(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Colección de documentos inéditos relativos al descubrimiento, conquista y ..."

Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as parí of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commercial parties, including placing lechnical restrictions on automated querying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attributionTht GoogXt "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct and hclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while hclping authors and publishers rcach ncw audicnccs. You can search through the full icxi of this book on the web 

at |http: //books. google .com/l 



Google 



Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 

cscancarlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 

dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 

posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embaigo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 

puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir. 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 

tesümonio del laigo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 
Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares: 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La l^islación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 



El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página |http : / /books . google . com| 



COLECCIÓN 



DOCUMENTOS INÉDITOS 



DB ULTRAMAR 



-¿I 



Oi/-'^^ ' 



OOLEOOIÓN 



DX 



DOCUMENTOS INÉDITOS 



UUTKT08 íL IflSODBRIlOISTO, 00»|D1STÁ T OROilDiOrtl 



I» LAB 



ANTIGUAS POSESIONES ESPAÑOLAS DE ULTRAMAR 



SEGUNDA 8ERIB 

PUBLICADA POR LA RBAL ACADEMIA DB LA HISTORIA 



TOlO lÚI. 13 



RELACIONES' DE YUCATÁN 



MADRID 

■STABLBOIMIENTO TIPOGRÁFICO «SUCESORES DE RIVADEMEYBA:» 
IMPBIB0RS8 DI LA RIAL OABA 

Paseo de San Yioente, SO 
1900 



KV 



-yy,^ 



J • * 



i M 



* • 



* » 4 



INTRODUCCIÓN. 



Pe igíuil i jBpottanm qiuer I» de Mearla y Tsbasoo son 

\m Beüiciones ek VaiVadolid de Yueastán^ que cootifliie el 

]Nre8MJte voloiOjeii, aunque uo ix>das la tengiaa ea el nüsioo 

I I grado. Ya en el coarto Cox^eeo de AmeaácimÍBtafl^ que 

(_ 9». ijeiudó ea Madrid el afi0 1881, llamó la ateucídii de loe 

^ miteodidoB' la Retacón de la ciudad de ValladaÜd por loe 

^ machos datoe 7 notíeías que comprende , tanto cefeventes 

^ 4 la población iiidíg«&a antes de Ib llegada de ljM>eapailo«- 

^ laa j. como d)»^ sue oeetumlnM y manesa de víyst, de los 

X pffoduiQtos del pafe, su naturaleza; haciéndose notables re«- 

^ ftrenciafl á su religión y culto ^ y sobre todo á algunos de 

r^ aquellos» extrafijos y asombposos edificios que eniooices- cau- 

\ saven lli a^irmeióu' de los deacubcidtires y adn contináan 

^^ flí0ildo objeto de estudio y de discusión, enixe loa sabios de 

^ todas \m luusiones. 

Nw notable y muy completa es kc Selaaión que- dieron el 

j Aloalde^ y Regidores de la ciudad ; pe^so no- lo soni menos 

^ laa de; los eseomenderos de muchos de los* poblados» qoe 

«^ jf^por habeír sido de los primeiroa qoe eoitararonea Yuca^ 

iéifíy ya poar hab^ recibido infansacionaa de algmoe antíi- 



VI INTRODUCCIÓN. 

gaos indios, ó por particulares circunstancias, ofrecen no- 
ticias de gran novedad y mny dignas de ser tenidas en 
caenta para estadios de diversa índole. 

Dadas faeron estas Relaciones respondiendo á la misma 
Instrucción que las de Mérida y Tabasco, y casi en el 
mismo tiempo ; siendo de notar en algunas de ellas partí- 
calares circunstancias , referentes á las personas que las 
extendieron ó á sucesos de la localidad á que se refieren 
que les prestan mayor interés y despiertan la curiosidad. 
No hemos de detenemos en muchas de ellas, de las que 
sacará abundante fruto la ilustración de los lectores; pero 
hay varias en que no podemos menos de fijarnos, por las 
curiosas noticias que contienen. La Relación IV ^ de los 
pueblos de Chanzenote, Chuaca y Chichimila^ dada por 
el anciano Juan de ürrutia, que fué uno de los primeros 
soldados españoles que entraron en Yucatán el año 1540 
for alférez general de la gente de á caballo ^ enviado por 
Francisco Montejo, en unión con el capitán Francisco Gil 
y el maestre de campo Hernán Centeno; y su relato de los 
primeros pasos de la conquista, sus relaciones con los 
indígenas y fundación de ciudades, ofrece singular in- 
terés, como emanado de testigo presencial y actor en los 
sucesos. Para recompensa de sus trabajos y de los gastos 
que hizo en la conquista le faeron encomendados los pue- 
blos y cabeceras á que se refiere , y acerca de los cuales 
hace observaciones graves ^ que por su naturalidad y sen« 
cillez revisten carácter especial. Solamente una recogere- 
mos en este lugar, de suma importancia porque índica las 
causas de la despoblación de la tierra conquistada, y la 
gran disminución de la raza indígena. El pueblo de Chan- 
zenotejiíé tasado con sus stibjectos por los Sres. Prest" 



■ • . • • • • 

• 4 •• • • « 

• - % • 

• - -. " • ••. 

• 
• ■ 






• * .:• 



• ■ 



INTRODUCCIÓN, VH 

dente y Oidores de la Real Audiencia de loe Confines^ en 20 
de Febrero de 1649, en seiseientas mantas de algodón, 
cnatrocientas cincnenta gallinas, etc., cpor manera qne 
había en la dicha cabecera y snbjectos seiscientos indios 
casados tributarios , sin viudos j rindas , mozos y yiejos, 
qne & éstos no les mandaban tribatari». 

Apenas habían transcurrido treinta afios y ya Urmtia 
decía, continuando su Relaeión: 4:Los que al presente hay 
son doscientos tributarios, y éstos dan cada afio ciento 
cincuenta mantas, doscientas gallinas, etc.:» Y exi^icando 
tan triste resultado , excusando por su parte la responsa- 
bilidad, que cualquiera podría imputarle ano estar bien 
informado, añadía en las respuestas siguientes: <Y para 
que se entienda que esta tan gran disminución á que estos 
indios han venido, no ha sido haberlos sus enoomenderos 

trabajado su total destruición ha sido haberlos mudado 

de sus antiguos asientos reduciéndolos de muchos pueblos 

en uno, y esto con demasiado y bárbaro rigor Allende 

desto, se ha inventado en esta gobernación una granjeria 
de aflir que ha de ser el remate de los pocos indios que 
quedan y el perdimiento de los espafioles que la conquis- 
tamos.» Los hechos que aduce en apoyo de sus asertos dan 
lugar á serias reflexiones, encontrándose confirmados y 
aun ampliados en las relaciones de otros encomenderos, 
que consignan amargas quejas por la pobreza & que iban 
quedando reducidos después de tantos trabajos en la gue^ 
rra y servicios al Rey de España. 

Entre muchos datos é indicaciones aprovechables para 
adquirir exacto conocimiento del estado del país, sus me- 
dios de subsistencia, agricultura é industria á la llegada 
de los primeros españoles , encierran también las respues- 



tea aIgWM(i»)tíAÍw i«]|M^OMd«i.caa los^ Imh^s hierf4rioo9 
qne m aqpiel vúvm» tiempo tenían. Ings^r en oüm teoritor 
moB (foliqm 8^ U»m^. líu^o: Mondo. 

S^jaAitoy Qomo decíamos, su examen t aBreaíaci(Sii ad 
aat«dio/deilo%e9fceiidi4ofli/, sattaremoe, para.iu) hacer m^y 
dilatada esta Introducción:, ála iZ^íactJnda Giralda Dlaie 
diOi Al9n(die> veferontei & süb enoomi/eodafi dal, pueblo de 
fiohot 7 oabeoem do; Tetzimin, (oAm. S^Y)» ; prescindir 
rwios de SHA. veepu^taS) irelatii^as i las costnimbres de, los 
indiPSy sos testas, ceiismoxuas, trajes y otawa muy iotore- 
sawfees^y ciirÍQSA0>9 para.dar ideade lo que es;te vúejjq spl<- 
diado. üelata, de su propia vidA, accidentada y noyetosoa 
eomo muchas de las de aq^uellos aventureros, ^ue twtas 
pioszas. realijsairQn^ Dice, que ^s «eJvuoal dsl pueblo de Posr 
basms, q^ue ea en k Sagra de Toledo , y ífié uno: de^ los 
tiN^ta saldados que en el afio de mil quinieutQs cuarenta 
salieron oon e¿ eapit&n FranciseoMontjoijp á ocupar laiftlurde 
OoMmel». volviendo derrotados, con poco más de. la mítffd 
de la gentA,, y habiendo salyado las vidas millE^grosamesieb 
I4egada afloe, díospués^ en 1^47 ó 1548, la cédula del 
Ihnpevador para que todos líos encomenderos se casarant 
so pena de perder las encomiendas , dice Dís«s de AlpoiChe;: 
~4iéy<s por cumplir el dicho mandadj9> m easé em um 
$^iríi^ de MQt^gumay hija i», m hermano, que ee ILmaba 
d^ota Isabel^ el cual el dicho Mote^uma había enviado por 
Capitán general eon gran número de gente & conquistar 
esta provincia, é así asentó su real en un sitio que se dice 
Qicalaugo» que esti entre esta tierra y Tabaseo, y quioieiido 
j% entrar en la conquista desta tierra le vinieron meufuk- 
jaros de Mé^oo enviados por su hermano Mote^uma, ha- 
^áióndole Mber ocmo la dudad de Mésico y tpda la Nueva 



INTBODUCCIÓK» JX 

ISqpaA& estaba ya por los ei^afiojjea; y envióle algalias 
ropaa da espa&oles , cozno fué sayo, sombrero é otras pre^ 
soai^pan^qm laa TÍese..^*» Todo el pasaje es ioteresantí*- 
súno, pues, refiere que el benuano de Moctezuma murió, de 
enojo, al recibir tales nuevas; cómo cooqnistada Qicalango 
ól se babia casado con la bija^ con otros mncbos pormeno* 
reAf y termina, implorando la, merced del Bey ,. pues se enr 
ccAtjttJba. con nmnerosa &milÍA y muy escasos recursos por 
la.dismiimcíón que habían tenido las encomiendas» 

Criamos q.ue los extremos indicados bastan para diBsper- 
tar el deseo de conocer á fondo las 2j5 JRelaeiQn^(V^ comr 
jgrende este Yolnmen. 

Porque con su contenido se relacionan íntimamente las 
re^nestas dadas por los encomenderos, aunque, como pue» 
de. verse, son todos anteriores ¿ ellas, se incluyen por 
Apérjdice tres docujoaentos que originales se conservan en 
el Archivo general de Indias en Sevilla, referentes todos 
¿ lik península de Yucatán y procedentes de autoridades 
distintas y por cuya razón tienen fuerza mayor. 

^Complemento natural, y por tanto auxiliar de grai^ 
utilidad y muy conveniente para ampliación de los varios 
OQnceptos contenidos en las respuestas de las Instrucción 
jll(^, es, el trabf^ que el célebre Qbispo de Mérida, toij 
Piego de Xámda escribió sobre las antigüedades de Yujca- 
tóu.> Y al estampar tal afirmación en la Introducción al 
tf>m> prónero de estas Relaciones^ expusimos la causa q^ue 
prnecía disculpar la omisión de tan necesario documento* 
Maa. en. opinión de personas muy doctas, no puede presf- 
GUMÜrse de modo alguno de la obra de Landa al imprimir 
por vez prim^r^ las Relaciona de Tucaté^ 



X INTRODUCCIÓN. 

El escrito del célebre Obispo de Mérida, aunque im- 
preso dos veces por ilustradísimos americanistas , como 
los Sres. Brasseur de Bourbourg y D. Juan de Dios de la 
Rada y Delgado, puede decirse que es casi desconocido 
por la generalidad de los entendidos. Débese este resul- 
tado á la condición misma de las obras en que se incluyó, 
dedicadas especialmente al estudio de las escrituras jero- 
glifica y hierática de la lengua maya en sus diferentes 
manifestaciones; libros dignos de la mayor estimación y 
apreciadísimos, pero que por su índole no están destina- 
dos á andar en manos de todos. De la traducción, tan con- 
cienzuda y eruditamente comentada, de la obra de Mon- 
sieur León Rosny, hecha por el Sr. Rada y Delgado, en 
que se incluyó íntegra la Relación de Landa, tal como se 
encuentra en el manuscrito de la Real Academia' de la 
Historia, solamente se estamparon 200 ejemplares, lo que 
hace difícil y costosa su adquisición. 

Nos determinamos, pues, siguiendo aquellas opiniones^ 
que también eran conformes con nuestros deseos, á dar ¿ 
continuación, después de los documentos que van por Apéfi^ 
dicey la Relación de las cosas de Yucatán^ sacada de lo que 
escribió el P. Fr. Diego de Landa, de la Orden de San 
Francisco; su contexto es, en gran parte y sin duda al- 
guna, extracto fiel de los escritos del docto Obispo, siem- 
pre importantísimo porque refleja las primeras impresiones, 
los juicios que formara al ir conociendo el territorio, los 
usos y costumbres de aquellos pueblos que estaba llamado 
á convertir y civilizar, después que los capitanes españoles 
habían asegurado su conquista por la fuerza de las armas. 
Las respuestas de los encomenderos á la Instrucción enviada 
por el Rey de España, aclaran en muchas ocasiones, am- 



INTRODUCCIÓN. XI 

plían en algnnas 7 confirman en todas cnanto observara 
antes qne ellos 7 dejó consignado en sn escrito el misionero 
Obispo 9 relacionándose tan íntimamente ambos documen- 
tos, qne pneden calificarse, según hemos dicho, de comple- 
mento necesario el nno de el otro. 

Estudiando detenidamente el manuscrito único, qne 
hasta ho7 se conserva de la Relación del F. Landa, 
pnede adqoirirse el convencimiento de qne, si en general 
es nn extracto, como lo indica sa título, ha7 en él alguna 
parte copiada literalmente de la obra original, 7 porcierto 
de lo mis interesante, cual es la que da noticia de hi,abun» 
daneia de edificios monumentales en Yticatán, con la des- 
crípciÓR de los de Izamal, Mérida 7 Chichen7za, que co- 
mienza á la página 354 de este tomo. 

Desde luego lo indica la soltura del leugu«'vje que en esa 
parte se advierte, más natural 7 corriente que el de lo de- 
más que va extractado, 7 lo demuestra la manera personal 
de exponer el autor sus impresiones, que se descubre 
también desde el principio de ella, pues al hacer notar 
tanto y tan señalado edijido como en aquellas tierras se 
labró, con no haber ningún género de metal en ella, dice: 
parné aqtd las razones qice he tiisto dar á los que en ellos 
han morado; 7 un poco más adelante, cou frase igualmente 
expresiva, afiade: y meando to allí se halló en un edificio 
que desbarátame un cántaro grande con tres asas,.*,., etc. 
Creemos que puede asegurarse en vista de estoa conceptos 
7 otros semejantes repartidos en todas ellas, que esa des- 
cripción de los famosos edificios está copiada exactamente 
como la escribió á vista de los mismos, trazando sus planos 
lo más aproximadamente que le fué posible, el P. Fr. Diego 
Landa. 



XU XNTBODUCCI^N. 

Pero hay eUffiL escrito de este Prelado on* parte cfmA- 
dbcable que no tiene relación alguna con el contenido de 
Iaji In^ttmecioma j saareapnestas,, y que, no obstante m in- 
dudable importancia, podría parecer íoera de m Ingar en 
este libro. Es la referente al calendario , á los signos ímt 
túnicos y al al&beto maya (1)- Sobre sa contenido 84» han 
hecho profundos estodioSi siendo indudable el gran ader- 
lanto que desde que el abate Brasseur de Bourbourg pco^ 
porcíonó el conocimiento del manuscrito de Landa se ha 
conseguido tanto en la inteligencia del año yncateco y exr 
pjicación de sa calendario, como á la formación de loe* kar 
tnns ó cido de los Mayas y signos con que señalaban sus 
épocas. 

No ha sido tan feliz , ni mucho menos, el resaltado en 
lo que se relaciona con el alfabeto maya* Conocida es de 
todos los americanistas la influencia que para, esclareci- 
miento de la historia de la América precolozabina hm d^e 
tener la declaración de los jeroglifícos grabados en lapier 
dra de las antiguas ciudades de la región central, el ansia 
con que los estudiosos se dedican & descifrarlos, porque se 
espera encontrar en ellos la luz para la historia y la, clave 
de muchos problemas científicos. La publicación del al&- 
beto recogido por Fr. Diego Ijanda hizo concebir grandes 



(1). Después de reunir laa noticÍM que pudo aioaiunr sobre la hSth 
toriii, la religión, las costumbres y hábitos de los. indios de YooatAat 
Diego LanJa creyó conveniente dar á conocer el calendario y los ka- 
turw, cuya combinación no puede menos de alabar..... Á esta noticia 
va unido un alfabeto con el cual sa han emprendido desde eoiioiaoeB 
todas las tentativas de interpretación de los monumentos escritoff 6 
esculpidos de la poDÍnsula de Yucatán. — (^Ensayo sobre la interprékh 
eión de la escritura kierática de la América cmtiralj por Hr. León Boa- 
oy.....— Madrid, TeUo; 1881.) 



raTR0Dücci(5», xam 

mpttwaxBtíBj pero desgraciadamente hasta ahora han qtte:- 
dado defrandadas. Cierto qne tanto en los escasos códices 
nurfas qne se conservan, como en los monumentos eseolpi- 
dos de Ohichen]rzay Izamal, Tikal, y todos los de la Amé^ 
rica del Centro, se encuentran repetidos muchas veces aijtie- 
neis signos que se dibajan en la Reladón; pero no lo es 
menos cque en los manuscritos yucatecos que poseemos no 
haya podido leerse una sola palabra aplicando él alfabeto 
que nos ha dado á conocer el célebre misionero...... (1). 

¿Cuál puede ser la causa de ese resultado? ¿Será, como 
algunos sostienen, que el alfabeto que presenta Landa es 
una adaptación, posterior á la conquista, de algunos signos 
antiguos yucatecos á nuestras letras, para hacerles así eo^ 
aooer á los indios, con ciertos caracteres suyos el sonido 
de los nuestros? (2).» 

Hechaza abiertamente tal supuesto nuestro ilustrado 
compafiero el Sr. Rada y Delgado en su obra tantas veces 
citada; asentando como fundamento de su opinión que para 
interpretar una escritura desconocida sin riesgo de incurrir 
en graves errores, bay que investigar en primer término 
el sistema seguido, y luego el idioma que con ella se escri- 
biera; descubrir si la escritura es ideográfica, simbólica ó 
fonética; y considerando los signos conservados por el Pa- 
dre Landa como un verdadero alfabeto, cree que la inuti- 
lidad de las tentativas para aplicarlo á la lectura de los 
códices yucatecos y de las inscripciones monumentales eb- 



(1) Rada y Ddgado, — ^Prólogo 4 la tradnomón de la obm de nÉm- 
dear León Rosxíy, pág. 11. 

(2) Ensayo sobre la América precolombina j por D. Narciso Sente- 
iiach.-*Toledo, Viada é hijos de P. Peláez; 1898, pág. 87. 



XIV INTBODUCCIÓN. 

triba en que no tenemos la noticia de cómo se combinaba 
el elemento fonético que fignra el alfabeto con el ideográ- 
fico y el figurativo de que también tiene parte la escritura 
maya, circunstancia esencialísima que no pudo ú olvidó 
consignar Fr. Diego Lauda; aunque de su trabajo se ha 
deducido una conclusión de gran interés, la seguridad de 
que la legua escrita en los monumentos yucatecos es sin 
duda alguna la maya; noticia que aporta un dato seguro 
para la fatura interpretación. 

De gran fuerza es el razonamiento del Sr. Bada; pero 
no sabemos cómo no ha llamado su atención la circunstan- 
cia de convenir tan exactamente el número de las letras 
del alfabeto fonético maya con el de las del castellano^ 
coinci<lencia que podría dar fundamento á la sospecha que 
aquél se adaptó á éste con un fin determinado; siendo tam-» 
bien de notar que tanto en las inscripciones monumentales 
jeroglificas, como en los códices yucatecos, aunque están 
repetidos muchas veces los signos que recogió Fr. Diego 
Lauda, se encuentran otros muchos, en gran número, que 
no caben en aquel alfabeto, y hacen por lo tanto imposible 
su aplicación. 

«Tendremos, pues, que averiguar, añade Mr. León Ros- 
ny, si el alfabeto de Lauda es realmente el alfabeto hie- 
rático maya, ó solamente una parte de este alfabeto, y 
después hasta qué punto debe aceptarse el valor que da á 
los signos que contiene. :d — En dos conceptos sintetiza mon- 
sieur Bosny el froto de sus estudios, y en nuestro entender 
está muy próximo á la verdad: «Ó este alfabeto no con- 
tiene los elementos de la escritura hierática de los manus- 
critos antigaos que poseemos, ó se nos ha dado de una ma-' 
ñera á la vez inexacta é incompleta.i> 



INTRODUCCIÓN. XV 

Xa conclusión i hasta ahora definitiva , la condensa tam- 
bién el mismo escritor en estas palabras: €El hecho es^ que 
el alfaheio de Landa no ha permitido hasta el dia leer de 
una marifir a formal una sola palabra escrita en caracteres 
hieráticos mayas*^ 

El grande y verdadero interés que entraña esta cuestión 
nos ha llevado tal vez á presentarla con mayor extensión 
de la que reclamaba naestro propósito, que no era otro que 
•xponer las razones que nos han movido^ df^spués de didar 
mucho, á suprimir en nuestro traslado esa parte de la Re- 
loción de Landa que se refiere á los signos y escrituras de 
los antiguos mayas (1). 

En las Instrucciones del Qobiemo español hay preguntas 
encaminadas á adquirir conocimientos del país nuevamente 
ocupado, su naturaleza, sus productos, su fauna y flora; se 
procuran datos acerca de la raza que encontraron allí los 
españoles, sus costumbres, religión, culto, ceremonias, y 
cnanto pudiera contribuir á la exacta noticia de su manera 
de vivir; y aunque se pregunta la temperatura de cada co- 
marca, las leguas que distan uno de otro cada uno de los 
pueblos, y hasta lo que quiere decir en lengua de indios el 
nombre de sus poblados, si se pudiera saber, ni por asomo 
se interroga á las autoridades y ancianos por la cultura 
intelectual de los indígenas, los libros que tuvieran, los 
anales históricos que conservaran. Todo esto y mucho más 



(1) T lo hacemos asi por intima convicción; pues para facilitar este 
trabajo bemoa debido á la generosa amistad del Sr. Rada y Delgado 
todos los grabados que le sirvieron para su hermosa edición de la obra 
de Bír. León Rosny, aunque, por las razones expuestas, solamente sa 
han utilizado los perfiles de los edificios, que pueden verse en sus la- 
gares respectivos. 



ZYI BfTBODÜCCIÓH. 

flKiQBClv6| flin dnda^ psn iníbnnftcíóii septtridft. Bn h pt6- 
senté 06IO se indnje, 7 ann eeo incidentalmentey d concepto 
(pregunta 5.^) de €9i hay diferentes lenguas en toda la 
previneia, ó si tienen alguna general en que hablen tódes.3 
No parece, poes, cosa pertinente lo relatíro & la eecrítara 
de los mayas; 7 como además esto hasta d presente es cosa 
tsn intrincada 7 debatida entre los sabios, nos decidimos á 
omitir ese fragmento de la Relaeián^ annqne siempre ocm 
d temor de incnmr en algtma censara, por más qnelo ba- 
gamos apo7ado6, como ya se dijo, ea opiniones de mn7 re* 
potados americanistas. 

Josa Masía Assnsio. 



RELACIONES 



HISTÓiOCO-GEOGRilFiCAS 



DE LAS PROVINCIAS DE TUGATAN 



I. 



RELACIÓN DE LA CIUDAD 

DE VALLADOLID. 

En la villa de valladolid de las provincias de Yu- 
catán Co^umel j TabascOy en ocho dias del mes de 
abril de mili e qainientos e setenta e nueve años, ha- 
Uendo visto el Ilustre Sefior don diego samuento 
de figueroa, alcalde mayor en esta dicha villa, y los 
señores Justicia y Regidores de este ayuntamiento 
conviene a saber : Joan Vellido y pedro de valencia, 
alcaldes ordinarios, e blas gonqalez e juan bautista 
de vargas y bemaldo sanchez, Regidores, lo pro- 
Teido e mandado por la majestad real y el muy Ilus- 
tre señor don guillen de las casas, gobernador y ca- 
pitán general por su majestad de estas provincias en 
8U real nombre, acerca de que se haga Relación ver- 
dadera de las cosas que que en estas provincias de 
valladolid hay, conforme á los capítulos e suscre- 
cion en molde que para ello se les dio, visto lo 
que verse debia, tratado e consultado sobre ello , fue 
acordado, para que mas acierto fuese , se nombrasen 
tres personas de los primeros conquistadores de to- 



4 DOCUICENTOS INÉDITOS. 

das estas provincias de Yucatán y personas honradas 
y de confianza, las caales faeron blas gonzalez e 
alonso de villanueva e joan gutierrez picón , vecinos 
de esta villa, y juntamente con el alcalde mayor y 
los señores deste ayuntamiento hicieron la declara- 
ción siguiente, la cual va firmada de sus nombres al 
fin de ella. 

CAPitüLO 1. Primeramente en los pueblos de los 
españoles se diga d nombre de la comarca o provincia 
en que están y que quiere decir el dicho nombre en 
lenguaje de indios y por que se Uam/) asi. 

abiendo enviado el ynbictisimo enperador don 
Carlos, cesar quinto de este nombre, que santa glo- 
ria aya, a don francisco de montejo a conquistar es- 
tas provincias de Yucatán, Coqumel y Tabasco con 
titulo de adelantado gobernador y capitán general 
de ellas, entro a las conquistar el afio del Señor de 

* 

mili e quinientos y veinte y ocho años y metió en ellas 
para la dicha conquista quatrocientos ombres de a 
pie y de a caballo, todos españoles de pelea, y dán- 
dole algunas guaqabaras los naturales de estas pro- 
vincias de valladolid, que fue el principio de su con- 
quista, no pudiéndose sustentar por la gran pujanza 
de gentes que de naturales abia, le convino al dicho 
adelantado montejo ansi por esto como por huirsele 
la mayor parte de su gente para el Piru y otras par- 
tes salirse de la tierra y de todas estas provincias de 
y ucatan, con perdida de mucha gente que le mata- 
ron los naturales; y estando en las provincias de 



BELACIONES DE YUCATÁN. 5 

Chiapa^ en las quales a la sazón gobernaba las dichaií 
provincias, acordó de enviar a don francisco de mon- 
tejo, su hijo, y a francisco de montejo su sobrino a 
conquistar las provincias de Yucatán y Cozumel que 
eran de su descubrimiento y adelantamiento, Repar« 
tiendo la dicha conquista de esta manera : dio a don 
francisco de montejo su hijo la conquista de las pro- 
vincias de la ciudad de marida y campeche, y a fran- 
cisco de montejo su sobrino las provincias de esta viUá' 
de Valladolid, las quales fueron llamadas de estoe^ 
nombres. En tiempo de su gentilidad llamábase este' 
asiento de valladolid Qaquivae a imitación que en un- 
cerro grande de piedra que en el habia; estaba un- 
ydolo que los naturales adoraban que se llamaba Ae^ 
4¡qquwaej y de quatro a quatro afios habia cierta pelea 
entre los naturales unos contra otros, sobre quien 
Uevaria una bandera que tenian de ordinario puesta^ 
y enarbolada en aquel cerro alto en medio del ; y ansi 
por esto, corrupcta la letra, llaman a esta villa de va- 
lladolid los indios y aun los españoles Qaqui. abia 
en esta villa de valladolid un capitán llamado Naca^ 
hunnoghj muy temido y valiente, al qual muchas 
partes de los naturales y Tzincabesj que son ahcopu- 
les de la provincia de teqemm^ le temian, y estos le 
enviaban presentes por tenerle grato, ansi de cuzcm^ 
que eran de mucha estima, a manera de corales, 
enviando á saber de este capitán y señor si estaba' 
con ellos enojado o les quería mover guerra. A este 
NaeaJwmiogh^ como capitán general, particularmente 



^ DOCUMENTOS IMÍDITOB. 

le estaba encomendado el gobierno de la guerra^ la* 
cluianse ansi mesmo en esta oonquista de francieco 
de montejo otras tres provincias que al presente soa 
sujetas a esta villa de valladolidí llamadas destos 
l^ombres: la provincia de Cochuoy que antiguamente 
^ llamaba ansi y al presente se llama, se llamo de 
este nombre, por aber en ella muchos cerros de pie- 
dra y tierra hechos a mano y siempre era abondosar 
de maiz y los demás bastimentos mas que estotras 
provincias, y aun en los afios estériles; y especial se 
Uamo de este nombre, porque generalmente se lla- 
maban asi los señores en tiempo de su gentilidad qae 
beran grandes guerreros. Las otras dos provincias se. 
llamaron la una de los Tacees y la otra la provincia de 
CUdquinchél^ que quiere decir arboleda delponientef 
esta cae cercana a la marina á la parte del norte, 
esto es lo que cerca destos nombres se ha podido 
saber. 

Capitulo IL Quien fue el descubridor y oanquis^ 
tador de la dicha proxnnda y par cuya orden e man*' 
dada se descubrió y el año de su descubrimiento y con^ 
quista lo que de todo buenamente se pudiere saber n^ 

abiendose hallado el ca{¿tan francisco de moat^ 
en la oonquista y pacificación de la cibdad Merida y de 
Qampeche y ayudado a poblar la dicha ciudad y villa. 
4e Campeche, comenzado a darse en ella Repartimien* 
tos de yudios a los que las abian conquistado, partió < 
de la Aibdad en demanda de la conquista y descubrid 
miento que le era dado por el adelantado 



mi tso^ ei aAo del Señor de mili qaam$m!Úm e qpiareiite 
e doemjlQBy ooi^aesentasoIdadM^yU^oaT^RW^ulti^ 
Bo temmo de la cndad de Merids, j alli wtmeVo ra 
real para acordar la orden que temía en prinaipiar 
tu cBOüfiDBta^ yeetando alli espacio de ^fiatro OMesi 
le TÍnieroii de pas algunos pueblos destas provincias 
dé TaliadoHd, siendo el pnmero qae dio la paa y 
obediencia de 7epop; y a este se le mando por el ea^ 
pitan hacfflr randios para se alojar con sn gente, k> 
qnal fue hecho por los naturales de aquel pueblo, 
TCscibiendo de pas en el al capitán francdseo de mon* 
terfo, a loa qoales resdbio e puso por vasaltoe de su 
majestad. Y estando i^K un mes, pooo mae o menee, 
ae partió y Uego al pueblo de IsetmHj que cae en la 
proTÍncia de los Copfdés^ y alli le vino de paz la pro- 
vincia de Chiquinékd^ questos eran seAores de la mar 
que [en] aqaella parte lea eaya dd norte, y queríeu'- 
éa proseguir en m conquista, salió de alli y por sui» 
jomadks) U^o a un pueblo muy grande y» muy po- 
hlado de naturales llamado Chuaca en lengua* de yn* 
dios^ que la significación desto propiamente quiere 
dednr agua larga; y paresdendb al capitán lagar acó*- 
modado para poblar en el con los espafíolcB, asente 
real órilSas de una gram laguna de agua duloe, a la 
parte del peínente de la dicha laguna, qtaedanda di 
fffieblo^ délos naturales a la parte del norte a la ftldá 
de la laguna, k qual era de agua muy hetadable, de 
longitud: d» dea tiros de escopete y de imch0 mas de 
BÍt ti«o* Criase en esta laguna un pescado; mediano 



S : DOOUAIKNTOS INÍDIT08; ' 

que llaman diahaeas, que propiamente son mojarras/ 
y caymañea, que llaman lagartos. Esta esta laguna 
por tierra llana [de] la mar del norte espado de trea 
leguas; y en este puesto, el afio del seftor de mili 
quinientos quarenta y tres se pobló una villa por el 
capitán general francisco de montejo y la puso nom-> 
bre Chwtca^ a imitación de este pueblo grande de 
naturales que junto a si tenia de la otra parte de 
la laguna, como esta referido; rodeaba este lago mas 
de dos leguas de prado de yerba que acá llaman qa^ 
bañas , muy llanos y sin ningunos montes que los 
asombren en estas dos leguas. Es tierra abundante 
de cazas y yerba para los ganados y mas fértil, sin 
comparación, que estas otras provincias. A este asien« 
to de Chuaca le vinieron de paz muchos pueblos de 
las provincias de los TaceeSj que erali alU vecinos, y 
algunos de los Copules^ que estaban poblados hazia 
este asiento de valladolid ; y . visto ipor el capitán 
montejo que los yndios de la provinda de OoditM no 
querían dar la paz y que estabaíi rebeldes, a pocos 
dias poblada la vUla de Ghuacá^ partió de ella con la 
mayor parte de su gente para la provincia de Cochuá^ 
dejando en Chuaca por su lugar tenimte a fran* 
cisco de Oie^a. Y entrando conquistando la tierra^ 
llego a la provincia de Cachua^ que estaba quarenta 
leguas de Chuaca^ en lo. qual paso el y los que con 
el iban grandes hanbres y travajos, teniendo como 
tuvieron , muchos encuentros y escaramuzas con loii 
naturales; y dezando la mayor parte de ella pácifi-^ 



BCíiACIOtn» DE YUCATÁN. 9 

ca, se volvió a la villa de Chinaca. Y estando de asien- 

• 

to en ella, quiso gratificar a los que bien lo hablan 
8WvidO| dando Repartimientos de yndios en nombre 
de su majestad a qnarenta y cinoo vecinos, en este 
mismo año de mil quinientos quarenta y tres años, a 
los quales se les dio titulo de encomienda de ellos; y 
estando en esto le vino nueva que la provincia de los 
Captdeé y de Cochua estaba rebelada y no acudían 
como solian a la obediencia, y para remedio de ello 
y pacificarlos, determino de enviar a francisco de 
Cie^ con voz de capitán con veinte soldados, el 
qual vino a este asiento de valladolid, y sabido por 
el dicho capitán firancisco de Cie^a quienes heran los 
chilanes amotinadores y reveldes, hizo castigo exem- 
plar en ellos justiciándolos, lo qual fue causa que la 
tierra se sosegara y los yndios cesasen de dar guerra 
y acudiesen con los tributos a la villa de Chuaca^ que 
estaba veinte leguas del asiento que ahora tiene va^ 
Uadolid. Y esto hecho, llevando algunos rehenes y 
bastimentos, se volvió el dicho firancisco de Ciega a 
la villa de Chuaca. En este mismo año determino el 
capitán montejo pasar a la isla de Cozumel^ y sa- 
liendo de Chuaca con este disigno, dejando en su 
lugar al maese de campo bernaldino de villagomez, 
IL^o a un pueblo y puerto de mar llamado Pde^ el 
qual esta frontero de la isla de Cozumel y divide la 
una tierra yi la otra un brago de mar del norte de qua* 
tro leguas; este brazo de mar es de mucha corriente 
7 mar alterada, y queriendo pasar con su gente el 



10 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

capitán francisco de montejo a la ysla de Ot^umdj 
no teniendo canoas para ello, detennÍDO enviar a la 
dicha ysla por canoas a un soldado llainaida pedir» 
duran, el qaal ñie y tmxo las dichas canoas que halio 
en la costa de la ysla y de esta otra porte de la tierras 
firme, las cuales asi tray das se raoibarco el dicho capi'- 
tan montqo y loe que con el iban, [y] dándoles un' 
temporal en medio de este bra^o de mar, le fue for-' 
zoso al dicho Capitán volveren demanda de 1» tienw 
firme de donde abia salida, [y} estando en riesga 
de perderse, llego con su canoa y otras algunas si 
puerto de Pole, habiéndose de aquella refiriega abo*- 
gadosele un español y los indios que con el iban. Al- 
gunas canoas de las que abian salido con d didho oa^' 
pitan cuando arribo, tomaron la ysla de Cozumdj losr 
quales trayendo los señores y principales de la dicha. 
ysla al reconocimiento de su capitán y otros muchos 
yndios, les dio un norte con el qual se ahogaron nueve 
ombres, desafandose las canoas de como iban, y eosi^ 
ellos muchos 3mdios que al remo y gobierno de ellas 
llevaban, y tomando la tierra, llevaron ante su Ca<- 
pitan a loe señores de la isla de Cozumel-^ los qiia-« 
les le presentaron mai£, miel y gallinas,' el capital^ 
montejo los recibió agradablemente y poniéndolos 
por vasallos de su majestad y dancEoles licencia, se 
volvieron a la isla de Commd. Sabido la muerte de 
los españoles por los yndios de las provincias de los 
Capules y Cachua, aitendiendo qne se habían aho* 
gado el capitán y la mayor parte de los españoles^. 



BKLAdOMSS BS TüCAtIn. U 

eom AsaroA a alterarse y rebdarse contra la Corona 
Real , 7 aai le convino al capitán montejo antes de 
Tolyier a la villa de Chuaca entrar en el riñon de la 
tierra, qae es este asiento de Valladolid, provincia de 
los Copulesy a la qnal le vinieron de paz todos lo» 
naturales de esta provincia de los Copules^ y no aeu^ 
diendo la provincia de Cachua con la obediencia, de- 
termino desde este asiento de Yalladolid enviar al 
capitán francisco dfe Cie^a a la dicha provincia de 
(Joehtia con veinte soldados, el qual fue a día por 
caminos cerrados no sabidos* Después de enviado al 
cUeho francisco de Cie^, el capitán montejo ae fue 
a la villa de Chuaca y prooguiendo su derrota el di* 
eho frandsco de Cie^, 11<^ a T<Jn, ultimo pueblo 
de Cochmij y tomo, por mandado de su chitan ge*' 
neral, ea nombre de su majestad, ia posedon de 
aquella provincia, porque no la tomase el capitán 
gaspar Pacheco, que iba a conquistar Im provincias 
de Ghetemai^ que es d(mde ahora esta poblada una 
villa de espafioles que se llama la villa de la nueva 
Salamanca, que es de esta conquista e gobernación; 
lo qual hedió, el capitán francisco de Qie9a se volvió 
a^la villa de Chuaca. 

C&PiTUiiO IIL Y generalmente el iemperamento 
y calidad de la dicha provincia o comarca^ si es muy 
fría o caliente o húmeda o eecay de muchas aguas a 
pocasy y cuando son mas o menos^ y los vientas que 
aarren en Mas que tan violentos y en que partes son y 
en que tiempos del año. 



13 DOCUMENTOS IHÉDIT08. 

£1 temperamento de esta provincia de Chiqmnchd 
y Chuaca es hnmedo y frió mas qae estas otras pro^ 
▼indas y mas templado ^i verano; cánsalo aber eoí 
ellas machas pluvias y muchas lagunas; haoense al* 
gunos cenagales, enlamándose la tierra, que no se 
puede andar por ella, y secándose todas las mas la* 
gunas de estas, cansan malos vapores de la tierra; 
esta siempre en un ser sin secarse esta lagaña de 
Chuaca. Llueve con grandes torbellinos de viento y 
continuas aguas desde junio hasta mediado agosto, 
y de alli en adelante, con aguas no tan recías, vien- 
tan grandes nortes, lo qual causa muchas muertes de 
naturales y aun de espailoles , abiendo enfe'meda*' 
des de catarro y barriga entre los naturales y aun de 
espafioles. Este viento norte destruye los maizales, 
que es el sustento que los naturales y espafioles co* 
men y no usan de otro pan; duran hasta mediados de 
febrero, y de alli en adelante vientos Suestes, que* 
son irnos ventazos desabridos polvorosos; estos can-» 
san sanidad a los indios y agostan la tierra para la 
poder cultivar, labrar y quemar para sus sraienteras, 
asi de maiz como de algodón , agi y frisóles y todo 
genero de sustento. 

Capitulo IV. Si ee tierra llana o áspera^ roM o 
montosa^ de muchos o pocas ríos afuentes^ y abundosa 
o falta de aguas, fértil o falta de pastos, abundosa o, 
estéril de frutos y de mantenimientos» 

Este Chuaca, como atrás refiero, es tierra llana, no 
tiene monte en su contomo, sino muy grandes prados < 



BXIiACIONES DE YUCATÁN. 13 

^ue llaman ^banafl, donde 86 podrían i^centar die^ 
mili cabezas de ganado vacuno; no es fragosa de pie^ 
dras como estas otras provincias; es tierra llana que 
se puede arar; es abxmdantisima de caQa y frutales 
de todas maneras; en esta provincia se daba dos veces 
jnaiz en el afio; no tiene ningunos ríos, sino estas 
laifpinas de agua dulce, que tiene nmchas en distancia 
de tres leguas ; de una o dos de estas lagunas salen 
dos frientes, y estas corren algún tanto por la tierra 
adentro, aunque no mucha distancia; tien^i salidas 
estas v^gas; grandes montañas de arboles de copal, 
que es una resina a manera de yncienso y otros de 
frutos silvestres. Entiéndese se podrían sacar rega* 
dios para aquestas vegas de esta laguna de Chuaca 
y de algunas ftientes; es umeda la tierra, a causa de 
tener el agua a menos de a braqa. 

Capitulo V. De muchos o pocos yndios y si ha 
tenido mas o menos en otro tiempo que ahora y las 
causas que deUo se supieran^ y si los que ay estaño 
no están poblados en pueblos formados y permanentes 
y el tedie y suerte de sus entendimientos^ yndinaciones 
y manera de vivir ^ y si ay diferentes lenguas en toda 
la provincia o tienen alguna general en que hablen 
iodos. 

Este pueblo de Chuaea era de mili vecinos al tiem- 
po que el capitán francisco de montejo pobló alli, 
los quales estaban en pueblo en alguna manera per- 
manente e formado, con sus casas de piedra de alba- 
fleria (jsic) cubiertas de paja, donde hadan sus conT 



14 DOCDirENT^S IirÉDIVOS. 

gregadones j mercados, auiique no compasadas las 
calles, teniendo los 'v^ecmos de aquel pnebio sos casas 
grandes de madera mfuy faerte, cubiertas de guano, 
^ue €8 la hcja de un árbol a 'manera de palma; estxM 
yndioa y las yndias de Chuaca son de mas sutil en- 
tendimiento que los de las demás provincias, y la 
gente de Chiqídnchd mas cortadas en sus razones 
elloa 7 ellas, y mas pulida la lengua que hallan, 
aunque es toda la de Yucatán una. Despoblando la 
villa de alli los espafioles, los fray les, queriéndolos 
acercar a su cabecera de doctrina, les quemaban las 
easas, y ellos, de congoja de verse apartados de so 
natural, se morian y muchos se huyan, que hasta oy 
no han vuelto a su vecindad; queriéndoles volver 
tres años a su asiento antiguo, no se hallaron sino 
veinte yndios, y estos están poblados en su cabecera; 
tienese creydo que el mudar aguas y temple y aber 
trabajado tanto en pasar sus arreos, les causo la 
disminycion tan grande que este pueblo tuvo. 

Capitulo VI. El altura o elevación del polo en que 
están los dichos pueblos de españoles^ si estuviere to- 
mada y ^ se supiere o ubiere quien la sepa tomar o 
«n qw dios del año el sol no ec/ui sombra ninguna al' 
punto del medio dia. 

Esta Ckuaca en elevación del Pdo 2V y medio; el 
sol, al punto del medio <tia, da su sombra todo el 
afiOÉ, 

Capitulo VIL Las leguas que cada dbdad ^ 
púdolo de españolee estuviere de la dbdad donde resi- 



BJELAGIOIIXS DE TÜCATÍN. 35 

diere la audiencia en cuyo distrito cayere o del jme- 
blo donde ^residiere d gobernador a quien estumero 
et^eta y a que parte de las dichas 4ábdades o pueblos 
estuviere. 

"Rstah^ Chuaca apartada de dicha ciudad de Meri'- 
da^ cabecera de esta gobernación y obispado, dís^ 
taneta de cuarenta legoas pooo maa o misnos; caja la 
cibdad de la villa de Cbuaca algún tanto elevada al 
eBsoroeste; caya este asiento que después se pobló, y 
ahora esta poblado, de Valladolid, con los vecinos de 
Ckuacoj veinte leguas de Ghuaca a la parte del sur, 
la tierra adentro, camino Real de Gochua y de la villa 
de la Nuesoa ScUamanca,' qpe llaman de Bacalar. 
dk3«ade están poblados los españoles. 

Capitulo YIIL Asi mesmo las Imitas que distare 
cada cibdad opuAlo de españoles de los otros con 
quien partiere términos, declarando a que parte cae 
de dlos^ y si las leguas son grandes o pequeñas y por 
tierra llana o doblada, y si por caminos derechos o 
torcidas, bwncs ó malos de caminar. 

Los términos y limites que tuvo la villa de Chua- 
ca Bon los que ahora tiene la villa de VaüadoUd, los 
euales corren este a ueste desde el ultimo termino 
al lotro qusrenta l^uas hasta sus últimos términos; 
eaefe Isa <áudad de Merida a la villa que se pobló y 
esta poblada de Vaüadolid, Lesnorueste; dividense 
los términos once legnnas de su asiento, en xma venta 
que liavMín yocajeque^ Uamose yoquajeque, porque 
fadñendo en el un gran lago de agua muy hondable, 



16 DOCUMENTOS IKÉDITOS, 

dicen los naturales que cayo en el una estrella con 
grandes pluvias, y asi se deja entender, pues al estrella 
del alba llaman noch eque; esta cae al oeste, desando 
quarenta leguas de alli al puerto de Conü^ al este, y 
éste es el ultimo termino de la tierra firme; a el 
norte divide los términos el puerto de hokoben y rio 
de Lagartos^ con los últimos términos de la nueva 
salamanca que distan del Rio de Lagartos, quarenta 
leguas a la banda del Sur, quedando el rio y puerto 
de holcoben a la parte del norte. Los caminos que 
generalmente se usan, sacadas tres o quatro leguas 
de la villa de Chuaca , de unos a otros pueblos, son 
fragosos de piedra, aunque tierra llana, por ser toda 
la mas una peña viva; es, muy montuosa, los caminos 
torcidos y mal abiertos la piedra que ansi ay paresce 
de arrecifes muy malos de costa de mar. La mayor 
parte de los naturales están poblados entre muchos 
peñascales, sin hallarse en ellos tierra para una car- 
rera de caballo. 

Capitulo IX. M nombre y sobrenombre que tiene 
o ubiere tenido cada cibdad o pueblo y por que se 
hubiere Uamado assi {si se supiere) y y quien le puso 
el nombre y fue el fundador de ella, y por cuya orden 
y mandado la pobló, y el año de su fundación, y con 
cuantos vecinos se comenzó a poblar y los que al pre* 
senté tiene. 

viendo el capitán montejo que en espacio de poco 
mas de un año se le abian muerto del servicio y 
amigos que habia llevado a Chuaca mas de seisden- 



SKUkCIOHBtf DE TUCATÍJÍ. 17 

t08 judSoñ j dlgimoa espafioles, y que la tíorra «m 
«ifinmia, plaviosa 7 amida y estar muy a traernaao 
de loa Bepaitimieiitoa, que loe mas eayan en este 
aaittito de VaUadolidj detormino paear la villa y ve* 
cinoB de Chuaea a este asieuto de VaUadoüd ya di- 
cho, lo uno for estar en comedio de toda la tierra, y 
lo otro por ser tierra mas sana y nuw seca que Chuaea 
y de menos pluvias, mas estéril de fructos en parte y 
no en todo; y determinando pasarla, lo poso por obra 
y pobló la villa de VaUadolid el aflo de mUl y qui- 
nientos e quarenta y cinco afios, con trunta y nueve 
encomenderos de yndios, dejando en el asiaato de 
Chuaea un alcalde para hasta ver si estotro asiento 
hera permanente; llamóla el dicho capitán montejo la 
villa de VaUadolid a imitación de la de espafia, y 
ansi es la mejor villa que se halla en las Yndias. 

Capitulo X. M siHa y asiento donde loe dichos 
pueblos esíumerenj si es en alto o en bajo, o llano, con 
la traca y designo en pintura de las calles y plazas y 
otros lugares señalados de monasteriosj como quiera 
que se pueda Rascuñar fácilmente en un papd, en que 
se declare que parte dd pueblo mira al mediodía o al 
norte. 

Esta poblada la villa de VaUadolid en el comedio 
de toda la tierra de los Acopules y en medio de las 
provincias de Cachua [y] Tacees, cayéndole a la 
ádda de la marina la provinda de Chiqwnchd; esta la 
villa de VaUadolid en elevación del polo veinte y un 
gndo; fue tomada el altura por dos pilotos a diez y 



18 DOCUMENTOS Iir¿DITOS. 

seis días del mes de febrero de este afio de mili y qui- 
nientos setenta j nueve afios; el sol al punto del me- 
diodía, da sombra todo el año. demórale la cibdad 
de Merida, cabecera de esta gobernación, al oeste 
quarta al norueste ; la villa de Bacalar al sudoeste, 
la bahya de Conü^ últimos términos de esta villa, al 
este quarta al nordeste, y el puerto y rio de los 
Lagartos al Norte, dista de esta villa la ciudad de 
Herida treinta y tres leguas; fundóse el pueblo de 
los españoles en unos prados cercados de mucha ma- 
leza de piedra y arboleda silvestre. Hay en los mon- 
tes y fuera mucha piedra, ansi movediza como del ta- 
maño de un buey y mayores; en su nacimiento si- 
tuóse en medio de dos zenotes de agua dulce, que 
son a manera de aljibes; tienen de su nacimiento cada 
uno de estos zenotes tres o quatro bocas por donde 
sacan agua los naturales, del tamaño de pozos de nues- 
tra españa, y mayores y menores ; tienen el agua a 
trece brazas desde la boca; extiéndese abajo, pasadas 
dos bracas que las bocas tienen de peña viva, gran 
concavidad en gueco muy grande, mas de ciento y 
setenta pies, haciendo abajo una tabla grandísima de 
agua de este tamaño que parece esta represada, de 
extraña hondura; muchos dicen corren las aguas de- 
bajo; tiene en lo gueco grandes socarrenas y puntas 
de peña a manera de salitre, que crecen y están des- 
tilando agua todo el año ; crifuse en estos zenotes un 
pescado pequeño a manera de bagres marítimos, pero 
no tan grandes; ay de estos zenotes muchos; esitan 



BBLACIONES DE YUCATÁN* 19 

estos dos zenotes apartados uno de otro dos tiros de 
escopeta, en medio de esta villa de VaUadclid^ al 
tiempo que se pobló, en la plaza de ella, le caya un 
cu de piedra, hecho a mano, muy alto; tenia en la 
cumbre de el muy blanqueada y hecha una piega que 
se veia dende lejos, y allí tenian aquel idolo que atrás 
dije en el primer capitulo, donde los indios iban a 
idolatrar; era este cu cerro de proporción redonda, 
ocupaba en contomo mas de cuatrocientos pasos; 
arriba era seguido, no tan ancho ; llamábase cu porque 
ansi llamaban los yndios a sus dioses que adoraban ; 
tenian sus y dolos en la casa de arriba, hechos de 
barro, de la forma de macetas de albahaca muy boca- 
deadas, con sus pies, y en ellos hechos rostros mal 
ajestados y disformes de malas cataduras; echaban 
dentro de este ydolo una resina que llaman cópala a 
manera de yncienso, y esta en reverencia ofrendaban 
y quemaban, que daba de si muy gran olor, y con 
esto hacen contino sus ritos, cerimonias y adoracio- 
nes ; esta aun el dia de oy, y que se puede bien ver lo 
que este cu ocupaba. Trazo el capitán montejo esta 
villa norte sur y del este a oeste; miran las calles al 
norte y al sur; diole grandes calles de quarenta pies 
en quadra; tiene en la dicha plaza, frontero de este 
cu^ a la parte del sur, un templo mediano de tres 
naves, cubierto de teja a lo pulido, con sus pilares 
de piedra bien arqueados de cantería y albañeria; 
suben a el por seis gradas; de la iglesia al nacimien- 
to del sol , en la calle Real , ay y se va fundando un 



20 DOCUMENTOS INÉDITO& 

oepital de la Sancta Veracruz ; fue mandado edificiir 
y obrar por don diego sarmiento fígueroa vedno d% 
esta dicha villa y alcalde de la cofradía de la Sanet» 
Veracruz que ha sido y al presente lo es. Tiene la 
YÜla y templo esta figura ( 1 ) : 

Es tierra mas sana que la de Chuaca; criansemu'- 
chos nlfios de españoles y de naturales. Poblada esta 
villa, se fue el capitán montejo a la ciudad de Me^ 
ridüj dejando en su lugar al capitán francisco de 
Cie^a. Fuera de esta villa, poco mas de un tiro de 
arcabuz, esta poblado un monasterio de frailes fran^ 
ciscos menores de la observancia, muy fuerte, con su 
yglesia de bóveda de albafi^ia y cantería, con su 
claustro de quatro quartos y corredores en lo alto, en 
los quales hay muchas celdas, todas de bóveda; tiene 
grandes estribos a manera de. fortaleza ; son las pare* 
des de anchor de diez pies y en partes mas; esta muy 
almenado ; es conforme a esta figura ; van a el por 
una calzada hecha a mano con muchos arboles muy 
sombríos, que llaman seibos^ a manera de nogal. 

Y el año de mili e quinientos e quarenta y seis, 
por el mes de noviembre, fue quando los naturales de 
estas provincias de Válladolid se alearon contra la 
Real Corona y mataron a diez y ocho españoles que 
estaban derramados por sus pueblos, fuera de esta 
vüla; friyendo dos hijos de magdalena de cabrera, 
en copal, en el pueblo de Chemax^ que se hallaron 



(1) La relación príginal lleva aqui un disefio. 



BELAdONKS DE YUCATÁN. 21 

dUi OBtudiando y aprendiendo las leb'as en compafiia 
de un conquistador que los enseñaba ^ que ae decía 
Joan lopez de mena ; y al uno de ellos friyeron vivo 
j en los demás españoles hicieron grandes cruelda- 
des, sacándoles los corazones estando vivos, matando 
asimluno a mas de seiscientos yndios del servicio 
de los españoles ; y entre los que mataron fueron el 
maestre de campo y alcalde hordioario, que a la sa- 
zón era, bemaldino de villagomez, y juan de villa- 
gomez, su hermano, y a Hernando de Aguilar, per- 
sonas señaladas, no quedando en esta villa de Va- 
üadoUd mas de veinte y dos vecinos: y visto por el 
eabildo el estrago hecho y que sin socorro de la ciu- 
dad de Metida no podían sustentarse, enviaron con 
gran diligencia a pedirlo, eligiendo a alonso de vi- 
Uanueva, que era alcalde, por capitán, y este sostu- 
TO la villa veinte días hasta que vino el socorro, dán- 
doles cada dia arma. Llego de la ciudad de Merida el 
capitán francisco tamayo con treinta y dos hombres 
y algunos amigos indios ; y luego el otro Capitán 
francisco de montejo con veinte hombres, trayendo 
'Ooosigo a francisco de Cieqa que a la sazón venia de 
ka provincias de Chiapa; y dejando el socorro, les 
capitanes, abiendo hecho algunas salidas y ranche- 
rías, quedo el Francisco de Cieza en lugar del capi- 
tán montejo^ y por justicia mayor y con vo2 de 
capitán salió a la provincia de los Taceea^ doce leguas 
de eeta villa, y pacificando los naturales, hizo algunas 
otras salidas, y estando y volviendo de paz dentro 



'22 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

de quatro meses, por aver castigado el dicho francisco 
de Cieqa a los culpados 7 hecho justicia de ellos, 
quedo pacifica como al presente lo esta, y no que- 
daron en esta villa y sus provincias mas de treinta 
y seys encomenderos de yndios, yncluyendolos el 
capitán montejo en este numero los que antes avia; 
y al presente no ay mas encomenderos, aunque mu- 
chos vecinos sin encomienda que se an casado con 
hijas de conquistadores, que parece abra setenta ve- 
cinos entre encomenderos y demás vecinos. 

Capitulo XI. En los pueblos délos yndios sola- 
mente se diga lo que distan dd pueblo en cuyo corre- 
gimiento o jurisdicción estuvieren y del que fuere cerca 
su cabecera de doctrina. 

Esta esta villa de VaUadolid cercada a una joma- 
da de quarenta pueblos, sin otros tantos que a veinte 
leguas y a quince de su distrito tiene sujetos a esta 
villa, en los quales hay ocho mili naturales tributa- 
rios, sin otros relevados de tributa) a los españoles. 

Capitulo XII. Y assi mismo lo q%ie distan de 
los otros pueblos de yndios o españoles que en tomo de 
si tuvieren^ declarando en los unos y en los otros a que 
parte ddlos caen^ y si las leguas son grandes o peque- 
ñas y los caminos por tierra llana o doblada^ derechos 
o torcidos. 

Están estos pueblos los mas por los caminos rea* 
les norte sur y leste a ueste hacia la ciudad de Me- 
rida ; ninguna de estas poblaciones de naturales esta 
apartada mas de una jornada; para ir a los dichos 



BKLACI0NE8 DE YUCATÁN. 23 

pueblos son los caminos fragosos de mucha maleza 
de montaña y piedra ; lo mismo son los que se usan 
para esta villa, no pudiéndose muchos de ellos andar 
a caballo* 

Capitulo XIIL Iten lo que quiere decir en lengua 
de yndios d nombre del dicho pueblo de yndioa^ y por 
que se llama asi si hubiere que saber en elhj y como se 
llama la lengua que los yndios dd dicho pueblo ha- 
llan. 

Llamaban antiguamente los jndios de la provincia 
de Chiquinchel a estos de esta villa de Vaüadolid y 
las demás provincias de los Coptdes y Cochuast Ah 
mayasj ultrajándolos de jente soez y baja, de viles 
entendimientos y ynclinacíones. 

Capitulo XIV. Cuyos eran en tienípo de su gen- 
tilidad^ y el señorío que sobre dios tenían sus Señores j 
y lo que tributaban^ y las adoraciones, ritos y costum- 
bres buenas y malas que tenian. 

£1 mayor Sefior que en este asiento de Vaüadolid 
y su provincia habia en tiempo de su gentilidad, era 
un Atzuc Copul; a este reconocían por Sefior, y en 
sefial de vasallaje, de su voluntad le hacian ima se- 
mentera de maiz fiísoles agi y algodón acudiendole 
con algunos presentes de venados y otras ca^as ga* 
liina, y todo genero de comidas cuzcas coloradas que 
es un genero de gueso entre ellos de mucho valor. 
Tenian su alqtdnec, que este era el que los casaba y 
anunciaba las cosas por venir; y estando el enfermo 
muy al cabo, tenia por abuzo y costumbre, antes que 



2í DOCUMENTOS INÉDITO». 

68pira66| porque no penasoí quebrarle los loi]io% y 
ansí lo llevaban al campo , yendo ios de su casa a 
ca&srle pigaros, y ansi casados se los ponían junto a 
este muerto, diciendo que para tan largo camino abia 
menester comer* 

Ansi mismo tenían sus meses, contando cada luna 
treinta días, y el primer día del año, antes que ama- 
nidcíese, todos y el alquin aguardaban y esperaban el 
sol, haciendo gran fiesta aquel día. Tenían por cos- 
tumbre para bendedr un cu^ donde ponían los y dolos, 
tomar del agua y rocío que abia en las hojas de los 
arboles y con esta en el lugar donde abian de ser 
puestos, con un y sopo, el a¡qtdnj revestido coa su 
manera de alba y casulla y una manera de mitra y su 
monacillo , bendecir y hacer muchas cerimonias, y 
con gran reverencia ponían aquellos ydolos y echa- 
van agua en todo aquel lugar. 

Tenían una corteza de árbol en el qual escribían y 
figuraban los días y meses con grandes figuras en el 
y allí escrílHan, descojido este libro seria de largo de 
seis bragas y algunos mayores y menores. 

ocho leguas de esta villa están unos edífidos lla- 
mados Chichiniqa^ en los quales hay un óu hecho a 
mano de cantería y albafieria, y en este edificio hay 
en el mayor edificio noventa y tantos esoalonea, es- 
calera toda a la redonda hasta subir a la cumbre de 
el; aera de alto cada escalón poco mas de una ténát; 
enoíma esta una macera de torre con sus píéaás; este 
úu cae entre dos eenotes de agua muy hondables; el 



BCLACIONES BS YUCATÁN. 25 

tino de elloB llamavan el Zenote del sacrificio] llamóse 
CUchiniqa a imitación que un yndio que al pie del 
Zenote del saerificio vivia, Be llamaba Alqvin Yiza. 
En este zenote Iob Sefiores y príncipaleB de todas estas 
provincias de VaUadolid tenían por costumbre, ha- 
biendo ayuuado sesenta días sin alzar los ojos en ese 
tiempo aun a mirar a sus mujeres ni a aquellos que 
les llevaban de comer ; y esto hacian para, llegándose 
B la boca de aquel zenote^ arrojar dentro al romper el 
alba algunas yndias de cada un Señor de aquellos, a 
las qnales les abian dicho pidiesen buen año todas 
aquellas oosas que a ellos les paréela, y asi arrojadas 
estas yndias sin ir atadas, sino como arrojadas a des- 
peñar, caían en el agua dando gran golpe en ella ; y 
al punto del medio dia, la que habia de salir daba 
grandes voces le echasen una soga para que la saca- 
sen, y subida arriba medio muerta, le hacian grandes 
fuegos a la redonda, sahumándola con copal, y vol- 
viendo en si decia que abajo habia muchas de su na- 
ción, asi hombres como mujeres, que la recogían, 
j que alzando la cabeza a mirar alguno de estos, 
le daban grandes pescozones, por que estuviese in- 
clinada la cabeza abajo, lo qual era todo dentro del 
agua, en la qual se figuraba muchas socarrenas y 
agujeros; y reepondianle si temian buen año o malo, 
según las preguntas que la yndia hacia, y si el de- 
monio estaba enojado con alguno de los Señores de 
los que echaban las yndias, ya sabían que no pidiendo 
la sacasen al punto del medio dia, era que estaba con 



,26 DOCUMENTOS INÉDITOS, 

elloB enojado, y esta tal no salía mas; qae pareoe es 
esto figura de lo que acaecía en la cueva de sala- 
manca (1); entonces, visto que no salía, todos aque- 
llos de aquel Séfior y el mismo, arrojaban grandes 
piedras dentro del agua y con grande alarido echaban 
a huir de allí. 

Ansi mesmo usaban en ciertos tiempos del afto ha- 
cer de trozos muy gruesos de lefia un rimero della 
del altor de un estado de un ombre y mas, y de lar- 
gor y ancho de mas de veinte y cinco pies, y hacién- 
dose una procesión de muchos yndios con sus hachas 
d^ unas varas que arden bien, atadas en un palo. 



(1) D. Juan Raia de Alaroón, en bu comedia La ctuva de Sala- 
mcmea (acto primero), pone en boca del Marqués de Villena los li- 
gnieates versos: 

«Fui me i vivir ik la corte 



La parlera fama alli 
Ha dicho que hay una cueva 
Bnoantada en Salamanca , 
Qne mil prodigios enoierr»; 
Que una oabesa de bronce 
Sobre una cátedra pueeta 
La xnágicA eobrehumana 
En humana vos enseña; 
Qu9 entran al Tunos á oiría; 
Pero que de siete que entraui 
Los seis vuelven 4 salir 
Y el uno dentro se queda.» 



Habla, pues, en efecto, motivo para qne los autores de la relación 
de Valladolid de Yucatán^ entre los cuales no faltarían paisanos del 
conquistador D. Francisco de Montejo — bailasen semejantes la leyen- 
da del Cenote del eacrifieio y la de la cueva salmantiiia. 

Cervantes, que introdujo en la segunda parte del Quijote el episo- 
dio de la cabeza encantada, tiene también un entremés en prosa y 
verso titulado La cueva de ScUamanca. 



BELACIONES DE YUCATÁK. 27 

Tienen donde esta aquel rimero de lefia, j todos quie- 
bran sus hachas en el lugar donde esta la lefia, que- 
dándole algún pedazo de palo en la mano; este He- 
laban para reliquia; y encendida esta lefia, hacia una 
gran brasa de altor de medio estado, de grandes as- 
cuas del tamafio que era la lefia, y la apaleaban y 
bareaban para que estuviese parejo el fuego; y al 
quarto del alba venia la mesma procesión trayendo 
al alquin delante revestido con su manera de alba, en 
la parte de abajo cosidos muchos caracolejos, y su 
manera de casulla y mitra en la cabeza, figuraba en 
ella muchos rostros de demonios ; y llegaba con su 
monacillo a donde estaba la braza, que no se podia 
llegar a ella con im tiro de piedra, y llegando, lle- 
vaba un hisopo atado en el muchas colas de vibora 
y culebras ponzofiosas, y llevándole el monacillo una 
jicara del vino que usaban, mojaba con aquel hisopo 
y por todas cuatro partes del fuego hacia sus ciri- 
monias y rociaba con el las brasas, y luego mandaba 
le quitasen los alpargatas y entraba por encima de 
la braza rociando, y tras el toda la procesión de yn- 
dios, y pasaba este alquin sin se hacer mal alguno. 
Adoraban unos ydolos hechos de barro a manera de 
jarrillos y de macetas de albahaca, hechos en ellos 
de la parte de afuera rostros desemejados ; quemaban 
dentro de estos una resina llamada eopaí^ de gran 
olor. Esto les ofi'ecian a estos ydolos, y ellos cortaban 
en muchas partes de sus miembros y ofrecían aque- 
lla sangre, haciendo los Sefiores y principales matar 



28 DOCUMENTOS OTÉDITOS. 

algunos yndios o joidias esclavos que teniin) para, 
sacándolos el corazón, ofrecérselo a estos Ídolos; y 
los que no tenian destos, ofiredan perrillos y otros 
géneros de animales, untando con la sangre la boca 
y narices de estos ydolos. Habia ídolos de las labran- 
zas, ídolos de la mar, y otros muchos géneros de 
cada cosa, diferentes en laa figuras unos ídolos de 
otros. Para estos sacrificios y sus areytos usaban be- 
ber y emborracharse con un vino que ellos hacían de 
una corteza de un árbol que llaman balche y miel y 
agua; este vino dicen les causaba sanidad, porque con 
el se purgaban los cuerpos y lanzaban por la boca 
muchas lombrices; criábanse robustos y los viejos 
vivían mucho tiempo y frescos. Al presente aun no 
están fuera ni apartados los naturales de estas pro- 
vincias de usar de estos ritos, pues generalmente se 
les han hallado y hallan muchos ydolos no tan sola- 
mente a los que están en loe montes, pero a los que 
eetan ea pueUoe formados y han servido y airyen a 
las iglesias y monasterios ; y en siendo las odatums 
de quatro años, el (dquin las bautizaba con agua no 
usada^ con muchas cerimonias; y del vino dicho no 
se sabe si usan los naturales de el al présbite. 

Capitulo XV. Como se gobernaban y con quien 
trayan guerra y como peleaban^ y el avicto y traje que 
traían y el que agora traen^ y los mantenimienlos que 
antes usaban y ahora usan^ y si han vivido mas o 
menos sanos antiguamente que agora y la causa que 
de ello se entendiere. 



BEXiACIOINrBS I>B YUCATÁN. 2& 

Andaban yestidos todos los indios de estas pro- 
vineiafl de Chiquinehá, Tacees y Cockua y Copules^ 
los Señores de unos xicole» de algodón y plumas te- 
jidos a manera de kaqueta de dos &ldas de muchas 
colores; traían un tnastü entre las piernas, que era 
nna gran tira de manta tejida, la qual atándosela a 
la barriga y dando por debajo ima vuelta, les tapaba 
sus vergfienzas, colgándole por detras y delante dos 
puntas largas, teniendo en ellas mucha plumería; y 
las yadiaa traían sus enaguas, que es a manera de un 
costal abierto por ambas partes, que estas , atadas á 
la cintura, les tapaba sus vergüenzas ; demás de esto 
muchas usaban de traer trancados los cabellos, que 
los tienen muy largos, cubriéndoselos con un pañuelo 
de algodón abierto a manera de abitillo corto, que 
tambi^i les servia de tapar los pechos. Muchos in- 
dios andaban desnudos con solos los masteleos. Esto 
se usaba general en todas estas provincias de VcMa- 
ddid y de estos ritos y cerimonias dichas. Traían 
guerra unos con otros, usando de flechas y arcos, ha- 
ciendo sus albarradas unos contra otros ; ansí mismo 
traian rodelas tejidas de varas y sus lanzuelas de 
vara tostada. Eran gobernados por ciertos que eran 
tenidos por cabezas, a quien reconocían señorío. An* 
dan ahora todos los naturales generalmente vestidos 
de zaragüelles y camisas y sombreros y sus capas de 
lana y algodón , y algunos andan vestidos a usanza 
española y estos son algunos gobernadores y cací* 
qpes. De loe mantenimientos de maíz que antigua* 



30 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

mente usaban y pan usan ahora de lo mismos j de 
beber sus atoles , que es a manera de poleadas he- 
chas de la masa del maiz molido j deshecho en agua; 
beben de continuo poqol todo el día sin usar de agua 
clara, sino desleyendo una pella de maiz cocido, 
tinen el agua hasta que esta espesa, y esta beben, 
con lo cual se sustentan; y faltándoles esto, por usar 
de comer frutas silvestres y raices, mueren muchos, 
y ansi mismo por usar de un brebaje que llaman ca- 
caOj que es la moneda que entre ellos corre, la qual, 
por ser bebida fría, a algunos corrompe y resfria. 
Había en estas provincias a el tiempo que se conquis* 
taron mucha suma de yndios y al presente no hay la 
ventena parte. Principalmente la disminución que 
abido y ay al presente lo ha causado el haberlos 
mudado de sus asientos y natural temple y aguas 
con que se multiplicaban, quemándoles los pueblos y 
mandándolos quemar los religiosos de la Orden de 
San Francisco, poblándolos donde ellos querían, en 
lugares no tan sanos ni cómodos como en los que 
ellos vivían, trabajándolos los dichos religiosos en 
los monasterios muy sumptuosos que an hecho, sin 
cesar oy dia de hacer y deshacer obras, las quales, 
habiendo otro guardián, las deshace y hace a su modo 
y jalmas cesan de obrar, no teniendo consideración a 
hacer cesar las obras en tiempo que los yndios han de 
acudir a sus labranzas, de lo cual siempre se han 
quejado los naturales, porque les a causado estar 
faltos de bastimentos para el sustento de sus vidas; 



RELACIONES DE TUCATÁK. 31 

y anñ por esto como por la mudada j junta de los 
pueblos y castigos que, so color de la doctrina, los 
religiosos hacían, y otras cosas de apremio y cepos 
de que han usado y usan , los naturales an venido 
en la disminución referida y les son tan temerosos, 
que no solamente se an huido a los montes sin mas 
parecer, pero algunos se han muerto de puro pesar y 
tristeza y se han despoblado muchos yndios que dicen 
estar poblados en las islas de la bahya de la Áscensiofij 
que distan de esta villa treinta leguas. Y nos parece 
que esta ha sido la causa mas legitima de la dismi- 
nución de la tierra y naturales de ella y asi es pre- 
sunción. 

Capitulo XV I. En todos los pueblos de españo- 
les y de yndios se diga d asiento donde están pobla- 
das si es sierra, o valle o tierra descubierta y llana y 
el nombre de la sierra valle y comarca do estuvieren y 
lo que quiere decir en su lengua el nombre de cada 
cosa. 

En esta villa de VaUadolid no hay sierra ni valle 
en su con tomo de su jurisdicción. 

Capitulo XVII. Si es tienda o puesto sano o en- 
fermo, y si enfermo, por que causa {si se entendiere) y 
las enfermedades que comunmente subceden y los re- 
medios qite se suelen hacer para ellas. 

Este asiento y provincia de Vaüadolid es mas 
sano que las demás provincias a el sujetas, aunque, 
general, andan males contagiosos de lamparones y 
éticos: no se saben remedios para ellos, ay mal de 



32 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

catarros y calenturas qae catuán los nortes; para mko 
usan remedios de sangrarse y hortigarse los cáerpoa 
con hortigas y otras yerbas, qae hay ntnehas. 

Capitulo XVIIL Que tan lejas o cérea eaía de 
alguna sierra o cordillera señalada que este eerea deL, 
y a que parte le cae y como se llama. 

No hay sierra ni cordillera aesonta lagoas en oon- 
torno de esta villa, si no estos cues de piedra hechos 
a mano, que algunos de ellos es de noventa gradas 
hasta subir a el , con sus escaleras de piedra. 

Capitulo XIX. El rio o rios principales quepe^* 
saren por cerca y que tanto apartados dd y a que 
parte y que tan caudalosos^ y si hubiere que saber 
algunas casas notables de sus nasdmientosy aguasy 
guertas y aprovechamientos de sus riberas^ y siayen 
ellas o podría aher algunos regadios que fuesen de 
ympartancia. 

Esta villa de Valladclid y sus provincias no tiene 
en todo su distrito ningún rio ni fuente de do se pne^ 
dan sacar regadios sino son las dichas en Chuaea. 

Capitulo XX. Los lagos, lagunas o fuentes seña- 
ladas que hubiere en hs terminas de los pueblos j con 
las cosas notables que hubiere en dios. 

Veinte leguas de esta villa esta una laguna que 
agua y desagua la mar en ella, de longura de doce 
l^uas y de ancho de legua y poco menos, donde se 
crian muchos genero de pescado, asi meros, como ro- 
balos, corbinatas, tollos y otros muchos, de do se 
bastece esta villa y aun psrte de la ciudad de Merida^ 



BELACI0NE8 DE YUCATÁN. 33 

sacándose para fiíera parte. Cae aqui el rio que Da- 
man de Lagartos^ por haber machoB lagartos caima- 
nes; esta siempre en este puerto una guarda para 
que no quemen las casas que alli hay: no puede en- 
trar en el navio que demande mas de una bra^a de 
agua y entrase en el con viento norte y norueste, 
quedándose los demás fuera media legua y una y dos 
leguas del puerto, conforme como es el navio; no 
tiene este puerto de fondo mas de una bra9a a plea* 
mar poco mas o menos. Corriendo por esta laguna 
abajo, sale de la tierra firme, un tiro de piedra de la 
laguna, un golpe de agua que divide y aparta el agua, 
pudiendo tomar agua dulce de aquel raudal que corre 
mas abajo. Corriendo por la laguna abajo diez le* 
gnas, poco menos, esta una palma que cae en medio 
de esta laguna salada y arroja un gran golpe de agua 
dulce por el gueco de aquella palma, y esto esta en 
un ser dende que estas provincias se conquistaron 
hasta oy el dicho dia. 

Capitulo XXL Los volcanes^ grutas y todas las 
otras cosas notables y admirables en naturaleza que 
ubiere en la comarca dinas de ser sabidas» 

No hay en estas provincias ningunos volcanes; 
ay en la costa de la mar algunas grutas en la costa 
de Pole y la bahia de la Ascensión que arrojan el 
agua por entre socarrefias que en las pefias ay, mas 
de dos picas en alto. 

Capitulo XXII. Los arboles silvestres que ubie- 
re en la dicha comarca comunmente y los fruetos y 



8 



S4 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

pro7>echoa que ddlas y su madera se saca y para lo 
que san o serían buenos. 

aj muchas arboledas silvestres de frutas, que sir- 
ven de manteaimientoa en los años estériles , pam 
sustento de los naturales, como es piches^ que echaa 
unos pifiones que tostados son muy dulces y sirven 
como garbanzos, del tamaño de piñones redondo y 
de su cascara; hay mameyes que, pasado, es au carne 
colorada y sabrosa como carne de meml»:illo; plá- 
tanos en cantidad; qapotes chicos y grandes; oarnoteSj 
que son patatas como castañas; melones de castilla, 
yucas y muchas raices y otras muchas frutas abun- 
dantemente, y mucho maiz y algodón y cera que se 
cria en estos arboles silvestres, que es lo que tribu* 
tan ; y generalmente se da esto abundantemente en 
todas estas provincias. Aprovechanse los cedros para 
edificios, y habines, que es árbol como encina, lo 
mismo, y ébano negro y otros palos de color en* 
camado que se llaman chat-iCj ques palo colorado; 
ay arboles, en hoyas, de cacao, que es la moneda 
que entre ellos se usa. abia un árbol que de su cor- 
teza hacían los libros atrás referidos. 

Capitulo XXIII. Los arboles de cultura y fru- 
tales que ay en la dicha tierra y los que de ef<pafla y 
otras partes se han lle^jado , y si se dan o no se dan 
bien en ella. 

No se dan en esta tierra arboles de españa, si no 
son naranjos, limones, limas, cidras y algunas parras 
e higueras, y estos de fuera aparte. 



RKJUACIOHES DE YUCATÁN. S5 

Capitulo XXIY. Los granos y semillas y otras 
•ortálizas y verduras que sirven^ a han servido a los 
naturales. 

Dase biea todo genero de ortalúa y maix j habaa 
y otras cosas; no ea tierra para trigo ni cebada. 

Capitulo XXY. Las que de eapaña se on ¿Z^- 
vado^ y si se da en la tierra el trigo ^ cebada^ vino y 
oeeite^ en que cantidad se coge, y si ay seda o gra^ 
WMS en la tierra y en que cantidad. 

Dase muy bien grana, aunque no se beneficia ni 
se sabe bacer; los morales y moreras para la seda 
están frescas todo el afio y dan siempre boja í|w rfi 
fifadio: hacese seda aunque poca, y las semillas de 
^ parte se dan mejor 

Capitulo XX VL Las yerbas o plantas aroma^ 
iicQS con que se curan los yndios y las virtudes inedi* 
tinales o venenosas deUas. 

Hay muchas yerbas medicinales con que se curan^ 
y otras muchas venenosas, como son: cumia ^ es una 
y»ba en un bejuco muy blanda, la hoja grande como 
hoja de verdolaga, pero muy grande, y esta, migada, 
abre hinchazones ; hay otra yerba que llaman macu" 
lam; hay la berbena, y yerbas para almorranas, y es-^ 
carzolera ; hay inciencios y llantén ; hay yerbas para 
hacer criar cabellos largos, que es ima raíz llamada 
ccteao; y otra yerba para hacer nacer pelo donde no 
\o hay, y otras yerbas muchas de que es presunción 
los yndios usan para hacer parir y muchas para matar. 

Capitulo XXVII. Los animales y aves bravos y 



36 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

domésticos de la tierra y los que de espafki se an 
Uevado y como se crian y multiplican en ella. 

Hay grande abundancia de caza de venados, corzos, 
conejos, puercos de monte que tienen el ombligo en el 
lomo, pavas, palomas, perdices, codornices, tórtolas, 
tordos y otras muchas aves, gavilanes de todas suer- 
tes y neblies, tigres, dantas, leones, osos colmeneros y 
Atrás muchas sabandijas ; culebras de todas maneras 
ponzoñosas. Dase bien en esta tierra y criase el ga* 

f 

nado vacuno y porcuno, yeguas, cabras; no se da 
tan bien el ganado ovejuno ; ay pastos para eUos en 
hi costa de la mar, diez y seis l^uas de esta villa. 

Capitulo XXVIII. Las minas de oro y plata y 
otros mineros de metales o atramentos y colores que 
hubiere en la comarca y terminas de dicho pueblo. 

No ay minas de plata ni oro; ay una yerba de afiir 
que se saca mucha cantidad de el, en general, en 
estas provincias con mucho trabajo de los naturales 
y mucha costa de dinero: hay palo n^o, brasil y 
otras yerbas con que tifien amarillo, y palo colorado 
de tinta para curtir los curtidores. 

Capitulo XXIX. Las canteras de piedras pre^ 
ciosas^ jaspeSj marmoles y otras señaladas y de esti- 
ma que asimesmo ubiere. 

No hay canteras de piedras preciosas. 

Capitulo XXX. Si ay salinas en el dicho pueblo 
o cerca del o de donde se proveen de sal y de todas las 
otras cosas de que tubieren falta para el mantenimien'- 
to od vestido. 



BELACIONBS DE TUCATÁK. 37 

Hay salinas a veiiite leguas de esta villa en la 
costa de la mar, de su nacimiento, do se provee esta 
villa, viniendo de espafta todo el genero que para el 
«ustento de la vida humana y vestido an menester 
los vecinos de aqui, y vale a excesivos precios todo, 
con que viven pobres y empeñados. 

Capitulo XXXL La forma y edificio de las 
45asae y los materiales que ay para edificarlas en los 
didios pueblos o en otras partes donde los truxeren. 

Edificáronse las casas con lo atrás referido en el 
capitulo diez, de albafieria y cantería con grandes 
henchimientos de cal y tierra y cacaboj que es una 
tierra blanca. 

Capitulo XXXIL Las fortalezas de los dichos 
pueblos y los puestos y lugares fuertes e inexpugnables 
que ay en sus términos y comarca. 

Son los monasterios lugares fuertes, que al pare* 
cer son inexpugnables, por tetter gran compás y el 
jigna dentro de si y no se pueden minar por estar en 
pefia viva; y el monesterio de esta villa, en particu- 
lar, esta fundado encima del mesmo zenote de agua. 
Dentro en estos monesterios pueden caber dos mil 
ombres, aunque entre ellos aya dos compafiias de 
ombres de armas con sus caballos dentro. 

Capitulo XXXIII. Los tratos y contratado-^ 
fies y grangerias de que viven y se sustentan asi los 
^españoles como los yndios naturales^ y de que cosas y 
^n que pagan sus tributos. 

En esta tierra los naturales contrataban unos con 



38 DOCUMENTOS BIÉDITOS. 

otros ollfts de cacao, pagándolas ea unas quentas co- 
loradas a manera de córala de un zeme, y estas va* 
lían a tostón j algunas a mas y menos, y daban ana 
o dos brazas por la olla y compraban esclavos y es- 
elavas. Asimismo, en la provincia de Chichimtzdj en* 
muriendo el Seftor, vendían sus hijos e hijas y todos, 
los de BU casa por esclavos; y usaban comprar man- 
tas pequeñas, que llaman patíes, de algodón, y alpar^ 
gates que ellos usaban y agora usan, y cera y algo*^ 
don y miel y lo demás que en la tierra se da, para, 
volverlo a v^der a los españoles; y algunos van 
con ello a emplear fuera de la tíerra. Los españoles- 
an dejado casi todo el trato de entre ellos, porque» 
gente de poca verdad y pierden los mas sus hacien- 
das, las quales dan, y al cabo de diez afios, holgarían 
se les volviese el principal que dieron. Rescatan lo» 
mas de los españoles las cosas necesarias para su 

9 

sustento, como es maiz, gallinas, miel, cera, frisolesi. 
j^mientoé de ésMs partes y otaras cosas de que care«- 
cen. Pagan los yndios los tributos en dar cada quatro 
meses una |Hema de manta de algodón tejida de tres 
quartas en ancho y quatro varas en largo, que ellos^ 
hilan y tejen en quince dias, no haciendo otra cosa;. 
y cada año -dan una media de maiz y una gallina y 
una libra de cera cada tributario, teniendo de su co- 
secha todo lo que asi tributan alrededor de sus casas». 
CAPrrüLO XXXIV, La diocesia de arzobispado 
o obispado o abadia en que cada pueblo estuviere y- 
d partido en que tayere y quantas leguas y a que- 



RSLACioines be tücatán. 39 

forti del jmMo donde reside la catedral y la cabe* 
cera dd partido^ y si las leguas son grandes o pe* 
^fueOas^ por camino derecho o torcido y por tierra 
üana o doblada. 

Están sujetOB a este monasterio de VaUadolid 
veinte y nxmrre pueblos de naturales ; el que mas le- 
janO) esta ocho l^uas de las de esta tierra, que son 
en moderadas maneras; los caminos mal abierij^s 
y torcidos. 

Capitulo XXXV. La iglesia catedral y la pa^ 
rroquial o parroquiales que hubiere en cada pueblo^ 
con el numero de los beneficias y prebendas que en eUas 
ubiere, y si úbiere en ellos alguna capilla o dotación 
señaÍGoda cuya es y quien la fundo. 

Haeese en la ciudad de Metida un suntuoso tem* 
pío de gran costai para el cual solo esta villa ha dado 
vemticaatro mil tostones, abiendo hecho aqui un 
templo muy bueno con menos de doce mil tostones, 
y se espera se pedirán para proseguir en la obra a 
esta villa, estando treinta y tres leguas de la dicha 
catedral. No tiene esta iglesia de Valladolid dicha 
ninguna capillania fundada, mas de las cofradías del 
santísimo sacramento, nuestra señora, animas y nom- 
bre de jesús. 

CÁpmjiiO XXX VL Los monasterios defrayles ó 
monjas de cada orden que en cada pueblo ubiere^ y 
por quien y ifuando se fundaron y el numero de reli- 
giosoe y cosas señaladas que en ellos Mere. 

Solo ay un monasterio, cuyo fundador fue fray 



40 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

hemando de guevara y comenzóse a obrar en el afto 
de mili e quinientos y cincuenta dos. 

Capitulo XXXVII. Ansi meemo los haspüaks y 
cclegioa y obras pias que ubiere en los dichos puebhs 
y por quien y quando fueron ynstítuidas. 

Hay un ospital de la santa veracruz que se va 
obrando; fundóse el afio de mili e quinientos e se» 
tenta e cinco afios, por don diego sarmiento Figue- 
roa, alcalde mayor y alcalde que fue en aquel afio de 
la hermandad de la veracruz, cuyo nombre tiene, y 
al presente como tal alcalde de la dicha hermandad 
va prosiguiendo en la dicha obra. 

La qual dicha relación fue acabada por los dichos 
señores en ella contenidos en la manera que dicha es 
en nueve dias del mes de abril de mili e quinientos 
e setenta e nueve afios, en presencia de mi bartolome 
martinez espinal, escribano del juzgado mayor desta 
dicha villa y del cabildo della. e mandaron (el dicho 
señor alcalde mayor y) los dichos señores de cabildo 
se envié al muy Ilustre señor gobernador destas 
provincias; e lo firmaron de sus nombres. — Ya entre 
paréntesis (el dicho señor alcalde mayor y) vale. — 
don diego sarmiento figueroa. — Joan Vellido. — 
Pedro de valencia. — bernaldo Sánchez. — blas gon- 
zalez. — Joan bautista de Vargas. — Francbco picón. 
— Alonso Villanueva. 

Por mandado del señor alcalde mayor e villa de 
Valladolid de Yucatán, bartolome martinez espinal^ 
escribano. 



n. 



RELACIÓN DE LOS PUEBLOS DE 

POPÓLA Y 8INSIMAT0 T SAMIOL. 



1579. — £n la villa de valladolid, de las provincias 
e govemacion de yucataoi co^umel e tavasco, en 
odio dias del mes de abril de mili e quinientos e se- 
tenta e nueve afios , don diego sarmiento de figueroa, 
alcalde mayor en esta villa de valladolid por su ma» 
gestad 7 encomendero del pueblo de popóla, que a 
el presente posee por estar casado, s^un borden de 
la santa madre yglesia, con doña catalina de cbaves, 
la qual lo fue primero con el capitán francisco de 
^iesa, conquistador destas provincias y capitán de 
la conquista e pacificasion destas provincias de va- 
lladolid , primer encomendero que fue del pueblo de 
popóla y los demás que le fueron Repartidos por sus 
méritos, que al presente posee el dicbo don di^o 
sarmiento de figueroa, el qual, a viendo visto lo pro- 
veydo e mandado por su magestad Real y el muy 
Ilustre sefior don guillen de las casas, su govema- 
dor e capitán general de todas estas provincias en su 
Real nombre serca de que a su magestad se baga 



42 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

Relación verdadera de las cosas desta tierra y pue- 
blo de popóla, de su encomienda, y lo demás que se 
contiene en los capitulos y Relación en molde , ha- 
ciendo e cumpliendo lo que les mando hizo bien esa* 
minado la Relación siguiente: 

XI capitulo. — En los pueblos de los yndios sola* 
mente se diga lo que dista del pueblo en cuyo corre* 
gimiento o juredicion estuviere y del que fuere su 
cabestra de dotrina. 

primeramente aviendo el capitán general francisco 
de montejo ganado y conquystado Im tierra y dado 
en ella Repartimientos de yndios a los que bien, e 
fiel e deligentemente lo avian servido, pof sus merí* 
tos encomendó a el capitán franciaoo de qiesa el pue<>> 
blo de popóla, con treee pueblos a el sujetos, los 
quales los finyles de san francisco, quemándoles los 
pueblos los metieron en la cabeg^tt de popóla | esta 
el pueblo de popóla sentado en un lugar llano, en 
pueblo en alguna manera formado con sus calles; 
dista del monesterio y cabecera de dotrina una legua 
y lo mismo desta villa de valladolid, donde son 
sujetos. 

XII capitulo. — ^y ansí mismo lo que dista de los 
otros pueblos de yndios o despafioles que entorno de 
sí tuvieren declarando en los unos y en los otros a 
que parte dellos caen, y si las leguas son grandes o 
pequeñas y los caminos por tierra llana o doblada^ 
derechos o torsidos. 

Tiene el pueblo de popóla en su contorno una le** 



BXLACIOHBS BE YUCATÁN. 4S 

gva defii y medía y una y media tres pueblos de na* 
tundes a la parte del norte y a el leste y el ueste | 
las legtMw son algo grandes , los caminos mal abter» 
tos y torcidos , de grandes pefiasoales y mucha ma- 
ksa despinos y arboleda silbestre. Es tierra llana y 
eon la asperesa dicfaa^ 

XIII capitulo. — ^Yten lo que quiere dezir en len- 
gua de yndios el nombre del dicho pueblo de yndios 
y porque se llama asi si ovi^re que saber en ello, y 
como se llama la lengua que los yndios del dicho 
pueblo hablan. 

llamóse el pueblo de popóla deate nombre por aver 
en tiempo de sequedad grande en unas hoyadas, 
grande suma de petates, que scm a manera de junsia 
de que generalmente hazen petates, que son esteraa 
en que los naturales duermen, y agora sirben de 
asientos a algunas espafiolas , y estos basen los na» 
turales de colores ; llamase la lengua que en este 
pueblo hablan > lengua adunaya, que quiere d^ir 
gente de vil e b«xo entendimiento e para poco, fiídes 
puesto este nombre por los yndios déla proviDcia de 
Iquinchel. 

XIV capitulo«-^-Kmyos eran en tiempo de su gen* 
tilidad y el sefiorio que sobre ellos teniansus sefiores 
y lo que tributaban y las adoraciones y ritos y eos* 
tumbres buenas e malas que tenian. 

eran en tiempo de su gentilidad sujetos a namay 
eopul, tras el qual sucedió acfaichuen copul, y traeste 
Tino nasul copuL Este se llamo Juim copul, y fue -el 



44 DOCUMENTOS INÉDITOS* 

primero que recibió agua de bautismo; trayan guerr» 
contra los pueblos de la dbdad de merida a estos se- 
flores de popóla y sus sujectos tenían por costumbre 
trebutarle cada yndio en un afio cantidad de una 
media de mays , lo qual generalmente todos trebuta* 
van; los pueblos sujetos a esta cabecera de popóla y 
algunas gallinas e casa y sestos de agi y frisóles y 
algodón; era costumbre en tiempo de su gentilidad 
y alendo govemados destos sefiores, si un yndio 
burtava alguna cosa, aunque fuese en cantidad de 
valor de un Real, venderlo por esclavo, y el amo que 
ansi lo conprava , si hera hombre de mala desistion 
y trata va mal el esclavo, se lo Resgatava el pueblo ; y 
este tal esclavo, en los días señalados que estos tenian 
para hazer sus borracheras y a reytos le enpalavan 
por el cieso y le flechavan para selebrar sus fiestas; 
e quando estos caciques yvan conbidados a casa de 
algún vecino del dicho pueblo a beber, le acompa- 
flava todo el pueblo, haciéndole a el entrar grandes 
umilladones y abriéndole una calle por do entrase, 
y en lugar de reverencia ponian delante de si sus 
capas, que son unas mantas de algodón, con que se 
cubrían, usando ansi mysmo yendo a cosas forsosas 
este su señor cubrirle la cabera porque no le diese el 
sol con grandes aventadores de plumerías de colores; 
usaban de adorar unos jarríllos hechos en ellos ros< 
tros desemejados , teniéndolos por sus ydolos que* 
mavan dentro y ofresian una rresiña llamada copal 
ques como trementina elada, de gran olor, y se cor<» 



RELACIONES BE TUOATÁN. 45 

tavan en muchas partes para ofrecer la sangre a aquel 
ydolo, ayunando para aligar a este rrito muchos 
dias matando algún yndio o yndia esclavo para sa* 
earle el cora9on y ofrecersdo como se lo ofresian, y 
a &lta de cora9one8 de perrillos , hasiendo que una 
donzella se lo fiíese a ofreser, la qual le untava la 
hoca y narizes que aquel ydolo tenia , creyendo e 
hasiendoles entender el arquin que tenyan por su clé- 
rigo, quel demonio cómya todo lo que le ofresian, y 
a este arquin tenian gran reberencia al qual le lleva* 
van las yndias que no «toban corrompidas para que 
con un pedernal o un cuemecito de venado las co- 
rrompiese para que sus maridos pudiesen tener quen- 
ta con ellas; este arquyn las casaba, dando a muchos 
sefiores a dos mugeres; para estos ritos e malas cos- 
tumbres usavan de beber un vino hecho de myel y 
agua y una corteza de un árbol que llaman balché, 
con el qual se emborrachavan y purga van , lansando 
por la boca muchas lombrizes y la maleza que en el 
cuerpo tenyan, y oy dia se les hallan generalmente 
a todos los yndios ydolos. 

XV capitulo. — como se govemavan e con quien 
trayan guerra, como peleavan y el abito y traxe que 
trayan y el que agora traen y los mantenimientos de 
que antes usaban e de que agora usan ; y si an bibido 
mas o menos sanos antiguamente que agora y la 
causa que de ello se supiere. 

peleavan con arcos y flechas, puestas en ellas unas 
puntas de pedernales, y sus rodelas texidas de varas 



46 DOOUHENTO& Dlá]>ITO& 

de palo redo, j sns lansueks en astadas con soa 
pontaa tra jan goenra con los jndios déla dbdad de 
noata e provincia de sotnto; andavan desnudos, con 
solo una tira larga, qneeta le servia de cubrirle sus 
vergüenzas, colgándole dos colas, una detras y otra 
delante, en las quales trayan mucha plumería, los 
cabellos largos e tranzados con hilo e plumería de 
colores, este sefior, y los prencepales ricos, trayan 
sus gicoles a manera de ropilla marinera texida de 
algodón y listada y texida con mucha pfaameria e 
hilos de colores; las yndias tan solamente trayan por 
vasquyfla sus naguas, que son las que al presente 
ti*aen , mas descubiertas las piernas que agora; era a 
manera de costal abierto por ambas partes y dándose 
un nudo con las mismas naguas podyan e pueden 
andar sin pena; andavan ellos envijados de una re* 
sina colorada que les apretava las carnes, llamada 
bixa, y con ella se unta van hasta los ojos, y al pre- 
senté andan ellos vestidos de camisas e saragueles y 
ellas con sus naguas e guaypil condu , y usan de 
mantenimientos que antiguamente usavan, que hera 
mays , frisóles e agi e frutas de la tierra e casas ansí 
de conejos como de mucho genero de aves , e puercos 
de monte e algunos venados e corsos que an quedado 
de la pestilencia pasada, que ovo generalmente muy 
gran mortandad abra ocho afios saliéndose los ani« 
males a morir a los caminos ; no usan al presente del 
vino de belche ni bija, con lo qual dizen bibian mas 
sanos por se purgar con ello y bien paresce, puesi 



RSLACIONBS DI YUCATÁN. 47 

eB aquel tiempo se eriavan Icne» honbres sanos, colo- 
rados e rebüstos, y aTÍa machos viejos e frescos; este 
popóla time los aaieiitos délas casas en altillos , tiene 
•u yglesia e capilla e casas de Religiosos de cantería 
y alvaneria, con su casa de paja, en que pueden ca- 
ber mas de mili yndios; tiene para el ornato del culto 
divino sus ornamentos de seda, calis de plata e pa<* 
tena e su canpana muy Rica, y para el servicio della 
tiene sus cantores e flautas, era al tiempo questaa 
provincias se ccmquistaron el pueblo de popóla y los 
treze pueblos a el sujetos de gran población de mas 
de dos mili jmdios trebutavan por la tasa del Licen- 
ciado Ramires, novecientas e tantas mantas cada 
alio, porque avia muchos reservados de trebuto y 
agora no dan mas de trescientas mantas , antes me- 
nos, por afio; dizen a causado esta disminución taa 
grande por avellos mudado fray luys de villalpando, 
frayle francisco de la observancia que ala sason esta- 
va en este convento de san bemaldino de sisal, el 
qual les mando quemar los pueblos para los meter 
en la cabecera de popóla, donde al presente están, y 
muchos se huyan a los montes; e ansi por esta causa 
eomo por otras, es presunsion an venydo a menos 
y en la diminución que al presente están. 

SINSIMATO 

£1 pueblo de Sinsimato, que cae en la provincia 
de chiquinchel, que ansi mismo herede por las razo- 
nes de atrás, esta desta villa de Yalladolid, donde es 



48 DOCUMENTOS ni¿DIT08. 

sujeto diez y aeys legoas j cae a la parte del norte 
esta de su cabesera de dotrina miyñ leguas los cami- 
nos mal abiertos, etorsidos, las l^uas no mny gran* 
des; este asiento de Sinsimato y gran población que 
en el^avia, estaba sitiado en medio de unas sabanas 
e pagos de prados de yerva, este pueblo hera el mas 
propinco a la villa de chuaca, y ansi por ser gente 
belicosa, y mucha se rebelo estando poblados los es- 
pañoles en la villa de chuaca, y estos traían guerra 
con los naturales de chuaca, haciendo para su de- 
fensa sus albarradas de piedra seca, y esto le sirvia 
de «.p«o y ««^oi. i I„ »«;¡¿, , erto, ^. 
dios los religiosos que los dotrinavan para acercarlos 
a la cabezera de dotrina, los mudaron muchas vezes 
de su asiento; y en estas mudadas se consumieron; 
y pidiendo ellos querer bolver a su vecindad y anti- 
guo asiento yo, como su encomendero, lo pedi, los 
quales, al tienpo que se poblaron que puede aver 
tres afios de seyscientos yndios que heran, no se ha- 
llaron, sino solo ocho, alos quales, a mucho que re- 
levo de trebuto, y es gente de suyo tan haragana e 
perezosa con estar reserbados del, no se animan a 
senbrar para se sustentar algún jenero de comida, 
sino sienpre están echados echos holgasanes, e como 
es tierra abundante de frutas, e casas no usan de otra 
comy da , e ansi andan enfermos y descoloridos por 
ser las comidas feltas de lo sustancial ques el pan, y 
en este asiento biben algo mas a su contento: esto 
es lo que deste pueblo se a podido entender. 



EELACIONES DE YUCATIeT. 49 



BAMIOL 

Ansi mismo, en la provincia de cochua esta otro 
pueblo en mi encomendado, llamado Qamiol, que 
cae diez, e seys l^^guas de esta villa, a donde es su- 
jeto, 7 tres de su cabezera de dotrina,^ y lo mismo 
el pueblo de tixolopo y tÍ!smocuI, que cae en la pro- 
vincia de los tases, tienen su cabesera de dotrina el 
pnebh), de tiamocul una legua, y el de tisrilopo, 
tres los quales son de compafiia entre mi e aloBso 
de villanueva, conquistador destas provincias; todos 
los quale? heran demás de novecientcys yndios al 
tiempo que se dieron e repartieron al capitán, fran. 
ciseo de Qiesa my predecesor, e agora todos dios 
no tienen ciento e cineoenta yndios la causa de 
su deminucion no se puede entender; tienen, todds 
ellos sus yglesiaa de cantería, e aibafiería y sus or- 
natos de seda para el culto divino, calis e patena de 
plata, y canpana,. yodios. qne ayudeü a ofrciar 1» 
mysa y servir a la yglesia; e&toes lo que de los pue- 
bloff en mi enootaendadoa e podido saber y lo firme 
de mi nombre. = Don Diego Sarmiento Jigueroa^^eai 
( Hay ima rúbrica. ) 



ik«^B^*d 



m. 



RELACIÓN DE LOS PUEBLOS 

DE NABALON Y TAHGABO, Y DE LA ISLA 

DE COgUMEL. 

1579. — cEn la villa de -valladolid, de y acatan, 
yndias del mar océano, jo di^o de oontretas, ve- 
cino desta villa de valladolid desta govemacion, j 
encomendero de los pueblos de nabalon y tahcabo, 
y ysla de co^umel, ques en los términos desta dicha 
vUU, obedeciendo e cumpüendo lo que su magostad 
me manda por su Real ynstrucion digo y respondo 
alos dichos capítulos lo sigaiente: 

I. — al primero capitulo digo que soy vezino en 
esta villa de valladolid, que por otro nonbre anti- 
guo, que se llama ^aqné, y e entendido de los yndios 
viejos que se llamaba qaquí \ por un y dolo antiguo, 
a quien beneravan los yndios, que Uamavan Qaqui- 
guaL 

11. — al segundo capitulo digo que e oido y enten- 
dido y sabido de juan de contreras, mi padre, que 
aya gloria, conquistador de los primeros destas pro- 
vincias, e a otros conquystadores quel descubridor 
desta tierra fue el adelantado don francisco de mon- 
tejo, y en lo demás me remyto a lo que los otros 



BELAGIONES DE YUCATÁN. 51 

conquystadores que lo saben dijeron en sus Rela^ 
ciones. 

III. — al tercero capitulo digo que d tenple y 
'Calidad desta tierra e provincia es caluroso en todo 
lo mas del aüo, e^pto que en el afio en los tres o 
quatro meses del que son por novienbre y dicienbre 
y henero ay grandes vientos que llaman norte y el 
demás tienpo es caluroso y la tierra de suyo es seca, 
de muchas piedras y lajas por toda ella y por los 
camynos; y cuando es tienpo de norte base algún 
ürio, enpero no es mucho. 

mi. — ^al quarto capitulo digo questa tierra y pro- 
vincia es toda llana rasa y no ay en ella ningún Bio 
corriente que corra, ni se a visto ni hallado, e^eto 
que ay unos cenotes hondables que tienen dentro de. 
si mucha agua y corre por debajo el agua y es tierra 
fértil para ganado, eceto que hay pocas aguas para 
los ganados, y nunca falta que comer en ella, por- 
que se coje un maiz, de que hacen pan las yndias, 
que comemos los españoles. 

V. — ^al quinto capitulo digo que e entendido y sa- 
bido de los conquistadores antiguos que esta tierra 
hera de mucha cantidad de yndios, y al presente no 
ay la tercia parte de yndios, porque los mas se han 
muerto y la tierra y pueblos desta govemacion á 
venido en mucha disminuycion, y los yndios viejos 
me an dicho e certificado que la cabsa principal, 
porque han venido en tanta disminuycion a sido 
porque dicen que los frayles de la orden de^ san 



di DOCUMENTOS RÉDITOS. 

frftfieiseo dé qtte ay monaAterios en esta provincia^ 
los sacaban de sus asientos viejos y poblaciones an* 
tigm;$ qae tenian a donde bil»an a su contento y 
los an pasado e mudado a otros asientos no a era 
coBtetito y de tenple diferentes a sos conplisiones y^ 
que Ui hecho los dichos Religiosos muchos edificios' 
e monasterios en los pueblos ddlos y cabesera que. 
son mas fortalezas para defend^erse en ellos loi» sers^ 
mili españoles qoe otra cosa, porque en cada mo*- 
nest^rio no reside mas de dbs o «res frailes, y para 
estos bastábales los conventos Moderados, a cabsa» 
de lo qual , del cargar de las piedras grande» y ma* 
deros- y tabktaon e otras cosas a sido cabsa de mu*» 
eha fitlta dellos, y demás desto agora de poco tiempo» 
a esta ^rte se beneficia una granjeria de afíir que* 
se. hace con los yndios, que si su magostad no la 
proybe y manda que no se haga de oy en veinte 
aflos entiendo que no avra yndios en esta tierra por 
ser tobsa de aoabarse el be^efi>cio á^\ dicho añir, si 
ha adelante. 

y I.-~A1 sesto capitulo me remyto a lo que el Ilus- 
tre adicalde mvjor desta villa y ayuntamiento deUav 
dízen en lo tocante a este articulo^ porque lo abran» 
ttatado con piloto y persona» de la maor que Ib en^ 
tiendieA. 

¥11. «-^Al sétimo capitulo digo, que desde esta 
vilfau de valíladolid ala cibdad de merida, cabecoiK 
dídsta govevnacion , ques a donde Reside el govema*^ 
doi^ dastafl pwvíiiciaa y el obispo, ay tminta e <{aar 



B£LACI017£S de: YUCATÁN. &$ 

tro l^oas, poco mas e menos | y por todM pfli?^^ 
esta poblada de una parte y de oti» 4^ alguoo» ¿me- 
bios de jndios, 

YIIL — Al otavo capitulo digo que las kguas qae 
aj en esta provincia son pequtíU» alo que t^go 
entendido, j en lo demás me rremyto al capitulo 
Antes deste» 

iXL-^alos onze capítulos digo, qu^ en los termi* 
jios desta villa de valladolid ay quaíro i^roviináias ^ 
quatro monesterios fundados en cadá^ <ebbeceFa un 
nu>nesteriO| que son el monasterio de sisal ^ questa 
poblado estramuros desta villa , y el otro es el mo- 
sesterio y cabecera de tecenu y sus pueUos, diea h^ 
^uas desta villa, y el otro momesterio esta fundado 
^en chancenote, cabecera' de aquella probincia, y 
el otro monesterio esta fundado en la cabecera de 
ysmuly diez y seis leguas desta villa, y ^ estos laio- 
nesterios acuden los yndios de cada pueblo ^ su 
termino a mysa y ala doctrLoia, 

XlllL — alos catorze capitulas digo que me eiyn- 
fbrmado délos yndios de tacabo y nabalon^ de 141 ^en- 
<x>mienda) e dizen que antiguamente teniaxi, en tíeu- 
po de su jentilidad, por su sefior y rrei a ui| gtwi 
señor que se llamo namon cupul, el qual asistía en 
la cabecera de aquibalom, pueblo de un conquista- 
dor desta tierra, y a este tubieron por sefior, y a fftte 
le tributaban maiz, galUnas , pescado, algodón e pier- 
nas de mantas pequeñas, y leste tributo que le daban 
io 'enviaba a recojer a sus pueblos otros yndios que 



54 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

enviaba el dicho namon copul , y adonde residia este 
séllor tenyan un ydolo grande que adoraban todo» 
por dios , que se llamaba equebalam , que quiere de- 
cir en nuestra lengua tigre prieto. 

y la ysla de co^umel , que son dos pueblos de mi 
encomienda, demás de los de arriba, los yndios an- 
tiguos dellos dizen que nunca fueron sujetos a nin- 
gún señor, sino libres, y que antes toda esta tierra y 
yndios yvan de ordinario ala dicha ysla a adorar 
^ierto ydolo que tenyan en ciertos edificios antiguos 
a quyen beneraban mucho, que yvan a la dicha ysla 
a adorar el dicho ydolo como si fueran a ganar per- 
dones, porque yvan desde tabasco y xicalango y 
chanpoton e canpeche e de otros pueblos lexanos- 
venyan a ber y adorar el dicho ydolo y en los dichos 
edificios a donde estava el dicho ydolo tenyan y es- 
taba un yüdio viejo que lo llamaban alquin, que 
quyere decir en nuestra lengua clérigo o sacerdote, 
y los yndios que yvan a ber el ydolo hablavan con 
el dicho alquin y le decian a lo que venyan y lo que 
querían, y el dicho yndio viejo alquyn hablaba con. 
el ydolo o con el demonio, que disen estaba dentro- 
del, el qual le respondía a todo lo que le preguntava 
y sabian del todo lo que querían, y el dicho yndio 
^ejo alquyn bolvia la respuesta que el ydolo les- 
daba, por manera que los yndios todos desta tierra 
yvan a saber del ydolo todo aquello que querían , y 
el yndio viejo, después de aber hablado con el ydolo 
les daba la respuesta y le llevan de presente de todo- 



BELACIONSS DE YUCATÁN. 55 

aquello que tenyan de bub eosechas, y este ydolo se 
llamaba yschel , y este nombre llamaban a este ydolo, 
e no me supieron dar razón los yndios que quería 
dezir yschel y porque le llamaron asi. 

XY. — ^al quinze capitulo digo que antiguamente 
e sabido que los yndios andaban desnudos en cueros 
con unos pañetes puestos en las partes bergon^osas, 
y al presente usan traer camisas zaragüelles , por la 
mucha comunicación que tienen con los españoles, en 
pero es jente maliciosa y ynclinados a mal y mentiro- 
sos y dizen que antiguamente solian bibir mas que no 
agora, por estar como estaban menos travajados que 
no agora y porque solian beber un vino quellos so- 
lian hazer de cortesas de arboles y myel , y con este 
disen que bibian sanos , porque purgaban con ello el 
mal que tenyan y bibian buenos y sanos y queste vino, 
después que se lo vedaron los frailes y las justicias por 
emborracharse con ello, biven poco y enfermos por 
ser las bevidasque beben ñias, ques una masa de mays 
desleída en agua y cacao, ques todo frijidisimo y no 
comen casi nada, y esto es causa que se acaban y bi- 
ban enfermos y la cabsa porque se les vedo que no 
bebiesen este bino quellos bebian era porque con ello 
se enborrachaban, y estando borrachos ydolatraban 
y tenian asceso carive con sus hermanas e hijas y pa- 
rientas, y por evitar tan gran pecado se les quito e 
vedo el dicho bino que acostunbraban beber. 

XXIII. — alos veinte y tres capítulos digo que 
en esta tierra ay muchas frutas déla mysma tierra. 



56 DOCUMENTOS nripiTOS. 

como son mameyeB, grandes y Qapotes pequeftoi| 7 
{átanos e batatas e otras muchas frutas y se dan en 
algunas partes algunas ¿rutas de castUla, oomo es 
uvas y higos, eoeto que no ai cantidad y duran pooo 
L» pam» , 7 las higoeraa e otn» fratás de castíUa 
se pueden criar, empero es todo poco. 

XXVII.^^^AIos veinte y siete capítulos digo que 
yo me e ynformado délos smdios y lo e TÍsto que 
ay en ella tíguere^ que son muy brauos , que suelen 
acometer y matar a yndios y a españoles, y ay leo- 
nes, en pero no son bravos , y colebras , algunas de 
ellas muy ponzoftosas e otras no, y ay oisras maohaa 
animalias bravas y mansas e muchos conexos y per- 
dices e benados e otras ca/^as. 

XXX.-*Hilo8 treinta capítulos digo que doze le^ 
guas délos pueblos de mi encomienda, por la costa 
de la mar, ay alguna cantidad de salinas, de la ^ual 
se sustentan los yndios de toda esta eomarea y los 
espafioles, las quales dichas s^ftlinas no se benefician, 
y ay asy myamo mucha cantidad de piedras de que 
haesen los españoles y ediffican sus casas, 

XXXI» — a los treinta y un capítulos digo que ea 
los pueblos de mi encomienda, los yndios dellos y je*- 
neralmente todos los yndios desta gobernación tienen 
sus casas de paja y las paredes son de palos atados 
con imos bexucos, y las casas que los españoles tie- 
nen en la cibdad de merida y las que tienen los ve- 
cinos desta villa y yo tan bien son todas de piedra 
muy buenas y bien adere9adas y cubiertas con teja, 



Bxuicioiirxs di: Yucatán. 57 

7 esta piedra esta cerca, porque ea todas partes 
laay. 

XXXIIL — alos treinta 7 tres capítulos digo que 
las contrataciones que ai, es que en esta tierra aj 
üXtA de todas laa cosas de castilla , como es vino, 
azeite, Uen^, pafioe, xabon e todas las diemas cosaSi 
ponqué se trae de fuera parte e vale todo a muy ese* 
qívo presciOy 7 añ mi^mo a7 una contratación que se 
trae degoateoiala e honduras a esta tierra a bender, 
ques cacao, como moneda, porque con ello se conpra 
de comer y lo beben los 7ndios y españoles 7 no tie- 
nen los vecinos españoles encomenderos n7 abitan- 
tes gnmgerias por no las aber 7 ser como es tierra 
pobre, e sino fuese por la renta que los yndios nos 
dan no bibiriamos en ella por la pobreza 7 neaesidad 
que se pasa 7 en guardar 7 defender I4 tierra de 
franceses que cada año vienen alos puertos délos 
términos de toda eata tierra a robar 7 tomar ba^ti* 
meatos 7 nos sustentigoaos del maíz que nos dan los 
7ndioe de nuestras encomiendas e algunas gallinas 
e cada quatro meses nos dan unas mantaa de algo- 
don texidas, 7 estas vendemos para sustentar nues- 
tras casas, mugeres e hijos e familia, la qual susten^ 
twt todos con mucho trabajo por ser como es efita 
tierra la mas pobre y miseraUe y de menos grange- 
rías que ai entodas en las 7ndias, 7 asi beo que lo$ 
conquystadores que al presente biben e otros vecinos 
tijenen al rrincon muchas hijas donzellas por casar 
que padeseen neoesidad por no tener conque las poder 



58 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

casar ny tienen para sustentallas y por ser como es 
tierra tan pobre y tener la fama que tiene de pocas 
granjerias no acuden a ella gente de fuera parte con 
quien las poder casar. 

XXXIIII. — A los treinta e quatro capítulos diga 
que esta villa es sujeta ala cibdad de merida, cabe* 
Qera desta governacion, a donde reside el obispo, y 
es la catedral de toda esta provincia, y ai desta villa 
de valladolid, á la dicba cibdad treynta.e quatro le- 
guas y el pueblo de nabalon de my encomienda y 
ysla de co^umel acuden ala doctrina cristiana y a 
misa al monesterio y guardianya de chancinote y el 
pueblo de tacabo de mi encomienda acuden los yn- 
dios del ala doctrina y a mysa al monesterio y cabe- 
cera de te^emi, en los quales monesterios residen 
frailes fi^nciscos que los doctrinan y no ay en pue- 
blos de yndios nyngunos beneficios ny prebendas 
mas de que los encomenderos pagan alos religiosos 
la doctrinan que dan alos yndios sus encomendados 
y esta hecha repartición délo que cada encomendero 
a de dar alos religiosos que los doctrinan, y por no 
resqebir los frailes déla orden de señor san Francisco 
dineros, ellos mismos piden se les de bino, azeite, 
liento e otras cosas para ahitos e nescesidades que 
tienen y eren se les paga mas délo que se les debe 
porque lo piden. 

XXX VIL — a los treinta e siete capítulos digo 
que en esta villa de valladolid , do yo soy vecino, ay 
en ella edeficada una yglesia de cal y canto, buena 



BKLACIONES DE YUCATÁN. 59 

y principal y bien fundada, e obrada con sus naves 
de dentro y cubierta de teja la qual esta ya acabada 
y a mas de ocho afios que se acabo de todo punto, la 
qual dicha yglesia la comento a fundar y la puso en 
perfficion la mayor parte della Juan de contreras, 
mi padre, que dios aya, asta que muiio, e muerto la 
acabaron de cubrir otras personas, y la capilla déla 
dicha yglesia e sacristía della la fundo y hizo acabar 
de todo punto el dicho mi padre , porque fue en ella 
muchos afios mayordomo desta santa yglesia hasta 
que murió y le dio todo el ffavor que pudo , nuestro 
sefior se lo aya pagado en el otro mundo. 

XXXVIII. — alos treinta y ocho capítulos digo 
que en la ysla de co^umel, de mi encomienda, es 
toda costa braba, porque lo e visto, por ser grandes 
las corrientes, y por este tiempo esta mas peligrosa 
la mar y costa, a y desde el pueblo de pole, ques 
tierra afirme ala ysla de co^umel, ques my enco- 
myenda, quatro leguas de travesía, camino de medio 
dia por la mar^y peligroso el pasaje, porque an suce- 
dido muchas muertes y ahogamientos en el pasar de 
la ysla a tierra firme y de tierra firme ala ysla, y yo 
me e visto ahogado este biaje que agora vine de ver 
mys encomendados. 

XXXIX. — alos treynta e nueve capítulos digo 
que yo e andado toda la costa déla mar, en pero la 
costa déla ysla de co^umel y tierra firme e bisto que 
son todas arrecifes y costa braba, y la costa es playa 
j la mar junto de tierra es hondable. 



60 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

XL. — «los quarenta capítulos digo q&e la mltr ne 
crece ny mengua mucho, por ser hoadable y aottitL 
braba. 

Iten mas; dedaro e digo que la iala de coQunoiel^ 
ques la que tengo y poseo esa enoomyenda, en noni^ 
bre de su magestad, es una ysla que tiene diez leguas 
de circuyto de largo e quatro leguas de akioho, y ea 
ella no ai anymal ninguno que ^a ponzoñoso; daiaae 
en ella higos, granadas, uvas de frutas de caAtiUa y 
frutas de la tierra , de todas; ay en la dicha ysla dos 
puertos, donde pueden surgir grandes naos: ^l uno 
esta ala banda del norte y el otro a donde nase el 
aol; es peligroso el puerto que esta al norte quando 
ay nortes, porque esta descuMerto; es eamyno pasa^ 
gero que ban barcos por alli para honduras y la 
havana; suelen acudir a ia dicha ysla franceses, y 
puede aver un año o poco mas o menos , que los 
franceses robaron la dicha ysla, llevándoles gran 
cantidad de mayz, gallinas y inaatas^ f}e i^y tributo 
y La caupana de lia ygléaia; la* jente d^jípta ysla coje 
dos vezes al año maíz, de que se sustenta; es tierra 
fértil; los yndios de ella domésticos y buenos yndios. 

la qual dicha rrdiadon hago por todos los pueblos 
de my encomyenda, llamados tahcabo, nabalon y yala 
de oogumel, y k) firme doimii poi^bre^ en vekite y 
tres dias del mes de mar^o de ,myll y quini^atos y 
aetenta. y nueve a&oa«3=^í«^ de C(Pn¿f^a«»ss^(Hay 
una rúbrica.) 



■•*■ 



IV. 



RELACIÓN DE LOS PUEBLOS 

DE OHÜACÁ Y DE OHECHIMILA. 



1579. — En la vilk de vaHadoUd, délas provincia» 
e goinernacien de yuoatan ^ a quatro días del mes de 
mayo de mili e quinientos j setenta y nueve aftos^ 
JO, Juan de urmtia, vezino de la dicha villa, en 
cumplimiento délo que sn magestad manda por la 
ynstraicion en molde, que me ñie dada por mandada 
del nray jlustre sefiqr don guillen de las casas, go* 
v^mador j capitán general en estas provincias, para 
declaracioa délo suso dichoy dixo lo^ siguiente ^s 

que eo el afio de ziaill e quinientos e quarenta, es* 
taado en la cibdad rveal de chiapa el adelantado don 
francMco de montejo, adelantado desta govemacion 
de yucaton, que en aquel tiempo hera aquella cibdad 
d« ni govemacion, proveyó de eapitaa general para 
la oonquista desta goveimaeidn, a firaneieco jil, Tezi&o* 
de la dieha cibdad y capib^n que avia sido en laia 
pforaKsaa de guatecoala, y pot méese de canpo a 
hemaii' centena, ansi mÍMno veeono detU' dicha cib* 
dad, y por úkwá ^neral de Ift gMíCO de a carvaHt^ ^ 



62 DOCUMENl'OS INÉDITOS. 

mi el dicho juan de urrutia, venido el dicho francisca 
jil en seguimiento de su conquista, llego a la villa de 
tavasco, déla govemacion del dicho adelantado, donde 
tubo nueva que don francisco, hijo del dicho adelan- 
tado, avia benido a la presencia de su padre, de la 
nueva españa, y quel dicho adelantado le avia non- 
brado para la dicha conquista por capitán general y 
justicia mayor, y avia quitado el dicho cargo al 
dicho francisco jil, como, en efecto, fue, y el dicho 
don francisco de montejo entro en esta govemacion 
por capitán general y justicia mayor, e yo, el dicho 
juan de urrutia, por alférez general de la gente de 
acá val lo, y llegados al primer pueblo de yndiois desta 
govemacion, que se llama chanpoton, con la gente 
que con el venia y los demás questaban en el dicho 
pueblo esperándole, estubo en el dicho pueblo algu- 
nos dias, y dende alli vino al pueblo de canpeche, 
donde enbio a su primo , francisco de montejo, por 
capitán por el nonbrado a conquistar los pueblos de 
aquella juridicion, y conquistados y apaziguados los 
yndios, que fue dentro del dicho año de quarenta, 
el dicho don francisco de montejo fundo la villa y la 
nonbro sant francisco de canpeche , y Repartió los 
dichos yndios a las personas que los ayudaron a con- 
quistar, y dexando en la dicha villa alcaldes y rre- 
gidores y otros soldados paira seguridad della y délos 
que en ella qued^iban, comengo a entrar con la demás 
gente la tierra ade&tro , y llegaron al sitio donde al 
presente es la cibdad de merida, lo qual todo fue da* 



B£LAOION£S DE YUCATÁN. 63 

rante el aflo de quarenta, y allí se sentó rreal de 
proposito, y en biendo los naturales nuestro asiento, 
que hasta entonces avian estado suspensos y serbian 
muchos pueblos, los quales todos se alqaron, sin 
quedar ningún pueblo en amistad de los españoles, 
los quales luego salimos del dicho rreal y se comen- 
<}0 a hazer la guerra por el dicho don francisco y sus 
capitanes, k qual duro mas de tres afios antes que 
de todo punto biniesen de paz apaziguadas partes 
délas dichas provincias, que abian de ser términos 
déla cibdad de merida, el dicho don francisco de 
montejo fundo la cibdad y le dio por nonbre merida, 
en el principio del año de quarenta y dos repartió 
los yndios conquistados hasta entonces, y antes de 
ser conquistadas parte de las dichas provincias de los 
términos de la dicha cibdad de merida, el dicho ade- 
lantado enbio nuevo proveymiento a francisco de 
montejo, su sobrino, de capitán general déla con- 
quista délas provincias de conil e chiquinchel , para 
que las conquistase y poblase, y ansi salió déla db^^ 
dad de merida a hazer la dicha conquista por el mes 
de jullio del año de quarenta y dos, con gente bas- 
tante para su conquista, y por su maese de canpo, 
nonbrado por el dicho adelantado, bernaldino de 
villa gomez, llegados al pueblo de chuaca, ques en. 
la provincia de chiquinchel, hallando todas las dichas: 
provincias en paz, fundo la villa, que le dio por 
nonbre valladolid, y repartió los yndios de sus tér- 
minos en los españoles que con el fueron, y alli es- 



64 DOCUMENTOS INBDITOfi» 

tubiercm poblados cerca de dos afioB , y por ser la 
tierra mal sana, con facultad del dicho adelantado j 
a pedimienta de loa vezinos , fbe mudada la dicln 
villa y asentada donde aigora esta, qne dista déla 
cibdad de merida treinta y quatro leguas y veinte e 
quatro déla mar al puerto del rrio de lagartos, tierra 
sana, la qual fue poblada quarenta vezinos, enco» 
meaderos de yndios , y basta el afio de quarenta y 
seis sirvieron los dichos yndios a sns encomenderos 
com todo sosiego y disimulación., y por el mes de 
novienbre del dicho año de quarenta y seis, al Heno 
de la luna, qne fue la sefial que ellos tnbieron para 
se al^ar, se rebelaron todos ellos, sin quedar ningún 
pueblo de todos los términos déla dicha villa, de pas, 
donde hizieron muy grandes crueldades en los espa- 
ñoles, sus encomenderos, y en todos los que pudieron 
aver a las manos que acertaroai a estar en pueblos de 
yndios, assi mismo en yndios e yndias, sns natura- 
les, que como una bez nbiese estado en casa del es- 
pafiol, no le daban vida, aimque ñiesen sns propio» 
hijos , y lo* mismo hicieron en los ganados y en todo> 
aquello que les paresciese oler a españoles; en esta; 
coyoitura, estando el dicho general francisco de 
montejo ausente y la villa cercada de enemigos, el 
cabildo della nonbro por capitán a alonso de viDa* 
sneba, porque aserto a ser alcalde aquel año, hasta; 
tanto quel general viniese, qtne fxm de ay a pocos 
dia», y sabiéndose en la ciudad de merida la Rebe- 
lión de los mánzniles délos términos desta villa^ luego» 



RELACIONES DB YUCATÁN. 65 

con gran brevedad don francisco de montejo envío 
bastante socorro despafioles y por su capitán a fran- 
cisco tamayo pacheco, y llegados a esta villa luego, 
sallo el dicho capitán francisco tamayo pacheco a 
hazer guerra alos Rebelados, y haziendola tubo nueva 
quel general francisco de montejo avia llegado a la 
dicha villa y ansi el dicho capitán francisco tamayo 
pacheco se bol vio ala dicha villa y dexo la gente que 
avia traydo déla cibdad merida al dicho general fran- 
cisco de montejo, y se bolvio a su casa a la cibdad de 
merida — ^y el dicho francisco de montejo nonbro por 
8u maese de campo a mi, el dicho Juan de urrutia, 
alférez general déla gente de a cavallo que avia sido 
en la conquista de canpeche y cibdad de merida, y el 
dicho general salió luego a hazer guerra a los Rebe- 
lados, y los conquisto y forqo a darle obidiencia a su 
magestad — después acá no sea entendido dellos querer 
hazer otro mobimiento, alo menos que se aya sabido, 
aunque sus deseos contino están constantes contra 
los espafioles. 

en quanto a lo tocante a los pueblos que fueron en- 
comendados y Repartidos en los conquistadores y 
personas que tubieron cargo en la conquista destas 
provincias , digo que a mi me fueron encomendados 
el pueblo y cabecera de chancenote, cabecera de la 
provincia de los tasees, y el pueblo de chuaca, cabe- 
cera déla provincia de chiquinchel, y el pueblo de 
chechimila, quees en la provincia de los copules, los 
quales dichos pueblos declarados se me dieron en 



es nocuHEirTDs aáimM. 

ftoMiapQBia de mil kraÍMtjt>s f ddoft gMtos ^[M báe 
«a la éMi* oonqvifltay «(um io Bna y dnhtfft la 

dutlMtfioteii cabecera 4elii pitmncia tMos taseMii 
ifeoBkde loe demás piiebk)^ 4e la 4kha ^«mucia tcci»- 
fioeea 4i Im seftores déla dicha cabecera por taperío^ 
ree^ 7 «erto 00 por via de i^wnllaje, «íno por ODafed#- 
moion 7 amistad, alleüde deeto tatúa la dicha cabeoerm 
por «US 4mlyaotos les pueblos stgoientes: 

El poeblo de timo, tres leguas déla dioha ea- 

becera. 

£1 jpaeblo de teeas, dos leguas 7 media deU dicha 
cabecenu 

El pueblo de temaba , dos l^uas déla ^cha ea- 
beeera. 

£1 pueblo de holcol , una le^a déla cabecera. 

El pueblo de tegamay, mttdia legua déla cabeoerm» 

Estos heran subjetos a la dicha cabecera, 7 co«M 
tales obedezan a los señores della en todo 7 por tod^^ 
y en lo que estos yndios subjectos servia hetm ea 
acudir con gente de guerra a la dicha cabecera, para 
de alH hazer guerra aquien los señores querían; 7 U 
7njuria que alos subjectos se les hatsia por jente de 
otros pueblos, la cabeóera 7 subjectos pretendíMi 
bengarla, como lo hazian, porque las guerras deeii*^ 
tre ellos bera de ordiaaiio en ciertos meses del aft^ 
que hera dende otnbre hasta todo henero, porque en 
este tienpo no es tienpo de agtias ni de entender en 
sementeras^ 7 assi gastabací en ei^ tienpo ^en stM 



^tíhMi f bofí^tíhérad; tfttibien &ytidftl«ti h>» dieb«i 
«abjéetdd ft faA¿éf lA otea del ««fidr y M tii^t«ti éti 
sus consejos, teniendo bdttt y putéMttib «Ai todMé SSb 
É^tás y borracheraé; está estA ciibecisrft de6t» l^la 
dofeé l^ttds b lA ]^e d«l l«v«.nte; tiéfie M yglelifty 
t^á pLth los rreligiodoft; eéctiela para stM GáiitoMl y 
maestros que amaestran a )úi mtichttchdd ^ todd de (Al 
y catita, cubierto de bobeda; tiettefi stti brmmietítoii de 
Étát y báli^ de pkttt; la yglesia tietfé düs cainjttitiai; 
édtatt en esta casa de ordinario dos fray les; acudeti les 
encomenderos de ordinario con sui& limosnas dotlde 
^on doctrinados lob yüdioí de sus encomiendas. El 
Meñtú desté pueblo e6 &í llano sobre péñaé, estasbbre 
litl lago diei Agua ánltié de la mejor desta gorérnacio^ ; 
ay en haz de la pefia muchas bocas por donde sacian 
el agua que an menester para su sustento ; esta ééta 
agua en el pozo de nueve estados, y porquel dicho 
pueblo esta sobre el dicho lago de agua se llama chañ- 
cenote, que quiere decir lago vistoso; es tierra mon- 
tuosa, áspera y pedregosa, aunques tierra llana. 

Fue tasado este pueblo con sus subjectos, pot los 
sefiores presidente e óydores déla rreál audiencia de- 
IcNs confines , en veinte dias del mes de hebrero del 
altó dé mili e quinientos e quarenta e nueve afiós , en 
fieiscieíntas mantas de algodón de a dos bra^íis en 
largó y tres tafas de medir en ancho, quatro telas 
cttdA msmta, y eñ diez hanegas de senbradura de 
mraíí y dói hanegad de frisóles, y en quatrocientas e 
cinquéñtá gallinas y quatro arrovafi de miel , quarenta 



68 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

arroyas de cera, seis yndios de servicio, lo qual avian 
de dar cada año por sus tercios, eceto el servicio délos 
yndios, que hera de ordinario. 

por manera que avia en la dicha cabecera y sub- 
jectos seiscientos yndios casados tributarios, sin bia- 
dos y biudas y solteros moqos y viejos, que a estos 
no les mandavan tributar. 

los que al presente ay son dozientos tributarios, y 
estos dan cada año ciento y cinquenta mantas, ocho 
arrovas de cera, cien hanegas de maiz, dozientas ga- 
llinas, quatro hanegas de frísoles. 

y para que se entienda esta tan gran diminuycion 
que estos yndios a venido , que no asido averíos sos 
encomenderos travajado, porque en esta tierra no ay 
minas de oro ni de plata, ni es tierra para hazer yn- 
jenio, ni Cra, obJ d<Mde poderlo, ocupar, ni ubo 
esclavos de Rescate, como en otras muchas partes 
de las yndias ubo, pues de guerra no se hizieron en 
toda la conquista dozientos esclavos, los quales se 
hazian tomándolos peleando con las armas en las ma- 
nos, después de aver sido Requeridos diesen la obi- 
diencia a su magrestad como a Rebeldes. 

o 

Su total destruicion a sido averíos mudado de sus 
antiguos asientos , reduziendolos de muchos pueblos 
en uno, y esto con demaeiado y bárbaro rigor, espe- 
cialmente un pueblo de los subjectos de la dicha ca- 
becera de chancenote, el mejor y demás gente que 
pueblo de toda la provincia, que se llamaba t^maqa; 
a este fue uno délos frayles questaban en la dicha 



RELACIONES DE YUCATÁN. 69' 

cabecera , donde avian hecho casa y asiento para la 
doctrina por mandado del provincial, que entonces 
hera con quatrocientos yndios, el qual dicho frayle 
se llamaba fray francisco aparício, y llegado al dicho 
pueblo con grande alboroto, mando poner fuego 
a todas las casas, que heran mas de ciento y setenta, y 
aun los miserables yndios no todos tubieron tienpo 
de sacar del fuego sus haciendas; ansi mismo les 
mando poner fuego todos los arboles de fructa que 
tenian delante de sus casas en el dicho pueblo, y en 
un instante fue quemado el dicho pueblo, juntamente 
con una yglesia que tenian muy buena; y llevados 
a la dicha cabecera, viéndose los caciques y principa- 
les sin sus casas, que las tenian muy sumptuosa, 
aunque de madera, sacados de su antiguo asiento, en 
ocho dias murieron los caciques y los mas de los prin- 
cipales; ansi mismo los demás subjectos déla dicha 
cabeqera fueron mudados y traídos a la dicha cabecera 
por la misma orden , por manera que las mudadas a 
sido la principal parte de su menoscabo , allende de 
que los frayles en esta govemacion an edificado con 
tanta sumptuosidad , que tanbien a sido mucha ayuda 
de menoscabo délos dichos yndios , y lo serán , por- 
que para quatro frailes, ques quando mas ay en un 
monesterio, ay casa para mas de ciento. 

allende desto se a ynbentado en esta govemacion 
una granjeria de añir, que a de ser el remate délos 
pocos yndios que quedan y el perdimiento délos es- 
pañoles que la conquistamos, pues esta bien esperi- 



76 j»&wm9m üiwivftft. 

en ^tft tusfink np puede ayer yn(S9SÜu> (W. w^W^ w «ih 
tamsmi de gaudos, conio los ay en !«« ysl^a j 9B| 
QlmA pairtea, pwa qud wmqne &U^ ^\ j^lo^ «yai b^. 
ziftpdfts y granjeria» en qut^ piia(Um auetentarw h§k 
euffi&olMy 9Ímx que feltavdo «) y^^dio £»lta todo, y 
fb^oda por la orejen qua agoira va 4q aqiú a poooik 
afios M afiabamn del toda; ocm todo e$tQ na ialtA 
qttifm Qooiruevt 1« di^ha gmpjiwia e inforaií^ del cp»^ 
tmrb, «rto Bor su mten», iiQ mifwdo el dtóo y p«r- 
dinuento ta^i general a toda la gciveitiaciofi, assi a 1<M 
ywüpa como a loa e^pcrfloJiea que en elta estamos y hk 
canquwt^mos a nuestra costa» que ya so noa quedm 
d^ numbro trabajo sino ^fermeda^es y vejes y av«R 
venido atenta nubaerta y probeta cQniop9de8cwiQS!y 
8€i eslava padeseer, puM el 4ia de oy , de novjecientM 
y sesenta mantas qne qm spUiw dar cm lo ana^g^ % 
eUas loa yndios de mi e»oomienda, me dan tr^a^^s^ 
tas., y e«ka miaer^a se biene a consumir en pagar do^ot. 
trina a loa Heligiosos que loa doctrinan y en pagiv 
dkamoa y slcavalas , y w pagwr las traeduras del«i 
naifiesia que loa y ndios dan de tributo , y en eeys yn.-^ 
diMi dd servicáo que sirben seis diAs 4e la senwM em 
traen yenra qu^ eoman los caballos quíe íbir^Wim^nj^ 
nos mandan austeíatar con armna basjfcfmtest y lel^ 
poca la CMt^ y se lea paga diez y oelia rresiw de 
plata cada semana; allende desto, cada dii^ se afr«st^ 
con negocios y agravias gen/srales de quea meneatei? 
ocfomr ala Beal aiidiiencia dala nnefra eapafta por. ^ 



ni t dte aibkBJte ppacurtdows, todo a nuestra «esta, 
]MF(fMela "pilk iMv ttene prefio0^ ^in^ «» peqvMla M^ 
^re eaf^^ taolbitB m suele o H r w eer «nbiav toan llu 
go^roniadioii a cspafta, prMamdor éowtÍB emea Ab 
eentMtaiiii^ da nuestra mmenim y «a ifittoiitar liia ^^ 
ftadiaa ^e toaaiMo ftmdftdaa «i niiMtea yglesia y 
cfeixtaiidae para dielia j^lesia, que aaaqcie aa son fer- 
rosa» son neseasaries, la qnal dieba yglesta heiimos 
a nuestra eosta y la ambamos en qnatro aflos tos v%- 
ewaa oenquistadores deata villa, ajuilandoBoa va 
magastod con eierta parte y loa jndioe con otra parte, 
muy homm é% oal y canto, eabierta da teja de tres 
m^vm T 80. pilTw de piedra d^cnterUi, q«^a dkfco 
de onbree da eien^ia y eonei^icMir heva bastante para 
catedral de la cibdad de merida, si se tobiera el res- 
pecto que se debía tenev a la miseria y probeaa de )a 
tierra; eon todo eeto noa {herían a ser tribntarioa 
para la eatredal déla eibdad de marida a nosotros y 
a nuestro» ynébs , j e» un tribnto mu j pesado a per-^ 
sema que naaeio libre y en tierra Hbre de todo peebo 
3^ alcabala, y qne no se acabara en vida dio loe que 
i^ra biiven según la bravosidad de eueftindanatentos 
y a sido y sera para los yndios no menos perjudieial 
que- la grwjeria det aftir, ansi en sus personas como 
en mm baziendas, porque de SSt^B y siete afioe que a 
que se eomen^o y somos tributarioe para la dieba 
obra, se an gastado, a dieho de persona» de CFe<fito 
qne ka saben, eobwta m$19 ducado», y como digeno 
sa espera irerla acabadé. 



72 D0CUMKHT06 DIÉDITOS. 

Para recompensa de nuestra pioveza se benden en 
esta tierra las mercadorias mas caras que en todas las 
yndias y es la causa que como los vesinos están adeu- 
dados los mercaderes an de fiar sus mercadurías por 
largo tiempo por manera que assi ponen el préselo 
que ellos quieren, que una arrova de vino de ordinario 
se bende en quinze tostones de a quatro Reales y de 
ay para arriba y mucbas veses en veinte con ser delaa 
yslas y no bueno; con todo esto de ochenta y mas 
vezinos que ay en esta villa los treinta e quatro en- 
comenderos no lo beven diez dellos de ordinario, y 
esto no porque les haze mal estomago sino porque no 
tienen con que comprarlo y no por eso se dexa de 
bender gran cantidad dello, y es que todo el caudal 
del yndio ba a la tavema, ansi mismo vale una bara 
de Rúan de cofre si es muy bueno seis tostones y a 
cinco lo no tal, una bara de olanda díes y doze tos- 
tones y una on^a de hilo delgado cinco tostones 7 
una bara de Raxa veinte y quatro tostones y de ay 
para arriba y por esto se entenderá el precio de las 
demás mercadurías que en esta tierra se benden y la 
miseria y pobreza quelos vezinos desta villa pades- 
cemos y esperamos padescer. 

El pueblo de Chuaca de mi encomienda cabecera 
debfc provincia de ciquinchel dista desta villa vdmte 
leguas hazla donde sale el sol por el mes de mayo 
esta dos leguas déla mar, no ay puerto en su costa 
hasta el rrio de lagartos questa quinze leguas del 
dicho pueblo ay un estero entre la mar y el dicho 



RELACIONES DE YUCATÁN. 73 

pueblo que tiene en largo quinze leguas ques hasta 
el dicho mo de lagarto, tiene el dicho estero en an- 
cho media legua por algunas partes y en otras menos 
en este estero ay buenas pesquerías de muy buen pes- ' 
cado, ansi mismo se haze en el dicho estero mucha 
sal y muy buena en cada un año assi de la parte déla 
tieita como déla parte déla mar, son en el dia de oy 
comunes las salinas donde se cría la dicha sal por 
quererlo assi los govemadores pasados lo qual no 
avia sido ni hera quando entramos en esta tierra ni 
en mas de veinte e cinco afios después sino que pue- 
blos particulares las tenian y poseyan como bienes 
rayzes y dellas se aprovechavan y sustentavan espe- 
cialmente este pueblo de chuaca que las tenia muy 
principales por ser mas cercano al dicho estero que 
otro pueblo alguno y ser pueblo muy príncipal ; agora 
son comunes como dicho tengo el sefior sabe con que 
titulo, y los que menos libertad tienen el dia de oy 
para cojer la dicha sal son los dichos yndios cuyas 
solían ser porque ay españoles que tienen por gran- 
jeria cojerla para vendería y estos tales la cojen y no 
dan lugar a que los yndios la cojan y salen con ello 
y se tiene por bueno — ay en el dicho pueblo de chuaca 
muchos arboles de fructa déla tierra es sabana donde 
esta asentado junto a una laguna tiene a la redonda 
buenos pastos y cagaderos de venados y conexos y 
codomizes tema esta laguna donde el dicho pueblo 
esta asentado media legua de box ay en ella mucha 
cantidad de pescado menudo que llaman moxaras; 



^oade eíiita poblsido^ 

fqe tacado wU puel>la pw )qs ««floms proflideato* 
e oydorea d^ la r^^al audieiuua ddlpii coinfiívft» qi» 
qifixvse diaA del mnea de hdhrero dgl alto de i]9¿U e ^w- 
itiwtQa 9^ quavwta e pttey>e aOoaei^ dAs^enta^ laa^ta» 
dte algod w t^re». hanegas de vmi d» aeaiJbiraíd,um. ^r m^ 
dM d^ frl^Qlefi cienta y dnqu^nta gallinaa moa arvo¥iL 
d« miel di» ajcrovas da «em «eU. iMinegaa de «4 dm 
}fod¿oa die aervicioy eiMioa avian, d<9)dar por ana terww 
eceto el aervicio que bor^ de <>rdioarÍ9< por dmh^ia^ 
<yae avia en aquel tiempa en f 1 dioho pueblo dp^íeivUvi 
jmdios casados tributarioa ain biudoa&i enferiQo»iQQ^ 
^6 y vi^os que a estos en ningún tienpo lea an mMr 
dado tributar-"^ esta tacado este pueblo^ el diade oy en, 
tirase majataa y media y die^ y ooho galUnaa y dies y 
ocho libras de eeviw 

la qual fiJta príndpalnient^ y ave? beni4o. «Ato- 
pnebk» en tanta djminnicion y menoscabo* a. mAih 
averíos mudado y los muchos edificios qia» con tanJA* 
aumptuosidad los Keligieaos on hecbo» j eada dké 
basen poi^que sus ^comenderos no sa tenido nin^ 
guna gcamjeria ni la puede aver en esta tí^enra pava 
que por el tal travajo biniesen en el menoeeabo qun 
an beni^o^ solo una granjeiia se a ynyentejiO' eo esta 
tierra cffm bazer aftip fiiera niejor qu^ nusM se jwh 
ventara puea se enti^ndetpoF lo qoahasÉa agora enm 
vistfc^ e oydo d^zir de otraa partea imá^ se btM <|n» 
a de ser el rraMbe d^loa pacos ysákm cgm quedam 



li^ provine M» 0O|mlw «Bte <k Mka viltn ^ Whi^ 
dgtid w^ k^^^ ^1% PMrta de) snr el attQufaodel 4lehfi 
pueblo esta en llano es pedregoso y -montaosp asm 
mismo toda su comarca fue tacado este pueblo por 
los señores presidentes e oidores de la rreal audiencia 
délos confines en quinze dias del mes de hebrero del 
afio de mili e quinientos e quarenta e nueve afios en 
ciento y sesenta mantas cada afio en dos hanegas y 
media de maiz de sembradura media hanega de fri- 
soles ciento y diez gallinas media arrova de miel seis 
arroyas de cera dos yndios de servicio esto avian de 
dar en cada un afio por sus tercios eceto el servicio 
qae lo daban de ordinario — esta ta9ado el dicho pue- 
blo al presente en ciento y setenta y una mantas y 
nueve arrova de cera dozientas y veinte y ocho ga- 
llinas hanega y media de frisóles cinco arrovas de 
miel y ciento y catorze hanegas de maiz lo qual dan 
por los tercios del afio eceto el maiz que lo an de dar 
por la cosecha 

y si este pueblo no a venido a la diminuicion que 
los demás de chancenote y chuaca sino que antes a 
venido a mas aunque no les a faltado ni faltan trava- 
jos tras ordinarios en los edificios délos monesterios 
asido no averíos mudado de su asiento como a los de- 
mas mas la granjeria del afiir que en esta tierra se a 
ynventado no creo perdonara a los unos ni a los 



76 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

otros sino que a de ser Red barredera; llamase este 
paeblo chimimila porquel agua donde el pueblo se 
sustenta esta cerca de el pozo ques muy grande y una 
pefla muy liza y desta parte toma el pueblo el nonbre 
de chechimila. = Juan de Urrutia. c=s ( Hay una rú- 
brica.) 



V. 



RELACIÓN DE LOS PUEBLOS 

DE QÜAYMA Y CANTARIQUE. 

1579. — En la villa de Valladolid, de las provin- 
cias e govemacion de yucatan, coqumel y tavasco, 
yndias del mar océano, a veinte dias del mes de 
mar^o de mili e quinientos e setenta y nueve afíos, 
Juan vellido, vezino y alcalde ordinario por su ma- 
gestad en ella, y uno de los conquistadores della que 
entraron en estas provincias a la conquista e pacifi- 
cación dellas en el año de mili e quinientos e qua- 
renta y quatro afios, que entre dia de año nuevo, y 
Respondiendo a una ynstruicion y capitules en 
molde, enbiada por la catholica Real magestad, y lo 
que por ella se manda hazer, la qual enbio a esta 
dicha villa el muy ylustre señor don guillen délas 
casas, govemador y capitán general en estas dichas 
provincias, y me fue dada la dicha ynstruicion por 
el señor don diego sarmiento de figueroa, alcalde 
mayor en esta dicha villa, y en su cunplimiento es 
lo que se sigue: 

Primeramente entré yo, el dicho juan vellido, en 



78 DOCUMENTOS INEDITOB. 

estas dichas provincias de yucatan en el año de mili 
e quinientos e quarenta e quatro afios, que fue el 
primer dia del afio déla circuncisión del Señor , que 
a treinta e quatro años que llegue a la villa de San 
francisco de canpeche, do donde me partí luego para 
la cibdad de marida, cabecera desta governacion, 
donde halle al capitán don franoisoo de montejo, 
hijo del adelantado montejo, que en su lugar el 
dicho adelantado le avia dexado por capitán y Re- 
partidor de la cibdad de merida y provincia de can- 
peche y villa de Vacálát-^y assi iñesmo avia dado y 
dio el dicho adtelántado montejo la conqiiista d^stii 
JM-ovincia, de ia villa de valladolid y Repartidoit délla 
a su sobrino francisco de moñtejó, donde fue capitán, 
y desde la dicha cibdad de merida tine á ^sta dicha 
villa de valladolid, donde halle al dicho capitán 
francisco de hiontejo, que avia benido con algunlt 
parte de su gente a poblarla, a cánsú de que la villa 
de chuacá, que primeramente fue poblada, hera tie- 
rra enferma y se moria mucha gente en ella por es- 
tar poblada junto a una laguna de agua, y sobre este 
articulo tocante a la villa de chuaca, me remito ala 
Relación general que se enbia a su mdgestad Real 
por la justicia mayor y cabildo y Regimiento desta 
dicha villa de valladolid, y en quanto a lo demás re- 
ferido, el dicho capitán frandsco de montejo, estando 
poblando la dicha villa de valladolid, me dio en Re- 
partimiento en nombre de su magestad los pudblois 
de guayma, que dista dedta villa doá leguas, y el 



BÉtACtOMSS Di YüCAtUN. TU 

"pueblo de cttntftfiiqui, que distaba destá villu diez y 
<>cho l^trf», hm^ el puerto de conil, el qxxtl ^óhú 
pueMx) <estava foíidadü hazia donde dale el isol — lúh 
ijua)^ dichos pueblos de guayma e cañtauiqui e te- 
nido t poseido én tionbre de «u magestad en tsuco- 
mienda, y los tengo y poseo hasta oy dicho dia — 
Mte pueblo dé cantáñiqui, quatido se me dio eñ He- 
pftrtimiento, tenia diento y veinte tributarios ques- 
tftban tardos en nquel tiempo cada tributaría una 
ttanta de quatí'o piernas en cada un afío , pagadas en 
quátro tributos, y assi mesmo una gallina de la 
tierra j una libra de cera y media hanega de maiz 
en cada un año, el qual dicho pueblo fue mudado 
por los Religiosos de la orden de señor sant fran- 
<ñ8eo, ceirca de la ca^TScera de doctrina, sacándolos 
de su natural y asiento casi ocho leguas, lo qual fue 
causa de aver benido los dichos yndios, como binie- 
ron por la dicha mudada en gran diminuycioh, en 
manera que tan solamente me dan de tributo dos 
mantas y una pierna en un afio, que sale cada tri- 
buto de a quatro meses tres piernas de manta, y nó 
otra cossa. 

y el dicho pueblo de guayma, de mi encomienda, 
que esta dos leguas desta villa, camino de la cibdad 
de merida, quando se me encomendó tenia trezientos 
tributarios, y al presente no tiene mas de ciento y 
veinte tributarios ; esta este pueblo poblado en tierra 
sana y llana, no ay en el ningún Rio, ni fuente, ni 
laguna, ni sienfa», ni bolcanes, eceto un cenote de 



80 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

agua hondo que tiene mucha cantidad de agua^ 
questa en la mitad del pueblo, de donde beven todos 
loB naturales del; tiene desde lo alto del dicho ce- 
note al agua diez brabas, y otras tantas tiene de 
hondo de la dicha agua hasta el ^uelo; es el agua 
buena y sana. 

La causa porque estos yndios de guayma an ve*- 
nido en diminuycion, es parescer general de aver- 
íos juntado los Religiosos en la cabecera de doctrina, 
por tener, como tenian, sus asientos donde heran 
nacidos y criados, a legua y a dos leguas déla cabe- 
cera, que hera el pueblo de guayma, y esta es la 
causa que sea entendido dello, y lo mesmo por las 
muchas obras que los Religiosos an hecho en los 
monesterios, que an sido sumptuosas y de mucha 
edificio — y tanbien por cierto beneficio de añir que 
en esta tierra ay, que hazen y benefician los españo- 
les en general, por el qual se a entendido, y es pares- 
cer ansi mesmo aver venido los yndios en la dicha 
diminuycion, porque al tienpo que hazen y benefi- 
cian los naturales sus sementeras de maiz los ocupan 
en el beneficiar el añir, lo qual les a causado y causa 
mucho daño — es esta tierra de mucha arboleda sil- 
vestre, ay en ella mucha cantidad de piedra laja, y 
lo mesmo la ay en toda la tierra en general; los ca- 
minos son malos y mal abiertos y torcidos, y en 
mucha parte desta tierra no se puede correr por ella 
a cavallo ni aun andar sino con mucho trabajo, sino 
es en algunas partes donde ay algunas ^abanas sía 



MELimomB i>%. sucÁJÁN. ; 81 

^moipte, ^ase^eii'eUa^jnuy faien el maÍ2, qws Ja.qe- 
joGoIIa que .en ella ae ooje, ,de que sethaze.pan para 
. comer. y;.M. -001X16.611 geiueral — ;.dase.a$B¿ mesmo.en 
ella £risoleay agi y algodón -rrayjQaQchaa.&utae^oil- 

. Testarea de machas maneraai que comen loa ufit ufóles; 
ay 4|B8Í- misma mucha csa^a de .venados ,, cqnejos ^ , p^r* 
dizea^ codornúes y tórtolas , .pahas, puercos del^ mon - 
te, que llaman los yndios quitanes — ay otroa. mu- 
chos géneros de ca^a del monte de que.se sust^tan 
los^naturales. 

Esta este pueblo de guayma dos leguas de Ja ca- 
becera de doctrina, que son subjeetos al monesterio 
questa iundado extramuros desta villa de valla^olid, 
que los doctrinan los dichos Religiosos de San fran- 
cisco tiene este pueblo su yglesia y sacñtia y coro y 
casa para los fieligiosos con sus saldas; es de buen 
tamaño, tiene assi mesmo el ornato nescesario.para 
dezir.missa, ques casulla y alba y cáliz y una cruz 
dorada oon su manga de terciopelo carmesí , ay . sus 
cantores y maestro de capilla y su música de flautas 
y dos campanas, y todo lo demás. nescesario para la 
dicha yglesia y servicio della--ray. en este, pueblo de 
guayma unos . cues (a) de piedra . hechos a mano, 
muy altos, de los.quales se sacaba piedra para hpzer 
la. yglesia y aposentos délos ILeligiosoa, y cerca, déla 
^gtesia y .^do lo demás, y estando, yo., en el dicho 
puebla qne avia ydo.en 4:onpafüa d^.nn Beli^so 



6 



82 DOCUMENTOS INéDITOS. 

de la orden de San francisco a lo viaitar y trabar la 
obra déla dicha yglesia, vi como los yndios descu- 
brieron en nno délos cues, de donde sacaban piedra, 
una casilla de bóveda labrada de albafieria de cal y 
canto que podía bien estar un onbre en pie en medio 
della, la qual temia bra^a y media y dos brabas de 
largo, y siendo abierta la dicha casa por un lado 
hallamos dentro dos lebrillos de barro colorado que 
parecían nuevos, de a tres quartas poco mas o menos 
cada uno de ancho y un xeme de alto y estava el un 
lebrillo sobre el otro boca con boca, y dentro dellos 
estaban dos caberas de muertos y dos cuzcas colora- 
das, que son a manera de colares, ques la moneda 
que entre estos naturales se trata, y tan solamente 
estaban en los lebrillos las dichas caberas y las cuz- 
cas, porque los demás guesos estaban fuera de los 
lebrillos y preguntando al cacique e prencipales lo 
que sinifícaba aquello , me sertificaron no saberlo por 
ser cossa de su gentilidad, y que al parescer devia 
de acer mucho tienpo que aquello debia destar alli, 
eegon lo pareció, y mas en semejante edifficio, por- 
que se entendió hera manera de enterramiento anti- 
guo, y ser los lebrillos de suerte que en esta tierra 
y probincia j amas se a visto su hechura. 

Después que yo vine a estas provincias , que fue el 
año de mili e quinientos e quarenta e quatro, según 
Referido tengo dende a dos afios poco mas o menos, 
que fue en el afio de mül e quinientos e quarenta y 
seis afios, a nueve de novienbre del dicho afio, los 



BELACI0NS8 DE YUCATÁN. 83 

natarales desta provincia de valladolid se alearon y 
Rebelaron contra la rreal corona, en manera que ma- 
taron diez y ocho espafioles questaban derramados 
en los pueblos y seiscientos yndios naborías que 
serbian a los españoles, en manera que a ninguno 
délos dichos españoles ni yndios dexaron a vida, 
siendo los dichos yndios muchos deUos sus henna- 
nos e hijos y deudos y de su natural, lo qual hizie- 
ron porque serbian a los espafloles, y a muchos dellos 
se halla por cosa cierta que los sacaban los corazones 
bivos y los descoyuntaban y hazian otros martirios, 
cortándoles bracos y piernas, lo qual ofrescian a sus 
y dolos de barro, hallándome yo al dicho alzamiento 
con mis armas y caballos en servicio de su magestad, 
y sabido el subceso se despacho luego mensajero a la 
cibdad de merida pidiendo socorro, porque no abian 
quedado mas de diez y ocho españoles, y dentro de 
ocho dias vino el dicho socorro, que fueron treinta e 
cinco españoles, el qual vino de la ciudad de merida, 
y por capitán déla gente francisco tamayo, y luego 
vino el capitán francisco de montejo, questaba en 
eanpeche, que venia de chiapa, que traxo treinta y 
siete onbres, y con este" socorro dentro de quatro 
meses que fueron conquistados estos yndios y vinie- 
ron de paz, hizose castigo exenplar en Ips culpado?, 
y estos yndios que se avian aleado andaban por toda 
la tierra y provincia de merida con bracos y piernas 
de los españoles, mostrándolos y dándoles a enten- 
der que se alearan tanbien ellos, porque les dezian 



H ^4 nOCTMBNTOS -INéDITOS. 

( queya no 'q'oédaba 'español ninguno en >toda la tie« 
* inar-^ eon' ^váno para que la «tieBra estabieee patífk^a 
'! eialir a%ana jante, como> aatio, yendo el capitán 
"firanoísco de braGamoBfte^ <x>n qnarenta onbres depe- 
' lea,= ytandnbo ipor toda la -tierra hasta los termines 
. desta TÜla 7 en otraa partes eon toda su gente hajEita 
que todoK se padfico^ acudiendo a todo ello conmu- 
diá diligencia e cuydado, como a cosa que tanto jn* 
' povtdba* y para la pacificación de la tierra conb^tia. 
Todo lo'qual de suso • refeiádo es la Relación ver- 
daderaen quanto a lo que se me manda, por lo to- 
cante a los pueblos de nú en^máenda, porque en los 
' demás capítulos de la dicha '3^8tracion me remito en 
todo ala Relación que a su magestad Real se enbia 
desta provincia déla villa de valiadol id generalmente 
por la justicia mayor della y cabildo y Regimiento 
della, con cuyo acuerdo se hizo, que por ser, como 
' soy, onbre muy anciano y enfermo, y de hedad^de 
ochenta afios, no tutie lugar de Responder a mas de Jo 
referido, ques la substancia délo que ávido que dessip^— 
' guarde nuestro señor la catholica Real magestad de 
vuestra magestad por muy felices años, con aumento 
de muy mayores Reinos y señoríos, y de a vuestra 
magestad victoria contra los ynfíeles y perseguidotes 
de la sancta Fee cathoUca, de quien vuestra- magas- 
tad'cs defendedor y defensor, amen, desta vilk/de 
valkui6lid.desta6* provincias de> y uoatan a veinte dias 
del mes de marQO de mili e quinientos e setentas e 
nueve aft08«=;¿7íuan Fe//i«fo;s=i(Hay una rúbrica.) 



VI. 



RELACIÓN D'EL PUEBLO DE QUIQUIL: 



lS7B»*ir«£a.t8eistdiaaidal.mtti dé mayo deiniU 0) 
qHmientofi.y i^etentary nuei^e afios^ yo t fraadifico: <dev/ 
caüdeDfiBy vMino: desta .villa.de YaUadolid , hijo legbr / 
timo de ^juMi.de cárdenas^ oonqviatadcr deakas pro- 
TÍiicta8:dai¥'aeataEh-^Baqpoi)dieiidota laidisocipeiou'a t 
rreIadon«que'mefae.dada.por eLylaatre iseftor. doat 
diego aaraáento de (fígawoa^. alcalde mayor por: su . 
magestad en eeta dioha villa y svi jurisdioicmj: y porr» 
nwndado del muy ylnstre- sefior gommador defatasj 
pnmncias, en<n«ibi* de la xeal- iMgflBtad de rrey«. 
Don Felipe nuestro señor, que dios guarde y con^.. 
serve emaii' santo .swvígíoi, y > respondiendo j. a ella 
d^9 qqeiyo tengo en eneomieüdaj en nomfare de la.- 
neakmagestad^elipHeblodeqiiiquil-^ae este pucKi 
Uoí poblada de gentequeestabaí poblada en Iw^cohj 
poles^ y por un afio que la langosta les destruyo dasi 
seunntera^aaliepon'ORrtas. paroiaiidades\:de sus tiei^r 
Ttm^ jímbcoiíl a esta 'asiento ya3Ccsfaa<como. tien».i 
fértil y^Uebando 'por cabe^ aliixliau iperaonabdioosao 
y esteiapoUidono^seaabé que. quiere dezir^ por iio< 
tener ynterpretacion; y muerto <este fieAor^etgo;aeDir- 



86 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

naron por tiranos naturales del mismo pueblo, y no 
Beüoresnaturales-mudaronlos los fhdL fJcLs 
deste pueblo de yaxcaba, donde solían estar asen- 
tados e abezindados para traellos a este donde al 
presente están , porque estubiesen cerca del monas* 
terio, a cuya causa a venido a tanta diminución y 
viene cada dia, que de seis partes de los yndios que 
entonces avia no aya agora las tres — esta este pueblo 
de quiquil onase leguas desta villa de válladolid, 
y una legua de la cabecera e monesterio, endonde 
van a misa y están los Religiosos que les dotrinan. 

Raíanse en tiempo antiguo por cucheabes como 
rregidores y el mas poderoso era el que tiranizava — 
tenian un alquin, que es sumo sacerdote que les de- 
darava los tienpos del afio — eran subjetos al copul 
que residía en huebilchen, de donde estos eran na- 
turales, tributavan mayz e ciertas piedras, que era 
su moneda, e no se sabe la cantidad por la anti* 
guedad« 

Tenian estos yndios guerra con los chirincheles^ 
y en especial con los de duya: la causa era porque 
no les dexavan contratar con los demás pueblos de 
la costa, y el alquin o sumo sacerdote era el que les 
mandaya de parte del fuesen a la guerra, y en ella 
se elegia por el dicho un capitán e govemador de la 
gente, e no tenia nombre propio mas de su apellido,, 
e añ no saben que nombre les davan los antiguos. 
El nombre de yaxcaba no le saben dar ynterpreta^ 
don , por ser muy antigua. 



BBLACI0NB8 D£ YUCATÁN. 87 

Solían estos yndios en tiempo antigao andar des- 
nudos en caeros, solas las vergüenzas tapadas; agora 
andan vestidos de camisa e ^ragaelles e capas de 
las propias mantas, e algunos traen sonbreros, e to- 
dos los mas traen cacados alpargates ; andan tras- 
quilados porque en otro tienpo solian andar con el 
cavello largo y ales puesto en esta pulicia los frai- 
les franciscos. 

Las grangerias que este pueblo de mi encomienda 
y gente del tienen son hazer gran cantidad de al* 
pargates e vender a los mercaderes e tanbien venden 
un genero de mantas que Uamiin paties e piernas de 
manta, grazides, e otras cosas en que ganan filgun 
dinero, aunque poco. 

Sustentanse de este mayz que ellos sienbran y de 
frísoles y calabazas y gicamas e batatas e otros gé- 
neros de frutas que ellos sienbran de mas de que 
tienen muchos géneros de arboles de frutas silves- 
tres, rremitome a la Relación que destas cosas y de 
todo lo demás hiciere el ylustre cabUdo desta dicha 
villa, por quanto yo a poco que tengo en encomienda 
este pueblo de quiquil, porque lo obe con beatriz de 
beigara, mi mujer, mujer que fue de luis diaz, mi 
antecesor, fecho en el dicho dia, mes e afio suso 
dicho, e lo firme de mi nombre. =^FrancÍ6co de Car- 
^¿ma«.= (Hay una rúbrica.) 



vn. 

RELACIÓN DE LOS PUEBtüS 

DE TEgOGO, TEGAY Y qOSÍL. 

1579.-^E¿ la villtt de vattadolid deíás probílieSw* 
y gobéniftdcRi'de'yucatian, yudiaÉB^'dcA mar oe)»tti<y, 
a'qtíátfo del taies de^'mayo deMxiill e qüinioMóa teíBA**'' 
tenta e nueve aftos; yo di^o osorioVveBülo dwia' 
diehá: vJlItf y encomeúdero délos pueblos olnf* tendeo 
y'técar y qoHíI, eñ' compaYiia deJuib Bul^clárM,* 
menbfmy sobrino, encomendero de la mitad* de lor^ 
dos pueblos, obedeciendo e ctimplittido^l0*que'*8ii' 
ntagéstad manda por sü Real ynstmcsiotí y lo que 
sé mea notificado con pétaa cumpla IRespoÉdo alo ^ 
8 tf ¿o dicho lo siguiente : ^ 

al primero ca^itúltí' digo* que soy veasino en^eMa* 
víllk de válladóíid, ptoTÍñcia • de yuMCaii, ylavja»' 
bécértt dellaes la cibdaddé knérida; y por otM'liolti- 
bre se di^ la viHa de ^equi ,' porque antiguamente 
los yndios lo llamavan ^aqui', por un ydoló quef té^ 
nian, que adoraban por dios en tienpo de sus anty- 
guallas, que lo llamaban ^aquigual. 

II — al segundo capitulo digo que yo soy moQo 



RELA<:)rOtnÉ^ DÉ TUCATÁÑ. 89 ' 

dé^edad dé Veinte le qtiatra aflos, y pnede aver quotoo^i 
HWmt{nt |K>r fin^^ imiei^ de alvaro 4E>sofió my padre^' ) 
B^eé^ecí la aticoüiietria^ úé títx^ ytkdioB, conforme á io 
pé^ 6tite*g6litad^mattdadó, y leoi decip a él y á otrÍD0v 
cúhqvíiÉtíaáw^ qaé^l primero desoübridor 'deltas pro* ' 
bibeiaB ttiHa eido el adelantado montejo y que avia en* 
trááo al* descubrimfento poir mandado de su mages^^^ 
tad. Bemitome en esto a lo qué Job ' conquistadores • ^ 



III — al tercero capitulo digo que el tenple desta* ^ 
tierral ed caliente, y la mitad del afio de agiJu^a y i»* 
otra'tniteéde sdden y 'secas y tiernas de ayves-^ 
8«e«fle0¿'* 

IHI^'ftl qaaHo ^cajpitulo dígó questa tierra es' 
tierra llana y montuosa y pedregosa y &lta de rryos ^ 
y 'agitíis para ganados y a causa de no aver aguas ay 
poco ganado. 

V—^ al 'quinto- capitulo digo que e oido decir alos^ 
cétí^nistsedores 'destas probincias, que quimdo se* 
cánquf0tfu*on atia gran suma deyndios y pueblos^ 
ntny abundasitesy y después acá an venido en tantají 
diminüyoion y qiie ya no hay yndios, porqueste que' 
decian tenia seiscientos tributarios y 'agora' an qUe-^-* 
díido en doscientos. 

VI— lal sésto Capitulo digo qué no lo se. 

Vlí-^al sétimo -capitulo digo que desde esta villa » 
de valladolid, adonde yo soy vezino e Resido esta- 
lar'cibdáíd de^ míerida, cabecera desta govemacíony en 
laquál'résid^iélobiÉpo y governádor de esta»* pro-' 



90 DOCUMENTOS INÍ3>IT08. 

bincias, que son treinta e qnatro l^uas, y esta 
tierras sujeta a la abdiencia Real de la naeva eapafia. 
. IX — al noveno capitulo digo que esta villa de 
valladolid dicen los conquistadores que la pohlo el 
capitán francisco de montejo, sobrino del adelan* 
tado que vino por su mandado a ella, y e oido decir 
que la cibdad de merida la pobló don francisco de 
montejo, hijo del dicho adelantado. 

XI — a los onze capitulos digo que los dqs pue- 
blos de mi encomienda están en la provincia de te* 
cemi, a donde esta un monesterio de fray les diez le- 
guas desta villa, e alli acuden los yndios a mysa y 
a la doctrina cristiana y tienen los dichos pueblo» 
homamentos frontales, canpanas y todo Recabdo bas- 
tante a la doctrina y cristiandad dellos. 

XIII — a los trese capitulos digo que este puebla 
de mi encomienda llamado tecai, lo llamaron asi 
porque en una aguada que bebian los yndios tenia 
pescados (y asi se llama en la lengua el dicho pueblo 
el pescado) , y el otro pueblo, que se llama cosil se 
llamo asi porque en una cueba y aguada donde 
beben tenia muchos mordelagos dentro , y por esta 
se llamo deste nombre. . 

XY — a los catorze capitulos, digo a los quince 
capitulos, digo que los dichos yndios trayan guerra 
con otros de la costa de la mar, por muy pocas oca- 
siones , y sobre el defender las salinas de la costa. 

XX — a los veinte capitulos digo que no ay rrios 
nyngunos en esta tierra, sino unos cenotes honda* 



BELACI0NE8 D^ YUCATÁN. 91 

bleB que tienen mucha agua dentro y Be dic« por 
cQsa cierta que por debaxo del agua corre la agua. 

XXYII — a los veinte y siete capítulos digo que 
ai en esta tierra muchos anymales: tigres, leones 
mansos, benados y otros jeneros de anymales. 

XXX — alos treinta capítulos digo que en esta 
costa de la mar ay muchas salinas de que se proveen 
toda la provincia y se saca para fuera parte. 

XXXI — las casas de los yndios son de paja y 
baras atadas a unos bexugos, y si hasen algunos 
apartados es todo harazon. 

XXXIII— los yndios pagan sus tributos a sus 
encomendados de piernas de mantas de algodón que 
tienen de su cosecha mucho, y crian gallinas y sien- 
bran mayz , sin arar la tierra con &cilidad y todas 
las demás cosas de que dan tributo lo tienen de so- 
bra de sus cosechas. 

XXXIIII — es obispo en estas provincias don 
firai di^o de landa, segundo obispo fray le francisco; 
en la cabecera della, ques la dbdad de merida: ay 
una yglesia catredal. 

XXXVI— ay en muchas provincias de yndios, 
en las cabeceras dellos, monesterios de frailes de la 
dicha orden del sefior san francisco, están los yndios 
repartidos a cada monesterios, adonde acuden a 
mysa. 

XXXVII — ay en esta villa de valladolid un es- 
pital del nonbre de Jesús que se esta fundando y se 
va hasiendo poco a poco. 



9%' dócttméñtos nrfeM^rOBi' 

La tabea prin^ipillVr^'log yndiós-ditóriiqtie- 
aB Véñidb a ttOíñúB a sido par les aver qmtadoi tin ' 
br«itlij6M()tte bebían ^de>TÍii<i de-la tiernr de miel-y 
agtttt^^ otras^ jlái^es qne dteen qu^con eUcy bibiatf «a^ 
nos, como los espafióletr^bibeo' sanos con el vino, 
y"en 'todo lo< demás me remito ak Relación ^que el 
y litetre señor Blcklde»» mayor destaf Tilla' y cabüdo- 
della an hecho para' stf m)3ig^estad y lo firme. t=: Diego^ 
osbri^'inaliolíado'^ ( Hay tina= rúbrica. ) 



vni. 

RELACIÓN DE TISHOTZUCO 

T CHIQÜINCENOTE. 

1579. — £n,la vilUde vaUadolid) de las ¡h^)^- 
. cia9 6 gobernación de y acatan, yndias deLmar ocea- 
. noy enveynte e canco diae delimea de majr^ode mili 
- e quinientos e aetenta e nueve a&os, ya antpnio 
u Baendezy yezino desta dicha villa, uno .délos anti- 
guoe poJbJadores destas provincias de yucatan*, como 
.mando e conjunta persona de maria hernand^, mi 
^.muger e mnger primera que fue de francisco her- 
nandeiE^i uno délos primeros e antiguos conquistado- 
renque entranon por .soldado en la conquysta e paci* 
M ficadon destas. dichas probincias y después de su fin 
r e muerte subgedi en la posesión de yndios. que, tiene 
. / la. didia. mi. nmger ¡como segundo tenedor de la dicha 
.i^&comienday y en^umplimiento de lo man^idoipor 
^uhk seal.iQAgestadidel rrey don Felipe, nuestro sefipr, 
a quien nuestro sefior Jesucristo guarde de todo, mal 
. yiMoaerve para su.santo servido, y del auto que me 
^>tfi2e riw>tí£oado>,tdel muy yhjatre.. selioc. doi^ guillen 
4f4ila9T QMWs^^ goiverM^or e capíi^u) ¡gcMiral por^ .^u 



94 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

magestad en estas dichas provincias, en su rreal 
nonbre en la discrepcion e respuesta de los capítulos 
que se me dieron para que respondiese en lo que toca 
alos pueblos de mi encomienda que al presente están 
poblados en los términos desta dicha villa, ques en 
la forma e manera siguiente: 

1 — Primeramente digo e declaro que en recom- 
pensa délos servicios que a su magestad hizo el dicho 
francisco hemandez, mi antecesor en la pacificación 
e conquista destas provincias, e por ser uno délos pri- 
meros soldados que en ellas entraron con sus armas 
e cavallos, conquistando e ayudando a poblar la cib- 
dad de merida e villas de valladolid e canpeche, le 
encomendaron e dieron por nueva encomienda los 
pueblos e cabeceras de tishotzuc e chiquincenotes 
€on todos sus sujetos, el qual poseyó por titulo e 
merced que para ello le dio francisco de montejo, 
capitán general e rrepartidor desta villa , como délas 
cédulas paresce, hasta que el dicho francisco her- 
nandez fallescio e subcedio en las dichas encomien- 
das la dicha maria hemandez su primera muger, e 
Itgora, como su segundo tenedor e marido e conjunta 
persona déla susodicha, subcedi en las dichas enco- 
miendas que al presente poseo en nonbre de su ma- 
gestad, como su leal vasallo e antiguo poblador des- 
tas probincias. 

2 — en quanto a los pueblos de mi encomienda, 
digo que en la probincia de cochoah, camino rreal 
que va ala villa de salamanca, tengo dos pueblos 



BELACIONSS DE YUCATÁN. 95 

que el uno dellos se llama tishotzaoo e chiquinoenotey 
que esta el un pueblo del otro tres l^uas — tishotzuco 
e chiquincenote es nombre de los mesmos pueblos 
antíguamente, que en lengua destos naturales qujere 
dezir tishotzuco cinco parcialidades , e chiquincenote 
se dize que la aguada del dicho pueblo estaba ^i el 
norte — llamavanse ansi antiguamente por el nombre 
de los ydolosque ellos adoravan. Estos dos pueblos es- 
tan asentados en unos llanos pedregosos, ásperos y de 
grandes matorrales, es tierra sana, en donde se coxe 
gran cantidad de mayz y algodón e frisóles e coxen 
en cada afio mucha cantidad de miel de sus cosechas. 

3 — estos dos pueblos están poblados en asientos 
nuebos porque de veynte afios a esta parte se acer- 
caron de su boluntad a los asientos adonde agora 
están por estar un monesterio de frayles franciscos 
del un pueblo dnco leguas y del otro quatro — estos 
frayles dotrioan e tienen a cargo estos dos pueblos 
con otros ocho pueblos que ay en aquella provincia, 
donde hordinariamente están dos, tres frailes para 
dotrinar esta probincia, puestos por los probinciales 
y obispo destas probincias. 

4 — la probincia de cochoah es sana porque todos 
los pueblos que alli están poblados son asientos sa- 
nos y tierra abundosa y fértil , tienen sus crianzas 
de gallinas y puercos y son yndios grangeros, tie- 
nen sus labranzas de mayz e frisóles y nunca tienen 
hambre, porque el nonbre déla mesma provincia se 
llama cochoae, que quiere dezir en nuestra lengua 



> 96 DeOUMBVTOS 1 ZMÍNTOS. 

castellana nuestra comida de<pan^ q«ie«el»entaD4i- 

• • miento delk>8 es que dicen provincia liarta;4]pie^po 
" se a visto en neceeidad. 

5t — Govemava esta probiaeia en tíeaapo.de.«u 
V gentilidad un cacique llamado nacahun. oochoahf que 

• tenia su asiento e morada en tishotzuco— «tributábanle 
piedras verdes e mayz e frisóles. Adoraban un.ydoLo 

- que tenían por abogado .del pan, ques el npmbre y 

• apellido, de^ta provincia — ^sacrificábanle cora90neB.de 
perros, y «armados quemaban una resina. que llaman 

. ellos copal , que tiene buen olor,, que al presente in- 
censan con ellos al Santísimo Sacramento* 

6— cestos dos pueblos están desta villa de valla- 
dolid doze leguas grandes hazia la banda del Sur y 
déla cibdad.de merída, ques la cabeqera deata gober- 
nación, que es donde rresideel gavemador que. go- 
bierna estas provincias treinta leguas grandes . bazia 
el poniente de los dichos pueblos — son los camynos 
mny pedregosos y de grandes barraocos. -^ Son los 
montes de montañas altas, y en algunos • cabos .ay 
cerros ásperos e n;iontuosos. — no corren rrioaeniesta 
provincia, mas en algunos, lugares ay unos 0^ de 

' agua que llaman ^enotes, que nunca en ellos fidta el 
agua «en toda el afio. 

7^^ en esto& dos pueblos de my encomyenda tienen 
los «Atúrales del cada pueblo su cacique ^ que es el 
que los gobierna, que son puestos por los g0veEDa- 

' dores que su magestad.envia a. estas piavip<^-^t¡e- 

«..nen sus alguaciles mayores e hordinaños^ ay siayor- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 97 

domos, que tienen la caxa de la común jdad y es orí- 
vanos ante quien pasan los negocios de su república. 

8 — ^En estos dos pueblos en cada uno tienen su 
yglesia, labradas de cal y canto, sus retablos hechos 
al olio— tienen su coro y sacristía — tienen en cada 
pueblo dos canpanas — tienen sus ornamentos de cá- 
liz e patena de plata — ^tienen su cruz dorada con sus 
mangas de terciopelo bordadas de oro y seda — tienen 
sus frontales de damascos de castilla — tienen sus 
cantores, que ofician el culto divino — tienen su sa- 
cristán e monescilloB — que ofician la mysa — tienen 
escuela , donde los mochachos de los pueblos van a 
deprender a leer y la doctrina—- tienen sus maestros 
puestos por firayles, que les tiene a cargo en cada 
pueblo — destos ay casas situadas para los firayleid, 
donde se aposentan , y en las dichas ca sas ay celdas 
.para cada frayle, que en los dichos pueblos fueren — 
tienen sus camas de' cordeles con sus fi-aqadas y al- 
mohadas en que los dichos firayles duermen. 

9— ^tos dos. pueblos están sujetos a la alcaidia 
mayor desta villa questa puesto por el govemador 
deatas provincias, el qual dicho alcalde mayor esta 
y reside en esta dicha viUa, adonde es vecino. 

10 — ^Esta rrekcicm e dado en suma , rrespondiendo 
a los capitules déla dicha ynstrucion, rremitiendome 
a la memoria general que el ylustre ayuntamiento 
desta villa a hecho, en fe de lo qual lo firme de mj 
nonbre.=Fecho ut supra.=^ntoni^ Méndez. =s^{h9ky 
una rubrica.) 



IX. 



RELACIÓN DEL PUEBLO DE QÜCOPO. 

1579. -^liunei dos dias del nm de marqo deite 
Bfio de mili e qoinientos e setenta e noeve afios Re»- 
cibí yo Juan Bedrigues el viejo vesino desta villa de 
valladolid destas provincias de yucatan y uno de kw 
.primeros oonquistadores de toda esta govemadon en 
la qoal anduvie conquistando con mis armas y caba- 
dlos á mi costa y minsion en eervizio de dios nuestro 
«efior y de nuestro Rei y señor el emperador don 
oarlos, foeme entregada una ynatruicbn de su n«. 
gestad del Rei don Feliphe nuestro señor a la qual 
me file mandado Respondiese por sus captulos como 
viene aclarado la qual fiíe enbiada a esta dicha villa 
por el muy Ilustre señor don guillen délas casas 
govemador por su magostad destas dichas provin- 
cias de yucatan y foeme entregada por el Ilustre se- 
ñor don diego sarmiento de figueroa alcalde mayor 
desta dicha villa y sus términos a la qual deelanire 
lo que se me alisangare y sujMre ques en la forma e 
manera siguiente: 

1 — Primeramente esta villa que oy dia se Uuna 



BK.MSÍ0BE8 DE 9O0ATÁK. ' 99 

TtiliidoHd Hamtt^an a m Miento los juéÍM iiii(%us- 
aMQte «eqvi la ddrivacioii deste Bcmbre no lo se. 

t^^'Bl conqufatador j descubridor destes prov- 
eías fae el adelantado francisco de mont^ IB^V- 
mtÁor y eapitaa gmeral destas dickas pronndas y 
el dicho adelantado ymbio á sn liijo don fraaeiseo 
de montejo y a sa sohiino francijieo de m(Hitejo por 
eapikasies en ia dicha conquista y aesi on toda ella 
«saron el oficio e cargo de tales eapitoaes los quales 
7 éi dicho adelantodo y sns capitanes teman poder 
de su rreal magestad para poldar villas y eibdades 
y rrepartir los y ndios y la tierra a los conquistadores 
-y pobladores y onbres nobles y estos como a tal coa* 
quietador y en rrecompensa de mis trabajos me dieron 
y encomendaron cinco pueblos de yndios con todos 
los yndios naturales que en ellos estavan poUados 
y los fitdles y Religiosos pcnr causa de la dodaína 
los juntaron todos en un pueblo — el descubrimiento 
4e6ta tierra y principio de su conquista fiíe el aSo 
de mili e quinientos e quarenta e uno y duro esta 
¿cierra dos años y a fuerza de armas Tinieren a ía 
obidiencia del rrey nuestro seftor y conodmiento -de 
' 3a fée, y después de aquesto aviendo estado dos afios 
de paz se tomaron a rebélar y alearse y damos 
guerra los dichos yndios en la qual Rebelión fueroii 
muertos qtdnce o diez y ocho espafioles los q-uales 
eert;aban por los pueblos de los yndios derramados y 
en ellos los mataron y visto y entendido por nosotros 
.-salimos los espafioles en contra dellos y les dimos 



100 . DOCUMENTOS ENÍDITOS. 

guerra, y los trazimos de paz en quatro meses y cas- 
tigamos todos los. que hallamos culpados que avilMi 
sido en la muerte de los españoles . y que los avian 
muerto á sus amos. 

3. — esta tierra es tierra calida en todo el afio no 
ay en ella nieves ni yelos, las Ilubias en esta tierra 
son desta suerte que comienzan desde el mes de ja- 
Ilio para adelante y duran dos meses poco mas ó me- 
nos y assi que comienzan poco más ó menos — los • 
mas continuos vientos son de do sale el sol y de 
medio, dia y de parte del norte, y estos por el dis- 
curso del afio vienen un poco rezios y algunas ve- 
zes tanto que hazen dafio en las sementeras derri- 
bándolas sin sazón. 

4. — Esta tierra es llana en la qual no ay sierra 
ninguna es muy montuosa y pedregosa de muchas 
piedras tanto que no se puede caminar por eUa por 
las muchas piedras que ay sobre la tierra no ay en 
esta tierra ningún genero de rrios ni de fuentes el 
agua que se beve ansi yndios como espafioles las Ba- 
caii de unas bocas de cenotes questan abiertas sobre 
la tierra por donde se saca el agua a doce y quinze 
y a veinte brabas de debaxo de la tierra con norias 
ó con sogas; estos senotes no son hechos a manos 
sino que por la bondad de dios los ay por todos los 
lugares de la tierra y por los montes — los espafioles 
en sus casas tienen pozos de que se sirben abiertos 
con mucho trabajo por ser. todo pefia y hallase el 
agua generalmente á doze brabas — no tiene esta 



RELACIONES DE YUCATÁN. 101 

tierra muchos pastos ni mantenimientos por no aver 
en ella valles ni rrios ansi no se puede mantener 
mucho ganado sino es el que los espafioles crian en 
SQ' casa para su sustento — frutas de la tierra ay al- 
gunas pero son pocas. 

5 — los jndios solian ser mas que no agora j la 
Razón porque ay muchos menos que solia a lo que 
nos paresce son dos cossas, la una es que en su anti- 
güedad y su gentilidad tenia cada yndio las mugereis 
que quería y tenian a cinco y a seys mugeres y desta 
manera multiplicaban taiitos hijos que avia mucha 
cantidad de yndios y agora des que son cristianos y 
bautizados como se les quito la costumbre nos pa- 
resce que ban a menos y la otra es que nos paresce 
que por la junta que hizieron los Frayles por la doc- 
trina y los sacaban de sus naturales y de sus gran- 

causas que nos paresce que an sido parte para que 
blniesen a menos. 

6 — quanto a lo de la altura de el sol o eleyacion 
del polo no la se y en la del sol si dexa de alunbrair 
al medio dia en algún tiempo del afio digo que no 
por ser la tierra llana y no aver sierras en toda ella 
como dicho tengo. 

7 — la audiencia rreal a questamos subjetos reside 
en una cibdad que se llama mexico que dista destas 
provincias dozientas leguas ultramar poco mas ó 
menos y la cibdad de merida donde reside el gover- 
nador esta treynta y tres leguas desta villa de valla- 



IOS' jfoctnatmm isiDnoSé 

dolid buia la parte dcmde se pone el iol y meauco' 
ni maa ai menos» 

8*--eata Tilla parte termiBos con la cibdad de m^ 
rida qtieita como dicho tengo hasúa do se p<»ie el 
sol y por otra parte términos coa villa de bacalar 
qoesta bazia el medio dia sesenta leguas desta didia 
villa --<' las kgoas no son grandes ni pe<|iiefias — los 
caminos derechos mas son muy ásperos y malos de 
caminar por ser muy pedregosos y montuosos* 

9 — En lo tocante a este capitulo me remito a lo 
qoe tengo dicho en el segando oapitulo-^comen^ose 
á poblar esta vUIa de valladolid con veinte y cinco 6 
treinta espaftoles y abra agora hasta quarenta veñ-^ 
nos poco mas a menos— Fundóse esta villa d afio de 
mili e quinientos e quarenta e quatro aftos. 

10 *— la poblazon desta villa es en tierra llana y 
entsn edificadas las casas que ay en ella de piedra 
y cal muy fuertes y cubiertas de tejas y las caUea 
están puestas de norte a sur y del este a ueste y muy 
bien tragadas — ^tiene la pla^a en medio de todo ella 
muy grande — ^la yglesia esta assi mesmo en la (da^a 
con una puerta que sale a ella la qual demora al 
norte y otras dos puertas — es de muy buen edifiaio 
cubierta de tejas y de tres naves con sus pilares y 
arcos de cantería muy bien labrados y ansi mismo 
una casa del Rei que sirve de cabildo y carmel par» 
los delinquentea-^ansi mesmo fuera de esta viUa a 
dos tiros de arcabuz poco mas ó menos ay un mo- 
nesterio onrradamente edifficado y muy fuerte el 



SXLAGIOiaS I» tvcatív. • IOS 

qiial tedas sos piezas son de bobedas qae no se en- 
tvemeto ninguna madara todo de piedra y cal 7 nna 
y^lesia muy autorizada y sus paredes son de gra» 
anchura — es de la orden de sant francisco y rresid»» 
siempre en el frailes. 

11 — el pueblo de mi encomienda se a llamado 
^acopo porque ansi se llamaba y hera su nonbre an- 
tiguamente y dista desta villa dies leguas — cae este 
pueblo en la guardiania de la provincia de te^miní 
ques un monesterio íTundado donde siempre a ávido 
y ay religiosos dek orden del sefior sant iraaciseo 
acudm a el los naturales del dicho pueblo de qocopu 
donde oyen misa y son doctrinados y eusefiados el 
qual está una legua poco mw ó menos del dicho mo- 
nesterio de te^emin. ^ 

12 — no ay a rededor deste pueblo otro pueblo 
despaloles sino esta villa de valladolid mas en todo 
wa cGotomo a qualquiera parte ay pueblos de yndios 
díellos a media legua y otros á menos y otros a una 
kgaa y a dos y otros a mas y a menos, las leguas en 
eeta tierra son pequefiasi los caminos derechos mas 
HMy trabajosos en el caminar por aver tanta piedra 
7 tantos montes. 

13. — llamóse el pueblo 9ueopo porque antigua- 
Mente hera su propio nonbre y no se sabe otra cosa 
mi que quiere decir mas de que todos hablan una len- 
g9k y es general el hablarla en esta govemacion. 

14 — cada uno destos pueblos tenia su seflor, a 
quien obedecían ; no les tributaban nada; solamaite 



104 • . DOCÜMIfiMTOS INÍDIXOS. 

los mantenían délo que se sacaba y sembraban — ' ado- 
raban jdolos hechos de barros y para cada cosa te* 
láan nonbrado sa ydolo, el qoal pensaban ellos que 
les daba aquella ay ada que avian menester , porque 
no tenían conocimiento de dios ni de sus santos ; a 
estos ydolos hazian sus sacrificios haziendoles humo 
con una cierta rezina que llaman copal , y ellos le 
llaman pon , ques a manera de incienso , y desto no 
se otra cosa. 

15 — el gobierno questos yndios tenían hera que 
cada pueblo por si se regia, y hera de esta manera 
7— que para aconpafiar al señor hazian dos o tres on« 
bres entre ellos como regidores, los quales llamaban 
acucheabos , y a estos obedecían ; tenían guerra unos 
pueblos contra otros , y las armas con que daban 
guerra hieran arcos y flechas, y no tenían otras ar- 
mas ningunas sino estas — el vestido y traje que 
trayan hera que los onbres andaban desnudos en 
carnes , y por entre las piernas un ffaxuela de qua« 
tro dedos de ancho y una braqa de largo, y esta hera 
para cubrir sus vergüenzas , y dábanle buelta a ^ re- 
dedor del cuerpo ; trayan el cabello largo como mu- 
geres y rebueltos a la cabera, y agora andan besti- 
dos de camisas y ^aragueles y el cavello cortado^ y 
para cubrirse usan de unas mantas de algodón en 
lugar de capa — ^las mugeres andaban de la cinta arriba 
desnudas y en carnes, y de allí abaxo trayan tm paflo 
cocido a manera de costal sin suelo que les servían 
de sayas hasta las caderas — los mantenymíentos que 



BELACIOKSS BB TUCATÁK. 105 

antes usaban son los que usan agora, ques pan j 
gallinas j pescados y fnxoles j agí, y desto usaban 
en sus comidas, y asy mesmo deste maiz de que 
hazen el pan hazen posol y tol para bever y sustento 
y esto mesmo hazen agora como de antes — en- lo que 
se dize si bivian entonces mas sanos que agora, no 
he sabido desto nada ni lo se. 

16 — esta este pueblo de Qucopo asentado en tierra 
llana, porque toda lo es y no tiene sierra ni valle de 
que hazer mincion cerca del. 

17 — ^la tierra deste pueblo y la demás destas pro* 
vincias es tenida por tierra sana , y no se otra cosa. 

18 — no ay sierra, ny cordillera, ny valle de que 
tratar. 
• 19 — ^no ay rrio ninguno de que tratar. 

20 — ^no ay lagos ni lagunas en el termino deste 
pueblo sino aquellos cenotes que arriba diximos, de 
que se sustentan. 

21 — no ay bolcanes ni grutas ni otras cossas 
notables de naturaleza. 

22 — ay muchos arboles silvestres de muchas ma- 
ñeras de fructas de que los yndios se aprovechan, y 
ay otros que sus maderaa son muy provechosas para 
hazer casas, ansí de yndios como de espaftoles, y 
entre ellos ay gran cantidad de madera de sedeo: 
sirbe esta madera para todo lo ques menester, assy 
de tablas como de vigas y lo demás. 

23 — ay en esta tierra arboles traydos de fuera 
parte, como son naranjos, limones y limas y cidras 



106 DOCUMBNTOB iVÉülTOS. 

en oiiitidad — ay muchas higueras trajdas de f aera a 
parte — aj assy mesmo algunas parras de uvas tray* 
das de fuera parte, y dehí tierra, que ay muchas, en 
especial plántanos, y estos son ansi mesmo traydoa 
de fiíera parte--*ay ansi mismo, granados venidoa de 
fuera parte — todos estos arboles se dan muy bien y 
acuden con sus fructas. 

24-— no ay en esta tierra otro grano sino A maiz 
J frisóles ; esto es el principal sustento de los natu^ 
rales — las ortalizas son chiles y batatas, y no otras; 
ay ortalizas de castilla, como son fechugas, rábanos 
cebollas y ajos — ay ansy mismo yerba buena y ea«> 
lantro^ perexily mostaza, y no ay otras. 

25 — ^En esta tierra no ay trigo ny cebada ny oea* 
teño, ni se puede dar en toda esta tierra por ser pe- 
dr^osa, que no se puede arar ni labrar, ni ay azeite 
ni vino que se de en la tierra — ay en la tierra gran* 
jería de seda y grana y afiir, y todo esto se da con 
macho trabajo y menoscabo deloe yndios desta tie- 
rra , y esto conviene que su Real magestad mande 
questo no lo trava jen los yndios , porque es causa 
para que venga toda en diminución y se acaben to- 
do» los naturales , porque no los dexan hazer sus se- 
menteras e labranqas por traerlos a esta granjeria. 

26 — de yerbas que sean de provecho no se nada 
dellas, 

27 — en esta tierra ay venados y conexos, ay ti* 
gres y leones y dantas, ay algunos puercos natura- 
les déla tierra, que tienen el onbligo en el lomoi, 



nSbAdOns OB TÜCATÁK. 107 

ooM mortraosa^ y Uamanle los yndios «quitan», 
ay pawoof de castilla, y te dan e crian calnras, y obe- 
JM» 7 7^SP^9 ^^ venido de castilla, y ansi miamo 
mnehas gallinas de ctotilla y déla tierra qoe lea 
yndios llaman ulon y lo mesmo a la de castilla. 

S8 — ^no ay minas de oro ni de plata ni de otro 
metal algnno* 

29 — ^no ay canteras de piedra de ningona manera 
que sean de valor. 

30 — ay en esta tierra gran cantidad de sal, la qoal 
ay en unas lagunas que hinche la mar quando crece 
y quedase aquel agua represada y quajase sin otro 
beneficio alguno , y de alli se probee esta villa y los 
demás pueblos — ^todas las demás cosas para el sus-* 
tentó de la vida umana vienen de fuem parte, oomo 
como es de Castilla y de mezico y de otras partes, 
que vale todo a ezcesibo presdo, por lo qual Uven 
todos los desta tierra muy adeudados. 

31— para edificar en esta tierra no a menester 
traer cossa alguna de fuera parte, porque la piedra y 
I» madera y cal y teja toda se echa do quieren, por- 
que ay gran aparejo, aunque costoso, y ansi como 
tengo dicho , todas las cosas son desta 

82 — ^no ay en esta tierra ninguna fortaleza ni lu- 
giar inerte. 

83— 4as gmnjerias que los espaftoles tienen ya las 
tengo dichas y las de los naturales es algodón , y 
tratan unos con otros maiz , aji y miel y sera.— *-£! 
tributo que pagan los yndios a sus encomenderos 



IOS DOCUMENTOS INÉDITOS. 

en general es que cada quatro meses da cada un yn* 
dio una pierna de manta, que tiene de ancho tres 
palmos y de largo quatro baras — da mas cada yndio 
a BU amo, cada un afio media hanega de maiz y una 
gallina y una libra de sera, y mas dan cada tributo, 
ques de quatro en quatro meses, algunas ollas y can- 
taros y sogas y choyos conforme es la cantidad del 
pueblo , quel pueblo que mas da son hasta quatro o 
seis choyos, y ansi dan los demás, y los de menos 
cantidad dan menos. 

34 — ^toda esta tierra es subjecta a una diócesis, y 
es todo ello un obispado, y cada monesterio tiene 
cierta cantidad de pueblos que doctrina, y no ay 
otros partidos, y este pueblo de mi encomienda, lla^ 
mado sucopo, es subjecto al monesterio questa en la 
provincia de tecemin, legua y media deste dicho pue- 
blo, hasta dos leguas, como dicho tengo, son peque- 
ñas, y la tierra es como tengo declarado. 

35 — cada pueblo tiene su yglesia assi de yndios 
como los demás , y en esta villa no ay beneficios ni 
perrochas, sino tan solamente la yglesia mayor, suele 
aver en esta villa ordinariamente dos clérigos curas 
que administran los sacramentos. 

36 — los monesterios de frayles franciscos, que no 
ay otros en estas provincias, se comentaron, a fundar 
después que estubo la tierra de paz y comenqo luego 
aver doctrina, y no ay otros monesterios algunos ni 
de otros frayles ni monjas. 

37 — ^no ay en estas provincias otro ospital ni co* 



RELACIONES DE YUCATÁN. 100 

legio, salvo uno que de pocos días acá se a comen- 
sado a fundar en esta dicha, el qual se haze de li- 
mosna^ que los vezinos desta villa dan el titulo del 
dicho ospital el de la sancta veracruz. 

38 — ^ni nüpueblo ni esta villa no llegan a la mar, 
antes están lexos della, y aun no respondo a este 
capitulo. 

39 — en la costa desta tierra no aj arrecifes y toda 
es mar llana. 

40 — ^no lo se. 

41 — ^no lo se. 

42 — ^no lo se. 

43 — ^no lo Be. 

44 — ^no lo se. 

45 — ^no lo se. 

46 — q no lo se. 

47 — que no lo se. 

48-*ya lo tengo dicho y declarado. 

49 — ^no ay cossa notable en esta tierra de que se 
pueda hazer mincion.=r Juan Rodriguez.=^{Bj una 



X. 



RELACIÓN HISTÓRICO DESCRIPTIVA 

DE LOS PUEBLOS DE IXUMÜL T DE TECUOHE. 

9 
I 

1579. — En la villa de Yalladolid délas Pnmneias 
y governacion de yucatan délas yndias «del mar 
océano a doze diaa del mes de mayo de mili 6 qui- 
nientos e setenta e nueve aftos yo blas geniales Te- 
zino e Regidor perpetuo por su Mage«tad eñ esta 
dicha villa y uno de los primeros oonquistad^rea 
della que entraron en estas provincias en oompirflía 
del adelantado don firancisco de montejo respon- 
dieDcb ala yuBtraidon y capotulos en mold& «obla- 
dos por BU magestad rreal a estas dichas proYÍiictt|i 
para que se de noticias y haga Belacion délas eoma 
dellas la qual dicha ynstruicion fue enbiada á esta 
dicha villa por el muy yllustre señor don guillen de 
las casas governador y capitán general en ellas y 
me fue entr^ada por el illuatre sefior don di^o sar- 
miento figueroa alcalde mayor desta dicha villa y 
haziendo Belacion verdadera délo que pasa es en la 
forma e manera siguiente: 

primeramente en el aflo del Sefior de mili e qui- 



«BLACiOirXS ]» YUCATÁN. 111 

ueatoB 7 vento 7 nueve afios llego el addaotadodofi 
inakásco de monteo con poderes del aperador nue»- 
t» etftor de gloriosa memoria a conquistar y pacificar 
estas proYÍBíGÍas de yucatan 7 eogomel 7 costeando la 
diídia tierra con tres nabios llagamos a un puerto gr 
liaja que se dize solimán quea noabre antiguo de 
los Tndios desta tierra en los quales nabios benian 
qnatrocientos soldados 7 ciento 7 cinquenta caballos 
7 machos pertrechos de guerra, saltamos en tierra 
en conpatüa del dicho adelantado con toda la gente 
7 luego despacho el dicho adelantado uno de los 
navios a la nueva espafia con unos fra7les franciscos 
que traxo despafia en su conpafiia 7 para dar nofida 
como aviamos llegado 7 desenbarcado en esta tiensa 
estubimos en aquellas costas dos meses sin entrar la 
tierra dentro de que causo muchas enfermedades 7 
muerte de cinquenta soldados avia deste puerto a un 
pueblo de yndios que se dezia xala hasta media le- 
gua 7 otro pueblo llamado ^ama una legua, heran 
pueblos de poca poUa^n Uc^ron los naturales de- 
Uoe de pa» 7 trican bastimentos de los que ellos 
tanian como hera maaz 7 gallinas de esta tierra 7 
oaqa 7 pescado 7 loa jrndios se admiraban de ver a 
loB sspafioks 7 cavallos 7 pertrechos de guerra acu- 
dieron machos 7ndios de la tierra adentro de pas a 
ver los espafioles 7 tra7an algunos bastimentos 7 
como no tra7amDs lengua pasamos muchos. tmbiy os 
.fot no los entender 7 por sefias nos trayan lo que 
aviamos menerter de alli se Repartieron algunos 



112 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

soldados con sas capitanes por diversas partes y ca- 
minos apasigoando y ganando la tierra llegamos 
cien soldados en oompafiia del adelantado a tm pne^ 
blo llamado chaaca de gran poblazon que temia eñ 
aquel tienpo hasta tres mili yndios a donde tuvimos 
grandes Recuentros y guerra con los naturales en 
manera que nos llevaron seis espafioles bivos sin 
poder Remediarlos y desde este pueblo de chuaca 
que todavía quedaba rebelado fuemos a otro pueblo 
llamado aque questabaquatro leguas adelante donde 
assi mesmo tubimos con los naturales del Recuen- 
tros y guasábaras y assi fuemos prosiguiendo el 
viaje a otros pueblos de la costa teniendo sienpre 
Recuentros con los naturales dellos y desde a poco 
tíenpo que serian tres afios poco mas ó menos se 
pobló por el adelantado una cibdad que se yntitulo 
la cibdad de salamanca en los cues que llaman de 
chichinica, con cantidad de setenta u ochenta espa- 
fioles y esta provincia de chichinica hera muy po- 
blada de naturales y estando esta cibdad poblada y 
de asiento en ella toda la gente referida dende a sea 
meses poco mas 6 menos se Rebelaron los yndios de 
aquella provincia contra los espafioles y tuvo la 
guerra y Recuentros con ellos ocho semanas los 
quales entraban con su gente por ocho partes y ca- 
minos en sus esquadrones dando alaridos con sus 
cometas á manera de trompetas haziendo grandes 
ruidos y desta Rebelión y alzamiento de los didios 
yndios causo que mataron algunos espafioles y á 



BBIíACIONES DE YUCATÁN. 113 

otroB hirieron y assi meBBmo mataron ocho ó diez 
cavallos trajan estos yndios por armas para su de- 
fensa Rodelas texidas de harás lahradas muy Recias 
y langas de dos hra^ y sos arcos y flechas con sos 
pedernales que son armas para ellos de mucho efecto: 
estos cues de chichimica son muy sumptuosos y tie* 
nen edificios antiguos con sus gradas hechos de can- 
tería muy principales que son de gran memoria y 
antigüedad y dexando esta provincia de chichimca 
todavía de guerra fi^uimos en demanda de la provin- 
cia de Canpeche y chanpoton donde estuvimos qua- 
tro afios poco mas ó menos aguardando socorro 
hasta que vinieron algunos soldados de la provincia 
de chiapa y tavasco y estando en la dicha provincia 
de campeche que hera de mucha poblazon tubimos 
con los yndios muchos Recuentros de guerra en ma- 
nera que nos vimos en gran aprieto por no ser mas 
de diez onbres de a caballo y treinta o quarenta 
peones y andando el dicho adelantado escaramusean- 
do con los naturales le hirieron en una pierna de un 
flechazo y los yndios lo tenían azido a el y al cavallo 
que no se podia valer y el dando muchas bozes y 
gritos llamándome por mi nombre diziendo a hijo 
blas gon^ez socórreme llegue yo á las bozes en mi 
caballo á todo correr y de mi llegada resulto que con 
el animo y diligencia que puze lo quite de poder 
de los dichos yndios que le tenian a maltratar y le 
libre del poder dellos y sin aquella coyuntura no 
lloara le mataran y dello resultara que la tierra 



8 



114 DOCUMENTOS IKÁniTOB. 

j geate pasara mucho trabajo y se despcUam^ 
üarra. 

Subcedido todo lo arriba dicho el dicho adelantado 
BKNQtejo se fue destas provincias de yucaitají á ha 
Provincias de gracias a dios, que harán de sus dea- 
cubrimiento y adelantamiento que lo traya por de su 
governacion el cual dexo en estas provincias por sua 
lugares tenientes y capitanes y rrepartidos á doa 
Francisco de monte] o su hijo por capitán y reparti- 
dor de la Provincia de Canpeche y cibdad de ma« 
rida hasta el pueblo de teco donde parten terminoa 
la dicha cibdad de merida y esta villa, y a don Fran-- 
cisco de montejo su sobrino dio la conquista desta 
villa de valladolid que llaman de los copules y taceea 
y chiquincheles el qual dicho Francisco de montego 
llegado a esta tierra y provincia a un pueblo que est^ 
cerca de la costa ques de los chiquincheles llama-- 
dochuaca pobló en el una villa ques ladechuaca 
donde dio algunos repartimientos la qual por ser 
^iferma la despobló con parescer del adelantado 
su tío y la pobló en la provincia de los copules en 
un asiento que se decia caqui val nonbre antiguo de 
loa naturales junto a un qu grande de piedra a la 
cual puzo nonbre la villa de valladolid a imitación 
de la de España la qual pobló en el afio del seflor de 
nuil e quinientos e quarenta e cinco afios con qua- 
renta e cinco vecinos poco mas ó menos la q^al cq 
tierra sana y rrepartio la tierra a los conquistadores 
della en nombre de su magestad y estando esta villja 



IUa.4Í7IO»SS BB HUCATÁN. 115 

4ñ valMolid poblftdn j repariádiLy la gmte pacifica 
4k lo (|iia pueacia» 

£a el afio de <|oare&ta j aeia adelante se abaran 
jDeTeloron los oatiaimleB de todas estas Psovinfiiap 
de los eopales 7 tacees y ehiqóinobeles ooutnL su 
iDigiestad haeiando gran matanaa «ti loa espafial^s 
enfiCMnendecos de los qoales mataron diez j ocko^ ea- 
pafioles que estaban ea sus pueblos ademde lea ssr 
esificavon 7 catre ellos mataroi) id maeae dé oanpo 
bemaldino de viUagomes 7 a un hermano PU70 a al 
alcalde que se deda Hernando de aguilar y entre 
ellos mas de quatrocientos yndios naborías oriadce 
de españoles que les servían sin dexar a ninguno 
% vida como fuese cosa que oliese a españoles 7 los 
ganados 7 otms cosas hasta que vino socorro de la 
cibdad de meñda en el mesmo afio 7 los naturalea 
1x>lvieron de paa hazi^ido castigo en los culpados. 

Y por los méritos 7 servicios que a S. M, hize 
en la conquista 7 pacificación destas iHX)vincia6 
con mi persona armas e cavallps a mi costa 7 e 
npnsion assi en conpaftia del adelantado don Fran- 
oseo de montejo 7 sus catatanes como don Frandaoo 
^inontejo BU hijo e Francisco de montejo su sobrino 
-ee me diercm en encomienda en nonbre de su ma^ 
gestad los pueblos de ixmul que cae en la provincia 
decochua 7 el pueblo de tecuche que cae en esta 
Proi^cía de valladolid de los copules 7 este pueblo 
4e ixmul esta desta villa diea 7 seis leguas que cap 
a la parte del sur la sinificacion de este nombre 4^ 



116 . DOCUMENTOS IK¿DITOS. 

ixmol es cosa mcrntaósa y fragosa y de machos edi- 
ficios que antiguamente avia y hasta agora los ay — 
este pueblo de ixmul tiene dos cenotes a manera de 
pozos de castilla muy hondables de donde los natu- 
rales heven agua del uno de los quales se saca A 
agua con anoria que tema quince brabas de hondo 
hasta U^ar al agua y el otro tema la misma canti- 
dad sacan el agua con sus sogas y cantaros. 

En tiempo de su gentilidad tenian por sefim* a un 
cacique que se llamaba naobon copul que era seflor 
de toda aquella Provincia a quien todos los naturales 
reconocían y davan tributo que heran unas mantas 
de algodón de a quatro piernas pequeñas y gruesas 
y unas cuentas de caracoles coloradas que hera su 
Rescate y contratación entre ellos sirbiendoles de 
moneda y tanbien le hazian sus sementeras de maiz 
y le daban otras cossas de sus granjerias adoraban 
en aquel tienpo unos Ídolos de barro que ellos mis- 
mos hazian a manera de demonios y les ofrescian los 
cora9ones de los que sacrificaban y los sahumaban 
con una resina que llaman copal — en aquel tienpo 
andaban desnudos y tan solamente trayan sus ver- 
guen^ cubiertas y lo mesmo hazian las mugeres 
que trayan unas naguas a manera de costales — 
agora biven en razón y en mucha pulicia andan ves- 
tidos con sus camisas y saragueles y mantas que 
sirven por capas y sus sonbreros y alpargates este 
pueblo de ixmul es cabecera de aquella provincia 
que se dize oochua acuden a el como cabeqera de doc<> 



BELACIONES DB YUCATÁN. 117 

trina de a dos y quatro y seis leguas los pueblos n 
el comarcanos ay en el dicho pueblo un monesterio 
de buen tamafio de finyles de la orden de sefior sant 
Francisco hecho de piedra y cal y canto a lo moderno 
muy fo^rtery bien &bricado. Residen de ordinario en 
el dos frayles de esta orden que los doctrinan y admi- 
nistran los sacramentos tienen su ornato en la yglesia 
de ornamentos y cálices y demás cossas nescesarias 
al ornato del culto divino ay sus cantores y maestro 
de capilla tiene el dicho monesterio sus seldas de 
bobeda y madera labradas muy ricamente ay en el 
dicho pueblo quatrodentos yndios casados los qua- 
les me dan de tributo por sus tercios noventa e cinco 
mantas de algodón de a quatro piernas cada una y 
quatro arrobas de cera y cada tributario una gallini^ 
y media hanega de maiz que lo dan por las cozechas 
del afio con otras menudencias de cantaros y ollas y 
sogas para sacar agua — toda esta tierra es de muchos 
montes y muy fragosas de piedras y los caminos 
tuertos y mal abiertos esta es la declaración tocante 
al pueblo de ixmuL 

el pueblo de tecuche de mi encomienda esta dos 
leguas desta villa cae hazia donde sale el sol son 
subjetos a la cabecera de doctrina del monesterio de 
frayles franciscos de san bemaldino questa fundado 
extramuros desta villa donde acuden a la doctrina 
solían visitarlos los clérigos tiene este pueblo hasta 
ochenta vezinos tributarios que assi mesmo dan su 
tributo por la orden e manera que el pueblo de ixmul 



118 -neomairreB niáDnx)a 

fue M» hm que cbn vemte nuttes foi sos terete 
eOD ks demfts tiMotodeiidás dedancbs— «7 «i él 
4íc1k> pueblo imá Tgkaiá peqn^lade pedn y^u oa^ 
pfll* «SBÍ mesmo tiene bu omankento per» desir min 
evni^lido para qoando Van loa frayiea a ^taítarloa 7 
cbuirlea mifla tíeúeMí roa caatofes y escuela 7 macetna 
foe k)8 enaefia hay en este pueblo trea cenotes de 
ma^ a manera de posos hondos sacan el agua amano 
aon muy anchos de boca y de mncha agua y dell6a 
beven los yesinos del — y en qnanto a la Bdacioñ 
^oe atrás e fecho tocante k la conqoiata de todas 
estas ppoyiñciaa certifico ser verdadera por ser como 
soy de los primeros conquistadores y averse hallado 
a todo presente y averio visto por vista de ojos 
7 para qne de ello conste di esta firmada de ná 
n<mbre en la didia villa de valladea en A cKcho 
dia tties e alio dicho = ¿¿M gcnjgakz =: Uaj una 
mbrica. 



XI. 



RELACIÓN DEL PUEBLO DE TEMUL. 



15? 9. — En eita billa de balladolid de yucatan 
yiMfaw dd mar ooeano yo Juan de benavides algua- 
cil mayor por bu magestad en esta villa de balla- 
dolid y BHbc00or de la encomienda del pueblo de 
lemtd terminoB desta dicha villa obedesciendo e 
cumpliendo lo que su magestad en su Real Instruya 
don la mando digo y respondo a los capitules sí^ 
guienteB: 

1— Al primer capitulo digo está esta dicha villa 
poblada en unasyento al qual llamavan antigua- 
mente los yndios Qaqui por un ydolo que ellos ado- 
tavan que se llama vacacvil que quiere dezir cosa 
Uanca y a esta «ausa llamaron ^aqui y agora la lia« 
ma la villa de balladolid porque asy la nombro el ca* 
{¿ten Francisco de montejo quando la asento efundo* 

^8-^1 seguixdo 'capitulo digo que oydo y entendido 
y mbido de andres sanchez de benabides mi padre 
QOW|uiatador 4e los primeros destas provincias e a 
astros ^oonquiMailores que el descubridor desta tierra 
fae el adcAantaiitado don Francisco de montejo y «a 



120 DOCÜMBNTOS INÉDITOS. 

lo demás me Remito a lo que dizeren los ylastriai- 
mo8 sefiores el alcalde mayor y ayuntamiento desta 
dicha villa en su Reladon. 

3 — al tercer capitulo digo que el tenple e calidad 
desta tierra e provincia es caluroso en todo lo mas 
del afio eceto en los tres e quatro meses del que son 
por nobiembre diziembre y enero ay grandes bientos 
que llaman norte y en el demás tienpo es caluroso y 
la tierra de suyo seca y corre los suestes muy recia- 
mente y es de mucha piedra y lajas por toda ella y 
por los caminos y qua&do ay los nortes hace un poco 
de frió. 

4 — ^al quarto capitulo digo questa tierra y provinr 
pia es toda llana y no ay en ella ninguna siem^ ni 
Rio ni corriente eceto que ay unos cenotes hondables 
que tienen dentro de si mucha agua y corre por der 
bajo de la tierra es tierra fértil y nunca falta que 
comer en ella porque se coje mayz de que hazen pan 
para comer e frisóles y otras legumbres que hay para 
comer. 

5 — ^al quinto capitulo digo que he oydo dezir a los 
conquistadores y a los mesmos naturales de la tierra 
que esta tierra era de mucha cantidad de jente de 
yndios y que al presente no hay la tercia parte de- 
líos porque los mas se an muerto y la tierra y pue- 
blos desta govemacion a benido en mucha diminuy- 
cion y la causa principal de que an benido fk tant^i 
diminuycion a sydo porque dizen que los frayles d^ 
la borden de San Francisco de que hay monesterio^ 



BBLAGXOHXS ]>B TUCATÁK. 121 

en estas provincias los sacaban de su asyento e pa- 
ttiral e población antigua a donde vivían a su con- 
tento 7 los an mudado en otros asyentos no a ^u 
contento y de temples diferentes a sus cunplisiones 
y ansy mesmo porque an hecho los dichos Religiosos 
muchos edificios y monesterios superfiuos en I09 
pueblos de los dichos yndios y cabeceras que son 
mas fortalezas para defenderse en ellos mas de seys 
mil españoles e mas que en cada monesterios no Re«* 
siden mas de dos frayles y para estos bastavan los 
conbentos moderados a causa de lo qual el cargar de 
las piedras grandes y maderos y tablazón otras 
cosas a sydo la causa de mucha falta dellos y demás 
desto agora de poco tienpo a esta parte se beneficia 
un granjeria de anis que se hace con los yndios que 
sy su magestad no lo proybe que se haga esta tierra 
se perderá e yra en gran desminuicion por lo que 
dicho tengo. 

7 — ^al sétimo capitulo digo que dista esta dichi^ 
villa a la ciudad de merida cabecera desta govema-" 
don ques adonde Reside el goverñador y obispo 
destas provincias ay treynta e quatro leguas poco 
mas o m^ios e por todas partes esta poblada de una 
parte y de otra de algunos pueblos pequeños dq 
yndios^ 

8 — al ptavo capitulo d^o que las leguas que ay 
en estas provincias son pequeñas a lo que tengo en- 
tendido y en lo demás me Remito al capitulo ant^ 
deste como dicho tengo. 



12S D0GüKEim>6 DféDrros. 

O — A los nuebe capítulos digo que eñ los términos 
desta villa ay quatro provincias e quatro monerterios 
fundados en cada cabecera un monestnio que sim ^ 
monesterio de ^cal questa estramuio desta villa y el 
otro es el monesterio y cabecera de teeemin y so* 
pueblos diea li^guas desta villa y el otro esta coa «I 
han cenote y el otro en el pueblo de yxmul cabe^wa 
déla dicha provincia diez y seys leguas desta vilk y 
en estos monesterios acuden los yndios de cada pro* 
viuda a misa y a la dotrína la qual tienen de los 
tnileu franciscos. 

1 1 ' a los catorce capitules digo que esta d pue-* 
blo de temul quinze leguas desta villa jurfsdi- 
don del corregidor que esta y Reside en el pueM.o 
de teeemin cabecera de dotrina de los dichos yndios 
de temul y esta este dicho pueblo cinco leguas del 
dioho tnonesterio y ansy mismo esta en comarca áe 
otros pueblos abia antiguamente en este pueblo ile 
temul mas de quinientos yndios tributarios los quales 
estaban repartidos en quatro pueblos y tenian por 
cabecera este pueblo de temul y dizen los yndios que 
abra quinze afios los frayles franciscos por decir qoe 
era mejor que estuviesen todos juntos los abian juft* 
tado e congregado en otro pueblo por acércalo de la 
dicha cabe^ra los quales lo habyan hecho contra su. 
boluntad y aney los mudaron a un pueblo que se 
dijo panaba en la qual tenia una laguna muy grande 
y la agua de ella era amarilla a manera de encalada 
y en mas de un afio que estuvieron aUy fiemdaidoii 



BSLACIOVfiS DE VÚÓA'tJúH. ISS 

ffenpre fatttm a menos todan }m yndiad que M «n* 
pMIflívin morftó y laé qué parhm áo gomaban la 
criatura mas de hasta veyñte días mas o metido y 
«y tes mudaron a otM parte y ay de bysta hasta 
OMÉiefita yndios antes tnenos que mas: llamóse este 
pmeblo temul por causa que tenían en medio del ee« 
note un cepo grande dn el qual tenían. un ydolo que 
adoraban y a esta causa le llamaron temul esta en 
otro pueblo agora poblado que se llama mexquitán 
adonde no se mueren tantos yndios como quando los 
fiiudaron los frayles. 

l&^^k los quinze capítulos digo que e oydo dezir 
que antiguamente los yndios desta tierra andarán 
desnudos en cueros con unos pafietes puestos én las 
Ifergnen^s y al presente traen camisas y garaguelles 
por yndustria de los españoles es jente maliciosa e 
ynctinados a mal y mentyroM>s y dizen ellos que afek'» 
tiguamente solyan bivir mas por estar menos traba^* 
jados questan agora y ansy mesmo porque beuian 
lA bino que bailan de corteja de palo y miel conque 
cKtíin que los purgava y andavian mas sanos el qtiial 
Ikonavan balche y las bevidas que agora beven muy 
fina tpim vtn poco de pocos que se haoé de una masa 
de mayfc y después las deslíen en agua y ansy la 
tev» y rebudlto en cacao que todo es muy Mo. 

88-^Hi \m vtynte y t^es capítulos ^go que en éiAb 
tierra ay mu^As frutfts de la misína tierl*a como son 
Mameyes gfttndM y ^apc^tes pequeños y plátanos e 
«tMuí mi^kitt fstítM de eaiftiila cómo es ubas e higos 



124 BOCUMSNTOS IHBDIT06. 

eqeto que no ay macha cantidad y doran poco las 
parras y las higeras y otras frutas de castilla se puede 
criar en pero es todo poco. 

27 — ^a los veynte e siete capitolos digo que ay en 
esta tierra muchas diferencias de animales como son 
tigres muy bravos que suelen acometer y ay lecmes 
acá que no son bravos y culebras ponQoftosas y otras 
muchas diferencias dellas de bravos y mansos e mu* 
chos conejos y benados y cabras monteses y perdices 
y palomas y otras aves de volatería e caballos en can- 
tidad e y^uas e bacas y obejas y cabras y es la 
tierra muy fortalecida para todo esto que dicho tengo 
y de buenos pastos. 

30 — a los treinta capitules digo que en las costas 
desta villa ay muchas salinas que quajan quando es 
el tienpp sin que las beneficien mas de que las cria- 
ron que para el bien desta tierra y ay ansi mesmo 
unos cues de piedra mobedi^a todo el de que se hazen 
los edeficios de las casas. 

31 — a los treynta e un capitules digo que los yn- 
dios destas provincias ú&aea sus casas de paja y las 
paredes son de varas atadas con unos bejucos y las 
pasas que los españoles tienen en la ciudad de merída 
y los bezinos desta viUa son todas de piedra y bien 
adere^das y las mas cubiertas de teja y las demás 
de paja y esta piedra la ay muy cerca en todas partes 
por causa de los cerrítos que dicho tengo. 

.33 — a los treynta e tres capitules digo que las 
contrataciones que ay es que en esta tierra ay fidta 



RELACIONES BE YUCATÁN. 125 

de todas las cosas de Castilla como es azeyte vino 
jabón len^o y todas las demás cosas porque se trae 
de faera parte e bale todo a muy escesybo precios y 
ansy mesmo ay una contratación que se trata de 
guatemala e honduras a esta tierra a vender ques 
cacao como moneda porque con ello se conpra de 
comer y lo beven los yndios y españoles y asy no ay 
otras grangerias por ser la tierra muy prove y sy no 
fuese por la fruta que los yndios nos dan no biviria- 
mos en ella por la provena y necesidad que se pasa y 
en guardar y defender la tierra de franceses que cada 
un afio que vienen á los términos desta tierra arro- 
bar y a tomar bastimentos, y nos sustentamos de 
mayz que nos dan los yndios de tributo y algunas 
gallinas e cada quatro meses nos dan unas mantas 
de algodón tejidas y estas bendemos para sustentar 
nuestras casas e mujeres armas e caballos todo lo 
qual sustentamos con mucho trabajo por ser como 
es esta tierra muy prove e falta de todo lo necesario 
e muy caras las cosas y ansi beo que los conquistado- 
res que al presente biven y otros bezinos tienen al rin- 
cón las hijas doncellas por casar que padecen necesi- 
dad por no tener con que las casar como es tierra 
tan prove y tener fama de pocas granjerias no acu- 
den á ella jente de fuera parte con quien las poder 
casar. 

— ^y en los demás capitules en la dicha ynstruy- 
don contenida digo que me Remyto como dicho 
tengo a lo que los yllustres señores alcalde mayor y 



1S6 DOGUIflINTOS 

ajiutamiento desta dicha tUU dieren ; e«ti^ ü^^ 
pondo a ella en dkz ynuebe dias del mes de hebrar^ 
de mili e quinientos y setenta y nueve años e lo firme 
de mi nombre^ =^ JunH é^ henavide4.^=^VL%y wa 
rúlj^rica. 



XII. 



RELACIÓN DEL PUEBLO DE CISMOPO. 



lo79.--^En la villa de balladolid Provincias e go 
veniacioQ de yucataa en diez y ocho dias del mes de 
hebrero de mil e quinientos y setenta e nueve afios 
70 Joan de benavides subcesor en la encomienda del 
pueblo de cismopo de mandamiento de yllustre sefior 
don diego sarmiento de figeroa alcalde mayor por su 
magestad en esta dicha villa e por virtud de la yns- 
traycion que por su merced me fue dada para decía-» 
Tar lo en ella contenida e conforme a ella hize la de^ 
ekracion syguiente« 

Primeramente esta esta dicha villa poblada en un 
asyento el qual se llamava caquy en lengua de los 
yndios por un ydolo que ellos adoraban en tienpo 
de su jentilidad y llamavase el ydolo en su lengua 
caovil y a esta causa le llamaron caquy y agora sf 
llaoia la villa de balladolid porque asy la nombro el 
capitán francisco de montejo quando la fundo e 
pobló. 

— iBsta el pueblo de cispo una legua desta vilU 
jurísdicion del alcalde mayor camino Real para la 



128 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

billa de bacalar questa desta dicha villa mas de se- 
tenta leguas el qual dicho pueblo de cismopo tiene 
por cabe9era de dotrina al pueblo de Qical ques un 
monesterio extramuros desta dicha villa donde aby- 
tan los Religiosos de la borden del señor san fran- 
cisco 7 esta en comarca de otros pueblos que la dis- 
tancia del uno sera un quarto de legua y el otro una 
legua camino Real para la dicha villa de bacalar esta 
asentado el dicho pueblo en un lugar muy fragoso 
de piedra y no es tierra llana su distrito aunque no 
ay sierras en el sino algunos cerritos pequeños que 
fiícilmente suben por ellos. 

— llamóse este dicho pueblo ^ismopo aunque el 
nonbre perfecto esta ya corrubto por causa questava 
sobre el cenote y aguada donde beven una palma que 
acá llamamos cocoyol y en lengua de los dichos yn- 
dios se llama mop y a esta causa nombraron citmop, 
la fruta desta dicha palma es amarilla de coco ansy 
en el Racimo como en el gusto e^eto el tamaño del 
ques como una nuez grande y la tienen por fruta los 
españoles y es de gran sustento para los naturales en 
tienpo que ay en la tierra falta de maiz. 

— la aguada donde beven es un Rio que corre de- 
bajo de tierra trece e catorce estado en hondo la qual 
esta debajo de una queba y sacan el agua con unas 
sogas delgadas y puestas unas jicaras en ellas a ma- 
nera de herrada y esta jicara es a manera de finta 
que echa un árbol que acá llaman en lengua desta 
tierra luch y en la castellana jicara sirbe para mu* 



KELACIONES DB YUCATÁN. 129 

chas cosas para el servicio de casa asy para beber 
como para basyjas. 

— Esta este dicho pueblo trejnta e quatro leguas 
de la ciudad de merida donde esta la yglesia catredal 
donde Residen los obispos y govemadores que ay en 
estas Provincias. 

— eran antiguamente sujetos a un cacique que en 
lengua de los dichos yndios se llamaba batal al qual 
llamaban nasulcupul que asy era su nonbre y alcufia 
adonde yban a tomar parecer y consejo para las cosas 
canhyméntes y nooesarias al gobernó del dicho su 
pueblo y este cadque Residía donde al presente ¡esta 
fandadia ñB^ dicha viUa al pie de un Ceero donde 
tenia un ydoloque llamaban oacvil de donde se oo- 
larompio elnanfare de llamar a esta villa oaquy. 

— ia vestidura que traen ea solamente unos i^ca* 
goelles y camisa y con una manta puesta a mandm 
de^capa que para ello hazen y les sirven dallo. 

"-^ias «demás virtudes e cosas. aosy de yervas como 
décomidai^y ^beaida y. otras oirimonisB antígusa que 
los yndios deafca tiena teman me Remito a lo que 
jMereadesto el yllosti» eavildo-desta^villa juntamente 
'oonel yUusIre sefior^alcalde mayor deslsa dicha villa 
-anbiecho y "dan por repuesta como personas queíae 
ihaUaroniprasaati» y lo saben elo firme .de myjBon- 
ibn^^^Jwm,^immbideSé — Hay unairáb3»nu 



xm. 

RELACIÓN DE LOS PUEBLOS 

DE TENÜM Y TEMOgON. 

En la villa de valladolid de las provincias e go- 
bernación de yucatan yndias del mar océano en doze 
dias del mes de marqo de mili e quinientos e setenta 
e nueve afios yo Juan cano el viejo vezino desta di- 
cha villa y uno de los primeros conquistadores que 
entraron en la conquista e pacificación de estas pro- 
bincias el qual entre en ellas en el año de mili e qui- 
nientos e quarenta e xmo en el mes de agosto en la 
compafiia del Capitán rreynoso y de francisco de 
bracamente maese de canpo por mandado del ade- 
lantado don francisco de montejo govemador y ca- 
pitán general que fue destas provincias y biniendo 
al descubrimiento y conquista de estas provincias 
fuimos con el dicho maese de canpo y capitán a jun- 
tamos con don francisco de montejo capitán hijo del 
dicho adelantado al qual estaba asentado su rreal en 
conpafiia de francisco de montejo su primo ansi 
mesmo capitanes de esta conquista en tuchica que es 
catorze leguas de llegar a teho donde esta poblada 



RELACIOISES DE YUCATÁN. 131 

la cibdad de merida y llegado que fuimos luego bi- 
nieron de paz los yndios y de ay a quatro meses se 
alQaron la mayor parte dellos contra los españoles y 
los españoles dimos en los yndios dándoles guerra 
con gran trabajo y muerte de algunos soldados hasta 
que vinieron de paz y después de conquistada la 
ciudad de merida vine en compañia del capitán 
francisco de montejo a la conquista de los copules 
que es en esta villa de Yalladolid e las ayude a con- 
quistar hasta que los trujimos al domynio de su 
znagestad tornáronse a rrevelar y mataron a diez y 
ocho españoles que estaban en los pueblos Jos quales 
mataron de paz durmiendo en sus camas entre estos 
diez y ocho españoles que mataron fueron muertos 
bernardino de villa gomez alcalde y maese de canpo 
y hemando de aguilar alcalde ordinario de crueles 
muertes por ser como es estos yndios la jente mas 
cruel que ay en el mundo quedamos en esta villa 
veynte y dos españoles y sabido en la ciudad de 
merida el alQamiento de los yndios por el dicho don 
francisco de montejo capitán general y la matanza 
que en los españoles se avia hecho envió a socorrer- 
nos francisco tamayo con treynta e dos soldados de 
a caballo e quinientos yndios amigos de la ciudad y 
luego day a quinze dias llego francisco de montejo 
capitán con setenta españoles y con la llegada y so- 
corro dimos nueva guerra tras todos los yndios sub- 
jetos a esta villa y con grandes trabajos binyeron de 
paz desde a quatro meses que se rrevelaron y en 



Íi3& DOCÜHEUTOS Í»kBltO&. 

rí^^MDtpiastk de los «ei^Úctos que a éa inagástád hi«e 
^ la ootaqQifite e pacilieacioii déitas probinciaB me 
enccttModaron la dabe^era de boloiioavil ddtaz ti- 
^tüvi^ue odcliitney y la mitad del pueblo de calaco 
yoéaote que un fhty hemando de gucfvara fue a 
todcNi estos pueblos y los depoblo y quemo los cá- 
senos que tenjan los yndios y los trajo en tenune y 
en téittiocon donde estos dos pueblos están agota po» 
bladds, desipues de los aber despoblado vinieran los 
yndios a tuita dindnuicion que por la mudada se 
moiian todos los mas dellos y se an ydó apocando 
i}ue entonces ine daban ochenta e cinco mantas agora 
no me dan mas de setenta yo bisto el agrabio que^ 
dibfao frayle me hazia en despoblar mis encomenda- 
dbs querelle del ante «1 licenciado oltiz delgueta 
alcalde mayor que a la sazón hera e me condenaron 
en las costas alegando el dicho fi^yie que el lioen- 
ciado tomus lopez oydor fle la rreal audiencia délos 
confines y besitador destins probincias se lo mando 
"eátiQ pueblo de tenum donde agora están poblados 
'esta qüatro leguas desta villa y la tnitüd-del pueblo 
detemocon esta dos leguas desla villa sdu aflientos 
llanos y en medio délos dichos pucüblbs i^ unos ce- 
notes y lagos de agua dcmde los ^b(^ yndios beben 
tiebenisus yglesias de |aedra labrado» de «il ycantb 
don sti «acristia e^^l^ y cadas nltíy buefias de^ahoB 
y bajtís labrapdos de tal y «ifilSto donde se mfOMOiKSk 
los frayles tienéb sbs cittipttias -grattidcs y m^^aua 
tleiien-ras homam^tos de isali^ ^ patana de {data 



oMmlla 7 albfi fixmi^leB de diima«eo de QMtilM. e 
rnito tienoo su carne dorada coa su «i«9ga deteroio<' 
pelo boodadoo de oro y plato, «i el coro i^ mneie. dit^ 
de cepiUm eon mea de yeynte cantorea que oficim <A 
«lito divino tienen sus flautas y sMabuohes tieieQi 
wcriatan e monezilloa qoe^ ofician la;miw el pneblo» 
de tenmn por estar quatro légaos desta viUei ddn^ 
semana va un frayle a dezilles misa y seroion wmo 
e bautizar y confesarles el dicho pueblo de tomocon 
como es cerca del monesterio desta villa que no ay 
mas de dos leguas acuden cada domingo a mysa y 
sermón y de quando en quando va un frayle a les 
biflitar en su pueblo y los casa y bela y bautiza y 
dize misa en estos dos pueblos no ay cosas notables 
que dezir mas de las que tengo rreferidas— estas pro- 
bindas de yucatan es la tierra mas pobre y misera 
que ay en las yndias por no aber en ella granjerias 
con que se aplicar los onbres y de diez años a esta 
parte sea descubierto una granjeria de afiir ques en 
harto perjuicio para estos naturales porque para 
abello de sacar a de ser con fuerza de gran cantidad 
y en tienpo que se hazen las Ro^as para el afiir es en 
el mismo tienpo que los yndios están ocupados en 
sus labrabas y sementeras y por la saca de yndios 
que se haze dejan de hazer sus millpas y sementeras 
a cuya causa ha abido grandes hambres y apoca- 
miento en los naturales y causa de aber abido mor- 
tandad entre ellos y si la dicha granjeria no cesase 
seria causa de perderse estas provincias porque no 



134 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

tan solamente los natarales se mueren mas aun los 
que usan desta granjeria están pobrisímos y adeu- 
dados porque son mas las costas que la ganancia y 
Bemitome a todo lo que el yllustre ayuntamiento 
desta villa acerca délos capítulos Responden porque 
con esto concluyo y lo firme de mi nonbre. fecho en 
el dicho dia suso dicho. — Joan cano d hiejo. — Hay 
una rúbrica. 



XIV. 

RELACIÓN DEL PUEBLO DE XOQÜEN. 

1579. — En la villa de Valladolid de Yucatán en 
veynte días del mes de abril de mili e quinientos e 
setenta e nueve años yo salvador corzo vezino desta 
villa de Valladolid e antiguo poblador en ella como 
marido e conjunt» persona de ysabel de castro mu- 
ger primera que fue de alonso gon^alez difunto 
que dios aja uno de los primeros conquistadores que 
entraron en la conquista e pacificación destas pro- 
vincias en conpañia del adelantado don francisco de 
montejo gobernador e capitán general destas provin- 
cias de yucatan y encomendero del pueblo de xoquen 
que por los serbicios que a su magestad hizo le die- 
ron y encomendaron el dicho pueblo que por su 
fin e muerte sucedió la dicha ysabel de castro e yo 
como su segundo marido e conjunta persona poseo 
la dicha encomienda en nombre de su magestad y 
rrespondiendo a los capítulos que me fue dado por 
el muy yllustre sefior gobernador destas probincias 
sobre la descripción délas yndias la qual su mages- 
ti^l Real del rrey don ffelipe nuestro sefior manda 



136 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

hazer para la buena gobernación délas yndiaa y rrea- 
pendiendo a lo que toca al pueblo de my encomienda 
digo en la manera siguiente": 

1 — primeramente digo que abiendo servido a su 
magestad en la conquista e pacificación destas pro- 
bincias el dicho alonso gon^alez/ y siendo la dicha 
ysabel de castro my muger una de las primeras mu- 
geres que entraron en compaflia del dicho adelantado 
le encomendaron e dieron por cédula de nueba enco- 
mienda el dicho pueblo de Koquen la qual dicha «n- 
comienda poseyó hasta que faliesoio e paso dMta 
presente vida e yo segunda ves case con la dioha 
ysabel de castro y poseo la dicha encomienda^ como 
paresee por los títulos e mercedes. 

2 — ^Este pueblo de xoquen esta dos l^giias desta 
villa hazla el sudeste esta asentado en un Ikmo ás- 
pero y pedroso y de grandes matorrales abra im el 
dicho pueblo quarenta cinco vecinos tiene media ta- 
gua de contomo y en medio del dicho pueblo esta 
un ceno y aguada que es un lago de agua nray 
grande donde los naturales del dicho pueblo beben» 

3 — este pueblo se llama xoquen que quiere desir 
el nonbre del cacique que governaba el dióho puebla 
que en nuestra lengua castellana quiere deziir sefior 
natural adoravan en tíenpo de su ynfidelidad un 
ydolo que Uamavan chaqué ques abogado del pon y 
délas pluvias sacrificavanle armados perros y otras 
aves silvestres y ca^as de benados y conejos. 

-este pueblo de xoquen solian dar de tributo ea 



BELACIOnsS DB TÜÜATÁF. 137 

cftda qnatro meses cmoaenta mantas j, agora na daa 
mas de treynta mantas en cadn tiibuto^ por la gran 
dtmjnucioB que a abido de yndios el dicha asiento 
e» sano y el agaa que beben es muy buena la. causa 
de^moiáRiee jrse estos naturales en tanta dimymi- 
ckm ea andar descontentos por no usar las borrache- 
ma e ydolatrias que solían osar en tienpo de su jisn- 
tilidad porque con toda la dotrina. y aprieto que los. 
frayles les ponen no dejan munchos dellos de ydo- 
latrar e hazer sus cerimonias antiguas hazen unos 
ydolos de barro con muy malas cataduras. 

5— este pueblo de xoquen tienen un govemador 
que los mantiene en justicia que se llama don fran- 
cisco xoque tienen sus alguaziles mayores e ordinarios 
e mayores vezinos del dicho pueblo tienen su yglesia 
debobeda labrada de cal y canto tienen sus homamen- 
tos de cáliz e patena de plata sus Retablos ffrontales 
de damasco e rraso de Castilla tienen su cruz dorada 
con su manga de terciopelo bordadas de oro tienen 
su sacristán e monezillos que ofician el culto divino 
tienen sus cantores en el coro con su música de 
flautas ay escuela de muchachos que les enseñan a 
leer y escribir tienen su maestro dotrinan estos yn- 
dios de mi encomienda los frayles de san francisco 
questan en los estramuros desta villa dos leguas del 
dicho pueblo de xoquen acuden a esta villa a oyr 
misa e sermón y algunas bezes van los frayles a les 
bisitar en el dicho pueblo y los casa e bautiza e dize 
mysa e sermón y se buelven — este pueblo esta sujeto 



138 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

a la alcaydia mayor desta villa por el lUnatre sefior 
don diego sarmiento figueroa alcalde mayor puesto 
por el muy yllustre sefior gobernador destas probm- 
das el qual dicho alcalde mayor Reside en esta dicha 
villa esta Relación e dado en forma Remitiéndome 
a los capitulos déla memoria general quel yllustre 
ayuntamiento desta villa a hecho y firmelo de mi 
nonbre. — salvador corqo. — Hay una rúbrica. 



XV. 



RELACIÓN DEL PUEBLO DE PIZOY. 

• 

1579.— Én la billa de Valladolid de yueatan en 
quinze días del mes de hebrero de mili e quinientos 
e setenta e nuebe años yo esteban gonzalez de najera 
encomendero del pueblo de pisoy de mandamiento 
del yllustre sefior don diego sarmiento de figueroa* 
alcalde mayor por su magestad en esta dicha villa e 
por virtud de la ynstruycion que por su magestad 
me fue dada para declarar lo en ella contenida e con« 
forme a ella fize la declaración siguiente: 

-^Remitiéndome a la declaración hecha por el 
yllustre cabildo desta villa juntamente con el yllus- 
tre sefior alcalde mayor desta dicha villa solo diré 
la declaración porque se llama pijoy el dicho pueblo 
de mi encomienda llamóse pijoy el dicho pueblo 
porque sobre el cenote y aguada donde beven estaba 
un harbol que se llama pijoy el qual hera muy 
grande y a esta causa se llamo pijoy el qual dicho 
harbol hecha una fruta negra a manera de mora y el 
harbol sirve en esta tierra para muchas cosas porque 
es muy correoso y otras cosas de que syrve. 

— esta el dicho pueblo de pijoy una legua desta 



140 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

villa jurísdicion del alcalde mayor camino Real de la 
ciudad de merida tiene por cabecera de dotrina al 
pueblo de ^ical donde están y rresyden los padres de 
la borden del sefior san francisco los quales los do- 
trinan están asentadas las casas donde biven en un 
lugar muy fhigoso de piedras y montafias. 

— heran hantiguamente sujetos a un ca^iique que 
en lengua de los dicbos naturales se llama bastao al 
qual UaiBAYao nasuloopul al qual trayan de presente 
quaado benyan a tomar de! at^n, consejo algonai^ 
margorcas de mayz y otra legajaabres y cacao de lo 
qual le haeia présbite para que les diese pave^oer o 
digese alguna cosa que conbiini^Be a su pueblo y go** 
yiwno. 

-^ en esta tierra tienen de cosecba maJbs barto 
quando es buen a&o y aji y otras mucbas legumbre» 
de que se sustentan, cojea algodón en grm cantidad 
de que pagan su tributo y tienen colmenas de que 
cojea miel y alguna que ay silvestre. 

— su natural es andar siempre desnudos y poeo 
comer susténtense de bevidas que tienen y basen 
delmayz, lia ropa que bisten es poca que no es rmf^ de 
garagueUes y camisa y mayate o manta que traw» en 
los honbros por capas. 

— en esta tierra no ay nengunos rios que eonw^ 
sino unos ojos de aguas questan debajo de tiepra mw 
de catorce o quinze estados donde se crian unoa^pest^ 
cados pequefios k)s quales ton de eolor n^gra. y Uaf- 
man en esta tíerra bagres. 



BELACION£S BE YUCATÁN. 141 

— ay arboles en esta tierra de muy buenas frutas 
y de provecho asy de cedro ques para hacer tablas y 
quartones y otras maderas que sirben para hazer las 
casas destos yndios y españoles. 

— heran estos yndios antiguamente mas cantidad 
que heran mas de trescientos yndios los quales se an 
muerto de enfermedad que an tenido y no ay oy dia 
mas de hasta cien yndios que pagan esto su tributo 
como su magestad lo manda de las cosas que ay 
en esta tierra y cojen syn mucho beneficio e afir- 
mándome a lo que dicho tengo di esta firmada de 
nd nonbre.' — Bstevan ganqalez. — Hay una rúbrica. 



XVL 
RELACIÓN DE LOS PUEBLOS 

DE CACALAC Y DE TANCUT. 

1579. — En la villa de Yalladolid délas provincias 
e govemacion de yucatan ques en las yndias del mar 
océano a seis dias del mes de mayo de mili e qui- 
nientos y setenta e nuebe años yo pedro de valencia 
vezino desta dicha villa y alcalde ordinario en ella y 
uno délos primeros conquistadores que entraron en 
estas dichas provincias a la conquista dellas en cum- 
plimiento de la ynstruicion en molde y capitules della 
enbiada por la magestad rreal del rrei don feliphe 
nuestro señor para que conforme a ella se haga rre- 
lacion de las cossas que en esta tierra ay la qual fue 
enbiada a esta dicha villa por el muy yllustre señor 
don guillen de las casas governador en estas dichas 
provincias y me fue entregada por el yllustre señor 
don diego sarmiento de figueroa alcalde mayor en 
esta dicha villa y Respondiendo a los dichos capitu- 
les es en la forma e manera siguiente: 

— Primeramente yo el dicho pedro de valencia 
entre en estas provincias de yucatan a la conquista 



KELACIONES DE YUCATÁN. 143 

delks en el año del señor de mili e quinientos e qua- 
renta años estando proveido francisco jil vezino déla 
dbdad rreal de chiapa por capitán general de todas 
estas provincias por el adelantado don francisco de 
montejo en cuyo cumplimiento se partió de la dicha 
dbdad rreal de chiapa a usar del dicho cargo el qual 
llego a la villa de tabasco de donde se bolvlo por 
aver enbiado el dicho adelantado montejo a don 
francisco de montejo su hijo que avia ydo de la nueva 
espafia en demanda del dicho adelantado su padre y 
assy entro el dicho don francisco de montejo por ca- 
pitán general destas provincias y Repartidor dellas 
las quales conquisto desde la villa y puerto de san 
francisco de canpeche hasta la cibdad de mecida ques 
cabecera desta gobernación y dende a ciertos dias el 
dicho adelantado montejo dio a francisco de montejo 
su sobrino la conquista desta villa de valladolid que 
llaman de copules y le dio titulo de capitán general 
y Repartidor della el qual dicho fr>ancisco de montejo 
entro en la dicha provincia con quarenta soldados 
poco mas o menos todos apercebidos y conquisto esta 
tierra y la padfíco trayendo a los naturales al rreal 
dominio de su magestad la qual Repartió entre las 
personas que avian servido y tenian méritos para 
ello y estando esta villa y provincia Repartida entre 
las personas dichas y poblados los vezinos en ella 
dende a cierto tienpo que fue en el afio de mili e qui* 
mentes e quarenta y seis afios los naturales de^ta 
provincia de valladolid se alearon y Rebelaron contra 



144 lX)CUlffil9T0S INÉDITOS. 

ki magestad mal en manera que mataron a diee y 
ocho o veinte espafloles questaban derramados por 
los pueblos desta dicha provincia haziendo en ellos 
muchas crueldades y ansí mesmo mataron mas de 
quatrocientos yndios e yndias naborías questaban esa 
servicio de los españoles sin dejar a ninguno a vida 
aunque fueran sus hermanos y deudos muy oercan<w 
pero como oliese a espafioles no escapaba ninguno e lo 
mesmo hacian en los ganados que fue una crueldad 
maravillosa en aquel tienpo que se al9aron los natu- 
rales avia poca gente de espafioles por lo qual se dio 
noticia a la cibdad de merida de donde vino luegp 
socorro y el primero que vmo con el socorro fue 
fiancisco tamayo pacheco que vino por capitán oon 
quarenta onbres poco mas o menos y luego dende a 
pocos dias vino francisco de montejo con mas solda- 
dos y de BU heñida resulto que dentro de quatro 
meses se apesiguo la tierra y los yndios vinieron 
de paz aunque fue hecho castigo exemplar en los 
culpados. 

— y generalmente en quanto al tenpenwnento y 
cAlidáíd déla provincia e comarca y la tierra \ea cali- 
da y umeda y de muchas aguas y los bientos que 
mafi de ordinario en ellabientan son leste y lessueste 
los qualés boientan lo mas del aflo y el mas ordinario 
btento destos es el sueste que dizen ser sano para los 
naturales — es tierra llana aunque ay algunos cerros 
pequettosesmuy áspera y pedregosa y mcrntuosano 
ay moB ni fUentes en todo ella y es fiílta desagua y 



REfiAcnana rar tucatAit. 145* 

de pMlM jr «bfiribítdero» pura ios graados f«e nf 
poms^en I* tieertt. 

-^ «n qnantoa lospneblm de mi eneomieoMlt^ a mi 
el.dkliD pedro 4e valeiicift ne fae «necmesiéftdo c» 
nombmde «a mi^eatod^ por k remaoieraeMBí 7 tni-» 
bajo0 det Iw senriQu» q(i»e a sa magnrfaié hiao cd la 
conquista e pMáficd^QSi desta» pfoyÍB€Ía8 la mitad 
del poelajb de eaealao 7 la otra Báiaá íhe enaomca^ 
dndo ao» eírtebw giaoiYes! j juaa de b eniz vomoa a 
cooqnífitadoroft destaa proriacias ja düffoiHstM ea 
qiilen mhmdievoa aua herederos. 

.-*** «otian darme de tñbafco en cada un ate cieata 
y QcbMta mantas de algodón por loa tárelos del allo> 
de a qnafa^ varas de largo cada una y tres partas 
de ancho cada pierna qoe san trea Taras da aaeho 
cada nanita 7 por la mesma orden daban el may» y 
lar^Bia 7 gattiaaa qnc; hera eada tributario media ha- 
n^a de maja j naa gallina d9 la tierra 7 nna libra 
dé cera sia cybma mennden^iaay el múa lo daban por 
laa aonebaa del afta — agora a venido este pneUo 
da eaqalao ea gran dininnidbn en manera que taa 
fiolaiaeata me dan agora de tributo en eacb tercio 
trráilae^naa manetas ^ne viaaffin a ser en cada afio 
ciealp j. qimeo maataa y par la nusma orden me dao 
laa gaOiaoa 7 la cera 7 deíaaa menndenoias e^ta el 
maiai|i»d Jo dan perlas eesechas del a&o según dicho 
e&ijh eaaaafMffne aa vetddQestoa jndles en dímir 
nUickm ea ema cierta 7 aver^aada qne por averies 
jnjsdada keBeligieaaa daaaa tan sfitignoa aaiente» 



10 



146 .DOCUMENTOS INÉDITOS. 

que teniau y averíos pasado a la cabe^'ra de dotrína 
an venido en esta diminuicion lo qual se tiene por 
cóssa general en todas estas probincias como es no- 
torio — esta este pueblo de cacalac desta villa diez y 
siete Ijsgoas y assy mesmo ésta de la cabegerá de 
dotrína donde esta el monesterip de los Religiosos dos 
leguas y inedia — es tierra llana aunque pedregosa y 
montuosa y de malos caminos y mal abiertos — cae 
este pueblo al sudeste — tiene su yglesia pequefia y 
su capilla de azotea de cal y canto— tiene assi mesmo 
sus ornamentos y recaudos para dezir misa assi de 
cáliz como de las demás cosas necesarias tiene sos 
cantores y maese de capilla y su manga de tercio- 
pelo y su cruz alta dorada y las demás cosas nece- 
sarias para el ornato del culto divino. 

— y assi mismo tengo en encomienda la mitad del 
pueblo de tancuy que dista desta villa legua y media 
poco mas o menos, el qual me fue encomendado assi 
mesmo por los servicios que a su magostad hize el 
qual me solia dar de tributo en cada un afio sesenta 
mantas de algodón por la orden y modelo de lies de 
arriba y lo mesmo las gallinas y cera y el maiz que 
lo daban por las cosechas del año — danme agora 
tan solamente ir^te y una mantas en cada un afio 
y por la mesma orden me dan. la cera inaiz y galli- 
nas a venido en esta diminuycion por las RaKones 
que arriba e rreferido de los aver mudado loa R^- 
giosos de 'SUS antiguos asientos -^ cae este pueblo al 
estey tiene su yglesia peqaefia con su c^ipilla de azotea 



KISI^CIONM PB YÜCATÁK. 14? 

de cal y ckmto tiene sus ornamentos, y cáliz para 
dezár missa 7 sus cantores j lo demás nescesario acu^, 
den a la cabecera de do trina al monesterio desta villa 
<}ue los dotrinan los Beligiosos que en el dicho mo- 
nesterio Residen solían ser visitados por los clérigos 
<]ne en esta villa an Residido que son los curas 
della. 

— estos yndios ansi mesmo se a entendido an ve- 
nido en esta diminuycion por cierta grangeria que 
en esta tierra sea ynbentado de añir que a sido la 
final destruicion para que estos pocos naturales que 
quedan se acaben por el mucho trabajo que les dan 
en el beneficio del y dexar como dexan de acudir a 
sus labranzas y sementeras por ocuparse en este be- 
neficio ques de tanto trabajo ques despantar y sino 
se pone Remedio en ello se vendrán todos a acabar: 
estos yndios han tenido desde su gentilidad sus ydo- 
los que an adorado y aun agora se tiene por cierto 
que hazeh lo mesmo y que adoran unos ydolos de 
barro los quales dizen tienen en sus .casas escondido^ 
y en los montes y milpas adonde los ban adorar y 
sacrificar ofreciéndoles una Rezina a manera de yn- 
cienso que llaman copal, ase hecho mucho por apar- 
tarlos destos ydolos y cada dia se ban descubriendo 
mas. 

— no ay en esta tierra minas de oro ni de plata ni 
sierras ni bolcanes ni grutas ni otras cossas memo- 
rables de que se pueda hazer Relación — es tierra de 
muchos pedr^ales que los ay en mucha cantidad 



agr wsi momio auneha caatidad deftataa éí la tierra* 
7 ¿B cwtük Bo M dan csgeto alfana» parra» « Mgaa^ 
rail nafaajbs Hmaa e IkaoiiaB flkbraa e otra» rttádnx^ 
-*Hkj aljg^ gaosado mayor de kMuí a«iq«e en poo» 
canliidaid j asai misiiu) aj cabras, y algunas, oliejas— 
as¡^ mucka casa del monte como son benados leones 
tigres osos dantas conejos perdizes codornizes e otras 
cossaft^los. caminos son torcidos y mal abiertos y de 
macha piedxu 

*«*j en qiuoito alas demás cossas generales de qae 
se manda se ynfForme no tengo que tratar mas de- 
remitirme a la B.eIacion general que a sv magestad 
Eteal se enbiapor esta villa de vattadolid a la qual me 
Remito por donde se bera délo que se ynffiorma* — e 
ym como nno de los de} cabildo'e ayuntamiento desta- 
dicha Tilla me halle preseste a la dioha Relación y 
firme en eQa juntamente con los demás oficiales desta 
Republka qiae en ella ban firmados y según dicho es 
en todb me Remito á eHa^-^Pedr^de vcdmciá. — ' 
Hay usa rúbrica. 



^m0 



nBLACtÓN DE LOS PÜSBLOS 

DS ZOZIL T DE TEOAT. 

• » 

* 

1579L — ^En k villa de Vattadelit (^roUpúida y go- 
iMimacion d% yiMatan en ^oe ^m del %dm de mmp 
-deioill e qisuieAtoe j eeteiita y iHi^he a&ee yo Jiilm 
«dAiveigosa tutor y curador ala penioliia y l>isQfs de 
'Joaa darce atenor hijo que £ae de martin rruyz d»roe 
Mnquifttador que fue a^taB |N*oi4]iciaa, rreepondien- 
-do a la ynutKittcaí que por maullado del muy ylltta- 
tre señor don guillen de las casas gobernador y ea- 
fítan g^ieral &e medio quea la rresfaiesta «a lalbrma 
j Kia&era siguietite: 

1 — la dicha villa de valladolit esta poblada dea- 
.pa&oks y ea lei^pia de yndios se Ibttna caqui pMir un 
ydolo grande que se hallo en elkL 

2 — el deaoubñdor y conquistador de todas estés 
probincias fueeladelaatado moBti^o y su sobrmo dota 
imacisco de monteo los quales las conquistaron e pi^- 
4¿ficaron en nonbre y por mandado de su magostad* 

4<~efi tierra rrasa e -de muchas piedrab y áspera y 
<de montas ailvestiBs y ütdta de iMs y abimdpsa 4e 
.aumtemmientDs. > 



150 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

7 — desta villa de valladolit a la ciudad de merída 
ay treinta y tres leguas donde rreside el gobernador 
y obispo ques la cabecera destas provincias. 

11 — el dicho mi menor tiene en nonbre de so 
magestad el pueblo de zozil y el de tecay los quales 
están en la provincia de tecemin diez leguas desta 
villa y son sujetos al monesterio de fray les franciscos 
que rresiden en el dicho pueblo de tecemin que alli 
los casan y dotrinan. 

13 — el pueblo de zezil se llamo zezil porque en el 
aguada que antiguamente tenian avia muchos mur- 
ciélagos que en lengua de yndios di zezil y el pueblo 
de tecay se llamo porque en el aguada del dicho 
pueblo abia unas mojarras que los yndios le llamaron 
cay y de aqui toman el apellido y sobrenonbres di- 
chos y la lengua que hablan hes jeneral en toda la 
probincia. 

14-— que en tienpo de su jentilidad antes que los 
españoles los conquistasen tributaban y obedescian 
a un sefíor que se llamaba naobon cupul que este 
rresidia en chichiniza diez y ocho leguas desta pro- 
bincia y a este conocian y tenian por señor y le tri- 
butavan cuezcas coloradas y piedras verdes que entre 
los dichos naturales tienen por moneda y mayz y 
gallinas de la tierra y de otras legunbres que ellos 
cojian. 

: 16 — en el dicho pueblo de zozil esta un baile llano 
qué no tieíien ninguna sierra ni cordillera ni Rio 
cerca de si ni en toda esta probincia lo ay y el pue- 



BBmorOIlES DE TÜCATÁN. 151 

blo de tecay esta poblado, en un alto junto al mó- 
nesterio de tecemin. 

20 — en toda la dicha probincia ay rrio solamente 

ay unos cenotes a manera de aljibes manantiales y 

estos tibien mucha agua y se entiende' que corren 

por debajo de tierra y destos ay muchos en toda eeta 

.probincia.. .^ : 

22 — ay en la dicha probincia y pueblos de yndios 
muchos arboles silvestres entre ellos ay brasil y 
guayacan y otros frutales de la tierra ques palo bra- 
sil sirbe de :tefiir y se suele llevar a los reynos de 
Castilla. 

33 — ^los naturales destas dichas probincias pagan 
sus tributos en mayz y cera y en unas telas de al- 
godón de quatro baras en largo y tres quartas de 
ancho y de esto biben y tratan los espafloles que rre- 
siden en esta dicha probincia. 

34 — que de la dicha provincia de tecemin a la 
ciudad de merida ay 33 leguas y alli rreside el obispo 
y gobernador destas probincias y esta bes la cabe- 
cera destas probincias. 

36 — en esta dicha probincia de tecemin no ay 
mas de un monesterio de frayles franciscos y todos 
los yndios de la dicha probincia son sujetos a yr oyr 
misa y dotrina las fiestas y pascuas del afio y en 
todas estas probincias ay otra orden de rreligiosos 
sino de la borden de sefior san francisco. 

39 — dende el cabo de cotoche hasta la desconocida 
ques longitud demás de cinquenta leguas se corre 



152 



lote oflita liet todo plcf» 4» 
linpío 7 de poca agum, oofrrie&db 
tiflmt yntt ntMs Íimqm y no um 
piwrtOT fua rreparo de BUS gnuMlat 
pecpieflee de potte de cmqwnta |HpM 




May 

dekttWB 

la^btya 



de san imcieoo ^ ceaptche qae aUi paeáea 
cantidad de naos y estarán una 1^^ snrtoa «i la 
mar apartHlos dk tiena. 

40-*4aa tnweas y erasoimeHtea bo mm curtes ai 
ee penden entender, ni nig«n pileto qne 4oda «cta 
costa se gobierna por ellas per üo te^er ponto mt 
crecer y menguar. 

— y en todos loe desús espítalos y ptei^oitas 'Oon- 
tenydes en la dicka ynstradon «m iven«to<a le fnel 
alcalde «ttayor y cabildo desta Tilla de VdUsdebt 4a 
eMos rrespenden y lo finno de mí nontog ^ ' * Ju u n 
darreygoaa. — Hay ana rúMca. 



' I- ' ' - ' II . II, I ■ ■ III.. f ■■ I 



í TB^T - W 



xvin. 

RELACIÓN EXTENSA Y GENERAL 

DE LA TROriNOTA DE VALLADOZTb 
T HEL JPUBBLO DE TlijürSALON. 

1579. — £a quatro días del mes de marQO año del 
señor de mili e quinientos e setenta e nueve aQos 
Juan ^utierrez pican vezino y encomendero desta 
villa de yalladolid y uno -délos primeros conquista* 
dores destas provincias de yucatan y co^umel ques 
en las yndias del mar océano Kespondiendo a la 
ynstrudon y capítulos en molde enviada por la ca- 
tólica rreal ma^gestad y lo que por ella se manda 
liazer la qual fue enbiada a esta dicha villa por el 
muy y Ilustre sefior don guillen de las casas govema- 
dor y capitán general por su magestad en estas dichas 
jirovincias que me fue dada por la justicia mayor 
desta villa y en su cunplimiento es lo que se sigue === 

Por mandado del adeUmtado don francisco de 
montejo govemador y capitán general y descubridor 
destas provincias de yucatan por su comisión y orden 
conquistaron don francisco de montejo su hipo e 
francisco de monteno su sobrino la dbdad de merida 



154 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

y SUS provincias afio del sefior de mili e quinientos 
e quarenta e uno; después de averse conquistado por 
los capitanes don francisco de montejo e firancisco de 
montejo y comentado á Repartir por el dicho don 
francisco de montejo algunas encomiendas de yndios 
a los conquistadores, salió el capitán francisco de 
montejo con sesenta soldados para las provincias 
. de los copules y chiquincheles que caen en los ter* 
minos desta villa de valladolid que por conquista le 
avia dado el adelantado don francisco de montejo su 
tío año de mili e quinientos e quarenta y dos, y assi 
bino por sus jomadas hasta llegar a la provincia 
de los chiquinchiles— allego año de mili e quinientos y 
quarenta y tres al pueblo que se dize chuaca ques- 
tava cercano al oriente de una laguna ; el capitán 
puso su rreal y asiento al otro lado del poniente que- 
dando la laguna en medio, este pueblo de chuaca no 
dio guerra salió de paz el qual dicho pueblo esta 
situado en una gran llanura de mas de tres leguas 
de valle en su contomo, era pueblo bicioso; dase dos 
vezes en el año maiz de que se haze pan, dase Crisoles 
y agi— este pueblo de chuaca quiere dezir agua larga 
cae tres leguas de la mar, hera de doszientas e cin- 
quenta casas que abia como seiscientos 6 setecientos 
vezinos, esta jente andavan bestidos con algunos 
xtcoles ques un abito a manera de chamarretas y 
mantas de algodón con alguna plumería y andavan 
en bixados de negro y colorado que son unos betu- 
mes a manera de almagra (el valle es apazible pai*a 



BKLACIONES DE YUCATÁN. 155 

ganados que se podrían criar en el nueve 6 diez mili 
caberas de ganado vacuno en este Edtio), ni en toda 
su comarca no ay sierras ni bolcanes ni rríos ni 
fuentes ni minas de oro ni de plata — ay algunas la^ 
gunas que venido el verano se secan algunas dellas. 
esta en veinte e un grado este asiento a lo que dizefa 
los que lo entiende — ay ca^a de venados dantas co>- 
fiexos puercos de monte y ca^a de bolateria pabos 
gallinas de la tierra perdizes codomízes de que se 
mantienen los naturales— en este mismo año de miU 
e quinientos e quarenta y tres después de aver hecho 
algunas entradas fundo la villa de chuaca el capitán 
francisco de montejo, y comento á dar repartimien- 
tos a. los conquistadores que bien e fielmente avian 
servido ala magestad rreal que fue de quarenta e 
cinco vezinos — en este tiempo por el año de mili e 
quinientos e quarenta e quatro en el entretanto que 
el capitán francisco de montejo visitaba las probin- 
cias y castigaba algunos yndios principales amotina- 
dos sobre vinieron muchas Rubias continas en la 
villa de chuaca cesando después las aguas, los canpos 
quedaron tan en lamados y ansi con las excesivas 
nmidades las tierras y los aires se corronpieron de 
tal manera que comento luego grandes enfermedades 
ansi de catarro como de callenturas y dolor de 
' oydoB y barriga de que morían y enfermaban muchos 
naturales y españoles — sabido por el capitán fran- 
- cisco de montejo las enfermedades y calamidades lo 
enbio a rreferír al adelantado doi^i francis(?o de mon- 



1$|6 . uooatiisicxoa aáocm^A» 

tejo «a tu> e avid* la RelacioH y deapaoko !• «hImo 
iBuuItad pam <qcM ]>u8ca6e otro aMtoto ^me &Mie 
Hiqor y maa aaRO y poblaaa otra villa ea aooabre ^ 
4NI mi^^efirtaá — ^pobloae Ja villa dd valludolid por A 
Mpitan francÍ809 da moatcgo afla die oaill « qumta»- 
tM e quareuta a «inco eoi un puebla ^«m m diae 
^aquiral x^iie quiere deair por aoabrá de ui yd^D 
q*ae «estava en un ediñoio aatm dos «anotea^ qae 
quiera dezir poaos hondos, tomando el «diffioio ^ 
medio de que «e ¿a hecho la yglesia deeta villa y xm 
monesterio de firailiefl fraDcÍMoa puesta eKirbmuroe 
desta \illa muy eumptoao — el teuple dente villa 
tiene tres naves con «as pilares de fiedixi hími Ift* 
brada «e tenplo aoomodado para loe veamos y co* 
bierto todo de teja, súbese a el por seis eeea^oaes y 
tiene assi mismo y tiene lo nescesario paoá al ornato 
del culto divino — las casas de los vecinos aon de 
cantería y algunas de afotea culñertaa da tgja eito 
esta dicha vUla de valladolid en €& ootaedu) de teda 
la tierra de los acópales y chiquindtelas y todas y 
coobua y estas provincias la mas laxana ^fisti desta 
villa a dies y siete y a veinte leguas esta asta villa 
en veinte e un grados «tíonfof rae a ladaclaradfia dalas 
personas que lo entienden^-^y la <nbdad da saeridu 
cabecera desta govemación dista desta villa treuata 
y tres leguas — esta fundada -esta villa en «nos prados 
pequefios cercados de mtic^ atiioleda ailv^dstra 4iy 
junto a ella y fuera dalla en los sMuAes «ñachi piedra 
jnobedisa y oteas fue da su naoimlenlio Aan f nsteka 



del taiABSo de xm» pq)a y otFa» menorecr y por ser 
tu pedregosa j Mpen bo «e pmde eofr^r a esballe^ 
y en otra» parten ansí mesma no se piredé andar a 
caballo BÍno e» €o& mny «zeesivo trabajo y lo» ca- 
nusoB por esta causa son toreidos y mal abiertos — 
tiene de vezindad treinta e cinco vezinos encomen-^ 
áucB. de yndioB sin otro» tantos veainoEr pobladores 
qoe e& ella bivear, es pueblo sano críanse muchos 
nifios despafiolee , es tierra calurosa loo siete meaes 
del aflo quo son el me» d^ mar^ abril mayo, junio 
juUiíx agpsto y los Restante» son mas tensados 
poique base en al^na manera frió y con el norte lo 
haoe en mas oaatidad quea muy dañoso para los 
naturales. 

Ano de mili e quinientos e quarenta o seis se al- 
qarim fes naturales y Rebelaroa contra su magostad 
hasendo grande matan^ en los españoles yezinos y 
entra elloa algunas personas señaladas como fbe el 
masse; de campo Temaldino do Tilla gomes y ber^ 
nmda de aguilar alcalde ordinario — tomando km 
dica y odio españoles delk>s en los projños pueblos 
donde fiaeron sacrificados y ansí mismo muchos 
yndi«» >al»n» «riadoB d« ios ve^inoB 7 «o^os los 
ganados qae podieron aver y toda cossa que oliese 
a esfialiol ao lo dexaban á TÍdat eñ este mesmo año 
iñtto. al capitán francisco tamayo y dende a pocos 
días Tino el capitán ñfincisoo de mont^ al socorro 
jv/aiñendo algunos Requentroe con loa naturales- 
siendo yo uno délos conquistadores que luercm con 



158 DOCUMENTOS INBDIT03. 

el dicho capitán frandsco de montejo vi por vista 
de ojos algunos españoles sacrificados y ai un cu 
a manera de hermita entre yo y otro soldado donde 
hallamos un bra^o y una pierna que los yndios 
avian ofrecido a sus ydolos y los avian puesto en- 
cima. 

11 — en lo tocante al onceno capitulo el capitán 
francisco de montejo por ser yo uno délos conquis- 
tadores que se hallo en todas estas probindas ansi 
de la ciudad de merida como desta villa de valladolid 
y villa de salamanca sirbiendo yo a bu magestad en 
la conquista e pacificación destas provincias con mis 
armas e caballo a mi costa e mynsion me encomendó 
la cabecera de tiquibalon con cinco pueblos los qua- 
tro dellos fueron despoblados por los Religiosos | 
esta situado este pueblo en un lugar llano, es pueblo 
formado aunque mal trabado, dista del monesterio y 
cabecera de dotrina quatro leguas y lo mesmo distan 
desta villa de valladolid donde son subjetos | esta 
este pueblo de tiquibalon situado en una gran llanura 
y en su contorno tiene casi una legua de prado con 
alguna arboleda qne tiene en algunas partes cáele a la 
parte del norte la provincia de tecemyu que dista del 
dicho pueblo quatro leguas donde esta un monaste- 
rio de fiüyles franciscos á la parte de leste tiene el 
pueblo de hunucu e yalcoba y otros pueblos | las 
leguas son algo grandes y los caminos mal abiertos 
y torcidos por mucha male9a de laxa aunque toda 
e^ tierra llana. 



BELACIONBS DS TUOATÁK. 159 

— llamóse tiquibalon deste nombre por un gran 
flefior qae lo fando y pobló qae quiere decir tigre ne- 
gro: era en tienpo de bu gentilidad una délas prenci- 
pales cabeceras desta probincia, tiene cinco edificios 
grandes todos de cantería de piedra labrada y el uno 
dellos en lo alto del ay casas de bobedas y grandes 
silos adonde echaban el mayz para su mantenimyentó 
y asi mesmo sus sistemas donde se Recojia el agua 
que Uobia todo hecho de cantería muy bien obrada 
tienen estos edificios algunas figuras de piedra anti- 
guas con sus labores y molduras y parece aver en 
alguna manera letras que por ser cosa tan antiquí- 
sima no se dexa entender lo cifrado del — ^tiene este 
edificio mas de quatrocientos pasos en quadro súbese 
a el con gran trabajo por averse derrumbado los es- 
calones que tenia por donde se subian a el y por ser 
•muy altísimo y del alto del se divisa todo aquello 
que puede ver uno de buena vista , tiene en lo alto 
del una gran llanura donde hazian sus fiestas y en 
e\ ay tres pilares grandes donde esta asentiida una 
piedra Kedonda grande de mas de doze pies en qua« 
dra todo ello muy bien labrado de cantería tiene 
otras muchas figuras de piedra que parecen onbres 
fi>rmados y los demás edifficios de la mesma cantería 
a lo antiguo y sobre la antigüedad destos edificiois 
hable á los prencipales y vezinos del dicho pueblo 
que lo supiesen y ubiesen entendido de los antiguos 
y de sus historias me lo diesen escríto en un papd 
y después de averio consultado entre ellos se me dio 



160 i»ocraairxQ9 pitonoia. 

y Bacaiido lo niejor y mw meaiombkl m W que me 
8Ígue« 

— UaodOie la wbe^eni de iíqiuiibflJIíQtt deste nwb- 
l^e un graa fleOor que ae llamaba erbalam q«e quiere 
decir tigra» negro j taubien 8e Uaomba eochealvaba 
que quiere dedr sefior sobre todoe — este edificio ea 
uiio da loa diaco edeficáoft el oíayor y mM simtuoso 
y los quatro fueron edeficadoe por otroa eeñorai y 
capitanes — estos reoonoeian al eocbe&lbalaa por se- 
flor y el era el 8apremo---y los mantenyaA en jmli- 
cia estos sefiwes y capitanee que ansi se a dioho^ ae 
tiene entre los naturales por cosa muy aYerigQida 
vinieron de aquella parte del ori^ite con graa nur- 
mero de gentes y que eran gente baliente y dispoe»^ 
tos y que eran castos eete aefior después de av^r 
edafioado y poblado y aver govereado mas da qua- 
r^ta afloa viéndose poderoso y seftor de mochas 
gentes se ensoberbeció y biso malquisto porque vino 
a despreciar y a tener en poco a sus subditos y eeba* 
lies trebtttos demasiados y iuu&erles otros malos tea-» 
tamyentos que fue causa de sol muerte porque loi 
gente popular le tomo gran odio a el y a su& capita^ 
nM porque tanbien se aviiw hecho cruelee j ávido 
conacüjo entre ellos un dia loa mataron a todos, por 
sa muerte abo luego muchas desenaiones j mwrteB 
porgue a mucha parte do sua gentes lea peso | dieese 
daste se&or y sus cafátanes qne al principio de sa 
fundación emn. buenos e no batían agrabíos y ^pieal 
cachcalbalan era brujo. 



RELACIONES BE YUCATÁST. 161 ' 

-~ por muerte destos s«fiore8 vino a ser seAot be- ' 
blsidias que era de sa linaje: después de aver gófeer^ 
nado algon tiempo que lo cierto no se sabe, viéndose 
este beblaycbas cercano a la nmerte de cm enferme- 
dad naticral llamo a sas hijos y algmias personas se- 
ñaladas 7 amigos suyos aviendoles hecho cierta -fAun 
tica les persuadió hiciesen una figura a su semejanza 
y que lo adorasen por su Dios y ansi se hizo por su 
orden después de su muerte, lo qual fue principio de 
que ubiese y dolos de piedra y barro como los a ávido 
y teny do por su dios porque antes los señores y fun- 
dadores de erbalon no los tcnyan porque adoraban 
un solo Dios que avia por nombre hunab. y zamana 
que quiere decir un solo Dios. 

— por la muerte destos erbalonystas alearon por 
se&or a un copul que era sefior muy nonbrado, fue 
este ODpttl seflor de erbalon mucho tienpo el gover- 
liaba y manténya en justicia su provincia y como a 
tal sefior le fieconodan y ttrebutaban haziendole su 
sementera de mayz y agi frisóles y algodón y otras 
cosas áe su sustento y quando era necesario le hazian 
y Beparaban su casa | este sefior tenya guerra y con» 
petencía con un pueblo que se decia yalcoba y etrod 
pueblos que están despobladose oy dia y los quacau^ 
tibaban quedaban por eselabos y a otros sacrificaban 
a sos ydolos que eran de piedra y barro con algunas 
fi^ra» feas y espantables, y la ordea que tenyon de 
goerra eran flechas Rodelas y lánguidos de abraca eep 
pedevnalesragudos, y van almogtados dé n^o y eolo^ 



11 



162 DOCUMKNTOS INÉDITOS. 

rado hazian sus albaradas j flechaderos de madera 
tocavan sus cometas y davan alaridos esto propio 
hazian con los españoles en la conquista desta tierra; 
estos copules castigaban con todo Rigor los ladrones 
y salteadores, en su gentilidad no comyan carne 
umana ny cometían el pecado nefando, casaban a los 
hijos de pequeños conforme a su uso que parece causa 
bastante para evitar este daño los señores y onbres 
Ricos aunque tenyan señaladamente una muger no 
dezavan de tener esclavas por concobinas, en dias se- 
ñalados hazian sus banquetes de comyda y bayles y 
con grandes borracheras hazian vino de myel y agua 
con ciertas Rayzes que lo hazia fuerte y fiízilmente 
enborrachava, dicen que este vino les causaba salud 
porque en aquel tienpo que usaban el vino andavan 
gordos y Rezios — el origen y linage de este gran 
copul dura hasta oy dia porque sus decendientes por 
linea reta es juan copul govemador y alonso oopul 
su alguazil mayor, estos son los que mandan oy dia. 
— este pueblo de tiquibalon se da dos bezes maiz 
en el año de que se haze pan y lo demás que es fri- 
sóles agi y otras cosas de su comida a su tienpo se da 
abundantemente y todos las demás ca^as de aves y 
venados coraos y otros anymales de que se sustentan 
sin las gallinas que crían tienen granjerias de cera y 
myel, grana y algodón, ay en este pueblo dos hoyas 
de agua grandes hondas que por sus bueltas y camino 
bajan abajo sacase agua a una braQa la una hoya cae 
a la parte de oriente y la otra al ponyente quedando 



BELACI0NB8 DB YUCATÁN. 163 

los edificios j pueblo en medio — esta este pueblo en 
veinte y un grado. 

— daba este pueblo por tasación mas de seiscien- 
tos pesos de minas de tributo en cada un afio y al 
presente da hasta doscientos pesos , a venido en gran 
dismynuiycion a causa de averíos mudado los Reli- 
giosos de BUS pueblos y asientos donde fueron naci- 
dos y criados y llevarlos a la parte que querían y 
ansi unos se ausentavan y otros enfermavan de tris- 
teza. 

— tiene este pueblo su yglesia Retablo cruz y 
manga de terciopelo carmesí Rica y sus canpanas y 
lo demás ornato para celebrar la mysa y assi mesmo 
sus cantores y maestro de capilla y su música de 
Üautas: los yndios andan al presente con alguna pu- 
lízia bestidos con sus camysas y zaragüelles y algu- 
nos llevan sonbreros y quando ban a sus labranzas 
y camino, algunos se los quitan y van desnudos, fe- 
cho por mandado de la magestad Real que nuestro 
señor guarde y conserve con mayor acrecentamyento 
de Reyno y señoríos por muy ffelicissimos afios. == 
Jiuin gutierrez picón. = hay una rubrica. 



^^■•^■^^^••m^mmm I * I . . I , I I I— ^^i 



RELACIÓN DEL PUEBLO DE TEMOQOM 

Y SUS SÜBJECTOS, 

TEQEMI, ATEQÜEAQUE, CAGALCHEN, 

gENOTE, TEPIQUE, CAGUÁN Y TEQAXOCO. 

1579. — En canplimiento délo mandado por la 
magestad rreal del Kei don Felipbe nuestro señor y 
rrespondiendo a lo mandado en la ynstruccion que 
foe dada a mi Diego de burgos cansino, subeesor de 
Sebastian de burgos mi padre conquistador que fue 
destas provincias. 

—entro en la conquista Sebastian de burgos mi par 
dre después de aver servido a su magestad en la oon- 
quista y pacificación de gracias a Dios y sus provin- 
cias siendo capitán el adelantado .don francisco de 
montejo el qual enbio por capitán general a su hijo 
don francisco de montejo á estas provincias de yu- 
catan, en cuja conpania entro el dicho mi padre con 
sus armas y caballos y criados y durante toda la 
conquista sirvió a su magestad a su costa y muision 
por cuyos servicios le encomendaron en nonbre de 
su magestad el pueblo de quiñi y en el alzamiento 



BBIACIONBS DE TUCATÁN. It5 

deata -villa de valladolid víd(> coa el capitán fran- 
ela») Tamayo al socorro y {iacificacion de loa nata- 
^raka on donde pidto se le díase Tenudad y enco- 
mienda desando la -que tenia en fat cibdad de meiida 
«n la oeaona mal y asei el aapitan franoiBco de 
mtínt€^o :le eitcomendo <en nonbre de süi mogestad los 
.ptidblos sigaieQjte8=c la cabecera de teínoqofn y sas 
subjectos que agora se dize te^emi y atequeaque y 
«lis aubjeetos y acaoalcbaí y la mitad de oetK>te te- 
pipe y la mitad de caguán' y t^Ean^ocOi que al pré- 
gate yo poseo como su bijo legitimo por aver sido 
<»mdo con frandsca de cabrera mi madre hija le^- 
tima del capitán diego cansino y de madalaia de ca- 
brera <x)nquistadote8 que &ieron de mudias provin- 
cias déla noeva espafia y guttemala, y al preaebte 
es oaaada la dicha mi madre con juan de nmitía al- 
£drea general que fae de toda la conquista y maese 
de canpo de la pacificación desta villa. 

— el pueblo de teoemi es cabecera de la provincia 
íaei llamada y esta asentado en un llano cercado de 
montañas y assi mesmo están poblados otros tres 
pueblolB eicomendados en difn'entes encomenderos. 

— fue 9Éte pueMo assi llamado porque los primeros 
pobladores hallaron estiefcol de dantas en una aguada 
que tienen por donde diri varón el nonbre de tace- 
min que quiere dedr estiércol de danta | su antigüe- 
dad tnbibron de cismopo que fae cabe9erá de otros 
aeis .;pii^dbs que al presente están juntos en este di- 
cho asiento. 



166 DOCUMENTOS IIIÉDITOS, 

— ^tienen un monesterio de frailes de la orden de se- 
ñor sant francisco y es labrado de cal y canto con las 
paredes de a diez y a doze pies que parescen murallas 
. y puede servir de fortalezas y muy fuerte, tiene seldas 
para ocho ó diez frayles tiene la sacristía muy Kicos 
ornamentos de seda asisten | dos frayles que admi- 
. nistran la doctrina y los sacramentos a doze pueblos 
que le son sufráganos. 

— Dista desta villa diez leguas camino rreal del 
rrío de lagartos questa al nonieste desta villa. 

— tubo quando se encomendaron al dicho mi padre 
seiscientos tributarios y al presente tiene ciento y 
quarenta. Rentan por cada un tributario tres piernas 
de manta y una gallina y media hanega de maiz una 
libra de cera en cada un año y otras menudencias 
que por todo sera doscientos y quarenta ducados por 
afío de que se paga doctrina y alcabalas y traeduras 
en que se distribuye el un tercio de toda la rrenta. 

— El pueblo de tequeaque esta asentado en una 
montafia, la derivación deste nonbre no se entiende 
por ser poblazon muy antigua, es sufragano de la cabe- 
cera de chancenote en donde asisten frailes de la or- 
den del Señor sant Francisco— dista de la cabecera 
quatro leguas y desta villa quinze y es el camino 
rreal y puerto de conil. 

— ^tiene un yglesia de paja y en su sacristía orna- 
mentos de seda conforme a la posibilidad del pueblo 
tiene maestro de capilla y cantores de los mismos 
naturales. 



RELACIONES DE YUCATÁN. 167 

— tenidk qaatrocientOB tributarios y al presente 
tiene veinte y ocho tributan cinquenta ducados por 
año ooníForme a lo que arriba tengo dicho, es pueblo 
muy fértil y abundoso de mantenimiento y frutales 
de la tierra. 

— El pueblo de cacalchen esta asentado en un baile 
llano y assi mesmo están en este assiento canxoco y 
caguán y se llama el assiento canxoco, los nonbres 
son antiguos y los pobladores deste pueblo no se 
sabe de que parte vinieron. 

— este pueblo es de la provincia de ci^al que donde 
esta poblada esta villa son suffi-aganos a la yglesia 
mayor desta villa. 

— Distan desta villa hazia el oriente tres leguas 
tienen capilla de piedra con su sacristía y coro tienen 
ornamentos de seda muy buenos tienen dos seldas 
de piedra , para los sacerdotes que ban a visitallos 
tienen maestro de capilla y cantores de los naturales 
del mismo pueblo. 

— El pueblo de cacalchen tributa cinquenta duca- 
dos por la orden arriba Referida son veinte y ocho 
tributarios, fueron cien tributarios. 

— El pueblo de tecanxo fue antiguamente de quatro- 
cientos y sesenta tributarios juntamente con raguan 
y al presente son ciento y noventa tributarios rentan 
la mitad que me cabe duzientos ducados por cada un 
afio conforme a lo arriba dicho. 

— ^En este pueblo de Raguan en el alzamiento de 
los yndios mataron a su encomendero que era Juan 



168 DOcuxESTfTOB oimmí^ 

de Yília gomes y le co rta wMt im bmp j eiAtaron 
por los puebloB oofnaremos .en salUd de tnififeou 

.NN»*|tiií jñsmo e& otro .pueblo óe^íeioenBsiojmaná' 
earon dos itifios de -heckd de oeho y miev^e silos fiufus 
del capitán di^o cansino mi agüelo como emba 
tengo dicho. 

---^-ea lo toxsante.a las poUaciflDaB eoaÉuBbree Bntos 
y cerimonias ser y maneras de los naturales con te- 
das las demás particularidades me Remito á la ge- 
neral que en este caso Jmbla por ser toda la gente 
una y uioa lengua y en todo generales y los asientos 
¿estos pueblos ser muy fertiles de sementeras y lo 
demás a que me Refiero a la general* 

— ^ffue fecha por comisión dada por el muy filus- 
tre seftor don guillai délas casas gobernador y isapi- 
tan goieral dada «1 Ulustre don diego sarmiento ide 
figueroa alcalde mayor siendo de cabildo Joan ire- 
llido y pedro de Valencia alcaldes y blas gañíalas 
Juan Cano bernaldo Sánchez Juan InMrtLsta de Tsr- 
gas e yo diego de Burgos cansino Regidores o diego 
truxeqoe de ayala procurador | oy ocho de vMfo 
de mili e quinientos y setenta y Bsia7eefios.^3»iAM¡^ 
de B^^s úansm^^fiitAi^y una rd^icsi 



aBBHBBaCBBBaiB 



XX. 



DELACIÓN DEL PUEBLO DE YALCON. 

457d.~^Ji& la Tilla de Valladoldd de las provia- 
4áas 6 gOYeomacion deyucatan délas ^ndias del:mar 
1QCM&0 fo Juan £eirfim el mogo hijo de joaa fcurfan 
vreiáno e conquistador destas dichas :proviiicias coino 
marido e eoigiuita persona que fui de angelina diaz 
i^&iiita que Dios aya, muger primera que fue de lucas 
jMmeQtél diíonto que Dios aya uno délos pxÍBienMi)e 
antiguos pobladores destas dichas provincias primer 
«iicoaaeadero que fue del pueblo de jaleen al qual 
^er eu tfin e muerte aucedi en la dicha encomienda 
eiendo au Inda e la mya toda una como de la dicha 
tfnoomienda e posísicm que alos dichos pueblos tengo 
eu nonfare de eu magestad Respondiendo a loe capi- 
ftukfl que «me fue dado por el muy ylustre señor don 
g^uillen délas casas gobernador destas dichas provñi- 
4sias digo que en cunplimiento délo suso dicho en to- 
dos los dichos capítulos deiqpues de lo aher leydo e 
faiste lo .'ptobe^do por su magestad no tengo mae que 
deair a ellas de ique e hiato por las tasae que del ¡me- 
Jblo de yaloon de myenoomiencb tengo qu^^itienpo 



170 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

que se hiQo la encomienda primera en el dicho lacas 
piíüentel my predecesor, paresce que entonces que fiíe 
de veynte años a esta parte le davan de trebuto el 
dicho pueblo de yalcon cinquenta mantas de algodón 
y desde el dicho tienpo acá el dicho pueblo a ydo en 
tanta diminución quel dia de oy no me dan mas de 
deciocho mantas, por las grandes mortandades que a 
abido entre los dichos naturales: este pueblo de yal- 
con esta poblado en un llano una legua desta villa 
hacia levante y tiene media legua de contomo donde 
esta pobladas y tienen sus caserías y en medio del 
dicho pueblo esta un lago de agua que llaman cenote 
es grande y tiene mas de cinquenta pies de anchura 
la boca | es pueblo sano aunque no a dejado de aber 
abido mortandades esta cercado de montañas altas 
donde los naturales cultivan e hacen sus labran9as y 
sementeras. 

— goviema este pueblo un cacique llamado don 
lorenzo xoe | en el dicho pueblo ay alguacil mayor 
y alguaciles que acuden a los mandos del cacique ay 
mayordomos que tienen la caja de la comonidad, en 
este dicho pueblo tienen los dichos yndios una ygle- 
sia de bobeda labrada de cal y canto con su coro y 
sacrestia tiene escuela y maestro que les enseña tie- 
nen su Retablo hecho al olio y su frontal de damasco 
sus ornamentos de casulla y alba cáliz e patena todo 
de plata tienen su misal y brebiaríos y libros que sir- 
ben al coro ay mas de quince cantores que ofician el 
culto divino, ay sacristán y monescillos que ofician 



RELACIONES DE YUCATÁN. 171 

la misa tienen bus flautas y sacabuches tienen su 
cruz dorada de oro con su manga de terciopelo bor- 
dada de seda y oro ay casa donde los frayles van 
a posar y en la dicha casa tienen camas de cordeles 
con sus petates tienen sus fraudas y almogadas con- 
que duermen los frayles y bateas con que les laban 
los pies que para todo esta dedicado, estos yndios del 
dicho pueblo de yalcon son grangeros porque como 
esta cerca desta villa los dichos yndios sienbran gran 
cantidad de melones donde esta villa se probeen los 
vezinos — ay muchos frutales de cirguelos y plátanos 
gicamas y mameyes camotes chile y tomates y otras 
legumbres de comer que traen a esta villa cada afio 
coxen mayz e algodón zera y miel es tierra fértil 
llana y pedregosa , los caminos son mal abiertos aspe- 
ros y de grandes barrancos y pedregales los natura- 
les deste pueblo acuden a oyr misa y sermón a esta 
villa donde esta el monesterio de frayles franciscos 
que los tienen a cargo, de tres años a esta parte los 
frailes an sacado délos dichos jmdios ydolos que ado- 
raban que tenian escondidos en sus casas y cuebas | 
toda esta Relación e dado Respondiendo en suma a 
los dichos capítulos y otra cosa no se mas Remitome 
a la Relación larga quel yllustre ayuntamiento desta 
villa azen a su magestad en fee délo qual lo firme de 
mi nonbre.=./oan Farfan.T>=lísj una rubrica. 



f ; !■ ' ai I w 1 1 1 1 1 1 gt= 



RELACIÓN I>E LOS PUmt¡P$ 

DS TECON T SÜABO CON SITS ANEXOS. 



1579.-^En la villa de Valladolid dfhfi prabineims 
de y acatan jodias del mar ooeaDo «b prinep» del 
mies de Mayo de inill e quinieiítoB e setenta e HHeiie 
afioB yo Juan de oardenas h^'o legitimo de Joan de 
cardeiiaa tino de Ida primeros «yaquianos conqukte- 
doree que entraron por.«^oldados en LafOon^ui&tatBipft- 
eificacion destae prolniiGias e las ayodo ««onqvister 
e poblar la ciudad de merida e '▼illas de TaUad^sUd 
canpeehe y esn rreconpensa de los servidos «qn» m-wa 
mageetad en «stas dichas proUncías biso la dieron y 
encomendaron la cabe^erarde teoon >can tod(i8:SU8 sa- 
jetas y el poeblo de eoabo los qBalu poa^ro^eldidio 
mi padre baste qne Mlescio « paso desta tpmmite 
vida, e como su imiveesalbev^díero^ igojle^tUno pumo 
genito: sucedí 'onias dichas imooiaietidas las qualea 
poseo en nonbre de su magostad quyeta e pacifica- 
mente, y rrespondie&do a los capítulos que me fue 
dado por el yllustre sefior don diego sarmiento al- 



BELAOIOHES PK YUCATÁN. 173 

oild^ mayor por su magestad en esta dicha villai 
sobre la discrepcion e rrepuesta alo toca alos pueblos 
de mi eneomieada digo en la manera siguióte: 

];^--£l pueblo «de ecabo esta poblado quarentale* 
guas desta villa hazia levante en la mar que los mar 
reantes llaman este paraje el cabo, | ocho leguas de 
conil donde sargen algunos barcos quedan a hondu- 
ras y vienen a los puertos desta villa, | esta el asiento 
del dicho pueblo en un lugar alto de la mar en tierra 
rasa que se devisa el dicho pueblo quatro leguas déla 
mar es la tierra negra donde están poblados aunque 
ea algunas partes aren j sea y es tierra enferma. 

2 — El altura deste pueblo esta en veynte grados 
y quatro leguas del hazia la vanda del norte toman 
fondo de veynte e cinco brabas y de la vanda del este 
no hallan f fondo, esta deste pueblo una ysla que lla<- 
man la ysla de mugeres ocho leguas del hazia le 
sueste y es una ysla pequeña que tiene tres leguas de 
contomo en ella no ay población aunque antigua- 
mente paresce estaba poblada la dicha ysla porque 
en ella ay algunos edeficios antiguos en esta ysla de 
mugeres ay dos salinas las quales se an perdido por 
causa de no beneficiarse y en toda esta tierra desde 
el dicho pueblo de ^abo hasta el cabo de cotoche e 
ysla. de mugeres es. la derrota de los nabios que van 
y bienen. de honduras; y en esta tierra ay muchos ge^ 
ñeros de animales mansos y bravos vienen a hazer 
sus mili p«rias e sementeras los yndios al puerto de 
conil ocho leguas deste cabo aunque en el dicho cabo. 



174 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

86 ceje mayz no tan abundante como se coje en el 
dicho puerto de conil. 

3 — en este dicho pueblo de ecabo tienen los yndios 
del una yglesia labrada de cal y canto con su sacris- 
tía e coro, debisase en la mar muy lexos aquella 
yglesia por estar a la orilla déla mar en un alto y en 
el dicho pueblo tienen los yndios ornamentos, de 
cáliz e patena de plata, frontales y rretablos con que 
se celebra el culto divino dotrinan a estos yndios los 
frayles de san francisco questa poblado un moneste- 
rio dellos en chancenote donde acuden a mysa y de 
quando en quando acude un frayle a dezilles mysa e 
sermón e bautizar en el dicho pueblo e casarlos. 

4 — la cabe9era de tecon con todos sus sujetos esta 
quatro leguas desta villa asentados en unos llanos 
pedregosos es tierra sana y abundosa y los yndios 
del son granjeros cojen sus cosechas de mayz en los 
tienpos del afio, llamase tecon por el nonbre de un 
ydolo que ellos adoraban en tienpo de su jentilidad, 
en el dicho asiento tienen sus aguadas que llaman 
cenote que es un lago de agua que jamas &lta agua, 
en ellos crianse en e^tos ceños unos pescados que 
llaman vagres que son buenos para comer, | dottrinan 
estos yndios los frayles de sim francisco que están en 
el monesterio desta villa, acuden a oyr misa ysermon 
cada domingo y fiestas sefialadas y de quando en 
quando acude un fraile a los dichos pueblos a lea 
decir mysa y sermón e predicalles, tienen sus yglesias 
labradas de cal y canto con sus coro y sacristia tie» 



B£LACI0N£8 DE YUCATÁN. 175 

nen homamentos de cáliz e patena de plata fronta- 
les de Raso j de damasco y sus rretablos e masica 
de tronpetas flautas sacabuches con que se oficia el 
culto divino, I tienen sus cantores en el coro y sacris- 
tán e monezillos los yndios tienen buena policía por- 
que andan bestidos con sus camisas e zaragüelles y 
unas mantas con que se cubren que sirben de capas 
ay muchos dellos que son ladinos tienen en cada 
pueblo su cacique e gobernador con sus alguaziles 
mayores y menores que estos están puestos por el 
gobernador que gobierna estas probincias— esta rre- 
lacion e dado Remytiendome a los capítulos que el 
yllustre ayuntamiento desta villa a hecho sobre la 
descrexcion destas probincias y lo firme de my non- 
hK=Juan de cardenas=h2Ly una rubrica. 



xxn. 

BEL AG TON DE LOS PUEBLOS 

DE CAMPOCOLGHE Y CHOCHÓLA. 

En la villa de valladolid de las probiBcias e go- 
bernación de yucatan yndias del mar océano, en 
cunplimiento de lo mandado por su magestad del 
rrey don Felipe nuestro sefior a quien nuestro Sefior 
guarde e conserbe en su santo serbicio, y del auto 
que me fue noteficado por el muy yllustre señor 
don guillen de las casas gobernador e capitán gene- 
ral por BU magestad en estas probincias en su rreal 
nonbre en la descripción y rrespuestas de los capi- 
tulos que se me dieron para que rrespondiese yo 
Juan Farfan el biejo vezino desta villa de valladolid 
e uno délos primeros conquistadores que entraron 
por soldado en la población e conquista destas pro^ 
bincias, el qual entre en ellas con mis armas e cava- 
llos en conpafíia del capitán gaspar pacheco en el 
año de mili e quinientos e quarenta y uno desenbar- 
cando en el puerto de canpeche para benirnos a 
juntar con don Francisco de montejo teniente de 
govemador e capitán general de todas estas probin- 



BBLACIONES DE YUCATÁN. 177 

cias por el adelantado don Francisco de montejo bu 
padre, govemador e capitán general por su mages- 
tad e rrepartidor en ellas questaba el dicho capitán 
y todos los mas soldados en un pueblo catorce le- 
gaas déla ciudad de merida que se llama tuchica e 
luego con nuestra llegada el dicho capitán con 
todos los demás soldados caudillos e capitanes y 
otros oficiales de guerra fue acordado de al^ar el di- 
cho rreal para benyr talando la tierra donde los na- 
turales con toda la rresistencia de armas nos salie- 
ron al encuentro dándonos crueles guerras e hazien- 
do grandes daños en los dichos soldados hasta que 
llegamos a la dicha ciudad de merida que antigua- 
mente se llamaba aquel asiento teho y allí mandóles 
el dicho capitán poblar la ciudad de merida , e los 
yndios de gaerra vinieron luego de paz y de ay a 
quatro meses se tomaron a rrebelar contra los espa- 
ñoles, y los capitanes y soldados dimos en los yn- 
dios dándoles crueles guerras con grandes trabajos 
e muertes de muchos soldados hasta que binyeron 
de paz, e yo como uno délos soldados ayude a con- 
quistar e poblar la ciudad de merida con toda su 
jurisdicion e después de lo aver conquystado y el di- 
cho don francisco de montejo encomendado yndios 
a los conquistadores, se ordeno de heñir a la conquis- 
ta délos copules que es en esta villa de valladolid 
y para ello fue nonbrado por capitán a francisco de 
montejo primo del dicho don francisco de montejo 
con todos los soldados que para ello fueron nonbra- 

12 



178 JK>CUMENTOS INKDIX08. 

.dojí; fuj yo el uno dellos, que yioe eo compa&ia del 
dicho capitán a esta probiocia de los copules trejicita 
leguas de la ciudad de merida pasando excesivos 
tirabajos y peleando a pie y a caballo Boopiando 
alborradas hasta que los tnyimos al dominio de au 
magestad y poblamos esta villa de valladolid que 
los naturales llamaban qaquy y el dicho cf^tan en- 
comendó yndios y pueblos alos conqui¿ítadoies que 
con el heñimos y después de aver allanado y con- 
quistadas estas probincias se volvió el dicho chutan 
ala ciudad de merida a dar quenta de la guerra que 
se avia hecho en los copules; y dende a quatro afios 
que a traycion e hecho pensado debajo de la paz y 
obidencia que avian dado a los españoles se toma- 
ron a rrebelar estos copules y mataron diez y ocho 
españoles queataban en los pueblos de sus enoo- 
miendas y a traición y durmiendo en sus camas 
dascuydados fueron muertos e sacados los coragones 
y entre estos diez y ocho espaficdes a becnardino de 
villa gomez e a h^iumdo de aguilar alcaldes ordi- 
narios y el uno maese de canpo, quedamos pobla- 
dos en esta dicha villa quando sucedió el didbo 
alzamiento diez y ocho espafioles con gran pel^vo 
de ser muertos de los dichos naturales porque esta- 
ban alados centra nosotros mas de vey:ate mUl yn- 
dios, enviamos a pedir socorro al dicho don finncisao 
de montejo capitán general qoestaba en la fáudad 
de merida dándole nelacion de como los yndioa ae 
avian al^o e muerto a diez y cobo ^e^aficdea % 



traycioni e luego el dicho capitán e&Uo a franáaoo 
temá^yo con ttejnUk eoldadoB que vinidron m imeatf o 
«Dcarro y dende a pocos dias Ik^go el capitán fnn- 
-cisoo de montejo con qoarenta soldados de a caballo 
y oon la llegada destos cafútanea y eoldados dbnos 
nndba guerra a eatoe copules con grandes tmbajos 
e muertes de algunos soldados y de ay a qnatro 
joeses vinieron de paz y después de los aber alla- 
nado e conquistada esta villa y sus subjetos poblan- 
<io esta villa el dicho francisco de montejo con los 
ntBñ soldados que pudo fuymos a la conquista délos 
.guaymyles que por otro nonbre es llamada la pro* 
btncia de chetemal e bacalar, e yo fuy uno de los 
•soldados que fueron en la dicha conpaftia del dicho 
capitán francisco de montejo y llegados a la orilla 
^ una laguna que Uamavan los naturales bakhalal, 
que es sesenta leguas desta villa hazia la vanda del 
^4Biir en este asiento llamado bakhalal se pobló una 
villa que agora llaman la villa de salamanca: esta 
villa de salamanca cerca esta laguna por un lado 
haaia la banda del sur, salen della para 3^ alos pue- 
blos donde están poblados los yndios, en canoas 
&lcadas; esta laguna es muy grande que va a salir 
a la mar y a puerto de cavallos a golfTo dulce, y ansi 
llegiados que fuymos a esta villa prosiguyendo la 
«conquista de los yndios nos metimos en canoas por 
las lagunas y esteros para traer los yndios de paz 
«donde con grandes trabajos de ciénagas y atollade- 
TOB peleamos con los dichos yndios llamados guay- 



180 BocuMEKrros sisditos. 

myles y nos dieron tanta gnerra que entendimos 
todos perecer en la dicha conquista segon hera tra- 
bajosa, 7 bisto los naturales los Rebates que les 
dábamos dende a cierto tienpo binyeron de paz con 
muertes de muchos soldados nuestros porque no se 
podia pelear con ellos sino era a pie metido en las 
lagunas y ciénagas que nos daba en la rodilla y en 
muchas partes en los pechos y después de allanada 
la tierra e pacíficos los yndios el dicho capitán fran- 
cisco de montejo encomendó los pueblos que alli 
avia alos conquistadores e pobló la dicha villa de 
salamanca, e a mi me encomendó yndios en la dicha 
villa que tuve en nonbre de su magestad munchos 
afios, y por ser la tierra pobre y tan fragosa de 
lagunas e umydades los deje y se dieron a otro con- 
quistador, y me bine a esta villa de valladolid donde 
en Eeconpensa de los servicios que a su magestad 
hize en la población e pacificación destas probincias 
me encomendaron la cabeQera de canpo colche con- 
sus sujetos, questa veynte leguas desta villa en la 
probincia de cochoah camino rreal que va para la 
probinda de los guaymyles e villa de salamanca: 
dos leguas deste pueblo esta un monesterio de fray- 
Íes franciscos que les admynistran los sacramen- 
tos ; este pueblo de canpocolche quando se rrebela- 
ron los yndios la postrer hez e mataron los diez y 
ocho espafioles en los pueblos de yndios en el dicho 
pueblo estaba un juan duran conquistador en quien 
estaba el dicho pueblo encomendado y durmiendo 



BELACI0NE8 DE TUCATÁK. 181 

6D SU cama saibó y seguro le mataron los naturales 
del dicho pueblo de canpocolche: canpocolche quie- 
re decir palolabo de amarillo que ansi se llamaba 
el ydolo que ellos adoravan ; este pueblo esta Ro- 
deado de diez pueblos que tiene aquella guardianya 
es pueblo enfermo porque veynte afios acá an ydo 
en dimynucion en mas de la mitad de los yndios 
que tenia quando me lo encomendaron, tienen un 
cenote aguada donde beben que es muy buena agua. 

1 — tengo otro pueblo llamado chochóla que es 
nonbre propio del dicho pueblo en lengua destos yn- 
dios naturales que traduzido en lengua castellana 
quiere decir chola agua salada, este nonbre tomo del 
ydolo en que ellos adoravan en tienpo de su ynfíde- 
lidad ; antes que se conquistase esta tierra no estaba 
este dicho pueblo de chochóla asentado donde al 
presente esta sino una legua del dicho pueblo hazia 
donde el sol sale, | es el asiento muy sano y a donde 
se daba e cojia gran cantidad de mayz frisóles e algo- 
don y otras frutas que tenian para su sustento, | en 
medio del dicho pueblo esta un lago de agua que lla- 
man cenote que tiene muy buena agua donde los na- 
turales beben. 

2 — ansi mesmo en el dicho pueblo e asientos que 
dejaron agora veynte afios ansi este pueblo como el 
de canpo colche, avia mas yndios tributarios que 
agora ay porque de los dichos veynte afios acá an 
£dtado mas de la mitad dellos, el pueblo de canpo- 
colche esta sujeto a la alcadya mayor desta villa y 



182 ©OCUMKNTOS IHÉDITOS. 

el dicho pueblo de chochóla eata sujeto al corrqi'- 
miento questa una legua del que se llama teqeaáa 
que es la cabecera desta probincía donde esta po- 
blado un monesterío de fray les franciscos puestos por 
los provinciales e obispo, mudanse quando los dichos 
probindales les parasce e quyer^i. 

3— este pueblo de quyquil esta desta villa de va- 
Uadolid once leguas grandes y de la ciudad de me- 
rida que es la cabecera déla gobernación en donde 
Keside y esta el gobernador que gobierna estas pro* 
bincias treynta e quatro leguas ( esta cercado de pue- 
blos de yndios unos a dos leguas y otros a una y 
otros a cinco y a seys leguas y del puerto e costa* 
esta diez leguas, todos los caminos que andan son 
llanos sin cuestas aunque ay en algunos caminos 
dellds grsn cantidad de piedras e algunos son dere- 
chos y otros torcidos e mal abiertos. 

4r — estos yndios antiguamente y en tienpo de su 
jentilidad no tenian amo ny tenyan quien les pidiese 
tributo como agora, tienen por señores y gobernado- 
res a un batal que ellos llaman , que en nuestra len^- 
gua castellana quiere dezir capitón , este les gobierna^ 
e manda tienen otro que ellos llaman acuchcabes que 
quiere derir sc^nda persona del que los gobierna. 

5— tenyan otro que ellos llamavan ahRin que es 
en castellano sacerdote, a este obedescian aunque no 
tunbien como a los batabos sino que les tenyan rres* 
peto porque estos agoravan y adevinaban los tienpos 
que abian de tener si avian de ser buenos e malos j 



BSLAOXOiaS SB TUCATÁN. 183^ 

si a^ de iMiber hanhre o abondftDcia de miintaiiY*- 

que tomavil' una torta a mam de mayz ooaida y 
pa«t.en las muios la sabia ha«ia el délo y esto 
liablando 7 Besando ofresciendo todo aquello que 
hazia a su ydolo que Uamaran ytssamna que era lU- 
propio nonhiQ del dicho ydolo^ al que le eneomenda^ 
van y hasia que todos los yndios que le estubiesen 
myrando estubiesen contritos porque estaban en bia* 
peras de bien y de mal y los yndios lo estaban escu^ 
chando e myrando y el dicho alquyn proponyendo 
sus conjivoe de todo aquello diziendole en su lengua 
quitahtepale nynmicacine y antemuyal y anticaine 
que buelto e traduaido en castellano quiere deair se- 
ñor grande del cielo y que estas puesto en las nuvea 
y en el cielo danos buen afio de may z o de lo que 
por aquello que hasian las cerimonias, y luego hecho 
todo esto les dezia el dicho ahRin a los oyentes yn* 
dios que arian de tener mucho mantenimiento e lo 
demás que oviesen menester y por el tenor quando 
tedian hanbre para que su ydolo que era el y tsamua< 
que arriba esta puesto y declarado que el dicho ah- 
Rin y sacerdote tenian entendido que era el que es- 
tava en el cielo se ponia y yva a el y le presentaya 
anas piedras verdes que llaman ellos tun e otras que 
llaman Ran que son coloradas y estas coloradas son 
de Tálor e presdo porque con ellas conpran lo que 
elloB an menester, e demás destosí les seguia mucho 
la hanbre pensando que aquel ydolo les avia de dar 



184 DOCITICRNTOS iir¿Dnx)8. 

lo que les fitltava de comyds matava o haaia matar 
un onbre yndio e le sacavan el coraron y se lo pre* 
sentava a el dicho y dolo quemandoielo delante, que 
era su sacrificio y cerimonia diziendo y rresando 
en su lengua Ruahtepale y por el propio tenor lo 
ofrescia a la ydola diziendole en la lengua coUesyx 
Ranlloxe, que es su propio nonbre, este coraron y 
piedras te ofrezco para que nos íaborezca en esta 
nescesidad de hanbre, que tenemos y que todo esto 
era mentira porque algunas vezes acertava e esto no 
por su cerimonia que hazia syno por dios del cielo 
y otraB vezes herrava e myntia y todo eato hazia 
porque le davan de presente a el dicho ahRin gallos 
gallinas mayz e otras cosas e por esto que hazia le 
tenian rrespeto. 

6 — Asi mismo tenian otro rrito o uso antiguo en 
sus bayles que juntavan mucha leña seca que abría 
como mas de cien carretadas y ponian el fuego y ha*- 
zianlo todo brasas, y después tendíanla con un palo 
que tenia de largor como veynte pies y de ancho 
como diez e doze y hecho esto venia el sacerdote lla- 
mado ahRin con una mitra en la cabera y con una 
bestimenta larga blanca y hecha de cortezas de arbo- 
les delgadas y traya un ysopo y con un baso que 
hazia como hasta dos quartillos de vino del que 
helios hazian en su tienpo viejo, y andaba derredor 
del faego mojando el ysopo y bochando en el fuego 
y diziendo en ia lengua un cantar que no entendemos 
por no saber la lengua mas de que bendezia el fuego 



BBLACIONSS DK YUCATÁN. 185 

j hecho esto pasava corriendo por cima del fuego y 
luego venian otros y pasavan unos poco á poco y 
otros como les parescia y esto descalzos y yvan de- 
zando unos basitos de vino en medio del fuego, y ve- 
nian otros detras de los que lo dexavan y y vanlo 
tomando y bevian el dicho vino, y el ahRin primero 
que comen^ava a pasar por el fuego primero llevava 
un y dolo colgado en la mano, diziendo que aquel les 
pasava por el fuego sin que les hiziese mal y dizen 
que este que llevan a el ydolo alcanza va para los de- 
mas que pudiesen pasar syn quemarse con las pala- 
bras y cerimonias que hazian y dezian, demás de que 
baylavan muchos yndios y cantavan muchos canta- 
res los quales no entendíamos porque no sabemos la 
lengua, y demás deste bayle del fuego avia otros mu* 
chas hay les que serian de mas de mili géneros e tenian 
estos esto por muy grandísima cosa y se juntavan a 
vello tanta cantidad e numero de gente que se jun- 
tarían mas de quinze mili yndios e que venyan de- 
mas de treynta l^uas a verlo porque como digo 16 
tenian ellos por muy grandísima cosa* 

Z'-tenian en otro tienpo como se a dicho atrás una 
persona que les mandava como agora que era el que 
llamavan batab este era como dicho es como capi- 
tán I trayan estos yndios en aquel tienpo guerra con 
un nacomyoc que es una provincia e pueblo que lla- 
man tepacan que es el propio nonbre del pueblo e con 
otro nacomchinab e nacomqix que quiere dezir ca- 
pitanes e con otro nacomjib suchnacomes destos se 



186 OOCÜHKNTOB nÉMTM. 

UanuiT&iiaoomchalen e naoon y jincab— las armas qae 
Hevavan quando jvtn a pelear eran arcoa e flechaB 
macanas e Rodelas; al arco llaman chohal a las flechas 
llaman halal a las macanas y langas nabte y las Bo* 
délas llaman chimas y las armas que Ueravan en el 
onerpo puestas para qoe no les hiziesen mal ny ma- 
tasen eran mías mantas torcidas y hechas Rolletes e 
Rebueltas por el cnerpo y eran algunas destas tan 
fuertes que no las pasaban las flechas ny les haaian 
mella ninguna: demás délas mantas trayan otras de 
manta tanbien con algodón entremedias e pespion* 
tadas que ellos llaman euyub que eran tanbien tan^ 
fuertes que no les dafiava cosa a los que los trayan 
puestas e agora las ay tanbien y áseles corronpido el 
nombre e llamanles escojñl: la causa porque entre 
ellos ae trayga guerra era por cautivarse unos á otaroB 
e por las cobranzas que haaían algunos que fiavan 
sus haciendas como el dia de oy las fian y sobre la co- 
branqa como dicho es Reflian unos con otros y se 
descalabraban e herían e luego el descalabrado yvase 
a quexar a su naccm y el nacom armava luego gente 
pora yr atomar venganza de su soldado y dava guerra 
sobre ello y si alguno de los nacomes bolvia las es** 
paldas e huya tanbien los soldados huyan tras el e 
lo propio si lo matava y quando los que yyan yena* 
ciendo yvan en seguimiento ddos que huyan mata* 
van muchos e cautivavan muchos^ pero oon todd eaa 
quando OQtramos los espillóles en esta tierra avia 
grandísima multitud de gente» quai no hay agota- 



RKCicCICmBS DE TUCATÁV. 187 

piorqpie se an imierto de ocho partes délas que avia 
entonces las seos. 

S^^Ftie también la cansa porqne estos yndios an 
venydo a tanta diminncion averse salido e dexadd 
sus pueblos e asientos viejos en donde ellos solian 
estar asentados e situados, los quales nodexaron ellos 
de sn voluntad nj se salieron de ellos, porqué fu^t>n 
apremiadofi^ per un tomas lopess oydor de su mages^^ 
tad que vino déla audiencia Real de guatemala a esta 
tierra porque entonces estava esta tierra subjeta a 
ella I j este les apremio que se mudasen e dexasen 
sus casas arboles de frutas labranzas y sementeras 
para que se llegasen a los monesterios porque fuesen 
dotrinad^s y yndustryados en las cosas de nuestm 
siuita fee católica y los que no se querían mudar de 
vuen grado los mudavan por foer^i e contra su vo- 
luntad quemándoles sus casas e cortándoles sus ar* 
boles e plantas que tenian en sus casas que aviaa 
plantado e senbrado ellos mesmos, y bisto que los 
avian mudado e sacadoles de sus casas y avian per- 
dido SU9 contentos y plazeres porque sienpre anda- 
van en fiestas en bayles y en bodas de algunos casa- 
myentos que hazian y porque les quitaron sus Bitos 
e cerimonias e cosas antiguas e tanbien porque les 
quitaron que no hiziesen un vino que ellos solian 
bazer que dizen ellos que aquello les era sano que 
ellos llamavan balche que bazian de agua e miel y 
echavan^nnarrayz que es el propio nombre balche y 
esto heehavan en unos basos grandes a manera de 



188 DOCUMENTOS miOTTOS. 

librillos grandes que hazian cinquioita arrobas e mas 
de agua e cozia e hervia alli dos dias ello solo por si 
e haziase una cosa muy fu^te e que olia muy mal, y 
en sus bayles e cantares andando baylando e cantán- 
doles davan a cada uno de los que baylavan y can- 
tavan a beber por un vasito pequefto e davanles tan- 
tas vezes que se enborrachavan con ello e bazian e 
dezian tantos disparates e monerías que era cosa de 
ver, y luego les dava después de borrachos algunos 
bomitos por arriba e por abajo que los dexaba lin- 
pios e con mucha hanbre e que comian después muy 
bien y dizen algunos viejos de aquel tienpo que les 
era tan provechoso que les era medicina e cura por- 
que era como una purga muy buena e con esto anda- 
van sanos e Rezios e llegaban muy muchos a ser 
muy viejos, e avia muchos y es verdad porque en 
aquel vi hartos los quales no ay agora | demás de lo 
qual dizen que también en aquel tienpo tenian las 
mugeres que quería cada uno e las dezava quando 
les parescian e se les antojava, e agora las justicias 
por un cavo los Religiosos por otro les apremian a 
que sean cristianos e a que dexen sus malas costum- 
bres ydolatrias Ritos e usos pasados e malos e tomen 
los buenos e no tengan mas de una muger e con ella 
estén casados por borden de la santa madre yglesia 
e que tengan buena críanqa pulicia e borden de cris- 
tianos: y porque les an quitado todo lo que arriba se a 
dicho dizen que se an entristezido e les a dado tanta 
pesadumbre que de pensamiento se dexan morir, por- 



BEI.ACIOKES BE YUCATÁN. 189 

que son de tal calidad los yndios desta tierra que en 
bochándose un poco malos si se les pone en la miente 
qne se an de morir se van ques cosa de espanto e asi 
digo que el dia de oy no ay de vejmte partes de yn- 
dios que solia aver agora veynte afios las quinze, y 
esta es la causa que ellos dan porque se mueren y 
asi me paresce a my que podra ser porque la libertad 
es grande cosa. 

9 — los bestidos antiguos destos yndios era andar 
en cueros solamente sus vergüenzas con una venda 
que algunas de ellas a cinco e seis varas cefiydas y 
dadas tres e quatro bueltas por los quadriles e por 
debaxo de las piernas e quedavale un rramal por de- 
tras y el otro por delante de manera que le tapava 
todo con las nalgas de fuera y todo lo demás del 
cuerpo e una manta por debaxo del braqo y dado 
nudo por cima del honbro a manera de manto de 
gitana e con una manta Rebuelta en la cabera que 
les servia de sonbrero andavan descalzos e quando 
alguno se cal^ava era de un pellejo de benado sola- 
mente en las plantas de los pies y unas correas que 
les entravan por entre los dedos délos pies de ma- 
nera que venían a dar un nudo por detras del carca- 
ñal y todo el pie de fuera. 

— andan agora bestidos de camisas e saragueUes 
e jubones e sonbreros en las caberas e alpargates en 
los pies: las mugeres andavan desnudas de la cinta 
arriba y de la cintura abajo trayan e andavan metidas 
en uno como costal de dos bocas e atado por la cin- 



190 B00OMEVT09 Xir¿n]ITO& 

tura eagora los traen ealvo que luaa otros coaao om- 
talee abierto por abaso e por arriba y «d loa cubojm- 
nes de loa costalea doa agi^yeroa por donde eacan loa 
bracos que llaman guayjúl, aon beohoa de hilo de al- 
^od<m tegido e con mucha pluma de pato blanco y 
labrados de estambre de lana colorado e amarillo -e 
aaul e verde e negro que se llama tuchumite e parea- 
cen bien e con el mesmo estanbre haaeo unas tran- 
zaderas e se atan los cabellos a la rredonda déla ca- 
bera e muchas destaa jndiaa se prescian de andar 
bien vestidas de bestuario especial las que ¡son her- 
mosas que las aj muchas y todas las mas destas son 
amigas de espafioles e que a mucho que están en 
yndias. 

10— *los yndios solían traer el cabello largo en otro 
tittipo como mugares que les llegava a la cintuca e 
mas abaacoy e agora andan trasquilados que los Rd¿- 
gioso les an enpuesto en ello: solían ser los yndios 
grandes ydolatras e sacnrificadores que para cada cosa 
stílian tener un ydolo e todos los mas de los viejos los 
or^as arpadas e con la sangre que les salían délas 
orejas quando los arpavan huntavan aus ydoloe, eaiin 
oy en dia ay pooos yndios que na tengan ydoloa e 
cada dia se les halla, porque hasta los maestros délos 
muchachos que los enseña a leer y a cantar en la 
yglesia los tienen y son tan «grandes ydolataMi como 
les de aquel tienpo — ^ynprime en todos ellos en gene* 
ral tan poco la dotrina que los ReUguMos las enseda 
y dáseles tan poco por lo que cada dia les prsdicany 



BALA^CMES SX TUCAT^N. 191 

«[¡Mil y 80B tan ñJiocescidoa por otro cabo délos pro- 
pios Beligioaos e de las justicias Reales que son tan 
deavergóiik^adoa e tan grandes yellaoos que algonos 
quim poner manos en españoles y en espedal los que 
8on criados y an estado con fray les porque entienden 
ellos que sabiendo leer y escrevir que sean de ygua- 
lar con los españoles y cada dia dan Tejnte ocasiones 
a los españolea para que pongan las manos en elloe 
porque con el favor que tienen son los españoles que 
les enojan castigados en pecunia, y con poco mal que 
les hagan se van a quexar a las justicias para que les 
hagan dar algo porque les an puesto en ello — ^las mu- 
gares podT el propio tenor son tan desvergonzadas 
tanto que ellas profÁas ae van ai busca délos espa* 
fióles en sabiendo qim en algun pueblo de yndios los 
ay espetáalmente las que an sido amigas de ellos. 

11^** esta este pudblo de chochóla situado e asen- 
tado en tierra llana grandes montañas de arboledas 
ala rredonda que solam^ite esta desconbrado el 
asiento donde el dicho pueblo esta asentado, e por es- 
toe montes hazen los yaiüos sus labranzas y el fruto 
que coxen lo traen a cuestas que no usan ny tienen 
liestias que se los traygan y ni mas ni menos traen 
la madera y leña que an menester para sus casas. 

12--*-las casas en que biven son de maderas cu* 
Uertas con unas hojas de palmas que en su lengua se 
JUama jaan, es muy buena cobija que dura cinco ó seya 
ailoa sin qiie se pudra y ai los horcones son de ma« 
ideca rresia dura dies e doze años, Uega U madera e 



192 DOCUMENTOS INÉDITOS* 

BU cobixa hasta el suelo y sienpre las puertas destas 
casas esta hazia donde sale el sol y esta mas alta desta 
vanda aunque no tanto que por fuerza a menester el 
que entrare en ella baxar para entrar — ^los yndios 
desta provincia asy los yndios como las mujeres son 
de color leonados grandes vellacos perezosos , e a esta 
causa sienpre andan con nescesidad de comyda e de 
lo que an menester aunque lo que ellos sienbran para 
su sustento se da con muy poco travajo, la tierra es 
muy fértil porque con yr al monte e rro^r e cortar 
algunos arboles grandes e pegalles fuego hazen fiícil- 
mente sus sementeras y al tienpo de sembrallas no 
hazen mas de un hoyito pequefio con un palo aguzado 
en el suelo y alli hechan cinco o seis granos de mayz 
e tres e quatro frisóles e otras tantas pepitas que sacan 
de calabazas se les da la comida, el algodón por el 
consiguiente, e todo lo que siembran sin arallo ny ca- 
vallo como se haze en espafia, y si subceden buenos 
años tienen abundancia de comida y de todo lo que 
an menester aunque algunos años son estériles de 
agua e padescen nescesidad de comida e algunos 
afios vienen por el mes de agosto y setienbre algunas 
tormentas de bientos muy Rezios que derriba los ar- 
boles y las sementeras, e quando esto acaesce pades-^ 
cemoB todos los españoles e yndios mucha nescesidad 
de comyda porque los yndios es gente que no saben 
guardar de oy para mañana ny saben proveerse de 
cosa alguna para sus nescesidades , porque son de tal 
calidad que aunque tenga muchas gallinas y las aya 



beLaciones de tucaták. 193 

menester para sus enfermedades y tengan dineros 
para otras cosas antes se dexaran morir que matar 
gallina ni gastar blanca para su comer y si alguna 
gallina le toman e matan la lloran como si se le mu- 
riera su padre o sü madre. 

13 — avia en esta tierra en la costa de la mar sali- 
nas muchas en donde los natiu'ales della sacavan sal 
para su sustento e provecho, e algunos espafioles 
se an dado a coger de ella para se aprovechar de 
ella e vendella a navios de la havana honduras y 
nueva espafia que vienen a el puerto e an quitado 
a los yndios e estorvado que no cojan sal e aun so- 
brello les an hecho algunos malos tratamientos , e a 
sido nuestro sefior servido que estas salinas se pier- 
den y se van perdiendo cada dia e los naturales 
della e nosotros con ella padescemos grande nesce- 
sidad de ella , e una ha nega valia quatro rreales por 
aver mucha e agora no se halla por ochenta rreales 
ny por ningún dinero e ahia su magestad rreal del 
rrey nuestro sefior de mandar que ningund espa- 
ñol no cogiese sal para bendella para fuera desta 
tierra sino que ya que la sacase la vendiese en ella 
y no estorvase a los yndios que no la sacasen pues la 
descubrieron ellos. 

14 — £1 grano de que se haze pan en esta tierra es 
el que llaman mayz que en lengua desta tierra llaman 
yxim, demás de hazerse del pan se hazen otras cosas 
de comida que otros poman: tanbien tienen frutales 
con que se ayudan 1& sustentar y en tiempo de ham- 



18 



194 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

í i ' * • 

bres comen rrayces de arboles que P^i^^f^c^Jk^Uo?. 
Razonablemente. 

15 — en estos dos pueblos llaiii^pii c^oicbol)^ ^ 
canpocolcbe tienen los yndios sos jrgl,e3JLas . 4e ho- 
beda labradas de cal y canto^ tienen cpixt^.^ag^^tíl^ 
e ti^en cada dos canpanas e canDapilí^ tiepgten pp 
ornamentos de cáliz e patena de plata, tienen mjsal^ 
y bí:eviarío8 e libros que sirben al coro^ ti^im xoaesi: 
tro de capilla con mas de cada quyz$ c^to^ .^^^ 
BU música de tronpetas y sacabuches fl^ii^s y ,otro8 

yn&itrumentos de música con que se ofíci^ el cuUo 

• , ♦.' • .j.t». 

dioino^ tienen sacristán e monezillos qu(^ ofici^p.^la 
mysa, tienen sus rretablos al olio tienep sip «froptales 
de damasco de castilla con s^s delantejras^ «e imw^ia 
de terciopelo tienen sus cruces doradas d^ orp pon 
sus mangas de terciopelo bordadas de orp y seda^i tie- 
nen su casulla y alba tienen en .ca4$, pueblo des^^ 
tres celdas donde se aposentan los frayl^ea qoando les 
ban a besitar las quales celdas son de^ piedra dq, (pal 
y canto para las dichas celdas ti^en para los dichos 
fray les camas de cordeles con sus, ep|;^qi§ y alcoba- 
das de rruan llenas de lana tienen, sus ^c^di^ eipn qu^ 
duermen sus necesarias donde ^e proye¡^ sc^s bafesaa 
conque les laban los pies y sus toallas coiiq|ie les , 
limpian en cada pueblo, tienen los dlc^Qp. frayk» jiOi- 
zineros e panaderos que les hazen pa¡Q. dMtIes ^ co: 
mer de limosna gallinas de la tierra y de ^tiUa. 
pollos benado e conejos e quando un fraylfi^^edtoa.Qii^ 
algún pueblo dest^s salen todit^. las yndíás l^iidi^i 



RELACIONES DE YUCATÁN. 195 

con BUS goaypiles enaguas a Rescebír ios dichos fray- 
Íes a la entrada de los dichos pueblos y todos los yn- 
dios sacan sus atambores e músicas que ellos acos- 
tunbran y Resciben a los dichos frayles hasta que 
entra en la yglesia y celda dónde se aposentan — esta 
rrelacion e dado en suma conforme a los capitules (|ue 
me fue dado Remytiendome alo que el yllustre ayun- 
tamiento desta villa hiziere a que me Remito y fir- 
mólo de mi n<Hnfore.==s/tian i^af/a#.==3(Hay una 
rdbrioa.) 



xxm. 

RELACIÓN DEL PUEBLO DE QAMA. 

1579. — En la villa de balladolit probincia y go- 
bemacion de yucatan, en nueve dias del mes de mar^o 
de mili e quinientos y setenta y nueve años yo Juan 
da rreigosa vecino de la dicha villa e tutor y curador 
de la persona y bienes de juan martin hijo de diego 
martin de guelva conquistador que filé destas probin- 
cias, y rrespondiendo a una instrucion que por man* 
dado del muy yllustre sefior don guillen de las casas 
gobernador y capitán jeneral por su magestad en ellas 
se me dio ques en la forma y manera siguiente== 

1— el dicho menor juan martin tiene por fin y 
inuerte del dicho su padre y en nonbre de su ma* 
gestad un pueblo de yndios llamado qama que en 
lengua de yndios quiere dezir mañana esta en la costa 
de la mar veinte leguas desta villa y son sujetos a 
esta villa y caen en esta dicha probincia. 

2 — el conquistador y descubridor de toda esta tie- 
rra fué el adelantado montejo y su sobrino don fi-an- 
cisco de montejo los quales la descubrieron por orden 
y mandado de su magestad y en su Real nonbre se 
conquisto y gauo. 



BELACI0NE8 DX YUCATÁN. IdY 

toda ella tierra llana especialmente el dicho 
pueblo de Qama y tiene machos montes silbestres y 
malos camjnos todos de mucha piedra y falta de 
man teny miento de majz y abundosa de pescado por 
estar en la dicha costa y los naturales darse mas a 
la pesquería que no a labrar tierras de pan y desta 
causa les &lta sienpre pan: tiene un rrio dos lañáis 
del dicho pueblo a manera de lifguna entra la tierra 
adentro dos leguas , llamase muyL 

5 — el dicho pueblo de qama a sido población de 
muchos yndios y de veinte afios a esta parte se an 
muerto mucha cantidad dellos de suerte que en el 
dicho pueblo el dia de oy no ay dnquenta yndios 
tributarios los quales son de bazos pensamientos e 
inclinaciones, y el pueblo no hes formado ni tiene 
concierto en las calles ni tra^a sino a manera de 
aldea. 

6^-el dicho pueblo esta en altura de 18 grados y 
medio en la costa de nordeste sudueste y bate la mar 
en el alborrada y edificios del dicho pueblo fiches en 
tíenpo antiguo, y son unos cerros muy altos que los 
yndios hizieron a mano que se llaman cue en lengua 
de yndios y entre ellos ay uno ques mayor que todos 
los otros y fecho a manera de fortaleza con sus es- 
quinas de piedra muy bien labrados y los naturales 
que son bibos no saben dar ninguna rrazon de quien 
los hizo ni para que se hizieron | deste dicho puerto 
a la ysla de cozumel ay diez y ocho l^^uas. 

11— -el dicho pueblo de ^ama hes sujeto a la alcal- 



^Aft8 BQOWMEifTOs «riwxoe. 

cdiisu in»}ior 4<«lta,yiUa de taUadólitiijifliiíá miraio en 
Mesita ¿ioha villa hes «u leabeoeim ée doteinaios rreli- 
H^i^s.^e sefior san: ¡ímocisco ^jne rr^aiden en ella. 

14hrw tietipo de bu jentílidad tñjmn gnerraa mm» 
¿c<m otroB y péleaíban eaubijados y juias mantaede 
ia%6d0n uroUadaa dr euafpp y «u areo y .flecl^s ax 
:¡»9 mmoQ y comíui^l :gvano del saayz y {)eBoado 
jqnetjigoi^ Cdioen y bebían el vino que tiamañqfrfí- 
balche, y con estolbibian maa. sajKM q^ae ao agwa< 

SS*-*6n la cbata del dicho pueblo de .^ama. ay Éíia- 
oha cantidad de: arbolea eilbestres, en los qiiales ay 
briml e guayacan , qiie ea- los freinos de oastítta>«ÍF- 
f bén }f)S' dftdbos palos. 

Sl'-^as casas t{iie los dichos ylidios dé gama tkáMn 
sen fedias de madera todas 6Uas y cubiertas oooq nná 
dubijaderpalmaqueaíea se.lla8da.:guafio j enb a rr ada s 
al Rededor con lodo texido con baras y esta wmdmm 
fe^hillailuclgo juntoa las casas jr pwblos. 

.áS. loaespaSolés que foiben; en reste didha. prábin* 
cía, I í tratan en coáprar 6era' mantas de.algddon qne 
4Sfiln;uaa8 átelas de cuatro barasien largo y tres qnais 
tasde ancho yren comprar oeoa ymyeL'é aigadon 
todo lo qual se haUai entre los d¿dhos naturalcíB^^ kis 
dichos yndiofi pagana sus tributos en (orfar tehs y«eÉL 
lOBÚf 1' y iwna^y majiz* 

Mr-^ltüefao ¿pueblo de ^amaiestajfiBqtMhte y tm 
l^uas dé lái ciudad dermenüa donde noside:el :gover- 
nador y obiapo y aquella lies /]ía:ea]M3€sera;desias pro- 
ViofeiasA 



1^%L*ACÍ0K^S ¿E YUCATÁN. 1S9 




Hotoriñáy a8ttiíni«ttócíbñ dé los naturales. 

'dfi^téÚ'¿6 'díiiiio kintes de agora quel dicho püe dÍo 
de ^ama esta etL la códta de la mar y es ma^ braba y 



Wétá Hriílláy 6é '¿ófre norueste sueste, y tos ñabe- 
*g&t¿tdi i}iie vienen de hondfuras de mar en fuera ben 
JdÁ cerfos' qttésta el dicHo puerto de ^ama y le llaman 
laitíesa^deV^a. 

'lO^— ¿fííe éñ ías ínáreas de la dicha costa no ay 
'coítlcíéifto qtie aígtfnos ¿tias las ay y otros no de suerte 
\né áo ¿é ^üeáfen mgir por las dichas mareas. . 

41'— 'dfelmcftó puerto de ^amá a la ysla de cozumel 
ay 1&' Tegtias y se corre nordeste sudxieste, y de la 
iSt^a yslá dé cbzümel isla de íaugeres qües en esta 
TítíséÁú bosta se corteé dé nordeste suduést'e, ay doze 
l^uas: de la dicha ysla de mugeres al cabo que dizen 
A\é %6tb^hé ay ocho leguas en íó quat se acaBa ésta 
k¡cMk de nordeáfe stiduegté y luego da en costa del 
este ueste hastfC la desconocida' ques sobre la baya de 
ftti háñtUóó de cánpeciié. 

4i — del dicho pueblo y piierto dé Qama al sudüeste 
éitst tlií puerto que sé diíé la t)ayá de lá asencipn ay 
Vt ii^aks; f hék tai tAó ^ué entra íá tierra adentro 
mas de dos leguas y hes capaz para muchas naves y 
de fondo linpio y por la mesma costa comienzan los 
bajos e ysla de san martin que ay longitud todo de- 
Uos de mas de 40 Ic^as y muchas yslas y todas 
despobladas en las quales se pierden sienpre naos y 



200 DocuM£in:o8 iníditos^ 

barcos por no saber ni conocer esta costa la qoal ya 
prosiguiendo hasta cerca de puerto de caballos ques 
probincia de honduras, y tomo a dezir ques toda 
costa de nordeste sudueste eceto que hecha muchos 
arrecifes hes menester darles rresguardo. 

43-— el pueblo e puerto de ^ama hes muy pequefio 
y no caben en el naos grandes por fiüta de poco 
fondo que tiene, que no tiene mas de dos brabas, hes 
limpio y esta abrigado de unos aracifes no ay biento 
nynguno que haga daño alguno eceto el sueste que 
haze es corello — y en otro tienpo solía ser este 
puerto donde se cargaba y descargaba lo que yba y 
se navegaba para la probincia de honduras, y por 
fitlta de los yndios y los caminos ser tan agros y 
montuosos y de mucha piedra se mudo la descarga 
desta villa al Rio de lagartos que esta en costa de 
leste ueste. 

45 — ^para entrar en el dicho puerto de ^ama an def 
entrar al norueste y hes muy buena entrada y fondoi 
linpio de tres braqas hasta estar surta. 

— que todos los demás capitules y cosas en la dicha 
ynstruicion contenidas me rremito a lo que a ellos 
respondiere el alcalde mayor y cabildo desta villa de 
balladolit. =/üan (¿a £ay^o^a.= hay una 



XXIV. 

RELACIÓN DEL PUEBLO DE QICAB. 

1579 — Yo Alonso de Villanueba conquistador de 
todas estas Provincias de Yucatán y cogumel tutor 
y curador de la persona de baltasar de montenegro 
menor, Respondiendo a unas memorias del Rey 
Bu^tro sefior enbiadas por el muj . jllustre sefior 
don guillen de las casas govemador y capitán gene- 
ral de todas estas provincias y de tavasco, digo que 
por quanto la justicia mayor y cabildo da Relación 
da todos los negocios desta tierra asi del que la des- 
cubrió como de los que la pacificaron que fiíe don 
francisco de montejo su hijo del adelantado como de 
BU sobrino francisco de montejo, por eso no haremos 
de dar Relación de la calidad y términos deste pueblo 
que esta junto a esta villa de valladolid poblado en 
uno délos dos lagos que tiene este pueblo de valla- 
dolid hacia el poniente que se dize el dicho pueblo 
^icab por el agua en que esta poblado que quieri^ 
decir en lengua española lago de agua fiia: este 
pueblo tenia quatro pueblos subjetos a esta cabezera 
los quales se metieron en la dicha cabezera y como 



^02 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

los quitaron de su natural los unos se murieron y 
los otros se huyeron biendose fuera de sus naturales 
y casas que tenian y esto a sido la causa por donde 
an benido a menos los yndios y por el gran trabaxo 
que tubieron en hazeV^tíhrmonesterio que tienen 
dentro del pueblo, porque este pueblo tenian quinien- 
tos yndios antes que se hizieseelmonesterioy^igora 
tienen dozientos y quarenta yndios: este pueblo tenia 
un cacique que era capitán general de toda esta pro* 
'tincia llaiüavase batab cáubaV y 'd^püés sé'fómo 
cristíáilo y le Uámní^ñ don Jüah Caúfealooh el 
^qúalhs justicias quie aqni'b'enian de las áúcKéncia (e 
'hiflieton govemador'de toaaestáprüviniá^ y mí Ib 
íbe hasta ^tie murió f cfexo tmliíjo'áayd en fia Ifa^l^ 
-<(tte sé llama don Jná'ii Csitbbl cdhlo él ^adfé. Éétís 
púbhh tiéné a la Redbiidh a tina p&fUí y a otítl s^j^ 
•te^á tí la Redonda vejnte y gy^s ^éb!ób ^ 
-Ménéa siá ddtriná deste tñóúéáteño] és iUstrü ^Béitíi 
<dondé%é dan los tílánteném:^éüt6kdé al^ddáh ^ Inifí^ 
7 áji y otras íegarAtes nedéstifíÉÍB jtáVi el bádtíiüétíib 
■de los Vndios y délos éspttfídlés, tieiidí tíraéfiák'fi^ttó 

Wantién Ids yüdiós qüando tienen nécésidUH y cóttíéáíi 
ktt éfaiMfioles dellas, ^ WrÉü mdütosS 7 péSttk^tkk 
^aáem étt ella ínnelA ihiél y 'tiéríL y mnéÜL ''étüa 'dé 
'bmááóti y torijóB y cóíiéjóé y -ótróis Uiiiükl^ 'déf W 
Hxftiiéñ los ^^tklios y los eápMbléa y áy títeé'y {iabaí^ 
y áy p&e^í^y éódóün^es y ■firp^áries y'Hüíbé gene- 
tóh dé afbéé; «sta IStíM ek 'téñplaáit 'qde Iba ochó 



RELACIONES DE YUCAtXn. 203 

meses del afio haze calor y en los quatro meses es 
fría no para que aya nieve ni yelo en ella y estos 
quatro meses es setienbre y otubre y nobiembre y 
diciembre, causa enfermedad entre los naturales de 
catarro y Romadizo: estepMblo tiene a la ciudad de 
merida treynta y tres leguas a la banda del poniente 
y a la bulare bacalar ^j sesenta leguas y ala banda 
del sur van ppr caminos malos de ciénegas pedrega- 
les y montañas y tiene la mar del norte a veynte 
leguas de aqui, son caminos muy bellacos y predre- 
<goióí»«q9rie kuiibésUas los afifdaú é(m mucho trábáxo, 
nú^jBSm^tme&tSLñ en toda ecAa tié^Mn y eMa Cb 
k Eétecioü ¿0 iB'éaliddd deM6'^u^bk>-^í^o Ma 
«vejnteiy^^Kdk) de títí»(p delufio úé mili j í^i- 
BsentoB y/Mfeeiltái7 «iluélie áfidíí y lo ñttíne ñé^M 
nonhrt^s:3^«iméo^'de'Vil^ toÉtA rtibíica. 



XXV. 

RELACIÓN DEL PUEBLO DE DOHOT, 

Y CABECERA DE TETZIMÍN. 

1579. — £n diez y ocho dias del mea de febrero 
de mili e quinientoe y setenta e nueve afios en cnn- 
plimiento de lo mandado por la rreal magestad del 
Bey don felipe nuestro sefior que nuestro seftor Jesu- 
cristo guarde y conserve en su santo servicio y del 
muy yllustre sefior don guiUen délas casas goberna- 
dor destas probincias en su rreal nombre en la dis- 
crepdon y rrespuesta de los capitules que se me 
dieron para que rrespondiese yo giraldo diaz de al- 
puche, natural del pueblo de dos barrios que es en la 
sagra de^toledo, hijo legitimo de alonso de alpuche y 
de quiteria diaz su le^tima muger, conquistador que 
soy destas probincias y govemacion de yucatan yn- 
dias del mar océano en lo que toca a el pueblo de 
dohot de mi encomienda que al presente esta poblado 
en el amento e cabegera de tetzimyn que es lo si* 
guíente = 

Después de averse conquistado e poblado la ciu- 
dad de merida por el capitán e teniente de govema- 



BEULCIOKES DE YUCATÁN. 205 

dro don ¿rancÍBOo de montero y de su sobrino fran- 
cisco de montejo e comentado a rrepartir en la 
ciudad de merida algunos rrepartimientos, salió el 
dicho francisco de montcgo por capitán e por conduta 
del dicho adelantado a conquistar e poblar la villa 
de valladolid, ques una provincia trejnta e tres le- 
guas déla dicha ciudad de merida, e por sus jomadas 
llegamos a las provincias de los chikincheles e copu- 
les afio de mili e quinientos y quarenta e tres a un 
asiento e pueblo de yndios que se dize chuaca que 
en lengua de yndios desta tierra quiere dezir agua 
larga; asentóse la villa junto a un lago de agua muy 
grande y asentóse a la vanda de poniente de manera 
que quando salia el sol salia por cima de la laguna: 
ay de ay a la mar cinco leguas todo prados y vegas 
grandes que en lengua de yndios se llama charan, ay 
muchas lagunas cenagales e quando llueve grandes 
barriales se pega alos pies y no dexa andar e a estas 
lairnnas llaman en lenfinia de yndios hok e a esta 
Z. . por«t» kgm^ . U^d» «f 1. ti«» 
muy enferma y en obra de quatro meses poco mas o 
menos que estubimos poblados en este asiento dio 
grande enfermedad asi en nosotros como en nuestros 
criados, que eran yndios e yndias que murió gran 
cantidad de ellos e todos los mas de nosotros enfer«- 
mes e a esta causa se despobló esta villa e se pasa- 
ron a bivir e poblarsee en una provincia que se dize 
de los copules; pusiéronle por nombre Valladolid, 
esta poblada en tierra llana entre dos cisternas que 



2^- i>o€PMeiiT09 mtonoa.. 

en lofgUA de^» yndípf quiem daw agiMk¿u>oda>e 
i^esotfK)» }oa e0pv&QplA9^ la» U^^ ofinot poique 
afi los emoa ojdo i^mboac, y dMlw.arjiimiiohbBüea) 
tQ^ 6«to tierm y oomo ei ^tiwm xnujr Uaná aisi nioi>* 
ti^^e ei^t^odidoi que p^r coicahidadMit vieaen da 
hwa Jas i^ejnrwiaa. qae eataa lasoad6!aqnL.n!Íoa qoa 
correa e paneseen por eatea bocaa. que eatoa ceiMÉai.. 
qrie por si mesmo 6e mi abierto aia avelloa -hei^o 
hpv^broB» todoa loe ma^ -dcUcie ay deede latiera: 
luMto ^1 agua hon^y doaae bra^a y otna taaitaa de 
agua y muy poooa a meooe; ciiiu) uaoe peBoadoa n^ 
gi30B qiíie €9 lengua eepafi(da. Uamam faagraa y «a ¡em 
gua dea^s yiviios llamau.aUu, mnerenAl anntdo y 
CQSL nasas y en algui^oe deatoS' •cenotes se ciia otro 
geuecQ de pespado que en nuestra lengua se llaman 
mc^ajFi^ y w lengpa de estoa yndU>s llaman jcheet 
la didp» villa esta situada las calles 1m unaa . nortea . 
a sor e las otras leste a bueste, la onadestas joester.-* 
ni^^jimtp a ella esta pobli^do xm, monestefio jda 
Afames qj^noresi llaBdase 9ical en lengoa destos ynt 
dios <qi)e quiere de^ir en le^guia castellana agoaL>£na,: 
la otra cisterna o cenote qne esta batda donde ealeiel 
sq} trasmpros de la dicha villa se llana ^aquiíval^. 
tqoi^ este nombre por un ydolo que los nsturaks de 
alM .tefoian en qq^e adraavaa e sacrifiMmB qoeae Ua^* 
109^41 de^ nombre, e porque la üaaa e adoKstorio a 
d^de lo tenian estarva junto a .estaxaobanm o cenote 
le. Ua^aroii del nombre del ydolo: »f jk> ae dedacar 
lasque quiere dezir en nuestra latgaa porque Aoea- 



BB^^PWÍÍffft D8 YWATÁM. 207* 

ti/mdq la.il^^íkKMa de lopyí^dios, esto es lo q;ae toca ;^ 
a }a villa. 

. En V> <|V^ tiocfk ^ hpQeeiio capitul<¡> «e a loís yodips ^ 
qi}^ JO tengp |sn.eiiQ0inien4a en jiqnladre.de su mages* 
ti^<^e^ pi^€^lo.^iLlaiii4 4cibot qw.ea lengua caste,- 
Uftpia qiii^ ^ir copa Jb9Q^;iTTie9l)a ^potísaAo junto a 
nf) pionesterio de.fray^ menprpa que Ic^ enaefian la 
dq^jñxiai solifi ,8er pueblo grai^qi^ ^u€i agora treynta 
a&od, eran aeisoíento^ ; cacados si^ loa muchachos e. 
soJltecpSi a venido e^l^ a taAta dimiauicion que al pre** 
BQptf^Jxo ti^e cicp^yi^c^ tributMiíPB: preguoítea Iobj. 
v^g^ que q.ueeraja e^ki^sa.pcwqiiaa anyexudo a tanta ^ 
d^Qjnuidon dixero^ .qu^ ,p9jrque antes que entitasea 
lo^ , ef^$ifi,Q^9§ ^ 1^ tieixA bivian a su plazer e coa 
g^iuQ ^ootei^to^ sienpre findatViaiji en fiestas en bajles y . 
eu/t>o<^ y ¿en casaqai^niK>s y hf^ian ua vino de agua .; 
e Q:if^l y !h^chava])t una rrayz que illaman .balohe en su 
leci^ua y bf p]iiayaji4p t^ VW^ vai^s de palo a ma« 
n^ra de art^p graudes que badián a tsreynta e qua* 
renta e a cinque^t^^ar robas de ^gua ^ coda e herváa 
al^ 4^ ^^ ^U? Bojo por fii e jhaziase una cosa muy . 
fuiste y que.oUa m^l, y epr sus ibayles andando bay- 
lan^ Jes y van 4w<ÍP deato a beyer en unos yasitos 
peqm^pos y a opaenu^Q^ y m /bwe espacio, se enhorca* 
cl^Tiai^.en ta¡i mop^raqu^Ms^iw yeyjite Jocotes y 
mop^as, y yo yi, jmuohAp . borracbecas ,de esítas y dfis- . 
pitff de :boi;racbp9 jep ^fi^govúto por la boca^ por 
abq^ en tal Jimin^a que no ayia purga en eLmuiulo 
qnQ.^ii^p les aprpyephaae^ . quedayan linpioa.y con.. 






208 DOCUHK9T06 UfÉDITOS. 

gran gan* de comer y dicen dios que esto les hazia 
gran provecho porque pmgaTan e asi avia muchos 
viejos en la tierra, y yo soy buen testigo que vi har- 
tos y may machos, loe qnales no ay agora, e qae 
agora como están sabjetos e tributan e los rreligio- 
sos los aprietan a la dotrina e las jasticias Reales 
les apremian a que dexen sos rritos e usos pasados e 
que anden bestidos y en pulicia y que no tengan mas 
de una muger e con estos estoi casados en haz déla 
santa madre yglesia, porque de antes solían tener las 
que querian y dexallas quando se les antojavan, e 
por estas causas e otras e por ser gente de poco 
animo les da tal tristeza en el cora^n que se dexan 
morir e asi se mueren muchos: yo a quarenta años 
que entre en esta tierra e la ayude a conquistar toda 
y de diez parte de la gente que avia entonces &lcan 
agora las ocho y mas; este pueblo a lo que me dixe- 
ron dos viejos que ay en el rreoonosdan a tres princi- 
pales, el uno se Uamava en su lengua batab que quiere 
dezir en nuestra lengua capitán, a este no le tributa- 
van nada mas que se rrecogian en su casa a tratar 
algunos negocios e a holgarse e quando salian a al- 
guna guerra lo llevan como por cabe^ porque estos 
tenian guerra con una provinda que se llamava Rin- 
chel que la cabecera se llama tabuctzon y dilam, las 
armas que llevavan a la guerra arcos y flechas ma* 
canas y Rodelas, al arco llaman chulut en lengua 
destos yndios y a las flechas llaman hala y las ma- 
canas llaman nabtey a las Rodelas llaman chimil las 



RELACIONES DE YUCATÁN. 209 

armas que llevavan defensivas «en el cuerpo eran 
mantas torzidas heehas Rolletes e algodón en medio 
e algunas eran tan fuertes que no les pasavan las fie- 
cbas, }a rrazon pOTque tenian guerra unos con otros 
era por tomaUes las haziendas e por cautívalles los 
lujos e mT}^re8, e porque se usavan entre ellos fiarse 
lo que tenian unos a otros y sobre la cobranza y paga 
venían a rreñyr y se descalabravan y luego el señor 
de aquel pueblo armava su gente contra el otro e por 
esta rrazon se davan guerra unos a otros ; llamavanse 
los capitanes que eligian para la guerra nacomes y 
si algunos destos nacomes bolvian las espaldas o lo 
mataran bolvian las espaldas e huyan tanbien sus 
soldados y asi en el alcance matavan muchos de ellos, 
mas con todo esto quando entramos en esta tierra 
avia ynfinidad de gente lo qual no ay agora; dizen 
tanbiei estos yndios viejos que fue mucha parte para 
morirse tanta gente despoblarse los pueblos donde 
estavan poblados ^i sus asientos viejos por allegallos 
cerca de los monesterios y que el ynstrumento de 
despoblallos fue un tomas lopez oydor de su mages- 
tad que vino de la audiencia Real de guatemala a esta 
con poder de la dicha audiencia porque esta tierra es- 
tava a la sazón subjeto a ella e que este tomas lopez 
mando despoblar los dichos pueblos para Uegallos 
junto ajos monesterios como tengo dicho, e los pue- 
blos que no querían despoblarse de sus asientos les 
mandava poner fuego alas casas, y desque se fue desta 
tierra dexo poder a los Religiosos frayles de sant 



11 



210 DOCUMSiirros inéditos. 

firancisco que los paeblos que quisiesen mudallos 
alos monesterios que los mudasen y los que no que 
los quemasen, y desto soy yo buen testigo que lo tí 
todO) y este tomas lopez fue parte para mudarse y 
que muriese tanta gente como se a muerto, porque 
dizen los yndios que como los mandavan mudar por 
fuerza y les quemavan sus casas y les cortavan los 
arboles de fruta que tenian les dava tan gran tris- 
teza en el coraron que se morian como esta ya dicho 
atrás, y por esto e otras cosas que fueron parte an 
venido a tanta dimynucion e se an muerto casi todos 
y yo asi lo creo porque lo vide. 

tenian estos yndios otro a quien obedecían que era 
como sacerdote que en su lengua se dize ahBin, este 
les declarava los tienpos en que avian de senbrar e 
y van los yndios a tomar pat^cer si avia de aver 
buen año y si avia de llover, e tomava este sacerdote 
pan amasado e cozido de mayz y en las manos su- 
bialo hazia el cielo e sienpre les dezia que avian de 
tener super abundancia de comyda y buenos aftos y 
les dava buena esperanza sin saberlo cierto porque le 
diesen algo, e asi le presentavan gallinas de la tie- 
rra y cacao que es una fruta que sirve de moneda y 
mantas de algodón y unas cuentas coloradas que tan- 
bien sirve de moneda, e a estos sacerdotes o ahRinea 
que es en su lengua, tenian ellos en mucho y estos 
ahRines tenian libros de figuras por donde se R^;ian 
e alli tenian señalados los tienpos en que avian de 
senbrar e coger e yr a caza e a la guerra e se entea- 



RELACIONES VE YUCATÁN. 211 

tlian anos sacerdotes con otros e se escrevian por fi- 
guras e sabían lo que avia subcedido muchos años 
atrás. 

tenian otro yndio que era como Regidor que tan- 
bien le obedescian auque no le tributavan en su len- 
gua de ellos llaman ahcuchab | este era como el señor 
que llaman ellos batab, que tenia su boto como rre- 
gidor en cabildo y sin su boto no se podia hazer nada, 
y el día de oy se usa que en cada pueblo ay dos o tres 
de estos para que entre ellos se rrija el pueblo y ha- 
gan lo que se a de hazer. 

los bestidos antiguos de estos era andar en cue- 
ros, solamente sus vergüenzas tapadas con una venda 
que algunas dellas tenian a cinco y a seis varas 
<^ñidas e dadas tres e quatro bueltas por los qua- 
driles e por debaxo de las piernas e que davale el un 
rramal por detras y el otro por delante de manera 
que le tapava todo con las nalgas de fuera e todo lo 
demás del cuerpo, e una manta por debaxo del braqo 
y dado nudo por cima del hombro a manera de manto 
de gitana; anda van descalzos e quando alguno se cal- 
aba era de un pedazo de pellejo de benado solamente 
«n las plantas de los pies y unas correas que le en- 
travan por entre los dedos de los pies de manera que 
venia á dar un nudo por detras del carcañal y todo 
el pie de fuera | agora andan vestidos en camisas e 
^zaragüelles e jubones sonbreros en las caberas y to- 
dos traen alpargates, las mugeres andavan desnudas 
de la cintura arriba e déla cintura abaxo trayan e an- 



212 DocuvEirros nufeDiros. 

davan metidas en uno o(»no oostal de doB bocaa e 
atado por la cintura, e agora lo tratti salvo que asui 
otroB como costales abiertos por abaxo e por arriba 
j en los cubixores de los costales dos agugeros por 
donde sacan los bragos que llaman guajpil, son he- 
chos de hilo de algodón tegido e con mucha pluma 
de pato blanco e labrados de estanbres de lana coló* 
rsdo e amarillo e azul e verde e negro que se llama 
tuchumyte e pareacen bi^i, e con el mesmo estanbre 
hazen unss tranzaderas e se atan los cavellos a la rre* 
donda de la cabe^ con ellos e muchas destas yndias 
se prescian de andar bien vestidas deste bestuario, 
especial las que son amigas de españoles, e a los espa- 
fk>les que a mucho que están en la tierra no les pa- 
resoe mal — ^los y ndios solían traer los cavellos largos 
en otro tienpo como mugeres que les llegaba a la 
cintura e mas baxo e agora andan trasquilados que 
los Religiosos les an ynpuesto en ello — solian ser 
los yndios grandes ydolatras y sacrificadores que 
para cada cosa solian tener un ydolo, e todos los mas 
délos viejos las orejas arpadas e con la sangre dellas 
se sacavan huntavan los ydolos, y aun oy en dia ay 
pocos yndios que no tengan ydolos, e cada dia se les 
hallan : jnoiprime en ellos muy poco la dotrina que les 
enseña los Religiosos e con el &vor que tienen de 
ellos y de las justicias son desvergonzados y ocasio- 
nados para que los espaftoles pongan las manos en 
ellos, y si algún español les da aunque sea hazelles 
poco mal se van a qnezar a la justicia y el español es 



RBI.ACI0KB8 DE TÜCATÁN. 213 

castigado en pecunia^ y ellos dan ocasión para qae los 
españoles les pongan las manos en ellos para qne ks 
den algo, j los mas desvergonzados e mayores veila* 
€08 son los qne sse crian con los frailes y en las es-* 
cuelas } las mugares tanbien son tan desveigon^as y 
cada dia se hazen mayores Putas: ansee hallado em 
criados de firayles y en algunas de las es^ielm ydo« 
los y cada dia se hallan [' esta este puehloque tengo ea 
nonbns de su magestad situado en tierra Uaná gm»'* 
desÉ arboledas y mcHitanas ala rredonda que solamente 
esta desconbiudo el asiento donde el dicho piieUo 
esta asentado, y por estos montes hazen los yndios 
sus lábranos y el fruto que cogen k> traen a cnes^ 
tas que no tienen bestias y asi la lefia y madera eos 
que hazen sus casas — ^las casas son de madera caoa 
unas hojas de palma cubiertas que en la lengua se 
llama jaan, es muy buena cobija que dura cinco o 
seis afios sin que se pudra y si los horcones e otrri 
madera con que hazen las dichas casas son de ma? 
dera rrezia dura diez 6 doce años ; llega la madei^a y 
la cobija por h, Tanda del poniente hasta el sudo y 
sienpi^ la puerta de estas casas esta liaaia donde sale 
el sol y esta mas alta desta vanda aunque no tanto 
que no se baxen un poco para entrar en cassah^lod 
yndÍDs desta provincia asi los h(mbres= como íbjb mm^ 
gBK& son de color leonados grandes p^reeosos y a 
esta- causa padescen necesidad asi de rropa comoHielü 
quid an meneater, k tierra es fértil dase en dk todo 
qne siembran muy fiudl pottfue con yr al monte* e 



214 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

cortar algunos arboles e apalear otros pequeños con 
palos e poniéndoles fuego hazen fácilmente sus se- 
menteras y al tienpo de sembrallas con un palo agu* 
zada la punta hazen un hoyillo en la tierra y alli 
van hechando cinco o seis granos de mayz y entre 
ellos algunos granos de frisóles, y desta manera se 
les da la comida y el algodón, y todo lo que siembran 
sin arallo ny caballo a uso de espafía, y si subceden 
buenos años sienpre tienen abundancia de comida 
aunque algunos afios son estériles de aguas e pades- 
cen nescesidad de hanbre, e algunos años vienen por 
el mes de agosto y setienbre algunas tormentas de 
vientos muy rrescios que derriba los arboles y las 
sementeras y quando esto acaesce padescemos nece- 
sidad todos los yndios e nosotros los españoles de 
comida, porque los yndios es gente que no saben 
guardar para sus nescesidades, esto es lo que toca de 
los yndios. 

^ — tenian estos yndios im rrito e cerimonia que 
juntavan ynfinita leña seca que abria como cien ca- 
rretadas y poníanle fuego y hazianlo todo brasas, y 
después tendíanla con un palo que tenia de largor 
como veynte pies y de ancho como diez e doze, y 
hecho esto venia el sacerdote llamado áhRín con 
una mitra en la cabe^ como lo usan nuestros obis- 
pos, e con una bestimenta blanca hecha de unas cor- 
tezas blancas de arboles delgados, e traya un ysopo 
e con un vaso que hazia como hasta dos quartillos 
de vino, de lo que ellos solian hazer como esta 



RELACIONES DE YUCATÁN. 215 

dicho ariba, e andava de rrededor del fuego mojando 
el ysopo y hechandolo y diziendo palabras que 
nosotros los españoles no las entendemos, mas de 
quanto víamos que bendezia el fuego y hecho esto 
pasava por cima corriendo y venian otros los que 
querían y pasavan, unos pasavan poco a poco dexan- 
do alguna cosa puesta encima del fuego e otros 
yvan de tras cogiendo lo que los otros avian dexado 
y esto tenían ellos por gran cosa | nynguna fiesta 
destas avia donde no oviese borrachera ny sacrificio, 
yo me halle en tres fuegos destos e los vi hazer e 
pasar por ellos a yndíos e vi un yndio que yva me- 
dio borracho que cayo en medio de las brassas y 
por presto que acudieron se tostó de manera que no 
duro dos oras que luego muño: otras cerímonias e 
sacrificios tenían estos yndíos que jo no lo se por- 
que no entiendo la lengua, rremitome a los nascidos 
en esta tierra que an heredado que saben la lengua 
délos yndíos como ellos propios que lo poman todo. 
— avia en esta tierra en la costa de la mar unas 
salinas donde los naturales se proveyan de sal para 
su sustento, e algunos espafioles se han dado acoger 
esta sal para aprovecharse de ella e vendella a algu- 
nos navios que vienen de honduras déla habana y 
de la nueva espafia a esta tierra e an quitado a los 
yndíos y estorvado que no cojan sal y aun sobre 
ello les an hecho algunos malos tratamientos, y a 
sido nuestro sefior servido que estas salinas se pier- 
den e cada día se van perdiendo e los naturales de 



216 D0CUM8NT0S INÉDITOS. 

la tierra e nosotros oan ellos padescemos gran oes* 
cesidady e una hanega de sal que solia valer qoatro 
rreales no se halla agora por ochenta ny por nin- 
gun dinero, y seria servicio de dios y déla rreal ma* 
gestad mandar que no se sacase sal desta tierra sino 
que cada uno cogiese sal para el sustento de su casa 
e ya que algunos cogiesen para vender que se ven- 
diese en esta tierra e no para fuera de ella. 

— la constelación de la tierra los ocho meses es 
muy caliente y algunas veaes tanto que de noche 
no se puede suñir la rropa, y los quatro meses del 
afío que son noviembre y diciembre y henero y fe- 
brero haze frió de noche como lo haze en SeviJda^ y 
en este tienpo mueren mucho los indios porque es* 
tan bezados a la calor y tienen poca rropa panra cu- 
brirse de noche, y estos quatro meses que hace frió 
es oon el viento norte y nordeste que según se dize 
vienen ertos vientos de sobre sierras nevadas y tie- 
rra fria de la Florida: es toda esta tierra llana sin ¿e* 
rraa muy pedregosa y 8^gun pareece en otro tienpo 
fue toda mar porque haziendo en nuestro solaros 
pozos para sacar agua, porque no ay Bioe en toda 
ella, hallamos las piedras que eran todas conches de 
earacoles y ostiones y esto dende el eomien^ de 
abrir el pozo hasta dar en el agua que tiene háOtfe 
brabas el que menos tiene, y encima déla tierra, se 
hallaban piedras grandes y pequeñas todas de^ GODr 
cha que se an convertido en piedras |: no ay mina de 
ningmi metal en toda esta tierra ha esta causa es 



aBLACioms DI tücatIn. 217 

tierra mnj pobre e los vesinoB que en día bÍTen 
menpre están enpefiados de deudas y sus Besítas 
pocas, e muchos las que tienen se las llevan merca- 
deres 7 seria gran rremedio para la tierra los qixe 
en ella biven que su majestad mandase no vendie- 
sen fiado sino de cantado que por fialles largo a los 
vesinoB están todM perdidos y enpefiados. 

~E1 grano conque haaen Pan en esta tierra 
es el que Uanonn mayz, que en lengua destos jn- 
dios llaman yzim, demás de bacerse del pan^ se 
haze un brebaje qoe se llama 9a que es a manera 
de poleadas y bochado en un baso de una finita que 
hecha on árbol en esta tierra rredondo que se llama 
ludiy y desta firata de cada una de ellas eortada por 
medio sacan dos vasos y esto les sirve de bever con 
ellas aquí hechas poleadas y encima le hechan. un 
pooo de agf que en esta lengua se llama ye e qmn> 
do van a su labranzas llevan un calabazo desto lle- 
no y con esto se sustentan todo el dia hasta qm 
buelven a sus casas y quando van camino Ueiran 
ima pella deste maÍ2 cosido molido hecho maea y 
deslíen^ con la mano en uno desdes luches €^ 
sienpre llevan consigo en agua e aquella beven e 
oon esto se snstentan tres o quatro dias sin comer 
otra cosa | es una gente que estando enfermos a«n- 
que t^i^an gallinas en su casa no mataran una peora 
comer aunque so mueran y lo mesmo hacen con los 
pobre» ^ps auAque vayan a sos casas a^ qise por 
aaaor de dios les den algo no les darán cosa algnna 



218 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

aunque les vean morir porque no saben que cosa es 
caridad ny la tienen aunque sea con sus mesmos 
padres e parientes, y asi los Religiosos y sus enco- 
menderos destos yndios quando se hallan en sub 
pueblos les matan alguna gallina y se la bazen co- 
mer y como comen muchas buelven luego en si: 
usan la ca^a de benados matan cantidad de ellos y 
puercos monteses aunque son deferentes de los de 
castilla al venado llaman ceh y al puerco montes 
quitan — otras muchas ca9as tienen que matan y de 
que se sustentan, ay muchos conejos como los de 
castilla, en la mar matan muchos géneros de pesca- 
dos de que tanbien se sustentan, comen lagartos 
de la tierra que son ni mas ni menos que los de cas- 
tilla y nosotros los españoles los comemos Uamanse 
hub, de todo esto ay gran cantidad mas son los 
yndios tan perezosos que como tengan un poco de 
maiz no se les da nada por buscarlo , demás tienen 
muchas batatas que sienbran que en esta tierra lla- 
man yz, muchas calabazas y muy buenas que tienen 
las tajadas señaladas como melones de castilla, Ua- 
manse Ruum tienen muchas frutas e arboles dellas así 
plantadas a mano como silvestres — de las silvestres 
ay gran cantidad de muchas maneras y muy buenas 
por los montes, no pongo los nombres que no se a 
que fruta las apode de las de castilla, otros que saben 
la lengua de los yndios las pondrán. 

Afio de mili e quinientos y cuarenta e quatro el 
capitán francisco de montejo que fue el que con- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 219 

quisto esta proyinda e pobló la villa de valladolid 
salió con hasta treynta soldados, e yo el uno dellos, 
a tomar posesión de una ysla que llaman co^umel 
para que fuese términos desta villa y andando por 
sus jomadas llegamos a la mar hazia el sur que ay 
dende la villa a la costa veynte leguas y la dicha 
ysla como tengo dicho esta quatro leguas dentro en 
la mar, y llegados que fuimos a un pueblo que se 
dize pole en lengua de yndios y queriéndose enbar- 
car para pasar a la dicha ysla dixeronle los yndios 
muchas vezas que no se enbarcasen, porque la mar 
andava enojada, e no queriéndoles creer el dicho 
capitán se enbarco con los dichos soldados en unos 
barcos hechos de una pieqa de arboles gordos que en 
esta lengaa se dizen chem y serían los barcos hasta 
doze de ellos en que y va Repartida la gente e no pu- 
diendo tomar la dicha ysla arribamos otra vez á tie- 
rra con harta tormenta e peligro de la vidas, y otro 
dia siguiente el capitán se tomo a enbarcar para 
tomar la dicha ysla e tomo arribar que no la pudo 
tomar y tres barcos destos tomaron la ysla que 
yrian en ellos hasta diez soldados y estubieron en 
la dicha ysla dos dias y visto que no yva el capitán 
se bolvian á tierra firme y dioles tan gran tormenta 
que de diez hombres que venian en los dichos bar- 
cos se ahogaron los nueve y uno que escapo anduvo 
dos noches y un dia asido en un barquillo de aque- 
llos por ser hombre de muchas fiíer^as y la corrien- 
te que es alli muy grande y lo hecho a tierra firme 



220 DOCUMENTOS IlfÍEDrV06. 

á la TUida donde estaba el capiian toda la barrififa 7 
los bracos y los pechos desollados déla &er^ que 
hasia por tenerse en el barqcdllo^ Ihunavase este 
hombre francisco hemandez, era portogaes, matólo 
despaes nn yndio en üm pueblo que se dke oa^a* 
guastlan camino de guathemala: bolviose d didbo 
capitán francisco de montejo a la dicha Tilla sin po* 
der tomar la dicha ysla 7 con nueve soldados 
menos* 

Afio de mili e quinientos 7 quarenta 7 seis ase 
Rebelaron los 7ndios desta provincia 7 matajron 
quince hombres vezinos de la dicha villa que halla- 
ron en sus pueblos que les habían dado en Repark7- 
miento 7 muchos criados e criadas de espafldles yn- 
dios e 7ndias no dexaron cosa que no oviese sido 
de espafioles que no lo matasen perros gatos galli- 
nas gallos finalmente todos los que avian comido 
pan de espafioles todo lo mataron, e a los espafioies 
les daban grandes tormentos e les sacavan los corar 
^nes en sus adoratorios delante de sus 7doIos, fiíe 
menester travajar de nuevo en tomallos a oonqoie- 
tar e asi se hizieron muchas entradas e a&tes de un 
afio estava todo pacifico e no se an aleado mas aun- 
que cada un afio a7 un rrum rrum de que se quie- 
ren al^ar, e aunque muchos de los 7ndios que han 
nascido después que se pobló esta tierra saben leer 
7 escrevir e a7udar los oficios divinos a los Religio- 
soe e muchos se crian entre nosotros los espafioles e 
son mu7 ladinos pero no dexan de ser tan grandes 



RKLAClOirSS m& YUCATÁN. 221 

vellacos oomo los otros y ú yinyes^i a rrebelarse 
estos serian los que mas mal nos avian de haser. 

— abra trejnta aflos pooo mas ó menos que tí^- 
nycron pvorisiones a esta provincia de la sacra ma- 
gestad del enperador nuestro sefior que Dios tiene 
en su santa gloria en que mandava que todo hom- 
bre racomendero de yndios se casase porque asá 
convenia al servicio de dios y de su sacra majestad, 
€ como esta tierra estaba Recien conquistada no 
avia mugeres unos se casavan con las que hallavan 
ocm mestizas e otros que no hallavan con quien pe- 
dían larga de tienpo por no perder los yndios que 
tecáan encomendados en nonbre de su sacra mages* 
tad, e yo por cumplir el dicho mandado me case con 
ana sobrina de mote^uma gran sefior de mexico, 
hija de su hermano que se Uamava doña ysabel, el 
qual el dicho mote^uma avia enbiado por capitán 
general con gran numero de gente a conquistar esta 
provincia, e asi asento su rreal en un sitio que se 
dize gicalango, que esta entre esta tierra y tabasco, y 
queriendo ya entrar en la conquista desta tierra le 
vinyeron mensajeros de mexico enviados por su 
hermano mote^uma haziendole saber como la ciu*- 
dad de mexico y toda la nueva espafia estava por 
españoles y envióle alguna rropa de españoles como 
fue sayo sombrero e otras preseas para que las viese 
e supiese de cierto como estava ya de españoles 
subjeto, e a este capitán le tomo gran pessar que se 
murió de enojo, quedando esta su hija e mi mug^ 



222 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

peqnefia y después subcedio que el adelantado don 
francisco de montejo teniendo la condata e con- 
quista desta tierra la enbio a conquistar como esta 
dicho e los españoles tomaron el dicho pueblo de 
gicalango y entraron en esta tierra a la conquista 
e conquistada como tengo dicho, y yo por cunplir 
el mandato del enperador nuestro señor me case 
con esta dicha muger con la qual estuve casado 
treynta años e tuve en ella dos hijas e un hijo laB 
quales dichas hijas case, e la una de ellas abra dos 
años que se le murió el marido dexandola muy po- 
bre e con tres hijos dos varones e una muger, e la 
otra esta casada e tiene dos hijos un varón e una 
muger y el hijo varón tanbien lo tengo cassado y 
tiene otros dos hijos pequeños: tengo otro hijo 
ci^o de anbos ojos que ube en una mujer soltera, 
tanbien es casado e tiene dos hijos; todos estos que 
tengo dicho están en mi casa e todos comemos 
dessa poquilla de Renta que me a quedado de los 
yndios y es tan poca que serán hasta cien ducados 
por año, y en esta tierra no a ver granjerias ningu- 
nas en que los hombres poder ganar de comer sino 
es unos yngenios de añir e tienen tanta costa e son 
tan trabajosos que muchos se an perdido en ellos | e 
querido poner esta rrelacion de mi muger e hijos 
para que el Bey don felipe nuestro señor me haga 
merced y mercedes de damos alguna cosa con que 
nos sustentemos, pues a quarenta años que entre en 
esta tierra e la ayade a conquistar toda sirviéndole 



RELACIONES DE YUCATÁN. 223 

con my persona armas e cavallos e criados a mi 
costa e mynsion como hasta el dia de oy lo hago 
sustentándome honrrosamente a mi e a todos mis 
hijos con las dichas mys armas e cavallos como esta 
dicho para serville estando como estoy presto para 
lo que se ofrezca en su servicio rreal e soy hombre 
de sesenta y cinco años = fecho ut supra^aporman- 
dado déla rreal magestad del rrey don felipe nuestro 
señor e yo el dicho giraldo diaz de alpuche lo firme 
de mi nombre = giraldo diaz dalpuche.^=\^y una 
rubrica — 



APÉNDICE 



16 



^0i^mm»0mmm* 



UtiU 



APÉNDICE 



L 



Oabta del Cabildo de la ciudad de Mérída de Yucatán áS. M., donde, 
émpuéñ de hacer «na brere deeoiipcidn de aquellis pitMnolae, da 
4^iieftta del eetado de dieha oiiuiad.*-*Miáiida 14 Jobm UO^'^ 
lArckko gmeral de Indias, 60-4-29.) 

Sacra Católica Cesárea mageatad. 

Gntnde ea el deaeo que en esta tierra de oo&tíno 
anremoa temdo $mI de ynformar á vuestra nttgeetad 
lo que en elkt noa a pasado, eomo en nos desculpar 
del desonido que en no formar avernos temdoy pero 
como nuestra necesidad sea por alia notoria y núes- 
tía pioreza sea por acá tan contina, ni vuestra ma- 
gestad nos echara culpa de lo pasado ni menos con 
demencia descara de oyr lo {presente | ya que vues- 
tra majestad avra sido ynformado dende que nues- 
tro governador entro en esta tierra con mudia pu- 
janza de gente armas y caballos, que des^tnbarcamoe 
en una playa junto a un pueblo deyndios que dixen 
canpeche d<Hide nos dieron muchas batallas e se pu- 
dieron en nos ynpedir la tierra por ser como son 
yndicB yndomitos gente belicosa ciiada dende su 



228 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

nascimiento en la gaerra donde contra volantad 
delloB con muertes y feridas ansi de nuestra parte 
como de la suya tomamos tierra y asentamos rreal 
y lu^o con ynterprete que Uevavamoe nuestro go- 
vemador los enbio a hazer entender que no veníamos 
a los matar ferir ni rrobar sino hazerles entender 
como ay dios en el cielo a quien todos cristianos 
acatan y como vuestra magestad estava en la tierra 
a quien toda la cristiandad obedece venera y honrra, 
que procurasen de nos dar lugar para que los sacer- 
dotes les predicasen el santo evangelio y que a nues- 
tro govemador en nombre de vuestra magestad rre- 
conociesen dominio y que les perdonaríamos todas 
las muertes y dafios que en nosotros avian echo y 
que adelante en vuestro rreal nonbre les defimdería- 
mos de sus enemigos si los quisieren contrallar, lo 
qual algunas veces hÍ2denm debaxo de traycion y 
cautela viendo que en las batallas que nos davan de 
oontino perdian y que les aviamos rronpido todas 
sus fuer^ y albarradas que para se defender y nos 
ofender tenían, y desta maner amuchas y diversas nos 
armaron trayciones y cautelas, haciéndose de con- 
cierto con todas estas provincias que en un día y 
ora diesen sobre nosotros y nos matasen, sino que 
dios milagrosamente nos ha librado asi por los 
espías que nuestro govemador de contino las a 
echado como por la buena vela y guarda que en 
nuestro rreal se a tenido, porque toda esta tierra es 
una lengua y una amistad y confederación ques la 



BELACIOKES DB YUCATÁN. 229 

mayor fuerza della y si algunos días esta conquista 
no se a acabado no a sido &lta desfuerzo de cristianos 
sino la confederación de la tierra que nunca emos 
podido fallar en ella amigos como en las demás con* 
quistas de las yndias se an fallado y por tener los es- 
pañoles tan poca voluntad a permanecer en esta 
tierra a causa de no haber ella oro ni plata ni otra 
cosa^de que se saque provecho, y en las domas tierras 
deste mar océano en todas ay oro y plata la qual 
cobdicia desasosiega los coraqones délos cristianos 

que en esta tierra entran {roto) personas en 

esta tierra al presente estamos mas es por las mer- 
cedes que de vuestra magestad esperamos que no de 
la rriqueza que en esta tierra sespera, porque en esta 
govemacion como tenemos ynformado ni ay oro ni 
plata ni menos rrios en que cojerlo antes es tierra 
estéril de aguas ansi para alimentos de nuestras per- 
sonas como para criar ganados en ella: la calidad déla 
tierra ni es fría que nos de pesadunbre ni taii calu- 
rosa que nos haga sin sabor, es bien templada tierra 
montuosa llana toda de piedra biva que si no ay 
poqos hechos de antigua edad que los naturales ayan 
fecho, hazer nosotros otros es nos muy dificultoso por 
ser como es pefia biva e el agua hondable y de poca 
cantidad lo qual tenemos por gran dificultad para la 
población de esta cibdad e villas que se an poblado 
e quieren yr a poblar, de cuyas causas y por la gran 
nueba qne del perú a esta tierra vino a doze afios y 
por suspendéis vuestra magestad el hierro de los es- 



S30 DOCUMSNTOS JStDVSOB. 

daVM de imcateB que ea esta tíem se fautuí se 
despobló sin aer perte nueetro govemador ni sa hijo 
nuestro capitán general, que con dadivas ni prome- 
0aa ni caetigoe que en la gente hito nunca la pudo 
detener: yieto por nueetro govemador loaocedidoy 
el perdimiento en que eet» tierra quedaba; con dadi- 
▼aa que a mudioa de noeotroe dio y con meroedes 
que de parte de Yuestra magestad nos o&ecioqueda« 
moe algunos en un pueblo de yndios que se dke 
chanpoton con don francisco de montejo su hijo que 
nos dezo de su lugarteniente, el qual nos soetubo 
tres aftos asi con su haxi^da ¡Nropia como con la del 
goyemador su padre que era ydo al audiencia rreal 
de modco • TBlbnnar a viMt» nuigestad de lo 8U. 
cedido y a noe enviar socorro asi de umas como de 
caballos y otras municiones a esta tierra necesarias, 
el qual socorro se tardo algunos días a causa destar 
tan entendida la nueba por toda la nueba espafia 
questa tierra es pobre e sin provecho e los yndios 
naturales della valientes belicosos exercitados en la 
guerra, hasta agora que fiíe dios servido doliéndose 
de nuestra perdiiuon con gran gasto que se biso e 
ayuda de costa que diercm a cristianos, ha entrado 
gente toda a gran costa de moneda, quedando como 
quedui nuestro govemador y su h^o enpeftados y 
pobres en grandes cantidadee de oro y en diversas 
personas asi por servir a vuestra magestad como por 
acabar de efetuar su proposito | don francisco de 
montejo con poderes del govemador su padre de 



RBLACIOinS PB rucATÁK. 231 

teniente de goYeraador y espitan general entraron 
la gente aderezo de lo neoeBarioi y en la costa dda 
mar en la provincia de aQamel junto a un pueblo de 
yndioe que dizen canpeche asento rreal e pobló una 
villa que 07 dia lave y permanece que dieen san 
francisco^ e dexo en ella la guarda que era necesario 
aaí para la defensa de los cristianos como para la 
buena guarda e conservación della e paso a otras 
provincias que dizen checau e quepeche, cada un dia 
con grandes batallas que a fuerza de armas ronpien 
la tierra e caminos que nos tenían cerrados con al^ 
barradas pobladas de gente de guerra donde con el 
ayuda de dios e &vor de vuestra magostad que te* 
nemos por anparo pasamos e nos mando asentar 
rreal e le asentamos en el rrifion de la tierra y a 
donde esta la mayor fuerza e copia délos yndios ques 
treynta y quatro leguas déla villa de san francisco y 
poblamos en ella la cibdad de merida, donde al prén- 
sente quedamos pobres e gastados oada un dia con 
alborotos Rebatos e armas que los yndios nos dan 
poniendo como pusieron por obra de morir e de 
edbamos de la tierra, porque en un dia y en una ora 
juntas todas estas provincias, cubiertos los canpos 
de xente de guerra se al^uron e xkm cercaren la cib* 
dad en rredonda: sino fuera por dios primeramente 
y nuestro capitán general que tubo toda vigilancia 
eaviso e tomo la una parte de la provinda de cbecau 
y aalkS contra ella e se mostró tan valeroso que a 
fuerqa de armsa les rrompto las fiíerqas, y otros sus 



232 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

capitanes salieron por otras vandas firiendo y matan- 
do en el alcance de la vitoría corriéndolos fasta sns 
pueblos; los cristianos fiitígados y cansados délas ba- 
tallas rrecebidas ¿Eillaron los pneblos quemadas las 
casas e los bastimentos escondidos, los po^os carados 
que no poco detrimento padecieron nuestras vidas 
ansi de las heridas de las batallas como de la sed 
hanbre y cansancio que ovo muchos onbres que die- 
ran por bien perdida la vida porque los hartaran al 
presente de agua, porque como á vuestra magestad 
tenemos ynformado en esta tierra no ay otra agua 
sino es los po^os y estaban al presente tan cerrados 
con tanta cantidad de piedra e tierra que en tres ni 
quatro dias no se pudieron destapar | tomamos por 
remedio los que mas libres nos hallamos deste peli- 
gro entrar sin orden ninguna por los montes en con- 
dición de perder las vidas y buscar agua para nues- 
tros conpafieros porque los yndios después de aver 
quemado sus casas escondieron sus mugeres e hijos 
en montes ynusitados de toda avitacion, e con ellos 
llevaron algunas vasijas con agua que les tomamos 
con que miserablemente bevimos hasta que los na- 
turales dieron la paz á don francisco de montejo 
nuestro capitán general y a vuestra magestad reco- 
nocieron dominio | desta manera pasamos hasta que 
bolvimoB a esta cibdad donde no &lto voluntades 
unos de despoblar la tierra | otros con rrazones es- 
quisitas pedir licencias viéndose en tantos trabajos y 
necesidades y tan poco fruto y provecho dellos que 



RELACIONES DE YUCATÁN. 233 

prometemoB a vuestra magestad y aai es que para 
los honbres en esta tierra comer hay necesidad en 
condición de la vida salir a lo buscar porque luego la 
mayor parte délos naturales que quemaron sus casas 
tomaron sus mugeres e hijos e se fueron dexando 
sus pueblos e naturalezas^ e se Rehieieron en tres 
partes los unos en una provincia que dizen chiquin- 
chel e los otros en la provincia de calarand que sera 
quarenta leguas de esta cibdad. luego nuestro capi- 
tán general con rruegos dadivas e promesas que dio 
a los soldados, despacho un capitán a la provincia de 
chiquinchel y otro a la provincia de calamird donde 
ovieron muchas batallas &sta tanto que a fuer^ de 
armas les ganaron la vitoria, e ynformado nuestro 
capitán general de lo fecho y la cantidad de yndios 
y dispusicion de la tierra mando que poblasen alli 
una villa que oy dia permanece que dizen valladolid. 
y adere(;ado de todo lo necesario nuestro capitán ge- 
neral salió a los que se Rehicieron en la otra parte 
ques en la provincia de cochua gente mas belicosa e 
mas lejana de nosotros donde ovo muchos rreen- 
cuentros e batallas e le hirieron e mataron mucha 
gente e caballos, e duro la guerra quatro meses to- 
mándose como se tomo muy gran presa de mujeres 
e muchachos los quales luego se soltaron porque 
dellos no ay otro provecho sino tenerlos en prisión 
e dalles de comer | otros muchos se mataron y de 
cada dia se matan por no ser vuestra magestad ser- 
bido de nos los dar por esclavos, que si vuestra ma- 



234 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

gestad lo hiziese dam causa a que loa espaíkoles de 
alguna cosa se rremediasen y los pohrea ynocentes no 
muriesen, porque siendo esdayos sus amos los goar* 
darian y criariany dotrinarian en fe ecristíana e viendo 
que Yuestra magestad no es servido que confisca sin 
se poder poner en ello rremedio los matan | nuestro 
capitán general después de aver echo la guerra se yn- 
formo como junto agesta ¡vovincia de codiua pasadas 
unas grandes lagunas ay gran cantidad de yndioB y 
pueblos y que son desta mesma tierra e lengua ; al 
presente queda aderezando para ir o enbiar a poblar 
alli una villa que sera gran seguridad desta tierra, 
porque viéndonos los naturales de asiento en tantas 
partes no pueden dexar de serbir y olvidar la guerra 
y bol verse a sus asientos y naturalezas, porque toda 
su yntencion es como a los primeros cristianos echa- 
ron desta tierra con guerra que asi harán agora a no- 
sotros I de cada dia entre los soldados ay clamores 
y novedades, unos se quexan que pierden el tienpo 
otros rreclaman que an gastado lo que en otras tie« 
rras ganaron otros que quieren yr a^trabajar donde 
de su travajo saquen provecho, sino que nuestro ca« 
pitan general a unos con dadivas a otros con prome- 
sas pone animo que vuestra magestad nos hará por 
nuestros trabajos y necesidades mercedes: porque no 
tienen por grave la hanbre sed y travajo que en esta 
tierra se pasa sino el poco provecho que della sespera 
tomamos por consejo ayuntados todos dar la hoz a 
nuestro cabildo para que escribiésemos y ynformase 



KELACIONES DE YUCATÁN. 235 

mo8 a vuestra magestad para ver el fin de la merced 
que de parte de vuestra magestad se nos ofrecen 

umillmente suplicamos beninamente en rrenume- 
radon de nuestros servicios y trabajos se vea ciertos 
capítulos que alonso lopez vecino de esta cibdad en 
una ynstrudon firmada en nuestros nonbres lleva, y 
vistos pues son justos y a esta tierra necesarios 
vuestra magestad nos lo conceda con lo demás que 
nuestro procnndor se quisiere alargar porque para 
todo lleva poder, porque haziendolo vuestra mages- 
tad ansi dios nuestro señor sera muy serbido en la 
población desta tierra y la corona rreal de vuestra 
magostad sera aumentada, donde no vuestra mages- 
tad sea servido de dar orden como yucatan se pueble 
porque acá no podremos ni otro rremedio sino es 
este alcanzamos: cuya sacra cesárea católica mages* 
tad/iuestro señor guarde ynpeiio y rreal corona 
Acreciente como vuestra magestad desea y todos sus 
vasallos deseamos, de nuestro cabildo de la dbdad 
de marida a catorce dias del mes de junio de mili e 
quinientos e quarenta e tres afios= Sacra Cesárea 
Católica magestad vasallos de vuestra magestad=: 
pedro cdvarez alcalde =6^on^a¿o mendez alcalde= 
Cristóbal de Sanmartín alguazál mAjor^Frandaeo 
de bracamente sszmelchior pacheco = Rodrigo alvarez 
=sjuan de Sosa^ssJuan de Salinas ^^hernan mttñoz 
ss Julián donzelsssPor mandado de los señores jus- 
tida e Redores Juan de Forras escribano pubUco 
y dd Conc^o=s {Todos con sus rúbricas.) 



II 



TiSTiMONio del requerimiento hecho al ProyiBor 7 notarios ecleeiásti- 
008 del Ohispado de Mérída de Yncatán por el gobernador de aquella 
oiudad, para que entregasen los prooesos que hioieitm unos reUgio- 
sos franciscos (entre otros al P. Diego de Landa) oontra unos indioc 
idólatras. — Merída 3 de Enero de 1565. — (Archivo general de Indiat. 
^Patronato, 2-4-»/») 

1565 — ^En la ciudad de merida de las provincias 
de yncatan á treynta dias del mes de henero de mili 
e quinientos e sesenta y cinco afios El muy magni- 
fico Señor dotor Diego Quixada govemador y jus* 
tida mayor por su magestad en estas dichas provin- 
cias por precencia de my Alonso de Rojas escrivano 
de su magestad e del juzgado mayor dellas dixo, que 
por quanto su magestad rreal por una su Real Ce- 
dula firmada de su Real nonbre le a enbiado a man- 
dar que enbie a los Reynos de Castilla e a su Real 
Consejo de las yndias á firay Diego de landa e a Fray 
podro de ciudad Rodrigo e a fray miguel de la pue- 
bla e á &ay j uan Pi^arro fray les de la borden de se- 
ftor san francisco, personas que como juezes eclesiás- 
ticos procedieron contra los yndios naturales destas 
provincias sobre las ydolatrias , juntamente con loa 
procesos e ynfFormaciones que los dichos Religiosoa 



RELACIONES DE YUCATÁN. 237 

hiñeron contra los dichos yndios sohrello segunt que 
noas largo se contenia en la dicha Cédula a que se 
refifirio, e porque los dichos Religiosos no están en 
estas provincias e sobre ello a hecho las diligencias 
necesarias para que sean ávidos los que están en estas 
partes de yndias y enbiados á los dichos Seynos de 
Castilla como su magestad lo manda, e porque los 
procesos e causas que asy fulminaron contra los di- 
chos naturales sobre las dichas ydolatrías pasaron 
ante Francisco de horozco e juan de villagomez no- 
tarios e para que se enbie a su magestad como le es 
mandado, mandaba y mando a my el dicho escrivano, 
que notefique a I03 dichos notarios e a cada amo dellos 
que dentro de segundo dia primero siguiente traigan 
y exsiban ante su magestad los procesos e causas que 
antellos se fulminaron contra los naturales sobre las 
dichas ydolatrias, para el dicho effeto e se los entre- 
guen originalmente ó treslados abtorizados en ma- 
nera que hagan fee, donde no lo haziendo según di- 
cho es procederá contra ellos e contra cada uno por 
todo Rigor de derecho hasta tanto que cunplan lo 
susodicho, e asi dizo que lo mandava e mando y 
firmólo el doctor Diego de Quizada : paso ante mi 
Alonso de Hojas escrivano de su magestad & 

E después de lo suso dicho, en la dicha ciudad de 
merida en el dicho dia treynta de henero del dicho 
de mili e quinientos e sesenta e cinco afios yo alonso 
de Rojas escrivano de su magestad notifique el auto 
desta otra parte contenido á francisco de horozco 



238 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

notario en su persona el qnal dixo en presencia del 
dicho sefior doctor diego quixada e demi el dicho 
escribano e de los testigos de yuso escritos, que los 
procesos que antel pasaron sobre las dichas ydola- 
trias se los avia tomado ftmy Diego de Landa pro- 
yincial que a la sazón era en estas provincias, el qual 
sabe los entrego al Reberendisímo obispo dellas e 
que están en el Arcfaibo de los papeles del jusgado 
episcopal^ e que dello dam testimonio e lo <7aera ante 
su magestad a lo qual fuwon presentes por testigo 
melcbior de herrera e gaqiar Ruis vednos desta ciu- 
dad, en fte délo qual lo firme de mi nonhre Alonso 
de Rojas escrivano desu magestad. 

£ después délo suso dicho en la dicha ciudad de 
merida en el dicho dia trojnta del dicho mes de he- 
nero del dicho afto de mili e quinientos e sesenta e 
cinco aftos, el dicho sefior doctor diego quixada por 
presencia de mi el dicho escrivano fue a las casas de 
don lorenzo monterroso diantre de la santa igiesia 
desta ciudad e provisor en estas provincias, y estando 
presente el dicho provisor el dicho sefior dotor le 
Requirió con la Cédula de sa magestad que de suso 
«i el auto de atrás se haze mincion, e le jndkS lediese 
y entregase todos los procesos e autos e ynformaeio- 
nes que los Religiosos de la borden de sefior san 
francisco hicieron en estas provincias contra los na- 
turales dellas sobre las ydolatrias, para los enbiur á 
su magestad como se le mandaba por la dicha Real 
Cédula la qnal le fiíe leyda por mi el dicho escrivano 



BBLACI0NB8 BX YUCATÁN. 239 

de berbo ad berbo, el qual dixo que el sefior Obispo 
los teaia e qae el no sabia dallos que se los pidiese 
el dicho sefior dotor a los notarios ante quien avian 
pasado: y esto Respondió en presencia del didio se- 
flor governador e de mi el dicho escrivano e de los 
testigos de yuso escrq>tos que ííieron Francisco Pa- 
lomino alguazil mayor e francisco de horozco e gas- 
par antonio vezixK) y estante en esta dicha ciudad: en 
fee délo qual lo firme de mi nonbre (donso de Bojas 
escrivano de su magestad. 

E deqpues délo suso dicho ^i la dicha ciudad de 
merida en treynta e un dias del dicho mes de henero 
del dicho afio de mili e quinientos e sesenta e dnco 
afios, yo el dicho Alonso de JEU)jas escrivano de su 
magestad notifique el auto atrás contenido sobre que 
los notarios entrenen al dicho sefior governador los 
procesos que los Religiosos hicieron sobre las ydola- 
triasj el qual notifique a Juan de YiUagomez notario 
en BU persona el qual dixo que antel abian pasado 
ciertas ynformaciones fechas por fray diego de landa 
contra los yndios de la provincia soluta sobre las 
dichas ydolatrias, e que por mandamiento del dicho 
fray diego juez que era en ellas, se las avia dado y 
entregado al dicho fray diego de landa porque á ello 
le conpelio por mandamiento con descomunión. El 
qual eeybixa ante el Beflor governador con «irta de 
Recibo firmada del dicho juez: y esto dixo que daba 
e dio por BU Respuesta siendo testigos luis diaz e 
alonao Ramos estantes en esta dicha ciudad: paso 



240 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

ante my álonso de Rojds escribano de sn majestad. 

E después délo suso dicho en la dicha ciudad de 
meiida en primero dia del mes de febrero del afio de 
myll e quinientos e sesenta e cinco afios, ante el di- 
cho sefior dotor diego quixada e ante mi el dicho 
escrivano e testigos de yuso escriptos, pareado pre- 
sente el dicho Juan de villagomez notario e dixo 
que para descargo délo que le a sydo mandado por 
su merced sobre que diese quenta y entregase los 
procesos e ynformaciones que los Religiosos destas 
provincias avian fecho antel como notario sobre las 
ydolatrias, hazia e hizo presentación de \m manda- 
miento original firmado de firay diego de landa e re- 
frendado del dicho juan de villagomez por el qual 
le mando le entregase las ynformaciones que sobre 
lo suso dicho antel avian pasado, con una carta de 
pago á las espaldas del firmada del dicho fray diego 
de landa en que dice avellas del recibido el tenor 
de lo qual es el siguiente = 

Nos fray diego de landa, primer provincial destas 
provincias de los monasterios déla borden de sefior 
san Francisco que en ellas están fundadas, e juez 
apostólico del santo oficio por bulas de su santidad 
concedidas e ganadas a pedimento de su magestad & 
á vos juan de villagomez notario apostólico ante 
quien han pasado ciertas ynformaciones que nos hi- 
zimos en esta provincia de qocuta contra los natu- 
rales della e délos pueblos de su guardiania sobre 
las ydolatrias y sacrificios de omiddios que los na- 



BBLACI0NE8 DE YUCATÁN. 241 

torales dellas an fecho, Babed que nos somos ynfor- 
mados que estáis de camino para la villa de vallado- 
lid e provincia de cochua e otnus partes e conviene 
que las ynformaciones queden en nuestro poder para 
que por ellas se castiguen los culpados, lo cual no 
ftbria efecto si vos las llevasedes con vos porque vos 
mandamos que luego nos deis y entreguejs las di- 
chas ynfformaciones para que queden en nuestro po- 
der para las ver e proveer en lo á ellas tocante en 
justicia lo qual vos mandamos ansi hagáis e cumpláis 
80 pena dexcomunion sentencia latte pro trina cano* 
nica munydon, fecho en el pueblo de san pedro ca- 
becera de socuta a diez e nueve dias del mes de 
agosto de mili e quinientos e sesenta e dos afios: /raí 
diego de landa por mandado del señor provincial 
juez apostólico del santo of&cio jftian de villa gamez 
notario apostólico & 

Recibimos e quedan en nuestro poder las ynffor* 
madones que an pasado ante vos Juan de villago- 
mez notario apostólico, fechas en este pueblo e pro- 
vincia de cotuta que son una ynformacion contra 
los naturales del pueblo de tevae encomendado en 
bartolome Koxo que tiene diez hojas de papel, e otra 
contra los naturales del pueblo de mopila encomen- 
dado en pedro de canpo que tiene ocho ffojas de pa- 
pel de pliego entero, e otra contra los naturales del 
pueblo de tibolon encomendado en juan de magaña 
que tiene treze fojas, otra contra los naturales del 
pueblo de canchenip encomendado en pedro garcia 



16 



iéS l^OGÜHSNTOS I2f!fcDIT06« 

^e tieHe diez y leys hojas eaciiptaa poco ó mudho 
I otra ooiitim los naturales de yaxoaba «noomendado 
eD joadñnde legoi^amo que tífloe treoe hojas, e otm 
eontra los lUHburaks dd pueblo de tisoaoal que tiene 
onze ffojasy e otra oontra los naturales del pueblo de 
casaba que tíene diez hojas, qme todas ellas soiai ocho 
jttformaciones las qualés Redhimoa como joea «ate 
quÍ6(SL aa pasado para las ver e detenniziar e& elüía 
lo que Gonbeiaga e sea de justiciare por esta os d»* 
Bioe por lihre dellaa e dezímos no son a vuestano 
cargo ny están en Tuestro poder e que están a núes* 
tro oargo e quedan en suestro poder^ e para quedeilo 
oonste e para vuestro descargo vos damos el maii* 
daíBLteato desta otra parte contenido con esta nuea^- 
tra carta de pago, qoe es féoha en el pueblo de soeuta 
a diez e nueve días del mes de agosto de mili e qui- 
nientos e sesenta e dos años, testigos gines alvareí 
de san gines algaazil mayor del santo oficio e bsrto- 
lome de bcdiorques fiscal del santo ofínáo-rfray áiigú 
de landa Sí 

E presentado el dicho mandamiento e carta de 
pago el dicho juan de villa gomez pidió al dicho se* 
fior dotor que quedando un traslado autorizado le 
mande bolver el original e pidió justicia, testigoa 
akmso bernandez de santiago e alonso de Oanion & 

El seftor dotor lo ovo por presentado e dixo que 
quando conbenga se lebolvera el dicho mandamiento 
como lo pide e firmólo, testigos los dichos: paso ante 
mi Alonso de JRojae escrivano de su mageatad & 



RELACIONES DE TÜCATÁN. 243 

E visto lo SUSO dicho por el dicho sefior dotor 
dixo, qne francisco de horozco notario le a dado y 
entregado un testimonio signado de lo que pasaba 
sobre lo tocante a los dichos procesos por el qual pa- 
rece están en poder del seAor obispo destas provin- 
cias el qual esta en la villa de campeche treynta y 
tres lag-oas de sta dudad de meridaí e por estar el na- 
Uo que va para k habana donde an de yr estos fie-* 
caudos tan de camino no se le pueden pedir al dicho 
señor obispo, demás que el no tiene comisión de su 
magestad para apremialle a que los de | e para qne a 
«u magestad le conste e sea ynformado ddas diligen-* 
cias que en ello se an fecho mando amy el dieho etn 
<nrivano saque destos abtos xm treslado abtcmíadofOi 
publica fforma e manera que haga ffee pdra el dieho 
eflfetOy e firmólo el doctor diego quixada: paso ante 
BU merced akmso de Rojas escrivano de su magesp* 
tad ^^ El doctor Ditgo qvixada con su rubrica 

E yo alonso de Rojas escrivano de su magesÉad 
Real e su notario publieo en la su corte Reynos e 
ficftorios y del juzgado mayor destas provincias de 
yncatan alos dichos autos e notificaciones presente 
fui, e de mandamiento del dicho sefior govemador 
que aqui érmo su nombre saque este traslado en es- 
tas tres hojas con esta e vá cierto e verdadero e fi^e 
aqui este mió signo = en testimonio de verdad =^ 
Alonso de Rojas escrivano de su magestad = hay un 
signo = hay una rubrica. 



ffl. 



Infonnadón en qae el Alcalde mayor de TacatáD, Diego Qaizadi, d» 
cneute é S. M* de loe raceeos y estado de dicha proTÍncia i an lle- 
gada. — {Archivo general de Indias. 60-4-32.) 

C. R. magestad 

yo llegue a estas provincias de yucatan para da 
traxe mi provisión a veynte y ocho de janio pasada 
bispera de sant pedro y san pablo maltratado déla 
mar y con algunas yndispusiciones, y aunque a esta 
causa me pudiera escusar de no entender en nego- 
cios por luego, me oíreci al trabajo el dia primero 
que entre y tome la vara y luego pregone Residen- 
cia contra el licenciado loaysa oidor de los conffinea 
y BUS oficiales, el qual vino aqui por juez de Resi- 
dencia y justicia mayor con quatrocientos y cin- 
quenta mili maravedís de salario sin los quinientoa 
mili maravedís que v. magestad manda dar a cada 
uno délos oidores de aquel audiencia, por manera 
que demás del salario de oidor llevava los quatro- 
cientos y dnquenta mili maravedís ya dichos y en 
efeto gozo de nuevecientos y cincuenta porque se 
tiene por costumbre en aquel audiencia que pora 
aprovechar a los oidores que salen á visitar demás 
de su salario de oidor se les da el del alcalde mayor 



RELACIONES DE YUCATÁN. 245 

de la provincia donde van a visitar, y desto aviso 
a V. magestad para qae entienda del arte que pasa, 
quando aqui llegué ya el licenciado era ydo a su 
audiencia sabida mi provisión, yo mande a pregonar 
la Residencia contra el y le llame por edictos y la 
sentencie y van Remitidos á vuestra magestad los 
mas de los cargos los quales conviene que se vean y 
determinen porque contienen Restitución de partes, 
esta agraviado el licenciado diziendo que siendo 
oydor no le pude tomar Residencia sin espresa 
comisión de vuestra magestad que para ello tuviera 
y la verdad es que yo se la tome como justicia ma- 
yor que últimamente avia tenido este cargo, pues 
como tal governava yo ya en grado de apelación y 
llevava el salario y esto entendí y colegi de mi pro- 
visión y de la yntincion y voluntad de vuestra ma- 
gestad a quien suplico lo vea y haga en ello lo que 
mas á en servicio convenga. 

Contento an recibido los vecinos destas provin- 
cias en aver v. magestad proveydo de juez para ella 
con provisión de su Real Consejo, porque dizen que 
los que han enbiado las audiencias trayan corta 
comisión y breve tiempo, de manera que jamas go- 
vernavan a derecho porque quando se y van comen- 
Qavan a entender la tierra como quiera que todos 
los principios sean dificultosos, y en dos años que 
aqui avian de Residir y a veces menos no podían 
tener inteligencia para todo lo que conbenia al 
buen gobierno della, demás que certifico a vuestra 



946 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

«Mgestod como quiea a Basidido diez e siete »fio» 
QE estas partes y se el pecho de presidente y oidores 
^uel yatento de las audiencias solo es en semejantes 
proveyíaieQtos aprovechar al proveydo y xio de 
proveer Besiedio a la tierra y Datorales della ques 
el fin principal porque vuestra msgestad manda 
proveer de personas que la govierne | a dado asi 
nesmo eontento a los veainos venir esta provincia 
subjeta a la aadiezuda de mexico porque la contrata- 
oi<xi de los puertos desta es para los puertos de 
aquella provincia y quando van á negocios de go- 
veraaoion llevan á vender sus haziendas y bailan 
l»*eve venta y despacho dellas y aun quien le preste 
dineros para su avi^miento y en todo mayar como- 
didad que estando subjeta á los confines^ y aunquel 
camino por tierra es largo van brevemente por la 
mar lo que no podian quando estava subjeta a los 
confines porque y van por tierra y por Rios peligro- 
sos y por diversos ta^ples de tierra y por algunos 
lugares muy enfermos donde los que y van ó morian 
o enfermavan y que sea muy mejor y mas al ^opty 
sito desta tierra sienpre se a entendido aunque algu- 
nos por particulares intereses como suele suceder 
no an ynformado bia& á vuestra magestad 

a la costa destas {Mrovincias al puerto de eanquel 
della llegaron franceses avra veynte meses poco mas 
o menos y procuraron entender la tierra y saber que 
términos tendría para apoderarse della» y i»noouraron 
ka vezinos deata ciudad de Besistirles la entrada, y 



BILACSOnS BE YUCATÁN. 2i7 

dio tftD poca «lor el bachiller paredes akalde laa- 
yor que aqm estava que pudiendo m sorprender j 
hacef presa en lo que trayan lo« dexo yr, y plugo a 
Dios que aviondo hecho vela y oomen^ado a oave* 
gar les dio na tenporal oooque dieron a la costa y 
ellos meamos se rindieron y yinieron á poner en 
manos délos vezinos | destos ise enviaron algunos a 
mexico y otro» al audiencia de los confines y otros 
a esas partes y algunos quedaron aqui y fue ttii, que 
por aviso que uvo en francia de los que fueran a £s« 
pafia que entendieron esta tierra y el buen trata- 
miento de los vezinos y el adornamiento de sus 
casas y la plata y oro labrado que vieron en sus 
mugeres y en sus aparadores procuraron de venir á 
Robar y con este acuerdo y con un piloto que tru* 
xeron portugués que se dize borjas vecino y casado 
en Triana, perrochia déla ciudad de Sevilla, vino al 
puerto de canpeche un patax á vela y Remo con 
basta quarenta soldados martes en la tarde a veynte 
e quatro del agosto pasado, el qual fue visto por los 
vesinos y se descuydaron no procurando saber si 
caran en^nigos porque hasta entonces no avia lie* 
gado francés ninguno a aquel puerto^ entendiendo 
que fuese navio de la nueva Espafla o de la habana 
o de otros de las yslas de san juan o santo domingo 
que suelen allí tener su contratacian, y con este 
descuydo los franceses venida la noche se apode- 
raron en una urca de juan Rodríguez de n<HÍega en 
que yo vine desas partes y la robaron y saquearon 



248 DOCUMENTOS ivÉDnx»* 

7 matenm una negra y hirieron mal al contra maes- 
tre, y de allí saltaron veynte e doa de ellos en tierra 
dos oras antes qne amaneciese con bnen apercebi- 
miento de armas y arcabnzes y dieron en el pueblo 
de los espofloles que estavan durmiendo, y los que 
dellos pudieron se huyeron y fueron al monte con 
sus mugeres y tomados a prisión onze personas 
honbres y mugeres, y antonio ponce vecino y alcalde 
hordinarío fue mal herido en una cadera de un xa- 
razo de lo qual esta ya sano, y ayiendo quemado al- 
gunas casas del pueblo apoderados de las haziendas 
de los vezinos y algunas mercaderias que valdrian 
veynte mili pesos de oro y mas. Robaron la yglesia 
e hizieron pedamos el nifio jesús y quebraron el cáliz 
y el ara e hizieron otros desafueros de que dan a 
entender ser luteranos y enemigos de nuestra santa 
fe catholica, y estando de la manera suso dicha 6a 
Recogo la gente del pueblo miércoles a medio día y 
enbiaron por terceros á pedirles la presa de muge* 
res y onbres y que se contentaren con el dafio qae 
abian hecho y las haziendas de vezinos que llevavan 
y les ofrecieron demás desto mili e quinientos pesos 
de oro, y no lo queriendo hazer los franceses avien- 
dose ynformado de los vezinos de la poca gente que 
era se esforzaron y dieron sobre ellos y de un arca^ 
buzazo mataron un francés y los demás se Reti- 
raron y entraron en una fragata questava en el 
puerto de un mercader desta ciudad y se fueron 
con toda la presa hazia la urca, y porque la fragata 



RELACIONES DE YUCATÁN. 249 

a la sazón no tenia velas timón ni tiempo con que 
navegar la llevaron al Remolque con un batel al 
remo, y en esta coyuntura quiso dios que llegase un 
barco de la havana al puerto con hasta catorce sol- 
dados de la florida y punta de santa el^ia, que con 
señas de los del pueblo vinieron á el y se juntaron 
con los vezinos y se metieron en dos barcas al Remo 
y fueron tras la fragata en que los franceses lleva- 
van la presa y abordando por anbas partes del la 
con piedras y bozes y pocas armas mataron los 
nueve dellos y prendieron los cinco, y los demás 
mal heridos huyeron en el batel en que iban Re- 
molcando la fragata y los nuestros con toda la 
presa se bolvieron al pueblo sin perder cosa alguna 
dello ni derramar mas sangre de la que arriba tengo 
dicho I luego que sucedió la llegada destos franceses 
lo supe dentro de veynte y quatro oras por aviso 
que me dio un vezino de los de aquel pueblo y avien- 
dome pedido socorro provey luego que fuesen veynte 
y cinco onbres y por capitán y caudillo dellos fran- 
cisco tamayo vezino y alcalde hordiuario en esta 
ciudad, los quales ya* que comen^avan á marchar 
para hacer su viaje al puerto questa treynta y tres 
leguas desta ciudad y llego la nueva del buen 
suceso de los vezinos y el vencimiento de los france- 
ses y asi ceso la yda la gente del socorro y en este 
tienpo yo puse todo Recaudo en la costa questa 
seis y siete y ocho leguas desta ciudad en que de 
cada dia surgen navios y barcos de diversas partes 



250 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

y hize que se velase esta ciudad por sus eoartoa j 
apeorcefai cinco mili naturales para que coa arcos y 
flechas estubiesen a punto | si acaso los mesmos o 
otros franceses viniesen^ y de cada dia se tiene toda 
vigilancia y e hecho alardes en toda la tierra de 
armas y cavallos y todo tiene buen apereebimiento. 
de manera que si de aqui adelante sucediese al^un 
dafto no seria por descuydo mió ni de los vezinos 
que todos son personas honrradas y de buen pun- 
donor y que según entiendo delloe defenderán bien 
sus capas y casas. La urca ^i que los firanceses se 
apoderaron sacaron del puerto y aviendo tomado lo 
mejor della la dexaron y los marineros la bolvieron 
al puerto sin que mal alguno los hiziesen y se en- 
trego á su dueño y la presa toda ya dicha a cuya 
era, quiero que sepa vuestra magestad que quando 
llegaron los franceses al puerto habia descargado 
la urca y enviado a esta cibdad lo mejor de las mer- 
caderías y pagado a vuestra magestad los derechos 
de almojarifazgo que monto mili pesos de oro de 
minas y mas y lo que llevasen pudo montar hasta 
dos mili ducados de enpleos»de Castilla: los cinco 
franceses que se truxeron presos a tierra de la fra- 
gata los ahorco el alcalde francisco de quiros luego 
que llego a tierra con la presa aviendo les tomado 
primero sus confisiones, entiendo que eran del puerto 
de diepa porque avra ocho dias que Recebí cartas 
del virrey de la nueva España en que me avisa que 
ponga Recaudo en los puertos desta provincia por- 



BBLACIONBS DS YUCATÁN. 251 

que tiene oarta de Toestra magestad en que le da 
aviao de loe Interanoe y otroe franeeaes que ealieron 
eontra la yoltmtad de su £ey para andarse robando 
en el eoso de esta carrera, luego que supe la ritoria 
ya dicha contra loe franceses despache una caravela 
de aviso al virrey y oidores de mexico y les di no* 
ticia de lo sucedido y escreri a loe alcaldes de tabasoo 
y el alcalde maye»* de la veracruz para que entu« 
vies^i en vela y por descuydado no sucediese algún 
daño enlos navios de aquellos puertos, y di despacho 
para el govemador de la havana para que asi mesmo 
este sobre aviso porque hasta agora no a ávido 
barca que lo pueda hazer, avra tanbien quinze dias 
que me vino en posta una carta del cacique de cilan, 
pueblo de yndios questa doze leguas desta eibdad 
y doB de la costa, en que me eacrivio que avia llegado 
aquel puerto un navio de franceses y questava surto 
en el y que andará la gente en tierra y como no la 
conociesen ni viesen yndios ni ei^fioles se bolvie- 
ron a enbarcar y se hizieron a la vela: antes que 
supiese su yda provey que saliesen desta ciudad 
veynte y cinco onbres bien apercebidos y por cau- 
dillo del los a francisco tamayo el que antes di noti- 
cia que yba a caopeche con promesa de le enviar 
socorro luego que me lo enviase a pedir, y aviendo 
marchado hasta tres leguas desta ciudad les bolvi a 
mandar que se bolviesen sabido que se habían ydo 
eomo arriba dixe | en todo esto no se a gastado cosa 
alguna de la hacienda de vuestra magestad syno 



252 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

faeron treynta pesos que mande dar al patrón de la 
caravela que fue de aviso a la nueva espafia, que los 
vezinos por respeto de la merced que tienen de 
vuestra magestad de las encomiendas de yndios y 
de ayudar de costa son obligados a defender esta 
República, y ellos lo hazen de buena voluntad y 
sin premia y yo de mi parte e mandado con toda 
libertad porque asi conviene en semejantes tienpos, 
ando apercibiendo lo que resta de armas y de otros 
aparejos si se ofreciere necesidad en que se an me- 
nester, entendiendo que en tienpo de paz se an de 
apercebir las cosas de la guerra; temo cierto que a la 
primavera son en esta costa por que aunque en esta 
provincia no hay minas los vezinos tienen mucha 
plata labrada y joyas de oro en valor de dos zientos 
mili pesos y mas, hasta a ora los franceses an llevado 
lo peor plazera a dios que ansi sea de aqui adelante, 
en esta tierra no se an dcxado de cargar jamas los 
yndios ni a ávido provisión de vuestra magestad ni 
otro despacho para que no se carguen, y sienpre los 
an consentido cargar las justicias mayores que aqui 
an sido de que e Recibido gran admiración, porque 
en el audiencia de los confines do estava subjeta esta 
provincia avia provisión de vuestra magestad para 
que no se cargasen y en la nueva espafia y en todas 
aquellas partes esta pregonada a lo menos con mer- 
caderías sopeña de mili pesos y perdimiento déla 
carga. Verdad es que a ávido alguna ocasión para 
permitirlo en esta provincia, porque aunque la tierra 



BELACIONSS BE YUCATÁN. 253 

es llana en dozientas legaas y mas que tiene de latí* 
tud 7 longitud es una laja y pefia biva donde con 
dificultad caminan los cavallos porque se deshierran 
a cada paso, y porque ansi mesmo en toda esta tierra 
ya dicha no ay Rios si no es uno questa en un pue<* 
blo que se llama chanpoton questa en cabega de vues^ 
tra magestad y junto a la costa a la lengua del agua^ 
mas los questan la tierra adentro no se aprovechan 
sino de pozos hechos a mano de cinquenta y sesenta 
brabas de hondo y no los ay en todas partes ny se 
halla aparejo necesario para dar de bever a las harrias 
y como desta causa ay pocos ganados ni ay tanta 
abundancia de cavallos y muías como son menester 
para el sustento de la tierra, como quiera que sea yo 
procurare de abrir los caminos y haré que aya algu- 
nas harrias en la tierra y pondré recaudo en los po-^ 
sos de los caminos de manera que no tengan por falta 
el no ayer £ios, y de aquí a navidad con ayuda de 
Dios no^se cargaran los yndios con mercaderiaS| por- 
que en lo que toca a traer bastimentos y tributos de 
los pueblos por agora no tiene remedio de quitarse 
aunque entiendo yr cercenando y cortando conforme 
al tienpo, y de lo que hiziere daré aviso a vuestra ma- 
gestad, ay provisión del audiencia de los confines en 
esta ciudad para gastar quinientos pesos de la ha- 
zienda de vuestra magestad en cada un afio en ade- 
rezar caminos y hazer puentes en las ciénagas, yo 
entenderé en ello con toda curiosidad en cesando las 
aguas: en la provisión que traxe de mi cargo manda 



254 iMKsnfKEmB nÉDnoB» 

Tuettn mageited que goce del safaiio que an gwado 
los otros alcaldes mayoTes qaean Tenido a ertas pro* 
vincías y porque estos an tnydo dircosos salarios 
querría que vuestn magestad me dedaraae d que 
tenga de arer que irnos an trajdoa ndll ducados j 
ataros quatrocieiitos mili mamvedia y otros qiatro* 
cieDtos y cincaenta mUl, y oomo el ficendado kaym 
a qnien yo tome ReñdeiiGia tmzo las quateodentH 
y cmqventa mili que es el mayor salario que aayído 
me SA oomeagado a librar este los ofídales de Yues* 
tra magestad y lo UeTare basta que ruestn mages- 
tad me avise de lo que tengo de llerar, que con este 
salario m aun con dos náll ducados no me podre 
sustentar por la carestíade la tierra y poar mi mucko 
gasto y porque sustento una casa de las prnseipaleí 
desta tierra, demás que loe oidores que an venido an 
traydo los salarios ya dicbos y mas los que tienen de 
oidores viníeBdo ellos y los demás que aqui an JLt* 
sidido sin mugeres ni gastos y llevando otros apro- 
vechamientos de que a vuestra magestsd dará este 
dudad notída, demás que al tienpo que vuestra ms* 
gestad me hiao la merced deste cargo yo dexe loe 
yndios de mi encomienda, que tenia en la cibdad de 
sant Salvador que Rentavan oefaodentos pesos de 
minas y mas, y están puestos en cabera de vuestra 
magestad por el audiencia de los confines en cayo 
distrito están porque en otra manera no se me quiso 
dar proviaian para estas partes diziendo que no ks 
govemaria con la libertad que oonvenia tezáendo 



BUACIOITBS BS TVQATÁN. 255 

«QcomieEula de yndios, y desta carnt los dexe por 
uu^T aerrir a yaeatra niagestady y en jr deetas par* 
tes a 2iegociar a osa oorte gaste tres mili ducados y 
mas y tíim adeudado eai otros tastos^ y para e&biar 
por mi mager y traerla a esta tierra e gastado otros 
loáll y oaas. en que se a Gosfiumido y gastado todo lo 
que yo tenia y avia ganado en dezkiete a&os que a 
que pase a estae partes, como de todo enbiare pro* 
▼ftDQa y testiimomos para que dello conste a vuestra 
Hiagesfead, « quien suplico que t^oiendo respeto a los 
gastos ya didios me provea de salario con que me 
praeda sustentar que con a ver vezinos ai esta ciudad 
qae tienen a quatro y cinco y seis mili ducados de 
Renta ninguno se trata mejor que yo, y esto con- 
viene al servicio de vuestra magestad para autorizar 
el cargo que en otra manwa la gente de yndiases tan 
m>hre si. que viendo mal tratado al que goviema se 
le desact^rian y no obedecaian sus mandamientos: 
provea vuestra magestad en ello lo que mas con* 
v^mga a su servicio. 

Por otra clausula me comete vuestra magestad 
todo lo que por provisiones cédulas ynstruciones y 
otros despachos se a cometido a los otros alcaldes 
mayores y governadores que hasta aqui an sido en 
esta provincia, en lo qual se conprehenden muchas 
facultades que los pasados an tenido en especial las 
«acomiendas que vacaren y las ayudas de costas que 
se an de dar de la hacienda de vuestra magestad a 
algunos pobladores casados y necesitados que no 



256 ]>OCUMIKTOS INÉDITOS. 

tienen jndios de lo procedido de los tributos de los 
pueblos en que se gastaran hasta dos mili pesos pocoe 
mas o menos, porque lo demás que Renta la hagñenda 
de vuestra mage&tad se a de distribuir en salarios de 
oficiales y obispos y juez y limosnas de Religiosos; 
yo pienso usar de la facultad que vuestra magestad 
me da por quel licenciado thomas lopez que vino por 
justicia mayor siendo oidor de ios confines traxo 
facultad para encomendar yndios y dar ayudas de 
costas y proveer corregimientos y dar solares y es- 
tancias de ganados y la misma fiícultad traxo el li- 
cenciado loaysa oidor asi mesmo que vino aqui con 
el mismo cargo y el adelantado montejo govemador 
que fue y capitán general tuvo espresa cédula y yns- 
trucion para hazer lo mesmo, soy ynformado que los 
oidores del audiencia de mexico pretenden yrme a la 
mano para que no use de esta fiícultad Suplico a 
vuestra magestad que vistos los recaudos que yo 
ynbiare se me ynbie provisión y declaración espresa 
para que entienda en lo dicho sin que persona al- 
guna me lo ynpida, que pues vuestra magestad me 
hizo la merced y pues yo no e desmerecido hasta 
agora antes se me an de acrescentar las facultades y 
mercedes que diminuyr, mayormente que sin esta 
facultad el cargo es de ningún efeto y no es justo 
que yo la govieme y trabaje en esta provincia y 
otros den y repartan los aprovechamientos della, y 
sin esto holgaría antes ser abogado en los confines 
como lo era de antes que estar en el cargo, especial- 



BUACIONBS DK YUCATÁN. S57 

mente qoéi audiencia de mezioo nunca tabo ni tiene 
¿Mmltad para esDComendar yndios ni se encosniendan 
en toda la nueva espafia y los que aqui vacaren se 
an de encomendar de necesidad, porque como no ay 
grangerias algunas en toda la tierra despoblarse ya 
8Í lo que vacase no se encomendase, y el que aqui 
residiere a de tener esta facultad de necesidad por- 
que teniendo el negocio presente sabe qual es el mas 
mérito y a quien se deven encomendar y guardarse 
la orden que vuestra magestad tiene dada, en lo que 
hasta aqui en la audiencia de los confines que tenia 
esta &cultad se a guardado mal que se a visto por 
yspíriencia darse las encomiendas y las mas ayudas 
de costa a criados deudos y a llegados de presidente 
y <»d(»*es que se andan á su lado y en teniendo noti- 
cia de la vacante la piden y se les coaoede las mas 
veces, y an dando saco mano a la caxa de vuestra 
magestad dando a seysdentos pesos y mas de ayuda 
de costa por dos años a los dichos y a otros que ellos 
quieren que no están en esta provincia ni residen ni 
s(m casados en ellas, ques diretamente contra todo lo 
que vuestra magestad tiene proveydo, y demás deste 
ynconveniente sacan la moneda déla tierra para dar 
a los que no la conquistaron ny tienen poblada, y 
los pobladores padezen el trabajo y no gozan de las 
mercedes que vuestra magestad a los semejantes 
manda hazer, y el audiencia de mexico esta dozien- 
tas tantas leguas desta provincia y el que va a pedir 
la merced gasta mas en yda y buelta que gana en 



17 



258 DOCUMKBTOS IHÉDIT06. 

liazer la jomada y a veseB se podria Teñir án lo que 
pretende: todo esto dicho no por anfaiGion nj ynterea 
que en ello pretenda, mas de para dar antoridad al 
cargo y para qnel que aqni reaidiere sirva mejor a 
Yuestra magestad, qne teniendo que dar sera temido 
tenido y acatado, y no lo teniendo sera en tanto te- 
nido como un alcalde ordinario ni entienda Yuestra 
magestad que pretendo darlo a deados criados ni 
allegados porque mi yntento no es otro sino servir 
a vuestra magestad y goTemar esta tierra en paz y 
merecer para adelante. 

Por cédula de vuestra majestad se vendió en al- 
moneda la escrivania desta govemacion a quien mas 
diese por ella, y se remato en felidano bravo onbre 
de bien y de buena conciencia que tiene abilidad 
y esperiencia de negocios, dio por ella mili pesos 
de oro que yo mande meter y están en la caxa de 
vuestra magestad, prometiosele al tiempo del re- 
mate que vuestra magestad le mandaría dar título 
librado en su Keal Consejo y para que acá se pu* 
diese baz^ escrivano de vuestra magestad esta es- 
perando por este despacho, suplico a vuestra mages- 
tad se le mande enbiar el titulo, | yo despacho con 
el los negocios y le hallo siempre a la mano para lo 
que e menester y como no es vicioso esta siempre 
desocupado, lo mas de lo que se despacha es de ne- 
gocios de yndios y de of&cio y lo que haze por di- 
neros es en poca cantidad, de manera que con ello 
no puede sustentarse, convendría darle alguna ayuda 



BKLACIONBS DE YUCATÁN. 259 

de costa por lo que hace de oficio que en el audien^ 
cia de los confijies se libran en cada un año a los se- 
cretarios del audiencia treaáentos y quatrocientos 
pesos en lo que se aplica para estrados, y esto creo 
que lo haze el audiencia por un capitulo de carta 
que tienen de vuestra magestad | el padece necesi- 
dad mas no me atreyere a darle ayuda de costa 
hasta que vuestra magestad me mande lo que tengo 
de hazer y mas convenga al servicio. 

En esta tierra no se da trigo, por ser de temple 
caliente en demasia y porque toda la tierra es una 
laja y pefia biva como e escrito a vuestra magestad 
en un capitulo desta carta, y asi no puede entrar 
arado en ella salvo en algunas partes donde encima 
de aquesta pefia y laja ay hasta un estado de tierra 
y mas y menos donde se pudiera dar si fueran las 
aguas tan concertadas como en espafia y concurrie- 
ran otras cosas necesarias para la labranza, en los 
pocos dias que a que yo estoy en la provincia lo e 
s^abrado y se a perdido y asi los vecinos no se an 
dado ni dan a ello y se sustentan con el pan déla 
tierra, la yndustria de amasarlo y cozerlo solo la 
tienen las yndias déla tierra y si ellas no entendie* 
sen en ello en el estado de aora no se podrían sus- 
tentar los vezinos, | el licenciado loaysa que aqui 
vino por justicia mayor a quien se cometió por el 
aadiencia dio por remedio que del pueblo de la enco- 
mienda de cada un vezino viniesen por su tanda 
yndios que hiziesen el pan a sus encomenderos pa- 



260 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

gandoles cierta cantidad y questos se mudasen demea 
a mes, y dio a los encomenderos mandamientos para 
que los justicias conpeliesen a los yndios que asi lo 
guardasen y cunplieaen, lo qual por parecerme que 
tenia color de servicio personal que vuestra mages- 
tad tiene mandado quitar en toda la tierra, pronun- 
cie un auto que se pregono que los vezinos no ae 
a provechasen de los mandamientos que para esto te- 
man dehlicenciado loaysa sopeña de privación per* 
petua de loa yndios de su encomienda: sintióse en 
demasía generalmente y conocida su necesidad loa 
frayles desta provincia buscaron en los pueblos co- 
marcanos yndias vagabundas, solteras y de mal 
bivir y que son dafiosas en los pueblos y las enbia- 
ron a esta ciudad para que se pusiesen de soldada 
con los vecinos y entendiesen en lo dicho, yo lo supe 
y lo e permitido aunque no e dado autoridad para 
ello y no dexo de tener algún escrúpulo por ser 
contra una de las hordenan<;as hechas sobre el buen 
goviemo y conservación de los naturales destas 
partes por la qual vuestra magestad manda que 
ninguno se sirva por via de naboría ni tapia ni en 
otra Imanera alguna, de lo que proveyó el licenciado 
loaysa yo le hize cargo en su Residencia y va so- 
metido a vuestra magestad, porque demás de ser 
servicio personal venían mugeres casadas sin sus 
mandos y algunas doncellas y no se usava bien de 
sus personas en los caminos ni en las casas de los 
vezinos que tienen españoles negros y mestizos en 



RELACIONES DE YUCATÁN. 261 

SQB casas con quien se Bebolbieran, y conocí otro» 
jncon venientes por donde me mobi a no oonsentir 
lo proY^do por el licenciado y en esto otro ultimo 
que hicieron los frayles e hallado menos ynconvi* 
mentes porque las yndias que an venido son solté* 
ras, y las mas viejas y muy pobres, y les mandare 
pagar quatro Beales en cada mes y algunas an ca« 
sado y casan los frayles | van los domingos a misa 
j a la dotrina doy noticia dello a vuestra magestad 
para que si esto ultimo no pareciera justo me avise 
de lo que devo hazer que aunque no hallo otra ma*> 
ñera como la tierra se sustente cunplirse a lo que 
vuestra magestad proveyese dárseles a dos vestuarios 
cada un año a cada una 

— al tiempo que se hizo mi provisión que fue 
por tiempo de seis aflos y mas lo que fuese la vo- 
luntad de vuestra magestad, pedi a los del consejo 
me diesen titulo de governador y capitán general 
como lo fue don francisco de montejo adelantado 
que fue en estas provincias y lo son los que vien^oi 
a la isla de cuba y a sant Juan de Puerto Rico y al 
Bonbre de Dios y a cartaagena y santa marta y 
otras partes, pues no es de menos ynportancia esta 
provincia que aquellas: prometioseme que merecí- 
dolo mk servicios que se me haría la merced Su- 
plico á vuestra magestad que pues a tercero deeto no 
se recrece algún perjuyzio y conviene para quel 
cargo tenga la autoridad que se Requiere y para 
que con mas libertad pueda governar estas provin* 



S62 D0CX7MENT0S INÉDITOS. 

cias y proveer en los negodos que sucedieren, se me 
haga la merced que bien se puede colegir del prin- 
cipio de mis servidos de la manera que serviré a 
vuestra magestad en el tiempo venidero que aqm 
Residiere. 

Lo que monta la hazienda de vuestra magestad 
en esta provincia y en que se distribuyen las Rmtas 
avisare a vuestra magestad quando enbiare las Re- 
sidencias que yran con los nabios de la nueva espafia 
donde demás déla duplicada desta escriviere vuestra 
magestad de quales quiera otras cosas que de nuevo 
sucedan. 

e castigado algunos desacatos que se an hecho 
contra Religiosos de la orden de sant francisco y 
contra el juez eclesiástico que son los que sustentan 
la dotrina entre los naturales y sin ellos cesaría su 
cristiandad ynstrucion y polida: elos conformado 
con los vezinos porque entre ellos solía aver algunas 
diferencias, entiendo que en esto e hecho notable 
servicio a vuestra magestad porque de lo contrario 
se Recrecían muchos dafíos lo qual en alguna ma- 
nera a sucedido por las malas mafias que se an dado 
los alcaldes mayores que aqui an estado, sienpre 
procurare que aya esta conformidad y que ales 
Religiosos no se les haga ningún mal tratamiento 

La venida del Obispo a estas provincias es muy 
necesaria porque ay muchos pleitos eclesiásticos 
perdidos y otros suspensos y mal entendidos, y por 
falta de perlado no esta bien Regida la yglesia ni 



RELACIONES DB YUCATÁN. 263 

aj curas tan abiles y suficientes como convendría de 
que los vecinos y sus mugeres Reciben grande con- 
solación, suplico a vuestra magestad que venga con 
toda brevedad y si oviere de venir electo solamente 
de vuestra magestad alguna orden como venga con 
fiacultad para entender en negocios porque asi con- 
biene al servicio de dios y de vuestra magestad y al 
buen despacho délos negocios. 

la provincia de Tavasco que se me encarga por 
mi provisión esta setenta o ochenta leguas desta 
ciudad y por no aver tenido hasta agora tan buena 
disposición como hazer el viaje convenia no la e 
visitado ni me e atrevido a enbiar teniente por no 
haber hallado persona de quien pueda confiarme 
que guardara el servicio de dios y de vuestra ma- 
gestad, en teniendo fuerQas para ello pienso yr a lo 
hacer personalmente y daré aviso a vuestra mages- 
tad del estado de aquella tierra la calidad de los ne- 
gocios me a dado ocasión a alargarme Suplico á 
vuestra magestad me lo perdone: nuestro señor 
guarde a vuestra magestad por muchos años con 
acrecentamiento demás y mayores Reynos y seño- 
ríos, déla ciudad de merída y de otubre 6 de 1561 
añoss=Catolica Real magestad=obidiente criado de 
vuestra magestad que sus Reales pies y manos veso 
M doctor Diego quissada^h^y una rubrica — 



RELACIÓN DE LAS COSAS DE YUCATÁN 

SACADA DE LA QUE ESCiOBIÓ EL PADRE FRAY DIEGO DE IMdA, 

DB LA OBOIH DK SAN rBAMCISOO. 
( BiblioUca d» la Beai Acadmuia d» la Eintoria, — Est. 9A , gr. 8 , B. ño. 68. ) 



Fray D.^ de Landa. 



MDLXVI, 

Que Yucatán no es isla, ni punta que entra en la 
mar, como algunos pensaron, sino tierra firme, y 
que se engañaron por la punta de Cotoch que haze 
la mar entrando por la yia de la Ascensión hazia 
Golfo dulce y por la punta que por esta otra parte 
hazia méxico haze la desconocida antes de llegar á 
Campeche, ó por el estendimiento de las lagunas que 
haze la mar entrando por puerto real y dos bocas. 

Que es tierra muy llana y limpia de sierras, y que 
por esto no se descubre desde los navios hasta muy 
cerca, salvo entre Campeche y Champoton donde 
descubren unas serrezetas y un morro de ellas que 
llaman de los diablos. 

Que viniendo de la vera cruz por parte de la punta 
de Cotoch, está en menos de xx grados, y por la boca 
de puerto real en mas de veinte y tres, y que tiene 
del un cabo de estos al otro bien ciento y treinta 
leguas de largo, camino derecho. 



268 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

Que su costa es baxa y por esto los nauios gran- 
des van algo apartados de tierra. 

Que la costa es muy suzia de pefias y pizarrales 
ásperos que gastan mucho los cables de los navios, 
y que tiene mucha lama, por lo qual aunque los na- 
uios den á la costa se pierde poca gente. 

Que es tan grande la menguante de la mar, espe- 
cialmente en la baya de Campeche, que muchas ve- 
zes queda media legua en seco por algunas partes. 

Que con estas grandes menguantes se quedan en 
las onas, y lama y charcos muchos pescados peque- 
ños de que se mantiene mucha gente. 

Que atraviesa á Yucatán una sierra pequ^a de 
esquina á esquina, y comienza cerca de Champoton 
y procede hasta la villa de Salamanca, que es el cor- 
nijal contrario al de Champoton. 

Que esta sierra divide á Yucatán en dos par- 
tes, y que la parte de mediodía hazia Lacandon y 
Taiza está despoblada por falta de agua que no la 
ay sino quando Hueve. La otra que es al Norte está 
poblada. 

Que esta sierra es muy caliente y el sol qu^na 
mucho, aunque no faltan aires frescos como brisa ó 
solano que allí reyna mucho, y las tardes la virazón 
de la mar. 

Que en esta tierra vive mucho la gente, y que se 
ha hallado hombre de ciento y quarenta años. 

Que comienza el invierno desde St. Francisco, y 
dura fin de Marqo, porque en este tiempo corren los 



BBLACIONRS DX YUCATÁN. 269 

Nortes y caoisaa catarros rezios y calenturas por es- 
tar la gente mal vestida. 

Que por £n de Henero y Hebrero ay un veramllo 
de resios soles, y no Hueve en este tiempo sino á las 
entradas de las lunas. 

Que las aguas comienzan desde Abril hasta £n de 
Setiembre, y que en este tiempo siembran todas sus 
cosas y viene á maduración aunque siempre llueva, 
y que siembran cierto género de maiz por Sant Fran« 
cisco que se coje brevemente. 

Que esta provincia se llama en lengua de los in- 
dio. Veumilcuz y Etelceh, que quiere decir tierra de 
panos y venados y que también la llamaron Peten, 
que quiere dezir isla, engaftados por las ensenadas y 
bayas dichas. 

Que cuando Fran.^ Hemandes de Córdoba llegó 
á esta tierra saltando en la punta que él llamó cabo 
de Cotoch, halló ciertos pescadores indios y les pre- 
guntó que tierra era aquella, y que le respondieron 
Cotoch, que quiere dezir nuestras casas y nuestra 
patria, y que por eso se puso este nombre á aquella 
punta, y preguntándoles mas por señas que como era 
suya aquella tierra, respondieron Ciuthan, que quiere 
dezir, dizenlo, y que los Españoles la llamaron Yuca- 
tan, y que esto se entendió de uno de los conquista- 
dores viejos llamado Blas Hernández que fueron con 
el adelantado la primera vez. 

Que Yucatán á la parte de mediodía tiene los rtos 
de Taiza y las sierras de Lacandon, y que entre me- 



270 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

diodia y poniente cae la provincia de Chiapa, y que 
para pasar á ellas se auian de atrauesar los quatro 
lios que dedenden de las sierras, que con otros se 
viene á hazer San Pedro y San Pablo, rio que des- 
cubrió en Tabasco Grijalva, y que á poniente está 
Xicalango y Tabasco, que es una mesma provincia. 

Que entre esta provincia de Tabasco y Yucatán 
están las dos bocas que rompe la mar en la costa, y 
que la mayor de estas tiene una gran laguna de 
abertura y que la otra no es muy grande. 

Que entra la mar por estas bocas con tanta furia 
que se haze una gran laguna abundante de todos 
pescados, y tan llenas de isletas que los indios po- 
nen señales en los árboles para acertar el camino, 
para ir ó venir navegando de Tabasco á Yucatán, y 
que estas islas y sus playas y arenales están llenos 
de tanta diversidad de aves marinas que es cosa de 
admiración y hermosura, y que también hay infinita 
caqa de venados, conejos y puercos de los de aquella 
tierra, y monos, que no los ay en Yucatán. 

Que ay muchas yguanas que espanta, y en una 
dellas está un pueblo que llaman Tixchel. 

Que al Norte tiene la isla de Cuba y á Lx l^uas 
muy enfrente la Habana, y algo adelante una isUlla 
de Cuba que dizen de Pinos. 

Que al Oriente tiene á Honduras y que entre Hon- 
duras y Yucatán se haze una muy gran ensenada de 
mar, la qual llamó Grijalva Baya de la Ascensión, y 
que está muy llena de isletas y que se pierden en 



RELACIONES DE YUCATÁN. 271 

ellas navios, principalmente de los de la contracta- 
don de Yucatán á Honduras , y que avrá xy años 
que se perdió una barca con mucha gente y ropa, 
que se les qo^obró el navio, y se ahogaron todos 
salvo un Majuelas y otros quatro que se abracaron 
con un gran pedaqo de un árbol del navio, y que 
anduuieron assi tres ó quatro dias sin poder llegar 
á ninguna de las islillas, y que se ahogaron faltán- 
doles las fuerzas, sino fué Majuelas que salió medio 
muerto, y tomó en sí comiendo caracolejos y alme- 
jas, y que desde la islilla passó á tierra en una balsa 
que hizo de ramas como mejor pudo, y passado á 
tierra firme, buscando de comer en la ribera topó 
con un cangrejo que le cortó el dedo pulgar por la 
primera conjuntura con grauissimo dolor, y tomó la 
derrota por un áspero monte á tiento para la villa 
de Salamanca, y que anochescido se subió en un ár- 
bol, y que desde allí vio un gran tigre que se puso 
en acechanza de una derua y se la vio matar, y que 
á la mañana él comió de lo que habia quedado. 

Que Yucatán tiene algo mas baxo de la punta de 
Gotoch á Cuzmil enfrente v leguas de una canal que 
haze la mar entre ella y la isla de muy gran co- 
rriente. 

Que Cuzmil es isla de xv leguas en largo y cinco 
en ancho, en que ay pocos indioB y son de la lengua 
y costumbres de los de Yucatán, y está en xx grados 
á esta parte de la equinocial. 

Que la isla de las mugeres está xni leguas abaxo 



272 DOCDMXNTOS IHÉDIT06. 

de la punta de CSotoeh, n leguas de tiecra enfrente 
de Ekab. 

Que loe primóos espaftoleB que ap(»rtaron á Yu- 
catán, según se dise, fueron Ger."^ de Aguilar, 
natural de Edja y sus oampafteros, los quales el 
afio MDXi en el desbarato del Darien por las revuel* 
tas entre Diego de Nicuesa j Yasoo Nufiez de Bal- 
boa, siguieron á Valdivia que Tenia en una cacanels 
á Sto. Domingo á dar cuenta al almirante y al go* 
bemador de lo que passana, y á traer xx mil duca- 
dos del rey, y que esta carauela llegando á Jamaica 
diaron en los baxos que llaman Viroras donde se 
perdió que no eso^paron mas de hasta xx hombrea, 
que con Valdivia entraron en el batel sin velas j 
con unos ruynes remos, y sin mantenimiento nin- 
guno, y que anduvieron xni dias por la mar, des- 
pués de muertos de hambre casi la mitad llegaron á 
la costa de Yucatán á una provincia que llamauao 
de la Maya, de la qual la lengua de Yucatán se 
llama Mayathan que quiere dezir lengua de Maya. 

Que esta pobre gente vino á manos de un mal 
cacique, el qual sacrifico á Valdivia y á otros quatro 
á sus Ídolos, y después hizo vanquetes de ellos á la 
gente, y que dexó para engordar á Aguilar á Gue- 
rrero y á otros cinco ó seis, los quales quebrantaron 
la prisión y huieron por unos montes, y que apor- 
taron á otro sefior enemigo del primero y más pia- 
doso, el qual se sirvió dellos como de esclauos, y que 
el que sucedió á este seftor los trató con bu^tia gra- 



BELACIONES DE YUCATÁN. 273 

düi pero que ellos de dolencia se murieron, quedan- 
do solos dosy Gerónimo de Aguilar y Gonzalo Gue- 
rreroy de los quales Aguilar era buen cristiano, y 
tenía unas horas por las quales sabia las fiestas, y 
que este se salvó con la ida del Marqués Hernando 
Cortés año M.D.XVIII, y que el Guerrero como 
entendía la lengua se fué á Chectemal que es la 
Salamanca de Yucatán, y que allí le recibió un 
señor llamado Nachancan el qual le dio á cargo las 
cosas de la guerra, en que se uvo muy bien vencien- 
do muchas veces los enemigos de su señor, y que 
enseñó á los Indios pelear mostrándoles hazer fuer- 
tes y bastiones, y con esto y con tratarse como In- 
dio ganó mucha reputación, y le casaron con una 
muy principal muger en que uvo hijos, y que por 
esto nunca procuró salvarse como hizo Aguilar, an- 
tes labraua su cuerpo, y criaua cabello y harpaba 
las orejas para traer garqillos como los indios, y es 
creíble que fué idolatra como ellos. 

Que el año M.D.XYII por Quarezma sallo de 
St. lago de Cuba Francisco Hernández de Cordoua, 
con tres nauios á rezcatar esclauos para las minas, 
que ya en cuba se iua la gente apocando, y que otros 
dizen que salió á descubrir tierra, y que lleuo por 
piloto á Alaminos y que llegó á la isla de mugeres, 
que él le puso este nombre por los Ídolos que allí 
halló de las Diosas de aquella tierra como Aixchel, 
Ixchebeliax, Ixhunié, Ixhunieta, y que estañan ves- 
tidas de la cinta abaxo y cubiertos los pechos como 



18 



274 DOCUMENTOS IN¿DITOft. 

uian la0 indiai, y que el edificio era de piedra de que 
se espantaron, y que hallaron algunas oosas de oro, 
y las tomaron, y que llegaron á k punta de Cotock, 
y que de alli dieron vuelta hasta k baya de Csai- 
peche, donde desembarcaron domingo de Lázaro 7 
que por esto la llamaron Lázaro, y que fueron bien 
recebidos del Sefior, y que loe indios se espanta- 
uan de ver los Espafioles y les tocaban las barbas 
y personas. 

Que en Campeche hallaron un edificio dentro de 
la mar cerca de tierra quadrado y gradado todo, 
y que en lo alto estaba un Ídolo con dos fieros 
animales que le comían las ijadas, y una sierpe 
larga y gorda de piedra que se tragaua un león, 
y que los animales estañan llenos de sangre de los 
sacrificios. 

Que desde Campeche entendieron que auia un 
pueblo grande Qcrca, que era Champoton, donde lle« 
gados hallaron que el seflor se llamaua Mocheovoh, 
hombre belicoso el qual apellidó su gente contra los 
Espafioles, de lo qual pesó á Francisco Hernández 
viendo en lo que auia de parar, y que por no mos- 
trar poco ánimo puso también su gente en orden y 
hizo soltar artillería de los navios, y que los Lidios 
aunque les fué nuevo el sonido, humo y fiíego de los 
tiros no dexaron de acometer con gran alarido, y 
que los Espafioles resistieron dando muy fieras he- 
ridas y matando muchos, pero que el Sr. los animó 
tanto que hizieron retírar á los Espafioles y que 



RELACIONES J>K TUGATÁK. 275 

mataron xx y hirieron cincuente j prendieron dos 
TÍao8, que después sacrificaron, y que Francisco 
Hernández salió con xzxiu heridas y que assi vol- 
vió triste á Cuba donde publicó que la tierra era 
muy buena y rica por el oro que halló en la isla de 
mugeres. 

Que estas nuevas movieron á Diego Yelazquez 
gobernador de Cuba y á otros muchos y que enuió 
á su sobrino luán de Grijalva con quatro ziauios y 
docientos hombres, y que fué con el Francisco de 
Montejo, cuyo era el un nauio, y que partieron pri- 
mero de Mayo de M«D.xvni. 

Que llenaron consigo al mismo piloto Alaminos 
y llegados á la isla de Cuzxnil, que el piloto vio desde 
«Ua á Yucatán, y que la otra vez con Fran."^ Her- 
nández la hauia corrido á la mano derecha, y que con 
•desseo de bojarla si fuese isla echó á la mano izquier- 
da, y siguieron por la baya que ellos llamaron de la 
Ascensión, porque en tal día entraron en ella y que 
dieron vuelta á toda la costa hasta llegar otra vez 
á Ghampoton, donde sobre tomar agua les mataron 
un hombre y les hirieron cincuenta, y entre ellos á 
Grijalva con dos flechas y le quebraron diente y me- 
dio, y que assi se fueron, y nombraron á este puerto 
el puerto de mala pelea, y que deste viaje descubrie- 
ron la Nueva España y á Panuco y á Tabasco, y 
que en esto gastaron cinco meses, y quisieron saltar 
en tierra en Champoton, lo qual les estorbare»! los 
Indios con tanto coraje que en sus canoas entraron 



276 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

hasta cerca de las carabelas á flecharlos, y que assi 
se hÍ2Íeron á la vela y los dexaron. 

Que quando Grijalva tomó de su descubrimiento 
y rescate de Tauasco y Ulua estaua en Cuba el gran 
capitán Hernando Cortés y que oiendo la nueva de 
tanta tierra y tantas riquezas desseó verlo y aun ga- 
narlo para Dios, y para su rey, y para sí y para sua 
amigos. 

Que Hernando Cortés salió de Cuba con once na- 
vios que el mayor era de den toneles, y que puso en 
ellos onze capitanes, siendo él uno dellos, y que lie- 
vaua quinientos hombres y algunos caballos y mer- 
cerias para rescatar, y á Francisco de Montejo por 
capitán y al dicho Alaminos mayor piloto del arma- 
da, y que puso en su nao capitana una vandera de- 
fuegos blancos y azules en reuerencia de nra Señora, 
cuja ymagen con la cruz ponía siempre donde qui- 
taua los Ídolos, y que en la vandera auia una cruz 
colorada con un letrero en tomo que dezia, amici se- 
quamur crucem^ & si nos hahuerimús jidem in hoc 
signo vincemus. 

Que con esta flota y no más apparato partió y 
que llegó á Cuzmil con los diez nauios, porque el 
uno se le apartó en una refriega , y que después le 
cobró en la costa. Que la llegada á Cuzmil fué por 
la parte del norte y halló buenos edificios de piedra 
para los ídolos, y un buen pueblo, y que la gente 
viendo tanto nauio y salir los soldados á tierra huyó 
toda á los montes. 



BELACI0KE8 DÉ YUCATÁN. 277 

Qae llegados los Españoles al pueblo lo saquea* 
ron y se aposentaron en él, y que buscando gente 
por el monte toparon con la muger del Señor y con 
sus hijos, de los quales con Melchior intérprete indio 
que auia ido con Francisco Hernández y con Grijal- 
va, entendieron que era la muger del S/ á la qual y 
á sus hijos regaló mucho Cortés, y hizo que embias- 
sen á llamar al S/ al qual venido le trató muy bien 
y le dio algunos donezillos y le entregó á su muger 
y hijos y todas las cosas que por el pueblo se auian 
tomado, y que le rogo que hiziesse venir los indios á 
sus casas, y que venidos hizo restituir á cada uno lo 
que era suyo, y que después de asegurados les pre- 
dicó la vanidad de los ídolos y les persuadió que 
adorassen la cruz y que la puso en sus templos con 
una ymagen de la Señora, y que con. esto se sana la 
idolatría pública. 

Que Cortés supo alli como unos hombres barba- 
dos estauan camino de seis soles en poder de un se- 
ñor y que persuadió á los indios que se los faessen 
á llamar, y que halló quien fuesse, aunque con dif** 
¿cuitad porque tenian miedo al señor de los barba* 
dos , y escribióles esta carta. 

Nobles señores: yo partí de cuba con onze navios 
de armada y quinientos Españoles y llegué aquí á 
cuzmil de donde os escriño esta carta. Los desta isla 
me han certificado que ay en esa tierra cinco ó seis 
hombres barbados y en todo á nosotros muy seme- 
jantes , no me saben dar ni dezir otras señas mas por 



278 DOCUMENTOS INÉDITOS, 

estas conjectaro y tengo por cierto sois Españoles, 
yo y estos hidalgos que conmigo vienen á poblar y 
descubrir estas tierras os rogamos mucho que den* 
tro de seis dias que recibiéredes esta os vengáis para 
nosotros sin poner otra dilación ni escusa. Si vinié- 
redes todos conoceremos y gratificaremos la buena 
obra que de vosotros recibirá esta armada, ün ver- 
gantin embio para en que os vengáis y dos naos para 
seguridad. 

Que los indios llenaron esta carta envuelta en el 
cabello, y la dieron á Aguilar, y que los nauios, 
porque tardauan los indios mas del tiempo del plazo 
creíeron que los avian muerto, y que se bolnie- 
ron al puerto de cuzmil , y que Cortés viendo que 
los indios no tornauan ni los barbados se hixo 
otro dia á la vela. Mas aquel dia se les al»ri<5 un 
nauio y les fué necessario tomar al puerto, y que 
estándole aderezando, Aguilar recibida la carta 
atraue^ó en una canoa la canal entre Yucatán y 
Cuzmil, y que viéndole los del armada fueron i 
ver quien era y que Aguilar les preguntó á eran 
christionos, y que respondiéndole que sí y Espa- 
ñoles lloró de plazer y puestas las rodillas en tierra 
dio gracias á Dios, y preguntó á los Españoles si 
era miércoles. 

Que los Españoles le llenaron á Cortés assi des- 
nudo como venia, el qual le vistió y mostró mudio 
amor, y«que Aguilar contó allí su pérdida y traua- 
jos^ y la muerte de sus compañeros, y eomu fué im- 



KJBLACIOlirCS ]>£ YUCATÁN. 279 

posiible aoisftr á Guerrero eai tm poco tiempo por 
eBtar mas de lxzx leguas de allL 

Que coa este Agoilar, que eam nmy buen inter- 
prrte, tomó Cortea á predicar la adoración de la 
cma, y qtdtó los ídolos de loe templos, y diaea que 
hizo esta predicación de C<»rtés tanta impresión en 
los de) Cnzco, que sallan á la playa diziendo á los 
Españoles que por allí passauan, María, Maria, Cor- 
tés, Cortés. 

Que partió Cortés de allí y que tocó de passo en 
Campeche, y no paró hasta Tauasca, donde entre 
otras cosas y Indias que le presentaron los de Ta-* 
imsco le dieron una india que después se llamó Ma- 
rina, la qual era de Xalisco, hija de padres nobles, 
y hurtada pequeña y vendida en Tauasco, y que de 
ay la vendieron también en Xiealango y Champoton^ 
donde apraidió la lengua de Yucatán, con la qual 
se vino á entender con Aguilar, y que assi proveió 
Dios á Cortés de buenos y fieles interpretes, por 
donde vino á tener noticia y entrada en las cosas de 
Méidco, de las quales la Marina sabia mucho por 
auer tratado con mercaderes Indios, y gente prind* 
pal que hablauan desto cada dia. 

Que algunos viejos de Yucatán dizen auer oido á. 
ans possadoB que aquella tierra pobló cierta gente que^ 
entró por Levante á la qual auia Dios librado abrién- 
áoitB doze caminos por la mar, lo qual si fiíesse ver^ 
dad era necessario que viniessen de jodios todos los 
de las Indias, porque passado el estredio de Maga^ 



280 DOCmCENTOS INÉDITOS. 

llanes se anian de ir estendiendo mas de dos mil le- 
guas de tierra que oy gouiema Espafia. 

Que la lengua desta tierra es toda una y que esto 
aprouecho mucho para su conuersion, aunque en las 
costas ay alguna dififerencia en vocablos y en el tono 
de hablar, y que assi los de la costa son mas polidos 
en su trato y lengua, y que las mugeres se cubren 
los pechos y las de mas adentro no. 

Que esta tierra está partida en provincias sujetas 
á los pueblos de Españoles mas cercanos. 

Que la provincia de Chectemal y Bachalal, está 
sujeta á Salamanca. La provincia de Ekab de Co- 
chuah y de Kupul están sujetas á Yalladolid. La de 
Ahkimchel y Izamal, la de Zututa, la de Hocabaihu- 
mum, la de Tutuxiu, la de Cehpech, la de Chakan 
están sujetas á la cibdad de Marida. La de Camol 
y Campeche y Champutum y Tikchel acuden á 
S.*^ Francisco de Campeche. 

Que en Yucatán hay muchos edifidoe de gran 
hermosura y que es la cosa mas señalada que se á des- 
cubierto en las Indias, todos de cantería muy bien 
labrada, sin hauer ningún genero de metal en ella 
con que se pudiesse labrar. 

Que están estos ediñcios muy cerca unos de otros 
y que son templos, y que la razón de auer tantos es 
por mudarse las poblaciones muchas vezes, y que en 
cada pueblo labrauan un templo por el grande apa- 
rejo que ay de piedra y cal y cierta tierra blanca 
excellente para edificios. 



RELACIONES BE TUCATÁN. 281 

Qae estos edificios no son hechos por otras nacio- 
nes, sino por Indios, lo qnal se vé por hombres de 
piedra desnados y honestados de unos largos listo- 
nes que llaman en su lengua Ex, y de otras divisas 
que los Indios traen. 

Que estando este religioso autor desta obra en 
aquella tierra se halló en un edificio que desbarata- 
ron un cántaro grande con tres asas, pintado de unos 
fuegos plateados por de fuera, y dentro qeniza de 
caerpo quemado y algunos guessos de los bracos y 
piernas muy gruessos á marauilla, y tres cuentas 
de piedra buenas de las que usan los Indios por mo- 
neda. 

Que estos edificios de Izamal eran xi ó xii por 
todos, sin auer memoria de los fundadores, y que en 
uno de ellos á instancia de los Indios se pobló un 
monesterio el año mdxlix que se llamó S.^ Antonio. 

Que los segundos edificios principales son los de 
Tikoch y Chicheniza, los quales se pintaran des- 
pués. 

Que Chicheniza es un assiento muy bueno x le- 
guas de Izamal y xi de Yalladolid donde dizen que 
reynaron tres SS.'^* hermanos que vinieron á aquella 
tierra de la parte de Poniente, los quales eran muy 
religiosos , y que assi edificaron muy lindos templos, 
y que vinieron sin mugeres muy honestamente, y 
que el uno de estos se murió ó se fué , por lo qual 
los otros se hizieron parciales y deshonestos y que 
por esto los mataron. La pintura del edificio mayor 



282 DOCUMENTOS ISTÉBITOS. 

pintaronoB despuea, y e8cribir^BQK>s la manen del 
pozo donde hechauan hombree yiaoe en aacrificio j 
otras cosas preciosas, tiene mas de vn estados de 
hondo hasta el agua, y de ancho mas de cien pies 
hecho redondo en una pefta tajada que es maranilla, 
y el agua parece verde , dizen que lo causan la ar- 
boleda de que está cercado. 

Que es opinión entre los Indios, que con los Izaes 
que poblaron á Chicheniza Tino un gran señor lia* 
mado Cuculcan, y que muestra ser esto rerdad el 
edificio principal que se llama cuculcan, y dizen que 
entró por la parte de poniente, y que difieren en si 
entró antes ó después de los Izaes ó con ellos, y di- 
.en que fué bien dispuesto y que no tuvo muger ni 
hijos, y que después de su vuelta fue tenido en Mé- 
xico por uno de sus Dioses, y llamado Cehalcouati, 
y que en Yucatán también le tuvieron por Dios por 
ser gran republicano, y que esto se vio en el assiento 
que puso en Yucatán después de la muerte de loe 
señores para mitigar la discussion que sus muertes 
causaron en la tierra. 

Que este Cuculcan tomó á poblar otra ^ibdad, 
tratándolo con los señores naturales de la tierra, en 
que él y ellos viuiessen, y que alli viniessen todas 
las cosas y negocios, y que para esto eligieron un 
assiento muy bueno vin leguas mas dentro en la 
tierra que donde está agora Mérida, y xv ó xvi de 
la mar, y que allí cercaron de una muy ancha pa- 
red de piedra seca, como medio qoarto de l^goa, 



RELACIONBS DE YUCATÁN. 283 

desando solas dos puertas angostas, y la pared no 
muy alta y y que en medio desta cerca hizieron sas 
ten) píos, y que al mayor que es como el de Chiche- 
niza llamaron Cuculcan, y que hizieron otro re- 
dondo con quatro puertas, diferente de quantos ay 
en aquella tierra, y otros mudios á la redonda jun* 
toe unos ¿ otros, y que dentro de este cercado hi- 
zieron casas para los señores solos, entre los quales 
repartieron toda la tierra, dando pueblos á cada uno 
según la antigüedad de su linaje y ser de su per- 
sona, y que Cuculcan puso nombre á la cibdad, no 
del suyo como hizieron los Ahizaes en Chicheniza 
que quiere decir el pozo de los Aizaes, mas llamóla 
Mayapan, que quiere dezir el pendón de la Maya, 
porque á la lengua de la tierra llaman Maya, y que 
los Indios Ichpa que quiere dezir dentro de las cercas. 

Que este Cuculcan vivió con los Señores algunos 
años en. aquella qibdad y que dexándolos en mucha 
paz y amistad se tornó por el mismo camino á Mé- 
xico, y que de passada se detuvo en Champoton, y 
que para memoria suya y de su partida hizo dentro 
en la mar un buen edificio al modo del de Chineniza 
un gran tiro de piedra de la ribera, y que assi deró 
Cuculcan en Yucatán perpetua memoria. 

Que partido Cuculcan acordaron los señores para 
que la república durasse, que tuviesse el principal 
mando la casa de Cocomes por ser mas antigua 6 
mas rica, ó por ser el que la regía entonces hombre 
de mas valor, y que hecho esto ordenaron que 



284 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

pues en el cercado no auia sino templos y casas 
para los señores y gran sacerdote, que se hiziessen 
fuera de la cerca casas donde cada uno de ellos tú- 
rnese alguna gente de servicio y donde los de sus 
pueblos acudiessen quando viniessen á la qibdad con 
negocios, y que en estas casas puso cada uno su 
mayordomo el cual traya por señal una vara gorda 
y corta y que le Uamauan Caluac, y que este tenia 
cuentas con los pueblos y con los que los reglan , y 
que á ellos se enbiara auiso de lo que era menester 
en casa del señor, como aues, maiz, miel, sal, pes- 
ca, ca^a, ropa y otras cosas, y que el Caluac acudía 
siempre á la casa del señor y veia lo que era menes- 
ter en ella, y la proueya luego, porque su casa era 
como oficina de su señor. 

Que acostumbraban buscar en los pueblos los 
mancos y ciegos y que les dauan lo necessario. 

Que los señores proueian de gouemadores, y si 
les eran aceptos confírmauan en sus hijos los offi- 
cios , y que les encomendauan el buen tratamiento 
de la gente menuda y la paz del pueblo, y el ocu- 
parse en trabajar para que se sustentasen ellos y los 
señores. 

Que todos los señores tenian cuenta con respetar 
visitar y alegrar á Cocom , acompañándole y feste- 
jándole y acudiendo á él con los negocios arduos, y 
que entre sí viuian muy en paz y en mucho passa- 
tiempo como ellos lo usan tomar en valles y com* 
bites y caqas. 



B£LACION£S DE YUCATÁN. 285 

Que los de Yucatán fueron tan cuiíobob en las 
cosas de la religión como en las del gouiemo, y que 
tenían un gran sacerdote que Uamauan Achkinmai 
y por otro nombre Ahucanmai, que quiere dezir el 
sacerdote Mai, ó el gran sacerdote May, y que 
este era muy reuerendado de los señores, el qual no 
tenia repartimiento de indios, pero que sin las of&en- 
das le bacian presentes los señores y que todos los 
sacerdotes de los pueblos le contribuian, y que á 
este le sucedían en la dignidad sus hijos ó parientes 
mas cercanos, y que en este estaua la llave de sus 
sciencias, y que en estas tratauan lo mas, y que da- 
ñan consejo á los señores y respuestas á sus pre- 
guntas, y que cosas de los sacrificios pocas vezes las 
trataua sino en fiestas muy principales, ó en nego- 
cios muy importantes, y que estos proueian de 
sacerdotes á los pueblos quando faltauan, exami- 
nándolos en sus sciencias y cerimonias, y que les en- 
cargaua las cosas de sus ofF. <>« y el buen exemplo 
del pueblo, y proueia de sus libros y los enbiaua, y 
que estos attendian al seruicio de los templos, y á 
enseñar sus sciencias y escriuir libros de ellas. 

Que enseñauan á los hijos de los otros sacerdotes 
y á los hijos segundos de los señores, que los lie- 
Yauan para esto desde nifios, si veian que se incli* 
ñauan á este oíficio. 

Que las sciencias que enseñauan eran la cuenta: 
de los años, meses y días , las fiestas y cerimonias 
de la administración de sus sacramentos , los días y 



286 DOCUBCBNTOS IVÍDITOS. 

tiempos &tale8, sus maneras de adiuinar y sus pro* 
phecias, los acaedmientos y remedios para los ma- 
les, 7 las antigüedades, y leer y escribir con sus letras 
y caracteres con loe quales escribían y con figoras 
qne significauan las escrituras. 

Que escrilñan sus libros en una hoja larga do* 
blada con pliegues, que se venia á cerrar toda entre 
dos tablas que bazian muy galanas, y que escriuian 
de una parte y de otra á colunas según eran los plie> 
gues, y que este papel bazian dé raizes de un árbol 
y que le dauan im lustre blanco en que se podia 
bien escribir, y que sabían de estas sciencias algunos 
principales señores por curiosidad y que por esto 
eran más estimados, aunque no las usauan en pú- 
blico. 

Que cuentan los Indios que de parte de medio 
dia vinieron á Yucatán muchas gentes con sue seño- 
res, y que pareoe auer venido de Chiapa, aunque los 
Indios no lo sauen, mas que este autor lo conge* 
tura poique muchos vocablos y composicioneB de 
verbos es la misma en Chiapa y en Yucatán, y qne 
ay grandes señales en la parte de Chiapa de lugares 
que an sido despoblados, y dizen que estas gentes 
anduuieron xi años por los despoblados de Yucatán, 
sin auer en ellos agua sino la que Ilueue, y que en 
fin de este tiempo aportaron á las sierras que caen 
algo enfrente de la cibdad de Mayapan, x l^uas de 
ella, y que allí comentaron á poblar y hazer muy 
buenos edificios en muchas partes y que los de 



BBLAOIOKES DS YUCATÁN. 287 

Mayapaa tomaron mucba amistad con ellos y hol- 
garon que labrasoen la tierra como naturales , y que 
Msi estos de Tutuxia se sugetaron á las leyes de 
Mayapan, y aasi emparentaron unos con otros, y 
que como el señor Xiuis de los Tutuxios era tal. 
Tino á ser muy estimado de todos. 

Que estas gentes viuieron tan quietaxnente que 
no ama pleyto ninguno, ni usauan armas ni arcos 
aun para la oa^a, siendo agora excellentes flecheros, 
y que solamente usauan lazos y trampas con que 
tomauan mueha ca^ja, y que t€xuan derto arte de 
tirar varas con un palo gruesso como dos ó tres de- 
dos, agujereado hazia la teroia parte y largo seis 
palmos, y que con él y unos cordeles tirauan &erte 
y certeramente. 

Que tenian leyes contra los delinquentes y las 
esecutauan mucho, como contra el adúltero, que le 
entr^auan al ofendido para que él le matasse sol- 
tando una {¿edra grande desde lo alto sobre la ca< 
be^, <S le perdonasse si quisiesse, y que á las adúl- 
teras no dauan otra pena mas de la infiunia, que en- 
tre ellos era cosa muy graue, y que al que for^sse 
doncella le matauan á pedradas, y cuentan un caso 
que el sefior de los Tutuxios tenia un hermano que 
fue acusado deste crimen, y le hizo apedrear y des- 
pués le hizo cubrir de un gran montón de piedras, 
y que disen que tenian otra ley antes de la pobla- 
ción desta cibdad que mandaua sacar las tripas pcnr 
el ombligo á los adúlteros. 



288 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

Que el Gouemador Cocom entró en cudicia de ri- 
quezas, y que para esto trató con la gente de guar- 
nición que los reyes de México tenian en Tauasco y 
Cicalango que les entregaría la cibdad, y que asá 
truxo gente mexicana á Mayapan y oprimió los po- 
bres y hizo muchos esclauos, y que le mataran los 
señores si no tuuieran miedo á los mexicanos, y que 
el sefior de los Tutuxios nunca consintió en esto, y 
viéndose los de Yucatán aprendieron de los mexi- 
canos el arte de las armas, y que assí salieron maes- 
tros del arco y flechas y de la lan^a y hachuela, y 
sus rodelas y lagos fuertes de sal y algodón y de 
otros pertrechos de guerra, y que ya no se admira- 
uan de los mexicanos ni los temían, antes hazían 
poca cuenta de ellos y que en esto passaron algunos 
años. 

Que aquel Cocom fue primero el que hizo esclauos, 
pero que deste mal se siguió usar las armas con que 
se defendieron para que no fuessen todos esclauos. 

Que entre los sucessores de la casa Cocomina vuo 
uno muy orgulloso y imitador de Cocom , y que este 
hizo otra liga con los de Tauasco, y que metió mas 
mexicanos dentro de la cibdad y que comento á ty- 
ranizar y hazer esclauos á la gente menuda, y que 
por esto se juntaron los SS. á la parte de Tutuxiu, el 
qual era gran republicano como sus passados, y que 
concertaron de matar á Cocom, y assí lo hizieron ma- 
tando también á todos sus hijos , sin dexar mas de 
uno que estaua ausente, y que le saquearon la casa 



RELACIONES DE YUCATÁN. 289 

y le tomaron las heredades que tenía de cacan, y de 
otras frutas diziendo que Be cobrauan de lo que les 
aula robado, y que duraron tanto los vandos entre 
los Cocomes, que dezian ser injustamente echados, y 
los Xiuis, que después de auer estado en aquella cib- 
dad mas de n afios la desampararon y despoblaron 
yéndose cada uno á su tierra. 

Que conforme á la cuenta de los Indios aura c. y 
XX afios que se despobló Mayapan, y que se hallan 
en la plaqa de aquella dbdad vii ó vin piedras de á 
X pies en largo cada una, redondas por la una parte, 
bien labradas y que tienen algunos renglones de los 
caracteres que ellos usan , y que por estar gastadas 
de la agua no se pueden leer, mas piensan que es 
memoria de la fundación y destruicion de aquella 
cibdad, y que otras semejantes están en Zilan pue- 
blo de la costa, aunque mas altas, y que los natu- 
rales preguntados que cosa era responden que acos- 
tumbraban erijir de xx en xx afios, que es el nú- 
mero que tienen de contar sus edades, una piedra de 
aquellas. Mas parece que no lleua camino, porque 
según esto auia de auer muchas mas, principalmente 
que no las ay en otros pueblos sino en Mayapan y 
Zilan. 

Que lo principal que llenaron á sus tierras estos 
sefiores que desampararon á Maiapan fueron los li- 
bros de sus sciencias, porque siempre fueron muy 
sujetos á los consejos de sus sacerdotes, y que por 
esto ay tantos templos en aquellas provincias. 



19 



290 DOCUBÍSNTOS INÉDITOS. 

Que el hijo de Cocom, el qual eacapó de la muerte 
por estar absenté en sus contrataciones, en tiarra de 
Ylua que es adelante de la villa de Salamanca, como 
supo la muerte de su padre y el desbarato de la cib- 
dad, yino muy presto y que se juntó con sus parien- 
tes y vasallos y pobló un lugar que llasnó Tibulon, 
que quiere dezir jugados fuimos, y que edificarím 
otros muchos pueblos en aquellos montes y proce- 
dieron mucdias familias de estos Cocomes, y que la 
prouiufiía donde manda este sefior se llama Zututa^ 

Que estos señores de Mayapan no tomaron venr 
ganza de los mércanos que ayudaron á Cocom, vien* 
do que fueron persuadidos por el gouernador de la 
tierra, y porque eran extrangeros, y que assi los 
dexaron, dándoles &cultad para que poblaasioa pue- 
blo apartado para si solos ó se iuessen de la tíerra, 
y que no pudiessen casar con los naturales de ella, 
sino wtre ellos, y que estos esoojieron quedarse en 
Yucatán y no boluer á las lagunas y mosquitos de 
Tauasco , y poblaron en la prouinda de Canul que 
les fué seftalada, y que allí duraron hasta las guerras 
segundas de los Españoles. 

Dizen que entre los xii sacerdotes de Maiapan 
Yuo uno muy sabio que tuuo una sola hija á la qual 
casó con un mancebo noble llamado Acbchel, el 
qual YUO hijos que se llamaron como el padre con- 
forme á la usanga de la tierra, y dizen que este sa- 
cerdote auisó á su yerno de la destruicion de aquella 
cibdad, y que este supo mucho de las sdencias de 



BEI.ACIONBS DE YUCATÁN. 291 

flu suegro, el qual dben que le eseriuió ciertas letras 
en la tabla del braQo izquierdo de gran importancia 
para ser estimado, y que con esta gracia pobló en 
la costa hasta que riño á hazer assiento en Tikoch| 
siguiéndole gran numero de gentes, j que assi fué 
muy insigne población aquella de loe Cheles, y pobla^ 
ron la mas insigne prouinda de Yucatán que llama- 
ron de su nombre la prouincia de Ahkincfael y es la 
de Izamal donde residieron estos Cheles, y se multi* 
pliearon en Yucatán hasta la entrada del adelantada 
Montejo* 

Que entre tres casas de sefiores principales que 
eran Cooomes y Xiuis y Cheles vuo grandes mandos 
y ^lemistades, y oy en día con ser chnatíanos ks 
ay. Los Cocomes dezian á los Xiuies que eran es- 
tranjeros y traidores matando á su sefior natural y 
robando su hazienda. Los Xiyiés dezian ser tan bue»» 
nos como ellos y tan antiguos y tan señores, y que 
no fueron traidores sino libertadores de la patria ma^ 
tando al tyrano. El Chel dezia que era tan bueno 
como ellos en linaje, por ser nieto de un sacerdote 
el mas estimado de Mayapan, y que por su persona 
era mejor que ellos, pues auia sabido hazerse tan 
6^or como ellos, y que con esto se hazian desa^ 
brimiento en los mantenimientos, porque el Chel que 
estaua á la costa no quería dar pescado ni sal al 
Cocom, haziendole ir muy lexos por ello, y el Co- 
com no dexaua sacar ca^a ni frutas al Chel. 

Que estas gentes tuuieron mas de xx años de abun- 



292 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

dunda y de salud y se multiplicaron tanto que toda 
la tierra paresda un pueblo, y que entonces se labra- 
ron los templos en tanta muchedumbre como se vee 
oy en día por todas partes, y que atrauesando por 
montes se veen entre las arboledas assientos de casas 
y edifidos labrados á maravilla. 

Que después desta feliddad, una noche por iuiemo 
vino un ayre como á las seis de la tarde y fue cre- 
ciendo haziéndose huracán de quatro vientos, y que 
este ayr derribó todos los árboles crecidos, lo qual 
hizo gran matanza en todo género de caga, y que de- 
rribó todas las casas altas, las quales como son pa- 
jizas y tenían dentro lumbre por el frió, se encendie- 
ron y abrasaron gran parte de la gente, y que si al- 
gunos escapauan quedauan hechos pedamos délos gol- 
pes de la madera, y que duró este huracán hasta 
otro día á las doze y que hallaron que auían esca- 
pado los que morauan en casas pequeñas y los mo^os 
rezien casados, que allá usan hazer unas casillas en- 
frente de las casas de sus padres ó suegros donde 
moran los primeros afios , y que assi perdió entonces 
el nombre la tierra que solía llamar de los venados 
y paups, y tan sin árboles que los que agora ay pa- 
rece que se plantaron jimtos según están nacidos á 
la ygual , y que mirando esta tierra de algunas partes 
altas parece que toda está cortada con una tijera. 

Que los que escaparon se animaron á edificar y 
cultivar la tierra y se multiplicaron mucho viniéndo- 
les XVI afios de salud y buenos temporales, y que el 



I 



RELACIONES DE YUCATÁN. 293 

ultimo fue el mas fértil de todos, y que queriendo 
comentar á cojer los frutos sobrevinieron por toda 
la tierra unas calenturas pestilenciales que durauan 
xxmi horas, y después que cessauan se hinchauan 
y rebentauan llenos de gusanos , y que con esta pes- 
tilencia murió mucha gente y se quedó gran parte 
de los frutos por cojer. 

Que después de cessada la pestilencia tuvieron 
otros diez y seis años buenos, en los quales se reno- 
uaron las pasiones y vandos de manera que murie- 
ron en batallas c. y l. mil hombres, y que con esta 
matanza se sosegaron y hizieron paz, y descansaron 
por XX afios, después de los quales les dio pestilen- 
cia de unos granos grandes que les podría el cuerpo 
con gran hedor, de manera que se les caían los miem- 
bros á pedamos dentro de quatro ó cinco días. 

Que avrá que passó esta última plaga mas de l 
años , y que la mortandad de las guerras fue xx afios 
antes, y que la pestilencia de la hinchazón y gusanos 
seria xvi años antes de las guerras y el huracán otros 
deziseis antes que esta y xxii ó xxiii después de la 
destroicion de la cibdad de Mayapan , que según estai 
cuenta ha oxxv años que se desbarató, dentro de los 
quales los de esta tierra an passado las dichas mise- 
rias, sin otras muchas después que comentaron á en- 
trar en ella Españoles, assi por guerras como por 
otros castigos que Dios embia, de manera que es 
marauilla auer la gente que ay aunque no es mucha. 

Que como la gente mexicana tuuieron señales y 



S94 ]>oci7MEirros inéditos. 

pfrophedafl de la venida de los Españoles, y de la 
cessacion de su mando y religión, también las ta- 
nieron los de Yucatán algunos afios antes que el 
adelantado Montejo los conqnistasse, y que en las 
sierras de Mani que es en la proainda de Tutuxiu 
un Indio llamado Ahcambal y por oficio Chilan, que 
es el que tiene cargo de dar las respuestas del demo- 
nio, les dixo públicamente que presto serian seño- 
reados de gente estrangera, y les predicarian un Dios 
y la yirtud de un palo que en su lengua llamó Ya- 
homcbe, que quiere deair palo enhiesto de gran vir- 
tud contra los demonios. 

Que el Bucessor de los Cocomes, llamado don Ja.^ 
Cocom después de Christiano, fué hombre de gran 
reputación y muy sabio en sus cosas, y en ka natu- 
rales bien sagaz y entendido, y que fué muy fioniliar 
del autor deste libro fray Diego de Landa, y que le 
contó muchas antigüedades , y que le mostró un li- 
bro que fué de su agüelo, hijo del Cocom que mata- 
ron en Mayapan, y que en el estaua pintado un ve- 
nado, y que aquel su agüelo le auia dicho que 
quando en aquella tierra entrassen venados grandes, 
que assi llaman a las vacas , cessaría el culto de loa 
Dioses , y que se auia cumplido porque los Españo- 
les truxeron vacas grandes. 

Que el adelantado Fran.^ de Mcxitejo fue natural 
de Salamanca y que passó á las Indias después de 
poblada la dbdad de S.^ Domingo y la isla Espa- 
ñola , auiendo estado algún tiempo primero en Se- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 295 

Tilia docde dexó un hijo niño que alli vao, y que 
vino á la dbdad de Cuba donde ganó de comer y 
tnao miiehoB amigos por mi buena condición , y que 
entre ellos fueron Diego Velazquez gouernador de 
aqifólla isla y Hernando Cortés, y que como el go- 
uernador se determinó embiar á Ju,® de Grijalua su 
Bobrino á rescatar á tierra de Yucatán, y á descubrir 
mas tierra después de la nueva que Fran.^ Hernán- 
dez de Cordova truxo quando la descubrió que era 
rica tierra, determinó que Montejo fuesse con Gri- 
jalua , y puso uno de los nauios , y muchos bastimen- 
tos como era rico , y que assi fué de los segundos 
IBspafioles que descubrieron á Yucatán , y que vista 
la costa de Yucatán, truxo deseo de enriquecer alli 
antes que en Cuba, y vista la determinación de Her- 
nando Cortés le siguió con su hazienda y persona, y 
<jue Cortés le dio un nauio á cargo haziendole capi- 
tán del, y que en Yucatán vieron a Ger.°^ de Agui- 
lar de quien Montejo tomó lengua de aquella tierra 
y sus cosas , y que llegado Cortés á la [N'ueva España 
comento luego á poblar, y que el primer pueblo 
llamó la Vera Cruz, conforme al blasón de su van* 
dera, y que en este pueblo fué Montejo nombrado 
por unos alcaldes del rey en que se vuo discreta- 
mente, y que aesi le publicó por tal Cortés quando 
tomó por alli después del camino que hizo ñaue- 
gando la tierra á la redonda, y que por esto le em- 
bió á España por uno de los procuradores de aquella 
república de la nueva España, y para que llenase el 



296 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

quinto al rey con relación de la tierra descabierta y 
de las cosas (|ue comentaban á hazer en ella. 

Que quando llegó Fran.^^ de Montejo á la corte 
de Castilla era presidente del Consejo de las Indias 
Juan Bodriguez de Fonseca, obispo de Burgos, el 
qual estaua malamente informado contra Cortés por 
parte de Diego Velazquez govemador de Cuba, que 
pretendía también lo de la nueva Espafia , y que es- 
tañan los mas del Consejo con los negocios de Cor- 
tés que parecía que no embiába dineros al rey sino 
que se los pedia, y que entendiendo que por estar el 
Emperador en Flandes se negociaba mal perseveró 
siete años desde que salió de las Indias que fué afio 
de MDXix, hasta que se embarcó que fue el de xxvi, 
y con esta perseuerancia recusó al presidente y al 
papa Adriano que era gouemador y habló al Empe- 
rador, lo qual aprouechó mucho y que se despachó 
lo de Cortés como era razón. 

Que en este tiempo que Montejo estuuo en la 
corte negoció para si la conquista de Yucatán, aun- 
que pudiera negociar otras cosas, y diéronle titulo 
de Adelantado, y que assi se vino á Seuilla y Ueuó 
un sobrino suyo de treze años de su mismo nombre, 
y que halló en Sevilla á su hijo de edad de xxvin 
años á quien llevó consigo , y que trató palabras de 
casamiento con una señora de Sevilla viuda, que era 
rica, y assi pudo juntar d hombres, y los embarcó 
en tres nauios, y siguió su viaje y aportó á Cuzmil 
isla de Yucatán donde los Indios no se alteraron 



BSLACIONES DE YUCATÁN. 297 

porque estauan domesticados con los Españoles de 
Cortés, y que allí procuró saber muchos vocablos de 
los Indios para entenderse con ellos , y que de allí 
nauegó á Yucatán y tomó la possession, diziendo un 
Alférez suyo con la vandera en la mano , en nombre 
de Dios tomo la possession desta tierra por Dios y 
por el rey de Castilla. 

Que desta manera se fué la costa abaxo que estaua 
bien poblada entonces hasta llegar á Conil pueblo de 
aquella costa , y que los Indios se espantauan de ver 
tantos cauallos y gente , y que dieron aniso á toda 
la tierra de lo que passaua y esperauan el fin que te- 
nían los Españoles. 

Que los Indios señores de la prouincia de Chicaca 
vinieron al adelantado á visitarle de paz, y que fue- 
ron bien recibidos, entre los quales venia un hombre 
de grandes fuerzas y que este quitó un alfange á un 
negrillo que le llevaua detrás de su amo, y quiso 
matar con él al adelantado, el qual se defendió y 
llegaron Españoles y se apaciguó el ruydo, y enten- 
dieron que era menester andar sobre aniso. 

Que el adelantado procuró entender qual era la 
mayor población, y entendió que era la de Ticoh 
donde eran señores los Cheles, la qual estaua en la 
costa tierra abaxo por el camino que los Españoles 
llevauan, y que los Indios pensando que caminauan 
para salirse de la tierra no se alterauan ni les estor- 
vauan el camino y que de esta manera llegaron á 
Ticoh y que hallaron ser pueblo mayor y mejor que 



298 DOCCICESTOS INÉDITOS. 

aman penndo, y que fbé dichoeo en no eer Iob se- 
flores de aqndla tierra loe CoTohes de Ghampoton 
qne siempre jfberon de mas corage qne loe Cheles, los 
qoales con el eaoerdotío qne les dora hasta 07 no son 
tan orgalloeos como otros , y que por esto concedie- 
ron al adelantado qne pndiesse haz^ nn paeblo para 
sn gente y les dieron para ello el assi^ito de Chiche- 
niza vn leguas de alli qoe es muy excellente, y qne 
desde alli fbé conquistando la tierra, lo qnal hizofií- 
cilmente porque los de Ahkiochel no le resistieron, 
y los de Tutuxiu le ayudaron y con esto los demás 
hizieron poca reristencia. 

Que desta manera pidió el adelantado gente para 
edificar en Chicheniza, y que en breue edificó un pue- 
blo haziendo las casas de madera y la cobertura de 
<nertas palmas y pajas largas al uso de los Indios, y 
que assi viendo que los Indios servían sin pesadum- 
bre contó la gente de la tierra, qne era mucha, y re* 
partió los paeblos entre los Españoles, y según dizen 
á quien menos cabía alcanzaua dos o tres mil Indios 
de repartimiento , y que assi comento á dar orden á 
los naturales como hauian de seruir á aquella su cib- 
dad, que no pluxo mucho á los Indios, aunque disi- 
mularon por entonces. 

Que el adelantado Montejo no pobló á propósito 
de quien tiene enemigos , porque estaua muy lesos 
de la mar para tener entrada y salida á México y 
para las cosas de Espafia, y que los Indios paredén- 
doles cosa dura seruir á extranjeros donde ellos eran 



RELACIONES DE YUCATÁK. 299 

Befioresy comenqaron á offenderle por todas partes, 
aunque él se defendía con sus cauallos y gente, y 
les mataua muchos, pero los Indios se reforjaban 
cada dia , de manera que les vino á fitltar la comida, 
y que al fin dexaron la cibdad una noche, poniendo 
un perro atado al badajo de la campana y un poco 
de pan apartado que no lo pudiesse alcanzar, y que 
cansaron el dia antes á los Indios con escaramuqas 
para que no los siguiessen , y que el perro repicaua 
la campana por alcanzar el pan , lo qual hizo mucha 
xnarauilla en los Indios pensando que querian salir 
á ellos, y que después de sabido estaban muy corri- 
dos de la burla, y acordaron seguir á los Españoles 
por muchas partes por no saber el camino que lleva- 
uan, y que la gente que fde por aquel camino alcan- 
zaron á los Españoles dándoles mucha grita como á 
gente que huya, y que seis de carallo los esperaron en 
un raso y alancearon muchos dellos y que uno de los 
Indios asió de la pierna á un cavallo y le detuuo 
como si fuera un camero, y que los Españoles lle- 
garon á Zilan que era muy hermoso pueblo, cuyo 
señor era un mancebo de los Cheles, ya christiano y 
amigo de Españoles, el qual los trató bien y que es- 
taña cerca Ticokh, la qual y todos los otros pueblos 
de aquella costa estaban en obediencia de los Cheles, 
y que assi los dexauan estar seguros algunos meses. 
Que el adelantado viendo que desde alli no se po- 
día socorrer de las cosas de España, y que si los In- 
dios tornauan sobre ellos que serian perdidos, acordó 



300 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

de irse á Campeche y á México dexando á Yucatán 
sin gente, y que auia desde Zilan á Campeche qua- 
renta y ocho leguas muy pobladas de gente, y que 
dieron parte á Namuxchel sefior de Zilan y él se 
ofreció de asegurarles el camino y acompañarlos, y 
que el adelantado trató con el tio deste sefior que 
era señor de Yobain que le diesse dos hijos que te- 
nia bien dispuestos para que le acompañassen, de 
manera que con estos tres mancebos primos herma- 
nos, los dos en colleras y el de Zilan á cavallo, lle- 
garon seguros á Campeche donde fueron recebidos 
en paz y se despidieron los Cheles, y bolviéndose á 
sus pueblos se cayó muerto el de Zilan, y que desde 
alli partieron para México, donde Cortés auia seña- 
lado repartimiento de Indios al adelantado aunque 
estaua ausente. 

Que llegado el adelantado á México con su hijo y 
sobrino llegó luego en busca suya doña fieatriz de 
herrera su muger, y una hija que en ella tenia lla- 
mada doña Beatriz de Montejo con quien auia ca- 
sado clandestinamente en Sevilla , y dizen algunos 
que lo negaua, pero don Antonio de Mendoza virey 
de la nueva España se puso de por medio, y que assi 
la recibió, y le envió el virey por gobernador de 
honduras, donde casó su hija con el Lic.^® Alonso 
Maldonado, presidente de la audiencia de los Confi- 
nes, y que después de algunos años le passaron á 
Chiapa desde donde embió á su hijo con poderes á 
Yucatán, y la conquistó y pacificó. 



RELACIONES DE YUCATÁN. 301 

Que este don Francisco hijo del adelantado se 
crió en la corte del rey catholico y que lo truxo bu 
padre quando boluió á las Indias á la conquista de 
Yucatán, y de alli fué con él á México, y que el vi- 
rey don Antonio y el marqués don Hernando Cor- 
tés le quisieron bien, y fué con el marqués á la jor- 
nada de Caliphomia, y que tomado le proveyó el 
virey para regir á Tabasco, y se desposó con una se- 
fiora llamada dofia Andrea del Castillo que auia pas- 
eado donzella á México con parientes suyos. 

Que salidos los Españoles de Yucatán &ltó el 
agua en la tierra, y que por auer gastado sin orden 
BU maiz en las guerras de los españoles les sobrevino 
gran hambre, tanto que vinieron á comer cortezas de 
árboles en especial de uno que llaman cunucha, que 
es fofo por de dentro y blando, y que por esta ham- 
bre los Xiuies, que son los señores de Mani, acordaron 
hazer un sacrificio solene á los ídolos llenando cier- 
tos esclauos y esclauas á echar en el poqo de Chi- 
cheniza, y que auian de pasar por el pueblo de los 
señores Cocomes sus capitales enemigos, y que pen- 
sando que en tal tiempo no renouarian las passio- 
nes viejas, les enviaron á rogar que los dexassen pa- 
sar por su tierra, y que los Cocomes los engañaron 
con buena respuesta, y que dándoles posada á todos 
juntos en una gran casa les pegaron fuego, y mata- 
ron á los que escapauan, y que por esto vuo grandes 
guerras y que se les recreció langosta por espacio de 
cinco años que no les dexaua cosa verde, y que vi- 



302 DOCUMENTOS iníditos. 

Bieron á tanta hambre que se cayan muertos por los 
caminos, de manera que cuando los Espafiolea vol- 
uieron no conocían la tierra aunque en otroa quatro 
años buenos después de la langosta se auian algo me- 
jorado. 

Que este Don Francisco se partió para Yueataa 
por los ríos de Tabasco y entró por las lagunas át 
dos bocas, y que el pueblo primero que topo fué 
Champoton, con cuyo sefior llamado Mochkonoli k 
fué mal á Fran.^ Hernández y á Orijalua, y por ser 
ya muerto no tuo allí resistencia, antes los deste 
pueblo sustentaron á don Francisco y su gente dos 
años, en el qual tiempo no pudo passar adelante 
por la mucha resistencia que hallaua, y que des- 
pués passó á Campeche y yino á tener mucha amis- 
tad con los de aquel pueblo, de manera que con va 
ayuda y de Champoton acabó la conquista, prome- 
tiéndoles que serian remunerados de) rey por sa 
mucha fidelidad, aunque hasta agora el rey no lo 
ha cumplido. 

Que la resistencia no fué bastante para que don 
Fran.^ dexasse de llegar con su exercito á Tiho 
donde se pobló la cibdad de Mérida, y que dexando 
el bagaje en Mérida comentaron á proseguir su con- 
quista embiando capitanes á diuersas partes, y que 
don Fran.***^ embió á su primo Fran.~ de Montejo á 
la villa de Yalladolid para pacificar los pueblos que 
estañan algo rebeldes, y para poblar aquella villa 
como aora está poblada , y que pobló en Chectemal 



BSLACIONSS DE YUCATÁN. 303 

la villa de Salamanca, y que tenia ya poblado á Cam- 
peche, j dio orden en el servicio de los Indios y en 
el gobierno de los Españoles, basta que el adelantado 
8U padre vino á gobernar desde Chiapa con su mu* 
ger y casa, y fué bien recibido en Campeche, y llamó 
á la villa Sant Francisco por su nombre, y después 
psfisó á la eibdad de Mérida. 

Que los Indios recibían pesadamente el yugo de 
la servidumbre mas los Españoles tenian bien re- 
partidos sus pueblos, que abra^ban la tierra, aunque 
no faltaua entre los Indios quien los alterasse,. sobre 
lo qual se hizieron castigos muy crueles que fué causa 
que se apocasse la g<ente. Quemaron viuos algunos 
principales de la prooincia de Cupul y ahorcaron 
otros. Hízose información contra los de Yobain pue- 
blo de los Cheles, y prendieron la gente principal, y 
metiéronlos en una casa en cepos y pegaron fuego á 
la casa, y se abrasaron viuos con la mayor inhuma- 
nidad del mundo, y dize este Diego de Landa que él 
vio un gran árbol cerca del pueblo en el qual un ca- 
pitán ahorcó muchas mugeres indias de las ramas y 
de los pies dellas los nifxos sus hijos, y que en este 
mismo pueblo y en otro que dizen Verey dos leguas 
del ahorcaron dos Indias, la una donzella y la otra 
rezien casada^ no por otra culpa sino porque eran 
muy hermosas, y temian que se rebolveria el real de 
los Españoles sobre ellaa, y porque pensassen los In- 
dios que no se les daua nada á los Españoles de las 
mugeres, y que destas dos ay mucha memoria entre 



304 DOCUMENTOS INÍDITOS. 

los Indios y Españoles por su gran hermosura y por 
la crueldad con que las mataron. 

Que se alteraron los Indios de la prouincia de Co- 
chua y Chectemal, y que Españoles los apaziguaron 
de tal manera que siendo dos prouincias las más po- 
bladas y llenas de gente quedaron las mas desuen- 
turadas de toda aquella tierra, haziendo en ellos 
crueldades inauditas, cortando manos bracos y pier- 
nas, y á las mugeres los pechos, y echándolas en 
lagunas hondas con calabazas atadas á los pies, y 
dando de estocadas á niños porque no andauan tanto 
como las madres, y si los que llevauan en colleras en 
fermauan ó no andauan tanto como los otros corta- 
vanles entre los otros las caberas por no pararse á 
soltarlos, y que trayan gran número de mugeres 
y hombres captivos para su servicio con semejantes 
tratamientos, y que se afirma que don Fran.~ de 
Montejo no hizo ninguna destas crueldades, ni se 
halló á ellas, antes le parecieron muy mal, pero no 
pudo mas. 

Que los Españoles se desculpan con dezir que 
siendo ellos pocos no podian sugetar tanta gente sin 
ponerles miedo con castigos terribles, y traen exem- 
plos de historias, y de la passada de los Hebreos á 
la tierra de promission con grandes crueldades por 
mandado de Dios , y que por otra parte tenian razón 
los Indios de defender su libertad y confiar en los 
capitanes que tenian muy valientes para entre ellos, 
y pensauan que assi seria contra los Españoles. 



RBKJiClOmS DS TUOAtTAN. S05 

Qme cnentan de un ballestero Eapa&ol y 4e ua 
flechero Indio que por ser muy diestros el uno y 
el €ftro «e proeurarau matar, y uo podiau toncarse 
deiK^uiclados , y que el EspaAol fingié descuii^rseí 
imesta la una rodilla eu tierifti y que el Indio le 
dio un fleofaaao por la mano que le subió el bra<;o 
arriba y le apartó las casiillas una de otra, y que al 
mismo tiempo soltó el EspaAol la ballesta y dio al 
ludio por los pechos^ y que úoítiásdoae herido de 
muerte, 'po|t)ue sio dixessen que fispaAol le 4uua 
nm^rto, cortó un beocuco, que es 'comp inimbi^i y 
nváy nM largo^ y se ah^oroó k vista de todos oon ó], 
y que destas valentías ay muchos exemplos. 

Que antee que los EapaHoks .ganaspeoí aquella 
tierra viruaim los ftaturales juntos en pueblos oqu 
mocha polioia, y que tenían la tierra muy limpia y 
desipontadit de malas plantas, y puestos ;aiuy bue- 
nos árboles, y que la habitación era de esta masera: 
eñ medio del pueblo estañan los templos con her* 
moeas pla^, y en tomo de los templos estañan las 
oásas de los seftores y de los sacerdotes, y luego la 
gente mas principal y que assi yuan los loá#. ricos y 
eetimados mas cercanos á estos, y á los fines del 
pueblo estañan las casas de la gente mas ba^a, y que 
loñ poqos donde auia pocos estauan cerca de las oa* 
sas de los señores^ y que tenían sus heredades plan- 
tadas de árboles de vino, y sembradas en algodón, 
pimienta y maiz, y que viuían en estas congrQga- 
tiones por miedo de sus enemigos que los capti- 



20 



306 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

vauan, y que por lali guerras de los Españoles se 
desparzieron por los montes. 

Que los Indios de Yalladolid por sus malas cos- 
tumbres ó por el mal tratamiento de los Espaftoles 
se conjuraron de matar á los Espafioles quando se 
diuidian á cobrar sus tributos, y que en un dia ma- 
taron 17 Espafioles y 400 criados de los muertos y 
de los que quedaron vinos , y que luego embiaron 
algunos bracos y pies por toda la tierra en sefial de 
lo que auian hecho para que se aleasen, mas no lo 
quisieron hazer, y con esto pudo el adelantado so- 
correr á los Espafioles de Yalladolid y castigar los 
Indios. 

Que el adelantado tuuo desasosiego con los de 
Mérida y muy mayores con la cédula del Empera- 
dor con la qual priuó de Indios á todos los gouer- 
nadoresy y que fíie un receptor á Yucatán y quitó 
al adelantado los Indios y los puso en cabera del 
rey, y que tras esto le tomaron residencias, á lo 
qual al audiencia real de México , la qual le remitió 
al consejo real de Indias en Espafia donde murió 
lleno de dias y trabajos y dexó á su muger doña 
Beatriz en Yucatán mas rica que él murió, y á don 
Fran.<^ de Montejo su hijo casado en Yucatán, y á 
su hija dofia Catalina casada con el lic.<^^ Alonso 
Maldonado presidente en las audiencias de hondu- 
ras y S.^ Domingo de la Isla Española, y á don 
Fran.^ de Montejo Español, y á don Diego, Meztízo 
que uvo en una India. 



RBLAQIONES DE YUCATÁN. 307 

. Que este don Fran.^ después que dexó el go- 
iuiemo á su padre el adelantado viuió en su casa 
como un particular ^ezino quanto al gouierno, aun- 
que muy respetado de todos por auer conquistado^ 
repartido y regido aquella tierra fué: á Guatimala 
-con su residencia y tomó á su casa. Tuvo por hijos 
á don. Ju.^ de Montejó que casó con dofia' Isabel 
natural de Salamanca^ y.á doña Beatriz de Móntejo 
con BU tío primo hermano de bu padre, y .é doüa 
Francisca de Montejo que casó. con don Carlos de 
Ayellano natural de Guadálajara, murió dé larga en* 
fermedad después de auerlos visto á todos casados. 
Qiie Fray Jacobo de Testera franciscano , pasó á 
Yucatán y comento de doctrinar á los hijos de los 
Indios, y que los soldados Españoles se quisieron 
496rvir de los mo^os tanto que no les qüedaua tiempo 
para aprender la doctrina, y que por otra parte des- 
gxtstauan á los frayles quando los repréhendian de 
lo que hazian mal contra los Indios, y que por esto 
fray Jacobo se tornó á México donde murió, y que 
después fiay Toribio de Motolinia embió desde Guati- 
mala frayles, y que de México fray Martin de Noja 
Castro embio mas Indios, y que todos tomaron 
assiento en Campeche y Mérida con fauor del ade- 
lantado y de su hijo don Fran.^ los quales les edi- 
ficaron un monasterio en Mérida como está dicho, 
y que procuraron saber la lengua lo qual era muy 
dificultoso. El que mas supo fué fray Luys de Vi- 
llalpando que comentó á saberla por señas y pedre* 



sos BoouxEifros isÉmrím. 

mmlM y la reduxo 4 D.lgitnft imiteM de «rte, y ee* 
erivió tiaa d<kitrÍB« ChristíAiM m aqu^Ia I«Dg«M^ 
au&qine atiia muehos Mtofbo» de ^Miftéáe léB Ei^ 
flioled que eni& absolutos «ctfíorefl y qu^ían ^e se 
hifiieMO todo enderezado á nn gttDA&cia y tributos, y 
de parte de los Ixvdioe «que pracar«i«]i^i00taMe«i«t]» 
idolatrías y bonrac^eras) priodfialttieiite era giaa 
tirubajo estar los Indios tan' deepwwmsdm por tos 
montes. 

Qm dos Espaftotes tomavam pesar de ver qae iói 
fimyteS'MgJeBSin mommilmiMi^ ahttyeajteiiupi los hijos 
de los Indios de ras repaxdstfietttos psrit que t» yi- 
niessen á la doctrina, y qsieíAAroii el moneMenid de 
Valkdolid dos vsees wn^sn yglesia qu« era de ma- 
^^^*^ 7 W^ tMEíAo qqa iaé mtdessario irse los frayks 
á Tittir ett<m los indios, y qae quando «e alearon los 
Indios de aquella provkioia^ eserivienm al Ttaorcy 
don Aiitomo que se ariaii aleado 'por amor^de los 
fraylee, y que el virey üao diligsngia y arerigud 
qut al tiempo que «e <al4^on aun ao eran llegados 
los frayles á aquella proftiincia, y que vielauaa de 
BOclie á los ñiayles oon escándalo de 4oe Indios y 
barian inquisidon de sus ví3sb y les quitavan hMEi li* 
mosnss. 

Que loe finyles viendo «este peligro embiaron a) 
muy singular juee íQerrato presidente de Guatemala, 
un religioso que le dioBse cuenta de lo que paasaua, 
el qual vista la desorden y mala Chrístiandad de loa 
Españoles, porque Ueuavan los tributos absoluta» 



R^likCXk&»MS DB YUCATÁN. 309 

mente quintos pocUan. mt («den del rey, j aras el 
fl^niicio penKNDftl ea todo género de tniM^f hmt» 
alqttibjrleB á llenar cavgae, ^oveyó de cierto tasfia*^ 
ciotí herto Iftrga,. aunque? passadera, eo que seftaJova 
^oe coaae eran ieí .Indk> deafMses de pagado, el tri-^ 
butaá su eacoD20iideEO, y que no fueaee todo< abso* 
lutemeote del £$pafiol, y que 8U|>lÍQaroa deeto^ y 
que eon temor de la tasea eaoaiaan á las Ladios maa 
que haeta alU^ y que los íraylea toraeorea 4 la au-* 
<Ueíicáa y embiaron á EspaAa , y que hioieroft tanto 
que la audi^üeii^ de Guatimakb embió un Oidor el 
qual taesé la tierra y quitó el aeiryieio persoaaal^ y 
hisio casar á algunos quitando las casas que teiúaii 
llmae de mugares. Estei ftié el Ucnciado Tkoiiaa^ 
López nafiíiical da Tendilla, y que este causó qsie 
«betMeiessen mucbo mas 4 los fcayles hasáéndoles) 
libellos io&matorioa y eessando de oir sus nássas* 
Que esteralMMHPecimieoíto eausó que les In^os es* 
tn^esaen xdubí^ bidn.con los firaylea, consideFando loa 

trabió^ V^^ temauan sin interese ninguno ) y que 
les causaron libelad, tanto que ninguna cosa batían 
sin dar parte á les fcayles y tomar su cons^^ y esto 
dtó causa para que los Espafiieles con embidia que 
loa frailes aukm hecho esto por gouernar los índice 
j gottur de lo que á ellos se auia quitado. 

Que les iv&cios de los Indica eran idolatrías y re- 
pudioa» y bosraeberas publicas, y vender y compcar 
por esdbluos^ y que sobre apartwlea destas cosaa 
vinieron á aborreqer á los fray les, pero que entre loa 



310 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

Españolea los que mas fiítigaron á los religiosos aun- 
que encubiertamente fueron los sacerdotes como gen- 
te que auia perdido su oífício y los provechos del. 

Que la manera que se tuvo para doctrinar los In- 
dios fué recoger los hijos pequeños de los señores y 
gente mas principal, y que los ponían en torno de lo» 
monasterios en casas que cada pueblo hazía para los 
suyos, donde estavan todos juntos los de cada lugar, 
y que sus padres y parientes les trayan de comer, y 
que con estos niños se recojian los que venian á 1» 
doctrina, y con esta frequentacion pidieron muchos 
el bautismo con mucha devoción ; y que estos niños 
después de enseñados tenian cuydado de anisar á los 
frayles de las idolatrías y borracheras, y que rom- 
pian los ídolos aunque fueran de sus padres, y ex* 
hortavan á las repudiadas, y á los huérphanos si los 
hazian esclavos que se quexassen á loe frayles, y ani. 
que fueron amenazados de los suyos no por eso ees- 
sauan, antes respondían que les hazían onra pues 
era por el bien de sus almas, y que el adelantado y^ 
los juezes del rey siempre an dado fiscales á los fray- 
les para recoger los indios á la doctrina y para cas- 
tigar á los que les tomavan á la vida passada, y qi^e- 
al principio davañ los señores de mala gana sus hi- 
jos pensando que los querían hazer esclavos como 
auiah hecho los Españoles, y que por esta causa da- 
úan muchos esclavillos en lugar de sus hijos, maa' 
como entendieron el negocio los dauan de buena^ 
gana. 



RELACIONES DE YUCATÁN. 311 

Que desta manera aprovecharon tanto los mo^os 
en las escuelas y la otra gente en la doctrina que era 
cosa admirable. 

Qae aprendieron leer y escrioir en la lengua de los 
Indios, la qual se reduxo tanto á arte que se estu- 
diava como la Latina y se halló que no usavan seis 
letras nuestras , que son d. f. g. q. b. s. que para 
cosa ninguna las han menester, pero tienen necessi- 
dad de doblar unas y añadir otras para entender las 
muchas significaciones de algunos vocablos, porque 
Pa. quiere dczir abrir, y PPa. apretando mucho los 
labios quiere dezir quebrar, y Tan es cal ó ceniza, y 
Tan dicho rezio entre la lengua y los dientes altos 
quiere dezir palabra ó hablar, y assi en otaras diccio- 
nes, y puesto que ellos para otras cosas tenian dife- 
rentes caractheres no fué menester inuentar nueuas 
figuras de letras sino aprovecharse de las latinas 
porque fuesse común á todos. Dióseles también or- 
den para que dexassen los assientos que tenian en 
los montes y se juntasen como antes en buenas po- 
blaciones para que mas fácilmente fuessen enseñados, 
y no tuviessen tanto trabajo los religiosos, para cuya 
sustentación les hazian limosnas las pascuas y otras 
fiestas , y hazian limosnas á las yglesias por medio 
de dos Indios ancianos nombrados para esto, con lo 
qual davan lo necessario á los frayles quando anda- 
uan visitando entre ellos y también aderezaban las 
iglesias de ornamentos. 

Que estando esta gente instruidos en la religión y 



SI 2 i>ocuM£inx>8 mkonoB. 

los moQOB ftjMronechadoB eono diyimcm, faetón per- 
vertádoB por IO0 sae^rdotet qae ea sa ufel^iia te* 
nian y por los señores, y tomaron á idcJatnur y haur 
saerificioSy no solo de sarmerios sino de sangre hu- 
mana, sobre lo qoal los fiuyles hizieron htqiásicáofi j 
pidieron ayuda al alcalde mayor y prendieron mxvr 
ehos, y les hisieron procesos y se celebró un auto en 
que pusieron machos en cadahalsos enooro^oa y 
acotados y tresquilados, y algunos enaambeiñtadoB 
por algún tifflopo , y que algunos de tristeza eng»* 
fiados del demonio se ahorcaron , y en eomim moa* 
traron todos muchos arrepentimiento y Toluntad de 
ser buenos Christianos, 

Qoe á esta sazón llegó á Campedie don fray 
Fran."^ Toral , frayle franciscano natural de Vbed% 
que auia estado xx aftos en lo de Mésdco, y Tenb 
por obispo de Yucatán, el qui^ por las informadonea 
de los Españoles y por las quesas de las Indios, des* 
hizo lo qne los frayles tenian hecho, y mandó soltar 
los presos, y que sobre esto se agravió el proyincial 
y determinó ir á España qaexándose primero en Mé* 
xioo, y que assí vino á Madrid donde los del C¡oq* 
sejo de las Indias le afearon mucho que uviesse usmr* 
pado el oficio de Obispo y de inquisidor, para dea* 
cargo de lo qual alegaua la £uniltad que su ol^dtfl 
tenia para en aquellas partes, concedida por el pap^ 
Adriano á instancia del emperador, y el auxilio que 
la audiencia real de las Indias le mandó dar eoo£br« 
me á como se daba i los Obispos , y que loa del €bn- 



RJBLACI0NE8 DE YtTCATÁN. M3 

•ejo 06 enojaron m&d por estas deseuIpaB, y acorda- 
ron de remitirie á él y á sus papeles, y á los que e( 
Obispo auia embiado contra los fray le» á fray Pedro^ 
deBovadilla provincial de Castilla, á quien el rey 
escrivió mandándole que los viesse y hiziesse justa- 
cia, y que este fray Pedro por estar enfermo cometió 
el examen de los procesos á fray Pedro de Guzman 
de su orden , hombre docto y esperimentado en cosas 
de inquisición, y se presentaron los pareceres de siete 
personas doctas del reyno de Toledo que fueron e( 
D. fray Fran.**** de Medina y fray Fran.°^ Dorantea 
de la orden de S.** Fran,*®, y el maestro fray Alonso 
de la Gru2, frayle de S.^ Aug. que auia estado £sx 
afios en las Indias, y el Lic.^" Thomas López que 
faé oidor en Guatimala y en nuevo reyno, y fué 
juez en Yucatán, y el D. Hartado Cathedrático de 
cañones, y el D. Méndez Cathedrático de Sagrada 
escritura, y el D. Martínez Cathedrático de Scoto en 
Alcalá, los qnales dijeron que el provincial hizo 
justamente el auto y las otras cosas en castigo de 
loe Indios; lo qual visto por fray Fran.^ de Guzman 
escrkdó largamente sobre ello al provincial fray 
Pedro de Bovadilla* 

Que los Indios de Yucatán merecen que el rey los 
iavorezca por muchas cosas , y por la voluntad que 
mostraron á su seruieio estando necessitado en Flan- 
des embió la princesa dofia Joana su hermana, que 
entonces era gouemadora del reyno, una cédula pi** 
diendo ayuda á los de las Indias la qual lle\''o á Yu-> 



S14 BOCUMBNTOS INÉDITOS. 

catan un oidor de Guatimala, y para esto juntó los 
señores y ordenó que un fraile les predicasse lo que 
devian á su mag.^ y lo que entonces les pedía , y 
que concluida la plática se leuantaron los Indios en 
pié y respondieron que bien sabian lo que eran obli- 
gados á Dios por averies dado tan noble y christia- 
nísimp rey y que les pesava no viuir en parte donde 
le pudieran seruir con sus personas, por tanto que 
viese lo que de su pobreza queria, que le servirían 
con ello y que si no bastasse que venderían sus hijos 
y mugeres. 

Que la manera de hazer las casas era cubrirlas de 
paja que tienen muy buena y mucha, ó con hojas 
de palma que es propia para esto, y que tenian muy 
grande? corrientes para que no se lluevan, y que 
después echan una pared por medio al largo que 
diuide toda la casa, y que en esta pared dexan algu- 
nas puertas para la mitad que llaman las espaldas 
de la casa donde tienen sus camas, y que la otra 
mitad blanquean de muy gentil encalado, y que los 
señores las tienen pintadas de muchas galanterías, 
y que esta mitad es el recebimiento y aposento de 
los guéspedes, y que esta pieqa qo tiene puerta sino 
toda abierta conforme al largo de la casa, y baxa 
mucho la corriente delantera por amor de los soles 
y aguas, y dizen que también para enseñorearse de 
los enemigos de la parte de dentro en tiempo de 
necesidad y que el pueblo menudo hazia á su costa 
las casas de los SS., y que con no teñe* mas puer- 



BKLACIONES DS YUCATÁN. 315 

tas tenían por grave delicto hazer mal á casaa 
agena»: tenáan una portezilla atrás para el servicio 
necessario, y que tienen unas camas de varillas y 
encima una serilla donde duermen cubiertos de sus 
mantas de a]gódon, en verano duermen comunmente 
en los encalados con una de aquellas serillas, espe- 
cialmente los hombres. Allende de la casa hazian 
todo el pueblo á los señores sus sementeras, y se 
las beneficiavan y cojian en cantidad que se bastava 
á él y á su casa, y quando avia cagas ó pescas ó era 
tiempo de traer sal siempre davan parte al Sr., por- 
que estas cosas siempre las hazian en comunidad. 
Si moría el señor, aunque le succediesse el hijo ma- 
yor eran siempre los demás hijos muy acatados y 
ayudados y tenidos por señores, á los demás princi- 
pales inferiores del señor ayudavan en todas estas 
cosas conforme á quien eran , 6 al fauor que el se- 
ñor les dava. Los sacerdotes viuian de sus officios y 
offrendas. Los SS. rejian el pueblo concertando los 
litigios, ordenando y concertando las cosas de sus 
repúblicas, lo qual todo hazian por manos de los 
mas principales que eran muy obedecidos y estima- 
dos, especial la gente rica á quien visitauan, y tenían 
palacio en sus casas donde concertauan las cosas y 
negocios principalmente de noche, y si los SS. sa- 
lían del pueblo llevauan mucha compañía j y lo 
mesmo quando salían de sus casas. 

Que los Indios de Yucatán son gente bien dis* 
puesta y altos y rezios y de muchas fuergas, y 



316 vocüUBsms iKÉnrras. 

eammunente todos estevados, potqoe en su miles 
qnsndo Iss madres los llsnan de una pwte á olía 
▼an ahorcajados en los qnadrika Tedian p«r galsi 
wer vízoos, lo qiial hasian por arte tas madres eel- 
gándoles del pelo aa pegotillo que les llegaba al 
medio de las cejas deMle muy nifioe, y ajando los 
OJOS siem|Nre como les andaua alK jugando Teman 4 
quedar vizeos, y que teman las csbeqss y fieates 
llanas, hecho tamhíen de sus madres por indastiia 
desde nilios, y qoe trayan las orejas horadadas para 
^ar^illos y muy harpadas de los eacrifioiw. No oriar 
yan harhas, y desian que les quemaasii los rostros 
sus madres con paflos ealientes siendo níftos porque 
no les nacciessen , y que agoira etian barhaa aunque 
muy ásperas como cerdas de rociaeSb 

Que criauan cabello como ks mugeres, por lo alto 
quemauan como una buena corona y assi ceecia lo de 
debaxo muebo, y lo de la corona quedaaa corto, y que 
lo entren^auan y hasian una guirnalda de ello en toar- 
no de la cabera, desando la calilla atrás como borlaa. 

Que todos los hombres usavan espejos y no laa 
mugeres, y que para llamarse cornudos dieaiMt que 
su mugjer le auia puesto el espejo en éi eab^lo 
sobrado del colodrillo. 

Que se baftauan mucho no euarando ds coJbrine 
de las mugeres mno quando podia eubrir la maftciu 

Que eran aoiigos de bcmios olores, y q«e per esto 
usan ramilletes de flores y yar^^M eloreeiGí» mi^y .<ra- 
riosos y labrados. 



MKLLCMME8 DX TirCATAN. 817 

Qae «nnan pintsne de odondo di rostro y 
onerpo^ y In pareob nmy mal, pero terauEilo por 

Qoesa featido em mi Hiton dé un* sumo en »n* 
cho que les semia de bragas y calqas, y qiie se da- 
«lan cesa él alginuuei basttss por lacititura, de manera 
qne el Bnodbo colgsna delante y el otro detrás, y 
que estoa cabos ks faasian sw nrugeMs oon emaosi* 
dad y Idbores de pluma, y que tcaian mantea krgso 
y qtMudradas y las atsñian «n los (HülNros, y que 
tnian sandalias de eáfiamo ó eutíro de Yckiade por 
cartir seco, y no nsayan otro vestido. 

Qae ei nnaitemfltiiento principal es maie dd qaal 
basen diversos manjares y be vidas, y aun beoido 
oom^ lo beven les sirve de eonúda y bevida, y que 
laaliidiasecliandmaíaá remojar una noche antes en 
cal y <agaa, y que á la maflana está blando y medio 
cozido, y desta msaeiía se le quita el bolleo y pe^on 
y que lo muelen en piedrtts, y que de lo medio mo- 
lido dsa á los trabajadores y caiainantes y ñaue* 
gantes grandies pelotas y cargas, y que dura ccm 
sedo asedarse algunos meses , y que de aquello toman 
una pella y desliándols en un vaso de la oáxcara de 
una fruta que cria un árbol con el qual les proveió 
Dios de vasos, y que se beuen aquella substan^a y 
se comen lo demás, y que es sabroso y de gran 
mantenimiento, y que de lo mas molido sacan leche 
y la coajan al fuego, y has^ como poleadas para 
las mañanas y que lo beuen caliente, y sobre lo que 



318 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

sobra de las mafianas echan agua para beuer entre 
dia, porqne no acostumbran beuer agua sola, que 
también lo tuestan y muelen y deslian en agua, que 
es muy fresca beuida, echándole un poco de pimienta 
molida ó de cacao. 

Que hazian del maiz y cacao molido una manera 
de espuma muy sabrosa con que celebran sus fiestas, 
y que sacan del cacao una grasa que parece mante* 
quillas, y que desto y del maiz hazen otra hevida 
sabrosa y estimada, y que hazen otra bevi<ÍBi de la 
substancia del maiz molido assi crudo que es muy 
freaca y Babroea. 

Que hazen pan de muchas maneras bueno y sano, 
salvo que es malo de comer quando está fiio, y asá 
passan las indias trabajo en lo hazer dos yezes al dia. 

Que no se ha podido acertar á hazer harina que 
se amasse como la del trigo, y que si alguna vez se 
haze como pan de trigo no vale nada. 

Que hazen guisados de legumbres y carne de ve- 
nados y aves monteses y domésticas que ay muchas, 
y de pescados que ay muchos, y que assi tienen 
buenos mantenimientos principalmente después que 
crían puercos y aves de castilla. 

Que por la mañana toman la beuida caliente con 
pimienta como está dho. y entre dia las otras frías, 
y á la noche los guisados, y que si no hay carne ha* 
zen sus salsas de la pimienta y legumbres, que no 
acostumbrauan comer los hombres con las mugeres, 
y que ellos comian por sí en el suelo , ó quando mas 



BJELACIONSS DE TÜCATÁK. 319 

€K>fare UBA serilla por mesa, y que comen l)ien quando 
lo tienen, y quando no sufren muy bien la hambre y 
passan con muy poco, y que se lavan las manos y 
la boca después de comer. Labravanse los cuerpos, y 
quanto mas tanto mas valientes y bravosos se tenían, 
porque el labrarse era gran tormento, que era desta 
manera. Los oficiales dello labrauan la parte que 
querían con tinta, y después sajavanle delicadamente 
las pinturas, y assi con la sangre y tinta quedauan 
en el cuerpo las seftales, y que se labran poco á poco 
por el tormento grande, y también ae ponían deepuea 
malos porque se les enoont^van las labores y haziase 
materia, y con todo eso mofauan de los que no se 
labrauan, y que se precian muc}io de ser requebrados 
y tener gracias y habilidades naturales, y que ya 
comen y beven como nosotros. 

Que los indios eran muy dissolutos en bever y 
emborracharse de que les seguian muchos males 
como matarse unos á otros, violar las camas pen- 
sando las pobres mugeres recebir á sus maridos, tam- 
bién con padres y madres como en casa de sus ene- 
migos, y pegar fuego á sus casas, y quanto todo eso 
se perdían por emborracharse, y que quando la bo- 
rrachera era general y de sacrificios contribuían to- 
dos para ello, porque quando era particular hazía el 
gasto el que la hazía con ayuda de sus parientes , y 
que hazen el vino de miel y agua y cierta raíz de un 
árbol que para esto criauan, con la qual se hazía el 
vino fuerte y muy hidíondo, y que con vailes y re- 



820 DOCUMENTOS uxÉOTtoa. 

gozijoB ODmiiB sentados de dos en dos, 6 de qsairo 
en qnatro, y que decaes de comido sacandoi los es* 
cangisaos, los qimleB no se solinn emborrachar, de 
unos glandes artesones de bercr hasta ^ne se hasiañ 
unas cimitarras, y que las mugeres teman mncfa» 
cuenta de boluer sus iparidos borrachoe á casa. 

Que muchas vezes gastan en un banquete lo que 
en muchos dias mercadeando y trompeando gináiwi, 
y qo€ tienen dos manems de faaett estas fiestas. La 
primera que es de los SS. y gente principal obliga 
á cada uno de los combidados á que hagan otro tal 
combite, y que daa á cadsi uno de los oomi^idados 
una ave sissada, y pan y bevida de cacao en abunduH 
cia, y que al fin del comblte suelen dar á cada imo 
una manta para cubrirse, y un banquillo y vaso 
mas galano que pueden , y si se muere uno dellos es 
obligada á pagar el combite la casa ó parientes del. 
La otra manera es entre parentelas quando casan 
sué hijos ó hazen memoria 'de las cosas de sus ante* 
passados, y esta no obliga á restitución, saluo que si 
ciento an combidado á un indio á una fiesta, assi á 
todos quando el haze fiesta ó casa á sus hijos com- 
bida, y que sienten mucho la amistad y conserran 
aunque lexos unos de otros con estos eombites, y 
que en estas fiestas les davan é beuer mugeres her- 
mosas las quales después de dado el vaso volvian las 
espaldas al que lo toma hasta vaciado el vaso. 

Que los Indios tienen recreaciones muy donosas 
y principalmente &rsantes que representan con mu- 



RBtAOIONBS DI YUCATÁN. $%í 

cho ^ocayre^ tanto que estos alquilan los Bepaflol^e» 
pora no mas que vean loa chistes de los Españoles 
que passan oon sus mo^as, marido» 6 ellos proprios 
sobre el buen ó mal servir , y después lo representan 
con tanto artificio como curiosos Eispafioles. Tienen 
atabales pequeños que tañen con la mano, j otro 
atabal de palo hueco de sonido pesado j triste, tá- 
ñenle con un palo larguillo puesto al cabo cierta le- 
che de im árbol , y tienen trompetas largas y delga- 
das de palos huecos, y al cabo unas largas y tuertas 
calabazas y tienen otro instrumento de toda la tor* 
tuga entera con sus conchas, y sacada la carne tá- 
ñenle con la palma de la mano, y es su sonido lúgn* 
bre y triste. Tienen chiflatos de vuessos de cañas de 
venados y caracoles grandes, y flautas de cañas, y 
con estos instrumentos hazen son á los vallantes, y 
tienen especialmente dos valles muy de hombre y de 
ver. £1 uno es un juego de cañas, y assi le llaman 
ellos Colomehe que lo quiere deair. para jugarlo se 
jant(i una gran rueda de vailadores con su música 
que les haze son, y por su compás salen dos de la 
rueda el uno oon un manojo de bohordos y valla 
con ellos enhiesto; el otro vaila en cuclillas ambos 
con el compás de la rueda, y el de los bohordos con 
toda su faer9a los tira al otro, el qual con gran 
destreza con un palo pequeño arrebátalos, acabado 
de tirar bueluen con su compás á la rueda y sal^a 
otros á hazer lo mesmo. Otro vaile ay en que vallan 
ochocientos y mas y menos indios con banderas pe* 



a 



322 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

qaefias, con son y paso largo de gaerra, entre los 
quales no ay ano que salga de compás, y en sus vai- 
les son pesados porque todo el día entero no cessan 
de vallar porque los llenan ay decomer y beuer. Los 
hombres no solían vallar con las mugeres. 

Que los officlos de los Indios eran olleros y car- 
pinteros, los quales por hazer los ídolos de l)arro y 
madera con muchos ayunos y obseruancias ganauan 
mucho. Auia también cirujanos, ó por mejor decir 
hechizeros, los quales curavan con yerbas y muchas 
supersticiones, y assi de todos los demás officios. El 
of&cio en que mas inclinados estañan es mercadería 
llenando sal, ropa y esclauos á tierra de Ulna y Ta- 
uasco trocándolo todo por cacao y cuentas de piedra 
que era su moneda, y con esta solían comprar ew^la- 
uos ó otras cuentas con razón que eran finas y bue- 
nas, las quales por joyas trayan sobre sí en las fies* 
tas los SS., y tenían otras hechas de ciertas conchas 
coloradas para moneda y joyas de sus personas, y lo 
traían en sus bolsas de red que tenían y en los mer- 
cados tratauan de todas quantas cosas auia en essa 
tierra. Fiaban , prestauan y pagauan cortesmente y 
sin usuras, y sobre todo eran los labradores y los que 
se ponen á coger el maíz y las demás semillas, lo qual 
guardan en muy lindoa silos y trojes para vender á 
SUS tiempos. Sus muías y bueyes son la gente. Suelen 
de costumbre sembrar para cada casado con su mnger 
medida de cccc pies, lo qual llaman kumvimc medida 
con vara de xx pies, xx en ancho y xx en largo. 



BELACIONES DE YUCATÁN. 323 

Que los Indios tienen costumbre buena de ayu- 
darse unos á otros en todos sus trabajos. En tiempo 
de sus sementeras los que no tienen gente suya para 
las hazer júntanse de xx en xx, ó mas ó menos, y ha- 
zen todos juntos por su medida y tasa la labor de 
todos y no le dexen hasta cumplir con todos. Las 
tierras por ahora es de común y assí el que primero 
las ocupa las possee. Siembran en muchas partes por 
fii una faltare supla la otra. En labrar la tierra no 
hazen sino coger la basura y quemarla para después 
sembrarla, y desde medio Enero hasta Abril labran y 
entonces con las lluuias siembran, lo qual hacen tra- 
yendo un taleguillo á cuestas, y con un palo puntia- 
gudo hazen agujeros en tierra y ponen allí cinco ó 
seis granos lo qual con el mesmo palo cubren. En 
llouiendo espanto es como nace. Júntanse también 
para la ca^a de l en l mas ó menos , y la carne del 
venado asan en parrillas porque no se les gaste, y ve- 
nidos al pueblo hazen sus presentes al sefior y distri- 
buyen como amigos, y el mesmo hazen en la pesca. 

Que los Indios en sus visitas siempre llenan con- 
sigo don que dar según su calidad y el vidtado con 
otro don satisface al otro, y los terceros destas visi- 
tas hablan y escuchan curiosamente conforme á la 
persona con quien hablan, no obstante que todos se 
llaman de tu, por que en el progresso de sus pláti- 
cas el menor por curiosidad suele repetir el nombre 
del officio ó dignidad del mayor, y usan mucho yr 
ayudando al que dá los mensages un sonsonete he- 



á¡k^i(>mhmjfínmésBi tm la gprgaota íjub nmfnoío 
4mf TUite qae li Má qu^. Lm m^jaraB «on oontai 
iW m» mooiumeiitoB j ao Mt^ tninlmufm á negwMr 
por ni» ^pat i»k»iepte m emo pobres^ 7 por ^mo ¡m 
SS. M «ui&iíHm de I06 fimylas qoie daña ojkío á pg^ 
JNres y picps em -ffee^to^ > 

fwAiiftwr d ;B!eaor del po^ilUo idel 4aftador, 7 aíiíp 
^eva lowpíop y iwtriiQtaato4^ mas fM^ioKHV, y c¿ «n^i 
4e ^m iDÁaBK) pueblo •oon «¡I jufíz 1q ooflauniqaciaii qjpe 
«pa 4rbitpo, y aoMaJíDado el daflo maod^y« h m^ 
ibeoioai y pi bo era suíEcieate para la aatiagaceio» 
los parien^ y aioigos le ayudauan. Las caivH^ ^ 
que ee soliau haser eate« saláftfaeioneB «ran 4e¿ «Mta- 
uan á alguuo oasualmente , ¿ «quaado Ae abopewaa 
lajmu^rió «1 marido goel alguna culpa de aoqrie 
dado á ello ocaaioQ, 6 qua&do eran causa de sigfm 
incidió de casas 6 eredades, de colmenas 6 trü^ 
-de mai^. Los otros agravios hecbos con Bmliciii «atÍB- 
&oian fiíempre con san^e y puñadas. 

Que los Yucataneses son muy partidor y ibo^píta- 
les, pesque no entra nadie en su casa á quien no «len 
■de la comida ó beuida que tienen , de dia de bus be- 
uidas y de noobe de sus comidas, y si no las tíesen 
busquanlo por la vezindad, y por los caminos si les 
junta gente á todos an de dar dellas aunque les qisue- 
pa por esso mudio míenos. 

jQue BU contar es de v en v hasta xx , y de xx «a 
xi: basta c. y de o. en c. basta 400 y de cccc en cooc 



emsbrataciofl del: cbcso^ Tieatn atraü aMOtn Murj^ 
^S^ y 4^^ 1^ pfotísiKiai in in&nitistti dosdiní^ 
ki^nu nal xx vdzet ^ne Mm g y ixaál' j twiuuido 
A lO- di^Uear estos dente y lx mil ^ y deipuesí ytto 
aflift dQpfic&odo por xx hwla que buen tm iiiMiiti^ 
lite>iuiifiero. CuestM» en el raelo ó eoM llu&su 

Qae tkneiL macha eueiite con saber el ofigea d« 
0np üxiajes especial si viene de alguffi&casa^ dl^ Maya^» 
paiL^ y esso jMroeunm saWlo de loe saeerdotfec^ qisi 
M latt'desiis wáecieifls y jétansemnebode toa ^arc^ 
ftaaqoe m sus Ufloa^a ka anido sefialadósv \AM^xmms^ 
tosa de loa padres donm. siempre en los hijoa^ eaa las 
faíjaeino^ A 0ua bijo& y hi^ sieonpve }la]ttan.del noia* 
Imadel padre y de ta^madie^ el del padxse como» pro^ 
fia y de la madre eomo apellatiap destamaneva^ SI 
M^deOkd y Chan llamaaan !biJaeliatLehel que qakif 
d(ttá^ hi|o de Míanos^ y esta^ ea la^ eatutti qae diacsi 
lea lEMHoa son los de íin nofidlxm deudos y se tratan 
por talosy y por esso qaande vienen e» parte ne 00^ 
nocida y neoesitado luego acode al ncanbre, y siay 
^púén, luego ed^ toda charidad le recÜNsa y totano 
«sai nenguna niaiger 6 hombre se casana con otrodd 
mesmo nombre, porque era á ellos grao infiuni& 
Llámanse abora los nosahrea de pila y lee propios. 

Qve los indioa 110 admitian laa Ugaa á taeiedar 
ocMf loa hermanos' sino era peor via dé piedad ó vofam^ 
tad y estoboes dáuanles del monkoB algoy lo demaa 
prtrtiattka hermanos ^ualmestOy salvo que al que 



S36 DocuifXNTOS ndsDiToe. 

mas notablemente ania ayudado á allegar la haaen- 
da davanle equivalencia, y si eran todas hijas here- 
darían los hermanos ó mas propincuos, y si eran de 
edad que no se sufíiia entr^^ la hazienda entregá- 
vanla á un tutor debdo mas cercano, el qual daua i 
la madre para criarlos porque no usauan de dexar- 
nada en poder de madres, ó quitáuanles los niftoe, 
principalmente siendo los tutores hermanos del di- 
funto. Estos tutores dauan lo que assi se les «itre- 
gana á los herederos quando eran de edad y no ha- 
zerlo era gran fealdad entre ellos y causa de machas 
contieadas. Quando assi lo entregauan era delante 
de los SS. y principales, quitando lo que auian dado 
para los criar, y no dauan de las cosechas de las ere- 
dades nada mas, como era de colmenares y algunos 
Arboles de cacao, porque dezian era harto t^oierlo en 
pié. Si quando el señor moria no eran los hijos para 
rejir y tenia hermanos, regia de los hermanos el ma- 
yor, ó el mas desenvuelto y al heredero mostraban 
sus costumbres y fiestas para quando fiíesse hombre, 
y estos hermanos aunque el heredero fiíesse para re- 
jir mandauan toda su uida, y sino arda hermanos 
elegían los sacerdotes y gente principal un hombre 
sufficiente para ello. 

Que antiguamente se casanan á xx aftos, aora de 
xa 6 xni y por esso aora se repudian mas fiícilmente 
como se casan sin amor y ignaros de la vida matri* 
monial y officio de casados, y si los padres no po- 
dían persuadir que volviessen con ellas buscábaxdea 



BjBUkoioincs DB yucatAk. 327 

otra 7 otra 7 otras. Con la moBma &cilidad dexanan 
los hombres con hijos á sus mngeres, sin temor de 
que otro las tomase por mugeres ó después volver 
á ellas, pero con todo esso son mu7 zelosos 7 no 
llevan á paciencia que sus mugeres no les estén ho- 
nestas, 7 aora que an visto que los Españoles sobre 
esso matan á las su7as empiezan á maltratarlas 7 
aun á matarlas. Si quando repudia van los hijos eran 
niños dexáuanlos á las madres , si grandes los varo- 
nes con los padres 7 las hembras con las madres. 

Que aunque era tan común 7 familiar cosa repu- 
diar, los ancianos 7 de mejores costumbres lo tenian 
por malo, 7 muchos auia que nunca auian tenido 
sino una la qual ninguno tomaua de su nombre de 
parte de su padre, ca era cosa mu7 fea entre ellos, 
7 si algunos se casauan con las cuñadas mugeres de 
sus hermanos era tenido por malo. No se casavan 
con sus madrastras ni cufiadas hras. de sus mugeres, 
ni tías hermanas de sus madres, 7 si alguno lo hazia 
era tenido por malo: con todas las demás parientas 
de parte de su madre contra7an aunque fuesse prima 
hermana. Los padres tienen mucho cuidado de bus- 
carles con tiempo mugeres de su estado 7 condición 
7 si podian en el mesmo lugar, 7 poquedad era en- 
tre ellos buscar las mujeres para si, 7 los padres 
para sus hijas casamiento, 7 para tratarlo buscavan 

casamenteros que lo rodeasen. Concertado 7 tratado, 
concertavan las aras 7 dote lo qual era mu7 poco, 7 
davalo el padre del mo^o al consuegro, 7 hazia la 



328 tlOCOMENVOS UdSDTKXL 

Me^gra allende del dote veatidos á ia naera, y hijo y 
venido el dia se juntauan en casa del padre de ia 
noviai y alli aparejada la comida^ Yenian loe combi* 
dados y el sacerdote y joatado los casados y om- 
suegros trataua el sacerdote quadrarles pues lo avian 
bien mirado los suegros y estarles Iñen, y aasi ie 
dauan su mu^r al mo^o essa noche si era pora ello, 
y luego se hasia la coñuda y combite y de ay en 
adelante quedaua to casa del suegro el yerno tra- 
bajando cinco ó seis aftos por el suegro, y si no lo 
hazia echauanlo de la casa: y trauígauan las madres 
diesse siempre la mager de comer al marido en seüal 
de casamiento. Los viudos y viudas sin fiestas ni 
solemnidades se concertavan, con solo ir ellos á casa 
dellas y admitirlos y darles de comer se hazia el 
casamiento de lo qual naqia que se descauan oon 
tanta facilidad como se tomauan. Nunca los Yaca- 
tañeses tomaron mas de una como se ha hallado en 
otras partes tener muchas j untas , y los padres algu- 
nas vezes contrahen matrimonio por sus hijos niflos 
hasta que Bean venidos en edad y se tratan como 
suegros. 

No se halla el baptismo en ninguna parte de las 
Leidias sino en esta de Yucatán, y aun oon vocablo 
que quiere dezir na^er de nuevo ó otra vez, que es lo 
mesmo que en la lengua latina renascer porque en 
k lengua de Yucatán zihil qniere decir naijer de 
nuevo ó otra vez, y no se osa sino en composición de 
verbo, y assi cc^otsihü quiere de£tr nacer de nueva 



BXLkCIOTXÉB DS tüdATÁN. dfiO 

No hemoB podido saber gu origen ms» de qtte ed 
oosa que siempre an usado y á qtie teDian tanta 
deaooion que nadie le dexaua de reoebir) y tanta 
reuerencia que loa qne tenían pecados si eran para 
nberlog cometer los anian de manifestar especial^ 
mente á los sacerdotes para recivirlo, y tanta fee en 
el que no se iterauan en ninguna manera. Lo que 
penssauan reeibian en él era una previa disposición 
para ser buenos en sus costumbres y no ser dañados 
en las cosas temporales de los demonios y venir 
mediante él y su buena vida ¿ conseguir la gloria 
que ellos esperavan, ^ la qual según en la de 
Mahoma avisa de usar de manyares y beveres. Te- 
nian pues esta costumbre para venir á hazer los 
baptismos, que criavan las indias los nifios hasta 
edad de tres afios , y i los varonciltos usavanles po- 
ner siempre pegada á la cabera en los cabellos de la 
coronilla una contezuela blanca, y é las mochachas 
traian zeftidas por las renes muy abaxo con un cor* 
del delgado, y en él una conchuela assida que les 
rema á dar ^icima de la parte honesta, y destas 
dos cosas »a entre ellos pecado y cosa muy fea qui* 
tarla de las mochachas antes del baptismo, el qual 
le dauan siempre desde edad de tres años hasta doze 
y nunca se casauan antes del baptismo. Qaando al* 
guno avia que quissiesse baptizar su hijo iva al 
sacerdote y davale parte de su intento, el qual pu* 
blicava por el pueblo el baptismo, y el dia en que 
lo haría,, el qual ellos miravan siempre no fuesse 



830 DOCUlfENTOS INÉDITOS. 

adago. Esto hecho , el que haña la fiesta que era el 
que movía la plática, elegía un principal del pueblo 
á su gusto para que le ayudasse á su negocio y las 
cosas del. Después tenían de costumbre elejír á otros 
quatro hombres ancianos y honrados que ayudasen 
al sacerdote el dia de la fiesta á las cerimonias, y 
estos elegían juntamente á su gusto con el sacerdote, 
y en estas elecciones entendían siempre los padres 
de todos los nífios que avía que baptizar ca de todos 
era también la fiesta, y llamávanlos á estos que es- 
cojian Chaces. Tres días antes de la fiesta ayunavan 
los padres de los mochachos y los officiales abste- 
niéndose de las mugeres. El dia juntávanse todos 
en casa del que hazia la fiesta y llevavan los nífios 
todos que avian de baptizar, á los quales ponian en 
el patio ó plaqa de la casa, que limpio y sembrado 
de hojas frescas le tenían, por orden en rengla los 
varones por sí y las ñiflas por si, poníanles como 
padrinos una muger anciana á las nifias y á los 
nífios un hombre que los tuviessen á cargo. Esto 
hecho tratava el sacerdote de la purificación de la 
posada hechando al demonio della. Para echarlo 
ponian quatro banquillos en las quatro esquinas 
del patio en los quales se sentavan loa quatro 
chaqes con un cordel largo assído de uno á otro 
de manera que quedauan los nífios acorralados en 
medio ó dentro del cordel , después passando sobre 
el cordel avían de entrar todos los padres de los 
nifios que avian ayunado dentro del circuito. Des- 



BELACI0NE8 DE YUCATÁN. 331 

pues Ó antes ponían en medio otro vanquillo donde 
el sacerdote se sentana con un brasero y nn poco de 
maíz molido y un poco de su encienso. Alli venian 
los nifios y ñiflas por orden y echábales el sacerdote 
tm poco de maíz molido y del encienso en la mano 
y ellos en el brasero, y ansi hazian todos, y estos 
sahumerios /icabados tomaban el brasero en que los 
hazian y el cordel con que los chaces los tenian cer- 
cados, y echauan en un yaso un poco de vino, y 
dábanlo todo á un indio que lo llenase fuera del 
pueblo, avisándole no beuiese ni mirase atrás á la 
vuelta, y con esto dezian quedaba el demonio echado. 
El qual assi ido, varrian el patio y limpiábanle de 
las hojas del árbol que tenia que se dize Cihom^ y 
echaban otras de otro que llaman copOj y ponian 
unas seras en tanto que el sacerdote se vestía. Ves- 
tido salia con un saco de pluma colorado y labrado 
de otras plumas de colores, y que le cuelgan de los 
extremos otras plumas largas, y una como coroza 
en la cabega de las mesmas plumas , y debaxo del 
saco muchos listones de algodón hasta el suelo como 
colas, y con un hisopo en la mano de un palo corto 
muy labrado, y por barbas ó pelos del isopo ciertas 
colas de unas colebras que son como caxcaueles, y 
con no mas ni menos gravedad que temía un papa 
para coronar un emperador, que cosa era notable la 
serenidad que le causaban los aparejos. Los chaces 
iban luego á los nifios y ponian á todos sendos pafios 
blancos en las cabezas, que sus madres para aquello 



tíraían. PregimtalMín á lot que eran g;riiidttiUoi á 
hahuoL hecho algon pecado ó tocamiento feo fúU 
habían hecho oonfiGeeábanlos j separabanloa de ki 
otroe. Esto hecho mandaiia el sacerdote tíúUtt j 
matar la gente, 7 oomengaba él á bendesir ocm un- 
ohae oradones á los mochachofl y á eantignarloa 00a 
•a ieopO| y oon mucha eerenidad; acabada %u bé&di- 
don se sentaba y se levantaba el principal que avisa 
los pedrés de los mochachoe elejido para esta iests^ 
y con un gaeeso que el sacerdote le daba iba á loi 
mochachos y amagaba á cada uno por si nueve veseí 
con el gnesso en la íirente; después ni0|auale en un 
vaeo de una agua que llevaba en la mano y untába- 
les la frente y las fiícionee del rostro y enttii kM 
dedos de los pies y los de las manos á todon m 
hablar palabra. Este agua hasian de ciertas ñotéá j 
de cacao majado y desleído con agua virgen ^ que 
ellos dexian, traída de los cóncavos de los árboles ó 
de las piedras de los montes. Acabada esta u&eUtft 
se leoantaba el sacerdote y les quitaba los páflos 
blancos de la cabeqa, y otros que tenían colgados á 
las espaldas en que cada uno traía atadas unas pocas 
de plumas de unos páxaros muy hermosos y alga- 
nos cacaos, lo qual todo recojia uno de los cliaess J 
luego el sacerdote cortaba á los nifios con una na^ 
vaja de piedra la cuenta que auian traído pegada en 
la cabeqa: tras esto iban los demás ayudadoiw áA 
sacerdote con un manojo de flores y im huma^ ^ae 
los indios usan chupar y amagaban cada uno delIoB 



RXMCIOKKS PE TÜCA7ÁN. 888 

Hilera TenoB á cada mochacho, y despoeB dáboDls 4 
oliNf ]m floreB y á chupar el huma^. DaspueB koo- 
jtw lo0 preaentes qae las madreB tndaa y dahan 
dellcM á cada mochacho im poeo para comer allí, oa 
de comida eran los presentes, y toraanan nn buen 
Vjaao de vino, y puesto en medio ofreoiaalo á loe 
dioseBí y con derotas plegarias les rogauan redlbia^ 
MQ aquel don pequ^o de aquellos mochachos, y 
llamando otro oficial que les ayudaua que llamauai) 
Cayom davanselo que lo beuiese, lo qoal hastia sin 
dgeeansar, que diz que era pecado. Esto echo se des* 
pedían las media chas primero, á las quales iban sns 
madres primaro á quitarles el hilo con que avian 
andado hasta entonces atadas por las renes, y la 
eoAchuela que traian en la puridad, lo qual era ya 
eomo una Ucencia de poderse ya, qnando quiera que 
lo$ padres quisiesen, casar. Después despedían por si 
á los mochachos, y idos renian los padres al montón 
de las mantillas que avian tnddo y repartíanlo por 
aa mano por los circunstantes y officiales. Después 
acabauan la fiesta con comer é beber largo. Llama- 
ban á esta fiesta Emhu^ que quiere dezir baixada de 
Dios. El que la avia hecho, principalmente movién- 
dola y haziendo el gasto, allende de los tres dias 
que ee avia como por ayuno abstenido se avia de 
abstener nueve mas, y lo hazian invariablemente. 

Que loa Yucataneses naturalmente conocían que 
hazian mal, y porque creían que por el mal y pecado 
lea venian muertes, enfermedades y tormentos tenían 



334 DOCUBCENTOS máoiTos. 

por costambre confesarse qnando ya estauan en 
ellos. En esta manera, que quando por enfermedad ó 
otras cosas eran en peligro de muerte confesanan 
sus pecados, y si se descuidauan traianselos los pa- 
rientes mas cancanos ó amigos á la memoria, y ansi 
dezian publicamente sus pecados, si estaña alli el 
sacerdote á el, sino á los padres y madres y las mu- 
geres á los maridos y maridos á las mugeres. Los 
pecados de que comunmente se acusaban eran del 
hurto, homicidio, de la carne y &lso testimonio, y 
con esto se creian salvos, y muchas vezes si escapa- 
ban avia rebueltas entre marido y la mujer por las 
desgracias que les avian sucedido y con los que las 
avian causado. Ellos confesaban sus flaquezas, salvo 
las que con sus esclauas, los que las tenian cometían, 
porque dezian era licito usar de sus cosas como que- 
rían. Los peccados de intención no confesauan. Te- 
nian empero por malos y en sus consejos y predica- 
ciones consejauan de evitarlos. 

Que las abstinencias que comunmente hazian eran 
de sal en los guisados y pimienta, lo qual les era 
graue, y absteníanse de sus mujeres para la celebra- 
ción de todas sus fiestas. No se casauan después de 
viudos un año por no conocer hombre ó mujer en 
aquel tiempo, y á los que esto no guardauan tenian 
por poco templados, y que les vendría por eso algnn 
mal; y en algunos ayunos de sus fiestas no comian 
carne ni conocer mujeres, redbian los ofidos de las 
' fiestas siempre con ayunos, y lo mesmo los oflGlcios 



BELACIONXS DK TUGATÁl^. 335 

de república, y algunos tan largos que eran de tres 
afioS) y todos estos quebrantarlos eran grandes pe- 
cados. 

Que eran tan dados á sus ydolatricas adoraciones, 
que en tiempo de necesidades hasta las mujeres, mo- 
chachos y mo^as todos entendían en esto que era 
quemar encienso y suplicar á Dios les librasse del 
mal y reprimiese al demonio que esto les causaua, y 
que aun los caminantes en sus caminos llevauan en- 
cienso y un platillo en que lo quemar y assi á la no- 
che do quiera que llegauan erijian tres piedras pe- 
queñas y ponian en ellas sendos pocos del endenso, 
y poníanles delante otras tres piedras llanas en las 
quales echauan encienso y rogando á Dios que 11a- 
mauan Ekchuah los volviese con bien á sus casas; 
y esto hasta ser vueltos á sus casas cada noche lo 
hazian, donde no faltaua quien por ellos hiziesse 
otro tanto, y aun mas. 

Que tenian gran muchedumbre de ydolos y tem- 
plos y sumptuosos en su manera, y aun sin los co- 
munes templos tenian los SS. sacerdotes y gente 
principal oratorios y Ídolos en casa para sus ora- 
ciones y ofrendas particulares, y que tenian á Cuz- 
mil y poqo de Chicheniza en tanta veneración como 
nosotros á las romerías de Hierusalem y Roma, y 
assi les iban á visitar y ofrecer dones, principalmente 
á la de Cuzmil, como nosotros á lugares santos, y ya 
que no iban siempre, enviaban sus offrendas, y los 
que iban tenian de costumbre de entrar también en 



886 ]>oci}]í«N!ro8 inéditos. 

templos de relictoa quando paaabaa por ellos á orar 
y quemar copal. Tantos ídolos tenían que aim no 
les bastava los de sus dioses, pero no avia animal ni 
pavandija que ao le hiziesen estatua, y todos loa ha- 
zian á semejanza de sus dioses y diosas. Tenían al* 
gwo» idoloa de piedra, mas pocos, y otros de ma- 
dera y de bulto pequeños, pero no tantos como de 
barro. Los ídolos de madera eran tenidos en tanto 
que se heredaban, y tenidos por lo principal de la 
herencia, idolos de metal no t^an porque no ay 
metal ahí. Bien sabían ellos que los idolos eran obra 
suya, y muertas y sin deidad, mas que los tenían en 
reverencia por lo que representauan y porque los 
hablan hecho con tantas cerimonias en especial los 
de palo. Los mas idólatras eran los sacerdotes, chi- 
lañes, hechizeros y médicos, chaces y nacones. £1 
officio de los sacerdotes era tratar y ensefiar soa 
Bciencias y declarar las necesidades y sus remedios, 
predicar y echar las fiestas, hazer sacrificios y admi- 
nistrar sus sacramentos. El offido de los chilanea 
era dar respuestas de los demonios al pueblo y eran 
tenidos en tanto que acontecía llevarlos en ombros. 
Los hechiceros y médicos curavan con sangrías he- 
chas en la parte donde dolia al enfermo, y echaran 
suertes para adivinar en sus offidos y otras cosas. 
Los chaces eran quatro hombres ancianos elejidos 
siempre de nuevo para ayudar al sacerdote á bien 
y cumplidamente hazer las fiestas. Nacones eran dos 
ofiScios, el uno perpetuo y poco onrcso, porque era 



RELACIONES DE YUCATÁK. 337 

el qne abría Iob pechos á las personas que sacrifica*- 
itaD. £1 otro era una elecion hecha de un capitán 
para la guerra y otras fiestas que duraua ttes aftos. 
este era de mucha honra. 

Que hazian sacrificios con su propia sangre, unas 
vezes cortándoselas á la redonda por pedáis y alli 
los dexauan por sefial , otras vezes se agujereauan 
las mexillas, otras los beqos baxos, otras se sajaban 
partes de sus cuerpos, otras se agujereauan las len* 
guas al soslayo por los lados, y passavan por los agu- 
jeros pajas con grandisimo dolor, otras se harpauan 
lo superfluo del miembro vergonzoso dexándolo 
como las orejas, de lo qual se engañó el historiador 
general de las Indias diziendo que se circuncidauan: 
otras vezes hazian un suzio y penoso sacrificio jun« 
tándose los que lo hazian en el templo, donde pues- 
tos en rengla se hazian sendos agujeros en los miem- 
bros viriles al soslayo por el lado, y hechos pasavan 
toda la más cantidad de hilo que podian, quedando 
assi todos asidos y ensartados. También untauan con 
la sangre de todas estas partes al demonio, y el que 
mas hazia por mas valiente era tenido, y sus hijos 
desde pequeños en ello comen^auan á ocupar, y es 
cosa espantable quan aficionados eran á ello. Las 
mujeres no usauan estos derramamientos aunque 
eran harto santeras: mas de todas las cosas que auer 
podian que son aves del cielo, animales de la tierra 
6 pescados de la agua, y siempre les embadumavan 
los rostros al demonio con la sangre dellos , y todas 



338 DOCUHENTOS IVÉDITOS. 

otras cosas que tenían ofrecían, á algimos anímales 
sacaoan el coraron y le ofrecían, á otros enteros, 
unos víttos otros muertos, míos crudos otros guisa- 
dos, y hazian también grandes ofrendas de pan y 
vino y de todas las maneras de comidas y beyidas 
que usavan. 

Que sin las fiestas en las quales para la sol^nni- 
dad de ellas se sacrificaban personas, también por 
alguna tribulación ó necesidad les mandaua el sacer- 
dote ó chilanes sacrificar personas, y para esto con- 
tribuían todos para que se comprasen esclavos, ó al- 
gunos de devoción davan sus hijitos, los quales eran 
muy regalados hasta el día y fiesta de sus personas, 
y muy guardados que ño se huyessen 6 ensuciassen 
de algún carnal pecado, y mientras á ellos Uevavan 
de pueblo en pueblo con bailes, ayunauan los sa- 
cerdotes y chilanes y otros offidales, y llegado el 
día juntavanse en el patio del templo, y sí avia de 
ser sacrificado á saetadas, desnudáuanle en cueros 
y untávanle el cuerpo de azul con una coro^ en la 
cabe^, y después de alanzado el demonio hazía la 
gente un solemne baile con él , todos con arcos y 
flechas al rededor del fmlo , y bailando subíanle en 
él y atábanle , y siempre bailando y mirándole todos. 

Para hazer estos sacrificios, en los patios de los 
templos tenían unos altos maderoa y labrados y en^ 
hiestos, y cerca dé las escaleras del templo tenían 
una peana redonda ancha, y en medio una piedra de 
quatro palmos 6 cinco die alto enhiesta algo delgada; 



BELACIONBS DE YÜOATÁK. 339 

arriba de las escaleras del templo avia otra tal peana. 
Sabia el suzio sacerdote vestido y con una flecha 
en la parte verenda, faesse hombre 6 mujer le he- 
ría 7 sacaua sangre, y baxáuase y untaua con ella 
los rostros al demonio, y haziendo cierta sefial á los 
bailantes le comentaban á flechar por orden como 
bailando passauan á priesa al coraQon el qual tenia 
señalado con una señal blanca, y desta manera po« 
nianle los pechos en un pimto como erizo de flechas. 
Si le avian de sacar el coraQon le traian al patio con 
gran aparato y compaña de gente, y embadurnado 
de azul y su corola puesta le lleuauan á la grada 
redonda que era el sacriñcadero , y después que el 
sacerdote y sus officiales unta van aquella piedra con 
color azul y echauan purificando del templo al de- 
monio, tomaban los chaces al pobre que sacrificavan, 
y con gran presteza lo ponian de espaldas en aquella 
piedra, y asíanle de las piernas y bracos todos qua- 
tro que le partian por medio. En esto llegaua el 
saion nacon con un navajon de piedra y dábale con 
mucha destreza y crueldad una cuchillada entre las 
costillas del lado izquierdo debaxo de la tetilla, y 
acudíale alli luego con la mano y echauale mano del 
cora90ii como rabioso tigre y arrancábaselo vivo, y 
puesto en un plato lo daua al sacerdote el qual iva 
muy á prissa y unta va á los Ídolos los rostios con 
aquella sangre fresca. Algunas vezes hazian este sa- 
crificio en la piedra y grada alta del templo, y en- 
tonces echauan el cuerpo ya muerto en las gradas 



340 . ixxnnfBNTOS inéditos. 

ibaxo á rodar y tomáuanle abaxo los of&dales y 
desollananle tpdo el cuero entero , saino los pies y 
las manos, y desnudo el sacerdote en cueros vivos se 
aforrava de aquella piel, y bailavan con él los de- 
más , y era cosa de mucha solenmidad para ellos esto. 
A estos sacrificados comunmente solian enterrar en 
el patio del templo , ó si no comiansele repartiendo 
por los que alcan9auan, y los sefiores; y las manos 
pies y cabe^ eran del sacerdote y officiales, y á 
estos sacrificados se tenian por santos. Si eran es- 
clavos captivados en guerra el sefior dellos tomaua 
los guessos para sacar por divisa en los bailes en se- 
fial de victoria. Algunas vezes echauan personas vi- 
vas en el po^o de Chicheniza , creiendo que sallan ai 
tercero dia, aunque nunca mas parecían. 
. Que tienen armas offensivas y defensivas. Ofensi- 
vas eran arcos y flechas que llevaban en sus carcajes 
con pedernales por caxcillos y dientes de pescados 
muy agudos, los quales tiran con gran destreza y 
fuerza. Son los arcos de un hermoso palo leonado y 
a maravilla fuerte, mas derechos que corvos, las 
cuerdas de su canarvo ? La largura del arco es 
siempre algo menos que el que lo trae. Las flechas 
son de cañas muy delgadas , que se crian en lagunas 
y largas de mas de cinco palmos, y enxierenle á la 
cafla im pedazo de palo delgado muy fuerte, y en 
aquel va enxerido el pedernal. No usauan ni lo sa- 
ben poner pouQofta, aunque tienen harto de que. 
Tenian hachuelas de cierto metal y desta hechura 




BELACIONES DE YUCATÁN. 341 

las quales encaxaban en un astil de palo, y 
les servia de armas y vueltas de labrar ma- 
dera. Davanle filo con una piedra á porra- 
zos, que es el metal blando. Tenian lan^uelas 
cortas de un estado con los hierros de fuerte 
pedernal , y no tenian mas armas que estas. Tenian 
para su defensa rodelas que hazian de cafias hendí- 
das y muy texidas redondas y guarnecidas de cue- 
ros de venados. Hazian sacos de algodón colchados 
y de sal por moler colchada de dos tandas ó col- 
chaduras y estos eran fortissimos. Tenian algunos 
como SS. y capitanes morriones de palo, y estos 
eran pocos, y con estas armas iban á la guerra, y 
con plumajes y pellejos de tigres y leones puestos 
los que los tenian. Tenian siempre dos capitanes, uno 
perpetuo y se heredaua, otro elejido con muchas ce- 
rimonias por tres afios para hazer la fiesta que hazian 
en su mes de la Pax, y cae á doze de Mayo, ó para 
capitán de la otra banda para la guerra, á este lia- 
mauan Nacon, no avia en essos tres afios conocer 
muger, ni aun la suya, ni comer carne, teníanle en 
mucha reverencia, y dávanles pescados y y guanas, 
que son como la gartos, á comer: no se emborra- 
chaua en este tiempo, y tenia en su casa las vasijas y 
cosas de su servicio á parte, y no le servia mujer y no 
trataua mucho con el pueblo , Pasados los tres afios 
como antes. Estos dos capitanes tratauán la guerra y 
ponian sus cosas en orden, para esto avia en el pue- 
blo gente escojida como soldados, que quando era 



342 DOCuuEijrros niáDiTOS* 

mepester con sus armas acadian los quales Uamauan 
holcanes , y no bastando essos recojian mas g^te y 
concertauan y repartían entre sí, y goiados con una 
iMÚidera alta salían con mucho silencio del pueblo, 
y assi iban á acometer á sus enemigos con grandes 
gritos y crueldades donde topaban descuidados, en 
los caminos y paséeos los enemigos les ponían de- 
fensas de flechaderos de vararon y madera, y comun- 
mente hechos de piedra. Después de la victoria qni- 
tauan á los muertos las quixadas y limpia de la carne 
poniánselá en el bra^o. Para sus guerras hazian gran- 
des ofrendas de los despojos, y si captivayan algún 
hombre síe&alado luego le sacrifícavan porque no 
querían dexar quien les daftase después. La demás 
gente era captiva en poder del que la prendia. 

Que á esos holcanes sino era en tiempo de guerra 
no davan soldada, y que entonces les davan cierta 
moneda los capitanes , y poca porque era del suyo, 
y si no bastava el pueblo ayudava á ello. Dávanles 
también el pueblo la comida , y essa adere^uan las 
mujeres; pero ellos las llevauan á cuestas por care- 
cer de bestias, y assi les durauan poco las guerras. 
Acabada la guerra los soldados hazian muchas vezes 
rexaciones en sus pueblos durante el olor de la 
guerra sobre el hazerse servir y regalar, y si alguno 
habia matado algún capitán ó señor ^a muy hon- 
rado y festejado. 

Que á esta ga:ite les quedó de Mayapan costom- 
bre de castigar los adúlteros desta manera: hecha 



RBLACI0NE8 DE YUCATÁN. S43 

la pesquisa y convencido alguno del adulterio se 
juntavan los principales en casa del sefior, y traído 
el adúltero atavan á un palo le entregaban al ma- 
rido de la mujer delinquente, y si él le perdonaua 
era libre, si no le matava con una piedra grande en 
la cabera de una parte alta; á la muyer por satisfac-* 
don bastava la infamia que era grande y por esto 
las dexavan. La pena del homicida era morir por 
insidias de los parientes aunque fuese casual , 6 si 
no pagar el muerto. El hurto pagaran y castígavan 
con hazer esclavos aunque fuesse muy pequeño el 
hurto, y por eso hazian tantos esclavos principal- 
mente en tiempo de hambre, y por esso fue que 
nosotros frailes tanto trabajamos en el baptismo 
para que les diessen libertad , y si eran sefiores ó 
jente principal juntávase el pueblo. Prendido le la- 
bravan el rostro desde la barba hasta la frente por 
los lados en castigo, lo qual tenian por grande in- 
famia. 

Que los moQos reverenciavan mucho á los viejos 
y tomauan sus consejos , y ansi se jaetavan de vie- 
jos, y esto dezian á los mo^os que pues habían mas 
visto que ellos les avian de creer, lo qual si hazian 
los demás los davan mas crédito. Eran tan extre- 
mados en esto, que los mogos no tratavan con viejos 
sino era en cosas inevitables, y los mogos por casar 
con los casados sino muy poco, por lo qual se usava 
ten^ en cada pueblo una casa grande y encalada 
abierta de todas partes en la qual se juntavan los 



344 DOCUMENTOS 1NÍDIT08. 

mo^s para bub paBatiempoB, jugavan á la pelota y 
á un juego con unas habas como á Iob dados y á otros 
muchos. Dormían aqui juntos casi siempre hasta que 
se casaban, y dado que é oido que en otras partes de 
las Indias usavan del nefando peccado, en estas tales 
casas en esta tierra no é entendido que hiziesen tal, 
ni creo lo hazian, porque los llagados desta pestilen- 
cial miseria dizen que no son amigos de mujeres 
como eran estos, ca á estos lugares lleva van las ma- 
las mujeres públicas y en ellos usavan dellas, y las 
pobres que entre esta gente acertavan á tener este 
oficio, no obstante que recibían dellos galardón, eran 
tantos los moqos que á ellas acudían que las traian 
acosadas y muertas. Embadumavanse de color ne- 
gro hasta que se casavan y no se solian labrar hasta 
casados sino poco. En las demás cosas acompañaban 
siempre á sus padres, y assi sallan tan buenos idola- 
tr« Lo ello.% «rvL» «.ueho «. lo. tr.b.j„. 
Que las indias cria van sus hijitos en toda aspereza 
y desnudez del mundo, por que á quatro ó cinco 
dias de nacida la criatura le ponian tendidito en un 
lecho pequeño hecho de varillas y alli boca arriba le 
ponian entre dos tablillas la cabera, la una en el co- 
lodrillo y la otra en la frente, entre las quales se le 
apretaban reciamente y le tenian allí padeciendo 
hasta que acabados algunos dias le quedava la ca- 
beza llana y enmoldada como lo usavan todos ellos. 
Era tanta molestia de los niños pobres que peligra- 
van algunos, y el autor deste vio agujereársele á uno 



RELACIONES DE YUCATÁN. 345 

la cabera por detrás de las orejas, y assi devian ha- 
cer muchos. CriaTanloB en cueros, salvo que de 4 
6 5 afios les davan una mantilla para dormir y unos 
listoncillos para onestarse como sus padres, y á las 
mochachas las cometí^ban á cubrir de la cinta aba- 
xo. Mamavan mucho porque nunca dexaban de dar- 
les leche pudiendo aunque fuesen de tres ó quatro 
afios, de donde venia haber entre ellos tanta gente 
de buenas fuerzas. Criábanse los dos primeros años 
á maravilla lindos y gordos. Después con el conti- 
nuo bailarlos las madres y los soles se hazian more- 
nos, pero eran todo el tiempo de la niñez bonicos y 
traviesos que nunca paravan andar con arcos y fle- 
chas y jugando unos con otros, y assi se criavan 
hasta que comenzauan á seguir el modo de vivir de 
los mancebos, y tenerse en su manera en mas y dexar 
las cosas de niños. 

Que las Indias de Yucatán son en fifeneral de mejor 
<i,.pu.icion ,„. 1« E.pa.01^ y mafgr.nd« , Mea 
hechas , ca no son de tantas renes como las negras. 
Precianse de hermosas las que son, y á una mano 
no son feas; no son blancas sino de color ba^o, cau- 
sado mas del sol y del continuo bañarse que de su 
natural. No se adoban los rostros como nra. nación, 
y esso tienen por liviandad. Tenian por costumbre 
aserrarse los dientes dexandolos como dientes de 
fiierra, y esto tenian por galantería, y hazian este 
officio viejas, limándolos con ciertas piedras y agua. 
Horadábanse las narices por la ternilla que divide 



346 DOCUMENTOS IHÍDITOS. 

las ventanas por medio para ponerse en el agajero 
una piedra de ámbar, y teníanlo por gala. Horadá- 
banse las orejas para pcmerse ssardllos al modo de 
sus maridos. Labrábanse el cuerpo de la cinta arriba, 
salvo los pechos por el criar, de labores mas delica- 
das y hermosas que los hombres. Bafiávanse muy á 
menudo con agua firia como los hombres, y no lo 
hazian con sobrada honestidad porque acaescia des- 
nudarse en cueros en el poco donde ivan por agua 
para ello. Acostumbravan demás desto bañarse en 
agua caliente y fuego y deste po^ y por causa de 
salud y limpieza. Acostumbravan untarse con cierta 
unción de colorado como los maridos, y las que te- 
nían posibilidad echavanle cierta confección de una 
goma olorosa y muy pegajosa que creo es liquidam- 
bar, que en su lengua llaman iztáhte^ y con esta 
confección untavan cierto ladrillo como de xabon 
que tenian labrado de galanas labores, y con aquel 
se untavan los pechos y bracos y espaldas y que- 
dauan galanas y olorosas, según las parecía, y da- 
ravales muchos dias sin se quitar según era buena 
la unción. 

Traian cabellos muy largos y hazian y hazen de- 
Uos muy galán tocado, partidos en dos partes y en- 
tren^avanse los pelos para otro modo de tocado. A las 
mo^as por casar suelen las madres curiosas curárse- 
los con tanto cuidado que é visto muchas indias de 
tan curiosos cabellos como curiosas españolas. A las 
muchachas hasta que son grandecitas se los trai^ 



RELACIONES DE TUCATÍK. 34? 

en quatro quemos y en do« que les pareceii Uen. 
Las indias de la costa y en las provincias de Bacalar 
y de Campeche son mas honestas en su traje, porque 
allende la cobertura que traian de medio abazo se 
cubrian los pechos atándoselos por debaxo los soba^ 
eos con una manta doblada. Las demás todas no 
traian mas de una vestidura como saco largo y an- 
cho abierto por ambas partes y metidas en él hasta 
los quadriles, donde se lo apretavan con el anchor 
mesmo. y no teman mas vestiduras, salvo que la 
manta con que siempre duermen usavan quando iban 
camino llevar cubierta doblada ó arrollada y assi 
andavan. Preciavanse de buenas, y tenian razón, 
porque antes que conociesen nra. nación, según los 
viejos aora lloran, lo eran á maravilla, y desto traeré 
dos ejemplos. El capitán Alonso López de Avila, 
cufiado del adelantado Montejo, preQdió uAa india 
mo^ y bien dispuesta y gentil mujer andando en 
la guerra de Bacalar. Esta prometió á su marido, 
temiendo que en la guerra no le matassen, de no co- 
nocer otro si él no y assi no bastó persuasión con 
ella para que no se quitase la vida, por no quedar 
en peligro de ser ensuziada de otro varón por lo 
qual la hizieron aperrear. A mi se me quexó una 
India por baptizar de un Indio baptizado el qual 
andando enamorado della, ca hermosa era, aguardo 
se ausentase su marido y se le fué una noche á su 
oasa, y después de manifestarle con muóhos requie- 
bros su intento y no bastarle, provó á dar dádivas 



348 DOCUMBNTOS IHáDITOS. 

que para ello lleTaba^ y como no aprovechassen, in- 
tentó for9arla, y con ser nn jiganton y travajar para 
ello toda la noche, no sacó della mas de darle enojo 
tan grande que se me vino á quexar á mi de la 
maldad del Indio, y era assi lo que deda. Acostum- 
bravan á volver las espaldas á los hombres quando 
los topavan en alguna parte, y hazerles lugar para 
que pasassen, y lo mesmo quando les davan á bever 
hasta que acabavan de bever. Enseñan lo que saben 
á sus hijas, y críanlas á su modo bien, ca las riñen 
y doctrinan y hazen trabajar, y si hazen culpas las 
castigan dándoles pellizcos en las orejas y en los 
bracos. Si las veen alqar los ojos las riñen mucho y 
se los untan con pimienta, que es grave dolor, y si 
no son honestas las aporrean y untan con la pimienta 
en otra parte por castigo y afrenta. Dizen por mucho 
baldón y grave reprehensión á las mo^s mal disci- 
plinadas que parecen mujeres criadas sin madre. Son 
zelosas, y algunas tanto que ponian las manos á las 
de quien tenian zelos, y tan coléricas enojadas, aun- 
que harto mansas, que solian dar vuelta de pelo al- 
gunas á los maridos con hazerlo ellos pocas vezes. 
Son grandes trabajadoras y vividoras porque dellas 
cuelgan los mayores trabajos y mas de la sustenta- 
ción de sus casas, y educación de sus hijos y paga de 
sus tributos, y con todo esso si es menester llevan 
algunas vezes mayor carga labrando y sembrando 
sus matenimientos. Son á maravilla granjeras, ve- 
lando de noche el rato que de servir sus casas les 



RELACIONES DE YUCATÁN. 349 

queda, yendo á los mercados á comprar y vender sus 
co&illas. Crian aves para vender de Castilla, y de las 
suyas para comer. Crian páxaros para su recreación 
y para las plumas para hazer sus ropas galanas, y 
crian otros animales domésticos de los quales dan el 
pecho á los coraos, con lo qual los crian tan mansos 
que no saben irse al monte jamas aunque los lleven 
y traigan por los montes y crien en ellos. 

Tienen costumbre de ayudarse unas á otras á las 
telas y al hilar, y paganse estoB trabajos como sus 
maridos los de sus eredades, y en ellos tienen siem- 
pre sus chistes de mofar y contar nuevas y á ratos 
un poco de murmuración. Tienen por gran fealdad 
mirar á los hombres y reirseles, y por tanto que 
solo esto basta va para hacer qualquier fealtad y sin 
mas entremeses la hazian las ruines. Yailavan por 
sí sus vailes, y algunos con los hombres, en especial 
uno que llamavan naval no muy honesto. Son muy 
fecundas y tempranas en el parir, y grandes criade- 
ras por dos razones , la una porque las bevidas de 
las mañanas que beven caliente cria mucha leche , y 
el continuo moler de su maiz y no traer los pechos 
apretados les haze tenerlos muy grandes donde les 
viene mucha leche. Emborrachávanse también ellas 
con los combites, aunque comian por si y no se em- 
borrachavan tanto como los hombres. Son gente que 
desea muchos hijos la que carece dellos, y que los 
pedían á sus Ídolos con dones y oraciones, y aora 
los piden á Dios. Son avisadas y corteses y con- 



S50 DOCUMENTOS INÉDrPOS. 

versables con quien se entienden, y á maravilla bien 
partidafl. 

Tienen poco secreto y no son tan limpias en sns 
personas ni en sns casas con quanto se lavan como 
los armiños* Eran muy devotas y santeras , y assi 
tenian muchas devociones con sus Ídolos, quemán- 
doles de sus inciensos, ofreciéndoles dones de ropa 
de algodón, de comidas y bevidas , y uniendo ellas 
por oíñcio hazer las ofrendas en comidas y bevidas 
que en las fiestas de los indios ofrecían, pero con 
todo esso no tenian en costumbre derramar su san- 
gre á los demonios, ni lo bazian jamas, ni tan poco 
las dexavan llegar á los templos á los sacrificios 
salvo en cierta fiesta que admitían ciertas viejas para 
la celebración della. Para sus partos acudían á las 
hechiceras, las quales las hazian creer de sus men- 
tiras, y las ponian debaxo de la cama un idolo de un 
demonio llamado Ixchel que dezian era la diosa de 
hacer las criaturas. 

Nacidos los nifios los bañavan luego, y quando ya 
los avian quitado del tormento de allanarles las fren- 
tes y cabeqas iban con ellos á los sacerdotes para que 
los viesse el hado, y dixesse el officio que avia de te- 
ner y puseiese el nombre que avia de tener el tiempo 
de su niñez, porque acostumbraban llamar á los ni- 
fios nombres differentes hasta que se baptizaba ó eran 
grandezillos , y después dexavan aquellos y comen- 
^avan á llamarse el de los padres, hasta que los ca- 
sa van que se llamaban el del padre, y déla madre; 



BELACI0NB8 DE YUCATÁN. 351 

Qae erta gente tenia mucho temor y excesivo á 
la muerte y eeto mueBtravan en que todos servicios 
que á sus dioses hazian no eran para otro fin ni para 
otra cosa sino para que las diessen salud y vida y 
mantenimientos. Pero ya que venian á morir era 
cosa de ver las lástimas y llantos que por sus difun- 
tos hai&ian y la tristeza grande que les causaban. 
Llorávanlos de dia en silencio y de noche á altos y 
muy dolorosos gritos que lastima era cirios. Anda* 
van á maravilla tristes muchos dias. Hazian absti- 
nencias y ayunos por el difunto, especial el marido 
ó la muger, y dezian se lo habia llevado el diablo, 
porque dél pensavan les venian los males todos y 
especial la muerte. Muertos los amortajavan hin- 
chendoles la boca del maíz molido que es su comida 
y bebida que llaman Koyem^ y con ello algunas pie- 
dras de las que tienen por moneda, para que en la 
otra vida no les faltase de comer. Enterrávanlos 
dentro en sus casas ó á las espaldas dellas, echando* 
les en la sepultura algunos de sus Ídolos y si era sa- 
cerdote algunos de sus libros, y si hechizero de sus 
piedras de hechizos y peltrechos. Comunmente des- 
amparavan la casa y la dexavan yerma después de 
enterrados, si no era quando avia en ella mucha 
gente, con cuya compafiia perdían algo de miedo que 
les quedavia de la muerte. 

A los sefiores y gente de mucha valia quemavan 
los cuerpos y poiiian las ceniQas en vasijas grandes, 
y edificavan templos sobre ellos, como muestran 



352 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

aver antiguamente hecho las que en Izamal se ha- 
llaron. Aora en este tiempo se hallo que echavan las 
cenizas en estatuas huecas de barro quando eran 
muy sefiores. La demás gente principal hazian á sos 
padres estatuas de madera á las quales dexavan 
hueco el colodrillo, y quemavan alguna parte de bo 
cuerpo y echavan alli las cenizas y tapábanlo, y 
después desollavan al difunto del cuero del colodri- 
llo y pegavánselo alli, y enterrando lo residuo como 
tenian de costumbre. Guardavan estas estatuas con 
mucha reverencia entre sus Ídolos. A los señores 
antiguos de Cocom habían cortado las cabegas quan- 
do murieron y cogidas las limpiaron de la carne y 
después aserraron la mitad de la coronilla para atrás 
dexando lo de adelante con las quixadas y dientes, 
á estas medias caberas suplieron lo que de carne les 
faltava de cierto betún, y les dieron la perfección 
muy al propio de cuyas eran, y las tenian con las 
estatuas de las ceniqas, lo qual todo tenian en los 
oratorios de sus casas con sus ídolos en muy gran 
reverencia y acatamiento, y todos los días de sos 
fiestas y regocijos les hazian ofrendas para que no 
les faltasen en la otra vida , donde pensavan desean- 
savan sus almas y les aprovechavan sus dones. 

Que esta gente han siempre creído la inmortali- 
dad del alma mas que otras muchas naciones aun- 
que no ayan sido en tanta policía, porque creían que 
avía después de la muerte otra vida mas excelente 
de la qual gozaua el alma en apartándose del cuerpo. 



BSXiACIONVS BE TUCATJ^. ^^ 

jfXB¡^^ yida, en peno3a y Uepa d^ clescanso. La fua^ 
y penpsa deziaiji era para los viciosos, y la buena y 
del^table para los qae uviessen Tiyjdo bien en bjx 
jx^j^l^ de vivir. Los d^cansos que demn ayifua de 
alc^nza^ si eran buenos eran ir á un lugar muy de- 
lectable donde pÍDg)ai;^a cosa les diesse pena, y donde 
uyiesse abundancia de comidas y bevidas de n^iicb^ 
dulzura, y un árbol que allá llaman Yaxchemaj 
fresco y de gran sombra, que es zeiva^ debaxo cuya^ 
ramas y sombras descansasen y holgasen todos siem- 
pre. Las penas de la mala vida que dezian avian de 
tener los malos, era ir á un lugar mas baxo que el 
otro, que llaman Mittudj que quiere dezir infierno, y 
en el ser atormentados de los demonios, y de gran.- 
des necessidades de hambre y íiio y cansancio y 
tristeza. Tenían avia en este lugar un demomo prin- 
cipe de todos los demonios al qual obedecian todos 
y llamanle en su lengua Hunhau^ y dezian no tenef 
estas vidas mala y buena fin por no lo tener el alma. 
Aezian también, y tenian por muy cierto, iban á este 
gloria los que se ahorcavan, y assi avia muchos que 
con pequeñas ocasiones de tristezas, trabajos ó enr 
fermedades se ahorcavan para salir dellas y ir á des- 
cansar á su gloria, donde dezian los venia á llevar la 
diosa de la horca, que llama van Ixtcib, No tenian nor 
ticia de la resurrección de los cuerpos, y de quien 
hayi^jiU ávido noticia desta su gloria y infierno no 
d^ razón. 



354 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

No se esconde ni aparta tanto el sol desta tierra 
de Yucatán que vengan las noches jamas á ser ma- 
yores que los días, y quando mayores vienen á ser 
suelen ser iguales desde Sto. Andrés á Sta. Lucia, 
que comienqan los dias á crecer. Regíanse de noche 
para conocer la hora que era por el luzero y las ca- 
brillas y los astilejos. De dia por el medio dia, y 
desde el oriente y poniente tenian puestos á pedaqos 
nombres con los quales se entendían y para sus tra- 
bajos se rejian. 



Si Yucatán uviera de cobrar nombre y reputación 
con muchedumbre y grandeza j hermosura deedifi- 
cios, como lo han alcanqado otras partes de las In- 
dias con oro, plata y riquezas, ella uniera estendi- 
dose tanto como el Perú y la Nueva España, porque 
es assi en esto de edificios y muchedumbre de ellos 
la mas señalada cosa de quantas hasta oy en las 
Indias se ha descubierto, porque son tantos y tantas 
las partes donde los ay, y tan bien edificados de 
cantería á su modo, que espanta, y porque esta tie- 
rra no es tal al presente, aunque es buena tierra, 
como parece auer sido en el tiempo próspero en que 
en ella tanto, y tan señalado edificio se labró, con no 
auer ningún género de metal en ella con que los la- 
brar, porné aqui las razones que he visto dar á los 
<j^ue en ellos an mirado. Las quales son que estas 



BELACIONES DE YUCATÁN. 355 

gentes deuieron ser sujetas á algunos SS. amigos 
de ocuparlos mucho y que las ocuparon en esto, ó 
que como ellos han sido tan honradores de sus ído- 
los se señalauan de comunidad en hazerles templos, 
<S que por algunas causas se mudauan las poblacio- 
nes, y assi donde poblauan edifícauan siempre de 
nueuo sus templos y santuarios, y casas á su usanza 
para los SS., que ellos siempre las an usado de ma- 
dera cubiertas de paja, ó que el grande aparejo que 
en la tierra ay de piedra y cal y cierta tierra blanca 
excellente para edificios les ha hecho como occasion 
hazer tantos , que si no es á los que los an visto pa- 
recerá burla hablar dellos. O la tierra tiene algún 
secreto que hasta agora no se le a alcanzado , ni la 
gente natural della destos tiempos ha tampoco al- 
canzado. Porque dezir los ayan otras naciones suje- 
tando los indios edificado, no es assi por las señales 
que ay de auer sido edificados los edificios de gente 
Indiana, y desnuda como se vee en uno de los edifi- 
cios de muchos y muy grandes que alli ay, en las 
paredes de los bestiones, del qual aun duran señales 
de hombres en carnes y honestados de unos largos 
listones que llaman en su lengua Ex , y de otras di- 
uisas que los Indios destos tiempos trayan, todo 
hecho de argamasa muy fuerte : y morando yo allí 
se halló en un edificio que desbaratamos un cántaro 
grande con tres asas y pintado de unos fuegos pla- 
teados por de fuera, dentro del qual estañan cenizas 
de cuerpo quemado, y entre ellas hallamos tres quen- 



.856 BocraisHTOS mioiros* 

ttas-de piedra buenas, del arte de laa que los Indios 
ahMa t&mn ^or moneda, lo qoal todo maestra aoer 
sido Indios. Bien-sea, que si lo faeron, fué gente de 
miMsi ser que los de acra, y muy de mayores caerpoa, 
y fiíer^, y aun vee se esto mas aqni en Izamal que 
enotra parte, en los bultos de media talla que digo 
están oy dia de argamasa en los bestiones, qae son 
rde h&mbres'<»recído8, y los extremos de los bracos y 




^cé:r§j^ tyufafafáitíir 



piernas del hombre cuyas eran las cenizas del cán- 
taro qae hallamos en el edificio, que estañan á ma- 
rauilla por quemar y muy gruessos. Veese también 
en las escaleras de los edificios que son mas de dos 
buenos palmos de alto , y esto aqui solo en Lsamal 
y en Marida. 
Ay aqui en Izamal un edificio entee los otros de 



I 



BBLACIONfiS D& TtJCATÁK. 357 

taatei' altara y hermosura que espant», el quaü se 
vara* en esta figura y en esta rasson della (1)'. 

Tiene :o: gradas de á mas de dd» bu^K>s palmo» 
de a^to y ancho cada una, y teman masde- cien pies 
de largo. Son estas gradas de muy grandes piedxsa 
labitidaSi aunque con el mucho tiempo y estar al 
aigua eetan ya feas y mal tratadas. Tiene despves hn 
brado en tomo, como sefiala esta raya redonda,, la- 
brado^ de cantería una muy fuerte pared, á la qiial 
como estado y medio en alto sale una cega de fanr* 
mosas piedras, todo á la redonda , y desde ellaa sb 
toma después á seguir la obra hasta ygualar con el 
altuYa de la pla9a. que se traza después de la primera 
efeealem. Después de la qual pla^a se haze otra esoa*^ 
laa como la primera^ aunque no tanlai^ ni do tanr 
tos escalones, siguiendo siempre la obra de la pared 
redonda á la redonda. Encima destos escaibnea se 
baze otra buena plazeta, y ea día algo pegado á la 
pared está hecho un cerro bien alto con su escolera 
al mediodía donde caen las escaleras grandes, y eur 
cima está una hermosa capiUa de cantería \Á&t la* 
brada* Yo subí en lo alto deata capilla, y como Tu« 
catan es tierra llana, se vee desde alli tietra quasto 
pu^de la vista alcanzar á maravilla, y se vee la mar; 
Bstoe edificios de Izamal eran por todos xi ó xn, 



(1) Eet» dibBJo e» faeshail exaeto del qm m encaeiite «nel oa* 
niwanta orif^na), heoho^oomo igualmente loe dos que yienen dw^aé8| 
por el cuidado j bajo la dirección del Exorno. 8r. D. Joan de Dioe de 
laJUda Delgado, é oayo favor se debe le leprodueeidn en eeU logar. 



358 DOCUMENTOS DTÉBITOS. 

aunque este es el mayor, y están muy cerca unos de 
otros. No hay memoria de los fundadores, y parecen 
auer sido los primeros. Están vm leguas de la mar, 
en muy hermoso sitio y buena tierra y comarca de 
gente, por lo qual mos hizieron los Indios poblar con 
harta importunación una casa en uno destos edificios 
que llamamos St. Antonio el afio de icd.xlix, en la 
qual y en todo lo de á la redonda se les ha mucho 
ayudado á su Christíandad, y assi se an poblado en 
este assiento dos buenos pueblos á parte uno del 
otro. 

Los segundos edificios que en esta tierra son mas 
principales y antiguos, tanto que no ay memoria de 
BUS fundadores, son los de Tiho, están treze leguas 
de los de Izamal y ocho de la mar como los otros, 
y ay señales oy en dia de auer auido una muy her- 
mosa calada de los unos á los otros. Los Españoles 
poblaron aqui una cibdad y llamáronla Herida por 
la extrañeza y grandeza de los edificios, el principal 
de los quales señalaré aquí como pudiere y hize al 
de Izamal, para que mejor se pueda ver lo que es. 

Este es el borrón que he podido sacar del edificio^ 
para cuyo entendimiento se ha de entender que este 
es un assiento quadrado de mucha grandeza, porque 
tiene mas de dos carreras de cauallo desde la parte 
del oriente. Comienza luego la escalera desde el sue- 
lo. Será esta escalera de siete escalones del altor de 
los de Izamal. Las demás partes de medio dia po- 
niente y norte se siguen de una fuerte pared muy 



BBLACIONES DE TDCATAk. 359 

ancha. Después aqnel henchimiento del quadro todo 
es de piedra seca, y y& llano toma á comentar otra 




escalera por la mesma parte del oriente, á mi pare- 



Í6(í íSócükÉsTcib ntbiTóa. 

oe^ liviíi 6 xx± piéd recosida á dentro dé otros 
tanteé escalonen y tan grandes. Haze ef mesmo re- 
cogimiento por la parte del medio día y del norte y 
no del poniente, y BÍgnenae dos paredes inertes basta 
encontrar ó juntarse con las del qnadro á la parle 
de poniente y asfli llegan hasta el peso de las escale- 
ras, haziendo todo el henchimiento de en medio de 

r 

piedra seca que espanta tal altara y grandeza como 
allí ay de henchimiento á mano. Despnes, en lo llano 
arriba^ comienzan los edificios en esta manera. A la 
parte dd oriente se sigue im quarto á la larga reco- 
jida adentro hasta sas pies, y no llega á los csSxm 
labrado de muy buena cantería, y todo de ^eldaá de 
una parte y de otra de á xn pies en largo y Tin en 
ancho. Las puertas en medio de cada una sin sefial 
de batientes, ni manera de quicios para cerrarse, sino 
assi llanas de su piedra muy labrada, y lá obrar á 
marauilla trauada, y cerradas todas las puertas por 
lo alto con tezas de piedra oiteriza. Tenia en medio 
un tránsito como arco de puente, y encima dd las 
puertas de las celdas salia un relexe de ^edfs la- 
brada por todo el quarto á la larga, sobre el qual 
sallan hasta lo alto unos pilaremos, la mitad de ellos 
labrados redondos y la mitad metidos en la pared, 
y seguíanse hasta lo altó que piden las bóvedas de 
que las celdas eran hechas y cerradas por arriha. 
Encima destos pilarítos salia otro relexe en rededor 
de todo el quarto. Lo alto era de terrado encalado 
níuy fiiérie coma b¡ÍI& sé* hazé tíüi cierCáí n^jcH' Ser 



BBLACIONES DE YUCATÁN. 361 

éóttéza de un árbol, A la parte del norte había otro 
qúarl^ de celdas tales como estotras, salvo que el 
quaftó con casi la mitad no era tan largo. Al po-' 
ñiénté se seguían otra vez las celdas , y á quatro ó 
cinco auiá un arco que atrauesaua como el den- 
úiedio del quarto de oriente todo el edificio, y luego 
un edificio redondo algo alto, y luego otro arco, y' 
)o demás eran celdas como las demás. Este quarto^ 
tftraiurésa todo el patio grande con buena parte me- 
Bosr dé la mitad, y assi haze aya dos patios, uno por 
detrás del al poniente, y otro á su oriente que viene 
á estar cercado de quatro quartos, el quarto de los* 
qúales es muy differente porque es un quarto hecho 
á medio día de dos piezas cerradas de bóveda como 
lars demás á la larga, la delantera de las quales tiene 
un corredor de muy gruessos pilares cerrados por 
atrihóa dé muy hermosas piedras labradas enterizas. 
Por medid va una pared sobre que carga la bóveda 
de ambos quartos con dos puertas para entrar al otra 
<^uarto. De manera que á todo por arriba lo fierra y* 
idrve un encalado. Tiene este edificio apartado de 
ñi como dos tiros de piedra buenos, otro muy alto y* 
hermoso patío en el qual ay tres cerros que de mam- 
píostéria' estaban bien labrados, y encima sus iñuy 
buaias capillas de la bóveda que solían ellos y sabían 
fiáier. Tiene bien apartado de sí un tan grande y 
fiérmoso ^erro, que con auerse edificado gran parte 

áé la cibdád del, que se la poblaron á la redonda, na 

f • 

áé si sé ha de verse jamas acabado. El primero edifi- 



362 DOcmcEirTOS cteditos. 

cío de los quatro qnartoB noB di6 el addantado 
Monteío á noeotros hecho an monte áspero, limpiá- 
rnosle y hemos hecho en él con sn propia piedra im 
razonable monesterio todo de piedra, y nna Imena 
yglesia que llamamos La madre de Dios. Yuo tanta 
piedra de los qnartos que se está entero el del medio 
día y parte los de los lados, y dimos mucha piedra á 
los españoles para sus casas, en especial para sus 
puertas y ventanas, tanta era su abundancia. Los 
edificios del pueblo de Tikoh no son muchos ni tan 
sumptuosos como algunos destotros, aunque eran 
buenos y luzidos, ni aqui yo hiziera del mención, 
saluo por auer en él auido una gran poblazondeqae 
adelante se ha necesariamente de hablar, y por esso 
se dexará aora. Están estos edificios tres leguas de 
Izamal al oriente y vu de Chichenyza. 

Es pues Chichenyza un asiento muy bueno x le- 
guas de Izamal y xi de Yalladolid en la qual según 
dizen los antiguos de los indios, reynaron tres seño- 
res hermanos, los quales según se acuerdan auer 
oido á sus pasados vinieron á aquella tierra de la 
parte del poniente, y juntaron en estos asientos gran 
poblazon de pueblos y gentes las quales rijieron al- 
gunos años en mucha paz y justicia. Heran muy 
honradores de su Dios y assi edificaron muchos edi- 
ficios y muy galanos, en especial uno el mayor, cuya 
figura pintaré aquí como la pinté estando en él, para 
que mejor se entienda. Estos señores dicen vinieron 
sin mujeres y en muy grande honestidad, y todo el 



BELACIOKES BE YUCATÁN. 363 

tiempo que yiyieron assi fueron muy estimados y 
obedecidos de todos. Después andando el tiempo 
fitltó el uno dellos, el qual se devió morir, aunque 
los indios dizen salió por la parte de Bachalal, de la 
tierra. Hizo la ausencia deste, como quiera que ella 
fuesse, tanta &lta en los que después del reglan, que 
comenzaron luego á ser en la república parciales, y 
en sus costumbres tan deshonestos y desenfrenados 
que el pueblo los vino á aborrecer, en tal manera que 
los mataron y se desbarataron y despoblaron, de- 
xando los edificios y el assiento harto hermoso, por- 
que es cerca de la mar x leguas. Tiene muy fértiles 
tierras y provincias á la redonda. La figura del prin- 
cipal edificio es la siguiente. 

Este edificio tiene quatro escaleras que miran á 
las quatro partes del mundo, tienen de ancho á xxxui 
pies y á noventa y un escalones cada una que es me- 
nester subirlas. Tienen en los escalones la mesma 
altura y anchura que nosotros damos á los nuestros. 
Tiene cada escalera dos pasamanos baxos á ygual de 
los escalones, de dos pies de ancho de buena canteria 
como lo es todo el edificio. No es este edificio esqui- 
nado porque desde la salida del suelo se comienzan 
á labrar desde los pasamanos al contrario, como es- 
tan pintados, unos cubos redondos que van subiendo 
á trechos y estrechando el edificio por muy galana 
orden. Auia quando yo le vi, al pié de cada pasa- 
mano una fiera boca de sierpe de una pie^a bien cu- 
riosamente labrada. Acabadas de esta manera las 



364 DOCUMENTOS IskDTtOS.. 

eKftlens queda en lo alto una phiqeta 




ü 

e 



]»LACI0N£8 ]>E TTIOATÁK. '&65 

^foal está un edificio edificado de quatro qnartqB. 
Loa tres se andan á la redonda sin impedimento , y 
tiene cada uno puertas en medio, y están cerrados 
«lé bóveda. El quarto del Korte se anda por sí con 
im corredor de pilares gcuessos. Lo de oimedio que 
ju¿a de ser como el patinico que haze el orden de 
dos paños del edificio tiene una puerta que sale al 
icorcedor del Norte, y está por arriba cerrado de ma- 
dera y seruia de quemar los sahumerios. Ay en la 
entrada desta puerta ó del corredor un modo de ar- 
mas esculpidas en una piedra que no pude bien en- 
tender. Tenia este edificio otros muchos , y tiene oy 
dia á la redonda de sí, bien hechos y grandes y todo 
BU suelo del á ellos encalado, que aun ay á partes 
memoria de los «icalados, tan fuerte es el argamasa 
de que allá los hazen. Tenia delante la escalera del 
norte algo á parte dos teatros de cantería pequeños, 
de á quatro escaleras, y enlosados por arríba en que 
dieen representauan las farsas y comedias para solaz 
del pueblo. Ya desde el patio enfi*ente destos teatros 
una hermosa y ancha calcada hasta un po^o como 
dos tiros de piedra. En este poqo an tenido y tenían 
entonces costumbre de hechar hombres vivos en sa- 
crificio á los Dioses, en tiempo de seca, y tenían que 
no morían, aunque no los veyan mas. Hechaban tan- 
bien otras muchas cosas de piedras de valor y cos^s 
que tenían preciadas. Y assi si esta tierra vuiera te- 
nido oro, fuera este po^o el que mas parte dello tu- 
viera según le an los Indios sido devotos. Es po^o 



366 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

que tiene largos vn estados de hondo hasta el agua, 
de ancho mas de den pies, y redondo y de una peña 
tajada hasta el agua que es marauilla: parece que 
tiene el agua muy verde, y creo lo causan las arbo- 
ledas de que está cercado, y es muy hondo. Tiene 
encima del iunto á la boca un edificio pequeño, don- 
de hallé yo ídolos hechos á honra de todos los edi- 
ficios principales de la tierra, casi como el Pantheon 
de Roma. No sé si era esta inuencion antigua ó de 
los modernos para toparse con sus ídolos quando 
fuessen con ofrendas á aquel po^o. Halle yo leones 
labrados de bulto, y jarras y otras cosas, que no sé 
como nadie dirá que no tuyieron herramientas esta 
gente. También hallé dos hombres de grandes esta- 
turas labrados de piedra, cada uno de una píe^a, en 
carnes, cubierta su honestidad como se cubrían los 
Indios. Tenían las caberas por sí y con zarcillos en 
las aurejas como los usauan los Indios, y hecha una 
espiga por detrás en el pescue^jo que encaxaua en 
un agugero hondo para ello hecho en el mesmo pes- 
cuezo, y encaxado quedaua el bulto cumplido. 

POBQÜE COSAS HAZIAN OTBOS SACBIFICIOS LOS INDIOS. 

Las fiestas que en el calendario de esta gente atráfi 
puesto quedan, nos muestran quales y quanta9<entn 
y para que y como las celebrauan. Pero porque entn 
sus fiestas solo para tener gratos y propicios á sos 
dioses, sino eran teniéndolos ayrados no haziaii mas 



BELACIONES DE YUCATÁN. 367 

ni mas sangrientas: y creyan estar ayrados quando 
tenían necessidades de pestilencias, ó dissenciones, ó 
esterilidades, ó otras semejantes necessidades; enton- 
ces no curaban de aplacar los demonios sacrifican - 
les animales, ni haziéndoles solas ofrendas de sus 
comidas y beuidas, ó derramando su sangre y affli- 
gíéndose con velas y ayunos y abstinencias; mas ol- 
uidada toda natural piedad y toda ley de razón les 
hazian sacrificios de personas Humanas con tanta fa- 
cilidad como si sacrificaran aues, y tantas vezes 
quantas los maluados sacerdotes, ó los cbilanes les 
dezian era menester, ó á los señores se les antojaua 
ó parecía. Y dado que en esta tierra por no ser mu- 
cha la gente como en México, ni regirse ya después 
de la destruycion de Mayapan por una cabe9a sino 
por muchas, no hauia assi tan junta matanQa de 
hombres, no por esso dexauan de morir miserable- 
mente artos, pues tenia cada pueblo autoridad de sa- 
crificar los que al sacerdote, ó chilan, ó señor le pa- 
recía, y para hazello tenian sus públicos lugares en 
los templos como si fuera la cosa mas necessaria del 
mundo á la conseruacion de su república. Después 
de matar en sus pueblos, tenian aquellos dos desco- 
mulgados sanctuarios de Chicheniza y Cuzmil donde 
infinitos pobres enviauan á sacrificar al uno, á des- 
peñar, y al otro á sacar los coraQones, de las quales 
miserias tenga á bien por siempre librarlos el Sr. pia- 
doso que tuvo por bien hazerse sacrificio en la cruz 
al padre por todos. 



^68 DOCUMENTOS JNÉ0ITO8. 

O señor dios mió, hombre ser y vida de oijl allxu^ 
sta. guia y camino cierto de mis costiunbres, con- 
sxielo de mis desconsuelos, alegría interna de 1013 
tristezas, refrigerio y descanso de mis t^ibajqs, ¿y 
que me mandas tu , señor, que trabajo se pueda lla- 
mar, y no mucho mejor descanso?; ¿A qué me obli- 
gas que yo no pueda muy cumplidam*^ hazer?; 
¿ por ventura, señor ignoras la medida de noi vaso y 
la cantidad de mis miembros y la calidad de mis 
fuerzas?; ¿acaso, señor faltasme tUrCn mis trabajos^ 
¿no eres tu cuydadoso padre de quien dize tu santo 
propheta en el psalmo, con el soy en la tribulación 
y trabajo, y yo le libraré della y le glorificaré? ^e- 
ñor, si tu eres, y tu eres aquel de quien dixp el pro- 
pheta lleno del tu Sto. espíritu que fingies en tu 
jpandamiento trabajo, y es assi sef^or qi:^e los que no 
han gustado de la suavidad de la guarda y cumpli- 
miento de tus preceptos trauajo hallan en ello^, pero 
eeflor trauajo finjido es, trauajo temido es, trauajo 
de pusilánimos es, y témenlo los hombres que nui^Lqa 
acaban de poner la mano al arado de cumplirlos, 
que los que se disponen á la guarda dellos dulces 
los hallan, en pos del olor de sus ungüentos se yan, 
su dulcedumbre los refrijera á cada paso, y muchos 
mas gustos experimentan cada dia que les s^e dis- 
cerne nadie, como otra reyna de Saba; y assi, isieftor, 
te suplico me des gracia que á exemplo suyo clexada 
la casa de mi sensualidad y el reyno ^e mis vji^ios y 
peccados haga del todo experiencia de servirte y 



m»^0iONBS di: 7UCATÁN. 669 

gitfur^ tas 8to8. mandamientos, para que en lo que 
mas me enseftare la experiencia de su gmrdaí que 
de solo leerlos y tratarlos baile yo el bien de tu 
gracia para mi alma, y assi como creo ser tu yugo 
0ua¥e y leve te haga gracias por verme puesto de- 
baxo de su melena, y libre del en que veo andan y 
han andado tantas muchedumbres de grites, cami- 
fiando para el ynfiemo: lo qual es tan graue dolor 
que no sé á quien no quiebra el coraron, ver la mor- 
tal pesadumbre y yntolerable carga con que el de- 
monio ha siempre licuado y Ueua los ydólatras al 
ynfiemo; y si esto de parte del demonio que lo pro- 
cura y haze es crueldad grande, de parte de dios es 
justissimamente permitido, para que, pues no se 
quieren regir por la lumlnre de la ra^on que él les 
ha dado, comiencen en esta vida á ser atormentados 
y á sentir parte del ynfiemo que merecen con los 
trauajoBos servidos que al demonio de continuo ha« 
MD con muy largos ayunos y vigilias y abstinen- 
cias, oon increybles ofirendas y presentes de sus cosas 
y haziendas, con derramamientos continuos de su pro- 
pia sangre, con graues dolores y heridas en sus cuer- 
pos, y lo que es peor y mas graue, con las vidas de 
sus próximos y hermanos; y con todo esto nunca el 
d^nonio se harta y satisface de sus tormentos y tra- 
uajos, ni de llenarlos con ellos al ynfierno donde 
etemalmente los atormenta; cierto mejor se aplaca 
Dios y con menos tormentos y muertes se satisface: 
pues á vozes dize y manda al Gran Patriarca Abra- 



84 



370 DOCUMENTOS INÉDIT06. 

han que no estienda sa mano para quitar la vida á 
BU hijo, porque está eu Majestad determinado de 
enviar el suyo al mundo y dexarle perder en la 
cruz la vida de veras, para que vean los hombres 
que para el hijo de dios eterno es el mandamiento 
de su padre pesado, aunque á el muy dulce, y á los 
hombres de trabajo finjido. Por lo qual quiten ya 
los hombres la tibieza de sus corazones y el temor 
del trabajo desta sta. ley de Dios, pues es su trabajo 
finjido y se vuelve en breue en dulzedumbre de las 
almas y de los cuerpos, quanto mas que allende de 
que es digno dios de ser muy servido y se lo deue- 
mos de justissima deuda y deudas, es todo para nro. 
prouecho, y no solo eterno pero aun temporal, y mi- 
remos todos los christianos, y especialmente los sa- 
cerdotes, que en esta vida es gran vergüenza y con- 
fusión y en la advenidera lo será mayor, de ver que 
halle el demonio quien le sirva con increybles tra- 
bajos para yr en pago dellos al infierno, y que no 
halle dios apenas quien en guarda de tan suaves 
mandamientos le sirva fielmente para ir á la eterna 
gloría. Por lo qual tú, sacerdote de dios, dime si haa 
mirado con advertencia el officio destos sacerdotes 
tristes del demonio, y de todos los que en las divi- 
nas letras hallamos lo fueron en los pasados tpos., 
quan enojosos, y largos y muchos eran sus ayunos 
mas que los tuyos, que tantos mas continuos en las 
vijilias y en sus míseras orationes que tú, quan mas 
curiosos y cuydadosos de las cosas de sus of&cios 



KBLACIONES DB YUCATÁN. 371 

jque tú del tuyo; con quanto mayor zelo que tú en- 
tendían en enseñar sus pestíferas doctrinas, y si 
desto te hallaras en alguna culpa culpado remedíala 
y mira que eres sacerdote del alto señor que con solo 
el offício te obliga á procurar biuír en limpieza y 
•cuidado, limpieza del anjel quanto mas del hombre. 

Yucatán es una tierra la de menos tierra que yo 
he visto, porque toda ella es una viva laa, y tiene á 
maravilla poca tierra, tanto que habrá pocas partes 
donde se pueda cabar un estado sin dar en grandes 
bancos de lajas muy grandes. La piedra no es muy 
buena para labores delicadas, que es dura y tosca; 
empero tal qual es, ha sido para que della hayan he- 
■cho la muchedumbre de edificios que en aquella tie- 
rra hay. Es muy buena para cal, de que hay mucha, 
y es cosa maravillosa que es tanta la fertilidad desta 
tierra sobre las piedras y entre ellas, que todo lo 
que en ella hay y se dá, se dá mejor y más abun- 
Ltemente Jtl ta pi;dr.. que L U tierra, por- 
que sobre la tierra que acierta haber en algunas 
partes ni se dan árboles ni los hay, ni los indios en 
«lia siembran sus simientes, ni hay sino yerba, y en- 
tre las piedras y sobre ellas siembran y se dan todas 
sus semillas y se crian todos los árboles y algunos 
tan grandes y hermosos que á maravilla son de ver; 
la causa desto creo que es haber mas humedad y 
conservarse mas en las piedras que en la tierra. 

En esta tierra no se ha hallado hasta agora nín- 



872 vocmsEsros méBiros. 

gim género de nvetal ^pie ^11» de enyo tenga, y espan- 
ta no lo habiendo con que 'se hayan labrado tantos 
edificios, porque no dan los indios lason de laa he^ 
Tramientas con que se labraron; pero ya que les al- 
taron metales proveyólos dios de una sierra de pe- 
dernal contigna en la sierra que dije en el primer 
capitulo atrauiesa la tierra, de la qual sacauan pie- 
dras- de que hazian los hierros de las langas para la 
guerra y los navaj<mes para los sacrificios (de" los 
quales tenian buen recaudo los sacerdotes) haeiaa 
los hierros para las saetas, y aun los hazen, y assi 
les servia el pedernal de metal. Tenian cierto azo&r 
blando y con alguna poca mezcla de oro, de que ha- 
2ian las hachuelas de fundición y unos cascabelejos 
con que baylaban, y una cierta manera de escopli'* 
líos con que hazian los Ídolos y agujereaban las ce- 
bratanas como esta figura de la margen, ( 1 ) ca mucho 
usan la cebratana y bien la tiran. Este aqofar y otras 
planchas ó láminas mas duras les trayan á rescatar 
por sus cosas los de Tauasco para los ydolos, y no 
habia entre ellos otro algún género de metal. 

Según el sabio, una de las cosas á la vida del 
hombre mas necesaria es el agua , y es tanto que sin 
ella ni la tierra produce sus fi*nctos ni los hombres 
se pueden sustentar, y con auer &ltadoen Yucatán 
la abxmdancia de ríos que sus tierras vezinas tienen 
en mucha abundancia , porque solo dos tiene, el 



(1) Ko está el dibojo en el oñg^inal. 



BEiiACIONES DB YUCATÁN. 373 

uno -el lio de lagartos que sale por el iw cabo ée lai 
tierra á la mar, y el otro el de ChainpoiKton> andboa 
salobres y de malae aguas la prorejó ditoa de ma^* 
cbas y muy lindas aguas unas por industria y atmsi 
piroueydae de naturaleza. La naturaleza obró en esta 
tierra tan differenteoaente en lo de loa rioa y iiien*> 
tes^ que los rios que en todo el mundo y lasfbentes 
corren sobre la tier» en esta van y corren todos por 
so» meatos seeretos por debaxo della. Lo qual nos 
ba ensenado el que caei toda la costa está llena da 
&mtes de agua dulce que naeen deoiro en bb mar 
y se puede deUas en mucba parte coger agua (oooaa 
á mí me ha caescido) qUando de la menguante de la 
agua queda la orilla algo seca^ en la tierra proueyó 
dios de unae quebradas que Los indios llaman seno- 
tes^ que llegaA de ptíia tapada basta el agua, en aU 
guna de las quales ay muy furiosas carrientea, y 
aclaeoe Ueuarse ganado quando caen en ellos, y to^ 
das estas salen á la mar de que son las fuentes dicbas. 
Estos zenotes son de muy lindas aguae y muy de 
ver, ca ay algunos de pefia tajada basta el agua y 
otros -con algunas bocas que les oríó dios ó cauaaBMi 
algunos accidentes de rayos, que suelen caer mu- 
ebas yeze^, ó de otras cosas, y por de dentro coa 
lindas bouedas de pefia víjia, y en la superñcíe sna 
árboles, de mañera que en lo de arriba es montey y 
debaxo zenotes, y bay algunos que puede caber y 
«jBdar una earauela y otros mas y monos. Los que 
eetos alesAgauau' beuian dallos, los qne mo batfiaaa 



374 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

pozos , y como les auia &ltado herramienta para la- 
brarlos eran muy ruynes. Pero ya no solo les hemos 
dado industria para hazer buenos pozos , mas muy 
lindas norias con estanques de donde como en fuen- 
tes toman el agua. Ay también lagunas y todas son 
de agua salobre y ruyn para beuer, y no son corrien- 
tes como zenotes. Tiene una cosa esta tierra en toda 
ella marauillosa en esto de los pozos, y es que en 
todas las partes della que se cabe salen muy buenas 
aguas de manantiales, y algunos tan hermosos que 
se sume una lan^ por ellos, y en todas las partes 
que se han cabado se ha hallado medio estado antes 
del agua un yanco de conchas y caracolillos de la 
mar de tantas diíFerencias y colores, grandes y chi- 
cos, como los que están á la orilla de la mar , y la 
arena ya conuertida en dura pefia blanca: en mani, 
pueblo del Rey, cabamos un pozo grande para ha- 
zer una noria á los indios, y á cabo de auer cauado 
siete ó ocho estados en una pefia biua hallamos un 
sepulcro de siete pies buenos de largo, lleno de tiem 
bermeja muy fresca y de huessos humanos , y toma- 
dos estaban ya casi conuertidos en piedra; faltauan 
otros dos 6 tres estados por llegar al agua, y antes 
della habia una bóveda hueca que crió alli Dios, de 
manera que estaua el sepulcro metido dentro en la 
pefia y se podia andar por debaxo hasta donde é( 
estaba. No pedimos entender como fuese esto, sino 
es que digamos que aquel sepulcro se abrió alli por 
parte de dentro, y después con la humedad de la 



BSLACIONES DE YUCATÁK. 375 

cueua y el mucho tiempo vino á congelarse la pefia 
y crecer y assi cerrase aquello. Demás de los dos 
ríos que he dicho ay en esta tierra, tiene una fuente 
tres leguas de la mar cerca de Campeche y es salo- 
bre, y no hay en toda la tierra otra, ni otras aguas. 
Los indios de hazia la sierra por tener los pozos muy 
hondos, suelen en tiempo de las aguas hazer para sus 
casas concauidades en las peflas y allí recojer agua 
de la llouediza; ca Ilueue grandes y muy rezios 
aguazeros en su tiempo y algunas vezes con muchos 
truenos y relámpagos. Los pozos todos, y en espe- 
zial los cercanos á la mar crecen y menguan cada día 
á la hora que crece y mengua la mar, lo qual mues- 
tra mas claro ser todas las aguas ños que corren de 
baxo de la tierra á la mar. 

Ay una ciénaga en Yucatán digna de memoria, ca 
tiene mas de setenta leguas de largo y es salina toda 
ella. Comienza desde la costa de Ekab que es cerca 
de la isla de mujeres , y sigúese muy junto á la costa 
de la mar entre la misma costa y los montes hasta 
cerca de Campeche. No es honda porque no le da 
lugar el no haber tierra, pero es mala de passar 
yendo de los pueblos á la costa, ó viniendo della á 
los pueblos por los árboles que tiene y mucho lodo. 
Esta ciénaga es salina, que dios alli ha criado de la 
mejor sal que yo he visto en mi vida, porque molida 
es muy blanca , y para sal dizen los que lo saben es 
tan buena que sala mas medio celemin della que uno 



876 BOooiiKNTOs mfeotaúBi 

de atrás putea. Cm lar sal nro. Sr. ev eeta ciénaga 
del i^iia' llavediBái y üo de la mar, ca na le entra, 
porque entre la msrj la ciénaga vá una e^a de tie- 
rraá lo largo todo lo cpie dura ella que la divide de 
la mar. En tiempo, pues, de aguas se kincka esta eíé^ 
na^ y ae quaja la aal dentro á terronea grandea j 
pequeftos qne no parecen sino pedazos de asucaí 
cande; Después de passadas las aguas qnatro meses 
6 cinco, que ya la laguna esté iJgo enxuta, táúan 
los indios antiguamente costumbre de yr á sacar la 
sal, laqual secan cojiaado aquellos terrones dentro 
de) agua y sacándolos á enxugar fuera. Tenían para 
estd sus lugares señalados en la propia laguna que 
eran los mas fértiles de sal y de menos lodo y agasi 
y acostumbraban á no hazer esta cosecha de la sal 
sin licencia de los S.S. que á estos lugares della te- 
nían por cercanía nuts acción: á los quales todos los 
que póT sal venían hazian algún servi^uelo, ó de la 
propia sal, ó de ks cosas de sus tierras, y porque 
provó esto ün prindipal llamado francisco euan natu- 
ral del pliéblo de caükel, y provó hauia el rejimiento 
de la dudad de Mayapan puesto é sus antepasados 
en la coBta con cargo della y del repartimiento de 
la sal , le níandó la audiencia de Guatimala dar agora 
lo mesnio á los que á sus comarcas k fuessen écojar* 
Oójese ya mucha en el tiempo della pera ilevaria á 
M édod y á honduras y á la habana^ Cria esta ciénaga 
en algunas partes della muy hermosos pesoadoiy y 
aunque no grandes de muy buen safcor; 



BELACIONES DE YUCATÁN. 377 

No fasy solo pescado en la laguna^ pero es tanta 
la abtindaínciB qtze en la costa hay que casi lio ciuraii 
los indioB de lo de las lagunas, sino son los que no 
tienen aparejos de redes, que estos suelen con la 
flecha como hay poca agua matar mucho pescado; 
los demás hazen sus muy grandes pesquerías de que 
eomen y venden pescado á toda la tierra. Acostúm- 
branlo á salar y asar, y á secar al sol sin sal , y tie- 
nen su quenta con qual destos beneficios ha menes- 
ter cada jénero de pescado , y lo asado se conserva 
diasi que se llera xx y xxx leguas á vender, y para 
eometlo tórnanlo á guisar y es sabroso y sano: los 
pescados que matan y hay en aquella costa son li^sm 
muy excelentes y muy gordas, truchas ni más ni 
m^ios en el color y pecas y sabor, y son mas gordas 
y sabrosas de comer; llamanse en la lengua izcay; 
robalos muy buenas sardinas, y con ellas acuden 
lenguados, sierras, caballas, mojarras, y infinitas 
diversidades de otros pescados pequeños; hay pul- 
pos muy buenos en la costa de Campeche, tres 6 
quatro castas de zoilos muy buenos y sanos, y espe« 
eial los unos á maravilla sanos y en las cabeqas di- 
fferentíssimos de los otros, ca las tienen redondae y 
muy llanas que espanta, y por la parte de dentro la 
boca; y en las orillas del redondo los ojos: Uámanse 
estos oMpechpoL Matan unos pescados muy grandes 
que parecen mantas y hazen á trozos en sal , muere 
á las orillas de la redonda y es muy buena cosa: nd 
Bé si es este pescado raya. Hay muchos manatis en la 



378 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

costa de entre Campe y la desconocida, de los qnales 
allende del mucho pescado ó carne que tienen, hasen 
mucha manteca excelente para guisar de comer, des- 
tos manatíes se cuentan cosas de maravillar, especial 
cuenta el autor de la historia general de las Indias 
que crió en la Isla Española un seftor Indio uno 
en un lago tan doméstico que venia á la orilla del 
agua en llamándole por su nombre que le hafaiaii 
puesto que era matu. Lo que yo dellos digo, que son 
tan grandes que se saca dellos mucha mas carne que 
de un buen bezerro grande y mucha manteca; en- 
gendran como los animales, y tienen para ello sns 
miembros como hombre y mujer, y pare la hembra 
siempre dos, y no mas ni menos: y no pone huevos 
como otros pescados; tienen dos alas como braQos 
fuertes con que nadan, el rostro tienen harto seme- 
jante al buey y sacanle fuera del agua á pacer yerva 
á las orillas, y suélenlos picar los mordegalos en 
una xeta redonda llana que tienen que les da vuelta 
al rostro y mueren dello porque son muy sanguinos 
á maravilla y de qualquiera herida se desangran con 
el agua. La carne es buena, especial fresca con mos- 
taza es casi como buena vaca; mátanlos los Indios 
con harpones desta manera: búscanlosen los esteros 
y partes baxas (que no es pescado que sabe andar en 
hondo) y llevan sus harpones atados en sus sogas 
con boyas al cabo; hallados losharponean y suéltan- 
les las sogas y las boyas, y ellos con el dolor de las 
heridas huyen á una y otra parte por lo baxo y de 



BELAOIONES DE YUCATÁN. 379 

poca agua, que jamás va á lo hondo de la mar ni 
saben, y como son tan grandes van turbando el cie- 
no, y tan sanguinos vanse desangrando: y assi con 
la sefial del cieno los siguen en sus barquillas los in- 
dios y después los hallan con sus boyas y sacan* Es 
pesca de mucha recreación y provecho, ca son todos 
carne y manteca. Hay otro pescado en esta costa al 
qual llaman ¿a, ancho y redondo y bueno de comer, 
pero muy peligroso de matar, 6 de topar con él; por- 
que tampoco sabe andar en lo hondo, y es amigo de 
andar en el cieno donde los indios le matan con el 
arco y flecha: y si se descuydan andando con él 6 
pisándole en el agua acude luego con la cola, que la 
tiene larga y delgada, y hiere con una sierra que 
tiene tan fieramente que no se puede sacar de donde 
la mete sin hazer muy mayor la herida, porque tie- 
ne los dientes al revés, de la manera que está aquí 
pintada (1). Destas serritas usavan los indios para 
cortar sus carnes en los sacrificios del demonio, y 
era ofEcio del sacerdote tenerlas y assi tenian mu- 
chas, son muy lindas, ca son un hueso muy blanco 
y curioso hecho sierra assi aguda y delicada que 
corta como un cuchillo. Ay un pescadilk) pequeño 
tan ponzoñoso que nadie que lo come escapa de mo- 
rir hinchado todo muy en breve, y burla á algunos 
hartas vezes, aunque es conocido en que es algo tar- 



(1) Tampoco existe la pintora en la copia qae oonserya la Real Aca- 
demia de la Historia, única conocida hasta hoy. 



380 D0CUMBNTQ6 INÉDITO»^ 

dio en morir fuera del agua, y se hindia^mvoha todo 
¿1. Ay muy gentiles ho&tiones en el rio de Ghanqpo^ 
ton, y ay machoe tiburones en toda la costa* 

Demás de los pescados cuya morada son las aguas 
ay algunas cosas que juntamaite se sirv^i y TÍvett 
en el agua y. en tierra como son muchas yquanas, 
las quales son como lagartos de Espafiaen la kechu-^ 
ra y grandeza y en el color, aunque no son tan ver* 
des, estas ponen huevos en mucha cantidad y andan 
siempre cerca de la mar y de donde hay aguas^ y 
indiíTerentemente se gaarecen en el agua y en la tie- 
rra, por lo qual las com^i los españoles en tieiafo 
de ayuno, y la hidlan muy singular comida y sana. 
Hay destas tantas que ayudan la quaresma á todos: 
y péscanlas los indios con lazos encaramados en los 
árboles y en agujeros dellos, es cosa increíble lo qw 
sufren la hambre, ca acaece estar veynte y. treynta 
días después de tomadas vivas sin comer bocado y 
sin se enflaquecer: y he oydo que hay experiencia 
hecha que si las flotan las barrigas con arena engor- 
dan mucho. Es el estiércol destas admirable medici- 
na para curar nubes de los ojos puesto fresco en ellas. 
Hay tortugas á maravilla grandes, que las ay muy 
mayores que grandes rodelas, y son de buen comer 
y tienen harto que: ponen los huevos tan grandes 
como de gallina, y ponen ciento y cincuenta y dos- 
cientos, haziendo en el arena fuera del agua un gran 
hoyo y cubriéndolos después con el arena, y allí sa- 
len los tortuguillos. Hay otras düTerencias de tortu- 



BXLACIONIS DE TÜCATÁN. S81 

gas ea la tierra por los monteB secos 7 en las laga- 
ñas, ün pescado tí en las costas alganas vezes. que 
por «er de concha todo lo dexé para poner aquí. Es 
paee del grandor de una tortuga pequeña y cubierto 
por arriba de una concha delicada, redonda de hu- 
mosa hechura y verde muy claro, tiene una cola de 
lo mesmo de la concha muy delgada que parece pun- 
fison y lai^a con un zeme, por debajo es de muchos 
fxiés, y todo lleno de menudos huevos, que no tiene 
que comer sino huevos, y cómenlo mucho los indios, 
llámanle en su lengua mer. Hay muy fieros lagartos, 
lo^ quales aunque andan en el agua salen y están 
mucho en tierra, y comen en tierra, ó la cabera fuer» 
del agua, porque carecen de agallas y no pueden 
mascar dentro del agua. Es animal pesado y no se 
aparta mucho del agua, y tiene furioso Ímpetu en el 
acometer á algo, ó en la huyda. Es muy tragón, que 
cuentan del cosas extrañas, y lo que yo sé es que 
nos mató uno un indio cerca del monasterio bañán- 
dose en una laguna, y fué luego de allí á un rato un 
religioso con los indios á matarle á él , y para ma- 
tarle tomaron un perro no muy grande y metiéronle 
un fuerte palo por la boca hasta el siezo, hechizo con 
sus puntas, y atáronle por las tripas del perro una 
muy rezia soga, y echando en la laguna el perro sa- 
lió luego el lagarto y lo tomó en los dientes y se lo 
tragó j y tragado, tiró la gente que con el fray le iba 
y le sacaron con gran trabajo y dificultad, atrave- 
Bándosele el palo en el cuerpo, abriéronle y halla- 



382 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

ronle la mitad del hombre en el buche, y mas el pe- 
rrillo. Estos lagartos enjendran como los animales 
y ponen huevos, y para ponerlos hazen grandes ho- 
yos en el arena muy cerca del agua y ponen tres- 
cientos huevos y mas, grandes mas que de aves, y 
dexanlos allí hasta el tiempo que les ha naturaleza 
enseñado que han de salir, y entonces ándanse por 
allí aguardando, y salen los lagartillos desta ma- 
nera. Salen del huevo tan grandes como un palmo 
y están aguardando la ola de la mar que bate c^rca 
dellos, y assi como la sienten saltan de su lugar á la 
agua, y todos los que no alcanzan quedan muertos en 
el arena , que como son tan tiernos y ella está muy 
caliente del sol abrasanse y mueren lu^o: los que 
alcanzan el agua escapan todos y comienzan luego á 
andar por allí, hasta que acudiendo los padres los 
siguen. Desta manera escapan muy pocos aunque 
ponen tantos huevos, no sin divina providencia que 
quiere sea mas lo que nos aprovecha que lo que nos 
daña, y podría tanto perjudicar como estas bestias 
si todas saliesen á luz. 

Parrapho VII. — De la maneba que hay 

DE SERPIENTES Y OTROS ANIMALES PON9OÑOSOS. 

De culebras, ó serpientes es grande la diuersidad 
que hay de muchas colores y no dañosas: salvo dos 
castas dallas. Las unas son muy ponzoñosas vívoras, 
y mayores mucho que las de acá de España, llaman- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 383 

las taxinchan: otras ay también muy ponzoñosas y 
muy grandes, y con cascabel en las colas. Otras muy 
grandes que se tragan un conejo y dos y no son 
dañosas, y es cosa de dezir que hay indios que con 
facilidad las toman las unas y las otras sin recebir 
dellas perjuizio. Hay una casta de lagartijas mayo- 
res que las de acá, de las quales es maravilla grande 
el temor que los indios tienen, porque según ellos 
dizen en tocándola la persona suda un sudorcillo el 
qual es mortal ponzoña. Hay muchos alacranes en- 
tre las piedras , y no son tan ponzoñosos como los 
de acá de España. Hay un género de hormigas gran- 
des cuya picada es muy peor y duele y encona mas 
que la de los alacranes, y tanto que dura su enco- 
nación mas al doble que la del alacrán, como he yo 
experimentado. Hay dos géneros de arañas , la una 
pequeña y muy pestífera, la otra es muy grande y 
toda cubierta de espinitas muy degadas negras, que 
parecen vello y tienen en ellas la ponzoña: y assi se 
guardan mucho de tocarlas los indios donde las hay. 
Otras muchas sabandijas hay, pero no dañosas. Hay 
im gusanito colorado del qual se haze ungüento muy 
bueno amarillo para las hinchazones y llagas con no 
mas de batirlos ó amasarlos juntos , y sirve de olio 
para pintar los vasos, y haze fuerte la pintura. 

PAbrapho vin. — De las aue jas y su miel y cera. 

Hay dos castas de anejas, y ambas son muy mas 
pequeñas que las nuestras; las mayores dellas crian 



384 DOGüMxirres méDiros. 

en eolmenafl, las quales son muy chieasy no liazen 
panal como las nuestras, sino ciertas bexigiiitaa 
como nuezes de cera, todas juntas unas á otn», lle- 
nas de la miel ; para castrarlas no basen mas sino 
abrir la colmeoa y rebentar con un palito estas ve- 
xiguitas, 7 assi corre la miel y sacan quaodo les 
parece la cera; las demás crian por los montes en 
concavidades de arboles y de piedras, y allí les 
buscan la cera; de la qual y de miel abunda esto 
tierra mucbo, y la miel es muy buena, salvo que 
como es mucha la fertilidad del pasto de las abcgas 
sale algo tocada del agua y es menester darle un 
hervor al fuego, y con dárselo queda muy buena y 
de mucha dura. La cera es buena, salvo que es muy 
humosa y nunca se ha acertado que sea la causa, y 
en unas provincias es muy mas amarilla por razón 
de las flores. TSo pican estas abejas, ni hazen quando 
las castran mal. 

Mucha es y muy de notar la diversidad de yerbas 
y flores que á Yucatán ornan en sus tiempos, assi 
en los árboles como en las yerbas y muchas dellas á 
maravilla lindas y hermosas y de diversas colores y 
olores: las quales allende el ornato de que los mon- 
tes y campos atavian, dan abundantíssimo ma^teni• 
miento á las auejitas para su miel y cera. Pero entre 
ellas porné aquí algunas assi por su preciosidad de 
olor y hermosura, como por el provecho que dellas 
los moradores de aquellas tierras tienen. Hay as^en- 



BSLA€I0K£8 DE Y0CATÁK. 38*5 

jgB'muy ' mas frescor y. oloro0OH que log de ncá^ y dé 
mas largas kogítaS| y delgadas, y crianlos los indios 
pava sos olores y recreación, y he visto qnesé haasen* 
Bons hermosos con echarles cemada las indias al piéi 
Ay ' ma yema de mny anchas hojas y de altas y 
gordas ramas de sihgalar fresctira y fertilidad, por-' 
<|iie de pedamos dé las ramas se dan tanto que crecenr 
en- manera y mnchedumhre de las mimhi^eras, atm^ 
qoe en nada le son de comparar: tractada im pobo 
la lioja entre las manos tiene el verdadero olor del 
teéhol, annqne lo pierde después de seca, es muy 
buena para frescura de los templos en las fiestas y 
d)e esto sirve. Hay tanta aluahaca que están los moil-* 
tes y los cammos llenos della en algunas partes', • y^ 
con nacer en aquellas pefias es muy fresca hermosas 
y olorosa, aunque no se compara á la que se cria bir 
las huertas llevada de acá, que es cosa de ver lo qué 
cria y ensancha cada pié. Hay una flor que llaansii» 
tiazfda del ínas delicado olor que yo he blidoy''ii»u«í 
cho mas que los jazmines, es blanca, y ay la lUÓtMbl 
clara, y 'porque es su tronco de cebolla» govdas se 
podria traer á Espalla. Es pues desta mmietu^ éáÉBLtí 
sus cebollas unas espadañas altas y gruessas muy 
frescas, que todo el afio duran y dan una^ yez- eft^ el 
afió eú medio un mástil verde aaebo eomqtres^ de^ 
dos y gordo, y tan largo como las^ espiidafiUdi "Éa 
este' al cabo talen las flores enn» manojo^! cuda^unai 
deim xeme de largo con d peQO% abiertas tfo^ dtís 
chioo hogitas korgas y abiertos^ y<dónralas> pot \ú 



» 



386 DOCUMENTOS IN¿DI1X>8. 

bajo una tela blanca delicada, y enmedio tienen unas 
telitaa amarülas á maravilla hermosas de blanco j 
amarillo; cortado este bástago y puesto en un jarro 
de agua dura con muy suave olor muchos dias, por- 
que no se abren las flores juntas sino muy poco á 
poco. Hay unas aqucenitas muy blancas y olorosas 
y que duran mucho en agua, y íádles de traer acá, 
porque son también de cebolla y en todo semejantes 
á las azucenas; salvo que el olor es mas suave y no 
dafioso á la cabera, y no tienen lo amarillo de las 
azucenas en medio. Hay una rosa llamada üdaul que 
me han dicho que es de mucha hermosura y olor. 
Hay también un género de árboles que llaman niete 
que llevan muchas rosas blancas y otras amarillas y 
otras medio moradas: son de mucha frescura y olor 
y hazen dellas galanos ramilletes y los que quieren 
letuario. Hay una flor que llaman Bom, la qual es 
de mucho olor, y arde de gran calor quando huele; 
podríase fácilmente traer acá, y son sus hojas á ma- 
ravilla frescas y anchas. Sin estas flores y yemas 
olorosas hay otras muy provechosas y medicinales, 
entre las quales hay dos maneras de yema mora 
muy fresca y muy linda. Hay mucha doradilla y cu- 
lantrillo y una yerva con cuyas hojas cocidas y 
agua se quitan á maravilla las hinchazones de los 
pies y piernas. Hay otra muy singular para curar 
llagas viejas, que llaman iaxpalialche. Hay también 
otra que tiene el mesmo sabor del hinojo, y se come 
y es muy buena para cozer agua y para curar llagas 



RELACIONES DE YUCATÁN. 387 

puesta assi cruda como la passada. Hay en lo de 
Bayhalar carcaparrilla. Tienen cierta yerua que 
crin en loTpozos y en otras partes ¿angulL 
como la juncia pero muy mas gorda, de la qual ha- 
zen sus seras y suélenla tefiir de colores y hazenlas 
muy lindas á maravilla. Tienen una yerua silvestre, 
y también que la crian en sus casas y es mejor, de la 
qual sacan su manera de cáñamo de que hazen infi- 
nitas cosas para su servicio. También se crian en 
algunos árboles sin ser de su cosecha un cierto ge- 
nero de yerbas las quales echan unas firutas como 
pequeños cohombros, de los quales se hazen sus go- 
mas ó colas con que pegauan lo que habian me- 
nester. 

Las simientes que para la humana sustentación 
tienen son muy buen maiz y de muchas diferencias 
dello y colores, de lo qual cojen mucho y hazen 
trojes y guardan en silos para los años estériles. 
Hay dos castas de habas pequeñas, las unas negras 
y las otras de diversos colores, y otras que han lle- 
vado los españoles blanquillas y pequeñas. Hay de 
su pimienta, muchas diferencias de calabazas, algu- 
nas de las quales son para sacar las pepitas para ha- 
zer guisados, otras para comer asadas y cozidas y 
otras para vasos de sus servicios; tienen ya melones 
y muy buenos y calabazas de España: hemos los 
puesto en cojer mijo y dase á maravilla bien y es 
buen mantenimiento ; tienen una fructa á maravilla 
fresca y sabrosa que se siembra y la raíz que sale 



388 BOCUMSNTOS IKÉDITOS. 

OAoe como, nabo gordo y redondo es la firatai 06- 
mouse crudas coa eal: la otra raíz qae nace debaxQ 
de tierra sembrándola que es grande mantenimiento^ 
7 es de muchas dijOTerencias, ca hay moradas amari-i 
lias y blancas» cómense cocidas y assadas y son 
buena comida y tiran algo á caetafias, y ayudan as- 
eadas á beuer. Hay otros dos geoeros de raices bue^ 
ñas y son mantenimiento de los indios. Otras doa 
raizes hay silvestres que se parecen algo á las dos 
que primero he dicho, y ayudan en tiempos de neoe- 
sidad de hambre á los indios, ca sin ella no curan 
dellas. Tienesi un arboUUo de blandas ramas y que 
tienen mucha leche, las hojas del qual se comen 
guisadas y son como bermas de comer y buenas con 
mucho tocino gordo. Plántanlo los indios luego :do 
quiera que van á morar, y en todo el afio tiene hoja 
que le coger. Hay muy frescas chicorias y criavanlaa 
en las heredades, aunque no las saben comen 

Cosa es de mucho alabar á Dios con el propheta 
que dize admirable es Señor tu nombre en toda la 
tierra, por la muchedumbre de árboles que en esta 
tierra su magestad crió y todos tan desemejantes de 
loSf nuestros que hasta hoy se haya visto imo que 
conozca, digo en Yucatán, que fíiera si he visto, y 
de todos tienen sus servicios y provechos los indios 
y aun los : Españoles. Hay un árbol de cuya trata 
que es como muy redondas calabazas hacen los in- 
dios sus vasos, y son muy buenos, y hazenlos ellos 
muy pintados y galanos^ Desta mesma casta hay 



RELACIONES BE YUCATÁN. 389 

otro que lleva la frata mas pequeña y muy dui*a; 
ikftzesL della otros vasillos para tmgueñtds y otros 
servicios. Hay otro el qual lleva tina frutilla como 
avellanas del Cüexco de ' la qual se hazen buenas 
quentasy y con la cascara se lava la ropa 'Como Con 
xabon, y assi haze su espuma. 

Criauan mucho el árbol del encienso para los de- 
monios y sacauanselo hiriendo con una piedra el árbol 
en la corteza para que por alli corriese aquélla g'oma 
6 resina ; es árbol fesco , alto y de buena sombra y 
hoja pero su flor hace negra la cera donde lo hay. 
Hay un árbol que crian en los pozos muy hermoso 
de alto, y fresco de hoja, y quees maravilla lo que 
estiende sus ramas, las quales nacen en el tronco por 
macha orden, ca nacen de tres en tres Ó mas, á trozos 
á' la redonda del árbol, y assi se van ellas estendiendo 
y la guia creciendo. Hay cedros, aunque no de los 
finos. Hay una casta de palo algo amarillo y de ve- 
tóse como enzina, a maravilla fuerte y de mucha 
dura y tan rezio que lo hallamos en las puertas de 
los edificios de Izamal, puestos por batientes y car* 
gada la obra toda sobre ellos. Hay otro fortlssimo 
y hazian del los arcos y las langas y es de color leo- 
nado. 'Otro hay de color naranjado escniro de que 
haeian bordones, es muy fuerte y creóse é&ceesbpa- 
^. Hay muchos árboles de los que di^n son buenos 
para la enfermedad de búas, llamanle zt>n. Hay un 
árbol que lleua leche h qual es irejalgalr y 'Itega 
quanto toca, y su sombra es muy pestífera, especial 



390 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

si se duerme á ella. Hay otro que todo él está lleno 
de pares de espinas largas y muy duras y gordas que 
no hay ave que en él jamas reposa ni se puede en él 
assentar, tiene aquellas espinas todas agujereadas por 
el tronco y llenas siempre de hormigas. Hay un ár- 
bol de muy gran altura y grandeza, lleva una fruta 
como algarrouas llena de unos pifiones negros, y 
que en tiempo de necesidad hazen della los indios 
comida, y hazen de sus raizes cubos para sacar agua 
de los pozos y las norias. Otros árboles hay de cu- 
yas cortezas hazen los indios cubillos para sacar 
agua para sí, y otros de que hazen las sogas, y otros 
de las cortezas de los quales majadas hazen un caldo 
para brufiir con él los encalados y házelos muy fuer- 
tes. Hay may hermosas moreras y es buena madera, 
y tienen tantos otros árboles y de todo seruicio y 
provecho que espanta. Tienen en los campos y mon- 
tes muchas diñerencias de mimbres muy largos, 
aunque no son mimbres, de los quales hacen cestas 
de todas maneras y con las quales atan sus casas y 
quanto han menester, y es muy grande el servicio 
que desto tienen á maravilla. Hay un árbol cuya le- 
che es singular medicina para encamar los dientes. 
Hay otro que lleva cierta fruta grande, llena de lana 
mejor para almohadas que las estopas del alcarria. 
Temiendo hazer agravio á la fruta ó á sus árboles 
los he acordado poner por si, y primero diré del 
vino como cosa que los indios mucho estimauan y 
y por eso la plantauan casi todos en sus corrales ó 



BELACIONES DE YUCAtAn, 391 

espacioB de sus casas. Es árbol feo y sin mas fruta 
de hazer sus raizes y miel y agua su vino. Hay en 
esta tierra ciertas parras silvestres y llevan comesti- 
bles uvas, y hay muchas en la costa de Eupul. Hay 
ciruelos de muchas diferencias de ciruelas y algunas 
muy sabrosas y sanas y differentissimas de las nues- 
tras, ca tienen poca carne y gran cuesco, al revés de 
las que acá hay á que lo comparar; echa este árbol 
las frutas antes que las hojas, y sin flor, sino la fru- 
ta. Hay muchos plátanos y hanlos llevado los espa- 
ñoles que no los havia antes. Hay un árbol muy 
grande el qual lleva una fruta grande algo larga y 
gorda cuya carne es colorada, y muy buena de co- 
mer; no echa flor sino la propia fruta, muy peque- 
fiita y va cresciendo muy poco á poco. Hay otro 
árbol muy frondoso y hermoso y que nunca se le 
cae la hoja, y sin echar flor echa una fructa de tanta 
y mas dulzura que la de arriba, pequeña, muy go- 
losa y gustosa de comer y muy delicada, y hay unos 
mejores que otros, y tanto mejores que serían muy 
preciados si acá los tuviessemos: Uámanlos en la 
lengua Ya. Hay otro muy hermoso y fresco árbol que 
nunca pierde la hoja y lleva unos higuillos sabrosos 
que llaman úx. Otro árbol hay á maravilla hermoso 
y fr^co y lleva la frnta como guevos grandes. Có- 
jenla verde los indios y maduranla en ceniza, y ma- 
dura queda á maravilla y al comer es dulce y empa- 
laga como yemas de guevos. Otro árbol lleva otra 
fruta assi amarilla y no tan grande como estotra y 



39S POCUMSNTOS DfKDXlOB* 

mM blancla y dulce que ella, la qual camída qucfia 
el efftexcp como blando erí^ todo, que m de rer. 
Hay otro muy frcMO y hermoso árbol que Ue^ra naa 
{rata ai mas ni menos que las ayellaiiaa con su eáx* 
cara, tíímen debazo aquella eáxcara una fruta como 
guindas, y su cnexco grande; llamanlas los indios 
Vayam y los Espa&oles Guaycts. Hay una fruta» que 
han los Espafioles llevado, de buen comer y mna 
que llaman Gruatfavas. En las sierras hay dos géne- 
ros de árboles. El uno lleva unas frutes tan grandes 
como una buena pera, muy verdes y de gorda cor- 
iesa, las qualee maduran aporreándolas todas en una 
pi^^dra, y son después de muy singular sabon El 
otrp lleva unas frutas muy grandes, de 1a hechura 
de las pifias y tienen gustoso comer, ca son aguano- 
sas yazedas, y tienen muchos cuescos, pequeños, 
pero no son sanas. Hay un árbol el qual se dá siem- 
pns en los rasos, y nunca entre otros árboles sino 
solos ellos, cuya corteza es muy buena para adobar 
cueros, y sirve de ^umac, lleva una frutilla amarilla 
sabrosa y golosa mucho para las mngeres. Hay mi 
árbol muy grande y fresco al qual llaman los indios 
On: lleva una fruta como calabacülaa grandezudaa 
de gran suavidad que parece á sabor de maniteca y 
es mantecosa, y es de muy gran maniemmiimto y 
sustancia* Tiene gran cuexco y delicada cascara^ y 
cómese cortado revanadas como melón y con aaL 
Hay unos cardos muy espinosos y feos, y crecen á 
tro<jos siempre pegados á otros árboles y arr^Hieltos 



RUAC&NtlS D8 TVOATÁN. S&8 

á elloa. SflfcoB llevan ana fmta cuya corteza cb eolo- 
lada j «emgante algo á la hechura de la álcachcfii 
yblsuida de quitar y sin ningoiia espina. La carae 
qae dmtro tiene cb blanca y llena de muy pequefioa 
granos negros. Es dulce y delicada á maravilla y 
aguanosa que se deshase en la boca; cómese á ruedae 
como naranjas y con sal , y no hallan los indios 
tantas ,por los montes quantas comen los Espafioles. 
Hay un árbol fofo y feo aunque grande que lleí» 
cierta manera de fruta grande llena de tripas lampa- 
rillas muy sabrosas y cozquezuelos como eafSamfaws 
y muy mayores los quales son muy sanos p^ra la 
orina. Desta fruto hasen conserva buena y y echa -él 
árbol la hoja después de pasada la fruta. Hay un aait- 
bol algo esjúnoso pequeño el qual lleva una fruta 
de hechura de delgados pepinos y algo larga. ' Tiene 
alguna similitud su sabor con el cardo, y cómese 
assi con sal, partida á rebanadas, y los cuexeos son 
como los del cohombro, y muchos y tiernos. Si 
acierta á tener esta fruta algún agujero por a^n 
accidente estando en el árbol, es una gomilla que en 
él se le recoje muy ¿no olor de algalia. Es tanibien 
buena fruta para las mesinas enfermedades de las 
muj^es. Hay otro arbpl cuya ;flor es EB^e de sua^e 
olor, y cuya fruta es la que acá en Espafia llaman 
del iiianjar blanco, y hay muchasdiuersidades dellos 
en el llevar fruta buena y mejor. Hay un arbolito 
que suelen los indios criar ^i sus casas, el qual lleva 
unos erizos como las castalias, aunque n:o <eon tan 



894 DOCUMSNTOS IHÉDIT08. 

grandes ni tan ásperos. Abrense qoando están en sa- 
zón y tienen dentro unos granillos de los quales 
osan, y aun los Espafloles para dar color á los gui- 
sados, como lo dá el azafrán, y tan fino el color que 
mancha mucho. Bien creo se me deben quedar mas 
frutas, pero todavia diré de la de las palmas, de las 
quales hay dos castas. Las unas sirven sus ramas de 
cubrir las casas, y son muy altas y delgadas, y lle- 
van unos muy grandes razimos de una golosilla fruta 
n^pra, como garbanzos, y son le las indias aficio- 
nadas. Las otras son unas palmas baxas y muy espi- 
nosas, y no sirve su hoja de nada que es muy corti- 
11a y rara. Llevan unos grandes razimos de una 
fruta redonda verde, tan grande es como guevos de 
paloma. Quitada la cascara le queda un cuexco de 
gran dureza y quebrado sale del una pepita redonda 
tan grande como una avellana muy sabrosa y pro- 
vechosa en tiempos estériles, ca hazen della la comida 
caliente que beven á las mañanas, y á fetlta se guisa- 
ría con su leche qualquier manjar como con la de las 
almendras. 

Cójese mucho algodón á maravilla , y dase en to- 
das las partes de la tierra, de lo qual hay dos cas- 
tas. La una siembran cada afio, y no dura mas de 
aquel afio su arbolito, y es muy pequeño. La otra 
dura el árbol cinco 6 seis aflos y todos dá sus 
frutos, que son unos capullos como nuezes con 
cascara verde el qual se abre en quatro partes á su 
tiempo y allí tiene el algodón. Solíase cojer grana, 



KELACÍ0NE8 DS TUCATÁN. 395 

7 dizen que era de la mejor de las Indias por ser 
tierra seca, y todavía cojen en algunas partes al- 
guna poca los indios. Colores hay de muchas diver- 
sidades hechos de tintas de algunos árboles, y de 
flores, y porque los indios no han sabido perfeccio- 
narlos con las gomas que le dan el temple que han 
menester para que no desdigan, desdizen. Pero los 
que cojen la seda han ya buscado remedios y dizen 
se darán tan perfectos como en las partes que mas 
perfectos se dan. 

La abundancia que tiene esta tierra de aves es á 
maravilla grande, y tan diversas que es mucho de 
alabar al que dellas la hinchió como de bendición. 
Tienen aues domésticas y que crían en las casas 
como son sus gallinas y gallos en mucha cantidad 
aunque son penosos de críar. Hánse dado á criar 
aues de España, gallinas y crían muchas á maravilla, 
y en todos los tiempos del afto hay pollos dellas. 
Crían algunos palomas mansas de las nuestras, y 
multiplican mucho. Crían cierta casta de anadones 
blancos grandes, que creo les vinieron del Perú, para 
la pluma y assi los pelan muchas vezes las barrigas, 
y quieren aquella pluma para las labores de sus 
ropas. Hay mucha diversidad de páxaros y mu- 
chos muy lindos, y entre ellos hay dos castas de 
tortolillas muy saladas, y las unas muy chiquitas y 
domésticas para criar mansas. Hay un paxarito pe- 
queño de tan suave canto como el Ruiseñor que lla- 
man Ixyalchamil^ anda en las paredes de las casas 



39 6 D0CIZMXNTQ6 IHKD1T06. 

que tíeaen huortM y en loe árbóleB deUas. Haj^tr» 
péi^aro gfaade y moy lindo de color Tnde/mny 
e^earo, qae no tiene en la cok mas de dee plisnas 
largas, y con no mas de la mitad, y al cabo pdcB 
en ellas, y mi morar es en los edifidM, y no -anda 
sino á kui mafianafi. Hay otroe páxaroa <pie en laa 
traveBunB y cuerpo jBon como las pica^, y gnuüleB 
gritadores á la gente qne passa por los caminoa, que 
no la dexan ir secretas. Hay nmchos aviomoülos ó 
golondrinas, y yo he creido son aviones porque no 
crian en las casas como las golondrinaa. Hay un 
páxaro grande y de machas colores y hecmososa, el 
qual tiene gmn {áco y muy fuerte, y aayda aiampre 
en los árboles secos asido con las ufias, agujereando 
las cortezas aherronadas con el pico tan reáo que 
se oye buena pieaa, para sacar los gusanos de la 
carcoma de los quales se mantiene; y es tanto io 
que agigerean estos pasaros, que están los árboles 
que crian estos gusanos de alto abaxo hechos ana 
criba de agujeros. Hay muchas aves del campo, 
buenas todas para comer, ea hay tres maneras de 
muy lindas palomitas pequeñas. Hay unas aves en 
todo semejantes á las perdices de Espafla, saino que 
sonde muy altas piernas, aunque coloradas, yüe- 
nen roin comer, son empero á 'maravilla doméaticas 
si se crian en casa. Hay muchas codornices á mam- 
villa, y son algo mayores que las nuestma, j de 
singular comer; vuelan poco y 'tómanlas los indioa 
encuamadas en loe árboles con perros y con la^oa 



BIOACXONBS DS YUCATÁN. 397 

qne^ les ediAn: al peootie^, y es moy gustosa ca^a. 
Hagr muchos faisanes pardillos j pintados y dé ra^ 
sonable ' tamaño V y no tales para comer como los de 
ItálÍEw Hay un páxaro grande cpmo las gallmas^ de 
aUá que llaman Camhvl^ muy hermoso 4mai^vl]la 
y de grao denuedo y buen comen Hay otni^^que 
llaman Cax^ tan grande como él, de furioso passo y 
meneo, y son los machos negros todos como un 
aziwaché, y tienen unas coronas muy lindas de plu-' 
mitas crespas, y los párpados de los ojos amarillos 
y may lindos* Hay muchos pavos que aunque no 
son de tan hermosas plumas como los de ae4 de 
Ebpafia, las tienen muy galanas y son á maravilla 
hermosos, y tan grandes como los gallos de los 
indios y de tan buen comer. Otras muchas aves hay 
que aunque las he visto no me acuerdo. 

Todas las grandes matan loe indios con las fle- 
chas, en los árboles^ y á todas 1^ hurton los guevos 
y los sacan sus gallinas, y se crian muy domésti<»is. 
Hay tres <S quatro castas de papagayos pequefios y 
grandes y tantasi vandas dellos que hazen mucho 
dafio á las sementeras. Hay otras aves noctumas,^ 
como son. lediuzas^ mochuelos y gailiaas ciegasy 
que esí cosa de pasatiempo caminar de noche, ca se 
Tan grandes pie^a» del camino pamendo á vuelos 
delante los hombres. Amohinan mucho á los indios^ 
7 tiénenlas por agüero, y lo mesmo tienen ¿ otros* 
páxaros. Hay unas aves muy carniceras que llamoi^ 
los Españoles- auras y los Indios Kuchy las qnales* 



398 DOCUMENTOS INÍODII'OS. 

son negnus y tieaen el pescuezo y cabera como las 
gallinas de allá, y el pico larguillo con un garabato. 
Son muy sacias, casi siempre andan en los establos 
y en lagares de la purgación del vientre comiéndo- 
la y buscando carnes muertas para comer. Es cosa 
averiguada no se le aver hasta aora conocido nido 
ni saber donde crian, por lo qual dizen algunos 
viven vidas de dozientos afios y mas, y otros cre^i 
ser los verdaderos cuervos. Huelen tanto la carne 
muerta, que para hallar los indios los venados que 
matan y se les huyen heridos, no tienen remedio 
sino subidos en altos árboles mirar adonde acuden 
estas aves, y es cierto hallar alli su ca^a. De aves de 
rapiña es á maravilla mucha la diversidad que hay, 
porque hay águilas pequeñas, hay muy lindos aQo« 
res y muy grandes caladores, hay gavilanes muy 
hermosos y mayores que los de acá de España. Hay 
alcotanes y sacres, y otros de que como no soy 
calador no tengo memoria. En la mar es cosa que 
admira la infinidad la variedad y diversidad y la 
muchedumbre que hay de aves y páxaros y la her- 
mosura de cada uno de sus géneros. Hay unos paxa- 
razos tan grandes como avestruzes pardos y de ma- 
yor pico. Andan siempre en el agua buscando que 
pesear, y assi como sienten al pescado al^anse en el 
ayre y caen con gran Ímpetu sobre la pesca con 
aquel su picado y pezcue^o y jamas echan lan^e 
vazio, y quédanse en haziendo el golpe nadando y 
tragando el pe^e vivo sin mas lo guisar ni esquamar. 



BBI.AC10NXS DE YUCATÁN. 399 

Hay unos páxaroB grandes flacos y que vuelan mu« 
cho y muy alto los quales dividen la cola en sus dos 
puntas, la enxundia de los quales á maravilla es 
medicinal para sefiales de heridas y para pasmo de 
miembros por causa de heridas. Hay unos anadones 
que se sustentan grandissimo rato debaxo del agua 
para pescar que comer, y son muy sueltos y tienen 
en el pico un garfio con que pescan. Hay otros ana- 
doncitos pequeftós y de mucha hermosura que se 
llaman Maxixj son muy mansitos y si se crian en 
casa no se saben huyr. Hay muchas maneras de gar- 
qaSy y garcetas, unas blancas, otras pardas, unas 
grandes otras pequeüas; y en las lagunas de términos 
hay muchas encamadas muy claras que parecen de 
color de grana de polvo, y tantas maneras de paxa- 
rillos chicos y grandes que ponen admiración su 
muchedumbre y diversidad, y mas el verlos á todos 
cuidadosos á buscar de comer en aquella playa, unos 
entrando tras la ola en la reventazón de la mar, y 
después huyendo della, otros buscando comida á las 
orillas, otros quitándola á otros con llegar mas ayna 
á ella, y lo que más admira ver que á todos los 
provee Dios que los hinche de bendición. 

De muchos animales han carecido los indios y es- 
pecialmente han carecido de los que mas necesarios 
son para el servicio del hombre, pero tenían otros 
de los mas de los quales se aprovechaban para su 
mantenimiento, y ninguno dellos era doméstico sal- 
vo los perros,^ los quales no saben ladrar' ni hazer 



400 DOCTOONTOS istoiroB. 

maJ» átkft ix>mfare6, j/á li^ca^a d, cá eácamimn las 
eodoniiceB y otras aves y úgaetí mucho loi venados 
7>8Qii gnndea rastreadorcB alganoe. Son pequefk» y 
comiaiklos los indios por fiesta, y yacreo se «firea- 
tan y traien por poqaedad comwloe* Dízen que to* 
nian baen sabor. Hay dantas en solo un corneja) de 
la' tierra que está detras de las aerraa de Campeche, 
y hay muchas, y hanme dicho los indios que s<»i de 
muchos ooknes, ea hay rucias y boberas, vayas y 
caataftas y muy blanoas y negras. Andan mas en 
en este pedazo de tierra que en toda ella^ porque es 
animal muy amigo de agua y hay por alli muchas 
lagunas de aquellos montes y siems. Es animal del 
tamafio de medianas molas, muy lijero y tiene za- 
pata hendida como el buey y una trompilla en el 
hocieo ^ que guarda agua. Tenían los indios por 
gran valentía malarias , y durava para memoria el 
pellejo ó partes del hasta los vizmetos , como lo vr 
yo; llámenla 7>m£n, y por ellas han puesto nombre 
i los caballos. Hay leondllos y tigres, y mátanlos 
los indios con el arco encaismados en los arbolee. 
Hay un cierto género de oso ó quier que es á mara- 
villa amigo de castrar colmenas. Es pardo con unas 
manchas negras y largo de cuerpo y corto de pier- 
nas* y cabeqiredondo. Hay dcrta caslai de cabrillas 
mosAeses pequeflas y muy ligeras y.decolorhosqni* 
lias* Hay puercos, anímales pequefios y miiy £fe- 
rentes de los nuestros, ca tienen el ombligo en el 
lomo' y hieden mucho. Hay mudios vewidos que es 



R£LACIO^j;S D£ YUCATÁN. 401 

maravilla , y son pequefioB y de buea comer la carne. 
€o2Siejes hay infinitoa en todo semejantes á loe nues- 
tros, salvo el hozico que le tienda largo y no nada 
romo^ sino como de cañero; son grandes y de muy 
bueu comer. Hay un animalito tristísimo de su na* 
taral y anda siempre en los cavernas y escondrijos, 
y de noche, y para cagarlo le arman los indios cierta 
trampa y en ella le cogen; es semejante á la liebre y 
anda á saltos y encogido. Tiene los dientes delante- 
ros muy largos y delgados, la colilla aun menor que 
la. liebre y el color xeloso y muy umbrio, y es á 
niaimvilla manso y amable y llámase Zub. Hay otro 
aiumalito pequeño como un lechondllo recien na- 
cido, y assi las mane^uelas y el hocico y gran ho- 
zeador, él qual está todo cubierto de graciosas con- 
chas que no parece sino caballo encubertado con 
solas las orejuelas y los pies y manos fuera, y su 
percue^o y testera cubiertos de las conchas; es muy 
bueno de comer y tierno. Hay otros animales como 
perrillos pequeños, tienen la cabera de hechura de 
puerco y larga cola, y son de color ahumado y á 
maravilla torpes, tanto que lo toman muchas vezes 
de la cola. Son muy golosos , y andan de noche en 
las casas y no se les escapa gallina en poco á poco. 
Paren las hembras catorce y diez y ocho hijuelos 
como comadrejuelas y sin ningún abrigo de pelo, y 
á maravilla torpezillos y proveió Bios á las madres 
de una extraña bolsa en la barriga en que los am- 
paran , porque le nace todo lo largo en la barriga 



26 



402 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

por cada parte encima de las tetas un cuero, y quan- 
do lo junta uno con otro quedan cerradas las tetas, 
y quando quiere lo abre, y alli reciben los hijos cada 
uno el peqon de la teta en la boca, y quando los 
tiene todos asidos échales aquellas ijadas ó cueros 
encima y apriétalos tan fuertemente que ninguno se 
le cae , y con ellos assi cargada vá por ay á buscar 
de comer, críalos asi hasta que tienen pelo y pueden 
andar. Hay zorras en todo como las de acá, salvo 
que no son tan grandes ni tienen tan buena cola. 
Hay un animal que llaman Chú á maravilla travie- 
so, tan grande como un perrillo, de hozico como 
lechón. Críanlo las indias, y no les dexan cosa que 
no les hozean y trastornan , y es cosa increíble que 
son á maravilla amigos de burlar con las indias , y 
las espulgan y se llegan siempre á ellas , y no pue- 
den ver al hombre mas que á la muerte. Hay mu- 
clios destos y andan siempre á manadas en hilo, uno 
tras otro, encaxados los hocicos los unos debaxo de 
la cola de los otros, y destruyen mucho la eredad 
de maiz donde entran. Hay un animalito como ardi- 
lla, blanco y de unas cinchitas amarillas escuras 
cercado alrededor, que llaman Pay^ el qual se de- 
fiende de los que le siguen ó dañan con orinarse, y 
es de tan horrible hedor lo que echa que no hay 
quien lo pueda su&ir, ni cosa en que caiga se puede 
mas traer. Hánme dicho que no es aquello orina 
sino un sudorcillo que trae en una bolsita detrás. Sea 
lo que fuere que sus armas le defienden, que por ma- 



KELACIONES DE YUCATÁN. 403 

ravillas matan uno dellos los indios. Hay muchas 
ardillas muy lindas , y topos y comadrejas y muchos 
ratones como los de España salvo que son de muy 
largos hocicos. 

No han los indios perdido sino ganado mucho 
con la ida de la nación española , aun en lo que es 
menos, aunque es mucho, acrecentándoseles mu- 
chas cosas de las quales han de venir andando los 
tiempos á gozar por fuerza, y ya comienzan á gozar 
y usar de muchas dellas. Hay ya muchos y buenos 
cauallos y muchas muías y machos ; los asnos se dan 
mal, y creo lo ha causado el regalarlos, porque sin 
falta es bestia rezia y que la daña el regalo. Hay 
muchas y muy hermosas vacas, puercos muchos, 
cameros, ovejas, cabras y de nuestros perros que 
merece su servicio, y que con ellos se ha en las In- 
dias hecho contarlo entre las cosas provechosas. Ga- 
tos que son muy provechosos , y allá necesarios , y 
los quieren los indios mucho. Gallinas y palomas, 
naranjas, limas, cidras, parras, granadas, higos, 
guayavos y dátiles y plátanos , melones y las demás 
legumbres, y solos los melones y calabazas se dan 
de su simiente, cá las demás es menester simiente 
fresca de México. Dase ya seda y es muy buena. 
Han les ido herramientas y el uso de los officios 
mecánicos , y dánselas muy bien. El uso de la mo- 
neda y de otras muchas cosas de España, que aun- 
que habian passado y podido passar sin ellas, viven 



404 DOCUMENTOS INQPITOB. 

9lrx comparapion maa copo hombres con ellas y iaii9 
aj4(iados á sus trabajos corporales y á la ]:eleyiu^op. 
4.ellps, que s^gun la sentencia delpbilosophp el arte 
ayuda á la naturaleza. 

]^o ha Dios dado acrecentamiento á los indios 
con la nuestra nación. Espaflola de las cosi^ djcbas 
tan n^CQs^rias al servicio del hombre, que por Bola^ 
ellas Dio pagan coq lo que dan ó darán á los ]^p¡^- 
üo/es, tan ^lameQte, pero han les i4o sin paga las 
qu^ no se pueden comprar ni n^erecer <|up son lor 
justicií^ y cristian4ad, y paz en que ya viven, por 
lo qual deuen mas á EspaQa y á sus Espftüole^ , y 
principalmente á los muy cathólicos reyes dallas 
que con tan coi^t^ni^o cuidado y con t^ gn^ide 
cristiandad destas dos cosas los han proyeydp y los 
proveen, que á sus primeras fundadores, malos pa-. 
dres que los enjendraron en pecado y hijos de ira 
y la cristiandad los enjendra en gracia y. para go- 
zp.r de la vida etferna. Sus primeros fundadores no 
les supieron dar orden como careciesen de errores 
tantos y tales como los en que han vividp. La jus- 
ticia Ips ha sacado dellos mediante lap^icadon, 
y ella los ha dp guardar no tornar á ellos, y si 
tomaren los ha ^e saqar dellos: con ra^n, pues, se 
puede gloriar Espaila en Dios pues la Qlijip entre 
otras naciones para remedio de tantas gentes, por 
lo qual ellfts le deuen mucho mas que á sus funda- 
dore? ni genitores; que si coip.o el bienaventarado 
s;int Gregorio dize no nps fuera de muqho provecho 



BBLACIONÉS DE YUCATÁN. 405 

ñaeér tí fio viniéramos á nét de C^sto bien nuestro 
redimidos. Ni mas iá taienos que fruto ({todemó^ 
dékir (ion Anselmo) ncm trae el sel* iiédelhidos si no 
éonsisgmihás el fruto dé la redempcion qtre éi9 fi\ié¿* 
tra Skltación? Y aéisi hieifáñ ¿aucho los qUé diisfeíí 
que porque han técebido agráuios, Vetáciolíéb y 
malos exemplod los indios de los Españoles hubiera 
«ido mejor no lofs haber descubierto, porque vexa- 
<ñones j ftgrayíos mayores eran las que unos á otros 
É0 faa^i&n per|pétuamente matándole, haciéndose 66- 
clavos y sacrificándose á los demonios: mál exeih- 
plo, si ló han récébidd ó de algítnos lo reciben 
tihora, él rey lo há remediado y relnediá cada día 
con sus justicias y con lá continua predicación y 
perseverante contradicción de iM religiosoÉ á lok 
que los dan y han dado, quanto mas que doctrina ei 
eratxjélica m^ los e£íicánd¿los y malos exemplós nece- 
sarios, y Assi creó lo han ^do entré está gefate para 
que OOD elidid supieren , apartando d oro del lodo y 
el grano de pdja, estimar la virtud cómo han hecho^ 
riendo con el philósopho que resplandecen las vir- 
tudes entiré los vicios, y los virtuosos entre los vi- 
ciosos) y él que mal exemplo ó escándalo les ha dado 
éU guay tiene terrible si no los satisfáze con buéño; 
y tu, earídi^imo lector, pidelo as6i de tu parte á 
Dios y redbe mi poco de trftuajo peá^donabdo los 
defeétos dél^ y acordándote quando con ellos topa- 
res^ que no dolo nd les defiendo, como ton Agubtin 
diíé d^£ia de si Tullio| el quál dezia huncA habiá 



406 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

dicho palabra que la quisiesse revocar , j no agrada 
al santo por ser tan propio el herrar de los hom- 
brea , pero al principio, antes que los topes, los to- 
parás en mis introducciones ó prólogos revocados 
ó confesados, y assi juzgarás con el bienaventurado 
Agustin en la epístola á Marcella la differencia en- 
tre el que confíessa su hierro ó falta ó el que las de- 
fiende, y perdonarás las mias como dize el propheta 
haze Dios las mias y las tuyas, diciendo: Señor, yo 
dixe que confessaré mi maldad y injusticia, y luego 
tu la perdonaste. 

El historiador de las cosas de las Indias , á quien 
la deue mucho en ellas por su trabajo y por la 
lumbre que la dio, dize hablando de las cosas de 
Yucatán que usaban honda en la guerra y varas 
tostadas, y de las cosas que en la guerra usa van yo 
le dexo dicho en el cap. ci y no me espanto le pare- 
ciessen á Francisco Hernández de Córdoba y á Juan 
de Grijalva las pedradas que les tiraban los indios 
quando en Champoton los desvarataron de honda, 
pues se retiraban, pero no saben tirar con honda ni 
la conocen, aunque tiran muy certera y rezia una 
piedra, y encaran cuando tiran con el bra^o izquierdo 
y al dedo index á lo que tiran. Dize también son 
los indios retajados, y como sea esto hallarse ha en 
el cap. I xxxxix. Dize hay liebres, y como «ean las 
que hay hallarás en el parrapho xv del último ca- 
pítulo. Dize hay perdizes y que tales, y como sean 
hallarás en el parrapho xiii del último capítulo. 



RELACIONES DE YUCATÁN. 407 

Dize mas nuestro historiador, que hallaron en el 
cabo de Cotoch cruces entre muertos, y los Ídolos, 
y que no lo cree, porque si fueran de los Españoles 
que de Espafia se despoblaron quando se perdió, 
tocaran de fuerza primero en otras tierras , que hay 
muchas. To, no por esta razón que no me con- 
vence, no lo creo porque no se sabe de las otras 
partes que podian reconocer y á donde antes que á 
Yucatán podian llegar, si llegaron ó no, tampoco 
como en estas de Yucatán. Pero por lo que no lo 
creo es porque quando Francisco Hernández y Gri- 
jalva llegaron á Cotoch, no andavan á desenterrar 
muertos sino á buscar oro entre los vivos, y tam- 
bién creo de la virtud de la cruz y de la malicia del 
demonio que no sufiiera ver cruz entre los ídolos, 
en peligro de que milagrosamente algún dia su vir- 
tud se los quebrantara y á él le ahuyentara y con- 
fundiera como hizo á Dagon el arca del testamento 
con no estar consagrada con sangre del hijo de 
Dios y dignificada con sus divinos miembros , como 
la santa cruz. Pero con todo eso diré lo que me 
dixo un señor de los indios hombre de muy buen 
entendimiento y de mucha reputación entre ellos: 
hablando en esta materia un dia y preguntándole 
yo si havian oido algún tiempo nuevas de Chro. Sr. 
Nro. ó de su Cruz, dixome que no habia oido jamás 
nada á sus antepasados de Christo ni de la Cruz, 
mas de que desvaratando un edificio pequeño en 
cierta parte de la costa hablan hallado en unos se- 



408 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

pnleros sobte Iob cuerpos y guetsos de los drfutttos 
unifl cmzes peqaeftM de metal, 7 qtie no mirwQii 
en lo de la cruz hasta aora que eran Chiistíanos y 
la v^Huí venerar 7 adorar, que hablan > oreído lo de- 
biaü ser aquellos defíintos que alli se baiFÍan ente* 
irado. Si esto fué assi, es posible aver alli llegado 
alguna poca gente de Espolia 7 consnmídose en 
brere, 7 no haver podido quedar por esso memoria 
della 



FIN 



ÍNDICE Ó GUÍA 

PAKA LA sis PÁOUL üMBÜLTk DI LA BBLAOlÓN. Dt FB. DlMO DB-LAlt^A 
FeBMAOO^FOR ■!/ BIOMO. 8Bi Vi JDAH BB OH» DI LA HADA T DUlAAl^é; 

PAtlttM< 

Deacripcián de Yocatiiiér-Vftriedad. de estaciones 268 

Etimolc^a del nombre. Yacstán. — Sitaaci^n de aquella, 

proTÍncia , • • 269 

Caatirerio de Jerónimo de Agnilar. — Expedición de Her- 
nando de Córdolia j Grqaira. • 278 

Expedición de Hernán Oortóa á Calmil.:— Carta á Agnilar 

y sns eompaüerosv , 2t6 

DÍ7Ísión del territorio yncaieeo. — ^Edificios principaleis** • • 280 

Gaoolcán. — Fundación de Majapto. i. 282 

OobiernOy sacerdocio , ciencias , letras j libros en Yucatán. 286 
Llegada de los Tatnxiaa, sns alianaascon los sefiores de 
Majapto. — liraufas de Oocom, su ruina 7 de la ciudad 

de Mayapin.. • 286 

Hoiiumentos cronológicos de Majapán.— Beinode Yutata, 
— Los ohdes. — Su origen. — Tres reinos principales de 

Yucatán , ... . . . 289 

Calamidades sufridas en Yucatán, huracanes» pestes, pie- 
dras , etc.» el siglo anterior á la conquista de los espa- 

fióles. • . . 4.., 292 

Prcrfecfas j creencias acerca de la llegada de los espafioles» 2^4 
INoticias biográficas del primer Addaatado de YuoatáAt 

Francisoo Moütejp. • • • « •.• •••»••• 894 

Historia.de las dirersas risicitudes de su, mando.. ....... 296 



410 ÍNDICE. 



8o bijo Fnncisoo Montejo paeificm á Tacatán 7 rastaUeoe 
en él el Oobíerno de los eepefi^^es 30¿ 

y iolenciae de loe eepafiolee. — Mumboí en qae se discnl- 
ptfon. 804 

Estado del peis entes de U conquista. — Cédnla real á fa- 
Tor de los indios. — Muerte del Adelantado Montejo. 
— Sns descendientes 306 

Llegada de los franciscanos espafioles á Yncatán.— Pro- 
tección que dispensan á los indígenas.** Lochas con el 
elemento militar espafioL • 307 

Vicios de los indios indígenas. — Estudios de los frailes de 
la lengua j escritura del país. — Sus ensefianzas á los 
naturales. — Conrersiones. — Castigos 4 los apostatas. . • 309 

Llegada del Obispo ToraL — Desavenencia con los fraUes. 
— Viaje del P. Prorincial de San Francisco á Espafia 
para justificar la conducta de los franciscanos 312 

Sistema de fabricar sns casas los yucatecos. — Relaciones 
de éstos con sus señores. — Adornos j yestidos 314 

Comidas j bebidas de los indios 317 

Pintura j labrado de sus cuerpos. — Banquetes, embria- 
guez, farsas, músicas 7 bailes de los indios 319 

Su industria , comercio , agricultura , justicia 7 hospitalidad. 322 

Manera de contar los 7Ucatecos. — Genealogías. — Heren- 
cias. — Tutela de los huérfanos 324 

Matrimonios. — Repudios 326 

Manera de ¿bautismo? en Yucatán. — Sos ceremonias .... 328 

Especie de confesién entre los 7ucatec08. — Abstinencias 7 
supersticiones. — Dirersidad 7 abundancia de ídolos. 
— Oficios de los sacerdotes 833 

^Sacrificios. — Mortificaciones crueles 7 asquerosas.— Vícti- 
mas humanas 337 

Armas. — Milicia. — Jefes militares. — Guerra 840 

Penas 7 castigos á los adúlteros, homicidas 7 ladrones. 
— Educación de los jórenes. — Extrafia costumbre de de- 
formar las cabezas á los nifios. 842 

Vestidos 7 adornos de las indias de Yucatán, su castidad, 
educación 7 relerantes cualidades. — Su derocitfn 7 espe- 
ciales costumbres en sus partos. • 845 



ÍNDICE. 411 

Duelos. — Entierros de los sacerdotes. — Estatuas para con- 
serrar las cenizas de los señores. — Reyerencia que les 
tributaban. — Creencias acerca de la yida futura con pre- 
mios 7 castigos 351 

Abundancia de edificios monumentales en Yucatán. — No- 
ticia 7 descripción de los de Izamal, Mérida 7 Chichen- 
7za. , 854 

Por qiU coioa kazian otros sacrificios los indios 366 

Condiciones topográficas de Yucatán. — Falta de meta- 
les. — Escasez de agua. — Zenotes. — Gran ciénaga... 371 

Abundancia de pescados 7 anfibios en la ciénaga 7 en las 
costas 377 

De la manera que hay de serpientes y otros animales pon- 382 
zoñosos 383 

De las abejas y su miel y cera (1) 384: 

De la diyersidad de 7erbas, flores, simientes, etc 395 

Aves 7 animales terrestres de Yucatán 

Aumentos de los productos de Yucatán con las plantas 7 
animales Ueyados á aquel territorio por los españoles, 7 
las industrias introducidas por éstos, principalmente la 
de la seda 898 

Ventajas que reportan los indios del gobierno de los es- 
pañoles 408 

Observaciones hechas por el autor del manuscrito á varios 
pasajes del historiador de las cosas de Indias j 7 noticias 
curiosas sobre hallazgo de cruces en sepulturas 40 G 



(1) Los tres epígrafes pnestos en letra bastardilla son los únicoB que se 
encuentran en ei manuscrito original. 



liNDICE GENERAL 



Páginas. 

Int)rodnjpci<$,n ▼ 

Relaciones : 

I. — Vatladolid.— Alcalde Mayor y Begidores 8 

II. — I^opola y Sinsimato y Si^miol, — Don Diego Sfit- 

miento de Flgneroa 40 

III. — Nabal<5n , Tftli'cabo y la islp de CoQumel. — Diego de 

Gontteras 50 

IV. — Chnaca y Ch'echlmila. — Juan de Urrutia 61 

V. — Gnajma y Cantarique.— Juan Vellido 77 

VI.— Quiquil.— Francisco de Cárdenas 85 

VII. — Te9oco, Tecay y Cosil. — Diego Osorio 88 

VIII. — Tishotemo y Chiquincenote. — Antonio Méndez . . 93 

IX. — (Jucopo. — Juan Rodríguez, el viejo 98 

X. — Txuraul y Tecuche, — Blas González 110 

XI. — Temul. — Juan de Benavides 119 

XII. — Gismopo. — Juan de Benayide? 127 

XIII. — Tenum y Temo9()n. — Juan Cano, el viejo. ...... 180 

XIV. — Xoquen. — Salvador Corzo 135 

XV. — Pizoy.— Esteban González de Nájera 18Í) 

XVI. — Cacalac y Tancuy. — Pedro de Valencia. 142 

XVII.— Zozil y Tecay. — Juan Darreigosa 149 

XVIII .— Tiquibatón.— Juan Gutiérrez Picón UZ 

XIX. — Temo9<5n y sus subjectos. — Diego de Burgop, 

Cansino • 1(14 

XX. — Yalcón. — Joan Farfán, el mozo 1G9 



414 ÍNDICE. 



XXI.— Teodn 7 Eoabo.— Joan de G&rdenM • 172 

XXII. — Campocolche 7 Chochóla.— Joan Farfán, el TÍejo. 176 

XXIII.— ^ama.— Joan Martín 196 

XXIV.— Oicab.— Alonso de Villannera 201 

XXV.— Dohot 7 Tetzimin.— Oiraldo Diaz de Alpache. . . 204 

ÁPÉNDIOS. 

I. — Carta del cabildo de la ciadad de Marida de Yacatán. 

—14 de Janio de 1548 227 

II. — Testimonio del reqaerimiento al Pro7Ísor 7 Notarios 

de Herida sobre entrega de los procesos contra indios 

idólatras.— 8 de Enero de 1565 286 

III. — Información del Alcalde Ma7or Diego Qaixada á 

S. M. á sa llegada i Yacatán.— 6 de Octubre de 1561. 244 

Relación de las cosas de Yacatán sacada de la qne escri- 
bió el P. Fr. Diego de Landa 265 

Indici ó oüía para la consulta de la relación de Landa . . 409 

ÍNDICE GENERAL 418 



cA 



JUN 17 1942