Skip to main content

Full text of "Boletín de la Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales, Volume 1"

See other formats


This is a digital copy of a book that was preserved for generations on library shelves before it was carefully scanned by Google as part of a project 
to make the world's books discoverable online. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 
to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 
are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other marginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journey from the 
publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with librarles to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prevent abuse by commercial parties, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non- commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfrom automated querying Do not send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remo ve it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are responsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
any where in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world's Information and to make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full text of this book on the web 

at http : //books . google . com/| 




Boletín de la sociedad aragonesa 
de Ciencias Naturales 

Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales 



, Digitized by VjOOQIC 



-T! 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



boletín 



SOCIEDAD ABAGONESA DE CIENCIAS NATÜBEES 



-y-v» 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



boletín 



DE LA 



Sociedad Aragonesa 

DE 

Ciencias Naturales 



Lema: Scieniia, Patria^ Fi^es 



TOluEO Z 

1902 



ZARAGOZA 

LIBRERÍA EDITORIAL DE CECILIO CASCA 
Plaza de La Seo, nüm. 2 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



D. JOSÉ PARDO 

PRESIDENTE OE LA SOCIEDAD ARAGONESA DE CIENCIAS NATURALES PARA 1902 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



Tomo I Bnepo de 1902 Núm. 1 

BOLETÍN 

DE LA 

Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales 

U SOCIEDAD ARAGONESA DE CIENCIAS NATURALES 



De todos los estudios que ocupan el entendimiento, es 
el de las Ciencias naturales el más mezquino en resultados; 
antes se desarrollan en la Sociedad los otros órdenes de la 
cultura que no éste. 

Y, sin embargo, las Ciendas naturales son más fáciles de 
estudiar que ningún otro arte 6 disciplina; necesita el literato, 
sobre muchos conocimientos preliminares, leer ú oír piezas 
selectas de todo género; el historiador ha de saber interpretar 
ífionumentos y documentos, vestigios y datos que no se hallan 
en todas partes, sino en muy pocas, y más dependen del 
hallazgo que no de la previsión y del acierto. El médico no 
se inicia en su facultad viendo pacientes; antes le toca 
practicar largos estudios; y el artista, si es músico ha menes- 
ter buen instrumento y sabia enseñanza, ó si ejerce las artes 
de la forma, debe cursar, demás del mecanismo, lo que sola- 
mente se muestra en los buenos modelos. 

La Naturaleza es más igualitaria; se da á conocer en 
todas partes; en la tierra y en el mar, en el aire y en los 
astros; en nuestro cuerpo mismo; en las substancias y en 
los accidentes, en la enfermedad y en la salud. Debajo de 
nuestras urbanizaciones, en donde no se ve sino artificio 
humano, subsiste la gea con todos sus caracteres naturales; 
en las estatuas y en los colores, que son glorias del arte de 
Fidias y de Apeles, hay gea también; combinaciones quími- 
cas comemos y bebemos y ellas son nuestro vestido y nuestro 
albergue; y afuera de nuestras poblaciones, en medio del 
campo, la estepa inhospitalaria, la hierbecilla y el bicho, 



Digitized by VjOOQIC 



2 SOCÍBÜAD ARAGONESA 

que parecen cosa despreciable, son documentos tan impor- 
tantes para formar la historia de la Naturaleza, como lo son 
para esta misma la mole de los Alpes, la palmera y el eUpkas 
primigcniuSf 6 como lo es una medalla ó un diploma para la 
historia de la humanidad. 

La multitud de los hombres es caprichosa y propende á 
lo vano y placentero; así, aun teniendo todos tan cercanas 
esas materias de estudio, son muy pocos los estudiosos de 
ellas; unos buscan en la Naturaleza, no más lo pintoresco; 
lo raro y exótico, otros; y hay quien reputa cosa de ningún 
interés aquellas que más abundan en su país, desconociendo 
el plan de la Creación, según el cual no en vano ni sin 
motivo colocó Dios allí tal copia de sus producciones. 

Pereza y vanidad hacen que, ya comenzados los estudios 
de la Naturaleza, se detengan muchos á menos de la mitad 
de su camino para sintetizar prematuramente y sacar deduc- 
ciones ñlosóñcas aún más prematuras; taxonomía y filoso- 
fismo consumen en vano muchas fuerzas, las cuales, mejor 
empleadas fueran en continuar las investigaciones sobre la 
misma Naturaleza inagotable. 

Solamente la madura reflexión puede remediar estos 
vicios; por eso nuestros estudios son patrimonio de las 
sociedades más adelantadas, y la aparición y multiplicación 
de los centros y publicaciones que á ellos se dedican es muy 
buen signo de superior cultura. 

Aragón quiere entrar en este movimiento: si es deber 
moral del individuo estudioso comenzar conociéndose á sí 
mismo, y no merece nombre de culto quien es conocido por 
los demás antes que por sí, también á los pueblos alcanza 
el precepto clásico; Aragón quiere conocerse á sí propio; 
Aragón, que no se dejó invadir por las armas injustas de 
musulmanes ni de franceses, tampoco quiere dar lugar á que 
nadie de fuera tenga que venir á estudiar lo que hay dentro 
de su territorio, porque los nativos y residentes en él no 
sepan cumplir esta misión. 

Para esto se ha formado nuestra Sociedad; para esto se 
publicará nuestro Boletín; ajenos á polémicas, sin aspirar á 
vanos dogmatismos, pensando más en enriquecer con datos 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 3 

la Historia natural que en el vano fantasear de teorías y de 
hipótesis mal fundadas, queremos dedicarnos á estudiar en 
Aragón, la Naturaleza, que es el mejor patrimonio de un 
pueblo, pues lo ha recibido de la Sabiduría, del Amor y de 
la Omnipotencia: sea nuestro empleo un homenaje al dis- 
pensador de todos estos bienes; que no hace buen aprecio 
de los dones quien no se cuida de conocer siquiera en qué 
consisten; sea el trabajo nuestro en bien de esta tierra, para 
la cual haremos el inventario de sus tesoros naturales; sea 
una contribución á pro de la Ciencia española y de la Cien- 
cia universal, para quienes habemos de allegar investigacio- 
nes nuevas; y salgan de nuestra labor y de otras que la 
sucedan y aventajen, como hermosas eflorescencias de la 
Naturaleza misma, riqueza y bienestar para todos los 
hombres. 

Especialidad y conexión son dos cualidades esenciales á 
toda buena investigación científica; nosotros practicamos 
la primera, como lo practica el centinela que, destinado 
para guardar un puesto, no se cuida de hacer otro servicio, 
y allí muere si morir es necesario; pero, relacionando á ese 
centinela con todos los demás servicios está la estrategia, 
dentro de la cual todos funcionan, y está la Patria, á la cual 
todos se deben. Somos centinelas de nuestra Ciencia en 
Aragón; el buen orden requiere que no pensemos sino en 
desempeñar nuestro servicio; pero éste no ha de ser una 
obra aislada, sino conexa con la de todo el ejército de estu- 
diosos, y hecha para el servicio de Dios, de la Humanidad 
y de la Patria. 

Nuestro oficio es muy ajeno al aparato belicoso; pero, 
ya que la vida del hombre sobre la tierra es como una 
milicia, recibamos por bueno este símil y dispongámonos á 
contestar debidamente las voces de ordenanza: 

—¿Quién vive? 

— Ciencia española. 

— ¿Qué gente? 

— Aragoneses que estudian su país. 

Juan Monbva y Püvol 



Digitized by VjOOQI^ 



SOCIEDAD ARAGONESA 



SECCIÓN OFICIAL 



SESIÓN PREPARATORIA 

DÍA 22 DE ENERO DE I9O2 

Aprobados los Estatutos de la Sociedad Aragonesa de 
Ciencias Naturales, por providencia del 2 de Enero de 1902, 
tuvo lugar la sesión preparatoria, procediéndose á la elección 
de cargos y resultando elegida la Junta directiva en la 
siguiente forma: 

Presidente D. José Pardo. 

Vicepresidente . . D. Kicardo J. Górriz. 

Secretario D. Graciano Silván. 

Vicesecretario ... D. J osé M .■ Azara. 

Bibliotecario, . . . D.José Rius y Casas. 

Conservador., . . R. P. Longinos Navas, S. J. 

Tesorero D. Valero Gasea. 

Consejeros R. P. Longinos N avás, S. J. 

• D. Juan Moneva. 

» D. Graciano Silván. 



SESIÓN MENSUAL ORDINARIA 



Prestdeneia de D. Rieardo J. Górriz 

Tuvo lugar el 22 de Enero, en local galantemente cedido 
para este objeto por el Dr. Claver. A las cuatro de la tarde 
dio principio bajo la presidencia del Sr. Górriz y con asis- 
tencia de los socios señores R. P. Navas, Moneva, Azara, 
Gasea, OJriozola, Claver, Borao, Bovio, Funes, Gaspar, 
Melón, Sanfelíu y Silván, y anuencia de otros muchos impe- 
didos de asistir por ocupaciones ó enfermedad. 

Posesionada la Junta elegida en la sesión preparatoria, 
el Sr. Górriz pronuncia elocuentes frases de agradecimiento 
por su elección para un cargo que juzga inmerecido. Elogia 
los fines de la Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales, 
cuyos móviles ino son, dice, el logro personal, ni la satisfac- 
ción del amor propio envanecido, sino el conocimiento de la 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 5 

Ciencia patria. Cierto, añade, que el campo está espigado, 
pero el de la ciencia es inagotable y siempre muestra á sus 
cultivadores algo nuevo, verdades y cosas aún desconoci- 
das; multitud de insectos; perjudiciales unos con daño que 
necesitamos conocer para evitar, útiles otros con aprove- 
chamiento nulo, que esperan de la investigación paciente su 
descubrimiento.' Además, el estudio de la Naturaleza eleva 
el alma á Dios, y el hombre ve escritas en sus páginas la 
verdad, bondad y belleza, reflejo, imperfectísimo es cierto, 
pero reflejo al fin de las infinitas perfecciones del Creador. 
En la Naturaleza se ve por todaspartes, en todos los hechos, 
en los más insignificantes pormenores, la mano próvida de 
Dios que á todo atiende con el cumplimiento de las leyes 
naturales, y hasta en la vida y transformación de los seres 
más pequeños, en todos sus actos se descubre el cumpli- 
miento de los deberes que esas leyes imponen al par que 
previenen. Expone como ejemplo la vida del himenóptero 
Eumenes pomiformis y termina haciendo votos por la pros- 
peridad y buena marcha de la Sociedad naciente. 

Comunicaciones. —A continuación se leen los Estatutos de 
la Sociedad, aprobados por el Sr. Gobernador, y el señor 
Moneva, luego de explicar con ingeniosa y galana frase su 
presencia en sociedad tan disconforme con sus estudios pro- 
fesionales, lee un hermoso escrito que ha de encabezar el pri- 
mer número del Boletín. El P. Navas lee un erudito estudio 
acerca de cEl Té de Aragóm enviado para el Boletín por 
el ilustre Presidente de la Sociedad y sabio naturalista ara- 
gonés, D. José Pardo. 

El señor Presidente, terminada la lectura de la comuni- 
cación del Sr. Pardo, manifestó que la había oido con suma 
complacencia, no sólo por tratarse de una planta indígena, 
de común aplicación, sino porque se veía al Botánico entu- 
siasta por las producciones del suelo patrio; pero que perte- 
neciendo el Jasonia glutinosa á la familia de las compuestas 
y el Té de la China á las cameliáceas, no había posibilidad en 
comparar los principios activos del uno con los del otro. En 
efecto, las compuestas poseen algunos principios aromáti- 
cos, amargos y astringentes y la inulina en la ancha médula 



Digitized by VjOOQIC 



6 SOCIEDAD ARAGONESA 

de SUS raíces; por lo tanto, sus aplicaciones terapéuticas se 
consideran como tónicas estimulantes de las fuerzas diges- 
tivas, y en algunas ocasiones se aprovechan sus propiedades 
estimulantes en afecciones catarrales. La substancia gluti- 
nosa que el ti de las peñas exuda por su superficie debe ser 
de naturaleza gomo-resinosa, y, por lo tanto, no pasará de 
tener las propiedades medicinales generales en la familia á 
que pertenece. El Té de la China posee la Teína (Cafeína), 
un aceite esencial, tanino y materias nitrogenadas, y por lo 
tanto, es un tónico estimulante de las fuerzas digestivas y 
del corazón, y al mismo tiempo un alimento. No es posi- 
ble, pues, que el Té de las peñas suplante al de la China. 

Se presentan también, con el mismo destino que el ante- 
rior estudio, un notable trabajo del Dr. Royo, la reseña de 
la excursión, escrita por el Sr. Fernández, y una Crónica 
científica del Sr. Azara. 

Socios honorarios. — A propuesta del R.P. Navas se acuerda 
nombrarcomo tales á los sabiosnaturalistas firanceses Lappa- 
renty Hue,á los cuales se enviarán los correspondientes títu- 
los y el Boletín de la Sociedad. Se leyeron además ligeras 
indicaciones acerca del nombramiento de socios protectores. 

Varios.^Se acuerda que la Junta directiva gestione lo 
conducente á la instalación de la Sociedad en local á propó- 
sito y conforme á sus necesidades y recursos. Son presenta- 
dos y aprobados los modelos de sello y diploma, y el pro- 
yecto de celebrar la próxima excursión á la Cartuja baja. 
Con motivo de ésta, propone el Sr. Moneva, con agrado de 
la Junta, el acuerdo de la Sociedad con los excursionistas 
del Ateneo de Zaragoza, lo cual, al par de estrechar relacio- 
nes y establecer solidaridad entre dos sociedades aragonesas, 
haría más extenso y asequible el campo de exploración. 

Concurso anual. — Presentadas que fueron y aprobadas las 
bases del Concurso anual que.establece el art. x6 de los Es- 
tatutos, se levantó la sesión á las cinco y media. 

El Secretario, 

Graciano Silván 



Digitized by VjOOQIC 



DB CISNCUS NATURALES 



ESTATUTOS 

DE LA 

SOCIEDAD ÁRA(iONESA DE CIENCIAS NATDKAIES 



1. Se funda en Zaragoza una sociedad que tenga por ti- 
tulo iSociedad Aragonesa de Ciencias Naturales^ y por lema 
iScientia, Patria, Fidest. 

2. Su ñn es el estudio de los seres naturales de cualquier 
parte del mundo, pero principalmente de Aragón, y de las 
leyes que los rigen. 

3. No se permitirán discusiones de política ó de religión, 
ni menos atacar la doctrina católica. 

4. Los socios son de tres categorías: Honorarios^ elegidos 
entre personas beneméritas dentro de la esfera de la Socie- 
dad; Protectores^ los que notablemente ayudaron ó ayudaren 
al bien de la misma; y Numerarios los demás. 

5. Para ser admitido en la Sociedad como socio de nú- 
mero se requiere la propuesta verificada por uno ó dos socios 
en sesión ordinaria ó extraordinaria, y la admisión á plura- 
lidad de votos. Todos los socios numerarios deberán satisfa- 
cer la cantidad de diez pesetas en su admisión y siete al 
principio de cada año. Recibirán el título de Socio Numera- 
rio y las publicaciones de la Sociedad. Tendrán derecho á 
publicar sus trabajos en el Boletín de la Sociedad, previa la 
aprobación de la Junta Directiva, como también á asistir á 
las sesiones con voz y voto y á consultar las obras y objetos 
de la biblioteca y museo de la Sociedad. El socio que se ha- 
llare en falta en la satisfacción de la cuota, dejará de recibir 
las publicaciones de la Sociedad, y á los tres años de insol- 
vencia será omitido su nombre en el Catálogo de los socios. 

6. La dirección y administración de la Sociedad estará 
á cargo de la Junta Directiva, compuesta de los siguientes 
individuos: Presidente, Vicepresidente, Secretario, Vicese- 
cretario, Bibliotecario, Conservador, Tesorero y tres Conse- 
feros. Este último cargo es compatible con cualquier otro 



Digitized by CjOOQIC 



8 SOCIEDAD ARAGONESA 

en el mismo sujeto. Todos los cargos son gratuitos y reele- 
gibles, excepto el de Presidente, que es anual. 

7. El Presidente presidirá á la Sociedad y sus sesiones 
y la representará, firmará los títulos, actas y documentos 
oficiales; ftem la dirigirá en todos sus actos. En ausencia 
del Presidente hará sus veces el Vicepresidente. 

8. El Secretario redactará las actas y demás documen- 
tos oficiales de la Sociedad y las autorizará con su firma. 
Será suplido en sus funciones por el Vicesecretario. 

9. El Bibliotecario cuidará de todas las obras que po« 
sea la Sociedad. Podrá prestarlas á los socios bajo recibo, 
sin que se permita sacar de la biblioteca más de tres por una 
vez sola, ni retenerlas más de un mes. Los socios de fuera 
de Zaragoza podrán retener las obras pedidas hasta dos 
meses, á contar desde el día en que se les mandaron, siempre 
certificadas, corriendo por cuenta del demandante los gas- 
tos del correo. También tendrá el Bibliotecario un Catálo- 
go completo de las obras de la Sociedad. 

10. El Conservador tendrá cuidado de los objetos del 
museo. 

xz. El Tesorero llevará cuenta de todos los ingresos y 
gastos de la Sociedad, debiendo presentar el balance al fin 
de cada año, para su aprobación por la comisión nombrada 
al efecto. La administración de los impresos de la Sociedad 
también estará á su cargo. 

12. Los Consejeros revisarán lo que se haya de impri- 
mir en el Boletín. 

13. Las opiniones emitidas por los socios en sus escritos 
son de la absoluta responsabilidad de sus autores. 

14. La Sociedad celebrará sesión ordinaria el primer 
miércoles de cada mes y las extraordinarias cuando las con- 
voque el Presidente. 

15. Se organizarán excursiones colectivas, fijándose pre- 
viamente sus condiciones en la sesión ordinaria de cada mes. 

16. Si los fondos de la Sociedad lo consintieren, se pro- 
pondrá anualmente un concurso á uno ó más premios, con- 
sistentes en la medalla de la Sociedad y una cantidad pecu- 
niaria que no bajará de 50 pesetas. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIBNCIAS NATURALES ^ 

17. No se podrán modificar los eslatutos sin que prece- 
da petición firmada por cinco socios y aprobación de la 
reforma por mayoría absoluta de votos. Los socios ausentes 
de Zaragoza podrán enviar su voto por escrito. 

18. No se considerará disuelta la Sociedad mientras 
conste á lo menos de 10 socios. En caso de disolución los 
bienes de la Sociedad, después de pagadas las deudas, si las 
hubiere, se repartirán del modo siguiente: las publicaciones 
y demás efectos se repartirán entre los socios existentes en 
tiempo de la disolución de la Sociedad á prorrata del tiem- 
po que hubieren pertenecido á ella, y el metálico se dará á 
instituciones de caridad., 

Presentado en este Gobierno el día de la fecha. Zarago- 
za 2 de Enero de 1902.— £/ Gobernador, G, Avedillo. 



CONCÜI^SO PRHR 1902 



Premio. — Medalla de la Sociedad y 50 pesetas. 
Objeto.— Una colección de objetos de Historia Natural. 

Condiciones.— La colección podrá ser por ejemplo, de 
minerales, rocas^ insectos, plantas, preparaciones microscó- 
picas, etc. 

La bondad ó mérito de ella será proporcional no sólo al 
número de objetos, sino á su excelente clasificación y pre- 
paración, á su rareza ó novedad, etc. 

En igualdad de circunstancias será preferida la colección 
aragonesa á la de otra región. 

Cualquier socio de la Sociedad Aragonesa de Ciencias 
Naturales podrá optar al premio. 

La colección deberá presentarse antes del i.^de Diciem- 
bre próximo, acompañada de un lema que se inscribirá asi- 
mismo en sobre ó carpeta en el que se contenga el nombre 
del autor de la colección. 

Compondrán el Jurado los individuos de la Junta Direc- 
tiva. 



Digitized by VjOOQIC 



ZO SOCIEDAD ARAGONESA 



COMUNICACIONES 



EL TÉ DE ARAGÓN 

(fasonia glutinosa D. C, Erigeron glutinosum h.) 
POR D. José Pardo Sastrón 

£1 número de los Tés es infínito. Cada país, por no decir 
cada pueblo, tiene el suyo. Y generalmente cada pueblo 
alaba al suyo como si fuera el mejor de todos. Algo de eso 
pasa también con las Camomilas. 

Nuestro Té, el Té de Aragón ó Té de las Pehas^ Té hasta^ 
como dicen algunos, es la Jasonia glutinosa D.C., y su nombre 
está ya bastante vulgarizado, para que sea fácilmente com- 
prendido cualquiera que pida Té de Aragón. Y se prefiere, en 
muchos casos acertadamente, al Té extranjero. En el país 
de la Salvia y del Té de Aragón, bien podemos pasar las más 
de las veces sin hierbas extranjeras, sean de China, sean de 
esas que nos traen ciertas aves de paso en bonitos canutos, 
y pregonan que son hierbas de Suiza, de los Alpes, etc., y 
que sin embargo, vaya usted á saber lo que son. 

Se halla siempre sobre las rocas áridas y peladas; pero 
no le importa gran cosa que las tales peñas se hallen en te- 
rreno llano. De manera que si se intentara el cultivo de esta 
planta, no sé cómo había de componérselo el cultivador; 
pues, aun en terrenos pedregosos, es muy dudoso que se 
aclimatara. Sólo diremos, que junto á peñas donde el Té 
abunda, hemos visto montones de pedruscos desprendidos 
de las mismas peñas entre los cuales podría al parecer des- 
arrollarse con más holgura; y sin embargo el Té no aparece 
entre aquellas piedras, á pesar de que sobre ellas debe caer 
mucha semilla. ¿Qué cultivo se le podría, pues, dar á un 
vegetal que clava su raíz en las más insignificantes grietas 
de las peñas? Bien entendido que á pesar de vivir en país en 
que llueve poco, y á pesar de andar en su vegetación algo 
tardío y florecer en Julio, hay años escasos de lluvia en los 



Digitized by VjOOQ IC 



DE CIENCIAS NATURALES II 

que nuestro Té se halla rodeado de una vegetación agostada 
por el calor, entre tanto que él se encuentra verde vigoroso 
y rozagante, como si la lluvia lo estuviera beneficiando dia- 
riamente. 

Es planta común en Aragón, por ejemplo, en Torrecilla 
de Alcañiz, Castelserás, Valdealgoria, Codoñera, Alloza, 
Híjar, Peñarroya, Arandade Moncayo, Rambla del Gallego, 
Castellote, etc. En El Plano, término de Alcañiz, puede cose- 
charse en abundancia. 

(Continuará) 



LA GRIPPE EN ZARAGOZA 
POR D. Ricardo Royo 



Considero siempre como grande honor para mi humilde 
personalidad, el ver solicitados mis pobres juicios. Por eso 
accedí gustosísimo á pronunciar una conferencia sobre el 
título que antecede en el Círculo de San Luis, y por eso tam- 
bién soy reincidente bajo el mismo título, obedeciendo al 
admirable Padre Navas, y escribiendo estas cuartillas. 

El estado actual de Zaragoza, por lo que á la salud pú- 
blica se refiere, no es igual al de nuestra ciudad durante el 
invierno de 1889 á 90. 

El número de muertos y de enfermos, no llega ahora ni 
con mucho á los de entonces, pero á partir de aquella fecha, 
el invierno de mayor mortalidad y, sobre todo, de mayor 
morbosidad, es el que actualmente atravesamos. 

El parecido entre una y otra época es evidente, sobre 
todo, si consideramos que el motivo de tan deplorable situa- 
ción patológica, fué entonces, como es ahora, la grippe. 

Si á esto añadimos la observación de que, desde aquella 
fecha á hoy, no ha dejado la citada enfermedad de producir 
sus efectos en Zaragoza ni un sólo invierno, podemos formu- 
lar esta serie de preguntas muy ligadas entre sí. 

¿Por qué la grippe hace tantas víctimas en Z^xdLgozzi 

¿Por qué durante el actual invierno de xgox á 1902, no 



Digitized by VjOOQIC 



12 SOCIEDAD ARAGONESA 

es taa intensa ni tan extensa como en los últimos meses 
de 1889 y primeros de 1890? 

¿Por qué en el transcurso de los once inviernos trans- 
curridos entre las fechas precedentes, no ha dejado ni uno 
solo de reinar la influenza en nuestra población? 

(Continuará) 



Beseia de la excursítfi que se realiza el 31 de IHdemkre de INI 
7 e^ecies que se recogieroi 

POR D. Esteban Fernández 

Aunque sea el más inútil de la excursión, cábeme el in- 
merecido honor de comunicar á la Sociedad su resultado. 

Realizóse con la asistencia de los socios R. P. Longinos 
Navas, D. José M.^ Azara, D. Miguel Ángel Laguna y del 
que suscribe y de tres jóvenes extraños á la Sociedad, muy 
aficionados á las ciencias naturales. 

Salimos del Colegio del Salvador á las ocho y tres cuar- 
tos de la mañana, con un tiempo hermoso y un sol esplén- 
dido que comenzaba á elevarse sobre el horizonte, disipando 
una ligera niebla que había envuelto la ciudad durante la 
noche y que luego que se hubo elevado hacía innecesarios 
los abrigos. 

£1 día no lo habíamos podido elegir mejor y convidaba 
á dar un paseo por las afueras; además se respiraba un aire 
puro y oxigenado que llegando á los pulmones dábanos nue- 
va vida. 

Subiendo por el paseo de Torrero nos dirigimos por el 
camino de Ruiseñores, explorando al paso el terraplén de 
los nuevos depósitos de agua, en el que se encontraron algu- 
nos musgos é insectos, continuando por la orilla del Canal 
al Cabezo de Buenavista, que era el sitio escogido con pre- 
ferencia para su estudio. El paisaje que se contemplaba 
desde lo alto del Cabezo era precioso; veíase Zaragoza ro- 
deada de una ligera niebla despertando al nuevo día, la silue- 
ta de las cúpulas del Pilar y de la torre de La Seo y las 



Digitized by VjOOQI^ 



DB CIENCIAS NATURALES I3 

chimeneas de las fábricas lanzando al espacio negras colum- 
nas de humo; bordeando el Cabezo se deslizaba tranquilo el 
Canal Imperial, que tantas tierras fertiliza á su paso. 

Del Cabezo proseguimos por la orilla del Canal hasta la 
almenara de Nuestra Señora del Pilar, desde donde em- 
prendimos la vuelta por lo avanzado de la hora, después 
de bajar á la orilla del río Huerva. 

Cuando pasábamos otra vez por enfrente del Colegio 
del Salvador eran más de las doce. 

No fué infructuosa la excursión, como lo acredita la lista 
de especies recogidas y que á continuación se ponen. 

Y nótese que la estación era la más desfavorable del 
año, por lo cual no llevamos la manga para coger insectos 
y la duración de la misma tan escasa, que no llegó á cuatro 
horas. 

(Continuará) 



SECCIÓN BIBLIOGRÁFICA 



Donativos para la Biblioteca de la Sociedad 



Lóseos y Pardo. — Serie imperfecta de las plantas aragonesas 

• espontáneas. Alcañiz, 1867. 
Pardo (D. y osé).^ Apéndice al Catálogo de plantas de To- 
rrecilla de Alcañ(z. Madrid, igoi. 

(Donativo de D. José Pardo) 
(Continuará) 



CRÓNICA CIENTÍFICA 

Cúmplenos en ella dar un ligero resumen de lo que se 
hace, especialmente en Zaragoza, en el campo de las cien- 
cias naturales. 

Existen en Zaragoza diferentes centros cien tí fieos, donde 
se exponen, á más de no pocos trabajos sobre materias que 
este Boletín no puede abarcar, muchos otros de indudable 



Digitized by VjOOQIC 



14 SOCIEDAD ARAGONESA 

importancia é interés para los individuos de nuestra So- 
ciedad, y en general páralos amantes de las ciencias natu- 
rales. 

En este número del Boletín reseñaremos el movimiento 
científico de las citadas Sociedades durante el mes de Di- 
ciembre deigoi. 

El día X de Diciembre Celebró sesión extraordinaria la 
Real Academia de Medicina^ siendo su objeto la recepción del 
nuevo académico Dr. D. Vicente Laf^erza, profesor de la 
Facultad. 

El Dr. Lafuerza, en su discurso sobre «Variedades mor- 
fológicas de la célula nerviosai, dio gallardas muestras de su 
saber y competencia en las ciencias médicas. El académico 
señor Oliver le contestó haciendo acabado elogio del señor 
Lafuerza, y exponiendo los adelantos de la técnica histoló- 
gica, tan favorables á las investigaciones científicas. 

— El día 5 celebró sesión la Sociedad académica Escola- 
res veterinarios^ disertando los aventajados alumnos, D. Ar- 
turo Anadón y D. Esteban Gavín, sobre los temas «Micro- 
bios trasmisibles de los animales al hombreí, y «Entozoarios 
trasmisibles de los animales al hombrei. 

— Con gran brillantez celebró el día 7 la inauguración 
del curso de conferencias el Ateneo Científico-Escolar, 

Dio realce á esta sesión el discurso pronunciado por el 
catedrático de la Facultad de Ciencias, D. Félix Gila, sobre 
el tema «Botánicos aragoneses!. 

Llamó estepario al terreno de Aragón, perteneciente, según 
él, al período mioceno lacustre, y lo comparó á las estepas de 
Rusia y Norte de Persia; habló del clima, acusándole de in- 
constante y haciendo notar sus relaciones con el terreno. A 
pesar de ser un terreno erial el de Aragón, dijo, los botánicos 
que de él han brotado, constituyen un verdadero verjel. 

Dividió la historia de los botánicos aragoneses en cuatro 
períodos: al primero, anterior á Asso, lo lldunó preassoano, for- 
mado por una pléyade de médicos y boticarios que lograron 
reunir á manera de inventarío un gran número de plantas 
aragonesas; el segundo, representado por el célebre Asso y 
por Echeandía, aporta nuevos materiales al gran edificio 
de la botánica aragonesa. Aquí hace mención honrosa del 
P. Blanco. En el tercer período, que llamó moderno, habla 
con mucho encomio de los farmacéuticos D. Francisco Lós- 
eos y D. José Pardo, que todavía existe, y en el cuarto ó 
nctual, del modestísimo D. Custodio del Campo. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 15 

Terminó recomendando las coleccciones herbarias á los que 
se dedican al estudio de la Botánica, y propuso al Ateneo 
Cienttfico-Escolar, se remitiese un mensaje de felicitación y 
recuerdo al octogenario Sr. Pardo, farmacéutico en la pro- 
vincia de Teruel, por sus provechosos esfuerzos en bien de 
la Botánica. 

—La sección de Medicina y Ciencias de \d^ Academia de 
San Luis^ celebró sesión ordinaria el día 9, disertando acer- 
ca de la «Respiración», D. Antero Noailles. 

— £1 II disertó en la sociedad académica de Escolares ve- 
Urinarios^ é\ socio D. Salvador Martí, sobre el tema «La le- 
che y sus análisis en la inspección». 

—En la sesión ordinaria que el 11 celebró el Ateneo Mé- 
dico-Escolar, D. José Silva Remacha, desarrolló el siguiente 
tema: «Üiagnóstico del mal de Pott». Después de dar una 
idea general muy completa de los síntomas que caracteri- 
zan esta enfermedad, estudió con gran copia de datos, las 
diferencias que la separan de otras enfermedades de la mé- 
dula y raquis. El presidente Dr. Lozano, hizo un brillante 
resumen, que fué muy aplaudido. 

— En la conferencia celebrada el día 15 por la Academia 
de San Luis^ el R. P. Longinos Navas, de la Compañía de 
Jesús, leyó un hermoso discurso titulado: «Excursiones cien- 
tíficas». 

Después de haber hablado brevemente sobre excursio- 
nes artísticaSi arqueológicas, /í?/A-/(5riV(is, etc., dedicó princi- 
palmente su atención á las científicas, propiamente tales, 
es decir, las que tienen por objeto investigaciones de' His- 
toria Natural. 

Hizo patente la necesidad de que en Aragón, y principal- 
mente en Zaragoza, se trabaje. Presentó el ejemplo de lo 
que se hace fuera de aquí, y mostró cómo bastarían algunas 
iniciativas, que encontraran apoyo decidido y perseverante, 
para que no se perdieran los tesoros que Aragón posee y se 
descubrieran otros nuevos. 

Entre los medios más útiles, están las «Excursiones cien- 
tíficas.» 

— Luminosa fué la conferencia que en el mismo centro 
científico dio el Dr. Royo sobre «La grippe en Zaragoza» el 
día 22. Su resumen puede verse en la comunicación que 
antecede en este mismo Boletín. 

— La Academia Calasancia, ha renovado su junta directiva, 
este mes de Diciembre, nombrando presidentes de las sec- 
ciones de Medicina y Ciencias, respectivamente, á D. Luis 
Marco y al P. Agustín Narro. 



Digitized by VjOOQIC 



X6 SOCIEDAD ARAGONESA 

Finalmente, no carecerá de interés para los cultivadores 
de las ciencias naturales el adjunto grabado, que presenta 
la consolidación de una fractura del húmero, vista por los 
rayos X. La radiografía fué tomada con el aparato del Cole- 
gio del Salvador, unos cuatro días después de levantado el 



aposito; por esta razón se ve el callo de gran volumen. El 
amasamiento y el tiempo se encargarán de corregir ette 
callo, que en la radiografía aparece voluminoso y desviado. 
Sufrió la fractura el niño Luis de Juana, y se la curó el 
Dr. Lozano durante el pasado mes de Diciembre. 

J. M. A. 

Tip. 11. EsCAR, San Miguel, número 12. Zaragoza 



Digitized by VjOOQIC 



Tomo t Febrero de 1002 Núm. 2 

BOLETÍN 

DE LA 

Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales 

SECCIÓN OFICIAL 



SESIÓN DEL 19 DE FEBRERO DE 1902 



Presidencia de D. Ricardo J. Górriz 

Dio comienzo á las dieciséis con asistencia de los socios 
Señores Azara, Bovio, Claver, Dosset, Fernández, Górriz, 
Laguna, Melón, Navas, Odriozola, Rius y Casas y Silván. 

Fué leida y aprobada el acta de la sesión anterior. 

Socios admitidos. - Se propone y admite como socio protec- 
tor al Dr. Claver, en atención á los favores que dispensa á la 
Sociedad; y quedan también admitidos como numerarios los 
Señores: 

D. Manuel de Ossuna, de Laguna de Tenerife, presen- 
tado por D. Manuel D. de Arcaya. 

D. Francisco de P. Jiménez, de Cartagena, propuesto 
por D. Valero Gasea. 

M. I Sr. D. Bernardo Zapater, Pbro., de Albarracín, 
presentado por D. Carlos Pau, y 

D. Emiliano Rodríguez Risueño, de Valladolid; Reve- 
rendo D. José M.* de la Fuente, Pbro, de Pozuelo de Ca- 
latrava (Ciudad Real); D. Santos Martínez, de María 
(Zaragoza); D Mariano Baselga, de Zaragoza, y Mr. P. W. 
Stuart-Menteath, geólogo, de San Juan de Luz (Basses- 
Pyrénées, Francia), presentados por el Rdo. P. Navas. 

Comunicaciones.— ^\ Sr. Odriozola da lectura á una del 
Sr. Iriarte, socio entusiasta de Ramales (Santander), sobr^ 



Digitized by VjOOQIC 



l8 SOCIEDAD ARAGONESA 

el lema de la Sociedad cCiencia, Patria, Fe», que los reuni- 
dos escucharon con grande complacencia. «Cuando en la in- 
mortal Zaragoza— dice — al resplandor del incendio, entre el 
crujir de la metralla resonaba la ota lanzando sus valientes 
sones como reto bravio á la faz del invasor, no eran los muros 
que caían desplomados, no eran los amarillos y descarnados 
espectros que los defendían, los que eclipsaban entre vapores 
rojos la hasta entonces brillante estrella del vencedor de Eu- 
ropa, eran la patria y la fe que unidas palpitaban en cada 
hombre que moría, en cada gota de sangre derramada, en las 
ondas del Ebro, en el ambiente que acariciaba la ensangren- 
tada tierra española». A continuación indica la imposibili- 
dad de existir patria sin fe, y ensalza la obra de la ciencia 
que «enseña á descifrar las páginas de ese hermoso libro 
puesto siempre por Dios ante los ojos del hombre... en los 
astros que giran en el espacio, el rayo que fulgura... la hier- 
becilla que hollamos indiferente, el insecto que aplas- 
tamos, las aves, el mar, los torrentes... la flor que ofrece 
aromas ostentando sus colores, la mente engendradora de lo 
bello y sublime, el volcán que flamea, el huracán que esta- 
lla...» Encomia el papel moralizador de la Ciencia, y cómo 
ella y la fe hermanan y marchan siempre unidas, doliéndo- 
se al final del triste concepto que de España y los españoles 
tienen las naciones cultas, y el cual sólo la ciencia y la fe 
pueden destruir; pues, «cuando la ciencia comparta con la 
religión el amor del pueblo español, acaso sobrepujemos 
en progreso á los que hoy nos desprecian, porque hay en 
nuestro ser esa exhuberancia de vida, esa energía para resis- 
tir que só'o puede dar la riente luz del mediodía Nuestro 
pueblo no está muerto, está dormido. A los amantes de la 
patria, de la ciencia y de la fe toca despertarle». El señor 
Presidente elogia como se merece tan hermoso trabajo, y la- 
menta en nombre de todos que la índole y extensión del Bo- 
letín no consienta su publicación 

Presenta después el mismo señor Presidente el catálogo 
de su colección de coleópteros, representantes de los perte- 
necientes á la cuenca del Ebro. 

El Sr. Dosset lee una carta del consocio D. Carlos 



Digitized by VjOOQIC 



DÉ diBNCIAS NA'^URALÉS ig 

Pau en la cual ofrece este señor á la Sociedad un ca- 
tálogo descriptivo de todas las plantas que se conocen hasta 
el día en Aragón, y que á modo de flora aragonesa podría 
publicarse en el Boletín. El señor Presidente expresa el 
gozo con que la Sociedad admite ofrecimiento de tanta 
valía, y se acuerda comenzar en cuanto sea posible la pu- 
blicación de tan importante trabajo. 

£1 mismo Sr. Pau envía una comunicación que lleva el 
título de cPlantas nuevasi. 

Los Sres. Azara y Gaspar presentan la relación de la 
Crónica científica. 

Y, después de acordar las revistas con quienes haya de 
solicitarse el cambio, y de proyectar la próxima excursión á 
Santa Fé, si el tiempo lo permite, se levantó la sesión á las 
diecisiete y media. 



COMUNICACIONES 



EL TÉ DE ARAGÓN 

(fasonia glutinosa D. C, Erigeron glutinosum L. j 

POR D. José Pardo Sastrón 

(Conclusión) 

Se usa en todo Aragón en infusión teiforme. La parte 
que se usa son las hojas que, naturalmente, deben cosecharse 
antes del desarrollo de las flores Cuatro gramos de hojas 
secas estrujadas entre las manos dan, con doscientos gramos 
de agua hirviendo, una bebida aromática ligeramente amarga 
que, adicionada con un poco de azúcar, resulta bastante 
agradable y de hermoso color de limón, que, aunque esté 
filtrada, se torna de color obscuro de café antes de las vein- 
ticuatro horas. 

Si dejamos hervir un rato la hierba en el agua, el pro- 
ducto es amargo y algo acre. 



Digitized by VjOOQIC 



20 SOCIEDAD ARAGONESA 

Está bastante generalizado su uso así entre el vulgo como 
entre los hombres de ciencia, entre los aldeanos y entre los 
ciudadanos. Unos y otros procuran hacer á tiempo su pro- 
visión, y he visto aprobado su uso por muchos médicos. Los 
bañistas lo recogen en sus paseos por las cercanías del esta- 
blecimiento en Segura y en otros balnearios, y los ciudadanos 
se proveen de él cuando salen á veranear en las aldeas, y 
todo eso es necesario; pues hasta hoy no tengo noticia de 
que se venda. 

Tiene, pues, su interés; es cdmoda y fácil la sustitución 
del Té chino por el que á manos llenas ofrecen las peñas de 
Aragón y es vulgar planta en otras provincias de España, 
aunque de ella no se haga el aprecio que merece. 

Personas hay que hacen uso diariamente de otra especie 
muy análoga, la Jasonia tuberosa D. C. y al parecer, con buen 
resultado. Esta especie, más frecuente, más voluminosa y 
ramosa que la anterior, es también más abundante; aunque 
solo sea porque crece entre los olivos y en campos algo des- 
cuidados; pues claro está que á poco roturado que esté el 
terreno, siempre se hallará en el país una superficie más ex- 
tensa de tierra cultivada que la superficie que pueden ofre- 
cer las peñas. 

Si el comercio llegara á tomar por su cuenta la explota- 
ción del Té de Aragón^ la J. tuberosa llegaría pronto á susti- 
tuir, acaso por entero, á la J. glutinosa^ y ésta se haría de día 
en día más rara, si es que no llegaba á desaparecer; porque 
la recolección se haría con pocos miramientos. La salvaría 
acaso su raíz perenne imposible de arrancar. Además, la 
hierba de los campos es más abundante y su recolección es 
más fácil y cómoda que la de las peñas. Esta, sin embargo, 
es preferible por su mayor rusticidad, aroma y gluten de que 
está impregnada. 

El Té es una plantita, cuya raíz leñosa y perenne, se cla- 
va, como dijimos, en las peñas y no en otra parte; los tallos 
son radicales, numerosos, rectos, sencillos, de unos dos decí- 
metros, y sus hojas en gran número, pequeñas, enteras y 
puntiagudas Las flores (compuestas) son amarillas y for- 
man un racimo corimbiforme á la extremidad del tallo. Toda 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 



21 



la planta es glutinosa como lo indica el nombre específico 
en términos que ensucia las manos al recogerla; retiene pri- 
sioneros á pequeños insectos, y la misma planta seca se 
mantiene unida, conservando la forma del paquete que se 
hizo con ella. Ese gluten es, al menos en su mayor parte, 
gomoso, y las manos se limpian lavándolas simplemente con 
agua, pero eso se consigue con tiempo y trabajosamente, y 
como se desprende más fácilmente con alcohol, se puede 
admitir que es un principio gomo-resinoso. 

He tenido ocasión de ver en Valdealgorfa en los 
años 1899 y 19^ varios pies de esta planta que crecían al 
pié de las peñas, no habiendo podido examinar bien si dichos 
pies extendían sus raíces hasta fijarlas en las mismas peñas. 

He visto muchas peñas en Valdealgorfa (y también en 
Torrecilla), que aun siendo peñas de conglomerado, es decir, 
de las que nuestro T¿ prefiere para su habitación, y estando 
cubiertas de vegetación variada, sin embargo no se halla en 
las tales peñas rastro de Té ¿Habrá acabado el ganado con 
la planta en ciertos sitios? Lo cierto es que muchas veces 
hallaríamos un gran recurso para colectar buenas matas de 
Té, si contáramos con una escala de mano para trepar á 
ciertas rocas inaccesibles para los ganados. 



COLEÓPTEROS DE LA CUENCA DEL EBRO 

EXISTENTES EN LA COLECCIÓN DE D. RlCARDO J. GÓRRIZ 



I.cr SUDORDEN CARNÍVORA 



I.* Familia.—CiciNDELiDiE 

1 Cicindela campestris. Carlfiena 

2 • jUxuosa. Milagro 

2.* Familia. — CarabiDíE 

3 Carabus violaceus, v. 

exaspetatus. Milagro 

4 Calosama sycophanta, • 

5 Nebria cursar Müller • 



6 Nebria pidcomis. Milagro 

7 Leisius fulvibarbis 

Dej. » 

8 Leistusrufomarginatus. » 

9 Tachypus caraboides. • 

10 — paUipes, 1 

11 — jiavipes. Cariñena 

12 Bembidiumconcinnum. Milagro 

13 — pyrenaum. » 



Digitized by VjOOQIC 



22 



SOCIEDAD ARAGONESA 



14 Bmbidium 4 "gutta- 


47 Li^íifjw suphoides. Cariñena 


ium. Milagro 


48 BadisUr bipustuiatus. MliagrO 


15 Bembidium Andrea. • 


49 Btówiws í»/iY<>. Cariñena 


16 — decofum, » 


50 — chypeatus. » 


17 — impressum, » 


51 Sabienus calydonius. 


18 — punctuta- » 


Fab. 


tum. i 


52 Sabienus fulvipes Latr. » 


19 Bembidiumbístriatum, » 


53 — ¿¿f/«?i*s Ramb. ■ 


20 — varium, » 




21 — ripicola, • 


V. n^^. • 


22 — ilongaium. » 


55 Diacromus germanus. Milagro 


23 — caruleum. • 




74 — 4"5f<g'»ia- 


5«íí. I 




^M9». » 


57 Ophonus ruficomis. ■ 




25 Bembidium tricolor, » 


58 — Jl^HÍS. 




26 — pHsiUum. • 


59 — cordatus. 1 




27 — rufescens. » 


60 — pundicoüis. t 




28 — 4 — moní- 


61 — calceatu8. t 




¿ff/Mm. » 


62 — rufibarbis. 1 




29 Trechus obtusus Er. » 


63 — azureus. 1 




30 divina fossor. % 


64 — íWí^iií. 1 




31 — coUaris. • 


65 — sabulicola. 




32 Dischirius globosus. » 


66 — rupicola. 1 




33 — fií^Wiw. » 


67 — planicoUis. 1 




34 — <?ft5n#fftó. » 






35 — minutus. » 


IÍII5. 




36 Panagaus crux major. • 


69 Harpalus cupreus. > 




37 — bipustuiatus. • 


70 — rubripes. > 




38 CaUisius lunatus. > 


71 Harpalus me lancho- 




39 Chlanius spoliatus, » 


licus. 1 




40 — veituinus. Cariñena 


72 — anxius. i 




41 — chrysoce- 


73 — caspius, « 




phaius. Milagro 


74 — rufitarsis, i 




42 Chlanius Schrankii. ■ 


75 AcinopHs picipes Oí. > 




43 — /<wí«v«í. Cariñena 


76 Bradycdlus fiavicollis, i 




44 — vestítus. » 


77 — consputus, > 




45 — asureus. » 


78 - pubescens 




46 Licinus granuUUus. » 


Pay. 





"^%. 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 



23 



79 Bradycellus obsoletus 

Dej. Milagro 

80 Bradycellus brunnipes. • 

81 SUnolophus Skrimshi- 

ranus. Gene. » 

82 Sienolophus üutonus. • 

83 Zabrus gibbus. CarlBflna 

84 - obesus. IllaflPO 

86 — curtus, " » 

87 Amara crenata. Cariñena 

88 — patricia Duft. » 

89 — nitida Sturm. > 

90 — pyrenaa. Milagro 

91 — anea» » 

92 — eximia, » 

93 — montana. » 

94 — communis. • 

95 Pterostichusmetallicus. • 

96 — cupreus v, 
niger, • 

97 Pacilus dimidiatus, • 

98 — injuscatus. • 

99 Steropus globosus. » 

100 Percus stultus. • 

1 01 — politus, • 

102 Sphodrus leucophthal- 

mus. L. Carlfiena 

103 Sphodrus Reichem- 

bachii. i 

104 Calathuspunctipennis. MllagPO 

105 — circumseptus, > 

106 — ¿íi/í*s. Cariñena 

107 — melanoce- 
phalus. Milagro 

108 Calathus glabricollis? » 

109 — mollis? • 
lio — micropterus 

Duft. • 



111 Calathus ambiguus. Milagro 

112 p/oi^fMtó fliís/n<w?ws. Cariñena 

113 — v.modestus. » 

114 — parumpun- 
ctatus, » 

1 15 Platynusoblongus Fab. Milagro 

1 1 6 PUUynus liveus. Gyll. » 

117 — prasinus. Cariñena 

119 Lebia cyanocephala, • 

120 — chlorocephala. • 

121 — r«/í>js Dej. Milagro 

122 — í:ní;r minar. Lerna 

123 Cymindis axiUaris. Milagro 

124 — c;. /í«^/a 
Duft. » 

125 Cytnindis humeralis. > 

126 — variolosa. » 

127 Demetrias atricapil- 

ius. Cariñena 

128 Dromius linearis. » 

129 Metabletus obscuro- 

guttatus. Milagro 

130 Metabletus glabratus. » 

131 Polystichus vittatus. • 

132 Drypta emarginata 

Rossi. » 

1 33 Zuphium Chevrolati 

Bruiié. Cariñena 

134 Aptinus disphsor. 

Duf. Milagro 

135 Brachinus psophia. 

Dej. » 

136 Brachinus crepi- 

tans L. * 

137 Brachinus explodens 

Dufts. » 

138 Brachinus sclopet a 

Fab. 

(Coatinnará). 



Digitized by VjOOQIC 



24 SOCIEDAD ARAGONESA 

tesela 4e la exciirsMi ^oe se realizi el 3l4e Ndeabre 4e 19fl 
7 espedes fie se reoofierM 

POR D. ESTBBAN FbRNÁNDBZ 
i»' -. 

(CoMcíu^mr'' 
LISTA DE LAS ESPECiSS RECOGIDAS 



Goleóptefos 

Calathas melanoeeplialiis L. 

Cjmindis lineóla Dufour. 

Helops latieollis Küst. (H. cerhiras Muís.) 

— longipennls Küst. 
Laemosthenes eomplanatos Dej. 
Meloé autamnalis Oliv. 
Mylabris rafimana Schh. 
Oeypus olens Müil. Larva. Algunas otras larvas. 

Oftéptefos 

Acridium aegypttom L 
Epaeromia strepens Latr. 
Forficula anrieularia L. 
Mantis religiosa L. Ootecas. 

^neurópteros 
Sympeema íUsea V. d. L. 

Hímenópteros 

Aphaenogaster barbaras L. 

— sentellaris Oliv. 

Pheidole palUdola Nyl. 



Digitized by VjOOQIC 



*->^%--r^ .--. - 



DE CIENCIAS NATURALES 2$ 

Iiepidópteros 

Collas Edusa Fabr. Crisálida. 

Plerls bpassleae L. Larva y crisálidas. 

Hemiptefos 

Llgaeus mlUtarls Fabr. 

Pyrphoeorls aegyptlus L. Numerosos ejemplares. 

Dípteros 
Calllphora epythpoeehala Mg. 

TisQDUros 
Lepisma saeeharlna L. 

CDifiápodos 

lulus terrestrls L. 

Polydesmus eomplanatus de Geer. 

Llthoblus forelpatns de Gerv. 

Ccustáeeos 

Armadillo vulgarls Latr. 
Poreelllo Wagnerl Brandt. 

GOSQOOS 

Lumbpleus terrestrls L. 

CDoluseos 

Bullmus deeollatas L. 
Hellx adspersa Müll. 
— eaespltam Drap. 

Plantos iQneitógQnQQs 

Capsella bursa-pastorls L 
Dlplotaxls eraeoldes L. 



Digitized by VjOOQIC 



26 SOCIBDAD ARAGONESA 

Dlplotaxis vlminea L. 
Tapaxaeum ofñeinale L. 

Algas 

Nostoe eommune V. Común en el cabezo de Buena Vista. 
Rhlzoelonlom rivulare L. Bajo el puente de la Almenara 
de Ntra. Sra. del Pilar. 

Iiiquen^s 

ÁPthonia dispersa Schrad. En la corteza del castaño de 
Indias (JEsculus hippocasianum L.). Nueva para Ara- 
gón. Citada antes en las cercanías de Cádiz, aunque 
con el nombre de Arthonia epipasta. 

Apthonla punetifopmis Ach. No citada aún de Aragón. 

Aspieilla elnerea L. 

Buellia epipolla Ach. 

Caloplaea haematites Chaub. 

— phlogina Ach. 

— vitelllna Ehrh. No citada antes de Aragón. 
CoUema pulposum Bernh. 

Leeanopa subfüsea L. var. apgentata Ach. 

Leeidea parasema Ach. 

Physela aipolla Ach. var. aerita Ach . Nueva para 

Aragón. 
Physela aipolia var. cereidla Ach. 
leptalea Ach. 

— obseupa Ehrh. var. eyelosells Ach. 

Physela obseupa var. vlpeUa. Ach. Nueva para España. 
Plaeodinm eipcinnatom Pers. 

— fUlgens Sw. 

— mupopam HofTm. var. padiata Hue. Esta va- 
riedad no se había citado en España más que de 
Calatayud por el botánico bilbilitano Sr. Vicioso. 

Rlnodina exigua Chaub. 

— spohodes Ach. 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 1^ 

Squamarla erassa Huds. 

— lentlgera Web. 
Tonlnia vesleularia Hoffm. 

Verpuearia nlgreseens Pers. Ya citada de Calatayud. 
XanthoFia parletina L. 

— polleappa Ehrh. Nueva para España. 

CDineirales y róeos 

Arenisca en capas. 
Arenisca micáfera veteada. 
Caliza compacta blanquecina. 
* Caliza compacta gris fosilifera, del mioceno lacustre. 
Caliza compacta parda. 
Caliza margosa. 

Caliza concrecionada sobre arenisca* 
Conglomerado silíceo. 
Cuarcita blanca. 
Nodulo de limonita. 
Sílex jiloideo. Bello ejemplar. 
Sílex piromaco. 

Casi todos los ejemplares con indicios de ser materiales 
de acarreo, por estar más ó menos rodados. 

Todas estas especies serán datos útilísimos para un es- 
tudio 6 catálogo de la fauna, flora y gea de Zaragoza y 
Aragón, de gran utilidad para todos. 

El resultado satisfactorio de esta primera excursión, es 
de esperar que animará á los socios y servirá de precedente 
para otras mucho más importantes por el número de excur- 
sionistas y de los objetos recogidos en la excursión. 



Digitized by VjOOQIC 



28 SOCIEDAD ARAGONESA 

FOBMAS NUEVAS DE PLANTAS 

POR D. Carlos Paü 



Jasonia Obtusifolia. (^asonia glutinosa ^ Lg. in Reverchson, 

//. de rAndalousie, n.° 406, 1889.) 

Planta 2|., de 15*20 cetm., verde cenicienta y viscosa- ve- 
llosa; tallos velloso-lanígeros, principalmente en la parte 
baja, derechos, sencillos, gráciles, ramosos en el ápice, hojo- 
sos; hojas oblongas, obtusas, con el margen entero y plano, 
glanduloso- vellosas, algo gruesas; ramos floríferos con hojas 
menores, lineales, agrupadas en algunas cabezuelas simu- 
lando sobrecáliz; cabezuelas terminales en inflorescencia 
corimbiforme, pedúnculos engruesados ligeramente junto al 
antodio; escamas espatulado-lineales las exteriores, sin glán- 
dulas en su mayoría; herbáceas las internas, doble más lar- 
gas, lineales y solamente pestañosas; flores sin lígulas; aque- 
nios vellosos inferiormente y glandulosos en el ápice. 
Sierra de Ronda, 19 Ag. 1889. (Reverchson 1. c.) 
Parecida á las saxatüis Guss. (J, glusinosa DC, p. p. et. 
et auct. hisp.) y rupestris Pomel.— De la segunda difiere i>or 
los caracteres de las hojas enteras; de la primera, basta aten- 
der á las hojas obtusas para distinguirla enseguida. 

Cañista Jimenezi. (Sect. Spartioides Spach) 

Flores racemosas en ramos nuevos: arbusto que tiene tá 
lo sumo un metro de altura, desparramado, es decir, que 
pocas veces tiene un solo tronco; éste tiene como máximum 
cinco centímetros de diámetros (Jiménez, ni litt.), ramitas 
nuevas hojosas, hojas pequeñas. 

Ramos anuales estriados, lampiños, rígidos, sin hojas, 
los jóvenes con hojas muy pequeñas, caedizas, sin estípulas 
ú ocultas, cortamente pecioladas, elíptico-oblongas, puberu- 
lento-pelositas, plegadas; flores en racimos de una á cuatro, 
con pedúnculos más cortos que el cáliz, bracteillas pequeñí- 
simas aleznadas y pestañosas; cáliz verde alampiñado, dien- 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 29 

tes calicinales superiores triangulado-lanceolados,tan largos 
como el tubo calicino, labio inferior tridentado, dientes li- 
neales; estandarte más corto que la quilla, elíptico, emargi- 
nado, cortamente unguiculado y con el dorso ligeramente 
seríceo, alas lineales y quilla sedosa. 

Legumbre lineal, acuminada, mucronada, sedosa, con 
dos semillas, recta y alampiñada en la .madurez. Semillas 
brillantes, discoideas y pardas, reducidas á dos por aborto. 
— Longitud de las flores 12 milím.; de las legumbres 18. 

Montes de íEI Morteral», cerca de la costa, entre las pie- 
dras y en las grietas de las rocas. 31 de Marzo de 1901. Car- 
tagena (Fr. de Paula Jiménez). 

Elymu8 caput MedusaB L. var. hordeaceus 

Robusta, mayor, aspecto de Hordcum; espigas más largas, 
dos ó tres veces mayores. Variedad notable. 
Avila; Mayo 1900. (Barras leg.) 

Ononis leptocarpa.—O sicula auct. hisp. 

Planta anual, grácil, viscosa y glanduloso-vellosa, de co- 
lor verde amarillento; tallo derecho, ramoso desde la base, 
velloso, hojas casi todas triplicadas, menos las del ápice de 
la inflorescencia, alampiñadas, elíptico-oblongas las inferio- 
res, lineales las superiores, la terminal mayor, remotamente 
denticuladas de mitad al ápice; estípulas lanceolado- acumi- 
nadas, aristadas; flores axilares, solitarias en racimos termi- 
nales y en todos los ramos, colgantes, llevadas por pe- 
dúnculos capilares más largos que las hojas, largamente 
aristados; cáliz cortado hasta casi la base en lacinias setifor- 
mes, más largas que la corola; ésta amarillenta; legumbre 
péndula, angostamente lineal, pubescente, doble mayor que 
el cáliz; semillas reniformes, subglobosas, pálidas y tubercu- 
loso-escabras. 

Sumamente parecida á la O. sicula Guss., de la cual se 
aparta por ser más tenue y grácil, hojas trifoliadas y más 
angostas, estípulas aristadas, lacinias calicinales más estre- 
chas, y sobre todo por sus legumbres dos 6 tres veces más 
delgadas y semillas menores. 



Digitized by VjOOQIC 



30 SOCIEDáD ARAGONESA 

La he recogido en las cercanías de Segorbe, castillos de 
Sagunto y Játiba; recientemente ha sido comunicada por el 
señor Jiménez Je las inmediaciones de Cartagena. 

Tomo por tipo de la O. sicula Guss.; la muestra de mi 
colección procedente de Siracusa. 

Teucrium hifacense (Sect. PoUum.j 

De un tronco corto y leñoso nacen numerosos tallos, 
desparramados y arqueado-ascendentes, formando césped 
laxo; ramos jóvenes niveos, afelpados, los de años anterio- 
res leñosos y glabrescentes. Hojas numerosas; los dos prime- 
ros pares inferiores, pequeñas y parecidas á las del T. huxi- 
folium; las restantes grandes aovadas, subdeltoídeas, cortadas 
ó algo cuneiformes en la base, que es enterísima, lo restante 
festonado el margen y revuelto; verdes en el haz y tormen- 
toso ó sublanuginoso, aterciopelado y niveo el envés; cabe- 
zuelas oblongas, laxas con flores blancas. —Planta del grupo 
Pyrenaicum, pero de ninguna afín por su aspecto particular 
é independiente. 

Tres solos ejemplares en las rendijas de las piedras des- 
prendidas de lo alto del monte Hifac y mirando á Cal- 
pe.— 30 de Abril de 1901. 

Lobella mlnutiflora 

Anual, glabrescente, tallo ramosísimo desde la base, ra- 
mos cilindricos hojosos inferiormente, larguísima mente des- 
nudos en su parte superior; hojas caulinas sentadas, lance- 
oladas, aserradas; brácteas cortísimas, aleznadas; flores lar- 
gamente pedunculadas en panoja; cáliz piriforme, lacinias 
brevísimas, aovadas, mucronadas; corola, apenas de dos mi- 
límetros de longitud y es doble mayor que las lacinias cali- 
cinales, lampiña, rojiza, labio superior bipartido, el inferior 
trae doble más cortas las tres divisiones. Semillas pequeñí- 
simas, nítidas, pardas y fusiformes. 

Alcornocales de la Sierra de Espadan, entre el barranco 
de Almanzor y Mosquera y en el mismo portillo, rarísima. 
5 Julio 1897 y Junio 1901 . 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 3 1 

Ro8a alpina L var. Galloecica 

Macroñla, con aguijones rectos 6 ligeramente falcifor- 
mes en corto número; pecíolos tormentoso-glandulosos, lo 
mismo que el nervio medio de las hojuelas, acompañadas 
de aguijoncitos; pedúculos cortos, con cerdas glandulosas lo 
mismo que los frutos, derechos; sépalos densamente glan- 
dulosos; frutos globosos. Hábito de R. pendulina Ait,yR. La- 
genaria Vill. 

Santalla y Courel (P. Merino, S. J.) 

Leucanthemum agaratifolium 

Planta alampiñada y de un solo tallo, generalmente ra- 
moso, anguloso, estriado; hojas inferiores parecidas á las de 
la Achiüea ageratum, largamente pecioladas, elípticas, trilo- 
badas, lóbulos festonados, las cauiinas medias trasovadas, 
oblongas, irregularmente cortado-dentadas; pecíolos largos 
y abrazadores en la base con orejuelas pectinado-partidas, 
raquis remotamente laciniado ó dentado, lacinias linea- 
les; hojas superior lineales y dentadas. Antodio con escamas 
exteriores lineo- lanceoladas, verdosas, poco ó nada escario- 
sas, las internas mayores y solamente escariosas en su parte 
alta; lígulas blancas; aquenios... 

Calatayud (B. Vicioso) á orillas del Jalón; Monreal del 
Campo (J. Benedicto). 

Probablemente pertenecen á esta misma forma descrita, 
las muestras de mi colección que recogí, sin hojas inferiores, 
en Olba y Gea de Albarracín y que se dan bdijo L.pallens var. 
subpinatifidum Wk. Nuestro L. ageratifolium no tiene nada 
específicamente que ver con el L. pdlens DC. 

Leucanthemum pluriflorum. — L. cebcnmnse DC. vsLt. ac- 
cidéntale in litt. ad P. Merino. 

Difiere del L. cebennense DC, del cual posee las hojas es- 
camosas del antodio, por sus tallos echados, flores llevadas 
por numerosos racimos sencillos, hojosos y solitarias, cabe- 
zuelas menores, y lígulas de la longitud del involucro. 

San Ciprián (Galicia). P. Merino. S. J. 

(Continuará), 



Digitized by VjOOQIC 



32 SOCIEDAD ARAGONESA 

SECCIÓN BIBLIOGRÁFICA 



Donativos para la Biblioteca de la Sociedad 

Otero (D. J,) y Rodríguez Ayuso (D. M.) — Memoria relativa 
ai cultivo de la remolacha azucarera. Zaragoza. 1892. 
—Id. id. Madrid 1894. 

— >La remolacha azucarera en la v^a de Zaragoza. 
Zaragoza, 1892. 
Granja-escuela experimental. —ha, enseñanza agrícola en este 
centro. Zaragoza, 1897. 
— Los sarmientos de vid en la alimentación del ganado 
lanar. Zaragoza, 1897. 

- Instrucción práctica para el cultivo del trébol rojo. Ter- 

cera edición. Zaragoza, 1898. 
— La alfalfa y el trébol rojo. Zaragoza, 1899. 

— Nuevo sistema de cultivo de la remolacha azucarera. 

2.^ edición. Zaragoza, 1899. 

— Selección y cambio de simientes. Zaragoza, 1899. 

•—Guía práctica para el cultivo del trigo en raadlo. Se- 
gunda edición. Zaragoza, 1899. 

— Guía práctica para el empleo de abonos en regadío. 
2.^ edición. Zaragoza, 1900. 

— Resumen de algunos ensayos verificados en el campo 
experimental durante los años de 1885 y 1886. Cuarta 
edición. Zaragoza. 1901. 

— Resultados económicos obtenidos en el campo de de- 
mostración durante los años de 1894-95 y 1895-96 y 
resumen del primer decenio de 1885-86 á 1895-96. 
2.^ edición. Zaragoza, 1901. 

—Las pulpas de azucarera. 2.* edición. Zaragoza, 1901. 

(Donativo de D. Jalio Otero) 

Iriarte de la Banda (D. Federico), - Nueva variedad de Colias. 
Santander, 1894. 

(Donativo del autor) 

Maluquer (D. José) — Descripció d* una especie nova de 
Limnaa de Catalunya. Barcelona, 1902. 

(Donativo del autor) 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 33 

Cuniy MartotcU (D. Miguel), - Catálogo metódico y razonado 
de los Lepidópteros de Cataluña. Barcelona, 1874. 

—Catálogo metódico y razonado de los Coleóperos de 
de Cataluña. Barcelona, 1S76. 

— Excursión entomológica y botánica á Montserrat. Bar- 
celona, 1879. 

— Datos para una flora de los insectos de Cataluña. 
Madrid, 188 1. 

— Excursión entomológica y botánica á la Cerdaña espa- 
ñola. Madrid, 1881. 

— Resultado de una exploración entomológica y botá- 

nica por el término de la Garriga (Cataluña). Ma- 
drid, 1883. 

— Excursión entomológica á la provincia de Gerona. 

Madrid, 1885. 

— Insectos de los alrededores de Barcelona. Madrid, 1888. 
— Una excursión á Montserrat. Barcelona, 1888. 

— Vuyt días en Camprodón. Barcelona, 1889. 

(Donativo del autor) 



CRÓNICA CIENTÍFICA 



2: ARAQOZ A 



ENERO DE 190i 

Los ilustrados profesores de la Escuela de Veterinaria 
señores Galán y Moyano, han publicado una memoria re- 
dactada con motivo del concurso de ganados que se celebró 
en Zaragoza durante el mes de Octubre de 1900. Muchos 
han sido los elogios que han recibido los autores citados por 
su obra, y tratándose de personas cuya competencia es re- 
conocida, no hay para qué decir que han sido merecidísimos. 

A los mismos se debe la fundación de una revista que con 
el título de Heraldo de la Veierinaria apareció este mes en Za- 
ragoza. 



Digitized by VjOOQIC 



34 Sociedad aRagoi^eSa 

-*E1 día 13 celebró sesión ordinaria la sección de Medi' 
ciña de la Academia de San Luis, disertando D. Ricardo Hor- 
no Aicosta, sobre el tema cEstudío anátomo fisiológico del 
cuerpo tiroides». 

—El la sesión verificada el día 15 por la sociedad acadé- 
mica de Escolares Veterinarios disertó el estudioso y aventaja- 
do alumno D. José María Aguinaga sobre el tema «Cantidad 
de alimento que debe darse á los animales y modo de distri- 
buirloi. 

— El día 17 celebró sesión ordinaria el Ateneo Científico- 
Escolar, disertando el alumno de la Facultad de Ciencias y 
digno presidente de la sociedad D. Rogelio Masip. Eligió 
para tema de su notable conferencia el de «Fenómenos ra- 
diofónicos». 

— El 22 dio una conferencia en la sociedad Escolares-Ve- 
terinarios D. Francisco de Castro sobre «Curas antisépticas». 

— El 24 pronunció un discurso en el Ateneo Médico Esco- 
lar, el secretario de dicho centro D José Muñoz Pérez sobre 
«El fagadismo terciario». Fué objeto de merecidos aplausos 
el trabajo del joven alumno. El Dr. Fairén presidió la sesión 
y pronunció frases muy satisfactorias para el conferenciante. 

—La Real Academia de Medicina celebró sesión ordinaria 
el día 27. 

El Secretario Sr. Sen dio lectura á la memoria de los 
trabajos llevados á cabo por dicha Academia. 

Luego el académico D. Carlos Navarro pronunció elo- 
cuente discurso sobre el tema «I«a importancia que merece 
el estudio bacteriológico en el diagnóstico». 

Después se procedió á la adjudicación del premio insti- 
tuido por el doctor Gari, siendo premiado el trabajo cuyo 
autor resultó ser el Sr. Gil Casares, catedrático de la Uni- 
versidad de Santiago. 

— El mismo día disertó en la sección de Medicina de la 
Academia de San Luis sobre el tema «Disposición del sistema 
nervioso en los diferentes tipos del reino animal», D. Tomás 
Lerga. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 35 

— El AUneo de Zaragoza ha publicado la convocatoria 
para su segundo concurso fotográfico, y en la imposibilidad 
de publicarla integra, por su mucha extensión, diremos que 
además de otros temas, figuran dos completamente nuevos 
en esta clase de concursos, por cuya Índole é importancia 
los copiamos á continuación: 

3.* Sección. -Tema i.*^: tEstudio teór ico-práctico de 
cualquier asunto técnico de fotografía ó sus aplicaciones. 

Tema 2.^: Estudio teórico práctico de una de las aplica- 
ciones de la fotografía á las ciencias experimentales. 

J. M. A. 



KSPECIKS O KORMAS NUEVAS 

descritas en Espaia en IMI 

MAMÍFEROS 

Capromys elegans Cabrera Latorre. Antillas. (Boletín de 
la Soc. Esp. de Hist. Nat.) 

Myotis Thowasi Cabrera Latorre. América Meridional. 
(Bol. Soc. Esp. Hist. Nat.) 

COLEÓPTEROS 

Asida lorcana M, Escalera, A. Martinezt M. Escalera. 
A, Sánchez -Gomexi M. Escalera. (Bol. Soc. Esp. Hist. Nat.) 

Barisignifer La Fuente. Pozuelo de Calatrava. (Boletín 
Soc. Esp Hist. Nat.) 

Dofcadion Becerra Lauffer. Castilla. D, Escalera Lauffer. 
Moncayo. D. Graeüsi-Cazurroi Lauffer. D. Graellsi-cinereum 
Laufffer. D hispanicum v. brunneo-fasciatum Lauffer. D, hispa- 
nicum var. erythropus Lauffer. £>. Laufferi v. suhpolitum, D Pe- 
rezi V. septemvittatum Lauffer. D. vallisoletanum Lauffer. Cas- 
tilla. (Bol. Soc. Esp. Hist. Nat.) 

Phytodecta variabüis v. Navasi La Fuente. Aragón. (Butlle- 
tí Inst. Cat. Hist. Nat.) 

Thylacites hirsutus La Fuente. Pozuelo. (Bol. Soc. Espa- 
ñola Hist. Nat.) 



Digitized by VjOOQIC 



36 SOCIEDAD ARAGONESA 

Vespmts hispaUnsis La Fuente. Sevilla. (Bol. Soc. Española 
Hist. Nat.) 

ORTÓPTEROS 

Ephippiger (SUropleurus) politm Bol. Santiago de la Espa- 
da. (Bol. Soc. Esp. Hist. Nat.) 

Taniopoda Bumuisteri Bol. T. cenfurio v. retícularis. Bol. 
T.gutturosa Bol. T.pulchella Bol. México. (Bol. Soc. Española 
Hist. Nat.) 

NEURÓPTEROS 

Ascalaphus Cunü Se\ys. Cataluña. (Butll. Inst.Cat. Hist. Nat.) 
Chrysopa inomata Navas. Cataluña. Ch. tuteóla Navas 
Cartagena, Ch. suhcuhiialis Navas. Zaragoza. Ch. prasina. 
var. didyma Navas. Brihuega. Ch. prasina v. striata Navas 
Madrid. Ch. prasina var. obsoleta Navas. Cartagena. Butlletí 
Inst. Cat. Hist. Nat ) 

HIMfiNÓPTEROS 

Oxyhelus nigriventris Tournier. Monistrol. O. opacus Tour- 
nier. Monistrol. (Bol. Soc. Esp. Hist. Nat.) 

Sphecodes Aniiga, Tournier. Ribas. (Bol. Soc. Española 
Hist. Nat.) 

Típhia Antiga Tournier. Tibidabo. T. rudepunctata Tour- 
nier. T. VaucheriT ouxmex. Tánger. (Bol. Soc. Esp. Hist. Nat.) 

ESPONGIARIOS 

Rhaphidophlus filifer var. cantábrica Orueta. Cantábrico. 
(Bol. Soc. Esp. Hist. Nat.) 

PLANTAS FANERÓGAMAS 

Astrocarpus latifolius Merino. Galicia. (Bol. Soc. Española 
Hist Nat.) 

Heterotania Paui Merino. Galicia. (Ibid.) 

Lolium remotum var. Rodriguexi Merino. Galicia. (Ibid.) 

Plantago Badali Pau. Albarracín. (Ibid.) 

Ramondia pyrenaica var. Lazaroi Rivas Mateos Cueva de 
la Virgen en Montserrat. (Ibid.) 

A. G. 

Tip. M. EsCAB, San Miguel, Dúmero 12. Zaragoza 



Digitized by VjOOQIC 



Tomo I Mano de 1902 Núm. 3 



BOLETÍN 

DS LA 

Sociedad Araf onesa de Ciencias Naturales 



SECCIÓN OFICIAL 



SESIÓN DEL 19 DE FEBRERO DE 1902 



Presidenela de D. Rleardo J. OéPPiz 

Dio comienzo á las dieciséis y media, con asistencia de 
los señores Bovio, Claver, Dosset, Fernández, Funes, Gasea, 
Górriz, Melón, Navas, Rfus, Sainz, Sanfelfu, Silván y Vi- 
cioso, y luego de leída y aprobada el acta de la sesión ante- 
rior, el señor Presidente se felicita de la presencia del señor 
Vicioso, socio de Calatayud,que agradece tan cariñosas ma- 
nifestaciones. 

Correspondencia. — Se recibe carta del digno Presidente de 
la Sociedad, señor Pardo, dando las gracias á todos los 
individuos de la Sociedad por el alto honor que le han 
conferido, y haciendo votos por la prosperidad y des- 
arrollo de la misma. — Mr. Stuart envía á la Sociedad una 
carta en la que refleja sus entusiasmos por la misma y 
anuncia el envío de un trabajo suyo acerca de la geolo- 
gía de los Pirineos. — M. 1', abbé Hue agradece en otra 
carta el nombramiento de Socio honorario que acepta con 
gusto y reconocimiento, tporque evidentemente— dice— hau 



Digitized by VjOOQIC 



38 SOCIEDAD ARAGONESA 

querido honraren mí al adepto ferviente de la botánica, aun- 
que bien modestó én su pequeña esfer^.i 

Socios numerarios. — El señor Vicioso propone á los señores 
D. Carlos Vicente y D. Luis Aguilar, ambos de Calatayud, 
y el P. Navas ¿ D. Manuel Llenas, de Barcelona, quedando' 
acordada su admisión. 

Comunicaciones.^El R. P. Merino remite la descripción de 
tres plantas nuevas de Sierra Nevada, y una sinopsis de la 
sección de las especies pertenecientes al género Carex, á que 
pertenece una de esas plantas. 

£1 Pbro. D. José Esteva,deGerona,comunica un curíoso 
fenómeno teratológico, y el señor Bovío lee una noticia 
acerca de un Sorbus notable de que se ocupa uno de los últi- 
mos números del Cosmos. 

El R. P. Navas da cuenta de una nueva variedad de 
ortóptero Ocnerodes Brunneri Bol. var. cyanipes Bol. descrita 
recientemente por el señor Bolívar (Bol. Soc.Esp. Hist. Nat. 
Enero 1902), y presenta ejemplares de las dos formas: 
la var. cyanipes y la típica, que dice pudiera üatridiTsepallescens, 
sobre todo si se considerase como típica la variedad cyanipes, 
más extendida al parecer que la primera. A las localidades 
citadas por el Sr. Bolívar hay que añadir las de los ejempla- 
res presentados por el R. P. Navas, es á saber: Cabacés 
(Tarragona), para la vdit, cyanipes Bol., Uclés y Sitio (Cuenca), 
para la forma típica ó paUescens, Estos últimos ejemplares los 
recibió del R. P. Pantel, S. J. 

Finalmente, se da cuenta de las publicaciones recibidas 
como donativo y á cambio, y después de leer el señor Bovio 
la reseña de la excursión realizada en Enero último y acor- 
dar la próxima, se levanta la ^sión á las diecisiete y media. 



Digitized by VjOOQIC 



bk CIENCIAS NATURALES 39 

COMUNICACIONES 



LA GRIPPE EN ZARAGOZA 

POR D. Ricardo Royo 



(Continuación) (1) 

Antes de responder á estas preguntas, hemos de protestar 
en nombre de la clínica seria, del verdadero derroche que se 
hace del nombre Grippe para calificar cualquier enfermedad 
aguda borrosa. Á la manera como la comodidad de muchos 
médicos les lleva á calificar de neurasienia cualquier afección 
nerviosa, que de todo tiene menos de enfermedad de Beard, 
y del mismo modo que muchos prácticos califican de atUrio- 
esdorosis múltiples procesos patológicos del corazón, del cerebro , 
del hígado^ del riñon y de la médula^ para no molestarse en 
apellidar con su verdadero nombre enfermedades cuya filia- 
ción requiere costumbre, ojo clínico, sagacidad y, en todo 
caso, estudio; así también y bajo el pretexto de las formas 
respiratoria^ nerviosa é intestinal ó abdominal^ cerebral y torácica 
de la influemza llaman grippe á una porción de estados pato- 
lógicos agudos, subagudos y hasta crónicos que, bien estu- 
diados, dejarían de engrosar el cuerpo monstruoso de la 
infección Pfeiferiana para ingresar en el encasillado común de 
las enfermedades mejor conocidas. 

Creyendo esto en la actualidad, cuando las especies mor- 
bosas son mejor estudiadas y, por fuerza, mejor conocidas, 
claro es que en la ahtigüedad y cuanto de más remotos tiem- 
pos se trate, tanto menos crédito daremos á la calificación de . 
grippe quese haya dado de ciertas epidemias y enfermedades. 

Muchos romadizos, catarros ordinarios, corizas, fiebre 
de heno, sarampión, tifoideas y meningitis no tuberculosas, 
son llamadas ahora grippe por muchos médicos. ¡Cuantos 
errores, pues, hemos de considerar en el modo de estimar 

(1) Véase el núm. 1 del Bolbtív, pág. 11. 



Digitized by VjOOQIC 



40 SOCIEDAD ARAGONESA 

el trancazo allá por las épocas de Hipócrates, Hirsch 
(siglo xiv) y en las sucesivas hasta nuestro siglo! 

Por estas razones no tomaremos como grippe, seria- 
mente considerada, más que la que ha dado lugar á epide- 
mias durante el siglo pasado, y muy particularmente la 
de 1889 á 1890, porque las siete anteriores resultan nuy con- 
fusas en su exposición, y las cuatro posteriores, incluso la 
actual, no son verdaderas epidemias, sino reverdecimientos 
de un estado grippal endémico, lo suficientemente intensos 
para apercibirnos de su auge, pero no lo bastante extensos 
para constituir una epidemisi formal. 

Conformes en que la epidemia más grande y mejor estu- 
diada de todas las de grippe fué la de 1889-90, y que las 
demás ocurridas después de esta fecha no han sido más que 
verdaderos recrudecimientos del estado endémico que aque- 
lla dejó, veamos las condiciones de su aparición y desarrollo 
y busquemos si algo de eso encuadra en las particularidades 
geográficas de Zaragoza, para explicar la intensidad extraor- 
dinaria de la influenza durante aquel invierno, la persisten- 
cia en todos los demás y el recrudecimiento actual en nues- 
tra población. 

Aquella epidemia surgió en el camino de hierro de 
Bockhara á mediados del mes de Mayo de 1889, ó sea en un 
clima donde el mes de las flores es uno de tantos meses de 
nieves; invade la Siberia y tarda cinco meses á infestar Ja 
parte oriental de Rusia, descendiendo hacia el n>es de No- 
viembre, ó sea á los a^is meses á Petersburgo y Constadt, 
pasando en la segunda quincena de este mes á Francia, 
España, Alemania y Austria y el resto de Europa, llegando 
en Diciembre á Inglaterra, atravesando el Océano Atlántico 
invadiendo la América del Norte y haciendo verdaderos 
estragos en los Estados Unidos. 

De todo esto resulta que la grippe, al igual de todas las 
Fermedades agudas del aparato respiratorio, tiene prefe- 
icias por el frío, asi como la tienen por el calor las infec- 
mes intestinales. 

Por eso surge en la Siberia y no en el Senegal. 
Por eso, también, si aparece en cualquier estación en los 



Digitized by VjOOQIC 



D£ CIENCIAS NATURALES 4I 

piases glaciales, en los que no son ton fríos, y sobre todo en 
los templados, no se presenta más que en el invierno; y así 
se ve que la dirección de aquella epidemia es de Norte 
áSur. 

Otro hecho interesante en la citada epidemia es la apa- 
rición prematura, la intensidad mayor y la duración más 
larga en aquellas comarcas y países más secos, y principal- 
mente en las que siendo húmedas, por regla general, tuvie- 
ron por circunstancias especiales grandes sequías. 

Otra circunstancia interesante que se notó entonces y 
viene notándose ahora, es la coincidencia de la mayor ex- 
tensión y gravedad con los cambios atmosféricos bruscos, no 
de un mes con respecto á otro, sino de distintas horas del día 
entre sí. 

En este punto no doy ninguna importancia al estado 
eléctrico de la atmósfera, y opino con Scliefferdeker, que la 
cantidad de ozono en el aire no influye para nada en las vici-~ 
situdes que la grippe experimente en su marcha individual 
ó general; pero en cambio le concedo gran importancia á los 
vientos bruscos y variables y á los cambios rápidos de la presión 
barométrica. 

Así se desprende del estudio de los boletines metereoló. 
gicos de todos los países durante la epidemia grippal; y doy 
tanta importancia á ambos datos que sélo por los vientos y 
las diferencias barométricas me explico* la grippe, rarísima 
en los países cálidos, y la extraña aparición de aquélla en la 
estación estival de nuestras latitudes. 

Si todo esto es cierto; si el frío, la sequedad inoportuna, 
los vientos variables y los cambios barométricos tienen deci- 
siva influencia cosmopolita en la influenza de los italianos, en 
el trancazo aragonés ¿cómo ha de extrañamos que la grippe 
tenga preferencias para Zaragoza, hasta el extremo de ser 
la población de España donde mayor incremento y exten- 
sión alcanzó durante la última epidemia (89 á 90), donde 
con más facilidad retoña y donde la agudización actual que 
se ha experimentado en casi toda la Península haya alcan- 
zado proporciones que alguien ha podido tomar como una 
verdadera epidemia? 



Digitized by VjOOQIC 



42 SOCIEDAD ARAGONESA 

Pues bten; todas aquellas vicisitudes climatológicas que 
tienen en la presentación de la gríppe tanta y tan decisiva 
influencia, como en su gravedad la tienen, de un modo in- 
cuestionable, las condiciones de salud anterior de las perso- 
nas atacadas, fueron más ostensibles que nunca en Zaragoza 
durante el invierno de 1889 á 90, más ó menos intensas, 
pero nunca ligeras en los inviernos sucesivos y más que 
entre todos aquellos juntos, aunque no tanto como en el 
de la verdadera epidemia, en el invierno actual, según se des- 
prende del estudio de los boletines metereológicos de nues- 
tros Observatorios. 



Ya hemos dicho que en la presentación de la grippe 
influían de un modo ostensible aquellas condiciones que 
acabamos de mencionar, lo cual quiere decir que ellas por 
sí solas no son bastantes á producirla. 

¿Cuál es, pues, el verdadero factor de la grippe morbo- 
asiática^ que como el cólera del mismo nombre y apellido 
tiene también su correspondiente caricatura clínica, que 
llamaremos nostras, como la del hijo del Ganges? 

Es una bacteria. 

¿Cuál? 

Para unos pocos el microbio descubierto por Roux y 
Pittion (de Lyon). 

Para otros muchos el descubierto por Pfeiffer (de Viena). 

Como ambos microbios han sido estudiados desde el 
año 1892, y verdaderas epidemias grippales no las ha ha- 
bido desde el año 1890, opino que no deben tomarse en 
gran consideración las experiencias de aquellos autores, 
las cuales serán decisivas cuando se repitan en plena epi- 
demia. 

De todos modos, las mayores probabilidades de especi- 
ficidad las tiene el microbio del catedrático austríaco; el 
cual lo denomina coco-bacilo, porque sería el más redondeado 
y corto de los bacilos y el más largo de los cocos. 

Este microbio presenta, además de aquella particularí 
dad morfológica, otras muy interesantes en su biología, tales 
como la de no cultivarse más que á 37^, que es la tempera- 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIBNCUS NATURALES 43 

tura del hombre normal, la de constituir su mejor cultivo el 
agar-agar me;tclado con sangre, y el de no resultar patológico 
para más especies zoológicas que el mono, animal que, aun 
sin participar de la opinión darwmsta, es el más parecido 
al hombre. 



También decía más atrás que en el pronóstico de la 
grippe tiene decisiva influencia el estado de salud anterior 
del enfermo atacado, lo cual quiere decir que, si bien con- - 
cedemos toda la importancia capital en aquella dolencia al 
microbio, ni éste hace nada malo, como no sea después de 
preparado el terretío general (clima), ni es capaz de matar 
como no sea ayudado por condiciones morbosas del terreno 
particular (estado de salud anterior). Quiero decir con esto, 
que un individuo completamente sano no puede sucumbir á 
la influencia, que nadie muere solo de grippe. El enfermo de 
trancazo que no vence á su enfermedad, es un tísico ó un 
cardiaco, un diabético ó un cirtótico,un enfermo anterior, en 
ñn, de su aparato respiratorio, circulatorio, nervioso, diges- 
tivo, sanguíneo ó renal. 

Todavía puede decirse más: que en todos los casos en los 
cuales la grippe mata, lo hace mediante^una broncopneu- 
monía, y que cualquier enfermedad nerviosa, gastrointesti- 
nal ó torácica capaz de producir la muerte fuera de aquellas 
circunstancias y siguiendo otros procedimientos que los 
brocopneumónicos, no e» grippe, aunque así se le llame. 

Estas consideraciones llevan consigo el planteamiento de 
tres importantísimos probletiias,cuya resolución es interesante 

I. o Puesto que con tanta facilidad se apellida grippe 
una porción de estados agudos, subagudos y crónicos, de los 
aparatos respiratorio, nervioso y digestivo, principalmente, 
gracias al comodín de las formas de grippe, llamadas torá- 
cica, nerviosa y abdominal, se impone el conocimiento clí- 
nico de aquella enfermedad, al objeta de dar á la grippe lo 
que es de la grippe, y á los romadizos, broncopneumonías, 
meningitis y tifoideas lo que es de estas enfermedades. 

¿Cuáles son los caracteres clínicos de la grippe? ¿En qué 
se diferencia esta de aquellas infecciones? 



Digitized by VjOOQIC 



44 SOCIEDAD ARAGONESA 

2.0 Puesto que la grippe sólo es grave en los indivi- 
duos mis ó menos valetudinarios 6 enfermos de alguna otra 
dolencia con anterioridad á esta infección^ se impone la 
preocupación por parte de estos enfermos y del médico que 
ordinariamente les visite, al objeto de evitar en éstos una 
enfermedad que, leve en otro caso, en el de aquéllos puede 
ser mortífera* 

¿Qué medios deben aconsejarse para evitar la grippe? 

3.^ Puesto que cuando la grippe mata lo hace siempre 
por broncopneumonía, se impone un tratamiento adecuado, 
no para curar, la grippe, sino para impedir su complica- 
ción más frecuente y de ma}ror gravedad. 

¿Cómo impediremos la broncopneumonía grippal? 

(ContinoarA) 



EICOKSldM BE 5 lE ENEKO BE 1912 

POR D. Salvador Bovio 



Sirvirado de estimulo el fruto de la anterior y con el 
deseo de que la presente se viese más concurrida, proyectóse 
la expedición, cuya reseiía y resultados voy á tener el gusto 
de hacer presentes á la Sociedad. 

Á las 9 de la mañana del día 5, habiendo oído misa en el 
Colegio del Salvador, salió la expedición, compuesta del 
R. P.Longinos Navas, losSres. Ribera, Fernández, Laguna, 
Pell^ero, Gaspar, Gironza y el cronista, por la carretera de 
Valencia, hacíalas colinas que snavementeondulan el campo 
de Santa Bárbara, punto capital de expbración en el iti- 
nerario que pensábamos seguir. Pero, desgraciadamente, 
cuando á las 10 Vs Pos hallábamos en la apenas accidentada 
llanura de Valdespartera, era tal el viento allí reinante, que 
nos obligó, no sin habernos hecho correr más de una vez 
tras los hongos (y no vegetales), á buscar refugio en una 
pequeña depresión del terreno, donde, convencidos de la 
esterilidad de cuantos trabajos se hiciesen por la ciencia, 



Digitized by VíOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 45 

Optamos por lo positivo, almorzando con el apetito que 
excitan mezclados el aroma del tomillo y los aires del campo. 
Reforzado el estómago y echados fuera todos los microbios, 
gracias al penetrante airecillo, que el Moncayo nos enviaba 
desde sus nevadas cumbres, dímosle las espaldas y cruzando 
la línea de Cariñena, emprendimos el regreso por las orillas 
del Huerva. Afortunadamente el rendimiento de la vuelta 
fué tan abundante, como escaso había sido el de la ida; pues 
cuantas especies se recogieron, puede asegurarse que casi 
totalmente en aquellas márgenes se encontraron. Además, 
esta desviación dada á la primitiva ruta, sirvió para prestar 
más variedad á la marcha de los excursionistas, de trecho 
en trecho interrumpida agradablemente, ora por la corteza de 
Hn árbol que denotaba con su verdor amarillento la presen- 
cia de un sinnúmero de liqúenes, ó ya por algana piedra que 
servía de morada á habitantes tan distintos como el insecto 
y el molusco. Á las 2 aproxidamente hacíamos alto para des- 
cansar bajo el acueductodel Canal Imperial sobre el Huerva. 
Sentados entre los juncos de su musgosa ribera, al par que 
apurábamos los restos del almuerzo, libres ya del huracán, 
pudimos escuchar á nuestra espalda durante largo rato, el 
majestuoso rumor de la cascada que á la derecha precipita 
en el rio su tumultuosa corriente envuelta entre las blan- 
quecinas nubes de vapor que al chocar con las rocas se 
levantan, mientras ante nosotros veíamos el Huerva que, 
ensanchando en aquel punto su cauce á manera de tranquilo 
lago, corría hacia la ciudad silencioso y como prisionero en 
el barranco que forman allí sus elevadas márgenes. Á las 4 
llegábamos á Zaragoza, después de un agradable y con- 
fortante paseo, que no era de esperar dado lo desapacible 
del tiempo. 

Clasificados los más de los ejemplares recogidos, dieron 
el siguiente resultado, en que se omiten los enumerados en 
la relación de la excursión primera, no pocos de los cuales 
volvimos á encontrar. Á los ejemplares propios de la pre- 
sente excursión, se añaden, por pertenecer al mismo sitio y 
época del año, unos pocos hallados en otra breve excursión 
verificada al día siguiente de aquella. 



Digitized by VjOOQIC 



46 SOCIEDAD ARAGOKE8A 

Aunque algunas de las especies citadas sean vulgares en 
cuanto á la localidad, no lo stm igualmente respecto de la 
estación, por lo que merecen consignarse en este Boletín, 
para ir acumulando preciosos datos de la fauna, flora y gea 
aragonesas. 

Goleóptefos 

Adalia bipunctata L. 
Amara affinis Dej. 
— fusca^jye}. 
Afíthicus Venator Duf. 
Chrysomela Banhsi Fabr. 
Colaspidema attum Oliv. Larva. 
Diorhabdaelcngata BrulL 
Halyxia 12 -gutiata Poda. 
Harpalus psUtaceus Fourcr. 
Lampyris noctiluca L. Larva. 
Lidnus gramdatus Dej. 
Scymnus punctiUum Ws. 
Sitona humeralis var. discoidea Gyll. 
Tachyporus mtidulus F. 
Tachypus flavipes L. 
Tkfoscus obiusus Curt. 
Timarchaviolaceo-nigra Deg. 

Ortópteros 

Acrotylus insubricus Scop. 
Anisolabis mcBsta Gene. 
AphUbia suhaptera Ramb. 
Empusa egena Charp. Ooteca. 
Forficula auricularia L. Huevos y $ $• 
Gryüus hurdigaUnsis Latr. 

^ descrtus Pall. var. melas Charp. 

Him^oópteros 

Aphanogaster tesiaceo-pilosus Luc. 

Hemipteros 

Chloriia flaváscens Fab. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIBNCUS NATURALES 47 

CDolciseos 

Cochlicella acuta Müll. 
Ferussacia lubrica Fer, 
Hyalinia nitída Müll. 
Helix carthusiana Drap. 

— omo/mim Bourg. 

— fmkhellaMUll 

— punctata Müll. 

— spkndida Drap. ^ 
Pm/a granuM Drap. 

Plantas fanefógamas 

Caléndula arvmsis L. 
Rosmarinus officinális L. 

Hongos 

Agaricus ockreatus Jacqu. 

5^//m(i, parásita de hojas; no determinad a. 

Iiiquenes 

Caloplaca citrina Hoffm. 

— erythrocarpa Pera. 

— Pyracea Ach. 
Coüemodium pUcatíle Ach. 
Lecanora aira Huds. 

— hariza Ach. 

— rugosa Pers. 

L#¿;ú{m geographica L. var. contigua DíU. 
Physcia adgluiinata F]k. 

— putpiruhnta Schreb. 
Placódium drcinnatum Pers. 
Psom Ustacéa Hoffm. 

Squamaria saxícola Poli. var. versicohr Pers. 
Urceolaria acHnosUma Pers. 

CDineirales 
Yeso critalízado. 

— granular. 



Digitized by VjOOQIC 



48 SOCIEDAD ARAGONESA 

FORMAS NUEVAS DE PLANTAS 

POR D. Carlos Pau 



(Conclasión) 

L eucanthemum valeiitiiiuní 

Tallos generalmente sencillos, derechos y de 25,40 ctm. 
largamente desnudos en su parte alta y unifloros. Hojas 
radicales delgadas, lampiñas, festonadas, trasovadas, cunei- 
formes en la base y largamente pecioladas; las inferiores es- 
patuladas, dentadas eo su base y festonadas en su mitad su- 
perior; las restantes oblongo-lanceoladas ó lineales, aserradas 
ó pinatífidas. Cabezuelas de 35 mlm. de diámetro; escamas 
exteriores del involucro líneo-lanceoladas, con el margen 
angostamente castaneo-escamoso; internas oblongas y con 
el ápice brevemente escarioso de color castáneo y mordido 
Aquenios con corona cupuliforme, completa y doble mayor 
que la del L. montanum (L.). 

Sierra de Chiva, entre los 600-1.000 m. de altura fre- 
cuente. 

Esta forma, que en mi colección tenía como variedad 
major del L. gracüicaule (Duf.), no guarda otra analogía con 
el L. montanum (L.), que por la corona de los aquenios peri- 
féricos; sus hojas no permiten reunidos. 

El L. gracüicaule (Duf.)> unos autores lo hacen variedad 
del L. montanum (L.), nada más que por la corona cupulífera 
del aquenio externo; otros, llevados por su hábito, lo asimi- 
lan ó subordinan alL. gramimfolium (L.): lo conozco muy 
bien por haberlo recogido en Alcira, VaUdigna, Cova Alta, 
Denia, Benisa y Calpe, y lo tengo por especie buena é inde- 
pendiente y bien diversa de ambas.— El L. valentinum, á 
pesar de au aspecto, robustez y altura, lo creo bien cercano 
del L.gracüiciMU. 

Thiaspl abulenae 

(7A. Prolongi var. casUllanum Pau in litt. ad Barras.) 

Mulicaule, lampiña, tallos derechos, rígidos, poco sepa- 
raidos, apenas ramosos, ramos patentes, de 7-I2 c|in. Hojas 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIKNCIAS NATURALES 49 

radicales» «trasovadas y cri)laogks, con pecíolo, con el margen 
íntegro ó dentado; las cantinas abrazadoras, coa orejuelas, 
dentadas ó enteras y oUongas« Flores en corímbo, muy pe- 
queñas, pétalos blancos, oblongos; silículas racemosas, pe- 
dúnculos patentes, cuatro ó seis veces más largos que el 
fruto, éste elíptico, hinchado, con el estilo breve y angosta- 
mente alado. Semillas pequeñísimas. 

Ávila (Barras): Mayo 1900. 

Difiere del H Ptokmgi Boiss por la rigidez de los tallos, 
humildad, hojas menores, flores dos ó tres veces más peque- 
ñas, silículas mucho menores y de otra forma, estilo persis- 
tente apenas de un milímetrp. 

iVe?/a.— Entre las muestras vegetales que se ha servido 
remitirme D. Francisco de las Barras merece indicarse la 
Androsace elongata L. (en veinte ejemplares) nueva para Es- 
paña. Descubrimiento notable por ser planta de la Europa 
central y oriental. 

La muestra recibida la juzgo igual á la de Sicilia (A . na- 
fta Horn.) y tanto aquí, como en España, su existencia á no 
haber sido importada con los cereales, pudiera creerse una 
creliquia geológicas 

Centaurea l^nbata H. et L. 

En el gi^upo específico de esta especie incluyo las siguien- 
tes formas, que pueden considerarse como subespecies ó va- 
riedades de la limbata. 

F.* data. — Verde, elevada. - Baños de Montemayor en 
Extremadura. 

Var.) insularis. — F.^ de hojas densas y ramos cortos. La- 
cinias foliares intermedias entre el tipo y la /JCA^fV.— Islas 
Cíes (Galicia). P Merino, S. J. 

C mgficolor.—C. limbata var. melanosHcha Lge. — Veríñ 
(P. Merino); Baños de Montemayor 

Var. insularis. — Tallos cortos, hojas densas, lacinias fo- 
liares más anchas. — Idas Cíes (Merino); Galicia. 

C. KheÜÚ — C. caruUscens var. Kheili Pau. 

Planta con lacinias foliares oblongas, rígidas, ramos más 
largos y hábito, de C. caruUtcms W, En Baños de Montema* 



Digitized by VjOOQIC 



50 SOCIBDAD ARAGONESA 

yor uoa forma ligeramente diversa por los apéodices de las 
escamas más angostos* 

Esta subespecie, á pesar del aspecto que guarda con la 
C. caruli$ems W., fades que me llevó á considerarla como 
variedad; no guarda relación con la C. amUUa H Lk., tal 
como la conozco por ejemplares procedentes de Orense, y 
que realmente pertenecen á una variedad de la camkscms. 
Hojas más angostas, cabezuelas poco menores. 
Estas son las diferencias más notables que descubro 
comparando la C. amtaia H. L. de Orense, coa la C. AffM- 
Uscens W., de San Fost (Barcelona). 

Centaarea xerolepida 

Planta de 40-70 cts. sublanugínosa; pluricaule y con los 
tallos angulosos, paniculado-ramosos, ramos monocéfalos, 
cabezuelas aovado-oblongas, escamas lanceoladas, pobre- 
mente pestañosas, mucrón débil, corto, apéndice pajizo; co- 
rolas rosadas, aquenios con vilano tan largo como éi. Hojas 
inferiores cenicientas, las restantes alampiñadas,pinatífídas, 
lacinias lineales agudas y mucronadas; las terminales, linea- 
les y enteras. Aspecto de C. castellana B. R. y próxima. 

Roqueira ( Galicia): P. Merino S. J. 

Centaurea micrantba Hfg. et Lk. var. sqaamoniutiea 

Más humilde y cenicienta que el tipo; ápice de las esca- 
mas redondeado, apéndice negro, apenas pestañoso, á veces 
sin pestaña. -Galicia (P. Merino). 

Algunos botánicos tomaron la micrantha como subespe- 
cie de la C. castellana B. R.; para nosotros, pertenece la mi- 
crantha á uno de los tipos específicos mejor propuestos del 
género. 

Brassica (Slnapis) paberula.— £r. ckeiranthiflom Lge.? 

(non D. C.) 

Planta al parecer anual, probablemente bisanual, de 50 
á 70 centímetros de altura, densamente pubérula; tallo sen* 
cilio, lujoso, cilindrico y derecho; hojas pedoladas pinado- 
cortadas, peciolo pubescente, lámina pubérula, segmentos 
pblon^os y lineales, festonados; flores pequeñas, pétalos (en 



Digitized by VjOOQIC 



D£ CIENCIAS NATURALES 5Z 

estado seco) blanquecióos y venosos; silicuas de unos 40 ms. 
coi^^ pedúnculos cortos , arqueado - ascendentes » robustos, 
aquellas cilindricas, turolosas, con tres nervios las valvas, 
pico aspermo, ensiforme, seis veces menor 

Sanjián (Galicia); P. Merino S. J. 

Parecida á las Br. Toumefdriii y Cossoniana pero, sus val- 
vas de tres nervios la distinguen prontamente. También se 
acerca á las Br, ekeiraníhus Vill y montnsis Huds. pero sus flo- 
res mucho más pequeñas,, estrechez de las silicuas y pico 
corto la separan. 

Los autores hacen sinónimas estas dos últimas formas; 
la Br, monensis Huds. de mi herbario, procedente de Walla- 
sey, Chfishire (Inglaterra), difiere notablemente de los ejem- 
plares que poseo en mi colección procedentes de Francia, 
Italia y España, y dados bajo Br, chdratUhus Vill. 

Festuca Merino! 

Parecida á F, clcgans Boiss.: difiere por las hojas doble 
más largas, panoja oblonga, flores doble menores. La estruc- 
tura de la hoja también es diversa. 

Cespitosa, tallos de un metro, largamente desnudos; 
hojas del césped de 60 ctm., filiformes, ásperas, rolladas; 
panoja oblonga, uniforme, 20 ctm., ramos geminados; espi- 
guillas 3-4 floras, glumas desiguales y con la quilla esca- 
brosa, glumilla inferior, áspera en el dorso. Brácteas flora- 
les apenas escamosas. 

Bosque de Roqueira (Galicia): P. Merino S. J. 



cdieórreitos de u cuenca del ebbo 

EXISTENTES EN LA COLECCIÓN DE D. RlCARDO J. GÓRRIZ 



(Continuación) 



Dytiscidae 

139 Hydroporus quatfi' 

ñus. Milagro 

140 Hydroporus falustris, > 



141 Laccophüus kyalinus 

de Gier. Milagro 

142 Agabus brunneus • 

143 Dytiscus margina- 

lis L. > 



Digitized by VjOOQIC 



52 



SOCIEDAD ARAGONESA 



Gyrinidse 

144 GyrinusstfiatusF, CaPlfiena 

145 — natatof 

Scop. iiiaQro 

146 Gyrinus condnnm » 

Hydrophilidse 

147 H yirophilus pi- 

ceus L. Zapaooza 

148 Helophoruí aquati- 

cus L. magro 

Staj^yHnidae 

149 Aleochara nítida, » 

150 — crassiuscula. » 

151 Mytnudoma camali' 

culata Fab. • 

152 MytfHédama hume- 

ralis. » 

153 H(mahta umbonata. • 

154 — flavipes. • 

155 Tackyporus brunneus 

Fab. 

156 Tachypoms hypno- 

rum Fab^ • 

157 Queáius scintíllans 

Gav, • 

138 Quedius motockinus, » 

159 Emus hirtus L. Capífiena 

160 Staphylinus mufimi$.}l\\%^^{^ 

161 Ocypus oUns MuIL CaPiñSna 

162 — cyanms Pay. lilagro 

167 — mofio Grav. • 

168 — picipennis 
Fab. » 

169 Pkilontkus xatUkúlo- 

ma Grav. » 



170 PkihfUkus ébmmus 

Grav. magro 

171 XofUkdüms fiUgidus. • 

172 — glabraíus. • 

173 — limaris, • 

174 Laifühium mulHpim' 

ctainm. » 

175 Lairohmm élongatum. » 

176 Stiticus simük. 

177 Lühockans bruHHea, • 

178 — w^AnK^iiíi 
Grav. » 

179 Pcíderus Umgipmms 

Er. i 

180 Paderns ruficollis 

Fab. » 

181 StenusaUf. • 

182 — gutíula. » 

183 — subimpnssus. » 

184 OxyUles piceas L. • 

185 OmaliumcasumGtdiy. 

186 ConuruB pubesccas. » 

187 Olea silphaidcs.. » 

Clavicornios 
Silphidas 

188 Ca^/5 /msitms Panz. » 

189 Sí7/^ nf^<>5a L. Carifiena 

190 — ^j^ puncHcollis 
Luc. > 

191 5>//A«^t^ato Fab. Milagro 

Hísterídae 

192 Hisiir majar L. • 

193 — grandiccBis lU. 

194 — A«tfik> Fruqui. 

195 — umcdor L. 

(Continaará) 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 5^ 

MISCELÁNEA 



CASO DE TERATOLOGÍA VEGETAL 

POR EL RvDO. D. José Esteva, Pbro. 



£1 adjunto grabado representa una rara curiosidad ve- 
getal que he encontrado por los alrededores de esta ciudad 
de Gerona. Trátase de un viejo castaño, por dentro de cuyo 



carcomido tronco ha descendido casi verticalmente hasta 
penetrar y arraigar en el suelo, una rama, cuya circunferen- 
cia mide 70 centímetros, con una altura desde el punto de 
arranque del tallo de 3*10 metros. El diámetro de esa rama 
descendente es casi uniforme en toda su longitud. 



Digitized by VjOOQIC 



54 SOCIBÍ>AD ARACONBSA 

Á primera vista esta rama parece una nueva planta 
nacida de semilla ó por rebrote y sddáda 6 injertada más 
tarde en la parte superior del tallo, pero un examen detenido 
de la planta parece evidenciar lo contrario. 



UN SORBUS PARÁSITO 
POR D. Salvador Bovio 



En el número de la Revista Osmioj, perteneciente al 8 del 
actual, he tenido ocasión de leer la descripción de un caso 
teratológico, que por su rareza he.juzgadp oportuno comu- 
nicar á ustedes en esta sesión. Se expresa lá citada revista 
en estos términos: 

•El botánico Mr. Strich, en su última excursión á Suiza' 
ha estudiado en e i, un Sorhus 

aucuparia, parásita cerca de lo 

metros de altura. tronco prin- 

cipal de dos metr a do3 ramas 

de un metro cada odavía, cree 

su observador qu tara sus res- 

pectivas flores. 

El Dr. Dutoit brió por vez 

primera hace di i medía el 

Sorbus unos ó*20 os frutos de 

este vegetal uo g esar el tubo 

digestivo de un ¡ciso que la 

semilla productu 2 depositase 

allí por un mirlo jardín. Esta 

semilla, colocada ¿mera bifur- 

cación del Catalpa, arraigó, favorecida por una estación 
lluviosa.! 

Termina la Revista francesa esta interesante.descripción 
haciendo notar que, á unos 20 metros del Bignonia, único 
ejemplar de su especie en el jardín, vegeta otro Sorbus no 
parásito que tiene flores. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIBNCIAS NATÜIUIL&S 55 

SECCIÓN BIBLIOGRÁFICA 



Donativos para la Biblioteca db la Socibdad 



Cuní^ MartofM (D. Migud.J^Insecios encontrados en San- 
tas Creus. Madrid, 1889. 
—Arácnidos de Amer y Montsenat. Madrid, 1889. 
— Una excursió sense sortir de casa* Barcelona, 1.890. 
—De Gabá á Begas, Barcelona, 1891. 
— Unaexcursiónentomológiea nocturna. Barcelona, 1892. 
— Curació sense medicinas Barcelona, 1897. 
— Faunaentomológicadeia villa de Calella. Madrid, 1898. 

— Nueva especie de Neuróptero. Barcelona, 1899 

— Relaciones de las plantas con los insectos. Barce- 
lona, 1901. 

(Donativo del aator). 

Navas S. J. (R. P. Longinos.) —Sobre el pretendido suicidio 
del escorpión. Madrid, 1898. 

— Una excursión al Montsant. Notas entomológicas, bo- 
tánicas y geológicas. Madrid, 1899. 

— Liqúenes de Chamartín de la Rosa. Madrid, 1899. 

—Notasentomológicas. I. Un ortóptero nuevo, iiyin. Or- 
tópteros y Neurópteros del ^ontseny, iv y v. Ortóp- 
teros y Neurópteros del Moncayo. vi. Algunas cos- 
tumbres de las hormigas y hormigaleones. Madrid, 
1899, 1900. 

— Notas liquenológicas. i. Un liquen singular, n. El gé- 
nero Parmelia en España. Madrid, 1900, 1901. 

— Notas geológicas, i. La cueva de Maderuela (Zara- 

goza). Madrid, 1900. 

— El Barón Edmundo de Selys-Lonchamps. Noticia 

necrológica. Madrid, 1901. 

— Dípteros de España, por el P. Gabriel StrobL Nota 

bibliográfica. Madrid, 1901. 
•—Un type de végétation lichénique en Espagne. Le 
Mans (Francia), 1901. 



Digitized by VjOOQIC 



56^ 8ÓCIB0A& AMAÚOnUSÉi 

— Ensayo de distribución geográfica de los liqúenes del 
género ParmeUa. Le Mans (Francia), 1901. ' 

— Notas neuropterológícas. i. El Ascalaphus CtffiíVSelys. 
n. Ascaláfidos de España, iii. El género Cktysopa en 
España, ir. Pérlidos de España. Barcelona, 1901. 

— Notas bibliográficas. I AlgazeJ. n Aplech de ronda- 

yes majTorquines. iii Obras malacológícas de J. G. 
Hidalgo. IV StreifzQge durch die biblische Flora. 
Madrid, tgoi . . 

— Nueva Sociedad científica cLa Institució Catalana 

d'Historia Natural». Zaragoza, 1901. 

(Donativo del «ntor.) 

Sodifo S. y. (R. P. LifísJ— Anturíos ecuatorianos. Quito, 1901 . 
—El Mangle rojo. Quito, 1901. 

(Donativo del autor.) 



CRÓNICA CIENTÍFICA 



FEBRERO DB 1902 

En la Academia de San Luis leyó el día 3 un trabajo sobre 
«La fiebre tifoidea y el bacilo de Ebert», el distinguido 
alumno de la Facultad de Medicina, D. Julio Laguna. 

— El día 15 se celebró en el salón de conferencias de la 
Facultad de Ciencias, una muy notable, la cual corrió á 
cargo del ilustrado catedrático de la Escuela de Veterinaria, 
D. Demetrio Galán, sobre el tema cEl azúcar y le energía 
muscular!. 

Trató del potencial químico gastado en la combustión 
que engendra la energía muscular, exponiendo la ¡diferen- 
cia que existe entre los principios miotópicos y mioener- 
gétícos; lo hizo también de las substancias grasas, para de- 
mostrar que los alimentos próximos 6 inmediatos, los que 
más intervienen en el trabajo muscular, son los azucarados. 

Presentó varios cuadros gráficos de experimentaciones, 
practicadas por distinguidos profesores, aludiendo á las lle- 
vadas á cabo y coronadas con éxito favorable por los señores 
Lajustícia y Blanc, en el ganado del 7.^ regimiento montado 
de Artillería. 

J. M. A. 

Tip. M. EsCAB, San Mlgnel, número 12. Zaragoza 



Digitized by VjOOQIC 



Tomo t 



Abril de 190¿ 



líúM. 4 



BOLETÍN 



DR LA 



Sociedad Araf onesa de Ciencias Natorales 



• AL OCTOGENARIO j^ 

J D.JOSÉ FARDO SASTRÓN V^ 

\ EN EL DlA DE SU CUAPLEAÑOS |í 



el 3 

AL DECANO DE LOS BOTÁNICOS DE ESPAÑA , 



5 









Á SU PRIA\ER PRESIDENTE 

LA Sociedad Aragonesa 
DE Ciencias Naturales 

EN TESTIMONIO 
DE ADMIRACIÓN Y AFECTO 



15 DE ABRIL DE 1902 



'ir 

i 

i 

'ir 
i 



^ 
^ 



*g ^^ » ^ 'S^^ ^ ^^^ ' ^^^^^^' ^^ ^ ^t^ ' ^^"i^ ^ 



Digitized by VjOOQIC 



¡6 SOCIEDAD ARAGONESA 

SECCIÓN OFICIAL 



SESIÓN DEL 2 DE ABRIL DE 1902 



Ppesldeneia de D. Rieardo J. Górrlz 

Á las dieciséis y media, y con asistencia de los señores 
Azara, Bovio, Ciaver, Funes, Gasea, Górriz, Melón, Navas, 
Odriozola, Sainz y Silván, da principio con la lectura y 
aprobación del acta de la anterior. 

Correspondencia, — El señor Secretario de la Société des 
Sciences Naturales de V Ouest de la France, en nombre de la 
misma, agradece y acepta el cambio de sus publicaciones 
con las de la Sociedad. También establecen el cambio otras 
varias Sociedades y revistas, y lo solicita la Feuiüedesjeunes 
Naiuralisies, cuya petición se acepta. 

Socios protectores y numerarios, Sñ propone en calidad de 
Socio protector á la Real Sociedad Económica Aragonesa de 
Amigos del País, y son admitidos como numerarios los seño- 
res D. Joaquín González Hidalgo, Catedrático de Malacolo- 
gía en la Universidad Central, propuesto por el R. P. Navas, 
y D. Francisco Romeo Cantín, de Zaragoza, presentado por 
los señores Gasea y Laguna. 

Comunicaciones, — El señor Pardo remite el Catálogo de 
las plantas de Torrecilla y M. Stuart-Menteath un estudio 
acerca de la geología de los Pirineos. El señor Maluquer en- 
VÍA noticia necrológica del eminente botánico catalán señor 
Vayreda; el R. P. Navas presenta un estudio acerca de la 
Fáunula entomológica estival de Brihuega y el señor Laguna 
una Nota sobre Coleópteros, acordándose la publicación de 
todos esos trabajos en el Boletín. 

Fflrk>5.— Se acuerda manifestar en el número del Boletín 
del mes de Abril, la satisfacción de la Sociedad por el 
80.® cumpleaños de su venerable Presidente señor Pardo. 



Digitized by VjOOQIC 



bB CIENCIAS NAT ITRaLb^ JQ 

A continuación se recuerda con pena Ja pérdida que ha 
experimentado la Ciencia por la muerte del sabio malacólogo 
español Dr. Joaquín Mariano Salvañá; y luego de proyectar 
la próxima excursión y de tratar otros asuntos, terminó la 
sesión á las diecisiete y medía. 



COMUNICACIONES 



CATÁLOGO Ó ENUMERACIÓN 

DE lAS PLANTAS DE TORRECILLA DE ALCANIZ 

asi eqmtáfloas camo cflltivadas 

POR D. José Pardo Sastrón 



VASCULARES 



División i.^-DICOTILEDÓN E AS 



Clase l.'^-TALAHIFLORAS 

Familia i.* Ranunculáceas 

Especie i.*— Adonis autumnalis Llnn.-Se halla de vtz 
en cuando en los campos sembrados de trigo 6 cebada. Anual. 
Florece en Mayo. 

Distínguense sus flores por su hermoso color de minio. 

Esta planta produce la adonidina, así como también la 
producen las siguientes especies de este género. 

2.* A. sestivalis L.— Común en compañía de la anterior. 
Flores rojas. Anual. Mayo. 

3.* A. mlepoearpa Dec.— Común en los sembrados y en 
gus orillas. Anual. Mayo. Flores amarillaF. 



Digitized by VjOOQIC 



6o SOCIEDAD ARAGONESA 

4.* Ranuncttlas Baudotii Godr.— Coraán y abundante en 
las aguas de las balsas ó depósitos de agua de lluvia. Rizo- 
cárpica. Abril. 

5.* B.gpamineasL.— Frecuente en las vertientes som- 
brías de los valles (vales dicen aquí) del Pinar. Rizocárpica. 
Florece en Mayo. 

6.* R. repens L.— Común á orilla de acequias, etc. Rizo- 
cárpica. Abril. 

Cuando por el cultivo producen flores dobles, esta espe- 
cie y la siguiente se llaman Botón de oro. 

7.^ Ranunealus bulbosas L.— Junto á la fuente de la 
Gota y en algún otro sitio. Rizocárpica. Mayo. 

8.» R, arvensis L.~ Común y abundante entre las mieses. 
Anual, Mayo. 

9.* Gapldella nigellastrum L.— Rara en algunos cam- 
pos. Por ejemplo en lo alto del barranco Fondo. Anual. 
Julio. 

10. Mlgella damaseena L.~ Vulgo araña. No es rara en- 
tre las mieses. 

Sus flores se hacen dobles fácilmente y se cultiva como 
planta de adorno. 

Las semillas de esta planta se hallan de ordinario en el 
trigo del pais y se distinguen por su fuerte color negro. 

11. M. dlvarieata BeaapFé.'Con la anterior. Anual. 
Julio. 

12. Aquilegia vulgarls L.— Cultívase como planta de 
adorno presentando varios matices en sus flores y se hace 
casi espontánea; pues espontánea se halla no lejos de nues- 
tro término. Rizocárpica. Mayo. 

13. Delphinium pubeseens Dee.— -Común en los sembra- 
dos. Flores azules. Anual. Junio. 

14. D. peregrinum L.-Con el anterior. Anual. Junio. 

15. Aconitum napellus L—/í¿;<5/«Ví?.— Cultivado en mi 
huerto con muy buen éxito. Rizocárpica. Junio. 

Produce poca semilla y se recoge difícilmente; porque á 
poco que uno se descuide, cae al suelo. Además esa germina 
con dificultad. En mi huerto se plantaron raíces. 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 6l 

Familia 2/ Papaveráceas 

16. Papaver somniferun L,— -Adormidera, Se cultiva como 
planta de adorno, y se da muy bien en el país llegándose á 
hacer espontánea. Anual. Mayo. Flores de varios colores y 
dobles algunas veces. 

Puede cultivarse con provecho para la extracción del 
opio, y éste resulta de muy buena calidad y con grande pro- 
porción de morfina. 

17. Papaver Rhoeas L»— Ababol á la flor. Rosillas á la 
hierba. Es una mala hierba tan abundante en los campos 
sembrados de trigo y cebada, que algunos de esos campos 
llegan á ofrecer á lo lejos un matiz rojo por lo mucho que 
abundan los Ababoles. Anual. Ma3'o. Los muchachos hacen 
tinta machacando y exprimiendo los pétalos de Ababol y es 
de un bonito morado; pero muy alterable. 

Los Ababoles son medicinales y muy bien podían los po- 
bres, especialmente mujeres y chiquillos, hacer cosecha de 
ellos para ofrecerlos en venta á farmacéuticos y drogueros. 

18. P. dubium L.- Ababol. Con el anterior y siguientes. 
Anual. Mayo. 

El vulgo no distingue las especies 17, 18, 19 y 20, y las 
confunde con el nombre de Ababoles; poiqnt todsíS cud^iro 
viven entre las mieses y todas tienen flores grandes y rojas, 
y florecen en Mayo. 

19. Papaver Argemone L.- Con los anteriores. Anual, 
Mayo. 

20. P. hybpidam L.— Con los anteriores. Anual. Mayo. 

21. Roameria hybplda Det.—Ababol morado. Muy común 
en los sembrados. Anual. Marzo. 

22. Glaueinm eomieulatum Curt.— En las mieses y már- 
genes de los campos. Anual. Marzo, Abril. 

23. Chelidoniam majas 1,—Cílidonia. En pocos sitios hú- 
medos. En los charcales por ejemplo. Rizocárpica. Marzo. 

Pl. medicinal. Con el jugo amarillo, sin duda algo corro- 
sivo de esta hierba, se quita el vulgo las verrugas. 

24. Hypeeoum grandlflorum Benth.—Fumisterre la llama 
el vulgo aplicándole el nombre de la Fumaria. Abunda tanto 



Digitized by VjOOQIC 



62 SOCIEDAD ARAGONESA 

en los sembrados que hay campos en los que más que el ver- 
de, domina el color amarillo de las flores de esta especie y 
la siguiente. Anual. Febrero. 

25. H. pendolum Benth. — Fumisterre como la anterior 
y como ella abunda en los mismos sitios. AnuaL Febrero. 

Familia 3.* Fumariáceas 

26. Fumaria eapreolata L.— Frecuente en los campos 
como las dos especies siguientes. Anual. Marzo. 

27. F. offleinalis L.— Abundante con la anterior. Anual. 
Marzo. 

PK medicinal que se sustituye con las otras especies de 
Fumaria, 

28. F. parviflora L. — Común con las anteriores. Anual. 
Abril. 

29. F. spieata L. - Con las anteriores, pero menos fre- 
cuente. Anual. Marzo. 

Familia 4.* Crucíferas 

30. Raphanus satlvus L.-^Rábano, Cultivada y medio 
espontánea en los huertos. Anual. Marzo. 

Se comen las raíces y también sus frutos ó silicuas tier- 
nas, unas y otros crudos; y hacen muy buen papel en las 
tabernas para estimular á los potistas para que beban. Llá- 
manlas á las silicuas Rabanetas, 

31. Sinapis alba L.— Abunda á veces en los campos 
sembrados de cáñamo. Anual. Mayo. 

Supónese que la semilla viene con los cañamones, y no 
se propaga. 

32. Eruea vesiearia Cav. — Rucas. Común hasta en los 
muros y en los montes. Anual. Marzo. 

El olor de esta planta repugna aun á los animales. 

33. Brassiea olerácea L— Co/. Cultívanse algunas va- 
riedades, como son la Berza, Coliflor, Bróculi, Col-grumo, Lom- 
barda, etc. Bienal. Marzo. 

34. Brassiea Napus l.-^Nabo. Cultívanse dos variedades 
y ambas se comen cocidas y crudas. Bienal. Marzo. 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATUFALES 63 

35« B. nlgra Koch —Mostaza negra. Cultivada como en- 
sayo. Anual. Junio. 

Se desarrolla tanto, que creo podría cultivarse con pro- 
vecho esta planta medicinal. 

36. Diplotaxis viminea D. C— Comunísima en las huer- 
tas y olivares. Anuah Marzo. 

Una de tantas Rabanizas del vulgo. Flor amarilla. 

37» I>. erueoldes D. C— Muy frecuente y muy abundan- 
te. Anual. Florece la mayor parte del año. 

Flor blanca á veces con viso rosáceo. 

Es la que más generalmente se conoce por Rabaniza y es 
muy buscada para darla á comer á los conejos caseros, etc. 

38. D. erueastrum Gp. God. - Rabaniza de flor amarilla- 
Frecuentísima en todas partes hasta en el monte. Rizocár- 
pica. Marzo y todo el año. 

El ganado no la come. 

39* Maleomla aMeana R. Br.— Común en sembrados y 
campos. Anual. Marzo. 

40. H. marítima R. Br.— Cultiyada como flor de adorno. 
Anual. Abril. 

41. Hathiola tristis R. Bp.— Común en montes y ribazos. 
Rizocárpica. Marzo. 

Flores habitualmente inodoras que se hacen muy suave- 
mente aromáticas apenas se pone el sol, y si entonces se cor- 
tan y llevan á casa conservan su aroma. 

42. M. ineana R. Bp. ~ Violas^ y si tienen las flores dobles 
las llaman Violas Jiñas. 

Cultívanse para adorno diferentes variedades, blancas, 
rojas, jaspeadas, etc. Rizocárpica. Marzo y casi todo el año. 

Estas violas^ los claveles, y la albahaca en verano, son las 
plantas que aquí se ven con preferencia cultivadas en las 
macetas de balcones y ventanas. 

43. Cheipanthus cheipi L. — Alhelí amarillo. Violas amari- 
llas. Cultivada para adorno, viene á hacerse espontánea. 
Caulocárpica. Febrero. 

Pl. espontánea no lejos de aquí. <- Pocas veces se hace 
doble. 



Digitized by VjOOQIC 



64 SOCIEDAD AftAGONBSA 

44* Bryslmain rapaadnm L — Aquí y allá en los ribazos. 
Anual. Abril. 

45. B perfoUatum Crtz. - Común eti campos y huertos. 
Anual. Abril. 

46 Sisymbrium hirsatum L.— Común. Anual. Marzo. 

47. S. ColnmnsB Jaeq.— Común y abundante Anual. 
Abril y buena parte del año. 

Todos los S. y algunas otras especies son Rabanizas para 
el vulgo. 

48. S. assoanom lose. P. — Sembrada por gusto en el 
huerto de semilla traída de Caspe. Abril y Mayo. 

49. S. Irlo L.~ Comunísimo hasta encima de las tapias. 
Anual. Febrero. * 

50. S. Sophla L.—Tan común como el anterior. Anual. 
Febrero. 

51. Nastnrtlam offleinale R. Br. ^Berros. Gmxas. Común 
en fuentes, acequias y charcos. 

Florece buena parte del año. Rizocárpica. Marzo. 

Pl. medicinal antiescorbútica. 

Se come para ensalada. 

Cuando esta planta es joven puede confundirse con el 
Helosciadium nodiflotum umbelífera sospechosa que crece en 
los mismos sitios acuosos.— Se distingue fácilmente por su 
olor y sabor; esto cuando no ha llegado á florecer. Pues por 
la inflorescencia se distingue muy fácilmente del Helosciadium, 

Decía un periódico que en Francia llaman al Btm tía 
salud del cuerpo» y que su extracto mezclado al tabaco neu- 
traliza todos sus principios venenosos sin hacerle perder 
ninguna de sus buenas cualidades (?). 

52. Arabls aurlealata Lam. - En algunos ribazos y pe- 
ñas por ejemplo en el Fondón. Anual. Marzo. 

53. A. hirsuta Seop. — Con la anterior, pero más común. 
Anual. Marzo. 

54. A. sagittata D. G. — En pocos ribazos. Barranco 
Mancurro por ejemplo. Anual. Abril. 

55. Cardamina hirsuta L -En un ribazo del barranco 
Mancurro» algunos pies. Anual. Marzo. 

(ContiiitiarA). 



Digitized by VjOOQIC 



bB ÓTRNCIAS NAf URALES 



¿5 



TBES PLANTAS NUEVAS BE SIEBBA NEVABA 

POR EL R. P. Baltasar Merino S. J. 



I. Carex Navati 

Caspitosa: cuhnis 5-7 cm. /., iriqudris^ agulis acutis; faciehus 
conspime siriaiis: foNis iinearibus, lavibits, neroosis, medíam culmi 
hngitudittem aquaníibUs vel ultra ^ vagina careniihushraciea femínea 
foliácea, scabriuscttla\ in vagiftam mn aheunte: spiculis duabus; diera 




1. CabexNavasi A/iíf*no;tam.''ly — 2. Utrículo y 

ierminali, mascula, pedunculafa, oblonga; altera femínea breviter 
oblonga vel obovata, ad médium vel supra médium culmum sita, 
sessili; sqnamis femíneís ellipticis, obtusis vel bidentatís prorsus 
spadicas vel ñervo medio fuscescente, utrículo brevioribus: utriculis 



Digitized by VjOOQIC 



66 



SOCIEDAD ARAGONESA 



fructiferis late ellipticis glabris, viridibus, tenuiter nervosis, nervis 
marginalibus amplioribuSt subulatis; rostro brevissimo iereti^ ápice 
circuntcirca setuloso; stigmatibus duobus. 

A P, Longino Navas 5. J. dU 20 anno 190 1 in cacumine 
Montis Nivati detecta in consortio cum. Caricb nivatensi Boiss. 
et Bent., et Scirpo parvifloro Lighf. 

Se encuentra á unos 3.000 metros, en la más inferior de 
las siete Lagunas, junto al agua. 

Tanto por la clase de espigas que lleva esta planta como 
por la forma del pico sobrepuesto al utrículo debe enume- 
rarse entre las especies de la sección Eucarices Godr. que 
abarca la de flores monoicas, dispuestas las masculinas en 
espiga 6 espigas distintas superiores y las femeninas en es- 
piga ó espigas distintas inferiores. Ahora bien, las especies 
comprendidas en dicha sección se distribuyen en dos grandes 
series; encierra la primera aquellas especies cuyo utrículo ter* 
mina en pico corto cilindrico ó casi nulo, y la segunda aque- 
llas cuyo utrículo termina en pico largo, plano-convexo. La 
especie de que hablamos pertenece á la primera serie. 

Esta serie á su vez comprende dos grupos de especies 
según que las flores femeninas tengan dos estigmas 6 tengan 
tres: por tener nuestra planta sólo dos estigmas quedará in- 
cluida en el primer grupo. Pero dase el caso de que todas 
las especies españolas conocidas asignadas á este primer 
grupo presentan las hojas caulinas con vaina abrazadora ó 
envolvente en la base; carácter de que carece la planta ne- 
vadense: debería, pues, mirada bajo este concepto formar 
por sí sola un subgrupo y las restantes otro, en la forma 
siguiente: 



Sección 6ucances, Flores monoicas. 



/.• serie 

Pico del utrí- 
culo corto, 
cilindrico 6j 
casi nulo. 



Grupo /.• 
Dos estigmas. 



Subgrupo /.** 

Hojas 
con vaina. 



Subgrupo 2.* 

Hojas 
sin vaina. 



» Car ex vulgar i s Fr. 
\Carex reuteriana Bolss. 
' Carex stricta Good. 
ICarex acula Fr, 
' Carex tnauritanica Boiss. 

ICarex Navasi Mer. 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 67 

Debemos advertir, para el esclarecimiento de las circuns- 
tancias en que se ha examinado esta planta, que hemos dis- 
puesto de pocos ejemplares y de ellos uno solo completo; los 
restantes tenían únicamente, 6 espiga masculina ó espiga 
femenina. Además que, ó por haber sido recogidos cuando 
la madurez del fruto estaba muy avanzada ó por alguna 
otra causa, los estigmas sólo han podido observarse en dos 
de los utrículos, habiendo desaparecido en los demás. Esto, 
sin embargo, no afecta, en nuestra opinión, á la novedad de 
la especie, sino á lo más al sitio que debe ocupar en la serie 
ordenada en que suelen colocarse y estudiarse las múltiples 
especies de este género. 

II. Thrincia hirta Rth.v. •¡) nivatentit 

Calicis squama dorso tuberculato- hispida, tn achaniis disci ro- 
strum fructui aquilongum sub pappo lacínulas hyalinas gerens. 



III. Al hablar de la siguiente planta, que pertenece al 
género Leontodón^ debemos advertir que hemos tenido á la 
vista un solo ejemplar, con hojas basilares y escapo florido: 
los aquenios bastante bien formados, pero no maduros. Por 
presentar el vilano dos series de pelos, una de pelos cortos, 
filiformes, no plumosos, y otra de pelos largos, plumosos, 
mayormente en la mitad superior, no cabe dudar que 
debe incluirse en la sección dens-Uonis: ahora bien, de las 
tres especies rigurosamente comprendidas en dicha sección, 
la que, á nuestro juicio, más se acerca á esta planta es el 
Leontodón pyrenaicus Gou., ya por ser fistuloso el ápice del 
escapo, ya por no ensancharse bruscamente la base de los 
radios largos del vilano. Atendiendo, sin embargo, á la esca- 
sez de escamas del escapo se acerca más al Leontodón hi- 
spidus L. Pero como creemos que merecen más importancia 
los caracteres primeros, la referiremos al Leontodón pyrenai' 
cus Gous como y.nivatensisy. n. Pondremos la descripción algo 
detallada, porque si resultare especie distinta de las dos men- 
cionadas, se conozcan desde luego los principales caracteres. 



Digitized by VjOOQIC 



68 SOCIEDAD ARACONESA 

Leontodón pyranaicut Gou. v. Dlvatentli(v. n.) 

Planta gradlis^ 8 cm,^ knga^ foliis perhrevihus 2-5 cm, /., smb- 
glahfis, creHoto-dintículatis, petiolo Itmbum aquanU: scapis adscm- 
dsfUibus basi $i medio parce minutim squamatis, ápice Jistulúso-iñ' 
crassato 4-5 squamis munito: anthodii tubulosO'CampanuUH iaciniis 
lineari'lanceúlatiSf albó-margínatis, ápice obtuso lanatis: ligulis 
snprafiavis subtus lividis vel purpurascentibus cálice parum longiori- 
bus: achaniis utrinque attenuatis: pappi fuscescentis et óchame Ion- 
gioris pilis biseriatis, Os seriei exterioris brevibus, filiformibus^ sea- 
bris; pilis intemis longis a medio ad apicem plumosis^ basi parum et 
sensim incrassaiis,* 

Lectus aP. L. Navas 5. J, in montibus Nivatis die 21 Jul. 
ann. 1901. 



LOS FENÓMENOS VOLCÁNICOS BE LOS PIBINEOS 

POR D. Patricio W. Stüart-Menteath 

Asociado de la Real Bscnela de Minas de Londres 



1. ObsarvtCionoS VOlcáelCtS.— Habiendo pasadocioco 
meses en la isla de Ischia, recorrido varias veces la Italia, y 
podido estudiar como oficial de marina las costas de Ñapó- 
les, la Sicilia, y otras islas volcánicas del Mediterráneo, he 
visitado dos veces con especial interés el grupo volcánico de 
Olot en Cataluña y buscado, desde la fecha de mis primeras 
memorias sobre los Pirineos en 1866, todo lo que la región 
pirenaica puede contribuir á adelantar y corregir el con- 
cepto científico de los fenómenos volcánicos. En esta larga 
comparación he querido corregir mis ilusiones de primera 
impresión buscando todo lo que parecía contradecir mis 
primeras ideas y las teorías aprendidas de lectura. Hoy 
creo que ya puedo presentar los resultados de este método 
como diferente de las alucinaciones de viajes hechos sin 
preparación y de compilaciones escritas sin verificación 
práctica. 



Digitized by VjOOQI^ 



t)B CIENCIAS NATURALES 69 

2. Lt Oflta pirenaica.— En 1881 he deñnido como 
«diabasas ó doleritas» sesenta asomos deofita pirenaica estu- 
diados en el terreno y con el microscopio, en el extremo 
occidental de los Pirineos. Desde entonces he comparado á 
lo menos 200 en toda la cadena, y creo que deben existir á lo 
menos 2.000. Pero hay que reconocer que estas rocas ígneas 
presentan una variedad infinita que comprende todos los 
grados de composición y estructura entre el granito y el 
basalto. El estudio microscópico ha dado pocos resultados: 
la llamada «estructura ofítica» no se encuentra en la mitad 
de las oñtas del Pirineo, y al contrario se encuentra en rocas 
de toda edad desde las modernas de Islandia. Tanto ios 
últimos estudios de los geólogos de Ñapóles como los de 
M. Lacroix en los Pirineos, indican que las rocas ígneas 
provienen de la transformación de las variadas rocas de la 
corteza sedimentaria del globo. Los últimos estudios de mi 
distinguido amigo Dr. de Lorenzo, en Ñapóles, han probado 
que los volcanes tienen sus focos situados poco debajo del 
Flysch, y dentro de las calizas secundarias que constituyen 
la base de aquella singular formación. 

En 1881 demostré la existencia del mismo Flysch en el 
Pirineo, desde Biárritz hasta Olot. Desde entonces lo he 
seguido en todo el Pirineo, tanto en el interior de las mon- 
tañas como al pie de cada vertiente. En todo este Flysch las 
ofitas abundan, y tienen sus focos de erupción en las calizas 
secundarias de su base. Las erupciones volcánicas propia- 
mente dichas, semejantes á las de Olot y de toda la 
cuenca del Mediterráneo, se presentan en el Flysch así 
en el Pirineo como en toda dicha cuenca. El Fl3rsch 
contiene, en los Bajos Pirineos, todos los Helmintoides 
y Fucoides de Italia, y no presenta otros fósiles. Ofrece 
en todas partes lentejas irregulares de brecha volcánica 
que alcanzan, lo mismo en los Bajos Pirineos como en 
el Ariige, hasta i.ooo metros de espesor. El paso in- 
sensible de estas brechas al Flysch ordinario es tan íntimo 
y frecuente que me parece indudable que esta última 
formación no puede ser sino la parte fina, y más ó menos 
revuelta por las aguas, de las eyecciones de los mismos voU 



Digitized by VjOOQIC 



70 SOCIEDAD ARAGONESA 

canes que han producido las brechas. Este origen está afir- 
mado por la extraordinaria abundancia de una sílice parricu- 
lar del Flysch, y que pasa insensiblemente á impregnaciones, 
vetas y masas irregulares de cuarzo, que hay que atribuir á 
las fuentes silíceas que acompañan á los volcanes en todo 
el mundo. El descubrimiento del Flysch Pirenaico me ha 
conducido así desde 1881 á la misma explicación de su ori- 
gen que la publicada por Th. Fusch respecto á la cuenca del 
antiguo Mediterráneo. Antes de abrirse el estrecho de Gi- 
braltar, este mar antiguo se extendía hasta el Atlántico por 
los Pirineos, y así el Flysch Pirenaico no es otra cosa que la 
antigua extensión de aquel depósito singular que hoy en todo 
el Mediterráneo presenta los volcanes más típicos del globo. 
Cuando así se extendía aquel mar, había en toda la vertiente 
septentrional de los Pirineos una multitud de volcanes seme- 
jantes á los que están perfectamente conservados, en el clima 
seco y al abrigo de la época glacial, del valle de Olot en 
Cataluña, Los glaciares y torrentes de la época glacial lo han 
barrido todo en la vertiente norte, y los últimos depósitos ter- 
ciarios, bien conservados por la sequedad y poco cortados 
por los estrechos barrancos de la vertiente meridional, lo 
ocultan todo. Pero, en toda la vertiente francesa de los Pi- 
rineos, se encuentran los vestigios de los volcanes dichos, se 
reconocen las enormes brechas que han formado por sus 
erupciones, y aun se descubren los cráteres de explosión en 
el Flysch, llenados de sal y de margas irisadas depositadas 
durante el levantamiento de los Pirineos por las aguas de la 
época Oligocena, en profundas cavidades hasta más de 
330 metros debajo de los actuales ríos. La observación en 
los Pirineos confirma de tal manera la teoría de Fusch, que 
ya se puede aplicar esta teoría á la explicación de todos los 
problemas de la clasificación, composición y estructura del 
Flysch en todos los tiempos y en cualquiera región, ó lo que 
es lo mismo, á todo el problema orogenético y últimas 
bases de la ciencia geológica. Si tengo que afrontar tales 
problemas, lo hago por la fuerza inevitable de mis observa- 
ciones en el terreno desde 1866, y con el derecho de despre- 
ciar la preocupación vulgar que considera tales cuestiones 



Digitized by CjOOQI^ 



DE CIENCIAS NATURALES 7I 

como prerrogativa de determinados funcionarios. Para co- 
rregir y aclarar las nociones muy obscuras de la opinión 
corriente en estas materias, hay que apelar á la observación 
repetida en un terreno nuevo, y á las operaciones exactas 
de la minería, donde las prevenciones de escuela y de bando 
caen delante de la práctica diaria. 

3. Su reiaciÓO con el granito.— Completando los ma- 
pas geológicos muy imperfectos de los Pirineos, encuentro 
que las ofitas abundan en proporción á la escasez del granito, 
lo cual parece indicar que la oñta reemplaza al granito entre 
las rocas superficiales. £1 granito contiene los elementos de 
la ofita dispersados en venillas, pero éstas abundan y tienden 
á substituir al granito en su corteza superior; y las mayores 
masas de ofita, presentan hasta 15 kilómetros de largo con 
5 de ancho en Guipúzcoa, se desarrollan en el Cretáceo Su- 
perior y el Flysch. Pero entre el granito y la ofita queda una 
íntima conexión probada por la presencia de numerosos pun- 
tos de granito que se presentan en medio de las ofitas á lo 
largo de toda la vertiente septentrional de los Pirineos, y en 
algunos puntos de la vertiente meridional, como en Estella. 
La traquita existe en Vizcaya en ausencia del granito. Se 
puede decir que el granito es la causa excitante de los asomos 
de ofita. Hay bastante conexión entre la disposición de los 
grandes asomos del granito del Pirineo y las áreas de mayor 
abundancia de la ofita, para inducir quei las últimas están 
siempre encima del desarrollo de las áreas del granito. 

4. El granito y los volcanes. — La cuestión mas obs- 
cura para la observación es la de la conexión entre los vol- 
canes típicos que se han desarrollado en el Fiysch y las 
masas graníticas que quedaban ocultas en la profundidad. 
Pero los profundos barrancos del Pirineo, y la misma ero- 
sión que ha destruido los caracteres típicos de primera 
vista de los volcanes, revelan el mecanismo profundo que está 
escondido en otros países debajo de los volcanes bien con- 
servados. En el valle de Olot vemos muchos conos vol- 
cánicos perfectamente conservados, y todos estos brotan 



Digitized by VjOOQIC 



72 SOCIEDAD ARAGONESA 

de la superfície de una masa sedimentaria de Flysch, que 
tiene más de i.ooo metros de espesor, y que se ha hundi- 
do, por fallas, entre rocas de toda edad. Los asomos de ba- 
salto notados sobre el granito, en el país adyacente, parecen 
únicamente restos de los torrentes de lava que han brotado 
de los volcanes. Entre la base sedimentaria de los volcanes 
y la hulla de San Juan de las Abadesas, no he podido, en 
dos visitas y con los planos de la mina, reconocer ninguna 
falla importante; y tanto el último director de la mina como 
el del año 1868 reconocían la ausencia de tal falla. Así en 
Lérida como en Gerona el contacto de las rocas antiguas 
con el Terciario se presenta sin fallas de importancia. Creo, 
pues, que la hulla que alcanza hasta 22 metros de espesor 
en la mina, se continúa debajo de los volcanes y muy bien 
podía alcanzar más espesor en la parte inferior de su cuen- 
ca original. En ios barrancos situados al norte y al oeste de 
Olot, no he encontrado traza de rocas volcánicas recientes. 
El Carbonífero está penetrado por diques de una roca entre 
el granito y la ofita. En fin, el carácter francamente basál- 
tico de las rocas ígneas en el área de Olot, me parece debido 
á la presencia de la hulla y á la conservación de sus efectos 
en la superfície. Las rocas ígneas que visiblemente atraviesan 
el Carbonífero de la mina han respetado por casualidad las 
capas de hulla, pasando á su lado y sólo en pocos puntos 
convertiéndolas en cenizas; las emanaciones de aguas 
silíceas han tenido* igualmente poca extensión en el sitio de 
la mina. A no ser por estas circunstancias favorables, no 
existiera la mina; su carbón habría desaparecido, como sin 
duda ha desaparecido el carbón debajo de los volcanes de 
Olot. Pero aun así conservado, el carbón de la mina está 
tan mermado por la presión, que sale en polvo y hay que 
transformarlo en briquetUs; y la presión es todavía tan gran- 
de, en los puntos más profundos, que ningún reparo ni de 
hierro ni de piedra, puede sostener las galerías. Vemo^;, 
pues, que en tales regiones el carbón se aproxima á un lí- 
quido dispuesto á mezclarse con las materias más plásticas 
que le tocan, y que la inyección de semejantes materias en 
dicho carbón podría producir la salida de tales mezclas en 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 73 

foim a explosible y pirogenética. Un asomo de granito en 
atedio de los 32 metros de carbón produciría ciertamente* 
en la superficie algo que sería muy semejante á los pequeños 
cráteres de Olot. Los violentos terremotos y las rupturas y 
dislocaciones que han producido lagos, etc., en la vecindad 
son indicios de la desaparición ó desquiciamiento de algo que 
existe á no mucha profundidad debajo del valle. Este algo 
debe ser la extensión del Carbonífero en este valle, situado 
entre dos cadenas de granito, y así preparado á recibir los 
efectos de lo que ocurre á la profundidad de más de i.ooo 
metros, donde el granito toca la base del gran relleno de 
Carbonífero, Flysch, y Oligoceno, conteniendo carbón, yeso 
y varias materias orgánicas. 

5. ObJeciÓR. - La objeción que suele oponerse á toda 
inducción de la índole de la presente, es que en otros países la 
cuestión del origen del vulcanismo está ya resuelta de otra 
manera por las más populares autoridades de la ciencia. Pero 
esto es apelar á la autoridad, á la tradición, á la fe ciega en la 
doctrina de determinadas personas. Aquí se trata de saber si 
la observación y la inducción pueden, en el área poco estudia- 
da de los Pirineos, proporcionar datos nuevos y decisivos 
acerca del problema de que tratamos. Los que ya tienen un 
credo formado, están en su derecho cuando rechazan todo 
nuevo análisis de hechos nuevos. Admito el inconveniente, y 
aun la imposibilidad de someter las teorías importantes al 
criterio de cada observador que ha dedicado una vida bas- 
tante larga á la comprobación de una doctrina con hechos 
nuevos en un nuevo distrito. Pero la ciencia moderna pre- 
tende que su superioridad consiste precisamente en que 
apela siempre á la observación de cada uno, sin ninguna in- 
tervención de la autoridad, de la tradición ó de la fe. Tengo, 
pues, el derecho de insistir en que no esquive el estudio de 
cada hecho tle la geología en los Pirineos apelando á la con- 
fianza ciega en otros estudios. Veremos más tarde si en 
aquellos se ha aplicado el mismo procedimiento que se quie- 
re aplicar en los Pirineos. Parece probable que los que lo 
admiten aquí» lo habrán ya admitido en otros casos. 



Digitized by VjOOQIC 



74 SOCIEDAD ARAGONESA 

6. Problema da la Aavarnla sío resolver.— Sólo con- 
viene aquí notar una circustancia importante de la evolu- 
ción de la teoría corriente del vulcanismo. La teoría química 
de los discípulos de Wemer ha perecido merced al golpe 
que le descargaron los que han presentado los volcanes de 
la Auvernia como brotando directamente de la corteza gra- 
nítica primitiva del globo. Hoy se sabe que el granito de la 
Auvernia no es tal corteza primitiva. Además, los mismos 
partidarios del vulcanismo corriente admiten que el granito 
aparentemente formado in situ, como en la Auvernia y en 
Lasseube (Bajos Pirineos), puede ser una lenteja transpor- 
tada hasta 70 kilómetros encima de las rocas sedimentarías 
de cualquiera edad. Además, se sabe que en la Auvernia 
existen grandes masas de terreno carbonífero envuelto en el 
granito y bajando hasta grandes profundidades, y que tales 
masas se presentan debajo de los volcanes en una propor- 
ción que la superficie, ocultada por los detritus, no permite 
limitar. Así el problema en la Auvernia ha cambiado por 
completo, y en vez de servir de norma y punto decisivo, re- 
quiere una solución nueva, á la luz que otras comarcas, como 
el Pirineo, pueden proporcionar. Los que quieren apelar 
del Pirineo á la Auvernia, saben que en la Auvernia se ape- 
la al Pirineo. Ni en el uno ni en el otro se encuentra nada 
de decisivo contra las concepciones químicas del vulcanis- 
mo que he aprendido en Italia, y que participo con Stoppa- 
ni y otros insignes geólogos de aquel país, y con los obser- 
vadores exactos, como Daubeny y Mallet, que han buscado 
la verdad al pie de los volcanes. 

7. Errores de los teóricos.— Pero al pie del Etna y 
del Vesubio be aprendido que los mayores representantes 
de la hipótesis corriente no hacen más caso de aquellos vol- 
canes que de los de Olot. Los mejores geólogos de Ñapóles, 
que conocen todas las observaciones locales y han s^uido 
los fenómenos durante muchos años, me han enseñadootra 
cosa que lo que Suess, el más famoso representante de la 
teoría evolucionista ha presentado á sus lectores como ob- 
servado en Ñapóles. Me han enseñado los Hippurítes, las 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCÍAS NATURALES 75 

Orbitolinas, y los peces cretáceos que abundan en ]a caliza 
que Suess ha descrito como jurásica. Me han enseñado el 
buzamiento, muy visible y general, de éste Cretáceo debajo 
del Flysch, que Suess representa en posición contraría, fa- 
vorable á las exigencias de su hipótesis. Me han demostra- 
do que Suess ha atribuido á la bahía de Ñapóles la estruc- 
tura, precisamente contraria, de la bahía de Salerno; mientras 
que la primera está al revés de su teoría, y la segunda siendo 
conforme á su teoría de una cuenca volcánica, no presenta 
trazas de vulcanismo. El doctor de Lorenzo y el Profesor 
E. Boze han demostrado, en varias memorias de la Acade- 
mia de Ñapóles en 1896, que Suess lo ha representado iodo 
al revés de los hechos en su rápida visita á Ñapóles, á pesar 
de la colaboración del Profesor Bittner, que hoy es uno de 
sus críticos más acerbos. Por lo tanto, ningún admirador 
de Suess cita los trabajos de los mejores geólogos de Ña- 
póles, ni quiere verificar los hechos de observación. 

8. 81I6SS y Darwlff.— El mayor representante del vul- 
canismo corriente no hará ningún caso de los hechos en 
Olot y apelará á otras comarcas, como á la de Ñapóles, para 
interpretar las cosas á su gusto. En cuatro tomos Suess 
acomodó el globo entero á su teoría, escogiendo como Dar- 
win, todo lo que le conviene en las comarcas que no ha te- 
nido el inconveniente de visitar. Darwin, después de las ex- 
cursiones de su primera juventud, verificadas sin ninguna 
preparación científica, no podía sufrir siquiera por diez mi- 
nutos, el estudio de cualquiera idea que no viniese bien con 
su hipótesis; Suess parece igualmente emplear su hipótesis 
como única norma de todo criterio. Este método se emplea 
en libros que impresionan al público por su aspecto de con- 
vicción y completa unidad, sobre todo cuando están someti- 
dos, como el de Darwin, á una dama literaria, para pulirlos 
conforme al exquisito gusto del público ignorante. Darwin, 
lo mismo que Suess, prometía pruebas y explicaciones cien- 
tíficas en tomos ulteriores, pero se han contentado con el 
éxito obtenido de confianza. Darwin expresa la opinión ó 
deseo de que los hombres de ciencia no lean los libros de sus 



Digitized by VjOOQIC 



76 80C1BDAD ARAGONESA 

contemporáneos, y que los acepten de confianza cnando tie- 
nen muchas páginas. Mezclaba algode todo en suscompilacio- 
nes con tal de que pareciese confirmación. Toda teoría evolu- 
cionista me ha ofrecido los mismos caracteres. He adquirido 
al fin la convicción, confirmada por las frases de los últimos 
escritores de la escuela, de que ellos aceptan la Evolución 
como principio fundamental, no sólo superior á todas las 
creencias humanas, pero especialmente puesto por encima 
del principio de la veracidad. En la práctica, y aun en la 
teoría, los evolucionistas aceptan como lícita cualquiera ló- 
gica que sirve á su hipótesis, y rechazan todo método que 
proporciona argumentos contrarios. Esto explica por qué 
siempre se burlan de la lógica, metafísica, filosofía, ó oual- 
quier criterio que puede servir para distinguir entre la ve- 
racidad y la logomaquia en la interpretación de los hechos 
observados. 

(ConiinnarA). 



C«leé|iteres recegiáes éoraite el nes ée Marzo 

POa D. MtGUBL ÁNGEL LaGUNA 



Siendo uno de los fines de nuestra Sociedad Aragonesa 
de Ciencias Naturales dar á conocer con la mayor exactitud 
posible la fauna, flora y gea de la región aragonesa, he creído 
útil el comunicar á la Sociedad, á pesar de lo poquísimo que 
valen mis observaciones, las especies de Coleópteros cogi- 
dos durante el mes de Marzo por los alrededores de Zara- 
goza, para de ese modo poder conocer su desarrollo biológico 
á la par que saber las que se encuentran en esa época 
del año. 

El siguiente Catálogo ha sido fruto de varías, aunque 
breves excursiones que he verificado, en compañía de dife- 
rentes consocios. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 77 

1. Acinopus tenebrioides Duft. 

2. Atnara ¿enea Dej. 

3. Aphtdius varians Duft. v. atubigua Muís. 

4. Apion ififolii L. 

5. Asida grísea F. 

6. Bembidium Andrea F. 

7. BA1/5 hispánica Sol. 

8. Blechrus glabratus Duft. 

9. CaAi/Jbis yk5¿ní5 Fabr. 

10. Chkmius nitidulus Schrad. v. mslanocomis Dej. 

11. — — v.tihialisX>t}. 
13. Cicindela campestris L. 

13. — — V. maroccana Fabr. 

14. Coccineüa y-punctata L. 

15. Dorcadion Navasi Escalera. 

De esta especie recientemente descrita se han encon- 
trado ntíeve individuos; uno en el Cabezo- Cortado el día 22, 

seis en Valdespartera el día 29 y dos en la orilla del Ebro el 

31 del mismo mes. 

16. Dorcus paralleUpipedus L. 

17. Dorytomus longimanus Fars. 

18. Galeruca artemisia Bahs. 

19. Harpalus psittaceus Fourcr. 

20. — serripes Schh. 

21. Heliopates lusitanicus Hetbst. 

22. Hilops laticoUis Küst. 

23. Hydropküus piceus L. 

24. Lampyris noctiluca L. 

25. Meloe majalis L. Muchos ejemplares. 

26. Ocypns athiops Waltl. 

27. Oxytelus inusíus Grav. 

28. Pentodon puncticollis Burm. 

29. Percus stultus Dufour. 

30. Pimelia incerta Sol. 

31. Pacilus dimidiatus Oliv. 

32. Paderus ruficoUis F. 

33. Pterostichus harbarus Dej. 

34. — globosMs F. 



Digitized by VjOOQIC 



78 SOCIEDAD ARAGONESA 

35. Potosia mano Fabr. 

36. Phytodecta varidbüis OHv, v. spartü, 

37. Spharoderma rubidum Graelis. 

38. Stenus biguttatus L. 

39. Synaptus filiformis F. 

40. Tachypus fiavipes L. 

41. Thfoscus obtusus Curt. 

42. Xantholiftiís glahraius Grav. 

Además de estas especies hemos cogido otras varias que 
no mencionamos por hallarse en estudio. 



SECCIÓN BIBLIOGRÁFICA 



Donativos para la Biblioteca db la Sociedad 

Sahañá (Dr. D. Joaquín M.) — Introducción á la fauna mala- 
coiógica de VaDvidrera. Barcelona, 1884 

— Zoografía del género iHelixt. Barcelona, 2884. 

— Estudio de M. Fagot sobre los Hélices Xeroñlianos. 
Barcelona, 1886. 

— Moluscos nuevos de España. Barcelona, 1887. 

—Catálogo de los moluscos de Mataré. Barcelona, 1889. 

(Donativo de D. José Malaqaer). 



CRÓNICA CIENTÍFICA 

MARZO DB 1902 

Zaragoza. En el salón de conferencias de la Facultad 
de Medicina han ocupado la cátedra, en el mes de Marzo, 
los doctores Lozano y Ríos. Los temas escogidos por estos 
señores fueron respectivamente: tCirugía del estómago^ y 
•El cadáver». 

De suma importancia fué la conferencia pronunciada 
en el mismo lugar por el docto catedrático Sr. Borobio, 
acerca de iLa mortalidad infantil en Zaragoza». 

Presentó al numeroso é inteligente auditorio el fruto de 
preciosa y larga labor, por medio de numerosos cuadros 
gráficos y estadísticos de gran tamaño y muy artísticos. 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 79 

— De Otro género es la solemnidad celebrada el día 15 de 
Marzo. Nos referimos á la Fiesta del Árbol. 

Que la idea es buena, queda probado, sabiendo las cam- 
pañas emprendidas por sus defensores, y la multitud de 
obstáculos que han tenido que vencer. 

Reunidos más de 2.000 niños acompañados de sus res- 
pectivos maestros, con músicas y estandartes, formaban la 
comitiva presidida por el Ayuntamiento de Zaragoza. Asis- 
tieron las autoridades, representaciones y personalidades, 
formando un núcleo lucidisimo. 

El punto designado era el conocido con el nombre de 
cLas balsas de Ebro Viejoi. 

El alcalde invitó á hacer uso de la palabra al concejal y 
exalcalde Sr. Laguna, el cual le3*ó un discurso correctísimo, 
revelador de los entusiasmos que siente por la realización 
de la obra que todos'deseamos. 

A continuación fueron plantadas 125 acacias por otros 
tantos niños. 

El Sr. Gimeno Rodrigo, en representación de la Junta 
de los Amigos del Árbol pronunció elocuente discurso 
haciendo historia de la campaña cuyo resultado ha sido 
la celebración de la Fiesta del Árbol. 

Nosotros que asistimos con viva satisfacción á tan sim- 
pática fiesta, tenemos un placer al aplaudir generosamen- 
te á todos sus organizadores, y muy especialmente á don 
Amado Laguna por sus muchos y lucidos trabajos en este 
asunto. 

—No sólo en Zaragoza hemos tenido Fiesta del Árbol. 
También se ha celebrado en otras importantes poblaciones 
aragonesas como Riela, Alcorisa, Biota y otros. 

— El día II de Marzo dieron la voz de alerta al vecin- 
dario los doctores Aramburo y Royo, haciendo saber que 
visitaban á una familia compuesta de siete personas ataca- 
das de triquinosis, por haber comido de unas longanizas 
confeccionadas con carne de cerdo infeccionada. 

Estos señores publicaron los síntomas y primeros reme- 
dios de tan terrible enfermedad. 

Desgraciadamente una de las personas citadas falleció, 



Digitized by VjOOQIC 



8o SOCIEDAD ARAGONESA 

y en su cadáver se encontraron triquinas, de cuyas prepa- 
raciones microscópicas verificadas por el Sr. Moyano, se 
han publicado bien ejecutados grabados. 

—Francia. £1 9 de Marzo tuvo lugar en Patís la fiesta 
organizada por el Sr, Boule, en que solemnemente se ofreció 
al eminente paleontólogo Sr, Gandry, una medalla, resulta- 
do de una suscripción entre sus discípulos y admiradores. 

— Bélgica. £1 Sr. Wytsman, de Bruselas, ha ideado la 
formación de una obra de mucho mérito titulada Genera íh- 
seciorum. Después de los trabajos de Linneo, Fabricio y 
otros entomólogos, se habían publicado algunos tratados 
con el nombre de Genera de Coleópteros, Lepidópteros, etc., 
mas los numerosos descubrimientos realizados posterior- 
mente, hacían que fuesen* muy insuficientes. Aprovechando 
dichos descubrimientos el Sr. Wytsman, pretende formar 
un Genera completo, en que se clasifiquen metódicamente 
todos los géneros de insectos hasta ahora conocidos. La 
redacción de las diferentes secciones está confiada á doctos 
especialistas. Ya van publicadas algunas familias de Co- 
leópteros, Lepidópteros é Ilimenópteros. 

— £sTADos Unidos. £1 Dr. W. J. Clasf, de Chicago, 
ha logrado cultivar un microbio que considera como propa- 
gador de la escarlatina. £s el Diplococcus scariatina. 

Forma colonias de un color gris blanquecino, en el cul- 
tivo ideado por el Dr. Class, consistente en un agar de glicc- 
tina adicionada de 5 por 100 de tierra de jardín. 

— Filipinas. £1 más pequeño de los vertebrados hasta 
ahora conocidos, se encuentra en Filipinas. Es un pez per- 
teneciente á la familia de los Gobios, de la cual se conocen 
ya 6co especies al menos. Se le ha llamado técnicamente 
(nov. gen.) Mistichthys luzonensis y parece ser exclusivo del 
lago Buhi. Su nombre vulgar es sivarapan^ en lengua bicol, 
y hadí^ cuandp está curado al sol. Alcanza la longitud máxi- 
ma de 15 milímetros. 

J. M. A. 

Tip. If. Es(?AR, San liigacl, número 12. Zarai^oxa 



Digitized by VjOOQIC 



Tomo Í Mayo de WOá Üúm. 6 



BOLETÍN 

DE LA 

Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales 



SECCIÓN OFICIAL 



SESIÓN DEL 7 DE MAYO DE 1902 



Presidencia de D. Rieapdo J. Górrlz 

Abierta la sesión á Jas diecisiete y media con la asis- 
tencia de los Sres Azara, Dosset, Gasea, Górriz. Laguna, 
Navas, Rius y Casas, Silván y Vicioso, fué leída y aprobada 
el acta de la anterior y se dio cuenta de los libros y revistas 
recibidos como donativo ó á cambio. 

Socios admitidos, —Fueron admitidos como numerarios los 
señores: 

D. Francisco de P. Martínez y Sáez, catedrático de la 
Universidad Central, y D. Ramón Bolos, de Olot (Gerona), 
propuestos por el R. P. Navas; 

D. José María Laguna, presentado por D. Miguel Án- 
gel Laguna; 

D. Augusto Tonglet, de Namur (Bélgica), á propuesta 
de D. Valero Gasea y del R. P. Navas; 

D, Antonio Casaña, farmacéutico de Zaragoza, presen- 
tado por el señor Presidente. 

Comunicaciones. - El señor Vicioso, lee una nota acerca de 
las Muscíneas de Aragón^ y el señor Laguna (D. Miguel A.) 
da cuenta de las últimas excursiones realizadas. 

£1 Sr. Lafuente, de PozuelodeCalatrava, envía laLf^^ 
de las especies nuevas por él descubiertas, y el señor Pau una 
Relación de plantas zaragozanas, y el Sr. Stuart, la conclusión de 
su artículo. 



Digitized by VjOOQIC 



¿2 SOCIBÜAD ARAÓONBSa 

Se establece el cambio con las publicaciones de la Socie- 
dad á la Academia de Ciencias Naturales, de Philadelphia, y 
con la excelente revista zaragozana La Clínica Moderna, 

El Sr. Azara da lectura á una nota de miscelánea y á la 
Crónica científica^ y luego de acordada la próxima excursión 
y tratarse de otros asuntos de gobierno interior se levantó 
la sesión á las dieciocho y cuarto. 



COMÜNICACIONliS 



FiUNUU ENTOMOLdCICA ESTIVAL DE BRIHUE6A 

(PROVINCIA OE QUAOAUWARA) 
POR BL R. P. LONGINOS NaVÁS, S. J. 



Invitado á descansar de las fatigas del curso de 1899 á 
1900 durante algunos días del mes de Julio en la Cabañuela, 
quinta del Excelentísimo Sr. Marqués delbarra, situada en 
el término municipal de Brihuega, acepté gustoso la invi- 
tación con el ñn de atender á mis estudios predilectos de la 
Naturaleza. 

Es la Cabañuela una gran posesión que mide 28 kilóme- 
tros de perímetro. Colocada en la meseta central de España 
á la altura de unos 900 á i.ooo metros sobre el nivel del mar, 
ofrece una vegetación análoga á la de muchas otras regiones 
de la península. Fórmanla casi toda carrascales poco espe* 
sos donde abundan variadas matas y hierbas que matizan 
los poco extensos prados que en los claros de los bosques y 
suaves concavidades de las colinas aparecen. Citaré tan sólo 
entre otras, además de la carrasca {Qttercus ilex L.) que do- 
mina á las demás plantas y es casi el único árbol que se 
ofrece á la vista, la jara {Cistus laurifoUus L.) no menos abun- 
dante que lo invade todo y el cantueso {Lavandula sicechas L.) 
entremezclado con ella. Crecen á la par doquiera multitud 
de Compuestas, Leguminosas, Umbelíferas y otras plantas 
que dan alegría á la comarca con la viveza y variedad de 



Digitized by VjOOQIC 



bE dlS^CIAS (NATURALES 6^ 

SUS corolas. Muchas de ellas estaban entonces en plena flo- 
ración, circunstancia que me invitara á fructíferas herbori- 
zaciones. Mas como esa misma circunstancia hacía que 
abundasen los insectos de casi todos los órdenes, de ahí es 
que á la primera exploración del campo me sintiese impul- 
sado á una activa caza entomológica, alentado con la espe- 
ranza de felices resultados. No defraudaron éstos mis espe- 
ranzas. 

Provisto de dos mangas, una de tela fuerte y otra de gasa 
y empleando ya la una ya la otra, 6 prescindiendo de ambas, 
según la oportunidad se presentaba, salí ordinariamente al 
campo dos veces al día en las horas de más calor (>), dedi- 
cándome casi por igual á la caza de todos los órdenes de 
insectos* 

Nueve días me detuve en la susodicha quinta, desde el 
día lo al 19 de Julio de 1900, explorando los alrededores 
hasta la distancia máxima de 4 ó 5 kilómetros. Como el te- 
rreno por donde verifiqué mis exploraciones entomológicas 
ofrece un aspecto semejante al de muchos de España, el 
tiempo de mis investigaciones viene á representar el mes de 
Julio y el resultado de mis tareas en lo que toca á la ento- 
mología no es despreciable; me ha parecido conveniente 
darlo á conocer al público ilustrado, como para ofrecer á su 
ylstz un bosqu^o ó cuadro de la fauna entomológica de una 
región y época del año muy determinadas. 

A fin de dar más vivo colorido, si me es lícito hablar así, 
á este cuadro, procuraré indicar la abundancia ó escasez 
relativas de las especies por mí halladas en la región, dado 
que á las veces la indicación de la abundancia ó escasez de 
determinada especie puede ser de tanta importancia como 
la existencia de la misma en una región dada. Y para conse- 
guir de algún modo mi objeto haciendo entrever la corres- 
pondiente proporción, consignaré el número de ejemplares 
de cada especie por mí capturados, empleando ya la deno- 
minación de C(múu cuando han sido más de 10 los que cogí 
ó vi al menos, y la de comunísimo cuando puedo juzgar que 

(1) No era moy inunsa á U tombra la temperatura, manteniéndose el 
termómetro con poca oscilación hacia los 20* c. 



Digitized by VjOOQIC 



¿4 éOÓIBt>A5 ARA<^ONEdA 

habré visto más de loo ejemplares de la especie apuntada, 
en aquella breve extensión y espacio de tiempo. 

No pretendo» como es natural, dar un catálogo completo 
que sea fiel retrato de la realidad en todos sus pormenores, 
sino sólo bosquejar un cuadro, por decirlo así, de la entomo- 
gía de una región típica de España y de una época del año 
bien determinada. 

(Coniinuará). 

eiCUBSIONES Á SANTA FE Y CADBETE (Zarag§»i) 

VERIFICADAS LOS DÍAS I Y 27 DE ABRIL DE I9O2 
POR D. Miguel Ángel Laguna de Rins 



Me cabe el inmerecido honor de comunicar á la Socie- 
dad el resultado de las dos excursiones que hemos verifi- 
cado en corporación, durante el mes de Abril. 

Más numerosa en excursionistas fué la primera, á la 
que no pude asistir y más rica en los objetos recogidos la 
segunda. 

A la primera asistieron los señores Ardid, Azara, Bovio, 
Funes, Gaspar, Melón y el R. P. Navas, y á la segunda los 
mismos señores Ardid y R. P. Navas con Romeo, Laguna 
(José María) y el que suscribe. Lo destemplado y amenaza- 
dor del día y ocupaciones perentorias impidió que varios 
socios tomasen parteen ella como deseaban. 

Por ser análogas ambas excursiones en muchas circuns- 
tancias omitiremos la descripción de la primera y juntare- 
mos el resultado de ambas al hacer la enumeración de las 
especies recogidas. 

Elegido como punto de exploración el cercano y pinto- 
resco pueblecito de Cadrete, salimos el día 27 á las nueve y 
cuarto en tren por la línea de Cariñena. 

En el corto trayecto de Zaragoza á Cadrete, el paisaje 
que se nos ofrece á la vista era por demás variado y agra- 
dable. A la izquierda al arrancar el tren veíanse nume- 
rosas pipas llenas del renombrado vino de Cariñena, mues- 
tra evidente de la riqueza vinícola de la región • 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 85 

A entrambos lados de la vía se descubren verdes y fron- 
dosos campos y huertas, cuya fertilidad y lozanía es debida 
á las aguas del Canal imperial, obra del inmortal Pignatelli 
y fuente principal de la agricultura de Zaragoza; 

Hermoso contraste formaban las blancas y humildes ca- 
sas de los honrados labriegos con los suntuosos castillos y 
chalets de los potentados. 

En Casa Blanca la hermosura del paisaje sube de punto. 
Ala derecha el Canal, el cual dividese en dos ramas: una 
entra en los antiguos molinos (hoy fábrica de electricidad) 
para salir después formando una suntuosa cascada cuyas 
espumosas aguas dan lugar á vastos remolinos y sensible 
oleaje en extenso trecho y descomponen la luz en vistoso 
arco iris. La otra rama desciende majestuosamente por las 
tres esclusas que se hicieron para vencer el desnivel que exis- 
te, uniéndose las dos debajo del puente del ferrocarril de Ca- 
riñena, paraseguir serpenteando tranquilamente por las la- 
deras del monte de Torrero. 

De Casa Blanca á Cadrete varía algo el paisaje. A la de- 
recha se extiende en suave pendiente el pelado monte de 
Valdespartera coronado por la ermita de Santa Bárbara; 
y á la izquierda la ribera del Huerva bien poblada de árbo- 
les y plantas de regadío. 

Una vez llegados á Cadrete empezó la recolección explo- 
rando el trayecto del apeadero al pueblo, en el que encontra- 
mos ricas y variadas especies, una de ellas nueva,al parecer, 
para la ciencia. 

Después de hacer una visita al Sr. Cura Rvdo. D.Santos 
Torcal,el cual además de regalarnos un fragmento de man- 
díbula fósil encontrada por él mismo en el término de Allue- 
va, (Teruel) y de mostrarnos la Iglesia, de fábrica moderna 
(año 1711), tuvo la amabilidad de acompañarnos un trecho 
en nuestra cacería entomológica, por la orilla izquierda del 
Huerva. 

En un delicioso paisaje del mismo tomamos un ligero 
almuerzo armonizado con los melodiosos trinos del ruise- 
ñor que junto á nosotros se oía en la espesura del soto; 
continuando luego explorando las orillas del Huerva hasta 



Digitized by VjOOQIC 



86 SOCIEDAD ARAGÓN Bá A 

Santa Fe. Tuvimos que suspender la recolecctón á las dos y 
media de la tarde» á consecuencia de un chubasquillo de es- 
casa importancia, con que dimos remate á la afortunada 
excursión junto al apeadero de Santa Fe. 

De allí á Zaragoza fuimos acompañados por nuestro 
consocio D. Santos Martínez, quien sabedor de la excur- 
sión, quiso en lo posible ser partícipe de ella. A sus benévo- 
las instancias proyectamos otra excursión próxima á María 
de donde es médico D. Santos. 

(ContinoarA.) 



LOS FENÓMENOS VOLCiNICOS BE LOS PIIINEOS 

POR D. Patricio W. Stuart-Menteath 

Asociado de la Real Escuela de Minas de Londres 



(Continuación) (1) 

9. Vía qae se ha da aagoir.— Hay. pues, que esco- 
ger entre la investigación científica y el método de Darwin 
y los demás evolucionistas.No importa que la observación sea 
verídica ó falseada, si en todo caso se apela á una tremenda 
cosmogonía para arreglar los hechos á su gusto en la geolo- 
gía, y á la convicción ápriori de la evolución de la vida para 
pasar por encima de los hechos en la biología; que los razo- 
zonamientos sean lógicos ó ilógicos, y que los hechos cita- 
dos sean falsos ó exactos, no importa nada á los que emjdean 
el principio fundamental de Darwin: ^¿Qu^ impártanlas convic* 
dones de la menU de un mono?* Este escritor, lo mismo que 
Suess, ha prometido y nunca publicado las pruebas de su 
hipótesis. El otro ha publicado un primer tomo, y después de 
treinta años lo ha dividido en dos tomos, en vez de presen- 
tar las novedades prometidas. De la biografia de Darwin, 
lo mismo quede todas mis relaciones con sus partidarios, he 
aprendido que para ellos la observación tiene sólo un valor 
ya descontado. Para ellos la observación en el Pirineo no 
tiene ningún interés. Tengo que escribir para los que, como 

(1) V^ase el numero 4 de este BoLBTÍir, pAg. 68 y silentes. 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 87 

yo, admiten que nuestra ignorancia de la naturaleza es infi- 
nita; y que la investigación directa é imparcial de los hechos 
es la tarea de la geología científica. 

10. El problema del Pirineo.— En estas condiciones 
hay que buscar las relaciones que el Pirineo nos presenta 
entre las rocas volcánicas y el granito, y entre las mismas y 
las rocas sedimentarias de toda edad. La dificultad del pro- 
blema no proviene de la complexidad de la Naturaleza. Esto 
se puede vencer con la paciencia y la observación repetida. 
La dificultad que he encontrado desde 1866 procede de los 
esfuerzos de los evolucionistas para adaptar todoslos hechos 
á sus hipótesis preconcebidas. Cada vez que he podido acla- 
rar un problema por los medios de observación y cartografía 
aprendidos en las minas de mi país, y en una larga práctica 
de las operaciones exactas de la ingeniería, ha venido un 
evolucionista diciendo que, por su criterio superior, y á 
pesar de todo lo observado, los hechos debían de ser de tal 
manera ó de tal otra al contrarío de los resultados de la ob- 
servación. Y no vacilan nunca en presentar mapas y cortes 
geológicos,'construidos en diez minutos, por unaevolución de 
sus teorías y á despecho de todo lo observado. Así han desa- 
rrollado una completa geología de los Pirineos, que está tan 
al revés de los hechos como la geología de Ñapóles en el 
libro de Suess. Para ellos la geología consiste en acomodar 
á su teoría los mapas y cortes del geólogo práctico. Este de- 
dica 10 años á eliminar toda teoría de sus mapas, los prime- 
ros en diez minutos lo reducen á una algarabía teórica, y se 
figuran que han hecho más que diez geólogos, pues que han 
disfrazado diez mapas geológicos. La geología para ellos es 
un juego de papeles pintados A pesar de que las pizarras 
de Lourdes han proporcionado desde hace treinta años abun- 
dantes Ammonites del Cretáceo no vacilan en pintarlas como 
del Siluriano.Después que visibles inyecciones de granito han 
sido descritas por muchos observadores en Salies du Salat, 
no dudan presentar mapas y cortes que acusen su completa 
ausencia. A pesar de que las calizas llamadas dalle en todo 
el Pirineo han sido referidas por las observaciones á todas 



Digitized by VjOOQIC 



88 SOCIEDAD ARAGONESA 

las formaciones, no temen presentarlas como una formación 
única. Donde la ausencia de toda falta está demostrada no 
tardan en dibujar una falla. Sabiendo que las margas irisa- 
das yesosas se producen actualmente en Islandia y abun- 
dan en todas las formaciones, se atreven á proponerlas como 
características del Triásico. Sabiendo que el mármol griotte 
abunda en el Cretáceo, así en los Alpes como en los Piri- 
neos, lo presentan como exclusivo del Devoniano. Repre- 
sentando un anticlinal perfecto como una fractura abrupta 
y un banco de caliza con hippurites como un canto aislado del 
Urgoniano, anuncian paradojas sin fin. Con este método, 
pueden siempre ejecutar en diez días lo que el geólogo 
práctico apenas puede concluir en diez años. Si el geólogo 
apela á los hechos, demostrando que su adversario ha alte- 
rado los mapas y citado los textos al revés, se suprimen sus 
memorias con el pretexto de que contienen insinuaciones 
ofensivas contra un colega. Con tal de que un pretendido tra- 
bajo de observación sea una pura imposición, toda critica es 
imposible;ycontal de que sea sostenido con citaciones fal- 
sas, está seguro de completa impunidad. £1 interés de la 
teoría anula toda consideración al interés de la verdad. 
Cuando he apelado á los peregrinos de Lourdes para reco- 
ger los centenares de Ammonites cretáceos atribuidos al 
Siluriano medio, el evolucionista que se burlaba de mis ob- 
servaciones ha tenido que variar de sistema. Lo ha hecho 
anunciando ai Congreso Geológico de 1900 que él y sus ami- 
gos han descubierto y determinado aquellos Ammonites, ti 
pesar de los errores de tetros geólogost. No me está permiti- 
do contestar, con citación de los textos impresos, que nin- 
gún geólogo más que él ha iniciado el error, que lo ha hecho 
como una gran reforma de todas las opiniones precedentes 
y que él y sus amigos han descrito la especie particular de 
Ammonites como un puro error mío. Asi, en un caso entre 
cien, donde la mera aserción no ha servido, un nuevo méto- 
do ha servido para el triunfo de la evolución y su s^uridad 
utura. El descubridor de este método ha recibido las ma- 
yores recompensas y alabanzas, y honores análogos han 
recompensado cada nuevo paso en el mismo camino. Se pue- 



Digitized by VjOOQIC 



bk CIENCIAS NATURALES 89 

de prever que losjóvenesevolucionistastendrán que dedicarse 
por fuerza á la falsificación de los hechos como el más corto 
y único camino permitido para alcanzar reputación científi- 
ca. Por el camino de la observación sus nuevos resultados se- 
rían insultos á los que ya lo saben todo. Diez minutos de 
invención de logomaquias les servirá mejor que diez años 
de observación. Esto es el resultado de la dominante teoría 
de la Evolución. La teoría de Elie de Beaumont ha produ- 
cido efectos análogos; pero la Evolución presenta además 
la justificación teórica y filosófica del desprecio siste- 
mático de la observación. 

11. Controversia franca.— Sólo, pues, por la contro- 
versia franca sobre cada punto especial de la geología se 
puede hoy restablecer la verdad y preparar ios adelantos 
que la teoría dominanteimposibilila.Losevolucionistas saben 
perfectamente que sus métodos no pueden soportar tal con- 
troversia. Como Darwin,cada evolucionista tiene un estóma- 
go que no puede soportar la discusión, aun por diez minu- 
tos. £1 éxito de sus compilaciones de ciencia de segunda 
roano es lo único que les interesa, y cualquier hecho que 
pueda variar sus ideas es un peligro que se debe evitar 
Citan, como el mayor peligro de su industria, aquella dia- 
léctica déla edad media que ha salvado la civilización de las 
empresas de cualquier charlatán. La situación no es nueva 
como se lo figuran los que se burlan de toda la experiencia 
del pasado y clasifican como un progreso cada efecto de la 
indiferenciacorriente.Lareacción contra una pretendidacien- 
cia que es nada menos que la negación del mismo principio 
de la veracidad, es inevitable. Por el momento no hay más 
remedio que la controversia sobre cada punto, y la apela- 
ción á los hechos en cada comarca. En los Pirineos se 
puede juzgar en cada valle lo que valen las teorías evolu- 
cionistas, y comprobar con hechos nuevos las insidiosas com- 
pilaciones que minan la base de toda ciencia. 

31 Marzo 1902. 



Digitized by VjOOQIC 



^Ó SOCIBÓaD AáAGoiíESA 

n 

1. Caraciores típicos del volcanismo.— La reciente 

erupción de Schemacha presenta un carácter declarado 
fSin precedente» por personas que representan las teorías 
corrientes. Ha ocurrido en el terreno terciario que contiene 
los inagotables depósitos de petróleo de Bakú, y se presenta 
como accidente excepcional ocasionado por un terremoto. 
Accidentes parecidos han ocurrido tantas veces en el Fl3'sch 
de Italia y del Cáucaso que Stoppani atribuía todos los vol- 
canes al mismo origen. La última descripción de los famo- 
sos volcanes de Sumatra y Borneo demuestra que ocurren en 
un terreno rico en petróleo. El Prof. C. Schmidt describe la 
erupción de tuna masa barrosa, mezclada con nafta y gas» 
que impulsada por csacudimientos seísmicos» ha levantado 
el fondo del mar y formado una isla de 230 metros de largo. 
Se olvida que las famosas erupciones de los volcanes más 
conocidos son accidentes excepcionales, y que cada volcán 
que proporciona una erupción imponente durante algunos 
. días presenta durante muchos años intermediarios un estado 
normal poco diferente del que ofrecían las fuentes termales 
del Pirineo. Alrededor de Eaux Chandes se puede observar 
algo de lo que pasa en tales casos. En la base de la espesa 
masa del Cretáceo Superior, una capa impermeable detiene 
todas las aguas de la superficie y las obliga á brotar en nu- 
merosas cascadas encima de la línea de contacto del grani- 
to. Las aguas que circulan debajo de esta línea salen en 
Eaux Chaudes^ que es el punto más bajo de la línea. La circu- 
lación de estas aguas, calientes y alcalinas no puede menos 
de producir, en el curso de los siglos, efectos muy diferentes 
de los que producen las aguas superficiales. Entre los dos 
niveles aparecen las ofitas, formando el fondo de grandes 
pozos como el de AnovUlas, y subiendo en numerosas inyec- 
ciones al través de toda la masa del Cretáceo Superior. Las 
ofitas se presentan de la misma manera en las bajas monta- 
ñas del extremo occidental de los Pirineos y también al píe 
de toda la cadena. En Navarra los estudios detallados del 
señor Palacios le han conducido á la conclusión que las ofi- 



Digitized by VjOOQIC 



. DE CIENCIAS NATURALES QI 

tas son un producto del metamorfismo in situ de las capas de 
la base de la serie secundaria; y Virlet, Garrigou, Magnan, 
Dienlafait, Calderón y otros geólogos han expresado sus ob- 
servaciones en la misma conclusión. En Navarra he podido 
encontrar fósiles que demuestran que» así como en Eaux 
Chandes, las ofitas no pertenecen á ningún horizonte geo- 
lógico fijo y que empiezan á una superficie de contacto y 
penetran al través de todas las rocas encima de aquella su- 
perficie. Pero, en conformidad con las teorías corrientes, he 
supuesto que las rocas ígneas encontradas debajo del con- 
tacto son las raíces de las ofitas superiores. Retenido que 
abandonar esta opinión y reconocer que sus pruebas micros- 
cópicas no tienen valor. Se puede decir que las rocas ígneas 
de la base de los Pirineos son pórfidos y granitos con acci- 
dentes oñticos, mientras que las de la corteza superior son 
ofitas con accidentes porfídicos. Hay dos cosas diferentes 
que la aplicación del microscopio puede confundir. Debajo 
hay un núcleo de rocas antiguas donde se desarrollan el 
granito y los pórfidos. Arriba hay un contacto donde se 
producen las ofitas que se desarrollan al través de las rocas 
secundarias. En todos los casos de volcanismo hay que 
distinguir entre fenómenos igualmente diferentes. Puede ser 
que las mayores erupciones de los volcanes típicos sean 
efectos de la influencia del fondo granítico. De todos modos 
la idea de que un volcán es una chimenea que está en comuni- 
cación con un núcleo incandescente del globo no correspon- 
de ni á la historia de los volcanes ni á lo que las rocas nos 
enseñan. La monografía de Geikie, la más completa en la 
materia, no presenta un solo caso de conexión de un volcán 
con una falla importante. Suess, en su último tomo ha tenido 
que admitir que hay líneas de volcanes independientes de 
las montañas; y aun demuestra que los volcanes preceden, 
en vez de seguir, los movimientos tectónicos. En el Pirineo 
las brechas volcánicas demuestran que las ofitas han pare- 
cido en todas partes antes del levantamiento de la cadena 
pirenaica. Este levantamiento parece más bien un último 
efecto del volcanismo que su causa. Las pequeñas fallas que 
acompañan á muchas ofitas son locales, y parecen efecto de 



Digitized by VjOOQIC 



92 SOCIEDAD ARAGONESA 

la destrucción de las capas carboníferas que son la base 
regular del terreno ofitico. La estratificación complicada se 
explica en muchos sitios por la destrucción de capas sedi- 
mentarias en un sitio y el traslado de sus materiales á otros 
sitios, sea por la inyección de materiales como el Flysch, sea 
por el traslado lateral y subterráneo de materiales plásticos 
como la ofita y el granito. Tanto en la disposición y compo- 
sición de las rocas ígneas como en los verdaderos caracteres 
normales de los volcanes, el volcanismo parece superficial. 
Las tentativas de Elie de Beaumont y de Suess para atri- 
buirlo á una evolución cosmogónica del globo han fracasado 
entre contradicciones, después de ocasionar muchas carica- 
turasde los hechos de observación. Las más antiguas trazas 
del volcanismo no difieren de las más recientes. Lo mismo 
que en la vida orgánica, las diferencias son de clasificación . 
arbitraria y de nada esencial. La idea de una evolución es 
un reflejo de la historia de nuestros estudios y el pasado se 
presenta tan complejo como el presente á medida que se 
comprenden sus monumentos. 

2. Los hechos teóricos y los hechos decisivos.— 

En la teoría de la ciencia moderna todo depende de la cla- 
sificación de los hechos observados. En la práctica se des- 
cuida la diferencia esencial entre los hechos independientes 
y decisivos y los que son meras consecuencias de una teoría 
ya aceptada. Desde el año 1866 cuando empecé el estudio 
del granito de Loncrup, Salies du Salat, Pouzac, y otros 
sitios parecidos, ya indicados por el abate Palassou y fami- 
liares á los geólogos del Pirineo, he visto sistemáticamente 
premiada y aceptada toda tentativa para representar este 
granito al revés de los hechos visibles. Los hechos no convie- 
nen á la teoría dominante y ha habido que negarlos ó trans- 
formarlos. Pero hay hechos decisivos cuya negación es la 
prueba terminante del carácter de la teoría que no permite 
su reconocimiento. A 700 metros al NO. del Castillo de 
Mauvezin he señalado una veta vertical de granito, de i Va 
metro de espesor, que atraviesa todo el Flysch típico con 
Helminthoides y fucoides; y este Flysch está dispuesto en 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 93 

manta, desde las CorbUres hasta el Océano, descansando so- 
bre una base de caliza Cenomanense que presenta tudistos ca- 
racterísticos de los últimos bancos del Cenomanense hasta 
los primeros del Turonense. En todas partes esta caliza sur- 
ge en pilones irregulares que se representan rotos, mermados, 
y atravesados por vetas de granito y asomos de ofíta. Por 
doquiera estas vetas no están confinadas á la caliza sino se 
extienden al través del Flysch sobrepuesto. Desde Artez 
d' Asson hasta Ossun y Capuern hay numerosos ejemplos, y 
al otro lado de la plataforma diluviana del Lannemezan se 
les encuentra de nuevo desde Salies du Salat hasta las Cor- 
bieres. Lo que queda obscuro en un punto se puede aclarar 
en otro, y la explicación teórica que las obscuridades de 
un ejemplo pueden i>erroitir no puede sostenerse delante de 
otros ejemplos que presentan tales puntos en claro. Así en 
Capvern, Salies, Jourdin y Betchat se puede as^urar que 
el granito atraviesa la caliza Cenomanense y la trasforma 
en yeso, dolomía brechoide, cuarcita, margas irrisadas, y 
mármol rojo. Cada uno de estos productos ocurre en otros 
casos en la misma caliza fosilífera del Cenomanense, en 
manchas irregulares al lado de intrusiones de ofita. Su se- 
mejanza con rocas paleozoicas es mucho menor que su se- 
mejanza con buenos ejemplos del Cenomanense. Toda la 
estructura del país confirma sa verdadera edad. Pero ade-' 
más se encuentra, en todo el Flysch alrededor, grandes ban- 
cos de brecha volcánica formados por los fragmentos del 
Cenomanense transformado. El verdadero carácter de estas 
brechas está claro entre Sohescun y Jholdy. Así tenemos no 
sólo los caracteres y las relaciones de los pilones, pero 
también la prueba de su edad en las brechas hechas du- 
rante su formación. Y como último producto del mecanismo 
volcánico tenemos en Salies, Camarade, y hasta el Océano, 
cráteres, llenados de sal y margas anómalas, q4se bajan al 
través de todas las rocas y de todos sus pliegues, hasta 330 
metros debajo de los ríos, y que no se explican de otra ma- 
nera. Lae pruebas son tan completas y decisivas que no 
vale la pena de discutir los eortes que, desde If agnaoi re- 
presentan al revés todos los hechos. 



Digitized by VjOOQIC 



94 SOCIEDAD ARAGONESA 

3. La geología evolucionista de loe Alpes.— Hace 

dos años, la justificación de las caricaturas de las rocas del 
Pirineo consistía en el pretendido hecho de que los Preal- 
pes no tenían raices y habían venido por encima de los Al- 
pes desde el llano de Italia hasta el llano de la Suiza. Hace 
dos años el Dr. Kissling me mostró en Berna los mapas de- 
tallados resultado de sus largas y penosas exploraciones de 
la región del Wildstrubel. Sus estudios presentaban la prue- 
ba terminante de que una parte de los Prealpes tiene raices 
á poca distancia y no presenta nada de extraordinario. 
Confirmados por los estudios análogos de M. de Fellenberg 
y admitidos por M. Schardt, estos hechos nuevos y decisivos 
constan en un informe oficial de) 17 Febrero 1900. Pero de 
este fracaso completo de la teoría precedente no se ha dicho 
nada al público. Al contrario, estos nuevos hechos han sido 
disfrazados de manera que parecen una nueva prueba de 
las paradojas anteriores. Con vistas perspectivas dadas co- 
mo cortes geológicos, con el expediente de presentar distin- 
tas sierras como una sola, y con el empleo de todas las ma- 
neras de arreglar los hechos que he visto emplear en el 
Pirineo, la Provenza, y Montagne Noire, se ha podido 
presentar al público lo mismo los hechos afirmados que su 
contrario como igualmente en conformidad con la paradoja 
deseada. Este método exige sobre todo la supresión de toda 
discusión y la ocultación de todo trabajo contrario. Está 
claro que trabajos que reflejan observaciones diferentes, é 
inevitablemente más ó menos contrarias, son la única prue- 
ba efectiva de una teoría. Pero la dotrína evolucionista no 
quiere otra cosa que confirmaciones. Han presentado igual- 
mente los Prealpes como una masa transportada á la super- 
ficie y que ha proporcionado cantos enormes á los conglo- 
merados de la cuenca suiza. Hoy adoptan la teoría que me 
enseñaba Romsoy en 1865, de que los pliegues se forman 
sólo en la profundidad. No les importa nada que así aban- 
donen los mayores hechos pretendidos. Su teoría se man- 
tiene en proporción que pueda evitar toda comprobación 
escapando de todo hecho decisivo. Se ha probado reciente- 
mente que el gneis de contacto no es producto de presión, 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 95 

que los pretendidos fósiles del gneis no son fósiles, y que el 
famoso ejemplo de rocas trasportadas del sur al norte en 
Glarns viene de la dirección contraria. Pero ningán hecho 
vale, ni en los Alpes ni en los Pirineos, si no confirma la 
doctrina ya sabida. Por lo tanto no sirve apelar á los Alpes 
para aclarar lo que está obscuro en los Pirineos. 

4. El mecanismo volcánico do los Pirineos.— Ha- 

biendo negado la teoría corriente la presencia del granito en 
el Fl3rsch, y siendo hoy incontestable este hecho decisivoi 
se verá pronto una evolución de nuevas logomaquias. Pero 
no se puede evitar el hecho de que el granito atraviesa todas 
las rocas, y, en todo el pie del Pirineo, corte la continuidad 
de los estratos. En la comarca de Hasparren ocupa tan 
grande espacio que existe en el interior de las montañas y 
presenta las mismas relaciones con el Cenomanense y el 
FljTSch que en Sales y Capvern. Difiere completamente de 
los asomos de rocas paleozoicas que, en Navarra como en 
los Corbieres, se presentan como islas antiguas y que no 
contienen ni granito, ni ofita, y no presenta ninguna aureola 
de brechas volcánicas. Estas islas presentan, al contrario, 
aureolas de lignito cretáceo. Los pilones volcánicos son, 
al contrario, análogos á los que al pie de los Alpes se 
presentan en el Ries, Urach y otros puntos que Suess des- 
cribe como hundimientos y que las descripciones prácticas 
representan como levamientos. En estos asomos de granito, 
tanto en los Pirineos como en los Alpes, hay un hecho nue- 
vo que explica la presencia de los cantos anómalos de roca 
exótica que se han atribuido en Sales, el zannemezan, y los 
Alpes, á algún origen paradógico, y que hoy se puede atri- 
buir, con la Breche du ChablaiSf á erupciones in situ, como las 
que han producido las brechas volcánicas del Flysch. El 
mecanismo volcánico de los Pirineos demuestra que el gra- 
nito puede subir á cualquier punto, rompiendo y destru- 
yendo las rocas de toda edad y produciendo con los restos de 
esas rocas asomos de ofita que se extienden entre las rocas 
secundarias, y efectos de metamorfismo que ciertos geólogos 
han confundido con el Trias. Naturalmente se encuentran 



Digitized by VjOOQIC 



96 80C1BDAO ARAGONESA 

en las brechas volcánicas cantos fosiUferos de caal<|uter« 
roca de la base; y estos iSsiles han servido en varios casos 
como prueba de la edad cenonianense,liásicaietc.del Flyscfa 
aun cuando su origen exótico no admite la menor duda. 
Las bandas de rocas secundarías que abundan en el interior 
del Pirineo presentan el mismo mecanismo volcánico, y aun 
quedan en el Pie du Midi d* Ossau^ el Anayet, y otros puntosi 
los restos de los verdaderos volcanes que resultaban del tra- 
bajo volcánico interior. La estratigraffa de los Pirineos está 
relacionada con una infinidad de oentros volcánicos que 
existen tanto al pié como en el centro de la cadena. Las 
sierras distintas y la forma irregular del conjunto, son efec- 
tos secundarios de las reacciones de los muchos centros dé 
acción que han producido tanto los conos del llano como 
las grandes masas de la montaña. La presión lateral desde 
una distancia ilimitada me parece un absurdo mecánico 
contradicho por toda la experiencia' minera. Pero hay que 
reconocer que el mecanismo volcánico es un proceso gene- 
ral en el interior de la tierra y que las erupciones son loca- 
les, y temporales los efectos de aquel proceso metamórfico y 
esencialmente químico. 

6. La ettrietwra i% tos PirinMt.— En el Océano* 

en Cápbretto, un antiguo valle corta la ladera de los anti- 
guos Pirineos hasta la profundidad de x6oo metros; y en 
frente de Pau, las rocas fesiliferas del fondo del Océano de 
los tiempos eocénicos están á 300 metros de altura, mientras 
que en el M t* Perdu están 3000 metros más altas. Ninguna lo- 
gomaquia sobre variaciones del nivel del Océano {Hiede at- 
rera tel hecho de que estas diferencias denivd procedan dd 
movimiento de la tierra firme. Bn los asomos de granito y 
otras rocas volcánicas vemos asimismo una causa verdadera 
y suficiente de la contorsión y ^lieguM de las rocas sedimen- 
tarias que han tenido quedarles paso. Pero estos {rtiegues 
están facilitados por la destrucción, eyección y dispersión 
lateral de las rocas en la profundidad^ de manera qne nohay 
motiva p^'á suponar utia presión lateral y gtesral qu« la cíb- 
aervaciéft 00 confirma y en muchos puntos mtktMu La di- 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 97 

ferencia de altura de 3000 metros, ya aludida, se explica por 
el hecho de que el granito alcanza 2000 metros cerca de Ga- 
vamie, y está debajo del nivel del mar en Pau, y por el otro 
hecho de que las rocas sedimentarias en Gavarnie tienen 
mucho más espesor que en Pau. Así el fondo del mismo mar 
ha subido como consecuencia inevitable de la subida del 
granito, que ha debido subir no sólo los 2000 metros visi- 
bles, pero también desde la profundidad que ha permitido la 
acumulación de los espesos estratos de Gavarnie. Las rocas 
se presentaban en estado plástico, y las intrusiones de gra- 
nito ejercían efectos hidráulicos, de manera que el problema 
no implica levantamiento directo en cada punto.Las últimas 
modificaciones de la teoría de la presión lateral quitan las 
pretendidas ventajas de esa teoría y vuelven á introducir las 
mismas complicaciones de la teoría del levantamiento.Láes- 
tructura de los Pirineos demuestra que todas las pretendidas 
reglas de la tectónica general, sacadas del estudio de los 
Alpes, representan accidentes locales, y el estudio de Cual- 
quiera comarca de los Pirineos enseña que no hay reglas 
generales para esta cadena. Los hechos necesitáti una causa 
^an variada coibo el volcanismo y no se prestan á la concep- 
ción mecánica de una contracción del globo. Más de la mitad 
de los Pirineos se extiende al sur de Gavarnie y presenta una 
estructura muy diferente de la parte norte. Los Pitineos son 
una unidad geográfica y convencional, pero no una unidad 
geológica, y toda teoría que toma las convenciones de la 
geografía como base de la geología se pierde en contradic- 
ciones y logomaquias. En la práctica es muy cómodo el em- 
pleo de una teoría general que permite evitar el largo estu- 
dio en el terreno,pero ya he presentado bastantes ejemplos de 
este sacrificio de la observación á los intereses de butaca. 
En los Pirineos se encuentran, hasta en las rocas mas anti- 
guas, trazas de montañas, valles, mares, y llanos preexis- 
tentes con los indicios de un volcanismo ni más ni menos 
complicado que lo que hoy produce la variedad de la su- 
perficie. El terreno hullero con su base de calizas presenta 
casi los mismos fenómenos volcánicos que el Flysch con SU 
base de calitá cénomanense» 



Digitized by VjOOQIC 



9^ SOCIEDAD ARAGONESA 

6. El ttirtüO OfitiCO.— La llave de la estructura de 
los Pirineos está por cierto en el Flysch y en un terreno 
especial que acompaña por todas partes á las oñtas. Las teo- 
rías que están hoy en boga ignoran los dos. £1 Flysch se ha 
formado por eyección volcánica á la superficie, y el terreno 
ofiticoes el residuo profundo délos focos de eyección. Los 
dos presentan cantos erráticos y otros caracteres que han su- 
gerido paradojas enormes para evitar la admisión del origen 
volcánico. Les dos se presentan con caracteres de uniformi- 
dad á variados niveles geológicos, pues que son productos 
de un proceso uniforme y no de una edad fija. El terreno 
ofitico puede representar la destrucción de toda la serie se- 
cundaria, y el Flysch puede representar el traslado de 
toda esta serie desde la profundidad hasti^ la superficie. Así 
se puede figurar montañas como resultado de huecos de 
20O0 metros en un sitio y rellenos de 2000 metros en otro 
sitio adjunto. Las diferencias de altura que resultan pueden 
llegar á4ooo metros. Con tal proceso se puede concebir la 
variedad de la estructura de los Pirineos; pero hay quefigu- 
sarse este proceso como más ó menos activo en todas las 
épocas y como un resultado tanto del carácter local de los 
depósitos, como de toda su historia y de todas las influencias 
que afectan á la base de las montañas. El misterio no está 
aplazado hasta un pasado imaginario, pero queda presente 
y activo en cada problema. Esto no impide que se puedan 
trazar las relaciones y caracteres de las rocas que forman la 
geología práctica,pero sólo contraria á la hipótesis evolucio- 
nista que traza mapas falsos y á la hostilidad de sus autores 
á toda observación imparcial. 

7. El paisaje de loa Pirineos.— Al fondo de la hon- 
da cuenca de la Seo de Urgel se encuentra, al nivel del río 
Segre, la misma formación miocénica que en Puigcerdá; á 
500 metros más de altura y casi en la cresta de los Pirineost 
llénalos huecos del terreno. La misma formación se en- 
cuentra en Orignac, en medio del granito y cuarcita in situ, 
cuyos cantos dispersados han servido, como en los Alpes, á 
teorías de transporte desde el centro de los Pirineos. Tales 



Digitized by VjOOQIC 



bfi ¿IBÑCIAS NAtURALéS ^ 

testos horizontales de los primeros depósitos después del 
levantamiento oligocénico de los Pirineos demuestran que 
la superficie de la cadena era entonces tan variada como 
hoy. La noción de una evolución del hermoso paisaje actual, 
desde una masa informe construido por sencillas presiones 
mecánicas conduce aquí, como en todas partes, á la nega- 
ción de los hechos de observación. £1 paisaje que hoy res- 
ponde á los más hondos sentimientos de la mente humana 
debe sus caracteres á una estructura que refleja paisajes del 
pasado tan variados como los del presente. La diferencia 
esencial entre los Pirineos y los Alpes, y entre lasmotañasde 
Navarra y Cataluña, no procede de variaciones accidenta- 
les de un mismo proceso mecánico, sino resulta de dife- 
rencias primitivas en el primer ajuste de aquellas comarcas 
á su destino. Lo mismo que en la vida orgánica hay que 
suponer en el embrión la preparación de todo el porvenir de 
la especie, así en las montañas del pasado hay que recono- 
cer la preparación del paisaje actual. La variedad y la sig- 
nificación que reconocemos en el paisaje, está pues transmi- 
tido desde su primera construcción, y no nos engañamos en 
el instinto que les atribuye un carácter estético que no es 
obra de la casualidad. En el volcanismo vemos un proceso 
misterioso que mantiene la diversidad de la superficie contra 
las influencias atmosféricas que tienden á allanarla. £1 con- 
junto de estas fuerzas opuestas produce el paisaje. Pero el 
ajuste de las dos fuerzas en cada comarca es lo que da á 
cada paisaje su carácter especial. Todo lo que apela al sen- 
tido estético depende de este ajuste, y es por lo tanto un 
manifiesto reflejo de la primera arquitectura de la creación. 



NOTA. Por alteración del oric:inal apareció una frase inexacta al fin de 
la página 75 (número 4 de este Boletín). Debe decir: ''Darwin expresa la opi- 
nión de que los hombres de ciencia no leen los libros de sns contempo- 
ráneos, etc.M 



Digitized by VjOOQIC 



ÍQO 



Sociedad AkACONBSÁ 




D. ESTANISLAO VAYBEDA 

NOTICIA NECROLÓGICA POR D. JoSÉ MaLUQUER 



El día 20 de Septiembre del año áltimo, falleció en Olot, 
su villa natal, el insigne naturalista D. Estanislao Vayreda. 
Para el que aprecie el estudio de las Ciencias Naturales y 
se interese por su propagación en España, la muerte del bo- 
tánico catalán será considerada como pérdida irreparable 
entre las claras filas de los naturalistas españoles. 

La Sociedad Aragonesa de Historia Natural, celosa de la 
honra y prestigio de las glorias nacionales, no puede menos 
de dedicar un modesto recuerdo en honor de tan esclare- 
cido naturalista cuyo nombre pasará á la historia. ¡Lástima 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES XOJ 

grande que á una pluma más experta que la mía no sea 
encomendada esta tarea! 

D. Estanislao Va3Teda y Vila, nació en la villa de Olot 
el II de Noviembre de 1848. 

Criado en aquella hermosa región pirenaica, cuya exu- 
berante vegetación se presenta variadísima bajo un sinnú- 
mero de aspectos, sintió el Sr. Vayreda afición irresistible 
hacia la Historia Natural, desde sus años juveniles 

Teniendo abierto ante sí el libro de la Naturaleza, y 
estudiando constantemente en el mismo, no podía ser nues- 
tro naturalista, uno de esos que tanto abundan por des- 
gracia, que sólo conocen las Ciencias Naturales por ejem- 
plares que han visto someramente en un museo ó por obras 
que han hojeado en las Bibliotecas. 

No era Va3nreda naturalista teórico, sino eminentemente 
práctico. Lo revelan sus escritos, excursiones, catálogos, 
notas, etc. 

Desde joven, dijimos, era naturalista, y él mismo nos lo 
advierte en el preámbulo al catálogo de ^Platítas noiablesB pu- 
blicado en los Anales de la Sociedad Española de Historia 
Natural, en 1879. 

•Desde mi edad más tierna— confiesa con aquella inge- 
nuidad que le era propia—un natural impulso me hizo 
sentir para la Naturaleza un amor que yo no sabía apre- 
ciar, y que se manifestaba por una admiración deleitosa, 
que me absorbía durante largas horas en la contempla- 
ción de todos los objetos que ofrecían á mi vista las monta- 
ñas, campos y prados de mi pintoresca patria.» 

Mas en este estudio acontecióle al Sr. Vayreda lo que es 
natural suceda en breve á todo buen naturalista, esto es, que 
siendo imposible abarcar por igual los diversos ramos de la 
Historia Natural, eligen alguno que con preferencia es- 
tudien. 

Escogió Va3rreda la Botánica desde el momento en que 
vino á Barcelona para estudiar la carrera de Farmacia, en 
los años 1864 á 1868. Pero al dedicarse á esta rama, no 
abandonó ni rel^ó al olvido los conocimientos y observa - 



Digitized by VjOOQIC 



102 SOCIEDAD ARAGONESA 

ciones que sobre las otras había hecho, sino que procuró en 
cuantas ocasiones se le ofrecían, confirmarlas con la in- 
vestigación más constante dándolas á conocer por medio 
de sencillos catálogos ó curiosas notas y excursiones. 

Resultado de i8 años de continua actividad, durante 
los cuales recorrió con creciente entusiasmo la comarca de 
Olotysus montañas, la Guillerías, el Montseny, Collsacabra, 
Banyolas, Vidrá, Set Casas, Ciuret y Castellón de Ampu- 
rias, es el catálogo publicado en dichos Anales, en el que 
citaba 1.495 especies raras ó nuevas y poco conocidas. 

Entre las nuevas para la ciencia^ mencionaba la notabi- 
lísiipa Polygala Vayreda Costa, y la Campánula BoUtsiWzyxtáz^ 
dedicada á la memoria de su predecesor y compatricio don 
Francisco Bolos. 

Tituló este catálogo, cPlantas notables por su utilidad ó 
por su rareza, que crecen espontáneamente en Cataluña, 
ó sea apuntes para la flora catalana.^ 

Más adelante en 1882 y habiendo recorrido y explorado 
convenientemente la costa de Levante, algunas comarcas 
de la región medía y diversos tér niños de los Pirineos, pu- 
blicó en los mismos Anales sus cNuevos apuntes para la 
flora catalana!, en las que señaló la existencia en Cataluña 
déla Rosa Vayreda Costsit Echinospermum pyrenaicum Willkomm 
y Spergella nuriensis Vayreda, teniendo en todas buen cuidado 
de fijar las respectivas regiones y áreas de dispersión, espe- 
cialmente en las especies más raras. Publicó además algu- 
nos artículos de menor importancia pero también de recono- 
cido interés en la Crónica Científica de Barcelona. 

Miembro corresponsal en Olot de la cAssociació d' £x- 
cursions Catalana» no olvidó sus deberes para con ella, sino 
que á menudo la favoreció con sus escritos, especialmente 
con su flExcursió botánica al baix Ampurdá» y su iFlora de 
la valí de Nuria», en la que cita unas 2.000 especies caracte- 
rizadas. 

Dedicóse además el Sr. Vayreda especialmente á la Or- 
nitología. Prueba su infatigable espíritu de observación y 
estudio, el catálogo de Aves, ó cFauna ornitológica de la 
provincia de Gerona» publicado en 1883, y en la que cita 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES I03 

mis de 385 especies de aves sedentarias 6 de paso, su ali- 
mentación, costumbres, utilidad y modo de cazarlas. 

En las obras del Sr. Vayreda, una de las cualidades que 
elevan su mérito, es la particular añción á incluir al mismo 
tiempo que el nombre científico, el vulgar con que es cono- 
cida la especie en el país, lo que es causa de la vulgarización 
de sus folletos y demás escritos. Esta conducta es digna 
de imitación por parte de los naturalistas de nuestra 
patria. 

Desde la muerte prematura de su virtuosa esposa, vivía 
sumamente retraído en su propiedad del cMás Lladót en el 
término de Sagaró, provincia de Gerona, donde cultivaba 
las especies más raras que había descubierto, para utilizar- 
las en sus frecuentes cambios. De allí salía tan sólo para 
herborizar. 

Una de sus últimas excursiones la efectuó en compañía 
de los naturalistas D. Juan Cadevall, D. Ramón Bolos y 
Rdo. D. Eugenio Aulet. 

Desde su última excursión con el Dr. Cadevall, continuó 
trabajando con todas sus fuerzas mientras su delicada salud 
se lo permitía, así realizando otras excursiones como aca- 
bando el catálogo de plantas que para su publicación envió 
á la Sociedad Española de Historia Natural y que todavía 
no ha visto la luz pública. 

También el cCentre Excursionista de Catalunyai, del 
que desde su fundación era miembro corresponsal en Olot, 
tiene para su publicación la cFauna de la Valí de Nuriat 
obra dedicada á esta benemérita sociedad. 

Era D. Estanislao Vayreda miembro de varías socieda- 
des nacionales y extranjeras, pudiendo citar entre otras, la 
RmI Academia de Ciencias y Artes de Barcelona, de la que era 
correspondiente; la Sociedad Española de Historia Natural; la 
Sociéte Hílvitique; el Centre Excursionista de Catalunya^ etc. 

Su herbario es uno de los más completos de España, pues 
cuenta más de 25.000 muestras todas europeas. Estaba el 
Sr. Vayreda en correspondencia con gran número de bo- 
tánicos de Europa y América, que le distinguían como 
merecía. 



Digitized by VjOOQIC 



I04 SOCIEDAD ARAGONESA 

En resumen, podemos decir lo qae un insigne maestro: 
que cuando en el Mundo aparecen actividades como la de 
Vayreda, que lo empujan por el camino del progreso y del 
bienestar de la sociedad y del hombre; cuando en las luchas 
de las pasiones humanas aparecen almas como la suya, que 
no luchan sino para conciliar y garantir el reinado de la paz 
ilustrada; cuando en la noche de la vida aparecen estrellas 
que como él, no extravían sino que guian y dirigen, parece 
como que el espíritu se abre á la esperanza de un remedio 
para muchos males que nos afligen, y se tiene un dulce des- 
canso en el viaje de peregrinación por la tierra, (i) 

Barcelona, Febrero de 1902. 



SECCIÓN BIBLIOGRÁFICA 

Obras recibidas para la Biblioteca de la Sociedad 

A CAMBIO 

Revista de Aragón. — Enero, Febrero, Marzo, Abril y Mayo 
de 1902. 

Razón y Fe. — Abril y Mayo de 1902. 

ButUeti del Centre excursionista de Catalunya. — Números 84 y 85. 

Heraldo de la Veterinaria.-^Húmero 1. Teratología, caso nota- 
ble de monstruosidad aviar. Del RioyLara. — N.^ 2. ¿El 
bacilo de la tuberculosis bovina es el mismo de la tu- 
berculosis humana? A. L/^. — Números 3, 4 y 5. Más 
sobre la tuberculosis. - N.^ 6. Teratología comparada, 
D. Luis del Rio. - El bacilo de Nocard productor de la 
psitacosis en las aves, D. M. Pastor. —La triquinosis en 
ZBXSLgozSíf Dr. Royo y Villanova.—iiJ^ 7. Conferencia 
sobre la triquinosis por el Dr. Aramburo.-^ü.^ S. De ac- 
tualidad (sobre triquinosis) por D. D. Galán. 

(1) Eiogio fúnebre de D, Fructuoso Plana, por el Dr. D. Joaquín BCarfa 
SalraftA. Barcelona 1892. 



Digitized by VjOOQIC 



t>B ClfiKClAS NATURALES Í05 

Bnitktí di la Instüució Catalana d* Historia Natural.^-^úmeto 7. 
Nota sobre la constitució geológica de la valí de 
Camprodón, Norbert FotU y Sagué^ Phre, Descrípció 
d' una especie nova de Limnaea de Catalunya, Josepk 
Maluquer. —Húmero 8. Parasítes naturels de 1* Olivier, 
Fr .Joseph Blachas. — Estructura del protoplasma, Fran- 
cisco Novellas.—De Ribas á Nuria, Joseph María Mas de 
Xaxárs.^-'Ñúmtto 9-10. Una excursió científica á la Se- 
rra Nevada, P. Longinos Navas, S. Jf. - La tSaxifraga 
catalaunicaí, AnUmi NovMas.—AlgunsLS especies del gé- 
nero iHelix», Jouph Mduquer. 

La Feuille des JeunesNaturalistcs. - N .<> 376, Les Lapiés dans 
le Jura fran9ais, Dr. Louis i?(?//»tfr. — Myriapodes de 
France, Henri-W. Brcehntann. Faune cntomologique de 
la Haute-Marne, Ahhé C. Fricnnet. --MsiVs 1902 -.Fau- 
nuledu Vésulien (Bathonien inféríeur) de la cote d* An- 
delarre (Haute-SaÓne), P. PeiitcUrc.-MsiXévisux pour 
servir á une faune des Myriapodes de France, H. Brct- 
fawüiwf.— Avril 1902. - Faunuledu Vésulien, P. PctitcUrc. 
La Pyrale grise (Tortrix pinicolana) et les Mélizes des 
Alpes, £. Henry, 

La Clínica Moderna — Abril . Algunas reflexiones sobre la doc- 
trina de la evolución orgánica de los corpúsculos pira- 
midales del cerebro, Ramón y Cajal (P.)- 

Misceüanea entomológica.— -H ^ 11-12. Dytiscidae et Gyrinidae 
d' Europe, G. Seidliz. Tableaux analytiques ilustres 
pour la détermination des lepidoptéres de France, de 
Suisse et de Be1gique,E. André. — Contribution á la 
faune entomologique des Pyrénées-Orientales, V. Mayet. 
Catalogus Coleopterorum Galliae et Corsicae, E. Barthe, 
Número i Vol X.— About some Rhopalocera collected 
near Erythrea Colony, Dr. H. Cannaviello.—C^tzlogüs 
coleopterorum Galliae et Corsicae, E. Bur/A^.— Contri- 
bution á la faune entomologique des Pyrénées-Orienta- 
les, V. Mayet. 



Digitized by VjOOQIC 



Io6 8OdIB0A6 ARAdONB§A 

MISCELÁNEA 



EL IAT08 UCe SUBTEUÁNEO lEi MUNDO 



Lo es el lago Miramar, según refiere el Cosmos^ descu- 
bierto en 1896 por el señor E. A. Martelen una exploración 
de la flCueva del Dracht llevada á cabo con los señores de 
los Herreros, Moragues y L. Armand, bajo los auspicios 
del archiduque Luis Salvador de Austria. 

La cueva del Dragón está situada á 12 kilómetros de 
Manacor (Baleares). No era conocida más que en una longi- 
tud de 800 metros y las investigaciones del Sr. Martel han 
llegado á 2 kilómetros. Es una cueva marina. 

Las aguas de sus lagos son debidas parte á infiltraciones 
del mar y parte á los rezumos del suelo. 

El agua del lago Míramar, que no mide menos de 177 m. 
por 30 ó 40 y una profundidad de 4 á 9 metros, parece, según 
análisis, compuesta de una parte de agua de mar y tres de 
aguadulce. 

La composición no es igual en otros puntos de la cueva y 
son más saladas á medida que se aproximan á la boca. 

También en la misma cueva existe el lago de las Deli- 
cias, cuya agua es casi dulce, con un promontorio en forma 
de cruz perfectamente dibujada 6 innumerables agujas res- 
plandecientes cuyas puntas se alargan insensiblemente hacia 
la superficie líquida, pareciendo querer dar el abrazo á su 
imagen, cuando se ilumina el subterráneo con el brillo de 
las luces. 

José María Azara. 



CRÓNICA CIENTÍFICA 



ABRIL DB 1902 

Zaragoza. Hemos recibido el número x .^ de La Clínica 
Moderna^ revista mensual que se publica en esta capital. 

Ciertamente que es una hermosa publicación que da á 
conocer artículos de gran valor científico, y por todos con- 
ceptos puede considerarse como una de las mejores publica- 
ciones de la ciencia médica. 

A D. Demetrio Galán, Director del Heraldo de la Veteri- 



t Digitized by VjOOQIC 



ftfi CIBÑÓIAS KATÜltALBS Í07 

nariat debemos el fotograbado de la triquina á que alu- 
díamos en el número anterior. La preparación la hizo el 
Sr. Moyano y la microfotografia es def]Sr. Dosset. 



Valencia. £1 catedrático de Historia Natural del Ins- 
tituto de aquella ciudad D. Emilio Ribera, deseoso de que 
se dé al estudio de las ciencias naturales más desarrollo del 
que tienen en España, propone una modificación en el plan 
vigente de estudios de segunda enseñanza por uno de dos 
medios: x.^' estudiar la Fisiología é Higiene en 5.^ curso (lec- 
ción alterna^ y en el 6 ^ la Historia Natural (diaria) ó 
bien, 2.^, dividiéndola en un curso para Mineralogía yBotá- 
nica (alterna) (jue sería el 5.°, y el 6.^ para Zoología con la 
Fisiología é Higiene. 

A esto último parece inclinarse el señor Ribera, quien 
después de consultar á los catedráticos de Historia Natural 
propúsose elevar el día 15 instancia con su petición al señor 
Ministro, según dice la excelente publicación Revista di 
Enseñanza. 



Digitized by VjOOQIC 



lo8 SOCIEDAD ARAGOKESA 

Suiza. En Ginebra se fundó á primeros de Agosto 
de 1901 una Asociación internacional de Botánicos que va toman- 
do incremento en todo el mundo, pues á los tres meses de 
existencia ya contaba con más de 500 socios. Su objeto es 
agrupar los botánicos de todo el mundo y ponerlos en rela- 
ción para auxiliarse mutuamente en el estudio de la ciencia. 
Actualmente la Sociedad tiene su asiento en Leyde, donde 
reside el Secretario Sr. D. J. B. Lotsy y el tesorero don 
J. W. C-Goethart. Una comisión de botánicos de diferentes 
países atiende á varias especialidades. Cuéntanse entre ellos 
los siguientes: M . H. Hua, París, (Fanerógamas); M.l*abbé 
Hue, Lrevallois-Perret, (Liqúenes); M. C. Sanvageau, Bur- 
deos (Algab). M. P. Vuillemin, Nancy (Hongos). 

Cuba. Desde Febrero del año pusado 1901 se han toma- 
do las más enérgicas medidas para la destrucción de los 
mosquitos, acusados, como es sabido, de ser Jos propagado- 
res de la ñebre amarilla. Cien hombres están empleados en 
esta tarea en la Habana. Los resultados obtenidos parecen 
halagüeños, pues desde i.° de Abril al i.^ de Octubre sólo 
hubo 5 defunciones de fiebre amarilla en vez de la media 
de 296 que antes se registraba. 

Estados Unidos. La influencia de las aguas de alcan- 
tarillado en la contaminación de las ostras ha sido estudia- 
da por M. Cabb A. Fuller en la ciudad de Providencia. El 
resultado de sus observaciones es el siguiente: i .^ las ostras 
sacadas dentro de la distancia de 3200 metros de la des- 
embocadurade la cloaca principal en la bahía de Narragan- 
sett, contienen los microorganismos Bacillus coli^ B. cloaca, 
BJactis arogenes, 2.^ A la distancia de 8 kilómetros las ostras 
y muestras de agua sacadas de un banco situado bajo el in- 
flujo de una fuerte marea contiene el B. colitn un ^lo y 60 
por 100 respectivamente. 3.*' A la distancia de 10 kilóme- 
tros todavía se hallaba algún B, coli en las ostras. 4.^ Las 
pescadas á mayor distancia estaban completamente in- 
munes. 

Franxia. El I.® de Abril se abrió en París el Congre- 
so de las sociedades sabias, bajó la presidencia de M. Bou- 
quet de la Grye, Presidente de la Academia de Ciencias. 
En la primera sesión presentaron diversas comunicaciones 
los Sres. Lutz, botánico, Chebaut, zoólogo, Martel, espeleólo- 
go, etc. En la sesión del día 3 se presentó entre otros un tra- 
bajo interesante sobre la flora carvenícola, por M. Mahen. 

J. M. A. 
Tip. H. BsCAB) San Miguel, número 12. Zaragoza 



Y ■ Digitizedby Google 



ífl 



•4 



Tomo I Junio de 1902 Núm. 6 

BOLETÍN 

DE LA 

Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales 

SECCIÓN OFICIAL 



SESIÓN DEL 4 DE JUNIO DE 1902 



Presidencia de D. Ricardo J. Oórriz 

Asistieron los Sres. Azara, Bovio, Górriz, Navas, Odrio- 
zola, Romeo y Silván, y se dio comienzo á las dieciocho 
y cuarto con la lectura y aprobación del acta de la sesión 
ú'tima. 

Socios admitidos, - Lo fueron: D. Vicente Val y Julián, de 
Boquiñeni y D. Pablo Calvo y Olivares, de Zaragoza, pro- 
puestos por el Sr. Górriz. 

D, Anatael Cabrera, de Laguna de Tenerife, por el 
R. P. Navas; 

D. Juan Benedicto, de Monreal del Campo (Teruel), 
íf por el Sr. Pau; 

D. Juan Chelvi, de Zaragoza, por los Sres. Gaspar y 
Laguna (D. M.) 

Necrología. — El R. P. Navas lee una noticia biográñca 
del Sr. Cuní cuya reciente muerte lloran las Ciencias natu- 
rales y nuestra Sociedad, que lamenta pérdida de tanto va- 
lor apenas constituida. El Sr. Presidente, al expresar en 
nombre de todos los sentimientos de pésame de la Sociedad, 
propone con beneplácito de los reunidos, un voto de gracias 
para el P. Navas por el trabajo presentado, que nos per- 
mite honrar la memoria del sabio consocio Sr. Cuní. 

También se acuerda celebrar una misa en sufragio de 
su alma, invitando á los socios para que asistan áella. 



Digitized by VjOOQIC 



tío dOClBDAD ARAGONESA 

Comunicaciones, — Se da cuenta de la traducción abreviada 
en castellano del trabajo impreso en catalán: tUna excursión 
sin salir de casai, que el Sr. Cuní había enviado ya hace 
algún tiempo para el Boletín de la Sociedad . 

£1 Sr. Silván presenta una ligera relación de Seísmos y 
erupciones volcánicas del año corriente^ y el Sr. Azara la Crónica 
científica. 

También examinan los reunidos un notable ejemplar de 
Pdyporus squamosus que mide 25 <^™ X 20 ^™ y fué recogido 
en la quinta del socio Sr. Casaña sita en el término de 
Moverá (Zaragoza). 

Excursión. ^Se acordó celebrar una al Moncayo en el 
próximo mes de Julio, partiendo de Zaragoza el 26 para re- 
gresar el primero de Agosto. 

Y luego de tratar otros asuntos se levantó la sesión á las 
diecinueve y media. 



COMUNICACIONES 



seísmos y erupciones volcánicas »el aro actual 

POR D. Graciano Silván 



Aparece el año corriente como de extraordinaria activi- 
dad en dotelúrica, y merece fijar la atención de los natura- 
listas, vigilantes á la menor manifestación de los agentes te- 
rrestres que puedan conducir al mejor conocimiento de 
su modo de obrar en el modelado y en la fisiología ge- 
neral del globo. Por eso me permito dirigir á la Sociedad 
esta ligera relación de seismos y fenómenos eruptivos, regis- 
trados principal y casi exclusivamente en las regiones cen- 
tro-americana y caspiano-mediterránea, contribuyendo á 
reunir y conservar datos de tan importantes acciones te- 
lúricas. 

No estaría demás, tal vez, acompañar la relación de las 
citadas acciones endogénicas con las gbservaciones de ca- 



Digitized by VjOOQIC 



bft CIENCIAS NATURALES ÍÍ1 

rácter meteorológico y astronómico simultáneas, que pudie- 
ran servir para dilucidar el discutido punto de las relacio- 
nes existentes entre los fenómenos de la geodinámica exter- 
na é interna. Mas como no es mi objeto exponer ni discutir 
teorías é hipótesis, que todas ó casi todas pecan por falta de 
base experimental suficiente, y además es muy fácil reunir 
esas observaciones meteorológicas y astronómicas cuando 
se desee, haré, por lo general, caso omiso de ellas. 

Sería muy de desear, ya que en España las Ciencias Na- 
turales cuentan con numerosos y entusiastas cultivadores, 
extendidos por toda ella y reunidos en torno de sociedades 
como la Española, la Catalana y la Aragonesa, que se or- 
ganizase la observación sistemática de los fenómenos en- 
dodinámicos al modo de otras naciones, que sin tener más 
importancia que la nuestra bajo el punto de vista geodiná- 
niico, tienen organizado un servicio muy completo de infor- 
mación, que permite registrar del modo más preciso tan 
importantes fenómenos físico-terrestres. 

Austria, por ejemplo, por no citar otras naciones como 
Italia y el Japón cuyas observaciones tienen otra importan- 
cia muy distinta, ha organizado desde 1895 un servicio sis- 
mológico con numerosos observadores repartidos en 16 dis- 
tritos y sometidos en cada uno de estos á un delegado de la 
Comisión central especial, encargado de centralizar las des- 
cripciones; lo cual no deja de constituir á veces un trabajo 
de importancia por haber distritos, como la Dalmacia, 
por ejemplo, que cuentan con 423 observadores que hacen 
sus relaciones en tres lenguas distintas al menos. Tienen 
además instaladas seis estaciones con aparatos sismoló- 
gicos, de las que cuatro reciben i.ooo francos anuales de 
subvención oficial, dato este último que dice bien á las cla- 
ras como la acción particular puede ser muy fecunda y 
atraerse siempre la ayuda del Gobierno. 

La relación que sigue, como había de resultar incom- 
pleta de referirse á toda la tierra, se limita á los seismos y 
erupciones del Centro-América y regiones caspiano-medite- 
rráneas, por ser las que presentan interés más particular y 
más extraordinaria actividad actual. A pesar de eso resul- 



Digitized by CjOOQI^ 



112 SOCIEDAD ARAGONESA 

tara la enumeración imperita é incompleta sin duda algí 
pero fio en que otros sabrán completarla y avalorarla 
nuevos datos y brillantes'consideraciones de carácter es 
culativo que á mí no me es dado exponer. 

Seísmos. — 2^ ¿M^d. — Sacudidas de intensidad va 
aunque pequeñas en Laruns, valle de Ossau (Francia), 
timos ecos de las registradas á fines de diciembre en los I 
neos orientales. 

17 de enero. — Fuerte terremoto en Chilpancingo, peq 
ña ciudad del estado de Guerrero (México), á 110 kms. d 
capital y 1600 ™ de altitud; las casas se derrumbaron ; 
onda seismica se extendió hasta el mismo México donde 
gunas casas se cuartearon . 

7 de febrero,— \5n fuerte temblor de tierra destruye la ( 
dad de Tchangri situada en el Asia menor, al N. £. 
Angora. 

12 de febrero. --Faexits terremotos en la Transcaucu^.» 
que destruyen la ciudad de Chemakha y 126 poblaciones 
más. El epicentro pareció corresponder á la citada pobla- 
ción en la que se derrumbaron hasta los más sólidos edifi- 
cios. El fenómeno se extendió hasta centenares de kilóme- 
tros de distancia y se dejaron sentir sus efectos, aunque con 
poca intensidad, en Balku y Tiflis, distantes 120 y 300 km. 
de Chemakha. 

Los instrumentos de la sección seismológica del Institu- 
to de Geografía física de Moscou, anotaron el fenómeno. Á 
las 12 ^ 7 "> los seismógrafos han notado el comienzo del fe- 
nómeno; durante 4 ^ las oscilaciones fueron débiles; desde 
las 12 ^ 17 ™ hasta las 12 ^ 21 ™ fueron muy fuertes y se 
sucedieron sin interrupción pudiéndose contar hasta 25 gol- 
pes por minuto; después continuaron las oscilaciones más y 
más débiles cada vez hasta las 12 ^^ 26 ™. - Este terremoto 
puede figurar entre los más célebres. 

6 de íitarzo — Se dejan sentir fuertes sacudidas en Lucea 
(Italia) y más ligeras en Ferrara y Florencia; sin embargo 
no se registraron accidentes en ninguna de las poblaciones. 

II de fnarzo. - Repite un fuerte temblor de tierra en los 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES II3 

misraoslugares correspondientes al registrado en 12 de fe- 
brero en la Transcaucasia. 

12 de marzo, —Violento terremoto en Biankasi que destru- 
ye la villa de Kastamanni (Turquía asiática), cuyas casas se 
vienen á tierra sepultando entre los escombros á varios de 
sus habitantes. 

19 de abril. - En la noche de esa fecha se sintieron en la 
república de Guatemala las violentas sacudidas de un terri- 
ble temblor de tierra que recorre toda ella destruyendo lo 
más rico y florido del estado centro-americano, siempre muy 
castigado por los seísmos. Quezaltenango, segunda ciudad 
de la república, San Marcos, San Pedro, Solóla, San Felipe, 
Mazatenazgo, Sta. Lucia y Estrumagualpa, fueron arruina- 
dos por el terremoto; la hermosa villa de Amatillán, próxi- 
ma á la capital, se vio casi totalmente derruida y hasta la 
misma capital, Guatemala, experimentó los efectos de seis- 
mo y varias de sus casas quedaron ruinosas. — El navio ame- 
ricano iNew-Port> que se hallaba en Ocos, experimentó los 
efectos de las sacudidas, y bastantes casas de ese puerto 
fueron derribadas, se abrieron en las calles hendiduras, y un 
pequeño río que allí desaguaba desapareció lo mismo que el 
puente de hierro de la vía férrea. — El capitán del mismo na- 
vio cuenta que un volcán de San Salvador, próximo á Gua- 
temala, se había extinguido súbitamente hace 10 meses y 
que desde entonces parecen más frecuentes los temblores de 
tierra. 

Los fenómenos seísmicos persistieron durante una sema- 
na y se extendieron hasta Honduras, San Salvador y Nica- 
ragua, hacia el S. y el W. - En algunas de las poblaciones 
guatemaltecas antes citadas se produjeron al tiempo de los 
temblores incendios é inundaciones, lo que unido al horror 
de la noche intimidó grandemente á los habitantes algunos 
de los cuales locos de terror," se suicidaron. 

Según parece el fenómeno se registró en los sismómetros 
de la isla Wiglit (Inglaterra). 

(Contintuirá; 



Digitized by VjOOQIC 



XI4 



SOCIEDAD ARilCONBSA 



necrología 



D. MIGUEL CUNl Y MARTORELL 



I. Dolorosa pérdida, — Apenas se encuentra en la in- 
fancia nuestra Socirdad Aragonesa de Ciencias Natu- 
rales cuando ha de llorar la irreparable pérdida de uno de 
sus más ilustres socios fundadores. D. Miguel Cuní y Marto- 
rell dejó esta vida en Barcelona el 14 de Mayo del presente 
año de 1902, á la avanzada edad de 75 años menos ocho días. 

La Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales que 
honra las verdaderas glorias científicas de la patria hará 
como quien es consignando en su Boletín los méritos del 
finado. Me permitiré recordar algunos, si bien con frase 
entrecortada por el dolor, ^a que, sin conocemos personal- 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES II5 

mente el Sr. Cuní y yo, nos amábamos como hermanos. Y 
para suplir el defecto de la mía, dejaré correr la fácil pluma 
del Sr. Cuní entresacando frases de su correpondencia que 
guardo como un tesoro del amigo, del sabio, del ferviente 
católico. 

2. Cuni patriota. — Nació Cuní en la villa de Calella 
(Barcelona) á la que siempre conservó extraordinario cari- 
ño. Prueba es de ello que aun en su postrera edad moraba 
en su villa natal más de la mitad del año, residiendo lo res- 
tante en Barcelona. 

cDel 8 al 10 del próximo Mayo (me escribía á 24 de Abril 
de 1900) pensamos trasladamos, como de costumbre, á 
nuestra querida villa de Calella, para pasar tranquilamente 
en ella el verano y otoño, sin el atronador bullicio de la 
ciudad, rodeado de flores, sentado bajo la copa de un árbol, 
contemplando el vuelo de la mariposa y recreándome con el 
canto de los pájaros». 

Desde joven se trasladó á Barcelona con el fin de adies- 
trarse en las tareas comerciales. Mas el alma de Cuní era 
demasiado grande para estrecharse en los angostos limites 
del negocio. Fantaseaba la pura contemplación de la natu- 
raleza que la había de elevar tantas veces á la deliciosa con- 
templación del Criador. 

Oigamos en breves palabras el compendio de su vida. 

3. Su tenor de vida.^tHLi juventud,— decíame á 26 de 
Enero del presente año— ha trascurrido muy apaciblemente 
dedicado al comercio, pues mí familia era de comerciantes; 
mas mi vocación se dirigía á los estudios y hubiera sido más 
idóneo para una carrera. Por esto, tan luego como pude 
contar con una posición desahogada, no sintiendo en mí am- 
bición, me retiré de los negocios para dedicarme al cuidado 
de la familia, la cual se componía de mí madre (mi padre 
murió el año 1859) y de dos hermanas. 

»Con ellas tres pasé mis mejores años con toda calma y 
tranquilidad, los cuatro ó cinco meses del invierno resguar- 
dados aquí, en Barcelona, y los restantes déla primavera y 
verano en nuestra villa natal, Calella. De vez en cuando ha- 
damos algún viajecito por Montserrat, Lourdes, etc. 



Digitized by VjOOQIC 



Il6 SOCIEDAD ARAGONESA 

•Cuando tuvimos la desgracia de perder á nuestra que- 
rida madre, resolvi contraer matrimonio con el otijeto de te- 
ner sucesión; pero lo hice demasiado tarde, lo reconozco, y 
no lo he logrado. Cúmplase la voluntad de Dios. 

lAsí, pues, continúo viviendo con mi esposa y con mis 
dichas hermanas, que son casi de la misma edad que yo, si- 
guiendo el mismo ordenado método que teníamos cuarenta 
años atrás. 

■Me levanto muy de mañana; en verano todos los días 
veo salir el sol, y enseguida emprendo mis paseos por el 
campo, pues en aquellas horas deliciosas se disfruta de un 
aire puro y las plantas ostentan sus gotitas de rocío, mien- 
tras los pajaritos saludan con sus gorjeos al Criador. Las 
horas de calor las paso en casa, ocupándome en el cultivo 
del jardín, en el arreglo de los insectos que he cazado, en 
estudios entomológicos ó en lecturas que puedan aprovechar 
al alma, pues yo no entro en cafés ni casinos; mi casino y café 
es mi casa. Por la tarde voy de paseo con mi esposa y her- 
manas; al declinar el sol nos retiramos, pues ni cuando era 
joven ni ahora, salgo de noche, y á las diez nos acostamos.! 

No fumaba ni bebía vino. Lo primero se apresuró él 
mismo á advertírmelo cuando me hizo el primer envío de 
Neurópteros, muy rico y abundante por cierto, á i.® de Abril 
de 1897. cCuando V. abra las cajitas y vea que son proce- 
dentes de tabacos, quizás pensará V.: ¡qué fumador debe de 
ser el Sr. Cuníl por cierto se equivocaría, pues no lo he sido 
ni lo soy». Lo segundo me lo confesó al preguntárselo por 
parecerme que se retrataba á sí mismo en Desiderio, persona- 
je de su opúsculo tCuració sense medecinas». 

4. Cunt entomólogo. - Estudió Cuní en la Universi- 
dad de Barcelona dedicándose con ardor al estudio de la 
Botánica, si bien inclinándose á la vez á la Entomología, á 
la que por ñn consagró casi exclusivamente sus afanes, so- 
bre todo desde que trabó amistad con el entomólogo alemán 
Himmighoffen llegado á Barcelona con ánimo deestudiar la 
fauna entomológica de Cataluña. «A la Botánica sólo me he 
dedicado, dice (25 de Febrero de 1897), por la relación y her- 
mandad que tienen las plantas con los insectos.! 



Digitized by VjOOQIC 



Í>B CIENCIAS NATURALES ílj 

Cuní era entomólogo entusiasta. Cazador incansable de 
insectos, durante más de 30 años recorrió con inextingui- 
ble ardor todos los alrededores de Barcelona y Calella, y en 
diferentes veranos visitó Monserrat, Poblet, Camprodón, 
Puigcerdá, Olot, Caldas de Malavella y otros pueblos de Ca- 
taluña, siendo fruto de sus excursiones numerosos artículos, 
notas ú opúsculos que en varias revistas ó separadamente 
publicaba, (i) 

Al ir á cumplir los 70 (á 25 de Febrero de 1897) me es- 
cribía: cSi bien, gracias al Señor, disfruto de agilidad y 
buena salud, mi edad no me permite estar, como lo he hecho 
por espacio de muchos veranos, horas y más horas sufriendo 
los calores del sol canicular, con la gasa en la mano, afano- 
so por coger los Lepidópteros, Neurópteros y algunos Co- 
leópteros, que parecen correr en bicicleta, como las Ci- 
cindelas^. 

De donde ée comprenderá el sentimiento que entrañan las 
siguientes líneas (i.^ de Abril de 1897): cPara dedicarse con 
provecho á la Entomología se necesita juventud. Mientras 
he sido joven, todo ha ido bien; ahora todo va mal. Necesito 
gafas, el ardor del sol me incomoda; los insectos que persigo, 
muchas veces se escapan y se burlan de mí; y al considerar 
esta decadencia suspiro y me entristezco, recordando la li- 
gereza que tenía en otro tiempo: corría y saltaba los már- 
genes como una gacela; blandía la gasa como el militar su 
espada; y ni el calor ni el frío ni el viento hacían mella 
en raí». 

Su colección de insectos, así como su biblioteca entomo- 
lógica, deben de ser de las mejores de España. 

Era entomólogo por entusiasmo y por reflexión. «¡Qué 
de beneficios espirituales no me ha proporcionado el estudio 
práctico de la Entomología! Si se conociera el mérito que 
tiene, en ese sentido, no dudo se procuraría fomentar la afi- 
ción á ella entre los jóvenes.^ (25 de Febrero de 1897.) 

(1) La enumeración de muchas puede verse en las páginas 33 y 35 de 
este BoLETlx. Actualmente la apreciable revista "L' art del pas:ds„ tenía en 
publicación sus **Llissons teóricas y prácticas de Entomolog^íaM y para 
nuestro Bolbtíit habia enviado ''Una excursión sin salir de casa». 



Digitized by CjOOQI^ 



tlS SOCIEDAD ASACONfiSÁ 

Y fué entomólogo hasta los últimos instantes de su vida. 
Á la Entomología debió en gran parte su envidiable salud, 
y á ella también el primer achaque de su vejez. Así me es- 
cribía desde Calella á 28 de Junio de 1900: cMe figuraba 
continuando siendo joven, y con esta falsa creencia verifi- 
caba excursiones entomológicas por estos montes; mas aho- 
ra queda desvanecida mi ilusión, por cuanto, debido proba- 
blemente al cansancio de una exploración en día muy calu- 
roso pillé un catarro en la vejiga que me tiene bastante 
molestado hace más de un mes... £1 médico me ordenó el 
descanso. Eso son avisos de que debo jubilarme (he 
cumplido los yo).* 

No desistió sin embargo del todo. cEn la actualidad, dice, 
(26 de Enero de 1902) voy plegando las velas, por ten)or de 
que una ráfaga de viento dé al través con mi embarcación y 
la haga naufragar. En fin, si no puedo emprender viajes de 
altura, me contento con los humildes de cabotaje resguar- 
dándome en alguna ensenada y haciendo escalas en las 
huertas, campos de cultivo, alrededores de las poblaciones y 
de las granjas cercanas... 

»No pudiendo hacer grandes campañas, me ocupo espe- 
cialmente en dirigir á los jóvenes entusiastas...^ 

Uno de los jóvenes aludidos me escribe recientemente 
(13 de Mayo) hablando de la última dolencia de Cuní: dba 
con frecuencia á visitarlo y lo encontraba como amodorrado, 
sentado en su silla delante de la mesa de estudio; al verme 
parecía revivir, me hacía explicar mis excursiones, mis ha- 
llazgos, etc., etc.B 

5. Fisonomía moral. — Allá van algunos rasgos de su 
fisonomía moral. El retrato que encabeza estas líneas (^> da 
idea aventajada de su persona. La mirada revela inteligen- 
cia. La frente serena, de quien nada teme, nada oculta. Cu- 
ní ha tenido tantos amigos como personas le han tratado, 
enemigo ninguno. Su trato amabilísimo. Siempre dispuesto 
á prodigar favores, incapaz de inferir agravio á nadie. 

Su acendrado catolicismo, su piedad ardiente, respiran 
en todos sus opúsculos, escritos con alto fin moral, según él 

(t) Está sacado coando Cuni contaba 68 aftos. 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES II9 

mismo k> declara. Al mandarme sus publicaciones en 20 de 
Abril de 1899 ^^ decía: c Ruego á V. sea indulgente conmi- 
go. Al leerlas, ya conocerá V. enseguida que mis escritos no 
tienen otro mérito que expresar mi buena y sana intención 
y propósito de que los jóvenes de posición que no ¡estén 
obligados al trabajo, se aficionen á los gratos é inocentes es- 
tudios de la Botánica y Entomología, y ocupados en ellos 
les sea más fácil abandonar los frivolos y afeminados pasa- 
tiempos que por lo regular degeneran en otras cosas peores.^ 
Y á 3 de Enero del presente año, hablándome de nuestra 
Sociedad Aragonesa: tGratisima me fué su favorecida del 
finido mes y año, por cuanto en ella me participa V. que es 
un hecho la fundación, en esa capital, de una Sociedad de 
Ciencias Naturales. Con mucho gusto formaré parte de ella, 
pues considero que esas asociaciones científicas, acompa- 
ñadas del espíritu religioso, pueden contribuir á dirigir las 
aficiones de los jóvenes hacia objetos útiles y saludables al 
cuerpo y al alma.i 

6. Su piedad.^hos rsisgos que de su piedad conservo 
podrían multiplicarse extraordinariamente; mas para abre- 
viar escogeré algunos. 

iComo estamos próximos á las Pascuas de Navidad, se 
las deseo felices. 

•Dicha festividad, una de las principales que la Iglesia 
celebra, me ha sido siempre sumamente atractiva y llena mi 
corazón de contento y alegría. Y es que se me renuevan gratos 
recuerdos de la niñez. Á pesar de mi edad, y de no contar 
en la familia sino con mi esposa y dos hermanas, arreglo 
un diminuto Belén, y paso dulces ratos contemplando al ni- 
ño Jesús en el pesebre con los pastores que le adoran y los 
Reyes que le ofrecen sus dones. 

•¡Qué tiempos hemos alcanzado, querido Padre! La fe se 
va perdiendo; ¿á dónde iremos á parar? Cuando reflexiono 
que me hallo en el ocaso de la vida y que no puedo vivir 
muchos años, en vez de tener pena, casi, casi siento alegría 
y si tuviera la seguridad de ir directamente al Cielo, desea- 
ría que la muerte viniera pronto, pues el mundo tal cual se 
va poniendo, me da asco.i 17 de Diciembre de 1900. 



Digitized by VjOOQIC 



:20 SOCIEDAD ARAGONESA 

»Amo el retiro, y en las funciones religiosas estoy más á 
to en el silencio de una oración mental, que en esos oñ- 
3 solemnes en que resuena una fornida orquesta.! 26 de 
ero de 1902. 

lA mí, ciertas señales me avisan de que se me va acer- 
ido la época de los achaques y que es preciso me prepare 
:a abrazar mi cruz y subir al Calvario.! 3 de Enero 
1902. 

No se engañaba. tLa Cuaresma íbala pasando como los 
nás años, ayunando todos los días, sin experimentar no- 
lad: mas cuando se aproximó el Domingo de Pasión, em- 
)é á sentir un desfallecimiento general... Mi espíritu se 
la igualmente decaído. 

!Yo que antes, cuando estaba uno ó dos días sin salir de 
ta, no hallaba tiempo, pues lo ocupaba en lecturas ó es- 
turas, ahora paso horas enteras, sentado en el rincón de 
aposento, con la cabeza baja y cerrados los ojos. Así ha 
nscurrido esa Semana Santa, cuyas sublimes ceremonias 
ito me interesaban; ese Pasio, cuyo canto me hacía derra- 
,r lágrimas. También las he derramado este año desde el 
con de mi habitación; pero en ellas había mezcla, lo con- 
;o, y espero me perdone, de cierto cansancio de la vida; 
disgusto de estaren un mundo en que se persigue todo lo 
ito y bueno y se protege todo lo despreciable. No sé lo 
3 durará mi indisposición, no he guardado cama; pero 
::e más de quince días que no he podido salir á la calle, 
plico á V., Padre, ruegue á Dios por mí.! i.^ de Abril 1902. 
No había de volver á escribirme. Entregó su espíritu al 
¡ador confortado con todos los auxilios de la religión, el 
Ircoles 14 de Mayo, en un mes y día consagrados por los 
es á la Virgen Santísima y al glorioso Patriarca San José 
( cespeciales protectores! (20 de Abril de 1897). 
Más que una lágrima, dediquemos un recuerdo y una 
ígaria al sabio católico. 

Cuní ha muerto, aunque no ha muerto totalmente. Vive 
n y vivirá entre nosotros. 
Su nombre queda estampado en el catálogo de nombres 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 121 

ilustres de la sociedades sabias: la Sociedad Española de 
Historia Natural, la Real Academia de Ciencias y Artes de 
Barcelona» la Société entomologiquede France,etc., etc., que 
durante muchos lustros se han honrado con su nombre; fi- 
nalmente la Aragonesa de Ciencias Naturales, que no lo ha 
logrado más que breves meses. 

Su memoria quedará indeleble en las obras de los sabios 
europeos con quienes tenía comunicación frecuente y que le 
dedicaron varias especies de insectos, v. gr. el Ephippiger 
Cunii Bol. (Ortóptero) y el Ascalaphus Cunii Sel. (Neurópte- 
ro) hallados por él en Cataluña. 

La obra de Cuní no ha perecido. Cuní ha formado escue- 
la y es esa Sociedad llena de vida y esperanzas llamada 
Insiitució Catalana d' Historia Natural que proseguirá con 
nuevos alientos y mayor extensión la obra colosal de que 
Cuní echó los fundamentos. 

Finalmente, su espíritu sublime voló á contemplar la 
Verdad increada que con tanta sinceridad y entusiasmo ha- 
bía buscado en sus reflejos de las criaturas. 

LrONGiNos Navas, S. J. 



CATÁLOGO Ó ENUMERACIÓN 

n LAS PUNTAS DE TOBBECILLA DE ALCARIZ 

asi espostáneas como caltíyadas 

POR D. José Pardo Sastrón 



{Continuación) (1) 

56. Lunaria blennls Moeneh. — Cultivadaporcuriosidad» 
Rizocárpica. Mayo. 

57. Alyssum ealyelnum L. — Comunísimo en sembrados 
y sus orillas. Anual. Marzo. 

58. A. Granatense Bolsa. —i4 hispidum Loscos-P, Con el 
anterior, aunque menos común. Anual, Marzo. 

(1) véase el nOmero 4 de este BolstIn, pá^ioM 89 y siguientes. 



Digitized by VjOOQIC 



122 SOCIBDAD ARAGONESA 

59. A. campestre L. — Común donde los dos anteri< 
Anual. Marzo. 

60. Menloeus llnlfollus Dey.— Bastante común á or 
de campos y caminos. Anual. Marzo. 

61. Clypeola lonthlaspl L. — Bastante común con la 
terior. Anual. Marzo. 

62. Draba yerna L— En los ribazos muy común. Ar 
Febrero. 

63. Camelina sllyestris Wallr. -— Rabaniza. Abundt 
las mieses. Anual. Abril. 

64. Neslia panleulata DesY. — Rabaniza. Común co 
anterior. Anual. Abril. 

65. Isatis tlnotoria. — Cultivada por curiosidad, 
nal. Abril. 

66. Blseutella aurleulata L. — Rabaniza. En todos los { 
brados. Anual. Abril. 

67. B. laevigata L. — Rabaniza. En algunas pocas pe 
En el barranco Mancurro. Rizocárpica. Mayo. 

68. Iberis Welwtlsehii Boiss. — Abunda en varías n 
tas y vertientes de montes, por ejemplo en la plana (viñi 
Pedro Lucio. Anual. Junio. 

69. I. amara L— Rara. En los campos sembrados» Ai 
Mayo. 

70. I. linifolia L.— Cultívanse para adorno dos varí 
des. Anual. Mayo. 

71. Thlaspl perfoUatum L.— Común en los lindes d 
campos. Anual. Marzo. 

72. T. Bursa-pastoris L. — Comunísima en campos y ca- 
minos. Anual. Enero, Marzo. • 

Planta muy variable en sus formas. 

73. Hutehinsla petrsda R. Br.— Abunda en los ribazos 
húmedos y sombríos, por ejemplo cerca déla Estación 2.» del 
Calvario. Anual. Marzo. 

74* H. proeumbens Desv. — Algunos pocos pies en los 
alrededores de la fuente del Coció. Anual. Mayo. 

75* Lepldium sativum L. — Estuerzo. Cultivado en los 
huertos. Anual. Mayo. 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 1 23 

No es del país; pero en los huertos se conserva sin que 
nadie cuide de sembrarlo. Se come en ensalada. 

76. L. campestre R. Bp.— En pocos ribazos de la huerta, 
por ejemplo en el Parróle, Anual. Abril. 

77. L. Iberis L.— Abunda cerca de la población en los 
bordes del camino de la Codoñera. — No en otra parte. 
Anual. Junio, Septiembre. 

78. L. latifollum L— Plantado en los huertos y ya muy 
espontáneo; pues se propaga por las raices con pasmosa te- 
nacidad y se le vé durar cien y más años sin cultivo alguno 
Rizocárpica. Junio. 

Pl. antiescorbática y sucedáneo de la Codearía. 

79. L draba L — Abunda en algunos campos cultivados 
y en sus orillas. Anual. Abril. 

Por sus flores en gran número, blancas y aromáticas se 
deja ver desde lejos. 

80. Seneblera CoFonopus PolF.— Alrededor de la balsa 
del portal de la calle alta y cerca de la balsa del Valillo, no 
en otra parte; pero abundan en dichos sitios. Anual. Mayo. 

81. RapistFum Fugosum All.~Comúnen camposy már- 
genes. Anual. Abril. 

Otra Rabaniza del vulgo, de flores amarillas. 

Familia 5.' Cistíneas 

82. dstus albldus L. — Estepa. Abunda en un limitado 
espacio de los Planaces. En los montes del Pinar. Caulo- 
cárpica. Abril. 

Flores grandes de color de rosa; pero caedizas. 
Las hojas de esta planta las mezclan al tabaco losfuma- 
dores flofost econ Añicos 6 pobres. 

83. C. Clossi J^n,— MaiapoUc. Tan común en los montes 
que se usa mucho para combustible. Caulocárpica. Abril. 

En sus raíces se implanta y crece exclusivamente el 
Cytinus Hypocistis. 

84. Helianthemun intermedium Thib.— Común á orillas 
de los caminos y de los campos. Cerca de la 5.* Estación del 
Calvario. Anual. Abril. 

Única especie anual en este país* 



Digitized by VjOOQIC 



24 SOCIEDAD ARAGONESA 

^5. H. pilosumD. C. — En todas partes. Caulocárpica 

rzo. 

Flores blancas. 

B6. H. pulveralentum Willk.— Con el anterior abundan - 

i^aulocápica. Marzo. 

37. H. hirtam Pers. — Común. Rizocárpica. Mayo. 

Flores amarillas, pocas veces blancas. 

58. H. lavandalttfoUam De C— Vulgar y abundante. Ri- 

árpica. Mayo. 

Flores amarillas. 

B9. H. origanifollam Pers.— Común. Rizocárpica. Abril. 

Flores amai illas. 

^. Fumana viseida Spaeh.— Común en losmontes. Cau- 

írpica. Abril. 

^i. F. ppoeumbens Or. Godr. -En algunos ribazos. Eu 

Planaces. Rizocárpica. Mayo. 

92. F. Spaehii Gr. Godr. -Vulgar. Rizocárpica. Abril. 

Familia 6.* ViolArieas 

^3. Viola odorata L Violeta, --- Abunda, en las márgenes 

ibrfasde la huerta. Rizocárpica. Marzo. 

Como vienen en Cuaresma, hay quien las llama flores 

f esadoras, 

^4. Viola eanina L. — En los ribazos sombríos del monte 

3 la huerta. En el barranco Mancurro, Val de Olivar, etc. 

ocárpica. Abril. 

95. V. tricolor L, ^Pensamientos No es rara á orillas de 
ipos cultivados, por ejemplo en los valles del Pinar. Cul- 
mse también algunas variedades. Anual. Mayo. 

Familia 7.' Resedáceas 

96. ResedaaragonensisLoseos.—P* Común en campos 
bazos y aun en el monte En el monte Calvario. Bienal, 
rzo y también en Enero y casi todo el año. 

Pl. variable de olor más ó menos pronunciado. 

97. R. latea L.— Frecuente con la anterior en los cam- 
• Rizocárpica, Marzo. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIBNCIAS NATURALBS I25 

98. R. saffraetiealosa L.*-Coinún en sembrados y aun 
en montes. Anual. Abril. 

99. R. lateóla L. — De vez en cuando en los campos y 
también en el monte. Bienal. Abril. 

Pl. Tintórea que podría cultivarse. 

Familia 8." Poligáleas 

100. Polygala rapestpis Poupp.— En grietas de peñas y 
en paredes no es rara, por ejemplo en la cuarta Estación del 
Calvario. Caulocárpica. Febrero. Mayo. 

loi. P. exilis De C. — Rara. En el barranco Mancurro. 
Muy cerca del mojón que señala los límites del término en 
el camino déla Codoñera. Anual. Julio. 

Familia 9.' Frankeniáceas 

102. Frankenla pnlveralenta L. — Muy coman en todos 
los alrededores del pueblo; pero no más allá. Anual. Mayo. 

Florecitas de color de rosa que se abren á mediodía. 

Familia 10.' Siléneas 

• 

103. Silene Inflata l.—Conelss. Cunillos. Común en los 
campos, sembrados y huertas. Rizocárpica. Abril. 

Se come esta planta cocida, especialmente en años 
míseros. 

104. S. eoniea L.— En los campos con la siguiente; pero 
ésta no se ve tanto; porque sus flores son marcescentes. 
Anual. Abril. 

105. S. conoidea L. — Abunda en los sembrados. Anual. 
Abril. 

Flores grandes, róseas, pocas veces blancas. 

106. S. nocturna L.^No es común. Abunda en las pe- 
ñas que están encima del jardín de Alberola. Anual. Mayo. 

107. S. tridentata Desf. — En terreno cultivado y en sus 
orillas. En las eras altas. Anual. Abril. 

io8. Silene Armería L.— Cultivada en el huerto por cu- 
riosidad. Anual. Junio. 

109. S. mnseipula L— Común en sembrados y huertas. 
Anual. Mayo. 



Digitized by VjOOQIC 



X26 SOCIEDAD ARAGONESA 

Manojos de esta planta se cuelgan del techo en las casas 
para atraer las moscas que quedan prisioneras en la liga de 
que está barnizada^ Lo mtsmo sucede en el campo con cual- 
quier insecto que se posa sobre ella. 

lio. S. rabella L— Frecuente entre las mieses. Anual. 
Abril. 

Flores rojas, vistosas. 

III. S. Otltes Sm. —No es frecuente. En los ribazos del 
Fondón. 

Flores blanco- amarillentas. 

lia. M elandrium maepoeapimra WiUk. — En pocos si- 
tios. En el barranco Mancurro. Rizocárpica. Abril-Mayo. 

113. Lyelmis eoponarla. Lam.— Cultivada como planta 
de adorno. Rizocárpica. Mayo. 

114. L. ehaleedonlea. L. — Cruces de Malta. Cultivada en 
algún jardín. Rizocárpica. Junio. 

115. Agostemma Oitha^o. L.— Vulgar en los sembrados. 
Anual. Mayo. 

Sus semillas abundan á veces demasiado en los trigos 
del país con las de la Gypsophüa Vocearía y las llaman 
Negrilla. 

116. Saponaria oineinalls. L.— Cultivada en el huerto. 
Rizocárpica. Junio. 

117. 5. oeymoides L. — En algunas vertientes sombrías 
de los montes no es raro verla abundante. En el barranco 
Mancurro. Rizocárpica. Mayo. 

Se hace notar desde lejos por sus muchas flores rojas. 

118. Gypsophüa Yaeearia Slbth. — Vulgarmente sellama 
Negrilla á la semilla de esta planta que suele abundar en los 
trigos con la de Agrostemma y Nigella. Clavitos de monte lla- 
man á la hierba con flores. Abunda entre los sembrados. 
Anual. Mayo. La hay con flores blancas. 

1 19. Dianthus ppolifep. L.*^En los ribazos bastante co- 
mún. En el camino de Codoñera. Anual. Junio. 

1 20. D. hispánicas Asso. vap. borealis Willk. — Abunda 
en algunos sitios incultos; pero no es frecuente. En los 

Oin^stales. Ri:?ocárpica. Junio. 

(Coatinnar^). 



Digitized by VjOOQIC 



ÜB CIBNCIAS HAtUftALfiS IS^ 

INSECTOS NUEVOS 
descüUertos ei los alredediM'es de Pozuelo de Calaírava 

POR D. José María db la Fubntb, Pbro. 



Coleópteros 

1. Bembidion laUrale Dej. var. Strasseri mihi (Anal, de 
la Soc. Españ. de Hist. Nat. XXVII, p. 205 (actas). 

2. SUnolophus skrimshiranus Steph. var. xanthochrous mihi 
(Boletín de la Soc. Españ. de Hist. Nat. 1902, p. 105). 

3. Lehia cyanocephda L. var. distincta mihi (Anal, de 
la Soc. Españ. de Hist. Nat. XXVI, p. 129 (actas). 

4. AthetaJUafia Fauvel (Rev. d* Entomol. Caen, 1898, 
página 103). 

5. Oihius Rdttm mihi (Anal. Soc. Españ. de Hist. Na- 
tural XXVII, p. 83 (actas). 

6. Sunius setiger Vauloger (Bull. Soc. Entom. de Fran- 
cia, 1896, p. 368). 

7. Saprinus calatravensis mihi (Anal. Soc. Españ. Histo- 
ria Nat. XXVIII, p. 30 (actas). 

8. Saprinus Navasi mihi (Ibidero. XXIX p. 188 (actas). 

9. Aphodius quadriguttatus Herbst. var. astaurus mihi 
(Ibidem, XXVI, p. 130 (actas). 

10. Potosia floricola Herbst. var. viridiaurata mihi (Ibid). 

11. Drasterius bimaculatus Rossi var. trisigmfus Chobaut 
(Miscell. Entom. V, p. 38. Narbonne. 1897). 

12. Agriotes sordidus Illig. var. nigriceps Daniel (in litt.) 

13. — — var. circumcinctus Daniel (in litt.) 

14. — — var. rufipennis mihi (in litt.) 

15. Dasytes X Waltl. var. nigrithorax mihi Anal. Soc. Es- 
pañola de Hist. Nat. XXVI, p 130 (actas). 

16. Asida FusnUi Fairmaire (Bull. Soc. Entom. de 
Fr. 1896, p. 345). 

17. Cteniopus luteus Küst. v. obscurithorax Pie (Ibid. 1899, 
página 300). 

18. Anthicus validus Ficwíít. dispar Fie {MiscEntotn. VII 
(1899), p. 21). 



Digitizedby CjOOQIC , 



SOCIBÜAD ARAÓONÉSA 

Omias eastüianus Daniel (Societas entomológica XV 

. 140). 

Trachyphlaus ghbicoUis Stierlin (Le Frelon V, p. 43). 

— subsetulosus Daniel (in litt.) 

— piciuraius mihi (Boletín de la Soc. Es- 
e Hist. Nat. 1902, p. io6). 

Cathormio ccrus Fuentci Desbr. des Log. (Le Frelon V, 

8). 

Tkylacites hirsuius mihi (Bolet. Soc. Españ. Hist. Na- 

►I» P- 133)- 

Larinus Desbrochersi mihi (Anal. Soc. Españ. Histo- 

XXVI, p. 240 (actas). 

Larinus adjectus mihi (Ibid. p. 241). 

Baris ignifer mihi (Boletín Soc. Españ. Hist. Natu- 

P. 134)- 

Tychius elegans Desbr. (Le Frelon V, p. 61 )• 
Tychius macuUfrons Desbr. (Ibid.) 
Affim longiclava Desbr. (in litt.) 
Dorcadion Fuentei Pie (Miscell. Entom. VII (1899), 

I). 

Aphthona FuenUi Reitter (Wienner Entomol Zei- 
< Jahrg. X Heft (25 Dic. 1901). 

Ortópteros 

Ameles áptera mihi (Anal. Soc. Españ. Hist. Natu- 

I, p. 137 (actas). 

Thyreonotus hidens Bol. cf mihi (Ibid. XXVI, p. 130 

Gryllodes macropterus mihi (Ibid. XXII, p. 137 (actas). 

Hemipteros 

Apterola ibérica Horv. (Rev. d' Entom. 1898, p. 283). 

Aphanus Fuentei Puton (Ibid. 1894, P- ^^4)- 

Campylostira serena Horv. (in litt). 

Dyctionota (Elina) Fuentei Put. (Rev. d' Entom. 

86). 

Galeatus colpochüus Horv. (Termeszetr. Füzetek. vo- 

:x (1897). p. 459). 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES I29 

41 . Oncocephalus gularis Reut. var. marginicoUis Horv. (Re- 
vue d* Entomologie, 1898, p. 69). 

42. Piezocranum seminulum Horv. (Termeszet. Füzet. XXI 
(1898). p. 503). 

43. Labops fristis ? Fieb. c? Put. (Rev.d* Entom. 1895, 
página 91, et Horv. (Termesz. FOzt. XXI (1898), p. 502). 

44. Macrotylus FuenUi Horv. (Termesz. Füzet. XXI 
página 504). 

45. Notonecia glauca L. v9X.fulva mihi (Anal. Soc. Es- 
pañola de Hist. Nat. XXVI p, 130 (actas). 

46. Ommatidiotus longiceps Put. (Rev. d* Entom. 1896, 
página 128). 

47. Agallia hispánica Horv. (Temesz. Fuzet. XXIII 

48. Aconura hispana Put. (Rev. d' Entom. 1895, p.9o). 

49. — hypopulana Horv. (in litt). 

50. Thamnoiettix Fuentei Horv. (in litt). 
Pozado de Calatrava 7 de Abril de 1902. 



BEIACIÓN DE PUNTAS ZAKA60ZÁNAS 

POR D. Carlos Pau 



En esta nota indico sencillamente las determinaciones 
específicas de las plantas recogidas por el P. Doménech en 
las cercanías de Zaragoza; en otra próxima haremos comen- 
tarios de las formas que á nuestro parecer lo merezcan, pues 
alguna especie es nueva para la flora de Aragón. 

Agrimonia Eupatoria L . , Agropyrum repens L . , Agrostis verti- 
culata Vill . , Allium roseum L. , Anchusa Itálica L. , Apium gra^ 
veokns 'L.^Asperula arvensis L., Avena ludoviciana Dur. 

BofragoofficinalisL,., Briza media I^.^Bromus MatritensisL»., 
Br, mollis L., Br. tectorum L., Br. sterüis L. 

Caléndula arvensis L., Capsella procumbens (L.), Centaurea 
áspera L . , Comus sanguínea L • , Coronilla scorpioides (L . ), Crata- 
gus monogyna Jacq. , Cynanchum acutum L. , Cynogksum crcticum 
Vill., C. creticum Y'úl.^^Domenechi var. nov. 



Digitized by VjOOQIC 



130 SOCIBDAD ARAGONESA 

Dactylis hispánica Rth., Daucus Carota L., Diploíaxis cru- 
coides (L.)t Draha verna L. 

Erodiumcicutarium (L.),Eruca vesicaria{L,), Erythraa Cen- 
taurium (L.),Euphorbia helioscopia L.,E. Peplus L., E. ser- 
rata L. 

Festuca aruttdifíacea Schrh., Fumaria officinalis L., F.parvi- 
/?(?raLam.,F. spicata L. 

Galium verum L., Geranium moUe L. 

Helichrysum St(Bchas (L,.), Holosteum umbellatum L., Hor- 
deum murinum L., Hutchinsia petraa (L.), Hypecoum grandiflo- 
rum Bth., H. procumbens l^.-^Jasminum fruticans L, 

Kceleria phUoides P. 

Lamium amplexicaule L. , f .* vegetum^ L . purpureum L. , La- 
^AyrMs Aphaca L., L. tuberosus L., Lepidium graminifolium L., 
L. perfoliatum L., Lolium strictum Gaud. cum. L. ¿^nv» 
Echeandiae. Lo^mj tenuiifolius (L.), Lythrum Salicaria L. 

Malcolmia africana (L • ), Mo/t^a süvestris L • , Medicago lupúH- 
na L. , ilf . 5a/«va L. , f .*••• 

Narcissusjuncifolius Lag. 

Oenanthe Lachenali Gml. , Onofiís procurrens Wallr. 

Papaver hybridum h*^Plantago lanceolata L.» P/. mo/or L., 
Paa aniMM L. , P, bulbosaL,*^ P. trivialis L. , Podospermun laci- 
niatufn{L,),Pofygonumaviculare'L.vtiT, vegetumhed* P. P^rs»- 
^fM L . , PotentiUa reptans L . , Pulicaria dysenterica G. 

/^anfmcff/MsartftfiftmL., Raphanm Raphamstfum L., /?ffiia 
peregrina L., Rumexpukher L. 

So/m verbenaca L.^Scabiosa marítima L., Scandix pectén- 
Veneris L. , f .* robusta, Scleropoa rígida (L . ), Setaria glauca{L.), 
S. verticiUata{L.),S. viridÍ5(L.),SileneinJlata Sm.,S. n»&d/¿<i 
SfsymMtfMCo/MMif^ Jacq., S. Aís^anírtfivf Jacq., S. IríoL,., 
Solanum nigrum L • , Sonchus asper Vill • , Sphenopus Gouani Trín . , 
Stellaría media Vill. S mo/br K. 

Tamarix hispánica Bois,,TaraxacumofJicínale Wigg., TMs- 
spi perfoliatum L,., Trifolium fragiferum L., Tr. pratense L., 

Verbascum sinuatum L., Kíotf angustifolia L., K. gracilis 
Lois., F. A»fto Balb., K. hybrida L., K. peregrina L. 
ZolUho feria reseda folia Cosa . 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES I3I 

MUSCÍNEAS ARAGONESAS 

POR D. Benito Vicioso 



No he pensado nunca hacer un estudio de los Musgos y 
Hepáticas que viven en Aragón. El corto número de espe- 
cies que cito en la lista siguiente ha venido á mi herbario 
casi por casualidad porque la mayor parte de ellas han apa- 
recido mezcladas con otras de más porte y sólo mucho tiem- 
po después de recogerlas me decidí á clasificarlas, debiendo 
hacer constar que algunos de estos nombres me fueron da- 
dos hace tiempo por D. Blas Lázaro profesor de Botánica 
de la Universidad Central, al que una vez más tengo el 
gusto de expresar mi reconocimiento. 

El estudio de la flora bríológica de Aragón está sin em- 
pezar todavía, pues excepción hecha de las especies citadas 
por Lóseos y Pardo no he visto publicado hasta la fecha 
ningún trabajo que trate de esta materia. Estamos, pues, 
muy lejos de haber descubierto todas sus riquezas; y los que 
&e dediquen á este estudio podrán durante mucho tiempo re- 
correr con fruto sus abruptas montañas, sus verdes colinas 
y sus espesos bosques. 

Cada pequeña porción de terreno estudiado concienzu- 
damente ha de añadir una piedra al edificio de nuestros co- 
nocimientos, cualesquiera que sean las especies que en ella 
se hayan encontrado. 

Yo no puedo aportar más que el siguiente grano de 
de arena. 

Clase i.» HEPÁTICAS 

Pamllla Yunflermánldas 

Madotheca plaiyphylla Duen. —Frecuente en sitios húmedos 

de Campiel, Anchis, &. 
Jungermannia bicuspidata Dr.— Entre musgos: Sierra de 

Vicort. 
FMia epiphyUa Corda . —Fuente de Anchis • 



Digitized by VjOOQIC 



132 SOCIEDAD ARAGONESA 

Pamllla Rlcláceas 

Riccia Dufourci N. ab. £.— Rocas de Campiel. 

Pamllla Marcancláccaa 

Targionia hypophylla L.— Campiel. 

ReboiUia h&mispharica Rud . —Cerros inmediatos á las ruinas 
de Bflbilis. 

Clase 2.» MUSGOS 
Pamllla Briáceoa 

Fuñaría hygronutríca Hedw. — Ruinas de Bflbilis y Fuentes 

del Moncayo. 
Weheranutans Hedw. — Rocas de Campiel. 
Bartramia ityphüla Brid.— Campiel y Villalbilla. 
Bartula Múüerí Sh. — Montes de Anchis y Campiel. 

— unguiculata Hedw. — Ribota y Campiel. 

— muralis Hedw. — Frecuente en las tapias. 

— ruralis Hedw.— Frecuente en las tapias. 
Dicranum scoparíum Hedw. — Montes de Alpartir (Leg. 

Aguilar). 
Cinclodotus foniinalis P. B. — Moncayo. 
Encalypta vulgarís Edw. -Ribota y Campiel. 
Ortoiríchum affin» Schrad. - Montes de Anchis. 
Grímmia pulvinata Hooch.*— Abunda por doquier. 

Pamllla Hlpnáccoa 

Hypnum cupressiforme L. - Frecuente en Campiel. 
Hylocomium squarrosum Schp. Id. id. 

Amblystegium ríparium B. £. Id. id. 

— serpens B. E. Id. id. 

Thuidium obieünumB. E. Id. id. 

Leskea sciuroides Brid. Id. id. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 



133 



eiCURSIONES Á SANTA FE Y CADRETC (Zaragoza) 

VERIFICADAS LOS DÍAS I Y 27 DE ABRIL DE 1 902 
POR D. Miguel Ángel Laguna de Rins 



(Conclusión) (1) 

A continuación exponemos el catálogo de las especies 
reunidas y que se han podido brevemente clasificar, ha- 
biendo de advertir que no enumeramos muchas de las plan- 
tas Fanerógamas recogidas, sino las que parecían menos 
frecuentes en la localidad. 

Especies recogidas y determinadas 



eoleópteros 

Ahlattaria lavigata Fabr. 
Adonia variegata G. var, constel- 

lata Laich. 
Amara affinis Dej . 
Anihicus insignis Luc. 
Anthrenus pimpinella Küst. 
Aristus clypeatus Oliv. 
Attagenus picipes. 
Axinotarsus pulicarius F. 
Bembidium Andrea Er. 
Blaps similis Latr. 
Calathus minutus var. hispánica 

Chevr, 
Carabus violaceus L. var. Mül- 

leri Haury. 
Cartaüum ebulinum L. 
Ciuthorrhynchus kucorrhamma. 
CfUanius velutinus Duft. 
Chrysomela diluia Germ. 
Cicindela flexmsa F. 
Cleonus excoriaius Schli. 



Colaspidema afrum Oliv. 
Cyhister Roeseli F. 
Demetrias atricapillus L. 
Ditomus calydonius F. 
Dorytomus longimanus Forst. 
Epicometis squalida Poda. 
Epilachna angusticollis. 
Gonocephalum pusillum F. var. 

meridionalis Kúst. 
Harpalus servus Duft. 
Hydrophilus piceus L. 
Hypera punctata F. 
Lamia textor L. 

Metahletns obscuroguttatus Duft. 
Mylabris rufimana Schh. 
Olocrates ahhreviatus OÍ. 
Omálium casum Grav. 
Oxythyrea stictica L. 
Pkyllobius Pomona OÍ, 
Phyllotreta nigripes, 
— vitula Redt. 



(1) Véase la página 84 de este BolklÍn. 



Digitized by VjOOQIC 



m 



SOCIEDAD ARA(k)N¿SA 



Platynaspis luieorubra. 
Psylothfix cyaneus Oliv. 
Psylliodes obscura, 
Scarahaus punctícoUis Latr. 
Sitona humsralis Steph. var. di- 
scoidea. 
Stenusater Mannh. 



Ortópteros 

Forficula auricularia L. Larvas. 

Gryllus desertus Pall. var. mdas 
Charp. Muchas ninfas y va- 
rios adultos. Las $ $ con élitros 
notablemente largos (7 ™™.» 
siendo el at>domen de 10). 



Neurópteros 

Düar saldubensis Navas» sp. n. Envergadura 13 °^">. Especie 
parecida al Düar parthenopaus Costa. Difiere en los caracte- 
res siguientes: i.^ la cabeza es testácea, con pinceles de pe- 
los en los estemas; 2.° los apéndices laterales de las antenas 
son algo más largos que los artejos en que se implantan; 
3.^ los pelos de las alas son testáceos; 4.^ las alas posterio- 
res tienen manchas en toda su extensión. 

Emtía Solieri Ramb. 



Hlmenópteros 

Allantus Dusmeti Konov. Nue- 
vo para Aragón. Citado has- 
ta ahora solamente de Cas- 
tilla (Ribas, Alcalá, Madrid, 
Villaviciosa, Pozuelo). 

Apis mellifica L. 

Aihalia rosa L. 

Bomhus Urrestris L. 

Cephus pygmaus L. 

Crematogaster Sckmidti Mayr. 
var. Auherti Era. 

DoUrus puttcticolUs Thoms. 

Osmia Latreilki Latr. 

Oxyopomymiex Saulcyi Em. var. 
Cabrera For. 

Podalirius senescens L. 



Tapinoma erraiicum Latr. 
Lepidópteros 

Harpyia vintUa L. (ex larva) 
Papilio Podalirius L. var. Fei- 

sthanuli Dup. 
Pieris Daplidice L. 
Saturnia pyri SchifL 
Vanessa lo L. 
Varios microlepidópteros. 

Hemfpteros 

Beosus luscus F. 
Calypionotus Rolandri L. 
Carpocoris fuscispinus Boh. 

— lúnula F. 
Coranus griseus Rossi . 
Corizus crassicornis L. 
Emhlethis verbasci F. 



Digitized by VjOOQIC 



Í)E CIENCIAS NATURALES 



135 



Eurydema omatum L. 
Genis paludum L. 
Lopus sukatus Hahn . 
Lygaus equestris L. 

— punctatoguttatus F. 

— saxatüis Scop. 
Macceveihus errans F. 
Mtcrdytrafossulamm Rossi. 
Nefa dntrea L. 
Notonecta glauca L. 
Oncocephalus notatus Klug. 
Palomena viridula var . torquata F, 

Adonis citrina Hoffm. 
Aüium roseum L. 
Afyssum campestre L. 
Androsace máxima L. 
Asperugo procumhens L. 
Astragalus macrorrhizus Cav. 
BeUevalia comosa L. 
Bellis perennis L. 
BiscuteUa auriculata L. 
Clypeola lonthlaspi L. 
Ceratocephalus falcatus Pers. 
Cynoglossum pictum Ait. 
Ecballium Elaterium L. 
EcHnaria capitata L. 
£ni^ vesicaria L. 
Euphorhia helioscopia L. 

— P^/Zws L. 

— serrata L. 
Hedypnois crética Willd. 
Helianthemum intermedium Thib. 
Hippocrepis comosa L. 



Phymata monstrosa F, 
Pseudophkeus Falleni Schill. 
Pyrrhocoris apterus L. 
Ranatra linearis L. 
Stenocephalus agilis Scop. 

Dípteros 
Qhrysotoxum intermedium Mg. 
Melithreptus pictus Mg. 
— scriptusL,. 
Parargus bicolor F. 
Pelletaria tessellata Mg. 
Syritta pipiens L . 

NT A S 

Hyoscyamus niger L. 
Hypecoum procumbens Asso. 
Lamium amplexicaule L. 

— purpureum L. 
Latkyrus Aphaca L. 

— tuberosus L. 
Lithcspemmm arvense L. 
Malcomía africana R. 6r. 
Marrubium supinum L. 
Osyris alba L. 
Papaver hybridum L. 
Paronychia argéntea Lana. 
Plantago albicans L. 

— Psyllium L. 
Ranunculus atvensis L. 
Reseda Pkyteuma L 

— s/rúrto P. 
Scandix pectén- Veneris L. 
Spergularia media Pers. 
Tamarix hispánica Boíss. 
Teucrium gnaphalodes Vahl. 



Digitized by VjOOQIC 



S SOCIEDAD ARAGONESA 

MINERALES Y ROCAS 

isca ferruginosa. Caliza pisolítica amarillenta. 
;a compacta amarillenta. — — rosácea. 

;a compacta blanca. Conglomerado silíceo con veta 

— gris. de digisto. 

— veteada. Yeso blanco granudo, 
fosilífera con una con- — laminar. 

a bivalva. — rojo fibroso. 



SECCIÓN BIBLIOGRÁFICA 

NATIVOS RECIBIDOS PARA LA BIBLIOTECA DB LA SoCIBDAD 

s de Xaxárs{]osepl/l^)'-DeRivAS á Nuria. Coleópters 
d* una excursió entomológica. Barcelona, 1901. 

(Donativo det autor) 

T»> (D. Ricardo J.)— Un insecto nuevo 6 poco conocido. 
Barcelona, 1884. 
— Ensayo para la monografía de los coleópteros meloí- 
dos indígenas con aplicación á las ciencias médicas. 

Zaragoza, 1882. (Donativo del autor) 

án (D. Demetrio) y Moyana (D. Pedro),— Memoria del 
Concurso regional de ganados celebrado en Zaragoza 
del 18 al 20 de Octubre de 1900. Zaragoza, 1901. 

(Donativo de los autores) 
A CAMBIO 

aldo de la Fí/mwarw. — Números 9, 10. 

lleii del Centre excursionista de Catalunya, - Náms. 86 y 87. 

lleti de la Institució Catalana d' Historia Natural. Núme- 
ro II. -Nova forma d* iHelixt, Paul Fagot. 

'.6n y Fí. -Junio, 1902.— El observatorio astronómico, 
geodinámico y meteorológico de Granada, J. Granero. 

Clínica Moderna. -Núm. 3. -Notable caso de teratoma, 
Borobio Díaz y Ranióny Cajal (P.) 

Tip. lí. EsCAB, San Miguel, número 12. Zaragoza 



Digitized by VjOOQIC 



Tomo t Jallo de 1902 Núu. 7 



BOLETÍN 



DE LA 



Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales 



SECCIÓN OFICIAL 



SESIÓN DEL 2 DE JULIO DE 1902 



Presidencia de D. Rleardo J. Górrlz 

Por ausencia del Sr. Secretario hace sus veces el Vice- 
secretario Sr, Azara, 

Abierta la sesión á las dieciocho y media con la asis- 
tencia de los señores Azara, Gaspar, Górriz, Laplana, 
R. P. Navas, Ríus y Casas, fué leída y aprobada el acta de 
la anterior y se trataron los asuntos siguientes: 

Socio admifi4o.^Fué admitido co^io numerario D. De- 
metrio Qalán, catedrático de la Escuela de Veterinaria de 
esta capital, propuesto por el Sr. Górriz. 

Comumcaciones.^ Se dsi cuenta de un B. L. M. muy atento 
del Sr. Secretario del Ayuntamiento de Valdealgorfa (Teruel) , 
recibido juntamente con un ejemplar de título de hijo adop- 
tivo de la citada población á favor del ilustre botánico don 
José Pardo Sastrón. Leído el documento, que fué muy grato 
para la Sociedad, el Sr. Górriz dedicó palabras de encomio 
para el Ayuntamiento de Valdealgorfa por haber realizado 
acto tan culto en favor del digno Presidente de esta Sociedad 
Aragonesa de Ciencias Naturales, y se acordó felicitar 
al Sr. Pardo por tan merecido como honroso título. 

—El Sr. Gaspar da lectura á una comunicación acerca 



Digitized by VjOOQIC 



t^S 8OÓIÉDA0 ARACÓNBSA 

del volcán de la Martinica en el Monte Pelado y i otra soive 
la digestión de algunas aves. 

Léense algunos párrafos de una carta del Sr. Stuart, en 
la que manifiesta que las doctrinas emitidas por él en este 
Boletín sobre el volcanismo son reconocidas por los geó- 
logos franceses y la Sociedad le felicita por el éxito alcan- 
zado por sus descubrimientos científicos. 

Son examinadas las pruebas del título que ha de entre- 
garse á todos los miembros de la Sociedad, y se aprobó con 
ligeras modificaciones. 

Se escuchó con gratitud la carta del Sr. Maluquer, en la 
que manifiesta el afecto de la InsiUució CataUma de Historia 
Natural hacia nuestra Sociedad, á la cual envió los números 
del Boleiin que aquélla había publicado el año pasado. 

Se nombró una comisión compuesta por los Sres. Górriz 
y Ríus para que en nombre de la Sociedad felicite al socio 
Sr. Arcaya por su reciente nombramiento de Director del 
Instituto de Zaragoza. 

Se autorizó al jurado que ha de examinar las colecciones 
enviadas para el concurso para que pueda conceder algún 
accésit de 25 pesetas si aquéllas lo merecen. 

Se aceptó, con especial agrado, el ofrecimiento del socio 
M. Tonglet, especialista en musgos, para colaborar en 

el BOLRTÍN. 

También se oyó con gusto el cambio de publicaciones 
que otorga á nuestra Sociedad la Smühsonian InstUution 
de Washington. 

El Sr. Azara dio lectura á la Crónica cientifica y después 
de tratarse de otros asuntos de gobierno interior se levantó 
la sesión á las diecinueve y media. 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES I39 

COMUNICACIONES 



seísmos y ElUrCIONES VOLCÁNICAS lEL ARO ACTUAL 

POR D. Graciano Silván 



(OOIICLUBIÓN) 

5 de mayo, — A las 5^ 45*^, aproximadamente, se sintió en 
Murcia un fuerte terremoto que resintió algunos edificios é 
hizo desplomarse parte de la cruz de piedra que corona la 
puerta de la catedral. La mayoría del vecindario despertó 
sobresaltado, los animales asustados corrían atropellada- 
mente, y algunas personas aseguraron haber visto oscilar 1« 
torre de la catedral. De la próxima sierra de Fuensanta se 
desprendieron enormes peñascos, y el agua de algunas ace- 
quias fué lanzada fuera á distancia. 

En Alberca la escuela y la iglesia se cerraron por ame- 
nazar ruina. En el pueblo de los Barros llegaron rodando 
peñones de la sierra inmediata. El santuario de Fuensanta 
quedó resentido. - En Orihuela se dejaron sentir también 
los efectos del temblor. 

Parece ser que tenía una dirección, no bien precisada, de 
E. á W. y su duración excedió de 8*. A las 3^ de la mañana 
se había sentido otro temblor de menor intensidad. 

biemayo.^Q\X9L vez volvió i ser nuestra patria teatro 
de las dislocaciones terrestres, y á las 3^ de la madrugada 
una onda seísmica recorre el S. W. de Francia, y N. y E, de 
la Península, en dirección aproximada de N. á E. En el sis- 
mógrafo de Grenoble aparece registrada á las 3^^ 4»^ 49* 
tiempo de París, y 41^ después se deja sentir en Burdeos, 
con duración de 3* y fuerza bastante para remover las si- 
llas y hacer retemblar los lechos. 

Casi i la misma hora se dieron cuenta del seísmo en 
Floirac; en Tarbes, Bagneres-de-Luchon y Lourdes se de- 
jó también sentir claramente la oscilación, y lo mismo en 



Digitizedby VjOOQIC ' ^ 



140 SOCIEDAD ARAGONESA 

Agen, donde pareció ser de abajo á arriba; en Bayona 
también con ascenso y descenso, con dirección de Este 
á W. y duración de 15'; en Olorón, dónde se advirtieron 
las sacudidas, una de ellas muy fuerte y de lo» de dura- 
ción, en Hendaya, y, en una palabra, en toda la región de 
los Pirineos. 

En España se advirtió el fenóo^eno casi á la misma hora 
(no fácil de precisar por razones que á todos se alcanzan), 
y con no muy grandes diferencias de intensidad. En Irún, 
San Sebastián, Vitoria, Laguardía, Tafalla, Pamplona, 
Cascante, Estella, Lodosa, Calahorra, Zaragoza, Huesca, 
Barbastro, Barcelona, Tarragona y otros muchos pun- 
tos, se dejaron sentir las sacudidas con fuerza bastante 
para producir la trepidación de puertas y lechos, des- 
pertándose en casi todas las poblaciones buena parte de sus 
habitantes. 

En Pamplona las sacudidas fueron lo bastante intensas 
para tocar algunas campanas y parar algunos relojes de pa- 
red; el fenómeno, que se notó de E. á W., iba acompañado 
de ruidos subterráneos y pareció sentirse más en las casas 
próximas al río Arga. En Huesca fué también bastante in- 
tenso. 

En Zaragoza lo advirtieron muchas personas, aunque la 
mayoría de ellas no se dieron verdadera cuenta del fenóme- 
no. Los cuadros colgados de las paredes chocaban contra 
ellas, y alguien asegura haber sentido tocar los timbres de 
su casa. De Aragón tengo noticias de que se verificó aparte 
de los pueblos ya citados y los de los Pirineos, en Mallén, 
Alagón, Magallón, Calatayud, AngQés y otros. 

8 de mayo. — Este día á las dieciséis se produjeron fuer- 
tes sacudidas en Elche y Alicante, de hasta 15' de duración. 
En Elche fueron bastante violentas, y en Alicante, pareció 
advertirse más el fenómeno en la parte baja de la población. 

Aunque sea contraviniendo á la norma que me impuse, 
merecen consignarse al lado de los seísmos de estos días, 
los fríos extraordinarios que les acompañaron y siguieron: 
¿Tenían alguna relación de concausa con los seismos? Me- 
teorólogos de valía se inclinan á la negativa, pero muchos 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES I4I 

físicos y astrónomos creen ser íntimo enlace y citan otros 
varios hechos en favor de su aserto. 

20 de mayo, — Ligeros temblores se advierten en S. Agus- 
tín (Florida) entre las 9** y 12*^ de la noche; las sacudidas 
fueron varias, con intervalos de 3™ aproximadamente y 
acompañadas por detonaciones semejantes al ruido de ur 
cañoneo lejano. 

23 de mayo. — En la villa francesa de Olorón y su distritc 
vuelven á advertirse varias oscilaciones, y se desprender 
vapores del lago Estaes. 

25 de mayo (?). — Por esa fecha se registra en Villanoví 
da Guía, próxima á Oporto (Portugal) un horrible ciclór 
que troncha árboles y causa otros desperfectos y daños; a 
mismo tiempo que se dejan sentir ruidos subterráneos, se 
abren grandes grietas en el suelo é invade la atmósfera un^ 
nube de humo rojo. 

26 de mayo. — Se nota en Temesvar (Hungría) un tembloi 
que aterra á los habitantes de la comarca, sin que se regis 
tren accidentes desgraciados.. 

29, 30^ 31 de mayo, — Varias sacudidas en diversos pun- 
tos de Grecia. 

No creo con eso haber citado todos los seismos adverti 
dos en las regiones ya citadas durante los cinco primero: 
meses del año, pero sí la mayoría y los más principales. 

Erupciones, — En los primeros días de enero se advierte li 
gera actividad en el Vesubio, con escape de llamas internas 
y explosiones de lava y rocas proyectadas al exterior aun 
que sólo hasta los bordes del cráter. 

12 de febrero, — Los fuertes terremotos del Cáucaso regis 
trados en esta fecha fueron acompañados de manifestacionei 
volcánicas, y cerca del poblado de Marazy, á 33 K.*»» á{ 
Chemakha hubo violentas erupciones volcánicas en tres lu 
gares visibles, muy bien á 12 K.™« de distancia. Ofrecíar 
esas erupciones el aspecto de una corona de humo coro 
nada por un fuego eléctrico; además al lado se formó un^ 
cueva donde bullían materias eruptivas. De varios pun 
tos en la vertiente N. de los montes Kopitche se formaroi 
manantiales de nafta puro. 



Digitized by VjOOQIC 



142 SOCIEDAD AIUGONESA 

Todo .eso relacionado con los seísmos hizo considerar á 
éstos como de origen volcánico. 

8 de mayo. — Esta fecha marcará en la Historia la mayor 
de las catástrofes que han asolado la isla de la Martinica, 
tan combatida por los agentes teláricos internos y externos, 
y una de las más terribles ocurridas en el mundo. 

Hacia el 23 de Abril se advirtieron en la Martinica los 
primeros signos de actividad en el volcán Monte Pelado, 
extinguido al parecer desde su última erupción en 5 de 
Agosto de 1 85 1. El pequeño lago que dormía tranquila- 
mente sobre el tcráter de los Palmistast desapareció, comen- 
zaron á sentirse temblores y ruidos subterráneos, y en la 
noche del 3 al 4 de Mayo, comienza el volcán su erupción 
arrojando sobre la montaña y campiñas circundantes, gran- 
des cantidades de cenizas, que obligan á los habitantes á 
huir para refugiarse en Santa Filomena, San Pedro y otros 
puntos. 

Creyóse, sin embargo, que la erupción sería de poca im- 
portancia, pero el día 5 las factorías de la casa Guerin fue- 
ron destruidas, pereciendo en ellas 150 personas. 

El día 6 comunica el gobernador de San Pedro al minis- 
tro de las Colonias que un torrente de cieno ardiente des- 
ciende por la ribera del río Blanco destruyéndolo todo, y 
alarmado el vecindario |>or tales síntomas y con los aterra- 
dores ruidos subterráneos huye en parte de la ciudad y sólo 
se aquieta con las seguridades del gobernador y los geólo- 
gos sus asesores, de que nada tenían que temer. 

¡Grande y lamentable fué su error! El día 8, á las 7** y 
50°^, el enorme esfuerzo de los gases interiores, logra rom- 
per las paredes del cráter, vence los obstáculos que se opo- 
nen á su salida y lanza á la atmósfera una verdadera lluvia 
de lava, escorias y cenizas incandescentes, que destruyen en 
pocos minutos la ciudad de San Pedro. La espesa lava del 
volcán no sólo corre en torrentes por las laderas de la mon- 
taña, sino que explota y se esparce á su salida, formando 
una lluvia de fuego. 

Las trepidaciones del suelo y los ruidos subterráneos se 
extienden por toda la isla y llegan á la Dominica y Guada- 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES I43 

lupe por el N. y á las islas de Santa Lucía, San Vicente y 
Trinidad por el S. Los volcanes de toda esa serie, los de 
Centro América y los de Europa, denotan signos de activi- 
dad, y la Sulfatara comienza una erupción que tiene ala isla 
de Santa Lucía en conmoción constante, y cuyas cenizas 
llegan por el S. £. hasta la Barbada. 

La erupción del Monte Pelado y la Sulfatara continúan 
todo el mes de mayo, con varias recrudescencias el 20, 26 
y 3O9 y lluvias de cenizas se extienden en la Martinica hasta 
Fort-de-France, introduciendo grande alarma entre sus 
habitantes, que no fían nada en la ciencia de los hombres. 

¿Tienen relación todas esas actividades endogénicas? 
Indudablemente, me atrevo á contestar y conmigo contesta- 
rán todos. ¿La tienen también con los temblores casi simul- 
táneos de Europa? Lapparent añrma que no, y yo, respe- 
tando opinión tan autorizada, ni añrmo ni niego, porque ya 
se ha visto por muy dolorosa experiencia, cuan aventurados 
suelen ser los juicios categóricos en terreno tan inseguro. 

Como fenómenos sincrónicos con la erupción podemos 
citar el seísmo registrado el día 7 como de origen lejano, en 
la isla de Wight, Edimburgo y otras estaciones inglesas y 
las perturbaciones magnéticas advertidas en los instrumen- 
tos del observatorio francés de Val Joyeux, que. por su hora 
pueden considerarse como simultáneas de la erupción. 

Los demás fenómenos observados son de índole análoga 
á los advertidos en otras erupciones y hasta, como en mu- 
chas de éstas, podrían atribuirse á ella algunas lluvias de 
polvo, cual la registrada en Berna á fines de Mayo. 

Con esto doy fin á este trabajo y ruego al terminarlo que 
algún señor Socio, de los competentísimos en Geología 
con que la Sociedad cuenta, amplíe estos datos con ob- 
servaciones anteriores y posteriores, y los enlace debida- 
mente para darnos más clara idea de la extraordinaria acti- 
vidad volcánica que agita las regiones terrestres del gran 
círculo de depresiones, en cuya proximidad nos encontramos. 

Zaragoza 1 de junio de 1902. 



Digitized by VjOOQIC 



Í44 áOCIBbAb ARAÓONE^A 

CATÁLOGO Ó ENUMERACIÓN 

DE US PUNTAS DE TOBBECIUA DE ALCARIZ 

asi espMiühieas como cnltíyadas 

POR D. José Pardo Sastrón 



{ContiHuacióH) 

121. D. virgineiis L. — Un solo pie con el anterior. Rizo- 
cárpica. Junio. 

122. D. eaFyophyllas L. — Clavelina. Cultívanse algunas 
variedades que se distinguen por el matiz y tamaño de sus 
flores, etc. Rizocárpica. Junio, pero se ven flores casi todo 
el año. 

123. Dianthiis Bpoteri Boiss. Reut. D. Valentinus Willk. 
D. superbus Asso. — No es común. En el camino de la Co- 
doñera. Rizocárpica. Junio. 

124. D. barbatus L. — Claveles de ciento en un pie. Cultivada 
generalmente como planta de adorno. Rizocárpica. Mayo. 

Se propaga muy bien por esquejes. Siempre es doble y 
sus flores rojas. 

125. D. aggpegatus Poir. — Cultivada por sus bonitas 
flores sencillas pero amontonadas y de varios colores. Rizo- 
cárpica. Mayo. 

126. D. ehinensis L.— Cultivada como planta de adorno. 
Anual. Junio. 

127. Buffonia tenulfolia L. — Común á orillas de los ca- 
minos; por ejemplo en la Cruz de los huertos. Anual. 
Junio. 

Abre sus flores al mediodía. 

128. Alsine tenulfolia Crtz. — En los ribazos sombríos. 
En la Chanera. Anual. Abril. 

129. Arenarla serpyllifolia L.— Común en los ribazos . 
Anual. Abril. 

130. A. modesta Duft». — Común entre los romeros del 
monte. Anual. Mayo. 



m?^- Digitizedby Google 



toÉ CIENCIAS NATURALES I45 

131. Stellaria media Vill. — Abunda en los campos, es- 
pecialmente en la huerta. Anual. Enero. 

Sus semillas las comen con afición los canarios. 

132. Holosteum nmbellatum L. — Común en los ribazos 
y márgenes. Anual. Marzo. 

133. Cerastium perfoliatam L. — Muy rara. Eñ los sem- 
brados. Cerca de la caseta del Melonero. Anual. Abril. 

La semilla debe venir con la de trigo ó cebada; pero no 
se propaga. 

134 C. glutinosum Fp. — Común en los ribazos. Anual. 
Febrero. 

135. C. Gayanam Boiss. — Abunda con la anterior. 
Anual. Primavera. 

136. Spepgularla salsuginea FpI. Sp. diandpa Heldp.— 
Arenaria rubra var. á Ch. Común al borde de los caminos, 
alrededor de la población. Anual. Mayo. 

Preconizada para las enfermedades de la vejiga. 
Flores róseas que se abren cerca de mediodía. 

Familia ii.* Líneas 

137. Linum stpletum L. — Común en los ribazos. Anual. 
Mayo. 

138. L. mapitinum L. — Rara. En el cajero de la acequia 
del Rodrigacho, donde se juntan las aguas del río y de las 
fuentes. Anual. Mayo. 

139. L. suffputieosum L. L. tenuifoliiim Asso. — Comu- 
nísima en los montes hasta el punto de molestar la vista el 
conjunto de sus flores, que son muy blancas, en las horas de 
mucho sol. Caulocárpica. Mayo. 

140. L. Narbonense L. — No es raro en los ribazos. Ri- 
zocárpica. Abril. 

141 . L. angustifolium Huds. — Rara. Rizocárpica. Mayo. 

142. Llnum usitatissimum h.—Lino. Cultivado muy en 
pequeño, se hace casi espontáneo. Anual. Junio. 

143. L. eathaptleum L. — ^Abunda á orillas de nuestro río 
Mezquín, en un solo sitio, cerca y debajo del azud de la 
Cruz alta. En Villarluengo la llaman Cantüagua y usan su 
cocimiento para los dolores de vientre. 



Digitized by VjOOQL'^ v, '^fe 



*iS2 



146 SOCIEDAD AKAGOKBSA 

Familia 12.* Malváceas 

144. Malva trífida Cav.— Abunda en algunos ribazos, 
por ejemplo en la Val de Olivar. Anual. Abril. 

145. M. sllvestrls L. — Malva. Común en campos y ca- 
minos. Bienal. Abril. 

146. M. rotondlfolla L. — Común con la anterior. Anual, 
Rizocárpica. Abril. 

Confúndese esta especie con la anterior y aun con las dos 
siguientes que son menos comunes, usándolastodas indistin- 
tamente (las hojas) para confeccionar cataplasmas emolien- 
tes, con el nombre genérico de Malvas. También usan las 
flores en tisanas, etc. 

147. M. Nleseensis áll. — Rara. Hacia las eras altas. Bie- 
nal. Mayo. 

148. M. papvlflora I. — No es rara á orillas de los ca- 
minos y en los huertos, por ejemplo yendo á la Cruz de los 
huertos. Bienal. Mayo. 

149. Lavatera trlmestrls L.— Cultivada por sus gran- 
des flores blancas ó de color de rosa. Anual. Bienal. Mayo. 

150. Lavatera arbórea L. — Malva marina. Se cultiva y 
se hace espontánea en los huertos. Bienal. Mayo. 

Planta bienal que alguna vez dura más años. Más fre- 
cuente es el que se hiele el primer año sin llegar á flo- 
recer. 

Sus flores se recogen con comodidad para el uso mé- 
dico por su gran tamaño y buenas propiedades. También 
usan las hojas. 

151* Althsea offlelnalis L. — Malvavisco. Es espontánea, 
pero sólo prospera en ios huertos; porque en otro terreno se 
la persigue hasta acabar con ella. Rizocárpica. Junio, 

Podría fácilmente y con provecho explotarse el cultivo 
de esta planta para proporcionar raíces al comercio con des- 
tino á usos medicinales, puesto que hoy creo que el comer- 
cio se provee de países extranjeros. 

Muy buscadas sus raices, especialmente para confeccio- 
nar cataplasmas emolientes. 



Digitized by VjOOQIC 



ÜE. CIENCIAS NATURALES 147 

152. A. hirsuta L. —En algunos ribazos. En los Gines- 
tales. Anual. Mayo. 

153. A. rosea Cav. — Malva-rosa, Se cultiva y hace espon - 
tánea en los huertos y sus cercanías. Rizocárpica. Junio. 

La hay con flores dobles y de varios colores. 

154. Hiblseus Frionum L. — Rara antes, pero hoy abun- 
da en la Val ó Valle de la fuente del pueblo. Anual. Julio. 

Familia 13.* Geraniáceas 

155. Geranium disseetnm L. — Muy común especial- 
mente en la huerta. Anual. Abril. 

156. G. molie L. — Vulgar en todas partes. Anual. Marzo. 

157. G. Robertianum L. — Se halla de vez en cuando á 
orillas de los campos, por ejemplo en el barranco Mancu- 
rro. Anual. Abril. • 

158. Epodinm malaeoldes Willd.— Común en cualquier 
parte. Anual. Marzo. 

159. E. eieonlum Willd.— Frecuente en terreno culti- 
vado. Anual. Marzo. 

160. E.CieutaFiam Herit. — Común con la anterior. 
Anual. Enero y mucha parte del año. 

Peines de bruja lli^man los chiquillos á la reunión de frutos 
de esta especie y de la anterior; y á los carpelos separados 
uno á uno y ya secoSi que clavados en los vestidos se en- 
roscan decididamente sobre sí mismos, los llaman Relojes. 

Familia 14." Hipericíneas 

161. HypeFieum perforatum L. — Hipericón, Abunda en 
los bordes de los campos, especialmente en la huerta. Rizo- 
cárpica. Junio. 

Distínguense desde lejos sus grandes y abundantes flores 
amarillas. — Las hojas miradas al trasluz, parecen cubiertas 
de finas picaduras de alfiler. 

Planta medicinal vulneraria, que también se usa al inte- 
rior como atemperante en algún pueblo. 

162. H. tetraptemm Ff. — Abunda y se confunde con el 
anterior. Rizocárpica. Junio. 



Digitized by VjOOQIC 



148 SOCIEDAD ARAGONESA 

163. H. tomentosum L. — En los brazales de la hue 
siempre en sitios húmedos. En los GinestaUs. Rizocárp 

mió. 

Familia 15.* Sapindáceas 

164. Cardiospermum halieaeabain L. — Cultivada ec 
uerto. Anual. Agosto. 

Planta de adorno. 

Familia 16.* Ampelídeas 

165. Vitls vinifera L. — Parriza á la espontánea nacida 
e semilla. Esta, si fructifica, los frutos no sazonan; porque 
o reciben cultivo alguno, ni menos poda. Cepa á la cultivada, 
e la que distinguen bastantes variedades. Así dicen un 
aimpo de cepas, en lugar de decir una viña. Parras llaman á 
i de los huertos. Se cultiva bastante en grande. Caulocár- 
ica. Mayo. Junio. 

El vino apenas es mediano en lo general; pero eso se 
ebe al abandono con que se miran las buenas prácticas 
»ara su confección. 

Algunos pocos propietarios, ya tienen buenos vinos; pero 
nicamente para el consumo de su casa. Lo cual quie- 
s decir que todos podrían tenerlos si pusieran los medios 
ara ello. 

Diremos los nombres de algunas variedades de uvas de 
is que se cosechan en esta población: 



UVAS NEGRAS 



UVAS BLANCAS 





Bn Imm vlftaa 




Sn Ittm vlfiaa 


1. 


Viñaderas ó Morafitel. 


10. 


Prasiantes. 


2. 


Benedictos. 


11. 


MoracheUas. 


3. 


Plantaallozas. 


12. 


Palot. . 


4. 


Garnachas. 


13, 


Panseras. 


5. 


Cneros daros. 






6, 


Miguel de Arcos. 




Bn los liaertofl 






14. 


Moscatel. 




Bn lofl liaeFlos 


15. 


Pansa valenciana. 


7. 


Royales. 


16. 


Bromes. 


8. 


Argelinas. 




Y otras. 


9. 


De San Jerónimo. 




(Continoará.) 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES I49 

LA GRIPPE EN ZARAGOZA 

POR D. Ricardo Royo 



Conclusión (1) 

¿Oídles son los caracteres clínicos de la grippe? 

Los caracteres clínicos de la grippe sobre los cuales de- 
bemos fundar su conocimiento clínico para no caer en el 
grave defecto de apellidar de aquel modo procesos que nada 
tienen que ver con la infección Pfeifferiana, mientras nos 
pasan desapercibidas algunas formas diagnosticadas con 
otro nombre son, en resumen, los siguientes: 

i.^ La naturaleza específica de la grippe. 

2? La preponderancia respiratoria de sus fenómenos. 

3.^ La invasión brusca. 

4.^ La remisión casi absoluta de la fiebre del cuarto al 
sexto día, para reaparecer de nuevo. 

5.<* La astenia considerable que se apodera del enfermo 
desde el principio. 

6.^ La existencia invariable de un enantema faríngeo y 
laríngeo. 

7.^ El aspecto húmedo y amplio de la lengua á pesar 
de las temperaturas más altas y de las localízaciones intes- 
tinales más intensas, las cuales no son bastante á secar, 
resquebrajar, fruncir y ensuciar la lengua, que aparece 
siempre opalescente en su centro y rosada en los bordes. 

8.<> La presentación de un exantema eritematoso. 

Cualquier afección, por parecida que á la grippe sea, si 
no va acompañada de fenómenos torácicos, tales como tos 
y expectoración, no es grippe. 

Del mismo modo no lo será tampoco sí, aún cuando haya 
fenómenos torácicos, no se encuentre en los productos de la 
expectoración el bacilo de Pfeiffer. 

Tampoco es grippe lo que principia poco á poco con la 
lentitud de la bronquitis ordinaria, tifoideas, tuberculo- 
sis, etcétera. 

(1} V^ate el núm. 1 de este BolktíiTi pág. 11, y el 3, pAgt. 89 y siguientes. 



Digitized by VjOOQIC 



150 SOCIEDAD ARAGONESA 

Muchos romadizos, pulmonías y broncopneumonias, 
pueden confundirse con la grippe, pero á parte del bacilo es- 
pecífico, falto siempre en aquellas infecciones, no existe en 
ellas la remisión febril del i.^al6.^ día, con reaparición hiper- 
térmica subsiguiente, como tampoco son de notar la astenia 
precoz y duradera mucho tiempo después de la enfermedad, 
el aspecto de la lengua y la angina flictenular característica* 

Muchas meningitis pueden estimarse como formas ner- 
viosas cerebrales de la grippe, pero en aquellas son raros los 
signos respiratorios y en éstas aun cuando los fenómenos 
nerviosos de abatimiento y cefalalgia sean muy intensos, 
siempre sacan la cabeza por encima de ellos los signos torá- 
cicos, Ssicos y funcionales y la remisión febril, la lengua 
húmeda á pesar de la infección, la garganta grippal y el ba- 
cilo de Pfeiffer, se presentan siempre mientras que siempre 
faltan en aquellas. 

Lo mismo he de decir de la tifoidea con relación á la 
forma abdominal de la grippe. Claro es que en la fiebre ti- 
foidea suelen presentarse con mucha frecuencia fenómenos 
respiratorios que pueden hacerla confundir con aquella for- 
ma grippal, pero en la tifoidea siempre domina lo intestinal 
á lo bronquial, mientras en la grippe cualquiera que sea su 
forma siempre el catarro respiratorio específico, por peque- 
ño que sea domina á lo abdominal por intenso que se pre- 
sente; en la tifoidea lo respiratorio no se presenta hasta el 
segundo septenario, mientras en la grippe lo respiratorio 
abre la escena; en la tifoidea la fiebre tiene su curso carac- 
terístico de oscilaciones ascendentes, estacionarías y des- 
cendentes, mientras en la grippe no existe nada de reg^ari- 
dad en su proceso; la fiebre, es además en la tifoidea de 
principio lento, mientras en la grippe es de comienzo brusco, 
la remisión casi absoluta de un día en la grippe, no existe 
en la tifoidea; la reacción aglutinante del suero de la sangre 
del tifoideo, se presenta con el cultivo puro de bacilos de 
Ebhert, mientras en la grippe se presenta con el cultivo de 
bacilos de Pfeiffer; la lengua seca de la infección eminente- 
mente abdominal, contrasta con la lengua húmeda de la 
infección principalmente torácica. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 15I 

^QuS medios dtben aconsejarse para evitar la grippe? 

Impedir que nadie escupa en el suelo ni en pañuelos de 
ningún género. Al igual que se hace con los tuberculosos 
aconsejo á los enfermos de grippe como á todos los que 
escupen de los enfermos cuyo germen contagioso está en los 
exputos que escupan en una escupidera de bolsillo como las 
de Detveiller, que deben llevar siempre consigo. Por este 
medio se evitará que su grippe se extienda á los demás. 

Esto, por lo que se reñere á los enfermos, para no perju- 
dicar á los sanos. 

Por lo que se refiere á los sanos para precaverse de los 
enfermos, prescribo las irrigaciones nasales, colutorios y 
gargarismos con una solución antiséptica de tbimol ó de 
otra substancia parecida, cuyos lavados de mucosas lle- 
varán á cabo siempre que salgan de casa, después de cada 
comida y al acostarse. 

Tengo la idea de que la mayor parte de las enfermedades 
adquiridas por gérmenes autóctonos ó sean los que llevamos 
en nuestros propios humores y excreciones, se toman du- 
rante el sueño, en cuya fase de la vida no sólo está dismi- 
nuida extraordinariamente la vida de relación sino la vege- 
tativa y, por consiguiente, las funciones tróficas de los 
tejidos, fagocíticas y toctericidas en general. 

¿Cómo impediremos la hroncopneumonia grippal? 

Hemos dicho que cuando la grippe mata lo hace por el 
pecho y todavía más porbroncopneumonía, precisamente de 
aquí que más interés que el tratamiento de la grippe misma 
sea el apropiado para impedir la presentación de la bron- 
copneumonía, sin la cual todos los enfermos de grippe se 
curarían. 

Para impedir la broncopneumonía no hay mejor cosa 
que tratar bien la grippe. 

Con este objeto recomendamos el darse por enfermo tan 
pronto como se note la menor molestia acompañada de 
fiebre y sin andarse en valentías ni arriesgarse por nada, 
guardar cama desde el principio; tomar un purgante salino, 
ponerse á dieta de leche, caldo, vino y toda el agua que se 
apetezca, hacer una aplicación de iodo ó mejor de poma« 



Digitized by VjOOQIC 



152 SOCIEDAD ARAGONESA 

da estiviada en todo el tórax, tomar jarabe de fbiosal una 
cucharada cada dos horas, consumir al día cien gramos de 
una poción tónica donde entre el alcohol, la quina, la di- 
gitalina y el café y engullir cada cuatro horas en la leche 
un gramo de salicilato de sosa y medio gramo ó 25 centi- 
gramos de antipirina. 



UNA EXCURSIÓN SIN SAUB DE CASA 

POR D. Miguel Cuní y Martorell 



Les insectes ne sont nn petit ob- 
jet qae jponr ees hommegdís^rA- 
cids. qni Jg:norent profondement 

a a* il n* est rien de petit dans la 
fatnre, et qn'ane mítepeat absor- 
ber tontes les conceptions da gé- 
oieleplasétendn. 

M. BoifNBT. (Ettvres completes, 
Tom. X. 

Al regresar tres aficionados al estudio de la Entomolo- 
gía, de una excursión verificada por la parte de San Iscle de 
Vallalta, deseando descansar de nuestras fatigas, nos diri- 
gimos á casa de un amigo, situada en una de las principales 
poblaciones de la costa de Levante. 

Recibiónos cordial mente, invitándonos á comer; y mien- 
tras reposábamos sentados en una sala de los bajos de la 
casa, nos entregamos á familiar y animada conversación 
disertando, como es de suponer, sobre asuntos de Historia 
Natural. 

El de mayor edad de entre nosotros, que actuaba de 
maestro nos decía: fSí, señores; así como la Historia de las 
naciones nos presenta intrépidos exploradores, de alma 
fuerte y varonil que, con tal de descubrirse nuevos territo- 
rios, resisten toda suerte de trabajos y se arriesgan á mil y 
mil peligros; así también la Historia de las Ciencias natura- 
les nos trasmite los nombres y los hechos, de beneméritos 
naturalistas que con sus viajes é investigaciones han honra- 
do á su patria y adquirido fama inmortal. Sólo os presen- 
taré de ellos un ejemplo; me refiero al sabio Humboldti 
gran figura en las ciencias naturales. |Cuántas tierras visitó 



^. 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES I53 

tanto del antiguo como del nuevo continente! Y lo hizo en 
una época en que no había ni vapores ni ferrocarriles. 

•¡Cuántas noticias proporcionó referentes á la física y á 
las producciones del globo! Parece imposible que un solo 
hombre pudiera hacer tanto . 

•Hay otros exploradores, que no van á remotas regiones^ 
pero que traspasan las fronteras de su país y recorren los 
bosques y praderas de las naciones vecinas, llevándose para 
sus museos ricos tesoros naturales, hasta entonces ignora- 
dos. Así tenemos á Dufour, Kíesenwetter, Heyden, Pio- 
chard de la Brúlerie, Korb, etc., que han encontrado no po- 
cas especies entomológicas nuevas en nuestros Pirineos y 
particularmente en las provincias de Andalucía. ¿No es 
vergonzoso, que los extranjeros hayan de venir á descubrir 
y enseñarnos los insectos interesantes que habitan en nues- 
tras comarcas y que no seamos nosotros mismos, los que 
tal hagamos? ¿Si aquéllos distinguidos naturalistas extran- 
jeros abandonan las comodidades de su hogar y sufren las 
molestias y contrariedades que halla toda persona que reco- 
rre países desconocidos, ¿porqué nosotros que podríamos 
hacerlo sin separarnos del lado de nuestra familia, no nos 
dedicamos á cazar un día y otro día, un mes y otro mes, un 
año y otro año, para de esa manera paulatinamente, sin 
darnos apenas cuenta llegar á formar de un modo completo 
la fauna de la comarca? ¿Son muchos los que así obran? No 
por desgracia; y eso, que existen docenas de jóvenes bien 
instruidos, que pierden lastimosamente el tiempo, sin dedi- 
carse á cosa alguna de provecho; que habiéndoles Dios do- 
tado de medios de fortuna, podrían corresponderá en prue- 
ba de gratitud, dedicándose durante las temporadas que 
viven en el campo, á la entomología 6 á la botánica, descu- 
briendo las maravillas naturales, creadas por aquel gran 
Ser á quien todo lo debemos.t 

Nuestro amigo Patricio, que no obstante su juventud y 
robustez, no gusta de cansacios ni atropellos, que única- 
mente se ocupa en cuidar de su jardín, de modo que por la 
falta de ejercicio, va engruesando más de lo regular, al oir 
la peroración entusiasta hecha por el orador, movió la cabe- 



Digitized by VjOOQIC 



154 



SOCIBDAD ARAGONBSA 



za en señal de incredulidad y dijo: «Lo qae V. dice sería 
muy bueno, si pudiera hacerse sin rondar de un lado á otro, 
sin empolvarnos, sin achicharramos al sol ni sudar á mares, 
en una palabra sin movernos de casa.^ 

«Así precisamente puede hacerset, repondieron los otros 
tres, á un tiempo. 

(Contiauará). 

coiedrreíos »e u cuenca mi ebko 

EXISTENTSS EN LA COLECCIÓN DE D. RlCARDO J. GÓRRIZ 



CoHtitmaciÓH (1) 


196 Hister inaqualis 


210 Dirmestes aier OÍ. Carillena 


Fab. Milagro 


211 — uniulatusBxdhm. • 




212 — sardous Kust. » 


tHsL. ■ 


213 Attagetnísverbasci'L. > 


198 HisUr sinuatus ■ 


214 Anihrenus museo- 


X99 — bimaculaius > 


rum L. > 


200 Saprinus nitidulus 


215 — varius Fab. » 


Payk. CapIBena 


PfiCTlNICORNIOS 


201 Saprinus metaUscous ■ 


Lucanidae 


203 — chalcites ■ 


216 Dorcus pardUlepipe- 


204 - crassipes Milagro 


dus L. Milagro 


Nitidulidae 


217 Pkurophorus casus > 


205 Nitídula ^'pustulata 


LameUcornios 


Fab. Cariñena 


Scaraboeidas 


206 Niiidulaflexuosa 


218 Ateuchus sacer L. • 


Fab. 


219 — pius Illg. ■ 


Trogositidae 


220 — punctícottis ■ 


207 Tfogosita maufita- 


221 — UUicoüis » 


fiica Milagro 


222 Gytmopkurus Stur- 


Cryptophagidae 


mii Leady. » 


208 Cfypuphagus pUosus » 


223 GynnopUurus flagel- 


Dermestidae 


latus Fab. > 


209 D^rmestes Frise hii 


224 Copris Hispanus L. » 


Kugei. Carillena 


225 — lunaris • 



U) veíase el ntUnero 2 de este BolbtIn, pág. 2i, y el 3, pAgs. 51 y stfoientc. 



Digitized by VjOOQIC 



ÜB CIENCIAS 

226 Bubas biso» L. Milagro 

227 Onitis Olivim 111. ■ 

228 OfUhopkagus Hüb- 

neri Cariñena 

229 Onihophagus tautus IJlagrO 

230 — fufcatns Carifíena 

231 — muticamis L. MHágrO 

232 — vocea L. 

233 — kmuf Fab. 

234 — lucidus 111. 

235 Oniticellujs flavi' 

pes Fab. 

236 Hybosofus lUigeri 

Reiche 

237 Apkodius ¡utmarthoi' 

dalis L. 

238 Aphodius aier De Geer 

239 — merdarius Fab. 

240 —- pécari Fab. 

241 — thermicola 

Schmidt 

242 Aphodius lufidus 

Payk. 

243 Aphodius prodromus 

Brahm. 

244 Aphodius bimaculatus 

Fab. 

245 Rhyusemus germa- 

ñus L. 

246 Psamodius casus Panz, 

247 Geotrupes siercora- 

rius L. Cariñena 

248 Geotrupes V. pútrida- 

rius Er. • 

249 Geotrupes süvaticus 

Panz. > 



NATURALES I55 

250 Geotrupes cofuscans 

Chevr. Lerma 

251 Geotrupes TyphausL,, ■ 

252 — hipócrita 111. HHagro 

253 — lavigatus Fab. 

254 Tra^r Fabricii Reich. 

255 Hoplia praticola 

Duft. Car.» 

256 Hoplia chlof-ophana'Er. 

257 Melolontha pectordis 

Germ. 

258 Polyphyüa fullo L. 

259 Anoxia villosa Fab. 

260 Rhizotrogus solsti- 

iiaiis L. Cariñena 

261 Rizotrogus fufescens 

Latr. Milagro 

262 Anisoplia arvico- 

la 01. Cariñena 

263 Phylkpertha horticola » 

264 — campestris Latr. > 

265 Phyllognathus Sile- 

ñus Fab. Milagro 

266 Orydes nasicomis h. ■ 

267 — grypus III. » 

268 Oxythyrea sticti- 

ca L. Cariñena 

269 Cetonia femorata 111. Milagro 

270 — hiruUaL,. Cariñena 

271 — o¿/(m^a Gor. Milagro 

272 — mona Fab. » 

273 — floricola V. me- 

tallica Fab. • 

274 Cetonia aurata L. » 

275 Valgus hemipterus L. • 

(Continuará). 



Digitized by VjOOQIC 



156 SOCIEDAD ARAGONESA 

MISCELÁNEA 



Siflgülarídad ei la fudéo digestíya de las ares 

. Ed el número de la Revista Cosmos perteneciente al 12 de 
Abril se da cuenta de un fenómeno singular en el modo de 
funcionar el aparato digestivo en ciertos pájaros como el 
mirlo, el tordo, el zorzal y otros túrdidos, que por ser de in- 
terés me atrevo á exponer en la presente sesión. 

Mr. Trebeden, entusiasta coleccionista de dichos pája- 
ros, observó que estos se alimentaban con frecuencia de 
frutos de hueso, como escaramujos, ciruelas silvestres, ara- 
ñones, bayas de muérdago, etc. 

Cuando pueden separar la pulpa del hueso se tragan 
únicamente aquella, pero cuando esta separación es imposi- 
ble tráganselo todo y después de una estancia más ó menos 
prolongada del fruto en el tubo digestivo, el pájaro arroja 
por el pico el hueso ó pepita, tan limpio como si estuviera 
cuidadosamente lavado, sin que dicho señor haya observa- 
do ni una sola vez en centenares de casos, que el hueso ha 
sido arrojado por el ano mezclado con los residuos de la ali- 
mentación. 

De ordinario, la expulsión del hueso se verifica con pas- . 
mosa facilidad: únicamente en ciertos casos se observa un 
ligero movimiento de cabeza del pájaro, como el de una 
persona que dice no. 

Y no solamente los mirlos adultos se desembarazan del 
hueso con dicha facilidad, sino que álos pequeños sucede lo 
mismo. 

En qué parte del tuvo digestivo se verifica dicha sepa- 
ración no se ha podido todavía determinar. 

El hecho comprobado por Mr. Trebeden no era comple- 
tamente desconocido por cuanto que el abate Maze lo había 
observado en los tordos y con grapde probabilidad en las 
palomas, aunque según parece no lo había hecho objeto de 
ninguna publicación. 



Digitized by VjOOQIC 



Dfi CIBNCIAS NATURALES Í57 

Ahora bien, si esto fuese así, se obtendría una generali- 
zación de esta aptitud que hasta ahora parecía restringida á 
las aves de rapiña nocturnas, tales como buhos, mochuelos, 
etcétera, pues sabido es que estas aves arrojan por el pico 
momentos después de haber ingerido su presa^ bolitas de plu- 
mas, pelos y huesos. Según Claus, en estas aves la tritura- 
ción se hace en el buche. Mas esta parte del tubo digestivo 
está muy poco desarrollada en los tordos, lo que hace supo- 
ner ó bien que la molleja sustituye al buche en el trabajo de 
separación, 6 bien, si el buche se encarga de ésta, que 
es preciso menos esfuerzo de parte del aparato digesti- 
vo para triturar granos que para deshuesar un ratón ó des- 
plumar un pájaro. 

Posteriormente otros naturalistas han confirmado no só- 
lo que poseen esta cualidad los fúrdidos sino que es exten- 
siva á otros pájaros. 



El Tolcái de Moflte Pelado ea la Martiiica 



La historia tristemente célebre de este volcán ha dado 
lugar á que algunos geólogos se dedicaran á estudiarlo y 
y aun formularan nuevas hipótesis sobre los fenómenos vol- 
cánicos. 

Según Mr. Arthur Taquin las manifestaciones de la ac- 
tividad volcánica se deben á un aumento de la intensidad 
eléctrica en una región del globo provocando la fusión de 
las rocas y la electrólisis del agua contenida en la tierra. 

Dicha hipótesis es rebatida en la Revue Sciettti fique por 
Mr. Lapparent fundándose entre otras razones en que en 
pleno Pacífico existe el volcán Mauna Loa en la isla Hawaii 
de más importancia él solo que todos los demás volcanes 
por la cantidad de los productos que arroja: tiene una altura 
de más de 4.000 metros sobre el nivel del mar y el fondo de 
éste en aquellos parajes se halla á 3.000 ó 4.000 metros de 
profundidad: está formado por capas de lava superpuestas, 
habiendo evaluado su volumen el Sr. Lowthian Creen, en 
cerca de 300.000 kilómetros cúbicos. 



Digitizedby VJ O OQ le -^ 



158 SOCIEDAD ARAGONESA 

De tiempo inmemorial este volcán está en actividad cons- 
tante. Sobre su flanco á 1.200 metros de altura se abre la 
célebre caldera de Kilauea, en la que la lava forma un lago 
en constante estado de ebullición tranquila: de tiempo en 
tiempo otros raudales de lavas se desbordan y caen tran- 
quilamente desde la cima de la montaña, formando co- 
rrientes que llegan á una distancia de 60 á 80 kilómetros. 

La muerte instantánea de los habitantes de la ciudad de 
San Pedro, la explica Mr. Zaquin por una electro-cución 
producida por el contacto de las nubes y de los vapores car- 
gados de electricidad. 

Tampoco admite el Sr. Lapparent la referida hipótesis. 
Porque ¿cómo se explica que esa electro-cución repetase á los 
marinos del Roddam, quienes sólo tuvieron que sufrir por la 
caída de piedras incandescentes? Sobre todo si el desastre 
se debió á la electricidad. 

Es verdaderamente asombroso que las únicas personas 
que se salvaron del cataclismo que sufrió la que fué ciudad 
de San Pedro fueron las religiosas del convento de San José 
las cuales pasaron la noche en oración por temor á unos 
desalmados á quienes habían oído el día anterior proferir 
por las calles blasfemias y amenazas, (i) 

Añade el Sr. Lapparent que £e podía preveer la catás- 
trofe. En efecto no se ignora que un volcán reducido á la 
condición de solfatara (este era el caso de monte Pelado) 
puede siempre dispertarse y que este dispertar es cierto 
cuando el volcán comienza á emitir vapores y humos, des- 
pués de lo cual la proyección de cenizas será signo infalible 
de la ascensión de la lava, es decir, del peligro supremo. (^ 

Alfonso Gaspar Soler. 

(1) La índole de estos bandidos paede calcularse por el estribillo de una 
de las coplas qae con más frecoencia repetían: 

Le Vierte á V écurie 
Le Christ A la voirie 

l«a Vlrf en á U evadra j Críalo al nnladar. 

(2) Sábese que la Comi8i6a nombrada por el CTobernador, acordó el día 
antes de la catástrofe, solo por mayoría, qae la ciudad no corría peligro ai- 
gano, en atención á qae fas niaterias arrojadas por el volcán^ tendrían 
salidapor el canee de rio Blanco hasta desembocar en el mar. Entre los miem- 
bros de la Comisión qus fueron de distinto parecer, y opinaron que la ciu- 
dad debía eracoarse, se encontraba el P. bemaCrel de la Congregación del 
Espíritu Santo. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES I59 

SECCIÓN BIBLIOGRÁFICA 



Pnblieaciones reelbidas parala Biblioteca de la Sociedad 

COMO DONATIVO 

Stuart'Menteaih (M, R, W.) — Sur ]a constitution géologique 
des Pyrénées. Emile Colin, 1888. 

— Sur la constitution géologique des Pyrénées, Lille, 
1 89 1. 2 ejemplares. 

— Sur le cretacé supérieur des Pyrénées occidentales. 
Lille, 1891. 

— Sur les notes géologiques de M. J. Seunes. Lille 1891. 

— Note ser una carte géologique de la haute et basse 
Navarre Lille i8gi. 

— Note sur douze coupes des Pyrénées occidentales. 
Lille 1 891. 

— Sur r age du granito des Pyrénées occidentales. Sur 
la Géologie desenvirons d' Caux-bonnes. Lille 1892. 

— Sur le gisement et la signifícation des fossiles albiens 
des Pyrénées occidentales. Lille 1893. 

— Sur le gisement et la signifícation des fossiles albiens 
des Pyrénées occidentales, 1893. 

— Sur le prétendu trias de Biarritz et Bidart» 1893. 

—Sur la structure essentielle des P)nrénées occidenta- 
les 1893. ^ ejemplares. 

— Sur les ophites des Pyrénées occidentales. — Pa- 
rís, 1894. 

— Sur les lignes géologiques des environs de 1' observa- 
toire d' Abbadia (Basses-Pyrénées). Paris 1894. 

— Sur r éocéne des Pyrénées occidentales. I-»ille, 1894. 

— Sur les fossiles crétacés de la vallée de la Nive (Bas- 
ses-Pyrénées). Lille 1894. 2 ejemplares. 

—Sur le cénomanien des Pyrénées occidentales. 1894. 

— Sur le Flysch de Biarritz et Saint -Sébastien, 1894. 
dos ejemplares. 

— Sur lesplisdes Pyrénées, 1894. 

— Note préliminaíre sur la géologie des Hautes-Pyré- 
nées, 1894. 

—Sur lescartes géologiques de Basses-Pyrénées, 1894 
dos ejemplares. 

— Sur la vallée d'Ossau et la vallée d' Aspe, 1895. . 

— Sur la carte géologique des Pyrénées, 1895. 

— Sur le mode de formation des Pyrénées. París 1896. 

^ Sur la Géologie du département des Hautes-P3n:énées 
(premiére partie). Lille, 1896. 



Digitized by VjOOQIC 



1 6o SOCIEDAD ARAGONESA 

Siuart-Menteath (M, R. PV.)— Progrés de la Géologíe daos 
les Pyrénées, 1897. 

— Sur les conglomérats ophitiques des Basses- Pyrénées 
Sur líi tectonique des Pyrénées 1898, 2 ejs. 

— Progrés de la Géologíe des Pyrénées, 1898. Lille. 
— Sur la tectonique des Pyrénées. Lille, 1898. 
— Sar le bassin de Saint- Jean-pied de port. Lille 1899. 
— Sur les Klippen des Basses- Pyrénées. Sur les faill^ 
des Pyrénées. Lille, 1899. 

— Progrés de la Géologíe tles Pyrénées, 1899. 

— Sur le role des roches ignées dans les Pyrénées. Sur 
les surfaces de glissement des Pyrénées. Sur la coupe 
*du lac Muriscot, prés Biarritz. Sur la tectonique des 
Pyrénées. Lille, 1900. 

— Progrés de la Géologíe des Pyrénées. Sur les Pyré- 
nées de la feuille de Mauléon. Lille, 1900. 

(Dona ti yo del aator) 
Á CAMBIO 

Atti della Sociefh Toscana di Scünze Naturali. — Vol. XI IL — 
Sopra una specie nuova di Didymozoon, 5. Richiar» 
di. -Sulla composizione chimica dei calcoli biliari, A. 
Funaro, Studio di alcune rocce sienitiche, Giovanni 
Z>' Achiardi» — Resti di Ursus spelaeus, et di Sus ery- 
manthius.— Vertebrati fossili di Barga, i?. Ugolini. — Sul- 
la deterrainazione del solfo totale nei combustibili fossi- 
li. Sopra la formazione dell* acido ditionico, U.Aniony, 

BuHleii de la Institució Catalana d' Historia Natural.— N.^ i. 
Un filó d' ampelita, Antoni Novellas, Excursió malaco- 
lógica á Gavá Joscph Maluquer. — La Plusia aurífera, 
Salvador Maluquer. — Llista d' Himenopters, Joseph Ma- 
fia Mas. — N,«> 2. Moluscos recullits á Gualba. Joséph 
Mo/tf^fi^.— -Taciment d* asfalt y ozoquerita. Francisco 
Novellas. — Origen del granet, Jfoan Alzina, — N.*' 3. No- 
tas neuropterológicas. L £1 Áscalaphus Cunii. IL As- 
caláñdos de España, R P. Longinos Navas, S. J. — 
N.^ 4. Insectes observáis á Monteada, Salvador MaluK 
(^fi^r.— Notas neuropterológicas. III. El género Chryso- 
pa en España, R. P. Longinos Navas, 5. J. — El sistem- 
de Green sobre la forma de la térra, Francisco Novellas 
N.<> 5 Parasítes naturales de V Olívier, Fr, María jo- 
seph Blachas. — Coleópters observats á 1* hivern, Josepk 
María Mas. — N.° 6. El Schistosomum haema tobium, a. 
Pedemonie, — Dos Coleópteros nuevos, Rdo.D José María 
de la Fuente.— Notas neuropterológicas. IV. Pérlidos 
de España, R. P. Longinos Navas. 5. /. 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES l6l 

CRÓNICA CIENTÍFICA 



Zaragoza. Acaba de publicarse la notable conferencia 
que recientemente ha dado el doctor en Ciencias D. Paulino 
Savirón, en la Universidad de Zaragoza, sobre el tema: Los 
lignitos de la región aragonesa y sus aplicaciones industriales. 

Con mucho gusto, y honrando las páginas de nuestro 
Boletín, daríamos una reseña lo más extensa posible de 
esta conferencia. Pero no sólo consideramos difícil tarea el 
hacerlo, sino que creemos imposible hacer bien un extracto. 
Sus páginas están llenísimas de datos y experiencias nuevas, 
importantes todas, y son muchos los análisis practicados 
por el doctor Savirón. 

Seguros de que nuestros lectores saborearán la conferen- 
cia íntegra, sólo diremos cuatro palabras. 

Comienza el referido trabajo, haciendo constar la cola- 
boración del ilustre y reputado ingeniero D. Carlos Mendi- 
zábal y reconociendo la inmensa riqueza que representan los 
yacimientos de lignito en esta comarca. 

Hace notar la diferencia entre los ligni|os alemanes y los 
aragoneses de Utrillasydice: faquellos dan (por destilación) 
productos ácidos, mientras éstos los dan en general básicos, 
y si copiando industrias alemanas se invirtieran capitales 
para obtener las parafinas y aceites que aquéllos producen, 
se experimentaría la decepción de obtener creosotas, naftali- 
nas y demás productos con los cuales no se contaba.^ 

Para el estudio del lignito aragonés, y entre otros mu- 
chos datos, presenta varios cuadros en los que se ve el resu- 
men de numerosos análisis. £1 núm. i es el siguiente: 

Densidad 1.906 Hamcdad 9*87 

Coke 59*71 Volátil., , • 40'29 

Carbono fijo 51*83 Cenizas 4*87 

Azufre total 1*58 Azufre en cenizas. . . 0*25 

Calorías B«rUil«F. . . 6.900 

que son los valores medios de 20 ensayos en lignitos» 

De aquí deduce las propiedades y aplicaciones de que 

es susceptible el lignito aragonés. Demuestra la convenien-» 

cia de obtener con él un gas verdaderamente industrial, y 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



DÉ CIENCIAS NATURALES 163 

expone el procedimiento inventado por él, para conseguirlo. 

Por destilación ordinaria loo kilogramos de lignito pro- 
ducen de 12 á 15 metros cúbicos de gas. 

El doctor Savirón ha conseguido la gasificación total de los 
productos volátiles del lignito, obteniendo con igual cantidad 
del carbón 30 m' de gas y la gasificación integra del lignito^ ob- 
teniendo 130 m^ de gas de 100 kilog. de lignito. 

Merced á disposiciones especiales y enteramente nuevas, 
liega á obtener coke de lignito, cuyas aplicaciones también 
señala. 

Presenta tipos de aparatos industriales para la produc- 
ción del nuevo gas, y demuestra sus aplicaciones á la pro- 
ducción de luz, calor y energía, iluminando el salón con 
potentes focos ó mecheros que quemaban el nuevo gas; po- 
niendo en marcha un motor, y otras muchas experiencias. 

Dio también á conocer la utilidad de su empleo en la 
metalurgia. Aplicación cuya importancia sube de punto, al 
abundar en esta región el mineral de hierro. 

Luego estudia el procedimiento bajo el punto de vista 
económico. 

De los muchos datos y razonamientos que expone resulta 
que el precio á que saldrá el caballo-año, á boca-mina, 
obtenido con el nuevo gas, será el de 145 pesetas trabajando 
24 horas diarias. 

El Sr. Savirón presentó al numeroso é inteligente audi- 
torio, su precioso trabajo, con un lujo singularísimo de expe- 
riencias, planos y cuadros gráficos. Ofrecemos á nuestros 
lectores ocasión de ver la disposición de planos, aparatos, 
cuadros, etc., en el acto de la conferencia en el fotograbado 
que acompaña al presente número del Boletín. 

A las muchas y valiosas felicitaciones que el Dr. Savirón 
ha recibido unimos la de esta Sociedad Aragonesa de 
Ciencias Naturales, que celebra con entusiasmo la reali- 
zación de un trabajo tan profundo acerca de uno de los 
elementos con que Dios enriqueció á la región aragonesa, 
como el llevado á feliz término por el sabio catedrático 
Dr. D. Paulino Savirón y el competente ingeniero señor 
Mendizábal. 



Digitized by VjOOQIC 



164 SoClfiDAÍ) ARACoNBSA 

CÓRDOBA. Una Sociedad Cordobesa de Excursiones se ha 
fandado en aquella capital con el fin de estudiar la fauna y 
flora de la provincia y regiones vecinas, sus monumentos 
artísticos 6 históricos, etc. 

Francia. El Dr. Hoche presentó (31 de Diciembre 1900) 
á la Sociedad anatómica unas preparaciones que contenían 
UR sarcosporidio encontrado en los músculos de un tubercu- 
loso muerto en Nancy. Estudiado recientemente por el 
Sr. Vuillemin, resulta con certidumbre que el parásito per- 
tenece á la especie Sarcocyptis teneüa que se halla con mucha 
frecuencia en el carnero.— Mr. A. Prunet ha podido seguir, 
después de múltiples experiencias, las diferentes fases de 
desarrollo de la enfermedad de la viña, llamada hlach^roi^ y 
que es debida al parasitismo de un hongo ascomiceto lla- 
mado Guignardia BidweUii Viala et Ravaz. 

Alemania. El famoso cráneo de Neanderthal, que se 
hizo pasar como perteneciente á un hombre primitivo de 
raza inferior á la nuestra, vecina al mono, ha sido definiti- 
vamente relegado á la categoría simiana merced á los sabios 
estudios de G. Schwalbe. 

Estados Unidos. El Boletín meteorológico de Estados 
Unidos da cuenta en su número 30 de las desgracias perso- 
nales que ha producido el rayo en aquella región de América 
durante los 11 últimos años. En el de 1900 los casos de 
muerte han sido 713, de los cuales 291 han ocurrido al aire 
libre, 158 en las casas y 57 bajo los árboles. Los heridos del 
rayo durante el mismo año ha sido 973, siéndolo 327 dentro 
de las casas, 243 al aire libre y 29 debajo de los árboles. 

Sahaka. Las observaciones de Foureau en la región 
del Sahara llamada Auderas acusan una temperatura relati- 
vamente baja. Durante los meses de Abril, Mayo y parte de 
Junio, las máximas oscilaron entre 44 y 46^. En Julio del 
año pasado la máxima no pasaba de 41 á 42^ y la mínima 
nocturna se mantenía entre 19 y 26^. Por el contrario, en 
este mismo tiempo en el Norte del Sahara la máxima pasaba 
á veces de 48*» y la mínima apenas descendía de 30**. 

José María Azara 

Tip. M. BscAB, Saa Mi^^el, núm. 12. Zara^roza 



Digitized by VjOOQIC 



¥oMO i Óetubre de 1Ó02 ítúM. 7 



BOLETÍN 



DE LA 



Sociedad Aragonesa de Ciencias Natomles 



SECCIÓN OFICIAL 



SESIÓN DEL 22 DE OCTUBRE DE 1902 



Presldenela del R. P. Longinos Navas 

Se abre la sesión á las diecisiete con asistencia de los 
señores Borao, Claver, P. Navas, Odriozola, Rius y Casas 
y Silván, siendo leída y aprobada el acta. 

Socios admitidos. — Lo fueron como numerarios D. Timoteo 
Bayo Giménez, de Teruel; D. Marcelino Bosque y Bosque, 
de Torrevelilla (Teruel); y D. Licer Blanco, de Almolda 
(Teruel), propuestos por el Sr. Pardo Sastrón. 

D. Benjamín Retuerta y Toledano, de Rueda (Zaragoza) 
á propuesta de D. Ricardo J. Górriz. 

D. Carlos Uguet, de Borja (Zaragoza) y D. José Llam- 
bías, de Montevideo, presentados por el R. P. Navas. 

D. Antonio Boscá y Leytre, de Valencia, al que propone 
D. Carlos Pau. 

D. Emilio Polanco, de Ortigosa (Logroño) propuesto 
por D. Melchor Vicente. 

D. José M.* Landa, de Calatayud, al que presenta don 
Benito Vicioso. 

D. Francisco de Funes, á propuesta de D. Diego de 
Funes. 



Digitizedby VjOOQIC ' 



l66 SOCIEDAD ARAGONESA 

Correspondencia, -£I Secretario da cuenta de una carta 
del Sr. González Hidalgo en que dice ofrece fhacer un Ca- 
tálogo de los moluscos de España con la descripción pre- 
cisa para que los aficionados puedan distinguirlos!, indican- 
do luego la manera de publicarlo en el Boletín. La Sociedad 
acepta agradecida tan valioso ofregimiento y acuerda proce- 
der prontamente á la publicación del Catálogo en la forma 
propuesta por el Sr. González Hidalgo. 

Da también cuenta el Secretario de haberse recibido á 
cambio las Memorias y el Boletín de la Real Academia de 
Ciencias y Artes de Barcelona y las Revistas Naturae Novi- 
totes y El Mundo Cientifico, 

Comunicaciones. — Se acuerda publicaren el próximo nú- 
mero del Boletín el importante trabajo del P. Furgüs, Pre- 
historia de Orihuela, con grabados cedidos por la revista 
Razón y Fe. El consocio Sr. Vicente envía noticia acer- 
ca de í4/^min?s insectos de Ortigosa; y el P. Navas, á nombre 
del Sr. Sainz, muestra á los presentes los insectos recogidos 
en una excursión á Leciñena (Zaragoza), entre los cuales 
merecen especial mención por ser nuevos para Aragón, las 
especies siguientes: Geomantis larvoides Pant., Ramburia hispá- 
nica Ramb., Saga serrata F. y Thekproctophylla austrális. F. 

Libros recibidos.—Se da cuenta de los enviados en los dos 
meses últimos, entre los cuales figura la monografía Pipera- 
ceas ecuatorianas del P. Sodiro, S. J. sabio botánico de la capi- 
tal del Ecuador. 

Excursión. — Sí el tiempo lo permite, se acordó verificarla 
el próximo domingo en las inmediaciones de Zaragoza. 

Y no habiendo más asuntos de que tratar, se levantó la 
sesión á las dieciocho. 



Digitized by VjOOQIC 



bk ¿ÍBNCIAS NATURALBS 167 

COMUNICACIONES 



LA EDAD PREHISTÓRICA EN ORIHUELA 

POR BL R. P. Julio Fürgús, S. J. 

Satisfacción no pequeña debe caber al Colegio de Santo 
Domingo, de Orihuela, encargado á la Compañía de Jesús, 
al serle dado contribuir á despejar las nieblas de la edad 
prehistórica con los 'nuevos descubrimientos que acaba de 
efectuar en las inmediaciones de dicha ciudad. 

A media legua al norte de Orihuela y en la primera de 
las estribaciones del monte de la Muela, hállase una ladera 
de pendiente bastante rápida que recibe el nombre de San 
Antón. Su extensión, que no pasa de 500 metros de longi- 
tud por 50 á 100 de latitud, está formada por una capa de 
Diluvium de color rojo Casi al extremo norte de ella se di- 
visa una porción de unas dos hectáreas próximamente, sobre 
cuyo suelo depositaron los antiguos una pequeña capa de tie- 
rra negra finísima, cuya profundidad no pasa actualmente 
de tres á cuatro metros. Este fué sin duda el lugar escogido 
en tiempos remotísimos por los habitantes de la antigua 
Orcelis para morada de sus difuntos, puesto que pasan 
de 600 las sepulturas en tan poco espacio descubiertas. 

Los ritos aquí usados para sepultura de los difuntos se 
reducen á dos: cremación 6 inhumación. 

Crbmación. — En tres puntos de la ladera y junto á gran- 
des peñascos aparecieron capas de ceniza de uno á dos me- 
tros de profundidad mezclada con carbón, fragmentos de 
vasijas y huesos calcinados de animales. ¿Fueron estos los 
sitios donde quemaron los cadáveres y celebraron los anti- 
guos sus festines funerarios? La cremación total ó incineración^ 
parece haberse verificado en tiempos menos remotos que la 
inhumación; pues las urnas cinerarias se hallaron siempre en 
capas superficiales y varias veces sobrepuestas á las sepul- 
turas de los cuerpos inhumados. Las urnas, según aparece 



Digitized by VjOOQIC 



l68 SOCIEDAD ARAGONESA 

de la multitud de fragmentos que se pudieron recoger, de- 
bieron ser de formas muy variadas y elegantes; habían sido 
fabricadas con ayuda del torno y ostentaban pinturas de co- 
lor rojo, que consistían en líneas onduladas y círculos con- 
céntricos (fig. I.*). Sólo tres fueron capaces de recomposi- 
ción. Es digno de notarse que apareció también alguno que 
otro fragmento de bellísimas vasijas Etruscas, y otras de 
hierro de 0,02 metros de espesor. Estas sepulturas, como es 
de suponer, no contenían ajuar alguno funerario. La crema- 
ción parcial í\xé x'iiOt ún duda, anterior al sobredicho, pues 
sus vestigios aparecieron en sitio diferente y á mayor pro- 
fundidad. Parece ser un término medio entre la cremación 
perfecta y la inhumación. En esta clase de enterramiento se 
conservaban casi todos los huesos del esqueleto; pero mu- 
chos de ellos medio carbonizados y mezclados con otros de 
varios animales. Estaban cubiertos con una capa de 0,35 
á 0,40 metros de ceniza y restos abundantes de carbón, enci- 
ma de lo cual quedaba todavía un metro de tierra vegetal. 

Inhumación. — Se descubrieron cinco clases de sepultu- 
ras por inhumación: Cromkcks, Túmulos^ Hoyas, Urnas y Losas. 

i.^ CfomUchs (fig. 2.*). Sólo cuatro se encontraron, de 
tres á cuatro metros de diámetro, en las pequeñas mesetas 
situadas entre los picachos de la sierra que corona la ladera 
de San Antón. Los esqueletos que contenían eran incomple- 
tos, pero los huesos que quedaban estaban muy bien conser- 
vados, figurando entre ellos un cráneo. El ajuar funerario 
era muy pobre, constando solamente de uno ó dos molinítos 
de piedra arenisca, alguna que otra concha con el ápice per- 
forado, varios fragmentos de pedernal de color acaramelado 
y restos de cerámica negra. 

2.<> Túmulos (fig. 3.»). El número de los que aquí se en- 
contraron fué bastante considerable, aunque relativamente 
pocos los que se hallaron enteros. Los demás fueron en gran 
parte deshechos, ya por los terremotos, bastante frecuentes 
antiguamente en esta comarca; ya, sobre todo, por el arras- 
tre de las aguas que en días de tormenta, despeñándose de 
la sierra, corren por la ladera, á pesar de los muros de con- 
tención, formados con grandes piedras y tierra amasada, 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 



169 



que los antiguos habían tenido la previsión de levantar á 
trechos en toda esta parte de la ladera. Sin embargo, la cá- 
mara funeraria quedó generalmente entera. La disposición 
de los túmulos era la siguiente: El esqueleto yacía sobre la 
tierra roja de la ladera en posición encogida de tal manera, 
que la cámara no pasaba de un metro de longitud. Junto al 
cráneo (colocado siempre al Occidente) había una vasija tos- 
ca de barro negro, de forma casi constante; y muy de ordi- 
nario en la región correspondiente á la cintura se hallaba un 
cuchillo ó puñal de bronce, ó una punta de lanza ó flecha, 
uc celt, ó algunos punzones y cinceles. En algunos puntos 
se recogieron juntos dos ó tres de estos objetos. Formaban 
la cámara dos ó tres piedras planas apoyadas sobre otras en 
sus extremidades. Encima había un enorme cúmulo de pe- 
druscos de todas dimensiones, trabados casi siempre con tie- 
rra amasada y en forma de cono, cuya altura oscilaba entre 
dos y tres metros, por tres ó cuatro metros de diámetro. Cu- 
bría este inmenso acervo una capa de tierra vegetal de un 
metro de altura actualmente, pero que sin duda debió al- 
canzar en un principio mayor elevación. Sólo dos ó tres de 
estos túmulos llevaban por remate un enorme peñasco. En 
la capa de tierra que cubría las piedras se hallaba de ordi- 
nario, más ó menos profusamente distribuido, el complemen- 
to del ajuar funerario, cuyo catálogo es el siguiente: 



HÜRSO Ó CUBBIIO. 


PEDERNAL 


PIEDRAS VARIAS 




en bruto. 




VAB108. 


Escoplos. 


Grandes núcleos 


Celtas. 


Rodajas formadas 


Punzones. 


y fragmentos ta- 
llados. 


Martillos. 


con fragmentos 


Agujas. 
Espátulas. 


Picos. 


de vasija. 
Pesas de barro co- 


Percuildores (pe- 


Manos de mortero. 


Sierras. 


dernal blanco). 


Piedras de afi- 


cido con cuatro 


Vario. 


Manos de mortero 


lar, pulidas y en 


agujeros. 


Dientes de va- 


((dem). 


bruto. 


Substancia colo- 


rios animales. 


Hachas (Ídem). 


Raspadores. 
Núcleos y frag- 


rante roja y hue- 


Colmillos de ja- 


Pedernal pulido. 


sos pintados, 


balí. 


Sierras. 


mentos. 


con sn corres- 


Ruernos de 


Puntas de flecha. 


Molinos de varias 


pondiente mor- 


ciervo. 


Una lanza. 


formas y tama- 


tero. 




Dos cuchillos den- 


ños. 


Conchas marinas 




tados. 


Varios montonci- 


de varias espe- 




Raspadores. 


tos de pequeños 


cies, casi siem- 






guijarros de va- 


pre horadadas 






rios colores* Cua- 


Fiadores de barro 






tro ó cinco figu- 


cocido. 






rillas muy im- 








perfectas. 





Digitized by VjOOQ IC 



I70 



SOCIEDAD ARAGONESA 



3.0 Hoyas (ñg. 4.^). Este linaje de enterramientos fué no 
menos común que el anterior. En una cavidad de 0,50 á 0,60 
metros de diámetro por un metro de profundidad, abierta en 
la tierra roja de la ladera, se hallaba el esqueleto en posi- 
ción encogida; y alguna vez dos, pertenecientes á diferente 
sexo. Junto á la boya se halló también alguno que otro crá- 
neo suelto. Los huesos estaban cubiertos con tierra negra 
muy fina, por haber sido pasada por el tamiz, la cual llena- 
ba la hoya. Encima había una capa de 0,50 metros ó más 
de tierra amasada, muy dura, sobre la cual se hallaba otra 
capa formada por la tierra roja que se había retirado al for- 
mar la hoya. Finalmente, el todo estaba recubierto con pie- 
dras y tierra vegetal. Con frecuencia, la capa que cubría la 
hoya se componía de ceniza y carbón, alguna de hasta un 
metro de espesor, la cual contenía huesos de animales y 
fragmentos de vasijas. ¿Serían restos de algún festín ó tal 
vez un rito especial que servía para purificar la tierra que 
cubría al difunto? El ajuar funerario era casi idéntico al de 
los Túmulos, pero, en general, más rico. Las variantes son 
las siguientes: 



MBTAL 


HUESO Y MARFIL 


BARRO 


Cilindros de plata qne 


Botones. 


Vasijas de formas muy 


tiryieron de granos de 


Canutillos para collar. 


variadas. 


collar. 


Brazaletes. 


Platos de varios tama- 


Anillos de bronce. 


Colmillos de jabalí. 


ftos. 


Brazaletes de plata. 


Rodajas menudísimas 


Cucharas. 


AniUos de plata. 


para collar. 


Vasos. 


, de oro. 


Vario. 


Botones. 


Espirales de oro. 






Pendientes de plata. 
« de bronce. 











4.* Sepulturas en grandes urnas ó tinajas (fig. 5.*). Estas ur- 
nas eran de dos clases: lisas, con sólo dos pezones, ó above- 
dadas, con una, dos y aun tres hileras de pezones alrededor. 
Todas salieron rajadas, y sólo un corto número de ellas se 
han podido recomponer. Las medianas contenían esquele- 
tos de niños, y la^ de gran tamaño, de cuerpo mayor. Cómo 
se introducía el difunto en estas urnas, no es fácil explicar- 



Digitized by VjOOQ IC 



DE CIENCIAS NATURALES , I/I 

lo, á no ser que se suponga que después de descarnado el 
cadáver depositaran solamente los huesos. También puede 
dar alguna luz la circunstancia de que no pocas veces con 
la urna grande iba otra mediana, pudiendo entonces entre 
las dos componer un espacio capaz de contener á una per- 
sona. Así parece enterraron los antiguos Iberos. El ajuar in- 
terior fué nulo en todas, á excepción de dos, en la primera 
de las cuales se encontró un pendiente de plata, y en la otra 
14 cilindritos de hueso que hablan constituido un collar. En 
la tierra que rodeaba la urna había con frecuencia platos, 
cazuelitas, punzones de hueso y pedernales. No se halló 
ningún objeto de bronce. 

5.^ Sepulturas formadas por seis losas (ñg. 6.^). Aparecie- 
ron 14. La dimensión máxima fué de i ,20 metros de largo, 
0,50 metros de ancho y 0,50 de alto. La mínima tenía 0,50 
metros de largo, 0,25 de ancho y 0*15 de alto. Estaban llenas 
de arena muy fina y contenían muy pocos huesos en su ma- 
yor parte. Carecían de ajuar funerario fuera de tres, de las 
cuales se retiró un puñal de bronce y dos vasijas. Fué muy 
notable una de ellas por contener además de un esqueleto 
casi completo, dos calaveras más, separadas la una de la 
otra por una vasija. Se recogió además en la misma un pen- 
diente de bronce. En otra, al levantar la losa inferior, se vio 
»que debajo habían colocado una calavera. Las losas que 
formaban esta especie de sepulcros proceden de uno de los 
cabezos de Hurchillo, distante poco más de una legua de la 
ladera de San Antón, así como gran parte de las piedras que 
constituyen los molinos. 

Termino aquí la breve descripción de los objetos más 
principales hallados en la ladera de San Antón, de Orihuela, 
guardando la discusión de ellos para obra de límites más ex- 
tensos. Sólo añadiré, por vía de corolario, que del examen 
de los objetos encontrados en estas sepulturas resulta que el 
mayor contingente de ellos está formado por la piedra ta- 
llada, siguiendo en pos la piedra pulida y, finalmente, el me- 
tal. Se desprende igualmente, que, si bien gran número de 
sepulturas pueden atribuirse á la época neolítica, la mayor 
parece pertenecer á la época de transición; y finalmente, 



Digitized by VjOOQIC 



172 SOCIEDAD ARAGONESA 

que el ajuar encontrado en los Túmulos y en las Hoyas, como 
puede verse en los fotograbados, es completamente idéntico 
al que basta abora ban ofrecido los Dólmenes descubiertos 
en otros países, especialmente en Francia. 



CATÁLOGO Ó ENUMERACIÓN 

DE US PUNTAS DE TOBBECILLA DE ALCiSlZ 
asi espMtiiieas orno ciltiyadas 

POR D. José Pardo Sastrón 



(Continuación) 

Familia 17.' MeliAceas 

i66. Mella Aeedarae L. — Cinamotno. Cultivada en el 
monte del Calvario. Arbórea. Mayo. 

Los firíos la impiden prosperar y hasta la matan. 

Con sus frutos destituidos de su pulpa carnosa se hacen 
bonitos rosarios que resultan algo voluminosos, y de ahí el 
nombre que se la da de Rosariera de Aragón* 

Familia 18.* Tropeóleas 

167. Tropssolum majos L,^-Capuchina. Cultivada como 
planta de adorno. Anual. 

Es delicada y produce poca semilla. 

Familia 19.' Balsamíneas 

i68. Balsamina hortensis Desp. — Maravilla, Cultivada 
para adorno. Anual. Julio. 

Familia 20.* Zigofílbas 

169. Trlbulns terrestMs L. — Ferreus. Bastante común y 
abundante en algunas partes, por ejemplo en el cementerio 
viejo. Anual. Junio. 



Digitized by VjOOQIC 



Ui de la Wail Urapesa de Ciercias KÉrales Vol. I. Lím. i 



FIGURA 2.* CROMLECH 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



bletin de la Sociedad tragooesa de Ciencias naturales Yol. I. lín. 3 



FIGURA 4."^ HOYA SEPULCRAL 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



Boletín de la SociedaiJ tragooesa de Cieocias Naturales VeL I Lii. 4 



FIGURA 6.* SEPULTURA 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



Boletín de la kieilaij Itragooisa de Ciencias Natorales Vol L lioi. 5 



FIGURA 8.^ ADORNOS DE CONCHAS, HUESO, ETC. 

Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



Boletín de la Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales Vol. I. Un. S 



FIGURA lO.* ADORNOS DE METAL 



Digitized by VjOOQIC 



b- 



Digitized by VjOOQIC 



DB Cí encías naturales 1 73 

Nadie conoce esta planta con el nombre de Abrojos^ sino 
que llama Abrojos á la Centaurea Calcittapa. 
Flores meteóricas y hojas que duermen. 

Familia 21.* RutAceas 

170. Ruta angustifolla Fers.— Ruda. Común en los mon- 
tes, en el de la ermita de Santa Bárbara por ejemplo. Sep- 
tiembre. Agosto. 

171. Dietamnns albusL* — Frecuente en las vertientes 
umbrías de las vales (valles) del Pinar. Rizocárpica. Mayo. 

Flores grandes y vistosas. Planta que encerrada con- 
venientemente bajo un recipiente, produce una atmósfera 
inflamable, sin duda por la gran cantidad de aceite esencial 
que se desprende de las innumerables vejiguillas llenas de 
dicho aceite de que está cubierta. 

Dícese que el agua en que se infundió esta planta pro- 
duce el aborto. 

Clase 2.''-CAUCIFL0RAS 



Familia 22.* Celastríneas 

172. Evonymus earopsBas L. - Cultivado. Caulocárpi- 
ca. Julio. 

Familia 23.* Rámneas 

173. Zyzyphas vulgaris Lam.— Se cultiva. Espontáneo 
muchos años há en la orilla de la acequia que por eso se lla- 
ma de los Chinchoneros. 

174. Rhamnus lyeloides L. R. AFagonensis. Asso. — Ar- 
tos. Como al Lydum europaeum. Común en los montes. Cau- 
locárpica. Abril. 

El vulgo la usa para cubrir y defender las tapias y pare- 
des de huertos y corrales y para secar higos ensartándolos 
en las puntas añladas de sus ramos. 

Por espacio de algunos años me han servido sus ramitos 
de mondadientes. Es madera fuerte, elástica y muy propia 
para su objeto. 



Digitized by VjOOQIC 



80CISDAD AJUaONESA 

imiigalst^muL.— A/«9^9 d$ Cahs, Común en 

atulocárpica* Mareo. 

sa como atemperante el conocimiento del leño 

3 y le llama CoscoHina ó Carrasquilla, sin duda 

isemejan sus hojas á las del Coscojo. 

ama Alitkrm á la Phyllirea, 

amilia 24/ Terebintáceas 

leia Lantlsem h.—Lwtrisco, Común en los mon- 
oica. Abril, 

5 se prefieren para fabricar jabón de potasa, 
abón blando, 

ithuí glandiUosa Desf.-AUanto, Algunos po; 
ados que 3e dan muy bien, 

F'amilia 25.' Leguminosas 

peeurvatus Willk. Prodp. FL Wñp.-^Aliagat 
j[uiente. Abunda; pero exclusivamente á la 
pinos del monte Calvario, á pesar de producir 
3ada semilla. No se sabe que habite en nin- 
te de Aragón, Sus flores ha habido año que 
lo á aparecer en Noviembre y aun á fines de 
es frecuente el verla en plena flor en Diciem- 
guientes; pues la semilla se halla sazonada á 
Posteriormente dijo Willk, que era variedad 
is. Clem. 

staSeopplnsDel.— ^M^ más generalmente 
3ste nombre que la anterior, porque es muy 
s montes, como que sirve de combustible. 
Enera Febrero. 

no se conocen aquf por más que lo digan 
iráe bien; aunque esté verde, 
[spaniea L. --Abunda en las vertientes som- 
ontas del Pinar. Caulocárpica, Mayo, 
le los puertos de Beoeite con el nombre valen • 
y propinan al interior el cocimiento de es- 
ido con otros simples para combatir la viruela 
lar. 



Digitized by VjOOQIC 



ñe ci¿NctAé NATURALES 17 j 

iSi. Retama sphsBroearpa Bois.—Gitustera. Algunos pies 
diseminados en Jos Ginestales por ejemplo. Caulocárpica. 
Mayo. Junio. 

Debió abundar en los Ginestales y acaso de ahí le venga 
el nombre á esa parte de nuestro término. 

Aqui copiaríamos de buena gana, si no temiéramos ex- 
tralimitarnos, lo que el célebre aragonés Cienfuegos refiere 
sobre la errónea creencia de algunos contemporáneos suyos 
según la cual la Ginestera tenía cierta panacea en forma de 
castaña al extremo de una raíz muy larga y muy delgada y 
por lo tanto muy difícil de hallar, porque la raíz se rompía 
fácilmente antes de encontrarla; pero el que llegaba á dar 
con la preciosa panacea, no sólo sanaba de sus enfermeda- 
des, sino que, si era viejo, rejuvenecía y hasta le salían nue- 
vos dientes y nuevo pelo. 

182. Argyrolobium linnaeannm Walp. — Bastante co* 
mún en los montes. En el Calvario por ejemplo. Rizocárpi- 
ca. Abril. 

183. Ononis fputieosa L. — Común en los montes, espe- 
cialmente en las vertientes sombrías de los vales del Pinar. 
Rizocárpica. Mayo. 

184. O. crassifolia Dufr. — Abunda en algunas localida- 
des del monte por ejemplo en el barranco Mancurro. Cau- 
locárpica. Mayo. 

Suele estar roída por los ganados que al parecer la ape- 
tecen mucho. 

185. O. reelinata L. — Abundante en un solo punto del 
Pinar en los límites de este término. Rizocárpica. Junio. 

186. 0. ppoeuppens Wallp. O. spinosa de Assc— Agamo- 
nes. Muy frecuente y abundante en los campos especialmen- 
te si están mal cultivados. Caulocárpica. Mayo. 

187. 0. eolunmae AU. — De vez en cuando en los montes 
y ribazos por ejemplo en la val del Pinar. Rizocárpica. 
Mayo. 

188. Anthillis vulnepaeia L.— Solamente á la sombra de 
las peñas en las más elevadas cimas de la val de Gil. Rizo- 
cárpica. Abril, 



Digitized by VjOOQIC 



SOCIEDAD ARAGONESA 

M edisago lupnlina L. — En los campos de la huerta 
\n los del monte no es rara. Rizocárpica. Mayo. 

M edieagro arbórea L. — Cultivada y semiespontánea 
uerto. Caulocárpica. Abril. 

M. sativa h.—Alfaz. Cultivada generalmente para 
también se hace expontánea. Rizocárpica. Mayo. 

M. prostrata Jaequ. - Melca. Común en los campos 
is orillas. Rizocárpica. Mayo, 
itrera. La he visto con flor blanca, 
nta muy buscada para darla en alimento á los 
i, etc. 

. M . marsrinata Wills. — En campos sembrados de 
cebada. Cerca del cementerio por ejemplo. Anual. 

. M. polyearpa Willd.— Común entre las mieses de 
ta por ejemplo en el campo que llaman Las higue- 
mal. Abril. 

M. minima Lam. — Común en los ribazos de los 
3 cultivados. Anual. Mayo. 

. H. Gerardi WlUd.— Noescomún. En las Parade- 
>ajo de las eras de los Torrollones. Anual. Mayo. 
. M. tribuloides Lam. — Con la anterior. Anual. Marzo, 
m ella la M. murex? 

TrigonellaFoenum-graeeumL. -Abunda á veces 
IS mieses; pero no es común, y eso dependerá proba- 
ite de la semilla de trigo que se siembra. Anual Junio, 
nta bien conocida por el mal olor y sabor que la 
de sus semillas comunica á la harina y al pan que 
ai se confeccionan, pero aquí llaman Alfolva al L^liun 
'Um, acaso creen que esa gramínea es la que da con su 
el sabor de la verdadera Álholva, mientras que de la 
no conocen ni la planta, ni la semilla. 

T. MonspdliaeaL. -Alguna que otra vez en las 
Y ribazos, v. gr., hacia la cueva de la Luna. Anual. 

. T. polyeerata L. — Con la anterior. Anual. Mayo. 
. Melilotus infesta Guss. — No es raro en los sembra- 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS Ni 

dos. Por ejemplo detrás del ce 
Mayo. 

202. Melilotas parviflora D 
Anual. Mayo. 

203. M. ofñelnalls Lam. — Bs 
campos. En el barranco Mancuri 

Esta especie es la que más se 
vados, más altos que los de las ei 
largos racimos de ñores amarilla! 

Los Melilotos adquieren ga 
ción, 

204. Trifollum pratense L.— 
dos, cajeros de acequias, etc. RÍ2 

205. T. fpaglfeFum L,— Muy 
^socárpica. Mayo. 

206. T. pepens. L.— Con los j 
mún como ellos. Rizocárpica, Mi 

207. Dopyenium gpaelle Jopc 
y campos incultos. Caulocárpica 

208. Tetpagonolobus siliqaoi 
ribazos y brazales de la huerta, c 
pica. Mayo. 

209. Lotus peotus L.— Abund 
río Mezquín, pero solo más abaj( 
Caulocárpica. Junio. 

210. L. hipsutus L. — Comú 
huerta. Caulocárpica. Mayo. 

211. L. copnieulatus L.— Fre 
gares húmedos. Rizocárpica. Mai 

Las corolas que antes de abr 
jizas, después aparecen amarillas 
lor fuerte y hermoso; últimament 
verdes, 

212. Astpa^alas stella Goua 
de la Cruz del tiro de bolo. Anua 

213. A. sesameus L. — Comúi 
campos. Anual. Abril. 

214. A. hamosus L — Rara. 



Digitized by VjOOQIC 



SOCIEDAD ARAGONESA 

1 del Calvario; cerca de la peña Soliguer, etc. 

'agalas Monspessiilaiias L. — Bastante abun- 
vertientes sombrías de los montes, en el ba- 
rro, etc . Rizocárpica . Abril . 
tea arboreseens L* — Un pie en los límites del 
. Corveterada. Caulocárpica. Mayo, 
en el huerto se da muy bien como planta del 
ida no lejos de aquí, y que se propaga poco 
3men los ganados con mucha añción. 
área bituminosa L. — Abunda en cualquiera 
erta. Rizocárpica. Mayo, 
temente á betún . 

Iniá pseudo-aeaeia L. — Cultivada en el monte 
brada en ei huerto seda muy bien. Arbórea, 
a Acacia bola y la Acacia piramidal, 
seolus Yulgapis L. — pudiera. Judias. Cultivada 
ampos de regadío. Anual. Junio, 
i que pocos años llega á perfección, porque lo 
carchas y aun los rocíos del otoño. Se cultiva 

1 algunas variedades que se distinguen por el 
días ó semillas, por lo más 6 menos que tardan 
lo tierno de las vainas 6 legumbres 6 bien por 
Ls que tienen las tales que por eso se llaman 

s son objeto de gran consumo en la alimenta- 

rsonas. 

a sativa L.— Común en los campos sembrados 

da, etc. Anual. Abril. ^ 

líos comen las semillas tiernas de esta planta, 

ruijas dt hurto. Esas semillas suelen abundar 

los trigos, y separándolas, las destinan para 

hones, así como lo hacen con las de la si- 

leregPinaL.— Común con la anterior. Anual. 

con flor blanca. 

achos que comen estas semillas tiernas, es á 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 1 79 

esta especie á la que dan el nombre de Guija, á su parecer 
más propiamente que la anterior. También comen los po- 
bres esas legumbres tiernas cocidas, en años de escasez. 

222 < V. Intea L. — Entre las mieses de la huerta menos 
frecuente que las anteriores. Anual. Mayo. 

Flores amarillas. 

223. V. fabaL. — Se hace espont anea en los huertos y 
campos donde en pequeño se cultiva. Anual. Febrero. 

224. Cpaeea tenuifolia God. Gp —Rara. En ribazos de 
la Val de Cúbeles, vulgo Val de Juel. Rizocárpica. Junio. 

225. C. ealearata Godr. Gp.— Frecuente en los sembra- 
dos aunque no suele abundar. Anual. Abril. 

226. Lens eseulenta M oeneh. — Cultivada, semiespon- 
tánea. Anual. Mayo. 

227. Cieep apletinam L. — Garbancera. Cultivada y casi 
espontánea. Anual. Julio. 

Las judías constituyen aquí el fondo de la alimentación 
ordinaria. Los garbanzos constituyen ya un artículo de 
lujo, por esto, cuando las campanas anuncian fiesta grande 
se dice que han tocado la garbancera (campana). 

228. PlsumsatlvomL. — £ísii//^a. Cultivada en los 
huertos donde también se ve nacer espontánea. Anual. 
Febrero. 

Se usan las legumbres en la alimentación ordinaria des- 
pués de cocidas. 

229. Lathypus Aphaca L. — Alguna vez en las mieses. 
Anual. Mayo. 

230. L. eleepa L.— En los sembrados. Debajo de la era 
de la Chanera. Anual. Abril. 

231. L, ssLtlYXLsL.-'Guijas cultivadas. Se cultiva en pe- 
queño. Anual. Mayo. 

Usan las semillas molidas para hacer farinetas ó gachas. 

232. L. tubeposus L.— Muy rara. Solo en los límites de 
esté término en terreno cultivado de la Val del Olivar. Ri- 
zocárpica. Junio. 

233. L. odopatus L. — Bisalto de olor. Sembrado en algún 
huerto se conserva después sin cultivo. Anual. Mayo. 

Flores de variados colores y de muy grato aroma. 

(ContinvarA) 



Digitized by CjOOQI^ 



i8o 



SOCIEDAD ARAGONESA 



COLEÓFTEllOS DE U CUENCA DEL EHtO 

EXISTENTES EN LA COLECCIÓN DE D. RlCARDO J. GÓRRIZ 



(ContlusiÓHj 



Buprestidae 

277 Capnodis ienehfio- 

nis L. Milagro 

278 Capnodis tenebricosa 

Fab. • 

279 Pacüonotarutilans Carlflena 

280 Ancyhchira octogut- 

tata Zaragoza 

281 Curythyrea micans CaP. Mil. 
(Llevado con la madera). 

282 Melanophüa deca^ 

stigma Milagro 

283 Anthaxia manca 

Fab. Carlflena 

284 Anthaxia nitídula L. 

285 — Férula Gene 

286 Ptosinta flavoguttata 

111. 

287 Acmoíoderalanuginosa 

Gyll. 

288 Agrilus hyperici 

289 Corabus amethystinus 

01. 

290 Corahus elatus, 

291 Trachys pygmaus Fab. 

292 Agrilus graminis 

Lap- Milagro 

Elateridae 

293 Drasterius himacula- 

tus Fab. Cap. III. 

294 Elaier sanguineus L,. MllagPO 
29¿ — ^thio^s Lac, t 



296 Cryptohypnus 14- 

pustuiatus Fab. Milagro 

297 Cryptohypnus tetra- 

graphus. • 

298 Cryptohypnus curtus. 1 

299 Cardiophorus higut- 

tatus Fab. i 

300 Cardiophorus v, or- 

natus Caud. i 

301 Cardiophorus niger- 

rimus Er. » 

302 Cardiophorus bis i- 

gnatus Fab. • 

303 Cardiophorus Graellsi i 

304 — bipunctatus Fab. t 

305 Melanotus dichrous t 

306 — tenebrosus Er. • 

307 Agrióles pallidulus CaPlñona 

308 — spuiator » 

309 — obscurus lilagPO 

310 — sofdidus Carlfiena 

311 Limonius cylindricus 

Payk. Illagpo 

312 Heteroderes algirinus » 

Dascillidae 

313 Lampyris mauritani- 

calu. > 

314 Lampyris noctiluca L. » 

315 Telephorus lividus 



L. 



Caplfleoa 



316 Telephorus rusticus 
FaU, 



Digitized by VjOOQ IC 



DB CIENCIAS NATURALES 



l8l 



317 TeUphorus pulicaritís MilaQrO 

318 — bicolor Panz. • 

319 Rhagonycha melanu- 

ra 01. Capiflena 

320 Rhagonycha nigripes 

Redt. Milagro 

32 1 Malachius bipusiula- 

tus L. Cariñena 

322 Malachius marginel- 

lus 01. miaoro 

323 Malachius elegans Oí. • 

324 Malachius genicula- 

tus Germ. i 

325 AtUUuspictusKxevN. • 
526 Ehaus ihoracicus OÍ. » 

327 — collaris Er. • 

328 Henicopus pilosus CarlñfiDa 

329 Bytufus fumatus 

Fabr. Milagro 

330 Anthoiytes cyanipen- 

nis i 

33 z Anthclinus distin- 

ctus Cariñena 

332 Lobonyx ciliatus MllagfO 

333 Troscus Duvaiii Cariñena 

334 OpUus donusticus MllagPO 

335 Trichodes S-pun- 

cfatus Cariñena 

336 Trichodes S-puncta- 

^ Milagro 

337 Trichodes leucopsi- 

d^^ Cariñena 

338 Trichodes leucopsi- 

dens var. • 

339 Trichodes apiariusL,. Milagro 

340 Corynetes rufipes Cariñena 

341 — carukus • 



Ptinídoe 

342 Ptinus variegatus 

Rossi Cariñena 

343 Ptinus omatus Müiler t 

344 — furU • 

345 — latro Fab. • 

346 — submetalli- 

cus Fairm. ■ 

Anobiidae 

347 Anobium domesticum 

Foiir. Milagro 

348 Anobium nitidum 

Herbst. Cariñena 

Tenebríonidae 

349 TentyriainUrrupta 

Latr. • 

350 Tentyria mucrona- 

ta stew. Milagro 

351 Akis acuminata 

Herbst. Cariñena 

352 Scaurus striatus Fab. • 

353 — punctatus 
Herbst. • 

354 Blaps similis Latr. MilagPO 

355 — producía Cas- 

teiu Cariñena 

356 Asida Jurienei Sol. > 

357 Pimelia bi-punctata » 

358 — sardoa Sol. • 

359 Crypticus gibbulus 

Quen, » 

360 Heliopathesabbrevia" 

i^ 01. Milagro 

361 Heliopathes agrsstis » 

362 Opatrum setulosum > 

363 — fuscum » 
464 Tenebrio molitcf i 



Digitized by VjOOQIC 



l82 



SOCIEDAD ARACk)NBSA 



365 Helops Scoffeii 

Küst Cariñena 

366 Helops Bryadopki' 

lus Milagro 

Cistelídse 

367 Omophlus lepturcides 

Fab. Cariñena 

368 Lagria glahtata OÍ. Milagro 

369 — chrysomeiina Cariñena 

370 Notoxus platycerus 

Laferte Milagro 

371 Notoxus cornutus 

Fab. Cariñena 

372 Fortnicomus pedestris 

Rossi » 

373 Formicomus pcdestris 

var. Milagro 

374 Formicomus Hispanicus » 

375 Leptaleus Rodriguii 

Latr. Cariñena 

376 Anthicus instabüis Laf. i 

377 — — ^^^^ » 

378 — hsipidus Rossi • 

379 — sellatus Panz. • 

380 — humiils » 

381 — Pryhuiii Müagro 

382 — fasciatus var. • 

383 — ^'guttaius » 

384 — anthcrinus L. » 

385 — variabüis • 

386 — longipillis » 

387 — ftoralis Fab • 

Mordellidse 

388 Rhipiphorus himacu- 

latus Fab. • 

Vesicantss 
Meloidae 
389 . Meloe majalis L. Carine W 



390 Meioe fiskornis Cariñena 

391 — tuccius Rossi Milagro 

392 Cerocoma Schraheri F. 

393 Cerocoma Schafferi 

L- Carillena 

394 Mylabris Fmsslini 

Panz. » 

395 Mylabris variabüis » 

396 — var. Milagro 

397 — ^'punctata 

L- Cariñena 

398 Mylabris ^-punctata 

var. Milagro 

399 Mylabris varians Cariñena 

400 — i2'punctaia Milagro 

401 — — var. a. • 

402 — Licktensteni 

Górriz » 

403 Mylabris ^-punctata 

var. » 

404 Mylabris Beauregar- 

di Górriz • 

405 Coryna Bilbergi 

Schaen . » 

406 CEnas afer » 

407 Cantharis vesicatoria 

L. Cariñena 

408 Zonitis sexmaculata 

Oliv. • 

409 Zonitis sexmaculata 

var. • 

410 — Paolina Muís. Milagro 

41 1 Nemognatha nigripes ■ 

CEdemeridoe 

412 CEdemera podagra- 

rias L. Cariñena 

413 CEdemera flavesccns » 

414 — coeruUa » 



h^.. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 



183 



415 Anúneodcs dispar 

Fab. Cariñena 

416 Anoncodes axureaSchm i 

Bruchidce 

417 Bruchus eryngU » 

418 — picip$s Germ. • 

419 — status lU, • 
430 — semnarius L. » 

421 — /¿íL. Milagro 

423 Urodon pygmans 

GyH. Cariñena 

Curculíones 

423 Peritelus$enex Boh. • 

424 Btachydens pub$' 

scens Bohn, Milagro 

425 Suenes limatus Cariñena 

426 — discoidáus Milagro 

427 — gressorius » 

428 — hispidulus 9 

429 PolydrosHs fiavipcs » 

430 Tkylacitós friHlum » 

431 — Guinardi Duval • 

432 Ckhrophanusviridis'L. » 

433 — pollinosus Fab. • 

434 Braehycents Algirus 

Fab. » 

435 Brachycmés undatus 

Fab. Cariñena 

436 Amsofhynchus baju^ 

lus 01. Milagro 

437 Anisorhynchm Sturmi » 

438 Hypeta variahUh • 

439 — plantaginis > 

440 — punctatus var^ » 

441 Ctmiatus rtpandius 

Fab, » 

442 CUomísciimms » 

443 — uoríatus • 



444 Choñus Fladermani Milagro 

445 — ophthaimicus CarlHena 

446 — //¿;fl/iw Milagro 

447 — conieirro* 

siris 01. Cariñena 

448 Larinus ursus » 

449 — jacea • 

450 — cariifuu Milagro 

45 1 Lixiís cardui • 

452 — puncHventfis » 

453 — }í^»/¡>''»'« Fab. Cariñena 

454 — angustatus Fab. » 

455 — bicolor OÍ . • 

456 Erirhinus festuca Milagro 

457 — ^^i^pi » 

458 Nanophyes tamarisci • 

459 Acalles fasciculatus 

Bon. » 

460 Centrorhynchydius hor- 

ridus > 

461 Baridius chloris t 

462 — IH>^5 • 

463 — cuprirostris • 

464 Sphenophorus meri- 

dümalis > 

465 Sphenophorus piceus » 

466 Calandra granarial,» t 

467 ^/¿m/i#&^^^»sK¡rb. » 

468 — raáfWitó Cariñena 

469 — malvae • 

470 Rhynchites caer ule o- 

cephaUs Milagro 

471 Otiorhynchus turne- 

factus L. » 

47a BrachyiarsHS varius i 

473 HyiosiMusfraxim Cariñena 

474 Cneorhin$tsgiimnatus Milagro 

475 Doryjpuuu valiiÍ9P$Ms i 



Digitized by VjOOQIC 



184 



SOCIEDAD ARAGONESA 



476 Dorytomus trémula MilaorO 

477 "~ vorax • 

478 Lyosomus t 

479 Strophosomus faber • » 

480 Tanymechus paUiatus t 

Cerambycidae 

481 Pfianus coriarius • 

482 Áfomia ambrosia- 

ca L. Cariñena 

483 Hylotrupes bajuhis L. > 

484 — — var. • 
' ° " Stromatium unicolor 0\. » 

Clytus liciatus > 

— — var. » 

— omatus Fab. • 

— trifasciaius Fab. t 
Clytus pUbejus Ydh. ■ 
CarUUlum ehulinum L t 
Gracilia pygmaea L. MHagrO 
Parm$na » 
Dorcadion molitor i 

— Gríw//sf Capiflena 
Lamta ^Ar/(>i' L. Milagro 

Agapanthia aspho- 

ddi Latr. L6rma 

Agapanthia lineaticol' 

/ísDon. Cariñena 

Agapanthia suturalis 

Fab. » 

Saperdachar carias 

Fab. Milagro 

Oherea oculata » 

Litonoma marginella • 
Vesperus strepens » 

— Jífltortf Cariñena 

StrangaUa melanura Milagro 



Chr3rsome]idae 

506 Crioceris i2'puncta- 

ta Scop. Milagro 

507 Criocms paracenthe- 

5¿sL. • 

508 Crioceris asparagi L0. • 

509 Lachnea tripun- 

ctaia F. Cariñena 

510 Clythra Lacoriairei 

Reich. • 

511 Clythra floralis 01. • 

512 Titúbcea sex-macula' 

ta 01. i 

513 Titúbcea tristigma Lac. t 

514 — dispar "L^c. • 

515 — scopolina • 

516 — Aoti/m' ■ 

517 Colaspidema aenigi- 

neun Milagro 

518 — a^n^ifiOl. • 

519 Cryptocephalus rugi- 

coüis 01. Cariñena 

520 Cryptocephalusvirga- 

tus Sufr. • 

521 Cryptocephalus Rossi 

Sufr. i 

522 Cryptocephalus te- 

traspillus i 

523 Cryptocephalus bili- 

neatus Milagro 

524 Cryptocephalus graci- 

lis Fabr. • 

525 Cryptocephalus signa- 

ticollis Sufr. i 

526 Cryptocephalus gra- 

cilis VQLT.'niger » • 

527 Páchybrachys hiero- 

glyphicus Fab. » 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 



528 Stylosomus tamari- 

cis Suf. Milagro 

529 Timarcha Iceviga- 

^ í- Carillena 

530 Timarcha sinuaticollis • 

531 Chrysonula Banhsii 

Fab. » 

532 Chrysotnela aethiops OÍ. • 

533 — haemoptera • 

534 — sanguinolenta » 

535 — mentkastri M||agro 

536 — americana CaPifiena 

537 — cerealis > 

538 — diluía • 

539 Linapopuli • 

540 — tfemulae . Milagro 

541 GoniocienaaegrotaFab. • 

542 — — var. i 

543 - viminalisL,* 

544 Plagiodera armora- 

ciae L. • 

545 Plasocuris aucta • 

546 Adimoniatanace- 

^* L. Cariñena 

547 Gakruca crataegi Fort • 

548 — elongataBrull Milagro 

549 — /íií«?/a 9 

550 Malacosoma Lusita- 

nicumi.. Cariñena 

551 Luperus circumfusus • 

552 — sulphuripes t 

553 Lithonoma cincta • 

554 Halticaampelopha- 

ga Guer. § 

555 Haltica nemoralis • 



185 

556 Haltica nemorum Cariñena 

557 — procera Redt. » 

558 — malvae 111. • 

559 — mercurialis Fab. • 

560 — Helxines L.t 

561 — caerulea Payk. • 

562 — euphorbia Fab. • 

563 — nitidula L. • 

564 Haltica impressa • 

565 — transversa 

Mars. Milagro 

566 Hispa otra t 

567 Cassida rubigino* 

sa 111. Cariñena 

568 Cassida sanguinolen- 

ta Fab. • 

569 Cassida pusiiíaWsiit. Milagro 

570 — bipunctatah, • 

571 — septempuncta' 

^« L. Cariñena 

572 CoccinellavariabilisllL • 

573 "~ novemdecimpun- 

data Gebl. > 

574 Coccinella lo-pustu- 

^^« Milagro 

575 Halyzia 2^'pun- 

data Cariñena 

576 Halyzia y-puncta- 

*^ L- miagpo 

577 Halyzia i^-punctatah» » 

578 Chilocorus bi-pusiu- 

latusL,, i 

579 Hyperaspisrepensis 

Herbst. t 



Digitized by VjOOQI^ 



Z86 SOCIEDAD ARAGONESA 



580 Exocomus auritus 

Scrib. Cariñena 

581 Exocomus ^'pústula- 

tusL,. • 

582 Scymnus margina- 

lis Rossi. • 



583 Scymnus Ahrensii 

Muís. CapIBena 

584 Scymnus kamorrhai' 

ialis Herbst. t 

585 Scymnus hipustulatus » 
Consta la colecci6n de 893 números. 



AUCÜNOS inSECTOS DE ORTIGOSA 

POR D. Melchor Vicente 



iHermoso artículo el que encabeza el número i.^ del Bo- 
letín 4e nuestra Sociedad, síntesis de lo que ésta ha de ser! 
Yo soy un aragonés estudiador y pongo mis escasas fuerzas 
al servicio de la ciencia española, contestando así al ¿Quién 
vive? y al ¿Qué gente? de dicho artículo. 

Mas por hoy mis estudios no pasarán de pequeños ensa- 
yos y tendrán por campo de acción no mí tierra, sino las 
agrestes cumbres de la parte sur de la provincia de Logroño 
y más concretamente, por el momento, el pueblo de Ortigosa 
donde vivo. 

Se asienta este pueblo en uno de los barrancos ó caña- 
das de las escabrosas Sierras de Camero Nuevo, ramifica- 
ciones del elevado Pico de Urbión, situado á 1149 m. de 
altitud. Rodéanlo y son de su jurisdicción los montes de 
Alíendre, Mojón Alto y San Cristóbal, con más de 1600 roe- 
tros de altura. Canto Hincado que llega á 1494 y Los Gra- 
medos que no ceden en altitud á los primeros citados. 

Las estribaciones de esas alturas forman la cuenca de 
Ortigosa con sus dos barrancos principales donde corren el 
Aiberco y Río Seco y otros más de menor importancia que 
tributan á éstos sus aguas. Todas esas cañadas son casi 
siempre angostas y sus laderas llegan á veces hasta la verti- 
cal, como es el pasaje denominado de tEl Valle.» De aquí que 
encierren en sus profundidades una frescura incomparable 
muy á propósito para el musgo y el liquen, (*) la hierbecilla 

{*) En parte estudiados ya por el R. P. NavAs. 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIBNCIA8 NATURALES 



187 



y el arbusto; y el haya, roble y pino adquieren en sus lade- 
ras desarrollos difícilmente sobrepujados en ninguna otra 
región de España. 

La fauna tiene su representación en el tímido corzo y feroz 
jabalí, los lobos y las zorras, la viverra gineta, garduña, 
gatos monteses, ardillas y otros más entre los mamíferos; y 
en profusión de aves, principalmente las rapaces como los 
halcones con sus muchas especies y el águila majestuosa, 
más abundantes que los paj arillos maltratados de sus ene- 
migos y por el duro invierno. 

Aunque mis aficiones más entusiastas son para la Geo- 
logía, no pude resistir al deseo de completar la enumeración 
de esa fauna, y convertido en entomólogo me propuse á pri- 
meros del verano último coleccionar los insectos de esta co- 
marca. A un mes tan sólo, del 15 de Junio al 15 de Julio, se 
extendieron mis operaciones y aun en ese tiempo hube de 
limitarme muy principalmente á la caza de Coleópteros, Hi- 
menópteros y Hemípteros, porque la abundancia de los 
otros órdenes, en especial de Lepidópteros, me decidió á de- 
jarlos para otra ocasión. Los resultados de mis trabajos van 
en la lista que continúa, muy incompleta en verdad y que no 
satistace mis deseos, pero que Dios mediante, me propongo 
aumentar en trabajos posteriores. 



Coleópteros 

Cicindela campesiris L. var. 

maroccana¥dhx. 
Carabus guadarramus Laf . 
PUrostichus globosus F, 
Percus stultus Duf • 
Dyiiscus marginalis L. 
Dorcus parallelepipedus L. 
Platyurus cervus L. 
Polyphylla fuUo L. 
Epicometis squalida L. 
Oxythyrea, funesta Poda 
Attagenus verbasci L« 
Lampym noctiluca^h. 



Rhagonycha fulva Scop. 
Henicopus pilosus Scop. 
Blaps lusitanica Herbrt. 
— simüis Latr. 
Omophlus hetula Herbst. 

— ruficoUis F. 
Efgatesfaher'L. 
Hylotrupes bajulus L. 
Asemum striaium L. 
Rhagium sycophatUa Schr. 
Cerambyx Scopolii Füssl. 
Aramia moschata L. var. 

thoracica Füssl. 
Clyius arvícola Oliv . 



Digitized by VjOOQIC 



i88 



SOCIBDAD ARAGONESA 



Phytoecia affinis Harrer. 

— uncinata Redtb. 
Toxotus quercus Goez. var. 

dispar Tour. 
Phymatodes testaceus L. var. 

nigrina Muís. 
Plagionotus arcuatus L. 
Spondylis huprestoides L. 
Agapanihia asphodeli Latr. 

— cardui L. 

— [cynara Gerra . 
Strangalia bifasciata Müll. 

— maculata Poda 
vzx.exUrnepunctata Muís. 

Leptura stragulata Germ. 

— sanguinolenta L. 

— bifasciata Müll . 
Indolia cerambyciformis 

Schr. 
Ollostema tabacicolor Deg. 
CE dentera Jlavipes F. 
Zonabris ^-punetata L. 
Trichodes alvearius L. 

— apiarins F. 
Chrysomela mentkasiri Suffr, 

— americana L. 
Lachnaa tristigma Lac. 

— pubescens D. 
Titubcea biguttata Olv. 
Labidostomis lusitanica 

Germ. 
Malacosoma lusitanica Oliv. 
Cryptocephalus bimaculatus 

Oliv. 
Cryptocephalus sericeus L. 
Phytodecta variabilis Oliv. 

var. irrotata Weis. 
Coccinella j-punetata L. 



Ortópteros 

Ectobia livida Fabr. Coa 

ooteca. 
Stylopyga orientalis L. 
Leptynia hispánica Bol. 
Pezotettix pedestris L. 
Ephippiger StaliBoX. 

— fCallicrania) Seo- 
anei Bol. var. /^/<» Nav. 
var. nov. (in lítt.) 

LeptophyespunctatissimaBosc* 
Locusta viridissima L. 
Decticus verrucivorus L. 

Neurópteros 

Libeüula depressa L. 
Dipiax vulgata L. 
jiEschna cyanea Müll. 

— miAT/a Latr. 
Cordulegaster aunulata Latr. 
Calopteryx virgo L. 

— splendens Harris. 
Sympecma fusca V . d . L . 
P^/a marginata Panz. 
Chloroperla grammatica Scop. 
Isopteryx torrentium Pict . 
Ascalaphus longicomis L. 
Panorpa meridionalis Ramb. 
Osmylus maculatus F. 
Megalomus hirtus L. Nuevo 

para España. 
Chrysopa vulgaris Schn . 
Ephemera dánica Müll. 
Ecdyurus venosus F . 

— flunUnum Pict. 



Digitized by VjOOQI^ 



DB CIENCIAS 

HlMENÓPTEROS 

AUantus baeticus Spin. 

— semirufus André 

— viduus Rossi 
Pmneura nassata L. 

— Raddatzi Konow 
Hylotoma cyanocrocca Forst . 
RhogogasUra viridis L . 
SMxocera gástrica Kl . 
Macfophya hamatopus Panz. 

— rustica L. 
Cephus pygmaus L. 
Sirex augur Klug. 
Cryptus tarsoleucus Gr. 
A mblyteks fasciatorius F . 
Andrena FUsae Panz. 
XilocQpa violácea L. 

Lepidópteros 

Parnassius Apollo L. 
Rhodocera Cleopatra L. 

— rhamniLf, 
Pieris rapa L. 

— hrassicae L. 
Cí>/*as E¿¿«5« F. 
Argynnis Lathonia L. 

— Adippe L. 
Kan^sa Atalanta L. 

«I^ÍTfltf L, 

Satyrus Briséis L. 

— Semele L. 



NATURALBS 1 89 

— Hermionc L. 
MelatMrgia Lachesis Esp. 
EpinepheU Janira F. var 

Zygaena hnicerae L. 

— occitanica Vill. 
Cailimorpha Hera L. 

Hemípteros 

Graphosoma lineatum L 
Carpocoris baccarum L. 

— fuscispinus Boh . 
Eurydema omatum L. 

— oleraceum L. 
Lygaeus militaris F. 
Therapha hyoscyami L. 
Syromastes marginatus F, 
Phyniata crassipes F. 
Camptopus lateralis L. 
Reduvius personatus L. 
Calocoris marginellus F. 

— seticomis F. 
Nepa cinérea L. 
Hydrometra stagnorum L. 

, Triecphora sanguinolenta L. 
Tihicina nigronervosa Fieb . 

Dípteros 
Tipula gigantea L. 
Pachyrrhina Histroi F. 
Cyi^«5 gibbosus M. 



Digitized by VjOOQIC 



iQo Sociedad ARAóoÑfisA 

SECCIÓN BIBLIOGRÁFICA 



Donativos para la Biblioteca db la Sociedad 



De la Fuente (D. José María).— Notas para la entomología 
de la provincia de Murcia. — Madrid, 1894. 
— Dos nuevas especies de ortópteros de fauna española. 
Madrid, 1893. 

(Donativo del autor) 

Fernández y Juncosa {D . Esteban). — Reseña de la excursión 
que se realizó el 30 de Diciembre de 1901 y especies 
que se recogieron, Zaragoza, 1902. 

(Donativo dei aotor) 

Bovio (D. Salvador). — Excursión del 5 de Enero de 1902. 
Zaragoza, 1902. 

(Donativo del autor) 

Merino, 5. J, {R. P. Baltasar). — Tres plantas nuevas de 
Simia H< ¥ ad ft > Zaragoza, 1902. 

(Doaativo del autor) 

Fórmica Corsi (Dr. A.)— Molusculosde la República Orien- 
tal del Uruguay. Catálogo de las especies que hasta 
hoy se han encontrado en el territorio de dicha 
República. Montevideo, 1901. 

(Donativo dei autor) 
Á CAMBIO 

Reviia de Aragón, — ^Junio 1902. 

Heraldo de la Veterinaria. —Núms. 11, 12, 13 y 14. Algunas 
reflexiones sobre la doctrina de la evolución orgánica 
de los corpúsculos piramidales del cerebro, P. Ramón y 
CajáL — Núms. 15, 16. Los Hematozoarios y sus mo- 
dos de trasmisión, í). G. — Núm. 18. Núm. 19. Raza 
porcina extremeña, D. P. Moyano, Entoozoarios intes- 
tinales. D> M, Núñez, 



CRÓNICA CIENTÍFICA 

Zaragoza — El día i.<> de Octubre tuvo lugar en el para- 
ninfo de la Universidad la apertura oficial del curso acadé- 
mico de 1902 á 1903. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS KATÜRAUtS IQÍ 

Pronunció el discurso inaugural el distinguido catedrá- 
tico D. Manuel S. Pastor, sobre el tema i algunas reflexio- 
nes sobre las reformas que reclaman la enseñanza y el ejer- 
cicio de la Terapéutica.» Con la elocuencia que le caracteriza 
hizo resaltar la importancia de la Terapéutica eñ Medicina 
y las deficiencias de que adolece su enseñanza en España, 
así como los medios que deben seguirse para que su estudio 
dé un resultado esencialmente práctico. 

— El 26 del mismo mes inauguró sus sesiones el Ateneo 
Médico-Escolar, bajo la presidencia del señor Úecano de la 
Facultad de Filosofía y Letras D. Pablo Gil. 

Después de leída por el Sr. Marín Córrale, secretario de 
dicho centro, una bien descrita memoria sobre los trabajos 
realizados por el Ateneo desde su fundación, disertó sobre el 
hipnotismo el ilustrado médico-catedrático de esta Facultad 
de Medicina, D. Ricardo Royo Villanova. 

Con verdadera satisfacción haría una extensa reseña de 
tan notable conferencia; pero paréceme tarea casi imposible 
el hacer un buen extracto, por lo tanto, me limitaré á indi- 
car ligeramente las partes más salientes de tan hermosa di- 
sertación • 

Considerando el hipnotismo como un caso de histerismo 
dijo que no es posible hipnotizar más que á personas histé- 
ricas, aunque no todas estas sean hipnotizables; que no exis- 
ten individuos dotados de fuerza sobrenatural para hipnoti- 
zar, sino que cualquiera puede hacerlo cuando dispone de 
una persona hipnotizable y que hasta los hipnotizados lo 
son contra su voluntad. 

Manifestó finalmente cómo debe usarse el sueño hipnó- 
tico para curar accidentes histéricos. 

Valencia. — El Dr. Ribera catedrático de Historia Na- 
tural de aquel Instituto, acaba de publicar la 7.* edición de 
su obra lElementos de Historia Natural». 

Suiza. — El conocido espeleólogo Sr. Martel ha visitado 
la caverna de Holl-Loch (Agujero del Infierno) de la cual 
se han reconocido ya siete kilómetros. Parece ser en longi- 
tud la cuarta de Europa, aventajándola solamente las de 
Adlasberg, Agetelek y Planina, en Austria; mas créese ser4 



Digitized by VjOOQIC 



192 SÓCIftÜAÜ ARACÍONÉSA 

la primera cuando esté del todo explorada. Su formación se 
debe, como sucede á la mayor parte de las cavernas, á la ac- 
ción del agua subterránea. Según el Sr. Martel la cueva de 
HoU-Loch constituye una de las más interesantes síntesis de 
todos los fenómenos relativos á las cavernas y un campo 
fecundo de provechosas investigaciones. 

Austria. — El 9.^ congreso geológico internacional se 
reunirá del 20 al 27 de Agosto de 1903. Antes y después de 
él se organizarán excursiones á diferentes sitios interesantes. 
El comité ejecutivo del citado congreso lo forman E. Tietre 
(presidente), C. Diener (secretario general) y J. Karrer 
(tesorero) . 

La Martinica. — Entre los fenómenos curiosos de la fa- 
mosa erupción del Monte Pelado consignaré la multitud de 
peces que arrojó el terrible cráter. No es esta la vez prime- 
ra que los volcanes han arrojado peces juntamente con agua» 
antes parece que ha ocurrido en otros que habiéndose apa- 
gado almacenaron en su cráter aguas de lluvia ó de filtra- 
ción donde vivieron diferentes peces durante largo tiempo; 
mas cuando volvieron á entrar en actividad lo primero de 
todo lanzaron la cubierta que cerraba la masa ígnea y con 
ella esparcieron el agua y peces que encima se encontraban- 
Semejante cosa ha ocurrido en el volcán de Monte Pelado. 

Italia. — La sociedad botánica de Italia ha acordado 
publicar una Flora criptogámica italiana^ en la que colaborarán 
muchos botánicos de diferentes ciudades. Se publicará en 
Florencia (vía Romana, 19) y se calcula constará de nueve 
volúmenes de los cuales se dedicarán tres á los Hongos, dos 
á las Algas y un volumen á cada uno de los grupos siguien- 
tes: Teridofitas, Hepáticas, Musgos y Liqúenes. 

Habana.— De los estudios de D. Andrés Poey resulta 
que en la Habana hay una sola especie de díptero trasmisor 
de la fiebre amarilla que parece ser la Stegomyia fasciata. Es 
un mosquito de alas cortas y débiles, de régimen sedentario 
en las casas donde vive y se reproduce. 

Alfonso Gaspar Solbr« 

Tip. M. Escás, San Miguel, nOmero 12. Zaragoza 



Digitized by VjOOQIC 



Tomo I NoYiembpe y Diéiembre de 1902 Númb. 9 y 10 



BOLETÍN 

DE LA 

Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales 



SECCIÓN OFICIAL 



SESIÓN DEL 12 DE NOVIEMBRE DE 1902 



Presldeneia de D. Rieardo J. Górrlz 

Da comienzo á las quince y media con la asistencia de 
los Sres. Azara, Claver (D.José María), Fernández, De Fu- 
nes (D. Diego), Gaspar, Górriz, Navas, Romeo y Silván, 
siendo leída y aprobada el acta de la anterior. 

Socios propuestos. — El Sr. Presidente propone como socio 
honorario al sabio geólogo español Sr. Almera, gloria de Es- 
paña y especialmente de Cataluña, y se acuerda su nombra- 
miento con el beneplácito de todos. 

Como numerario es admitido D. Mariano Escar, á pro- 
puesta de D. Valero Gasea. 

Comunicaciones, —El Sr. D. José Pardo envía una curiosa 
fasciación, que parece una obra de arte por su hermoso as- 
pecto (véase la figura). Según cree muy probable debe pro- 
ceder tan raro ejemplar del tallo del Quercus coccifera L; y 
apenas representará una décima parte del todo, pues cuando 
llegó á su poder, en 1880, hacía acaso un par de semanas que 
lo llevaban entre manos los muchachos callejeros. En un 
principio no supo lo que era, hasta que lo vio y reconoció el 
Sr. Willkomm. 



Digitized by VjOOQIC 



í$4 Socib5ád aragonesa 

£1 P. Joannis, á quien el P. Navas había enviado varios 
lepidópteros recogidos en Zaragoza, comunica á éste que 
entre otras merecen especial mención dos especies; la una 
Larentia alhatnbrata Staudinger, y la otra perteneciente 
al género Phlyctanodes^ nueva para su colección. Es de 



Fasciación db Quercus cocci/era L. 

(Reducida casi A la mitad). 

advertir que esta colección consta de más de diez mil es- 
pecies. 

Karfos.— Se trata de la próxima renovación anual de la 
Junta directiva, dispuesta por el art. 7 de los Estatutos, 
acordando que tomen parte en ella los socios de fuera de Za- 
ragoza enviando su voto. Para esto se les invitará en d pró- 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES I95 

ximo número del Boletín, á fin de celebrar la elección el 
próximo mes de Diciembre. 

También se acordó imprimir en el último número del ci- 
tado Boletín un índice de lo publicado en el año y el Ca- 
tálogo de socios de que se habla en el artículo^5 de los Es- 
tatutos. 

El señor Vicepresidente da cuenta de los trabajos reali- 
zados para el cambio de local donde se celebren las sesiones 
mensuales, y comunica que en adelante podrán tener lugar 
en el de la Real Academia de Medicina. Con tal motive se 
acuerda un voto de gracias al Sr. Górríz por sus fructuosas 
gestiones, y otro al Sr. Claver (D. A.) por haber cedido ga- 
lantemente el local donde se. celebraron las sesiones hasta 
el día. 

Se dio cuenta de los libros y revistas recibidos; el señor 
Azara presentó la Crónica cuntí fica; y no habiendo más asun- 
tos de que tratar, se levantó la sesión á las dieciséis y 
media. 



SESIÓN DEL 3 DE DICIEMBRE DE B902 



Ppesideneia D. Ricardo J. Oórriz 

Abierta la sesión á las quince y media con asistencia de 
los Sres. Azara, Díaz de Arcaya, Dosset, Fernández, G6- 
rriz. Melón, Navas, Odriozola y Silván, dio comienzo con la 
lectura y aprobación del acta de la anterior. 

A continuación el señor Presidente, á nombre de la So- 
ciedad, agradece el favor que la Real Academia de Medici- 
na otorga á la misma al ceder su local para celebrar las ce- 
siones mensuales, y propone con el unánime beneplácito de 
los reunidos un voto de gracias. 



Digitized by VjOOQIC 



íg6 SoOlBDAt) araConbsa 

Socios admitidos. — Lo fueron como numerarios los señores 
D. Florentino Ázpeitia, de Madrid, propuesto por D. Joa- 
quín G. Hidalgo. 

D. Miguel Delgado, de Zaragoza, presentado por don 
D. Miguel A. Laguna. 

D. Constantino Ríos, de Zaragoza, á propuesta de 
D. José Pardo y de D. Valero Gasea. 

Comunicaciones» —Presenta el P. Navas dos fotografías de 
objetos prehistóricos descubiertos por el P. Furgús de Ori- 
huela, una de las cuales representa doce cráneos que 
aparecen claramente como de razas vigorosas y flore- 
cientes. 

El Sr. Górrizlee una nota bibliográfica acerca del tema 
Colores y aromas vegetales, desarrollado en la sesión inaugural 
de la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona, por 
elDr. Cadevall. 

Se da cuenta de los libros y revistas recibidas como re- 
galo y á cambio, entre los cuales figura la revista de cien- 
cias naturales de Oporto, Broteria que solicita el cambio; se 
acuerda. 

Balance,— "El señor Tesorero envía las cuentas por no 
poder asistir á la sesión. Según ellas figuran como Ingre- 
sos por cuotas y suscripciones 7 i^fio. pesetas, y por Gastos en im- 
presos, correos y otros varios 639,38, acusando una Existencia en 
caja el 1.° de Diciembre de 75,42 pesetas. A estas hay que 
añadir 108 pesetas de crédito á favor de la Sociedad, por re- 
cibos del año corriente no presentados aún al cobro. 

Los reunidos encargan á los Consejeros el examen de las 
cuentas para su aprobación . 

Elección. — Se procede á renovación de la Junta directiva, 
que por unanimidad de los presentes y el voto de varios 
otros socios de fuera y dentro de la población que envían 
la candidatura, resulta elegida así: 



fc 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES I97 



Junta Directiva para 1903 



PrcsiimU. ... M. I. Sr • D. Bernardo Zapater, Pbro. 

VicepresidmU. D. Ricardo ]• Górriz. 

Secretario. . • • D. Graciano Silván . 

Vicesecretario. D. José M.* Azara. 

Bibliotecario. . D. José Rius y Casas. 

Consejeros ... R. P. Longinos Navas, S. J. 

» D. Juan Moneva. 

i D. Graciano Silván. 

Conservador. . D. José M .* Claver. 

Tesorero D. Carlos de Odriozola. 

Previamente el Sr. Gasea había presentado la dimisión 
por causa de sus muchas ocupaciones, del cargo de Teso- 
rero, para el cual era elegido. Ofreció, sin embargo, conti- 
nuar con la administración de los impresos, ofrecimiento 
que admite agradecida la Sociedad. 

V arios. ^St acuerda considerar como Socios Fundadores 
á todos los ingresados en la Sociedad durante el año 
actual. 

Se da cuenta de la excursión realizada el mes pasado. 

El Sr. Azara lee la Crónica cienHfica; y no habiendo 
más asuntos de que tratar se levantó la sesión á las 
dieciséis. 



Digitized by VjOOQIC 



198 SOCIEDAD ARAGONESA 

CATÁLOGO DE LOS SEÑORES SOCIOS 

DE LA 

SOCIEDAD ARAGONESA DE CIENCIAS NATUSALES 



SOCIOS HONORARIOS 

Almera (M. i. Sr. Dr. D. Jaime), Presbítero, Ságrís- 
táns, I, 3.^. Bditcelonsí.—Pak<mtología. 

HuB (Rdo. D. Augusto María), Presbítero, Rué de Cor- 
neille, 104, Levallois-Perret (Seine, Francia). — Liqúenes. 

Lapparbnt (D. Alberto de), Profesor en el Instituto católi- 
co. Calle de Tilsit, 3. París. — Geología. 

SOCIOS PROTECTORES 

Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del 
País. Zaragoza. 

Claver (Dr. D, Atanasio), Canfiranc, 3. Zaragoza. 

SOCIOS NUMERARIOS FUNDADORES 

Azara (D. José María), Dormer, 8, pral. Zaragoza. 

AzpEiTiA (D. Florentino), Glorieta del Cisne, 3, hotel. Ma- 
dríd.—Malacohgía. 

Baselga (D. Mariano), Catedrático en la Universidad. Za- 
ragoza. 

Bayo y Giménez (D. Timoteo), Farmacéutico. Teruel. 

Benedicto (D. Juan), Monreal del Campo (Teruel). 

Blasco (D. Licer), Farmacéutico. Almolda (Teruel). 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES I99 

Bolos (D. Ramón), Farmacéutico. Olot (Gerona).— B^- 
tánica. 

BoRAo (D. Jerónimo), Cinco de Marzo, i, triplicado, entre- 
suelo. Zaragoza. 

BoscÁ Y Seytrb (D. Antimo), Profesor en la Universidad de 
Valencia. 

Bosque y Bosque (D. Marcelino), Farmacéutico. Torreve- 
lilla (Teruel). 

Bovio (D. Salvador), Paseo de Sagasta, 5, pral. Zarago- 
za. — Botánica, 

Cabrera (D. Atanael), Médico. Laguna de Tenerife (Cana- 
rias). — Hinunópteros. 

Calvo (D. Pablo), Farmacéutico, Calle de PignatellL Za- 
ragoza. 

Cambra (D. Marcelino de), Caspe, 74. Barcelona. 

Casaña (D. Antonio), Farmacéutico, Plasma de la Magdale- 
na. 2^agoza. 

Clavbr (D. José María), Canfranc, 3. Zaragoza. 

Chelvi (D. Juan). Zaragoza. 

Delgado (D. Miguel), Cinco de Marzo, i triplicado, terce- 
ro derecha. Zaragoza. — Botánica^ Teratotogía, 

DÍAZ DE Arcaya (D. Manuel), Catedrático de Historia Na- 
tural y Director del Instituto general y técnico de Za- 
ragoza. Independencia, 7, 2.^. 

DossET (D. José Antonio), Plaza de Sas, 3, 3.°, Zaragoza. — 
Diaiomeas y Mictografía. 

DusMET (D. José María), Plaza de Santa Cruz, 7, Madrid. - 
Himenópteros. 

Ena (D. Mariano de). Coso, 25. Zaragoza. 

EscAR (D* Mariano), San Miguel, Z2. Zaragoza. 



Digitized by VjOOQIC 



200 SOCIEDAD ARAGONESA 

Fernandez y Juncosa (D. Esteban), Cinco de Marzo, 15. 
Zaragoza. 

Fuente (Rdo. D. José María de la), Presbítero.— Pozuelo 

de Calatrava (Ciudad ReBl).-^Coleópieros. 
Funes (D. Di^o de), San Andrés, 6, 1.°. Zaragoza. 
Funes (D. Francisco de), San Andrés, 6, i.». Zaragoza. 

Galán (D. Demetrio), Catedrático de la Escuela Veterinaria. 
Fin, 5. Zaragoza. 

García Goyena (D. Manuel), Coso, 104, 2.^, derecha. Za- 
ragoza. 

Gaspar (D. Alfonso), Valencia, 4, 3.°, Zaragoza.— Híim- 
nópteros, 

Gasca (D. Valero), Coso, 33. Zaragoza. 

GiRONZA (D. Joaquín), Plaza de Aragón, 8. Zaragoza. 

González Hidalgo (D. Joaquín), Catedrático en la Uni- 
versidad Central. Alcalá, 36, 3.^ Madrid. —Malacología. 

GóRRiz (D. Ricardo José), Farmacéutico. Coso, 38. Zara- 
goza. —ColeópUfos y Botánica. 

Gregorio y Rocasolano (D. Antonio de), Catedrático en la 
Universidad de Barcelona. 

Iranzo (D, Juan Enrique), Catedrático en la Universidad. 
Cinco de Marzo, i, triplicado, entresuelo. Zaragoza. 

Iriarte de la Banda (D. Federico), Ramales (Santander). — 
LepidópUfos. 

Jiménez (D. Francisco de Paula), Alto, 9, Cartagena.«-£tf- 
támca. 

Laguna (D. José María), Sangarrén (Huesca). — CoUópUfos. 
Laguna y de Rins (D. Miguel Ángel), Independencia, 32, 

principal. ZsLTBgoz9L.^CokópUro5. 
Laplana (D. Ramón), Santiago, 34, 2.^ Zaragoza. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 20I 

Llambías (D. José), Ingeniero. -Canelones, 191. Montevi- 
deo (Uruguay). — Geología, 

Llenas (D. Manuel). Carmen, 44, 2.^. Barcelona. -Cripta' 
gamas, 

LÓPEZ Landa (D. José María), Abogado. - Calatayud (Za- 
XdLgozd).^Ewiomolog{a. 

Lozano (D. Ricardo), Catedrático en la Universidad. Plaza 
de la Constituct6n,'3, entresuelo. Zaragoza. 

Martínez y SAez (D. Francisco de Paula), Catedrático en 
la Universidad Central. San Quintín, 6, pral. Madrid.— 
Coleópteros de Europa, 

Martínez (D. Santos), Médico. María (Zaragoza). 

Mateos y Pérez (D. Félix), Profesor en la Escuela de Ve- 
terinaria. Zaragoza. 

Melón (D. Ángel), Coso, 164, 3.^. Zaragoza. — Lepidópteros, 

Moneva Y PuYOL (D. Juan), profesor en la Universidad. 
Espoz y Mina, 46. Zaragoza. 

MoYANo Y MoYANO (D, Pedro), Catedrático en la Escuela de 
Veterinaria. Coso, 129. Zaragoza^ 

Navas (R. P. Longinos) S. J., Colegio del Salvador, Zara- 
goza. — Entomología^ especialmente Neurópteros, 

Odriozola (D. Carlos de). Coso, 87, 2.° Zaragoza. 

Otero (D. Julio), Director de la Granja Experimental. 
Independencia, 32, 3.^, Zaragoza. 

OssuNA (D. Manuel de). Laguna de Tenerife (Canarias). 

Pardo (D. José), Farmacéutico. Por Alcañiz (Teruel) 
Valdealgorfa. -Botánica, 

Palacios (D. Pedro), Profesor en la Escuela de Minas. 

Nicolás Rivero, 8, Madrid. — Geología, 
Palanco (D. Emilio), Médico. Ortigosa (Logroño). 



Digitized by VjOOQIC 



202 SOCJBDAD ARAGONESA 

Pastor (D. Manuel S.)» Catedrático en la Universidad. In- 
dependencia, II. Zaragoza. 

Pau (D. Carlos), Farmacéutico. Por Calatayud, Segor- 
be. — Fanerógamas de Europa y mediterráneas de Asia y 
África, 

Pbllbgero (D. José), Plaza de la Constitución, 3. Za- 
ragoza. 

Retuerta (D. Benjamín), Médico. Rueda de Jalón (Za- 
ragoza). 

Ríos (D. Constantino), Farmacéutico. Coso, 43 y 45. Za- 
ragoza. 

Rius Y Casas (D. José), Catedrático en la Universidad. San 
Miguel, 50, 3.^. Zaragoza. 

Rodríguez Ayuso (D. Manuel), Independencia, 14, 2.^. Za- 
ragoza. 

Rodríguez Risueño (D. Emiliano), Catedrático en la Uni- 
versidad de Valladolid. 

Rombo (D. Francisco), Coso, 102, entresuelo, Zaragoza.— 
Lepidópteros. 

Royo (D. Ricardo), Catedrático en la Universidad. Coso, 43 
y 45, 3.0. Zaragoza. 

Sanfelíu (D. José)« Azoque. Zaragoza. 

SÁiNz (D. Eduardo), Mercado. Zaragoza. 

Silva y Remacha (D. José María), Reconquista, 4. Za- 
ragoza. 

SiLvÁN (D. Graciano), Catedrático en la Universidad. Bil- 
bao, 7, 3.^. Zaragoza. 

Solano y Eulate (Excmo. Sr. D. José), Marqués del Soco- 
rro. Catedrático en la Universidad Central. Jacometre- 
zo, 41. Madrid. 

Teresa y Bbdbra (D. José), Alfonso, 91, pral. Zaragoza. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 20$ 

ToNGLBT (D. Augusto), Gouvemement provincial, place 
de Saint Aubain, Namur (Bélgica).— M«^<?5 y Li- 
qúenes. 

Stuart Mbntbath (D. Patricio W.), St. Jean de Luz (Bas- 

ses P3rrénée8, Francia).— Gwfo^. 
Uguet (D. Carlos), Farmacéutico. Borja (Zaragoza). 

Val y Julián (D. Vicente de), Farmacéutico, Boquiñeni 
(Zaragoza). --Botánica, 

Vicbntb (D. Carlos), Calatayud (Zaragoza). 

Vicioso (D. Benito), Farmacéutico. Calatayud (Zaragoza). 
— Fanefógamas y Liqúenes, 

Zapater (M. I. Sr. D. Bernardo), Presbítero.^ Albarracín 
(Teruel). — Entomologia y Botánica, 

Resumbn 

Socios Honorarios 3 

• Protectores 2 

» Numerarios Fundadores . .81 

Total 86 



t 

SOCIO FUNDADOR FALLECIDO 

Don Miguel Cuní y Martorell 



Digitized by VjOOQ^C 



204 SOClBDáD ARAGONESA 



'I 



COxMUNICACIONES 



CATÁLOGO Ó ENUMERACIÓN 

DE LAS PLANTAS DE TORRECILLA DE ALCARIZ 
asi esptntáieas orno coltírMÍas 

POR D. José Pardo Sastrón 



CContinuaciónJ 

234. Coronilla mínima L. — Común en los montes los 
cuales adorna con sus abundantes flores amarillas. En el 
monte Calvario por ejemplo. Caulocárpica. Marzo. 

235. C. glaneaL. — Sembrada en el huerto, vinoá ha- 
cerse espontánea. Caulocárpica. Abril. 

Las hojas son purgantes. 

236. C. seoppioides Roeh.— Común en los campos espe- 
cialmente de la huerta. Anual. Abril. 

Legumbres en figura de cola de escorpión . 

237. Hippoerepis glauca Ten. — Común en los montes y 
ribazos. Rizocárpica. Marzo. 

238. H.eiliataWilld.— Común en los ribazos. Anual. 
Marzo. 

Esta y sus congéneres son las hierbas famosas con las 
cuales hay quien suj>one que cierto pájaro rompe el hierro y 
también supone que rompen las herraduras de los caballos 
que la pisan. Cierta persona hizo la prueba para convencer 
á otras de que no había tal virtud y aun asf creo que "do se 
convencieron los ilusos. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIBNCtAS NATURALES 205 

339. HedysaramhamileL. — Común en ¡os montes, en 
especial en las laderas expuestas al Sur 6 carasoles, como aquí 
se dice. Rizocárpica. Mayo. 

Flores vistosas. 

240. H. eoronarium L.— Cultivado por curiosidad. Rizo- 
cárpica. Junio. 

241. Onobpyehls sativa Lam.— Cultivada por curiosi- 
dad. Rizocárpica. Mayo-Junio. 

242. 0. saxatilis All.— Abundante sólo en algunas loca- 
lidades sombrías. En Val del Olivar, etcétera. Rizocárpica. 
Mayo. 

243. Abrus precatopias L. — Cultivado en huerto. 

244. Araehls hyppogae L. — Cacahuete. Cultivado rara 
vez por casualidad. 

Familia 26.*— cesalpíneas 

245. Cereis siliquastmm L. - Cultivado para adorno. 
Caulocárpica. Abril. 

Fan)¡lia 27.* — amigdAleas 

246. Amygdalus eommunls. L, ^Almendrera. Cultivado 
en pequeño y subespontáneo. Arbórea. Febrero. . 

Este árbol podría dar aquí buen producto sino es porque 
los hielos suelen matar las flores. Las pocas que hoy se co- 
sechan las consumen en su mayor parte verdes. 

247. A pérsica L. - Fresquera 6 Presquillera. Cultivada en 
todas partes, y espontáneamente nace y crece en campos, 
huertos y estercoleros . Arbórea. Marzo. 

Los individuos recién nacidos se trasplantan con pasmo- 
sa facilidad y prenden de seguro, porque conservan aún la 
almendra (cotiledones) que los alimenta y sostiene la vege- 
tación. Así es que la cosecha de fruta de tanto mérito se au- 
menta de día en día, encontrándose ya árboles de estos en 
el monte secano, en la huerta y hasta en los bordes de las 
carreteras; se desarrollan en muy pocos años pero por eso 
mismo su vida es corta, y como además suele cargar de fru- 
to, las ramas se desgajan y el árbol se pierde. Es frecuente 



Digitized by VjOOQIC 



2o6 SOCIEDáD ARAGONESA 

verlos vender hasta á menos de cinco céntimos la docena, y 
los orejones fueron enviados el año 1867 á la Exposición de 
París desde un pueblo cercano á éste. 

Se conocen entre otras las siguientes variedades: 

Melocotones ó Préseos cuando el fruto tiene en su pico una 
prominencia con algún resto del estilo. 

Duraznillos ó Fresquillas^ cuando en el lugar de la promi- 
nencia, tiene una depresión. Generalmente son tenidas por 
más delicadas que los préseos, suelen ser de menor tamaño 
y más precoces. 

Préseos-Manzanas (Pérsica lavis de C.) ó Pavías. Estas no 
tienen ningún vello en la piel. Créese vulgarmente, aunque 
sea un error, que tener la piel tan limpia se debe á que se 
ingerto el melocotonero en manzano. 

Unos y otros se ven de más ó menos tamaño, de forma 
más ó menos globulosa ú oblonga, de color más ó menos 
rojo ó blanco amarillento. Los blancos, que tienen algunos 
puntos muy rojos, regularmente son más ácidos. 

Abridores. Tienen la pulpa más blanda y jugosa y que se 
separa fácil y completamente del hueso. Los abridores 
también varían mucho de color, forma, tamaño, sabor, pre- 
cocidad, etc., aunque suelen ser más ácidos que los préseos 
y presquillas. 

Los he conservado por algún tiempo al natural metidos 
en aguardiente ó entre polvo de yeso. 

248. Prunus domestiea-OV^^/fra, Pririf^rii. Cultivado 
con profu&ión se hace espontáneo en huertos y campos. 
Arbórea. Febrero. 

Hay ciruelas Claudias, de Fraile^ lendrinos ófariaguitones, de 
fwviemo 6 de escaldar ^ amarillas 6 de yema^ de color de rosa, de 
color más obscuro^ sanjuaneras, etc. 

Plantada en los campos y huertos extiende sus raíces á 
larga distancia y echa multitud de hijuelos, por cuya razón 
no se desarraiga fácilmente, llegando á ser un estorbo para 
el cultivo del terreno. Además también nacen de semilla 
muchas/fiín^ds. 

249. P. Cerasus L,^ Cerecera. Cultivada en pequeño^ 
pero se hace espontánea. Arbórea. Marzo. 



Digitized by VjOOQIC 



DÉ C]ÉN(^fAS NAtURALfiS ÚO^ 

Hay algunas variedades. Blancas primerizas y Altares 
tardías» Garrafales y Guindas, Llevan fama de muy buenas 
las que se cosechan en poblaciones próximas. 

Arraiga sobre el terreno donde se planta con tanta tena- 
cidad como las pruneras. También nacen de semilla; 

250. Armeniaea vulgaris LBmk.—Abercoquera, Cultiva- 
da en algún huerto. Arbórea. Febrero. 

251. PotentillavemaL.— Bastante común en los riba 
zos, por ejemplo, en el Fondón. Rizocárpica. Febrero. 

252. PotentUlareptansL. — Comunísima especialmente 
en los terrenos de la huerta. Rizocárpica. Abril. 

Difícil de desarraigar por tener sus raíces tuberculosas, 
cundidoras y estoloníferas. 

254. Frag^aria vesea L,— Fresera. Cultivada en algún 
huerto. Rizocárpica. Abril. 

254. Rubus esBSlus L. — Común en la huerta. También 
se halla eq el monte. Caulocárpica. Mayo. 

255. R. diseolop Vesh. R. ftmtieosus Asso.— Zarza. Co- 
munísima hasta servir de estorbo muchas veces é indicios de 
campos mal cultivados. Caulocárpica. Mayo. 

Cómense los frutos ó moras de zarza. Los fumadores 
mezclan las hojas de esta planta al tabaco. También hay 
quien come sus retoños que son muy tiernos. 

256. Rosa galilea L. Cultivada. Caulocárpica. Mayo. 

257. R. FubrifoUa Vill. - En los ribazos de la huerta. 
Caulocárpica. Junio. 

258. R. eanina L. — Escarbacukra . Común en cercas y va- 
llados. Caulocárpica. Mayo. 

Sns semillas producen cierta comezón. En ciertos pue- 
blos la llaman Pica-espalda^ porque es costumbre echar esas 
semillas por la espalda, dentro de la camisa, como cosa de 
broma. 

Hay quien la llama Gingolero por la semejanza que tie- 
nen sus frutos con las Azufaifas que aquí son llamadas 
Gtngoles. 

259. R. hispánica Rois. Reut. — Con la anterior. Cau- 
locárpica. Mayo. 

260. R. alba L. — Cultivada, Caulocárpica Mayo. 



Digitized by VjOOQIC 



2o8 SOCIEDAD ARAGONESA 

261. R. multlflora Jamhb. — Rosera nana . Cultivada. Cau- 
locárpica. Mayo. 

262. H. Indiea L. - Rosera de todo el año • Cultivada en al- 
gún huerto. Caulocárpica. Mayo y casi todo el año. 

263. R. eentifolia L.— Cultivada en varios huertos como 
planta medicinal y de adorno. Caulocárpica. Mayo. 

264. R. damaseena Mili.— Cultivada como la anterior. 
Caulocárpica. Mayo y buena parte del año. 

264 (bis). R. sulphurea. Ait. — Cultivada se da bien; pero 
las flores abortan ordinariamente. 

265. Agrimonia eupatoria h.^Agrimonia.^ Muy común 
en los ribazos algo húmedos aun en el monte. Rizocárpica. 
Mayo. 

Una de las plantas que los fumadores mezclan al tabaco 
para hacerlo más suave 6 bien para hacer el vicio más eco- 
nómico. 

266. PoterlumdietyoearpamSpach.— Frecuente en los 
ribazos. Rizocárpica. Abril. 

Las hojas de esta especie y las de la siguiente se usan 
con éxito en cataplasma para las fístulas lacrimales aquí 
llamadas rijas que resuelven y alivian aunque sean crónicas. 

267. P. murieatam Spaeh. - Abunda con la anterior de 
la cual se diferencia poco. Rizocárpica. Abril. 

Esta especie y la anterior son muy apetecidas por los 
ganados. 

268. P. Hagnolii Spaeh. — En los montes, Rizocárpica. 
Abril. 

Familia 28.*— pomáceas. 

269. Cydonia vnlffaris Pers. — Membrülera, Codoñera del 
catalán Cttdmy. Cultivada ó más bien espontánea; pues con 
ser muchos los árboles que aquí hay de esta especie, son 
contados, especialmente en la huerta, los que de propósito 
se han plantado. Caulocárpica. Marzo. 

Es la fruta que aquí más abunda y tiene fama de entrar 
por la puerta y salir por la ventana; porque se conserva 
muy poco tiempo. 

270 . Pypus eommunis P. — Petera, Cultivaday casi espon- 
tánea. Caulocárpica. Marzo. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES MQ 

Hay diferentes variedades en algunos huertos para el 
consumo de los particulares; para la venta. 

271. ?.mBlnsh,^Manzanera. Cultívanlaen pocos huer- 
tos para su uso algunos particulares. Caulocárpica. Marzo. 

Hay algunas variedades. 

272. Sorbas domestiea L. —A cer9Üeva . Cultivada y como 
espontánea. Arbórea. Marzo. 

Los pocos pies que hay en campos cultivados, todos ó 
casi todos, creo que habrán nacido espontáneamente. 

Su madera es muy apreciada para caracolas de molinos 
aceiteros. 

Familia 29.*— granAteas 

273. Púnica Oranatom L. — Mangranera. Cultivada y es- 
pontánea en algunos huertos. Frecuente en el monte donde 
debió nacer de alguna semilla llevada allí por las aves ó por 
algún otro conducto. Caulocárpica. Junio. 

El cocimiento de la corteza de la raíz ha dado aquí 
bellos resultados como tenífugo. 

Familia 30.* — onagraríeas 

274. Epilobium parviforum Sehreb.—Comúnen lahuer- 
ta con el siguiente. Rizocárpica. Junio. 

275. E. hirsutum L. -Vulgarísimo en los brazales de )a 
huerta. Rizocárpica. Junio. 

Familia 31 * — litraríeas 

276. Lythrum Sanearla L. — Común en las huertas. Ri- 
zocárpica. Julio. 

Es planta muy visible por la grande altura á que llega 
y por sus bellos espigones de flores rojas. 

277. L.hyssopifoUaL. — Común en parajes húmedos y 
encharcados, por ejemplo, en el barranco Mancurro. Anual. 
Junio. 

278. L. blbraoteatumSalzm.—Rara. Sólo la he visto 
cerca de la fuente de la Gota, en terreno encharcado. Anual. 
Mayo. 

Planta que fácilmente pasa desapercibida por su pe- 
quenez. 

2 



Digitized by VjOOQIC 



2ió soeiBbáD Ara^Mb^a 

Familia 32/ — filadélfeas 

279 . Philadelphas eoponarius L. — A sahar . Cultivada 
como planta de jardín . Caulocárpica. Mayo. 

El vulgo la llama Azahar, sin duda por la semejanza 
que tiene en forma, consistencia y color, con la flor del 
naranjo. 

Familia 33/ — mirtáceas 

280. Myrtus eommunis L. — Un solo pie en el huerto 
que se halla cien años ha en un rincón abandonado y per- 
seguido más bien que cultivado, y que es muy dudoso haya 
sido plantado de propósito. No es planta de Aragón. Caulo- 
cárpica. Julio. 

Familia 34.* — cucurbitáceas 

281 BryoniadioieaJaeq.— Furos. Bastante común en 
las márgenes de la huerta y aun en las del monte, trepando 
sus tallos enredadores entre las zarcas y sobre los árboles. 
Rizocárpica. Abril. 

Sus raíces son enormes, hasta alcanzar á veces el grosor 
de la pierna de un niño. Son enérgico purgante y pueden 
utilizarse para obtener una fécula alimenticia. 

Sus renuevos muy jóvenes, se comen con el nombre de 
TulaSj haciendo con ellos tortillas. 

282. Eeballium elsiterium^éh.— Pepinos amargos. Comu- 
nísima en los alrededores del pueblo. Rizocárpica, Abril. 

Se usan los frutos en cataplasma como purgante para 
los niños. Los frutos, si se tocan cuando están en sazón, es- 
tallan arrojando lejos las semillas. 

283. Lagenaria vulgaris Sev.— Calabaza vinatera. Culti- 
vada en los huertos. Anual. Junio. 

Se encarama sobre las paredes y árboles próximos. Sus 
frutos, después de secos, sirven á los labradores en lugar de 
botas para llevarse vino ó agua al campo; tienen dos vien- 
tres separados por un cuello: pero las hay de un vientre que 
llaman calabacinos y más ó menos voluminosas. 



Digitized by VjOOQIC 



DB. CIENCIAS NATURALES 2lt 

284. Cueomis meló. L. — Melón. Cultivada . Anual. Junio. 
Hay dos variedades. Una más precoz, menos sabrosa, 

de pulpa más blanda y de forma más esférica, con la corte- 
za amarilla, cubierta de lineas prominentes y en forma de 
red: es el Melón escrito. 

Otra de corteza verde y lisa y forma oblonga, es el Melón 
de la víriilla. Esta variedad es más tardía, pero más esti- 
mada. 

285. C. satlvus L.'-Pe^no. Cultivado en los huertoá para 
comerlo crudo en ensalada. Anual. Junio. 

Es comida que no siempre prueba bien. 

286. C, fíexaosu3L.-^ohombro. Cultivado en muy po- 
cos huertos y usado como el anterior. Anual. Junio. 

287. Cucúrbita Pepo L.-Ca¿a¿a ja. Cultivase con pro- 
fusión en los huertos y aun en los campos secanos en años 
húmedos. Anual. Mayo. 

288. Cueurbita Helopepo L. — Turbante. Cultivada en 
algún huerto por curiosidad. Anual. Julio. 

289. C. citrullas L —Cultivanse dos variedades. Una 
llamada Calabaza de cabellos de ángel usada únicamente para 
confitura, y otra que se come y es la llamada Sandía Ó Melón 
de agua. Anual. Julio. 

290. Homordiea Charantia L.-Balsamina.CnltivdLdside 
ordinario en macetas en los balcones, etc. Anual. JuUo. 

Los frutos los usa el vulgo para hacer un aceite vul- 
nerario al que llaman Balsamina, cuyas virtudes son muy 
dudosas. 

Familia 35.' — pasiflóreas 

291. Passiflora csralea li,-— Pasionaria. Cultivada co- 
mo planta de adorno. Caulocárpica. Junio. 

Se da y conserva muy bien en los huertos donde se 
planta. 

Familia 36.' — portulacAceas 

292. Portulaea olerácea L.~ Común en la huerta. 
Anual. Julio. 



Digitized by VjOOQIC 



^ÍÚ doClBDAb AltACONÉdA 

No se usa para hortaliza como en Murcia y otras partes 
y ni siquiera la conoce el vulgo por su nombre. 

Sus flores sólo están abiertas en ciertas circunstancias. 

Familia 37.* — paroniquíeas 

293. Teleptalum imperatl L. — En grietas de peñas y pa- 
redes, pero no es frecuente. En las Paraáetas junto al pue- 
blo, en el barranco Mancurro. Rizocárpica. Mayo. 

294. Paronjrehla argéntea Lant — Sanguinaria. Común 
en los alrededores de la población á orillas de los caminos, 
en las eras, etc. 

Atemperante vulgar. Lóseos la preconiza para la dia- 
rrea. Rizocárpica. Marzo. 

Terminada su vegetación se vuelve muy blanca y esca- 
riosa, Hay mujeres que adornan con ella sus peinados y por 
eso sin duda la llaman PsndienUs de gitana . 

295. P. nivea de C— Anda confundida con la anterior 
en las mismas localidades, abunda y se conoce con el mis- 
mo nombre y se le da la misma aplicación. Rizocárpica . 
Mayo. 

296. Hemiaria annua Lag.— Muy común en los cam- 
pos cultivados. Anual. Abril. 

Otro antitercianario vulgar. 

297. H. frutieosa L. —Abunda, pero sólo en algunos si- 
tios incultos y comúnmente arcillosos. Alrededor de la te- 
jería. Caulocárpica. Mayo. 

Flores muy diminutas y casi invisibles á ojo desnudo. 

298. Minoaptia eampestris LoefT.— No es común en las 
eras altas. Anual. Junio. 

Familia 38.* — grasulAceas 

299. Sedum Telephium L Bálsamo. Cultivado en los 
balcones. Rizocárpica. Julio. 

Aplican sus hojas crasas abiertas á los callos, para ablan- 
darlos y cortarlos. Más usada es para aplicarla en heridas y 
cortaduras ligeras, de donde le viene el nombre que arriba 

citamos. 

(Contfnaará) 



Digitized by VjOOQIC 



DB ClBNCtAS NATURALES 



ai3 



FÁDNUU ENTOHOLÓSKA ESTIVAL DE BKIBDE6A 

(PROVINCIA DE OUADALAJARA) 
POR EL R. P. LONGINOS NavAs. S. J. 



(Continuación) (1) 

Aunque la lista que voy á presentar en lo que toca á Or- 
tópteros y Neurópteros se acerca mucho á la verdad, en 
cambio por lo que se refiere á los demás órdenes dista aún 
mucho de ella, y acaso no erraría notablemente quien con- 
jeturase que el número de Lepidópteros, por ejemplo, por 
mí enumerado, no llega ó no pasa de la quinta parte y aun 
de la décima de las especies realmente existentes en la 
Cabañuela durante el mes de Julio, por cuanto apenas cogí 
de los nocturnos y poquísimos de los micros, los cuales sin 
embargo en todas partes pululaban. 



COLEÓPTEROS W 

AcmíBodera lanuginosa Schh. 
Ádania variegata G. var con- 

stellata Laich 
Agapanthia cardui F. 
Agrüus hyperici Creatz. 
Aleochara crassicomis Lac. 

— nítida Grav. 
Anaapis Mulsanti Bris. 

— nxgripes Bris. 

— irifasdafa Chevr. 
AnthaxiapolyMoro8k\>^\\\^< 
Anthicu\8 melanocepha' 

lu8 KOst. 

— venustua Villa 



2 



2 



Anthrenus pimpinellcB KtLst. 
Aphodius elevattis 01. 

— lugens Creatz. 
Apion carduorum Kirb. 

— cyanescens Schh. 
Aristus clypeatus Oliv. 
Attagenus piceus Oliv. 
Auletes ptíbescens Kiesw. 
Axinotarsus -tristü Perris 
Baria melcma Bohem. (espe- 
cie muy rara) 

Blaps hispánica Sol . 
Cardiophorus OraelUi 
ChcBtocnema árida Pondr. 
Cianua Schanherri Bris. 



1 
4 
o 
1 
2 
4 
8 

I 
8 



(1) Véate el Bolktíii ndmero 6, páginiis 82 y siguientes. 

(9) Casi todos los Coleóptros de esta lista lian sido rlstos y determinados 
por el coleopterdioiro espaftol D. Jos^ Marta de la Paente Presbítero, de Pozne* 
lo de Calatrava (Ciudad-Real). 



Digitized by VjOOQIC 



ai4 



80CIBDAD ARAGONESA 



Oeutorrhynckus geographicw 

Ooeze. 
Cleonus mixtus F. var. varia 

Hbst 
CoccmeUa septempuncta- 

tah. 
Ccdiodes cardui Herbst. 
Goptocephala floralis Ollv. 
Corcebtís elatus P. var. q^lin" 

dracea Abeille. 
Crioceris asparagi L. 
Cryptocephálus bimaculatus 

OHv. 

— Koyi Suffr. m 

— luridicoUisSuttr, 

— lusitanictisSntt.vsLT. 
lividimana Kiesw. 

— pexicollis Snf f r. 

— politus Suffr. 

— Ramhuri 

— ^mt Suffr. var. 
centrimaculata Suffr. 

Cymindis lineóla Dufour. 
Cyphusnitens F. » 

Danacea Kiesenwetteri Heyd. > 
2>íWvíwcM5 wipr(?|nZo5tt« Reitt. 5 
Dendarus castüianus Pioch. 1 
Dermestes pardalis Schh. » 

— vtdpinus F. > 
Ebcem glabricollis Rey. » 
i^2£r¿8a decém-guttata F. > 
ExochoMus quadripustula' 

ttisJj, > 

Qeoirupes Uevigatus F. var. 

rugosicollis Jek. ^ 

Oymnetron tetrum F. 
Haplocnemua consobrinus Ro 
senh. 



5 



i 

i 



Rarpalus rufifarsis Duft. 
JTenicoptc» tfecrúíítf Dnv. 
J3t9pa testacea L. 
Hyloimpes bajulus L 
Labidostomis hordei F. 

— lusitanica Grerm. 
Lachruea trisHgma Lac. 
Lagria lata F. 
Lampyris Reichei Duv. 
Larinus cynarm F. 
Leptura melanura L. 
Limóbius mixtus Schh. i 
r«x2^ elofigatus Goezce. var. 

rufítarsis Boh. » 

Lobonyx ceneus F. oobAb 

Longitarsus Foudrasi Ws. » 

— gfraciZw Kustch. var. 
Potceri All. 4 

Mordella leucaspis Küst. -2 

Mylabris dnerascens Gyllh. i 
Necrophorus humator F. 4 

Ocypus ophthalmictis Boop. 1 
OmophlHsruficollisF. mts&MBüM 
Orchestes püosus F. var trro- 

rate Kiesw. í 

Oxythyrea stictica L. mbAa 

Pachyhrachys azureus Suffr. 4 

— 5crtpíMs H. Schaff . -2 
Fhalacrus fimetarités F. » 
Fhyllohitis Pomome 01. i 
Phyllotreta nigripes F. 3 
i olydrostis setifrons Duv. oobús 

— xantJiopus Schh. i 
Ehamphus ptdicarius Herbst. » 
^iapriniw detersus DI. 4 
&^mnu« in^^mipto Goeze. 

var. inundata Wb. i 

— jp2¿»cM¿í(mWs. » 



k 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 



215 



ScymnuB rufipesF. var. corpu- 
lenta Mnls. 1 
Sibynia viscarice L. » 
Silpha rugosa L var. rufi- 

comis Küst. » 

Sitoda humeralis Steph. var. 

discoidea Gyll. 5 

Smicronyx Beichei GylL 1 

Spermophagus cardui 

Sch. MBUiliBO 

Stolatus crinitus Boh. 1 

Tachyporusptmllus GreiV' * 
Tituhcea sex-maculata F. 2 

Trichodes lettcopsidens Oliy. 1 

— octO'punctatus L. msúb 
Trox perlatus Goeze. var. 

Fabricii Reiche. 1 

TJrodon conformis Suf fr- 3 

— pygtmBus Schb. i 

— rufipes F. » 
Zanahris quadripuncta- 

ta L. eoBoiilme 

— rariarw Gyll. var. 
lO-áfpi/o/a Chevr. 4 

Zonitis fenestrata Pall. mbAi 

— giMKlrtjpMncto^a F . 
var. Korbi Eschr. i 



ORTÓPTEROS 

Ameles decolor Charp. 
Anisolabis annulipes Luc. 
— mcesta Gene. 



OOBBB 



Aphlebia carpetana Bol. 
4 ? 2 con ooteca. 

— subaptera Bamb. 4 
Catoptenus iteUicus L. eomúi 
Ectohia livida Fabr. 3 

— Panzeri Stepb. var. 
concolor Serv. eeaúi 

Empusa egena Charp. 1 

Forfícula auricularia L. emúa 
OryZ/od^jnpitfw^Duf.? larva 1 
Leptynia hispánica Bol. 5 

Mantvt religiosa L. i 

Mogisoplistus brunneus 

Serv. MBúi 

(Ecantus pellucens Scop. í 

(Edipoda ccerulescens L. opsAb 

— Charpentieri Fieb. » 

— fuscocincta Luc. var. 
ibérica Bol. » 

Pamphagus deceptorius Bol. i 
Platycleis grísea Fab. 4 

Sphingonotus ccerulans L. eemún 
Stauronotus maroccanus 

Thunb. 
Stenohothrus bicolor Charp. ^ 

— Bolivari Bronn 

— fesHvus Bol. 

— grammicus Caz. 

— mtnK^^mu^ Bol. 

— pt«¿t;ina¿u«Fisch 
W. 

— Eaymondi Ters. 
Thyreonotus corsicm Serv. 



NEURÓPTEROS 

Ascalaphus bceticus Ramb. (Ascalaphus Miegii Grlls.^ A veces 
vaela en bandadas de más de cien individuos, manteniéndose 
revoloteando á poca altura del suelo sobre las mieses ó cerca 
de ellas y trasladándose de una á otra en diferentes días . i 



Digitized by VjOOQIC 



zi6 



SOCIEDAD ARAGONESA 



Cálotermes flavicollis Fabr. Una colonia en el nido de la hor- 
miga Orematogaster saitellaris,hA}o una piedra. Pareee vivían en 
buena armonía ambas colonias en una misma vivienda; mas 
observé que los Cálotermes que resultaron heridos al revolver 
la piedra que los cubría, «ran al momento arrastrados por las 
hormigas. Recordaré de paso que en otra ocasión pude ser tes* 
tigo de la pasión de las hormigas por los termítidos. En una 
bella mafiana de Mayo iban saliendo de una rendija del suelo 
en Chamartín (Madrid) los alados termitos de la especie Ter- 
mes ludfugus Rossi: cuando una hormiga del género Camponotus 
que por allí andaba asió de uno y se lo llevó á su casa. Acu- 
dieron con afán varias de sus compafteras y era de ver la pres- 
teza con que los cogían así que asomaban al nivel del suelo, 
menos algunas más impacientes que sin esperar á tanto se me- 
tían por la rendija para sacar á los teimitos del vestíbulo de 
su casa. 

Ghrysopaformasa Br&uer. 1. 

— ndgaris Bch. oossiiiimi* 

— prasina Bwrm. var. didynia Nav. var. nov. Véase 
«ButUetíde la Institució Catalana d' Historia Natural». Bar- 
celona. Tom. I, p.26. 

Diplax meridionalis Sel. S . 

— vulgatali, 1. 
Lestes barbara ChB,rp. 2. 
Macronemurus appendiculatus Latr. eoate. 
Sympecma fusca Van der Linden. 

Muchos, más Neurópteros se hallan indudablemente en los 
alrededores de Brihuega donde el río Tajufía los alimenta fá- 
cilmente, pero cifténdose mis excursiones á los carrascales fal- 
tos de agua de la Cabañuela, no capturé más especie, si bien 
divisé alguna otra que volaba fuera de mi alcance, la .£schna 
mixta Latr. probablemente. 



HIMBNÓPTBROS (1) 

Ammophüa Heydeni Dahlb . 2 
Andrena hypopolia Schmied. » 
Anthidium cingulatum Latr. 1 



Anthidium mctnicatum L. 

— óblongatum Latr. 
Crematogaster scutellaris 

Oliv. 

— testaceopilosa Luc. 



8 

2 



(t) Muchos de ellos determinados por D. Anatael Cabrera, de Lafviui de 
Tenerife; algunos Formícidos por D. Ernesto André, de Gray (Francia). 



k. 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 



ál7 



Bombus terrestris L. oobéi 

Camponotus cruentatus 
Latr. » 

— maculatus F. » 
~ — V. cogna- 

tus'piliconiis Forol. » 
Cemomus unicolor F. 2 

Gerceris emarginata Panz. 4 

— quadrifasciataFsLXiz. 
var. i 

Chelonus inanitus L. » 

Cladius crassicornis Konow. » 
Golletes hyloeciformis Ever 
IHodontus meditís Dahlb 
Ellampm auratua L. 

— hiacinctus Buys 
Encera longicomis L. 

— ruficollis Brollé. 
Euchalcis Miegi Duf onr. 
Eumenes pomiformia Rossi. 
Evania minuta Oliv. 
HübIís phíBoptera K. 
Halictus hirtellus Schenek. 

— m^yor Nyl. 

— pauxillus K. 

— quadricinctus 

— subauratus Lep. 

— ¿2«mu2orum L. 

— villosulus 
Holopyga gloriosa F. 
Hylotoma atrata Forst. 
Leptothorax túberum Fabr. m 
Messor barbarus L. 
MuHUa calva Latr. var. di- 

siincta Lep. 



MutxUa montana Panz. i 

Myzine sexfasciata Rossi. > 

— íri^íM Pérez, sp. 
in. cf » 

Nómada furcata Panz. var. 
ibérica Schmied. » 

— pantherina Mor. » 
Nomioides variegatus Oliv. » 
Odynerus parietum L. 5 

— tarsatus Sauss i 

— Onychia Westwodi 
Dahlb. 

Ophion luteus L. 
Phanerofoma dentata Wesm 
Pheidole pallidula Nyl. 
Plagiolepis pygnuBa Latr. 
PoííaZtniw puhescens F. 
Polistes gallicus F. 
P(wtptZt« holomelas Costa 

(= Martorelli Tourn). 
Prosopis hyalinata 8mth. 
SfcoZia fetWa Schrank. var. 
Stelisphceoptera K. 
Stizomorfus rufipes Pérez 

sp. in. 
Tapinoma erraticum Latr. 
re¿ramorÍMn ccespitum L. v. 

«emtícBvw André. » 

Tkyreus clypeatus Schreb. 

(= veodllatus Panz ) i 
Trachynotus foliator F. » 

LEPIDÓPTEROS 

Mcwia/ta «ericato Hb. (») ^ 
Acontia luctuosa 8. V. i 



(t) Los teflalados con * han sido determinados por el R. P. J. de Joannis, 
S. J.,de Paria, machos de los demás los ha rerlsado D. Aurelio Vázquez Fi- 
lanero a, de Madrid. 



Digitized by VjOOQIC 



2l8 



SOClBDáD ARAGONESA 



Anaitis plagiata L . B 

*Ánthometra plumularia Bd. 2 
Aporta craUegi L. eomúi 

Argynnis Adippe S. V. var. 

GhlorodippeK, 8. 3 

— Lathonia L. 2 
Asopia farinalis L. 1 
Botys polygonalis Hb. » 
Brotolomia meticulosa L. » 
Catocala paranympha L » 
Ccenonympha Dorus Esp. 5 

— Famphilus L. cobúb 
*Col€ophoraonomella Brahm. ^ 
Colias Edusa F. emuisimo 

— %a¿e L eoBúB 
* Crambus cráter ellus var. Cflw- 

sentiniellus Zell. i 

Epinephelé JurHna L var. 

hispulla Hb. MmtoiiiBo 

— Lycaon Rotb. -^ 

— Tithoniis L. 4 
Euchelia jacohaSce L. i 
*Heliodines rcesella L. -^ 
Hesperia Thaumas Hufn. 5 
Jwo glohularicB Hb. var. no- 

ía¿a Stgr. i 

Leptidia sinapis h* eomúi 

Litnenitis Camilla Schiff . -2 
Lycmna Astrardie var. íb- 

«títvz o«b4b 

— IxBticaL. 2 

— Corydon var. a¿5tcan« 5 

— Icarus Rott. i 
Macroglossa stellatarumL, 3 
Melanargialnes 2 

— j&ocAmjHb. o*»ft*o« 
Melithcea Didyma Esp. mbúb 



Orgyia duhia 2 

Papilio Machaon L. 5 

Pararge ^eria L. í 

f^m 5r<w^MíCB L 2 

— Daplidice L. 5 

— rapcBjj, é 
*Pleurota sóhriella St^. -2 
Plusia gamma L. i 
PolyommxUus Phloeas L. var. 

J5?Zee<« Fabr. » 

Porthesia chrysorrhcea L. ^ 
Pyram^is cardui L. » 

*Pyrau8ta flavális Schiff o 
Rhodocera Cleopatra L. oobAi 

— rhamni L. » 
Satyrus Alcyone S. V. i 

— Semele L. oobúi 
Syrichtns Proto Esp. 5 

— iSao Hb. 4 
Thalpochares arcuina Hb. 

var. hlandula libr. i 

2%ecZa ilicw Esp. var. oeíctt- 

¿t Hb. omtsldmo 

Thestor Ballus 2 

Vanessa polychloros L. 3 



HBMÍPTBROS 0> 



Acocephalus striatus P. 
.c^ia acuminata L. 
Agallia sinuata M. et. R. 
^¿mana hemiptera Cost. 
Amblytylns tarsalis Reut. 

— quadratus P. 
Calocoris instábilisFiéb, 
Camptopus lateralis L. comúi 
Carpocoris baccarum L. » 



(1) L<M más determinados por D. Ignacio Bolívar, de Madrid. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 



219 



Carpocoris fusdspittus Boh, 
Chorosoma SchülingiSchum- 

mel. 1 

Ckadetta argentata Oliv. eeaúa 
Corizus capitatus Fab. 2 

— crassicomis L. var. 
abutilón Bossi. oonúi 

— maculatiis Fieb. 1 

— parumpunctatus 
Schill. ecmúft 

— tigrinus Schill. 4 
Dasycorys denticulattis Scop. 1 
Deltocephálus sttiatus L. oobAb 
Dictyophora pannonica 

Creutz. 8 

Eurycera clatncomis L. 1 

Eurygaster hottentota Fab. » 
Harpactor iracundus Poda. ^ 
Hysteroptenim grylloides F. » 

— impressum Fieb. i 

— íiZnwocwía Costa, eemúa 
Idiocerus sp. í 
Lygcem müitaris F. » 
Lygics pratensis F. eemuiíimo 
Monanthia echii F. ^ 

— Kiesenwetteri M. et. R. 6> 

— nassata Put. 5 

— TFoV/t Fieb. 4 
j>/a5w /értí^ L. i 
Neides üptdaritis L. 5 
Nysius helveticm H. S. 5 
Odontotarsus grammicm L. i 
Oxycarenus Helferi Fieb. oeaúa 

— pallens H. 8. 5 
PacftyxtpAM5Cce«flreMsReut. emúa 
PM^sius intricattis H. 8. i 



Phymata crampes F. í 

Ploiaria errática Fallen. » 

Prionotylus brevicomis M. R. 7 
PseudophlcBus Falleni Sehill. 2 
Reduvius personains L. » 

Sehirus maculipes M. et. R. 5 
Algrunas otras especies, es- 
pecialmente de los microhe- 
mípteros. 

DÍPTEROS <i) 

Acidia heraclia L. 1 

Ánthmnyia pluviatis L. » 

Anthrax afra F. » 

— <íiní^¿a Fall. 4 
Árida lucorum FU. 1 
Asilus chrysites Poífm. oobAa 

— punctipennis Hoffm. j 

— Zelleri Schin. » 
Bombylius major L. » 

— miwor L. 3 

— pumilua Hoffm. i 
Borborus equinns Fali. 
Galliphora erythrocephala 

Meig. Mate 

— vomitoria L. 5 
Ghloropisca omata Mg. oomús 
Culexpipiens L. í 
Cyrtoneura hortorum FU. » 
Dasypogon manicatus Meig. » 
Diastata obscurella FU. 4 
Dioctria flavipes Fall. ^ 
Ensina sonchi L. í 
Eristalis tenax L. eeaúa 
Exoprosopa picta Mg, ^ 
Geomyza marginella FU. • 



(1) Determinados en su mayor parte por el R. P. Juan Thalhmmer S. J-, de 
Kalocia (Hon^ria). 



Digitized by VjOOQIC 



itio 



SOCIEDAD ARAGONESA 



Habropogon rutilus Lw. 
Hmmatobia stimulans Mg. 
Leptopogan cylvidricus Deg, 
Lucilia Ccesar L. 
Lyperosia irritans L. 
Madiza glabra FU. 
Medeterus dichcetus Lw. 

— nticaceus Lw.? 
Melithreptuspictus Heig. 

— scriptus L. 

— tceniaius Mg. 
Meromyfa saltatrix L. 
Musca domestica L. 
ifyopa dorsalis P. var. mv 

nor Strobl. 
Ocththiphila corónala Lw. 
Oscinis cincta Mg. 

— /H¿ L.? 
Pachyrhina linéala Scop. 

(= *wím F.) 
Parargus bicolor F. 



Parargus libialis FU. 
PA^Mría canescens Lw. 

— pulicaria Mik. 
Pípttncu¿w fronlalus Besh. 
P5?a/tcía wmpkr Fall. 
S!tipromy^a|>ít«mioomi« FU. 
Saropogon aiiUare Lw. 
iSíepm cynipsea L. 
Slolopogon clavipes Lw. ? 
Syrphus alboslrialusFW. 

— corollce L. 

— n5e«i L. 

— unibellalaruM Meig. 
rafeante aíer Rossl 

— a^e^t^mnoZú L. 

— &romm L. 
r^pAníM elongalula Lw. 

— prodúcela Lw. 

— slellala Faesel. 
Tipula ochracea Meig. 
Urophora soliilialis L. 









4 
^ 



i 
5 



RESUMEN DE LAS ESPECIES DETERMINADAS 

Coleópteros, 108.— Ortópteros, 30.— Neurópteros, 11. -Hime- 
nópteros, 62.— Lepidópteros, 56.— Hemípteros, 55.— Dípteros, 64. 
- Total B86 



UNA EICDISIÓN SIN SALII BE CASA 

POR D. Miguel Cuní y Martorbll 



Continuación) (1) 

Con la mayor comodidad podemos emprender una ex- 
cursión entomológica, por el interior de tu casa y jardincillo, 
y si lo tienes á bien, lo haremos inmediatamente mientras se 
está preparando la comida.— cConcedido, replicó Patricio 

(L y^iisc «t Boi^KTfff ndin. 7, páfft. 152 y tifíiieiite*. 



"^ 



Digitized by VjOOQIC 



DK ClfiNClAS NATURALES ¿2í 

con aire irónico; ojalá os llevarais todas las pulgas y mos- 
quitos.! Creía hacernos quedar mal. 

Nos levantamos y nuestro amigo prosiguió diciendo en 
tono de burla: •¿Por dónde queréis comenzar, por la des- 
pensa y repostería? - Paciencia, todo se andará; comencemos 
por el principio, esto es, por la puerta de la calle; pero te 
prometemos no sacar un pie fuera.» 

Guiados por el que actuaba de Mentor llevando entre 
nosotros al desconfiado Patricio, que debía hacer su apren- 
dizaje, emprendimos el original paseo y al llegar al umbral 
de la puerta, apenas miramos á la fachada, divisamos un di- 
minuto estafUino llamado Philonihus vemalis Grav., que corría 
pared arriba; en un santiamén fué introducido en el frasco: 
ya tenemos uno. 

Entramos en los bajos y mientras Patricio nada veía, 
nosotros con la ayuda de la gasa, cogimos los siguientes mi- 
crolepidópteros: Tinea tapesdla L. y 7. peUiomlla L. (polilla), 
cuya oruga destroza las alfombras, etc.; y el Oegocomia qua- 
dríf uñeta Hw. 

Pasamos al comedor y nuestro director que tiene fino 
oído, nos dijo: •¿no oís un casi imperceptible ric ric?; lo pro- 
ducen los coleópteros Anobium domesticum Four. y Emobius 
moUis L., que el vulgo apellida relojes de la muerte; sus lar- 
vas viven en la madera y forman estos pequeños agujeros 
que se distinguen en los respaldos de las sillas. Pero, Patri- 
cio, amigo mío, ¿no te has dado cuenta de los dos agujeros 
que hay en tu bufete del tamaño de los garbanzos del Saúco? 
¿No sabes que en ellos hay enemigos que van á destruir tan 
rico mueble? Probemos de desalojarlos. £ introduciendo las 
pinzas dentro de la madriguera, sacólas al poco rato, llevan- 
do cogido por las antenas un magnifico ejemplar del longi- 
cot nio Stromatium unicolor OÍ. que acercó á los ojos de Patricio, 
el cual sorprendido, se hallaba con la boca abierta. cNo ves 
— le dijo— cuan gran servicio acaba de hacerte la entomolo- 
gía? Y aun más, este animalito que parece hormiga, que 
corre veloz por debajo de la mesa es el CaloUrmes flavicollis 
Fab., neuróptero que si se propaga por tu casa estás perdí- 



Digitized by VjOOQIC 



222 SOCIEDAD AAAOONE3A 

do, pues en pocos años todas las vigas serán carcomidas.» 

En una rinconera encontramos un Anobium nitidum 
Herbst; detrás de un sofá el Anqdocheira rustica L. y en un 
cajón de la mesa, movíanse con presteza varios Lepisma 
sacchariaa que vulgarmente se \\dim9i pix flaUado por su Color 
y brillo. 

No faltaron mariposas: el Macroglossa sUUatarum L. (abe- 
jorro) iba de una parte á otra susurrando, y sorprendimos 
parados sobre el marco de un cuadro, las pequeñas Ciiatia 
fiuctuata L. y Botys fuscaüs L. P. 

En los cuartos del piso alto, destinados á dormitorios, 
habían establecido sus reales multitud de mosquitos; en- 
tiéndase que estos eran casi todos hembras, pues los machos 
no son crueles ni hacen daño; pasan el tiempo dando vuel- 
tas por el jardín oliendo las flores. Recogimos los coleópte- 
ros: AncylochHra flavomaculata F., CaUidinm variahile L. 6 H^/o- 
tfyfes bajulus L. Nos acercamos á un armario-librería y en 
tre los libros descubrimos los coleópteros: Anobium hirtum 
lU., AfUhrenus muuorum L. Ptínus suhmetaUicus Fairmr., Pi, la- 
tro Fab. y Pi. bidens Cl. y el Giblium scatias F. y también el 
arácnido Acams destructor Schr.; todos los cuales causan 
daño. 

Bajamos luego á la cocina y el bueno de Patricio creía 
que allí no tendríamos otro que hacer que olfatear las ca- 
zuelas, mas pronto quedó desengañado al ver la rapidez 
con que cogíamos mariposas y otros insectos. La caza fué 
la siguiente: Dípteros: Sarcophaga camariaL,. Lepidópteros: 
Aglossa pinguinalis L. yA.cuprealis Hb., cuyas orugas viven 
entre el polvo y las basuras; Asopia farinalis L. en la harina; 
y las Ephestia ektella Hb. é interpum^tella Hb« Coleópteros: en 
el hollín de la chimenea el Typhaafumata Kirb.; en un trozo 
de pan seco que había en un cajón, el Lasioderma bubalus 
Fairm.; los Tenebrio molitor L. y obscurus Fab., cuyas larvas 
se alimentan de harina. 

Echamos una mirada de inspección á la despensa é hi- 
cimos prisioneros á los coleópteros: Calandra oryza L. en el 
arroz; y el Anobium paniceum L. que devóralos bizcochos, las 
plantas secas, etc.; harto le conocen y temen los botánicos y 






Digitized by VjOOQ IC 



t>& CIENCIAS Naturales 223 

entomólogos; el ortóptero Stylopyga orimtalis L. (cucaracha) 
que es una plaga en las cocinas, se escondió detrás de una 
tinaja. Para dar al amigo Patricio una muestra de la minu- 
ciosidad y esmero con que pueden practicarse las investiga- 
ciones entomológicas, sacamos del bolsillo un. microscopio 
y pasándolo sobre diferentes objetos, pudimos observar: en 
la harina, el Acatus fariña Deg.; en los higos secos, el Acá- 
ruspassularumlíenngyéiAcarus dofiufstictis L. en el queso; 
este último tiene el nombre bien aplicado; pues es muy co- 
mún y ¡cuántos acarus no se tragan los que comen queso algo 
rancio ó que ya ha empezado á enmohecer! 

Algunas pequeñas mariposas revoloteaban por allí, tales 
como Acidalia herbariataF, cuya oruga vive entre las hierbas 
secas y la Tima cloacella Hur. cAcércate, Patricio^ mira con 
atención este trozo de tocino semi-rancio; ¿qué ves?~Unos 
gusanos negros muy ágiles - respondió. — Pues son las larvas 
del coleóptero Dcrmestesiatdarius L. que se lo están comien- 
do; no creo tendrás reparo en que los introduzcamos dentro 
del frasquito . » 

Recorrimos la bodega, el granero y el depósito de leña, y 
seguidamente pusimos atención en unas orugas, que estaban 
metidas entre los granos de unas mazorcas de maíz, colga- 
das de una percha; eran las de la mariposa S^samta nonagrioi 
des L. que destroza dicho grano; por sobre del maíz y del 
centeno volaba la pequeña Tinea granella L. (polilla) y la 
Pempelia fusca Hns. No faltaban los coleópteros: Trogosita 
mauritania L.; los Bruchus picipes Germ. y nubilis Boh„ en las 
arvejas; los Mylahrispisi L. y tufimana Boh. en los guisantes; 
y la scminafia L. en las habas. 

De la leña salieron espantadas las grandes noctuas: Ca- 
tócala elocaia £sp. de alas negras y encarnadas y el Spiñtherops 
spectrum Esp.; como igualmente la Hypena prohoscidali$ L. 

Recogimos los coleópteros: Apate capuccina L., el Emobius 
ahietirms Gyllh. que sale de la madera de pino; el Scolytus 
destructor OÍ. y el Hylastcr ater Payh. Entre unas telarañas 
descubrimos un ejemplar del Sepidium hidmtatum Sol. especie 
bastante rara. Hicimos también presa de unos Bryaxis san' 
guinea L é Hypophlocus dcpressus Fab., que se hallaban en un 



Digitized by VjOOQIC 



1114 SOCIEDAD ARAGONESA 

agaj«ro de la pared y en los rincones más obscuros y húme- 
dos k>8 Ocypumorio Grav., HéUnophofus coUaris Fab. Akis 
acuminatá Herbst., Blaps proiucta Castel y gigas L. 

Patricio se admiraba de la facilidad que se llenaba el 
frasco; creía no tener más compañía que la de los mosquitos 
y moscas. 

La vista del jardín, el cual no eraá la verdad muy grande» 
nos causó grata impresión, pues lo formaba un conjunto de 
flores de todos colores. Se conocía que allí no había llegado 
todavía la moda de los parterres ó platabandas, que consiste 
en colocar las plantas en pequeños montículos de tierra, for- 
mando distintas figuras, distribuidas al modo que los dulces 
en una bandeja; aquí un par de Andrinas, en el centro una 
gran Agave (pita), en los cantos festones ó hileras de Crassu- 
las gracüis que parecen yemas de coco; además es esencial 
una gran simetría, un orden rigurosamente artístico, que no 
permite que una planta se eleve más que las otras; ante todo 
la igualdad, ó gigantes ó enanos, y si no se tienen ejempla- 
res bien iguales para cada punta de los ángulos, se prefiere 
no poner ninguno, pues se destruiría la uniformidad ar- 
mónica. 

Este sistema de plantaciones ó jardinería es bueno para 
los parques de las ciudades ó alrededor de los palacios de 
príncipes y señores, que desde las galerías y terrazas de sus 
grandiosos edificios, contemplan los grupos de árboles y ar- 
bustos exóticos, destacándose como islas en medio de un 
mar de amplios y enarenados caminos, por los que circulan 
ricas carretelas y trotan briosos caballos, conduciendo á los 
caballeros de vuelta de cacería. 

Nuestro amigo Patricio seguía las costumbres antiguas 
en cuanto á la forma, distribución y cultivo de su jardín, 
cuyas paredes tenía cubiertas de vainilla, bigonias, etc., y 
enroscados en unos alambres que atravesaban el jardín, 
pendían en forma de bambalinas guirnaldas, rosales y ma- 
dreselva, al propio tiempo que la parte baja se haUaba cu- 
bierta por una alfombra pintada por claveles, dalias, mira- 
melindos, coronados, amarantos, rosas místicas y muchas 
ptras; sobresalían las elevadas y majestuosas espigas de la 



Digitized by VjOOQI^ 



DÉ CIENCIAS NATURALES ^^5 

roalva real y alternando con ellas vegetaban las modestas y 
olorosas albahacas, ajedreas y mejoranas. 

Nuestro amigo es hombre qne cuida en persona de su 
jardín; si ve crecer hierba, empuña inmediatamente el aza- 
dón y la arranca; si nota que el pulgón negro cubre los pe- 
dúnculos de las dalias, pasa por ellos un pincel empapado 
en agua de tabaco. ¿Y qué diremos de su paciencia en abrir 
ligeramente, uno por uno, los cálices de los claveles, á fin de 
que no se desgarren y puedan desarrollarse con igualdad los 
pétalos? las flores en cambio, agradecidas á tales cuidados, 
le presentan sus finos matices y exhalan á su alrededor los 
más delicados perfumes. 

No pocas mariposas revoloteaban por allí; no era extra- 
ño habiendo tantas flores. 

Comenzamos nuestra investigación por las orugas. Bajo 
unos alelíes silvestres cogimos orugas de las Trypkana Comes 
Hbn., Agrotis saucia Hb., Mamestra brassica y olerácea L., que 
hacen mucho daño; estaban semi-enterradas. Y comiéndose 
las hojas de una dalia vimos la de la Brotolomia meticulosa L. 
Aquí tenemos, compañeros, en un ciruelo, la oruga de la mari- 
posa más grande de Europa, la de la Saturnia pyri, ¡qué bonita 
esl amarilla, cubierto el cuerpo de tubérculos azules, termina- 
dos en grupitos de pelos. En esta hierba Luisa hay otra de 
tamaño aproximado, la Acherontia Átropos L., conocida vul- 
garmente con el nombre de cabeza de muerto, porque la 
mariposa tiene sobre el tórax un dibujo parecido á una ca- 
lavera y en un tDiego de nochet, la del Sphinx convolvuli L. 
Mirad esta pobre clavellina, cómo alberga en su cáliz la oru- 
ga de la Dianthcecia conspersa S. V.; bien se ha comido la mi- 
tad de los pétalos é igual destrozo causan en los coronados 
las de la Plusia chalcytes y gamma L y del Heliothis peltige^ 
ta S. V.; por fin, en el culantrillo del surtidor se columpian 
las del Eriopus Latreillei Dup. ' 

Si de las orugas pasamos á las mariposas ya desarrolla- 
das, no hay que decir, cuántas volaban de las diurnas, tras- 
ladándose de una parte á otra. La Papilio MachcLon L., la 
común Pieris brassica L., Pararge Meone Esp. Colias Edusa F. 
LyccBna telicanus Hb., Vanessa Atalanta L. sin faltar, como es 

8 



Digitized by VjOOQIC 



226 SoCibüaD araCOnbSa 

de suponer, la Pirameis cardui L. Esta última es la más val* 
gar y á semejanza del gorrión se ve por doquier, por monta- 
ñas y prados, por bosques y ciudades; desafía las ramas y 
bastones de los chicos, se burla de ios pájaros dando vueltas 
alrededor del pico, juega con los gatos, se entretiene revo- 
loteando en zig-zag sobre los arsos Lycium y á veces se co- 
gen ejemplares, que de tanto haber vagado por los fosos y 
entre los cardos, tienen las alas descoloridas y tan estropea- 
das que con trabajo pueden volar, pero no obstante se mues- 
tran animadas y valerosas como siempre. ¡Qué diferencia 
con las de de\ic2ídsLsLeucophasiatque un soplo las aturde y con 
las simpáticas Lycanas, siempre primorosas, vestidas de raso! 
Si nos halláramos en este lugar al anochecer, veríamos 
cómo comparecen las aturdidas Drílephila lineata F.c^lerto L. y 
Elpenor L. deseosas de chupar el néctar de las flores; por 
ahora nos contentaremos, removiendo las ramas y haciendo 
aparecer las geómetras: Cidaria fiuctuata L., Eupithecia pumi- 
lata Hb., Boarmia consorfaria F., Eurycteon verticalis L. y la 
Bryophüa muralis Fors. 

Cogimos bajo los tiestos, á los coleópteros: Calafhus cisle- 
loides IlL, Pacüus cupreus L., Amara familiaris Duft., Sphodrus 
Uucoptltalmus L. etc.; sobre las flores los Chrysohothrys affims 
Fab., Cfioaris merdigera L., Clytus quadripundafus Fab«, L#- 
ptura hastaia Fab., Sitones griseus Fab., y limatus L., Coccineüa 
hipunciata L„f y septempunctata L., Halyzia i^-punciata L., y 
Scymnus minimu^ Payk.; en los naranjos: Chilocotus hipustula- 
ius L. y Exochomus quadripustulatns L. En un depósito de 
agua nadaban los Hydroporus geminus Fab. y opatrinus Germ., 
Agabus brunneus Fab. y Acilius catialiculatus. 

Los Hemípteros fueron: Eutydema oleraceum L. y omatum 
L., Graphosoma semipunctatum Fab. y lineatum L,,, Oxycarenus 
lavateta Fab., Psylla buxi Fst., Cicadetta argentata OÍ. y dife- 
rentes kermes, entre ellos el nerii Bouché, en la adelfa y el 
lauri Bouchét en el laurel. 

Himenópteros no faltaban; además de la avispa y de la 
murmuradora abeja Apis, volaban por allí los Bombus musco- 
rum Smz. y hortorum Latr., el aterciopelado y fiero XÜocopa 
violácea Fab., é Hylotoma rosarum Fab. 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 227 

Neurópteros: de vez cuando aparecían algunos Libellula 
y en particular la Croc^ihemis eryihraa Brull.; ¡las cuales no 
hacían más que dar algunas vueltas por encima del agua 
del lavadero y se largaban. Las pequeñas Chrysopa vulga- 
ris Schn., que acostumbran á estar posadas en los ro- 
sales, frecuentaban las plantas; son de color verde manzana 
con ojos dorados y alas transparentes que brillan al sol, como 
si fueran de plata; sus antenas son largas y ñnas; es especie 
tan mona, tan vaporosa, que parece una bailarina vestida 
de gasa. 

Un crecido vuelo de Dípteros revoloteaba; citaremos so- 
lamente los principales: Diplosis huxi Lab., Pachytrhina crocata 
L., Chysomyia formosa Scop., Ophyra leucostoma W., Cyrtoneura 
stabulans FU., Stomoxys calcitrans L., Enstalis tenax L., Caüipho- 
ta erythrocepala Mg., Volucella zonaria Pod., Syritta pipiens L., 
etcétera; pero los que más se hacian notar eran: la Típula 
olerácea L., que medio volando, medio saltando, con sus lar- 
gas piernas lo sigue todo y la Ctenophora fiaveolata F, que pa- 
sa buenos ratos jugando sola en los caminos, rozando la are- 
na con el extremo de su cuerpo. 

En representación de los Ortóptetos, mencionaremos el 
TetHx subulatus L. que daba saltos por el suelo, y la Forficula 
auricularia, que de noche hace mil travesuras volando de un 
lado á otro; lo peor del caso es que destruye los capullos de 
las flores y pica los frutos maduros; al amanecer, como 
avergonzada de los destrozos causados, se mete debajo de 
las piedras, de los tiestos, etc. El pequeño grillo CEcanihus 
pellucens Scop. se posa en las plantas, especialmente en las 
flores del clavel morisco; el macho pasa la noche, llamando 
á su compañera por medio del tímpano, que hace resonar de 
un modo tan plañidero que casi enternece. 

Al pie de unas albahacas, hallamos docenas de unos ani- 
malitos, que al tocarlos se retorcían, formando una bola; 
eran Oniscus (crustáceo isópodo), llamados vulgarmente co- 
c^hinillas de humedad; son nocturnos; salen de noche, paseán- 
dose por los jardines; se comen las hojas y causan grandes 
destrozos en las plantas exóticas de los invernáculos, perju- 
dicando especialmente á las orquídeas. 



Digitized by VjOOQIC 



¿k2§ SÓCIBbAD ÁRAáokEfiA 

Por aquí corre un milpiés (Geophilus); su nombre es 
apropiado por su gran número de extremidades; cuando 
anda parece una galera que rema con toda fuerza y vigor- 
Dicho animalito es carnívoro, útilísimo en los jardines y 
huertos por los muchos gusanos y caracoles que devora. Sólo 
tiene un defecto; nadie es perfecto; este defecto consiste en 
que pica. Si la persona que se tiende sobre la hierba, queda 
dormida y tiene la desgracia de que se le introduzca uno de 
estas escolopendras en la nariz, ya está fresco; no poco su- 
frirá. 

No sabemos por qué los rosales han de ser tan maltra- 
tados por ciertos insectos: ¿si será envidia? £1 ortóptero PAa- 
mropUra ^--punctata Brunner, taladra las hojas; las orugas 
del Hylotoma tosatum Fab. les quitan los cantos y eso lo ha- 
cen á la descarada, á plena luz, moviendo y levantando el 
extremo de su cuerpo, como para demostrar su contento. 
Para colmo de desdichas en el reverso de las hojas vegeta el 
hongo parásito Dapasea rubens variedades rosa Desm. absor- 
biendo la savia. Los coleópteros Epicometis squalida L. y Oxy- 
ihyrea stictica L. penetran en el interior de las rosas y desme- 
nuzan los estambres, empolvándose con el polen que hacen 
perder, mientras que el pulgón ( Aphis tosa L.) pincha la 
epidermis de los pedúnculos. 

Esta telaraña que ha tocado nuestro rostro es de la araña 
Epeira diadema; mirad cómo se escapa espantada; la Cyrtopho- 
ra apunta L. D. que se vé en los naranjos, se esconde y en- 
vuelve en la espesa urdimbre que tiene suspendida de las 
ramas. 

En este momento vino el criado á decir al señor que la 
mesa estaba puesta; al oir tan grata nueva dejamos al mo- 
mento las plantas y los insectos, joh fuerza del apetitol re- 
nunciando á recoger las arañas y hormigas, única cosa que 
nos faltaba y los cuatro nos dirigimos al comedor. 

Como es de suponer, durante la comida, reinó una ex- 
pansión y animación extraordinarias; como que nos encon- 
bamos hombres solos, amigos, á poca diferencia de una 
sma edad y además naturalistas, que acostumbran disfru- 
' de buen humor. 

(Se continoará). 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES ¿2$ 

SECCIÓN BIBLIOGRÁFICA 



eOLORBS Y AROMAS VEGETALES 

(ROTA BIBLIOGSAfiOA) 

Hemos sentido una verdadera complacencia al leer el 
discurso inaugural de las sesiones de la Real Academia de 
Ciencias y Artes de Barcelona, leído por el Académico de 
número Dr. D. Juan Cadevall y Diars, en el día 14 de Oc- 
tubre del corriente año, porque en 61 Vemos tratado el abs- 
truso problema que encabeza estas líneas con una compe- 
tencia que si mucho dice en favor del disertante, honra á la 
Academia á que pertenece. 

Conocidas son las teorías emitidas hasta hoy por distin- 
guidos hombres de ciencia sobre la génesis de los colores de 
las flores, pero en todas ellas, lo mismo en la de Decandolle, 
que en la de Schubler y Tunk, como en la de Marquart y en 
la de Fremy y Krous y en la de Lanesan, hay que observar 
que todas admiten la existencia de uno 6 dos principios tin- 
tóreos y precisamente por esta circunstancia son insuficien- 
tes para llenar los fines á que se destinan y no pueden ad- 
mitirse en el estado actual de la ciencia. 

£1 autor dice muy acertadamente que los tejidos vegetales 
son incoloros por naturaleza porque los leucitos disemina- 
dos en la masa protoplásmica de sus células permanecen 
inactivos fuera de la luz, por cuya circunstancia las plantas 
se decoloran y ahilan en la obscuridad; mientras que bajo la 
acción de la luz la mayor parte de ellos entran en actividad 
y pasan á cromoleucitos, produciendo los principios colo- 
rantes á que deben las plantas y en especial las flores la ri- 
queza y variedad de sus matices. 

Pero la luz ha sido considerada por los autores citados, 
como un agente único, siendo así que consta de radiaciones 
térmicas^ luminosas y químicas^ cada una de las que ejerce una 
acción propia. Hay, pues, que tener en cuenta su intensidad, 
pero también las distintas radiaciones solares. 



Digitized by VjOOQIC 



130 SOCIEDAD ARAGONESA 

Apoyado en estos fundamentos pasa á exponer su teoría, 
llamando la atención sobredes hechos culminantes: i.^', la 
acción que ejercen los ácidos sobre los cromoleucitos celu- 
lares, determina un cambio de coloración en sentido progre- 
sivo, mientras que los álcalis lo determinan regresivo; el se- 
gundo hecho es la manifiesta influencia que las diferentes 
radiaciones espectrales ejercen *en la producción de leucitos 
acules ó amarillos, debido sin duda á la acidez ó alcalinidad 
que determinan en los jugos celulares. 

Todo induce á creer que la mitad superior del espectro 
formada por radiaciones más refrangibles favorece la géne- 
sis de leucitos azules; mientras que la mitad inferior consti- 
tuida por las menos refrangibles, es productora de leucitos 
amarillos. 

En la primera abundan las reacciones químicas y favo- 
rece la formación de colores de la serie azul, y en la segun- 
da abundan las radiaciones térmicas, y determina los de la 
serie amarilla. £1 autor pasa á comprobarlo con la obser- 
vación de hechos curiosísimos. 

Lo mismo la base fundamental de esta hipótesis que su 
desarrollo, la consideramos perfectamente racional y cientí- 
fica, porque está de acuerdo con la base en que se apoya la 
síntesis orgánica en los vegetales, sintiendo no poder exten- 
demos en mayores consideraciones, por no disponer de es- 
pacio suficiente. 

Respecto á los aromas los fundamenta en la síntesis quí- 
mica de los hidrocarburos, íntimamente unidos con las 
radiaciones espectrales. 

Estudia el papel fisiológico de los colores y aromas flo- 
rales, bajo el punto de vista de la necesidad de la poliniza- 
ción cruzada y del mimetismo, terminando por señalar las 
múltiples aplicaciones á que se prestan. 

Muchos obreros de la talla y aptitudes del Dr. Cade- 
vall, necesita la botánica española para que se sientan 
más generalmente aficiones á tan predilecto estudio. 

Nuestra felicitación más cumplida al autor y á la Real 
Academia á que pertenece. 

Ricardo J. Górriz. 



¿I- 



Digitized by VjOOQIC 



de ciencias naturales 2^t 

Donativos para la Biblioteca de la Sociedad 



Sodiro, S. J. (R. P. Luis). - Contribuciones al conocimiento 
de la flora ecuatoriana. Monografía I. Piperáceas 
ecuatorianas. Quito, 1900. 



(Donativo del aator}. 

Cuníy Martorell (D. Miguel). -Nueva especie de neuróptero 

•Urothemis advenai Selys, descubierta en Cataluña* 

Barcelona, 1899. 

(Donativo del aator). 

Pau (D. Carlos). — Notas botánicas á la flora española. Fas- 
cículo 3.° Segorbe, 1889. 
— Fascículo 4.° Madrid, 1891. 
— Fascículo 5.*^ Madrid, 1892. 
— Fascículo 6.° Segorbe, 1895. 
— Gazapos botánicos. Segorbe, 1891. 
—Herborizaciones por Valldigna,' Játiba y Sierra Ma- 
rida en los meses de Abril, Mayo y Junio de 1896. 

(Donativos del autorj 

Savirón y Caravantes (Dr. D. Paulino). — Los lignitos de la 
región aragonesa y sus aplicaciones industriales. Con- 
ferencia dada el 3 de Mayo de IQ02 en la Universidad 
de Zaragoza. Zaragoza, 1902. 

(Donativo del autor) 

Laguna de Rins (D. Miguel Ángel). — Excursiones á Santa Fe 

y Cadrete (Zaragoza) verificadas los días i y 27 de 

Abril de 1902. Zaragoza, 1902. 

(Donativo del autor) 

Navas (R. P. Longinos) S. J. — Notas entomológicas. X. El 
género Pycnogaster en España. Madrid, 1902. 

(Donativo del autor). 

Furgús (R. P. Julio) S. J . —La edad prehistórica en Orihue- 

la. Zaragoza, 1902. 

(Donativo del autpr). 

HidalgOf (D. Joaquin G.) — Obras malacológicas. Parte 
primera. Estudios preliminares sobre la fauna malaco- 



Digitized by VjOOQIC 



232 SOCIEDAD ARAGONESA 

lógica de las islas Filipinas. Fascículo I y Atlas. Ma- 
drid, 1890 — 1901 . 

(Donativo del autor). 
Á CAMBIO 

ButlUtí del Centre excursionista de Catalunya, --'ííidms, 88, 89, 90, 
91 y 92. 

La Feuille des Jeunes Natur alistes. — N.® 379. Les Mollusques 
de la Tarentaise, G. Coutagne. — Excursión á Lang-Sou 
(Tonkin) et frontiére de Chine, V. Demange. — N.** 380. 
Sur deux Asclepiadinées fossiles, Fierre Marty. — Bom- 
bus et Psithyurus de France et de Belgique, Abbé- 
Frionnet, ^'t^úms. 3817382. — Faunule malacologique 
de Saint-Raphael. (Var), Ed, Claudon, — Núm. 383. 
Faune des Vertebres du Puy-de-Dome, Rohert Villatte 
des Frugnes, -Núm. 384. Faune entomologique du dé- 
partement des Alpes- Maritimes, L. Gat;¿»y.— N.*» 385. Sur 
le dernier sol paléolitique aux environsde París, ^4. La- 
ville. — Le Pin á sucre (Pinus lamhertiana Douglas)i 
R. Hickel, — NOm. 386. Clasification des conches créta- 
cées, tertiaires et quatern aires du Hainaut belge, Gusta- 
ve-F. Dollfus, Addition á la note sur un dernier sol 
paléolitique aux environs de París, A . Laville. 

Annaes de Sciencias Naturaes, Porto. Volume VII, 1901. — Plan- 
tas novas para a flora de Portugal, III, IV. Gonzalo Sam- 
paio. As zoocecidias portuguezas, Joaquim da Silva Ta- 
vares. As aves da Madeira, P. Ernesto Schmitz. Catalogo 
dos peixes de Portugal en Collec9ao no Museu de Zoo- 
logia da Universidade de Coimbra, Lopes Vieira, Contri- 
buÍ9~'es para a fauna malacologica das possessoes portu- 
guezas da África occidental, Augusto Nobre. 

Razón y F^. — Enero, Febrero y Marzo 1902. — Viajes de 
herborización por Galicia, B. Mmw.— Julio 1902. — 
Apuntes monográficos sobre la triquina y la triqui- 
nosis. P. Valderrábano. — Crónica científica: Terremotos y 
erupciones volcánicas en las Antillas menores, B. F. Va- 
lladares. — Agosto 1902. —Observatorio de Granada. Sec- 
ción Geodinámica, 7, GfíWf^w. -Septiembre 1902.— La 



Digitized by VjOOQIC 



DB CIENCIAS NATURALES 233 

edad prehistórica de Orihuela, J. Furgús.— Octu- 
bre 1902. — Movimiento anual de la población de Espa- 
ña, B. F. Valladares. — Noviembre 1902. Diciembre 1902. 

ButlUH de la Institució Catalana X Historia Natural:Núm. 12. — 
LaTenthréde de la Vigne, Fr. Maria Jouph Blachas. — 
Número 13. - Plantes notablesdels voltants deTarrassa, 
Df. Joan CadevalL 

Heraldo déla Veterinaria, — Números 20, 21, 22. 

El criterio católico en las Ciencias médicas. — Núms. 49, 50, 
51» 52» 53. 54- 

Miscellanea Entomológica. -N.° 2. vol. X. Catalogue synoni- 
mique et systématique des Orthoptéres de France, 
M. Azam,—Núm. 3, 4. — Les grottesde Minerve, E. Fer- 
rasse. Números 5, 6, 7. Tableaux analytique illustrés de 
la famille des Lamelicornes, C. Houlbert. ObservationS 
faites sur queJques Lépidoptéres — Rhopalocera receui- 
llis dans le le territoire d' Adir Ugri, H. Cannaviello, 

El Mundo científico. —Núms. 123, 124. —Apuntes geológicos 
sobre la provincia de León, A . Bofill, —Núms. 127, 128. 
Apuntes geológicos de la provincia de Soria, A . Bofill. 
—Núms. 133, 135, 137. 

Buüetin de ta Société des Sciences Naturelles de /' Ouest de la 
France. — 1902. — Núm. i. — MoUusques éoceniques de 
la Loire-Inferieure, Cossmann. 

Natura Novitates.—igo2.— Núms. 1 á22. 

Boletín de la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona. — 
Vol. n. — Núm. I. — Descubrimiento del Mastodon angu- 
stidens en Estavar, D. Arturo BofilL-^Núm. 2, Núm. 3. — 
Objetos prehistóricos del S. E. de España, D Enrique 
Siret. 

Memorias de la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona. — 
Vol. IV. -Núms. I y 2. Formación de dunas en los 
ríos Ter y Fluviá, D. Luis Rouvihre. —3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 
10, II 3' 12. Importancia de los laboratorios de Fisio- 
logía, D. Ramón Co//.— 13, 14, 15, 16. Gases combusti- 
bles, D. Conrado Sintas.-^ij, 18. El Kimeridgense en el 



Digitized by VjOOQIC 



234 SOCIEDAD ARAGONESA 

Montsecb. Hallazgo de un batracio y nueva Cicada 
Falaoniina Vidali Meunier,D. Luis Mariano Vidal. 19, 20. 
Caso de fasci ación, Carlos de Camps, — 21 . Más Graptoli- 
Us en la mole del Tibidabo, Dr, D, Jaitne Almera, pres- 
bítero.— 22, 23, 24. Análisis de algunas aguas minera- 
les de España, Dr D. Joú Casares. - 25. Excursión 
geológica á Vallcarca, Dr. D. Jaime Almera, presbítero. 
26. Sobre algunas impresiones vegetales del Kimeridgen- 
se de Santa María de Meya (Lérida), M. Reñí Zeiller. — 
Núm . 27^ Colores y aromas florales, D. Juan Cadevall. 

La Clínica Moderna. — ^Núms, 4 y 5. Estudio del inconsciente 
en los estados vígil, hipnótico y en el su^ño natural, 
A. Gota. -Núms. 6, 7, 8, 9. 

Broteria. Revista de Sciencias Naturaes do Collegio de 
S. Fiel. Volume i.° 1902. Lisboa. Rerum naturalium 
in Lusitania cultores. Felis d* Avellar Brotero. As 
Zoocecidias portuguezas, J. S. Tapares. Zoocecidiasdos 
suburbios de Viena d' Austria, J. S. Tavares. Fungos 
da regiáo setubalense, C. Torrend. Lepidópteros de 
S. F. C. Mendes d' Azevedo. 



CRÓNICA CIENTÍFICA 



NOVIEMBRE OE tSOS 

Zaragoza.— Sabemos que el • Ateneo Cientíñco Escolar» 
está organizando un concurso, para el que se han recibido 
importantes premios. Suponemos que el conocimiento de 
los temas, que oportunamente se anunciarán, serán de inte- 
rés para los lectores de nuestro Boletín, y por tanto, les 
tendremos al tanto de lo que con este asunto se relacione. 

Madrid.— Según datos del Dr. Pulido la mortalidad de 
España es alarmante. Las defunciones de 1900 fueron 
530.7x6, ó sea el 2941 por 1000, siendo zú que la proporción 



Digitized by VjOOQIC 



DE CIENCIAS NATURALES 235 

de mortalidad en otras naciones de Europa fué el 15 por 
1000 en Noruega, el 16 en Suecia y Dinamarca, el 18 en 
Inglaterra, el 19 en Bélgica, el 21 en Francia y el 22 en 
Alemania. El exceso de mortalidad sobre la media que 
debiera corresponder á España es de 180.000 individuos. 

Londres. —De los estudios de Mr. F-W-L. Sladen 
parece resultar que las abejas emiten un olor especial inter- 
medio entre el ácido fórmico y el yodo, al propio tiempo 
que zumban en señal de llamamiento ó alarma. Las glándu- 
las productoras de tal olor se encuentran en la base del sexto 
segmeíito abdominal en la parte membranosa que une este 
segmento al quinto y que de ordinario está oculta por este, 
mas que en el momento del zumbido se hace muy visible por 
movimiento particular del abdomen, sin duda para favorecer 
la diseminación de las partículas olorosas. Parece que se- 
mejante órgano fué ya señalado por primera vez en 1883 por 
Nassanoff, de Moscou, quien lo describió como un canal 
transversal en cuyo fondo se abren varias glándulas que el 
sabio doctor creyó sudoríparas. 

París. —Ivés Delage ha conseguido experimentalmente 
la partenogénesis de las Asterias por medio del ácido 
carbónico. Al efecto fabrica agua de seltz con agua de mar 
y en ella, á la presión atmosférica deposita los huevos 
llegados á un estado de completa madurez. Al cabo de una 
hora de permanencia de los huevos en esa agua cargada 
de CO^ , la substituye con agua de mar natural. A las 
pocas horas todos los huevos están segmentados y al día 
siguiente ya se pueden observar todos transformados en 
blástulas pestañosas que nadan en el líquido. Es notable 
esta acción fecundante del ácido carbónico, ya que por otros 
medios sólo se conseguía el 30 ó 40 por ciento de segmen- 
taciones y del 5 al 10 por ciento de blástulas nadadoras, |>ero 
con el carbónico el 100 por xoo ó poco menos. 

Estados Unidos. -Por los datos que suministra Th 



Digitized by VjOOQIC 



236 SOCBDAD ARAGONESA 

Lousiana Planter and Sugar manufacturar se ve que la produc- 
ción del azúcar en el mundo entero, desde 1853, se ha 
elevado en un 623 por 100, siendo la producción en la cam- 
paña de 1853-5^ d® 1. 481. 000 toneladas y de 10.710.000 
en la de 1901-02. La producción del azúcar de caña ha 
aumentados en 201 por 100 y la del de remolacha en 3.263 
por 100. De este último en 1853 se produjeron 204.000 
toneladas y 6.860.000 en 1901-1902. 



DICIEMBRE DE I902 

Zaragoza. — Se advierte gran movimiento y actividad en 
los numerosos centros científicos con que cuenta la capital 
de Aragón. 

Durante el pasado mes de Noviembre se han celebrado 
muchas é interesantes sesiones en la Real Academia de Me- 
dicina, Ateneo de Zaragoza, Academia de San Luis Gonza 
ga. Academia Calasancia, Ateneos Científico Escolar, Mé- 
dico Escolar y de Escolares Veterinarios. 

Estas tres últimas sociedades han publicado los carteles 
de sus respectivos concursos científicos que se proponen ce- 
lebrar durante este curso. 

Dada la extensión de las citadas convecatorias, sólo nos 
es posible decir que las listas de premios ofrecidos, van ene 
cabezadas por S. M. el Rey y S. S. A. A. los Príncipes 
de Asturias. 

SoALHBiRA (Portugal). -Los profesores del Colegio de 
San Fiel de aquella ciudad lusitana, han comenzado á pu- 
blicar una revista de Ciencias Naturales á la que llaman 
Broteria en honor de Brotero, insigne naturalista de la ve- 
cina nación. 

Monte Ros\ (Italia). — A 1.400 metros de altitud se 
ha construido un observatorio fisiológico á expensas de la 
reina viuda Margarita de Italia. Tiene por objeto especial 



Digitized by VjOOQIC 



DÉ CIENCIAS NATURALES 1^1 

el estudio de cuanto se relaciona con la vida del hombre en 
las altas montañas. Está además dotado de servicio meteo- 
rológico y astronómico. 

Australia. - Un terremoto de alguna consideración sin- 
tióse en el Estado de Sur, el 19 de Septiembre último. Las 
oscilaciones alcanzaron á 24 poblaciones, obteniendo su má- 
ximo de intensidad en la capital Adelaida, donde se desplo- 
mó el faro de Tronbridge. 

París. - Las experiencias de G. Bertrand extienden á 
muchos organismos la presencia del arsénico, que Armand 
había encontrado en los animales domésticos y terrestres. 
Hállase también en los animales salvajes y marinos. 

Por consiguiente este elemento, al igual que el carbono, 
nitrógeno, azufre y fósforo debe considerarse como funda- 
mental del protoplasma. Este descubrimiento tiene impor- 
tancia médico-legal, puesto que algunos vestigios de arséni- 
co en el tubo digestivo del hombre, en el hígado, músculos, 
etcétera, pueden tener un origen puramente normal. Además 
se ha encontrado asimismo el arsénico en las algas dotadas 
de clorofila, y el agua marina es también arsenical. 

Cerdeña. — Nuevos datos recogidos por Cartailhac apo- 
yados con centenares de fotografías demuestran que no se 
ha encontrado aún en Córcega vestigio de la edad paleolí- 
tica, así como son frecuentes los de la neolítica. Los objetos 
hallados y especialmente las grutas sepulcrales parecidas á 
las de las Baleares enlazan la región oriental del Mediterrá- 
neo con el extremo occidental de Europa. 

Berlín. —Desde Enero de 1903 comenzará á publicar- 
se en la capital de Alemania una revista bimensual Anuales 
mycologici editi in notitiam sientia mycologica universalis, con el 
fin de publicar trabajos en varias lenguas y de dar cuenta 
de los que aparezcan sobre hongos. Constará de fascícu- 
los de 6-7 hojas y costará 25 marcos ó sea 30 francos 
anuales. 



Digitized by VjOOQIC 



238 SOCIEDAD ARAGONESA 

Insbruck. —Con el titulo de Beianisches LüieraiurbiM^ el 
Dr. A. Wagner de la Universidad de Insbruck acábt de 
fundar una tiueva revista quincenal cuyo precio es 88 coro- 
nas al año, 

Bruselas.— El Dr. Rousseau ha donado al museo de 
Bruselas su colección de cCarabusí que contiene 9.000 ejem- 
plares. 

ViBNA. — El cHofmuseumi há adquirido la colección de 
ortópteros de Brunner de Watenwyl que probablemente es 
la mejor del mundo. 

Estados Unidos.— Del catálogo de ortópteros que pu- 
blica Scudder, se deduce que son 856 las especies que ^e 
han descrito de Estados Unidos y del Canadá. Las espe- 
cies europeas conocidas no llegan á 500. 

J. M. A. 




Tip. M. EscAN, San Migfad, número iü. ZaraRczP 



Digitized by VjOOQIC 



ÍNDICE DE MATERIAS 



SECCIÓN OFICIAL 

La Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales, 

D.Juan Momva Puyol i 

Junta Directiva para 1902. 4 

> » para 1903 197 

Catálogo de los señores socios 198 

A ctas de las sesiones 4- 1 8-37-58-81 - 109- 1 37-165- 193- 195 
Estatutos de la Sociedad Aragonesa de Ciencias 

Naturales 7 

Concurso para 1902 9 

COMUNICACIONES 

La Grippe en Zaragoza, D. Ricardo Royo, 11 -39- 149 

Reseña de la excursión que se realizó el 30 de Di- 
ciembre de 1901, D. Esteban Fernández Juncosa, , X2 

Formas nuevas de plantas, D, Carlos Pau , , 28-48 

Coleópteros de la cuenca del Ebro, D, Ricardo José 
Górriz 21-51-154-180 

Especies ó formas nuevas descritas en España 
en 1901, D, A, G, ,. 35 

Excursión de 5 de Enero de 1902, D, Salvador 
Bovio 44 

Catálogo ó enumeración de las plantas de Torrecilla 
de Alcañiz, D, José Pardo Sastrón 59- 121- 144-172-204 

Tres plantas nuevas de Sierra Nevada, i?. P, Bal- 
tasar Merino, S, J 65 

Los fenómenos volcánicos de los Pirmeos, D, Pa- 
tricio W. Stmrt-Menteath 68-86 

Coleópteros recogidos durante el mes de Marzo, 
D , Miguel Ángel Laguna 76 

Fáunula entomológica estival de Brihuega, 

R, P, Longinos Navas, S. J 82-213 

Excursiones á Santa Fe y Cadréte.D. Miguel Ángel 
Laguna de Rins , . . . . . . . . . .84 

Seismos y erupciones volcánicas del año actual, 
D. Graciano Süván « . 1 10-139 



Digitized by VjOOQIC 



Insectos nuevos descubiertos en los alrededores de 
Pozuelo de Calatrava, Rdo. D, José M.^ de la 

Fuente^ Phro 127 

Relación de plantas zaragozanas, D. Carlos Pau . 129 
Muscíneas aragonesas, D. ^^iif^ü Ff^íias(). . . . 131 
Una excursión sin salir de casa, D. Miguel Cuni y 

Martorell 152-220 

La edad prehistórica en Orihuela, i?. P. Julio Fur- 

gús^S. «/. (con cinco láminas) 167 

Algunos insectos de Ortigosa, D. Melchor Vicente. . 186 

NECROLOGÍA 

D. Estanislao Vayreda, (con grabado) D. José 
Maluquer 100 

D. Miguel Cun! y Martorell, (con grabado) 
R, P, Longinos Navas, S. J 114 

MISCELÁNEA 

Caso de teralogía vegetal, (con grabado) Rdo. don 

José Esteva, Phro 53 

\} Tí Sorhus^^rksxio, D. Salvador Bovio 55 

£1 mayor lago subterráneo del mundo, D. José 

María Azara 106 

\}nsiid.sc\diC\6n,D. José Pardo. 193 

SECCIÓN BIBLIOGRÁFICA 

Colores y aromas de las flores, D. Ricardo José 

Górriz 229 

Donativos para la biblioteca de la Sociedad. 13-32-55 

78-136-153-190-231 
Publicaciones recibidas á cambio del Boletín, 104-136 

160-190-232 

Crónica científica. — D. José M.^ Azara, 13-33-56-78-106 

161-234 
• » D. Alfonso Gaspar 191 

Índice 239 



L 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC^' 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC