían sobre posesión de la a Dehesa Qaca^ 
tena toda el Sedaño Ave^wia Estoia en Castellanos con lodo su 
termino de Mudella.n 

Por la palabra «siete», que se lee como última de la Era, se 
deduce debió ser otorgado el año 309, pues el 19 ya había muerto 
el monarca y el 99 no había nacido aun su hija la infanta Doña 
Leonor, que con su madre la reina Doña Constanza, figuran en 
el documento. 

167. Privilegio rodado de Fernando IV haciendo merced á la . a. i309. 
Orden de Calatrava de la mitad de los servicios que los vasallos ^«^"^«roao. 
<ie la misma debían al rey. 

«Dada en Madrid veynte dias andados del mes de febrero. Era 
de mili e trezienlos e quarenta e siete años.» 

168. Traslado autorizado del documento que antecede «fecho a. lao». 
postrimero dia del mes de febrero. Era de mili e trezientos e qua- ^®^"™'^- 
renta e siete años.» 

169. Traslado autorizado del privilegio confirmatorio del rey a. laoe. 
D. Fernando IV, de la merced hecha á la Orden de Calatrava í'«^'fe«>'» 
^obre las acémilas de Qorita y CogoUudo. 

«Fué fecho postrimero dia de febrero. Era de mili e trezientos 
c quarenta e siete años.» 

170. Carta de la donación hecha por Fernando IV á su tío el a. iao9. 

. infante D. Juan, del Castillo de Mascarenas con su Torre y la •'^'»*<>^*- 
del Villar, aceñas, casas y otros bienes en Jaén. 

«Dada en Córdova veynte e quatro dias de Junio. Era de mili 
e trezientos e quarenta e siete años.» 

171. Privilegio del rey D. Fernando IV haciendo merced al a vm. 
Maestre D. Garci López y Orden de Calatrava de todos los ser vi- ''«Ptíembro i. 

' dos que á los vasallos de la misma le fueron repartidos. 

TOMO XZXY. 9 



34 



lOLBTÍN DB LA HBAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



«Dada en la cerca de sobre Algeciras qualro dias de Seiicmbn?,. 
Era de mili e irezientos e quarenla e siete aiíos.ii 

172. Carta dei rey D. Fernando IV anulando el cambio hecho 
por Pedio Sánchez, Escribano do la Címara del rey, con la Ordeit 
de Calatrava, de los bienes que esta poseía en Plaseneia y su léi- 
miiio, por los que aquel tenia en el de Arcos 'que es enel ñegna- 
do de Sevilla". 

Dada en la cerca de sobre Aigcciras cinco dias de Soliembre 
era de mil e ene e quarenla e siete años. 

173. Traslado del privilegio de Fernando IV haciendo mer- 
ced vitalicia al Maestre de Calatrava D. Garci López, de todos los 
servicios que los vasallos de aquella orden debían al monarca 
tmandados en las Corles que antaño fize en madrid». 

•Dado en Sevilla Doie dias de /ebrero era de mili e irezicntoí^ 
e quarenta e ocho años.* 

174. Privilegio del rey D. Fernando IV haciendo donación .4 
D. Mahomat de los bienes que su padre D. Abdatla Vizcaya tenia 
en Jaén. 

'Dada en Sevilla qninze dias de febrero Era de mili e treziento--' 
e quarenta e ocho años.» 

175. Carla confirmatoria de la donación de una dehesa, quv 
deslinda, en Trugillo, hecha por el rey Sajicho IV al Escribano 
de su Cámara Pedro Sánchez, oiorgada á instancia del Maestre- 
de Calatrava por el rey D. Fernando IV. 

«Dada en Córdova seys dias de Noviembre. Era de mili e tre- 
zientos e quarenta eocho años.> 

176. Carta del rey D. Fernando IV al Concejo de Avila para 
que los ganados de la Orden de Calatrava puedan andar seguros- 
y libremente por las tierras de su término. 

■Dada en Valladolid doze dias de Julio, Era de mili e trezien- 
tos e quarenta e nueve años.» 

177. Traslado autorizado de la donación de bienes en Jaéik 
hecha por el rey D. Fernando IV A D. Mahomat en 15 de Febrero- 
de 1310 |núm. I74j. 

-Fecho este traslado en puertollano treynta e un dias del mes. 
\gosto. Era de mili e trezientos e sesenta.» 
78. Traslado autorizado por el Escribano Juan AlTonso, áeí 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN DE CALATRaVA. 35 

privilegio de Fernando IV confirmando el de su padre Sancho IV, 
por el que hacía donación al Escrihano de su Cámara Pedro Sán- 
chez, de una heredad en Trugillo (niim. 175). 

«... en ocho dias del mes de Octubre era de mili e trezienlos e 
sesenta e dos años.» 

179. Traslado en papel, autorizado por Martín González, del Añoiññr 
privilegio de Fernando IV rescindiendo el cambio hecho por la Agosto 29. 
Orden de Calalrava con Pedro Sánchez de los bienes de aquella 

en Arcos, por los de éste en Plasencia, dado en 5 de Septiembre 
de 1309 (nüm. 172). 

«Fecho este traslado e sacado de su original en Almagro veynt 
e nueve dias de Agosto era de mili e trezientos e noventa e cinco 
unos. » 

Alfonso XI. 

180. Privilegio del rey D. Alfonso XI para que no pueda a.isis. 
venderse azogue en todo el reino sin permiso del Maestre Don ^'o^ie^^^re 22. 
Garci López y de la Orden de Galatrava. 

«Dada en Villa Real xxii de Noviembre era de mili e ccc e 
cinquenta e un años.» 

181. Carta de donación de D. Juan, hijo del infante D. Ma- a.ihh. 
nuel, haciendo merced al Maestre y Orden de Galatrava de eíodos ^^<^i«™*^''® ^• 
los pechos y derechos que el Rey ha e deve aver en el Aldea de 

Val del moro que es en termino de Segovia assi como el Rey don 
Fernando que dios perdone los dio a mi.n 

•Dada en Uclés treynia dias de di^zienbre era de mili e eco e 
cinquenta e dos años.» 

182. Privilegio del rey D. Alfonso XI rebajando el número a I3i5. 
(le pechos que^ pagaban los moradores de Aguilar de Campo. Mayo». 

«Dada en Burgos veynt e dos dias de Mayo Era mili e gcc.liii 
años.* 

183. Privilegio de Alfonso XI confirmando la merced vitalicia a. i315. 
concedida por Fernando IV al Maestre de Galatrava D, Garci -^""^^^ 
López., de los maravedís de los servicios derramados á los vasa- 
llos de la Orden, y q^ie á su muerte sea la mitad de los mismos 

para la citada Orden Militar. 



36 



boletín oe la hkal academia db la historia. 



Año 1315. 
Juiío^. 



A. l::15. 
Diciembre 2. 



A. I3i6. 
Agosto 18. 



A. 1316. 
Noviembre 20. 



A. 1317. 
Mayo '28, 



A. 1317. 



«Dado en Burgos veynt e tres (lias de Junio. Era de mili tre* 
sientos ciuquenta e tres años.» 

184. Copia simple del mandamiento hecho por el rey D. Al- 
fonso XI á €Íodos los merinos e alcaldes e jueces e justicias de los 
villas e de los lugares de lodos los mios Regnos* para que restitu 
yan á la Orden de Calatmva las * Aldeas e lugares e heredades e 
vinas e casas e otras posesiones que les tienen tomadas e for- 
<;adas.it 

«Dada en Burgos veynt e tres días de Julio. Era de mili e trc- 
sientos cinquenta e tres años.» 

185. Privilegio del rey D. Alfonso XI confirmando el de su 
padre Fernando IV, para que la Orden goce de los servicios quft 
sus vasallos debían prestar al rey; y todos los demás privile- 
gios concedidos A los mismos por sus antecesores en el trono. 

«Dado en Falencia dos dias de diziembre. Era de mili e tresien- 
tos e cinquenta e tres años.» 

186. Privilegio de confirmación de la merced hecha por Fer- 
nando IV á la Orden de Galatrava, para que no pueda venderse 
azogue sin permiso del Maestre. 

«Dado en Górdova diez e ocho dias de Agosto. Era de mili e 
trezientos e Qínquenta e quatro años.» 

187. Privilegio del rey D. Alfonso XI en favor del Maestre 
D. García L6pez y Orden de Galatrava, para que la Aljama ele 
judíos de Maqueda solo pague 5.000 maravedís de pecho á fin (!e 
evitar su despoblación oipor la yrun cahega de pechos que daban.* 

«Dado en Valladolit veynte dias de noviembre. Era de mili e 
tresientos e cinquenta e quatro años.» 

188. Privilegio de Alfonso XI describiendo los términos Juris- 
diccionales entre las poblaciones de Otos y Ocaña, hecha á ins- 
tancia del Maestre de Galatrava y Goncejo de Ocaña. 

cDada en Valladolid veynt e ocho dias de Mayo era de mili e 
lies lentos e cinquenta e cinco años.» 

189. * Goufírmación de Alfonso XI del privilegio de San- 
cho IV para que los ganados de la Orden puedan pacer por todo 
el reino sin pagar derecho, y concediendo otras exenciones. 

«Dada en Valladolit veynte e siete dias de Junio era dé mili e 
tresientos e cincuenta e cinco años.» 



* DOGUaiB.NTOS DE LA ORDEN DE CALATRAVA. 37 

190. Traslado autorizado de la orden dei rey D. Alfonso XI Año i3i^. 
á Pedro López de Ayala para que no demande servicio alguno á ^°®^°^- 
los moros de havanieüa •nin les prendades nin les tomedes nin- 

(funa cosa de lo 8uyo:n dado á instancias de D. Guillen de 
Rocafuy. 

tDada en Toledo zx dias Ae Enero. Era de Mili, ccc.lví 
años.» 

191. Carta del rey D. Alfonso X[ al Maestre de Calatrava a. 18I8. 
prometiendo no tomar servicio alguno de los vasallos y pastores ^t^^'^ae. 
de la Orden durante la vida de aquel, según privilegio vitalicio 

hecho por el rey D. Fernando IV. 

«Dado en Valladolit veynt e seys dias de Octubre. Era de mili 
e trezientos e cinquenta e seys anos.» 

192. Traslado del documento que antecede. a. isis. 

193. Privilegio confirmatorio de todos los concedidos por los a. 1320. 
reyes á la Orden de Calatrava, al Infante D. Juan, tutor del rey Noviembres 
D. Alfonso XI, ^Et juro e prometo verdad a dios e a Santa 

maria madre sobre los sanios evangelios e la cruz con mis manos 
corporalmente tañidos de tener e conplir todo esto que sobre 
dicho es.n 

«Dado en Córdova treynta dias de Noviembre. Era de mili e 
tresieutos e ginquenta e ocho años.» 

194. Traslado autorizado del privilegio de confirmación dado a. ]d22. 
por el rey Alfonso XI en 26 de Junio de 1315 del de su abuelo •'""*» ^^• 
D. Sancho IV para que los ganados de la Orden de Calatrava 
anden libremente por el reino como los del rey. 

«Fecho este traslado en Villa Real diez e seys dias de Julio era 
de mili e tresientos e sesenta años. 

195. Carta confirmatoria por el rey D. Alfonso XI de la a. iírg. 
donación del heredamiento de la Macarena hecha por Fernán- P«^rero4. 
do IV á Fernán Fernández, despensero del Infante D. Juan en 

24 de Junio de 1309. 

«Dado en Valladolit quatro dias de Febrero. Era de mili e tre- 
zientos e sesenta e qualro años.» 

196. Privilegio rodado de D. Alfonso XI confirmando todos a. 1330. 
los fueros y privilegios concedidos por los reyes sus predecesores *'®^''*^° *^*- 
al Concejo y moradores de Valljunquera. 




38 



boletín 0£ la real ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



Arioi:^3i. 

Febrero 10. 



A. }8dl. 
Febrero 23. 



A. 1333. 
Septiembre 1*2. 



A. 1333. 
Septiembre 12. 



A. 1331. 
&larzo 2. 



A. 1935. 
Febrero 4. 



«Fecho el privilegio en ^amora quince dias de febrero. Era de 
mili e tresienlos e sesenta e ocho años.» 

197. Privilegio rodado del rey D. Alfonso XI para que utodos 
los privilegios e todas las cartas de franquezas e de libertades que 
la Orden tenga también de los Reyes onde nos heñimos e nuestras 
como de donaciones e de donadio o en otra manera qualquier que 
sean guardados e tenidas e complidas en lodo, bien e complida- 
mente asi como en los privilegios e en las cartas se contiene para 
siempre jamas.n 

«Fecho el privilegio en la muy noble Cibdad de Sevilla diez 
dias de febrero era de mili e tresienlos e sesenta e Nueve años.» 

198. Sentencia del rey D. Alfonso XI en la contienda soste- 
nida por el Maestre y Orden de Galatrava con el Concejo de la 
Mesta de los pastores sobre apacentamiento de ganados. 

«Dada en Sevilla veynt e tres dias de febrero. Eia de mili e 
tresienlos e sesenta e Nueve años.» 

199. Traslado autorizado de la orden del rey D. Alfonso XI 
mandando se guarden y cumplan los privilegios concedidos por 
sus predecesores sobre pastoreo de los ganados de la Orden de 
Galatrava. 

«Dado en Sevilla doze dias de Setiembre de la Era mili e ire- 
zienios e setenta e un años.» 

200. Traslado simple del documento que antecede sacado 
como el anterior por autoridad de Lope Fernández de Argote, 
Alcalde de Córdoba. 

«Dado en Sevilla doze dias de Setiembre era de mili e tresien- 
los e setenta e vn años.» 

201. Sentencia del rey D. Alfonso XI mandando restituir á 
la Orden de Galatrava los olivares y heredamientos que en Ca- 
rrión y en la aldea de Axarafe les tenían ocupados los de Hueva; 
ordenando á los alcaldes que fiamparedes la e defendades la di* 
cha tejiencia e la posesión de ellos. 9 

«Dado en Sevilla dos dias de Marco Era de mili e tresientos e 
setenta e dos años, o 

Lleva sello colgante de plomo. 

202. Privilegio del Rey D. Alfonso XI ordenando al Alcalde 
y Alguaciles de Ecija que los almojarifes no impidan el estable- 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN PE CALaTRAVA. 39 

cimiento de una tintorería en las tiendas que su Escribano Gil 
ITernández poseía, por donación que él le hiciera, cerca de la 
puerta de la Alcacería de dicha villa. 

«Dada en Valladolici quatro dias de Febrero Era de mili e tre- 
sientos e setenta e tres años.» 

203. Orden del rey D. Alfonso XI «d los que cogen e recah- Año 1396. 
dan los maravedís yaixtares foreras que nos avernos de aver de «^^^Joio. 
cada año» para que no los exijan á los vasallos de la Ordeu de 
Calatrava en sus pueblos del Arzobispado de Toledo, ' 

«X)ado en Burgos diez dias de Junio Era de mili e tresientos e 
setenta e quatro años.» 

204. Privilegio rodado del rey D. Alfonso XI dado á instan- a. lan. 

cia de don Vasco Ruíz, Maestre de la Orden de Santiago, don noviembre 18. 

Juan Núñez, de la de Calatrava, don Gonzalo Martínez, de la de 

Alean t^ira «e don frey Alfonso Ortiz Calderón prior de las cosas 

que la Orden de San Juan a en Castilla e en León para que 

todos los pleitos que las dichas Ordenes e cada una de ellas an e 

ovieren contra qualquier o qualesquier ornes o mugeres de qual' 

quier estado o condición que sean o contra ellas sobre rason de 

los bienes rayses con las rentas y esquilmos de ellos que se libren 

en la nuestra corte, n 

«Fecho el privilegio en Sevilla diez y ocho dias de Noviembre 
era de mili e tresientos e setenta e cinco años.» 

205. Traslado autorizado del privilegio concedido á la Orden a. i338. 
de Calatrava por el rey D. Alfonso XI eu Burgos á 8 de Junio ^^^"^ ^^• 
de 1336 para que sus ganados no paguen montazgo, servicios ni 
pontazgos y puedan apacentar libremente en todo el reino. 

fFecho este traslado en Maqueda el viernes dicho de la era 
dicha (1376)». 

206. Sentencia del rey D. Alfonso XI favorable á la Orden a. 1338. 

de Calatrava en el litigio sostenido por ella con Fernán Fernán- Noviembre lo, 
dez sobre posesión del cortijo y torre de Macarena con sus here- 
damientos, dada por Fernando IV á su tío el Infante D. Juan y 
éste á Fernán Fernández. 

«Dada en Madrid dies dias de Noviembre. Era de mili e tre- 
cientos e setenta e seys años.» 

207. Traslado autorizado de la confirmación por Alfonso XI a. i388. nov. i3. 



40 buletín de la real academia de la historia. 

en Burgos á 8 de Junio de 1336 del pmilegio coacedido por Al— 
foDSO X y conñrmado por Sancho IV y Fernando IV, excep — 
luando á los ganados de la Orden de Galatrava del pago de mon- 
t;izgD y pKnlaígo por los términos de sus reinos. 

■ Fecho este traslado en Górdoua irese días de Noviembre era . 
de mili e tresientos e setenta e seys.» 

208. Privilegio de Alfonso X[ confirmando la donación vita- 
licia de la iglesia de San Salvador, en Soria, con su patronato, . 
derechos temporales y espirituales y un arrabal en la Puerta de) 
Postigo, hecha por la Orden de Galatrava á Gil Fernándei on.- 
conipeusación de unas tiendas en Ecija que éste le entrega. 

«Dado en Madrid diei dias de Marzo Gra de mili e tresientos e 
setenta e siel años.» 

309. Garla del rey D. Alfonso XI mandando que en la dona- - 
don del lugar do Matrera hecha por él Á la ciudad de Sevilla, 
queden á salvo las dos partes del diezmo que pertenecía á la 
Orden de Galatrava *por compuBtcion que era entre el ArfobUp»^ 
e el Cabildo de la eglesia de la dicha Cibdat de SevilUt.t 

■Dada en Sevilla dies dias de Octubre Gra de mili e tresientos-. 
e setenta e ocho aúos.> 

210. Traslado autorizado do la Orden de Alfonso XI á los del 
Concejo de la Mesta de los Pastores para que restituyan á la 
Orden de Galatrava las prendas cogidas á la misma por el ganado - 
que su Maestre tomó A unos pastores en virtud de privilegio. 

■Dada en Segovta ocho dias de Mayo. Era de mili e tresientos 
e ochenta años.* 

211. Privilegio del rey D. Alfonso XI concediendo al Maestre 
y Orden de Galatrava setecientas ovejas anuales en compensación 
de la rolda que esta cobraba en su campo y dií la que se apoderó- 
el monarca. 

■Dado en el Beal de sobre Algecira Nueve dias de Abril. Era 
de mili e tresientos e ochenta e uu años.» 

212. Traslado autorizado del privilegio de donación de dos- 
"«•■•es del diezmo de Alcaudete hecha por Alfonso XI á la Orden. 

Galatrava. 

Sacado este traslado en Córdova veynte a tres dias de Junio>^ 

de mili e tresienlos e ochenta e dos años.» 



DOGUMBNTOS DE LA ORDBN DE CALATRAVA. 41 

813. Traslado autorizado de un privilegio del rey D. Alfon- Año i3i4. 
so XI dado á instancia del Maestre de Calalrava para que los ^*"^'^®*- 
vasallos de esta no sean recibidos en otros castillos ó lugares de 
la frontera, ni se les conceda carta de vecindad ni heredades; y si 
se las hubiesen dado les sean quitadas para evitar la despobla- 
ción de los lugares de aquella. 

«Fecho en Segovia dos dias de Octubre era de mili e tresien- 
tos e ochenta e dos años.» 

214. Traslado auiorizado del privilegio de Alfonso XI á favor a. 1344. 

de la Orden de Calatrava sobre diezmos de Matrera (nüm. 209). octubre «^ 

«Fecho este traslado veynte e seys dias de Otubre era de mili e 
tresientos e ochenta e dos años.» 

215. Otro ejemplar del documento que antecede. a. 1344. 

216. Carta del rey D. Alfonso XI rebajando por diez años a. ib45. 
trescientos maravedís de los seiscientos que pagaban de pecho los ^*"^^- 
moros de Qorita para evitar la despoblación de esta villa. 

«Dada en Alcalá de henares veynte dias de mar^o. Era de mili 
e tresientos e ochenta e tres años.» 

217. Traslado autorizado por Vicente García Escribano por a. 1345. 
el rey en Villa Real, de la confirmación hecha por D. Alfonso XI a^"*^- 
de los privilegios sobre libre pastoreo, concedido á los ganados de 

la Orden de Calatrava por Alfonso el Sabio, Sancho el Bravo y 
Fernando IV. 

«Fecho este traslado en Villa Real vevntee ocho dias de Abril. 
Era de mili e ccc e ochenta e tres años.» 

218. Carta del rey D. Alfonso XI decisiva en el litigio soste- a. 1345. 
nido por la Orden de Calalrava coutra Alfonso Fernández sobre Diciembre 15. 
pago de pechos de las heredades que los vecinos de Mondejar 
tuvieren en Almoguera de la pertenencia de aquella y viceversa. 

«Dada en Madrid quince dias de deciembre era de mil e tre- 
sientos e ochenta e tres años.» 

219. Carta de la reina Doña María, mujer de Alfonso XI para a. 1347. 
que sean guardados á los ganados y pastores de la Orden de ^*"<*^®- 
Calatrava los privilegios que le fueron concedidos sobre libre 
pastoreo en lodo el reino por los reyes sus antecesores. 

«Dada en Alcalá de henares diez e ocho dias de Marro era de 
mili e tresientos e ochenta e cinco años.» 



ki BOLBT[S DS LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

220. Tiaslado autorizado de olro sacido de la carta del rey 
U. Atronso XI dada en Madrid á 1.* de Noviembre de 1339, en la 
(jiie nombra i. Iñigo López de Horozco aAlcalde e entregadar del 
conceio de la mesta de tos pastorea» , áñscribe las cañadas y ordena 
cuanlo debe hacerse m\ el pastoreo por sus reinos. 

o... este traslado fué fecho en la villa de niebla del traslado 
sobredicho onde fué sacado en diez e Nueve dias de mayo era de 
mili e tresienlos e ochenta e cinco años.* 

221. Traslado de la ratificación hecha por Alfonso XI en Al- 
cahi de llenares á 13 de Marzo de 1348 del arriendo de los pozos 
de Ahnadón hecho por la Orden de Calatrara á Pedro Fernán- 
dez, Chanciller del Infante D. Juan, que lo hizo por mandado 
del rey durante dfei años y 100.000 maravedís de renta anual, 
asegurando para su pago las alcabalas del campo de la Orden, 
las renías dul Arzobispado de Toledo y el pecho do la aljama de 
judíos de la misma. 

«en Almagro diez y ocho dias de enero era de mili e tresientos 
ochenta e siete años.D 

223. Traslado autorizado de la sentencia dada en Madrid por 
Alfonso XI eu Mayo de 1329, declarando pertenecer á la Orden 
de Calalrava los pueblos de Miguelturra y otros; condenando al 
Concejo de Villa Real al pago de rentas y frutos. 

■en Almagro miércoles honce dias de Abril Era de mili e qua- 
trocientos e diez e ocho años.» 

223. Traslado autorizado del privilegio de Alfonso XI dado 
en Burgos A 2G de Junio de 1315 confirmando los de Alfonso X, 
Sancho IV y Fernando IV sobre libre pastoreo por el reino de 
los ganados de la Orden. 

ttecho en la Villa de la Calcada doce dias del mes de Otubre 
de mili y seiscientos y diez y ocho años.» 



Pedro I. 



224. Confirmación por el rey D. Pedro I de la Sentencia dada 
«ncediendo á la Orden do Calatrava los diezmos de Pego que 
m padre, Alfonso XI, dio á la abadía de Alcalá la Real con per- 
uicio de la Orden. 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN DE CALATnAVA. 43 

«Dada en Sevilla seys dias de desiembre Era de mili e iresiea* 
tos e ochenta e ocho años.» 

225. Traslado autorizado del privilegio de D. Pedro I dado Añoi35i. 
^n Sevilla á 10 de Diciembre de 1350 haciendo merced al Maestre ^°«'^<>^- 
y Orden de Calatrava del Castillo de Alcabdet. 

«Domingo nueve dias del mes de Enero era de mili e tresientos 
-e ocheata e nueve años.» 

226. Privilegio del rey D. Pedro I confirmando el cambio a. i35i. 
^el lugar de Loranca por Junquillos y Torralba, hecho por Doña ^^"^*" *^- 
Alaría Hernández y D. Alemán, Maestre de Calalrava. 

aDado en las Cortes de Valladolid diez dias de Otubre era de 
«lili e tresientos e ochenta e Nueve años.» 

227. Privilegio rodado del rey D. Pedro I, confirmando la a.i351. 
-donación de acémilas en Qorita y Cogolhido, hecha por Alfon- ^^^ ^® ' 
so XI al Maestre y Orden de Calatrava. 

«Fecho el privilegio en las Cortes de Valladolid quince dias an- 
dados del raes de Octobre era de mili e tresientos e ochenta e 
Nueve años.» 

228. Privilegio rodado del rey D. Pedro I, confirmando los a. i35i. 
buenos usos, fueros y costumbres de la Orden de Calatrava, con- ^^^^ ^^ ' 
tenidos en los privilegios, cartas y sentencias expedidas á su fa- 
vor por los reyes; así como también las libertades, mercedes y 
-donaciones de que gozaba. 

«Dado en las Cortes de Valladolid veynte e cinco dias de Octu- 
bre. Era de mili e tresientos e ochenta é Nueve años.» 

229. Privilegio del rey D. Pedro I, autorizando á la Orden de a. 135!. 
<Jalatrava para comprar libremente cuantos bienes quisiere aun °^®™ ™ 
cuando fuere en lo realengo. 

«Dada en Valladolid dos dias de Noviembre ora de mili e tre- 
sientos e ochenta e Nueve años.» 

230. Privilegio del rey D. Pedro I, dado á instancia de don a. lasi. 
Juan Nüñez, Maestre de Calatrava y Notario mayor de Castilla, ^°^*®™^*'® 
sobre <ílas viandas que me an de dar por yantares o por conhiies 

^7t las Comiendas de la dicha Orden, que son alien de tato,» 
<c E otro si tengo por bien e mando que en alguna , nin algunas 
de las dichas comiendas que non han vasallos poblados que non 
me den y yantar en vianda nin en dineros del dia de la data des- 



44 



BOLBTIN DE LA RBAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



Año 1952. 
Febrero 3. 



ta mi carta fasta quinse años complidos primeros siguyntes quer 
vernayí por que se puedan poblar en este dicho tiempo, 'n 

«Dada en Valladolid quatro dias de noviembre. Era de mili e- 
tresientos e ochenta e Nueve años.» 

231. Traslado autorizado de la confirmación hecha por D. Pe- 
dro I, en las Cortes de Valladolid á 15 Octubre de 1351, del pri- 
vilegio de su padre Alfonso XI, mandando fuesen devueltos á las- 
Ordenes militares de Santiago, Calatrava, Alcántara y San Juai> 
de Jerusalen^ los bienes que les tenían detentados. 

«fecho este traslado en Córdova tres dias de febrero era de milL 
e tresieulos e Noventa años.» 



A. 1S71, 
Judío 4. 



A. 1371. 
Septiembre 4. 



A. 1371. 
Septiembre 70. 



Enrique II. 

232. Privilegio del rey D. Enrique II, haciendo merced a>' 
Maestre D. Pedro Moñíz y Orden de Calatrava de *Un donadío de 
tierras para pan sembrar con sus huertas e viñas e con todo lo otro- 
quel pertenece j según por esta nuestra carta sera deslindados^ en 
la villa de Carmena; con encargo de que afagades en la dicha he- 
redad una eglesia que aya nombre Santiago.» 

«Dada en la muy noble Cibdad de Sevilla quatro días de Junio 
era de mili e quatrocientos e Nueve años.» Signatura real autó- 
grafa. 

233. Privilegio del rey D. Enrique II, A favor de la Orden de^ 
Calatrava para que vías casas que son en los vuestros barrios gerca^ 
de las vuestras casas de la dicha vuestra Orden en la muy noble 
cibdad de Sevilla á la Collation de Omnium Santorum que sean 
de aqui a delante francas E amparadas e defendidas de posade- 
ría que non posen y ninguna nin algunas personas de los otros 
maestres nin Ricos ornes nin caballeros nin escuderos de la núes*- 
ira mesnada. 1^ 

«Dada en las Cortes de Toro quatro dias de Setiembre era de 
mili e quatrosientos e Nueve años.» 

234. Privilegio del rey D. Enrique I[, á favor de la Orden de 
Calatrava, confirmando todos los demás privilegios , libertades, 
buenos usos y costumbres, concedidos á la misma por los reyes» 
de Castilla. 



Noviembre 11. 



DOCUMENTOS DE LA OIIDKN DE CaLATRaVa. 45 

«fecho el privillegio en las corles de toro veynte dias de Setiem- 
%)re era de mili e quatro^ieutos e Nueve años.» 

235. Privilegio de Enrique 11, coocedieudo ai Maestre y Or- Anoiaii. 
-dea de Caiatrava quinientos maravedís Alfonsies sobre las alja- 
mas de judíos sitas desde Guadalfeisa hasta el puerto de Mula- 
dar con Villa real y sus términos. 
«Dada en Burgos once diias de noviembre era de mili e quatro- 
^. cientos e Nueve Años.» Signatura real autógrafa. 



Juan I. 

236. Privilegio del rey D Juan I, confirmando el de su padre a. 19^79. 
Enrique II (que antecede), sobre concesión de quinientos mará- ^»*^^^- 
vedis Alfonsies á la Orden de Caiatrava, pagados por todos los 
judíos moradores, desde Guadalfeisa fasta el puerto de muladar 

-con Villa Real e sus términos. 

«Dada en las Cortes que nos fesimos en la muy Noble Cibdad 
<ie Burgos ocho dias de Agosto era de mili e quatrocientos e dies 
e siete años.» 

237. Traslado autorizado del nombramiento de Alcalde de las a. lass. 
Cañadas de los Pastores, hecho por D. Juan I en 5 Marzo de 13... ^■"°*'- 
á favor de Juan Núñez. 

«Veynte e siete dias del mes de marco Año del nascimiento de 
nuestro Salvador Ihu. xro. de mili e tresientos e ochenta e cinco 
<iños.» 

Enrique III. 

238. Privilegio del rey D. Enrique III, confirmatorio de los a. ik» 
-do Alfonso X, Sancho IV y Alfonso XI, sobre libre pasloreo por ^c*"^«^*- 
su reino de los ganados de la Orden de Caiatrava, <ínon faciendo 
dampno en vinas nin en meses nin en huertas nin enprados dehe- 

sados de guadanna.» 

«Dada en la Cibdad de Patencia dos dias de Otubre. Año del 
iiascimiento de nuestro Señor Jesucristo de mili quatrocientos e 
res años. » 



BOLETIn de la RÜAI.' academia de la HISTOnl 



Juan 11. 



239. Carla del rey D. Juan II, ordenando al Maesire de Ga- 
lalravii, D. Luís de Guznián, qxm en ej término de iquince dias 
prosimos siguientes vengades personalmente á me faser jtleilo- 
omenoije por tas fortdlefas que la Orden ha e tiene en los mios 
fíeynoH e Señónos. a Manda, además, que a su vez le teciba ile 
lodos los que tengan fortaleías de la Orden de Calatrava y que le 
hagan entrega de las de Porcuna, Maqueda, Huerla y Valdecar-i- 
baños. 

■Dada en Ja Villa de Vaüadolid veynte e dos dias de Agosto 
año del uascimicnto de nuestro Señor Je-sucrisio de mili e quatro 
cientos e dies e seya artos.» 

240. Traslíiílo autorizado, en papel, del privilegio del rey don 
Juan II, concediendo al Maestre D. Luís de Guzmán, «poder e- 
Ucencia para que podades traer e Iraijgndei pendón e todas las 
Otras iéñales e preminencias que los maestres de la dicha Orden 
de Calatrava vuestros antecesores acostumbraron e solían traer.* 

«Dada en la villa de ValiadoUd veynte e dos dias de Agosto año- 
del nascímienlo del nuestro Salvador Jesucristo de mili e qna- 
trocientos e dies e seys añon.> Signatura autógrafa de la Reina 
Doña María, viuda de D. Enrique III, 

241. Gonlirmucióu por el rey D. Juan II de la decisión de 
Fernando III, conBrmada por Alfonso X, para que los vecino» 
de n o (^oritapascn illo realen^^o. ni los de este á Qorita. 

«Dada en la villa de Valladolíd trese dias de disiembre año det 
nasciniiento del nuestro Señor Jesucristo de mili e qualrocieuios- 
e diere Nueve años.» 

242. CartH de conñrmación por el rey D. Juan U de los pri- 
vilegios concedidos por los reyes sus predecesores, d la Orden d& 
Calatrava, sobre libre y pacifico pastoreo de sus ganados por todo- 
el reino. 

•Dada ea la villa da Valbdoiid iresc dias de desiembre año deV 
nascimiento del nuestro Salvador Jesucristo de mili y quatro- 
cientOE e dies e Nnevp.» 



DOCUMKNTOS DE LA ORDEN DE CALATRAVA. 47 

243. Cartíi de donación de D. Juan 11 dol lugar d«3 Alfasilla, Añouu. 
cerca de Arjona, y de «/os bienes que Ruy López de davalas mi 
<:ondestahle que fue de Castilla avia en mengibar según que el con- 
destable los tenia, 'a 

... mil quatrozientos treyuta e un nños. 

244. Licencia del rey D. Juan II para que puedan cambiar la a. i4:u.. 
población de la Higuera de Audiíjar por la de Halarilla, el Maes- '^""'^•^" 
Ire y Orden de Cal aira va con « Rodrigo de Guzman mi doncel e 
vasallo, Jt 

«Dada en Segovia tres dias de Junio año del nacimiento del 
nuestro salvador Jesucristo de mili e quatrozienios e treynta e 
quatro años.» Signatura Real autógrafa. 

245. * Testimonio de la donación del territorio de Calatrava, a. 1452. 
por D. Sancho III y sus confirmaciones por D. Alonso IX y don 
Juan II. 

Enrique IV. 

246. Real cédula, en papel del rey D. Enrique IV sobre la a. i46i. 
donación de la mitad de las villas de Fuente Ovejuna y Belmez, Diciembre 12-. 
hecha por el monarca á fiDon Pedro Girón Maestre de la Orden 

de Calatrava mi camarero e del mi consejo,"» 

«Dada en Madrid á dose dias de Decyembreaño del nacimiento 
de nuestro señor Jesucristo de mili e quatrozientos e sesenta o 
vno años.» Signatura Real autógrafa. 

247. Representación do los procuradores en Coi tes en la Gii - a. 14^*2. 
dad de Toledo, hecha al rey D. Enrique IV aprobando y sancic- •^"^^<>''^-- 
nando la donación que hizo á D. Pedro Girón para él y sucesore-i 
legítimos, de varias villas, enlre ellas Peñaliel, Santivanez, Brio- 

nes, Fuente Ovejuna y Belmez. 

«Fué fecha otorgada en la muy noble Cibdad do Toledo a veinte 
e ocho dias del mes de Julio Año del Nacimiento de nuestro 
señor Jesucristo de mili e quatrocientos e sesenta e dos años.» 

248. Ratificación y confirmación por Enrique IV del conseu- a. i4ei> 
limienlo dado por la ciudad de Córdoba en la donación de Fuente J"^'°^ 
Ovejuna y Belmez, hecha por el rey al Maestre D. Pedro Girón y 
Orden de Calatrava. 



48 BOLETÍN DB LA HBAL ACADEMIA DE tA HISTORIA. 

<Uada en la villa de Madrid veyíue e cíaco díaa del mes de 
Julio año del nacimienio del nuestro señor ibu. xro. de mil) e 
qualrocienlos e sesenta e quairo años.i 

349. * BeaJ cédula de D. Eudque IV, firmada de su real ma- 
no y refrendiida por su secreLario Juan de Oviedo, aprobando U 
elección de D, Rodrigo Téllez Girón para Maestre de Calatrava. 

Dada eu Segovia 3 de Octubre de 1468, 

2S0. Traslado autorizado de los autos que pasaron en el true- 
que y cambio del Muestre y Orden de Calatrava de Osuna y Ca- 
balla con el rey dou Enrique IV por Fuente-ovejuna y Belmez en 
el año 1461. 

■ En la vjiU de Almagro quairo días del mes de muyo aüo del 
□aacimiento del nuestro salvador ihu. zro. de mil e quatrocíentos 
e ochenta e nueve,* 

Dofia Juana. 

351. Privilegio de la reyaa Doña Juana sobre nn juro de 
18.Ü43 maruvedís á 18 el millar, concedidos á la Orden de Cala- 
trava sobre alcabalas de la villa de Puertollano. 

■Dado en la noble cibdad de Burgos á veinte y cuatro días del 
mea de Mayo Año del nusclmiento de nuestro Señor ihu. xro. de 
mili y quinientos e ocho años.i 

353. Privilegio de la reina Doña Juana concediendo 600 ove- 
jas por vía de juro ¡5 la Orden de Calatrava, 

Está muy deteriora do. 

353. Traslado de un privilegio de 1.000 maravedís de juro 
sobre alcabalas de la villa de la Calcada, otorgado por la reina 
Doña Juana á favor de la orden de Calatrava. 

«Dada en la muy noble Cibdad de Sevilla & tres dias del raes 
de Junio año del nacimiento de nro. salvador ihu, xro. de mili e 
quinientos e honze años.* 



bOGÜUÉNTOS DÉ LA OÍ)DBN bÉ GaLaTÍíAVA. 49 

REYES DE NAVARRA. 

Sancho VI. 

254. Privilegio del rey D. Sancho VI concediendo á ]a .Orden Afio nes. 
de Calatrava «t7íarn villam que dicilur hurgiello cum ingresi- ^*^' 

bus 8UÍS.» 

«Pacta carta in Mense Madio in Estela Sub era m.gg.i,» 

Juan I. 

255. Traslado autorizftdo por Juan López de Arroyo, del cam- a. im. 
bio hecho en 4 de Julio de 1428 entre el Maestre y Orden de Ca- ^^^^^'^ ^• 
latrava dei las villas de Maella, Fabara y Galaceit de su propiedad 

en el reino de Aragón, con el rey de Navarra D. Juan I y Mosen 
Francisco de Arinio^ secretario del de Aragón, por su villa de 
Colmenar y el Castillo y Gastell de Val de Castell. 

«En la cibdad do Segovia primero día del mes de Agosto año 
del nascimiento del nro. Señor ihu. xro. de mil e quatrocientos e 
Ireynta y quatro años.» 

256. Otro traslado del documento anterior. 

REYES DE ARAGÓN. 
Alfonso II. 

257. Privilegio del rey D. Alfonso II haciendo merced ala a. ii*:». 
Orden de Calatrava «de castrum et villam d*alcaniz cum his ter- ^■"^• 
minia inferius anotatis,^ 

«Facta carta huius donaciouis apud Ferizam Mense Marcii. Era 

If.GG.ZVII. 

258. Duplicado del documento que antecede. a. 1179. 

259. Otro ejemplar del mismo documento. ídem. 

260. ídem id. id. ídem. 

261. ídem id. id. ídem. 

262. Privilegio de Alfonso II concediendo al Obispo de Tarra> a. iiss 
goua el Castillo de Monterubio y Kamaron con sus términos y ^^^"^'^®- 
bienes temporales y espirituales. 

TOMO ZZXT. 4 



50 



BÓLfitiN ütt La B«AL academia da la IIÍ8T0RÍA. 



Año 1196. 
Febrero. 



A. 1208. 



«Anno ab incarnatione domíni m.g.l.xzzv. Mense Octobrís 
Data cesarauguste.» 

Pedro n. 

263. Privilegio de D. Pedro II confirmando el anterior de 
D. Alfonso II. 

«DatumGerunde mense Febroarii... sub anno Domini m.gxc.vi.» 
Se halla en un traslado autorizado en 1291. 

264. Carta de donación de la villa de Mahella y otras here- 
dades que detalla, otorgada por el rey D. Pedro II á favor de la 
Orden de Calatrava.» 

«Sub Era bc.gc.xl prima.» 



A. 1293. 
Octubre 27. 



A. 1245. 
Mayo 27. 



A. 12C3. 
Junio 21. 



A. 1268. 
Enero 19. 



A. 1268. 
Enero 20. 



Jaime I. 

265. Privilegio del rey D. Jaime I confirmando la donación 
á la Orden de Calatrava de varios Rafales añadiendo un huerto 
en la Huerta de Valencia y Casas en Burriana. 

«Datum Burriane vi Kalendas Nouembris Era Millesima 
GG.LXz prima.* 

266. Confirmación por D. Jaime I de la donación de la villa 
de Alcañiz con sus términos, hecha por Alfonso II á la Orden de 
Calatrava. 

«Datura apud Valentiam vi Kalendas Junii Anno domini Mi- 
Uesimo. GG.XL. quinto.» 

267. * Renunciación de D. Jaime I de Aragón al derecho que 
pretendía tener en la elección de Maestre en Alcañiz. 

«Datum apud Pinam xi kldas. lulii anno Domini m.gg.lx. 
tercio.» 

268. Traslado del privilegio del rey D. Jaime I para que los 
vasallos del Comendador de Alcañiz no paguen portazgo ó pasaje 
en el reino de Aragón. 

«Datum Valentie xiiii. Kalendas Februarii. Anno domini Mi- 
llesimo GG.LX. octano.» 

269. Mandamiento del rey 1). Jaime I para que nadie tome 
carta de guia en su distrito á Señor que no sea la Orden de Cala- 
trava. 



bóGüil6Ntód DÉ La orden bE caLatraVa. ot 

«Datum Yaleatie xiii. Kalendas februarii Anno domini Milles- 
simo. GG.LZ octauo.» 

270. Privilegio de Jaime 1 para que el Comendador y reli- Ano 1268. 
giosos de la Orden de Calatrava no paguen pecho ni derecho de ^^^^^ ^• 
lo que compraren ó sacaren en Alcañiz. 

«Datum Valentie xiii. Kalendas februarii Anno domini m.cc.lx 
oclauo.» 

Jaime n. 

271. Confirmación por la reina de Aragón Doña Isabel, mu- a. 1908. ' 
jer de D. Jaime II, de la donación hecha por su padre, Sancho IV ^^^^^^ i^- 
de Castilla^ de la Aldea de Loranca á Doña María Fernández. 

tDada en Taracona diez e uueue dias de febrero era de mil) e 
ccc e quarenta e un anuos.» 

Pedro IV. 

272. Privilegio del rey D. Pedro IV confirmando los de a. i836. 
Jaime II y Alonso IV concediendo á la Orden de Calatrava que ^^"^ ^• 
pudiesen habitar en Alc¿\ñiz y su término treinta judíos casados, 

y además confirma los restantes privilegios concedidos á la misma 
por los reyes sus antepasados. 

«Datum cesarauguste ix kals. Madii. Anno domini millesimo 
cGc.xix sexto.» 

273. Privilegio de confirmación por el rey D. Pedro IV de la a. 1338. 
donación de Bexis hecha por Jaime I al Comendador de Alcañiz octubre m. 
en Huesca á cinco de las kalendas Mayo de 1273. 

cDatum Valentie pridie idus Octobris. Anno Millesimo trecen- 
tesimo tricésimo octauo.» 

274. Otro ejemplar del documento anterior. a. isss. oct. u. 

275. Traslado de la confirmación por Pedro IV de todos los a. 1348. 
privilegios concedidos á la Orden de Calatrava por los reyes sus octubre 13. 
predecesores y pleito homenaje que la villa de Alcañiz hizo por 

sí á la misma. 

«En la villa de la fresneda trece dias andados del mes de Octu- 
bre anno domini millesimo trecentesimo quadragesimo octavo. 



52 



boletín dé La real AGAbÉlllA bB La tílBtORlA. 



Año 1848. 



A. 1869. 
Mayo 24. 



A. IS16. 
Abril 4. 



A I3t?2. 
Octubre 6. 



276. * Llamamiento del rey D, Pedro IV de Aragóa para 
averiguar la discordia que había entre el Maestre de Calatrava y 
Francisco Fernández electo también para dicho cargo. 

cDatum in civitate Turolii tercio nonas JuUii anno Domini 
millesimo ggg.^xl octano.» 

277. Carta de restitución á la Orden de Galatrava de cuantos 
bienes le había tomado el rey D. Pedro IV por haber servido en 
su contra á D. Enrique de Castilla. 

«Data in uilla Santi Mathei vicésima quarla die Madii anno a 
natiuitate domini Millesimo trecentesimo sexagésimo nono.» 

278. Traslado autorizado de la confirmación por Pedro IV de 
la merced concedida á la Orden de Galatrava por D. Jaime II en 
Barcelona á 3 de Abril de 1304 para que puedan habitar en Al- 
cañiz treinta judíos casados. 

«Data in Montesono sub nostro sigilo pendenti quarta die Apri- 
lis Anno a natiuitate domini Millesimo trecentisimo septuagé- 
simo sexto.» 

279. Carta del rey D. Pedro IV aprobando el arrendamiento 
de la villa de Belmonte hecho por la Orden de Calatrava. 

«Datum Valentie sexta die Octobris Anno a natiuitate d'jmini 
Millesimo trecentesimo octos:esimo secundo.» 



Doña Germana de Foix. 



A. 1534. 
Julio 26. 



280. Carta de la reina Doña Germana de Foix, segunda es- 
posa de Fernando el Católico, á D. Lope de Soria «Embaxador 
por la cesárea magostad en Venecia » sobre pago de ciertas can- 
tidades. 

cDatis en Valencia a xxvi de Julio de dxzxiiii años.» Signa- 
tura autógrafa. 



REYES DE CASTILLA Y ARAGÚN. 



Reyes Católicos. 



A. Mr. 

Marzo 10. 



281. Privilegio conñrmatorio por los Reyes Católicos de la 
concesión hecha á la Orden de Galatrava por el rey D. Alfon- 



DOCUMBNTOS DB LA ORDEN DB CALATRAVA. 53 

SO XI en 9 de Abril de 1343 para que tomase dos ovejas de cada 
mil que pasaren por el campo de la misma. 

«Dada en la villa de Madrid diez dias de Marzo año del nasci- 
miento del nuestro Señor ihu. xro. de mili e quatrocientos e se- 
tenta e siete años.» 

282. Privilegio de los Reyes Católicos concediendo al Gomen- Año U84. 
dador mayor de Calatrava «en cada un año por ¡uro de heredad ^*y®*^- 
para siempre jamas setecientas ovejas en el montazgo de los gana- 
dos destos dichos nuestros Rey nos,» 

«Dada en la muy noble cibdad de Gordova a treynta dias de 
mayo Año del nascimiento del nro. Salvador ihu. xro. de mili e 
quatrocientos e ochenta e quatro años.» Signatura Real autó- 
grafa. 

283. 1 Testimonio sacado en el sacro convento de Galatrava por a. I4d5. 
Gonzalo Rodríguez de Azuaga, de los tratados para la incorpora- ''•^''•™ ^^' 
ción á la Corona del Maestrazgo de la Orden, celebrados entre los 
Reyes Católicos y Frey Don García López de Padilla, Maestre de 
la misma, en cuya presencia y del Comendador mayor prestó 
homenaje el representante de aquellos. 

«lo ñce e signe e ñrme a trece febrero de mili e quatrocientos e 
ochenta e cinco.» 

284. Real executoria de los Reyes Católicos á favor de don a. 149o. 
Luís de Guzmán, Comendador mayor de Calatrava, y contra don ^'^®'^°®- 
Diego de Guzmán, hermano del mismo, en el litigio sostenido 

por ellos sobre propiedad de la ría y fincas en la Puente del 
Congosto. 

«Dada en la noble villa de Yalladolid a veinte e tres dias del 
mes de enero año del nascimiento del nro. Salvador ihu. xro. de 
mili e quatrocientos e noventa años.» 

285. Real provisión de D. Fernando y Doña Isabel para que a. 149i. 
en la iglesia de la villa de Porcuna, perteneciente á la Orden de ^°®''**^^- 
Calatrava de la que son Administradores perpetuos, haya dos 
beneficios curados. 

«Dada en la muy noble cibdad de Sevilla a veynte e quatro 
dias del mes de enero año del nascimiento de nro. Señor ihu. 
xro. de mille e quatrocientos e noventa e vn años.» 

286. Privilegio trasladando á la alcabala de Carnes de Villa a. 1498. Enero n 



54 



BOLBTIN DB LA REAL AGADEUIA DB LA HISTORIA. 



Año 1493. 
Diciembre 17. 



A. U96. 
Febrero 4. 



A. 1496. 
Kebrero 15. 



A. 1498. 
Marzo 18. 



A. 1501. 
Mayo 27. 



Real el juro de 10.000 maravedís en cada un año concedido al 
Prior y frailes del convento de Calatrava sobre alcabalas de la 
ciudad de Córdova por los Reyes Católicos. 

«Dada en la villa de Olmedo a diez e syete dias del mes de enero 
año del nascimiento de nro. Señor ihu. xro. de mili e quatro- 
cientos e noventa e tres años.» 

287. Real privilegio de juro de 5.000 maravedís otorgado por 
los Reyes Católicos á favor del sacro convento de Calatrava. 

«Dada en la villa de Yalladolid a diez y siete dias del mes de 
diciembre año del nascimiento de nro. Salvador ihu. xro. de mili 
e quatrocientüs e noventa e tres años.» 

288. Privilegio de confirmación general por los Reyes Cató- 
licos de todos los privilegios, franquicias y esenciones concedidos 
á la Orden de Calatrava. 

aDada en la cibdad de Burgos quatro dias del mes de febrero 
año del nascimiento de nuestro Salvador ihu. xro. de mili e qua- 
trocientos e noventa e cinco años.» 

289. Privilegio de 2.000 maravedís de juro perpetuo sobre las 
tercias de Ciudad Real concedidos al convento de San Francisco 
de la misma, por D. Juan II: confirmado por Enrique IV y tras- 
pasado al sacro convento de Calatrava por los Reyes Católicos. 

«Dada en la villa de Alcalá de henares quince dias del mes de 
hebrero año del nascimiento de nro. Salvador ihu. xro. de mili e 
quatrocientos e noventa e ocho años.» 

290. Privilegio de 18.000 maravedís anuales de juro al quitar 
sobre alcabalas de Puertollano, concedido al sacro convento de 
Calatrava por los Reyes Católicos. * 

«Dada en la villa de Alcalá de henares a treze dias del mes de 

Marco año del nascimiento de nro. Señor ihu. xro. de mili e 

« 

quatrocientos e noventa e ocho años.» 

291. Privilegio de 29.750 maravedís de juro anual sobre alca- 
balas de Adarauz y los Pedroches, jurisdicción de Córdoba, conce- 
didos al Maestre de Calatrava D. Gutierre de Padilla por los 
Reyes Católicos. 

«Dada en la grande e nombrada cibdad de granada a veynte e 
siete dias del mes de mayo del nascimiento de nro. Salvador 
ihu, xro. de mili e quinientos e vn anos,» 



DOCUMENTOS OE LA ORDEN DE CALATEA VA, 55 

292. Real provisión de los reyes D. Fernando y Doña Isabel Año i504. 
ordenando hacer información sobre el concierto celebrado entre ^*"°^- 
el Comendador de Abauilla, Diego López de Padilla, y el Concejo 

de esta villa sobre pago de décimas, pechos y derechos de dha. 
encomienda; y que hasta ver el resultado de aquella se guarde 
el concierto establecido. 

«En la villa de medina del campo a veynte e cinco días del mes 
de marco Año del nascimiento de nro. Salvador ihu. xro. de 
mili e quinientos e quatro años.» Signaturas Reales Autógrafas. 

293. Traslado de un privilegio de Fernando V en su nombre a. 1511. 
y como Administrador, por su hija Doña Juana, del reino de ^^"^ ^^" 
Castilla, para que los vecinos de Miguelturra no paguen pechos 

ni derechos, á excepción del diezmo, por morar en los términos 
que los Maestres de Calatrava les concedieron en Peralvillo y 
Corralejo. 

«En la cibdad de Sevilla a treze dias del mes de Abril año del 
nascimiento del nro. Salvador ihu. xro. de mili e quinientos e 
honceaños.» 

294. Confirmación por Fernando V por sí y en nombre de su a. 1511. 
hija Doña Juana, del acuerdo adoptado por el Capítulo de Cala- ^^y^^^ 
trava, de dar á censo su molino de Pero Sánchez, en la ribera del 
Guadiana, por dos mil maravedís anuales al Licenciado Alfonso 
Mexía. 

«Dada en la Cibdad de Seuilla treze dias del mes de mayo año 
del nascimiento del nro. Salvador ihu. xro. de mili e quinientos 
e honze años.» Signatura Real Autógrafa. 

295. Real provisión del rey Fernando V para que el gober- a. 1512. 
nador del Campo de Calatrava, ó su lugarteniente, puedan cono- ^*^'° '^ 
cer de ^primera ynstancia de las cahsaa de los Comendadores 
Caballeros Sacristanes e frailes de la Orden e de sus encomyen^ 

das e pryorazgos.i> 

«Dada en la Cibdad de burgos a quinze dias del mes de Mayo 
Año del nascimiento de nro. Salvador ihu. xro. de mili e quinien- 
tos e doze años.» Signatura Real Autógrafa. 

296. Real provisión de Fernando el Católico para que se haga a. 1512. 
información acerca de si los emolumentos y provechos del Curato Noviembre 19. 
de Porcuna pertenecen íntegramente al cura. 



56 



boletín db la real academia de la historia. 



Año 1518. 
Abril aO. 



A. 1518. 
Julio 8. 



tDada en la cibdad de burgos a diez e nueve dias del mes de 
noviembre Año del nascimiento de nro. Salvador ihu. xro. de 
mili e quinientos e doze años. • 

297. Real Cédula «Al comendador de Jaén que baga infor- 
mación sobre un batán que quiere comprar el convento de Cala* 
trava de los maravedís del depósito del dicho convento.» 

tDada en la noble villa de Yalladolid treynta dias del mes de 
Abril año del nascimiento de nro. Salvador ihu. zro. de mili e 
quinientos e treze años.» Signatura Real Autógrafa. 

298. Real provisión de Fernando el Católico mandando hacer 
información sobre pertenencia de una viña en término de Cór- 
doba. 

cDada en la Villa de Yalladolid a ocho dias del mes de Jullio 
Año del nascimiento de nro. Salvador ihu. xro. de mili e qui- 
nientos e treze años.» 



REYES DE ESPAKA. 



Garlos I. 



A 1519. 
Marzo II 



A. 1523. 
Marzo. 



A. 1523. 
Marzo 20. 



299. Real provisión de Carlos I para que los visitadores de 
Calatrava hagan información sobre si pertenecen á la mesa maes- 
tral unas casas en Almagro. 

«Dada en la Cibdad de Avila a honze dias del mes de marco 
año del nascimiento de nro. salvador ihu. xro. de mili quinien- 
tos e diez e nueve años.» 

900. Real Orden de Carlos I á Luís Pouce de León, Alcalde 
mayor de Toledo «sobre el secuestro que hizo de los bienes del 
Comendador Rojas el qual Y. M. reboca e da por ninguno por- 
que por otra parte se provee segund dios ordena.» 

«Fecha en la villa de Yalladolid ... dias del mes de marco de 
quinientos e veynte e tres años.» Signatura Real autógrafa. 

301. Real carta de Carlos I. «Al prior del convento de Cala- 
trava que no dé ahitos de freyres en el dho. conviento por virtud 
de ciertas provisyones de Y. M. y que quando alguno faltare de 
los del numero ha de aver relación dello el Consejo.» 



OOGUMBNTOS DE LA ORDEN D£ GALATBAYA. 57 

«Fecha en Valladolíd á veinte dias del mes de margo de quinien- 
tos e veynte e tres años.» Signatura Real autógrafa. 

802. Real orden de Garlos 1 á D. Luís Ponce de León, Alcal- Año 1523. 
de mayor de Toledo, para que cobre el quinto de los bienes re- w*^**»^ 
lictos por falIecimiento.de D. Francisco de Roxas, Comendador 
que fué de Almodóvar. Signatura Real autógrafa. 

«Fecha en Valladolid a xx dias del mes marco de quinientos e 
veynte e tres años. » 

303. Traslado de la Real Cédula de Garlos I para que los jue- a. is23. 
ees seglares no puedan conocer de asuntos relativos á las perso- ^^"^^ 
ñas de la Orden de Calatrava ni embargar sus bienes. 

«Fecha en la villa de Valladolid á veynte días del mes de 
marco año del nascimiento de nro. salvador ihu. xro. de mil e 
quinientos e veynte e tres años.» 

304. Real Cédula de Carlos I para que los freiles y prelados a. i52R. 
del convento de Calatrava den su voto en la elección de Comen- •'"^'^ *^' 
dador mayor de la Orden. 

«Fecho en Valladolid á xix dias del mes de Julliode quinientos 
e veinte e tres años.» Signatura Real autógrafa. 

305. Real Cédula de Carlos I concediendo la administra- a. 1526. 
ción de justicia de las villas de Bexis e Castel de Gásteles al ^^^^^^ 
Comendador Conchillos. 

«Dada en la Cibdad de Sevilla a xxvni dias del mes de Abril 
año del nascimiento de nro. señor ihu. xro. de mili e quinientos 
e veynte e seys años.» Signatura Real autógrafa. 

306. Privilegio de Garlos I sobre confírmación de una Cape- a. 1527. 
llanía para el priorato de Qorita. ^*""*** ® 

«Dada en la villa de Valladolid a ocho dias del mes de marco 
año del nascimiento de nro. señor ihu. xro. de mili e quinientos 
e veynte e syete años.» Signatura Real autógrafa. 

307. Real provisión de Carlos I ordenando «al gobernador de a. 1527. 
Valencia D. Jerónimo de Cabanillas que en caso de vacar el maes- ^*"° ^ 
trazgo de Montesa sequestre en nombre de la corte los castillos 

y frutos y le tenga asi sequestrado hasta que 8. M. le mande otra 
cosa y en caso que por parte de don Juan de La nuca Comendador 
mayor de Alcañiz y uro. lugarteniente en Aragón fuesen a vos 
presentadas bullas o provisión apostólica en su favor ... vos 



58 bolbtíh de la real academia de la historia. 

mandamos que loe entreguéis sin esperar otro mandansiento 
mío." 

«Bu la nra. villa de Valladolid a sxix dias del mes de Marco 
del aíio del nascimiento de uro. Señor Josu xro. Mil quiuicntos 
e veintisjele,* Signatura Real autógrafa. 

308. Traslado de una cédula del rey Garlos I, como admor. 
perpetuo de la Orden de Calatraya, dando á censo perpetuo uo 
Corral en Avila propio de aquella, por el canon anual de uua 
gallina puesta en Almagro, á Diego Alvarez de Cueto, cuya casa 
era colindante de aquel. 

■En Valladolid á tres dias del mes de Agosto del año del señor 
de mili e quinientos e veynte e syete años.» 

309. Real Cédula de Carlos I para >Que de los maravedís de 
las obras que están depositados en el convento se den a) prior e 
conveatú del, trescieutos mil para ciertos reparos e obras del 
dho. convento. 

•Fecha en Madrid a diez e seis dias del mes de Setiembre de 
quinientos e veynte c ocho años.» 

310. Real provisión de Carlos I para que los disponedores de 
írey pedro de Troya prior de Sevilla e los llaveros del arca del 
depósito del convento de Calatrava vean ciertas provisiones que 
se au dado sobre las obras y reparos de ciertas fortalezas e pose- 
siones del partido de andaluzfa e las guarden e cumplan como si 
a ellos fuesen dirigidos. 

«Dada en la Cibdad de Toledo a dos dias del mes de Abril año 
del nascimienlo de nro. Salvador ihu. iro. do mili e quinientos e 
veynte e nueve años. 

311. Real provisión de Carlos I ordenando á los disponedores 
de frey pedro de Troya que den á Martin Ruyz de Santiago 85.649 
maravedís en que fueron alcancados por la quenta que les tomó 
el adnior. del Campo de Calatrava. 

Dada en la villa de Madrid a cinco dias del mes de margo año 
nascimiento de nro. Salvador de mil e quinientos e treynla 

<s.» 

112. Copia simple de la real provisión de Carlos I para que 
vecinos de la Calzada no puedan ser prendados al pisar el 

lino de Belvis. 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN DE CALATRAVA. 59 

«Dada en la villa de Medina del Campo a siete dias del mes de 
desiembre de Mil e quinientos e treynta e vn años.» 

313. Real executoria en el pleito que trató don Juan Pacheco Año 15.%. 
sobre aprovechamiento del monte Castilseras.» ^^-^^ *• 

«Dado en la villa de Madrid a primero dias del mes de Abril 
año del nascimiento de nro. Salvador ihu. xro. de mili e quinien- 
tos e treynta e seis años.» 

314. Real cédula de D. Fernando hermano del Emperador a. 1537. 
«por la gracia de Dios rey de romanos» al noble e amado nro. don J"°*''2o. 
Lope de Soria embaxador de la magestad cesárea en Yenecia» 
recomendándole á Nicolo de Nudi para que le ayude «cerca de 

lo que desea y procura alcanzar desse Senado.» 
«Praga xx de Junio de oxzxvii.» Signatura Real autógrafa. 

315. Privilegio de 1 1 .748 maravedís de j uro perpetuo sobre la a. i538. 
renta de las sedas de Granada concedido por Doña Juana y su ^^"^'^ ^'^• 
hijo Carlos I á la Mesa Maestral de Calatrava en compensación 

de haberle enajenado el pueblo de Almoguera y otros en virtud 
de licencia del Papa Clemente VII. 

«Dada en la Villa de Valladolid a veynte equatro dias del mes 
de Abril Año del nascimiento de nro. Salvador ihu. xro. de mil 
e quinientos e treynta e ocho años. 

316. Privilegio de 414.636 maravedís de juro sobre la venta a. 1.539. 
de las sedas de Granada, 34.186 á favor de la mesa maestral y ^i^®™^- 
los 380.450 restantes sobre la Encomienda del Viso, en com- 
pensación de haberse enajenado este lugar á la Orden de Cala- 
trava. 

«Dada en la Ciudad de Toledo a treynta dias del mes de henero 
año del nascimiento de nro. Salvador ihu. xro. de mil e quinien- 
tos e treynta e nueve. 

317. Real provisión de Carlos I ordenando sean satisfechos a a. 1539. 
Alfonso de Herrera, vecino de Almagro y procurador del Sacro ^«^^*™^- 
convento de Calatrava en unos pleitos, los derechos devengados 

en los mismos. 

«Dada en Toledo a quatro dias del mes de hebrero de mili e 
quinientos e treynta e nueve.» 

318. Privilegio de los reyes Carlos I y su madre Doña Juana a. 1689. 
concediendo á la Mesa Maestral de Calatrava un juro de 259.337 Noviembre íW. 



bolbtIn i 



; LA KBAL ACADBMIA DB [ 



maravedís sobre la renta de las sedas de Graoada, en compen- 
saciÓQ de la Puente del Congosto que le pertenecía y le habían 
enajenado. 

(Dada en la villa de madrid a veynte días del mes de noviem- 
bre Año del nascimiento de nro. Salvador ihu. xro. de mili e 
quinientos e treinta e nneve años.* 

319. Real provisión de Carlos I para que el Prior del Sacro 
convento de Calatrava, al dar licencia para recibir Ordenes sa- 
gradas á sus individuos, se atenga al acto capitular que de ello 
trata y no á los mandatos de los visiudores. 

■Dada en la villa do madrid a cinco del mes de diziembre de 
mili e quinientos o treynta e nueve años.i 

320. Real executoria en el pleito sostenido por el Comenda- 
dor y Concejo de Monroyo, sobre elección de Alcaldes y Oficios 
de justicia, declarando corresponderle á aquél con la concurren- 
cia de éste. 

«Dada en la villa de madrid a veynte días del mes de junio año 
del nascimiento de nuestro salvador de mili e quinientos e qua- 
renta e un años.* 

331. Privilegio de un juro de6.902 maravedís impuesto sobre 
las sedas de Granada, concedido por Carlos I á la Mesa Maes- 
tral de Calatrava, en compeusación de haberle enajenado Valde 
Concha. 

•Dada en la villa de Valladolid aveynte diasdel mes de bebre- 
ro año del nascimiento de nro. Salvador ihu. xro. de mili e qui- 
nientos e quarenta e dos años.» 

322. Testimonio dado por Diego López, Escribano del Sacro 
convento de Calatrava, de un privilegio de Juro de tres cuentos 
de maravedís otorgados á favor del Sacro convento por Carlos I 
en Medina del Campo á 2 de Marzo de 1532, y situados sobre 
Alcabalas del Campo de la Orden. 

«En el sacro convento y caballería de Calatrava a tres del mes 
de mayo año del nascimiento de nro. Salvador ihu. xro. de mili 
e quinientos e quarenta e dos años. 

323. Privilegio de 151.405 maravedís de juro impuesto sobre 
. de las sedas de Granada, otorgado á favor de la Mesa 
il de Calatrava por Carlos I. 



bOCUMfiNtOS DÉ LA OÜDEÑ bB GALAtRAVA. 61 

«Pecho ea Yalladolid a doze días del mes de Otubre de mili e 
quinientos e quarenta e tres años.» Incompleto. 

324. Traslado autorizado del privilegio dado á favor de la Or- aqo issi. 
den de Calatrava por Carlos I en Yalladolid, á 8 Marzo de 1527, Septiembre 15. 
en el litigio sostenido por aquella con el concejo de C^orita de los 

Ganes, perteneciente á la misma, sobre la Capellanía de la Her- 
mita de San Miguel, extramuros de dha. villa. 

«Fecho el traslado en la villa de Almonacid a quince dias del 
mes de Setiembre de mili e quinientos e cincuenta e vn años.» 

325. Copia de la Real provisión de Carlos I, para que se de á a. i551. 
censo reservativo y á favor de la Oixien de Calatrava, la heredad i>ic»embre lo 
de los Sabinales en Alcañiz á condición de que la planten de ar* 

bolado. 

«Dada en la villa de madrid a diez dias del mes de diziembre 
de mili y quinientos e cinquenta y vn años.» 

326. Real provisión de Carlos I, para que se den 10 fanegas a.i568. 
de trigo á los colegiales del Sacro convento de Calatrava en Sala- ^^'^2^^- 
manca, además de las 80 señaladas para mantener un criado. 

«Dada en la villa de Madrid a nueve dias del mes dé mar^ de 
mili e quinientos e cinquenta e tres años.» Signatura autógrafa. 

327. Real provisión de Carlos I, «al Sacristán de Calatrava a. 1558. 
para que vea una petición presentada por parte del Concejo de a«<»^4- 
la villa de Agudo, en que pid« que se le den cien mil marave- 
dís de la disposición del comendador mayor don Garda de Pa- 
dilla, que diz que le mandó facer yglesia de la dha. villa y pro- 
vea de manera que la voluntad del dho. comendador mayor se 
cumpla.» 

«Dada en la Villa de Yalladolid quatro dias del mes de Agosto 
de mili y quinientos y cinquenta y tres años.» 

328. Real provisión de Carlos I al Gobernador del Campo de a. i568. 
Calatrava para que averigüe los dias que el prior de Alcañiz se Noviembre 22. 
ocupó en tomar las quentas de la hacienda de la disposición del 
comendador mayor frey Don Garcia de Padilla y que se le pague 

á razón de nueve reales por dia. 

«Dada en la villa de Yalladolid veinte e dos dias del mes de 
novyembre de mili e quinientos y cinquenta y tres años.» 

329. Real provisión de Carlos I «mandando al admor. del a. L664. Pebr. 1. 



62 



boletín fifc La H&AL AGAbBllIA bB LA tlIStOBiA. 



AfiolSSl. 
Marzo I '2. 



cofivento de Calatrava y á los llaveros del Arca de los depósitos 
que de los dineros de la dispusicion del comendador mayor freí 
Don García de Padilla que están en el convento den y entreguen 
á sus disponedores y al sancristan de la dha. Orden los dineros 
que fueren necesarios para las huérfanas que al presente se 
pudiesen casar.» Duplicado en la misma Carpeta. 

«Dada en la Villa de Yalladolid a primero dias del mes de he- 
brero. D€ mili e quinientos e cynquenta e quatro años.» 

330. Real provisión de Carlos I «mandando al prior y freiles 
del convento de Calatrava que demás del pan y dineros que esíA 
proveido que den en cada un año de las rentas del convento al 
rettor y colegiales de la dha. horden que residen en Salamanca 
se les den y paguen de la Renta de la enfermería las medicinas 
necesarias.» 

aDada en la Villa de Valladolid xii dias del mes de marco de 
mili e quinientos e cinquenta e quatro años.» Signatura Real 
autógrafa. 



Felipe II. 



A. 1566. 
Julio I. 



A. 155T. 
Abril 5. 



A. 1557. 
Abril es. 



331. Real provisión del Consejo de las Ordenes militares para 
que los dezmeros de la Mesa Maestral diezmen el pan por medi- 
da y tomen carta de pago de los diezmos. 

«Dada en la villa de Valladolid primero dias del mes de Jullio 
de mili y quinientos y cinquenta y seys años.» 

,332. Real provisión de Felipe II, «al Admor. del conbento de 
Calatrava para que vea una clausula de la dispusicion del Comen- 
dador mayor frei don garcia dje padilla en que manda casar cier- 
tas huérfanas e aya información de las que ay en el campo de 
Calatrava en quien concurren las calidades que la dha. clausula 
dispone y a las que hallaren que se les puede dar la limosna se 
la dé el dho. admor. y para ello se le entregue el dinero necesa- 
rio de lo que está en el arca de los deposytos.» 

«Dada en la villa de Valladolid a cinco dias del raes de Abril 
de mili e quinientos y cinquenta y siete años.» 

333. Real provisión de Felipe II « mandando al prior y frey* 
les del convento de Calatrava que demás de la cantidad que de las 



boCüUENtos be LA OHdbk dé (IaLat^aVa. 63 

rentas del está mandado dar al rrector y colegiales de la dha. Or- 
d'en en Salamanca para su sustentación y de las medicinas que 
se an de pagar de las rrentas de la enfermería del convento se 
les pague medico y cirujano. 

«Dada en la villa de Yalladolid xxvin dias del mes de Abril de 
mili y quinientos y cinquenta e siete años.i» 

334. Real provisión de Felipe II «Para que de los dineros Año 1558. 
de la despusicion del Comendador maior frei Don Garcia de ^neroai. 
padilla se den al Comendador frei Don Alonso Tellez Girón dose 
ducados para los gastos que se hicieren por parte de la dha. dis- 
pusicion en el pleito de Garcia de padilla sobre los alimentos 

que pide.» 

«Dada en Yalladolid a veynte e vn dias del mes de henero de 
mili e quinientos e cinquenta y ocho años.» 

335. Real provisión de Felipe II «al Governador del Campo a. i568. 

de Calatrava para que averigüe y provea sobre la dispusicion del ^»<5iembre lo. 
Sacristán frei Sebastian de Mera difunto.» 

«Dada en Yalladolid a diez dias del mes de Diziembre de mili 
e quinientos cinquenta e ocho.i> 

336. Real executoria de Felipe II á pedimento de D. Alfonso a. isas, 
de Córdova e de Aguilar, marqués de Priego, Comendador de Abrii29. 
MancanareSy en el pleito que a tratado con el fiscal e concejo de 

la dicha villa de Manganares sobre la jurisdicción de esta enco- 
mienda. 

«Dada en Madrid a veynte e nueve de Abril de mili e quinien- 
tos e sesenta e tres años.» 

337. Privilegio de 34.807 X maravedís de juro perpetuo a 1566. 
situados en la renta del derecho de la seda del Reino de Granada ^*y°^ 
que se dan á la Mesa Maestral de Calatrava en recompensa de las 
rentas que la misma tenía en las villas de (Corita y Alvalate que 

se dismembraron della. 

«Dada en la villa de madrid a veynte e dos dias del mes de 
mayo de mili e quinientos y sesenta y seis años.» 

338. * Testimonio de una Real cédula de Felipe II para que la a. 15^. 
Orden y su Maestre hagan las prevenciones necesarias en la dis- 
posición que el moro tomaba para formar una gruesa armada 

con que perturbar la nación. 



1)4 UOLSTtH Dfe U ttKAL aCXdKHU bfe LA tíratORlA. 

<Ga Córdoba á treyota de Marco de mili équioientos e setenta 
años.» 

339. Real provisión de Felipe II concediendo oLicencia al 
prior y freyles del convento de Calatrava para que puedan con- 
ceder D; maravedís de censo perpetuo sobre un pedaco de prados 
en la villa de Piedra buena por premio de xxvni mil maravedís 
que se an de dar por ellos, los quales se pongan en larca de los 

' depósitos del basta que se empleeu en otra renta perpetua e que 
la scriptura de venta que acerca dello se hiciere se traiga a con- 
firmar al primer Capitulo General.* 

cDada en la villa de madrid a quatro dias del mes de mayo de 
mili e quinientos y seteuta y vo años.> 

340. Real executoria a pedimento y favor de dou alonso de 
Gordoua y aguilar marques de Priego y comendador dé la villa 
de Manzanares en el pleyto que ha tratado con el ñscal de Cala- 
trava y Conejo de la dicba villa isobre pertenencia de las conde- 
nas impuestas a los vecinos de la encomienda por cualquier 
delito y juez.* 

«Dada en la villa de madrid a veynle y sieie dias del mes de 
Abril de mil e quinientos y setenta e nueve años.» 

341. Real executoria á favor de la encomienda de Herrera en el 
pleito sostenido por esta con el Concejo de la Mesta sobre pastos. 

■ Dada en Granada a diez y seys dias del mesdeOtubre de mili 
e quinientos e ochenta e dos años* Palla el principio del docu- 
mento. 

342. Testimonio autorizado por Pedro Barba, Escribano de 
la Callada, de la Real executoria ganada en el Supremo Consejo 
de Castilla á 27 de Enero de 1 579 , por los poseedores da la Dehesa 
de Calabazas, para que no sean despojados de ella por el Sacro 
Convento de Calatrava. 

«... eo el Sacro Convento de Calatrava á diez y seys dias de 
Abril de mil quinientos e ochenta y cinco.» 

343. Real executoria de Felipe II «a pedimento del fiscal de 
Calatrava en el pleito que a tratado con el Conde de Salinas y 
Rivadeo sobre daños causados en la dehesa de Qacatena , propia 
-*- nquella> mandando no se haga corta de leña en la misma sin 

uiso del guarda. 



DOCUMENTOS DB LA ORDBN DB CALaTRAVa. 65 

«Dada en la villa de madrid a dos dias del mes de Jullio de 
mili y quinientos y noventa y sois.» 

Felipe III. 

344. Traslado autorizado impreso de una Real executoria de Año 1599. 
Felipe III á pedimento del Procurador general de la Orden de ^«^"^^^ ^^• 
Galatrava, en la que se declara pertenecer al Obispo prior y vica- 
rio de Galatrava en Martes el conocimiento en los delitos sobre 
incestos, amancebamientos, sacrilegios y palabras malsonantes, 
cometidos por legos de aquel partido. 

«Dado en madrid a diez y seys dias del mes de Hebrero de mil 
y quinientos y noventa y nueve años.» 

345. Real executoria de Felipe III. «Fecha a pedimento del a. leis. 
Sacro convento de Galatrava en el pleyto que ha tratado con la 8«P^i«»*>re i^ 
villa de Aldea del Rey sobre pastar en los términos.» 

«Dada en madrid a once dias del mes de Septiembre de mili y 
seiscientos y trece años.» 

Felipe IV. 

346. Privilegio de 26.250 maravedís de juro situados sobre a. ie24. 
alcabalas de Almagro por Felipe IV en 21 de Marzo de 1624 á Mtno?!. 
favor del Sacro convento y la Gapellanía que en el mismo fundó 

el Licenciado frei Gil Gallego, trasladados á la ñnca de las Sali- 
nas de Murcia y Badajoz por Real Gédula de 7 de Octubre 
de 1724. 

«Dada en la villa de Madrid beinte y vn dias del mes de marco 
Año del nascimiento de nuestro Señor Jesucristo de mil y seis- 
cientos y veynte y quatro.» 

347. Real provisión de Felipe IV. «Para que a una esecutoria a. 1646. 
que se sacó del Registro por perdida se dé tanta fee y crédito 8«p*i««bre7. 
como a la original que se perdió y se guarde y cumpla a pedi- 
mento del Sacro convento de Galatrava» sobre los treinta y cinco 

calces de trigo que la encomienda de Gla vería paga al Sacro 
convento. 

«Dado en Madrid a siete dias del mes de Septiembre de mil y 
seiscientos y quarenta y cinco años.» 

TOMO XZZT. S 



66 



BOLBTÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA EflSTORIA. 



Año 1653. 
AgOBto 14. 



A. mi. 

Marzo 2. 



A. n26. 
Septiembre 9. 



Si8. Real provisión de Felipe lY. «Para que el alcalde Mayor 
de la Villa de Almagro buelva a la casa hospicio j oratorio que 
el Sacro convento de la Orden de Galatrava tiene en la dicha villa 
a María Ruiz que la saco de ella en contrabencion de la prehe- 
minencia que goza de Inmunidad eclesiástica.» 

«Dada en Madrid a catorce días del mes de Agosto de mili y 
seiscientos y cinquenta y tres años.» 

Felipe V. 

349. * Testimonio dado en el Monasterio de Montesión (Or- 
den de S. Bernardo), extramuros de Toledo, de cómo se entrega- 
ron algunas reliquias de San Raimundo al Sacro Convento de 
Galatrava en virtud de R. Cédula de Felipe Y. 

«Fecha en Madrid á dos de Marzo de mili setecientos y veynte 
y uno.» 

350. Real executoria de Felipe Y para que los Juezes y Jus- 
ticias a quien tocare guarden y cumplan la sentencia y autos 
aquí insertos a pedimento del Sacro convento de Calatrava en* el 
pleito sostenido por el mismo contra los herederos de frei Mar- 
cos Bernardo de Mesa y Yelasco, Gura rector de la Iglesia de 
Santa María de la villa de Torre don Ximeno sobre posesión de 
los bienes y alhajas de ella. 

' «Dada en Madrid a nuebe de Septiembre de mili setecientos y 
veinte y seis años.» 

Carlos III. 



A. 1*367. 
Agosto 3. 



A. 1771. 
Julio 7. 



351. Real executoría del Pleito seguido en el Consejo ontre 
partes de la vna el Conde de Fleignis Caballero profeso de ia 
Orden de Calatrava y Comendador de la Encomienda de Caste- 
llanos y de la otra el sacro y real convento de Calatrava sobre 
paga de diezmos que adeudan los pastores, con sus ganados y 
cassas.» 

«Dada en Madrid a tres de Agosto de Mili settecientos sesenta 
y siete.» 

352. Real Cédula de Carlos III sobre inmunidad de la casa 
labor y oratorio que la Orden de Galatrava posee en la Yilla de 
Aldea del Rey. 



DOCUMENTOS DE LA ORDBN DB GALi^TRAVA. 67 

«Dada en Madrid a siete dias del mes de Julio de mili sete- 
cientos setenta y ¡xn años.» 

353. Real ezecutoria de Garlos III. «Para que el Gobernador Ano i7n. 
spiritual de la villa de Almagro y demás Juezes y Justicias a septiembre 30. 
quienes corresponda guarden y cumplan lo que aqui se manda 

a pedimento del Sacro y Real convento de Galatrava sobre apa- 
centamiento de ganados en los Quintos de la Obrería.» 

cDada en Madrid a treinta de Septiembre de mil setecientos 
setenta y siete.» 

Femando VII. 

354. Real Cédula de Fernando YII. «Para que Frey Don a. issi. 
Andrés Muñoz religioso profeso y Prior del Sacro convento de ^^^" ^• 
la Orden de Galatrava sirva el Gobierno de lo espiritual de la 
ciudad de Almagro en calidad de interino en la conformidad que 

se expresa.» 

«Fecho en Aranjuez a veinte y siete de Abril de mil ochocien- 
tos treinta y uno.» 

Signatura Real autógrafa. 



SEGGIÓN SEGUNDA. 

1. * Bula solemne y original de Alejandro III, en que aprue- a. iir^i 
ba la fundación de la Orden de Galatrava ; la recibe bajo su pro- 
tección, la exime del pago de diezmos y la concede los privilegios 
de la del Gister. 

cDatum Senone... vii. kalendas octobris Incarnatíonis domi- 
nico Anuo u.^ G.*^ Lxiiii. Indictione xiii. Pontiflcatus uero domni 
Alexandri P. P. III. Auno vi.» 

No tiene sello. 



(1) Todos loe documentos de este sección llevan asterisco para indicar qne no pro- 
ceden del archivo de la Delegación de Ciudad-Real, sino que forman parte de los fon- 
dos donados al Histórico Nacional por el Consejo de las órdenes. 



68 BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA DE LÁ HISTORIA. 

Año 1164. 2. * Copia coetánea de la bula anterior. 

aDatum Senone... vn. kalendas octobris. Indíctione xiii. Iii- 
caruationls dominice anno m.^g.^' lx.'^iiii...» 
En malísimo estado de conservación. 
A. 1164 á 1181. 3. * Bula de Alejandro III, disponiendo que la Orden de San- 
tiago deje libres ciertos castillos y villas de la de Calatrava. 
aDatum Anagníe viiii kalendas Januari.» 
A. 1164 á 1181. 4. * Traslado autorizado de una bula de Alejandro III, en que 

concede á los Abades del Cisier facultad de absolver en sus mo- 
nasterios de la sentencia de excomunión. 
aDatum Tusculani nonis Martii.» 
A. 1185 é 1187. 5. * Traslado auténtico de la bula de Urbano III, concedien- 
do varias exenciones á la Orden del Cister. 
«Datum Yerone ii Idus Martii.» 
A. 11S7. 6. • Bula de Gregorio VIH, confirmando la Orden y todos 

sus privilegios y exenciones. 

«Datum Ferrarle... ii nonas nouembris Indictione sexta Incar- 
nationis dominice. Anno m.* c* lxxx.® vn.* pontifícatus uero do- 
mini Gregorii pp. viii." Anno primo. ^ 
(Está duplicada.) 
A. iiw. 7. * Traslado (en castellano) autorizado de una bula de Ino- 

"' cencio III, confirmando la regla y modo de vivir dada por el 
Abad de Morimundo á la Orden de Calatrava. 
«Dada in Lateranense iiii kalendas de Mayo... Año m.^c^xc.^ix...» 
A. 1199. 8. * Bula de Inocencio III, confirmando los privilegios de la 

Orden y sus posesiones, y prohibiendo la enajenación de sus bie- 
nes siu licencia del Maestre. 
«Datum Laterani mi kal. Maii... Anno m.^ c* xg."* v^u.^..» 
(Está duplicada.) 
A. 1199. 9. * Traslado autorizado de una bula de Inocencio III, en que 

confirma la aprobación de la Orden de Calatrava. 

«Datum Laterani quarto kl. Maii... Anno millesimo centesimo 
nonagésimo nono...» 
A. 1-206. 10. * Bula de Inocencio III, exhortando á los fíeles para que 

diesen limosnas á la Orden para el envío de caballeros de ella á 
la conquista de Tierra Santa. 
«Datum Ferentini vii kl. junii Pontifícatus nostri anno nono.» 



DOCUMENTOS OE LA ORbEN DE CALAT^AVA. 69 

11. * Bula de Inocencio III en la que conñrma todos los pri- Año 1214. 
vilegios y posesiones de la Orden , á la que concede también al- 
gunas exenciones. 

«Datum Rorase... Anno m.* gc* xiiii.*'...» 

12. * Bula de Honorio III, sobre restitución de los bienes a. 1216. 
usurpados á la Orden. 

«Datum Lateranl 11. nonas Nouembris. Pontiñcatus nostri 
Anno primo.» 
Lleva sello. 

13. * Bula de Honorio III, comisionando al Abad de Santa a. i9i6. 
Leocadia para que diese posesión á la Orden de ciertos bienes que 
habían sido vendidos con usura. 

cDatum Laterani 11. Nonas Nouembris. Pontiflcatus nostri 
anno primo.» 

14. * Traslado autorizado de una bula de Honorio III, conce- a. 1219. 
dida á la del Gister para que ningún legado apostólico pueda exco- 
mulgar á personas de la Orden , sin especial mandato de su san- 
tidad. 

«Datum Viterbii iiii. nonas decembris. Pontiñcatus nostri 
anno quarto.» 
Ib. * Traslado del documento anterior. a. 1220. 

16. * Bula de Honorio III, contra los clérigos que demandan a. 1221. 
el mortuario á los que entran en esta religión de Galatrava. 

«Datum Laterani iii. Kalendas Februari. Pontiñcatus nostri 
anno quinto.» 

17. * Bula de Honorio III concediendo indulgencia plena- a. 1220. 
ria á los Caballeros de la Orden y á todas las personas que fueren 

á la guerra contra los moros. 
«Datum Viterbii Idus Februarii Pontiñcatus nostri annoquinto.» 

18. * Bula de Honorio III, concediendo varias gracias é indul- a. 1220. 
gencias á los que se hallaban de guarnición en castillos 7 fortale- 
zas de Galatrava. 

«Datum Laterani xv. Kalendas Januarii. Pontiflcatus nostri 
anno quinto.» 

19. * Bula de Honorio III, á los Reyes de Gastilla para que a. 1220. 
dejen al Maestre de la Orden con sus subditos hacer la guerra á 

los moros. 



70 BOLETÍN DK LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA, 

«Datum Laterani... kl. Januarii Pontiñcatus nostri anno 
quinto.» 
Año 12-21. 20. * Bula de Honorio III, para q ue los de la Orden de Calatra- 

va no paguen décimas de sus bienes y para que se guarden sus 
privilegios. 

«Datum Laterani iii kalendas Februarii. Pontiñcatus nostri 
anno quinto.» 
(Está duplicada.) 
A. 1221. 21. * Traslado (en castellano) de una bula de Honorio II 1, en 

que concede á la Orden que ningún delegado del Papa pueda 
pouer excomunión ni entredicho en los monasterios de ella sin 
especial licencia de su Santidad. 

«Dada en Letran tercio calendas de Febrero anno quinto de 
nuestro pontificado.» 
A. 1224. 22. * Traslado de una bula de Honorio III, para que la 

Orden del Gister no pague décimas de los bienes que adqui- 
riera. 

«Datum Laterani vii. Kalendas decembris Pontiñcatus nos- 
tri anno nono.» 
A. 1227. 23. * Comisión de Gregorio IX á los prelados y dignidades 

sobre ciertas injurias hechas á la Orden y restitución de sus bie- 
nes injustamente usurpados. 
«Datum Anagnie XV. Kl. Julii Pontiñcatus nostri anno primo.» 
A. 1231. 24. * Comisión de Gregorio IX al Arzobispo de Toledo dán- 

dole autoridad para absolver, á las personas de la Orden, de la 
excomunión que contrae el que pone las manos violentamente en 
persona eclesiástica. 

«Datum Laterani iii. Kal. Maii Pontiñcatus nostri anuo 
quinto.» 
A. 1281. 25. * Bula de Gregorio IX , concediendo á la Orden poder 

celebrar los divinos oñcios á puerta cerrada y sin tañer óampanas, 
en tiempo de entredicho. 

«Datum Rome iii. nonas Julii Pontiñcatus nostri anno 
quinto.» 
A. 1234. 26. * Bula de Gregorio IX, dirigida al Patriarca de Antio- 

quía para que señalase lugar á la Orden de Galatrava en Tierra 
Santa. 



POCUMBNTTOS DB LA ORDEN OB GALATRAVA. 71 

«Datum Laterani zii. Kl. Aprilis Pontificatus nostri Anno 
octauo.» 

27. * Bula de Gregorio IX, concediendo á la Orden del Gis- Año laae. 
ter exención del pago de décimas de ios bienes adquiridos antes 

y después del Concilio Lateranense. 
aDatum Perusii kalendas Junii Pontiñcatus nostri anno nono.» 

28. * Bula de Gregorio IX aprobando la compra que hizo a. 1235. 
el Sacro Convento de la Orden de la dehesa y granja del Yezgo. 

cDatum Perusii vim. Kal... Pontificatus nostri anno nono.» 

29. * Traslado de una bula de Gregorio IX^ en que confirma a. 1236. 
todas las donaciones y privilegios que la Orden tenga. 

«Datum Interamni iii. Nonas Nouembris Pontificatus nostri 
anno décimo.» 

30. * Bula de Gregorio IX, confirmando la posesión de los a. 1286. 
bienes de la Orden. 

«Datum Interamni iii. Nonas Nouembris Pontificatus nostri 
anno décimo.» 

31. * Bula de Gregorio IX, citando al Maestre y Orden de a. 1296. 
Galatrava, para que comparezca en la Corte de Roma con motivo 

del pleito que trata con el Arzobispo de Toledo sobre obediencia 
y décimas y otros derechos que éste pedía. 

cDatum Interamni viii Idus Nouembris. Pontificatus nostri 
anno décimo.» 

32. * Bula de Gregorio IX. Confirmando la donación de unos a. 1240. 
molinos hecha á la Orden. 

«Datum Laterani 11. Idus Januarii Pontificatus nostri anno 
terliodecimo.» 

33. * Bula de Gregorio IX al Arcediano de Salbes y otros, a. 1240 
sobre el pleito que la Orden de Calatrava tuvo con los frailes del 
Monte Albino por haberla tomado el lugar del Carpió y otros 
bienes. 

«Datum Laterani xiiii. Kal. Februarii Pontificatus nostri anno 
tertiodecimo.» 

34. * Bula de Gregorio IX al Abad de San Vicente de Serra, a. 1240. 
Orden de San Agustín, para entender y concertar ciertas cues- 
tiones que había entre los de Calatrava y doña Ela señora de 
Castro. 



72 BOLETÍN DE LA BBAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

cDatum Laterani v. Kal. Februarii Pontifícatus nostri anno 
lertiodecimo.» 
Año 1240. 35. * Bulas (original y traslado) de Gregorio IX, prohibiendo 

que ningún prelado pueda excomulgar á individuos de la Orden. 
«Datum Laterani iii. Kal. Aprilis Pontificatus nostri anno 
quartodecimo.» 
A. 1240. 36. * Comisión de Gregorio IX , sobre cierto dinero y otros 

bienes que pedía la Orden de Calatrava. 

«Datum Laterani v. Idus Aprilis Pontificatus nostri anno 
quartodecimo.» 
A. 1240. 37. * Bula de Gregorio IX, concediendo remisión de sus pe- 

cados á los que muriesen en la guerra contra los moros. 

«Datum Literani mi. Nonas Junii Pontificatus nostri anno 
quartodecimo. A 
A. 1245. 38. * Bulas (original y dos traslados) de Inocencio IV man- 

dando que la Orden pue&e percibir diezmos, como en lo antiguo, 
de los novales. 

«Datum Lugduni v. Kalendas Maii Pontificatus nostri anno 
secundo.» 
A. 1245. 39. * Traslado de una bula de Inocencio IV, concediendo A 

la Orden del Gister que ningún prelado exconiulgue ni ponga en- 
tredicho á personas de la Orden. 

«Datum Lugduni quarto kalendas maii Pontificatus nostri 
anno secundo.» 
A. 1245. 40. * Traslado de una bula de Inocencio IV en la que se in- 

serta un privilegio de Alfonso IX. 

«Datum Lugduni Idus Nouembris Pontificatus nostri anno 
tertio.» 
A. 1245. 41. * Bula de Inocencio IV dirigida al Obispo' de Siguen - 

za sobre injurias hechas al Maestre y otras personas de la 
Orden. 

«Datum Lugduni xiii. Kalendas Januarii Pontificatus nostri 
anno tertio.» 
A. 1246. 42. * Bula de Inocencio IV dirigida al Obispo de Zaragoza, 

conservatoria de los bienes de la Orden. 

«Datum Lugduni iii. Idus Maii Pontificatus nostri anno 
qnarto.» 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN DE CALATRAVA. 73 

43. * Traslado de una bula de Inocencio IV, concediendo á Año 1246. 
la Orden del Cister que las personas á ella pertenecientes pue- 
dan recibir Ordenes sagradas sin examen, á no ser criminales 

ó tener otros defectos. 

«Datum Lugduni quinto décimo kalendas Septembris Ponti- 
fícatus nostri anno quarto.» 

44. * Bula de Inocencio IV dirigida á los Obispos de Pam- a. ims. 
piona y Tarazona, conservatoria de los bienes de la Orden. 

cDatum Lugduni nonis Octobris. Pontifícatus nostri anno 
sexto.» 

45. ♦ Bula de Inocencio IV dirigida á la Orden del Cister a 1-248. 
para que sus Abades no compelan á los de la Orden á celebrar 

sus capítulos ante ellos. 

«Datum Lugduni v. Idus Octobris Pontifícatus nostri anno 
sexto.» 

46. * Bula de Inocencio IV mandando al Maestre de la a. ms. 
Orden reciba los fugitivos de ella. 

«Datum Lugduni v. Idus Octobris Pontifícatus nostri anno 
sexto.» 

47. * Traslado de una bula de Alejandro IV mandando que a. 1255. 
los Abades de Cister puedan absolver á los individuos de la Orden 

de Calatrava de la excomunión que contrae el que pone manos 
violentas en persona eclesiástica. 
«Datum Neapoli kal. Februarii Pontifícatus nostri anno primo.» 

48. • Bula de Alejandro IV de comisión al Abad de San Fa- a. 1255. 
cundo para que compela al Maestre de Calatrava á dar satisfac- 
ción á Manfredode Robertis por las ofensas que le había inferido 

ó que le compela y cite para Roma. 

«Datum Anagnie kl. Septembris Pontifícatus nostri 'anno 
primo.» 

49. ^ Bula de Alejandro IV sobre injurias graves cometidas a. 1255. 
contra el Maestre y Orden de Calatrava evaginatis gladihua. 

«Datum Anagnie iii. Noiias Septembris Pontifícatus nostri 
anno primo.» 

50. * Bula de Alejandro IV sobre ciertas injurias hechas á a. 1206. 
un Capellán en Alcántara y sobre restitución ala Orden de Cala- 
trava de sus bienes enajenados. 



74 BOLETÍN DB LA RBAL ACADEMIA DE LA HI8T0BIA. 

cDatum Laterani y. Idus Martii PontiÜcatus nostri anno se- 
cundo.» 
Año 12S6. 51. * Bula de Alejandro lY para que ningún prelado pueda 

excomulgar á persona de la Orden, ni á sus familiares ni pania- 
guados, 

«Datum Anagnie iii. Kl. Decembris Ponliñcatus nostri anno 
quarto.» 
A. 1258. 52. * Bula de Alejandro IV al Maestre de Galatrava notifi- 

cándolo cómo los tártaros ganaron muchas tierras de los cristia- 
nos y mandándole tuviese consejo con sus caballeros, y con otros 
seglares y caballeros para ir á reconquistarlas. 
«DatumLateranildus Decembris Pontificatusnostri anno sexto.» 
A. 1289. 53. * Bula de Alejandro IV dirigida al Deán y Tesorero de 

la iglesia de Zamora, comisionándoles por cinco años para que 
procedan contra los que tuviesen bienes de la Orden. 

«Datum Anagnie (i. Idus februarii Pontiñcatus nostri anno 
quinto.» 
A. 12S0. 54. * Bula de Alejandro IV sobre competencia de jurisdic- 

ción suscitada entre la Orden y la iglesia de León acerca de la 
parroquial de Bolaños. 

«Datum Anagnie xv. Kl. Martii Pontiñcatus nostri anno 
quinto.» 
A. 12S9. 55. * Bula de Alejandro IV concedida á la Orden en defensa 

de sus bienes y privilegios. 

ttDatum Anagnie xv. Kl. Octobris Pontiñcatus nostri anno 
quinto.» 
A. 1262. 56. * Bulas (original y traslado) de Urbano IV, eximiendo de 

diezmos á lo que labraran los individuos de la Orden del Cister, 
por sí mismos ó á sus expensas. 
«Datum Viterbii v. Idus Maii Pontiñcatus anno primo.» 
A. 1268. 57. * Bula de Urbano IV dirigida á Alfonso X de Castilla 

rogándole revocara di destierro de ciertos caballeros de la Orden. 
«Datum apud Urbemueterem xv. kl. februari ponliñcatus nos- 
tri anno secundo.» 
A. 1264. 58. * Bula de Urbano IV para que ninguna Orden religiosa 

reciba á los fugitivos de la de Galatrava sin haber satisfecho antes 

* 

á ésta. 



OOGUMKNTOS DB LA ORDKN DE CALATRAVA. 75 

«Datum apud Urbemueterem v. kl. Junii Poatiflcatus nostri 
anuo tertio.» 

59. * Bula de Urbano IV en la que da comisióa al Arcediano Afio i2B4. 
de Toledo para que se restituyan á la Orden los bienes enajena- 
dos de ella. 

«Datum apud Urbemueterem xii. kl. Julii pontificatus nostri 
anno tertio.» 

60. * Bula de Clemente IV notificando á la Orden su ascenso a. i265. 
al pontificado. 

«Datum Perusii iii. kl. Martii Pontificatus nostri anno primo.» 

61. * Concesión de Pascasio , Obispo de Jaén á la iglesia de a. 1265 
Santa María de Martos de ciertas indulgencias. 

«Datum Gienni Anno domini m.gg.lx.v. quinto idus Octobris.» 

62. * Bula de Clemente IV mandado al Rey de Castilla ponga a. í*267. 
en libertad ciertos presos de la Orden. 

«Datum Viterbi xiii. kl. decembris Pontificatus nostri anno 
tertio.i 

63. * Bula de Gregorio X convocando al Maestre de Calatrava a. 1273. 
para que se presentase á un concilio que preparaba para recibir 

de él consejo y parecer sobre lo de Tierra Santa. 

«Datum Lugduni xviii kalendas Januari Pontificatus noi^tri 
anno secundo.i 

64. * Bula de Gregorio X confirmatoria de todos los privíle- a. 1274. 
gios de la Orden. 

cDatum Lugduni nonas nouembris Pontificatus nostri anno 
tertio.» 

65. * Bula de Bonifacio VIII al Maestre de Calatrava reco- a. )2;'5. 
mendatoria de sus virtudes y de las de la Orden á cuya prosecu- 
ción amonesta. 

«Datum Laterani viin. kl. februari Pontificatus nostri anno 
primo.» 

66. * Traslado de una bula de Bonifacio VIII en que se con- a. 1299. 
cede á Fr. Alonso Gadeo, Maestre de Calatrava exención de pagar 
diezmos de los bienes de la Orden, encargándole que vaya contra 

los de Sicilia que se habían rebelado. 

«Datum Anagnie. iii. Nonas Octobris Pontificatus nostri anno 
quinto.» 



76 BOLETÍN DE LA BBAL ACADEMIA DB LA HISTORIA. 

Año 1302. 67. • Traslado de una bula de Bonifacio VIH en que con- 

cede á la Orden del Gister exención de diezmos y primicias de las 
tierras que diere á labrar á otras personas si de ellas hasta enton- 
ces se pagaron diezmos. 

«Datum Laterani xv. kal. Januarii Pontificatus nostri anno 
oclauo.» 

A. 1909. 68. * Carta de un Comisario del Papa dirigida al Maestre de 

Galatrava para que reciba á un caballero de la Orden que perdió 
un castillo y le imponga penitencia saludable. 

«Datum Laterani vii. kal. decembris domino Benedicto pp. xi. 
anno primo.» 

A. 1307. 69. * Traslado de dos bulas de Clemente Y dirigidas al 

Obispo de Palencia: una contra los que ocultaban los diezmos 
debidos á la Orden de Calatrava, y otra para que restituyesen á 
ésta sus bienes enajenados. Sacóse este traslado el año 1 350. 

«Datum Auinione ii. kal. Aprilis Pontificatus nostri anno 
sexto.» 

A 1811. 70. * Bula de comisión al Deán de la Iglesia de Toledo para 

que hiciese restituir á la Orden de Galatrava los bienes enajena- 
dos de ella aunque la enajenación estuviera hecha con jura- 
mento. 

«Datum Auinione mi. kal. Aprilis Pontificatus nostri anuo 
sexto.» 

A. 1311. 71. * Traslado de dos bulas de Clemente V dirigidas al 

Obispo de Burgos para que hiciese restituir á la Orden los bienes 
enajenados indebidamente. 

«Datum Auinione ii. kal. Aprilis Pontificatus nostri anno 
sexto.» 

A. 1311. 72. * Carta del Cardenal de Santa María dirigida al Maestre, 

Caballeros y Convento de Calatrava recibiéndoles á ellos, á sus 
bienes, derechos y pertenencias bajo su protección. 

«Datum Auinione nonas Maii Pontificatus domini Clementis 
papd v. anno sexto.» 

A. 1811. 73. * Bula de Clemente V confirmatoria de todos los privile- 

gios de la Orden de Calatrava. 

cDatum Auinione ii. kal. Aprilis Pontificatus nostri anno 
sexto.» 



I 

1 

DOCDUBMTOS DB LA •DOBN DB CALATRAVa. 77 ' 

I 

74. * Bula de comisión de Glemeole V al Obispo de Palen- aqoisii. 
cia para que hiciese restituir á la Orden los bienes enajenados 

de ella. 

cüatum Auinione ii. kal. Aprílis Pontiñcatus nostri anno 
sexto.» 

75. * Bulado Clemente Y comisionando al Obispo de Bur- a. mi. 
gos para que hiciese pagar los diezmos y demás pertenecientes á 

la Orden. 

«Datum Auinione ii. kal. Aprilis Pontiñcatus nostri anno 
seito.» 

76. * Bula de Clemente Y de comisión al Obispo de Burgos A.i8i2r 
para que hiciese información sobre cierto castillo de la Orden en 
Aragón que estaba en poder de un caballero llamado Juan Alonso 

de Faro. (Fragmento.) 
«... kalendas Martii Poniiflcatus nostri...» 

77. • Bula de Clemente Y al Arzobispo de Yalencia para que a. 1312. 
hiciese restituir á la Orden ciertas posesiones que tenía usur- 
padas, en Yalencia, Jacobo Correa. 

«Datum Yienne viii. kal. Martii Pontifícatus nostri anuo sep~ 
timo.» 

78. * Bula de Clemente Y de comisión al Obispo de Burgos a. I812. 

« 

para que hiciese información sobre la pertenencia de cierto casti- 
llo de la Orden en Aragón. 

«Datum Yienne viii. kal. Martii Ponliflcatus nostri anno sép- 
timo.» 

79. * Bula de Clemente Y dando comisión al Deán y Arce- a. 1812. 
dianos de Calatrava y Talavera para sentenciar la causa habida 

m 

entre las Ordenes de Calatrava y Santiago con motivo de la pro- 
fesión de un apóstata en la primera de dichas religiones. 
«Datum Yienne Idus Martii Pontiñcatus nostri anno séptimo.» 

80. * Bula de Clemente Y de legitimación de D. Juan Núñez a. isis. 
para que pudiese recibir el hábito y ser Maestre , dada á petición 

de la Infanta Doña Blanca, monja en las Huelgas de Burgos. 

«Datum Auinione xii. kal. Februarii Pontiñcatus nostri anno 
octauo.» 

81. * Bula de Juan XXII dirigida al Arzobispo de Toledo a. isis. 
para que hiciese restituir á la Orden sus bienes enajenados. 



78 BOLBTtN DE LA RBAL ACADEHtA DE LA HISTORIA. 

«Datum Auinione iii. Idus Maii Pontificatus nostri anno 
secundo.' 
Ano 1318. 82. * fiüla de Juan XXII de comisión al Obispo de León 

para que hiciese restituir á la Orden de Galatrava los bienes 
enajenados. 
cDatum Auinione Idus Maii Pontiñcatus nostri anno secundo.* 
A. 132». 83. * Bula de Juan XXII prorrogando el término probatorio 

en cierto pleito de la Orden con la ciudad de Plasencia sobre 
haber quebrantado ésta la inmunidad de la Orden en la iglesia 
de San Bartolomé de Plasencia y robado sus bienes. 

«Datum apud Vallesoleti Palentino diócesis v. kal. Februarii 
Pontificatus domini Johannis papa xxii. anno séptimo.* 
A. 1324. 84. * Bulas (original y traslado) de Juan XXII mandando á 

la Orden de Galatrava remitir en el plazo de seis meses traslado 
de todos sus privilegios y exenciones. 
«Datum Auinione v. Idus Maii Pontificatus nostri anno octauo.* 
A. 1824. 85. * Bula de Juan XXII de comisión al Deán de Jaén sobre 

enajenación de los bienes de la Orden. 
«Datum Auinione x. kal. Junii Pontificatus nostri anno octano.» 
Afio 1827. 86. * Traslado de una bula de Juan XXII al Arzobispo de 

Toledo sobre restitución de bienes enajenados de la Orden. 

«Datum Auinione tercio nonas decembris pontificatus nostri 
anno duodécimo.» 
A. 1827. 87. * Otro ejemplar del documento anterior. 

A. 1835. 88. * Bula de Benedicto XII concediendo á la Orden del Gis- 

ter que no pudiesen entrar en ella individuos de las Órdenes 
mendicantes. 

«Datum Auinione nii. Nonas Julii Pontificatus nostri anno 
primo.» 
A. 1887. 89. * Sentencia del Abad de Morimundo, Bernardo, anulan- 

do la elección hecha en Don Alonso Pedro. 
«... Anno domini m.'ccc.'xxxvii.'xji.' die mensis aprilis.» 
A. 1837. 90. * Letras de confirmación de indulgencias concedidas á 

los que con sus limosnas contribuyen á la subsistencia del hospi- 
tal de Jerusalem. 

«Dada en Toledo ocho dias de Deciembre. Era de mili e tre- 
sientos e setenta e cinco annos.i» 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN DE GALaTRAYA. 79 

* Bala ejecutoría de Benedicto XII en favor de la Orden Año i840. 
de Calatrava contra el Obispo y Cabildo de Segorbe sobre los 
diezmos de Bexiz declarando corresponden á la Orden. 

«Datum Auinione ii. Nonas Decembrís Pontiflcatus nostri anno 
sexto.» 

92. * Bula de Clemente VI confirmatoria de la sentencia dada a. i346. 
contra el Obispo de Segorbe sobre las décimas de Bezix. 

«Datam Auinione xiiii. kal. Maíi Pontiflcatus nostri anno 
tertio.s 

93. * Traslado de una bula de Clemente VI declarando bien a. i849. 
hecha la elección de Maestre en Calatrava á favor de D. Juan 
Núñez. 

cDatum Auinione ini. kal. Aprilis Pontiflcatus nostri anno 
séptimo. 1» 

94. * Bula de Urbano V dirigida al Oflcial de Toledo para que a. ito. 
hiciese restituir á la Orden de Calatrava los bienes enajenados. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum. iii. Nonas Aprilis Pon- 
tiflcatus nostri anno octano.» 

95. * Traslado autorizado de una bula de Gregorio XI para a. i874. 
absolver á algunas personas de la Orden que habían incurrido en 
ciertas censuras. ^ 

«Datum Sallone Arelatensis diócesis iiii kal. Julii Pontiflcatus 
nostri anno quarto.» 

96. * Bula del anti-papa Clemente Vil en que, á petición del a. i884. 
Maestre de Santiago, permitió á éste y á su Orden el pase de cua- 
tro caballeros de la de Calatrava y con efecto pasaron á aquella. 

«Datum Auinione xiii. kalendas Decembris Pontiflcatus nostri 
anno séptimo.» 

97. * Breve de confirmación de todos los privilegios de Cala- a. 1989. 
trava expedido por el anti-papa Clemente VIL 

«Datum Auinione iii. kalendas Aprilis Pontiflcatus nostri anno 
vndecimo.» 

98. * Comisión de Benedicto XIII al Arzobispo de Toledo y a. 1894. 
Obispo de Cuenca para que amparase en la posesión del Maes- 
trazgo de Calatrava al Maestre D. Qonzalo Nüñez de Guzmán, 

cuya elección se había hecho en virtud de Breve de Clemen- 
te VII. 



80 BOLBTÍN DE LA BBAL ACADEMIA OB LA HISTORIA. 

«Datüm Auinione un. Idus Octobris Pontiñcatus oostri anno 
primo.» 
A5oi3W, 99. • Comisión del Arzobispo de Toledo para absolver al 

Maestre D. Gregorio Nüñez, ad cautelam^ por decirse había con- 
traído matrimonio con Doña Isabel, hermana del Rey D. Enrique. 

«Datum et actum Adillo Tholetane diócesis in domo in qua 
tune ibidem habitabamus vicésima tertia die mensis Setembris 
anno Domini millesimo trecentesimo nonagésimo quarto...» 
A. 1896. 100. * Bula confirmatoria de la elección de Maestre de Cala- 

trava de D. Luis de Guzmán cometida al Arzobispo de Toledo. 

«Datum et actum Adillo toletane diócesis in domo in qua tune 
ibidem habitabamus vicésima tertia die mensis Setembris anno 
Domini millesimo trecentesimo nonagésimo quinto...» 
A. 1996. 101. * Bula de Benedicto XIII confirmatoria de todos los 

privilegios de la Orden de Calatrava. 

«Datum Auinione iii. Idus Maii Pontifícatus nostri anuo 
secundo.» 
A. ]3$»7. 102. * Mandamiento del Abad de Morimundo para que se 

obedezca al Maestre de Calatrava. 

«Datum et actum in capitulo loci conuentualis Calatraue ... 
anno Domini Millesimo trecentesimo nonagésimo séptimo die 
prima mensis Februarii.» 
A. 1897. 103. * Conmutación que hizo Benedicto XIII á D. Luís de 

Guzmán de ciertos ayunos que le habían sido impuestos. 

«Datum Auinione in domo habitacionis nostre anno a natiui • 
tate domini millesimo trecentesimo nonagésimo séptimo die sexta 
mensis Junii...» 
A. 1897. 104. * Bula del Papa Benedicto XIII concedido á D. .Gonzalo 

Núñez de Guzmán por la que se concedió á éste y á la Orden de 
Calatrava traer por insignia la Cruz roja que usa. 

«Datum Auinione sexto kalendas julii Pontificatus nostri anno 
tercio.» 
A. 141-2. 105. * Bula de Benedicto XIII que confirma la venta de 

unos moros dedicados á labrar heredades, hecha por el Comen- 
dador mayor en 2.1 10 florines de Aragón. 

«Datum Paniscole Dertusensis diócesis Idus Junii Pontificatus 
nostri anno décimo octano.» 



r 



DOCtJBIENtOS OE LA OtlDfiN DE CALATRAVA. 81 

106. * Bula de Comisión de Benedicto XIII conferida á los Año mol 
Obispos de Toledo y Sevilla, para recuperación de los bienes 
enajenados de la Orden de Calatrava. 

c Dalum ... kalendas Martii pontifícatus noslri anno dé- 
cimo.» 

107. • Traslado autorizado de una bula de Benedicto XIII a. 1409. 
para que los bienes del Maestrazgo de Galatrava estuviesen depo- 
sitados en los Comendadores de Sevilla y del Collado mientras se 
sustanciaba y determinaba el pleito que había entre D. Lui^ Gon- 
zález, electo Maestre de Calatrava, y D. Enrique Yillena, sobre 

cuál había de serlo. 

«Datum Perpiniani Elnensis diócesis iiii. Idus Februari Pon- 
tifícatus nostri anno quinto décimo.» 

108. * Cuaderno en pergamino compuesto de 29 folios, en a 1409 
que por testimonio de Pedro Rey nardo, Maestro en Artes, Clé- 
rigo y Notario público y apostólico, se hallan copiadas diferentes 
bulas pontificias. 

109. * Breve de gracia de Benedicto XIII legitimatorio do a. uií. 
García de Lamas para recibir el hábito de Calatrava. 

«Datum et actum Cesarauguste... decima octaua die mensis 
Martii anno a natiuitate domini millesimo quadrigentesimo vn- 
décimo...» 

110. • Breve de Benedicto XIII en que manda que los diez- a. i4i4. 
mos que adeudasen los comensales del campo de Calatrava, se 
pagasen á la sacristanía mayor de la Orden. 

«Datum apud Sanctum Matheum Dertusensis diócesis zvi. kal. 
Decembris Pontifícatus nostri anno vicésimo primo.» 

111. * Bula executorial de Benedicto XIII dirigida al Deán a. 1415. 
y Chantre de Jaén y á Francisco Robira, Canónigo de Mallorca, 

para que amparasen y mantuviesen al Prior y conventuales de 
Calatrava en los molinos de Balbuena, los quintos de los abintes- 
tatos y en la percepción de las penas impuestas á los sacrilegos 
del campo de dicha Orden. 

aDatum in ciuitate Valentina provincie Tarraconensis iii. Nonas 
Februari Pontifícatus nostri anno vicésimo primo.» 

112. * Bula de Benedicto XIII confírmatoria de la donación a. 4ii5. 
que á la Orden de Calatrava hizo D. Gonzalo Niiñez de Guzmán; 

TOMO ZXXT. 6 



i 



&Í BOLfirhf t)É LA AÉAL ACAOfeMÍA ük LA HÍSTORÍA. 

de los tributos de las haciendas de los vasallos de dicha Orden; 
de las condenaciones que pudiesen imponerse á los sacrilegos y 
del molino de Balbuena con sus derechos y*pertenencia?. 

«Datum in civilate Valentina Prouincie Tarraconensis iii Nonas 
Februarii Pontiflcatus nostri anno vicésimo primo.» 

Año 1417. 113. * Traslado de una bula de Benedicto XIÍI en que ab- 

suelve de censuras al Maestre D. Luís de Guzmán. 

«Datum Paniscole dertusentis diócesis tertio nonas junii ponti- 
fícatus nostri anno vicésimo tercio.» 

A. 1418. 114. * Bula de Martín V dirigida al Maestre de Calatrava 

D. Luís de Guzmán en que manda se restituyan los bienes ena- 
jenados de ella. 

«Datum Tebennis (sic) x kal. Septembris Pontiflcatus nostri 
anno primo.» 

A. 141S. 115. * Bula de Martín V recibiendo en su protección al 

Maestre D. Luís de Guzmán y le da gracias por los servicios que 
había hecho á la Iglesia. 

«Datum Mantue iv kal. Januarii Pontiflcatus nostri anno 
Secundo. » 

A. 1419. 116. * Bula de Martín V dirigida al Arzobispo de Toledo 

en que se le manda, como á otros Prelados, se inhiban y no pon- 
gan pensión alguna en la Mesa maestral de Calatrava. 

«Datum ét actum Mantue... sub anno a natiuitate domini mil- 
lesimo quadrigenlesimo décimo nono.» 

A. 1419. 117. * Bula comendatoria de Martín V dirigida al Maestre de 

Calatrava D. Luís de Guzmán, para que favoreciese, protegiese 
y defendiese las cosas de la Iglesia Católica.. 

«Datum Florentie vii Idus Decembris Pontiflcatus nostri anno 
tertio.» 

A. U'2ü. 118. * Comisión de la Curia Romana para absolver al Maes- 

tre de Calatrava D. Luís Guzmán de censuras en que había in- 
currido. 

«Datum Florentie die xv mensis Maii anno ... millesimo qua- 
dringentesimo vicésimo ...» 

A- U21. 119. ♦ Bula comendatoria de Martín V, en favor de Luís 

González de Guzmán, Maestre de Calatrava y su Orden, por las 
virtudes y buenos servicios prestados á la religión. 



í)OGUMBNtOS DB LA ORDEN Ofi CALATRAVa. 83 

«Datum "Rome apiid Sanctum Pelrum mi Nonas Aprilis Pou- 
tiñcalus nostrí anno quarto.» 

120. * Letras apostólicas impetradas por el Comendador de Año ur,. 
Mestanza D. Francisco Aguilera para conservación de los dere- 
chos de la Encomienda de este nombre. 

«Dalum Romae apud Sanctum Petrum octano kalendas Fe- 
bruarii anno décimo.» 

121. * Comisión de Eugenio IV para el Abad de Coreóles para a. i43i. 
que haga restituir á la Orden de Calatrava cualesquier bienes 

que pareciese habérsele usurpado. 

ttDatum Rome apud Sanctum Petrum anno i... millesimo qua- 
dringentesimo tricésimo primo, séptimo Idus Augusti. Pontiflca- 
tus nostri anno primo.» 

122. * Comisión de Eugenio IV para absolver al Maestre don a. u?q. 
Luís de Guzmán de ciertos juramentos que hizo. 

oDalum Florentie anno Incarnationis do ... quadringentesi- 
mo trigésimo quinto, vi Nonas Martii Pontificatus nostri anno 
quinto.» 

123. * Traslado de una bula de Eugenio IV para hacer resti- a. Mac. 
tuír á la Orden de Calatrava sus bienes indebidamente enaje- 
nados. 

ttDatum Florentie anno Incarnationis dominico millesimo qua- 
dringentesimo tricésimo quinto, sexto Nonas Martii PontiQcatus 
nostri anno quinto.» 

124. * Breve de Eugenio IV dirigido al Maestre de Calatrava a. us*. 
encargándole enviase sus Legados á Ferrara, á cuya ciudad se 
trasladaba el Concilio de Basilea para pretender lo que conviniese 

á su Orden. 

cDatum Bononie anno Incarnationis dominice millesimo qua- 
dringentesimo tricésimo séptimo, octano kal. Octobris Pontifica- 
tus nostri anno Séptimo.» 

125. • Bula del Concilio de Basilea, revocando una licencia a. iuq, 
que se había alcanzado subrepticiamente del mismo Concilio 

para elegir Comendador de Alcañiz sin licencia del Maestre de 
Calatrava. • 

«Datum Basilee xvi kal. Aprilis anno a natiuitate domini mil- 
lesimo quadringentesimo quadragesimo Secundo.» 



84 BOLEtÍN DB LA RfiAL ACADEMIA Dfi LA tíl8tORlA. 

Ano 1443. 126. * Bula de Eugenio IV que contiene la habilitación de 

Alfonso de Navarra, por haber nacido espiíreo, para recibir el 
habito de Calatrava sin que le obstase para obtener el Maestrazgo. 
«Datum Senis anno incarnationis domini millesimo quadri- 
gentesimo quadragesimo tertio. Terlio Nonas Septembris Pouti- 
fícalus nostri anno tertio décimo.» 

A. 1413. 127. * Comisión de la curia romana para absolver á Fernando 

Albarez de Almodovar y á otros individuos de la Orden, de cierta 
irregularidad en que habían incurrido. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum ... ii Nonas Nouembris 
pontifícatus domini Eugenii pape mi anno tertio décimo.» 

A. 1441. 128. * Conñrmación de la elección de Maestre de Calatrava 

hecha en favorde D. Alonso de Aragón por el Convento de la Orden. 
«... auno a natiuitate Domini millesimo quadringentesimo qua- 
dragesimo quarto die videlicet intitulata vicésima quarta mensis 
Marcii apud villam de Almagro.» 

A. 1446. 129. ♦ Traslado autorizado de una bula de Eugenio IV en 

que se confirma la elección del Maestrazgo de Calatrava, hecha 
en D. Alonso de Aragón. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum auno Incarnationis domí- 
nice millesimo quadrigentesimo quadragesimo sexto, tertio Idus 
Januarii Pontifícatus anno sexto décimo.» 

Au 144C. 130. * Bula comendatoria de Nicolás V dirigida al Maestre 

de Calatrava D. Pedro Girón notificando su elección al Ponti- 
ficado. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum anno Incarnationis do- 
minice millesimo quadringentesimo quadragesimo sexto, vade- 
cimo kal. Aprilis Pontificatus nostri anno primo.» 

A. 1448. 131. * Bula de Nicolás V dirigida al Abad de Monsalud , en 

que manda se conserven y restituyan sus bienes á la Orden de 
' Calatrava. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum anno Incarnationis 
Dominice millesimo quadringentesimo quadragesimo Octano 
quinto Idus Martii Pontificatus nri. anno secundo.» 

A. 1448. 132. * Bula de Nicolás V dirigida á D. Pedro Tellez Girón 

para que pudiese hacer celebrar misa antes del día, en los ora- 
torios de la Orden. 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN DB CALATRAVA. 85 

aDalum Romeapiid Sanctum Petrurii anuo Incarnationis domi- 
nice millesimo quadriugenlesiino quadragesimo Octauo, tertio 
Idu? Februari Pontificalus nostri anuo secundo.» 

133. * Bula de confirmación de la elección de Maestre de a&o 1455. 
Calatrava, hecha en D. Podro Girón, expodida por el Papa Ga- 

. listo III en que se inserta la confesión de D. Alonso de Aragón 
que detentaba el Maestrazgo asegurando haber tomado á la íuerzi 
el hábito de Calatrava y no haber sido jamás religioso. 

aDatnm Rome apud Sanctum Petrum auno incarnationis domi- 
nico millesimo quadrigentesimo quinquagesimo quinto, vndeci- 
mo kal. Februarii Pontificatus nostri anuo primo.» 

134. * Bula del Papa Pío lí, legitimando á D. Alonso, D. Ro- a. 1459. 
drigo y D. Juan Girón, hijos del Maestre D. Pedro. 

«Datum Senis anuo Incarnationis dominice millesimo quadrin- 
gentesimo quinquagesimo nono, Sexto décimo kalendas Maii 
Pontificalus nostri auno primo.» 

135. * Traslado autorizado de la bula de Pió II confirmando a. 1459. 
á la Orden del Cister los privilegios concedidos á dicha Orden 

por todos los Papas, Principes y otras personas. 

«Datum Mautue anuo Incaitionis dominice m.cccc.lix pridie. 
Nonas Augusti Pontiücatus nostri anuo primo.» 

136. * Traslado autorizado de bula de Pío II insertando a. 1459. 
otra de Inocencio IV concedida á la Orden del Cister para que 

las personas de ella puedan suceder y heredar para sus monaste- 
terios como los legos si no fuese en bienes feudales. 

«Datum Mantueanno Incarnationis dominice m.cccc.lix. vii ka- 
lendas Augusti Pontificatus nostri anuo primo.» 

137. * Bula de Pío II comisionando al Vicario y á un Cañó- a. i46I 
nigo de Sevilla para que se informasen si sería útil á la Orden 

de Calatrava trocar los lugares de Osuna y Cazalla por otros pue- 
blos del Marqués de Villena, y que siéndolo se hiciese el trueque 
quedando los pueblos permutados con los privilegios de los demás 
de la Orden. 

«Datum Tibure auno Incarnationis domini M. quadringentisi- 
mo sexagésimo primo, quinto décimo kalendas Septembris Ponti- 
ficatus nostri auno tertio.» 

138. * Bula de Pío II confirmatoria de todos los privilegios a. i46i. 



86 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

Ó inmunidades de la Orden de Galatrava y en especial de los diez- 
mos y hacienda de la misma Orden. 

, «Datum Tibure anno incarnationis dominice millesimo qua- 
dringcntisimo sexagésimo primo, duodécimo kalendas Octobris 
Ponlificatus nostri anno quarto.» 

Año 1462. 139. * Bula de Pío II impetrada por el Maestre D. Pedro Gi- 

rón, cometido al Arzobispo de Toledo, Obispo de Córdoba y Abad 
do Valladolid, en que manda el PonlíQce conservar los bienes de 
la Orden de Galatrava y la restitución de los robados. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum ... quadringenlesimo 
sexagésimo secundo kalendas Maii Pontiñcatus nostri anno 
quarto.» 

A. 1462. 140. * Testimonio de una bula de Pío 11 en favor de la Or- 

den de Galatrava de exención de diezmos sacado del Gonvento de 
Santo Domingo de Almagro. 

«Datum Tuderti anno incarnationis dominice millesimo qua- 
drageutesimo sexagésimo secundo, quinto Idus decembris Ponti- 
ficatus nostri anno quinto.» 

A. 1462. 141. * Testimonio de una bula de Pío I[ en favor de la Or- 

. den de Galatrava de exención de diezmos sacado del convento de 
9anlo Domingo de Almagro. 

«Datis Tuderti anno incarnationis dominice millesimo quadra- 
centesimo sexagésimo secundo Pontificatus nostri anno quinto.» 

A. 1464. 142. * Gopia simple de la bula de Pío II por la que se conce- 

dió á D. Rodrigo Tellez Girón, hijo de D. Pedro, su regreso al 
Maestrazgo de Galatrava. 

«Datnm Piencie anno Incarnationis dominice M.cccc.lxiii, 
quintoTiecimo kalendas Marlii Pontificatus nostri anno sexto.» 

A. 1466. 143. * Traslado de una bula de Paulo II, en latín y caste- 

llano, mandando que los detentadores de bienes de la Orden, los 
restituyesen á la misma , bajo ciertas penas. 

aDatum Rome apud Sanctum Petrum Anno incarnationis do- 
miuice millesimo quadringentesimo sexagésimo sexto, tertio 
Nonas Januarii Pontificatus nostri anno tertio.» 

A. 1169. 144. * Gomisión apostólica por la qne manda Su Santidad se 

acuda á D. Rodrigo Tellez Girón con lo que le corresponda como 
á verdadero Maestre, aunque no tenga edad. 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN DE CALATBaVa. 87 

«Dada en la villa de Ocaña de la Diócesis de Toledo a diez 
e ocho días de Uenero auno del nascimiento de nuestro señor 
ihu. xpo. de mili e qualrocientos e sesenta e nueve annos.» 

145. * Letras ejecutoriales del Obispo de Burgos que com- Año neo. 
prenden el mandato de posesión, en el Maestrazgo de Galatrava, 
por bula de Paulo II, en favor de D. Rodrigo Tellez Girón con la 
ayuda y tutela de D. Juan Pacheco, Maestre de Santiago, hasta 
que el D. Rodrigo cumpliese los 25 años. 

«Datum et actum in oppido Occanie Toletane diócesis sub anno 
a natiuitate domini millesimo quadringentesimo sexagésimo nono 
die vero decima octaua mensis Januarii.» 

146. * Bula de Sixto lY al Maestre de Galatrava, uotiñcán- a. í4';i. 
dolé su ascenso al Pontiñcado. 

«Datum Laterani anno incarnationis doniinice millesimo qua- 
drigentesimo septuagésimo primo^ octano kalendas Septembris 
Pontificatus nostri anno primo.» 

147. * Traslado de una bula de Sixto IV dada á la Orden del a. i4-;5, 
Cister, para que los confesores elegidos por su Orden puedan 
absolver in mortis articulo á las personas de la Orden y sus fami- 
liares, paniaguados, mayordomos y procuradores de cualesquier 
censuras y pecados, aunque sean reservados á la Sede apostólica. 

«Datum Rome apud Sanctum Pctrum anno Incarnationis do- 
minice millesimo quadringentesimo Septuagésimo quinto, IJus 
decembris Pontificatus nostri anno quinto.» 

148. * Bula de Sixto IV para que los individuos de la Orden a. 14-/6. 
de Galatrava, sus familiares y demás personas que concurriesen 
á capítulo general de dicha Orden, puedan ser absueltos de cual- 
quier censura en que incurriesen. 

«Datum et actum Rome in domibus residentie nostre sub anno 
a natiuitate Domini millesimo quadringentesimo septuagésimo 

sexto indictione nona die vero Mercurii tertia mensis Aprilis 

I 

Pontificatus prefati Sanctisimi domini nostri domini Sixti pape 
quarti anno quinto.» 

149. * Bula de Sixto IV confirmatoria de las de Honorio III a. i482. 
y Martín V en que concedieron á la Orden del Gister la exención 

de no pagar diezmos de sus bienes adquiridos antes del Goncilio 

general Lateranense. > 



88 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

aDatis Rome apud Sanctum Petruin anno Incarnationis Do- 
minice millesimo quadringeutesimo octuagesimo secundo, sexto 
kalendas Octobris Pontificatas nostri anno duodécimo.» 

Año 1482. 150. * Bula de Sixto IV confirmatoria de las de Honorio III y 

Martín V concediendo á las personas de la Orden del Cister no 
pagar diezmos por sus conventos ni del particular dominio de 
aquellas, de cualquier manera que contra ellos se libraren. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum anuo incarnationis Do- 
minice millesimo quadringentesimo octuagesimo secundo, sexto 
kalendas Octobris Pontificatus nostri anno duodécimo.» 

A. 1482. 151. * Bula de Sixto IV en que exime á los monasterios y per- 

sonas de la Orden del Cister de pagar diezmos por las tierras que 
labraren ó hicieren labrar, ganados y demás, aunque lo hubie- 
sen adquirido después del Concilio lateranense y pagasen diezmo 
antes de ser adquiridas por la Orden. 

«Datis Rome apud Sanctum Petrum anno incarnationis Domi- 
nice millesimo quadringentesimo octuagesimo secundo, sexto 
kalendas Octobris Pontificatus nostri anno duodécimo.» 

A. 1485. 152. * Letras de D. Juan de Corrales, Prior de Santa María 

de Sisla en que se inserta una bula del Papa Inocencio VI ÍI en 
que se manda anular y revocar la sentencia dada contra el Maes- 
tre y Orden de Calatrava por D. Pedro León , Canónigo de Sevi- 
lla, en negocios de Fuente Ovejuna. 

«Dada en el dicho nuestro monasterio de Santa María de la 
Sisla veynte e seys dias del* mes de Abril ano del nascimiento del 
nuestro Saluador Ihu. xpo. de mili e quatrocientos e ochenta e 
cinco annos.» 

A. 1487. 153. * Traslado de una bula de Inocencio VIH contra el Ca- 

bildo y Obispo de Córdoba y su Concejo y el de Fuente Ove- 
juna, sobre la restitución de esta villa á la Orden. 

aDatum Rome apud Sanctum Petrum anno incarnationis Do- 
minice millesimo quadringentesimo octuagesimo sexto Idus Fe- 
bruarii Pontificatus nostri anno tertio.» 

A. 148S. * Traslado de la bula de Inocencio VIH concediendo á los in- 

dividuos de la Orden de Calatrava puedan elegir jueces conser- 
vadores contra el que intente hacerles injuria en sus personas, 
cosas ó derechos. 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN DE GALATRAVA. 89 

aDatnm Rome apud Sanctum Petruní anuo incaroatioais Do- 
minice millosimo quadriugentesimo octuagesimo octauo Raleadas 
Julii Ponliücatus iioslri auno quarto.» (V. 140). 

154. * Bula de Inocencio VIEI dirigida á todos los Prelados Año hsh. 
y Dignidades eclesiásticas para que hiciesen conservar á la Orden 

de Calatrava sus bienes y restituirla los enajenados. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum anno incarnationis Do- 
minico millesimo quadringentesimo octuagesimo octauo kalen- 
das Julii Pontiñcatus nostri anno quarto.» 

155. * Bula de Alejandro VI á favor del Prior del Sacro a. isoí 
Convento de Galatrava para que pueda ordenar perpetuamente 

de menores y dar bendición episcopal. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum anno incarnationis Do- 
minico millesimo quingentésimo primo, octauo kalendas Decem- 
brís Pontifícatus nostri anno décimo.» 

156. * Bula de Alejandro VI concediendo varias indulgen- a. isoi. 
cias á los que se enterrasen en el Sacro Convento de Calatrava 

y á los que rezaren ciertas oraciones en determinados días en la 
capilla de D. Francisco de Rojas, que antes fué de D. García 
de Padilla, llamada do Nuestra Señora de San Bernardo. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum anno incarnationis Do- 
minico millesimo quingentésimo primo, octauo kalendas Decem- 
bris Pontifícatus nostri anno décimo.» 

157. * Bula de Alejandro VI en la que concede varias indul- a. 1502 
gencias á los fíeles de ambos sexos que visitaren devotamente la 
capilla de Nuestra Señora de San Bernardo. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum anno incarnationis Do- 
minico millesimo quingentésimo secundo, Idus Maii Pontifícatus 
nostri anno décimo.» 

158. ^ Bula de Julio II confírmando los privilegios y exen- a. 1503. 
ciones concedidos á la Orden de Calatrava por Papas y Reyes 

y otras personas. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum anno incarnationis Do- 
minice millesimo quingentésimo tertio, sexto kalendas Decem- 
bris Pontifícatus nostri anno primo.» 

159. * Bula de Julio II concediendo indulgencia perpetua a. isos. 
á los que visitaren la capilla de San Benito ó San Bernardo 



9ü BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

Ó ayudareu á su fábrica con limosnas en once festiyidades. 
«Datum Rome apud Sanctum Petrum anno incarnationis Do- 
minice millesimo quingentésimo tertio, sexto kalendas Decem- 
bris Ponliñcatus nostri anno primo.» 

Ano 1501. 160. * Breve de Julio II concediendo indulgencia perpetua 

á las personas que visitaren la capilla de San Benito ó San Ber- 
nardo ó ayudaren á su fábrica con limosnas. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum sub annulo piscatoris 
die xxiiii Aprilis m.® d.° iv.° Pontiñcatus nostri anno primo.» 

A. 1504. 161. * Bula de Julio II concediendo treinta años y otras 

tantas cuarentenas de indulgencias á los ñeles que, confesados y 
comulgados, visitaren la capilla de los Mártires del Sacro Con- 
vento de Galatrava en determinados días. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum anno incarnationis Do- 
minico millesimo quingentésimo quarto, kalendas Maii Pontiñ- 
catus nostri anno primo.» 

A. 1511. 162. * Testimonio de una bula de Julio II en que se concede 

exención de la jurisdicción de Arzobispos y Obispos á los Abades 
y demás individuos de la Orden de Galatrava. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum anno incarnationis do- 
mini noslri millesimo quingentésimo undécimo, tertio idus octo- 
bris Pontifícatus nostri anno octavo. 

A. 1516. 163. * Letras apostólicas en que se inserta una bula de Pío II 

confirmando otras de Bonifacio VIII y Clemente VI en que se 
exime á la Orden del Cister del pago de diezmos. 

«Datum Diuione anno millessimo quingentésimo sextodecimo 
Die secunda mensis Augusti.» 

A. 1519. 164. * Auténtica de una porción de tierra santa ex campo 

figuli que trajo el Comendador Cabrera, del Campo Santo de 
Roma y de las indulgencias concedidas á los que se enterrasen 
en el claustro y capilla de los Mártires del Sacro Convento. 

«Datum Rome in edibus nostre solite residentie die décima 
Januarii millesimo quingentésimo décimo nono pontifícatus Sanc- 
tisimi domini nostri Leonis pape decimi supra dicti anno sexto.» 

A. 1519. 165. * Concesión original para que, oyendo misa ó maitines 

el día de San Bernardo y fiestas de Nuestra Señora en la capilla 
de los Mártires del convento, ganen los mismos perdones que 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN DE CÁLATE AVA. 91 

ganan los que visitan el Sepulcro Santo de Nuestra Señora «irans 
torrentenn Cedrón», y oyen los dichos oficios en él. 

cDatum Rome in edibus nostre solile residenlie die décimo 
Januarii millesimo quingentésimo décimo nono, pontificatus 
ejusdem Sanctisimi Domiiii nostri Leoiiis papa decimi anno 
sexto.» 

166. * Letras testimoniales del Cardenal de Santa Cruz, don Año 1019. 
Bernardiuo de Carvajal , acreditando haber concedido León X á 

los fieles de ^imbos sexos las mismas indulgencias que se ganau 
en el Sepulcro de Santa María visitando la iglesia de Zuqueca en 
las fiestas de Nuestra Señora y de San Bernardo. 

ttDatum Rome in edibus nostre solite habitationis sub anno 
a nativitate Domiui millesimo quingentésimo décimo nono, die 
vero séptima mensis Julii pontificatus prefati santisimi Domini 
nostri pape anno séptimo.» 

167. * Traslado de bula de Clemente Vil, confirmatoria de a. 1525. 
todos los privilegios é inmunidades y exenciones de la Orden de 
Calatrava concedidos por los Pontífices y Reyes, sus antecesores. 

aDatum Rome apud Sanctum Peirum anno incarnationis Do- 
minico millesimo quingentésimo vigésimo quinto, octano kalen- 
das februarii pontificatus nostri anno tertio.» 

168. * Bula de Clemente VII, para el Obispo de Sigüenza, a. 1526. 
confirmatoria de todas las gracias, indultos, privilegios y exencio- 
nes de la Orden de Calatrava. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum anno incarnationis Do- 
minico millesimo quingentésimo vigésimo quinto, octavo kalen- 
das Februarii pontificatus nostri anno tertio.» 

169. * Bula de Clemente VII, confirmatoria de otra de Ju- a. i526. 
lio II, en que se extienden y confirman los privilegios de la Or- 
den de Calatrava, de sus individuos y bienes, y se les exime de 

otra jurisdicción que no sea la del Papa. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum anno Incarnationis Do- 
minico M.D.xx.v, Octano kalendas Februarias pontificatus nostri 
anno tertio.» 

170. * Bula de Clemente Víí, confirmando y concediendo de a. 15%. 
nuevo todos los privilegios de la Orden de Calatrava. 

oDalum Rome apud Sanctum Petrum anno Incarnationis Do- 



92 BOLETÍN DE LA RBAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

minice millesimo quingentésimo vicésimo quinto, octavo kalen- 
das Februarii pontificatus nostri anno tertio.» 

Añoi5-2<;. 171. * Traslado autorizado de una bula de Paulo III, con 

inclusión de otra de Clemente YII, por las que se manda guardar 
y conQrmar todos los privilegios concedidos á la Orden de Cala- 
trava. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum anno incarnationis Do- 
minice millesimo quingentésimo vigésimo quinto, décimo Kalen- 
das Februarias pontifícatus nostri Anno tertio.» 

A. 1527. 172. * Letras ejecutoriales concediendo en virtud de una bula 

de Clemente VII indulgencia plenaria á todos los individuos de 
la Orden de Calatrava que comulgaron capitularmeute. 

«Datum Rome sub anno a natiuitate Domini millesimo quin- 
gentésimo vigésimo séptimo, die vero sexta mensis Decembris 
pontifícatus prelibati sanctisimi domini nostri pape anno quinto.» 

A. 1M6. 173. ♦ Letras ejecutoriales dirigidas á Carlos I de España, 

en que se declara pertenecer al Comendador mayor de Alcaiiiz 
ciertas heredades y derechos en Alaxares. 

«Datum et actum Rome ... sub anno a natiuitate Domini mille- 
simo quingentésimo quadragesimo sexto, indictione quarta die 
vero Mercurii trigésima prima mensis Martii.» 

A. 1552. 174. * Breve de Julio ÍII, dirigido al Comendador de Viveras, 

de la Orden de Calatrava, concediéndole permiso para contraer 
matrimonio. 

«Datum Rome sub annulo piscatoris die xvi Angustí m.d.lii 
poniifícatus nostri anno tertio.» 

A. 1566. 175. * Traslado de un breve del Papa Pío V, dirigido á Fe- 

lipe II, en que provee el Priorato del Sacro Convento en Frey 
Luís Alvarez. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum sub annulo piscatoris 
die XXI. Decembris m.d.lxvi. pontiñcatus nostri anno primo.» 

A. 1566. 176. * Breve de Pío V para que se viva en comunidad en el 

convento de Calatrava. 

«Datum Rome apud Sanctum Petrum sub annulo piscatoris 
die ultima Aprilis m.d.lxvi pontifícatus nostri Anno primo.» 

A. 1566. 177. * Traslado simple de una dispensación de la Curia Ro- 

mana, reduciendo misas y memorias de la Orden. 



DOGÜAÍENTOS Dfi tK ORDEN DE GALATRaVa. 93 

«Dalum in opido de Madrid Toletane diócesis. Anno incarna- 
tionis Domini millesimo quiagentesimo sexagésimo sexto, duodé- 
cimo Kalendarum Decembris pontiflcatusprefatiSantisimi domi- 
ni nostri Pii pape quinti anno primo.» 

178. ^ Composición de las misas y cargos del Comisionado de Año i56G 
Calatrava, hecha por el Obispo de Córdoba y Deán de la misma, 

con comisión del limo. Sr. Nuncio. 

(cDatum in oppido de Madrid Toletane diócesis Anno incarna- 
tionis Dominice millesimo quingentésimo sexagésimo sexto, duo- 
décimo Kalendas Decembris pontiñcatus prefati Santisimi domi- 
ni nostri Pii pape quinti Anno primo.» 

179. * Dos testimonios de un breve de Pío V, para trasla- a. i568. 
dar la Sacristanía mayor del convento de Calatrava del sitio que 
ocupaba; 

«Datum Rome sub aunulo piscatoris die xxvni Septem- 
bris M.D.LXviir. pontiñcatus nostri Anno tertio.» 

180. ♦ Motu propio impreso de Sixto V, en que se manda A 1587. 
proveer los beneficios en el reino de Valencia en los naturales 

del mismo y otros documentos. 

«Datum Rome apud Sactum Marcum Anno Incarnationis Do- 
minice millesimo quingentésimo octuagesimo^ séptimo nonis Sep- 
tembris pontiñcatus nostri Anno tertio.» 

181. * Breve de Inocencio X, concediendo Jubileo perpetuo á a. ig50. 
la Cofradía y Hermandad de la Santa Vera Cruz. 

' «Datum Rome apud Sanctam Mariam Maiorem sub annulo 
piscatoris die xviii. octobris mdcl. pontiñcatus nostri Anno sép- 
timo.» 

182. * Breve de Clemente IK, concediendo indulgencia de a. i667. 
altar de ánima al de la Capilla Dorada del Sacro Convento en 
ciertos días y por tiempo de diez años que concluyeron el 1679. 

«Datum Rome apud Sanctam Mariam Maiorem sub annulo pis- 
catoris die XXX. Septembris m.üc.lxvii. pontiñcatus nostri anno 
primo.» 

183. * Siete ejemplares impresos de la bula de Clemente IX, a. lOcs, 
para que sin dependencia, licencia ni permiso del Abad de Mori- 
mundo puedan elegir Prior del Sacro Convento. 

«Dalum Rome apud Sanctam Mariam Maiorem sub annulo 



04 boletín ÚÉ La RÉAt ACADÉMÍA dé la HtSTORÍA. 

piscaloris die xxix. Februarii m.dc.lxviii. pontificatiisnostri anno 
primo.» 

Año 1668. 184. * Breve de Clemente IX, por el que se faculta al Maestre 

y Orden de Calatrava, para elegir Abad, confesores y empleados 
del Sacro Convento en Capítulo sin esperar á que lo haga el Abad 
de Morimundo. 

«Dalum Rome apud Sanctam Mariam Maiorem sub annulo 
piscatoris die xxiá, Februarii m.dc.lxviii. pontificatus nostri anno 
primo.» 

A. i(no. 185. * Decreto del Sacro Convento de Calatrava con sello de 

la Orden, de 29 de Enero de 1672, incluyendo una bula de Cle- 
mente X, de 1670, en que se concedió al. Prelado del Sacro la 
facultad de usar vestiduras pontificales denlro y fuerstde él. 
«Hac die sexta Decembris 1670.» 

A. 1603. 186. * Sentencia del Nuncio de Su Santidad contra el Vicario 

de Ciudad Real y á favor de la Orden de Calatrava para que ésta 
pueda poner curas interinos en los pueblos de su partido. 

«Dadas en Madrid á siete dias del mes de Agosto de mili seis- 
cientos y noventa y tres anuos.» 

A. 1698. 187. * Auténtica impresa expedida en Roma por el Carde- 

nal Gaspar de Carpinco, para que se venere el cuerpo del Mártir 
S." Teodoro traído del cementerio Ciríaco y entregado á D. Alon- 
so de Torralva del hábito de Calatrava. 
«Rome ex sedibus nostris die 25 mensis Januarii anno 1698.» 

A. iToi. 188. * Breve de Clemente XI, concediendo indulgencia ple- 

naria y jubileo á los fieles que confesados y comulgados visitasen 
la iglesia de Calatrava en determinado día. 

«Datum Rome apud Sanctam Mariam Maiorem sub annulo pis- 
catoris die quinta Julii mdcciv. pontificatus nostri Anno quarto.» 

A. 1704. 189. * Breve de Clemente XI, por el que se concede ser de 

privilegio el altar mayor del Sacro convento de Calatrava en cier- 
tos días. 

«Datum Rome apud Sanctam Maiorem Mauvem sub annulo 
piscatoris die prima Julii mdcciv. pontificatus nostri anuoquarto.» 

A. noi. 190. * Letras del Comisario general de la S." Cruzada, Inqui- 

sidor general, alzando la suspensión de ciertas indulgencias con- 
cedidas á la Orden de Calatrava por breve de Benedicto XIII, de 



bOÚÜlítíNTOS Í)B LA ÓRDfiN DÉ CALATRAVA. % 

la gracia é indulgencia plenaria para las ánimas del purgatorio 
por misa que se celebrare en la iglesia del Sacro Convenio de 
Galatrava en ciertos días. 

«Dada en Madrid á catorce dias del mes de Octubre de mil y 
setecientos y cuatro años.» 

191. * Testimonio de un breve del Papa Clemente XI, tra- Añoi707. 
ducido al castellano, por el que se dispensa á Salvador de Baen.i 

el defecto de su padre Manuel de haber tenido cierto arrenda- 
miento para que el hijo tomase el Hábito de Calatrava. 

«Dado en Roma en San Pedro debajo del anillo del Pescador á 
treinta de Mayo de mil setecientos y siete, de nuestro pontificado 
año séptimo.» 

192. * Copia impresa de dos breves, uno del Papa Clemen- a. iim. 
te XÍI y otro de Benedicto XIV, concediendo al Capellán Mayor 

de los ejércitos de Felipe V varios privilegios en la administra- 
ción de los Sacramentos y á cualquier sacerdote nombrado por 
dicho Capellán. 

«Datum Home apud Sanctam Mariam Majorem sub annulo pis* 
catoris die quarta Februarii Anno millesímo septuagentesimo tri- 
gésimo sexto, pontiñcatus nostri anno sexto.» 

193. * Carias Ordenes del Real Consejo de las mismas y co- a. 1741. 
pia de un breve de Benedicto XIV, sobre que se pongan estudios 
mayores en los conventos de las Ordenes Militares, con las res- 
puestas de la Comunidad del Sacro de Calatrava sobre el parti- 
cular. 

«Dado en Castell Gandolfo de la diócesis de Albano bajo del 
anillo del pescador el dia doce de Junio de mili setecientos y qua- 
renta y uno, de nuestro pontificado año primo.» 

194. * Breve impreso de Benedicto XIV, para que la Orden a. n4i. 
de Calatrava pague un 8 por 100 de sus bienes. 

«Datum Romseapud Sanctam Mariam Majorem sub annulo pis> 
catoris die xvii. Julii m.dcc.xli. pontiñcatus nostri anno primo.» 

195. * Copia certificada de un breve de Benedicto XIV, tra- a. 1748. 
ducido al castellano, por el que se mandó que los beneficios de la 
Orden se provean por oposición de suficiencia, en los individuos 

de la misma. 
«Dado en Roma en Santa Maria la Mayor bajo del anillo del 



96 boletín db la real academia de la historia. 

pescador el dia treinta de Septiembre de mil setecientos y qua- 
renta y ocho; de nuestro pontificado año nono.» 

Año 1748. 196. * Oficio de D. José Carbajal y Lancaster, dirigido al 

Prior de Galatrava, en el que le anuncia la concesión del Papa 
para que cada sacerdote celebre tres misas el dia de los Difuntos 
y que dicho Prior publique la concesión. 

«Buen Retiro á 28 de Setiembre de mil setecientos quareuta y 
ocho.» 

A. 1749. 197. * Testimonio de unas letras apostólicas de la Curia Ro- 

mana y su Penitenciaria, concediendo al Prior de Santo Domingo 
establecer un colegio en su convento para que estudien Artes y 
Teología seis colegiales Dominicos y seis de la Orden de Cala- 
trava. 

«En la villa de Almagro á nueve de Junio de mil setecientos 
cuarenta y nueve.» 

A. 1773. 198. * Breve, impreso en papel y en latín y castellano, del 

Papa Clemente XIV, para la extinción de la Compañía de Jesús. 
«Batum Romae apud S. Mariam Majorem sub anulo piscatoris 
die XXXI Julii M.DCn.LXxiii. pontificatus nostri anno quinto.» 



SECCIÓN TERCERA. 

Siglo XII. 

a. 114C. 1. Donación de la mitad de unas casas hechas por Eulalia á 

Mayo. sQ hija Gomitiza. 

«Facta carta mense Mayo. Era mglxxxiiii.» 
a. 1148. 2. Donación de unas casas en Toledo hecha por Nuúo de 

Noviembre 9. jL,ara y SUS hermanos á Gonzalo Marañón. 

«Facta carta notum die v ydus nouembris Era m.c.lxxxvi.» 
a. 1157. 3. Licencia concedida por Juan Muñiz á D. Cipriano por me- 

diación de don Sebile, Roberto de Mongomari y Várela, para 
que pueda arar en la aldea de Nomnacha que el emperador Don 
Alfonso dio á aquel. 



bOGÜUHNtÓS DÉ LA ÓtlDÉN DÉ tíALATtlAVA. 9l 

cFacta carta anoo quo fuit imperator ad Almaria. Era m.g.xg.v.» 

4. Venta de la cuarta parte de la villa Berg ibengali en pre- Anoiiei. 
cío de «uiginti morabitiois » hecha por Gabdilgaziz habib á ^o^^e°>^r« 
Gutter ruiz cum uxore sua doña Saoila. 

«Pacta carta mense novembris Era m.g.lzxxzvhii.v 

5. Donación hecha por el Prior de San Juan de Jerusalem a. 1162. 
á Micael de Albarrazan de «tota medietate illarum quattuor villa- ^°®''°' 
rum quas rez adefonsus cuius eialtet deus regnum pro animabus 

patri et avi sui hospital! iherusalem dedit.» 
«Pacta carta mense Januarii in Era m.gc.» 

6. Carta de donación de un majuelo en la aldea de Numno- a. iie*. 
cha, término de A uñón, hecha por Pedro Parigi y otros por amor ^•^'•^^o- . 
de Dios y salvación de sus almas al Maestre y Orden de Sal- 
vatierra. 

«Pacta carta mense februarii Era m.gc.v.» 

7. Carta de cambio de la heredad de Papinas por la de Pozos a. ino. 
7 su Iglesia, otorgada por la Orden de Calatrava con don Gómez 

y sus hijos. 

cFacta carta ista in mense... Era m.cg.viii. Regnante rez alde- 
fonso in toleto et in Castella.» 

8. Carta de cambio de Pozos y su Iglesia y la mitad de a. ii'TOáiisi. 
Pamusco propias de la Orden de Calatrava por la mitad de Ermi- 

dás y dos tierras «que sunt ultra-renan» de la propiedad de 
R. Obispo palentino; constituyendo un censo sobre aquellas de x 
morabetinos á cargo de los sucesores en el obispado y de la Igle- 
sia de Palencia. 

Por no tener data ezpresa este documento se coloca en la época 
del Maestrazgo de D. Martín Pérez. 

9. Carta de donación de la mitad de Azeca otorgada á favor a. iiu 
de la Orden de Calatrava con asentimiento del rey D. Alfon- B°«ro29. 
so VIH por el Conde D. Ñuño y su mujer la condesa Teresa. 

«Pacta carta apud Pitam. Era if.cc.z, mi kalendarum februarii 
tune temporis quo rez prefatus ab ezpeditione mazemutis fugatis 
cum magna rediit uictoria.» 

10. Carta de venta del lugar de Padilla «cum suo foro» otar- a. iits. 
gado á favor de los freiles de Calatrava, en precio de doscientos ^«^"""o ^''• 
cincuenta morabetinos, por Urraca Gómez. 

7 



98 



BOLETÍN Dfe LA RBaL ACADfiMtA Dft LA Itf8T0BtA« 



AnoinS. 

A. 1174. 
Febrero 15. 



A. in4. 
Mfttzo. 



A. in4. 
Diciembre. 



A. in5. 



A. 1176. 
Abril. 



A. 1177. 
Entro. 



A. U79. Octub. 



«Era M.GC.xi facta carta xiii calendas marcii.» 

11. Duplicado del docuraeato que antecede. 

12. Carta de donación de la «quarta parte de Ocauia inte- 
gram videlicet de Gastello e villa, de collaciis et terris» hecha 
por Pedro Gutiérrez á la Orden de Calatrava. 

«Pacta carta tolete. Era &c.Gc.xn, vx (sic) kalendas Marcias.j» 

13. Carta de donación de ctotam illam nostram hereditatem 
qui dicitur Sea. maria de donechia», otorgada á favor de la Orden 
de Calatrava por Pedro Martínez. 

«Pacta carta in tolete Mense marcio Era m.gg.xii.» 

14. Testamento de la Condesa Elvira Pérez, haciendo dona- 
ción á la Orden de Calatrava de «hereditate mea propria quam 
dedit pater meus comes Petrus Alfonsus fratribus de carairava. 
Et est in asturias in uilla que uocatur Sancta Marina et alia 
Villa verde.» 

«Facta k. testamenti in mense decembris Sub Era m.cg.xii.» 

15. Donación de la mitad de la villa de Molina «quam cum 
comité almarico bone memorie marito meo populavi» hecha por 
la Condesa Ermeseoda á favor de su nieto García Pérez, excep- 
tuando solamente la aldea Yierlla, dada por ella á D. Martín de 
Sienes Maestre y freiles de Calatrava, por el alma de su marido 
y remisión de todos sus pecados. 

«Pacta carta in Molina regnante rege Alfonso in castella et in 
estrematura et in toleto. Era m.gg.xiii.» 

16. Convenio entre la Orden de Calatrava, Gutierre Pérez de 
Reinóse y su hijo Gutierre Gutiérrez poseedores estos de la mi- 
tad de un molino en Aceca, sobre el Tajo, para que usufructúen 
vitaliciamente toda la finca y á su muerte pase en totalidad á 
poder de la Orden, dueño de la otra mitad. 

«Pacta carta mensis aprilis Era m.gg.xiiii.v 

17. Carta de donación de la mitad de Ocaña otorgada por 
D. Tello Pérez y su mujer Doña Guentrua á favor de la Orden 
de Calatrava. 

«Facta carta super Concam mense ianuarii. Era m.gcxv Reg- 
nante rege A. in Castella et in extrematura et in borgos et in 
nagera. » 

18. Venta de dos tercios de viña en el pago de Mensaliages 



DOCtílftÉNTOS DE LA OftDEN DB HALaTRaVÁ. 99* 

auUra tagÍA otorgada por Juan Pérez y su mujer María Sancho 
A favor de Micael Zarasi, ea precio de «quatuor aureis.» 

«Mensa Oclobris Sub era m. ce. xvn.» 
• 19* Carta de profesión en la Orden de Calatrava «iu hordini ado \\m, 
xristi et de Santi benediti,» y de donación á la misma de sus bie-^ ^^'^^^ 
nes, que detalla, otorgada por Pedro Laurencio. 

«Pacta carta mense aprilis. Era m.cc.xviii.» 

20. Carta de avenencia entre la Orden de Calatrava y Tello a. usi. 
Pérez por la que aquella da á éste vitaliciamente heredad para ^<'®^^3' 
xzx yugos de bueyes en Ziruelos, Malagen, Alarcos y Benavente: 

dale, además, Ocanna para que lo pueble «et quam habeatis in 
uestros dies et post obitum uestrum remaueat á la mesa.» 

«Pacta carta in Toleto Era U.GC.ZVIIII. iii nonas ianuarii Reg- 
nante rege Aldefonsus in toleto et por totam castellam.» 

21. Carta de donación de los bienes que detalla otorgada por a. ii8i. 
Melend adalil á su sobrina María Alfonso. Noviembre 

«Pacta carta mense nouembris. Era v.Gn.xviiii. Reguante rege 
Aldefonso in Toleto et in Castelle Et regina alienor.» 

22. Carta de donación «uobis fratribus de Calatrava de illa a. í182. 
villa que dicitur v^lla Uuiilo que est en la Goiz de Alfoz de 
Carrione», otorgada por el Conde D. Pernando. 

«Pacta carta Subera m.cg.xz. Regnante Rege Alfonso in toleto 
et eztrematura et Castella et Nágera eum Regina Alienor uxore 
sua e pro totum regnum suum.» 

23. Carta de donación á la casa de Calatrava hecha por el a. im. 
Conde Pernando Pooce y su mujer la Condesa doña Estefanía 

«de illas casas et de uinea et de orloquos comparabimus de nuno 
bravo cum tota sorte que sui pervenerit de illa populatione de 
Alleriz». 

«Regnante Rege domno Pernando. Rege A. in legione in Ga- 
lléela in Asturiis et extrematura. Era i.ccxx.i.» 

24. Carta de donación del castillo llamado Alcozar otorgada a. iiss. 
por doña María hija del Conde Amalarico y el Conde Pedro, á Marzo, 
favor del Maestre Ñuño y del capítulo de los frailes de Calatrava. 

«Pacta carta in Alcozar in mense marcio. Era m.gc.xxi.» 

25. Carta de venta de una « uinea que babeo en Ceca pro precio a. nss. 
deflnito por viii morauetinos y medio». juHoi. 






loó 



BOLBtiÑ DÉ LA HÉaL AÚADÉMtA DÉ LA HtSTOÜÍA. 



Año 1186. 
Marzo. 



A. iitn. 

Diciembre 80. 



A. 1190. 
Julio 11. 



A. 1101. 
Noviembre 22. 



A. U»2. 
Julio. 



A. 1192. 
Julio 8. 



A. 1192. 



«Pacta karta uendícionis. Era m.gg.zxiii nótate die kalendas 
iulii.B 

26. Carta de venta de una viña, término de Sotiello, en precio 
de zv morabetinos hecha á favor del Maestre y Orden de Gala- 
travá, por Domingo García y su mujer Dominga Fernández. 

«Pacta carta Iti mense martio. In era m.gg.xziiii.» 

27. Carta de donación de bienes en términos de Albaladejo y 
Cañete, hecha á favor de la Orden de Calatrava por el Conde don 
Pedro y su mujer la Condesa Margarita. 

«Pacta apud Molinam in anno quo Rex aldefonsus Coancam 
cepit. Regnante Aldefonsus Rege in Castelle et toleto et in eztre- 
matura. Era m.gg.zxv. iii kalendas januarii.» 

28. Carta de donación al Maestre y Orden de Calatrava^ de 
casas, tiendas, tierras y otros bienes en Cañete, otorgada por 
D. Bermudo Pérez y su mujer doña María Brmillez. 

«Pacta carta in burgis v idus iulii. Sub era m.cg.zzviii. Reg- 
nante rege Ildefonso una cum uxore sua regina alienor in castella 
et in toletum.» 

29. Carta partida de la donación del castillo de Dueñas, de 
Borozos y mitad de la heredad de Mocezon y un horno y molino 
en Toledo, otorgada á favor de la Orden de Calatrava por Rodrigo 
Gutiérrez, Mayordomo del rey D. Alfonso VIII y su mujer doña 
Xemena. 

«Pacta carta décimo kalendas decembris. Era millesima 

CC.ZZVIIIÍ.» 

30. Carta de venta de unas partes de molino en término de 
SolillOy otorgada á favor del Comendador de Maqueda, por Do- 
mingo Pérez y su mujer en precio de viii morabetinos. 

«Pacta carta In mense iuli. Era m.gg.xxx.» 

31. Carta de venta de la mitad de Vellosillo con sus términos 
y pertenencias, otorgada por doña Michola Pédrez á favor de 
doña Sancha Giménez en precio de «quingentos et xiiii morabe- 
tinos.» 

«Pacta carta Regnante allefonso rege una cum uxore sua regina 
domna alienor in toleto et in Castella. Era millesima cc.zzx et 
v nonas Julii.» 

32. Duplicado del documento que antecede. 



DOCUMENTOS DB hk ORDEN DE CALATRAVA. lOt 

33. Carta de venta otorgada á favor del Maestre de Calatrava Año 1192. 
por Gonzalo, Obispo de Segovia, y otros, de tquicquid habemus ^^'i^^i^- 
in castello de donas por u morabetinos cum omní illo iure quod 

ad nos pertineat.» 
ffFacta carta... xiiii kalendas novembris. Sub era m.cc.xxx.» 

34. Carta de venta de un alcacer «cum exitu et introitu suo a. ii98. 
pro VIII morabetinos alfonsisA, otorgada á favor de Gonzjtlo Pérez ^°°*^' 
por Pedro Pérez. 

«Facta carta mense Junii. Era m.cg.xxxi. Regnante Rege Al- 
defonso cum regina alienor in tolete et in castella.» 

35. Carta de donación otorgada por D. Gonzalo Pérez y su a. 1194. 
mujer doi^a María Ermildiz á favor de la Orden de Calatrava de ' ^ 
una «ortam cum suis pertinenliis cum quibus nobis rex dedit. Et 

damus ibi unum molendinum que habemus in acceca. Et sex- 
centos morabetinos quos habemus super Tablada est super Se- 
nova.» 
Era ii.cc. XXXII.» 

36. Traslado del documento que antecede. a. 1194. 

37. Copia simple de la carta de donación otorgada á favor de a. 1194. 

la Orden de Calatrava por Alonso López y su mujer doña Teresa, n°^^«"*»^« *^* 
de heredades en Villanoba, Villa Ondrando, Villa Flambista, 
Fiermosiella y otras; unos baños en Toledo como «fo de mió aúne- 
lo el comde Don Richo Assuriz parte de la aldea de Algorfiella y 
toda la aldea de Mendeno», en término de Maqueda. 
«Facta carta, xvi kalendas decembris. Era m.cg.xxxii.» 

38. Carta de venta de una aceña, en precio de vi morabetinos a. ii96. 
otorgada á favor del Comendador D. Ñuño por Pedro García y **'^°' 
su mujer María Domingo. 

«Facta carta in mense maio. Era m.gc.xxxiiii.» 

39. Carta de donación del octavo de un diezmo otorgado por a. 1200. 
Juan Fernández á favor del Comendador y Orden de Salvatierra. ^^^*^' 

«Facta carta mense aprilis. Era M.cc.xxxviii.t 

40. Carta de donación que hace al convento de Salvatierra a. 1200. 
doña María, mujer de Pedro Domingo, de cuantos bienes raíces ^^^^°- 
le pertenecen. 

«Facta carta In mense Julio. Sub era ic.gg.xxxviii.» 

41. Carta de venta de una heredad en Rebolleda en precio de a. 1200. ootub. 



102 boletín de la real academia de la historia. 

ccc.xxv morabetinos, otorgada por <5onzalo Rodríguez á favor del 
Maestre de Salvatierra D. Martín Martínez. 

«Facta carta Octobrís mense Sub era m.cg.xxxvih. Regnante 
rege Aldefouso cum regina alienor in tolete et in castella.» 



Siglo XIII; 

Año 1201. 42. Carta de donación de cuantos bienes poseían en Sangrera 

D. Calvache y su mujer doña Loba á Tavor de la Orden de Gala- 
trava; añadiendo los donantes «que nos metemos sicut dictum est 
in societat cum los freires de salvaterra ut simus in protec* 
tione sua.» 

» 

«Pacta carta apud Ortam. Sub era m.cc.xxxix.» 
a. 1201. 43. Cana partida por A. B. G. y escrita en romance caste- 

llano por la que D. Pedro Ruíz se declara familiar de la Orden 
de Galatrava, dando á la misma mil maravedis. 
«Anno domini m.cg. et i. Fecha la carta vii dias andados de...i> 
A. 1201. 44. Carta de Pedro Micael Cojo y su mujer doña María en la 

^^y^ que declaran «mitiemus nos in el convento de los fraires de Sal- 

uaterra con todo nostro quinto tam de movile quam de radico per 

romisionem omnium peccatorum nostrorum et solutionem paren- 

tum nostrorum.» 

«Facta carta mense madii. Sub era m.cc.xxx.viiii.» 

A. 1201. 49. Carta de venta otorgada por Rodrigo López á favor de don 

Junio. Ordoño Pérez y su mujer María Gutiérrez de u ñas casas en Madrid 

y cuanto le pertenecía en las aldeas de Valnegral, Moratalfaz y 

orillas del Tajo, provincia de Toledo, en precio de xxv morabetinos. 

«Facta carta ista mense iunio. Era m.cg.xxx.viiii. Regnante rege 

aldefonso cum regina alienor uxore sua in tolete et in castella et 

in toto regno suo.» 

A. 1201. 46. Carta de donación de cuantos bienes poseía en Ovierna, 

Septiembre. p Juan, clérigo de la misma, á favor de la Orden de Salvatierra, 

á cambio del usufructo vitalicio de la casa de Santa María de 
Ovierna que esta le concede. 
«Facta carta Septembris mense. Sub era m.gc.xxxix.^i 
A. 1901. octub. 47. Carta de venta de una casa y el diezmo de una aceña en 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN DE CALATRAVA. 103 

pi*6cio de VI morabetiuoSy otorgada por Juan Román á favor de 
Eulalia. No expresa el lugar donde radicaban estos bienes. 
«Pacta carta in mense Octuber. Era m.gg.xxxvuii.» 

48. Carta partida por A. B. C. de arrendamiento de una be- Año 120R. 
redad en Sesenna otorgada por el Maestre de Salvaterra Martín ^"«""o- 
Martínez y Roy Díaz comendador con todos sus freires á favor 
de Rodrigo luanes de Yillapichnin durante su vida para «que 
aret con uno iugo de boes, e esta heredad assi Ja damos que 
det della el décimo cada auno a los fraires» á quienes volverá la 
heredad á la muerte de aquel. 

«Pacta carta mense jan uarii. Era m.cc.xli.b 

49. Carta de Pedro Fernández "fillius Femandi fíoderici el A. 1208. 
infanÜBse^ dando al Maestre de Salvatierra cuantos bienes le per- ^«°^^- 
tenecian en la colación de San Nicolás, sin expresar dónde. 

«Data apud ylesidam mense angustí. Sub anno domini 

M.CC.III.» 

50. Carta de donación de cuantos bienes le pertenecían en a. 1208. 
Castilla y León otorgada por Elvira, Condesa de Urgel á favor del ^^^^ ^^' 
Maestre y Orden de Salvatierra. 

«Parta carta, xiii kalendas septembris anno m.cg.iii.» 

51. Carta de donación de la Iglesia de Santa Eulalia «que sita a 1203. 
est Ínter flumen et vineas» otorgada por García López y su mu- ^°^»«™^f« ^^• 
jer doña Inglesa á favor de la Orden de San Benito, del Maestre 
y Convento de Calatrava. 

«Pacta carta 11 Idus novembris. Sub era m.gc.xli.» 

52. Carta de partición de una heredad en Carmena entre el a. 1204. 
Maestre de Salvatierra y el abad de San Vicente. Agosto 11. 

«Pacta carta XI die angustí. Sub era m.cc.xzxxii.» 

53. Carta de donación de «illam aldeam que vocatur aldea a. 1204. 
nova de campo moUado cum montibus e uillibus» otorgada á 8«P^»«mbre 28. 
favor de «Martino de Salvatierra Magistro» por Pedro Pernández, 
su mujer doña Exemena Gómez y sus hijos. 

«Pacta carta. Sub era m.cc.xlii. ix kalendas Octobris. Regnantc 
Rege Alfonso in legione Gallicia Asturias y extremadura.» 1 

54. Carta de donación de Ranconada «que iacet circam uillam a. i2r)5. 
albam et ínter pussam et cedenam» y otros bienes que detalla, ^*y^' 
otorgada por Pedro Pernández y su mujer doña Xemena á favor 






^ 



I ■ 



104 



BOLBTIN DE LA RBAL ACADEMIA DE LA HIBTOBIA. 



Afio 1205. 

A. 1206. 
Diciembre 25. 



A. 1206 á 1212. 



A. 1206. 
Marzo. 



A. 1206. 

A. 1206. 
Diciembre. 



de la Orden de Salvatierra, á condición de que los frailes de ella 
tengan un hospital en Santa Olalla. 

«Facta carta mense niaii. Eraif.cc.xLni. Regnante rege Alfonso 
una cum uxore sua alienor in Gastella et in toleto et cum fliiis 
suis Ferrando et henrrico.» 

55. Duplicado del documento que antecede. 

56. Declaración de D. Muño y doña Marina, albaceas del 
marido de esta en Genos, de haber puesto en almoneda por treinta 
días, el aldea de las Cuevas, durante los cuales no han ofrecido 
por ella más de xxx morabetinos, quedándosela el dicho don 
Muño por la expresada cantidad. 

«por naduidat in era Af.cc.xL.iii.» 

57. Carta de donación vitalicia de la villa de Burguillo otor- 
gada por el Maestre D. Rodrigo Díaz y Orden de Calatrava á favor 
de Micael Balduint, mediante la entrega de... morabedis Alfonsis, 
sin que el rey de Castilla ni hombre alguno pueda quitársela, á 
la muerte de cuyo señor volverá dicha villa á la referida Orden 
militar con todas las mejoras en ellas realizadas. 

«Sub genérale capitulo concesum fuit hoc.» Careciendo de data 
expresa este documento, se coloca entre las fechas del Maestrazgo 
de D. Rodrigo Díaz. 

58. Carta de venta de un cuarto de casas en Maydrid, 
colación de Santa María; el Quarto de la aldea de Yalnegral; el 
de Otos y algunas yugadas de bueyes en Moratalfaz, otorgada 
en «precio de ce et xxx morabetinos» y á favor de Rui Diez, 
Maestre de Salvatierra, porD. Ordon Pérez y su mujer María 
Gutiérrez. 

«Facta carta in mense marcii. Era m.gg.xliiii. Regnante rex 
Alfonsus in toleto et in Castella.» 

59. Duplicado del documento que antecede. 

60. Carta de venta de unas casas «que son al arroio con gote- 
ras e con essidos e con entradas e con salidas assi comol pertenece 
in precio pazible por xxi morabetinos e medio», otorgada por 
Juan Domínguez del Arroyo y su mujer Menga Galega, á favor 
de D. Stephanus, abad de Bouadiela. 

«Facta carta in mense decembris. Era m.gg.lxiiii anos. Reg- 
nante rex alfonso en toleto et en Castella.» 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN DE GALATRAVA. 105 

61. InformacióQ sobre el donativo de unas tierras en Aceca, Año 1207. 
término de Toledo, hecha á la Orden de Calatrava por don 8. Ar- ^^"^' 
cediano de Madrid. 

«Pacta carta mense aprilis. Sub era m.gg.xlv.» 

62. Carta de donación de una heredad y casas en Medina a. 1206. 
otorgada por Amoro filia del Alcayath á favor de la Orden de ^*y®* 
Salvatierra. 

«Pacta carta in mense raadii* Sub era m.gg.zlvi. Regnante rex 
illefonsus en toledo.» 

63. Carta de donación que D. Diego Gómez hizo á la Orden a. 1209. 
de Salvatierra del quinto de sus bienes. Marzo 27. 

«Pacta carta vi kalendas aprilis. Sub era m.gg.xlvh. Regnante ' 
rege Aldefonso vna cum regina alienore et eiusdem ñlio ferdi- 
nandoin Castella.i 

64. Carta de Farripas Adalil y su mujer doña Mayor, decía- a. 1210. 
rando que entran en la Orden de Salvatierra con el quinto de sus 
bienes, á condición de que sus cuerpos sean recibidos por el con- 
vento de dueñas de San Clemente de Toledo; mandando el caballo 

y armas de Parripas al hospital de Salvatierra. 
' «Regnante reí alfonso en toledo et in Castiela. Era m.gc.xlviii.» 

65. Carta partida del cambio de Villavalgo y mil morabetinos a. 12:0. 
que da D. Martín Pernández al Maestre de Salvatierra por el dis- ***"° ^^' 
frute vitalicio que la Orden le concede de su villa de Burguillo 

en Navarra. 

«Pacta carta mense marcio. Era m.gc.xlvih die Santi Gregorii. 
Regnante rex illdefonsus in Gastella et in toleto cum regina alie- 
ñor et infant don Perrando e don Enr.ric.» 

66. Carta de donación del castillo de Presneda hecha por a. 1210. 
Martin Martínez cdei gracia alkanicis milicie magistro a Exi« ^"''^^' 
minio López» á condición de volver á la Orden con todas las me- 
joras que realizare en el mismo si careciese de sucesión legí- 
tima. 

«Pacta carta hanc donationis apud montem rubeum mense 
marcii. Anno dominice incarnacionis m.cc décimo. Regnante 
rege petro in Aragón et in barchinona.» 

67. Carta partida de donación de la Iglesia de Presneda con a. 1210. 
sus diezmos, primicias y pertenencias, otorgada por Raimundo, ^^°*^' 



106 



BOLETÍN DE LA REAL ACADBBflA DE LA HISTOAIA. 



Año 1211. 
Junio. 



A. 1211. 
Diciembre 6. 



A. 1212. 
Junio. 



A. 1212. 
Diciembre n. 



A. 12W. 
Enero 1. 



A. 1213. 
Febrero. 



Arzobispo de Zaragoza^ y capitulo de San Salvador á favor del 
convento de Alcañiz y Orden de Galatrava. 

«Actum est hoc mense junii in claustro S.^ Salvatoris. In 
Era M.GG.XLViii.» 



Carta partida por A. B. G. de doña Toda Pérez, hiya de 
D. Pedro Ruíz, dando á poblar unos solares y casas en Alfaro á 
Martin Seménez, su mujer Granada, y otros que enumera deta- 
llando sus lotes, á condición de que cada uno le dé anualmente 
dos sueldos de dineros de cualquier moneda y mi de ellos el que 
tomare dos quiñones. 
cFacta carta in mense iunio. Era iixcalvihi.» 

69. ^ Testimonio de convenio entre el Maestre de Galatrava 
y D. Pedro Fernández, comprometiéndose á que la Orden tenga 
en prenda ciertos castillos y lugares, mientras D. Pedro, rey de 
Aragón, pagaba cierta cantidad. 

«Esto fue fecho en el mes de decembris en el dia de Santo 
nicholau sub era m.cc.xliz e esta carta fue fecha en Legión ad 
aquela ora que aduzo el fi de Abobid el auer al rei de Legión.» 

70. Garta de donación vitalicia de x yugadas de tierra en 
Otos, mediante el pago del diezmo de sus productos hecha por 
el Maestre y la Orden de Salvatierra á favor de D. Fernán Pérez 
y de su mujer doña India. 

«Facta carta mense iunii. Era m.gg.l.» 

71. Garta de venta de la aldea de lepes con sus pertenencias, 
otorgada por doña Orabona, hija.de D. Román y doña María á 
favor de D. Gonzalo Fernández, alguacil de Toledo, y su mujer 
doña Loba en precio de «duobus morabetinos.» 

<t Facta carta etydoneis testibus roborata. zvii die decembris. 
Sub era m.cc.l.» 

72: Garta de venta de heredades hecha por Martín García al 
Gomendador de Olmos D. Juan Ballislero, en precio de xx mora- 
betinos de oro y peso. 

«Facta carta, primero dia de enero. Era m.gg.li.» 

73. Garta de venta de las heredades que anteceden, otorgada 
por el Gomendador de Olmos, D. Juan Dallistero á favor de don 
Gonzalo Fernández y su mujer doña Loba en precio de l mora- 
betinos. 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN DE CALATRAVA. 107 

«Facta carta in mense februarii. Era bí.gg.li.» 

74. Carta partida de donación de las casas que son cin colla- Afio 1213. 
tione Sanli dominici» las que fueron de doña Marina, otorgada á ^'''"^^® 
favor de los frailes de Calatrava por Pedro Azen, Domingo Pérez 

y doña Eulalia, á condición de que «doña marina ista nominaia 
more en ella en todos suos dias et non seades poderosos in tola 
sua vita d*echarla fuera.» 
«Pacta carta mense Octobris. Suh era m.gc.li.» 

75. Carta de donación de la aldea de Mendemno, término de a. 1214. 
Maqueda, otorgada á favor del Maestre de Calatrava Ruy García ''•****«ro. 
y al convento de la Orden por Pedro Martín. 

«Pacta carta in mense februarii. Era m.cc.lii.» 

76. Traslado simple de la carta de donación de la heredad de a. 1215. 
Alcaleya, otorgada por doña María, viuda de D. Miguel Sanz, y ^^^^' 
sus hijos, á favor de la Orden de Calatrava y casa de Alcañiz, en 
compensación de mil morabetinos que aquel debía dar á dicha 
Orden. 

«Pacta carta in mense madii. Sub era m.cc.l. tercia.» 

77. Carta partida por la que «domingo petriz e dona enebra a. 121^. 
mi mulier amos en uno nos otorgamos á la Orden de Monfranc ^'°®^°^- 
con todo lo que nos a vemos en todo el mundo iuso e ganado.» 

«Pacta la carta en plazencia 11 dias andados En ñero. Era 
M.cc.Lvr.» Conserva los cordones del sello de cera pendiente. 

78. Carta partida de la donación hecha al Maestre D. Gonzalo a. I2i8á 1237. 
Yáñez y Convento de Calatrava, por Juannes Martín y su mujer 

doña María, de todos sus bienes ganados y por ganar á cambio 
de que aquellos les recibieran por familiares de la Orden. 

79. Carta partida por A. B. C. por la que Fernán Suárez y su a. I2i8á 1237. 
mujer «don Oro» se dan por familiares de la Orden de Calatrava 

á la que entregan el quinto de sus bienes si tuvieren hijos y si 
no dejaren sucesión todo su caudal á la muerte del último, sin 
que los hijos habidos en otro matrimonio de los otorgantes, pue- 
dan heredar los bienes del que falleciere, sino que pasaran ínte- 
gros á poder de la Orden, la que se obliga á defender las personas 
y bienes de los donantes. Tuvo sello pendiente. 

(Este documento y el que antecede carecen de dala expresa y se 
colocan entre las fechas del Maestrazgo de Gonzalo Yáñez.) 



108 



BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



Afio 1218. 



A. 1219. 
Marzo 4. 



A. 1219. 
Julio. 



A. 1220. 
Mayo. 



A. 1220. 
Mayo 24. 



A. 1222. 
Diciembre 19. 



A. 1223. 
Mayo 7. 



80. * Homenaje hecho á la Orden por Rui Bermúdez, caste- 
llano del de Mirabel, término de Plasencia, en tiempo del rey 
D. Fernando III de Castilla. 

«Era M.cc.LVi.» 

81. Carta de los fueros concedidos al Concejo de Quintanelas 
por D. Rodrigo Rodríguez y su mujer doña Inés Pérez. 

«Pacta carta in mense Marcii. Otro dia de emeteriiet celedonii. 
Era M.GG.LVii. Regnante rege don Fernando con sua madre donia 
berenguiela en Castiela y en Toledo.» 

82. Carta partida de la donación vitalicia hecha por el Maestre 
y Comendador mayor de Calatrava á favor de D. Juan Pono y su 
mujer doña Eulalia, de la azuda del Emperador, en el Guadiana 
y los molinos y cuanto fuese de la Orden cpara que lo hayan en 
todos sos dias y después de sos dias que finque á la Orden. i 

«Facta carta en el mes de julio en las casas d'... Era m.gg.lvu.» 

83. Carta partida de cambio de casas en Madrid hecho por 
el Maestre de Calatrava y su Comendador D. Arias Pérez, con 
D. Morier Johanes y su mujer doña Lucía. 

«Facta carta in mense madii. Era m.gg.lviii. Regnante rez don 
Fernando iu toledo et in Castiela.» 

84. Carta de venta de una heredad en término de Aceca «d- 
tra et ultra fenares», otorgada á favor de «dompno vincencio» en 
precio de l áureos por D. Julián, vecino de Guadalajara. 

«Facta carta mense madii nono kalendas iunii. Era m.gg.lviii. 
Regnante rege ferrando una cum uxore sua domina Beatrice. 
Nec non cum ilustrissima matre sua domina Berengaria in Cas- 
tella et in toleto et in regno suo toto.» 

85. Carta de pago de vii morabetinos, valor de unas casas y 
viña que D. Pedro, presbítero de Santa Eugenia, dio al convento 
de los frailes de Calatrava , dada por la sobrina de aquel , doña 
Dominga, á favor de D. Guillen González. 

«Facta carta in mense decembris vespera Santi dominici. In 
era m.gg.lz.» 

86. Carta de donación de la heredad de Aceca, aldea de Gua- 
dalfaiara con todas sus derechuras y pertenencias, otorgada á 
favor de la Orden de Calatrava por D. Gonzalo Pérez de Molina y 
su mujer doña Teresa Gómez. 



DOCUMENTOS DB LA OÍIDBN DE (2ALAtRAVA« lOd 

«Facta carta. Yalladolid vii die Madii. Era m.gg.lx prima.» 

87. Carta de donación de los bienes que Juan Estefano y su abo 1223. 
mujer doña Justa poseían en Medinaceli, Padilla 7 Luzón, hecha ^^^^ ^''^' 
á favor de la Orden de Galatrava con tal de ser recibidos familia- 
res de la misma. 

«Facta carta xv die Madie. Sub era m.cg.lxi.» 

88. Carta por la cual cdon lohan datienza di mió cuerpo e mi a. 1228. 
alma a la Orden de Galatrava e con mi alma di quanto yo avia Septiembre u. 
en el Almodovar heredades e vineas e casas e defesas.» 

«XI dias andados en Septembre. Regnante rey don ferrando en 
Toledo y en Castiella. Sub era m.cc.lxi.» 

88. Carta de donación á favor de la Orden de Calatrava y a. 1223. 
Comendador de Cogolludo, D. Pedro González, de cuantos bienes oct«^w9. 
pertenecían en Cifontes á D. Ruy Fernández, alcalde del rey, y 
á su mujer doña María. 

•IX dias andados del mes de Octubre. Sub era ic.cg.lxi.» 

80. Carta de reconocimiento de deudas entre D. Alfonso y su a. 1227. 
mujer doña María García, concediéndose mutua participación en ^^^rero. 
sus bienes propios en Llanes. 

«Facta carta in mense februarii. Era m.gg.lxv.» 

81. Testamento otorgado por doña lUana en el que dispone a. 1227. 
varias mandas y legados, entre ellos que se dé de comer á l po- Marzo 22. 
bres el día de su sepultura. 

«Facta carta en los xxii dias andados del mes de marzo. Sub 
era m. e ce. e lxv.» 

82. Carta partida de donación de la Iglesia de Veziela con a. 1228. 
cuantas posesiones le pertenecen, otorgada á favor de la Orden ^fl^"^^^- 
de Calatrava por D. Guillen Pérez con aprobación de su madre 

doña Urraca Diez. 

«Facta carta. Sub era m.gg.lx vi pridie kalendas Setembris. 
Regnante rege Adefonso in legione et in Galléela. » 

88. Carta partida en la que declara «D.* fierro e mi muger a. 1232. 
dona leocadia de Cintfontes nos metemos en la Orden de Cala- 
trava con corpos e con los averes con mueble e con rayz.» «E re- 
cibiónos el Comendador de Soria e datienza en la ermandad del 
convento de Calatrava. • 

«Era ic.GG.LXx.» 



lio 



boletín Dfi La real AGADBlflA Dfi LA HtSTORÍA. 



Año I2a2. 
Febrero. 



A. 1292. 
Mayo 9. 



A. 19S5. 



Julio 24. 



A. 1238. 
Mayo 23. 



A. 123d. 
Agosto 3. 



A. 1289. 
Diciembre 27. 



94. Carla.de donación de dos pares de casas en Solana becba 
á favor de la Orden de Calatrava por D. Rodrigo Andrés y su 
mujer Mari Mínguez en beneficio de sus almas. 

«Facía carta in mense febroarii. Era m.cc.lxx annos.» 

95. Carta de venta de Paredes de Nava hecba á la Orden de 
Calatrava por D. Alvar Pérez, bijo de D. Pedro Fernández el 
Castellano, en precio de siete mil maravedís alfonsies.» 

«Facta carta. Sub era m.cc.lxx. vii Idus Maii.» 

96. Carta del Concejo de Andújar haciendo merced y dona- 
ción á la Orden de Calatrava y su Comendador Pedro Nüñez por 
los servicios recibidos de ella, de una heredad en el Villar de las 
Caleras que es entre Escobar y la Torrecilla, con todas sus per- 
tenencias, derechos y propiedades. 

«Era M.cG.LXxiii años quando Regnaua el Rey D. Fernando 
en Casliella e en toledo e en león e en Gallicia e migravit Regina 
dona Beatriz.» 

97. Carta de venta de la Villa de Paredes, en el reino de 
León, otorgada por D. Alvaro Pérez en precio de 15.000 morabe* 
tinos á favor de doña Mencía López, en las condiciones que deta- 
lla y con la expresa autorización del rey. 

«Facta carta in Burgis. Rege exprimente xxini die Julii. 
Era M.CC.LXX. Quinta.» 

98. Carta de cambio de una tierra en la Vega de Valpueata 
ante la Iglesia de San Paiiulo propia del arcediano D. Gonzalo 
Pérez y por otra tierra, y ccl morabetinos que recibe del Maestre 
de Calatrava D. Martín Ruíz. 

«Facta carta mense Mayo, xxiii andados. Annoab incarnalione 
ihu. Xristi. M.Gc.xxxviii, Era m.gc.lxxvi. Regnante rege ferdi«- 
nando cum uxore sua regina Juana en Burgos et in toleto et in 
Castilla et in León et in Gallicia et in Cordova et in suis regnis.» 

99. Carta de donación hecha á la Orden de Calatrava por 
D. Sancho , arcediano de Sepúlveda de todo cuanto poesía en la 
ciudad de Úbeda y Córdoba. 

«Facta carta in Secobia iii die Augusti. Anno domini 
M.cc.xxxviii.» Tuvo sello pendiente. 

100. Carta de cambio entre D. Pelayo Marzael y la Orden de 
Calatrava de una sudria por otra en el río Carmanaxara. 



DOCUttKNTOB DE La OHDBN Dfi dALATÜAVA. 111 

cPacta carta mense decembris iiii días por andar. Sub era 

M.CC.LXXVII.» 

101. Carta de donación á favor de frey D. Qómez, Maestre de Año 1241. 
Calatrava y convento del mismo lugar, otorgada por D. Pedro ^o^í*™^'« ^^• 
Martínez de cuanta heredad le pertenecía en el Taxonar tque es 

en Navarra e esta balmosna ... di á la Orden a fuer del Libro 
Judgo.» 
cPacta carta in Toleto x die Novembris. Era millesima 

CC.LXXIX.» 

102. Carta de donación de bienes hecha por la Condesa «don a. 1242. 
Elo» á favor de su hijo D. Rodrigo á condición de que pague las ^«^'•"<>2o. 
deudas y mandas que dejó su hermano D. Alvaro, dueño de los 

bienes dados por ella. 
cBsto fué fecho en Toledo xx días andados de febrero. Sub era 

M.CC.LXXX.» 

108. Carta de venta de unas casas en la colación de ^nta a. 1*245. 
María, de unas viñas en la puerta de Alvar Colodra, y otros ^^"1^^- 
bienes que detalla y deslinda, en Córdoba, otorgada por Pe- 
dro Pelaez de Alarcón , en precio de cccc morabetinos alfonsies 
á XV solidos el morabetín, á favor de Roy Pérez |asturiano, mes» 
nadero del Rey. 

«Pacta carta xvi dias andados de Abril. In era m.gc.lxxxxii.» 

104. Carta de venta de la villa e castillo Anciso «que es entre a. i246. 
Yanguas e Presinoi, con todas sos aldeas y derechuras, en precio ^^^^ ^' 
de ocho mil maravedís Alfonsies, otorgada por D. Symon Roiz á 
favor de D. Ferrant Ordoñez , Maestre de Calatrava y á todo el 
convento dése mismo lugar.» 

«Payta carta el primer dia del mes de mayo en Era 
M.CC.LXXX1111.» 

105. Carta de donación vitalicia de unos pedazos de tierra que a. i246. - 
detalla, en Alfaro, otorgada á favor de Domingo Iñigo por don ^^^^ ^^• 
García López, Señor de Alfaro y usufructuario de ellas, por cesión 

de la Orden de Calatrava. «Aquesta predicta vos dono que la 
esfructedes e que non fagades de ello nenguna mala barata.» ^ 

«qui hanc cartam fecit xi die Madii Sub era m.cg.lxxxiiii.i» 

106. Carta partida, por A. B. C, concediendo á Ray mundo a. 1*246. 
Vital la Capellanía de Peñarroya con cuantas pertenencias le ^^y^^"^* 




m 



fiÓLfití^t D£ tA RtaAL ACADEMIA DÉ LA titStOtlíA. 



Afio 12S2. 
Marzo 15. 



A. 1253. 
Marzo 94. 



A. 1255. 
Marzo 28. 



A. 1255. 
Abril 12. 



A. 12S6. 
Diciembre 13. 



correspondan, otorgada por Lope Martínez ^ Comendador de Al- 
cañíz y el convento del mismo lugar. 
cQuod est actum xvi. Kls. junii Anno uerbi incarnali m^cc^uyi.» 

107. Carta de obligación del Maestre y Convento de Galatrava 
á responder de ventitrés privilegios que para su custodia le habíao 
sido entregados por la reina Doña Juana, segunda mujer de Fer* 
nandoel Santo. 

«Esta carta fué fecha en Calatrava la nueva en el Cabildo ge- 
neral, viernes quince dias andados de Marco. Era m.gg. nonagé- 
sima.» 

Tiene cintas del sello pendiente. 

108. Carta partida, por A. B. C, en la que el Maestre de Gala- 
trava, freí Forran t Ordoñez y su Orden, dice: «Damos e otorga- 
mos al conceio deCogoUudo el fuero de Guadalfaiara y este fuero 
es dado con placer del conceio e de todo el convento. > 

«F^cha la carta en Calatrava nono Kls. Aprilis EraM.CG.LXXxx.]> 

109. Carta partida, por A. B. C, concediendo la tenencia del 
Castillo de Algarín, que es entre Pego y Pesquera, á Arias Pérez 
para todos sus dias, pudiendo labrarle y poblarle y dando á sus 
pobladores el Fuero de Priego, otorgada por el Maestre D. Pedri 
luañez y la Orden de Calatrava. 

«Fecha la carta zxviii dias de Marzo En era de mili e dosientos 
e nonaenta e iii años.» 

110. Carta partida, por A. B. C.^ por la que la Orden de Ca- 
latrava hace donación vitalicia á Doña India y á su hija Doña 
Inés, de todo cuanto pertenecía á aquella en Pantoja; á condi- 
ción de que volviese á la Orden á la muerte de las mismas , en 
unión de la Aldea de Ciruelos el viejo, dada anteriormente por 
ella á D. Ferrant Pérez marido de Doña India y que él conser- 
vaba en su poder. 

«Facta carta Lunes xii dias de Abril Era e docientos e nonaenta 
e tres anuos. • 

111. Carta partida, por A. B. C, en la que D. Pedro luañez, 
Maestre de Calatrava, «do e otorgo a aquellos ornes e a aquellas 
mugeres que fícieron los molinos en Cabanas fastal Era desta 
carta que los tengan por en sus dias e a sus finamientos que fin- 
quen los molinos á la Orden e que entanimientre que den de cada 



bOCÜBtÉNTÓS DÉ LA OkDÉN DÉ ÓALATRAVa. tl3 

molino cada año medio Cañz de trigo al Comendador que fuere 
de Gabanna por resconocimiento.» 

«Fechas las cartas en ferrant muñoz Miércoles xiii dias de De- 
ziembre. En el Era de mili e ce. e nonaenta e quatro años.» 

112. Carta de donación á favor del Maestre D. Pedro Ivañez y Año 1258. 
Orden de Calatrava, en la que D. Pelayo Pérez de Asturias la ^"^^^S- 
hace merced «por remisión de mis pecados x yugadas de heredad 

danni vez que he en Plani que me dio el Rey don Alfonso.» 

«Dada en Valladolid Sábado v dias andados del mes de henero 
en Era de mili cc.xcvi años.» 

113. Diligencias de apeo, deslinde y amojonamiento practi- a. 1259. 
cado entre los términos de Lurcna y Zambra, hecho de orden de ^^^^^^ 
Alfonso X, y á instancia de la Orden de Calatrava y el cabildo 
Catedral de Córdoba, por D. Ordoño Pérez; D. Jague, Jurado del 

Rey en Ubeda; D. Aben Pérez, Alcayt de Ecija y Ababdile Allea- 
geri. Moro de Ecija. 

«Pacta carta postrimero dia del mes de Abril Sub. E. m.gg. nona- 
gésima sexta.» 

114. Carta partida, por A. B. C, de la donación del tercio de a. 1200. 
sus bienes, habidos y por ganar, hecha al Maestre, Comendador, Marzo?. 
Convento y Orden de Calatrava, por Diego Pérez el ferrado, de 
Medinaceli. 

«Facta carta vii dias andados de Marzo E. ií.gg.lxxxx octava.» 

115. Carta de censo de un solar en Alcañíz por un par de ga- a. laoo. 
Hiñas anualmente, dada por el Comendador de Calatrava á Juan I^*«i«™^re8. 
de Morronia. 

«Actum est hoc vi Idus decembris Era m.gg.xg octava.» 

116. Ejecutoria del Arzobispo de Sevilla contra el Arcediano a. 1261. 

y Dean de Jaén por quebrantar los privilegios concedidos á la Or- 8«pt»«™*>«^ ^• 
den de Calatrava. 

«DatamGaeni Annodomini. aí.gg.lx. primo v idusSetembris.» 
Deteriorado. 

■ 

117. Carta partida, por A. B. C, de la donación hecha á la a. 1202. 
Orden de Calatrava por D. Rodrigo Diaz de Rojas, de los bienes ***y^^' 
que detalla, en Xjlla Vedón y otros lugares que enumera. 

«Facta carta xx dias andados del Mes de Mayo. Era de mili e 
trezien tos años.» 

* 

TOMO XXXWi 8 



■1 



114 



BOLBTÍN DB la RSAL ACADBMIA DS la aiSTORÍA. 



Ano 129!). 
Bnero 3. 



A.* 1287. 
Abril. 



A. 1267. 
Abril 21. 



A. 1207. 
Septiembre 14. 



A. l'¿e». 
Mayo 12. 



A. 1M9. 
Iklayo 23. 



118. Carta de cambio de la heredad de Valdebonell, término 
de Berga, de la Orden de Galatrava, por dos campos en Valí de 
Olivar, del mismo lugar, otorgada por D. Raymundo Ivaflez, 
Comendador de Alcañis^ con los vecinos de Berge^ Felipe y su 
mujer Sancha, dueños de los campos. 

«Et est actum iii nonas ianuarii: Era m.ccc.i.» 

119. Carta de donación vitalicia en préstamo de la casa de la 
Puente del Emperador con todas sus propiedades y pertenencias 
que detalla, otorgada por D. Juan González, Maestre, el convento 
y la Orden de Calatrava á favor de D. Ruy Martínez de Mos- 
quera. 

«Facta carta... ias andados de Abril Era raillesima trezentesima 
quinta.» 

120. * Testimonio en pergamino que instruye la apelación 
por parte de la Orden de Calatrava, contra el Arzobispo de Sevi- 
lla y demás que pretendieron quebrantar sus fueros. 

cActum Cordube xi Kal. Maii. Era millesima trezentesima 
quinta.» 

121. Carta partida, por A. B. C, en la que el infante D. Ma- 
nuel declara haber recibido, del Maestre y Orden de Calatrava, 
cuantos bienes pertenecen á la misma en Peñafiel y su término, 
<Bt otorgo que después de mios dias que vos lo dexo todo libre e 
quieto a vos e a la Orden sobredicha con las meiorias e con los 
bienes que yo y feciere.» 

«Dada en Sevilla miércoles xiiii días de Setiembre en Era de 
mili e trezientos e cinco años.» 

122. Cédula del Arcediano de Jaén citando al Arzobispo de 
Sevilla, para que guarde los privilegios de que goza la Orden de 
Calatrava; con inclusión de la Bula de Alejandro IV sobre el par- 
ticular. 

«Datam Oienne Año domini m.cc.lz. nono un idus Madi.» 

123. Carta partida, por A. 6. C, del cambio hecho por el in- 
fante D. Felipe, su mujer, D. Fernando Ruíz de Castro y la suya, 
y D, Ramón de Castro con la Orden de Calatrava, de la Villa de 
Paredes de Nava, que entregan aquéllos por quince mil marave-- 
dís, la mitad del infantazgo de la reina Doña María y otras cosas 
que ésta les da. Incompleto. 



DOGUMBNTOS DB LA ÓBDBN DB CALATRAVA. 115 

cFecha la carta en Toledo viernes en zxiii días de mayo. Era 
de Mili GGG siete años.» 

124. Carta partida, por A. B. C, del convenio hecho por la Año 1210. 
Orden de Galatrava 7 D. Fernán Gudiel, por el cual este recibe 
vitaliciamente cuantos bienes pertenecen á aquella en la Aldea de 
Pantoja, provincia de Toledo, á cambio de la donación que le hace 

de la mitad de la heredad de Peralejos. 

cFecha esta carta en el mes de J... Era m.ggc.viii annos.» 

125. Declaración de poseer cuantos bienes pertenecen á la Or- a. i^no. 
den de Galatrava en los Molinos de la Puente de Aguilar de Cam- Agoetoc. 
po y dos solares en Fronzada, hecha por Rui Diaz de Yaldetorres, 
Alcalde del rey y su mujer Doña Sancha. 

«Fecha la carta en Burgos Miércoles vi dias de Agosto Era de 
mili e GGG e ocho años.» 

126. Carta de donación de un panal » una viña «e toda la re- a. istto. 
tornada que es fagal Rio cerca», otorgada á favor del Maestre y ^«^^ ^"^ 
Convento de Galatrava por Maestre Martín, Arcediano de Jaén. 

cFecha esta carta Domingo diez e siete dias de Agosto Era de 
mil e trezientos e ocho años. 

127. Carta partida, de cambio de una viña del comendador de a. i27«. 
perita, con Domingo... «por tres viñas que auedes en el parral.» ^*"° ^^■ 

«Fecha la carta viernes zii dias andados de Marco Era de mili 
e trezientos e iiiii años.» 

128. Traslado autorizado por Martin Estovan, Escribano pü- a. 1276. 
blico. Notario de la Corte del Arcobispo de Toledo, del testamento ^^^^ '*• 
original de Doña Leonor Rodríguez, otorgado en Santa Olalla 

xzvii dias andados de Abril. Era de mil e gcc e xiii años. 

«Esta carta del dicho testamento fué presentada en Alcalá de 
henares jueves xvi dias de Abril Era ü.ggg.xiiii.» 

129. Traslado autorizado del testamento que antecede y carta a. I2n. 
de la testadora al Maestre de Calatrava dándole poder para cum- ^^^^ ^^ 
plir su última voluntad. 

«Data Burgis Idus Aprilis. Año domini millesimo ce. Septua- 
gésimo séptimo.» 

130. Carta de venta de la mitad de la heredad de Peralejos a. 1277. 
con su Salina, término de Aranjuez, que es de los frailes de Uclés^ Agoeto u. 
hecha á la Orden de Calatrava por Doña Perona, viuda de D. Se- 



lió 



BOLBTIN DB L/L AlSAL AGAbÉÍÉlA Í)B La ííistÓÁtA. 



Año 1277. 
Noviembre 2 



A.l2t». 
Febrero 24. 



hastian, ea precio de tres mil maravedís «de los dineros blancos 
de siete sueldos e medio el maravedí. > 

«.Fecha la carta en Toledo en los palacios que fueron de Galiana 
e son de la Orden de Calatrava dia de miércoles onzedias dagosto 
Era de mili e ccc e quince años.» 

131. Declaración de D. Gonzalo García de Estrada y Doña 
María García, su mujer, dándose por recihidos de las casas de la 
Miña con sus vasallos, que vitaliciamente les concede la Orden de 
Calatrava para que las usufructúen, á cuya muerte fincaran de 
nuevo en la misma. 

«Fecha la carta en Burgos dos días andados del mes de Noviem- 
hre Era de mil e trezientos e quinse años.» 

132. Escritura otorgada por el Comendador mayor de Alca- 
ñiz, dando á censo perpetuo un pedazo de tierra, en su término, 
con el consejo de los demás religiosos del Convento, á Gonzalo. 
Muy ilegible. 

cActum est hoc vi Kalendas Marcii. Auno domini m.gc.Ixxx.» 

133. Carta de venta de cuatro cañales de huerta sobre el mo- 
lino de la puente de Carrera, en Baena, por noventa maravedís 
alfonsies de la moneda de ia tierra, otorgada á favor de Rodrigo 
Arias de Cacho por Juan Ivañez el Gallego y su mujer Marina 
López. 

«Fecha la carta xii dia de Enero Era de mili e ccc e xx Años.» 

134. Ejecutoria contra los moradores de Alcañiz que invadie- 
ron la fortaleza que en ella tenía la Orden de Calatrava, dando 
muerte á algunas personas: siendo condenados á la pérdida de la 
mitad de sus muebles. 

cCesarauguste iii Klns madii. Auno domini m.gg.Íxxx Tercio.» 

135. Carta de venta del castillo y villa de Laguna Rota, cerca 
de Berbegal, con derechos y pertenencias, otorgada á favor de 
D. Rodrigo Pérez Ponce, Comendador de Alcañiz, en nombre de 
la Orden de Calatrava, por D. Pedro Martín de Artasona, Justicia 
de Aragón, por sí y su esposa Doña Navarren, en precio de «Qua- 
draginta duorum Milium solidorum monete Jachensi bonorum 
quos a nobis veré habuimus.» 

«B)ra M.GCG vicésima segunda pridie Kalendas Madii.» 
A. 1284. Mayo 23 136. Venta del castillo y villa de Fozcalanda con sus dere 



A. 1282. 
Enero 21. 



A. 1283. 
Abril 29 



A. 1284. 
Abril 30 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN DE GALATRÁVA. 117 

chos y términos, que deslinda, hecha por Doña María Ramírez, 
mujer de 1). Pedro Sachón de Vidaure á favor de la Orden de 
Calalrava y en su nombre á D. Rodrigo Pérez Ponce, Comenda- 
dor de Alcañiz, en cuyo término radica el Castillo, en precio de 
« viginti e dno milia sóidos jachenses bone et legalis monote curri- 
bilis aragonie.» 
«Actum esl hoc x kalendas Junii. Era Milésima cc.xx secunda.» 

137. Otro ejemplar del documento que antecede. Año i284. 

138. Testimonio de la sentencia dada á favor de la Orden de a. 1284. 
Calalrava, sobre la pertenencia de la entrada y calle del Castillo ***"°^' 
de Alcañiz. 

«Dada la carta en Calatraua a iii dias de Marco. Era millesima 
trocen tesima xx. secunda.» 

139. Carta de demanda y quejas del Concejo de la Mesta de a. isss. 
los Pastores contra el Maestre, Comendador, Orden y Pastores ^^^*^^^' 
de Calatrava. Muy deteriorado. » 

«Fecha la carta yueves doze dias de abril Era de mili e trezien- 

lOS 6 XXII T.» 

140. Venta de una peonada de huerta en Baena, con los lin- a. 1285. 
deros que detalla, hecha en precio de catorce maravedís alfonsis, Noviembre 
por D. Lázaro Matamoros y Doña María, hija de D. Benito de 
Guadalfaiara vecinos de Baena á la colación de San Salvador, á 

favor de D. Ferrant Romero, Escudero mayor del Infante don 
Juan. 

«Fecha la carta viii dias de nouiembre era de mili e ccc. e xxiii 
años.» 

141. Donación de varias casas y heredamientos en Alcaráz, a. 1288. 
de la Orden de Calatrava, hecha á su Maestre D. Rui Pérez Pon- ^*y° '®- 
ce por Juan García, hijo de D. Garci Joste. 

«Esta carta fué fecha en Burgos Sabbado xviii dias de mayo en 
era de mili e ccc é xxiiii años.» 

142. Carta de venta de un heredamiento en Valdefoz otorgado a. 1286. 
á favor de frei Ferrant Sánchez, lugarteniente do. Comendador ^»°^®"^' 
mayor de Alcañiz por D. Domingo Dalloca, Doña María Venluey 

y otros, en precio de «cient e huytanta solidos jaquenses.» 

«Aquesto se fizo v idus deciembre en Era de Millesima ccc et 
vint e quatro años.» 



118 BOLkTtH DI LA flBAL ACADIHIA DB LA HIBTOfllA. 

148. Aveaencia entre la Orden de Calatrava y el Concejo de 
la Mtista ea las diferencias que liiigubao, á eicepcióo de laa que 
detalla, mediante el percibo por esta «de mili quinientos marave- 
dís de la moneda que faceu quince dineros el mararedla. (Algo ile- 
gible por efecto de la humedad y descomposición de la tinta.) 

(Fué fecho dos dias de Mayo. Era de mili e ccc e vente cinco 
afios.» 

144. Donadóu vitalicia de la «casa del forcaio que es cerca 
de huerta de Val de Garauanos con lodos sus derecbos> hecha 
por el Maestre, Orden y Convento de Calatrava á favor de Jacobo 
de Pinnon, vecino de Toledo «á condición de entregar cada año 
al Comendador de Val de Caravanos ocho kai^ de trigo y ocho 
de cebada de la medida de Toledo;» cou obligación de realizar en 
aquella laa obras que indica. 

(Dado en Almagro doze dias de marco Era de mili y ccc y 
veiot aeys afios.» 

145. Carta de donación, en almosoa, de casas, viüas, huertas 
y heredades de pan, en Ecija, hecha por Juan Alfonso de Arníe- 
llas, Repostero mayor del Rey D. Sancho y su mujer Doúa Inés 
Alvareí, en remisión de sus pecados, á favor del Maestre D. Roy 
Péreí y Orden de Calatrava. 

■Fecha en miranda trece días de Octubre Era de mil e trecientos 
e veyote e seis aAos.> 

146. Carta partida por A. B. C. del inventarío de los bienes 
pertenecientes á la Iglesia de Santa Olalla en Alfaro, de la Orden 
de Calatrava. 

tFacta carta jueves xx dias de Octubre Era de mili e ccc e xz e 
siete annos.* 

147- Veuta del horno de Écija «que dizen de Don Nunno, el 
qual yo oue por donación de nro. seúor el rey Alfonso sobredi* 
cho;> hecho por Ferrant Ivañez, Ballestero mayor del rey á favor 
de Don Roy Peres, Maestre, y de la Orden de Calatrava en precio 
de «mili maravedís de la moneda blanca de la guerra á razón de 
diez dineros cada marauedi.» 

«Fecha la carta veynte e dos dias de Dezembre. Era de mili e 
trezientos e veynt e siet annos.» 

148. Carta de venta otorgada por Alfonso Pérez, de la Real 



DOGUICSNTOS DE LA ORDEN DE CALATRAVA, lid 

Cámara» de la mitad de cuantos bienes le dio el rey en término 
de Arcos de la Frontera, á favor de Pedro Sánchez, Escribano de 
la Cámara del monarca, en precio de cuatro mil maravedís do la 
moneda de la guerra, de los cuales se otorgó bien pagado. 

«Esto fué fecho en Toledo veynte e tres dias de Desiembre era 
de mili e ccc veynt e siet años.» 

149. Cambio de una viña en Rubiedo (que deslinda) propio* A&01290. 
dad de Perrant Ruíz y su mujer María González, por unas casas ^*"®^ 
en Madrid, Colación de San Miguel de los Otores, pertenecientes 

á la Orden de Calatrava. 

cFecha esta carta ocho dias de Marco Era de mili e tresientos e 
ueynt e ocho años.» 

150. Carta de la Abadesa del monasterio de San Felices de a. 1390. 
Anaya, Doña Elvira Goncalez, al Maestre de Calatrava sobre a^^^^^^* 
venta de la mitad de Santa Olalla, villa que pertenecía á ambos 

por mitad. 

cFecha la carta xxv dias de Abril Era de mili e trezientos e 
veinte e ocho años.» Muy ilegible por lo borroso de la tinta. 

151. Carta de donación á favor de la Orden de Calatrava a. 1291. 
hecha por limosna y salvación de sus almas, por Juan Arias de ^^^^ ^' 
Cacho y su mujer Estovan ía Ruíz, de unas casas en Écija y otros 
bienes en Baena. 

«Fecha la carta en Ecija primer dia de Abril era de mili e tre- 
zientos e ueinte e nueue años.» 

152. Yenta del Castillo de Montoro, en el reino de Aragón, a. 1292. 
con sus vasallos, términos y pertenencias, otorgada por el Maes- •'^"*® '*• 
tre y Orden de Calatrava á D. Alemán de Montoro en precio de 
veinticinco mil maravedís de la moneda de la guerra. 

«Dada en la ueste de Tarifa quiuse dias de Junio. Era de mili 
e tresientos e treinta años.» 

153. Traspaso á la Orden de Calatrava de la compra de casas a. 1294. 

y tierras en Torrecilla por precio de «nueuecientos ginquenta ^•i»«'^<>i- 
maravedís de la moneda blanca de quince dineros el maravedí» 
hecha por Pedro Fernández á Diego González, vecino de Toledo, 
y González Pérez, de Santa Olalla, en Toledo á 16 de Junio 
de 1235. 
«Fué fecha primero dia de febrero era mili ccc.xxxn años.» 



130 BOLETÍN DB LA BBAL ACAIfEllIA DB Lk HISTORIA. 

IM. Carta de D. Ferrant Martín aclarando la que sobre 
donaciÓD vitalicia de una casa eo Cogolludo Iq hiciera la Orden 
de Calatrava, prometiendo en unión de su mujer Doña Teresa 
dejar mejorados los bienes que á su muerte donan & la Orden. 

■ Ego Sancho Pérez escriuano piiblico en ^orita por ruego de 
don ferraut Martin postrimero dia de Setiembre Era de mili e 
Iresientos e treinta e dos años.» 

155. Carta partida por A. B. C, de Ja donación del lugar de 
Gi'ieías con SUS términos hecha por el Maestre Ruy Pérez Ponte 
á D. Arnali, Obispo de Tortosa, á condición de pagar al Comen- 
dador de Alcailiz tres mil sueldos jaqueses de censo anual. 

■Esto fué feyto día Domiugo vi dias en la entrada del mes de 
nouiembre. Año domini Mili, cc.xc. quinto.» 

156. Venta otorgada en Villa Real ante Juan Sánchez por 
Roí Pérez y su mujer Doña María de la aldea de los Pomelos, 
término de Caracuel, li favor de Juan Pérez, criado del Comen- 
dador de Almodovar, en precio de setecientos sesenta maravedís. 

«Fecha esta carta en Villa Real martes tres dias de Enero de 
mili y tresientos treinta y quatro.o 

157. Cambio del Castillo de Cabra con sus tierras y pertenen- 
cias, propiedad de Doña Teresa y sn hija DoQa María; con lasca- 
bas y baños que en Sevilla pertenecían á la Orden de Catatrava. 

sEu veynle e un dias del mes de Enero déla Era de mili e tre- 
sientos e treynta y quatro.» 

158. Carta de D. Andrés Amaríello y su mujer Doña Teresa 
Sánchez, dándose por familiares de la Orden de Calatrava í la 
que dan su casa de Vinches que cae entre Garciez y Guadalqui- 
vir, en término de Baeza; y todos sus bienes salvo unas casas en 
la collación de Santa María de ta misma villa. 

■Yo Per Abbat dicho la escríui por otorgamiento de anmas las 
partes jueues diez e siete días de mayo era de mili e tresientos e 
treynta e quatro años.» 

159. Traslado de la donación de bienes en Córdoba, Palma y 
Montoro hecha por Lope Rodríguez de Rosas, vecino de la mis- 
ma, A favor de la Orden de Calatrava. 

•Fecha en Cordoua veynte dias del mes de Enero Era de mili 
e ccc e treinta e cinco años.* 



DOCUMENTOS DB LA «RDEN DE GALATRATA. íí\ 

180. Otro ejemplar del documento que antecede. aso 1297. 

161. Traslado autorizado del cambio del Castillo de Cabra a. 1297. 
por unas casas y baños en Sevilla, hecho entre Doña Teresa Marzo 21. 
Pérez, mujfcr de D. Pedro Fernández de Valverde, y su hija 

Doña María, con la Orden de Calatrava. 

«Sevilla veynte vn dia de Marzo Era de mili e trezientos e 
treyuta e cinco años.» 

162. Venta de «dos molinos de rodeznos que son en el rio a. 1297. 
frió termino de Calatrava» hecha por Domingo Pascual, Ruy de octubre 19. 
Tala vera y su mujer Doña Oria, moradores en Villa Real, á favor 

de Miguel Pérez en precio de trescientos cincuenta maravedís. 

«Fecha e robrada esta carta en Villa Real segunt fuero a la 
Colación de Sant Pedro Sábado diz e nueve dias de Otubre Era 
de mili e ccc e treynta e cinco años.» 

163. Sentencia dada por Martín Pérez de Montoro, Alcalde de a. 1298. 
Córdoba, á favor de Juan de Cuenca, áobre pertenencia de una AbnU. 
parte de casa litigada entre éste y Gregorio de Mesa; cuyas casas 
pasaron á dominio de la Orden de Calatrava. 

«Fecha dos días de Abril era de mili tresientos treinta y seis 
años.» 

164. Traslado del cambio hecho por el Comendador de las a. 1298. 
Fresnedas, Frei Ferrant Pérez, de un campo en término de las mis- Diciembre 2. 
mas. Alameda de Sesa, propiedad de la Orden de Calatrava, y 

«vint solidos jaquenses,» por otro campo y huerta en el mismo 
sitio ribera del río Matarania; de la pertenencia de D. Pedro Pérez 
y su mujer Doña Hermesenda. 

«Quod est actum mi nonas decembris Anuo domini Millesimo. 
cc.xc.viii.» 

165. Licencia concedida por don frei Garci López, Maestre a. 1299. 
de la Orden de Calatrava, á D. Domingo de Cubéis y D. Ramón Enero 4. 
Livor, jurados, á todo el Concejo y universidad de Maella para 

que puedan cazar «con canes e con focónos;» cortar leña y apa- 
centar ganados en todos los montes de la propiedad de la Orden, 
á cambio de una dehesa que la villa le da en su término, reser- 
vándose de ella únicamente el pasto para sus ganados. 

«Quod Auno domini M.cc.xc. nono. Lunes pridie nonnaruip 
Januariiy en la villa de Maella,» 



lOLBTÍN DK LA ABAL ACADBHU DK L* UlSTORU. 

irñendo de unas tierrae de regadío y secano en las pla- 
nta Susana de Maella, por veinte raices de buen trigo 
ira e al guanal de Maellai el día de Sau Miguel de 
) de cada año; hecho por fiai Pedro Muyuiz, Comenda- 
aella de la Orden de Calatrava, á favor de Maleo Bala- 
. mujer Asseo. 

y feito dia luoes ii nonas Januarii. Era y.cc.iixviii.i> 
liarla partida del Maestre de Calatrava freí García Lúpeí, 
der á freí Ferraol Pérez, Comendador de Calaada, para 
ion al noble D. Sancho Daiilyltíu, del castillo, villa y la- 
guna Rota, prestándole el pleito homenaje sus vasallos; 
la cantidad que dicho Señor debía entregar i la misma 
idn que le hacía, 
ué feito XV dias en entrada det mes de Abril Anoo do- 



Siglo XIV. 

Carta de donación que á la Orden de Calatrava hace 

ría Pernándei, ama de la reina Doña María é infanta 

bel, mujer é hija de Sancho el Bravo, de los lugares de 

Y Torralba, eu término de Guadalfaiara, que el rey le 

iu señorío, vasallos, derechos y pertenencias, & cambio 

inquillo y Bolaúos, que eran de la Orden. 

veynte e nueve dias de Octubre Era de mili e ccc e 

nueve aúos.i 

Carla de cambio de Val Junquillos y Bolaños, eu lie- 

^u, hecha por el Maestre y Orden de Calatrava y Doña 

rnández, por Lorauca y Torralba. 

en el conuento de Calatrava viii dias de Deziembre Era 

ccc. e sxiis años.» 

* Testimonio con inserción de la composicióu hecha 

García López y D. Gutierre Pérez, para que el Abad de 

do, ó el que nombraaeéste, vinieraádeclararcuál délos 

i ser Maestre. 

I louis zxiii... mensis Febroari. Era millesinia cccsxx 



DOGUIÍBNTOB DE LA ORDEN DE CALATRAVA. 123 

171. * Declaración de Fray Martín, Abad de Becania, visita- Aftoia». 
dor de la Orden de Calatrava por comisión del Abad de Moriraun- ^'•^«^^^s. 
do, de ser verdadero Maestre de la Orden D. Garci López de Pa- 
dilla. 

«Datum ín Calatraua anno domini if.cGc. secando pridie kal. 
Martii.» 

172. * Testimonio de lo ocurrido en el convento de Gala- a. i802. 
trava en la deposición que el Abad de San Pedro de Gumiel ''"^*^'* 
hizo del Maestre D. Garci López, colocando en su lugar á don 
Alemán. 

«Actum est Zamore vii. die... mensis Julii. Era m.gcg.xl.» 

173. Venta de unas casas en término de Córdoba, ribera de a. iao2. 
Gadarines, otorgada por Ferrant Pérez, el ballestero y su mujer septiembres. 
Doña Gimena, á favor de Diego Royz de Camargo y la suya Doña 
Aldonza López, en precio de «docientos cinquenta maravedis de 

los dineros blancos que el rey nro. Señor Don femando mandó 
labrar que fasen diez dineros blancos el maravedí.» 

tFecha la carta ocho dias de Setiembre era de mili e trecientos 
e quarenta años.» 

174. Traslado autorizado (le otro sacado en 14 de Octubre de a. iao2. 
1299, de la donación de una heredad en Fabara, hecha para des- Noviembre ». 
pues de sus días por Guillermo Salazar á favor de su hijo Guillen 

en 23 Octubre de 1256. 

cNono Kalendas Decembris Año domini Millesimo ccc se- 
cundo.» 

175. Carta partida de arriendo á suerte y ventura de la casa y a. isos. 
tierras que fueron de Ruy Gutiérrez, en Prada, para que las more ***"** ^® 
y labre por cinco años, mediante el canon de ciento cincuenta 
maravedís de la moneda blanca de diez dineros el maravedí, 
pagaderos la mitad el día de pascua de navidad y el resto el de 

San Juan Bautista. 

«Fechas fueron diez e ocho dias de Marco Era de mili e trezien- 
tos e quarenta e vu año.» 

176. Carta de donación de los bienes que detalla en San Mi- a. laos. 
guel de Valveuís hecha por Ferrand García de Fermosiella y su *^*"°^- 
mujer Doña Violante Enriquez^ á favor de la Orden de Cala- 
trava, 



BOLETlK OB LA REAL ACADKHIA DK LA HISTORIA. 

;ha la carta veynt e cinco diaü de Marco era de mili e tre- 

i 6 quarenta e rn año.* 

. Testimonio de lo que perteneciente á la Orden de Gala- 

,enía en su poder frai Feroaiido de Ama ya, del hábito de la 

i, y de lo que había de gastarse eu sa sepultura. 

no domini ii.ccc. tercio scilicet xvn. Kalendas nouembris.i 

• Recibo del Hermano Fnlco de ViJlaloro, Maestre de 
' Casa de Jerusalén, de baber recibido de Francisco Apio 
da cierto Castillo de la Orden de Galatrava. 

tum Masilie die ultima Nouembris auno Domini millesi- 

CV.i 

* Homenaje que hicieron los de Alcaúiz al Maestre de 
ava D. García López. 

en el anno de mil e trezientos e sey año... xiiii dias... de 

. * Pleito homenaje que hizo la villa de Alcañiz al Maeí^- 
la Orden de Calairava, D. Garda Ldpez de Padilla, 
nou dias por andar del mes de Marco. Anuo Domini Miile- 
¡ce." vr.» 

. * Pleito homenaje, que la villa de Montroyo (en la Co- 
lé Aragón) hizo al Maestre de la Orden de Calatrava, 
viernes huyto dias por andar del mes de Marco en el año 
1 ccc e seys.» 

. Acta dül Capítulo General celebrado en el Convento de 
ava, acordando dar vitaliciamente al Maestre D. Garci L6- 
}r 3ua buenos servicios á la misma, la Casa encomienda de 
,z y cuantos bienes pertenecían á la Orden en Aragón y Va- 

ila en el Convento quatro dias de Setiembre Kra de mili e 
itos e quarenta e quatro años.» Deteriorado. Tuvo sello 
inte. 

. Poder conferido por la Orden de Calatrava á Gomal vo Gó- 
n Comendador en CalMceit y lugarteniente de Comendador 
añíz, para «demandar, auor y recobrar del Setiyor Vispe 
, Eglesia de Tortosa tres mil solidos de dineros Jaqueses» 
;bían al Maestre y Comendador de Alcañiz «por arrenda- 
si Castillo e villa e Rendidas de Crietas.> 



DOGÜHENtOS DB LA ORDEN DB CALaTRAVA. 125 

«Feyto esto eu monloyo mi noaas de nouiembre año domini 
Míllesimo ccc sexto.» 

18A- Donación de Peralvillo y su término hecha vitalicia- A&oiaoe. 
mente á Miguel Pérez por el Maestre de la Orden de Calalrava diciembre a. 
D. Garci López. 

«Dada en el Conuento de Galatrava a veynte seys dias de De* 
zierabre Era de ipill e trezietuos e quarenta e quatro años^» 

185. Privilegio coañrmatorio de todos los concedidos á la Or- a. 1807. 
den de Galatrava, especialmente en los reinos de Aragón y Valen- Abrii24. 
cia, otorgado por el Abad de Morimundo, visitador de las casas 

de la misma. 

«Datum in villa rúbea zxnii die aprilis £• de mili e cccxlv 
Aunos.» Tuvo tres sellos pendientes. 

186. Sentencia de convenio enlre el Maestre de Galatrava y a. i9(n. 
el Goncejo de la Mesta de los Pastores sobre términos jurisdiccio- ^*y°®' 
nales de los mismos, dada en la Iglesia de Miguelturra por Gon- 
zalo Pérez de Sausana y Gil Pérez de Villa Real, Alcaldes e Entre- 
gadores por el Rey, de los pastores. 

«Fué [echa en ocho dias de mayo Era de mili e ccc. e quarenta 
e cinco años.» 

187. Sentencia de Gil Gómez, Garci Pérez de Varzena y Do- 
mingo Juan de Villa Real, Alcaldes y entregadores por el rey, de A. isa?, 
los pastores, decidiendo á favor do la Orden de Galatrava lasque- ^•y®®- 
relias presentadas^ por los de la Mesta contra los pastores de aque- 
lla sobre homicidios y otros excesos. 

cDada esta sentencia veynte e tres dias de mayo era de mili e 
trezientos e quarenta e ^inco años.» 

188. Garta de venta de un Gortijo con sus heredades cerca de a. 1807. 
Gánete^ término de Górdoba, otorgada por Fernán Ruíz de Mesa ^^^^^ ^^* 
y su mujer Urraca García, á favor de Aldonza López, mujer que 

fué de Gonzalo de Mesa. 

«Fecha esta carta en Gordova doze dias del mes de junio era de 
mili e tresientos e quarenta e cinco años.» 

189. * Traslado de la donación hecha por Fray Fulco de Vi- a. 1908. 
llareto, Maestre del Hospital de Jerusalem, en favor de Fray Noviembre u. 
Arias Gutiérrez, de ciertos bienes que aquella Orden poseía en el 
Priorato de León y Gastilla. 



3 BOLKTfif DR LA REAL AOADSIIIA DK LA aiSTORtA. 

■Datum teyraai die xi. Nouembrís anno Domioi Milleaímo ccc* 
tauo.* 

190. Carta de Ferraat García do Permosiella y su mujer Vio- 
ite AnKquez, prometiendo á la Orden de CaUtrava dejarle des- 
ea de sus días con las heredades de Castiel de Lope Díaz, Ca- 
milas y Val de Esgeua que ella les concedió vitaliciamente, el 
arto de cuanto fuera salvo de estas heredades y todo lo que 
are de su pertenencia. 

■Fecho quinze días de febrero era de mili e ccc. e quarenta e 
ho años.* 

IM. Traslado del documento anteriormente anotado. 
■Fecho este traslado en Almagro ocho días de mar^o era de 
ill trecientos ochenta e ocho años.a 

192. Traslado de la donación de la Bailfa de San Mi^ruel de 
no, hecha á Arias Gutierres por Fulco de Villarejo, Maestre de 
Orden militar de San Juan de Jerusalem. 

■Aciom est boc apud taurum x. Kalendas Marcii auno dominí 
ccc. nono.» 

193. Venta de un molino en el Guadiana, llamado Batanejo, 
orgada por D. ^ulema Abonalbagal y su mujer Doña Joanila, 
dios moradores en Villa Real, á favor de Alfonso Fernández 
ircero y de Ferrant Pérez, vecinos de Miguelturra, en precio de 
lince mil maravedís de la moneda blanca de diez dineros el ma- 
vedl. 

■Fecha esta carta en Villa Real primero día de Mayo era de 
ill e trezíeutos e quarenla e ocho años.» 

194. Carta de venta de casas, tierras y prados, camino de 
Lnta Cruz, del término de Maqneda, en precio de trescientos se- 
nta maravedís de la moneda blanca de diez dineros el maravedí, 
Drgada por Alfonso Dfai, hijo de Juan D(az, clérigo de dicha 
lia, á favor de Ferrant Pérez, hijo de D, Pedro Ferrándei, flel 
le fué de Toledo. 

■Fecha la carta veynte dias de mayo era de mili e tresientos e 
nquenta años.» 

195. Donación entre vivos para mejoramiento de rentas y 
utos de cuantos heredamientos pertenecen á la Orden de Cala- 
iva ■en las villas e términos de ^aragofa, de fuentes, de Villa- 



DOCUMENTOS DB LA ORDBN DB CALATftAVA. 127 

franca, de pastriz, de Alcolea y de Moralati, hecha á Ramón Ber- 
nat, hijo de Ramón Bernat, vecino de Qaragoca^ por D. frei Garci 
López, Maestre de la Orden, «por muytos plazeces e agradables 
servicios a nos auedes feytoa.» 

«Esto fué feyto hueynte dias entrant el mes de Abril. Año do- 
mini Millesimo Trescentesimo Quarto décimo.» 

196. Traslado de una partición de bienes en Córdoba que fue- Año i8i4. 
ron de D. Juan Gil, hecha eutre Gutierre Ruíz, Doña Inés Ferrán- diciembre w. 
dez y otros que enumera. 

«Fecha la carta en cordoua veynte e ocho dias de deziembre era 
de mili e trezientos e cinquenta e dos años.» 

197. Carta participando haberse concedido poder al Maestre ▲. isi5. 
Miguel para que se presente y defienda á la Orden de Calatrava 
.ante la Curia romana. 

«Anno domini Millesimo ccc. quinto décimo.» 

198. Carta del Maestre frei D. García López al Doctor Melén, A.I815. 
abogado en la corte romana, para que facilite en ella la defensa 

de los pleitos de la Orden de Calatrava. 
«Datum anno domini Millesimo ccc. quinto décimo.» 

199. * Testimonio del pleito homenaje que á D. Garci López, a. isis. 
Maestre de Calatrava y á su Orden, hizo Juan García por el cas- ^^'^^** 
tillo de Alcubilla. 

«Fecha veynte nueve dias de Abril era de mili e trezientos e 
cinquenta e tres años.» 

200. Obligación de D. Abraham abben cacen, judío, vecino a. isis. 
de Villa Real, á dejar libres, quietas y sin embargo alguno , las ***y^*' 
Azeñas de Telada en el Guadiana, que vitaliciamente le concedió 

el Maestre de Calatrava, D. frei García López, obligando todos sus 
bienes para seguridad del cumplimiento. 
«Fecha zxviii dias de mayo Era de mili e cccl e tres años.» 

201. * Apelaciones que el Maestre D. Garci López interpuso a. isis. 
de ciertos mandamientos que le hicieron por parte del Papa para ^^'^*^' 
que entregase á Garlitos y Capilla á la Orden de San Juan, ma- 
nifestando los tenía en prenda del Maestre de Alcántara por mu- 
cha cantidad de dinero que sobre ellos le había prestado; hacién- 
dole pleito homenaje de devolvérselos en recibiendo dichas can* 
tidades. 



136 BOLBTÍN DE LA REAL ACADEMIA DB LA RISTOtllÁ. 

«... dia de Junio era de mili e trecientos e cinquenta e tres años.* 

202. Arrendamiealo de los molinos harineros del río de 
Maella, hecho por D. Garci López, Maestre y la Orden de Gala- 
Irava, al Concejo, Universidad de Maílla, y en sn nombre al Pro- 
curador sladico de la misma, Ramón Montagud, facultándoles 
para construir en el río cuantos molinos quisieren dando de pen- 
sión anual ocient caires de pan ala mesura que agora es en maella^, 
la tercera parte en trigo, otra tercera en panizo y la restante de 
ordio vario, y en las Kalendas de Jallo, Noviembre y Mar^. 

«Esto es feylo dia Sábado (sic| xii dias entranl del mes de fe- 
brero. Año domíni Millesimo tricentésimo xvi.a 

203. Incidencias y querellas presentadas al Maestre y Orden 
de Calatrava por los arrendadores de los pozos de Almadén. 

«Era de mili e irezientos e cinquenta e quatro años. Sábado 
quatro dias de Setiembre.* 

204. Obligación de su persona y bienes, hecha por A... zaid, 
moro de Calanda, á responder de la Alcaidía y Administración 
del castillo de este nombre, que le fué concedido por frey D. Gar- 
cía López, Maestre de la Orden de Galatrava. 

•Esto fué feyto dos dias enlrant del mes de febrero Año domíni 
Millesimo ccc.xvi.» (Sic.) 

205. Arneiido do la dehesa de Yillagarcia oque es desde el 
Arroyo de Rejalgar fasta en el puerto de... stera*, hecha por el 
Maestre, D. Garci López, y Orden de Calatrava al Concejo de Al- 
modovar por cinco mili maravedís al año, de diez dineros el ma- 
ravedí, pagaderos por tercios, desde San Juan.< 

■Calatrava xvii dias de febrero era do Mili ccc. ^inquenta e seis 
Años.» 

206. Avenencia entre el concejo de la Mesta y el Maestre y 
Orden de Calatrava, sobre daños causados por los pastorea de las 
mismas. 

■Fecha el dho. martes vii. dias de marco era de mili e ccc. e 
^inquenta e vi años.* 

207. Carta de donación de «un Castillo con su pueblo que 
dizen hauanilla que es cerca de murcia. Et otro lugar que dizen 
uillap del Sas que es cerca de Alarcón: del lugar de Valverce entre 
Maqueda y Santa Olalla; del lugar do Bemaldos en termino de 



DOCUMENTOS Dfi LA ODDKN D^ CaLATAaVA. I2d 

Escalona», hecha á la Orden de la Caballería de Calatrava, por 
D. Guillen de Rocafuy, con su señorío, justicias y vasallos. 

«Fecha... dias de Agosto era de mili e trezientos e cinquenta e 
seys años.» Deteriorado. 

208. Finiquito de cuenta á favor del Maestre y Orden de Ga- Año I8i9 
latrava expedido por D, Guillen de Rocafuy por la donación Mayo 24. 
anteriormente anotada. 

«Fecha esta carta en Toledo veynte e quatro dias de m,ayo era 
de mili trezientos e cinquenta e siete años.» 

209. * Pleito homenaje que hizo el Alcaide del castillo de a. i^tío. 
GogoUudo al Maestre D. García López. Sneroao. 

tt... veinte dias de Enero era de mili e trecientos cincuenta c 
ocho anos.» 

210. Documento en que consta la aplicación á la Orden de a. lífío. 
Calatrava de bienes de los templarios por extinción de la Orden Pedrero 29. 
de los mismos. 

«Postrimero dia del mes de febrero era de mili trezientos cin- 
quenta e ocho años.» 

211. Poder conferido por frai Gonzalo Gómez, Comendador a. 1321. 
mayor de Alcañiz á favor de Juan Dono, habitante en Muntalba, ^^""'^ ^^• 
para que pueda representarle en lo seglar y eclesiástico cerca del 
Arzobispo de Qe^ragocaL y hacer sus veces en todo asunto que le 
competa. 

«Fey t fo acó esto mi ydus aprilis Año domini Millesimo ccc.xx 
primo.» 

212. * Testimonio insertando una querella que D. Garci a. 1321. 
López, Maestre de Calatrava presentó ante el Rey D. Alfonso XI septiembre 28. 
contra el Infante D. Enrique, su tío, por haberle quitado el 
Maestrazgo y dádoselo á D. Alemán, y asimismo que se le vol- 
viese la villa de Bolaños por la de Loranca. 

«Lunes veinte e ocho dias de Setiembre era de mili e trecientos 
e cinquenta e nueve años.» 

213. Arriendo por seis años de dos trozos de tierra en Valde- Año I822. 
canales, término de Bexix, hecho por Doña Barcilona á Gallip J"^*°^- 
Soler y á su mujer María Mores, todos de aquella vecindad, me- 
diante el canon de xv fanegas de trigo y xv de panizo en la Vir- 
gen de Agosto y fiesta de San Miguel. 

TOMO XIXV 9 



.30 BOLKTÍN DB LA REAL ACADEMIA DB LA HIBTOBIA. 

■Quod est actum ia bexii x kalendas aiigustí año Doniiaí Mi- 
lésimo ccc vicésimo secundo.* 

214. Nombramiento de Vicario del lugar de Peñaroya hecho 
or Pedro, Arzobispo de Zaragoza á presentación de frai D. Gar- 
fa López, Maeatre de Calalrava y por muerte del propietario 
tartolomé ^ayuela, eu favor de Guillermo Bayulia. 

■Datum ceaarauguste x katcndas Nouembris Auno a oatiuitaie 
omint M.ccc.iziii.* 

315. Carla partida del arriendo de una viña y tierra en Mont 
egrillo, término de Verger, otorgada por el Maestre Garci López 

favor de José Lópeí mediante el canon de cinco sueldos de 
ineros Jaqueses pagaderos al Comendador de Molinos el dfa de 
an Martin de cada año. 

«Fue feyto siel días entrant el mes de marco Año domini Mille- 
¡me ccc.xz tercio.* (Sic.) 

216. Resto de la carta de donación por la que la Orden de Ca- 
itrava y su Maestre hicieron merced vitalicia á D. Juan Ponce. 
adelantado de Córdoba, de los bienes que aquella poseía en esu 
iudad. 

lOada en Cordoua xix dias de Ñouienibre Era de mili ccclxii 
ños.* 

217. * Testimonio dado en Jaén al Maestre D. Juan Niiñez, 
e como no le quisieron recibir en el castillo de Torre Don Jime- 
o ni eu Martes. 

«Fecha domingo postrimero dia de Marco año domini mílle- 
mo trecentesimo vigésimo quinto.» 

218. * Homenaje que el concejo de Villarrubia hizo al Maes- 
e de Calatrava O. Juan Nüñei. 

«Fecha en Villarrubia domingo dose dias de Enero era de mili 
tresieatos e sesenta e qualro años.» 

219. Concordia entre los ganaderos y Concejo de la Mesla 
in el Maestre D. Juan Nññez y Orden de Calatrava sobre queré- 
is y demandas presentadas por los de la Mesta contra los pastó- 
os de la Orden. 

cFecho nueve dias de Abril Era de mili e ccc e sesenta e cinco 
ios.* 

220. Cuenta tomada por frei Juan Diez, Comendador de la 



t)0Ct}MBHT08 DB LA ORDfiN DB CALATAaVA. l3l 

Gasa de Chiluella, y otros representantes de la Orden de Galatra- 
va, á Doña Bellida de la gestión de su hijo Pedro Esteve, Alcaide 
que fué del Castillo de Herrera. 

aAco fo feyto en lo castell del dit loch de Bera v mensis julii 
Año domini m.ggg.zx octauo.» 

221. Sentencia dada por los Alcaldes y entregadores por el Año \^i^. 
Rey, de los pastores, sobre el número de cabezas que pertenecen ^Jeptiombre 4. 
á la Orden de Calatrava de todo ganado que pase por su campo 

por derecho de montazgo, asadura y rolda. 

«Fecha quatro dias del mes de Setiembre era de mili tresienlos 
sesenta e seys años.» 

222. Traslado autorizado del testamento otorgado en Córdoba a. i»». 

á 2 de Enero de 1324, por Doña María, mujer que fué de Gonzalo octubre 26. 
Gil, vecina de la Colación de Santo Domingo de la misma 
ciudad. 

«Fecho este traslado en Cordoua ueiute e cinco dias de Otubre 
era de mili e trSsientos e sesenta e seys años.» 

223. Traslado del capítulo general celebrado por el Concejo a. is^s. 

de la Mesta, nombrando á Pascual Díaz de Monte personero y Noviembre 7. 
procurador general. 

«Fecho este traslado siete dias de Nobiembre era mili e tre- 
sientes e sesenta e seys años.» 

224. * Renuncia del Maestre D. Garci López, del Maestrazgo a. iví», 
á favor de D. Juan Núñez, pidiendo confirmación al Papa y Abad -^^'^^ *•• 
de Morimundo, dando el renunciante á la Orden cuanto había 
adquirido en Aragón y Zorita. 

«En la villa de Martes siete dias de Julio era de mili e trezien- 
tos e sesenta e siete.» 

225. Privilegio de D. Garci López, Maestre de la Orden de a. 1329. 
Calatrava concediendo á D. Pedro Sevil, Justicia, Alcalde y Uiii- i>'oio™^r« ^4. 
versidad de los hombres buenos de Laguna Rota, propiedad de 

la Orden, lodo cuanto á la misma pertenece en este lugar; el 
derecho de elegir entre ellos «por la fiesta de San Miguel del mes 
de Setiembre justicia, jurados almuda^afes Yinyugalos, mese- 
gueros, monteros e correderos;» á condición de entregar al Maes- 
tre ó su Comendador en Alcañiz por pleito anual 1.500 sueldos 
dineros jaqueles «los quales paguedes en dos plazos, fiesta de 



I. ♦—V ^ 



n 



JV ROLETIN OB LA RBAL ACADEMIA DB LA 

<aii Miguel en Setiembre setecienlos y en Mayo lo» ochocietUos 
eatantes». 
• Feyto fué aquesto en el G;i3tillo de A.lcañiz siiii dias entranl 
1 mes de deziembre Era M.ccr-.LSvii.n 

226. Copia en vitela del documento que precede. 

227. Declaración del Maestre de Calatrava D. Juan Ntíúet, d>? 
aber recibido de D. Juan Rodríguez, despensero mayor del 
ey, "diez mil maravedís de aquesta moneda que agora corre 
lie fasen dies dineros el maravedí» por la couiinuación durante 
neo años más en el acrieiido de las rentas de la villa de Padilla 
,ie venía usufructuando durante los quince anteriores. 

•Fecha en Seuilla veyntc ocho dias de deciembre era de mili e 
esienlos e sesenta e ocho años.* Conserva los cordones del sello 
>ndienlc. 

228- Carta del Maestre D. Juan Núñez y Orden de Calatrava 
Dmbrando su procurador general en todos los pleitos y deman- 
is i la misma referentes á Frey Alonso Gómez, Comemladorrte 
iiadaiei-za. 

«Dada en ... dias del mes de Abril era de mili irezien los sesenta 
nueue años.» 

229. Carta de cambio de unas casas en la calle del Rey, en 
lasencia, por otras en la plaza, de la misma Ciudad, otorgada 
ir Juan Rodrigue! Tendero, Escribano publico, y su mujer 
Qña Sancha, con el Maestre y Orden de Calatrava. 

«Fecha esta carta en la cibdad de Plasencia Domingo veynt e 
I dia de Deziembre Era de mili e trezientos e sesenta e nueue 
ios.i 

230. Traslado hecho en PuertoUaao de la donación que Diego 
ipez de üizcaya hizo á la Orden de Calatrava de todo cuaulo 
ibfa en Jaén, Mny ilegible por lo borroso. 

231. «Sentencia de eiecución contra el Comendador D. Mai - 
1 Pérez por el Obispo de Córdoba, y testimonio de no haberla 
edecido por ser persona de la Orden.» 

■Fué fecho en Cordoua en el dia dho. del viernes e del mes dho. 
la era sobredicha (1370).. 

232. Carta de donación de los bienes que detalla en Maqueda 
cha á la Orden de Calatrava por D. Gonzalo Ntíñez, marido 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN DE CALATHAVA. 133 

que fué de Teresa luañez con el cooseutimiento de sus hijos y 
nueras. 

«Fue fecha e otorgada en Toledo lunes veynte e cinco dias de 
Abril era de mili e Irezientos e setenta e dos años.» 

233. Testimonio de como se devolvió á la Orden la posesión a&o i336. 
de las azeñas de Marios y de las de la Alfacha, y de las de Puerto 

viejo en Gordoua que las tenía usurpadas Juan Ponce. 
«Era M.GCc.LZXjiii.B 

234. * Juramento de fidelidad y pleito homenaje que al a. 1336. 
Maestre D. Juan Núñez, hizo el Concejo y moradores de Fuente ^®^'*®''®® 
Ovejuna. 

«Fecho ocho dias de febrero era de mili e ccc. setenta e quatro 
años.» 

235. Promesa de Ferrant Rodríguez, Camarero del Rey é a. 1896. 
infante D. Pedro, de dejar á su muerte libre y desembargada ^*y° ' 
con todas las mejoras que en ella hiciere^ la Casa de Azequiella 

que la Orden de Calatrava le había dado en usufructo vitalicio. 
«Fecha primero dia de mayo Era de mili e ... e quatro años.» 

236. * Nombramiento que hace la Orden de Calatrava, de a. i336. 
Alcaides de los Castillos de Xihuella y de Errera. Diciembre 24. 

«Quod est actum Valencíe nono Kalendas Januarii anno Do- 
mi ni millesimo ccc. tricésimo sexto.» 

237. Declaración de Ferrant Rodríguez, Camarero del Rey é a. iaa7. 
Infante D. Pedro, de haber recibido vitaliciamente del Maestre, ^^^^''• 
Orden y frailes del convento de Calatrava, una heredad en Ma- 
janta «Aldea de fita.» Tuvo sello pendiente. 

«Fecha ... siete dias de mayo Era de mili e treziencos e setenta 
e cinco Años.» 

238. Carta de donación de «todos quantos heredamientos e ble- a. lass. 
nes e derechos yo he e auer deuo e me pertenescen ... en el aldea ^srostoR. 
de huendas cerca guadarrama e en sú termino» y otros bienes 

que detalla y deslinda, otorgada á favor del Maestre y Orden de 
Calatrava por frey Martín López, hijo de Lope Gutiérrez de 
Toledo. 

«Fecha ... sábado ocho dias de Agosto era de mili e tresieutos e 
.setenta e seys años.» Deteriorado. 

239. Arrendamiento por dos años y canon cada uno de dos a. 1389. Afir.» 22. 



BOLETÍN DB LA RBAL *CADBÍI1A DK LA HISTORIA. 

rescieatos niaravediii de la moneda blanca de diei dineroB el 
ivedf, pagaderos por tercios, de unos molinos en Aceca hecho 
ray Alfoaso Martínez, Comendador de Calalrava en Toledo 
'or de <i...Ca molinero Bt a nos Quleman Bio de Abraham 

Albagal, moradores en Toledo.i Incompleto, 
echas fueron en Toledo veynt e dos días de Agosto era de 
e trezienlos e setenta e siet años.s 

O- Carta de venta de unas casas de morada con su cámara 
aylén, Aldea de Baeca, otorgada por Miguel Pérez de Torres 

mujer Doña Urraca, en precio de i. 150 maravedís «desta 
ida que se agora nsai á favor de Doña Elvira «Hja de don 
ynte de porcuna^criado del Maestre de Galatrava*. 
echa la carta e la robra veyn te va dias de octobre era de mili 
cientos e setenta e ocho años.» 

1. Carta de venta de una parte de molino de «mola que yo 
[1 Rio frió término de Calatravaí por quatrosientos e cin- 
ta marauedis desta moneda que se agora usa»; otorgada á 
■ de Martin Fernández por María Martin. 

echa la carta en la puebla ... dias de julio era de mili e tre- 
os e ochenta años.> 

2. Requerimiento hecho al Alcaide de Cisetas, Obispado 
orlosa, en nombre del Maestre de Calatrava, al pago del 
) de tres mil sueldos que debía á la Encomienda de AlcaAiz 
! se obligó dicho Alcayde. 

flo domini millesimo ccc.xl secundo dia lunes xi dias anda- 
lel mes de Noviembre.» 

3. Traslado sacado en Almagro por Alfonso Fernández de 
rta de donación vitalicia de bienes en Pan toja hecha á Doña 
i y su sobrina Doña Inés por el Maestre Don Piedrí luañez 
den de Calatrava. 

echo este traslado en -Almagro nueue dias andados de marco 
le mili e tresientos e ochenta e dos años.* 

4. Carta de venta de una viña en Aceca otorgada á favor 
. Miguel y de su mujer, en precio de «xii Maravedís e medio» 
Leocadia, hija de D. Ulan aholgalio y su hijo D. LiOpe 
nes. 

acta carta in mense marcio xi Italondas aprilis Sub Era ...» 



DOCUMENTOS DE LA ORDBN DE GALATRAVA. 135 

245. Provisión por el Maestre de Calatrava, D. Alonso Pérez, a&o md. 
del Beneficio y Vicaría de Belmonte y la Cañadilla, revocando Noviembre 2. 
la que había hecho el Arzobispo de Zaragoza. 

cAnno domini Millesimo ccc. Quadragesimo sexto dia Miér- 
coles dos días esient el mes de Noviembre en el Castillo de 
Alcadiz.» 

246. Asignación y amojonamiento de una dehesa que la a. imi 
Orden tiene en Palma, que hizo D. Gonzalo Gil de Montemayor, ^*y^*^ 
Alcalde del Concejo de la Mesta. Tuvo sello pendiente. 

«Fecha e dada esta sentencia en el dicho lugar de Palma veynte 
dias de Mayo era de mili e tresientos e ochenta e cinco años.» 

247. Arriendo de los pozos de Almadén durante diez años a. i84^. 
mediante el canon en cada uno de 100.000 maravedís y condicio- ^*"^®- 
nes que se detallan, hecho por fray Juan Nüñez, Maestre, y 
Orden de Calatrava á favor de Pedro Fernández, de la Cámara del 

Rey y Chanciller del Infante D. Juan. 

«Fechas las dichas cartas en Alcalá de fenares ocho dias de 
margo era de mili e tresientos e ochenta e seys años.» 

248. * Obediencia que prestaron el Comendador mayor de a. 1348. 
Alcañiz y otros Comendadores al Maestre D. Juan Núñez. ARo«to26. 

«... auno domini millesimo ccc* xl. octauo die martis intitu- 
lata VII. Kal Setembris.» 

249. * Traslado del homenaje, que hizo al Bey D. Pedro de a. i848 
Aragón, el Maestre de Calatrava, D. Juan Yañez, por los casti- Septiembre», 
líos y villas que la Orden tenía en dicho reino. 

«Die mercurii intitulata tertio nonas Septembris anno domini 
millesimo trecentesímo quadragesimo octano.» 

250. * Homenaje y juramento de fidelidad que la villa de a. 1848 
Bexix, hizo al Maestre de Calatrava, D. Juan Nüñez. Septiembre 19 

«Anno domini millesimo ccc. quadragesimo octauo dia viernes 
diez y nueve dias andados del mes de Setiembre seyendo en el 
perch de Santa maria de Bexix.» 

251. ^ Pleito homenaje y juramento de fidelidad que el Co* a. 194S. 
mendador de Alcañiz, hizo al Maestre de Calatrava. 

«... anno domini millesimo trecentesimo quadragesimo octauo 
es a saber dia jueves dos dias entrant el mes de Octobre dentro 
en el castiello de Alcanniz.i 



Octubre t. 



BOLETÍN DB l.A RE*l. ACADEMIA DE LA HTSTOniA. 

52. * Pleito homenaje, que la villa de AlcañÍE, hizo al 
istre de Calatrava D. Juan Niíñei. 

.. auno domini miilesimo trece ntesimo qundragesimo oclauo 
, saber dia martes nii." días esient el mes de Octobre en el 
illo de AlcannJü,* 

53. * Homenaje de obediencia, que prestó la villa de Rafa- 
il Maestre de Calatrava, D. Juan NúQez. 

\n no domini milleaimo t recentesimo quadragesimooctauo es 
iber dia sábado once dias entrant el mes de Octobre en el 
irde'RafTals.» 

54. * Homenaje que el concejo de FoniOK hizo al Maestre 
'alatrava, D. Juan Nüñez. 

\nno domini miilesimo ccc.'zL.'vtii.* dia domiugo zii. dias 
-ant el mes de Octobre en el lugar de Ralfals.» 

55. * Pleito homenaje y juramento de lldelidad. que hizo 
faestre de Calatrava, el Concejo y villa de Maella. 

.. auno domini miilesimo trecentesimo quadrageaimo octano 
saber dia miércoles quince dias andados del mes de octubre 
a villa de Maella. > 

56. • Pleito homenaje que hicieron los Procuradores del 
cejo de Lagunarrota, en manos del Maestre de Calatrava, 
Pedro Núñez, de serle obedientes y al Rey de Aragón, 

... anuo domini miilesimo trecentesimo quadragesimo octauo 
sábado zxv dias andados del mes de octobre en el castíello de 
inuiz.» 

57. * Pleito homenaje, que hizo al Maestre, D, Juan Niiñez, 
si y en nombre del Concejo de Alcañiz,, el Notario Pedro 

tillo. 

... anno domini miilesimo ccc. quadragesimo octano es a 

er dia martes cuatro dias esient el mes de Octobre en el cas- 

lo de A1canniz.li 

ISS. Venta de ocho hazas de tierra en la limitación de la 

lilla «que es allende de la puente de Alcolea camino del Gar- 

x otorgada á favor de Alfonso López «por doscientos setenta 

ravedis desta moneda que se usa» por el mercader Domingo 

ez y su mujer Don Oro, vecinos de la colación de Santa María 

Cónloha. 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN DE CALATRAVA. 137 

«Fecha la carta ea Gordoua veynte cinco días de enero era de 
mil e trezientos e ochenta e siete años.» 

259. Poder general conferido por el .Maestre fray D. Juan Año 1S49 
Niíñez, Orden y frailes del Convento de Galatrava, en cabildo a^"^®- 
reunido en la iglesia de San Martín de Bolaños, á favor de Pedro 
Nüñez, Comendador de las Fresnedas, para que represente á ¡a 
Orden ante el Rey de Aragón, sus justicias, Obispo de Valen- 
cia, etc. 

«Dada en Bolaños nuestro logar del Arzobispado de toledo 
veynte e tres dias de Abril era de mili e trezientos e ochenta c 
siete años en el Año del señor de mili trezientos quarenta e 
nueue años.» 

260. Arriendo por veinte años y 5.000 maravedís «desta mo- a. i840. 
neda que agora corre del rey nuestro Señor», de unas casas y i>>«^««^«*- 
aceñas en término de la ciudad de Coria, otorgada por fray don 

Juan Nüñez, Maestre de Calatrava, á ruego de D. Fadríque, que 
lo es de la de Santiago, á favor de Gil Uasit y Ferrant Pérez del 
Cobo, con la condición de devolverlas á la Orden al espirar el 
plazo, libres de toda carga y con las mejorías hechas en ellas. 

«Fecho seis dias de deziembre era de mili e trezientos e ochenta 
e syete años.» 

.261. * Homenaje que el Maestre de Calatrava, D. Juan Nü- a. isss. 
ñez, hizo al rey D. Pedro de Aragón por los castillos y lugares ^^'*^''* *^- 
que en dicho reino poseía. 

«... undécimo die octobris anno a aatiuitate domini millesimo 
trecentesimo quinquagesimo tertio.» 

262. * Homenaje que Alfonso Rodríguez, alcaide del castillo a. 1968. 
de Calaceit, hizo al Maestre de Calatrava. octubre so. 

«Anno domini millesimo trecentesimo quinquagesimo tertio... 
tertio kalendas nouembris.» 

263. Contrato de arriendo por cinco años de una aceña en a. i868. 

el río Guadaxenil, término de Écija, celebrado entre fray Rodrigo í^*®*®™^" ^^- 
Alfonso, procurador del Maestre y Orden de Calatrava, Comen- 
dador de Malagón, y Benito Sánchez, molinero y vecino de la 
misma, á condición de que la reedifique por su cuenta, deján- 
dola en buen estado al espirar el plazo y con aparejos para una 
muela que valgan 800 maravedís, recaudando para sí, sin inter- 



138 



boletín dr la real academia de la historia. 



Afio 1965. 

Agosto sn. 



A. 1969. 
Enero 25. 



A. 19:5. 
Enero 9 



vención de la Orden , las maquilas que rindiese ó ganare dicha 
aceña. 

«Fueron fechas en la villa de Ecija dies dias de desiembre era 
de mili quatrocientos e vno años.» 

264. * Testimonio que inserta el recurso que la Orden de 
Galatrava presentó al abad de Morimundo sobre la fuerza que se 
les hizo para que eligiesen por Maestre á D. Martín López de 
Córdoba. 

«Fué fecha en el Gonuento de Calatraua a treinta de agosto de 
la era de Cesar de mili e quatrocientos e tres.» 

265. Institución del vicariato de las Fresnedas hecho por 
Lope, Arzobispo de Zaragoza, á presentación del Maestre de 
Calatrava. 

cData cesarauguste die xxv Januarii. Anuo a natiuitate domini 
Millesimo Trecentesiino sexagésimo nono.» 

266. Escritura de venta de un censo de 416 sueldos y 8 dine- 
ros de principal, situado sobre la universidad de Beiera (Valen- 
cia), otorgada por Jaime Boxadors, vecino de ésta, en precio de 
5.000 sueldos á favor de Jacovita, mujer de Juan Salas. 

«Quod est actum Yalentie tercia die Januarii. Anuo a natiuitate 
domini Millesimo Trecentesimo septuagésimo quinto.» 

267. Donación de los bienes que detalla, en Kscamilla y Mi- 
llana, término de Huesca, otorgada á favor de Don Fray Pedro 
Muñiz, Maestre de Calatrava y su Orden , por fray Lope Álvarez 
de Sesa, Comendador de la misma en Yallaga. 

cFecha en millana aldea de huesea veynt e siel dias de Abril 
era de mili e quatrosientos e dies e siet años.» 

268. Venta que hizo el Comendador de Monroy en nombre 
de la Orden de Calatrava, de 2.000 sueldos de censo fundados 
sobre la jurisdicción alta y baja, civil y criminal, mero y mixto 
imperio, de Belmente, en precio de 20.000 sueldos á D. Ferrer 
Rani. Fueron estos maravedís para el rescate del Maestre D. Pe- 
dro Muñiz. 

a Anuo a nativitate domini Millesimo tres... siendo dia jueves 
que se contarla veint e hun dia entrant el mes de Agosto.» Dete- 
riorado. 
A. 19%. Abril 9. 269. Donacióü del molino de Valbuena á la Orden de Gala-- 



A. 1979. 
Abril Ti. 



A 1982? 



DOCUMENTOS D£ LA ORDEN DE CALATRAVA. t39 

trava por su Maestre D. Pedro luanez. Y otros documentos de 
escasa importancia. 

«Dada en ... veinte e tres dias de abril aono del nascimiento 
de nuestro saluador ihu. xpo. de mili e trescentos e ochenta y 
cinco annos.» 

270. * Homenaje que el Comendador mayor de Alcañiz hizo a&o isaa. 
al rey D. Pedro de Aragón por los castillos y lugares que poseía 

la Orden en dicho reino. 

«Anuo a natiuitate domini millesimo trecentesimo octuagesimo 
sexto.» 

271. Capítulos convenidos entre Pedro Arnaltes y Luís 6a- a 13S7. 
llego sobre un censo violaría que debía fray Antonio Gallego, agosto 2. 
clérigo del lugar de Monroyo, de la Orden de Calatrava. 

cAnno a natiuitate domini Millesimo Trecentesimo octuage- 
simo séptimo y es a saber dia viernes a dos dias del mes de 
Agosto en la ciudad de ^aragoca.» 

272. Escritura de arriendo de los pozos de Almadén, otorgada a. 1897. 
por el Maestre de Calatrava, D. fray Gonzalo Núnez de Guzmán, a^^''^^ ^^ 
á favor de Micer Francisco de la Cheretia, mercader genovés, en 

su nombre, y como procurador de Micer Xrmo. Doria, y otros 
genoveses por tiempo de seis años siguientes y canon «en cada 
uno de mil y seiscientas doblas de oro moriscas que sean todas 
del oro ñno e de justo peso e la su valia dellas en plata fina mar- 
cada e labrada de la guisa que nuestra voluntad fuere», pagade- 
ras por terceras partes y en las condiciones que detalla. 

c Fecha la canta en la villa de Almagro diez dias de Agosto año 
del nascimiento del nro. saluador jhu. xpo. de mili e tresientos e 
ochenta e siete años.» 

273. Venta de la décima parte de la casa molino del Arzo- a \9^. 
bispo, en la ribera del Guadiana, otorgada por Tello González .1 J"^'®^^- 
favor de Juan Rodríguez, criado del Conde D. Sancho, en precio 

de 1.000 maravedís de la moneda vieja de cornados que se suele 
usar. Acompaña copla del documento. 

«Fecha la carta en Seuilla treynta e vn dias del mes de Jullio 
del año del nascimiento de nro. Señor Jesucristo de mili e tre- 
sientos e ochenta e ocho años.» 

274. Poder general de representación conferido por el Maes- a. i892.Ag.8. 



1 



/140 



BOLETÍN bB LA «EAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



Afio 1896. 
Junio <S. 



A. 189^. 
Bn«ro 90. 



A. 1899. 
Marzo 26. 



A. 1899. 
Diciembre 4. 



tre D. Gonzalo Nüñez de Guzmáa y Orden de Galatrava á favor 
de fray Juan de Camaño^ Comendador del Collado. 

«Fué fecha e olorgada en la cibdad de Segouia jueues ocho diaí^ 
de agosto año del nascimientodel nro. Saluador ihu. xpo. de mili 
e iresientos e nouenta e dos años.» 

275. Licencia concedida por el Maestre D. Gonzalo Núñez de 
Guzmán y Orden de Galatrava reunida en capítulo en la iglesia 
de Santa María de los Llanos de Almagro, á fray Fernando Díaz 
de Vemón , Comendador de Torres, y á todos los demás Comen- 
dadores y Priores de la Orden para que puedan acensar ó arren- 
dar las heredades de sus encomiendas y beneficios. 

«Lo qual todo sobredicho fué fecho e ordenado e otorgado e 
jurado en el cabildo de la dicha eglesia en la dicha forma e con 
la solebnidat precedente como dicho es domingo seys días del 
mes de junio año del Nascimiento del nro. Saluador ihu. xpo. de 
mili e trecientos e nouenta e cinco años.» 

276. Renuncia hecha en Almagro ante el Escribano Antón 
García por Pedro González de Puertollano, en Juan Fernández, 
Garci Fernández, y otros, de un pedazo de tierra calva en el 
camino de Pedregosa de aquella villa que había comprado á 
Pedro Fi... por 100 maravedís de la moneda usual que diez dine- 
ros facen un maravedí, los cuales le fueron devueltos. 

«Fecha en Almagro treynta dias de enero año del Señor de 
mili e tresientos e Nouenta e siete años.» 

277. Arriendo de los pozos de Almadén hecho por el Maestre 
y Orden de Galatrava reunida en capítulo en la iglesia de Santa 
Inés de Bolaños, á favor de micer Ilario Danón, micer Martín 
Lome! y, y otros mercaderes genoveses por tiempo de ocho años 
y 1.400 doblas de oro bueno y de justo peso en cada uno de 
ellos. 

«Fecha en la eglesia mayor de bolaños miércoles veynt e seis 
dias de marco año del nascimiento del nro. saluador ihu. xpo. de 
mili e trezientos e Nouenta e nueve años.* 

278. Cambio de cuatro pedazos de viña de dos aranzadas en 
Ajofrín, propios de Martín García, por las tres quintas partes de 
un suelo de posada de colmenas, que dicen del manco, con 
80 colmenas vivas, en los montes de Toledo, cei^ca del Guadiana, 



DOCÜüBNTOS DK LA ORDEN Dfi CALATHaVa. 141 

que le entrega su sobrino Martín García, ambos vecinos de Vi- 
llarla de Estinillas, término y jurisdicción de Toledo* 

cFecha e otorgada en Toledo jueues quatro dias de desiembre 
año del Nasciraienlo del nro. saluador ihu. xro. de mili e tresien- 
los e nouenta e nueve años.» 

279. Otro ejemplar del documento que antecede. Año i899. 

Diciembre 4. 

Siglo XV. 

280. Carta de venta de la granja de Santa María del Yezgo, a. uoi. 
en Aldea del Rey, del campo de Calatrava, otorgada á favor de ^9^^^- 
los frailes del convento de la Orden, en precio de 9.000 marave- 

.dís, de dos dineros uno y dos blancas el maravedí, por D. Juan, 
abad del monasterio de San Pedro de Gomiel y comunidad del 
mismo. 

«Fué fecha e otorgada en el dicho monasterio de San Pedro de 
Gomiel lunes ocho dias del mes de Agosto Año del nascimiento 
de nro. Saluador ihu. xpo. de mili e quatrocientos e vn años.» 

281. Poder general conferido por la Orden de Calatrava reu- a. uoi. 
nida en capítulo en su villa de Pastrana, á D. Juan Remigio de ^<^*"^^« ^'^• 
Guzmán, Comendador de Otos, D. Ñuño Alvarez, Comendador 

de Guadalerzas y D. Berenguer de Villagrasa, Comendador de 
Monroy, para cobrar las cantidades de 77.000 sueldos que don 
Garci López de Sosa debía por l^villa de Jabara, y 20.000 sueldos 
de Blas Ramírez, por la de Belmonte, de la diócesis de Zaragoza. 
«Anno a natiuitate domini Millesimo quatuorcentesimo primo 
die vero decima quinta mensis Octobris.» 

282. * Renuncia que hicieron fray Guillen Remón y fray a. i4oi. 
Benito de Mora, Comendadores respectivamente de Alcañiz y Octubre is. 
Peñarroya de las encomiendas que tenían por haberlas concedido 

el Papa al Maestre de la Orden, D. Gonzalo Nüñez de Guzmán. 
«... martes diez e ocho del mes de Otubre anno del nascimiento 
de nuestro saluador ihu. xpo. de mil e quatrocientos e hun 
anno.» 

283. Venta de unas casas en la plaza de Almagro, que fueron a. i4oi. 
de Pedro Ruíz, otorgada por el testamentario de éste en precio octubre 21. 
de 1.600 maravedís de la moneda blanca usual que dos blancas 



1 



142 



BOLBTIn Dfi La RttAL AÓADfiMtA Dfi tA HÍSTOfttA. 



Afio 1402. 
Febrero 2. 



A. 1408. 
Abril 7. 



A. 1408. 
Julio 29 



A. 1403. 
Agosto 4. 



hacen el maravedí, á favor de fray Juan, prior y frailes del sacro 
convento de Calatrava. 

«Fecha en Almagro viernes vey nte e un días de Otubre año del 
uascimiento del nro. Saluador ihu. xpo. de mil e quatrocientos e 
vn años.» 

284. Carta de censo de un solar en la calle maestra de los 
ferradores de Jaén, por seis solidos anuales, otorgada á favor de 
Pedro Rodríguez y su mujer Catalina Rodríguez, por fray Fer- 
nando, Prior de la iglesia de San Benito de la misma ciudad, 
en virtud del poder, que inserta, concedido por el Maestre don 
Enrique y Capítulo de la Orden de Calatrava reunido en la igle- 
sia de Santa María de su villa de Porcuna. 

«Fecha la carta en la muy noble cibdad de Jahen a dos días del 
mes de febrero año del Nascimiento del nro. Señor ihu. xpo. de 
mili e quatrocientos dos años.» 

285. Posesión tomada por la Orden de Calatrava de la villa 
de Jabara en virtud de sentencia arbitral dada por el Arzobispo 
de Zaragoza en el pleito sostenido por aquella con D. Garci López 
de Sosa, señor de Oriet y sus consortes. 

«Anno a natiuitate domini millesimo quadringentesimo tercio 
disapte ha set dies anats del mes de Abril.» 

286. Mandamiento del Maestre á los comensales de los 
Comendadores del campo de Calatrava para que paguen las 
décimas al sacristán de la dicha^rden. 

cDada en la nra. villa de Almagro veynte e nueve dias de 
JuUio año del nascimiento del nro. Saluador ihu. xpo. de mili et 
quatrocientos et tres años.» 

287. Confirmación por el Maestre D. Enrique de Villena y 
capítulo de Calatrava, de la licencia concedida por su predecesor, 
D. Gonzalo Nüñez, á los Comendadores, priores y freiles de la 
Orden para que pudieran acensar ó arrendaí* las heredades de 
sus encomiendas. 

cLo qual todo sobre dicho fué fecho o ordenado e mandado e 
otorgado e jurado en el cabillo de la dicha capilla en la dicha 
forma et con la solepnidad prescedente commo dicho es en la 
dicha villa de Almagro en la dicha capilla de San Benito que es 
dentro en los palacios que la dicha Orden ha en la dicha uilla de 



L 



DOCUMENTOS D« LA OKOBN DB CALAtRAVA. \i^ 

Almagro sábado quatro días de agosto año del Nascimiento del 
nro. Saluador ihu. xpo. de mili e quatrocientos e tres años.» 

288. DoDación hecha por el GoDcejo, justicia y regimiento de Ano i407 
Ciudad Real, con consulta de S. M., al convento de Nuestro Padre ^^^^^ ^^ 
Santo Domingo, de un pedazo de calle que llaman «el compás de 

la puerta de la Iglesia.» Acompaña transcripción notarial. 

«Fecha en Villa Real lunes treze dias de Junio año del Nasci- 
miento de nro. Saluador ihu. xpo. de mil e cuatrocientos e siete 
años.» 

289. Carta de censo de una huerta en la puerta de Santiago a i4g7 
de Jaén por seis doblas de oro pagaderas el día de San Miguel de ^tolre lo. 
cada año; otorgada á favor de Lope Martínez y su mujer Teresa 
García, por fray Fernando, Prior de la iglesia de San Benito 

de aquella ciudad, en virtud del poder anteriormente men- 
cionado. 

«Fecha la carta en la muy noble cibdad de Jahen diez dias de 
Otubre año del nasciipiento de nro. Señor ihu. xpo. de mili e 
quatrocientos e siete años.» 

290. Poder conferido por el Maestre D. Luís de Guzmán y a. 1407 á 1443. 
Capítulo general de la Orden de Calatrava reunido en la iglesia 

de Santa María de su villa de Almodóvar del Campo, á Martín 
Fernández para que él la represente y deüenda en los negocios 
que tuviere en el Partido. 

t Pecha en la nra. villa de Almodóvar miércoles quinze días del 
mes de marzo año del Nascimiento del nro. Señor ihu. xpo. de 
mili e quatrocientos e ....» 

Por ignorarse la fecha concreta de este documento se coloca 
entre las del Maestrazgo de D. Luís de Guzmán. 

291. Provisión del Maestre D. Luís de Guzmán para que se a. ui6. 
paguen á la sacristanía mayor del sacro convento de Calatrava -'"Q^^^''- 
los diezmos de tierras labrantías, ganados, etc. 

«Dada en la villa de Almagro diez y siete dias andados del mes 
de |l unió año del Nascimiento del nro. Salvador ihu. xpo. de mili 
quatrocientos e dies e seys años.» Deteriorado. 

292. Poder procuratorio conferido á fray Manuel González, a. uie. 
procurador de Calatrava la vieja y de Monroy, por el Maestre de ^^^^ ^ 
Calatrava D. Luís de Guzmán para negocios de la Orden. 



144 



BOLBtiN ÚK LÁ R^AL ACADEMIA DB LA HISTORIA. 



Año un. 

Marzo 21. 



A. 1417. 
Marzo 23. 



A. 1417. 
Marzo 23. 



A. un. 

Marzo 88. 



A. 1417. 
Diciembre 20. 



«Acta fuerunt hec in villa ballisoleti paleutine diócesis áie 
octaua Mensis Augusti anno á natiuitate domíai millesimo qua- 
drigenlesimo décimo sexto.» 

293. Poder conferido por el Maestre D. Luis de GuzmáD y 
Orden de Galatrava, al Comendador de Molinos i>ara que en nom- 
bre de la misma tome posesión de toda pertenencia suya en el 
reino de Aragón. 

«... die dominica circa horam medie tercie vel quasi computa- 
batur vicésima primera mensis Marcii Anno a Natiuitate domiiii 
Millesimo Quadricentesimo décimo séptimo.» 

294. Acta de la posesión del lugar de Rafales, tomado por 
Guillermo de Aquaviva, en nombre del Maestre D. Luís de Guz- 
man Y Orden de Galatrava; y homenaje rendido á la misma en 
virtud de mandato del rey de Aragón Alfonso Y, cuya orden 
inserta. 

«... die lune circa horam tercie vel quasi que computabatur 
vicésima secunda mensis marcii Anno a Natiuitate domini Mil- 
lesimo Quadrigentesimo décimo séptimo.» 

295. Testimonio de la posesión del lugar de Monterrubio 
tomada por Guillermo de Aquaviva en nombre del Maestre don 
Luís de Guzmán y Orden de Galatrava, con inserción de una 
carta de Alfonso Y de Aragón para que sea reconocido como Maes- 
tre de Galatrava. 

c... die martis circa horam tercie vel quasi computabatur vicé- 
sima tercia mensis Marcii Anno a Natiuitate domini Millesimo 
Quadrigentesimo décimo séptimo.» 

296. Posesión de la villa de Monroy tomada por el Gomen- 
dador de Molinos, fray Guillermo de Aquaviva, en virtud de 
poder del Maestre y Orden de Galatrava, y carta de Alfonso Y de 
Aragón para que le sea rendido pleito homenaje. 

c... die Martis circa horam tercie vel quasi que computabatur 
vicésima tercia mensis Marcii. Anno a Natiuitate domini Mille- 
simo Quadrigentesimo décimo séptimo. i> 

297. Privilegio del Maestre y cabildo de la Orden de Gala- 
trava reunido en la iglesia de Santa María de los Llanos, de 
Almagro, perdonando al Concejo y hombres buenos de Fuente la 
Encina el tríbulo de diez pósteros anuales, á cambio de consen- 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN DE CALATBAVA. 145 

tírle cañada corriente para el ganado de Mesta, de la que evStaba 
exento dicho pueblo. 

«... e veynte dias del mes de deziembre año del Nascimiento 
del nro. Saluador ihu. xpo. de mil e quatrocientos e diez e siete 
años.» 

298. Carta de censo de la heredad de Torremocha, término Afio 1420. 

de Acatan, á favor de la Encomienda de Talavera, por precio de diciembre 20. 
XXVI florines de buen oro e de justo peso e veynte marauedis de 
dicha moneda cadaafio que pagarán las monjas de San Clemente 
de Toledo. 

«Fecha e otorgada en la dha. cibdad de Toledo dentro en el dho. 
monasterio veynt dias de deziembre año del nascimiento del nro. 
Saluador ihu. xpo. de mil e quatrocientos e veynte años.» 

299. Asentimiento del Maestre de Calatrava á la permuta de a. 1421. 
la vicaría del lugar de Rafales hecha por ^su poseedor Pedro .m*«o20. 
Marfn. 

«Anno a natiuitate domini Millesimo Quadrigentesimo Vi- 
césimo primo die videlicet quo computabatur vicésima mensis 
Marcii.» 

300. Carta de venta de media aranzada de viña en Almagro, a. 1422. 
otorgada por Alonso Berdugo y su mujer, en precio de quatrocien- ^^^^ ^' 
tos et ochenta maravedis desta moneda blanca que agora corre 

que dos blancas facen un maravedí^ á favor de Juan López, Co- 
mendador, y su mujer Juana González. 

«En la villa de Almagro primero dia de mayo año del Nasci- 
miento del nro. Saluadorihu. xpo. de mil e quatrocientos e veinte 
e dos años.» 

301. Mandamiento del Maestre D. Luís de Guzmán para que a. 1424. 

los comensales del campo de Calatrava paguen las décimas á la NoTiembre». 
sacristanía mayor del Sacro Convento de la Orden. 

«Dada en la nuestra villa de Calatrava Nueve dias de nouyem- 
bre año del nascimiento del nro. Saluador ihu. xpo. de mil e 
quatrocientos e veynte e quatro años.» 

302. Escritura de venta de dos pedazos de tierra en Bexix, a. 1426. 
otorgada por Guisabel González á favor de Juan Fernández Ta- 
majÓQ en precio de trescientos quince maravedis de la moneda 
usual que hacen dos blancas un maravedi. 

TOMO ZZZV. 10 



n 



146 



BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA Ht8tORÍÁ. 



Año 1426? 
Mayo 7. 



A. 1427. 
DiQiembre 18. 



A. 1428. 
Marzo 10. 



A. 1428. 
Marzo 10. 



A. 1428. 
Mayo 10. 



A. 1428. 
Agt)Bto 22. 



«... niento del nro. saluador ihu. xpo. de mili e quatrocientos e 
veynte e seys.» Falla la parte derecha del documeoto. 

303. Carta de venta de once pedazos de tierra y una en Borox 
otorgada á favor de Domingo Fernández en precio de cuatrocien- 
tos... por Guisabel González. 

«Siete días del mes de mayo año del nascimiento del nro. 
Saluador ihu. xpo. de mili e quatrocientos e veynte e ...» 

304. Institución de la vicaría de la Villa de Rafales por el 
Arzobispo de Zaragoza á propuesta de la orden de Galatrava y 
petición del Comendador de Alcañiz. 

«Datum cesarauguste decima octaua die decembris Anno a na- 
tivitate domini millesimo e cccc vicésimo séptimo.» 

305« Carta de venta de una tierra en la Yunqueruela de Val 
ile Sexma, término de Borox, otorgada por María Pantoja, en 
precio de 300 maravedís, á favor de Pedro Alfonso y su mujer, 
vecinos de aquella villa. 

«Miércoles diez dias de marco año del Señor de mili e quatro- 
cientos e veynte e ocho años.» 

306. Carta de venta de siete pedazos de tierras calvas en tér- 
minos de Borox, otorgada por Isabel González, vecina de Palo- 
mares, á favor de Pedro Alfonso, vecino de esta villa, en precio 
de cuatrocientos maravedís de dos blancas uno. 

«Miércoles diez dias del mes de marco año del Señor de mili 
quatrocientos e veynte e ocho.» 

307. Aceptación por el Concejo de Illana, aldea de Zorita, de 
la sentencia dada á instancia del Clavero de la Orden condenando 
á aquel al pago de los 1.640 marauedís de tributo anual, en com- 
pensación de la siega del pan de su campo, que estaba obligado 
á hacer. 

«Fué fecha á diez dias de maio año del nascimiento de nro. 
Saluador ihu. xpo. de mili e quatrocientos e veynte e ocho 
años.» 

308. Poder otorgado por Mosen Francisco de Arinio Secre- 
tario del rey de Aragón, á favor del de Navarra, Antón Nogueras, 
para tratar con el rey de esta, del cambio del lugar de Yaldecas- 
tells de Castells. 

«Fué fecho e otorgado en la Ciudad de Valencia a veynte dos 



t>OCÜBlBNTÓS DÉ LA OBDÉN DB CaLATHaVA. 147 

dias del mes de Agosto del anno de la natiuitad de nro. Senyor 
Mili Qaatrocíentos veyote e oclfo.» 

309. Otro ejemplar del poder que antecede. 

310. Juramento de Mosen Francisco de Arinio, Secretario del Año 1429. 
rey de Aragón, Señor de Camarasa de Cubells, de nunca contra- ^«^reroie. 
decir por sí ni por persona alguna el cambio hecho con el¡rey de 
Navarra de su Castillo y Valle de Castells. 

«Fue fecho e otorgado en la Cibdad de Garagoca a setce dias 
del mes de febrero del Anyo de la natiuidad de nro. Señor Mili 
Quatrocientos e vint e Nueue.» 

311. Carta de venta de unas casas en la colación de Santa a. 14». 
Maiia de Ciudad Real, con los linderos que marca, otorgada por Map«o5. 
Ferrant Gutiérrez, en precio de 2.700 maravedís, á favor de fray 
Sancho de Ávila, Comendador de Beuávente. 

«Fecha e otorgada en la Cibdad Real, cinco dias del mes de 
marco año del Nascimiento de nro. Saluador ihu. xpo. de mili 
e quatrocientos e veynte et nueve años.» 

312. Donación de un majuelo en la vega de Almagro, de unas a. i4do. 
siete cuartas, hecha al convento y frailes de Calatrava por Juana p«^''««>25. 
Sánchez, mujer que fué de Gonzalo Alfonso, con la carga de decir 

una misa anual con vigilia y letanía por el alma de su esposo y 
demás parientes difuntos. 

«Fue fecha en la villa de Almagro Sábado veynte e cinco dias 
del mes de febrero año del nascimiento de nro. Señor ihu. xpo. 
de mili e quatrocientos e treynta años.» 

313. Traslado del privilegio y fueros que Rodrigo de Avella- ▲.1488. 
neda RocafuU, señor de Abanilla, hijo de Juan González de Ave- -^í******* 
Ilaneda y Doña Leonor de Rocafall, otorgó en 22 de Abril de 

1422 á los moros de la Aljama de dicha villa. 

cFecho e sacado fué este traslado de dha. escritura de preuillejo 
original en la villa de hauanilla lugar del doctor Diego González 
de Toledo del Consejo de uro. Señor el Rey a seys de agosto año 
del nascimiento del nro. Señor ihu. xpo. de mili e quatrocientos 
e treinta e tres años.» 

314. Ratificaciones por D. Alvaro de Luna, Condestable de a. 1484. 
Castilla, fray Lope de Morales, Comendador de Vivoras y frey ^"^*° ^^■ 
Gonzalo de Ferrera, Comendador de Manzanares, del cambio de 



i 48 



BOLKTtrl DK La ARAL ÁCADfiRítA DE LA HISTORIA. 



Afto 1484. 
NoTiembre 7. 



A. 14S8. 
Junio 4. 



A.14S8. 
Junio 18. 



A. 1499. 
Septiembre 14. 



las villas de Arjona^ Arjonilla, la Figuera e Recena etres quartas 
partes de Ximena e de 30,000 maravedís de juro por las villas de 
Maqueda^ San Silvestre y el Colmenar^ que eran de la Orden. 
Signatura autógrafa del Condestable. 

«En la Gibdad dB Segouia lunes dies e nueue días del mes de 
Julio de dicho año del nascimiento del Señor de mil e quatro- 
cientos e treynta e quatro años.» 

315. Poder conferido á D. Pedro de Osuna, Procurador de 
Toledo, por el Maestre D. Luís de Guzmán y Orden de Galatrava, 
para resistir las pretensiones del Obispo de Jaén sobre cierto de- 
recho que pretendía en los Barrenos. 

«Fecha e otorgada esta carta en la villa de Andujar siete dias 
de Nouiembre año del nascimiento del nro. Saluador ihu. xpo. 
de mili e quatrogientos e treynta e quátro años.» 

316. Donación de unas casas en la calle del Rey, colación de 
Santa María, de Ciudad Real; 80 cabezas de ganado lanar y cabrío; 
un cáliz de plata con su patena de un marco y seis onzas de peso; 
y una vestimenta blanca, hecha por fray Sancho Sánchez de 
Avila al Prior y convento de Calatrava, á condición de que los 
frailes del mismo digan anualmente dos misas semanales y una 
solemne de réquiem con vigilia y letanía, á la muerte del donante 
en sufragio de su alma. 

«... en el conuento de Calatraua miércoles quatro dias de junio 
año del nascimiento del nro. Saluador ihu. xpo. de mili e quatro- 
cientos e trevnta e ocho años.» 

317. Otro ejemplar del documento que antecede. 

318. Ratificación por frey Sancho Sánchez de Ávila, Comen- 
dador de Benavente y del Almadén, ante frey Gonzalo, Pitancero 
del Sacro convento de Calatrava, de la donación de casas que 
antecede, á condición de morar en ellas durante los días de su 
vida. 

«En la Cibdad Real viernes treze dias de junio año del nasci- 
miento del nro. Saluador ihu. xpo. de mili e quatrocientos e treyn- 
ta e ocho años.» 

319. Carta de venta de dos aranzadas y quarta de majuelo en 
Yaldoro, término de Ciudad Real, entre los caminos de Santa 
María y Pero Sánchez, otorgada á favor del Prior y frailes del 



DOCUMENTOS DB LA ORDBN DE CALATRAYA. 149 

convento de Calatrava, en precio de 2.400 maravedís, por Juan 
Rodríguez y su mujer Aldon^a Rodríguez. 

«Fecha e otorgada en la Gibdad Real catorce días del mes de 
Setiembre año del nascimíento del uro. Saluador ihu. xpo. de 
mil) e quatrocieutos é treynta e Nueue años.» 

320. Donación de muebles y enseres de casa hecha al Prior A&01443. 

y frailes del Sacro convento de Calatrava, por fray Sancho San- '^ici«™bre2. 
chez de Ávila, Comendador de Benavente y Almadén; y confir- 
mación de la donación de casas que antecede. 

«Fecha e otorgada en la Ciudad Real a dos días del mes de 
deciembre año del nascimiento del nro. Saluador ihu. xpo. de 
mili e quatrocieutos e quarenta e tres años.» 

321. * Peticiones que en el Capítulo general de la Orden de a. 1443. 
Calatrava, hizo el Sacro Convento de la misma y respuestas dadas ^*"<*^- 
por aquel á las solicitudes y pretensiones de éste. 

«... dos dias del mes de Marzo deste presente auno ... quatro- 
cieutos é quarenta e tres años...» 

322. * Confirmación de la elección de Maesti*e en D. Alonso a. 1444. 
de Aragón por el Abad de Morimundo. Marzo 24. 

«Auno a natiuitate domini m.gggc (juadragesimo quarto die ... 
vicésima quarta mensis Marcii apud villa de Almagro.» 

323. Confirmación hecha por la Orden de Calatrava y Abad a. 1444. 
de Morimundo, del poder conferido á D. Alonso de Aragóu, Ca- Mano 24. 
ballero de la misma, para administrar y regir los bienes pertene- 
cientes á ella. 

«Auno a natiuitate domini millesimo quadrigentesiino quadri- 
gesimo quarto die intitulata videlicet vicésima quarta mensis 
marcii apud villa de Almagro.» 

324. Ratificación de la venta de un censo de 42.000 sueldos a. 1444. 
de principal y 2.200 de renta anual, sobre las rentas de Bexix, ^^^^i®- 
hecha por el Comendador mayor de la Orden de Calatrava Lope 

de Morales, á favor de Mosén Juan de Valllerra. 

«... cibdad de Toledo veynte e Nueue dias del mes de Abril 
año del nascimiento del uro. Saluador ihu. xpo. de mili e qua- 
trecientos e quarenta e quatro años.» Incompleto. 

325. * Confirmación del Maestrazgo de Calatrava en Don A. 1444. 
Alonso de Aragón y otras cosas de la Orden, 



150 



boletín de la real academia de la historia. 



Año 1444. 
Diciembre 9. 



A. 1446. 
Octubre 21. 



A. 1445. 
Octubre 21. 



A. 1445. 
Septiembre 27. 



A. 1446. 
Junio 22. 



A. 1447. 
Mayo 25. 



a... Anno domini m.ggog quadragesimo quarto ...i> 

326. Protesta á nombre de la Orden por la fuerza que se le 
hizo por D. Alonso de Aragón, sobre la elección de Maestrazgo. 

«Eu la villa de Talauera a nueve días del mes de Diciembre 
anno del nascimiento de nuestro sennor ihu. xpo. de mili e qua- 
trocientos e quarenta e quatro años.» 

327. Carta de venta de una casa y tienda en la plaza de la 
colación de San Pedro, de Ciudad Real, otorgada gor Fernán Díaz 
Caballero, en precio de 30.000 maravedís que dos blancas viejas 
hacen el maravedí, á favor del Sacro Convento de Calatrava. 

«Fecha e otorgada en la Calcada logar de la Orden de Calatrava 
veyute e vn dias del mes de Olubre año del nascimiento de 
nro. Señor ihu. xpo. de mili e quatrocientos e quarenta e cinco.» 

328. Ratificación de la venta de casa y tienda que antecede, 
otorgada por el vendedor, ante el Notario Fernando García de 
Piedrabuena. 

aEn la Calcada logar de la Orden de Calatrava veynte e vn 
dias del mes de Otubre año del Nascimiento del nro. Señor 
ihu. xpo. de mili e quatrocientos e quarenta e cinco años.» 

329. * Homenaje y juramento de fidelidad hecho por los 
Caballeros de la Orden, á D. Pedro Girón, Maestre, en manos del 
Clavero García de Padilla. 

Falta la mitad inferior del documento. 

«Fué fecha e otorgada en la villa de Almagro veynte e siete dias 
del mes de Setiembre año del Nascimiento del nuestro Saluador 
ihu. xpo. de mili e quatrocientos e quarenta e cinco.» 

330. * Requerimiento hecho por el Sacro Convento al Alcaide 
de la fortaleza del mismo, y una carta del Maestre D» Pedro 
Girón, mandando al susodicho que no rompa ni labre en la Nava 
del Membrillo, ni prenda los ganados de la cuesta del dicho con- 
vento por pertenecer todo al mismo. 

«En el castillo del Convento de Calatrava en veynte e dos dias 
del mes de junio año del nascimiento del nuestro Saluador 
ihu. xpo. de mili e quatrocientos e quarenta e seis anuos.» 

331. * Confirmación del Capítulo general de la Orden de 
Calatrava por el Abad del Gister, siendo Maestre de dicha Orden 
D. Pedro Girón, 



00GUIIBNT08 DS LA ORDEN DE GALATRAVA. 151 

cDatum in dicto cisterni monasterio die predicta vicésima 
quinta mensis Maii anny domini millesimi quadringentesimi 
quadragesimi septimi ...» 

332. * Priviltígio segundo de confirmación de la elección Año 1447. 
legítima del Maestre de Calatrava D. Pedro Girón, dado por el ^^^y^^' 
Hermano Juan Abad del Cister. 

«Datum in dicto nostro cisternis monasterio die predicta vicé- 
sima quinta mensis Maii anny domini millesimi cccc quadra- 
gentesimi soptimi ...» 

333. Carta de donación de un molino en Fuente de la Higue- a. 1448. 

ra, término de Aldea del Rey, otorgada á favor del Prior y con- Septiembre 11. 

vento de Calatrava, por fray Juan de Burgos, Obrero de la 

misma y su Comendador en Argamasilla y Villamayor, con la 

carga de cuatro misas semanales á su muerte en sufragio de su 

alma. 

aFue fecha e otorgada en el Argamasilla a onze dias del mes de 
Setiembre Año del Nascimiento de nro. Saluador ihu. xpo. de 
mili e quatrocientos e quarenta e ocho años.» 

334. • Juramento y firmezas del Comendador mayor y Cía- a. 1448. 
vero de Calatrava de los Capítulos de la Orden, en nombre del ''*^^^°^- 
Maestre. 

«Fué fecho ... en Qorita treynta dias del mes de Junio año del 
nascimiento de nuestro Saluador ihu. xpo. de mili e quatrocien- 
tos e quarenta e ocho años.» 

335. * Traslado autorizado de los artículos de concordia que a. i448. 
firmaron el Maestre de Calatrava D. Pedro Girón y el Comendador ^^^^^ ^' 
mayor de la misma Orden D. Juan Ramírez de Guzmán, apro- 
bando la elección de dicho Maestre al que se le prestó homenaje. 

«Fué fecho e otorgado... en el castillo de (üorita domingo 
treynta dias del mes de Junio anuo del nascimiento de nuestro 
señor ihu. xpo. de mili e quatrocientos e quarenta e ocho años.» 

336. Carta de arriendo por diez años de la Encomienda de a. 1449. 
Bexix, en el reino de Valencia, mediante el canon de 37.333 suel- Enero 24. 
dos, 4 dineros jaqueses, hecho por fray Marcos Valls, comenda- 
dor de Monroy, en virtud de poder del Maestre D. Pedro Girón, 

á favor de Pascual Torrecilla, vecino de Segorbe, y Miguel Cier* 
toles, c[ue lo es de Alcañi;s, 



152 



boletín DB la real ▲CADBIIIA DB LA HISTORIA. 



Año 1450. 
Septiembre. 



A. 1451. 
Abril 2. 



A. 1452. 
Abril 8. 



A. 1452. 
JuUo 23. 



A. 1456. 
Febrero 28» 



«Anuo a iiatiuitate domiai Millesímo Quadrigentesimo Quadrí- 
gesimo Noao die videlicet intitúlala vicésima quarta mensis Jan- 
nuarii apud villa alcanicii.» 

337. Poder coaferido por D. Alonso de Aragón, Maestre de 
la Orden de Galatrava, á Pedro Ruíz, proponiendo al Arzobispo 
de Zaragoza para la Capellanía de la iglesia de Santa María de 
su villa de la Fresneda, á Gaspar de Portes. 

«Fué fecha e otorgada en la villa de ...s del mes de Setiembre 
año a natiuitate domini millesimo quadringentesimo quinquage- 
simo.» Incompleto; en papel. 

338. Provisión del Maestre D. Pedro Girón deponiendo á 
fray Alonso, de la Sacristanía mayor de Galatrava, en atención á 
sus relajadas costumbres, y nombrando en su lugar á fray Bar- 
tolomé de Almodóvar, Prior de Jaén. 

«Dada en Magan jurisdicción de la cibdad de toledo dos dias 
de abril año del uascimiento del nro. Señor ihu. zpo. de mili e 
quatrocientos e cinquenta e vn años.» 

339. Carta de venta de un cañamal en dos pedazos, separa- 
dos por una acequia, término de Yillarrubia, otorgada por Diego 
González de Soria Caballero, en precio de cuatrocientos marave- 
dís, que dos blancas viejas hacen un maravediy á favor del Prior 
y frailes del convento de Galatrava. 

c Fecha e otorgada en el dho. Ittgar de Villarrubia en tres 
dias del mes de Abril año del nascimiento del nro. Señor 
ihu. zpo. de mili e quatrocientos e cinquenta e dos años.» En 
papel. 

340. * Carta del Abad de Morimundo aprobando la elección 
del Maestre D. Pedro Girón y dando por nula la de D. Alonso de 
Aragón. 

«Die vicésimo tertia mensis Julii anno domini millesimo qua- 
dringentesimo quinquagesimo secundo.» 

341. Provisión del Maestre D. Pedro Girón para que el 
Alcaide del convento de Galatrava, Alfonso Muñoz, pueda labrar 
la Nava sin pago de pecho ni derecho. 

aDada en nuestra villa de Almagro veynte e tres dias de febre- 
ro año del nascimiento de nro. saluador ihu. zpo. de mili e qua- 
trocientos e Qinquenta e seys años. En papel.» 



DOCUMENTOS DB LA ORDEN DB CALATRAVA. 153 

. 342. Carta de venta de 2.000 sueldos de censo sobre Calanda Afio 1457. 
y Fozcalanda, en Aragón, hecha por Berenguer Bendari á Jaime ^^^*^'^* 
Sánchez* 

«Feyto fue aquesto en la yilla de Alca&íz a siete días del mes 
de Julio año a natiuitate domini Millesimo Quadringentesimo 
Quinquagesimo séptimo.» 

343. Carta de venta otorgada por Jaime Sánchez, de Calata- a. 1459. 
yud, de 1.466 solidos y 8 dineros jaqueses de los 2.000 por él Noviembre 12. 
comprados :1 Berenguer Bendaxi, sobre las rentas y frutos de Ca- 
landa y Fozcalanda, lugares de la Orden de Calatrava, á favor de 

D. Felipe de la Caballería, mercader y ciudadano de la cibdad de 
C4aragoca. 

«Fecho fué aquesto en la ciudad de Qaragoca a doze dias del 
mes de Nouiembre del Auyo de la natiuidad del nro. Sénior mili 
quatroQÍentos cinquenta e Nueue.» 

344. Carta de venta de unas casas de morada en la Colación a. 146o. 
de Santa María, de Ciudad Real, otorgada á favor de Juan de Se- ^**®'^**^' 
govia, texedor y su mujer Catalina Sánchez,* en precio de 350 
maravedís desta moneda usual y que agora se usa de dos blancas 

un maravedí «y un par de gallinas», por Diego Díaz. 

«Fecha e otorgada en la dha. Cibdad Real dos dias del mes de 
Enero año del nascimiento de nro. Señor ihu. zpo. de mili equa- 
trocientos e sesenta años.» 

345. Carta de la posesión tomada en nombre de la Orden de a. ueo. 
Calatrava, por D. Alonso Tellez Girón, hijo del Maestre de la mis- diciembre 10. 
ma, D. Pedro, de unas casas en la Colación de Santa María de la 

Villa de Carmona, que fueron del Conde Miranda. 

«En la villa de Carmona miércoles diez dias del mes de deziem« 
bre año del nascimiento del nro. Saluador ihu. xpo. de mili e 
quatrosientos e sesenta años.» 

346. Inhibitoria, á instancia del Maestre de Calatrava, de un a. 1461. 
Juez que pretendía ejercer jurisdicción en negocios de las villas Aff***^^^- 
de Illana y Almonacid, propias de la Orden. 

«Dada en la uilla de Ocanna veynte e vn dias del mes de Agosto 
año del Señor de mili e quatrocientos e sesenta e vn años.» 

347. Poder conferido por el Maestre D. Pedro Girón á Alón- a. 146L 

so Hurtado, para proseguir el litigio sostenido por la Orden cou Noviembre 20. 



1 



154 



boletín db la hbal agadbmia db la historia. 



Afio 1462. 
Mansos. 



A. 1462. 
Junio 19. 



A. 1462. 
Julio 2, 



A. 1462. 
Diciembre 8. 



A. 1464. 
Mfir?o2?. 



D. Alonso de Sotomayor, sobre términos de los Concejos de Fuen- 
te Ovejuna y Belmez, propiedad de aquella, é Hinojosa y otros 
lugares pertenecientes á éste. 

«Fué fecha e otorgada en la nra. villa de Almagro a veynte dias 
del mes de Nouiembre año del nascimiento de nro. Señor ihu. xpo. 
de mili e quatrocientos e sesenta e vn años.» 

348. Testimonio de la lectura dada en la Catedral de Sevilla 
ante los delegados al efecto, de la Bula concediendo licencia al 
Maestre D, Pedro Girón, para cambiar con el rey Enrique IV, 
las villas de la Orden Osuna y Cazalla por Fuente Ovejuna. 

«En la Iglesia Cathedral de la muy noble e muy leal cibdad de 
Sevilla miércoles tres dias del mes de marco del año del nasci- 
miento de nro. Señor ihu. xpo. de mili e quatrocientos e sesenta 
e dos años.» 

349. * Homenaje y juramento de fidelidad que el Concejo y 
pueblo de Belmez hizolal Maestre de Calatrava. 

«En la villa de Almagro a dies e nueue dias del mes de Junio 
del año del nascimiento de nuestro Señor ihu. xpo. de mili e 
quatrocientos e sesenta e dos años.» 

350. Donación de quinientos reales de plata, castellanos, para 
compra de una heredad ó reparo de las que posee, otorgada á fa- 
vor del Sacro Convento de Calatrava, por fray Juan de Valdelo- 
mar. Comendador del Viso y de Múdela, en nombre de su herma- 
no fray Rodrigo, Comendador de la Peña de Martos; con la carga 
anual de una misa de réquiem, con vigilia y letanía, el día de 
Santa María de Agosto, y una misa rezada semanal. 

«En el Convento de Calatrava lunes dos dias del mes do Julio 
año del nascimiento del nro. Saluador ihu. xpo. de mili e quatro- 
cientos e sesenta e dos años.» 

a. 

351. * Homenaje y juramento de fidelidad que frey Alvaro 
de Medina, Comendador de Zorita, hizo al Maestre de Calatrava. 

«En la villa de Porcuna ocho dias del mes de desiembre año 
del nascimiento de nuestro señor ihu. xpo. de mili e quatrocien- 
tos e sesenta e dos años.» 

352. Suplicación hecha á S. S. por el Maestre D. Pedro Girón 
y Capítulo de Calatrava, para que aprobase el cambio de Osuna 
y Cazalla, propiedad de la Ordeii, por Fuente Qvejuna, del Rey, 



DOGUlfBNTOS DE LA ORDEN DB CALATRAVA. t55 

cFecha e otorgada esta dha. nuestra suplicación estando en nro. 
Capitolo especialmente para ello ayuntados en el Coro de la igle- 
sia de la villa de Porcuna a veynte e dos dias del mes de marco 
año del nascimiento del nro. Señor ihu. xpo. de mili E quatro- 
dentos e sesenta e quatro años.» En papel, muy deteriorado. 

353. Aprobación por los Veinticuatro de la Ciudad de Gordo- Año i464. 
ba de la donación de Fuente Ovejuna y Belmez, hecha por el rey m*"°2** 
D. Enrique iV al Maestre D. Pedro Girón y del cambio de esta 

villa por la de Osuna y Castillo de Cazalla. 

«En la muy noble cibdad de CordouaVeynte e quatro dias de 
marco año del nascimiento del nro. Saluador ihu. xpo. de mili e 
quatrocientos e sesenta e quatro años.» 

354. Acuerdo del Concejo de la Ciudad de Córdoba, prestan- a. 1464. 
do asentimiento á la donación y cambio consignados en el docu- Marzo 28. 
mentó anterior. 

«Fecha veynte e ocho dias de marco, año del nascimiento del 
nro. Señor ihu. xpo. de mili quatrocientos e sesenta e quatro 
años.» 

355. * Carta de notiñcación al Abad de Morimundo, de la a. i466. 
elección de D. Rodrigo Tellez Girón para Maestre de la Orden ^^^^^ ^* 
de Calatrava, por fallecimiento de su padre D. Pedro Girón, expe- 
dida en el Convento de la Orden y firmada por los freires de la 
misma. Falta el sello de la Orden, que pendía de cinta negra. 

«Acta fuerunt hec sub anno a natiuitatedomini millesimoqua- 
drigentesimo sexagésimo sexto die vero* dominica videlicet pri- 
ma mensis Junii.» 

356. Fragmento de un poder conferido á caballeros de la Or- a. i466? 
den de Calatrava, para confirmar la elección de Maestre hecha en ^*^"*^- 
favor de D. Alonso de Aragón. 

«Datis et actissub anno a natiuitate domini millesimo... men- 
sis junii in capitulo et convenlu nostro supradicto.» 

357. Provisión del Maestre D. Pedro Girón , para que Diego a. 1466. 
Gutiérrez, Recaudador del Campo de Calatrava, recaude los diez- ^8<>«to. 
mos de los Comensales y paniaguados de los Comendadores del 
Campo de la Orden, que antes pertenecían al Sacristán mayor, y 

le entregue en compensacióu 20,000 me^ravedís anuales pagados 
por tercios. 



156 



BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



Afio 1469. 
Abril 8. 



A. 1409. 
AffOBtO 11. 



A. 1470. 
Octubre 11. 



A. 14T2. 

Noviembre 28. 



«Dada en nuestra Tilla de a... días del mes de Agosto año del 
nascimienlo de nro. Señor ihu. xpo. de mili e quatrocientos e se- 
senta e seys años.» Deteriorado. 

358. Testimonios que acreditan .el cumplimiento de la Bula 
y posesión del Maestrazgo de Calatrava, cuya posesión se reci- 
bió á nombre de D. Rodrigo Tellez Girón, Administrador de la 
Orden. 

c£n la villa de Almagro tres dias del mes de Abril año del ñas- 
cimiento de nuestro Saluador ihu. xpo. de mili e quatrocientos e 
sesenta e nueve años.» * 

359. Carta de censo sobre unas casas de la calle de la Herre- 
ría, en la villa de Madrid, propiedad de Santo Domingo el Real 
de la misma, hecha á favor de Simón Núñez, por la religiosa Isa- 
bel Alvarez, Superiora de aquél, por el canon anual de seiscientos 
cincuenta maravedís. 

«Fué fecha e otorgada en el dho. monasterio de S.^ Domingo 
el Real que dicen de los seglares a.honze dias del mes de Agosto 
año del nascimiento del nro. Señor ihu. xpo. de mili e quatro- 
cientos e sesenta e nueve años.» 

360. Confirmación por el Maestre D. Rodrigo Tellez Girón, de 
la sentencia dada en Segovia á 3 de Junio de 1446, por el Clave- 
ro y Sacristán del Convento de Calatrava, en el litigio sostenido 
por el prior y frailes del mismo con fray Luís Vauega, Obrero de 
la Orden y Comendador de Auñón , sobre pastoreo de yerbas en 
las dehesas de la Obra y de Bel vis por los ganados de aquellos 
señalando el número de cabezas que uno y otros pueden apacen- 
tar en las mismas. 

«Dada en la nuestra villa de Almagro a honze dias del mes de 
Octubre año del nascimiento del uro. Señor ihu. xpo. de mili e 
quatrocientos e setenta años.» (Esta fecha es del traslado.) 

361. Primera hoja de una Escritura de Censo por la que la 
Orden de Calatrava, y D. Rodrigo Tellez Girón en su nombre, 
atendiendo la recomendación de la Orden de Santiago, hecha por 
su Maestre, acensa al vecino de Almagro, García de Pisa, un Mo- 
lino en la ribera del Guadiana, cerca de Herrera, llamado el Canal. 

«Dada en... Almagro a veynie e ocho dias... de Noviembre... 
de iñill e quatrocientos e setenta e dos anuos.» 



DOCUMENTOS DB LA ORDBN DR GALATRATA. 157 

Carta de venta de una tienda en la Ocbería de la plaza Año 1474. 
de Ciudad Real, otorgada por Francisco Montero y su mujer Ma- J**'**®*- 
yor González, en precio de 16.000 maravedís déla moneda corriente 
en Castilla, de dos blancas un maravedí, á favor del prior y 
frailes del Sacro convento de Calatrava, y en su nombre y repre- 
sentación, Fray Antonio del Moral. 

«Que es fecha e otorgada en la dha. Cibdad Real veynte e ocho 
días del mes de Junio año del nascimiento del nro. Señor ihu. xpo. 
de mili e quatrocientos e setenta e quatro.» 

363. * Renunciación del Maestrazgo de Calatrava, hecha por a. 1477. 
D. Alonso de Aragón, hijo del Rey de este Reino, á favor de don ''•^"''o^^- 
Pedro Tellez Girón. 

cFecha e otorgada en la muy noble cibdad de Toledo a diez e 
seis dias de Hebrero Anno del nacimiento de nro. Señor ihu. xpo. 
de mili e quatrocientos e setenta e siete Años.» 

364. * Homenaje hecho por D. García López de Padilla, Cía- a. 1477. 
vero de Calatrava, al Maestre D. Rodrigo Tellez Girón. Abril 27. 

«Fecha e otorgada en el Real de Loja a xzvii de Abril de cccc. 
setenta e siete Años.» 

365. Carta de venta de cuatro yugadas de tierra de pan llevar a. 1477. 

en término de Agreda, otorgada por Juan Martín de la Puerta ®«p**«™^"^®- 
Canavieja, á favor de Ximen Garcés, en precio de cinco mil tres- 
cientos maravedís. 

«Fecha e otorgada en la dicha villa de Agreda dies dias del mes 
de Setiembre año del Nascimiento del nro. Señor ihu. xpo. de 
mili e quatrocientos e setenta e siete años.» 

366. Carta de venta y cesión de unos censos, casas y huertas, a. 1478. 
otorgada á favor del Sacro convento de Calatrava por Gonzalo ^*y®*^- 
Rodríguez de Santa Cruz y su mujer Isabel Rodríguez, vecinos de 
Ciudad Real. 

«En Cibdad Real a diez e ocho dias del mes de mayo año del 
nascimiento de nro. Saluador ihu. xpo. de mili e quatrocientos e 
setenta e ocho años.» 

367. Carla de venta de unas casas y tienda de la Plaza pübli- a. i4S6. 

ca de Ciudad Real, Colación de San Pedro, con un censo á su fa- septiembre 2. 
vor de 1.500 maravedís y un par de gallinas anual , otorgada por 
Fernando de Herrera y su mujer Catalina de Loyola, en precio 



158 



BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA Dfi La ÜrStOtltA. 



Año 1488. 
Julio 5. 



A. 1488. 
Noviembre 6. 



A. 1489. 
Enero 1. 



A. 1491. 
Febrero 9. 



de 22.000 maravedís, á favor de Mosen Lope de la Tuguia, mon- 
tero mayor del Rey nuestro Señor y Comendador en Malagón por 
la Orden de Galatrava. 

«Qud es fecha e otorgada en la dha. Cibdad Real dos días del 
mes de Setiembre Año del nascimiento del nro. Saluador ihu. zpo. 
de mili e quatrocientos e ochenta e seys años.» 

368. Carta del Maestre D. Frey García López de Padilla y Ca- 
bildo de la Orden de Calatrava, dando á censo perpetuo al Conce- 
jo de su villa de Torralba, las dehesas del Campo y del Verdugal, 
radicantes en su término y con las mojoneras que establece por 
el canon de 5.000 maravedís aúnales pagaderos en navidad y fin 
de Abril, á condición de que no puedan ser vendidas, dadas ó ena- 
jenadas á otro Concejo ó persona. 

«Fechas e otorgadas á cinco dias del mes de Jullio año del ñas- 
cimiento de mili e quatrocientos e ochenta e ocho años.» 

369. Sentencia arbitral dada por fray Diego Carrillo, Comen- 
dador de las Casas de Toledo, lugarteniente en la tierra de Zorita 
y Almoguera, del Maestre de Calatrava, D. Gonzalo López de 
Padilla, en el litigio sostenido con el Concejo de Auñón, sobre 
nombramiento de Alguacil y otros pormenores que detalla. 

«En la villa de Avnnon seys dias del mes de Noniembre anno 
del Nacimiento del uro. Saluador ihu. xpo. de mili e quatrocien- 
tos e ochenta e ocho anuos.» 

370. Donación de nueve tiendas en las que hay varias casas, 
en la Calle Nueva, junto á la Plaza de Almagro, hecha al Sacro 
Convento y frailes de Calatrava por el Maestre de la Orden don 
frey García López de Padilla. 

«En nra. villa de Almagro primero dia de enero. Año del ñas- 
cimiento del nro. Saluador ihu. xpo. de mili e quatrocientos e 
ochenta e nueve años.» 

371. Demanda presentada ante los Alcaldes ordinarios de la 
villa de Agreda por Pedro Cavallos, Administrador de los Seño^ 
res Sancho Méndez del Espinar é Isabel Méndez de Salázar, con- 
tra Juan Ruíz y Francisco Pérez Navarro, para que reparen los 
muros de una casa (que aquellos poseen en el barrio de San Juan 
de dicha villa) que dan á un corral de la propiedad de estos: 
inserta testimonio de reconocimiento pericial. 



DÓdÜBífiNTOS bB LA ORDfiN Dfi CALATRAVA. I5d 

«En la villa de Agreda A Nueve dias del mes de febrero año 
del nascimiento de nro. Señor ihii, xpo. de mili e quatrocientos 
e nouenta e vn años.» 

372. Sentencia dada por los Señores del Consejo'de la Orden Año 1491. 
militar de Calatrava en el pleito sostenido por el Concejo y hom- ^*"®^'*- 
bres buenos de la villa de Auñón, demandantes, con Fray Fran- 
cisco de Bobadilla Comendador de la Orden, demandado, sobre 

los asuntos en ella contenidos. 

«En la villa de Almagro catorse dias del mes de Marco año del 
nascimiento del nro. Saluador ihu. xpo. de mili e quatrocientos 
e noventa e vn años.» 

373. Compromiso de avenencia entre el Concejo de Auñón a. 1496. 
y el Comendador de dha, villa en el litigio que antecede ano- ^»<*"^^^- 
tado. 

«En la villa de la Calcada de la borden de Calatrava quinze 
dias del mes de Agosto año del nascimiento del nro. Saluador 
ihu. xpo. de mili e quatrocientos e noventa e seys años.» 

374. Escritura de arriendo de un edificio en la villa del Gua- a. isoo. 
dalquivir, propiedad de la Encomienda de Córdoba, otorgada por ^""o^o. 
el Comendador fray Juan de Ángulo á favor de Martín Fernán- 
dez del Pozo, vecino de Bujalance, por el canon de quinientos 
maravedís y un par de gallinas. 

«Fecha e otorgada esta carta en Cordoua veynte dias de Jullio 
año del nascimiento del nro. Saluador Ihu. xpo. de mili e qui- 
nientos años.» 



Siglo XVI. 

375. Fragmento de un libro de visita del Partido de Martos y a. isoi. 
Andalucía (fol. 117 á 133). 

376. Testimonio de una cláusula de la carta de venta hecha a. i502. 
por la Orden de Calatrava a Juan de Ballterra de los 2.300 suel- ^«^™">'*- 
dos de censo sobre las reutas de Bezix. 

«Yalentie die quarta mensis febroarii anno a natiuitate domini 
Millesimo quingentésimo Secundo.» 

377. «Cláusula sacada de una carta de venta que hizo Juan a. 1502. Febr. 9. 



n 



160 



boletín db la rbal academia de la historia. 



Año 1502. 
Febrero 10, 



A. 1502. 
Febrero \% 



A. 1502. 
Mano 20. 



A. 1506. 
Mayo 21. 



A. 1506. 
Enero 15. 



de Blanes, en que dice haber vendido entre otras cosas 2.000 suel- 
dos que tenía de censo sobre las rentas de Bexix, lugar de la 
Orden de Calatrava en el reino de Valencia.» 

«Valen tie die nona mensis febroarii anno a natiuitate domini 
Millesimo quingentésimo secundo.» 

378. Traslado de una cláusula de la carta de venta de 52.000 
sueldos de censo sobre los bienes y rentas de Bexix á favor de 
Juan de Ballesteros, de los que se traspasaron 1.800 á Guillermo 
Raymundo de Blanes. 

«Valentie Die decima mensis februarii anno a natiuitate domini 
Millesimo quingentésimo secundo.» 

379. Redención hecha por el Comendador de Bexix, de los 
800 sueldos que la Orden de Calatrava restaba debiendo de los 
1.800 que pagaba de censo anual por los 42.000 que dio Juan de 
Valterra sobre los frutos de Bexix. 

« Actum eat hoc Valentie die duodécima mense febroarii anno a 
natiuitate domini millesimo quingentésimo Secundo.» 

380. Escritura otorgada por Luís de Camargo, vecino de Tru- 
xillo y estante en la villa de Agreda, á favor de su primo Blasco 
de Camargo, vendiéndole toda la legítima que le correspondió de 
su padre Juan de Camargo, sita en San Andrés de la Laguna, 
término de Agreda, mediante el precio de «ochocientos ducados 
de plata que facen trescientos mili maravedís á razón de trecien- 
tos e setenta e cinco maravedís cada ducado.» 

«Fué fecha e otorgada esta dha. carta de venta en la villa de 
Agreda a veynte dias del mes de marzo año del nascimiento de 
nro. Señor ihu. xpo. de mili e quinientos e dos años.» 

381. * Renuncia hecha por Frey Sancho de Rojas de la 
administración de la Orden de Calatrava. 

«En las ventas de peña Aguilera miércoles veynte e vn dias del 
mes de mayo año del nascimiento de nuestro señor ihu. xpo. de 
mili e quinientos e cinco años. 

382. Carta de venta de iina tierra en el sitio de Gil Marquesa, 
término de Auñón, otorgada por Juan Alonso y otros, en precio 
de 660 maravedís á favor de fray Juan de Bobadilla, Comenda- 
dor de Calatrava. 

«Fué otorgada e fecha en la dha. villa de Auñon en quince dias 



DOCUMENTOS DB LA ORDBN DB CALATRaVa. 16 1 

del raes de enero año del nascimiento del nro. Señor ihu. xpo. de 
mili e quinientos e seis años.» 

883. Venta en pública subasta de unas casas en la plaza de Año i509. 
Lopera, Priorato de Santa María de la Coronada de la villa de ^*"° ^^• 
Porcuna, en precio de treinta mil maravedís hecha por la Orden 
de Calatrava en virtud de orden que inserta de los Reyes Católi- 
cos á favor del Concejo de dha. villa. 

«Otorgada en la villa de Porcuna en la plaza publica della a 
doze dias del mes de marco año del nascimiento de nro. Señor 
ihu. xpo. de mili e quinientos e nueve años.» 

384. Traslado autorizado de una Carta de Censo de 2?5 ma- a. i5io. 
ravedís que pagaba el Concejo de Verminches á l^Mesa Maestral ootubreís. 
de Calatrava, por el tiorno de dho. pueblo y facultad de construir 

otros; otorgada en Zorita á 11 de Junio era de 1360 (1322) por 
el Maestre frey García López á favor del Concejo y hombres 
buenos. 

«Fecho e sacado fué este dho. traslado en la villa de Verniehes 
a veynte e tres dias del mes de Otubre año del nascimiento del 
nro. Salvador ihu. xpo. de mili e quinientos e diez años. 

385. Traslado autorizado de uua Carla de Censo de veintidós a. i510. 
maravedís alfonsis sobre un horno de Moratilla, pagaderos al Octubre 2h. 
Comendador de Auñón, otorgada por el Maestre de Calatrava 

D. Pedro Ibañez al Concejo de esta villa; en Calatrava martes 
primero de abril era de 1302 (1264). 

«En la villa de Moratilla a veynte y ocho dias del raes de Otu- 
bre año del nascimiento de nro. Saluador ihu. xpo. de mili e 
quinientos e diez años.» 

388. Carta de venta del Batán de Pero Sánchez, en la ribera a. i518 
del Guadiana, término y jurisdicción de la Ordeu de Calatrava, Noviembre lo. 
otorgada por los Doctores Gracián y Alonso de Mexía, vecinos de 
Granada, á favor del Sacro Convenio de Calatrava en precio de 
60.000 maravedís de dos blancas un maravedí. Acompaña testi- 
monio de posesión y cuenta de gastos causados en los reparos 
hechos en la finca. 

«Fecha e otorgada en la Cibdad Real a diez dias del mes de 
noviembre año del nascimiento de nro. Salvador ihu. xpo. de 
mili e quinientos e ti*eze años.» 

TOMO XXXT. 11 



162 



boletín üt LA^RfiAL AGADfiMIA DE LA ItlSTORtA. 



Afio 1514. 
Octubre 20. 



A. 1515, 
Marzo 23. 



A. 1515. 
Junio 2. 



A. 1519. 
Noviembre 22, 



A. 1821. 
Marzo 2I« 



A. 1526. 
Octubre 16. 



387. Mandamiento del Gobernador del partido de Andalucía 
á los vecinos de Arjona que tienen casas arrimadas á los adarves 
de esta villa, para que reparen á su costa los adarves lindantes 
con sus propiedades. 

«En la villa de Arjona veynte dias del mes de Otubre de qui- 
nientos e catorce años.» 

388. Pedimento presentado á los visitadores- de la Orden de 
Galatrava por Pedro Godoy en nombre de Pedro López de Padilla, 
Alcaide de los Alcázares de la villa de Arjona, sobre un censo 
impuesto á la casa que en la Fortaleza ocupa el portero Martín 
Sánchez del Trigo. 

«xxiii dias de marco de m.d.xv años.» 

389. * Ordenanzas originales y testimoniadas del Comenda- 
dor mayor de la Orden de Galatrava, D. Gutierre de Padilla, para 
la custodia de sembrados, viñas y heredamientos del Gampo de 
Galatrava. 

c... dos de junio de m.d.xv años. 

390. Testimonio autorizado del amojonamiento y deslinde 
del término de la villa del Vissb antes de su enajenación, hecha 
á instancias de la Orden de Galatrava» 

«En la sierra que dicen de las Golmenas de Benito González 
veynte e dos dias del mes de Noviembre año del Nascimiento de 
nro. Saluador ihu. xpo. de mili e quinientos E diez E nueve 
años.i» 

391. Garta de venta de un suelo de Golmenas, término de la 
villa de aldea del Rey, Golmenar de Valsordo, con ventidos col- 
menas vivas, otorgada por Alonso de Villalobos, vecino de la 
Gabrada á favor del Prior y frailes del Sacro convento de Gala- 
trava, en el precio de ocho mil maravedís de la moneda usual y 
corriente en Gastilla. 

«Fecha e otorgada en la villa de la Galcada a veynte e vn dias 
del mes de margo año del nascimiento de nro. Señor e Saluador 
ihu. xpo. de mili quinientos e veynte e vn años.» 

392. Testimonio de la Sentencia dada por el Gomendador 
Esteban Giiello, de acuerdo con el parecer del Bachiller Alonso 
Garabajal, en el pleito seguido en el juzgado de la Gobernación 
de Almagro, entre el Gomendador de esta villa fray Hernando 



bOGÜMfiNtOS DE LA OBbBN t)B GALAtRAVA. 163 

Chacón y el Rector de la iglesia de San Andrés de la misma, fray 
Hernando de Castañeda, sobre pertenencia de Diezmos. 

*En diez e seys días del dho. mes de Otubre año susodicho de 
mili E quinientos e veynle e seys.» 

393. Carta de censo de 8.000 maravedís contra los bienes de Afio 1534. 
Alonso López Polido y especialmente sobre un olivar de 27 árbo- ^^^tubre^o. 
les en el Salobral, término de Arjona, otorgado por el Comenda- 
dor mayor de Calatrava, D. García de Padilla, con el rédito anual 

de cuatro arrobas de aceite para la lámpara de Nuestra Señora 
del Castillo, de la villa de Lopera. 

«Otorgada en el dho. logar de Arjonilla a veynte dias del mes 
de Otubre Año del nascimiento de nro. Saluador ihu. xpo. de mili 
e quinientos e treynta e quatro años.» 

394. Apeo de las tierras que la Mesa Maestral posee en Alca- a. 1534. 

car de Huete practicado por los visitadores de la Orden de Cala- noviembre h. 
trava frey Iñigo de Ayala y frey Rodrigo de Villatoro. 

«En la muy noble cibdad de Fuete En quatorze dias del mes de 
noviembre año del nascimiento de nro. Saluador ihu. xpo. do 
mili e quinientos e treynta e quatro años.» 

395. Carta de venta de un majuelo de 1.000 vides y tierra a. ]537. 
calva, en término de Torres, otorgada por Melchor de Carbajal ^^'"^^s. 
y su mujer Catalina Mexía, en precio de 17.000 maravedís «desta 
moneda corrible en Castilla» á favor de Frey D. Alonso Tellez 
Girón, Comendador de Villafranca, y de la Capellanía fundada 

por el que lo fué de Torres, frey Alonso de Carbajal, en la iglesia 
de Santa María de la Victoria que está dentro de la fortaleza de 
dha. villa. 

«Fue fecha e por nosotros otorgada en la dha. villa de Torres 
en cinco dias del mes de Abril año del nascimiento del nro. Sal- 
uador ihu. xpo. de mili e quinientos e treynta e siete años. 

396. Obligación de los cofrades de Nuestra Señora y Señor a. 1539. 
Santiago de Fornoles, barrio de Peñarroya, Encomienda de la Mayo4. 
Orden de Calatrava á entregar al Comendador de la misma una 
arroba de aceite anual y facultarle para moler gratuitamente 
cuanta aceituna quiera, á cambio del permiso y licencia que 
inserta, otorgada por el Emperador para que fabriquen un mo- 
lino aceitero. 



1 



164 



boletín* de la r.BAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



Afio i540. 
Marzo 8. 



A. 1540. 
Septiembre 12. 



A. 1549. 
Junio 4. 



A 1551. 
Abril 8. 



A. 1558. 
Abril 22. 



A. 1500. 
Diciembre G. 



((Fecho fué aquesto en el lugar de fornoles a quatro dias del 
mes de mayo del auyo contado a natiuitate domíni miliesimo 
quingentésimo tricésimo nono.» 

397. Traslados de las Escrituras tocantes á la puente del Con- 
gosto, los cuales se sacaron cuando se le vendió al Duque de 
Alba. 

«En la villa de la calcada .. tres dias del mes de marco año... 
de mili e quinientos e quarenta años.» 

398. Carta de venta del solar de huerta llamado el Nogalejo 
en Velvis, otorgada á favor del Sacro Convento de Calatrava en 
precio de 240 maravedís por Susana Rodríguez vecina de la 
Gabrada. Muy deteriorado. 

«Fecha e otorgada en la huerta ques del Señor Clavero de 
Calatrava a doze dias del mes de Setiembre año del nascimiento 
de nro. Salvador jesu xpo. de mili y quinientos y quarenta años.» 

399. Renuncia hecha por el Concejo y Universidad de Mon- 
roy de la facultad de elegir justicia de su villa en favor de la 
Orden de Calatrava. 

«Fué fecho aquesto dentro en la iglesia de nuestra Senyora de 
la muralla del castillo de la villa monroyo a quatro dias del mes 
de junio anuo a natiuitate domini miliesimo quingentésimo qua- 
dragüsimo nono.» 

400. Carla de venta de unas casas en Rafales, otorgada por 
el Concejo y Universidad de la misma, á favor de Fray Per Afán 
de Rivera, Comendador de dicha Villa, en precio de 600 sueldos 
moneda jaquesa corrible en el reino de Aragón. 

«Fecho fué aquesto en la villa de rafales a ocho dias del mes 
de Abril anno a natiuitate domini miliesimo quingentésimo quin- 
quagesimo primo.» 

401. Provisión del Consejo de las Ordenes militares para que 
se guarden en la ropería del Sacro Convento de Calatrava los 
vestidos de los que toman hábito hasta que hagan su profesión. 

«En la villa de Valladolid a veynte e dos dias del mes de Abril 
de mili e quinientos y cinquenta y ocho años en el Consejo de 
las Ordenes.» 

402. Carta de venta de un colmenar llamado de Nava la Hi- 
guera, término de la Cabrada, otorgada á favor del presbítero 



OOCDMBNTOS DE LA ORDEN DE GALATRAVA. 165 

Martín Hernández en precio de 28.000 maravedís, por el doctor 
Diego Rodríguez y sus hijos. 

«Fecha e otorgada en la villa de Almagro a seys dias del 
mes de Diziembre de mili e quinientos e cinquenta e nueve 
años. » 

403. Venta de unas casas de morada en Lopera, hecha á favor Año I56i. 
del Comendador de la misma, D. Germán Manrique, en el pre- '^"^^^^■ 
cío de 9.000 maravedís de la moneda usual, por Francisco Ximó- 

aez de Baldebenito y su mujer Antonia Martínez. 

«Otorgada esta carta en la dicha villa do Lopera antel Escri- 
vano y testigos de yuso escritos a beynte e tres dias del mes do 
Junio de mili quinientos sesenta e vn años.» 

404. Venta de un colmenar llamado Nava el Machoñal, en la a. 1962. 
dehesa de Bel vis, hecha por el presbítero Martín Fernández al 8«pti«mfere lo. 
Sacro Convento de Caiatrava, en precio de 44.000 maravedís. 

«Fué fecha e otorgada en el Sacro convento de Caiatrava a diez 
dias del mes de Setiembre año del nascimiento de nro. Salvador 
ihu. zpo. de mili e quinientos y sesenta y dos años.» 

405. Carla de venta de unas casas de morada en Lopera, a. 1502. 
otorgada, por Bartolomé Ruíz y su mujer Marina Rodríguez, Diciembre 18. 
vecinos de la misma, á favor del Comendador de ella D. Gómez 
Manrique, en precio de 12.000 maravedís de la moneda usual. 

cOtorgada esta carta en la dicha villa de Lopera antel escrivano 
público y testigos, yuso escritos a diez e ocho dias del mes de 
diziembre de mili e quinientos e sesenta e dos años.* 

406. * Sobre carta del Consejo de las Ordenes para que los a. 1565. 
religiosos del Sacro Convento de Caiatrava vivan en comunidad ^"^*<^^- 
conforme al Concilio Trideniino. 

«En la villa de Madrid a cinco dias del mes de Jullio de mili y 
quinientos y sesenta y cinco años.» 

407. Traslado en 78 folios sacado por Martin de Córdoba, a. 1571. 
Escribano de la Gobernación del Campo de Caiatrava, de la Exe- ^^y^^^- 
cutoria en favor del Sacro Convento contra el Arzobispo de To- 
ledo y sus ministros sobre derecho de visitar las Cofradías, dada 

en Córdoba ocho días del "mes de Noviembre de 1570 por ei 
Licenciado D. Martín de Acosta, Juez oficial y vicario general en 
el obispado de Córdoba. 



1 



166 



boletín de la real academia de la historia. 



Año 15T2. 
Julio 6. 



A. 15T9. 
Diciembre 6. 



<(A diez e nueve dias del mes de mayo de mili quinieatos e 
setenta e vn años.» ' 

408. Escritura de venia de un solar junto á la fortaleza de la 
villa de Lopera, otorgada por Francisco Narvaez, en precio de 
l.ÜOO maravedís á favor de D« Gómez Manrique, Comendador de 
dicha villa. 

«En la villa de lopera seys dias del mes de Julio del año de 
mili e quinientos e setenta e dos.» 

409. Certifícación dada por Gabriel Girón, Escribano de S. M. 
en la Real Chaiicillería de Granada, de la sentencia pronunciada 
por la misma en tO de Febrero de 1579 en el pleito seguido por 
la Ord'ín de Calatrava con el Concejo déla Mesta sobro laboreo y 
pastoreo en la dehesa de Belvis. 

a A seis dias del mes de diciembre de myl e quinientos y setenta 
e nuebe años.» 

410. * Fragmento de un libro de capítulos de la Orden de 
Calatrava. 



411. Relación de bienes comprados en uCeruelos la uieia e in 
cahannaa dalend taion por Martín Martínez fíacomentador de Ze- 
ruelosv y precios en que los adquiere. 

412. Información testifical de términos entre Cogolludo y 
Alienza. 

413. Anotaciones de compras y gastos hechos por frey Leo- 
nardo. 

414. Carta de venta de unas casas en Puertollano otorgado 
por Juan Martínez y otros á favor de fray García Estóvanos, Co- 
mendador de aquella villa, en precio de «sesenta maravedís desta 
moneda que fasen dos blancas el maravedí.» 

Casi ilegible por lo borroso de la tinta y manchado del per- 
gamino. 

415. Testimonio otorgado por Doña Inés, hija de Ordoño Pé- 
rez, afirmando que su hermana Doña María, religiosa como la 
anterior, había legado todos sus bienes en favor de la Orden de 
Calatrava. 



DOCUMENTOS DE LA ORDEN DE GaLATRAVA. 167 

«Fecha ea Toledo en la última decena de Enero de la era 1240.» 
416. Carta del prior, treces y cabildo de la Orden de la Cava- 
Hería de Santiago pidiendo al Maestro de Calatrava entregue a 
Lope Alvares, Comendador de Ricote, las Acémilas con sus car- 
gas y captivas que le fueron decomisadas por descarriadas por los 
portazgueros y arrendadores de su villa de Porcuna. 

«E mantenga vos dios en su guarda veynte e ocho dias de 
Setiembre.» 



Aquí termina la sección diplomática del archivo de la Orden de 
Galatrava; los documentos de los siglos zvii, xviii y xix son de 
escaso interés y forman tres legajos. 

FIN. 



II. 

CATALOGO DE LOS DOCUMENTOS HISTÓRICOS 
REFERENTES Á LAS ANTIGUAS CORTES DEL REINO DE NAVARRA, 
EXISTENTES HOY EN EL ARCHIVO DEL AYUNTAMIENTO DE TUDELA. 

Agravios presentados por la ciudad de Tudela en las 
Cortes de Estella. 1411 

Juramento hecho por la Reina Doña Blanca y los Esta- 
dos del Reino, en la villa de Olile. 1416 

Juramento del Príncipe D. Carlos en las Cortes de Olite. 
(Está por compulsa dada en 1590.) 1422 

Reparos de agravios de Cortes. 1425 

Pedimento y contradicción del ramo de las Universida- 
des llamadas á Cortes, sobre una merced y baronía hecha 
á Mosen Pierres de Peralta. 1460 

Reparo de agravio hecho por la Infanta de Navarra 
Doña Leonor, Gobernadora del Reino, en las Corles de 
Olite, á solicitud de los Diputados de Tudela y de los tres 



168 BOLBTfN DB LA RBAL AGADBMU DB LA HKTOniA. 

Estados de Navarra sobre cierta imposicióo de derechos en 

ol paso del puente, que se decía hecha sin acuerdo del Rey. 1 46 1 

Protesta hecha á las Cortes de Navarra por Mateo Mi- 
randa, Diputado de Tudela, sobre cierta resolución ü otor- 
gamiento (que hoy se llama donativo) dado en su ausencia 
por dichas Cortes. 1473 

Donativo ó servicio gracioso ofrecido por las Cortes de 
Navarra á la Princesa Doña Leonor. 1477 

Protestas hechas en las Cortes celebradas en la ciudad 
(le Olite en 1481 , elevadas por Tudela al Rey y á los tres 
Estados, sobre la observancia de los privilegios y derechos 
de la misma ciudad de Tudela; y unos tratados de casa- 
miento del Príncipe D. Enrique y la Infanta de Castilla 
Doña Isabel. 1481 

Tres cartas convocatorias de los Reyes D. Juan III y 
Doña Catalina, y de D. Juan solo, para tres diversas reu- 
niones de Cortes del Reino en su época. 1486 
Servicio ó donativo de las Cortes de Navarra á su Rey. 1493 
Carta de Pedro Gómez, Mensajero de Tudela en las Cor- 
tes de Pamplona, en la que da parte á la ciudad de los 
tratados que se hacían entre los Reyes de Navarra y Cas- 
tilla; y un borrador de carta de dicha ciudad para dichos 
Reyes, contestándoles había recibido una copia de dichos 
tratados que le nabían remitido. 1494 

Nota simple de lo que el Reino acordó con el Rey en las 
Cortes de Burlada, sobre la reforma de los Tribunales; y 
entre otras cosas dice, que el Rey continúe sentándose en 
el Consejo para abreviar la justicia, y que cuando no lo 
pueda hacer dipute uno de los más antiguos Consejeros. 1494 

Carta del Rey D. Juan de Labrit á Tudela, quejándose 
de que no enviaba sus Diputados para tratar del casamienlo 
de la Princesa; por cuya causa no se había concluido el 
negocio; y que los enviase para el 10 de Noviembre. 1496 

Real provisión de los Reyes de Navarra D. Juan y Doña 
Catalina, despachada á solicitud de los tres Estados del 
Reino, poniendo tasa al trigo y la cebada. 1408 

Instrucción dada por las Cortes de Navarra á los Dipu- 



ANTI0UA8 C0BTB8 DEL REINO DE NAVARBA. 169 

todos que nombraron para que tratasen con los otros que 
debía nombrar el Rey sobre el arreglo de ciertas cosas. 
(Este documento es de principios del siglo zvi , en tiempo 
de los. Reyes D. Juan de Labrit y Doña Catalina.) 

Manifiesto dado en las Cortes de Navarra por Mateo Mi- 
randa y Pedro de Frías, Diputados de Tudela,* contra cierto 
papel presentado por los Diputados de Pamplona sobre 
palabras injuriosas que suponían haber proferido los de 
Tudela, y éstos sostienen que su ciudad en nada cede á 
Pamplona sino en cuanto Sede Episcopal. (No tiene fecha, 
pero debe ser coetáneo al documento de 1473, antes ano* 
tado.) 

'Donativo ó servicio gracioso ofrecido por el Reino de 
Navarra, junto en Cortes, á su Rey D. Juan. 1501 

Carta del Diputado en Cortes Ojer Pasquier, interesán- 
dose con la ciudad de Tudela para que á la parroquia de 
San Salvador no se la despoje del derecho de nombrar Re- 
gidor , pues podía conciliarse todo, dejando á la parroquia 
que propusiera tres personas para que la ciudad eligiera 
una. 1508 

Carta del Condestable de Navarra á Tudela para que 
enviase Diputados á donde estuviese el Rey para tratar so* 
bre las facciones que se habían movido en Pamplona tur- 
bando la tranquilidad del Reino. 1508 

Instrucción dada por Tudela á sus Diputados en Cortes 
sobre la alianza de Navarra con los señores de Bearne, v 
sobre el entredicho y vejaciones que padecía la ciudad por 
un fraile que se decía inquisidor. 1510 

Unión de Navarra con el Principado de Bearne, por dos 
años, en las Cortes celebradas en la villa de Salvatierra. 1510 

Confirmaciones hechas por varios monarcas de los privi- 
legios y mercedes que le estaban concedidas á la ciudad de 
Tudela. Se despacharon en Cortes de Navarra desde el 
año 1495 al de 1511 

Proposiciones hechas por los señores Reyes D. Juan 
y Doña Catalina á los tres Estados juntos en la villa de 
Oliie. 1511 



1 



170 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HI8T0BIA. 

Provisión y promesa que hizo el Rey D. Feruaado á los 
tres Bslados de este Reino cuando la feliz unión con el de 
Castilla. 1513 

Cédula real mandando no sirva de perjuicio á los privi- 
legios, gracias y franquezas de la ciudad de Tudela, lo 
obrado por sus Procuradores generales en las Cortes del año. 1513 

Donativo ó servicio pecuniario y voluntario, otorgado 
por las Cortes de Navarra á D. Fernando el Católico. 1514 

Carta-convocatoria de Cortes para la ciudad de Tudela. t5l6 

Ratiñcación de juramento hecho por el Emperador Car- 
los V al Reino de Navarra sobre la conservación de sus 
Fueros á continuación del que había verificado el Duque 
de Nájera en nombre de S. M. 1516 

Provisión del Virey de Navarra para que se le guarden 
á la ciudad de Tudela sus privilegios. Despachada en las 
Cortes de Pamplona. 1517 

Donativo gracioso ofrecido al Rey por las Cortes de 
Navarra. 1517 

Proposición hecha por el Virey de Navarra á los tres 
Estados del Reino en nombre de los Royes Católicos, y 
entre otras cosas dice, que los Fueros y Ordenanzas se 
rectifiquen y recopilen en un solo volumen. 1517 

Carta del Duque de Nájera Virey de Navarra á Tudela, 
para que bajo la pena de 2.000 ducados no enviase Mensa- 
jeros á cierta Convocatoria que para la villa de Puente la 
Reina habían hecho los Regidores de Pamplona con el 
pretexto de tratar sobre agravios del Reino. 1517 

Carta-circular del Conde de Monfort, Capitán general 
del Rey de Francia en la invasión que hizo para colocar 
en el trono de Navarra á D. Enrique de Labrit, mandando 
que los pueblos enviasen Diputados á Pamplona á prestar 
la obediencia, y respuesta de Tudela sometiéndose á ello. 1521 

Servicio hecho á S. M. por los tres Estados en las Cortes 
de Tafalla. 1531 

Patente real dada á los Mensajeros de Tudela, para que 
no perjudique á sus privilegios, usos y costumbres lo 
obrado en las Cortes del año. 1531 



ANTIGUAS G0RTB8 DEL RBINO DE NAVARRA. 171 

Leyes concedidas al Reino de Navarra en la villa de 
Tafalla, 1531 

Cartas de la villa de Arguedas á Tudela para que los 
Diputados en Cortes de ésta se encarguen de promover los 
agravios y negocios de dicha villa. 1534 

Cuaderno de las Leyes hechas en las Cortes de Tudela, 
con la instrucción dada por ésta á sus Diputados , y una 
Providencia interina del señor Yirey para que los Diputados 
de Tudela y Pamplona alternasen en el asiento y votación. 1538 

Instrucción de la ciudad de Tudela para las Cortes que 
se celebraron en 1542 

Copia simple de la proposición hecha á los tres Bstadós 
del Reino por el Virey D. Juan de Vega. 1542 

Carta escrita á la ciudad de Tudela por Gonzalo de Mira- 
fuentes y Pedro de Aibar, sus Diputados, en las Cortes de 
Pamplona dándole cuenta, entre otras cosas, de que á 
resultas de una carta interceptada á Diego Cruzat, que la 
dirigía á Flandes, quiso el Virey darle garrote, y, por fin, 
lo desterró del Reino. 1545 

Cartas escritas á la ciudad de Tudela por sus Diputados 
en Cortes Gonzalo de Mirafuentes y Pedro de Aibar, donde 
le dan parte de las ocurrencias con motivo de haberse resis- 
tido los tres Estados del Reino á admitir en el Congreso al 
Abad del monasterio de Hirache, por ser extranjero, y las 
sentencias que en su razón dio el Consejo, á cuya virtud, 
un Alcalde de Corte colocó en su asiento á dicho Abad, y 
los demás Vocales se salieron de la sala. 1545 

Minutas de los reparos de agravios y leyes hechas en las 
Cortes de Pamplona, y la instrucción que la ciudad de 
Tudela dio á sus Diputados. 1547 

Minutas de las Cortes tenidas en Tudela por el Reino de 
Navarra. 1540 

Memorial de agravios dirigido por el Reino de Navarra 
al Rey, hallado á tal tiempo en Colonia, y los Decretos 
de S. M. puestos al margen. 1550 

Juramento del Duque de Maqueda, Virey de Navarra, 
en la celebración de las Cortes de 1531 



172 BOLBTIN DB LA REAL ACADBkirA DE LA HlftTOBU. 

Sentencia del Consejo declarando que la ciudad de Pam- 
plona como cabeza del Reino, debe presidir á las demás 
ciudades y villas eu todos los actos en que se congregaren, 
ya sea en Pamplona ó ya en cualquiera de las otras ciuda- 
des ó villas. (Es copia simple.) 155*2 

Cuaderno de las Leyes hechas por las Cortes de Nava- 
rra en Pamplona. 1554 

Instrucción de la ciudad de Tudela para sus Diputados 
en las Cortes de Estella. 1556 

Copia simple de una carta escrita por la ciudad de Tu- 
dela á sus Diputados eu las Cortes de Estella, para que no 
tomaran parte en el negocio que se promovía contra Pam- 
plona sobre que hubiese témelos para los Oflcios de Re* 
pública. 1556 

Cuaderno de las Corles celebradas en Estella. 1556 

Pedimento de I^y, original de los tres Estados del Reino 
para que á la ciudad de Tudela se le guardase sus costum- 
bres de repartir entre sus vecinos lo necesario para la 
defensa de sus derechos sin sujetarla á los 18 ducados que 
preveníau las ordenanzas. (Se negó la petición.) 1558 

Leyes hechas en las Cortes celebradas en la ciudad de 
Tudela el año de 1558, las cuales se hicieron juntos los 
Estados eu la sala mayor de las casas de dicha ciudad , y 
por las cuales parece que se daba la prelacia al síndico de 
la misma sobre el de Estella, pues se dice en un acta: «Juan 
de Iklur y López de Ezpeleta» Procurador de las ciudades 
de Tudela y Estella.» Hubo algunas protestas por Tudela 
sobre caza y pesca, y servicio de cuarteles y alcabalas. 1558 

Instrucción de la ciudad de Tudela para sus Diputados 
en las Cortes de Sangüesa. 1561 

Cuaderno de las Leyes de las Cortes de Navarra celebra- 
das en Sangüesa. 1561 

Cuaderno de las Leyes de las Cortes de Navarra celebra- 
das en Tudela. 1565 

Cuaderno de las Cortes de Navarra celebradas en Es- 
tella. 1567 

Protesta de los Diputados de Tudela en las Cortes de 



ANTIGUAS CORTES DBL RBINO DB NAVARRA. 173 

Pamplona contra el servicio de cuarteles y alcabalas, otor- 
gado á S. M. por ser Tndela libre de él. 157*2 

Relación de los agravios y suplicaciones de las Cortes de 
Pamplona. 1576 

' Copia de las Leyes que hicieron los Bstados en la ciudad 
deTudela. 1581 

Cuaderno de las Leyes de las Corles de Navarra celebra- 
das en Tudela. 1583 

Poder dado por la ciudad de Tudela á Pedro Magallón y 
á Juan de Leoz y Verait para pedir el agravio de cierta 
provisión que mandaba no se bajara trigo de los lugares 
altos. 1584 

Cuaderno de las Cortes de Pamplona en 1586 

Compulsoria dada, á solicitud deTudela, por el Consejo, 
del juramento del Príncipe D. Carlos de Navarra, y del que 
le prestaron los tres Estados del Reino en el año de 13^)8. 1590 

Petición de Ley de los tres Estados del Reino de Nava- 
rra sobre el establecimiento de MeziaSy y sus Ordenanzas. 
(Se decretó. No haber lugar.) 1590 

Cédula del señor Yirey sobre las camas y ropa que le 
dieron los vecinos de Tudela, voluntariamente, para su 
servicio, con motivo de la celebración de Cortes en esta 
ciudad. Manda observar el privilegio de la misma, que 
está adjunto, sobre exención de ese servicio. 1593 

Carta-convocatoria de S. E. para la ciudad de Tudela á 
las Cortes de Pamplona de 1624 

Carta de los Diputados en Cortes avisando á la ciudad 
de Tudela que á los Regidores de Corella se les ha con- 
cedido llevar vara, y que los de Cascante tienen la misma 
solicitud. 1624 

Carta credencial de S. M. escrita á la ciudad de Tudela, 
para el Conde de Castrilio, Yirey de este Reino, para las 
Cortes que se habían de celebrar en [Pamplona). 1644 

Instrucciones de los Regidores de la ciudad de Tudela 
para los que les suceden en sus cargos, y una instrucción 
para los Síndicos procuradores de Cortes. ' 1653 

Cartas de la Diputación y la ciudad de Estella á la de 



174 boletín dé la tlfiAL ACADfiAlIA DÉ LÁ ItlStORtA. 

Tudela dándole noticia sobre lo que habían obrado los 
Diputados enviados á S. M. sobre el reparo de agravios. 1663 

Instrucción de la ciudad de Tudela sobre el expediente 
de la nieve con el brazo eclesiástico. 1665 

Memorial presentado por la ciudad de Tudela en las 
Cortes de Pamplona en razón al contra-fuero solicitado por 
Cascante sobre taUut fundándose en Leyes de Navarra y 
Tudela en el Derecho. 1677 

Estracto de las Leyes que tratan sobre las calidades que 
han de tener los de voto en Cortes, los vecinos foranos y 
los que pongan escudos de armas. 1687 

Citación á reasumir obtenida por la ciudad de Tafalla y 
demás pueblos opuestos á las Cabezas de Merindad, que 
pretendían seguir en la alternativa de nombrar individuos 
para la Diputación del Reino. 16^8 

Instrucción dada por la ciudad de Tudela á D. Juan 
Castillo y D. José Arguedas, sus Diputados , en las Cortes 
de Pamplona. 1701 

Representación dirigida al señor Vireypor Estella, Tu- 
dela, Sangüesa y Olite, contra Pamplona, porque trataba 
de impedir á los Diputados de aquellas, en Cortes, el uso 
de veneras y mazas; y Decreto de S. E. mandando que no 
se haga novedad. 1701 

Instrucción dada por la ciudad de Tudela á sus Dipula- 
dos en las Cortes de Estella. 1724 

Nota del pleito que litigaban las Cabezas de Merindad 
contra los demás pueblos de asiento en Cortes sobre que- 
rer despojar á las primeras de la costumbre en que estaban 
de nombrar alternativamente de cada una de ellas los Di- 
putados del Reino por el brazo de Universidades. 1725 

Alegatos simples de Tudela y Olite contra las ciudades 
y buenas villas que no son Cabezas de Merindad para el 
pleito que se litigaba sobre la costumbre en que los Dipu- 
tados de las Cabezas estaban de quedar alternativamente 
por individuos de la Diputación del Reino. 1 728 

Bando ordinario de la ciudad de Tudela dando precio á 
los comestibles, y diferentes Providencias políticas. 1737 



r 



ANTIGUAS nOHTÍS DBL RBINO DB ÍIAVARRA. M^ 

Ii^trucción de la ciudad de Tudela para sus Diputados 
en las Cortes de Pamplona. 1757 

Copia simple de una Representación dirigida á S. M. 
por los Diputados de Tudela en las Cortes de Pamplona, 
haciéndole presente lo ocurrido en las sesiones sobre la - 
traslación de las Aduanas, el número de votos de cada 
brazo que habían salido por la afirmativa y negativa, y la 
preponderancia de estos protestada por dichos Diputados. 1757 

Representación dirigida al Virey de Navarra por los Di- 
putados de Tudela en las Cortes de Pamplona pidiendo 
permiso para retiraree á sus casas, porque el Congreso no 
les había querido admitir ciertas protestas en defensa de 
los derechos de su pueblo. (S. E. negó la solicitud.) 1 757 

Razones políticas propuestas en las Cortes de Pamplona 
acerca de la pretensión de la provincia de Guipúzcoa sobre 
el libre comercio de trigo con Navarra. 1757 

Resoluciones de las Cortes de Navarra dando la forma 
de cómo la Diputación del Reino ha de recibir y visitar 
á las personas reales y señores Vireyes, y cómo han de ser 
visitados los Diputados por los Ayuntamientos, y volver 
las visitas. 1757 

Instrucción de la ciudad de Tudela á sus Diputados en 
las Cortes de Pamplona. 1765 

Testimonio del Secretario de las Cortes de Navarra sobre 
la resolución de las mismas para que ninguna República 
se adelante á» hacer las exequias y proclamaciones reales, 
hasta que se hagan en Pamplona por la Diputación, Virey 
y Consejo, y que la Diputación participe por carta á las 
Cabezas de Merindad y pueblos exentos el día en que ha 
resuelto hacer la Proclamación para que desde el inmedia- 
to puedan hacerla dichas Repúblicas. 1765 

Instrucción de la ciudad de Tudela á sus Diputados para 
las Cortes de Pamplona. 1794 

Decretos del Consejo de Navarra sobre las dietas de los 
Diputados en Cortes, y ordena se paguen del ramo de ex- 
pedientes nuevos. 1797 

Instrucción de la ciudad de Tudela á sus Diputados en 




176 BOLBTÍN Dft La RBAL ACAOKMIA DE LA HISTORIA. 

ias Cortes de Oiite. (Sólo duraron yéinte días, y nada se 
irató de legislación.) 1801 

Decretos del Consejo' de Navarra para que la Bolsa de 
expedientes de Tudela pague las dietas de sus Diputados 
en las Cortes de Olite. 1801 

Expediente sobre lo obrado por los Diputados de este 
Reino de Navarra para formar batallones cuando estu- 
vieron en Tudela en Octubre y Noviembre del año 1808, 
para resistir á los ejércitos franceses. 1808 

Instrucción de la ciudad de Tudela para sus Diputados 
en las Cortes de Pamplona. 1817 

Título de naturaleza dado por el Reino de Navarra, junto 
en Cortes, á D. José de Rada y Generes, vecino de Tudela. 1817 

Decreto del Consejo de Navarra, á petición del Fiscal, 
para que los Ayuntamientos de los pueblos que tienen 
asiento en Cortes usen del traje de golilla, con arreglo á 
la Ley. t818 

Petición del Reino de Navarra, junto en Cortes, en 
tiempo del Yirey Duque de Nájera, dirigida á la resisten- 
cia que el Reino hacia para habilitar, por natural de él, al 
Licenciado Salazar, á quien el Rey quería poner por Re- 
gente del Consejo. (No tiene fochas, pero debe ser de los 
años 1516 ó 1517.) 

Memorial de los tres Estados del Reino de Navarra 
á S. M. para el establecimiento de Universidad eu Pam- 
plona, y que S. M. situase 2.500 ducados de pensión sobre 
aquel Obispado. (No lleva fecha, pero parece ser de fines 
del siglo zvii.) 

Carta del Alcalde de Tudela y Pedro Gómez, Mensajeros 
de la ciudad, escrita en Pamplona, dando noticia de que el 
Conde de Lerín, en su rebelión, había tomado á Olite, y 
que el Rey pedía 4.000 hombres para sitiarlo, esto es, un 
hombre de cada cuatro casas, y que á la Merindad de Tu- 
dela le cabían 500. (No tiene fecha, pero debe ser de 1480 
á 1490.) 

Oposición del Estado eclesiástico y el de las Universida- 
des en que se comprenden Pamplona, Tudela, Estella, San- 



I 

j 



ANTIGUAS CORTES DBL REINO DE NAVARRA. 177 

güesa y Olile, al pleito que las villas de Peralta, Falces, 
Marcilla, Funes y Azagra, pusieron á Mosen Pierres de 
Peralta, por la merced que de dichos lugares le hizo S. M. 
y de todas las jurisdicciones: en la que representaban que 
era contra los fueros y privilegios de Navarra. (No lleva 
fecha, pero debe ser de los años 1460 á 1470.) 

Copia simple de las instrucciones dadas por la ciudad de 
Tudela á D. José María Cortés y Borda y el Dr. D. Ful- 
gencio Barrera , sus Síndicos Procuradores en los Cortes 
de Pamplona de . 1828 

Nota. Como poderoso auxiliar para el estudio de la mayor 
parte de los anteriores documentos, guárdanse también en el 
Archivo Municipal de Tudela los libros de los acuerdos del anti- 
guo Regimiento de la ciudad, desde el año 1573 para acá, per- 
fectamente conservados y encuadernados en forma de proto- 
colo (1). 

Casas Consistoriales de Tudela, 25 de Abril de 1899. 

EL Regidor Sindico, 
Dr. Constantino Garran, 

Correspondiente de la Historia. 



IIl. 



SU MASSÍLTA E LE SUE FONDAZIONI IN SPAGNA. 

Note. 

Neiroccasione in cui Marsiglia, Tillustre cillk commerciale 
della Francia meridionale, si prepara a festeggiare-insieme con 
r esposizione universale della Capitale , che deve mostrare al 



(1) Estos libros fueron coleccionados, compaginados y mandados empastar el año 
1892 por el mismo 6r. Garran, autor del presente trabajo, en una temporada en que 
fué Secretario de aquel Ayuntamiento. 

TOMO XXXVi 12 



178 boletín de la HBAL academia DB la HISTOHlA. 

mondo i progressi della flne di quosto secólo -^i fasti della pro- 
pria grandezza commerciale e marittima sin dalP origine , cele- 
brando il XXV centenario della sua íondazione Ellenica, non mi 
é parso superfluo, e a me italiano, intrattenere brevemente Y illu- 
stre R. Accademia Storica della Metrópoli Spagnuola intorno 
air origine della celebre Colonia Fócese e specialmente alie sue 
antiche relazioni con la Spagna (a). In tal modo credo di far cosa 
non inutile forse ai.buoiii rapporli fíale tre grandi nazioni so- 
relle, che si stendono in quei bacino del Mediterráneo, dove si 
svolse la proficua attivitá dei Marsigliesi* 



Dopo i Fenici, ch'estesero le loro relazioni commerciali lungo 
le coste della Spagna, della Francia e delT Atlántico e trovarono 
in Tarsis il centro della potenza e la fonte della ricchezza Semíti- 
ca ', in época forse non troppo vetusta 2, ed ebbero influsso, 
benché assai superficiale, sulle regioni un po' distanti dalle coste 
e probabilmente anche stazioni sulle spiagge della Francia del 
sud ^ — giunsero i Greci nel bacino occidentale del grande Mare 
Interno; e dopo non pochi tentativi e avventure *, i coraggiosi 
Focesi ivi si aííermarzono con la fondazíone di MmgolXU. 

Fra le varié questioni relativo all' origine, alia posizione, al 
nome etc. ^, a noi interessa trattarc quella sulla data di tale 
fondazione. — Sul proposito esiste negli antichi scrittori piü di 
una versione. Una tradizione poneva la fondazione di Marsiglia 
in connessione con la fuga dei citladini di Focea dalla loro patria 
(a. 552); e questa é una tradizione recente^, la quale contiene 
forse qualche elemento verisimile, perche é probabile che la ca- 
duta di Focea arrecasse incremento di popolazione a Marsiglia '. 
L' allra tradizione ^, conservataci dagli autori piü antichi e seri, 
ammetteva V origine della colonia Fócese prima deír emigrazione 
del 552, o espressamentc, oppure per la data precisa od approssi- 
mativa che le assegnava. Questa data sarebbe stata V a. 600 



(a) Suir argfiDmento della piü antica storia di Marsiglia in genérale, forse rltor- 
ner6 io medesimo o se ne occuperá un niio carissimo discepolo. 



8U MASSILU E LB SUB FONOAZIONI IN SPAGNA. 179 

<=» 120 anni prima delira. 480, quando avvenofi la baltaglia di 
Salamina); ed evidentemente é una data invéntala mediante un 
ipotetico calcólo di generazioni, come giá é stato nótalo e deve 
accettarsi senza dubbio. Essa é una data tradizionale, che ha non 
maggior valore scien tinco di quella della fondazione della Roma 
romulea; ma come questa, ha diritto al rispetto che le proviene 
•da lunga consuetudine. Non a torto quindi Marsiglia intende ce- 
lebrare nel prossimo venturo anno il 25.* centenario dacché T in- 
traprendente stirpe Jónica si stabili e si estese nel suolo, dove fu 
poi la Gallia. 

Da inizi umili e difficili, questa Venezia deír antichitá — lot- 
tando con le tribu barbare vicine ^, especialmente con grirre- 
conciliabili nemici Punico-Etruschi (alleati fradi loro) '^ — seppe 
giungere fíno ad esercitare quasi il monopolio commerciale sulle 
coste della Francia del sud, e fino in Spagna. 

In principio, nel corso del vi secólo o di una parte di questo, 
non poté Massilia estendersi molto. Pero nulla impedisce di ara- 
meltere^*, che fin dairinizio essa, per la sua stessa posizione e 
uecessitá, fondasse se non veré e proprie colonie, degli scali e 
fattorie. Non vogliamo credere ad una vera colonizzazione sin da 
principio (pur ammessa da non pochi aulorevoli storici) né a veré 
vittorie decisive; ma solíanlo a lotte coi suoi nemici con esito piú 
o meno favorevole e altérnalo. In appresso essa si rafforzó e in- 
grandi e si fondarono colonie veré e proprie, quando decadde la 
potenza Etrusca, e dopo le vittorie sui Cartaginesi *^, e in parte 
dopo la baltaglia d' Imera (a. 480) ^3, e in parte perché i Cartagi- 
nesi si ritirarono o perché distratti verso altre regioni e interessi 
o per altri motivi. 

Siffatte lotte Massaliotico-Gartaginesi fin dal vi secólo poterono 
«uccedere anche lungo le coste del Mediterráneo nella Penisola 
Ibérica, per causa di rivaliiá, d' influenza e di commercio; e veré 
colonie di Massilia devono esser sor te o nel secólo v ** o anche 
verso la fine del precedente, e in modo sicuro e non interrolto. 

E ben noto quanta importanza gli audaci mercanti e navigatori 
di Marsiglia abbiano avuta nella storia deirantico commercio. 
In altri miei libri io ho ricordato il loro inñusso nei paesi Occi- 
dentali, anche interni (il quale si osserva specialmente nella mo- 



1 



180 BOLETÍN DE LA BBAL ACADEMIA DE LA HÍSTOIUA. 

uetazioue e nella scritiura"), e le importanti vie frequenlate dít 
quei commercianti *•, e come inoltre per effetto dei loro viaggt 
progredissero le conoscenze geografiche dei Greci in torno alie 
contrade un pó piü interne delT Occidente í'. Si sa che il quarlo 
secólo fu molto splendido '* e la grande prosperita continua 
nell'elá successive, anche nel ii secólo ^*, per decadere da Cesare 
in poi e sotto V Impero, quando Marsiglia perdeite la supremazia 
commerciale, per rialzarsi di poi, sotto la dominazione dei Fran- 
chi, specialmente sotto Cario Magno, e per risorgere ancora nel 
secólo X e divenire quella ch'é oggi, la maggiore ciltá commer- 
ciale della Francia nel Mediterráneo *®. 



Venendo a parlare in particolare delle regioni Iberiche, notia- 
moche le colonie ivi fondale — tutle Massaliotiche piuttostochó 
Focesi, almeno definitivamente ** — sonó, oltre dell' estreraa «Mae- 
naca» ** che non duró molto, «Rhode» *^, «Emporium » ", sitúate 
vicino alia Gallia del Mediterráneo; «Alonis» (o « Alonai»), cHe- 
meroscopium» con altri prossimi r,oXi/yia Massaliotici -'; per lacere 
di altre o iucerte o credute a torto per tali*^. 

Con tali stabilimenti Massilia seppe stringere buone e amiche- 
voli relazioni con le popolazioni indigene, Iberi, Celti e Celtibe- 
ria^; e con r Iberia Irafíicava specialmente per causa delle mi- 
niere, onde la Penisola Spagnuola andava assai famosa^. 

I conflitti con la sempre rivale Cartagine, per le ^zoned' in- 
fluenza» Spagnuale, durarono, come si 6 sopra detto, nel secólo v^ 
finché, nel iv, Cartagine si présenla senza concorrenti in una 
gran parte delle coste Iberiche; come si vede nei p.ü antichi trat- 
tati fra i Cartaginesi e i Romani, che sonó del iv secólo *', e come- 
si rileva particolarmente dal secondo, che vietava la navigazione 
Romano-Latina al di lá di Mastia eTarseion *®, e si vede anche* 
nel periplo detto di Scyl. (§ i) '^ e probabilmente anche nel peri- 
plo di Avieno '^ Poscia Cartagine coiá stabiii vera ed estesa do- 
minazione, e propriamente nel terzo secólo; per cederé interamen- 
te poi dinanzi alia potenza di Roma, cui Massilia aveva prepáralo 
il terreno. 



su MAS3ILIA B LE 8UE FONDAZíONI IN SPAGNA. 181 



nsrcTjíLS 



1 Cf. MGvers, Die Phónizier, ii, 2, 644 sgg.— R. Pietschmanii, 

•Geschichte d. Phüiiiz. (Berlia 1889), p. 291.— Ed. Meyer, Gesch. 

4es Alt. I, 281.— O. Meltzer, Gesch. d. Karthager, i, 34 sgg. etc. 

— Duncker, Gesch. d. Alt. vi', 296 sgg. 504. — Beloch, Griech. 

Gesch. I, 185 sgg. etc. 

^ Rispetlo alie queslioni suir etá deír atlivitá Fenicia, vedi 
Beloch, op. cit. , 72 sgg. 186 sg.; e iri rheiiiisch. Museum, 1893, 
p. 111 sgg.— Meyer, o. c. i, 234; n, 142. 476.— P. Orsi, Thapsos 
*i(iu Mouum. ant. pubhlicati per cura della R. Accad. dei Lincei, 
VI (1896), p. 147 sg.)— G. Busolt, Gr. Gesch. i«, 370 etc. 

^ Su ijuest' ultimo punto di tracce Fenicie nella Francia me- 

ridionale cf. il mió libro sugli Allobroges (Parigi, H. WoUer, 

1895), p. 27, n. 5; e 11 mió articolo sul commercio di Marsiglia 

v^nella mia Rivista bimestrale di Antichitá, a. i, fase. 2. 3. Estr. a 

parte, pag. 3). 

^ Ricordiamo fra le altre cose i buoni rapporti col leggenda- 
rio Arganlonio (cf. Bergk, Poetae lyr. gr. iii*, 256 etc. — Vivien 
Mde Saint Martin, Hist. de la géogr. , 73 sg. — Meltzer, op. cit., i, 
p. 168 etc). 

' Vedi Z(3rn, Ueber die Niederlassungen de Phoka^r an der 
Sudküste V. Galüen (1879).— O. Hirschfeld, Gall. Studien (1883). 
— Vordillon, Sur Tancienne topogr. de Marseille (1866).— Meyer 
€ii. I, 338.— Busolt cit. I, 434, n. 1. — P. Massou, De Massiiien- 
sium uegotiatioiiibus ab urbe Massilia coudita usque ad tempus 
4IU0 Ghristiaui Terram Sanctam armis subegerunt, Thes. París. 
1896 etc. 

* In Erodoto e Antioco. 

^ Vedi Meltzer, o. c. i, 163 sgg. 

* Ambedue le tradizioni sonó esposie, e come dififerenti, da 
Harpocr. s. v. Maaaakia (cf. E. Herzog, Galliae Narbonensis etc., 
p. 10, n. 34.-— Sonny, De Massiliensium rebus qaaestiones, 
f . 4 sgg. — Desjardins, Géogr. de la Gaule romaine, ii, p. 140 sgg). 



1 



182 BOLETÍN DE LA REAL AGADBIflA DE LA HISTORIA. 

— Del resto cf. il mió opuscolo «Suir opera di B. Pais, Storia della- 
Sicilia e della Magna Grecia» (Calania 1894), p. 14, e n. 2. 

* Cioe coi Liguri (Vedine il leggendario rácconlo in Giustiao). 
— Marsiglia prima della venuta dei Romani nella Gallia ebbe un 
territorio lungi dalle coste, poco esleso. Lo spirito della razza 
Jónica e la posizione spiegano il suo trionfo ultimo (cf. con gli 
Auglo-Sassoni nell' America Settentrionale). 

^® Essa sorse naturalmente in antagonismo alia potenza Etru— 
sea e Púnica (Ad. Holm, Gr. Gesch. i, 352 sgg.). 

^* Né la sua umile origine, né la potenza di Cartagine, né le 
gaerre coi finitimi Liguri (vediMüllenhoíFD. Alt. i, 177 sgg. etc.), 
suUe quali non bisogua esagerare. Del resto le condizioni stesse- 
di esistenza spingevano Marsiglia ad estendersi anche di lá dai 
Pirenej. 

^'^ Justin. XLiii, 5, 2. — Strabon, iv, 1, 5. 

** Le conseguenze della quale non fu roño ^ i gravi e durature in 
danno di Cartagine come si suol credere (cf. O. Mellzer id. ii, 502). 

** Vedi Sonny, cit. raem., p. 11 sgg. — Unger, in Philol. 
Suppl. bd. IV, 197 sg. — Busolt, o. c. i, 435 sg. 

** Rimando per quanto si riferisce alia Francia meridionale 
e aH'odierna Svizzera, ai miei libri «Gli AUobroges» (cit., p. 29, 
n. 4), e «Sugli Helvetii» (Neuchátel 1897), parte prima, nota 2. 

Una prova dei buoni rapporti con grindigeni, almeno creduti 
tali, si ha nelle leggende sulla primitiva storia di Marsiglia 
(Sonny id., p. 8 sgg.), e in quella suU' aiuto che i Galli le avreb- 
bero dato contro i Liguri; la qnale leggenda peí 6 ha poco valore, 
almeno dal lato cronológico. 

I Marsigliesi avevano interesáe di anticipare le loro relazioni 
coi Galli, le quali sorsero in época piú recente. 

" Cioé la grande via dell' antico commercio dello stagno, per 
il Ródano, la Saóne fino air Atlántico e in Britannia (V. miei 
citati lavori); Ja quale se non per la prima volta, fu veramente 
percorsa dai commercianti Greci per far concorrenza ai Fenici e- 
Cartaginesi, padroni della via di Gibilterra (cf. H. d'Arbois, Les- 
prem. habit. de TEurope, ii, 307 sgg.). 

V era Y altra via per il trasporto dell' ambra; e altre meno im- 
portan ti etc. 



su MASSILIA E LE SUE PONDAZIONI IN SPAGNA. 183 

" A cominciare forse da Ecateo ed Erodolo fino a Timeo etc. 
Cf. mío libro sugli «Allobroges», p. 29, n, 3 

" A principiare da questo secólo iv si hanno relazioni rego- 
lari e continué di amicizia con Roma. Ma non si deve escludere 
che ce ne fossero anche prima (cf. mió cit. articolo sul commercio 
di Marsiglia, p. 7 sg.) — Invece il Prof. E. Pais (Storia di Roma, 
vol. I, parte 2', p. 695, nota; cf. parte 1*, 588, n. 6) le crede au« 
tentiche solo dal iv secólo e invéntate le antecedenti. Del resto 
1' illustre storico vuole sempre e a qualiinque costo dimostrare 
ammissibile la tradizione romana soltanto dal iv secólo in poi; 
e piü di una volta la sua é quasi una físsazione, non molto di- 
versa forse da quella di qualcuno, di credere pregevoli i lavori 
dei propri discepoli-ammiratori, e spregevoli quelli di altri, es- 
trauei a certi cousorzi. 

^' Dopo la distruzione di Gartagine, Marsiglia rimase 1' única 
grande cittá commerciale nel Mediterráneo occidentale. 

*® Cf. per tutto ci6 P. Masson, lav. cit. 

** Non possiamo afTermare quali siano piü anliche e quali 
posteriori; poiché non ha importanza il fatto che qualcuna é ri- 
cordata da Ecateo o qualchealtra é detta contemporánea di Mar- 
siglia, o altrc sonó in modo genérico attribuite ai Focesi, o alcune 
seno piü vicine alia metrópoli 

** Steph. Byz. a (}. v. (Vedi mió lav. sui Celti nella Pen. Iber., 
p. 17, n. 1.) 

** La sua fondazione per opera dei Rodí é favolosa (Busolt, i^, 
438, n. 2). 

^* Su questa colonia Massaliotica cf. mió ora cit. lavoro K c. 
— Sulla monelazione propria di queste due cittá cf. Heiss, Des- 
cription gen. des monn. ant. de TEspagne, Par. 1870. — Head, 
Hist. numorum, p. 2. — Zóbel de Zangróniz, Ber. d. Berl. Akad. 
1881, p. 8ti sgg. — e specialmente Hübner, Monum. linguae 
Iber., p. 13 sgg. 

*' Strab. III 4, 6. — Steph. Byz. a q. v. — cf. il detto mió lav., 
ibid. 

«« Cosí é dubbia Callipolis (Busolt, o. c. i, 437, n. 5). 

Sonó favolose le leggende su Saguntum (Busolt, 437), quelle 
sulle fondazioni Elleniche presso i Callaici etc. (Strab. iii 4, 3.) 



184 BOLBTIN DK LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

^'^ Cr. Atenstaedt, De liecataei Milesii fragmenlis quae ad 
Hispaniam et Galliam pertiuent (Diss., Leipzig 1891^ pag. 58¡. — 
L' influenza Ellenica si osserva uella raonetazione (Hímandiatno 
alP opera deír Hübner, ora citala). 

Con questi buoni rapporti si é voluta collcgare 1' espressioae 
o'.XsXXr.vs; di Eforo (apd. Strabou iv 4,6) (vedi [Scymn.] v. 187); 
la quale notizia — che secondo il Groto (History of Greece, trad. 
fr. V, 216, n. 4) sarebbe derivala dagli slessi Massalioti — vale 
per i bcirbari delT Occidente in genérale, che Eforo comprende 
sotto Ja denominazione di Gelti. — Dclle relazioni fra Celti e Mas- 
salioti si é esagerata la natura e T importanza (H. d'Arbois, in 
Mém. de TAcad., 1890, p. 227 sg.; Les pr, habit. de TEuropo, ii, 
44. 309 sg.). 

Le relazioni fra genti Iberiche e le colonie Elieniche duravano 
anche nel tempo romano (cf. mió cit. lavoro «I Celti nella Peni- 
sola Ibérica »j p. 17, n. 1). 

*« Vedi Hübiier, Róna. Herrschaft in Wesleuropa, p. 268 sg. 

^^ Al primo non piió assegnarsi la data tradizionale della fine 
del secólo vi (Polyb. iii, 22 sg.); ma deve esso porsi nel iv (Vedi 
gli autori citati nella mia monografía sui Celti nella Penisola 
Ibérica, p. 12, n. 1). II secondo (Polyb. iii, 24) sarebbe del 306, 
ove si facesse idéntico a quello che Livio dá per terzo (ix, 43. 26), 
seguendo, com'é probabile, due diverse redazioni dello stesso e 
único avvenimento, cioe facendo di un trattato (del 348 o 343) due 
trattati differenti (col Pais, Storia di Roma, i, parte 2*, 188, n. 1; 
€ specialmente 304 sgg., e 307, nota — do ve si fa uno studio accu- 
ratissimo della questionc). Ma non si puó ancora diré sciolto ogni 
dubbio. 

3* Vedi fra gli allri Busolt, ii«, 750, n . 1 . 

31 Sulla sua data cf. Desjardins, o. c. ii, p. 31. 

3^ Ch' é di data non troppo antica (Vedi la raia cit. memoria 
<cl Celti nella Penisola Ibericaí, p. 9, e p. 11, n. 2). Da esso si 
ricava che allora v'erano in Spagna i Gartaginesi. 

U%ggio del 1899. 

PnüF. FitANr.ESCO P GmiOPALO. 
(deír Ateneo di Madrid.) 



Catálogo de la real dibliotíjca. 185 



IV. 



CATALOGO DS LA REAL BIBLIOTECA. 

MANUSCRITOS, CRÓNICAS GENERALES DE ESPAÑA. 

Madrid, 1898. En 8.«ix-164 páginas. 

Bajo este último titulo ha publicado D. Ramóa Menéadez 
Pidal, conocido íavorablemenle por cuantos en España se dedi- 
can al cultivo de los estudios históricos y literarios, un libro, 
que si por formar parte del Catálogo de la Real Biblioteca pu- 
diera considerarse como obra de carácter puramente bibliográ- 
fico, leído 7 estudiado detenidamente, resulta un trabajo de só- 
lida erudición y profunda crítica. 

Con decir que su autor se ha propuesto desembrollar la enma- 
rañada genealogía de nuestras crónicas^ eligiendo en el revuelto 
montón los tipos más notables que de ellas existieron, exponiendo 
sus caracteres y dándonos á conocer algo de su contenido, con 
el objeto de echar los cimientos de una clasificación general de 
los manuscritos de tan importante familia de obras históricas y 
dar el primer paso para una edición de las mismas, huelga aña- 
dir una palabra que tienda á realzar la magnitud del empeño y 
la importancia y oportunidad de la obra que ha de llenar un 
vacío tan grande en los estudios históricos y literarios de nues- 
tra patria. 

El plan del libro, objeto de este informe, lo traza el autor en 
una advertencia preliminar, según la cual comprenderá el Catálo- 
go las crónicas escritas hasta mediados del siglo xvi que tratan en 
general de España ó de alguno de sus antiguos reinos, agrupando 
los manuscritos por orden de materias y siguiendo en lo posible 
el orden cronológico de las diversas compilaciones históricas. 

Comienza por los manuscritos de la crónica de D. Lucas de 
Tuy, siguen á ésta los de las historias de D. Rodrigo de Toledo 
y la crónica general de D. Alfonso el Sabio, asunto preferente 
de sus investigaciones y ya antes tratado magistralmente por el 
autor en su obra premiada La leyenda de los infantes de Lara. 
Estudia luego el único manuscrito de la crónica del moro Rasis, 



186 boletín db la real academia de la historia. 

que posee la Biblioteca real y que es una de tantas copias del 
códice que perteneció á Ambrosio de Morales, y pasa luego á tra- 
tar larga y detenidamente de la crónica general de 1344, atri- 
buida erróneamente por unos á Alfonso Xí y por otros al infante 
D. Juan Manuel, y que el Sr. Menéndez Pidal considera coma 
anónima, dando noticia de un texto de la misma basta hoy des- 
conocido, y que se acabó de redactar según en él se declara el 
miércoles 21 de Enero de 1344. 

El profundo estudio que ha hecho de esta crónica que consi- 
dera como la refundición más notable y extensa de la obra del 
Rey Sabio, le ha permitido completar la gran laguna que se ad- 
vierte en la obra de Rasis, tanto en el manuscrito de Morales 
como en el llamado de Santa Catalina, referente al reinado de 
D. Rodrigo. 

Por último, inserta en este Catálogo la crónica de San Juan 
de la Peña acerca de cuyas traducciones catalanas da nuevos é 
interesantes datos; la crónica navarro-aragonesa; la de 20 reyes 
y otras muchas, determinando con sagaz crítica los elementos 
que en cada una de ellas pueden considerarse como originales y 
los que proceden de simple refundición de obras anteriores. 

Avaloran, en fin, esta obra las reproducciones de algunas hojas 
de los códices descritos, hechas sobre fotografías del conde de 
Bernar, y sus excelentes condiciones tipográficas. 

No quiero molestar más la atención de la Academia, pero sí 
he de permitirme aprovechar esta ocasión para insistir una vez 
más en ideas que ya he tenido el honor de emitir ante esta docta 
corporación. 

La anécdota y la novela vienen perjudicando de una manera 
notable á los estudios serios de la Historia, produciendo una pa- 
ralización funesta en los que en España habían comenzado á 
fomentarse con fructuosos resultados, y en tal estado, la apari- 
ción de libros como el del Sr. Menéndez Pidal, que puede con- 
siderarse como la continuación progresiva de aquellos trabajos y 
que sostiene la competencia con los que de igual índole se pu- 
blican en el extranjero, merece, más que la aprobación que de 
nosotros so solicita, nuestro público aplauso y nuestra calurosa 
recomendación. 



CATÁLOOO DE LA BEAL BIBLIOTECA. 187 

Fundado en estas razones, eubieude el que suscribe que el libro 
titulado Crónicas generales de España^ del Sr. Menéadez PidaU 
reúne las condiciones que preceptúa el art. 8/ del Real decreto 
de 29 de Agosto de 1895. 

La Academia, sin embargo, acordará como siempre, lo que 
estime más coaveniente. 

Madrid,' 16 de Junio de 1899. 

Vicente Vignaü. 



V, 



EL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE NOGAL. 
SU ESTADO ACTUAL.-BRBVE NOTICIA DE í?U HISTORIA. -RECIENTES 

DESCUBRIMIENTOS EPIGRÁFICOS. 

Seis kilómetros al N. de la insigne ciudad de Carrión de los 
Condes, se encuentra siguiendo la orilla izquierda del Carrión,. 
un modesto y antiguo lugarejo, llamado Nogal de las Huertas. 

El pueblo se agrupa alrededor de la iglesia parroquial, consa- 
grada á San Cristóbal , y situada en una leve eminencia. A occi» 
dente, desde el pueblo al río, se extiende una pequeña llanura de 
tierra fecunda y laborable, regada desde tiempos muy antiguos 
por las aguas que derivan del Carrión, en una presa situada 
2 km. más arriba; en el «Nido del Corvo» (t). 

Toda aquella faja de terreno, que fué huertas en lo antiguo^ 
dando nombre á la villa, se halla llena de cimientos, y guarda,, 
al decir de los labradores, abundantes vestigios de construccio- 
nes, que han desaparecido. Allí, rodeado de hermosas praderas 



(1) La tierra del Nido del Corvo que perteneeió en el siglo xii al monasterio do 
Beoevivere, fué con otros bienes objeto de una permuta que hizo Alfonso VIII al 
monasterio de Sahagún Velorado, 26 de Agosto 1176, á cambio de otras heredades en 
San Cipriano y Berraquines. (Escalona: fíist. de Sahapún. -^ Apénáide. Escritu- 
ra CL.NXXVII.) 



188 BOLBTÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

y de bosques espesos cnlre la yedra y el olmo, eii un terreno hu- 
fnedecido y fecundizado por las aguas del Carrión , se levanta el 
antiguo monasterio de San Salvador del Nogal, que trae á la 
memoria el recuerdo de Alfonso YI, de la reina Doña Constanza 
y de los monjes cluniacenses de Sahagün. 

Más afortunado éste que otros monasterios inmediatos, y no 
menos interesantes, ha logrado cpnservarse hasta ahora^ aunque 
ha pasado y pasa desapercibido para cuantos han escrito de his- 
toria y de artes locales. Vendido en la primera desamortización 
é incluidos en la venta además de las heredades que formaban el 
patrimonio de los monjes, el convento donde vivían y el templo 
donde oraban, pasó á manos de su nuevo propietario, quieu cerró 
la iglesia al culto, destinándola á depósito de productos agrícolas 
primero, y á vivienda del arrendatario después. 

Hace poco tiempo tuve noticia de la subsistencia de este tem- 
plo, que yo consideraba perdido hace muchos años, y á la vez 
supe de labios del señor cura de Nogal, que existían en las pare- 
des de aquel viejo cenobio hasta cinco lápidas escritas en caracte- 
res góticos, que por las señas debían corresponder á los siglos 
;^i al ziii. 

Entonces no ya con curiosidad, sino con verdadero interés, me 
propuse visitar aquellos lugares, y estudiar y conocer el valor 
<}pigráfico de las inscripciones. Así lo hice, y colmados mis 
deseos por la importancia que á mi parecer encierran las ins- 
cripciones aludidas, voy á dar breve cuenta de ellas, reservando 
á mi compañero de excursión, el entendido arquitecto Sr. Aga- 
pito Revilla, las enseñanzas que en un orden artístico guarda 
«ste templo del siglo zi. 

Nada he de decir del convento que se levanta en toda su inte- 
gridad al lado de la iglesia. Reedificado en el siglo xvii, es uu 
vasto recinto con el sello general de las construcciones de su 
•época. Carece de todo interés artístico, y solamente ofrece los 
caracteres de capacidad y solidez que dieron los monjes á sus 
postreras edificaciones, circunstancia ésta ultima que no ha sido- 
bastante á preservarle de una ruina cercana, provocada más por 
el desuso y el abandono en que permanece, que por el tiempo 
que sobre él ha transcurrido; está viejo sin ser antiguo. 



EL MONASTEHIO OB SAN SALVADOR DE NOGAL. tSO 

Mientras el convento, en manos del primer poseedor, fué una 
granja de labor, el templo no sufrió deterioro ni quebranto nota- 
ble. Pero dividido aquel caudal, pasaron á distintos dueños e\ 
convento y la iglesia. El propietario de ésta ultima, pensó ei> 
habilitarla para vivienda, y como lo pensó lo hizo. Edificó en las 
naves central y de la Epístola, una casa, dividiéndolas con pare- 
des y tabiques, desarrollando el piso alto á expensas de las cu- 
biertas de las naves que fueron levantadas, empresa no difícil, 
porque nunca hubo bóvedas más que en los ábsides. Al pie de la 
nave principal sitió el granero, el ábside de la Epístola le dedic6 
á despensa; la nave del Evangelio á establo, y colocó el ganada 
de labor de tan preferente atención para los labradores, en e\ 
mismo presbiterio, cerrando el arco triunfal con un tabique. 
Convirtió el piso alto en dormitorios, rompiendo el muro fora^ 
del S. para abrir dos ventanas, y así con pequeño esfuerzo qued<V 
transformado en cómoda vivienda de hombres y animales, lo 
que fué dispuesto en los siglos xi y xm para lugar de oración , y 
para sepulcro de ignorados personajes. 

Refieren las gentes del lugar, que al llevar á cabo estas obras, 
fueron extraídos de aquella iglesia, y transportados no sé dónde 
ni con qué destino, dos ó tres sarcófagos cuyas tapas sencillas 
y sin inscripción , se ven todavía abandonadas al lado del pór~ 
tico. Con firme convencimiento, aseguran que el rey Urraco y la 
reina Urraca, naturales de aquel pueblo, y fundadores, seguid 
ellos, del monasterio, descansaban en aquellos sepulcros, expre- 
sando así con una tradición desnaturalizada por la fantasía po- 
pular, la existencia de enterramientos que pasaron desapercibidos 
por el P. Escalona y el P. Yepes. Esta memoria llega hasta nos- 
otros sin ninguna clase de testimonios, ni en crónicas ni en epi- 
tafios, que consienta determinar la pertenencia de tales ente* 
rramientos; y ni siquiera es posible el examen de los sarcófagos 
ó el estudio de los huesos que guardaron; quedando así vedada 
para siempre el conocimiento de la época en que se esculpieron, 
y las circunstancias de edad , de sexo y de raza que concurrieran 
en los esqueletos; elementos de estudio, ambos, que hubieran 
esparcido mucha luz sobre la historia de este olvidado monas- 
terio* 



1 



190 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

Si franqueando ahora el pórtico se prescinde mentalmente de 
las modificaciones introducidas en los últimos cuarenta años 
puede darse cuenta con facilidad el visitante de la estructura ar- 
quitectónica de la iglesia. La forman tres naves anchas, en rela- 
ción con su longitud y puestas en comunicación entre sí por arcos 
peraltados de gran luz y de traza rudimentaria. Arrancan estos 
arcos muy abajo, se apoyan en pilastras de sección rectangular 
sin columnas figuradas ni capiteles. Claramente denota esta dis- 
posición la influencia ojival que se inicia en esta comarca al me- 
diar el siglo in 6 muy poco después, época en que como diré 
más adelante se terminó ó reconstruyó gran parte de este templo 
de primitiva estructura románica. 

La particularidad más saliente es la disigual longitud délas 
tres naves. Las del centro y epístola son iguales; para la del evan- 
gelio rebasa la cabecera del templo en todo lo que corresponde al 
ábside, que conserva. Con esta disposición coincide la planta 
diferente que ofrecen también los ábsides. El central y el de la 
epístola ó ^ean los de las naves de igual longitud son de planta 
cuadrada, tienen bóveda de cañón y arco de ingreso semicircular, 
sostenido el del centro por dos columnas con hermosísimos capi- 
teles románicos. Mas el ábside del evangelio, que sale al menos 
3 m. de la línea de sus compañeros es por dentro de planta semi- 
circular con bóveda semiesférica. De tan extraña disposición que 
no acredita por cierto épocas de construcción distintas, ni expre- 
san distintos estilos, sino vicisitudes en la fábrica de orden eco- 
nómico ó de cualquier otro que permanecen ignoradas, resulta 
que es aquí uno de los ábsides laterales, el del evangelio, el que 
ofrece f.or fuera al observador tres muros ó tres fachadas. 

La expresión general del monumento no es, á decir verdad, en 
cuanto á riqueza la de otros templos en pocos años anteriores ó 
posteriores á éste. No tiene la grandeza de San Isidoro de León; 
ni es magniflcente en los términos de San Martín de Fromista, 
que solamente en cuatro años le es posterior; ni pudo rivali- 
zar con San Zoilo, Santa María y Santiago de Garrión de más 
amplias dimensiones, de ornamentación más profusa y delicada; 
pero se halla lejos también de la humildad y sencillez que se re- 
flejan en tantos vestigios como existen en esta comarca, de tem- 



F^ . 



EL MONASTEHIO OB SAN SALVADOR DE NOGAL. 191 

píos del siglo XI, ya se consideren como miembros de monumen- 
tos desaparecidos pero cuya traza puede reconstruirse, ya se 
atienda al modo y forma cómo los materiales de construcción 
fueron ordenados y dispuestos. 

Lo que sí se aprecia fácilmente es la existencia de tres épocas 
de construcción. Dos de. ellas corresponden á la décima primera 
«centuria en los ábsides románicos; el resto pertenece á la siguiente 
en cuya época se levantó el pórtico actual de transición ya á otro 
estilo más complejo y convencional. 

Expuesto así de un modo general el estado actual del monu- 
mento y la naturaleza de sus miembros arquitectónicos, justo es 
recopilar de algún modo su historia como la ofrecen los pocos 
autores que de él se ocupan, antecedente preciso para conocer la 
verdadera importancia de algunas inscripciones ahora descu- 
biertas. 

Escalona, en su Historia del Monasterio de Sahagún (1), dice 
que el Monasterio de San Salvador de Nogal es de muy antigua 
fundación y de gran celebridad, pero declara que no ha podido 
rastrear su origen ni quién le fundó. Se limita á consignar que la 
más remota noticia de su existencia es la incorporación de este 
monasterio á Sahagún hecha por Alfonso VI. En el apéndice ni 
de su obra," reproduce la escritura de incorporación, y en este do- 
cumento que lleva la fecha de 25 de Octubre de 1093, el rey ofrece 
á Sahagún y á su abad D. Diego por remedio de su alma y de 
su mujer la reina Doña Constanza, el Monasterio de San Salva- 
dor, situado junto á unos palacios que el rey tenía en Nogal, no 
lejos de la Ciudad de Santa María de Carrión, con todas sus he- 
redades y vasallos según los tuvo la reina Doña Constanza hasta 
su muerte ocurrida según el P. Flórez á fines de 1092 ó princi- 
pios de 1093 (2). Establece el rey en la escritura la obligación 
perpetua de que el Monasterio de Sahagún dé comida á trece po- 
bres todos los días, y hace extensiva la donación á la tercera parte 
de la villa de Nogal en vasallos, tierras, viñas, sotos, etc., y á 
todas las iglesias sujetas hasta entonces á San Salvador en Gorón, 



<1) Lib. Tin. Cap. ix. 
(2) Reynas. Pág. 168. 



102 BOLBTIiN DB LA RbAL ACaDBMIA DE LA HISTOHlA. 

Villola, Robradillo, San Mames, Villovieco, Lomas, Carrión^ 

• 

Villaturde, Yiilotilla, donde la Condesa Doña Gelvira tenía una 
divisa y en varios otros lugares de lo» alfoces de Carrión, Sal- 
daña y Cea. 

Resulra ya con esto que el Monasterio de San Salvador no sólo 
existía antes de su incorporación á Sahagún (1093), sino que era 
cabeza de otros muchos monasterios, y que perteneció con la ter- 
cera parte de la Villa de Nogal á la reina Doña Constanza, se- 
gunda mujer de Alfonso VI (1). Desde cuándo pertenecieran éstos 
bienes al patrimonio de la reina, no es fácil averiguarlo. Quizá 
formaran parte de su dote matrimonial, en cuyo caso los recibiría 
en 1080, año en que vino de Borgoña para casarse con Alfonso VI, 
quizás los adquiriera por compra; de cualquier manera no puede 
hacerse remontar el dominio de estos bienes por la reina más atrás 
de la fecha de su matrimonio. 

Este punto no es de gran importancia para conocer el origen 
del Monasterio, porque quedará esclarecido este particular máf& 
adelante con la transcripción de una de las lápidas que señala el 
año exacto de la fundación, el nombre del fundador y aun el del 
maestro que hizo ó esculpió el pórtico, datos desconocidos para 
Yepes y Escalona; pero da clara idea de la importancia que pudo 
tener la donación de Alfonso VI, y es un indicio que contribuye 
de algün modo á fijar la personalidad de la fundadora de San 
Salvador del Nogal. 

Tranquila debió ser la posesión de estos bienes para el Monas- 
terio de Sahagün durante los últimos años del reinado de Alfon- 
so VI y el comienzo del de su hija Doña Urraca. Pero Alfonso VII, 
menos propicio que su madre y su abuelo en favorecer á Saha- 
gün, ó lo que es más cierto, obligado por las circunstancias, como 
él mismo dice, y por las grandes necesidades del reino (2) sus- 
trajo del dominio deSahagiin el Monasterio del Nogal para entrc- 



(1) Esta señora, madre de Doña Urraca, fué reina de Castilla desde 1060, según el 
P. Flórez. fllidem.i 

{% ... pro raptando regno necesita ti Ottií eireunventut monasterium snncti salvatoris, 
qttod dicitur. yogare a iure et dominio «ancti Faeundi snMuetvm meis illud militi^us 
dedi.—Le'm^ 2 de Abril de I1'27. (Escalona, fíist. de Sahagún, escritura cuy.) 



'k. 



EL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE NOGAL. 193 

garlo á unos caballeros que hubieron de tenerlo en su poder hasta 
principios de 1127 en que el Emperador anuló la donación, 
reintegrando á Domnos Sanctos y á su abad Bernardo en el 
dominio de estos bienes. 

Los agitados sucesos desarrollados en Castilla á la muerte de 
Alfonso VI, que duraron todo el reinado de Doña Urraca y pro- 
dujeron la temprana proclamación de Alfonso Vil, fueron sin 
duda la causa que obligó á este joven monarca á enajenar ó em- 
peñar los bienes que su abuelo había dado á Sahagün. Diez y siele 
años de guerras entre los grandes y proceres que peleaban con 
provecho propio, dice el mismo Alfonso VII al restituirá Sahagün 
en 1129 todos los bienes sustraídos, me obligaron á acogerme al 
amparo del abad de Sahagün; entonces tomé por fuerza el oro y 
la plata del Monasterio, y me apoderé de las villas ó posesiones 
del mismo, distribuyéndolas entre algunos caballeros con infrac- 
ción de los privilegios reales y pontificios (1). 

Un año apenas había transcurrido desde la muerte de Doña 
Urraca cuando Alfonso VII restituyó á Sahagün el Monasterio de 
San Salvador, y poco más de tres iban corridos desde el mismo 
suceso al suscribir el documento de que acabo de hacer mención. 
Los diez y siete años de guerrasá que alude Alfonso VII son, sin 
duda, todo el reinado de su madre Doña Urraca. Desde 1109 en 
que murió Alfonso VI, hasta i 126 que fué el del fallecimiento de 
su hija, y cuando principió el verdadero reinado de Alfonso VII> 
mozo á la sazón de 21 años, constituye un período de guerras y 



(1) H6 aquí sus palabras: í<Posquam Avu« meus domnus videlicet Adefonsus viam 
totius carnis est ingresas, qui monasterium Sancti Facundi de larj^is et magniflcis 
ditavit muneribuB, remansi e^o puerulus et inscius duobus clarissimis orbatus pa- 
rentibas, et regnum Hispanum decem septem annorum temporibus innúmeros sus- 
tinuit casus a propriis conculcatum Proceríbus inter se pro se dimicantibus. Qaa 
tempeetate ab Abbate, et a B'irgrensibus in Villa ad tutelam tantarum calamitatum 
sum receptus , ubi a Matre eiusque partes defensantibus acriter sum sepe infesta- 
tus. Unde multis necessitatibus coangustatus, et levi adolescentiae sensu agitatus, 
snppradícto Abbati et monachis multa iniuste, ut modo iam meliori sensu recognos- 
cOy sustali, aurum et argentum et substantiam monasterii ad meum et meorum roi- 
litum sumptum accepi. Cautum, et regalía, necnon Romana privilegia infregi. Vill» 
Prefectum contra ius, et fas imposui. Consuetudines antiquaa novas inducens im- 
mutavi. Villas, ceterasque possessiones intus, et extra, michi militantibus distri- 
buí...»— Sabagún, 4 de Agosto de 1129. (Escalona, Hist. dé Sahagün^ escritura clt.) 

TOMO zxzv 13 



194 bolbtín de la rbal academia db la historia. 

alteraciones que tuvieron como teatro principal para su desarrollo 
la tierra de Campos, objeto y víctima de toda clase de depreda- 
ciones y atropellos. Las tropas de D. Alfonso de Aragón invadie- 
ron más de una ver. esta comarca, saquearon las villas é hicieron 
de los templos cuadras para sus caballos, y apoyado el turbulento 
marido de la reina, llamado ya entonces tirano y usurpador eo 
Carrión, cuyo dominio tenía, dirigió desde allí expediciones mi- 
litares tan afortunadas como la de lili, que inició con la victoria 
de Viadangos. A Carrión retrocedió ante el ejército de su mujer 
y de Gelmírez, y en Carrión estuvo cercado aquel mismo año. Di- 
vidióse entonces la tierra por intervención de un legado pontifi- 
cio, y en esta división Carrión siguió en poder de D. Alfonso de 
Aragón, en tanto que los castillos de Cea y Saldaña pasaron al 
partido de la reina. Hasta seis años después de estos sucesos, 
hasta 1117, se descubre á los partidarios del rey aragonés en el 
dominio de Carrión (1). 

Aún no bien terminadas las guerras que promovió el segundo 
marido de Doña Urraca, estallaron otras, intestinas, suscitadas 
cuándo por los nobles partidarios del joven Alfonso Vil, ungido 
y coronado ya en Santiago por el obispo Gelmírez, cuándo por los 
sostenedores de los derechos de la reina ó por los que aspiraban á 
su privanza. Ello es que en aquel agitado período que siguió á las 
guerras con el rey de Aragón, se encuentran á menudo asociados 
en el ejercicio de la soberanía á Doña Urraca y á su hijo, y se los 
encuentra también reinando cada uno en distintos territorios y 
capitaneando diversos partidos. Hasta el pacto de 1121 suscrito 
por Doña Urraca, por Gelmírez y Alfonso VII, no se extinguieron 
estas luchas con su carácter dinástico; peroquedarou todavía sub- 
sistentes en el espíritu de rebeldía de algunos nobles que, como 
D. Pedro Lara, disfrutó de la confianza de la reina, y como otros 
magnates que sólo luchaban «en provecho propio.» Nadie, que yo 
sepa, ha pintado mejor la naturaleza de estas luchas, que conii- 



(1) D. Beltrán de Rianel era conde de media Carrión en 1117, y se hallaba al aervi- 
cio de D. Alonso de Aragón, cuyo partido siguió haata que casó D. Beltrán con la in- 
fanta Doña Elvira, hija de la reina Doña Urraca. Figuró desde entonces en la parcia- 
lidad de su suegra.— <<7atfa de LarUf tomo i, pág. \ 5.) 



■ 

EL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE NOGAL. 195 

ruaron hasta la muerte de Doña Urraca, que el mismo Alfon- 
-SO VIL Procerihus inter se pro se domicant ¿bus, dice al restituir á 
Sahagiin los bienes detentados durante diez y siete años de gue- 
rras; y nadie tampoco ha expresado con más exactitud el grado de 
anarquía en que cayó Castilla durante este tiempo que el mismo 
Emperador en un documento perteneciente también á Sahagún, 
que por cierto no publica el P. Escalona. Mas el índice de los do- 
cumentos de este archivo, que dio á luz el Sr. Vignau, punto his- 
tórico de la mayor importancia para la tierra de Campos, contiene 
en extracto una escritura de 1 127, en la cual el Emperador, ufano 
por borrar los efectos de las guerras pasadas y de asegurar en 
Castilla la era de paz que inauguró su reinado, perdona á los mo- 
radores de los alfoces do Carrión, Saldaña y Cea los daños que 
habían producido desde la muerte de su abuelo Alfonso VI, «ma- 
tando á los judíos y tomándoles sus bienes, destruyendo los pa- 
lacios del rey y robando de ellos pan y vino, oro y plata, que- 
mando y talando los montes del rey y extinguiendo la caza» (1). 
Con estos antecedentes compréndese bastante bien la peligros«'i 
situación del Monasterio de San Salvador durante el reinado do 
Doña Urraca, si se tiene presente que se halla en la línea diviso- 
ria de los alfoces de Carri(3n y Saldaña, cuyos moradores come- 
tieron tan graves delitos. Pero no hay duda que á partir de 1127 
los cluniacenses de Sahagún disfrutaron con pacífica posesión de 
Jos bienes que comprende la escritura de Alfonso VI de 1093. Po- 
cos años después de aquella fecha, en 1 131, una nueva donación 
de Alfonso YII aumentó todavía las heredades y los derechos de 
los cluniacenses en la villa de Nogal; mas no es fácil para mí 
-determinar exactamente hasta qué punto llegó la magnanimidad 
del Emperador en este caso, porque son incompletas las referen- 
-cias que tengo del documento correspondiente publicado sólo en 
extracto (2). Pero sí puede asegurarse que tal donación no com- 
prendía las dos terceras partes de la villa de Nogal, cuyo dominio 
se hallaba fuera del Monasterio, porque conviene recordar que en 
la escritura de Alfonso VI sólo se comprendía la tercera parte de 



(l) Loe. cit., págr. 21. 

<2) índice de los documentos del Archivo de Sahagún. Sig. 99, pág. 20. 



I 
t 

! 



196 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

la villa. Alfonso VII exceptúa de la nueva donación determinados^ 
bienes y derechos que no señala, y de que él y su madre habían 
dispuesto. 

Viene aquí como anillo al dedo consignar que «dos parles de 
Nogal» pertenecieron á la Condesa Doña Elvira, hija natural, 
según unos, y legítima, según otros, de Doña Urraca, y herma- 
na, por consiguiente, del Emperador. Casó esta dama en segun- 
das nupcias con el Conde D. Beltrán de Risnel, de la parcialidad 
de D. Alfonso de Aragón, hasta 1117 por lo menos, y con motivo 
de este enlace recibió en dote, entre otras heredades, parte de la 
villa de Nogal. Ella misma lo declara así en una escritura de ce- 
sión de estos bienes (1168) al Monasterio de Sahagún: «Sicut ego 
habeo ab imperatore Adhfonso in casamento cum Comité Bertrano 
solempniter el firmiter scripton (1), donación confirmada más tar- 
de (1178) por Alfonso VIII, con expresión bastante bien concreta 
de los bienes comprendidos en esta cesión de su tía Doña El- 
vira (2), 

La posesión de tales heredades en Nogal por la Infanta Doña 
Elvira y la cesión que hizo de ellas á Sahagún en i 168 hizo creer 
equivocadamente al P. Escalona (3) que esta señora poseyó el 
Monasterio de San Salvador, al que supone sustraído por segun- 
da vez del dominio de Sahagún; pero no observa que en las dos^ 
escrituras aludidas (4) nada se habla del Monasterio, y claramen- 
te dicen que obtuvo la Infanta dos partes de Nogal por su casa- 
miento con el Conde D. Beltrán. 

Á partir de este momento, el dominio de los cluniacenses sobre 
Nogal fué completo, constituyendo el más pingüe heredamiento 
y el de mejores rentas de cuantos se hallaban sujetos á Sahagún. 



(1) Escalona: EBcritura clxxxii. índice de documentos del Arcaico de Sahagún. Sig- 
natura 122, pág-. :S3. 

(2) Esta Infanta Doña Elvira que se titula Condesa fué hija, según el P. FlÓrez 
^fíeynaSf pág. '262), de Doña Urraca y de D. Pedro González de Lara, considerado por 
éste y otros autores como tercer marido de la Reina. Casó Doña Elvira dos veces: 1% 
primera con D. García Pérez de Trava, de quien tuvo cinco hijos, enterrados en San 
Payo de Santiago; y la segunda, con D. Beltrán de Risnel, Conde que fué de Carrión. 

(3) Loe. cit., lib. VIII, cap. ix, 

(4) Loe. cit. Apéndice. Escrituras clxxxii y cxc. 









EL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE NOGAL. 197 

Con todas las iglesias que de él dependían, coa sus villas y sus 
vasallos, á quienes habían otorgado fueros los priores de San 
Salvador (1), pasó este Monasterio en 1284 á Doña Juana Gómez 
ManzanedOy mujer que fué del Infante D. Luis (2). Obtúvole en 
encomienda por 35.000 maravedís, que prestó á Sahagún «para 
acabar la iglesia, la claustra y la oñcina» (3), con obligación de 
mantener con ello, durante los cuatro años que duró el contrato, 
las villas y haciendas del Monasterio, de cuidar y restablecer las 
tapias de las huertas, proveer al sustento de los clérigos de las 
iglesias y de dos monjes en San Salvador. 

Esta última circunstancia pinta bien la decadencia de la vida 
monacal en San Salvador, absorbido ya en la segunda mitad del 
siglo XIII por Sahagún. Hasta entonces se descubre á San Salva- 
dor, aunque subordinado á Sahagún, disfrutando de cierta inde- 
pendencia, y los actos de sus priores otorgando fueros, haciendo 
permutas y adquiriendo heredades, actos que pueden seguirse (4) 
desde 1095 hastia 1243, prueban bien la independencia adminis- 
trativa en que vivió hasta entonces. 

Pero de aquí en adelante esta independencia desaparece y con 
ella el modo de seguir y restablecer la lista de priores que el padre 
Escalona dejó incompleta. Los ahogos económicos de Sahagún 
obligaron á este monasterio á empeñar su mejor hijuela, San Sal- 



(1) D. Bernardo, prior en 1 1 10, concedió fueros á Poblacione /'Población del Soto). 
Otro, cuyo nombre no conozco, los otorgó al barrio de San Martin en 1131; D. Rodrigo, 
que lo fué en 1157, dictó los de Rebollera, y el mismo prior se los concede á Lombas 
(Lomas) en 1163. V. índice de los documentos de Sahagún. 

(2) Esta señora, cuya flliación genealógica ha sido controvertida, fué hija de Don 
Oómez Royz de Manzanedo, y nieta de D. Rodrigo Rodríguez Girón, hermano éste de 
D. Gonzalo, mayordomo mayor de Alfonso VIH. D. Rodrigo, á quien Salazar y Castro 
niega equivocadamente el apellido Girón considerándole de la caga de Lara, se halló 
con SUR hermanos en Las Navas, fué Conde de la mitad de Carrión y de Saldaña 
< 1221" 1232) y fundador del Monasterio Cisterciense de Santa Maria de la Vega, entre 
Saldaña y Carrión, donde fué sepultado. Su nieta Doña Juana casó con el Infante 
D. Luis, hijo de San Fernando y de su segunda mujer Doña Juana, que pudo nacer, 
según el P. Plórez, poco antes de 124H, y morir alrededor de 1269. Las noticias que yo 
tengo de esta señora, recogidas del Archivo de Santa Maria de la Vega, que he logrado 
adquirir y me propongo publicar, presentan á Doña Juana como viuda en 1275, año 
«n que su padre hizo su primer testamento. 

(8) Escalona: Escritura ccLzvii. 

(4) V. índice de documentos de Sahagún. 



n 



198 BOLBTÍN DE LA HEAL AGADBMIA DE LA HISTORIA. 

vador, en 1284, retirando de allí todos los monjes menos dos; en 
el siglo siguiente, en 1335, el fenómeno se reproduce obteniendo 
la encomienda Doña Mayor de Rivas. 

No sé si estas dificultades de orden financiero de Sahagün se- 
rán la expresión de otro género de desórdenes más graves, ó si 
puede estimarlas como el reflejo de hondos quebrantos en la pu-^ 
reza de la vida monástica y á la autoridad intelectual de los mon-- 
jes, como se observa que ocurrió en otros monasterios de Cluny,. 
que por no ser exentos, como lo fué Sahagün, aparecen los de- 
fectos de su régimen y gobierno en las Actas de los Capítulos ge- 
nerales publicados, no hace mucho, por Ulysse Robert (!). De la 
lectura de estas Actas se desprende el grado de inobservancia á 
que llegaron en la regla de San Benito, y aún en el cumplimiento^ 
de otros deberes de índole no específica, los cluniacenses en Cas- 
tilla apenas pasaron dos siglos de su institución.. La austeridad, 
el celo religioso, la observancia más pura que aquí trajeron Ios- 
monjes venidos de Borgoña en la segunda mitatf'del sigío xr, se- 
truecan en los siglos xiii y xiv hablando de un modo general, en* 
muy lamentables extravíos, que afectan por igual á la Conducta 
de los monjes que al estado de los monasterios. Las apreciaciones 
harto benévolas del P. Yepes, quedan mal paradas con las actas 
de estos capítulos, en cuyas actas, por desgracia, no se encuen- 
tran noticias de Sahagün por hallarse exento de toda jurisdicción,, 
y, por consiguiente, deCluny. Quizá su condición preeminente 
colocara á este monasterio en un estado de gobierno también ex- 
cepcional; mas no me parece buen indicio el arrendamiento de 
San Salvador y la ausencia que se observa de la actividad de sus 
priores desde mediados del siglo xiii en adelante. Coincide con la 
situación floreciente de la orden en Castilla la presencia en San 
Salvador de Nogal, de priores, como Bernardo, á quien se descu- 
bre desde 1095 á 1110, otorgando fueros á sus vasallos, recibiendo 
donaciones particulares, expresión de la confianza y el respeto 
del pueblo. Desde tllO á 1152 apenas se encuentra rastro de fun- 
ción prioral alguna; bien es cierto que á este período corresponde 



(1) État des Monastéree espagrnols de Tordre de Cluny, aux xiii« et zv* siécles^ 
d*aprés les actes des visites et des chapitres ^énéraux. BoLBTÍNf tomo xx, pág. 921. 



EL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DB NOf^AL. 199 

el reinado de Doña Urraca» de tan funestos efectos para San Sal- 
vador, y corresponde también la fábrica de gran parte del templo 
actual, derruido, sin duda, en aquellos diez y siete años de gue- 
rras de que habla Alfonso VIL Mas, después, un prior, Don Ro- 
drigo, desde 1152 á 1 179, revela su celo con el fuero de Rebollera 
y el de Lomas; y otro prior. Fray Juan, de 1194 á 1201, ostenta 
el dictado de Maestro, que basta para justificar las alabanzas que, 
al decir de Escalona, le tributaba el mismo Alfonso VIII. 

No es pequeño, ciertamente, este dato, ni puede menos de esti- 
marse como favorable al prestigio del monasterio; pero si aquí 
no se pierden, sí se debilitan hasta extinguirse, al mediar el si- 
glo xin, los indicios que ofrece la riqueza documental del archivo 
de Sahagün. La vida monástica sufre entonces un ocaso en San 
Salvador que corresponde al período de decaimiento de los clu- 
niaceuses que señalan las Actas de los Capítulos generales. No 
bastaron después el privilegio jurado en Palazuelos y Valladolid 
de Fernando IV ni los Cuadernos ordenados por Alfonso IX en 
las Cortes de Burgos de 1315 (1) protegiendo á iglesias y monas- 
terios contra las invasiones y desafueros de los infanzones y ricos- 
omes que ya les despojaban por fuerza de sus bienes y vasallos, 
ya retenían como propias villas y lugares recibidas en encomien- 
da, causa á la vez que expresión de aquel decaimiento. No basta- 
ron estas providencias tomadas en Cortes para remediar un mal 
Jtan hondo; pero dibujábase, en cambio, un sano movimiento de 
reformas y de restauración hacia la primitiva regla y observancia 
casi olvidadas, y cüpole, entonces, á San Salvador de Nogal, la 
misión de restablecer la disciplina relajada y de encauzar, bajo 



(1) Contienen quince peticiones, todas ellas dirigidas ú favorecer y amparar los 
bienes de los prelados, de los abades é igflesias contra las demasias de los ricos-ornes. 
Ed la segunda ordena que los ricos-omes devuelvan á los monasterios las casas y 
bienes que les hubiesen entrado. La tercera que no tomen nada los ricos-omeb por 
voluntad sino por derecho. La siguiente que no hagan fortalezas en lugares de la 
Iglesia. La quinta que los caballeros no posen en los hospitales, etc., y asi, á este 
tenor, son las demás. Una. la octava, dispone expresamente que los obispos de Pa- 
le#;ia, Calahorra, Badajoz y Lugo y el monasterio de Sahagún sean restituidos en 
Bu« señoríos. Burgos 15 ds Octubre de 1315. ^Archivo de la Comisión de Monumentos de 
Paleneia. Testimonie del privilegio concedido al abad de San Pedro de la Espina^ ante 
Fernando Martineta escribano público^ por la reina Doña María, en Villagareia. 1315. 



200 BOLBTÍN DB LA REAL ACADEMIA DK LA HISTORIA. 

una dirección puramente castellana, estas fuerzas sociales poco 
menos que dispersas. La acción ñscalizadora deCluny tiabía ter- 
minado en Castilla, y para reemplazarla aparece, al finalizar ol 
siglo XIV, San Benito el Real de Yalladolid. Trece monjes de San 
Salvador de Nogal , presididos por su prior D. Antonio de Geí- 
nos (t), fueron los designados, en 1390, para realizar el pensa- 
miento de Don Juan I^ poblando el nuevo monasterio, y de tan 
eficaz manera cumplieron su cometido que algunos años después 
renacía en toda su integridad y pureza lo que el tiempo había de^s-. 
naturalizado, concurriendo así á preparar el poderoso movimiento 
intelectual que en el seno de la sociedad española representa, en 
los tiempos sucesivos á éste, la orden benedictina, y en cuyo mo* 
vimiento fueron, quizás, las ciencias históricas las que recogie- 
ron más opimos frutos. 

Hora es ya de referir los recientes descubrimientos epigráficos. 
Comprenden, como he dicho, cinco lápidas, empotradas dos de 
ellas en el muro foral al S. y las tres restantes en el opuesto. 
Todas las cinco hubieron de ser colocadas en los sitios que ocu- 
pan al reedificar y concluir el templo en la segunda mitad del 
siglo XII, porque es de advertir que ninguna de ellas aparece en 
ios ábsides i*ománicos, linica construcción que existe del templo 
ievantadó el siglo xi. 

La primera, de 46 por 35 cm. se hallaba al S., y dice asi: 

•j- Tn nomine d(omi)ni \ nos(tr)i lh(es)u xpi j Ob fhJo\nare 
s(an)c(t)i salvatoris \ | yelvira sanses • | hoc fecit in era \ 
m(ijlfle)$f8ima) centessima prima \ regnante rex Fredinando \ 
in leg(iJone ] et in Castella. 

En el nombre de Jesucristo nuestro señor. En honor de San 
Salvador lelvira Sanses hizo este templo el año 1063, reinando 
el rey Fernando en León y Castilla. 



(I) Doy aqui lo8 nombres de estos monjes porque la condición geográfica de sus 
apellidos constituye un dato, no despojado de interés, para conocer el movimiento 
religioso é intelectual de Castilla en el siglo ziv, como elemento social. Fueron estos 
que siguen: D. Antonio de Villanueva, D. Nicolás Francés, D. Alonso de Medina de 
Rioseco, D. Qonzalode Fontiyuelo, 1>. Juan de Castroxeriz, D. Juan de Burgos, don 
Pedro, D. Alonso y D. Oarcia de Sahagún, D. Hernando de Carrión, D. Juan de Medí- 
naceli,D. Martin de Caatildonado y D. Juan de Medina del Campo. 



BL MONASTERIO DB SAN SALVADOR DB NOOAL. 201 

La segunda, de iguales dimensioaes que la anterior, y pro- 
:cinia á ella, es como sigue: 

f In nomine do\inini nfo)s(tr)i Ih(e8juxpi | Ob (hjonore $(anc)ii 
salva\toriB yelvira sanses hocfecit | xemenua • fecit • etsculpsü \ 
istam porticutn [ orate p(ro)eo. 

£n el nombre de Jesucristo nuestro señor. En honor de San 
Salvador lelvira Sanses hizo este templo, Xemeno hizo y escul- 
pió este pórtico. Orad por él. 

Tres datos, desconocidos hasta ahora, fijan estas dos lápidas: la 
fecha exacta de la erección del templo, que corresponde á treinta 
años antes que Alfonso VI anejara este monasterio á Sahagún; 
•el nombre del arquitecto ó maestro que dirigió la obra y labró 
•el pórtico; y, por último, y este es de suma importancia, el nom- 
bre de la fundadora Gelvira Sanses. 

A primera vista este nombre no suscita interés de ningün gé- 
nero, velada como se halla por la humildad la condición social 
úe esta dama. Pero basta examinar la fábrica del templo, cono- 
cor la existencia de un maestro que esculpe el pórtico y fija en 
^l su nombre, la riqueza y amenidad de aquel paraje, la impor- 
tancia de aquel lugar donde Alfonso VI tenía unos palacios; 
basta recordar que este monasterio formó parle del patrimonio 
de Doña Constanza hasta la muerie de esta reina y que Al- 
fonso VI se lo entrega á Sahagún con la tercera parte de la villa 
como un vivo presente, para comprender que tan escogida fun- 
dación y obra tan bizarra había de nacer de origen muy elevado. 

Determinar este origen, señalando la personalidad de Gelvira 
Sanses es un asunto, si no transcendental, de provechosa inves- 
tigación, al menos, que no sé hasta qué punto puede ser resuel- 
to. Así y todo algo se colige de interés en este particular. 

Por de pronto hay medio de probar que Gelvira Sanses se titu- 
laba en otra parte Condesa, y aún condesa de Nogar. 

En el índice de Documentos del Archivo de Sahagún, apare- 
cen en extracto dos escrituras (t), la una de 1059 (25 de Enero) y 
de 1060 la otra, en las cuales suenan reunidos el Monasterio de 
San Salvador y el nombre de su fundadora. En la primera la 



<1) Páginas t29 y 231. 



202 BOLETÍN OB LA RBAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

Condesa Gelvira Sanchiz recibe ciertos bienes en villa Robretella 
(Robradillo) y en otros lugares del alfoz efe Santa María (Carrión 
de los Condes) de Munio Vellatiz y de su mujer Arvidio para 
entregarlos al Monasterio de San Salvador. En la segunda la 
Condesa Elvira hace donación al Monasterio de San Salvador de 
Nogal y á su abad Salvador de heredades situadas in sancta 
María (Carrión) y en la villa de Morko (Villamorco) y en otros 
lugares que el extracto de este documento no señala. 

Considero coucluyentes estas escrituras para demostrar que 
Gelvira Sanses de la lápida es la misma Condesa Doña Gelvira, 
que se ocupaba cuatro años antes de erigir el templo en dotar de 
bienes al Monasterio, que ya existía en 1059. 

Otro testimonio para vigorizar esta prueba y para ampliarla 
fijando mejor la personalidad de Elvira Sanses es el testamento 
ó escritu^a de fundación de San Martín de Frómista, otorgados 
en 1066 por la reina Doña Mayor, viuda entonces de D. Sancho 
de Navarra, y abuela por consiguiente de Alfonso VI, cuyo rei- 
nado empezaba á la sazón. Fl P. Yepes publicó íntegra esta es- 
critura que vio en el archivo de San Zoil de Carrión (1) y Sando- 
bal la transcribió en castellano (2). Al pie de este documento, de 
1066, en tres años posterior á la lápida de erección de San Salva- 
dor, aparece entre las pocas confirmaciones que siguen á la de la 
reina, la de Doña Gelvira Condesa de Nogar. 

No queda duda con esto, que es una misma persona la que 
adquiere bienes para San Salvador en 1059 y 1060, la que edifica 
el templo en 1063 y la que confirma al lado de Doña Mayor 
en 1066. ¿Más quién es esta señora? ¿Es por su título de Condesa 
la esposa ó la hija de alguno de aquellos gobernadores militares 
de comarcas, ó caballeros del aula regia que confirmaban con los 
reyes, ó por figurar al lado de Doña Mayor, es por ventura la 
misma Infanta Doña Elvira hermana de Alfonso VI y nieta de la 
fundadora de San Martín de Frómista? 

Su título de Condesa de Nogal acredita que allí tenía jurisdic- 
ción y dominio, cosa no consentida á las mujeres, como no fue- 



(1) Crónica de la Orden de San ñenito. Tomo vi, escritura xvi. 

(2) Crónica general de Etpaña, Libro xviii, cap. iii. 



. J 



BL M0NA8TBKI0 DE SAN SALVADOR DB NOOAL. 203 

ran infantas. Cierto es que muchas veces las viudas, las esposa» 
é hijas de los Condes aparecen otorgando escrituras y compras 
con el nombre de Condesas, pero yo no sé de ninguna que con» 
firme con la denominación de un lugar determinado; sino sim- 
plemente Condesa Islonza, Condesa Urraca, Condesa Sancha, etc., 
y no Condesa Islonza de Grajal, Condesa Urraca de Saldaña ó 
Condesa Sancha de Carrión, por ejemplo. Y aun en estos casos 
si alguno existiera hallaríase la justificación en la circunstancia 
de regir y gobernar estos lugares por delegación del Rey los pa- 
dres ó maridos respectivos. Este gobierno de los alfoces, dudosa- 
mente transmitido por sucesión hereditaria, se ejercía en villas 
y ciudades que tuvieran fortalezas y castillos, pequeñas capitales 
de regiones también pequeñas. Los nombres de Monzón, Carrión, 
Saldaña, Avia, Herrera, Aguilar de Campóo, y San Román de 
Entrepeñas, lugares de importancia estratégica reciamente forti- 
ficados so los encuentra en el siglo xi entre los de esta comarca al 
pie de todas las escrituras con determinación de la persona que 
los guardaba en tenencia. Pero en Nogal, si quisiera decirse que 
la Condesa Doña Gelvira sería hija ó esposa del caballero que 
guardara este pueblo, puede asegurarse que nunca tuvo categoría 
militar, ni la condición de capital de ninguna comarca. En ningu- 
na escritura desde Fernando I, hasta Fernando 111, que suprimid 
los condes como los gobernadores de regiones, he visto que se cite 
nunca Nogal encomendado á éste ó el otro caballero. No pudo ser 
de otro modo, ni su posición topográfica, ni su populosidad esca- 
sa, ni su proximidad á Carrión, corte muchas veces y por largas 
temporadas de los Reyes, le consentía una categoría semejante. 

Consta sí que Alfonso VI tuvo allí unos palacios, que formó 
parte del patrimonio de la Reina Doña Constanza, que la Infanta 
Doña Elvira su nieta, también disfrutó allí propiedades, que fué 
en suma un lugar de patrimonio de los Reyes pero no un puesto 
militar. 

No cabe, pues, sostener que Doña Gelvira Condesa de Nogal 
se llamase así por el concepto y en el modo que se llamaron los 
Ansürez Condes de Monzón, D. Gómez y más tarde los Girones 
Condes de Carrión, Diego Muñiz Conde de Saldaña y D. Ñuño 
(de Lara) Conde de Avia en los siglos xi y xii; y así pensando se 



^04 BOLETÍN DE LA REAL AGAOBMIA DE LA HISTORIA. 

hace á mi parecer muy significativo la circuustancia siogularí- 
^ima de confirmar esta señora al lado de la Reina abuela Doña 
Mayor en la fundación de San Martín de Frómista. 

No/conozco escrituras de aquel tiempo de las muchas publica- 
das y de algunas inéditas otorgadas por los Reyes, en que con* 
firmen personas extrañas á la familia del Rey como no sean los 
Obispos, algún Abad y los Condes y Caballeros. 

Bs de rigor que sigan á las confirmaciones de los Reyes las de 
sus hijos é hijas, como se observa en las de Fernando I y Alfon- 
so VI, después los prelados y magnates, pero nada más. Y escri- 
tura real en que aparezca el nombre de una dama extraña á la 
familia del otorgante, no tengo noticia de ninguna^ 

¿Cómo, con qué carácter la Condesa Doña Gelvira de Nogar pue- 
-de confirmar en una escritura que otorga la Reina Doña Mayor? 
£sta duda sólo puede salvarse, aceptando la conjetura que esta* 
blezco de ser esta señora y por consiguiente la Gelvira Sanses de 
la inscripción una Infanta que puede ser Doña Elvira hija de 
D. Fernando I y Doña Sancha, hermana de Alfonso VI y nieta 
de Doña Mayor, ó puede ser una hija natural para nosotros des- 
<:onocida, de D. Sancho el de Navarra. 

La Infanta Doña Elvira, hermana de Alfonso VI, hubo de nacer 
alrededor de 1038 en opinión del P. Flórez, y morir en 1 i02>como 
dicen los Anales Compostelanos, alcanzando así la edad de 64 años, 
y fué de los hijos de Fernando I la que precedió en nacimiento á 
Alfonso YI. Hay de ella menos noticias quede su hermana Doña 
Urraca, la de Zamora, de celebrada hermosura, pues los genealo- 
gistas solamente señalan el matrimonio de esta señora con el Conde 
D. García do Cabra, el Crespo de Grañón, ayo de D. Sancho, el 
hijo de Alfonso VI. 

Si ella fué la fundadora de San Salvador de Nogal, tendría 
^1 años cuando adquiría bienes para su fundación, 25 cuando 
erigió el templo, y 28 cuando huérfana de padre y encerrada su 
madre en un beaterío, confirma al lado de su abuela la escritura 
de Frómista. 

Su edad, según ésto, favorece la hipótesis, pero no omitiré que 
para aceptarla aparecen varias dificultades. La primera es elape* 
ilido de Sanses, Sancses, Sansez, Sanchiz, que ostenta en las ins- 



j 



EL MONASTERIO DB SAN SALVADOR DB NOGAL. 20S 

cripciones y eo las compras de bienes para el Monasterio, apellido 
patronímico de Sancho. El padre de est^ Infanta se llamó Fer- 
nando, y con el apellido Fredinandi se la ve en el Cartulario de 
Bslonza (1) (1099); igual apellido usa en una donación que hace 
con su hermana Urraca en favor de Santa María de Gamonal 
(1074), que trae Flórez (2), y en otra (1071) que publica Escalo- 
na (3) se llama Gelvira similis filia (Fredinandi); pero téngase 
presente que la madre de esta Infanta fué la Reina Doña Sancha, y 
que no suele ser raro preferir el nombre de la madre al del padre 
en contratos ó documentos particulares, como son los que yo exa- 
mino en este caso. 

Otra dificultad, aunque de menos importancia, consiste en sus- 
cribir con el nombre de Condesa de Nogar la escritura de San 
Martín de Frómista, debiendo llamarse ^soror regisit óinfantiasa; 
mas para desvanecer esto puede decirse que no es infrecuente 
hallar infantas que se titulan condesas. Sirva de ejemplo una es- 
critura de 1168 que trae Escalona (4) de la donación que hizo á 
Sahagün otra Infanta, Doña Elvira, nieta de Alfonso VI, en cuyo 
diploma, aun citando la otorgante como cita á su abuelo el Rey, se 
titula al principio y al ñn del documento fiGelvira Comitiaaa.» 
Semejante prueba ofrecen las mismas inscripciones que motivan 
estas líneas; porque fuera ó no Infanta la fundadora de San Sal- 
vador, es cosa probada que en las lápidas de erección del templo- 
ocultó cuidadosamente su condición de Condesa, título con que se 
la encuentra antes y después de la fecha de las inscripciones. Y si 
la humildad religiosa ó cualquiera otra caúsale hizo á esta señora 
presentar su obra á las generaciones venideras bajo un nombre 
sencillo y vulgar, dando un alto ejemplo de modestia, no se me 
alcanza por qué la Infanta Doña Elvira, piadosa en el Gamonal y 
Eslonza, no fuera capaz de idénticos sentimientos de abnegación 
y de virtud callando su estirpe. 

Estas dificultades, aunque no insuperables, tienen la suficiente 
importancia para impedir que pueda aceptarse sin escrúpulos la 

(1) Escrituras, tí y vii. 

(2) Bsp. Sag., t. xxvi., Ap. vii. 

(3) Escritura, cv. 

(4) Escritura, clíxxii. 



206 boletín di la real academia DB la H18T0RU. 

conjetura establecida. Desgraciadamente, estas diñcultades uo son 
las únicas. Existe otra, yes la escritura original á que se contrae 
el extracto que he citado más atrás de donación de bienes á San 
Salvador por la Condesa Elvira, publicado en el índice del Ar- 
chivo del MoYlazterio de Sahagún. 

Mucho contribuye este documento original, que se halla en el 
Archivo histórico (i), á esclarecer la personalidad de la Condesa 
Doña Elvira, aunque por modo expreso deje intacto el aspecto 
más interesante del asunto: la jerarquía de esta dama. 

Incompleto y roto en su encabezamiento este diploma, y falto 
de fecha, que suple el Sr. Yignau con su habitual competencia, 
ñjándola en 1060, es una espléndida donación de bienes situados 
en Garrión, Yillamorco, Villotilla y otros lugares del alfoz de 
Santa María, bienes señalados con la denominación aún no bien 
penetrada de «una divisa.» En este documento se ve que en pre- 
sencia de los reyes D. Fernando y Doña Sancha, la Condesa Doña 
Elvira, alu,diendo á su marido fredinandi didaciy otorga en unión 
de sus hijos Sancho y Urraca aquellos bienes al Monasterio. 

Viva luz irradia esta escritura sobre la fundadora de San Sal- 
vador, ofrece también el nombre del esposo de esta sonora; de- 
muestra la existencia de dos hijos y de una abuela llamada Doña 
Toda; además de constituir un inventario de los cuantiosos bienes 
que poseía, y entre los cuales se distingueu algunos de que era 
dueña en un barrio de Carrión qne lleva el nombre de su marido 
ferdinando didaci (2)^ datos todos que, lejos de esclarecer^ aumen- 
tan las dudas planteadas, son, en cambio, un guia seguro para 
futuras inve'stigaciones. De todas maneras, justo es reconocer que 
aunque esta escritura no constituye una prueba directa y positiva 
de que esta Condesa no es la Infanta Doña Elvira, sería temerario 
sostener la idea opuesta en tanto nuevos descubrimientos no lo 
consientan. 

Pero suspendiendo el juicio en este punto» no queda otro ca- 



( 1 ) Documentos de Sahagún, tomo xl, núra. 54*2. 

(2) Bl apellido patronímico de este caballero excluye la hipótesis de que pudiera 
«ler el hijo mayor de D. Gómez Díaz, Conde de Carrión, que también se llamó Fernan- 
do, y de quien también habla Yapes copiando el epitaflo de San Zoil. Murió D. Fer- 
nando, seg-án este epitaflo, en 1083. 



EL MONASTERIO OK SAN SALVApOR DB NOGAL. 207 

mÍQO que considerar la personalidad de la Condesa Doña Elvira 
como incierta, aunque resulla legítimo, á mi parecer, admitir la 
especie de que se hallaba ligada á la Reina Doña Mayor por víncu- 
los de parentesco. 

Fuera de esto, no es difícil probar que esta señora no pudo ser 
ninguna de las infantas ó condesas de aquel tiempo y de igual 
nombre cuya noticia ba llegado hasta nosotros. No hablemos de 
la Infanta Doña Elvira, hija de Alfonso VI y de su cuarta mujer 
Doña Isabel, que no pudo nacer, según el P. Flórez, hasta pasado 
el año 1098; ni de una hija natural del mismo rey, llamada tam- 
bién Elvira, que sale á mediados del siglo xii (1). Tampoco puede 
reconocerse en una Condesa Elvira, hija del Conde Sancho y de la 
Condesa Urraca y nieta de D. Pedro Ansürez, que aparece con su 
hijo Sancho haciendo donaciones á Sahagün en 1134 (2) á la Gel- 
vira Sanses de Nogal de 1059, porque existe una diferencia de 
tiempo incompatible con la duración ordinaria de la vida. Otra 
Gelvira Sanses cita el P. Argáiz (3), segunda mujer del Conde 
D. Pedro Ansürez, según una escritura que vio en Saa Zoil, de 
1115; pero también hay que desecharla, porque tendría de ser la 
fundadora de San Salvador no menos de 80 años al unirse con 
Ansürez, viudo de su primera mujer Doña Eilo. 

No quedan, pues, más que dos caminos. O reconocer en la 
Condesa de Nogal á la Infanta Doña Elvira, hermana de Alfon- 
so VI, ó á una señora desconocida para nosotros, ó al menos 
para mí, pero ligada á la Reina Doña Mayor, por vínculos de 
parentesco. Por ejemplo: una hija natural de D. Sancho el Ma- 
yor de Navarra. 

Continuando ahora el estudio de las restantes inscripciones des- 
cubiertas en San Salvador, toca el tereer lugar en un orden crono- 
lógico, á una lápida apaisada de 45 X 35 cm., empotrada en un 
machón que mira al N. y flanquea un pórtico sencillo y de transi- 
ción, por donde en su día se unieron la iglesia y el monasterio. 



(1) Tlórez; Reynas, pág. 196. 

(2) Escalona: Apéndice lu, escritura clvih. 
<3) Corona real de Espatia, páginas 343 y 315. 




208 BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

Dice así: 

Era MCT'VII] pridie k( alendas) iulii \ JUI f(e)r{i)a ohiit 
afd)\efon8U8 rex ys\pan\e apud \ Toletum, 

Ei miércoles 30 de Junio de 1109 murió en Toledo Alfonso, Rev 
de España. 

Por dos conceptos llama á mi ver la atención este monumento. 
El uno por la importancia especial que encierra la determinación 
exacta del día en que falleció Alfonso VI, en cuyo particular an- 
dan desacordes los historiadores; el otro por razón del sitio donde 
se descubre esta inscripción y este dato, que ni fué el sitio de la 
muerte del Rey ni el de su sepulcro. 

Dejo á un lado este segundo aspecto del asunto. Las más proli- 
jas consideraciones que se hicieran sobre él quedarían reducidas 
á señalar la probable existencia en San Salvador de algún prior 
cluniacense que acompañara al Rey en su ultima enfermedad, ó 
á reconocer en esta inscripción un nuevo testimonio de la grati- 
tud de los monjes de Sahagün hacia el Rey que tanto había fo- 
mentado en Castilla y León la Orden de San Benito, que había 
reconstruido el Monasterio, colmándole de bienes y privilegios, 
y >que había vestido el hábito y profesado la regla que ellos ves- 
tían y profesaban. Conclusiones éstas que parece innecesario 
establecer por hallarse ya bien determinadas y de modo más 
elocuente y directo por los cronistas de la Orden. 

Lo que tiene verdadera importancia es el acontecimiento histó- 
rico que fija y esclarece relativo al día en que falleció Alfonso VL 

Tan variadas son las referencias de los historiadores en este 
punto, que ni aun en el año se muestran unánimes, pues siendo 
la opinión común que este suceso ocurrió en 1109, hay algunos, 
como Salazar de Mendoza (1) y Gudiel (2), que le retraen á 1108. 

Respecto al día, unos le callan, como Gudiel; Los Anales Com- 
plutenses y el P. Yepes (3) y otros le señalan de un modo equivo- 
cado. Zurita (4) escribe «que la fecha es incierta, y que hay gran 



(1) Monarqxtia de España^ lib. n, cap. vi. 

(2) Historia de los Girones , fol. 14. 

(b) Crónica de San Benito^ t. vii, fol. 1 10. 

(4) Cap. xzxvi. 



i 

j 



BL MONASTERIO DE SAN SALVADOR DB NOGAL. 209 

diversidad de pareceres», variando las opiniones entre el día de 
San Pedro y el postrero día de Junio. Los Anales Campostelanoa 
fijan el 29 de Junio, y los más de los historiadores antiguos se 
inclinan al 1.® de Julio, como D. Pela yo, Obispo de Oviedo, el 
P. Escalona, el Anónimo de Sahagiin, el despensero de la Reina 
Doña Leonor, Nüñez de Castro (1), el P. Mariana (2), el P. Ar- 
gaiz (3), y Pisa en su Descripción de la ciudad de Toledo (4). 

Es extraño este error, cuando los Anales Toledanos (5] dicen 
que murió «día de miércoles, el postrimero día de Junio de 1109.» 
Solamente les siguen el Becerro de Astorga, copiado por Sando- 
val (6), el P. Plórez en un inciso (7) y D. Modesto Lafuente en su 
Historia general de España. 

Con la lápida ahora descubierta en San Salvador, que ofrece 
todos los caracteres de ser coetánea, ó poco menos, del suceso, se 
desvanecen las dudas y se rectifican los errores cometidos, seña- 
lando el día 30 de Junio do 1 109, que efectivamente fué miérco- 
les, como el de la muerte del conquistador de Toledo. 

Las dos inscripciones restantes tienen ya un valor secundario. 

Una, de 35 X 26 cm., es interesante, sin embargo, para la his- 
toria del templo, porque contiene la dedic<ición hecha por Rai- 
mundo II, Obispo de Paiencia. Dice así: 

Dedi(ca)cio ec(c)l(esi¡e S(anjcft)i Salv(ato)ris a \ Ra(imun)do 
epfiscop)o Pal(ent)ie \ era .M\CC \ IllL Vil idus \ F(ejbr(uar)ii. 
Qui in I ipso die ad or(anduJm q(u)i venerit XL di\es dedit 
a hso(luti)o(ne}m . 

Dedicación de la iglesia de San Salvador en 7 de Febrero 
de 1166 por Raimundo, Obispo de Paiencia. El cual concedió 
cuarenta días de indulgencia al que viniere á orar (en la misma 
iglesia) en este día del ano (8). 



(1) Corona Gótica, 

(2) Lib. X. cap. viii. 

aX) Corona real de Rspaíta^ pág. 2^3. 

(4) Cap. ixvii, fol. 103. 

(5) Empana Sagrada^ tomo xxiii <2." edición', pág. 387. Madrid , 1190. 

(6) Lib. XVIII, cap. xxv. 
O) HtynaSy pág. 210. 

<K) Raimundo fué Obispo de Falencia de 1100 á 1181. 

TOMO XXXV. » H 



1 



210 BOLBTÍN OB LA HKAL ACADEMIA DB LA HISTORIA. 

Esia fecha, y el acto de la consagración de la iglesia que re* 
cuerda ó conmemora esta inscripción, pueden estimarse como 
subsiguientes á la terminación de la fábrica actual. Y al princi» 
pió de estas líneas , dije- que se diferencian con facilidad en el' 
templo tal y como hoy puede examinarse, dos épocas de cons- 
trucción diferentes. Los ábsides románicos pertenecen á la pri- 
mera; las naves y el pórtico del S. , á la segunda; allí se inicia la 
transición, en los arcos de comunicación, no ya semicirculares, 
sino levemente apuntados. Con esta lápida de dedicación de la 
iglesia se fija la época de construcción de esta segunda parte del 
templo; asunto no despojado de interés para la historia del estilo 
románico en Castilla, donde se estima generalmente muy avan- 
zado el siglo XII ó ya en sus comienzos el xiii, cuando llegaron 
á este país los primeros ecos de una reforma en el arte de cons- 
truir, que había de transformar por modificaciones sucesivas la 
severidad del románico, en los hermosos convencionalismos del 
gusto ojival. 

Réstame dar breve noticia de la quinta y ultima inscripción. 
Es sepulcral, aparece también en la nave de la Epístola, y tiene 
las dimensiones de 4.'! x 15 cm.: 

Era MCCXI. VI i(dus) \ iuni ohiit famul(u8) \ Dfeji Bo- 
dricus. 

El 7 de Junio de 1 173, falleció el siervo de Dios Rodrigo. 

Quién fuera este monje del siglo xii, no parece difícil cx>legirlo. 
El P. Escalona (i), en la noticia que da de los priores de San 
Salvador, seQala un D. Rodrigo, cuya existencia sigue des- 
de 1)57 á 1166, en cuyo año dio fueros á los vasallos que el 
monasterio tenía en Lomas. En el índice del Archivo de Saha- 
gún se le encuentra todavía en 6 de Agosto, 1169, teniendo ya 
sucesor en 30 de Julio de 1 176. Con gran fundamento puede su- 
ponerse que á este prior, de los más renombrados que tuvo el 
monasterio, corresponde ó pertenece este epitafio. 

Falencia, Mayo de 1899. 

Francisco Simón y Nieto, 

Correspondiente. 
(1) Hist. del J/ofi. de Sahagún.-^^ég. 960. 



I 



HISTORIA OB LOS BBNIALAHaiAR DE GRANADA. 211 



vr. 



HISTORIA DB LOS BBNIALAHMAR DE GRANADA 
Y BOLETÍN BIBLIOGRÁFICO DEL ISLAM MAGRIBIN. 

NOTA BIBLIOGRÁFICA. 

Los arabistas franceses, priacipalmeote los dedicados á la ense- 
Yianza en la Argelia, al estudiar la historia árabe del Norte de 
África se encuentran solicitados á hacer estudios especiales acer- 
ca de la dominación árabe en España, cuya historia puede decirse 
que está siempre íntimamente unida con la de los musulmanes 
del otro lado del Estrecho. 

Siguiendo las huellas délos arabistas Pellissier et Remusat (1), 
Cherbonneau (2), Bargés (3), Hondas (4), Fagnan (5) y otros que 
nos han dado la traducción de obras árabes muy importantes para 
el conocimiento de nuestra historia, aunque no sea ésta el objeto 
principal de los autores, sino la del África, ahora se presenta en 
escena M. Gaudefroy Demombynes con la traducción de una 



(1) HUt&ire de VA/rique de Mohámmed beo Abi el-Raini-el-KairouAni, traduite de 
l'arabe par M. M. B. Pellisaier et Remusat, París, 1845. 

(2) HUtoire de la eonquite de l'Espaffne par les masulmans, traduite de la cbroni- 
>qve d'Iba el-Kouthya, par M. A. Cherbonneau, professeur d'arabe á Constantinef en 
«I Journal Asiatique de París, 1853. 

(3) Histoire des Beni-Zeyan role de Tlemecen par L*imam ^idi Abou-Abd-Allah 
Mohámmed Ibn Abd-et-Djelil el-Tenessy, ouvrage traduit de Tarabe par TAbbe 

.J. J. L. Bargés, París, 1K72. — Complement de Thlstoire dea Beni-Zeyan, roía de Tle- 
mecen, ouvrage du Cheikh Mohamnied Abd-el-Djalil el-Tenessy par M. TAbbe 
. J. J. L. Bargés, París, 1887. 

(4) ffUtoire de la eonquile de VAndalousie par Ibn Elqouthiya, par M. O. Hondas 
(sin fecha). 

Histoire de la Dynastie Saadienne au Maroe (1511-1670) par Mohámmed Esseghir, tra- 
duite par O. Houdas. 

Le liaroc de 1691 h 1812 ^ extrait de Vouvrage intitulé Ettoré^emáñt pubiié et traduit 
par O. Houdas, professeur k TÉcole des languea orientales vivantes, Paria, 18:^. 

(5) fíisíoiredes almohades d'Abd Bl->Wahid Merrakechi, traduite et annotée par 
B. Fagnan, Alger, 1899. 

Chronique des Almohades et des Ha/sides^ attribuée á Zerkechi, traduction frangí se 
^'apréa Tédition de Tunis et trois manuscrita, par B. Fagnan, Gonatantine, 1895. 



1 



?12 BOLETtN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA* 

parte de la historia de Abenjaldün, una de las más detalladas, y^ 
que el autor árabe conocía mejor, por tratarse de historia contem- 
poránea en parte, y en la que había intervenido de un modo muy 
directo. 

El capítulo en que Abenjaldün narra la historia de los reyes- 
Nasaritas ó Benialahmar de Granada, no tiene muchas páginas, 
pero ha dado ocasión en la traducción de M. Demombynes á nu- 
merosas y eruditas notas, que aumentan considerablemente el 
interés que para los españoles tiene el trabajo de nuestro autor,, 
del que se ha hecho tirada aparte, formando un folleto de 90 pá- 
ginas, que recomendamos á los dedicados á estudios históricos (1)^ 

Gomo muestra del interés que nos inspiran los trabajos de- 
nuestros colegas del otro lado del Estrecho, ya que M. Demom- 
bynes se duele de no haber tenido á su disposición medios sufi- 
cientes para identificar la correspondencia de algunas poblacio- 
nes, le ayudaremos en esta tarea, ó mejor dicho, serviremos de- 
intermedio para comunicarle las observaciones de nuestro sabio- 
arabista D. Eduardo de Saavedra, que estudia con particular in- 
terés la parle obscura de nuestra Geografía árabe. 

En la pág. 9 de la traducción, refiriendo Abenjaldún las luchas 
suscitadas entre los reyes de Valencia y Murcia luego de iniciada 
la rebelión contra los almohades, dice que habiéndose rebelada 
en Alcira contra Zeyán de Valencia, pasándose á la obediencia 
de Abenhud de Murcia sus parientes, hijos de Abdelaziz, hijo de 
Yúsuf Abensaad, Abenhud salió al encuentro de Zeyán, que fué- 
derrotado junto á Xerez y perseguido por Abenhud, que durante 
algunos días le tuvo cercado en Valencia. 

Aunque el nombre de la población junto á la cual fué derrotado- 
Zeyán de Valencia, está escrito como Xerez, indudablemente que 
no es el ^erez conocido, sino que ó hay que suponer errata en el 
texto, ó que junto á Valencia había otra población cuyo nombre 
se escribía del mismo modo: esta población parece deba ser Jeresa^ 
en el partido judicial de Gandía, á 8 leguas de Valencia: quizá 



(l) IbH Khaldonn. líistoire des Benosi I Ahmar, rois de Orenade, traduite par* 
M. Oaudefroy 'Demombynes. (Exiralt dea numéroade Sept.-Oct. et Nov.-Dec, 1888,. 
del JonrnnJ Asiatique j 



HISTORIA DE LOS BENIALAHIfAR DE GRANADA. 213 

•<ei nombre debiera escribirse iJ^jt,^ que correspondería perfec- 
4aineDte con Jeresa; pero de todos modos^ sólo coa que admilamos 
^ue están bien las primeras letras del nombre árabe, casi no 
4>uede caber duda de que se refiere al nombre Jeresa^ pues hoy 
410 hay por aquella parte otra población cuyo nombre pueda 
identificarse con el de ^^j^^ que pone el texto impreso, y que 
4>or lo visto aparece del mismo modo en todos los códices cónsul* 
-iados. 

A continuación del texto anterior dice Abeujaldúu que el re- 
il>elde (el rey de Castilla) acometió las fronteras de los muslimes» 
:y el rey de Barcelona sitió á Anisa^ de la que se apoderó, y que 
habiendo ido Zeyán con toda su gente, ayudado de las poblado- 
jies de Játiva y Alcira, hacia Anisa, hubp contra ellos la gran 
batalla, en la que murió mártir Aburebí Suleiman; eu vista de 
>esta gran derrota la gente resolvió abandonar á Valencia. 

M. Demombynes iudica en nota que no sabe á qué población 

-corresponde Anisa: no era fácil pudiera determinarlo: sólo los 

libros que tratan espebialmente de la historia de D. Jaime el 

•«Conquistador podían dar luz para resolver esta cuestión, ya que 

-el nombre Anisa no existe en nuestra geografía, y casi pudiera 

decirse que no ha existido: D. Jaime en su Historia (i) dice que 

al castillo que los sarracenos llamaban Anesa (ó Euesa en algunos 

manuscritos), los cristianos le llamaban el Pug de Sebolla; luego 

después prevaleció la denominación de el Puch de Santa María, 

y corresponde á la actual población llamada el Puig. 

No menos difícil que el fijar la correspondencia de las pobla- 
ciones anteriores es el determinar el punto en que fué procla- 
mado en el año 626 Abenhud, de Murcia, rebelado contra los 
.almohades, y estamos casi seguros de que no había sido deter- 
minado hasta ahora, gracias á la sagacidad d*) nuestro companero 
y á su profundo conocimiento topográfico de gran parte do'nues- 
tra Península. 

Abenjalddn dice que Abenhud fué proclamado ó se rebeló 
J>^ ^I-j \^A "L^y J^ yA o>L-j3rvJlj o en los peñascos, del 



(1) Edición del Sr. Aguiló, pág. 250: «lo castell quels sarrains apelaven anesa els 
y^hrestlans deyeo lo Pug de SeboUa.v 



214 BOLETÍN DB LA RBAL ACADEMIA DB LA HISTORIA. 

distrito de Murcia, junto á Ricote»; la palabra que traducimos^ 
'POr los peñascos^ j que M. Desmombynes traduce por montañcíSy 
puede tomarse como nombre propio, y lo es sin duda, mencio- 
nándose otra localidad cerca de la cual había que buscar el nombre 
principal: M. Demombynes transcribe el i>y^ por Argotay y dice 
que no puede determinar la identidad de Argota con Escuriante^ 
que cita Beaumier en su traducción del Cartas: ni uno ni otro 
nombre existen en nuestra nomenclatura geográfica, ni creo 
hayan existido: sospecho que M. Beaumier transcribió el nombi^e 
sjij\j^sr^^\ por Escuriantey y M. Demombynes creyó ver en 1>J» 
un Argota 6 Argots, que existe como nombre geográfico, pero no 
de población de las inmediaciones de Murcia. 

El Sr. Saavedra, teniendo en cuenta que en las Memorias para 
la historia de San Fernando se dice que Abenhud fué proclamado 
en Ricote, cerca de Murcia, y que las montañas entre las cuales 
pasa el río Segura al N. de Ojos en el valle de Ricote, toman el 
nombre de Los Pedregales de Ricote^ supone que los árabes tra- 
dujeron por C-'^rt^ísr-^^l el nombre los pedregales^ resultando una 
vez más que los árabes tradujeron en ciertos casos los nombres 
comunes de algunas denominaciones geográficas, y de aquí que 
hoy haya que deshacer en cierto modo la traducción y buscar en 
los nombres peña 6 piedra la correspondencia de las varias po- 
blaciones que los historiadores mencionan con el nombre ij:f^^^ 
con ó sin nombre que las determine (1). 

Otra población cita Abenjalddn, en la que Abenhud sufrió una 
derrota á continuación de otra, que segihi el autor sufrió junto á 
Mérida: la población se llamaba ^^^Ol: como por la narración 
no aparece claro si dicha derrota tuvo lugar en el territorio de 
Mérida, ó vuelto ya Abenhud al teatro ordinario de sus opera- 
ciones, no cabe el buscar resueltamente tal nombre en la región 
de Valencia: si por algún otro texto resultase que ;^j^^ corres- 



(l) Abenalabar (Dozy, Notices, p. 219) asig-na como puuto de la proclamación de 

Abenhud . ^s"^^l , las peñas, en otra forma, pero que evidentemente es el mismo- 

pueblo: del mismo modo consta este nombre en Abenaljatib (Ms. Ar., núm. !n, de la 
Bibl. de la Academia, fol. 268 v.°;, con la particularidad de que en la Ibata (Ms. de la 

Colección Ga^'angos) emplea el mismo nombre sO V=s^'^'^' Q^o Abenjaldán. 



HISTORIA DE LOS BEMALAHMAR DE GRANABA. 215 

pondía á la región valenciana, podría quizá identificarse con 
Alaeuás^ que correspondería perfectamente á /r»!^^, plural de 

Es difícil saber hasta donde llega la misión de quien traduce 
un libro y se propone anotarlo; pero sería un absurdo exigirle 
que aclarase ó rectifícase cuanto de obscuro ó inexacto se encuen- 
tra en el autor traducido; esto llevaría á imposibilitar toda tra- 
ducción en tanto que no estuviesen dilucidados todos los puntos 
especiales ijue en el libro se mencionan. 

Abenjaldün no en todas las noticias que nos suministra , se 
manifiesta bien enterado: en punto á nombres propios podrá 
echarse por completo la culpa á los copistas, y no será extraño 
que sólo ellos sean los responsables de ciertos errores que obser- 
vamos en el texto; pero cuando todos los manuscritos concuerdan 
en una mala lectura, como sucede con alguna que vamos á 
mencionar, parece que la responsabilidad debe caer sobre el 
autor. 

A continuación de la toma de Sevilla por San Fernando, el 
autor hace mención de la conquista de Toledo arrancada del poder 
de Abencomacha, y Silves y Talavera del de Abenmahfot: aunque 
el texto dice Toledo, debe suponerse que hay errata en el origi- 
nal, pues no podía San Fernando apoderarse de una ciudad que 
desde Alfonso VI estaba en poder de los cristianos, y si pudo 
existir otra Toledo, como hay en la provincia d« Huesca, no 
consta que en el territorio, teatro de las conquistas de San Fer- 
nando, hubiese población de este nombre: por tanto debemos 
suponer equivocación en el autor ó errata en el texto: me inclino 
á creer que la ciudad arrancada del poder de Abencomaxa fuese 
Talavera la Real, cerca de Badajoz, y que donde en la misma 
línea se dice que Talavera fué arrancada del poder de Abenmah- 
fot, deba leerse Tavira, que se escribe de un modo bastante pa- 
recido; pues no es de creer que el territorio que obedecía á Aben- 
mahfot llegase, no á Talavera de la Reina sobre el Tajo, pero ni 
á Talavera la Real sobre el Guadiana. 

Ya que acabamos de mencionar á Abenmahfot, de quien Aben- 
jaldün ¿ice que tomó el título sultánico de Almotasim, y que se 
llamaba Xoaib, hijo de Mohámcd, diremos que por lo que resulta 



^216 BOLBTÍN DE LA RBAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

de las monedas, este persouaje, señor del Algarbe, se llamaba 
Muza, hijo de Mohámcd, hijo de Nasar Abenmahfot, y en vez del 
sobrenombre Almotaaim^ ostentó el de Almoatain y el de señor 
del Algarhe (1): en documentos firmados por Alfonso X, desde 
el año 1253 hasta 1261 inclusive, aparece confirmando con los 
dictados de Ahenmahfot señor de Niebla^ basalto del Rey: dada la 
contradicción que resulta entre el nombre propio de Muza que le 
dan las monedas, y el de Xoaib que le asignan Abenjaldün y el 
autor del Cartas, podría quizá sospecharse que hubo dos reyes 
Abenmahfot, señores del Algarbe, que gobernaron este pe- 
queño territorio ¡desde el año 1233 en que se menciona por vez 
primera, hasta el 1263, desde cuyo año no le vemos men- 
cionado. 

También respecto á lo que Abenjaldün dice del rey de Murcia, 
Mohámed Abenhud, encontramos en las monedas «una rectifica- 
ción importante; según el texto, Abenhud tomó el tüulo de 
^^^^jj^t ^1, aunque en dos de los códices consultados se lee 
(A^rv^' j^l, que indudablemente es la verdadera lectura, como 
aparece un algunas de sus monedas, una de las cuales reproduji- 
mos en la lám. xxii, núm. 9 de nuestro Tratado de Numismática 
Arábigo-española: en ésta, como en otras, se titula ¿^ J^^^ 

J^ -j| '--^^. trH *^V^ (^rr-r^^' ^' *^' Almoiaáquil alala^ 
emir de los muslimes, Mohámed, hijo de Yúsuf, Abenhud, 

Abenhud, lo mismo que Abenmahfot, proclama en sus mone- 
das la soberanía espiritual del califa Abasí. 

El capítulo de la historia de los Nasaritas de Granada por Aben- 
jaldün abarca el período desde su principio, ó sea el año 625 de 
la hégira (1227) hasta el año 794 (131^1 de J.-C), comprendiendo 
por tanto noticias referentes á los reinados de Alfonso IX, San 
Fernando, Alfonso el Sabio, Sancho IV el Bravo, Fernando IV 
el Emplazado, Alfonso XI, D. Pedro el Cruel, Enrique de Tras- 
tamara, D. Juan I y Enrique III, para cuyos reinados en sus 
relaciones con los moros tanto de España como de Marruecos, 
tiene gran importancia. 



(1) Vives, obra citada, núm. 2.12;^. 



HISTORIA DB LOS BBNIALAHMAR OB GRANADA. 217 



Bibliografía del Islam magréhino. 

Aún más recieuite que el anterior es olro libro ó folleto, que 
sin tener relación directa con la historia de España, tiene interés 
para los españoles que se ocupan en la investigación de nuestra 
historia: es el libro titulado BUUeiin BibUagraphique de Vlslam 
Magkribin^ por Bdmond Doutté, profesor de la madrisa de Tre- 
mecen [1). 

Y no es que la bibliografía de Marruecos ó de África no haya 
sido objeto de trabajos especiales muy importantes; pero el autor 
se ha propuesto reunir las noticias referentes á lo publicado últi- 
mamente abarcando las publicaciones del año 1897 y l."*^ semes- 
tre do 1898. 

La importaocia de la obra que se propone realizar M. Doutté» 
no estriba tanto en dar noticia de cuanto se publica referente al 
islamismo en el Almagrib, ó digamos, África del Norte, cuanto 
-en el plan seguido por el autor; pues ai dar las noticias biblio- 
graneas, hace el análisis á veces muy detallado de las obras, con 
lo que, para los que apenas podemos ver más libros de esta clase 
que los que nos decidimos á adquirir, podremos estar uu poco al 
corriente de cómo se tratan cuestiones históricas que nos puedan 
interesar. 

Por mi parte puedo decir que la obra de M. Doutté me ha dado 
noticia de varios libros que me interesan, y que no había visto 
indicados ni aun en revistas bibliográficas especiales. 

Y no se crea que el Boletín de la Bibliografía del Almagrib 
interesa solo á los arabistas; interesa á cuantos por uno ú otro 
concepto estudian las cosas de los musulmanes, no sólo bajo el 
punto de vista histórico, sino bajo el político social, entre otros 
el de la posibilidad ó probabilidad de destruir el antagonismo 
entre musulmanes y no musulmanes, ó sea en último término. 



(1) BulUHn BibliographiqHé de I 'islam maghribiHf par Bdmond Doutté (Bztrait du 
ñulUíin de la Soeiété de Qéographie d'Oran, fascículo lxzix, Janvier k Mará, 18ÍM), 
f , ISin, 1.«r semestre, 189<.~Oran, 18 >g. 



1 



318 BOLETÍN DB LA REAL ACAOBMlA DB LA HISTORIA. 

de averiguar si el islamismo puede dejar de ser una amenaza 
constante, ó al menos una remora á la civilización. 

Acerca de esta cuestión que tanto preocupa, y con razón, á lo& 
pueblos de Europa que tienen colonias ó protectorado más ó me- 
nos oficial sobre pueblos que profesan la religión musulmana, 
se escribe mucho, y de todo ó de lo más importante se propone 
M. Doutté dar cuenta detallada, ya que entre los musulmanes, 
menos quizá que en ningún otro pueblo, no cabe hacer distinción 
completa en las cuestiones religiosas y político-sociales de los di- 
ferentes pueblos que profesan dicha religión. 

Madrid , 15 de Junio de 1899. 

Francisco Codera. 



VIL 



VALOR DE LOS SUELDOS BARCELONESES DB TliRNO. 

En el expediente que se instruye en la Dirección general de la 
Deuda pública sobre indemnización á Doña María de los Dolores 
Sarriera, por varias escribanías de la provincia de Gerona, enaje- 
nadas de la Corona,, se ha solicitado por conducto del Excelen- 
tísimo señor ministro de Fomento, que la Real Academia de la 
Historia informe sobre el valor que actualmente tienen los suel- 
' dos barceloneses de temo de 1298, así como los sueldos barcelo- 
neses de 1340, y cumpliendo la comisión que los que suscriben 
han recibido del señor Director de esta Real Academia, pasan á 
emitir el siguiente dictamen. 

Muy complicada es la cuestión propuesta y de resolución harto 
difícil. Conoce la Academia el intrincado laberinto en que por 
toda clase de consideraciones así políticas como económicas se 
mueve, sin encontrar salida, la valoración de la moneda, no sólo 
como signo fiduciario de cada clase, sino en la apreciación intrín- 
seca del valor que representa el metal que la constituye. Ha su- 



VALOR DE LOS SUELDOS BARCELONESES DE TBRNO. 219 

frido tantas alteraciones no ya de siglo en siglo, ni de reinado en 
reinado, ni de lugar en lugar, sino dentro del régimen de un 
mismo monarca y de un mismo pai:), y son ellas tan frecuente» 
que dificultan grandemente la decisión requerida. 

Para plantear esta cuestión en sus justos y verdaderos límites^ 
86 ,hace indispensable el concurso de varias ciencias auxiliares^ 
como la Numismática y la Economía política, y hasta los cono* 
cimientos prácticos del ensayador ó aquilatador de metales. El 
numismático nos hace la descripción de la moneda en su tamaño^ 
figura, peso, valor legal y demás condiciones específicas de la 
época en que se acuñó; el ensayador define la pureza de los me- 
tales y la parte cuantitativa de la aleación ó mezcla que haya 
admitido; y por último el economista estudia la moneda bajo el 
punto de vista de su valor comercial, ora intrínseco en cuanto á 
la calidad del metal que la compone, ora extrínseco en cuanto al 
valor fiduciario que se le atribuye para facilitar las operaciones 
del comercio. 

De la cuestión monetaria en España han tratado extensamente 
Fray Liciano Sáez en su Demostración histórica del verdadera 
valor de todas las monedas que corrían en Castilla en tiempo de 
Enrique IV; Cantos Benítez en su Escrutinio de maravedises; 
Salat en su Tratado de las monedas labradas en el Principado 
de Cataluña; Alonso Carranza sobre igualación de monedas; y 
por último el P. Flórez, Caresmar, Campillo, D. Rafael Floranes^ 
D. Manuel Lamas y D. Ramón Cabrera son otros tantos autores 
beneméritos que han penetrado en el fondo de tan intrincada 
materia; pero, si bien han producido obras que podemos llamar 
magistrales, no bastan para dar asiento á ciertos casos particula- 
res, entre los cuales el presente se cuenta. 

La historia de la moneda de temo en Cataluña puede reducirse 
á términos bien precisos, mas no así su valoración, porque el va- 
lor legal de esta moneda fraccionaria varió con frecuencia, y distó 
mucho de corresponder al valor real de su materia constitutiva. 

En Aragón, bajo el reinado de D. Jaime el conquistador, en 1 22 1 ^ 
se creó la moneda llamada duplo^ que había de correr con los 
morabetines y florines de oro; pero este sistema en lugar de pro- 
ducir el bien que se prometía de su aplicación, vino á ser fuente 



1 



*220 boletín de la real academia de la historia. 

de tales perturbaciones que á él se atribuye la decadencia del 
comercio y de la prosperidad general. Las causas que engeadra- 
rou este conflicto fueron la desproporción de esta moneda con la 
de plata y oro, la falsiflcacióu á que ésta se prestaba por parte de 
ios nobles y potentados que acuñaban moneda y la confusión que 
introdujo en los cambios. Ante este estado de cosas el rey don 
Jaime se halló compelido á una nueva reforma monetaria, cuyo 
resultado fué la creación de la moneda de terno en 1298, la cual 
duró hasta 1598. 

Llamábase de terno por la ley de la plata con que se batía, que 
era de 3 dineros. Arnaldo de Yilanova en su tratado de moue* 
das catalanas, nos describe la manera de practicar la mexcla de 
metales para labrar la moneda de terno. Se tomaban, dice, 4 mar» 
eos, tres de cobre y uno de plata, con los cuales fundidos y 
mezclados se hacia una masa ó riel de ley de 3 dineros. Si con 
ios 4 marcos que constituye el riel se labraban dineros, rendían 
los 4 marcos 72 sueldos de dineros, ó sea 18 sueldos cada marco; 
de modo, que según este cálculo, si quisiéramos averiguar el 
valor intrínseco de la moneda de terno, tendríamos, despreciando 
ol cobre ó el metal que servía para la aleación, que 72 sueldos 
equivaldrían á 1 marco de plata de ley de 11 dineros. 

Pero como el valor intrínseco no basta, sino aproximadamente, 
para fijar el de una moneda, que tiene su valor legal y que no 
suele guardar proporción con el intrínseco, podremos aproxi- 
marnos á este resultado comparando el valor de la moneda de 
terno con el de las monedas de oro y plata, que corrían al mismo 
tiempo que las de terno. 

En efecto, con respecto á las de plata, tenemos que en las Cortes 
de Perpiñán de 1371 , se establece que dos sueldos de terno valen 
lo mismo que 1 sueldo de plata, el cual comparado con la mone- 
da corriente de Castilla equivale á 3 reales vellón 7 maravedís 

y "Al . 

Con respecto á las de oro en el año 1300, el florín de Aragón 
equivalía á 11 sueldos de terno, en 1332 equivalía á 15 sueldos, 
y por último, el año 1490 y siguientes, un florín de oro valía 
17 sueldos, que comparados con la moneda corriente de Castilla, 
equivalen á 26 reales 30 maravedís y «/^i . 



VALOR DE LOS SUELDOS BARCELONESES DE TERNO. 221 

Indudablemente ocurre que las equivalencias exactas que so 
persiguen será fácil hallarlas consultando los documentos públi- 
cos en que se hace apreciación del valor de monedas » pero este 
argumento se desvanece ante la autoridad del ya citado Fray 
Liciano Sáez que dice á este propósito: «Volvamos á repetir para 
que el lector se entere de que por mucha que sea la exactitud 
c#n que se proceda al examen y ajuste de las monedas ya mira- 
das de por sí, ya comparando unas clases con otras, nunca le 
saldrá la cuenta de modo que diga bien con todos los documen- 
tos, pues la que concuerda con unos irá disconforme con otros, 
por lo cual es ocioso proceder con escrupulosidad deteniéndose 
en quebrados, y muchas veces ni en enteros, á no ser que loa 
documentos declaren que el valor que les dan es el que á la sazón 
tenían, que en este caso se debe estar á él sin disminuirle ni 
aumentarle; si bien que aún en ésto puede haber también sus 
excepciones á causa de su corta duración en un mismo precio 
por la ninguna permanencia que tenían, y por ser distinto en 
cada ciudad ó villa como expresan algunos documentos, y da á 
entender bastantemente el privilegio que concedió el rey D. En- 
rique III á su hermano, el infante D. Fernando, el 20 de Sep- 
tiembre de 1406.» En este mismo sentido se expresa D. Manuel de 
Lamas, Ensayador del reino, cuando dice: «Yo, á lo menos, confie- 
so con sencillez, que mientras más comparaciones hago, míís obs- 
curidad encuentro en la verdadera correspondencia que tienen 
las monedas de cobre con las monedas de plata.» 

En la imposibilidad, pues, de que ni la ciencia ni la historia 
resuelvan de una manera satisfactoria y concluyeme el problema 
de la justa equivalencia de las monedas, hay que atenerse á las- 
decisiones de los textos legales, no porque resuelvan siempre la 
cuestión en justicia, sino porque no se puede eludir su cumpli- 
miento, y sirve para el caso el acuerdo tomado en las Cortes de 
Barcelona de 1706 en virtud del cual el sueldo de terno equivale á 
un real 20 maravedís *%, de la moneda corriente do Castilla, de ley 
de 11 dineros y 5 granos, y de Lilla de 66 reales por marco (1). 



(1) D. JoFé CabaUero, en 8U fíreve cotejo y balance de pesos p medidas^ dice: «Eiv 
este tiempo (reinarlo de Enrique IV\ 1 real de plata constaba de 31 maravedÍR de 



1 



^22 BOLETÍN DE LA HEAL ACADEMIA DE LA HÍSTOHIA. 

Ahora bien, si esta ultima cita nos da la aproximación de una 
equivalencia aceptable , fácil será ya á la Dirección general de la 
Deuda, sin necesidad de recurrir á los complejos y contradicto- 
rios dictámenes de la historia, y teniendo en cuenta la depre- 
dación del valor intrínseco de los metales y el extrínseco de la 
moneda en estos dos últimos siglos, hallar la solución más exacta 
posible en el problema que ha sometido á informe de esta Real 
Academia. 

Esta, como siempre, en su alta ilustración, acordará lo que es- 
time más acertado. 

Madrid, 21 de Junio de 1899. 

Fidel Fita. — Vicente Vignaü. 



VIH. 

NUEVAS INSCRIPCIONES VISIGÓTICAS DE EXTREMADURA. 

Mérida. 

1) Laja de pizarra de 0,34 m. de alto por 0,42 de ancho que 
contiene el principio de una inscripción fúnebre que ocupa el 
centro de una corona de laurel de 0,30 m. de diámetro cuya 
mitad inferior ha desaparecido. 

fSIDORVS 
VRSICINVS 

Isidoro Ursicino... 

No sorprende el nombre de Isidoro aunque sea por vez primera 
que salga en nuestras lápidas visigóticas y por la forma de las 



vellón, y cada maravedí de vellón era una parte de 31 que se componía el real de 
plata; y desde este tiempo no ha tenido mudanza alcana el número de maravedís de 
■que se compone el real, sea de piala ó de vellón. 



NUBVA8 INSCRIPCIONES VISIGÓTICAS DB SXTRBMADtlRA. 223 

letras parece indicar el siglo en que floreció el gran doctor de las 
Bspañas, arzobispo de Sevilla. 

De Ursicino cabe discutir si es nombre geográfico como C«nt- 
bricinué, ValentinuSj, etc., ó bien sobrenombre de Isidoro. En el 
primer caso resultaría una localidad denominada ürsicium ó ur- 
dida que no es extraño se ignore y sea del número de tantas como 
nos quedan por descubrir, según lo acaba de demostrar el señor 
Hübner en su magistral informe sobre el monte Testáceo en 
Roma (1). 

2) Fragmento de lápida de mármol blanco de 0,38 m. de largo 
por 0,15 m. de alto, hallado en la calle de Alfonso IX en las inme- 
diaciones del templo de Santa Eulalia. Letras altas de 0,03& m. 
en el primer renglón y de 0,03 m. en los siguientes. 

BDVS MBDICVS DEBITO 
VS HOC IN SHPVLCRO QVIESCIT 
VRVS VIXISSE FERTVR FERE 

[Becarfjedus medicua debito [functJíM hoc in sepulcro quiescit [resurreC' 
iurjus. Vixisae feriur /ere [annos viginjti nfovem]... 

Recaredo médico habiendo pagado á la muerte la deuda natural descansa 
en este sepulcro aguardando la resurrección de la carne. 
Es fama que vivió veintinueve años. 

El no estar seguros los autores del epitafio acerca de los años 
que contaba de su edad cuando falleció Recaredo parece indicar 
que su cuerpo fué llevado á Mérida de paraje distante en cum* 
plimiento quizás de disposición testamentaria. 

Para la historia de la Medicina no deja de tener interés esta 
lápida por cuanto veo es la única de la edad visigótica en que se 
mencione un profesor del arte de Galeno. Durante la época roma- 
na comparece en Mérida Julia Saturnina (2), médica óptima^ lo 
•cual no le impidió ser mujer incomparable según oportunamente 



<1) Boletín, tomo xxziv, páginas 465-503. 
<2> C. I. L. Yol, 11,497. 



224 boletín db la real academia de la historia. 

declara su esposo Casio Filipo, testigo de mayor excepción; así se 
demuestra que no es de hoy ni de ayer la queso supone ambición 
desmesurada de las que se gradüan en ciertas Universidades ex- 
tranjeras, sentándose un precedente para que nuestros Grobiernos 
no crean ir á la zaga de los de otros países si concedieren esta dis- 
tinción á las mujeres españolas. 

De la misma ciudad, ó venidos de lejanas tierras, no podíao fal- 
tar en Mérida eminentes médicos en tiempo del Metropolitano 
Masona, que fundó en el declive del siglo vi un grande asilo y 
hospital general donde eran acogidos sin distinción de religión 
ni de patria todos los pobres enfermos, como lo refiere el historia- 
dor de la vida de aquel ilustre prelado (1). 

AlaDje. 

3) Lápida de mármol blanco de 0,44 m. de largo por 0,35 ra. 
de alto, hallada sobre el camino que desde Almendralejo se dirige 
á Alan je próximo á su cruce con el río Matachel, en la orilla 
izquierda de éste. Letras altas de 0,045 ra. 



i 



IVSTVS DIACiN VS 
FAMVF.VS DEI VIXIT 
ANNOS XXXI REQVE 
VIT IN PACE e NON 
MA1AS ERA OCXXXIU 

Jnsto diácono, siervo de Dios, vivió 31 años, descansó en la paz el día 
7 de Mayo del año 696. 

Otro individuo perteneciente al orden del diaconado aparece 
en Mérida (2), otros dos aparecen asimismo en Montero y en 
Baeza (Hübner, 120, 1741. 

4) Lápida de mármol blanco de 0,40 m. de largo por 0,22 m. 
de alto hallada en el cortijo del Curandero. Mostróse entre los 



(]) Boletín, tomo xxv, prig. SO-si. 
{2i Boletín, tomo xxv, píg. 8í<. 



r'^ 



NUEVAS INSCRIPCIONES VISIGÓTICAS DE EXTREMADURA. 225 

-escombros de unos antiguos muros que probablemente formaron 
parte de una basílica visigótica, juntamente con otra inscripción 
-de la misma época. Ambas lueron bárbaramente destrozadas por 
las gentes de la finca. 

La mayor parte de los fragmentos existen en poder de D. Alonso 
-Ceballos, vecino de Villafranca de los Barros. 

>Í4 victvKa virgo in 

MACVLATA IN DBI NOMI 
NB ANCILA XPl VIXIT AíO 
SIMIS KBQVIEVIT 1N PA 

CB SVB DIB SÉPTIMO 1 

BMBRBS... ARTO M.... 
VS 

Vieiuria virgo mmaeulataj in Dei nomine aneiUa Christi; vixU anno 
'Sñnia^ requievii in pace 9uh die séptimo i[dus deejembres [qujarto m[enae 
píusmin]na. 

Victuría vii^n imuacalada en el nombre de Dios sierva de Cristo vivió 
medio afio. Descansó en paz el 7 de Diciembre el coarto mes de sa edad 
poco más ó menos. 

Victuría está por Victoria como Furtuna por Fortuna en otra 
lápida visigótica de Marida (t), denotando tendencia de pronun- 
ciación que todavía se conserva en el dialecto gallego y en el por- 
tugués, donde la o grave se trueca en ou y en ti: touro (toro), tudo 
(todo). Así también una lápida romana de Loulé (Hübner, 5136) 
cerca de Faro, en el Algarbe, escribe ex votu en lugar de ex voto. 
Tan cierto es, que la fonética, peculiar de cada región, difícil- 
mente se altera, distinguiendo los idiomas como el color los ros- 
tros humanos. 

Las inscripciones señaladas con los números 1 , 2 y 3, existen 
-en mi colección de Almendralejo. 

Madrid , 8a de Junio de 1S99. 

El Marqués de Monsalud. 



<I) Boivríiv, tomo x, pág>. 400. 

TOláO XZXT. Vi- 



VARIEDADES. 



I. 



PEREGRINACIÓN POR LAS INDIAS OCCIDENTALES EN EL SIGLO lYl 

El relato que ahora sale á luz en el Boletín fué escrito en 
Lima el año 1586 por el autor de la Historia natural y moral dé- 
las Indiasy por el P. José de Acosta, de la Compañía de Jesiis, 
con dedicatoria al Prepósito general de la misma, P. Claudio 
Acquavíva, en la creencia de que había de serle grata la lectura; 
y no es mucho que así lo presumiera ofreciéndosele ocasión en el 
período más activo de aventuras; en la época en que por general 
estimación de los extranjeros iban los españoles al Nuevo Mundo 
sedientos de oro y de ambición, de referir, con la seguridad de 
exacta cuenta, la vida de uno de tantos emigrantes para el que ni 
las riquezas, ni las armas, ni la dominación, ni las mujeres 
siquiera, ofrecían atractivo, aunque con los demás del tiempo 
tuviera de comün la fortaleza del cuerpo, la sobriedad, el arrojo 
y todas aquellas otras condiciones necesarias para arrostrar las 
penalidades y los peligros de la exploración y la conquista de 
América. 

En Bartolomé Lorenzo, objeto de la narración, sobresalían las 
inclinaciones á la soledad ó aislamiento sin acompañarlas las de 
la quietud; antes bien, lo intrincado de las selvas, nunca holladas 
por humana planta, los obstáculos fenomenales que iba encon- 
trando en ellas, la probabilidad de tropezar con animales fieros 7 
la certeza de sufrir la mortificación de innumerables insectos 
venenosos, estimulaban más y más, al parecer, sus iostintos de 
locomoción á través de arcabucos, ciénagas ó montes que hubie- 



PEREGRINACIÓN POR LAS INDIAS OCCIDENTALES. 227 

ran detenido seguramente aun á los que por obligación ó necesi- 
dad se vieran en tales lugares. 

Por actos de propia voluntad y sin preocuparse del sustento, 
atravesó Lorenzo por el interior, á pie y de un cabo á otro, las 
islas de Santo Domingo, de Jamaica y el istmo de Panamá; vivió 
algün tiempo en los bosques de Nicaragua y vagó después por 
los reinos de Quito y del Perú, haciendo caminatas de 1.200 km. 
y observaciones que, de haber sido consignadas á diario, dieran 
á la relación mayor interés, pues que, de un modo ü otro, des- 
cubridor era de cosas nunca vistas. 

La redactada por el P. Acosta, años después de oídas, aunque 
sin pormenores, despertó tanto la curiosidad, por la rareza del 
caso, que de ella se sacaron varios traslados, y uno de tantos 
publicó el P. Alonso de Andrade, incluyéndolo en la compilación 
de Varones ilustres de la Compañía de Jesús, impresa en Madrid 
en 1666 (I). 

Otro copió y firmó en Madrid, á 12 de Septiembre de 1778, don 
Juan Bautista Muñoz, confrontándolo con el que se hallaba en la 
librería de D. Santiago Sáez y dándole lugar en el tomo czi de 
la Colección Manuscrita que posee la Academia; y todavía se 
menciona el que sin duda tendría á la vista el P. Ignacio de 
Arbielo, en el Perú, al escribir la vida del Hermano Bar- 
tolomé. 

Aquí se transcribe el de la Colección Muñoz, dándole preferen- 
cia, porque si bien el P. Andrade explica la razón del viaje «por 
un grave delito en que fué cómplice Bartolomé con otros que 
fueron ajusticiados por éb, y por complemento de la relación da 
cuenta de la vida ejemplar del Hermano desde que entró en la 
religión el 8 de Octubre de 1577 hasta Septiembre de 1600, que 
murió, á los 60 años de su edad, es evidente que hizo en el ma- 
nuscrito algunas alteraciones, siquier sean de escasa importan- 
cia, y que lo dividió arbitrariamente en cinco capítulos y éstos 
en párrafos, para que sean — dice — «como los descansos de una 
escalera larga»; no es, pues, su texto conforme totalmente con el 



' (1) Tomo V, páginas TeO-lSl. Bn 1889 se publicó en Bilbao seganda edición de la 
obra que contiene á la peregrinación de Lorenzo en el tomo yi, páginas 18-47. 



238 BOLBTtN DB hk RBAL ACADEMIA DB LA HMTOIIIA. 

que redactó el autor y ha sido considerado como primero por el 
apologista (1). 

Sirven, no obstante sus datos juntamente con loe demás reuni- 
dos, para deducir que Bartolomé Lorenzo emprendió el viaje á 
laA Indias el año 1562; llegó á la isla Española ó de Santo Do- 
mingo á tiempo que los luteranos franceses que le despojaron 
trataban de establecerse en la Florida á las órdenes de Juan 
Ribaud» y que duró la peregrinación de ocho á nueve años. 

Relativamente á su vida no deja de ser oportuna la observación 
de que no por ingresar en la Compañía de Jesús se acomodó coa 
el reposo; observación que debieron de hacer los superiores al 
encomendarle el establecimiento de una granja rural que él fundó 
desde los principios, desmontando el terreno, rompiendo la tierra 
y dirigiendo la labranza por indios^ negros y mulatos, sin alber- 
garse en la casa, sino en choza de ramaje que le servia tan sólo 
para dormir, consumiendo al aire libre y en continua actividad 
los últimos quince años. 

Cesáreo Fernández Duro. 



A nuestro Padre Claudio Aquaviva, prepósito general de la 
Compañía de Jesús, el P. José de Acosta, provincial del Perú, 

£1 primer año que vine de España al Perú, que fué el de 72, vi 
en nuestros colegios de Lima, entre otros, á un hermano coadju- 
tor, de cuya modestia y silencio y perpetuo trabajar me edifiqué, 
y tratándole más entendí del ser hombre de mucha penitencia y 
aspereza corporal y muy dado á la oración, de la cual comunicó 
conmigo algunas veces^ y oyendo de otros que aquel Hermano, 
antes de ser de la Compañía, se había visto en varios y grandes 
peligros, de que Nuestro Señor le había librado, deseé entender 
más por extenso sus cosas, mas como él de suyo era hombre de 
poco hablar, y de sí menos, aunque con algtin rodeo le saqué 



(1) Bl P. Jo9é de Acosta y su importancia fi la literatura cimtijtta espaXiolay por Aw 
JnéU. Cmraeié^, Qéra pvmmiada enpédlim uríawemptr to Bml Ac ad e mia Mtp aü§ ¡o é 
*mpresa á iut etepansas, M»drid, SuoMorw deRivftdaiMyrav ISOB. B» 4»* 



J 



PBRfiaRINAClÓN POa LAS INDIAS 0GGIDBNTALB8. 229 

algunas cosas, pero pocas y sin orden para enterarme de todos 
sus sucesos. Al cabo de algunos años, haciendo oficio de Provin- 
cial, le apercibí que deseaba que me contase su vida para adver- 
tirle lo que yo sentía le estuviese bien, y no entendiendo Barto- 
lomé Lorenzo (que este era su nombre) mi fin, y por obedecer al 
superior, me fué refiriendo algunos días su peregrinación, y yo 
apuntándola después brevemente. De estos apuntamientos hice la 
relación que se sigue sin añadir cosa alguna, antes dejando mu- 
chas que á él entonces no se le acordaron, ó que de propósito 
quiso callar» De la certidumbre de lo que aquí refiero no dudo, 
ni dudará nadie que considere la verdad y simpUcidad de este 
Hermano. Parecióme enderezar á V. P. esta relación, pues el que 
la escribe y de quien la escribe son hijos de V. P. y ambos se 
eocomiendan en los sacrificios y oraciones de Y. P., aunque 
LoreniOy hasta el día de hoy no sabe que se haya esto escrito. 
De Lima 8 de Mayo del año 1586. 

De V. P. 
Hijo y siervo indigno y 

JOSEP DE ACOSTA. 



Peregrinación del Hermano Bartolomé Lorenzo, antes de ser de la 

Compañía de Jesús. 

Bartolomé Lorenzo, natural de un pueblo pequeño llamado la 
Laguna de Navarro, en el Algarbe, junto al cabo de San Vicente, 
siendo de veinte ó veintidós años, salió de su tierra para las In- 
dias por haber sucedido cierta desgracia en que fué afrentado 
cierto hombre de bien; y aunque él uo tenía, en efecto, la culpa, 
bahía sospecha contra él. Y su padre, que se llamaba Vicente Lo- 
renzo, por quitarle de la Justicia, le hizo embarcar en un navio 
que pasaba á las Indias occidentales, aviándole lo mejor que pudo 
y dándole algún dinero con que se pudiese entretener. Salió el 
navio del puerto de Villanueva con deseo de ir á cargar á la isla 
Española, de corambre. Dióle un muy fuerte temporal; luego 
otro, que los llevó á Fuerteventura , isla de Ganarías, y después 
adelante otro más recio, que dio coa ellos en unas islas despobla- 



230 BOLBTÍN DB LA RSAL AGADBICIA DB hk HtSTOBIA. 

das y de bagíos peligrosos. Ea una destaa, que se llamaba isla de 
Carneros, surgieron, y saliendo el piloto á tierra con Lorenio y 
otros, cuando volvieron, de allí á poco, hallaron el navio menoB, 
porque el maestre» sobreviniendo un buen temporal, quiso gozar 
del y salir de aquel lugar peligroso, y así, sin más esperar, alzó 
velas y fuese. Causóles gran turbación no hallar su navio , ma- 
yormente que la isla era seca, sin agua ninguna de beber, aun- 
que tenía gran cantidad de ganados de cabras y ovejas. En fin, 
fueron en el batel entre aquellas islas hasta que llegaron al pa- 
raje donde iba la nao, y la alcanzaron porque los había aguar- 
dado. Con el mismo buen tiempo tomaron á Cabo Verde, donde 
babian de comprar cantidad de negros, como lo usan, y Uevallos 
á la Española á rescatallos por cueros. 

2. En Cabo Verde, como la tierra es calurosa y enferma, aun- 
que el Obispo de allí los regaló bien, adoleció gravemente Loren- 
zo de calenturas y cámaras, de las cuales llegó á tanto extremo, 
que por buenos días ninguna cosa comió , y teniéndose del todo 
por sin remedio, escribió una carta á su padre que él quedaba ya 
casi muerto; que no tuviese más cuidado de saber del, sino sólo 
hacer bien por su alma. Estando así, dejado de todos y sin nin- 
guna esperanza de vida, entró una mujer (ésta no sabe ó no quiere 
decir quien fuese, mas de que nunca le había visto antes ni des- 
pués la vido), la cual le dio una alcarraza muy grande de agua 
y le mandó bebiese hasta se hartar, y con ser allí cosa noto- 
ria que el beber agua los que tienen cámara les mata, Lorenzo 
bebió hasta que no pudo más, y luego le cayó un sueño profundo 
que le duró un día y noche, y viniendo no se quien acaso donde 
él estaba, le despertó, y se halló sin hastío y con buena gana de 
comer, y asi lo pidió, y estuvo tal, que luego lo llevaron al navio 
para pasar adelante con su viaje de Santo Domingo, en el cual 
también tuvieron brava tormenta, y el agua que se entró fué 
tanta, que andaba Lorenzo bañado hasta la camisa. 

3. Tomaron la isla Española por la banda del norte y dieron 
fondo en Montecristi, adonde sobreviniendo tres navios franceses 
luteranos, los portugueses todos fueron presos y muy maltrata- 
dos. Hacían los luteranos burla dellos llamándolos papistas, y 
tomando pedazos de cazabi , alzábanlo á manera de hostia para 



PBRBORINACIÓN POR Lk8 INDIAS OGCXOBNTALBS. 23t 

inofar de la Misa. A Lorenzo, porque le hallaron un rosario, le 
«dieron muchos golpes y puntillazos, y al fin se resolvieron en 
matarlos. En esto llegó otra nao grande, también de corsarios 
franceses, que venia del Brasil, en la cual venía un capitán prin- 
cipal, aquien todos aquellos franceses reconocían. Este, sabido 
de los portugueses presos, los mandó traer á su nao,^y por ser él 
católico ó más humano, los trató bien y al ñu mandó los soltasen 
y echasen á tierra, y á pesar suyo lo hubieron de hacer los lute- 
ranos. Había, de do estaban surtas las naos, que eran grandes, 
hasta el puerto, una legua; y en medio del camino los luteranos, 
rabiando porque se los hacían soltar contra su voluntad, los echa- 
ron del batel á la mar y hubieron de escapar nadando, y Lorenzo 
entre ellos, aunque con más trabajo, por haberle arrojado de 
golpe un luterano y hallarse cargado de ropa. Délos portugueses 
sólo murió uno, ya en tierra, al cual Lorenzo enterró ea una 
ermita. 

4. Quedándose, pues, en la isla Española , como su padre le 
había dicho, fué de Montecristi á la ciudad de la Vega con harto 
trabajo. Allí enfermó gravemente de calenturas, que le duraron 
nueve meses, sin poder arrostrar á comer las comidas de la tie« 
rra, mayormente el cazabí, que tan seco y desabrido es. Gonva- 
lesdendo pasó á Santo Domingo, donde otra vez enfermó, y en 
sanando empleó algún oro para ganar algo en no sé que cosillas 
-que compró para la Vega. A la vuelta, la recua de los negros per- 
dióle casi todo lo que llevaba y él enfermó de nuevo en Santiago 
de la Yega, otra ciudad de aquella isla, aunque ya ahora está 
•despoblada por terremotos. En esta enfermedad le dio Nuestro 
Señor aborrecimiento de hacienda y deseo de soledad, y ya con- 
valescido, como él era criado en el campo y le daba en rostro el 
trato y bullicio de la gente, salíase muchas veces al campo y allí 
se estaba á solas. Uu día, yendo un amigo suyo á cazar puercos 
para comer, que hay innumerables alzados al monte, fuese Lo-- 
renzo con él á caballo con una desjarretadera y cuchillo, y lle- 
vando muy gran manada de muy buenos perros , entráronse por 
el monte ó arcabuco, donde por la aspereza y matas se hubieron 
de apear y arrendar los caballos. Los perros, sintiendo caza, co- 
menzaron á seguirla, y parte de ellos, saliéndose del bosque, die- 



1 



232 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA H18T08IA. 

ron ea acosar un toro bravísimo que andaba en una sabana 6- 
prado; siguiéndolos Lorenzo, y pensando que era la caza de puer- 
cos, á deshora rió el toro cerca de sí y hallóse sin remedio, por 
no haber árbol ni peña donde pudiese guarecerse, y así se deter- 
minó esperarle, teniéndolo por más seguro que huir. El toro, que 
era feroz y estaba corrido de los perros, en viendo á Lorenza 
arremetió á furia á él , y fué Nuestro Señor servido qua se en- 
trase por la desjarretadera, que con ambas manos tenía .apuntada * 
á él, y acertó tan bien á la espaldilla del toro, que luego cayó 
allí, aunque Lorenzo no lo vio hasta de ahí á un rato, porque en 
arrojándole la desjarretadera dio á huir, y viendo que no le se- 
guía, volvió y hallóle desjarretado y caído. El compañero, á cabo 
de rato, cuando se juntó con él, quedó admirado del peligro de 
que Dios le había librado. Otra vez, pretendiendo romper por una 
montaña espesa, se recostó sobre un gran tronco ó viga que estaba 
atravesado, y después entendió que era una ñerísima serpiente ó 
culebra, que las hay en aquellas montañas de enorme grandeza. 

5. En este. tiempo, sabiendo que un hombre de bien iba á unas 
minas apartadas , concertó de irse con él , con deseo de salir de 
entre gentes. A pocas jornadas perdieron los dos el camino, de 
suerte que poco ni mucho no sabían dónde estaban ni hacia don- 
de habían de ir ó volver. Esta fué la primera vez que Lorenzo an- 
duvo por los campos perdido: había muchos bosques, ó como acá 
los llaman, arcabucos y cerros, arroyos y quebradas ó guaicas: 
andábanse por allí sin otro tino más de ir hacia el Norte; comían 
lo que hallaban^ y poco ó mucho nunca les faltó; unas veces na^ 
ranjas, cidras ó limones, que con no ser naturales, sino traídos 
de España, hay ya espesos montes destos árboles; otras veces 
guayabas ó plátanos, y otras, verduras. Anduvieron así perdidos 
bien cinco meses, al cabo de los cuales, descalzos, desnudos y be- 
chos pedazos, la providencia del Señor los trajo á vista de unas 
vacas, y siguiendo el rastro dieron en algunos hatos, que hay 
muchos en aquella isla, y de allí los encaminaron á Santiago. 
Era muy paciente aquel compañero de Lorenzo y hecho á traba- 
jos, y así no se congojaba demasiado, antes dat» gracias al Señor 
y le animaba. 

6. Vueltos á Santiago, supo que los Oidores de Santo DomiO'- 



PEREGRINACIÓN POR LAS INDIAS OCCIDENTALES. 233 

go habían mandado hacer información cerca de unos portugueses 
que sin licencia habían Tenido á la isla y rescataban y mercadea- 
ban, y eran estos Lorenzo y los que habían venido con él. Visto 
esto, temiendo que le prendiesen y le embarcasen para Sevilla, y 
allí^ ó le afrentasen ó á su padre le costase parte de su hacienda, 
por no venir á estos términos, acordó de huir y de pasarse á la 
Yaguana, que es un puerto en fin de la isla^ más de cien leguas 
de Santo Domingo. Así se salió á caballo, solo y de noche; y 
como iba sin guía y los caminos son en extremo dificultosos, á 
muy poco tiempo se perdió segunda vez, y dejando el caballo, 
anduvo solo gran tiempo con excesivo trabajo. Los ríos por aque- 
lla banda son grandes y de furiosas corrientes: érale forzoso pa- 
sallos todos á nado: las peñas eran asperísimas, y él iba descalza 
y los vestidos hechos pedazos y podridos del continuo llover. Co* 
mida halló muy poca, porque no había allí frutales ni yerbas co- 
nocidas. Pasaba con unos palmitos ruines ó con unos cogollos de 
bihaos, cuando los hallaba; y alguna vez estuvo sin comer, cosa 
que se pueda llamar comida, diez días. El mayor trabajo fué las 
inmensas lagunas y pantanos por donde le era forzoso andar mu- 
chos días y noches, y tomándole la noche en medio del agua,, 
buscaba algün árbol ó palo donde se arrimaba, metido en el agua,, 
porque no había tierra donde salir; y algunas veces que la había, 
tenía esto por mejor que salir desnudo á ser comido por mosqui- 
tos, que hay infinitos y muerden cruelmente hasta parar á un 
hombre como herido de mal de San Lázaro. Estas lagunas se- 
hacían de ordinario en invierno de las muchas aguas que des- 
cendían de los montes, y en tiempo de verano se suelen secar y 
producen mucha Inmundicia de espinas y malezas. Con esto, el 
mayor trabajo que sentía Lorenzo era el caminar por el agua sin 
ver donde ponía el pie, que á cada paso acertaba á ponelle entre 
abrojos y espinas muy agudas; y así tenía gran tiento en probar 
lo primero donde sentaba el pie, y érale forzoso andar muy poco- 
y de espacio. Finalmente, después de muchos meses, porque la 
cuenta cierta del todo la perdió, que no sabía cual día era domin» 
go ni cual viernes, vino á dar también en unos hatos de vacas,. 
muy destrocado y los pies y piernas todo rozado y abierto, y ímk 
liando quien le abrigase , como pudo prosiguió su camino á la 



234 BOLETÍN DB LA RBAL AGADBMU DB LA HISTORIA. 

Yaguana, para donde había salido de Santiago. Allí» del mucho 
^trabajo pasado, especialmente cuando anduvo á caballo ( que por 
sentir mayor fatiga lo dejó) y por las nuevas comidas, enfermó 
gravemente, y estando así enfermo, tuvo noticia del un caballoro 
llamado D. Pedro de Córdoba, que venía de la isla de Jamaica 
buyendo de no se qué pasiones que había tenido, y pretendía dar 
<^onsigo en Portugal. A esta causa vino á ver á Lorenzo y se in- 
formó del de algunas cosas, y le ofreció que en el navio que él 
había venido, que era suyo, podía irse á Jamaica, y que él escri- 
biría á su mujer y suegro para que allá le acomodasen y rega* 
lasen. 

7. Tuvo Lorenzo esta ocasión por acertada, y así como pudo 
se metió escondido en aquel navio, y fueron á tomar otro puerto 
allí cerca, donde los de la isla Española les tiraron y lombardea- 
ron buen rato, como á gente que se iba sin licencia. Estuvo Lo- 
renzo en la isla de Santo Domingo más de dos años en lo que 
está dicho. 

8. Llegado á Jamaica fué bien recibido, y aquella señora, 
mujer del caballero que he dicho, usando.de caridad, como es or- 
dinario con huéspedes en estas Indias, le acomodó y regaló, y le 
<lió un aposento y compañía de un sacerdote. Al cabo de algunos 
días, pareciéndole que él era mozo y aquella señora era mujer, 
acordó de dejar la posada porque el demonio no hallase alguna 
ocasión. Ibase de ordinario á un monasterio de frailes que allí 
había, y otras veces á casa de un mozo amigo suyo , carpintero, 
y por evitar la ociosidad le comenzó á ayudar y labrar de carpia« 
lería, sin otra ocasión más de ocupar el tiempo. Era gobernador 
de Jamaica entonces D. Manrique de Rojas, el cual, teuiendo 
aviso que venían naos de franceses corsarios, repartió, como es 
uso, la guardia y centinela del puerto por todos los que eran há« 
biles para ello; y como en aquella isla hay poca gente, entre otros 
hacían vela á Lorenzo, y dándole esto mucha pesadumbre, y no 
pudiendo i*ecibir licencia del gobernador para salir de la isla» 
pareciéndole que era mejor buscar con cualquiera trabajo liber- 
tad, que estar siempre en aquel captiverio, platicando esto con 
un amigo y aquél con otro tercero muy experto de aquella tierra, 
acordaron los tres dar una trasnochada y ponerse en camino hasta 



PBREGRINACIÓN POR LAS INDIAS 0CGIDJBNTALB8. 235, 

^ir á la otra banda de la isla, doade hay un portezuelo, y desde 
allí, á la primera ocasión embarcarse en cualquier navio que allí 
topasen. Con esta determinacián salieron los tres, y guiando 
aquel que era platico en la tierra, caminaron como quince jorna- 
das, al cabo de las cuales perdió del todo el camino el platico de 
la tierra, y determinó de volver atrás y dejar de porñar. Mas 
Lorenzo y el otro dieron de cabeza en pasar adelante, y al cabo 
de algunos días, viéndose faltos de todo, sin comida y sin camino 
y sin tino, también ellos dieron la vuelta, y al fin atinaron á un 
bohío ó rancho, con el cual había ya primero topado el otro com* 
pañero platico. Estaba allí más de veinte años había un indio 
muy viejo, solo, sin otra criatura humana, el cual, en años pa- 
sados,* por huir de la crueldad y opresión de los españoles, esco- 
gió esconderse entre montes donde jamás pudiese ser visto, y así 
se asombró cuando vio españoles. Todavía de grado ó de miedo 
los acogió en su chozuela y repartió de sus comidillas, que eran 
hartos flacas^ y desta manera vivieron algunos días como gente 
que no sabía vida mejor que poder ya esperar. Entendieron de 
este indio que no les quería manifestar algunos secretos de la 
tierra, temiéndose de la codicia y aspereza suya, aunque le oye- 
ron decir que la tierra adelante había cosas de gran riqueza que 
mucho estimaban los españoles. En conclusión, los compañeros 
de Lorenzo, como hombres descontentos de lo presente y con 
poca esperanza de mejoría , reñían con ligeras ocasiones á me- 
nudo, echándose el uno al otro la culpa de los yerros pasados. 
Lorenzo no sentía mucha pena de aquella pobreza, pero dábale 
gran pesadumbre ver reñir á los dos á cada momento , y temió 
que algún día se había de descalabrar, y él también, á vueltas, 
había de llevar de lo que se repartiese entre ellos. Con este mie- 
do, y con haberle ya en gran parte perdido de la soledad y cami- 
nos de monte, acordó de irse sin dediles nada, y así lo hizo de 
callada una noche. 

9. Aparts^do Lorenzo de los dos compañeros, vino á dar en un 
río que corría entre unas peñas ásperas, y tomando por disinio 
descubrir el nacimiento de aquel río, que á su parecer había de 
ser de una gran sierra, y ponerse de la otra parte hasta dar con 
el ñn de la isla y llegar á la mar. Con este intento, yendo el río 



236 BOLBTÍN OB LA RBAL ACADEMIA DS LA HISTORIA. 

arriba, caminó buen tiempo y vino á bailar que el rio se des- 
aparecía y se cabria de grandes peñas, pero á trechos había al- 
gunas bocas ó pozas que mostraban ir el río corriendo por debajo. 
Siguiendo la corriente del río por estas pozas , llegó á cubrírsele 
del todo, sin saber á qué parte iba, y hallóse en unas grandes pe- 
ñas secas, sin refrigerio alguno. Por esta secura anduvo como un 
mes, sin otra comida masque algunas hojas de árboles, y con 
grandísima sed, por no hallar fuente ni arroyo, ni género alguno 
de agua, y con grandes soles. Sustentábase con chupar por las 
mañanas, con una pajila hueca, algunas golillas de rocío que 
quedaban en pedrezuelas ó hierbas. A cabo deste tiempo, traspa- 
sado ya y consumido, que apenas podía tenerse en pie, llegó á 
un valle muy fresco y fértil donde había agua abundante de 
aquel propio río que á la salida de aquel valle se comenzaba á 
esconder debajo de las peñas que he dicho. H lUó también un gé- 
nero de árboles muy hermosos, con una frutilla muy amarilla, 
del tamaño y hechura de la zarzamora. Su grande hambre y fla- 
queza le persuadían á comer aquella fruta, mas el no saber si 
era ponzoñosa le detenía. En este medio, para satisfacerse, se le 
ofreció un aviso de que se aprovechó entonces y otras muchas ve- 
ces, y fué mirar si comían hormigas aquella fruta, y viendo al- 
guna caída y picada dellas, se dio á entender que no era ponzo- 
ñosa, y así comenzó á probar della, aunque con tiento, hasta que 
del todo se enteró que no sólo era fruta muy dulce, pero también 
muy sana. Con esta misma comida se entretuvo hasta que topó 
en el mismo valle con otra fruta extraña. £ran unos árboles gran- 
des y hermosos, de una muy ancha y fresca copa y de un olor 
admirable que trascendía, y echaban de sí unos racimos cuyos 
granos eran de pimienta propiamente. Déstos comía sin escrúpulo 
y como eran granos calientes de naturaleza, confortábanle el es- 
tómago, que le tenía de hambre y malas comidas flojísimo. Des- 
tas pimientas había en aquel valle muchas, y los españoles no 
habían tenido noticia dellas; después que la tuvieron usaban de- 
Uos como de especies, y aun la misma hoja echada en la olla ó 
guisados daba color y sabor muy apacible. Topó después guaya- 
bas, aunque silvestres, y muchos mameyes, fruta estimada en 
Indias, que tiene el tamaño y hechura mayor que melocotones 



PBRBdRINAClÓH POR LAS INDIAS 0CCIDBNTALB8. 237 

•ordinarios, j tiene dos huesos grandes dentro. De la carne destos 
vían {1) en aquellas islas hacer conserva á manera de mermelada. 
Ultra desto vio algunos puercos de los de España, hechos mon- 
teses, pero no huían, como no habían visto hombres. Destos tam- 
bién comía, matándolos con un cuchillo que le había quedado, 
el cual asió á una vara, y así los hería, y fregando unos palos se- 
ceos con otros, fácilmente sacaba lumbre, y asaba y comía lo que 
le parecía, que no era pequeña abundancia para la esterilidad 
pasada. 

10. A la subida del valle había una sierra altísima. Subiendo 
4 ella Lorenzo, y pretendiendo pasaila, fuese metiendo en una 
montaña tan cerrada y espesa, que al cabo de algún trecho vino 
á perder del todo de vista el cielo y la tierra, porque la grandeza 
•de los árboles y espesura y matas, poco ni mucho no le dejaban 
descubrir campo ni suelo. Anduvo desta manera de árbol en ár- 
bol y de mata en mata como media legua sin ver sol ni tierra, y 
por no perder el tino de la sierra que pretendía pasar , tomaba 
por remedio subir á la cumbre de algún árbol muy alto y desde 
allí atalayaba y marcaba el camino, y caminaba después por 
aquel tino hasta que le perdía, y tornaba á marcalle después por 
«1 mismo estilo. En esta montañailegó á un helechar de infinitos 
heléchos, que como se secaban unos y luego nacían otros, estaba 
•el camino tan alto que jamás asentaba el pie en el suelo ni en 
cosa maciza. La sed que en esta montaña pasó fué excesiva, para 
-cuyo remedio subía á unos árboles muy altos, y en el cóncavo 
que hacen donde comienzan las ramas, hallaba alguna poca de 
agua ó rocío recogido, lo cual chupaba y otras veces lamía, y 
•chupaba las piedras frías y húmedas. Pero para abrir camino por 
los heléchos que dije, acordó hacer fuego que prendiera en ellos, 
y prendió tan presto, como había infinita cantidad de hojas y pa- 
jas secas y palos, y ardió de suerte, que se quemaron grandísi- 
mos campos y cerros en ocho días que duró la fuerza del fuego, 
y el propio Lorenzo se vio en gran riesgo de quemarse, porque el 
fuego iba á todas partes, como hallaba materia, y el remedio que 



<l) QttiMSOUtA. 



238 BOLETÍN DS LA REAL ACADEMIA OS LA HISTORIA. 

tomó fué meterse en unas lagunas de agua que topó, basta que 
pasase; y aunque el humo le fatigaba bien, pero escapó de que- 
marse. Mirando después el estrago que había hecho, vio en el 
propio paso por donde había pasado, una culebra ó sierpe de mis 
de veinte pies de largo y más gruesa que el muslo, que la había 
medio quemado el fuego, y cuando pasó por ella no había sentido 
tal. Porfiando á salir de aquella montaña, al cabo se vio tan per- 
dido y tan sin tino, que acordó volver atrás y dio la vuelta x)Or 
lo mismo que él había quemado, hasta que se vino otra vez to- 
talmente á perder; y hallándose tristísimo por no haber cielo ni 
campo, ni saber si iba ó si volvía, para descubrir alguna salida 
de aquella terrible montaña echó de ver un árbol altísimo en 
tanto grado, qne dice debe haber pocas torres más altas. Era de 
ceibas, de las cuales usan los indios hacer sus canoas, que son 
unos barcos hechos todos de una pieza, cavados dentro como arte- 
sas. A este árbol subió, y como pudo, asiéndose á las ramas y 
bejucos, aunque con trabajo y tardando más de hora y media, 
por estar tan flaco y maltratado, al fin llegó á lo alto. Eu el re- 
ámate y copa de esta- ceiba había un gran asiento que se hacía de 
tres ramas ó gajos grandes en que se partía; allí pensó Lorenzo 
sentarse gran rato, por ir cansadísimo, y cuando llegó, con la 
vista halló una fiera y disforme culebra enroscada allí, que tenía 
su nido. Fué terrible el espanto de un espectáculo tal, y mucho 
mayor el miedo, que si se revolviera tantico la culebra forzoso 
había de arrojarse abajo y hacerse mil pedazos en aquellos palos 
agudos y secos que había alrededor. Como pudo, Lorenzo, alió 
los ojos á su Criador, encomendándose á su clemencia. La bestia 
se estuvo queda, y él, aunque muy cansado , se fué bajando con 
muy buena gana y prisa. 

12. A la subida pudo bastantemente descubrir todo el contor- 
no de aquella tierra, y al tino fué á salir al propio valle que he 
dicho, aunque por parte diferente, de donde tornó á descubrir el 
río ya dicho, y vio en el agua gran copia de unas como piedre- 
zuelas, que relumbraban maravillosamente, y no sabiendo lo que 
eran, aunque á él se le daba poco de cualquiera riqueza temporal^ 
todavía quiso ver lo que eran, y cogió algunas de extraña hermo- 
sura y lustre. Unas eran muy coloradas, otras muy blancas. Al- 



PEREGRINACIÓN POR La8 INDIAS OCCIDENTALES. 239 

gwnos que las vieron después dijeroo que irán rubíes y diaman- 
tes; otros dijeron que no eran piedras finas. El, en efecto, no se 
curó de averiguarlo ni se le dio mucho por ellas. Ya en este pa- 
raje se le había acabado la montaña y arcabuco, y todo era zava- 
nas, sin un árbol ni sombra, y como el sol era grande, ardía todo 
el campo reciamente, por lo cual era forzoso caminar solo de no- 
che y de día buscar alguna hierba más crecida en que echarse y 
pasar el calor. Al cabo de largo tiempo vio unas vacas y tras 
ellas un bohío, del que corrió á ladrarle un perrillo, que no le 
alegró menos que si oyera la voz de un ángel. Llegó á una choza 
y halló una negra vieja, que el negro vaquero era ido al campo. 
Bsta le consoló y regaló, y dio noticia cómo el Gobernador había 
enviado en busca del porque no se perdiese, que en efecto, le 
quería bien, y así hubo orden como llevarle á Jamaica, que es- 
taba 40 leguas de allí, habiendo gastado muchos meses en esta 
peregrinación y rodeo desde que había salido huyendo della con 
los otros dos compañeros por las razones dichas. 

13. Vuelto á Jamaica, descontento de aquella tierra, aunque 
era bien tratado y tenía lo que había menester, trató muy de ve- 
ras de irse á España, y para esto recibió licencia del gobernador 
D. Manrique de Rojas. Ya que él se volvía á España dejando por 
teniente de gobernador á un Pedro de Castro Avendaño, y en fin, 
ya que vCnía la vuelta de España Lorenzo, hubo tormenta dos ó 
tres veces tal que hubo de arribar á Jamaica. Y yéndose á una 
casa de campo, donde estaba el teniente, fué bien recebido en lo 
de fuera, aunque de secreto se le armaba la muerte, porque sali- 
do de la isla no faltó quien le levantase un testimonio grave por 
echar la culpa de otra parte de que había hecho una maldad con 
una señora principal. Lo que oído y creído por el Pedro de Gas- 
tro, que era justicia, había dicho que si Lorenzo no se hubiera 
embarcado y le hubiera á las manos, le había de hacer cuartos. 
En estos pensamientos le halló cuando volvió á la isla, muy ig- 
norante de lal traición, lo cual viniendo á su noticia, él propio se 
fué al teniente, y con mucha determinación le dijo: cSeñor, yo 
vengo á pediros justicia, y quiero que me echéis dos pares de 
grillos y hagáis información de mi, y si halláredes ser verdad lo 
que os han dicho de mí cerca de tal negocio, me quitéis la vida,. 



1 



^40 B.OLBTtN OB LA RSAL AGABRMU OB LA HISTOAIA. 

y si halláredes ser maldad, me bagáis restituir mi honra y que 
flo la pierda por mí tal señora.» Fué tanta la fuerza de la verdad 
y inocencia, que convencido con esto el teniente le dijo: «Entien- 
do que es falso testimonio el que os han levantado. No tengo yo 
que hacer más información, que esto me basta y sobra.» Con todo 
«so, Lorenzo, de puro pesar de ver la maldad que le habían le- 
vantado (que es cosa bien usada en Indias), adolesció gravemen- 
le, y en sintiéndose con alguna mejoría, se fletó para Nueva Es- 
paña, y la propia noche que había de embarcarse recayó de una 
gran calentura, y se fué el navio sin él. El cual, con todos los 
que en él iban, como después supo, con un Norte bravo, dio al 
través en costa de caribes, sobre Veragua, donde se perdieron. 
Después tocó allí oti'o navio que iba la vuelta de Tierra Firme, 
donde deseó mucho Lorenzo embarcarse por venir al Perú, y ya 
que estaba concertado y metido el matalotaje, sucedió la propia 
noche que había de embarcarse, por no sé qué ocasión, irse el 
navio y quedarse él, con harto dolor suyo, teniéndose por des- 
graciado, pues nunca acababa de salir de aquella isla; pero des- 
pués supo la misericordia que Dios usó con él con detenerle otra 
vez también, porque aquella carabela, con no sé qué temporal, 
dio en unos bajíos llamados Gulebi^as, donde se hizo pedazos y se 
ahogaron todos sino fueron tres* el uno de los cuales, que era un 
negro piloto, volvió en otro viaje á la isla y le contó el^uceso. 

14. Al fin le consoló y acomodó el suegro del gobernador en 
una fragata suya nueva que había hecho y enviaba con cazabi á 
Tierra Firme. Así llegó con buen tiempo á Nombre de Dios, don- 
de luego se vino á la iglesia, y vio allí gente del Perú, que tanto 
había oído nombrar, y entre otros á un capitán muy bizarro y 
bravo, el cual dende á tres días, topó que le llevaban en unas an- 
das á enterrar, porque se usaba mucho allí el morir; y no le pa- 
reciendo bien, acordó de pasar á Panamá con un compañero, 
hombre de bien, llamado Pedro de Aguilar, sin ningün miedo de 
los cimarrones, aunque todos se le ponían; pero él decía que si 
topasen los cimarrones, que antes habían de darle de comer, á él 
y á su compañero, que no tomarles nada, y así se fueron, á pie 
y sin otro matalotaje más de un poco de bizcocho. Cerca de la 
venta de la Quebrada le salieron al camino los negros coa sus 



j 



PBRBGRINACIÓN POR LAS INDIAS OGGIDBNTALBS. 241 

lauzas y ballestas, como ellos usan, y habían, poco había, muer- 
to no sé qué hombres por robarles. Lorenzo se llegó á ellos sin 
fniedo, no sabiendo que aquellos eran los cimarrones, y con mu- 
'Cho contento les preguntó el camino, y preguntándole ellos qué 
llevaba, sacó de la capilla de su capa bizcocho, y convidó con él 
al más viejo, que era el capitán, y los negros, viendo su simpli- 
cidad se riyeron y hablaron allá entre sí en su jerigonza, y al 
cabo, no sólo no le hicieron mal, pero aun le ofrecieron del pes- 
cado que ellos traían, y él les preguntó por su pueblo, que era 
Ballano, y dijo se quería ir con ellos. Ya entonces le desengaña- 
ron dicióndole que en su pueblo no vivía español ninguno, y que 
prosiguiese su camino para Panamá en hora buena, y para esto 
le dio el capitán dos negros valientes que le pasasen el río, que 
venía crecidísimo; y aunque Lorenzo y su compañero sabían bien 
nadar, pero no pudieron atinar con el paso á do habían de salir, 
por ser todo arcabucos y montaña tan cerrada como sabemos los 
que la hemos pasado. Dábales el agua á los pechos al pasar del 
río, y si no fuera por los guías que les dio aquel capitán, sin 
duda se perdieran; de modo que los que á otros suelen saltear y 
quitar la vida, á Lorenzo, por su buena fe se la dieron, y así se 
maravillaban después todos los españoles de la humanidad que 
con ellos habían usado, y él se maravillaba también que aquellos 
fuesen los cimarrones que tanto temían. 

15. Cuando entró en Panamá llegó todo su caudal á real y 
medio, y hallando el otro compañero un amigo con quien se aco- 
modar, Lorenzo acordó de irse al hospital, bien mojado y destro- 
zado. Estuvo unos días buscando en Panamá en qué ocuparse, y 
no lo hallando, por ser toda tierra de mercaderes y marineros, al 
cabo se topó con un clérigo que le llevó consigo á una doctrina 
-que tenía en Cepo, 18 leguas de Pauamá. Allí so estuvo dos me- 
ses, aficionado al trabajo del campo, y comenzó á entender en no 
sé qué labranzas ó rozas, y andando un día en aquella montaña, 
se le hincó una caña aguda que le pasó la pantorrilla, y viendo 
que se le hinchaba mucho y hacía mucha materia, acordó de ve- 
nirse á Panamá á curar, y vínose á pie por no haber mejor co- 
modidad, con grandísimo dolor de la pierna y corriendo sangre 
iodo el camino; pero á su parecer el andar le mitigaba el dolor, 

TOMO XXXV. . 16 




242 BOLETÍN DS LA RBAL ACADEMIA OB LA HISTORIA. 

y así andaba sin parar. Entrando en el hospital con licencia deE 
deán, se curó y pasó mucho trabajo de cauterios y otros tormen- 
tos, al cabo de lo cual le conoció un portugués de hacia su tierra 
y le regaló y acomodó de algunas cosas, que tenia allí tienda, y 
después el oidor Villalta, visitando el hospital y pareciéndole 
hombre de bien, se encargó de él y le llevó á su casa á convale* 
cer, donde él y su mujer, que eran personas de caridad, le rega- 
laron, y el oidor le procuró pasar al Perú, viendo su necesidad y 
bondad, y al cabo no pudo por contradecille los demás oidores. 

16. Estando descontento Lorenzo en Panamá y viendo que 
no podía pasar al Perü, trató de irse á alguna isla de aquellas á 
hacer vida en el campo, que gustaba más de ella, aunque la tenía 
muy acomodada donde estaba. En este pensamiento, un día en 
la playa vio dos marineros extranjeros que aderezaban un barco 
para salir^ y preguntándoles dónde iban, y diciendo ellos que á 
una isla no muy lejos de allí y que le llevarían consigo de buena 
gana si quería ir con ellos, el buen hombre, sin inquirir ni ave- 
riguar más, se determinó de ir con ellos, y no bastando aquel 
portugués, su amigo, á disuadille el viaje, al fin le dio mucho 
matalotaje para el camino, y muchas varas de cañamazo para 
defenderse en las islas de los mosquitos. Era el viaje de aquel 
barco muy diferente del que á Lorenzo aquellos extranjeros dije- 
ron, porque habían de ir la costa arriba, la vía de Nicaragua, y 
pasó así, que ciertos negros, como trece ó catorce, que estaban 
labando oro en Veragua, á la mar del norte, por no se qué insulto 
que hicieron, se alzaron contra el maestro, y pasada la Cordillera 
dieron consigo en la banda del mar del sur y allí hicieron ciertos 
bohíos y gualpones y hicieron rosas y sementera de maíz, de que 
cogieron cosa excesiva, porque se dá infinito. Con esto, avisaron 
á su amo, que era un clérigo que residía en Nata, en aquella 
misma costa hacia Panamá, y el clérigo, con su codicia de que 
los negros no se le fuesen y perdiese aquellas piezas, compró un 
barco pequeño y con estos dos corzos, marineros, se fué adonde 
sus negros estaban poblados, y de allí envió el barco á Panamá, 
entre otras cosas, por vino y hostias para decir misa en una 
capilla qi^e tenía hecha. Con esta ocasión volvía aquel barco al 
tiempo que Lorenzo se entró en él, y prosiguiendo su viaje^ 



FEAEGRtN ACIÓN POR LAB INDIAS OCCIDBN'TaLBS. 243 

sobrevínoles un recio temporal, y como el barco era ruin, con 
solos dos marineros, y esos que apenas sabían de mar, ni lleva- 
han aguja, anduvieron perdidos dos meses enteros, siendo camino 
de quince días y aun menos. En esto se les acabó todo el matalo- 
taje que Lorenzo había metido y pasaron grande necesidad, sin 
tener que comer ni beber; tomaban algún marisco, como podían, 
para sustentar la vida. En una isla estuvieron surtos quince días 
y comían iguanas, pero no tenían agua, hasta que hallaron una 
peña que en la menguante de la mar se quedaba con alguna agua 
que, aunque salada, podía beberse. En otra isla estuvieron ocho 
días, hallaron onos, fruta de Indias y hostiones. Otra vez surgie- 
ron en una costa de tierra ñrme y entrando en el monte hallaron 
puercos javalís; á estos cazaban encaramándose en árboles, 
hiriéndoles con una espada enhastada, y érales esta montería no 
muy dificultosa, porque en viendo un jabalí herido y corriendo 
sangre, llegaban luego los otros y mordiéndole le acababan de 
matar, y así le dejaban. De la carne de estos javalís hicieron 
tasajos para proseguir su viaje, pero como eran poco diestros y 
no llevaban aguja de marear, sucedía á cabo de mucho tiempo 
andar perdidos, que se hallaron muy metidos á la mar sin saber 
poco ni mucho donde iban, y así acordaron volver la proa hacia 
tierra y tomarla cualquiera que fuese y dejar ya tan peligrosa y 
molesta navegación. Día de la Natividad de Nuestra Señora en 
Septiembre, vuelta la proa á tierra, reconocieron la primera tierra 
que vieron, y era la propia donde estaba el clérigo que buscaban, 
y así se regocijaron grandemente. 

17. No fué menor el gozo que aquel buen clérigo sintió cuan- 
do vio su barco, que lo tenía por perdido ya muchos días había, 
y mucho más en ver á Lorenzo, por tener consigo un español, y 
así le abrazó llorando de placer. Era este clérigo un viejo venera- 
ble con una barba y cabello largo como en aquel desierto era for- 
zoso tenelín. Tenía una capillita donde decía de ordinapo misa, 
y lo demás estábase metido en un bohío cercado de mucho humo 
para defenderse de los innumerables mosquitos, que es allí plaga 
insufrible; su comida era algún maiz molido, algün poco de ma- 
risco, y desto repartió con Lorenzo de buena gana. A cabo de 
pocos días sucedió un temblor de tierra espantable que duró á la 



n 



244 boletín de la real academia de la historia. 

continua diez y ocho días, con el cual se trastornaron grandísi- 
mos cerros y hicieron lagunas donde cerraban las corrientes de 
los ríos, y como toda aquella tierra era montaña espesísima de 
altísimos árboles y dellos caía tanta multitud con la furia del 
terremoto, fué terrible el espanto y peligro en que se vido Loren- 
zo de que le tomasen debajo y matasen, y así le acaeció algunas 
veces correr un buen espacio pera salir de la montaña, y cayendo 
de una parte y de otra á sus pies gran número de aquellos árbo- 
les, ninguno le hirió ni tomó, quedándose él admirado de esta 
providencia del Altísimo que de tan manifiestos peligros le había 
librado tantas veces. Informándose, pues, Lorenzo de la calidad 
de aquella tierra del clérigo, hallóse del todo atajado porque 
estaba entre dos ríos grandes, especialmente el uno, que no se 
podía pasar á nado, y á una parte tenía indios bravos y caribes 
que comían hombres; á la otra, había una espesa montaña sin 
término. En toda aquella costa no había puerto ninguno, ni 
pasaba por allí navio si no fuese que acaso, viniendo de Guate- 
mala ó Nueva España aportarse por aquel paraje: pueblo de 
españoles ni indios amigos no le había en toda la comarca. Como 
se vido de todas partes atajado, y que le había llevado Dios allí 
para mayores trabajos, dio gracias al Señor y dispúsose á vivir 
por allí el tiempo que Dios quisiera. Los dos extranjeros que 
vinieron con él, fueron con el barco á buscar no sé qué comida 
á la isla ó tierra de Cocos, aquella costa arriba, y no parecieron 
más; lo que se entiende fué que cayeron en poder de indios 
caribes y se los comieron. 

18. Después de haber vivido unos días con el clérigo, pare- 
ciéndole á Lorenzo vida ociosa aquella, se despidió del y se 
apartó la tierra adentro y hizo un rancho donde se metió, y allí 
hacía vida solitaria. Verdad es que las fiestas ó domiugos venía 
adonde estaba el clérigo y le ayudaba á misa, y algunas veces se 
confesaba y raras veces comulgaba. El orden de su vida era éste: 
con su machete ó cuchillo grande que pidió al clérigo, hizo una 
razonable roza, cortando como pudo y quemando parte de aquel 
monte, y sembraba allí su maíz, el cual se daba en extraña abun- 
dancia, y él se ocupaba en cultivallo y cogello, y guardábalo para 
que si Dios aportase algún navio por allí, que en lugar de flete 



PBRB6RINAGIÓN POR LAS INDIAS OGCIDBNTALBS. 245 

le quisiesen llevar por el maíz: comía de este maíz tostado ó 
crudo y rara vez tenía algunos cangrejos que mariscaba con 
mucho trabajo; bebía del río sin tener otra vasija en que guar- 
dar el agua más que bajar cada vez que le aguijaba la sed, una 
gran legua de camino muy agrio. Vestíase de cañamazo que 
le había quedado de Panamá y porque era en aquella tierra per- 
petuo el llover noche y día, teniendo ya roto y podrido por mu- 
chas partes el cañamazo, tomaba hojas grandes y con ellas se 
etibría el cuerpo y cabeza y aun la cara y manos cuando podía, 
porque la plaga de los mosquitos era tan cruel, que le tenían 
rostro, manos y piernas abierto y comido, que parecía más mons- 
truo que hombre, y ni de noche le dejaban dormir ni vivir de 
día, por lo cual á veces se cercaba de fuego y humo para ahu- 
yentar los mosquitos; á veces se metía en el agua hasta ios 
pechos para descansar de sus mordeduras tan importunas. De 
esta suerte vivió apartado en aquel monte ocho meses. Cada día 
por la mañana rezaba sus devociones y el rosario, que había 
hecho de cabuya, dos veces al día. Sentía en su espíritu un 
menosprecio de las cosas del mundo conque vivía contento, y á 
rato tenía algunas consideraciones que no sabe declarar cómo 
eran. 

19. En este tiempo oyó grandes bramidos el monte adentro, 
algunas veces, y creyendo que fuesen toros, no hallando rastro 
ninguno de vacas, preguntó al clérigo que bramidos eran aque- 
llos, el cual le dijo con harta pena, que había por aquella tierra 
gran cantidad de tigres ferocísimos, y que temía que algún día 
habían de dar con él y hacerle pedazos. No por eso dejó Lorenzo 
su choza, y un día, bajando á la playa de la mar para tomar al- 
gunos cangrejos ó mariscos para comer, cuando menos se cató, 
volviendo los ojos vio un grande y bravo tigre junto á sí. Lo que 
hizo fue hacer la señal de la cruz y decir JesiSs, y luego en el co- 
razón á Dios; Señor, si yo nací para ser comido de esta bestia 
fiera, cúmplase tu volutad; ¿yo quién soy que pueda resistir á lo 
que tú ordenas? Esta manera de oración usaba de ordinario en 
los grandes peligros sin haber aprendídola de nadie, más de que 
aquello hallaba en su corazón, y con esto se vio siempre libre y 
salvo de la mano de Dios. Notó Lorenzo que bajaban los tigres á 



I 



246 BOLETÍN ,OB LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

la playa de la mar para pelear coa los caimanes que hay por allí, 
para matallos y comellos, y es una de las más temerosas peleas 
que hay entre ñeras, porque el caimán tiene grandísima fuerza 
y aprieta grandísimamente al tigre, y el tigre, con una ligereza 
extraña entra y sale, y tantas vueltas le da, que el fin le coaie. 
También notó que cazaban javalies en aquellas montañas los ti- 
gres y en fin los mataban y comían encaramándose en árboles 
altos, y desde allí de salto haciendo presa en el javalí. Una tem- 
porada, por mudar algo de su ordinario, parecióle entrar por la 
montaña adentro, llevando consigo alguna cantidad de grano de 
maíz para su comida, y andando por ella vio diferencias y extra* 
ñezas de árboles y otras maravillas de naturaleza grandes, pero 
porque á menudo oía muchos y grandes bramidos de tigres, que 
andaban muy cerca, le fué forzoso volver á su rancho al cabo de 
ocho ó diez días. Daba en aquella tierra un mal de unos gusanos 
que se metían por la carne sin sentir, tan delgados como un ca- 
bello, y se iban engrosando y hinchando más que un dedo, y 
estos causaban recio dolor sin haber remedio en ellos para echa- 
llos (1). Este mal padecían muchos de los negros del clérigo, y ¿ 
Lorenzo fué Dios servido de librarle, que nunca tal tuvo y asi 
aunque con mucho trabajo, se hallaba contento y con buena es- 
peranza que el Señor se acordaría del y le llevaría á morir entre 
cristianos. 

20. Pasando su vida en esta esperanza, sucedió que un barco 
que había salido de Panamá con siete hombres, que sin licencia 
se iban en él al Perú, tuvo tiempos contrarios, y habiendo anda- 
do perdido tres ó cuatro meses, iba la vuelta de Nicaragua sin 
saber la derrota que llevaba, porque el piloto del era poco diestro, 
y navegando por aquella costa, desde alta mar descubrió lumbre 
en la montaña, que era de la que Lorenzo solía hacer para tostar 
su maíz ó para rozar el monte, y como gente que tanto tiempo 
andaba sin saber de sí, determinaron tomar la tierra y informarse 



(1) En la relación del P. Andrade varia; \<Daba en aquella tierra ana enfermedad 
de insectillos, que se metían por la carne sin sentir, que llaman niguas, y se van 
hinchando y engros&ndo más que un dedo, y éstos causan gran dolor, sin haber 
reoiediode «eharlofl íuera, aioo que al prinaipio se prevenga el da^o.*» 



PBRBaRINÁGlÓN POR LAS INDIAS OGGIOENTALBS. 247 

^ODde estaban. Así saltaron del barco y en la playa reconocieron 
pisadas de hombre español, y siguiendo el rastro de la montaña 
arriba, vinieron á dar en el rancho de Lorenzo. Espantáronse ex- 
trañamente de ver un hombre en aqnel traje y figura: la barba le 
había crecido ya casi hasta el ombligo; el cabello, como de un 
salvaje, largo y mal puesto; vestido y tocado lo más de hojas de 
bihaos; el rostro, y manos y piernas, todo hinchado y comido 
de mosquitos; especialmente la nariz y orejas; descalzo y sin 
otro abrigo. El también se maravilló de verlos, y como se cono- 
cieron de Panamá, abrazáronse con muchas lágrimas, y con- 
tando él y ellos sus trabajos y desastres, el escribano del barco, 
que era hombre de más razón, dijo: Abrá Dios ordenado que nos 
hayamos perdido y apostado aquí porque llevemos á Lorenzo 
desta mala tierra al Perú. Lorenzo les dijo como tenía gran can- 
tidad de maíz guardado, que era lo que ellos más habían menes- 
ter, porque morían de hambre, y concertando de irse con ellos al 
Perú, llevólos consigo á despedirse del buen clérigo, el cual con 
muchas lágrimas abrazó á Lorenzo, y muy gozoso de que se le 
hubiese ofrecido aquella navegación de que ninguna esperanza 
había, aunque muy triste de verse quedar sólo, porque no podía 
él en aqu0l barco llevar sus negros y maíz ni él quería dejarlos 
allí, que era toda su hacienda aquella. Salidos pues á la mar dio- 
les un temporal recio que los aportó á superar una isla de cocos 
cerca de Nicaragua: hallaron en ella como más de 40 hombres, 
entre españoles y negros, ocupados en hacer una nao grande, 
que hay por allí excelente madera para naos^ especialmente 
cedros escogidos, y como traían su barco casi todo abierto y muy 
maltratado y toparon allí fragua y todo el aparejo necesario, 
acordaron de aderezarlo bien, porque los de la mar tubieron por 
bueno, acomodándoles lo posible. Era portugués súpito y colérico 
el piloto del barco de Lorenzo, y sobre no se que juego, riñó con 
-el maestre de la nao y afrentóle dándole de palos. Los de la nao, 
viendo el desacato y sinrazón, tomaron el portugués y echáronle 
4ino8 grillos, y luego fueron al barco y tomáronles el timón y las 
velas, amenazándoles que no habrían de salir de allí, y que, 
como á gente fugitiva y que iba sin licencia les habían de cas- 
4igar. 



24% BOLETÍN DB LA RBAL ACADEMIA DB LA HISTORIA. 

21. De esta ocasión se trabó entre los unos y los otros un» 
muy reñida pendencia, porque el escribano del b^rco era hombre 
determinado, y dijo que le habían de soltar su piloto, y Lorenzo- 
y otro compañero cobraron el limón y las velas para volverlas al 
barco, aunque Lorenzo no se había hallado antes en la penden- 
cia, sino en una ermita que tenían allí se estaba lo más del tiem- 
po recogido. En esto, acudieron los de la nao con los negros con- 
tra el escribano y comenzaron á tirarle unas lanzas pequeñas 6- 
dardos, con que le derribaron herido en tierra. Viéndole caído 
Lorenzo, dejó las velas y el timón que llevaba y acudió á valerle^ 
diciendo á voces que dónde se usaba una crueldad como aquella, 
matar á un cristiano de aquella suerte, y diciendo esto, abajóse 
á alzar al herido, y á este propio tiempo le tiraron á él un dardo 
ó lanza que le dio por el lado derecho y le entró por las costillas 
hasta escondérsele todo el hierro en el cuerpo y apuntar al otre 
lado. Sintiéndose herido de muerte y hallándose sólo y sin reme* 
dio, procuró con ambas manos arrancar el hierro del dardo, y al 
fin se le sacó, y yéndose á la sombra de un platanal, á los pocos 
pasos cayó en el suelo. Como vieron los de la nao dos hombres^ 
en tierra casi muertos y otro herido, parecióles recio caso y hi- 
cieron retirar á sus negros y acudieron á los heridos , así estos 
como los otros compañeros de Lorenzo que se habían huido, y 
llegados á él, tuviéronle poi^ muerto, porque le salía aire por la 
herida y no podía hablar ni resollar sino atapándosela con la 
mano. Estando echado, lleno de sangre y la mano puesta en la 
herida, pareciéndole á Lorenzo que moriría luego, pidió confe> 
sión, y no habiendo sacerdote, como pudo alzó su corazón á Dios, 
humillándose á su voluntad, aunque fuese de condenalle, y in- 
vocando á la Madre de Dios, halló en ella tal confianza que de 
cierto le sanaría, que se consoló mucho. En ñn, le llevaron de 
allí, y llegándose á él un muchacho [.orlugués de quien él se fia- 
ba^ enseñado á lo que se puede entender por inspiración divina^ 
le dijo que por amor de Dios no tuviese asco del y que le chupase 
la sangre de aquella herida cuando pudiese. Uízolo así el mucha* 
cho, y sacóle gran cosa de cuajarones de sangre podrida. Después 
pidió Lorenzo á sus compañeros que le quemasen la llaga, pues 
allí no se ofrecía otro remedio, y con no sé que aceite ó mañoca 



PEREGRINACIÓN POR LAS INDIAS OCCIDENTALES. 249 

ardiendo se la lardearon y quemaron; y con esta cura y con estar 
siempre echado sobre el lado herido para que la materia corriese 
hacia afuera, comenzó á tenerse alguna esperanza de que viviría. 
Los de la nao, viendo el desafuero que habían hecho, y temiendo 
que llegados á tierra firme serían castigados por haberse hecho 
jaeces sin serlo, acordaron dejar ir á los del barco libremente, y 
así les volvieron su piloto , velas y gobernalle y aún les dieron 
algún matalotage, y á Lorenzo, por gran regalo, cuatro ó cinco 
racimos de plátanos verdes. Estos, asados, era toda su comida y 
regalo. Así le llevaron al barco, adonde iba echado en un rincón, 
lau desfigurado, comido de los mosquitos y lleno de mal olor por 
la parte de la l]aga,'que no había quien osase llegar A él. Con 
todo eso, se curaba con algunos trapos y hilas, que metía en su 
llaga, y siempre echado sobre ella y la mano puesta en ella. Los 
otros dos compañeros heridos habían escapado con menos peli- 
gro y así andaban en pie, aunque todavía con sus heridas. 

22. De esta suerte siguieron su navegación en el barco lo& 
ocho compañeros, en la .cual les sucedieron grandes infortunios 
por hallar los tiempos muy contrarios. En fin, aportaron á una 
isla despoblada que llaman Malpelo. Desde allí, el piloto se atre- 
vió de atravesar la vuelta del Perú, y como iban pocos y enfer- 
mos y muy faltos de comida, el viento les era contrario y la» 
aguas corrían hacia abajo, no podían casi ganar nada por la bo- 
lina, ni al tiempo de aguaceros marear las velas, y así vinieron á 
descaer al cabo de Manglares, donde viéndose navegar con tanto 
trabajo y peligro, tuvieron su consulta y se resolderon en dar 
con el barco al través y meterse ellos la tierra adentro. Sabida 
por Lorenzo esta resolución, les habló diciendo que mirasen que 
no tenían ellos más seguras las vidas en tierra que en mar,, 
pues vían que aquella era tierra de caribes y sin refrigerio hu- 
mano, y que á él le habían de dejar en aquella playa á que le co- 
miesen bestias ó caribes, que era grande inhumanidad; que mejor 
era probar la mar otra vez, que al fin por la bolina irían ganando 
algo, que con más trabajo lo andarían por tierra. Venció el pare- 
cer de Lorenzo y tornaron á navegar y sucedióles algo mejor, 
porque, aunque con trabajo, pudieron doblar otra punta y llega- 
ron á una tierra donde vieron indios poblados, aunque no cono- 



1 



1B50 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

cidos; y allí, cansados del todo de navegar y faltos de matalotaje, 
en ñn acordaron de zabordar el barco en un arenal y ellos subie- 
ron al pueblo de los indios una grande ladera arriba, llevando á 
Lorenzo en hombros, que de ninguna suerte se podía tener ea 
pie. Llegados al pueblo, no hallaron indio ninguno, que todos se 
habían huido en oyendo españoles. Hallaron, empero, mucho 
maíz y comida; y estando suspensos y muy sospechosos de que 
los indios habían de dar de improviso en ellos , como lo suelen 
hacer, al cabo se estuvieron así cuatro días , y vinieron á enten- 
der que aquellos indios se hablan alzado creyendo que eran sus 
amos que venían en demanda de ellos, y de temor se huyeron y 
no volvieron más al pueblo. 

23. Reformados un poco, tomaron aquí su derrota por tierra 
siguiendo la costa. Ya Lorenzo podía andar algo , aunque con 
gran flaqueza. En este camino pasaron excesivos trabajos porque 
les falló casi siempre la comida, y muchos días juntos no halla- 
ron agua de beber, y chupaban la humedad de las piedras por la 
mañana. Los ríos eran á veces muchos, y grandes los pantanos, 
<londe atollaban sin poderse á veces menear; y sobre todo esto, 
sentían la persecución de los mosquitos, que llaman zancudos, 
que paran á un hombre como herido del mar de San Lázaro. En 
esta peregrinación llegaron á un grande río que tenía de ancho 
más de legua y media, como los hay en estas Indias. Aquí se 
vieron perdidos, porque para pasalle á nado, como habían hecho 
los otros, no había brazos ni fuerzas humanas que bastasen. 
Vado ni barco no lo había, y ansí se estuvieron un tiempo sin 
saber qué harían, y yéndose dos dellos el río abajo, vieron atra- 
vesar dos indios en una balsa, como ellos lo usan , y en parando 
en la ribera metiéronse en la balsa y hicieron á los indios que los 
pasasen á la otra parte. Guando Lorenzo y los otros llegaron, ya 
éstos iban á la otra banda, de modo que no les quedó esperanza 
de pasar, porque los indios no quisieron tornar por ellos. Hicie- 
ron Lorenzo y los que quedaron con él otra balsa, cortando aque- 
llos árboles del monte y atándolos con bejucos, que había por allí 
muchos; y como no eran diestros en balsear, unas veces les subía 
la marea río arriba, otras veces la corriente del río les llevaba á 
la mar, sin ganar camino y con peligro de anegarse, y así les fué 



PBRBGRINAGIÓN POR LAS INDIAS OCCIDENTALES. 25t 

forzoso dejar aquel oñcio y ponerse á esperar la misericordia de 
Dios, que uo les faltó, porque otro día vieron otros dos indios en 
otra balsa y hicieron lo propio que los dos primeros habían he- 
<;ho. En pasándoles, los indios dejaron la balsa y apretaron la 
montaña adentro. Prosiguieron estotros su camino con mucho 
trabajo, y toparon otros dos ó tres indios más humanos, que ba- 
jaban de una sierra, y aunque no se entendieron palabra los unos 
á los otros, el uno de aquellos indios les hizo señas, y siguiéndole 
por guía, les llevó á un pueblo de indios mansos, los cuales, como 
supieron que eran españoles, ordenaron un solemne recibimien- 
to; y el curaca principal, ladino, que había tratado con españo- 
les, salió muy bien vestido á recibirlos con todo el pueblo. Fué 
grande el contento de aquellos indios, y así les trajeron luego, 
-como á porfía, presentes de tortas, frutas y aves; especialmente 
se maravillaron de ver á Lorenzo tan desfigurado, que parecía á 
un defuncto, y sabido que tenía aquella llaga, le trajeron canli- 
-dad de yerbas y medicinas con que ellos curan, y gallinas para 
comer, y lodo con mucho amor; y él, aunque en la comida no 
tenía estómago para cosa de sustancia, en la cura aceptó las yer- 
bas y estuvo allí un poco de tiempo reformándose. 

24. En este pueblo les dieron noticia de Puerto Viejo, y aun- 
que estaban de allí buenas jornadas, todavía se alegraron mucho 
(por tener esperanza de verse entre cristianos y pueblo de españo- 
les. Los otros compañeros de Lorenzo, como estaban recios, fué- 
ronse delante sin esperarle; sólo uno no le quiso dejar, viendo 
cuan enfermo y necesitado iba, y al ñn los dos con gran trabajo, 
después de más de un mes ó dos de camino, tal cual el que arriba 
se ha dicho, llegaron á Puerto Viejo. Lorenzo se fué derecho á la 
iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes á dar gracias al Señor 
de haberle traído á tierra de cristianos. En saliendo de la iglesia, 
luego, la misma noche, le llevaron preso á la cárcel con los 
demás compañeros suyos, los de Puerto Viejo, con aqhaque que 
venían al Períi sin licencia. Este fué el primer refrigerio que 
halló Lorenzo én la tierra que tanto había deseado, pero el capi- 
tán Alonso de Vera, que era juntamente corregidor, los mandó 
soltar y los llevó á su casa, tratándoles bien y dándoles de comer, 
y á Lorenzo hizo que le curase uu cirujano ó barbero la llaga> 



252 BOLETÍN DB LA RBAL ACADEMIA OB LA HISTORIA. 

i]ue con el mucho trabajo del camino y ruines comidas estaba 
todavía enconada. En fin, sanó allí del todo. Todo esto hizo aquel 
(ipilán por su pretensión de que se fuesen con 'él acierta entrada 
ó conquista que aderezaba para no sé qué tierra del reino de 
Quito, y que quisieron que no lo hubieron de aceptar porque no 
los castigasen ó maltratasen. Sólo Lorenzo repugnó reciamente 
diciendo que él no entendía ir á quitar á nadie sus tierras, y que 
aquellos indios no le habían ofendido á él para que les fuese á 
guerrear; y como le porfiaron por bien 6 por mal, fuese á confe- 
sar con el Comendador del monasterio de Nuestra Señora de las 
Mercedes, que allí hay, y tomando, consejo con él, después de 
muchos dares y tomares, el Comendador le mandó que fuese con 
una compañía que enviaba el capitán á ciertos pueblos de indios 
para traerlos á Puerto Viejo y servirse de ellos para cargar en la 
entrada que había de hacer. Esto le aconsejó el fraile, porque 
decía que si no lo hacía, sin duda le tramarían una maraña con 
que ahorcarle, y que en aquél viaje vería cómo se hacía la con- 
quista, y si no le pareciese bien se podría quedar. Lorenzo obe- 
desció al Comendador, aunque con mucha repugnancia de ir 
contra indios, y al fin le dieron las armas acostumbradas de 
arcabuz, espada, escaupil, capacete, y así salió en la Compañía, 
donde le hicieron cabo de escuadra. El caudillo que llevaban era 
un hombre de bien, buen cristiano, y así á las primeras jornada» 
hizo á los soldados una plática encargándoles el no hacer mal á 
indio ninguno y que mirasen que por los desafueros que habían 
hecho españoles á los naturales había Dios hecho castigos gran- 
des en aquella tierra, y otras razones al tono destas, con que 
Lorenzo se confortó algo de ir en aquella jornada. 

25. Era el camino en todo extremo trabajoso, subiendo unas 
tierras altísimas y agrísimas, pasaban grandes ríos y gran parte 
del camino se iba por los mesmos ríos arriba, con la agua hasta 
la cintura por muchas leguas; era la tierra tan agrá que para 
bajarla se echaban sobre las rodelas y se dejaban así, rodando, 
venir los despeñaderos abajo. Pasaron grandes ciénagas, donde 
atollaban hasta encima de la rodilla, y á todo excedía el perpetuo 
tormento de mosquitos zancudos, que no les dejaban dormir ni 
vivir, y así, unos se enterraban todo debajo de la arena ó tierra, 



PBRBaRINAClÓN POR LkS INDIAS OCCIDENTALES. 253 

excepto el rostro; otros se metían en el agua hasta los peches y 
allí se estaban, y buscando algún árbol á que arrimarse, así 
dormían. Duró este camino tal dos meses hasta llegar á la pobla- 
<;ión de indios do les habían enviado. 

26. Vivían aquellos indios, no en pueblos formados, sino 
muchos juntos en unos galpones largos, de treinta en treinta y 
más. Como vieron españoles, dieron á huir. Tomáronles las mu- 
jeres y hijos sin hacelles mal tratamiento, y luego los indios 
vinieron de paz y se dieron, y á ellos y sus mujeres y hijos los 
trageron á Puerto Viejo, atándolos con grandes collares porque 
no se huyesen, y á los niños trayéndolos los soldados á cuestas 
porque no se cansasen. Dieron la vuelta á Puerto Viejo por otro 
camino, y fué mucho peor que el primero; en especial había un 
paso muy peligroso que por fuerza habían de pasar, entre una 
altísima roca y la mar, la cual en tiempo de creciente cubría todo 
«1 camino y batía en la roca, y así era necesario pasar con la 
menguante para no ahogarse. Guando llegó allí la Compañía era 
ya cerca de ponerse el sol y la mar iba creciendo á más andar y 
el camino era un lodazal embarazoso; á esta causa los soldados, 
temiendo no les tomase la noche y la creciente del mar en aquel 
paso, comenzaron á darse prisa, y saliendo de ordenanza cada 
uno sin esperar á otro, se adelantaba; con esto los indios y indias 
iban fatigados, y no pudiendo atener con los soldados y con el 
miedo de ahogarse, llevaban arrastrando sus muchachos, y los 
soldados no querían embarazarse allí con carga. Una india, venci- 
da desta priesa y de miedo, soltó á un hijuelo que tenía, de cinco 
6 seis años, y dejóle solo en aquella peña llorando y gritando y 
«lia fuese de largo; así se la dejaron también los demás, mirando 
cada uno por sí. Cuando llegó Lorenzo, que iba en la retaguarda 
-el postrero aquel día, y vio aquella criatura sola y llorando y que 
de allí á poco se la había de llevar la mar, movióle á compasión, 
y sin respeto del peligro, atóse el arcabuz y armas á las espaldas 
y tomó en hombros aquel niño, y así pasó todo el pantano, que 
era muy largo, llegando con dos horas de noche, cuando su capi- 
tán, echándole de menos sólo á él, le contaba por ahogado. Por 
calvar esta criatura, que después se bautizó, decía Lorenzo que 
había tenido por buena toda aquella larga y peligrosa jornada. 



1 



254 BOLETÍN DB LA RBAL ACADBMXA DE LA HISTORtA. 

27. Vueltos á Puerlo Viejo, baptizaron los niños y el General 
repartió los indios que habían traído entre los propios soldado8^ 
para su servicio y á Lorenzo le cupieron dos ó tres, á los cuales- 
él dejó luego ir donde quisiesen y dijo al Comendador, que era 
su confesor, que le mandase otra cosa, porque aunque le costase 
la vida no iría más á entrada, que él no hallaba por qué razón 
había de ir él á quitar su casa y libertad á otros no habiendo- 
recebido dellos agravio. Con esta resolución y con Consejo del 
fraile se huyó al monte, donde estuvo escondido cuarenta días, 
saliendo sólo á media noche á coger un poco de maíz de que se- 
sustentaba, y con la mucha agua que llovía y el trabajo que 
pasaba, estuvo enfermo de calenturas recias sin abrigo de techo^ 
A cabo de este tiempo, cuando ya entendió que el General sería 
ido, fuese á la iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes, donde 
le tuvo escondido el Comendador otra temporada. Y yendo un 
día el Maestre de Campo, que se había quedado á recoger el resto- 
de la gente, á buscar al monasterio ciertos soldados que se habían 
ausentado, topóse, sin pensarlo, con Lorenzo, el cual era ya fama 
que estaba en Lima, y admirado de verle, díjole que se había de 
ir con él á la entrada, y como Lorenzo dijese que ni él tenía obli- 
gación ni voluntad de hacer aquella guerra, el Maestre de Campe 
comenzó á quererle hacer fuerza y llevarle del monasterio. Bl 
fraile enojado de esta demasía dijo que ponía entredicho si tal 
hiciese; en esto Lorenzo se fué al altar mayor, pareciéndole que 
tendría más respeto á aquel lugar el Maestre de Campo, y como 
aun todavía porfiase en llevarle de allí^ Lorenzo, en un súbito y 
fuerte espíritu le dijo:. señor Züñiga (que así se llamaba el Maes- 
tre) no os canséis en hacerme fuerza, porque ni yo he de ir en 
esta jornada, ni vos tampoco, y si fuéredes, dejaréis la cabeza 
donde la habéis quitado á otros. Fué cosa notable que en oyendo 
esta razón el Züñiga perdió totalmente el atrevimiento y brío y 
juntamente la gana de ir á aquella entrada, porque le remordía 
la conciencia que le trajesen á la memoria cosa que él había hecho 
y no se sabía, y Lorenzo poco ni mucho jamás había oido tal 
cosa, sino que aquello lo dijo como se le vino á la lengua, sin 
saber más. En efecto, el Maestre de Campo le dejó luego, y aun 
dejó la jornada, y á esta causa el General se volvió luego con 



PBRB6BINAGIÓN POB LAS INDIAS OCCIDENTALES. 255- 

la gente que había llevado y la entrada se desbarató del todo. 
28. Con todo ésto, Lorenzo, temiéndose que le ahorcasen, por- 
que se sonaba que había injuriado al Maestre de Campo y que 
había desamparado la milicia, despidióse del buen fraile comea- 
dador, se salió de Puerto Viejo huyendo una noche, y aunque á 
pie, anduvo aquella noche diez leguas grandes y llegó á un lu- 
garejo de indios, llamado Ripirapa, adonde el curaca le dio una 
yegua, porque el Comendador se lo había escrito así, y camia6 
hasta otras veinte leguas, y topando en el camino uno de sus 
compañeros que iba también huyendo, dejó la yegua á un indio 
para hacerle compañía á pie, y asi se entraron por los montes 
y bosques por no ser hallados , donde se perdieron tres días y 
pasaron muchos trabajos con mosquitos crueles y lagunas, y una 
hierba cortadera que los llagaba y ensangrentaba mucho. Final- 
mente, así llegaron á la villa de Guayaquil, donde ya habían lle- 
gado cartas de justicia para prendellos y Uevallos á Puerto Viejo,, 
á requerimiento del General. Con este miedo, no osando entrar 
en poblado, fuéronse á un vaquero portugués, el cual no supo 
otro remedio que les dar sino ponellos secretamente en la iglesia,, 
para que no los sacase de allí la Justicia. Apenas habían hecho 
oración en la iglesia cuando se llegó á ellos un sacerdote llamado 
Villegas, el cual, sin haberles jamás conocido, les dijo que no 
parasen allí sino que se fuesen con él, que él les diría lo que les 
cumplía, y llevándolos al río ó brazo de mar que entra allí, dijo 
á unos indios que llevasen aquellos dos hombres en una canoa 
á cierta ensenada del río abajo, y á ellos dijo que hasta otro día 
le aguardasen allí encubiertos entre la espesura de las matas. El 
compañero de Lorenzo estaba muy dudoso siendo una cosa tan 
poco segura ni pensada. Lorenzo le decía que aquel era sacerdo- 
te, que como ministro de Dios, se debían ñar del, aunque no en- 
tendiesen lo que quería hacer dellos, y en efecto, si aquel buen 
clérigo no pusiera esta diligencia, los prendieran y por ventura 
ahorcaran, como estaba ya prevenido. Aquella noche toda la pa- 
saron con insoportable tormento de mosquitos, y esotro día, en- 
tre nueve y diez, que ya comenzaban á dudar si les habían enga- 
ñadOy vieron venir al clérigo el río abajo con su canoa, cantando 
porque le oyesen y haciendo señas con una toballa para que sa- 



256 BOLBTÍN DB LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

liesen de donde estaban escondidos. Tomándolos consigo llevólos 
á una doctrina suya que tenía algunas leguas de allí, donde los 
regaló y consoló lo posible doce días que se detuvieron con él, y 
desde allí les dio matalotaje y todo recaudo y indios de guía que 
les llevasen hasta Cuenca. Este es camino pestilencial y de cues- 
tas y lodazales y pantanos, muy peligroso, donde padecieron asaz 
veinte días que les duró, especialmente con la común plaga de 
mosquitos, que eran tan rabiosos y importunos, que para poder 
dormir algún rato repartían la noche, y en cuanto uno dellos re- 
posaba, estaba el otro con la capa aventando los mosquitos, y así 
á veces dormían algún ranto y pasaban el trabajo de su camino. 
29. En Cuenca le dejó el compañero, y él se topó con un hom- 
bre de bien^ herrero, que con mucha caridad le tuvo y acomodó 
en su casa algunos meses, y como su deseo fuese venir á Lima, 
vino á Loja y allí se le ofreció una buena comodidad, y que le 
daban cabalgadura y el gasto del camino; y por no venir acompa- 
ñando á una mujer, aunque muy honrada, quiso más venir á pie 
en compañía de unos corzos que venían á caballo, y en todo el 
camino iba él delante con mucho contento, hasta llegar á Sau 
Miguel de Piura, que es 70 leguas de Cuenca. En Piura le daba 
un clérigo caballo ensillado y aparejado, y por no sé que escrú- 
pulo, tampoco quiso, siuo proseguir á pie hasta Nuestra Señora 
de Guadalupe, que son otras 40 leguas, donde estuvo algunos 
días por cumplir un voto que tenía hecho á Nuestra Señora, sir- 
viendo á los frailes augustinos que tienen aquella casa, y convi- 
dándole á que fuese fraile^ jamás pudo inclinarse á ello, sin saber 
por qué. De allí le acomodaron hasta Trujillo, donde estuvo unos 
días, pocos, en compañía de los mismos frailes augustinos, y de 
Trujillo, hallando compañía á su propósito,, vino á vuelta de 
Lima. En el camino, en la Barranca^ enfermó gravemente con 
calenturas recias, que le duraron nueve meses; hincháronsele 
las encías al modo que cuentan de los primeros descubridores de 
las [ndias, que pareoía que se le podrían. Así vino á Ghancai, 
donde una señora noble y cristiana le recogió y curó con mucha 
caridad, y teniendo salud, se quedó en su casa, sirviendo en CO' 
sas de labor del campo al capitán Rui Barba, marido dé aquella 
señora, y sucediendo no sé que descontento, fuese al ingenio de 



PEREGRINACIÓN POR LAS INDIAS OCCIDENTALES. 257 

azúcar de Montenegro, en el valle de Zupe. En este tiempo, sin 
baber tratado ni oído de ésto á nadie^ comenzó á usar de algunos 
géneros de penitencias, vigilia y oración más larga, y siempre le 
pareció que no era aquel modo de vivir que de presente tenía, el 
que á él le convenía para servir á Nuestro Señor con el agradeci- 
miento debido conforme á las muchas misericordias que había 
recibido de la mano del Señor, y los peligros y trabajos de que 
le había librado. 

30. Andando Lorenzo vacilando con estos pensamientos, oyó 
decir que en la Barranca' se ganaba un jubileo, y que unos Pa- 
dres de la Compañía de Jesús le habían traído, y confesaban 
allí á los que acudían; con ésto, dejándolo todo se fué allá y topó 
al P. Cristóbal Sánchez, que esté en el cielo, y quedóse allí unos 
pocos días. El no sabía qué cosa era Compañía de Jesús, ni tenía 
noticia della, pero miró mucho á aquellos Padres y pareciéronle 
bien; especialmente notó su mucha caridad el no negarse á nin- 
gún género de personas por bajas que fuesen, sino tratar con 
todos de su salvación, y juntamente allá, á sus solas, en la posa- 
da, guardar tanto recogimiento. Esto le contentó, y juntamente 
el ver que los de la Compañía traían hábito común de clérigos, 
porque siempre se le había hecho de mal ponerse papilla. Con 
<>slo, sin otras más largas razones, dejó luego su azúcar y ajuar 
y se vino con el P. Cristóbal Sánchez á Lima, donde el P. provin- 
cial Portillo le recogió en casa (1), sin hablar él nada más de andar 
mucho tiempo admirado de que Nuestro Señor, al cabo de tantos 
trabajos le tuviese guardado tanto bien y caridad como halló en 
Ja Compaúía, donde agora con mucha ediñcación le sirve. 

Laus Deo. 



(l) Bl P. Aadrade; «donde el P. Provincial Portillo le recibió por H. Coadjutor, ad 
ifnirándose 61 grandemente de que Nuestro Señor le trajese A tanto bien...» 



TOMO ZZZT. 17 



258 bolbtín db la rkal academia db la HISTOKIA. 



II. 



' EL P. CRISTÓBAL DE CASTRO. NATURAL DE OCAÑA. 

NUEVO DATO BIBLIOGRÁFICO. 

Nicolás Antonio (1), los PP. Agustín y Luís de Backer y Gar-^ 
los Sommervogel (2), y D. Juan Catalina García (3)» citan como- 
primera la edición Complutense del libro del P. Castro, que des- 
cribe así nuestro sabio compañero: 

«Historia Deiparae Yirginis Mariae. Ad veritatem collecta, et 
veterum Patrum testimoniis comprobata, accurateque discuss^, 
per Patrem Christophorum de Castro, e Societate lesu Theolo- 
gum. CEstampita de la Virgen con e8ta$ palabras alrededor: Tui 
tihi offerimus.) Compluti. Ex Officiua Joannis Gratiani, apud 
Yiduam. Anno Domini m.dg.v. 

Suma del privilegio: San Lorenzo en las kalendas de Agosto 
de 1598.— Tasa: 13 de Octubre de 1605.— Erratas.— ^Aprobación 
Fr. Juan Temporal. — Licencia de la Compañía: 12 de Abril 
de 1598. — Poesía latina á la Yirgen, — Dedicatoria al P. Claudio 
Aquayiva, General de la Compañía. — Prefacio al lector. — índice 
de capítulos.— Texto.— Catálogo de autores. — índice de testimo- 
nios escriturarios. — Estampa de la Anunciación. — índice de cosas^ 
notables.— Colofón. 

12 hojas de principios y 620 páginas todo lo demás, en 4/» 

Obtuvo el libro tanta aceptación que en vida de su autor (4) se- 
hizo una traducción castellana (Alcalá, 1607) y una edición ale* 
mana (Maguncia, 1610). 

La edición del año 1605 no fué la primera. 



(1) Bihliotheea hispana nova, tomo i. págr- 242. Madrid, \18S. 

(?) Bibliothéque des éeritains de la Compagnis de JésuSy tomo i, pág. 1127. París, 186*? 

(8) Bnsafo de una Biblioteca Complutense^ núm. 789, pág. 247. Madrid, 1889. 

<4) Falleció en Madrid á 2 de Diciembre de 1615. 



1 



«• 



BL P. CRISTÓBAL DE CASTRO. ?59 

Desde luego, auaqae no imposible (1), parece extraño que la 
obra, teniendo en 1598 todos los requisitos que entonces se nece- 
sitaban para la impresión, y habiéndola el autor dedicado al Ge- 
neral Aquaviva en 9 de Mayo de 1599, tardase nada menos que 
seis años en salir á luz. Afortunadamente un dato irrecusable 
decide la cuestión. Es una carta autógrafa é inédita del P. Castro, 
fechada en Alcalá de Henares (22 Noviembre 1603), donde á la 
sazón residía, y dirigida al P. Alonso de Escobar (2), residente 
en Sevilla, notificándole el envío de cien ejemplares de la Vita 
Deiparae^ encuadernados, y de otros doce en rústica; éstos para 
venderse en la capital de Andalucía y de su importe pagar el 
coste de la expedición de aquellos al Perú y á la Nueva España. 
La impresión se había hecho en Alcalá y terminado dos meses 
antes (Septiembre 1603) en presencia y bajo la dirección del 
Autor. 

La carta está en mi poder por donación de su poseedor, que no 
gusta de que se publique su nombre. Forma parte de un legajo 
de papeles, en cuya carpeta se lee: «Papeles de los Jesuítas, que 
se recogieran de los legajos, vendidos á algunas tiendas de merce- 
ría, y iban gastando los tenderos en su despacho diario, en Sepr 
tiemhre de i784. Fueron del colegio imperial (3).» 

«Cartas de los Generales Claudio Aquaviva, Mucio Viteleschi, 
del Provincial de la provincia de Toledo el P. Alonso del Caño^ 
del P. Christoval de Castro, Autor del libro Historia Deipar^ 
(Alcalá, Noviembre de 1603) y otras de otros jesuítas de varia 
correspondencia de Indias y España poco importantes.» 

«Fórmula de la profesión del P. Martín Esparza (4). 

Algunas cartas edificantes de muertes de jesuítas. La del 
P.« Pedro Villar en Burgos en 1765 (5). 



(1) Bn caso análogo se halló la Vida de la Venerable Maria de Jesúe^ escrita por el 
Dr. D. Blas Franoo Fernández, cura párroco de Vilíarrobledo y de Fuencarral, como 
■e yerá en el articulo siguiente. 

(2) Fallecido en 90 de Junio de 1622. 
(S) De Madrid. 

(4) Valladolid, iglesia del Colegio de San Ignaoio, 1 Mano 1689, ante el Provincial 
P. Alonso del Caño. 

(5) Falleció en Salamanca á 21 de Febrero de 1*765. Va dirigida per el P. Ignacio 
Oaorio con fecha del 28 al P. Rector de Borgos. 



1 



260 BOLETÍN DE LA RBAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

Copia de tres cartas del P.<* General VinceDcio Garrafa á los 
Provinciales de Gastilla en 1648.» 

La carta del P. Cristóbal de Castro es autógrafa, ó de puño y 
letra toda ella del Autor, como se puede ver cotejándola con los 
dos tomos que escribió de la Historia del Colegio de la Compañta 
de Jesús de Alcalá de Henares hasta el año Í599, que dejó inédi- 
tos y que felizmente se conservan (1). 

Esta carta es además interesante á la historia literaria de Méji- 
co y del Perú. Copiada textualmente dice así: 

(Sobrescrito.) Al P.« Alonso de escobar de la comp.' de Jesüs, 
en Sevilla. — Con una sera de libros. 

Pax christi. 

Enbio á Y. R. (2) una sera de libros que, dos meses ha, acavo 
de imprimir, cuyo título es Historia Deipar? etc. como verá V. R., 
para que Y. R. me haga charidad de se encargar de guiallos á 
Indias. Yan ciento enquader nados y doce en papel. Los cuento 
para que Y. R. los parta, y enbie los 50 á México, y los doce para 
que Y. R. los haga vender ay á la tasa que es ocho reales y me- 
dio, y pague dellos el coste que se hiciere. Y porque me dice que 
por enero se parte la flota del perú, y por San Juan la de la 
nueva españa, si visto el libro le pareciere á Y. R. que los ciento 
se despacharán bien en el Perú, pues ay harto tiempo para enbiar 
otros para méxico, Y. R. los enbíe todos al perú. Todo lo dexo á 
la prudencia de Y. R., y me avise de lo que hiciere y yo deva 
haver. En todos nos hará Y. R. charidad; y mándenos, que acá 
avrá correspondencia en lo que fuere gusto de Y. R.; y encomién- 
denos á Dios en sus santos sacrificios y oraciones. 

De Alcalá, Noviembre 22, de 1603. 

Christóhal de castro. 

Allá se pague el porte (3). 

Madrid, 30 de Junio do 1899. 

* FiDBL Fita. 



(l) BoL-?TÍN, tomo jxxiu, págrinas 461, 512 y 566. 
(2 1 Vuestra Reverencia. 

(9) (Al respaldo.) Alcalá 22 Noviembre 1008. P. Ohristóval de Castro. Dise wmo 
anbía 100. libros Deipare, enquadernados para indias y dote en papel. 



BLAS FRANCO FERNÁNDEZ. 261 



IIL 

BLAS FRANCO FERNÁNDEZ, 

ESCRITOR MURCIA.no DEL. SIGLO XVII. 

Antecedentes. 

Muy cortos anduvieron y andan de noticias, y (lo que peor es) 
equivocados, los biógrafos y bibliógrafos que han descrito la vida 
y obras literarias de ese varón ilustre del siglo zvii. 

« 

1. — Bibliotheca hispana nova, sive hispaDornm scríptorum, qui ab 
EDno MD ad MDCLxxziv ñoraere, notitia, auctore Nicolao Antonio Hispalen* 
8i, etc. Nunc prímum prodit recognita, eméndala, aacta ab ipso auctore. 
Tomo 1, pág. 229. Madrid, 1783. 

«P. Blasius Franco Fernandez, Murcianus, parochus oppidi 
de Jumilla, deinde oppidi de Foncarral, theologus doctor scripsit: 

Vara de Jesé y su divino fruto j Vida de Jesús y María. Poema 
heroyco con discursos históricos , políticos y morales, tribus parti- 
bus. Matriti, apud Julianum Paredes, 1670, en 4.% 

^sta segunda edición de la Bibliotheca nova se hizo por D. To- 
más Antonio Sánchez y D. Juan Antonio Pellicer, valiéndose de 
los apuntes que dejó Nicolás Antonio al fallecer en Madrid á 16 
de Abril de 1684. Marginales dé la primera edición (Roma, 
1672), existen en la Biblioteca Nacional (1); pero ningün rastro 
allí queda de mano del insigne bibliógrafo Hispalense que pueda 
fundar el artículo, tocante al Dr. Franco Fernández, cuyas obras 
impresas en 1674 y 1675 debió conocer y reseñar en papel sepa- 
rado; siendo muy de sentir que los Sres. Sánchez y Pellicer die- 
sen tan pobre cuenta de su cometido. El verdadero año de la 
edición del poema no es 1670 sino 1674. 



(1) 8«eei6D de libros raros y preeiosos. i?, 292if, 2924. 



262 BOLBTÍN OB LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

2,-^ Anotaciones manwcritas de D. Andrés González de Barcia 7 Car- 
vallido (t 4 Noviembre 1743) á la primera edición de la Bibliotheea nova 
de Nicolás Antonio. En la Biblioteca Nacional (R, 1276^ art. Blasius). 

«Blas Fraaco Fernándea. Vida de Marta de Jesús. Madrid, 1675, 
en 2 volúmenes.» 

3.— Crónica de la santa provincia de Cartagena, de la regalar obser- 
vancia de Nuestro Padre San Francisco; su autor el R. P. Fr. Pablo Ma- 
nuel Ortega, lector de filosofía y cronista de la misma provincia. Parte 
segunda, páginas 267 7 268. Murcia, 1746. 

«Vida admirable de la extática virgen y gran sierva del Altí- 
simo, María de Jesús, decoroso lustre de la Venerable Orden 
Tercera de Penitencia secular, de Nuestro Padre San Francisco. 

Escribió con dilatada pluma la maravillosa vida de esta ilustre 
muger el Doctor Don Blas Franco Fernandez, cura que avía sido 
de diferentes iglesias en el arzobispado de Toledo, y entre ellas 
de la parrochíal de Villa- Robledo, patria dichosa de esta santa 
virgen, y la dio ala imprenta distribuida en dos tomos en quarto, 
el año 1675. Estendióse mucho este Autor en dicha vida; porque 
hizo assumpto ó empeño de elucidar todos aquellos puntos, ea 
que le pareció que podía hallarse alguna dificultad para que co- 
rriese sin el más leve tropiezo dicha Historia. Ciertamente que 
pudo escusar mucha parte de su trabajo; aunque escribió en tiem- 
po sobradamente escrupuloso, por no estar como aora tan mani- 
fiestas y apuradas las circunstancias que puntualizan los límites 
de non cultu. Los principales instrumentos y materiales, que sir- 
vieron á dicho párroco para formar esta Vida, fue una informa- 
ción jurídica, que el mismo hizo en Villa-Robledo de orden y 
comisión del Eminentísimo Señor Don Pasqual de Aragón arzo- 
bispo de Toledo. También le sirvieron mucho unos papelea, que 
dexó escritos el Confesor primero que tuvo esta Sierva de Dios, 
que fué el venerable y estático varón Fr. Francisco Castaño..., y 
estos papeles alcanzan hasta el día 7 de Agosto del año de 1643. 
Se queza el Doctor Franco y siente la desgracia de no aver podi* 
do descubrir otros papeles que dexó su confesor segundo^ que lo 
fué el Venerable P. Fr. Juan de Cañizares; y el efecto de esta 
pérdida nos alcanza á todos. A estos materiales uniremos los po- 



BLAS FRANCO FERNÁNDEZ. 263 

•eos que adelanta el R. P. Jubilado Fr. Juan Baavedra, ya citado, 
-en un Memorial que trabajó de la Vida de esta Venerable Sierva 
de Dios, aunque lo dexó imperfecto y sin finalizar. Confiesa tam- 
bién este Padre que aviendo hecho varias diligencias para descu* 
brir estos papeles del Venerable Cañizares, tampoco tuvo ]a 
, suerte de conseguirlo... Ai fin con estos expresos materiales y 
algunos otros sueltos, pero muy soguros, paso á disponer la Vida 
de esta extática y maravillosa Virgen.» 

4. — Eistoria de la muy noble y Isal villa de ViUa-Bobledo en Ja provincia 
de la Mancha alta en el reyno de Toledo, con algunos 'elogios y vidas de 
varones ilustres. Escribióla el P. Francisco de la Caballería y Portillo, de 
la Compafiia de Jesús, natural de la villa, pág. 13. Madrid, en la oficina 
de Manuel Fernández, afio 1751. £n 4.o 

«Los manuscritos, que he registrado, son del archivo de Villa- 
Robledo, de los que se valió el Doctor Don Blas Franco Fernán- 
dez en la vida que escrivió de la prodigiosa y extática virgen 
María de Jesús natural de ella.» 

5. — Catálogo de poemas castellanos heroicos, religiosos, históricos, fabu- 
losos y satíricos, por D. Cayetano Rosell, en el tomo xxix, pág. xxti, de la 
J3iblioteea de Autores españoles, Madrid, 1864. 

«Franco Fernandez Blas. La Vara de Jesé y su divino fruto. 
Vida de Jesús y Maria, Poema heroico con discursos históricos, 
políticos y morales, en tres partes. Madrid. Julián de Paredes^ 
año 1674 en dos volümenes.» 

En los dos volúmenes no se -comprenden las tres partes, como 
parece indicarlo el Sr. Rosell, sino la primera del poema, dividi- 
da en ocho libros^ ó rapsodias, de octavas reales. Acertó el señor 
Rosell en ssñalar el ano verdadero de la edición (1674), desesti- 
mando por erróneo el 1670, indicado por la segunda edición de la 
Sibliothena hispana nova. 

6. — Biografía eclesiástica completa, tomo vii, pág. 831. Madrid, 1854. 

«Franco. — Nicolás Antonio en Biblioiheca Hispana Nova cita 
dos autores de este apellido: el uno llamado D. Blas Franco Per- 



f ■ 



264 BOLETÍN OS LA REAL ACADEMIA DE LA HISTOAIA. 

uández, natural de Murcia, cura párroco en Jumilla y en Fuen- 
carral , teólogo y doctor que escribió Vara de Jesé y su divino^ 
FrutOf Vida de Jesús y Maria^ Poema heroico con discursos hisió* 
ricos ^ políticos tj morales^ obra dividida en tres partes^ Madrid 
imprenta de Julián de Paredes, 1670, en 4.®; y Manuel Franco 
de Cora y Vaamonde, religioso portugués de la Orden de Avis^ 
que escribió del Rezo y obligawnes de la misma Orden, Ma- 
drid, 1658.» 

7. — Serie de los obispos de Cartcígena, por D. Pedro Díaz Cassou, pág. 144. 
Madrid, 1896. 

«El murciano Dr. Blas Franco Fernández, cura de Jumilla y 
después de Fuencarral, publica casa de Paredes, en Madrid (1670) 
Vara de Jesé y su divino fruto, y el poema heroico con discursos 
Vida de Jesús y María.-» 

« 

Triste condición la de los autores, que no atienden á la verdad 
del refrán: c£l buen vecino hace tener al hombre mal aliño». Los^ 
errores y menoscabos de la Bibliotheca hispana nova que repro- 
duce el Sr. Díaz Cassou, los aumenta con suponer que fueron 
dos, ó diversas, las obras tituladas Vara de Jesé y la Vida de 
Jesús y Marta, siendo así que ambos títulos lo son de un solo 
poema heroico. 



Noticias inéditas, sacadas del archivo de la parro-^ 
quia de Fuencarral, y facilitadas por el actual pá- 
rroco D. José Pinto 7 Carvajalero. 

8.-^17 Enero 1678. Testamento del Dr. Franco, en el libro de funda- 
ciones, íol. 96-116. 

Después de haber declarado que había sido por oposición cura 
propio, ó párroco, de las villas de Jumilla, Arcicóllar, Lozoyuela 
y Villarrobledo, y que al presente (17 Enero 1678) lo era de Fuen- 
carral, da las noticias literarias siguientes: 

«Declaro que yo tengo compuestos dos libros de la universal 
Redempción^ los qitales tengo dedicados, el primero al Rey nuestro 



..V- 



BLAS FRANCO FERNÁNDEZ. 26S 

Señor ^ y el segundo á la Serenmma Señora Reyna de España (1); 
y por ser obra en que he trabajado casi toda mi vida y de grande 
utilidad para toda la christiandad, encargo al capellán, que yo 
nombrare en este mi testamento, de dicha memoria que yo tengo 
de fundar en él, que en caso que yo no lo haga antes de los días 
de mi fallezimiento, los lleve á sus magestades para que, si fue* 
ren servidos, los hagan dar á la estampa y sacar á luz. 

Y asimismo declaro tengo Qtro libro compuesto del martirio 
del Santo Niño, que padeció por la perfidia judaica casi todos los 
tormentos que Christo nuestro Señor en $u Pasión; el qual tengo 
dedicado á el Sereníssimo S.*" D.^ Juan de Austria, á quien encar- 
go á el dicho capellán, que yo nombrare, le lleve para que Su 
Alteza disponga de lo que fuere servido. 

Iten, declaro tengo asimismo en mi poder un libro de la se^ 
gunda parte de la Vida de Jesús y Maria^ cuya primera parte 
tengo ya impresa^^y dediqué á la Ex.*"» Duquessa del Infantado 
y á el S.*" Duque del Infantado. Mando que, si quando yo falle- 
ciere no dejare impressa dicha segunda parte, se lleve al Ex.™° Se- 
ñor Duque del Infantado, Conde de Saldaña; á quien suplico 
haga se imprima porque no quede imperfecta esta segunda parte, 
ó haga Su Excelencia lo que fuere servido. 

Declaro (que) yo tube intento de fundar una hermita en el 
ospital deste dicho lugar de Fuencarral (2) con invocación de El 
Santo Niño de la Guardia^ para lo qual rehedifíqué las paredes de 
la iglesia que ay en él con pilares muy fuertes; y por no estar 
dicho Niño preconizado, ni tener culto universal por la Sede 
Apostólica, se impidió el proseguir dicha obra, mandé que dicho» 
edificios y reparos queden por beneñcio del dicho ospital, porque 
es mi voluntad quede para él. Y porque Diego Bravo, vezino de 
este lugar, ha cargado en dos ocasiones tapias sobre dicha obra y 
no ha querido pagar la mediería que es justicia, encargo á lo& 
cofrades de la cofradía de la Santa Vera Cruz de este lugar cobren 
dicha mediería como parte legítima; y su procedido conviertan 
en reparo de dicha iglesia y ospital. 



(1) CarlOB II 7 Mariana de Austria. 

<2} Bn la actual ermita de San Roque con su antiguo hospital. 



1 



266 BOLETÍN DB LA REAL AGADBHIA DE LA HISTORIA. 

Mando al Lizenciado Fraucisco Nieto presbítero, rezino de este 
lugar, los libros que yo tengo de teología, que son de nombre los 
urtados (1) y han de ser siete ü ocho tomos. Y más mando á el 
susodicho dos libros de mano escriptos (2), que son sobre el fiuarto 
libro del Maestro de las sentencias; y le pido me encomiende á 
Dios. 

Mando se dé al dicho Licenziado Lorenzo Tejedor y Ballecas 
un libro de la Suma de Cruz que tengo. 

Mando al lizenciado D. Juan Martínez Fernández Franco pres- 
bítero, mi sobrino, estante á el presente en este lugar , los libros 
de teología moral que yo tengo, que son las obras de Manuel Ro- 
dríguez (3); y más, primera y segunda parte de Sumas de Vega; y 
le pido me encomiende á Dios. 

Mando se den al cura, que por mí subcediere en este curato de 
este dicho lugar de Fuencarral, todos los manoscriptos que se 
hallaren en mi librería á el tiempo de mi muerte^ para que los 
ponga en la suya; y más dos tomos de Marta y Jesús y Jesús y 
Maria; y le pido me encomiende á Dios. 

Mando que todos los libros que quedaren en la dicha mi libre- 
ría, de Marta y Jesús (4) y Jesús y Maria se partan por iguales 
partes; y se den la mitad al convento de Señor San Francisco, 
que está en la villa de Barajas (5), y la otra mitad al convento de 
la Santísima Trinidad descalza de la dicha villa de Madrid; para 
que los pongan en las librerías de dichos conventos y dispongan 
de ellos lo que (fuere) su voluntad. Y esto se entiende habiendo 
tomado de dichos libros los que le pareciere el capellán que yo 
nombrare de la dicha memoria, que tengo de fundar por este 
mi testamento. » 



(1) Obras teológ-icas del doctísimo Jesuíta P. Gaspar Hurtado (f Ag-osto , 1646). 

(2) Comeatarios teológioos, probablemente en latín. 
(8) Véanse reseñados por Nicolás Antonio . 

(4) Parece error de transcripciónf ó de mala inteligencia del notario, cuando escri- 
l)ió al dictado el testamento. Las obras que á la sazón tenía impresaa el ür. Franco 
eran dos: «Vida de la venerable sierva de Dios Maria de Jesúti»; y el poema heroico, ó 
«Vidade/Mtf^y Maria'*. 

(5) Barajas de Madrid. Su convento franciscano está demolido. 



BLAS FRANCO PBRNÁNDBZ. 267 

9. — 2 AgoBto 1678. Partida de defunción, en el libro 4 de defunciones, 
ióMo 42. 

^El Dr. D, Blas Franco Fernández. 

En el lugar de Fuencarral, jurisdición de la villa de Madrid, <1 
dos días del mes de Agosto de mil y seiscientos y setenta y ocho 
años, falleció el Doctor D.» Blas Franco Fernández, cura propio 
de la Iglesia Parroquial del Señor San Miguel de dicho lugar, de 
sesenta años poco más ó menos. Recibió todos los sacramentos con 
«1 de la Extrema Unción de mano de el licenciado Francisco 
Nieto Martínez, teniente de cura de dicha Iglesia. Fué sepultado 
en ella, en tramo octavo junto á la peana del Santo Christo de la 
Coluna, habiendo testado ante Sebastián Texedor; y mandó por 
s\x alma y obligaciones treinta misas; y pagó á la fábrica el rom- 
pimiento. 

Y lo firmé. El Licenciado Lorenzo Texedor y Ballecas. (Hay una 
rúbrica).» 

10. — 15 Agosto 1678. Gastos de exequias y entierro, que pagó Dofía Inés 
Franco. — Al pie del testamento. 

•Digo yo, el Licenciado Lorenzo Texedor y Vallecas, cura en 
sede vacante, que recibí de la S.*** D.* Inés Franco, como testa- 
mentario del Dr. D. Blas Franco Fernández su hermano difunto, 
que sea su gloria, trescientos y treinta y cinco reales, que importó 
«I entierro y funeral novenario doble con nocturnos á vísperas y 
misas con asistencia de los señores sacerdotes, en esta forma: 

Cuarenta y dos reales de los derechos de la sede vacante. 

Treinta y dos reales de las quatro misas de novenario y entie- 
rro con sus diáconos. 

Veinte y cinco reales del sacristán crucero. 

Veinte y dos del rompimieuto de la sepultura. 

Diez y seis reaíes de los responsos de ida y vuelta á la casa. 

Ocho de asistencia de dos sacerdotes. 

Setenta y cuatro reales, que importan siete vigilias, que se 
hicieron en el tiempo del novenario. 

Gien[to y seis?] de vestuario de casulla y cíngulo con que se 
enterró. 



268 boletín de la real academia de la historia. 

Todo importa la dicha cantidad; y por la verdad lo firmé en 
15 de Agosto de 167tJ.» 

11. — 8 Abril^ 1671. Primera partida de bautismo en que aparece la firma 
del Dr. Franco. — Zibro 6 de bautismos, fol. 88 vuelto. 

cEii este día bautizó personalmente á Manuela hija de Alonso 
Carrasco y de Ana Granados. Permitió, como cura propio de 
Fuencarral, ó dio licencia al P. José Serrano, religioso de los 
clérigos menores de San Cayetano para que bautizase á Gabriel 
hijo de Alonso García y de Ana López. » 

Habiendo fallecido el Dr. Franco en 2 de Agosto de 1678, tenien- 
do sesenta años de edad, poco más ó menos, hay que buscar su 
propia partida de bautismo alrededor del año 1618. 

Noticias sacadas de otros archivos parroquiales. 

12. — Murcia, 28 Junio de 1899. Carta del Sr. Conde de Roche al autor 
del presente Informe. 

cPor encargo mío se ha hecho buscar la partida bautismal 
del Dr. D. Blas Franco Fernández, no habiendo tenido el gusto 
de hallarla en ninguna de las once parroquias de Murcia.» 

18.-~24 Junio 1899. Carta de D. Joaquín Abellán, cura de la parroquia 
de Santiago en la villa de Jumilla. 

<kEí Dr. D. Blas Franco Fernández fué cura propio de ésta de 
Santiago en los años 1646 hasta 1651, según consta y aparece en 
los libros de Matrimonio de las referidas fechas; pues la primera 
firma de dicho señor se encuentra en la celebración de un matri- 
monio que bendijo el 28 de Enero de 1646, y la última aparece 
también en otro matrimonio que bendijo el 4 de Agosto de 1651; 
y en ambos firma Dr. Blasco Franco Fernández.» 

14.^24 Junio 1899. Carta de D. Francisco Reynoso, párroco de Lo* 
xoyuela. 

«He registrado los libros parroquiales, y resulta que en el 
chivo de esta parroquia de Lozoyuela, con motivo de la guerra 



BLAS FRANCO FERNÁNDEZ. 269 

con los franceses á principips de este siglo, al pasar por este 
pueblo incendiaron el archivo parroquial; por cuyo motivo los 
libros más antiguos principian en el año 1766, que es el de ma* 
trimonios, siendo los demás de los primeros años de este siglo. 

Mas al revisar los libros parroquiales de la de Sieteiglesias, que 
principian en 1619, pero que se hallan en completa confusión por 
contener un mismo libro ocho ó diez asuntos diferentes, he visto 
figurar como cura propio del lugar de Sieteiglesias al Doctor 
D. Blas Franco Fernández hasta el año 1655, y la última partida 
puesta ó firmada por él, ó sea 27 de Octubre de 1655; y la primera 
que se ve en el mencionado libro está inscrita en 1652 del 27 de 
Noviembre, advirtiéndose que así como se puede asegurar que 
en 1655 fué la última por sucederle otro, no puede del mismo 
modo decirse que principiaría á regir esa parroquia en 1652, 
porque no existen partidas de ningún señor anteriores; sólo visi- 
tas y memorias, pero sin hacer ilación. 

En resumen, en la parroquia de Sieteiglesias (1) se ve en el 
año 1652 y día 27 de Noviembre hasta el día 27 de Octubre 
de 1655 partidas de bautismo firmadas poi' el Dr. D. Blas Franco 
Fernández como cura propio del mismo lugar: en Lozoyuela no 
existen libros de esa época.» 

16.— 27 Junio 1899. Carta de D. Domingo Sánchez, cura párroco de 
Arcieóllar. 

«Examinados minuciosamente los libros de este archivo parro- 
quial, encuentro en ellos que en el año 1655 aparece como cura de 
«sta parroquia D. Bartolomé de Ortega. En 3 de Febrero de 1656 
figura como encargado de la misma Fray Jerónimo Alcalde, reli- 
gioso de San Francisco. 

En S4 de Abril de i657 aparece por vez primera como cura 
propio de esta parroquia el Dr. D. Blas Franco Fernández, quien 
viene figurando como párroco de esta villa hasta el día 19 de 
Junio de i669. En 24 de Diciembre del mismo año 1662 formaliza 



^ (1) Aneja da la de Loioyuela. 



270 BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

unas cuentas de la cofradía de San, Blas de esta villa; y en ella 
dice el Dr. Franco que lo hace qn virtud de poder que tiene del 
párroco de ésta de ÁrcicóUar, Dr. D. Francisco de Echevarría, v 
que él era á la sazón cura párroco de Yillarrobledo.» 



Obras impresas. 

16.— Obra del Dr. Franco, escrita en Yillarrobledo. 

Vida de la Venerable Sierva de DioSy María de Jesús^ natural 
de Villa-Robledo, de la tercera Orden del seráfico Padre San 
Francisco, virgen extática, prodigiosa, admirable en favores que 
Nuestro Señor la hizo. Trátanse los puntos más dificultosos de la 
Mística Teología y camino de unirse las almas con Dios. 

Escriviólo el Dr. D. Blas Franco Fernández, cura que ha sido 
por oposición de las villas de Jumilla, Lozoyuela 7 Siete-Iglesias,. 
Arcicóllar, Villa-Robledo, y al presente de Fuencarral, jurisdic- 
ción de la villa de Madrid. 

Tomo primero. Dedícase al Emmo. Sr. D. Pasqual de Aragón, 
Folch y Cardona, Cardenal de la Santa Iglesia de Roma, Arco- 
bispo de Toledo, etc. Con privillegio. En Madrid. Por Joseph 
Fernández de Buendía. Año de 1675.— En 4.% pág. 460. 

Tomo segundo. La misma portada y pie de imprenta; pág. 540. 
Va dedicado al Bxcmo. Sr. D. Pero Portocarrero Folch Aragón, 
conde de Medellín, etc. 

Siendo cura de Villarrobledo escribió el autor toda esta obra, 
que dejó acabada en i2 de Mayo de i669 (1). Declara (2) que se 
hizo cargo de esta parroquia en 1662, pocos meses antes que 
cayese enfermo de perlesía el cardenal arzobispo de Toledo don 
Baltasar Moscoso y Sandoval, enfermedad que el Eminentísimo 
había de arrastrar tres años (*h 17 Septiembre, 1665); y así con- 
viene este dato con los suministrados por el archivo parroquial 
de Arcicóllar (3). No bien llegó á Villarrobledo, puso atención el 



(1) Tomo II, pág*. 646. 

(2) Tomo I, pÁg. 149; ii, 4^. 
<8) Arriba, núm. 15. 



BLA8 FRANCO FERNÁNDEZ. 27 f 

Dr. Franco á las memorias recientes de la vida extática y prodi*^ 
giosa (1) de la Venerable María de Jesús, hija de Miguel Lorenzo 
y María Fernández; y ai paso que tomó serios informes para per- 
petuarla, estudió y describió la historia de la villa (2), abriendo 
camino y anticipándose casi un siglo á la única de la misma 
población que cita D. Tomás Muñoz y Romero (3) y que escribió 
y publicó el P. Francisco de la Caballería (4), el cual dista mucho 
de estar al nivel de su cometido. 

Para redactar esta Vida de la Venerable se sirvió, en primer 
término de los escritos del primer confesor y director que ella 
tuvo hasta el 7 de Agosto de 1643. Este fué el P. Fr. Francisca 
Castaño, de quien dice textualmente (5): coy asiste en el muy 
magnífico y santo convento de Santa Clara la Real de la ciudad 
de Murcia, en donde ordinariamente ay muchas religiosas de 
grande santidad y espíritu; que lo sé por ser natural yo de dicha 
ciudad.i^ Del segundo director ó del P. Fr. Juan de Cañizares, 
tuvo meuos noticias; pero del tercero, ó sea del Licenciado don 
Amador Morcillo y Granero, las tuvo cabales y completas. 

En Madrid, á 8 de Febrero de 1668, está fechada la Comi- 
sión (6) que le dio el cardenal-arzobispo de Toledo, D. Pascual de 
Aragón, ordenándole que hiciese información jurídica acerca de 
la vida y virtudes de la venerable sierva de Dios, por ante nota-^ 
rio; y que una vez hecha, la remitiese cerrada y sellada para loa 
efectos convenientes. 

Fruto de esta comisión fué la redacción de la obra en dos volú- 
menes que dejó, como dije, terminada en 12 de Mayo de 1669 y 
presentó poco después á la censura competente, eclesiástica del 
arzobispado de Toledo y civil del Consejo de Estado, con el objeto 



(1) Años 1612 (9 Febrero) — 1653 (f 6 Abril, domingo de Ramos).— Tomo i, pág. 16; 
II. 490. La fecha del nacimiento no es la verdadera. Véase el núm. 21. 
.(29 Tomoi,págiDai| 1-16. 

(8) Diccionario biográjlco-hittórico de los ^níiguos reinos^ provincias, villas^ iglesias y 
santuarios de Bspaña, Madrid, 1858. 

(4) Véase arriba, núm. 4. 
. (5) Tomo I, pá^. 15^. 

(0), Bmxto.d^ asta oomisién e»tÁ copiado jlnteircameatíe en jsI tomo n* pé^U 
nas 486-488. . 



212 boletín db la rbal academia db la historia. 

de obtener licencias y privilegio de impresión. El privilegio de la 
Reina Regente, Doña Mariana de Austria, fechado en Madrid i 
28 de Noviembre de 1670, llama al Dr. Franco párroco de Villa- 
Robledo, reñriéndose al cargo que tenía cuando firmó como autor 
la obra é hizo la solicitud; pero consta por las censuras de apro- 
bación (I), que en 31 de Agosto de 1670 era ya párroco de Fuen- 
carral. Bien es verdad que en los libros bautismales de esta 
parroquia la firma del Dr. Franco no empieza á mostrarse hasta 
el 8 de Abril de 1671; mas ello fácilmente se explica, observando 
que en los siete ú ocho meses precedentes estaría ausente en Ma- 
drid y en Toledo agenciando las medidas oportunas, ó requisitos 
para la aprobación é impresión de la obra. 

Hasta el año 1675 luchó para llevar á cabo la edición de los dos 
volúmenes, cuyos Mecenas, el cardenal arzobispo D. Pascual de 
Aragón (f 28 Septiembre 1677) y D. Pedro Portocarrero conde 
de Medellín, aceptaron la respectiva dedicatoria, que les fué diri- 
gida por el Autor en Fuencarral en dicho año de 1675. 

De este retraso de seis años (1669-1675) se aprovechó el doctor 
Franco para retocar dos hechos ó sucesos, acaecidos en aquel 
intervalo. El primero se refiere ¿ la sepultura de la Venerable, 
<(que he comprado^ escribe (2), á la iglesia (3) para que «ca siem' 
pre de dicha María de Jesús, y que en jamás puedan removerla 
de allí de la manera que lo he dea^do dispuesto, i» El segundo es 
bibliográfico (4), y no sin propósito de echar el anzuelo para 
obtener ayudas de costa, que en balde reclamó de los Duques del 
Infantado. Deseaba el Dr. Franco no morir sin haber visto im- 
presa la segunda parte de su poema, i Vano deseo ! 



(1) Del Dr. D Cristóbal Ruix Franco de Pedrosa y del P. Antonio de la Parra, elé- 
ri^ menor de San Cayetano. 

(2) Tomo II, pág. 4M). 

(8) Parroquial de San Blas en Villarrobledo. 

(4) «A. estas autoridades de estos Padres aludi yo en un Poema iuero de la Vida di 
ÜrUio, en el libro i (estancias l-4>; obra, á mi parecer utilisima para personas oontem- 
plativas, porque entre la dulgnra de los versos se hallan meditaciones y discorridos 
los misterios de nuestra Santa Fe Católica; que saldrá á luz, si nuestro Sefior fuere 
«ervido de darme ocasión y vida para que lo acabe y perflcione. Dixe pues assi en el 
principio del primer libro, que ya está Impresso.» Vida de la Vetterakie, tomo ii, páiri* 
na 200. 



BLAS PBkmO FBBNÁNOEZ. 273 

17.— Kl poema heroico. Imprefltón de los doB primeros volúmenes, ó de 
la parte primera, en 1674. 

La vara de Jesé y su divino fruto. Vida de Jesús y María. 
Poema heroyco coo discursos históricos, políticos, morales y 
místicos, por el Dr. D. Blas Franco Ferüández, cura que fué por 
oposición de las villas de Jumilla, Lozoyuela y Siete- Iglesias, 
Arcicóllar, Villa- Robledo, y al presente de Puencarral, natural 
de la ciudad de Murcia. 

(Tomo I.) Dedícalo al Excmo. Sr. D, Pedro de Aragón, Duque 
de Cardona, Segorve, etc. Con privilegio. En Madrid, por Julián 
de Paredes, impressor de libros, en la placuela del Ángel. Vén- 
dese en su casa. Año 1674. 

En 4.^, páginas 372, con principios é índices sin paginación. 

Un ejemplar de este primer volumen existe en la Biblioteca 
Nacional con la signatura V^» ^^5. En su papeleta de registro, ó 
de referencia, se dota al pie: uTomo í.° ¿No se publicó más9n Tan 
rara se ha hecho la obra; tan hondo el olvido que la rodea. Por 
de pronto cumple decir que ciertamente se publicó el totno 2*^ 
como lo testifica D. Cayetano Rosell (1) y me lo ha ratificado 
D. Mariítno Murillo^ por muchos títulos benemérito librero de 
uuestra Academia, por más que no tenga en su poder este volu- 
men, ni lo haya visto, pero sabe que un ejemplar se halla en 
Sevilla, en la riquísima colección de poetas castellanos que ha 
reunido el Excmo. Sr. Marqués de los Caballeros. 

Abarca el tomo primero cuatro libros, ó cantos en octavas re»!- 
les, separadas á trechos por los discursos de muy escogida y sólida 
erudición en prosa, fundada especialmente en el tratado De vita 
Deiparae^ por el P. Cristóbal de Castro, y en los Comentarios ó 
disquisiciones doctísimas del eximio Doctor P. Francisco Suárez, 
sobre la tercera parte de la Suma de Santo Tomás. Llegan los 
cuatro cantos, ó libros, hasta finalizar en los Desposorios de la 
Virgen con San José; de lo que es fácil presumir que el tomo se- 
gundo ha de comprender otros cuatro cautos, que discurran suce- 
sivamente por los misterios de la Anunciación y Visitación de 



(1) Arriba, núm. 5 

TOMO ZZZT. 18 



^ 



274 BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

Nuestra Señora y los del Nacimiento y Circuncisióa del Niño 
Jesús. 

Al principio del primer volumen se ostenta primorosa lámina 
grabada en acero, que representa á Jesús y á María, teniendo- 
aquel la edad de 30 años , y formando nimbos los ángeles á las^ 
cabezas de los dos entre resplandores de gloria. Debajo de la 
perspectiva corre el lema prof ético (1) Virga Jesse floruit; y en el 
exergo el nombre del artista flamenco que abrió la lámina, expre- 
sando el lugar y el año de tan peregrina invención: Gregorio Fos- 
man fecit, Mfairiii)^ 1674. De este año y del primero de Mayo es 
la dedicatoria, que estando en su parroquia de Fuencarral traz6 
el Dr. Franco y dirigió al Duque de Cardona. 

Las aprobaciones y licencias pertenecen al año anterior (1673). 
No hacen la menor alusión á la edición, que tengo por nula ó 
imaginaría, que los Sres. Sánchez y Pellicer, olvidándose de la 
presente verdadera, achacaron al año 1670, y lo ha sido reciente- 
mente por el Sr. Díaz Gassou (2). 

En las censuras de aprobación consta que versaron sobre un 
Códice manuscrito, dividido en ocho libros, ó cantos, que consti- 
tuían la primera parte de todo el poema, y que trataban de loque 
expresa el título de toda la obra hasta el Nacimiento de nuestro 
Redemptor y su Circuncisión Santísima, 

En el prólogo advierte el autor dos cosas notabilísimas, tocan- 
tes á la redacción y estilo del poema y de los discursos históricos» 
políticos, morales y místicos (3) que lo avaloran y esclarecen. 
Afirma, que desde los primeros años de su edad^ tuvo impuesto 
en el corazón el escribir este poema heroico de la vida de nuestra 
Redentor y Señor y de la Reina de los Angeles, su Santísima 
Madre. Sobre el estilo de la composición declara: «Yo tengo por 
cierto que la verdadera eloquencia, assí en los versos como en la 
prosa, no consiste en hazer las frases de exquisitos vocablos, y no 
por eso es más eloquente el lenguage que llaman crítico y culto, 



(1) Isaías, zi, 1. 

(2) Arriba, números 1 y 7. 

(3) Todos los bibliógrafos, que han dado cuenta de la portada omiten la palabra 
«místicos». 



BLAS FBANCO FERNÁNDEZ. 275 

sino aquel que más bien exprime el concepto de lo que se quiere 
dezir sin abuso en las palabras, con frases lisas, limpias y más 
acomodadas á la inteligencia y más aptas para explicar la verdad 
que se enseña. Algo detesto quiso explicar el universal ingeuiode 
Lope de Vega Carpió en su Corana trágica^ en donde, foL 105, 
estancia primera, dize assí: 

Cándido historiador siempre fué digno 
De eternas alabanzas, si eloquente 
Siguiendo la verdad al palio vino 
Limpio, fácil, neutral, dulce y prudente. 
Porque es la historia epítome divino, 
Donde quanto passó se ve presente; 
Pero de siglo á siglo ay uno apenas ; 
Muchas historias, pero pocas buenas.» 

Algunos datos biográficos del autor se hallan esparcidos en este 
primer volumen. Habla con justo elogio del doctísimo franciscano 
D. Fray Antonio de Trejo y Paniagua á quien ^ dice (1), yo co- 
nocí obispo de Murcia. El cual entró á gobernar la diócesis en 15 
de 1618, alrededor de cuya fecha se coloca el nacimiento de nues- 
tro Blas, que murió en 2 de Agosto de 1678, de edad de 60 años 
poco más ó menos. Bn las partidas de confirmación y ordenado* 
nes, que hizo D. Fray Antonio de Trejo (f Diciembre 1635), hay, 
pues, que buscar alguna compensación á la falta de luz, de que 
^ adolecen las partidas de bautismo, compulsadas por el Sr. Conde 
de Roche en las once parroquias de Murcia (2). 



Obras inéditas. 

18. — El Dr. Franco, en su testamento (17 Enero 1678), expuso 
cómo dejaba sin publicar la segunda parte de su poema que ha- 
bla dedicado á la Duquesa viuda (3) del Infantado Doña Catalina 



(1) PágÍDal27. 

(2) Arriba, DÚm. 12. 

(3) Quedó viuda en 25 de Diciembre de 1675. 



'276 BOLBTÍN DB LK RBA.L ACADEMIA DB LA HISTORIA. 

de Mendoza de Sandoval, y á su hijo D. Qregorío de Silva. El 
manuscrito, después de fallecido su autor (2 Agosto, 1678) , de- 
bía entregarse á ios Duques, madre é hijo, con la expresa reco- 
mendación de que lo hiciesen imprimir; y si así fué, entrar en 
la biblioteca de Osuna, cuyos manuscritos literarios hoy atesora 
]a Nacional. Mas por desgracia, no: figura entre ellos; y Dios 
sabe dónde se oculta, ó si ha perecido. 

El propio objeto de toda la composición se reducía á mostrar 
cómo Cristo vivió en María, su Madre santísima; proposición 
que se deslíe en cuatro estaucias, antes de la invocación acos- 
tumbrada é imitativa de la Eneida en este linaje de poemas he* 
roicos: 

«Muéstrase el sol por una nube al día; 
Como suele en los brazos de la aurora 
Manifestar su luz , cuando á porfía 
El trono de cristal con rayos dora; 
En cuya conjunción bella armonía 
La hermosura de entrambos se atesora; 
Y se demuestra cuando al orbe sube 
Más puro el sol, más candida la nube. 

Nube es María, cuyo albor luciente 
De Cristo Sol recibe; cuya pura 
Majestad, como en trono transparente 
Vive gloriosa, si perpetua dura. 
Es imposible que apartai^e intente 
La hermosura del sol de su hermosura; 
.Y así serán, ya en dulce voz, ya en llanto, 
Los dos asunto heroico de mi canto. 

Cantaré, pues, los triunfos, los loores 
De un Dios y que tanto la piedad le lleva 
Que por librar el mundo de dolores 
z\ margo el cáliz de la muerte prueba. 
Cantaré de una Virgen los honores, 
A quien todo lo humano tanto deba 
Que al Dios, que padeciendo nos merece, 
El mismo ser le da con que padece. 



i 



BLAS FRANCO FBBNÁNDBZ, 277 

La más firtne yerdad» la luz, la guía 
Más cierta de la patria deseada 
Cantaré en Cristo; cantaré en llaria 
La huella de este guía más formada; 
ÍA que en nada de Cristo se desvía 
Bn la estampa que deja señalada; 
Que el discernir los dos es imposible ; 
Por semejante es. casi indivisible. 

Ni Tickuor, ni sus traductores, al dar cuenta de los poemas re- 
ligiosos, salidos á luz en España durante los siglos zvi 7 xvii (i), 
hicieron mención del presente, que bien la merecía. Alguna vez 
dormita el buen Homero. 

19. — Dos líbroi de la universal Redención; ebra, dice su autor, 
en que he trabajado casi toda mi vida. El mismo título dló don 
Francisco Hernández Blasco á su famoso poema épico (2) , distri- 
buido en 26 cantos y 36.000 versos, é histórico desde la crea* 
don del primer hombre hasta la venida del Espíritu Santo en la 
fiesta de Pentecostés. Los dos libros fueron dedicados á los reyes 
Mariana de Austria y Garlos II, solicitando ayuda de costa para 
la impresión. Se han buscado en la Biblioteca Real y en la Na- 
cional; mas no se encuentran. Estaban escritos en castellano; y 
su estilo elocuente, como lo entendía el aotoe, doctísimo, no po- 
día menos de hacerlos muy estimables. 

20.— -¿ítstorta del Santo Niño de la Guardia, martirizado por 
la perfidia judaica^ que padeció casi todos los tormentos que 
Cristo Nuestro Señor en su Pasión. Este libro dedicó el Dr. Franco 
á D. Juan de Austria, hermano del rey Carlos II. Encargó que 
después de su muerte (f 2 Agosto 1678) se llevase el manuscrito 
al Infante «para que Su Alteza disponga lo que fuere servido». 
D. Juan se hallaba entonces en el apogeo de su poder, como pri* 
mer ministro del Rey, pero falleció al año siguiente (f 17 Sep- 



(1) ffMaria de la Literatura española^ traducida por loa Sres. Gayangos y Vedia, 
tomo III, páfirinae 149-155.— Madrid, IH54. 

(2) De la univeraal Redención, k ñaes del sigilo xvi tuvo tras edieionoa en Alcalá 
de Henares, afioe 1564, \frtd y lOOP. 



1 



278 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

tiembre, 1679); y si por ventura le plugo costear la edición, no 
pudo cumplírsele. En la Dedicatoria del libro se contendrían in- 
dudablemente datos notables para la historia del pacificador de 
Cataluña y antagonista de la Reina regente. 

Este libro ha sido hasta hoy completamente desconocido á los 
bibliógrafos. Hay que añadirlo al Catálogo (i) de las obras que 
han historiado el martirio del Santo Niño de la Guardia y su 
gloria postuma. No huelga el repetir aquí lo que el Dr. Franco 
dejó consignado en su testamento (17 Enero, 1578): cDeclaro que 
yo tuve intento de fundar una ermita en el hospital deste dicho 
lugar de Fuencarral con invocación del Santo Niño de la Guardia; 
para lo cual reedifiqué las paredes de su iglesia que hay en él 
con pilares muy fuertes; y por no estar dicho Niño canonizado ni 
tener culto universal, por la Sede apostólica se impidió el prose- 
guir dicha obra.s 

Bueno sería buscar y publicar el decreto de inhibición, com- 
prendido entre los años 1670 y 1678. Ha de encontrarse registrado 
en la Curia del Vicariato de Madrid, ó por lo menos en Fuenca< 
rral entre los papeles del archivo parroquial y los del hospital y 
ermita de San Roque. 



Epitafio d» la Venerable María de Jesús. 

21. — Lo publicó el Dr. Franco en la Vida de la Venerable (2) y 
lo reprodujo el P. Ortega al pie de la letra (3); pero ambos auto- 
res dan por fecha del nacimiento de la Sierva de Dios el 9 de 
Febrero de 1612, y están en contradicción con «1 texto del epitafio 
que imprimen y en que se dice que falleció á 6 de Abril de 1653, 
teniendo de edad 28 años. Para bien afianzar la verdad en asunto 
de tanto interés hagiológico, me he dirigido al actual é ilustrado 
párroco de San Blas, en Villarrobledo, Dr. D. Isidro García, el 
cual en atenta comunicación, que le debe agradecer la Historia, 



O) Boletín, tomo XI , pásr. 160. 

(2) Tomón, pág. 491. 

(3) Crónica de la tanta provincia de Cartagena , tomo ii , pág. éi-JS. Compárese U %8. 



BLAS FRANCO FERNÁNDEZ. 279 

tne ha enviado la copia legalizada de la partida de bautismo y la 
transcripcióQ exacta del epitafio que permanece en el presbiterio 
4e la referida iglesia. La fecha del año natalicio i612 es un error 
^e imprenta; y la verdadera del nacimiento, que se ajusta exacta- 
mente con los años de la edad señalados por el epitafio, no el 9, 
mno el i.* de Febrero de i625f que cayó en sábado, día consa- 
-grado á la Virgen y víspera de la fiesta de la Purificación. 

«Dr.D. Isidoro García, Cura de las Parroquias de Yillarrobledo, 
certifico: 

Que en libro de bautismos de la Parroquia de San Blas de 
dicha Villa, que dio principio en el año de mil seiscientos quince 
y finó en el de mil seiscientos veintisiete, en su folio ciento no- 
venta y uno, se halla eslampada la siguiente partida: 

En esta yglesia Parroquial del Sr. San Blas de Villarrobledo, 
en nueve dias del mes de Febrero de mil y seiscientos y veinte y 
cinco años, yo Sebastian Gorri de Escorza, Teniente de Cura de 
la dicha Iglesia, administré los exorcismos y ceremonias sacras, 
á una niña, que nació en primero dia del dicho mes é año, hija 
de Miguel Lorencio y de Maria Fernandez, legítimamente casados 
y parrochianos de la dicha Iglesia, á la qual abía baptizado en 
casa por necesidad el L.^^ Fran.o® Morcillo; y le fue puesto por 
nombre M.*; fue su padrino Juan Gutierres; y lo &vmé=E8CorQa 
'Gorri. 

Es copia literal en un todo conforme con la original del libro 
y folio, que quedan expresados; y para que conste doy la presente 
•que firmo en Villarrobledo, el primero de Agosto de mil ochocien- 
tos noventa y nueve. 

(Sello de la parroquia.) 

Dr. Isidro Garda (1). 

En el presbiterio de esta parroquial existe y se ve algo deterio* 
Tada por el curso del tiempo la siguiente inscripción, grabada en 
piedra jaspe, alta 1,75 m., ancha 0,49 m. 



.<1) Firma autógrrafa. 



-280 



BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA DB LA HISTORIA. 



Hic expectat resarrec 
tíonem serva Dei M. de Jhs. 
Tertiaria S.^ Fran/* Virgo ex 
tatica mirabilia austerlta 
te rite et rer divinar go 
teplat.* Obiit plena miris 
Virtutibus et magna sanctita 
ti8 fama Anno m . d. o. l. iij die 
VI April. etaüs sa» xxviij. 
Ob memoriom hni' Venera 
bilis Virginia posuit Hlas 
pid* D. D. Blasi* Praco Feí 



nadz. bar. Parrocb. Rector" 
iussa et expesis Eminetis. 
Dni. ac semper Dni. sui (con 
saeta pietate 'et insigni a 
íectu erga personas yir 

«k 

tntibas preclaras) Dni 
Pasqaal de Argo 8. R. 
Eccl.* Oard[in.] Tit S. Balb 
[ine Archi]e[p. Tojlet. Hisp. Ga 
ber. et Primat. Anno h- 

D. o. LX. ViiJ, 



El Dr. Franoo Fernández y el P. Ortega imprimíeroa esle epi- 
tafio y deshaciendo las abreviaturas. 

Eñ un cuaderno de noticias históricas que se conserva en este^ 
archivo parroquial, se hace constar lo que dijo aquel autor aoerea^ 
del descubrimiento de la sepultura en la noche del 4 al 5 de No- 
viembre de 1668, y del notario Alonso Andújar y de los testigos 
que asistieron al acto. Bn el cuaderno se nota que uno de los 
testigos, Alberto Pérez, pintor de Cámara del cardenal D. Pascual 
de Aragón , había venido á esta villa desde Madrid, de orden de 
dicho Eminentísimo á traer el gran lienzo, que se colocó en ^ 
Altar mayor de la iglesia de 8an Bernardo; regalo que hizo dicho- 
Eminentísimo á esta Comunidad (1) por ser de su filiación; y eos 
esta ocasión hizo aquel un retrato de María de Jesús muy pare- 
cido á su original y por sólo informes de los que la conocieron 
, viva. En el mismo cuaderno se {hace constar que el Dr. Franco 
Fernández era párroco de Yillarrobledo en 1670.» 



Madrid, 2 de Agosto de 1899. 



1 



FiüKL Fita, 



(1) De religriosas Bernardu. 



NOTICIAS. 



En la sesión de 23 de Junio fué elegido correspondiente en 
Cuenca el Sr. D. Juan Pío García y Pérez, individuo del Cuerpo 
de Archivos, Bibliotecas y Musqos, autor de una bibliografía de 
Crónicas de las Ordenes militares. 

En la sesión del 30 se votaron también correspondientes, en 
Bogotá, al Ezcmo. Sr. D. Julio Betancourt, Ministro Plenipoten- 
ciario de la Repüblica de Colombia en España, y en Lovayna, al 
Sr. Barón Orbán de Xivry, Senador y literato. 



La Excma. Sra. Doña Emilia Gayangos de Riaño, en su nom** 
bre y en el de su hermano D. José, ha hecho á la Academia 
generoso donativo de 192 voliimenes manuscritos é impresos en 
lenguas orientales y de una colección de cartas originales de 
orientalistas, signiñcando deseo de. que los libros se agreguen á 
los que fueron de la biblioteca de su señor padre que ahora pose» 
este Cuerpo. 



Ha terminado la impresión del tomo xxxix del Memorial histó- 
rico etponol^ que es v de la Historia critica y documentada dé las 
Comunidades de Castilla^ por D. Manuel Danvila. 



La colección ó biblioteca de estudios árabes se ha enriquecida 
en estos días con tres volúmenes, recibidos con mucho aprecio 
por la Academia. Uno, titulado Decadencia y desaparición de los- 
almoravides en Eepaña , que es obra de D. Francisco Codera; 
otro. Las Coplas del Peregrino de Puey Mangón; Viaje á la Meca 



282 BOLETÍN OB LA RBAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

£nel siglo XVI, por D. Mariano de Paño y Rúala, con introduc- 
ción de D. Eduardo Saavedra y dedicatoria á D. Pascual de 
Gayangos, restaurador de los estudios arábigos en España; el 
tercero, El Collar de Perlas, obra de política y administración 
escrita por Muza II, rey de Tremecén, vertida al castellano por 
D. Mariano Gaspar. 



En el Nuovo Archivio VenetOj tomo xvii, parle i, año 1899, se 
contiene (págs. 5-65): Per la congiura cantro Venezia nel Í6i8^ 
Vna Relaiione di Fra Paolo Sarpi ilustrada con varios otros 
documentos por la Señora Doña Eugenia Levi, y juicio crítico 
del libro de Pompeo Molmenti, titulado Sebastiano Veniero e la 
hatiaglia di Lepanto, por Agostino Yian. 



El Académico honorario Sr. Duque de Loubat ha obsequiado á 
nuestra biblioteca con ejemplar de la reproducción en fotocromo- 
grafía, hecha en Roma á sus expensas, del Códice Cos¡nano^ obra 
pictórica de los antiguos Nanas, que se conserva en la Universi- 
dad de Bolonia. Al dicho Códice acompaña descripción impresa, 
•castellana, con el primor y delicadeza mismas de las otras obras 
debidas á la munificencia de. este inteligente americanista, pues 
«s ya el tercer Códice de la especie que da á luz y pone á dis- 
posición de los estudiosos que no puedan examinar los originales 
en la Biblioteca de Bolonia, en la Vaticana Apostólica y en el 
Museo etnográfico de Propaganda Fide, donde se encuentran los 
•originales. 

Otro códice mejicano, reproducido con no menos esmero, ha 
donado á la Academia el Sr. Duque de Loubat. El original se 
guarda en la Biblioteca nacional de París con nombre de Codex 
TeUeriano'Remensis por haberlo adquirido, corriendo el año 1700, 
•el arzobispo de Reims Carlos Mauricio Le Tellier. Se compone 
de 50 hojas en folio, y ofrece la particularidad estimable de tener 
•en cada una explicación de las figuras escritas en castellano. 
El Dr. E. T. Hamy, director del Museo etnográfico, ha escrito la 
descripción, transcribiendo los comentarios hispano^mejicanos é 



I 



NOTICIAS. 283 

ilastrándolos con eruditas noticias. Las de la historia ó crónica 
azteca alcanzan en el códice al año 1562 de nuestra era. 



Gomplato Romana. Estadio acerca de sa importancia y de los notables 
objetos de Arte, hallados en sos ruinas. Por José Demetrio Calleja. Ma- 
drid, 1899. En 4.0 

Al Bosquejo histórico de Alcalá la Vieja (1) su autor acaba de 
juntar el presente Estudio acerca de la romana Compluto, que no 
carece de novedad y promete larga cosecha de feraces descubri* 
mientes. El autor, siguiendo las huellas del clarísimo Flórez (2), 
supone que la primitiva Complutum^ KofAnXojrov carpetana de Pto« 
lomeo, estuvo situada en la extensa planicie del pintoresco monte 
Zulema, con escarpadas faldas que lame el Henares, y que se 
llama también El Viso en razón del «dilatadísimo, bello é inte- 
resante panorama que desde allí se descubre, hasta las elevadas 
tnontañas del Guadarrama, que limitan su horizonte al Noroeste. 
El único fácil acceso á la ciudad era por el mediodía, del lado de 
Loeches, célebre por sus aguas saludables, y de Torres, donde se 
descubrieron tres lápidas romanas (3) , y de ellas permanece una 
sola en la ermita de Nuestra Señora de las Angustias, notable 
por el monumento esculpido debajo de la inscripción, que repre- 
senta (4) el puente romano de siete ojos sobre el Henares, pare- 
<^iéndose en esto á otro de Segovia que da el trazado del famoso 
acueducto. Advierte el Sr. Calleja (5) que, además de las ruinas 
que en aquella planicie reconoció personalmente el diligente 
Plórez y de las monedas que llegaban hasta el imperio de Yespa- 
^iano, se encuentran «otros muchos vestigios de construcciones 
7 cascos de carácter prehistórico, monedas griegas (6) y otras an- 
ieriores á las romanas». Para rastrear el origen griego de la po- 

(1) Boletín, tomo xxxiv, páginas 137-200. 

(2) España Sügraúa» tomo vii, páginas 161-166. Madrid, 1751. 

(5) HQbner, 9014-8016. 

<4) Boletín, tomo xxii, pág. 341 . 
<5) Páginas 8 y i9. 

(6) No expresa cuáles son; sino qae tiene de ellas dibujos. En Mérida se han ha- 
llado no pocas de oro, pertenecientes á la época de la dominación bizantina en Car- 
tagena. 



284 boletín db la hbal acadbmia de la historia. 

blaeión anteromana, Florea había imaginado la explicación del 
nombre latino Complutum trayendo á colación los vocablos «^ 
(lugar) y itXoOtoc (riqueza), que mal interpretó rico; pero cualquier 
inteligente ve que no ligan como dos cartas de un palo; y que la 
dificultad de la combinación se acrecienta sustituyendo, como lo 
hace el Sr. Calleja, áxoSfi?} la satírica palabra xbi(xo( (bufonada ó 
chiste). Por igual rasero medimos que se nos diga (1) que el pri- 
mer nombre de la ciudad fué el de ¡placea, que tenemos por abartO' 
de la imaginación soñadora; y que cconflrma la grandeza de la 
población de Compluto el haberla destinado el emperador Tra* 
jano para residencia de una ó más legiones de las catorce que 
guarnecían á España». El origen de esta última paradoja ae re- 
monta á la torpeza de lo que escribió, ó halló escrito, D. Pela yo, 
obispo de Oviedo (2) , tocante á la fundación de la ciudad de 
León (3); el cual fantaseó que catorce legiones vinieron á España 
enviadas por el emperador Trajano para derrocar algunas ciuda- 
des, que estaban en lo alto, y transportar sus piedras á llanuras 
apacibles , donde no pudiesen afrentar ni afrontar el poder del 
imperio romano (4). Al hilo de tan turbia corriente, que intro- 
dujo en la historia de Alcalá D. Miguel de la Portilla, dejándole 
guiar el 8r. Calleja, no admite que de consuno y juntamente 
existiesen las poblaciones del alto (oppidum) y del llano (subur^ 
bium). No se prueba que aquélla fuese arrasada durante el pri* 
mer siglo de la Era cristiana; y si bien no se han encontrado^ 
dentro del circuito de sus antiguas murallas monedas de tiempo 
posterior al imperio deVespasiano, harto flaca nos parece esta 
demostración, porque nunca se han hecho, que sepamos, excava* 
dones ni exploraciones en el mismo lugar, suficientes para ex* 
duir la probabilidad de ulteriores descubrimientos, insistimos 
sobre este punto, porque la idea preconcebida por el Sr. Calleja 

(1) PáffiDaB8,5y 19. 

(2) España Sagrada, tomo zxztiii, pág. 847. Madrid, IIVS. 

(8) Legio Vil Gemina.^ Vm^ fundada León por esta legión imperando Vespasiano, 
como es sabido. 

(4) «Memoratus itaque Imperator quatuordecim legiones mllitum in Hispaniam 
misit hae de causa at aliqaas ciTltatee, que erant in altum posite, desiruerent eas^ 
et ponerent eas per planicies terrc in locis optimis, ut nutlo in fempore rebelles^ 
existerent contra román am imperium.v 



J 



NOTICIAS. Í6& 

tiende á paralizar los laudables esfuerzos de quienes , mejor ad- 
Tertidos, han de procurar ir al alcance, ó seguir la piMa de Jos 
monumentos recónditos, artísticos é históricos, de la romana 
<]lompluto en su verdadero centro. 

SaWo este óbice, el Estudio del Sr. Calleja es altamente reco*- 
mendabie, como síntesis de los adelantos que de algunos anos á 
-esta parte ha hecho la Arqueología en los suburbios y cemente- 
rios de Compluto, situados á mano derecha del rio Henares en la 
llanura. «Se han efectuado, nos dice (i), casi en totalidad las 
excavaciones en el espacio comprendido entre la dehesa del Batán, 
el río Henares, arroyo de Camarmilla, y caminos de Madrid á 
Zaragoza, y de Paracuellos, y en diversos años» y espectat mente 
^e 188t á 1898. Por resultado de ellas se han descubierto sue 
anchurosas y rectas calles y vías empedradas, sus plazas, acue- 
•ductos de ilimitada longitud, panteones^ sepulcros, torreones 
<^irculares robustísimos, restos del Foro ü otra construcción mo^ 
numen tal, como lo indican largas columnatas cuyas gruesas 
basas se han extraído en considerable número, y permanecen en 
los linderos de las fincas, los caminos ó vías principales y otros 
modios vestigios de solares grandiosos, pavimentos de mosaico, 
uno íntegro de gran dimensión, habitaciones pintadas al encaus- 
to, numerosos y variados objetos de adorno y de uso personal, 
•como anillos con piedras preciosas, fíbulas ó agujasi camafeos, 
sellos, pulseras, punzones ó sitios para escribir; llaves, armas y 
otros varios que sería largo reseñar, y de que saqué dibujos que 
conservo y demuestran la despoblación de forzoso y sangriento 
modo, sucumbiendo los habitantes sorprendidos en espantoso y 
^general desastre, que les impidió salvar ú ocultar sus más pre- 
ciosas joyas, monedas de oro, plata, y multitud de ellas de cobre, 
que lo demuestran por la circunstancia de haberse hallado las 
expresadas alhajas en distintos y lejanos puntos de la población 
y prueban que fuenm destruidos al mismo tiempo.» 

Por vía de apéndice se justifica esta descripción (2) con el 
siguiente <t Indicador de los diversos objetos de arle antiguo y res- 



<2) Páginas 16-19. 



1 



286 boletín de la real academia de la historia. 

tos de otros hallados en lo que fué población romana de Campluía» 

Simulacros. El ídolo egipcio en piedra negra, qae se halld 
en una pared de la posesión de Esgarabita, cuya fotografía Iufo 
D. Ramón Santa María, y me dijo poseer el original D. Francisco 
Rojas de Alcalá, ó D. José Zabala^ — El torso de la estatua de 
Diana que se llevó al Archivo General Central, y de que se hace 
mérito en la Historia de Alcalá por el Sr. Azaña, con vista de los 
datos que yo le proporcioné del templo dedicado á la expresada 
deidad gentílica. El ídolo en piedra que representa un viejo sen* 
tado, que lo tenía D. Ruperto Garro, y paréceme sería uno de ios 
penates que recordaban individuos de la familia. 

Aras votivas, lápidas sepulcrales y otras. Las que 
tengo dibujadas, y son once ó doce, varias de eUas no publicadas 
en ninguna obra. 

Otros objetos que habla en el Panteón. La columna 
con inscripciones, que parecen jeroglíficos semejantes á los egip- 
cios. Otra con inscripción latina, hallada junto al panteón de 
Tito yaler(i)o en 1897 (1).— El capitel ó ménsula de mármol blanco 
que copié del natural, como otros capiteles; ménsulas, basas y 
columnas con inscripciones. — El trozo de friso de igual mataría, 
que también dibujé del natural, que representa dos escudos, 
sobrepuesto uno sobre otro, y un hacha de dos filos llamada 
bipennis y otros adornos. Los dos rostros (2) vaciados en barro 
encarnado, de los que regalé uno á D. Mariano López Sánches, 
Arquitecto en Madrid, y otros tenían D. Manuel Seliem y el 
Excmo. Sr. D. Manuel Ibarra.— Lámpara funeraria de barro 
completo, restos de otra de bronce, copia de una entera que tomé 
del natural; hallados (estos objetos) en el panteón en 1881 , y esta- 
ban en poder de D. José SafForas. 

En cerámica. Una Hxjdria^ ó vasija para agua, de 27 cm. 
de alto y 27 de ancho en su centro, íntegra y que poseo.— Un Vr- 
ceolo entero, que tenia D. Ruperto Carro. — Hay gran número de 
ladrillos de muchas formas, tejas, pondo. Algunos con inecrip' 



(1) Véaae el tomo xzziv del Boletín, pág. 15. 

(2) «Se han hallado otros muchos de dicha clase en diversos puntos, de que con- 
servo tres.^—Nota del Sr. Calleja. 



NOTICIAS. 287 

eión^ que conservo. — Un trozo de taza para perfumes de tocador,, 
que yo poseo y hallé en una tierra. Otra entera con dibujos.-— Un 
lacrimatorio entei^o encontrado en un sitio en que estaba la lápi- 
da sepulcral de Apuleyano. La entregó el 8r. D. Manuel del Cam- 
po á D. N... González, que marchó á las filas carlistas, y se igno- 
ra á quien la dejó. Era notable y se halló entera (esta ampollita}» 
— Una patera que estaba en el corte vertical de una finca conti- 
gua al río, y di á D. Julián Mores. — Una jarra que, hallada cerca 
del Panteón, copié del natural. — Una tacita íntegra de barra 
saguntino con dibujos muy bellos. — Muchísimos restos de vasijas 
con dibujos muy variados de personas, flores, animales y diver- 
sos adornos. — Mosaicos: uno completo, de gran extensión y bello- 
dibujo, y otros ya incompletos; copiados unos y otros. — Restos de 
pintura al encausto, bien conservados sus colores. 

Joyas. Una esmeralda engarzada en oro^ hallada en el Pan- 
teón, y yo copié en dibujo natural. La tenía D. José Saíforas, en 
cuya finca se encontró éste y muchísimos objetos. — Camafeos y 
anillos dibujados asimismo, de los que tiene tres D. Manuel Gue- 
rra Berroeta; y uno el presbítero D. Joaquín Sanzde Meco, y otra 
D. Mariano Martínez, que me lo cedió. — Fíbulas ó agujas de me- 
tal: cinco que tiene el Sr. Guerra Berroeta, otras el Sr. Sanz y 
tres más que yo poseo. — Un broche íntegro de. cobre, que poseo y 
he copiado, y tiene caja como para guardapelo. — Una especie de 
hebilla entera, que asimismo adquirí al ser hallada, que está en 
dibujo, y otra muy notable que tiene el Sr. Guerra Berroeta, ha- 
llada en Febrero de 1897. — Muchos alfileres para adorno de seño- 
ras, y están dibujados: son siete ü ocho. 

Objetos de metaL Lanceta-bidente-láminas ó planchas- 
círculos ó anillos, etc., etc.; que están dibujados. Hay dos objeto? 
muy extraños con cuatro especie de dientes, que un anticuarla 
afirma son llaves de puertas romanas. — Muchos stiloa 6 punzones 
para escribir. Alfileres de hueso muchísimos, todos dibujados y 
algunos en mi poder. — Una lucerna ó lamparita, también de 
cobre. 

Armas. Una sica ó daga, y está copiada con toda exactitud. 
— Un pequeño puñal. 

Monedas. Hay centenares de ellas de cobre. Muchas de 



n 



i BOLETÍN OB LA RBAL ACADEMIA DE LA HISTOaiA. 

,ta, alguna de oro muy notable: una de Nerón, otra de Ante- 
10 Pío. — Todas lae halladas son romanas y de Emperadores 
íta el ñn del siglo it. — Ninguna visigoda ni árabe.» 
\.l fin de este pi-ecioso inventario, nota el Sr. Calleja, que todos 

objetos por él así reseñados se han hallado en la Compluí? 

llano 6 de la vega. 



ioletin de la Oomitión provincial de monuiHentoe hütárieot y ariittieM ¿e 

nM. Mayo de 1899. Tomo i, núm. 8. 

levieta de Extremadura. Historia, eietteia», artel, lilerahira. Año i, aü- 

ro IT. Cáceres, Jtüio 1899. 

jA riqueza de monumentos y documentos, inéditos 6 bien res- 

ildos á su pureza nativa, caracteriza la primera de estas publi- 

iones, que condensa eu breves piiginas, al estilo alemán, la 

' y el fondo de prolijos estudios. Los monumentos de las Eda- 

romana y visigótica que ha granjeado ya la Comisión para el 
seo provincial de Orause han hacho de aquella ciudad un toco 
ilustración que mucho la honra. 

!n el precitado número de la lievisla de Extremadura se inser* 
entre otros artfculos de notable interés histórico, la «Nota de 
objetos recogidos eu eí Museo provincial de Badajoz después 
terminada la publicación del Inventario de 1896», firmada por 
Tomás Romero de Castilla. Ha ingresado en la nueva colec- 
1 una lápida sepulcral, hallada dentro del término de la villa 
Reoa con esta inscripción: Caecilia | T(itiJ f(ilia) \ Procula a\ 
um XV I IfocuaJ pfedumj XVI, marcando 16 pies, de tierra 
rada, que se contaban por igual en torno de la sepultura de 
ilia Prócula, hija de Tito, Añade el Sr. Romero de Castilla 

en una de las paredes de la iglesia de Rena subsiste la piedra 
eral, registrada por Hübner bajo el nüm. 658: Vegeta Sfem- 
nü) Afri filia | [annorumj XXV \ hfU) s{ita) e{u). Srit) t(it»J 
ra) l(evia). Los antiguos autores que describieron esta piedra 
indierou que Vegeta, hija de Sempronío Afro, murió de edad 
!5, y no de 18 años que la Remsla le atribuye. Una buena 
ronta decidirá ia cuestión á los ojos de la Academia. 
F. F.— C. V. D. 






:ku 



' ^ i 

1 









• r--^ 



SUMARIO DE ESTE CUADERNO. 



Hgt. 

iKFOBHItH : 

I. índice de los documentos de la Orden militar de Calatrava. 

F, K. de DhagóQ b 

11. Catálogo de los doeumento» hitt-irieoí rrferenieM A iag antigita» 
Cortet del reino de Navarra, existentes hof/ en el areJiivo 
del ayuntamiento de TKdela.~T)r. GoDBtantíno Oarrán. . . 167 

III. Su • Sfaasiliat e le sue fondañoni in Spagna. — Fruicesoo P. 

Oarofalo 177 

IV. lOatálogo de la Biblioteca. t Manuscritos. CSÓnieat generales 

de España.— Viceate Vignau 1S& 

V. El monarterio de San Salvador de Nogal. — Su estado acttuU. 
Breve noticia de su historia. — Mecientes detcubrimientos 

epigráficos. — Franciaco Simón y Nieto 187 

VI. Historia de los Benialahmar de Granada y Boletín bibliogrú- 
fieo del Islam Magribin. Nota bibliográfiea. — Frandaco 
Codera 211 

Vil. Valorde lossuetdos barceloneses de Terna. — Fidel Pita.— Vi- 
cente Vlgaaii ai8 

VIII. Nuevan inscripciones visigóticas de Extremadura. — El Mttr- 

qaéB de Monealud 333 

Peregrinación por las Indias occidentales en el siglo XVI. — 
Cesáreo Fernández Uaro 3!S 

El P. Crietóhal de Castro, natural de Oeaña. Nuevo dato bi- 

Syrd/eo.— Fidel FiU 26$ 

Franco Femándei, eacrtíor mureiano del siglo XVII. — 

leí Fita 261 



s^ 



..* » 



^i 



Q/tX^vv 





boletín 



OB LA 




COLLKr 



¿/^ 



íCjCíaéiá de l4 historia 



<j/y?/?T^-r- \^l\,^ 



TOMO XXXV. — CUADERNO IV 



OCTUBRE. 1899 



MADRID 

ESTABLECIMIENTO TIPOGRÁFICO DE FORTANET 

llfPKBSOR DI LA SIAL AGADBlflÁ DB LA HI8T0BJA 

Calle de la Libertad , n6m. 29 
i 899 











>rA 












- • ■• V; 






t ^! 



• ' !-'v; 




1 






' > , I • • ' ".., « Q.* L A 



REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



TOMO XXXV. O^bre, 1888. OUADBRNO IV. 



ADQUISICIONES DE LA ACADEMIA 

ÜURANTE EL PRIMER SEMESTRE DEL AfiO 1899. 



Regalos de impresos. 

DB 8BÑ0RBS A0ADÁMIGO8 DB NÚHBRO. 

Balagaer (Excmo. 8r. D. Víctor). 4[ Añoran zas]». Memorial de cosas 

que pasaron. (Epistolario). Tomo xxxvi de la Colección y único 

de esta obra. Madrid, 1899. 

«Historias y Leyendasi». Tomo xxxvii de la Colección y único de 

esta obra. Madrid, 1899. 

Carrasco y 8ayz (D. Adolfo), c Reseña de la Prensa periódica Militara». 

Barcelona, 1898. 
Catalina García (Excmo. Sr. D. Juan). «Biblioteca de escritores de la 
proTÍncia de Gaadalajara y bibliografía de la misma hasta el si- 
glo XIX». Madrid, 1899. 
Codera (D. Francisco). Tres toncos de la «Colección de estudios ára- 
be?», titulados: 
«Decadencia y desaparición de los Almorávides en España», por 

Francisco Codera. Zaragoza, 1899. 
cEl collar de perlasD, por Muza II, Rey de Tremecén»; traducido por 

Mariano Gaspar. Zaragoza, 1899. 
«Puey Mon9on, Viaje á la Meca en el siglo xvi>, por Mariano de 
Paño. Zaragoza, 1899. 

TOKO XXZY. 19 



I 






290 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

Fernández Daro (Excmo. 8r. D. Cesáreo). cQaatriéme Centenaire de 
la Décourerte de la ronte maritime de l'Inde». Comité departa- 
mental da Calvados. Caen, 17 Mai 1898. 

«Inrentarío de los caadros sustraídos por el Gk>biemo intnuo ea 
Sevilla el año de 1810». Por D. Manuel Gómez Imaz. Sevi- 
lla, 1896. 

cEl Fin de la Humanidad». Por el Marqués de Nadaíllac. Versión 
castellana de Rafael Alvarez Sereiz. Madrid, 1898. 

c Segundo bodoque epistolario». Por el Ldo. Gastoso. Sevilla^ 1895. 

(cEpiscopologio ampuritano». Por D. Ramón Font. Gerona. 

cLa moneda». Del General insurgente D. José María Morelos. En- 
sayo numismático. Cuernavaca^ 1897. 

€ Anales de la Inquisición de Lima». Por Ricardo Palma. Ma- 
drid, 1897. 

«Los catalanes en la defensa y reconquista de Buenos- Aires. Boceto 
histórico (1806-1807)». Por R. Monner Sans. Buenos-Aires, 1898. 

«De algunos catalanes ilustres en el Río de la Plata». Conferencia 
leída en el Centre Cátala de Buenos-AireB el 27 de Septiembre 
de 1893. Por R. Monner Sans. Buenos-Aires, 1893. 

cLos Dominicos y Colón.» Por R. Monner Sans. Buenos- 
Aires, 1892. 

cFrom Fort Henry to Corinth Cij M. F. Forcé.» New- York, 1881. 

«Christoph Columbus. Studien zur spanischen vierten Centenar- 
feier der Entdecknng Americas von Johannes Fastenrath». Dres- 
den und Leipzig, 1895. 

<The Indian Miscellany». Edited by W. W. Beacb. Albany, 1877. 

«Indianapolis. A Historical and Statintical sketcb of the Railrosd 
City». By W. R. Holloway. Indian apolis, 1870. 

€1492. Historia de un año célebre», por Federico Scbwartz. Barce- 
lona, 1892. 

DE ACADÉMICOS HONORARIOS. 

Derenbourg (Sr. Hartwig). Informe acerca de la obra del Sr. don 
H. Müller, und J. von Scholosser, iDie Haggadah von Sarajava». 
Extrait du Journal des Savants. Novembre 1898. 

Luís Salvador (S. A. el Archiduque). cAlborán». Prag, 1898. 



-íi 




ADQUISICIONES DE LA ACADEMIA. 291 



DB CORRESPONDIENTES EXTRANJEROS. 

.Ahmed-Zeki, Bey. «Historia de Oriente», por M. Maspero, traducida 

al árabe por Alimed-Zeki, Bey. 
Brinton (Daniel G.) cOn Two Unclassified recent Tocabnlaries from 

sonth America (Read. October 21, 1898). 
Brito Rebollo (J. I. de), «Ementas Históricas, i. A edade de Affonso 

de AlbnqnerqneY. Coimbra, 1896. 
Contamine de Latear (Emmanael). cGaernikako- Arbola». Cbant 

patríotiqae basque. Notas, por dicbo señor. Bagnéres'-de-Bigor- 

re, 1898. 
«La Enseñanza Mercantil en Inglaterra y en Bélgica», por Ednardo 

Jonrdan, traducida por E. Contamine de Latour. Madrid, 1898. 

(Tres ejemplares.) 
Dodgson (E. S.) «Etorquia», par Fierre d*ürte. London, 1898. 
«Wbo was the autbor of Tbe imitation of Chríst?» By Sir Francis 

Ricbard. London, 1898. 
Johanis Leonis Africani. «De Africte Descriptioni». 
«De Principatibus Itali», Tractatus Varü». 
«Dictys Cretensis, et Daretis Pbrygil de Bello Troiano Historia.» 
Tbomce Smithi Angli. «De República Anglorum». 
«Lettre pastorale de Monseígneur rE7éq[ue de Bayonne sur les Re- 

ligieux et les paroisses et mandement pour le Caréme de Tan de 

grace 1899». Bayonne, 1899. 
«Dialectorum italicarnm Aeyi Yetustioris Exempla Selecta». Yol. i. 

«Dialecti latinae Priscae et Faliscae, Exempla selecta.» Pars i. 

Lipsiae, 1896. 
Dantis Alligberii. «De Monarcbia». Libri iii. «Godicum manuscrip- 

torum ope», emendati per Carolum Witte. Yindobonae, 1874. 
«Biograpbiode Fierre III ou Pey Berland», par le Cbanoine J. et 

H. Gastón De Laborie. — Bordeaux, 1885. 
«Etude sur l'origine bayonnaise de Sainte Eurosie Yierge et Mar- 

tyre, et sur les Boiens on Boiates», par TAbbé Incbauspe. Bayon- 
ne, 1888. 
«La Loi de Gortyne», par R. Dareste. Le Fuy, 1886. 



£92 boletín db la rbal academia de la historia. 

cThe Vemacnlar InecríptioDS of the Ancient Kingdom of Alban». 
By Edward W. B. NícIioIboii, M. A. London, 1896. 

«Mac-Ghnioniliartha Fhinn. The Youthfnl Exploits of Fíodü». Dn» 
blÍD,]891. 

Ariete tele. cLa Costitazione di Atene». Tradotta da Garlo Oréate 
Zuretti. Torino, 1891, 

cMoíse de Khoren et les Généalogies Patriarcales», par A. Garriere. 
Paris, 1891. 
Drapeyron (Ladoyic). cComment Michelet est devenn Historien et 
Géographe». París, 1898. 

«Notice biographiqne sor Gbristian Qarnier* 1872-1898». Pa- 
rís, 1899. 
Hamy (M. E. T.) cAnalecta Histórico -Natnralia. — Notes, sns diTerses 
qnestions bistoriqnes et natarellesi. 1^''^ serie, i á xxv. París, 
1895-1898. 
Laignes (Lals de). Les Nécropoles Phéniciennes en Andalonsie.» Pa- 
rís, 1898. 

«Les Monnments Mégalitbiqnes de la province de Dren the (Paya- 
Bae)». París, 1899. 
Marcel (Gabriel). cNote sn'r nne Mission Géographiqae en 6nisse». 
París, 1899. 



DB GORRESPONDIBNTBS NACIONALES. 

Agnilar y Cano (Antonio). «Astapai». Estadio Geográfico. Sevi- 
lla, 1899. 

Alzóla y Minondo (D. Pablo). «El problema cnbano». Bilbao, 1^898. 
«Las Obras Públicas en España:». Estudio histórico Bilbao, 1899. 

Arco (Ángel del). «Glorias de la Nobleza Española». Tarrago- 
na, 1899. 

Bofarnll y Sans (D. Francisco de). € Antigua Marina Catalana». Me- 
moria leída en la sesión ordinaria celebrada por la Real Academia 
de Buenas Letras, el 16 de Noviembre de 1898. Barcelona, 1898. 

Cáceres Pía (Francisco), c Constitución política de la Monarquía espa- 
ñola, promulgada en Cádiz á 19 de Marzo de 1812». Cádiz; Im- 
prenta real, udocoxii. 



ADQUISICIONES DE LA ACADEMIA. 293 

Ferrá y Perelló (D. Bartolomé), c Arte litúrgico oristiano». Palma, 1899. 

Ferreiroa (Dr. D. Urbano). «Historia apologética de loa Papas , des- 
de 8aa Pedro al Pontífice reinante». Tomos i al ti. Yaleor 
cia, 1897. 
«Nerón, el primer perseguidor de los Cristianos». (Escenas del pri- 
mer siglo del Cristianismo). Valencia, 1895. 

Herrera (D. Adolfo). «Medallas Espafíolasi. Caatro primeros tomos. 
Madrid, 1899. 

Labayrn y Goicoechea (Estanislao Jaime de). «Historia general del 
Señorío de Vizcaya». Bilbao, 1899.— ídem Id. Tomo iii. 

Laffjtte (Alfredo de). «Cnentos y Verdades». San Sebastián, 1899. 

Larrinoa (D. Pedro de). «Ayuntamiento de Vitoria. Secretarla. Resn- 
men general estadístico del movimiento de los asuntos. Año 
de 1898». Vitoria, 1899. 

Martínez Salazar (Andrés). «Antiguallas de Galicia. Los nombres de 
la Coruna». (Serie B.) La Coruña, 1899. 

Moraleda y Esteban (D. Juan). «Dos Poesías», por D. Ricardo Sán- 
chez Madrigal. Murcia, 1897. 
«La Ermita del Cristo de la Luz». Memoria. Toledo, 1899. 

P. Rioja(D. Antonio). «La Invasión Norte- Americana en Cuba». Cua- 
derno 1.° Habana, 1898. 
«Los Yankees en Cuba. Pro Patria». Habana, 1897. 
«Liquidaciones coloniales. La tragedia de América. Cómo empieza y 
cómo acaba». Madrid, 1899. 

Paig y Larraz (D. Gabriel). «Notas bibliográficas». Bibliografía geo- 
lógica de 1896 y 1897. Madrid, 1898. 
«Exploraciones subterráneas en Baleares y Cataluña», por D. E. y 
A. Martel. Traducción y notas del Sr. Puig y Larraz. Ma- 
drid, 1898. 

Retana (W. T.) «Archivo del Bibliófilo filipino». Cuatro tomos. Ma* 
drid, 1895. 
«La Imprenta en Filipinas». (1593-1810). Madrid, 1899. 

Saralegui y Medina (D. Leandro). «San Martin de Juvia». Apuntes 
históricos. Segunda edición. Ferrol, 1899. 

•Serrano y Morales (José Enrique). «Diccionario de las Imprentas que 
han existido en Valencia desde la introducción del arte tipográfico 
hasta el año 1868». Valencia, 1898 99. 



¿94 boletín db la real academia de la historia. 

oler y Palet (D. Joseph). cLibre deis PrÍTÍlegis de Tarrasa». Barce- 
lona, 1899. 
Torre de TrasBÍerra (D. Gonzalo de la). «Tradiciones cantábricas». 
Madrid, 1899. 



DB GOBIERNOS BXTRAHJKR08. 

Dirección del Censo de la República Argentina, c Segando Censo de 
dicha República». Mayo 10 1895. Decretado en la administración 
del Dr. Saenz Peña, yerifícado en la del Dr. Uriburn. Tomo ii. 
cPoblación». Baenos- Aires, 1898. 

Dirección Qeneral de Estadística de Gnatemala. € Anuario». Territorio 
y población. Criminalidad, Inscripción de ciudadanos, Beneficen- 
cia, Rentas municipales. Correspondiente al año lti94. Guate- 
mala, 1898. 
«Informe de la Dirección presentado al Ministerio de Fomento». 

Guatemala, 1898. 
c Anuario de la Dirección general de Estadística». Estadística agri* 
cola forestal, patentes y marcas de fábrica, puentes y caminos, co- 
mercio, correos. Corresponde á 1894. Guatemala, 1898. 

Dirección General de Estadística del Uruguay, c Anuario estadístico 
de la República oriental del Uruguay». Año 1897, con algunos 
datos de meses de 1898. Libro xiv del Anuario y zzviii de las 
publicaciones de esta Dirección. Montevideo, 1898. 



DEL GOBIERNO DB LA NACIÓN. 

8r. Ministro de Fomento. «Catálogo ilustrado de la Sala de Velásquea 
en el Museo del Prado de Madrid». Madrid, 1899. 

Ministerio de Estado, c Documentos presentados á las Cortes en la 
Legislatura de 1898 por el Ministro de Estado, Duque de Almo* 
dÓTar del Río. Madrid, 1898. 

8r. Ministro de España en Montevideo, c Reseña histórico-descríptÍTs 
de antiguas y modernas supersticiones del Río de la Plata», por 
D. Daniel Granada. Montevideo, 1896. Tres ejemplares. 



ADQUISICIONES DB LA ACADEMIA. 295 

Dirección General de Inetrncción pública. «D. Jnan II de Aragón y el 
Principe de Vianai, por D. Femando Raano Prieto. Bilbao, 1897. 

cEstndio sobre la organización y costumbres del país vascongado», 
por Antonio María Fabié, de las Reales Academias Española y 
de la Historia. Madrid, 1897. 

<La tragedia de América», por D. Antonio Pérez Rioja. Ma- 
drid, 1899. 

€ Crónicas generales de España», descritas por D. Ramón Menéndez 
Pidal. Madrid, 1898. 

«Tablas para comprobación de fechas en Docnmentos históricos», por 
D. Eduardo Jnsné. Madrid, 1899. 



Relación de las obras qae, procedentes del Depósito de 
libros de la Dirección general de Instrucción pública» 
y correspondiente al segundo semestre de 1898, se en- 
tregan á la Biblioteca de la Academia. 

Almndévar. «Páginas originales. (Memorias de an Maestro de Escue- 
la)». Madrid: M. P. Montoya. s. a. En 8.* — 1 yoI. 

« 

Blanco Gonstans. c Reformas legislativas urgentes que el Comercio re- 
clama en la materia relativa á las suspensiones de pagos. Dis- 
curso.» Madrid: Impr. de la € Revista de Legislación». 1896. 
En 8.**— 1 cuad. 

Ghabás. «Monumentos históricos de Valencia y su Reino. Colección de 
monografías sobre la Historia ^ Geografía... de esta región». Los 
publica «El Archivo Valenciano» bajo la dirección de... Tomos i 
y II. Valencia: Francisco Vives Mora. 1894. En 4.** con fotogra- 
bados. — 2 vol. 

García Qaintanilla. «Derechos y deberes, arreglados á la Constitución 
y al Código». Madrid: P. Marqués. 1897. En 8.'— 1 vol. 

Gaseo y Ramiro. «Lecciones teórico-prácticas de Aritmética». 1.* edi- 
ción. Madrid: R. González. 1895. En 4.''— 1 vol. 

Gazteln. «Práctica usual de los cálculos de estabilidad de los puentes». 
Madrid. Fortanet. 1896. En 8.S con fig. y lám.— 1 voU 

Gk>nzález Revilla. «La cuestión social y la fraternidad humana. (Socia- 
lismo cristiano)». Bilbao: tTuan E. ^Delmas. 1897. En 8.* — 1 vol. 



1 



296 BOLETÍN OB LA REA.L AGADBMIA DE LA HISTORIA. 

Huertas. «La cmestión de Irlanda desde la antigñedad basta noastros 
días». Madrid: Hijos de J. A. Gbircia. 1897. £n 8.*— 1 toI. 
cEl Socialismo en Inglaterra». Madrid: Hijos de J. A. Oarcia. 1885. 
En 8.*»— 1 Tol. 

Lozano Ponce de León. «Tratado popular de la tisis. Cómo se cura la 
tisis con la Higiene»; Madrid: Hijos de Qaise Jo?en. 1897. £n8/ 

—1 TOl. 

Mir 7 Miró. cCnadro sipnótico de economía política». Cádiz: Cabello 
y Lozón. s. a. Fol.— I boj a. 

Perales Qatiérrez. c Estudios psico- fisiológicos». Qranada: José López 
Guevara. 1881. En 4.*— 1 vol. 

Pulido López y Biaz Galdós. c Biografía de D. Ventura Rodrigues 
Tizón, Arquitecto y restaurador del arte clásico en el siglo xtiii.» 
(Forma parte de la cBiblioteca del Resumen de Arquitectura). 
Madrid: Impr. del Asilo de buérfanos. 1898. En 4.^ con fotogra- 
bados. — 1 vol. 

Reparaz. cLa guerra de Cuba. Estudio militar». Madrid: Sucesores de 
Rivadeneyra. 1896. En 8.**— 1 vol. 

Robles Alabern. <cTraducción latina en verso exámetro de El Vértigo», 
poema de D. Gaspar Núñez de Arce. Madrid: E. Fernández de 
Rojas. 1897. En 8.°— 1 vol. 

8áncbez de Ocaña. cReglamento de Policía minera», anotado y con- 
cordado por... Madrid: Viuda é bijos de Tello. 1897. En 8.'— 
1 vol. 

Suárez Inclán. «Elemento? de Economía política». 2.* ed. Madrid. 
Imprenta del Depósito de la Guerra. 1898. En 8.'— 1 vol. 
c Revista de Arcbivos, Bibliotecas y Museos». Tercera época: 
Año II. Números I á 6. Madrid: Colegio de Sordo-mudos. 1898. 
En 8.% con láminas. — 6 cuad. 

Velasco y Rojas. «[Pensamientos, máximas, aforismos y definicionesi, 
entresacadas de todos los poemas, sonetos... de William Sbasks- 
peare. Madrid: M. Minuesa. 1879. En 8.** — 1 vol. 

Vicent. «Socialismo y Anarquismo». cLa Encíclica de Nuestro Santí- 
simo Padre León XIII De conditione opificum, y los círculos de 
obreros católicos». Valencia: José Ortega. 1895. En 8.* — 1 vol. 



ADQUI IGIONBS DE LA AGADBMU. 297 



Del Depósito de Agricaltura, Industria y Comercio. 

«Agnae minerales j termales (Monografía de las) de España», Madrid: 
Colegio de Sordo-mndos. 1892, En 4/ mayor. — 1 Yolamen. 

Alia Villa (Marqués de), c Manual práctico de Incabación artificial. 
Guia del Avicnlior. Manejo de las máquinas incubadoras». Ma- 
drid: Antonio Mareo. 1898. En 8.'' — 1 vol. 

Diez Cañedo y Lletget (F.) y Marín y Boyé (A.) <t Apéndice al Manual 
práctico consultor para acreditar haberes del Estado, Provincia y 
Municipio». Madrid: Asilo de Huérfanos del Sagrado Corazón de 
Jesús. 1897. En 8.*— 1 vol. 
c Nuevas tablas para acreditar haberes á los empleados del Estado, 
Diputaciones y Ayuntamientos», arregladas á los respectivos im- 
puestos sobre sueldos y asignaciones, etc. Madrid: Bucesores de 
Rivadeneyra. 1898. En 8.**— 1 vol. 

Estadística Minera (Comisión Ejecutiva de), c Datos estadísticos 
correspondientes al año económico de 1891-92 y al año natural 
de 1892.» Fascículos primero y segundo. Madrid. 1893-95. 
En 4.° mayor. — 1 vol. 
c Datos estadísticos correspondientes al año económico de 1892-98 y 
al año natural de 1898». Primer fascículo. Madrid: Colegio de 
Sordo-mudos. 1894. En 4.* mayor. — 1 vol. 

Jorreto Paniagua (M.) cS. M. Católica Doña María Cristina de Aus- 
tria, Reina Regente de España». Madrid: L. Aguado. 8. a. En 8.* 
(con retrato). — 1 cuad. 

cLey de presupuestos para 1898-99», seguida de todas las disposicio* 
nes de interés general referentes á impuestos y recargos para obli- 
gaciones de guerra, etc. Madrid: Hijos de M. G. Hernández. 1898. 
En 8.'— 1 vol. 

cMapa Estadístico- Minero de España». Años de 1891 y 1892. M. Fer- 
nández. Sucesores de Rivadeneyra. B. n. Dos hojas. Fol. dob. mea. 

Tiucenti (D. Eduardo). cProyectos de Hacienda». Estudio relativo al 
proyecto del Sr. Ministro de Hacienda sobre la Contribución Rús- 
tica y Pecuaria» Cédulas personales y Cupos de Consumo. Madrid: 
M. Q. Hernández. 1888. En S.^'^l vol. 



298 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

Dirección Qeneral de Adoanas. «Estadistica general del Comercio exte* 
rior de España con sus provincias de Ultramar j potencias extran- 
jeras en 1897». Madrid, 1898. 
<r Memoria sobre el estado de la renta de Adnanas en 1898». Ma- 
drid, 1898. 
« Estadística general del comercio de cabotaje entre los puertos déla 
Península é Islas Baleares en 1897». Madrid, 1899. 
Dirección de Obras públicas. 1895-1896. Tomo ii. Madrid, 1898. 



DB A0ADEUIA9 Y CORPORACIONES EXTRANJERAS. 

Institut Egjptien. cSéance extraordinaire du 2 Décembre 1898. Gom- 

mémoration du Centenaire de Tlnstitut d'Egypte.» Le Gaire, 1898. 
Maírie de Bayonne (Basses Pyrinées). France. cDéliberations dn 

Corps de Yille. Registres Gascons.» Tome ii (1514-1530). Ba- 

jonne, 1898. 
Beale Academia dei Lincci. cAnnuario de 1899, goxcti della sua fon- 

dazione.» Roma, 1899. 
Real Academia de Ciencias de Berlín. «Corpus Inscriptionum latina- 

rnm.]» Vol. xiii. Pars i. Fase. i. — Vol. xv, 2, fase. i. 
clnscriptiones graecae insularum.D 1899. 
< Pliilosophische und Historische Abhandluugen der Koníglicben.» 

Ans dem Jahre, 1898. 
Regia Deputazione di Storia Patria di Torino. cHistoriae patriae mo- 

nvmenta edita JYSsr regis Garoli Alberti.» Serie ii. TomTS xxn. 

Codex Diplomaticus Cremonae. 
Sociedad Científica Argentina. «Anales.» Buenos Aires. Diciembre, 

1898. Entrega yi. Tomo xlyi. 
Sociedad científica Antonio Álzate. «Memorias y ReYÍsta>, publi* 

cadas bajo la dirección de Rafael Agnilar y Santillán, Secretario 

general perpetuo. México, 1898. Tomo xi (1897*98). Número» 

9 y 12. 
Société d'Archéologie de Bruxelles. «Annuaire pour 1899.» Tome 

dixiéme. Bruxelles, 1899. 
Société d'Histoire á ütrecht (Pays-Bas). cBijdragen en Mededeelin- 

gen.» DI. XIX, 1898. 



ADQUISICIONES DB LA ACADEMIA. 299 

cWerken uitgegcven door het Historisb Genootschap.» ni« serie. 

N** 12 (Drariam). 
Sociedad Geográfica de la Paz. € Boletín.]» Boliyia. Año i. Tomo i. 

N.o 2, 1898. 
Sociedad Geográfica de Lima. cGatálogo de la Biblioteca.» Primera 

BeccióQ. 1898. Lima. 
cBoletin de la Sociedad Geográfica de Lima.» Lima, 1898. Año yin. 

Tomo Tin. Trimestre primero (Abril, Mayo j Junio). 
UnÍTersidad de Lnnd. «Acta UniTersitatia Londensis.! Lunds üniver* 

sitets Ars-Skrift. xxxiv, 1898. Lnnd, 1898. 
Université de Toulonse. «BuUetin.» Fascicnles N°*» 6, 7 et 8. Aoút, 

1898. Janrier et Perrier, 1899. Fascicnle N° 9, AvriJ, 1899. 



DB ACADEMIAS Y CORPORACIONES NACIONALES. 



Asamblea Snprema de la Cruz Roja Española. cCrnz Roja Española» 
Primer ensayo de movilización yerifícado en Tndela de Navarra. > 
Madrid, 1899. 
Asociación de Arquitectos de Cataluña. «Lista de los indiyidnos qne 
la componen.]» Barcelona, 1899. 
«Anuario para 1899.» Barcelona. 

«Monografía del Monasterio de Santa María de Junqueras de Bar- 
celona,» por D. Miguel Garriga y Roca. Barcelona, 1899. 
«Monografía de la Iglesia de Nuestra Señora de la Aurora,» por 
D. José Torres Argullol. Barcelona, 1899. 
Asociación de Escritores y Artistas españoles. «Memoria de los acto» 
y tareas de dicha Asociación durante el año de 1898.» Madrid, 
1897. 
Ateneo Barcelonés. «En Marian Agalló.» Discurs Uegit en la yetllada 
que 's celebra '1 dia 6 de Juni de 1898 per l'Utre Senyor D. Jau- 
me Collell. Barcelona, 1899. 
«Acta de la sessió pública celebrada en lo Ateneu Barcelonés lo 17 
de Desembre de 1897.» 
Ayuntamiento de Irún. «índice de los documentos del Archivo del 
Ezcmo. Ayuntamiento de la N. y L. muy Benemérita y Generosa 
7 Heroica Villa de Irún, formado por el Inspector de Archivo» 



300 BOLETÍN DB LA RBAL AGADBMIA OB LA HISTORIA. 

municipales de Quípúscoa D. Seraplo Mogíoa, J publieado á 
expensas de la citada Corporación , por acaerdo de 10 de Octubre 
de 1898.» Años 1887 á 1898. Irún 1898. 

Banco de España, c Memoria leida en la Janta general de accionistas 
los días 7 y 12 de Marso de 1899.» Madrid, 1899. 

Oolegio de Abogados de Estella. c Lista de los individuos. qae le com- 
ponen en el presente afio de 1899.» 

Comisión de Monumentos de Oviedo. cCircular é instrucciones para la 
conservación y restauración de los monumentos históricos y artís- 
ticos.» Oviedo, 1899. 

Comisión de Monumentos de Sevilla. «Áureos y barras de oro y plata 
encontrados en el pueblo de Santiponce al sitio que fué Itáb'ca.» 
Memoria por el Dr. D. Francisco Caballero-Infante y Zuaso. 
Sevilla, 1898. 

Instituto Provincial de segunda enseñanea de Quipúzooa. «Memoria 
acerca del estado del mismo durante el curso de 1898». San 
Sebastián. 

Instituto provincial d^ segunda enseñanza de Navarra. «Memoria 
sobre su estado, leida en la solemne apertura del curso de 1898-99», 
por D. Severo Simavilla y Sagastibelaa, Profesor auxiliar y Secre- 
tario de dicho Instituto. Pamplona, 1898. 

Instituto de segunda enseñanza de Vitoria. «Memoria del curso 
de 1897 á 1898». Vitoria, 1899. 

Liga Nacional de Productores. «Revista Nacional». Madrid: Núme- 
ros 8 y 5, 1.° de Mayo y 1° de Junio; ídem 6, 16 de Junio 1899. 

Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Madrid. «Memoria y cuenta 
general, correspondientes al año de 1898». Madrid, 1899. 

Real Academia Española. «Discurso en elogio del limo. Sr. D. Manoel 
Tamayo y Baus, Secretario de la Real Academia Española , leído 
en la Junta pública celebrada el día 12 de Marzo de 1899, para 
honrar su memoria», por el Excmo. Sr. D. Alejandro Pidaly Mon, 
Académico de número. Madrid, 1899. 
«Informe leído ante la Real Academia Española en la sesión pública 
celebrada el día 12 de Marzo de 1899, para la repartición de pre- 
mios y socorros de la Fundación de San Gaspar». Madrid, 1899. 
< El P. José de Acosta y su importancia en la Literatura científica 
española», por D. José R. Carracido. Obra premiada ea público 



ADQUISICIONES DE LA ACADBUrA. 301 

certamen por la Real Academia Eepafiola é impresa á sus expen- 
sas. Madrid, 1899. 

cDiscnrsoB leídos ante la Real Academia Española en la recepción 
pública del Excmo. Sr. D. Daniel Gortázar, el dia 28 de Abril 
de 1899». 

Obras de Lope de Vega. Tomo ix. «Crónicas y leyendas dramiticaa 
de España». Tercera sección. Madrid, 1899. 

Real Academia de Oiencias Exactas, Físicas y Naturales, c Discur- 
sos leídos en la recepción pública del Excmo. Br. D. Carlos Cas- 
tel y Clemente, el día 11 de Junio de 1899». Madrid^ 1899. 
Keal Academia de Ciencias Morales y Políticas. «Discursos leídos en 
la recepción pública del Sr. D. Juan M. Ortl y Lara, el día 28 de 
Abril de 1899». Madrid, 1899. 

«Necrología del Excmo. Sr. D. Fernando Cos-Gayón, leída por el 
Excmo. Sr. D. Aureliano Linares Riras, en la sesión del 28 de 
Mayo de 1899». Madrid, 1899. 
Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. «Lista general de los^ 

Señores Académicos en 1.* de Mayo de 1899». Madrid, 1899. 
Real Academia de Bellas Artes de San Femando. «Discursos leídos 
en la recepción pública del Sr. D. Juan Samsó el día 22 de Enero 
de'1899». Madríd, 1899. 

«Discursos leídos en la recepción pública del Sr. D. Antonio Muñoz 
Degrain, el 19 de Febrero de 1899». Madrid, 1899. 

«Discursos leídos en la recepción pública del Sr. D. José Ramón 
Mélida el día 25 de Marzo de 1899». Madrid, 1899. 

«Discursos leídos en la recepción pública del Illmo. Sr. D. Barto- 
lomé Maura y Montaner, el día 9 de Abril de 1999». Ma- 
drid, 1899. 
Real Academia de Medicina. «Memoria leída en la solemne sesión 
inaugural del año 1899, por el Secretario perpetuo, el Excmo. é 
limo. Sr. Doctor D. Manuel Iglesias y Díaz» y «Discurso leído 
en la misma sesión por el Excmo. é limo. Sr. Doctor D. Pascual 
Candela y Sánebez, Académico numerario de la misma». Do« 
ejemplares de cada uno. Madrid, 1899. 

«Discursos leídos en la recepción pública del Académico electo, Ihi«i- 
trlsimo Sr. D. Manuel Alonso Sañudo, el 19 de Febrero de 1890». 
Madrid, 1899. 



302 BOLBTÍN OB LA. RBAL AGADBMU UB LA. HISTORIA. 

Real Academia SeYÍUana de Baenas Letras. «Disonrsofl leídos el 5 de 
Febrero de 1899 por los Sres. D. Garlos Cafial j MigoUa j don 
Francisco Rodrignez Marín, en la recepción pública del primero*. 
Serilla, 1899. 

Real Sociedad Económica de Amigos del Pais de Tenerife. cBoIetin». 
San Cristóbal de la Lagaña. Afio I. Números 8 y 4, 15 7 22 de 
Enero de 1899, con suplementos; números 5 y 6, 29 de Enero 7 
5 de Febrero, con suplementos; números 7y8, 12yl9 de Fe- 
brero; números 9 y 10, 26 de Febrero y 5 de Marzo, con suple- 
mentos; números 12, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20 y 21, 19 de Mar- 
zo, 2, 9, 16, 28 y 30 de Abril, y 7, 14 y 21 de Mayo de 1899, con 
suplementos. 

Sociedad Española de Higiene, c Discursos leídos en la sesión inaagn* 
ral del año académico de 1898-99 por el Excmo. 6r. D. Mariano 
Belmás, Secretario general de la Sociedad y el limo. Sr. D. Feli- 
pe O rilo. Socio numerario de la misma». Madrid, 1899. 

Üniyersidad Central de España. € Memoria del curso de 1897-98 y 
Anuario del de 1898-99 de su Distrito Universitario». Ma- 
drid, 1899. 

Universidad Literaria de Valencia. «Memoria del curso académico 
de 1896 á 1897 y Anuario del de 1897-98 de su distrito universi- 
tario». Valencia, 1898. 

Unión Ibero- Americana. cMemoria leída en la Junta general ordinaria 
celebrada el día 29 de Enero de 1899». Madrid. 



DB BSGRITORBS EXTRANJEROS. 

Alberto (Caetano). cDescobrimento das Filippinas pelo navegador por- 

tuguez Feraáo de Magalbáeo». Lisboa, 1898. 
Amunátegui Solar (Domingo). «Un soldado de la conquista de Chile». 

Santiago de Chile, 1899. 
Arroyo (Antonio). cSoares dos Reis e Texeira Lopes». Páginas de 

crítica d'Arte. Porto, 1899. 
Barra (Eduardo de la). «Rítmica moderna de las cláusulas tetra j 

pentasilábicas». 
«Estudios de rítmica moderna». 



ADQUI8ICI0NB8 OB Lk ACADEMIA. 303 

«Las fábulas de Juan Raíz, Arcipreste de Hita, restauradas». San- 
tiago de Chile, 1898. 

Boppe (Le Gommandant P.) «cLes espagnols á la Grande -Armée». 
París» 1899. 

Corazzini (F. ) «La Marina nella divina Commedia». Boma, 1899. 
cYocabolario náutico italiano». Toríno, 1899. Tomo i. Fascicolo i. 

Oorridore (Francesco). «Storia documentata della popolazione del 
Regno de Sardegna». Torino, 1899. 

Destruge (Camilo). «El Ecuador y el Perú en su cuestión de limites»... 
Guayaquil, 1899. 

Oarófalo (Sr. Francesco P.) «Sulle Anfizione». Catania, 1898. 

González Obregón (D. Luis). «Época colonial. México viejo. Noticias 
históricas, tradiciones, leyendas y costumbres». Segunda serie. 
México, 1895. 

Orober (Dr. Gustav). «Sonderabdrack aus der Zeitschrift für Roma- 
nische Philologie». xxiii. Band. 1899. i. Halle. 

Ouillén Garcia (M. G.-J. de). «Les Hetheens ont-ils colonisé la Cata- 
logue? Acropole Cyclopéenne de Tarragone». Fribourg (Luis- 
se), 1899. 

Longin (Emile). «Le manuscrit de Jacques Cordelier, de Clairvaux 
(1570-1637)». Lons-le-Saunier, 1898. 
«Un patrióte espagnol. Le General Pola vieja». Dole, 1899. 

Luis Amunátegtti (Miguel). «La crónica de 1810». Tomo 3.^. San- 
tiago, 1899. 

Matuszewski (Boléelas). «La Photographie animée, ce qu'elle est, ce 
qu'elle doit étre». Paris, 1898. 

Monner Sans (D. R.) «Instituto americano. Adrogué. Memoria del 
año escolar. Distribución de premios. 12 de Marzo de 1899». 
Buenos- Aires, 1899. 

Salazar (Lorenzo). «Iscrizioni dell' edifízio del Museo di Napoli esporte 
nel chiostro di S. Martino». Trani, 1898. 
«II Castello di Santelmo». Su documenti inediti. Napoli, 1899. 

Sánchez (Benjamín). «Filosofía de la Historia». Buenos-Aires , 1899. 

Schultze (Dr. Walther). «System des Entwickelungs-Stadiums der 
Ritter-und Yerdienst- Orden scit de evolution des Monarchischen 
Princips». Berlin, 1899. 

Simone (D. R. de). «Attraverso alia Colombia Inglese». Relazione 




304 HOLBTÍN DE LA KBAL ACADBMIA DE LA HISTORIA. 

preliminare di viaggío (cod una carta). Boma, 1899. Doe ejem- 
plares. 

Palmella (8r. Daqae de). cVida do Dnqne de Palmella D. Pedro de 
Sonza e Holstein, per María Amalia Vaz de Carralbo». Yoln- 
men i. Lisboa, 1898. 

Anglísi- Marino (B.) cSnl nome Italia». Oatania, 1899. 



DB BSORITORBB NAGIOHALBS. 

Aranzadí (Telesforo). c Etnología. Antropología filosófica y Psioolog/a 
y Sociología comparadas». (Lecciones de Antropología. Tomo ii). 
Madrid, 1899. 

Argamasilla de la Cerda y Bayona (D. J.) c Nobiliario y Armería ge- 
neral de Navarra». Gaademo 1.* Madrid, 1899. 

Arocena (Mario). «La derrota de Horacio Nelson. (25 de Julio de 
1797)». Segunda edición. Santa Cruz de Tenerife, 1897. 

Balari y Jovany (D.) aOrígenes históricos de Cataluña». Barcelona, 
1899. 

Beruete (D. Aureliano). «Tercer centenario de Yelázquez. Discurso 
leído en la solemne inauguración de la sala de Yelázquez del Mn- 
seo Nacional de Pintura y Escultura el día 6 de Junio de 1899». 
Madrid, 1899. 

Bueno (Ángel). «Naturaleza terrenal». Madrid, 1899. 

Casa Valencia (Conde de). «Varios discursos de dicho señor». Madrid, 
1899. 

Díaz de Escovar (Narciso). «Efemérides malagueñas». Madrid, 1898. 
«Galería literaria malagueña». Málaga, 1898. 
«Curiosidades malagueñas». Colección de Tradiciones, Biografías, 
Leyendas, Narraciones, Efemérides, etc. Málaga, 1898. Cuader- 
nos 8." -8.* 

Estrada y Mundet (D. José). «Estudio crítico de la Lex Romana Wi- 
sigothorum». Discurso doctoral leído en la Unirersidad Central 
el 14 de Junio de 1898. 

Ferrer y Julve (Dr. D. Nicolás). «Recuerdos de Jérica. Resumen his- 
tórico, epigráfico é hidrográfico de esta Villa, seguido de xm 
catálogo de los hijos ilustres de la misma». Valencia, 1899. 



T^.'" 



ADQUISIGI0NE8 DE LA ACADEMIA. 305 

Oras de Estera (D. Rafael). cLérida y la gaerra de la Independencia 
(1808-1810)». Lérida, 1899. 
cOatálogo de los privilegios y documentos originales qne se conser- 
van en el Archivo reservado de la ciudad de Lérida». Lérida, 1897. 

Guisado (Manuel de Jesús). cEl Santo Congreso Hispalense. 1810- 
1812. (Querrá de la Lidependencia)», por José de Yelilla. Sevi- 
lla, 1899. 

Hermúa (D. Jacinto), c Memoria acerca del establecimiento de un ser- 
vicio oficial de comunicaciones entre España j Marruecos». Ma* 
drid, 1880. 

Hemándes Sauz (D. Francisco). cNoticias generales sobre los monu- 
mentos megaliticos de la isla de Menorca y reseña detallada de 
los existentes en el predio Telaty de Dalt:», Barcelona, 1898. 

Hoyos Sainz (Luis de). cTécnica Antropológica y Antropología físi- 
ca». (Lecciones de Antropología. Tomo i). Madrid, 1899. 

Jiménez Campaña (R. P. Francisco), c Romancero de Santa Teresa de 
Jesús». Madrid, 1899. 

Landaeta Rosales (D. Manuel). cQuerra de Venezuela en 1898». 
Caracas, 1898. 

López- Alen (Francisco), clconografía biográfica de Guipúzcoa». San 
Sebastián, 1898. 

López Mendizábal (Isaac), editor. € Averiguaciones de las antígi3eda- 
des de Cantabria, por el P. Gabriel de Henao, de la Compañía 
de Jesús». Siete tomos. Tolosa, 1894. 

Madueño (D. Mariano José). <cDos proyectos de actualidad. Asuntos 
bispano-americauos». Barcelona, 1898. 

Mélida (D. José Ramón). «Historia del arte egipcio». Madrid. 
cYiaje á Grecia y Turquía». (Memoria). Madrid, 1899. 

Mestre y Noé (Francisco). «El arte en la Santa Iglesia Catedral de 
Tortosa». (Guía descriptiva). Tres ejemplares. Tortosa, 1898. 

Montalvo (Andrés de), c Reforma general de la Instrucción pública y 
modificaciones administrativas y económicas que de ella se deri- 
van». Valladolid, 1899. 

Olascoaga (D. Fernando). cNoticias históricas de la Santa y Real 
Casa de Misericordia de Bilbao». Bilbao, 1897. 
c Memoria de la Exposición artística celebrada en la villa de Bilbao 
en 1894». Bilbao, 1895. 

TOMO XXXT. 20 



t 




306 BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA OB LA HISTORIA, 

cLa bandera del Vizcayai^, Bilbao, 1896. 

cEl árbol de Onemica y la casa-solar de la Antigua». Bilbao; 1897. 

Pasant y Arús (D. Rafael). cCritica general y local sobre los eféoiot 

funestos del centraliemo imperante. Nnestras calamidades», lla- 

taró, 1899. 

Rodrigues Marín (D. Francisco). «Mil trescientas comparaciones 

populares andaluzas». SeyUla, 1899. 
Sánchez A) joña (Joí>¿). c Noticias referentes á los anales del teatro en 
Sevilla, desde Lope de Rueda basta fines del siglo xyii». Sevilla» 
1898. 
Sánchez de Toca (D. Joaquín). cEl poder naval en España y su polí- 
tica económica para la nacionalidad ibero «americana». Madrid, 
1898. 
Sentenach (D. Narciso), c Ensayo sobre la América precolombina». 
Toledo, 1898. 
«La Lengua y la Literatura Sanskritas ante la crítica histórica». 
Conferencias dadas en el Ateneo de Madrid, 1898. 
Tejera y Magnin (D. Lorenzo de la) y Barranco y Cátala (D. José). 
«Proyectores de luz eléctrica». Cuaderno segundo. Madrid, 1899. 
Toral (Jnan y José). «El sitio de Manila, 1898. Memorias de na 

Yolnntario». Manila, 1898. 
Yega-R^'y Falcó (D. Luís). «La higiene en las iglesias». 

«Niñadas». Colección de artículos y cuentos, con un prólogo de 

Aniceto Valdivia (Conde Kostia). Habana, 1889. 
«una más». Novela original. Madrid. 

«Medicina militar». (Segunda parte de los Apuntes para la Historia 
de la Mediiiiia). Colección biográfica de médicos militares y de la 
Armada hasta la segunda mitad de este siglo y noticia bibliográ* 
fica de sus obras. Madrid, 1898. 
«La cuestión social en España». Madrid, 1893. 
«Pobreza y mendicidad». Estudio crítico filosófico-social, premiado 
en la Exposición aragonesa de 1885, con un prólogo del Doctor 
D. Luid Comenge». Madrid, 1886. 
«El velocipedismo». 1896. Gaadalajara, 1896. 
«Reparto de la propiedad». París, 1898. 
«El médico y la sociedad». Madrid, 1897. 
Vergara (D. Mariano). «Para el campo». Madrid, 1899. 



AD0U18ICIONB& OB LA ACADEMIA. 307 

Walls j Merino (D. M.) c Estado social y moral del Iibperio griego ^á 
la toma de Con atan tinopla por los turcos». Estudio histórico por 
el Excmo. Br. Chedomil Mijatoyicb, Tersíón española 7 prólogo 
de M. Walls j Merino. Madrid, 1898. . 
«Nomología ó dlscarsos legales, compuesto por el virtuoso Haihflai 
Rabí Imanuel Aboab, de buena' memoria (Manuscritos). 



i CAMBIO GOK PDBLI0A0IOHK8 EXTRANJERAS* 

Académie des Inscríptions et Bailes Lettres. cGomptes rendus des 

séances de Tannée 1898». Qaatriéme serie, tome xxvi, Noyembre- 

Décembre. 8éances de 1899. Tome xxvii. Bulletín de Janyier- 

Ftívrier. París. 
Académie royale d'Arcbéologie de Belgique. cBulletin». 5°^^ serie des 

Annales. iv-y. Anyer», 1899. 
<Ana1ecta Bollandiana». Tomas xyii, faec. ly, 28 Décémbre 1898. 

Tomns xviii, fase, i, 28 Mars 1899. Brnxelles. 
^Annaler» de l'Académie Royale d'Arcbéologie de Belgique. li, 5® se- 
rie, tome I, 4"** livraison. lii, 5® serie, tome 11, I**" liyraison. 

Anyers, 1899. 
«Annales de la Société d'Arcbéologie de Brnxelles». Tome treiziéme, 

Ijyraisons i et ii. Janyier-ATril 1899. 
«Annales da Midi». Revue Arcbéologiqae, Historique et Pbilologique 

de la France méridíonale. Onziéme année. Tonlouse, 1899. 
«Annales de la Faculté des Lettres de Bordeaux et des Uniyersités 

du Midi». Qaatriéme serie. Bordeanx. 
«Reyue des Études Anciennes». Tome i (Víngt et nniéme année). 

N° 1, Janyier-Mars 1899. N^ 2, Avril-Jain 1899. 
«Revue des Lettres frar:9aÍ8es et étrangéres». Tome i (Vingt etuniéme 

année). N° 1, Janvier-Mars 1899. N^ 2, Ayril-Juin 1899. 
«Bulletin international de l'Académie des Sciences de Cracoyie». 

Gomptes rendos des séances de l'onnée de 1898. Noyembre-Ayril 

1899. 
«Bulletins de la Société des Antiquaires de TOaest». Pnblication trí- 

mestrelle. Deux'éoae serie, tome xx, troix'éme et qnatriéme tri* 

mestre de 189c$. Juillet- Décémbre. Poitiers. 



:btIn db la bbal acadehia ds la historia. 

riastítat Egjptieni. Troiaüme eérie. N° 8, fuci. 6 y 7, 

Décembre 1S97. Le Caire. 

I la Société de Oéograpliie». Septiéme sárie. Tome ziz, 

"' de 1898. Tome xx, 1^ trímeatre de 1899. Paria. 

iliéea par des Peres de la Compagnie de Jeads». Beviie 

elle. 86™' BDnée, tome 77 de la collectioo, 20 Décembre 

S»* aonée, tome 78 de la collection, 5-20 Janvier 1899; 

iTrier; 5-20 Mors; 5 Abril. Tome 79 de la collectioii, 

1 1899; 5-20 Mai; 5-20 Jain. Pana. 

nei. 6"" anDée, n™ 101-112, I" JaQTÍer-16 Jam 1899. 

réaentda ¿ l'Inatitnt Egjptien et pobliée sohb lee anspices 
.. Abbae Pacha, khédire d'Egyptei. Tome in. Fase, vi 
Btaba de Hera>^ par Q. Daress7. Faac. tu cSnr troia 
orairea coptea, par U. Bonríant. Le Caire. 
>. ReTne bibliographique aniTerBelle. Partie litUraire. 
le serie, tome qaaraDte-hnitiéme, i.xxxiii de la collection. 
lÍTraison, Décembre 1898; tome qnarante-neaTÍ¿ine 
le la collection, Fremiére et sixiéme lirraisoD , Janvier- 
»9. Paria. 

miqne. Deaxiéme s^ríe, tome vingt-qnatríéme, lxxiit de 
tion. Denxiéme lirraiBon. Décembre 1898, tome vingt- 
le, LxzxTii de la collectioo. Premiére 



;aine>. BolletiD dea tr&ranx de la Société Historiqne Al- 
. Qnarante-denxiéme année, a° 231, i""" trimestre 1898. 
e-troixiéme anoée, n° 232, I"" trimestre 1899. Alger. 
id'ctine». Beisiéme anuée, n"' 1-6, JanTÍer-Jnin 1899- 

Iqne». Vol. XIX, íi° 4, Octobre 189.S. Vol. xx, n" 1-2, 

Afríl 1899. 

Iltndes Juifeai. Poblication trimeetrielle de la Bodót^ des 

JaÍTCR. Tome xxxvii, n* 74, Octobre- Dé cembre 1698; 

XVIII, n° 75, Janrier-Mara 1899. Paria. 

¿ographie>, dirigée par M. Ladoric Drapejron. Vingt- 

e «nnée, septiéme-donziéme lÍTraÍH0O, Janfier-Juin 189r 



ADQUISICIONES DE LA ACADEMIA. 309 

«Revae Hispanique». Cinqniéme année, n* 16, qnatriéme trimeetre 
1898. Sixiéme année, n^ 17^ premier trimestre 1899. Paria. 

cReTue Historiqne». Yingt-quatriéme année, tome soixante-nenyiéme; 
I Janvier-FeTrier 1899; ii Mars-Avril. Tome soixante-dixiéme; 
I Mai-Join 1899. Paris. 

€ociété de Géographie. cComptes rendns des Séances». N^ 8-9 Aoüt- 
Décembre 1898; N<>'' 1-4, Janvier-Arril 1899. Paris. 

«Analecta sacri ordinis fifatrnm praedicatoram sen yetera ordinis mo- 
nnmenta recentioraqne acta^ Rever endissimi Patris Fr. Andreas 
Frühwirth, einsdem ordinis Magistri generalis inssa editai». Vola- 
men tertinm^anno sexto, fascicnlus sextas, Noyembri 1898. Volu- 
men qnartam, anno séptimo, Enero-Maio 1899, fascicnlas primus- 
tertias. Romae. 

«Archiyio della R. Societá Romana di Storia patria». Yol xxi, fasci- 
culns iii-iy. Roma, 1898. 

Arclúyio Storico Lombardo. cGíornale della Societá Btorica Lombar- 
da]». Serie terza, anno xxy, fascicalo \x, 31 Diciembre 1898; 
anno xxvi, fascicalo xxi, 81 Marzo 1899. Milano. 

<Atti della R. Accademia della Crnsca». Adananza pnbblica del di 
8 OennaiOy 1899. Firenze. 

•c Atti della R. Accademia dei Lincei». Anno ocxoy, 1898. Serie quinta. 
Classe di scienze morali, storicbe e fílologicbe. Yol. yi, parte 2.* 
Notizie degli Scayi. Agosto -Dicembre 1898. Anno ooxoyi, 1899. 
yol. yii, Qennaio 1899. Roma. 
Anno ooxcy, 1898. Serie quinta. Classe di scienze morali, storicbe 
e fílologicbe. Yol. yi, parte 1.* Memorie. 

•cAtti della Societá Ligare di Storia patria». Yol. xvii, primo della 
seconda serie, fascicolos i-ii; yol. xyiii, secondo della seconda 
serie; yol. xix, fascicolos i-iii; yol. xx, fascicolos i-ii; yol. xxi, 
fascicolo i; yol. xxii, fascicolo i; yol. xxiii, fascicolos i-ii; yola- 
men xxiy, fascicolos i-ii; yol. xxy, fascicolos i-ii; yol. xxyi, Dé- 
cimo della seconda serie; yol. xxvii; yol. xxviii, fascicolo iii; 
yol. XXIX, fascicolo ii. Genova. 

Biblioteca Nazionale Céntrale di Firenze. cBollettino delle pnbblica- 
zione Italiane riceynte per diritto di Stampa». N° 312, 31 Dicem- 
bre 1898; N^'» 313-323, 15 Gennaío-15 Giugno 1899. Fírenzer 
Milano. 



31(1 BOLETÍN DE LA HBAL ACADBUIA DE U 

«Boletín SateÍ9ÍRno>. PnblicAciÓn menanal. Año 
Enero-Janio 1899. Tnrín (lUlU). 

«La Cmlli Cattolica». Anuo cmqnanteBimo. 
qnaderno 1.164, 17 Dícembre 1898; toI. T,qi 
7 GenDKÍo-18 Mareo 1899; toI. ti, qni 
I." Aprile-17 GingDO 189d. Roma. 

cNnovo Arcluvio Véneto». Año tiii, n.* 82, ton 
n«2ia, 1898. 

cRendicoBti della Beale Accademia dei Lincei». I 
rali, Btoriche e filologiche. Serie qninta. Vol 
índice del volamen; toI. tiii, fase. l.*-2.* R 

cRivieta bimestrale de antichiti greche e romanei 
F. P. Garofalo. Anno i, fase. l.'-S.". Catan 

cRivieta di Storia antica e Bcienze afiÍDÍ>. Anno 
Oeonaio-Aprile 1899. Meeoina. 

cRivista Btorica italianas. Pabblicazione bimestr 
Yol. III, faac. 6, NoTembre-Dtcembre 189 
Vol. iT, fase. 1-2, Gennaio-Aprile 1899. Toi 

Bocietá Reale ii¡ Napoli. cReodiconto delle tornat 
cademia di Archeologia, Lettere e Belle 
Anno XII, GiognoDicembre 1898. Napoli. 

cNene Heidelberger Jahtbñclier, heraosgegeben ^ 
Bophíscben VereinezaHeidelberg). 1898. 3t 

«Sitznngebericbte der Koníglicb Prenssiscben Al 
Bchaften zn Berlín*. xl-lit, 20 October-2S 
i-ixii, 12 Januar-Í7 April de 1899. 

cBitznngsberiobte der philosophiach-pbilologiachc 
Classe der k. b. Akademie der WisBenscb 
1898. Bd. II, Heft (-iii, 1899. Heft i. 

«Kwartalnik Historjczny». Lwow (Lemberg), 
Zeszjt it; Rocznik xin, Zeezft i, 1899. 

«Det Kgl. Norske Frederika ÜniversUet. Ppograi 
i"W semeater. 

f Acta et commentationea > Imp. UniverHÍtatia ji 
patenaie). 1898, n» 5; 1899, n" 1. 

cVjeanik UrvatHkoga Arbeooloekoga DragtTa» 
III, 1898. Urednik Dr. Joaip BronBmidzagrt 



r •— 



ADQUISICIONES OB LA ACADEMIA.- 311 

cVjestnik Er. Hrratsko-Blayonsko-Dalmatinfikog Zemaljskog Arki- 

va>. Zagreb.) 1899, Qodina i, Svezak. 1-2. 
cPoliiical Scienze Qaarterly». London. Yol. xiii, Becembre 1898, 

n* 4; vol. xir, Marcb- June 1899, n<>» 1-2. 
cProceedÍDgs of tbe Boyal Irisb Academy». Dablin. Third seríes^ 

▼ol. V, n* 2, Mai 1899. 
cProoeedmgs of tbe Canadian Inetitate». Toronto. New series, n* 7^ 

Febmary 1899, vol. ii, part. i, 
cTbe Canadian Antiqnarian and Namismatic JonrnaU. Pablisbed by 

tbe Nnmismatie and Antíqnaríam Society of Montreal. Tbird se- 
ries, yol. I, nnmber 4, October 1898. 
«Tbe Catbolic Unirersity Balletin». Wasbiogton 1899. Vol. ▼, n* 1, 

Jannary-Wbole; n® X7U,n<* 2, April-Wbole, n* xviii. 
cTbe Elnglisb Historícal Review». London. N°^ 58-54, vol. xiv. Ja- 

nuary-April 1899. 
cTbe transactions of tbe Royal Irisb Academy:». Dablin. Yol. xxxi, 

part. vil, Marcb 1899. 
«O Arcbeologo Portugnés». Lisboa. Yol. iv, n®* 7-9, Julbo-Setembro 

de 1898. 
«O Instituto 2>. Revista Scientifíca e Litteraria. Coímbra. Yo), xlv, 

n* XII, Decembro 1898; vol. xlvi, n°* i-vi, Janeiro- Junbo 1899. 
cPortngalia:». Materiaes para o estado do povo portagnez. Porto. 

Tomo I, fase. i. 
«Revista de Gaimaráes]». Pablicapao da Sociedade Martins Sarmentó. 

Porto. Yol. XV, n* 4, Oatabro de 1898; vol. xvi, n** I, Janeiro de 

1899. 
«Revista trimensal do Institnto do Céará». Fortaleza. Anno xii, 

4® trimestre de 1898, tomo xii; anno xiii, 1* e 2* trimestres 

de 1899, tomo xiii. 
«Yoz de San Antonio». Braga. 6^ anno, n°® 4-6, 3.' serie, Abril- 

Janbo 1899. 
«Boletín mensnal de Estadística municipal de la ciadad de Buenos- 

Aires». Año xii, niímeros 11-12, Noviembre- Diciembre de 1898; 

año XIII, números 1-4, Enero- Abril 1899. 



Mr 

ttea 



Itew 
P. 

m d< 
dei 

d«6 

,18 



ites 
liwi 
« d 

é A 



i <1 
iii. 
Bftd< 



teri 
5E 



ADQU1SIGI0N8S DB LA ACADUMIA. 313 

«Boletín de la Real Academia SeTÜlana de Baenas Letras». 1899. 
Año I. Números 1-2 31 £Qero-28 Febrero. 

« Boletín de la Comisión Provincial de Monumentos Históricos j Artís- 
ticos de Orense». Tomo i. Números 6*8 Enero -Majo 1899. 

«Boletín de la Institución libre de Enseñanza». Madrid, Año xxii. 
Números 464-465, 80 Noyiembre-31 Diciembre 1898. Año xxiii. 
Números 466-469, 31 Enero-30 Abril 1899. 

«Boletín- Revista de la Jnventnd Católica de Valencia». Valencia* 
Año XIII. Tomo IX. Números 153-164, Enero-Diciembre de 1895. 
Año XIV. Tomo x. Números 165-176, Enero- Diciembre de 1897. 

«Balleti del Centre excorsíonista de Catalunya». Barcelona. Any viii. 
Números 45-47, Octubre-Desembre. Anj ix. Números 48 -dO, Ja- 
ner-Marg. 

«Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana». Palma. Año xiv. 
Tomo vil. Núm. 225, Diciembre 1898. Año zv. Tomo viii. Nú- 
meros 226-230, Enero-Mayo 1899. 

«Boletín de la Sociedad Española de Salvamento de Náufragos». Ma- 
drid. Núm. CLxiiy 1.^ Diciembre 1898. Núm olxiii, 1.^ Enero*, 
números olxvclxvii, 1.*^ Marzo-1.^ Mayo 1899. 

«Boletín de la Sociedad Unión Hispano-Mauri tánica». Granada. 3.* se- 
rie, núm. 14, 24 Diciembre 1898; números 15-19, 19 Enero-30 
Abril 1899. 

«Correo Interior Josefíno». Tortosa. Años i y ii. Números 1-24, Ene- 
ro-Diciembre de 1897 y 1898. Año iii. 1899. Números 25-28, 
Enero-Abril; núm. -30, Junio 1899. 

«El Eco Franciscano». Santiago. Año xvi. Números 17G-181, 1.^ Ene- 
ro-1.^ Junio 1899. 

« Euskal-Erria» . Revista bascongada. San Sebastián. Año xix, 
tomo xxxix, números 664 y 665» 20 y 30 Diciembre 1898. Año xx, 
tomo XL, números 666-682, 10 Euero-20 Junio 1899. 

«La Ciudad de Dios». Revista religiosa, científica y literaria. Madrid. 
Tercera época. Año xviii, vol. xlvii, núm. vii, 20 Diciembre 1898. 
Año xix, vol. xLviii, números i-viii, 5 Enero-20 Abril; vol. XLix, 
números i-iv, 5 Mayo-20 Junio 1899. 

«La Luz Canónica». Madrid. Tomo iii, núm. 1, 2 Enero; números 3*6 
1." Marzo-1.' Junio 1899. 

«La Semana Católica de Barcelona». Año x, núm. 479, 25 Diciem- 



314 boletín de la beal academia di 

bre 1898. Afio xi, ntbneroa 480-484, 1 

486-505, 12 FebT«ro-25 Janio 1899. 
«Memorial de Artillería». Uadrid. Afio 54, 

ga 6.*, Diciembre 1898. Año 55, sei 

gas l.'-5.*, Enero-Mayo 1899. 
«Memorial de logenieroR i3el Ejéroito». Madr 

ca, tomo XV, nüm. xii, Diciembre 1898. 

meros i-v, Enero-Majo 1899. 
«Revietade ArchÍTos, Bibliotecas j Mnaeoe». 

afio II, números 10-12, Octubre- Diciembí 

ros 1-5, Enero-Msjo 1899. 
«Revista Critica de Historia j Literatura < 

bit paño -americanas». Madrid- Barcelona. 

Jnnio-Septiembre 1898. Año iv, nümeroi 
«Befistade Ciencias j Letras». Madrid. At 

cíembre 1898. Afio v, números 107-114, 

meros 116-124, 5 Abril-25 Jqdío 1899. 
«Befista Eclesiástica». Yalladolid. Afio ii, t 

Euero-30 Janio,- toI. iii, números i-x 

bre 1898. Afio iii, vol. ir, números i 

80 Marzo 7 SO Abril-15 Junio 1899. 
«Revista de Extremadura, Historia, Ciencias, 

eeres. Año 1, números i-iii, En«o, Mari 
■ Revista general de Marina». Madrid. Tomo 

Euero Junio 1899- 

• Revista de la Asociación Arttstico-Arqaeolú 

lona. Año iii, rol. 11, números 11-13, Ei 
«Revista de la Unión Ibero- Americana». Mai 

8 Enero 1899. 
«Revista de Menorca». Historia, Literatura, I 

(Tercera época). -Año i> nümeros vii-xi 

Año II, números i-iii, Enero-Marzo 1899 

• Rerietade Obras públicas». Madrid. Año : 

ciembre 1898. Afio xlvi, números 1.215 
índice del tomo i del afio 1898. Número 
ro extraordinario, 80 Enero; 1.219-1. 
nio 1399. 



ADQUISICIONES DB LA ACADBIflA. 315 

«Beanmenes mensnales de la EBtadistioa del comercio exterior de Es- 
pafia»» publicados por la Dirección general de Aduanas. Madrid. 
Números 108 y 109, Noviembre y Diciembre y años de 1896, 1897 
7 1898, con snplementos; números 110-114, Enero-Mayo y 
afios 1897, 1898 y 1899. Con suplementos. 

«Soluciones Católicas». Valencia. Año vi, vo\, vi, núm. xii, 1.* Fe- 
brero 1899. 

«Unión Ibero- American a». Madrid. Segunda época. Números 1-9, 
26 Febrero-8 Junio 1899. 



POR BL CORRBO. 

« Archives Belgues». Revue critique d'Historiographie nationale. Liége, 
25 Janvier 1899. V^ année, núm. 1. 

«Boletím da Real A880cia9áo dos architectos civis e archeologos por- 
tuguezes». Lisboa. Terceira serie. Números 5 e 6. 

«Free Museum of Science and Art, Department of Arcbaeology and 
Paleontology, University of PennsylvaniaA. Philadelphia. Bnlletin, 
volumen ii, núm. 1, January 1899. 

«Kongl. Witterhets Historie ocb Antiquitets Akademiens Manadobla». 
Stockbolm. 277 y 278, 1895, Januari-December. 

«L^Humanité Nouvelle». París. 8® année. xiii, 10 Mai 1899. 

«Periodicals. A catalogue of periodicals large sets transactione of lear- 
ned societies also standardworks choice and valuable books. 

«Anales de la Universidad de la República de Chile». Santiago, 1898. 
Año 56, tomo oii. Noviembre y Diciembre 1898. Año 57, 
tomo 01 II, Enero y Febrero 1899. 

«Boletín de la Biblioteca pública de la provincia de Buenos- Aires». La 
Plata. Núm. 5, Mayo 1899. 

«Boletín del Instituto americano de Adrogué». (F. C. S.) Adrogué 
(República Argentina). Año iii, números 1 y 2, Marzo y 80 de 
Abril 1899. 

«Cuestiones colombianas», con Venezuela, el Ecuador, Costa-Rica, In- 
glaterra, Estados-Uoidos é Italia. La cuestión Cerruti. La sen- 
tencia de Cleveland. Sus consecuencias necesarias. ¿Hubo alta 
traición? Lausana, 1899. 



BOLETÍN DE LA RSAl 

) j Ift Ciencia». ICdjíoo 
6n*. 1" periódico oriol 
Año I, aüm. 9, 7 Enei 
* del Arboli. Opúika 
lasknense. 



ADQUIRIDOS POB 

perikl Aud Asiatic Qai 
Records. Wokín (Ing 
aarj-April 1899. 
déla Librería*. [Pab 
lae. Madrid. Año xx 
ro 1899. 

de antafio». Vida de C 
-NúasE. TomoB 1 3 u. 



v ■' 



r.» . - ' • ■ -.íí 



[NFORMES. 



I. 



ANTIGUA CARTA DE HERMANDAD ENTRE PLASBNCIA Y TALAYERA. 

La carta de hermandad entre Plasencia y Talavera (4 Abril 1274^ 
sirve, aparte de su importancia histórica, para demostrar que ya 
en los tiempos de D. Alfpnso X 

« Lias tierras se hermanan 
por mengua de justicia,» 

como sucedía en el de su biznieto y homónimo, según el autor de 
su poema. Tiene esta carta el singular valor de ser un verdadera 
tratado de derecho intermunicipal privado, porque se pacta la 
excepción de los preceptos del Fuero Real en favor de los vecinos^ 
de una de las villas, cuando demandaren en la otra, con lo quo 
prueba también la tesis sostenida por mí en el Discurso al Fuero 
de Plasencia, publicado por¡D. José Benavides, referente á la vi- 
gencia de aquel Fuero en Plasencia. 

Copia de la carta partida por A. B. C. de alianza y hermandad entre 
Plasencia y Talayera. — Pergamino de 0,29 m. de ancho por 0,18 m. de 
alto qne se conserva inédito en el archivo del Ayuntamiento de Plasencia. 

«En el nombre de Dios, Amen. Nos los conceios de Plasencia é 
de Talavera á sservicio de Dios é de nuuestro SSeñor el Rey é 
apro é honrra é aguarda de nos y de todo quanto que ayamos, 
ifazemos é otorgamos nuestra bona hermandat en huno por los 
que aqui somos li por los que vernan después de nos para siem- 
pre iamas que nos amemos é que nos onrremos é que nos ayude- 



1 



318 boletín d8 la rb&l acadbhia db La historia. 

moa lo3 hunos á loa otros contra todos los ornes de) muDdo que 
"ontra nos vinieran ó que ai alguno de nos los Conceios sobredi- 
hos ffuereoios contra otros ornes 6 contra otro Conceio 6 Con- 
cias algunos quales quier, Todavía guardando el SeAorío del 
ley. Otros! otorgamos é ponemos entre nos que cada q.* acaes- 
liere (¿si alguno de nos?) Conceiofl sobredichos ovieren mester 
lyuda del otro Conceio e enbiaren por el quel venga á ayudar 
uego con quanlas ayudas pudioran aver si detenimiealo iiíogn- 
10, Para aquel día quelos enbiasen desir que los an mesler, Absí 
orno sobredicho es; é que fTagan ir todo su poder tambi^i como 
árien sobre sus cuerpos miemos. Gt otrossi ponemos nos los 
jonceios sobredichos que quando que acaesciera que algún ornen 
üere demandar alguna cosa de la una á la otra, que los alcal- 
les onde fTuere la demanda que lo libren luego sin hueste de 
tey é sin fFerias y siu bozero á tercer dia é sin otro alongamien- 
o ninguno. Et nos los Conceios sobredichos otorgamos i faier 
esta) hermandat é esta postura bien é leal mientre a bona fe sin 
nal alguno. Et porqu" esto sea firmo é estable é non venga eo 
íubda, Nos los Conceios sobredichos mandamos íTaier dos cartas 
lartidas por abecé; Et ÍTetemos poner en ellas nuestros sellos col- 
lados por testimonio. Yo FFelipe Godinez escrivano la escrivi 
lor mandado de Miguel muñoz escribano público del Rey eu Pl»- 
encía é fize esto mi SSinno ^ en esta caria. ITecha la caria quatro 
lias de Abril, Era de mili trescientos i doze anuos. Yo el dicho 
if.*' escribano publico del Rey en Plasencia la made fTaier por 
[ue meló mado el Conceio. ■ 
Al pie del pergamino aparecen recortadas las letras ABCDEP. 

Ill«acRS 33 da Siptiembre de ISSS. 

Danikl Berjano, 
Coirtapondieota. 



r^v 



LA SINAGOGA MAYOR DB SBOOVIA. 319^ 



ir. 

LA SINAGOGA MAYOR DB SBQOVIA. 

La que en un tiempo fué Sinagoga mayor de Segovia y nyer 
era la iglesia y convento de Corpus'Chriati, ha desaparecido en 
las primeras horas del día 3 de Agosto. Poco antes de terminar 
el día 2, una columna de humo y llamas, que casi de repente 
elevóse por los aires, dio el primer aviso á los habitantes de Se- 
govia de que se había declarado el incendio en tan preciado mo- 
numento judaico. A los pocos momentos toda la iglesia estaba 
convertida en una inmensa hoguera, y el fuego se propagaba 
con espantosa rapidez por las dependencias del convento. A las 
dos de la madrugada, con horrible estrépito se vino abajo la te- 
chumbre de la antigua Sinagoga, llenando con sus maderos y 
vigas encendidas el fondo de las naves, desde las cuales se des- 
prendían inmensas llamas que, después de atravesar los majes- 
tuosos arcos de herradura y lamer sus afiligranados capiteles, 
elevábanse por encima de los muros formando un torbellino de 
fuego de increible altura. Los esfuerzos de todos, llevados á cabo 
con el más noble heroísmo, fueron impotentes para impedir que 
el incendio arrebatara aquella joya arquitectónica; y todo salva- 
mento se hizo imposible desde los primeros momentos. Una 
délas 19 religiosas que habitaban el convento murió éntrelas 
llamas. 

¿Cuál fué la causa del incendio y por dónde empezó? Cuestio- 
nes son éstas que probablemente permanecerán siempre envuel- 
tas en la obscuridad más completa. Lo cierto, y tristemente posi- 
tivo, es que los primeros albores del naciente día sólo pudieron 
iluminar las informes y humeantes ruinas de la que fué en un 
día rival de Santa María la Blanca de Toledo, pues otra cosa que 
ruinas no quedaba ya. 

« « 

Después del incendio permanecen en pie los muros gruesos de 
la iglesia, los del coro y de la sacristía, y las dos magníficas 



3^0 aOLBTlN DK LA REAL &GADBUIA DB L 

arcadas que trazaban la aave central. La cú 
está hundida y de toda la demás techumbre, 
no quedan ni siquiera rastros. ¿Puedo ser d 
examen de tales ruinas? Creo que ai; pues 1 
bierto, ruinosos y desprovistos del revestimii 
dejan ver sus conexiones mutuas y las pai 
estructura y coiistrncción , y es por lo tanto i 
edad relativa y fijar cuáles pertenecen á la fál 
les son debidos á edificaciones posteriores. E 
en tres épocas distintas, las cuales voy liger 
La Techa en que se construyó la Sinagoga 
es completamente desconocida. Gonjetüraso 
ser en tiempos del Rey Sabio, y otros, dáod 
dad, suponen que ya existía cuando las huí 
entraron triunfantes en Segovia; pero sea de 
la que fuere, es lo cierto que los hebreos pr; 
ritos de su religión hasta los comienzos í 
año 1410, con motivo del sacrilegio cometid 
rabinos en una hostia consagrada, la reina Di 
del entonces niño D. Juan II, desposeyó A lo! 
goga mayor, ofreciéndosela al obispo D. Ji 
quien, después de consagrarla at culto catól 
ción de Corpus-Christi, la donó á los monjes j 
r.es (canónigos de la iglesia colegial de Sauta 
Ka su poder, y siempre abierta al culto divir 
cío de más de siglo y medio, hasta que, en 1¡ 
la vendieron á D. Manuel y á D. Antonio 
Juana de Tapia, esposa de este ultimo, los i,uaic3 luuuaiuu di 
convento de monjas franciscas lal como hace pocos días existía. 
Dedúcese de ésto que, por lo menos, dos transformaciones ha 
debido sufrir la Sinagoga: la primera, al establecerse en ella los 
canónigos de Párraces, y la segunda, al convertirse en iglesia 
del convento de monjas franciscas. En el croquis adjunlo (pá- 
gina 323), las lincas llenas representan los muros de la primitiva 
edificación (1). 

(I) Para trazar este croquis me ha eido Ae mucha utilidad un plano que de 



LA SINAGOGA UAVOH DE SEGOVIA. 331 

¿Qué obras se llevaron á cabo durante la permanencia de los 
monjes de Párraces? Dcnlro de lo que fué Sinagoga no me ha 
Bido posible encontrar ninguna que pueda atribuirse á ese pe- 



ríodo, á no ser la apertura de la puerta, que luego se dirá. Indu- 
dablemente, al destinarla al culto católico, algunas variaciones 
debieron bacerse en ella, pero no quedan señales. Tal vez estas 
variaciones se redujeran á la ereccidu de un altar en ol sitio del 
Sania y Santasaatorum, que es el que hoy ocupa el presbiterio/ 
el cual, levantado de nueva planta en época posterior, ha bo- 
rrado por completo las huellas de lo que allí haya podido existir. 



¿22 BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA [ 




] Q 



PLáNO DE LA SINAGOGA MAYOR DE SEGOTU 



LA SINAGOGA MAYOR DE 8B60VIA. 323 

Pero si en la iglesia no se ven señales de la permanencia de los 
monjes de Párraces, la construcción del actual convento se debe 
casi por completo á ellos. Junto á la Sinagoga había una casa, 
perteneciente también á los judíos, y su solar debió ser la base 
de la nueva edificación. Los pórticos del patio y la galería supe- 
rior, que aún se conservan en pie después del incendio, si bien 
en estado ruinoso, atestiguan las construcciones de la época: las 
columnas y capiteles son de granito, y los arcos, muy rebajados, 
están hechos de ladrillo. La actual entrada principal de la igle- 
sia, A y debe pertenecer también á este período; y me fundo para 
creerlo así en que el arco de dicha entrada es de piedra berro- 
queña, lo mismo que las columnas del patio del convento, clase 
de piedra que no se ve empleada en las obras posteriores; y en 
que dicha puerta está próxima á la del convento y dan ambas á 
un patio irregular. De otro modo hubiera sido preciso que los 
monjes dieran un rodeo para entrar en la iglesia por la puerta 
principal de la Sinagoga, que se halla situada en el extremo 
opuesto, según luego se dirá. 

Las obras principales quex modificaron la Sinagoga se efectua- 
ron todas ellas durante la ocupación de las monjas franciscas. El 
lunes 13 de Enero de 1572 entraron procesional mente en el con- 
vento 11 hermanas déla Penitencia, «mujeres arrepentidas del 
pecado público», según dice Colmenares, acompañadas de cuatro 
maestras; y dentro de él las esperaban cinco religiosas de San 
Antonio el Real. La primera exigencia de la nueva Comunidad 
debió ser introducir dentro de la clausura una parte de la iglesia, 
desde la cual pudiera asistir á los oficios divinos, y á ese fin ce- 
rraron el primer compartimiento de las tres naves por medio 
de la pared JB, B, B. La porción de la nave central J?, separada 
de las dos laterales por paredes simétricas, formó el coro, el cual 
tenía dos pisos: el coro bajo y el coro alto (1). Con un solo com- 
partimiento de la nave central resultaba el coro de dimensiones 
muy exiguas, y con objeto de agrandarlo se le añadió otra tanta 
superficie cercando con los muros G, G y B una porción rectan- 



(l) Del coro alto no quedan en la actualidad ni vestigios, pues las paredes del 
entramado que lo formaban se han derrumbado, y sólo están en pié las del coro ImiJo. 



iolbtIn de la real acadbuia de la 

terreno, exterior á la Sinagoga, y á 1 
[lesia. Basta el más ligero examen pai 
miento de que lodos los muros que i 
mo cerramiento de clausura, y form 

muy posteriores á la época de la Si 
inte apoyados en las columnas y capí 
uas, sin que tengan ninguna traba: 
s mala y descuidada, distinguiénd 
jate carácter, de la mamposterla y t 

perfectatneote construidos, así com 
3 gruesos del convento perteneciente 
ónimos de Párraces. El presbiterio a 
;a rematada por una cúpula aemi-esfí 
,s monjas llevaban ya algún tiempo 
3 averiguar la fecha de su construí 
•clásico del orden etrusco, me parecí 
arla hacia la mitad del siglo xvii. T 
neoores al decir, en la Historia de < 

renovó la iglesia (>eo nuestros diaí^ 

y la obra debió hacerse por la famil 
nvento, puesto que para ellos y sus 
■eses de Bendaúa) habla dos enterr 
crucero. La sacristía pertenece á la n 
las ya las modi&caciones que snrri<: 
eríodo que ha estado consagrada al ( 
is son los restos que de ella nos qi 

Los dos muros laterales, oríentadc 
a por complato á la Sinagoga sin mi 
pillan las ventanas V, Vy Y del muí 
nos, se agrandaron en época posteric 
7 el hueco h, que servia de coofeson 

P, situada en el ángulo Sudeste, ün 
bos muros, es indudablemente de « 

vez serviría de entrada á la nave re 
eas, puesto que no se ven vestigios i 
ese otro sitio destinado para ellas. Li 
[>n los que Tormaban la fachada M< 



LA SINAGOGA MAYOR DE SBGOVlA. 325 

estaba la entrada principal. Dichos muros cierran solamente las 
dos naves laterales, dejando abierta la nave central; y sus extre- 
mos iV, N, ofrecen las siguientes singularidades, que corrobo- 
ran la suposición de que entre ellos debía estar la puerta princi- 
pal. En primer lugar, eu una extensión de unos 2,5 m. próxima- 
mente, son de sillarejos de piedra caliza, único sitio en donde 
esta clase de fábrica se encuentra. En segundo lugar, por la 
parte exterior están reforzadas por dos machones cuadrados, de 
unos 73 cm. de lado, igualmente de sillarejos; y en tercer lugar, 
por la parte interior á ellas se encuentran adosados dos medios 
pilares, de los cuales nacen las dos arcadas que limitan la nave 
central; estos dos medios pilares, iguales en forma y dimensio- 
nes á los ocho restantes de las arcadas, no son de ladrillo, sino 
de sillares de caliza. Estas particularidades indican claramente 
que á los extremos iV, N de los muros que cierran las naves late- 
rales quiso dárseles mayor solidez, con objeto de que sirvieran 
de apoyo al arco de la entrada principal de la sinagoga. Las hue- 
llas de los arranques de dicho arco se ven aún en los muros; y 
como su presencia sería un estorbo para que el coro alto pudiera 
ensancharse, es de presumir que su demolición se haría en 1572, 
al establecerse las monjas en el convento. 

La planta de los restos de la antigua Sinagoga aparece clara- 
mente marcada en el croquis. Forma una superficie rectangular, 
limitada á Oriente y Poniente por los dos muros laterales, que mi- 
den unos 22 ra. de longitud; por el lado del Norte, el presbite- 
rio, levantado de nueva planta, según se ha dicho, borra todo 
vestigio que pudiera inducirnos á conjeturar cómo sería la Sina- 
goga por esta parte; y por el de Mediodía cierran el lado menor 
del rectángulo los dos muros terminales /, /, dejando en su centro 
una. ancha abertura destinada á entrada principal. Dos hermosas 
arcadas, compuestas en la actualidad de cinco arcos de herradura 
cada una de ellas^ divide el interior de la Sinagoga en una nave 
<;entral y dos laterales (1). No es posible saber de un modo fijo el 



(1) El ancho de la nave central es de 7,15 m. ; el de las naves laterales, de 4,4, y la 
luz de los intercolumnios, de 3,80. El grueso de los pilares octógonos es de 70 cm., y el 
de los muros de 85. El ancho total de la Sinagoga, de Oriente á Poniente, es de 17,90 m. 



336 boletín de la real academia de la historia. 

numero de arcos que primitivamente tendría cada arcada-, no obs- 
tante, suponiendo que la Sinagoga no se extendiera hacia el Nor- 
te más allá que la actual iglesia, suposiciÓD muf probable, cada 
arcada podría tener siete arcos, 7 eu el fondo de la nave principal 
aún quedaría espacio suficiente para el santuario y el tabernáculo. 
Todas las demás paredes y muros adosados á los que se acaban de 
mencionar, son un aditamento posterior. Los que por la parle de 
afuera se apoyan en el muro lateral de Oriente, pertenecen á la 
época en que ios monjes Jerónimos de Párraces levantaron el con- 
vento; y los que formabau el coro de las monjas franciscas son 
posteriores, eu más de un siglo y medio, á la fecha en que la Si- 
nagoga fué consagrada al culto católico. Los muros que cierran el 
rectángulo adicional del coro, señalado en el croquis con la le- 
tra F, y que á primera visu pudiera creerse son prolongación de 
las arcadas de la nave principal, pertenecen asimismo, de un 
modo indubitable, á la época en que dicho coro se levantó, y nun- 
ca han formado parte del edificio antiguo; pues, además de las 
razones aducidas anteriormente para probar que la Sinagoga ter- 
minaba en la alineación de los dos muros J, J, bastarla para des- 
vanecer toda dnda — á Calta de la inspección ocular, que no deja 
lugar á ella — fijarse en que dichos muros son postizos, es decir, 
apoyados solamente y sin ninguna trabazón con la fábrica de los 
antiguos, que, segUn se ha dicho ya, es de sillarejos en esu par- 
te; en la falta de simetría de su emplazamiento, puesto que el del 
lado oriental 00 está eu la alineación de las arcadas, siendo la ra- 
tón de ello el que en el ancho del machón S estaba situada la es~ 
calera que servia á las monjas para bajar al coro bajo, al cual en- 
traban por la puerta R; en que su espesor es sólo la mitad del de 
los muros del edificio primitivo, etc., etc. Además, una razón de 
otro orden viene á fortalecer las antes expuestas con el fia de de- 
mostrar que la Sinagoga terminaba en los muros J, J, Segiin las 
opiniones que antes se han indicado respecto á la fecha de su 
construcción, ésta no es posterior al reinado de D. Alfonso X; y 
sabido es que, atendido el modo de guerrear de aquel tiempo, las 
murallas que cercaban la ciudad, y la cercan aun hoy día, eran 
poderosas obras de defensa. ¿Es creíble que entonces se permitie- 
ra á los judies edificar la Sinagoga del tal modo, que interceptara 



J 



LA SINAGOGA MAYOR DE SEGOVIA. 327 

SU servicio? Porque á tanto valía dejar sólo entre ellas y los mu- 
ros de la Sinagoga un callejón H (véase el croquis), de tan poca 
anchura que con diñcultad puede pasar una persona de frente. 
No; esto no es creíble. Ni aun después de la consagcación de la 
Sinagoga al culto católico (1410), que fué cuando los monjes de 
Párraces edificaron el convento, se les permitió ocupar todo el te- 
rreno libre hasta la muralla; y aunque éste no les sobraba, se 
contentaron con prolongar un poco el muro antiguo, según se in- 
dica en el plano con la letra O. A fines del siglo xvi, el arte de 
la guerra era ya otro, y las murallas habían perdido casi toda su 
primitiva importancia; entonces fué cuando las monjas que se 
habían establecido en el convento de Corpus- Christi pudieron le- 
vantar, sin inconveniente^ el cuerpo de edificio posterior á la Si- 
nagoga, para dar ensanche al coro, sin preocuparse de las ya 
inútiles murallas. 

El recinto de la Sinagoga estaba dividido en tres naves por dos 
majestuosas arcadas de arcos de herradura apoyados en pilares 
octógonos, las cuales se conservan en pie después del incendio. 
Las dos constan hoy de cinco arcos cada una, y tal vez su núme- 
ro fuera primitivamente el de siete, por la razón qne antes se ha 
dicho. El arranque de los dos primeros se apoya en los medios 
pilares octógonos de piedra que existen á ambos lados de la en- 
trada principal; y el último, en las pilastras que sostienen los 
arcos torales del presbiterio. La altura de los arcos es la de las 
naves laterales; y por la parte interior, encima do ellos y hasta el 
techo de la nave central, corre una preciosa arquería de 26 arcos, 
sostenidos por 27 columuitas. La arquería que estaba sobre los 
arcos del lado de Poniente se cayó por entero durante el incendio, 
y la que queda en pie amenaza desplomarse en breve plazo, pues 
la pared que exorna, y que es sólo un tabique, se halla asentada 
sobre las soleras en que apoyaban las vigas de la nave lateral, las 
cuales, por efecto del fuego, están carbonizadas y aun reducidas 
á cenizas en muchos trozos. Estas arquerías, que han sido siempre 
ciegas y no han tenido otro objeto que el ornamental, están for- 
niadas de arquitos de herradura que descansan sobre medias co- 
lumnas geminadas, de fuste cilindrico. La decoración de sus ar- 
chivoltas es alternativa: consiste en unas en cinco lóbulos, que 



Ih ACADEHJ 

rradura de 
BDJutas de 

I se ezliend 
, y eolre és 
'A, por un 1 
bes, separ; 
; y por un: 
rquerfa de 
por cODiple 
iro quedat 
que de ca 

capiteles d 

ezlromo < 
t graciosar 
las de dos 
i^apitel hay 

y uno á 
uno de elle 
trelazado d 
conjuiilo ¿ 
loso afiligí 
sinagoga, I 

los capitel 
ircos, eran 
)s repetido 

son muy ] 
, De los ocl 

ni tino sol 
líos. 

ría los pila 
33, por efe<: 
a fábrica d 



LA SINAGOGA MAYOR DE SEAOVIA. 329 

mados. Los pilares y arcos de herradura conservan aún boy día 
sus aplomos; y después del incendio, y de seis siglos y medio que 
por lo menos van transcurridos desde que fueron levantados, no 
se ve en ellos ni un ladrillo roto, ni la menor hendidura, ni se- 
ñales de haber sido recompuestos en tiempos anteriores. Ya sé 
que estas añrmaciones no están acordes con algo que han escrito 
autores por todos conceptos respetables; pero las consigno aquí 
porque son ciertas, y pueden comprobarlas cuantos estudien las 
ruinas de la antigua Sinagoga. No escribió fray Alonso de la Es- 
pina — á quien se debe la primera relación del sacrilegio come- 
tido por los rabinos en la santa hostia — esta frase: cComenzó á 
temblar la Sinagoga, y dio un tan gran trueno y estallido, que 
todos los postes y arcos se abrieron, y hoy día están así.» Colme- 
nares (i) , en su Uiatoria de Segovia^ consignó esta leyenda nada 
antigua: «Tembló la fábrica de la Sinagoga — dice, — y rom- 
piéronse los arcos y pilares, cuyas roturas permanecieron hasta 
que en nuestros días se renovó aquella fábrica.» De modo que, 
según la versión de Colmenares, los arcos y Jpilares permanecie- 
ron rotos desde 1410 hasta 1637; es decir, cerca de dos siglos y 
medio; y hoy que el fuego ha desprendido el revoque y la fábrica 
de ladrillo queda al descubierto, nos admira la rara perfección 
con que están construidos, sin que en ellos se note el más ligero 
vestigio de haber estado nunca rotos, ni de haber sido recompues- 
tos. Probablemente, al decir Colmenares que en sus días «se re- 
novó aquella fábrica,» alude á la construcción del presbiterio, que 
debió efectuarse por aquella época, según queda ya indicado an-. 
teriormente. Lo demás debe tomarse como á una de tantas exa- 
geraciones deque están llenos los autores antiguos, y aun moder- 
nos, al relatar hechos milagrosos. 

£1 ilustrado D. José María Cuadrado (2), que debió conocer lo 
dicho por Alonso de la Espina y Colmenares, al describir la igle- 
sia de Corpus Christi en los Recuerdos y bellezas de España, no 
habla ya de arcos y pilares rotos y abiertos; pero se hace cargo de 



(1) HUtoria de la muy antigua, noble y leal ciudad de Segovia^ etc.^ ete^ 1687, capí- 
tulo xxviii, pág. 323. - Véase lo dicho por el Sr. Fita en el tomo ix del Boletín, p. 355. 

(2) Recuerdos y bellezas dt España, Avila, Salamanca y Segovia, 1865-72, pég. 484. 



330 BOLETÍN DB LA BEÁL ACAOBHIA DB 

UDa nueva versión, que uo creo hubiese 9 
molde anteriormente. Dice así: «Cerróae p 
monjas un trozo de las naves de ésta (de 
pared del fondo ae muestra una hendidura 
el temblor que acompañó al sacrilegio, al c 
ye el desplome del muro izquierdo de la na 
por los tirantes que la atraviesan.» Si la el; 
hubiera impedido al Sr. Cuadrado examii 
del coro, y, sobre todo, si pudiera verla hi 
dio, de seguro que á su perspicacia no se 
pared nunca formó parte de la Siaagoga n 

Dignos de más detenido é inteligente' es 
la Sinagoga que he tratado de describir. P 
tra arquitectura, la desaparición de la igl 
ha sido uua pérdida irreparable. Lo que i 
¿acabará de perderse por falta de una mau 
de la ruina? 

Acompañan á este Informe las foiograFís 

Número 1. Arcada oriental vista desde 
lado de la nave mayor. Al fondo se ven las 
ultimo término las de la muralla. 

Núm. 2. Arcada oriental vista desde e 
frente que eu la fotografía anterior. 

Nüm. 3. Arcada occidental vista desde 
lado de la nave mayor. El primer arco est 
de la sacristía. 

Niim. 4. Vista tomada desde la puerta p 

Nüm. 5. Arcos de la arcada de Oriente 
de la nave lateral. El segundo pilar es el ( 
puerta principal A de la iglesia. 

SegOTÍB 'iO de AgoBlo de 1899. 

Joaquín ü 



(1) Edcud 
el Sr. Cusdrwlo al Ubique de media i 
y que en 1> actualidad e9tA tambiéD ( 
Uibiqus ae aaienta, está perfecumenl 



LES HÉTHÉEN8 BT LA GaTALO&NE. 331 



III. 

LES HÉTHÉENS ONT-ILS COLONISÉ LA CATALOGNE? 
ACROPOLE CYCLOPÉENNE DE TARRAGONE, PAR M. G. J. DB GUILLEN 

GARCÍA. FRIBOÜRG, 1899. «3 PAG. EN 4* 

Gloria no despreciable de la arqueología moderna es haber sa- 
cado de las sombras del olvido la existencia de un gran pueblo; 
el pueblo heteo. Hasta hace unos cincuenta años eran tenidos los 
héteos como una de tantas pequeñas naciones que ocuparon la 
Tierra prometida á los israelitas , y no había de ellos otras noti- 
cias que las del Antiguo Testamento, cuando los representa en 
tratos pacíficos con Abraham para cederle una sepultura en 
Hebrón, en guerra con Josué, prestando á David sus capitanes, á 
Esaü y Salomón esposas y concubinas, ó asustando con la sola 
apariencia del ruido de sus carros á los sitiadores de Samaría. 
Pero las paredes de los templos y los papiros de Egipto nos han 
hecho conocer las formidables guerras que sostuvieron durante 
más de ochocientos años con los soberbios Faraones en sus fron- 
teras del Sur; y las escrituras en barro de Nínive ponen de ma- 
nifiesto una lucha no menos antigua y mucho más larga con 
los asirlos del Este, quienes ocuparon definitivamente su capital 
en 717 a. J. C, bajo el reinado de Sargón. 

Sobre esta base de conocimiento, los arrojados y perseverantes 
exploradores del Asia anterior han creído poder atribuir funda- 
damente á los héteos un nuevo género de arte que han descu- 
bierto en multitud de objetos y monumentos de diversos países 
por ellos ocupados, y que hoy llenan los museos de Europa» 
Considerando especialmente la cerámica, y ayudándose con los 
datos de la arquitectura, de la mitología y de la lingüística, el 
P. César de Cara, de la C. de J., publicó desde 1890 en la Civiltá 
cattolica unos estudios, cuyo extracto presentó en el IX Congreso 
Internacional de Orientalistas, y según los cuales los proto-pe- 
lasgos de la historia clásica son precisamente los héteos de la 
historia sagrada y de los monumentos, y á ellos atribuye la colo- 
nización y población de gran parte de Grecia é Italia. 



'1 



BOLETÍN DB LA RBAL ACADBIálA DB LA HISTORIA. 



A esla opinióa se adhiere resueltamenle el Sr. de Guinea Gar- 
■''' en una Memoria que, escrita en francés, presentó hace d'« 
i al Congreso CienLíñco Internacional de los católicos ea 
turgo. El objeto de este muy apreciable trabajo es resolver 
Liestióu, harto controvertida, del origen de Tarragona, soste- 
ido que es fundación de una colonia hetea llegada á la peni u- 
. á consecuencia de la expansión de ese pueblo por todas las 
as é islas del Mediterráneo. 

i se admitiera como indudable la identidad de heleos y pelas- 
ese parecer cuadraría esactamente con el que tuvo el hODor 
nanifestar el que suscribe en esta Academia el 9 de Noviem- 
de 1894, con ocasión de la necrología del inolvidable doo 
naventura Hermlndez y Sanabuja. uLa mole de las piezas»' 
a aludiendo á las murallas, «las cabezas esculpidas junto á 
a puerta, las excavaciones en peña viva, todo conspira á aere- 
ar el dictado de tirrénica que aplicó Ausonio á Tarragona , y 
nitir la colonia comercial, que tanto hubo de engradecerla, 
no fundada por los pelasgos del Asia Menor, cuando, eipul- 
los por los beleños de las islas del Mediterráneo en el si- 
' III a. C, buscaron refugio en las tierras occidentales y ocu- 
'On la parte de Italia que se llamó luego Etrurian. 
as someras indicaciones que sobre los restos de cerámica y 
irquitectura seguían á estas palabras se hallan, no sólo co- 
loradas, sino magisCralmente ampliadas en el escrito del señor 
llén García. Queda, con todo ello, sólidamente establecido que 
ragona debe su existencia á una expedición de aquel pueblo 
ígante, dotado de fuerza de expansión increíble, que los anii- 
i llamaron pelásgíco. Pero ¿puede asegurarse con igual fir- 
a que ese pueblo es precisamente el pueblo hetco? Por lo 
ito, sin negarlo en manera alguna, conviene dejar la afirma— 
en suspenso. Hasta ahora, todas las demostraciones se fuii~ 
esencialmente en el carScíer especial de los objetos de arte 
mtrados en las regiones de Asia ocupadas, dominadasó in- 
las por los héteos, asi como en los países de Europa cuya 
litiva población se atribuye á los pelasgos; pero si bien este 
10 demuestra elocuentemente que los héteos poseían una ci 
ación propia, bastante vigorosa para imprimir su sello c 



J 



w 



LES HÉTHÉENS BT LA CATAL06NB. 333 

todas las naciones que tuvieran contacto con ellos, no implica 
que hubiera por su parte ocupacióil material dé territorio ni do- 
minación política directa. 

Al presentarnos los monumentos egipcios á los héteos peleando 
en haces rigurosamente ordenadas» á diferencia de los informes 
pelotones de sus aliados, nos dan la prueba de su mayor grado 
de cultura y la explicación de cómo pudieron imponerla sin vio- 
lencia á sus vecinos, al modo como ellos mismos recibieran y 
acomodaran á sus costumbres las de Babilonia y las de Egipto. 
Mas para llegar á la identidad de pueblos tan separados, sería 
necesario conocer algo de su etnografía, y en este punto estamos 
reducidos á las brevísimas indicaciones de la Biblia para los héteos 
y de los autores griegos para los pelasgos. Mudas están aún para 
nosotros las inscripciones heteas hasta ahora descubiertas, y 
nada positivo se ha adelantado en la lectura de las etruscas; en 
aquellas todo reposa en la interpretación del hemisferio bilingüe 
de plata de Tarcondimo, rey de Gilicia, y en estas se conoce per- 
fectamente el alfabeto, pero la lengua no se ha descubierto toda- 
vía; y mientras no se resuelva ese problema, es muy difícil que 
se pueda dar ningún paso ñrme y decisivo en la cuestión plantea- 
da con tanta erudición por el P. Gara, y seguida con entusiasmo 
por el Sr. Guillen García. 

Mas no son las hipótesis lo que dan más valor á la Memoria^, 
sino los motivos que han conducido á su autor á formularlas. 
Las soberbias y sin par murallas ciclópeas de Tarragona han pro- 
ducido en su ánimo la misma impresión de asombro que suscitan 
en cuantos las contemplan, y al dedicar una porción importante 
de su trabajo á describirlas, acompañando planos de conjunto y 
vi.stas de sus partes principales, ha hecho un servicio inestimable 
á la ciencia arqueológica y á la historia de España. Los anticua- 
rios tarraconenses, como Albiñana y Hernández, habían publi- 
cado ya descripciones y dibujos de las murallas que contribuye- 
ron no poco á salvarlas de la destrucción; pero el nuevo trabajo 
del Sr. Guillen García ha llevado la noticia y conocimiento de 
tan admirables restos al seno de un Congreso compuesto de sa- 
bios de todas las naciones, y con ello ganará indudablemente el 
prestigio de nuestra patria, aumentando al propio tiempo el apre- 



334 BOLETÍN DI LA REAL ACADByil 

CÍO de tan venerables tealigoB de nu< 

Opinó Hernáades que loa tres rec 
uno de otro había en la fortificación 
tres aumentos sucesivos de pobladóa 
el que suscribe que debió ser su su coi 
el ñn de dedicar la porción más alta y 
la inferior y más extensa, contigua al 
rltimo, y la intermedia para contener 
la primitiva población indígena, dedicí 
y al tráfico interior. El Sr. Uuilléii Ga 
nea la erección de los dos recintos máe 
superior de refugio en caso de perders 

y más amplio resultó de la necesidad de uu ensanche. Todo pue- 
de ser, mas si la fundación de Tarragona se debe al establecí* 
miento de una colonia marítima, segiin parecer unánime de Her- 
nández, de í>uillén y del que esto escribe, seria muy singular 
que toda la fuerza se reconcentrara en lo alto de la colina y se 
dejara distante é indefenso el puerto, base de la existencia de los 
nuevos huéspedes. 

Con razón combate nuestro autor que pertenezca á la edad de 
piedra la edificación de las murallas; justa es su duda acerca de 
si los pozos, cisternas y silos abiertos en la roca son obra de tan ^ 
antiguos pobladores; pero se deja llevar con demasiada facilidad • 
de la idea de que el gran pono de la Plaza Mayor fué abierto en 
la Edad Media por acuerdo del Municipio. La penosa labor de 
una perforación tan profunda no ea propia de aquel tiempo, 
cuando la ciudad tenia bastante para surtir al vecindario con la 
fuente natural de la antigua acrópolis; y el documento alegado 
para sostener lo contrario debe entenderse en el sentido de que 
conocida la existencia del pozo antiguo, se determinó desembro- 
zarlo y dejarlo en disposición de ser utilizado. 

En resumen, el Sr. Guillen García merece plácemes y ele^ioi 
por su Memoria, que es útilísima, así para la historia geoeral 
como para la particular de Espada. 

Madrid, 22 de Septiembre de 1899. 

Eduardo Saavkdra. 



CARTAS HISTÓRIGA8 INÉDITAS DB VARIOS AUTORES. 335 



IV. 



CARTAS HISTÓRICAS INÉDITAS DB VARIOS AUTORES. (1499 Á 1651.) 

Notable servicio prestó á la Historia y Literatura patrias don 
Eugenio de Ochoa con la publicación del Epistolario en la Colec^' 
ción de autores españoles^ y mayor hubiera sido aquél si en vez de 
incluir el apócrifo Centón de Fernán Gómez de Gibdareal y otras 
muchas cartas, aunque auténticas ya muy conocidas, entresacara 
las más notables de cuantas duermen inéditas en Archivos y Bi- 
bliotecas, pues todos convienen en que tales documentos, escri- 
tos casi siempre en el seno de la intimidad y sin pretensiones 
de que vieran la luz pública, son por regla general sumamente 
fidedignos y proporcionan detalles referentes á la vida y costum- 
bres de los siglos pasados, omitidos en las Crónicas. Gomo com- 
plemento del Epistolario del Sr. Ochoa, hace tiempo que venimos 
reuniendo gran número de cartas históricas, literarias y familia- 
res que se hallan inéditas y ofrecen interés por su contenido ó 
estilo. Espécimen de este trabajo son las que publicamos á conti- 
nuación, con algunas notas al pie de ellas para ilustración de su 
asunto. 

M. Serrano y Sanz. 

Carta de Gonzalo García de Santa Marta á Femando el Católico, 
en que se queja de los malos tratamientos que recibió por haber 
defendido como abogado á Beatriz de Heredia (1499) (1). 

Muí alto e poderoso Principe Rei e S.<^^ 

Por diuersas personas he sabido quomo ha llegado a noticia de 
uuestra alteza el insulto que por mandado del vizconde d'Euol fue 
fecho en mi persona en el julio mas cerca passado, que por ser 



(1) US. hológrafo; una hoja en folio. Bib. Nao., Dd. 184. Hállase encuadernada oon 
1» Blffttiente obra de Gonzalo Oarcfa de Santa María: 
SennUsimi Principia loannUt seevndi Aragfmvm RegU 9iia,per Oondissalvum OarHam 



OI.BTtN DB LA RBAL ACADEMIA DE 

de Beatriz de üeredia, viuda de 
muier de mossea Joan de Colon 

, contra el dicho Vizconde e sus ^ 
ilicamente me matasseo. E aasi d 
r executioD. E sino que fui socorr 
3 Pedro Comor, poco ha muerto a 
aton en la cabeca a grand effusioi 
la muerte. E después persiguien 
[ue el uoo acaso preso en Nauarr 
beracion de ahorcarle, en aquel p 

1 personalmente con cartas del i 
¡ente general de vuestra Alteza en 
ra por la que en todo caso el dic 
lesse librado según que de fecho 

el processo de la cíndat contra 
I estouiendo para concluirse, mai 
a a uno de los dichos malfechores 
B podra esto saber vuestra Alte: 
qual ministra aqui ordenes por i 
or que no solamente de el que lo 



ría IwitOHmlltiii einm eitartcgttUKum tt 
ilelk; letra de últimos del sigla it. La pHn 
IM Reyes. Es indudablemeole el ejempltr 

eíte ms. al Conde de SkD Clemente en ZaiBi 
Antonio lo describe en au BibiiatÁeca ncví 
Capueblnoc de Madrid. Latassa tIó la carta 
auiitua, tomo ti, pág. SSO. Acerca de lo qae 

LO por el mes ds luHo, ss cometió cierto insí 
^arago(a contra la persona de Sonólo Os 
Dña Beatriz de HeredU, viuda, muger que 
on, 3 de dofis Maria Pérez CaluUlo su hija, 
na: ; persleuiendo U ciudad lo* milheelior 
I el Rey de Naaarra aborcar vno delloa, Tui 
rcobiapo de Qar*#o^. siendo Logartenien 
le librado; y no pudleadoae aleancarjuati 
deapuee aislaron vn inCanfon llamado P( 
nado Bernardo de Luesls.u Hitloriadil Set 

m. 



CARTAS HISTÓRICAS INÉDITAS DE VABIOS AUTORES. 337 

los malfechores no se puede alcancar iusticia de caso tan feo e 
prodicioiíalmente cometido, e los que deurian perseguir los mal* 
fochores e dar cartas subsidiarias para que en otros Reinos fuessen 
castigados embian Embajadores para librarlos, e las coronas 
aprouechan para delictos passados; cosa tan enorme e tan abomi- 
nable que no se puede scriuir sino con mucha indignación e infi- 
nitas lagrimas, veernos los que poco podemos e viuiíAos paciñca- 
mente ser vltraiados e apaleados como sclauos por personas po- 
tentes e los que debrian castigar tan granes casos pues tienen 
vezes de vuestra Alteza en este Reino, aquellos son los Aduogados 
para que libremente cometido el maleficio vaian los malfechores 
por las calles a grandissimo vilipendio de la iusticia. E como 
quier según dixe en el principio, esto haia llegado a las oreias de 
vuestra Alteza, empero porque pueda meior e mas legítimamente 
fazer iusticia me ha parecido pues soi la parte dañada quezarme 
e sino por la distancia e empachos de mi casa io fuera personal* 
mente a dar uozes alos pies de vuestra Alteza para que mandasse 
vengar vuestros subditos hombres bazos e communes de las 
oppressiones e iniurias de los grandes. Ca los Reies en las cosas 
de iusticia egualar deuen el pequeño con el grande, aunque en 
las cosas de gracia puedan fazer acceptacion de personas. E por* 
que Señor vuestra alteza tenga forma para el castigo deste caso 
es necessario primeramente proueer al Arcobispo encargándole 
que si en algún tiempo Salzedo e el Portugués susodichos fueren 
en toda la diozesi presos por algún juez secular, que no sean re- 
petidos por la corona, pues consta hauer sido optenida después 
de cometido el delicto siendo ia el processo comeucado. La otra 
prouision es que mande vuestra Alteza scriuir vna carta a la 
ciudat e señaladamente otra aparte al vicecanceller nombrado ju- 
rado en este año venidero por vuestra Alteza, que se entienda con 
mucha vigilancia en declarar e fazer processo de Yint al Vizcon- 
de de Euol, dando información de euidentes coniecturas quomo el 
mandó fazer este caso. E porque aun el quezarme a vuestra Alte- 
za no lo fago sin mui graue peligro de mi persona, conuiene que 
vuestra Alteza mande scriuir alguna carta algo dañosa al dicho 
Vizconde a fin que io pueda proseguir sin algún recelo mi iusti- 
cia. Ca en esta tierra ia no se conosce ni es temido el nombre de 

TOMO ZZXYi 22 




BOLKTÍN DB la RBAL ACADBUtA DI 

itda uno mata hombres a su guisa; 
le QOCbe a Berna t de Luesia mere 
i ciudat. De Julio aqua han apa 
?edro Comor e agora a cucbíUada 
e haia cinquo o seis meses que ba 
:oracou de vuestra Alteza por mui 
lo. ' E nunqua ío cansaré descriu 
ilcancar la presencia do vuestra A! 
t reparado por iusticia. El qual es 
: cosa de grauissimo exemplo en 
las acatieciendo en ciudadano e le 
Drque circunstancias hai tan gran 
deuen mucho mouer el Real corE 
ider con mucho feruor este oegoci 
a deiar de recordar a vuestra Alte 
;riui<i algo e embió el árbol de la t 
•a e mostró que muier pedia suc 
aria quando el caso lo oEfresciesse 
i Alteza quanto el que mandó d< 
«onfiar de Principe tan iusto e ( 
riuir, doi ñn a la presente. Nuestr 
nserue el prospero stado de vuesl 
1 sancto semicio. De ^arago^a a u 
de vuestra alteza humil subdito e 
9 besa. 

GoDcalo García de ! 

la-ito: 

i alto e poderoso Principe el R< 

1 Y Castilla en Seuilla. 

er GoDcalo de Sancta María. 



CABTA8 HISTÓRICAS INÉDITAS DE VARIOS AUTORES. 339 



Cartas de Felipe II siendo Principe, á D. Antonio de Rojas, 

sobre varios asuntos (1554) (1). 

I. 

Juan Jaques me ha a dicho y enbiado a decir que yo di su 
oficio a Burgos y que a el no se le dan sino vi placas y me pidió 
se las mandase acrescentar y pues el dexó xii que tenia pareceme 
que tiene razón y asi será bien que hagáis que se le den otras 
VI placas demás de las vi que agora tiene que por todas sean xii 
placas y estas vi sean de ayuda de costa ü por la vía que mejor 
os pareciere. De la Goruña a 3 de Julio 1554. 

Yo el Príncipe. 

Sobrescrito: 

A don Antonio de Rojas. 

1554. del rey en la coruña 3 de Julio, sobre Juan Xaques. 

II. 

Pero Hernández se vuelve con mi licencia y con harto miedo 
del Infante y para esto quiere esta carta; vos tendréis quidado de 
lo que le tocare y de mirar por el con condición que baya adonde 
yo estubiere quando yo le enbiare a llamar, que asi queda con- 
certado con el; y porquel dará las nuebas que mas quixerdes 
saver no digo mas sino que anoche me dio don Bernaldo una 
carta vuestra a que no hay que responder. De la Coruña a 8 de 
Julio 1554. 

Yo el Principe. 

Sobrescrito: 

A don amonio de [Rojas]. 

1554. En la Goruña ocho de julio sobre Perejon, 



(1) Bata, como las demás cartas que siguen, se hallan originales en el departa- 
Viento de Us. de la Biblioteca Nacional. Las de Felipe II son bológraCss. Este Monarca 
dirigía desde la Corufia á Inglaterra, para contraher matrimonio oon la Reina 
* María, hija de Enrique VIH. 




1 LA REAL ACÁ 



III 

aes que parti receVi 
¡1 Infante holgué n 
mas tendremos qu 
ato Juan esta bien ; 
e Camila; de que o 
isa. Yo partí el vie 
.0 que para conbal 
ella y después e bf 
) fuera por esperai 
tda; oy he llegado 
icularidades allá la; 
1554, Yo el Príncip 

lio de [Rojas], 
.ntona, 19 de Julio, 

IV, 

de llegar aquí y a 
inque el conde de I 
ló mucho a loa qu 
le aqui á ocho días 
uei muy otro de qu 
a. D. Juan de A.cuñ 
>n que teniades el 
le enbiasedes; peus 
nele luego y trayg 
recles. Al infante d 
icipe. 

lio de Rojas, 
'clés, sobre un relo: 



CARTAS HISTÓRICAS INÉDITAS DB VARIOS AÜTORBS. 341 

Carta de D, Femando de Toledo al Secretario Andrea de Prada^ 
acerca del sitio de Perpiñán por los franceses (1591) (1). 

Los auisos conforman en querer el enemigo bolber á empren- 
der esta placa; no sé que diga hiendo que tantas bo^es no an 
aprobechado para que esto se ponga como es ra^on; pues todo 
me falta no será el ánimo jamas que si con (sic) no se defiende 
uo beo otro muro ni remedio mas que acabar con la uida, con 
que se rematarán cuentas y será lo mejor pues tan poca se tiene 
con tantos seruicios hechos; Dios nos ayude que en el confio sal- 
dré deste trance como de los demás con que se añadirá este ser- 
oicio á los demás , que con acerle á tan gran Rey y cumplir con 
la obligación de basallo me contento. Guarde Dios á v. m. como 
BUS servidores deseamos. En Perpiñán 4 de X.^^^^ 1591. 

El Duque me a imbiado el propio auiso. 

Don Fernando de Toledo. 
Sobrescrito: 

A Andrés de Prada del Consejo de su M.<^ y su secretario de la 

{guerra. Perpiñán 1591. 

Don Fernando de Toledo de 4 de XM^ Recibida á 22. 

Carta del Duque de Sesa (2) al Marqués de Poza^ sobre el viaje 

del primero á Italia (1598). 

No me hallo con cartas de V. S. á que deua respuesta y las 
ultimas que tengo de Pareja son de 24 de Ottubre i estoi con 
mucho cuidado deseando sauer si Y." S.** i la señora Doña Ma- 
riana an de uenir con Su Magestad á Barcelona ó quedarse en 
Madrid; ya a dias que he escrito á Y. S. que por obedecer á su 
mandamiento se atropellarian todas las dificultades para embiar 
á Luis en el pasaje de la Reina nuestra señora, el cual me pa- 



cí) Aatógrafa; 2 hojas en folio. 

(2) D. Antonio Fernández de Córdoba, Conde de Cabra, quien falleció á 6 de Enero 
le 1606 en Valladolid. Copiamos esta carta del original oon firma autógrafa que se 
maerva en la Biblioteca Nacional. 



BOLBTtN DE LA BBAL ACAD&MIA DB LA HtSTOBIA. 

[ue se a diferido hasta Eaero; nosotros pensamos de partir 
uf deotro de dos días para Boloña donde nos del«rDemos 
tres Ó guatro; i de allí embiaretnos á Luís á Milán 6 Qé- 
á aguardar el pasaje, y en llegaudo á Cataluña se irá dere- 
londe estuvieren sus agüelos i anisará á V. S. i en caso 
B haya de casar en Madrid tomará luego )a posta por no 
r tiempo, pues será mejor que aguarde ai la vuelta de So 
)tad, que no el entretenerse en Cataluña antes de casane; 
3 nuestra intención de que me á parecido auisar á V. S. i lo 
) que se offresca con Luis, i en lo que toca al titulo que se 
Irá dar me remito á lo que respondo al Padre confesor da 
igestad en respuestas de sus cartas i con un correo que 
:hé á 9 de Octubre escriui tan largo que no me queda que 
r; bueluo A suplicar á V. S. lo que é escrito en otra carta 
< que irá con esta, sobre el crédito que es menester ombiar 
os gastos desta embarcada, auiéndose ya consumido el que 
embid el año pasado, i sin esto espiraua á la fin deste. La 
isa besa á V. S. las manos y ambos besamos las de mí se- 
a Marquesa i de la sefiora Doüa Mariana i pensamos tener 
lauidad en Nuestra Señora de Loreto, siendo Dios sernído 
iiarde á v. S. De Ferrara á 7 de Deiiembre de 1598. 
materia de negocios me remito á Francisco de Baroja i en 
lencia á Matfa López de Marieta. 

El Duque de Sesa y de Vaana. 
rescrito: 

tfarqués de Poza Presidente de Hacienda y Contaduría. 
Madrid. 

de log Alcalde» de Vailadolid d S. M. acerca del servido de 
incendio» (1604). 

Señor: 

alcaldes dicen .que anoche se quemó la casa de aposento 
n Francisco Arias Maldonado, y el fuego fue tan grande 
o pudo escapar de su estudio un pliego de papel , y aunque 
eron á atajar el daño, que pudiera ser muy grande, pf> 
lucho trabajo por el poco recado que ay en la ciudad , • 



CARTAS HISTÓRICAS INÉDITAS DE VARIOS AUTORES. 343 

que fue necesario por sus personas ir á buscar las erradas agado- 
nes 7 palas; y porque podría suceder algún gran inconuiniente, 
suplican á v. M.^ se sirua mandar que la ciudad tenga las gerin- 
gas que solían tener, que son de gran inportancia, y pongan en 
depósito en los Teatinos, S. Francisco, la Trinidad, la Merced, 
que son los que acuden de ordinario, en cada parte doce erradas 
y media dozena de palas y otra media de agadones , para que 
quando bayan los religiosos Ueben todo el recado necesario; y se 
les ordene que no se conbiertan estos adereces para otros usos, 
que con esto será fácil atajar qualquier fuego por grande que sea« 
Nuestro Señor guarde la cathólica persona de V. M.^ De la sala 
áU deOtubrel604. 

Carta de D. Diego Sarmiento de Acuña ^ Conde de Gondomar^ al 
Marqués de Poza^ sobre socorrer á los irlandeses que emigraban 
á Valladolid (1604) (1). 

Aquí an acudido muchos yrlandeses necessitadísimos porque 
ninguno trae camissa, muchos vienen enfermos y todos mueren 
de hambre. A esta nación somos muí en cargo y para socorrerlos 
no hera menester mas de el estado en que aquí se alian, y su- 
puesta la obligación que á la ciudad y á mi nos corre se deue 
hacer en esta alguna demostración que les sea hutiU 

Y para esto me ha parecido que doce rregidores, religiosos 
granes de las Ordenes S.**> Domingo y S.* Francisco se encar- 
gassen por parroquias de pedir limosna para esta obra y es justo 
antes de comencallo dar cuenta á Y. Ex/ para que lo aprueue y 
dé licencia y me mande lo que mas se sirua que será lo que mas 
conbendra. Dios guarde á Y. Ex.' como es menester y deseo. En 
Yalladolid á 3 de Nouiembre de 1604. 

Don Diego Sarmiento de Acuña. 



(1) De la eorrespoDdencia de D. Diego Sarmiento de Acuña, interesantísimia por 
cierto, se conserva gran parte en el Archivo de Simancae, en la Biblioteca Nacional 
y en la que fué del Sr. Gayangos. Bate publicó cinco cartas literarias del Conde de 
Gondomar en la colección de libros dados i luz por los Bibliófilos españoles. 




344 bolxtIn de la. real acadbmia dk la historia. 

Cfrla del mismo al Margues de Puza sobre una inundación que 
huboeti VailadoHd (16i)5). 

estado á punto de anegarse toda la acera de casas 

¿ la Antigua, porque se tapí(5 el conduto que yba 
y en un punto creció el agua de manera que tomó 

plaza entrando por las casas. Acudimos al punto á 
ites y yo f hicimos abrir por una casa el conduto 

antiguo y de una argamassa que tal sea la de las 
Q08 hecho y por alli se limpió y bació y queda aora 
e agua; a hecho esto esta tarde mucho ruido por el 
mió y assi me a parecido justo dar quenta de ello 
ien guarde nuestro señor como yo e menester. Eu 
9 de Marco de 1605. 

Don Diego Sarmiento de Acuña. 

no al Marqués de Poza, sobre las fiestas que ge pro- 
Valladolid con motivo del nacimiento del Principe 

605). 

muy gran desseo que entre las demostraciones qne 
le hazer por el buen nacimiento del Principe nues- 
u algunas de hazimiento de gracias á Dios y as.M 

Ex.* que Be hiziessa una procession general este 
la mañana para que fuesse antes de la máscara. Esto 
abeníente como se tracaua de yr a Nuestra Señora 
ate, porque para este domingo Cassimodo por la 

la ciudad por hoto muy antiguo obligación deyr 

desde la yglesia mayor al Señor Sant Seuastiaa 
en la rictoría, y aunque esta procesión se hará coa 

1 y devoción, por esta ocassion tan grande nos á pa- 
haga mas y assi a acordado oy ta ciudad juntarse 

la yglesia mayor y que alli se diga una missa de ha- 
racias a Nuestro Señor con mili aleluyas; y que si 
) se digan todas las missas del lugar en perroquiaü 
s; y para ello da Yailadolid á cada uno hacha 



■■•/ 



CARTAS HISTÓRICAS INÉDITAS BB VARIOS AUTORES. 345 

velas de cera blanca, y las campanas se an de repicar hasta me- 
diodía, fiesta que es muy bien que preceda á la de á cauallo y 
que es á propósito por ser el octauo dia de el nacimiento. 

Las dantas de las aldeas y de la ciudad y la máscara con toda 
su guarnición, está preuenido todo para el Domingo á las dos 
después de mediodia, y aunque todo lo que se hiciere es menos 
de lo que se deue y de lo que querríamos, prometo á Y. Ex.* que 
es todo lo que se puede y que desseamos mucho acertar, y esto 
se hará siruiendosse Y. Ex.* de mandar lo que avemos de hazer. 
Dios guarde á Y. Ex.* como es menester y yo desseo. En Yalla- 
dolidyAbril 13 de 1605. 

Con estas fiestas de Sábado y Domingo y con la mayor que 
para mi puede aber en el mundo^ que es acompañar al Duque en 
la máscara, biene muy bien el serbirse Y. Ex/ que don Diego de 
Sandobal sea el Lunes corregidor y assi lo suplico Y. Ex.* muy 
umilmente, porque yo paresco ya tan mal con la bara como el 
ein ella. 

Don Diego Sarmiento de Acuña. 

( Al margen^ la respuesta del Marqués de Pozay que dice asi): 

La procesión de su voto haga la ciudad en buena ora y lo que 
toca á missas también lo puede hazer como quisiere; pero la pro- 
cesión en hacimiento de gracias se tratará de ello en Consejo el 
primer dia, y si se acordare que se haga ha de ser con assistencia 
de los tribunales, pues no es justo que se haga de otra manera y 
entonces se dará cuenta dello á su Magostad. 

El Marqués de Poca. 

Carta del Licenciado Veas Vellón, acerca de una pendencia entre 
D. Luis de Velasco y el Duque de Maqueda y otros Caballeros 
(I6Ó5). 

A ora de las ^inco esta tarde estando habiendo audiencia se 

mouio vn muy gran pendencia de cuchilladas, porque los duques 

de Maqueda y Pastrana y su hermano del de Maqueda y vn her- 

lano del conde de Portalegre y otros caualleros estando todos a 

luallo acuchillaron a don Luis de Belasco y con las uaras de los 




boletín dk la real ACADBKIA 1 

andubieron ansimiemo en la pi 
r me metí en la pendencia y creo 
lasase muy adelanta, y auiendo e 
á su casa o adonde fnese seruido 
prender, como quien es, dijo qu 
hermano del Conde de Pórtale) 
:aua]lo a mi casa llegó el alguacl! 
lia de prenderle llego a ponerse 
ejase y que adonde yo estaua no 
r que le quité la bara y le malt: 
do menos de lo que yo quisiera, 
oderle porque me aula asido de 
lucha gente que acudió y algua( 
les me digeron que me viniese a 
)r auto; yo dige que yba a dar 
, como hice estando en el consejí 
1 el del Infantado y con todos 1< 
i fueron a dar quenta al conde; 
nUarroel a decir con un porter( 
a; por esto enuiaron quatro algu 
I me digeron me apease y me fu 
hacer y estando el conde viéndc 
a decir que los alcaldes hiciese 
hacer el mió. Después desto y i 
mde me an enuiado vn alguacil 
por cárcel y no salga della, pena 
. e enuiado a saber que sea esto; 
md. y a quien nos sabe amparai 
) que decir mas, y Dios guarde 
r, y de Valladolid y mar^o 23 de 

El Lie 
icrito: 

anta el lic.<*o Beas Vellón de la j 
1 y mas caualleros. 



CARTAS HISTÓRICAS INÉDITAS DE VARIOS AUTORES. 547 

Carta de D, Alonso de Robles Castrillo acerca de una misión di- 
plomática que desempeñó en Florencia. (1634) (t). 

Desde Bolonia escriui á V. 8, como abia llegado [A] aquella 
ciudad el biernes, media ora de noche, y me quedé en una oste- 
ria á la puerta y sáuado á las 9 de España me parti á Florencia 
donde bine tan solo que no encontré un alma en el camino, que 
los que abian de benir conmigo desde quatro millas se bolbieron 
por el boletín de sanita de que ay rigor en la entrada de Floren- 
cia; y aquella noche bine á dormir á Fiorencola bien tarde; ma- 
drugué y a las 10 de la mañana estaña en Pretolino y no hallé 
allí al S.'*^ Hannequin y pasé á Florencia donde en apeándome 
fui a Palacio por ser ora que no entraría nadie y asi fue que no 
la hauia, si no un hombre de los que nos serbían; diome la bien- 
heñida con muestras de agasaxo; yo se lo agradezí; pregúntele 
por el quarto del Conde Orsso a que respondió: estará durmiendo; 
y sin preguntarle nada me dixo como el Gran Duque estaua malo 
y ayer sáuado se hauia sangrado por hauer tenido una calentura 
y que hauia esta mañana Domingo 16 bissitado en su quarto al 
Duque de Crequi; yo le dije que quien era este Monsieur; dijo á 
las 23 oras hauia entrado que benia de Roma; trahia persona y 
desde el biernes le estañan esperando en el confín de Toscana 
para hacerle alozamiento y que el Príncipe Lorenzo hauia salido 
a reunirse 3 millas de allí; y también me dixo como el Duque de 
Lorena estaua en Pretolino y que su secretario estaua alli; yo le 
dije como está con su amo; dixome no S^ que tiene un Alexandro 
Manii secretario de las armas; de alli a un rrato me despedí del 
diziendo yba a aguardar que despertasse el Conde Orsso; torci el 
camino en busca del Secretario, pregunté por el en su cassa y sa» 
lióme al enquentro el secretario Alexandro; dijome que quien era 
yo le rrespondi que un cauallero que buscaua a Monsieur Hen» 
nequin; llamóle y luego que me bio hizo muestras de mucho amor 
y agasaxo y otras onrras aunque yo las resistí mucho, como de 



(I) El manascrito original, eserito gran parte en ciftra, con la interpretación al 
margen, consta de ocho bojas en folio. (Bib. Nac.) 




dBTÍN DK LA REAL ACADBKIil 

ero y darme mejor asiento; 
icbo. Díxele: el Conde mi se 
cassion se ofreze algo ea q 
otameote a saber que geaei 
I aunque es cierto que dere 
ede creer que por medio de' 
ea algunos tratados con el 
imbra 7 le benderáo por ne 
I que nosotros deseamos el 1 

Y que no le engañen y par 
r consejo saber las proposic 
> tratau y por donde lo enea 
la Cassa de Loreua S. M. i 

mi oración lo mucbo que 
ue todos los días habla con 
«remonias de amor; que lo 

nHicho que gaaa en esb 
S. de todo lo que hauia escí 
e la llegada aqai de Grequi 
Jo nada que juicios tenia su 
no a oyr quexas de su amo e 

1 sacar desta gente; el otro i 
abien me diico como ayer 1 
auían abrazado muy estrec 
imigos biexoB y que en un < 
lando el Rey malo antes q 
incurrieron Quissa, Memor 
; Guissa propuso que le des 

Grequi que le enbiasen a i 
te; Baaonpier que en la Bai 
concilio le supo Richilieu ] 
10 hauia propuesto que Gre 
e desea apartar de Fraatüa, 
V. S. me mandó que para e 
no tan a proposito que no 
hendérselo por nueba, a qu 
uy tímido y que mientras 



CARTAS HISTÓRICAS INÉDITAS DE VARIOS AUTORBS. 349 

ara nada y que ya ha benido el confidente que hauia embiado a 
Francia y que su bazienda se está en el mesmo estado que antes 
y que lo que aguardaba es ber una batalla benzida en Alemania 
como se ponen aquellas cosas y en que para el sitio de Ratisbona. 

Domingo en la tarde tubo audienzia Criqui y de la Duquesa 
biexa, hermanos, tíos, y me dijo que sabría de la Duquesa todo 
lo que a pasado en ella y assí quedó en que mañana Lunes á las 
15 oras le aguardase en mi posada, que sería menos nota y me 
daría quenta de todo lo que hubiese entendido. 

También me dijo que assi como supo que entraba Grequi se 
bino de Pretolino por saber y ynquirir los disignios que traia y 
que se acuerda muy bien de lo que Y. S. le dijo algunas bezesde 
la falsedad y arte desta gente y que el hauia propuesto á su amo 
sabiendo la heñida de Grequi se fuese á Pretolino por no berle y 
que el hauia venido algunos dias antes de su llegada á Florenzia 
ron un rrecado de su amo al Gran Duque de que le hablase claro 
que sí tenía algún fastidio por el que al punto dezaria su cassa y 
Estado y se saldria del; el Gran Duque fue luego a Pretolino y le 
hizo grandes carizias y ofertas y que estaua muy contento de que 
se sirbiesse del y de su casa. 

Lunes a los 15 horas bino Hannequin a mi posada y me dijo 
como no hauia podido hablar a la Duquesa y que no sania nada 
y que en sabiendo algo me daría quenta de lo que hubiese enten- 
dido y que aunque tenia desseo de yr a Pretolino a verse con su 
amo no yria hasta tanto que Grequi se hubiese ydo, que hauia 
escrito como yo estaba aquí. 

Este día a las 22 oras que acabó las audiencias se salió a passear 
Grequi en cinco carrozas; aunque biejo es bizarro y trae mucho 
lusimiento; 25 camaradas comen con el; y que a sentido que no le 
saliesse el Gran Duque a rreziuir y vase el lunes a Loreto y de 
allí a Bolonia donde le esperan para tratar de acommodar algu- 
nas discusiones entre el Papa y venecianos sobre los confines de 
sus tierras y de alli disen bisitará todos los Principes de Italia, 
donde se detendrá mucho tiempo, con que se confirma el amor de 
Richilieu y que no consentirá entre en Francia; el Marques Bú- 
falo cauallero romano es el que asiste y salió al confiu a rresiuir 
1 Mariscal; Guissa está a todas oras con Grequi dizome Annc- 




boletín de la RBAL ACADEUIJ 

e es oiuj' amigo de la Cassa, de 
I al Rey de Francia au amo y i 
si lo haria. 

rtes Tue de purga el Grao Duqi 
dio audienzia a nadie y estubo 
[ Viernes passado hauia de de 
a largado; tienen muchas preí 
caualleros que corren un galle 
leí Palio. Unos amigos me h; 
e es 20 millas de aquí, pero yo 
oles estube con el secretario A 
e Grequi no consistía en nada 
Pretolino y bolueria el Sáuadc 
1 que lo pondrá en limpio y i 
Crequi le dirá todo lo que le h 
ignor Mazarini ba a Francia ao 
la, que su amo ba embíado a pi 
biarle a Venezia y a Génoua a 

ia por la tarde salió Guissa y e 
a el mejor lugar el Mariscal. 
io disen se correrá el Domiugo 
cosa buena. No ea malo el asu 
I Orsso Y A todos, 
tbes fue Grequi a misa a San 
ique en el salón baxo; diole la 
>cho los de mesa; no ubo caue 
e una banda y quatro de otra; i 
nal Segura, Grequi, el Princii 
enio; de la otra banda el Gran 1 
t y su hijo de Guisa; al principi 
.chas ceremonias de cortesía si 
quitaron los de la mesa loe i 
la, con que haciendo todos sus 
1 muy pocos criados sirbiendo 
que y quando me salía del h^ 
¡ó V, 8. aquí preso un caoalle 



CARTAS HISTÓRICAS INÉDITAS DK VARIOS AUTORES. 



351 



del Conde de Merodes; por sospechas an aliado que no lo es y al* 
gunas cartas y una pistola; dicen que benia a matar al Duque de 
LiOrena; vasele tomando confesiones en que barea (sic) y se ful- 
mina el proceso. 

Tres semanas ha que entró aqui el residente de Módena para 
estar de asiento. 

Lunes después de comer fui en cassa del Embaxador de Luca y 
le di la carta presente de Y. S. estimó lo uno y lo otro; alíele en 
la cama de una esipulaque tiene en una pierna; aunque ayer Do- 
mingo por la tarde no estubo en cassa, que fue de bisita al Resi- 
dente de Venecia; ynstó mucho a que me quedase por su guesped 
y no menos ymportunó que el de Prasenga con Y. S. si bien que 
aquel fue uno y estos son dos, que el sobrino apretaua mas y gra- 
cias a Dios bencí que no fue poco; no me ha dicho cossa que yo 
no supiesse; bolueré allá, añadiré en esta lo que me pareciere de 
sustancia. 

El Miércoles bino a mi posada Gerardo Burlamaq á bisitarme 
y darme un rrecado de su tío el Embaxador y por fuerza me Uebó 
á comer haciéndome mili honrras ; el Embazador estaba en la 
cama; ablamos mucho rato de Y. S. Dixome como hauia tenido 
malas nuebas de Alemania de que el campo ymperial estaua tra- 
uaxosso porque le faltauan los viveros. 

Fuimos cinco de mesa: la Embaxatriz que habla muy bien 
español y una hermana del Embaxador biuda su hijo y hija del 
Embazador y yo y Gerardo, dándome el mejor lugar junto a la 
Bmbazatriz; no se puede creher qual es toda la gente de esta casa 
qual es; no fue menor el segundo combate por mandármelo tam- 
bién la Embazatriz pero fui Roca (1) no el de Yenecia. 

El Yiernes passado higo ocho dias entró en el puerto de Liorna 
una pressa que un bajel de particulares abian cozido y 37 turcos 
bibos, 60 exclavos christianos y el basso muy bueno y bien arti- 
llado; duró quatro oras el combate y muchas mercadurías; dicen 
ynporta la presa mas de 60 & escudos. 

Después de aber comido y reposado los ocho de tabla conforme 



(1) D. Jaan Antonio de U Vera y Zúfilga, Conde de U Roca, Bmbi^ador de Espa&a 
en Yenecia. 



BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA RISTOHIA. 

a en la mesa se melieron en la cairoca y se pasearon por 
cía andando también en el passeo la bieja y las dos Prio- 
lOlaB en la carroca de laa fiestas y sin mudar de color los 
;gasos yendo delante las sillas nocUirnas con el quitasol 
eado. 

nes fue Ouisa a missa A la Nunciada; no la descubrieron 
i yrá mañana Sáuado y se la enseñarán y esta tarde yrán a 
!l cauallero Ricardo que ay alli sarao; berele y daré queata 

de todo. 

tarde fui en cassa del Embaxadorde Luca; está mejor pero 
ama y escribiendo para el ordinario de mañana y asi solo 
e su salud sin berie. 

é a Palacio y Grequi y Guissa y su bijo fueron al festín 
ose escusado el Gran Duque y los Principes que no fue 
10; ubo mucbas damas y caballeros en un saloncillo bien 
' por ser tan pequeño y que se rejistraba mucho a todos do 
¡se quedar alli-, los deaqui mean dícboque fue muy bueno, 
mo no an bisto otra cosa les parece no ay mas que beren 
ido. 

iui sale todas las noches en casBa de mujeres y asi dicen 
I ay tal cauallero en el mundo ni hay hombres mas joliei 
i franceses. 

I. crea que no ay carta que no habrán y assi béalas V. S. 
ien que han cerradas con cuydado y entreténgase V. S. con 
oa cartas de Roca que son para rreir que tienen de bueno 
lalo; y que diga un Ministro del Rey que no se da por ofen- 
i que le habrán las cartas arta ynfamia es; pienssa que por 
mino enpuñara el dosel. Oy Sáuado fue a misa Grequi a la 
iada y se la enseñaron; salió a paseo con Guisa y come ma- 
on el Gran Duque. 

tía benido Hannequin y assí no tengo en esta parle que 
, que lo que buviere lo llenare conmigo, que partiré de aqoi 
I, que Crequi se ha el Lunes por la tarde. 

es lodo lo que se ofrece asta ora de que dar cuenta á V. S, 
n guarde Dios tantos y tan felices años como yo deseo. Flo' 

y Julio 22 de 1634. 

lebaré las cartas a la posta asta muy tarde porque do 



CARTAS HISTÓRICAS INÉDITAS DB VARIOS AUTORES. 353 

lugar de abrirlas y bao con cubierta a Tobia Negrooi correo 
mayor de Milán; los deseos son buenos, el talento poco, la prossa 
como de castellano biejo pero de verbo ad verhum. 

Don Alonso de Robles Castrillo. 

Al dorso : 

De D. Alonso de Robles; de Florencia 22 de Julio 1634. 

Trata este despacho de la jornada que hico D. Alonso a Floren- 
cia guando fue el Duque de Grequi. 

Carta de Manuel Gómez al obispo de Cuenca, acerca de la entrada 
de la Reina D.* Mariana de Austria en Madrid (1). 

Por víspera de mi puerco, que cada año cumplo con el como 
con la parroquia, ago este recuerdo á V. S. III.™* que como es 
contraste de limpieza quiero ponérmele por háuito, y el S.*" Don 
Claudio que es mi agonicante ayudará á que muera el ceuon. 

Adredemente y de casso pensado entró la Reina nuestra seño- 
ra como una ymagen de deuozion deuajo de palio, sacándola por 
el sol como á otras por el agua; y la condesa de Medellín, (digo 
de las Angustias) echa la beata mayor, montada en una muía 
graduada, y la guarda mayor de pelícano, reciuiendo vendiciones; 
las damas a cauallo degolladas de cristal con sus galanes en pena 
y sin auer cometido delito las Ueuauan con guarda; los regidores 
fueron con sayas enteras de Reyes magos; este día fue de la ma- 
yor ñesta, si bien para las casas fue de trauajo pues no les olgaua 
la madera; la entrada fue del año santo, cargada de pelegrinos; 
las calles descolgaron á todo Madrid para colgarlas; el acompaña- 
miento y el bostezo de lacayos nunca visto. En fin el Rey juntó 
el poder con el deseo y la possesion con la esperanca; Su Mages- 
tad con la señora Infanta y la señora duquesa de Mantua estuvo 
en casa del conde de Oñate en balcón de misterio, y en frente 
la compañía de Prado, dándole con la entretenida; de alli se fue 
a palazio por la priora; vio desde el balcón asomar el palio, y 



(1) Puede Ajarse la fecha de esta carta en el año 1649, en cuyo mes de Octubre 
lia 3) D.* Mariana entró en Madrid, donde se celebraron fiestas por su boda con Fe- 
Lipe IV. (Flórez, Reinas Católicas; tomo ii, pá^. 938). 

TOMO zzzv. 28 



n 



CETtN DB La real ACAbBtlIA DB LA HISTORIA. 

á la señoi'a de MedeDfii juzgué que era viernes santo 
Miserere; pero Su Magesiad anticipó la Pascua coa 
de luces á los carrillos; vajó Su Magestad de arriua 
Ita y leciuio á la reina diciendo regina cceli ¡etare ale- 
mus de Arcos dirá Caruonel y yo le remedaré; pre- 
onde si era muy noble el padre de la nuestra reina, y 
;ue era del áulto y que tenia dos tios, el uno colegial 
lile en las Indias. V. S. me perdone que desta entra- 
. breue salida que remito y me reseruo á dos tomos; 
V^. S. que tomaré en puerco y en limpio á Su Mages- 
DS guarde como prelado meritissimo. 
allero del puerco, que lo estimo mas que ser del 
lie humilde sus plantas besa á V. S., 

Manuel Gomei. 

Manuel Gómez al obispo de Cuenca, dándole aviso de 

le la Reyna. 

>e que dicho Obispo le suele imbiar un puerco cada 



m de Manuel Gómez al Marqué» de Mortara (1651) (1). 
nerged reciuida agradecimientos manifiestos. 

ior: estas palabras son de Pascasio, en agradecimiento 
rero de castor con que V. E. me cubrió como á Grande 
; y la función la hizo don Francisco de la Hoz, el fá- 
rsor, con gran decencia. Este capelo le pondré en la 
le mi cabeca y le sacaré para los truenos por reliquia 
católico. Alegróme de que se baile V. fi. en ese sitio 
de Aranjuez cou las flores de sus Vitorias] y para la 
nos ha de hauer visita de reloges como de cárcel, y 



de esta eart» y de U siguiente fué bufan en el Palacio de Felipe IV. 
de 6\ Matiu de Noto» en bu HUleria de aquel mañero*. Véue CaUe- 
103 iiUiitot, tomo Li, plg. ciiv. De l>a dos cirtM be; copiA eoalin 



CABTA8 HISTÓRICAS INÉDITAS DB TARIOS AUTORES. 355 

fnaadarán soltar el de San Saluador. £1 señor Patriarcha ha pu- 
blicado jornada á dar las gracias y las glorias á Y. E. con la be- 
llissima Isabela, protorubia y archihermosa, que puede ser solo 
él premio digno á tanto mérito. El P.® Confesor de la reina nues- 
tra señora, dice que en tojnando Y. £. á Barcelona no se le embie 
solo una rubia sino ocho; ea, gran capitán Orozco, obrad, famoso 
Francisco, y bechad el cordón seráphico a esa placa, que el Ex.*"^ 
señor Don Luis de Haro no a dejado en Madrid capote que no 
esté colorado de bergüenga de no yr en esa ocassion, que van en 
romeria á vos que soys caudillo de la Gasa Santa. Yo al son de 
mi instrumento cantaré el Te Deum á quatro voces (solo) mien- 
tras embiais al Cathólico Phellipe el Libro verde (que me parece 
está ya al caer de la hoja) harto os e dicho; haceldo, que yo espe- 
ro con vuestros peynes me imbiareys un regalo muy peynado. 
Ya he mandado á las damas que se sangren para entonces en fee 
de los vidrios que me haueys de dar no sean pessados para mi. 
Yo me holgare que viera al S.** Don Fernando Ruiz de Gontreras 
embiando al exercito hasta los oydores reformados; yo he offrecido 
yr á la virgen de Monserrate, que sea del buen suceso para Y. E. 
á quien guarde Dios. 

Madrid y Octubre 8 de 1651. 

Manuel Gómez. 



Y. 



EL SITIO DE OBRONA EN 1084. 



Al remover recientemente los papeles de mi biblioteca he en- 
contrado el oficio del Secretario de la Real Academia de la His- 
toria, de 15 de Abril de 1893, en que me hacía saber, que el se- 
ñor Director me designó para informar acerca de un folleto que 
€on el título de El Sitio de Gerona en i684 publicó nuestro co- 
rrespondiente D. Emilio Grahity Papell. 

Aunque para muchos pueda parecer inverosímil, es lo cierto 



356 BOLBTtK DB LA RBAL AUDBUIA DB LA HISTOBrx. 

que fll raferido hallazgo prueba bien á laa claras mi BegligeDcia, 
pues bao pasado nada menos que seia años sin qua me baya cui- 
dado de cumplir deberes que siempre me son gratos, y que sólo 
lieaea disculpa por las asiduas tareas que me han ocupado hace 
años y por el involuntario extravío del oñcio de referencia. 

Confieso, pues, el pecado de mi pereía, y contrito y arrepentido 
espero de mis compaúeros la absolución, prometiendo no incurrir 
en adelante en tan reparables negligencias. 

Por lo demás, como Gerona es plaza fronteriza y ocupa dds 
excelente posición estratégica, ba merecido constantemente la mi- 
rada preferente del extranjero invasor, y el siglo xvii registra pá- 
ginas gloriosas que grabaron hechos heroicos en el libro inmortAl 
de la historia. 

En 1653 comenzó Gerona á sacudir el yugo de las opresiones de 
los Ministros de la Francia. En 1653 resistió heroicamente du- 
rante tres meses otra invasión del ejército francés. Contribuyó al 
levantamiento dei asedio de Puigcerdá en 1654. Socorrió á la 
villa y castillo de Camprodón en 1657, y peleó bizarramente en el 
Ampurdán y el RoselIÓn en 1674 y 1675. En este último año Ge- 
rona rechaíó de sus muros al enemigo, conquistando fama impe- 
recedera. Publicada la pai en 1679, preparóse la ciudad para la 
guerra que se reprodujo en 1684, siendo atacada con tanta fiereza 
como con valor defendida y glorificada. 

La inmortal Gerona se ha llamado siempre á la heroica ciudad 
que supo i-esistir y vencer al ejército más poderoso del mundo y 
que consiguió que el nombre de defensores como Alvarez se hayan 
grabado con letras de oro en el templo de las leyes. Aquellos va- 
lerosos soldados y aquellos ciudadanos patriotas sentían el amor 
á la monarquía, y por su Rey vertían su sangre generosa. Aqu<v 
líos soldados y aquellos patriotas invocaban la protección de San 
Narciso, Santos Qualro Mártires y Sao Dalmacio, que desde re- 
motos tiempos eran tenidas como patronos, tutelares y abogados 
de la ciudad, y asi revelaban aquel sentimiento religioso que á 
tan grandes y gloriosas empresas llevó á los españoles el Dios de 
los ejércitos. Y peleando y venciendo siempre á impulso de los 
dos sentimientos señalados, las glorias de Gerona gloriases) 
ñolas fueron y constituyen un ejemplo digno de mt imitado. 



BL SITIO OB aBRONA BN 1684. 357 

La historia transmite las inmortales páginas gerundenses para 
•enseñanza de la actual generación, demostrando que cuando hay 
fe en el corazón y se siente el verdadero amor á la patria, todas 
las empresas son fáciles y seguras contra los ataques injustos y 
contra la constante sinrazón de la fuerza. 

Las letras y las artes vienen recordando, hace siglo y medio, 
las portentosas hazañas que los defensores de Gerona realizaron 
resistiendo valerosamente el reiterado ataque de los ejércitos de 
la Francia; pero deseando que se imprimiese una monografía que 
tratase con especialidad del sitio de Gerona en 1684, la Asocia- 
ción literaria de esta ciudad abrió público certamen en 1881 y 
premió una excelente monografía del cronista de Gerona D. En- 
rique G. Girbal, que, según expresión de nuestro correspon- 
diente Grahit, es, sin disputa, una de las más interesantes que 
se han publicado para ilustrar la historia municipal de aquella 
población. 

Pero como las obras humanas no son perfectas, y las investi- 
gaciones históricas nunca pueden darse por terminadas, nuestro 
correspondiente Grahit estimó conveniente en 1893 publicar notas 
y documentos, en otros tiempos recogidos, que aclaran y com- 
pletan el trabajo laureado en 1881, los cuales han servido ya de 
guia segura á los posteriores historiadores de Gerona. Los prin- 
cipales hechos están tomados del Manual de acuerdos municipa- 
les de la ciudad de 1684, donde se consignaron los principales 
documentos suscritos por la municipalidad, y un Diario del sitio 
llevado con todos los detalles en medio del fragor del diario 
combate. 

Francia quiso en 1684 tomar el desquite de la resistencia que 
Gerona opuso á invasiones anteriores, y en !.• de Mayo un ejér- 
cito de 15.000 hombres mandados por el general Bellefonds entró 
en Cataluña por la Junquera. Rápidamente cundió la noticia en 
Gerona, y reunidos los Jurados en la sala del Concejo acordaron 
poner el hecho en conocimiento del Duque de Bournonville , 
Virrey y Capitán general del Principado, y solicitar amparo y 
protección. Con esta comunicación, en que se comienza reiteran- 
do la innata fidelidad al Rey, se inicia el Manual de acuerdos 
•leí Concejo. 



358 boletIn db la real acadehia de la historia. 



De los primeros fué el nombramiento de una Junta de guerra, 
cercar la ciudad y hacer plegarias á la Divina Majestad. AI si- 
guienle día, 2 de Mayo, llegó á Gerona D. Domingo Pignateü, 
General de la arlillerfa del ejército de S. M., 7 como et enemigo 
avanzaba, se llamó i las armas á lodos loa hombres ütiles Tor- 
mando el Regimiento de la Ciudad, y se volvió á pedir socorro 
á S, M. Mientras tanto se trabajaba coa extraordinaria actividad 
en los armamentos y acopios, tomando parte (odas las clases so- 
ciales. Gerona toda se aprestaba á combatir at extranjero invasor. 

El 12 de Mayo llegó á la ciudad el Virrey de Cataluña ofrecién- 
doles apoyarles con parte del ejército español, y, con efecto, con 
la obscuridad de la noclie partió para Hostalricti. El enemigo 
vadeó el Ter frente Domeny y reconoció por aquella parte el 
llano de Gerona, amenazando la ciudad por varios puntos. Cons- 
truidos los trabajos de aproche y sitio, los franceses rompieron el 
fuego á las cuatro de la mañana del día 22 para abrir brecha eu 
el recinto atacado. El Diario del Concejo detalla con prolijidad 
el bombardeo, los asaltos heroicamente rechazados, tas treguas 
pedidas por el mariscal Bellefonds para enterrar los cadáveres de 
los sitiadores y el levantamiento del sitio, que se inició el 25 de 
Mayo, el mensaje elevado al Rey recordando la fidelidad probada 
de Gerona y las fiestas á los santos patronos por la protección 
que habían dispensado á la ciudad, que comenzaron el 25 de 
Julio. 

Haber investigado todos estos hechos y publicarlos en un fo- 
lleto de 36 páginas, hecho es laudatorio que merece el aplauso de 
los doctos, y que la Real Academia de la Historia signifique á su 
correspondiente D. Emilio Grahit y Papell el aprecio con que ha 
visto su estimable trabajo, para que le sirva de merecido estímulo 
en investigaciones de mayor importancia. 

lUdild, e de Octubr« de tSW. 

Manusl Dan vi la. 



DESTRUCCIÓN DB FUEMCARRAL. DATOS INÉDITOS. 359 



VI. 



FUENCARRAL. SU DESTRUCCIÓN Á MEDIADOS DEL SIGLO XV. 

DATOS INÉDITOS. 

Yacen, por desgracia, inéditas las Relaciones que mandó hacer 
Felipe II «para la descripción é historia de los pueblos de España 
y honra y ennoblecimiento de estos reinos». A 19 de Enero de 1579 
se hizo en Fuencarral la de este lugar, que se tomó por orden del 
Ilustre Señor Licenciado Martín de Espinosa, Corregidor de Ma- 
drid, y se recibió de boca de los vecinos Juan de Ayenso el viejo 
y Juan Serrano el viejo, «como hombres antiguos y más inteli- 
gentes y curiosos» (1). Acerca del episodio de la guerra civil pro- 
movida por los Infantes de Aragón contra D. Juan II, episodio 
que motiva este Informe^ aquellos ancianos atestiguaron lo si- 
guiente: 

«A los treinta y dos capítulos dixeron que estos que declaran 
oyeron decir á sus padres y agüelos que pocos años antes que 
viniese á reynar á España el Sereníssimo Señor y Rey D.° Fer- 
nando de gloriosa memoria, un caballero que se llamava mosén 
Juan de Fuelles, que era señor, aquella sazón y tiempo, de la vi- 
lla de Torixa (2), havía venido con mucha gente armada al dicho 
lugar de Fuencarral (que en aquel tiempo y sazón el dicho lugar 
sería de hasta sesenta vezinos) y le havía robado y saqueado 
quanto en él havía; y á la gente que podía haver y tornar^ los Ue- 
bava presos á la villa de Torixa; y que los vezinos del dicho lugar 
y parientes los y van á líos arrescatar, y los rescatavan por el pre- 
cio que se concertávan.» 

Esta Relación se dilucida y confirma plenariamente por la si- 
guiente cédula de los reyes D. Fernando y D/ Isabel: 



(1) HtlacUmeé ¿te Felipe II, tomo V, folios 5Ti^78, en la Biblioteca de esta Acade- 
mia, estante 21, grada 2.*, C7, núm. 14. 

(2) Villa distante tres leguas al Nordeste de Gaadalajara, sobre la carretera gene- 
ral de Madrid á Barcelona. 



*' 



.\~ 



360 BOLBTÍK DE LA REAL AOaDBXU DE LA HISTORIA. 

Alcalá de Henares, 19 Noviembre 1486. Oédola que dirigieron loa Befes 
Católicos á BU comisario y jues de térmlDos en Madrid, el Licenciado Alfon- 
so del Agalla, amparando los derechos áe Fuencarral é impidiendo qne de 
□nevo se despoblase y feneciese. — Archivo general del Apantamiento de 
Madrid, legajo 3-132-22. 

Don femando e doaa ysabal, por la gracia de dios Rey é Reyaa 
de castilla, de león, de aragóa, de Secilia, de toledo, de valencia, 
de gallísia, de mallorcas, de Sevilla, de 9erdeíla, de córdova, de 
c6r^ga, de murcia, de Jahéa, de loe algarbes, de algeciraa, de 
gibraltar, conde é coadesa de Barcelona, Señoree de Vizcaya é de 
molina, duques de Atenas é de neopatria, condes de Rosellóa é 
de cerdania, marqueses de oristán é de goi^iano, á vos, el licen- 
ciado alfonso del águila, salud é gracia. 

Sepades que por parte del concejo, alcaldes é o&ciales é ornes 
buenos del lugar de fuent carral nos fue fecha Relación por su 
petición que ante nos enbiaroa,[éá nuestro} consejo presentaron, 
disieodo que de mucho tiempo acá ellos tienen é poseen por suyo 
é como suyo el término que llaman de val de lomasa, que es en 
término de la dicha fueot carral, por Justo é derecho titulo de 
coupra; en el qual el dicho concejo é ornes buenos día que tenían 
sus labrau^ de pan en que se sostenían é de que pagavan todos 
sus pechos é derechos Reales é concejales; é que agora dis que 
vos, el dicho licenciado, como nuestro jues en los términos que 
esiavao tomados é arpados á la villa de madrít, dis que les quitas- 
tes el dicho término de lomasa, é lo adjudicastes (1) á la dicha 
villa, porquel dicho concejo no presentó los títulos que á ello te- 
nían; los qualos dis que oí tiempo que moBén Juan de puellet, 
desde torija, robó é quemó é destruyó el dicho liigar, é llevé dende 
muckospresos, sequemaron é perdieron muchos títulos é escriptu- 
ras, é que por la pobresa del dicho concejo no puedeu así seguir 
su justicia-, é que como quier quel dicho concejo é omos bueuo9 
del dicho lugar han requerido muchas veces á la dicha villa de 
madrit é justicia é Regidores della, que usando con ellos de pie- 
r]-iA cfnio deien solamente labrar, en que se puedan sostener por 
icho lugar no se despueble, pues que lo labran los vesinoí 

ir BeatenciB del 1 1 de Agosto da J 465. 



OBSTRUCCIÓN DE FUBNCARRAL. DATOS INÉDITOS. 361 

é moradores de la villa de alcovendas, que son de fuera de la ju- 
risdicióu de la dicha villa de madrit; pues dis que lo saben los di- 
chos Regidores, é no lo han querido ni quieren remediar ni 
vedar, que no lo han querido faser; en lo qual si así oviese de 
pasar, dis quel dicho lugar de fuent carral é vesinos é moradores 
del se despoblarían; que nos suplicavan é pedían por merced que 
mandásemos al concejo Justicia é Regidores , oficiales é omes 
buenos de la dicha villa de madrit que los dexasen labrar en el 
dicho término seguud que solían, porque no tienen otro lugar ni 
término en que labren ni se sostengan, porque de otra manera e[ 
dicho lugar se perdería é despoblaría como dicho es; ó como la 
nuestra merced fuese. 

E nos tovímoslo por bien. Por que (1) vos mandamos que luego 
veades el dicho lugar é término, é lo rondedes é veades los térmi- 
nos que al dicho lugar de fuent carral quitan en que labran; é 
así visto é el daño que les viene de les quitar el dicho término de 
val de lomasa y el provecho que á la dicha villa se sigue, que les 
sea quitado é que quede por pasto común; é proveades sobre ello 
como cumple á nuestro servicio é al bien procomún de la dicha 
villa é su tierra, por manera quel dicho lugar é vesinos é mora- 
dores del no se despueblen, á esta causa, del dicho lugar; para lo 
qual todo lo que dicho es, vos damos poder conplido por esta nues- 
tra carta con todas sus incidencias é dependencias, anexidades é 
conexidades. E non fagades ende al, sopeña de la nuestra merced 
é de dies mili maravedís para la nuestra cámara, so la qual dicha 
pena mandamos á qualquier escrivano publico, que para esto 
fuere llamado, que dé ende al que vos la mostrare testimonio sig- 
nado con su signo, por que nos sepamos como se cumple nuestro 
mandado. 

Dada en la noble villa de alcalá de henares, á dies é nueve días 
de novienbre, año del nascimiento de nuestro SaFvador ihesu 
christo de mili é quatro cientos é ochenta é cinco años. 

D(idacu8) electus yspalensis (2), Johannes doctor, andreas doc- 
tor, Joannes doctor decanus yspalensis. 



(1) Por lo cual. 

(2) Diego Hurtado de Mendoza, obispo de Falencia y arzobispo electo de Sevilla. 



OLBTtN DE LA KBAL ACADByiA DB LA HISTORIA. 

Ifonao del mármol escrivano de cámara del Rey é de la 

teatros Señores, la ñs escrevir por 8U mandado coa 

e los del su consejo. 

lo): Registrada. Doctor Rodrigo diaa chanceller. 

El cédula requiríeroa al dicho licenciado, hallándose este 

irral, el dia 12 de Marzo de 1586, los alcaldes de aquel 

ícual Martfo de Uorales y .\paricio, los procuradores 

o Pedro del Valle, Martin Muñot y Juan GrOüEáleí Rol- 

. hombres buenos Alfonso Fernández del Valle, Miguel 

Pascual Martín (1) y Alfonso Fernández del Valle. Ed 

el Concejo renovó la instancia ante el expresado juez, 
)cedió inmediatamente á la informaci<3n oportuna, y 
encía favorable á los de Fuencarral en 13 de Octubre 
mponiendo á los contraventores la pena de diez mil ma- 

aplicables para ía guerra de los moros. 
lo la crónica del Rey D. Juan II, se circunscribe el 

1 saqueo, incendio y desolación que Mosén Juan de 
eñor de Torija, infligió á Fuencarral. Habiéndose eva- 
varra su rey, el bullicioso Infante D, Juan, y volviendo 
■ cabeza la parcialidad de D. Alvaro de Luna con la li- 

rey de Casulla, éste puso cerco á la villa de PeñaBel 
tulio de 1444; «é mandó luego hacer su proceso contra 
an de Fuelles , al qual el rey de Navarra había dexado 
de la villa como de la fortaleza, é coiUra todos los que 
aban, é continuamente se hacían los pregones; y asi 

Real hasta diez y seis dias del mus de Agosto de este 
, quel Rey mandó combatir la villa por seis partes, é 
)mbate por espacio de tres horas, é al ñn entróse por 

fue metida á sacomano, é hizose eu ella gran daúo; é 
1 Rey lo quisiera estorvar, no se pudo menos hacer, 
an Fuelles, desque vido la villa entrada, é no la podía 
acogióse á la fortaleza; é túvolo el Rey cercado algunos 

al fin hizo su partido, que entregó la fortaleza al Reyí. 
i Crónica, á dónde se fué Mosén Juan de Fuelles des- 
tber capitulado en PeúaQel ; pero debió regresar al aAo 

[>daiubom6Dimo aldlda. 



J 



OBSTRUCCIÓN DB FUENGARRAL. DATOS INÉDITOS. 363 

siguíeute desde Navarra, acompañando á su rey (1) , cuando éste 
se entró á mano armada por el corazón de Castilla: y se llegó á 
Torija y la tomó; y lo mismo hizo con Alcalá de Henares y Al- 
calá la vieja y San Torcaz. La batalla de Olmedo (13 Mayo 1445) 
fué fatal al rey de Navarra y á su hermano el Infante D. Enri- 
que; pero quedaban en pie por aquél las fortalezas de Atienza y 
de Torija. Sometida Atienza, parto de su guarnición se pasó á 
servir en Torija bajo las órdenes del alcaide Mosén Juan de Fue- 
lles. <cY en este mismo tiempo vino el arzobispo de Toledo (2) 
por froutero á la villa de Guadalajara contra la villa de Torixa 
como el Rey lo había mandado, é continuó ende este año (1445) 
con toda su gente; é como aquella sierra es muy fragosa, no lo9 
podía resistir que no saliesen á robar é á hacer daños en aquella 
comarca, tanto que muchas veces vinieron al arrabal de Guada- 
laxara donde el arzobispo estaba, é robaban ende é pusieron fuego 
á algunas casas de dicho arrabal , é volvíanse en salvo á la villa 
de Torija. » Así duraron las cosas hasta en fin del año siguien- 
te (3), ó hasta que viendo el rey de Castilla «que le cumplía poner 
mayor fuerza para tomar aquella villa, envió mandar á D. Iñigo 
López do Mendoza, marqués de Santillana, que se juntase con el 
arzobispo, é ambos á dos tomasen cargo de cercar la dicha villa é 
combatir hasta la tomar; los quales la tuvieron cercada asaz dias, 
combatiéndola con trabucos é ingenios é lombardas, con lo qual 
hicieron tan gran daño en la villa é cerca (4) , que pusieron en 
tan gran estrecho á Mosén Juan de Fuelles, que visto por él que 
no se podía luengamente defender, ni esperaba ningún socorro, 
acordó de dar é dio la dicha villa é fortaleza á los dichos arzobispo 
é marqués con cierta conveniencia que entre ellos se hizo; é así 
Mosén Juan de Fuelles se fué para Aragón; é la villa é fortaleza 
de Torija quedó por el rey D. Juan.i 

Hasta el día 2 de Agosto de 1452 ondeó sobre la fortaleza de 
Torija el estandarte de Mosén Juan de Fuelles (5). Según la Gró- 



(1) Crónica de D. Juan II, año 1445, cap. x. 

(2) Alfonso CarriUo. 

(3) Crónica, año 1446, cap. viii. 

(4) Recinto amurallado. 

(5) «Se conoce el día en que fué tomada Torija á loa navarros por las tropas del 



LBTIN DK LA aSAL ACADBUIA DB L 

' para Aragón; pero ua aúo más 
eotro con el marqués de Saatillac 
10 en el alcázar de Guadalajara, & 
ribiendo el viaje de Ferrer de ] 

¡ue éste seguía desde Guadalajara, 
lose á Colmenar Viejo, le llevaba 
Viveros sobre el Jarama eo dere 
sus propios ojos pudo ver y deplo 
en el pueblo y todo su término se 
ñor, de Torija (3), nuevo Hércule 
ouaban por toda España y sin d 
[a ruina de Fuencarral á media 
precisión entre dos hechos culmiu 
esforzado caballero, es á saber: h 
I H44) y la de Torija (Agosto 145i 
■minó cuando asomaba la primav' 



'olsdo y díl marqués de SBntillftaa; porque 
□esiB de Bal al monaaterio de Sopetráa cercí 
I trilla á) Torija, en dot dios del mei di Agai 
eltdoíso miremos por camiati ta ¡a dithaM 
P, HerediR en bu historia de Sopetráu.w— I4ot 

itodel4S3. 

Justicia de Ari(rda por Arcos (de Medlnacel 
' paB6 por Torija, por cer aguel lan nombrado 
>e bechoB tie armas se eiecu taran por los ca 
jegún cerliflcavs el Juatloia de Ara^D, li 
anta tiimpo; >' el Marqués de Sautillaua es 
I aquella fortaleza. RecibleroE al Justicia i 
a el conde de Medina y don Lorenfo SuAreí 
llana; y Don Lorenjo le llavA i su casa, y él . 
bizieroD mucha ñesta; y no pudo ver á Juan 
I Guadalajara. Uesde &Ili, porque entendía i 
e Ib vía de TordeeillBa, tomó el eamino de loi 
Espinar da SegoviaBupo que el Rey y al P 
Pablo da la Uoraleja.u— i4iuIm de Aragó», II 
) lo era en propiedad, aíoo alcaide y goberna 



DOCUMENTOS OFICIALES. 



MINISTERIO DE FOMENTO. 



Adquisición de libros. 

REAL ORDEN. 
t 

Excmo. Sr.: En la Gaceta de esta fecha se inserta el siguiente 
Real decreto: 

«Teniendo en consideración las razones expuestas por el Minis- 
tro de Fomento; 

En nombre de mi Augusto Hijo el Rey D. Alfonso XIII, y 
como Reina Regente del Reino, 

Vengo en decretar lo siguiente: 

Artículo !.• La adquisición de libros se acordará de Real or- 
den cuando el importe exceda de 500 pesetas y por las Direccio- 
nes generales de este Ministerio, si aquél no excediera de esta 
cantidad. 

En uno y otro caso será indispensable: primero, que haya cré- 
dito legislativo; segundo, que la obra esté publicada totalmente: 
tercero, que la Real Academia á que corresponda informar, de- 
clare expresamente, á este efecto, el mérito relevante de la obra; 
y cuarto, que de ella no se hayan adquirido anteriormente más 
de 150 ejemplares. 

Las Reales Academias que habrán de informar serán, següii 
la .índole de los libros, la Española, la de la Historia, la de Bellas 
Artes do San Fernando, la de Ciencias Morales y Políticas, la de 
Ciencias Exactas, Físicas y Naturales y la de Medicina. Cuando 
se tratare de una obra de estudios militares, se pedirá informes, 
según los casos, á la Junta Consultiva Superior de Guerra ó al 
Centro Consultivo Técnico de la Armada. Dichas Corporaciones 
no estarán obligadas á razonar su dictamen, si éste fuera desfa- 
vorable. 

Art. 2.* Las colecciones y obras en publicación sólo podrán 
adquirirse por suscripción acordada de Real orden, previo infor- 



lOLBTÍN DE LA REAL AGADBI 

ble de la Real Academia ó ( 
iü mérito relevante y del t 
iscrípción. Sin embargo, h 
oridad & esle Real decreto, 
ivio dictamen favorable de 
a nuevo iororrae, salvo loi 
ilemente iaa condiciones i 
era notoriamente de inlen 
;ar el plazo máximo de c 
suscripción. 

Para acordar la impresió 
inédita, será preciso tan 
correspondiente, reconoci) 
)i-dinario del manuscrito, 
I un establecimiento depen 
1 se declarará esta imposit 
cío, en cada caso, previo a 

El Depósito de libros de 
bra alguna de las adquirid 
blique por entregas ó cuad 

A la orden de pago por 1 
de libros, ae acompañará, 
A de Cuentas del Reino, el 
con la indicación expresa 
ares correspondientes. 

Los expedientes para la ; 
Itos en cinco aúos, no obst 
e mención anteriormente. 

La adquisición de bibli( 
evio informe y tasación de 
bliotecas y Museos. 

Quedan subsistentes las ( 
i Agosto de 1895, que no s 
1 Palacio A 23 de Junio di 
jaría CRISTINA.— Ei 

ON.s 

le orden de S. M. el Rey (( 
^nte del Reino, tengo el 
nocimiento y demás efecto 
trde á V. B. muchos añO! 
lAL. — Sr. Presidente de la 



^'^ 



NOTICIAS. 



Han fallecido: en Guimaraes, el Académico honorario D. Fran- 
cisco Martins Sarmentó, ilustre arqueólogo é historiador; en 
Proaño, D. Ángel de los Ríos y Ríos, cronista de la provincia de 
Santander y uno de los Correspondientes más antiguos, y en 
Sevilla, D. Antonio María de Ariza, investigador de las ruinas 
de Itálica. 



Por folletín del diario titulado Correo de Zamora acaban de sa- 
lir á luz Apuntes y noticios curiosas para formalizar la historia 
eclesiástica de Zamora y su diócesis. Componen un tomo en 4.^ 
español de 331 páginas. Zamora, Establecimiento tipográfico de 
San José, 1898. Autor D. Melchor Zataráin Fernández, Arcipreste 
de San Ildefonso. 



felicitó la Academia á su Tesorero, D. Bienvenido Oliver y 
Esteller, por la justa distinción que le han valido, de parte de 
S. M. la Reina de Holanda, los servicios que prestó como Repre- 
sentante del Gobierno español en las conferencias diplomáticas, 
reunidas en la Haya para codificar el Derecho internacional pri- 
vado. El Dr. Asser, Presidente que fué de estas conferencias y es 
antiguo catedrático de Derecho en Amsterdam y escritor jurídico 
de reputación universal , muestra el estado en que se hallan tan 
importantes esludios con la carta siguiente: 



r> 



SUMARIO DE ESI 



onea de la Academia daranb 



antigua carta 4e hermandad 
Daniel Berjano.. 

La anagoga mayor de Segovia.- 

Ct» hálhéetu oní-t/s eotonáé la í 
ne de Tarragone par M. Q. ¿ 
do Saavedra 

Oiría* hiilárieai inédita» de v 

El ítKo dt (TeroiM en 1684.— i 
PWncarraí. Su destrucción á i 

inédUoa.-- Fidel Fita 

H)B OFioiALBs: Adquúieió» de 



^¥ 



boletín 

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA 



TOMO XXXV. — CUADERNO V 



HOVIEMBRE, 1880 



MADRID 

ESTABLECIHIENTO TIPOGRÁFICO DE FORTANET 



U LiberUd, DÚm. 20 
1 889 



BOLE 



DR 



REAL ACADEMIA DE 




TOMO xzlv. Noviembre, 1899. OUADBBNO v. 



INFORMES. 



I. 

CATÁLOGO SUCINTO DB CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS, 

PEDIDAS POR EL CONSEJO Á LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA 

ANTES DE ACORDAR LAS LICENCIAS DE IMPRESIÓN. 

Legajo núm. 1.— Años 1746 á 1770. 0> 

1 La Preciosa, obra de D. Lorenzo Romero Medina. Informe. 

D. por D. Miguel de Medina. 

2 Theatro Americano, Descripción general de los reinos y provin* 

cias de la Nueva España y sus jurisdicciones, escrito por 
D. José Antonio de Villaseñor y Sánchez. No tiene censura. 
V**' Conquista del reino de Nueva Galicia, escrito por D. Ma- 
tías de la Mota Padilla. No tiene censura. 

3 Phanal cronológico. Mariana defendido^ autor el P. Juan Fran- 

cisco Portillo, de la Compañía de Jesús, d. por D.. Lorenzo 
Diéguez. 

4 Noticia de la California y de su conquista temporal y espiri- 

tual hasta el tiempo presente, f. por D. Ignacio de Hermosilla 
V D. José Marcos Benito. 



(1) Las iniciales f y d indican si la censura fué favorable ó desfavorable; la r. que 
mereció reparos. 

TOMO xxzv. 24 



i 



■»J 




370 BOLBTÍN DE LA REAL ACADBUIA 

5 Atlas geográfico de la América aeptet 

D, Tomás López, d. por D. Prancis( 
Kerm09i]la y D. Antonio Mateos M 

6 Besumen hi$torial de la primera ailU 

le, cuando üena, autor D. Agustl 
D. por D. Felipe Samaniego, 

7 Historia de la caía de Souia, escrita 

gas. F. Con algün reparo, por D. I 
D. AloQBO María de Acevedo. 

8 Genealogía analitica de antiguos n 

D. Bernardo Hervella y Pnga. d, 
Gómei. 

9 S))guDda CQDSura de hi Hidtoria de la 

Alonso María de Acovedo y D. Jost 

10 Tercera censura de la misma obra. 

1 1 Memorias varias de la historia y discí 

su fundación basta el siglo preseí 
Agustín Femando Sani. o. porD. ' 

12 Compendio de la historia de la Casa 

ducción de D. Agustín de Andrés j 
de León y D. Martin Martínez. 

13 Papel de muchos papeles. Noticias dt 

pales ocurridos en el año de 1760 
Posas. D. por D. Hilarión Domíngt 

14 Memorial del noble origen y de la an 

Conde de las Torres, por el actual 
paro, por D. Felipe de Samaniego. 

15 Ciencia de puestos militares ó trata 

campaña, traducido por el capitán '. 
D. Benito Bails. 

16 Noticia de la calidad y méritos de D 

F. por Fr. José de la Concepción. 

17 Once romances para ei Pueblo, de D. J 

D. Martin Martínez. 

18 Destierro de errores con motivo de U 

hasta el año de Í7S7. p. 

19 £í perfecto poeta. Carta en que se le 



CATÁLOGO DE CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 371 

Teatro, f. por D. Tomás Antonio Sánchez y D. Martín Mar- 
tínez. 

20 Segunda censura del Memorial genealógico de la Casa del 

Conde de laa Torres, f. por D. Felipe de Samaniego. 

21 Oráculo de los nuevos filósofos ó impugnación de las obras de 

M, Yolíaire, Traducción, d. por Fr. Alonso Cano. 

22 Loa y auto sacramental al Nacimiento y Adoración del Niño 

Dios, por D. Alfonso Pedrajas. d. por D. Ignacio de Her- 
mosilla. 

23 Palestra sagrada ó Memorial de los Santos de la ciudad de 

Córdoba, escrito por D. Bartolomé Sánchez de Feria, f. por 
Fr. Alonso Cano, Fr. José de la Concepción y D. José de 
León. 

24 Politico gobierno^ autor D. Pedro Ramírez Barragán, f. por 

D. Alonso María de Acevedo. 

25 El robo de Elena. Poema griego. Traducción con notas por 

D. Felipe Scio de San Miguel, r. por D. Antonio Barrio. 

26 Misceláneas de noticias curiosas^ de D. Bernardo Espinalt. 

R. por D. Antonio Mateos Murillo. 

27 Sucesión real de España^ escrita por Fr. José Álvarez de la 

Fuente, f. por D. Ignacio de Hermosilla y D. Tomás Anto- 
nio Sánchez. 

28 Segunda censura de la Palestra sagrada, f. por Fr. Alonso 

Cano. 

29 Triunfo de la virtud dibujado en la vida y muerte de San Fv- 

toresy autor D. Antonio Álvarez. f. sólo á la segunda parte, 
por D. José de León. 

30 David perseguido, por D. Cristóbal Lozano, d. por Fr. José 

de la Concepción y D. Antonio Barrio. 

31 Origen del oficio y dignidad del Notario, por D. José Mariano 

Ortiz. f. por D. Hilarión Domínguez de Riezu. 

32 Historia de las Medallas ó introducción al conocimiento de esta 

ciencia. Traducción del francés por D. Francisco Pérez Pas- 
tor. f. por D. José Miguel de Flores. 

33 Tratado de reloxes elementares ó modo de hacerlos con aire, 

agua, tierra y fuego^ traducido del italiano por D. Francisco 
Pérez Pastor, f. por D. Ignacio de Hermosilla. 



ILETlN DE L 

tdio de las a 
3 D. Praacie 
igia, origen 
ía, por D. 
itonio Barr: 
t de Felipe I 
.laei, Fr. A 
mes sobre le 
I Castillas. I 
•.iones sobre 
ñsco Pérez 1 
a sobre algí 
I de Padilla 
0D3O María 
iartirio y g\ 

■ Fr. José d( 
a censura d 
s Amonio S 
mudo; desi 

■ D. José de 
1 de los filóse 

Pastor, p. ( 
; de la vida 
i; Diario de 
■tificación. C 
' D. José Mi 
ídificantes y 
José Miguel 
ñon geográf 
. D. por D. I 
'. pais de las 
a Martíaez. 
íi y vil de I 
Sn de D. Fr 
a , Fr. José 
t del exama 

■ D. José de 



CATÁLOGO DE CBN8URA8 DB OBRAS MANUSCRITAS* 373 

50 Calendario Sacro Poético Lírico , autor D, Aatonio Ángel de 

Frávega. p. por D. José de León. 

51 Clave historial del P. Henriqíie Flórez. f. por D. Ignacio de 

Hermosilla, 

52 Tomo H de los Errores de Voltaire. Traducción del P. Fr. Pe- 

dro Rodríguez Morro, f. por D. José de Guevara Vascon- 
celos. 
53. Observaciones sobre las ventajas y desventajas de la Francia 
y la Inglaterra en orden al comercio y agrictUtura, Traduc- 
ción del inglés, f. por D. José de Guevara Vasconcelos. 

54 Segunda censura del Calendario Poético, corregido, f. 

55 Los intereses de la Francia mal entendidos. Traducción, f. por 

D. José de Guevara Vasconcelos. 

56 Tomo xxvii de La España Sagrada, p. 

57 Reflexiones politico^militares de la guerra del Turco contra la 

Rusia, por D. José Vicente Ruslant. f. por D. !^elipe de Sa- 
maniego. 

58 Iiiem id. 

59 ídem id. 

60 ídem id. 
€i Ídem id. 

62 Compendio de la Historia de la España transfretana^ por don 

José de Sagarra. a. 

63 Genealogia analítica de antiguos régulos de Galicia, por don 

Bernardo Herbella. d. 

64 Planta geográfico-histórica de la villa de Ceheguin^ por Fr. Pa- 

blo Manuel Ortega, r. por D. Felipe de Samaniego. 

65 Historia del origen y fundación del Sagrado orden de los Sier- 

vos de María y por D. José Sagarra y Baldrich. f. por 
F. Alonso Cano. 



Legajo núm. 2.-*Afio8 1772 á 1775. 

1 Finístresius vindicatus, por el Dr. D. Raimundo de Lázaro de 

Oou. F. por D. Alonso M. de Acevedo y D. Casimiro Ortega. 

1 Historia de la devotísima imagen de los Dolores de María Sma. 



!TÍN DE La real ACADSHM 

ia en el convento del Risco, 

Sagrada de loa Santo* mar 
imé Sánchet de Feria, f. é 
José Gevallos y D. José de 
sobre la Historia naturat 
)r D. José Viera y Glavijo. 

ducaeión en la Escuela pa 
icia de Hermosilla y D. Pe 
España, por D. Antonio Pi 
io de la Historia de Españ¡ 

con reparos por D. Alonsc 
le la milicia española, por 
mte de los Ríos. 
io de Ui Historia Romana. 
;án, D. por D. Tomás Anto 
Isctirsos físicos, escritos pe 
D. por D. Vicente de los R 
io de la Historia de Franci 
agán. D. por D. Tomás An 
iel mérito extremeño , sín 

por D. Tomás Antonio Sá 
e las Medallas. Traducción 
1 Piogarrón. f. por D. Ale 
io instructivo de la Historii 
Dnio Pagan. Segunda cens 
ánchet. 

rear á caballo y á pie, sin 
es politico-militares sobre I 
a, por D. Vicente de Rui 
las Antonio Sánchez y D. '' 
ecleiiiástica del Cardenal \ 
e Fr. Julián Sáinz. d. poi 

Madrid ó Madrid enlame 
íes. F. por D. Hilaríón Don 



QATÁLOGO DE CENSURAS DE OBBAS MANUSCRITAS. 375 

19 Elogios poéticos dedicados á los extremeños ilustres^ por don 

Francisco Gregorio de Salas, p. con reparos por D. Vicente 
de los Ríos. 

20 Diccionario numismático general, ])0t D. Tomás Andrés de 

Guseme. f. por D. Ignacio de Hermosilla. 

21 Breve instrucción sobre la Historia de Francia. Traducción de 

D. Antonio Pagan, f. por D. Tomás Antonio Sánchez. 

22 Carta mndicatoria escrita por Fr. Miguel Hugalde á D. Fran- 

cisco Curcio Palomero, o. por D. José Miguel de Flores y 
D. Casimiro Ortega. 

23 Resumen cronológico , desde la creación del Mundo hasta la 

muerte de Christo, por Fr. Juan de San Francisco Javier» 
D. por D. José Cevallos y D. Antonio Barrio. 

24 Análisis de la Escritura Sacra ^ de autor anónimo, d. por don 

Tomás Antonio Sánchez. 

25 Sinopsis cronológico del Mundo ^ sin nombre de autor, f. con 

reparos por D. Tomás Antonio Sánchez. 

26 Avisos genealógico-politicO' cristianos del Capitán Gregorio 

Menéndez Yaldés á su nieto D. Miguel Gregorio f. por don 
Hilarión Domínguez. 

27 Encíclica del General de la Compañía de Jesús, Sátira de autor 

anónimo, p. por D. Tomás Antonio Sánchez y D.. José Gue- 
vara Vasconcelos. 

28 Tomo 11 de la Historia de Canarias^ de D. José de Viera y 

Clavijo. F. por D. José de Guevara Vasconcelos. 

29 Elogios poéticos dedicados á los extremeños ilustres, Segundat 

censura, f. por D. Tomás Antonio Sánchez y D. José de 
Guevara Vasconcelos. 

30 Lo que va de Alfonso á Alfonso, (Falta.) 

31 Discurso histórico de la ciudad de Murcia, del Ldo. Francisco 

Cáscales. Reimpresión, f. por D. Pedro Antonio Carrasco. 

32 Reflexiones politicón militares sobre la guerra del Turco. 

Tomo VIH. f. por D. Tomás Antonio Sánchez. 

33 La España Sagrada, Tomo xzviii. f. por D. José Cevallos. . 

34 Lo que va de Alfonso á Alfonso, Segunda censura. (Falta.) 

35 Sinopsis cronológico del Mundo, Segunda censura, f. por don 

Tomás Antonio Sánchez. 



1 



"= boletín DB la real academia DB la HISTOftlA. 

Rudimentos históricos, sin nombre de autor. D. por D, Tomás 
Amonio Sáuchez y D. José de Guevara Vasconcelos. 

De los delitos y las penas. Ti-aduccióii del italiano de D. Juan 
Antonio de las Casas, f. por D. Hilarión Üomiognez de 
Riezu. 

Vida de Don Jorge Juan, por D, Miguel Sana. f. por el Conde 
de la Roca. 

Ciencia de Gobierno. Traducción del francés, p. con reparos 
por D. Ignacio Nüñez Gaoiia. 

Historia de la villa de Ajofrin, por Fr. Francisco de Ajofriii. 
r. con reparos por D. José de León. 

Diálogos críticos de los usos extraños y modas, sin nombre de 
autor. D. por D. Pedro AuLonio Carrasco. 

Verdaderas actas de los Mártires. Traducción del francés por 
D. José FfHZo. F. por D. Antonio Mateos Murillo. 

Tomos II al VI del Diccionario numismático de D. Tomís An- 
drés de Guseme, dirunio. f. por D. Antonio Mateos Muri- 
llo y D. José de Guevara Vasconcelos. 

Tamo IX de las Reflexiones político-militares de la guerra del 
Turco coitlra la Rusia. F. por D. Tomás Antonio Sánchez. 

Primera parte de la Geografía moderna. Traducción del fran- 
cés. F. por D. José de Guevara Vasconcelos. 

Derecho de naturaleza que los naturales de San Juan de Pie 
de Puerto tienen eti los reinos de Castilla, por D. MarUn de 
Vizcay. F. por D. Manuel Ignacio de Aguirre. 

Historia eclesiástica de M. Hacine. Traducción del francés. 
D. por Fr. José de la Concepción y D. José de León. 

La España Sagrada. Tomo xsii. f. por D. José Cevallos. 

Historia de las monedas, su valor, ley, equivalencia, por dOii 
Bernardo Herbella Gayoso. r. por D. José de Guevara Vas- 
concelos. 

Numancia destruida. Tragedia de Lópeí de Ayala. r. por dOQ 
Juau José López de Sedaño. 

Hora Baleárica, por D. Buenaveatura Serra y Perragut. 

R. por D. Casimiro Gómez de Ortega. 
Historia eclesiástica. Traducción. Tomo ii. f. por D. Jc°'' 
Cevallos. 



r 



CATÁLOGO DB CENSURAS DB OBRAS ftíANdSCRITAS. 877 



Legajo núxn. 3.— -Años 1776 y 1776. 

1. Historia de la Milicia antigua de España, por D. Joaquín 
Marín. Segunda censura, f. por D. José de Guevara Vas- 
concelos, D. Antonio Mateos Murillo y D. José Miguel de 
Flores. 

2 Historia universa veteris ac novi Testamenti, Traducción del 

francés al latín, f. por D. José de León y Fr. José de la 
Concepción. 

3 Historia de las artes y ciencias. Traducción del francés, f. con 

reparos por D. Martín Panzano y Fr. José de la Concepción. 

4 Monumentos para la Historia de España. Cortes de D. Sancho 

el Bravo y de D, Fernando el Emplazado^ por D. Ignacio 
de Asso. F. por D. José de Guevara Vasconcelos. 

5 La España Sagrada. Tomo xxx. f. por D. Tomás Antonio 

Sánchez. 

6 Compendio cronológico de la hi^oria eclesiástica. Traducción 

del francés de D. Pedro Pueyo. 0. por D. José de León y 
Fr. José de la Concepción. 

7 La vana filosofía ó el incrédulo convicto de su razón. Traduc- 

ción. D. por D. José de León y Fr. José de la Concepción. 

8 Sistema de un ministro; máximas de sú gobierno, d. por don 

José de la Concepción. 

9 Gramática latina. (Falta.) 

10 Gramática francesa, o. por D. Joeé de Guevara Vasconcelos. 

1 1 Cartagena de España ilustrada, por Fr. Leandro Soler, f. por 

D. Antonio Mateos Murillo. 

12 Diálogos sobre el comercio de graíws. Traducción del francés. 

F. por D. José de Guevara Vasconcelos. 

13 Observaciones polüicas sobre la Agricultura, su decaden'^ 

da, etc., por D. Mateo Antonio Barberi. p. por D. José de 
Guevara Vasconcelos. 

14 Entendámonos. Traducción del francés, o. por D. Ignacio de 

H.ermosíUa. 
13 El más heroico bandido. Viriato contra Romanos. Tragedia 



378 boletín dk La real agaobmia de la historia. 

en prosa, sin nombre de autor, d. por D. Juan José López 
de Sedaño. 

16 Reflexiones politico-müitares sobre la guerra del Turco. To- 

mo z. F. por D. Tomás Antonio Sánchez. 

17 Discursos históricos de la ciudad de Murcia del Ldo. Cáscales. 

Segunda censura, f. por D. Pedro Antonio Carrasco. 

18 Historia del reino de Argel. Traducción, f. por D. Francisco 

Subirá. 

19 Tabla de la sucesión real de España, f. con reparos por don 

José de Guevara Vasconcelos. 

20 Tabla cronológica de la sucesión pontificia, f. con reparos por 

D. José de Guevara Vasconcelos. 

21 Cartas eruditas de algunos literatos españoles^ por D. Melchor 

Azagra. f. con reparos por D. Antonio Barrio. 

22 Clave de las siglas ó abreviaturas antiguas, f. 

23 Verdaderas actas de los Mártires. Tomo ii. f. por D. Antonio 

Mateos Murillo. 

24 De los delitos y las penas. Carta satisfactoria escrita por don 

Juan de las Casas, f. por D. Hilarión Domínguez de Riezu 
y Pr. José de la Concepción. 

25 Nuevos elementos de Historia y Geografía. Traducción, f. con 

reparos por D. Hilarión Domínguez de Riezu y D. Joaquín 
Marín. 

26 Principio y sucesión de los tiempos, Kalendario eciestd^ttco, 

histórico^ gentílico^ etc., por D. José Ignacio de Porras. 
D. por D. Antonio Barrio. 

27 Ojo derecho de la Historia. Manual Compendio cronológico^ 

por D. Fernando Noel. f. con reparos por D. Tomás Anto- 
nio Sánchez y D. Joaquín Marín. 

28 Tablas de la siu:esión real de España y de la Pontificia. -SO'* 

gunda censura, f. por D. José de Guevara Vasconcelos. 

29 Historia resumida de la militar orden de San Juan. f. por 

D. Antonio Mateos Murillo. 

30 Vida del Pontífice Clemente XIV. Traducción del italiano. 

F. por D. José de la Concepción. 

31 Compendio historial de Salamanca, por D. Bernardo Dora^ 

F. por D. Benito Martínez Gayoso. 



CATÁLOGO DB CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 379 

32 Memorias de la ciudad de Lacena, por D. José López de Cár- 

denas, p. por D. Joaquín Marín. 

33 Historia de la rebelión de los moriscos de Granada, por don 

Diego Hurtado de Mendoza. Reimpresión, f. por D. José 
Miguel de Flores. 

34 Sistetna de un ministro; máximas de su gobierno. Segunda 

censura, f. con reparos por Fr. José de la Concepción. 

35 Compendio de historia eclesiástica. Tomo iii. r. por D. Fran- 

cisco Cerda y Rico. 

36 Historia de las expediciones y conquistas de los árabes^ por 

D. José Vicente Rustant. f. por D.Tomás Antonio Sánchez. 

37 Historia de Canarias, Tomo iii. f. 

38 De Hispana progenie vocis, por D. Gregorio Mayans y Sisear. 

p. por D. Francisco Cerda y Rico. 

39 Flos Sanctorumy del P. Rivadeneyra. f. por D. Antonio Ma- 

teos Murillo, Fr. José de la Concepción, D. Juan Bautista 
Loperraez y D. Bernardo Belluga. 

40 La España Sagrada. Tomo X2xr. f. por D. Tomás Antonio 

Sánchez. 

41 Historia eclesiástica de Fleuri. Traducción de D. Francisco 

Goya. R. por D. José de Guevara Vasconcelos, 

42 Memorias de la ciudad de Lucena. Segunda censura, f. por 

D. Joaquín Marín. 

43 Fuerza de la fantasia humana. Traducción del italiano, f. con 

reparos por D. Antonio Capmany. 

44 Prólogo á la ciencia de las Medallas, f. por D. José Miguel de 

Flores. 

45 Historia Santa. Traducción del italiano, r. por D. José de 

Viera. 

46 San Miguel de Excelsis. f. por Fr. José de la Concepción. 

47 Fuerza de la humana fantasia. Segunda censura, f. por don 

Antonio de Capmany. 

48 Curioso extracto de varias artes, d. por D. Cipriano González 

Carvajal. 

49 Carta en verso de D. José de Lobera sobre la ida del Rey á 

Toledo. D. por D. Francisco Cerda. 

50 La España Sagrada^ t. ix. f. por D. Tomás Antonio Sánchez. 



1 



BOLBTÍN DB LA REAL ACADBHIA DB LA HISTORIA. 

«do de tratar ó negociar con loa soberanoe, Traducdán 

. francés, d. por D, Francisco Cerda y Rico. 

iE<in político español, por D. Andrés de Míguet Vi^el. 

>or D. Joaquín Marlu. 

tntoa histórico», por D. Pascual Ituúo. No consia la cen- 

a. 

'rovtoí áe D. Pedro Calderón de la Barca. Mo coasta la 

sura. 

7 español, por O, José de Govarrubias. f. 

imo de Madrid. Periódico. No consta la ceasura. 

Legajo nám. 4.— A&os 1777 y 1778. 

ación canónica é historial de los privilegios del orden 
itar de San Juan de Jerusalem, por D. Vicente Calvo. 
)or D. Pedro Antonio Carrasco. 

rias históricas del rey D. Alonso el Sabio, por el Mar» 
!S de Mondéjar. Prólogo de D. Francisco Cerda y Rico. 
«r D. José Miguel de Plores. 

rsos politicoa y económicos sobre el estado actual de Es- 
la. p. por Fr. José de la Concepción. 
de la Grandeza, por D. Jerónimo de Zdaiga. f. por don 
i pe de Samaaiego. 

•afia moderna. Traducción. Tomo ti. f. por D. José de 
evara Vasconcelos. 

) politico español. Segunda censura, f. por D. Joaquín 
rfu. 

ntigtia 'Carteya ó Cortesa, por Fr. Pascual Salmerón. 
jor D. José de Guevara Vasconcelos. 

chronológico y genealógico del Testamento Viejo, f. coa 
aros por Fi-. José de la Concepción. 
íi sobre «i. (Falla.) 

ña natural de la China. Traducción de D. Gastón Bo- 
irini. D. por D. Antonio de Capmany. 
lósofo. Ocupaciones de nobles y discretos contra la corta- 
ba ociosidad, por D. Cosme Gómez Tejada, f. con repa- 

por D. Pedro Antonio Carrasco. 



CATÁLOGO DB GBN6URA8 DB OBRAS MANUSCRITAS. 381 

12 Vida de D« Francisco Fernández Pérez de Aranda^ por don 

José Mariano Ortiz. p. por D. José de Guevara Vascon- 
celos. 

13 Carta histórica sobre las fiestas de toros ^ por D. Nicolás Fer- 

nández de Moratfn. f. por D. Miguel Sarralde. 

14 Aparato para la corrección y adición de la obra de D. José 

Berni y Cátala. Creación, antigiJiedad y privilegios de los 
títulos de Castilla^ formado por D. Antonio Ramos, f. por 
D. Francisco Cerda y Rico. 

15 Historia Santa, Versión del italiano. Segunda censura, f. por 

D. José de León. 

16 Misceláneas de literatura ó discursos varios sóbrelas materias 

más interesantes y curiosas de Física ^ Metafísica , Materna^ 
ticas, Medicina y Gusto. Traducción del francés, d. por don 
Francisco José Viaña. 

17 La posesión de si miemo. Traducción del francés por D. Ma- 

riano Nipho. F. por D. José de León. 

18 Noticia y población de las colonias inglesas en la América sep- 

tentrional^ por D. Francisco Alvarez. f. con reparos por don 
Antonio de Capmany y D. Ramón de Guevara. 

19 Cartas importantes del papa Clemente XIV, traducidas del 

francés por D. Francisco Mariano Nipho, f. por D. José de 
León y D. Antonio de Capmany. 

20 Relación del reino de Tunquin, Traducción del francés, f. por 

Fr. José de la Concepción. 
^1 Historia del confíenlo de religiosas dominicas de Ajofrin. 
D. por D. José de León y Fr. José de la Concepción. 

22 Instrucciones de un padre d sus hijos. Traducción del inglés. 

D. por D. Felipe de Samaniego. 

23 Viajes de Enrique Wanton al país de las monas. Tomo iii. 

Traducción del inglés de D. Joaquín de Guzmán y Manri- 
que. F. por D. Juan José López de Sedaño. 

24 Seminario de nobles: taller de venerables y doctos^ por Fr. Ni- 

colás Aniceto Alcolea. f. con reparos por Fr. José de la Con- 
cepción y D. Miguel Sarralde. 

25 Dis^tadón sobre los cementerios. Se formó expediente se* 

parado. 



1 



BOLETÍN DK LA HBAL ACADBUU DE LA HISTORIA.' 

' Universo enigmático. Traducción del francés, f. pordoa 
iTuau Loperraez. 
latoria eclesiástica. Tomo ii. d. 
¡ética de Aristóteles. (Falta.) 

■obas de Mosén Jaume Ferrer. Primera censura. (Falla.) 
■atado de la ciencia del Hundo. Traducción del francés de don 
Antonio Sañez Reguard. f. por D. Francisco Cerda y Rico. 
smosa vida de Santa iSaria de Ajofrin. o. por D. Juan Lo- 
perraez. 

lante español, por D. Bernardo Espiualt. p. por Fr. José de 
la Concepción y D, Francisco Subirá, 
storia de la Santa Iglesia de León. (Falla.) 
•ticia del establecitniento y población de las colonias ingle- 
las en la América septentrional. Segunda censura, f. por 
D. Antonio Capinany y D. Ramón de Guevara, 
miliario de nob^s; taller de venerahies y doctos. Segunda 
:ensura. f. por D. Miguel Sarralde y Fr. José de la Con- 
¡epción. 

tálogo de loa obispos de Córdoba, por D. Juao Gomes Bra» 
'O. F. con reparos por Fr. José de la Concepción y D. Pedro 
^.nlonio Carrasco. 

itruccione» de un padre á sus hijos. Segunda censura, f. [or 
3. José de León, D. Casimiro Ortega y D. Ramón de Gue- 
'ara. 

ección de noticias literarias para las vidas de algunos em- 
Htós españoles, por D. Juan Antonio Pellicer, y Ensayo de 
\na biblioteca de traductores de la Sagrada Escritura, r. por 
>. Antonio de Caprnany, D. Francisco Cerda y Rico y don 
ícente García de la Huerta. 

cío de la empresa elegida por la Sociedad de Amigot del 
'ais, de Murcia. ?. por D. Antonio de Gapmauy, D. José 
e Guevara Vasconcelos y D. Vicente García de la Huerta. 
conquista de México. Segunda parte. (Falta.) 
igrafia de España, f. con reparos por D. José de Guevara 
Vasconcelos y D. Tomás López. 

\a de Cabrera en Córdoba, r. por D. Vicente García de '* 
[uerta. 



CATÁLOGO OE CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 383 

43 Mapa de los territorios de Aragón, por D. Tomás de Lezaun. 

44 Arhol chronológico-geneaLógico del Testamento Viejo. Segunda 

censura, f. por Fr. José de la Concepción. 

45 La España Sagrada, Tondo xxxii. f. por D. Antonio Mateos 

Murillo y D. Tomás Antonio Sánchez. 

46 Carta de D. José Berni y Catald sobre su disertación en defen- 

sa del rey D. Pedro el Justiciero, f. por Fr. José de la Con- 
cepción. 

47 La Cantabria vindicada, por D. José Hipólito de Ozaeta. 

F. por D. Hilarión Domínguez de Riezu y D. Antonio Ma- 
teos Murillo. 

48 Dios y la Naturaleza. Compendio histórico del universo, f. por 

D. José de León y Fr. José de la Concepción. 

49 Doctrina politica civil^ por D. Eugenio Narbona. Reimpresión. 

F. por D. Bernardo Danvila. 

50 Historia de la imagen de Nuestra Señora de Tejeda. f. por 

D. Antonio de Capmany. 

51 Historia del imperio ruso. (Falta.) 

52 Memorias para la historia de la Marina y Comercio de Barce- 

lona. F. por D. Francisco Subirá y D. Bernardo Danvila. 

53 Viaje de Enrique Wanton al país de las montxs. Tomo iv. 

F. por D. Juan José López de Sedaño. 

54 Historia de la Santa Iglesia de León. Segunda censura, r. por 

D. Francisco Cerda. 

55 Tratado de nobleza y compendio de sus fueros ^ por D. Juan 

Vicente Nieto, d. por D. Francisco Cerda. 

56 Ensayo filosófico sobre el gobierno civil. Traducción del fran- 

cés. D. por D. Francisco Cerda y D. Miguel Sarralde. 

57 Compendio cronológico de la historia eclesiástica de España. 

D. por D. Hilarión Domínguez de Riezu, D. Antonio Mateos 
Murillo y D. Joaquín Marín. 

58 Memorias históricas del rey D. Alonso el Noble, por el Mar- 

qués de Mondéjar. f. por D. José de Guevara Vasconcelos. 



boletín DB la RBAL ACADKUIA DB la HISTOBtA 



Legajo nüm. 6.— Afios 1770-1781. 

inte español. Tomos ii y iii. f. por D. Francisco Subirá y 
r. José de la Concepción, 
■ato poUlico de Alcántara. (Fnlta.) 

taa del Dr. D. Juan Berni y Catata satisfaciendo á la i¡'>e 
escribió D. Pedro Fernández en contra de su disertaeiin 
1 favor del rey D. Pedro de Castilla, a. por Fr. José de la 
oncepción y D. Vicente Garcfa de la HuerW. 
>a del reino de Portugal, por D. Tomás López, f. por don 
raiicisco Subirá. 

I y la Naturaleza. Tomo ii, por D. Juan Francisco de Cas- 
0. F. por D. José de León y Fr. José de la Concepción, 
alternólo dé los niños. Traducción delfranc>i!:. r. porFr.Jo^ 
i la Concepción y D. Francisco Subirá. 
itillete histórico, r. por Fr, José de la Concepción. 
tas inéditas de Fr. Benito Feijó. f. por D. José Miguel de 
lores y D. José dn Leóo. 

atiempo de los niños. Segunda censura, f. por Fr. José de 
, Concepción y D. Francisco Subirá, 
norias para la vida deí P. Flórez. Vide niim. 14. 
lacén de las mujeres jóoenes. Traducción del Trances, f. por 
. Bernardo Dnnvila, 

\lro. Fr. Enrique Flórez vindicado de el vindicador de ¡a 
antabria, por Fr. Manuel del Risco, f. por D. Miguel Sa- 
alde y D. José Ruii de Celada, 
a del cabaltero español, d. por D. Bernardo Daavila. 
a y escritos del P. Enrique Flórez. Segunda censura, f. por 
. Nicolás Laso. 

loria de la ciudad de Vitoria, f. por D. Miguel Sarralde J 
'. Nicolás Laso. 

•neta de la religión cristiana ó Historia -Sagrada, d. por 
r. José de la Concepción y D. Antonio Mateos Murílio. 
I y la Naturaleza. Tomo iii. f. por Fr. José de la Conc- 
ón y D. José de León. 



CATÁLOGO DE CBNSUBAS OE OBRAS MANUSCRITAS. 385 

18 Instrucciones para las señoras jóvenes. TraducciÓQ del fran- 

cés. Tomo n. p. por D. Bernardo Danvila. 

19 Carta del abate D. Juan Andrés sobre una pretendida causa 

de la corrupción del gusto italiano. Traducción del italiano. 
F. por D. Ramón de Guevara. 

20 Los caracteres de la amistad. Traducción de D. Francisco Ma- 

riano Nipho. p. por D. Nicolás Laso. 

21 Cronicón Sacro profano. (Falta.) 

22 Médula histórica cisterciense. f. con reparos de Fr. José de la 

Concepción. 

23 Llave de Gacetas y Mercurios^ por D. Manuel Chillaron, d. por 

D. Ignacio Núñez Gaona y D. Francisco Subirá. 

24 Idea del universo, por el P. Lorenzo Hervás. f. con reparos 

por D. José de Viera y D. Ramón de Guevara. 

25 Memoria genealógica de la familia de Garcés de Mardlla. 

F. por Fr. José de la Concepción y D. Vicente García de la 
Huerta. 

26 Instrucciones para las señoras jóvenes. Tomo iir. f. por don 

Bernardo Danvila. 

27 España abreviada y geográfica, por D. José de la Fresa, d. por 

D. Nicolás Laso. 

28 Compendio histórico de la sucesión de los Señores de Vizcaya, 

por D. Pedro de Montoya. f. con reparos por D. Juan Ló- 
pez de Sedaño y D. Francisco Cerda. 

29 Discurso sobre el aprecio y estimación que se debe á las artes 

prácticas y á los que las ejercen, por D. Antonio Arteta de 
Monteseguro. p. por D. José de Guevara Vasconcelos, don 
Casimiro Ortega, D. Bernardo Danvila y D. José Ruíz de 
Celada. 

30 Memorias de Juan Brich, hijo de Oliverio Cromwelíy por don 

Juan Francisco de Molina, f. por D. Francisco Cerda. 

31 Compendio de retórica, por D. José de Muruzabal. f. por don 

Vicente García de la Huerta y D. Antonio Mateos Murillo. 

32 Testamento político del almirante Bing. Traducción del fran- 

cés. F, por D. Ramón de Guevara. 

33 Médula histórica cisterciense. Segunda censura, f. por Fr. José 

de la Concepción. 

TOHO ZZZT. 25 



n 



boletín db la real aCadbuia db la historia. 

iscripción genealógica de la Cusa de Aguayo, por D. Anto- 
nio Ramos, f. por D. Ramón da Guevara y D. Praucisco 
Cerdí. 

tscripción del obispado de Osma, por D. Juan Bautista Lo- 
perraei. f. por D. Antonio Mateos Murilio, 
emorias históricas sobre la antigua marina de Barcelona. 
Segunda parte, f. por D. Casimiro Ortega y D. Bernardo 
Danviia. 

htoria eclesiástica del cisma en Inglaterra , por el P. Rira- 
deueyra. Reimpresióu. f. por D. Tomás Autonio Sáacbeiv 
Fr. José de la Concepción. 

: tiempo en la mano, por D. Vicente García de la Huerta. 
F. con reparos por D. Vntonio de Gapinauy , D. Miguel Sa- 
rralde y O. Nicolás Laso. 

térras civiles de Inglaterra y muerte de su rey darlos. Tra- 
ducción de D. Diego Felipe de Albornoz, f. por D. Antonio 
Barrio y D. Juan Lopeiraei, 

iblas para el almanaque, f. por D. Antonio Mateos Mnrillo 
y D. Amonio Barrio. 

ierras civiles de Inglaterra. Complemento, f. por D. Anto- 
nio Barrio y D. Juau Loperraei. 

istoria de la villa de Pedro Muñoz, por D. Domingo José 
Martines Palero, f. por D. Bernardo Danvila. 
irta de D. Prudencio Palomares sobre las Memorias de Juan 
Brifíh. F. por D. Francisco Cerda. 

iblas para el almanaque. Segunda censura, f. por D. Anto- 
nio Mateos Murilio y D. Antonio Barrio. 
1 nobleza comerciante. Traducción del francés de D. Jacobo 
María de Espinosa, f. por D. Nicoliis Rodríguez Laso. 
da y milagros de San Antonio Abad, por el Mro. Blas An* 
Ionio de Gevallos. Reimpresión, f, por D. Juan Loperraei. 
istoria del monasterio de Sahagún, por Fr. José Pérez. F. por 
D. Vicente García de la Huerta y D. Juan Loperraez. 
! Jonás madrileño ó Diálogos entre el chispero Malos Pelos y 
el aceitunero Poca tripa. D. por D. Antonio de Capmauy. 
Túscuios selectos de D. Francisco Cerda y Rico. f. por D. Jc°' 
de Guevara Vasconcelos. 



J 



CATÁLOGO DE CENSURAS DE OüRAS MANUSCRITAS. 387 

oO Cuenta dada al rey de Francia por M. Necker. Traducción. 

F. por D. José de Guevara Vasconcelos y D. Antonio de 

Capmany. 
hi Historia del rústico Bertoldo. Traducción. Reimpresión, f. por 

D. Nicolás Laso. 

52 Compendio histórico de la Iglesia de España, por D. Nicolás 

Piferrer. f. por D. Tomás Antonio Sánchez y D. Antonio 
Mateos Murillo. 

53 Carta critica de la Historia literaria de los PP. Mohedano, por 

Gil Vargas de Machuca, f. con reparos por D. José de Gue- 
vara Vasconcelos. 

54 Atlante español. Tomos iv á vii. f. por Fr. José de la Concep- 

ción y D. Tomás López. 

55 Fastos de los emperadores de Roma. Traducción, f. por don 

José Manuel Calderón. 

56 Década epistolar sobre el estado de las Letras en Francia. Tra- 

ducción. F. por D. Francisco José Viaña. 

57 Diario de lo ocurrido en el sitio de Gihraltar, que se principió 

en Febrero de i727, por D. Manuel Fernández, f. por don 
Antonio de Capmany. 

58 Historia de los emperadores romanos. Traducción de D. Fran- 

cisco Javier de Villanueva. f. por D. Juau Loperraez y don 
Nicolás Laso. 

59 Concordia de la Geografia. Traducción del francés, d. por don 

Miguel Sarraldo y D. Miguel Casiri. 
-60 Historia de la vida civil. Traducción del italiano por D. Alon- 
so Ruíz de Pilla, f. por D. Domingo Fernández de Campo- 
manes. 

61 Ensayo sobre los honores y monumentos concedidos á los sabios 

ilustres. Traducción del francés, r. por D. Domingo Fer- 
nández de Campomanes. 

62 Historia cronológica de los reyes de España, r. por don 

Antonio Mateos Murillo y D. José de Guevara Vascon- 
celos. 

€3 Allante español. Continuación, f. por D. Vicente García de la 
Huerta y D. Tomás López. 

64 Las mujeres vindicadas, con un catálogo de las españolas que 




388 BOLETÍN DE LA REAL ACADElflA DE LA HISTORIA. 

más se han distinguido en ciencias y armas, por D. Juan B. 

Cubié. R. por D. Nicolás Laso. 
65 Continente americano y Guia de navegantes , por D. Antonia 

María Cuero, o. por D. Tomás López. 
66. Indagación y reflexiones sobre la Geografia, por el capitán 

D. Manuel de Aguirre. f. por D. Tomás López. 

67 La España Sagrada. Tomo xxxiii. f. por D. To-nás Anlonio 

Sánchez. 

68 Breve resumen de la vida y hechos de Marta Teresa de Aus- 

tria, emperatriz viuda de Alemania. Traducción del francés. 
F. por D. José de Viera. 

69 Los Césares, de D. Antonio de iTuevara. f. por D. Domingo 

Fernández de Campomanes. 

70 Honores concedidos á los sabios. Segunda censura, f. por doa 

Domingo Fernández de Campomanes. 

71 Médula histórica cisterciense. Tomo ii. f. por D. Juan Lope- 

rraez. 

72 Historia civil y natural de la isla de Menorca. Traducción del 

francés, r. y enmiendas por D. Antonio de Capmany. 

73 y 74 Historia cronológica de los reyes de España. Segunda 

censura por D. Antonio Mateos Murillo y D. José de Gue- 
vara Vasconcelos. 

75 Libro áureo del gran emperador Marco Aurelio^ con el Relox 

de Principes^ de D. Antonio de Guevara, f. por Nicolás 
Laso. 

76 Noticia individual de la isla balear de Menorca y por D. Pedro 

Alonso de Salanova. f. por D. Tomás López. 

77 La sobriedad y sus ventajas. Traducción del francés por doa 

Miguel de la Higuera, f. por D. Domingo Fernández de 
Campomanes. 

78 Los últimos instantes de Maria Teresa de Austria, Traducción. 

f. por D. José de Viera. 

79 El Piscator de Guadalupe. Kalendario general, por D. Jeró» 

nimo Andipe de la Fuente, f. por D. Bernardo Danvila. 



J 



^?^^•^^ 



A». 



"'"j 



CATÁLOGO DD CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 



'389 



■"»i 
.'■■. 



Legajo nüm. 6.— Años 1782 y 1783. 



1 Memorias de la R. Academia de Inscripciones y Bellas Letras 

de Paris. Traducción, f. por D. Antonio de Gapmany y 

D. Nicolás Laso. 
^ Reflexiones sobre el buen gusto en las ciencias y en las artes. 

Traducción del italiano por D. Juan Sampere y Guarinos. 

F. por D. José de Guevara Vasconcelos. 

3 Diccionario histórico de las órdenes religiosas y militares. 

D. por D. Gaspar Melchor de Jovellanos. 

4 Árbol genealógico de D. José Careaga. d. por D. José Ruíz de 

Celada. 

5 Belisario, Traducción, d. por D. Gaspar Melchor de Jove- 

llanos. 

6 Concordia de la Geografia, Segunda censura, f. por D. Miguel 

Casiri y D. Miguel Sarralde. 

7 Compendio de la historia de las variaciones de las iglesias pro- 

testantes. Traducción de D. Gabriel Quijano. p. por D. Ni- 
colás Laso. 

8 El Censor, r. por D. Francisco C^rdá y D. José Viera.- 

9 Pamela ó virtud premiada, d. por D. Tomás Antonio Sán^ 

chez. 
10 Historia de los emperadores romanos. Segunda censura, f. por 

D. Juan Loperraez. 
U Historia eclesiástica. Traducción de D. Esteban Gazan. Se* 

guiida censura, h. por D. Francisco Cerda, D. José Viera y 

D. Juan Loperraez. 

12 Descripción general de la Europa. Segunda censura, f. por 

D. José de Guevara Vasconcelos. 

13 Censura de algunos hechos del martirio de Santa Eulalia, por 

Fr. Agustín Sala. f. por D. Juan Loperraez. 

14 Reflexiones imparciales sobre la humanidad de los españoles 

en Indias. Traducción al castellano por D. Juan de Nuix, 
hermano del autor, f. por D. José de Guevara Vasconcelos. 

15 La Alegria. Traducción del francés por D. Francisco Mariano 

Nipho. F. por D. Antonio de Capmany. 









1 






' ■ : 



1 



390 BOLBTtN DE LA RBAL 

16 Memorias de la ciudad de Lucena, por D. Fernando de Cár- 

denas. Nueva censura, p. por D. José de Guevara Vascon- 
celos. 

17 Criticón rústico moral, o. por D. Casimiro Orlega. 

18 Conversación consigo mismo. Traducción del francés de don 

Francisco Mariano Nipho. f. por D. Antonio de Capmanv. 

19 Verdadero Mentor ó edttcación de la nobleza. Traducrióa de 

D. Francisco Mariano Nipho. f. por D. Nicolás Laso. 

20 Biíloria de la conquista de México, por D. Antonio de Solií. 

F. por D. Francisco Cerda. 

21 Diccionario abreviado de la Fábula. Traducción del francés. 

F. por D. José de Viera. 

22 Descripción critica de Parts. Traducción, d. por D. Vicenie 

García de la Huerta. 

23 Ensayo sobre la literatura española del abale Lampillas. ?. por 

D. Francisco Cerda. 

24 Historia cronológica abreviada, por D. Juan de Buitrago. 

H. por los Sres. revisores Huerta, Guevara, Ortega, Capma- 
ny, Cerda, Viaña, Sarralde, Jovellaoos, Danvila. 

25 Carla literaria de D. Luis Eleázaro Niremberg á los RR. PP- 

Mohedano. d. por D. Tomíis Antonio Sáncbei. 

26 Instituciones canónico -nacionales , por D. Francisco Natifi- 

dad. R. por D. José Rulz de Celada. 

27 Varonía de los Punce de León, por D. Francisco Cerda y Rico. 

F. por D. Antonio Mateos Muriüo. 

28 Memorias históricas de la guerra actual con la Gran Bretaña. 

e. por D, Antonio Mateos Murillo, D. Gaspar de Jovellanos 
y D. Miguel de Manuel. 
20 Historia del emperador Teodosio el Grande. Traducción. B. por 
D. Nicolás Laso. 

30 Defensa de la historia literaria de España y de los RR. PP- 

Mohedano, por D. José Suarez de Toledo, d. por D. Joeé 
Ruíi de Celada y D. Nicolás Laso. 

31 Segunda censura de la misma obra. 

32 Ensayo histórico apologético de la literatura española por d 

aiate iMmpillas. Traducción de Doña Josefa Amar y ' r- 
bón. p. por D. Francisco Cerda. 



CATÁLOGO DE CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 391 

33 Instrucciones fisico-morales para los jóvenes. Traducción. 

F. por D. Gaspar de Jovellanos. 

34 Diccionario geográfico. Contiuuacióu. f. por D. Pedro Várela 

y D. Tomás López. 

35 Historia de la Jamaica y demás islas que poseían los ingleses 

en el archipiélago de la América al principio de la guerra 
actual, por D. Francisco Escartíu. r. por D. Vicente García 
de la Huerta y D. José de Viera. 

36 La concordia de la Geografía. Segunda censura, f. por D. To- 

más López y D. Pedro Várela. 

37 Viaje de la Bazón por la Europa, Traducción de D. Fran- 

cisco Mariano Nipho. f. por D. Vicente García de la 
Huerta. 

38 Memorias históricas de la guerra actual con la Gran Bretaña. 

Segunda censura, f. por D. Autonio Mateos Murillo, don 
Gaspar de Jovellanos y D. Miguel de Manuel. 

39 Historia de las islas de Canaria. Tomo iv. f. por D. José de 

Guevara Vasconcelos. 

40 Pintura de la Muerte. Traducción del francés por D. Francis- 

co Mariano Nipho. f. por D. Vicente García de la Huerta. 

41 Diccionario geográfico. Continuación, f. por D. Tomás López 

y D. Pedro Várela y Ulloa. 

42 Principios geográficos aplicados al uso de los mapas y por don 

Tomás López, f. por D. Autonio Mateos Murillo. 

43 Arte del Teatro. Traducción por D. José Resma, f. por don 

Vicente García de la Huerta y D. Ignacio López de Ayala. 

44 Beflexiones criticas de D. Nicolás Avelo y Ulloa sobre el 

tomo VIII de la Historia literaria de los PP. Mohedano. 
f. por D. Antonio Díaz Miranda. 

45 Correo literario de Europa, r. por D. Jacinto Díaz Miranda y 

D. José Joaquín Gastelló. 

46 Elogio del general D. Antonio Barceló. (Falta.) 

47 Noticias del venerable P. F. Diego de Estella. f. por D. Tomás 

Antonio Sánchez. 

48 La España Sagrada. Tomo xxxiv. f. por D. Tomás Antonio 

Sánchez. 

49 Historia política de los establecimientos ultramarinos de las 



1 



392 boletín de la real academia de la histobia. 

naciones europeas, por D. Eduardo Malo de Luque. f. por 
D. Gaspar de Jovellaoos. 

50 Compendio de la historia de la sucesión de Felipe V, viajes de 

jS. M., etc. F. por D. José Rufz de Celada y D. José Castelló. 

51 Instituciones canónico-nacionales. Segunda censura, p. por 

D. José Ruíz de Celada. 

52 Ensayo histórico de la literatura española por el abate Lam- 

pillas. CoatÍQuaciÓQ. f, por D. Jaciuto Díaz Miranda. 

Legajo núm. 7.— Afios 1784 y 1785. 

1 Ensayo de la literatura española. Tomo it. p. por B. Fran- 
cisco Cerda. 

2. Compendio cronológico histórico de los soberanos de Europa, 
Traducción del francés, f. por D. Tomás López y D. Igna- 
cio López de Ayala. 

3 Idea de un principe justo ó Elogio de Felipe V rey de España, 

por D. Fiaucisco Méndez Alonso Casariego, r. por D. Vi- 
cente García de la Huerta y D. Antonio de Capmany. 

4 Médula histórica cisterciense. Tomo ni. b. por el obispo de 

Ibiza. 

5 Historia de la institución de la fiesta del Corpus Christi, por 

Fr. Francisco de Vivar. Reimpresión, f, por D. José de 
Viera. 

6 Discurso pronunciado en el Parlamento de Paris cotUra la 

obra de M. Raynál. Traducción, r. 

7 Origen, progresos y estado actual de la literatura, por el abate 

D. Juan Andrés. Traducción del italiano por su hermano 
D. Carlos, p. por D. José Castelló. 

8 Carta del Dr. Rajas y Peñalosa en respuesta á la defensa de 

la Historia literaria. F. por D. José de Guevara Vascon- 
celos. 

9 Carta del abate D. Antonio Ximeno sobre literatura eclesiástica 

en los siglos bárbaros. Traducción del italiano, p. por don 
José Castelló. 
10 Historia del reino de Argel. Segunda censura, de conforní' 
dad con la primera. 



CATÁLOGO DE CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 393 

1 1 Historia de loa establecimientos ultramarinos de las naciones 

europeas. Tomo ii. f. por D. Gaspar de JovellaDOS. 

12 Sucesión real de España^ por Fr. José Alvarez de la Fuente. 

Segunda censura, por D. Tomás López y D. Tomás Antonio 
Sánchez. 

13 Cartas del papa Clemente XIV. Tomo iv. f. por D. Vicente 

García de la Huerta. 

14 Descripción geográfica del Perú, por D. Cosme Bueno, r. por 

D. Tomás López. 

15 Dichos y hechos de Felipe II ^ por el Ldo. Baltasar Porreño. 

Reimpresión, r. por D. José de Viera. 

16 Actas de San Cosme y Damián, f. por D. Jacinto Díaz Mi« 

randa. 

17 Historia antigua de México^ por D. Francisco Javier Clavi- 

gero. F. por el Duque de Almodóvar. 

18 Biblioteca española de los mejores escritores del reinado de 

Carlos 111, por D. Juan Sempere y Guarinos. p. por D. José 
de Guevara Vasconcelos y D. Ignacio López de Ayala. 

19 Atlante español. Tomos viii-x. f. por D. Tomás López y don 

Vicente García de la Huerta. 

20 Vida de San Isidro Labrador, por Fr. Nicolás José de la Cruz. 

F. por D. Ignacio López de Ayala. - 

21 Antiguo obispado de Pallas, f. por D. Ignacio López de Ayala. 

22 Compendio histórico-polüico de los Estados de Europa, por 

D. Antonio Mompalau. f. por D. Ignacio López de Ayala. 

23 Cartas del papa Clemente XIV. Tomo v. f. por D. Vicente 

García de la Huerta. 

24 Viajes hechos por D. César Sátiro á la Nueva Guinea, por don 

Alfonso Jiménez, d. por D. Antonio de Capraany. 

25 Los verdaderos intereses de la patria. Traducción de D. Fran- 

cisco Mariano Nipho. f. por D. Vicente García de la Huerta. 

26 Disertaciones de la R. Academia de Inscripciones y Buenas 

Letras de Paris. Traducción, f. por D. Antonio Mateos Mu- 
rillo y D. Antonio de Capmany. 

27 Establecimientos ultramarinos de las naciones europeas. To- 

mo III. F. por D. Gaspar de Jovellanos. 

28 Historia del origen y soberanía del Condado de Castilla , por 



ILETÍN DE LA REAL ACADBUIA 

>iego Guliérrez Coronel, p. p< 

ría. 

jerio de Osman, llamado coi 

do por D. Juan López, f. 

familiareB escritas á sus hera 
de Isla. F. por D. Tomás Ar 
1 Roca. 

ía literaria de España, por lo 
uez Mohedano. Tomo ix. f. p< 
y D. Joaó RiLlz de Celada. 
la crítica de España y de la 
i! Masdeu. f. por D. Gaspar 
le Capmany. 

7ciones de un padre á sua hij 
ura. F. por D. José de León, i 
uevara . 

ice á la Crónica de D. Juan II 
)p D. José de Guevara Vascor 
1 hialórica cisterciense , por e 
V. F. por D, Ramóti de Guevi 
sos eriticogeográficoa, por D. 
íamÓL) de Guevara. 
■) de una biblioteca española d 
inte reinado, por D. Juan E 
I. B, por D. Ramón de Gueva 
so político y moral sobre la n 
^ozo. R. por el Conde de la R 
sobre puntos de Religión y . 
mo por D. Marcos Ventura G 
nevara. 

los de Jenofonte sobre econom 
;riego por D. Ambrosio Rui 
de Miranda. 

, progresos y estado actual á 
ros. Tomo iii. f. porD. José 
Jitstór ico- critico de la elocuen 



CATÁLOGO DB CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 395 

tonio de Capmany. r. por D. José de Guevara Vasconcelos 
y D. Ramón de Guevara. 

43 Vida de San Francisco de Paula, por Fr. José Gómez de la 

Cruz. F. por D. Antonio Mateos Murillo. 

44 El Cortesano instruido fuera de la Corte, por D. Clemente 

García, o. por D. Ramón de Guevara. 

45 Noches clementinas. Poema sohre la muerte de Clemente XIV. 

Traducción por D. Francisco Mariano Nipho. f. por D. Ig- 
nacio López de Ayala. 

46 Historia del Comercio y de la navegación de los antiguos. Tra- 

ducción del francés por D. Francisco Sierra, f. por D. To- 
más López. 

47 Noticia de los principales prelados actuales de la Iglesia cató- 

lica. Traducción, f. por D. Casimiro Gómez Ortega. 

48 Teatro histórico de las iglesias de Aragón y por Fr. Lamberto 

de Zaragoza, r. por D. Tomás Antonio Sánchez. 

49 Cartas familiares del P. Isla, f. por D. Tomás Antonio Sán- 

chez y el Conde de la Roca. 

50 Ensayo de una biblioteca española y por D. Juan Sempere y 

Guarinos. Segunda censura, f. por D. Ramón de Guevara. 

51 La España Sagrada. Tomo xxxv. f. por D. Tomás Antonio 

Sánchez. 

52 Historia de la Conquista de México. Segunda parte, por D. Ig- 

nacio Salazar. r. por D. Ramón de Guevara. 

53 Bullarium Benedictinum Vallisoletanum. f. por D. Tomás 

Antonio Sánchez y D. Antonio Mateos Murillo. 

54 Cartilla cristiana politica^ de autor anónimo, d. por D. Tomás 

Antonio Sánchez y D. Gaspar de Jovellanos. 

55 Diálogos sobre Cor^ilios generales. Traducción del portugués. 

f. por el Conde de la Roca. 

56 Cosmografia abreviada, por D. Tomás López, f. por D. Anto- 

nio Mateos Murillo. 

57 Cartas familiares del P. Isla. Continuación, f. por D. Tomás 

Antonio Sánchez. 




396 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



Legajo nüm. S.^Años 1786 y 1787. 

1 La mujer feliz. Novela heroica por D. Antonio Laslauosa. 

F. por D. Antonio de Capmany. 

2 Atlas elemental. Traducción por D. Francisco Vázquez, f. por 

D. Tomás López. 

3 Historia de los establecimientos ultramarinos de las naciones 

europeas. Tomo iii. f. por D. Gaspar de Jovellanos. 

4 Diccionario geográfico-histórico de América, por D. Antonio 

Alcedo. F. por D. Ramón de Guevara y D. Tomás López. 

5 El pasatiempo. Reimpresión, f. por D. José Castelló. 

6 Disertación sobre los monumentos antiguos de Barcelona , por 

D. Isidoro Bosarte. f. por D. José Banqueri y Fr. Juan de 
Cuenca. 

7 Compendio histórico de las grandezas de Madrid, por D. José 

Alvarez y Baena. f. por D. Antonio Mateos Murillo. 

8 Empresa y sello de la Sociedad económica de Avila, r. por 

D. José de Guevara Vasconcelos. 

9 Compendio de Historia eclesiástica. Traducción, d. por don 

Francisco Martínez Marina. 

10 Historia crítica de España^ de D, Francisco Masdeu. Tomo iv. 

f. por D. Gaspar de Jovellanos y D. Antonio de Capmany. 

11 Magistrados y Tribunales de España, por D. Lorenzo de San- 

layana. f. por D. Felipe Rivero. 

12 Viaje de Roberto Mongolfier al pais de los antípodas. Novela. 

D. por D. José de Vargas Ponce. 

13 Ensayo de una biblioteca española, por D. Juan Sempere y 

Guarinos. Tomo iii. f. por D. Ramón de Guevara. 

14 Vida de San Fernando, rey 111 de este nombre, por D. Alonso 

Niífiez de Castro. Reimpresión, f. por D. Felipe de Rivero. 

15 Médula histórica cisterciense. Tomo v. f. por D. Ramón de 

Guevara. 

16 Diccionario sagrado, de autor anónimo, f. por Fr. José Ban- 

queri. 
\ u, ^^ Guerra de los ilfdios. Versión por D. Juan Martín Cordero. 

* H. por Fr. Juan de Cuenca. 



j 



CATÁLOGO DB CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 397 

18 Viaje del abate D. Juan Andrés á diferentes ciudades de Ita- 

lia. F. por D. Casimiro Ortega, 

19 Disertaciones de la Academia Real de Inscripciones y Bellas 

Letras de Parts, Traducción. Tomos iv y v. f. por D. Anto- 
nio de Capmany. 
2ü Plan de un gabinete ó museo literario español y francés^ por 
D. Gabriel Bessiere. f. por D. Antonio de Capmany. 

21 Fasti Novi Orbis et ordinationum Apostolicarum ad hidias. 

Traducción, f. por D. Gaspar de Jovellanos. 

22 Imitación de Cristo, Traducción del P. Juan Eusebio Nierem- 

berg. Dictamen sobre quién fué el autor, por D. Ramón de 
Guevara. 

23 Disertación sobre el descubrimiento de la aguja náutica , por 

el P. Antonio Raimundo Pascual, f. por D. Ramón de Gue- 
vara y D. José de Vargas Ponce. 

24 Compendio de las antigikedades romanas. Traducción de don 

Francisco Pérez Pastor, f. por D. Vicente García de la 
Huerta. 

25 Libro tercero de la Geografía de Estrabón, Traducción por 

D. Juan López, f. por Fr. Juan de Cuenca. 

26 Memorias de la sorpresa de Veletri, Traducción por el P. Ber- 

nardo Arifio. f. por D. José de Guevara Vasconcelos. 

27 Dios y la Naturaleza. Tomos viii-xii. f. por D. Antonio Mateos 

Murillo y D. José de Guevara Vasconcelos. 

28 Historia de las revoluciones de Inglaterra. Traducción. (Falta.) 

29 Almacén de los adolescentes. Traducción, f. por D. Antonio 

de Capmany. 

30 Diccionario geográfico-histórico de Indias, por D. Antonio 

Alcedo. Continuación, f. por D. Ramón de Guevara y don 
Tomás López. 

31 Semanario misceláneo^enciclopédico ^ por D. Andrés Amat de 

Tortosa. f. por D. Gaspar de Jovellanos. 

32 Viajes del abate D. Juan Andrés. Tomos n y iii. f. por D. Ca- 

simiro Ortega. 

33 Memorias de la colonia francesa de Santo Domingo con algu' 

ñas reflexiones relativas á la isla de Cuba. p. por D. Tomás 
Antonio Sánchez. 



BOLBTtK DB LA RBAL ACADBUU DB LA H 

ripción geográfica é histórica de España 
ipt^z. F. por D. Antonio Mateos Murilto. 
illa de la lengua castellana, por D. Pedrc 

Atilonio. (le Caprnany. 
glo pitagórico y vida de D. Gregorio Gua 
'erla de la América, Provincia de Santa 
nonio Julián. F. por D. Felipe de Rivero 
tila histórica cisterciense. Tomo ti. f, pe 
jevara. 

%cén de las señoritas. Traducción de D 
ipez. F. por D. Antonio de Caprnany. 
ibtica literaria, de D. Diego de Saavedri 
por D. Vicente García de la Huerla. 
pendió de la historia geográfica, natural 

Chile, por D. Juan Motoliua. Traducido 

Domingo José de Arquellada. f. por D. i 

nos. 

as familiares del P. Isla. Coutinuación. 

ilunio Siínchei. 

'ria del origen y distribución de las rentai 

paña, por D. Manuel Ros de Medrano. i 

Rivero, 

iría general de la América. Traducción 

laro2. D. por el P. Concepción. 

ateca periódica elemental de ciencias, ar 

Itérete. D. por D. Ramón de Guevara y I 

(i contra Masón. Dos censuras, o. por D. F 

I critica-reftexiva sobre el poema La inu¡ 

Gaspar de Jovellanos. 

ría de África y de España bajo la domine 

. Traducción, o. por Fr. José Banqueri. 

18 del rey de Prusia Federico ¡I sobre el an 

kducciÓD por D. Javier Girón, f. por D. ( 

ios. 

spaña Sagrada. Tomo nxvi. r. por D. ' 

iciiez. 



irr 



'y 



CATÁLOGO DE CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 399 

51 Vida del beato Fr. Nicolás Factor, por Fr. Joaquín Company. 

F. por Fr. Isidoro Eslévaiiez. 
52. Vida del beato Fr. Gaspar Bono. Traduccióa de Fr. FraDcisco 

Folch. F. por D. Tomás Antonio Sánchez. 

53 Recuerdos históricos, por D. Julián Romero y Moya. Segunda 

censura, f. por D. Tomás Antonio Sánchez. 

54 Origen, progresos y estado actual de la literatura^ del abate 

D. Juan Andrés. Tomo iv. f. por D. Miguel de Manuel. 

55 Vida de Felipe II por Antonio Pérez, r. por D. Felipe de Ri- 

vero. 

56 Diccionario geográfico-histórico de Indias ^ por D. Antonio Al- 

cedo. Continuación, f. por D. Ramón de Guevara y D. To- 
más López. 

57 Las revoluciones de Inglaterra. Segunda censura, d. por don 

Gaspar de Jovellanos. 
.58 Máximas y norte de principes, escrito por Antonio Pérez. 
D. por D. Tomás Antonio Sánchez. 

59 Zoroastres , Confucio y M ahorna considerados como sectarios^ 

legisladores y moralistas, por el Sr. de Pastoret. f. por don 
Ramón de Guevara. 

60 Historia de las revoluciones de la república romana. Traduc- 

ción. D. por D. Miguel de Manuel. 

61 Ensayo de una biblioteca española^ por Sempere. Tomo iv. 

F. por D. Ramón de Guevara. 

62 Vida del Duque de Riperdá. Reimpresión, r. por D. Ramón 

de Guevara. 

63 Memorias del Marqués de Pombal. Traducción del francés. 

D. por Joaquín Juan de Flores, Fr. José Banqueri, Fr. Be- 
nito Montejo y D. José Ruíz de Celada. 

64 Teatro histórico-critico de la elocuencia española. Tomo iii. 

F. por D. José de Guevara Vasconcelos. 

65 Resolución de las dudas que ocurren entre los sabios sobre la 

pesadez de los cuerpos en varios climas, por el Marqués de 
Algorfa. D. por D. José de Vargas Ponce y D. Sabino Ro- 
dríguez de Gampomanes. 

66 Arte de conocer los hombres. Traducción, r. por D. Antonio 

de Capmany. 



400 BOLETÍN DE LA BEAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

67 Tratados de D, Francisco de Quevedo Villegas, f. por D. Juan 

Loperraez. 

68 Vida de Alonso , mozo de muchos amos. Reimpresión, f. por 

D. Casimiro Gómez de Ortega. 

69 Diccionario geográfico- histórico de Indias, Continuación. 

F. por D. Tomás López. 

70 Vida del beato Fr. Nicolás de Longohardi. Traducción por 

Fr. Ángel de Pablo, f. por Fr. José Banqueri. 

71 Conjuración de los españoles contra la república de Venecia, 

Traducción, f. por D. José de Vargas Ponce. 

72 Observaciones ligeras sobre la Crónica de las monjas de Muía. 

D. por Fr. José Banqueri. 

73 Carta del P. Andrés Burriel al Ldo. D. Juan de Amaya. 

F. por D. Gaspar de Jovellanos. 

74 Compendio de Retórica latina y castellana , por D. José Mu- 

ruzábar. f. por D. Antonio de Capmany. 

75 Noticias particulares para la historia política de España, por 

D. Rafael Melchor de Macanaz. r. por D. Antonio de Alcedo. 

76 Catálogo histórico de autores profanos, o. por D. Casimiro 

Ortega. 



Legajo núm. 9.— Años 1788 y 1789. 

1 Las colonias gemelas, f. por D. Ramón de Guevara. 

2 Nuevo sistema del gobierno económico para la América, atri- 

buido á D. José del Campillo, f. por D. Gaspar de Jovella- 
nos y D. Antonio de Alcedo. 

3 Discursos de la /?. Academia de Inscripciones y Buenas Letras 

de Paris, Tomo vi. f. por D. Antonio de Capmany. 

4 Historia poética sagrada y eclesiástica. Traducción de D. Pa- 

blo Vertejo. r. por D. José Banqueri. 

5 Historia de los establecimientos ultramarinos. Tomo iv. f. por 

D. Gaspar de Jovellanos. 

6 Diccionario histórico, crítico^ geográfico y universal de la San- 

ta Biblia, por D. José Arlemos Gynaseo y D. Vicente S^- 
rralel. f. por Fr. Francisco Cañes. 



' 

j 



rv 



— 1 



CATÁLOGO DE CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 401 

1 Las veladas de la Quinta, Traducción por D. Bernardo Cal- 
zada. F. por D. José de Guevara Vasconcelos. 

h Historia critica de España y del abate Masdeu. Tomos v y vi. 
R. por D. Antonio de Capmany. 

9 Geografia histórica de España, por D. Tomás López. Tomo ii. 

F. por D. Antonio Mateos Murillo. 
10 Compendio histórico de la vida de Mahoma. Traducción, r. por 

Fr. Benito Montejo. 
41 Máximas politicas de Antonio Pérez, r. por D. Felipe de Sa- 
maniego. 

12 Vida de Federico II, rey de Prusia. Traducción por D. Ber- 

nardo de Calzada, f. por D. Antonio de Alcedo. 

13 Historia general de las Órdenes. (Falta.) 

14 Nuevo sistema de gobierno para la América. Segunda cen- 

sura. F. por D. Gaspar de Jovellanos y D. Antonio de Al- 
cedo. 

15 Vida de San Nicolás de Bari. Reimpresión, f. por Fr. José 

Banqueri. 

16 Vida de Benedicto XIV. Traducción, f. por D. Tomás Anto- 

nio Sánchez. 

17 Historia eclesiástica general. Traducción, r. por Fr. Benito 

Montejo. 

18 Notas y memorias secretas de la vida de Federico 11, rey de 

Prusia. F. por D. Antonio de Alcedo. 

19 Nacimiento de D, Rodrigo Calderón. (Falta.) 

20 Intereses naturales de Estado^ porD. José de Casanova. r. por 

D. Antonio de Capmany. 
'2! La ilustración ó el célebre petimetre. Traducción, r. por Fray 
Francisco Gañes. 

22 Lo que tiene España de más y de menos para que sea lo que 

debiera ser, por D. José del Campillo, d. por D. Gaspar de 
Jovellanos y D. Antonio de Alcedo. 

23 Los siglos cristianos. Historia eclesiástica. Segunda censura. 

F. por Fr. Benito Montejo. 

24 Médula histórica cisterciense. f. por D. Tomás Antonio Sán- 

chez. 

25 Idea del Universo. (Falta.) 

TOMO ZXZT. 26 



n 



BOLETtN DE LA REAL ACABBUtÁ DB LA H[BTORU. 

de Federico II, rey de Pruaia. Tomo ii. f, por D. Anto- 
I de Alcedo. 

faetón histórica sobre lai Sociedades , Colegios y Atade- 
as de Europa, y en particular de España, antes de la in- 
it<}n de tos sarracenos, por D. Prancieco Javier de Idia- 
Bz. F. por D. Miguel de Manuel. 

ria cronológica del pueblo hebreo, por Fr. Juan de Peñal- 
■. R. por D. José de Vargas Ponce. 

trias políticas y militares para servir de continuación & 
Comentarios del Marqués de San Felipe, por D. José del 
mpo Raso; f. por D. José de Guevara Vasconcelos y don 
spar de Jovellanos. 

ria de los templos de los pagano», judíos y cristianos. 
iduccióti. R. por D. Sabino Rodríguez de Campomanei'. 
<mo de Principe» y de tus Conseje», por Fr. Juao de Ma- 
laga. Reimpresión, f. por D. Felipe de Rivero. 
ria literaria de la Edad Media. Traducción por D. Ma- 
3l Antonio del Campo, b. por D. Domingo Feruándei de 
npomanes. 

ria del Duque de Riperdá. Segunda censura, e. por don 
tonio de Alcedo, 
as de D. José M. Vaca de Guzmán. f. por Fr. José Ban- 

)ria< periódicas de Valencia, d. por D. Gaspar de Jove- 

lOB. 

tación sobre la aguja náutica. Segunda censura, f. por 
José de Vargas Ponce, 

de Federico II, re¡/ de Prusia. Tomo iii. p. por D. Anto- 
de Alcedo, 

yo histórico apologético de la literatura española, del 
ite Lampillas. Traducción del italiano, f. por D. Anto- 
' de Capmany. 

rta del Cristianismo. Tomo ii. F. por Fr. Benito MoQtejo. 
ion de los progreso» hechos por los Franciscanos de Santa 
ta de Ocopa en el artobispado de Lima , por D. Pedro 
niález Agüeros, b. por D. Gaspar de Jovellanos y D. A»- 
lio de Alcedo. 



CiLTÁLOeO DE CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 403 

4 1 Hiétoria general de las órdenes religiosas y militares, r. por 

D. Gaspar de Jovellaaos, D. Felipe de Rivero y Fr. Benito 
Monte jo. 

42 El Bufón de la Corte, por D. José de la Serna, d. por D. To- 

más Antonio Sánchez. 

43 Consideraciones sobre la guerra actual de los turcos. Traduc- 

ción. R. por el Conde de la Roca. 

44 Correspondencia entre dos americanoSj un español y un inglés 

de las Provincias Unidas, por D. Pedro Gatell. r. por don 
Joaquín Juan de Flores. 

45 Verdadero origen de la Inquisición de Portugal^ por D. José 

Marcos Hernández, f. por Fr. Benito Montejo y Fr. José 
Banquerí. 

46 Memorias de Antonio Pérez, Secretario de Estado de Felipe II, 

R. por D. Felipe de Samaniego. 

47 Idea del Universo , 'del abate D. Lorenzo Hervás. Tomo ii. 

R. por D. Joaquín Juan de Flores. 

48 Vida de Federico II, rey de Prusia. Tomo iv. f. por D. Anto- 

nio de Alcedo. 

49 Elementos de la Historia. Traducción por D. José Marcos Gu- 

tiérrez. F. por D. Joaquín Juan de Flores. 

50 Hijos de Madrid ilustres, por D. José A. Alvarez Baena» f. por 

D. Francisco Cerda. 

51 El hombre de Estado. Traducción, f. por D. José de Vargas 

Ponce. 

52 Las revoluciones de Inglaterra. Traducción de D. José Alonso 

Ortiz Rojo. R. por D. Gaspar de Jovellanos. 

53 Los siglos cristianos. Tomo iii. r. por Fr. Benito Montejo. 

54 Los siglos cristianos. Tomo iv. r. por Fr. Benito Montejo. 

55 Origen, progresos y estado actual de laliteratura^ por el abate 

D. Juan Andrés. Tomo ii. f. por D. Miguel de Manuel. 

56 El hombre de Estado. Tomo ii. f. por D. José de Vargas 

Ponce. 

57 Biblioteca española de los mejores escritores del reinado de 

Carlos III. Tomos v y vi. f. por D. Gaspar de Jovellanos. 

58 Catálogo de los autores españoles que han tratado de Veterina- 

ria, Equitación yi Agricultura, f. por D. Casimiro Ortega. 



404 boletín db la. real academia de la historia. 

59 Colección nueva de diferentes sucesos que han acontecido en 

el mundo por pequeñas causas y por D. Fraacisco Aatoaio 
de Arana y D. Manuel Deogracias Nipbo. r. por Fr. José 
Banqueri. 

60 Discurso sobre educación de la juventud ^ por D. Agustín Ibá- 

ñez de la Rentería, r. por D. José Ruíz de Celada. 

61 Colección de planes correspondientes al estado palatino, dvU, 

eclesiástico^ militar^ etc. d. por D. Antonio de Alcedo. 

62 Defectos que se ponen á las opiniones sobre cuál sea la patria 

de Cervantes, d. por D. Tomás Antonio Sánchez. 

63 Diccionario histórico cronológico de la Santa Biblia. Tomos ri 

y III. F. por Fr. José Banqueri y Fr. Francisco Cañes. 

64 Colección de poesías castellanas^ compiladas por D. Tomás 

Antonio Sánchez. Tomo iv. p. por D. Gaspar de Jovellanos. 

65 La España Sagrada. Tomo xxxvii. f. por D. Tomás Antonio 

Sánchez. 

66 Males y daños que han ocasionado á la España muchos ex- 

tranjeros y por D. Melchor de Macanaz. (No se censuró por 
orden del Rey.) 

67 Catálogo de los autores españoles que han escrito de Veterina- 

ria, etc. F. por D. Casimiro de Ortega. 

68 Aparición de San Isidro Labrador á los Reyes Católicos^ por 

D. Manuel Rosell. f. por D. Tomás Antonio Sánchez y don 
José de Guevara Vasconcelos. 

69 El hombre de Estado, Tomo iii. f. por D. José de Vargas 

Ponce. 

70 Historia de la última guerra entre la Inglaterra , los Estados- 

Unidos de América^ la Francia^ la España, la Hbíanda. Tra- 
ducción. F. por D. Gaspar de Jovellanos. 

71 Historia eclesiástica general. Tomo v. r. por Fr. Benito Mon- 

tejo- 

72 Tratado de la seguridad de los Estados por medio de las for- 

talezas. Traducción por D. Jorge Lozano, f. por D. José de 
Vargas Ponce. 

73 Historia critica de España^ del abate Masdeu. Tomo vn. b. por 

D. Antonio de Capmany. 

74 Obras del A. P. Flórez. f« per D. Antonio Mateos Murillo. 



^ I 



CATÁLOGO DB CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 405 

75 Viaje del abate D. Juan Andrés, f. por D. Casimiro Gómez 

Ortega. 

76 Elementos de la Historia. Traducción, f. por D. Sabino Ro* 

dríguez de Gampomanes. 

77 Hijos ilustres de Madrid. Tomo ii. f. porD. Francisco Gerdá. 

78 Voz de compasión en favor de los encarcelados de la Coruña, 

por D. Miguel Bañuelos. r. por D. Joaquín Juan de Flores. 



Legajo núm. lO.—Años 1790 y 1791. 

1 Historia eclesiástica. Tomo vi. f. por Fr. Benito Montejo. 

2 Suplemento á las Memorias históricas del comercio yi marina 

de Barcelona, f. por D. Francisco Gerdá. 

3 Historia critica de España^ del abate Masdeu. Tomo viii. 

R. por D. Antonio de Gapmany. 

4 Historia de la plaza de Orán^ por D. Francisco Baquerizo. 

F. por D. Tomás López. 

5 Descripción general de la América meridional^ por D. José de 

la Rosa. r. por D. José de Vargas Ponce. 

6 Cartas del obispo de Solsona al rey Carlos II. f. por el Gonde 

de la Roca. 

7 Historia eclesiástica. Tomo vii. f. por Fr. Benito Montejo. 

8 Elementos de la Historia. Segunda censura, r. por D. Joaquín 

Flores. 

9 La cultura del entendimiento. Traducción, r. por Fr. Benito 

Montejo. 

10 Dicciwiario del ciudadano ó compendio histórico y teórico y 

práctico del Comercio. Traducción de D. Manuel de Zerva- 
tán Garrasco. f. por D. Joaquín Juan de Flores. 

11 Elementos de cronologia y geografía. Traducción de D. José 

Marcos Gutiérrez, r. por D. Joaquín Juan de Flores. 

12 Descripción del imperio de Rusia, r. por D. Tomás López. 

13 Las tertulias murcianas. Obra en prosa y verso de D.* Glara 

Jara de Soto. d. por D. José Vargas Ponce. 

14 Compendio cronológico de la historia eclesiástica. Traducción 

por D. Baltasar de Zapata, f. por Fr. Benito Montejo. 






iolbtIn dk la real acadkuu db la historia. 

mtos de historia univerial antigua. Traducción, f. por 
Joaqufn Juan de Flores. 

elaáas de Tesalia. Traducción, r. por D. Feroaadode 
lemán. 

de Madrid ilustres. Tomo iii. f. por D. Francisco Cerda. 
de Carlos JII, por Becatíoi. Traducción, b. por D. Anlo- 
de Alcedo. 

asiterides, por D. José Coroide. p. por D. José de Gue- 
a Vasconcelos. 

ialea para el Semanario erudito, de Valladares. No se 
suraron. 

•ia eclesiástica. Tomo viii. f. por Fr. Benito Mouiejo. 
ia de Estado, por O. José Uerbellas. f. por D, José Cor- 
e. 

]f augusta dignidad de los monarcas, por D. Antonio 
i Y Camps. r. por Fr. José Bangueri. 
dario sagrado de España, por D. Joaquín Lorenso Vi- 
lueva. F. por Fr. José Bauqueri. 
■ia eclesiástica. Tomo ix. f. por Fr. Benito Montejo. 
lecimientos ultramarinos de los europeos. Tomo v. f. por 
José óe Vargas Pooce. 

del emperador José II, traducida del italiano par D. Ma- 
lí Hernández, f. por el Conde de la Roca. 
rial genealógico de la casa de la Rocha, d. por O. José 
iz de Celada, 

fpondencia familiar de Federico II de Prusia. r. por don 
imiro Ortega. 

del emperador José II. Otra traducción, f. por el Conde 
a Roca. 

-ia fabulosa del distinguido caballero D. Pelayo Infun- 
de la Vega, por D. Alonso Bernardo Ribero, p. por don 
i de Vargas Ponce. 

don cronológica de los antiguos apologistas de la religidn 
(tana. Traducción de D. Manuel Jimeno. f. por Fr. José 
iqueri y D. Fernando de Gillemau. 
inario histórico critico de la Santa Biblia. Tomo 
<or Fr, Josó Banqiieri y Fr. Francisco Cañes. 



CATÁLOGO DE CENSURAS DB OBRAS MANUSCRITAS. 407 

34 Médula ciaterdense. Tomo viii. f. por Fr. Benito Montejo. 
-35 Descripción geográfica é histórica del orbe en verso octosílabo. 

R. por D. Tomás López y D. Joaquía Juaa de Flores. 
^6 Historia bibliográfica y heroica del Principado de Asturias^ 

por D. Garlos González de Posada, f. por D. José Ruíz de 

Celada. 
31 Historia literaria de España. Tomo x. f. por D. Tomás Anto^ 

nio Sánchez. 
38 Historia abreviada de los emperadores romanos y griegos. Tra- 

ducción. F. por D. José de Guevara Vasconcelos. 
■39 Jomadas divertidas. Traducción de D. Gaspar Zavala. f. por 

D. Joaquín Juan de Flores. 

40 Hijos de Madrid ilustres. Tomo iv. f. por D. Francisco Cerda. 

4 1 Correspondencia literaria de D. Gregorio Mayans. f. por don 

Tomás Antonio Sánchez. 

42 Gramática griega ^ por el P. Fr. Juan de Cuenca, r. por don 

Casimiro Ortega y D. Francisco Cerda. 

43 Elementos de la historia universal. Tomo iii. f. por D. Joa- 

quín Juan de Flores. 

44 Historia critica de España^ del abate Masdeu. f. por D. Anto* 

nio de Capmany. 

45 Historia eclesiástica. Tomo x. f. por Fr. Benito Montejo. 

46 Vida de Carlos IIL R. por D. Casimiro Ortega y D. Antonio 

de Alcedo. 

47 Historia de Felipe lU^ por Bernabé de Yivanco. f. por el Conde 

de la Roca. 

48 Los libros de FlavioJosefo. Traducción, f. por D. José de Gue- 

vara Vasconcelos. 

49 Elementos de la historia universal. Segunda censura, f. por 

I>. Joaquín Juan de Flores. 

50 Obras postumas de Federico 11, Traducción, r. por D. José de 

Vargas Ponce. 

51 Historia eclesiástica. Tomo x. f. por Fr. Benito Montejo. 

52 Catálogo para formar una biblioteca, por el P. Sarmiento. 

R. por D. José de Vargas Ponce. 

53 Aparato á la historia eclesiástica del reino de Aragón, por el 

P. Joaquín Traggia. f. por D. Tomás Antonio Sánchez. 



408 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

54 y 55 Historia critica de España , del abate Masdeu. Tomo i. 
R. por D. Antonio de Gapmany. 

56 Origen de las leyes y artes ^ ciencias^ etc. Traducción, f. por 

D. José de Vargas Ponce. 

57 Compendio de la historia eclesiástica. Tomo ii. f. por Fr. Be- 

nito Montejo. 

68 Vida del emperador José II. Tomo ii. f. por el Conde déla 
Roca. 

59 Origen de las leyes, artesa etc. Tomo ii. f. por D. José de Var- 
gas Ponce. 

€0 Ensayo de la historia de las Bellas Letras. Traducción, f. por 
D. José de Guevara Vasconcelos. 

61 Vida del emperador José II. Tomo iii. f. por el Conde de la 

Roca. 

62 Compendio de la vida y hechos de José Balsamo, d. por don 

José de Vargas Ponce. 

63 Circunstancias que deben tener los revisores de letras antiguas. 

Diclamen por D. Francisco Cerda y D. Francisco de San* 
tiago Palomares. 

64 Cartas familiares del abate D. Juan Andrés, f. por D. Casi- 

miro Ortega. 

65 Diccionario abreviado de antigüedades. Traducción, d. por 

D. Carlos González de Posada. 

66 Compendio de la historia antigua. Traducción por D. Bernar- 

diño de la Cámara, f. por D. José de Guevara Vasconcelos. 

67 Ensayo sobre lo bello en la Física , en la Moral y en las obra^ 

del etitendimiento. Traducción, d. por D. Casimiro Ortega. 

68 Apología en defensa de la aparición de San Isidro Labrador, 

F. por D. Carlos de Posada. 

69 Memorias del viaje de Agustín Ziagar y Saqueda. r. por don 

Pedro Centeno. 

70 Diccionario histórico de las heregias. Traducción, f. por don 

Antonio de Capmany, Fr. Benito Montejo y Fr. Francisco 
Cañes. 

71 Historia de la ciudad de León y de sus reyes, por Fr. Manuel 

Risco. F. por D. José Ruíz de Celada. 

72 Discurso leído en presencia del rey de Francia sobre concesu 



CATÁLOaO DB CENSURAS DB OBRAS MANUSCRITAS. 409 

de estado civil á los protestantes. Traduccióa. o. por D. José 
Ruíz de Celada y Fr. José Baoqueri. 
73 y 74 Historia del origen, progresos y distribución de las ren^ 
tas eclesiásticas. Segunda censura, f. por D. Felipe de Ri- 
vero. 

75 Vida del emperador José IL Tomo iv. r. por el Conde de la 

Roca. 

76 Apologia en defensa de la aparición de San Isidro. Segunda 

censura, f. por D. Carlos González de Posada. 

77 Obras postumas de Federico II de Prusia. Segunda censura. 

D. por D. José de Vargas Ponce. 

78 Ensayo sobre la educación de la nobleza. Traducción, f. por 

D. Fernando de Gilleman y Fr. Pedro Centeno. 

79 Viajes del capitán Cook. Traducción, o. por D. José de Var- 

gas Ponce. 

80 Diccionario histórico portátil de las órdenes religiosas y mili- 

tares. Traducción, f. por D. Francisco Cerda y D. Joaquín 
Traggia. 

81 Relación apologética de una disputa semi literaria que tuvo 

D. Tomás Fermin de Arteta con D. Francisco PérA Bayer. 
D. por D. José de Guevara Vasconcelos. 



Legajo núm. 11.— Años 1792 y 1793. 

1 Compendio general de antigiíedades hebreas, griegas y roma* 

ñas, por D. Ramón Cala de Vargas, f. por D. Miguel de 
Manuel. 

2 Década epistolar sobre el estado de las Letras en Francia, por 

D. Francisco M. de Silva, f. por D. Miguel de Manuel. 

3 Historia critica de España , por el abale Masdeu. Tomo zi. 

F. por D. Antonio de Capmany. 

4 La CastiUa y el más famoso castellano ^ por Fr. Manuel del 

Risco. F. por D. Francisco Cerda y D. Juan Bautista Muñoz. 

5 Historia eclesiástica. Continuación, f. por Fr. Benito Monlejo. 

6 Jornadas divertidas. Tomo ii. f. por D. Joaquín Juan de 

Flores. 



aOLBTIN DE LA RBAL ACADBH1& DE 

endio de la historia antigua. Trad 

jiievara Vasconcelos, 

'ia eclesiástica. Tomo xit. f. por I 

de Anteo Manluano al Mro. Fr, 
errores que contiene au Gramática 
i áe Manuel, Fr. Pedro Centeno j 
mario de las herejías. Tomo ii. r. p 
rao sobre las revoluciones de la Itti 
Laño por D. José Cid Rivera, p. po 
Fernando de tiillemaii y Fr. Pedr 
la históricos, etc., que manifiestan 
I de Jerez de la Frontera, por D. 
Toaquin Juan de Flores. 
5 Hebraicis Diatribe. F. por D. • 
celos. 

spondencia del Marqués de Valmo 
Carlos Goniález de Posada, 
endio de la historia anticua, it. pi 
iros. 

inéditas de Ambrosia de Morales. 
a Vasconcelos. 

rial dei Marqués de Bendaña, enlo 
)or D. José Rufz de Celada. 
'e et oficiis belids ac disciplina m 
de Ayala. Reimpresión, y. por D. 
laandra. Traducción, f. por D. Jo 
Ha de la última guerra entre Ín¡ 
idos de América, Francia, Españ 
i. F. por D. Antonio de Capmany, 
n, progresos y estado de la litera 
Miguel de Manuel, 
mario manual de hechos y dichos 
1. F. por D. Juan López de Sedan 
tsandra. Tomo ii. f, por D. José ( 
n de las dignidades de Castilla, pi 
iidoza. Reimpresión, f. por D. Jo: 

apologética en defensa de la ap< 



CATÁLOGO DE C8NSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 411 

p. por el Duque de la Roca y D. Juau López de Sedaño. 

26 Memorias históricots del principado de Asturias» f. por D. José 

Cornide. 

27 Piratas de la América y luz á la defensa de las costas de In^ 

dias occidentales. Traducción, r. por el Conde de Castillejo. 

28 Lecciones instructivas sobre la historia y geografía^ por 1). To- 

más de Iriarte. f. porD. Tomás Antonio Sánchez y D. José 
de Vargas Ponce. 

29 Biblioteca de los conocimientos necesarios y útiles, d. por don 

Antonio de Capmany. 

30 Carta del arzobispo de Rijoles al rey Felipe IV, r. por D. José 

Ruíz de Celada y el Marqués de Pejas. 

31 Respuesta del autor de la historia critica de España á su eru* 

dito censor el P. Traggia. f. por D. Juan Antonio Pellicer. 

32 La Casandra. Continuación, f. por D. José Cornide. 

33 Cartas Marruecas ^ por ol coronel D. José Cadalso, f. por don 

José de Vargas Ponce. 

34 Tratado político jurídico^ centinela contra maquiauelistas. 

D. por D. Miguel de Manuel. 

35 Vida de Leopoldo III^ emperador, f. por el .Marqués de Pejas. 

36 Historia fabulosa del distinguido caballero D, Pelayo Infan-- 

zón de la Vega. Tomo ii. f. por D. José de Vargas Ponce, 
con voto particular en contra por D. Carlos González de Po- 
sada, y segunda censura con reparos por D. José Ruíz de 
Celada, D. Juan Antonio Pellicer y Fr. Pedro Centeno. 

37 Geografía general figurada con ti uso del globo y de los mapas, 

por el P. Cayetano de Santo Domingo, f. por D. Tomás 
López. 

38 Valerio de las historias. Reimpresión, f. por D. Miguel de 

Manuel. 

39 Comentarios de la guerra de España^ por el Marqués de San 

Felipe. Reimpresión, f. por D. José de Guevara Vascon- 
celos. 

40 Curso lunar de la creación del mundo, por Fr. Miguel Hualde. 

D. por D. Antonio de Gilleman. 

41 Palestra critica, r. por D. Miguel de Manuel. 

42 Vida de Gustavo III, rey de Suecia. f. por D. [sidoro Bosarte. 




N OB LA REAL ACADEMIA DB LA HI 

'■tea de España, del abate Masdeu. 

io de Capmany, 

Isterciense española, por Fr. Robei 

o Montejo. 

de la historia eclesiástica. Tomo ii 

:ejo. 

le historia universal. 

las obligaciones del hombre, por D 

01- D. Fernando de Gilleman. 

n de la naturaleza y causa» de I 

Traducción, f. por Fr. José Banq 

itica y literaria de la Grecia. Ti*: 

iro Ortega. 

la conquista de México, por D. A 

ion. F. por D. Juan Bautista Muñ 

'. asuntos botánicos, f. por D. Casi 

o de los romanos, por D. Antonio '. 

por D. Isidoro Bosarte. 

le los niños. Traducción, f. por 

Cataluña, por Bernardo Desdo 
Antonio de Capmany. 
: dichosas y lecciones de escarmieni 
mo. 
Sagrada. Tomo íxviii. f. por D. 

irones ilustres de Plutarco, e. poi 

n de la naturaleza y causas de U 
Tomo II. f. por Fr. José Banquei 

lutosa del distinguido caballero D. 

a. Segunda censura, f. por D. Jua 

Pedro Centeno. 
de dichos y hechos memorables. 

Juan López de Sedaño. 

litares del abate D. Juan Andrés. 

iro Ortega. 



CATÁLOGO DE GBN8UBAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 413 

€2 Investigación de la naturaleza y causas de la riqueza de las 
naciones. Tomos ni y iv. f. por D. Casimiro Ortega. 

63 Historia política y literaria de Grecia. Tomo ii. f. por D. Ca- 

simiro Ortega. 

64 Origen de las leyes ^ artes y etc. Tomo ii. f. por D. Isidoro Ro- 

sarte. 

65 Historia critica de España, por el abate Masdeu. Tomo xiii. 

f. por D. Antonio de Capmany. 

66 Compendio de la historia eclesiástica. Tomo iv. f. por Fr. Be- 

nito Montejo. 

67 Arboles de costados^ por D. Luís de Salazar. f. por D. José 

Ruíz de Celada y Fr. Benito Montejo. 

68 Relación de las islas de Pelew descubiertas por el capitán Wil» 

son. Traducción, f. por D. Tomás López. 

69 Descripción general de África y rebelión y castigo de los mo^ 

riscos de Granada ^ por Luís del MármoL Reimpresión. 
F. por Fr. José Banqueri. 

70 Dias alegres. Tomo iii. f. por D. Joaquín Juan de Floros. 

71 Viaje de España, por D. Antonio Ponz. Tomo zviii que dejó 

sin concluir, f. por D. Nicolás de Laso. 

72 Elementos de historia universal. Continuación, f. por D. Mi- 

guel de Manuel 9 D. Juan Bautista Muñoz y D. Isidoro Bo- 
sarte. 

73 Compendio histórico de los reyes de Aragón, por D. Antonio 

Sas. R. por D. Juan Antonio Pellicer y Fr. Liciniano Sáez. 

Legajo núm. 12.— Años 1794 á 1801. 

1 Continuación de la historia de España ^ por el P. Miniana. 

H. al estilo por D. Juan Antonio Pellicer y Fr. Pedro Cen- 
tena. 

2 Origen de las leyes, artes y ciencias. Tomos iv al vi. f. por 

D. Isidoro Bosarle. 

3 Anales de la ciudad de Sevilla, por D. Diego Orliz de Zúñiga. 

Reimpresión, p. por D. Cándido M. Trigueros. 

4 Historia critica de España ^ del abate Masdeu. Tomo xiv. 

R, por Fr. José Banqueri. 



¿ BOLBTtN DB LA RBAL ACADBUIA DE LA HIBTOKU. 

Prólogo d los árboles de coatado, de O. Luís de Salazar. f. por 
D. José Rufz de Celada y Fr. Benito Montejo. 

Historia politica y literaria de la Grecia. Tomo iii. r. por 
D. Casimiro Gómez Ortega. 

Elementos de historia univerBal, Tomo ii. p. por D. Miguel 
de Uanuel, D. Juan Bautista Muñoz y D. laidoro Bosartv. 

Retratos de los Incas del Perú, por O. Manuel Rodríguez. 
R. por D. Joaquín Juan de Flores. 

La España Sagrada. Tomo sxsix. f. por D. José Ruii de 
Celada. 

Historia de la conquista de México, por D. Antonio Solis. 
Reimpresión, f. 

'¡iaertaciones históricas sobre el origen, etimología y valor de 
las leguas que se usan en España, por D. Pascual Nebol. 
B. por D, Tomás López. 

historia política y literaria de la Grecia. Tomo ir. f. por doa 
Casimiro Ortega. 

Días alegres. Tomo iv. f. por D. Joaquín Juan de Flores. 

'dea del Universo. Tomo iii. f. por D. Tomás Antonio Sán- 
chez y D. Joaquín Juan de Flores. 

lUementos de historia universal. Tomo in. f. por D. Isidoro 
Bosarte. 

listoria de Carlos XII, rey de Suecia. Reimpresióu. f. por 
D. Fernando de Gilleman. 

idiciones á la disertación escrita sobre la aparición de San 
Isidro en la batalla de las Navas. R. por Fr. Benito Montejo, 
D. Nicolás R. Laso y D. Juan López de Sedaño. 

Lii oposición y conjunción de los dos grandes luminares de la 
Tierra: España y Francia, por D. Carlos García. Reim- 
presión. D. por Fr. José Banqueri y D. Juan Bautista 
Muñoz. 

Biblioteca de escritores aragoneses, por D. Félix de Latasa. 
F. por D. Juan Antonio Pellicer. 

Método para enseñar la lengua latina de D. Juan Antonio 
Cañaveras, r. por D. José de Guevara Vaaconceloa. 

'Continuación de la historia de España, p. por D. Juan Anto- 
nio Pellicer. 



CATÁLOGO DE CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 415 

?2 Método para escribir la historia. Traducción de D. Antonio 
Gifuentes. d. por D. Antonio de Gapmany. 

23 Introducción á la historia del Bajo Imperio, Traducción. 

F. por D. Antonio de Gapmany. 

24 Compendio de la historia civiVde Chile, por el abate D. Juan 

Ignacio Molina. Traducción del italiano, f. por el Gonde 
del Garpio. 

25 Diccionario geográfico universal^ por D. Antonio Vega, f, por 

D. Tomás López. 

26 Elementos de Geografía, por D. Juan Escoiquiz. p. por don 

Tomás López. 

27 Continuación de la historia de España. Tomos ix y z. f. por 

Juan Antonio Pellicer. 

28 Diccionario geográfico. Tomos ii y ni. f. por D. Tomás López. 

29 Dias alegres. Tomo iv. f. por D. Joaquín Juan de Flores. 

30 Historia de la Nueva España^ por Bernal Díaz del Gastillo. 

Reimpresión, o. por D. Joaquín Juan de Flores. 

31 Geografía moderna^ por D. Tomás Mauricio López, f. por 

D. José Gornide. 

32 Épocas de Ulloa. f. por D. Vicente González Arnao y D. José 

Gornide. 

33 Dios y el Rey. Discurso patriótico dirigido á los españoles. 

f. por D. Vicente González Arnao. 

34 Historia del Bajo Imperio. Traducción, f. por D. Antonio de 

Gapmany. 

35 Diccionario ^eo^rá/ioo. Gontinuación. f. por D. Tomás López. 

36 Origen, progresos y estado actual de la literatura, por el abate 

D. Juan Andrés. Tomo vii. f. por D. Miguel de Manuel. 

37 Compendio cronológico de la historia de España, por D. José 

Ortiz y Sanz. f. por D. Gandido M. Trigueros. 

38 Oración fúnebre del general D. Antonio Ricardos, d. por don 

Gasimiro Ortega. 

39 Historia critica de España, del abate Masdeu. Tomo xvi. 

R. por D. Antonio de Gapmany. 

40 Notas criticas A históricas puestas á la nueva edición de Don 

Quijote. F. por D. Juan López de Sedaño y D. José Gor- 
nide. 




lOLETÍN DE LA REAL ACADEUrA DE LA, HISTORIA. 

indio cronológico de la hñtoria de Etpaña. r. por dOQ 

dido M. Trigueros. 

rafia españaia, por el P. Méndez, f. por D. Juan Aoto- 

Pellicer. 

del joven Anacarsis'á Grecia. Traducción, d. por don 

onio de Capmany. 

ia de Nueva España. Tomo ii. f. por D. Juan Bautisia 

toz. 

me» al diccionario geográfico, por D. Francisco Peré. 

9r D. Tomás López. 

¡paña Sagrada. Tomo zl. f. por D. José Ruii de 

>da. 

íación histórico -critica de la venida del Apóstol Son- 

á España, por D. Juan José Toirá. f. por D. Juan 

inio Pellícer. 

ia del Bajo Imperio. Tomo ii. f. por D. Autonio de 

man y. 

ia del hombre, del abate Hervás. f. por D. Joaquín Juao 

lores. 

ndio cronológico de la historia de España. Tomo ni. 

)r D. Cándido M. Trigueros. 

ifia moderna. Tomo il. f. por D. José Cornide. 

le Miguel de Cervantes, por O. Juan Antonio Pellicer. 

)r D. José Cornide y D. Francisco Marttnez Marina. 

ndio cronológico de la historia de España. Tomo iv. 

ir D. Cándido M. Trigueros. 

ia cronológica universal. Traducción, f. por D. José de 

^ara Vasconcelos. 

.egrei. Tomo vi. f. por D. Joaquín Jnan de Flores. 

de Sevilla. Conliniiación. f. por D. Joaquín Juan de 
es. 

oaña Sagrada. Tomo xli. p. por D. Tomás Antonio 
hez. 

a critica de España, de Masden. Tomos ztu y xvni. 
<r D. Antonio de Capmany, 
torio histórico de los hombres üustres famosos. Tradu''- 

D. por Fr. Pedro Centeno. 






■>■■• V ■;•.:»: 



V \f"'ís 






CATÁLOGO DE CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 



417 



60 Método para la geografía. Traduccióa del portugués, f, por 

D. Juan López. 

61 Compendio de historia de España. Tomo v. f. por D. Cándido 

M. Trigueros. 

62 Geografía moderna. Tomo iii. f. por D. José Cornide. 

63 Colección de los hechos más notables de la Historiay por don 

Francisco Soldevilla. d. por D. Juan Bautista Muñoz. 

64 Días alegres. Tomos vii y vui. f. por D. Joaquín Antonio 

Flores. 

65 Historia de la vida del hombre, del abate Uervás, Tomos v 

y VI. F. por D. Antonio de Capmany y D. Joaquín Juan de 
Flores. 

66 Origen j progresos y estado actual de la literaturaf por el abate 

Andrés. Tomo viii. f. por D. José de Vargas Ponce. 

67 Tablas cronológicas. Tomo ii. f. por D. José de Guevara Vas- 

concelos. 

68 La España Sagrada. Tomo xlii. f. por D. José Ruíz de Celada. 

69 Historia de la vida del hombre. Tomo vii. f. por D. Antonio 

de Capmany y D. Joaquín Juan de Flores. 

70 Historia critica de España^ de Masdeu. Tomo xix. f. por don 

Antonio de Capmany. 

71 Comentarios reales de los Incas ^ por Garcilaso de la Vega; 

Historia de la Florida^ por el mismo, y Ensayo cronológico 
para la historia general de la Florida, por D. Gabriel de 
Cárdenas, f. por D. Tomás López y D. Juan López. 

72 Historia fahulosa de D. Pelayo Infanzón de la Vega. Tomo tu. 

F. por D. Juan Antonio Pellicer. 

73 Diccionario de Geografía antigua. Traducción, o. por D. Joa- 

quín Traggia, D. Francisco Martínez Marina, D. Vicente 
González Arnao y D. Manuel Abolla. 

74 Historia critica de España, de Masdeu. Tomo xz. f. [or don 

Antonio de Capmany. 
Ib Compendio cronológico de la historia de España. Tomo vi. 

f. por Fr. Manuel Risco. 
76 Vida y hazañosos hechos del Rey jD. Jaime el Conquistador^ 

por D. Juan Fornamira de Soto. f. por D. Juan Antonio 

Pellicer. 

TOMO XXZT. 77 



V ■ }* 



— ,K 

* *•■ 

♦ • 

■ 'A 



,<..> 

^mí 



', "r 



V» 



1 t^ 
'-f? 









418 BOLETÍN DK LA HBAL aCAOBUIA DB L 

77 Desengaño al público ó descubrimiento dt 

el Viagero universal en la Relación di 
D. Francisco de Ja Rosa. f. por D. Jos 
y D. Vicente González Arnao. 

78 Apéndice al tomo XLII de la España Sag 

Antonio Pcllicer. 

79 Historia de América, por Campe. Traduc 

López y D. Manuel Abella. 

Legajo nüm. 13.— Años 1770 

1 Orden del Consejo para que la Aoadem 

reglas que deben tener los censores de 

2 Parecer de D. Hilarión Domínguez. 

3 ídem de D. Benito Martíuez Gayoso. 

4 ídem de D. Ignacio de Ilermosilla. 

5 ídem de D, Juan López de Sedaño. 

6 ídem de D. Tomás Antonio Sánchez. 

7 ídem de D. Antonio Barrio. 

8 ídem de D. Casimiro Ortega. 

9 ídem de D. Pedro Rodríguez Campomac 
10 ídem de D. José de Guevara Vascoacelo! 
1! ídem de Fr, José de la Concepción. 

12 ídem del P. León. 
i'¿ ídem de D. Martín Martínez. 
14 ídem de D. Alonso M. Acevedo. 
I.S Acuerdo de la Academia. 

16 La España Sagrada. Tomo xxvii. b. por I 

17 Orden para que la Academia proponga la 

que S. M. quiere se acuñe con motivo 
clones de Sierramorena, y con alusióc 
concede á la Agricultura y á la Industi 
délos que fueron del agrado de S. M. 

18 Exiilicación de las escrituras usadas en 



4 



( 



CATÁLOGO DE CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 419 

por D. Agustín Aynés. b. por D. Antonio Mateos Marillo 

y D. José de Guevara Vasconcelos. 
19 Ibáñez sobre si. Obra periódica, d. por D. Antonio de Cap- 

many y D. Juan López d3 Sedaño. 
^0 Poética de Aristóteles, f. por D. Antonio de Capmany, don 

Juan López de Sedaño y D. Francisco Cerda. 

21 Ilustración á las trobas de Mosen Jaume Ferrer^ por D. José 

Herni y Cátala, d. por D. Francisco Subirá y D. Juan Bau- 
tista Loperraez. 

22 Revisión de mss. para publicar la historia de Felipe IV. Pare- 

cer de los Sres. Domínguez, Murillo, Concepción, Marín, 
Capmany, Cerdán y Guevara. 

23 Árbol cronológico legal de España, f. por D. José de León y 

D. Pedro Antonio Carrasco. 

24 Obras del Marqués de Mondejar. f. 

25 Historia de los hallazgos de la torre Turpiana de Granada^ 

no consta el dictamen encomendado á D. José de León y 
D. Francisco Cerda. 

26 Historia de la Sta. Iglesia de León, por D. Francisco Trugillo. 

B. por D. Francisco Cerda. 

27 Descripción histórica del imperio rusiano^ traducción de don 

José Cátala, d. por D. Antonio de Capmany y D. Ramón 
de Guevara. 

28 Historia de la conquista de México. Segunda parte, por don 

Ignacio Salazar. d. por D. Ramón de Guevara y D. Miguel 
Sarralde. 

29 Compendio de la historia eclesiástica de España, d. por don 

José de Guevara. 

30 Monarquía de España, r. por D. Hilarión Domínguez. 

31 Retrato político de Alcántara^ por D. Leandro Santibáñez. 

F. por D. Antonio de Capmany y D. Francisco Subirá. 

32 Noticia de la vida y escritos del P. Henrique Florez, por Fray 

Francisco Méndez, r. por D. Nicolás Rodrgíuez Laso. 

33 Ensayo filosófico sobre el gobierno civil. Traducción. No consta 

la censura dada por los Sres. Cerda y Sarralde. 

34 Historia civil^ eclesiástica^ política y legislativa. No consta la 

censura de los Sres. Sarralde y Laso, 



n 



o boletín DB la BBíi. AGADBWIA DB LA HISTOKIA. 

Compendio de las vida» de loa antiguos filósofo». No coDSla la 

censura encomendada al Sr. Guevara. 
Dianuim, hoy la ciudad de Denia, por el Conde de Luraiares. 

No consta la censura encomendada al Sr. Guevara. 
Historia natural ó genio de M. Bufón. Traducciiín. No consta 

la censura encomendada á los Sree* Morillo y Ortei^a. 
Historia eclesiástica. Tradncciún. No consta la censura de los 

Sres. Concepción, Cerda y Loperraez. 
Descripción genealógica de la casa de Aguayo, por D. AuIODÍO 

Ramos, f. por D. José de Guevara y D. Francisco Cerda. 
Colección de mapas ingleses, f. por D. Tom:Í8 López. 
Árbol genealógico del apellido Diaz de la Cova. d. por D. José 

Rulz de Celada. 
Cronicón nacro-profano, por Fr, Francisco de los Arcos, D. por 

Fray José de la Concepción y D. Miguel Sarralde. 
Indagación y reflexiones sobre la Geografía. No consta b 

censura. 
Pronóstico perpetuo, por D. Antonio Ángel de Fábrega, n. por 

D. Juan López de Sedaño. 
Discursos morales y aaliricos del Celano, por D. Juan del Ba- 
rrio. Se excusó la censura. 
Compendio de la revolución de la América inglesa. Traduc* 

ción. No consta la censura. 
El tiempo en la mano, por D. Vicente García de la Huerta. 

No consta la censura encomendada á los Sres. Capmany, 

Sarralde y Laso. 
Geografía comparada. Traducción, r. por D. Tomás I^pei. 
Rifiorimento della Sardegna. Proyecto de traducción, f. por 

D. Casimiro Ortega y D. José Viera. 
Disertación sobre la bala roja. No consta la censura encargada 

al Sr. Capmany. 
Cartas censorias de Fr. Antonio de Guevara, r. por D. Fran- 
cisco Cerda. 
Historia del emperador Cario Magno. Reimpresión. No consta 

la censura del Sr. García do la Huerta. 
Historia de Gibrallar, por D. Ignacio López de Ayala. f. 

D. José de Guevara y D. Tomás López. 



CATÁLOGO DS CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 421 

54 Descripción geográfica de la gobernación de San Felipe en el 

reino de Valencia^ por D. José Gastelló. f. por D. Francisco 
Cerda. 

55 Discursos críticos sobre diferentes materias, por D. Aotonio 

López. No consta la censura encomendada al Sr. Miranda. 

56 Nuevo correo literario. Periódico, p. 

57 Memorial genealógico de Doña Juana Díaz de la Gova. Segun- 

da censura, d. por D. José Ruíz de Celada. 

58 Trobas de Mosen Jaume Ferrer, por D. José Berni y Cátala. 

R. por D. Vicente García de la Huerta. 

59 Historia del ilustre pais Bascongado, por D. Joaquín José de 

Landazuri. d. por D. José Ruíz de Celada. 

60 Historia critica de España^ del abate Masdeu. f. por D. Gas- 

par Jovellanos. 
^1 Historia de España en verso ^ por D. Francisco Jiménez. No 
consta la censura encomendada á los Sres. Huerta y Viera. 



Legajo núm. 14.— Años 1784 á 1799. 

1 Compendio histórico de los descubrimientos del Nuevo MundOy 

por D. Bernardo de Estrada, r. por D. Gaspar de Jovellanos 
y D. Joaquín Marín. 

2 Médula histórica cisterciense, f. por D. Tomás Antonio Sán- 

chez y D. Ramón de Guevara. 

3 Historia de la invención y milagros de N. S. de la Peña de 

Francia^ por Fr. Mateo Vasco Parra. Reimpresión, d. por 
D. Tomás Antonio Sánchez y D. José de Viera. 

4 Apología del rey D, Pedro de Castilla, f. por D. José de Viera 

y D. Gaspar de Jovellanos. 

5 Tratado de la religión y virtudes de un principe cristiano^ por 

el P. Pedro Rivadeneyra. r. por D. José de Viera. 
-6 Los tres siglos de la literatura francesa. Traducción, r. por 

D. Francisco Cerda. 
7 Edición de las CrónicaSf por el impresor D. Antonio Sancha. 

f. por D. Vicente García de la Huerta, D. Francisco Cerda 

y D. José de Guevara. 



422 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

8 Compendio del Atlas, por D. Lorenzo Sánchez de Mansilla. 

No convSta la censura encomendada á D. Tomás López. 

9 El libro de los varones de Andalucía. Traducido del árabe por 

D. Faustino de Muscat. r. por D. Joaquín Juan do Flores. 

10 Consulta de cuatro inscripciones que habían de ponerse eu el 

puerto de Mahón y lugar que ocupó el castillo de San Feli- 
pe. Evacuada por los Sres. Murillo, Guevara y Ortega. 

1 1 Tablas genealógicas de las casas de Girón y Pimentely por don 

Antonio Ramos, f. por D. Antonio Mateos Murillo. 

12 Carta de D. Pedro de Castro impugnando la obra del doctor 

Acevedo contra el tormento. Hay expediente. 

13 Recuerdos históricos, por D. Julián Romero y Moya. r. por 

D. Tomás Antonio Sánchez. 

14 Memorias históricas de los desposorios, viajes^ entregas y reales 

bodas de las Smas, Infantas de España y Portugal en d 
año il85^ por D. Bernardino Herrera, f. por D. Ramón de 
Guevara y D. Gaspar de Jovellanos. 

15 Gramática griega, f. por D. Casimiro Ortega y D. Ignacio L. 

de Ayala. 

16 Masón contra masón. Tercera censura, d. por D. Felipe de 

Rivero. 

17 Mercurio /i/osd/ico. Periódico, por D. Julián y D. Bernardo de 

Velasco. f. por D. Antonio de Capmany y D. Gaspar de 
Jovellanos. 

18 Norte de Principes^ escrito por el secretario Antonio Pérex. 

Segunda censura, d. por D. Tomás Antonio Sánchez. 

19 Discurso sobre la renovación eclesiástica. Traducción de doD 

Antonio Roca. r. por D. José de Vargas Ponce. 

20 Vida y muerte de D. Rodrigo Calderón, r. por D. Gaspar de 

Jovellanos. 

21 Idea del Universo. Traducción del italiano, f. por D. Joaquín 

Juan de Flores. 

22 Historia de las Filipinas, cinco tomos en folio, por el ex-jesuit& 

D. Valero Pottó. f. por D. José de Vargas Ponce y D. Gas- 
par de Jovellanos. 

23 Historia del reino de Quito, por el ex-jesuíta D. Juan de 

lasco. Primera y segunda censura, f. por D. José de Vai ^ 



j 



CATÁLOGO DE CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 423 

Ponce, D. Antonio de Alcedo y D. Casimiro Ortega, y ter- 
cera por D. José Cornide y D. Casimiro Ortega. 

24 Disertación critico-filosófica sobre las fechas, por D. Joaquín 

Alvarez Sanz. d. por D. Antonio Mateos Murillo. 

25 Monarquía napolitana española, por D. Ramón Díosdado. No 

consta la censura encargada á los Sres. Ortega y Cerda. 

26 Defensa de las comedias, por D. Francisco Exea. o. por don 

José Ruiz de Celada y Fr. José Bangueri. 

27 Inscripciones para la torre de Hercules de la Coruña, restau- 

rada. Por los Sres. Guevara, Ortega, Cerda y Vargas 
Ponce. 

28 Historia del rio grande de la Magdalena^ por D. Antonio Ju- 

lián. F. por D. Tomás Antonio Sánchez y D. Tomás López. 

29 Consideraciones americanas^ por el abate D. Ramón Diosdado 

Caballero, d. por D. Gaspar Melchor de Jovellanos. 

30 Medios para estrechar la unión entre españoles y americanos, 

por el abate D. Ramón Diosdado Caballero, d. por D. Gas- 
par de Jovellanos. 

31 Retrato histórico-político de las islas Filipinas, por D. Juan 

Antonio Tornos, r. por D. Juan de Vargas Ponce. 

32 Descripción historial de la provincia y archipiélago de Chiloe, 

por Fr. Pedro González Agüero, f. por D. José de Vargas 
Ponce y D. José Cornidé. 

33 Sanctis Dei ignotis Nigrino et Sephronio, por Fr. Ramón Mar- 

tínez Falero. f. por D. José de Guevara, D. Casimiro Orte- 
ga, D. José Cornide, Fr. Benito Montejo y Fr. Pedro Cen- 
teno. 

34 Diccionario histórico de los Aries que emplea la pesca nació- 

nal, por D. Antonio Sáñez Reguart. p. por D. José Cor- 
nide. 

35 La Casandra. Traducción, f. por D. José Cornide. 

36 Historia del nuevo Mundo, por D. Juan Bautista Muñoz. Dos 

tomos. Hubo variedad de pareceres. 

37 Idea del Universo del abate Hervás. Segunda censura, f. por 

D. Tomás Antonio Sánchez y D. Antonio de Capmany. 

38 Demostración histórica del valor de las monedas, por Fr. Lici- 

niano Sáez. f. por D. José de Guevara. 



^ 



424 BOLETÍN DE LA REAL ACADBUIA DE Lí HISTOBIl. 



39 Origen de las leyes, artes y ciencias. TraducciÓD. f. por don 

Francisco Martlnei Marina. 
'" ' 'igüedades de Mérida, por el 8r. Popner. f. por D. José 

lornide. 

toria de Argel y Túnez, por Pr. Fraocísco Jiméuez. f. por 

i. Miguel de Manuel. 

ligúedadea de la provincia de Extremadura. No consta la 

eosura, encomendada al Sr. Guevara. 

)re8entacióa de la Academia de la Historia al Consejo Real 

ara ezioiirse de la censura de obras que no tengan rela- 

íón inmediata ó directa con el Instituto, ó la historia de 

¡spaña, y devolución de las consultadas que tratan de otras 

laterías. 

ledieate histórico del pleito entre el Obispo 7 Cahildo de 

'alenda y los Capellanes de la misma Iglesia que ae llaman 

acobitas. d. por Fr. Benito Montejo. 

torta del gran Cisma de Occidente, por D. José Orlii. 

. por D. José Cornide. 

'grafía moderna, por D. Tomás Mauricio LÓpei. f. por 

>. José Cornide. 

ertación sobre las prerrogativas y preeminencias del em- 

leo de Sumiller de Corp» de S. M., por D. Pedro Arascoi. 

. por D. Casimiro Ortega y D. Miguel de Manuel. 

■as inéditas de loa PP. Mariana, Cano y Chacón. No se dio 

ensura. 

nortas para ta vida del Santo Rey D. Femando, por dOD 

liguel de Manuel, f, por D. José de Guevara y D. Joaquín 

?raggia. 

\cripci6n geográfica de la ciudad de Buetca, por 0. Pedro 

tlegua. No se censuré, 

ección de inMripcioties de Cartago Nova, Tormada por el 

'Onde de Lumiares. p. 

; antigüedades bispano-hebreas convencidas de suposición 

r de fábula, por D. Francisco Martínez Marina, f. poi- don 

Tomás Antonio Sánchez y O. Juan Antonio Pellícer. 

nsulta sobre las inscripciones que el Ayuntamiento de B 

;os se proponía colocar en el paseo del Espolón. £vacu 



CATÁLOGO DE CENSURAS OB OBRAS MANUSCRITAS. 425 

por D. José de Guevara Vasconcelos y D. Casimiro Gómez 
de Ortega. 

54 México conquistado. Poema heroico^ por D. Juan Escoiquiz. 

F. por D. Juan Bautista Muñoz y D. Juan de Flores. 

55 Memorias anahticas sobre las grandes venlojas que puede sacar 

la España de sus islas Antillas y de la Luisiana^ por Mr. de 
la Rocque. r. por D. José de Guevara, D. Casimiro Ortega. 
D. Juan Bautista Muñoz y D. Isidoro Besarte. 

56 Memorias de las mujeres ili^tres de España^ por el P. Alonso 

Alvarez. d. por los 8res. Peilicer y Bosarle. 

57 Materiales para el Diccionario de la Academia^ por D. José 

Banqueri, D. M. Abella y D. J. Traggia. 

58 Disertación critica en que se declara cierta moneda contra el 

parecer de dos eruditos. 

59 Catálogo de los gobernadores de Cádiz, 

60 Catálogo de los obispos de Cádiz, 

61 Obras trabajadas por el R. P. Fr. Pedro de San José. Las de- 

volvió sin informar, D. José de Guevara Vasconcelos. 

62 Apéndice á la Historia del hombre^ del Abate Hervás. r. por 

D. Juan Antonio Peilicer. 



Legajo núm. 16.— Años 1800 á 1817. 

1 Cádiz Fenicia^ por el Marqués de Mondéjar. f. por D. Juan 

Antonio Peilicer. 

2 España Católica y España victoriosa^ por Fr. Pedro de San 

José. r. por D. Diego Clemencín, D. Casimiro Ortega, don 
Isidoro Bosarte, D. Joaquín Juan de Flores y D. Liciniano 
Sáez. 

3 Viaje de España, por D. Antonio Ponz, tomo zix. r. por don 

José Cornide, D. José Ortíz y D. Isidoro Bosarte. 

4 Historia critica de España^ de Masdeu, tomo xxj. f. por don 

José de Guevara Vasconcelos y D. Joaquín Juan de Flores. 

5 Historia de la provincia de Valencia de la regular observancia 

de San Francisco^ por Fr. Vicente Marlínez Colomer. f. por 
D. José Ortiz. 




1 



I 



426 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA* 

6 Origen^ progresos y estado de la literatura^ por el Abate don 

Juan Andrés. Traducción del italiano, tomo ix. f. por don 
Diego Clemencín. 

7 Descripción Corográfica del partido de Toro^ por D. Antonio 

Gómez de la Torre, f. por D. Francisco Martínez Marina, 
D. Vicente González Arnao y D. Manuel Abella. 

8 Historia de los progresos de la Marina Inglesa. Traducción. 

F. por D. Martín Fernández de Navarrete y D. Antonio de 
Capmany. 

9 Inclusión del retrato de D, José Campillo en la Colección de 

los varones ilustres de España, f. por D. Juan Antonio 
Pellicer. 
tO Triunvirato de la Grecia^ por D. Ignacio Muñoz, f. por don 
Juan Antonio Pellicer. 

1 1 Examen ó reflexiones sobre lo practicado y establecido por los 

Autores de la Corrección Gregoriana y por D. Ignacio del 
Villar. R, por D. Isidoro de Antillón. 

12 Disertación histórico- geográfica sobre el origen de Madrid^ $u 

nombre, población, etc., por D. Juan Antonio Pellicer. 
R. por D. Casimiro Gómez de Ortega, D. Isidoro Bosarte y 
D. Antonio Siles. 

13 Consulta sobre el valor de los maravedís en 1487. Evacuada 

por D. Joaquín Traggia y Fr. Liciniano Sáez. 

14 Consulta sobre inscripción que debía colocarse en la Casa 

Ayuntamiento de Segovia para perpetuar la memoria de 
haber estado en ella SS. MM. á ver unas fiestas de toros. 
Evacuada por D. Joaquín Traggia. 

15 Consulta reservada sobre plan de viaje que deseaba emprender 

D. Domingo Badia y Leblich por el interior de África, p. por 
D. José de Guevara, D. José Cornide y D. Martín Fernán- 
dez de Navarrete. 

16 Memoria sobre los ganados de Galicia, por D. Pedro Boado. 

F. por D. José Cornide. 

17 Glorias marítimas de España, por D. Antonio Enriques, f. por 

D. José Cornide. 

18 Compendio de la historia de España, por D. JoséOrtíz. T. v 

F. por D. Francisco Martínez Marina y D. Jqsó Ortíz. 



j 



~ 



CATÁLOGO OB CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 427 

19 Nueva geografía. Traducción, r. por D. José Coruide. 

20 Origen, progreso y estado actual de la literatura del Abate 

D. Juan Andrés. Traducción, tomo ix. f. por D. Diego Gle- 
mencín. 

21 Descubrimiento y Conquista de América, Traducción, tomo ii. 

F. por D. Manuel de Abella. 

22 Historia de las variaciones ocurridas en el Gobierno de la Re* 

pública Romana. Devuelto sin censura. 

23 Diccionario geográfico U7iiversal de D. Antonio Vegas, r. por 

D. Juan López y D. Isidoro Antillón. 

24 Diploma de Ramiro I vindicado de las falsedades contenidas 

en la Historia critica de España, d. por D. Antonio de Siles 
y D. Manuel Abella. 

25 Diccio7iario histórico de varones ilustres de todos los paiseSy 

Devuelto sin censura. 

26 España católica y España victoriosa. Segunda censura, o. 

27 Viaje de España^ Francia é Jtalia, por D. Nicolás de la Cruz 

y Baamonde. Devuelto sin censura. 

28 Árbol de la vida plantado en medio del Paraíso^ es á saber ^ la 

Virgen de la Misericordia en su santuario de la villa de 
Reus, por Fr. José R(us. o. por D. José de Vargas Pouce y 
Fr. Liciniauo Sáez. 

29 Historia critica de España^ de Masdeu, tomo xx. r. por don 

José de Vargas Ponce. 

30 Defensa de algunas verdades amargas contra el monasterio de 

San Juan de la Peña, por D. Juan Francisco Masdeu. r. de 
D. Manuel Abella. 

31 Vida de Bonaparte. f. por D. Vicente González Arnao y don 

Antonio Rauz Romanillos. 

32 Genealogía sagrada, f. por Fr. Liciniano Sáez. 

33 Viaje del Conde de Campomanes como Presidente de la ñlesta 

en illS y ill9. f. por D. Vicente González Arnao y D. Juan 
Pérez Villamil. 

34 Encargo de inscripciones para la fuente de Apolo del Prado 

de Madrid, r. por D. José Gómez de Ortega. 

35 Ilustración de los autores griegos por lo perteneciente á la Geo* 

grafía é Historia antigua de España, por D. A mbrosio Rui- 



« 



BOLETÍN DU LA REAL ACADEMIA DE LA HISTOBIA. 



*---nba, F. por D. Joaé Amonio Conde y D. Juaa Pérez Vi- 
nil. 

«en de la obra sobre medallas antiguas de D. Antonio 
rbonell. o. por D. José Aiitoaio Conde, D. Juan Péreí 
lamíl, D. Diego Clemencia y D. Juan Bamfreí ASa- 
nzóu. 

iulario castellano-arábigo, por Pr. Pedro de Alcalá, d. por 
PrancUco Martínez Marina y D. José Antonio Conde. 
ría general de Almería, por D. Ventura Perrer. o. por 
José de Vargas Ponce y D. Antonio Ranz Romanillos. 
trcacián geográfica de la España Romana, por D. Attto- 
I Peruández Palazuelo. d. por D. José de Vargas PoDCe 
). Antonio Conde. 

ria de Segovia de Colmenares, adicionada y con notas, 
• D. Vicente Muúoz de Velaaco. p. por D. Joaquín Juaa 
Plores. 

ria critica de España, del abate Masdeu, tomoxxi. b. por 
José de Vargas Ponce, D. Antonio Siles y D. Joaquín 
renzo Villanueva. 

ticios que debe causar á la humanidad el establecimiento 
gobierno independiente de los negros de la isla de Santo 
mingo, por D. Francisco Ciscar, r. por D. Vicente Goo- 
sz Arnao y D. Antonio Homanillos. 
■onquista de Méjico, por D. Domingo de San Antón 
anktieuanitziu. No se censuré. 

illa sobre Medalla é inscripción para premio de las per- 
as que acompañaron á Fernando Vil en su cautiverio de 
lencey. Evacuada por los Sres.' Abella, Pérez Villamíl y 
*ga. 

tita de las inscripciones que habían de ponerse en el sepulr 
de loa héroes del S de Mayo. Evacuada por D. CasiJiiro 
nnez Ortega. 

tita de la inscripción que había de ponerse en la Casa de 
Real Sociedad económica de Madrid. Evacuada por don 
iimiro Gómez Ortega. 

lendio de la Historia Romana. Traducción, d. por D. C 
liro Gómez Ortega y D. Juan Cean Bermüdez. 



«5¿- 



'' >!l 



'f ' 



CATALOGO DE CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 



429 



48 Prontuario de la Historia de España, t, por Fr. Antolín Me- 

rino. 

49 Carta crítica de Fr. Buenaventura Bestard sobre sepulturas, 

D. por el P. José de la Canal. 

50 Nueva edición de la Historia de España^ de Mariana, r. por 

D. Martín Fernández de Navarrele, Fr. Antolín Merino y 
Fr. José de la Canal. 

51 Compendio de la historia de Canarias^ por D. José M. Zuaz- 

nabar, d. por D. Mariano Lafuente. 

52 La Iberiada. Poema de Fr. Ramón de Valvidares. d. por Fray 

José de la Canal. 

53 Ilustración del árbol genealógico paterno del rey Fernán^ 

do VIL por D. Juan Antonio Llórente, r. por D. Francisco 
Martínez Marina, D. Juan Cean Bermüdez y D. Francisco 
Antonio González. 

54 Descripción historial de la provincia y Archipiélago de Chiloe 

y obispado de la Concepción^ por Fr. Pedro González de 
Agüeros, f. por D. José Cornidey D. José de Vargas Ponce. 






^r*, 






.• '.J 

i} 



■ VC 



••i 



-J* 



«;■' 



Legajo núm. 16.— Afios 1817 á 1833. 

1 Estatutos para una Academia general de ciencias, bellas letras 

y nobles artes de Córdoba, r. por D. Casimiro Gómez Ortega, 
D. Martín Fernández de Navarrete, D. José Antonio Conde 
•y D. Juan Cean Bermüdez. 

2 Compendio de la Historia Romana, Traducción, d. por don 

Joaquín Ezquerra. 

3 Curso elemental de Historia, por D. Félix A naya. f. por don 

Diego Clemencín. 

4 Colección de retratos de los reyes de España desde Felipe II 

hasta Carlos III. f. por D. José Antonio Conde. 

5 Inscripción para la fachada principal del Real Archivo de 

Simancas, por D. Casimiro de Ortega y D. José Antonio 
Conde. 

6 Jcueducto y otras antigüedades de Segovia, por D. Andrés 

Gómez de Somorrostro. f. por D. José Antonio Conde. 






■ »i 



I ,. 



HOLRTÍN 1>E LA HEAL ACAÜEHIA UK I.A 

ioro de los orígenes de la lengua france 

^ougens. n. por D. José Antonio Conde. 

mpenáio cronológico de la Historia de E» 

])rtÍ£, tomo VIII. F. por Fr. José de la Gai 

España Sagrada, tomo xuiu. F. por D. 

jonxález. 

itoria de la dominación de los árabes en 

ío?é Antonio Conde, f. por D. Diego Cleí 

mpendio de la historia de los emperadore 

}]vi6 sin censura (1). 

nnscrito árabe del Alcorán. Se devolvií 

!). José Antonio Conde. 

npendio de la historia griega y romana 

lensura. 

agrafía universal, porD. Mariano Torren 

jópez y D. Felipe Bauza. • 

wvllas de inscripciones para los jtfonum> 

es han decretado se erijan en las Cabezas 

a ciudad de San Fernando. Se encomení 

,!llez Carvajal y Clemenclo. 

liquilatis Muhamedanae Monumento t 

í'rachn, f. por D, José Sabau. 

España Sagrada, tomo xliv. f. por D. 

rancisco Antonio González. 

xionario geográfico, por D. Sebastián Mi 

losé de la Canal y 1). José Musso. 

ñsta enciclopédica, por el Sr. JuUien de 

í'raflcisco de P. Quadrado. 

Itoria critica del establecimiento de las coi 

A. Raoul Rochette. f. por D. Félix Torre 

xionario biográfico de españoles célebres, 

le la Cortiaa y D. Nicolás Hugalde. f. 

janal y D. José Musso. 

Itoria de la literatura española, de Bou 



legú U Academia que resUbleoldo el BiBlenia Coaatlti 

npreatt, podía el traductor proceder como lo tuviera 



GATÁLO&O OB CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 431 

ción con notas por D. José Gómez de la Cortina y D. Nico- 
lás Hiigalde. f. por D. Francisco de P. Quadrado, D. José 
Musso y Fr. José de la Canal. 

23 Tratado de cronologxa^ por D. José Garriga. f. por Fr. José 
de la Canal y D. Antonio Siles. 

9.4 Crónica general de Cataluña^ por D. Jerónimo Pujades. f. por 
Fr. José de la Canal y D. José Sabau. 

25 Plano cronológico de los reyes de España, por D. Mariano 

Tamariz, d. por D. José Sabau y Fr. José de la Canal. 

26 Historia de la vida de Nuestro Señor Jesucristo, por D. Fran- 

cisco Martínez Marina. No consta la censura. 

27 Consulta sobre los medallones é inscripciones que se hahian de 

poner en el arco erigido en la calle de A Icalá para celebrar 
el matrimonio de S. M, el Rey, Evacuada por D. Tomás 
González Carvajal, D. José Gómez de la Cortina y D. José 
Musso. 

Volvió á excusarse la Academia de la censura de obras 
no pertenecientes á su instituto y devolvió juntas las si- 
guientes que se le habían enviado: 

28 Zorada ó la criolla. Traducción. 

29 Gerardo y Eufrosina. Novela de D. José López Escobar. 

30 La hija del bañero de Ausburgo. Traducción. 

31 Impugnación á la vida de Napoleón. 

32 Historia general del mundo. Traducción. 

33 Historia universal de Anquetil. Traducx^ión. 

34 Dirección general de cartas. 

35 Adiciones al Manual geográfico. 

36 Conquista de Granada, por Washington Irving. Traducción. 

37 Evelina. Novela. Traducción. 

38 Ivanhoe. Novela. Traducción. 

39 Elvira. Novela. Traducción. 

40 El Filibustero. Novela. Traducción. 

41 Historia de la legislación. Traducción. 

42 Historia general de todos los pueblos. Traducción. 

43 Viaje á la república de Colombia, d. por D. José Sabau. 

44 Historia general de Argel. Traducción, d. por D. Pedro Sainz 

de Baranda. 



I'2 BOLETÍN DE LA HEAL ACADBVIA DS 

) Retratos de los reyes de España, JUtstrai 

nedas. No se censuró. 
> Consulta sobre colocación de medallones 

fachada principal del Museo de pintut 

Tomás José y D. Francisco Antonio C 
' Consulta de la inscripción que había dej 

pías de San Antonio Abad de Madrid. 
) Consulta sobre si á lo» sobrinos de las re 

titulo de infantes, con relación á los 

Parma. Evacuada por D. Martfa Fen 
) Vidas de españoles célebres, por D. Ms 

F. por D. Martín Fernández de Nav! 
- mencín y D. José Mnsso. 
) Preciosidades de la historia antigua y n 

devolvió sin censura. 
1 La España Sagrada, lomo ILV. f. por I 

D. Tomás José González. 
! Elementos de la historia general de tod 

D. José González de la Cortina, 
t Historia de la conquista de Granada, poi 

Traducción. Segunda censura, p. por '. 
i Historia de las expediciones y triunfos di 

F. por D, Podro M. Olive. 
I Corona trágica ó vida y muerte de Mari 

de Vega. Reimpresión. Devuelta sin c 
I La heroína de Madrid. Clorinda y Afi 

censura. 
Tratado de geografía universal. DaTueII< 
■ Historia de las expediciones y triunfos di 

tomo II. D. por D. Pedro M. de Olive. 
' Historia de los Templarios, n. por Pr. Jo 
I Historia universal de Anquetil. Traduc( 

M. de Olive. 
Historia de los sitios de Zaragoza, por 

R. por D. Pedro M. de Olive. 
I Elogio de D. Alonso V de Aragón, por D 

F. por D. Antonio Siles y D. Justo Jo; 



rr- 



CATÁL060 DE CENSURAS DE OBRAS MANUSCRITAS. 433 

63 Comentario sobre el Quijote, por D. Diego Clemencín. No 

consta la censura. 

64 Demostración cronológica de los reyes de España^ por D. Ma- 

riano Tamariz, d. por D. José Sahau y D. Pedro M. de 
Olive. 

65 Historia compendiada del reino de Navarra^ por D. José 

Yanguas. f. por D. Miguel Salva. 

66 Descripción geográfica del reino de Portugal, por D. José 

Marugan. f. por D. Pedro M. de Olive y D. Miguel Salva. 

67 Principios elementales de Geografía, p. por Fr. José de la 

Canal. 

68 Historia militar y política de la independencia española ^ por 

D. José Muñoz Maldonado. f. por D. José Sabau y D. Juan 
Pérez Caballero. 

69 Aparato para el Diccionario geográfico histórico de la España 

antigua, por D. Miguel Cortés, f. por Fr. José de la Canal 
y D. Miguel Salva. 

70 Reimpresión de las Memorias de las Cruzadas^ por D. Martín 

Fernández de Navarrete. f. por D. Diego Clemencín. 

71 Tareas en el Archivo de la Corona de Aragón^ por D. Próspero 

de Bofarull. f. por los Sres. Carvajal y Torres Amat. 

72 Historia de Napoleón II. r. por Pedro M. de Olive. 

73 Arte de ver en las Bellas Artes del Diseño, Traducción, f. por 

D. Martín Fernández de Navarrete. 

74 Real orden de 18 de Octubre limitando las censuras que hayan 

de pedirse á la Academia, á las obras que digan relación 
con la Historia de España y sus Indias. 

75 Historia del principado de Asturias durante los seis años de la 

gvsrra de la Independencia, por D. José Canga-Arguelles 
F. por D. Marcial Antonio López y D. Juan Pérez Caballero. 

76 Descripción histórica y artística de la ciudad de Zaragoza, por 

D. José Viñegue. p. por D. Marcial Antonio López. 

77 Vindicta, cronología y genealogía de los reyes de España con^ 

siderados conde» soberanos de Barcelona, por D. Próspero 
de Bofarull. o. por D. José de la Canal, D. Félix Torres 
Amat y D. Pedro M. Olive. 

78 Consulta sobre el valor del maravedí comparado con el que 

TOMO XZXT. S8 



"n 



434 BOLBTÍK DE LA RBAL ACADEMIA DB LA HISTORIA. 

tenia en el siglo XIV. Evacuada por D. Vicente ArgÜellea. 
79 Sobre el cotejo de un Códice antiguo de Plinio hecho en Toledo, 
por D. Tomás Ruíz y D. Fernando Prieto, p. por D. Diega 
Clemencfn. 

GesAbeo Fernández Ddao. 



REPOBLACIÓN DE PUENCARBAL A MEDIADOS DEL SIOLO XV. 

DATOS INÉDITOS. 

En la Relación, que bicieron á Felipe II (19 Enero 1579) los 
ancianos de Fuencarral, declararon que tenían <al diciio pueblo 
por (Ara de doscientos años poco más ó meaos que se fundó* (0; 
que en su término hay dos despoblados, el de Garciruelo al Orien- 
te y el de Alcuvilla al Mediodía ¡2), que pasaban por /'undocútn 
de moros, sin que se supiese cuándo ni porqué dejaron de babí- 
tarse (3); que al Norte del mismo término esistla un santuario, 
de gran devoción en Madrid y en toda su comarca, dedicado á la 
milagrosa imagen de Nuestra Señora de Valverde, á cuya casa y 
templo atribuían la anligüedad de 150 años «antes más que me- 
nos» [4]; y que finalmente, poco antes que viniese á reinar doo 
Fernando el Católico, habla sido el pueblo robado y saqueado 
por Mosén Juan de Fuelles, el cual se llevó prisionera toda U 



- (1) C&pltula 3 —Vttae, en coDtnrlo, lo diebo Eobre el documento 3. 

(9) De vario* apeoa, qoe he codbuIUcId, resulta que el campo de eeUis do< d«s{»- 
bladoB ae llmtta por la divisoria de Chamartln y Puencural, partiendo en senlidv 
opuesto de las extremidades de (Sta linea. Qarciruelo se prolonga baala el canüM 
viejo, de Madrid á Alcovendae ; Aleairilla Hasta el arroyo de U Veguiila. Vean» lo* 
mapas topoBráflcoB, señalados coD loBQÚmeroBS34 y 55», porel Inslilulo gaogrtllcoj 
estad [stioo. 

(9) Capitulo 43. 

H) Ídem 40. 



REPOBLACIÓN DE FUENGARRAL Á MEDIADOS DEL SIGLO XV. 435 

gente que pudo á la villa de Torija, donde los fueron á rescatar 
sus paisanos y parientes por el precio que se concertaban (1). 

Esta última circunstancia del rescate, al que dio lugar la haza- 
ña de Mosén Juan de Fuelles, no tocaron los vecinos de Fuenca- 
rral en la Relación que hicieron á los Reyes Católicos, alzándose 
en 1485 de la sentencia contra ellos proferida por el licenciado 
Alfonso del Águila. Dijeron (2) solamente que aal tiempo que 
Mosén Juan de Fuelles desde Torija robó, é quemó é destruyó el 
dicho lugar, é llevó denáe muchos presos, se quemaron é perdie- 
ron muchos títulos é escripturas, é que por la pobreza del concejo 
no pueden así seguir su justicia». Extraño parecerá que un pue- 
l)lo tan estragado por el saqueo é incendio, destruido y casi ani- 
quilado tuviese recursos para sacar del cautiverio en que gemían 
muchos, ó la mayor parte de sus hijos; pero no es maravilla, 
porque velaban por él y su repoblación los ánimos nobles y 
generosos de D. Alonso Alvarez de Toledo y de su esposa doña 
Catalina Núñez, á quienes debe Madrid y toda su sierra eterno 
agradecimiento, como lo han demostrado Quintana (3) y García 
de Rodrigo (4). 

Alguna parte de la mucha que tomó D. Alonso Alvarez con su 
mujer doña Catalina en el renacimiento de Fuencarral á mediados 
del siglo XYy acaba de manifestárseme por varios documentos iné- 
ditos, que acompaño (5) y he copiado de los tomos i y ii de la 
Colección rotulada Minutas y acuerdos del Ayuntamiento (6). For- 
man esta colección cinco volúmenes en 4.* descabalados y corroí- 
dos por la humedad; los cuales descubrió, hace un mes, el digno 



(1) ídem 32. 

(2) BoLBTÍNf tomo xxxY, pág. 360. 

(H) Historia de la antigüedad, nodleta y grandeta de Madrid^ folios 274-276. Madrid, 

(4) El Cuerpo colegiado de la nobleza de Madrid, páginas 119, 126, 141, 148, 158, 150, 
16?i, 175 y 445. Madrid, 18r4. 

(5) Para mayor claridad, como suelo hacerlo, deshago las abreviaturas del original 
y le doy la puntuación prosódica y ortográñca. 

(6) Mejor que Acuerdos deberían llamarse Asientos judiciales y administrativos. El 
primer tomo comienza en 11 de Octubre de 1441, y el último, se remata en h) de Mayo 
de 1525; siendo todos ellos un verdadero tesoro de historia y geografía de su tiempo. 
Ningún autor, que yo sepa, los ha conocido. 



BOLlSTiH DE LA REAL ACaDEHIA DE LA KlflTOBIA. 

t Archivo general del municipio Matritense, D. Higinio 
f ha traído desde el Almacén de la «illa á las oficinas de 



la, 13 Febrero 1442. La camiceria JQdi^a 7 loe judíos de Hftdñd. 
o de avenencia qae hicieron 8emtob Honén y D. Yucaf Pintor, 
adose á la sentencia arbitral de D. Salomón de Uoneoría.— Tomo i, 
í V. y 64 r. 

) día santd hoaén de la una parte é don yucaf pintor de b 
}r quanto entre las partes han seydo é son pleytos, con- 
, debates sobre rasón quel dicho santo tiene el altna- 
) de la carne de los Judíos desta villa é el dicho don yacaf 
rala de la carne de lus judíos desta villa este año, Bt por 
ir de pleytos é contiendas, pusiéronlo en poder de doa 
<a de monsoria, al qual dieron poder que lo vea é libre 
Elos de oy fasta el domingo primero que viene 6 en come- 
:te tiempo. El obligáronse de estar por la senteacia que 
re 80 pena de dos mili maravedís para la parte obediente, 
-on á sí é BUS bienes, otorgaron carta firme, 
gos, manuel rrodrigues escrivano del Rey é simón gonsá- 
hermano é luis gonsáles de gnadarrama, vesiuos de 



i cai-nicerfa judiega queda recuerdo en el Fuero de Ua- 
otorgado por Alfonso VIII. Sobre ella no cobraba e! mu- 
crisliaoo uiagún impuesto; pero si la aljama coa el araa- 

iresado para el caso presente, por las Ordenantas de la 

lea general hebrea de Yalladolid, año de 1432, valederas 
decenio (3). Nuestro documento da seguro indicio de U 

'idad relativa, que á la saidn disfrutaban en Madrid los 



Ita esla Tocablo en el Diccionario de la Seal Academia HipabolB. Es «1 árate 

ayuda, ó servicio eitraardlnu'io de contribuefúD >1 Rey). 

t. M. 

LETlH, tomo VIH, páginas 118 y 1^. 



J 



REPOBLACIÓN DE FUBNGAnRAL Á MEDIADOS DEL SIGLO XV. 437 

j udíosy no obstante la cruel matanza y exterminio de que fueran 
objelo sus padres y abuelos en 1391 (1). Bajo el amparo de don 
Alvaro de Luna y la protección de D. Alonso Alvarez de Toledo, 
contador mayor del príncipe D. Enrique y contador del Rey, 
habían medrado hasta el punto de poder pagar de su propio 
haber pingües alcabalas y servicios extraordinarios ó almahonas 
al tesoro exhausto del Rey (2); y aun se les vio arrendar el cobro, 
6 ser cogedores de las rentas municipales, señoriales y realengas, 
sin dejar tampoco de meter mano en las eclesiásticas, como el 
pan de los canónigos de Santa María de Atocha, y especialmente 
6Q las tercias reales y excusados de los diezmos de las parroquias. 
Mucho pudieron y debieron influir, derramando el oro y trabán- 
dose en haz compacto de acción, los judíos y conversos de Castilla 
á la rápida y sangrienta revolución, que devolvió las riendas del 
Gobierno al indómito Condestable, y de la que fueron el alma 
D. Lope de Barrientos y Alonso Alvarez (3); porque á los conver- 
sos y judíos les iba en ello su seguridad y fortuna. 

2. 

Valladolid, 30 Mayo 1442. Cédala del rey D. Jnan II, renovando la orden 
de que no se acogiese en Madrid ningana persona poderosa. — Archivo 
general del Ayuntamiento, legajo 2-1 58*26. 

«Yo el Rey enbío mucho saludar á vos el concejo alcaldes 
alguasil Regidores cavalleros escuderos oficiales é omes buenos 
de la villa de madrid, como aquellos de quien mucho fío. 

Ya sabedes cómo por otras mis cartas vos he enviado mandar 
que non acojades en esa dicha villa á persona alguna poderosa. 
Et agora sabed que me es fecha Relación que algunas personas 
poderosas se quieren venir á esa dicha villa é se avesindar en ella 
can enten^ión de se apoderar é estar apoderados de esa dicha villa* 



(1) BoLBTÍN, tomo Yin, páginas 451 y 456. 

(2) Acerca de estas contribuciones las Ordenanzas de la Asamblea general de Va- 
llailolid disponían que los jueces hebreos, 6 dayanes de la aljama, no pudiesen librar 
los pleitos por vía de sentencia, ó fallo judicial, sino arbitral á petición de los con- 
tendientes. 

(3) Créniea de D. Juan Tí sobre el año 1441, capítulos 1-4. 



LETIN DB LA DEA 

08 Ruego é mam 



persona poderosa 
avesindea eu elli 
le lo que en esle i 
fea sobrello como 
alguoa non faga 
la uoble villa de 



> garcía de guadi 

Señor el Rey. 

rilo:) Por el Rey. 

llerosé escuderos 

do y desaparecí de 

jra cédula del Rey se dictó á consecuencia de lo qae 

Uculo 16], en las Cortes de Valladolid de este ano, 

n ya reuuidas á 5 de Mayo. De esta segunda céduU 

andaba en Madrid muy levantisco y temible el partido 
aro de Luua. No menciona estas cédulas el primer 
7uerdoB, porque salta ó deja un grao claro desde el * 
ie un al 23 de Enero de 1443. 

3. 

Abril 1444. ObtigacióncoDtrafdapOTJaaDlIiutla,caniictio, 
'neocaTTol, de pagar mil ciento y una arrobas deseboydoi 
razón de la contribudÓD de alcabalas que gravitaba en didio 
su casa, carnicería y tagculeria ó regatonería.— Fol. 166 t. 

lian martto, fijo de Juan martín, carnicero vesiaode 

1 A alonso gonsales Romano, arrendador de las alcan- 
Lcha aldea, este año mili é ciento ó una arrova de sebo 
e perdises por avenimiento del alcavala de su casa, ^ 
a de la carnecería e tienda de fagaderia (1) del dicbn 

> Real Acadsmi* ft '"^ 



REPOBLACrÓN DE FUBNGaRRAL Á MEOíADOS DEL 8I&L0 ZV. 439 

tugar deste año; conpra é venta, plaso la tercia parte en fin de 
maio, é la tercia parte en ñu de agosto , é la tercia parte en fin 
de desiembre, por d(i]es maravedís cada dia. Obligó sus bienes. 
Testigos, Juan dias escrivano, é gonsalo garda atarrás (i) é pedro 
:garcia texedor, vesinos de madrit.» 

En otra partida, ó asiento del 12 de Marzo del mismo año, regis- 
trada en el folio 141 , se nota que Juan Sánchez carador de Ma- 
drid, ó tratante en cueros, compró al dicho Juan Martín, vecino de 
Fueucarral «toda la corambre de todo el ganado que en las car- 
necerías de la dicha aldea cortaren, é se pesaren é tajaren desde 
el dia de pasqua de rcsurreción (12 Abril 1444) fasta el dia de 
•carnes toUendas primero que viene (7 Febrero 1445) del año veni- 
dero. Los precios señalados en maravedís para cada docena de 
pellejos, fueron: carneros castellanos, 66 mrs.: ovejas y merinos, 
32 mrs. y 5 dineros; cabrones machos de tres años arriba, 235; 
•cabras, 130; corderos y corderas, 24. Firmaron cuatro testigos: 
tres madrileños y Bartolomé Sánchez vecino de Fuencarral. El 
•cual firmó también como testigo en 19 de Marzo (fol. 149 r.) otra 
•compra que hizo el dicho Alonso Sáuchez por sí y en nombre de 
Gonzalo García carador á Yagüe Martín, vecino de Fuencarral, 
de todo el ganado que éste vendiese en las carnecerías de Aleo- 
vendas á precios algo diferentes por cada docena de pellejos: car- 
neros castellanos, 74 mrs.; ovejas y carneros merinos, 37; cabro* 
fies machos de tres años arriba, 230; cabras, 130; corderinos^ 24; 
buey, ó novillo, ó toro, de tres años arriba, 75; vaca, 65. 

So ve, pues, que la riqueza pecuaria de Fuencarral y de Aleo- 
vendas era considerable. Las labranzas, ó tierras de pan llevar, 
huertas y colmenares de ambos pueblos limítrofes,, eran ya seña- 
ladas á principios del siglo xiii por dos diplomas del año 1208 (2), 
otorgados respectivamente en Burgos á 28 de Julio y en Segovia 
á 12 de Diciembre: «et Sarcola (3) remanet in parte de Madrid, 



<l) Sobrenombre de judio converso. 

(2) CavaniUes, Memoria sobre el /vero de Madrid^ páginas 51-55, en el tomo viix de 
las de esta Academia. Madrid, 1852. 
(9) Zarzuela, cerca de Aravaca y del Pardo. 



n 



440 BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

et deinde ubi cadit Qoíva. (1) in Guadarrama (2), et deinde ad 
summum de illis laboribus de Fuent carraly et per summum de 
ipsís laboribus de Alcovendas; et deinde quomodo vadit ad Vm- 
nolaa (3ji>. Consta igualmente por un instrumento del año 1264, 
publicado en el Boletín (4), que entonces ya existia partiendo 
limites con la de Fuencarral la población de Ghamartín, y por 
consiguiente, es inexacta la Relación del año 1579, que no atii- 
buye á Fuencarral mayor antigüedad que la de dos siglos. 



Lunes, 18 Mayo 1444. Asiento hecho por el judío D. Efraim AbeiiXuxén 
de Toledo, vecino de Madrid, de cinco fanegas de centeno que debía 
cobrar, el 15 de Agosto del mismo año, de manos de Pascual Fernández» 
vecino de Fuencarral y diezmero, ó excusado, del Rey en la parroquia de 
esta aldea desde el afio 1439.— Fol. 184 r. 

De ve pasqual ferrandes, vecino de fuent carral, á don frayn 
ahén xusén de toledo cinco fanegas de centeno que le fincaron por 
paga de su diesmo así como excusado que fue tomado el año treinta 
é nueve; plaso el dia de santa maria de agosto; puesto aquí eo 
madrit. Testigos pedro gonsales bachiller, é juan de baraxa é 
bartolomé sanchos vesinos de fuentcarral. 

5. 

Martes, 26 Mayo 1444. Asiento del mismo judío de Madrid, haciendo 
constar lo que le debe Gonzalo Gutiérrez, cura de Ara vaca, por causa de 
las tercias reales sobre el diezmo, á partir del afio 1437. — Fol. 189 r., v. 

Debe gonsalo gutierres clérigo, cura de la eglesia de Aravaca á 
don fraym aben xuxén de toledo dies é siete fanegas de trigo, é 
veinte é dos fanegas é tres celemines ó medio de centeno, que le 

0) Arroyo Trofa. 

(2) Rio Manzanares, que entonces se llamaba Guadarrama según aparece del Fuero 
de Madrid, y de varios diplomas de San Fernando y de Alfonso X. 
(8) Viñuelas. 
<4) Tomo IX, páginas 58 y 59. 



REPOBLACIÓN DE FUBXGARRAL A MEDIADOS DEL SIGLO XV. 441 

fincaron por pagar de la parte del Rey de loa años que pasaron 
de mili é quatrocientos é treinta é siete é treinta é ocho años; 
plaso el dia de santa maría de agosto, puesto en aravaca; so pena 
del doblo. Por nombre de parte obligó á sí é á sus bienes. Testi- 
gos, alonso de sant pedro, é Juan é pedro fijos de aloRSO gonsales. 

6. 

Domingo, 31 Mayo 1444. Llamamiento de la nobleza por el Principe de 
Asturias para ir á libertar al Rey. Sueldo de un paje de armas en serricio 
de dos hidalgos. —Folios 102 y., 103 r. 

Este día Juan escudero, vesino de madrit, otorgó que por quauto 
son llamados los ñjosdalgo en servicio del Rey nuestro señor, et 
por quanto pedro de galdaé alonso de liévana vesinos desta villa, 
van en servicio del dicho señor Rey ; obligóse de ir en su conpa- 
ñía é de les servir en todo el tienpo que allá estovieren é de les 
non dexar por ninguna razón que sea, so pena de mili marave* 
dis, que otorgó de les pechar, á lo qual obligó á sí é á sns bienes. 
Et los dichos pedro de galda é alonso de liévana se obligaron que 
en todo el tienpo, que ellos estovieren en servicio del dicho señor 
Rey, de le tener en su conpañía, ó de le dar de comer é bever é 
calcado, lo que oviere menester, 6 lo non echar de sí ante del di- 
cho tienpo so pena de mili maravedís que otorgaron de le pechar; 
obligaron á sí é á sus bienes. Testigos, Juan ál vares de santiago 
é manuel rodrigues escrivanos del Rey, é pedro fijo de alonso 
gonsales vesinos de madrit. 

7. 

Martes, 2 Junio 1444. Mensajero enviado desde ^iadrid al Príncipe y al 
Condestable por parte de algunos escuderos pidiendo ser exceptuados de 
ir á la guerra.— Fol. 103 v. 

«Este día gancho mexía é alonso de salmerón vesinos de madrit 
otorgaron que por quanto á su ruego é otros escuderos desta vi- 
lla, alonso de biedma va con ciertas peticiones al señor príncipe 
é al señor condestable sobre que manden que desta villa non va- 
yan los cavalleros é escuderos é fljosdalgo al llamamiento quel 




442 fiOLBTÍN DE LA REAL ACADEUIA DE LA HISTORIA. 

dicho señor príncipe fase; por ende obligáronse que si el dicho 
alonso de biedtna troxiere la provisión, que le darán seys cientos 
maravedís desde el día que la troxiere fasta seys días ; é si non 
troxiere provisión, que por su trabaxo de yda é venida é estada, 
que le darán cada día treynta maravedís fasta en dies días que 
ende esté, dende en otros seys días que venga, so pena del doblo. 
Obligaron á si é á sus bienes. Testigos, pedro de lusón é Juan 
gutierres de hita é pedro gonsales bachiller.» 

El mensaje no parece que aprovechó. Escuderos y caballeros 
de Madrid Armaron de mancomün los capítulos propuestos por el 
Príncipe en nombre del Rey su padre. 



8 



Sábado, 6 Janio 1444. Alistamiento de un hombre de armas para don 
Alonso Álvarez de Toledo, que hizo en nombre de éste el jadío Efraim 
Aben Xuzéa.—Fol. 196 r. 

«Este día pedro alonso, fijo de diego peres, vesino de madrit, 
otorgó que rescibió de don fraym aben xuxén de toledo en non- 
bre de alonso álvares de toledo seyscientos maravedís de sueldo 
de un mes desde el martes primero que viene. Et obligóse de par- 
tir desta villa é continuar su camino é bevir é estar con el dicho 
alonso álvares de toledo por omne de armas con su paje. Testigos, 
gonsalo tondidor é luís gonsales jubetero, é Juan fijo de alooso 
gonsales. 

Juró de partir el martes primero que viene con sus armas é 
caballo é de continuar el servicio con el dicho alonso álvares so 
pena de perjuro é fementido, é demás de incurrir en las penas en 
fuero é derecho establecidas. Testigos los dichos. 

Este día, sábado, el corregidor rescibió juramento é pleito ome- 
naje de Ruy dias de peñalosa que él que guardará el servicio del 
Rey é el pro é honrra de esta villa, et que guardará los capítulos 
otorgados por los otros ca valleros é escuderos desta villa so las 
penas en ellos contenidas. Testigos, miguel Rodrigues bachiller, 
é pedro de salamanca, é Juan de salamanca, escuderos del dicL 
corregidor.» 




REPOBLACIÓN DE FUBNCARRA.L i MEDIADOS DEL 8I6L0 XV. 443 



Otros alistamientos, hechos por Bfraim como apoderado de 
D. AIoDSO Álvarez de Toledo, aparecen luego registrados por el 
códice del que he tomado las páginas precedente^. En él se puede 
seguir paso á paso el cambio radical de la situación política, que 
acabó en Agosto de aquel año con la retirada, ó huida, del rey de 
Navarra, y la rendición de la villa y fortaleza de Peñafiel que 
Mosén Juan de Fuelles hizo al rey de Castilla (t). Omito no po- 
cos asientos que descubren cómo se mantuvo incólume y pros* 
pero Fuencarral hasta concluirse el año 1444. 

En los primeros meses de 1445 las huestes del rey de Navarra 
se apoderaron sucesivamente de Atienza, Torija, Alcalá de Hena- 
res y Alcalá la vieja; é indudablemente , aunque lo calla la Cró- 
nica, pasaron el puente de Viveros sobre el Jarama, talando la 
comarca de Fuencarral. No veo, en todo el decurso de aquella 
cruel guerra hasta 1452, ocasión más propicia para que Mosén 
Juan de Fuelles realizase la hazaña que tan cara pagaron los 
Fuencarraleros á costa de sus vidas unos , otros de su libertad, 
y todos de su hacienda y casas incendiadas. Bien es verdad que, 
mientras estuvo enhiesto sobre las almenas de Torija el pendón 
de Mosén Juan de Fuelles, no cesó la alarma, aun en lejanas tie- 
rras , y no parece increíble que una y más veces saliese el águila 
de su nido para hacer su presa muy lejos. Lo cierto es que Ma- 
drid, aun después déla batalla de Olmedo (19 Mayo, 1445), estuvo 
arma al brazo; y cerradas cuidadosamente las puertas por temor 
de un golpe de mano, redoblaba su vigilancia. 






r^. 






■ .- .i. 



vi 



9 






Sábado, 6 Marzo 1446. Prevenciones de segaridad y defensa de Madrid, 
ordenadas por el rey D. Jaan II. — Fol. 237 r. 






«Sábado, cinco días del dicho mes de margo e del dicho año 
de lu ccGC^ XLVí años en madrit. 
Estando en la eglesia de santiago el concejo desta villa ayun- 






(1) Bolbt/n, tomo XXXV, pág-. 3 3.— Bq esta página (linea 6) se deslixó la errata 
numérica <«I5:í6>», y en la siguiente (linea 4) «13», que deben rectificarse con sustituir- 
seles «U86» y «IP». 



ipitj¿fciii' 



444 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

tado con Juan chacón corregidor é rodrigo cápala é pedro de luxán 
cavaileros é pedro de lusón é pedro de luxán el moco é goncalo 
garcía de ocaña é Juan gutierres de hita é ferrando de vargas é 
diego de paredes.... dixieron de parte del dicho señor Rey que les 
disía que todos toviesen manera de guardar esta villa é guardar 
el servicio del dicho señor Rey é segunt su vQluntad, é non aco- 
ger á persona alguna sin su licencia del Rey, é que cierren las 

* 

puertas. E todos juraron en forma devida de lo así faser, é man- 
daron cerrar las puertas. Testigos, alonso de carvajal é diego de 
lago é pedro gonsales bachiller, vesinos de madrit.» 

El silencio que guarda el códice hasta el año 1447 acerca del 
vecindario de Fuencarral es harto signiñcativo. Si de improviso 
comparecían durante aquel bienio lúgubre los robadores, manda- 
dos ó acaudillados por Mosén Juaa de Fuelles, acaso los desvali- 
dos campesinos y monteros de Chamartín, Fuencarral y Alcoven- 
das, se guarecerían en algún lugar fuerte, como parece que lo fué 
el cerro de San Cristóbal, despoblado antiquísimo de Garciruelo. 
En semejante alternativa estuvieron los vecinos de Berninches 
en la Alcarria , en cuya relación á Felipe II (cap. 36) se refiere 
que de frente de aquella villa, entre el norte y el poniente, hay 
un cerro con su ermita de San Cristóbal con su gran cava y res- 
tos de cerca de tapiería, donde, en tiempo de los Navarros de 
Mosén Juan de Fuelles, las gentes que estaban trabajando en el 
campo, luego que los veían ó tenían noticia de que estaban ellos 
aproximándose, se venían á guarecer. 

10. 

Viernes, 4 Abril 1449. Alcaldía y parroquia de Faencarral, normallBa- 
das, ó funcionando durante la vendimia del año anterior. Caso curioso de 
cómo se administraba justicia.— Fol. 384 r., v. 

Este día ante Francisco gonsales alcalde por el corregidor, es- 
tando oyendo é librando pleitos paresció Juan gonsales fijo de 
pedro ferrandes del valle, vesino de fuent carral, é demandó á 
Juan martín vesino de la dicha aldea, 6 dixo que él loviendo (1) 

(1) Sic. 



F- 






■» 



REPOBLACIÓN DB FÜBNCARRAL Á MEDIADOS DEL SIGLO XV. 445 

en unas casas que son de la muger de Juan rodrigues toledauo 
que son en la dicha fuent carral, una cuba suya de pino, enar- 
cada, sana para tener vino, su caber fasta ciento é dos cántaras 
de vino tinto con su casca, quel dicho Juan martín, ó otros por 
su mandado, aviéndole él por ñrme, en un día del mes de setiem- 
bre que postrimero pasó, que entró é tomó é sacó la dicha cuba 
de las dichas casas por fuerga é contra su voluntad, por lo qual 
dixo que cometió fuerca, é que era é que es obligado á le dar é 
tornar la dicha su cuba é seyscientos maravedís por ello con 
ciento é cinquenta maravedís, que pudiera ganar de alquilé del 
dicho tienpo acá con la pena de la fu^ca; por ende pidió al dicho 
alcalde que difínitive judgándolo pronuncie ser é aver pasado así, 
é por esa mesma sentencia lo condempne á que le dé é entregue 
la dicha su cuba, ó la dicha estimación por ella con el dicho al- 
quilé é con la dicha pena de la fuerca, é le condempne más en las 
costas; é en lo nescesario inploró su oñcio. 

Et el dicho Juan martín dixo quél, como arrendador del diesmo 
del vino parrochial de la eglesia (1) de la dicha fuent carral del 
fruto del año pasado, pidió al alcalde de la dicha aldea que le 
diese por su alquilé vasos; é que el dicho alcalde le dio la dicha 
cuba; por lo qual dixo que non es devido á lo contra él pedido ; é 
lo demás nególo. E el alcalde resceviólo á la prueva por nueve 
días. 

Testigos, pedro torres é gonsalo sanchos é luys férrandes escri- 
vanos. 

11. 

Martes, 12 Agoeto 1449. Contribuye Fuencarral con 1.200 maravedís, 
del pedido y monedas que pechaba al Rey á sostener la gaamición del regio 
alcázar de Madrid. Tomo it^ fol. 108 v. 

Este día miguell férrandes sagrameño ñjo de diego férrandes, 
vesino de fuentcarral, otorgó que rescibió de pedro de la puerta 
vesino de madrit mili é dosientos maravedís, que del ovo resce- 
bido del pedido é monedas del dicho lugar fuent carral para pagar 

(1) Dedicada á San Miguel, como la de Chamartín. 









boletín ob la real AC 

irla gente de armas, que pe 

itro señor el Rey en el alc^ 

id del maBdamiento de los negiaores aesia mía; ue que se 

i6 por pagado é los rescibió del ante mi el escribano é testi- 

Testigos el tliesorero pedro franco é Juan rodrigues escrí- 

I del Rey é alonso rodrigues de toledo sastre, vesinos de 

rir. 



í^mes, 23 Agosto 1449.— Vida patriarcal del hogat doméetico. La calle 
«f en Faencarral, axí llamada a imitación de la del mismo nombre 
adrld.— Fol. 113 r. 

ite día ferraud martfn de la torre vesíuo de fuent carral, 6io 
ición á inarioa su fija é á Juan martfn del porallo su yerno 
no de la dicBa aldea, de una casa portal en ¡as casas del dicho 
mi martfn en la dicha aldea, para que la aya por suya. Juró 
erdat para faser della como de cosa suya propiíi, pero que lo 
pueda vender en vida del dicho ferraut martin; que ha por 
años casas d^ la de pasqual gomes é casas (de) pasqual fijo de 
ual ferrandes, é la Calle Real. Lo qual le dio con entradas 6 
las, el obligóse de gelo (ele). Testigos Juaucho de araiidia é 
1 sanches de soria é Rodrigo alonso notario, vesinos de 
rit. 

tte día el dicho Juan martfn del porallo juró que en toda su 
del dicho ferrant martín non venderá lo que dicho es, uia lo 
entirá vender á la dicha su muger. Testigos los dichos, 
i causa del Rey, que iba por este tiempo decaída por estar el 
icipe mal con él avenido y haberse alzado con la ciudad de 
do, se remedió al año siguiente. Por desgracia, el lomo ii de 
acuerdos, que me sirven de guía en esla nueva esploracíói), 
grandemente descabalado ó sufre un enorme vacío sallando 
tres años (1). En esto intervalo probablemeate debieron 



Desde «1 37 ile Noviembre de H19 baauel 1 ° ile Septiembre de 1-159. Pornle 
hallado DuevoB iadlolDl acerca del día natalicio ¡i patria de ImM ¡a CitoMes, 
>ngo por elerto nació en Madrid, día de jueves, 2i de Abril de 1451. 



REPOBLACIÓN DE FUENGARRAL Á MEDIADOS DEL SIGLO XV. 447 

salir libres todos ó los más de los vecinos que tenía presos en 
Torija Mosén Juan de Fuelles, y cuyo rescate estipuló compelido 
del asedio vigorosísimo que le pusieron el marqués de Santillana 
y el arzobispo de Toledo. Según se expresa la Relación, hecha en 
1579 á Felipe II, ajustaron el rescate los parientes y vecinos, estos 
en comunidad de municipio y aquellos de por sí. No bastando 
para ello, y deseosos por ventura de arrancar tan caras prendas á 
tormentos horribles é inhumana muerte (1), unos ó los parientes 
venderían sus propiedades, y otros, ó la Comunidad agenciaría 
préstamos á pagar con moderado interés. De una y otra manera, 
comprando y prestando, acudieron á remediar el mal con levan- 
tado espíritu D. Alonso Alvarez de Toledo y su mujer Doña Ca- 
talina Nüñez, honra y prez de Madrid. 

13. 

Lunes, 30 Octubre 1452. Heredades qae compró D. Alonso Alvarez de 
Toledo á Bartolomé Sánchez vecino de Fnencarral. — Fol. 537 r.-538 v. Para 
mayor distinción numeraré las partidas, ó Ancas. 

Este día bartolomé sanches> ñjo de bartolomé sanches de cha- 
martín, vesino de fuent carral, vendió á alonso alvarez de toledo 
contador mayor de nuestro señor el Rey é del su consejo, que es 
absenté, estas tierras que se siguen: 

1. — Una tierra, frontera cerca la eglesia de chamartin; su caber 
quatro fanegas de pan de sembradura, que ha por aledaños tierra 
de pedro ferrandes de lorca, é el camino de carra gargiruelo é 
tierra de pasqual garcía. 

2. — Otra tierra á la viña de la granada; su caber una fanega é 
media de pan de senbradura, que ha por aledaños la viña de la 
granada é tierra de herederos de marcos gomes. 

3. — Otra tierra que salle á mano derecha de la viña de la gra- 
nada; su caber seys fanegas de pan de senbradura, que ha por 



(1) Véase lo que en caso análogo refiere la Crónica de D. Juan II sobre el año 1450, 
capitulo 1. Mosén Juan de Fuelles no era tan bárbaro como Pero Sarmiento, ni de 
corazón tan ruin; pero tenía también la mano dura. 



1 



448 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

aledaños la cañada é tierra de pedro fernandes de lorca é el co- 
mino viejo de Burgos, 

4. — Otra tierra al porallo; su caber una fanega é media de pau; 
aledaños la cañada é el porallo, é tierra de Juan martiu serrano. 

5. — Otra tierra carra garcíruelo; su caber ocho fanegas é inedia 
de pan de senbradura, que ha por aledaños tierra de herederos 
de Juan martín vagueriso é tierra de la eglesia de chamartín, é 
llega á la cañada. 

6. — Otra tierra encima de la fuent de laváculos de parte de 
arriba; su caber honse fanegas de pan de senbradura, que ha por 
aledaños la dicha fuent é tierra de herederos de Juan martío 
vaqueriso. *. 

7. — Otra tierra fondón de la dicha fuent; su cab^r siete fane- 
gas de pan de senbradura, que ha por aledaños el barranco de 
la dicha fuent é tierra de Juan vermejo. 

8. — Otra tierra á la cuda (1) de la dicha fuent á la onbria; su 
caber una fanega de pan de senbradura, que ha por aledaños 
tierra de Juan vermejo et tierra de herederos de Juan martío 
vaqueriso. 

9. — Otra tierra al prado de garciruelo; su caber quatro fanegas 
é media; que ha por aledaños tierra de bartolomé el aguado, é 
tierra de herederos de Juan martín vaqueriso, é tierra de alfonso 
al vares (2). 

10. — Otra tierra al barranco, que afruenta con el barranco de 
la fuent de garciruelo; su caber quatro fanegas de pan de senbra- 
dura, que ha por aledaños tierra de Juan martín el porallo, é 
tierra del dicho alfonso álvares. 

1 1 . — Otra tierra en terretorio de garciruelo al barranco fondo; 
su caber cinco fanegas de pan de senbradura, que ha por aleda- 
ños tierra de alonso sanches de alcovendas, é tierra de herederos 
de simón lopes. 

12. — Otra tierra en terretorio de garciruelo; su caber tres fane- 
gas é media de pan de senbradura, que ha por aledaños tierra 



(1) Azada, 6 presa de agua. 

(2) De esta tierra sería poseedor por virtud de otra compra. 



^ 



REPOBLACIÓN DB FUBNCARRAL Á MEDIADOS DEL SIGLO XV. 449 

<le alonso gomes de los morales é tierra de pedro ferrandes de la 
-cuesta. 

13. — Otra tierra en la vega de val de hívar (1); su caber una 
fanega de pan de senbradura, que ha por aledaños tierra de 
pedro ferrandes de la cuesta é tierra de herederos de alonso gomes 
<le los morales. 

14. — Otra tierra frontera lerretorio de Chamartín; su caber 
nueve fanegas de pan de sembradura, que ha por aledaños el 
4:amino que va á chamartín^ é tierra que va á los cadocos, é tie- 
rra del bachiller Juan alonso, é majuelo debartolomédel arroyo, 
é tierra de herederos de goncalo martín. 

15. — Otra tierra frontera terrelorio de chamartín, encima del 
camino que va de chamartín á fuent carral; su caber tres fanegas 
é media de pan de senbradura, que ha por aledaños el dicho ca- 
mino, é tierra del dicho alfónso álvares é tierra de yagtie martín 
garavato. 

16. — Otra tierra cerca desta; su caber ocho fanegas de pan de 
^enbradura, que ha por aledaños tierra de herederos de goncalo 
martín, é viña de yagüe martín garavato é tierra de Juan alonso 
bachiller. 

17. — Otra tierra cerca desta; su caber ocho fanegas é media de 
pan de senbradura, que ha por aledaños el camino que va de 
chamartín á fuentcarral, é tierra de yagüe martín garavato, é 
tierra de herederos de goncalo martín. 

18. — Otra tierra cerca desta que salle de la viña que fue de 
gonsalo gonsales; su caber trese fanegas de pan de senbradura, 
que ha por aledaños el camino que va á alcovendas é el lavajo é 
-el arroyo que va á las viñas. 

19. — Otra tierra que va desde el lavajo que se nonbra de la 
cañada; su caber tres fanegas é media de pan de senbradura que 
ha por aledaños la cañada é tierra de diego rodrigues. 

20.-^Otra tierra que salle del majuelo de Bartolomé sanches é 
afruenta en la cañada, su caber quatro fanegas de pan de senbra- 



(l) Hoy se llama «Val ríe Beba» por el arroyo de eate nombre que desagua en el 
járama. 

TOMO XIZT 29 



^ 



I 

L 
N 



450 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA OB LA HISTORIA. 

dura, que ha por aledaños la cañada é majuelo del dicho bario- 
lomé sauches é tierra de herederos de simón lopes. 

21 . — Otra tierra que disen de los novillos; su caber tres Eaoega» 
é media de pan de senbradura, que ha por aledaños majuelo de 
pero domingo, é majuelo del dicho bartolomé sanches é majuelo 
de Juan sanches fijo del dicho bartolomé sanches. 

Las quales dichas tierras suso deslindadas son de la medida am- 
lesa; é vendiógelas enteramente con entradas é con saludas é coa 
todos sus derechos por quatro mili é doscientos maravedís forros 
de alcavala^ de que se otorgó por pagado, é los rescebió de doña 
catalina nunes de toledo^ muger del dicho alonso álvares, é renun- 
5ÍÓ las leyes, ele. 

Testigos, pedro gomes notario, é rodrigo manso, épedro rodri- 
go fijos de alonso gonsales escrivano, vesinos de madrit.» 

Refléjase con este documento la porción más escogida deFuen* 
carral, ó su riqueza agrícola: viñas, majuelos y tierras de pan 
llevar. La proximidad de la iglesia de Chamar tín, la cañada de 
los ganados, el camino viejo de Burgos ó de Alcovendas, las 
fuentes, como la de Laváculos ó lavajos, la Carra Garciriíelo y 
otras, cuyo caudal se aprovechaba y encauzaba con azudas.para 
regar las umbrías 6 arboledas, la tierra de los novillos, que ere- 
ciendo en edad habían de torearse en Madrid, ó alimentar con 
sus pellejos la industria; todo parece revivir para mejores tiempos. 

De Carra Garciruelo^ nombrada en el número 1 de esta escri- 
tura, hace mérito la Relación del año 1579 con tan curiosa adver- 
tencia, que tengo por bien trasladarla aquí: 

tAl primer capitulo dizeron que... sollama Fueucarral á causa 
que pasando por allí carreteros que iban de una parte á otra, 
(y que por allí pasavan) á causa de una fuente que allí estava 
para dar de beber á sus bestias, y á donde paravan llaman la 
carra; y ansí á esta causa le llamaron (al lugar) fuencarral; lo 
qual, como dicho tienen, lo oyeron decir á sus antepasados. 

A los veíate y un capítulos dixeron que el dicho lugar es falta 
de aguas para sus vezinos y sus ganados, porque no tienen más de 
dos fuentes de agua (1) que en invierno dan mui poca y en vera- 



(1) otras muy abundanteB y en gran número se citan por el apeo del año 1456, «lue 



j 



REPOBLACIÓN DE FUBNGARRAL Á MEDIADOS DEL SIGLO XV. 451 

no casi nonada, las guales están cerca del dicho lugar; y ansí en 
tiempo de verano muchas vezes los dichos vezinos envían y se 
provehen de agua de una fuente que se dice Garciruelo, 

A los quarenta y tres capítulos dixeron que á media legua del 
dicho lugar de FuenCarral hay un sitio que se llama Alcuvilla^ 
camino de derecho de Madrid un poco desviado á la mano derecha 
hacia el mediodía... Y queansimismoá una media legua del dicho 
lugar/ de Fuencarral hay otro sitio y término que se dice Gar- 
ciruelo t donde pareze haver sido poblazión, porque se ha hallado 
allí mucha teza y piedra;, y uno de los que declaran, que es Juan 
Ayenso, lo ha sacado y cavando en ello porque tiene allí una tie- 
rra^ y ha topado sepulturas y calaberas y omillas de huesos de 
mutrtoe; y agora en el dicho término está una huerta y un exido 
que es pasto común de la villa de Madrid y de los vezinos de 
la tierra, la qual ()) está hacia la parte de donde sale el sol. 
Los quales lugares despoblados oyeron decir á sus abuelos que 
avian sido de moros en tiempo que (estos) estavan en España; 
pero que nunca han oydo decir por qué se despoblaron, ni el 
tiempo; ni lo saben.» 

14. 

Lunes, 18 Itoviembre 1452. Primer percance que sobrevino á la repo- 
blación, y que remediaron en 1485 los Reyes Católicos. — Fol. 256 r. 

Este día, el dicho concejo (2) é oficiales mandaron á Juan gon- 
sales del valle, vesino de fuentcarralque el pan que tiene sobrado 
en cerca de la cabeca lerda (3) que lo coja; é que demás é allende 
non atonten alo senbrar, sopeña de seyscientos maravedís á cada 
uno, é demás que pierdan el pan todos los dichos. 



hizo de sus heredades en Fuencarral D. Gonzalo de Oviedo (Archivo municipal de 
MedHd. Legajo 3132-20. 

(1) Respecto de Fuencarral. 

(2) De Madrid.— Véase lo referido en este volumen del Bolbtín, págr. S60. 

(8) Sobre Valdelamasa. Bl nombre de este fértil valle nunca es ütma.'ia en los do- 
cumentos dek slgrlo XV, que he recorrido, sino íjomasa y Somata. De éste brotaron 
aquellos, y- quizá provino del latín rumew (romaza). En punto al nombre geográfico, 
citado por nuestro documento, bueno es advertir que sale en la linea de demarcación 
trazada por Alfonso VIII en Diciembre de 1208: Aper summum de illis laboribus de 
Aleovendas, et>d0inde ad cabe^m Letdam.* Bxfste hoy con el mismo nombre. 



n 



452 BOLETtN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

15. 

Martes, 21 Noviembre 1462. Segundo percance que remedió Dofia Cata- 
lina Núfiez de Toledo. Sesión del Ayuntamiento de Fuencarral en pleno. 
Fol. 260 V.-261 r. 

Martes xxi días del dicho mes de novienbre año dicho de 
M cGcc^lij años en fueut carral. 

Este día el concejo de la dicha fueut carral, ayuntados á cao- 
pana repicada en el portal de la eglesia del dicho lugar con pedro 
alonso alcalde del dicho lugar é con pasqual ferrandes é pedro 
martín carnicero, é bartolomé sanches fijo de bartolomé sancbes, 
é alonso lopes sacristán, é Juan martín carnicero, é martín lopes, 
é Juan lopes de torrejón , é rodrigo alonso fijo de miguel ferran- 
des obispo, é pedro rodrigues, é alonso lopes baltauás, é Juan ro- 
drigues, é diego pasqual, é Juan martín fijo de Juan martín va- 
queriso, é benito fijo de benito martín, é alonso garcía fijo de blas 
f} diego, é Juan martín de las monjas, é Juan martín de los mora- 

les, é Juan despucha, é blas diego, é diego garcía de las eras, é 
pedro ferrandes fijo de blas diego, é diego ñuño, é bartolomé san- 
ches del arroyo, é pedro ferrandes fijo de diego peres, é Juan 
garcía fijo de ñuño ferrandes, é miguel sanches fijo de bartolomé 
sanches, é alonso rodrigues, é diego garcía fijo de bartolomé san- 
ches, é pedro ferrandes de la cuesta, é ferrant martín de la torre, 
é Juan ferrandes calonge, é diego rodrigues, é juan del porallo, 
é Juan criado, é bartolomé de la poblachuela, é pasqual martín 
montero, é Juan ferrandes de la cuesta, vesinos de fuent carral, 
por sí é en nonbre del concejo é omes buenos de la dicha fueol 
carral, otorgaron que, por quanlo entre ellos son é esperan ser 
pleitos, contiendas, debates, sobre rasón de los maravedises del 
rescate que algunos vesinos de la dicha aldea que fueron pre908 
por mosén Juan de pueües dieron é pagaron; é los que non fueron 
presos disen que en los maravedises que alonso álvares de ioledo 
é doña catalina Nuñes su muger les prestaron, que como quier 
que se obligaron, que non son devidos á pagar en ellos; Bt por 
se parar de los dichos pleitos é contiendas é debates dieron poder 
al dicho pedro alonso é á pedro martín alcaldes en el dicho lugar 



7 



REPOBLACIÓN OB FUBNGARRAL Á MEDIADOS DEL SIGLO XV. 453 

para que lo puedan (1) conprometer eü su nombre en poder de la 
dicha doña catalina nuües de toledo ó de Juan capata (2) para que 
amos á dos lo libren entre ellos de la manera que quisieren é por 
bien tovieren desde oy fasta quinse días, ó en comedio deste dicho 
tienpo. Et obligáronse de estar por la sentencia que dieren so pena 
de cinquenta mili maravedís de la moneda usual que peche en 
pena la parle que contra ello fuere á la parte que por ello estovie- 
re; Et la pena pagada ó non, que lo tengan é cunplan é pag(u)en; 
obligaron á sí é á sus bienes; otorgaron carta ñrme. 

Testigos, ferrando dies ñjo de Juan dies vesino de madrit, é 
benito martin, é pedro ferrandes de la hotavilla (3) vesinos de 
madrit. 

Bien claro aparece del acta que todo Fuencarral se había com- 
prometido á resarcir en plazo fijo el préstamo que se había des- 
tinado al rescate de los presos aherrojados en Torija. 

16. 

Miércoles, 22 Noviembre 1462. Ejecución del acuerdo precedente, hecha 
por los alcaldes de Fnencarral en manos y poder de dofia Catalina Núfiez 
y de D. Juan Zapata.— Fol. 262 r. 

Este día pedro martín Ojo de asensio ferrandes é pedro alonso 
alcaldes de fuent carral, por nombre del concejo é omes buenos 
de fuent carral por el poder que tienen del dicho concejo, com- 
prometieron los dichos pleitos en manos é poder de doña catalina 
Nuñes de toledo muger de alonso álvares de toledo, é de Juan 
capata, á los quales tomaron por sus Jueces de avenencia é arbi- 
tros arbitradores, egualadores, avenidores, transegidores ; Et les 
dieron poder conplido para que vean é libren é judgen é senten- 
cien sobre los debates que entre ellos son sobre los maravedís que 
deven á alonso álvares, é (les) prestó para el rescate al tienpo que 
fueren rescatados guando fueron presos por mosén Juan de pue- 



(1; Sigue aquí tachado: <«ver é librar é determinar entre ellos de la manera» 

(2) Hijo de D. Rodrigo Zapata y primer conde de Barajas y la Alameda. 

(3) Francés haute tille. 



454 BOLETÍN OB LA RBAL AGAOBHIA DB LA HISTOUfA. 

lies; Et que lo librea entre ellos como quesieren é por bien torie- 
i^n desde oy fasta catorse días primeros et en comedio desie 
tienpo. Et obligaron á sus partes que estarán por la sentencia ó 
mandamiento que dieren é que non apellarán nin suplicarán della 
ninguno de los de sus partes sopeña de cinquenta mili maravedís 
que peche en pena la parte ó partes, que contra ello fueren, á la 
parte que por ello estoviere. Obligaron á sí é á sus bienes é á los 
bienes de sus partes, otorgaron carta firme con renunciamiento» 
de leyes, renunciando alvedro (1) de buen varón. 

Testigos rodrigo de añero (2) é pedro garcía notario, é ferrando 
de Jahén criado del dicho alonso álvares. 

La sentencia de los dos arbitros, que el códice no registra, debía 
estar librada en 7 de Diciembre. Sin duda fué equitativa y digna 
de aquella generosidad del acreedor, de quien escribe Quinta- 
na (3): «Fué liberalísimo en hacer limosnas y amicísimo de soco- 
rrer necesidades.» 

17. 

Viernes, 8 Diciembre 1462. D. Efraim Aben Xaxén é Isaac en henaino 
prestan cierta cantidad á D. Isaac Aburabó.— Fol. 280 r. 

Deve don ysaque aburrabé Judío vesino de madrit á don fraym 
aben xuzén de tolodo é á yucaf aben zuzén su hermano ó á qual 
quer dellos quatrocientos maravedís de préstamo. Plaso, la mitad 
en fin de marco primero que viene, et la otra mitad en fía de 
mayo primero siguiente, so pena del doblo. Obligó á sí é á sus 
bienes. Testigos Ferrando dias fijo de Juan días, é simón gonsa- 
les jubetero vesino de madrit é pedro gomes vesino de rejas. 

Juró segund su ley etc. 

Los hebreos pululaban en Madrid, no estando reducidos á mo- 
rar en barrio separado, ó habiendo roto la valla que les impuso 
ia regencia de la reina Doña Catalina durante la minoría de don 
Juan II. Así en una partida (fol. 299) fechada en 5 de Bnero 



(l) Arbitrio 

(^ Añero en la provínola de Santander. 

(8) Historia de Madrid, fol. 275 y 276. 



REPOBLACIÓN DE FÜENCARRAL Á MEDIADOS DEL SIOLO XV. 455 

de 1453, se lee que D. Yehudá Cohén , vecino de Madrid debe á 
D. Alonso Alvarez de Toledo, ó al procurador de éste, Luís 6on- 
-záiez de Castro «guinientos maravedís é un par de gallinas por 
dguilé de unas casas que el dicho alonso álvares ha á la caUe de 
las estelos^ que alquileó desde el día de Sant miguell de setienbre 
primero que viniere fasta un año.» 



18. 

Sábado^ 9 Diciembre 1452. Cría de ganado mayor en Fuencarral. Ave- 
B611CÍA sobre la mitad del diezmo en este ramo qne debía Pascual Fenán- 
ees. Prisión de nna Fuencarralera insolvente.-— Fol. 2S1 v. ^ 

Deve ]>asqual ferrandes yesino de fuent carral á Ruy lopes del 
arroyo vesino de madrit ciento é ginquenta maravedises por abe- 
nimiento de la mitad del diosmo de los heserros, é muletos^ é 
potricos que ovo á desmar el año pasado de mili é quatrocientos 
é cinquenta é un años. Plaso en fin de abril, pena el doblo. Obligó 
á sí 6 á sus bienes. Testigos alonso dias de segovia, é Juan san- 
chos de soria, vesinos de madrit, é Juan Rodrigues toledano 
vesino de canillas. 

Ante Ruy dias alcalde pareció diego ferrandes de mena é res- 
oibió como carcelero á mari gonsales muger de miguel delgado 
vesino de fuent carral. Et obligóse como carcelero público. Testi- 
gos Juancho de arandia é francisco ferrandes é alonso gonsales 
Romano escrivanos públicos vesinos de madrit. 



19. 



Jneves, 14 Diciembre 1452. Colmenares de Faencarral, abundantes en 
cera y miel. Cómo favorecía esta industria Doña Catalina Núfiez de Tole- 
do.— Fol. 284 r. 

Deve Juan lopes de torrejón vesino de fuent carral, aldea de 
madrit, á ferrando dias fijo de Juan dias vesino de madrit en 
nonbre de doña catalina nuñes de toledo, muger de alonso álva- 
res de toledo contador mayor de nuestro señor el Rey é del su 



456 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

consejo, veinte acunbres de miel é veinte libras de cera, todo 
bueno é tal que sea de dar é de tomar, por quanto lo conpra{l) 
por quinientos maravedís, de que se otorgó (2) por pagado é 
renunció las leyes etc. PJaso en fln de Junio primero que viene 
80 pena del doblo. Obligó á sí é á sus bienes. Testigos pedro san- 
ches escrivano de cámara del Rey , é Diego criado de Juan días 
vesinos de madrit, é yagüe martín vesino de fuencarral. 



20. 



Jaeves, 11 Enero 1468. Precios de la miel por asumbres y de la cera por 
libras. Nuevas compras de heredades en Fuencarral que hizo D. Alonsa 
Alvarez de Toledo.— Fol. 302 v. y 308. 

Deve benito martín vesino de fuent carral, é Juana garcía su 
muger con su licen(;ia, de mancomún á ferrando dias fijo de Juan 
dias vesino de madrit en nonbrededoña catalina nuñes de toledo* 
treinta é dos acunbres de miel ó dies libras de cera que conpró 
dellos á dose maravedís el acunbre de la miel é á dose maravedís 
la libra de la cera; de los quales maravedís se otorgaron por pa- 
gados é renunciaron las leyes etc. Piaso el día de san Juan de 
Junio primero que viene, puesto aquí en madrit, so pena del 
doblo. Obligaron á sí é á sus bienes; otorgaron carta firme. Tes- 
tigos Juan alonso, fijo de asensio ferrandes é Juan sanches fijo 
de bartolomé sanches vesinos de fuent carral, é Juan sanches de 
soria vesino de madrit. . 

Este dia, los dichos benito Martín é Juana garcia su muger con 
su licencia juraron por eí nombre de dios sobre la señal de la cruz 
é las palabras de los santos evangelios de lo tener é conplir. Tes- 
tigos los dichos. 

Este dia Juan sanches fijo de bartolomé sanches vesino de fuent 
carral vendió á alonso alvares de toledo contador mayor de nues- 
tro Señor el Rey é del su consejo, absenté, estas tierras que se 
siguen. 



(1) Fernando Díaz en nombre de Doña Catalina. 

(2) Juan López. 



REPOBLACIÓN 0£ FUBNGARRAL Á MEDIADOS DEL SIGLO XV. 457 

1. — Una tierra frontera en terretorio de chamartín á la hondo- 
nada del ezido de la dicha chamartín; su caber cinco fanegas de 
pan de senbradura, que ha por aledaños el dicho exido é el 
camino de santa maría (1) é tierra de pedro fernandes de lorca. 

2. — Otra tierra frontera cerca la dicha chamartín; su caber 
siete fanegas de pan de senbradura que ha por aledaños el camino 
de santa maría, é á la fondonada de los parrales. 

3. — Otra tierra en somo de la viña que disen de gomes garsía,, 
é va á dar al lavajo de carra alcavetidas; su caber treynta é cinco 
fanegas de pan, aledaños el arroyo que sale de los novillos, é la 
dicha viña que disen de gomes garcfa é el camino de chamartín 
6 tierra de Juan marcos. 

4.— Más, otra tierra en somo del camino de chamartín; su caber 
seys fanegas de pan de senbradura^ que ha por aledaños el dicho 
camino é el camino que va á alcoyendas. 

Las quales dichas tierras son en terretorio de la dicha chamar- 
tín. £t vendiólas con entradas é con sallidas é con todos sus dere- 
chos é usos é pertenencias por mili é seyscientos é cinquenta 
maravedís de esta moneda usual forros de alcavala, de que se 
otorgó por pagado é los rescevió de doña catalina nuñes de tole- 
do^ muger del dicho alonso álvares, é renunció las leyes etc. 

Testigo francisco ferrandes escrivano, é gonsalo garcía cora- 
dor, é Juan Rodrigues notario, vesinos de madrit. 



21. 



Lañes, 29 Enero 1463. Don Jacob Aben Xaxén y sus cuatro hijos José» 
Moisés^ Isaac y Efraim. Gasas de Fuencarral que Don Efraim vendió, y 
que debía pagarle á plazo Juan del Colmenar.— Fol. 818 v. 

Este dia don fraym aben xuxén de toledo é yucaf aben xuxén 
de toledOy su hermano, dieron su poder conplido á don mosé 
aben xuxén é don ysaque aben xuxén de toledo sus hermanos in 
solidum especialmente para recabdar de qualquier persona, ó 



(1) Santuario de Nuestra Sefiora de Valverde en término de Fuencarral, ó bien de 
la Paz en término de Alcovendaa. 



458 UULKTIN Uli LA KKAL ACADEMIA OK LA HIsTOHIA. 

personas, qualesquier coutías, de pan é maravedises, é aseyte é 
otras cosas que les pertenescea por fin é herencia de don jao6 
aben zuxén su padre, é dar cartas de pago, é para faser cuenta ó 
cuentas con qualquier persona, de qualquier debda 6 debdas qae 
al dicho don Jaco devían, é faser alcance ó alcances contra la tal 
persona ó personas, et para abenir é conponer é conprometer 
qualquer ó qualesquier etc. Testigos Juan sauches de soria, é 
diego ferrandes fijo de diego ferrandes maderuelo vesinos de ma- 
drit, é pedro garcía carretero el moQO vesino de legaués. 

Deve Juan del colmenar fijo de antón criado vesino de fueot 
carral á don fraym aben zuxén de toledo setecientos maravedís 
que rescivió de llano en llano por alonso garcía fijo de blas diego 
vesino de fuent carral, por quanto el dicho Juan gelos deve (i) 
de unas casas que del con pro en la dicha fuent carral en el afio 
que pasó de mil é quatro^ientos é cinquenta é dos años. Plaso el 
día de santa maría de agosto primero que viene, so pena del doblo; 
obligó á sí é á sus bienes. Testigos Juan sanches de soria, é diego 
ferrandes de maderuelo el moco vesinos de madrit, é pedro garcía 
carretero vesino de leganés. 

La noble familia hebrea de los Ahén Xuxén de Toledo estaba 
indudablemente muy arraigada en Madrid. Además do los cinco 
individuos, especificados por esta partida, nótase en otra (5 Mano 
1446) el consistorio de la aljama, representado por Rabí Salamóu 
Muga, Don Mayr Abéa^uxén que era físico 6 médico (2), D. Sala- 
món de Monsoria y Don Mosé Sevillano, que rindieron cuentas, 
ó actuaron sobre la capitación anual de la misma aljama en caQ- 
tidad de seis mil maravedís. Gítanse la casa de D. Alonso Alvares 
de Toledo en que moraba D. Mayr (2 Junio 1444), las de Saym 
Franco en el castiUo de la judería (19 Julio 1447) y otras muchas. 

Madrid, 6 de Octubre de IdOJ. 

FiDBL Fita. 



(1) A Doo Bfriiim. 

(2) De otro médico del mismo nombre , fallecido á mediados del afio I4t5, trae «I 
epitafio toledano (núm. 54) Luzzato en sus pIJT ^2^H, t'raga, 1811. 



I 



VARIEDADES. 



SANTO TOMÁS DE MADRID. 

HISIORiA MANUSCRITA É INÉDITA DE ESTE CONVENTO DOMOCIGAIH) 
POR EL P. Fr. ANTONIO M&RTlNBZ ESCUDERO. 

>¡i I Historia del convento de Santo Tomás de | Madrid, del Orden 
de Predicadores. | Tomo primero. | Trata de sa íandación | con algnnos 
otros I saoesos, | de sus hijos y demás Religiosos | qae en él han vivido 
y viven. | Escribíala el P. Fr. Antonio Martínez Esculdero, natural de la 
villa de Ocafia, é hijo | del mismo combento. 

Esta es la portada de ua precioso volumea manuscrito en folio 
menor y muy abultado, que es de mi propiedad por herencia de 
mi difunto tío D. Marcos Yiñals (1). Una feliz casualidad me ha 
hecho conocer la existencia de otros dos tomos que, añadidos al 
presente, completan toda la obra del P. Martínez Escudero, des- 
conocida á D. Tomás Muñoz y Romero, autor del Diccionario 
hibliográfico'histórico de los antiguos reinos ^ provincias y san^ 
tuarios de España (2) y á todos los modernos que han escrito 
acerca de la Historia do Madrid y de la Biblioteca, ó Bibliografía 
hispano-dominicana. 

El tomo 1, que poseo como llevo dicho, fué robado á su autor 
el año 1807; y los dos restantes se extraviaron á raíz de la ex- 
claustración acaecida en 1835. La letra de los tres es de una 



<J) El autor de eate iaformt, D. Praociaoo Vifials, reside ea la calle de San Ra- 
que, núm. 4.— M de la Ji. 
C2) Madrid, 185^. 



1 



460 BOLBTIN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

misma mano, admirable por lo legible y claro de su trazado 
hermosísimo. Están esmeradamente cuidadas la- paginación, la 
colocación de epígrafes y fechas al margen. 

El objeto de tan interesante trabajo fué la historia completa del 
convento Matritense de Santo Tomás, celebérrimo por sus escue- 
las y por los preclaros varones en letras y virtudes que lo ilus- 
traron, como es sabido. 

En el tomo i, detrás de la portada aparece un himno latino en 
honor de Santa Inés de Monte Pulciano. Sigue el prólogo, donde 
el autor da razón de su empresa en los siguientes términos: 

«Teniendo hechas varias apuntaciones, así de las cosas perte- 
necientes á este Convento de Santo Tomás de Madrid, como de 
sus hijos y demás religiosos que en él habían vivido, y otros 
sido sepultados, tomadas todas ya de escrituras, ya de los libros 
de Depósito y Sacristía y de otros papeles sueltos, me pareció 
coadunarlas todas como mejor pudiese, segCín mis cortas facul- 
tades y únicamente para divertir los ratos de ocio. Y así lo co- 
mencé á ejecutar á 7 de Mayo de 1783, prosiguiéndole después 
en diversos tiempos, en especial de noche, quando no me ha 
instado obligación alguna. Mas como de los más Religiosos que 
aquí van nombrados, no hallase más noticia que sus nombres, 
me valí de las Actas de los Capítulos Provinciales, que en el De- 
pósito se hallan; y de éstas las más antiguas son al presente las 
del capítulo intermedio, celebrado en Benavente en el año 1625, 
faltando algunas otras de los capítulos que hasta el presente ha 
habido. Con ellas pude tener alguna noticia de algunos empleos 
de algunos Religiosos y de sus fallecimientos; mas no podía 
tenerla de otros muchos, por faltar tantas. Por esta razón su- 
pliqué á un Religioso, amigo mío, viese si podía franquearme 
las de su Convento; y así lo hizo, remitiéndome todas las que 
en él había desde 1673 hasta el presente, excepto muy pocas 
que en él no se hallaban.» 

Sigue al Prólogo la historia del Convento desde el año 1565; 
historia sucinta, interesante y bien nutrida de citas, fechas y do- 
cumentos, comprendiendo en ella relaciones particulares, ó des- 
cripciones de las devotas Imágenes veneradas en distintas capi- 
llas; de las fundaciones y obras pías; de los legados y grandes 



SANTO TOMÁS DE MADRID. 461 

solemnidades celebradas en la Iglesia, con los pormenores de los 
lances ocurridos en su obra y fabricación. Incidentalmente se 
trata de no pocas genealogías de Patronos y favorecedores del 
Convento; sobresaliendo por lo detallada y viva la historia del 
Conde-Duque de Olivares, y del hijo á quien designó por herede- 
ro de sus títulos y honores. 

Para la historia de la Villa y Corte de Madrid y para las Bellas 
Artes hay elementos sumamente apreciables. Ocupa esta reseña 
histórica setenta páginas del volumen. 

Desde aqni hasta la página 250 sigue por orden alfabético la 
Relación de Religiosos, hijos del Convento y en él prohijados, 
según consta del Libro de las profesiones. Empieza por dos pro- 
fesos en el año 1594 y acaba por otros dos del 1806. Las biogra- 
fías de los Religiosos son más ó menos extensas, según las cir- 
cuustancias y vida de cada uno de ellos. 

Desde la página 251 á la 635 hállase el copioso índice de los 
Religiosos que han vivido en el Convento, y los que están ente- 
rrados en él, así asignados como prohijados ó no asignados. Sus 
biografías van por orden alfabético y con el mismo modo de des- 
cribir que las anteriores listas de profesiones, incluyendo en ellas 
los epitafios de sus sepulturas y los elogios que se les dedicaron 
á su muerte en las Actas de los Capítulos provinciales. 

En la página 641 hay otra Relación numerada del «Subsidio re- 
partido por Nuestro Muy Reverendo Padre Provincial^ el Maestro 
Fray Miguel Perrero, á todos los conventos de esta Provincia de 
España en 9 de Abril de 1795 por causa de la guerra con los 
franceses». 

Por último, en la 665 ábrese otra lista con los «Ajusticiados 
que ha habido en esta Corte desde que este Convento se fundó.» 
Empieza en 18 de Octubre de 1595, día de miércoles, en que ahor- 
caron á Fr. Miguel de los Santod, portugués, religioso agustino, 
confesor del rey de Portugal D. Sebastián. Concluye en lunes, 
18 de Agosto de 1806, en cuyo día ahorcaron y descuartizaron á 
un tnaragato^ á quien un lego franciscano descalzo le pudo qui- 
tar una pistola y herirle con ella. La lista comprende 120 ajusti- 
ciados; pero la historia de los mismos no está en el tomo i sino 
en el ii, que paso á describir sumariamente. 



^ 



462 BOLETÍN DE LA RBAL ACADEMIA DE LA HlbTOHIA. 

Tiene el tomo ii nádamenos que 639 páginas, escritas en igual 
papel, forma de letra y corrección esmerada que el i. Está escrito 
en el año 1808; y á la vuelta de la portada el Autor hace an re* 
sumen compendioso de su tomo i, y reñere la desaparición del 
mismo, que fuó llevada á efecto por mano criminal ea Enero 
de 1807. 

Comienza el tomo ii por la serie de los Priores del convento de 
Santo Tomás, que ocupa 400 páginas. Viene después la lista de 
los Sub- Priores, que termina precisamente con el nombramiento 
del propio Auior^ por tercera vez elegido para ese cargo en 25 de 
Febrero de 1808. 

Sigue á ésta la serie de los Provinciales^ descripciones y bio- 
grafías interesantísimas, que ocupan desde la página 408 á la 681, 
reservándose las 691, 692 y 693 que siguen á otras en blanco para 
la serie de los Generales de la Orden. 

fil tomo III no tiene paginación, y está dedicado á Índice de las 
partes principales contenidas en los tomos antecedentes. 

Los tomos II y iii proceden de la Biblioteca del convento que 
tienen los Padres dominicos en Corlas (Oviedo] ; y hallólos el 
R. P. Fr. Justo Cuervo, siendo Rector de aquella Gasa; ahora 
están en Madrid en el convento de la Pasión (calle del Cardenal 
González) , donde los he visto y examinado. 

El tomo I está en mi biblioteca particular, entre los tomos qne 
me legó el Dr. D. Marcos Viñals. El cual compró de lance este 
códice único en su especie; y se prendó de él al ver la hermosura 
del manuscrito y que trataba de la Historia del Convento de Santo 
Tornas^ donde joven alumno había recibido una esmerada educa- 
ción é instrucción solidísima. Siendo imposible á mis cortos al- 
cances el hacer una edición de tamaña obra, no tengo ni tendré 
jamás el menor reparo, sino grata propensión á franquear este 
rico tesoro de Historia \íatrite7ise á quienes en todo, ó en parte, 
la publicación fuere asequible. 

Madrid 8 de Ifoyiembre de 1889. 

Francisco ViíÍals. 



J 



NOTICIAS. 



Ha fallecido en Parts el correspondiente y notable escritor 
M. Joaquín Menant, autor entre otras obras de Bahylone et la 
Chaláée^ de Annales des Rois D^Assyrietraduites et mises en or- 
are sur le texte assyrien y Legons d'Epigraphie Assyrienne profes- 
sées aux cours libres de la Sorbonne pendant l'année i869, entre 
otras varias que han ensanchado mucho el conocimiento de las 
antigüedades asirías. 



Fueron elegidos correspondientes también, en Las Palmas de 
Canarias D. Adolfo Cabrera Pío, en la villa de Montblauch 
D. 6. Guillen García, y en Badajoz D. Julio Nombela. 



Ha salido á luz el tomo in de la Colección de Documentos 
inéditos de Ultramar titulado Vaticinios de la pérdida de las 
Indiíis, qne presentó al Rey Carlos II, el almirante D. Gabriel 
de Villalobos, Marqués de Yarinas. 



A las últimas sesioues de la Academia ha asistido el Excelen- 
tísimo Sr. D» Ignacio Montes de Oca, Obispo de San Luís de Po- 
tosí, en MézicOy correspondiente, secretario que ha sido última- 
mente del Concilio Americano en Roma, orador sagrado^ literato 
eminente, helenista, latino y castellano, traductor de Píndaro y 
de los grandes Bucólicos clásicos, autor de obras que son verda- 
deros monumentos, entre ellos la oración dedicada á los Ingenios 



"1 



BOLETÍN DE. LA REAL ACADEHl* DE LA HISTORIA. 

Itivaron las lelras castellanas, y laque tuvo por objeto 
lo que se debe á la memoria del estadista D. AiiLonio 
i del Castillo. 



»opoldo Eguilaz, correspo odien te en Grauada, ha hecho 
o de los calcos de varías iascripciones ó lisus numéricas 
[riosas, existeutes ea unas piedras halladas en Ciudad 
). Se cree que son romanas; y bu lenguaje cifrado, cuya 
busca y quizá se encuentre. 



aleucia del Cid se ha descubierto, hace dos meses, una 
ca estela sepulcral, alta 97 y ancha 67 cm., moldurada y 
eiactamenie con el mismo tipo caligráfico de principios 

II, que distingue los numerosos pedesules de Lucio 
Secundo, liberto y accenso del cónsul Licinio Sura, tan 
'SOS en Barcelona ¡I). Ha enviado la fotografia de esta 
Jón, que publicaremos en el próximo cuaderno del Bolk- 
docto valenciano D. Luís Tramoyeres. Es muy notable . 
mumeuto, por aeilo de la gente Seitoria y atestiguar la 

1 de los colonos veterea, ó bien de los veterani de Valen- 
tribu Galena, como ya lo sospechó el ilustre Hübner. 



tro dignísimo Director, el Excmo. Sr. Marqués de la Vega 
ijo, hadado noticia á la Academia del reciente descubrí- 
de un soberbio mosaico en Córdoba, á 8 m. de profuadi- 
lajo del suelo, donde se levanta el Asilo de los ancia- 
ifiado á las Hermanitas de los Pobres. De este hallazgo 
B detallada cuenta, asf como de otros objetos romanos, 
rabies, en las cercanías de la ciudad de Santander, de los 
la hecho relación et académico de ndmero D. Marcelino 
lez y Pelayo. 

P. F.— C. F. D. 

se el lomouil d«l BolbtIh. pig. t^. 



^^^ 





<^ 



'•'y. 



; ir'-, 



/ 



..-'■'■-:■ 7^ 



'r>' 




boletín 



DR LA 



REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA 



TOMO XXXV. — CUADERNO VI 



DICIEHBIIE, ÍM» 



\, 



MADRID 

ESTABLECIMIENTO TIPOGRÁFICO DE FORTANET 

llfPBKSOK DB LA BBAL ACADBHIA DB LA H18T0BIA 

Calle de la Li\>ertad , núm. S9 

i 8e9 





1 " . y- 

' ■ ■ ■ *■'•- 



^': 



'nf 



. A'l 



'.?) 










DE LA 



REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 






TOMO XXXV. 



Diciembre, 1899. 



GUADBRNO VI. 



INFORMES. 



I. 



ORGANIZACIÓN Y COSTUMBRES DEL PAÍS VASCONGADO. 

Bien quisiera, para corresponder al honor que se me ha dis- 
pensadOy presentar á esta docta Corporación un dictamen como el 
Estudio sobre la organización y costumhres del pais vascongado 
merece, y á su autor, el Sr. Fabié, corresponde; pero me lo im- 
piden causas más poderosas que la voluntad, y tengo que ser 
breve. 

Se trata de un extenso informe referente al libro de D. Carmelo 
Echegaray titulado Las provincias vascongadas á fines de la Edad 
Media; no se puede retroceder más en averiguación de la verdad, 
porque hay la casi certeza de extraviarse como el que anda á 
obscuras, cual sucede al tratar de no pocas investigaciones refe- 
rentes á aquel país, pretendiendo satisfacer vanidades á costa de 
la verdad. 

Mal conocido y peor juzgado el país éuscaro, aun los que más 
de él se han ocupado, no han podido establecer una base fija 
sobre sus orígenes, primitiva organización, costumbres de sus 
habitantes y su idioma; orígenes ignorados, aunque tantos se les 
suponen. 

Aislado siempre el vascongado, hallábase sin duda bien aveni- 



y4 






7Í 

1^ 






TOMO 



80 



t 
i 




boletín 



DB LA 



REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA 



TOMO XXXV. — CUADERNO VI 



DXCIBICBItE. ÍM» 




MADRID 

ESTABLECIMIENTO TIPOGRÁFICO DE FORTANET 

ixniBaom dk la sbal academia db la biítoeia 

CftUe de la Li\>ertad , n6m. 29 

i 809 





468 boletín de la real acadbuu de la historia. 

logia de Tocalizacióo entre el vaacuence y el sanBcrito; Bickboff 
da parentesco a) éuscaro cod las lenguas africanas; Wisemuí 
aflrcDa BU comunidad con el egipcio antiguo; Grim considera inte- 
resaate averiguar si el idioma vasco posee aSoidaded reales con 
las lenguas cáusicas; Abbadia declara que el sánscrito, georgiaDO, 
Qnés y muchas lenguas de África se desvian de la sintaxis vasca; 
Bergman aprecia á los vascos como un pueblo de raza saabmeenne 
|la polineaa); para Maury y Schleicher, el vasco es una lengua 
polisintética; Charencey encuentra afinidades en el vasco con 
ciertos idiomas del OuraJ; el P. Fita ba dicho que «quien estudie 
con atención el vocabulario vascongado hallará grao multitud de 
dicciones puramente aryas», y presenta ejemplos; que cuaodo 
examinamos, aúade, «la estructura gramatical, no es ya herman- 
dad ni prd}[ima afinidad, sino parentesco remoto, el que resulta 
de la comparación de ambos Idiomas céltico y vascuence»; y opi- 
na, por ultimo, ique el vascuence, por su estructura, se enlaza 
con el ibérico oriental 6 georgiano;* y por este estilo podrían ex- 
ponerse las infinitas y variadas ideas de cuantos se han ocupado 
del idioma vascongado, que no le hayan atribuido analogías más 
6 menos fundadas, sin haberse descubierto basta ahora documea- 
lo alguno que sirva de guía en tan intrincado laberinto. En lo qne 
todos están conformes es en declarar su antigüedad. Es evidente. 

Careciendo las provincias vascas de códices y libros antiguos, 
se ha dudado de que sus leyendas y cantos, que hoy conocemos, 
sean del tiempo que representan, ni aun antiguos, porque no es 
testimonio de remota antigüedad su primitiva sencillez, sello pe- 
culiar de las tradicioaes modernas, que también sobresale en los 
diálogos de los versolaris, esos celebrados vates del pueblo. 

Pero á falta de los anteriores monumentos ha conservado uno 
el pais, que parece indestructible, el de su lengua viva, que aun- 
que no existan documentos que acrediten su antigüedad, pues 
los más antiguos que se conocen son de la Edad Media, está pro- 
bada la existencia inmemorial de este idioma por el testimonio 
de los mismos historiadores y geógrafos romanos. 

Puede divagarse respecto al remoto origen de la lengua éusca- 
ra, pero no admitirse la opinión en obra de esta Academia de 
Historia expuesta «de que debió haber empezado á iotroducii 



ORGANIZACIÓN T COSTUMBRES DBL PAÍS VASCONGADO. .469 

á mediados del siglo viii, no debiendo haber tenido forma ni con* 
sistencia de lengua particular hasta el siglo xn >. 

Los fueristas no fijan, porque no existe, el origen de la inde- 
pendencia vascongada, y Vizcaya especialmente no tuvo fuero 
escrito hasta el siglo xiv: cada pueblo se gobernaba como los 
demás de España, por fazañas y albedríos, usos y costumbres, 
algunos por fueros municipales y cartas de población, y en los 
negocios generales , por la legislación de los soberanos que do» 
minaban. 

La base de la legislación vizcaína es el Fuero de Logroño. 

No hay tradición^ historia, documentos, ni el menor vestigio 
de un templo, de un monasterio que permita aventurar la menor 
conjetura, ni del pagauismo que precedió á la religión de Jesu- 
cristo, ni del ejercicio del cristianismo en los primeros siglos de 
éste, ni menos de que se alabara á Jesús antes de que existiera. 
No hay noticia de un santo, de un mártir vascongado anterior al 
siglo VIII. Tan supuesta es la ida del apóstol Santiago á predicar 
en la Cantabria, como la de San León, obispo de Bayona, para 
lo que hubo necesidad de adelantar nueve siglos su existencia, 
pues floreció este Santo en el décimo, y victima de su ardiente 
celo fué martirizado. 

Los monumentos hasta ahora descubiertos no prueban que 
debieran su extraña construcción á religión alguna determinada. 
Ni el supuesto ídolo de Miqueldi, ni la ermita de San Miguel de 
Arrechiaaga, ni otros restos de monumentos ó cosa parecida, 
pueden presentarse con verdad como de procedencia religiosa. 

En el siglo x, cuando San León fundaba la Vasconia francesa, 
aún pagana, la diócesis de Bayona se extendía hasta los valles 
del Baztán y de Guipúzcoa, deduciéndose que el estado religioso 
de los vascos españoles, en esta época, no difería apenas del de 
los pobladores de la otra vertiente de los Pirineos. Lejos de haber 
conocido los primeros, ni aun presentido el cristianismo, excepto 
en la llanada de Vitoria, adonde la invasión sarracena había 
obligado á guarecerse las familias cristianas de la orilla derecha 
del Ebro, los vascos, al contrario, rechazaron la nueva religión y 
defendieron sus antiguas creencias con esa tenacidad y esa ener- 
gía que constituye el carácter de su raza. Y con estas mismas 



1 



boletín DK la real AGADEUIA de la HI8T0AIA, 

ades, en cuanto abrazaron el crislianismo, no bobo cre- 
I más convencidos y fervorosos. Nada, en efecto, comparable 

ardor de su fe sencilla, sincera, inquebrantable. Parece 
isde aquellas alturas el hombre se considera más cerca de 
' se ve iavenciblomenie impulsado á elevar á Él su pensa- 
D. Dice un canto vasco: <■; Quien no conozca la plegaria, 
por nuestras montañas y aprenderá enseguida á orar sin 
idiele enseñe!» 

93 observaciones nos ba producido el esamen del libro que 
;upa, recomendable, sin duda, por lo que interesa á la bis- 
latria el exacto conocimiento de cuanto ¿ ella se refiere y 
a grande importancia de corresponder á un país cuyos orf- 

organización, Btc, han ocupado y ocupan á tantos eacri- 
aunque no todos lo hagan con la detención y el interés por 
ar la verdad de los hechos que lo hace el Sr. Fabíé, cujio 
o considera esta Real Academia comprendido en el art. 6.' 
:al decreto de 29 de Agosto de 1895. 

idrid, 21 da Abril de 1699. 

Antonio Pira la. 



CABTA-POBBLA DE ALHÓNDIQA. 

ido cura párroco de Albóndiga el Sr, D. Ignacio Calvo f 
lez, que ahora pertenece al cuerpo facultativo de Archive- 
Ibliotecarios y Anticuarios, ofreció á la Academia un diplo- 
i pergamino, escrito ea la primera mitad del siglo xiii, y 
ou tiene una copia de la carta-puebla de aquella villa, ¿ 
dicho, una confirmación que Frey Raimbaldo, comendador 
Orden del Hospital en España, hizo en año incierto de la 
de población que á dicho lugar otorgó en la era de 1208 (añ" 
iO) Frey Juan, prior de la misma Orden. Como solía acou 



CARTA-PUEBLA DE ALHÓNOIGA. 471 

«tecer, en la carta se establecen disposiciones municipales que 
hacen de ella un verdadero fuero. A la vez me ofreció el Sr. Calvo 
y Sánchez para mi colección de documentos alcarreños otra copia, 
también en pergamino y de la época en que se hizo la confir- 
mación. 

El pueblo de Albóndiga no ha tenido jamás importancia ex- 
traordinaria, ni por la situación estratégica, ni por el asiento 
encumbrado y fortaleza natural ó adquirida, ni por la población, 
siempre exigua. Está asentado su caserío en torno á una colina 
cónica, en cuya cúspide, algo aplanada, levantaron en el siglo xiii 
la iglesia parroquial de que aún quedan algunos paredones sin 
interés arqueológico. Puesto el lugar donde acude al valle del río 
Arles ó Arlos una barranquera, sus habitantes vivieron de los 
productos de aquella vega que corre, con dicho riachuelo por 
fondo, desde Berninches á Pastrana. Pudo darle algún valor esta 
situación, porque la vega está cortada allí por el camino que iba 
y va aún desde Guadalajara á la provincia de Cuenca, y que tiene 
por único paso el puente de Auñón sobre el Tajo. 

No he podido averiguar cuándo y por qué títulos pasó aquel 
lugar á manos de la Orden del Hospital, aunque los términos de 
la carta-puebla hacen ver que fué primeramente poblado por dicha 
Orden, pero es indudable que la posesión por ésta fué anterior al 
establecimiento de la de Calatrava en toda aquella región, donde 
se constituyó la provincia de Zorita de los Canes, tan extensa allí 
como arraigada (1), y en cuyo riñon quedó como enclavado el 
pueblo de Albóndiga, perteneciente como vemos *á otro instituto. 

Esta intrusión territorial de otros religiosos fué molesta, á ma- 
nera de espina, á los calatravos. Así se ve en la escritura de con- 



(1) En 1175, 68 decir, cinco años después de la fecha de la carta -puebla de Albón- 
diga, dio el rey D. Alfonso VIII el lugar de Almoguera á la Orden de Calatrava, y 
esta donación fué el conuenzo de establecerse los calatravos en aquella comarca. En 
1187 ya eran dueños en ella de Zorita, Almonacid, la Pangia, Auñón, el Collado de 
Berninches, Coreóles, etc. Todos estos pueblos están mencionados en la segunda bula 
de confirmación de la Orden de Calatrava que dio el Papa Gregorio VIII en 4 de No- 
Tlembre de dicho año. Aunque en ella se cita entre las posesiones de la Orden á 
Albóndiga, no es éste el de la Alcarria, al que nos referimos, sino otro de tierra de 
Toledo, mencionado en otros documentos pertenecientes á la misma orden de Ca- 
latrava. 



n 



boletín db la rbal acadbuia db la historia. 

día que estos caballeros celebraroo coa los del Hospital eo 
12 (1), porque en ella consta que aquellos demaadabau (Alfon- 
;a, que es en térmiuo de Zoríiai, más no se avinieroa los ho»- 
alarios á cederla, auaque unos y otros establecieron que «ha 
pacer e de cortar, e de labrar con Zorita, e con sus aldeas, 
no siempre flcieron*. 

Uhóndiga siguió perteneciendo al Hospital hasta que en el 
lo XVI se desmembró juntamente con Peúalver, lugar también 
aquella parte de la Alcarria, pasando á titulo de venta (2) á 
1er de D. Juan Suárez Carvajal, Obispo de Lugo, bombre ao- 
le de que habla la España Sagrada y más circunstanciada- 
Qte la historia de Talavera, donde era nacido, y donde la vida 
8 que centenaria del Obispo, sus fundaciones piadosas y su 
ra descendencia son contadas con curiosos pormenores. 
Uhóndiga y Peñalver formaron parte del mayorazgo de don 
rcj Uuárez de Carvajal, hijo legítimo de aquel prelado, quien se 
nó señor de ambas villas, y cuando D. Fadrique de Portugal y 
va (1592 á 1658), primogéoilo del marqués de Orani y nielo del 
]ne de Pastrana, se casó con Doña Ana Francisca de Carvajal, 
ibió coa la mano de ésta las villas mencionadas, era ya dicha 
na la sexta en la ^rie de los señores de Peñalver y Albóndiga. 
ié aquí la carta-puebla de esta villa : 

In nomine saacte et indiuidue Triuitatis patris et ñlij et spí- 
is sancti amen. Notum sit ómnibus. Quod nos frater Raym- 
dus domorum bospiíalis iheroiíolomitani per yspaniam comen- 
or cum consilio et assessu Tratrum nostrorum tocius capituli 
leralis. Concedimus et conSrmamus poblatoribus de Alfon- 
;a nostris presentibus et futuris illam cartam quam frater 
anes prior uobis dedit quando primo Alfondegam populauíl 
I tali forma. Hoc est carta quoJ fació ego iohanes prior qui 
mlaui AlFoudega populaioribus eiusdem uilJe cupieodo popu- 



) Bvlaríe dt ¡a Orden de CaUíirava, pA(r. 64. 

) Según la relación topoBrtflRB Ae Albándi^, hecbs ea !S80, hacia i 

I que la comprú el Obispo de Ldko de la Orden de Sao JuaD, qae es la del Hoapt- 

La relaciúu de Psñalier, lamblén de 1S90, dice que se híic la compra en 19R- 

■lier fué cabe» de la earcmlenda de dlcba yitla y Albóndiga, perteneoien. 

o digo, á la Orden del HospíUl, ó sea de San Juan. 



' I • 



CARTA-PUKBLA. DB ALHÓNDIGA. 473 

lare earo. Et isti suDt foros de Alfondega quod del unusquisque 
aidnorum de Alfondega. i . meacal in die feslum sancti michae- 
lis decimas et primicias legitime ecclesie hospitalis . et forno de 
palacio si coxerit . cogat a . xxx . panes et aliut non flat in uilla . 
et si pañis se dampnauerit pectet cum el fornero. Et si sennior 
furnum uille bene paratum non tenuerit ut bonum pauem cogat 
anusquisque faciat fornum suum sine calumpnia quo ad usque 
sénior farnum adobet. Quisquis furauerit per diem et ibi captas 
faerit pectet . i . morabeti . et duplet furtum et si furauerit per 
noctem pectet forum dopte (1). Quisquis percusserit alium cum 
pugno ia facie pectet . iii . morabetis et si negauerit iuret ipse 
cum alios tres nicinos et cum manquadra . et si percuserit cum 
pugno ii> alio loco corporis pectet . i . morabeti . et si negauerit 
iuret qui percusserit solus sine manquadra. Quisquis percusserit 
alium cum cutello uel armas uedadas pectet . x . morabetis et 
sanet liuoresetsi percussus firmare non potuerit iuret alius cum 
alios tres uicinos et cum manquadra. Quisquis occiderit hominem 
sine disfídiamento uel rapuerit mulierem aut filiam uicini sui pee» 
tet forum dopte. Quisquis exhereditauerit aliquem sit forum dop* 
te. Si aliquid quadrupes fecerit dampnum in uineis uel in ortos 
pectet una quarta et si negauerit qui fecit dampnumi uret solus 
sine manquadra. Quisquis fronteram suam tenuerit apertam non 
colligat calupniam ex dampno quod ei fecerint . et si aliquis uici- 
ñus dampnum acceperit per fronteram suam ipse pectet dam- 
pnum. Quisquis uenerit in bando contra uicinum suum et traxe- 
rit cutellum uel arma bedada et percusserit cum ea pectet . xiij . 
morabetis . et si non percusserit probando pectet . i . morabeti et 
si negauerit qui percussit iuret cum alios tres uicinos et cum 
manquadt*a. Quisquis mexauerit alium pectet . i . morabeti . et 
si negauerit iuret cum alio uicino el cum manquadra. Quisquis 
uocauerit nomine castelle uel cornuto uel traditorem peciec • i . 
morabeti et si negauerit iuret solus sine manquadra. Quisquis 
populare uenerit in alfondega nisi pectum cessauerit sennioris 
non pectet unum annum sennori nec concilio. Quisquis fuerit 



(1) Ksto es, conforme al fuero de Huele, al que se refiere varias veces la carta- 
puebla. 



■ 3* 



ñ 



11 



"n 



! BOLBTIN DB la real academia DS la HI8T0B1A. 

mplaut mediam pectam seaniori et coacilio. Judex et alcaldes 
]s intrent per manum seonioris et coucilij. Voo quando anoo 
itetur iudiceai et alcaldes in die natalis. Quisquís noQ peda- 
'it seniori uec concilio nou pectet iudice neo sayoai. Totas 
[impnias sin diuisas in tres partes, Vna partem clamanti . 
im parleui seuoiori , tercíant partem judici et alcaldibus coo- 

0. Nullus siue clamante respondeat . seuDiori nec iudici nec 
ildibus. Qui fuerít ortolaaus alterius uel molinero uel y uuero 
1 peclet. Omnes homines domus hospitalis taiem foruin ha- 
int quomodo alíos uicinos. Vineas et ortos et hereditatis ho- 
talis talem forum habeant quomodo alios uicinorum. Nullus 
inus hospitalis eat in fonsado nisi per mandado rejáis. Omoes 
tores istius uille teseant sayales . xl . et . v . cubitos . per . i . 
ncal . lino et cannamo . zsx . cubitos . per . i . mencal. Qui 
inus fuerít et seruicium hospitalis fecerit . ai aliquis ganato 
» per uim rapuerit uel furatum el maiiifestauerit cum in te- 

;sristianorum senniori . et senuior nou eum traxerit uel di- 
tum clamanti accipere nou fecerit íd tempore quaado acce- 
it sua venda pectet pro boue uel vaca . iij . morabetis . 
I rocim et pro yegua . xx . mencales . pro asno . viij . 
ncales . pro oue et cabra . i . mencal. Si aliquis populator 
erit de Alfondega ad populandum in alio loco peclet la renda 
iper et seruiat ei hereditatem suam. Quisquís iudicium hau- 
it cum alio et non placuerit ambobus iudicium alcaldorum et 
tauerit se senaiorí ueníant ante illum et nisi placuerit ds 
¡icium senniorís eant ad cartam . et ibi ceesent. Si alicui cade- 

puteum 3uum aut panetem aut bestiam aliguum homiuem 
iderit non pectet omicídium. Quisquís pignorauerit uicinum 
im cum alio uicino et ille cui pignorare debuerit piguus em- 
auerit adducat ibi iudicem et pectet unam quartam clamanti 
iliam iudici. Si senoior hauuerit rancuram de aliquo uicino et 
inus daré potuerít sobteleuador et fiador de mandamieoto 
uia sua sint salua. Quisquís amparauerit pignus iudici pro 
icura sua facta pectet . v . solidos et si amparauerit alcaldo 
ñus alios . v . solidos. Quisquís negauer'it suo auer uicino 

1 . per . i . mencal qui negauerit iui'et solus sine manquadra 

. i . meocal usque ad se.x . í uret qui negauerit cum alio uícim 






m 



CARTA-PUEBLA OS ALHÓNDIGA. 



475 



ei cum manquadra et de sex asuso qui negauerit iuret cum alios 
dúos uicioos et cum manquadra. Quisquís iudicium hauuerit 
cum alio transseat per pesquisam iudicis et alcaldorum et alus 
duobus bouis hominibus cum eis. Omnia que non fuerint in hac 
carta ad iudicandum sint ad forum dopte. ludex et alcaldes dúos 
qui fuerint in alfondega in omnes pectas sint excusati nisi in 
fonssadera regis . in ipsa pectén t sicut alij uicini. ludex et alcal- 
des uno quomodo sint per tertias diuisiita ut tertia que uno anno 
fuerit iudex et alcaldes in alio anno mutentur in aliam partem. 
Nullus sit iudex nec alcalde dúos anuos unum post alium et qui 
esse uolueiMt sit traditor et aleuoso et falsso ex domino et ex omni 
concilio. Iudex el alcaldes in uereda regis uel in fonsadera pares 
sint aliorum uicinorum, Quisquis fuerit uicinus in alfondega • 
ortolano . uel molinero . uel iuuero et habuerit ex quo pectet 
regio cum alijs uicinis. Pacta carta in mense aprilis Regnante 
rege Alfonsso in castella et in teleta. Sub Eran.* ce' viij. Domi- 
ñus in opte tune temporis. Gutier Marcos. Archiepiscopus in 
teleta dominus celebrunus. Visores et auditores quando iohanes 
prior populauit Alfondegam et fecit et concessit hanc cartam toti 
concilij Alfondega. In primis dominico munnioz de ualdoliuas 
qui fuit quinnonero. Garcías sancius benedicto. loannes diez de 
corita. Petrus michaelis. Don florent. Dominicus pedrez de loca- 
dia. Quid hanc cartam et bos foros uiolare uel transmeare uol- 
uerit quam iohanes prior fecit et concessit etinsuper prior mayor 
scilicet domnus petrus de las eras similiter eam concessit . male- 
dictus et excomunicatus ex parte omnipotentis del et ex parte 
beate marie matris eius et omnium sanctorum dei et pereat cum 
datam et abiron cum impiis in inferno inferiori per sécula cuneta 
amen. Estas son las fronteras de las heredades de Alfondega que 
son a cerrar apremia qui illum molinum qui fuit de diego gon- 
zalo filies de gonzalo tello fuit sénior teueatfronteram cerrada del 
espina del huerto de palacio usque ad pendentem costam de part 
allent que nullus non accipiat dampnum pro ea . et si nullus 
acceperit dampnum pro ea ipse qui molinum tenuerit pectet 
dampnum et similiter teneat el uado bien adobado quo nullus 
non accipiat dampnum . et si hoc non fuerit pignoret eum el an- 
dador et si non lo adobare derrompan sine calumpnia. Et el horto 






^ 



■ sí 

.. 'Vi' 

.1 



OOLETÍN DS LA RBAL ACADBHIA DB LA 

tum de todja qui es carrera daunon (lonnaii dice laconfit> 
n) super las poias de pan allent usgue al río baueat fronte- 
Quisquís tenuerit ortum de limeiio de lucia qui es en 

del exido teneat fronteram clausum del ríuo usque ad 
que uadít al collado. Las uiucaa de ualdecarrales en las 
nicas todas habeant fronteras et cerca del exido de la carre- 
e uade a la golosa usquead uiam de la costa. En ualde 

todas las uinnas cierren fronteras et cerca del eiido de 
isque ad sumuoi de costa. Quisquís tenueril ortum qui 
3 gonzalo couo cerré fronteram de uiam usque ad costam. 
cubiello si por el ríuo entrare ganado et eziere dampnum 
indo pectet dampnum. La faca en la fuente que fue de don 
abeat fronteram tenera clausam cerca la calcada usque ad 
n et carrera de peüaluer similiter. De la faca de fortun de 
que es carrera de donnay esta estando dentro fasta la faca 
del rio cierren fronteras. En ual de pennaluer de la font 
, carrera se pennaluer cierren fronteras tanto como fuere 

1 ulnnaa ut ante hac nostra concessío et confirmatio tam de 
isu tocius capituli geoeralis apud frazimum celebrali flrmior 
)ilior uobis dictis nostris populatoribusdeaUondegain per- 
ra habeatur huic presentí carte sigilum noslrum in tesü- 
im du.ximus ad ponendum. Esta abveneucia fi^o el conceio 
Midega que el que ouiere ualor de quatro cientos mencales 
eche por uecino entrego . et por dozieatos mediero . de 
quartero . et de l . ochamero et dent ayuso silouieren por 
os contadores. Et los huérfanos fata xij. anuos que non 



ftdrid, ZT da Ontubre de ISKf. 

Juan Catalina García. 



ARMADA NBL CA8TBLLO DI DBUMOLaND 1N IRLANDA. 477 



IIl. 
mCORDI DELL* ARMADA NBL GA8TBLLÓ DI DRDMOLAND IN IRLANDA. 

Le opfere immortali di Don Cesáreo Fernandez Duro suIIq vi* 
cende della marina spanuola gloriosa sempre, anche nei di^aslri, 
sonó universalmente conosciute ed ammirate. Ma in Ingbilterra» 
OTe i lavori dell' ingegno umano sonó piü che ovunque altrove 
apprezzatí, le prixicipali riviste ebbero intorno ai voiumi di Don 
Cesáreo Fernandez Duro lunghi artícoli di lode e di esame, do- 
yuti alie migliori penne del Regno Uuito. Basterebi)e citare il 
Fronde, il Conté de Ducie, il Prof. O' Reilly, 1' Albingham, il 
Crawford. 

Quella parte della narrazione del Duro che si riferisce al nau- 
fragio dell* Armadoí e che venne fuori per la prima volta in Ma* 
drid nel 1885 sotto il titolo: «La Armada Invencible» destó grande 
interesse in Inghilterra ed in Irlanda. In questo paese é ancor 
viva la tradizione di guei fatti memorabili e si couservano nei 
Castelli e nelle capanne molti ricordi delle navi che perirano 
infrante su le ferree coste che guardano V isola verde dalle furie 
dell' Atlántico. 

Ho veduto io presso il Castello di Doolin, rimpetto alie isole di 
Arran un monticello di pietre coverto d' erba che voce popolare 
addita qual sepoltura di spagnuoli. Vuolsi che i vi alia rinfusa 
centinaia di naufraghi fossero tumulati, uíñciali e marinai gran 
signori e plebei: tra i primi V único rampollo di una tra le mag- 
giori case di Castiglia; che poseía i congiunti invano richiesero 
le spoglie mortali di costui per riportarle neir avello di famiglia. 

Mío cugino, Enrico Mac Ñamara attuale Signore di quei luoghi 
e reppreseutante dell' antichissima casa che al tempo del naufra- 
gio aveva il dominio di Clare mi additava quel posto e mi rac- 
contava i fatti guando neir Agosto scorso io ero suo ospite cola. 
Ed egli aggiungeva che nei Castello di Drumoland appartenente 
agli O' Brien, che discendono dai Re di Lhomond si conservano 
parecchi avanzi di navi spagnuole naufragate nel 1588 sulle coste 
occidentali d' Irlanda. 



478 BOLETÍN DB LA RKAL ACABEUIA DE LA HISTORIA 

Mosso piú che da curioeítá, dal desiderio di portare i 
miaimo contributo alia storia della nobile Spagna mi ret 
[Qoland insieme coii la Excellentissima Signora Qeraldi 
Bglia di Lord Inchiquin, O' Briea, a cui Drumoland aj 
CoXh TÍdi una magoifica tavola di legao intarsiato ed íi: 
ae ottenní il disegno che gui ríporto dalla cortesia de 
volé Murrough O' Brlen, ñgliuolo di Lord lochiqui 
tempo assente. 



Basta confrontare la fattura del* intaglío e dell* intarsio di 
juosta tavola con la polena di uno del galeoiii spagnuoli, ripro- 
lotta nel libro del Signor Hugh Albingham: (1) fCaptain CtM- 
üor'í Adventures in Connacht ancí Wetíer A.D. [2] 158S* pub- 
tilicato k Londra nel 1897, per convincersí della perfetta auten- 
AcHk di (juesta tavola, di cui niuno finora 3' é occupato. 

n del BOLiTfH, pfsinaa ¡BS-an.— 5««B (ta I» R. 



J 




RBSBJfA HISTÓRICA DB IMPRENTAS DE VALENCIA. 479 

II bel disegne che qui n' h dato mi esime dal farne la descri- 
zione. Osservo soltanto che i due latí maggiori sonó alquantores- 
taurati, mentrei minorí e tutto il resto conservano il carattere 
antico. 

A Drumoland sonó altresi quatro cannoni di ferro anche appar* 
teñen ti a na vi deír Armada. 

Presso il Signore W. £. Kelly di Westport nella Con tea di 
Mayo, b una cassa forte in ferro lavorato d^ idéntica provenienza. 
La polena di cui sopra che rappresenta il Leone dello stemma 
spagnuolo tenente tra le zampe ezteriori lo scudo reale b presso 
il sign. Simón GuUen di Higo. Un' ancora trovata presso 1' isola 
di Aran b a Londra mandatavi dalP Ammiraglio Ommaney. Altri 
cannoni di ferro o di bronzo, monete d' oro, stemmi in metallo, 
tavole, proiettiliy armi si vedono sparsi qua e cola in molte case 
e gioverebbe averno un catalogo il piü ch' b possibile completo. 

Per contó mió saró lieto se il mió piccolo contributo potra 
riuscir gradito air illustre Don Cesáreo Fernandez Duro ed alia 
Reale Academia de la Historia di cui egli b tanta parte. 

Dublin (Irlanda), 23 ottobre 1899. 

Lorenzo Salazar. 



IV. 

RESEÑA HISTÓRICA EN FORMA DB DICCIONARIO 

DB LAS IMPRENTAS QUE HAN EXISTIDO BN VALENCIA 

DESDE LA INTRODUCCIÓN DEL ARTE TIPOQRÁPICO EN ESPAÑA 

HASTA EL AÑO 2868, 
CON NOTICIAS BIO'BIBLIOQRÁFICAS DE LOS PRINCIPALES IMPRESORES, 
POR JOSÉ ENRIQUE SERRANO Y MORALES (1). 

No puedo menos de comenzar declarando que esta obra es de 
las que forman época en la historia bibliográfica española. La 



(I) Obra premiada por el Excmo. Ayuntamiento de Valencia en loe Juegos florales 
celebrados por la Sociedad «Lo Rat>Penat9» en el año 1S91. Valencia. Impr. de F. Do- 
menecb. 189S-99. Un vol. fol. de zxyixx-665 pigs. Una hoja de Erratas y otra de Colofón. 



DB LA nSAL ACADBHIA DB LA HISTORIA. 

[tensióii é importancia del asunto, la circuaBlancia de serVa- 
ncia ciudad ramosísima en nuestros fastos tipográÜcoB, la pre- 
nda erndicióü del autor y su reconocida competencia en «Ata 
otras materias literarias, fa larga preparación y detenido exa- 
en con que ba procedido en la elaboradión de tan magna y di- 
;il empresa, son causas que han contribuido A porfía á la per- 
cción, novedad é interés de este libro.. Es verdaderamente no- 
ble por su ejcposición y riqueza de datos, algunos de ellos poco 
inocidos, la reseña histórico-tipográ&ca de Valencia que el señor 
jrranú y Morales traza en la Introducción; y no lo es menos la 
nptfación de las pruebas de haber sido las prensas valencianas 
t primeras que funcionaron en España. Insistiendo con vigor 
nuevas luces en este último punto, indica las principales pietas 
I tan largo y empeñado litigio «sostenido, dice, con más tena- 
dad que fortuna porparte de Barcelona, contra las jusüficádi- 
mas razones aducidas basta ahora por la ciudad del Turia, y 
nfirniadas plenamente por las no menos ciertas que de nuestras 
restigaciones se deducen.* 

En el Diccionario de impresores valencianos sigue el autor el 
den alfabético, citando ünicameute las obras más importantes 
lampadas en cada una de las imprentas, ó las que determinan 
guna circunstancia modi&caliva de la vida del impresor 6 de 
is talleres. En tal concepto, y por regla general, describe el pri- 
ero y ultimo libro salido de sus prensas; los que dan á conocer 
fecha de los cambios de domicilio y los que ayudan á formar 
icio acerca de la pericia de los mismos tipógrafos, cuando estos 
merttcen. De las pocas imprentas que aun subsisten de las es- 
blecidas en Valencia con anterioridad al año 1868, límite de su 
ludio, continua la noticia hasta el día. Ha ñjado el autor prín- 
[>almente su atención y rebuscado con mayor interés los datos 
documentos relativos á los tipógrafos de los siglos zv y xvi, y 
los que más se ban distinguido en las tres centurias po.steriores. 
insiderando con sumo acierto de capital importancia la repro- 
icción de documentos referentes á los primitivos editores 6 em< 
esarios, que ora por cuenta piopia, ora asociados con los anti- 
los tipógrafos, contribuyeron en gran manera at desarrollo 
ogreso del Arte de Guttenberg, insértalos el Sr. Serrano y M 



RESBftA HISTÓRICA DE IMPRENTAS DE VALENCIA. 481 

rales con asombrosa prodigalidad, como si su investigación y 
crítica fuesen la cosa más fácil y hacedera del mundo, reflejando 
sólo esta parte del trabajo del autor, largas y fatigosas buscas en 
Archivos y Bibliotecas, coronadas por fortuna con brillantes y 
positivos resultados, como se comprueba en los artículos de 
Jacoboy Felipe Vizlant, de Juan Rix de Cura, de Jacobo de Vila, 
del Dr. Albert y otros muchos. 

Si las noticias biográficas de impresores son por todo extremo 
interesantes y curiosas, como puede verse en las de Mey, Orga, 
Monfort y tantas otras; en la parte gráfica merece igualmente los 
más entusiastas aplausos. Ilustran esta notable obra abundantes 
copias esmeradamente ejecutadas de los escudos ó marcas que 
usaron en Valencia los impresores tanto antiguos como moder- 
nos, y en ciertos casos hasta los de los editores y autores de las 
obras, añadiendo también los retratos de algunos de estos últi- 
mos y el del insigne Benito Monfort; y como complemento de 
todo esto inserta los fac-similes de algunas portadas y los colofo- 
nes de obras rarras ó escasas, reproducciones que no sólo dan á 
conocer la fecha exacta de la impresión, el domicilio del impre- 
sor, etc., sino también la clase y forma de los tipos, y en muchas 
ocasiones hasta el estado de progreso ó decadencia en que el 
Arte tipográfico y el del grabado se encontraban en la fecha que 
el libro se estampó. 

El estudio de las filigranas ó marcas del papel es de tal impor* 
tancia, que comprendiendo el autor que por sisólo merece un tra- 
bajo especial, del cual es de creer se ocupe pronto, se ha concre- 
tado á copiar en el artículo de Palmárt los signos que se hallan 
en los tres primeros libros impresos en Valencia. 

En los Apéndices da á conocer el Inventario de los libros de 
Juan de Vallterra (1487); el de Martín Navarro (1491); el de Ma- 
tías Mercader' (1489) y las cláusulas del testamento de éste, otor- 
gado en el mismo año. 

Por ultimo la impresión de la obra está hecha con exquisito 
gusto tipográfico. 

Están, pues, de enhorabuena por su publicación, Valencia, 
cuyo antiguo esplendor artístico y literario se refleja en este 
volumen; su dignísimo Ayuntamiento, que así protege y fomenta 

TOMO Z2ZT. 81 




BOLETÍN DE LA RBAL ACADBHI 

ístudios hislóricoBj y el Sr. Serrai 
lición y buen gusio con que ha s 
lental monumento, y opino, por U 
} de dar muy cordial y expresiva i 



Uadrld, 3 ds NOTlembre de law. 



UBRCURINO DE OATTINARA.-ORAN 

] el tomo 2LVI1I de las Memorial 
cías de Turio, impreso en 1897, 
> Gaiideucio Claretia con varias n( 
Jran Canciller del Emperador Car 
attinara, que fué aprobada en sesi 
aúo. 

trabajo cuyo examen me encomt 
último, es algo más que la biograf 

tiene su preámbulo y cuatro ca] 
noticia sumaria de los principales 
'a; el segundo, las especiales reiac 
liduquesa Margarita de Austria; t 
cíales relaciones con Carlos V; y 
dÓ con su familia y con sus vasall 
a estudio cou varios documentos q 

poder el Gran Canciller prestar s 
.lemania, eu Austria, eu Italia y e 
) es esta la primera vez que los hii 
¡ero9 se ocupan de la relevante peí 
le Carlos V, pero principalmente lo 
la gloria de aquel eximio personaja 



..'-]^H 



fu 



MBRCURINO DE GATTINARA. 



483 



Garios Deuina en el toníio iii de Piamonteai illustri. Se ocupó de 
él Degregori en la Storia della letteratura vercellese; Dionisotti 
en la Nothie biogra fiche dei vercellesi illustri; y Moglia en su 
Memorie storiche su di Gattinara. Le Flay en 1847 publicó en las 
Memorias de la Real Sociedad de Ciencias de Lille, unos Eludes 
biographiques sur M. Arhorio de Gaitinara, De Courbezon, leyó 
en la Academia de Besancon el 7 de Mayo de 1873, una Mémoire 
sur M. de Gattinara; y Huart, en el discurso que pronunció ante 
el Tribunal de apelación de Besancon, trató áeLe cardinal Arho- 
rio de Gattinara, etc. Cuando en diversos países y por varios es- 
critores se trata de concretar la signiñcación de un personaje en 
determinada época de la historia, clara prueba es, que aquel per- 
sonaje no fué una figura vulgar, sino por el contrario, que sus 
excepcionales condiciones le elevaron á la región de los hombres 
eminentes, cuyo estudio crítico preocupa después de transcurri- 
dos más de tres siglos y medio , á los escritores de las naciones 
más importantes de Europa. En España mismo, las plumas caste- 
llanas no escasearon sus elogios al Oran Canciller Gattinara, á 
pesar de tenerle por flamenco, y con rara unanimidad reconocie- 
ron que era docto, de gran probidad, de superior talento y fiel 
servidor del Emperador Carlos V, á quien debía su nombramiento. 
Originario de Borgoña y descendiente de la antigua prosapia 
de los Arborii, que mereció gran reputación y poder en tiempo 
del Emperador Federico Barbaroja y después en la villa de Ver- 
celli en el Piamonte, donde los antepasados de Gattinara se refu- 
giaron por consecuencia de las discordias entre güelfos y gibe- 
linos, Mercurino de Gattinara nació en 1465 de Pablo y Felici- 
<lad de Ranzi, patricios vercellesi puros, y joven aún fué envia- 
do á Turín á estudiar leyes, donde adquirió fama de excelente 
jurisconsulto y el grado de Doctor, y á los veinticinco años era re- 
putado como uno de los primeros letrados del foro turiuense. Lla- 
mado en 1488 para defender á una dama extranjera, en asunto 
muy complicado, presenció los debates el Duque de Saboya Car- 
los I, y maravillado de las condiciones oratorias de Gattinara, le 
ofreció un puesto en el Consejo ducal , pero él prefirió el oficio 
le vice abogado fiscal. Fallecido el Duque de Saboya, sucedióle 
^iliberto II, que casó con Margarita, hija del Emperador Maxi- 



.1 



» t 



'■a 






' ••'3 






J 









#•1 

■■t:-¿ 
a 



n 



164 BOLBTÍN DB LA «BAL ACADBUIA DB LA HISTORIA. 

níliaao, pero al quedar viuda en 1504 , Gattinara fué nombrado 
Presidente de la Corte de Justicia en la BorgoÚa ó Franco Gen- 
iado, abandonando para siempre su pafs nativo. 

Cuando en 1504, Maximiliano, Lufs XII Rey de Francia y 
^eraaodo de Aragón se concertaron on Cambra! para contener el 
)Oder de la repübrica de Venecia, que so extendía por la Istria, 
a Dalmacía, Chipre y otras partes de Oriente, Gattinara, repre- 
lentante de Margarita de Austria, demostró una vez más su sa- 
>er, contendiendo con el Cardenal de Roban Jorge d'Amboise, 
egado del Papa y principal ministro y favorito de Luís XII; 
>ero no abandonó su cargo de Presidente de la Corte de Justida 
lasta 1517, en que un mensaje de la Archiduquesa Margarita le 
lamo á Rottenbourg donde estaba Maximiliano, para encargar- 
le la delicada misión de aquietar la discordia suscitada entre él y 
Francisco I Rey de Francia. 

Carlos de Austria, por la muerte de su abuelo Fernando el Ca< 
ólico, ocurrida en 1516, sucedió en el gobierno de Castilla y 
iragón con el tííulo de Rey de España, y al fallecer Maximilia- 
10 I, Rey de Romanos, en Wels, en 1519, y ser elegido su suce- 
ior, el monarca español se encontró Emperador de Alemania, 
)oseedor de todos los Estados hereditarios de Austria, Seáor de 
Wilán, de Ñapóles, de Sicilia y de Cerdeña, arbitro casi supremo 
lor medio de Andrea de Oria y de Alejandro de Médicis de cuan- 
,0 á Genova y á Florencia se referia, y como Rey de Espaúa, 
lueúo de las vastas y ricas provincias de América. 

En aquellos tiempos, como dice Claretta, las costumbres esta- 
ban bastante corrompidas ; toda clase de personas ofendía con bus 
'icios al publico pudor , los príncipes y los ministros con tal de 
tlcanzar el fin que se proponían , se complacían en entrometerM 
m todo, inspirándose en la perfidia y la crueldad; era, en una 
palabra, la época del veneno y de los homicidios ocultos, como 
lasta á justificarlo el nombre de Francisco Sforza y de Ludovico 
;1 Moro, y toda la doctrina de Maquiavello, capas de trastornar el 
nundo. En esta atmósfera malsana comenzó Gattinara A ocupar- 
te de la gestión de los negocios püblicos y tuvo la fortuna de no 
Mntaminarse demasiado de las aguas cenagosas de que se hall 
■odeado. 



»" 



MBRGUBINO DE GATTINARA. 485 

Poseedor de la confianza del César, fué honrado con el cargo de 
Gran Canciller español, que según las leyes de Partida» era el se* 
gundo oficial de la casa del Rey^ de aquellos que tienen oficio de 
puridad, y medianero entre el Rey y sus vasallos; y con dicho 
carácter presidió las Cortes de Santiago y la Coruña en 1520, con 
lo cual se rectifica la equivocación que padecieron Marichalar y 
Manrique al afirmar que dichas Cortes las presidió el Comenda* 
dor mayor de Castilla Hernando de Vega. Mercurianus de Gati- 
nara, que así se llamaba el Gran Canciller de España, suscribió 
la Real convocatoria expedida en Calahorra en 12 de Febrero de 
1520, y asistió á la primera reunión que tuvo lugar en la ciudad 
de Santiago de Galicia el sábado 31 de Marzo del referido año. 

En esta fecha se había ya iniciado el movimiento de las Co- 
munidades con motivo de la puja de los arriendos de los encabe- 
zamientos que disfrutaban los pueblos, de las exacciones que se 
proyectaban con ocasión del viaje del Rey á Alemania, y del odio 
que con fundada razón se profesaba contra los extranjeros que 
rodeaban al monarca, y especialmente contra los insaciables fla- 
mencos, que trataban á España como país conquistado. Gattinara 
desde el comienzo de las Cortes de 1518, llevó la palabra de S. M. 
y sirvió de intermediario entre el monarca y los Procuradores, 
ora requiriéndoles el mismo día de la apertura para que presen- 
tasen los poderes y fueran examinados; gra para indicarles el 
l.*de Abril después de leída la Proposición Real y la contesta- 
ción, que se ocuparan ante todo de la concesión del servicio, y 
luego mandaría proveer á todas las demás cosas que en nombre 
de sus Reinos pidiesen y suplicasen, como se había hecho en las 
anteriores Cortes; ora insistiendo en este mismo concepto el dia 2, 
después que la mayoría de los Procuradores votó un criterio dis- 
tinto al del Rey y su Canciller, produciendo aquella actitud la 
suspensión de las sesiones do las Cortes el día 4 de Abril, con el 
pretexto de que era el fin de la Semana Santa , para continuarlas 
en la ciudad de la Coruña el 22 del mismo mes. El mismo Gran 
Canciller, como Presidente de estas Cortes, comenzó por hacer 
leer al Secretario Juan Ramírez unas Reales Provisiones, prohi- 
biendo sacar moneda ni caballos de estos Reinos, jurando y pro- 
metiendo el Rey, que durante su ausencia, no daría oficio alguno 



6 boletín db la real academia i)B la HISTOniA. 

ellos á persona que no fuese natural de los dichos Reinos; 
reciendo que antes de partir dejaría en éstos Gobernador qne 
presentase su persona Real, que fuese de autoridíid y dignidad 
loso del servicio deDíosesuyo e bien de sus Reinos, con gente 
fuerzas para ejecutar lo que fuese mandado; y que por tres años 
indaría pagar los Continuos y otros Oficiales de la Casa Real 
rao hasta etjionces se habla pagado. Publicadas estas concesio- 
8, el Gran Canciller insistió en que los Procuradores se deler- 
nasen clara y abiertamente en lo que querían hacer en lo que 
raba al dicho servicio. 

Continuando la diversidad de criterio, fué necesario que el Rey 
mase á los Procuradores al Monasterio de San Francisco don- 
posaba, y allí el Obispo de Badajoz les dirigió un segundo dis- 
rso en nombre de S. M. para que modificaran su actitud y con- 
tiesen el servicio pedido. Tras nueva y trabajosa delíberacióu 
servicio fué otorgado, y como se aceptara el nombramiento de 
bernador, se reveló que para este cargo estaba nombrado el 
rdenai de Tortosa, quedando concluidas las sesiones el 19 de 
lyo y contestadas las sesenta y una peticiones del Cuaderno de 

generales que tiene publicadas la Academia. Ocho leyes de 
as Cortes se incluyeron en la Nueva Recopilación, pero nin- 
oa se cumplió, á causa, como dice Sandoval, «de haber caid» 

manos de extranjecos , y el Rey mozo y con cuydados de su 
aino y Imperio y assi se quedaron. Y por no bazer caso dellas, 
otras semejantes que se pedian con muy buen telo, reventó el 
yno, y dando en un inconveniente se despeñó en muchos, 
no es tan ordinario>. 

Üon la ausencia del Rey, que duró desde el 20 de Mayo 
1&20 hasta el 16 de Julio de 1522, se desarrolló el movimiento 
las Comunidades, que fué dominado en 1521, y al regresar el 
iperador á España, convocó Cortes desde Yalladolíd para el 10 
Julio siguiente; pero éstas no inauguraron sus sesiones basta 
lía 14 de dicho mes, en la casa de D. Bernardino Piméntel en 
)ropio Vallndolid, donde moraba el ESmperador. Las presidió 
]!anciller mayor, Mercurino de Gattinara, en el Monasterio de 
1 Pablo, y leída la Proposición Real, manifestó el día 15 t"» 
io á los Procuradores que platicasen acerca de ello y contt 



J 



M9RGUR1N0 DB 6ATTINARA. 



487 



taran á S. M. Los represen taates de las ciudades y villas de voto 
en Cortes, manifestaron que ellos querían entresy hablar e plati- 
car para responder á S. M., y pidieron al Canciller licencia para 
ello, pero Oattinara la negó, fundándose en las costumbres segui- 
da hasta entonces de deber platicar los Procuradores en presencia 
del Presidente, Asistente y Letrados de las Cortes. ]5ntonces pi- 
diéronle licencia para suplicar lo mismo á S. M., y otorgada, 
presentaron al Rey un mensaje, que contestó sosteniendo el 
mismo criterio expuesto por el Gran Canciller. Reunidos el 16 de 
Julio á presencia de éste insistieron en su propósito, añadiendo 
que antes de otorgar el servicio se contestaran las peticiones gene- 
rales y particulares de las ciudades, pero esta solicitud fué dene- 
gada como en 1518, y las Cortes fueron despedidas en 24 de Agos- 
to, aplazando indefinidamente su reunión. El cuaderno de peti- 
clones generales aparece contestado por el Rey en Real Cédula 
del mencionado día 24 , refrendada por Mercurinus Cancelarius, 
No conocemos ningún otro acto oficial que al Gran Canciller se 
refiera; pero en cambio los Embajadores vénetos, en las Relacio- 
nes publicadas por Alberi, nos suministran datos curiosos para 
apreciar las alternativas de la vida de aquel personaje, Cardenal 
en 1529 y fallecido en Inspruk en 1530. Gaspar Coutarini, que 
conoció al gran Canciller desde 1521 á 1525, consigna que, italia- 
no y piamontés, fué Gattinara doctor legista y mereció de Ma- 
dama Margarita, mujer del Duque Filiberto de Saboya, que lo 
llamara á su lado y que el Emperador Maximiliano le confiase 
algunas legaciones. Por la influencia de tan ilustre dama alcanzó 
la Presidencia de la Corte de Borgoña y después el ser gran Can- 
ciller del César. Era de complexión sanguínea, alegre^ prudonte y 
práctico en negociar; un poco caviloso, animosísimo, y tan tra- 
bajador que apenas podía creerse; comía una sola vez al día; 
nunca cenaba, y todo cuanto ocurría lo consignaba por escrito de 
propia mano. Por ella pasaban todos los negocios privados y los 
del Estado. Todas las provisiones, dineros y fuerzas de mar y 
tierra eran tratadas y dispuestas por el Gran Canciller. Era muy 
afecto al Duque de Milán porque le había donado un Estado en 
su Ducado con 8.0Ü0 ducados de entrada. De los españoles era 
[)OCo amigo; de los franceses gran enemigo, y muy adicto al Papa 



boletín DB héL BBAL ACADBUIA DB LA HISTORIA. 

iberle dado un Breve ofreciendo hacerlo Cardenal. Prands- 
ruaro convino con este juicio, añadiendo que Gattiuara era 
re justo y todo lo sacriñcaba al bien del César. Acostumbra- 
:ir que el César le necesitaba más que él al César. Claretta 
ca estas apreciaciones recordando que Gattinara, para re- 
' á Venecia, sujetar A la Lombardía y Liguria y dominar á 
, no vaciló en aconsejar medios maquiavélicos, si bien cod- 
Lo en Toledo que el Empetador se engañaba al pensar y que- 
minar la tlalía por la fuerza. Nicolás Tiépolo reveló que 
uerle de Guillermo de Croy, Señor de Chievres, fué nombia- 
ircurino Gattinara Gran Canciller, y tenía taota autoridad, 
tan estimado del Cés»r y de otros, que dempre se segufa su 
in, y los Embajadores negociaban con él porque les era 
o más cómodo. Y Andrés Navajero, refiriéndose á 1526 é 
oando á la Señoría de la couclusión de la pas conveuida, 
i que Gattinara fué contrario á ella y mostródeseo de regresar 
ia, y concluyó diciendo : « El Gran Canciller es muy amigo 
ro y protege á todos Iss italianos que están en la Corte>. Lis 
clones morales de G;Utiiiara las garantizó el Obispo Sando- 

estas palabras: «Fué nuestro Mercurino vai-ón prudente 
io, y amigo de justicia, y rectitud, y gran jurisconsulto; y 
rvió al Rey en el oñciode Gran Canciller leal y prudente. 
jejado de la gota, consiguió por fin ver i-ealizadas sus ilu- 

1 de poder regresar á su pafs nativo, y en 1529, Cle- 
i VII colmaba su deseo nombrándole Obispo de Ostia y 
^nal, con el titulo de San Juan ante Portam Latinam. Tras- 
a de Barcelona á Italia, poco tiempo disfrutó su nuevo 
, pues atacado de maligna fiebre, falleció en Inspruk el 
riayo de 1530, después de haber sido Gran Canciller de Es- 
en ia época de sus mayores perturbaciones, Marqués de 
nara. Conde de Valencia y de Sartirana. 

o la crítica histórica no se satisface con la enumeración de 
íncipales rasgos de los grandes Jiombres que ocuparon un 
3 preeminente en la historia nacional, y apreciando, como 
to, los datos biográficos que pueda reunir una afortunada 
tigación, prefiere conocer la época en que el personajt 
"> y la influencia que sus actos tuvieron en los hechos f 



MBRGURINO DE GA.TTINARA. 489 

bajo SU direccióQ se desarrollaron. Y como es opinión por todos 
aceptada, que Mercurino Gattinara, por sus antecedentes, por su 
ilustración, por los cargos que había desempeñado, y por la con- 
fianza que inspiraban sus opiniones, era atendido en todo por el 
Emperador Carlos Y, terminaremos este trabajo examinando y 
apreciando el juicio que Glaretta ha consignado en la tercera 
parte de su notable biografía. 

No era fácil tarea sintetizar la época en que reinó Garlos I de 
Gastilla y mucho menos deslindar la participación y responsa- 
bilidad que alcanza al más influyente de los íntimos consejeros 
del monarca español. Lejos de penetrar Glaretta en este terreno, 
acaso porque la índole de su trabajo no consentía mayores escla- 
recimientos, se limita á simpatizar con la idea de la monarquía 
universal, con error atribuida al fundador de la dinastía austría- 
ca, para deducir que el giro impreso á los asuntos de Italia, fué 
la causa del alejamiento de Gattinara, de vestir la púrpura car- 
denalicia y de ausentarse para siempre de España, donde tantas 
consideraciones se guardaron á su persona y servicios. Pero 
como el reinado de Garlos V, después de tanto tiempo como va 
pasado, todavía merece la diligente atención de ios escritores 
alemanes, belgas é italianos, descollando entre ellos el Estudio 
de los orígenes de la preponderancia política de España en Euro- 
pa, por Ernesto Gossart, conservador de la Biblioteca Re^\l de 
Bélgica, y su reciente folleto acerca de la Dominación flamenca 
en España desde i5íl á i520, no parecerá inoportuno repetir 
algo de lo que en otra ocasión consignamos á propósito de la 
época del Emperador y de las poco meditadas inculpaciones que 
se le dirigen. 

Garlos I de Gastilla, joven aun é inexperto en los graves asun- 
tos de Estado, abandonó su país natal después de ajustar con 
Francisco I de Francia la estéril concordia de Noyon, y pisó las 
risueñas playas de Asturias, cuna del más puro sentimiento es- 
pañol. Al tomar posesión de la monarquía encontró á España 
sin enemigos que combatir, pues aunque es cierto que había una 
grande indisciplina en el espíritu de los españoles de aquel tiem- 
po, también lo era que la nueva dinastía infundía á todos lison- 
jeras esperanzas, y todas las clases esperaban reivindicar sus 




) BOLETÍN OS LA REAL ACADBlflA DE LA HIS 

Bbrautados derechos. Ed vez de abandonarse el 
i lealtad castellana, comenzó por acompañarse 
panjeros que h^ibfan cautivado su conñanca y 
los primeros puestos del gobierno para acredit 
inmoralidad. Este hecho, el acto de iagratitu 
i el Regente Cisneros, el propósito de obteni 
nietos del pats, y el afán de ausentarse de Esp 
corona del Imperio, ofendió el sentimiento y oí 
vei de halagarlo, y en lugar de prolongar la 
Lmación que creó el anterior reinado, derran 
: de sembrar beneScios, como dijo Lafuenie; 
o por de pronto en España, según Cánovas del 
19 castellanos en todo lo que con más viveza ha 
sus costumbres, en sus privilegios, en sus iui 
;ullo nacional. 

isí se esplica el movimiento de las Comunidadi 
o tanto favoreció el logro de los ambiciosos deseí 
ivo, emprendedor, ambicioso de dominio y d( 

capitán y verdadero político, fué un instrumt 
encia en la marcha déla humanidad; y si bien 
España causó da&o á su prosperidad interior, 
ide negarse, como dice Cánovas del Castillo, qi 
nbre perfecto, la historia no recuerda otro qu' 
s. Al alejarse de Kspaña supo captarse la ami 
) VIII de Inglaterra y del Pontífice León X, 

} acababa de celebrar un tratado con Franciscc 
rno rival de Carlos I de Castilla, En Milán y er 
á su guerrero adversario, y la muerte de León 
icar en la cátedra de San Pedro á su antiguo m 
Utrecht, Gobernador á la sazón de Espada, 1 
ica extinguida de los reyes de Francia y Espí 
: sangre generosa los campos de Ñapóles y M 
lorias aumentan la gloria del monarca castella 
Des capitanes y de aquellos soldados tenidos pi 
aé necesario que dos damas procurasen restañi 
esventura tanta. La enérgica política de Cari 

1 Rey' la figura más saliente de Europa. A. él de 



r^ 



MERCURINO DE GATTINaRA. 



491 



emaocipacióriy y al atravesar Italia, de paso para sus Estados ale- 
manes á combatir á Lutero y al Turco, es, como dice Lafueote, 
una figura altamente dramática y sublimemente heroica. Joven 
de veintinueve años, aclamado con entusiasmo por los republica- 
nos genoveses sus protegidos, acatado con respeto por los prínci- 
pes, recibiendo la sumisión del de Milán, concertándose con Ve- 
necia, esperado en Bolonia por el Santo Padre, besando respetuo- 
samente el pie al Pontífice á quien acababa de tener cautivo, re- 
cibiendo en sus mejillas el ósculo de paz, en sus sienes las dos 
coronas de oro y de hierro, restableciendo generosamente en su 
soberanía de Milán al.resignado Sforza, pactando la paz con todo 
el mundo menos con los hereges é infieles, los turcos y los lute- 
ranos, subyugando á Florencia, es una de las figuras de más 
magnitud que pueden completarse en la historia. 

La cuestión religiosa que Carlos V se encontró planteada el 
mismo año que se coronaba Rey de Castilla y de León, consti- 
tuyó la esencia de su política, y Pichot, en la crónica de la vida 
del Emperador, dijo con gran sentido que los actos de este mo- 
narca los inspiró el interés de la nacionalidad, amenazada en su 
unidad por el espíritu de secta; y aunque Gachard afirma que 
no cesaban de escribirle en su retiro, y que el mal no era tan 
considerable como se había temido, notorio es que Carlos V cedía 
con frecuencia á las inspiraciones políticas, pero que la religión 
fué su principal objetivo, y debe atribuirse á este motivo todo lo 
que hizo durante la guerra como durante la paz. En otra ocasión 
escribimos y repetimos ahora: «La política del Emperador Gar- 
los y en la cuestión religiosa, puede condensarse en pocas pala> 
bras: de conciliación y prudencia mientras el movimiento sólo 
revistió carácter religioso; de energía, resistencia y guerra sin 
tregua cuando el movimiento adquirió carácter político. El im- 
perio y su unidad era lo primero, pues sin este gran poder era 
imposible defender el catolicismo.» 

Sin detenerse á examinar el fundamento de la política de Car- 
los y, que basfa para apreciar su época, comienza Claretta la 
parte de su trabajo, en que se ocupa de Mercurino de Gattinara 
en sus relaciones especiales con el Emperador, diciendo que es 
notorio que abrigó el pensamiento de fundar una Monarquía uni« 



m 






'Vi'? 

* ' ^ 



e;--" 



/ >« 






m 






■i* 



;;/i 



IIOLKTIN DK La HBAL ACADEMIA DK LA HISTOKlA. 

lal; y como esia tesis, que tauto apasioaó á cuantos escribie- 
acerca de la vida del César, ha sido combatida eu otro lugar 
el auior de estas liaeas, no puede resistir al deseo de repro- 
ir los fundamentos de la opiuión coutraria. La Moaarquia 
versal no se habla realizado nunca, por más que pueda consi- 
irse como un ideal de la Edad Media, favorable al principio de 
.nídad. Moutesquieu dijo que Carlos V recogió la sucesión de 
goña, de Castilla y de Aragón; llegó al Imperio, y para pro- 
irle UQ nuevo género de grandeza, se dilató la tierra y rió 
recer un nuevo mundo bajo su obediencia. Hasta )a poesía 
tó que Dios había reservado al Emperador una gloria más 
nde que la de Augusto, sometieudo á sus leyes uua tierra des- 
ocida de los antiguos, siendo señal de que era llegado al tiem- 
le que los pueblos no formarían más que un solo rebaño con 
solo pastor. Bayle profetizó que Carlos V, después de haber 
leiido ta España y las Calías, serla vencedor de los turcos, 
rtarla el sepulcro de Cristo, y aseguraría el imperio del Cris- 
lismo. Más explícito su constante é irreconciliable euemigo 
ncisco I, Rey de Francia, decía al Papa Paulo III, que el Em- 
ador creía que era tal su destino; que pretendía quitar á todos 
ibertad, á sus amigos y á sus enemigos, y reinar solo, en me- 
de la disolución universal. Y en este mismo sentido se produ- 
m Enrique II, el Cardenal de Tounion, Zuinglio, Du Bellay 
iranlóme. 

•n contrario declaró Hobertsson, que no tuvo fundamento h 
Ilion de que el Emperador aspiraba á la Monarquía universal, 
taire, en su Ensayo acerca de las costumbres, no ve más que 
1 quimera en esa idea de la Monarquía, que con su conducta 
mintió el mismo Carlos V, dando la libertad á Francisco I f 
is hijos, y al mismo Santo Padre, que tuvo eu su poder dea- 
is del saco de Roma. Los escritores contemporáneos han (les- 
ntido las apreciaciones de los enemigos del Emperador, ycoo- 
1CU en que el Rey de España no pensó siquiera en establecer 
1 Monarquía universal, y sólo fué su ideal la pai en el seno 
Cristianismo y la guerra contra los inñeles. Eco de estas opi- 
ne." fué la que Cánovas del Castillo consignó en su Botqv"- 
órico de la Casa de Austria, diciendo: «Que algo tambiéa pi 



MBRCURINO DE 6ATTINARA. 493 

Garlos Y dejarse llevar por su lado de las circunstancias do la 
época y de su propio genio, y aspirar á influir demasiado en los 
negocios del mundo, dando lugar á que se pensase que apetecía de 
hecho la Monarquía universal; pero considerando atentamente 
los hechos de aquel hombre extraordinario, se advierte que no 
hizo más al cabo que defender de una parte los grandes derechos 
políticos que la Providencia había puesto en sus manos, y decla- 
rarse de otra parte campeón del Catolicismo contra todos sus ene- 
migos á un tiempo.» Esta opinión, que es la nuestra, la proclamó 
Ranke, la sigue Laurent en su Historia de la humanidad, y la 
defendió el Arzobispo español D. Pedro Guerrero en 1560, según 
documento que guarda el Archivo general de Simancas. 

Rectificada la más importante de las afirmaciones de Glaretta, 
dejemos á su responsabilidad el señalar las causas que movieron 
á Gattinara á abandonar el suelo español y retirarse al país que 
le vio nacer, para vestir la purpura cardenalicia en 1529, y con- 
cluir este mismo año en Bolonia, para la defensa de Italia, un 
tratado citado por Gránvela como una obra maestra de política, 
y dejando varios escritos defendiendo los derechos de la Gasa de 
Austria acerca del Ducado de Borgoña. Quien tales pruebas de 
capacidad y fuerza intelectual daba en el año que precedió á su 
muerte, no permite suponer que su edad y sus achaques fueron 
la causa determinante de su ausencia. Lo que más naturalmente 
se deduce es, que el cansancio de los negocios, las enemistades 
que de continuo rodean á los hombres públicos, y la actitud poco 
lisonjera del Gonsejo y de Juan Manuel, que ya comenzaba á con- 
trabalancear la influencia extranjera en el ánimo del Emperador, 
según se desprende de la correspondencia de los Embajadores ve- 
necianos, y de lo que Soardino escribía en 1527, iban labrando 
en Gattinara el desencanto de los grandes desengaños, y el con- 
vencimiento de que su misión en España había terminado. 

Glaretta termina su trabajo insertando una Memoria autógrafa 
de Mercurino de Gattinara, que señala punto por punto lo que el 
Emperador debía hacer en Gastilla, Flandes, Pamplona, Zarago- 
za, Barcelona, Genova^ Mil&n, Ñapóles, Saboya, Monferrato, Ga- 
sal, Yercelli, donde si iba el Emperador visitaría á todos sus par* 
rientes y amigos, Gattinara, de donde había tomado su titulo no- 



BOLETÍN DE LA R8AL ACAOBUIA DB LA HISTORIA. 

, Maijerauo, Romagnaiio, Ozüdo, Terrugia, T'tueDgo y 
" rmina con una detallada descripción de la fábrica 
ue el Graa Canciller llamaba Sao Loreuio. Los mi- 
Iles de esta singular Memoria, y las reiteradas con- 
1 permite respecto del Emperador, prueba evidente 
a iufluencía que ejercía en su ánimo, y de la graii- 
^ue necesariamente tuvo en la dirección de su polí- 
punto lio puede excusarse á Mercurino de Gattioara 
lidad que le alcanza como inspirador de la dirección 
uperío desde que Carlos V desembarcó en Villari- 
s Septiembre de 1517, hasta que en 1529 Gattiuara 
I E^aña y regresó á Italia, que le babta visto na- 
juerle, el trabajo de Gaudencio Claretta merece ser 
ido, porque añade nuevos datos para juzgar una de 
is gloriosas de nuestra historia. 

e NoTlembre de ie»9. 



.LOaoa UB BIBLIOTECAS DB CONSTANTtNGPLA. 

:siones diferentes, en los años 1890 y 1891, tuve el 
noticia á la Academia de la publicación de Catálo- 
icritos de algunas bibliotecas de Constan tino pía, por 
) á mis manos, primero los de cuatro de aquellas, y 
>más (1). 

ente tuve noticia de que se habían publicado hasta 
de otras tantas bibliotecas, y no queriendo resistir 
de curiosidad de ver si en los nuevamente publict' 

rrlF, tomo iyii, páginia tlS A 4BI, y tomo itiii , pig. IB1. 



CATÁLOGOS DE BIBLIOTECAS DK C0N8TANTIN0PLA. 



495 



dos ó llegados á mi noticia había algo de capital importancia para 
nuestra historia, me decidí á adquirir los 31 Catálogos que no 
había visto. 

Examinados detenidamente los 28 que pude adquirir, tomé nota 
de todo lo que me pareció de interés para el estudio de nuestra 
bibliografía hispano-mudulmana, con el desencanto de no haber 
encontrado libro alguno del cual pueda (}ecir sin verlo, que sea 
de primera importancia para nosotros, si bien hay muchísimos 
que nos interesaría estudiar. 

En general los Catálogos están publicados con plan bastante 
uniforme y acertado para su fácil manejo, pues divididos por 
materias, es fnuy fácil enterarse de lo que á uno le interesa, por 
estar los títulos de las obras en una columna, constando en otras 
tantas la lengua fárabe^ persa ó turca), carácter de letra^ número 
de lineas, por página, páginas, tomos y nombre del autor, con la 
focha de la muerte de éste, ó de la composición del libro: se com- 
prende fácilmente que los títulos de las obras y nombres del autor 
con la fecha de su muerte, no pueden constar siempre. 

No habiendo encontrado en los 45.207 números de estos Catá- 
logos ninguna obra de primera importancia indudable para nues- 
tra historia, he dudado si dar cuenta ó no á la Academia de algo 
de lo mucho que tengo anotado y nos interesa; pero por fin, 
habiendo manejado nuevamente dichos Catálogos para tomar 
nota detallada de las obras del gran filósofo árabe Algazel, cuya 
influencia en la Filosofía musulmana está dando á conocer nues- 
tro amigo D. Miguel Asin, me decido á redactar parte de mis 
notas, á fin de que si algún español ó hispanófilo dedicado á estos 
estudios va á Constantinopla, pueda tener conocimiento previo 
de los libros que le convendría estudiar de aquellas ricas biblio- 
tecas con relación á nuestra historia. 

Como los autores están discordes con frecuencia en el modo de 
citar los títulos de las obras, resultando no pocas veces que una 
obra se convierte en dos ó más, por lo que pueda contribuir al 
esclarecimiento de lo escrito por el gran geógrafo Edrisí, anota- 
mos los títulos de su gran obra geográfica ó de sus dos obras, 
aunque nos inclinamos á que se trata de una sola: resolverá esto 
con facilidad quien pueda examinar los dos volúmenes que exis- 



m*^ 



BULBTrN DE LA DBAL ACADEUU DB LA HISTORIA. 

lectiramenle en las bibliotecas cuyos Catálogos anotamos 
nilmeros 20 y 24, píig. 25 y 60 (I). 



objeto de slmpllflcar lis numcroaw DOtas que hemoa tenidoquatooiaide 
ilogoB, bemoB dado an DÚmera de orden á cada uno de loe 88 CatllogiM, que 
ÜBponiblea, del modo BlffuicDte, copiando la desorlpeiún bibUagríBea del 
iS de U. Splrgatla, Leipzis, 1897. 
lee Aia Sofía (S307 Hm.). SUmbal, I9M, *.*, 386 pite. 
ilu Mehemet Paaoba tu. ABlm Bey), SUmbal, o. J., 4.*,Sie pé«. 
lee jBul Dsebami, Stsmbul, 1300, 4.°, 103 pfig. 
lUk Hamidle Tarbo, Conel., 1300, B.°, 153 púg. 
lea Nuri OaraaDie, Const. , 1303, i.', 338 pá^. 
lee Bajecid Daebaml (Weli eddln;, Stambul, 1304, 2Se pig. 
r Efendi, Stambul, 1306, 4.°, ISl pá^. 
lee Beschir Agba (Bab Ali}, Stambul, I80B, 61 pág. 
lUk Tschorlull Ali Pucha, Conat., 1803, 35 pág. 
liee Mohimnied Falih Dacbami, Slambul, o. 1. , SSl piK. 
Iiee Kotubhawei umumi, i onit., l:m, rol.,39epág. 
beeSulelmanie,1K10,lU pAg. 
tiee HadBCbi SeLim Aga (SkaUíl), 1310, 134 pág. 
tiae Kilidach A11 Pasaba (Topbane), 1311 , 98 pfg. 
bBoTscbelebi Abdullah Kfendi (Stambul), 1311, 48 pig. 
bee Beschir Aga (Bjjub). 13m, 38 pá^. 
}tek Emir Kboga KemankeBch, Conat , 1900, 15 pág. 
3tek Aaad Efendt, Jeni MedrMe Mcbemet Aga, Conat., 1900, 31 plg. 
bee Servili Medreae, Slambul, 1311, 31 pág, 
bee Kboereí Paacha (ia Bjjub), Stambul , o. J., 16 pjg. 
bee Dujumli Baba, Stambul, 1310, 47 pág. 
otek Eamikban Saltan, Const., 1810, 8.*, 40 píig. 

he« DaatdzBÜe Qadiaakar Mobammad Murad, Sta.mbul, 1311, l'^pig. 
bee Damad Ibrabim Paacba: Sctiabiade Dsebami, SUmbal, 1313, ITt plg. 
oUk|Mlhrachab SulUn, Conat., 1300, "76 pig. 
bee Sellmie ISkuUrl), 131 1 , 15 píg. 
bee Hekim Oghlu Ali Paacba, SUmbul. ¡31 1, 73 pdg. 
ibee Qara Mustafa, Mnaalla Medrase Hekim Ogblu Dtebami, QnJndnU 
arad Agba, SUmbul , 1310, 82 p«g. 

onaU en el Catilogo de Spirgatla. Parece aar de la Ueiqnlta Walidt Alia 
•cbami ScherlC, SUmbul, Tg pág. 

otek Macbmud o. Rualem Paacha, Conat., ISII,R°, 18 píg. 
bee Fetiullab Scbeikb Uurad, Qalgan Dellndf Ismail Agba, Slanbal, UN, 
ipiB- 

ibee Jabja Btendi, 1310, 47 pág. 
ihee Amadacba Hanin Paaoba , 1810, 60 p*g. 
bee Bagbib Paacba, ISIO, 116 pig. 
rbee Atít Erendl, SUmbul, 1310, 196 pág. 
:bee Haled Efeadl.Sumbul, 1319, Bfl pág. 
otek Aaad Efendi, CouBt. , lÜOO, P.°, 843 pág. 



CATÁLOGOS DB BIBLIOTECAS DB GONSTANTINOPLA. 497. 

.^U^ jl^l J ^\s^\ ¡V? ^^ jk'% -i^y o''-' •• 

JjU^ ^\^\j jLa/^ jí^ ^ ^Ujul' isjj 2 

Con los títulos sencillos de ^ jJT ^ ,l5 Historia de Alanda*' 

-¿ua, encontramos designados varios volúmenes existentes en 
algunas de estas bibliotecas: los señalamos á la atención de quien, 
pueda examinarlos, pues lo mismo pueden contener restos de 
alguna obra importante desconocida, que centones de obras vul- 
gares sin valor alguno. 

Constan respectivamente en los Catálogos x, apéndice, 45; 
XI, 242; XXI, 40; xxviii, 28, y xxxv, 107. 

Por si contuviese la parte de la descripción de España que no 
-consta en el texto impreso de la obra del gran geógrafo árabe es- 
pañol Abuobaid el Becrí, merece algún estudió el ejemplar de su 
obra oXJl^lj s«*XJL4! que figura en el Catálogo, núm. 38^ 
pág. 158: en la misma biblioteca existe otra obra, no geográfica, 
de Abuobaid, Comentario de los Proverbios (de Abu Obaid Alcá- 
sim hijo de Sálim), de la cual parece que no se conoce otro 
ejemplar. 

Al dar cuenta á la Academia de libros existentes en Constanti- 
nopla, que parecía podrían ser importantes para nuestra historia^ 
atribuí por error de copia á Abuabdala Mohámed hijo de Abde- 
rahim de Granada, muerto en el año 565, la obra Regalo de los 
</rande8y acerca del viaje de los mares^ cuando en realidad á dicho 
autor corresponde la obra siguiente del Catálogo de la Biblioteca 
de Santa Sofía, pág. 188 que es la obra conocida. 

Esta equivocación mía produjo otra en el Sr. Pons, quien en 
su obra Historiadores y geógrafos arábigo-españoles, pág.* 230^ 
supone esta obra adquiíida por la Academia, cuando en realidad 
la adquirida fué la primera de las obras que atribuye á dicho 



* ..•« 



"SS) MoBohee Laleh Dsobaml, SUmbul, 1811, 8^ pág. 

Del Catálogo mencioDado de Spirgatis no hemos visto los tres siguientes: 

21) Moacbee EJJnb Dschami, Stambal, 1811, 23 pág. 

28) MoBChee Agserai Dschaml, Stambul, 1311, 71 pág. 

4)4) Bibliotek Qara Tschelebi Zade, Const., 1900, 15 pág. 

TOMO xzxir. 82 




n 




498 bolbtIn de la bbal academia db la historia. 

autor, la cual existe en el cddice xxxiv de la Colección Gayango* 
en la Biblioteca de la Academia. 

Del célebre poUgrafo mallorquín Alhomaidi, muerto en el afio 
488 (1), se conservan varias obras en las bibliotecas de Conslan- 
tinopla, con la particularidad de haber alguna que ni de nombre 
se conocía: por completarse con estos datos la esmerada biografía, 
que de este autor publicó el malogrado Sr. Pons en su obra men- 
cionada, ponemos á continuación la lista de estas obras. 

Cal. niím. 10, pág. 319. ^Jp^ "^'^ «-í '^^} ' 

Cat. nüm. 10, pág. 132. ^j^' ^W 2 

Cat. nüm. 30, pág. 54; Cat. nüm. 38 , 

pág. 36. 
Cat. Düm. 34, pág. 24. 

Cat.nüm. 35 ^^_yJ\] (sic) Jj^l Xü ^1 jl—JI J^^^-J 5- 
pág. 81. " - I ^ -■ - 

Cat. nüm. 38, pág. 304. 

Las que llevan los nümeroa I, 2, 4 y 6 eran desconocidas basta 
de nombre; de la que lleva el numero 3 conocíamos la eiistencii 
de uu ejemplar en la Biblioteca del Cairo; la del numero 5 vsrfí 
algo el titulo de como lo pone Almacarí. 

De estas seis obras sospecbamos que la segunda y la ultima 
serian las más importantes para nosotros. 

tiendo tantas obras en las bibliotecas de Constantinopla, siii 
ean las españolas las más numerosas, y siendo nuestros 
!S menos conocidos por los que han escrito los Catálogos, 
ibargo se reconocen muchos de nuestros escritores. 
de nuestro historiador granadino Abenaljatib se hace men- 
e varias ohras: con seguridad completa de que sea de núes- 
tor, en realidad sólo encontramos una, la mencionada por 
Jalifa bajo el numero 6.638, obra de Teología mística ó 

M kittoriaáortt f gtdgrtfot arát 



CATÁLOGOS DE BIBLIOTECAS OB C0N8TANTIN0PLA. 499. 

soBsmo, que flgura en el Catálogo nüm. 37, pág. 158. Hay otras 
cuatro atribuidas á ua Mohámed Abenaljatib, que suponemos de 
este mismo autor, á pesar de ser bastante vaga la designación; 
pues Mohamedes descendientes de el predicador hubo induda- 
blemente muchos: las obras atribuidas á éste en los Catálogos son 
las siguientes: 

Cat. ntím. 10, pág. 68; Cat. 18, pág. 11; Cat. 25 ^U4t üISjl^ 

pág. 37. ^ ' 

Cat. núm. 17, pág. 40. c3-^^' ^"^^ 

Cat. nüm. 30, pág. 53, en cuatro tomos. v^s^l^^ ^U. 

Cat. nüm. 14, pág. 51. 

En el Catálogo nüm. 22, pág. 32, se indica una obra, sólo con 
la designación de ser de Abenaljatib, y lo mismo podrá ser del 
granadino que de cualquier otro designado del mismo modo. 

Aunque por el título sea difícil formar concepto del contenido 
de los libros árabes, el penültimo, en el cual se contienen quizá 
dos ó tres obras diferentes del autor^ podría tener para nosotros 
mayor importancia, si al copiar las biografías de los compañeros 
y tabíes (ó secuaces) de Mahoma hubiera tomado sus noticias de 
fuentes que no conociéramos. 

Aun pudiera Suceder que debieran atribuirse á nuestro Aben- 
aljatib otras obras, que se atribuyen á un Ahmed Abenaljatib el 
Magrebí, ya que nada extraño fuera el haber tomado el nombre 
jL^t por «^ys^, si bien hay Ahmed Abenaljatib, también autor 
histórico posterior al autor español. 

De ninguna de estas obras de Abenaljatib conocíamos que exis- 
tiesen ejemplares en Biblioteca alguna. 

Del famoso gramático y lexicógrafo Azobaidi , maestro de 
Hixem II (2), además de su conocida obra Compendio del libro 
El-ain^ que figura en el Catálogo nüm. 2, pág. 103, se consertra 



(1) Con este titalo hay unft obn de Cásim Abencatalubaflra. 

(2) Véase Pons, obra citada, pág. 90. 



OLBTÍN DE LA REAL ACADBHIA DK LA HISTOBIA. 

lente una de sua obrss acerca de las Clases de loa gra- 
bra que le atribuye Jachi Jalifa bajo el niimoro 7.929, 
rabemos se conserve en otra biblioteca: figura en el Ca- 
li. 37, pág. 307, si bien el nutor es designado con Dom- 
íferente ^j-j Jl j^ ^ -^^t^ *^' •^r'jí'i pero cree- 
equivocacioues del autor del Catálogo: su conocimiento 
ii'vir mucho para ilustrar nuestra bibliografía gramati- 

latáiogo nüm. 10, pág. U7, se cita otro Azobaidi 6 el 
1 los üombres de Mohámed hijo de Mohamed Azobaidi: 
e se le atribuye acerca de las doctrinas de Abubanifa, 
entre las conocidas de nuestro Azobaidf. 
s autores de Diccionarios biográficos, Abeoalfaradí, 
lal, Adabf y Abenalabar, citau muchas veces como 
sus asertos la autoridad de Abusaid Abderráhman hijo 
, conocido por Abenywnus, autor egipcio, muerto en el 

344; es el autor de quien Adabí tomó el Tratada de 

no habíamos podido ver comprobada la ezieteacia de 
le las obras que de él cita Jachi Jalifa: en el Catálogo 
pág. 251 encontramos una de estas obras, la Hütoria 
ü Egipto |bajo y alto), pero con la particularidad de ser 
ccióu turca y estar impresa, según parece: como de las 
Ispaña habló con motivo de los personajes que estuvie- 
tndalus después de haber estado en Egipto, es probable 
ta obra tomase Adabf el Trotado de Órihueta, y nada 

extraño que nos conservara otros, como los de Pam- 
luesca, que los autores posteriores creyeron oportuno 
I no copiaron. 

modo de escribir de los autores árabes, copiando mii- 
. literalmente lo que tomaban de otros, la obra que aca- 
mencionar es muy posible que esté casi reproducida ea 
orlador español £1 Sohaili (el de Fuengirola) (1), Bit- 
gipto antiguo y moderno, obra de la que no se conocían 
3 y que abunda en las Bibliotecas de Gonslaatinopla, 



?oat, obra cllada, píg. 9< 



CATÁLOGOS DE BIBLIOTECAS DE G0N8TANT1N0PLA. §01 

si bien sólo encontramos que abunde la traducción turca impresa 
y manuscrita: del texto árabe sólo tengo anotado un ejemplar en 
el Catálogo nüm. 10, pág. 242, y aun debemos advertir que es 
sólo el tomo correspondiente á la historia del antiguo Egipto. 

Las citas á que nos hemo^ referido son: Catálogo 20, pág. 27 y 
Catálogo 27, pág. 43. 

Además de esta obra de El Sohailiy que probablemente sería 
para nosotros la más interesante, existen bastantes ejemplares de 
las obras anotadas por Jachi Jalifa con los números 3.098 (t) y 
6.572, obras de las cuales se conocían varios ejemplares en Euro- 
pa: de la descrita por el bibliógrafo turco con el número 13.556, 
no conocíamos ejemplar, y se anota uno en el Catálogo núm. 10, 
pág. 268. 

Además se atribuyen á este autor otras obras, que no le^encon- 
tramos atribuidas en la obra citada del difunto Sr. Pons, y son 
las siguientes: 

Cat. 10, pág. 24^. oi^Uí b 'ij:> 

Cat. 35, pág. 171. Jj^JI ¿¿^^ 

y quizá aun otras dos anotadas en los Catálogos 36 y 37, páginas 
29 y 231. 

Muchos son los autores árabes españoles ó que escribieron de 
cosas de España, cuya bibliografía podría enriquecerse mucho 
con las noticias contenidas en los Catálogos de las Bibliotecas de 
Constantinopla; pero para resolver muchas de las dudas que ocu- 
rren al momento, en cuanto se ahonda en ciertas cuestiones, sería 
preciso poder acudir á inspeccionar los códices, cosa que por des- 
gracia no nos ha de ser posible. 

Más de una vez hemos tenido ocasión de llamar la atención de 
la Academia acerca del número increíble de obras manuscritas 
que se conservan del fecundo escritor de Murcia Mohiedin Aben- 
arábiy cuya influencia en las doctrinas de Raimundo Lulio acaba 



(1) Al dar noticia de la existencia de un ejemplar de esta obra en el tomo z del 
Boletín, asignamos el año 581 como íeclia de su muerte, por 5Sl, que parece ser la 
fecha indudable. 



boletín db la hb&l agaosuia de la historia. 

r descubierta y puesta de niaDÍflesto por nuestro disdpulo 
ígo el Sr. D. Juliáo Ribera (1). 

3 de 200 manuscritos de obras de Mohiedia existen en las 
otecas de Constantinopla, cuyo Catálogo do nos atrevemos 
tinuar aguí, esperando haya quien se decida á reunir todas 
idicaciones que se encuentran en los libros corrientes y ea 
ras numerosas notas acerca de este personaje. 
iáe hace algunos aúos, probablemente por la publicación de 
Catálogos, las Bibliotecas de Constantínopla son objeto de 
io especial por arabistas que van publicando algunos de sus 
es: hoy mismo (28 de Octubre) recibo un catálogo en el cual 
¡ntro la noticia de la publicación de una obra de Abuzaid 
ed bea Sahal ó Sahl el Baljl. Et libro de la creación ¡/déla 
■ja, publicado y traducido por Cl. Huart. 

ladrid, 10 de Noviambre da IBW. 

Francisco Codbra. 



vn. 

)S 0RÍQBME8 DB LA CARTA Ó MAPA OBOQRAPICO DB ESPaSa. 

!ste asunto de interés científico está dedicada la memoria 
ial en que M. Gabriel Marcel, Conservador adjunto de la 
oteca nacional de Parfs, Correspondiente de nuestra Acade- 
hace gala de su vasta erudición (2). Empieza recordando las 
3 de marear en el Mediterráneo, trazadas desde los primeros 
del siglo XIV, después de las Cruzadas á Tierra Santa, coa 
itud relativa sorprendente, dada la escasa precisión délos 
amentos de que se servían los navegantes de la época, cartas 
inadas en mucha parte y publicadas por Lelew3l (3) , por 



aomanaje i O. U&rcellno Menéndei Pelsyo. 

Jabrlel Uarcel: lit Originu di ta Carli ÜB^aeiu. Bmlratí d« Ib Sena Bif)ui~ 

me VI. FirU, 1899. Bd S.°, 3S páglou y ud m^pB. 

iiofrafUe du moyen4ft. Braxell«a, 1SS2-1BS7. G toU. eo B.* con itUs. 



ORÍGENES DE LA CARTA Ó MAPA GEOGRÁFÍGO DE B8PAÑA. 503 

«1 vizconde de Santarem (1) y posteriormeate por K. Miller (2). 
Detiénese considerando el trabajo de ciertos cartógrafos del mismo 
siglo que, con honra memorable de la escuela catalana ó mallor- 
quína ^ no se satisficieron con delinear las costas, ambicionando 
la formación de mapasmundi*, para lo cual empezaron por indicar 
la dirección general de las cordilleras y los ríos, incluyeron no- 
tas descriptivas de las diferentes regiones, recogiendo noticias de 
boca de los mercaderes, de los peregrinos ó de los viajeros even- 
tuales, así como de los marinos de cabotaje, cuya exploración 
•extendieron los españoles á los puertos de Inglaterra, Irlanda, 
Escocia, ciudades Anseáticas y algunas de Suecia y Noruega. 

Las cartas españolas de Dulcert — dice — lo mismo la descubierta 
por M. Lesouef, — que él reprodujo (3) y que se ha incluido en la 
<;oIección de Norden8ki5ldJ4), — que aquellas en que los italianos 
por ingenioso procedimiento quieren interpretar la firma por 
Darloco ü Dalorto (5), — absurdo bajo el punto de vista etimo- 
lógico — las cartas de Dulcert, lo mismo que el atlas catalán de 
Oarlos Y, atribuido al hebreo Gresques, y en el que se procuró 
utilizar la información aportada por Marco Polo y las d^ los cata- 
lanes Macia de Yiladestes y Soleri ó Soler, son realmente mapas- 
mundi, á la vez marinos y terrestres, y únicamente para las 
regiones de las que los autores no lograron informaciones segu- 
ras, se atuvieron á los datos de San Isidoro ó á los de determina- 
dos escritores griegos y latinos, cuya curiosa infiltración con- 
viene notar. 

Por lo general estos primeros ensayos de mapas universales si 
bien no responden todavía al conocimiento de la geografía cientí- 
fica, están basados sobre datos exactos que adquirieron los viaje- 



(1) Essai sur Vhistoire de la eosmographie et de la cartographie pendant le moye^-áge. 
Parie, 1849-1852. 8 yola, en 8.* 

(2) Mappemundi. ¡He AUetten WeitkarUn. Statt^art, 1805-1898. En folio. 

(3) Choitt de cartee et de mappeniondes des XIV et XV siécles. Paria, Leroax, (s. a.). 
Atlas en folio. 

(4) Periplvs, An essay on the early history qfcharts and sailing-directions... Stokholm, 
1807. Bn folio. 

(5) La carta náutica eonstruita nel 1325. Notñia da Angelina Dalorto, Pirenze, 1898. 
fin folio. 




1 



sOi BOLBTtN DE LA REAL ACADEVIA DB LA HISTOniA. 

ros observadores, y fácil es advertir, auD sin el auxilio de los 
lutos de prueba (1) que el progreso de la cartografía coind- 

el desarrollo de las retacioites comerciales. 
ts particulares de cualcfuiera de las regiones 6 naciooes de 
. no se conocen anteriores al siglo iiv: debieron bosque- 

se bosquejarían sin duda; pero los primeros pasos dados 
dlacióu por tal senda, se han borrado, no llegando á nues- 
is los interesantes pergaminos en que se hubieron de seo- 
1 como se fuere, enderezado el estudio de M. Maroel á los 
fijaron en la península Ibérica, voy á apuntar lo que va 
lando. 



ibra más antigua— expone — eu qañ aparezca la carta de 
, es la geografía de Ptolomeo dada á la estampa, en verso, 
rlinghieri, en fecha uo sabida (2). Fué seguramente pos- 
1 1474 toda vez que en Marzo de este año nombró el Papa 
V duque de Urbiuo á Federico de Moutefeltro, al que Ber- 
ri-dedicó su libro, y anterior á 1482 durante cuyo curso 
I este duque (3), 

aheUa.' novellíe — que asi se nombran en las ediciones de 
eo los mapas construidos con arreglo á los datos de la 
ncia y uo sólo por las indicaciones del geógrafo de Alejan- 
las labelUe noveltcB, escribe por su parte NordenskiOId (4), 



blloadoi por el Dr. B. T. Huny en la Séofrapiie d> rSurapi tepunlriotU. 

iler