(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Colección de autos, farsas, y coloquios del siglo 16"

CM 
CO 
00 

: y— 

i CD 

;ir> 

:C0 

|o 



CO 



Autos, Farsas, y Coloquios 
del siglo XVI 



MACÓN, PROTAT HKRMANOS, IMPRESORES. 



:J.-i> 



Colección 

de 



^utos^ Farsas, y Coloquios 



del siglo XVI 



PUBLIEE PAR 



LEO ROUANET 



Tome II 




tf<» 



'^l 



iS 



BARCELONA 

« L'Avenç » 

Ronda de l'Universitat, 20 



MADRID 

Librería de M. Murillo 

Alcalá, 7 



1901 



tu. 

fit 




^^ 




¡íte: 






\ 




ú 



; 



¡u i! ij ti 5 u 

S-^ j «» 8-N i « a o 

"í VO 5 "2 « -. r. Ï3~ 



Lo Si 
O 



I I ' 

« i 2 o -^ — ovb^.g ë^p 



I 



^i 






2 3 1 






en 



3 «/ í< 






3 



¿i 



:^: 















k 



XXXI 

AUCTO 



DE 



LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 



FIGURAS. 



Nuestra Señora, 
Un ángel. 
Sant Juan. 
Sant Pedro. 



Santiago. 

Sant Andrés. 

Todos los demás apostóles. 

Ch[r]isto. 



Entra un Ángel con una palma. 

Ángel O serenísima Virgen, 

pura sobre la linpieca, 
sin macula ni corteça 
del pecado del origen ! 

rresçibe la bendición 
de Xpo, rrey eternal, 
y esta palma por señal 
de virgen sin corrucion. 

La qual tu haras traer 
ante tu lecho por guia ; 
que de oy en tercero dia 
as, Virgen, de fallesçer. 

Y tu anima sagrada; 
pura, linpia y sin escoria, 



10 



2 LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 

de tu Hijo, rrey de gloria, 15 

sera muy rreverençiada. 
N^ Señora O mensajero del cielo, 
quanto tienpo a que bivia 
mi anima en agonia, 
esperando este consuelo ! 20 

Dezilde a Su Magestad 
que sienpre esto aparejada, 
y, pues la ora es llegada, 
cunplase su voluntad. 

Y, en pago de las pasiones 25 

que e rresçibido, y dolor, 
le pido como a Señor 
que me conceda tres dones : 

y es que, lidiando conmigo 
la dura y terrible muerte, 30 

que en aquella hora tan fuerte 
no vea yo al enemigo ; 

y lo segundo sera 
que a sus diçipulos vea 
antes que mi alma sea 35 

partida, si el mandara ; 

y lo tercero, que sella 
todo lo que yo pedia, 
que en partiendo el alma mia 
el mismo baje por ella. 40 

Ángel Virgen del cielo sin par, 

todo lo que aveis pedido 
os es por Dios concedido 
sin ningún punto faltar. 

Porque os hago sabidora 45 

que de la tierra do están 
sus diçipulos vernan 



LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 

ante que muráis, señora ; 

y mas os hago saber 
que no tardaran ya nada, 50 

porque os an, Virgen sagrada, 
las osequias de hazer. 

Entra San Juan. 

\x Sálvete Dios, virginal 

tenplo de pura linpieca, 

do Dios, qu'es suma grandeça, 35 

cupo por gracia especial ! 
Que milagro es, me dezi, 

Virgen, qu'estando en Arlentes 

predicando a muchas gentes, 

fuy tomado y puesto aqui ? 60 

Señora Hijo Juan, mi muy amado, 

mienbraste quando en la cruz 

mi hijo Xpo y mi luz 

te me dio por abogado ? 
Juan Virgen del cielo señora, 65 

suplico's que me digáis 

a que causa me acordáis 

esas palabras agora. 

Hijo Juan, es ya venida 

la hora por Dios nonbrada 70 

que mi anima sagrada 

salga y parta desta vida. 
Y esta palma tomaras, 

y quando el cuerpo difunto 

esta, tu mismo alli junto 75 

delante la llevaras. 

O señora, Dios quisiese 

que mis hermanos amados 



4 LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 

aqui fuesen ayuntados 

antes que la hora fuese ! 8o 

Que si ellos aqui fuesen, 
gran consuelo tomarla, 
y las obsequias baria 
quales a vos pertenesçen. 
N^^ Señora Pues, bijo Juan, yo me vo 85 

a poner en el lugar 
adonde tengo de dar 
el alma al que la crio. 

Entran San Pedro y Santiago y S. Andrés y los otros apostóles. 

S. Pedro No sin grande admiración 

es aqueste ayuntamiento. 90 

S. Andrés En verdad, que yo no siento 

que puede ser la ocasión. 
La posada bien se qu'es 

la de la Viroren sacada. 
Santiago Por cierto, nuestra llegada 95 

por milagro de Dios es. 
S. Juan O mis hermanos amados, 

y quan suprema alegría 

rrescibe el anima mia 

en veros aqui ayuntados ! 100 

No bagáis rrumor, oyos, 

estemos todos callados ; 

no seamos barruntados 

del pueblo de los Judios. 

Porque yo os hago saber 105 

que la Virgen escojida, 

madre de Dios qu'es la vida, 

oy tiene de fallescer. 
No lloréis ; andad acá, 



LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 

entremos todos a velhi, no 

que en vernos todos con ella 

gran consuelo tomara. 
Pedro Sálvete Dios, esçelente 

madre de Dios poderoso. 
Andrés Sálvete Dios, luminoso 115 

sagrario rresplandeciente. 
Pedro O señora, qu'es aquesto ? 

qu'estamos atribulados. 
N'TiAGo Como tan desanparados 

nos queréis dejar tan presto ? 120 

O mi Dios y Rredentor, 

mi esperança y mi alegría, 

rrescibe el anima mia 

en las tus manos, Señor ! 

O dicipulos amados 125 

de mi hijo, rrey de vida ! 

veysme aqui ya de partida 

en el lugar señalado. 

Quando mi alma saldrá, 

mi cuerpo sea sepultado 130 

en el lugar señalado 

do mi Hijo os mandara. 
Tomad la bendición mia, 

que mi anima se parte 

para aquella ynsigne parte 135 

do esta mi bien y alegría. 

Aqui espira la Virgen, y se abre el cielo, 

y cantan Dios Padre y los angeles. 

Cantan este versso : 

Surge, prospera, árnica mea. 

Veni de Líbano, veni, coronaveris. - 



6 LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 

Cantan este villancico los Apostóles : 

VILLANCICO 

Virgen, pues vais a rrcyuar 
a los coros celestiales, 
acordaos de los mortales. 

Acordaos que no nos queda 140 

otro bien en este sítelo 
que alia con Dios, en el cielo, 
mercedes haiernos pueda; 
y pues soys quien manda y veda 
las provincias eternales, 145 

acordaos de los mortales. 

Entra Xpo a los Diçipulos. 

Xpo Mis diçipulos, toma 

el cuerpo santificado 

de mi madre, y sepultado 

sea en el va[l] de Josafad. 150 

Y es la voluntad mia 

que de donde la pondréis 
' no's apartéis ni quitéis 

dentro de tercero dia. 
S. Juan Tu, Pedro, por delantera 155 

esta palma llevaras, 

pues que de la Yglesia estas 

por princrpc y cabecera. 
S. Pedro No la tengo de llevar, 

pues que las causas lo rrijen léo 



140. Les vers 140-15 1 ont été refaits. — 151. Le ms. y es la via 
mitad mia. — ^ 159. Les vers 159-170 ont été refaits. 



LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 

que a enterramyento de virgen 
virgen la aya de llevar. 

Y pues que tu meresçiste 
mas gracia, y mas bien te dio, 

el jueves, quando ceno 165 

y en su rregaço dormiste, 
y de aquel agua beviste 
de su gran sabiduría : 
honrra a su Madre este dia, 
pues que mas honrrado fuiste. 170 

Y esto cunple sea hecho : 
vais por capitán y guia ; 

■yo y estotra conpañia 
yremos llevando el lecho. 
S. M[arcos] Muy bien hordenado esta ; 175 

no es bien que nos detengamos, 
sino, juntos como estamos, 
las obsequias comença. 

Llevan el cuerpo con este versso : 

Y esituis Ysrrael de Egiptto. 



175. Le personnage qui prononce ces derniers vers n'est désigné 
dans le ms. que par les lettres S. M. Est-ce San Marcos, ou San Mateo ? 



XXXII 

AUCTO 

DE 

LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 



FIGURAS. 

Nuestra Señora. Rabí. 



Un ángel. 
Sant Juan. 
Sant Andrés. 
Santiago. 
Sant Pedro. 

MOSE. 



Otros dos Judíos. 

Dios Padre. 

Christo. 

El Spiritu Sancto. 

Sancto Tomas. 

Dos choros de angeles. 



Todos los demás apostóles. 



N* Señora 



Entra Nuestra Señora. 

Dios eterno, Rrey del cielo, 
hijo mió y mi 'Señor, 
consolador, mi consuelo, 
subidme ya deste suelo 
a gozar vuestro dulçor. 

Mucho tienpo en gran deseo 
[e] estado de vos ausente 
entre aqueste pueblo hebreo, 
sola, sin humano arreo, 
sienpre en vuestro amor ardiente 

Vuestro apostólico coro 



10 



LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 

anda como le mandastes 

por este valle de lloro, 

rrepartiendo aquel tesoro 

de dotrina que dejastes. 15 

Pues, Señor, estoy penosa 
en aquesta soledad 
sin vuestra vista preciosa, 
rreçebid ya vuestra esposa 
.con abracos de humilldad. 20 

Entra el Ángel con una palma. 

O Virgen, madre triunfante 
del triunfo muy divinal, 
tu Hijo, rrey rradilante, 
te da el triunfo muy pujante 
de la gloria celestial, 25 

y por vittoria te enbia 
aquesta sagrada palma 
para que lleves por guia 
quando el alta jerarchia 
rresçiba tu cuerpo y alma. 30 

O ángel santo, venido 
para mi gozo y consuelo, 
doy gracias a Dios del cielo, 
pues mi deseo es cunplido. 

Muy mejor es paz que guerra, 35 

muy mejor que pena gloria, 
esfuerço de gran vittoria, 
destierro por propia tierra. 

O ángel ! quien entretanto 
a los apostóles viese 40 

40. Le ms. viase. 



10 LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 

qu'el alma a Dios ofreciese 

entre aquel colesio santto ! 
El mi espíritu desea 

con entrañable afición 

que en mi muerte la vision 4$ 

del demonio nunca vea. 
Ángel Soberana angelical, 

rremedio de los humanos,. 

no ay cosa tan potencial 

qu'el Amador divinal 50 

no la disponga en tus manos. 
Los apostóles sagrados 

tu muerte aconpañaran, 

y como serán juntados 

con cantos muy sublimados 5 > 

tus esequias honrraran. 

Y no temas que as de ver 

al diablo a quien venciste, 

pues con tu gran meresçer 

captivaste a Lucifer 60 

después que virgen pariste. 
S. Juan Dios te salve, luz fuljida, 

tenplo de la Trenidad ! 

O espejo de humana vida 

que de la amarga comida 65 

nos tornaste suavidad ! 
N'^ Señora O mi hijo deseado, 

que gozo m'es tu venida ! 
S. Juan Soy venido a tu mandado, 

y, cierto, maravillado 70 

de novedad tan subida. 
En Epheso predicando 

fui súbitamente puesto 



LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA II 

en una nuve, bolando 

sin saber como ni quando. 75 

Dime, rreyna, qu'es aquesto ? 
N* Señora Hijo mió, tu sabras 

que [de] Dios soy ya llamada ; 

mi cuerpo sepultaras, 
«y esta palma llevaras 80 

hasta ser yo sepultada. 
Esto plaze al Soberano, 

porqu'el mas valiente y fuerte, 

siendo del linaje humano, 

a de pasar por la mano 85 

y dominio de la muerte. 
S. Juan O si todos mis hermanos 

los apostóles ausentes 

fuesen agora presentes, 

como seriamos búfanos 90 

para servirte aplacientes ! 
Porque ansi juntos estando, 

dándonos Dios su favor, 

fuésemos con grande honor 

tus osequias celebrando, 95 

dando gracias al Señor. 

Entran todos los Apostóles, eçepto Santto Tomas, espantados. 

S. Pedro Cierto, yo e ymajinado 

por que causa tan de presto 

nos a el Señor ayuntado ; 

que, cierto, estoy espantado ico 

pensar que puede ser esto. 
S. Andrés No ay quien alcance a pensar 

92. Le ms. ansi justos. 



12 



LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 



Santiago 



S. Pedro 



S. Juan 



S. Pedro 
N^ Señora 

S. Pablo 



Aqui tiene San 

N^ Señora 



esta tan estrana cosa. 

Obra muy maravillosa, 

cierto, el Señor quiere obrar, 105 

y yo no alcanco otra cosa. 

Conviene que nos lleguemos 
juntamente en este dia 
y de la Virgen Maria, 

su madre, nos ynformemos, 110 

qu'ella muy bien lo sabria. 

O conpañia preciosa, 
a todos hago saber 
que ya quiere fallescer 
nuestra madre gloriosa, 115 

Virgen de alto meresçer. 

Y, pues que rrcsurecion 
todos juntos predicáis, 
no parezca que mostráis 
por su muerte alteración, 120 

y esto conviene que hagáis. 

Rreyna, divinal arreo. 
Dios te salve, soberana ! 
O conpañia muy hermana, 
consuelo de mi deseo, 125 

déos Dios gracia soberana. 

Angélica Virgen pura, 
danos tu mano sagrada, 
pues dejas esta manada 
en el valle de tristura . 130 

tan sola y desconsolada. 

Pedro la candela, y todos los demás cercados, derrodillas. 

O Dios uno en trinidad, 
de muy singular clemencia ! 



LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 1 3 

O ynfinita potencia ! 

O Dios trino en unidad ! 135 

rrescibeme en tu presencia. 

Loor y gracia te enbio, 
tu voluntad consintiendo ; 
rrescibeme, hijo mió, 

y en tus manos encomiendo 140 

aqueste spiritu mió. 

Aqui se abre el cielo, y parescen las tres personas de la Trenidad, 
cantando con el anima : 

Tota piilchra es, aiiiica mea. 

S. Juan Pues heres guarda y pastor 

de la Yglesia Militante, 

aquesta palma triunñinte 

llevaras, como mayor, 145 

de nuestra Virgen delante : 
qu'es la vitoria y madero 

con que fuimos rremediados^ 

con que seremos juzgados 

en aquel dia postrero 150 

do seremos ayuntados. 
S. Pedro La palma te pertenesce 

por [tu] santa puridad, 

y pues virtud t'esclaresçe 

con ferviente caridad, 155 

acatamiento meresce. 
Quando Xpo padescia, 

al Virgen la Virgen dio : 

pues, el Virgen merescio 

delante llevar la guia, 160 

y ansi te perteneció. 



14 LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 

Yo llevare el cuerpo santo 
en el lecho, con amor ; 
los demás con dulce canto 
vayan por borden, en tanto, 
dando gracias al Señor. 

S. Pablo Aunque no meresçedor, 

yo tanbien la llevare, 
pues soy de todos menor. 

Santiago Yo tanbien ayudare, 

pidiendo a mi Dios favor. 

Llevanla [a] enterrar, cantando este versso : 

In exitiñs Ysrrael. 



ié5 



170 



Entran dos Judíos, 

Rrabi Di, Mose, si bivas tu, 

donde suena aquel cantar ? 

asi biva don Baru. 
Mose A la madre de Jesu 175 

diz que llevan a enterrar. 
Rrabi A enterrar ? Por el Criador ! 

que tiene de ser quemada 

la madre del burlador ! 

Aguija presto, traidor, 180 

di que venga jente armada. 

Entran otro dos Judíos armados. 

Mose Juro al Dio que hemos de ver 

si era madre del Mesia. 
Rrabi Correr, pesi al Dio, correr!... 

Valam' el Dio y su poder! 185 



Ay, 



manos ! ay, mano mía 



LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 



15 



Llega a las andas y quedaiile pegadas las manos. 

iRABí Simon Pedro, por el Dio, 

me quita deste belu, 

mira que te escuse yo 

de aquella que te acuso 190 

quando negaste a Jesu. 
.. Pedro Si crehes en Jesuxpo 

y ser su madre Virgen pura, 

que tiene el poder que as visto, 

en su virtud te desisto 195 

desa penosa tristura. 
Irabi o buen Pedro, que dolor 

que me queda en e^tas manos ! 
>. Pedro Besa el lecho con amor, 

y di : « Creo en Jesu mi Señor, 2C0 

salvador de los humanos, 
y qu'esta Virgen sagrada 

le concibió hecho humano 

y le parió ynmaculada. » 
Uabi Juro a Dio, sin faltar nada 205 

creo qu'es Dios soberano. 
». Pedro Toma esta palma triunfante, 

ponía sobr' el pueblo ciego, 

y el que creyere constante 

avra vista muy pujante ; 210 

y el que no, penara luego. 



Pone la palma sobre los otros Judio5, y ven (y) luego, 
y llévenla a sepultar con este versso : 



Yn exitu Ysrrael Domim. 



1 6 LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 

Luego se abr' el cielo, y baja el anima con un coro de angeles, 
y dize Dios Padre : 

VERSSO 

(en blanc dans le ms.) 

Hijo Virgen y madre decora, 

veni, seréis ensalçada 

con la corona preciada 

que fuiste meresçedora, 215 

como rreyna sublimada. 
N^ Señora O mi hijo y mi consuelo, 

doyte gracias sin cesar, 

■pues me quieres sublimar 

por rreyna de- tierra y cielo 220 

y a tu diestra collocar. 
Spir. Santo Esposa y amiga mia, 

sube a gozar de tu estrado, 

que tu esposo muy amado 

t'espera con alegría 225 

porque gozes de su estado. 

Sube el cuerpo. Cantan las personas de la Trenidad este versso ; 

Feniy eleta mea, ponam yn te thronu[m'] 
meu[ni\, quia concupivi rex speçiem iua[m']. 

Llegada arriba, la coronan todas tres Personas. 

Padre Clara aurora rrutilante, 

arca de nuestra potencia, 
esposa nuestra constante, 
toma corona triunfante 230 

por premio de tu esçelençia. ; 



LA ASUNXIOX PE NUESTRA SEÑORA 1 7 

Aquí cantan los Angeles este villancico : 

Quien es esta Enper adora 

tan pujante, 
que sube como el aurora 

rnitilante ? 
Es nuestra Rreyna v Señora 

rradiatite, 
que sube como el aurora 

r rutilante. 



235 



240 



245 



Quien es esta soberana 
que todo el cielo enamora, 
rresplandor de la mañana 
tan hermosa y tan decora ? 
Es nuestra Rreyna y Señora 

rradiante, 
que sube como el aurora 

rrutilante. 

Aquí cantan todos los Apostóles este versso : 

Assumpta est Maria yn celun, gaudent 
angelí et collaudantes. 

Entra Santo Ttomas. 

Tomas Hermanos, que maravillas 

el Señor nos a oy mostrado ! 
que, cierto, vengo espantado, 250 

sin al[can]çar a sentillas, 
y estoy muy maravillado ; 

porque e venido tan presto * 

desde las Yndias aqui, 
que no creo ser ansi, 255 

ni alcanço a saber qu'[es] esto ; 



15 LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 

lo que sepáis me dezi. 
S. Pedro Hermano amado Tomas, 

a todos nos fue secretto 

hasta llegar al efetto, 

como al presente sabras 

como rrequiere el objetto : 
y es que la Virgen sagrada 

es subida d'este suelo 

a la vida sublimada 

y oy a sido coronada 

por su Hijo, rrey del cielo. 
S°. Tomas Por cierto, por ynposible 

tengo tan estraña cosa, 

y la terne por dudosa 

si no la viese visible 

por señal maravillosa. 

Aqui le hechan del cielo la cinta de Nuestra Señora. 

S". Tomas O verdadera verdad 

que alunbras mi coraçon, 
como en tu rresurecion 
me alunbraste con verdad, 
mi Dios y mi Salvación ! 

Doytc gracias, Rrey potente, 
pues quitaste mi sinpleza. 
Princesa y Rreyna escelente, 
por tu virginal alteca, 
perdona aqueste ynoçente. 

O hermanos, como en verdad 
• mi dubda ya esta distinta 



Mira que preciosa cinta 
que me dio Su Magestad. 



LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 

< riAGO O joya maravillosa 

para nuestro gran consuelo ! 
don enbiado del cielo 
de la divinal Esposa 
para servirle en el suelo ! 

Philipe o buen hermano Tomas, 
que gracias as alcancado ! 
que en lugar de castigado 
tal don rrecebido as, 
dubdando como as dubdado. 
. Tomas No se que gran ceguedad 

cegó mi libre alvedrio 
a dubdar el poderlo 
de la suprema bondad 
de tamaño poderio. 

Andrés Hermano, toma consuelo, 
que pues la Virgen sagrada 
desde alia el supremo cielo 
te hecho esa joya estimada, 
perdonarte a sin rrezelo. 

Pedro Apostólica hermandad, 

pues nuestro Maestro divino 
nos dio dotrina y camino 
para seguir su verdad, 
no le perdamos el tino. 

Ya veis quan solos quedamos 
entre las mundanas manos ; 
tratémonos como hermanos, 
y su precepto sigamos. 



19 



290 



295 



300 



305 



310 



315 



312-16. Ces cinq vers, se succédant en abbaa, ne rentrent dans 
ucune des formules de la quintilla. Ils représentent la première 
loitié, isolée, d'une déiinia. 



20 LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA 

y aquesto sienpre tengamos. 

Que aunque en soledad estemos 
en este destierro acá, 
el nos favoresçera 

hasta que con el seremos, 320 

pues prometido lo a. 
S. Pablo Bolvamos a rrepartir 

su tesoro y gran dotrina, 

cada qual do le encamina 

hordenemos de seguir 325 

dando al mundo medisçina. 

VERSSO 

Cántate Domino canticiim novum. 



XXXIII 

AUCTO 

DE 

aUANDO SANCTA ELENA HALLO 
LA CRUZ DE NUESTRO SEÑOR 



FIGURAS. 




Sancta Helena. 


Le VI. 


El enperador. 


Ru BEN. 


Dos CRIADOS. 


Abdaron. 


Judas. 


Un difuncto 



Entran el Enperador y la Rreyna, y toda su gente. 

-rador Ya, madre y señora mia, 
te acuerdas del gran poder 
con que Majençio venia, 
y la furia que traya 
por hecharnos a perder ; 5 

ya te acuerdas que vençi 
por aquella cruz preciosa 
que en el cielo entonces vi, 
y querría tener aqui 
rreliquia tan poderosa. I o 

Y por eso determino 
que la vayas a buscar, 
que yo fuera este camino, 



22 



QUANDO STA. ELENA HALLO LA CRUZ 



pero no me siento digno 
para la poder hallar. 

Elena Hijo mió muy amado, 

mili gracias a Dios se den 
que te puso tal cuydado ; 
yo mè partiré de grado 
por ella a Jerusalen. 

Y pues yo, hijo, en vision, 
de noche, estando dormida, 
dello vi rrebelaçion, 
yo quiero sin dilación 
acelerar mi partida. 

Enperador Pues, madre y señora mia, 
queréis yr en tal jornada, 
el Señor sea en vuestra guia 
y aconpañe noche y dia 
hasta que seáis tornada. 

Elena Mandad, hijo, aparejar 

lo que fuere menester, 
porque yo voy a mandar 
a mi gente adereçar. 

Enperador Yo lo haré proveer. 

— Yd presto y adereçad 
todo lo que os e mandado 
para mi madre, y mirad 
que según su majestad 
vaya todo aparejado ; 

y mis rriquezas y gente 
lleve en su conpañia, 
porqu'es cosa conveniente. 

Criado Voy a cunplir humillmente 



15 



20 



30 



35 



40 



35. Les vers 35-49 ont été refaits. 



QUANDO STA. ELENA HALLO LA CRUZ 2} 

lo que me mandas oy dia. 45 

iN'PERADOR o gran Dios onipotente, 
Criador universal ! 
ya te suplico humillmente 
que a mi madre y a su gente 
los libres de todo mal(o), 50 

y les quieras demostrar 
la cruz en que tu moriste 
para podella adorar 
y en ella rreverenciar 
a ti, qu'el mundo hiziste, 55 

y qu'este en su autoridad, 
siéndome trayda acá. 
!kl\do Bien puede tu Magestad 

entrarse con brevedad, 
que la rreyna viene ya. 60 

Lo que por ti fue mandado 
sin cosa alguna faltar 
va muy bien aparejado. 
Trae un cavallo aderecado, 
que la quiero aconpañar. 65 

Hijo de mi coraçon, 
quedaos, que basta ya. 
Pues, dadme la bendición, 
que, cierto, con gran pasión 
quedo en quedarme acá. 70 

Plega a Dios de os prosperar 
hasta que aya fin mi yntento, 
y su bendición os dar. 



49. Le ms. a mi viadre ya igual. 
refaits. 



69. Les vers 69-80 ont été 



24 QUANDO STA. ELENA HALLO LA CRUZ 

Enperador y a el plcga de os llevar, 

madre mia, en salvamento. 75 

Van caminando, y dize la Rreyna : 

Elena Dezidme, hermanos, do estamos ? 

Criado Señora, aqui es ya Judea, 

y a Jerusalen llegamos 
mañana, si caminamos. 
Elena Mucho enorabuena sea. 80 

Bien sera avisar primero, 
aunque saben mi venida, 
como vengo y lo que quiero : 
qu'es aquel santo madero 
qu'es el propio árbol de vida. 85 

Al momento os partiréis 
luego con vuestra enbajada, 
y a los Judios diréis 
lo mas manso que podréis 
como yo so aqui llegada, 90 

y que les quiero hablar 
de parte de Costantino, 
que se manden ayuntar 
en su sinoga y lugar 
donde se ayuntan contino ; 95 

que yo vo a Jerusalen 
y mañana seré alia, 
que todos juntos estén, 
que ningún mal, sino bien, 
mi venida les sera. 100 

Y los que se an de juntar, 
que sean los mas ancianos 
y mas sabios del lugar. 



ADO 



,KIADO 



QUANDO STA. ELEXA HALLO LA CRUZ 

Yo parto a los avisar, 
besando tus pies y manos. 

Pártese de la Rreyna y llega a los Judíos. 

Judios sabios y honrrados, 
la rreyna Elena potente, 
con gran gente de soldados 
sin sus deudos y criados, 
sera aqui muy prestamente ; 

qu'esta noche llegara, 
y manda que os ayuntéis, 
porque juntos os dira 
lo que quiere, y no sera 
cosa con que os enojeys. 

Mas quiere que por su amor 
os juntéis los escojidos 
en ciencia, hedad y valor, 
de suerte que sea la flor 
de prudentes y entendidos. 

Señor, dezidnos agora, 
ai)si el Dio os haga bien : 
que nos quiere esa señora, 
y a que viene ansi a desora 
de Rroma a Jerusalen? 

Que, con tanta gente armada, 
para el Dio, que pierdo el tino 
en ver quan determinada 
una muger delicada 
haze tan largo camino. 

Amigo, a mi no es dado 
deziros a lo que viene, 
y a lo que soy obligado 
ya os lo tengo declarado ; 



25 



105 



lio 



115 



120 



125 



130 



26 Q.UANDO STA. ELENA HALLO LA CRUZ 

hazeldo, porque os conviene. 135 

Judas Pues, señor, vos le dezi 

que a sus palacios yremos 

quantos estamos aqui ; 

yo por todos y por mi 

digo que lo cunpliremos. 140 

Dezid mas que deseamos 

servir a Su Magestad 

e;i esto y quanto podamos, 

y las manos [la] besamos. 
Criado Yo me voy. A Dios quedad. 145 

Llega a la R rey na. 

Potentísima señora, 
yo dije vuestro mandado, 
y todos vernan agora,' 
Elena Loada Nuestra Señora 

y Jesús crucificado ! 150 

Aunque yndigna, yo te pido 
que merezca lo primero 
hallar el santo madero 
do fue el honbre rredimido 
por el pecado primero ; 155 

y después de averie hallado 
como yo espero y confio, 
sea tu nonbre loado, 
conocido y adorado 
de aqueste pueblo judio. 160 

Conozca su gran herror 
y averte crucificado, 
y buelvase a ti. Señor, 
que con tu gracia y favor 
todo sera rremediado. 165 



QLÎANDO STA. ELENA HALLO LA CRUZ 



27 



Entrase la Rreyua, y sale el pueblo judio. 

Para el Dio, que yo no atino * 
a que sera la venida 
de la rreyna este camino. 
Tanbien yo me desatino. 
Dezi, ay algo que nos pida? 170 

Señores, los que sabéis 
d'aqueso alguna rrazon, 
por el Dio, que nos la deis 
y que luego nos saquéis 
de una tan gran turbación. 175 

Si entre nosotros ay 
quien lo sepa y no lo diga, 
que nunca le falte guay, 
y el gran señor Adonay 
para sienpre le maldiga. 180 

Por mi, digo que no se 
cosa que (no) pueda dezir. 
Yo tanpoco, por mi -fee. 
Yo, señores, os dire 
lo que se manda me oyr. 185 

Según Dios me da a entender, 
una cosa e yo pensado : 
qu'ella viene por hazer, 
si pudiese, parescer 
la cruz del crucificado, 190 

que fue varón justo y bueno 
que los nuestros justiciaron, 
dicho Jesús Nazareno ; 
profetta de bondad lleno 
que sin culpa le mataron. 195 

Mas, si. de la cruz mostráis 



20 QUANDO STA. ELEXA HALLO LA CRUZ 

el lugar adonde esta, 

contra nuestra ley pecáis; 

guardad que no lo digáis, 

que la ley peresçera. 200 

Porque mi agüelo Eçicheo 

dio desto toda rrazon 

a mi padre el buen Simon, 

que mi agüelo, según creo, 

hera bivo a la sazón ; 205 

y mi padre, porque fuese 

yo desta cosa avisado 

para que yo lo dijese, 

primero que se muriese 

me lo dejo declarado. 210 

Abdaron Dinos ora, por tu fee, 

ansi el gran Dio te bendiga, 

esa cosa, como fue ? 
Judas Oyd, que yo's lo dire. 

Levi Sácanos desta fatiga. 215 

Judas Quando mi padre murió 

(estad atentos y oyd, 

que no's miento, para el Dio, 

que como me lo contó 

es cierto que paso ansi) 220 

dijome : « Mi hijo amado, 

quando vengan a buscar 

la cruz en que fue enclavado 

Jesús el crucificado, 

no se la queráis celar. 225 

« Porque tenéis de entender 

que los que la buscaran, 

hasta de la cruz saber 

a quien la quiere esconder 



Q.UANDO STA. ELENA HALLO LA CRUZ 29 

grandes tormentos darán. 230 

« Y sabras que el que mataron 
(aquesto para entre nos) 
que por muy cierto hallaron 
muchos que lo pesquisaron 
ser Xpo, hijo de Dios. » 235 

Grandes cosas as contado; 
dinos mas si sabes mas. 
Yo, estando escandalizado, 
le dije : « Mi padre honrrado, 
una dubda me diras. 240 

« Si los Judios sabian 
que hera Dios, y lo entendieron, 
porque no le obedescian, 
y porque le aborresçian 
tanto que en cruz le pusieron ?» 245 

— « Sabe Dios, me rrespondio, 
que yo no fui en tal consejo ; 
antes sienpre rhe peso 
y me duele y me dolió 
hasta agora que soy viejo. 250 

« Que yo sienpre les dezia 
que hera el que después hallaron. 
Mas con rraviosa porfía, 
porque les rreprehendia 
sus pecados, le mataron. 255 

« Pero, después que murió, 
por su virtud poderoso 
vieron que rresuçito 
y que al cielo se subió 
muy triunfante y glorioso. 260 

« Y Estevan, nuestro pariente, 
que por Dios le a confesado 



30 



Jacob 



Rruben 



ASER 



Levi 
Abdaron 



Judas 



Q.UANDO STA. ELENA HALLO LA CRUZ 

sin miedo y publicamente, 

fue de nuestra propia gente 

por mandatto apedreado. » 265 

Todo aquesto me contó 
mi padre Simon a mi, 
que de su padre lo oyó, 
y el me lo certifico 
qu'ello cierto paso ansi. 270 

Esas cosas que as hablado, 
nunca jamas las oymos. 
Por eso, no seas osado 
de dezirlas preguntado ; 
mira que te lo dezimos. 275 

Y si te lo preguntare 
la rreyna, nada le digas ; 
si a dicha la cruz buscare, 
desta nadie no declare 
por tormentos ni fatigas. 280 

Bien di;:e el señor Rruben, 
y ansi todos lo queremos : 
y aunque tormentos te den, 
mira que lo niegues bien, 
sino morir te haremos. 285 

Cada qual sepa hablar. 
Para el Dio, qu'es gran tormento 
en esta cosa pensar ; 
qu'ella nos a de matar 
si trae tal pensamiento. 290 

Pues de alguno a de saber 
la rreyna toda esta cosa, 
no se le puede esconder, 
qu'en fin trae muy gran poder 
y viene desto ganosa. 295 



QUANDO STA. ELENA HALLO LA CRUZ 3 1 

Ved si gelo dire 

si atormentarnos quisiere. 
,Evi No lo digas, por tu fee. 

UDAS Pues, sus, yo lo encubriré, 

y venga lo que viniere. 300 

Llegan do .esta la Rreyna. 

-EVi Adonay guarde, señora, 

tu gran persona y estado, 
por la virtud que en ti mora. 
Y venga mucho en buen ora 
el judaico pueblo hmirrado. 305 

Señora, por conplazer 
a tu Alteza nos juntamos ; 
haz(ed)nos merced y saber 
que nos des luego a entender 
que nos mandas que hagamos. 310 

Yo vengo muy de corrida 
con gran deseo a buscar 
una cruz que esta escondida, 
en la qual murió la vida, 
y querriala hallar. 315 

Lo que quiero que hagáis, 
es qu'el lugar me mostréis 
donde vosotros veáis 
y por mas cierto tengáis 
que aquesta cruz hallareis. 320 

Dezidme, quando sacaron 
a Xpo a crucificar 
los vuestros, y le mataron, 
donde le crucificaron ? 
Mostradme el mismo lugar. 325 

Señora, los que aqui estamos / 



32 QUANDO STA. ELENA HALLO LA CRUZ 

ninguna cosa sabemos, 

ni nada nos acordamos : 

que en €so ni nos hallamos, 

ni lo vimos, ni entendemos. 330 

Pues claro esta y conocido 

que los que ahora aqui estamos, 

en el tienpo que as pedido 

ninguno no hera nacido, 

como quies que lo sepamos? 335 

Elena Si no queréis declarar 

el lugar qué e demandado, 

yo os haré luego quemar 

sin ninguno perdonar, 

que ansi lo traigo jurado. 340 

Jacob No quieras que declaremos 

con el miedo que nos pones 

aquello que no sabemos, 

que sin culpa moriremos; 

suplicóte nos perdones. 345 

Elena Pues no lo quieren dezir, 

vayan luego a la hoguera, 

y hazedmelos morir. 
Levi Señora, mándame oyr 

una cosa hazedera. 350 

Este Judas que aqui esta, 

este lo sabe muy bien, 

qu'es profeta y lo dira; 

este lo declarara 

sin que tormento le den. 355 

Mándaselo preguntar 

y a nosotros deja yr, 

y no nos mandes matar, 

que no ay otro en el lugar 



au ANDO STA. ELEXA HALLO LA CRUZ 33 

que te lo sepa dezir. 360 

iLENA Este dezis que dira 

el lugar que busco yo ? 
.EVi El solo sabe do esta ; 

a el se lo pregunta, 

que lo sabe, y otro no. 365 

iLENA A esos solos soltad, 

Judas solo a de quedar 

asi preso como esta ; 

allegalde un poco acá, 

que le quiero preguntar. 370 

Dime, Judas, por tu fee, 

ansi Dios en quien confias 

grandes rriquezas te de, 

si sabes adonde este 

la cruz do murió el Mesias ; 375 

el lugar donde murió 

y do le crucificaron, 

y la cruz ado quedo, 

y si a dicha se escondió 

o si en tierra la enterraron. 380 

Muy gran plazcr me haras 

dezirlo, por tu virtud, 

y nada no perderás ; 

de otra suerte morirás, 

te juro por mi salud. 385- 

[uDAS Señora, como podra 

ser eso por mi mostrado ? 

No ay nadie que lo sabra, 

•que dozientos años a 

que murió el crucificado; 390 

y en este ticnpo no hera 

yo en el mundo concebido. 



34 Q.UANDO STA. ELENA HALLO LA CRUZ 

Pues, dime, de que manera 
lo sabre ? que en esa hera 
no hera mi padre nacido. 

Suplicóte, si querrás, 
asi Adonay te contente, 
que no me fatigues mas, 
que de otro lo sabras, 
no de mi, ni desta gente. 

Elena Por cierto, grandes estremos 

hazes, y deves mentir 
negando lo que queremos. 
Pues, entiende que sabremos 
bien hazertelo dezir. 

Judas Lo que no se. Dios no quiera 

que lo diga, en buena fe. 
Si quieres que muera, muera; 
que por ninguna manera 
de tormentos lo dire. 

Elena No quieres ? Pues, sus, tomad 

todos aquese Judio 
y pies y manos le atad, 
y en aquel poco le hechad 
qu'esta junto con el rrio. 
Yo's prometo de hazer 
en vos tan gran crueldad 
que mayor no pueda ser, 
y que no aveis de comer 
hasta dezir la verdad. 

Llegaos vosotros acá : 
es posible que entre vos 
tanta ceguedad avra 
que nadie sabe do esta 
^ la cruz del hijo de Dios ? 



395 



400 



405 



410 



415 



420 



425 



QUANDO STA. ELENA HALLO LA CRUZ 35 

Por el Dio en quien creemos, 
Adonay alto Señor, 
que nada desto entendemos 
mas de que Judas sabemos 
que deso es el sabidor. 430 

Cierto, es cosa de rreyr 
que solo lo sepa aquel 
y no lo quiera dezir ; 
pues, yo le haré morir 
de muerte acerva y cruel. 435 

Seys dias a ya qu'esta 
en el poco sin comer; 
yd a ver como le va, 
y sabe del si querrá 
lo que le pido hazer. 440 

Judas, mi señora Elena 
me enbia a te visitar, 
y dize, como esta buena, 
que le pesa de tu pena 
y que te querría soltar. 445 

Si quies, yo te sacare 
de do estas, si quies dezir 
lo que la rreyna quirrie. 
Sácame, yo lo dire ; 
no me vea aqui morir. 450 

Señora, Judas dira 
lo que tu Alteza quisiere, 
si mandas traerle acá. 
Traelde, qu'el ganara 
quando ansina lo hiziere. 455 



36 QUANDO STA. ELENA HALLO LA CRUZ 

Sacanle y llevanle a la Rreyna. 

Elena Judas, si me muestras oy 

donde murió el Rredentor, 

yo te juro por quien soy 

y mi palabra te doy 

de hazerte gran señor. 460 

Judas • Con toda la conpañia 

te ven, señora, conmigo, 

que no es muy lejos la via. 

Aqui es, señora mia ; 

yo e cunplido contigo. 465 

Aqui fue crucificado 

el justísimo varón 

sin ser en cosa culpado ; 

aqui muy vituperado 

rrescibio muerte y pasión. 470 

Elena O lugar lleno de gloria 

ado el Dios de Sion 

gano tan orrande vitoria 

y nos dejo por memoria 

su santísima Pasión! 475 

En ti Dios nos rredimio, 

en ti ganamos la vida, 

y aunque no lo meresçio, 

en ti mi Dios padeció 

por nuestra culpa crecida. 480 

En ti quiero yo buscar 

la cruz de mi Rredentor : 

plega [a] el de nos guiar 

y dejárnosla hallar 

con tu divino favor. 485 

— Judas, pues as comencado, 



QUANDO STA. ELENA HALLO LA CRUZ 37 

no pienses de descansar 
hasta aver la cruz hallado, 
y en el lugar señalado 
comiença luego a cavar. 490 

AS O divino Criador, 

aunque yo no lo merezca 

como yndigno pecador, 

dame tu gracia. Señor, 

como aquesta cruz parezca. 495 

Yo se bien que padescio 
Jesús sin culpa y pecado, 
y aunque no lo merescio, 
en este lugar murió 
. en una cruz enclavado : 500 

la qual viene ora a buscar 
nuestra enperatriz Elena. 
Ple^ate de me otors^ar 
que la acierte yo hallar 
porque me libre de pena ; 505 

que si en tardarme peque 
por no averme bautiçado, 
luego me bautizare 
y a ti me convertiré 
en aviendola hallado. 510 

— O que olor tan singular 
que del lugar a salido ! 
A cavar quiero tornar, 
que señal es de hallar 
la cruz por que fui venido. 515 

Cosas admirables veo, 
que me admiro y me confundo, 
adoquier que me rrodeo 
Jesu Xpo agora veo, 



38 Q.UANDO STA. ELENA HALLO LA CRUZ 

qu'es el Salvador del mundo. 

Elena . Señales maravillosas 

paresçen, Judas hermano, 
haz tus fuercas poderosas, 
que ynposible es qu'estas cosas 
ayan de salir en vano. 

Rruben Estas son grandes señales 

que a todos ponen espanto. 

Abdaron Jamas entre los mortales 
se an visto tantas ni tales. 

Levi Sin dubda el lugar es santo. 

Judas Señora, una cruz e visto ; 

acércate y la veras. 

Elena Gloria sea a Jesuxpo ! 

Ea, mi Judas, anda listo ; 
busca a ver si hallas mas. 

Judas Otras dos cruces están, 

sin la que avemos hallado. 

Elena Mira si por dicha están 

los clavos, que ay estaran, 
pues las cruzes as hallado. 

Judas Jesuxpo Nazareno, 

pues las tres cruzes tenemos, 
porque el bien nos venga lleno 
rruegote tengas por bueno 
que clavos tanbien hallemos. 

Helos aqui, por mi vida, 
que mas qu'el sol rresplandecen. 

Elena O que merced tan cunplida 

a los honbres concedida 
aunqu'ellos no lo merescen ! 

Clavos bienaventurados 
de do fue mi Dios coleado. 



520 



525 



QUANDO STA. ELENA HALLO LA CRUZ 

con los quales mis pecados 

fueron en la cruz clavados, 

adoróos pecho postrado ! 555 

y suplico's me otorguéis 

que con el yo este clavada 

en su cruz, y me guiéis, 

V a buen fin me enderecéis 

en cabo de mi jornada. 560 

Como sabre agora yo 

qual de aquestas cruzes tres 

es la donde Dios murió ? 
Judas Por cierto, señora, no 

sabre yo dezir qual es. 565 

Elena Por ninguna conjetura 

se podria declarar, 

que todas son de una altura 

y de un tamaño y hechura. 

Ventura sera acertar. 570 

Y no es muestra suficiente 

el titulo qu'esta tiene, 

ni es yndiçio muy patente ; 

en cosa tan esçelente 

creer presto no conviene. 575 

Porque pudo acontecer 

averie alguno quitado 

y en otra cruz le poner 

para hazernos creer 

ser. la del crucificado. 580 

A la ciudad las llevemos 

que alia la suma Bondad 

nos guiara lo que haremos 

porque en la cruz acertemos 

do murió Su Magestad. 585 



39 



40 

Judas 
Elena 
Jacob 



Elena 



Elena 



Elena 



Difunto 



QUANDO STA. ELENA HALLO LA CRUZ 

Vamos. — Ya estamos alia. 
Que gente es esta que viene ? 
Señora, es gente que va 
con uno que muerto esta 
como en costunbre se tiene. 590 

Allega acá, no paséis. 
El muerto ponelde aqui, 
que yo veré destas tres 
la cruz de Xpo qual es. 
Dejadme hazer a mi. 595 

Llegan la una cruz al difunto. 

No es aquesta, que no a dado 
señal el muerto que sea 
la cruz do Xpo a spirado. 
Venga esotra, y sea tocado : 
veamos si se menea. éoo 

Lleganle la otra cruz. 

Tanbien, como la primera, 
no ser ella magnifiesta. 
Venga aora la tercera. 
Sera buena y verdadera ? 
Bive Dios ! la cruz es esta. 605 

Lleganle la tercera y rresuçita. 

Gracias te doy y loores, 
o mi Dios y mi Señor, 
que oyes los pecadores 
y hazes meresçedores 
de la cruz del Rredentor! 610 

Adorote; cruz sagrada 
pues que Dios se puso en tí 



Q.UANDO STA. ELEXA HALLO LA CRUZ 4 1 

y quiso fueses hallada 

para ser su fe ensalcada 

rresuçitandome a mi. 615 

Rruegote, mi Dios, que quieras 
servirte de me guardar 
de las tentaciones fieras, 
porque ansi de dos maneras 
me hagas rresuçitar. 620 

O cruz en la qual colgado 
fue mi Dios y Rredentor 
por culpa de mi pecado, 
que siendo el honbre el culpado 
fue Jesús el pagador! 625 

Tu sola, que fuiste digna 
de ser en ti enclavada 
nuestra total medicina, 
y la humana y la divina 
naturaleza juntada ; 630 

estandarte glorioso, 
vandera de gran valia, 
pendón rreal vitorioso 
que pone esfuerço al medroso, 
guión que a todos nos guia! 635 

Salva pues, cruz verdadera, 
a esta gente y conpañia 
que meresçio la primera, 
siendo yo su conpañera, 
verte en este santto dia ! 640 

Sus, todos os humillad 
como a mi visto me aveis, 
y aquesta cruz adorad, 
y sus fiestas le guardad 
porque bivais y os salvéis. 645 



42 QUANDO STA. ELENA HALLO LA CRUZ 

Judas Todos, Señor, adoramos 

tu cruz santa do moriste 

y el bautismo demandamos 

para que gozar podamos 

la gracia que nos hiziste. 650 

Elena Vamos al tenplo, llevando 

alia aquesta cruz sagrada, 

a Dios cien mili gracias dando 

y loores le cantando 

por merced tan señalada. 655 

Y quando me partiré 

para Rroma, que sera 

lo mas presto que podre, 

la mitad me llevare 

y la mitad quedara. 6éo 

Tuan crw^jín adoramus, Domine ; 
tuan sanian rrecoHinus Pasionen. 



XXXIV 
ENTREMÉS 

DE 

LAS ESTERAS^ 



FIGURAS. 



Melchora. Un lacayo. 

Antona Un bachiller. 

Uk boyo. El amo de las mocas 



Entran las mocas con tres esteras. 

Antona. No es gran mal este, hermana Melchora, que 
todas las Yezes que nuestros amos an de yr a fiestas nos an 
de dejar sienpre trabajos ? El otro dia nos mandaron que 
desollinasemos la casa, y aora, que saquemos las esteras y 
las sacudamos. 

Melchora. Yo, sacudir esteras ? Quemadas ellas se vean 
si yo palo les diere ! No ay mayor trabajo en el mundo que 
ser\'ir toda la vida, y después daros an cinco mili maravedís, 
y una sartén vieja con mas agujeros que un rrallo % y un 

* V Introduction du premier volume de la présente collection 
était déjà imprimée lorsque cet entremés a paru, sans nom d'éditeur, 
dans le premier n° (i^r janvier 1 901) de la Revista Española, dirigée par 
M. Cotarelo. Je signale par les lettres R. E. les erreurs de lecture 
qu'on y relève. — i. R. E. riallo. 



44 ENTREMÉS DE LAS ESTERAS 

candil sin garavatto, y quatro platos quebrados \y al fin un 
sastre por marido. Y plcga a Dios que no viniese mas mal ! 

Antona. Dejando todo esto aparte, hermana Melchora, 
heres todaavia^ aficionada a aquel lacayo ? 

Melchora. Buen descuido es ese ! Traigole por ay mas 
diligente que gato en hebrero, que se muere por mi. Y tu, 
hermana Antona ? En buena fee, que me an dicho que heres 
enamorada de honbre de bonete, 

Antona. O, mala landre te de ! que no se te a de ascon- 
der cosa. De traer bonete, traele; pero no se si es bachiller, 
o sacristán, o sacamuelas. Pero, al fin, sea lo que fuere, el 
me dize mili rrequiebros con que me mata de amores. 

Bobo. Acá estay s vosotras ? 

Antona. O hjermano Parrales, seas bien venido. CIlk 
ay por alia ? 

Bobo. Sabéis que ?... Qiie me daréis vosotras >, y direte a 
ti un poquito de lacayo y otro poquito a ti de bachiller ? 

Melchora. [Buenas nuevas te de Dios ! Dimelo, y darete 
yo un torrezno. 

Bobo. Y tu, que me darás ? 

Antona. Yo darte [e]4 un ochavo. 

Bobo. Pues, preposita primero. 

Melchora. Mi torrezno seguro le tienes. 

Antona. Pues, mi ochavo haz quenta que le s tienes en la 
bolsa. 

Bobo. Pues, yo te lo quiero dezir. Sabes que me dijo ? 
Dixome ^... 

Melchora. E[a], acaba, dimelo. 

Bobo. Mira, dijom'el lacayo que si. 



I. R. E. quadrados. — 2. R. E. todavía. — 3. R. E. ¿ Sabéis? 
I qué me daréis... — 4. R. E. daréte. — 5. R. E. lo. — 6. R. E. 
? sabes que me dijo... ¡ dijome !... 



EXTREMES DE LAS ESTERAS 45. 

Melchora. Entiendes tu esto, hermana Antona ? 

AxTONA. Yo, no. Y a mi, que te dijo el del bonete ? Vea- 
mos. 

Bobo. Sabes que me dijo ? Dixome que no. 

Antoxa. Como, que no ? 

Melchora. Que no te dijeron otra cosa ? 

Bobo. Si, otra cosa mas linda... Mas, cátalos do vienen. 

Bachiller. Videte, óigate, holgaverim, domina mea. 

Antona. O mi señor bachiller, ansi parezca yo ante quien 
mal me quisiere como el me parece a mi. 

Bobo. Válgate el dimuño, Antona, y que rresquebrajo le 
hechaste ! 

Bachiller. Domina mea, holgaverunme con parábolas tuas. 

Bobo. Que no, no. No se cure y. m. de dalle para bolas. 
En buena fe, mas precia ^ esotra un ochavo para guindas que 
quantas bolas ay en el mundo. 

Bachiller. Que dijiste, domine ? quia non yntendivun ^. 

Bobo. Que no las ay en las tiendas ? Pues, como el me 
de el dinero, yo las traire 3 de la praca. 

Lacayo. Besóte las manos, señora Melchora de mis ojos.- 
Ay algo en que yo te pueda servir, y agradar a tu seráfico y 
esmerado y rrubicundo jesto, como es en matar honbres, en 
cortar piernas, o en hazer metros, que no ay honbre en 
España que los sepa hazer mejor que yo ? 

Melchora. Yo, las de mi señor Melgar; y sea norabuena 
el oficio de trobador. 

Bobo. Y sea norabuena 4 el oficio de trepador. 

Melchora. Trobador, bausán. 

Bachiller. Domina mea Antona, desto de la poeteria tan- 
bien tengo yo mi puntilla. 

I. R. E. precisa. — 2. R. E. inteudehum. — 3. R. E. traeré. 
— 4. R. E. etihorahnena. 



40 ENTREMÉS DE LAS ESTERAS 

Bobo. Mire v. m. que desto de la pelotería se nos entiende 
a todos rroçinablemente % porque yo e estado con un pelo- 
tero. 

Lacayo. Poeta, hermano, poeta. 

Bobo. Poyata, o almario, o vasar, o tronpeta, o como el 
mandare. 

Melchora. Oyete, Parrales, que entiendes tu desto de 
coplas ? 

Bobo. Pardios, que se yo las copras del perro d'Alva, y 
las de dadme el ochavo y el torrezno 2, y que vale mas una |^ 
de aquellas que ciento de esotras. 

Lacayo. Mis coplas, hermano, no son para necios. 

El Amo des[de] dentro dize : 

Amo. Ola, mocos ! Oyes, Parrales ? 3 Antona, Melchora ! 
Como no rrespondeis ? Donde diablos estays ? 

Melchora. Ay, por el siglo de mi padre ! que viene mi 
señor. Por amor de Dios, señor Sepulveda, que v. m. se 
meta en esta estera, que me matara si aqui le * halla. 

Lacayo. Que me plaze, mi señora. 

Bobo. Señor lacrayo s, enboquese v. m. ; porque, sepa que 
trae mi amo un gentil garrote, y menearle a el hatillo en 
un pensamiento. 

Lacayo. Ea, mete, hermano, presto, presto, presto ! 



I . razonablemente^ imprime R. E. qui n'a pas compris cette plaisan- 
terie. — 2. R. E. jy las de « dasme el ochavo y el torre:^no ». Il ne 
s'agit pas ici du premier vers d'une chanson. Le bobo saisit le premier 
prétexte pour rappeler aux servantes les petits présents qu'elles lui ont 
promis. — 3. R. E. ¿ Sois Parrales ?. — 4. R. E. la. — 5. R. E. lacayo. 



EXTREMES DE LAS ESTERAS 47 

Meten al Lacayo en la una estera. 

Amo. Donde diablos están estas mocas, que no me oyen ? 
)Ia ! Antona, Melchora ! A quien digo ? 

Anton A. Ay, señor bachiller de mi alma ! por amor de 
)ios, que V. m. se meta en estotra estera, que me matara mi 
eñor si le ve; que presto se yra, y podra v. m. salir. 

Bachiller. Haré servicio a v. m., domina mea. 
I Antona. Y muy grande. Por eso, métase v. m. presto. 

Bobo. Enboque v. m., señor bachiller, enhoqué. 

Bachiller. Presto, 'presto, hermano, por amor de Dios. 

Meten al Bachiller en la otra estera. 

Bobo. Pues, que haré yo, hermanas ? que me enbiaron 
unos rravanos para almorçar, y m'e estado acá. Que 
ac señor ? O que garrote ! Ofrezcole al dimuño ! ' 
Antona. Metete tu en estotra estera, y no te vera. 
MO. A, mocas! Ellas deven d'estar jugando sin dubda 
;una... Pues, no rrespondeys ? 



2 



Meten al Bobo en la otra estera. 

Amo. Jesús, Jesús ! Paresceos bien que a dos oras que 
iVstoy quebrando la cabeca, y vosotras no hazeis quenta ? 

Antona. Ya vamos, señor, que estamos sacudiendo estas 
-tcras. 

Amo. Es buena quenta, señoras, dejar la casa sola y veni- 
's acá todos ? Entra en casa, que alia haremos todos quenta. 

I . R. E. \0h qm garrote ofréicolo al dimuño ! — 2. R. E. sin dubda 
ingunapues no responden . 



48 ENTREMÉS DE LAS ESTERAS 

Bobo. A, señor lacayo ! A, señor bachiller ! çanpuçemc 
nos I ahora, que viene mi amo. 

Amo. Que os paresçe ? que aun no tienen sacudidas Is 
esteras. O vellacas !... Donde esta aquel moco Parrales ? A 
Parrales ! 

Bobo. No so Parrales ^, so duend'estera. 

Amo. En verda, qu'estays muy bueno ! Aveis visto 1 
que passa ? Quien te metió ay, Parrales ? 

Bobo. Lacayo y bonete, señor. 

Amo. Como, lacayo y bonete ?... Como se menean aquc 
lias esteras ? Quien esta [a]y ? 

Lacayo. Señor, un forastero a servicio de v. m. 

Amo. y en estotra, quien esta ? 

Bachiller. Ego sun qui stin, quia cagaverun yn harhatun. 

Amo. Que diablos es ? Estos son espíritus ? 3 Daca c^^ 
garrote, que yo veré quien anda en mi casa. Toma, toma 

Bobo. A ! señor lacayo, tom'alla esacopla. Señor bachi 
11er, tome alia esa poeteria. Aguarden. 

Amo. Espérese, señor, que tanbien avra para el su parte 
Aguarde, no se vaya. 

I. R. E. campiicémonos, qui n'a pas de sens. Il eût fallu écrire, ei 
modernisant l'orthographe, :(am puyémonos. — 2. R. E. Carrales. — 
3. R. E. ¿ Que diablos es esto ? ¿ son espíritus ? 



XXXV 

AUCTO 

DE 

LA DEGOLLACIÓN 
DE SANT JUAN BAPTISTA 



FIGURAS. 



El rey Herodes. Su hija. 

CoRNELio. Un alguazil. 

Sant juax. Un verdugo. 

Un paje. Sant Andrés. 

Herodias. Santtiago. 



Entran e! rrey Herodes con Cornelio y otros pajes. 

Rrey Cesen las angustias mias 

de aflijir mi coraçon, 

pues bastaron mis porfías 

a darme la posesión 

de la muy linda Herodias. 5 

A mal lo terna mi grey 

por ser muger de mi hermano, 

pero al fin yo soy un rrey ; 

y un principe soberano 

mal se somete a la ley. 10 

— Oyes, Cornelio. 
Cornelio Señor ? 

Rrey Ven luego con brevedad. 



50 

cornelio 
Rrey 

corxelio 



Rrey 



S. Juan 



LA DEGOLLACIOX DE S. JUAN 

Que mandas ? 

por mi amor, 



Di, 



pues andas por la ciudad, 
sientes de mi algún rrumor ? 

Toda la hebraica milicia 
habla en ti como tirano, 
y dizen ser gran nequicia 
que la muger a tu hermano 
le quitas contra justicia. 

Pero por acatamiento 
tuyo y temor de la muerte 
no dizen su sentimiento, 
pues ves que a rreprehenderte 
nadie tiene atrevimiento. 

A un hijo de Cacarlas 
diz que a sido magnifiesto 
como yo tengo a Herodias, 
y publicando el ynçesto 
no cesa noches y dias. 

Pues, juro por la corona 
del muy alto enperador 
que, si mi furia se encona, 
no satisfaga el herror 
con menos que la persona. 

Entra San Juan. 

Dime, bestia ynsaziable, 
generación de serpiente, 
di, Tetrarca abominable, 
la tierra como consiente 
tu vicio tan detestable ? 



15 



20 



25 



30 



35 



40 



36. Les vers 36-51 ont été refaits. 



LA DEGOLLACIÓN DE S. JUAN 51 

Q.ual rrey divino y humano 
te dieron autoridad 
para que como tirano 
tu cometieses maldad 
con la muger de tu hermano ? 45 

No te dejes convencer 
de tan flacas vanidades, 
porque basta una muger 
a poner muchas ciudades 
a punto de peresçer. 50 

Rrey Pues muy liviana ocasión 

soy de ti rreprehendido. 
Tu no tienes entendido 
que en cetro y dominación 
estoy yo costituido ? 55 

Pues, porque no das onor 
a mi grave autoridad ? 
S. Juan Porque deve el defensor 
de la justicia y verdad 
perder humano temor. 60 

Si no te agrada el oficio 
del fraternal vituperio, 
baste ya el nefando vicio 
del yncesto y adulterio, 
qu'es doblado maleficio. 65 

Mira que heres pernicioso 
para governar tu grey ; 
mira, Herodes malicioso, 
que con los vicios del rrey 
se haze el pueblo vicioso. 70 

51. Peut-être : con muy liviana. — 70. Les vers 70-85 ont été 
refaits. 



52 LA DEGOLLACIÓN DE S. JUAN 

Rrey ■ Cornelio, pues devanea 

con tanta desenboltura, 

llévale donde desea : 

ponle en cárcel tan oscura 

donde jamas yo le vea. 75 

S. Juan — A tu Magestad me ynclino, 

santo Plasmador del honbre, 

pues que me heziste digno 

de padescer por tu nonbre, 

supremo Dios uno y trino. 80 

[CoRNELio] En esta oscura prisión 

adonde Herodes te enbia 

morirás so la jusion, 

y ansí cesara este dia 

tu gracia de compasión. 85 

S. Juan Las cárceles y prisiones 

y los oprobios del suelo 

pasan los justos varones, 

pues por las tribulaciones 

se nos da el rreyno del cielo. 90 

Rrey Jamas me acuerdo yo ver 

honbre de tanta costançia, 

que tuviese de rreprehender 

los pe(r)cados de ynportançia 

sin que se deje vencer. 95 

A mi me cunple ocultar 

la causa desta prisión, 

y sera bien publicar 

prendelle por evittar 

su nueva pedricaçion. 100 

Porque, siendo este un dechado 

de santidad y justicia, 

pues que yo hize el pecado. 



LA DEGOLLACIÓN DE S. JUAN 53 

muy grave fue mi malicia 

por avelle aprisionado. 105 

CoRNELio Yo deje aquel Precursor 

donde su furia mitigue, 

pero plega a Dios, señor, 

por ello no nos castigue ; 

que desto tengo temor. lio 

Rrey Cierto, yo no le prendiera 

siendo ageno el ynterese, 

pero de qualquier manera 

para que mi pena cese 

conviene qu'ese honbre muera. 1 15 

Paje Rrey cuyo meresçimiento 

rresplandeçe en magestad, 

ya sabe tu acatamiento 

qu'es oy la festividad 

de tu alegre nacimiento. 120 

Vengo a hazerte saber 

qu'esta todo aparejado ; 

pues contigo a de comer 

tu ayuntamiento y senado, 

ve lo que mandas hazer. 125 

Rrey Celébrese mi natal 

con soberana alegría 

con todo fausto rreal, 

y quiero que en este dia 

se haga muy festival. 130 

Entapícense aposentos, 

pongan mis aparadores, 

y entre los mantenimientos 

suenen todos mis cantores, 

músicos e ynstrumentos. 135 



54 



LA DEGOLLACIÓN DE S. JUAN 



Entrase el Rrey, y sale[n] Herodias y su hija. 

Herodias Bien sabes ya, hija mia, 

que Herodes en su aposento 

celebra en aqueste dia 

por honrrar su nacimiento 

fiesta de grande valia. 140 

Por tanto, con diligencia 

en su palacio entraras 

y alli con gran rrcvcrencia 

bailaras y cantaras 

delante de su presencia. 145 

Mira que con tu bailar 

que parezcas tan hermosa 

y tan discreta en hablar 

que te otorgue toda cosa 

que le quieras demandar. 150 

Hija Y al tienpo del despedir, 

madre, que le pediré ? 
Herodias Oye lo que as de dezir, 

y tanbien te avisare 

de lo que le as de pedir. 155 

Dado al baile conclusion 

con linda gracia y meneo, 

por vengar mi coraçon 

sola una cosa deseo 

que te otorgase por don. . 160 

Hija No sera el rrey tan yngrato 

que a mi demanda rresista. 
Herodias Pide, si le fuere gratto, 

la cabeça del Baptista 

cortada y puesta en un plato. 165 

Y si este don no te diere. 



LA DEGOLLACIÓN DE S. JUAN 55 

no espero plazer despues. 
IijA Yo hare lo que en mi fuere, 

qu'el rrey no sera quien es 

si no me lo concediere. 170 

Yo me voy ; no ayan comido, 

que ay peligro en la tardança, 

y en palacio ay gran rruido. 
Herodias Pues yo quedo en confiança 

de ver mi goço cunplido. 175 

Entranse, y sale el Rrey con sus criados. 

Pajes, si esta adereçado, 
sentémonos a yantar. 
Muy bien se puede sentar, 
que aqui esta todo el senado, 
y no ay que adereçar. 180 

Siéntanse a corner, y entra la luja. 

Rrey Con soberano plazer 

festejemos este dia. 
Hija Y sin mi se avia de hazer ? 

Rrey O bien vengas, hija mi a ! 

Pasa, siéntate a comer. 185 

Hija Cierto, que vengo a mostrar 

mi donayre y gentileza. 
Rrey Por mi fee, que as de yantar. 

Hija No, por vida de tu Alteza, 

que no deje de bailar. 190 

Rrey Pues juraste, no es rrazon 

que se permita otra cosa. 

Que linda dispusiçion ! 
Hija Mas, a fee, no soy hermosa ? 

Mándame hazer el son. 195 



56 LA DEGOLLACIÓN DE S. JUAN 

Aqui tañen, y baila la hija. 

Rrey o niña mas agraciada 

que naçio de las mugeres ! 

por tu beldad estremada 

me pide quanto quisieres, 

que, a fee, no te niegue nada. 200 

Hija De favor tan señalado 

mi coraçon mucho dista ; 

dame, rrey muy ensalcado, 

la cabeça del Bautista 

que tienes aprisionado ; 205 

y si me la das cortada 

en este plato metida, 

no solo quedo pagada, 

mas quedo toda mi vida 

para servirte obligada. 210 

Rrey Por cierto, tu petición 

grave tristeza me a dado, 

porque yo en ese varón 

ninguna cosa e hallado 

digna de tal pugnicion. 215 

Pues, a ti en que te a ofendido ? 

Porque su muerte procuras ? 
Hija El lo tiene meresçido ; 

mira, rrey, que te perjuras 

si niegas lo prometido. 220 

Rrey Angustia siento muy fuerte 

en tu rruego conceder, 

pero, por no entristecerte, 

no puedo menos hazer 

de lo condenar a muerte. 225 

— • Oyes, alguazil. 



LA DEGOLLACIÓN DE S. JUAN 57 

Alguazil Señor ? 

Rrey Un verdugo tu adereça, 

y entraras en la prisión 

y trairasme la cabeça 

de Baptista precursor. 230 

Tráiganmela aqui ante mi, 

no porque e gana de vella, 

mas quede traida aqui ; 

quiero dalla a esta donzella 

según se la prometí. 235 

í-\lguazil Ven comigo, Baruquel. 

Verdugo Aqui estoy a tu mandado 

con mi azagaya y cordel. 
Alguazil No te olvides el terciado. 
Verdugo Nunca suelo andar sin el. 240 

Llegan a la cárcel donde esta San Juan. 

Alguazil Baptista, yo soy mandado 

del Tetrarca mi señor 

que mueras oy degollado 

para que cese el rrumor 

desta ley que as publicado. 245 

S. Juan No rreus(e)o padesçer, 

aunque morir no merezca ; 

pero, pues que ansi a de ser, 

me convi'ene descrecer 

por que la justicia crezca. 250 

Escurezcase mi vida, 

fenezca mi humanidad, 

porque salga d'escondida 

del pueblo d'escuridad 

la verdad esclarecida. 255 

Alguazil Abrevia tu sermon ; 



58 LA DEGOLLACIÓN DE S. JUAN 

estiende el cuello, o Baptista. 
S. Juan Con alegre coraçon. 

No quiera Dios que rresista 

su sacra y justa ¡usion. 260 

Y pues que morir tenia, 
sin aver ningún pavor, 
pues mi vida fenescia, 
en las tu[s] manos, Señor, 
encomiendo el alma mia. 265 

Aqui le cortan la cabeça a San Juan. 

Ves aqui, Baptista, ya 
pagado tu desacato. 
Harto desangrada esta. 
Vaya al rrey puesta en un plato 
la cabeça como esta. 270 

Llevanle al Rrey la cabeça en un plato. 

Ante tu acatamiento 
traemos, rrey ensalçado, 
aqueste rrostro sangriento 
del Baptista degollado 
por tu rreal mandamiento. 275 

Rrey Toma, hija, el galardón 

y el premio que me pediste, 

pues que con tu petición 

tanto plazer me hiziste, 

y a esto demos conclusion. 280 

Entrase el Rrey, y queda[n] la madre y hija. 

Hija Tus temores, madre mia, 

ya de oy mas fenesçeran 
pues te traigo en este dia 



Alguazil 

Verdugo 
Alguazil 



Alguazil 



LA DEGOLLACIÓN DE S. JUAN 59 

la cabeça de san Juan 

que tanto te perseguía. 285 

O cabeça ensangrentada 
de aquel Baptista verboso, 
acra en verte cortada 
esta mi aima en rreposo 
y mi injuria castigada. 290 

O lengua, tu que solias 
ser fuente de santimonía, 
ya se acabaron tus dias 
y el departir que tenias ; 
ya de ti no avra memoria. 295 

Hija, I0 que aqui rresulta 
y temo en mi coraçon, 
que aquesta cabeça justa, 
si con el cuerpo se junta, 
tomara rresureçion. 300 

Por tanto, de aqui llevemos 
este rrostro en brevedad, 
pues que a la clara vemos 
el goço que del tenemos, 
vam(on)os con seguridad. 305 

Entra[n] San Andrés y Santiago. 

VERSO 

Posuiste, Domine, super capite * ejiís 
coronan de lapide precioso. 

O claro espejo y dechado 
de santidad y justicia ! 
O vidrio purificado. 



Le ms. lapide. 



6o LA DEGOLLACIÓN DE S. JUAN 

con la adultera malicia 
tan gravemente eclisado ! 

S. Andrés Quien cubrió d'escuridad 
tu vida luciente y clara ? 
Qu'es de tu afabilidad ? 
que, sin la luz de tu cara, 
quedamos sin claridad. 

Santiago Vamos, aunque con tristura, 

hermano Andrés, por tu fe, 
pues llevamos tal tristura, 
a Herodes, que nos le de 
para darle sepoltura, 

porque no falte en el suelo 
la tierra para morada 
[a] aquel que por su buen zelo 
le tiene Dios adornada 
su alta silla en el cielo. 

Llegan al Rrey. 

S. Andrés Rrey de todo acatamiento, 
danos licencia, señor, 
pues sobra merecimiento 
para dalle al Precursor 
venerable monumento. 

Ya que fue martiriçada 
aquella carne bendita, 
haznos merced señalada 
que tu Alteza no permita 
deje de ser sepultada. 

Rrey Notable congregación, 

yo consiento que llevéis 
el cuerpo dése varón 
para que le sepultéis 



310 



315 



320 



325 



330 



335 



LA DEGOLLACIÓN DE S. JUAN 6l 

con toda veneración. 340 

Andrés Supremas gracias te damos, 

— Justo es, hermano, que vamos, 
y este cuerpo sepultemos, 
sin que mas nos detengamos. 

O ynoçente Precursor, 345 

solo eletto entre escojidos ! 
O santo pedricador, 
y tal que entre los nacidos 
nunca nació otro mejor! 

O hacha que nos mostraste 350 

la nueva luz verdadera ! 
haznos, pues nos alunbraste, 
ser firmes en la carrera 
que en el mundo pedricaste. 

Tomad con veneración 355 

el cuerpo glorificado 
deste Vaso de eleçion, 
que a de ser canoniçado 
en trono de admiración ; 

y para que mas honrremos 360 

su tan santa sepoltura, 
pues tal maestro perdemos, 
cantilenas de tristura 
en sus osequias cantemos. 

De profundis claniavii a te. Domine; 
Domine, esaudit oraçionen mean. 



XXXVÍ 

AUTO 

DE 

LA MUERTE DE ADONIAS 





FIGURAS. 


Adonias. 


El rey Salomón. 


JOAB. 


Adoc. 


Sadoch. 


Bersabe, 


Abiatan. 


y otros criados del rey 



ARGUMENTO 

Generoso auditorio, aqui les sera rreçitado un autto 
sacado de la Sagrada Scriptura, qu'es de como, después 
de muerto el rreal profetta y rrey David, y dejando por 
su único heredero a Salomón, su hijo y de la hermosa 
Bersabe, Adonias su hermano, hijo ansimismo de David, 
aunque de diferente madre, se le quiere levantar con el 
rreyno ; y como, entendido por el rrey Salomón, le 
manda cortar la cabeça. Solo nuestro autor, en premio de 
su trabajo, les pide y suplica el acostunbrado silencio que 
en tales cassos se rrequiere. Y con tanto, valett[e]. 



Entran Adonias y Joab y Sadoque y Aviatan. 

Adonias Poderosa y noble gente, 

solo a defender nacida. 



LA MUERTE DE ADONIAS 63 

de prosapia esclarecida, 

de linpia sangre y simiente, 

vencedora y no vencida, 5 

mi determinación es 
tal quai por la obra veréis ; 
solo aqui os mande llamar, 
que entre vos podáis juzgar 
quan sincero es mi ynteres. 10 

David mi padre murió m 

y la gente principal 
me dio cetro y silla rreal, 
y ansimismo me elijio 
por rrey en su tribunal. 15 

Ya veis quanto [a] aprovechado 
el gasto y su presu[n]çion, 
pues me vi ante Salomón 
de ynojos arrodillado, 
haziendole adoración. 20 

La gente que alli se hallo 
a tristeza se m ovio 
en verme tan subjetado, 
y el rrey muy alborotado 
a mi casa me enbio. 2 s 

Quiero con vuestro favor, 
pues pende de vos mi onor, 
que. en tal caso me venguéis ; 
yo seré, como veréis, 
el primer conquistador. 30 

Salomón, como tirano, 
en el rreyno a subçedido 
do me veis quedo perdido, 
sabiendo el ser yo su hermano 
y en hedad primer nasçido. 35 



64 LA MUERTE DE ADONIAS 

Pues, pasar tal desconcierto 
es por demás, aunque muerto 
me viese hecho pedaços 
y entre sus ceviles bracos, 
que no se vengue mi tuerto. 40 

Verse por tantos afanes 
la sangre rreal esparcida ! 
Antes me seré omiçida, 
valerosos capitanes, 
que deje de ser perdida. 45 

Y en vuestro pecho juzgad 
si os mantengo lealtad, 
y el justo Dios de Ysrrael 
me sea en todo cruel 
si no es esta la verdad. 50 

Traeme ya medio ojeado, 
puniendo guardas y espias 
como cacen a Adonias ; 
pensara verme cacado 
y quiça cacan sus dias. 55 

Dadme vuestra absolución 
[a] aquesta suplicación ; 
abrevia las rrazones, 
qu'es de perfettos varones 
levantar el coraçon. 60 

Abiatan Si la rregurosidad 

que en tal caso a subçedido, 

pueblo de Dios escojido, 

por se sufrir en piadad 

nuestro ser y va perdido ? 65 

Jerusalen y su tierra 
piden muy sangrienta guerra, 
y anda, vandera(s) tendida, 



LA MUERTE DE ADOXIAS 65 

por solo quitar la vida 

al rrey que dentro se encierra. 70 

Por tanto, gente leal, 
belicosa, fuerte, fiel, 
aqueste es rrey de Isrrael, 
y el estado paternal 
no subçede sino a el. 75 

Nadie desmaye en la lid : 
este es hijo de David, 
este es nuestro señor, 
y [a] aqueste se deve onor, 
y ansi a bozes lo dezid. 80 

Si con las armas podemos 
rrcstaurar tu nonbre y ser, 
por solo te defender 
las vidas tanbien pondremos, 
pues que no ay mas que perder. 85 

Nos somos en tu defensa ; 
para en paga y rreconpensa 
de la merced qu'esperamos, 
es, señor, que luego vamos, 
mediante tu gracia ynmensa. 90 

Tomando vuestros conceptos, 
por abreviar mis rrazones, 
muy esçelentes varones, 
seguir con prometimiento 
a aver muy grandes dones. 95 

Semey es valeroso, 
aunque se que anda zelcso , 

huyendo de Salomón ; 
traigamos este varón, 
que cunple a nuestro rreposo. 100 

Si aquesos dos guerreadores 



66 LA MUERTE DE ADONIAS 

que no emos visto en sus dias, 
muy valeroso Adonias, 
no te saliesen traidores, 
gran fama conseguirlas. 105 

JoAB No haze al caso, señor, 

que no nos den su favor, 
porque quien traidor a sido 
suena tan mal su apellido 
que no cunple a nuestro onor. 110 

Tres esforçadas legiones 
tengo para defenderte 
yo y ellos hasta la muerte, 
los quales en esquadrones 
están como muro fuerte. 115 

Tanbien se que Valeriano 
como esforçado Rromano 
tiene juntas muchas mas, 
do por las obras veras 
si el rreyno no esta en tu mano. 120 

Adonias Pues, si, aquesto es ansi, 

con gente que tengo alguna, 
si no es mudable Fortuna 
todo se dará por mi 
sin faltar cosa ninguna. 125 

Yo soy en estremo grado 
por Bersabe rregalado ; 
no ay cosa que yo la pida 
que, si la fuese la vida, 
no ponga en ello su estado. 130 

Para poder conseguir 
mejor lo que pretendemos, 

121. Le ms. pues sus aquesto. 



LA MUERTE DE ADONIAS 

sera que un trato hordenemos, 
y es que vaya yo a pedir 
[a] Avisac con sus estremos. 

Convocando a Bersabe, 
por rruegos la pediré 
que hable al rrey Salomón, 
que no me negara un don 
el quai os declarare. 

Avisac, ya aveys oydo, 
abita en la rreal morada 
do Bersabe esta llegada, 
la quai David fallesçido 
se la dejo encomendada. 

Pedírsela e por muger ; 
otorgada, aveis de ver 
como sin mas rresistençia 
me viene hazer obidiençia 
quien pretende no la hazer. 

Si esa libertad esta, 
que dizes, puesta en tus manos, 
no bastara aver tiranos 
do, si Avisac se te da, 
seras rrey de tus hermanos. 

Y porque veo asomar 
gente hazia este lugar, 
vamos adonde emos de yr ; 
no nos lo venga a ynpidir 
quiça el que te anda a buscar. 

Vanse, y entra Salomón con su gente. 

La antigua rreformaçion, 
Adoc, de nuestro rreynado, 
bien paresçe se a llegado, 



67 



Í35 



140 



145 



150 



155 



160 



68 



LA MUERTE DE ADONIAS 



Banay 



Salomón 



pues no anda en sujeción, 

sino muy alborotado. 165 

Los mis pasados hizieron 
por sediciones que vieron, 
vandos que se levantaron, 
cortes con que lo allanaron 
y a yugo le rreducieron. 170 

Los mas alborotadores, 
los de mayor calidad, 
hasta bajos y mayores, 
perdieron por su maldad 
las cabeças por traidores. 175 

Y ansi qualquiera que fuere 
traidor, y por tal se hallare 
y en ello perseverare, 
no se quexe si le hiziere 
lo que justicia hordenare. 180 

Que los rreyes coronados 
an de tener sus rreynados . 
en equidad y en un ser, 
si quieren condeçender 
en potencia a sus pasados. 185 

Si entiende, gran rrey, la gente 
desde el mas alto al menor 
que castigas con rrigor, 
serate toda obidiente, 
siendo supremo señor. 190 

Si la grande alevosía 
que acontesce cada dia 
castigar no la hiziese, 
bien creo que se perdiese 
mi estado y la honrra mia. 195 

Juro por mi rreal corona 



LA MUERTE DE ADONIAS 69 

que al traidor falso enemigo 

que oy se le de tal castigo 

que tienble toda persona : 

en mentallo solo, digo. 200 

Que, rreynando Salomón, 
en les confines d'Endor 
traidor ninguno a de aver, 
y sobr'esto e de perder 
la heredera sucesión. . 205 

ÎANAY Con alarido y pregones, 

con sobervias fantasias, 
anda tu hermano Adonias 
convocando tus varones 
en sus jubeniles dias ; 210 

diziendo que si pudiese 
en qualquier lugar que fuese 
hablarte, que te hablarla 
de suerte- que tu alegría 
en llanto se convirtiese. 215 

DMON Bien confieso qu'es mi hermano ; 

mas, el rreyno, a quien quedo ? 
Mi padre no me le dio ? 
Pues, porque quiere el tirano 
quitar lo que no heredo ? 220 

Cosa que mi rreal persona 
la traiga en tanta fatiga, 
no avra ley que lo tal diga, 
ni avra ninguna persona 
que Adonias no maldiga. 225 

Verán los que bivos fueren 



202. Ebron serait plus conforme aux exigences de la rime et delà 
topographie. 



70 LA MUERTE DE ADONIAS 

si breve fin no tuvieren 

las sagradas profecías 

que dijo Dios sobre Elias, 

según todos lo rrefieren. 230 

Mirad que no ay que aguardar, 
que cunple a nuestro sosiego 
poner toda furia y fuego ; 
que no ay, al fin, que fiar 
en.honbre sin fee ni rruego. 235 

— Quien viene hazia acá hablando ? 
Encubramonos rretirando ; 
no sea qualque malsin 
que con cautelosa fin 
nos oyga y este escuchando. 240 

Entran Bersabe y Adonias. 

Bersabe Ya estamos en el lugar, 

Adonias, do dijiste 
que me tienes de hablar, 
• y en breve rrazon consiste 
que me queráis demandar. 245 

Mira que la petición 
trae sienpre consigo un don 
de grande agradecimiento, 
de lo que a ti solo esento, 
consiguiendo el galardón. 250 

Y como ya e declarado, 
a mi diras todo aquello 
sin faltar solo un cabello; 
que me ubieres demandado 
me obliga muy bien hazello. 255 

Por tanto, di sin temor, 
Adonias, lo que quieres. 



LA MUERTE DE ADONIAS 7I 

que todo lo que pidieres 
te otorgare con amor, 
si como justo hizieres. 260 

Adonias Pues, con esa exultación, 

conviene entiendas, señora, 
la tristeza que en mi mora 
y aquesta grave pasión 
que no procede de agora. 265 

Acuerdaste, por ventura, 
quando fue a la sepultura 
mi padre, y como Ysrrael 
me antepuso el cetro del, 
no ensalçando otra criatura ? 270 

Mas quanto al rreves me fue ! 
que tu hijo tan amado, 
por Dios supremo mandado, 
subcediendo, (y) yo quede 
humillde, a el sujetado. 275 

No pongas en confusion, 
por tanto, mi petición, 
delante las ansias mias, 
y aqueste hijo Adonias 
le mete en tu coracon. 280 

Humillde demanda pido : 
que vayas en este dia 
con gran muestra de alegría 
a Salomón tu querido, 
cunpla la petición mia. 285 

El negarlo es por demás, 
aunque le pidieses mas : 
que pende de ti y tu del, 
y el es tu y tu heres el, 
y ant'el gracia hallaras. 290 



72 



Bersabe 



Adonias 
Bersabe 

Adonias 

Bersabe 
Adonias 



LA muerte de adonias 

Querria tomar estado, 
mirando de do deziendo 
y en ello nada perdiendo, 
y esto bien considerado 
y en ello bien entendiendo. 295 

Avisac esta en tu mano : 
con voluntad de mi hermano, 
pídesela, mi señora, 
por la gracia que en ti mora, 
pues no la da [a] algún tirano. 300 

Mucho deseo e tenido, 
conforme a la voluntad 
de mi hijo, y tu bondad, 
que fueses tu su marido, 
pues cunple a conformidad. 305 

Y por ti la pediré 
al rrey, y le hablare, 
diziendo que cunple a todos, 
y aun por diferentes modos 
al punto lo alcançare. 310 

Pues, vamos a su palacio, 
que si asi fi'ja en tu pecho, 
yo lo doy todo por hecho. 
Eso es' gastar mucho espacio, 
d'esotro esta satisfecho. 315 

Ves el trono do asentado 
a d'estar mi hijo amado ? 
Quieresle esperar aqui ? 
Lo que mas cunpliere a ti 
haré, como so obligado. 320 

Pues, sus, que no a de tardar. 
Paresçe le veo venir ; 
plegate de me encubrir. 



LA MUERTE DE ADOXIAS 



[Bersabe] Ten esfuerço, y sin tardar 
salgárnosle a rreçebir. 



73 



325 



Entra[n] Salomón y Sadoc y Banan y Natan, 
y baja Salomón el cetro. 

Salomón Qjuan justo qu'es, madre mia, 

el gran Dios ! pues a hordenado 

que te ubiese aqui topado, 

do el ansia y angustia mia 

en plazer se me a tornado, 330 

y el grave desabrimiento 

se buelve en puro contento. 

Sentaos a mi diestra mano, 

que aosadas que no es en vano 

el nuevo aconpañamiento. 335 

Bersabe Si mides tu gran poder, 

hijo, con la humanidad, 

hallaras según bondad 

ser tan alto el meresçer 

que no ay cosa a su ygualdad. 340 

Húsar desta fantasia 

no pienses, qu'es demasia ; 

que un don vengo a demandarte. 

Si acaso tengo en ti parte, 

no confundas la faz mia. 345 

Salomón Que cosa avra en lo criado 

que, si la vida me fuese, 

madre, por vos no pusiese ? 

Ni ay honbre tan mal mirado 

que contra rrazon hiziese. 350 

Por tanto, di tu yntinçion, 

que no es justo galardón 

mi libre agradecimiento 



74 I^A MUERTE DE ADONIAS 

dejar de darte contento 
ni estar a tu petición. 355 

Bersabe Ya ves, hijo, que Adonias 

deziende [de] tu simiente ; 
negar qu'es nuestro pariente 
ni tu lo consintirias, 
ni lo sufrirá la gente. 360 

Demás, negar qu'es tu hermano, 
qu'es el grado mas cercano, 
fuera grande villania, 
qu'el rreyno, por mayoría 
que a ti, le estava en la mano. 365 

E traido a la memoria 
no por via de alterarte 
aquesto, mas acordarte 
de la suprema vitoria 
que quiso tu padre darte. 370 

Agora quiere Adonias 
prolongar de oy mas tus dias 
con paz, amistad y amor, 
y darte a ti todo honor, 
y tu en ello ganarlas. 375 

El quiere, según yo quiero, 
(lo qual tu as de querer 
como hermano verdadero) 
que Avisac muy por entero 
se la entr(i)egues por muger. 380 

Para esto, a hordenado 
venir de mi aconpañado 
para hallarte mas propicio. 
Pues cunple a nuestro servicio, 
otorga lo demandado. 385 

Salomón Que demanda tan donosa ! 



LA MUERTE DE ADONIAS 75 

El rreyno y todo le demos, 

y ansi breve acabaremos, 

pues veis no rresta otra cosa, 

que nuestro pago tenemos. 390 

Pues es mi hermano mayor, 
denle el cetro y todo onor. 
En mal punto lo hordenaste, 
pues solo te condenaste 
como meresce tu herror. 395 

Bive Dios que me dio estado 
so el gran tribu de Isrraél 
haziendome señor del, 
si Adonias no a hablado 
por donde me vengue del ! 400 

Con el rrigor de aspereça, 
con toda furia y braveza 
haga Dios esto comigo, 
si [a] Adonias, mi enemigo, 
no cortare la cabeca ! 405 

Para abreviar mas rrazones, 
por sañas que me a movido, 
no por lo que a subçedido, 
sino por muchas traiciones 
que a mis ojos claro e vido, 410 

cunple luego abreviéis 
y un punto no dilatéis, 
sino que vais a su casa, 
y porque vea lo que pasa, 
la cabeca le cortéis. 415 

— Banay, sus, camina ; 
si en su casa no estuviere, 
en qualquier lugar que fuere 
con ahinco le buscad : 



76 LA MUERTE DE ADONIAS 

muera quien mi muerte quiere ! 420 

Banay Yo voy luego a efetuallo ; 

deja el cargo a tu vasallo, 

que aunque se esconda el traidor, 

sabe que tengo, señor, 

morir o descabeçallo. 425 

Sadoc Junto con el Aviatar, 

por ser tan facineroso, 

tanbien le aveis de matar ; 

que no se a aquel de alabar 

que queda en gracia y rreposo. 430 

Salomón Sado, de aqui yo te digo 

que no quede sin castigo. 

De matalle, es sacerdote, 

porque temo el duro acote 

de Dios contra su enemigo. 435 

Yo te entrego desde aqui 

todo el cargo qu'el tenia 

en el tenplo y casa mia, 

lo qual no veras por mi 

que se rrevoque algún dia. 440 

Aqui entran cantando con la cabeça de Adonias cortada. 
VILLANCICO 



Banay 



Biva, Uva Salomón ! 
pues no ay en iodo Ysrrael 
principe mas alto quel. 

Rrey del pueblo ysrraelita, 
ves la cabeça cortada 
con esta tajante espada 



445 



LA MUERTE DE ADOXIAS 77 

que la gente Amalequita 
dejo toda alborotada. 

Por las principales vias 
a publico pregón presta 450 

se trujo aquello que rresta. 
Salomón Aora sabra Adonias 

donde llega su rrespuesta. 

Ansí se an de castigar 
a todos los malhechores. 455 

No se consientan traidores; 
comigo no an de ganar, 
castigando sus herrores. 

Nadie, por serme cercano, 
no entienda ser tirano ; 460 

que qual fue el fin de Adonias, 
ansí acabara sus dias, 
aunque mas hera mi hermano. 

Enpiecese [a] apaciguar, 
que su gente apasionada 465 

toda anda alborotada ; 
y ansi el rrey que a de rreynar 
a de andar sienpre en celada. 



447-48. Le ms. de la gente mdlequita — quedo toda alborotada. La 
correction que je propose est sous toutes réserves. — 468. Je ne suis 
nullement certain d'avoir bien compris, en certains passages, le 
style tourmenté et souvent peu clair de cet auto. 



XXXVII 

AUTO 

DEL 

MARTYRIO DE SANCTA BARBARA 



FIGURAS. 
DioscoRO. Sancta Barbara. ^ 

Dos CANTEROS. DoS PASTORES. 

Un ADELANTADO. 



LOA Y ARGUMENTO 

Cabildo muy esçelente, 
dechado de perfiçion, 
aqueste autto -presente 
para que se os rrepresente 
basta poca esplicaçion. 5 

Barbara, niña hermosa, 
de materia sin escoria, 
muy mas bella que la rrosa, 
a quien toma por esposa 
el divino Rrey de gloria, 10 

fue hija de Dioscoro, 
cavallero principal. 
Esta puso su tesoro 



7. Le ms. de materia ama escoria. 



EL MARTYRIO DE STA. BARBARA 79 

arriba, en el alto coro 

de la corte celestial. 15 

No quiso en barro subtil 
escureçerse en el suelo, 
mas con esfuerço viril 
dejo acá lo bajo y vil 
por llevar lo bueno al cielo. 20 

Ese mismo fue el sayón 
que la vida le quito, 
y después el la perdió 
por divina permisión 
que lo quiso y permitió. 25 

Desta niña tierna y bella 
tome exenplo el qu'es varón, 
y tanbien qualquier donzella, 
para obrar qual obro ella 
si quiere aver perfiçion. 30 

Pues si esta niña que vemos 
venció al mundo y su tormenta, 
todos los que ansi no hazemos, 
con que nos defenderemos 
al tienpo de dar la quenta ? 35 

Por tanto, le supliquemos 
que tenga de nos memoria 
de alcançarnos' que alcancemos 
lo que por nos no podemos : 
qu'es el rreyno de la gloria. 40 



Sale Dioscoro, y dos alvañires con el. 

Alvañil Que nos manda tu merçe 

en que podamos servir ? 

24. Le ms. promisión. 



8o EL MARTYRIO DE STA. BARBARA 

DioscoRO Espera, que yo os dire 
el efFeto para que 
os e mandado venir. 

Yo querría edificar 
una torre alta y vella 
en este propio lugar, 
para que aya de morar 
mi hija Barbara en ella. 

Porque, hasta ser venida 
la ora de ser casada, 
bien es qu'este rrecojida 
y en esta torre metida, 
que al fin no se pierde nada. 

Por tanto, con mano presta 
esta torre edificad, 
y en aquesta parte diestra 
y tanbien en la siniestra 
dos ventanas le dejad. 

Si lo hazeis a mi grado, 
en el presçio no estaremos. 
Alvañil Señor, pierde tu cuidado, 

qu'ello sera fabricado 
lo mejor que nos sabremos. 
DioscoRO Dad recaudo, no paréis, 

todo el mundo diligente 
ande, porque llevareis 
según que trabajareis 
el jornal equivalente. 

Entra Santa Barbara. 

Barbara Para quien edificáis, 

maestros, dezime agora, 
esta torre que labráis ? 



45 



50 



55 



60 



65 



EL MARTYRIO DE STA. BARBARA 



Pues que nos lo preguntáis, 

para vos es, mi señora. 75 

Vuestro padre lo a mandado 
que se edifique esta obra. 
Yo lo terne en mucho grado 
si aqui, en este costado, 
otra ventana se obra. 80 

— O sagrada luz divina ! 
O gran maestro Orígenes, 
que por tu santa dotrina 
e merecido, aunque yndigna, 
gozar de Dios y sus bienes ! 85 

Pero, pues para salvarme 
e de ser rregenerada, 
plegate. Señor, guardarme ; 
que yo quiero baptizarme, 
tomando tu fe sagrada. 

O mi Dios y sumo bien, 
vida de seguro puerto, 
tu que diste por Moysen 
el agua, que no tinien, 
de la piedra en el desierto ! 

da aqui fuente de agua biva 
do yo rresçiba baptismo 
y sea libre de cautiva, ■ 
de muerta tornada biva 
y librada del abismo. 100 

Esta agua por ti enbiada 
santifique tu bondad, 
para que yo sea alinpiada 
y en el nonbre bautizada 
de la santa Trinidad. 105 

Dos ventanas mande yo ; 



90 



95 



82 



EL MARTYRIO DE STA. BARBARA 



para que hezistes tres ? 
Alvañil Tu hija nos lo mando. 
DíOscoRO Pues, si ella lo hordeno, 

digo que bien hecho es. no 

Barbara Padre, yo se lo mande 

no pensando daros pena. 
DioscoRO Pena, mi hija ? y porque ? 

Antes huelgo, por mi fee; 

quedad, hija, norabuena. 115 

Alvañil Danos, señor, el dinero, 

pues la torre es acabada. 
DioscoRO Soy contento, que yo'[s] quiero 

satisfazer por entero. 

Entremos en mi posada. 120 

Valerio Sierva de Dios, dond'estais ? 

Barbara Quien heres tu, o a que vienes ? 
Valerio Párate, y sabello as. 

Valerio soy, qual veras, 

el criado de Origenes. 125 

Mi maestro a ti me enbia 

que sienpre seas constante 

en Jesu nuestra alegría, 

y pues que la fee te guia, 

ponía sienpre de delante. 130 

No te engañen los plazeres 

de aqueste mundo terreno, 

sus ponpas y sus avères, 

que, si notarlo quisieres, 

son mas ynmundos que cieno. 135 

[Barbara] Jesuxpo mi señor 

siendo mi anparo y consuelo, 

siendo mi defendedor. 



EL MARTYRIO DE STA. BARBARA 

a las cosas deste suelo. 

[A] aquel notable varon 
tu de mi parte le di 
que Dios le de el galardón, 
y que en su santa oración 
sienpre se acuerde de mi. 

Vase, y entra el Dioscoro. 

Quiero a mi hija hablar 
y délia quiero saber 
si es tienpo de se casar, 
porque nada e de hordenar 
sin tomar su paresçer. 

— Hija mia. 

Mi señor, 
que manda vuesa merced ? 
que muy presta lo haré. 
Dejad aquesa labor, 
que ac'abajo os lo dire. 

Yo soy, hija, ynportunado 
por nobles desta ciudad 
que te quiera dar estado ;. 
yo nada tengo aceptado 
hasta ver tu voluntad. 

Dias a que te hable 
sobr'este caso otra vez, 
y porque en ti no halle 
aparejo, lo deje, 
y tanbien por tu niñez. 

Agora tienes lugar 
y madura discreción; 
rresponde con brevedad, 
que, cierto, mi ancianidad 



83 



140 



145 



150 



í55 



160 



165 



84 EL MARTYRIO DE STA. BARBARA 

no sufre mas dilación. 170 

No se quando sera el dia 

en qu'esta puesto mi hado, 

y por tanto, hija mia, 

te quiero dar conpañia 

por partir mas descansado. 175 

Barbara Señor, hablemos en al, 

porque yo estoy desposada 

con aquel Rrey eternal ; 

que todo lo tenporal 

no lo tengo, padre, en nada. 180 

DioscoRO O que crecido dolor ! 

Di, quien dizes qu'es, traidora ? 
Barbara Jesuxpo mi señor. 

Dios y honbre, salvador 

que dentro en mi alma mora, 185 

DioscoRO O traidora ! muera, muera ! 

No te cale que solapes 

tu maldad, qu'es clara y vera. 

A, bachillera, espera ! 

no ayas miedo que te escapes. 190 

Huye Santa Barbara^ y salen dos Pastores. 

Pastor i° Oye, veras que zagala 

hazi'aca viene corriendo. 
Pastor 2°* Ella venga noramala. 
Pastor i° Aguija, si Dios te vala ! 

que de alguno viene huyendo. 195 

Pastor 2° Quien es el que viene en pos ? 

Pastor i° Tu no ves qu'es el Dioscoro ? 



* Ce deuxième berger est designé dans le ms. par l'abréviation 
Gai 



EL MARTYRIO DE STA. BARBARA 



85 



Pastor 2° 
Pastor i° 



Pastor 2° 

DioscoRo 

Pastor i° 
Pastor 2° 
Pastor 1° 

Pastor 2° 

DiOSCORO 

Pastor 2° 
Pastor i° 



Pastor 2° 



Barbara 



205 



210 



Dizes verdad, juro a ños. 

Yo le mando negra tos 

y aun tanbien muy negro lloro. 200 

No digas adond' esta, 
si acaso lo pescudare, 
pues que nada no te va. 
Pardios, dire la verda 
a quien me lo demandare. 

Vistes, pastores, dezi, 
por aqui una rrapaza ? 
Yo, señor, nunca la vi. 
Yo, señor, digo que si. 
Ea, calla, noramaza. 

— Que no, señor. 

Si, señor. 
QjLie dezis ? que no os entiendo. 
Q.ue alli esta, en aquel alcor. 
Miente, señor, salvonor. 
— Al diablo te encomiendo. 

Catate, veras que as hecho 
en dezir adonde esta, 
que según que trae'l despecho, 
a tuerto y a sin derecho 
pienso que la matara. 

Da[r]ras a la maldición, 
la moca pierniquebrada, 
y desterralla al rrincon; 
que nunca vea el canton 
hasta que sea casada. 225 

Rruego a mi Dios y Señor 
que aqueste que me a ynjuriado 
le castigue de tenor 
que muera de mal dolor 



215 



220 



86 



EL MARTYRIO DE STA. BARBARA 



el y todo su ganado. 230 

Pastor 2° Ay ! que me toma el diablo 

y me arden las orejas ! 
Pastor i° No me mientes tal boeablo. 

Valate Dios ! con quien hablo ? 

O pesar de malas viejas ! 235 

Rreportate, conpañero, 

por ver si tu mal estanca. 

A quien hazes heredero ?... 

Si tiene algo en este esquero ? 

Pardiez, que no tiene blanca. 240 

A ! noramala acá hechastes, 

tristuelo, viejo, de ti; 

yo cuydo porque hablastes 

y a la moca mesturastes 

te castiga Dios ansi. 245 

A ! Dios, y que gran mancilla ! 

Quien se hartase de llorar ! 

Quierome yr hacia la villa, 

y que canten la vigilia 

y le vengan a enterrar. 250 

Entra Dioscoro con Santa Barbara ant'el Adelantado. 

DioscoRO Marciano adelantado, 

los dioses por su bondad 

prosperen tu gran estado, 

pues que sienpre as procurado 

rregirnos con equidad. 255 

Vengóte a certificar, 
aunque padre desdichado, 
como a querido borrar 
mi hija, y aniquilar, 
nuestro linaje y estado. 260 



EL MARTYRIO DE STA. BARBARA 87 

Dejo nuestra ley perfetta 
de los dioses soberanos; 
a confesado la seta 
baja, ynutil, ynperfetta 
dése Dios de los Xpianos. 265 

Yo la entrego a ti, señor, 
do exécutes tu justicia 
con todo estrecho rrigor, 
si no quiere por amor 
conosçer su gran malicia. 270 

Adelantado — As dejado, por ventura, 

nuestros dioses ? 
Barbara No te asonbres. 

Tu no entiendes qu'es locura 
dejar Dios por criatura ? 
Aquesos no fueron honbres. 275 

Pues, siendo el honbre formado 
de tierra, do tuvo ser, 
como fue por Dios honrrado, 
siendo de tierra criado, 
la tierra lo abra de ser. 280 

Pues la tierra, rrio y mar 
qu'es el elemento atado, 
en fin, que emos de parar 
y, concluyendo, afirmar 
ser otro quien lo a formado. 285 

Si es otro, quien puede ser, 
sino un Dios omnipotente, 
un yncreado saber, 
sin de nadie proceder 
engendrado eternalmente ? 290 

Adelantado O mezquina sin ventura ! 
Di, porque no as conpasion 



88 EL MARTYRIO DE STA. BARBARA 

de tu mucha hermosura ? 

Sosiega tu gran locura, 

pide a los dioses perdón. 295 

Ofréceles sacrifiçio(s) 
porque aplaquen su saña; 
no sigas tan mal oficio, 
que según muestra el yndiçio, 
el diablo es que te engaña. 300 

Y, si no quies por amor 
a la santa ley bolverte, 
por nuestro altto enperador 
te juro que con dolor 
padezcas oy cruda muerte. 305 

Barbara Solo aquel adoro yo 

honbre y Dios, sumo y eterno, 

qu'el cielo y tierra crio 

y por todos padescio, 

librándonos del ynfierno, 310 

que no a dioses sin poder 
que a ti darán mala suerte. 
• Mira que quieres hazer, 
ministro de Lucifer, 

que en nada tengo la muerte. 315 

Adelantado O dioses ! y esto es posible 
que una rrapaza nos venca ? 
Por cierto, el caso es terrible ! 
Este caso no es sufrible, 
que nos es muy gran verguença; 320 

y pues claro no queréis 
nuestros dioses adorar, 
yo mando que la llevéis, 
según que por ley tenéis, 
alia al canpo a degollar. 325 



EL MARTYRIO DE STA. BARBARA 89 

Mi sentencia la condena 

a tal muerte en ygual grado, 

porque la justicia hordena 

que sea sienpre la pena 

medida con el pecado. 330 

DioscoRO Por te dar mayor tormento, 

pues desonrrarme te plugo, 

por castigo y escarmiento 

de tu loco atrevimiento, 

yo quiero ser el verdugo. 335 

Barbara O gran Dios que me criaste 

de nonada y diste luz ! 

pues que, Señor, me conpraste 

con sangre que derramaste 

en el árbol de la cruz, 340 

suplico a tu Magestad, 

pues mi padre con vitoria 

me mata' con crueldad, 

que por tal begninidad 

me rrecibas en tu gloria. 345 

Aqui le corta la cabeça, y se cae muerto y le llevan dos demonios; 
y salen ángeles por el cuerpo santo. 



332. Le ms. pices desonrrarte me plugo. 



XXXVIII 

AUCTO 

DEL 

MARTYRIO DE SANCTA EULALIA 



FIGURAS. 



Un procurador. 
Calfurnio. 
Un alguacil. 



Sancta Eulalia, 

Dos VERDUGOS. 
Dos ANGELES. 



LOA Y ARGUMENTO 

Todos los honbres mortales 
que sobrepujar queremos 
a los brutos animales, 
cunple que con fuerças tales 
humillmente trabajemos. 

Cunplenos tanbien mirar 
que desta vida presente 
no vamos si[n] bien obrar, 
porque podamos gozar 
del gran Dios omnipotente. 

Porque aquesta triste vida 
que en este mundo bivimos 
es una breve corrida 
que, casi quando es sentida, 
para el otro nos partimos. 



10 



15 



EL MARTYRIO DE STA. EULALIA 9I 

Pues la hora del morir 
quai a de ser ignoramos, 
no pensemos en bivir, 
sino el alma apercebir 
porque mas seguros vamos. 20 

Y pues claramente vemos 
que la muerte a de venir, 
cunple no nos descuydemos, 
porque quando mas lo estemos, 
estonces sera el partir. 25 

No nos valdrá la rriqueza, 
que de muerte nadie escapa, 
ni la virtud, ni probeza, 
porqu'ella usa de nobleza, 
desde el principe hasta el papa. 30 

Lo que avemos de llevar 
de aqueste mundo do estamos 
a de ser en bien obrar 
con coracones muy sanos 
para podernos salvar. 35 

duiero aquesto dejar 
y dezir a que fui enbiado, 
y es que a rrepresentar 
el martirio singular 
que a santa Eulalia fue dado. 40 

Mandad, señores, callar 
y escuchar atentamente, 
qu'es obra muy de notar 
y della podéis sacar 
exemplo qualquier biviente. 45 

Si en la rrepresentacion 

38. Les vers 38 à 51 exclusivement ont été refaits. 



92 EL MARTYRIO DE STA. EULALIA 

oviere falta o herrores. 

supla vuestra discreción, 

y rresçiba mi yntencion 

como en devotos señores. 50 



Entra un Procurador * del pueblo. 

Procurador O dioses ! (a)donde abitáis ? 
do tenéis vuestro poder ? 
Como aquesto no mirais 
que blasfemaros dejais 
y abatir de una mujer ? 55 

No se si por humilldad 
os dejais este castigo, 
o por la gran caridad ; 
o creo tenéis piedad 
de aquel qu'es vuestro enemigo; 60 

o no deveis de saber 
lo que aquesta muger haze. 
Pues qu'es de vuestro poder, 
como no podéis hazer 
lo que a vosotros os plaze ? 65 

Pues, para que os adoramos 
con todos los coraçones, 
para que os sacrificamos, 
y para que os declaramos 
todas nuestras yntinciones ? 70 

Tu, Jupiter sublimado, 
pues heres omnipotente, 
siendo por tal adorado, 
porque no tienes cuydado 

* Le ms. pastor. — 70. Les vers 70-84 ont été refaits. 



EL MARTYRIO DE STA. EULALIA 93 

desta tu cuytada gente ? 75 

Tu hères el soberano 
y tienes mando y poder 
en todo el genero humano ; 
pues aquesto esta en tu mano, 
porque no lo osas hazer ? 80 

Bien tengo yo conocido 
que no la podéis tocar 
porque no's a conocido, 
y por su decoro venido 
os sera hasta matar. 85 

No me quiero detener 
mas aqui, qu'es de livianos ; 
pues que veo vuestro poder, 
yo la quiero hazer traer 
ant' el juez Calfurniano. 90 

Esto se a de castigar, 
según tengo entendido, 
hasta la hazer adorar 
a los dioses, o matar, 
pues tiene poder cunplido. 95 

— Poderoso adelantado, 
el mayor entre la gente, 
entre todos sublimado, 
suplicóte de buen grado 
me escuches atentamente. 100 

Bien creo as oydo dezir 
de una muger xpiana, 
la qual dize destruir 
nuestros dioses, sin mentir, 
y aquesta Eulalia se llama. 105 



79. Le ms. aquesto esto esta. — 84. 



94 EL MARTYRIO DE STA. EULALIA 

Esta tiene y a tenido 
muchas donzellas de aqui, 
las quales a ynstituido 
a servir su Dios querido 
sin ningún miedo de ti. lio 

Pedrica por todo el mundo 
sin nadie la hazer guerra ; 
dize ni par ni segundo 
no tiene su Dios jocundo 
en el cielo ni en la tierra. 115 

Mira tu si aquestas cosas 
se tienen de consentir, 
porque a los dioses y diosas 
palabras tan soberviosas 
no se tienen de dezir. 120 

Mira que se puede hazer 
en aquesta que e hablado, 
pues tienes mando, y poder 
en condenar y absolver 
en qualquier cosa te es dado. 125 

Calfurnio Procurador, bien venido 
con tal demanda seáis ; 
huelgo que la ayais traido 
porque yo sea conocido 
y mi justicia sepáis. 130 

— ■ Alguazil, sin detener, 
yd con vuestra gente armada 
y buscad una muger 
que en este pueblo a de aver, 
la qual Eulalia es llamada. 135 

— Los dioses te den el pago, 
que si darán como suelen, 
pues que tienes tal cuydado 



EL MARTYRIO DE STA. EULALIA 95 

de subrimalles su estado 

y hechar quien contra el[los] bienen. 140 

Y, pues sabes mi yntinçion, 
no as menester mas dezir : 
y o la dare el galardón 
que meresce, sin perdón, 
y el pago hasta morir. 145 

Si ella ante mi es traida, 
(que pienso que si sera,) 
hasta quitalla la vida 
y sea por mi destruida 
de mi poder no saldrá. 150 

Agora te puedes yr, 
que lo que e dicho haré, 
aunque supiese morir : 
yo la haré aqui venir, 
y ante ti la castigare. 155 

Procurador Ya yo tengo conocido 
tu voluntad muy entera, 
que sienpre as favorecido 
a los dioses, y vencido 
los Xpianos con cruel guerra. léo 

Besso tus manos, señor ; 
ve si ay algo que mandar 
que convenga a ti o tu honor. 
Calfurxio Que yo soy tu servidor, 

y Dios te quiera guardar. 165 

Entra el Alguazil con Santa Eulalia presa. 

Alguazil Principe muy sublimado 

ante quien el mundo es nada, 

ves aqui executado 

mi poder y tu mandado : 



96 EL MARTYRIO DE STA. EULALIA 

vesla aqui do viene atada. 170 

Calfurnio Dime, perversa muger, 
maldita sobre natura, 
porque as osado hazer 
Dios contra nuestro poder, 
dejando los del altura ? 175 

No sabes qu'ellos formaron 
cielo, tierra y mar profundo, 
y que todo lo criaron, 
y a cada cosa mandaron 
guardar temor en el mundo ? 180 

Porque tienes y as tenido 
en tu casa las mugeres 
con que a tu Dios as servido ? 
Quien te dio poder cunplido ? 
Piensas que no se quien heres ? 185 

Bien se lo que as trabajado 
en tu Dios favorescer, 
bien se lo que as pedricado, 
bien se que te as ensalzado 
queriéndome a mi eçeder. 190 

Pues, no pienses de librarte 
de mi poder sin justicia, 
qu'e, por mis dioses, de darte 
tormentos hasta matarte, 
o quitarte tu malicia. 195 

No te cunple caminar 
mas por aquese camino ; 
Eulalia, si quies gozar 
tu vida, as de adorar 
a mi Dios, qu'es Dios divino. 200 

Y, por mis dioses, de dart'e 
rriquezas y mi persona. 



EL MARTYRIO DE STA. EULALIA 

hasta que puedas hartarte 
y en oro y phua vanarte. 
Toma aquesta mi corona. 

Quita, quita, carnicero, 
no pienses luego engañarme 
con tus dioses o dinero, 
ni con vida, que mas quiero 
muerte que no condenarme. 

Los tormentos que me dieres, 
es la celestial corona ; 
haz de mi lo que quisieres, 
y lo que por bien tovieres 
rrescibire en mi persona. 

O niña de tierna hedad, 
y de hermosura dotada ! 
ten ora de ti piadad, 
de tu fresca mozedad ; 
no quieras morir asada. 

Aunque se, cruel tirano, 
que son los mis años treze, 
no me tienes de tu mano, 
que ante mi Dios soberano 
mi fee clara permanece. 

Cree en mi Dios eterno 
y deja tus falsos dioses, 
sino en fuego senpiterno 
arderás en el ynfierno 
do jamas nunca rreposes. 

Pues, tu no ves claramente 
que aquesa qu'es gran locura ? 
Despósate prestamente, 
y deja tu omnipotente, 
si quieres bivir segura. 



97 



205 



210 



215 



220 



225 



230 



235 

7 



98 EL MARTYRIO DE STA. EULALIA 

Eulalia Calla, boca sin bondad, 

no me tientes con lujuria, 
porque mi virginidad 
no espera el mundo, en verdad ; 
no pienses quebrar tu furia. 240 

Sabe que soy desposada 
y tengo esposo muy fuerte, 
el qual me tiene guardada 
y para sienpre dottada 
su gloria, sin ver la muerte. 245 

Este adamo y quiero yo, 
a este di la palabra, 
del cielo este dizindio 
y dezindiendo encarno 
y vistió la carne humana. 250 

Y, según lo creo yo 
y profetizado estava, 
la madre que le parió 
virgen como antes quedo, 
que en ella nada tocava. 255 

Este, después que cunplio 
treynta y tres años de vida, 
por nosotros padesçio 
cruelmente, y rresurgio 
después al tercero dia. 260 

Después de [rejsurresçion, 
cierto, fue todo cunplido ; 
acabada su Pasión, 
dándonos su bendición 
a los cielos fue subido. 265 

Asentado en su lugar 
fue a la diestra de Dios padre, 
de donde verna a juzgar. 



ALFÜRNIO 



EL MARTYRIO DE STA. EULALIA 99 

y a cada quai a de dar 

gloria o pena perdurable. 270 

Si en aqueste tu creyeres 
ansi como lo creo yo, 
si tu fee firme tuvieres, 
biviras mientras bivieres 
como el nos prometió. 275 

Y digote, Calfurniano, 
que quando venga a juzgar 
a todo el genero humano, 
a cada qual a de dar 
el premio según su mano. 280 

Haz lo que dicho te tengo, 
no quieras ser porfiado, 
porque biviras muriendo, 
y al fin seras, como entiendo, 
en la gloria coUocado. 285 

Eulalia, as acabado 
de pedricarnos tu fee ? 
Piensas que lo que as hablado 
a de linpiar tu pecado 
que contra mis dioses fue ? 290 

Si es dios omnipotente 
y tiene tanto poder 
tu Dios, porque a su gente 
no defiende prestamente ? 
pues que lo puede hazer. 295 

Quiere mi Dios que pasemos 
sus Xpianos, y es servido, 
mientra la vida tenemos, 
trabajos, porque gozemos 
lo que nos fue prometido. 300 

Pues, dime, que os prometió ? 



loo 



EL MARTYRIO DE STA. EULALIA 



pues que no's quiere ayudar. 
Eulalia Sábete que le mando 

el rreyno do se subió 

al que bien quisiere obrar. 305 

Tu, mira que as de morir 

y que as de ser juzgado ; 

no pienses sienpre bivir, 

que entonces sera el partir 

quando estes mas descuidado. 31a 

No te valdrá tu poder, 

porqu'es muy débil y tierno. 

Si en mi Dios quieres creher, 

biviras gozando del 

en su rreyno senpiterno. 315 

Calfurnio Eulalia, déjate deso, 

luego adora nuestros dioses, 

no hagas ya mas proceso. 

Piensas librarte con eso ? 

Pues, no te valdrá, ni oses; 32a 

que, aunque tu Dios y Señor 

sea grande y poderoso, 

no te valdrá su favor : 

no pienses tengo temor 

del que dizes qu'es tu esposo. 325 

Hazm.e agora este plazer, 

porque e gran duelo de ti, 

y es que quieras ser muger 

de un honbre de gran poder, 

y te desposes aqui. 33a 

Y por mis Dioses te juro 

que si aquesto tu hazes, 

que sienpre yo sea tuyo ; 

mira, con esto concluyo, 



EL MARTYRIO DE STA. EULALIA 



lOI 



Eulalia 



Calfurxio 



Eulalia 



Alguazil 



Calfurnio 
Eulalia 



haz aquesto si te plazes. 

Quitate, perro, de ay ; 
no pienses que me doy nada 
por tus dioses ni por ti, 
porque mi Dios esta en mi 
y yo estoy en el guardada. 

Piensas poderme apartar 
de la fee de mi Señor ? 
En vano te es trabajar, 
que antes me puedes matar 
que olvide a mi Criador. 

No ? Pues luego aqui ante mi 
la enpeça de desnudar, 
y açotalda luego ay. 
No me doy nada por ti, 
que mi Dios me a de librar. 

Desnudanla los verdugos. 

No pienses que ganas nada 
por hazerme descubrir 
mi honestidad preciada, 
ni por hazerme herir 
en mi carne delicada. 

Piensas qu'este a tu mandar 
por estar aprisionada ? 
Pues, a mi alma ynmortal 
tu no la puedes tocar, 
que por mi Dios es guardada. 

Ea, tomalda de ay 
y començalda de atar. 
Tu, trabaja por ay. 
Eulalia, mira por ti. 
Por demás te es pedricar. 



335 



340 



345 



350 



355 



360 



565 



I02 EL MARTYRIO DE STA. EULALIA 



Açotanla, y dize esta oración ; 



« Señor, pues que nos libraste 
del demonio y su soborno, 
y tan caro nos conpraste, 
y guardar como guardaste 
aquellos niños del horno, 370 

« o Señor de los señores ! 
por la tu muerte y pasión 
perdonaste los herrores, 
a todos los pecadores 
dándonos tu bendición ! 375. 

(í Pues que por nos rredimir 
quisiste bajar del cielo 
y con nosotros bivir 
porque después del morir 
nos pudieses dar consuelo, 380' 

« alinpia, Rrey de Isrrael, 
a mi alma de pecado, 
pues que te e sido fiel, 
no quieras me dañe aquel 
que por sienpre esta dañado. 385. 

« Señora Virgen sagrada, 
madre del eterno Padre, 
ab eterno preservada 
y en los cielos coronada, 
de Xpo su esposa y madre, 39a 

c< poderosa Enperadora, 
a tu hijo senpiterno 
a quien mi alma adora 
sea por mi yntercesora 
que me libre del ynfierno. » 395, 



EL MARTYRIO DE STA. EULALIA lO 

Calfurnio Traédmela aqui ante mi, 

que ya esta bien castigada. 
Alguazil Desátala tu de ay. 

O desdichado de mi ! 

Que no te tienes en nada ? 400 

Calfurnio Eulalia, si quies bivir 

y ser bienaventurada, 

cunpiete a ti despedir 

dése tu Dios, y venir 

a nuestros dioses atada. 405 

Y pues todo Icr* pasado 

lo tienes ya muy bien visto, 

conócete que as herrado 

y deja a tu Dios llamado 

por su nonbre Jesuxpo. 410 

Eulalia No le dejare yo, no, 

antes tomare el morir, 

pues el por nos dezindio 

de los cielos y tomo 

muerte por nos rredimir. 415 

Si quieres creer en el 

y su ley quieres guardar, 

biviras gozando del, 

en su rreyno, siendo fiel, 

al demonio haras tenblar. 420 

Puedes cre[e]r ciertamente 

que mientras acá bivieres 

te librara de la muerte, 

y ansimesmo, si estas fuerte, 

de linbo quando murieres. 425 

Calfurnio Di, como no te libro 

401. Le ms. si quieres. 



104 EL MARTYRIO DE STA. EULALIA 

tu Dios ahora de mis manos, 

pues que los acotes vio 

y tanto poder os dio 

a vosotros los Xpianos ? 430 

No cures de le adorar 
ni le quieras mas servir, 
pues que te a visto acotar 
y no te a querido ayudar, 
ni apartarte del morir. 435 

Eulalia No me persigas, cruel, 

con tan mala tentación, 
porque a mi Dios de Ysrrael 
sienpre le seré fiel, ¡ 

y el sabe mi coracon. 440 j 

Y aunque tu me des la muerte 
con tormentos muy crueles, 1 

no rrebolveras mi suerte, \ 

antes yo seré mas fuerte : ' 

haz lo que (tu) por bien tovieres. 445 

Calfurnio Pues, yo te juro de darte j 

tantos y tales tormentos j 

hasta la vida quitarte : 

y las entrañas sacarte, j 

con ellas tus pensamientos. 450 J 

Eulalia Piensas tu, perro rrabioso, i 

que tengo temor de ti \ 

porque te muestras furioso ? \ 

Pues, mi Dios es poderoso, ' 

me tiene guardada a mi. 455 ] 

El cuerpo esta a tu mandar ^ 

para tormentos sufrir, ; 

427, Le ms. tus manos. \ 



EL MARTYRIO DE STA. EULALIA 

mas el aima no a lui^ar, 
que no la puedes mirar ; 
quanto mas pensarla herir ! 

Calfurnio Eulalia, mucho dolor 
a mi coraçon de ti ; 
adora pues por mi amor 
a Jupiter mi Señor, 
pidele perdón aqui. 

Mira qu'es dios poderoso 
el qual todo lo crio, 
mira qu'es todo glorioso, 
manso, dulze, piadoso ; 
adórale como yo. 

Eulalia En vano te es trabajar ; 

deja aqueso, da sentencia. 

Calfurxio Que me plaze de la dar 
tal qual meresçe llevar 
tu falsa fee y tu crehencia. 

— Alguazil, azelda hechar 
por el cuerpo azeite ardiendo, 
y en plomo la haréis vañar, 
y tornarla eis acotar, 
y ansi morirá biviendo. 



105 



460 



465 



470 



475 



480 



Htíchanla el azeyte y el plumo, y dize esta oración 

Eulalia « O Virgen santa Maria, 

Rreyna del cielo y la tierra, 
de los pecadores guia, 
fuente de toda alegría, 
donde la virtud se encierra, 

« tu. Madre, que nos trajiste 
a tu Hijo senpiterno, 
hija del que concebiste. 



485 



106 EL MARTYRIO DE STA. EULALIA 

tu, Virgen, que le pariste 
por nos librar del ynfierno, 

ft y tu que fuiste encarnado 
por obra d'Spiritu Santo, 
y juntamente humanado 
por nos librar del pecado 
y cubrirnos con tu manto, 

« gracias te hago, Señor, 
con la lengua lo que puedo ; 
pues quieres que por tu amor 
sufra y pase este dolor, 
yo lo haré como devo. 

« Con todo mi coraçon 
yo sienpre te serviré, 
y tu sagrada Pasión 
con tu gloriosa Asension 
ante ti confesare. » 
Calfurnio Eulalia, como te sientes ? 
Luego a nuestro dios adora, 
buelve el ojo y para mientes 
a lo que dirán las gentes. 
Haz lo que te rruego agora. 

Mira que vas deshonrrada 
si ansi te dejas morir 
por tu Dios, qu'es dios de nada; 
mira qu'estas muy dotada 
de gracias para vivir. 

Anda, ve luego [a] adorar 
a mi dios, dios verdadero, 
si quieres biva quedar ; 
sino yo te haré quemar, 
atada a un fuerte madero. 

Ya as visto lo que te he hecho 



EL MARTYRIO DE STA EULALIA 1 0; 

colije lo porvenir. 
Míralo bien en tu pecho, 
cata qu'este es el derecho 
de adorar o de morir. 525 

1:ULALL\ No me doy nada por ti 

ni por tu dios, qu'es malvado, 

porque mi Dios esta en mi, 

y su ángel esta aqui 

que me guarda y a guardado. 530 

Los acotes que mandaste 
en mi alma prenden nada, 
y el plomo ardiente que hechaste 
fue corona que enbiaste, 
con que seré coronada. 535 

Da fin a lo començado, 
dame luego esa sentencia. 
Calfurxio due [me] plaze de buen grado ; 
yo lo haré por tu mandado, 
con que acabe tu ygnoçençia. 540 

— Llevalda y azelda atar 
en un muy fuerte madero, 
y biva la haze quemar 

si no quisiere adorar 

a Jupiter verdadero. 545 

— Mira si quies adorar, 
Eulalia, a nuestros dioses. 

laLALL\ No cures de me hablar,- 
dexa de me molestar, 
y rruegote que rreposes. 550 

Agora, perro rravioso, 
me mandas tu castigar, 

5 46. Le ms, si quieres. 



io8 



EL MARTYRIO DE STA. EULALIA 



Alguazil 



Eulalia 
Alguazil 



Eulalia 



mas el dia temeroso 

me veras a mi en rreposo 

y tu en el ynfierno penar. 555 

Mi gloria conosçeras 
sin que puedas ygualarte, 
y ante mi Dios estaras, 
y a su diestra me veras 
y a ti veras condenarte. 5é(: 

Porque no quies adorar 
a los dioses, por bivir ? 
que te queremos quemar. 
Deja de me amonestar. 
Aparéjate a morir. 565 

Atañía al madero y ponenle fuego, y dize : 

ORACIÓN 

« Sagrada Virgen Maria, 
anparo de pecadores, 
tu rreçibe esta alma mia ; 
Virgen madre, tu la guia 
y la libra de herrores. 570 

« Y tu. Señor, que bajaste 
del cielo por nos librar, 
y nuestra carne tomaste, 
y entre nosotros moraste, 
no me quieras olvidar. 575 

« Y pues muero por tu amor 
por poder morir biviendo, 
poderoso Criador, 
en tus manos, mi Señor, 



561. Le ms. no quieres. 



EL MARTYRIO DE STA. EULALIA 



109 



mi espíritu te encomiendo. » '580 

Lalflrxio Alguazil, a ya espirado ? 
Alguazil Si, señor, ya muerta esta. 
Calfurnio Por cierto, que e descansado 

en averia ajusticiado. 

O quan maltratada esta ! 585 

O dioses que firmemente 

creye en su Dios y le amava ! 

No ay nacido entre la gente 

que crea súpitamente 

tanto amor como mostrava. 590 

Alguazil Tal no se puede creher. 

Ase de quedar aqui ? 
Calfurxio Vamonos, dejalda ay, 

porqu'es hora de comer. 

Aconpañarasme a mi. 595. 

Entran dos Angeles a enterrar el cuerpo, y cantan este verso : 

De profundis claniavit a te, Domine ; 
Domine^ esaudi ovacionen mean. 



385. Le ms. maltratado. 



XXXIX 

AUCTO 

DE 

SANT FRANCISCO 



FIGURAS. 



Sant Francisco. 
Un hermano suyo. 

Su PADRE. 

Un obispo. 



Un paje. 
Frey m aseo. 
Fray Ynocencio. 
Fray Bunabentura 



Fray Silvestre. 



ARGUMENTO 

Xpiana congregación, 
aqui sera rreçitado 
de san Francisco sagrado, 
de su vida y conversion. 
Aqueste santto varón 

es de saber 
fue hijo de un mercader, 
y hasta hedad de veynte años 
trato en negocios estraños, 



y en conprar y rreve 



ndei 



y quiso Dios rretener 

su liviandad 
con prolija enfermedad, 



10 



AUCTO DE SAXT FRANCISCO I I I 

con la quai se convirtió 

y a yglcsias y pobres dio 1 5 

quanto pudo en caridad. 

Su padre, con crueldad, 

enojado 
por lo qu'el hijo avie dado, 
le aprisiona, y con malicia, 20 

ante un obispo en justicia 
de si le a desheredado ; 
y su herencia a rrenun ciado 

el buen varón, 
y con humillde yntinçion 25 

a un yermo se a apartado, 
do frailes se le an llegado 
y formo su rrelision. 
Do su vida y conversion 

podréis notar, 30 

que muy clara a de pasar 
hasta ser su fín llegado ; 
por donde es bien escusado 
quereros mas declarar. 
Solo os quiero avisar 35 

que siendo entrado 
san Francisco muy sagrado, 
el primero hablara ; 
que lo bes, que enfermo esta 
en aquesta cama hechado. 40 

Voy me, que me fue mandado 

brevedad. 

35. Les vers 35-47 ont été refaits. — 39. Le ms. no bes. 



I 1 2 AUCTO DE SANT FRANCISCO 

Entra San Francisco. 

S, Francis. Mi prolija enfermedad 

dada por mi Dios begnino, 

gustando bien, ya yo atino 45, 

ser muy dulce suavidad. 

Dios quiere mi mocedad 

rretener 
y este gran bien me hazer, 
llamándome y dando aviso ; 50 

y doyle gracias, pues quiso 
que le pudiese entender. 
O alto convalesçer 

encaminado 
por mi Dios ! que averme dado 5 > 

este mal esterior, 
causo que en lo ynterior 
fuese yo santificado. 
Porqu'el cuerpo rregalado 

y esta vana 60 

hazienda en la vida humana 
es un tal contradittor 
qu'estorva el devido amor 
a la Alteza soberana. 
Tal estorvo muy de gana 6^ 

es bien quitar, , 

y este vender y conprar ; 
y estas ansias terrenales, 

46-48. J'ai cherché à rétablir ces vers qui se présentent ainsi dans 
le ms. : ser muy dulce suavidad — de en un honbre mocedad — dios 
quiera — rretener. — 66. Les vers 66-82 ont été refaits. — 67. Le 
ms. compar. 



AUCTO DE SANT FRANCISCO 



113 



trocallas por divinales 

sera mejor granjear 76 

-que aqueste ser concertar, 

y no a tiento 
buscar el contentamiento 
•en vasura y poquedad. 
Que a nuestra capacidad 75 

no basta dar henchimento, 
que pues de mi firmamento 

fui creado 
capaz de tan gran dittado, 
no me podre contentar 80 

hasta que pueda gozar 
del sumo Glorificado. 
Y, pues se por su mandado 

especial, 
si el hojo me haze mal 85 

quiere le lance de mi, 
perder quiero el bien de aqui 
por ganar lo principal. 
Y pues ya lo corporal 

tiene vigor, 90 

obrara lo ynterior ; 
qu'esto de qu'esto adornado 
daré a un necesitado 
por mi Dios y Criador. 

Aqui se desnuda, y entra su hermano. 

Hermano Valasme Nuestro Señor! ^5 

si he mirado, 
mi hermano s€ a desnudado. 

78. Le ms. fue. — 82, Le ms. del sumo glorificar. 



114 



AUCTO DE SANT FRANCISCO 



I0> 



I lO 



No se qu'eso pueda ser. 

— Dezi, que queréis hazer ? 

Porque os aveis despojado ? loo 

S. Francis. Estoy de hatto enhastiado 
que a menester 

sienpre linpiar, conponer... 

Como la sinple cigüeña... 

que no se quien no desdeña 

tan necio tienpo perder. - - 
Hermano Mira, quien a de entender 
en la ciudad 

con gente de calidad, 

a de andar quanto bien pueda. 
S. Francis. O mundanos, que la seda 

os vestis, que no bondad ! 
Hermano Dejaos d'aqueso, y mirad : 
hordenares 

de yr ansi como soles 1 1 5 

a esta feria de mayo, 

qu'el gi noves Micer Cayo 

os fiara quanto queres. 

Y vos tanbien fiares 

aquel paño 120 

para otubre, o por un año, 

qu'esta quemado perdido 

y no podra ser vendido, 

si[no] fiado o con engaño. 

Juraldes qu'es paño estraño, 125. 

especial, 

y encájasele con mal, 

como alia mejor podres ; 



Le nis. no se que se pueda ser. 



AUCTO DE SAXT FRANCISCO 



II 



y, porque no atinen qu'es, 
quitémosle la señal. 

S. Fraxcis. O cosa mas que ynfernal 
que usamos nos ! 
Que os engañes vos a vos, 
perdiendo a Dios, qu'es el todo, 
por engañar a otro en lodo 
debajo el nonbre de Dios ! 
Diferenciamos los dos 

en el tratar. 
Ya yo quiero granjear 
en otra mercaderia, 
buscando perfetta via 
para solo a Dios hallar, 
Plega a el me quiera dar 

luminaçion 
de senda de perfiçion, 
qu'es la mas rrica rriqueza ; 
que la tenporal pobreça 
rresçibo de coraçon. 
De los pobres conpasion 

tomare, 
y quanto tenga daré 
a quien por Dios me pidiere, 
y la cruz que mi Dios quiere 
tomare, y le seguiré. 
Ya, hermano, no tratare 

en trafagar. 
Con Dios os queráis quedar. ' 

Hermano El os guarde y de rreposo. 

S. Francis. Para algún menesteroso 
quiero este hatto llevar. 

Hermano Cossa a sido de notar. 



130 



135 



140 



145 



150 



155 



160 



ii6 



AUCTO DE SANT FRANCISCO 



por vida mia, 
ver quan trocado se avia 
despues que enfermo cayo, 
que del todo la perdió 165 

quanta cobdiçia tenia. 

Entra el padre. 

Padre No sin causa se dezia, 

los hijos criados, 
que son los duelos doblados. 
■ — Sabes que haze tu hermano ? 170 

Vierte con prodiga mano 
los bienes por mi allegados. 
Hermano Sus negocios son mudados 
ciertamente, 
y no es caso conviniente 175 

que ansi lo dejéis pasar, 
qu'el solo basta a gastar 
mas que tu casa acreciente. 
Padre Luego ynmediatamente 

yre a hablar 180 

al obispo, y negociar 
como pierdas ese miedo ; 
que si de derecho puedo, 
le quiero desheredar. 
Y por mejor le tratar, 185 

bien sera 
que le llevemos alia 
aherrojado en prisión ; 
y acusarle e de ladrón, 
y ansi se castigara. 1^0 

Ve, traele ansi como' sta, 
aprisionado. 



AUCTO DE SANT FRANCISCO II' 

que en mi estudio esta encerrado 

quai holgaras de le ver. 
Hermano Yo voy luego a le traer. 195 

Padre Ten la llave, y ven priado. 

O traidor desperdiciado ! 
he aqui, digo, 

de le dar crudo castigo ; 

porqu'el padre que consiente 200 

a su hijo, es ynsapiente, 

y no es padre, si enemigo. 

Yo me prometo y me obligo 
por su maldad, 

aunque parezca crueldad, 205 

de le dar estraña pena ; 

qu'el bolvera a la melena 

quando pase adversidad. 

Entra San Frr.nçisco, con una cadena. 

S. Francis. Padre mió, a tu bondad 

ni a tu honor 210 

no conviene, mi señor, 

que yo vaya ansi abiltado, 

como esclavo aherrojado, 

que parezco malhechor. 
Padre Traele ansi, venga el traidor 215 

apocado, 

que ansi a de yr afrentado, 

pues no me obedesçe a mi. 

— A, paje amigo ! dezi, 

el obispo esta ocupado ? 220 

Paje Señor, alia esta apartado, 

198. Le ms. de aqui. 



ii8 



AUCTO DE SANT FRANCISCO 



Padre 



Paje 



Padre 
Paje 



Obispo 



Paje 
Padre 
Obispo 
Padre 



creo rreçando, 
o no se si esta estudiando. 
Hermano, entraide a dezir 
nos haga merced de oyr 225 

le rrogamos suplicando. 
No se en que se es tratando ; 

no querría 
entrar, que me rreniria. 
No hará; entra por mi amor. 230 

— Ylustrisimo señor, 
Miçer Francisco me enbia 
que rruega a tu Señoría 

le quiera oyr. 
No se que quiere pedir, 235 

que trae a su hijo en prisión, 
y el. padre con gran pasión 
que no la puede encubrir. 
Anda,, veles a dezir 

de buen grado 240 

por cierto sera escuchado. 

— Mi señor manda que entres. 

— Beso tus manos y pies. 
Señor, seáis bien llegado. 

Vengo ante ti fatigado 245 

y con pasiones. 
Tengo este hijo en prisiones 
que me a dado grande afán, 
que al cura de San Damián 
dio este paño de doblones ; 250 

y da por ay otros dones 

sin mi licencia, 
y aquesta magnificencia 
yo no quiero en mi hazienda. 



AUCTO DE SAXT FRANCISCO II9 

y, porque mas no me ofenda, 255 

rremedieme tu sentencia. 

Pido rrenunçie mi herencia 
ante ti, 

y sino, que s'este aqui 

a rrecaudo aprisionado. 260 

Podrale ser demandado 

hurto, pues me rrobo a mi. 
Obispo — Vos, que rrespondeis ? Dezi, 

no esteys turbado. 
"^ Franxis. Rrespondo que muy de grado 265 

rrenunçio mi patrimonio, 

porque, aunque pese al demonio, 

serviré al Crucificado. * 

Dios desnudo me a criado, 

y ansí espero 270 

servirle muy por entero. 

Por mi no esteys aflijidos, 

y aun tomad estos vestidos 

que son vuestros ; no lo[s] quiero. 
Obispo Soltad luego el prisionero, 275 

que su hablar 

nos escusa el sentenciar. 

Yd con la Virgen Maria. 
Padre Y a tu alta Señoria 

Dios la quiera prosperar. 280 

Obispo Pues ansi os quiso dejar 

vuestro padre, 

pedid la rropa que os quadre, 

que a dárosla yo me obligo. 
S. Francis. Dios tendra quenta conmigo 285 

y sera mi padre y madre, 

que, aunqu'el demonio mas ladre, 



I20 AUCTO DE SANT FRANCISCO 

de afición 

serviré y de coraçon 

a mi Dios con humilldad. 29a 

Obispo Vos habláis muy de verdad, 

como perfetto varón. 
Paje Tiene tan gran conpasion 

el cocinero, 

que dize ansi, cavallero, 295, 

pues tan desnudo quedáis, 

que os vistáis, si vos mandais, 

este capote grosero ; 

que con amor verdadero 

os le a dado, • 300» 

y tanbien me an presentado 

esta capa para vos. 
S. Francis. Todo lo rresciba Dios 

y lo pague tras doblado. 
Obispo No yreis desconsolado 305^ 

de mi posada, 

que si rropa mas preciada 

quereys, yo os la daré. 
S. Francis. Aquesta me vestiré 

que de Dios m'es enbiada, 310 

y esta obra señalada 
y magnificencia 

que usas conmigo, en mi ausencia 

Dios la pagara por mi; 

y porque me voy de aqui, 315 

mándame dar tu licencia. 

Qu'en la montaña abstinencia 



313. Le ms. en tu ansa. 



AUCTO DE SAXT FRANCISCO 1 

yo cobdiçio, 
y vestidos de silicio. 

Voyme, quedados con Dios. 320 

Obispo El mesmo vaya con vos 

y os conserve en su servicio. 
S. Francis. Siendo por Dios mi ejercicio, 

aunque cubierto 
destas rropas y en desierto, 325 

tendre calor y aun ardor, 
contenplando con que amor 
fue Dios desnudo en cruz muerto. 
Y pues el mando de cierto 

a sus amados 330 

que no llevasen ducados 
en bolsa, ni alforja alguna, 
ni túnica no mas de una, 
menos çapatos preciados, 
mis pies serán despojados 335 

de su calcado, 
y mi vestido doblado 
tanbien aqui dejare, 
y esta cinta trocare, 

y soltare este cayado. 340 

Eterno Dios consagrado 

que nos diste 
ejenplo y. Señor, quisiste 
la desnudez y pobreça, 
y por ser pura rriqueça 345 

en virtud la diferiste ! 
tu mi coraçon henchiste 

de contento, 
que lo demás, pues es viento, 
lo dejare como escoria; 350 



122 AUCTO DE SANT FRANCISCO 

y tu, mi Dios y mi gloria, 
en tu amor me pone aliento. 



Entran Frey Maseo, Frei Ynocençio, Frei Silvestre, Frei Buenaventura. 

BuENAVENT. Mis hermanos, nuestro yntento 
bien se amaña, 
que encima aquella montaña ^55 

veo un honbre. Dezir oso 
qu'es Francisco el humilldoso, 
si la vista no me engaña. 
Ynocençio Lleguemos, noble conpaña, 

sin dilación. 360 

— Sálvete Dios, buen varón. 
S. Francis. Y a vosotros, mis hermanos, 
os haga sus cortesanos 
• con su celestial lejion. 
Tan buena congregación, 365 

do camina ? 
Silvestre Venimos a tu dotrina 
a tenella por maestra, 
porque vemos que se muestra 
en ti la gracia divina ; 370 

que de la vida mezquina 

y sin sosiego 
huymos como del fuego, 
qu'es mundo mar de letijos, 
y rrogamos que por hijos 375 

nos rreçibas desde luego. 
S. Francis. Si dejais por el sosiego 
la liviandad, 
y con toda puridad 
servis a Dios soberano, 380 



AUCTO DE SAXT FRANCISCO 12 



yo, vuestro menor hermano, 
huelgo con tal hermandad. 



Aqui entran Frei Ynocençio y Frei Maseo *. 

Ynocencio Amigos mios, mirad 

que aquella gente 

es del varón esçelente 385 

san Francisco tan sin par 

que venimos a buscar. 

El es, verdaderamente. 

Pues lleguemos brevemente 

sin detenida. 390 

— Conpaña muy nobleçida, 

Dios os cubra con su manto. 
S. Francis. La gracia del Espíritu Santo 

en vosotros sea ynfundida. 
Vnocencio Moviónos tu santa vida 395 

a devoción, 

y con humillde yntincion 

rrogamos no nos desdeñes, 

mas nos rreçibas y enseñes 

camino de perficion, 400 

S. Francis. Dios por su santa Pasión 
nos quiera dar 

su gracia, y encaminar 

por do ayamos salvación, 

y en muy santa rrelision 405 

nos ayude a conformar. 

Y por en nada no herrar, 

* Distraction de l'auteur. Ces deux personnages sont entrés prccé- 
iemment, et le premier a même déjà pris la parole. 



124 AUCTO DE SANT FRANCISCO 

determino 
de tomar luego el camino 
para Rroma, a confirmar 410 

la rregla qu'es bien guardar 
para servir a Dios divino. 
Teñe entretanto buen tino 

y rrecojimiento, 
y que vuestro vestimento 415. 

sea pobre y de vil paño, 
y ayunad por todo el año 
viernes, quaresma y aviento, 
y, si no ay inpedimento 

de enfermedad, 420 

ese calcado arrojad. 

Y ved que os digo otra cosa : 
que de gente sospechosa 

y su casa os apartad, 

y, los mis frailes, mirad 425 

qu'el dinero 
os vedo muy por entero ; 
no ande en vuestro poder, 
que lo que ayais menester 
proveerá Dios verdadero. 43C^ 

Y a vos, fray Maseo, quiero 

señalar 
para los administrar, 
por guardián y [por] maestre ; 
y vos, hermano Silvestre, 435 

me yreis aconpañar. 
A todos quiero abracar 

por despedida. 
Mi conpaña muy querida, 
voyme, quedados con Dios. 440 



AUCTO DE SANT FRANCISCO n'y 

Maseo El mesmo vayn con vos 

y abrevie vuestra venida. 

Entrase San Francisco. 

BuENAVENT. Ay ! Dios, y que despedida 
de patron ! 
Que santa conversación ! 445 

Que dulçura y que saber ! 
Que exenplo para traer 
todo el mundo en salvación ! 
Vamos a hazer oración 

a la hermita 450 

[a] aquella Alteza ynfinita, 
que le esfuerce por do vaya, 
y en breve tienpo nos traya 
nuestra conpaña bendita. 

Entranse todos, y sale[n] San Francis,co y su conpañero, caminando. 

Silvestre Negociación muy aflita 455 

es caminar ; 

en trabajos no ay su par 
S. Frax'Cis. o madre de Dios sagrada ! 

con tus mienbros delicada 

gustaste deste manjar. 460 

Aqui topan una bolsa de dinero en el camino. 

Silvestre Bolsa es esta, a mi pensar, 

y aun es verdad. 
S. Francis. Silvestre hermano, dejad; 

no tomeys cosas ajenas. 
Silvestre O padre, mili cosas buenas 465 

haremos en caridad. 
S. Francis. No's vença esa zeguedad ; 



126 AUCTO DE SANT FRANCISCO 

estcsc queda. 
Silvestre O qu'es bolsa de moneda ! 

Haremos mili obras pias. 470 

S. Francis. Mi Dios que todo lo crias, 

haz que enjenplo dalle pueda, 
qu'esto el demonio lo enrreda 

ciertamente. 
— Pues, ásela. Brevemente 47^ 

conocerás su begnino. 

Aqui alca la bolsa, y halla una serpiente. 

Silvestre Balame el Verbo divino ! 

padre, qu'es una serpiente. 
S. Francis. Es del mundo esa simiente 

peligrosa, 480' 

do nace, adelfa viciosa, 

solimán que deja en calma, 

hincha el cuerpo, mata el alma. 

Es bivora poncoñosa, 

tarántula venenosa, 48 5 

que se saca 

con la música, y se aplaca 

con el colloquio de alteza, 

y es voluntaria pobreça 

medicinal atriaca. 490 

Y la persona qu'es flaca 
de dinero 

puede servir por entero 

a su Dios con aficiones ; 

y en rrelijiosos varones 495 

es un benino muy fiero. 

485. Le ms. taran tarántula venenosa. — 494. Le :. :. /lición 



AUCTO DE SANT FRANCISCO 

Dejando esto, dezir quiero 

que ya veo 
la torre del Coliseo. 
Andemos, que cerca estamos. 
Pues, por esta senda vamos, 
que por alia es mas rrodeo. 

Entranse, y salen los frailes. 

YxocExcio Mucho cresce mi deseo 
en agonia, 
pensando qual sera el dia 
que a de venir nuestro padre. 
O sacra Virgen y Madre ! 
traenos nuestra conpañia. 

Maseo Pues a mi me páresela 

y es de pensar 
que en lo que va a negociar 
nuestro Dios le ayudara ; 
ya a dias qu'estan alia, 
ya no se puede tardar. 

Entra San Buenaventura. 

BuEXAVEXT. Vengo albricias demandar, 
que las pido 
por do las e merecido, 
qu'es venido nuestro padre. 

Maseo O santa Virgen y Madre ! 

que san Francisco es venido ? 

BuEXAVEXT. Si, que vino; yo lo e vido 
a mi plazer. 
Pues, mientra le ymos a ver, 
esas mesas concertad, 
que trayra necesidad 



27 



500 



505 



510^ 



515 



52a 



525. 



128 



AUCTO DE SANT FRANCISCO 



de salir luego a corner. 
YxocENCio Alto, hermanos ! a entender 
en la comida ; 

qu'este toda aperçebida. 
BuHNAVENT. Entr'el alla, padre, y deles 530 

tal aparejo y manteles 

qu'este la mesa lucida. 
Ynocenciü Esa tabla aquí tendida 

a este lado. 
Büenavent. Padres, ya esta adereçado. 535 

No viene nuestro patron? 
Silvestre El vendra, que en deboçion 

queda un poquito apartado. 

Entra San Francisco y vee las mesas. 

S. Francis. Eterno Dios consagrado, 

que hermosura 540 

de mesas, y que apostura ! 

A gentes menesterosas 

unas mesas tan ponposas 

no me paresçe cordura. 

Tomar quiero otra figura, 545 

acá apartado, 

para enjenplo señalado 

con este hatto estranjero. 

— Dad por Dios a este rromero 

de lo qu'el mismo os a dado. 530 

Maseo Entrad, que de muy buen grado. 

S. Francis, Dios del cielo 

os pague aqueste consuelo. 
Silvestre En averse asi asentado 

y en velle tan atapado, 55 5 

qu'es Francisco me rreçelo. 



AUCTO DE SANT FRANCISCO 12Ç) 

Yn'OCEncio O padre ! porque en el suelo ? 
S. Franxis. Vi pujantes 

vuestras mesas, y triunfantes, 

y como amo la pobreça, 560 

diome esta ponpa tristeça ; 

que soys pobres mendigantes. 
Maseo Rrogamos que te levantes 

y nos perdones, 

que si ay conpusiciones, 565 

no fue con profanidad, 

mas por la festividad 

con humilldes coraçones. 
S. Franxis. Vamos, pues, las bendiciones 

del Onipotente 570 

venga al sustento presente 

de Dios Padre e Hijo tanbien 

y Espíritu Santo, amen. 

Come, conpaña escelente. 

Poneseme ahora en la mente 575 

la bajeça 

que aquella Rreyna de alteça 

acá quiso padescer, 

que limosna menester 

ovo de aver su pobreça. 580 

Levantase de la mesa y hincase de rrodillas a hazer oración. 

ORACIÓN 

« O suma divina Alteza ! 

O humanidad 
tierna de tu calidad ! 
O carnes de Dios sagradas, 
por mi, yndigno, maltratadas 585 

;i. 9 



130 AUCTO DE SANT FRANCISCO 

y tratadas con crueldad 1 
O divina Magestad ! 
que mercedes, 
Señor, a mi me hariedes 
si fuese yo traspasado, 590 

pies y manos y costado, 
como vos. Señor, tiniedes ! » 

Aquí se le aparesçe el Crucifijo corriendo sangre. 

S. Francis. O hojos mios ! que vedes ? 

Misterio sagrado ! 
O mi Dios crucificado ! 595 

O sacrosanta divina 
fuente de agua sanguina, 
medicina del pecado, 
piedra biva do a manado 

el Jordan ! éoo 

Esas tus gotas nos dan 
libertad y salvación. 
Tu heres la rredencion 
que nos libro de Satan. 
Los que te conocerán 605 

muy de grado 
te adoren, mi Dios sagrado, 
y yo te adoro. Señor, 
que por darme mas favor 
de tu sello me as sellado. éio 

Maseo Ya esta el padre transportado 

en devoción 
de santa contenplacion, 
y tengo yo de llamalle 
para un poco preguntalle, 615 

aunqu'estorve su oración. 



AUCTO DE SA\T FRANCISCO. I3I 

— Padre mio, es atención, 

o esta finado ? 
YxocENXio Padre mio muy amado! 
BuENAVENT. Sciior, scñor ! 
Silvestre Padre mio! 620 

Aquí buelve San Francisco qu'cstava elevado. 

S. Francis. O sacro sangriento rrio ! 
Maseo o varón santificado ! 

— Padre, que te emos llamado. 

Dond'estavas, 

que ni oyes ni nos miravas? 623 

S. Francis. Estava en Dios enbevido. 
Maseo Grey que heras fallesçido. 

S. Francis. Di, porque no me dejavas ? 

Sabras que, lo que pensavas, 

muy ayna 630 

quiere el Alteza divina 

que pase de aquesta vida ; 

que la muerte me conbida, 

mi hermana, que m'es vezina, 

y quiero daros dotrina, 635 

mi convento, 

antes de mi acabamiento. 

Nadie no muestre pesar, 

aunque me veáis finar, 

pues dello Dios es contento. 640 

Dios nuestro me quiso dar 
su gracia a mi, 

frai Francisco, para que ansi 

hiziese yo penitencia : 

que mientra no ube conciencia 645 

nunca lo amargo sufri, 



132 AUCTO DE SANT FRANCISCO 

mas desque del siglo sali, 

el amargor 
se me convirtió en dulçor 
con pobremente bivir 650 

y en las faltas rrecurrir 
a la mesa del Señor. 

Y el que biva en el temor 

que os e mostrado, 
en la rregla que e dejado, 655 

de. Dios avra bendición 
en la tierra, y salvación 
quando de aca aya pasado. 

Y por mi os es confirmado 

este consuelo, 660 

vuestro siervo pequeñuelo 
que me fino. Adiós, hermanos. 
Esta alma pongo en tus manos, 
eterno Dios, Rrey del cielo! 
BuEXAVENT. Padre, pues te vas de buelo 665 

a la gloria, 
rruega a Dios nos de vitoria 
para que alia te veamos, 
y para con Dios rrogamos 



670 



Aqui suben el anima los Angeles al cielo, y cantan los frailes 
este ssalmo : 

SALMO 

Benedittus Dominus. 

653. Le ms. y al que. 



XL 





AUCTO 






DEL 




PECCADO DE 


ADAN 




FIGURAS. 




Adan. 




Gula. 


Eva. 




Avaricia. 


Lucifer. 


Angel. 


Dios Padre. 



Entran Adan y Eva juntos. 

Adán Eva, conpañera mia, 

a Dios hago adoración 
y servicio noche y dia, 
pues por mi consolación 
te me a dado en conpañia. 5 

Y, por mayor esçelençia, 
sin nuestro merescimiento, 
de sus rriquezas sin quento 
nos a dado esta potencia 
del muy alto entendimiento, 10 

para que, a Dios entendiendo, 
con la voluntad le amemos, 
y este amor sienpre creciendo, 
de lo que goza gozemos 



134 EL PECCADO DE ADAN 

los que le estamos sirviendo. 15 

Eva Con alegre coraçon, 

Adán, sienpre le alabemos 

por el ser que del tenemos ; 

con devida adoración 

su magestad adoremos. 20 

CANCIÓN 

O soberano Señor, 
gracias muchas se te den 
por sienpre jamas! Amen. 

Dios Humana conpusiçion, 

Adán de tierra formado, 25 

por muy divinal jusion 
tenéis ya la posesión 
de todo quanto e criado. 

Con el mando y preminencia 
de todas mis criaturas, 30 

os e dado vestiduras 
de orijinal ynoçençia, 
con almas linpias y puras. 

Tenéis perfeçion medida 
con vuestra capacidad, 35 

y, por gracia mas cunplida, 
lunbre de divinidad 
en vuestra anima esculpida. 

Tenéis otro señorío 
de que os quise enrriquecer, 40 

con que podáis merecer 

35. Les vers 35-50 ont été refaits, et certains sont incompré- 
hensibles. 



EL PECCADO DE ADAN I35 

libertad del alvedrio 
por amar y aborresçer. 

Pues gozáis con preminencia 
ma hacer deste verjel 45 



qualquien árbol de la ciencia 
morirá porque comiere del. 
Eva El deleytoso logre atento 

en que Dios nos puso e dar 
es evidente argumento 50 

que nos quiere Dios guardar 
para muy mayor contento. 

Señalándose en favores 
como Dios, rrey ensalçado, 
nos a hecho posehedores 55 

de todo quanto ay criado 
con soberanos amores. 

Y, quiriendo obedesçer 
los preceptos por el dados, 
goçaremos los dorados éo 

tronos que por Lucifer 
quedaron desanparados. 

Entra[n] Lucifer y la Gula y el Avaricia. 

Lucifer Congregación condenada 

a fuego de eternidad, 
una estraña novedad 65 

me a sido notificada, 
que acrecienta mi maldad. 

65. Les vers 65-79 ^"^ ^^^ refaits. Je transcris à la lettre ceux 
auxquels je ne puis rien comprendre. Ils devaient être dits par diffé- 
rents interlocuteurs. 



13.6 EL PECCADO DE AD AN 

Aquel monarca 

que a los sobervios 

de lo mas vil de la tierra 70 

hiço un honbre a su hechura 
para nuestra cruda guerra. 

Son angustias no senzillas 
las que de nuevo le dezimos, 
qu'el honbre de quien las sillas 75 

se a de asenta[r] perdimos 



Que los a mi tal estrañeza, 
5no, no se conpadesçe 
que tan vil naturaleza 
goze el trono que apetece 80 

nuestra angélica nobleza. 
Lucifer Diole Dios el señorío 

de todo quanto ay criado, 

y [a]quel trono que fue mió 

Dios se le tiene mandado, 85 

que no a de quedar vacio. 

O ynfernales, que haremos 
en tristeza tan pujante ? 
Gula Ninguna cosa te espante, 

que mil rremedios pornemos 90 

con que no pase adelante. 

Un frutal lindo y hermoso 
puso Dios en su vergel 
con precepto rriguroso 
qu'el honbre no coma del, 95 

aunqu'este por el ansioso. 

Pues yo te soy conpañera, 
Lucifer, pierde carcoma, 
que yo seré tan mañera 



EL PECCADO DE A DAN 

que le hare que del coma 
tal bocado con que muera. 
Avaricia Yo se que tiene apetitto 

de la c[i]ençia divinal, 
porque el alma rraçional 
apetece en ynfinito 
ciencia de bien y de mal ; 
y si aquel honor de nos 
aquestos viles desean, 
déjame con ellos dos, 
que yo's digo no se vean 
con la privanca de Dios, 
Lucifer Ayuntamiento ynfernal, 

vos, Gula, y vos, Avaricia, 
venid con vuestra malicia : 
provemos a lo humanal 
de la original justicia. 
Adán O que jardin, que frescor, 

que plantas, que flores bellas ! 
I Bien se magnifiesta en ellas 

aver sido el hazedor 
el que formo las estrellas. 
Eva o que hermosos frutales ! 

O que yervas tan amenas ! 
O que olorosos rrosales, 
mas que flores de açuçenas 
con olores celestiales ! 
[Adán] Quiero rreclinarme aqui 

junto a este árbol que florece. 
Eva Mi esposo, bien me paresce 

que nos estemos ansi 
como el lugar lo meresce. 
Adán Por donde va la corriente 



137 



100 



105 



lio 



115 



120 



125 



130 



138 EL PECCADO DE ADAN 

deste muy fresco licor 

que nace de aquesta fuente, 

con silvos y con rrumor I35 

viene a nos una serpiente. 

Entra Lucifer en abitto de sierpe. 

Lucifer Por ver si mi mal se aplaca 

mis fuerças quiero poner 
[a] yntentar si esta muger 
por ser de materia flaca 140 

se me deja acometer ; 

y a los primeros enquentros 
con destreça me ayudad, 
para que la humanidad 
sepultemos en los centros 145 

de nuestra profundidad. 

— O rreyna y enperadora 
del terreno principado, 
pequeño sitio as tomado, 
siendo tu meresçedora 150 

de quanto Dios a criado. 

Si heres señora absoluta, 
porque Dios onipotente 
manda tan precisamente ' 
que no goçcis desta fruta 155 

deste árbol tan esçelente ? 
Eva Grande arboleda y graciosa 

tiene este jardin precioso, 
con fruta dulce y sabrosa, 
donde Adán, mi solo esposo, 160 

goça comigo, su esposa. 

Mas deste árbol mando Dios 
que nos fuese tan vedado 



Gui. A 



Avaricia 



Gula 



Eva 
Gula 



Eva 



Avaricia 



EL PECCADO DE ADÁN I 

que en aviendo del gustado 

qualquier que fuese de nos 165 

queda a muerte condenado. 

Hiço's Dios para bivir 
en eterno señorío ; 
pues, como podéis sentir 
tan notable desvario 170 

que ayais temor de morir ? 

La fruta deste frutal 
que se os defiende a los dos, 
si la come cada qual, 
terneis, como tiene Dios, 175 

ciencia de bien y de mal. 

Pues, que mayor altiveza 
podéis alcançar de un buelo, 
que tener acá en el suelo 
todo el saber y destreça 180 

que tiene Dios en el cielo ? 

Toma, come sin temor 
esta mançana graciosa, 
linda, de lindo sabor 

y en su aspetto muy sabrosa, 185 

de mas valor que color. 

Ay ! qu'es grande atrevimiento ! 
Come ya. De que te espantas? 
No temas del mandamiento 
padesçer, si le quebrantas, 190 

ningún mal ni descontento. 

Ay ! qu'estoy amenaçada 
con muerte muy rrigurosa ! 
Anda, qu'es mas que sabrosa, 
qu'es de calidad preciada : 195 

sumo bien, sin faltar cosa. 



39 



140 EL PECCADO DE ADAN 

EvA O que admirable dulçura ! 

Lucifer Ya esta el muro aportillado. 

Eva El bien no comunicado 

no da perfetta holgura 200 

ni placer que sea acabado. 
Del sabor desta mançana 

quiero yo que guste Adán. 
Avaricia Aprieta, aprieta, Satan ! 

que oy muere natura humana 205 

con quantos son y serán. 
Eva Gusta, mi querido esposo, 

la delicada dulçura 

deste fruto muy sabroso, 

que en su aspeto y hermosura 210 

sobre todos es precioso. 
Adán Esta fruta, mi alegría, 

ya sabes qu'esta vedada. 
Eva Comamos de conpañia, 

fruta de ciencia nonbrada; 215 

gustalda, por vida mia. 
Adán Mi alma y mi coracon, 

deseo darte contento, 

mas es grande ynpedimento 

la soberana jusion 220 

y el divino mandamiento. 
Eva Muerde, pues que yo e mordido ; 

no me hagas enojar. 
Adán Yo te quiero contentar. 

Lucifer Todo el mundo va rrendido, 225 

nadie se puede escapar. 
Avaricia No miras las vestiduras 

de justicia original 

como van todas con mal ? 



EL PECCADO DE ADAN 

Lucifer Desnudos quedan y a'scuras, 
pobres, sin ningún caudal. 

Avaricia Estiende tu garavatto, 

Lucifer, pues as vencido ; 
llevémosles el vestido, 
no verán jamas el hatto 
que por su culpa an perdido. 

Gula El despojo suele ser 

el premio de la vitoria ; 
poderoso Lucifer, 
llevémoslo por memoria 
de tu ynfinito poder. 

Lucifer Ynfernales moradores 

de la eterna escuridad, 
ya es vencida humanidad : 
con espantables clamores 
la Vitoria celebrad. 

Toqúense mis ynstrumentos 
de bocinas y alaridos, 
dense tan grandes aullidos 
que tienblen los firmamentos 
del ynfierno con jemidos. 

Levántense mis pendones, 
háganse grandes ogueras, 
y al poner de mis vanderas 
se enciendan fuertes tiçones 
por buardas y troneras. 

Y en las horribles honduras 
de mi al cacar ynfernal, 
sobr' el arco principal 
poned estas vestiduras 
de justicia original. 
As[modeo] Grande enperador Satan 



141 



230 



235 



240 



245 



250 



255 



260 



142 EL PECCADO DE ADAN 

del negro rreyno perdido, 

pues que tan bien as vencido 

toda la masa de Adán, 265 

quentanos el como a sido, 

porque nuevas tan modernas 
y de tanta calidad 
suenen por la oscuridad 
de las profundas cavernas 270 

de tu conflita ciudad. 
Lucifer De Jerusalen venia 

decindiendo a Jerico 
ese Adán, que pretendió 
la silla que yo tenia, 275 

de que Dios me despojo ; 

y como con el me halle 
solo en aquella espesura, 
de un encuentro le deje 
llagado, y la vestidura 280 

de ynocençia le quite. 

Medio bivo le e dejado, 
solo con vida animal, 
porque la gracia vital 
del alma se la e rrobado 285 

por su culpa criminal ; 

y el libertado alvedrio, 
qu'es muy fuerte torrejon 
y esento de pugniçion, 
no pudo quedar por mió ; 290 

que aquesta es grave pasión. 

Mas queda deste debate 
toda humanidad tan yerma 
de fuercas para conbate, 
que sola su carne enferma 295 



EL PECCADO DE ADAN 

basta para dalle mate. 
AsMODEO Pues, principes ynfernales, 

hazed grandes sentimientos : 
toquen, toquen ynstrumentos 
de alaridos y atabales ; 
anden acervos tormentos. 

Abivense los tiçones, 
crezca el humo y el hedor 
con boz de horrible dolor, 
y las celestes canciones 
buelvan en triste clamor. 



145 



300 



305 



Entranse todos los demonios, 

Adán Grande es nuestra desventura, 

mi esposa, si bien miramos, 
Eva Ay, mi Adán ! porque pecamos 

nos falta la vestidura 310 

y avergonçados quedamos. 
No es honesto paresçer 

ante Dios desta manera. 
Adán Destas hojas de higuera 

procuremos de hazer 315 

como cubrirnos siquiera. 

Entra Dios Padre paseándose. 

Dios Toda la universidad 

de todo quanto e criado 

hazen sienpre mi mandado, 

mas la flaca humanidad 320 

contra mi se a rrebelado. 

Si Adán comió la mançana 
que le deje defendida, 
para si perdió la vida 



144 EL PECCADO DE ADAN 

y a toda natura humana 
dejo a muerte sometida. 
Adán Esta boz es del Señor 

que por el jardin pasea 
para tomar el frescor. 
Huygamos, porque no vea 
nuestro tan gran desonor. 
Dios Adán ! 

Adán Señor ? 

Dios Dond'estas ? 

Adán Alto Dios, estoy aqui, 

que como tu boz oy, 
de verme, qual me veras, 
tan desnudo, m'escondi. 
Dios Rrespondeme, Adán, quien pudo, 

si tu no ubieras pecado 
comiendo el fruto vedado, 
dezir qu'estavas desnudo, 
con temor y avergoncado ? 
Adán Disteme por conpañera, 

sumo Dios, esta muger, 
y ella me hiço comer 
el fruto, que no déviera, 
sino por dalla plazer. 
Dios Dime, Eva, en que rrazon 

se fundo tu entendimiento 
a quebrar mi mandamiento 
y a ser [a] Adán ocasión 
de un tan grave atrevimiento ? 
Eva En esta guerta preciosa 

nos andavamos holgando 
quando nos vino alagando 
la serpiente poncoñosa. 



32s 



33a 



335 



340 



345 



350 



355 



EL PECCADO DE ADAN I45 

y a mi se llego hablando. 

Fueron tales sus engaños 
que, sin tomar paresçer 
de Adán, me hiço comer 
de donde nasçen los daños 360 

que rrestan de padesçer. 
Dios Tu, serpentino animal, 

con enbidia hères venido 
para dañar el partido 
deste linaje humanal, 365 

y esto solo te a movido. 

Y en castigo y pugnicion 
del gran daño que as senbrado, 
maldito seras llamado 

con especial maldición 370 

entre todo lo animado. 

Sobre tu pecho as de andar 
corrido por donde fueres, 
y en pena de ser quien heres, 
tierra sera tu manjar 375 

todo el tienpo que bivieres. 

Castigando tu maldad, 
sienpre tengo de poner 
entre ti y una muger 
capital enemistad, 380 

sin que pueda fenesçer. 

Y pues quiso tu braveça 
hazer en muger tal mella, 
muger yntata donzella 

quebrantara tu cabeça 385 

sin que tengas parte en ella. 

361. Le ms. paresçer. 



146 EL PECCADO DE A DAN 

— Y tu, muger atrevida, 
pues contra mi te atreviste, 
con vida muy aflijida, 

confusa, penosa y triste 390 

seras contino pugnida. 

Jemidos, sollocos hartos 
serán sienpre tu canción, 
y seras por maldición 
en muy doloros[os] partos 395 

sienpre subjeta al varón. 

— Adán, pues que te moviste 
por un femenil mandado, 

y el fruto por mi vedado 

con desacato comiste, 400 

tanbien seras castigado. 

La tierra de tu lavor 
maldita tiene de ser, 
y si pan as de cojer, 

con trabajo y con dolor 405 

lo tienes sienpre de hazer. 

Espinas a de acudir 
la tierra, cardos y abrojos, 
y ternas estos enojos 

hasta bolver con morir 410 

a la tierra sus despojos. 

De polvo fuiste formado 
y en polvo te as de tornar. 
Adán Bien pudiera yo escusar 

este morir tan forcado 415 

si quisiera no pecar ; 

pero pues yo me atrevi 
con temeraria malicia, 
merezco, pues te ofendi. 



EL PECCADO DE ADAN 

que deçiendii sobre mi 
tu rrigurosa justicia. 

Por nuestra temeridad 
a muchos males me ofrezco, 
mas rresciba tu bondad 
la verguenca que padezco 
en discuento mi maldad. 

Eva Con dolores bien agudos 

se pagan nuestros pecados, 
pues, para mas castigados, 
nos dejas, mi Dios, desnudos 
y de ti tan apartados. 

Adán O trueco de desventura, 

trueco de gracia en rrigor ! 
que por ser 3^0 pecador 
me cubren de desventura, 
de trabajos y dolor ! 

Entra un Ángel con un espada. 

Ángel En el audiencia divina 

una sentencia fue dada 
pasada en cosa juzgada, 
por la qual Dios determina 
que salgáis de su morada; 

porque el honbrc que apetece 
la magestad' y esçelençia 
que Dios tiene por esencia 
ser castigado meresce 
con rrigurosa sentencia. 

Por comer de aquel bocado 
de aquel vedado frutal 
alcançastes cada qual, 
después de averie gustado, 



14: 



420 



425 



430 



435 



440 



445 



450 



148 EL PECCADO DE ADAN 

ciencia de bien y de mal. 
Porque cornistes los dos 

con mano tan atrevida 

del árbol de eterna vida 

que os destierre manda Dios 455 

desta su guerta florida. 
Adán Yo bien conozco mi yerro, 

ángel bienaventurado, 

y por mi grave pecado 

con otro mayor destierro 460 

merezco ser castigado. 

Mas dame, ángel benditto, 

nuevas de consolación : 

en la divina jusion, 

si deste grave delitto 465 

tengo de alcançar perdón? 
Ángel No pierdas la confiança 

de la divina bondad, 

pues sabe Su Magestad 

socorrer con mas bonança 470 

quando ay mas necesidad. 
Ya que la suma Clemencia 

por tu culpa te destierra, 

el pondra paz en tu guerra 

si llevas en penitencia 475 

los trabajos de la tierra. 
Eva y esta desterrada Eva, 

si a de aver esa concordia ? 
Ángel No te mate esta discordia, 

pues no es en Dios cosa nueva 480 

el hazer misericordia. 
Eva Mi Dios, como te perdi ! 

Quien viere por malhechora 



EL PECCADO DE ADAN I49 

ser esclava la señora, 

bien pueden dezir por mi : 485 

« Quien te vide y te ve agora ! » 
Pues nuestra culpa malvada 

nos obliga a padesçer, 

ved que avernos de hazer ? 
^Adan] Yo, muger, con esta açada 490 

e de ganar de corner. 
De vos tengo conpasion 

y en el aima estoy confuso, 

mas para tomar buen huso, 

tomad por consolación 495 

esta rrueca y este huso. 
Trabajemos sin cesar, 

labrando la tierra dura, 

y esperemos la ventura ; 

que Dios no puede olvidar 500 

su semejança y hechura. 
Eva o feminil ynstrumento, 

pena de nuestro pecado ! 
Adán Vaya el pobre desposado 

cantando con descontento 505 

la canción de desterrado 

CANCIÓN 

Pues nos despea i s les vos, 
mi Dios, porque os ofendimos, 
misericordia pedimos. 



XLI 
AUTO 

DE 

CAÍN Y ABEL 





FIGURAS. 


Abel. 


La Culpa. 


Caín. 


Lucifer. 


Dios Padre. 


La Muerte, 


La Invidia. 


y quatro que la traen 



LOA 

Senado illustre y preclaro, 
si loaros no prometo 
es por no ser yo discreto, 
pues el sentido mas raro 
se ahoga en tan gran subjeto ; 5 

que a vuestra fama gloriosa 
y virtud esclarecida 
dize la ynbidia corrida 
que sera ynposible cosa 
el hazerlo a su medida. 10 

Pues confesando ella tal, 
no puede ningún mortal 
daros la gloria que os toca, 
aunque tuviese en la boca 



AUTO DE CAÍN Y ABEL I5J 

cien mili lenguas de metal. 15 

Solo pido en galardón 
que supla vuestra prudencia 
la falta de mi eloquençia, 
y a mi rrepresentaçion 
le deis agradable audiencia. 20 

Qu*es como Abel y su hermano 
al alto Dios soberano, 
para tenelle propicio, 
le ofrecieron sacrificio, 
el primero de su mano. 25 

Y porque Dios acepto 
el de Abel su rregalado, 
Cayn, de ynbidia ynçitado, 
con despecho le mato 
con la rreja de un arado. 30 

Por lo qual en carro hufano, 
ya como fiero tirano 
por nuestra misera suerte 
comiença a triunfar la Muerte 
de todo el genero humano. 35 



Entran Cayn y Abel con el sacrificio. 

Cayn Pues as dicho, Abel hermano, 

que a Dios hagamos servicio 

para tenelle propicio, 

que llevas ay de tu mano 

que ofresçelle en sacrificio ? 40 

Abel ' Yo, por vitima sincera, 

aquesta blanca cordera. 
Cayn Yo estas espigas de trigo, 

lo mejor, es Dios testigo. 



i;52 AUTO DE CAÍN Y ABEL 

de toda mi semencera. 45 

Abel Es justo, hermano querido, 

si bien en ti lo figuras, 
que le den sus criaturas 
lo hermoso y escojido 
con unas entrañas puras. 50 

Que si un perro yrracional 
conosçe por natural 
quien le da un gueso a rroer, 
no deve el honbre de ser 
peor qu'el bruto animal. 55 

Que pues el honbre es capaz 
de quanto bueno ay criado, 
de yngratto no sea notado ; • 
que ante su divina faz 
es terrible tal pecado. 60 

Q.ue si con torpe bajeza 
se desverguença y [a]beza 
este aborrecible vicio, 
por su común exerçiçio 
se buelve en naturaleza. 65 

Sus, pasemos esta sierra, 
daremos al de la tierra 
de la primera grosura 
de la frutifera tierra 
con voluntad linpia y pura, 70 

pues a tales pecadores 
haze Dios dos mili favores 
con prodiga y larga mano. 



45. sementera imprime Cañete, qui a publié quelques fragments 
de cet auto dans son étude sur Jaime Ferruz, Teatro español del 
skh XVI. 



AUTO DE CAÍN Y ABEL 1 53 

aunque somos, dulze hermano, 

hijos de padres traidores. 75 

Ansi, que juntos los dos 
pasemos aquestas breñas, 
y en aquestas altas peñas 
sacrifiquemos a Dios 
nuestras ofrendas pequeñas. 80 

Aunque sera gran presente 
si el Señor omnipotente 
rresçibe nuestro deseo, 
que el aparençia que veo 
son dones de pobre gente. 85 

ORACIÓN DE ABEL 

a O Señor cuya potencia 
no alcança saver humano, 
rresçibe. Dios soberano, 
ante tu rreal presencia 
esta ofrenda de tu mano ; 90 

« y tu rreal Magestad 
no mire mi poquedad 
ni me castigue en mis vicios ; 
si ay falta en mis sacrificios, 
no en mi pura voluntad. » 95 

Cantan eniranbos este versso : 

Tibí sacrificaho ostiam laudis, 
et nomen Domini ynvocaho. 



78. Le ms. altas pequeñas. 



154 AUTO DE CAÍN Y ABEL 

Baja el fuego sobre el sacrificio de Abel, y no sobr'el de Cayn. 

Abel Dándote gracias te alabo, 

Dios senpiterno y divino, 

pues rreçebiste begnino 

el pobre don de tu sclavo, 

de tan gran merced yndigno ; lOO 

pues tu divina bondad 

quiso ygnorar mi maldad. 

Me hazes cien mili mercedes 

conforme a quien (tu), Señor, heres, 

no según mi calidad 105 

Cayn Quan al rreves de su efetto 

obra este fuego cruel ! 

O qual ardió lo de Abel ! 

Su sacrificio fue acepto ; 

yo muero de ynbidia del. 110 

Harde, malditos tizones ! 

Señor, rresçibe mis dones, 

pues ya me dispuse a dallos ; 

no niegues a tus vasallos 

tus premios y galardones. 115 

Aqui se le aparesçe Dios Padre. 

Dios Cayn, de qu'es tu pasión ? 

que en mi potencia no cabe, 
como tu padre ya sabe, 
dejar bien sin galardón 
ni mal sin castigo grave. 120 

Si pecares de yndiscretto 
con pensamiento o efetto, 
contigo estara el pecado 



AUTO DE GAIN Y ABEL 1 5 5. 

cuyo apetito malvado 

le puse a tus pies subjetto. 125 

Vase Dios Padre, y entra la Ynbidia. 

Ykbidia Cayn, de que te fatigas ? 

qu'estas fuera de sentido. 
Tu no ves, loco perdido, 
que tus granadas espigas 
en humo se an consumido ? 130 

Di, no sientes por afrenta 
que Dios tenga especial quenta 
con Abel y su servicio, 
y desdeñe el sacrificio ■ 
que tu alma le presenta? 135 

Córrete ya de tal cosa, 
pues te ves menospreciado, 
abatido y desdeñado ; 
qu'es afrenta vergonçosa 
ser Abel el rregalado. 140 

Cayn Pues, por que modo de Abel 

podre yo vengarme del ? 
si tu juicio lo alcança. 
Ynbidia Con tomar justa venganca 

matando al yngrato Abel ; 145 

que, muerto este traidor 
en quien tanto mal se encierra, 
en paz, sin sangrienta guerra, 
por universal señor 
quedas de toda la tierra. 150 

Y entonces, según veras, 
a Dios sacrificaras 

146. Cañete corrige : porque muerto. 



1)6 AUTO DE CAÍN Y ABEL 

y açeptallo a, como digo, 
pues, siendo su estrecho amigo, 
el rregalado seras. 15 > 

Cayn Tu consejo bien fundado 

es rrazon agradecerte 
con yr luego a obedecerte 
con pecho determinado 
de dalle la azerva muerte. 160 

Vase Cayn y queda la Ynbidia sola. 

Ynbidia o como va de si ageno, 

de rrencor y enbidia lleno 
contra el hermano ynoçente, 
mordido de la serpiente 
de poncoñoso veneno ! 165 

Yo me voy para la cueva 
de Satan terrible y fiero, 
que pedille albricias quiero, 
pues ya de la gente nueva 
no se escapa el prisionero. 170 

Entran Abel y Cayn solos. 

Abel No sientes, hermano amado, 

mi dolor tan grave y duro 

que ya me olvido y no curo 

de leche, lana y ganado, 

ni aun de mi mesmo, te juro ? 175 

Y causa aqueste tormento 

mostrarme tu un movimiento, 

un no se que, y desamor. 
Cayn O ! y de puta traidor, 

que buen encaresçimiento ! 180 

Abel No son palabras finjidas 



AUTO DE CAÍN Y ABEL 1 57 

ni son cunplimientos vanos, 

sino yo muera a tus manos, 

pues unas son nuestras vidas, 

aunque en dos cuerpos humanos. 185 

Y si te e ofendido en nada, 
la mano de Dios ayrada, 
para que pague el escote, 
descargue su duro acote 

sobre mi blanca manada. 190 

Y si e pensado ofender 
la suela de tu çapato, 
según tus cosas acato, 
nunca buelva, hermano, a ver 

mi choca, majada y hatto. 195 

Si verte alegre y hufano 
y sin pena dolorida 
se conprara con esta vida, 
bive Dios ! mi caro hermano, 
que la de por bien perdida. 200 

Que tus pasiones livianas 
para mi son ynhumanas, 
pues me tocan en los ojos, 
qu'el menor de tus enojos 
me haze salir mili canas ; 205 

que, como seas la cosa 
que en este mundo mas quiero, 
de verte triste me muero. 
Cayn Quien vio sierpe poncoñosa 

en piel de manso cordero ! 210 

198. Cañete rétablit levers en mettant se compra. J'aurais mieux 
aimé conserver le conditionnel et dire : se comprara con mi vida. — 
206. Cañete : pues como seas. 



158 AUTO DE CAÍN Y ABEL 

Abel Que dizes, mi buen Cayn ? 

Cayn Que mueras muerte malsín, 

pagando con las setenas 

el tormento de mis penas, 

de todas principio y fin. 215 

Abel Ay, ay, hermano querido ! 

pues me as muerto por quererte, 

en tal lugar, de tal suerte, 

[a] aquel eterno Dios pido 

que te perdone mi muerte : 220 

que su divina justicia 

no mire tu mal proceso, 

que merescella confieso 

por mi maldad y malicia, 

como muy culpado y leso. 225 

Que pues te a dado contento 

matarme con tal rrigor, 

entiende que mi dolor 

me da gusto y no tormento, 

por nuestras prendas de amor. 230 

[A] Adán y a mi madre Eva 

no lleves la azerva nueva 

deste suzeso ynhumano. 

Adiós, adiós, caro hermano, 

que en mi la muerte se prueva. 235 

Entra la Culpa en abitto de villano. 

Culpa O pese no a diez con ello ! 

Ansina aveis cazurrado 
vuestro carillo chapado 
y quitadole el rresuello ? 
O como esta machucado ! 240 

Mal aya el diabro con vos ! 



AUTO DE CAÍN Y ABEL 

Aballaos afuera un cacho. 
Pues, matasies sin enpacho, 
no temiendo al alto Dios, 
garzón tan vello y mochacho ? 

Cayn y quien heres tu, bestial ? 

Rresponde, bruto animal. 

Culpa Yo soy, noramala, Culpa, 

que para vos no aya disculpa 
ante el Juez divinal. 

O mal grado aya Satan ! 
Calla, calla, que rrebienta 
mi alma ya de contenta. 
Al freir os lo dirán, 
quando del os pidan cuenta. 

No frocastes golpe en vano 
al çagalejo loçano, 
pues la gana del comer 
le quitastes a pracer, 
por san ! como con la mano. 

Cayx Déjate de aqueso agora, 

y ayúdamelo a enterrar. 

Culpa Ansina os podéis secar. 

Enterraldo vos, mal ora, 
pues lo supistes matar. 

Cayn Ten aqui. 

Culpa Pardiez, no quiero. 

Cayn O y de puta grosero ! 

Culpa O hi de puta traidor ! 

Quiéreme hechar el señor 
que le mate yo primero ? 



159 



245 



250 



255 



260 



265 



270 



243. Cañete : sin empaño. C'est sans doute une faute d'impression. 
- 270. "Cañete : que yo le mate. 



1 6o AUTO DE CAÍN Y ABEL 

Engarrafalde del hatto 
y de las rruvias melenas, 
que por primeras estrenas 
vos pagareis bien el patto, 
como ladrón, con setenas. 275 

O qual juega al esconder ! 
Piensa que no le a(n) de ver 
Dios, qu'es rretto y justiciero ? 
En manos esta el pandero 
que le sabra[n] bien tañer. 280 

Entra Dios Padre. 

Dios Cayn, qu'es de tu hermano ? 

Cayn No se del. 

Dios Mentira pura ! 

Cayn So yo guarda, por bentura, 

de Abel ? 
Culpa Al moco loçano 

zanpole en la sepoltura. 285 

Dios Cayn, que heziste del ? 

que ya vengança cruel 

demanda de tu malicia 

a mi divina justicia 

la sangre del justo Abel. 290 

De mi poder ynfinito, 

pues tu pecado te atierra, 

sobre la haz de la tierra 

ahora seras malditto, 



280. Cañete : que lo. — 292. Ce vers, qui était d'abord le cinquième 
de la quintilla, a été transposé à cette place (qu'il doit occuper, en 
effet), d'une encre et d'une écriture différentes de celles du ms. 



AUTO DE CAÍN Y ABEL l6l 

pues SU justa sangre encierra ; 295 

y aunque sea cultivada 
y con tu sudor labrada, 
no te de fruto y sustento, 
pues por tu braco violento 
su sangre fue derramada. 300 

Cayx o soberana Bondad, 

si miro tu yndignacion 
rrebienta mi coraçon ; 
qu'es tan grande mi maldad 
que no meresce perdón. 305 

Pues de la haz de la tierra 
ya tu bondad me destierra, 
huyre de tu acatamiento, 
qu'este es el puro tormento 
del traidor que peca y hierra. 310 

Baldío andaré vagando 
por collados y laderas, 
y diranme hasta las fieras : 
« Pues traes la soga arrastrando, 
rrazon es, cruel, que mueras. » 315 

Porque es tal mi dura suerte, 
después que fui en ofenderte, 
que como a persona rrea 
qualquiera mortal que sea 
me dará la dura muerte. 320 

Dios No tengas ese concepto, 

que nadie osara hazello. 
Quien oprimiere tu cuello, 
siete vezes te prometo 
de castigalle por ello. 325 

Y porque, como a omicida, 
nadie te quite la vida, 



l62 



AUTO DE CAÍN Y ABEL 



yo te porne una señal 

en que tu ynbidia ynfernal 

sea de todos conocida. 330 

Cayn Tal meresçe padesçer, 

gloria de los serafines, 

quien jamas miro los fines. 
Culpa Pardios, que podéis poner 

escuela de matachines. 335 

Cayn Mi cuerpo y alma rrebiente, 

pues que mate al ynocente. 

Cosa nephanda y malina ! 
Culpa Quien presto se determina 

bien despacio se arrepiente. 340 

Cayn O Culpa, déjame ya. 

Culpa No puedo, triste, aunque quiero. 

Cayn Pues, ya del bien desespero. 

Culpa Yo's juro añosga que va 

la soga tras el caldero. 345 

Cayn Señor, para que nasçi ? 

Culpa Rreportate un poco en ti, 

pues es rrazon que te trague 
la tierra, diziendo ansi : 

« Quien tal haze que tal pague. » 350 
Cayn Pues quies doblar mis enojos, 

entrémonos sin porfias, 

y de las lagrimas mias 

jamas se enjuguen mis hojos 

hasta fenesçer mis dias. 355 

Entrase, y sale[n] Lucifer y la Enbidia. 

Lucifer Como criada a mis pechos, 

en fin, lo hordeno tu mano. 



351. Cañete : ¿ quieres doblar mis enojos ? 



AUTO DE CAÍN Y ABEL 

Ynbidia Alégrate y bive hufano, 

pues quedan casi deshechos 
los triunfos del ser humano. 

Lucifer Abrácame, mi esperança, 

gloria de mi bienandança, 
por lo qual, de ynbidia lleno, 
aparto al honbre terreno 
de la bienaventurança ; 

por lo qual no avra ninguno 
que no rae llame su rrey 
por servicios a mi ley, 
y quando se escape alguno 
sera ver bolar un buey. 

Ynbidia Pues, vamonos ya, Satan. 

Lucifer Vamos, mi buen capitán, 
que pienso con tu favor 
ser el monarca mayor 
deste linaje de Adán. 



léj 



^60 



365 



370 



375 



Entra la Muerte en un carro, con quatro que le tiran cantando. 



Muerte 



RROMANÇE 

Triunfe, triunfe ya la muerte 
por un honbre que murió ^ 
que nascio antes que su padre, 
que su padre no nascio, 
y en el vientre de su agüela 
diien que se se sepulto, 
y el agüela estando virgen, 
que nunca se corronpio. 

Conózcase ya en la tierra 
mis fuerças y mi osadia, 



380 



385 



164 AUTO DE CAÍN Y ABEL 

pues es oy el primer dia 
( que enpieça con cruda guerra 

mi potencia y monarquía. 

Ya mi ley es publicada 
y toda cosa criada 390 

me rrinde la subjeçion, 
y a mi sangriento arpón 
ya no avra puerta cerrada, 

pues con un susto furioso 
de crueldad y acídente 395. 

de la nueva y mortal gente, 
el primer triunfo glorioso 
me dieron deste ynoçente, 

que de pura ynbidia ynsano 
le mato su propio hermano, 400- 

al qual llevo a mi aposento 
por señal de venzimiento 
de todo el genero humano. 

Que ya de los subçesores 
de Adán y de su simiente 405. 

no a de escapar un biviente, 
ni pobres ni enperadores, 
con toda la humana gente. 

De mis terribles señales 
an de tenblar los mortales 41a 

y estar tristes y medrosos, 
viendo sienpre vittoriosos 
mis estandartes rreales. 

Ya se pregona la guerra 
a fuego y a sangre pura ; 415 

(que) pues que falto [a] Adán cordura, 
buelva la tierra a la tierra 
adonde fue su hechura. 



AUTO DE CAÍN Y ABEL 165 

Y rai carro soberano 

adorne mi diestra mano, 420 

en que se ocupen mis ojos 
con los mortales despojos 
del nuevo genero humano. 
Los que pensaren pecar 
con vanquetes y con vanos, 425 

deleytes, vicios y daños, 
los tengo de saltear 
en lo mejor de sus años. 

Y qualquiera entienda y note 

que con senpiterno acote 430 

tiene Dios un duro ynfierno 
para qu'el de mal govierno 
alli le pague el escote. 

Esconderse no aprovecha 
-en los senos de la tierra, 435 

-que ya del blanco no yerra 
-esta pestífera flecha 
que a la humana fuerça atierra. 

(Que) aunqu'e[n]tr'esquadras divinas 
-como rrosas matutinas 440 

los ágenos de pecados 
avran de ser colocados 
^obre sillas cristalinas. 

Ultra desto, mis sirvientes, 
-alto, a mi oscura morada , 445 

por desierta y arruynada 
-de bivoras y serpientes 
perpetuamente abitada ! 

que, por mi rreal corona, 
-qualquiera humana persona 450 

cunpla mi fuero v mi ley. 



1 66 AUTO DE CAÍN Y ABEL 

dende el pastor hasta el rrey, 
que aquesta a nadie perdona ! 



ROMANCE 
Triunfe, triunfe ya la muerte, &. 
Maestro Ferruz. 



453. Le ms. de aquesta. 









2>ir^ e 11 (^itfiL Se ^e pu ttu 

1 / \7*^^^^á^ 4fJí^f^Hig 





SIGNATURE DE FERRUZ 



XLII 

AUCTO 

DE 

LA PREVARICACIÓN DE NUESTRO 
PADRE ADÁN 





FIGURAS. 


Adán. 


Dios Padre. 


Eva. 


Un ángel. 


Lucifer. 


Dos ch[o]ros de angeles. 



ARGUMENTO 

Muy generoso ayuntamiento, el deseo que de servir a 
todos vs. mds. tengo me enseño una manera para ello, que 
fue conponer la presente obra, y, conpuesta, hazerme rrelox 
para ser de todos correjido. Por tanto, el que mejor supiere 
rrejirle tome la mano, porque sino, el que no sabiendo se 
pusiere a governarlo, sera ponerle en mayor desconcierto. 
La obra es tal que lo que le falta en estilo le sobra en mate- 
ria. Los ynterlocutores son tales que solo el nonbre basta 
autorizar qualquier obra, por baja que fuese. Veréis la Santa 
Trinidad paseando el Paraíso, y a nuestros primeros padres 
Adán y Eva con gran deleyte gozarle, y, en un momento, la 
serpiente y su astucia dar con ellos al traste. Verlos eis comer 
aquel pero tan azedo que a buen librar quedaremos con la 



1 68 LA PREVARICACIÓN DE ADÁN 

dentera, y pagaremos parte del escote. Veréis al ángel privallos 
del guerto, y [lo que] oyeron por boca de Dios. Cosas son 
que consigo traen el atención, por lo qual no os la pido. Sola 
una cosa se haga por mi, mientras buelvo : que partamos el 
trabajo. Pues yo, como digo, me hize campana, que alguno 
tome cargo de dar las badajadas. 



Entran Adán y Eva solos. 

Adan o muger, quanto devemos 

[a] aquella suma Bondad ! 
Ynposible es le paguemos, 
si siempre nos desvelemos, 
su gran liberalidad. 5 

Mira con quanto cuydado 
procuro darnos rreposo ; 
de nada nos a formado, 
y púsonos en poblado 
de guerto tan deleytoso. 10 

Hizo el cielo tan dottado 
de(s) estrellas y de planetas, 
pues el ayre tan poblado 
de avecicas, y abitado, 
a nuestro querer subjetas. 15 

Los pescados en el mar 
y las fieras en la tierra 
hizo por nos sustentar ; 
púsolo a nuestro mandar, 
que nada nos haze guerra. 20 

Los cielos dan movimiento 
solo por nos conservar, 

I, Les vers 1-12 ont été refaits. 



LA PREVARICACIÓN DE ADÁN 169 

las estrellas ynfluymentos, 

y tanbien los elementos 

nos sirven sin descansar. 25 

El fuego nos t(i)enpla el frió, 
€l ayre defiende el fuego, 
el agua con su rroçio 
a la sed quita su brio, 
la tierra nos da sosiego. 30 

Mira, pues, el alegría 
del sol, también de la luna : 
como el sol alumbra el dia, 
la luna la noche unbria ; 
todos nos sirven a una. 35 

Y cosas mas principales, 
si las queremos notar : 
como nos hizo ynmortales, 
con sentidos rracionales ; 
mercedes de no olvidar. 40 

Gracias, mi Señor, te demos 
por tan admirable don! 
O muger, nunca cesemos 
de loalle, pues que vemos 
(nos) lo manda la religion. 45 

Sin podelle nos quitar 
ni añadir ninguna cosa, 
que nos quisiese formar 
a su ymagen, y criar, 

es cosa maravillosa. 50 

Lucifer En grande tristeza bivo, 

viendo tan gran crueldad ! 
Muy grande agravio rreçibo 

32. Les vers 32-45 ont été refaits. 



lyO LA PREVARICACIÓN DE ADÁN 

que me haga Dios captivo 

y de al honbre libertad. 5^ 

El, hecho de puro lodo, 
y el, criado en el vil suelo, 
me a de esceder en todo ? 
Y yo, hecho de otro modo 
dentro del eterno cielo, 60 

yo, de profunda grandeça, 
de profundo entendimiento, 
mi memoria y sobtileza 
es sobre naturaleça : 
pues, que fue mi abatimiento? é^ 

Ver mi astucia y mi rrazon 
me causa gran desconsuelo, 
ver mi alta creación 
y ver la baja nación 
del honbre subir al cielo. yo 

Yo, de virtudes dotado 
sobre todas las criaturas, 
yo, el mas alto y sublimado, 
e de ser sobrepujado 
destas terrestres figuras? 75. 

De mis potencias rreniego 
del modo que en mi an quedado, 
si yo no metiere a fuego 
aquestos dos honbres luego, 
y después todo humanado. 8a 

Yo, por solo un pensamiento, 
del cielo ynpireo fui hechado 
sin aver mas miramiento ; 
y un honbre pobre, anbriento, 
piensa rreynar en mi estado ? 85 

Pues Dios me hizo abajar 



LA PREVARICACIÓN DE ADÁN I 

del cielo, es bien que trabaje 

que nadie alia pueda entrar. 

Yo me quiero aqui vengar 

con quitalle el vasallaje. 90 

Yo, en el domingo criado, 
dia de toda alegria, 
antes qu'el honbre formado, 
y el, en viernes fue acabado, 
tiene tanta fantasia ? o^ 

Pues, déjame a mi hazer, 
que Dios le dio libertad 
y esta le hará perder; 
yo le quiero acometer 
con muy gran seguridad. loo- 

Aunque de su natural 
el honbre puede caher, 
tiene un don celestial, 
qu'es justicia original, 
y esta me haze temer. 105 

Que la carne quiera andar 
tras su mala ynclinaçion, 
ayudarla e yo a ynçitar; 
mas no la podre forçar, 
qu'es subjeta a la rrazon. no- 

Esta es la causa que hallo 
para dubdar la vitoria, 
pero, en fin, quiero tentallo ; 
quiça podre derrocallo 
y privallo de la gloria. 11^ 

Yo le porne subjeçion 
penosa de deshechar; 
si con esta tentación 
se pone en disputación 



71 



IJ2 LA PREVARICACIÓN DE ADÁN 

comigo, no ay que dubdar. 120 

Yo le armare tales tretas 
que no se pueda scapar, 
por astucias muy secretas. 
Con estas siete saetas 
yo le tengo de enclavar. 125 

La primera quiero armar : 
por sobervia le asiré. ' 

Quierole hazer pensar 
que a Dios se podra ygualar, 
y ansi le cautivare. 130 

O como estoy muy búfano 
con aqueste pensamiento ! 
Todo me viene de mano, 
porque creo este mançano 
a de ser su perdimiento. 135 

Mandóle Dios no tocar 
en el so pena de muerte, 
yo le tengo [de] acuciar 
a hazerselo quebrantar, 
si puedo, aunque sea mas fuerte. 140 

Yo tengo de procurar 
con gran diligencia y zelo 
como los pueda engañar, 
porque sera granjear 
que ninguno vaya al cielo. 145 

Y mejor es, a mi ver, 
para salir deste afán, 
acometer la muger, 
qu'es mas flaca, y podra ser 
^u'ella misma engañe [a] Adán. 150 

— Eva, dame una rrazon : 
qu'es la causa porque quiso 



LA PREVARICACIÓN DE ADÁN 



I7J 



Dios sacaros eçepçion, 

poniéndoos obligación 

al árbol del Paraiso? 155 

Pues que todo lo a criado 

por vuestro sustentamiento, 

por que causa os a mandado 

que del árbol mas preciado 

rto cojáis sustentamiento? lóo- 

Eva De todo el fruto criado 

en este lugar do estamos 

comemos y hemos husado, 

solo nos esta vedado 

que de un árbol no comamos, 165. 

qu'es este qu'esta plantado 

en la mitad deste guerto ; 

por Dios nos es avisado 

quien comiere del bocado 

en aquel dia sea muerto. 170» 

Serpiente Aqueso, no lo temáis, 

que no a de ser desa suerte. 

Muy engañados estais ; 

aunqu'este fruto comáis, 

no ayais miedo de la muerte. 175 

Es muy mala consequencia, 

va como de blanco a prieto, 

grande es vuestra ygnoçençia, 

pero perdéis preminencia 

por no entender el secreto. i So- 

Si Dios aquesto os desvia 

con aquesos traspantojos, 

es porque sabe qu'el dia 

que lo comier(e)des, se cria 

nueva luz en vuestros ojos. 18^ 



174 LA PREVARICACIÓN DE ADÁN 

Sabe que luego sabréis 
discernir el bien y el mal, 
y porque no lo yntenteys 
os dize que moriréis, 
pero nunca sera tal. 190 

Creo que no me cre[e]is, 
diziendo que so animal. 
Yo digo lo que perdéis ; 
que semejantes seréis 

al mismo Dios celestial. 195 

Eva Gran cuydado me rrodea 

en caso tan espantoso. 
En verdad, que yo lo vea, 
porque mi animo desea 
gustar gusto tan hermoso. 200 

Que lindeza ! de comer 
el apetito rremueve. 
O que sabor ! o que oler ! 
Aquesto quiero sconder 
y dallo [a] Adán, que lo prueve. 205 

Que bien es participemos 
anbos aqueste secreto 
y que juntos lo gozemos, 
y semejantes seremos 
a nuestro divino objeto. 210 

— Sabe que me a acaesçido 
un caso que avras plazer : 
la serpiente a mi a venido 
y me a dicho un escondido 
y gran secreto, a mi ver. 215 

Dizeme que si comemos 
fruta del árbol vedado, 
nuestros ojos abriremos 



LA PREVARICACIÓN DE ADÁN I75. 

y semejantes seremos 

a Dios que nos a criado. 220 

Eso, como puede ser? 
A Dios yncunbe tal ciencia. 
No es caso este de creher, 
mas presto se puede ver 
si hazemos la espirençia. 225 

Toma, que en quanto as gustado 
y en este dia cojido, 
con fruto no as acertado 
tan sabroso ni preciado, 
odorífero y lucido. 230 

Toma, hazme este plazer ; 
veras que lindo sabor. 
Es tan bueno que, a mi ver, 
jamas se podra poner 
ni plantar otro mejor. 235 

Bive Dios ! y como a sido ? 
desnudos emos quedado. 
Como no lo aviemos vido ? 
El fruto que emos comido 
sin dubda nos lo a mostrado. 240 

Muy vergonçosos estamos, 
biviendo desta manera. 
Vamos de presto, y hagamos 
algo con que nos cubramos 
destas ojas de higuera. 245 

Sale Dios Padre paseándose. 

Bien estava esto sabido 
y prescripto ante mi nonbre 
que avia de ser ofendido 
y mi precepto escluido, 



1^6 LA PREVARICACIÓN DE ADÁN 

por hazer yo libre al honbre. 250 

Adán, Adán, dond'estas ? 
Qu'es de tu seso y cordura? 
Muy mal mirado lo as, 

mas con muerte pagaras 
tu atrevimiento y locura. 255 

Adán Ya, Señor, tu boz e oydo, 

mas de temor estoy mudo. 

De verguença m'e escondido, 

aviendome conosçido 

que ando todo desnudo. 260 

Dios Quien te dio conocimiento 

qu'estavas sin vestidura? 

Tu muy poco miramiento 

y tu grande atrevimiento 

te puso en e^a estrechura. 265 

Pusete en este lugar, 

dite todo lo criado, 

y as querido rrevellar 

en no querer conservar 

un precepto que te e dado. 270 

Adán O Señor! que la muger 

que por conpaña me as dado 

me dio este fruto a comer. 

Por hazelle conplazer, 

triste de mi, lo e gustado. 275 

Dios — Y tu, que rrespondes, Eva ? 

Por que causa lo heziste ? 

Que rrazon ay que te mueva 

a quererte hazer prueva 



279. Le ms. ha:(er nueva. 



LA PREVARICACIÓN DE ADÁN 1 77 

deste fruto que comiste? 280 

Eva La serpiente me engaño 

por astucia muy sobtil, 
ella me persuadió, 
ella, Señor, me ynçito 
a hazer cosa tan vil. 285 

Dios ' — Maldita seras, serpiente, 

porque yntentaste tal guerra. 
Seas maldita yncontinente 
en todo animal biviente 
y las bestias de la tierra ! 290 

Tierra sera tu manjar 
todo el tienpo de tu vida ; 
sobre tu pecho as de andar, 
no te podras levantar, 
sienpre seras perseguida. 295 

Enemistad y quistion 
pondre entre ti y la muger, 
sienpre su generación 
y tu frutificaçion 
se tienen de aborresçer. 300 

Tu cabeça quebrara, 
tu asecharas su calcaño; • 
sienpre te aborresçera ; 
cada qual procurara 
hazer al otro mas daño. 305 

— Y a ti, Eva, añadiré 
tus trabajos y litijos ; 
yo los multiplicare, 
y sobr'esto te haré 
con dolor parir tus hijos. 310 

Toda la vida seras 
del varón señoreada, 



178 LA PREVARICACIÓN DE ADÁN 

contino le serviras, 

de su mano no saldrás : 

sienpre seras subjetada. 31 > 

— Y a ti, Adan, porque comiste 
del fruto que te vede, 
porque a tu muger oyste 
y con ella concediste, 
la tierra te maldire. 32a 

Sea la tierra maldezida 
de tus obras y lavor, 
délia sea tu comida 
todo el tienpo de tu vida 
por tu trabajo y sudor. 325 

Las "yervas que engendrara 
comerás con mili enojos; 
espinas conservara, 
de si las producirá 
con diversidad de abrojos. 330 

Con sudor as de ganar 
el pan que agora perdiste, 
aquesto te a de durar 
hasta que tornes a entrar 
en la tierra do saliste. 335 

Polvo heres y as de ser 
sin ninguna rresistençia, 
y en polvo .te as de bolver, 
pues que quisiste perder 
el estado de ygnoçençia. 340- 

Veis aqui Adan ya hecho 
a nosotros casi ygual. 
Ya estaras muy satisfecho, 
que tienes ciencia en tu pecho 
para saber bien y mal. 345 



LA PREVARICACIÓN DE ADÁN J 

Toma sendos vestimentos 
de pellejos que os vistáis, 
hazed luego movimientos, 
buscad nuevos aposentos 
por alia, donde bivais. 350 

Porque otra vez no comáis 
mas del árbol de la vida 
y para sienpre bivais, 
yo os mando que salgáis^ 
luego de aquesta maguida. 3^55 

Yd a rronper las entrañas 
de donde fuistes formados, 
alli vengad vuestras sañas. 
Buscad, buscad nuevas mañas 
para ser alimentados. 360 

Vase Dios Padre, y entra un Ángel. 

Salid, salid prestamente 
antes que os hiera mi espada. 
Pues fuistes desobediente, 
manda Dios omnipotente, 
que perdais esta posada. 365 

No curéis de porfiar 
ni bolver a traspasada, 
que aqui me aveis de hallar 
puesto en aqueste lugar 
para rresistir la entrada. 370 

No cunple mas esperar, 
pues Dios esta tan ayrado ; 
vamos de aqui sin tardar 
do nos quisiere guiar, 
pues que hazello es forçado. 375 

O que grave perdimiento ! 



79 



1 8o LA PREVARICACIÓN DE ADÁN 

Caso digno de llorar 

quien causo tal movimiento. 

Lugar de contentamiento, 

como te podre dejar ? 380 

Ángel Apriesa, sin dilación ! 

que yo tengo de yr con vos 

a daros por posesión, 

alia, cerca del Ebron, 

el canpo de Damasfos. 385 

AUi do fuiste criado 

me manda Dios que te deje ; 

pues que fuiste mal mirado, 

quéjate de tu pecado : 

de mi ninguno se queje. 390 

Adán Con que cara llamare 

el socorro del Señor? 

O muger, que no osare. 

Triste de mi ! que haré ? 

O que áspero dolor! 395 

Es verdad que me mando 

sino solo un mandamiento. 

Un precepto que me dio, 

como le quebrante yo ? 

Do estava mi entendimiento ? 400 

Donde estava mi saber, 

quando ansi me perdi ? 

Donde estava mi entender, 

y aquel tan gran conosçer 

que Dios avie puesto en mi? 405 

Los que an de rredundar . 

de mi, pues su fin cause, 

nunca cesen de llorar ; 

de mi quejen sin cesar, 



LA PREVARICACIÓN DE ADÁN l8l 

que yo soy el que peque. 410 

Vkgel Este es el lugar y asiento ; 

aqui tienes de quedarte. 

Ten paciencia y sufrimiento, 

qu'el divino acatamiento 

muy [bien] puede perdonarte. 415 

Adán En el espero y confio, 

aunque yndigno y pecador. 

— No mires mi desvario; 

acuérdate, Señor mió, 

de aqueste siervo traidor. 420 

No mires a mi pecado, 

o Hazedor del altura, 

mas mira que me as criado : 

no perezca en mi el estado 

de la humana criatura, 425 

Eva o mugeres ! do moráis, 

que no sabéis esta nueva? 

En la materia do estays, 

dezi, como no lloráis, 

quejándoos de vuestra Eva ? 430 

Como tienes sufrimiento, 

tierra? Como me sostienes? 

Pues yo fui tu perdimiento, 

porque me das alimento ? 

Gran paciencia es la que tienes ! 435 

Todo el sexo femenil 

tome odio contra mi, 

y aun el estado viril, 

pues yo fui tan torpe y vil 

que tal culpa cometi. 440 

Adán O humana naturaleza, 

quanto te e menoscabado ! 



1 82 LA PREVARICACIÓN DE ADÁN 

Despójete tu rriqueza, 

déjete en suma pobreza, 

pusete en mortal estado. 445 

Toda la humana nación 
se queje del mal Adán, 
pues cometí tal traición 
que vendi toda creación 
y la subjete a Satan. 450 

Por esta culpa y pecado 
malditto, que cometi, 
mi carne se a levantado, 
y el demonio se a esforçado, 
y pelean contra mi. 455 

Que a sido esta novedad, 
que ya todo lo criado 
sale de mi voluntad ? 
Ya me sigue enfermedad ; 
de dolor estoy cercado. 460 

Quando deste mi costado 
Dios Padre a ti te formava, 
en aquel sueño pesado 
alli me fue rrevelado 
un secreto que hordenava : 465 

y es que avia de encarnar 
su hijo en nuestra nación ; 
esto me haze esperar 
qu'este divino abajar 
€s por nuestra rredençion. 470 

Puesto que bien no se 'alcança 
esto por nuestro saber, 
me pone gran confianca 
de conseguir perdonança 
' querer Dios de nos nacer. 475 



LA PREVARICACIÓN DE ADÁN 1 85 

Lloremos nuestro pecado, 
no cesemos de jemir, 
que Dios que nos a criado, 
si en este tienpo esta ayrado, 
en otro nos querrá oyr. 480 

Entra[n]se Adán y Eva, y salen los choros. 

Coro i° Hermana, di, no as notado 

un tan grave desconcierto 

que Lucifer a yntentado, 

por lo qual a sido hechado 

el primer honbre del guerto ? 485 

Mandóle Dios no comiese 

del árbol de Paraiso 

porque muerte no muriese, 

y haquesto solo hiziese ; 

y el no lo guardo ni quiso. 490 

Donde estava su sentido, 

su costançia y su virtud, 

quando en tal yerro a caydo ? 

Como Adán a cometido 

tan culpable yngratitud ? 495 

Diole ser y movimiento 

Dios por su grande bondad, 

no por su meresçimientto, 

y a tenido atrevimiento 

de hazer tan gran maldad ! 500 

Otro Diole memoria y saber, 

voluntad y entendimiento, 

y rrazon para escojer 

conforme al propio querer, 

y escojio su perdimiento. 505 

Diole todo lo criado. 



184 LA PREVARICACIÓN DE ADÁN 

diole abrigo y conpañia, 

y a sido tan mal mirado 

que tan mal se a conservado 

que le ofendió el primer dia. 510 

No vie la divina Esencia 
qu'estava en todo lugar ? 
Todo lo tiene en presencia 
y lo manda por potencia, 
no ay en esto que dubdar. 515, 

Nadie se puede esconder, 
ni nosotros tal pensemos, 
y pues se a de saber 
todo hecho y por hazer 
en nada nos descuydemos. 520 

Coro 1° Hermana, puesto que vemos 

que Adán a prevaricado, 
a Dios Padre ynterroguemos 
y cantando supliquemos 
le perdone su pecado. 525, 

CANCIÓN 

Alto Rrey celestial, 
perdona a la criatura : 
no perezca la figura 
de tu- esencia divinal. 

COPLA 

Asie dado entendimiento 53a 

y sentido rraçional 
para escojer bien y mal, 
y escojio su perdimiento. 



LA PREVARICACIÓN DE ADÁN 185. 

Pues ves su arrepeniimiento 

y penitencia procura, 555 

perdona a la criatura, 

aunque a sido desleal. 



XLIII 



LA JUSTICIA DIVINA CONTRA EL PECCADO 
DE ADAN 



Justicia. 
Misericordia. 
Dios Padre. 
Dios Hijo. 



FIGURAS. 



Dios Spiritu Sancto. 

Adán. 

Eva. 

Un ángel. 



Dos choros. 



ARGUMENTO 

Generosos señores, aqui se rrescitara una obra que trata 
<ie como, después que nuestros primeros padres ovieron 
prevaricado y quebrantado el mandamiento divino que por 
Dios les fue puesto, paresçe la divina Justicia ante la 
sagrada presencia de Dios, acusándoles del pecado y 
delitto que avian cometido, y pidiendo sean castigados 
ellos y sus decendientes con muerte eterna. A la qual 
acusación la divina Misericordia se opone, defendiendo al 
misero genero humano. En fin, que en la beatísima Tri- 
nidad se determina, como lo estava ab eterno, que encarne 
la Persona segunda, qu'es el Hijo, y se haga honbre para 
pagar aquel tan duro pecado. Nuestro autor les suplica le 
presten el silencio que tan subida y delicada obra rrequiere, 
perdonando y supliendo sus faltas. Y con tanto, valet[e]. 



LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 



187 



Entra la Justicia divina ante Dios. 

Justicia Muy alto Rrey celestial, 

yo parezco ante tu nonbre 
como promutor fiscal ; 
ante tu rreal tribunal 
quexo criminal del honbre. 

Siendo Justicia mayor, 
es mi oficio ynvistigar 
qualquier delitto y herror ; 
ante ti yncumbe, Señor, 
el mandallo castigar. 
Dios Pues, qu'es vuestra petición. 

Justicia ? De que os quexais ? 
Justicia Sin ninguna dilación 

proporne mi acusación. 
Suplico's, Señor, me oyais. 

Despues qu'el cielo criaste 
y todo el mundo y planetas, 
de nada al hombre formaste, 
y aun a las fieras mandaste 
le fuesen sienpre subjetas. 

Distele una provision 
de tu boca, muy patente, 
que toda la creación 
le rren diese subjecion, 
desde el oriente a poniente. 

Las aves que tu as criado 
hasta los peces del mar, 



10 



15 



20 



25 



8. Les vers 8-25 ont été refaits. — 22-23. J'ai cherché à rétablir 
ces deux vers ainsi conçus dans le ms. abierta hoca muy patente — 
que to digo operación. 



18 I-A JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 

todo se lo as entregado ; 

quisiste fuese llamado 

como el lo quiso nonbrar. 30 

Ya que su naturaleza 
de puro lodo formaste, 
le pusiste en gran pureça, 
y los attos de flaqueza 
a la rrazon subjetaste. 35 

Por tu sçiençia divinal 
le diste tal rretitud 
que, aunqu'el propio natural 
quiera apetecer el mal, 
rrazon le traiga a virtud. 40 

Otro don mas singular 
le dejaste, y señorío : 
porque no pueda quejar 
que no se pudo salvar, 
le diste libre alvedrio. 45 

Desde el dia que le hiziste 
tuvo aquesta propiedad 
que en libertad le pusiste 
tres potencias que le diste : 
memoria, entender, voluntad. 50 

Sobre todo le heziste 
un lugar tan deleitoso 
en que. Señor, le pusiste 
y conpañera le diste, 
por le dar mayor [rreposo]. 55 

De todo aquesto que trato 
le heziste posehedor, 
y el a sido tan yngrato 

41. Les vers 41-55 ont été refaits. — 43. Le ms. que porno pueda. 



LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 1 89 

que le pusiste un mandato 

y luego fue transgiesor. éo 

O que mal comedimiento ! 
honbre de poca virtud, 
o que poco miramiento ! 
No cunplir tu mandamiento 
fue muy grave yngratitud. 65 

Por lo qual el à yncurrido 
en gravísimo delitto 
y meresçe ser pugnido 
por sienpre, pues a ofendido 
a ti que heres ynfinito. 70 

Ase de rreconpensar 
la pena con el pecado : 
tu no puedes acabar, 
tanpoco el puede dejar 
de ser jamas castigado ; 75 

que si el castigo cesase 
de su grave tiranía, 
no seria castigarse, 
ni menos podria pagarse 
ni a ti te satisfaría. 80 

Por lo qual. Señor, te pido 
mires estos acidentes 
y el crimen que a cometido ; 
que sentencies sea perdido 
Adán, y sus deçendientes. 85 

Paresçe que tu clemencia 
de hazer esto s'escusa ; 
no a(y) lugar aqui paciencia, 
porque su propia conciencia, 
aunque yo calle, le acusa. 90 

Visto vuestro pedimiento, 



190 LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 

hallo que tenéis rrazon 
que condene a perdimiento 
por su desacatamiento 
aquesta generación. 95 

MiSERicoR. O Señor, que no a de ser, 
suplico a tu Magestad, 
tan cruel el proceder ! 
No se a de hechar a perder 
ansi toda humanidad. loa 

Y si mi hermana a pedido 
que se haga este castigo, 
yo, Señor, tanbien os pido 
que no me hecheis en olvido. 
Entrad en rrazon comigo, 105 

que tanbien fuy yo criada 
eternalmente con vos, 
y no e de ser deshechada. 
Tenpla, Señor, vuestra espada ; 
mira, Señor, que soys Dios. no 

Si este juyçio hazeis, 
claro esta que yo perezco ; 
antes que lo sentenciéis 
os suplico m'escucheis 
esta rrazon que os ofrezco. T15 

Mira que tengo mi ser 
en vuestro ser ynfinito 
y que ynfinita e de ser : 
no se a de proceder 
sin mi contra este delitto. 120 

Por propiedad natural 
de vuestro eterno rreposo, 
por potencia universal, 
por la sapiencia eternal, 



LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO I9I 

conviene ser piadoso. 125 

Como al huego el calentar 
y al sol el rresplandeçer, 
ansi os viene el perdonar ; 
ynpropio es el castigar, 
fuera de vuestro querer. 130 

Mira, pues, vuestra grandeça 
como ynfalible testigo ; 
mira la naturaleza 
dcste honbre, y su flaqueza, 
a quien queréis dar castigo. 135 

Si tu virtud le deshecha, 
y con el entra en rrazon, 
si tu potencia l'estrecha, 
que tiene de su cosecha, 
si la mala ynclinaçion ? 14a 

Perdónale por tu amor, 
pues su flaqueza le enpece, 
y si sigues el rrigor 
contra el cuerpo pecador, 
la noble alma, que meresçe ? 14^ 

Mira qu'es un don precioso 
y tu mesmo la metiste 
en cuerpo defetuoso ; 
no te muestres rriguroso 
contra lo que tu hiziste. 150 

Dios Misericordia, ya e vido 

que mi propio natural 
esta contigo enjerido, 
mas tiene de ser oydo 
lo del atto judicial. 15^ 

Justicia Bien sabes que so eternal 

e de ynfinita virtud ; 



192 LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 

(y) disimular tan gran mal 
serie hazerme mortal 
y privar mi beatitud. 

Todo lo que e protestado 
ante tu divina esencia : 
pues fue ynfinito el pecado, 
sea ynfinita la sentencia ; 
(y) manda sea asi esecutado. 

Bien puedes hazer de hecho 
sobre aquesto rremision, 
pero al fin es de derecho 
que se castigue el mal hecho, 
y en esto no ay rredençion. 

En tus obras y ejerjiçio 
yo voy delante de ti, 
contigo estuve ab inicio, 
no puedes hazer oficio 
sin que me des parte a mi. 

No castigar es querer 
que yo perezca al visible ; 
yo no puedo peresçer 
si tu no dejas de ser, 
lo qual es muy ynposible. 
AIiSERicoR. Concluyamos brevemente. 
Rrespondeme, Dios eterno : 
podra el honbre justamente 
quejarse que simplemente 
le criais para el ynfierno, 

porque, ya que Adán pecase, 
. los por nasçer, que meresçen ? 
Justicia Si aqueso se escudriñase, 
yo's digo que se hallase 
que justamente padesçen. 



160 



165 



170 



175 



180 



185 



90 



LA JUSTICIA CONTRA El, PECCADO I93 

No se pueden escusar, 
todos en Adan pecaron, 
por lo quai quiero alegar 
que lo[s] as de desterrar 
como al ángel desterraron. 195 

Aquestos dos, que padezcan, 
porque pecaron en atto, 
penas que nunca fallezcan ; 
y a los otros, que carezcan 
para sienpre dé tu trato. 200 

Pues que ya, en su concepción, 
según borden natural, 
no puede aver esençion ; 
y saldrán con ynfecion 
de la culpa original, 205 

y esta les a de ynpeler 
como causa principal 
[a] otro pecar y caber : 
por fuerça an de cometer 
algún pecado attual. 210 

Por lo qual esta provado 
por rrazon clara y visible 
meresce ser condenado ; 
y el que muere en este estado, 
no terna pena sensible. 215 

Quéjense de sus pasados 
que con su antigua malicia 
los dejaron maculados, 
qu'ellos serán condenados 
por rretisima justicia. 220 

Dios No se puede aqui esceder, 

pues que Justicia govierna ; 
no puede satisfazer 



194 LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 

el honbre sin padesçer 
para sienpre muerte eterna. 
MiSERicoR. Una cosa as de hazer 
si quieres ser yracundo : 
para no ver padesçer 
muchos justos que a de aver, 
que cortes el hilo al mundo. 

Porqu'es muy gran conpasion 
qu'el varón que fuere justo 
carezca de tu vision. 
Justicia Pues que Adán dio la ocasión, 
pasen por aquese gusto ; 

deste se quejen y ultrajen. 
No te fatigues ni penes, 
nazcan, y no los atajen. 
MiSERicoR. Mira, Señor, qu'es tu ymagen 

el honbre ; no le condenes. 
Justicia Todos tienen que nascer 

aquellos que tu mandaste, 
multiplicar y cresçer ; 
no puede dejar de ser 
lo que tu, Señor, hablaste. 
MiSERicoR. Mira qu'es conpusiçion 
que del lodo conpusiste ; 
no le ynbies a perdición, 
siquiera por la façion 
tuya, que en el ynprimiste. 
Justicia Señor, yo soy tu Justicia 

y muy justa es tu balança, 
pesa muy bien su nequicia, 
qu'el honbre por su malicia 
ya perdió tu semejança. 
MiSERicoR. Quedóse con la figura. 



225 



230 



235 



240 



245 



250 



255 



LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 

ya qu'el ymitar perdiese, 
acuerda qu'es criatura 
que no le hizo tu Altura 
para que ansi pereciese. 
Justicia No es menester altercar, 

aquesto se a de hazer ; 
no es caso de perdonar, 
porque quererlo yntentar 
murmurarie Lucifer, 

que, siendo ángel tan lucido, 
por un solo pensamiento 
de los cielos fue espellido 
y alia en el centro metido 
en ynçesable tormento. 

Pues la angélica natura 
ya ves. Señor, quanto excede 
a lo qu'es pura criatura, 
pague el honbre lo que deve, 
fírmese aquesa escriptura. 
MiSERicoR. Ay muy gran contrariedad 
en esto, y quiereslo ver : 
que tiene el ángel propiedad 
que si aprehendió maldad 
no la pudo deponer ; 

y al momento que peco 
Lucifer en tu presencia, 
en el punto le falto 
el tienpo, y no meresçio 
poder hazer penitencia. 

Es natura espiritual 
d'espiritu fortificado, 
queda obstinado en el mal, 
y no puede aqueste tal 



195 



2éo 



265 



270 



275 



280 



285 



196 LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 

apartarse del pecado. 290 

Despues qu'el mal acepto 
en tienpo del meresçer, 
en el tanto se afirmo 
que lo que de alli saco 
fue solo su padesçer. 295 

Por lo quai esta provado, 
según por esto paresçe, 
no deve ser perdonado ; 
esta muy bien condenado 
y justamente padesce. 300 

Tuvo fuerte voluntad, 
faltóle ser gratuyto ; 
cresçio tanto su maldad 
que aborresçe la bondad 
y no puede estar contrito. 305 

El honbre puede dejar 
lo bueno o malo que quiso, 
y como pudo pecar 
lo puede ansi deshechar, 
y esta ya dello arrepiso. 310 

Mas si peco Lucifer, 
no le constriño flaqueza 
ni tanpoco no saber, 
sino malicia y querer 
a sabiendas la torpeca. 315 

No es caso de rremision 
que toca al Espíritu Santto, 
y por esta conclusion • 
cesa su murmuración 
en el consistorio santto. 

Que si Adán prevarico, 
no es tanto de culpar. 



320 



LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADa 



197 



porque a su muger siguió 

y esta cierto no yntento 

el querérsete ygualar. 325 

Tanbien, Señor, as de ver 

la astucia de la serpiente, 

y qu'es flaca la muger, 

y la pudo convencer 

con palabras subtilmente. 330 

Justicia Todo aqueso es prolongar. 

Contra su poca constancia 

no se sufre dilatar ; 

ello se a de esecutar, 

que no le escusa ygnorançia. 335 

Ya que Eva lo comió, 

Adán estuvo mas fuerte : 

pues no la rreprehendio, 

claro esta que consintió. 

Anbos meresçen la muerte. 340 

Aqui no a de aver rrençilla : 

castigúense los pecados. 

Quien sale de la costilla 

a de salir con mancilla ; 

vayan todos condenados. 345 

Que pues al honbre pusiste 

en libertad de pecar, 

no sin causa lo heziste ; 

en este punto consiste 

poderme yo ejercitar. 350 

MiSERicoR. Tanbien quiero rreplicar 

en eso : que conveñia 

al honbre ansi le dejar 

para mejor declarar 

Dios su gran sabiduría ; 355 



1^8 LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 

y quiso el Padre Eternal 

que todo el mundo supiese 

que sabie sacar del mal 

otro bien mas especial, . k.. 

esto es si el honbre cayese. 360 

Aqueste bien as de usar 

agora, si heres servido, 

en dar borden singular 

como se pueda salvar 

el honbre, qu'esta perdido. 365 

Justicia Señor, no ay mas que tratar, 

fundóme en esta virtud : 

que pues el quiso pecar, 

que lo tiene de pagar, ; 

y esto con gran rretitud. 370 

Dios Justicia tiene rrazon ; 

no ay causa para dejar 

una tan grande ofensión 

sin eterna pugniçion. 

No se puede preservar. . 375 

MiSERicoR. Siguiendo todo el rrigor, 

esta claro y muy patente 

qu'el honbre fue pecador, 

y entre en juicio, Señor, 

no se salvara biviente. 380 

El honbre se a arrepentido 

y no puedes deshecharle, 

sus pecados a traido 

a quenta y los a pugnido ; ,1 

por fuerca as de perdonarle. 385 

Justicia Señor, no es justicia yr 

contra lo qu'esta hordenado ; 

aqui quiero concluyr 



LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 

que por fuerça a de morir 
quien cometiere pecado. 

MiSERicoR. Tu voluntad es, Señor, 
que se levante el caydo 
y se buelva el pecador 
de su delitto y herror, 
y que no vaya perdido. 
Adán a hecho justicia 
de sus pecados y esceso ; 
aunque mas sea su nequicia,, 
pues castiga el su malicia 
no a de aver otro proçesso. 

Dios duerria favoresçer 

al honbre en esta jornada, 
mas a de satisfazer, 
porque no tiene de ser 
mi rretitud agraviada. 

Busca tu en lo venidero, 
si quies que aquesto haga, 
un honbre tan verdadero 
que por el crimen primero 
mi Justicia. satisfaga. 

MiSERicoR. El libro todo e leydo. 
Señor, de tu eternidad, 
y puro honbre no le e vido 
tan consumado y cunplido 
que cubra tan gran fealdad. 

Dios Ah eterno estava escripto 

esto ante nuestro nonbre, 
no basta poder finito 
a pagar este delitto. 
Pésame aver hecho al honbre. 

Xpo Padre mió celestial. 



199 



390 



395 



400 



405 



410 



415 



420 



200 LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 

si nuestra yra prevalece, 

la ofensa es tan grave mal 

qu*es poco pena eternal, 

y estotra virtud perece. 425 

Tenplança tiene de aver 
con estos honbres humanos ; 
yo quiero favoresçer 
porque no an de peresçer, 
qu'es hobra de nuestras manos. 430 

El proceso que an causado 
Misericordia y Justicia 
en derecho esta fundado, 
que deve ser castigado 
el honbre por su malicia. 435 

Mas yo os quiero conformar 
y poneros en concordia, 
que no emos de executar 
tan de hecho el castigar ; 
a de aver misericordia. 440 

Dentro en nuestra Trinidad, 
Padre, esta predestinado 
que yo tome humanidad, 
junte mi divinidad 
con cuerpo tenporiçado. 445 

Esto para declarar 
nuestra gran sabiduría, 
tanbien para rreparar 
y tornar a rrestaurar 
la angélica gerarchia. 450 

La causa muy principal 
que haze aquesta quistion 
fue la natura humanal 
y por dar a cada qual 



LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 201 

muy entera salvación. 455 

Sabiendo avie de pecar 
el honbre, aquesto hordenamos ; 
esto se ha de rremediar, 
no lo hemos de condenar 
pues nosotros le criamos. 460 

Y puesto que aya pecado 
y su culpa es ynfinita, 
yo quiero ser castigado 
por avello nos formado. 
Su pena hagamos finita. 465 

Porque mi divinidad 
de si mesma es ynpasible 
tomare yo humanidad, 
y husando de mi bondad 
haré mi cuerpo pasible ; 470 

y a los comunes defetos 
que en el honbre se an causado 
serán mis mienbros subjetos, 
do'stan solamente eçeptos 
la ygnorançia y el pecado. 475 

Quiero nascer en pobreça, 
ser enbuelto en pobres paños, 
y bivir en aspereça 
conforme a naturaleza, 
tienpo de treynta y tres años. 480 

Sigame frió y calor, 
la hanbre me haga guerra, 
la sed, cansancio y temor, 
la tristeza y el dolor 
me persigan en la tierra. 485 



465. Le ms. hagamos su pena finita. 



202 LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 

Esto todo pasare 
y otro tormento mas fuerte, 
que mi cuerpo forçare 
a bivir, y le haré 
padesçer muy cruda muerte. 490 

Yo quiero ser apreciado 
en bajo presçio, y vendido, 
a sayones entregado, 
por sus manos acotado, 
arrastrado y escupido, 495 

de mis paños despojado, 
de aquellas manos mezquinas 
entre ladrones clavado, 
por escarnio coronado 
la mi cabeça d'espinas. 500 

Con esta mi humanidad 
por causa de su pecado 
husare tan gran crueldad 
que no quede sanidad 
en este cuerpo humanado ; 505 

y puesto que su delitto 
meresçe pena eternal, 
supla mi ser ynfinito 
en es[e] tienpo finitto 
la falta de su caudal. 510 

Aquesta mi encarnación 
a de ser desta manera 
porque por mi coraçon, 
por mi carne y mi pasión 
el honbre haga escalera 515 

y suba el entendimiento 
de su flaca humanidad 
ante nuestro acatamiento 



LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 20^ 

a gustar cl henchimiento 

de nuestra divinidad. 520 

Siendo yo divina esencia, 
eternalmente engendrado, 
en virtud de mi potencia 
• cunplire esta penitencia 

en rredencion del pecado. 525 

Padre mió, si te plaze, 
demos al honbre yndulgencia ; 
si aquesto te satisfaze, 
si esta rreconpensa aplaze, 
mitigue mas la sentencia. 530 

Dios Tu heres mi Hijo amado, 

anbos somos de un querer ; 
aunque sea mas el pecado, 
en ti yo me e contentado. 
Quierome satisfazer. 535 

Detengamos nuestra espada, 
amanse nuestro furor, 
sea su culpa perdonada 
y la pena limitada, 

pues heres tu el pagador. 540 

Spir. Santo Sabiendo esto eternalmente 
por nuestra sabiduría, 
concebimos en la mente 
una donzella excelente 
que avra por nonbre Maria. 545 

A de ser tan linda y tal, 
de mi gracia tan dottada 
que de pecado attual, 
venial ni original, 
jamas no sera tocada. 550 

En aquesta se a de obrar 



204 LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 

esta sacra encarnación ; 

yo la e de fabricar 

por que modo a de quedar 

purpurea, sin corrupción. 555 

Dios Padre a de consagrar 
esta santta abitaçion, 
tu la tienes de morar, 
yo la tengo de adornar 
y a de obrar la concepción. 560 

Por previlegio spécial 
aquesto se a de hazer 
de arte sobrenatural, 
que su claustro virginal 
no se tiene de rronper. 565 

Sin corronper su clausura 
as de entrar, tomando ynfançia, 
y ella de su sangre pura 
sin mezcla de otra criatura 
porna toda la substancia. 570 

Esta Virgen en el cielo 
en mis virtudes trabaja 
tanto que del primer buelo 
a los angeles del cielo 
haze muy grande ventaja. 575 

Sera tanta su humilldad, 
del todo tan verdadera, 
que ante nuestra eternidad 
sobrepuje en calidad 
a la sobervia primera. 580 

Esta, por gracia especial, 
todos tres la adornaremos : 
nuestra esencia divinal, 
nuestro saber eternal. 



LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 205 

en esta la asentaremos, 585 

y haremosla finalmente 
en aquesta encarnar, 
que la obra mas esçelente 
de nuestro divino agente 
jamas pudo fabricar. 590 

Dios Todos tres somos un ser, 

una substancia divina ; 
misericordia a de aver, 
pues en el mundo nasçer 
mi Hijo se determina. 595 

Demos un buen corte y medio 
en este crimen culpable, 
y sera aqueste el rremedio 
que pongamos en comedio 
esta pena perdurable ; 600 

y sera esto qu'el delitto 
que en juyçio disesorio 
páreselo ser ynfinito, 
yo mando por mi heditto 
que se purgue en lavatorio. 605 

Y si en pecado cayere 
el honbre, por ser tan tierno, 
quiero, si se arrepintiere 
y del enmienda hiziere, 
por' el no vaya al ynfierno, 610 

mas sienpre quede obligado 
a la pena tenporal 
por un tienpo limitado. 
•Cpo Esta muy bien hordenado. 

Padre mió celestial. 615 

Muy alegre esto y contento 
con esto que se a hordenado ; 



206 LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 

yo padesçere el tormento, 

y aya el honbre cunplimiento 

del fin porque fue criado. 620 

El honbre, que a de hazer ? 
Los demonios son arteros, 
el muy propinquo a caher ; 
no se podra defender 
de tantos tropeçaderos. * 625 

Por tanto, nuestra prudencia 
le ponga alguna defensa. 
Dios Pues hagamos diferencia 

contra su flaca potencia 
entre la ofensa y ofensa : 630 

y esto sea limitado 
por aqueste modo y suerte 
que no qualquiera pecado 
qu'el honbre ubiere yntentado 
basta para dalle muerte. 635 

A siete los rreduzgamos 
los pecados principales, 
destos se guarden mandamos, 
y al rrelaso condenamos 
a las penas ynfernales. 640 

Son sobervia y avaricia, 
luxuria, yra y gula, 
la falsa enbidia, yproquiçia ; 
aquestos huya, que envicia 
las animas, y atribula. 645 

Si en aquestos escediere 
por obra o por presunción, 
si en ellos permanesciere, 
después del fin nadie espere, 
porque no avra rredençion. 650 



LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 207 

Spir. Santo En este libro esçelente 

de nuestra eterna presencia, 

aqui vemos claramente 

lo pasado y lo presente 

y lo futuro en presencia, 655 

y ansi nos esta patente 

muchos justos que a de aver 

antes qu'el Verbo presente 

su cuerpo, hecho paciente. 

Esto se a de proveer; ééo 

qu*estan todos alançados 

por esta primera guerra 

deste tenplo, y desterrados. 
Dios Pues, vayan depositados 

en el centro de la tierra. 665 

Xpo Pues van a ser moradores, > 

Padre mió, a rreyno estraño, 

no les demos mas dolores 

ni pasen mas sinsabores : 

baste la pena del daño, 670 

Dios Ansi tiene de quedar, 

firmado de nuestro nonbre; 

en el ynfierno an de entrar 

y alli tienen de quedar 

hasta que tu te hagas honbre. 675 

Spir. Santo Vayase a notificar 

a los dos honbres primeros ' 

nuestra largueza sin par, 

porque lo an de declarar 

ellos a sus herederos. é8o 

Xpo Vayan con gran brevedad, 

qu'esta Adán desconsolado ; 

cuéntenle aquesta verdad, - 



208 LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 

lo que nuestra Magestad 
sobr'este caso a acordado. 

— Justicia, que dezis vos ? 
Vuestro paresçer difiere ? 

Justicia Digo, Señor, que soys Dios 
y podéis hazer de nos 
todo lo que os paresçiere. 

Pues vuestro poder m'estrecha, 
por mi no a de [a]ver discordia, 
que yo estoy muy satisfecha 
que deys la mano derecha 
toda a la Misericordia. 

MiSERicoR. Pues que tu me quieres dar 
en todo la preminencia, 
tenem[on]os de abracar 
y para sienpre quedar 
en muy perfeta avenencia. 

Justicia A mi me contenta y plaze 

de hazer tal amistad ; 
pues que mi Dios satisfaze 
la culpa qu'el honbre haze, 
no a de aver enemistad. 

MiSERicoR. Seas, Señor, glorificado, 

pues me quitas de çoçobras ; 
el tu nonbre sea loado, 
que me as puesto y señalado 
asiento sobre tus obras. 

Coro Mas, que guerra tan travada 

a sido esta de los dos ! 
Toda me tiene turbada 
aquesta causa pasada 
que se a tratado ante Dios. 
Metida me avie en temor 



685 



690 



69$ 



700 



705 



710 



715 



LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 2O9 

Justicia con su alegar ; 
si no fuera defensor 
Dios Hijo del pecador, 
do fuéramos a parar? 720 

Otro Bien ablava la piedad 

defendiendo nuestra parte, 
mas hera tal la maldad 
que por fuerça la crueldad 
se llevara el estandarte. 725 

Sin dubda mucho devenios 
[a] aqueste Dios ynfinito ; 
rrazon es que le alabemos 
y cantando le loemos 
el perdón deste delitto. 730 

CANCIÓN 

Sefior, gracias te haiemos, 
pues quesiste padesçer 
por quien ya se yva a perder. 

Son tus misterios, Señor 
de amor y voluntad tan llenos 735 

que de pecados ágenos 
quisiste ser pagador ; 
perdonaste al pecador 
que lo quiso meresçer 
y pecando yrse a perder. 740 

Entra el Ángel a Adán y a Eva. 

Ángel Adán, mucho te an valido 

731-34. Ces quatre premiers vers de la camion font suite, dans le 
ms., au vers 705. Je les rétablis à la place convenable. — 740. Peut- 
être qiiando ya se yva a perder. 

II. 14 



2IO LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 

las lagrimas y el llorar ; 

sabe que no hères perdido, 

que Dios Hijo se a ofrecido 

a querer por ti pagar. 745 

A mostrado tanto amor 
su potencia soberana 
que por daros mas favor 
y libraros de dolor 
quiere tomar carne humana. 750 

En el Linbo aveis de entrar 
después del fallesçimiento, 
en esto no ay que dubdar, 
porque alli aveis d'esperar 
este sacro advenimiento ; 755 

y después de la Pasión 
que a de pasar sin porque, 
Xpo yra a vuestra prisión 
para sacar de afliçion 
los que en el tuvieren fee. 760 

Porque Dios te a perdonado 
en su pecho eternalmente, 
aqueste caso guardado 
que en Xpo crucificado 
tenga fee todo biviente. 765 

Y en esta fee tan cunplido 
a de ser todo varón 
que en este Dios prometido 
por qualquier modo entendido 
espere su salvación. 770 

Rrequierese bien obrar, 
con aquesto juntamente 
en la fee perseverar, 
y con gracia se apartar 



LA JUSTICIA COXTRA EL PECCADO 211 

desta vital aparente. 775 

Ansí la divina Esencia 
por su gran misericordia 
pronuncio aquesta sentencia : 
que, haziendo penitencia, 
eLos promete su gloria. 780 

Quierote hazer saber 
otra gran profundidad : 
lo que tiene de acaesçer 
despues de tu fenesçer, 
alla en la segunda hedad. 785 

La luxuria a de rreynar 
tanto en la gente, y sus olas, 
que Dios los a de ahogar 
con diluvio, sin dejar 
mas de ocho personas solas. 790 

Aquesto se cunplira 
tanbien en la hedad tercera : 
Dios un pueblo escojera 
y [a] aqueste solo dará 
ley [ejscripta verdadera. 795 

Después, en ¡a quarta hera, 
rreyés se levantaran 
e ynperios sobremanera, 
y esta es la gente primera 
de los que ydolatraran. 800 

Aqueste pueblo nonbrado 
que te dije, de eleçion, 
el quinto pueblo passado, 
tiene de ser cautivado 
por su culpa en Babilon. 805 



775. ? 



212 LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 

Despues, Dios los sacara 
con mano muy poderosa ; 
su malicia cresçera, 
y ansi desfallesçera 
que del quede poca cosa. 8io 

La sesta hedad comencando, 
Xpo tiene de encarnar, 
vuestra humanidad tomando ; 
a de ser de vuestro vando 
este Dios Honbre sin par. 815 

De una virgen nasçera 
la mejor de las mejores, 
su pueblo visitara, 
entr'ellos predicara 
estirpando los herrores. 820 

Aquesta gente malvada, 
viendo su gran santidad, 
por enbidia provocada, 
en su carne delicada 
usara de gran crueldad. 825 

Muerte le tienen de dar 
con grandisima agonia, 
mas vil que puedan pensar ; 
tiene de rresuçitar 
despues al tercero dia. 830 

Al Linbo desçendira 
su alma y divinidad, 
el centro quebrantara 
y los justos llevara 
a su celestial ciudad. 835 

Todo aquesto te e contado 
. para darte algún consuelo, 
sabiendo que tu pecado 



LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 21 3 

tiene de ser perdonado 
y as de rrecobrar el cielo. 840 

Adán O bendito ángel glorioso, 

y quanto me as alegrado ! 
O Dios misericordioso, 
Señor todopoderoso, 
para sienpre seas loado ! 845 

A un honbre falso, alevoso, 
que tal culpa a cometido, 
le as hecho tan goçoso ! 
Triunfo tan vitorioso, 
quando l'e yo meresçido ? 850 

O Señor, quien no nasçiera 
para no ver esto agora ! 
Antes que en el mundo fuera, 
o Hazedor, yo muriera 
dos mili muertes cada hora ! 855 

Que tienes tu de nasçer 
por mi causa solamente, 
y en quanto honbre fenesçer 
porque quisiste hazer 

honbre tan desobediente ! 860 

Eva Quan obligados estamos 

para servirte, Señor ! 
Todo lo que deseamos 
desde agora lo gozamos 
: ; en fee deste rredenptor. 865 

Gracias te doy. Criador, 
por tu gran magnificencia, 
pues heres rreparador, 

850. Le ms. quando h meresçi yo. 



214 LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO; j 

movido de nuestro amor, t' 

de la perdida ygnocençia. 870 

Hagamos gran penitencia, 
lloremos nuestro pecado, ! 

bivamos en abstinencia, 
velemos nuestra conciencia, 
no sea como lo pasado. 875 

Bien tengo de que llorar 
todo el tienpo de mi vida 
quando me paro a pensar 
los que se an de condenar 
por la mi triste cayda. 880 

Mas mucho me a consolado 
en aquesta mi tristura 
lo qu'el ángel me a contado 
que Dios a determinado 
tomar pasible figura. 885 

Que pues el a de tomar 
de nuestra mortalidad, 
el lo a de remediar 
y por todos procurar 
, ; que consigan libertad. 890 

Alabemos sin cesar 
al Mexias verdadero 
que a querido derribar 
en aquel profundo mar 
el cavallo y cavallero. 895 

Aqueste que sienpre rreyna, 
en lo divino esforçado, 
con su humanidad tan tierna 

869. Les vers 869-883 ont été refaits. — 883. Le ms. îo quel 
angeî me encuentra. — 885. Les vers 885-898 ont été refaits. 



LA JUSTICIA CONTRA EL PECCADO 21 5 

aranco la muerte eterna 

qu'estrivava en mi pecado. 900 

VILLANCICO 

Plies que ya Nuestro Señor 
de nosotros se [ci] acordado, 
lloremos nuestro pecado. 

Aquesta ley natural 
qu^el Ángel nos a ofrecido 905 

guardemos muy sin olvido ; 
huyamos sienpre del mal, 
sigamos lo celestial. 
Pues Dios nos a perdonado, 
lloremos nuestro pecado. 910 

En la peregrinación 
que por Dios nos es oy dada 
vaya toda enderesçada. 

Pues Dios nos libro de afán 
prometiéndonos salud, 915 

pidámosle su virtud; 
que nos guarde de Satan, 
que aunque yo se[a\ aquel Adán 
que primero fui esforçado, 
debilitóme el pecado. 920 

A el nuestra operación ; 
el es nuestra salvación 
y nuestro fin deseado 
que paga nuestro pecado. 



XLIV 
AUCTO 

DE 

LOS HIERROS DE ADAN 



FIGURAS. 



Adan. La Sabiduría. 

Libre Alvedrio. Fee. 

El Deseo. • Esperança. 

El Trabajo. Charidad. 

La Ynorancia *. El Herror. 

La Misericordia. 



Entra[n] Adan y el Trabajo y Libre Alvedrio y el Deseo 
y la Ynorancia, cantando este villancico : 

Triste vieue el Padre Adan 
y los que con el andamos., 
triste viene y tristes vamos. 

Viene Adan aherrojado, 
con el los hijos que tiene 5 

tristes vamos ; triste viene 
por la culpa del pecado. 
Conociendo ser culpado, 
con los que con el andamos 
triste viene, y tristes vamos. 10 

* La ynocencia, dit par erreur le ms. 



LOS HIERROS DE ADÁN llj 

Adán O ynmensa deydad 

que de tierra me formaste 

y a tu ymagen me criaste, 

y coiiio suma Bondad 

a mi te comunicaste 15 

para que te conociese, 
y conosçiendo te amase, 
y amando te poseyese, 
poseyendo te sirviese, 
y sirviendo te gocase ! 20 

Por tu divina clemencia 
en el canpo damaçeno, 
lugar de tanta esçelencia, 
en estado de ygnocencia 
me heziste santo y bueno. 25 

Quanto alli ti nies criado 
me diste. Señor, por mió ; 
comi del árbol vedado, 
perdi luego el señorio, 
quebrantando tu mandado. 30 

Por mi gula y mi cobdiçia 
perdi tu gracia y favor, 
y perdi tanbien. Señor, 
la ygnocencia y la justicia, 
y e quedado pecador ; 35 

y estoy en necesidad, 
muerto de sed y hanbriento, 
ciego de la voluntad, 
nesçio del entendimiento, 
la memoria en mi maldad. 40 

Padezco justo castigo; • ' 
hazeseme rriguroso 
mi Dios misericordioso. 



2l8 



LOS HIERROS DE ADÁN 



Muéstrate, Señor, comigo 

como padre piadoso. 45 

Tornan a cantar este villancico : 

Ti'iste viene el padre Adán 
y los que con el andamos, 
triste viene y tristes vamos. 

Triste esta por la malicia 
con que a su Dios ofendió, 50 

y tanbien porque perdió 
su gracia, pa\ y amiçiçia. 
Castiganos la justicia, 
misericordia esperamos ; 
triste viene y tristes vamos. 55 

Adán Hijo Trabajo, que sientes 

del cantar de tus hermanos ? 
Trabajo Hi de puta ! que parientes 

que se van sobresalientes ! 

y y^ y vos, yerro en manos. éo 

Adán Cantan ellos, hijo ; pues 

vamos llorando yo y tigo. 
Trabajo Lloremos, que aqui veréis 

que so yo mejor amigo 

que aquesotros todos tres. 65 

Ynorancia y, dezinos, padre Adán, 

sienpre os aveis de yr quejando ? 

Vamos nosotros cantando ; 

no basta no darnos pan 

son que aveis d'ir vos llorando ? 70 

Y aquesotro zegalon, 

que a de yr hendo puchericos ? 
Trabajo Pues, paresçeos qu'es rrazon 



LOS HIERROS DE ADÁN 

que vaya padre en prisión, 

y vosotros dando gritos ? 
Adán Hijos, quando se a de alçar 

mi cautiverio y destierro ? 

Quando me a Dios de quitar 

aquesta carga de yerro 

tan penosa de llevar ? 
Ynorancia Dios sabe que tan ayna. 

Callad, padre, no llores 

y otra vez no golismes, 

pues por una golosina 

tanto herraje traes. 
Adán O Ygnorançia, pues, no ygnores 

que yo por amor de ti 

llevo yerro para mi 

y para mis subcesores. 
Ynorancia Yo tengo la culpa ? 
Adán Si. 

Ynorancia Que ! solo me comí yo 

la negra golismadura ? 

Deseo nunca comió ? 

Pues, pardiobre, que se dio 

mas buen rrato de hartura. 
Deseo Calla, tonto malicioso, 

no tengáis tan largo pico. 
Ynorancia No hables, señor goloso, 

que por ser tan presunçioso 

se quedo medio borrico. 
Deseo Pues yo, como soy Deseo, 

viéndote sienpre abovado, 

desee verte avisado 

y quede tullido y feo. 
Ynorancia Negro, lance aveis hechado. 



219 



75 



80 



85 



90 



95 



100 



105 



220 



LOS HIERROS DE ADÁN 



IIS 



20 



Y alla, el hermano mayor 

que espenço de engollir luego, , 

no avie gustado el sabor 

quando quedo, el triste, ciego 

y cubriónos de dolor. _ lio 

Alvedrio Yo, como Libre Alvedrio, 

viendo que no te procuras, 

quise subirte en alturas 

como heres hermano mió. 
Ynorancia y quedastesos a 'scuras. 

Buen quillotrazo hezistes ! 

Ygual me andava yo de ante, 
' mas alegre que un ynfante. 

Noramala lo comistes 

para hazerme ygnorante ! 
Yo's juro al cuerpo de nos, 

si como estava estuviera, 

que yo's hiziera a los dos... 
Deseo A ver, diga, que hiziera? 

Ynorancia Hazeros creer en Dios. 125 

Alvedrio Pues, hermano, en Dios crehemos, 

aunque en su castigo estamos; 

en el tanbien esperamos 

que algún dia le veremos, 

aunque no le merezcamos. 130 

Ynorancia Y aqueso, quando sera ? 

mañana mientra maytines ? 

Ojala fuese verdad ! 

Mas a mi el alma me da 

que no se mostrara a rruynes. 135 

Trabajo Noramala golismastes, 

y en tal vine yo después ! 
Ynorancia Para vos, que la mentastes. 



LOS HIERROS DE ADÁN 



221 



Trabajo Mas para vosotros tres 

que Trabajo me llamastes. 

Llamaradesme siquiera 
Descanso, Sosiego y Huelgo, 
porque algún rrato durmiera, 
y no hecharme a la perrera 
do no me alcance el rresuelgo. 

Ynoraxcia No se haga rregalon ; 
ya le e dicho, digo, hala, 
quando le canse la pala 
que heche mano al açadon. 
No mirais como se yguala ? 
Ase de ygualar con nos ? 

Trabajo Porque no ? 

Ynorancia Porqu'es bastardo, 

hecho en maldición de Dios. 

Trabajo Eso espera va de vos. 

A ! Ygnorancia, ay os aguardo. 
Señor, mas de mili mercedes. 
Porque me tratáis ansi ? 
pues, si no fuera por mi, 
algún dia ayunariedes, 
vos y los qu'estays aqui. 

La maldición no me apoca, 
por mas que alceys vos el gajo ; 
mas la bendición me toca, 
pues dijo Dios por su boca : 
« Comerás de tu trabajo. » 

Deseo • Mas, por un ygual, hariemos 

de quitar esta cadena 
a padre, y que le alegremos, 
y no que nos mordisquemos 
para añadirle mas pena. 



Í40 



H5 



150 



155 



160 



165 



170 



222 

Ynorancia 



LOS HIERROS DE ADÁN 



Trabajo 

Ynorancia 

Trabajo 

Ynorancia 



[Trabajo] 



Esa, quitesela Dios, 
que puede. 

Toma, veré. 
Dios no dijo : « Ayúdate. » ? 
Señor, ayudalde vos. 
due ! señor, si, ayudare. 

Haré lo que soy tenudo ; 
vos, en vuestra facultad, 
pues que presumís de agudo... 
Que aunque yo soy tosco y rrudo, 
haré mi posiblidad. 
[Ynorancia] Pues, Trabajo, veni acá. 
Seriades honbre agora 
para yr a una señora ? 
Quiça nos consolara. 
Quien es [e] lia, o donde mora ? 

Mora alli, en aquella cunbre, 
y es dama de gran valia. 
Gon su yndustria y buena guia 
quiza que nos dará lunbre 
con que ayamos alegría. 

Pues, mientras voy a llamalla, 
estudia vos de entendella, 
y Deseo en desealla, 
y esotro ciego en amalla, 
qu'espero en Dios de traella. 



Trabajo 
Ynorancia 



Trabajo 



175 



180 



i«5 



190 



195 



Aquí va el Trabajo, cantando este villancico 

Montaña hermosa^ 
alegre y muy leda, 
la lu arboleda 
mucho es deleytosa. 



LOS HIERROS DE ADÁN 

Trabajo A ! señora, la de ensomo, 

la que en ascondido estais, 
la que en la cunbre moráis, 
que vos llaman no se como, 
yo's rruego que rrespondays ! 

Sabiduría A quien e de rresponder ? 

Trabajo A quien gana por sus manos 
lo que tiene de comer, 
para que vais a valer 
a mi padre y mis hermanos. 

Sabiduría Y si rrespondo de no ? 

Trabajo Hágalo vuesa merçe. 

Sabiduría Y si lo hago, porque ? 

Trabajo Porque se lo rruego yo. 

Sabiduría Anda, ydos, que si yre. 

Buelvese el Trabajo, cantando esta canción 

Ya viene el alvo, Ja niña, 
ya viene el dia. 



223 



200 



205 



210 



215 



Entra la Sabiduría con las tres Virtudes, cantando. 

VILLANCICO 

Las almas humanas, 
a Dios las guiamos 
todas como vamos. 

La sabiduria 
nos pone en concierto 
y al honhre dispierto 
hacemos la guia ; 
si no se desvia, 



220 



208. Le ms : sab. para. — tra. para que vais. 



224 



LOS HIERROS DE ADÁN 

a Dios le guiamos 
todas como vamos. 



225 



Ynorancia o que garridas cantoras, 

cuerpo de nos sea conmigo ! 

Ola hau ! digan, señoras, 

son serranas, o pastoras ? 

duierenme llevar consigo ? 
Sabiduría Y aun todos os llevaremos. 

Ynorancia Por mi hagamos el presçio, 

que no nos desavendremos. 
Sabiduría Solo a ti no te queremos. 
Ynorancia Y porque ? 

Sabiduría Porque heres nesçio. 

Ynorancia Nesçio soy ? Gracias a Dios, 

que os paresçe, padre Adán ? 

(O) cuerpo comigo de san ! 

Que venga yo a y y por vos 

que soy nesçio ! 
Sabiduría Y aun patán. 

Y aun no te ves en ti 

que heres muy nesçio y grosero ? 
Ynorancia Digo, señora, que si, 

que soy nesçio y majadero 

por estos qu'estan aqui ; 
qu'ellos no comieron nada, 

yo solo so el que comi. 
Trabajo Calla, bestia enalvardada ; 

oye a la señora honrrada, 

pues me as hecho traella aqui. 
Sabiduría Tu, que heras Entendimiento, 

quando Adán y va a comer 

avies de dalle a entender 



230 



235 



240 



245 



250 



LOS HIERROS DE ADÁN 



22' 



YXORANXIA 



Sabiduría 



yxorancia 

Sabiduría 

Yxorancia 

Sabiduría 
Ynoranxia 



Sabiduría 



Ynoranxia 
Sabiduría 



que guardase el mandamiento. 255 

Qu'eso abia de hazer ? 

Luego, por no her aqueso, 
e quedado qual esto ? 
A ! desdichado fuy yo, 
que no cay en nada deso 260 

al tienpo que se comió ! 

Pues, si aqueso se mirara, 
avisa para adelaiíte, 
tan caro nunca costara, 
ni quedaras ygnorante, 265 

y otro gallo te cantara. 

Conosceme su merced, 
y a mi padre y mis hermanos, 
y sabe el como y que fue ? 
Ya os conozco, y bien lo se, 270 

como conozco estas manos. 

Pues diga, señora mia, 
quien es vuestra rreverencia ? 
Yo soy la Sabiduría. 
Juro al cielo que diria 
que os vi yo, siendo Ynocencia. 

Mas, pues que me conocéis, 
bien os menbraredes oras 
que andava ya todas oras 
mas garrido que un marques, 
sirviendo las mas señoras. 

Ansi burlando, me vistes 
como quien no dize nada ; 
mas por nesçio me perdistes. 
Como ? 

Nunca entendistes 285 

que la fruta hera vedada. 



275 



280 



226 



LOS HIERROS DE ADÁN 



Ynorancia Mal aya yo como perro, 
y mis descuydos y aquestas ! 
que por esto fue el destierro 
y aquesta carga de yerro 
que mi padre trae a cuestas. 

Alvedrio a ! Ygnorancia, ves aqui 

quales quedamos por vos ! 

Sabiduría Pues, mira tanbien los dos, 
cada qual se culpe a si 
que a ofendido solo a Dios. 

Cada uno de vosotros 
piense qu'es solo el culpado, 
llore a solas su pecado ; 
no culpéis unos a otros, 
y ansi sera rremediado. 

Adán Señora Sabiduría, 

vos habláis muy sabiamente : 
llore Adán, pues se arrepiente. 
Adiós, pues por culpa mía 
quedo culpada la gente. 

Trabajo Yo, Trabajo, en trabajar 

son mis llantos al de menos, 
que lo e todo de afanar 
y por fuerça e de llorar 
mis duelos y los ágenos. 

Adán Solo Adán fue el que peco 

y culpo el genero humano. 

Ynorancia Padre, que se os olvido 
de dezir lo del mancano. 
Llora pues, que ya lloro yo. 

Alvedrio Yo, ciego Libre Alvedrio, 

gimo a solas mi delitto, 
qu'e ofendido al ynfenito 



290 



295 



300 



y^'y 



310 



315 



LOS HIERROS DE ADÁN 

mi Dios y Criador mió, 

consintiendo al apetito. 
Deseo Pues yo, porque desee 

saber que hera bien y mal, 

a mi[s] solas llorare 

el grande mal que halle 

para el linaje humanal. 
YxoRANCiA Señora Sabiduría, 

ahondara lo llorado. 
Sabiduría O torpe ! y quanto queria 

hazerte en algo avisado ! 
Ynoran'Cia Que nos priesa mas dezia. 
Sabiduría Di, quieres ser algo, o no ? 

Ynoraxcia Eso no lo sabe ella 

tan bien y mejor que vo ? 
Sabiduría Quieres ser honbre de pro ? 
YXORANCIA Si. 

Sabiduría Pues, sirve a esta donzella. 

YxoRAXCiA Qu'es lo que tengo de her ? 

De que tengo de servir ? 
Sabiduría Tienesla de obedesçer, 

consentir y bien crehcr 

lo que le oyeres dezir. 
YxoKANCiA Que me praze de buen grado. 

Pues, diga vuesa merce, 

como a nonbre ? 
Fe Yo ? La Fe. 

Ynorancia Yo Ynorancia, a su mandado, 

desde que me descuyde. 
Si me conosciera ella 

quando yo hera Flntendimiento ! 



227 



320 



325 



330 



335 



340 



345 



331. ? — 336. Le ms. aquesta dcUyeíla. 



228 LOS HIERROS DE ADÁN 

Sabiduría No te as de burlar con ella, 

qu'es delicada donzella 350 

y de gran raeresçimiento. 
Tieneste de subjetar 

a quanto ella te mandare, 

y creer, servir y obrar 

como ella te guiare, 355 

sin ponerte a escudriñar. 
Ynorancia Pues, a quien de guiármela ? 
Sabiduría Ate de guiar a Dios. 
YxoRAXciA Y anse de quedar acá 

mi padre y esotros dos ? 360 

Sabiduría Tanbien tienen de yr alia. 
Ynorancia Sabiduría señora, 

desde ensoras que os perdi 

nunca en tanto bien me vi 

como me aves puesto agora. 565 

Fe Pues camina, vente a mi. 

Aqui cantan este verso : 

Egredere de terra tua et de cotlaçione (sic) tua. 

Adan Hijo Ygnorançia, ve atento 

do manda Sabiduría, 

pues vuestra vida y la m la 

esta en Dios y tu buen tiento, 370 

mediante tan buena guia. 
Ynorancia Mira si me atentare, 

tal va en ello. Dios buen grado ! 

Padre, no's paresçe que 

después que voy con la Fee 375 

llevo talle de honbre honrrado ? 



357. Le ms. me a de guiar. 



LOS HIERROS DE ADAX 

Sabiduría Vos, Deseo, veni aca. 

Servi con buena criança 
aquesta dama Esperança, 
y sabed que os guiara 
aMa bienaventurança. 

Mira que no la dejes 
por mas damas que veáis, 
que si délia os apartáis 
podra ser que todos tres 
en mas trabajo os veáis. 

Deseo Yo huelgo de la servir. 

Esperança Yo de seguiros a, vos. 
Ea, comenca a venir : 
comencaros e a dezir 
orrandes cosas del gran Dios. 



229 



380 



3«5 



390 



Canta la Esperança este versso : 

Espetans, espetavit me Dominio 
et yntcndit michi. 

Adán Hijo Deseo, que sientes 

de tan buena guiadora ? 

Deseo Padre Adán, si parais mientes, 

qu'es muy gran consoladora 
de vos y vuestros parientes. 

Sabiduría Ciego, que soys Voluntad,^ 

yvais dando tropeçones ; ^ 
a esta dama Caridad 
os asid, y engarrafad ^ 
de aquí de los cabeçones. 
Asios muy bien a ella, 
sabelda querer y amar, 
que si no os apartáis della 



395 



400 



230 LOS HIERROS DE ADÁN 

sienpre tenéis de morar 405 

alia en el cielo con ella. 
Ynorancia Ola hao ! Libre Alveario, 

hecha en el querer bien cata. 

Mira do pones la pata : 

no hagáis ningún desvio, 410 

no atasquéis en qualque mata. 
Caridad Alvedrio, estais asido ? 

Alvedrio Caridad señora, si ; 

sin querer e meresçido. 
[Caridad] Por amor de Dios os pido 415 

que vos no's solteys de mi. 
Alvedrio Caridad, señora mia ; 

quien me apartara de vos ? 

pues hemos d'estar los dos 

en el cielo en conpañia, 42a 

gozando sienpre de Dios. 
Ynorancia Oy al ciego, Dios buen grado, 

señora, qual se rrequiebra. 

— Pues hazeis del rrequebrado, 

sed leal enamorado ; 425 

no's engañe otra culebra. 
Caridad Alvedrio conpañero, 

queres que entramos digamos 

un versico plazentero, 

en hoz ansi como vamos ? 430 

Alvedrio Lo que vos quisierdes quiero. 



Canta[n] la Caridad y el Alvedrio este versso 

Diligant te, Domine, fortitudo mea. 

Adán Alvedrio, como estas ? 

Alvedrio Padre Adán, yo ? muy contento. 



LOS HIERROS DE ADÁN 23 1 

Adán Ama y sienpre quiere mas. 

y no hagas mudamiento; 435 

no des con todos atrás. 
Trabajo Señora Sabiduria, 

todos los aveis casado, 

y a mi, porque e trabajado, 

me dejays sin conpañia ? 440 

Sabiduría Calla, tu, y vente a mi lado. 

Ahora que en borden estamos 

para pasar deste suelo, 

todos juntos como vamos 

en boz cantando digamos : 445 

'< Este es camino del cielo. » 

Cantan todos este villancico : 

Esfes camino del cielo, 
este es camino de alia. 

Fee, Caridad y Esperan ça, 
qtmlquiera que las alcança 450 

a la hienaventurança 
por ellas caminara. 
Esl'es camino del cielo, 
est' es camino de alia. 

Sale el Herror, qu'es el Demonio. 

Herror Ola hao ! noble nasçion, 455 

qu'es el aliento que os vino? 
que paresce desatino 
gente metida en prisión 
querer ponerse en camino. 

Ya os salis de la prisión, 460 

Trabajo ? Sea en buen ora. 



232 LOS HIERROS DE ADÁN 

Alto, buelta al açadon ! 
Trabajo Perdona, señor mandón, 

qu'estoy con esta señora. 
Herror a vos digo, el delantero, 465 

bolve acá. Do camináis ? 
Fe Teñe firme, conpañero ; 

calla, no le rrespondais. 
Yxoraxcia Quien es aquel bozinglero ? 
Fe Aquel es el tentador 470 

que quiere tener buen tino 

diziendo qu'es vuestro herror, 

y estorvaros el camino. 
Ynorancia o hi de puta traidor ! 
Fe Mira que no le temays 475 

a el espanto que os pusiere, 

y que no le rrespondais 

mas de lo que yo os dijere. 
Ynorancia Yo haré quanto mandais. 
Herror No bolveis acá, dezid ? 480 

Quiça habla el bien criado ? 

No haze casso de mi. 

Traigo el padre aherrojado, 

y el piensa de yrseme asi ? 

No veis que soy vuestro herror? 485 

Adonde vas, ygnorante ? 

Ofendiendo a tu señor, 

sin verguenca y sin temor, 

te vas a poner delante ? 

Mira, torpe, tu fealdad. 490 

Entiende bien lo que digo : 

por esa temeridad, 

en pago de tu maldad 

moraras sienpre conmigo. 



LOS HIERROS DE ADÁN 

Ynoranxia due tengo de rrespondelle, 
me diga, señora Fee, 
para que no me atropelle 
aqueste cara de fuelle ? 

1 K Esto que yo te dire. 

Canta(n). 

Yn quaqumque ora yn ja venuerid 
pecator, pecatorum ejiis amplius 
no rrecordnhor. 



233 



495 



YXORANCIA 



Herror 



Ynoranxia 

Herror 

Ynoranxia 

Fe 



Esto la Fee lo a hablado ; 500 

dizeos, hao ! cara de perro, 
qu'el que llora su pecado 
Dios le perdona su hierro, 
y cataos aqui atajado. 

Dicho es bulgar de la gente 505 

por poder pecar sin rrienda, 
que aquel que peca y se enmienda 
y el que peca y se arrepiente 
dize que a Dios se encomienda. 

Mas entiéndese, ygnorante, 510 

qu'ei tal arrepentimiento 
por si solo no es bastante, 
si no tie[n] merecimiento. 
No me creo de levante. 
No te creas de muger. 515 

Señora Fe valedera, 
que l'e aqui de rresponder ? 
Quien en todo es verdadera 
en todo se a de creher. 



34 



LOS HIERROS DE ADÁN 



Canta. 

Ynimiçiçi[a]s ponan ynter [te et] mulieren, 

et semen tu[íi]m et semen yllius ; y[p]sa 

coterun (sic) capud tuun. 

Ynorancia Ya voy siendo Entendimiento, 52a 

y, acabadolo d'estar, 

el Herror se a de quedar 

con su hierro de aposento, 

y Adán se a de rreservar. 

Bien entiendes, buena pieça, 525 

que la Fee me da a entender 

que a de aver una muger 

que os quebrante la cabeça. 
Herror Y eso, como puede ser ? 

Ynoraxcia Aqui esta quien lo dira. 530 

Dexame, a ver, preguntalla, 

qu'ella dira la verda ; 

y si quisierdes batalla, 

hecha manos y heos alia. 

A ! fuerte Fee, mi señora, 535 

pues que me guiáis a Dios 

yo me confio de vos, 

si me days armas agora, 

de pelear mas que dos. 

Canta este versso : 



Eçe -virgo concipied et paried filium, et vocahiiur 
, npmen ejus Emaniiel. 

Ynorancia Concebirá una donzella, 
y el hijo que parirá 
Dios-con-nos se llamara. 



540 



LOS HIERROS DE ADÁN 2^% 

qu'el mal meterá en la huella 

y el bien bueno escojera. 

Mira si so Entendimiento : 545 

qu'este varon singular 

nos tiene aca de enprestar 

su cabal meresçimiento 

con que nos tien de salvar. 
Herror y eso sera en vuestros dias ? 550 

Entretanto yreis comigo, 

qu'esta Dios vuestro enemigo ; 

por vuestras vellaquerias 

pasareis por su castigo. 
Ynoraxcia a, señora! que haré 555. 

si este llega a hecharnos mano ? 
Fe Amigo, defiéndete 

y en defensa de tu fee 

pelea como Rromano. 
Herror Que dize la sacristana ? 560 

Hazese ya posesora 

de mi posesión humana ? 

Vaya para charlatana ! 
Yn'Oranxia No toques a mi señora. 
Trabajo No me toques a el ni a ella, 565 

qu'es señora de mi hermano, 

son, pardios, que os de una mano 

que quiças no's holgues della. 
Herror Desvíate alia, villano. 

Ynorancia Vellaco, moco de espuelas, 570 

andrajo de cachivache, 

negro como el azavache, 

que os quebrantare las muelas ; 

vala el diablo al moarrache ! 

Misericordia de Dios 575 



236 LOS HIERROS DE ADÁN 

puede aquesto rremediar. 

Trabajo, vida a buscar, 

que luego vendra con vos. 
Trabajo Plazeme ; sin detardar. 
Herror Deseo, vos vays alia ? 

Anos ya nacido alas ? 

A, Deseo ! bolve acá ; 

damas, torneos y galas 

muy cunplido se os dará. 
Ynorancia No bolvamos a otros lloros, 

Deseo, guarda no's rrinda. 
Herror Q_ue damas y que tesoros ! 

que entre Xpianos y Moros 

no se hallara mas linda. 



580 



585 



Cántala el Deseo este villancico : 

O que ¡inda es la Esperança, 590 

que lo que deseo alcança ! 

En mi Dios espero yo^ 
aunque por mi se ofendió; 
pues con mi señora esto, 
yo no le haré mudança. 595 

O que linda es la Esperança, 
que lo que deseo alcança ! 

Herror Donde vays. Libre Alvedrio ? 

Soliedesme vos querer. 

Veni acá, toma plazer, éoo 

pues que soys amigo mió. 
Ynorancia Ciego, guardaos de caber. 



580-81. Entre ees deux vers on lit, dans le ms., cette réplique de 
Deseo : alla voy. 



LOS HIERROS DE ADÁN 237 

No creays a ese que os llama, 
dexalde, no le escuchéis ; 
mirad do ponéis los pies, 605 

asios bien a vuestra dama : 
no caygamos todos tres. 

Canta el Libre Alvedrio este villancico: 

No quiero tu ceguedad ; 
tira alia, Herror cruel, 

que quien esta en caridad 610 

esta en Dios y Dios con el. 

Herror Pues, Adán, hechame acá 

el rramal de la cadena. 
Adán Herror, desviate alia, 

qu'espero en Dios que verna 61^ 

quien me sacara de pena. 

Entran la Misericordia y el Trabajo cantando. 

VILLANCICO 

Dios, como Señor, 
con misericordia 
oy ha^e concordia 
con el pecador. 62a 

Dios es poderoso 
y el honhre crio 
y esle, aunque peco, 
misericordioso. 

Como piadoso, 625 

viéndole culpado, 
nascido a human[ad]o 
por pagar su herror. 



238 LOS HIERROS DE ADÁN 

Trabajo O hermanos, en que me e vido 

después que de aquí parti, 630 

con un niño que a nacido, 
que me troco mi vestido 
por este que traigo aqui ! 

Traygo a la Misericordia 
para que diga a la Fee 635 

los trabajos que pase 
y quien hizo la concordia 
con Dios y con su merçe. 
Misericordia Illustre Sabiduría, 

Fee, Esperança y Caridad, 6.^0 

con la noble conpañia, 
de parte de Dios tomad 
salud, paz y alegría. 

Alégrese el padre Adán 
y todo el genero humano, 645 

pues quiso Dios soberano 
para rremediar su afán 
hazerse honbre y ser humaro. 

Fee, que aveis acreditado 
lo que Dios le prometió, 650 

acredita que nasçio 
y que lo profetizado 
de todo en todo cunplio. 

Esperança, que enseñastes 
a esperar esta venida, 635 

enseñad al que guiastes, 
pues Dios y Honbre le mostrastes, 
qu'espere la eterna vida. 

Y vos tanbien, Caridad, 
pues Dios movido de amor 660 

se hizo honbre y rredentor. 



w^ 



LOS HIERROS DE ADAX 239 

ynflamad la voluntad 

en fueo;o de tal Señor. 
Sabiduría ¡Ilustrada, 

que soys la mas illustrante 665 

y en todo clarificada, 

la borden acostunbrada 

llevad tanbien adelante. 
Adax Misericordia de Dios, 

vos seáis muy bien venida 670 

a rreparar mi cayda, 

pues Dios es honbre por vos 

para darme eterna vida. 
Trabajo Áspera, os hablare yo. 

Hermano, por su merçe, 675 

con un niño que nascio 

por yerros bien me troco 

el vestido que lleve. 

due trabajos que pasaron ! 

al frió el rrecien nacido, 680 

quando le circuncidaron, 

quando a Ejipto le llevaron, 

después tres dias perdido ; 
y en después, quando creció, 

quien os lo sabra contar ? 685 

Mi vestido que llevo 

hasta venirse a rrasgar. 

Que de fatigas paso ! 
Ynoraxcia Trabajo, en eso te as visto ? 

Y el niño ? 
Trabajo En el cielo esta, 690 



674-75. Entre ees deux vers, on lit,, dans le ms., cette réplique 
d'Adan : bahía. 



240 



Ynorancia 

Trabajo 

Ynorancia 

Trabajo 

Ynorancia 

Trabajo 

Ynorancia 

Trabajo 

Ynorancia 

Trabajo 



LOS HIERROS DE ADÁN 

que la Fee os lo contara, 
que se llama Jesuxpo, 
y ella sabe la verda. 

Trabajo, en dubda estava 
De que, dubda ? 

Que temia 695 

de que si te conosçia. 
Pues, porque ? 

Porque ygnorava. 
Como ynoras cada dia. 

Ya no soy Trabajo, pues. 
Son que ? 

[Soy] Meresçimiento. 700 

Trabajo, medrado aveis 
nonbre y sayo. 

Y mas contento 
de padre y vosotros tres. 

— Señora, catad aqui 
las rropas que traygo yo. 705 

Padre y hermanos, vesti ; 
Jesuxpo las gano 
con el hatto que yo di. 



Cantan todos este villancico : 

Vista el humanal linaje 
nueva rropa y nuevo traje. 

Vístase el genero humano 
en traje de cortesano, 
pues viste el Rrey soberano 
nueva rropa y nuevo traje. 



710 



695. Le nis. te vria. 



LOS HIERROS DE ADÁN 24I 

Ynorancia Ya yo soy Entendimiento. 715 

Deseo Ya yo soy lindo Deseo. 

Ai.vEDRio Hermanos, tanbien yo veo. 

A DAN' Hijos, pues yo estoy contento ; 

ya yo descanso poseo. 

— Vos, el que herades mandón, 720 

no penséis yros en cerro. 

Ya Adán esta sin prisión, 

hechaos a cuestas el hierro, 

y este hato y acadon. 
YxuRAXCiA Ello esta muy bien mandado, 725 

y no curemos de mas. 
H ERROR O tentador ! que haras ? 

YxoRAXCiA Que vais, de todo cargado, 

rregañar, perro gazgaz ! 
Adax o Dios y suma bondad, 730 

gracias ynmensas te den, 

pues que como sumo bien 

honrrays vuestra humanidad ! 
Todos Amen, padre ; padre, amen. 

Adán Dios guarde a Sahiduria 735 

y a su noble conpaíiia, 

pues nos dio tan buena guia 

para que bivamos bien. 
Todos Amen, amen, anieji. 

Adán Dios guarde el Entendimiento^ 74c 

qu'este subdito y contento 

a qualquiera mandamiento , 

que de Dios por fee le den. 
Todos Amen, amen, amen. 

Adax Al Deseo y la Memoria 745 

de Dios errada tneritoria 



242 LOS HIERROS DE ADÁN 

para que gane la gloria 
sin que se lo estorve alguien. 
Todos Amen, amen, amen. 

Adán Guarde Dios la Voluntad, 750 

que le an dado claridad, 

y la enflame en caridad 

del sumo amor sin desden. 
Todos Amen, amen, amen. 



XLV 
AUCTO 

DE 

LA CULPA Y CAPTIVIDAD 



FIGURAS. 



Dos ROMEROS. Una pastora. 

La Culpa. Dos profetas. 

La Captividad. Un biejo. 

Un villano. Una vieja. 

La Libertad. 



Entran los dos Rromeros cantando este villancico : 

Usqueqiio, Señor, quesiste 
facieni tuam averti a nohis ? 
Fulgeat e sufiçitt nohis. 

Rromero i° a soledad muy estraña 

hemos venido a parar, 5 

que nadie deve abitar 
por toda aquesta montaña. 
Y lo que mas nos engaña 

y a engañado, 
es ser camino trillado 10 

este que avemos traido, 
pensando que en ser seguido 
no fuera tan despoblado. 



244 L^ CULPA Y CAPTIVÍDAD 

Y pues que nos a burlado 

y no sabemos 15 

hazia quai parte guiemos 
para poder guaresçer, 
dezid vuestro paresçer 
sobre aquesto que haremos. 
Rromero 2° Paresçe que nos devenios 20 

esforçar 
y el camino no dejar, 
aya [en] el fin lo que aya; 
que ynposible es que no vaya 
[a] algun cabo a parar. 25 

Entran la Culpa y la Cautividad. 

Culpa Adonde queréis pasar ? 

dezid, rromeros. 
Rromero i° Somos, señora, estranjeros 

que andamos descarriados 

por aquestos despoblados, ^o 

como honbres pasajeros. 

Mas, pues Dios nos dejo veros, 
si mandais, 

suplico's que nos digáis 

por que caso d'estrañeza 35 

en esta estrema espereza 

que hazeis, o do abitáis. 
Culpa Yo no se como ygnorais 

quien yo so ; 

que(s) al tienpo que os crio 40 

Dios eterno, como padre, 

en el vientre de la madre, 

32. Les vers 32-45 ont été reníits. 



LA CULPA Y CAPTIVIDAD 245 

de mi librea os vistió. 
Sabe, hermanos, [que] yo so 

por mi mal 45 

llamada Culpa mortal ; 
fui fraguada y tuve ser 
quando Adán dejo perder 
la. justicia original. 
Yo moro en este breñal 50 

de serpientes 
do todos los decendientes 
de Adán tienen de bajar, 
porque yo les hago dar 
aposentos convenientes. 55 

Y porque pares bien mientes, 

el lugar 
do por fuerça aveis d'entrar, 
este le tiene en tenencia, 
so cuyo mando y potencia 60 

tenéis contino d'estar. 
Rromero 2° No nos es de admirar, 
con rrazon 
[d]el estado y condición 
que aqui nos magnifestais, 65 

el lugar donde moráis, 
segund su disposición. 
Mas, pues nuestra subjecion 

es ansi, ^ 

tu, quien heres ? Quien, [me] di, 70 

te dio tanta autoridad ? 
Cautividad Yo soy la Cautividad; 
y no solo para mi, 

64. Les vers 64-77 ont été refaits. 



246 LA CULPA Y CAPTIVIDAD 

porque Dios me puso aqui 

para tener 75 

cautivos y en mi poder 

todos los hijos de Ada n 

quantos fueron y serán , 

sino solo una muger. 
Rromero 1° Y que de fuerça a de ser 80 

nuestra entrada ? 
Ctlpa No puede ser escusada, 

porque, quando os enjendrastes, 

todo quanto ser tomastes 

fue de carne amancillada. 85 

Rromero 2° Como ! no aprovecha nada 
tanta oración, 

tanta peregrinación 

como hecho avemos alia 

para escusarnos acá 90 

desta vuestra subjecion ? 
Culpa No ay ninguna scusaçion 

porque dejéis 

la entrada y os escuseis. 

Por eso, entrad humillados, 95 

que hasta ser rrescatados 

sienpre cautivos seréis. 

Entra[n] el Villano y la Pastora. 

CANCIÓN 

Pues no nos queréis hablar 

como soléis, 
si alguno nos engañare, 100 

no nos culpéis. 



LA CULPA Y CAPTIVIDAD 247 

Bobo Anda, diabro ! y no ves 

que entonas mal ? 

que en aquel semitonal 

as de dar la boz herguida. 105 

Pastora Mira que, por vuestra vida, 

quien presume de entonal ! 

Como ! piensas tu, bestial, 
con yr peor, 

que lo dizes tu mejor? 110 

Bobo Yo's doy fee que si me oyesen 

que creo que me hiziesen 

rraçionero por cantor. 
Pastora Mariante, salbonor, 

bien mirado, 115 

un gran asno enalvardado. 
Bobo Ay ! al hermano mayor 

dezis ese deshonor? 

Yo's doy fee que aveis pecado. 
Pastora Dime, nesçio mal mirado, 120 

donde estamos ? 

que me paresce que vamos 

perdidos sin ningún tino. 

Pues, que? No es este camino 

bien seguido que llevamos ? 125 

Si, mas mientras mas andamos 
hazia alia, 

me paresce que se va 

metiendo en cabo scondido. 
Bobo Pues, si nos emos perdido, 130 

mi linaje acertara. 

Pues, carilla, que sera, 
si es ansi ? 
Pastora No se, cuytada de mi ! 



; 

Bobo 

Pastora 



248 LA CULPA Y CAPTIVIDAD 

Llorar nuestros aquillotros. 135 

Bobo A, muchachos de nosotros ! 

a que venimos agui ? 

Di, carilla, traes ay 
en el curron 

qualque pan o provision 140 

para comer? Dios buen grado. 
Pastora No traigo ni aun un bocado. 
Bobo Que no traes ? O que pasión ! 

O cuytado zagalón ! 

que haré 145 

sin pan, ni quien me lo de, 

sin poblado ni lugar, 

ni senda para tornar 

donde nuestro padre este ? 
Culpa Dezi hermanos, y porque 150 

os fatigáis ? 
Bobo Anorabuena vengáis, 

señora ; andamos perdidos, 

penados y pavoridos. 

Dezinos donde moráis. 155 

Culpa En la cueva que mirais 

es mi posada. 
Bobo Y quien es, señora honrrada ? 

Culpa La Culpa de mal avieso. 

Bobo Pulpa soys ? No tenes hueso? 160- 

Buena soys para guisada. 
Culpa Mira el nesçio, que porrada 

que dará ! 
Bobo Dezi, señora, ay alia 

lugar o camino alguno ? léj 

Culpa Mira, amigos, no ay ninguno, 

ni nadie abita haci'aca. 



LA CULPA Y CAPTIVIDAD 249' 

Bobo ¿ola moráis, [pues] ? 

Culpa Toma, 

que preguntar ! 

Entra, pues aveis de entrar, 170 

en mi cueva y en mi centro, 

que des qu'esteis alia dentro 

os podéis bien ynformar. 
Bobo Pues, que nos aveis de dar 

de comer ? 175 

Culpa Nonada. Que a de aver? 

que sin ello todos pasan. 
Bobo Yo no vo donde no amasan 

buen pedaço de trechel. 
Cautividad Señora, no ay que tener 180 

alteración 

con gente sin discreción. 
Bobo O dios, [y] que salvajon ! 

Que barva(ça) trae el alimañon ! 

paresce cola de acá. 185 

Cautividad Vos, entrad en mi prisión. 
Bobo Ay, señor! 

por Dios y por su amor, 

que vos no me aprisionéis, 
I Pastora | Cata, oyslo, que lo dejéis, 190 

y sino al corregidor. 

porque soys tan llevador 
se lo dire. 
Cautividad Baja aqui... 
Bobo No bajare. 

[Cautivid.] ...pues al rrey y enperador, 195 

1 8 1- 1 86. Le rythme ? — 190. lo dejéis est le texte du premier 
copiste ; lo a été corrigé et changé en las. 



250 LA CULPA Y CAPTIVIDAD 

y al mas grande y el menor, 

a todos subjetar e. 
Bobo Y pensais, por vuestra fee, 

de me engañar? 

Que no he gana de abajar. 200 

Culpa Ea, sus ! señora, entremos, 

que aqueste aqui le tenemos 

tanbien a nuestro mandar. 
Bobo Carilla, quieres dejar 

el çurron ? 205 

Quiça so algún cogujon 

avra pan para comer 

Entran dos Profettas cantado este villancico : 

Usquequo nostri 

s'ensaiçara con locura, 

Señor, sobre tu hechura? 210 

Bobo Dad a Dios la cantadura, 

no vengáis con tal vision, 

deja presto aquese son, 
teneos alia, 

no vengáis por haçi'aca ; 215 

sino, si venis cantado, 

no es mucho bolvais llorando 

antes de frato quiça. 
Profeta 1° Q.ue bol vamos no sera 

en nuestro poder, 220 

que aunque queramos bolver 

ya camino no traemos, 

207. Ce vers, qui ne rime avec aucun autre, devrait régulièrement 
rimer avec le vers 211. — 208. Une partie de ce vers est en blanc 
dans le ms. 



LA CULPA Y CAPTIVIDAD 25 1 

y, con querer, no podemos 

solo un paso atrás bolver. 
Profeta 2° O gran Dios, sumo Saber! 225 

donde estamos ? 

Qu'es esto? que no hallamos 

mientras mas vamos contino 

senda, rrastro ni camino, 

y se ciega el que dejamos. 230 

Bobo Cata que os aviso a entramos 

que no vengáis, 

que ay mas mal que [no] pensais, 

que saldrán so aquella peña 

un salvaje y una dueña 235 

que os harán que no bolvais. 
Culpa Qu'es aqu esto ? Donde vais ? 

Profeta 1° No venimos, 

mas nosotros, señora, ymos 

sin saber nadie de si. 240 

Culpa Sabed que ven (e) is a mi 

anbos a dos dirijidos. 
Profeta 2° Milagros son ascondidos 
para nos ; 

mas pues lo permite Dios, 245 

es muy justo y conviniente. 
Bobo No la creades, que os miente, 

yo's juro al cuerpo de nos. 
Profeta 1° Pues, dezidnos, quien sois vos, 

señora honrrada ? 250 

Culpa Sabed que yo soy llamada 

la Culpa, que Adán tomo, 

por cuya causa perdió 

la gracia que le fue dada. 
Profeta 2° Y a que es vuestra llegada? 255 



252 LA CULPA Y CAPTIVIDAD 

Culpa Para que 

de mi mano se os de 

la cárcel d'escuridad 

a cuya cautividad 

el honbre obligado fue; 260 

y el alcayde que os daré 

y tomareis 
es aqueste que veréis. 
— A, Cautividad ! sali. 
Tomad posesión aqui 265 

y meteldos do soléis. 
Profeta 1° O padre Adán, pues 
herraste 
y tan poco conservaste 
la gracia que rreçebiste, 270 

\ por cuya perdida triste 

^ a tus hijos condenaste ! 

Cautividad No es menester que se gaste, 
tienpo aqui, 
que la causa porque ansi 275 

puso Dios aqueste efetto, 
el solo sabe el secretto ; 
no alterquemos mas aqui. 
Profeta 1° Pues, mi Dios me dijo a mi 

en cierto dia 280 

que de mi jenalojia 
nasceria una muger 
de la qual a de nasçer 
el que ros rrescataria. 
Bobo Y porfiáis todavia 285 

a entrar alia? 

257. Le nis. répète : puraque de mi mano. 



LA CULPA Y CAPTIVIDAD 253 

Pues, si topades quiça 
a mi hermana en esas sendas, 
daresle mis encomiendas 
y diraos como le va. 290 

Cautividad Pues, si aveis de entrar, entra 
donde entraron 
todos quantos se enjendraron, 
porque todos por Adán, 
y los que se enjendraran, 295 

son cautivos y pecaron. 

Entra[n] el Viejo y la Vieja. 

Viejo Por do diabros hecharon, 

si los vistes, 

y porque no los reñistes? 

Ymajino qu'estaran 300 

perdidos, y no sabrán 

bolver a casa los tristes. 
\^iEjA Y vos, dezi, no supistes 

que vinien ? 

Pues que los vistes tanbien, 305 

porque no los detuvistes? 

pues ensoras os temistes 

que de perderse tinien. 
\'ii:|o O rravias malas que os den 

en ese costado ! 310 

que vos los aves hechado 

a perder con acotallos. 

De contino aveis de dallos; 

qu'es lo que os [a] aprovechado ? 
\'iK|A Déjame, rramo enparrado, 315 

no me acoséis, 

que basta, que me ' tenéis i 



2 54 LA CULPA Y CAPTIVIDAD 

con vuestro gruñir y tema 

hecha una podre y postema. 

Plcga a Dios que ansi os tornéis ! 320 

Viejo Veamos, no me diréis, 

oyd acá, 

si se encajaron quica 

hazia el val del escondrija ? 
Vieja O Toringula, mi hija! 32^ 

Viejo O mi hijo ! do estara ? 

Bobo A, padre ! teneos alia 

Viejo Por ado ? 

que si el camino que vo 

e de dejar de seguir, 330 

no se por donde me e de yr. 

O que confuso qu'esto ! 
Bobo Ola, padre ! como no 

bolve a dejar 

el camino ? 
Viejo Por do he d'echar ? 33^ 

que a cada cabo esta un rrisco 

de un diablo de pedrisco 

qu'es para despepitar. 
Bobo Como ! no's podéis tornar 

car'atras ? 340 

Viejo No ay camino. 

Bobo Que no ay mas ? 

Vieja Y Toringa ? Esta contigo ? 

Bobo Mi linaje esta comigo 

en la cueva. No atináis ? 

Guarda, padre, no mirais 345 

que os prendera 

un salvaje que saldrá ? 
Vieja Y quien te puso do estas ? 



LA CULPA Y CAPTIVIDAD 255, 

Veamos, viejo, do vas ? 

Mi señora, ella sabra 350 

que perdidos haci'aca 
nos venimos, 

porque dos hijos perdimos 

en esta áspera montaña. 

Cata, padre, que os engaña 355 

por cevaros con sus mimos, 

que a nosotros que la oymos 
mas valiera, 

pues es una encantadera, 

no avella visto jamas. 360- 

Señora, no me diras 

do esta mi hija siquiera ? 

Oyme que chirladera 
que terna ! 

Montas que preguntara 365 

si es su merced, por servilla, 

aquella ynfanta Sebilla 

qu'esta enca[n]tada quiça. 
Culpa Yo soy, escúchame acá 

mi calidad, 37a 

la Culpa de la maldad 

que yo traigo a los humanos, 

por fuerça, dando de manos, 

a escura cautividad. 
Bobo Veis ay que no es verdad 375. 

lo qu'esta hablando, 

que no venimos andando 

sino solo con los pies. 
Vieja Dezi, señora, tenéis 

en aquesta cueva mando? 38a 

\'iEjo Oy lo qu'esto hablando. 



256 LA CULPA Y CAPTIVIDAD 

mira aca ! 

Dezi, señora, si esta 

la muchacha en la prisión, 

que tien mal de coraçon 385 

y, por dicha, morirá. 
Culpa En la prisión qu'ella esta 

vos la veréis. 
Vieja Hija mia, ansi gozeis 

que me deis a Toringuita, 390 

que de niña tan chiquita 

muy poquito os serviréis. 
Culpa Oy, que no me entendéis 

con la querella ^ 

que os aqueja; digo's qu'ella 395 

y el mundo y vosotros dos 

no saldréis, hasta que Dios 

nazca de virgen donzella. 
Bobo No gastes tienpo con ella 

que peor lo hará. 400 

Guarda que os engañara 

qual otra negra presona, 

qu'es un diablo tesona. 

Aguarda, padre, aguarda, 

porque os engarrafara 405 

el salvajon. 
Cautividad O viejo sin discricion, 

di, porque te as detenido ?- 

No sabes que heres nacido 

en aquesta subjeçion ? 410 

Viejo No vengáis tan sobervion, 

honbre honrrado, 

que ningún desaguisado 

os an hecho hasta a^ora. 



LA CULPA Y CAPTIVIDAD 257 

que con acotra señora 415 

altercamos lo altercado. 
Cautividad O viejo desvariado ! 

tal as de hablar? 
Pues, yo te porne en lugar 
dond'estes con gran pasión 420 

metido en una prisión 
do no te puedas soltar. 
\'iEjA Mira, no le aves de tratar 

de sa manera, 
no [e]s mi marido quienquiera, 425 

ni deshonrralle a la rrasa, 
qu'es ya honbre de su casa, 
y puesto que no lo fuera, 
yo's doy fe que si trajera 

su espada, 430 

que se la dejo colgada 
junto a la cama do esta, 
que os oviera dado ya 
quiça qualque cuchillada. 
Cautividad O vieja desvariada 435 

en tus rrazones ! 
Pues, yo te porne en prisiones 
do no puedas ser soltada : 
no cures de mas estada, 
ni de mas altercaciones. 440 

— Entra dando trompicones 

con desmán. 
Ea, baja tu acá, patán. 



441-^2. Ces vers sont-ils une indication scénique, comme semble 
l'avoir cru le copiste, où font-ils partie du texte ? Je ne m'explique 



258 LA CULPA Y CAPTIVIDAD 

Bobo Pardios, digo's que no quiero. 

Cautividad Porque no ? di, majadero. 445 

Bobo Pues, teneisme de dar pan ? 

Cautividad No, que alia nunca lo dan. 
Bobo Queréis dejarme ? 

Mejor haréis de soltarme. 

Que ? queréis cortar el rramo ? 450 

Estad quedito, nuestro amo, 

que ya yo quiero bajarme. 

Mas, dezi, tenéis que darme 
a comer ? 
Cautividad No nada. Que a de aver ? 455 

Bobo Pues, si no tenéis que dar, 

no e gana de bajar. 
Cautividad No me queréis entender? 

Alto, via a deçender ! 
Bobo Mas tomadme, 460 

porque si cuydo arrojarme 

acaso me matare 

o quiças me lisiare. 
Cautividad Animal, piensas burlarme ? 
[Bobo] Guarda que podéis matarme 465 

de un cabaço. 

O Dios, y que costalaço 

que aveis dado aqui comigo ! 

Ofrezcolo al enemigo. 

Por eso dais rramalaço ? 470 

Cautividad O vellaco, villanaço, 
azemilar ! 



pas bien cette scène. Le bobo était entré précédemment dans la 
caverne. En serait-il donc ressorti? Il est possible qu'il manque ici 
quelque passage. — 455. Répétition du vers 176. 



LA CULPA Y CAPTIVIDAD 



259 



Bobo Señor, podreisme dcjar 

primero que me metades 

hazer mis necesidades? 475 

[Cautivid.] Sus acaba ya de entrar. 

Entra la Libertad. 

CANCIÓN 

Dadme albricias, y esto os quadre, 
qu'es nacido Dios de madre. 

Pensava el honhre [aflijido] 
que Dios le tiene en olvido; 480 

pues^ por su causa a venido 
a nacer de v ir jen madre. 

Libertad A, Culpa y Cautividad! 

salid luego a mi mandado. 
Cautividad Quien [n]os llama tan osado? 485 

Libertad Como quien? La Libertad. 
Cautividad Esa es grande novedad 

nunca oyda. 
Libertad Pues, sabed que soy venida 

para el linaje humanal, 490 

porque en un pobre portal 

una virgen es parida. 
Culpa Luego, ya mi triste vida 

es acabada? 
Libertad A lo menos abrev[i]ada, 495 

y por Dios y su Pasión 

con la rejeneraçion 

te sera toda quitada. 
Culpa O triste de mi, cuytada ! 

que haré? 500 

Ya quien hera no seré, 



26o LA CULPA Y CAPTIVIDAD 

pues siendo en tanto tenida, 

seré la mas abatida 

que jamas muger lo fue. 

Pues, yo triste, que haré? 505 

Sin dubdar, 
seré hecha muladar 
de los honbres, y baldón, 
y por mas demostración, 
mi mal se a de publicar. 510 

Libertad No's deveis tanto acuytar 

ni entristecer, 
que aunque Dios "os dio el poder 
dése oficio que tiniedes, 
muy magnifiesto sabiedes 515 

que tenia de nascer, 
y en naciendo avie de ser 

rremediador 
de la culpa y el herror 
de toda la humanidad, 520 

y de la cautividad 
divinal rrescatador. 
Y, constreñido de amor 

entra nal, 
siendo el tienpo ya tal 525 

pues se acaban las figuras 
par cunplir las [ejscripturas, 
nasçio pobre en un portal ; 
que aunque en figura mortal 

se a mostrado, 5 30 

es }• fue perficionado 



como esta junto a la diestra 
del padre que lo a enjendrado. 



LA CULPA Y CAFTIVIDAD 26 I 

Por eso, soltad priado 

los que tenéis 535 

cautivos, pues que Dios es 

el presçio de su rrescate, 

dando a vosotros mate 

con la sangre del juez ; 

y luego conmigo yreis 540 

anbos ligados 

a Belén, donde postrados 

veréis a Dios en figura, 

Criador y criatura, 

rrescate de los herrados. 545 

Cautividad Ya soys todos rrcscatados : 

sali acá. 
Rromero i° Rrescatados? Ojala 

fuese ansi, Cautividad! 
Cautividad Veis aqui la Libertad 550 

donde es venida ya. 
Libertad Salid, salid, que ya esta 
la humilldad 

libre la cautividad 

porque Dios es ya humanado, 555 

quiriendo pagar de grado 

la culpa por caridad. 
Viejo O sol de divinidad, 

gran luzero, 

que siendo manso Cordero, 560 

no mirando tanto mal 

nos sacas d'escuridad. 

Dios ynmenso, verdadero ! 
Bobo Qual salimos del carnero ! 

538. Le ms. nosotros. 



262 



LA CULPA Y CAPTIVIDAD 



Mira aca 565 

como venimos de alla, 
húmedos y asotanados. 
Que os paresçe? Que barvados 
salimos ! Padre, mira. 
Viejo O Señor! y quien sera 570 

tan suficiente 
que bastase aqui al presente 
servirte como meresçes, 
pues por nosotros te ofresces 
con caridad tan ferviente? * 57,5 

Bobo O qu'esta vamos de gente, 

conpañero ! 
Pero, por san verdadero, 
que si de comer oviera 
de darnos, menester fuera 580 

todo el trigo del orranero. 
Profeta i° O prometido Cordero 

consagrado, 
que as de ser crucificado 
en la cruz por nos salvar. 585 

cuya sangre a de soldar 
a nuestra culpa y pecado ! 
Vieja Hija, salgamos priado, 

que ausadas, 
según las penas pasadas, 590 

yo te digo que quedamos 
todos juntos como estamos 
para sienpre scarmentados. 
Libertad Poned las manos juntadas, 

que os he de atar, 595 

y esto para denotar 
que si el honbre de su grado 



LA CULPA Y CAPTIVIDAD 263 

' cayere en culpa y pecado, 

I no tenga de quien quejar. 

Bobo Ansi, ansi os an de tratar 600 

por lo denante ; 
veamos de aqui adelante 
si no[s] ossareis mirar. 
Començad de caminar 
por manera muy triunfante 605 

con cantar muy elegante 

concertado, 
y pues el Bervo encarnado 
haze tales maravillas 

sirvámosle de rrodillas 610 

voluntad y grado. 



VILLANCICO 

Adorárnoste, Señor 
uno y trino del altura, 
pues nos das tanta holgura. 



XLVI 
AUTO 

DE 

LA ENTRADA DE XPO EN JERUSALEN 



FIGURAS. 



Xpo. Un renovero. 

Los DOZE APOSTÓLES. Un CANBIADOR. 

Un ciudadano. Un palomero. 

Un villano. La turba del pueblo. 

Tres fariseos. 



ARGUMENTO 



Jesuxpo nuestro bien, 
ylustre y sabio senado, 
por cunplir lo profetado 
entra oy en Jcrusalen, 
sobre una asna sentado. 5 

Al qual rresçiben oy dia 
todos muy rregoci jados 
con los vestidos quitados 
y con cantos de alegría 
y con rramos muy preciados. 10 

Después de averie metido 
en la ciudad y en el tenplo 
con contento tan crecido, 
los que profanan el tenplo 



LA ENTRADA DE XPO EN JERUSALEN 265 

con gran rrigor a espclido. 15 

Hazenle grandes preguntas 
con muy falsas yntinçiones 
los mas subidos varones, 
mas quebrántale sus puntas 
y dañados coracones. 20 

Y, visto que no an podido 
su saber prevaricar 
con cautelas que an hurdido, 
vansele solo a dejar 
en el tenplo, y anse ydo. 25 

Pideseles atención 
pues lo mcresçe la obra, 
y pues que virtud les sobra 
concedernos an perdón 
en los yerros sin çoçobra. 30 



Entra[n] Xpo y sus diçipulos. 

PO Dos de vosotros yreis, 

mis diçipulos, mira, 
al castillo que alli esta, 
que contra vosotros es, 
y un asna que hallareis 55 

y su pollino con ella, 
desatad a el y a ella 
y entramos me los traeréis. 
Quando lo vays a hazer, 
si alguien algo os pidiere, 40 

rresponde a lo que os dijere 
qu'el señor lo a menester. 

35. Les vers 35-51 ont été refaits. 



266 LA EXTRADA DE XPO EX JERUSALEM 

DiçiPULO Dcvemoste obedesçer, 

gran maestro sin segundo, 

que algún misterio profundo 45 

nos quieres dar a entender. 

Entra[n] el Ciudadano y el Bobo. 

Amo Ven acá, Simon Jordan, 

ata luego ese ganado. 
Bobo Bien. Y de lo que aya atado? 

Amo Pensallos boy a harán 50 

primer. 
Bobo Y luego ? 

Amo Brahan. 

Bobo Yo pensando y comiendo, 

y ellos an d'estar durmiendo? 

luego el pensar me cobran. 

La burra hela aqui atada ; 5 5 

Dios ponga en su boca tiento : 

no me muerda el pensamiento 

en son qu'es paja y çevada. 
Amo Mira, bestia enalvardada, 

pensallos as de entender 60 

qu'es hechallos de comer. 
Bobo Esa es buena pachochada ! 

Desa habla d'escudero 

que demonio se aventaja, 

son dalles çevada y paja 65 

acrivada con su arnero? 

Digo's qu'es buen borriquero 

para engordar los ganados, 

49. Sans doute : y de que lo aya atado. — 50-5 1 ? — 68. Les vers 
68-85 ont été refaits. 



LA ENTRADA DE XPO EN JERUSALEN 267 

para dalles dos bocados 

se lo an de pensar primero ? 70 

Si yo pido de almorçar 

quando mas gana lo e, 

estese vuesa merçe 

pensando si lo a de dar ! 

Daria y o a rravia el pensar 75 

y al demonio la pensada ! 
Amo Pues, dales paja y cevada ; 

no los dejes desatar. 
D1ÇIPUL0 El asna deve ser esta 

que el maestro nos mando. 80 

Bobo Deja el asna, honbre de pro, 

qu'es de quien la tiene ay puesta. 

Pensas que a todos se presta ? 
Amo Qu'es, Jordan ? Qu'estas hablando ? 
[Bobo] 



y aun os quieren dar rrespuesta. 85 

Dejen la burra córner^ 

vayanse en paz su camino. 
D1ÇIPUL0 Esta burra y el pollino 

los a el Señor menester. 
Amo Déjalos, Jordan, hazer. 90 

Llévenlos mucho en buen hora ; 

si el Señor los quiere agora, 

no se le an de defender. 
Bobo Dig^5 el preguntador 

yerra por preguntar ? 
Amo • No. 95 

Bobo Pues, pregunto agora yo 

a vos que sois sabidor : 

72. Le ms. vías gana loce. 



2 68 LA ENTRADA DE XPO EN JERUSALEN 

quien dizen qu'es ? el señor 

que en casa de Architiclino 

convirtió el agua en vino ico 

que tenie tan buen sabor? 
Amo Beviste'dello, Jordan? 

Bobo Pues, hálleme yo en la boda 

y bevio la gente toda, 

todos bevimos de autan ; 105 

y aun hálleme en lo del pan 

do comimos a desmuertas, 

y sobraron doze espuertas. 

Cuydo qu'el es, juro a san. 
Amo Bien puedes creer qu'es el. 110 

Bobo Nuestramo, sabéis que e oydo ? 

qu'este señor es venido 

para salvar a Ysrrael. 
Amo Yo ansi le tengo por el. 

Bobo Vamos a ver, Dios buen grado, 115 

para que quiere el ganado, 

y vendremonos con el. 

Entran los tratantes en el tenplo. 

Rrenovero No's lleguéis vos tanto acá, 

canbiador, so desviaos. 
Canbiador Ea, pues, vos apartaos, 120 

hazeos mas hazi'alla. 
Rrenovero Mi tienda en buen cabo esta. 
Canbiador Apartaos alia, si os pesa, 

que a d'estar aqui mi mesa. 
[Rrenove.] a fee, que tal no estará. 125 

Palomero Nadie rrebuelva quistion. 



126 à 129. Redondilla de quatre ver§ isolée au milieu des redondillas 
de ocho versos dont se compose la pièce. Peut-être y a-t-il eu omis- 



LA ENTRADA DE XPO EN JERU SALEN 

que cmos todo[s] de vender. 

Rrenovero Mira do se va a meter 
estotro con su cestón. 

Palomero Buena hazienda tenemos. 

Rrenovero Buena si bien negociamos. 

Palomero Mas no si caro conpramos 
y muy barato vendemos. 

Canbiador Pues, no sabéis? oy tenemos 
gran multitud en el tenplo, 
con el que anda a dar enjenplo 
vienen de todos estreñios. 

Llegan los diçipulos con el asna a Xpo. 

DiçiPULO Señor maestro, traemos 

los animales que quieres ; 
sube sobre el que quisieres, 
y todos te seguiremos. 
Muy claro y cierto sabemos 
q:u'estas cosas entre nos 
hazes a gloria de Dios 
y para que nos salvemos. 

Xpo Si quisierdes conocer 

mis obras si son perfetas, 
cotejad con los profetas 
quanto me veáis hazer. 

DiçiPULO Cierto que a mi paresçer 
un testo de Zacarías 
el qual apunto Ysaias 
nos quiere dar a entender. 
Gózate, hija de Sion, 



269 



130 



135 



T40 



145 



150 



sion de la part du copiste. — 154-157. Redondilla isolée de quatre 



270 LA ENTRADA DE XPO EN JERUSALEM 

y alégrate tu tanbien, 155 

hija de Jerusalen : 
cata aqui tu salvación. 

Ves tu rrey en pobre estado, 
mira bien quien viene a ti : 
tu Salvador vesle aqui, 160 

manso y en asna asentado. 
Cata el pollino a su lado; 
veslo aqui todo cunplido, 
este es Xpo prometido 
y el Mesias deseado. 165 

Entra Xpo sobre el asna, y sale la turba del pueblo cantando. 
VILLANCICO 

Este es nuestro Salvador, 
ya su Rrey Ysrrael tiene: 
bendito es aquel que viene 
en el nonhre del Señor. 

Conpañas, todas venid, 170 

vamos a Dios alabando 
y todos junios cantando : 
« Osan a j fili David! » 
Gloria yn ecelsis de\id, 
y con toda pa\ y amor 175 

adoremos al Señor, 
pues su Rrey Ysrrael tiene. 
Bendito es aquel que viene 
en el nonbre del Señor. 

Turba Para mas soleniçar 180 

la fiesta que al rrey hazemos, 
nuestros vestidos hechemos 
por adonde a de pasar. 



LA ENTRADA DE XPO EN JERUSALEN 27 1 

Otro Y aun rramos es bien cortar 

y echar por el suelo, hermanos, 185 

y llevarlos en las manos 
tornando a nuestro cantar. 

Gmtan : 

Este es nuestro Salvador, 
ya su Rrey Ysrrael tiene; 
bendito es aquel que viene 190 

en el nonhre del Señor. 

Fariseo Que bozeria es aquesta, 

y que estruendo, y que tropel ? 
Turba Que viene el rrey de Ysrrael 

y el pueblo hazele fiesta. 
Fariseo Para el Dio, caro nos cuesta 

este su buen predicar! 

Que ansi se deja alabar ? 

Grande estimación es esta ! 
Turba Su maravillosa venida 

muestra su virtud de Dios ; 

los suyos holguémonos 

pues que viene a darnos vida, 

y porque sea cunplida 

en todo nuestra holgança, 205 

cantemos en su alabança 

esta canción tan subida. 

CANCIÓN 

Este es nuestro Salvador, 
ya su Rrey Ysrrael tiene; 
benditto es aquel que viene 210 

en el nonhre del Señor. 



95 



200 



272 LA ENTRADA DE XPO EN JERLSALEN 

1- A RI SEO Señor maestro, yncrepad 

esos que os van alabando 

y hazeldos yr callando ; 

no alboroten la ciudad. 215 

Xpo Antes os digo en verdad 

que ya que todos callasen, 

las duras piedras hablasen 

testificando verdad. 

Lloróte, Jerusalen, 220 

porque todo se te allega, 

que te veo estar tan ciega 

que ni ves el mal ni el bien ; 

alguno avra y alguien, 

tiniendote enemistad, 225 

que con mucha crueldad 
■ tu merecido te den. 

Los males que te vernan 

me causan a mi este llanto, 

porque canto sobre canto 230 

en ti no le dejaran. 

Tus hijos que en ti estaran 

padesceran cruel muerte, 

tratarante de tal suerte 

que toda te asolaran. 235 

Causara tu perdición, 

que me haze a mi estar triste, 

qu'el tienpo no conociste 

desta tu visitación. 

— A hazer nuestra oración 240 

vamos, hermanos, al tenplo, 

porque os quiero dar enxenplo 

como uséis de rrazon. 



LA ENTRADA DE XPO EN JERUSALEN 



273 



Canbiador 
Palomero 
r renovero 

Canbiador 

Rrenovero 
Palomero 



Entra Xpo a hazer oración al tenplo. 
ORACIÓN 

« Padre eterno, poderoso, 
gracias a tu gran poder, 245 

que ascondiste tu saber 
al sabio vanaglorioso, 
con poder maravilloso 
estas cosas hordenaste, 
y al pequeño rrevelaste 250 

ser humillde y piadoso. 

« Aquesta mi humanidad, 
tu quesiste que ansi fuese 
para que en el mundo diese 
testimonio de verdad. 255 

Por tu ynmensa piadad 
a los que a ti se convierten 
haz que de contino acierten 
a hazer tu voluntad. » 

Enpieçan los tratantes en el tenplo. 

Quien quiere dos mili ducados 260 

para otubre? Quien los toma? 
Quien me conpra esta paloma 
con su palomo casados? ^ 
Ea, señores honrrados, 
ay quien me quiera conprar 265 

enclenco para el altar 
y encensarios estremados ? 

Quien toma moneda rrica 
a trueco de un vestuario? 
O que encienso y que encensario ! 270 
O que lindas avecicas ! 

18 



274 LA ENTRADA DE XPO EN JERUSALEN 

Quien quiere las palomicas 

del garrido palomero ? 
Rrenovero Calla, diablo bozinglero, 

que paresçe que pedricas. 
Xpo Perversos, qu'estays diziendo? 

Porque days tan mal enjenplo ? 

Salid, maldittos, del tenplo, 

no esteys conprando o vendiendo. 
Rrenovero Huye, al Dio te encomiendo ; 

no me den a mi por ti. 
Canbiador o que acote me • dio a mi ! 

Todo el hatto anda vertiendo. 
Xpo o malas ynclinaciones, 

perversa perseverancia ! 

solo ynteres y ganancia 

son vuestras contrataciones. 

Mi casa, qu'es de horaciones 

esta escripto, y profanastes, 

y hecha me la dejastes 

cueva común de ladrones. 
Bobo A, nuestro amo ! Dios buen grado, 

llega al Señor y servilde; 

mira, muesamo, y dezilde 

qu'estamos a su mandado 

si a menester el ganado, 

son llevallos e a pacer. 
Amo No los avra menester, 

pues en el tenplo se a entrado. 
Bobo Luego, bien podre llevallos. 

Amo Vete poco a poco andando, 

y después, mira, en llegando, 

entenderás en pensallos. 

Del cabestro as de llevallos, 



275 



280 



285 



290 



295 



300 



LA EXTRADA DE XPO EN JERUSALEN 275 

no subas encima dellos, 305 

que vino el Señor sobr'ellos, 
y es gran pecado tocallos. 
[Bobo] Pardiego, ansi lo hare ; 

pues qu'el Señor los honrro 

no quiero afrentallos yo, 310 

que quiças me moriré. 

Los niños cantando dizen : 

Hijos de Ysrrael, venid, 
y a nuestro Dios alabemos, 
y alabando le cantemos : 
« Osagua, fili David ! » 3 1-5 

Fariseo Porque consientes, señor, 

qu'estos muchachos te alaben ? 

que dizen lo que no saben, 

y es a ti gran desonar. 
Xpo David versificador 320 

dize por los semejantes : 

« En boca de los ynfantes 

perfiçionaste el loor. » 
Fariseo Consienteste engrandecer, 

por otra parte te humillas j 525 

dinos, estas maravillas 

como las puedes hazer? 

Declara por qual poder 

estos milagros se hazen, 

pues alabanças te plazen; 330 

dánoslo aqui a entender. 
Xpo Que se alabe en todo a Dios, 

307-311. Redondilla isolée de quatre vers. — 324. Le ms. con- 
sientes engrandecerte. 



276 LA ENTRADA DE XPO EN JERUSALEN 

quien lo estorva no es su amigo. 

Rrespondeme a lo que os digo, 

luego os rrespondere a vos : 335 

por quai manera de dos 

San Juan bautiço y dio nonbres ? 

Es del cielo o de los honbres? 
Fariseo Eso, que sabemos nos ? 

Xpo Luego, si no lo sabéis, 340 

que me venis argüir? 

Menos quiero yo dezir 

la pregunta que hazeis. 
Fariseo Don Jacob, llega, veréis. 
Jacob Para el Dio, qu'es muy sabido, 345 

que a todo nos [a] entendido. 
Fariseo Dezilde, el cielo veréis. 
Jacob Luego avie de rresponder; 

pues, como no lo creistes ? 

muy mal en ello hezistes, 350 

pues dubdastes su hazer. 
Fariseo Guayas de nosotros tristes ! 

Si los honbres se nos van, 

alli nos apedrearan. 
Jacob Gran agudeça dejistes. 355 

Vanse, y queda[n] Xpo y sus diçipulos. 

D1ÇIPUL0 En todo estoy admirado 

de ver la gran conpañia 



347. ? — 347-55. Ces huit vers (abbabcch) ne constituent pas une 
redondilla de huit vers, dont la formule est dbhaacca. Peut-être pour- 
rait-on les rétablir ainsi : Pues, como no lo creistes ? — Luego avie de 
rresponder, — pues dubdaste su ha\er (ou saber) ? — Muy mal en ello 
beiistes — etc. 



LA ENTRADA DE XPO EN JERUSALEN 277 

que con nosotros venia 

quan solos nos an dejado. 

Sabio maestro acertado, 360 

los que solos nos quedamos 

para Betania nos vamos, 

pues nadie te a conbidado. 
Xpo Mis diçipulos y hermanos, 

tomad en esto lición, 365 

y huyd de la estimación 

de los estados mundanos. 

Con los rramos en las manos 

cantando me an rresçebido, 

y en casa no me [a] admitido 370 

nadie destos ciudadanos. 
Gracias al Eterno Padre 

que nos puede sustentar, 

vamonos a rreposar 

do esta la Virgen mi madre. 375 

D1ÇIPUL0 Pues ni amigo ni conpadre 

no nos conbida en el suelo, 

no ay. Señor, otro consuelo 

que a nosotros mas nos quadre. 

Llevando a Betenia el tino, 380 

cantemos una canción 

que nos de consolación 

y supla de pan y vino. 

O Rrey humano y divino. 

Señor, con vuestra licencia, 385 

se dira en vuestra presencia 

para aliviar el camino. 



278 LA ENTRADA DE XPO EN JERUSALEM 



VILLANCICO 



Hijo del Eterno Fadre, 
que os haien rreçehimiento, 
y no ay quien os de aposento^ 390 

sino es vuestra santa Madre. 



XLVII 
AUCTO ' 

DE 

LA PRISIÓN DE SANT PEDRO 



FIGURAS. 



El rey Herodes. 

Centurio. 

Sant Pedro. 

Levi. 

Samuel. 



Un angel. 
Christo. 
Sant Marcos. 

Su MADRE. 

Una moca. 



ARGUMENTO 

Muy noble congregación, 
muy honrrado ayuntamiento, 
nuestra rrepresentaçion 
rrequiere el animo atento 
y muy libre el atención ; 

y es la materia que da 
fundamento a nuestra ystoria 
la prisión que cscripta esta 
de san Pedro por memoria, 
que gran contento dará. 

Veres claro y evidente 
por esta sacra sentencia 
que a la mano omnipotente 



10 



28o LA PRISIÓN DE SANT PEDRO 

la terrena rresistençia 

nunca pone ynconviniente. 15 

Porque si Herodes prendió 
a Pedro en fuerte clausura, 
Dios, porque ansi lo mando, 
quebranto la cerradura 
y a su apóstol liberto. 20 

Y tanbien veréis dispuesta 
la divina caridad, 
pues nuestro Dios magnifiesta 
a Pedro su voluntad 
con su divina rrespuesta ; 25 

como están aparejados 
los que son siervos de Dios 
para ser martiriçados 
y padesçer entre nos 
con martirios no pensados. 30 

Notase la gratitud 
de san Pedro en padesçer 
tormentos en senetud, 
y aquel divino poder 
que a todo le dio virtud, 35 

para que, desahuziados 
los honbres de acá del suelo, 
solo estemos confiados 
en los salarios del cielo 
para que fuimos criados. 40 



Entra[n] el rrey Herodes y Centurio. 

Herodes Esta opinion que a ynventado 

este Jesús Nazareno, 

34. Les vers 34-45 ont été refaits. 



LA PRISIÓN DE SANT PEDRO 28 1 

[que] nuevamente a senbrado, 

a [mi] ver seria muy bueno 

averse ya descepado. 45 

Para esto e procurado 
diligencias especiales, 
y a Jacob e degollado 
por ser de los principales 
del nazareno senado. 50 

En muy estrecha prisión 
meto al que xpiano siento, 
y es porque tengo opinion 
que doy en ello contento 
a esta judaica nación. 55 

Y, porque pienso mostrar 
que contentallos deseo, 
determino encarcelar 
a Simon el Galileo 
que comiença a pedricar. 60 

— Oyes, Çenturio. 
Cextürio Señor ? 

Herodes Con zelosa diligencia, 

porque ansi cunple a mi onor, 

trairas ante mi presencia 

a Simon el pescador, 65 

que tiene prevaricada 
la grey con su mal enjenplo 
y tiene contaminada 
la sinagoga y el tenplo, 
y el aljama profanada. 70 

Centurio a cunplir tu mandamiento 

me parto con diligencia, 

64. Les vers 64-79 °"^ ^^*-' refaits. 



282 



LA PRISIÓN DE SANT PEDRO 



pues se debe acatamiento 
a tu rreal escelencia, 

yre sin detenimiento. 75 

Herodes No me conviene enojar 

a ninguno Galileo, 
porque si entiendo rreynar, 
e de cunplir su deseo 
y en todo los contentar. 80 

Entra San Pedro. 

S. Pedro Varones de Galilea, 

muy notorio es entre nos, 

y qualquier honbre lo crea, 

qu'el sacro Hijo de Dios 

se humano en nuestra Judea. 85 

Rrebolved las profecías 
los que os teneis por mas sabios 
y veréis que en nuestros dias 
se cunplio las profecias 
de Jésus, Hijo de Dios. 90 

Aquel que por nuestro bien 
de los cielos fue enbiado 
y en la ciudad de Belén 
nasçio so un pobre tejado 
por universal rrehen, 95 

es Dios justo y verdadero 
a quien con loca osadia 
pusistes en un madero, 
y aquel que al tercero dia 
rresuçito Dios entero. 100 

Esta gran temeridad 



76. Lems. conviene ey... ojar. — 79. Le ms. erreconplir. 



LA PRISIÓN DE SAXT PEDRO 

no pase sin penitencia : 
vuestros pecados llorad 
y a la divina clemencia 
con lagrimas ynpctrad. 

Porqu'es Dios tan piadoso 
y amador de penitencia 
que en el coracon lloroso 
luego ynfunde su clemencia, 
perdonando al creminoso. 
Con lagrimas cordiales, 
varones, llamad a Dios, 
pronunciad sospiros tales 
que Dios aparte de vos 
vuestros vicios criminales. 

Centurio Simon Pedro, aved paciencia, 

que os manda prender el rrey, 
y manda su Escelencia 
porque senbrais nueva ley 
que vais ante su presencia. 

S. Pedro Sea bendito el Hazedor 

de aquellas altas legiones 
porqu'esfuerça mi temor, 
que ynjurias, plagas, pasiones, 
todo lo sufre el amor. 

Centurio — Delante tu acatamiento 

traigo a Pedro aprisionado. 

Herodes Di, quien te dio atrevimiento 
que as todo el rreyno alterado 
con tu nuevo enseñamiento ? 

No entiendes, honbre perdido, 
que estas gentes galileas, 
por avellas prevertido 
esas traiciones hebreas. 



283 



105 



no 



115 



120 



125 



130 



284 LA PRISIÓN DE SANT PEDRO 

contra ti se an comovido ? 135 

S. Pedro Todas las leyes humanas 

son leyes more sanguinas 

hechas por gentes profanas, 

y cesan con las divinas, 

que son leyes soberanas ; 140 

y pues leyes de Dios son 

estas que yo e pedricado 

por divina ynspiracion, 

no ynpide el alto mandado 

ninguna humana jusion. 145 

Herodes Grandemente desvarias, 

no como varón entero ; 

yo no entiendo en quien confias, 

pues que murió en un madero 

quien dizes que fue el Mesias. 150 

S. Pedro Confieso el Crucificado 

ser el verbo de Dios Padre, 

que en rrescate del pecado 

fue en el vientre de su madre 

por nosotros humanado. 155 

Herodes En esa vana opinion 

magnifiestas tu locura, 

porque juntarse en union 

Dios con humana criatura 

es muy gran contradiçion. 160 

S. Pedro Aquella ofensa primera 

fue ynfinitamente cara, 

y el honbre nunca hiziera, 

si por si rreconpensara, 

satisfaçion verdadera ; 165 

y, hecho Dios nuestro hermano, 

la culpa de aquellos dos 



LA PRISIÓN DE SAN'T PEDRO 



28v 



175 



180 



cometida en el mançano 

satisfiço como Dios 

y pago como honbre humano. 170 

Herodes Çenturio, sin dilación 

en una prisión oscura 

le mete sin division, 

donde amanse su locura 

y esta su predicación ; 
y pornas de tu milicia 

varones y gente armada 

que le guarden sin malicia, 

porque, la Pascua pasada, 

quiero hazer del justicia. 
Centurio Tiende las manos, Simon, 

que as de yr por mi prisionero. 
S. Pedro Mi Dios y mi Salvación 

las estendio en un madero 

por la humana rredençion. 185 

Al poder santo me ynclino 

del ynmenso Dios y Honbre, 

pues me quiso hazer digno 

de padesçer por su nonbre, 

siendo yo de todo yndigno. 190 

Centurio Los honbres desatinados 

meresçen mayores penas; 

tus pies quedaran ligados 

y con aquestas cadenas 

en prisión aprisionados. 195 

Y no pienses que e d'estar 

en los yerros confiado, 

porque luego e de enbiar 

gente de muy buen rrecado 

que te vengan a guardar. 200 



286 LA PRISIÓN DE SANT PEDRO 

S. Pedro Mi Dios, pues por ti padezco, 

desta prisión no me pesa, 
que tal bien yo no merezco ; 
mi voluntad no esta presa, 
libre, Señor, te la ofrezco. 

Centurio Sal acá, Levi amigo. 

Levi Mal aya quien me cargo 

de carga tan sin abrigo ! 
Yo tengo de yr alia, yo ? 
Mi lançon yra conmigo. 

Centurio Alçale, descoraznado, 

vellaco, pato mestizo. 

Levi Que le alce, señor honrrado ? 

Álcele Dios que le hizo 
para su santo mandado. 

Centurio A esta puerta aves d'estar 

guardando este prisionero 
sin que dexeis de velar ; 
y si se va, al carcelero 
se le tenéis de pagar. 

Mira como le halláis, 
con sus cadenas atado, 
y mira que no os durmáis, 
porque en siendo's demandado 
a Herodes se le bolvais. 

Levi Señor, Dios vaya con el, 

que aqui estaremos en fin. 
— • No te duermas, Samuel. 

Samuel Tu le guardaras, Levi, 

que yo no me encargo del. 

Levi No ay quien pueda entender 

tal dimoño de velada, 
que nos dejan sin comer 



205 



210 



215 



220 



225 



230 



235 



240 



LA PRISIÓN DE SANT PEDRO 287 

toda aquesta madrugada, 
aunque pese a Lucifer. 
Samuel Simon Pedro en la prisión 

no ymajina so en dormir, 
y el señor de Centurion 
nos quiere dejar morir 
de sueño, sin tragacon. 

Duermense, y entra un Ángel. 

Ángel Duermes, Pedro ? Surje ya, 

qu'es tienpo de rrecordar. 

Tu prisión quebrada esta, 

date priesa a levantar 

pues que Dios librado te a. 245 

S. Pedro Mis manos son libertadas 

desta tan dura prisión 

con qu'estuvieron atadas, 

y por el Dios de Sion 

las cadenas son quebradas. 250 

Ángel Cine tu cinta, Simon, 

y cálcate en un momento. 

Eme aqui, santa vision. 

Vestido tu vestimento, 

me sigue sin dilación. 255 

O Dios santo en quien confio ! 

perdona mi atrevimiento : 

esto es sueño, o desvario ? 

o es por vuestro mandamiento 

mi libertad. Señor mió ? 260 

Arcángel soy, enbiado 

de la santa gerarquia, 

y por divino mandado 

que a tu libertad me enbia 



288 



LA PRISIÓN DE SAXT PEDRO 



S. Pedro 



Angel 



S. Pedro 



Angel 



S. Pedro 



seras, Pedro, libertado. 265 

Pues qu'es divina jusion, 
hágase su voluntad. 
No te ponga alteración 
esta humana potestad ; 
sigúeme sienpre, Simon. 270 

Yo presto el conocimiento 
para servirte de grado ; 
pues por alto mandamiento 
dizes que heres ynbiado, 
de servirte soy contento. 275 

Mira bien que emos pasado 
dos guardas, prima y segunda, 
que guardavan a tu , lado 
por la malicia facunda 
de Herodes y su senado. 280 

Aora creo en verdad 
qu'el Señor que me crio, 
por mostrar su magestad, 
a su arcanjel enbio 
que me ponga en libertad ; 285 

y determino esperar 
que manda hazer de mi : 
que pues quiso quebrantar 
esta cárcel, para si 
me quiere mi Dios guardar. 290 

Dios mío y mi Salvación, 
Vitoria de mi adversario, 
muestra tu rrevelaçion 
si en algo soy necesario 
para hazer tu jusion. 295 



291. Le nis. y mi salvador. 



LA PRISIÓN DE SANT PEDRO 



289 



Xpo 



S. Pedro 
Xpo 

S. Pedro 



Herodes 

Cexturio 

Herodes 



Centurio 



Entra Xpo con una cruz a cuestas. 

O hijos de honbres mortales ! 
no's asonbre el padesçer, 
qu'estas sillas celestiales 
no se pueden meresçer 
sino con obras penales. 

Tened sienpre en la memoria 
qu'esta mi cruz y otras penas 
desta vida transitoria 
çufri porque fuesen llenas 
las sillas de eternal gloria. 

Donde vas, mi Salvación, 
con esa cruz tan cargado ? 
Para Rroma voy, Simon, 
para ser crucificado 
por ti, y padesçer pasión. 

Pues tu, mi Dios, determinas 
mi muerte que sea en cruz, 
digo que penas sanguinas 
acepto, y mas diçiplinas, 
para gozar de tu luz ; 

y pues tienes hordenado 
que en cruz tengo de morir, 
consientolo de buen grado 
y a Rroma me quiero yr 
para ser crucificado. 

Dond'estas, Centurio, di ? 
Aqui estoy a tu mandado. 
Aquel preso que te di 
pusistele a buen rrecabdo ? 
Esta preso ? 

Señor, si. 



300 



305 



310 



315 



320 



325 

19 



290 LA PRISIÓN DE SANT PEDRO 

Herodes Pues la Pasqua es ya pasada, 

yras sin mas dilación 

y trayras con mano armada, 

porque sea castigada 

esta su predicación. 330 

Porque quiero contentar 

a este concilio ebreo, 

y se le quiero entregar 

para qu'ellos, como rreo, 

hagan del a su mandar. 335 

Centurio Sus, (yo) llevo todo cuydado, 

yo le tra(e)yre en tu presencia. 
Herodes Pues la ley a profanado 

quiero que por mi sentencia 

sea a muerte sentenciado. 340 

Centurio — Pues, que me sabres dezir 

del preso que os di a guardar ? 
Samuel No cata sino en dormir, 

y mal grado aya el pesar 

que le emos visto sentir ! 345 

Centurio Pues ya manda su Esçelençia 

que luego sea presentado 

delante de su presencia, 

y quiere sea condenado 

a muerte por su sentencia. 350 

Samuel Entra dentro, que ay esta 

como un cepo rredormido. 
Centurio Qu'es aquesto.? Ydo se a. 
Levi No, p^rdios, que no a salido 

por esta puerta de acá. 355 

Centurio Pues, por do se pudo yr, 

vellaco, descoraznado ? 

Quiça que pudo salir 



LA PRISIÓN DE SANT PEDRO 29 1 

por de corner un bocado ; 

el se tornara a venir. 360 

Levi \ ! señor Centurion, 

mi madre me halle muerto 

si, asido deste lançon, 

no m'estado el ojo alerto, 

sin dormir ni aun un grançon. 365 

Son que, la noche pasada, 

vimos aquí un terromoto 

con muy huerte llamarada 

que nos metió en alborote, 

y la sangre quedo elada ; 370 

y desde entonces, señor, 

como qu'estava dormido, 

no hazie ningún rrumor ; 

y en esto creo qu'es ydo 

sin verguença ni temor. 375 . 

Centurio Dezi, que quenta daremos 

al rrey, yo y vosotros dos ? 
Samuel Pues ydo es, según ya vemos, 

sin dezir : « duedaos a Dios » 

nosotros que le haremos ? 380 

[Centurio] Todos tres cunple que vamos 

a dezir como passo. 
Samuel Eso, pardios, si hagamos ; 

pues que lo vimos entramos, 

tanbien quiero yr alia yo. 385 

Entra San Pedro. 

S. Pedro Pues el morir m'es forçado, 

que soy mortal y soy honbre, 
que yo me ofrezca de grado 
por Jesuxpo y su nonbre 



292 LA PRISIÓN DE SANT PEDRO 

a la muerte es acertado. 390 

Santa consideración 

es visitar mis hermanos, 

pues se acerca mi pasión, 

que seran muy consolados 

con esta visitación. 395 

A la casa de Maria 

madre de Marcos yre, 

que alli esta gran conpañia 

de dizipulos, y avre 

en vellos gran alegría. 400 

— duien esta en esta posada ? 
Moca Quien llama ? 

S. Pedro Pedro Simon. 

Moca Albricias, gente sagrada. 

S. Marcos Estas loca ? 
Moca La prisión 

de san Pedro ya es quebrada. 405 

O que vengo medio muerta 

y asonbrada de plazer ! 
S. Marcos Y, dime, esa es nueva cierta ? 
Moca Si no me queréis creher, 

sali, vereisle a la puerta. 410 

S^ Pedro La paz y consolación 

de Jesús crucificado 

multiplique vuestra union. 
S. Marcos Pedro, tu seas bien llegado ; 

quentanos de tu prisión. 415 

S. Pedro Aquel que me perdono 

porque no me condenase 

a su arcángel inbio 

para que me libertase, 

y ansina me liberto. 420 



LA PRISIÓN DE SANT PEDRO 

S. Marcos Viendo la necesidad 

que nuestra yglesia tenia 
de tu boz y autoridad, 
nos proveyó en este dia 
su divina Magestad. 

S. Pedro Mi Dios y mi buen Jésus 

en vision me apareció, 
y que padeciese en cruz 
despues que me liberto 
me mando su eterna luz. 

[S. Marcos] Santo Pastor, no tenemos 
ya temor que tu ganado 
cristiano peresçeremos, 
y pues que te avernos cobrado, 
todos juntos nos holguemos. 



293 



425 



430 



435 



VERSSO 



Dirupisti, Domine, vincula mea; 
tihi sacrificabo hostían ¡andes. 



XLVIII 
AUCTO 

DEL 

HIJO PRODIGO 



El padre. 
El hijo. 
Un villano. 

La MADRE. 

Un portugués. 



FIGURAS. 



Seudulo. 

Una muger enamorada. 

Una moca. 

Un porquero. 

El hijo mayor. 



LOA EN RROMANÇE 

• 
Pensativo esta el buen viejo 
y cercado de dolor 
en ver que quiere ausentarse 
Pedro, su hijo el menor. 
Rruegale que no se vaya, 
ynçitale con amor, 
no le bastan persuasiones 
al viejo progenitor, 
ni puede con amenaças 
del mundo falso traidor. 
No se cura desto el moco ; 
antes le dize : « Señor, 
mandadnos partir la herencia. 



10 



EL HIJO PRODIGO 295 

que quiero con gran fervor 

gastarla por ese mundo. » 15 

Y ansi, por tal gastador, 

vino en grande miseria 

porque le plugo al Señor ; 

y viéndose ansi perdido, 

buelve a paternal amor, 20 

y vistole tal su padre, 

perdona su gran herror. 

Veys aqui do sale el viejo. 

Atención pide el autor ; 

gustaran bien de su obra 25 

porque tiene gran primor. 



Entra el Padre solo. 



Padre O suma Sabiduría, 

o Dios bivo omnipotente ! 

como tu bondad consiente 

que me haga falta oy dia 30 

un hijo desubidiente 

de descanso y alegría ? 

Quanto mas con el trebejo 
porque venga a mi ubidiençia, 
tanto mas huye mi ausencia. 35 

Présteme, Señor, consejo 
tu divina Providencia. 

Aquel que al vicio se arrima 
desprecia toda virtud ; 
grande falta es de salud, 40 

pues los preceptos no estima 
de la honrrada senetud. 

La soltura que a tenido 



296 EL HIJO PRODIGO 

de bivir deshordenado 

de la madre a rredundado, 45 

cuyo gran rregalo a sido 

golpe que lo a derribado. 

— Pedro ! — No deve de oyr 
ni atina a mi llamamiento, 
pues gran rrato a que le siento 50 

en su aposento vestir. 
— Ola, Pedro ! — A ! gran tormento ! 

Sale el Hijo vestiéndose. 

Prodigo Vesme aqui, señor. Qjue mandas ? 

Padre Dime, qu'estavas haziendo ? 

Prodigo Señor, estoyme vistiendo. 55 

Padre No se en que pasos te andas ; 

por mi fe, yo no te entiendo. 
Ved que suerte de vestido, 

que plumas, que vanidad ! 

A ! divina Magestad ! 60 

quan de bruças as caydo 

en casos de liviandad ! 
Esas botas que traes, 

sanas no fueran mejor ? 

Ved que tienen por primor ! 65 

Como as de traer los pies 

abrigados, di, traidor ? 

En buen pantuflo aforrado 

anda el pie enjuto y caliente, 

onesto en faz de la gente, 70 

que en el vestido y calcado 

se muestra el honbre prudente. 



Les vers 51-59 ont été refaits. — 68. Le ms. un buen. 



EL HIJO PRODIGO 297 

Ved que manera de sayo, 
que suerte de cabeceo, 
que autoriçado jubón ! 75 

Pedro, beres papagayo ? 
Habla, rresponde, sayón. 

Señor, ando con la usança. 
En fin, tu bives contento. 
Quan deble va tu cimiento 80 

si no buelve otra mudança 
mas firme en tu pensamiento ! 
Hijo Los mancebos de mi hedad 

anda[n], señor, qual me ves ; 
no me lo rrepitas, pues, 85 

mas con toda brevedad 
mi herencia pido me des ; 

que pues que determinado 
estoy de yrme a desterrar, 
tu no deves triste estar 90 

por un caso qu'escusado . . 

es podérmelo estorvar. 
Padre Vete donde tu quisieres ; 

no pienso altercar contigo, 
pues mientras mas te atosigo 95 

mas y mas mi vida yeres. 
Justo es Dios, qu'es buen testigo. 

Tu herencia, no te la niego, 
pero hagote saber 

que no puedo no tener 100 

gran congoja en ver tan ciego, 
Pedro, tu poco saber. 

85. Les vers 85-95 ont été refaits. — 95. Le ms. mientras tuas 
tesoatn. 



290 EL HIJO PRODIGO 

Entra el Villano. 

Bobo Señor, en la encrucijada, 

detrás la puerta çaguera, 

están dos. La delantera 105 

viene mas arrebolada 

que fruto de madroñero. 
Padre Estén, ayúdeles Dios. 

Que me pena a mi de aqueso ? 
[Bobo] Que no lo digo por eso, 1 10 

son(o) que preguntan por vos. 
Hijo Por mi ? Que dizes, sagueso ? 

Bobo Que no la del verdugado 

que le mandastes cortar ; 

son la que yo fuy a llamar, 115 

que ceno el lechon asado, 

que se quedo acá [a] acostar. 
Hijo Si tal he dado, señor, 



digo que aqui sea mi hora. 
Padre Cemo lo niegas, traydor ? 120 

Y a quien busca esa señora ? 
Bobo Preguntan por la posada 

del señor Pedro. 
Hijo Por mi ? 

Bobo ' No le dizen ya que si. 

Hijo Galla, bestia enalvardada. 125 

Bobo Acabe, no sea ansi. 

Padre Como me quieres negar 

tus tan aviesas pisadas ? 

Yo creo al moco bien, aosadas, 

que tu no puedes pasar 130 

sin tales barraganadas. 



EL HIJO PRODIGO 



299 



Entra la Madre. 

Madre Porque gruñis, gruñidor ? 

Nunca aveis d'estar en paz 

con el moco, pertinaz ? 
Padre Y aun, con ese tal favor, 135 

vas tu, Pedro, qual te vas. 
íMadre Hago bien ; teñe paciencia, 

que vos me le perseguis 

y en vida me consumis. 
Padre Que gran cargo de conciencia! 140 

Como, muger, tal deçis ? 
Con vuestro consentimiento 

se quiere partir de nos. 
Madre Mas ocasión le soys vos 

y vuestro desabri[mi]ento. 145 

Padre Tened paciencia, por Dios. 

Yo rreboso de tristura, 

y vos colmaysme de enojos. 
Madre Hijo, buelve a mi tus ojos ; 

no sigas tan gran locura, 150 

despide tales antojos. 

Di, hijo, do quieres yrte ? 

Tu mudança nos traspasa 

nuestra vida, y nos abrasa, 

en ver que quieres partirte 155 

de nuestra presencia y casa. 
Si alguna rrepunta mora 

en tus entrañas de amor, 

rruegote, hijo y señor, 

que te adolezcas agora ^ 160 



139. me a été corrigé et remplacé par le. — 149. Le ms. hiielvo. 



300 



Hijo 



Padre 



Madre 



Padre 



Portugués 



EL HIJO PRODIGO 

de nuestra cuyta y dolor. 

Amansa tu furia grave, 
no nos traigas aflijidos, 
yeran tus duros oydos 
mis palabras, pues la llave 165 

heres de nuestros sentidos. 

No mostréis tanta tristura, 
madre, con me persuadir, 
que determinado he d'ir 
a buscar otra ventura 170 

y nuevo mundo seguir. 

Dadme, padre, lo que os pido, 
qu'es solo lo que me rresta ; 
que mi voluntad dispuesta 
es ya de aver concluydo. 175 

No esperéis otra rrespuesta. 

Vamos, que ya yo no quiero, 
cierto, mas te ynportunar. 
Anda, que yo te vo a dar 
toda tu herencia en dinero ; 180 

no pienso de te estorvar. 

Como ! y ansina le hechais ? 
Poncoña mate tal padre ! 
Mas que consuma a la madre, 
porque otro no parais 185 

que en condición se le quadre ! 

Entra el Portugués. 

Quanto he porca Gástela ! 
Muyto e mellor Portugal. 
Lisboa e cosa rreal : 
tanta felpa, tanta tela, 190 



190. Le ms. pela. 



EL HIJO PRODIGO 3OI 

çerto e cosa angelical. 

Festa de Corpo de Deus 
que se faz la en Santaren 
ela ollado muyto ben ; 
en musiquiña e o arreos 195 

no se le chega ninguen. 

E çerto que en esta terra 
se faz muy conpridamente 
por quanto es nobre gente, 
y mas que vela sinçerra 200 

nostro urrey tan esçelente. 

Veno de lonje partida, 
so merchante muyto honrrado ; 
muyto can traço amarrado, 
veno a ganar mia vida 205 

co a merchantia qu'e hachado. 

Traçere treçentos canes, 
todos de muyto boa pasta : 
araiba quedo a casta. 

Acertó que son galaes ; 210 

poren muyto pan se gasta. 

Careche a merchantia 
y no se vende migalla. 
Ao demo do a canalla 
tanto can en mercadería ! 215 

Todo no vale una palla. 

Gente ela que venia. 
Quiero entrar miña posada, 
sacare miña perrada 

y algún se venderá, 220 

que gente semella honrrada. 



302 EL HIJO PRODIGO 

Entra el Prodigo y Sedulo su criado. 

Hijo Dime, Sedulo, as notado 

la tristeça y la pasión 
que a mis padres a quedado ? 
Aunque an tenido rrazon, 225 

toda mi herencia me an dado. 

Ahora que voy contento 
con llevar todo mi aver, 
no me a de quedar plazer 
que no tome a todo aumento, 230 

pues llevo que despender. 

Mugeres, juegos y caca 
he de aver a manos llenas, 
buenas comidas y cenas ; 
si en algo pusiere tasa, 255 

no aya yo buenas estrenas. 

Buelve el Portugués con muchos perros. 

Portugués Conpra os caes que traçi. 
Hijo Cosa nueva es la que veo. 

Que vendéis, honbre, dezi ? 
Portugués Caes de a mellor casta, creo, 240 

que en Portugal rrecoji. 
Sedulo Y que copia traereys dellos ! 

Portugués Traçere como treçentos. 
Sedulo Luego, cargastes por cientos ? 

Portugués Entre novos y entre vellos 245 

so bivos como lementos. 
Hijo Y que vale cada uno ? 

Portugués Eso ys nunc' acabar. 

Destos que saben cacar 

no vos poso vender uno : 250 



Sedulo 

Portugués 

Sedulo 



Prodigo 
Portugués 



Sedulo 
Portugués 



Prodigo 
Portugués 



Prodigo 



EL HIJO prodigo 3 

dozena aveis de levar. 

Mejor es conprar çinquenta. 
Yso ya no e poquedades. 
Alia, hermano, a los abades 
que cacan con buena rrerita 255 

los lleva vos, si mandades. 

Dezi, que saben hazer ? 
Muyto ben comen do pan, 
y aun mas os fazo saber 
que se posen mantener 260 

de a canina que faran. 

De a q.ue fazen por sendero ? 
Que andan éstos coUedores, 
por quanto os curtidores 
o conpran por sus dineros 265 

para fazer suas lavores. 

Esa, media pulla fue. 
Y de aqueso os mantenéis ? 
Manteño, por boa fce ; 
y a no los conprar, a fee, 270 

despos arrepentiréis. 

Y que vale una dozena? 
Señor, vale dez crucados ; 
sino, sejan apreçados, 

porque fazamos estrena, 275 

por dos fidalgos honrrados. 

Tanben sirven d'estrumento : 
fazen música que e gloria, 
tantu que e cosa notoria 
que ollar es tan bon cimento 280 

que os lleven la memoria. 

Sus, veamoslos cantar, 
y veremos como hazen ; 



304 



Sedulo 
Prodigo 



Sedulo 



MüGER 



Moca 



MUGER 



Moca 

MuGER 



EL HIJO PRODIGO 

que cierto, si ellos me aplazen, 

podría ser os los mercar. 285 

Donosa esta la perrada ! 

Muy bien cantan, por mi fee, 
y con boz muy entonada. 
Allegúese a mi posada, 
que alia se los conprare. 290 

Donosa esta la perrada ! 

Entranse, y sale[n] la Muger enamorada y la Moca. 

As visto, Platina hermana, 
aquel mancebo estranjero 
como haze del cavallero ? 
Quan necio es, y quan de gana 295 

distribuye su dinero ! 

Bien gasta ; no ay que pedir. 
Que de gente trae consigo ! 
De mocas paresçe amigo. 
Yo te le haré venir 300 

de enpulgueras, si le sigo. 

Viste quan de buena gana 
me dio esta cadena ayer ? 
Tu amistad quiere tener. 
Si ; yo te prometo, hermana, 305 

que yo me sepa vender. 

Mientras durare el dinero, 
mostrármele e alaguera, 
amigable y plazentera, 
hasta que mi majadero 310 

tenga la bolsa ligera. 



286. Erreur du copiste. C'est le vers 291, qui ne rime ici avec 
rien. — 303. Le ms. me dio ayer esta cadena. 



EL HIJO PRODIGO 3O5 

Como aquese avras pelado ? 

Y aqueste, no e de pelalle ? 

Yo le he sentido de talle 

al señor mi rrequebrado 315 

de sin ancuelo pescalle. 
Concertada esta una cena 

que dijo nos a de dar. 
Moca En verdad, no tengáis pena. 

MuGER No. Se sentase a jugar 320 

y pierda algún buen estrena. 
Moca Q.ue tanbicn juega el mancebo ? 

Ml'ger Lo principal de su arnés. 

Moca Que ! desa condición es ? 

Mugeres, cacas y juego 325 

le darán presto al través. 
Muger Mas que ya le ubiese dado ! 

Con tal que nos quede presa, 

hagamos buen plato y mesa. 
Moca El parece buen cuytado. 330 

Muger Y a mi piensas que me pesa ? 

Moca Gente suena. Calle un poco, 

no sientan lo que hablamos. 
Muger Haz senblante que nos vamos ; 

su criado es [a] aquel loco. 335 

Sedulo Que hazen ? Bien negociamos ! 

Esta el honbre hecho pedaços 

adereçando el yantar, 

y ellas vanse a pasear ! 

' Traigo cansados los bracos 340 

de los muertos rrodear. 
Muger Que muertos? Ay ! desdichada! 

Sedulo Capones son, no te alteres, 

francolines... Que mas quieres? 



306 EL HIJO PRODIGO 

La mesa tengo aparada 345 

de quanto escojer quisieres. 

Están ya los menistriles 
haziendo mili gollorías ; 
hechan coplas a porfías 
juglares, y tan sotiles 350 

qu'el seso te elevarias. 

Ay un juego sobre mesa 
que tu amante a concertado 
de tanto del bel ducado. 
Que te paresçe, marquesa, 355 

que por tu amor se ^ hordenado ? 

Al que no tiene dineros 
mi amo presta sin tasa ; 
no nos cabe ya en la casa 
de dozientos forasteros. 360 

Cosa es brava lo que pasa ! 
Y el domingo corre toros 
mi amo, por tu servicio ; 
no se vio desde ab inicio 
honbre que ansi sus tesoros 365 

gaste, ni con tal bullicio. 
MuGER Vamos, pondreme galana, 

que gente avra de façion. 
Sedulo Que, rreñego de Pluton, 

vas mas linda que Diana 370 

y de mayor perfiçion. 

Sale el Porquero. 

Porquero Aunque ogaño la senbrada 

no a sido tal qual de via, 



337. Le ms. el que. 



EL HIJO PRODIGO 



307 



pienso que avra mejoría 

de puercos y lechigada, 375 

según que nace la cria ; 

y aunque, por nuestros pecados, 
no[s] a sido el año avieso, 
no dejaremos por eso 
tener puercos estremados, 380 

de buena carne y buen peso. 

Un zagal querria hallar 
que fuese tan deligente 
que se atreva a los guardar, 
que ogaño pienso ensanchar 385 

' copia dellos muy valiente. 

Entra el Prodigo, muy rrotto, como pobre. 

Guárdeos Dios, honbre de pro. 
Hermano, seays bien llegado. 
Como vais tan destrocado ? 
Fortuna me persiguió 390 

como a qualquiera cuytado. 

Pero, sabreisme dezir 
si por estas caserías 
avra por algunas vias 

algún amo a quien servir 395 

en qualesquier granjerias ? 

Vos venis tan mal tratado, 
tan rroto, tan descosido, 
que dubdo seays admitido 
en casa ningún honrrado 400 

a soldada ni a partido. 

Vos para en villa no estais. 



390. Le ms. for luna que 



me simio. 



3o8 



EL HIJO PRODIGO 



Prodigo 



Porquero 



Prodigo 



Porquero 



Prodigo 
Porquero 



111 aun para estar en presencia 

de ninguno, en mi conciencia, 

si otro abitto no mudays. 405 

Dezi, vays en penitencia ? 

Si penitencia hiziese 
de mis males ecesivos, 
no se hallaria entre bivos 
quien tanto lo meresçiese 410 

con tormentos tan esquivos. 

Pero si a dicha sabéis 
a quien pudiese servir, 
no lo dejéis de dezir, 

que gran limosna haréis ' 415 

en procurarme admitir. 

Si os atrevéis a guardar 
ciertos puercos que os daria, 
yo muy bien me atreverla 
daros en que os ocupar, 420 

porqu'esta dehesa es mia. 

De qualquiera forma y via 
que gane el mantenimiento, 
seré yo muy rrecontento 
quedar en tal granjeria, 425 

pues mi bivir paso en viento. 

Pues, lo que aveis de hazer 
es quedar en esta estancia, 
y sera vuestra ganancia 
pobremente os mantener 430 

de vellotas. 

Gran sustancia ! 

Pues, quedaos, no tengáis pena, 
mirad por esos lechones, 
no durmays por los montones. 



EL HIJO PRODIGO 309 

Prodigo Yd, señor, en ora buena. 435 

— O mundo, mar de pasiones ! 

Ya yo estoy do tengo el pago. 
O mundo, mar de miserias, 
quan trocadas van tus ferias, 
pues por principal alago 440 

das hanbre, sed y miserias ! 

Pero, si tu me pagases 
como yo, triste, merezco, 
yo por tu fiador me ofrezco • 
que mas y mas me estrechases, 445 

aunque de hanbre padezco. 

Que se hizieron mis galas ? 
Todo se a enbuelto en sayal ; 
mi bien se convirtió en mal. 
O mundo, quan bien [ejscalas 450 

al que te sirve leal ! 

Q.ue se hizo tanto amigo 
como a mi mesa harte ? 
Agora alguno no avrie 
que viéndome tan mendigo 455 

conmigo tuviese fee. 

Quantos están a soldada 
en la casa do naçi 
que tienen, triste de mi ! 
harto mejor la pasada 460 

que no yo la tengo aqui ? 

Que aunque deseo apocarme 
a comer lo que a sobrado 
a estos puercos^ escusado 
es que pueda sustentarme, 465 

según que lo dan tasado. 

Quiero yrme a la presencia 



310 EL HIJO PRODIGO 

de la vista paternal, 

y confesalle e mi mal 

porque estrecha penitencia 470 

de a hijo tan desleal. 

Direle que no merezco 
de ser su hijo llamado 
y que mi horrible pecado 
me da poco, aunque padezco, 475 

según e sido culpado. 

— Señores, den caridad 
al que por su mal bivir 
se a venido a consumir, 

y su pecado y maldad 480 

le haze en queros venir. 

Un bulto alia se me ofrece. 
En la presencia y vestido 
mi padre me a parecido. 
Triste del que no merece 485 

ser por su hijo admitido ! 
Padre Santto Dios Î qu'es lo que veo ? 

que si el sentir no me miente, 
mi hijo es aquel pidiente ; 
aquella es su boz yo creo. 490 

O Señor onipotente ! 

— Pedro, heres tu ? que es aquesto ? 
O hijo del alma mia, 

o mas que alegre este dia 

que tanto gozo me a puesto ! 495 

Bobo ' O olla que a de ser vacia ! 

Hijo Ay ! que mi merecimiento 

no es ser tu hijo llamado ! 

Perdona mi gran pecado. 
Bobo Yo digo que so contento 500 



Hijo 



Padre 



Bobo 
Padhe 



[Bobo] 



EL HIJO PRODIGO 311 

como no coma bocado. 

Yo quiero estar obidiente, 
no como hijo que e sido, 
mas enpero ser tenido 
como un minimo sirviente, 505 

pues que tanto te e ofendido. 

Yo te prometo, hijo amado, 
que aunque mas pobre vinieras, 
si te arrepientes de veras 
de mi seras perdonado. 510 

O olla, que trago esperas ! 

Sacad luego aqui un vestido, 
vestid a mi hijo amado, 
pues oy a rresucitado, 
y mi Dios me le a traido 515 

con gozo tan señalado. 

Mátese luego un bezerro 
el mas gordo del rrebaño, 
hágase un conbite estraño. 
Oy el vientre, si no yerro, 520 

sacaremos de mal año. 



Entranse, y sale el Hijo mayor. 

Hijo Mayor Qu'es esto ? espantado estoy. 
De do naze tal mudança ? 
que mi juicio no alcanca 
que fiesta es esta de oy 
de tanta música y dança. 

Bobo Señor, sabra que su hermano, 

aquel qu'estava huydo, 
vino ao^ora desanbrido. 



525 



528. Le ms. qu'estava oydo. 



312 EL HIJO PRODIGO 

anbriento como un alano, 530 

puro cigoñazo en nido. 

Los sus çapattos picados 
et eîehavis bolaron, 
y las calcas que conpraron, 
y los sayos bigarrados 535 

franceses se los rrobaron. 

. Y como le vio venir, 
nuesamo a hecho gran sala 
de grande conbite y gala ; 
entre, si quiere sentir 540 

fiesta que no se le yguala. 

Sale el Padre solo. 

Padre Di, hijo, estas enojado ? 

Hijo Mayor Si, qu'es rrazon de lo estar, 

que no se puede callar. 

Por quien tanto os a gastado 545 

tan gran fiesta oy selebrar ! 
A un hijo desobidiente 

y de tan vano juicio 

hazerle tan gran servicio 

la rrazon no lo consiente 550 

por ser en mi perjuicio. 
Padre Ay, mi hijo ! no te espantes, 

que quanto yo tengo es tuyo: 

y el gastar por ti no huyo, 

mas rruegote mires antes 355 

las palabras con que arguyo. 
A ti sienpre te e tenido 

en mi casa y mi presencia, 

nunca te vi de mi ausencia ; 

estotro andava perdido 560 



EL HIJO PRODIGO 313 

y fuera de mi ubidiençia, 
y agora del perdimiento 
se a tornado a rrecobrar, 
de muerto a rresuçitar : 
por eso toma contento 565 

y entra con nos a yantar. 
[Bobo] Pardios, que tiene rrazon, 

comamos, y no rreñamos. 
Y, muy generosa union, 
toma enxenplo en lo que hablamos. 570 
Válete ; pido perdón. 



XLIX 
AUTO 

DE 

LOS DESPOSORIOS DE MOYSEN^ 



FIGURAS. 
MOYSEN. 

Un bobo. 

Dos VILLANOS : un viejo 
y otro moço. 



Sephora. 
Getrona. 
Getron, su padre. 



ARGUMENTO 

Aqui os traire a la memoria, 
si acaso atención se tien 
para que se entienda bien, 
una divinal ystoria 
del gran profetta Moysen. 

Trata de quando huyo 
de poder de Pharaon 
porque a un Egiçio matto, 
y como a Madian llego, 
do le avino otra quistion 

Y es que como caminava 



10 



* Publié par D. Eugenio de Tapia dans le n° i de El museo literario, 
Madrid, 1844. — i. Tapia: traeré. 



LOS DESPOSORIOS DE MOYSEN 315 

a pie, un poço topo 

ado bebio y apago 

la sed grande que llevava, 

y a descansar se llego. 15 

Pues, dos donzellas vinieron 
[a] aquesto poço [a] abrevar 
sus ganados, y estorvar 
dos villanos les quisieron 
el agua que querian dar. 20 

Pues, como Moysen lo vio, 
a los villanos ha hechado 
del poço, muy enojado, 
y a los mocas ayudo 
a dar agua a su ganado ; 25 

y, acabado de abrevar, 
vanse a su padre Jetron 
y quentanle la quistion. 
Jetron las torna a enbiar 
a que llamen tal varón. 30 

Pues, siendo Moysen venido, 
Jetron le a las gracias dado, 
y para guardar ganado 
el Jetron le a rreçebido, 
y con su hija despossado. 35 

Esta rrepresentacion 
sera la que aqui harán ; 
pues, para ello prestaran 
la sosegada atención, 
y las faltas suplirán. 40 



34. T. recibido. 



3l6 LOS DESPOSORIOS DE MOYSEN 

MoYSEX. Gran Dios de los padres nuestros, ynmenso 
Hazcdor y rreformador supremo de la celeste y terrena" 
corte, guia y guarda soberana ', confiado(s) en tu begnini- 
dad2 y benivolençia, muchas e ynfinitas gracias doy a tu 
divina Magestad, pues sienpre en todo y por todo me as sido 
favorable, ansi en me guardar y conservar la vida en mi pue- 
ril y tierna niñez, como en el sacarme del poder de Faraón 
y manos de mis enemigos, trayendome guiado de tu soberana 
voluntad a Madian, mi consanguínea tierra, adonde, seguro > 
de los que mi muerte desean, abitare el tienpo que tu dey- 
dad me otorgare ; aunque al presente la sed y calor me 
aquejan, y si este tu minimo siervo de ti no es socorrido con 
el agua de tu gracia, mi spiritu fatigado ningún consuelo 
spera. 

Entra el Villano 4 solo. 

Bobo. Aora ofrezco ala mala gueste tan endiabrada mocha- 
cha ! Mira, mira, señora Jinebra o Jinebrada, yo's juro a los 
santtos de Dios que por solo esos donbresí me tengo de abor- 
rir, e yrme por esas Ytallas, o por esas Andalucías. Enten- 
deyslo ? 

MoYSEN. De Dios me a venido este villano. — Ola ! a 
quien digo ? 

Bobo. Sicas, honbre soy y seré y lo tengo de ser y vengo 
de casta de sello para yrme a esas Boloñas, sin sofrir que una 
mochacha golosa, rrayda, desvergonçada, me este a mi 
hechando ynpodios e poniendo donbres^. 

MoYSEX. Veni acá, buen honbre. Rreportaos un poco. 

I. T. ponctue : reformador supremo, de ¡a celesta y terrena corte guia 
jyetc. — 2. T. benignidad. — 3. T. aseguro. — 4. T. el Bobo. — 
5. T. nombres. — 6. T. nombres. 



LOS DESPOSORIOS DE MOYSEN 317 

Bobo. Déjeme v. m., que vengo ensañado con un demoño 
de una rrapaça que mi amo Jetron en casa tien. 

MoYSEN. Que, Jetron es vuestro amo ? 

Bobo. A pro y honrra suya. 

MoYSEN. Cubrios, hermano. 

Bobo. No haré, en verdad. Besso las manos de v. m. 

MoYSEN. Cubrios. 

Bobo. Beso las manos de v. m. 

MoYSEN. Cubrios y dezime, si fueredcs servido, como es 
vuestra gracia. 

Bobo. Yo, señor, llamóme a merced de su mandado y para 
pro y honrra de todos los buenos, Estevan Sánchez Merino 
de Alvarado, hijo lejetimo' de Juan Anton Merino y de 
Olalla López de Alvarado la Papuda, que Dios perdone, y 
criado lealisimo de Jetron mi amo por mar y por tierra. 

MoYSEX. Por muchos años y buenos. Pues, ado caminays 
con ese cántaro ? 

Bobo. Yo se lo dire a v. m... Como es su donbre^ ? 

MoYSEN. Yo Moysen me llamo. 

Bobo. Pues, mire v. m., señor Moysen me llamo, en casa 
de mi amo ay una muchacha golosa, pereçosa, dormilona, 
chismosa, parlera, vellaca, para poco... Quantas tachas e 
dicho ? 

MoYSEX. No se; como ocho o nueve. 

Bobo. No, no, herrado me e, que novecientas y tantas 
vellaquerias son las que tiene, y sobre todas, espaciosa como 
todos los diablos. Y como se tarda en los mandados, no la 
osamos ynbiar por cosa alguna, y ansi hazenme a mi venir 
encantarado, que no parezco sino mochacho aprendiz de 
<;apatero pobre. 

MoYSEN. Y esta muy lejos la fuente ? 

I. T. legitimo. — 2. T. nombre. 



3l8 LOS DESPOSORIOS DE MOYSEN 

Bobo. No, señor, que no esta de v. m. aun dos leguas. 

MoYSEN. Pues, plazer rreçebire^ me la mostréis, si fuerdes 
servido. 

Bobo. Eso, venga v. m. Ve este poco? 

MoYSEN. Si, muy bien. 

Bobo. Pues çanpese dentro a somorgujo, y aunque yo lo 
ayune, beva hasta agotalle, y por otra tal a la salida se saque 
este cántaro lleno. 

MoYSEN. Mostr'aca, que desde aqui la alcancaremos. Para 
que me asis del pie ? 

Bobo. Para que, si lo que Dios no quiera, v. m. dentro 
cayere, sacalle a jorro como a borrico lerdo abarrancado. 

MoYSEN. Solta, que no ayais miedo. Y, dezi, esta es buen 
agua? 

Bobo. Si, señor, que de ella beven las bestias. (Beve Moysen.) 
Passo, passo, ansi ^ encharcar en 3 agua ! Creo que piensa 
beverse cántaro y todo. E ! muestre acá, que me e tardado. 
Manda y. m. otra cossa? 

MoYSEK. No, hermano, que esto os agradezco. 

Bobo. Pues, adiós. 

MoYSEN. El os aconpañe. 

Bobo. Ansi haga a v. m. ; beso las manos de su merce; 
perdone v. m. ; quédese v. m. 

Moysen. Anda, anda con Dios. — A ti, Hazedorsupremo, 
doy muchas e ynfinitas gracias y loores, pues ansi me has: 
favoresçido y rregalado con el agua de tu clemencia, y que 
sabrosa4 estava ! Bien parece que de tu divina mano me a sido 
ynbiada y proveyda ; y pues ya la sed e mitigado, quiero 
descansar del largo y fatigado camino en tanto que las 



I. Le ms, rreçebireis: T. recibiréis. Le sens me semble indiquer 
rreçebire. — 2. T. asi. — 3- T. el. — 4. Le ms. sabroso. 



LOS DESPOSORIOS DE MOYSEN 319 

calores sus bravas fuerças pierden. Sus, aqui me rrecuesto. 
Dios sea en mi guarda. 

Hedíase Moysen a dormir, y salen los dos Villanos. 

Moco. A buen tienpo hemos llegado, pues aquellas rresa- 
bidas hijas de Jetron no an venido a dar agua a sus ganados. 
Qiianto mas que, aunque vinieran, no pasara la burla del 
otro dia. 

Viejo. Mas, que gentil comedimiento dejarles honbre dar 
agua a sus manadas y agotar y enturbiar el poco ^ ! En fin 
son mugeres, y no pueden dejar de ser atrevidas. 

Moco. Desenbraçemos los gavanes y cayados, y enpeçe- 
mos a hinchir las canales de agua ; que ya la siesta se acerca 
quantto puede. 

Viejo. Bueno esta ahora el poco. Ve, tu, y aballa las 
manadas, y entretanto trayre yo la soga y el caldero. 

Moco, due no es menester, sino darnos priesa a sacar 
agua ; qu'el ganado la sed le hará venir a su acostunbrado 
abrevadero. 

Viejo. Que bien das de los negocios! Y no podra alguna 
rres quedarse abarrancada o rreçaguera, donde no atinando 
con las demás, se nos perdiesen como suelen? 

Moco. Pues, sus, daos priesa a sacar agua, y si Sefora viniere, 
y sus hermanas, dezildes que se aguarden doze o trece horas, 
que por agora no ay rrancho. 

Viejo. Deso bien puedes dejarme el cargo. 

Despierta Moysen. 

MoYSEX. Valame Dios, y que pesado me levanto! 
\'iEjo. Ay Dios! y quien anda alia de caga? 
MoYSEX. No tengáis miedo, buen honbre. 

I. T. Mas que gentil comedimiento dejarles y hombre, dar, etc. 



320 LOS DESPOSORIOS DE MOYSEN 

Viejo. Acabe ya v. m., hable como a de hablar, y no coja 
a los honbres descuydados, 

MoYSEN. Yo, hermano, como e.de hablar hablo. 

Viejo. Ande ya. Arrojo ^ a hurtadillas un sospiraço con 
tanto estruendo que naturalisimamente pense que qualque 
estantigua me avie ^ tragado. 

MoYSEN. Pues, no lo penseys, sino sosegaos y llegaos acá, 
si os plaze. 

Viejo. Plazer grande le de Dios. De donde bueno es su 
merce ? 

MoYSEN. .Hermano, en Ejipto fue mi nación. 

Viejo. En Ejipto ? Ox ! Luego ladrón sera su merce a 
rrazon 3. 

MoYSEN. Yo ? Porque ? 

Viejo. Porque, salvante onor de v. m., y perdóneme sus 
ausencias, do al diabro el jitano [que] e visto en mi vida que 
no peque un poco de çiquibaile, que en gramatula quiere 
dezir latro laironis por sermo sermonis. 

MoYSEN. Pues yo, hermano, no lo soy ; quede muy mejor 
cepa deziéndo 4, 

Viejo. De cepas de buena casta viene? Y de que veduño ? 
Es alvilla o jaén ? 

MOYsEN. No lo entendeys, hermano ; que cepa, en nuestra 
tierra, quiere dezir linaje. 

Viejo. Andar, andar. Y a que viene v. m. por esta tierra? 

MoYSEN. A buscar, como los otros, ventura. 

Viejo. Valame Dios ! Y que hará de pensar alia la señora 
su madre y sus parientes, si se aydo a la guerra ? Y digame, 
no se avra mudado camisa desde que partió de su tierra ? 

MoYSEN. No, hermano. 

I. Le ms : arroja \ T. arrojó. — 2. T. hahia. — 3- T. ¡Oxte ! 
f Luego ladrón ! ¿ Sera su niercé arra^on ? — 4. T. diciendo. 



LOS DESPOSORIOS DE MOYSEN 32 1 

Viejo. Peligrosa cosa es para esta tierra. 

MoYSEN. Como ansi ? 

Viejo. Porque acá, en trayendo el honbre la camisa arriba 
de ocho o ^ quinze días, Dios os guarde ! 

Moysen. De que me a de guardar? 

Viejo. De guilfes. 

MoYSEN. No's entiendo. 

Viejo. De piojos, que os comerán bivo. 

MoYSEX. De eso no tengáis pena; sino, si tenéis alguna 
provision con que proveerme, rrecebirlo e en cortesía. 

Viejo. No se, pardios, espere. Veré si ay algo. Comería 
ahora v. m. un muy buen pedaço de pan blanco con tanto 
tocino de la nalgada ? 

MoYSEN. Yo, si comerla ? Por cierto. 

Viejo. Pues, porque no se lo traya v. m. hazi'aca en unas 
alfrojas ^ ? 

Moysen. No esta malo el donayre del buen viejo ! Buen 
consuelo es ese! Por mi vida, bien merecéis 3 se os agra- 
dezca. 

Moco. Hea, hea! qu'espaçio es ese? que viene' ya el 
ganado a mas andar, y creo no aveis sacado gota de agua. 

Viejo. Ni aun casi que 4 mudadome de aqui. 

Moco. Con tal cuydado medraremos hazi'atras. Pues, en 
que aveis entendido ? 

Viejo. Tópeme con este señor, que no déviera, y de una 
patraña en otra se me paso de la memoria de yr por el 
caldero. 

Moco. Y quien es el señor ? que Dios le guarde. 

Viejo. Ay s ! es un dimoño de jitano, muy honbre de 
bien. 

I. T. d. — 2. T. alforjas. — 3- T. mcresceis. — 4. que manque 
dans T. — 5. T. ahi. 



322 LOS DESPOSORIOS DE MOYSEN 

Moco. Y a que bueno viene por acá ? 

Viejo. A buscar si ay qualque borrica desmandada para 
tener que trocar y vender, que, loado Dios ! de eso biven. 

MoYSEN. Hermano, hazed vuestra hazienda, y pocas pla- 
ticas comigo. 

Moco. Yo's doy ^ fe que si vagar hu viera, que avia de 
aburrir a la corregüela dos ochavos. 

Viejo. Ojo, ojo ! No ves a Sephora y a su hermana ? 

Moco. YEstevan tanbien viene con ellas. 

Viejo. Escuchémoslas a ver, que, ausadas ^, qu'ellas 3 ven- 
gan rretronicando de las tronicas que suelen. 

Entran Sephora y Jetrona y el Bobo. 

Jetrona. Alarguemos el passo, Sephora hermana, porque 
quando lleguen al poco nuestras carillas con los ganados, 
nosotras con nuestros cantaros tengamos las canales proveydas, 
para que en llegando abreven las manadas. 

Sephora. Vamos, que ya el sol se encunbra quanto puede, 
y las sinpleçillas ovejas, con la sed y calor, vernan al acos- 
tunbrado abrevadero. 

Bobo. Mira, queréis vosotras una y buena? 

Sephora. Y qu'es? A ver, veamos. 

Bobo. Dezia yo que para no aver de andar sacando agua 
cada dia, que nos llegásemos al poco, y en allegando la oveja, 
atallapor el pescueço y çanpalla dentro, y tenella alli dos horas 
çabullida, y perderá la sed por mas de quinze dias. 

Sephora. El paresçer es tal qual el letrado. 

Jetrona. Provemoslo en ti primero. 

Bobo. Pardiez, que a ser de vino el poco, que yo holgara 
de ello ; mas, en ser de- agua, no me encaja. 

I. T. vos doy. — 2. ausadas = aosadas, et non osadas, comme le 
dit une note de T. — 3- T. ellas. 



LOS DESPOSORIOS DE MOYSEN 323 

Sephora. y el porque ? dime, hermano Estevan. 
■ Bobo. Porque desde queuntio mio murio enpoçado, estoy 
mal con todos ellos. 

. Jetrona. Sephora hermana, aguijemos, que, si no me 
engaño, los porfiados villanos veo al poco, y no sera mucho 
querernos estorvarel agua como suelen. 

Bobo. Como, estorvar ? Juro al cielo de Dios que os les 
cnbroque yo todo el poco en la eabeça. 

Sephora. Calla, tonto, que en tal casso la buena crianca 
puede mucho. Quanto mas que, viéndonos mugeres, los 
porna en obligación de tratarnos cortesía. 

Jetroxa. Ahora, en buen pie alleguemos. Mas » yo sos- 
pecho que no rreyna en ellos cortesía ni miramiento alguno. 

Sephora. Nuestro poderoso Dios los guarde, mis señores. 

MoYSEX. Ansi haga a las honestas y graciosas pastoras. 

Viejo ^. Las palabras, como las quisieredes ; mas las obras, 
doylas yo a la yra mala. 

MoYSEN. Porque lo dize el buen viejo ? 

Viejo. Porque estas señoretas sienpre se adelantan a gas- 
tarnos el agua sin rresplaute y miramientto, y después, los 
otros, que los papen duelos. 

Moco. No, que desta vez, una por una nosotros daremos 
agua a nuestros ganados, y si después sobrare... Sino, bos- 
tecen. 

Moysen. No teneys rrazon, que a las mugeres justo es se 
les tenga cortesía. 

[Viejo'.] Cortesía de mi padre ! Esta aqui el honbre seys 
horas por dar agua a su ganado, y avremos de consentir qu'ellas 
la 3 tomasen ? Malos años que tal hagan ! aunque mas vengan 
con sus manos lavadas. 



I. T. ponctue : i.llegiiemos mas. Yo.., — 2. Le ms. Bobo. 
Le ms. lo. 



324 LOS DESPOSORIOS DE MOYSEN 

Bobo. Que cosa es lavadas ? No las traemos sino sucias 
y juro a los santos que hemos de tomar el agua, y aun llevar 
nos poco y todo. 

Moco. Pues, si yo apaño el gavan y mi cayado, a vos y í 
ellas yo os haré que tomeys mal de vuestro grado las afufas 

MoYSEN. Mira que no hareys, qu'estoy yo de por medio 

Sephora. o mal mirados y descomedidos rrusticos! Porquí 
no teneys miramiento a quien esta delante ? Pues, ya que po 
nosotras no lo merezcamos, por su rrespetto y valor aviades 
de catarnos cortesía. 

Viejo. La cortesía que os cataremos es que os tireys luego 
a la hora de aqui. 

Moco. Y si no quereys, espera, que a garrotaços os hare- 
mos que hagáis por mal lo que por bien no aveis querido. 

MoYSEN. Tira, villanos descomedidos ! Y delante de mi, 
semejante villanía y descomedimiento ! Tira afuera, y no me 
bolvays mas [a] aqueste poco, si no queréis morir por ello. 

Bobo. Ansi, deles v. m. a los hi de rruynes. Mas, que 
presto las tomaron ! 

Hecha Moysen a los Villanos del poco. 

Sephora. En gran merced tenemos, señor mió, la merced 
que sin merecerlo de vos avemos rrescebido, pues a sido tal 
y tan grande que no sientto valor ninguno con que pagar- 
seos pueda. 

Jetroxa. El alto y poderoso Dios se lo pague, pues a 
nosotras como a pobres pastoras nos falta el poder, Tuercas y 
rriqueza para satisfazer un bien tamaño. 

Bobo. Mire, señor, no tenga pena, que la señora Sephora, 
en cociendo, le hará un bollo mantecado, que de pure sabroso 
se coma tras ello las manos. 

Moysen. Oyete, hermano. Discretas y graciosas zagalas, 
no ay que agredescerme, que vuestro valor, ser y onestidad 



LOS DESPOSORIOS DE MOYSEN 325 

)do el merecer se trae consigo, sino que pues ya los rrusti- 
3s villanos nos an dejado el poco, demos borden como 
ucstro sinple ganado se abreve, que yo quiero ayudar mi 
arte. 

Sephora. Eso es ya querer del todo becbarnos cargo. 

Jetrona. Baste la sobrada merced que se nos bizo ; no 
are de tomar mas pesadunbre. 

MoYSEN. Hermosas donzellas, pesadunbre en esto no ay 
inguna, que antes yo lo tomo en pasatienpo. 

Bobo. Pues, sus ! saque agua, que los tres la llevaremos al 
añado. 

MoYSEX. Pues, ado se a de llevar? 

Jetrona. Aqui detras beve en las canales, 

MoYSEN. Pues, en nonbre de Dios, toma y camina presto. 

Bobo. Amuese ese % y dése prisa. 

Moysen. E aqui otro. 

Jetrona. Venga. 

MoYSEN. Y este, quien le a de llevar ? 

Sephora. Yo, que me viene de derecbo. 

MoYSEN. Pues tome, mi señora, y vaya luego. 

Bobo. Quantis, si [a] aqueste andar va, no sera mucbo 
ue se bevan poco y todo. 

MoYSEN. Pues, tanto beven las manadas? 

Bobo. Bever, mi padre ! Pardiez, no me quiten del pen- 
amientoson que an almorçado tocino, según beven. 

MoYSEN. Pues altto, camina presto ; 

abuera, que llevo azeyte. 

Jetrona. Estevan, date prisa, que con otro camino aca- 
baremos. 

Bobo. Ansi quiera Dios que sea. 

Jetrona. Mi señor, tome y perdone. 

I. T. AmUéscese. 



326 LOS DESPOSORIOS DE MOYSEN 

MoYSEN. Mi señora, no ay de que ; pues, segun mi deseo 
esto es poco. 

Sephora. Anda, hermano, que con esto tienen hartto. 

Bobo. O ! benditto Dios que nos saco de aguaderos. 

MoYSEN. Pues, no an bevido mucho. 

Bobo. Antes estas nuestras ovejas me parece que son como 
los pollos de Marta, que no an comido y danles agua. 

Jetrona. Ea, Sephora, caminemos, que ya los ganados 
van contentos, y guiandolos nuestras hermanas a sus acos- 
tunbrados pastos. 

MoYSEN. Que! mas hermanas tienen ? 

Sephora. Señor, si, otras cinco sin nosotras, que apa- 
cientan los ganados de mi padre. 

MoYSEN. Muy mucho verlas quisiera. 

Sephora. Señor, si deso heres servido, acude en casa dé 
Jetron nuestro padre, que alli se te hará el acojimiento 
posible, siquiera para en rreconpensa de la merced rresçe- 
bida. Y con esto, vee lo que nos mandas. 

MoYSEN. Que me mandeys, pues la voluntad que me mos- 
tráis pone obligación para serviros. 

Jetrona. Mi señor. Dios te aconpañe. 

MoYSEN. Y vaya en vuestra conpañia. 

Bobo. Adiós, adiós, señor, que las tomamos. 

MoYSEN. En tus benditísimas manos. Dios y Señor mió, 
me pongo y encomiendo para que de mi hagas y hordenes 
lo que tu sagrada Magestad por bien tuviere. Sus, aqui me 
quiero rrecojer detras deste cerro, en tanto que de la volun- 
tad suprema soy guiado. 

Aqui a de aver un entremés i, y sale[n] Jetron y sus dos hijas. 

Jetron. Ansi, hijas, que me contays ? Que [e]se varón 
os hizo tanta cortesía en libraros desos villanos rrusticos ? 

I. T. saínete. 



LOS DESPOSORIOS DE MOYSEN 327 

Sephora. Señor, no solo librónos ^ dellos, mas el por sus 
propias manos saco el agua para los ganados. 

Jetron. Por cierto, qu'el nos a puesto en tanta obligación 
con lo que hizo, que sera justo, si como me dezis es estran- 
jero, que las dos bolvais a el, y, saludándole de mi parte, a 
nuestra casa le traigáis, donde rrepose y coma de mi pan. 
Que quien tanto bien os hizo, no es justo le gratifiquéis tan 
mal la buena obra. Y a que parte quedava ? 

Bobo. Ay quedava rrecostado tras un cerro, que no pares- 
çia sino mastin cansado de morder guzquejos. 

Jetrox. Pues yd, hijas, y llamalde ; que Estevan y yo 
esperaremos. 

Sephora. Pues sea ansi, señor, como lo mandas. 

Bobo. Quédele a la mala gueste ; no le ynbie * a llamar. 
No metamos rruido en casa. 

Jetron. Pues porque, Estevan hermano ? 

Bobo. Porque, pardiez, si se 5 enojase, según es de enco- 
raznado 4, que se alce con la casa y todo a puro palo. 

Aqui llegan do esta Moysen. 

Sephora. Noble señor, Jetron nuestro padre te saluda y 
rruega, si acasso no lo as por pesadunbre, con las dos a 
nuestra casa te llegues, ado rrecebiras el alvergue acostun- 
brado, aunque no tal como para tu persona se rrequiere. 

Moysen. Aveis, señoras mias, con tanta gracia el me hazer 
merced, que seria demasiada yngratitud no rreçebirla 5. 

Jetrona. Pues, mi señor, alargu'el passo, que nuestro 
padre es aquel que alli paresce. 

Bobo. Ojo, ojo ! hele aqui, el aporrea ganaderos. — Sea 
su me[r]çe muy bien venido. 

I. Le ms. líbranos; T. librarnos. — 2. T. invies. — 3. T. íí. — 
4. T. èncora\onado . — 5- T. recebilla. 



328 LOS DESPOSORIOS DE MOYSEN 

Sephora. Señor padre, ves aqui de quien rreçebimos el 
favor pasado y cortesía. 

Jetron. Alçaos, señor mió, que bien parece que de seme- 
jante persona, aspetto y parescer avian de brotar tan buenas 
obras. Abraçadme y rreçebidme en lugar de proprio padre, 
pues con menos no se paga vuestro buen comedimiento. 

Moysen. No con menos contento del que muestras en el 
rrescebirme, acepto tan sobrada merced, y me ofrezco como 
humillde siervo a tu servicio. 

Jetron. Al de Dios esteys vos muchos años. Mas dezidme, 
si acaso no os es molesto y enojoso, vuestra decendencia y 
nacimiento, y el estirpe y linea donde venis. 

Moysen. Yo te lo dire, si el atención se me concede. 
Sabras, señor, como los Hebreos están presos y cautivos so 
el poder de Faraón, el qual enojado porque nuestro linaje se 
multiplicava tanto, mando a las comadres y parteras que 
matasen los varones y que las henbras rreservasen. Pues, yo 
vine a nacer en aquel tienpo, y por no me matar, mi madre 
me tuvo tres meses escondido, al cabo de los quales por miedo 
de la pena me hecho en una zesta betunada por el rrio, adonde 
me vino a aver y prohijar la hija del rrey, y puniéndome por 
nonbre Moysen, porque (que) del agua me avia tomado. 
Pues, estando yo en la hedad que veis, viendo maltratar a 
mis hermanos, procure de defendellos y dime tal maña que 
le quite la vida a su contrario ; por la qual muerte fue mi 
venida a esta tu patria y tierra de Madian, donde prometto y 
juro enplear mi vida en tu servicio. 

Bobo. Ojo! este talle tiene de quedarse en casa. 

Jetron. Aveis, hijo Moysen, mostrado tanto vuestro ser 
y valor, ansi en el aspetto de vuestra persona como en la 
medida de vuestra platica, que no solo me conbida a ofrecer- 
os mi casa y hazienda, mas a entregaros a Sephora mi hija 
por esposa y muger, si vos dello fueredes servido. 



LOS DESPOSORIOS DE MOYSEN 329 

MoYSEN. Es tan grande merced para mi, que me hallo 
yndigno de meresçer un bien tamaño. Mas pues tu, señor 
Jetron, ansi lo quieres, yo por tal la rreçibo y desde aqui te 
supplico que como a yerno y humillde hijo me des la 
mano. 

Bobo. Ta, ta, no faltan mas de los confeytes; qu'ellos para 
en uno son. 

Jetron. Hijo Moysen, llega y abraca aqui a vuestra esposa, 
pues yo por tal os la entrego. 

MoYSEN. Yo por tal la acepto y rreçibo. 

Bobo. Hi de puja! si yo fuera el desposado, que pecilgo 
le arojara en un tovillo. 

Jetron. Escucha, necio. Hijo, si os parece, entrémo- 
nos en mi aposentto con un sabroso villancico, en tanto 
que vuestras bodas con mayor triunfo y rregoçijo se cele- 
bren. Mas, que digo ? Los músicos asoman, y pues a tan 
buen tienpo vienen, demos buelta con ellos, soleniçando tan 
propinquo parentesco y desposorio. 

OTTAVA 

Suba el alegría hasta el cielo 
hinchendo montes, rriscos y collados, 
pues oy vemos juntarse acá [en] el suelo 
a Sephora y Moysen los desposados ; 
con santo matrimonio y casto velo 
y por gracia de Dios son ayuntados. 
Adiós, adiós, yllustre consistorio, 
que al autto haze fin el desposorio. 



AUTO 

DE 

LA RESIDENCIA DEL HOxMBRE * 



FIGURAS. 

La Justicia. El hombre. 

La Misericordia. El Lucifer. 

La Conciencia. El Mundo 

El Ángel de la guarda. y La Carne. 



ARGUMENTTO 

Generosa conpañia, 
cristiana y devota gente 
a quien honrra y vida aumente 
con quietud, paz y alegria 
nuestro Dios omnipotente, 5 

aqui os traemos un dechado 
de muy hermosa pintura, 
adonde el auttor procura 
mostrar al bivo pintado 
el bien a toda criatura. 10 

El qual es que al Honbre humano 
sale [a] acusar su Conciencia 

* Publié par D. Eugenio de Tapia dans le no 2 de El museo lite- 
rario. — Voir le no IX de la présente collection, t. I, p. 152. 



LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 33 1 

en la muy rreal audiencia 
de nuestro Dios soberano, 
do se da justa sentencia. 15 

Y el misero pecador, 
como ve que el bien se tarda, 
mientras la sentencia aguarda, 
nonbra por procurador 
a su Ángel de la Guarda. 20 

Solo os piden atención, 
muy generosos señores, 
autor y rreçitadores, 
con el begnino perdón 
si o viere faltas o herrores. 25 



Entran la Justicia y la Misericordia cantando. 

VILLANCICO 

Por gracia del Soberano 
vamos las dos en concordia, 
Justicia y Misericordia, 
a juT^ar el Honbre humano. 

[MiSERicoR.] Justicia, mi cara hermana, 30 

súbete en tu tribunal 

ado el audiencia rreal 

haras de la gente humana, 

oyendo su bien y su mal ; 

y después de audiencia hecha, 35 

entre las dos sin discordia 

sera el acuerdo en concordia. 
Justicia Pues, a mi mano derecha 

24. T. benigno. 



332 LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 

^e asienta, Misericordia. 

Que quiero que a su malicia, 40 

cara amiga, seas hallada, 
para qu'estes avisada 
que a la divina Justicia 
jamas se le encubre nada. 

Ya ves que a su semejança 45 

formo Dios el pecador, 
y mas le hizo señor 
de su bienaventurança, 
heredero y poseedor ; 
diole sentidos, potencias, 50 

y diole libre alvedrio, 
y diole tal poderio 
que goze sus preminencias : 
mira tu que señorío ! 

y para mayor favor, 55 

le dio porque no pecase, 
para que le aconpañase 
un ángel por guardador, 
que de pecar le guardase. 

Y a sido tan mal mirado éo 

y tan desagradecido 
que mili vezes le a ofendido, 
yéndose muy de su grado 
tras su pecado rrendido. 

Pues, mira si sera justo 65 

que por tal deshubidiencia 
no se huse con el clemencia, 
sino como a malo, ynjusto, 
metelle por mi sentencia. 
MiSERicoR. Paso, Justicia señora, 70 

amansa aquesa pasión 



LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 



333 



Justicia 

MlSERICOR. 



Justicia 

MlSERICOR. 



Justicia 

MlSERICOR. 



Justicia 



MlSERICOR. 



Justicia 



y oye sola una rrazon. 

Q.ue sea. Dila en buen hora. 

Plazeme ; ten atención. 

El que conpra una heredad 75 

por gran presçio aventajado, 
dime, no terna cuydado 
que aumente y crezca en bondad ? 
Eso ya esta averiguado. 

Pues, si Dios con sangre y vida 80 

aquel alma qu'el crio 
la rredimio y la conpro, 
di, querrá que sea perdida ? 
No ay dubda sino que no. ♦ 

Pues, des'arte el pecador, 85 

aunque tenga mas dolencia, 
si abraca la penitencia 
hallara perdón y amor 
en la divina clemencia. 

Y si peca de malicia, 90 

agraviando su conciencia, 
no es bien qu'este aya sentencia 
con el rrigor de justicia, 
sin húsar con el clemencia ? 

Paso, paso, no aya mas, 95 

cese el rrigor rriguroso, 
qu'es Dios misericordioso. 
Pues oye, amiga, y veras 
qual sale el honbre vicioso. 



Entran el Honbre, y la Conciencia y el Ángel cantando este 
VILLANCICO 

El Señor contino llama 100 

y ninguno k r responde. 



334 LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 

Pecadores, quien se absconde, 
viendo el amor con que os ama ? 

Conciencia Amigo, mira que Dios 

contino te esta llamando 105 

y anos puesto de tu vando, 

como ves, a anbos a dos, 

que te andemos avisando. 
Yo, como sea tu Conciencia, 

pésame de verte andar 110 

perdido, sin te enmendar ; 

pues mira que ay rresidençia 

adonde quenta as de dar. 
Ángel ' Pues, a mi Dios me a mandado 

que sienpre te aconpañase 115 

y de ti no me apartase, 

y que de qualquier pecado 

si pudiese te guardase. 

Mas, que aprovecha mi oficio 

ni mis santas aldavadas ? 120 

pues con tus torpes pisadas 

te vas tras qualquiera vicio 

a vanderas desplegadas. 
Honbre Mira, y Dios os mando 

que os andeys tras mi los dos, 125 

tanbien sabe, vos y vos, 

que quando a mi me crio, 

que me hizo libre Dios. 
Digo libre el alvedrio 

de poner y disponer, 130 

y ansina no e de querer 

vuestro querer, son el mió ; 

104. T. o amigo. 



LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 335 

que ay aqui mas que hazer ? 
Yo me tengo de holgar 

este tienpo que biviere, 135 

y mientras mi Dios quisiere 

no me lo aveis de quitar : 

yo lo quiero de do diere. 
Conciencia Mira qu'el alto Criador 

a su ymagen te formo, 140 

y sabes que te mando 

que no olvides su temor 

y de entranbos t'encargo. 
Por tanto, humilla tu ser, 

no te engañe la cobdiçia 145 

de momentáneo plazer ; 

mira el rrigor de justicia 

que en tus culpas a de a^-er, 
Ángel Mira que Dios en tu mano 

puso un anima esçelente 150 

para que como valiente 

pugnes por lo soberano 

y contrastes lo doliente ; 
para que si en esta guerra 

te huvieres' como leal, 155 

bien como en carro triunfal 

subiras desde la tierra 

al sumo bien eternal. 
-ÍONBRE Mira, quiéreos declarar 

el secreto en que me fundo, 160 

y es que quiero por el mundo 

muy libremente goçar 

lo fresco, alegre y jocundo. 

141. T. sabe. 



53é 

Conciencia 



LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 

Mira que el libre alveario 



viéndose franco y esenpto, 165 

por seguir tras su contento 

da en tamaño desvario 

que aumenta pena y tormento. 
HoNBRE Dios eterno, omnipotente, 

quanto tiene, me dezi, 170 

no lo crio para mi ? 
Ángel Si le fueres obidiente, 

no ay dubda sino que si. 
HoNBRE Pues aqui me determino 

sin mudar de paresçer 175 

a mi voluntad hazer, 

y seguir tras el camino 

del deleyte y del plazer. 
Conciencia No te apartes de los dos, 

deja el falso parecer, _ 180 

que se te hará perder 

la gracia y favor de Dios ; 

buelve, amigo, a nuestro ser. 
HoNBRE Los que en los palacios moran, 

quando es franco el señor dellos, 185 

suélese dezir por ellos : 

buenos dan y siervos lloran 

aunque rrepartan con ellos. 
No me deys causa a deziros 

que soys anbos porfiados ; 190 

déjame con mis cuydados, 

amigos, bien podeys yros, 

que ya os tengo por pesados. 
Conciencia Pues dejémosle los dos 

por yngrato y por cruel. 195 

Ángel No puedo yrme de con el, 



LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 337 

que m'es mandatto de Dios 

que jamas me aparte del. 
Conciencia Pues, a la sacra Justicia 

me voy a su tribunal 200 

a dar quexa criminal 

del Honbre y de su malicia 

por yngratto y desleal. 
Honbre Muy bien lo podéis hazer. 

Mira, la de las criznejas, 205 

no me atronéis las orejas, 

que a la fin fin soys muger 

y ansi es vuestro andar en quejas. 
Vamonos, mi aguardador, 

qu'ella va con gran hemencia 210 

derecha hazia el audiencia. 
Ángel Vamos, y el alto Señor 

te guarde por su clemencia. 

Llega la Conciencia al tribunal de la Justicia. 

Conciencia Justicia del Soberano, 

oye a la propia Conciencia 215 

que ante tu rreal presencia 
vengo contra el Honbre humano 
a pedirte rresidençia. 

Diole Dios libre alvedrio, 
hizole a su semejança, 220 

diole ación al señorío 
de la bienaventurança 
con entero poderlo; 

diole Ángel que le guardase 

209. T. guardador. — 210. T, demencia. — 211. T. la audiencia. 
— 214. C'est ici que commence Vauló d'après le texte du no IX. 



338 LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 

porque, si a Dios ofendiese, 225 

el Ángel le procurase 
que de pecado saliese 
y a salir del le ayudase. 

Y que sea su maldad 
tan y norme y tan orrenda 230 

que en pecar de nuevo entienda, 
y enplee su voluntad 
sin procurar el enmienda ! 

Tieneme de si apartada 
sin rrespeto ni rrazon, 235 

hechada atrás, olvidada, 
de su duro coracon 
del todo desarraigada. 

Traigole ante ti citado 
para que rresponda al cargo 240 

y desculpe su pecado, 
amostrando su descargo 
de lo que es por mi alegado. 

Admite mi petición, 
con, el rrigor de justicia 245 

procediendo a pugniçion ; 
que juro que de malicia 
no pongo mi acusación. 
Justicia Misericordia, mira 

vuestro amigo el Honbre humano 250 

qual va contra el Soberano. 
MiSERicoR. Justicia, Dios le terna 

y enmendarse a de su mano. 
Justicia Aora en fin, Conciencia amada, 

ya tu demanda es oyda, 255 

y por mi te sera dada 
audiencia grata cunplida, 



LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 



339 



y tu justicia guardada. 

Vee y traele ante mi presencia, 
di que cunpla mi mandado 260 

y que venga a rresidençia 
so pena ser condenado. 
Camina, amiga Conciencia. 

Cierto, estoy maravillada 
de ver culpa tan malditta 265 

consentida y perpetrada 
contra la deyda ynfinita, 
por el Honbre ansi causada. 

Pues sepa que Dios divino 
al que le es desobidiente 270 

le meterá en fuego ardiente, 
donde por su desatino 
arderá perpetuamente ; 

y por este con rrazon 
dijo Jeremias' : « Llorad, 275 

pues Dios por vuestra ocasión 
no alca de vuestra maldad 
su furor y maldición. » 

Tanbien dijo en su hordenanza 
Jeremias, que no yerra : 280 

a Quien tiene en Dios confianca 
sera heredero en la tierra 
de la bienaventuranca. » 

Y en su rregistro y quaderno 
tanbien profetado esta : 285 

« Dará nonbre senpiterno 
que nunca perescera 
a los suyos Dios eterno. » 

Cacarlas da desto fee 
y en su nonbre dize ansi : 290 



340 



Justicia 



LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 

« Con silvos los llamare 

y allegarelos a mi, 

pues Igs rredemi y salve. » 

Pues, cese tu gran furor 
y esta merced yo rreçiba ; 
que Dios, sumo bien de arriba, 
no quiere qu'el pecador 
muera, mas se enmiende y biva. 

Pues, con amor soberano, 
Justicia, husa de clemencia. 
Paso, que ya la Conciencia 
trae asido al Honbre humano 
ante mi rreal audiencia. 



295 



Entra la Conciencia con el Honbre asido y el Ángel. 



HoNBRE Conciencia, no me rrasgueis ; 

déjame ya, si mandays. 305 

Conciencia No quiero, qu'es bien' que vays, 

pues que por bien no quereys, 

por mal, aunque no querays. 
Honbre Por mal no sera esta vez. 

Conciencia Si sera, por vida mia. 310 

Honbre Mira, deja esa porfía, 

que no e d'ir ant' el juez ; 

hechame una rrebeldia. 
Ángel Aora por me hazer placer 

le deja, Conciencia amada. 315 

Conciencia No quiero, que soy mandada. 
Honbre Dios ! que para ser muger 

que soys muy desvergonçada. 
Pues mira, no seáis villana 

ni curéis de prohidiar, 320 



LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 34 1 

sonó dejamos holgar 

oy que nos cabe, y mañana 

podeys ese pleyto armar. 
No nos curéis rrebolver, 

sonó, si vos estays triste, 325 

dejadnos aver plazer, 

y en pasando el Corpus Xpi 

podeys el pleyto poner ; 

que oy no es dia de quistiones, 

son de danças y pavanas, 330 

y mas qu'estan las ventanas 

mirando los carretones 

atestadas de galanas. 

Y venis muy piquienhiesta 

con vuestra verguença poca 335 

a dar al honbre molestia ! 

Pues, mira, calla la boca 

y deja pasar la fiesta. 
\XGEL No, sino que, por mi amor, 

vamos con ella de grado. 340 

KoxBRE Vamos, y denme en fiado. 

Conciencia Y quien sera tu fiador ? 
HoNBRE Diz que quien ? el obligado. 

Conciencia Pues sus, alto, caminemos 

para la rreal audiencia. 345 

íioNBRE Anda, vete tu. Conciencia, 

que acá los dos nos yremos 

en paz y amor sin pendencia. 



321. T. déjanos. — 327. T. corpus crista. C'est évidemment ainsi 
^u'il faut lire, pour la rime, l'abréviation du ms. — 331-32. La 
eçon du no IX est meilleure : estan todas las ventanas — para ver 
los carretones. 



342 
Ángel 



LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 



Pues muy bien te puedes yr 

adelante sin pasión. 350 

Conciencia Pues sus, no aya dilación, 

que yo voy a prevenir 

de poner mi acusación. 
Honbre Cata que liera de notar. 

Creo pensó la Conciencia 355 

que nos avie de ahorcar. 

Pues, ya estamos en audiencia 

do a todos an d'escuchar. 
Conciencia Justicia rreta y rreal, 

en el audiencia de Dios, 360 

ves aquí, traigo ante vos 

atado al Honbre mortal : 

oydnos anbos a dos. 
Yo delante ti le pido 

que lo que Dios a mandado 365 

no lo a hecho ni guardado, 

ni sus preceptos cunplido ; 

antes los a quebrantado. 
Pidole mas que no a usado 

las obras de caridad, 370 

antes de su voluntad 

se esta sienpre encenagado 

en el pecado mortal. 
Pidote que la sentencia, 

pues en el pecar se envicia, 375 

sea conforme a su malicia 

sin húsar con el clemencia, 

sino rrigor y justicia. 
Justicia Conciencia, yo t'e oydo 



374. Le ms. pido que te la. 



LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 

todo lo que aqui as propuesto. 
— A ti pues t'es magnifiesto 
lo que Conciencia a pedido, 
di, que rrespondes a esto ? 

HoxBRE Yo no se rrazonamientos : 

hablen con mi guardador 
que sabe bien de argumentos, 
qu'el es mi procurador 
y entenderá aquestos quentos. 

Ángel Justicia, si el pecador, 

bive y esta aparejado 
para salir del herror, 
no deve de ser juzgado 
por el ultimo rrigor. 
Para el Juicio final 
eso que dizes se entienda, 
que aqui, en este tribunal, 
admite Dios el enmienda 
de qualquier honbre mortal ; 

quanto mas que aqui no a dado 
la Conciencia ynformaçion 
por donde en condenación 
el Honbre sea sentenciado. 

Justicia Pues, que la de, qu'es rrazon. 
Sus, Conciencia muy amada, 
antes que yo me levante, 
la da luego aqui delante. 

Conciencia Digo qu'esto aparejada 

de la dar, y muy bastante. 

Haz ante ti paresçer 
los testigos que nonbrare : 



543 



380 



385 



390 



395 



400 



405 



410 



380-81. T. ponctue : propuesto, á ti pues. — 395. T. decis. 



344 



[Justicia] 

HONBRE 

Conciencia 

HONBRE 



Ángel 



LA residencia DEL HOMBRE 

Carne, y Mundo, y Lucifer, 
y que cada qual declare 
lo que le an visto hazer ; 

y veras la atrocidad 
de los pecados del Honbre 415 

ser de tanta fealdad 
que no siento a quien no asonbrc 
su dañada yniquidad. 

Sus, yo me parto a traellos 
porque veas lo alegado 420 

ser justamente acusado. 
Pues sus, camina por ellos, 
cada qual venga citado. 

Por aquesa gente vais ? 
Si, y aun los traire en un buelo. 425 
Mas que plega a Dios del cielo 
que ni vos ni ellos bolvais, 
sino que os cubra mal duelo. 

Quantis que si esos traéis, 
pardiez, sin mas escucharme, 430 

que pueden luego ahorcarme, 
porque en ellos hallareis 
quanto quisierdes provarme. 

Justicia, deves mirar 
que los testigos nonbrados 435 

por Conciencia presentados, 
que en ellos no ay que fiar, 
que son los mismos pecados, 

y que en ellos no ay verdad, 
sino maldad y mentira, 440 

y que tienen muy gran yra 



425. T. traeré. — 426. ü. plega Dios. 



LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 345 

con el Honbre y su bondad. 

Justicia, todo lo mira. 
Justicia Todo eso se mirara, 

pues sabéis que en esta audiencia 445 

no se da ynjusta sentencia. 
HoxBRE Ojo ! no veis qual trae ya 

los testigos la Conciencia ? 
Pardiez, la conpaña es buena ! 

Quantis, de aquesos testigos - 450 

no me diese Dios mas pena 

de por un puño de higos 

hallar mas de una dozena. 
No veis que bonica gente ? 

Pues, el de la delantera 455 

que asoma por la ladera 

no fuera tan diligente 

si a hazernos bien viniera. 
usTiciA Aora lleguen los testigos, 

y vos, amigo, callad, 460 

y esto que digo notad : 

que aunque sean enemigos 

se averiguara verdad. 



Entra la Conciencia con el Mundo y el Diablo y la Carne. 

'oxçiEN'çiA Veis do esta el Honbre ? Lleguemos 



a la sacra y rreal audiencia. 
Diablo Pues adelantaos. Conciencia, 

que nosotros luego yremos, 
y mandad prestar paciencia, 

que queremos rrecojer 
entre los tres la memoria 



465 



470 



450. T. Cuantos. 



346 LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 

para saber proponer 

su culpa, aunque ya es notoria, 

qu'el no la podra asconder. 
Conciencia Pues quierome adelantar. 
[Diablo] Bien haréis, señora mia ; 475 

camina, toma la via, 

porque yo quiero avisar 

un poco a la conpañia. 

— Mundo y Carne, mis hermanos, 

para agora es k memoria, 480 

para agora son las manos, 

si pretendemos vitoria 

contra todos los humanos. 
Ya sabéis que la Conciencia 

a la divina Justicia 485 

en su soberana audiencia 

contra el Honbre y su malicia 

ha pedido rresidencia, 

y en prueva de su yntinçion 

ya sabéis somos llamados, 490 

por testigos presentados 

para hazer ynformacion 

de sus ynormes pecados. 
Conviene estar prevenidos, 

conformes, contestes, juntos, 495 

unanimes los sentidos, 

para que con falsos puntos 

no seamos entendidos ; 
porque suelen los juezes 

dezir y rrepreguntar 500 

con cautelosos doblezes 

que hazen desatinar 

los testigos muchas vezes. 



LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 

Sino cada qual por si 
tenga la memoria junta 
y el ojo continuo en mi, 
y en oyendo la pregunta : 
que la se, porque la vi. 

Mundo No ay de que nos avisar, 

qu'eso todos lo haremos. 

Diablo Pues, alto, los tres lleguemos, 

que nos deven d'esperar. 

Carne Sea, y no nos descuydemos. 

Conciencia Ves, Justicia, do an llegado 
los testigos que presento 
contra el Honbre y su pecado. 

[Honbre] Pardiez, que os aveis hallado 

honrrada gente, son que miento. 

[Justicia] Llegad, llegad sin temer, 

y en vuestra dipusiçion 
dad claramente a entender 
que sin pasión ni afición 
venistes a deponer. 

Diablo Nosotros poco sabemos 

del Honbre y de su maldad, 
ni de nuestra voluntad 
contra el nada diremos, 
sino por dezir verdad. 
Honbre Con tal os ayude Dios 

como la verdad diréis 
todos y qualquier de vos, 
y el deseo que tenéis 
de dezirla contra nos. 
Ángel Esta gente que presenta 



347 



505 



510 



515 



520 



52$ 



530 



518. T. corrige : gcnle, é no míenlo. 



348 



LA RESIDEXCIA DEL HOMBRE 



la Conciencia por testigos, 535 

Justicia, tened gran quenta 
que son del Honbre enemigos 
y quieren su mal y afrenta. 

Son de mala vida y nonbre, 
facinerosos, traidores, 540 

desonestos, malhechores, 
y en los pecados del Honbre 
principales agresores. 

Pues los delittos mas feos 
que en el Honbre son notados 545 

por estos tres son causados, 
y son conplizes y rreos 
y en la causa ynteresados. 
Conciencia Que no ay tachas que alegar 

en cosas ciertas y vistas; 550 

si, que no se an de hallar 
los santtos y evanjelistas 
a ver el Honbre pecar. 

Aquellos qu'estan delante, 
los que ven el mal hazer, 555 

es la gente semejante ; 
y estos an de deponer 
y es ynformacion bastante. 
Justicia De amigos o de enemigos 

no ay que mirar calidad 560 

para averiguar verdad, 
porque tachar los testigos 
no desaze la maldad ; 

y ansi vosotros podéis 
dezir luego y rrelatar 565 

lo que hazer visto le aveis, 
que en lo que oviere lugar 



LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 349 

acreditados seréis. 
Diablo Justicia, yo soy venido 

para mi dicho dezir, • 570 

y si pudiera huyr 

y no fuera conpelido, 

procurara no venir. 

Mas a tu divinidad 
escusarme no pretendo, 575 

quanto mas que se y entiendo 
que, diziendo la verdad, 
al Honbre ni a nadie ofendo. 

Se que el Honbre no a cunplido 
cosa que Dios le a mandado, 580 

antes, del vicio vencido, 
de continuo a Dios nc a amado, 
sino sienpre le a ofendido. 

Se que sus fines e yntentos 
es pecar y mas pecar, 585 

quebrantar y traspasar 
los divinos mandamientos 
sin pensar de se enmendar. 

Se que por lo cometido 
contra Dios supremo eterno 590 

tiene muy bien merecido 
muchas vezes el ynfierno, 
según lo que le a ofendido. 

Se que aquesta es la verdad, 
y que no merece el Honbre 595 

que aya Dios del piadad, 
y lo firmo de mi nonbre 
y que soy mayor de hedad. 

596. T. de él piedad. 



3 50 LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 

Mundo Lucifer a declarado 

toda verdad sin mentir; 600 

a mi no ay que me pedir 
sino es lo que se a olvidado 
que avre yo aqui de dezir : 

que es la forma de afición, 
el gran deseo de hazienda, 605 

la sobervia y presunción 
del Honbre, qu'es tan horrenda 
que a nada tiene atención ; 

la honrra del poseer, 
la horribunda cubdiçia 610 

del presumir, y tener 
la miserable avaricia 
al tienpo del disponer. 

Lo qual todo testifico 
sin pretensión de ynteres, 615 

y lo firmo y certifico, 
y si necesario es, 
en ello me rretifico. 
Carne Yo, la Carne, que quede 

la prostrera a declarar, 620 

aun no soy de desechar ; 
que hartos pecados se 
que puedo testificar. 

Porque son tantos los males 
qu'el Honbre trata y entiende, 625 

tan feos y desiguales, 
que no busca ni pretende 

607. T. corrige inutilement : en el hombre tan horrenda. — 609. 
Le no IX donne une meilleure version : la hanhre. — 610. T. la 
furibunda. — 618. T. ratifico. 



LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 35 I 

sino deleytes carnales. 

Sobrepuja su malicia 
a todas formas de penas, 630 

porque se encarna y envicia 
en las mugeres agenas, 
y las procura y cobdiçia. 

Pues, si de testificar 
ubiese sus torpedades 635 

sin rrespeto del lugar, 
diria carnalidades 
aun yndignas d'escuchar. 

Baste qu'esta ya provado 
que no ay vicio que no asonbre 640 

ni genero de pecado 
donde no se halle el Honbre 
enteramente culpado. 

Y si aquesta ynformaçion 
no basta para que luego 645 

aya exenplar pugniçion, 
para qu'es ynfierno y fuego, 
y tormentos y pasión ? 

Agora es el tienpo, hermano, 
en que puedes rremediarte ; 650 

y entiende qu'el condenarte 
esta debajo tu mano, 
y en la misma esta salvarte. 

Que si con fee y contrición 
confiesa[s] quanto as pecado 655 

con dolor de coraçon, 
en gracia seras tornado 
mediante la absuluçion. 



653. T. el salvarte. 



3 52 LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 

Y pues que estas en presencia 
de la divina Justicia, 
buelve sobre tu conciencia, 
linpia y purga tu malicia, 
y ternas por ti sentencia. 

HoNBRE Y digame hora, señor, 

si agora me confieso 
con contrición y dolor, 
desharase ese proceso 
de mi culpa y mi herror ? 

Ángel No solo se deshará, 

pero del no avra memoria, 
y tu Conciencia estara 
goçosa por la vittoria 
que por ti conseguirá. 

HoNBRE Y que ! aquestos no ternan 

mas prohidia contra mi, 
ni mas me perseguirán ? 

Ángel Antes, de enbidia de ti, 

con gran verguença se yran. 

Honbre o mi Dios y mi Señor, 

tu Pasión sea bendita, 
sufrida con tanto amor ! 
por ella rruego me quita 
mis pecados y mi herror. 
Yo confieso mi maldad 
con dolor de coraçon, 
y pido a tu Magestad 
alcance de ti perdón 
por tu sagrada piedad. 
Confieso que quanto aqui 



675 



685 



667. T. se deshará. — 668. T. de 



LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 353 

an depuesto los testigos, 690 

todo, Señor, lo ay en mi ; 
que aunque son mis enemigos, 
dize[n] verdad : pasa ansi. 

Confieso que te e ofendido 
como torpe, encenagado, 695 

en vicios sienpre metido, 
y que no ay mortal pecado 
que no aya cometido. 

Protesto, Señor, bivir 
en tu fee, qu'es verdadera ; 700 

protesto. Señor, seguir 
tu soberana vandera, 
y en tu santa fee morir. 

Y pues que ya la discordia 
entre mi y mi Conciencia 705 

se a buelto en paz y concordia. 
Justicia, pido sentencia 
con toda misericordia. 
MiSERicoR. Justicia, ya el pecador 

va en guia de salvación 710 

para salir de[l] herror ; 
ti'niendo a este dia atención, 
deve zesar el rrigor. 

Para honbre semejante • - 
qu'esta en semejante estado 715 

Dios oy en manjar se a dado 
porque s'csfuerce y levante 
para salir del pecado. 

716. T. sea dado. 



354 LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 

SENTENCIA 

Justicia En el pleyto litigado 

entre el Honbre y su Conciencia, 720 

aviendo visto y mirado 

la fee y entera crehençia 

con qu'el Honbre a confesado ; 

y mirando el fin e yntento 
y la caridad y amor 725 

con que el summo Hazedor 
oy se nos da en sacramento 
para el bien del pecador ; 

y vista aquella agonia, 
y la fyrme contrición 730 

con qu'el Honbre a Dios pedia 
misericordia y perdón, 
y lo que pedir devia ; 

Xpi nomine ynvocatto, 
fallamos que pertenece 735 

gloria al Honbre, y que merece 
perdón de su desacato, 
y que a estar en gracia enpieçe. 

Mandamos sea comulgado 
para la paga y desquento 740 

del cometido pecado, 
y qu'el Santto Sacramento 
para su bien le sea dado. 

Damosle por libre y quito 
de aquesta condenación, 745 

pues con linpio coraçon 
humillde, manso y contrito, 
a hecho su confision. 



LA RESIDENCIA DEL HOMBRE 355 

Y (levémosle absolver 
de la justa acusación, 750 

y mandárnosle tener 
firmeza en el coraçoti 
para mas perfetto ser, 

y a la Conciencia exortamos 
le ande sienpre rremordiendo, 755 

yndustriando y persuadiendo, 
y ansina lo pronunciamos 
pro tribunal y sedendo, 
[ONBRE Yo consiento la sentencia 

y de guardalla prometo 760 

con mi hultima potencia ; 
plega [a] Dios para este efetto 
me de gracia y suficençia. 

Y los señores testigos 
anbos dos y la zagala, 765 

mis amigos o enemigos, 
se pueden yr noramala 
al ynfierno por bodigos. 

• — Sus, xpiana conpañia, 
pues Dios es de nuestro vando. 770 

vamos con mucha alegria 
un villancico cantando 
en loor daqueste dia. 

VILLANCICO 

A la gala del juei, 
a la gala del juagado, 775 

pues tan bien va sentenciado. 

774-76. Dans IX cete cahe:(a de villancico est suivie de sept vers. 



LI 
AUCTO 

DE 

LA CIRCUNCISIÓN DE NUESTRO SEÑOR 



FIGURAS. 



Nuestra Señora. Joseph. 

Fee. El Sacerdote. 

Prudencia. Levy y Abiatar. 

Humildad. Un pastor. 



Entra[n] Nuestra Señorí. y la Fee y la Prudencia y Humilldad. 

N^ Señora La suma Sabiduría, 

Fee, Prudencia y Humilldad, 

proveyó por su bondad 

qu'estes en mi conpañia 

velando mi honestidad. 5 

Y por ser aconpañada 

de vos, Fee, y vosotras dos, 

por gracia muy señalada 

seré del mundo llamada 

Virgen y Madre de Dios. 10 

Y pues por este respetto 
soy madre de tan gran rrey, 
quiero con vuestro decreto 
cunpla mi Hijo la ley 



LA CIRCUNCISIÓN DE N° SEÑOR 3 57 

a la quai no esta subjetto. 15 

Oy es el ottavo dia 
del parto sin corruçion, 
ved, bendita conpañia, 
si es bien qu'el santto Mejia 
rresçiba circunsiçion. 20 

'EE Sacra Rreyna anjelical, 

por lo que Dios a mandado 

deve ser circuncidado 

quien de culpa original 

nasçiere contaminado. 25 

Pues, vuestro hijo sagrado, 
rremediador de la grey, 
como esento del pecado 
nasçido no es obligado 
ni esta subjeto a la ley. 30 

Aunque muy averiguada 
según fee vuestra sentencia, 
deve ser circuncidada 
por enxenplo de obidiencia 
su carne santificada. 35 

Pues mando circuncidar 
a todos sin distinción 
la ley que Dios quiso dar, 
no la vino a quebrantar, 
sino a darle perfecion. 40 

Este Verbo consagrado, 
R redentor universal, 
deve ser circuncidado 
para dar oy la señal 

9. Le ms. si es hiél. — 34. Les vers 34-47 ont été refaits. — 41. 
Le ms. esti verlo. 



35Î 



LA CIRCUNCISIÓN DE N° SEÑOR 



Fee 



del rrescate contratado. 
Virgen sagrada Maria 
de toda virtud enjenplo, 
pues es forçada esta via, 
vos y nos con el Mesia 
todos yremos al tenplo. 

N^ Señora Pues que mi hijo glorioso 
oy se a de circuncidar, 
muy justo sera llamar 
a Joseph mi santto esposo, 
que nos vaya [a] aconpañar. 

Humildad Ya paresçe que venia; 
no aya mas dilación. 

Joseph O luz del anima mia, 

descanso mió, y alegria 
de mi ansioso coracon! 

Que hazes, vaso escojido 
de pura virginidad ? 

N-^ Señora Contenplo la magestad 

de aqueste rreçien nacido 
cubierto de honestidad. 

Adorote, Enperador 
del ynperio universal. 
Quien te pagara el amor 
con que, siendo Criador, 
te heziste hombre mortal ? 

O misterio sublimado! 
o mi Dios, mi Dios tan bueno, 
que siendo de gloria lleno 
haya el amor recunado 
sobre un pesebre de heno ! 



Joseph 



Fee 



45 



50 



5S 



60 



65 



75 



47. Le ms. y su yenplo. — 66. Les vers 66-79 ^^^ ^'^ refaits. 



LA CIRCUNCISIÓN DE N° SEÑOR 

Prudencia Adonde están las cortinas 
de aquel brocado tan puro 
de planetas cristalinas? 
Mi Dios, porque te rreclinas 
sobre un pesebre tan duro ? 

Humildad El que viene en vencimiento 
de la mundana rriqueza 
oy humilla su grandeza, 
mostrando en su nacimiento 
tan soberana pobreza. 

N^ Señora Joseph, mi santo varón, 
bien es que nuestro Mesia, 
de toda ley perficion, 
rresçiba çircunsiçion, 
pues es oy otavo dia. 

Joseph La ynogcençia original, 

Verbo paterno yncreado, 
por rremedio del pecado 
visible en carne mortal 
quiere ser circuncidado. 

Fee Las hordenes celestiales 

ynmensas gracias le den ; 
los mortales e ynmortales, 
los coros angelicales 
le alaben por sienpre, amen! 

Humildad Pues ya esta determinado, 

vamos, sagrada Maria. 

N'^ Señora O rriqueza y alegria 
del cielo ya fabricado, 
rredençion del alma mia ! 
De veros, hijo, tenblar 
siento yo penas estrañas, 
y en la sangre contenplar 



359 



8o 



85 



90 



95 



100 



105 



360 LA CIRCUNCISIÓN DE N° SEÑOR 

que oy aves de derramar 

se me abrasan las entrañas. 110 

Entranse, y salen el Sacerdote y Levi y Abiattar. 

Sacerdote Samuel, Levi y Abiatar, 

yd luego sin dilación 

al lugar de la oración, 

y poned sobre el altar 

lunbre para la oblación ; 115 

y quando este adereçado, 

venid y daresme aviso, 

y tanbien seré avisado 

si un ynfantico es llegado 

que oy a de ser circunciso. 120 

Samuel Ya es venido, según pienso. 

Sacerdote Pues, yd presto. 
Levi No tardemos, 

y el altar aparejemos, 

y la naveta y ençienso 

y el encensario pondremos. 125 

Entranse, y sale el Pastor, criado del Sacerdote. 

Pastor Nuestro amo, manténgaos Dios. 

Sacerdote Q.ue quieres, di ? 

Pastor Venoso a veros. 

Sacerdote A que vienes? 

Pastor Juri a nos, 

no vengo a daros dineros, 

qu'esto bien lo sabéis vos. 130 

Sacerdote Pues, porque vienes ? 
Pastor Por hatto. 



127. Le ms. que guies. 



LA CIRCUNCISIÓN DE N° SEÑOR 

Sacerdote Y lo que llevaste ayer ? 

Pastor Eso, quando no me cato, 

lo acabamos de comer, 
que todos le dimos trato. 

Sacerdote Guárdeos Dios, como coméis ! 

Pastor Como honbres que trabajamos. 

Muchos años me lo deis, 
muchos dias lo comamos, 
largo tienpo lo gozeis ! 

Sacerdote Dios os de a todos salud. 

Pastor Y a vos todo el bien doblado. 

Sacerdote Y qu'es lo que os a faltado ? 

Pastor Miera, pardios, qu'es salud, 

como veis, para el ganado. 

Tanbien pan, sebo y perrunas. 

Sacerdote Todo el ganado esta bueno? 

Pastor Sano, gordo, lucio y lleno. 

Pardios, las rreses cabrunas 
andan mas listas que un trueno. 

Sacerdote Almorcar querrás tu luego? 
no te avras desayunado ? 
Pues, yo estoy bien ocupado : 
éntrate alia, tras el fuego 
comerás algún bocado. 

Pastor Dios os de dadivas buenas ! 

Con todas nuestras fatigas 
almorçamos buenas migas, 
que atestadas y bien llenas 
nos quedaron las barrigas. 
Y yo, como soy hatero, 
burlóme con los pastores : 
álceme con el caldero 
[y] comí las mas mejores 



361 



135 



140 



145 



150 



155 



160 



362 



Sacerdote 

Pastor 

Sacerdote 
Pastor 

Sacerdote 



Pastor 
Sacerdote 



LA circuncisión DE N° SEÑOR 

y lo tostado del cuero. 165 

Y andándomelas comiendo, 
davale una cucharada 

a la mastina manchada, 
y ella estavalas oliendo, 
que no quiso comer nada. 170 

Como andavamos burlando 
la borrica, de plazer, 
dejo luego de pascer, 
y estavasenos mirando, 
que hera descanso de ver. 175 

Quando venga yo a yantar 
me diras todo es quento, 
que agora voy al altar 
a hazer ofrecimiento 
con Levi y Abiatar. 180 

Queres que vaya con vos 
a ver como lo hazes ? 
Se que tanbien rrogares 
alia a bueltas por mi a Dios. 
Pues, eso notorio es. 185 

Por cierto, si quieres, vamos. 
O que cuento os contare, 
nuestro amo, quando bolvamos, 
de un cordero que ahijamos 
que en balando dijo : ve ! 190 

Mas, anda, vete delante, 
y veras aderesçado 
el tenplo, y muy adornado, 
que a de venir un ynfante 
a ser oy circuncidado. 195 

Y están alia los levitas ? 
Si, alia están. 



LA CIRCUNCISIÓN DE N° SEÑOR 363 

Pastor Que he de dezilles? 

Sacerdote En entrando que te humilies, 

que ay alli cosas benditas, 

y ante ellas te arrodilles. 200 

Pastor — Levitas, manténgaos Dios, 

mi amo el sacerdote viene, 

que diz que no se que tiene 

que hazer acá con vos. 

Yo vengo a velle ; no os pene. 205 

Y pues casa de Dios es, 

y tenplo, yo en el me humillo 

y a Dios trino me arrodillo, 

porqu'el uno de los tres 

diz que ya es nuestro carillo. 210 

Abiatar Anda, ve y hazle saber 

que no ay ya que adereçar, 

que todo esta como a d'estar. 
Samuel No falta sino poner 

las brasas sobre el altar. 215 



Entra Nuestra Señora con el ynfante y las tres Virtudes y Joseph. 

Joseph Honrrada congregación, 

yd al sacerdote unjido : 

dezid que un niño es venido 

que pide çircunsiçion, 

de madre virgen nasçido. 
Pastor A señor dezirelo 

o tengolo de callar? 

qu'ese niño es el moçuelo 

que los angeles del cielo 

nos llamaron [a] adorar. 
Levi De madre virgen nascer, 

yo no entiendo como fuese. 



220 



225 



364 LA CIRCUNCISIÓN DE N° SEÑOR 

Fee Dios lo pudo bien hazer, 

pues la carca hizo arder 

sin qu'el fuego la enpeçiese. 230 

Prudencia Si, que alia dize Esayas : 

« La virgen concebirá. » 
Samuel Si. Mas, señora, sera 

el verdadero Mesias 

que a todos rredimira. 235 

Humildad Pues, ese es el que traemos 

que viene a ser circunciso. 
Fee y a darnos lunbre y aviso, 

a quantos en el crehemos, 

de la luz y paraysso. 240 

Levi Señora, por que rrazon 

nos fundaremos qu'es el ? 
Fee Que las ebdomadas son 

en lo qu'esta escripto del 

bastante demostración. 245 

Quando esta virgen parió, 

como ya notorio es, 

la noche rresplandecio 

y el tenplo de paz cayo, 

y en mili cosas lo veres. 250 

Pastor Ya no lo puedo sufrir, 

que, pardios, dezillo quiero, 

qu'estando alia en el apero 

vi un enjanbre rrebullir 

con un cantar pracentero. 255 

ce Groria y excelsis ! dezien, 

y corre presto, pastores, 

que el Señor de los señores 

esta nacido en Belén 

por salvar los pecadores. » 260 



LA CIRCUNXISION DE N° SEÑOR 365 

Fuymos, yo y otros zagales, 

y vimos a esta señora 

enbolver en los pañales 

el niño que trae agora, 

y aun alli dos animales. 265 

Mas todos los que alia fuimos 

y presentes le llevamos, 

por Dios y honbre le adoramos, 

y qu'es el todos creymos 

el Mesias qu'esperamos. 270 

Levi Rrazon nos fuera creher 

lo que con obidiençia 

natura puede hazer 

mejor lo hará el saber 

de la suma Omnipotencia. 275 

Fee Aunqu'este parto sagrado 

cause grande admiración, 

deveys tener atención 

que fue hecho y contratado 

por la divina jussion. 280 

Aunqu'esta rrazon no quadre 

en vuestra sensualidad, 

el hijo de virgen madre 

es honbre y Dios, con el padre 

soberano en ygualdad. 285 

Pastor Digo yo : pues ynmortal 

hera Dios, y tan sabido, 

porque quiso ser nasçido, 

y, siendo Dios, herse mortal 

tomando nuestro apellido ? 290 

Humildad Por librarnos del pecado 

que nuestros padres hizicron. 
Pastor No mintáis, que buenos fueron, 



366 LA CIRCUNCISIÓN DE N° SEÑOR 

qu'el mio fue muy honrrado, 

que mis tics lo dijeron. 295 

Abiatar Si tan alto nasçimiento 

tenemos en nuestros dias, 

la ley y las profeçias 

todos van en cunplimiento, 

y este es el santto Mesias. 300 

Prudencia Los ojos que te veran, 

lunbre del cielo venida, 

los que en ti se ynclinaran, 

o quan dichosos serán ! 

pues hères gloria cunplida. 305 

Abiatar Vamos, Levi y Samuel, 

pues tales nuevas tenemos. 
Pastor Vamos sin que detardemos, 

qu'es venido ya el donzel, 

y a mi amo avisaremos. 310 

Samuel Yo se que quando sabra 

nuevas de tanta salud 

sus penas olvidara, 

y su vejez tornara 

en alegre juventud. 315 

Levi — Letare y toma alegria, 

sazerdote consagrado, 

qu'el Mesias profetado 

de tu mano en este dia 

quiere ser circuncidado. 320 

Abiatar Ve, señor, a la oblación 

vespertina acostunbrada 

donde puesto en oración 

esta suma rredençion 

te sera magnifestada. 325 

Sacerdote Benditto Dios de Abrahan, 



Pastor 

Sacerdote 
Pastor 



LA CIRCüNXISION DE X^ SEÑOR 

Dios de Ysac, Dios de Ysrrael, 
que oy se a mostrado fiel 
entre los hijos de Adán 
con su benditto donzel ! 

Buelva a la patria de oy mas, 
pues el destierro se [a] alçado 
(sea Dios sienpre loado 
agora y sienpre jamas!) 
el linaje desterrado. 

Vamos, y con brevedad 
administrare este oficio, 
ya ofresçer sacrificio 
de ençienso a su Magestad 
por tan alto beneficio. 

Estad con toda atención 
en la tierra arrodillados 
con profunda devoción, 
mientras hago la oración 
por los comunes pecados. 

Señor, y avemos d'estar 
mucho de aquesta manera ? 
Muy breve e de acabar. 
Porque me enpieça a tenblar 
este pie y la rrodillera. 



36: 



330 



335 



340 



345 



350 



ORACIÓN 



Sacerdote « O Adonay, Señor, Dios bivo, 
Dios santto, Dios poderoso, 
cuyo braco vitorioso 
liberto el pueblo cautivo 
de aquel pueblo rriguroso ! 
« rresçibe, Bondad ynmensa, 



355 



368 LA CIRCUNCISIÓN DE N° SEÑOR 

de tus siervos humillados 

este olor en rreconpensa 

de la universal ofensa, 

porque somos rremediados. 360 

« Rrevoca ya, Dios ynmenso, 

tu rrigurosa sentencia; 

como el olor del encienso 

mi boz suba a tu audiencia : 

rresçibela por estenso. 365 

« Estiende, Rrey de bondad, 

la vara de tu concordia ; 

merezca nuestra humilldad 

tu prometida verdad ; 

haz con nos misericordia. » 370 

Pastor Nuestro amo, rrogad por nos 

a este santto donzel, 

qu'el mismo es hijo de Dios, 

y aun, juro al cuerpo de nos, 

Dios y honbre es tanbien el. 375 

Samuel Y como lo sabes tu ? 

Pastor Aqui ya no lo he contado? 

y aun que os apueste un ducado 

que se a de llamar Jesu, 

y ansi esta por Dios mandado. 380 

Levi y eso, quien te lo a contado ? 

Pastor No's digo que yo lo oy ? 

Se que los angeles vi, 

y aon yo, de miedo asonbrado, 

no se donde m'escondi. 385 

Sacerdote Dezi, dond'esta el ynfante 

que a de ser circuncidado ? 
Joseph Veysle aqui, varón sagrado, 

mas hermoso y rrutilante 



LA CIRCUNCISIÓN DE N° SEÑOR 

qu'el sol y çielo estrellado. 

La bendición celestial 
de alla le tenga rrespetto, 
porque dende su natal 
sienpre de aqueste çagal 
e tenido gran concepto. 

Grandes lunbres de concordia 
aquella noche alunbravan. 
Y los cielos distilavan 
rrayos de misericordia; 
los angeles se alegravan. 

Los planetas rrelucian 
con dorados rresplandores, 
los arboles floresçian 
y los canpos se cubrian 
de muy olorosas flores. 

Las muy altas jerarquias 
por el suelo se humillaron, 
y según que le adoraron 
ser este el santo Mejias 
claramente publicaron. 

Y en un pesebrico puesto 
con pobreça, le an servido 
los cielos en todo el rresto : 
honbre y Dios en un supuesto 
le conosçen ser nacido. 

Dios haga rrevelaçion 
pues falta el entendimiento. 
Venga a nos el sacramento 
de nuestra circunsiçion : 
dadme luego el ynstrumento. 

— Señora, tened paciencia. 
Traygan el ynfante aqui. 



369 



390 



395 



400 



405 



410 



415 



420 



370 LA CIRCUNCISIÓN DE N° SEÑOR 

N^ Señora O mi hijo y mi esçelençia ! 
que en faltarme tu presencia 
se ausenta el alma de mi. 

Joseph Rreposad, Virgen sin par; 

no tomeys alteración. 

N'» Señora Dejadme, justo varón, 

que quiero ver derramar 
sangre de mi coracon. 
O espiritu atribulado 
con tan mortales dolores ! 
Sacerdote consagrado, 
dejadme ver rrubricado 
con su sangre a mis amores. 

Pastor Dad el niño, si mandais, 

hará la circunsiçion. 
No lloréis, que nos quebráis 
con las lagrimas que hechais 
a todos el coracon. 

Sacerdote En fee del alto perdón 
en nuestra ley prometido, 
del pueblo santo creydo, 
rresçibe circunsiçion 
el niño rreçien nacido ; 

y este sangriento hervor 
qu'este ynfante a derramado 
sea de tanto valor 
que amanse el justo furor 
con que Dios esta yndignado. 

N* Señora O mis entrañas llorosas ! 
o sangrienta anima mia ! 

HuMiLD.\D Alegraos, Virgen Maria, 

que sus lagrimas preciosas 
son celestial alegria. 



425 



430 



435 



440 



44: 



450 



455 



LA CIRCUNCISIÓN DE N° SEÑOR 37 1 

Sacerdote Porqu'es rrazon al presente 

con este oficio acabemos, 

dezid, venerable gente: 
.a niño tan esçelente, 

que nonbre le llamaremos? 460 

N-^ Señora Llamado a de ser Jesu 

mi hijo. 
Sacerdote Contento so. 
Pastor A ! señor. No's dixe yo ? 
Levi Oyete, que sabes tu ? 
Pastor La señora lo contó. ^65 

N^ SíÑORA 

Antes de su nacimiento 

con tal nonbre fue nonbrado 

por alto consentimiento, 

Sacerdote Pues tal vocablo fue puesto, 

sea a todos magnifiesto 470 

que Jesuxpo es su nonbre. 
Fee Tal nonbre bien le conviene 

segund su jenalojia, 

qu'este niño es el Mesia 

que a salvar el pueblo viene 475 

y a dar al mundo alegría. 
Prudencia Muy bien declara la Fee 

ser Jesu, su nonbre suave, 

figura de Josué, 

aquel caudillo que fue, 480 

que se llamo Jesu nave. 
Este capitán nonbrado 

por Moysen y por Aron 



372 



Sacerdote 



Pastor 



Abiatar 



Sacerdote 



LA CIRCUNCISIÓN DE N° SEÑOR 

en tierra de promisión 

metió aquel pueblo librado 485 

del poder de Faraón ; 

y Jesu, gran capitán, 
después de ávida vittoria 
del tirano rrey Satan, 

entre los hijos de Adán 490 

partira el rreyno de gloria. 

Yndiçios ay al presente 
con este rreçien nacido 
qu'el Mesias prometido 
para dar salu a la gente 495 

deve ser cierto venido. 

Paresçe qu'estas dubdosso, 
vos, nuestramo, en el creher. 
Pues, [es] este niño hermoso 
Dios y honbre poderoso, 500 

y ansi lo aveis de entender. 

Nasçido aqueste donzel, 
bien contadas y medidas 
por verdadero nivel, 

las semanas de Daniel 505 

ya son del todo cunplidas. 

Dijo el nieto de Abrahan, 
el patriarca Jacob : 
« Veni, deziros e yo 

cosas que subçederan 510 

al tienpo que agora esto : 

« el cetro y la monarquía 
de Ysrrael no faltara 
hasta que venga el Mesia, 
del mundo paz y alegría, 5^5 

según prometido esta. » 



LA CIRCUNCISIÓN DE N° SEÑOR 

Pastor No's dizcii que ya es venido ? 

que aqueste es que aqui tenéis ! 
Pardios, qu'estoy aborrido 
con vos, que, siendo sabido, 
aquesto no lo entendéis. 

Levi Si esta profetica ley 

muy bien rremirada sea, 
ninguno avra que no vea 
no aver ya cetro ni rrey 
del linaje de Judea. 

Samuel Pues ya el ynperio rromano 

nuestro rrey a soseydo, 
sacamos de llano en llano 
qu'es nacido el soberano 
por nuestra ley prometido. 

Joseph Pues nuestros [ojos] an visto 

mas bien que pensar podemos, 
y pues tanto bien tenemos, 
a este ynfante Jesuxpo 
por nuestro Dios adoremos. 

Pastor Y por gratificación 

desta divina alegría, 
todos con alegre son 
cantemos una canción 
al niño santo Messia. 

VILLANCICO 

Adorárnoste, gran Dios, 
que siendo tu divinal 
por el rremedio de nos 
te he:^iste honhre mortal. 



373 



520 



525 



530 



535 



540 



545 



LU 
AUCTO 

DE 

LA HUIDA DE EGIPTO* 



FIGURAS. 

Joseph. 

Nuestra Señora. 
Un ángel. 

Un gitano. 



Un viejo. 
Un bobo. 

Q.UATRO gitanas. 



ARGUMENTTO 

Audittorio muy xpiano, 
muy rreverendo convento, 
estad a mi argumento 
atentos, qu'el Soberano 
os dará contentamiento. 

Porqu'es fuente de do mana 
celestial consolación 
que quita toda aflicion 
a toda gente xpiana 
que en el tiene su afición. 

Es mi venida a contar 



lO 



Le titre devrait être La huida a Egipto. 



LA HUIDA DE EGIPTO 375 

por estilo delicado 

todo mi ahinco y cuydado, 

que se a de rrepresentar 

un autto muy sublimado : 1 5 

y es quando la Virgen fue 
hacia Ej[i]ptto con su esposo, 
con su hijo precioso 
huyendo, porque sabie 
un caso muy rriguroso : 20 

y fue que Herodes mando 
que, porque a Jesús hallasen, 
todos los niños matasen, 
y ansi mando y pronuncio 
que luego lo ejecutasen. 25 

Y quiso la providencia, 
que ansi fue profetiçado, 
que en cruz y crucificado 
muriese con su presencia, 
y no fuese degollado. 30 

El primero que entrara 
es Joseph, el viejo esposo. 
Auditorio generoso, 
silencio; y entenderse a 
este autto tan sabroso. 35 



Entra Joseph ssolo. 



Seas por sienpre alabado, 
eterno Bervo del Padre, 
pues me tuviste guardado 
un nonbre tan sublimado 
como esposo de tu madre ! 40 



376 LA HUIDA DE EGIPTO 

Las hordenes celestiales 
te adoren, mi sumo bien, 
las cortes angelicales 
y los honbres terrenales 
te alaben por sienpre, amen! 45 

— Mi esposa esta rreposada, 
y el niño pues que no llora 
yo pienso qu'es ya pasada 
parte de la trasnochada ; 
quiero rreposar agora. 50 

Grave sueño me a caido 
y estoy desasosegado ; 
plega al Rrey nuevo nacido 
me conceda, si es servido, 
un coraçon rreposado. 55 

Entra el Ángel. 

Ángel Joseph, muy justo varón, 

óyeme con atención : 

con la madre y el chiquito 

a la provincia de Ejipto 

huye sin mas dilación. 60 

Que Herodes a procurado 

por muy secreta manera, 

temiendo perder su estado, 

al niño rrey humanado 

buscalle para que muera. 65 

Joseph Sacra ynmensa Magestad, 

yo te adoro humillado, 

doy gracias a tu bondad, 

que a forcar tu voluntad 

nadie basta ni a bastado. 70 

Mas, pues que nos mandas yr 



\^ Señora 



Joseph 



N'^ Señora 



LA HUIDA DE EGIPTO 

huyendo a tierras estrañas, 
yo lo quiero yr a dezir 
[a] aquella que a de sentir 
el dolor en sus entrañas. 

— Virgen hija de Sion, 
madre del Verbo divino, 
no tomeys alteración, 
porqu'es divina jusion 
que os pongáis luego en camino. 

Ame sido rrevelado 
por un celestial cursor 
que Herodes a sentenciado 
que muera, en siendo hallado, 
vuestro hijo y mi Señor. 

Por tanto, Virgen sagrada, 
pues que somos pelegrinos, 
cunple qu'esteys esforcada, 
qu'es muy larga la jornada, 
muy ásperos los caminos. 

Aparejad los pañales 
destc niño, Rrey del cielo, 
y enbolvelde en paños tales 
que los crudos tenporales 
no le fatiguen, ni el yelo. 

Y adonde quereys que vamos 
con niño tan tierneçito? 
Dios nos manda que partamos 
y este desierto sigamos 
hasta las tierras de Ejiptto. 

Pues ansi es la voluntad 
de mi Dios el deseado, 
o celestial claridad ! 
cubierto de humanidad. 



377 



75 



8o 



85 



90 



95 



100 



3/0 LA HUIDA DE EGIPTO 

adonde vais desterrado? 105 

Joseph O niño, santa yndulgençia, 

rrescate de nuestro yerro, 
niño por cuya ignoçençia, 
por quya santa ubidiençia 
se quita nuestro destierro! 110 

eres digno de adorar, 
porque heres nuestra esperança. 
Pues queremos caminar, 
comencemos a cantar 
cantilenas de alabança. 115 

VILLANCICO 

Con el jrio va penado 

el peregrino, 
cansaditto y colorado 

del camino. 

El quel cielo a fabricado 120 

oy se nos muestra cansado. 
Huyendo va desterrado 

el pelegrino, 
r rubicundo y colorado 

del camino. 125 

Entranse, y aya aquí un entremés, y luego tornan a salir. 

VILLANCICO 

Camina, chiquillo, 
si queréis caminar, 
pues qu'el rrey Herodes 
os manda matar. 



LA HUIDA DE EGIPTO 

Joseph Esforçad, Virgen sagrada, 

perded cansancio y temor, 
que muero en veros penada. 
Veis aqui en esta senbrada 
donde sienbra un labrador? 

N-^ Sexora Gracias al omnipotente 
soberano rrey divino, 
pues aun que súbitamente 
nos a deparado gente 
que nos ponga en el camino! 

Joseph Dezidnos, buen viejo honrrado. 

Viejo Honrrados dias bivais. 

Sentaos, si venis cansado. 

Joseph Si es camino del poblado, 

si es aqueste nos digáis. 

Viejo Ensomo aquel cerrejón 

veres luego un vallejuelo^ 
y alli esta la población. 

Bobo Pues vais en borricacion 

no tardares un cachuelo. 

Viejo Si os plaze, dezi, señor, 

como vais tan de corrida ? 
Soncas, no aves mas dolor 
de sacar con tal calor 
esta zagala parida ? 

Joseph Ansi fue la voluntad 

del que partir nos mando. 

Bobo Ay que niño y que veldad ! 

Pardios, en rravanidad 
es mas garrido que yo. 

Viejo Es tan lindo este donzel 

que me tiene enamorado. 
Como se llama? 



379 



130 



Í35 



140 



145 



150 



155 



160 



38o 


LA huida de EGIPTO 


Joseph 


Emanuel. 


Viejo 


Sea; con vos y con el 




emos de yr hasta el poblado. 


Bobo 


Dezi, padre, con perdón : 




y tengo yo de yr alia ? 


Viejo 


Que as de hazer, azemilon ? 


Bobo 


Y el costal de tragaçon, 




ase de quedar acá ? 


Viejo 


Pues, dote a la maldición ! 




a que le quieres traer? 


Bobo 


Pues, el pan que he de comer 




me e de dejar aquillon? 




Yo no lo pienso hazer. 


Viejo 


No a poder en san Francisco 




son qu'este me destruyra! 




O mueras de mal pedrisco! 


Bobo 


Que vendra algún javanisco, 




padre, [y] se lo comerá. 




Vamos ya, si avemos de yr. 




que la burra ya se ensaña. 


Viejo 


Agradece a la conpaña 




con quien tengo de cunplir. 




Vamos ya por la canpaña. 


Joseph 


Esforçad, Virgen Maria. 




Rreçibe todo consuelo, 




pues llevamos conpañia. 


Bobo 


Zagala, por cortesia. 




al çagal este cachuelo. 


Viejo 


Anda, bestia mal domada, 




y ese pan, que le aprovecha? 


Bobo 


Qualquiera persona honrrada 




puede aquesta rrevanada 




comérsela sin sospecha. 



lés 



170 



175 



180 



i»5 



190 



LA HUIDA DE EGIPTO 

Viejo Tu nos ves, azemilar, 

qu'este niño nazareno 
no se apaña so a mamar ? 

Bobo Pardios, que se a de abezar 

a comer de malo y bueno. 

Viejo El poblado ya le vemos ; 

albricias, señora honrrada, 
que ya presto llegaremos. 

Bobo Si quieres que descansemos : 

la burra va ya cansada. 

[Joseph] En el pueblo estamos ya. 

Donde avemos de parar? 

Viejo Nuesamo, bueno sera 

buscar si alguno os dará 
donde podáis alvergar. 

N^ Señora Aquel en cuya morada 
los principes celestiales 
tienen gloria sublimada 
busca en la tierra posada 
entre los honbres mortales. 

En mi hijo Dios confio 
que no nos falte aposento. 
Llamad vos, esposo mió, 
que ya siente con el frió 
mi chiquito gran tormento. 

Joseph — Señora dueña honrrada, 

abridnos por cortesia; 
dadnos en vuestra posada 
donde sea aposentada 
mi esposa y mi conpañia. 

Gitana i-^ Yd, zeñorez, al mezon, 

que yo no tengo apozento. 
En cabo deze canton 



381 



195 



200 



205 



210 



215 



220 



225 



382 LA HUIDA DE EGIPTO 

oz darán alvergaçion, 

zeñor, a vuestro contento. 
Viejo El putto de mi linaje 230 

se valdrá con mesoneros! 
Bobo Aquestos del gitanaje, 

soncas, no tienen pelaje 

son para cortar esqueros. 
N^ Señora Joseph, vamos adelante, 235 

pues aqui nos dan desvio ; 

alverguemos al ynfante, 

que ya muestra su-senJblímte 

venir penado del frió. 
Joseph — Dueña honrrada, ansi de Dios 240 

tengáis favores divinos, 

que para mi y a otros dos 

nos deys aposento vos, 

porque somos peregrinos. 
Gitano Zeñor, con mucha alegría. 245 

Zoy contento rrecozeros 

a voz y a la conpania, 

y ez muy dichozo el dia 

en que yo puedo zerveroz. 
Gitana 2^ Anda, graçioza zeñora, 250 

deziende, no ayaz temor, 

dame el chiquito a la hora. 

Que cara de enperadora 

tienez, y jezto de amor ! 
Bobo Muesama, juro a san Gil, 255 

guardaos de la chirladera, 

qu'es garduña muy sotil, 

qu'el ojo como candil 

os hecho a la faltriquera. 
Gitana 2^ Anda, malaventurado, 260 



LA HUIDA DE EGIPTO 

triztez añoz biviraz 

y moriraz mal llogrado. 
Bobo Dexeme 3^0 el pan sobrado ; 

siquiera me muera en paz. 
N^ Señora Pues con tanta voluntad 

nos days posada en el suelo, 

la divina Magestad 

por su ynfinita bondad 

os aposente en el cielo, 
Bobo O que manada de monas 

e visto, padre, asomar! 
Gitana y Mira que zomos prezonaz. 
[Bobo] Mi fea, no soys, si ladronas 

que nos venis a hurtar. 
Viejo Pareceos, que buena tierra 

para heros Dios mercedes ! 
Bobo Señor mi padre lo hierra 

en no echarme una cencerra 

para que no me hurtedes. 
Gitana 4^ Zalveos Dioz, grazioza dama, 

a voz y a la conpania. 
Bobo Guarda la bolsa, nuestrama. 

[Gitana 3=^] Zola vuestra noble fama 

noz movió con alegría. 
Gitana 4^ Por criadaz noz tened, 

y mandadnoz como a talez. 
Gitana 3*^ De do partió zu merzed? 
Joseph Partimos de Nazaret 

donde somos naturales. 
Gitano Por Dioz, pura conpazion 

me movió en velloz llegar 

en tienpo tan zin zazon, 

y por falta de mezon 



385 



265 



270 



275 



280 



285 



290 



384 LA HUIDA DE EGIPTO 

aqui loz hize quedar. 

Gitana 2^ Anda, zenora agraziada, 
zoziega, no ayaz temor, 
- que en ezta pobre pozada 
puedez zer tan rrepozada 
como en tu caza, y mejor. 

Gitana 3^ Dioz guarde la bermozura 
de aquezte chiquito ynfante. 
Que grazioza criatura ! 

Gitana 4^ Catemozle la ventura 

que a de tener adelante. 

Gitana 2^ Zin zimiente de varon 
herez tu madre garrida 
dezte bonito garçon, 
y virgen sin corruçion 
herez dezpuez de parida. 

Y quando virgen parizte 
muy grande fue tu ventura, 
que ningún dolor zentizte; 
maz tu zeraz la maz trizte 
que jamas se vio criatura. 

Gitana 4^ Puez, yo le quiero catar 
la ventura maz zettera 
dezte niño singular. 

[Bobo] Yo creo andaiz por hurtar 

qualque mantilla o quequiera. 

Joseph No llores, Virgen sagrada, 

esforçad el coraçon, 
que aquesta nueva angustiada 
primero fue denunciada 
por el viejo Simeón. 

Gitana 4* Zegun que por dizcreçion 
alcanzo dezte donzel, 



295 



300 



105 



10 



315 



320 



325 



LA HUIDA DE EGIPTO 



385 



330 



335 



340 



hallo zer zu encarnación 
cauza de rrezureçion 
de muchoz en Yzrrael. 

Y zera tan dichozito 
y de tan grazioza zuerte 
que, aunque le vedcz chiquito, 
lo que allí puez fue ezcripto 
acabara coíi zu muerte. 
GiTAN'A 2-' Zola una cruz e hallado 
que tiene aqui por zeñal, 
de dond'ez concetuado 
que zera crucificado 
por rremcdio univerzal. 

Maz encima de la cruz 
ay corona, ez de notar, 
que aquezte niño Jezuz 
luego en la tercera luz 
tornara a rrezuzitar. 
N* Señora O hijo, y por quantas vias 345 

traspasas mi coracon ! 
Rreglas de philosophias, 
prefacios y profecias 
profetican tu pasión ; 

y el cuchillo que a de dar 350 

fin a tus penas estrañas, 
bien se yo que a de cortar 
tus carnes, y traspasar 
mi anima y mis entrañas. 

Mas tu, Señor, me consuela, 
eterno Bervo del Padre, 
qu'el dolor que me desvela 
si quiero que no me duela 
no es posible, que soy madre. 



^^) 



386 
Bobo 



An<íhi. 



Joseph 



Gitana 2-' 



LA HUIDA DE EGIPTO 

Acaba, nuestrama, ya, _ 360 

deja de tanto planer : 
comamos, andad acá, 
que mas a de un hora ya 
que no se entiende en comer. 

Torna a aparesçer el Ángel a Joseph. 

Joseph, mi justo varón, 365 

con la madre y el donzel 
por divina ynmuniçion 
sin ninguna dilación 
buelve a tierra de Ysrrael; 

que Herodes, el que desea, 370 

que avie mandado matar 
los niños de Galilea, 
ya es difunto y no ay quien sea 
parte para le dañar. 

O sagrada esposa mia, 375 

gozad con nueva tan cierta 
que Dios del cielo os enbia; 
vuestra pena en alegría 
con tal nueva se convierta. 

El destierro es ya acabado, 380 

Herodes ya íenescio ; 
sea benditto y loado 
quien asi me ha consolado 
con su arcángel que enbio. 

Y pues que todos gozamos 385 

desta divina merced, 
paresçeme que partamos 
y al momento nos vamos 
camino de Nazarett. 

Puez te vaz, linda zeñora, 390 



LA HUIDA DE EGIPTO 387 

de tu plazer noz gozamoz, 
maz tendraz por zervidora ^ 

tu guezpeda dezde agora, 
y a tu zerviçio quedamos. 
Gitano A, zeñora dezpozada, 395 

plazenoz de tu alegria; 
ten por tuya ezta pozada, 
y puez ya vaz conzolada, 
Dioz vaya en tu conpañia. 

— Zuzo, gitanaz, bailemoz 400 

por el niño peregrino, 
y puez tanto bien tenemoz, 
anzi baylando zaldremoz 
-con elloz liazta el camino. 



LUI 
AUCTO 

DE 

LAS DONAS aUE EMBIO ADAN 

A NUESTRA SEÑORA 

CON SANT LÁZARO^ 



FIGURAS. 

Sant Lázaro. Nuestra Señora. 

La Humanidad. 



LOA 

Aqui se rreçitara un autto que trata de una carta } 
unas donas que nuestro padre Adán enbio con san Lazare 
a la esclarecida Virgen Nuestra Señora, suplicándole con- 
cediese en la Pasión de Nuestro Señor Jesuxpo; y por- 
que por el autto se entenderá fácilmente, les pido el 
acostunbrado silencio. 



Entra San Lázaro, con el cofre y carta. 

S. Lázaro Una nueva os vengo a dar, 
hijuelos de Adán y Eva, 
una nueva que su nueva 

* Publié par Pedroso. 



LAS DONAS QUE EMBIO ADÁN 389 

causa muy nuevo llorar. 

O sacra Virgen sin par! 5 

que e oydo ? 

Madre de Dios, que e sabido ? 

Qu'escopeta de pasión 

que te rrasga el coraçon 

y te transporta el sentido ! 10 

Salga el justador pulido 
a justar, 

salga, enpiece a cavalgar, 

pues tiene el pie en el estribo, 

salga el Rredentor Dios bivo 15 

con la f a arrodillar ; 
salga su Esposa a llorar 

por su amado; 
salga, salga el desposado, 
salga a hazer el conbite 20 

de su sangre por confite, 
de sus pies, manos, costado. 
O Dios bivo, consagrado, 

ynfinito ! 
tu sin pecado, benditto, 25 

porque la muerte te encara? 
■que si Adán peco, pagara, 
pues fue el que hizo el delitto. 
Pena en nacer, pobreçito 

coraçon ! 30 

pena en su çircunsiçion, 
pena aora, Gracia plena, 
Madre [de] Dios, toda pena, 
y esta sobre collación ! 

[O. Pedroso : trasporta. — 23. Les vers 23-40 ont été refaits. — 
I. P. circuncisión. 



390 LAS DONAS QUE EMBIO ADÁN 

Mi Dios y consolación 35 

que sentis? 
Siendo Dios, porque dormis ? 
siendo Rrey, porque tan pobre? 
Direys : « Madre, porque cobre 
Ja oveja que me oys. » 40 

Mi Dios, porque consentis 

tal dolor ? 
Porque consentis, Señor, 
tantas muertes y dolores? 

— Madre, por los pecadores, 4^ 
que sali por fiador. 

— No estava ay Adán, mi amor, 

que muriera ? 

— No, que la palabra diera 

mi Padre, y pues el la dio, 50 

conviene que cobre yo 

lo qu'el triste Adán perdiera. 

— Mas morir Dios es auien quiera; 

no es posible, 
porque Dios es ynpasible, 5^ 

aunque pasible tornado. 

— Dios nunca hizo pecado, 
mas morir es convenible. — 
El divino yncorruptible, 

el sagrado, , 6a 

el sin pecado enjendrado, 
el sin pecado nasçido, 
el sin pecado venido 

36. Le ms. que sentis la dilación. — 53. Je ne comprends pas le 
sens de ce vers, probablement altéré. P. substitue 'quimera à quien 
quiera. — 56. Les vers 56-72 ont été réfaits. 



LAS DONAS QUE EMBIO ADÁN 39 1 

a pagar nuestro pecado!... 

Salga el justador armado, 65 

salga, sus, 
salga el ynfante Jesús, 
salga el verdadero rrey 
a morir por nuestra grey 
enclavado en una cruz ; 70 

salga el norte de la luz 

consagrado. 

Entra[n] Nuestra Señora y la Humanidad. 

N'' Señora Que hazes, Lázaro amado ? 
que mi Hijo y clara luz 
por Adán se va a la cruz 75 

para ser crucificado. 
Aquel que te a, de enterrado, 

rresurjido, 
aquel diletto, querido, 

hijo del Eterno Padre, 80 

aquel que yo, virgen madre, 
sin pecado e concebido, 
aquel manna florecido 

verdadero, 
aquel que, hecho cordero, 85 

a comer oy se nos dio, 
aquel que de mi nasçio 
para morir en madero, 
aquel divino lucero 

naçareno, 90 

aquel que en mi vientre bueno 
amase con levadura 
de mi divinal fee pura, 
en Belén puesto al sereno, 



392 



LAS DONAS QUE EMBIO ADÁN 



aquel que adormí en el heno, 

se partió. 
Ya se fue, ya me dejo, 
ya me dejo casi muerta, 
ya se fue [a] abrir la puerta 
que Adán por pecar cerro. 

S. Lázaro Deso dolor siento yo 
y gran pesar. 
Como con vuestro llorar 
no le detuvistes vos ? 
Como vos, madre de Dios, 
biva pudistes quedar? 

N« Señora Dix o : « Voy me a desposar 
al madero. » 
Dijele : « Santto Cordero, 
qu'esposa lleváis, mi luz? » 
Rrespondio : « Madre, la cruz; 
que Adán fue el casamentero. » 

Humanidad Y vuestro no fue primero? 
Que os negó, 
que otra vez se desposo ? 

N'^ Señora Ay! que otra vez se desposa 
para libertar la esposa 
que Adán por pecar perdió. 

S. Lázaro Virgen, dame eso do esto 
a sentir, 
que Dios no querrá morir 
por no dar pena a la Madre. 

N-'^ Señora Ves qu'es ubidiente al Padre : 
su mandado a de cunplir. 

S. Lázaro Todo esto a de cunplir 
el Sol del dia? 
O sol de la gerarquia, 



95 



100 



105 



lio 



115 



120 



25 



LAS DONAS QUE EMBIO ADÁN 

j león del tribu [de] Juda, 

que oy tu sangre desañuda 
el ñudo que Adán tenia! 130 

[Humanidad Luego su esposo Mexia 
le dixera : 
« Madre mia verdadera, 
arca de mi sacramento 
mas sagrada y mas entera 135 

que del Viejo Testamento, 
en varea de perdimiento, 

porque afano, 
navega el genero humano 
con vela rrota, y sin luz, 140 

llamando a Jesús en cruz : 
Rremedianos, soberano ! 
Llamanle piloto hufano, 

consagrado, 
y an sus ancoras travado 145 

en mi, porque yo les muestre, 
como gran contramaestre, 
el puerto de mi costado. » 
N* Señora O Dios bivo consagrado, • 

o ventana, 150 

don de la luz soberana, 
clara luz rresplandeciente, 
o costado rrefulgente, 
medio de natura humana ! 
'Humanidad] Y si, divinal Diana, 155 

os e dado 



395 



132-37. Ici le rythme est interrompu. La pièce pourrait se décom- 
poser en strophes se présentant sous la forme aabbaa. Pour ces 
six vers, nous trouvons : aahabh. — 145. Le ms. n/ sus ancoras. 



594 



LAS DONAS QUE EMBIO ADÁN 



algún enojo penado 
en mili años de pasión, 
mira que mi coracon 
al vuestro va traspasado. 
S. Lázaro O que carta de cuydado 
te daria, 
que tu padre Adán te enbia, 
sellada con una cruz 
donde tu hijo y tu luz 
a de morir este dia. 
N'» Señora Dámela. Sin alegria 
quiero vella. 
Dame a ver que viene en ella, 
que un estoque de pasión 
paresce qu'el coracon 
por mili partes me degüella. 
Quien a de poder leella 

sin llorar, 
viendo esta cruz aqui estar 
por firma de mi dolor, 
donde a mi hijo y mi amor 
tienen de crucificar? 
Mas con lloro y sospirar 

quiero ver 
el sobrescripto, y leer. 
A quien dize ? 

« Para vos, 
esposa y madre de Dios. » 



S. Lázaro 
N^ Señora 
S, Lázaro 



Luego a mi deve de ser. 
Di, que me haze saber? 
« Hija mia. 



léo 



i6.s 



70 



175 



180 



185 



173. Le ms. poner leella. 



N^ Señor. 



S. Lázaro 
N'^ Señora 
S. Lázaro 



LAS donas que EMBIO ADÁN 

sagrada Virgen Maria, 
hija y madre de Dios bivo, 
yo, tu padre Adán, t'escrivo 
con mas pena que alegria. 
El qual, Estrella del dia, 

Primavera, 
te rruego seas plazentera 
que tu hijo, Gracia plena, 
para librarnos de pena 
oy crucificado muera... » 
Ay ! qu'espada lastimera 

me hirió! 
O! madre que tal oyó, 
como puede bivir punto, 
con el triste contrapunto 
que Adán tu padre apunto? 

Desmayase Nuestra Señora. 

Esfuerça. 



39> 



Ya muerta so. 
Pues levanta, 
que poco dolor te espanta. 
N'» Señora Hijo, déjame espirar; 
tu la puedes acabar, 
deja morir esta ynfanta. 
S. Lázaro « Consiente, divina planta, 
en su Pasión. 
Hazlo, Rreyna de Sion, 
que si el es hijo y tu madre, 
tanbien mi hijo y yo padre : 
sus carnes mis carnes son. 



19a 



9S 



200 



205. 



2ia 



193. P. rruega. 



396 LAS DONAS QUE EMBIO ADÁN 

Y si tienes conpasion 215 

en oyr 
la muerte que a de morir 
nuestro iiijo Jesuxpo, 
mi propia carne le visto 
y en mi carne an de herir. 220 

No te deves aflijir, 

hija amada, ' 
que si su muerte es llegada 
y tu sientes su litijo, 

yo tanbien, porqu'es mi hijo, 225 

siento su pasión doblada. 
Por tanto, estad consolada, 

amor mió; 
y ese cofre que os enbio, 
lleno de donas, colmado, 230 

presentaldo al Desposado 
que nació en Belén al frió. » 
Is^ Señora Pasión con tal desafio 

me das, carta, * 
gran dolor y pena harta; 235 

y pues, hijo, « si » dijiste, 
aunqu'el dolor se me parta 
cunple lo que prometiste. 
Humanidad Abre aqueste cofre triste, 

o Maria, 240 

saca las donas que ynbia 
la madrina y el padrino, 
saca el collar de oro fino 



234-39. Comme précédemment, ces six vers donnent aahabb, au 
lieu de la formule habituelle aahbaa. — 237. P. corrige : aunq 
<al dolor yo me parta. 



ue 



LAS DONAS QUE EMBIO ADÁN 3^7 

senbrado de pedrería, 

saca esa argentería 245 

de tu amado. 
N'i Señora Ay! dineros a enbiado. 

Que moneda tan rraviosa! 

Son las arras que a su Esposa 

a de dar el Desposado. 250 

Humanidad Por eso sera conprado 
tu plazer. 

Son por los que an de vender 

tu hijo a los carniceros; 

ellos son treinta dineros, 255. 

los quales puedes bien ver. 
\-' Señora Esta soga al parescer 
mucho espanta. 

Ay! qu'el alma me quebranta, 

que nunca tal dona e visto. 260' 

Humanidad Pues con ella a Jesuxpo 

desollaran la garganta. 
N^ Señora Ay dolor y pena tanta? 
Ay! mi amado, 

que collar de oro tirado 265 

Adán vuestro padre os da! 

collar qu'el os rrasgara, 

mi Dios y mi hijo amado. 
S. Lázaro Este tafetán morado 

con botones 270 

'son lancetas de pasiones 

para atar a la cintura. 
Humanidad Son acotes de amargura 

con que le den los sayones. 
N-i Señora duicn supiese que varones 275 

le an de dar! 



398 LAS DONAS QUE EMBIO ADÁN 

duien los pudiese hablar 

para dezilles : « Señores, 

dadme a mi esos dolores 

que a mi hijo aveis de dar! » 280 

O celestial rrey sin par 
y sin pecado ! 
]^HuMANiDAD]La guirnalda que a enbiado 

Adán, toda aljofarada, 

esta a de llevar hincada 285 

porque no se caiga a un lado. 
l^'i Señora Fantastigo yra mi amado, 
si es ansi. 

Tocármela quiero a mi. 

Dad, sayones, con las cañas; 290 

traspásenme las entrañas 

las puntas que van alli. 
S. Lázaro Ea, Virgen, torna en ti. 
N^ Señora Caña, Adán? 

Es el estoque galán 295 

para que lleve ceñido? 

Veis que cetro tan pulido ! 

O vara de capitán! 
S. Lázaro Cata la cruz. 
N^ Señora O que afán! 

Para que es? 300 

S. Lázaro Para do claven los pies. 
N^ Señora Y que pies? 
S. Lázaro Los de Jesús. 

N^ Señora O mi consuelo y mi luz! 

muerta soy ya d'esta vez. 



277. P. pudiera. — 283. Le ms. gue ay ehiado 
- 293. P. Nuestra Virgen. 



que 



ha 



LAS DONAS QUE EMBIO ADÁN 399 

[Humanidad] Las manos de mi juez 305 

consagradas 

aqui an de ser clavadas. 
[N' Señora] Enclavadas tienen de yr? 

Como lo podra sufrir? 

Madre de las mas penadas! 310 

O manos santificadas, 
mi plazer, 

amor mió y mi querer, 

hijo mió de mi alma ! 

Que ! en cruz de cedro y de palma 3 1 5 

crucificado as de ser? 
Humanidad Aun mas donas ay que ver : 

clavos son. 
N^ Señora Para que? Dame rrazon. 
[Humanidad] Para clavalle las manos 320 

aquellos lobos alanos 

con martillos de pasión. 
N'» Señora Tanta pasión, coraçon, 
se os h ordena ? 

tanta pena? Vista buena! 325 

clavos por espuelas tristes ! 

Adán, que muía le distes, 

que dais espuelas de pena? 

De dolor y angustia llena, 

triste ! esto. 330 

Ay ! que dona le enbio 

a mi hijo Adán, veréis : 

clavos que rrasguen los pies 

y el alma a quien le parió! 

— Qu'es aquesto que veo yo? 335 

314. P. vito y de vii. — 332. P. veres. 



400 



LAS DONAS aUE EMBIO ADÁN 



O gran mal! 
Humanidad A de ser cetro rreal 

que lleve el Emanuel; 
es don de vinagre y hiél 
que en la cruz beva mortal. 
N^ Señora Hiél por vigo angelical 

a mi amado ? 
Vinagre y yel, Desposado, 
dan al desposorio vuestro? 
Hiél y vinagre, maestro? 
Vos manna les aveis dado, 
agua dulze aveis manado 

del Jordan, 
y vinagre [y] yel os dan ! 
Al mar Bermejo de veras 
abristes doze carreras, 
mas dos mili en vos harán ! 
— Esta bozina, galán, 

que a de ser? 
Es flauta para tañer 
al desposorio sagrado? 
Es harpa de desposado, 
o dulcaina de plazer? 
S. Lázaro Con esta veras tañer 

dos mili sones 
que quiebren los coracones 
quando prendan al Cordero 
y digan en los pregones : 
« Muera, muera el hechizero ! 
N^^ Señora Que dolor tan lastimero 



340 



345 



35> 



365 



?)' 



Le ms. el mar. — 3Í0-65. De nouveau .aahahh au lit 



de aahhaa. 



LAS DONAS QUE EMBIO ADÁN 

de pasión! 
O que penoso ciaron 
y que triste sacabuche 
Adán me enbia qu'escuche 
por dar pena al coraçon! 
Mira, Rreyna de Sion, 

ves aqui... 
Ay ! martillo viene ay. 
Aqueste martillo es 
para que enclaven los pies 
y las manos, dando ansi. 
Pues, dame con el a mi. 

— Ay! tenazas. 
Muerte, porque me amenaças ? 
Ay ! mi vida y coraçon ! 
Dime, cofre de pasión, 
para que agora me emplaças? 

— duedan ya mas añagacas? 

Quien muriera ! 
Para qu'[es] esta escalera 
toda llena d'escalones? 
que ansi suben mis pasiones 
de aquesta propia manera : 
el dolor en delantera 

sube aqui; 
lleva la pena tras si. 
Siete escalones trayas 
que son siete angustias mias, 
mas cinquenta están en mi. 

— duedan ya mas donas? di. 

No, Maria. 



40 [ 



370 



375 



380 



385 



390 



395 



379-80, P. me amenazas — dmivida. 



26 



402 LAS DONAS QUE EMBIO ADÁN 

N'^ Señora Yo pense que mas avia! 

Humanidad No, qu'el cofre esta vacio. 

N'^ Señora O mi Dios y Señor mió, 
muera con vos este dia! 

S. Lázaro Esfuerça, señora mia, 
tu dolor. 

N^ Señora No me puede ser mayor, 

qu'el cofre que me trujiste ; 
no fuiste tu enbajador 
que otro Ave me dijiste. 

S. Lázaro Señora, si entristeziste 
tu coracon 
por mi, te pido perdón. 

N' Señora Yo, Lázaro, te perdono 

y a ti, Humanidad, endono 
estas donas de pasión. 

Humanidad Señora, para mi son ; 
dámelas, 
que en tu hijo las veras 
de otra forma dolorida, 
que en vellas pierdas la vida 
y otras mili que tengas mas. 
Vamonos, descansaras 
de llorar. 



400 



405 



410 



415 



420 



402-407. aababbau lieu de aahhaa. — 417. P. en ellas pierdas 



LIV 
AUTO 

DEL 

DESPEDIMIENTO DE CHRISTO 
DE SU MADRE 



FIGURAS. 



Sant Pedro. 
Sant Juan. 
Nuestra Señora. 
La Magdalena. 



Sancta Marta. 

Un ángel. 

Adán. 

Sant Lázaro. 



Entran San Pedro y San Juan. 

S. Pedro Pensativo anda el Señor, 

no se que puede ser esto, 
y siento grave dolor 
en ver turbar la color 
de su santísimo jesto. 

Vi el domingo, como entro 
dentro de Jerusalen, 
que fiesta le rresçibio ; 
vi después como salió 
solo y confuso mi bien. 

Di, Juan, que nuevo cuydado 
es este, y que novedad ? 

S. Juan No ves qu'el Bervo encarnado 



lÜ 



404 KL DESPEDIMIENTO DE CHRISTO 

a de ser crucificado 

con estraña crueldad ? 15 

Digolo porque a de ser 
. lo qu'el ya nos a contado : 

que pues le plugo nasçer, 

le conviene padesçer 

por el humanal pecado. 20 

No oyste bien como dijo 

ayer, junto. a_ Betania ? 

« Ya se acerca quando el hijo 

de la Virgen sin letijo 

cobrara triste alegría. 25 

« Y pues mi Padre lo hordena, 

cunplase ya su yntincion, 

que aunque espero grave pena, 

yo la tengo por tan buena 

quanto manda la rrazon. » 30 

S. Pedro Si sabe la triste madre, 

nuestro bien y nuestra Virgen, 

lo que a hordenado el Padre ? 
S. Juan Yo no se, Pedro, si sab(r)e 

de aquesta ystoria el orijen. 35 

S. Pedro Nuestro bien se nos aparta 

por querer Adán pecar. 
S. Juan Vamos, Pedro, en cas de Marta; 

antes qu'el Señor se parta, 

sepamos do a de enpascuar. 40 

S. Pedro Vamos, y tanbien sabremos 

de aquella nueva tan triste 

tan dolorosos estreñios. 
S. Juan Y tanbien consolaremos 

a la Virgen, madre triste. 45 

S. Pedro — Sálveos Dios, Rreyna del cielo. 



EL DESPEDIMIEXTO DE CHRISTO 

madre del ynmenso Dios ! 
El os de tanto consuelo 
como puede acá en el suelo, 
que menester lo aveis vos. 

N^ Señora Venís de Jerusalen ? 

Dond'esta vuestro maestro, 
y mi descanso y mi bien ? . 
Dezid, do quedo, y con quien, 
mi hijo y el Señor vuestro ? 

Porque desde estotro dia 
rreyna en mi tanta pasión, 
sospecha sin alegría 
que gran ventaja hazia 
[a] aquella de Simeón. 

No yguala la que senti 
quando fui huyendo a Ejito, 
ni quando yo le perdi, 
estando ausente de mi 
tres dias el Ynfinito, 

con esta que siento agora, 
qu'es sospecha verdadera. 
Ay muger mas pecadora ? 

S. JuAx No lloréis tanto, señora, 
que se alarga la carrera. 

N'^ Señora Dezime, sabéis el mal 
que hordenan los fariseos 
contra mi hijo ? 

S. Juan Y que tal ! 

S. Pedro O que pena tan mortal 

si se cunplen sus deseos ! 

N^ Señora Hijos mios, no lloréis, 
rresponded a esta muger, 
y dezidme que sabéis 



405 



50 



55 



60 



65 



75 



406 EL DESPEDIMIENTO DE CHRISTO 

de aqueste bien que perdéis, 

do rreyna tanto el saber. 80 

S. Juan Desto no sabemos mas 

de ver su nueva tristeza, 

qu'es, Virgen, tan sin conpas 

qual tu, señora, veras 

en viendo su rrealeza. 85 

N-'' Señora O triste mas que ninguna 

triste de quantas nacieron ! 

Ay ! que tristeza ynportuna ! 

Ay de mi ! que yo soy una 

de las mas que mas perdieron. 90 

No ay consuelo que consuele 

a esta mi sobrevienta, 

sino es ver que mi hijo suele 

contarme lo que le duele, 

y desto no me da quenta ! 95 

Porque yo solia ser] 

secreto de sus secretos ; 

todo lo solia saber. 

No es posible padesçer 

mi Dios trino sin efettos. 100 

Magdalena Otro consuelo mayor 

ay para este rreçelo, 

y es pensar qu'el mucho amor 

nos acarree el temor 

de perder nuestro consuelo. 105 

Marta Pues, para aquesta señora 

es muy bien que sin tardar 

que Juan y Pedro a la hora 

vayan al Señor agora : 

sepan do a de enpasquar. 110 

Y, si enpasquare comigo, 



EL DESPEDIMIEXTO DE CHRISTO 



407 



no tengas ninguna pena. 
Ellos vayan, como digo, 
pues que quedamos contigo 
yo y Maria Magdalena. 

S. Pedro Marta tiene gran rrazon. 

Virgen, en esto que dijo ; 
tu queda en contenplaçion, 
que anbos sin dilación 
yremos do esta tu hijo. 

N« Señora Pues, yd, y mira que os rruego 
que miréis por vuestro hermano, 
y esto con mucho sosiego ; 
miralde en llegando luego, 
no le haga nadie daño. 

No's apartéis jamas del, 
que temo mi desventura. 
O dolor mas que cruel ! 
No a nasçido en Ysrrael 
mas amarga criatura. 

S. Juan Rreyna de lo celestial, 

ya vamos do esta el maestro. 
Piensa, Rreyna divinal, 
que su tormento y su mal 
le sentimos mas qu'el nuestro. 

N-^ Señora Muy bien tengo conocido 
que tenéis sobra de amor. 

S. Pedro Madre del esclarecido, 

yo me parto apercebido, 
a morir con mi Señor. 

Digo, pues plaze a mi Dios 
padesçer esta pasión, 
pues es ansi que por nos 
do muera uno mueran dos, 
Dios me de consolación. 



115 



20 



25 



130 



35 



140 



145 



408 EL DESPEDIMIENTO DE CHRISTO 

Entra Xpo coii sus discípulos. 

Xpo Donde acabáis de llegar ? 

S. Juan Venimos de Betania 

de saber do as de enpasquar, 

para hazer aparejar 

lo que a la fiesta cunplia ; 15a 

y dizennos que no as 

de enpasquar con la señora. 

Pues hères Dios, tu sabras 

ado te conviene mas 

celebrar la fiesta agora. 155. 

Y en no estar aparejado 

lo que suele por entero, 

es ya nuestro este cuidado. 

Pues, Señor, do as acordado 

de celebrar el cordero ? 16» 

Xpo Yreis a Jerusalen 

con diligencia muy presta, 

veréis un honbre de bien : 

aqueste sera con quien 

se celebrara la fiesta. 16^ 

Un honbre a de traer 

un cántaro por el asa 

de agua para bever : 

el señor deste a de tener 

esta mi fiesta en su casa. 17a 

Vanse San Juan y San Pedro. 

— Vosotros, quedaos aquí 
mientras hablo con mi madre 
un secreto que senti, 
qu'esta hordenado de mi 



EL DESPEDIMIENTO DE CHRISTO 

por mandamiento del Padre. 

— En que entendéis, madre mia ? 
N* Señora En llorar mi desventura. 
Por ver la poca alegría 
que en ti, mi hijo, se cria, 
en mi sobra la tristura ; 

por ver que queréis sufrir 
muerte con ásperos daños, 
y en tienpo que aveis de sentir 
mas aspereça en morir, 
por aver treynta y tres años. 

Rresçiba yo tanto bien 
y aquesta merced rreciba : 
(que) no vais a Jerusalen, 
pues no tenéis alia quien 
esta fiesta os aperciba. 

Porque Marta y Madalena 
pornan con presta alegría 
el rrecabdo desta cena. 
No vais, hijo, a casa agena ; 
no's partais de Betania. 
Xpo Madre, ya no puede ser, 

ni puedo enpascuar con vos ; 
si lo pudiera hazer, 
yo's hiziera este plazer. 
N* Señora No matéis, hijo, a los dos. 

Dizen que vais a morir ; 
dilatad, hijo, tal daño, 
pues lo tengo de sentir, 
si vos lo vays a sufrir, 
con dolor muy mas estraño. 
Xpo Por lo que mi Padre quiere, 

madre, tengo de pasar ; 



409 



175 



18a 



85 



90 



195 



200 



205 



410 



EL DESPEDIMIENTO DE CHRISTO 



215 



220 



si pena en mi fuerte fuere, 

suyo soy, lo qu'el hiciere 

yo no lo puedo escusar. 210 

N^ Señora Descanso y hijo mió, 

dezime ora lo que pasa, 

pues sabéis que en vos me fio ; 

no es sin causa este desvio 

de no enpasquar en mi casa. 
Pasqua sin vos no la vi, 

ni permitáis que la vea. 

Mi hijo, quedaos aqui, 

y esto hazeldo por mi 

aunque mucho agravio os sea. 
Xpo Madre, si fuera en mi mano 

yo's quisiera contentar, 

pero el Padre soberano 

quiere que no sea en vano 

mi venida acá a encarnar. 225 

N* Señora En tan poco se estimo 

el desierto que pase 

huyendo de Herodes yo, 

y lo que mi alma sintió 

quando en Ejipto os lleve? 230 

Que soledad y camino, 

y que buelta sin atajo, 

y que destierro contino ! 

que en acordarme me fino. 

Pensad, hijo, este trabajo. 235. 

Xpo o dolor mas que mortal ! 

Madre, bien visto lo tengo, 

pero el linaje humanal 

sufrirá contino mal 

si la vida mas sostengo. 240 



EL DESPEDIMIEXTO DE CHRISTO 4!! 

Hijo, si aqui no enpasquais, 
pensare ser mi mal cierto. 
Vida mia, no queráis 
tan presto, si vos mandais, 
matarme con veros muerto. 245 

Dezidme, hijo, dos cosas, 
pues que morimos los dos 
si este coraçon destrocas : 
aquestas gentes dañosas., 
que determinan de vos ? 250 

Tu humilldad, señora mia, 
causo venir yo a la tierra, 
y esta tu poca alegria 
me causa que con porfía 
diga el mal que en mi s'ençierra. 255 

Ten animo para oyllo 
pues que lo quieres saber ; 
pues a mi para sufrillo, 
para sentillo y dezillo, 
no me puede fallescer. 260 

Sabras que tu me pariste 
para padesçer mili muertes. 
No te muestres, madre, triste, 
haz quenta que no me viste, 
que serán tus daños fuertes. 265 

Mañana seré llevado 
destos cabellos que ves, 
hasta el pretorio arrastrado, 
y cruelmente acotado, 
no por poco ynteres ; 270 

fuerte corona d'espinas 
en mi cabeça sentada, 
y otras penas mas continas, 



412 EL DESPEDIMIENTO DE CHRISTO 

y por las calles y esquinas 

toda mi faz derrostrada. 275 

Tu no me conocerás 
si no fuere mala ves, 
muy gran pena me darás 
porque tras mi te andaras 
desde juez a juez. 280 

Verasme tan aflijido, 
madre, con la cruz a cuestas, 
todo mi rrostro escupido, 
desnudo y escarnecido, 
y tras mi lanças enhiestas. 285 

Y aunque me llames a gritos 
yo no te oyre alli ; 
con mis trabajos aflittos 
y otros daños que ya escriptos 
estavan, madre, de mi. 290 

Veras el barreno hechar 
a la cruz sin mi medida, 
y como no pueda alcançar, 
con sogas an d'estirar 
esta carne dolorida. 295 

Largaran mis coyunturas 
hasta llegar [a] aquel peso, 
y estas cuerdas son tan duras 
que entraran las hendeduras 
en la carne hasta el hueso. 300 

Gustare vinagre y yel 
después d'en la cruz alçado, 
y puesto en este nivel 
sera con lança cruel 
abierto este mi costado. 305 

Señora, direte mas. 



EL DESPEDIMIENTO DE CHRISTO 

si piensas que e dicho mucho, 



413 



no se como ver podras 
estos males con quien lucho. 

O mas que amarga muger ! 310 

alli veras tales cosas 
que aunque te pueda valer 
lo cesare de hazer 
por mis ansias dolorosaa. 

Ya te dejo apercebida, 315 

no pienses ser salteada 
con nueva tan dolorida. 
No desmayes, se sufrida, 
que aun desto no as visto nada. 

O ansia mas que mortal, 320 

o cruelmente tenprana! 
o que dolor desygual! 
Verme as mañana tal 
que no avra en mi cosa sana. 

Rresçibe todo consuelo, 325 

madre, que me parto ya, 
pero verte e acá en el suelo 
antes que me suba al cielo ; 
gran consuelo me sera. 

Pues te vas, mi byen y abrigo, 330 

haz esto que aquí te rruego : 
o te queda aqui comigo, 
o me lleva alia contigo. 
No muera tan sin sosiego. 

Yo me quiero partir, madre ; 335 

tu te partiras mañana 
porque mi tormento quadre, 
pues que permite mi Padre 



414 EL DESPEDIMIENTO DE CHRISTO 

que pague esta carne humana. 
N^ Señora Hallarte [e] en cas de Zacheo, 

o en casa de Nicodemus ? 

Di, vere el bien que ora veo ? 

Pues consuelo no poseo, 

di, hijo, do nos veremos ? 
Xpo Madre, no preguntes mas, 

déjame yr, que me tardo, 

que mañana me veras. 
N^ Señora Hijo mió, que te vas, 

y entre mili tormentos ardo. 
O desdichada de mi ! 

No dejes la humanidad 

tan desconsolada aqui : 

acuérdate que te di 

leche de virginidad. 
Xpo Pense morir una muerte 

y dasme mas de tres mili. 
N'^ Señora Hijo, mi mal es tan fuerte 

que tomaria por suerte 

delante de ti morir. 
Marta Huésped, maestro y Señor, 

dilatad esta partida, 

y no deys tanto dolor 

con tus lagrimas ëe amor 

a tu madre dolorida ; 
que si aquestos fariseos . 

hazen tanto mal en vos, 

que serán de mis deseos ? 

O falsos, que devaneos 

pensais usar con mi Dios ! 
Xpo Vamonos, porque se llega 

la hora triste turbada. 



EL DESPEDIMIENTO DE CHRISTO 41^ 

Magdalena Como, señor, se despega ? 
Muera tanbien, si te plega, 
contigo en esta jornada. 

Entran San Juan y San Pedro. 

S. Pedro Esclarecido maestro, 375. 

ya venimos de hazer 

el justo mandado vuestro, 

y queda, Señor, muy presto 

para en todo os conplazer. 

Tiene bien aparejado 38a 

lo que conviene a la cena. 
S. JuAx Dijo, Señor, muy turbado : 

« No soy digno, mal pecado, 

desto que mi Dios hordena. » 
Xpo Adiós, madre, que me voy 385. 

ado me veréis muy presto 

con mas tristeza qu'estoy. 
W Señora Hijo mió, siquiera oy 

me deja ver bien tu gesto. 

Pues que, hijo, a la sazón 39a 

te partes y ansi me dejas, 
. serame consolación 

si me das tu bendición 

entretanto que te alejas. 
Xpo Lo que yo te e de rrogar 395 

con humillde rreverençia 

quisiste tu anticipar. 
N'» Señora Hijo, queraismela dar, 

pues sois Dios en esçelençia. 
Xpo Levántate, madre mia. 400 

N^ Señora Hazme este bien singular, 

mi descanso y alegría, 



•416 EL DESPEDIMIENTO DE CHRISTO 

que te vença mi porfía 
y que me la queráis dar. 
Xpo Quedaos con la bendición, 405 

madre, de mi eterno Padre, 
y el os de consolación 
en vuestra tribulación, 
que menestello aveis, madre. 

— Magdalena, hija mia, 410 
y a vos, mi huéspeda Marta, 
encomiendo's mi alegría, 

qu'este en vuestra conpañia, 

que ya es hora que me parta. 
Marta Suplico's, Señor, nos deys 415 

vuestra santa bendición. 

Nunca nos desanpareis, 

mas sienpre nos enbieis 

entera Consolación. 
Xpo Plazeme de muy buen grado. 420 

Desde agora yo's bendigo, 

— y ten tu esto averiguado 

que en siendo rresucitado 

yo seré luego contigo. 

— Pues que cunpli como hijo, '425 
mi madre, vuestro mandar, 

y mi Padre ya os bendijo : 
veis, en el suelo me fijo, 
la vuestra me queráis dar. 
>í'^ Señora O muy triste coraçon, 430 

o triste, llorosa madre ! 
Pues rresçebi vuestro don, 
andad con la bendición 
del Eterno vuestro Padre. 



EL DESPEDIMIENTO DE CHRISTO 

Vase Xpo, y dize Nuestra Señora : 

N^ Señora Padre qu'estas en el cielo, 435 

no consientas esta muerte 
que, cuytada, yo rresçelo 
de tu hijo acá en el suelo ; 
' dámela a mi muy mas fuerte. 

Si es por el genero humano 440 

dalle muerte tan terrible, 
por otro modo mas sano 
libraras del mal profano, 
que a ti todo te es posible. 

Conténtate que nació 445 

por sola tu obidiençia ; 
mira tanbien que ayuno, 
y el destierro que paso 
en Ejipto su Escelencia. 

Mira que fue avergonçado 450 

mi señor hijo y mi rrey, 
perseguido y deshonrrado, 
y tanbien circuncidado 
por mejor guardar la ley. 

Y sobre todo as querido 455 

que muera muerte tan triste 
por lo que no a meresçido ; 
mira quanto le e querido 
y el dolor que en mi consiste. 

Quieres, Rrey, que muera yo ? 460 
Si heres dello satisfecho, 
no muera mi hijo, no, 
por la leche que mamo 
deste mi virginal pecho ! 

Rrevoquese la sentencia, 465 



417 



41 8 EL DESPEDIMIEXTO DE CHRISTO 

qu'esta madre cunplira 
lo que manda tu Esselençia, 
Señor, con tanta paciencia 
quai tu Magestad vera. 

Entra un Ángel. 

Ángel El tiene de padesçer 470 

por el pecado pasado ; 

no te fatigues, muger, 

pues quiere satisfazer 

el tu hijo muy amado, 

Q.ue ansi se an de rremediar 475 

las almas qu'estan difuntas ; 

de otro modo no ay lugar. 

Al fin fin a de gustar 

la muerte que tu barruntas. 
N'^ Señora Cunplase tu mandamiento, 480 

Rrey mió, con piedad, 

mas dame aquel sufrimiento 

que rrequiere este tormento 

que hordena tu voluntad. 

Pero todavía qúerria 485 

que, si tu fueses servido, 

que no muera mi alegría ; 

y dame a mi la porfia 

desta muerte, pues la pido. 

Entra Adán con una cruz. 

Adán Calla, hija de Sion, 490 

rremedio de mi cayda, 
pues heres mi rredençion 
no dilates la pasión 
de tu hijo, rrey de vida. 



EL DESPEDIMIENTO DE CHRISTO 

O hija desconsolada, 495 

mira la señal presente, 
<que en esta sera cobrada 
toda la culpa pasada 
■con muerte del ynoçente. 

No dilates tanto bien, 500 

que causara mucho mal. 
Yo soy, señora, por quien 
•sufrirá en Jérusalem 
•gran pasión el Divinal. 

Y pues, señora, peque, 505 
no sea en esto prolijo : 

-conviene que, yo lo se, 
pague este mal que cause 
<:on gran tormento tu hijo. 

Mira que tu padre fui, 510 

y pues esta el bien seguro, 
duélete, hija, de mi, 
y mira que quedo aqui 
-en aqueste linbo oscuro. 

Si no rremedias mi pena, 515 

mi mal se dobla a la hora ; 
pues por solo ser tan buena 
■salen muchos de cadena, 
haznos mercedes, señora. 

Tu hijo te a de costar; 520 

no muestres mas turbación, 
no lo quieras mas pensar, 
pues mañana sin tardar 
:se cunple mi rredençion. 

Y si sientes por cruel 325 
■el daño desta pasión, 

lenplaldo, mi hija, bien 



419 



420 EL DESPEDIMIENTO DE CHRISTO 

con la nueva qu'el Graviel 

os dio de la encarnación. 

Tenplad lo dulce de aquella 550 

con aqueste mal estraño. 

Hija mia, pues soys ella, 

madre de Dios y donzella, 

no permitáis tanto daño. 
N^ Señora En dos estremos me veo 53^ 

con que muy triste me paro : 

librar al padre deseo, 

pero estoy en devaneo, 

qu'el contrapeso es muy caro. 

Mas, o mi Dios y Señor, 540 

solo en tus manos lo dejo, 

pues sabes el fin mejor, 

y que pari sin dolor, 

mas deste dolor me quejo. 
S. Lázaro Pues es partido el Señor, 54^ 

señora, vamonos luego, 

y no sintáis mas temor : 

el que escuso mi dolor 

os dará, Rreyna, sosiego. 

En una casa tenemos 550 

prevenida ya la fiesta. 
Marta Vamos, Rreyna, no tardemos. 

Magdalena Rreyna, alegrad los estremos, 

que aqueste llorar no presta. 
N^ Señora Vamos, pues. Barrunto el mal 555 

que veré en este camino. 

O dolor mas que mortal ! 
S. Lázaro Andad, Rreyna divinal, 

y veréis a Dios divino. 



LV 
AUCTO 

DE 

LA VERDAD Y LA MENTIRA 



Verdad. 

Mentira. 

Malicia. 



FIGURAS. 



Inorantia. 

Peccado. 

Justicia. 



Entra la Verdad con un espejo en la mano, cantando. 

CANCIÓN 

Abrid hora, mortales, los sentidos, 
los que en la sanidad estais cebados ; 
alçad de lo terreno los cuidados, 

mirad, mirad que vais perdidos. 
DeTJd, de\id, porque ponéis vuestros amores 5 
en la mentira falsa y engañosa, 
pues vemos que jamas promete cosa 
para cunplirla con sus amadores ? 



Verdad Dezidme, hijos de Adán, 

ciegos y llenos de herror, 
para que tomáis sabor 
en la miseria y afán, 
madre de todo dolor ? 

Para que amáis la mentira, 



10 



422 LA VERDAD Y LA MENTIRA 

terrenos, mas que la tierra ? 15» 

Como no entendéis la guerra 

y la venenosa vira 

que en aqueste mal se encierra ? 

Como no aveis escarmiento 
de semejante amistad ? 20 

Huyd della, humanidad ! 
No mirais que es gran tormento 
y estrema ynfeliçidad ? 

Seguid la verdad, humanos ; 
abrid los ojos, mezquinos ; 25, 

dejad los tuertos caminos 
y seguid los que son sanos, 
que son preceptos divinos. 

Siendo yo hija de Dios 
tan alta y tan poderosa, 30^ 

yo no entiendo aquesta cosa : 
pregunto's yo agora [a] vos 
porque tanto os soy odiosa ? 

Porque ponéis el amor 
tan desenfrenado y ciego 35, 

en este mundo y su juego 
mentiroso, burlador, 
lleno de desasosiego ? 

Nunca cosa prometió 
[que] la cunpliese de vero, 4a 

como deve, por entero ; 
en todo sienpre falto 
por ser falso y lisonjero. 

Promete de dar rriquezas 

21. Le ms. huyd de la humanidad. — 36, Les vers 36-48 ont été 
refaits. — 42. Le ms. falia. 



5 LA VERDAD Y LA MENTIRA 423 

a quien délias [tie'Jne sed; 45 

mas despues qu'esta en la rred, 
le da miser[i]a [y] pobreza, 
notaldo muy bien y ved. 

Al que tiene sublimado 
le deja luego caher 50 

a bajeza y menester, 
de grande a muy bajo estado, 
de ser algo a nada ser. 

Engaña coa hermosura, 
con fuercas y fortaleza, 55 

con lustre y con gentileza ; 
pero es tan poca su dura 
que todo para en tristeza. 

Los que andáis enbeveçidos 
tras el mundo y su valia 60 

no mirais qu'es burlería 
sus promesas y partidos, 
sin dar lo que prometía ? 

Considerad por entero 
esos Cesares pasados, 65 

cónsules y majistrados ; 
pensad y mirad de vero 
do pararon sus estados. 

Monarcas, enperadores, 
rreyes qu'el mundo mandaron, 70 

pregunto's en que pararon ? 
Qu'es de aquellos pundonores 
en que tantos se çevaron ? 

Aquella gloria mundana 

52. Le ms. y muy. — 69. Les vers 69-84 ont été refaits. — 69, 
Le ms. enparederes. 



424 LA VERDAD Y LA MENTIRA «. 

en que a parado os pregunto ? 75 

Todo es ya muerto y difunto 

como flor de la mañana 

que se marchita en un punto. 

Yo me llamo la Verdad, 
de aquellos aborrescida 80 

que solo en aque[sta] vida 
quieren su prosperidad, 
y el ynfierno es su manida. 

De muy pocos soy amada, 
porque no me an conosçido ; 85 

estoy alla en lo escondido, 
bivo sola y despreciada, 
todos huyen mi partido. 

En las plazas y mercados 
no me consienten parar, 90 

tanpoco tengo lugar 
en las audiencias y estrados, 
ni en el vender y conprar. 

De casa de los señores 
me an echado con desden; 95 

con trabajo hallo a quien 
comunique(n) mis dolores 
y se huelgue de mi bien. 

No veo que prevalesce 
sino quien sabe mentir ; 100 

el engaño, a mi sentir, 
aquese solo floresçe. 
Ved si es cosa de sufrir ! 

Pero bivo consolada, 
pues, siendo de Dios querida, 105 

77. Le ms. solo flor. 



LA VERDAD Y LA MENTIRA 425 

aunque biva ansi aflijida 
por fuerça soy estimada 
de todos en esta vida. 
Es tanta mi fortaleza 
que aunque padezca afliçion iio 

no peresçe mi blason, 
antes sube en grande alteza 
con crecida estimación. 

Entran la Mentira e Ynorançia y Malicia. 

Madre, hao ! 

Anda, si quies. 
Donde te quedas alia ? 115 

Dezi, trajistes acá 
algo de lo que sabéis ? 
Que? 

Bobita se nos hará ? 

Veamos la faltriquera, 
a ver si ay por ventura... 12a 

Mal aya tal criatura, 
si basta una casa entera 
para ponelle en hartura ! 

Pues, diga ella, señoreta, 
vellacaça, rrelamida, 125 

quiere agora, por su vida, 
poner a mis tripas dieta ? 
Dios, que os siente un esta[n]p[i]da ! 

Mira, hijo, ten concierto. 
Ya ves el año en qu'estamos, 130 

que si rreglados no andamos, 
nunca saldremos al puerto. 
No es peor que nos muramos? 

Si me queréis ver logrado 



426 LA VERDAD Y LA MENTIRA 

no me pongáis al pan tasa, 135 

son hedme una buena masa 

aunque sea de salvado ; 

nunca en el pan seáis escasa. 
Malicia No comiste agora un pan, 

di, vellacaço, enemigo ? 140 

Bobo Vayase con Dios, la digo, 

son cata que nos oyran ; 

mira no's asgáis comigo. 
Mentira Dejale, qu'es buen muchacho, 

y a de menester comer 145 

como tiene de crecer. 
Malicia Mas queréis crezca el muchacho ? 

Ofrezcole a Lucifer ! 
Bobo Ahílaseme el quajar, 

y tómame gran modorra 150 

quando vo a la calahorra 

y veo tan caro el pan. 

Nuestro Señor nos socorra ! 
Malicia No te acuerdas que comiste 

agora un pan entero ? 155 

Bobo Déjame, oyes, te rrequiero, 

son mal hora me conociste 

yo's juro a san verdadero ! 
Mentira Toma, y acabemos ya, 

que a la fin avenios d'ir 160 

al ospital a morir. 
Malicia Pues eso vos lo jura 

qu'este os a de destruir. 
Bobo Que me queres apostar 

que ansi, los ojos cerrados, 165 



136. Le ms. son hádeme. 



LA VERDAD Y LA MENTIRA 

que acierto a dar tres bocados 

sin migajita herrar ? 

Landre en aquesos costados ! 

No mirais que negros duelos ! 
Pardios, si el honbre hechase 
a comer, no se hartase 
con treinta destos buñuelos. 
Mala landre te acabase ! 

Pardiobre, antes de nada 
sepa el honbre rrebuznar. 
Nunca [e] hecho son tragar 
como ogaño son çevada ; 
a fee, que lo e de provar, 

Valate la maldición 
si no me as hecho rreyr ! 
Hijos, quieroos decubrir 
mi secreto coraçon. 
Madre, bien podéis dezir. 

Ya sabéis el gran poder 
que en aqueste mundo tengo, 
pues yo sola me mantengo 
y todo esta a mi querer, 
y en aquesto voy y vengo. 

Madre, pues tanto podéis 
como dezis y habrais, 
como nunca me hartáis ? 
Hijo, después lo sabréis, 
que bien logrado os veáis. 

Muy pocos son los nacidos 
que no me dan obidençia, 
es tan grande mi potencia 
que todos vienen rrendidos 
delante de mi presencia. 



42: 



170- 



17^ 



I So 



18^ 



19a 



195 



428 LA VERDAD Y LA MENTIRA 

Bobo Fardiez, madre, bueno fuera 

que, aunque todo el mundo mienta, 

que no entrase en esa cuenta 

la que fuese panadera, 

son que de libra por cuenta. 

ívIentira Cunple que, hija Malicia, 

con muy crecido cuydado 
en todo qualquier estado 
uséis de vuestra milicia 
trayendolo a mi mandado. 

Malicia Madre, dejadme hazer, 

que yo entiendo velar 
hasta el mundo subjetar, 
o no me llamen mujer. 
Bien os podéis descuidar. 

Mentira Hijo Ygnorancia, oye acá, 

tu tanbien pon diligencia 
que vengan a mi obidiençia, 
y en aquesto trabaja. 

Bobo Madre, no quiero pendencia. 

Sabes que tengo pensado 
como vengan ? por san Juan ! 
Como no an comido pan 
son cavada, mal pecado ! 
ansi como asnos vernan. 

Mentira Ya sabéis que la Verdad 

es mi enemiga mortal. 
Cunple poner el caudal 
de mentira y falsedad 
hasta que vaya con mal. 

Malicia No tengáis, madre, temor 

que alce contra vos vandera ; 
yo la hechare por de fuera. 



200 



205 



aio 



215 



220 



225 



230 



LA VERDAD Y LA MENTIRA 

Déjame a mi esa lavor, 

vayase para santera. 
Verdad Qu'es eso qu'estais hablando, 

perversa generación, 

conçeuta de maldición ? 

Dezidme hora, hasta quando 

durara vuestro tesón ? 
Bobo O noramala vengáis, 

caraca de corra anbrienta ! 

Pardios*, que soys muy esenta; 

no mirais con quien habláis ? . 

Q.ue no hagas della cuenta. 
Tu no estas escarmentada? 

Hasta ora osas hablar ? 
Bobo Señora, sabes masar ? 

Hedme una torta sobada. 

Déjate de nesçear. 

Ven acá, triste, mezquina. 

Para que te enpinas tanto ? 

Como no ves el quebranto 

en qu'estas a la contina ? 

Nunca de aqueso me espanto. 
Tu no tienes entendido 

que, aunque sea maltratada, 

que a la fin soy estimada 

y ensalçado mi apellido, 

y tu quedas deshechada ? 
Calla ya, triste de ti; 

ado tienes tu cabida, 

de todos aborrecida, 

para que hables aqui ? 

que sienpre andas escondida. 
Generación de serpientes, 



429 



235 



24a 



245 



250 



25> 



260- 



430 LA VERDAD Y LA MENTIRA 

de que tenéis tanto brio ? 
No sabéis que al poder mio 
al fin se humillan las gentes 
y se humillan sin desvio ? 

Robo Diga, señora, es casada ? 

Verdad Para que lo quies saber ? 

Bobo Si quiere ser mi muger, 

que, pardios, no pierda nada. 

Verdad Anda, asno, vete a pacer. 

Mentira Pues, como quies ygualar 

tu. escelencia con la mia ? 

Verdad Tu no ves qu'es tiranía 

ese poder y mandar, 
y al fin cesa tu alegría ? 

Mirase el Bovo en el espejo de la Verda, 

Bobo Ahao ! madre, llegaos acá, 

veres otro como yo ; 
en agorita huyo, 
en aquel quillotro esta, 
juro a quien no me parlo ! 

Verdad No sabes tu que, si hablo, 

dire tu generación, 
conçeuta de maldición 
y engendrada del diablo ? 

Mentira Y eso me das por baldón ? 
Ay quien pueda rresistir 
[a] aquese que aves hablado ? 

Verdad Ya cayo su principado, 

no ay ya de que t'engreir 
qual es en tal aparado. 

Bobo Señora, donde es su tierra ? 

V^.rdad Del cielo soy natural. 



265 



270 



275 



280 



285 



290 



295 



LA VERDAD Y LA MENTIRA 

Bobo Del cielo ? Nunca vi tal ; 

cuyde que hera de la sierra. 
Quanto vale alia un quartal ? 

An tenido hanbre alia, 
como acá, esta tenporada ? 
Alia no les falta nada. 
Pardiobre, todos acá 
como asnos comien çevada. 

Pues, di, no tienes memoria 
quanlas vezes as andado 
debajo de mi calcado, 
mas abatida qu'escoria ? 
Tu, después, en que as parado? 

No sabes que la Verdad 
al fin sera vitoriosa, 
y que en el mundo no ay cosa 
de mayor autoridad, 
pues que de Dios es esposa ? 
Pardios, me quiero aborrir 
o yrme'con ella, por san, 
pues ay en su tierra pan ; 
que acá e pensado morir 
de hanbre, por san Millan ! 

Entra el Demonio, como viejo. 

Porque heres tan porfiada, 
y no quies rreconoçer 
mi soberano poder ? 
Di, no estas escarmentada, 
desventurada muger? 

Ya tu poder fenesçio 
que en este mundo tenias, 
después qu'el sacro Mesias 



431 



300 



305 



310 



315 



320 



325 



432 LA VERDAD Y LA MENTIRA 

por el honbre en cruz murió, 

y an fenesçido tus dias. 
Bobo Dezi, madre, este es agüelo ? 

Malicia Este es, hijo, abrácale. 33a 

Bobo Cuernos tiene, en buena fee ; 

pardios, paresçe mochuelo. 
Malicia Aparta, asno, dejale. 

— Déme la mano, señor, 

que se la quiero besar. 33^ 

Demonio Véate yo, hija, lograr 

y sobir en gran onor. 

Hija, venime [a] abracar. 
Mentira Señor padre, aveis mirado 

que mis fuerças y poder 34a 

no pueden prevalesçer ? 

No veis como me a afrentado 

aquesta flaca muger ? 
Demonio No te aflijas, hija mia, 

que yo tengo de morir 345 

o de tornarte a subir 

en el trono do solia ; 

déjame tu agora hurdir. 
Mentira Todo lo mas me es subjeto, 

pero no se por que modo 35a 

pensando tenello todo 

me pone esta en tanto aprieto 

que doy con todo en el lodo. 
Bobo Pardios, que tiene mi agüelo 

cuernos y pata hendida. 355 

Demonio Una la tengo hurdida 

que casi no ay en el suelo 

quien se escape, por mi vida. 
Cunple que andéis con cuidado 



LA VERDAD Y LA MENTIRA 

por el mundo con hervor 
€ncaresçiendo mi onor ; 
rrebolved todo poblado, 
hágase mucha lavor. 

Vos, Malicia, andad despierta, 
promete abundosamente, 
procurad que entre la gente 
por mi ancha y grande puerta ; 
cata que andeys diligente. 

Malicl\ Pierda cuydado, señor, 

que yo prometo mi fee 
que, si yo puedo, le de 
muy abundosa lavor ; 
deje a mi y descuydese. 

Demonio Ygnorançia, ven acá. 

Mira que heres poderoso : 
andaras muy presuroso, 
sin cesar, acá y alia, 
si quies darme a mi rreposo. 

Bobo Que diablos e de andar ? 

no se puede honbre tener. 
Mira, si no ay que comer, 
no me mandes trabajar : 
aya comer y aya her. 

Verdad O gente luçiferina ! 

que consejos de maldad 
tratáis contra la Verdad 
con malicia serpentina 
y dañada voluntad ? 

Boro Agüelo, no la escucháis ? 

Hi de puta, marimacho ! 

Verdad Como [no] tenéis enpacho 

de ver eso que tratáis ? 



435 



360 



365 



370 



375 



380 



385 



390 



28 



434 LA VERDAD Y LA MENTIRA 

Bobo No, sino teneos un cacho. 

Demonio Como tienes osadia 

delante mi acatamiento 39^ 

hablar con atrevimiento ? 
Verdad Déjate desa porfía, 

que tus fieros todo es viento. 
Demonio Desventurada de ti ! 

de que estas tan engreída ? 400 

No sabes quan abatida 

sueles andar tu de mi, 

y quan triste y encojida ? 
Verdad Dejo yo de ser quien soy, 

aunque tu por tienpo mandes ? 405, 

No ves que chicos y grandes, 

si a ti obedesçen oy, 

te dejan, por mas que andes? 
Mentira Y qu'es de tu autoridad ? 

Con esa estas a rrazones ? 410- 

Dale veynte bofetones. 
\'erdad Ducha estoy a la verdad 

de semejantes baldones. 
Malicia Mirame bien a la cara, 

cerra la boca y calla, 41 > 

sino quiça os costara, 

si yo me enojo, bien cara. 
[Verdad] Déjate de fieros ya. 
Bobo Ansí, ansi, cuerpo de nos ! 

tomaos con esa zagala ; 420- 

ansi, mucho noramala! 

esa quiero para vos. 
Verdad Para todos a la yguala. 

Demonio Si os apaño la cabeça, 

no's dejare en ella un pelo. 42>. 



LA VERDAD Y LA MENTIRA 435 

Quereys que arremeta, agüelo ? 
Dale, dale, enpieça, enpieça ! 
Demos con ella en el suelo. 

Justicia, justicia pido ! , ^ 

Señor, socorredme aqui ! 430 

Qu'es esto(s), malos, dezi ? 
Como os aveis atrevido 
contra la .Verdad ansi ? 

No, señora, no hera yo, 
quite alia su cuchillazo. 435 

Jesu, que lucio y largazo ! 
Por la madre que la parió, 
no me de un gañavetazo ! 

QjLie no querría ver yo 
ninguna muger con (e)spada: 440 

sino hilar y estar sentada, 
y no andar [a] amartar, no, 
como ella anda espadada. 

Di, perverso, malicioso, 
quien te a dado atrevimiento 445 

de hazer tal tratamiento 
a quien el muy Poderoso 
de ser su esposo es "contento ? 

Quien soys vos que ansi habláis ? 
Yo soy de Dios la Justicia. 450 

Y vos. Mentira y Malicia, 
hasta qua»do porfiáis 
en tan perversa milicia ? 

La Justicia se llamo? 
Esa soy, sin mas porfía. 455 

Luego ella es, por vida mia, 
la que a Muñoz acoto 
en Toledo estotro dia ! 



436 LA VERDAD Y LA MENTIRA 

Mkxtira duien os mete a vos aqui ? 

Justicia Quien, generación malvada? 
No sabéis qu'es anparada 
aquesta Verdad por mi, 
por fuerça, a filo d'espada ? 

Bobo Madre, no's toméis con ella ; 

cata que os hará acotar. 
— Soys vos tanbien del lugar 
do viene acotra donzella, 
donde no marra el tragar ? 

Malicia Pues, a fee, si yo m'ensaño, 

quiça en mal hora venistes. 

Jlsticia Quitaos alia, gentes tristes, 
que aqui pagareis el daño 
que contra Verdad hurdistes. 

Demonio Rrecojeos, hijos, tras mi. 

Bobo Ay ! pésete mil pecados, 

ay ! madre, que me a matado ! 

Jltsticia Ea ! malos, fuera de aqui ! 
Espera, espera, malvados ! 

— Hermana mia querida, 
qu'es esto que aves çufrido ? 
Dezime, como os a ydo 
con esta gente perdida ? 

\'erdad Mucho, hermana, e padecido. 

Traenme triste y acosada 
y muy llena de amargura, 
pero toda mi tristura 
cesa, pues soy visitada 
de vos en tal coyuntura. 

Justicia Hermana, toma consuelo ; 

en qualquier tribulación 
yo's traire consolación 



460 



465 



470 



475 



48: 



490 



LA VERDAD Y LA MENTIRA 

desde alla del alto çielo 
contra la mala nación. 

Verdad Ansi os lo pido, señora, 

que mientras bivo en la tierra 
en esta tan cruda guerra 
me seáis favorescedora 
contra esta gente perra. 

Justicia Vamonos a descansar, 

que deveis estar cansada 
desta batalla pasada. 

Verdad Cantemos ora un cantar 

en que gloria a Dios sea dada. 



437 



495 



500 



CANCIÓN 



Biva, h'wa Ja Verdad, 
pues la divina Justicia 
a derrocado a Malicia I 



505 



LVI 
AUTO 

DEL 

HOSPEDAxMIENTO QUE HIZO 
SANCTA MARTA A CHRISTO 



FIGURAS. 



Christo. Sancta Marta. 

Los DOZE APOSTÓLES. La MAGDALENA. 

Marcela. 



Entra Xpo con sus diçipulos. 

Xpo Diçipulos muy amados 

sobre quien mi yglesia fundo, 

liijos por mi dotrinados, 

caudillos predestinados 

para conquistar el mundo, 5 

el cansancio que traes 
de jornada tan penosa 
y larga que andado aves 
da rrazon que rreposeis 
y comays alguna cosa. lo 

Y pues que llegado avemos 
a Betania aqueste dia, 
quiero que en ella oy estemos 



EL HOSPEDAMIENTO QUE HIZO MARTA 



439 



y que nos aposentemos 

en cas de Marta y Maria, 15 

porque seáis rrecreados 

con la rrecreaçion vital, 

que vuestros mienbros cansados 

sean algo descansados 

con descanso corporal. 20 

S. Pedro Maestro y alto Señor, 

muchas gracias os hazemos, 

que sienpre con gran hervor 

nos hazeis obras de amor 

mejor que lo meresçemos. 25 

Hágase como queréis, 

Hijo del ynmenso Dios, 

porque mejor descanséis, 

que mas menester lo aveis 

sin dubda alguna que nos. 30 

Porque soys muy delicado, 

mas que nos, a mi pensar, 

y aveis mucho caminado 

con nos, por lo qual cansado 

mas que nos aveis d'estar. 35 

S. JuAK Muy cerca llegamos ya 

de la casa, qu'es aquella. 

Paresçe sal gente della ; 

Marta viene hazi'aca. 
S. Pedro Y Magdalena con ella. 40 

Sale[n] Sancta Marta y Magdalena. 

Marta O Rredenptor de la vida, 

Rrey de soberana alteza, 
Rrey de gloria muy cunplida ! 
bien sea. Señor, venida 



440 EL HOSPEDAMIENTO QUE HIZO MARTA 

vuestra divina grandeza. 4^ 

Entra, celestial Cordero, 
en mi casa pobrezilla ; 
entra, mi Dios verdadero, 
entra, o Hijo sinzero 
de la Virgen [sin] manzilla. 50< 

— Magdalena, hermana mia, 
oy nos devemos gozar, 

que sin djibda oy es el dia 

qu'es de gozo y alegría, 

largo es, a mi pensar, 55. 

pues que le hizo el Señor 

y tan gran gloria en el vemos, 

y en nuestra casa tenemos 

por guesped al Rredentor, 

qu'es mas bien que merecemos. 60» 

Magdalena O luz clara, rradiante, 

del mundo y de sus bivientes ! 

Vida y verdad muy constante ! 

O gloria bivificante, 

salud de todas las gentes ! 65^ 

O mi Dios ! muy bien vengáis, 

pues con entrañas begninas 

de nos tanto os acordáis 

que sienpre nos visitais, 

aunque siervas muy yndignas. 70» 

Marta Marcela, saca de ay 

esas sillas. 
Marcela Plazeme. 

Señora, elas aqui, 
Marta Pon una aqui y otra alli. 

Espera, ayudaros e. 75, 

— Asentaos, Bervo encarnado, 



EL HOSPEDAMIENTO QUE HIZO MARTA 44 1 

paz del honbre verdadera, 

que venis muy fatigado ; 

que aunque pobre es este estrado, 

la voluntad es sincera. 8a 

Magdalena Hermana, no se, a mi ver, 

quando meresçimos nos 

don de tan alto valer, 

de rresçebir y tener 

por guesped a nuestro Dios. 85: 

Xpo Hijas, vuestra devoción 

es tan pura y singular 

que os tengo gran afición, 

y por tanto es gran rrazon 

no os dejar de visitar. 90 

Porque aquellos que eligió 

mi Padre para la gloria, 

aquellos visito yo, 

y les administro y do 

esperança de vitoria. 95 

VÍARTA — Marcela, entrad alia, 

y sea muy brevemente, 

y llama ese moco acá ; 

y vos, yd y apareja 

de comer muy dilifj^ente. lOo- 

Señora, con brevedad 

se hará lo que mandais. 

Manteles apareja, 

platos y mesa mira 

que muy linpios los tengáis. 10^ 

— Señor, pues que vos soléis 

prometer vida eternal 

y presentes nos tenéis, 

suplico's algo contéis 



442 EL HOSPEDAMIENTO QUE HIZO MARTA 

de la ciudad celestial. no 

Contanos, Señor, la gloria 
de los santos que alli están, 
su hordenaçion sin discordia, 
y el premio de la vitoria 
que los justos alli an. 115 

Xpo Aquella escelsa ciudad 

es tan luciente y hermosa, 
ancha en gran cantidad, 
de gozo y amenidad 
muy segura y abundosa. 120 

Los angeles alli estantes 
son de entera puridad, 
graciosos y rradiantes, 
como espejo rrelunbrantes 
de la fee y firme verdad. 125 

Destos ay tres jerarquías 
en nueve coros contadas, 
que cantan con alegrias : 
« Gracias al Padre y Mesias 
y al Espíritu (Santo) sean dadas! » 130 

En la mas primera están 
primero los Serafines, 
Cherubines sin afán ; 
tras estos los Coros van, 
junto con los Seraphines. 135 

Los de en medio, bien mirado, 
son santas Dominaciones, 
Potestades, ynflamados 
en santas contenplaçiones 
que loan al Padre ensalçado. 140 

Los coros ynferiores 
tienen las virtudes todas, 



EL HOSPEDAMIENTO QUE HIZO MARTA 

angeles que con dulçores, 

y arcángeles sobre todas, 

cantan a Dios dulces sones. 145 

Magdalena Que animas subirán 

con los angeles a estar ? 
Xpo Todos los justos yran, 

y según meresceran 

les sera dado el lugar. 150 

Unos serán asentados 

en la jerarquía mas alta, 

y otros a la media dados, 

y otros serán collocados 

en lo mas bajo, sin falta. 155 

Yo e de ser ensalçado 

a la diestra de mi padre, 

sobre todos sublimado 

con este cuerpo humanado 

que rresçebi de mi madre, 160 

a la qual tengo guardada 

una noble silla yo, 

do ella sera asentada 

y a mi diestra collocada, 

como David profetto. 165 

Magdalena O eterna Sabiduría, 

quan dulce m'es tu hablar I 

Suplicóte, vida mia, 

digas en que jerarquía 

me as a mi de aposentar. 170 

Xpo Tu que en caridad sirviente 

seras, hasta que aqui fines, 

encendida y muy ferviente, 

tu asiento sera esçelente, 

con los [de los] Serafines. 175 



443 



444 l'-L HOSPEDAMIENTO QUE HIZO MARTA 

Magdalena Los que en gloria no están, 

adonde son ynbiados ? 
Xpo Unos al ynfierno van, 

y estos por sienpre serán 

aflitos y condenados. i8a 

Y el niño que muere y va 

en pecado original, 

este en el linbo estara, 

do sin fin caresçera 

de mi vision eternal. 185 

Otros purgan sus pecados 

con penas de purgatorio, 

donde después son llevados 

y a la diestra collocados 

del muy trino consistorio. 190 

Marta Llegaos a comer, mi Dios, 

pues que para nos hartar 

queréis sienpre ayudar vos 

por la culpa de los dos 

que venistes a pagar. 195 

Come deso que criastes 

para dar sustentamiento 

a los honbres que formastes, 

cuya humanidad tomastes 

para darnos vencimiento. 20Q 

Xpo Plazeme, pues se nos da 

con voluntad muy entera. 

— Hijos mios, llegaos acá 

y esta rrefecion toma 

que se nos da muy sincera. 205 

Bendiga el Padre Eterno 



181. Le ms. y al niño. 



Marta 



Xfo 



S. Pedro 



EL HOSPEDAMIENTO QUE HIZO MARTA 

la sustentación presente, 
e yo, como su hijo eterno, 
aqueste don senpiterno 
le bendigo juntamente. 

Señor, no tenéis cuidado 
de ver y considerar 
que mi hermana me a dejado 
sola, que no me a ayudado 
a servir ni administrar ? 

Mandad, pues no haze nada, 
que me ayude en lo demás. 
Marta, Marta muy amada, 
solicita y muy turbada 
por muchas cosas estas. 

Mas digote de verdad 
que una cosa sola es 
de la [que] ay necesidad : 
qu'es lamentar, y adorar 
a Dios en quien vos cre[e]is. 

Y Maria qu'escogio 
la parte mas sublimada 
y la mejor que hallo, 
y para si la guardo, 
nunca le sera quitada. 

Que os paresçe, hermano Juan ? 
Que manjares tan sabrosos ! 
Por cierto, buenos están. 
Que blancura esta de pan 
de candeal tan hermosos ! 

Por cierto, yo nunca vi 
cosa de mejor comer. 
Y a mi me paresçe ansi. 
Marcela, apareja aqui 



445 



2IO 



215 



220 



225 



230 



235 



44^ EL HOSPEDAMIENTO QUE HIZO MARTA 

los vasos para bever. 240 

— Señor de nuestro bivir, 

suplico seáis servido 

de nuestras faltas cunplir. 
Xpo Por cierto, no ay que pedir, 

que todo esta muy cunplido. 245 

Mi Padre tenga memoria 

de caridad tan subida 

y os conserve sin escoria 

porque subáis a la gloria 

qu'el os tiene prometida. 250 

Y pues que todos avemos 

tomado la rrefeçion, 

a mi Padre gracias demos, 

y loándole cantemos 

una suave canción. 255 



COPLAS 



HECHAS EN LOOR DE LA SSANTA VERA CRUZ 
DONDE NUESTRO RREDENTTOR FUE CRUCIFICADO 



Hizo Dios una fiança, 
y siendo pobre el deudor, 
pago como su fiador 
en un canbio d'esperança 
a Dios Padre el acrehedor. 

Mas vos, Cruz, canbio sagrado, 
soys la qu*el precio a pagado 
por do el honbre libre queda 



243. fallas suplir} 



EL HOSPEDAMIENTO QUE HIZO MARTA 447 

de tal ley, y la moneda 

que a Xpo dais en cruzado. lo 

Si acontece estar cerrada 
por gran tienpo alguna puerta, 
el abrirla esta en rreyerta 
si con olio no es untada 
la llave con que es abierta. i ^ 

Ansi, Cielo, en muchos dias 
tus claras puertas no abrias ; 
siendo tu en abrillas grave, 
abrió la cruz, santa llave 
tinta en sangre del Mesias ; 2a 

la yerva en los años graves 
que en medio del mundo avia, 
árbol que al ciclo subia, 
do se gloriavan las aves 
y el pueblo se mantenía. 25. 

Árbol soys, Cruz, de consuelo, 
que del mundo subió al cielo, 
do el ave Pablo canto, 
y al cordero Xpo dio 
por fruto y manjar del suelo. 3O' 

Árbol soys do Xpo enjertto 
bolvio en rrosas sus espinas 
y los clavos clavellinas, 
llevando al divino jerto 
mili guirnaldas frescas finas. 35. 

Tales flores days los dos, 
vos en Xpo y Xpo en vos, 
que hasta el cielo subieron ; 
tanto en Dios se traspusieron 
que quedaron hechas Dios. 40 

Si mato a Sira Jael 



44^ EL HOSPEDAMIENTO QUE HIZO MARTA 

con un clavo rriguroso 

por librar [a] Abel su esposo 

y librar a Ysrrael 

de aquel trance peligroso, 45 

Cruz, al esposo agradastes 
quando por el enclavastes 
a Xael, que hera Satan, 
librando al pueblo de Adán 
del trance que le librastes. 50 

Murió quando comencava 
Apeles una figura, 
y después no ubo pintura 
tan subtil que no dañava 
a la primera hechura. 5 > 

Pues, si el pintor, Cruz alta, 
muriendo os dejo sin falta, 
qual avra humano pintor 
que pensara dar color 
donde Dios su sangre esmalta ? 60 

48. C'est assurément par erreur qu'on lit ici XaeJ, au lieu de 
Sisara, ou Sira comme a écrit l'auteur v. 41. 



LVII 
AUCTO 

DE 

ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO 
HUMANO - 





FIGURAS. 




Lucifer. 




Nuestra Señora. 


Satan. 




El Ángel Custodio 


Carón. 




Sant Gabriel. 


Christo. 


Fragilidad. 


El Genero humano. 



LOA 

Aqui se rreçitara, 
audittorio sublimado, 
un autto que se os dará 
el contento deseado 
[a] aquel que lo entenderá. 

Trata de una acusación 
qu'el malvado Lucifer 
pretende ante Dios poner 
al misero pecador, 
pensando de le vencer. 

Mas muéstrase su abogada 



450 ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 

la sacra Virgen María, 

de los pecadores guia, 

y ansi su yntinçion dañada 

no ubo el fin que quería. 15 

Manden silencio tener, 
que, con el, claro verán 
lo que aquí rreçitaran ; 
y es muy fácil de entender, 
sí atención cunplida dan. • 20 



Entran Satanás y Lucifer y Carón, 

Lucifer Capitanes ynfernales 

de mi arte y del ynfierno, 

y[a] aveís entendido quales ' 

por nuestras culpas y males 

penamos en fuego eterno. 25 

Después de aquella cayda 
tan orrible para nos, 
no nos quedo en esta vida 
sino rrancor y omiçida, 
sin esperança de Dios. 30 

Y pues cierto no tenemos 
por anparo sino pena, 
es menester procuremos 
e modo como trairemos 
el mundo a nuestra cadena. 35 

Porque dizen ser consuelo 
para los desventurados 
tener muchos de su duelo, 
y pues caymos del cielo, 
tengamos aconpañados. 40 



ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 45 1 

Y es que yo tengo acordado 
se enbie un procurador 

con nuestro poder fyrmado, 

muy astuto y avisado, 

ante el sumo Hazedor ; 45 

el qual pida muy de hecho 
se nos de el genero humano 
pues es nuestro de derecho, 
porque yo estoy satisfecho 
se nos deve muy de llano. 50 

Por graves auttoridades 
me fundo para este hecho, 
-que si no andan equiedades 
o viejas enemistades, 
se hará según mi pecho. 55 

Dadme vuestro paresçer, 
porque mas quiero herrar 
por vuestro acuerdo, y saber 
si se deve o no hazer, 
que por el mió acertar. 60 

En un negocio como ese, 
tan justo y tan bien fundado, 
no ay quien favor no te diese, 
y mas con tal ynterese 
de todos tan deseado. 65 

Sus, manos a la lavor ! 
póngase luego por obra ; 
con todo brio y furor 
pidámoslo al Criador, 
pues tanta rrazon nos sobra. 70 

Y ese poder se de luego 
a quien mas le mereciere ; 
no te vença amor ni rruego. 



452 ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 

sino aquel que con mas fuego 
y mayor animo fuere. 

Y si manda tu Eselençia 
que lo tome yo a mi cargo, 
ya sabes mi gran prudencia 
y la quenta que en tu ausencia 
doy de aquello que me encargo. 

Quien a rrebuelto ciudades 
y levantado el Lutero, 
sino yo, con mís maldades 
encubriendo las verdades 
del alto Dios verdadero ? 

Quien -metió en Yngalaterra 
esa seta luterana, 

y en Flandes, Francia, y su tierra, 
sino yo, por pura guerra, 
y aun acá en aquesta Yspana ? 

Finalmente, estoy criado 
en esa chançilleria 
do jamas nunca e parado 
de abogado en abogado, 
en mili pleytos cada dia. 

Donde traygo entre mis manos 
con muy buena diligencia 
a letrados y escrivanos, 
haziendo en los pleytos llanos 
entretener la sentencia. 

No temas que diligencia 
falte en mi para este hecho ; 
si, señor, me das licencia, 
yo fio que la sentencia 
se dará según tu pecho. 
Carón Bien me osara yo atrever 



.UCIFER 



ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 453 

por mi parte a dar alcance 

en lo que mandas hazer, 

mas no es tanto mi saber 

que no tema en balde el lance. no 

Pues Satan, señor, se encarga 
■desta contienda tan bien, 
no es menester dar mas larga, 
porque no nos salga amarga 
como alia en Jerusalen. 115 

Désele aquese poder 
para lo que a de tratar, 
que en pedir y rresponder, 
alegar y proponer, 
nadie le podra ygualar. 120 

Ame tan bien parescido, 
Satan, lo que de tu parte 
aqui as dicho y rreferido, 
que te mando, quiero y pido 
desto quieras encargarte. 125 

Tus manos beso, señor, 
por merced tan señalada 
como me as hecho, señor, 
y de mi pierde temor 
si justicia me es guardada. 130 

Pues, sus, sin mas detener 
entremos en el ynfierno 
y hordenemos un poder 
que pueda bien parecer 
sin tacha ante Dios eterno. 135 



131. Le ms. sin mas dilación. 



454 



ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO^ 



Entra[n] el Genero Humano, y Fragilidad, su muger^ 
y el Ángel de la Guarda. 

Ángel Ay de ti, Genero Humano ! 

en quanto descuydo estas 
si el alto Dios soberano 
con su poderosa mano 
no te rremedia de oy mas ! 

En un trabajo metido 
estas, aunque sin pasión, 
que si Dios te hecha en olvido, 
para sienpre vas perdido 
sin tener de bien ación. 

Sabras como se an juntado 
los dañados del Profundo 
en concilio, y hordenado 
de pedir a Dios sagrado 
se les rrestituya el mundo ; 

porque dizen por derecho 
ser suyo de posesión. 
Mira bien en quanto estrecho 
estas puesto con tal hecho, 
y en quanta tribulación. 
Genero Ángel de Dios escojido 

para mi guarda y favor, 
pues del mismo soys querido 
no me hecheys ora en olvido, 
aunque yo sea pecador. 

Dadme borden como pueda 
librarme de tanto afán ; 
vos vereys si por mi queda. 
Ay ! que en esta triste rrueda 
me dejo mi padre Adán ! 



165 



AXGEL 



ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 

Es menester que los dos, 



45 5 



las rrodillas por el suelo, 
supliqueys al alto Dios 
y [a] aquella Rreyna del cielo 
quiera rresponder por vos. 

Tomalda por abogada 
si quereys que se concluya 
vuestra causa bien fundada, 
para que en esta jornada 
tome la ynpresa por suya. 
Y con esto yo me voy, 
aunque nunca os faltare, 
pues que diputado estoy 
por vuestra guarda que soy 
y de contino seré. 
Genero Que os. parece, muger mia, 

hermana Frajilidad ? 
Frajilidad Que aquella Virgen Klaria 
tomemos por nuestra guia 
en tan gran calamidad ; 

y con muy gran devoción 
y firme fee y esperança 
hagamos nuestra oración, 
qu'el contrito coraçon 
poco pide que no alcança. 
Genero — Virgen digna de Sion, 

anparo de pecadores, 
oyd nuestra petición 
y en tan gran tribulación 
rreçebid nuestros clamores. 

Ya sabéis, seiíora mia, 
como la mortal rrejion 
pretende con agonia 



170 



175 



180 



85 



190 



195 



4 5^ ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 

llevar nuestra conpañia 

para su mortal prisión. 200 

Pues que vos, Virgen sagrada, 
fuistes entr'el honbre y Dios 
medianera y abogada, 
agora en esta jornada, 
señora, rrogad por nos. 205 

Frajilidad Soberana Enperadora, 
pues vos ansí merecistes 
ser de los cielos Señora, 
en una tan triste hora 
favoresçed a estos tristes. 210 

Ahora hemos menester 
de vuestra divina lunbre : 
favor contra Lucifer 
que nos pretende bolver 
a su antigua servidunbre ! 215 

No permitáis sea frostada 
la Pasión del Bervo eterno, 
pues tanto fue deseada 
para que fuese librada 
nuestra anima del ynfierno. 220 

Genero Hermana, acá nos entremos, * 

y toda la noche y dia 
con lagrima pediremos, 
hasta que della alcancemos 
que vaya por nuestra guia. 225 

Entra Satanás con el poder. 

Satán Aqueste deve de ser 

el camino para el cielo. 
Quan áspero es de rroer ! 
quan angosto y sin plazer ! 



ACUSACIOX CONTRA EL GENERO HUMANO 457 

quan lleno de desconsuelo ! 230 

Esta es la casa y lugar 
del alto Dios consagrado. 
O cosa para espantar ! 
Aora, sus, quiero llegar 
a lo que soy ynbiado. 235 

— Soberano Enperador 
de la milicia del cielo, 
justísimo y sin rrigor, 
sumo anparo y protetor 
del honbre qu'esta en el suelo, 240 

soy Satan, procurador 
de la maldad ynfernal, 
que vengo ante ti, Señor, 
alegando en mi favor 
contra el Linaje humanal. 245 

O Satan desventurado ! 
no sabes tu que lo ausente, 
lo futuro y lo pasado 
m'es notorio, di, malvado, 
como si fuese presente ? 250 

Por eso no ay para que 
ser yo mas de ti ynformado, 
pues de tu ynformaçion se 
ser engaño, como fue 
quando de ti fuy tentado, 255 

diziendome que mandase 
las piedras bolver en pan, 
y de lo alto me hechase, 
y prostrado te adorase, 
porque temiese este afán. 260 

Eso ya paso. Señor, 
no pervierta aqui omiçiçia ; 



458 ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 

por tanto, con gran rrigor 

pido, no tiniendo amor, 

me sea hecha justicia. 265 

Pido que el Genero Humano 

parezca al tercero dia 

ante ti, Rrey soberano, 

a rresponder muy de llano 

lo que mas le convenia. 270 

Aqui presento el poder, 

con tres testigos rrogados, 

presentes a le hazer, 

del muy alto Lucifer 

y de todos los dañados. 275 

Xpo Vos, san Juan, mi secretario, 

ese poder rrelatad 

que trae aquese adversario ; 

ved si es hecho de notario 

o si contiene verdad. 28a 

S. Juan « Sepan quantos esta vieren 

como yo, el gran Lucifer, 

en nonbre de los que fueren 

y en el ynfierno estuvieren, 

doy rni bastante poder 28 > 

« a Satan para asistir 

ant'el juez celestial 

en mis pleytos, y pedir, 

alegar y difinir 

contra el Linaje humanal, w 290 

Xpo El poder esta bastante. 

Baste, san Juan, lo leydo; 

no pases mas adelante, 

que en lo qu'es mas ynportante 

viene asaz aperçebido. 295 



ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 4)^ 

Tratemos hora del dia 

y el quando tiene de ser. 
Satan Si tu Alteza se servia, 

mañana mucho querria 

le mandases parescer. 300 

Xpo No es rrazon, pero asignamos 

al Honbre mortal y a ti 

el viernes santo, y mandamos 

que aqui donde agora estamos 

parezcáis delante de mi. 305, 

Porque en el yo padesçi 

humanal muerte y pasión, 

tanbien en viernes naçi, 

y ansi en viernes quiero aqui 

dar en esto conclusion. 310» 

Satan O Señor ! qu'es venerado 

donde quiera aquese dia, 

y ansi lo en el pronunciado, 

defendido y alegado 

de ningún valor seria. 315 

Xpo Yo hordeno y hago las leyes, 

y no las leyes a mi ; 

y a los principes y rreyes 

y a todas las demás greyes 

las govierno desde aqui. 320 

Lo que por mi esta mandado 

quiero valga en este dia 

no obstante que sea feriado, 

y entonces Graviel mi amado 

su tronpeta sonarla, 32^ 

con la qual a de llamar 

al Honbre mortal y a ti, 

para que sin mas tardar 



4éo ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 

cada quai venga alegar 
lo que mas convenga a si. 330 

Satan En viernes quieres se trate 

este pleyto, y no en qualquiera, 

siendo el dia qu'el rrescate 

vino al mundo, y se dio mate 

a la muerte eterna y fiera ? 335 

O ynféliçe. y triste punto ! 
O Satan desventurado ! 
y como que me barrunto 
que desta hecha por junto 
as de quedar lastimado ! 340 

Aqui a de aver entremés, y sale Xpo y toda el audiencia, 
y toca San Graviel la tronpetta. 

S. Graviel « Sepa el Genero Humano 

y la Legión ynfernal 

que manda el Rrey soberano 

que el viernes santo trenpano 

parezca ant' el tribunal. » 345 

Satan Tu justicia, dond'esta ? 

Dime, Señor, qu'esperamos ? 

que el dia pasado va. 
Xpo Allega, maldito, ya, 

pues es tienpo que te oygamos. 350 

Satan Con toda veneración, 

en nonbre del gran Demonio 

presento esta citación 

contra la humana nación ; 

déseme por testimonio 355 

de como no a parecido 

ni tal pensamiento tiene, 

y en contumacia a caydo, 



ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 46 1 

por lo qual, Señor, te pido 

en ausencia le condene. 360 

Xpo No te fatigues, malvado, 

pues en rrigor de justicia 

el termino que esta dado 

bien puede ser prorrogado 

con equidad, sin malicia. 36^ 

— Graviel, mira si ay alguno 

que por el Genero Humano 

rrcsponda [a] aqueste ynportuno, 

y si no ay aqui ninguno, 

ve luego, traele de mano. 370 

S. Graviel Yo me parto luego a ver 

lo que, Señor, me as mandado. 

Suplico a tu gran poder 

no le deje proponer 

hasta que yo sea tornado. 375. 

Xpo Vade rretro, Satanás ! 

No esperes aqui justicia. 

De aqui a un poco bolveras, 

y entonces aqui hallaras 

quien rresponda a tu malicia. 380- 

Entra Nuestra Señora con el ángel San Graviel. 

S. Graviel O flor de virginidad. 
Madre del hijo de Dios 
pura en toda castidad ! 
mirad la fragilidad 
qu'esta clamando por vos. 38^ 

Sabréis, Rreyna celestial, 
de los pecadores lunbre, 
que la maldad ynfernal 
pide que el Honbre mortal 



462 ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 

se buelva a su servidunbre. 
N'i Señora O alto Dios consagrado ! 

es posible ser ansi ? 

que aviendome tanto amado 

no creo que avra ynovado 

mi hijo cosa sin mi. 
Ángel Sagrada Virgen Maria, 

no ay mas en ello ynovado 

de que para en este día 

so pena de rrebeldia 

esta el pleyto promulgado. 
El Honbre, como es culpado, 

no se atreve a parecer 

aunque a sido citado ; 

tiene temor qu'el malvado 

le a en estrecho de poner. 
N-'^ Señora Pues, sus, vamos, que me agrada, 

en favor del Honbre humano, 

que quiero ser abogada 

en esta causa yntentada 

ant' el juez soberano. 
Ángel Quien podra, señora, os dar 

las gracias que merecéis ? 

Que lengua podra contar 

vuestra grandeca sin par 

con que a todos socorreys ? 
N^ Señora — Suplico a tu Onipotençia, 

ecelso Rrey sin medida, 

te plega darme licencia 

para que ante tu presencia 

por el Honbre sea oyda. 
Porque vengo a rresponder 

en favor del Honbre humano 



390 



395 



400 



405 



410 



415 



420 



ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 463 

al malditto Lucifer 

que pretende someter 

todo el mundo so su mano. 425 

Xpo Fuente de toda humilldad, 

madre mia muy amada, 

espejo de castidad, 

vuestra santa voluntad 

con que os puede ser pagada ? 430 

Levantaos, no esteys postrada, 

y a mi diestra os asenta, 

que con tan buen abogada 

no tiene que temer nada 

la humana fragilidad. 435 

N^ Señora Hijo mío muy querido, 

dizenme que el ynfernal 

Lucifer nos a pedido 

que le sea rrestituydo 

todo el linaje humanal ? 440 

Xpo Madre, dize ser ansi 

que de derecho le viene ; 
-muy bien es se prueve aqui 

para que oyéndome a mi 

para sienpre le condene. 445 

N^ Señora El piensa que a de tener 

ación sin que pase mas ? 

Yo tengo de rresponder. 
Xpo — Sus, comiença a proponer 

tn demanda. Satanás. 450 

Saian En nonbre de Lucifer 

vengo por procurador. 

Ya e presentado el poder. 

Mas, quien me a de rresponder ? 
N'^ Señora Yo, malvado engañador, 455 



464 ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 

que vengo a ser abogada 
por el Linaje humanal. 
Satan O cosa jamas pensada ! 

No sabes qu'es rrecusada 
la muger de oficio tal ? 460 

Pues heres juez sin medida, 
Señor, mira la verdad, 
que tu madre esta escluyda 
deste oficio, y proyvida 
por leyes de autoridad. " 465 

Porque si admitida fuese 
siendo madre del juez, 
esta claro el ynterese, 
que adoquiera que quisiese 
le trayria cada vez. 470 

N-'» Señora Aunqu'este traidor mas ladre 
porque yo no sea admitida, 
no es cosa, hijo, que os quadre, 
que por ser yo vuestra madre 
aya de ser proyvida. 475 

Muy bien sabes vos, mi amor, 
que por guerfanos, parientes, 
miserables sin favor, 
puede la muger. Señor, 
abogar entre las gentes. 480 

Pues, si lo queréis mirar 
con vuestro rrostro jocundo, 
donde se podran hallar 
mas miserables sin par 
ni guerfanos que en el mundo ? 485 

Por los quales m'es muy dado, 
aunque muger, abogar, 
y mas contra este dañado, 



490 



ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 465 

que quiere el desvergoncado 
en su mar los anegar. 

En el mundo tres estados 
se hallan' en que yo fui : 
de vírgenes, y casados, 
y continentes guardados, 
que todos caben en mi. 495 

Y ansi, como es cosa mia, 
yo puedo ser abogada 
del Honbre por esta via, 
por lo qual pido este dia 
por tal sea yo nonbrada. 500 

Xpo Visto lo que en mi presencia 

por mi madre muy amada 
a alegado con prudencia, 
hallo y doy por mi sentencia 
se admita por abogada. 50<) 

Tanbien es mi voluntad • 

se admita el procurador 
de aquella ynfernal maldad, 
y con toda brevedad 

alegue de su favor. 510 

- MAN Ya sabes, sumo Señor, 

que sienpre la condición 
del que posee es mejor 
que no es la del attor, 
aunque tenga mas ación. 515 

Por tanto. Señor, yo pido 
sin aver ynovaçion 
que me sea rrestituydo 
el Honbre, y me sea traido 
a mi antigua posesión. 520 

Y estoy cierto aparejado 

». 3 o 



466 ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 

dar sumaria ynformaçion, 
quando me fuere mandado, 
el ynfierno aver estado 
en aquesta posesión. 525Í 

N'^ Señora Hijo mió muy amado, 

y^ [a]veis, Señor, entendido 

la traición deste malvado, 

el qual como despojado 

pide ser rrestituydo 530» 

en la antigua posesión 
en que alega aver estado 
de aquesa generación, 
lo qual niego, y por rrazon 
pruevo ser muy rreprovado. 535, 

Ya esta claro y entendido 
que aqueste esta despojado 
y a de ser rrestituydo 
• el que antes a poseydo 

en buena fee y sosegado ; 54a 

no por fuerca ni por rruego, 
tanpoco ascondidamente, 
sino con paz y sosiego, 
por donde parece luego 
ser claro el ynconviniente. 545, 

Q.ue aquestos no poseyeron 
con buen titulo ni fee, 
antes diputados fueron 
por guardas que detuvieron 
los honbres, según se vee. 550» 

Y pues que no an poseydo, 
según es claro y notorio, 
antes sus guardas an sido, 
esta claro y escluydo 



ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 467 

del rremedio posesorio. 555 

Ultra desto, vos no fuistes 
el que desde la creación 
el mundo todo hizistes, 
y después le rredemistes 
por vuestra santta Pasión ? 560 

Luego vos soys, hijo mió, 
el que con buena fee tiene 
posesión y señorío 
sobre el Honbre que a vos guio, 
que ser deste no conviene. 565 

Y pues es vuestro. Señor, 
como pudo en cosa agena 
poseer este traidor 
y llamarse posehedor, 
sino es de eterna pena ? 570 

Poderoso Rrey de gloria, 
sin aver ynovaçion 
yo pido ynterlocutoria, 
pues qu'esta clara y notoria 
mi justicia y posesión. 575 

De mera justicia usando 
como el derecho lo mide, 
es mi voluntad y mando 
no se admita este nefando 
en la posesión que pide. 580 

Porque no fue posehedor 
como esta claro y provado, 
antes fue detenedor 
del Honbre, y su guardador, 
y ansi queda sentenciado. 585 

O sumo Dios consagrado ! 
bien puedo dczir. Señor, 



468 ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 

que tu madre te a mudado, 

pues que a mi solo a faltado 

tu justicia y tu favor. 590 

Un fundamento sabemos, 
y es que bien podra faltar 
el cielo y tierra que vemos, 
mas tu palabra entendemos 
que no se podra mudar ; 595 

y conforme a esta rrazon 
un testo quiero alegar 
del Jenesis, con perdón, 
que sera una conclusion 
ynfalible sin dubdar. 600 

Si justicia se guardare, 
que esa jamas faltara, 
dize, porque me declare, 
qu'el anima que. pecare 
esa misma morirá. 605 

Pues, aver pecado Adán 
y por el todas las gentes, 
tus rregistros lo dirán ; 
de aqui no me sacaran 
ser nuestros sus deçendientes. 610 

Mira que no es bien quedar 
el pecado sin castigo, 
que seria vos faltar, 
y en esto quiero ynplorar 
vuestro oficio, ansi os lo digo. 615 

N^ Señora Eterna Sabiduría, 

ya aveis, amigo, entendido 

que lo que por una via 

se deniega y se desvia 

por otra se a permitido. 620 



ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 469 

Este no es el qu'escupio 
vuestro rrostro y mi gran luz, 
y aquel que os apedreo, 
y OS corono y os [ajçoto, 
y al fin os puso en la cruz ? 625 

Con que cara este dañado 
en pago de tal servicio 
con animo porfiado, 
malditto y desvergonçado, 
ynplora tu santto oficio ! 650 

Yo, hijo mió, que fui 
tu madre, que con gran fee 
dentro en mi te conçebi, 
y después que te pari 
a mis pechos te crie, 635 

yo busco la rredincion 
para el Linaje humanal, 
y aqueste su perdición ; 
y[o] su anparo y salvación, 
y este su muerte eternal. 640 

Quanta mas rrazon sera, 
hijo, que favorezcáis 
a mi con justicia ya, 
que no este que aqui esta, 
vos quiero que lo veáis. 645 

A ! malditto Satanás ! 
yo te deniego de hecho 
lo que ynplorado me as, 
porque muy cierto sabras 
que no a lugar en derecho. 650 

O gran Dios onipotente, 
bien e dicho yo. Señor, 
ser muy grande ynconviniente 



470 ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 

en este caso presente 

tener tal contraditor. 655 

Veis aqui do os a traído 
vuestra madre para si 
con su S0II0ÇO y jemido, 
y de hecho a pervertido 
la justicia contra mi. 660 

Mas, aunqu' esteys mas movido, 
aunque mi justicia es poca, 
oyd esto que agora os pido, 
qu'es evangelio salido 
de vuestra divina boca. 665 

Dize el Evangelio ansi : 
« Vino el principe del mundo. » 
Y esto entiéndese por mi 
como claro muestra aqui 
este testo lo que fundo. 670 

Ya veis sobr' el. señorío 
como traemos contienda 
sobre ser vuestro o ser mió ; 
pido a vuestro poderlo 
mi parte anpare y defienda. 675 

Y pues de juezes plenos 
es quitar sienpre yntervalos 
entre propios y entre ágenos, 
sed vos señor de los buenos 

y yo señor de los malos. 680 

Y con esto cesara 
nuestra discordia y letijo(s), 
y si justicia valdrá, 
vuestro rreyno no sera 

mayor que un grano de mijo. 685 

N*^ Señora Lo que alega este traidor 



ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 47 1 

todo es Heno de maldad, 

y ansi es de ningún valor ; 

por tanto, hijo y Señor, 

a todo honbre le vedad. 690 

Con vuestro sacro poder 
viernes santto de la cruz 
vencistes a Lucifer, 
por lo qual aqui a de ver 
como alli le distes luz. 695 

Por todos, Señor, pagastes 
con vuestra santa Pasión, 
y después rresuçitastes, 
y a los ynfiernos bajastes 
do vino la rredençion. 700 

De do esta muy claro ya 
que no tiene que pedir 
este dragon que aqui esta, 
pues que rrescatado se a 
con vuestro santo morir. 705 

Xpo — Que te paresçe, malvado, 

de tan divina rrespuesta ? 
Satán Digo qu'estoy espantado. 

Mas veamos, Rrey sagrado, 

que me rrespondeys a esta. 710 

Oyd como juez rretto. 
Digo qu'el honbre a pecado 
por dos vias, y es subjeto 
por enxenplo y por precepto, 
como malo y obstinado. 715 

Por muy claro esta provado, 
pues vio qu'el ángel peco 
sin precepto ni mandado, 
por lo qual es condenado 



472 ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 

quien tu mandado passo. 720 

Que de otra suerte, Señor, 
si tu Magestad consiente 
sin castigo al pecador, 
seras visto aceptador 
de personas claramente. 725. 

Por precepto arguyo ansi 
porque al honbre le fue dado 
precepto, Señor, por ti, 
que no comiese de alli 
de donde le fue vedado. 730- 

Pues, si el ángel que peco 
sin precepto es condenado, 
quanto mas lo meresçio 
el honbre, que quebranto 
el precepto por ti dado! 735, 

N^ Señora Ynfeliz, misero y triste, 
no ves qu'es muy diferente 
el enxenplo que pusiste, 
y el argumento que heziste 
que vale poco al presente ? 740 

Porque, diziendo verdad, 
el ángel, como es provado, 
peco de pura maldad, 
sin tener enfermedad 
que le ynduziese a pecado ; 745, 

y con su sabiduría 
no tuvo necesidad 
de precepto, pues sabia 
lo que sin falta devia 
hazer de su calidad. 75a 

Porque la naturaleza 
de los angeles en si 



ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 47:5 

tiene saber y pureza, 

no descuydo ni sinpleza 

como el honbre tuvo alli. 755 

Y ansi si el honbre peco, 
tuvo causa aparejada 
que a pecado le ynducio : 
el cuerpo que Dios le dio 
de materia muy pesada. 760 

Por do es claro que peco 
el ángel mas gravemente 
que el honbre, que se cegó, 
pues de mas alto cayo 
como parece al presente. 765. 

Deja, dañado, el parlar, 
pues que te e ya satisfecho. 
Satan No tengo porque callar, 

que aun tengo que rreplicar, 

que al honbre no hará provecho. 77Q 

Oydme a esto que vo(y), 
Rreyna del cielo bendita : 
si el honbre se condeno, 
no fue justo ? pues peco 
yn honitate ynfinita. 77^ 

Luego, si la culpa fue 
ynfinita, ansi a de ser 
la pena que se le de, 
pues en derecho se vee 
que se a de corresponder. 78a 

Por lo qual pido ahora yo 
ad pugniçios sid pecatis, 
pues qu'el honbre ansi peco, 
pues muera, que cometió 
crimen lese majestaiis. 785 



474 ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 

N^ Señora Hijo mió y mi Señor, 
suplico's querays oyr 
mis palabras con amor 
contra este engañador, 
tan diestro en el argüir. 790 

Dize el malaventurado 
qu'el honbre ynfinitamente 
contra ti, Dios, a pecado, 
y que sea castigado 
por el mismo consiguiente; 795 

a lo qual rrespondo y digo 
que vos. Bondad yníinita, 
como bueno y fiel amigo 
pagastes este castigo 
en la cruz con muerte aflitta. 800 

Adonde correspondió 
vuestra pena a su delitto, 
porque el honbre que peco 
no bastara a pagar, no, 
tal culpa, por ser finito. 805 

Mas lo que pudo hazer, 
que ftie jemir su pecado, 
lo hizo según su ser, 
por lo qual tu gran poder 
le tiene ya perdonado. 810 

Y para acabar de hechar 
el sello a todo lo dicho, 
te quiero aqui rreçitar 
una rrazon singular 
con que te pondre entredicho. 815 

Ya sabes qu'el verdadero 
Dios crio en sabiduría 
el honbre muy por entero 



ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 475 

para que fuese heredero 

de la gloria que tenia, 820 

la qual gloria prometió 

a Abrahan y a su simiente ; 

pues, si el honbre que peco 

fuese muerto, aunque ximio 

como tu maldad lo siente, 825 

seguirse (y)a muy de llano 

qu'el honbre seria criado 

no yn sapiencia, sino en vano, 

por lo qual, Rrey soberano, 

queda mi pleyto fundado. 830 

Satan Tanbien ovo Dios criado 

los angeles condenados 

yn sapiencia a su lado, 

y en cometiendo el pecado 

fuimos luego derribados. 835 

Luego, en vano nos crio, 

como tu argumento mueve ? 
N^ Señora No, que si un coro faltto 

porque todo el peco, 

por esso quedaron nueve. 840 

Pero si el jenero humano 

se condenase del todo 

como pide este tirano, • 

es visto ser hecho en vano, 

pues que alli fenece todo. 845 

A lo qual rrcspondo y pido 

difinitiva sentencia, 

pues que mi derecho a sido 

tan provado y difinido 

como_ ve tu Onipotençia. 850 

Y ansi. Señor, deves dar 



476 ACUSACI-ON CONTRA EL GENERO HUMANO 

al mundo por libre y quito 

y al adverso condenar, 

pues no a podido provar 

su proposito malditto. 855 

Xpo y tu, caudillo dañado, 

tienes mas que rreplicar ? 
Satán Yo tanbien con lo alegado 

concluyo, pues e provado 

mi justicia sin faltar. 8éo 

Y pido mires, Señor, 

este pleyto sin cobdiçia ; 

no te muevas por amor 

de madre, ni des favor, 

sino que sigas justicia. 865 

SENTENCIA 

Xpo Atento la citación 

que contra el Honbre mortal 

a puesto, y acusación, 

Satanás, fiero dragon, 

procurador ynfernal, 870 

y visto lo aqui alegado 
por parte del abogada 
por el Honbre y por su estado, 
hallo aver bien provado ' 
su yntinçion mi' madre amada, 875 

la qual Satan no provo, 
sino con gran confusion, 
porque quanto aqui alego 
todo en vano lo fundo 
sin justicia y sin rrazon. 880 

Por lo qual, rretto juzgando, 



ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 477 

al Honbre humano absolviendo, 

condeno aqueste nefando, 

y ansí lo pronuncio y mando 

por tribunal y sedendo. 885 

Y tu, caudillo dañado, 
buelve a tu eterna prisión 
do seras atormentado 
como malaventurado 
en perpetua subjeçion. 890 



OTAYAS 



EN LOOR DE LA SACRATÍSIMA RrEYNA DE LOS ANGELES 

Nuestra Señora 



No viéramos el rrostro al Padre Eterno 
alegre, ni en la tierra al Hijo amado 
quitar la tiranía del ynfierno 
del fiero capitán encadenado ; 
durara nuestro llanto senpiterno, 5 

durara la poncoña del pecado, 
serenísima Virgen, si no hallara 
tal madre Dios en vos, en que encarnara. 

Que aunque el amor del honbre le avia hecho 
mover al Padre Eterno, y que enbiase 10 

el único enjendrado de su pecho, 
y que encarnado en vos se rreparase, 
por vos se mejoro nuestro derecho, 
y que nuestra salud se mejorase 
estuvo en vuestro si, y entonces fuistes 15 

madre digna de Dios quando quisistes. 



47o ACUSACIÓN CONTRA EL GENERO HUMANO 

No tuvo el Padre mas, Virgen, que daros, 
pues quiso que de vos su Hijo naciese, 
ni vos tuvistes mas que desearos, 
siendo el deseo tal que en vos cupiese ; 20 

y aviendo de ser madre, contentaros 
pudierades con sello de quien fuese, 
menos que Dios, porque para tal madre 
avia de ser Dios el Hijo y Padre. 

Si Dios a Dios nos dio para salvarnos 25 
del duro capitán azervo y fuerte, 
a solo Dios nos dio para librarnos 
de su dura prisión y grave suerte ; 
mas. Virgen, mas que Dios pudistes darnos 
para tornar en vida nuestra muerte, 30 

pues Dios y honbre nos distes en la tierra 
que dio la palma y lauro a nuestra guerra. 

La humilldad con que al alma enrriquezistes 
vuestro ser sobre el orbe levantastes, 
y aquello que Dios es solo no fuistes, 3^ 

y quanto no es Dios atrás dejastes, 
con el alma santa al Padre enrriquezistes 
y el Bervo en vuestro vientre lo çifrastes, 
que lo que cielo y tierra no abarcaron 
vuestras sacras entrañas lo encerraron. 40 

Estays ahora. Virgen poderossa, 
con la perpetua Trinidad sentada 
do el Padre os llama hija, el Hijo esposa, 
el Espíritu Santto dulze amada. 
De alia con larga mano generosa 45 

nos rreparti la gracia que os es dada ; 
alia gozáis, y aqui paro mi pluma, 
que en la gracia de Dios esta la summa. 



LVIII 
AUCTO 

DE 

LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 

(a lo divino) 



FIGURAS. 



La Razon. 
La Sensualidad. 
El Amor. 
David. 

A DAN. 

Sansón. 

Salomón. 
La Castidad. 

quatro donzellas. 
La Muerte. 



Abrahan. 
Absalon. 
Alexandre. 
Hercules. 

La Fama Evangélica. 
Los Q.UATRO Evange- 
listas. 
El Tiempo. 
Los quatro Tiempos del 

ANO. 

Christo. 

Dos ANGELES. 



Entran la Rrazon y la Sensualidad en abitto de salvajes. 

Sensualidad En muy prolija contienda 
lidiamos entre los dos 
sin que en nosotros se entienda 
quien soy yo ni quien soys vos, 
soltando al furor la rrienda. 
Con confuso desvario 



4^0 LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 

como lo es el caso nuestro, 

pues ni 3^0 se el nonbre vuestro 

ni tanpoco vos el mió, 

solo Dios es el maestro. 10 

Quien soys ? que salvaje os noto 
aunque me diferenciáis 
en todo lo que mostráis, 
y en mi paresçer, ygnoto 
a las gentes semejáis. 15 

Rrazon Dura cosa es contender 

con ágenos de rrazon 
y faltos en el saber, 
y especial si tiene el ser 
distinado el coracon. 20 

Por do, falso rreprovado, 
crece el odio entre los dos. 
No ay peor sordo y mas privado 
qu'el que oyr no quiere a Dios 
como en ti es averiguado. 25 

Tu te ciegas por no verme, 
hazes sordo por no oyrme, 
tu buscas por divertirme 
nuevos modos de perderme^ 
huyesme y hazes huyrme. * 30 

Sensualidad Ásperamente as hablado, 
salvaje, sin que de ti 
sepa el nonbre y el estado. 
Rrazon Rrazon me llaman a nii, 

de quien tu te as desviado. 35 

Sensualidad Di, Rrazon, si desd'el cielo 
magno tu ser y caudal, 

31. Les vers 31-48 ont été refaits. 



LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 481 

como en habito bestial 

te as mostrado en este suelo, 

y como yo ansi bestial ? 40 

Rrazon Hago como el caçador 

que para que no se amonte 

la caca por el color, 

viste la librea del monte 

para quitar el temor. 45 

Sensualidad En ninguna deferencia 

heres deste mi atavi[o] 

que a su pesadunbre y brio 

pocos hazen rresistençia, 

si yo no te los desvio. 50 

Si quies ver tu confusion, 

y mi gloria descubierta, 

yo me pondre en esta puerta 

y tu en esotra, Rrazon, 

y veras la prueva cierta. 55 

Los que por aqui entraran 

aprovaran mi opinion, 

y aquellos que tuyos son 

por tu arco pasaran, 

qu'es prueva de perfiçion. 60 

Rrazon Soy contento, aunqu'el contento 

falso con que al mundo engañas 

halla tan ancho aposento 

que en medio flacas entrañas 

hazes dognifico asiento ; 65 

47-48. Le ms. heres desto mi atavi — que a a pesa dunhre y hrio. 

^ J'ai cherché à rétablir les mots, mais le sens de cette quintilla reste 

^ obscur. — 65. Les vers 65-73 °^^ ^^^ refaits et extrêmement altérés. 

Le mot dognifico devrait-il se lire dagnifico =: damnifico ? Cf. vers 446. 

II. 31 



/|82 



LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 



y aunque nunca te acerques 
acertar en tus plazeres, 
por mostrarte quien tu heres 
lo quiero, que ya paresco 
que veo gente como quieres. 



70 



Entra el Amor triunfando de David, Adán, de Salomón y Sansón, 
y entran cantando. 

VILLANCICO 
(en blanc dans le ms.) 

Cupido Suene por toda la tierra 
mi soberano valor ! 
Yo soy el ; 



Todos 
Cupido 



Todos 



el chico, grande y mayor. 

No ay poder ni dura lança, 
fuerte ni rrobusto pecho 
adonde mi fuerça alcança ; 
ni nunca halla pertrecho 
que todo no lo abalança. 

Suena mi supremo nonbre 
entre los muertos y bivos, 
y los feroces y esquivos 
se llaman por gran rrenonbre.. 
Tus cautivos, tus captivos ! 

Dezid, coronadas gentes, 
ynstrumento de mi pena, 
mi dulçura, quien la hordena, 
y mis glorias aplazientes ? 
Tu cadena, tu cadena ! 



75 



80 



85 



90 



73. Le ms. yo soy el la aue. 



LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 483 

Rrazon Quien hères, di, triunfador, 

que ansi espantas los nacidos 
con tus altos apellidos ? 
Yo me llamo el dulze Amor 
de ynnumerables vencidos. 95 

Y aquestos que en prisión van, 
quien son, que siguen tal lid ? 
Este primero es Adán, 
Salomón, Sansón, David, 

por quantos son y serán. 100 

Rrazox — En gran manera espantado 

me tiene en veros, Adán, 

del Amor aprisionado. 

Mal enxenplo tomaran 

los que de vos an manado. 105 

Adan' • Mi flaca conpusiçion 

por ser de carnal hechura 

es subjeta a tal lision 

que su deleyte y dulçura 

me toco con pugniçion. no 

Y el triunfar de mi este dia 
el Amor con tal estado, 

no es por ser yo enamorado, 

mas porque la monarquia 

y el mundo esta en mi cifrado. 115 

Rrazox — Dezidme, rreal David, 

sacro profeta y salmista, 

tanbien vais vos en la lista, 

preso de Amor y en su lid ? 

Vays por carnal, o versista ? 120 

David Yo soy de la conpostura 

terrenal, do fui formado 

d'Adan, y en ser su hechura 



484 



LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 



ni valió cetro ni estado 
a prisión tan fuerte y dura. 125 

Rrazon — Espejo de ciencia y arte, 

sapientisimo varón, 
donde vais, rrey Salomón ? 
Tanbien tuvo en vos su parte 
el amor y su lision ? 130 

Salomón Pudo tanto el guerrear 

de Amor en mi tierno pecho 
que me rrindio tan de hecho 
que me hizo ydolatrar, 
y ageno de mi soy hecho. 135 

Rrazon — Do e'stava la fortaleza, 

maestro, de militar ? 
Que se hizo la ñereza 
con que haziedes tenblar 
la felistea braveza ? 140 

Sansón A Dalida preguntad 

la causa de mi dolor, 
pues, haziendole mayor, 
cabellos y libertad 

me lo quito por amor. 145 

Rrazon — Amor de caduca gloria, 

engaño que al mundo engaña, 
do vas con ponpa tamaña, 
triunfando con tal vitoria 
del que se rrinde a tu saña ? 150 

Amor Rrazon, quitate delante, 

no estorves con argumentos 
mi dulzura tan pujante, 
tus limites descontentos 
pase mi gloria adelante. 155 

Sensualidad Esta es la puerta graciosa 



LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 



485 



de los deleytes notoria. 
Rrazon Esta es muy mas provechosa. 

Fuera, afuera de mi, gloria, 
que mi ser aqui rreposa ! 



160 



Entran por la puerta de Sensualidad, y dize 

Amor A mi gran jurisdiçion 

conviene silla triunfal. 
Ministros de mi pasión, 
junto [a] aqueste tribunal 
tañed con muy dulze son. 



165 



Tañen los que le llevavan. 

Sensualidad Que te parcsçe, Rrazon ? 
Estas ya desengañado, 
y por ver que te an dejado 
darias por mi prisión 
la libertad de tu estado. 

Rrazon Bien paresçe. Sensual, 

que no conoces Rrazon 
y estas ciego en tu opinion, 
pues no ves qué no por mal 
dan de mano a mi opinion. 
Tu gloria falsa e ynçierta 
por mi bondad art trocado, 
y aborrecido mi puei^a. 

Sensual. Rrazon, basta lo hablado, 

que canción suena y concierta. 



175 



180 



^86 



LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 



Entra la Castidad con quatro donzellas delante. 
VILLANCICO 

Castidad triunfa en el suelo, 
y los que siguen su vando 
todos van de Amor triunfando. 

Castidad El mas felice y jocundo 

estado que acá sabemos i8> 

es virginal, si entendemos, 

pues, guardándola en el mundo, 

por Dios a la gloria yremos. 
Que mayor felicidad 

ni que mas bien para el alma 190» 

que bivir en castidad ? 

Ni que mayor triunfo y palma 

que guardar virginidad ? 
Primera Quan de venturosa suerte 

son las que nos ymitaron, 195 

y quanto bien alcançaron, 

pues que de la estraña muerte 

con tal triunfo se salvaron ! 
Segunda O coronas de pasadas : 

Judie, y Debora, y Rrud, 200 

Susana, Senec non bradas, 

y Ester con su virtud, 

y Rraquel, todas casadas ! 
Tercera Hermana 5o el bien se espacia, 

como no dizes, te rruego, 205 

las del Testamento Nuevo ? 
Castidad Porqu'esas son de tal gracia 

quanto es mas qu'el humo el fuego. 
Quien basta, en lo que me apuntas. 



Todas 
Quart A 



Castidad 



LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 

a dezir su claridad ? 
pues que por la Castidad 
murieron bien cien mili juntas 
por Dios y por la verdad. 

Y estas de supremo buelo, 
virginal ynfanteria, 
gozan castas en el cielo, 
ymitando en este suelo 
a su patrona Maria. 

Desta el ejenplo tenemos, 
esta es nuestra luz y guia, 
desta magna el bien que avemos, 
y ansi sienpre llamaremos... 
A Maria, a Maria, a Maria ! 

Luzero y sacra Maestra, 
pues en todo bien aciertas, 
donde entran por estas puertas 
de la mano yzquierda y diestra 
que contino están abiertas ? 



487 



Las ííuardas 



di] 



aunque paresçen silvestres. 
— Dezid, guardas, donde van 
por estas puertas canpestres 
que tan guardadas están ? 

Sensualidad Por esta puerta graciosa 
salen al plazer y anchura, 
por aqui no entra tristura, 
aqui es la vida viciosa 
y el contento y la holgura. 

Castidad A esotra puerta vamos, 

hermanas, mas no escuchemos, 
qu'esta entrada no queremos. 
Mas, quien es el que notamos 



215 



220 



225 



230 



235 



240 



488 LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 

por guarda, que tal le vemos ? 

Rrazon Soy quien guia para Dios 

al de humillde coraçon, 
soy libre en la condición, 
ando en conpañia de vos, 
mi ser y nonbre es Rrazon. 

Castidad Los que por armas de onor 

te pusieron en blason 
gozaran de tu favor, 
y los que viciosos son 
gustaran de lo peor. 

Pues que, Rrazon constante, 
das via de gloria cierta, 
entraremos por tu puerta ; 
sea oy Castidad triunfante, 
pues que con Rrazon concierta. 

Entran por la puerta de la Rrazon. 

Castidad Quien heres tu, tan subido 

en silla de preminencia ? 
Porque contra tu potencia 
ninguno no se a atrevido ? 
Di(g)nos tu ser y escelençia. 

Amor Soy el mas grave señor 

que domina acá en las gentes, 
todos siguen mi valor, 
y llamanme los bivientes 
Cupido, gran dios de amor. 

Castidad O falsa calamidad, 

çevo de anzuelo traidor^ 
apetito de maldad ! 
Baja, que en tu desamor 
triunfa oy la Castidad. 



245 



250 



255 



260 



265 



270 



LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 489 

Hechale de la silla alta, y siéntase, y Cupido a sus pies. 

Castidad Avísense oy los nacidos 

que tras tu delettaçion 275 

se rrinden y van perdidos, 

y dense triunfos subidos 

a los de la perfiçion 
Rrazon Que te paresçe, anbriento, 

de aquesta gente del cielo ? 280 

Éstas aora contento, 

pues te as visto por el suelo 

abatido en un momento ? 
Sensualidad Déjate deso, Rrazon, 

no rrias rrisa profana, 285 

que si oy triunfas, yo mañana ; 

bien sabes la condición 

de toda la gente humana. 

Entra la Muerte en un carro. Tiranle Abrahan, Absalon, 
Alejandre, Hercules. 

Muerte El mas rrico y estimado, 

el pobre y el abatido, 290 

el fuerte, sabio, esforcado, 
sepa que en siendo nacido 
es a muerte condenado. 

A ninguno no perdono 
de los bivientes del orbe ; 295 . 

todo lo alcanço y encono, 
mi seno consume y sorbe 
qualquiera mundano trono. 

Papas, rreyes estimados, 
duques, condes, cavalleros, 300 

los juezes y perlados. 



490 



Todos 

MUERTK 



Todos 
Alejandre 



Abrahan 



Absalon 



LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 

todos son mis prisioneros 
sin aceptación d'estados. 

Porque los que son nacidos, 
los por venir y presentes, 305 

en su blason y apellidos, 
dezid, y quien soys, mis gentes ?... 
Tus rrendidos, tus rrendidos ! 

Qiialquier estado y nación, 
pues defender no se pudo, 310 

pongan por arma y blason, 
por epitafio y escudo... 
Tu prisión, tu prisión. 

Yo, Alejandre, paradero 
de las ponpas mundanales, 315 

pregunto a los principales : 
rreservarse an por dinero 
de la muerte honbres rreales ? 

Si acaso puede esto ser 
que torne a bivir jocundo, 320 

pide. Muerte, a tu plazer, 
y darete a todo el Mundo 
si yo torno a mi poder. 

El poder, mando y rreynar 
no basta a librar a vos, 325 

pues que veis de mi triunfar, 
siendo Abraan el de Dios, 
y al fin muerte a de pasar. 

Yo, Absalon, que mi mesura 
tanbien. Muerte, arrebataste, 330 

en mi solo amenaçaste 
a toda la hermosura, 



318. Le ms. ¡a muerte de honhres. 



LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 49 1 

pues mi beldad acabaste. 
Hercules Y a mi, Hercules el fuerte, 

Muerte, tanbien subjetaste. 335 

Pues que a mis fuercas osaste 

entrar con armas y muerte, 

no avra quien contigo baste. 
Muerte No bastan rreynos, ni altura, 

ni fuercas, ni santidad, 34a 

gentileza ni hermosura, 

que en vuestra misma ygualdad 

no perdono a criatura. 

— Dezid, guardas que guardáis 

el paso en estraño traje, 345 

quien soys, o de que linaje ? 

pues silvestres os mostráis 

y en el parescer salvaje. 
Rrazox Muerte, de quien los nacidos 

no escapan de tu prisión, 35a 

sabe que yo soy Rrazon, 

luz de los por mi seguidos, 

vida de los que m ios son. 
Soy tan valeroso y fuerte 

que (a) los que a mi parte están 35^ 

yn eternun no verán 

el cruel trago de muerte, 

que por mi se salvaran. 
Muerte Es cosa jamas oyda 

con justa rrazon que asonbre. 360 

pues quieres dar nuevo nonbre 

y nuevo ser en la vida, 

haziendo ynmortal al honbre. 
Mas, como puedes dezir 

que los tuyos biviran, 365 



492 



LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 



pues que desde el padre Adán 

al ultimo an de morir 

quantos fueron y serán ? 
Rrazon De tu poder en el suelo 

bien se que nadie escapo, 370 

pero si notas mi buelo, 

veras que quien me siguió 

su nonbre bive en el cielo. 
Muerte No ay que poner confusion 

en cosa tan clara y cierta. 375 

Tu dizes verdad, Rrazon. 

Mas, quien guarda esotra puerta? 

y estos de aqui, di, quien son ? 
Sensualidad Yo soy la Sensualidad 

.deste mundo deleytosa, 380 

esta es mi puerta sabrosa, 

de dulze felicidad, 

agradable y amorosa. 
Muerte Tu desventurada suerte 

se acabara con mi brio. 385 

Porque por libre alvedrio 

escojes tu eterna muerte, 

dando a la rrazon desvio ? 

Suso! entrad, malos y buenos, 

al triunfo de mi vitoria, 390 

que lo escojido y la escoria 

del mundo no sera menos 

los de la pena y la gloria. 



Entra por la puerta de la Rrazon. 

Muerte Quien heres, dama graciosa, 

qu'estas en tal triunfo puesta ? 
Castidad Soy Virginidad onesta, 



395 



I 



LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 49 J 

y triunfo como preciosa 
y castidad magnifiesta. 
Muerte Soberana Castidad, 

yo triunfo de qualquier suelte, 400 

mas no de tu gran bondad, 
que aunque mas triunfe la Muerte 
bivira tu claridad. 

Por tanto, sacra señora, 
pues de virtud sois maestra, 405 

sentaos a mi mano diestra, 
pues, la Muerte no lo ygnora, 
la luz y la gloria [es] vuestra. 

Entra la Fama Evanjelica con muchas lenguas de fuego y un carro 

que tiran los quatro Evangelistas, un pendón con un cru[ci]fijo 

y una letra que dize : 

LETRA 

Qualquier a fama per esc e 

y la de Xpo floresçe. 410 

Fama Al torpe que. al mundo ama 

despierten oy mis clamores. 
Oyd, oyd, que Dios llama, 
suene yo en los pecadores, 
pues so Evangélica Fama. 415 

Mi soberano valor 
suena por toda la tierra ; 
tema y tienble con temor 
la mas herética sierra; 
crezca mi boz y clamor. 420 

La mortal fama y su luz 
breve tienpo la escuresçe ; 
sola es la que permanesçe 



494 



LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 



Todos 
Fama 



Todos 
Fama 



la qu'el capitán en cruz 
gano, y aquesta florece. 

Esta soy y esta pregono 
por evanjelica ley, 
y en cielo y mundana grey 
suene, y entended el tono... 
Agnus Dey, agnus Dey ! 

Los que su fama entonáis, 
pues soys do Dios consagra 
y en el y su fee esperáis, 
que epitafio pregonáis ? 
Su palabra, su palabra. 

— Pues, vosotros que guardáis 
el paso y aquestas puertas, 
si vos licencia nos dais, 
pues que las tenéis abiertas 
entraremos, si mandais. 
Sensualidad Quien heres, preclara dama, 
que ansi vienes festival ? 
Soy la Evangélica Fama. 
Tu nonbre, como se llama ? 
Yo me llamo Sensual. 

O danifica vision, 
principio de todo mal ! 
Póstrese, ynfernal dragon, 
a mis pies lo Sensual ; 
hollare tu confusion. 



Fama 

Sensual 
Fama 



425 



430 



435 



440 



445 



450 



Derueca a la Sensualidad, y pasa por cima della, y entra por la Rrazon. 

Fama Aqui, traidor, mala pieça, 

pisare tu gran maldad. 



424. Le ms. la del capitán. — 432. 



LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 495 

Suene mi boz y verdad, 

y tu dañada cabeca 

quebrante mi autoridad. 455 

Sube al trono, y dize : 

Fama Vision espantable y fuerte 

que estas en trono triunfante, 

quien heres ? 
Muerte Yo soy la Muerte, 

que como fuerte y pujante 

triunfo de la humana suerte. 460 

Fama Bien podras, Muerte, acabar 

los por nacer y nacidos, 

pero su fama y sonidos 

jamas los podras borrar, 

ni sus nonbres ni apellidos ; 465 

por do triunfo yo de hecho 

de la Muerte natural, 

y en aqueste tribunal 

es mi silla de derecho, 

por ser Fama divinal. 470 

Entra el Tienpo en un carro. Tiranle los quatro Tienpos del año. 

TiEKPO Los qu'en las ponpas mundanas 

cimentais vuestro contento, 
mirad mi poco momento, 
pues que con alas loçanas 
buelo sin tener asiento. 475 

Los de atrás, los de adelante, 
rreconozca cada qual 
que ni en el bien ni en el mal 
jamas estuve constante, 
ni en nada hize caudal. 480 



496 LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 

Con breve termino y tasa 

todo lo del mundo mido, 

soy causador del olvido, 

conmigo todo se pasa 

sin que yo sea conosçido. 485 

Ved los que conmigo van, 

que su sequedad y flor 

conoceréis, y os dirán 

como soy un burlador, 

mas ellos burlado(s) se an. 490 

Dezidme, soys limitados, 

vuestro tienpo, quien le olvida ? 

Quien tira vuestra corrida 

en los honbres descuidados ? 
Todos Tu corrida, tu corrida. 495 

Tienpo — Pues, vos, guardas que guardáis 

las puertas del tribunal, 

quien soys, o como os llamáis ? 
Rrazon Yo soy la que no acabáis. 

Sensual. Yo soi la Sensualidad. 500 

Tienpo Pues, como estas en el suelo ? 

Dime, quien te a derribado ? 
Sensual. El Evangelio sagrado, 

porque triunfa hasta el cielo, 

y su Fama me [a] arrastrado. 505 

Tienpo Pues, quien te levantara, 

si eres contrario de Dios ? 
Sensual. Tienpo, levántame vos, 

pues soys quien me acabara. 
Tienpo Dalde la mano los dos. 510 

Guay de aquel que te siguiere, 

pues con Dios se desconcierta ! 
Sensual. Tienpo, mi puerta esta abierta, 



LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 497 

goze de mi quien quisiere, 

y en sus deleytes advierta. 515 

Yo acabo, y aunqu'es verdad 
que yo todo lo consumo, 
mas tu falsa gloria es humo 
y muerte de eternidad, 
solo el bien queda por cumo. 520 

Y aquel que te levantare 
como yo, que soy momento, 
dará, si no se catare, 
en un perpetuo tormento 
si en tienpo no te dejare. 525 

Entra por la puerta de la Rrazon. 

Dime, dama soberana 
qu'estas en el tribunal, 
tu deydad, como se llama ? 
Soy la Evanjelica Fama, 
boz del Verbo divinal. 530 

O soberana señora, 
luz de los en ti creyentes ! 
Yo soy Tienpo, que a las gentes 
mi ser consuma, y desborra 
ios futuros y presentes. 535 

Mi juridicion declina 
a todo lo qu'es del suelo ; 
mas es, Fama, tal tu buelo 
que, por ser tu boz divina, 
tienes tu silla en el cielo. . 540 

Por tanto, con maravilla, 
pues heres boz del Señor, 
crezca tu fama y valor 
y cabe tu trono y silla 

3» 



498 LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 

el mió rresçiba onor. 545 

Sensualidad Loçano deves d'estar, 

Rrazon, en verme arrastrado, 

enpero mal de tu grado 

el Tienpo me vino alçar, 

y vesme aqui levantado. 550 

Rrazon Pésimo profanador, 

dragon de natura humana ! 

no as visto ya quanto gana 

el que huye de tu herror 

y va mi via soberana ? 555 

Y al fin veras tu maldad 

puesta en un perpetuo ynfierno, 

y floresçer la verdad, 

pues solo triunfa ab eterno 

la divina Magestad. 560 

Ábrese una nuve donde paresçe Xpo con sus angeles cantando. 

Angeles Rresurjid, bivos y muertos, 

al Juicio universal, 

qu'el triunfador eternal 

triunfa ! Levantaos muy presto 

a ver vuestro bien o mal. . 565 

Xpo Los que en el mundo terreno 

aveis fijado el amor, 

oyd mi boz y clamor; 

y los que seguis lo bueno 

aun escuchad con temor. 570 

Yo soy principio sin el 

de qualquiera criatura, 

y soy el gran Emanuel, 

y soy el ser del altura, 



LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 499 

y soy el ser del altura. 575 

Soy ynmenso, soy terrible, 
soy causa de lo criado, 
soy poderoso, ynpasible, 
cielos y tierra e formado, 
lo visible y 110 visible. 580 

Soy quien soy y sienpre es, 
el que fue, y es, y sera ; 
lo detras, lo que vendra, 
en mi mente no ay después, 
todo presente me esta. 58$ 

En mi sacra eternidad 
no corre tienpo ninguno ; 
soy la esencia y majestad, 
tres personas y Dios uno, 
uno y trino, una unidad. 590 

Aqui derrueca el Ángel al Tienpo y su silla. 

Xpo Soy un Dios terrible y fuerte, 

soy la verdadera luz, 
soy el que venció a la Muerte 
en el árbol de la cruz, 
y salve la humana suerte. 595 

Cahe la Muerte y su silla en el suelo. 

Xpo De mi soberana esencia 

magna lo justo y benditto, 
y al engañoso apetito 
y falsa concupiçençia 
lo condeno por maldito. 600 

575. Ce dernier vers, que le copiste a sans doute répété par erreur 
rend la quintilla imparfaite. 



500 LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 

Cahe Cupido y su silla. 

Xpo Ante mi divinidad 

avra gratificación 
quien siguió a mi y a Rrazon ; 
y los que a Sensualidad, 
yra[n] con condenación. 605 

Cahe la Sensualidad en el suelo, y humillase la Rrazon. 

Xpo En mi triunfo permanesce 

todo lo justo y lo bueno, 
y para sienpre floresçe ; 
y lo qu'es malo y terreno 
eternalmente peresce. 610 

Y pues que mi voluntad 
quien quiso bien conosçio 
la sagrada Castidad, 
bivira quien la siguió 
con xpiana santidad. . 615 

Los guiados de Rrazon 
deseles gloria que quadre ; 
y los que sensuales son 
yd, malditos de mi Padre, 
en eterna dañacion. 620 

Rrazox Los que en el mundo bivis, 

para que triunfe vuestra alma, 
en el mundo, si sentis, 
no triunféis, ya veis la palma 
de mi Dios, si le seguis. 625 

Dejad la delecttaçion 
deste mundo, y sus primores, 
seréis con Dios triunfadores. 



I 



LOS TRIUNFOS DE PETRARCA 5OI 

Y dando al yerro perdón, 

válete en Xpo, señores. 630 



CANCIÓN 

Triunfa el Dios de la verdad 
de quien no sigue Rraion, 
y en eterna damnación 
castiga su gran maldad. 



LIX 

AUTO 



NAVAL, Y DE ABIGAIL, Y DAVID, Y QUATRO PAS- 
TORES, Y DOS SOLDADOS, Y UN PASTORCILLO, 
V UNA MOZA LLAMADA SAVINILLA, Y UN BOVO 
LLAMADO JORDAN *. 



ARGUMENTO 



Muy genoroso auditorio, aqui se rreçitara un auto de la 
Sagrada Scriptura, que trata de quando David andando per- 
seguido de Esau, su suegro, en el monte de Gelboe, y 
teniendo gran necesidad, enbio a pedir bastimento a Nabal 
Carmelo, el quai no se le quiso dar; lo qual sabido por 
David, determina de destruir a Nabal y a toda su familia, v, 
puniéndolo por obra, le sale al camino Avigail, muger de 
Nabal, con un muy copioso presente con que aplaco a David. 
Silencio, auditores, porque con el fácilmente entenderán 
nuestra ystoria. Y porque siento salir al rrichacho de Nabal 
dando bozes, le desocupo este sitio. 



Entra Nabal vistiéndose. 

Nabal. Con quanta sobra de solicitud y cuydado, y con 
quanta vigilancia a de bivir el dia de oy el honbre que a de 

* Ce titre, dont la rédaction diffère de toutes celles que nous 
avons rencontrées jusqu'à présent, est tracé au milieu d'un cartouche 
dessiné à la plume. Selon toute apparence, l'auteur de cette pièce 
est Lope de Rueda. Voir t. I, p. XII. 



AUTO DE \AVAL Y DE ABIGAIL 503 

tener cargo de rregir y govcrnar hijos ágenos, y tener quenta 
y rrazon con todos, especialmente para que la hazienda 
adquirida y ganada con algún trabajo no pueda venir a 
rrepunta de diminuyçion ! Especialmente yo, que nunca 
■entiendo sino en allegar hazienda y ensanchar por estas 
canpañas las caudalosas manadas de ovejas, cabras y car- 
neros, y sobre cuyos honbros a de estribar la pesada carga de 
muger, hijos, casa y familia. Si no mira quien a tenido cargo 
de rregirse y governarse a tienpo que se^haga hazienda, ansi 
lo lleve la gueste ! — Sabinilla ! a ! Sabinilla, muchacha ! 

Bobo. Aun bien escopiença la santiguadera por lo mas 
bajo, que aun primero que a mi llegue no quedara nadie en 
toda la casa por amoxcarse o abisparse. 

Nabal. Sabinilla ! a ! Sabinilla ! 

Bobo. En Sabinilla a dado esta mañana la rroncha. Plega 
•^ Dios no venga sobr'ella algún turvion de nublados, tal 
•como de palos o correonazos, o otra qualquier tenpestad ! 

Nabal. Sabinilla ! a ! Sabinilla ! Muchacha ! Oyes o no ? 

Sabinilla. Ay, amarga ! Y que amigo es v. m. de dar 
bozes ! 

Nabal. Y vos, señora, de callar, que aunque veáis al 
honbre quebrar la cabeça no tenéis mas cuydado de rres- 
ponder que si nunca os llamasen. 

Sabinilla. Y quando me a llamado el a mi ? Que amarga 
me vea si tal e oydo, que si yo le oyera no fuera tan mal 
mirada que al primer grito no fuera con el. 

Nabal. Paresceos buena ora de levantar esta ? 

Sabinilla. Levantar ? Aora te llorare, agüelo, como Dios 
me hizo ! que a mas de una hora que ando por esta casa 
hecha duende. 

Nabal. Ansi te lleve el diablo. 

Sabinilla. Y a el un millón. 

Nabal. Qiie hablas entre dientes, lengua de aguzadera ? 



504 AUTO DE NAVAL Y DE ABIGAIL 

Sácame aqui de vestir... No creo que ay casa en todos estos 
territorios que tanta gente tenga, y mas entonada... Ayu- 
dadme aqui a vestir, señora. Dezidme, que barabúnda hera 
aquella que trayades anoche ? que aun apenas no hera yo 
acostado quando no paresçia sino que esta casa se hundia y 
venia al suelo. 

Sabinilla. Que no hera sino aquel diablo de Jordan que 
al tienpo que se subia [a] acostar hizieronle entender esotros 
que andava arriba una cosa mala. En fuerte hora se lo dije- 
ron ! que por bien ni por mal hubo gentes que desta esca- 
lera le hiziesen pasar. 

Nabal. Y deso solo hera el estruendo ? 

Sabinilla. Pues, a de saber qu'el, como no oso subirse [a} 
acostar, hizo su cama junto a la puerta del corral, y eso- 
tros, por rreyr con el, aun no se ubo acabado de dormir 
quando le amarraron la cochina parida a los pies. La negra 
cochina por yrse a los hijos paresce ser que dava tales estiro- 
nes que fue maravilla no sacalle de quajo la pierna. 

Nabal. En fin ? 

Sabinilla. En fin que de salto en salto, como quien no 
quiere la cosa, le trajo arrastrando por toda la casa hasta 
meterle dentro de la corraliza. Alli paresce ser qu'el rrecordo, 
y desque se sintió atado, alca Dios tu yra ! comienca a dar 
unas bozes que apellidava toda la casa. 

Nabal. No me diras a quien dizes que ataron ? 

Sabinilla. No le digo que a Jordan; que agora se acaba 
de subir [a] acostar, que toda esta noche a andado como 
estantigua. 

Bobo. Bien ! Qu'es lo que dezis de Jordan, picaça ? Agra- 
deceldo a Dios, doña Urraca, que me queda un rrescaño por 
dormir, que yo os hiziera estar acá ajormando mentiras ! 

Nabal. De manera, señor, que aun le queda otro pedaço 
por dormir ? 



AUTO DE NAVAL Y OE ABIGAIL 505. 

Bobo. Yo's juro al cielo de Dios, nuestro amo, que si 
jostiçia me vale, que tengo d'escalfar una dormidura en la 
pendencia de anoche. 

Nabal. Y estaros e yo esperando que tornéis a dormir,, 
señor ? 

Bobo. No, no. No tiene v. m. necesidad de esperarme,, 
que, si es menester, aqui hablando con el me dormiré; que 
aun quando Dios queria, mis cinco o seis oras suelomelas yo 
llevar sin dezir esta boca es mia. 

Nabal. Pues, yo's juro al cielo, don un asnazo, que si os 
apaño, que yo's duerma con un garrote. 

Bobo. No, no, señor. No e yo menester garrote para dor- 
mir, que [en un Dios valme estoy yo dése cabo del otro^ 
mundo. 

Nabal. Ven acá, maldito seas ! Burlaste comigo ? 

Bobo. Vaya v. m. despertando a esotros a tandas, que yo' 
espero en Dios que, primero que a mi llegue, d'escalfarme 
mis dos horas de un lado. 

Sabinilla. Si tu rreposo tienes, salen ya los otros cada 
uno con su ynstrumento en la mano. 

Bobo. Ama, la salida venga por ellos y por ti. 

Salen quatro tresquiladores cantando. 

CANCIÓN 

Minhrera amigo, 
so la minbr creta. 
Y los dos amicros 

o 

ydos se son ydos 
so ¡os verdes pinos, 
so la minbrereta, 
minbr era amigo. 



506 AUTO DE NAVAL Y DE ABIGAIL 

Entran los legados de David. 

Soldado. Sálveos Dios, buena gente. 

Nabal. Y el os guarde. Que bueno buscan por acá los 
honbres de pro ? 

Soldado. Qual de entre todos los que aquí es Nabal, 
dueño y señor desta hazienda ? 

Nabal. Porque lo preguntays, o que negocios tenéis con 
el? 

Soldado. Saberlo querríamos. 

Nabal. Si no es por mas deso, aqui esta un pedaço. 

Bobo. Mejor fuera estar rrepartido en muchos, nuestro 
amo. 

Nabal. Como, en muchos ? animal. 

Bobo. Porque de medio ojeada vierades todas vuestras 
labranças. 

Nabal. Sabes, si arrebato un leño... 

Soldado. Dejaldos,que se burlan; no hagáis quenta, sino 
entended, si no lo tenéis por enojoso, en lo que a vuestra 
casa somos arribados. 

Nabal. Dezid. Que bien me los conozco yo; gentes son 
que nunca están pensando sino en dezir malicias, y con esto 
pasan su trabajo y tienpo. 

Soldado. Nabal, honbre rrico y poderoso, paz sea a ti, y 
a todos estos nuestros hermanos, y a toda tu casa y familia; 
la qual paz te ynbia David, hijo de Ysai, de parte suya. El 
oyó como tus pastores, los quales an andado con nosotros 
en Carmelo, y de sus ovejas y ganados no les a faltado rres 
alguna después que con nosotros an andado en el desierto, y 
si a esto no nos das crédito, pregúntalo a tus pastores qu'e- 
llos te lo dirán. Pues agora. Nabal, hallen gracia tus siervos 
ante ti, pues emos llegado en tan buen dia. No te pongas a 
huscar viandas aparejadas ni de gran tomo para nosotros, 



AUTO DE NAVAL Y DE ABIGAIL 507 

antes qualquier cosa que a mano hallares puedes dar a tus 
siervos y a tu hijo David que nos aguarda con tu buena 
rrespuesta. 

Nabal. Quien es David ? Quien es el hijo de Ysai ? Oy se 
an acrecentado en vosotros los siervos que huyen de sus 
señores. Pareceos bien que quite yo mis aguas, y panes, 
y carneros, que e menester para mis tresquiladores, y las de 
la gente que no sabemos quien son ? Mirad, dezir a vuestro 
señor y capitán que muy poca quenta hazemos acá de vues- 
tra rretorica, y por tanto, bien os podéis yr por donde 
venistes. — Y vosotros, deja eso en qu'estais entendiendo, 
y vamonos a rrefrescar, que ya se va haziendo hora. 

Entranse cantando los tresquiladores. 

CANCIÓN 

Mi librera amigo, 
so la minhr creta, 

Y los dos amados 
ydos se son anhos 
so los verdes prados, 
so la minhr e reta. 

Soldado. Que os paresce, hermano ? Quan agrá y áspera 
rrespuesta nos a dado aqueste rricacho de Nabal ! Quien pen- 
sara que, viniendo a el con ta[nta] humilldad y de parte 
quien le hezimos la enbajada, que tan áspera rrespuesta nos 
diera ? Pero, calla, no tengáis pena; que yo tengo a David 
por honbre que se sabra vengar bien del, y aun no sera 
mucho que con harto daño suyo y de toda su casa. 

Vanse, y entra un Pastor. 

Pastor. O Nabal, honbre mal acondicionado ! Mira que 
le costava enbiar contentos aquellos cuytados que venian de 



508 AUTO DE NAVAL Y DE ABIGAIL 

parte del otro que los ynbio, y aun por ventura con harta 
necesidad. Plega [a] Dios no le cueste caro ! que si el ber- 
mejuelo se ensaña, duelos tenemos todos. Aosadas, que si 
aqui se hallara nuestra ama Avigail, que de otra suerte nos 
cantara el ququillo. Pero, que digo ? Ela aqui do viene. A Î 
nuestra ama. A ! señora. 

AviGAiL. Qu'es lo que quieres ? 

Pastor. Pardios, que si no ponéis rremedio en ello, que 
todos somos finados. 

Avigail. De que manera ? 

Pastor. Vuestro marido lo a causado. 

Avigail. Mi marido ? Y que a hecho mi marido ? 

Pastor. Su mala condición. 

Avigail. Qjae dizes ? Declárate. 

Pastor. Que queréis, señora, saber ? sino qu'el hijo de 
Ysai, aquel pequeñuelo, el que mato los dias pasados aquel 
Felisteo... 

Avigail. Ansi David quiere dezir. 

Pastor. Ansi. Ese mismo a enbiado a pedir bastimento a 
nuestro amo, y el les a dado una rrespuesta como si fueran 
perros los otros. Ya veis ? Van de tal arte que si el que con 
el hondijo mato al gigante se sube" en colera, mal año que 
ninguno de nosotros quede con vida ! 

Avigail. Adiós, que las cosas de mi marido son estas. Yo 
voi a rremediar este daño. 

Entra el Villano, en un asno cavallero, cantando. 
CANCIÓN 
Cordon a la llama 
el vaquero a la. vaca 
cordon a la llama va*. 

* Je reproduis sans les modifier en rien ces trois vers dont le sens 
m'échappe. Peut-être faudrait-il lire Cardona la llama — el vaquero a 



AUTO DE NAVAL Y DE ABIGAIL 509 

Bobo. Arre aca, señora Jareta ! Ansi, malos cochinos î os 
arranque de quajo esos bofes, ofrecida vea yo al diablo casa 
de tanto mandón ! Nabal mi amo por un cabo, Avigail por 
<;1 otro, Sabinilla, aun hasta el asno quiere mandar. a tandas. 
Mas, qu'estada haze la otra bestia de mi ama ? y eso tras 
alimañas que vienen con ella... Mas, a}' ! que gente es esta ? 
Zoyzos son, por el anima de mi madre ! O pobre de ti, 
Jordan ! que si me cojen en medio lo primero sera quitarme 
la rropa, y después darme de palos. Mas, que rremedio.?... 
Quierome liar con este asnillo y començar a pacer. Mas, o 
pecador de mi ! que me falta lo mejor, qu'es el alvarda, y la 
destotro duelo es tan corta que no me tapa los hijares. Mas, 
buen rremedio ! la cencerra basta, y mas mi juramento, que, 
jurando yo como soy asno, harto necios serán si no me 
creen. Sus, manos a lavor ! En que me detengo ? 

Entra[n] David y su gente de guerra. 

David. Como, qu'es posible que tan áspera rrespuesta os 
diese aquel rrustico de Nabal ? En balde aveis tenido quenta 
en escusaros de tocar a sus rrebaños. Pero callad, que antes 
de mañana a estas oras yo porne toda su hazienda en vues- 
tras manos, quitándole a el la vida, y después a toda su gente, 
y porne toda su hazienda a sangre y a fuego... Pero, que 
bulto es aquel que paresçe alla ? 

Soldado. Honbre semeja. 

Bobo. Llegaos a el qu'es honbre. Juro a los santos de 
Dios, en tanto que ay estays, tan gentil asno soy como mi 
conpañero, 

David. O mostruosidad grande ! No veis el alimaña, como 
quan en su juyçio pace la yerva ? 

la vaca, — cordona lallamava. Mais que veut dire cordona} Serait-ce 
un augmentatif familier et amical de cuerda, équivalent à mansa, 
pacifica ? 



510 AUTO DE NAVAL Y DE ABIGAIL 

Bobo. Alimaña ? Mira si me a conocido ! O buen abilidad ! 

David. Que hazes ay, azemila ? 

Bobo. No soy sino asno, a servicio y mandado de v. m. 

David. Yo te creo. 

Bobo. Mira si me cree ! O buen abilidad ! O buen 
Jordan ! Dios te lo lleve el cabo adelante ! 

Soldado. Levanta de ay, salvajon. 

David. Alca la cabeça. Conocerte emos, quienquier que 
seas. 

Bobo. No, no. En el jesto no dira v. m. sino que soy 
Jordan, el criado de Nabal; mas, mas a de dos horas que 
soy tan asno como mi conpañero. 

Soldado. Yo conozco este villano. 

David. Conoçeslo bien ? 

Soldado. Si, señor. De la conpania de Nabal es. 

David. Pues, atalde muy bien, y comiéncese por el el 
estrago, pues en suerte le cupo. 

Bobo. Señor, ya que me amarran, no sea mas de la una 
mano, por que pueda comer con la otra. 

Entra Avigail con el presente. 

AviGAiL. Dejalde, dejalde al cuytado, que nada meresçe, 
y enpleese tu saña en mi, principe valeroso. No se ofendan 
tus orejas en dar audiencia a esta tu sierva que te suplica que 
tu autoridad no se amuestre en tan baja cosa como el 
ynpio Nabal. Certificóte, señor, que esta tu sierva no tuvo 
noticia de tus criados, a quien de una merced tan(g) grande 
no hera merescedora. El Señor bive (y tanbien tu anima !) 
el qual sea sienpre alabado, pues no permitió su clemencia 
que en cosa tan baja te vengases. A el plega que en confu- 
sión de Nabal se vean tus enemigos y todos los que te persi- 
guen ! Rrescibe, señor mió, con afable rrostro el pequeño 
servicio desta tu sierva. No pyenses, principe valeroso, que 



AUTO DE XAVAL Y DK ABIGAIL 511 

aun en este mundo perderás galardón de tu clemencia, pues 
permitirá el justo Juez que rrodaran los ánimos de tus ene- 
migos de el arte que la honda las piedras ynbia. Pues, no te 
llamaras, escrupuloso rrey, sanguinolento, ni avras cobrado 
nonbre ynfame de cruel tirano. Sola una cosa me rresta, y 
es que quando el Señor sea servido de traerte a la prospe- 
ridad de tu estado, tengas memoria de mi que tu perpetua 
sierva me confieso, no para castigarme del deservicio, sino 
para hazerme mercedes por lo que a tu prosperidad deseo y 
como natural señor sienpre cobdiçio. 

David. Benditto sea, dueña prudente, el sumo Dios de 
Ysrrael que oy te enbio a mi encuentro, y bendita tu platica, 
y tu con ella sea[s] tanbien benditta, pues con tus dulzes 
palabras causaste que no fuese llamado varón de venganças^ 
vañando mis manos en la sangre de tu marido y de toda su 
conpaña. Zertificote, dueña, que si oy no proveyeras, que 
antes de mañana a estas horas estuviera muerto tu marido 
Nabal, y su gente toda. Por ende, tórnate con la paz del 
Señor, y desde aqui perdono a Nabal tu marido, y tu buen 
ofrecimiento rresçibo. 

Entranse cantando esta ottava : 

O valerosa dueña y fuerte escudo 
de aquesta tu familia atribulada, 
pues tu prudente lengua vencer pudo 
el animo feroi y gente armada I 
Al hijo de Ysai tornaste mudo, 
su daño mitigaste, y mano ayrada; 
librando de la muerte a tu marido 
cobraste nonbre ill[ustrel^ esclarecido. 

Entran dos criados de Avigail a David. 

Criado. David, capitán valeroso, Avigail muger de Nabal 
a saludarte ynbia, y te avisa como después de partida de tu 



512 AUTO DE NAVAL Y DE ABIGAIL 

presencia hallo a su marido en una suntuosa comida, el 
quai de su venida a ti nada supo, ni se lo quiso rrevelar a 
causa de no hallalle en su juicio del pasado vanquete hasta 
otro dia que estava en su acuerdo. El qual, desque supo del 
pequeño servicio, que finalmente murió al dezimo dia. 
Deveste alegrar, pues por la divina mano fuiste vengado. 

David. Benditto sea el sumo Dios de Ysrrael, Dios 
de Ysac, Dios de Jacob, nuestros padres primeros, pues 
•su poderoso braco a peleado oy por mi este dia. Por lo qual 
3'd vosotros a saludar Avigail de parte mia, y dezilde que 
se alegre y de gracias al Señor, pues de tan rrustica con- 
pañia ' la a libertado ; y demás desto, que tenga por bien de 
acetarme en su gracia tomándome en quenta y lugar de su 
ligitimo marido, en el qual grado, si contenta es, yo la 
rresçibo. 

Soldado. Yo voy hazer lo que me mandas. 

David. Guieos Dios. 

Llegan donde esta Avigail. 

Soldado. Avigail, prudente dueña, David, capitán nues- 
tro, a ti nos enbia con humilldes saludes. Date paz de su 
parte, y dize que no te deves entristecer demasiado por la 
muerte de tu marido; antes te alegra, pues Dios te a liber- 
tado de tan rrustico honbre. Y mas dize que tengas por bien 
de aceptalle en tu gracia, queriéndole tomar en quenta y 
lugar de ligitimo marido, en el qual grado el te rrescibe y 
açeuta. 

Avigail. Aparejada esta la dueña- y sierva, no solamente 
para casar con su señor, mas para lavar los pies a sus criados. 

I. Le copiste a inséré ici les six premiers vers du villancico final, 
-que j'ai rétablis à leur vraie place. 



ALTO DE NAVAL Y DE ABIGAIL 515 



VILLANCICO 



David, como tiene amores, 
aunque en la canpaña esta, 
por aplacar sus dolores 
por silvos sospiros da. 

Dejóle t(r)an quillotrado 
la prudente Avigail 
que su cor acón viril 
a la dama a s ub jetado. 
Trae su ser tan trastrocado 
que adonde quiera questa 
por aplacar sus dolores 
por silvos sospiros da. 

No tiene quien lo consuele, 
que a su mal nada consuela; 
el mismo entre si se duele 
porque no ay quien del se duela, 
al mejor dormir desvela 
eu- su lecho dond'esta, 
por aplacar sus dolores 
por silvos sospiros da. 



n 



LX 
AUTO 

DE 

LA RESURRECION DE CHRISTO 



FIGURAS. 



Christina, moça. Palmero. 

YuNQUERA, bovo. El Tienpo. 

Feliso. La Paz. 
La Libertad. 



LOA 

Es de tan altos estreñios 
el ser desta fiesta bella 
que Aquel qu'es el todo della 
quiere que angeles bajemos 
y nos hallemos en ella. 5 

Y Aqueste de quien tratamos 
os de gracia que alcancéis 
lo que en su gloria alcançamos, 
de manera que gozeis 
lo que nosotros gozamos. 10 

Yo, su mas humillde paje 
de aqueste Rrey del altura, 
aunque en humano lenguaje, 
declarare la figura 
de mi glorioso mensaje. 15 



LA RESURRECION DE CHRISTO 5 I 5 

Y pues que, xpiana union 
y muy santa cofradía, 
<;elebrais en este dia 

la santa Rresureçion 

<lel verdadero Mexia, 20 

vestid vuestra presunción 
de justificado zelo, 
<iad a la ymajinaçion 
ymajineria del cielo 
<|ue despierte el coraçon. 25 

Y agora en vuestra memoria 



el mayor triunfo y vitoria 
que en ser divino y humano 
jamas se leyó en ystoria, 

do veréis al Hazedor, 30 

gran principe universal, 
salir hecho vencedor. 
Ya esta el linaje humanal 
libre de todo dolor. 

Ya nuestro Dios senpiterno 35 

liberto a los padres santos, 
ya Satan quebró el ynfierno, 
ya convirtió nuestros llantos 
■en rrisa y descanso eterno. 

Y pues rresurjio el Mejia, 40 
bien de vuestra rredençion, 

pueblo santo y cofradía, 
no perdais tal devoción 
de festejar este dia. 

Y pues aqui trataran 4^ 
su santa Rresureçion, 

^anto concilio, atención 



5i6 



LA RESURRECION DE CHRISTO 

y silencio prestaran, 
pues es tan justa rrazon. 



Entran Cristina, moca, y Yunquera. 

VILLANCICO 

Trébol, florido trébol, 5a 

trébol florido. 

Crestina Entona, hermano Yunquera, 

y aguija, patas d'cstanbre, 

que parez que traes caLmbre. 
Bobo No ves, si hecho la hoz fuera, 5^ 

que se me entrara la hanbre ? 
Crestina Maldilto cea tal asnazo ! 

La hanbre se te a d'entrar ? 
Bobo Mira, quiesme ver cantar ? 

En çanpandome ese hornaço, 60 

hast'alli puede llegar. 
Crestina Malos años y mal mes ! 

no le traigo para vos. 
Bobo Oye acá, valate Dios ; 

mira, los huevos no ves 65 

qu'esclariquezen la boz ? 
Sicas, mi agüelo comió 

unos huevos de hormiga, 

mas ansi Dios te bendiga, 

que desde entonces gloso : 70 

« De la dulze mi enemiga. » 
Crestina Que ya sabes tu qu'es glosa? 

Bobo Mi padre! soy gran poyeta. 

Quies que te heche una copleta ? 



LA RESURRECION DE CHRISTO 

Crestina Si, hecha ; veamos que cosa. 

Bobo Ya va. 

Crestina Vaya, y sea perfeta. 

Bobo « Discreto señor hornaço, 

juro al cielo si os cazase 
que guevo a guevo os çanpase 
por aquel postigo viejo, 
que nunca fuera cerrado! » 

Crestixa Buena glosa, y bien trovada. 

Mas el hornaço sospecho 
que no os hará buen provecho. 

Bobo Anda, no seas lazerada! 

Zanpese entr'espalda y pecho. 

Crestina No quiero, que le e traydo 

para el cura del lugar, 
que se le tengo de dar. 

Bobo Pues, en después de comido 

se le puedes presentar. 

Crestina 03^e, que, si no me engaño, 

bozes oygo en el otero. 

Bobo Oye, es adufle o pandero. 

Crestina Calla, déte Dios mal año, 
que Feliso es, y Palmero. 



517 



75 



80 



85 



90 



95 



Entran Felisso y Palmero cantando y tañendo. 

VILLANCICO 

No se a visto dia 
de tanto consuelo, 
pues ¡a tierra y, cielo 
muestran alegría. 

Collados y sierra 



100 



LA RESURRECION DE CHRISTO 





se an rregoçijado ; 






ya de lo poblado 






el mal se des tierra. 






No e visto en h tierra 


105 




tan alegre di a, 






pues la tierra y cielo 






muestran alegria. 




Feliso 


Dios guarde la conpañia. 




Crestina 


Zagales, seays bien llegados. 


no 


Bobo 


Digan, los honbres honrrados, 
el hique hue es çinfonia, 
traen ay gatos atados ? 




Palmero 


Porque lo dize el amigo ? 




Bobo 


Amigos, dias bivais ! 
porque quando le rrascais 
en el diabro del onbrigo, 
huerte mosica añascáis. 


11^ 


Crestina 


No ves, asno, qu'es laúd ? 




Bobo 


Ojo ! Afuera tal vasija ! 


12a 


Crestina 


Porque ? 




Bobo 


A mi tio Torija 
con el en otro ataúd 
jugaron al escondrija. 




Crestina 


Calla, nesçio. Y di, Palmero, 






y tu, Feliso, aveis vido 


125. 




dia tan esclarecido 






ni tienpo tan placentero 






como este, ni tan florido ? 




Palmero 


Eso viniemos tratando. 






qu'el valle, rrisco y montaña. 


130 




perros, ganado, cavaña. 





121. Le ms. réipète porque a mi tic. 



LA RESURRECION DE CHRISTO 519 

parece qu'estan mostrando 

oy un alegria estraña. 

Quien vido agora tres dias 

la tristeza que en el suelo 135 

se mostrava, y desconsuelo, 
L y oy con tantas alegrías 

f que se encunbran en el çielo ! 

B(^HC) Y a mi, quien me vido, amigo, 

rrelleno aqueste verano ! 140 

y ora me canta el onbrigo : 

« Afuera, afuera Rrodrigo, 

el sobervio castellano. » 
Palmero Ver mis cabras modorridas, 

marchitas, agacapadas ! 145 

y oy, ellas y mis manadas, 

de plazer enbeveçidas, 

saltan de rregoçijadas. 
Bobo Y yo, de saltar los altos 

peñascos de la barranca, 1 50 

deje la bolsa tan manca 

que, aunque agora de mil saltos, 

no se me cayra una blanca. 
Palmero Y veo andar mis corderos 

sin temerse de los rrobos 155 

en paz y amor con los lobos, 

dando por esos oteros 

de plazer dos mili corcobos. 
1"i-:liso Tanbien yo, hermana Crestina, 

estando con mi ganado léo 

dándole sal en el prado, 

junto al Valle del Encina, 

deste bien bien descuydado, 
no se como mire al cielo 



520 LA RESURRECIOX DE CHRISTO 

y vide un tal rresplandor 165 

que aclaro con su claror 

los ñubros que a todo el suelo 

tinien lleno de dolor, 

tanto, qu'esparcio la sonbra 

que nuestro ejido asonbrava. 170 

Fue la clareza tan brava 

que los nubrados asonbra 

que do a fuego el que parava. 
Bobo Pluguiera a Dios qu'el ñubrado 

que tu viste, o torvellino, 175 

que de pan y carne y vino 

viniera todo cargado, 

y que lloviera contino ! 
Feliso Luego yo dije : « Este dia 

deve de ser del Señor, 180 

Gran bien para el pecador! 

dia que buelve en alegría 

y en plazer nuestro dolor ! « 
Y, mi fee, llame a Palmero, 

y emos venido cantando, 185 

y quien nos diga buscando 

este bien tan placentero 

de adonde viene manando. 
Bobo Eso no ay que preguntar, 

porque sabe qu'este dia 190 

se casa una hermana mia, 

y an çonbidado al lugar 

a comer en cofradia. 

Y como an fuego encendido 

para asar los ansarones, 195 

rrevento a borvollotones, 

y esto*sera lo que eys vido 



LA RESURRECION DE CHRISTO '521 

d'ensomo de los mojones. 
Crestina Calla si quieres, badajo. 

Bobo Hable, señora canpana. 200 

Crestixa Estando yo esta mañana 

hendo unas migas con ajo 

al Val de la Rresolana, 
esa claridad tanbien 

que anbos vistes vide yo. 205 

Bobo Tanto que se le soltó 

de las manos la sartén 

y las migas derramo. 

Yo, mi fee, hecbeles las garras, 

y aunque me abrasava el fuego, 210 

me las çanpo, juro al ciego, 

que acá sin daño de barras 

hize un cabe y pasajuego. 
Crestixa Oye y déjanos hablar. 

Bobo Calla, que mas va en comer. 215 

Crestina Valme Dios! que podra ser? 

Parece que oygo cantar. 
Palmero Ora escuchemos, a ver. 

Aqui entran el Tienpo y la Paz y la Libertad. 



Tiempo 



VILLANCICO 

Pues rresuçito este din 
nuestro Dios crucificado^ 
esparcido es el nublado; 
ya no ay noche ^ todo es dia. 

Cielo, estrellas, sol y luna, 
y todos quatro elementos, 
mostraos oy todos contentos, 
pues ya no ay temer fortuna, 



220 



225 



22 



LA RESURRECION DE CHKISTO 



Libertad 



Paz 



Bopo 

Crestina 
Bobo 



Crestina 
Bobo 



Tien PO 

Bobo 

Tienpo 

Bobo 



ni tormenta, ni tormentos. 

Ya salió con la vittoria, 
ya de la muerte a triunfado, 
ya mi Dios crucificado 
abrió la puerta de gloria, 
y ya es oy rresuçitado. 

Ya triunfa la Libertad, 
ya an alcançado perdón, 
ya esta Adán y su esquadron 
fuera de cautividad 
y de la escura prisión. 

Ya la paz se a pregonado, 
ya la guerra a fenecido, 
ya mi Dios esclarecido 
de muerto a rresuçitado 
y sus profecías cunplido. 

Ojo, hao ! teneos afuera, 
guarda no's coja debajo ! 
Quien, Yunquera ? 

Es[e] espantajo. 
Dezi, de qualque higuera 
os venis ? 

Oye, badajo. 

Calla, déjame saber 
para dond'es la jornada. 
Padre de amos deve ser. 
— Dezi, vaislas a poner 
con qualque crego a soldada ? 

Ya su amo las ahorro. 
Luego, esclavas solian ser ? 
Si. Mas Dios con su poder 
del todo las liberto. 
La carta de horro, a ver. 



230 



^35 



24a 



245 



250 



255 



LA RESURRECIOX DE CHRISTO 

Calla si quieres, hermano. 
Dadnos albricias, pastores, 
que ya el Señor de señores 
rredimio al genero humano. 
Alegraos los pecadores. 

Bien venga tal conpañia. 
Pero diganos, señor, 
que significa este dia ? 
Oy muestra su rresplandor 
qu'es rresurgido el Mejia. 

Ya la muerte queda muerta, 
ya todo es vida y consuelo, 
ya los humanos del suelo 
tenéis abierta la puerta 
por donde entreys en el cielo. 

Ya Luzbel y sus secaçes 
quedan del todo perdidos, 
despojados y abatidos; 
ya mi Dios a hecho pazes 
con sus santos y escojidos. 

Ya quedan libres de pena 
los santos padres pasados, 
ya por Dios son libertados 
y fuera de la cadena 
de los demonios dañados. 

O nueva mas que dichosa ! 
O bien sin conparaçion ! 
O divina rredencion ! 
Señor, y a Eva la golosa, 
sacáronla de prisión ? 

Ya es libre Eva y Adán. 
Ya están libres los señores? 
Pues, yo hago boto a san 



523. 



260 



26'y 



27a 



275 



280 



285 



290 



524 



LA RESURRHCION DE CHRISTO 



que segun son comedores 

que an de encarecer el pan. 
Feliso Mas, que pena sintirian 

Adán el padre primero 

y el santto concilio entero! 295 

Qu'esclamaçiones harian 

a nuestro Dios verdadero ! 
Libertad Prerrogativas hazian 

alli dentro dond'estavan, 

y a Dios alaridos davan, 300 

y la libertad pedian 

porque verme deseavan. 
Paz Sus lagrimas por la faz, 

puesto en Dios sus coraçoncs, 

hazien sus lamentaciones, 305 

pidiéndole a Dios la paz 

con santas esclamaçiones. 
■Crestina o mi Dios, y quien pudiera 

oyr esa esclamaçion ! 
TiENPO Salie con tal conpasion 310 

que qualquiera que lo oyera 

le quebrara el coraçon. 
Nuestro padre Adán dezia : 

« Tu que la tierra hinchiste 

de eternal sabidura, 315 

rremediame, alto Mexia, 

pues de nada me heziste. 
« Y ya que por mi locura 

nos quitaste los rregalos, 

muévate mi desventura ; 320 

mira que buenos y malos 

todos somos tu hechura. 
« Rreçibe con tus oydos 



LA RESURRECIOX DE CHRISTO 52^ 

mis palabras, gran Señor ; 

entiende bien mis jemidos, 325 

rremirennos con amor 

tus ojos esclarecidos. 

« Esta, Señor mió, atento 
a la boz de mi oración, 
sube mi merecimiento, 330 

danos ser y perfiçion 
para entrar en tu aposento. » 

Pardiez, gran lastima hera ! 
ya yo lloro de dolor. 

Pero, diga por mi amor : 33 J 

Eva, la madre primera, 
dizie algo ? 

Si, pastor. 

Dizie « O suma Magestad, 
a cuya deydad conviene 
aver clemencia y piedad, 340 

porqu'esta virtud contiene 
en si la divinidad ! 

« Y pues de toda concordia, 
no a d'estar Dios sin clemencia, 
líbranos desta discordia, 345 

y según tu onipotençia 
husa de misericordia. 

« Hállete yo, mi deseo, 
mi muy dulce enamorado, 
mi esposo en quien me rreveo, 350 

bien de todo lo criado, 
Rrey del alto coliseo ! 

« Soberana fortaleza, 
cnperador ynvençible, 
ven, Señor, con gran presteza, 355 



526 LA RESURRECION DE CHRISTO 

y muéstrate conpasible 

a nuestra naturaleza. » 
Bobo Mi señora, dos pescudas, 

luego tornara a hablar, 

que la quiero preguntar 

que me diga : Cayn y Judas, 

tienen ay que negociar ? 
[Libertad] Esos hermano ya estavan 

por su culpa condenados, 

y libertad no esperavan. 
Bobo Pues, digan lo que hablavan 

esotros padres pasados. 
Paz Luego, Abel a Dios dezia : 

« Adonay y sumo bien, 

de Ysrrael principe y guia, 

que apareciste a Moysen 

en la carca que se ardia ! 
<c tu que con amor crecido 

le diste en señales ley, 

consuela nuestro gemido ; 

ven a rredimir tu grey 

con fuerte braco estendido. » 
Bobo Diga, Abel no se topo 

alia dentro con Cayn ? 
Paz Si. 

Bobo Y no le sacudió ? 

Paz No. 

Bobo Pues, como de aquel rruyn 

san Abel no se vengo ? 

Pues, pardiez, que si el me hubiera 

matado a quijadonacos 

y en el ynfierno le asiera, 

que aunqu'el diablo no quijera, 



LA RESURRECIOX DE CHRISTO 



527 



Pa/. 



Bobo 



Crestixa 



Bobo 



Crestixa 

TlEXPO 



Bobo 
Tien PO 



que avien de andar tiçonaços. 

No te dieran tal lugar, 
si alla estuvieras entr'ellos. 
Yo me aviniera con ellos ; 
y, por san, que avie d'andar 
puñeton y a los cabellos. 

Calla. Déjanos oyr, 
si quies, a este padre honrrado. 
Hable, señor bien barvado, 
qu'el de alia deve venir, 
pues que viene desollado. 

Señor, que dezia Abrahan ? 
Hermana, Abrahan dezie : 
« O rrayz fértil de Jese ! 
líbranos de aqueste afán, 
dador del bien de la fe. 

« Enpapa mi entendimiento... » 
Bueno es eso del papar ! 
— Calla, déjanos hablar. 
«... sube mi merecimiento 
en tu supremo lugar. 

« Ven ya, luz rresplandeçiente, 
ven ya, divinal concordia, 
ven, agua de buena fuente, 
y con tu misericordia 
bastece nuestra corriente. 

« Celestial governador, 
ven a quitarnos el censo; 
ven, no te tardes. Señor, 
ven, que todo esta suspenso 
aguardando tu favor. » 

David dezie : « O Hazedor, 
única csperança mía ! 



90 



395 



400 



405 



410 



415 



528 LA RESURRECION DE CHRISTO 

ven ya, mi consolador, 420 

mi bien y suma alegria, 
mi luz y mi rresplandor. 

« Fui concebido en maldades, 
y concibióme en pecados 
mi madre, y en vanidades, 425 

y herede de mis pasados 
miserias y poquedades; 

« mas tu amaste la verdad, 
y lo ynçierto y ascondido 
de tu sapiencia y bondad 430 

comunicaste al sentido 
de mi flaca humanidad. 

« Señor, rroçia y rremueve 
con tu ysopo mi conciencia, 
lávame con lo que llueve 435 

del trono de tu clemencia, 
y quedare mas que nieve. 

« Nuestros males conocimos 
y los de nuestros pasados, 
en que. Señor, te, ofendimos; 440 

confesamonos culpados, 
y tu clemencia pedimos. 

« Liberta los que aqui están, 
y con tu braco ynvençible 
destruye al fuerte Satan, 445 

y muéstrate conpasible 
a estos hijuelos de Adán. » 

Y los demás padres santtos, 
Jacob, Moysen, Malachias, 
Daniel con Ysaias, 450 

todos llamavan con llantos 
al verdadero Mesias. 



LA RESURRECION DE CHRISTO 

Dizien : « Ven, pues nos ynportas, 
duélete de nuestro duelo ! « 
Y luego, mi Dios del cielo 
con un : « Atolite portas ! » 
dio con las puertas al suelo, 

y entro dentro el Hazedor, 
gran principe universal, 
con supremo rresplandor, 
y al colesio paternal 
saco de tan gran dolor. 
Bobo O mi Dios ! y quien llegara 

con un valiente garrote 
y alia dentro se çanpara, 
que tres palos le pegara 
a Judas tras el cogote ! 

Dijerale : « Ganapán, 
vellaco, Judas traydor 
que vendiste a tu Señor... » 
•TiEXPO Calla, si quieres, patán; 

no m'estorves lo mejor. 

- — Y luego oy, tercero dia, 
nuestro Dios rresuçito 
como escripto del se avia, 
y a su madre apareció, 
saorrada Viro^en Maria. 

Despues a la Madalena 
se apareció el Soberano 
en figura de ortolano. 
Palmero O dichosa vista buena ! 
Feliso o bien divino y humano ! 

Crestixa Rrazon sera que en tal dia 

desechemos el litijo 
y demos con rregoçijo 



529 



455 



460 



465 



470 



475 



480 



4S5 

34 



5 30 LA RESURRECION DE CHRISTO 

a la sagrada Maria 

el parabién de tal hijo. 
TiEXPO Muy bien dize; el parabién 

se le de, pues ay rrazon : 

bien de nuestra rredençion, 490 

y bien que convirtió en bien 

la pasada subjeçion. 
Feliso Muy bien es que se le demos; 

y con celestes amores ; 

pues oy es Pasqua de flores, 495 

una guirnalda llevemos 

a la linpia Flor de flores, 
de quatro troços tajada 

y quatro nonbres en ella, 

titulos desta donzella 500 

ante sécula criada 

para aplacar la querella. 
TiENPO O sabroso y dulze paso ! 

O que fee de linpio amor ! 

Por cierto qu'este pastor 50> 

habla lo que haze al caso. 

Sus, manos a la lavor. 

Que yo quiero ser [el] primero 

que en esta guirnalda asiente 

el troco con mi letrero, 510 

para aquella rrefulgente 

Madre del manso Cordero. 
Aquesta es la rrica dona 

que mi grosera persona 

llevara en su acatamiento; 515 

este cada qual atento 

al mote de mi corona. 

« Ave, dize, y aquesta ave 



» 



LA RESURRECION, DE CHRISTO 33I 

bolo buelo tan suave 

por humilldad y fe cierta, 520 

que abrio en el çielo la puerta 

y a Dios le sirvió de nave. » 
Palmero O Tienpo, que rrica enpresa 

de ynestimable valor ! 

Digote, a fee de pastor, 525 

que con tan gloriosa presa 

te a enrriquezido su amor. 
Enpero, mi fee constante 

quiero que con ella cante 

la grandeza de la mia. 530 

Esta es mi empresa : « Maria ! 

dize el letrero lustrante, 

« O nonbre que entres vittoria, 

Virgen, para el bien de nos ! 

Maria, nonbre de gloria, 535 

Maria, madre de Dios, 

de perdurable memoria ! » 
Feliso o Palmero, que agradado 

quedo con tu contrapunto ! 

O que bien as discantado ! 540 

Enpero esperad un punto, 

que yo no estoy olvidado ; 

qu'este es mi tercero troco, 
y el nonbre en el esculpido : 

« Gracia, dize su apellido, 545 

o nonbre lleno de goco, 

para nuestro bien venido ! » 
Crestixa o ! bendito tal amor 

y benditto tal pastor 

533. eres vittoria ? 



5 32 LA RESURRECION DE CHRISTO 

que tan alto se enamora, 550 

pues que de tan gran señora 

pretende alcançar favor. 
Benditto el sabroso canto 

con que, Feliso, cantaste ! 

Enpero, pues que mostraste 555 

tu joya, esperad un tanto, 

pues tan atrás me dejaste. 
Mi troco quarto sera 

el que me aventajara 

en mercedes y favor. 560 

« Plena, dize su tenor, 

pues llena de gracia esta. » 
Bobo Pues, sus, que se llega el plazo 

-y aquesto se determina, 

partámonos muy ayna; 565 

y mira, daca el hornaço, 

llevártele e yo, Cristina. 
Crestina Porque lo dize el asnazo ? 

Boro Por librarte de contienda. 

Y mientras hazes la ofrenda, 570 

a solas, yo y el hornaço, 

haremos qualque merienda. 
Libertad No nos estorves, hermano; 

aparta, danos lugar. 

— Veis a la Virgen sin par, 575 

Madre del Rrey soberano : 

muy bien podéis allegar. 
Paz Veis a la Virgen sagrada, 

Madre de Dios verdadero. 

Sus, el Tienpo sea el primero 580 

que rrelate su enbajada. 
TiEKPO Que me plaze, asi lo quiero. 



LA RESURRECrON DE CHRISTO 533 

— Soberana Enperatriz, 
luz de la celestial corte, 
gloria, solaz y conorte, 585 

virginal aunque matriz 
de nuestro sumo deporte. 

Claro sol, divinal lunbre, 
de santidad alta cunbre, 
medio de nuestro rremedio, 590 

pues que vos, señora, en medio, 
zeso la ayrada costunbre, 

parabién, sacra Maria, 
para bien el Hijo vuestro, 
nuestro Señor y Maestro, 595 

aya rresurjido oy dia 
y pagado el daño nuestro. 
Parabién, sacra princesa, 
parabién, virginal Madre, 
por bien salga con la ynpresa 600 

Jesús, vuestro Hijo y Padre, . 
quitando a Satan la presa. 

Y pues que oy me e hallado 
Tienpo tan rregucijado, 
rrecebid el don suave 605 

con la letra que dize : « Ave 
por el Señor enbiado >■>. 

« Ave, dize, pues bolaste 
con tan soberano buelo 
que, bolando al alto cielo, 610 

en la Trinidad picaste, 
abatiendo el Hijo al suelo. 

« Ave, y ved que tal ave es 
que, mudadas al rreves 
la letras d'entre Ave y Eva, 615 



534 



LA RESURRECION DE CHRISTO 



veréis la ventaja y prueva 
del daño y el ynteres. 

cf Eva, de muerte ynventora, 
Eva, del pecado autora; 
Ave, quien la vida hallo, 620 

Ave, quien la gracia dio, 
siendo nuestra ynterçesora, 

« Ave que tal mereció 
que su Dios y Criador 
en su nido se encerró. » 625 

Ved si es mi enpresa de amor, 
pues tanto bien encunbro ! 
Palmero Rremedio de nuestros males, 

puerto de nuestra holganca, 
Virgen por la qual se alcanca 630 

gozos espirituales 
en la bienaventuranca, 

zarza de tal dignidad 
qu'el fuego de caridad 
arde sienpre en tu verdura, 635 

sol de tanta hermosura 
que ecede a toda beldad ! 

para bien, Rreyna, ayan sido 
tan supremas alegrías, 
para bien las profecías 640 

se ayan del todo cunplido, 
pues oy rresurjio el Mejias. 

Y pues tu fuiste la guia 
por do nos vino este dia 
a todos tan conviniente, 645 

rrecebid este presente 
con el nonbre de Maria. 

Mar y guia es lo que adona 



LA RESURRECION DE CHRISTO 535 

el troco de tu corona : 

inar de gracia y santidad, 650 

mar de fee y virginidad, 

mar que para el çielo abona, 

mar de una humilldad tan alta 
que a Dios mismo enamoro, 
mar adonde se ahogo 655 

la muerte de nuestra falta, 
y la vida se hallo, 

mar donde navega Dios, 
mar del qual salió por nos, 
mar de tanta suavidad ééo 

<]ue la gracia y libertad 
enjendrastes sola vos. 

Guia d*esperança y fee, 
guia con que a Dios se ve, 
guia de tal rresplandor, 665 

de quien caridad y amor 
esperamos se nos de. 

Maria, madre y donzella. 
Maria, norte y estrella. 
Maria, madre de Dios, 67a 

Maria, por sola vos 
dio fin a nuestra querella. 

Maria de tal valor 
qu'espanta la jerarquía. 
Maria, norte del día; 675 

ved si me encunbro el amor 
con el nonbre de Maria. 
Feliso Estrella por do guiamos 

al punto de rretitud, 

puerto de biva salud, 680 

guia de los qu'esperamos 



36 LA RESURRECION DE CHRISTO 

de gozar la beatitud. 

Árbol do nació la vida 
que por Eva fue perdida, 
arca de magna divino, 685, 

minero donde contino 
se halla gracia crecida, 

para bien mi Rreyna sea, 
para bien, mástil de fee, 
este titulo se os de : 690 

tota pulcra, árnica mea, 
macula non es yii te. 

Y pues de veras s'espacia 
en vos con tanta eficacia 
titulo de tal valor, 69^ 

rreçebid deste pastor 
el don, y el mote de Gracia. 

De gracia soys rrevestida, 
y en gracia soys tan cunplida, 
Virgen, que la gracia vuestra 700» 

de su gracia gracia presta 
con que agracia nuestra vida. 

Gracia fue la que perdió 
Eva por la golosina ; 

gracia fue la que hallo 705 

en la magestad divina 
la Virgen que nos la dio. 

Ester ant'el rrey Asnero 
hallo su gracia y perdón ; 
mas vos. Virgen de alto don, 710 

con gracia hizistes cordero 
al ynvençible león. 

Ella delante un mortal 
hallo gracia momental ; 



LA RESURRECION DE CHRISTO 537 

mas vos, Virgen seraphina, 715 

delante la faz divina 
la hallastes eternal. 

De gracia, Virgen, os canto, 
de gracia es vuestro blason, 
gracia es vuestro dote y don, 72a 

gracia d'Espiritu Santto 
es vuestra coronación. 

De gracia es vuestro valor, 
de gracia es vuestro primor,- 
y soys de gracia tan fuerte 725 

que tengo por alta suerte 
llamarme vuestro pastor. 
Crestina Carro virginal lustrante, 

de tan soberana suerte 
qu'el capitán solo fuerte 730 

vino al mundo en el, triunfante 
de nuestra perpetua muerte. 

Claro espejo do miraron 
los que tan bien se animaron 
que, ymitando la grandeca 73^ 

de santidad y pureça, 
al demonio subjetaron. 

De mi grosera rrudeça 
nace, señora, el temor 
delante vuestro valor; 74a 

pero, vista mi linpieca, 
me da fuerças el amor. 

Este se atreve y hordena 
que ante vos, buena y mas buena, 
se presente mi afición, 74^ 

y en señal de amor el don 
do bien es cunplido, plena. 



538 LA RESURRECION DE CHRISTO 

Plena, y vuestra plenitud 
toda es d'Espiritu Santto; 
plena de gracia soys tanto 750 

que en la alta beatitud 
« Gracia plena » os dan por canto. 

Soys, Virgen, plena de Dios; 
plena de gracia soys vos, 
plena de tal santidad 755 

que la santa Trinidad 
os hizo tal para nos ; 

plena de tal fortaleça, 
plena de fee y de pureça, 
plena de tan alta suerte 760 

que a nuestra perpetua muerte 
quebrantaste la cabeça; 

plena de tal caridad 
que la divina bondad, 
vista vuestra gran firmeza, 765 

vistió en vos naturaleza 
de nuestra frajilidad; 

plena de gracia y de fee, 
plena de Dios tal que de 
que eçedeis lo angelical ; 770 

ved agora si ay zagal 
que mas adelante este. 
Bobo Dejadme hablar a mi, 

si es que tengo de hablar. 
Libertad Llega, bien puedes llegar. 775 

Bobo — Señora, yo vengo aqui 

solamente a os suplicar 

que, pues todo lo podéis, 

769. que se} 



LA RESURRECION DE CHRISTO 539 

que de deudas me libréis 

y de obligación con plazo, 780 

y para agora, un hornaço 

de dos mili guevos me deis : 
que os doy fee de lo meter 

sin dejar huevo ninguno. 
Crestina Oye, no seas ynportuno. 785 

Bobo No me dexareis comer ? 

que salgo ahito de ayuno. 
Libertad Virgen de tan alta altura, 

que la fee rrebivio en vos, 

claro rregistro de nos, 790 

amor de tan gran ventura 

su premio, señora, es Dios. 
Mirad la fee y el valor 

con que cada qual pastor 

os presenta su presente 795 

y su letrero esçelente 

que haze su fee mayor. 
Teneldos en la memoria, 

daldes paz, vida y consuelo 

en este misero suelo, 800 

y rrogad que eterna gloria 

les de mi Dios en el cielo. 
Paz No es menester, Rreyna nuestra, 

despertar vuestra memoria, 

pues soys la vela de gloria, 805 

y en mercedes tan maestra 

que soys el premio y vitoria. 
Mirad, Virgen de alabança, 

la rretitud y esperanca 

de los que tenéis delante, 810 

y el santo amor ylustrante 



540 LA rî:sukrecion de christo 

por quien la gloria se alcança. 
TiEXPO Celestial progenitora 

de Aquel mismo que os crio, 

rrosa de la quai naçio 815 

Dios, que los cielos onora 

y ah inicio os preservo, 
mire Vuestra Magestad 

la ynflamada caridad 

destos felices pastores : 820 

daldes çelest(r)es favores, 

fuente de virginidad. 
Y, vista la devoción 

y el santto amor cordial 

de vuestro amor celestial, 825 

rroga a Dios que les de en don 

su santa gloria eternal. 
Bobo Y la merced suplicada 

no olvideys, Rreyna divina: 

son venga el hornaço ayna, 830 

qu'esta mi boca anpollada 

del abadejo y sardina. 
Ttenpo Esta corona preciosa, 

por ser ynpresa graciosa 

dada con tanta linpieça, 83s 

vaya sobre la cabeca 

de la Rreyna muy gloriosa. 
Palmero Sus, los quatro asgamos della. 

Vos, Tienpo, sed el primero; 

ea, Feliso conpañero; 840 

y digámosle al ponella 

cada uno su letrero. 
Tienpo Ave, la mas escelente. 

Palmero Maria, flor de las flores. 



LA RESURRI'CIOX DK CHRISTO 541 

l-i;i ISO Gracia do. los pecadores. 8.15 

Ckkstixa Plena, rreçebi el presente 

de aquestos vuestros pastores. 
Y adiós, Rreyna esclarecida. 
Pai.mkro Adiós, fuente de humilldad. 
Fhliso Adiós, madre de piedad. . 850 

TiEXPO Gracia, que agracia la vida, 

nuestras faltas perdonad. 
Líhhrtad Adiós, Virgen, que nos vamos. 

Paz Adiós, sagrada Maria. 

I^OBO Sus, adiós, señoca mia. 855 

TiFA'PO Sus, una canción digamos 

en gloria de aqueste dia. 

CANCIÓN 

Todos nos rreguçijemos 
en este tan sacro dia, 

pues visto avernos, 860 

pues avernos visto 
que a rresurjido el Mexia. 



En M|_adri]d a veynte y ocho de marco de mili y q[uinien- 
to]s y setenta y ocho a[ño]s, ant'el Il[ustr]e S. l[icencia]do 
Salas, vica[ri]o g[enera]l,se presento (?) la obra rretroscripta 
p[ara] q[ue] se diese liçen[cia] p[ar]a la rrepresenta[cion], y 
vista por s[u] m[erc]ed, la rremitio al padre Sarad, e[n] la 
Trinidad, pa[ra] q[ue] la vea. — Çaldivar. 

Puédese rrepresentar este auto de la Rresurrecion que 
tiene siete ojas. — Fray Li.... 

Por la presente doy licencia para que el auto de la rresur- 
recion arriba con[teni]do, que esta escrito e[n] las siete hojas 



542 LA RESURRECION DE CHRISTO 

de atras, que por mi m[anda]do esta visto y examinado, se 
pueda rrepresentar y rrepresente la mañana de la rresurre- 
çion con tanto que parala rrepresentaçion de] noseynpida el 
s[er"|viçio dibino, sin que por ello se yncurra en pena alguna. 
Ff[echo] en Madrid, en veynte y ocho de marco de mili e 
qui[nient]os y* setenta y ocho años. — Por m[andad]o del 
S. vica[ri]o gen[era]l : Adriano Çaldivar. 



TABLE DES MATIÈRES 



CONTENUES DANS LE TOME II 



XXXI. Aucto de La Asunción de Nuestra Señora i 

XXXII. Aucto de La Asunción de Nuestra Señora 8- 

XXXIII. Aucto de Quando Sancta Elena hallo la cruz de 

Nuestro Señor 21 

XXXIV. Entremés de Las esteras 45 

XXXV. Aucto de La degollación de Sant Juan Baptista .... 49 

XXXVI. Aucto de La muerte de Adonias 62 

XXXVII. Auto del Martyrio de Sancta Barbara 78 

XXXVIII. Aucto del Martyrio de Sancta Eulalia 90 

XXXIX. Aucto de Sant Francisco iio 

XL. Aucto del Peccado de Adan 133 

XLI. Auto de Gain y Abel 150 

XLII. Aucto de La prevaricación de nuestro padre Adan. ... 167 

XLIII. La Justicia divina contra el peccado de Adan 186 

XLIV. Aucto de Los hierros de Adan 216 

XLV. Aucto de La culpa y captividad 243 

XLVI. Auto de La entrada de Xpo en Jerusalen 264 

XLVII. Aucto de La prisión de Sant Pedro 279 

XLVIII. Aucto del Hijo prodigo 294 

\LIX. Auto de Los desposorios de Moysen 314 

i.. Auto de La residencia del hombre 33a 

LI. Aucto de La circuncisión de Nuestro Señor 356 



544 TABLE DES MATIÈRES 

LU. Aucto de La huida de Egipto 3y 

Lin. Aucto de Las donas que embio Adan a Nuestra Señora 

con Sant Lázaro 3b 

LIV. Auto del Despedimiento de Christo de su madre 4c 

LV. Aucto de La verdad y la mentira 42 

LVL Auto del Hospedamiento que hizo Sancta Marta a 

Christo 43 

Copias en loor de la vera cruz 44, 

LVIL Aucto de acusación contra el genero humano 441 

Otavas en loor de Nuestra Señora 47 

LVIIL Aucto de Los triunfos de Petrarca. . . . • 47< 

LIX. Auto de Naval y Abigail 50 

LX. Auto de La Resurrecion de Christo 51,' 



MAÇON, PROTAT HERMANOS, IMPRESORRS, 



ô 



;i9inuinui cjtui. ^.f\^ ¿áoia/o. 



PLEASE DO NOT REMOVE 
CARDS OR SLIPS FROM THIS POCKET 

UNIVERSITY OF TORONTO LIBRARY 



PQ 
6219 
R68 

t. 2 



Rouanet, Léo (ed,) 

Colección de autos, farsas, 
y coloquios del siglo XVI