(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Colección de documentos inéditos para la historia de España"

Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as parí of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commercial parties, including placing lechnical restrictions on automated querying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attributionTht GoogXt "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct and hclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while hclping authors and publishers rcach ncw audicnccs. You can search through the full icxi of this book on the web 

at |http: //books. google .com/l 



byGooglc 



D<j,i,...cb,.Googlc 



(\r\ ,-^'c 'V í 



.C \ C (-' 



Dgili.^byGOOglC 



byGooglc 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



byGooglc 



COLEGCKm 

DE DOCUMENTOS IlDITOS 

PARA LA HISTORIA DE ESPAÑA. 



byGooglc 



byGooglc 



COLECCIÓN 



PARA LA HISTORU DE ESPAÑA. 



LOS SEÑORES HAfiQVES DB HIBAFLOItBS V b. HIGCEl SALVl. 
lodÍTiduos de la Academia de la BJsloria. 



TOMO LV. 



IHPitENTA DE LA VIUDA DE CALERO, 
CiiK d« gásU liabel, núm. U. 






byGooglc 



n,g,t,7.cbyGobglc 



CONCLUSIÓN 

DB LAOORBBSPOIDEIOU 

DI 
DON GONZALO FERNANDEZ DE CÓRDOBA 
CON 
FIUPB IT. GONDE-DDQIIE BE OLITIDBS, tmi DB SAMTi 



riRI U GDIUA PtOaOVnil. ra U HOimiBATO, POK HUIR inJIHTO 

o sjoaon km 36 u uchhbu de 1637 don vtcnrrE gonzaga, 
éraua ddqdi di üiimiÁ, kktkx ispáHa y sabota di utu 

partí T FtUUtCMn>I OTBA, 



imwia tohre Jas eavsas de la decadencia de España 
iaitCMot V hasta 1629, y los medios que debieron «m- 
)Wk para volverle su antiguo poder y gran deza, escri- 
^dpaneer de orden del conde duque de Olivares, quien 
miaría copia á don Gonzalo Fernandez de Córdoba. 

BíUitdeea NaetonaU—Sala de USS. P. 235. 

AoDqne bá tiempo que de palabra y por escrito be dicbo 
liipt íe me lia ofrecido de los malea deata corona y su 
'BKdto, y úlUmamente lo que escribí en 18 de noviembre 
IS!8,áque me remito, por mandarme V. E. expresameote 
^recuerdo, obedezco, supuesto que la experiencia junio 
mSO afioa (fuo tengo de edad , me obligan á j^presenlar 
' V. E. las coMs pasadas , para que acotadas con las pre- 
<Bita, se prevenga para lo futuro, sieodo regla' cierta 
W)oi males, mieutns do se atajao donde aaceo, oo cesa- 
'■«efeotos. 



vJ 



byGooglc 



Para coooeer el origen de las de Espafia, se 
lian de recorrer las de tiempos atrás, que á mi 
entender Dscieron de Ingalaterra, porque estan- 
do España ea su mayor potencia, dando leyes 
al universo por mar y tierra, Enrico Vlll de la- 
galalerra^ por temor y recelo de la potencia de 
S. M. de Carlos V, preñriendo Enrico la materia 
de estado politice á la de la santa U, no solo 
prevaricó de la fé, que algunos atribuyen á 
amores de Anna Boleaa, sino para mas encon- 
trarse con la potencia e^aSoIa , hizo pat y liga 
con su enemigo Francisco rey de Francia, y 
amlos con el tifrco y potentados de Italia, y po- 
tentados herejes de Alemania , con que hicieron 
tan grande diversión de armas por mar y tier- 
ra contra EspaQa. 

Que Su Majestad Cesárea deseoso de la paz 
en la cristiandad, asentó paz y liga con el he- 
reje Enrico contra Francia; y en ipto facto go* 
zasdo Enrico de la ocasión que corría en su fa- 
vor y herejía, por medio de la casa de HamilloD. 
metió la herejía y rebelión en Escocia contra la 
reina Maria, nifia de cinco dias de edad .con 
intento de casarla con Eduardo su hijo oiSo, 
que ambos España y Francia por pena pecali: 
padecen castigo de Dios ; Francia, por haberse 
coligado con el turco é infieles, que desde en- 1 
tóoces ningún rey francés ha muerto nalural- 
fuente; y España, desde que S. M. de Carlos V 
y sucesores asentaron paz y liga con Enrico, 
resultó abrir la puerta á todas las herejfaj y re-< 
beliones que ha habido después acá, y.mieii'< 



D5,l,r..cb,.GOOglC 



tras durare la poleocia, española y herejías en 
Escocia, que faeroD tas primeras causas, noce- 
saroD -los efectos de herejías y rebelioDes costra 
Eqjafia. Testigo deslo lo poco que han valido 
las aliaozas, paces dÍ guerras que ha habido de 
cien aGos & esta parte , para reducir á Ingala- 
terra á una buena paz con EspaQa; indicio ma- 
niflesto de haber heredado España el medio 
para el remedio de su mal desde el principio; que 
si S. M. Cesárea coDliouara el sefiorlo universal 
que tenia, castigando á Enrico como debía, y 
i imitación del emperador Cario Magno coligar- 
se eon Escocia, cuya liga habla durado 800 
afios, y acabó cuando e\ imperio de Carlos V. 
su grandeza fuera firme, que el rey Jacobo V 
de Escocia, grande católico, enemigo de Enri- 
co, ofreaia tiacer con el César. 

Y para mayor claridad, represento lo que 
he visto de mudanzas que ha habido de sesenta 
y cinco años que he estado en continua acción, 
notando por mayor, dia, mes y a6o todo lo su- 
cedido desde los últimos de S. M. Carlos V, los 
cuarenta y nueve dellos en comisiones de ma- 
yor secreto y confianza que hubo en los reina- 
dos de Sus Majestades Felipe 11 y III, y testigo 
de vista de las armas españolas en manos de 
Julián Romero en Escocia contra los calóllcoa 
de aquel reino, en Tavor de logalalerra, cuando 
Ingalaterra no tenia comercios ni manufacturas 
de paGos & la cantidad de agora ni otros, sino 
los que sacaban de la provincia de Fláodes, 
DÍ sustancia para sustentar quince navios de 



byGooglc 



8 
guerra y dos pataches, que se habían propues- 
to para guarda de las coalas della. 

El primer crecimieato de riquezas fué, me- 
diaste )a paz con EspaQa, que Ingalaterra redu- 
jo eD sí los comercios que los assiáticoa Irajioa- 
bao eutre Fláodes y Espafia y villas ansiáticas, 
que al principio de la rebelión de Flándes los 
obreros flamencos, por huir de la guerra y cas* 
tigo español, pasaron con sus familias á Ingala* 
térra , donde redujo en st los comercios y ma< 
nufaduras que solía recibir de Fláodes; coo que 
no soto empezó Inglaterra i crecer en riquezas 
y potencias por mar, sino por medio de la ea* 
trega que Enrico hizo de Bolonia al francés , y 
juntó sus armas coa él contra Espafia, punto 
de estado político en conservar á España 6 
Francia en su favor, que venido con cualquie- 
ra dellos por medio de sus armas, conserva y 
acrecienta su estado. 

Juntamente vf, que los rebeldes no leniaD 
con que sustentar los presidios de siete plazas 
y una compaüia de caballos; que no tenían naas 
sino sisas y préstamos de dinero; que Ingalaler* 
ra, estando en paz con España, se le saltearoa 
en la mar la vuelta de Flándes, oí poder para 
conservar cinco navios de guerra á larga mar; 
y DO obstante eala baja, rehusaron paz y per- 
don general, que el comendador mayor les ofre- 
ció; y esto confiados en los comercios y pesque- 
rías setenlrionales , que como fundamento que 
son de los demás comercios suyos del universo, 
y medio en que consiste la hacienda, nervio 



byGooglc 



de todo; á la medida que los eoemígos tos iban 
reduciendo en si, iban credeodo ea riqueza, po* 
teoeia por mar y (ierra y reputación; y £spafia 
por el consiguiente, deelÍDando, coa que y la 
mala paz que se asentó con los rebeldes» que se 
decía la pacificación de Gante cuando la rebe- 
lión general) qae S. H. con paternal amor pre- 
tendiendo granjearlos , no solo aprobó aquella 
paz contra toda ley divina y humana , sino los 
oonsotid oomerciar en Espafia , causa porque 
ae cdlgaroD Francia y Inglaterra eo púUico 
GOD ellos , que intes de entonces no se atre- 
vían. Segundo yerro y causa de la mengua de 
Espafia. 

£1 duque de Parma advertido deste punto por 
•medio de apoderarse de Dunquerque, Gravelio* 
ga, Nioporte, Inclusa y Sasia, puertos de mar 
en la provincia de Flándes, con los cosarios por 
mar, bus presas por tierra, y secreta inteligeD- 
cia con Escocia , . que concurrían en tas armas 
espafiolas por mar , puso á logalaterra y rebel- 
des en tal aprieto, que imposibilitó á los rebel- 
des de poder defenderse por mar y tierra , que 
por sacar al duque y armas españolas de flán- 
des, para impresas mal intentadas de la con- 
quista áé Inglaterra y Francia , perdimos pro- 
pia casa para ayudar la ajena enemiga. 

Atento ¿ lo cual, cansado S. M. de Felipe II 
de tantos gastos ínúliles, deseoso de dejar sus 
reinos en paz al principe su liijo, á imitación de 
como su padre se los babia dejado, diá oidos ¿ 
religiosos ingleses y á otros que le liicieroo 



byGooglc 



10 

creer, que fundándoles colegios en Españn y 
oiraa partea, abundaría do religiosos católicos, 
de suerte que, muriendo la reina Isabel, harían 
rey á. cooleulo de Espafia , acontando que se 
enviase á la Serenísima Infanta y Archiduquesa 
de Fláodes. y á este fín se hizo traspaso de los 
estados de Flándcs en los dichos. 
.8.° Y aunque advertido desle yerro, y dado 

I medio en que salvarlo, la persuasión fué tat, 

que dio entrada á reinar al rey Jacobo en Inga- 
lalerra, tercer yerro sobre los dos pasados, y 
causa de que todos los gastos que S. M. de Fe* 
li|)e II hizo, fuesen inútiles, á tanto daño de la 
cristiandad, como se ha visto; pues no solo cre- 
ció con esto la herejEa, potencia inglesa, holán* 
desa y francesa , sino entrando el señor archi- 
duque en el gobierno de Ftándes , los rebeldes, 
conocido el yerro pretenso de E^aña, aprove- 
chándose de la ocasión, mudaron el pié del 
ejército do su milicia en tercera parte menos de 
paga cada año, que dura baste agora; y Espa- 
ña al contrario , creció sus gastos, como se ha 
visto; que si no es con gobernador y capitán 
general de aquelfos estados, que imite al duque 
de Parma en las cosas por mar, sus presas por 
tierra, y correspondencia puntual con confede- 
rados, los enemigos acabarán de convertir la 
sustancia española en alimento ajeno. 
9.° Esto se ba conocido , en que entrando á 

reinar S. M. de Felipe IIl , pretendiendo obrar 
mas, y gastar menos jíor la paz que hizo su pa- 
. . dre por la^guerra, asentó paz cctn.Iagalaterra de 



byGooglc 



que resalló treguas cod relieldes, hirviendo 
Francia é Ingalaterra de jueces arbitros entre 
EspsESa y sus rebeldes, euyas causas son unas 
contra España á tanto daño y menoscabo de la 
reputación espafiola, como es notono, pues no 
solo DO guardaron lo capitulado cod España, 
sino por la paz enflaqueció la correspondencia 
con los confederadoe , salvo la tácita coa Esco* 
oía, y abrió la puerta á la guerra en Italia y 
Alemania, y pacifica entrada de los holande- 
ses y ingleses á comerciar en ambas Indias, 
con que reducieron eo si los comercios áá 
universo, que soliao ser de España. Segunda li- 
ga entre Inglaterra, Francia y rebeldes, Dina- 
. '"vea,, Suedia y ansiáticos en el Setenlrioo; Sa- 
boya y Venecia en Iiolia, unidos contra España. 
Cuarto yerro y mayor que los antecedentes. 

Que si 00 sucediera la muerle desgraciada 
de Enrico IV de Francia , él diera en que en- 
tender á España y el Imperio, que el rey Ja- 
cobo de Inglaterra, no obstante' la paz con Es- 
paña y Imperio, con correrlas según el intento 
fraitcós, y por medio de sus coligados, pusoin* 
cendio de armas en Italia y Alemania; que 
ai no hubiera sido la vitoria milagrosa de Pra* 
ga, el Imperio y España padecieran. Todo 
bien oonsiderado , el descuido de España en 
fiarse en enemigos de Dios, mas que en pro- 
pias armas y amigos católicos, ha sido su ma- 
yor enemigo, que á no ser asi, todo el univer- 
so DO bastara contra ella, pues al paso que Es- 
paña por su descuido ha ido declinando y de- 



Dg,l,...cb,.GOOglC 



12 

clioaa los que de[}CDdian delia, Iiasla reJucir el 
temor que los enemigos aolian teaer della eo 
meoosprecio. 

Y entrando á reinar S. U., que Dios guan 
de. informado de loa yerros pasados y necesi- 
dad en que estaban sus reinos. Iras madura 
coDsideracion, dispuso bien d gobierno público 
por el premio y castigo, armó por mar, y imitó 
á su padre en la secreta iateligencia con Esco- 
cia , y rompió guerra contra los rebeldes con 
ÍDlento de reducir en sf ios comercios por mar; 
y visto por Inglaterra que EspaBa habia caído 
en la cuenta de su yerro, y m pasase adelante 
eo el remedio, babia de ser su ruina, el rey 
Jacobo VI. para eodormecer á España cautelo- 
samente, COK achaque de casamientos echó al 
. principe su hijo en brazos de España , con in- 
tento si conseguía el casaniieolo , recobrar el 
Palatinato, y por medio de la herejía y confe- 
derados entablar de nuevo su juego contra Es- 
paBa en Italia y Imperio, que era menester el 
Espíritu Santo para acertar entre padre y hijo; 
caso notable , que cabeza de setas iierétic&s se 
entregase A rey católico defensor de la fó , que 
el glosar sobre ello, enmudeció lenguas, que & 
la postre conocida su malicia, pudiéndole casli- 
gar S. M., le mandó acompañar basta la em- 
barcaciou patria. Yerro mayor sobre los cuatro 
pasados. 

Pues vuelto A Inglaterra, valiéndose del des- 
cuida de EspaBa en la mar se coligó con Vene< 
cia y Saboya y tos demás sus confederadas ea 



byGooglc 



13 
d Setenlrion enemigos de Espaffa, y armó por 
mar contra EipaOa cod ialento de saltear h 
Cádiz y flotas de Indias, que Nuestro SeSor mi* 
lagroaameote salvó á ambos; y oo se cooteotó 
eoD romper guerra contra Espafia , sino con- 
tra Fraocia. 0ado en el sefiorlo que tenia en la 
nar estaría ¿ sa elección el tiacer paz con Fr&o* 
eia 6 COD EspaOe ó con ambos; y como por 
muerte del de Haolua, Saboya' por fÍEicitilar el 
apoderarse del Hooferralo convidó á EspaBa 
coa su recoDcUiaeioD* y S. H. con sana inlen- 
cioD deseoso de la pax en Italia , lo arrostró , y ' 
Inglaterra y Venecta , viéndose frustrados d6l 
intento que tenían por medio de su liga con 
Saboya , bieieron á EspaRa gastar otro tanto 
gasto inútil en Italia, como por el principe Oran- 
ge se había hecho en los estados de Fundes. 
13. Veueeia, potentados de Italia y Sede Apos- 

tólica, celosos de la reconciliación de Saboya y 
oposición al de Mantua, convidaron á las ar- 
mas francesas ¿ entrar en Italia, que empeiia' 
das Inglaterra como instrumento ori^nal de 
todos los males de Espafia, valiéndose de ta 
ocaúon del descuido della, dispuso tres cosas en 
BU favor contra ella; uoa, que los rebeldes cer- 
casen á Belduque; otra, reconciliarse con Fran- 
cia; tercera, endormecer á Espafia con mués* 
tra de hacerlas con ella; y los rebeldes hicieron 
lo mismo, todos tres intentos según fueren los 
sucesores, disponer de paz 6 guerra en su fi* 
vor; trazas políticas de Inglaterra contra Espa* 
fia osadas desde el tiempo de Enríco VIII, con* 



byGooglc 



14 

linoadas por sus sucesores' hasta agora en baeer 
diversión de armas lal púr tierra contra Espa* 
Da, que la imposibilita de acudir ¿ la de mar y 
esencial en hacer la guerra en casa ajena que 
asegura la suya. 

Como España ha ido perdiendo la vista de 
tas primeras causas de las paces y ligas que 
S. M. Carlos V asentó con el hereje Enrice, los 
enemigas han ido mejorando 'su partido segun- 
dando con otros mayores contra Espafia y re- 
duciflo á esta monarquía , que ha sido la ma- 
yor, queüunca ha habido de poderosos reinos 
ejemplar en letras divinas y humanas, y dota- 
do de ríquezas'de oro y plata y comercio, á la 
baja en que está sin hombres, sin agricultura, 
sin comercio ni manufactura, y sobre todo, sin 
crédito ni reputación, con intento de no parar 
hasta ocupar ambas Indias , que conseguido, 
\o que Dios no quiera, dejo juzgar que harán 
con aquellas riquezas loa que sin ellos han be* 
cbo tanto. 

Y para el acierto del remedio de los ma- 
les, aunque los mas dellos han procedido de 
tiempos atrás no remediados , quedará V. E. 
cargado de la culpa que va calando, de suerte 
que si no se ataja á trueco de ver mudanzas, 
sus mayores hechuras serán sus mayores ému- 
los, y no se me puede negar, que si V. E. con* 
tinuara obrando como al principio del gobier- 
no, sus acciones fueran inmortales, y aun ca- 
yendo en la cuenta del remedio, podrá reme* 
diarlo. Presupuesta esta verdad, es de conside- 



byGooglc 



rar cual está mejor á EspaSa, la paz ó la guer- 
ra. Sí la paz, está probado como por la pasa- 
da aecieroa los eDemigos mas que pudieran 
por la guerra; y si continuada la guerra como ' 
basta aquí , se ha visto el gasto inútil imposible 
de subsislir» argumento manifiesto de babet 
Espada errado el medio de lu remedio desde et 
principio: que si España desde el principio de 
la guerra de FlAndes, gastara la ceotésima 
parte por mar , que se lia gastado por tierra, y 
calo por vía de diversión y no cooquistas que 
no las ha menester, ñno conservar los reinos 
qoe Díca le ba dado, conservando sua confede- 
rados, diera Espafia leyes al universo; pues no 
son armadas Dt tesaros los que conservan la 
monarquía, sino amigos , y es mal trueco fiar 
mas de enemigos da Dios que de amigos ca- 
tdlieoa. 

Y porque no faltará quien diga, que por 
falta de hacienda para continuar tanta guerra, 
necesita la España la paz; á qne digo, que para 
qoe sean firmes, han de ser acompasados con 
las armas, que son las que quitan y ponen le- 
yes, y nunca son mas menester que en tiem- 
pos de tratados dellai; pues principe que mués* 
tra flaqueza en tratados dellas, peligran sus es* 
tados; y para satisfacer la falta de hacienda que 
la voz común es que no la hay. sin considerar 
que las raices de tas riquezas de Espafia y In- 
dias están en pió, que conservadas y gastadas 
á tiempo, serán, multiplicadas; y no hay rique- 
za que iguale á libertar esta corona del yugo 



byGooglc 



16 

en que tos enemigos de Dios la tienen, que no 
perdonan bacienda ai sangre para derribarla; 
que proveyendo este afio lo necesario de FláD> 
. des y Italia con la mira si se pierde Bolduqae. 
como se puede temer, respeto de las inexpug* 
Dables fortificaciones de guerra para el sitio, y 
solo una helada de invierno conservada hasta 
entónees, da esperanzas de lít>ertarla, siendo el 
ahorro verdadero para adelante hacer la guer- 
ra á los enemigos por el medio dicho; pues 
será obrar mas á menos costa de tiempo sia 
comparación, con amigos fieles católicos, cu- 
yas causas soa unas con esperanza que bas- 
ta aqui , y esto mas cerrando , como se pue- 
de, la puerta á la guerra de Italia, y que mu- 
cha parte del gasto de la armada del mar 
Occéano se emplee eo la mar contra loa enemi- 
gos y sus comercios setenlrionales, donde obra- 
rán mas veinte navios de guerra ofendiendo, 
que doscientos defendiendo; pues do falta donde 
tomarles por las espaldas, y á esto fin aunque 
¡Dgalaterra baya sido original movedor de Ua 
males de EspaSa , los rebeldes de Fláodes le 
sirven de instrumento para sus intentos por 
mar y tierra en el Setentrion, y Venecia en Le- 
vante, que como enemigos que son las repúbli- 
cas de monarquías, echan el resto contra Es- 
paña, que enfrenados como w puede restaurar 
la reputación perdida, á que el tiempo presen- 
te de las armas imperiales nos oODvida. 

Y suplico á V. E. sea servido de cooslde* 
rar lo que se puede decir en razón desto; paes 



.b> Google 



17 

ray que posee laníos reioas; qoe cualquiera de- 
Dos puesto til lado de IngletciT» será igual en 
fuerzas áetia» cuanto y inas lodos juntos son 
iDoyores, y sujelatse S. M. al inferior pudiéndo- 
lo remediar, es duro caso; pues es cierto que 
resolviéodoseS. M- ew^Tmmi, su poder y de 
. CDorederadcs sod b^sstántes i eaNignr i él de 
qvileD recilie castigo ; puea lodo lo demás será 
pensando ganar, pender; puestiada plaza que 
gaua, como tamliien se. pierde ea Flándes, ha 
costodo y costará ni»s oro y [ilaia y hombres 
españolee sin comparación de lo que vale, y al 
eabo vendrán nuestros gastos á parar en moUu 
y rebflUoB general , que por diez y ocho moti- 
nes que lia.ÍMbido en mi tiempo, se pueden te- 
mer tos .venideros, á que los enemigos lieoea 
la mira, porque en la mengua de la monarquía 
espaOola, todo el universo que cotmo confines 
' con. sus enemigos, liallarán á donde eslenderse 
sin encontrarse entre si á que la paz les abre la 
puerta. 
18. Y para asegurar esta monarquía, se me 

DÍreceo cuatro punios esenciales. Uno, disponer 
' bien .propia casa; pues cosa que Im de moverá 
oltaetlritiisma, ba de ejílar firmé, que en la 
bii^a dtfiptisicion intrínseca de Qspatia en ra- 
zón de la haeiei>da ayudada del premio y casti< 
go. del desvío de Tines parlIcUlareB y buen uso 
del comercio , consiste el movimiento extrín- 
seco d^la, que todo está tan fuera de su quicio, 
que para atajar que no se diga que peligra en 
tiempo de V. E. lo que en tiempos atrás ba sido 
Tomo LV. 2 



byGooglc 



18 

parle, el reparo ha de ser de su mano, y se con- 
sigue en detener que do pase adelaole; pues es 
cosa cierta que deteoído. las mismas fuerzas 
que la delieneo, la podrán levantar. 

Otro, unirse mas y mas Espafia con el 
Imperio ; pues Nuestro SelSor por la Sagrada 
Escritura de la Santísima Trioidad nos tiene 
enseñado, del beneficio que es )a uoion. Y qos 
sirve de ejemplo que estando el Imperio en su 
mayor baja, las armas españolas en el Palati- 
nato y batalla de Praga , puso el hombro en 
ayuda del Imperio, con que se levantaron las 
armas imperiales d tanta grandeza, que estan- 
do agora EspaDa en tanto aprieto de guerra y 
gastos por mar y tierra , que nunca el Imperio 
tiene puesto el hombro ayudando á Espafia en 
Flándes y Italia tan poderosamente, que prose- 
guido, como se puede, Espafia y el Imperio oo 
solo serfin sefiores absolutos por tierra en la 
Europa, sino, mediante Dios, valiéndose de 
Escocia, lo serán de la mar y sus comercios; y 
DO obrando á un mismo tiempo Espafia y el 
Imperio, ambos y los católicos que dependen 
dellos, perecerán; pues, como he dicho, no son 
los ejércitos, armadas ni tesoros la defensa del 
reino, sino los amigos : y trocarlos en fiar da 
enemigos, es peligrar la fé, fundamento de todo. 

Tercero, pasar nuestras armas de tierra á 
mar; pues las fuerzas de mar son las que cu- 
bren las de tierra, razón de estado tan con- 
siderable, que Ingalaterra para impedir este 
punto, hace diversión tal por tierra en Flán- 



byGooglc 



19 
des, Alemania y Italia, que imposibilita i Es- 
pafia de acudir á la de mar; pues el r]ue es se- 
Qor de la mar, lo será de la tierra. 

Cuarto, valerse de Escocia para diversioa 
do armas coatra lugalaterra, & imitacioD délo 
que logalalerra ba becfao en ayudar á tos re- 
beldes de FliDdes cootra Dios y su natural se- 
fior. Pues las persecuciooes de los católicos 
presentes eu Escocia, pudiendo hacer lo mismo 
este rey en logalalerra, el escusar de hacerlo 
demuestra á donde inclÍDa su temor. Puestos 
los cuatro puntos en eieeucion, se hallará el 
fio glorioso, pues será deshacer las ligas y re- 
belioaes eoemigas, y medio para atajar ios ma- 
lea ¿ donde uecen, coa que cesarán sus efectos, 
que todo consiste en seQorear la mar y sus co- 
mercios, que á la medida que España los fuere 
reduciendo en si, irá creciendo en riqueza y po- 
tencia por mar y tierra y en reputación; y el ene- 
migo por el consiguiente declinando, siendo lo 
demás ir contra tres verisímiles imposibles; uno, 
pretender vencer á los rebeldes eo el inexpugna* 
ble sitio de Holanda y Zelanda; otro, defender 
doce mil leguas de costa del mar que Espafía 
tiene que preúdiary defender dentro y fuera de 
linea. Tercero, pretender buena paz conlngala- 
térra y Francia, ni treguas con rebeldes, cuyas 
causas no solo soa unas contra EspaQa, sino en- 
contradas en leyes divinas y humanas; y si no 
es por fuerza de armas y estar por mar y medios 
dichos, serán inrreconeiliables con España. 

Y como el desconcierto de materias causa- 



byGooglc 



30 

(las de (aolo tiem'po atrás, el mal uso continua- 
do dolías, es tenido ^Kii' acierto, que con el cor- 
viente ordinario los maa por falta de ex|ierien- 
eia escriben los defectos enemigos parn consue- 
lo de tos nuestros, con que nos endorniecen, te- 
niéndoles por DO solo faltos de sustancia para 
subsistir tan larga guerra, sino aparente en- 
cuentro intestino conjeturado por lo de presen- 
te en Ingalalerra, que las compaBlas comer- 
ciantes rehusan el enposte de lonnje y pondajc. 
que aquel rey coa el tiempo saldrá con lo que 
quisiere, siendo cierto que Ingalaterra asegura- 
do de Escocia, bus reinos no solo están sin re- 
celo intestino unidos sus reinos para conseryar 
tosen paz, ha d« ocuparlos en casa ajena, y 
no hay donde sino en la de GspaGa ó Imperio, 
punto de estado ton peligroso, que los reinos 
de EspaRa, si uo se remedia con el tiempo y no 
largo, lo vendrán asentir; pues por mi cuenta, 
en mi tiempo, Ingalaterra á este Do ha hecho 
gastar ¿ España pasados de ciento setenta mi- 
llones de oro, fuera de lo demás gastado en 
extraordinario, que no es menos que toda- ia 
sustancia de España y Indias, qoe continuado 
como hasta aquí, aunque hubiera otros tantos 
millones para gastar, como tos gastados, no 
mudando la forma de militar, vendrá á ser 
gasto ¡Diítil y á la postre perecer. 

V aunque el ayudarse de {¡scocia es'coD* 
siderable, el desviar toda apariencia de inteli- 
gencia con ella le asegura, pues, en el secreto, 
que es el alma de materias de estado, va el 



byGooglc 



31 
ganar ó perder aquellas materias que con des- 
viar todos los que se enlremelen en ellas, reli- 
giosos, y otros en particular religiosos, que no 
les es dado entremeterse en materias de esta- 
do; pues tss religiones y reinos muchas veces 
hao padecido por este punto, y se remedia de- 
clarando que S, M. no quiere emgie&ar sus ar- 
mas en reÍDOs ajenos, sÍqo defender los que 
Dios le tía dado ; coa que Espafia por medio 
d« la secreta inteligeucia lira la piedra & Inga- 
laterra y escóndela mano, que continuado el 
gasto secreto, medio verdadero para conservar 
luz de la fé en aquel reino , para su liempo, 
que fallando el sustcDlo de religiosos y de la 
secreta inteligencia, serán ooostrenidos & salir 
del reino, conque fallando obreros y colegio, 
faltará la fé, que será en tanto dafio de la cris- ' 
líaiidad , como se doja eotender , y á pedir de 
boca eo beaeGcio de Ingalaterra y herejía. Y 
para conocimieoto de lo que la uacion escocesa 
lia servido y puede servir á esta corona, van 
coo esta unos riogloues aparte , por si acaso 
V. E. tiene lugar de verlos. 

Todo bien considerado, esta abreviada 
liistoria se resume en cinco puntos. Uno, la 
conservación y augmento de la santa fé y dea- 
ta corona, que es el primer móvil de lodo, que 
enflaqueciendo, peligra la fé. Otro, unirse Es- 
pafia con el Imperio, que obrando unánime- 
mente, hará que levanleo cabezas que agora 
por eslar falta, están humildes, que cun hacer- 
se S. M. lemer de sus enemigos, Icvanla el va- 



byGooglc 



32 

lor y resolución de sus vasallos á grandes em- 
presas. Tercero, estando, como está V. E. tao 
resignado en Dios, desvie todo tratado con los 
eoemigoB de la santa fu. Otro, que oír, pues los 
que han dejado la fe por encontrarse con Bspa- 
fia, 00 pueden tener fe coa ella, y Nuestro Se- 
fior 00 dejari de castigar á los que prefieren las 
materias políticas de esbido, á las de ta santa 
fé, como se ha visto en los reyes de Francia, y 
ensalzará á los que vuelven por sa fé, como lo 
hizo á S. H. de Felipe 11 , que Dios haya, que 
por no permitir paz ni concierto a)n enemigos 
de Dios hacia estar á raya á todo el univ»^. 
y le sobra hacienda, y el emperador presente 
nos sirve asimismo de ejemplo y por via de paz 
pensar dar tiempo al tiempo, será darlo al ene* 
migo, que ei superior en armas por la mar. 
Cuarto, nivelar bien el premio y castigo sin rea- 
peto de calidades , otro que merecimiento per- 
sonal , prefiriendo el merecer de nobles siendo 
iguales en servicios , al que no lo es, que será 
ganar fama de justiciero en beneficio común; 
y úUimo, de todo hacer con tiempo las preveo- 
clones de tas cosas de guerra de mar y tierra, 
y el que mas dijere á V. B. de verdad cerca 
destas materias, eae será su maym* acierto; que 
aunque amarga, es saludable, que lo demás ea 
curar en falso; pues el desvelo continuo de 
V. E. fie funda en el deseo de acertar, y de»- 
dlohado aquel que no descubre la verdad de lo 
que le es cometido decir, y mas desdichado á 
quien no osan decirlo. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



33 
35. T comn V. E. es quieo, después de Dios, 

puede remediar estas cosas, cuyo deseo de acer- 
tar se laueslra en dos cosas esenciales , una el 
eontiauo desvelo en procurarlo; otro, oír de 
buena gana á todos, de toda profesión, de pa* 
labra y por escrito , y á tn\ corlo entender topa 
en el distribulivo ea no resolver con finaexa i 
tiempo, que remitido á juntas, quizA no capa* 
ees de las materias, los enflaquecen y suspen- 
dea la resolueioo, que las mas veces por no 
ser lomada á tiempo se [úerde la ocasión á mu- 
cho dafio, que guiada por via ordinana de los 
trihunales, V. E. se libra del desvelo, y las fal- 
las, si las hubiere, cargarán sobre ellos, y de 
alli S. H. y V. E. quedarán por físcales, de lo 
que sin esto es de creer lo son de V. E., y mué* 
ven al pueblo a murmurar del gobierno esto, y 
ao fiar demasiado en propio parecer que las mas 
veces por falta de eipo'iencia sala iDcierlo , y 
causa yerros, y deaconfiar en el coañdenle es 
mayw. 
26. Eo lo demás el mandarme V. E. diga en que 

yerra , roe es excusado mientras que los con- 
tenidos en este papel no se atajan, cuanto y 
mas V. E. Uene criados de mueha*fe, que co- 
mo mas cerca de V. E. no dudo dirán lo que 
ae tes ofreciere ; que por ser yo extranjero el 
crédito no me es dado como natural . que las 
mas veces el fiarse el principe mas del estra- 
Do que del natural sucede mal ejemplo el haber 
creído tanto cu el parecer del que ha sido en 
tanto dalto de la unión de las armas imperiales 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



24 

con las de EspaBa y en Flándes como es nolo- 
rio, y tí decir vei-dnd, aunque contra si mismos 
no liay servicios de eslraños que igualen á esla 
punto, aávif tiendo ijue lo voz del pueblo culpa 
á V. E. de) mal estado presente, y está en su 
mano el remedio, solo nio a&rn>o en morir po- 
bre que fallar de f e á Dios y áV. E). , sin que 
pAlria ni ño particular, ni preteosB obra pia ni 
otro lo impida; pues fallando lo superior, lo 
accesorio perece} y es cierto que mas reinos 
lian perecido en manos de lisonjeros que eo las 
de enemigos. 

Y para que mis sanos deseos tengan el efec- 
to necesario, suplico á V. E. pase los ojos por 
este pApel^ y rumiado, se sirva que esté yo pre- 
senté, mientras segunda vez se tée, para que 
preguntado por V. E. , diga de palabra lo que 
ni escrko no es dado responder á dudas que no 
deja de haber; que apretándome V. E. en in- 
quirir la verdad, la experiencia me dará por 
donde V. E. me condene 6 absuelva, pues mi 
intento no es menos que probar, que Ingalater- 
ra por medio de la paz y confederados, pondrá 
el pi¿ sobre la monarquía de España por mar 
y tierra sin golpe de espada , que continuada 
la gueita, do solo salva esle punto, sino por 
los mismos filos que Ingalate^a lo intenta, le 
cdrrará dentro de sus límites primeros coo que 
se pierda , y esto á poco gasto de bacienda y 
hombres españoles. 

Materia de estado IBO fundada, representa- 
da de conlinuo por comisiones desde el afio de 



byGooglc 



25 
ocliefila y dos, qoe el duque de Pama mé- dio 
¡Dslrueoioees i>ara tratarlo eos S< &I. de Felipe 
llt que Muta gloria lioya,, que llevado de su íd-. 
teoto de coDq«íslas erró,, y el aSa de 596' cayó 
en la OHODia-, y.iprocuF^el feroiedio, y por su . 
muerta fjue fué el añoi de 508' y la mala paz 
con logatalorra, mu[lá-£l'bi«'ii en mal, quedís* 
putedo agora ante» de los Iratadoa de ppi. ccm 
Ingalalena, que diceo esi& movido, espero en 
. í)m. de dar razoaes tan' firnpes'coiitra la paz,; 
que Dadle, teólt^os. iñ otrob puedan dejar de 
admiUrlorpu^s loideotós espoqer la sania fe y 
moaarqtila ob coDtíbgejicia que sé fásrda. 

Este es lo que poF.iiíandado de V. E. se 
me ofrece ileauserviáiOt á.qulea Nuestro SeSor 
dé los bueuos subcedoa qne.la aauta fe y esU 
coroD* han menester. 8 de julio 1639. 



CofiA it tana oñ^nul úedm Gonzalo Fernandez d9 Cor- 

daba & guhtrmanó du» Ftmando. Uüa» 28 de julio ■ 

íí*1629. 

MaiUfieslé tas razones qae tieae para dejar tí gobierno de Hilan. 

IhBHAHOTBEÍoáiiio: Hofeoibide vuQstras carlasde 14 

y 23 del mes pasado , habiendo respondido á todas las an< 
tecedenlea que me habéis heclio merced decscríbirme. Los 
despacitos que tengo enviados á Madrid son lautos que no 
fiuedcn dar lugar ó falta de aolícia de las cosas de acá, y 
coa estos últimos os envEo copias de lo que escribía en ma- 
teria de negocios. Si loa correos se dilatan, no sé que po- 



Dgili.^byGOOglC 



36 
der hacer, habiéodolos enviado por tierra y por mar. Veo 
por vimtra carta los cargos que me hacen. Si soy lao mato 
¿ por qué DO acaban de sacarme de aqai , aan(]ue sea para 
un calabozo? GienUtes disparales son todos ellos, y no res- 
pondiera por lo que importan . sioo porque creáis que to- 
dos he demás que me hicieran serán de la mesma calidad. 
A Antonio Navas le df el diaero que roe pidió , do tiniendo 
fyrúeü para ello ni obligación, porque no dependen desle 
gobierno las aaisteocias de la embajada de Francia; diseht 
porque entendí que podía ser á prupósito para el servicio 
de S. 11, Yo no he sabido de joyas del emperador, supe 
que unas telas y otras eesas que había mandado hacer eo 
Hilan las'habian entretenido los arrendadores de la gabela 
de la mereaocfa . y luego que lo entendí estando yo fuera 
de Milán , mandé que se les descontase i tos gabeleros de 
su arrendamiento . y se dejasen salir sin pagar dacio, do 
suerte que yo creyera que el rey nuestro seDor era tA que 
se había de quejar , pues le condené en costas que los ar- 
rendadores no quieren perder lo que de derecho les loca, 
pues pagan su arrendamiento. Los veneoianos no estarán 
bien con los qae trataren el servioío del rey nuestro seftor 
con cuidado , porque otra queja particular no pueden tenerla 
en mf. El estado de Milán no tiene las quejas de rol. sino 
deS. M.. porque le carga de alojamientos y de trabajos; 
quéjansQ de mi tos que no se atreven á quejar del reyi y 
saben todos que yo ni los robo para mi ni les bago sinra- 
Mnes. Es verdad que traté coa el arzobispo de Pisa que no 
iolroduciria napolitanos en este ejército ni alemanes, ba- 
biémlome el cardenal de Richeüu ofrecido primero por el 
mesmo arzobispo que no entrarían en Italia mas franceses, 
y en esto hice el servicio de S. M. , porque lotes que esto 
se traíase había escrito al duque de Alba no me enviase ge^* 



byGooglc 



27 

te tan enviarme con qae poderla sosteatar , y qae era mejor 
eDtreteaerla en aquel reino, que no era laa maltratado como 
este estado, con lo cual la gente se entretendría y estaría 
bastantemente i mano para traerla siempre que Tuese me- 
neater, de snerte que a) cardenal de Riclieliu le ofrecí lo qne 
ys andaba procurando antes de haber enlendidoeu propues- 
ta , y granjee lo que él dte ofreció por su parte , y no han 
salido tan mal mis negociaciones , que yo sé que se han bol* 
gado en Hadñd de que el rey de Francia se volviese á su c»- 
aa, y el eardenal de Rlchelieu con el ejército; también el du- 
que de Alba quiso mas mírarpor el descauso de aquel reino, 
yahwnrelembaraeoqueelserviciodeS.M., y me ha en< 
viado dos lercioe con ano de loa maestres de campo, loeo, 
hijo del condestable Colooa, para que el respeto me obligue i 
disfflalar sus desatinos, y unainfinidadde capitanes que yo 
había reformado por impertinentes, y desto se ba sacado 
que «I estado de Hilan iu aludo los gritos al cielo (y estas 
800 las <iuejas que tiene de mQ. y que la gente se ba des* 
hecho de manera que de 3,800 hombres no hay 1,800 
agora, y- los capitanes afrainao los pobres villanos del ei-> 
lado sin que yo lo pueda remediar. Esto no se conooe eo 
Madrid , y andan buscando cómo hacerme carges & mi. 
Bien pueden deseugafiarse, que be servido al rey como 
d^, y sé cómo le habrían loa demás de servir para que 
86 Inderan los trabajos que he puesto de mi parle yo. 

Cosa terrible es, aefior, que haj'au publicado después 
que estoy yo aquf tres gobernadores de Milao , y ninguno 
se resuelva & venir á este cargo. El señor marqués de los 
BaUtases me dicen que ee entretiene para esperar eo Ma- 
drid qne se concluyan las paces de Holanda y de Ingalater* 
ra ; y conforme á esto se resuelva el romper la guerra con 
Francia, por lo menos así lo escribe á su amo el abad Es- 



n,g,t,7.cb;G00glc 



28 
cnita , y casi toilos lo ehlieiiden acA así. Por lo que es co- . 
mtiDicará el fiscal Vilani, que lleva este despacho, veréis 
como d¡S{»neD la^ cosas ildmuiiilo, y andao busoaodo car* 
gOB que hacerme, que solo trato sin zarraotterías de apar* 
tarme de los aegocios que Dí6a lia [>tteato ea-sua mióos 
dellofl, de los cuales taa poea cuenta le saben dtf. Yo 
pteiiao que coa ja ida del fiscal Vilani nrA Titeru que.sal- 
ga de Mtidrid el sefitu' marqoés, cuarnto mis eorrais-een «vi- 
so d^ estado de los alemanes y: él de Aatóoio Navaz con 
la respuesta del rey de Francia no le liayaa podido «rran- 
car. £1 Toal cooMstcsefior mió, en que ¿stes que el mar- 
qués llegue nos habremos de \er aquf (leaos de cuidados y 
• de necesidad; y juntamente temo las eslráTaganoias que 
vos apuntáis de un ejercito per aqui y otro por acullá , y 
que me quieran meter en la dania á mi . por este respeto 
escribo al conde-duque la carta que os eoVIo eon estn , y 
08 SHplico se la deis si vitiredes qu« hay alguoa ' soapecha 
deque en algo quieran servirse de mE;'bien cargados des* 
pachos les tengo eseritoí y les envío «gorsi y lengamuoha 
razón. En lo que (oca al respetóse que no he dispensado 
nada , si ya no. es falta, de respeto decir eon palabras corte- 
ses la verdad ; es asi que dije al señor ^ndé-duqtie. eo car* 
la de 4 de diciembre todo lo que sucedió por el mes de 
marzo con los francetie* , y loa medios que había para po- 
derlo remediar, y que dije también que íbamos dando en el 
sneto con la grandeza de S. M. ; sí esto destempló á 3. E. 
no tengo la culpa yo , que lo encaminé ú que S. E. supie- 
se la verdad , y aplícase los medios que so podian y hubie- 
ra estado tan bien. Lo que importa es, seGor mió , que yo 
salga de aqui presto , y pueda dejar estos negocios ¿quien 
quisieren, que lo restante lodo irá bieo. 

Habiendo llegado con la csrta á este renglón mo ha 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



29 
eatrelenido largo rito el fiical Vilani discumendo targ«> 
méate sobre estos negocios que Ibtra á-su cargo.: Es bonj- 
ainta persoDa, enteiidido:y cdoso del servicio del rey. Har* 
4o he proenrado apegarle los motivos que maestra tenar 
deque eonvicBe ^ue yo. asisle aquí, moslrájidole Cuan im- 
posible es que yo acierte coQformo la dísposieioa de las oa> 
saa. y oaan imposible' es que se dispongan biftn faltando ea 
EspnSa el conoeimieDlo de lo que conviene toier entendido, 
y comprobando esto con el ejemplo de las cóaas pasadas, lie 
llegado ¿ la eonsecuencia que p(idré hacer mayor iservicio 
en EspaSa, acMdando eficaznienley con notida los medios 
que habri menester el que aquí hutüere de ejecutar, que 
asistiendo yo aquf á la ejecución sin medios, .y pues yo me 
conorto á que á costa de mis'noliciaa y de los efieios que 
podré liaeor ,en . Madrid coa ^s se dispongan los aeíerles 
del qtfe tiubiere de obrar aqui i de suerte que gane la rep&- 
tacioa que yo no he podido granjear, se£al es evidente que 
eslo no puede proceder sino es de un celo muy ñtmey de 
uDS nuy' buena intención. He discurrido con Vilani tam- 
bién, que supuesta la certeza-de que el selior marqués .ds 
loi Balbases 9e«Dtretiene especendo la resolución de la pu 
eoD holandeses, podemos coq fundamento juzgar que podrá 
ser ftcil cosa que aquella ne^iaoíon se dilate de un mes 
pira otro, de manera que no pueda venir el marqués. con 
la brev^ad que^estos oegaeios han menester; y yo aospe* 
ebo que el marqués como llene tanta cabeza y medios 
pira eDCanuqar y persuadir los negocios, querrá que la paz 
en náodes se asegure con la negociación, y entretanto el 
tienpo de la guerra én Italia se. vaya este afio pasando, 
para tener los.psestos que ocupa en Fláodes y eslo gobier- 
no A sh eleeeion, y poder escoger el qiie el tiempo deqiues 
de baber sacado las cosas de la incertidumbre en que ago- 



byGooglc 



so 

ra eslá le aeoosejare. Tambieo podemos leser por cierto que 
la seliora lofaaia ao querrá salga de Uadrid liaata que lea- 
ga la pax coa holandeses concluida, porque temerá que ti 
Bolduo se pierde, el disguato de aquella pérdida, y si se so* 
eorre, el alborozo del bueo suceso podrá embarasar la c<»- 
dusioo dp la paz en Madrid, si do asiste allL persoaa tai 
e6oaz como el seOor marqués para hacerles tragar la pas 
sobre lo uuo 6 lo otro. Sobre todo esto podemos Tuadar la 
leaolucioo que habtan (ornado de no pasar coa esta guerra 
adelante, y diverür los alemanes de veoir á Italia hasta el 
afio que vieoe eomo parece por los deapackos de 14 de jtt* 
nio, agora que el emperador as halla coo la resolueioD que 
entenderéis de Vilaai, fuerza será que salten el foso , y 
aquf entra mi temor, sobre' que el marqués querrá que yo 
eomieiice la dauía, pareoi¿ndob que el despegarae él de 
Madrid tan presto per los respetos que he dicho, do b con* 
viene, ni la infanta lo lomará bien, y que si se declara ea 
desistir de su venida á Italia; por una parle descaece mueho 
del punto en que se ba puesto , de ser él solo el mioiatro 
para las cosas de la guerra que tiene S. M. , y asi se . val- 
drá del expediente , de dar á entender que el tiempo esU 
ya tan adelante que ya él no puede llegar para darles pria- 
oipio que se comiencen los empeños, pues no se pueden es- 
cusar, y que él se desembarazará oim brevedad para caá- 
tlauarlosi y asi me enviarán un poco de dinero, al que J)ai* 
le para morirnos de hambre hasta que S. E. llegue» des- 
pués de haber advertido que esperanzas le pudieren dar 
los primeros sucesos para rematarlos él, si fueres bueqoa ó 
eximirse si reconociere que no pueden . ser tales, parecerá* 
le que si ¿1 se declara que no puede venir y envían otro 
gobernador , habrá da perder este arbitrio, y oonlinuando 
yo (»a este presupueslo de baberiae de retirar oomo agert* 



byGooglc 



31 

esioj>-S. E. tendrá la eleedon, que vioieado otro ^beroa- 
dor quedará escluida. l£sto con la priesa que es fuerza que 
di Vilani, la cual el tiempo y e) mesmo negocio la dao 
lambieB, temo, s^Ror mío , que ha de ser parle |Mr& que 
ceamígo se use un t¿nnÍBO tan cruel coido seria eulrete* 
Deroieaqui en ocasiooea aemejaoles, coa loa desautoridades 
j nalos tratamieDtos que se vé, el cuat me reducirá i aoa 
resolueioD ma; desesperada. Del servicio del rey do hemos 
Meado <ri» medra que perder la salud, la edad y la repu* 
taeion, y babiéodome tratado como me tratan me querrán 
empeñar en una guerra desapercebida y eDcamioada oon 
las disposícioDes y las aúsleocias que se veo. Estome 
obliga i suplicaros que, pues yo respondo al rey y al coo- 
de-duqoe con unos despegos eu materia de los negocios y 
de mi persona que do pueden ser mas apretados, y os ea- 
vto para el coade*duque la carta que va con esta y con la 
reeolncion que por ella veréis, os sirváis en viendo que el 
marqués no se parle luego , de dar mi oarta al conde* 
duque y decirle, que el tratamiento que se me hace á mf 
no pudiera hacerse á ud negro; que bao nombrado sucesor 
i titulo de que venga á remediar mis desacierlos y lian te- 
nido razoD, porque asi lo be sufdicado y lo deseo, y cuando 
la necesidad de la guerra aprieta me dejan aqnl para que 
m» desaciertos y los suyos de ellos se junten á destruir el 
servicio de S. U., que este no es juego de nifios para tra- 
tarle con tantas variedades, y que ad estoy resuello i que 
S. E. vea que tengo la resolución que conviene, para que 
el mundo vea. que los desaciertos no han de correr por mi 
cnenla sino por la de S. E., y que esto lo granjearé cm 
no tratar los negocios, aunque S. U. me lo ordene; que 
5. E. advierta que de la dispotíeioa destas oosas oo se me 
ba dado cuenta , diodome con esto á entender que S. U. 



byGooglc 



52 

'[tos dispoaia para rjaoutarlos por mano de otro laiaistro, y 
de esto Ite quedad» yo qod suma salísfaccion : peto que ob 
lie de cODsentir que de golpo me los quieran ectur agora 
áCGesta^, DiiDgindáme con; la falla del lientpo qae etlos 
han dejado nal á projiúnlo perder, y volviéodome & emba* 
razar en. medio de sus malas asistencias y dispQswíones; 
que S. E.lia puesto eo eslos empefios al emperador oon- 
tra mi 'parecer y agora que vea poco garbo para desemba- 
raurse bien do ellos, quiere que l^sdeaUícimientoa vuelvan 
á oaercomo tos pasados, sobre mi reputaeioo, que yo me 
guardaré bien de que S. E. lo pueda conseguir, y que -re- 
Urándome délos negocios, aunque me dejenaqui, las faltas 
habrán de- caer sobre ^1 cargo de -9. E. ,- pues' canoce el 
mundo la razón que yo tengo para gobernarme- sst; 

'El aprieto en quemi sefiora seibaUa con faKa de ba^- 
eienda, me da á mf el cuidado que.se deja -coó«id«rqr, y 
en verdad que empleamos bien sus Mjos DMcalpos Iribajosi 
pues de elida saca S. E. la comodidad que se vé. Paréocma 
ipK-S. E. está resuelta en apartarse de Madrid, por no 
poder compoilar el gastoque tíefie en él. Yo he teai«to,tan 
poca BÍiarteoomo se vé, y asi solu Ik sacado d.e mis bulla- 
dos pesadumbres con que molestar i S..E. E^to quedo 
mi sueldo alcanoo, he ffrocurado cotvar^ y siempre ae dift- 
culta' porque he ido Itaeiendo disinioe sobre i>arltdas do di- 
nero en que pagarme luego que supiese la'llegada delru- 
cesor, dejando por su cuenta.y del dinero que Irujeré el 
asisliré.las necesidades de aquí; y como la repida'detsu* 
cesor ss dilata y las necesidades crecen y se apñétan con 
Ionio rigor, es ñierza gasttfr .el adinero qtia l|ay ea eilaa, y 
que tenga "pácieDcíia yo. Si el marqués ócoalquiera otra 
viniere dentrede quince ó veinte dias'e^ero' cobrar la ma- 
yor parte, porque hay un resquicio de que poderia. sacar. 



D,g,l,.9cb,.GOOglC 



33 

pero si se cnlreUene mas, los tuilescos y el pan de muni- 
ción y otras ntil cosas forzosasse lo llevarán sin remedio. 
Kqwroqne el marqués ú otro sucesor vendrá 6 enviará di- 
Mro de fispflfia, y si eslo fuere, remiiiré á S. E, el dinero 
que pudiere. Miguel Osias murió, y hasta agora no sé como 
ha dejado las cosas de la liafltenda de mi señora: poco 
podía Miguel tiacer, porqae es increíble cual está la hacienda 
real eo 'todas partes, y del señor duque de Alba no poda- 
mos esperar csruerzos tan grandes como para pagar á mi 
setiora eran menester. De Caslitnovo se lia saoado muy 
poco, y basta agora no be visto de aquello un real, porque 
eo materia de sueldo no se ha cobrado cosa ninguna, ni 
hay apariencia de cobrarlo, y de los demás aprovecha- 
mientos, es mucho lo que se reformó. Bien creeréis que 
hago lo posible para tener con que asistir á mi sefSora. 
Naesiro Sefior os guarde, hermano y sefior mío, los afíos 
que yo os deseo. De Milán y julio 28, afio f6íft. — Gonzalo 
Fernandez de Cdrdova. 

Muy cuidadoso me tiene este negocio, señor mió, por- 
que veo que las cosas se van encaminando á haberse de 
lomar resoluciones grandes, 6 haber de incurrir en incon- 
venieoles grandes, y lo peor que hay en el caso es , que el 
liempo está ya muy á las estrechas, y asi puedo temer que 
el sefior marqués dejará caer la borrasca sobre mi; de los 
priocipioa deslas dificultades, si el señor marqués vinJereA 
será habiéndose dispuesto todo lo que para tener buenos 
sucesos será menester; y si esto no se encaminare bien, 
dejarán que el mal caiga sobre mi partido, tan desigual 
como se vé: á vos os encubrirán las resoluciones que to- 
marcD porque no podáis replicar, y me levantará testimo- 
Dios como lo fué el decir, que yo aseguraba que este esta- 
ToMO LV. 3 



byGooglc 



do y el de la República te defendería muy bien. Yo oo sé 

si 09 resolvereis á decirle al seiior coode-duque que porqué 
se persuade á que yo hoya de comportar el tratamieuto 
que se me hace, ohligándome á servir los descartes de lo 
que otros ministros no se alreveo i comportar; ¿qué am- 
bicioa ha visto eú mf, óaqué necesidades ú iibligacionea 
para haberlo de comportar?; que yo sé que el rey ha resuel- 
to hacer merced al marqués de loa Balbases desle cargo, 
y que en toda Italia se ha publicado ya; y asi do lendi-á 
S. E. para que Degarlo; que venga el marqués ó quien 
S. E. fuere servido luego, que yo no he de comportar este 
tratamiento. Si el señor marqués de los Balbases viniere, 
todas estas pesadumbres se podrán escusar. Os eavio una 
copia de la orden que se envió al virey de Ccrdefia, para 
que la ensefieie at señor conde-duque y le digáis que si le 
parece es tratamiento aquel que se pueda hacer á un hom* 
bre como yo; pero que Dios irá mostrando la sinrazón con 
los inconvenientes que de haber dado aquella orden se se- 
guirán. 



Copia de carta original áe don Gómalo Fernandez de Cor- 

doba á sa hermano don Fernando. Milán 30 de julio 

de 1639. 

Insiste en que le releven del gobierno de Milán , & cuyo efecto le 
inclaye una carta para S. H. y otra para el coode^duque de 
Olivares. 

Hermano t Sb^Íob mío: Antiyer os escribí muy largo 
con e) fiscal Vilani> quepasó por aquí un correo que han 
despachado en el alcance suyo los ministros del rey nues- 



byGooglc 



35 
tro sefior en Alemania ; y porque eo las cartas que á mi me 
escriben veo la priesa que et emperador da para que so ejér- 
ctlo entre en Italia, y que el señor coade duque por uoa 
parle da fuego á los miDÍstros que estio en Alemania so* 
bre esto, d^odoles á euieoder que estará promplo en Ita- 
lia lo que por parte del rey nuestro aefior se tía de coocluir; 
y por otra parle veo que el señor marqués de los Balbases 
no acaba de llegar, y que en cuatro meses de tiempo tas 
cosas desle ejército ao se han mejorado en osda, y temo 
que será muy posible que el señor mSrqués de los Ralba- 
ses coosiderando el laberinto en que aquí se habrá de me* 
ter huyese el cuerpo á estas diSeulIsdes. Si el señor con- 
de duque llega á entender á advertir como en toda Italia se 
discurre ya ek desacierto que será enviar un gobernador 
nacido eo Genova al estado de Mifao , én tiempo que por 
sna parte entran tos alemanes lao poderosos en ItaliA, 
con un general lao eapriclioso como el duque de Frílland, 
y por otra parle los príncipes deella. es cierto que no deja- 
rán de intentar el ver si pueden concertarse con los alema- 
nes y echarnos é los españoles fuera , mude de propósito 
y resuelva que el marqués oo venga» y con ocasión que el 
lieropo, y.que oo le bay para enviar otro ministro, quiera 
enlretenernie ¿ mi aquí para quitarme segunda ves la re- 
polaeion , y que se verifique lo que le escribi á cuatro de 
diciembre que vendríamos á dar en el suelo con la grau- 
deía de S. H. He determinado añadir al despacho que lio* 
va el Vilaoi esas dos cartas, una para el conde-duque en 
pliego vuestro, para que tá podáis dar si viéredes que el 
marqués no ha partido ó parte luego, y otra para S. M., 
coya copia os eovfo para que no pueda el señor conde-du> 
qw metérsela en la faldriquera , y levantarme que escribo 
eo otra conformidad. Nuestro Señor os guarde, hermano y 



byGooglc 



seRor mío, csomo yo deseo. Milán y julio 30 1629. — Goa- 
zalo Fernaodez de Córdoba. 



Copia de carta de don Gonzalo Fernandet de Córdoba á 
S. M. Milán 36 dejaü^de 16Ü9. 

Cartas qae se citan en la anterior. 

Bmioteea Naeioaal.—Sala de MSS. P. 253. 

En alcance del fiscal Vilani va uo correo que los mi* 
nlstros qtie V. M. tiene eo Alemania ~le lian despachado. 
Con él me avisan la priesa que el emperador da^ra que 
el duque de Frillandi con su ejército entre eo Itarlia, y me 
advierten tenga prevenidos el dinero para las tapas que se 
les lian de proveer, desde que salgan del imperio hasta 
que entren en los estados de Mantua y Monferrato, y el pan 
de munición que se les ha de dar mientras la guerra dura* 
re, la arlillerla y las municionos de guerra, que por órdeo 
de V. M. se lia ofrecido al emperador, que se entreguen al 
duque de Frillandi. Hasta ahora yo no he tenido orden de 
V. M. para proveer ninguna cosa destas, ni tengo dinero 
para tomar arbitrio de proveerlas sobre el crédito que debo 
dar , y lo que me avisan los ministros que V. M. tiene 
eo Alemania. Esto me da á entender lo que se dice, que 
el marqués de los Balbasea estará aqui dentro de pocos 
días, y será bien menester que su venida no se dilate, 
para que esto no se hinche de desconcierto y coofusion, 
. y dé malas satisfaciones á los alemanes. La resolución 
que V. M. ha mandado lomar en procurar introducir las 
guerras del emperador en Italia tan poderosas, lia sido 



byGooglc 



37 

nuy grande ; y si las fuerzas de V. M- en Lombardia 
im .se autorizao , se disponen y asisten , como conviene 
para que las armas imperiales no puedan deslucirlas y des* 
acredilarlas , mucho se puede lamer, asi en la repulaeion 
como en lo demás, y por lo menos cuando la intención del 
emperador y de sus ministros sea la que se puede desear, 
liabri bien en que reparar sobre cual será mayor desauto- 
ridad para el ^4rei(o de V. Jtf. en Italia, haberse retirado 
del Honferraio, cuando el rey de Francia en tiempo que 
V. H. no se persuadió i que les seria posible i los france- 
ses pasar los Alpes , entró eti Italia poderosamente y halló 
las armas de V. M. deshechas con un largo sitio y otros 
muchos trabajos que después de cuatro meses de tiempo 
para ra^olver y poner entre el ejercito del emperador y 
obrar lo que V. ti. intentó y no pudo conseguir, y el ejér- 
cito de V. M. se esté en los cuarteles consumiéndose con su 
mala disciplina, destruyendo los vasallos del estado de Mi- 
lán, y mostrando á toda Italia lo poco que valen las armas 
de V. U. en ella. 

Suplico á V. M. no caiga sobre mi esta afrenta, como . 
tas pasadas, que me cogieron sin merecerlo, cierta el cui- 
dado y el trabajo que empleé en servir á V. M., y los avi- 
sos que lan á tiempo dt del peligro, de los inconvenientes 
que sucedieron y del remedio dellos. 

La guerra, seilor, de Italia se renueva con gran canti- 
dad de gente, que es eV medio principal; pero no estando 
los demás prevenidos, ni habiéndose tratado sino ligera- 
lueste sobre el tiempo de la ejecución, sobre la parte y la 
Torma en que se ha de ejecutar, llegarán todos estos cui- 
dados con atropello y sabe Dios los suboesos que tendrán. 
Sí el noarqués de tos Balbases llegare á tiempo, tendrá ta- 
lento para desembarazarse de ludas estas cosas, que tan 



byGooglc 



diñculloSAS se me representan; y sí su venida se hubiere de 
dilatar, auplica ¿ V. M. con el respeto que debo, seencsr* 
gue este gobierno en el inlerin á nriioislro que no repara 
tanto en estas cosns como yo, y que con sua cuidados y 
con sus obras desembarace el ánimo de V. M. deslos apriC' 
tos con que yo le molesto por estar persuadido que es lo 
que conviene el servicio de V. M., y tomar expediente eo 
ellos diferente de los que veo {iraticar. Nuestro Señor, etc. 

Por fuero. — Copia de carta de don Gonzalo de Cdrdo- 
b», mi seüor. escrita á S. M. De Milán 30 do julio f629. 

Para enviar al sefior don Fernando. 



Copia de carta original d* don Gonzalo Fernandez d» 

Cardaba al conde duque de (Hivares. Müan 30 de julio 

de 1629. 

Biblioleea JVwtMoI.— Soía de MSS. P. 333. 

lu."" BT Ecc."" Sio.* 

GoD uD correo que acaba de llegar de AlemaDia , y 
lleva UD despacho eo aeguimieDto del fiscal Viltaoi, el cual 
partid de aqui anteanoche para embarcarse en Genova, 
he recibido una carta del marqués de Aitona y otra del 

conde de Castro (I) Y i V. E. en particular le suplico 

se sirva de considerar , qne habiéndose publicado ya pw 
toda Dalia, que el se&or marqués de los Balbases viene al 
gobierno deste estado, para disponer en él las cosas de la 
guerra ó de la paz, como convenga, por no haberse halla- 



(I) Sigue en cifra. 



.byGooglc 



59 
do S. U. .oatisfcclio del modo coit que me lie gobernado yo, 
es menesler que se codUdúc la resolución de darme licen- 
cia para que salga de aquí, y tjue V. E. no se persuada á 
que yo haya de comportar el eslrapajo que fuera enlreCe- 
nerme mas aquí, dí á que la brevedad del tiempo y el alto- 
go-de los aegocios me haya de obligar á que los tome so- 
bre mis espaldas, porqüiC estoy r^uelto ¿ apartarme dellos, 
sígase lo que se siguiere; que de do hallarse ya estas cosas 
eo el estado en que conviene, la culpa no puede ser mía, 
pues yo be representado con harto tiempo ¿ S. M. y á 
V. E. lo que juzgaba que convenia, y lo que abora la ex- 
periencia comprueba que era menester. 

S. H. es dueCo de juzgar si sus criados le servimos 
bien 6 mal, para servirse do otros ministros, si juzgare que 
UDM no aciertan en lo que se les hubiere encomendado; y 
asi eo esto yo oo replico ni soy de los que fundan quejum- 
bres sobre queS. H. les desposee de la ooupacíoD con poco 
dec(»v, antes lo lie deseado y lo he suplicado, y cada día 
se me hacen mil afios, mientras S. M, no me saca de aquf, 
aunque sea con el descrédito que se vé, porque mi concien- 
cia esU ^gura de que le be servido bieo, y que los incon- 
vemenles que ban sucedido no procedieron de culpa mia; 
y esto me basta, como V. E. se persuada á que no he de 
comportar que V. E. roe maltrate, entreteniéndome V. E. 
aqui después de haber resuelto que venga sucesor en la 
forma que se vé. Los que sirven á S. M. como yo, no se 
dejan maltratar desta manera, y estoy resuelto á aventurar 
la vid« (que es solo lo que me ha quedado) para sustentar 
mi reputación, pues la be aventurado tan inútilmente por 
servir á 5. M. en liempo que los negocios corren en la for- 
ma que se vé. V. E. se contente con haberme hecho per- 
der la reputación en las ocasiones pasadas , que do la liu- 



byGooglc 



40 

llera pciilido, cierlo, si ea ellas fuera asistido como conve- 
iiia. y cuino S. M. y V. E. me lo babiaa asigurado. Y para 
persuadirme i ealo tengo muy baalantes razones, vieado 
que coD mayor alencíon y trabajo que ae lia puesto de mi 
parle, uo he podido^ granjear los buenos aubcesos que ea 
otras parles he leDido cod mayor facilidad, por haber sido 
los medios mas proporcionados para ellos. Nuestro Sefior 
guarde i V. E. como deseo, Milán 30 de julio, 1639. 

Señor: El dar principio á una guerra tan grande, 
lialtándúse el año tan adelante, y sin tener aaentada Iafor> 
ma en que se ha de hacer; si ha de ser en una parte 6 ea 
dos; si los ejércitos del rey nuestro aeSor y del empwador 
se han de juntar ú obrar separados; qué diversión se ba de 
hacer en Francia; c¿mo se lia de proceder con el duque 
de Saboya, es cosa que ba de traer consigo los embarazos 
y ocasión de desaciertos, que solo pueden entenderlos bas* 
Untemeute los que tienen entera noticia del manejo-de co- 
sas tales. Yo alcanzo con lo poco que entiendo, |0 que bas- 
ta para conocer, que no las podria acertar, si corriesen por 
mi cuenta; y asi no puedo poner duda en que el sefior 
marqués de los Balbases vendrá luego muy enterado de 
lodos estos particulares, para que pueda acertar, ó por lo 
menos que Su Excelencia, ó cualquier otro ministro que 
venga menos informado desloa particulares, Iraerá mayor 
confianza de la que yo tengo de poder acertar sin ella; por- 
que yo me declaro con el respeto que debo , que ni tengo 
la DOtioia que es menester, ni tiempo para granjearla y 
que sin ella no podré acertar.— Ill.°"> et Eco.'" Sig.'', 
besa á V. E. las manos su servidor, Gonzalo Fernandez de 
Córdoba. 

SeSor conde duque. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



Copia de carta del cardenal de Sabaya á don Gonzalo F¿r- 
tumdei de Córdoba. Turin 5 de agosto de 1629. 

Le encarga que se castigue, según merece i Vicente A.rDaldi. 

Bibliouea Nacional.— Sata de MSS. P. 233. 

lll.— elEcc.— Sig.' 

Da quanto s'aggiuoge Quovamenle a i procesal fabrica* 
ti eoolro Vínceolo Aroaldi genovese, poliá V. E. {acíl- 
meato conoscere riosoleote Icmeriiá di luí, el quanlo Ío 
per le inleresse aoo solo della ríputalioDc di S. A. mió 
Sig.* e Ré, ma áe\ Sig' Preocipe mió fralello debba pre- 
mere coa V. E. che coslui ooa sia essente íd parle mlDÍma 
del meritalo castigo, la prego percid, che mediante i pre* 
dii suoi eomandi, si adimpisca ció che la giusliiia vuole, 
et che il rispetlo di loro Altesse ricerca, ch'io ripulando 
propria questa causa, tulla la dimostralioae che V. E. na 
fara fare, la nconoscer6 a favore parlioolare. Meotre per 
lioe le bacb le mani. Torino li 5 agosto 1029. — Alli ser- 
vieii di V. E.— R. Card.' di &iboya. 

Ai Siga.' don Gonzalo. , 



D,g,l,..cbyGOOglC 



.byGooglc 



COIPENDIO II8T0HUL 

DE LA JORNADA DEL BRASIL 

T SUCESOS DELLi, 



Me te di coenU de como gm el nlielde bolindés U ciudid del 
iilnlgr j likia de Tidts Sulis, ] de in mUDruim ja I» u- 
■adu de B»alia , co^e geaenl fóí dea Fidñ|iie de Tiledi Oserit, 
■Hfaéi de ViUiúen de ViUaea, «•fit» geñenl de li real at- 
■adi de etAn Occéai»; de h gente dé goena de clteioo 
de Portugal en el ato de U3S. 



AL CAPmN DON FIBNANDO DB POBRES Y TOLEDO. 

CooBttdtitor <le BiHeaterm en li 6rdeii de CaliiriTi, 

DON JDASr DE VALENCIA Y GUZMAN, 

nataral de Salamanca, 



Q» niK 8IIITIBIIIK) A S. K. Bit BLLA DI SOLDADO PAHTICDLAR, 
HALLÓ BEI TODO LO QU> PASA. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



ADVERTENCIA. 



' Esle documentft se ba sacado de tina copia coetáDca, qm p 
scia el Excmo. Sr. D. Martin Fernandex NavarrMc; 



byGooglc 



AL CAPITÁN 

DON FERNANDO DE FORRES Y TOLEDO. 



Omcidailor'da Ballcilcroier 



Si lá «aríeiiai de tos aconucimíentos notMes del mun- 
do deide su creacim dé tualquier manera que lean, dan 
(mto gusto á todas ¡ai pertmas del qae parece nunca 
qwrriim faltase que contar ddlos, apeteciendo siempre no- 
vedades; con razón se podrá estimar el saber y mtender 
bien en estos tiempos presentes los sabcesós señalados de 
su discurso por particulares y verdaderas hiooriás y reía- 
dones. Ysiendo esta restauración de la dudad del Salvador 
en la provincia del Brasil tan de considerar por lo mucho 
qm se habia sentido su pérdida en estos reinos, y en par- 
acular en Portugal, de cuya conquista es, y los grandes 
gastos que en Portugal y Castilla se hicieron para recu- 
perarla. Halándome yo en esta jomada procuré de redu- 
cir á relación algunas tosas de iaa que iban sucediendo en 
tila, y ofreciéndose tantas vine, como dicen, á Hacer trarn- 
do particular dellas , mas para mi satisfaeion qu» pata- 
pensar ¡a pudiese dar á nadie con ello; y viendo qne alga- 



n,g,t,7.cbyG00glc 



46 

nos buenos juicios no se desagradaban ie ver el estilo ile 
mis borradores y manera de contar en esta jomada, la aca- 
bé d$ sacar en limpio y con titulo de coiireNDio historial de 
LA lORNADA DEL BBASiL T SUCESOS DELLA, for el íérmino mas 
llano é enteligible que yo he sabido conforme á mi común 
hablar como persona que no pasa ie un ordinario romanee; 
pero sin lo procurar de dorar ni afeitar mas de como verda- 
deramente ello iba pasando. ¥ enel particularizar tanto las 
cosas del ejército, armada y otras menudencias con los nú- 
merosde personas y cosas que se verán al principio, aunque 
porunaparteme pareció superfluidad, por otra entiendo que 
habrá muchos que huelguen de hallarlo allí, por ver la ma- 
ñera de aparato que la guerra pide y por eso va distinto 
sin embarazar á lo demás que se va siguiendo tras ello, y 
faltando para acabar de dar mas perfección á la obra,- lo 
principal della que es el amparo de vm. y su tan impor' 
tante aprobación , afidonadítimo y cdgado de la relación 
que vm. tiene en todas partes de ser quien es y de la clara 
sangre de que desciende, y con tanto derecho por la que le 
toca de la Casa de Toledo, cuya fué ella facción, h$ queri' 
deponer mi persona y compendio debajo de tan buen abri- 
go como el de la sombra de vm., á quien me ha parecido 
dirigirlo para que como tan principal caballero y con tan- 
to voto en las cosas de la milicia, como en el de las tiiras, 
autorice y disponga la obra para qu« á todos sea mas acep» 
la; y como tan cristiano defensor de la composición me 
haga á mi merced, no tanto por el mérüo della, cuanto por 



n,g,t,7.cbyG00glc 



47 
el buen deieo de tenerle, que con esto tendré por dichosa la 
diligencia y cuidad que en esle trabajo he puesto, que to- 
davía no deja de tostarme alguno, llegar con ello (U 
término tan alegre ya para mi por el cumplimiento deste 
deteo y por la ocasión que con él me queda al perpetuo ser- 
vido de vm., cuya persona guarde Nuestro Sefíor, etc. 
Salamanca á 28 de octubre de 4626 años. — Don Juan de 
Valencia y Guzman (1). 



(1) La relación mas puntual y extensa de las publicadas hasta 
el presente por escritores nadonales sobre la célebre jomada que 
hizo España al Brasil en 162S para recuperar la ciudad del Salva- 
dor, ocupada por los holandeses, es á nuestro parecer la que dio & 
la estampa en Madrid en 1628, 4.", don Tomás Tamayo de Var- 
gas , coD el titulo de Restauración de la ciudad del Salvador y 
BaHade Todos Santos, porque la compuso de 6rden de Felipe IV, 
y tuvo á la vista, según él afirma, la correspondencia oficial y 
particnlir del gobierno ; sin embargo la de don Juan de Valencia, 
que ahora imprimimos, es mas melódica y animada, como de per- 
una qne tomó parle en los hechos que refiere. Solo sabemofi por 
este mismo autor, que se halló en aquella memorable facción de 
soldado particular y que fué natural de Salamanca, que son las 
únicas noticias que tenemos de su vida. 



byGooglc 



byGooglc 



CAPÍTULO I. 



De la descripción de la iierra y de 1^ gente del 
BrasU, 



E9 opioioD cierta, aunque primero dudosa, que el Bra* 
sil se coDtiDÚa con el Pirú. EIs regioo puesta dentro del 
bemisferio austral. Tiene situada debajo de la tórrida zona 
la mayor parte, y no pequeSa debajo de et trópico de Ca- 
prícoroío: remala en una punta que hacen de una parte el 
Océano, y de otra el poderoso rio da la Piala. Comienza 
desde el Setenlrion dos grados debajo de la equinoccial y 
corre basta treinta y cinco grados hacia la parte auslraF. 
luoque no faltan escritores que sienten llega hasta cin- 
eaeola y cinco grados feneciendo en el Estrecho de Maga- 
llaues; pero es cierto que la tierra que llamamos Brasil, que 
ballaroD ¿otes y gobiernan ahora los portugueses, do sé ex- 
tiende mas que treinta y cinco grados y fenece en el Ilio do 
U Piala; y así están errados nuestros hbros que en vez de 
poner al Brasil en treinta y cinco grados le dan cuarenta 
y cinco ; culpa al parecer de solos impresores , porque la 
deBcrípcion do los mapas y la cuenta de los marineros, nos 
muestra que la entrada que hace el Rio de ta Plata en el 
mar, en la cual acaba la punta de el Brasil, está no mas 
que en treinta y cinco grados al Oriente por la parle que 
Tomo LV. 4 



byGooglc 



50 

mira á la África hesperia, ciñe al Brasil eos sus iomensas 
aguas el Océano, y esUéodese la costa dividida á modo de 
una sierra eo muchas ensenadas, igualmente distantes eo- 
Ire ai , que mas parecen becbaa con arte que obra de la 
Daluraleza. Riegan toda la tierra muchos y hermosos rios 
con poderosas madres, y al desaguareo el mar forman se* 
U08 capaces de grandes navios seguros para albergarse eo 
ellos y acomodados para que desde atil suban los navios el 
rio arriba. Por la parle interior hacia el Occidecte cercan 
y cierran al Brasil últimos montes que dilatados con perpe- 
tuas cumbres le dividen del Pirú por la una parte, y por la 
otra le abrazan y recogen en sus faldas. 

Es la tierra feraz y de hermosas vistas, causadas de U 
amenidad y verdura de los campos llenos ile árboles .qua 
en lodo el año no se ven desnudos de sus hojas. Hay gran 
cantidad de naranjos, limones, linas y cidras agi'ias y áaU 
ees en tanta forma que do se ve otra cosa sino montes de 
esta fruta, y la demás que la tierra produce ea plántanos, 
guayabas, pidas olorosas, mangabas, papayas y algunos 
melones y sandías como loa de Empalia. Pan y vino no lo 
producen aquellas regiones; pero lo que la tierra habia de 
dar de esto postrero lo desempeña en la gran cosecha que 
naturalmente produce de cañas de azúcar, que traida & 
Portugal participa della toda España en grao abundaoda; 
y aunque del mucho boscaje y espesa sombra y de toa va* 
lies húmedos y de espaciosas laguuas que dan prindpios 4 
grandes rios , se engendran nieblas y vapores malsanos, 
que deanes se resuelven en agua y en rocío, pero la ma- 
yor parta d«l año se levanta del mar un ventecijo suave 
que aopla desde medtodia hasta la mitad de la nocbe y 
apura el aire , de suerte que en saliendo el sol luego se ve 
sereno y claro el cielo. Cria también el Braril muchas mer- 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



51 

otdiuias, como palo de Brasil, Jacaranda, marfil, ¿mbar, 
algalia, almizcle, piedras preciosas, pimieola, jcDgibre,. 
[abaco y otras muchas riquezas que traídas á Europa la 
enriqueceD. E(i fin, si niiraaios á los bieoes que la natura*' 
lesa 'dio al Brasil, diBcilrtieule cu lodas las provincias de el 
Noevo-Muodo ; BUG del viejo nuestro , bailaremos tierra 
inae afortunada, d9 donde sq corri^je el yerro de los filúso-. 
fos antiguos, que creyeron que la región expuesta á la tór- 
rida zona, cual es el Brasil, no era habitable de los hom- 
bres por la fuerza de el sol que con ardientes rayos la 
abrasaba. 

Pero, aunque dichoso el Brasil en el clima del ciclo y en 
la fertilidad de la tierra y belleza de las aguas, que son mu- 
cbaay muy buenas, no carece de incomodidades que eon- 
tnpeaao su buena ventura. Primeramente lodos sus mora* 
dores sin empacho de la naturaleza humana, asi hombres 
oomo mujeres, ¿ fuer de bestias, traen desnudos los cuer- 
|K», Soo de ingenios muy lardos y tan ajenos de las leyes de 
loi hombres , que sus banquetea y deüoias mayores hacen 
con carne humana, tan poderosa es la costumbre mala ó 
buena cuando se apodera de la naturaleza. No obedecen ¿ 
leyes ni respetan justicia, brutos en sus condiciones y crue- 
les, aunque desigualmente, algunos mas. otros menos; y 
deade que comenzaron & abrazar la religión cristiana se 
domesticao, pero con gran trabajo y se eossfian ¿ ser hom- 
bres. Los bárbaros que, ajenos aun de la fe cristiana, viven 
es la costa del mar, ablandados con el trato y comunica- 
eioa de los portugueses, poco á poco se inclinan á las cos> 
tambres humanas, y ellos de su natural son mas blandos 
f menos crueles, y si no es apretados con agravios que irri- 
tiran las piedras, guardan fée y amistad k los españoles y se 
dejan gobernar de la razón y de la justicia , y reciben con 



byGooglc 



53 
facilidad y ancion la religioD crisliana, si l>ien en ella no 
son constanles sino muy variables. Hacen de acento sus 
rauclios y caserías y do se enfadan luego ni mudan con 
Tacifidad los lugares de su liabilaoion. Comunican unos 
pueblos á otros sus mercaderías, aunque corlas, y vívea 
en paz y guardan enlre s! las leyes de umíslad, si ya ofen- 
didos con alguna siaraioQ no tos alleran y ponen en 
armas. 

No son lao uniformes en sus costumbres los indios, que 
mas metidos en la tierra, habitan hacia el Mediodía. Algu- 
nos pueblos de estos son apacibles como los pasados, y lia- 
een amistad á sus amigos, mas á sus enemigos son insu- 
fribles y ejecutan su saña con tanta fiereza y crueldad que 
parece aborrecen á la misma naturaleza liumana , como 
fieras no tienen otra ley en su vengnnza que su misma có* 
lera y enojo; á este obedecen ciegos airados, crueles y 
deseosos de beber la sangre de »us enemigos. Apenas se 
hallará gente en quien mejor muestre su verdad aquel 
proverbio que dice Sítele ser lobo un hombre con otro hom- 
bre, pues estos no solo lobos, pero dragones fieros son á sus 
enemigos. Es su nombre tapuyas, que en su propia lengua 
suena gente silvestre , y no solo liacen guerra á los portu- 
gueses si les entran la tierra, pero también i los indios 
confederados nuestros inquietan con sus armas. Viven por 
sE apartados de todos los demás brasiles y diferenles de to- 
dos en sus costumbres, aborrecidos y temidos de todos. 
Tienen sus aduares lejos del mar, esparcidos por partes va- 
rias y múdanlos con facilidad, mas por antojo que por con- 
sejo, y con tanto secreto que pocas veces se sabe donde los 
tienen. 

Los indios de mejor natural y mas inclinados á la vida 
política y civil, son los carijes. Eslos solos entre todos los 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



53 
Imsilcs por noligun costumbre rccililila Jellos, se visten de 
nigodon lejiílo al modo de las lunicclas mniíseas. Edifican 
casas y viven defendidos de las injurias de los tiempos, 
labran los campos, siembran legumbres y cogen las man- 
diocas, que son unas raices en forma de nabos, de las cua- 
les hacen ellos y lodos los demás indios su pan. Son lier- 
itiosos de rostros y genlilliombres de cuerpo y muchos da- 
llos no soD inferiores en gentileza y bermosura á los de 
Europa, que parece que ó tiene el alma oculta fuerza para 
formar el cuep}») bien, 6 que el cuerpo bien dispuesto ayu* 
da mucho A pulir y adelgazar el entendimiento. Los que 
han andado arguella tierra, ponen á estos indios en la parte 
de el Brasil sujeta al trópico del Capricornio veinte leguas 
distantes del mar, del cual con dificultad puede subirse á 
Ins montes que ellos habitan ordinariamente, porque es tan 
áspera y cubierta la subida, que si no es gateando y ba* 
cíendo escalera de las mismas raices de los árboles que so- 
bresalen en la tierra, no es posible llegar á las cumbres de 
los montes. Las armas que tienen y de que se adornan to> 
dos los indios brasiles en general, ya en paz ó en guerra, 
es arco y flecha, de que son diestrisimos tiradores, que para 
DO tirar haciendo cierta puntería, es cosa maravillosa. 

Estas SOD las costumbres de los moradores y iodios del 
Brasil; y la misma tierra no carece de vicios, no tanto por 
culpa de la naturaleza como por el descuido de los indios. 
Hay muy frecuentes selvas pobladas de atlos Arboles, cuya 
espesura es tanta que abrazados por las ramas hacen nu- 
bes de hoja, que toman el pa-to á la luz y encubren la ver- 
dura del campo, haciendo melancólica su vista á los ojos 
que en Europa están acostumbrados d ver desembarazada- 
mente verdes y espaciosos los campos. Mas si como el Bra- 
sil es abundante de bienes naturales, asi no tuviera falta de 



r.,j,i,r,-i-,.G00i^lc 



54 

manos (]ue le cullivarnD, es cierto que, derribadas y corta- 
dus las selvas para edificios y obras necesarias, quedara la 
tierra aiegre y apacible á la vista; pero con las guerras 
continuas que siempre Iraen los indios entre si unas na- 
ciones coQ otras y con las ordinarias muertes con que unos 
pueblos consumen á otros, faltan hombres que trabajen los 
campos, y asi están convertidos en espesos bosques que son 
pocos los que llegan á ser viejos, porque es rara la buena 
suerte de los que escapan de los dientes de sus enemigos. 
Pero puédese esperar de la divina misericordia que por me- 
dio de los religiosos que habilao aquellas partes introdu- 
ciendo en los indios nuestra sania fée católica, ha de ven- 
cer sus bárbaras costumbres y traerlos al rebaño de sus 
Tieles, donde por ellos doctrinados consigan el fin para que 
somos criados, y dando nuevo ser á la misma tierra y su 
naturaleza cultivando sus campos y levantando ciudades 
llenas de ciudadanos políticos le den inmensas gracias por 
Ins mercedes recibidas que les hace de inviarles de tan 
Apartadas tierras como las nuestras, quien por medio d¡el 
liaptismo tos haga particioneros del paraiso y gloria de 
Dios Nuestro Sefior. Esta anchurosa región mezclada de 
las comodidades y incomodidades que he dicho estuvo en- 
cubierta en todos los siglos pasados á la noticia de los 
hombres, hasta que navegaron el Océano los portugueses, y 
últimamente fué con divina providencia descubierta por 
ellos, como diré en el capitulo siguiente. 



byGooglc 



CAPÍTULO II. 



De ^alen dcscnbriti el Brasil, poblMcloncs igmc 

m él hayí J descripciones de I» btkkin de T«ds« 

Santos y eltidad del Salvador. 



Descubrió al Brasil, Pedro Atvarez Cabral , capitán del 
rey de Portugal dan Uaaud, en el aDo de mtll y cuatro - 
óeDioe y noventa y siete, y i la fama del deacubrimieto y 
de U boDdad de la (ierra pasaron á poblarla portugueses de 
lodos estados, nobles y plebeyos, y eoriquecieado ellos con 
los frutos de la tierra la enriquecieroD con ios nuestros. 
Murió don Manuel y sucedióle en la corona de Portugal su 
hijo don Juan, tercero de este nombre, que queriendo re- 
ducir el Brasil á mas policia, sefialó por gobernador á Mar- 
lía Alonso de Sosa {Smza), y le ordenó que dividiese i Im 
portugueses en varias poblaciones ó colonias. ^Hfzolo así el 
gobernador. seSalando á cada colonia su capitán y su dis- 
trito, dilatado por la costa de la mar, basta cincuenta y 
anoo le^as cada uoo, y tomó cada colonia el nombre del 
higar principal que en ella se erigía. 

Formó la primera colonia el mismo Martin Alonso de 
Sosa cssi en las últimas parles del Brasil, á veinte y cinco 
grados de la linea equinocial, y dióle por nombre San Vi- 
cente, derivando el nombre de la villa que edificó sobre 
un puerto excelente, que recoge dentro de sf dos islas. 
Forti&có y cerró el puerto con una torre que llaman Biri- 
lioca, y en una de las islas que bace como boca de la en- 
trada del puerto levantó otro pueblo que llamó de Todos 



byGooglc 



56 

Ins Siintos. dcfcnilido lambieo cod otro buen castillo en- 
frente (le la villa de San Vtcenle. Mas metidos en la tierra 
tiene cstn colonia otras dos buenas villas, la Concepción 
A diez leguas y Piritininga ú Sito Pablo por otro nombre, 
á quince de San Vicente, en veinte y tres grados de altura 
Ccisi debajo del mismo trópico de Capricornio. 

Sobre San Vicente, doblando las naves bacía el Seten* 
Ilion, está situada otra colonia que llaman del Espíritu 
Santo en sesenta grados de altura, bácia la parte ausIraU 
Aquí se coge el bálsamo, cortando A los Arboles las corte- 
zas y recogiendo en algodones el licor que destilan, que 
después de exprimido en vasos se endurece y conserva. 
Na son aquí los árboles del bálsamo pequeños y humildes 
como los de Palestina , sino fornidos y altos de gruesos 
troncos y de extendidos ramas, y no desemejantes á algu- 
nos de los árboles que vemos en Europa. 

En diez y seis grados de altura se baila Puerto Seguro, 
colonia diferente, en la cual bay mncbas aldeas de indios, 
que los portugueses lian repartido á esta colonia. Estas son 
Ins poblaciones que por orden del rey don Juan formó su go- 
bernador Mortin Alonso de Sosa, aunque fuera de estas hay 
otras formadas primero y aprobadas después por el rey, ó 
erigidas después de las primeras que por arden del rey se 
liicieron y alistaron, porque en la parte superior de el Bra- 
sil, que hace frente al Setentrion, está la colonia llamada 
Hamaraca , situada cerca de la linea equinocial. Hay en 
esta colonia una ciudad que le da el nombre, edificada en 
una isla y en lierrafirme otra, cuyo nombre es Goyana, 
y cuyos vecinos son iodifereutemenle indios y portugueses. 
Es también lugar de esta colonia Paraiba , cuyos términos 
corren cuarenta leguas basta el grande rio Marañon. Aquí 
acaba la jurisdícion de los portugueses en el Brasil, por la 



byGooglc 



pirle selealrional, y aqui está edificado un fi»erle, el mejor 
(jc la tierra, que defiende la entrada de el rio, y liace guar- 
ilid todo lo restante del Brasil. Estos son los lugares que 
Ireoe la costa del Brasil por la porte que caen al Seten- 
Irion. 

Por el otro lado que mira al Oriente, ocho grados deba- 
jo la equinocial, está Peroambuco, la colonia mas florida y , 
mts rica de lodo el Brasil. Hay eu ella su ciudad, situada 
ubre el mar, poblada de Cíiballeros nobles y de mercaderes 
ricos, adornada de buen puerto, nombrado el Arrecife, muy 
fuerte y dificultoso de entrar por su barra loa navios. Tiene 
iqul una buena villa, que está una legua de la dudad, y 
lieoe oirás seis aldeas pobladas de portugueses y indios. 
Hay en esla colonia mas de ciento y veinte ingenios de 
aiúear, de donde sacan gran ínteres, á cuya causa acuden 
grandes flotas de navios á cargar de azuzar, que en.true- 
co los proveen de todas las riquezas y regalos de Europa; 
Doo lo cual es el mejor lugar de el Brasil Pernambuco, mas 
locido y de mas y mejor genle y mas bien disciplinada en 
el arte militar. 

Entre los catorce y quince grados de la equinocial está 
la última población del Brasil; cae entre la Babia y Puerto 
Seguro, llámase litios, que quiere decir las islas, es mu- 
chas islas juntas, donde hay varias poblaciones. Son muy 
fértiles de arroz, y de aqui se lleva para las demás colonias 
de todo el Brasil. Estas cinco colonias fueron las que formó el 
diclio Martin Alonso de Sosa, las cuales dej¿ lo mas políticas 
y mas bien entendidas que pudo dar lugar el estar en parles 
laa remotas y apartadas de Portugal, si bien el celo del ser- 
vicio de DiosNueslroSeñor y exaltación de su fe santísima 
bacia que muchos religiosos como fueron de la urden de San 
Francisco y San Benito, carmelitas descalzos, y los padres 



byGooglc 



58 

de la Compañía, pasasen á fomentar Iti palabra de Dios al 
Brasil, doDile lodas eslns órdcoes dícliaa tienea muchas y 
aualuosas casas como yo las he visto, de doode haceo ma- 
clio fruto eo la easeñaoza de los indios, á quo aouáeQ con 
particular caridad y celo del bien de tantas almas. 

Ultimameate el aflo de mili y quinientos y sesenta y 
siete, gobernando el Brasil MeDd«z de Salas, en et extremo 
de la tórrida zona, debajo del trópico de Capricornio, en 
veinte y tres grados y medio, entre las dos colonias de San 
Vicente y el Espíritu Santo, hace una ensenada e) mar, 
acomodada mucho á los navios y muy espaeiosu de cator- 
ce leguas, llámenla los naturales menos propiamente del 
Rio Januarío, porque no es rio sino mar, que por una aber- 
tura que rorapid en la tierra, donde después queda recogi- 
do, forma aquella ensenada, en la oual entran muchos 
ríos de copiosas aguas, y el mayor dellos, que tos portu- 
gueses llaman Macuco, tiene dentro do sf este aocburoso 
seno cuarenta isletas; las mayores puebla gente, las meDo- 
res hizo la naturaleza para adorno de el sitio. Otras sirvm 
de puertos , donde seguramente ancoran loe navios. Las 
gargantas de el seno por donde entra el mar á espaciarse 
en la tierra son tan estrechas que será el espacio de la mi' 
lad de un tiro de cafion pequeño. Aquf pues el dicho go- 
bernador Méndez de Salas, después de que oon una gruesa 
armada echó de esta ensenada á Nicolás Villagononio (I), 
francés, caballero de la urden de San Juan, que con una 
armada francesa la babia ocupado con favor de los indios 
lapuyas, de quienes hice memoria arriba , visto las como- 
didades de la ensenada' y atendiendo ¿ que si el enemigo 
la hubiera fiartiGcado, fuera imposible ganársela, se deter- 

(1) Taniayo de Vargas, obra cil., le llama VillagnoD. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



59 
miod de formar alK otra colonia e^cogieodo sitio acomoda- 
do para el edificio de una nueva ciudad. Llam6ta de San 
SebwliaD; mandóla fortificar coa cuatro castillos y con 
faertes que levantó de ambas parles en la boca estrecha 
de aquella espaciosa ensenada, ta dejó no solo fuerte y se- 
gura pero inexpugnable. 

Después de esto por mandado del rey don Juan Terce- 
ro se formó una armada real en Portugal , y por su gene- 
ral Tomfa de Sosa. Partió de Lisboa k primero de bebrero 
detafio mili y quinientos y cuarenta y nueve: entró en la 
Balita, que llamú de Todos Santos, la dicha armada á pri- 
meros de abrí). E es bahía en lengua portuguesa lo mismo 
qoe en la castellana, seno de mar, y llámase asf aquel en 
doode eatran primero las naves que de estos reinos parten 
afiA, porque su capacidad y bermosura merecen que le den 
per exeelente el nombre común & los demás. Está en trece 
grados J dos tercios de altura de la linea equinodal: la 
costa corra Este Oeste por aquella parte, desde la Torre 
xpo llaman y edificó García de Avila, hasta el Mom> de 
San Pablo, doce leguas de la Bahía. Tiene la boca princi- 
pal este gran seno Norte Sur de dos leguas de ancho^ que 
«e esliende desde la punta de lierra6rme, donde está un 
caMillo que llaman de Sao Antonio, basta una isla Dom* 
brada de Tapanca, la mayor y la mas poblada que encier* 
n en si «ta ensenada, que por su grandeza llaman Bahía. 
Ea esta boca de mucho fondo por la parle de tierrafirme, 
que es por donde entran y salen loa navios; arrimándose á 
la isla, hay muchos bajos y bancos de arena. Tiene otra 
boca, i que los naturales llaman la Barra de Perobasu; está 
á Ib parte del Norueste. No tiene agua para navios salir 
por ella, si bien se sirven della con barcos ordinarios. Dea- 
aguan caudalosos rios en esta ensenada , los cuales se de- 



byGooglc 



60 
jan navegar veinle y mas leguas el rio arriba por donde 
se ven los navios que van ¿ cargar de azúcar á los inge- 
nios della, que liene hasta setenta muy buenos. Los portu- 
giieses que antes de Tomás de Sosa poblaron al Brasil, 
edificaron una villa en la costa distante dos leguaa de la 
Balifa, pero dentro della quiso Tomás de Sosa con nuevo 
acuerdo vista la ticrmosura desteseno levantar una ciudad 
y nueva colonia en un collado (entre otros dos que la rai- 
i*an á caballero) pendiente sobre el mar. LlamAta ciudad 
del Salvador: señalóla por metrópoli y cabeza de todo el 
calado y poblaciones del y para asiento y silla de los go- 
' Ijernadores que adelante fuesen. Hizo se hiciese iglesia Cft- 
Iredral, cuyo primero obispo fué don Pedro Leylan, hom- 
bre noble por su linaje y sefialado por su virtud. Senat6 
número de canónigos, y por no haber entonces ni aliora en 
el estado diezmos por ser patronazgo real lodo, les fincó. en 
la caja de la real hacienda & cado uno su estipendio. For- 
mó una audiencia de seis oidores y cuatro alcaldes de corle, 
para que juzgasen ios pleitos de el estado: nombró los de- 
más ministros de Juslicia y para la real hacienda necesa- 
rios. Trató luego el dicho general Tomás de Sosa de hacer 
murallas á la nueva ciudad y señalar sitios donde mandó 
so hiciesen tres castillos por la marina para su seguridad. 
DÍ6 cuatro sitios para hacer conventos de religiosos á loa 
padres do San Francisco y á los de la Gompai^fa de Jesús 
dentro de la ciudad, ú los de la orden del gran padre San 
Benito y á los carmelitas descalzos en los dos coliados que 
tiene la ciudad en medio y á caballero á cada uno el suyo. 
Trazó las calles, iglesias y hospitales, dos plazas muy her- 
mosas, una delante de la CompaGia de Jesús, olra i las ca- 
sas que hizo pora los gobernadores y estrados de la au- 
diencia, y formó una ciudad lan política y lucida como las 



byGooglc 



Gl 
buenas de Europa, cuya ciudad parece será de tres mili ca- 
sas poco mns ó menos. Las salidas de la ciudad y io apa- 
rcDte de la tierra i la vista' es amenisimo por la muclia 
variedad de ártwics y prados y de tantas direrencias de Tru- 
tas taa poco conocidas de nasotros. Las aves que tiay y 
pude conocer, son papagayos, cataluicas, periquitos, gua- 
camayos y otros de mili diferencias, que por no conocidos 
dejo. Las aguas se puede decir seguramente es lo mejor 
que tiene, porque es sobremanera saludable y excelente; lo 
demás como es laa intratable por el tnuclio boscaje, es > 
malo 7 cria muchas malas sabandijas, como son lagartos, 
culebras, sapos, salamaodrlas, lagartijas y tedas las demés 
ponzoñosas. Hay caimanes y cocodrilos muy grandes, mo- 
nos, micos, bujtos, camaleones, tigres, onzas, leones y no 
animal que llaman Pereza (I), otro que se dice el armadillo 
y otros asi jamás vistos en nuestras regiones ni conocidos. 
El mar de esta bahía y sus ríos tienen mucho y del mejor 
pescado que be visto. Hay todos los aQos pesquería de ba- 
llenas, de que hay muchas, y de otros pescados disformes 
y voraces como el tiburón, el jlbarle, toninas, delfines y 
otros géneros de que abundan aquellos mares mas que tos 
nuestros. E esta es en suma la descripción de la provincia 
marítima del Brasil , de sus poblaciones ó colonias, las cos- 
tumbres y modos de sus naturales, las calidades de la tier- 
ra y mar coo sus riquezas, las cuales parece dispuso asf el 
loberano autor de lo criado, para que cada dia recibamos 

(1) Tamayo de Vargas dice en la obra citada, pág. S4: Es- 
IraBa es también la figura y naturaleza del animal, á que los por- 
lagneses dieron aoinbre de Pereza, por moverse con tan lardos 
passos, que en espacio de quinze dias apenas los continua hasta 
on tiro de piedra, sin ser efiBcazes amenazas ni castigos para que 
salga del passo lento de su torpeza. 



byGooglc 



63 

nuevas mercedes de so maoo y nos admire mas sn incom- 
prensible sabiduría y omnipotencia, pues nos da tan larga- 
menle por dilatados mares, nuevos mundos y nuevas gen- 
tes, por donde se conozca y se pedrique su santo nombre, 
y aquellos bárbaros ya católicos cristianos, rindan el bací- 
miento de gracias & Su Divina Majestad y & nuestro gran 
monarca Felipe IV y sus valerosos espaBoles, los debidos 
i-econocimientos de los pasados trabajos eo su conversión y 
los grandes gastos de gruesas armadas que por sustentar- 
los en la unión déla Iglesia Católica gasta casi ordinaria- 
mente defendiéndolos de berejes enetnigos de 1& igleaia 
como adelante se dirá. 



CAPÍTULO III. 



C«rrcB h«landcsc« las «astas del BFasUi pH^lanr 

de mi capltaM y naHcrte de seis; hdj'eae ri eapt^ 
ttk» j da «nenia en Holanda de lo qne vl4; haecs 
armada contra la Babia; siLbesc en Espaáia y 

avísase al Brasil, f lo qne allá ac faixo. 



Puesta en el estado referido la ciudad del Salvador, 
corte y cabeza del Brasil, y acudiendo cada afio muchas fa-' 
millas de Portugal á poblar, en pocos años se bizo con can- 
tidad de- gente que se ocupaba en labrar la tierra en los 
ingenios y demás cosas de la agricultura. Los mercaderes 
con las mercaoclas de la tierra, llevándolas á Portugal, ea- 
riquecian y las reloraabao de allá eD otras de que carecian, 
y sacaban crecidos intereses y ganancias. Del Pirú bajaban 
por el puerto de Buenos Aires navios con mucha plata; fué 



n,g,t,7.cb,.G00i^lc 



Ut4a ealo causa para estar esta ciudad con mucha abun- 
dueta de lodo lo necesario para la vida humaaa, muy rica 
de pbta y oro y demás cosas que hermosean una rapúbti- 
ci, goutrdo 80ÍH« lodo lo dicbo de uaa paz «I parecer 
el«raa; pero estando en esla IraDquiiidad, sucedió el año de 
mitl y seíBcieolos y dies, aquellas treguas que S. M. del rey 
Felipe JIj, quo sea en gloria, hizo y oootractó por doce afios 
GNi sus estados rebeldes de Holanda y Zelanda. Fué contra- 
to se estendiesen las treguas hechas por una y otra parte 
en los estados de Europa; mas que en pasando la equiao- 
dtl, lodo lo que toca Indias de Castilla y la India de Por- 
iDgal, Fdipínas y Brasil pudiesen sin entenderse contrave- 
nía i las Ireguas traer navios de guerra por todos aquellos 
mares, atento tienen ellos algunas factorias y contratado- 
oes en algunas de estas partes y en Guinea. De esto resul- 
tó el armar todos los afios muchos cosarios de Holanda 
navios quesos de guerra con que Iiacian muchas presas do 
navios portugueses, muy ricos que sallan del Brasil .¿ Poi* 
lugaL Llegaban los diclios cosarios con sus naos á dar 
bado en ios puertos abiertos del Brasil: despalmaban las 
naos, badán agua y lefia sin impedimento de los portugue* 
tes por no tener fuerzas con que so lo, impedir. Una vez 
entre otras llegaron á la Bahía diez naves de los dichos 
cosarios rebeldes, y de una de ellas salió en un barco coa 
tas s(ddados ¿ iiolgarse en una caleta el capitán Francisco 
de Lucoul; no .lo hicieron tan secretn que no fueren vistos, 
de algunos soldados que hada aquel puesto por orden de 
don Luis de Sosa, goberaedor que era del dicho estado y 
ciudad del Salvador, se habían emboscado: acometiéronlos 
y cautivaron lodos, llevándolos luego al gobernador que 
Dundó ahorcar los seis rebeldes por cósanos y turbadores de 
la pública paz. Al capilan tuvo en prisiones muchos meses 



n,g,t,7.cbyG00glc 



64 

ha^ta que un crisliano nuevo, muy poderoso de la iliclia 
ciudad del Salvador, nombrado Gabriel Rodríguez S&ncliez, 
y un Rodrigo Pedro, flamenco, a%'ecÍndado en la tierra, 
COD quienes el capitán cautivo tenia grao familiaridad, UD& 
noche rampieron la prisión y le eacaroa della y ocultaron 
en SU casa, haciéndole muchos agasajos, hasta que hubo 
embarcaciün y pasaje á Esptrña para donde le embarcaron. 
Llegó á España , á donde con las treguas dichas muy se- 
guramente se fué á Holanda, donde dio larga cuenta i 
los dichos estados rebeldes de la tierra y sus riquezas, y fi- 
nalmente, cuan fácilmente se podía gonor por el descuido 
ooD que en ella vivían, las jucas prevenciones de guerra 
que había , los muchos cristianos nuevos de la nación lie- 
brea que la habitaban, deseosos de intentar alguna novedad 
de que poder sacar el profesar la ley de Moisés al seguro 
de la Saula Inquisición que no se lo permite, á los cuales 
decía el dicho capitán Lucena serían muy en favor de sus 
armas; y al cabo hizo y dijo tanto que dispuso los Ánimos 
de algunos poderosos mercaderes, los cuales hicieron una 
hermandad al fin del año de mili y seiscientos y veinte j 
tres (cuando rolas tas treguas en Flándes, ya pasados toa 
doce años dellas, se volvia con mayor porfía á las armas); 
en ta cual compañía y hermandad juntaron con licencia y 
autoridad de los estados veinte y seis naves grandes y sie- 
te pataches que cargaron de muchos bastimentos y pertre- 
chos, con mucha cantidad de armas, artillería y municío- 
, nes. Alistaron tres mil soldados y marineros, cuyo general 
de la armada se decía Jacobo 'Willebens, el almirante Pe- 
dro Petristeyn, et general de la gente de guerra para eo 
tierra Juan Bandorte, comisario general Hugo Antonio, te- 
niente general de la arlílleria Guillermo Estopa, sargento 
mayor, al que los indució á la jornada, el capitán Franois- 



byGooglc 



63 

codeLucena; y estando lodo aprestado al priacipío del 
nes de enero del alio de mili y seiscientos y veinte y cua* 
Ifo salteroD de tM&oda á la dicha facoioa. 

No fuá lao secreta ia prevención en Holanda de esla 
trniadt que ánles que saliese algunos días se supo en Es- 
^5a por espías que lo avisaron, ymandó S. M. avisar lue- 
go con uca carabela h Diego de Mendoza Hurlado, caba- 
llero -del habito de Alcántara, que pocos días ¿ntes había 
ido i suceder á don Lnis de Sosa en el gobierno y cargo 
decapitan general del dicho estado y ciudad del Salvador 
so cabeza. Visto el aviso reconociú las fuerzas y las muni- 
áones que tenia, y hallando de lodo general falta, lá avisó 
iS. U. para que le socorriesen, y no obslante el aviso 
hizo las diligencias que pudo para que todo estuviese en 
forma' de defensa. Atistú ta gente de la ciudad, ingenios y 
aldeas ádh; hacíala salir á menudo á tirar al blanco y á 
escaramuzar para que se adiestrasen; empezó i hacer un 
inerte sobre unas pellas en la mtirína, donde- poso diez 
pietas dfl artitterfa, que aunque imperfecto fué de servicio 
como se vio.. Recorrió y previno otros fuertecillos por la' 
narina; nombró capitanes que acudiesen cada uno al pues- 
to que se le sefialó; y finalmente puso en razón toda la 
andad y- fuertes della, en lo cual se le pasó el principio 
dd afio de- mili y auscientos y veinte y cuatro hasta etmes' 
del abril siguiente, que navios portugueses que llegaron de 
Lisboa lo certificaron más con cartas que trujeroo de mer- 
caderes flamencos que to avisabau á sus correspondientes, 
dioi6Qdoles guardasen tas haciendas, si no las querían per- 
der. Luego ¿ diez y seis de abril llegó una nao holandesa 
al Mono de San Pablo, doce leguas de la Babia, que como 
se siipo después era la del general Juan Vandorte que se 
habta derrotado de las otras naves. Aquí estuvo veiulc y 
Tomo LV. 5 



byGooglc 



66 

Ires áüi hácienJo fanal de noche por ai pasage su armadA 
la viesen, y ya cansado de esperar , dio vetas á oiKe de 
mayo, y se eolró en la Babia, donde liall^^Ioa eompafieras, 
que dos días antes habían llegado/ como se dirá. Diego de 
MendoEa Hurlado tuvo luego aviso del Morro de la llegada 
de esla nave y la sefial que hacia de nocbe, y luego mandó 
llegar y jantar la genle de la tierra j socorrer á los nece- 
sitados á real y cuartillo para su sustento al día. Repartió 
armas h los menesterosos dellas y mandó aprestar dos na- 
vios, en que metió la mejor genle y mas lucida que tenia, 
y <í su hijo Antonio de Mendoza Hurtado, que fuese (lor 
cabo dellos, con orden de ir at Morro de San Pablo á {)ro~ 
eurar embestir y rendir á dicha nao.' Salió Antonio de 
Mendoza á los veinte y cuatro de abril , y i loa veíale y 
siete volvió á entrar en e! puerto con una gran tormenla, 
rotos los árboles de los diclK» navios. Visto lo cual por el 
gobernador, mandó que pena de la vida no saltase ningu- 
no en tierra, su hijo el primero, y mudando de parecer, 
acordó no fuesen los navios, sino dos palacbes lijeroa que á 
modo de mercantes pasasen cerca de la nao á ver si les 
enviaba alguna lancha para tomarla y saber de la genle que 
oogieseo qué hacia aquella nao alli sola tantos dias hahin. 
Previniérouse estos pataches y á siete de mayo del dicho aBo 
de mili y selsdentos y veinte y cuatro salieron, y el día si- 
guiente descubrieron la enemiga armada quo venia en or- 
den de batalla con estandartes, flámulas, gallardetes y pa- 
vesadas rojas á fuego y sangre, las proas para ladlcha Ba- 
bia, y A vista de ella fueron luego á avisar al gobernador y' 
la nueva fué de general alboroto, tá bien los soldados ocu- 
paron sus puestos y hicieron lo demás que el gobernador 
les ordenó. Fué desgraciado este dia para Diego de Men- 
doza en DO tener basla quinientos soldados viejos y esperi- 



byGooglc 



67 

■neniados en la miliuia que defendieraQ la tierra y le des- 
smpar&ran como lo liícieroa mas de tres mili liombres que. 
teoía junios, üeado en la fuga ]o0 capitanes los prímeros 
que ru^^ ni amenazas no bastaron: tal fuá la confusiaa. 
que causó la viita del enemigo y el miedo y cobardía 4)ue 
CD ellos eolríT, aunque vían el mucho valor de su gober-. 
itador; y yo puedo afirmar oi muchas veoes á loa mismos 
holandeses que le cautivaron el grande valor que moalró.. 
V es cosa cierta le luvo muy grande en esta adversidad 
peleando hasta desear perder la vida en servicio de su rey, 
que no bastó el verse dejar solo de los suyos y aconsejarla 
alguno huyese para dar pies atrás» sino que cuando lo vió 
lodo perdido se metió en las casas reales, donde tenia sa 
bafütaeion y en ellas defendiéndolas, que es lo mas que 
un hombre solo puede hacer. Le prendieron como diré. . 



CAPÍTULO IV. 



Ueg» 1a «nnnda enemiga* ¿ I* Bahía, cautiva al 
y fc crn a dttr, toma y saquea la «Ind^d del Sal- 
vador. 



A Dwve de mayo del aSo de mili y seiscientos y vein- 
te y coilro, día jueves al amanecer, di¿ vista la armada' 
enemiga á la Babia , y se vino entrando por etla en núme- 
ro de treinta y tres bajeles , dividiéndose en dos escuadras; 
It una, que fué de cinco navios, loa mayores, dio fondo en 
naa playa que llaman de San Antonio, á donde litoíeron 
KGsi de querer desembarcar, como lo hicieron aquel mis- 
no día. La otra escuadra, que era la mayor, se fué derecha, 



byGooglc 



68 

para la ciudad y fuertes della , cod quienes se empezó /i ca- 
jonear. El gobernador Iiabia desde et día áotes enviado i\ In 
playa de Sao Antonio, para impedir al enemigo el deaem- 
barcadero, á dos capitanes, llamados Gonzalo Becerra y Iluy 
Carvallio Pínliero, con sus compañías, en que liabia ciento y 
ochenta infantes, y una compañía de indios Qeclieros de ia 
' tierra, deque era capitán Alfonso Rodríguez de la Caclioeyra 
sin otros socorros que por allí cerca en otros puestos se ba- 
ilaban , con órdeo de acudir á la parte que fuese necesario. 
A las dos de la larde acometió el enemigo coa lancbas la 
dicha playa, tirando primero de las naves alguna artille- 
ría para «segurar el paso á los suyos. Visto lo diclio y el 
cruzar de tas balas (aunque no lea habla hecho dafio) por 
los dichos capitanes no se atrevieron á defenderles la tier- 
ra, y sin pelear poco ni mucho, ni ver la cara al enemigo, 
se retiraron, y dejaron el paso libre con tanta cobanlia 
cuanto dejo aqui de decir, por no parecer posible ni cree- 
dero tal hiciese naoioo tan belicosa como es y ha sido 
siempre la portuguesa. No se espante ni maraville quien 
leyere esto de este suceso que yo le pongo para que mi- 
ren los reyes y sus ministros cuando dan los cargos de 
guerra y señalan capitanes, los den á soldados entendidos 
en el arle militar, para que no se vean semejantes excesos: 
digo esto por haber visto este desembarcadero, y conslde- 
rftdole muy despacio, como se podia sustentar con repu- 
tación. Y es cierto que á no ser bisofios estos capitanes, 
con meaos número de gente pudieron evitar este dia un 
grave dafio solo con tirar veinte arcabusazos sí enemigo, 
y te hiciéraD volver mas que de paso, porque es tan grande 
la espesura que llene de monte con una subida muy agria, 
que loa mismos enemigos decían se podia defender con 
diez hombres á ciento, y aun A mil. Viendo el enemigóla 



byGooglc 



G9 

playa libre y la buena ocaslnn que se le ofreció, la asió 
ilc los cabellos ; se empezó & desembarcar h sti gusto y como 
quiso, en número de mili liombres y (los piezas de artille- 
ría para llevar delante. Formaron luego su escuadrón y 
comenzaron á marcbar la vuelta de la ciudad, y en uo puer< 
tezuelo, que cerca de allí estaba, se bailó el capitán Fran- 
cisco de Barros, que así como vio que el enemigo iba á 
desembarcar & la playa de San Autonio acudió con su gen- 
te al socorro, entendiendo que estaban to:i nuestros pe- 
leando ya coD él , y llegando á una liermita de Nuestra 
Sefiora de la Vitoria , que allí cerca está , en un alio se topó 
eoQ muchos soldados puestos en Tuga, que se iban para la 
ciudad. Hfzoios detener y juntar á todos, y aguardó á los 
capitanes que luego llegaron , harto descompuestamenle, y 
tornando la mano les babló y rogó que peleasen con el 
caemigo, haciéndoles dos emboscadas en el camino, que 
por ser muy eslrecbo y por una subida tan igria, y la 
ayuda que ofrecían los montes con su espesura, seria fácil 
el degollar á mayor número, y que pues vian con el paco 
riesgo que se podía conseguir y e) bien que en destruir al 
eoemigo recibía su ciudad y patria le siguiesen que él tria 
delante sirviendo ¿ Dios y á su rey como eran obligados, y 
pareciéodole los tenía algo reducidos mandó á Luís de 
Acosla, que estaba con caballo y lanza, se pusiese en el ca- 
mino y al soldado que no le siguiese le alancease. Ningu- 
na cosa de todo lo dicho bastó para reducirlos i que hi- 
ciesen virtud; tanto era el miedo que les liabia infundido el 
becho del sonido de las cajas holaudesas, que con los su- 
yos venían ya acercándose i aquel puesto; y calando las 
cuerdas para el de á caballo te dijeron los dejase pasar ó le 
matarían de un arcabuzazo , coa lo cual se fueron lodos, 
(|uedándose con Francisco de Barros loa dos capílaues, 



byGooglc 



70 

(l)wnso yo'qiiG de verguéala) acompíiQiíncloIe; y en este 
(i'aoce fué fuerza el retirarse lodos (liasta un monasleno de 
San BeDÜo. Junto á la ciudad) por estar ya á vista y mas 
cerca del enemigo, y á este tiempo los mandó el goberna- 
dor retirar á la ciudad, y eHos salir por una puerta del 
monasterio y el enemigo ocupar otra fu^ lodo á un tiempo» 
sin haber hallado Itasla alK uingim estorbo, habiendo sa- 
queado algunas caserías y hermitas que eo el camino es* 
lán. Fué esto á boca de noche , y en ocasión que los sol* 
dados del enemigo veniao rüligados y sedientos, de modo 
que en llegando á este monasterio se ectiaron muetios qu6 
venían borrachos á dormir por el suelo, otros SuHercHi á 
buscar agua con tanta confusión , que dócienloa arcabuee- 
Fos que los embcstieran los acabaran y rom)Heran á todos 
sin que se escapara hombre. 

La otra escuadra qué fué á la ciudad , fuertes y navios 
que estaban dado fondo al abrigo de la arlilleria de el 
fuerte nuevo, de una y otra parte se empezaron á dafío- 
near; pero el enemigo tiró con tanta desigualdad que metió 
mas de cuatro mili balas en los fuertes y marina, y con faci- 
lidad ganó mu¿hos navios sin podérselo resistir; y á una boi- 
ra do noche visto que del fuerte nuevo se les hacia alguna 
resistencia le embistieron y entraron coa muerte de veinte 
soldados y diez heridos de los nuestros y ninguno suyo, 
clavaron la artillería y volviéronse á retirar á sus navfosi, 
visto que volvían sobre sí peleando con mucho valor, el 
agua á los pechos, Antonio de Mendoza Furlado cOD los 
capitanes Lorenzo de Brito y Vasco Carnero, que le acom- 
pafiabao, quitáronsele al enemigo á cosa de las.diezde la 
noche, este dia jueves nueve de mayo ; y visto por el go- 
bernador cuan mal se podía defender, mandibles desampa- 
rasen este fuerte y acabasen de clavar la artillería, como 



byGooglc 



71 

Rc liíio, ponieoOo tuego Umbieii á algunas naos nuestras, 
que fué el postrer remedio , porque do las gozase el enemi- 
go > y el dia ñguieote ocupó el eumigo este fuerte y la ma- 
rina ala hallar resistencia, y lo mismo hirieron del fuerte 
de Sao Aotonio, del de el Agua de los Meninos y Tapa- 
jepe. 

A^ oAmo vtó la gente de la ciudad perdidos los fuer< 
tes. marina y navios, que era lo mejor y mas considera* 
ble que teaiao . y lo ñus fuerte , y estaban oyendo las atar* 
mu que por el monasterio de San Benito locaban los mili 
tmlandesea que allf anochecieron , perdieron el ánimo y las 
esperanzas de defenderse, y asi esta noche desampararon 
la ciwlad lodos, los-maB. viéndose en un instante lan opre 
ntidos y asaltados, de que se quejaba harto el gobernador, 
dieténdoles que le quitaban su honra y reputación en asE 
k4qar; y cierto fué owa tri^ verse en tales puntos un 
<nballer« ooino Diego de Mendoza metido oon canalla lan 
wbar^ y «H como ta quo se halló de nuestra parte en esta 
ocasión. El capitán Uetcbor de Ponseca que tenia en guarr 
da la puerta de el Carmen, llegando allí el gobernador, y 
preguntando por él, dijo et alférez ae habia ido á poner en 
cobro; y en la puerta de Sania Lucia , que es la por don- 
de entró el enemigo, se fué otro capitán y dejó la compa- 
6ia al alférez, y el alférez al sargento, y el sargento se fué 
despaet4]iK vio toda la compaüia esparcida, que no Jialló & 
quien la eneomeodar. ¥ finalmente esta noclie no quedó en 
ta ciudad persona que la pudiese defender , si no fué el go- 
berudor y su hijo Antonio de Mendoza, et capitán Lorenzo 
de Biito, el sargento mayor Francisco de Almeyda y el oi- 
éot general 6 presidente Pedro Casquero con otros seis 
criados. 

Viernes á las siete de la mañana , á diez de mayo, des- 



byGooglc 



72 
pues (le haber lenido aviso el onemígo de la. fuga de los de 
li) ciudad, fué un criatiaao nuevo llamado Diego Lopéz d» 
Abraales que se.pa9ó & él , y despuús lo paga con la tidav 
como se dirá, movió su geale del moaaslerto de. San Bfr< 
niti) y se eniróá ocupar la desierta. ciudad. Ed ias. casas 
del rey se había enlrado el goberuador con tos dichos; y 
llegando ya á ellas el enemigo los salió á babtar e) capitán 
Lorenzo de Brilo, diciéndole que ea aquella casa se bailaba 
el gobernador con mucha geole de guerra , que si lea con* 
cedían las vidas y salir librumente de la ciudad coa sus 
mas se rendirían , y sino se volarían con pólvora , liacien- 
<to primero el dafio que pudiesen. Concedió de buena gans 
el enemigo este partido, y entrando á ocupar debajo del 
foncierlo dicho, viólos el gobernador, é inadverlídameote 
sacó la espada para ellos, y como estaba ya hecbo el. dicho 
concierto y él le quebró, no qnisieron pasar per él, ni dar* 
lü libertad , ¿ntea pusieron en prisión con los suyos., lle- 
vándolos & una nao y después á Holanda, como- en el. si* 
guíenle capitulo se dirá. 



CAPÍTULO V. 



Cmam» «a^neA la ciudad y lae|^ l« fortifled, 7 imm 
presas ^nc de navios hieler^. 



Desierta la ciudad de sus vecinos, y preso .el goberoa* 
dor Diego de Mendoza, los holandeses gozaron del fruto de 
KU Vitoria; asi luego al punto empezaron á saquear la ciu- 
dad, donde hartaron su codicia á manos llenas tos soldados 



byGooglc 



y MiHtanes. Fué lo que hallaron oro y plalli, almacenéis dd 
aiúpares. polo d«l Braúl, mArfíl, olgodon, liartoa áe Por- 
luga), viso de Canaria, aeeile, paBos de todas suertes^ 
gran eaalidad de menajes y aderezos de casas, veiole y 
KÍ6 eafioees de bronce, mucha cantidad de cobre y otras 
cosas de mas y meaos porle, lodos tos ornamentos y rique- 
zas de. las iglesias y monasterios, de cuyos frontales vt yo 
veslidoA mucbos. Ea la iglesia mayor sacaron los'sautos 
fuera, hieieroo muy lucidos bancos para sentarse y un 
pátfúlo donde pedrícaban su perversa seta. Al convento de 
loa fraucBces bicieron almaera de pólvora, armas y demás 
iBiiBicioDeB: á la casa de la Compafila de Jesüs, hieíeroD 
casa de contratacioD , donde (as celdas y mas aposealos 
eran las tieodaa de lodos Ios-géneros de cosas aal de comer 
ú de vestir que se fauBraseo con todos los despojos, azúcar 
ydemás cosas. Del saco (iargaroo cuatro naves que por jtl* 
ío «guíente inviaron á Holaadíi & llevar al gobernador pre- 
so y i pedir socorro para fortificar la dicha plaza, avisao- 
do de la imporlaneia que lea era con la comodidad de el 
puerto si se forlicase. El general de esta armada Jaoobo de 
Wllebens (1) y el sota almirante Pedro PelrisLeyn (2) ade- 
rezaron ocho naos d« las raejores Con: que se fueron ¿ robar 
las costas y navios del Brasil,. Indias y otraspartev. La de* 
mis gente y armada quedó en la Bahía con basta dos mili y 
quiaientos hombres de mar y guerra, y luego Irataroft de 
fMtifioar la ciudad y maríoa que tenia harta necesidad 
ddlo. Lo primero que bicieron fué una eataoadá y foso, 
con sus diques y corladuras que cogia desde oa« la ^erla 
lie á Carmen liasta toda la parte que tiene la ciudad por 

(1) Tanayo de Viurgas: JacíAo Wiíle/ihens. 
(3) Id. Pedro PetriHein. 



byGooglc 



7t , 
)a tierrafirme; luego Iiioieron do tierra y faginn una mura- 
lla terrapteosda con sus fosos secos y estacones, adornada 
con diez caballeros y terraplenes con sos travesee y oasa- 
mataa, lo CQal lodo guarnecieroD cod mucfaa y buena ar- 
tillería de fierro colado y bronce, y por la parlo y vertiea'te 
que tiene la ciudad á la marioa dos estacadas muy altas 
que 00 Be podiao romper menos que con artillería. En la 
torre de la iglesia mayor pusieron una pieza de ateaoce y 
'Otras dos en un dormitorio de la eaaa de la Compáfila, las 
cuates tiraban después al cuartel del Carmen, cüd que )ii- 
cieroD mas dafio qua con todas las otras juntas. En la ma* 
Tina liki«Qn dos Tuertes y acabaron e) fuerte nuevo: ter''- 
ripJenaron unos aluiBceocs donde pusieron la^ mejor de su 
artillería para guardar la mar y sus narfos, «oo qae quedA 
inay bien forliíkrado todo y tan puesto en razón como si 
' (aera una de las buenas plazaa de Flándes, donde ffguar- 
-darán un gran sitio. Para liacer esta fortifioacioB tuvieren 
una gran ayuda, que fué e) no saberse en rnuoliosmesesfa 
.-pérdida de esta plata con que acudían navios de Portugal 
que los proveyeron de harinas y jamones, vino, aceite y 
Ciras mercadería». De Angola veoian naves y navios car- 
gados de negros; lo que Itacian para cogerlos, ara dejarlos 
entrar j dar fondo, y luego ir con una lanchar meterse den- 
tro y traerse .los negros & trabajar en la fortificxcion. Asi 
le socecUó á don Francíaoo Sarmiento de Sotnmayor, caba- 
ücro de la^Mea de Santiago, gobernador y capitán goDe>- 
ral de la ciudad ¿t la Plata y Villa Impectat de Potosí, que 
& cinco de oolubre siguiente entró en aquel puerto con un 
navio, en que iba á fiapafia con au mujer, hijos y óen rail 
ducados en plata. En dando fondo le cautivaron y quitaron 
su hacienda y á él pusieron en prisión con su mujer. 
No estaba contento el rebelde enemigo de ser scfior de 



byGooglc 



75 

la ciudad de el Sulvador sioo que para mayor grandeza de 
sos estados trataron mucliaü veces de ver si podían atraer 
i si los portugueses que poco antes habitaban cd la ciudad, 
y para este negocio inviabao algunos negros con cartas que 
deeiao oo haber venido ellos á privarlos de sus haciendas, 
campos y posesiones, ni á privarlos del culto de su religioo, 
roas que salvas estas cosas viniesen á liabitar la ciudad y 
á hacer con ellos, conciertos de amistad y mercancía, y to 
mismo ioviaron á decir á los religiosos que quisieren ir & 
habitar sus convenios. A estas ofertas hubo algunos portu- 
guesesá quienes se quedaron en la ciudad papeles de iropor- 
liada, que por colirarlos se aventurahau á ir á- ella; llega- 
ban y les hacían dejarlas armas á um puerta, entraban y 
bateaban to que habían menestar; peco caando se queríab 
salir DO l«s dajabao; hasta asentarse en un tibra, firmar y 
jurar vasallaje á to9«stado8 de Holanda y príncipe de Oraa- 
^ CoD estaifretaengafiaron á muohoa, basta quecayen- 
da los portugueses en la traición que hacían, corlaron las 
«unos i un nogro mensajero, con que tos demis no se 
alrevieroD i salir de la ciudad, ni los naestras á ir ^l&.por 
DO iacurrir en penas que merecen los que sin lieenoia de 
SB principe tratas con el qae es común enemigo, como es* 
IM herejes desoreidos son rebeldes á Dios, poes se han 
apartado de le santa madre iglesia romana y rebeldesdl 
1^, qoe tratándolos eos tanta humanidad le niegan la obe- 
díe&eia debida y le perturlian sus estados y reinos, jüios 
los reduKga y spaFte de sus herejlagl 



byGooglc 



CAPÍTULO VI. 



De ■• %ac hicieron los portug^nescs ^ue salieron 

de la ciudad, quien los gobernó hasta que lleg^ó 

la annada de Espaflía. 



Por la hita del gobcroador Diego de Mendoza Furlado 
tgueiló gobernando la gente que salió de la ciudad el oidor 
Antón de Métquila, chaniüller mayor del estado, al caal 
tocó el gobierno por ser asi orden de S. M. qUe en falta de 
gobernador lo sea el clianciller mayor del estada, y por no 
ser persona & propósito para el uso de la guerra y su ejer- 
cicio le quitaron el gobierno sin poderlo hacer y se le die- 
ron, ya por haberlo solicilndo él, ó por convenir a^ poreo- 
tónces, á monseñor don Marcos Texera, obispo de la dicha 
ciudad de el Salvador, queasicomoel lomó el gobierno Sacó 
la gente en campaña y iiizo su real ó alojamiento & Us ribe- 
ras del río Bermejo, legua y media de la ciudad, á donde 
le asistían con sus compañías los capitanes Loreniú de Bri> 
to, Agustín de Paredes, Antonio Machado, Manuel Gonzá- 
lez, Gabriel de Acosta , Vasco Carnero , Gonzalo Becerra y 
Buy Carvalhn Pinhero, Alfonso Rodríguez de la Cachoeyra 
y Francisco Padilla. A todos estos capitanes hacia el obis- 
po emboscar por varios puestos cerca de la ciudad para 
que el enemigo no se atreviese á campear; y nna vez que 
salió el general del epemigo Juan Vandorto ¿ reconocer con 
alguna gente de á caballo y ciento cincuenta infantes, la 



.byGooglc 



77 
Toella de el convento de el Carmen, aparUndose un poco el 
didM general de su gente salió á él el capitán Francisco de 
Padilla con la suya, derrilkile del caballo, y ¿ntes que pu* 
diese ser socorrido le mató y cortó ia cabeza , las manos y. 
partes vergonzosas sin le aprovechar decir quien era y 
muchos ofrecimiento^ qne le hizo. Vióudole los suyos muer* 
toy tan despedazado, temiéndose de alguna emboscada se 
huyeron y retiraron á la ciudad , procediendo también en 
estos casos el obispo que los tenia útiados á trechos con 
canÉdad de mas de mili hombres no dejando salir á nin- 
guno de los enemigos de entre sus murallas que no iJaipor* 
tó poco el excusar las correrlas de bastimentos y refres- 
cos para que deapnes les faltase. Gobernó et obispo hasta 
que por orden de S. U. nombró Matías de Alburquerque, 
gobernador de Peroambuco, á Francisco NuCec Marinho. 
Deu, caballero de la orden de Cristo, por gobernador y 
capitán mayor de la Baliia y su reconcabo, tiaata tanto que- 
S. U. mandase otra cosa , y S. M. fué servido de inviar ea 
euaoto se aprestaban y salían las armadas que para este 
socorro se aprestaban á don Francisco de Moura , caballero. 
de la orden de Cristo, con Ululo de capitán mayor; dió-, 
rooaele cuatro carabelas y trecientos hombres para que so-, 
«orriese y atentase la tierra. Llegó A la Bahía por d mes 
de eooro del aQo de mitl y seiscientos y veinte y oiooo > y 
puso mejor orden en las cosas : hizo muchas correrEas, y 
dio tantas rebatos al enemigo que le enfrenó y acobardó 
taoto que le obligó á estarse siempre encerrado, según lo 
eerlifica el gobernador don Francisco Sarmiento de Solo-, 
mayor que, como está dicho, estaba preso en la ciudad ea- 
poder del enemigo; y después que cobró la libertad dio una. 
«ertifficacion al dicho don Francisco de Moura, que su te-. 
MT, copiado de la original por mi, es la siguiente: 



byGooglc 



78 

Don Fritatíiseo Sitrmicnlo de SotOmaj'or. caballero de la 
¿rdea lie Santiago, etc. Ccrlifíco como liabfeoilo llegado i 
este puerto y BaL[a de Todos Santas en ciaeo de otubre del 
ano pa&ado de mili y setseieoloa y veíate y cuatro años, 
habiendo salido de los reinos de el Pirú después de baber 
dado residencia del tiempo que goberoé la ciudad de la 
Plata y Villa Imperial de Potosí, y teniente de vjrey y capH 
tan genera) en aquellas provincias, y entendido en cosaa 
muy imporlantes al servicio de S. H. , hallé que el rebeldo 
holandés estaba apoderado de esta ciudad y puerto, m A 
cual tiempo me prendió deapuea de estar surto, y balñéa- 
dcnne traido á tierra me pusieron ea príúoa, en la cual 
estuve por eapacio de siete meses, en. los cuales tuve aotí- 
cia como llegó á gobernar la gente que se liabta retirado 
de esta chidad al monte, y la demás de esta tierra, don 
Franósco de Moura , caballero de la urden de CHslo, el cual 
despuea que llegó dio tantos rebatos al enemigo, así en las 
salidas que bacía fuera de la ciudad, como en las que salíA 
por mar con muchos bajeles y gente, en que le mató macba 
eo muclias ocasiones, y de la mas particular y señalada de 
el ejército del dícbo rebelde, sin dejarle jamás lomar' tierra 
cuando salían por la mar, ni salir de la ciudad, á donde le 
teniaa tan temeroso y acobardado que do se atrevía A salir 
de los muros ni A sacar los navios debajo de .su artillería, y 
jamáa Iñzo solida el eoeroigoque no viniese desbaratada con 
pérdida de tnueba gente y armas y heridos, y la últiro» 
vez que salieron al Cjrmen, lialHeodo salido por cal ln me- 
jor gente de su' ejército del dicbo rebelde , dio en ellos al 
dicho doD Francisco de Moura coa muy poca geoie y á 
fmraa do espada le matai-oD mucha, y en especial el -que 
la capitaneaba, que era el teniente general del coronej- que 
vino alrevesado de muchas estocadas, y murió dentro de 



D,g,l,.9cb,.GOOglC 



79 
veíale y cuairo horas, que era de las personas mas sefla- 
ladas que tenia el eiiemigo. Todo lo cual airíbuia el diclio 
rebelde si buen gobierDo , Bsfue|-zo y valor del dicho dua 
Frandfioo de Mour«, con que l« puso freno y temor.. Por 
Ip eual es dlgDÍsimo y merecedor de que S. M. honre y pre« 
luie tal persona y tan importante en su real servicio. Y. 
para que asi codsle lo eertiñco.y firmo de mi notnbre, y lo 
sello cpn el aello de mis. armas en ta ciudad de el Satva* 
dor, BaiiU de Todos Sanios, á.36 de junio de 1635 aúos.. 
—Hfiú FraDoisca Sarniteato.de Salosttyor. 

E estos fueron los trances de guerra que pasaron entre 
los portugueses y el liolandés haala que llegó la armada de 
Espada^ Cómo se aupo en Madrid y tu que mandó S. H. s& 
luciese.. ceataré en el cspilulo siguiente. 



CAPÍTULO VII. 



Cémf se mvlaó á Espafla de U pérdldn del Sal 
vmémr y la armada %nK se apresta para sn 
(anraelan cu Cádls y LIslMa. 



res- 



Hallas de Alburquerque, gobernador ds Pernambuco, 
despachó eon toda la brevedad que fué posible una oaratM-" 
la de avisO'á EspaQa, que llevó cartas del obispo de la oiu-' 
dad del Salvador y otras personas que avisab&o de Jo su- 
cedido en la pérdida de la ciudad. Llegó este aviso por ju- 
lio del mismo año de 624 á S. M. de Felipe cuarto, núes- 
tro sed9r, y visto la pérdida de esta plaza , y lo que impor' 
liba ediar della al rebelde enemigo, y los daika qne coa 



byGooglc 



80 

la dilación de socorro podían resultar, mandó con so jiive- 
Qil ptudeucia se hiciese una gruesa armada eo la baliía de 
Cádiz y ciudad de Lisboa , dando mano para (odo eslo al 
ExcetcDtfsimo SeHor don Gaspar de Guzmaa , conde de Oli- 
vares, que por su clarísimo ingenio es atalante de sus pocos 
afios, y le ayuda á llevar el peso de 1q monarquía crialiána, 
para que diese orden se hiciesen levas de ioraoterfa , y se 
previniesen bastimentos, artillería, armas y municiones, y 
todos los demás pertrechos necesarios para una armada y 
ejército de tierra, sefialando S. M. para el cargo de gane- 
ral de mar y tierra y ejecución de todo á don Fadrique 
de Toledo Osorio (i), marqués de VilUnuova de Valdue- 
za* capitán general del armada real y ejército de el mar 
Océano y de la gente de guerra de el reino de Portugal, que 
por el nombre de aquella casa tan antigua y temida, de 
eterna felicidad , pudiera estremecer el mundo cuando no 
fueran en su mocedad de otro gallardo Escipion virtuoso, 
sagaz , y que como de César lo mas que se estimó de su 
valor fué el ser bien afortunado en todo lo que ínleotá la 
era presente , se puede juzgar este prEncl|>c por objeto su- 
yo, y mucho mas realzado en cristiandad y consejo. Nom- 
bré asimismo S. M. por almirante general de don Failrique, 
y i cuyo cargo esluviese la armada y demás generales y 
cabos della en cuanto don Fadrique asistiere con el ejército 
en tierra, á doa Juan Fajardo de Guevara , caballero de la 
drden- de Calatrava , comendador de Monlaacliuelos , del 
Consejo do Guerra de S . M . , capitán general' de la armada 
de el Estrecho de Gibraltar, y almirante de la armada 



(1) DonJacobodela Pezncla, en so apreciable Historia de la 
illa de CtAtt, tomo II, pág. 61, ha publicado una sudóla biografía 
de don Fadríqse de Toledo. 



byGooglc 



real de el mar Océano. Aqut pudiera liacer una larga di- 
gresión, ó pluma inia, ai lú fueras digaa de la elocuencia 
de Homero y elegancia de Cicerón para escril>ir una mtni' 
ma de lo tnuclio que se puede decir de este valcroBO caba- 
llero. Marte espaSol. rayo de la guerra y jamás vencido 
capitán, ' pero como dice el conde Baltasar de Castelíon ea 
su Perfecto Cortesano, "lomar empresa que no se haya de 
salir con ella no es de varones sabios, sino de hombres lo- 
cos." Yo coiiPieso mijndignidad para emprender cosa lau 
alia, reservada para mejor ingenio que el mió. Desde aho- 
ra pido á tan valeroso capitán acete esta mí oraeion, y no 
mire su corlo estilo sino la voluntad cou que se la ofrezco. 
Don Pedro Pacheco, del Consejo de Guerra de S. M., vee- 
dor general de la caballería , y comisario general de la in- 
faalería de España, tuvo particular comisioD para despa- 
char á lodos los pretendientei que se bailaban en Madrid 
para esta jornada, señalándoles buenos sueldos y ayudas de 
costa para irse á embarcar á Cádiz, donde se juntaron 
miiclios capitanes y soldados viejos de Flándes, Italia, 
África y otras partes, y otros muchos caballeros, todos 
muy lucidos. Formóse para la dicha jornada un ejército 
CD forma con su maestro de campo general Pedro Rodrí- 
guez de Santistéban, caballero de CalsLrava, marqués de 
Crojiani , y maestro de campo general de la gente de guer- 
ra del reino de Portugal, por su teniente el capitán y 8ar> 
geole mayor Diego Ruiz , que también hizo oScio de cuar- 
tel maestre general por urden de S. M. , persona de mu- 
chos aSos, de Ftándes , y de gran prudencia y sosiego, con 
lados los demás oficiales superiores é inferiores, eligiendo 
para su ayudante al alférez Antonio de Medina. Asimismo 
ordeoó S. M, al secretario Bartolomé de Anaya, caballero 
de la orden de Santiago y de su Consejo de Guerra , y á 
Tomo LV. 6 



byGooglc 



Juan de Pedroso, caballero de le dicha órdeo de Santiago, y 
del dicho Consejo de la Guerra, partiesen á Cádiz á juntar- 
se con el gran prior de San Juan don Diego Brocliero , del 
Consejo de Estado, para que los tres con don Fadriquede 
Toledo y don Juaa Fajardo, en forma de Conseja tratasen 
del despacho de la armada con la mayor brevedad que pu • 
diese ser, encargando en particular al dicho secretario 
Anaya que por ausencia del marqués de la Hiaojosa , capi- 
tán general de la artilleria de £^paBa, aervia el dicho ofi- 
cio, los aprestos de la artillería, cajas y encabalgamentos 
della , la pelotería , armas y muDictones , á que asistió con 
gran cuidado el dicho secretario , trabajando noches y dias 
él y los dichos sefiores hasta despachar la armada, no se 
descuidando los ministros de la armada del mar Océano y 
Estrecho de Gibrattar, escuadra de Viacaj'a, Cuatro Villas y 
Ndpoles, que se hallaban en Cádiz con don Fadrique de 
Toledo y doD Juan Fajardo en reconocer , escoger y pre- 
venir los navios que de todos parecieron mas suficientes y 
fuertes, darles carena y sebo como era menester para la 
presente jornada . 

En la ciu dad de Lisboa , por parte de los ministros de 
la corona de Portugal y por la del general de la arma- 
d^'iwrtuguesa doa Manuel de Meneses, se hicieron otras 
muchas prevencboes y aprestos de navios, mucha canti- 
dad de artilleria'., armas y municiones, y aparejándose para 
la jornada, en |conaideracioa i ser el Brasil conquista de 
aquel reino, todos los caballeros, títulos y fidalgos dét, á su 
costa y coa muchos criados que llevaban con plazas de soN 
dados, que sirvieroD muy bien eo la ocasión ,* y el que se 
aefialó mas entre l6dos fué don Alfonso de Noruña , por ser 
el primero que asentó su plaza y dio Qador como se acos- 
tumbra de que se embarcaría, y ¿ su imitacioa se dispu- 



byGooglc 



8S 

sieron todos los demás, de lo cual se dio S. M. por muy 
servido. Los coodcs de Vimioso y de Taroca, y el conde 
de Sao Juao de la Pesquera con sus dos hijos se aseularoa 
luego , y tras ellos toda la aobleza, que ai por sus nombres 
se hubieran de decir era menester mayor memoria que la 
mía, y mas paciencia de la que yo tengo; basta decir fue- 
ron todos , que quedó Portugal deñerto , y para que mejor 
se sepa las muchas fuerzas que se juntaron, asi en Cádiz 
como Lisboa, he querido poner aqui juntos los galeones, 
navios, pataches, carabelas y otros bajeles que fueron en 
esta felicísima jornada, declarándolos, queso escogieron y 
geCalaroD de los de la armada del mar Océano, de la del Es- 
trecho y de las escuadras de Vizcaya y Cuatro Villas y Ñápe- 
les, los ministros de mar y tierra, entretenidos, maestres de 
umpocon sus tercios, sargentos mayores, capitanes y demás 
oficiales, gente de guerra y gente de mar, asi casteltaoos 
como portugueses , y otras personas que formaron el ejérá- 
lo, los bastimentos, artillería, pelotería de fierro colado 
para ella, pólvora, plomo, cuerda ; otros pertrechos que 
se llevaron , es en esta manera : 



byGooglc 



Armada de el mar Océano, de ques general don Fadrique 
de Toledo Osario. 



El galeón Nra. Se- 
ñora del Pilar y 
SaDliago, capitaat 
general de la ar' 
mada. 

La compañía dedoD 
(larcla del Castillo. 

La coinpañla de An- 
drés deCulillo.... 

La compañía de Bar- 
tolomé de Nieva. . 

De los tercios que 
Tan en la armada 
escogidos. . , . 

Gente de mar. 



El galeón San Nico- 
lás de Tolentino. 

La compañía de don 
Alfonso de Alen- 
caslre 

La compañía de To- 
más Inarte 

Laco(n[)an^ de Ait- 
dréa Diaz de Pran 
C8 

La de Lorenzo de 
Urbieta , 

Gente de mar. . 



2.400 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



NiVIOS. 


Gente d< 
guerrt j 


Pieu> d« 
irlllle- 
rl«. 


Peiole- 


PólWi 

Ouints 


PlDDIO. 

íiJnls. 


Cnerda. 

e«iñi<. 


Galeón Nuestra Se- 
ñora déla Vitoria. 

La compañía del go- 
bemaoor Francis- 
todeVallecilla... 

la de don Pedro de 


60 
» 

47 
87 


n 

24 
30 

20 


LUJO 

2.000 

2.126 
1.000 


160 

ISO 

300 
80 


23 

32 

40 

20 




La de Fabián de 




Gente de mar 






2Í6 


30 


Galeón la Santísima 
Trioidad. 

U compañía de Pe- 
dro de la Juste... 

La de Pedro Cefar. 

U de don Pedro 
Nuñea de VillaTi- 


36 
51 

100 

100 
60 




La de Juan Baptista 
Ponce de León... 
Gente de mar 






360 


26 


La urca San Salva- 
dor. 

la compañía de don 
lattin Carlos.... 

De ramos de otras 
compañías 

Gente de mar 


100 

80 
70 






250 


33 


La urca Enrique, 
de ramos de com- 
pañías 


80 
60 




wnle de mar 






140 


16 



byGooglc 



NAVIOS. 


Qtau d« 
gueiri 1 


Pluiidc 
iruila- 
rii. 


P«lote- 
rU. 


PAlTm. 


PlMllO. 

QuinU. 


Ciiarda. 


La urc» de San Pa- 
blo, de ramos de 
direrentes compa- 


70 
S4 


18 
18 

20 

16 

18 


800 

700 
8Í0 

600 
830 


80 
60 

70 

SO 
64 


18 

20 
25 

22 
30 




Geate de mar. 






124 


14 


La urca Rey David. 

De ramos...,. 

Gemedemar 


60 
S6 






116 


13 


La urca San Migue! 
el Turquino. 


«0 
63 




Gente de mar 






143 


13 


La urca Puerto Cris- 
tiano 

La compañía de don 
Luis de Aguiiar. . 

Gente de mar 


100 
70 






J70 


18 


Laurea Esperanza. 


80 
70 




Gente de mar. .... 






180 


m 




a.líl6 


269 


14.173 


1.474 


312 


279 



Hay en esta armada once bajeles gruesos, que Henea 
mili y seiscientos y setenta y siete soldados de infantería» 
y selecleotos y treinta y nueve personas de mar, que aoQ 
por lodos dos mili y quinieolos y diez y seis hombres, y 
llevan ducientas y sesenta y nueve piezas de arlUterfa de 
bronce, y catorce mili y cieoto y setenta y tres balas para 



byGooglc 



ellas, mili y coatrocientiw y seíenla y cuatro quinUles de 
IKilvora. irecieni.w y doce de plomo y ducieoiaa y selenta 
y Dueve de cuerda. 

Amada de el Estrecho de Gibraliar, de que es capitán ge- 
neral don Juan Fajardo de Guevara. 



El nieon Santiago 
deOIiae, capitana 
del Estrecho y tl- 
miíanla general de 
!a armada. 

La coaipañfa del 
naese de campo 
don Pedro Osorío. 

La del capitán An- 
drés Gómez Gui- 



jarro 

ú. de doQ Gregorio 

UsoD 

La de don' Diego 

BamirezdeHaro.. 
La de don Antonio 

Foster 

Gente de mar. 



Galeón Nuestra Se- 
ñora de el fioeario, 
almiranta del Es- 
trecho. 

La eosipañía de don 
JnandeOjeda.... 

La de don Alonso de 
Rocaful 

La de don Diegp de 



Gente de mar. . 



53 2.330| 200 



n,g,t,7.c'byGOOglC 



NAVIOS. 


«enlg de 

guírr. s 




rll. 


PilVOTi. 

Quinu. 


PIOPM. 

Quíiiti. 


Cunda. 


Kl fraleoD San Juan 
Baptista. 

La compañía de ita- 
lianos del capitao 
Jusepe Pecurlis... 

La 1I3 Cola Geróni- 
mu AreD» 

La (le Juan Oomiai- 


34 
44 

40 

26 
80 

224 


26 
20 

ÍO 


1.500 

i. 300 
1.400 


120 

100 

no 


20 
16 

18 




La de don Carlos 




Gente de mar 


22 


Galeón San Miguel. 
La compañía de don 
Juan de Chaves... 
La de Luis de Ye- 


40 

60 

&Q 
70 




La de doD Martin de 




Gente de mar 






220 


20 


Galeón San Pablo. 

La compañía de don 
Francisco Manuel 
de Aguilar 

La de Juan Paez 


80 

50 

■JO 
60 




La de don Rodrigo 
Godioez Brochero. 
Gente de mar 






260 


19 




1.490 


m 


9.970 


860 


124 


136 



Hay en osla armada cinco bajeles gruesos, que lieDen 
mili y novenln soldados de inronlerla, y ciialrocientas per- 
sonas de mar, (jue son por todos milt y cualrocicnlos y 



D,g,l,.9cbyGOOglC 



noveola Iiombres, y üevaa cienlo y cincuenta y odio pie- 
ziis de erlillería de bronce, y nueve mili y novecientas y 
seleuta balas para ella, ocliocientos y sesenta quintales de 
]H)lvora, cienlo y veinte y cuatro de plomo, y cienlo y 
treinta y seis de cuerda. 



Escuadra de Vizcaya, de ques general Hartín de Valleciíla, 
caballero de la orden de Santiago. 



NWIOS. 


gutrrt y 


pkanide 
irlina- 


PelDie- 

rli. 


P6W0T». 


Plomo. 


Cixtdi. 






tU. 




QmnU. 


Quiíiti. 


Quinu. 


£1 galeón San Juan 














Baptista, capitana. 














U compañfa de don 
JoanaeGaviria... 














420 












U de Matías Arias 














déla Torre 


49 












La de don Alonso 














de Tapia 


100 












U de don Alonso 














de.Moxica 


M 












Genle de mar 


90 


40 


2.800 


220 


80 






409 


30 


El galeón Santa Te- 






resa. 














U compañfa de don 














Enrique de Alagon. 
La de don Rodrigo 


120 
























Porlocairero 


68 












La de Agustio de 














Románico 


SO 












Geolede mar 


60 


24 


1.800 


140 


40 






598 


26 



byGooglc 





fitDtad* 


Pieiii de 


IdoU- 


Mlvara. 


PUn». 


CMrda. 


NAVIOS. 


(Mira I 


■nula- 


ri». 












ri». 




Quirtu, 


Qm'nu. 


Qwno. 


£1 galeón San Jostt. 














La compañía de el 
conde de Santaoge- 


























lo Valerio MormiTe, 














denapolitaDos.... 
La de áon Miguel de 


26 
























Pontecorvo 


34 












Betor de la Calche. 


39 












Leandro Costanzo.. 


2S 












Gente de mar 


80 


30 


4.500 


m 


« 






204 


20 


£1 galeón Ntra. Se- 






ñora de la Atalaya. 














LacompañmdeJuaa 














Martínez de Artia- 
















80 












Ladé'Felipe'MJiríi- 
nez de Cnavarrfa. 














60 












La de Diego Alvarez 














TrÍQcado 


70 












Gente de mar 


60 














S70 


22 


1.600 


ISO 


38 


34 




).Í8J 


)06 


Tmo 


630 


143 


100 



Hay eD esta escuadra cuatro bajeles gruesos, que tie- 
neo ockocieBlos y noventa y un soldados de ioranlerfa, y 
ducieolas y Dovenla personas de mar, que son por todos 
mil y ciento y ochenta y un hombre, y llevan ciento y 
seis piezas de artillería de bronce, siete mtll y cuatrocientas 
balas, seiscientos y treinta quintales de pólvora, ciento y 
cuarenta y tres de plomo y ciento de cuerda. 



byGooglc 



Etcaadra de tas Cttolro VÜlat , de qu9 es genertA den 
Praneitco de Ácevedo, caballera de la arden de Alcántara. 






Elg&I«Hi Ntra. Se- 
ñora de Atocha, 
pitaña. 

U compañía de don 
Prascisco PoQce de 
Leoa.. 

La de d<HL Anconio de 
Jdbit 

U de Martín de Lía- 



la de Joan BarboQ. 
Gente de mar 



SutanalaRealalmi' 
tanta. 

Don Joan de Orella- 
os, maese de cam- 
po, su compañía . . 

u de don Antonio 
de Lnna 

U de Dootingo de 
Kego 

Gente de mar. . 



26 3.000 160 



byGooglc 



NWiOS. 


G«DU! de 


Plftiide PHote- 


l'ólton. 


^Piorno. 


Caerd*. 


cucnt 1 


>TtÍll«- 


rli. 










niir. 


tU. 




Quinu. 


Qui'nU. 


Q„». 


El galeón Saa Joan 














de la Veracruz. 














La compañía de doo 














Juan de Hoyos.... 


70 












La de Marco Aure- 














lio Romano 


50 












Lado Juan Ful.... 


100 












Gente de mar 


60 


20 


4.500 


uo 


28 






280 


30 


Galeón San Pedro 






De la compañía de 














Gaspar de Carasa. 


50 












La de don Pedro Ve- 














les de Manzana... 


59 












La de don Felipe Por- 














tuondo 


SO 
64 


n 


1.300 


100 


20 




Gente de mar 






923 


M 


San Francisco. 






La compañia de don 














Diego Brochero.. 


60 












La de don Fernando 














de Marios 


90 












La de Gerónimo Ló- 














pez de Mendoza . 


SO 












La de don Gonzalo 














de Rojas 

La de Pedro Navar- 


44 
























ro 


94 












Gente de mar 


58 


24 


1.200 


M20 


26 






393 


24 



byGooglc 



NAVIOS. 


6»te dB 


Pl«u>de 
ris. ' 


Ptlolí- 


FóUoTi. 
Qui'nM. 


Plomo. ■, 
Quiní*. 


Caerdi. 
Quint,. 


SuU Calalim. 
Ucompañia de Lo- 
pe de Zmzo 

U de don Bernardo 
de Bustamanle . . . 
La de don Antonio 

Traucoso 

Genle de mar 


10 

86 

SI 
68 


29 


1.400 


«0 
8!0 


S2 

m 






276 

Tsis 


28 




164 


10.000 


m 



Hay ea esta escuadra seis bajeles gruesos, (]ue tienen 
mili y cuatrocientos y cuarenta y un soldados, y cuatro- 
eieatas y cuatro personas de mar , que son por todos mili y 
odiocieotos y cuarenta y cinco hombres , y llevan ciento y 
cincueata y cuatro piezas de artillería de bronce, diez 
mili balas para ella , ockocieDtos y veinte quintales de pól- 
vora, cieoto y setenta y dos de plomo . y oieolo y noventa 
y cuatro de cnerda. 



.byGooglc 



Escuadra de f^ápoles, cuyo general, Francisco de Ribera, 

del hábito de Santiago, quedó en España para ¡a guarda 

della con los navios que de ia armada del mar Océano, i» 

/a dal Estrecho y escuadras della se le señalaron. 



NAVIOS. 


GcBlede 


'írr- 


Pilóla 
rl«. 


P«lT4ta. 


Plomot 


Gaerd*. 




mir. 


ríi 




QuiatM. 


Qitinu. 


Qaint: 


El galeón la Concep- 














ción de la siempre 














Virgen María, ca- 




























La compaiíla de el 














capilan Diego Ros. 


130 












La de don Pedro de 














SanÜBtéban 


140 












La de don Sebastian 














Vazqaes 


89 












La de don Juan de 














Tarsis 


130 


. 60 


5.000 


400 


400 




Gente de mar 






sss 


900 


El galeón Ntra.Sra. 






de la Anunciación, 














almiranta. 














La compañía de Tor- 














recuso, maestro de 














campo de napolita- 














nos 


60 












La de Juan AÍüiiea 




Leonardis 


40 












Mario Landulfo.... 


36 












Frandsco Tobila... 


60 












JoaaPaderico 


50 












Manilofermoso 


32 












Juan Dominico Me- 














chero 


40 












Pedro Real 


34 












Gente de mar 


80 


54 


3.500 


300 


68 






433 


ioo 



byGooglc 



NAVIOS. 


gama ] 


rli. 


'S- 


PfilMM. 

Okííiís. 


PIOBO. 

Quínil, 


CB«rd>. 

QuinU. 


Piache el C¿rnien. 
De ramos escogidos. 
Gente de mar 


60 

40 


44 

16 


1.000 
1.300 


40 
Sí 


20 
18 






loo 


16 


PalacbeSaB Jorie. 
De nmos escogidos. 
Gealedemar 


70 
46 






<16 


Sí 




I.Í83 


<t4 


10.800 


775 


206 


338 



Hay eo esta escuadra cuatro bajeles gruesos que lie* 
neo ocbocieDk» y dovodU y siete soldados de iofanteria, 
y ducientas y ochenta y seis personas de mar, que soa 
por todos mil y cieoto y ochenta y tres hombres , que lle- 
van ciento y catorce piezas de arlilierla de bronce, diez 
mili y ochocientas ^alas para ella , seteeienloa y setenta 
y cinco quintales de pólvora , ducieotoa y seis de plomo, 
y trecieatoa y (reiols y odio de cuerda. 



byGooglc 



96 



Armada de Portugal, de que ei general don JUaauel dii Mt- 
neies, de la oden de Cristo. 



NAVIOS. 


Gente de 
guírr» 1 


Piíiude 

UUU*- 
lU. 


^•r- 


Quinís. 


PlMDO. 

Qi^nts. 


CMTd.. 

Q'iínU. 


El galeón Sao |Har- 
Uq, capitana de 
Porlugal. 

La compañía de don 
JnanTellode Me- 


m 

120 

150 


60 
30 


6.000 
2.500 


S50 
200 


60 
40 




La de Gonzalo de 




LadeSimoadeMas- 




Gen le de mar 






tm 


70 


El galeón Santana, 
almiranta. 

Lacompafifadelmae' 
se de campo don 
Francisco oe Al- 


100 
126 

112 

428 




La de Antonio Alva- 




La de don Sancho de 
Faro 




Gente de mar 






766 


30 



byGooglc 



natíos. 


Qmtt da 
euírri j 


Plnudt 

titlUc- 
lii. 


Ffllole- 
rli. 


rutmt. 
Quina. 


Plomo. 
Qui'/Kj. 

36 

30 
10 
12 


CuetJi. 
Qwnw, 


Gtleon San Josefe. 
U componía de don 

fiodriso Lobo 

De la £ Hannel do 

Morales 


490 

66 
80 


86 
24 


J.600 

Í.OOO 


180 

ISO 
30 




Gente de mar 






336 


3S 


B nleon Nuestra 
Señora de la Con- 
cepcioo. 

La compañía de el 
maesede campo An- 
Imio Huñoz Bar- 


136 

134 

70 




U compañía de don 
Alraro de Abran- 




De la de don Anto- 
nio de Uenesel. . . 
Gente de mar 






4<4 


26 


D naTto San Pedro. 
La compañía del ca- 
ntaa hanuel Días 

SeAndrada 

Gente de mar 


186 
30 






!ig 


16 l.OOO 


11 


U nrca Soldorado, 
apjlaoadeOporlo. 

Ucompañla de Tris- 
tan deniendD»... 

Gente de mar 


loo 

40 


18 


800 






140 


4» 



Tomo LV. 



byGooglc 



El navio Saa Martín. 
La compañía de el 
capitán Benito Dor- 



Navio San Juan. 
La couipañia de Ray 
Bárrelo de Mora 
Gente de mar... 



£1 navio San Lui>.. 
La cotnpafifa del ca- 

Silan Constantino 
z Meló 

Gente de mar. 



Navio San Aotooio. 
La compañía de Die- 
go Ferrcr.... 
Gente de mar . . 



Navio Saa Roque. 
La compañía de 
Gonzalo Lobo. . 
Gente de mar . . . 



Navio Sao Sebas- 

liao. 
Lacomfañíade Juan 

Casad*» 

Gente de mar.. 



PAItor». 
QuittU. < 



212 

100 



Í08 
30 



124 
38 



110 

20 

130 



104 

20 



.byGooglc 



natíos. 


Sano d« 


Plea*de 

■ir 


raatt- 

rii. 


PAImi. 


Plomo. 
Quinu. 


QuínU. 


MaTfo San Baitolo- 
né. 

U nmpañia de Do- 
miagos de la Cá- 


136 
16 


12 

14 

16 
U 

12 

46 


800 

600 

«0 
780 

8.410 

700 


u 

16 

121 
*t 

10 

11 


10 

12 

IS 
15 

8 

14 




Gealedemar 






Ui 


li 


NaTfo San Alberto. 
La canipanía de Do- 
mingosGil de Fon- 


154 

20 




tole de mar 






174 


10 


ElnavíoU Candad. 
U compañía del ca- 
oilan Lanzarote de 


136 
50 










186 


10 


NarioSaob Isabel. 
La comp. de Cris- 

«baicTabral 

Ceatedemar 


131 
18 






149 


11 


NiTlo San Maleo. 

Ub ramo de la com- 
pela del capitán 
Antonio Alrarez.. 

tole de mar 


70 
20 






90 


11 


Kailo El Barejon. 
U compañía de el 
apilan Diego de 


180 
30 




Gente de mar 






200 


8 



byGooglc 







100 










NAVIOS. 


Genio de 


Pleus de 

«tiUe- 

rie. 


Pelele. 
Jld. 


Púlron. 
Quinte. 


Plone. Cutriti. 
íítlííiíí. Qmtili- 


Navl» Sao Esteban. 
ta compañia del ca- 
pitán GregorioSna- 


<S4 


12 

14 

12 

16 


600 

1.000 
700 
600 


14 

14 

12 

10 


12 

10 
8 
9 




Geotedemar 






t-iO 


t« 


La urca el Perro Ca- 
aador. 

De raoH) de la coni- 
paola del capitán 
Manuel de Horays, 

Gente de mar 


60 
26 






86 


13 


urca el Grifo. 

De ramo de la com- 
pañfa de doo San- 
cho de Faro 

Gente de mar. 


SO 
30 






no 


i 


Urca San Juan. 

De ramo de la com- 
paüla de don Alva- 
ro de Abraochea.. 

Gente de mar 


80 
34 






il4 


', 




i.üs 


384 


24.820 


1.136 


3S2 


310 



Hay en esta armada veinte 7 dos bajeles que lieoen 
tres mili y quinientos y veinte y siete soldados de infante- 
ría portuguesa, y ochocientos y veíale y una personas de 
mar, que son por todos cuatro mili y trecientos y cuaren- 
ta y ocho hombres , y llevan trecientas y ochenta y cuairo 
piezas de artillería de bronce , veinte y cuatre mili y oclio- 
eientas y veinte balas para ella, mili y ciento y treinta y 



.byGooglc 



seis quintales de pólvora, Irecíeiilos y cincuenta y dos de 
plomo, y trecieotos y diez de cuerda. 

Sumario general de toda la armada. 



NiTIOS. 




GeDtfl ds 


Plelu de 


P.10». 


P*lY«l. 


Plom». 


Cnerd*. 






«rllH»- 












liOI. 


■»"■ 






QM'nU. 


Quinu. 


Quíntt. 


Iraada de el 
















mar Océano.. 


<( 


1.M 


» 


14. «3 


1.474 


31Í 


■S79 


Imada dellEs- 
































bnllir 


! 


I.W 


Vít 


9.97( 


860 


124 


136 


















Viicaya. 

Exgadiadelu 


•1 


1 («1 


M 


7.40t 


680 


143 


100 
















Cualro Villas. 


li 


1.84! 


191 


(O.OÍK 






194 


Escuadra de 
















Ñipóles 


i 


{.«te. 


lU 


lO.SM 




•m 


338 


AmadadePor- 
















M 


%! 


4.348 


384 


Í4.8S0 


1.136 


33S 


310 




Bí 


IS.566 


1.188 


77.163 


8.743 


1.308 


1.387 



Por manera que hay en la dicha armada , según parece 
por sMe somario, cincuenta y dos navios gruesos que lle- 
van doce mili y quinientas y sesenta y tres personas de 
guerra y mar , mili y ciento y ochenta y cinco piecas de 
artUlerta de bronce , setenta y siete mili ciento y sesenta y 
ires balas para ella, cinco mili setecientos y cuarenta y 
cinco quintales de pólvora , mili y trecientos y nueve da 
piorno, y mili y trecientos y cincuenta y siete de cuerda. 

Y demás de los dichos cincuenta y dos navios, van 
ciflco carabelas, dos tartanas marsellesas y cuatro pinazas 
vizcaínas, para servicio de la dicha armada. 



byGooglc 



tQ2 

Los entretenidos que van en la dicha armada, y ti meldo 
que gozan cada mes. 

Escndos 
que lieneil 
al mes. 



Don FraDciseo de Faro, caballera portugués. 100 

£1 Morgado de Olivera, caballero portugués. . 100 

Don Luis Cotinho, caballero portugués 100 

Doa Alvaro Peres de Losada. 100 

Capitán dea Juan GíroD de Cárdenas , de la or- 
den de Santiago 80 

El gobernador y sargento mayor Juan Vicencío 

Sao Feliche , 77 

Capitán don Cristóbal de Rojas y Sa,qdoval , de . 

la urden de Santiago '60 

Capitán don Pedro de Zúñiga 50 

Capitán y gobernador Luis Coscón 50 

Capitán Manuel Serrano 50 

Capitán don Terencio Suyne ........... 40 

Capitán Antonio Tranooso de Ulloa , de la or- 
den de Santiago 40 

Capitán don Nicolás Amalle 40 

Capitán Gíaés Felices 35 

Capitán Justo Beruat 33 

Capitán Juan Troyano de Alba 30 

Capitán Juan de Malos 30 

Capitán Martin de la Raondo 30 

Capitán Lázaro de Eguigureo 30 

Capitán Lúeas Guillen de Veas 50 

Capitán Josef Hurtado 30 



.byGooglc 



iOo 

Escudos 

que tienen 

al mes. 

Capifao doD Diego de Abilla 30 

Capitao don Agutitio tie Prado y Avila SO 

Capitán don Francisco de Lodosa y Andueza . 25 

Capitán don Olano Suybe. .- 25 

Capitán Pedro Cano Serrano 35 

CapiUn Juan Rodrigues de Caraargo 25 

Capitán Esteban Velez Rubio 25 

Capitán Alonso Esteban Aodríguez 35 

Capitán Juan Bernardino Arpone '. . 35 

Capitán Juan de Orozco 35 

Capitán Gaspar Conqueyro 35 

Capitán Domingo Alonso de la Maza 35 

Capitán dotí Jacinto de Quesada y Pigiteroa. . 35 

Capiien Juan Felicbe Eguidiche 35 

Alférez don Francisco de Sauturce Orozco ... 20 

Alférez don Josef de Sarabia 40 

Capilan. Rodrigo de Arteta 34 

Capilao doD Francisco Cortés 24 

Capitán diin Francisco de Aldarra 3i 

Capitán don Diego López de Maltea 21 

Capitán Domingo de Yurre 30 

Alférez Melchor de Aran» 20 

Alférez don Maeol Odríscol 30 

Capilao Antoulo Basilio 20 

Alférez don Alonso Manrique 20 

.Alféi-ez y sargento mayor don Ifiigo de Ángu- 
lo y Velasco 18 

Alférez don Juan de Herrera 20 

Alférez don Gaspar de MonsuSo 30 



n,g,t,7.cbyG00glc 



104 

Escados 

qae tienen 

al mes. 

Alférez Oliverio Cachaproluo SO 

Alférez Miguel ele ea Gómez 16 

Capitán Pedro de Lelre 15 

Gapilsn Juan Pérez de Zeta 12 

Capitán Alonso Rodríguez de Gisneros 15 

Alférez doD Pedro Diaz de Iba&ez 20 * 

Capitán Juan Garda de Otea Si 

Capitán Felipe del Haya * 25 

Capitán Martin de la Zarra S5 

Capitán Bartolomé de Buru 25 

Juan de Vargas Salazar 25 

Son por todos los entretenidos que hay en la dicha ar- 
mada, y fueron en la presente jomada, sesenta, como va 
diclio. 



Lag personas que se embarcaron por casnta de ¡a artüierla. 

Capitán Sebastian Granero, teniente general 

de la artillería de la armada] 70 

Contador Donato de Vitela 52 

Mayordomo de la artillería, Juan Saenz del 

Pontón 52 

Cabo de los artilleros de la armada , el capitán 

Jorje Colona ^ 25 

Alguacil Francisco Luis de Catabre 12 

Cincuenta y dos condestables de la artillería, 

para cada navio uno, su sueldo de cada 



byGooglc 



J05 

Escudos 

que tienen 

al mes. 

uno diez escudos 520 

Sobretlftve Jubd Orlíz de Vega 15 

Teoiente general de la artillería para el ejército 
de tierra , el capitán Pedro Cortea de Ar- 

meoteroa 70 

Cabo de los artilleros de campaOa, el oapitaa 

Diego Ruiz de Avendaño 25 

Dos alféreces por gentiles hombres de Is artille- 
ría, á quince escudos cada uno 30 

Cien artilleros de campafia á seis escudos cada 

uno 600 

IHei condestables para la artilleria de campafia. 100 
Joan de Oviedo, de la érJen de Uootesa, iage- 

Diere mayor , , 40 

0^ ingeniero ^ 25 

S«is herraros con sus oGcios á quince escudos. 00 

Cuatro armeros con sus aderezos 60 

Seis carpinteros oon sus herramientas 90 

Son por todos ciento y ochenta y cinco personas las 
de la arUlleria, advirtiendo que no se hace aquí mención 
de los artilleros de la armada , por ir contados coo la gen- 
te de mar della. 



byGooglc 



Gente del hospxtcd real. 

Cscudos 
4ue tienen 

. at mes. 

Aüniiiiislnidor general licenciado doD Ballassr 

de Urresli y LiaQo 59 

Prolom^dico el dolor Blanco 40 

Cirujano mayor Pedro Andrés deTamayo ... 40 

Giros tres dolores á treinta escudos 90 

Cuatro cirujanos á veinte escudos 80 

Cuatro barbnos 6 doce escudos 48 

Ocho enfermeros á seis escudos 48 

Dos boticarios á doce escudos S4 

Cuatro ayudantes de U'botíca á seis 84 

Cuatro curas & quince escudos 60 

Veinte padres de la orden de el beato Joan de Dios, 

que Se embarcaron para la cura de los enrermos por amor 

de Dios. 

SoQ cincuenta y dos personas las de el bospital real 
que fueron en la dicha jornada, y no se cuentan aquí los 
cirujanos de navios, porque entrnn con la gente de mar 
de cada uno. 



Ministros y oficiales dé la artiiada y ejército. 

Veedor general de la armada y ejército de tier- 
ra, FrancÍRco Bdlrao de Manurg» 0(> 

Proveedor general Diego dé la Rivabcrrera . . 53 



byGooglc 



407 

Escudos 

que tienen 

al mes. 

Aolooio (le QuíDcoees, contador de la .escuadra 

de Vizcaya, y comisario de maestras. ... 52 

Tomás de Aguirre, comisario de muestras. . . 20 

Loreozo Rubio d« Versara 35 

Francisco de Uallea . también comisario . i , . 25 

Domingo de la LlaDs, comisario 25 

Fraocisco de Aracliavalela 12 

Rodrigo de Salcedo 20 

Pagador Juao de Fueolee 4i 

Tenedor de bastimentos, el capitán Francis- 
co Luía 5i 

Alguacil real de It armada, tí alférez Luis Go> 

mez de HulrierDa 50 

Alguacil real del Estrecho* don Antonio de 

Raeza. , 35 

Capitán de la maestranza, Tomás de Laude* 

gorretB 40 

Otro capitán de la maestrauza , Gabriel de la 

Vega SO 

Carpintero mayor, Francisco Hierúninio. . , . 30 

Otro carpintero mayor, Antonio de Costa ... 85 

SoD diez y siete los ministros y oficiales arriba decla- 
rados, que van embarcados en la dicha armada. 



n,g,t,7.cbyG06glC 



IOS 

Ministros de ¡a audiencia. 

Escudos 

que tienen 

al roes. 

Auditor general de la aritiada y ejército, atipe- 
ñor á lodos los demás auditores, el liceo- 
ciado dun Gerónimo Quijada de Solórzano.. 60 

Auditor de la armada de et Estrecho, el licen- 
ciado Gerónimo González de León 50 

Auditor dr la armada de Portugal, licenciado 

Antonio Rodríguez de Figueredo 50 

Auditor del tercio del maesc de campo don Jaao 

de Orellana, el dotor Josephe Richemolton. 30 

Auditor de el tercio de el maeae de campo don 
Pedro Osorio , el licenciado Rodrigo Atoóse 
Fajardo 30 

Auditor del tercio del marqués de Torrecuso 
de Ndpolea, el licenciado Enrique Sanctiex. 30 

Escribano de et auditor geon'al. Bartolomé 
Rodríguez de Burgos. ' 16 

Otros cinco escríbanos, de cada auditor et su- 
yo, á doce escudos de sueldo cada uno . . 60 

Fiscal real, Miguel Brabo 13 

Siete alguaciles á diez escudos cada uuo. ... 7U 

Son veinte los ministros de la audiencia real , y jusga- 
lo de la real armada y ejército, como dicho es. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



Loa sacerdotes y religiosoé gve mn e» la annada. . 



Escudos 

que tienen 

al mes 



Licendado Unreslí, capellán mayor de la ar- 
mada 40 

El Bceaciado Nocito, capellaa mayor de la ar> 

mada de el Estrecho . . , 30 

El padre fray Pablo de la Estrella, de la orden 
de San Francisco * capellán mayor de ta 
armada de Portugal 30 

Capellán mayor del tercio de don Joan de Ore* 
llana, licenciado don Diego de Medrano. . 30 

Capellán mayor del tercio de don Pedro Oso- 
rio , Ucenciado Hernando Pérez 25 

Capellán mayor de la escuadra áe Vizcaya, li- 
cenciado JuBD de Samano S5 

Capellán mayor de la escuadra de Cuatro Vi- 
llas , licenciado Andrés de Hiera ...... S5 

Capdlan mayor del tercio del marqués de Tor* 
recosa , licenciado don Antonio Heo, ... 25 

Seis frailes franciscos á doce escudos 72 

Dos padres de la Compafifa S4 

De los cincuenta y dos navios de la armada, 
en cada uno un capellán con diez y siete 
escudos de sueldo al mes 884 

Son sesenta y ocho sacerdotes y religiosos los que van 
embarcados en la dicha armada en la forma que se lia 
dicho. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



IjOs tercios y capitanes que van en ¡a dicha armada. 



Escudos 

qne tieoen 

al me*. 



PeiJro Rodrigues SantisUbao , marqués de 
: Croprác), maese de campo geoeral de él 

ejército. 250 

E) capitaQ y sargento mayor Diego Ruiz, te- 
niente gecíeral y buarlet maestre general. |00 

Su ayudante el alférez AnioDio de Medina: . . 25 

Tercio dét maestre tfa campó don Juan de Oreílana. 

El dicho moesede campo don Juan de Orella- 

na, caballero de la ¿rden de Santiago. . . iíi 

CAPITANES. 

DoD FraDclsoo Ponce de León, de la orden de 

' Ateántara, oapitsn de arcabuceros 40 

Don Diego Brocero 40 

Don Pedro de Porras y Toledo, de la orden de 

Calatrava 40 

Don Rodrigo Porlocarrero -.....'. 40 

Andrés de Culillo 40 

Tomás de triarle 40 

Pedro de la Juste 1 . 40 

Andrés Diaz de Franca 40 

Lerenze d« Urbieta 40 

Don flertkaado de Martas y Por<wl. 40 

Don Marlin C&rlos de Meneos 40 



byGooglc 



111 

EsrndoR 

que tieaen 

al mes.' 

DoQ Juaa de Tarsifl, de la Orden de Santiago. 40 

Juan Baptista Ponce de León 40 

Juan de Casavante 40 

Lúeas de Rejas .< 40 

Don Rodrigo López de Trujillo 40 

DoD Antonio de Luna, de la orden de Santiago. 40 

Don Pedro NuBez de Villavieencio 40 

Don Alfonso de Alencaatre, hUjo del dtiqve dd 

Avero ' 40 

Don AntoDÍo de Tovar, de la Kelígim de San 

Joan. ... .. ., 40 

Bartolomé da Nieva. W 

Fabián de Ghanijt .. .. .. ..... 49 

Don Sebastian Vázquez Coronado . 40 

Uarco Aurelio Romano 40 - 

¿gustia de Románico 40 



Oficiales mayores de esUiferciv. 

Sargento mayor, el capitán Francisco de Hurga 

con sesenta y cinco esoadoa al me*. ... 6$ 

Ayudante don Pedro de Ayz. .......... 20 

Otro ayudanle Tomás de Sandoval 30 

Giro ayudante Simón Leyte. • •. • ■ 12 

Otro ayudante don Luis de Solomaytr. .... if 

Furriel miiyor et sargento Antonio de Oro. ... 1^ 

Capitán de campafia Juan Jaral \Í^ 

Tambor mayor Luis de Morales. ........ 13 



byGooglc 



119 

Tiene eslc tercio veinte y seis capitanes y ocho oficia- 
les mayores, que por todos son treinta y cuatro personas. 

Tercio del maese d» campo do» Pedro Otario. 



qae tienen 
al mes. 

El dicho maese de campo don Pedro Osorio. . H2 

CAPITANES. 

El capilaD Pedro César de Meoeses. ..,.,. 40 
Don García de et Castillo y Zúfiiga, de la 6t' 

den de Santiago 40 

Don Enrique de Alagon Pimentel 40 

Don Juan de Gaviria, de la orden de Santiago. 40 

Joan Jul. 40 

Don Pedro de Santisléban 40 

Don Felipe de Porluondo. 40 

Lope de Zuazo y Ortolazaga 40 

Gerónimo López de Mendoza 40 

Don Luis de Aguilar, de la Religión de San Juan. 40 

Don Gonzalo de Rojas 40 

Don Alonso de Tapia 40 

Juan Barbón 40 

Diego Alvares Trincado 40 

Don Antonio Trancoso 40 

Den Pedro Velez de Harzaría, de la orden de 

Santiago 40 

Don Alonso de Ganay Uoxica 40 

Don Juan de Ojeda, de la órdea de Santiago. 40 
Don Alonso de Rocaful , de la orden de San- 
tiago 40 



byGooglc 



H3 

que tieiieii 
al mes. 

DoD HarlÍD de Arres, de la orden de Calatrava. 40 

Don Juan de Chaves y Mendoza 40 

Luis de Yepes 40 

Don Diego de Espinosa 40 

Don Francisco de Aguitar, de la Religión de 

San Juan 40 

Don Antonio Fuater 40 

Don Diego Ramírez de Haro, de I» orden de 

Alcántara 40 

Don Rodrigo Godinez firochero 40 

[Kego Rodríguez 40 

Don Gregorio Lison '. 40 

Andrés Gómez Gijarrp 40 

JusD Paez Florían 40 

Oficiales mayores de ette tercio. 

Sargento mayor, el capitán don Juan Bitrian de 

ViamoDte, de la orden de Calatrava. ... 65 

Ayodaote, Andrés de Herrera 20 

Otro ayudante, FetixeTranaoso 20 

Otro ayudante, don Alvaro de Silva 12 

Otro ayudante, Andrés de la Vega t2 

Furriel mayor, Juan Gaspar 12 

Capitán de campaija, Amaro Rodríguez. ... 25 

Alambor mayor, Nicolás de los Reyes 12 

Tiene esta tercio treinta y dos capitanes y odio oficia- 
les mayores, que por lodos son cuarenta persoaas. 
Tomo LV. 8 



byGooglc 



Capitanes y oficiales mayores de la escuadra del Senario 
de Vizcaya. 



Escudos 

que tienen 

al mes. 



Güberosdor de la ÍDfaDteria de esta escuadra, 

el capilan Francisco de Vallecílla 40 

CapitaD don Uarlio de Orbea 40 

Juao Martínez de Artiaga 40 

Joan Mallas Arlas de la Torre 40 

Felipe Martínez de Cbavarrfa 48 

MartioOchoade Iturrebalcega. . 40 

Don Juan de Chaburu 40 

Oficiales mayores. 

Sargento mayor, Helcfaor de Arana 30 

Capitán de la artillería, don Pedro de Arbieta. 50 

Alguacitl real, Andrés de la Rosa 25 

Son diez por todos los capitanes y oficiales mtywes 
de la escuadra de Vizcaya. 

Capitanes y oficiales mayores de las Cuatro Vülas. ' 

Gobernador, don Juan de Hoyos , caballero de 
la orden de Santiago y capilan de infan- 
tería 40 

El capitán Martin de Llanos 40 - 

Domingo de Diego 40 



byGooglc 



115 

Escudos 

que tienen 

al mes. 

Gupar áe Carasa Pedraza 40 

Pedro Navarro 40 

DoD Bernardo de Buatamenle. 40 

Oficiales mayores. 

8»rgeQto mayor, don Fi-aocisoo de la Torre. . 30 

Aguacil real, Ambrosio deLegnzpl. 25 

Capitao do ia arlillerfa, Padro Buatamaitle. . . 50 

Sen nueve por todos los capitanes y oñeiales mayores ile 
b escuadra de Cuatro Villas. 

Tercio del marqués de Torrecttso, de napolitanos. 

El dicho maese de campo, nombrado don Car- 
los Caraciolo, del Consejo de Guerra de 

S. M H2 

El capilan Jusepe Curtie 40 

ColiGerfioimo Arena 40 

Juan Dominico Russo ' 40 

Don Carlos Dacia-. 40 

Don Miguel de Ponleoorvo 40 

Héctor de la Calche 40 

Leandro Costanzo 40 

lúa Andrea Leonardis. 40 

Mari» Uadulfu 4d 

Frandsco Tobila . . . . 40 



byGooglc 



118 

EscDdos 

que tieoea 

al mes ■ 

Gonzalo Lobo 40 

Diego Perrera (1) 40 

Don Rodrigo Lobo , de ia orden de Cristo. ... 40 

Gregorio Suarez 40 

Diego Barejon 40 

Oficiales manares deste tercio. 

Sargento mayor, el capitán Francisco Serrano. 65 

Ayudante, Alonso Rodríguez 20 

Ayudante, Francisco Mejía de Morales 20 

Tambor mayor, Juan Pereiro 12 

Tiene este tercio veinte capitanes y cuatro oficialea ma- 
yores, que por todos son veinte y cuatro personas. 

Capitaties de navíoi, que van en la dicha armada. 

DE LA VE EL HAR OCBANO. 

Don Gaspar Toquero 25 

Andrés de la Peña 25 

Antonio de la Raigada 25 

Santorum de Arecliaga 25 

Gonzalo de San Vicente 25 

Pedro de Zubiaur 25 

Pedro Juan 25 



(4) Al margen se l¿e; Le mataran ea el sitio. 



.byGooglc 



I 



DE LA DE EL ESTRECHO. 

Escudos 

que tieueo 

al mes. 

El capitán Pedro de Omeliche 25 

Fraocisoo de Medrano 25 

Diego Ruiz 25 

JtilisD de Goizueta 25 

DE LA ESCUADBA DE VIZCATA. 

Martio Pérez de Zabala 25 

DoD Juao de Cbaburu 25 

DE LA ESCUADRA DE NAP0Le:3. 

Filiberto Denlichi 30 

Lorenzo de EsqaÍDobio 25 

Don Jubo de Vera 25 

Ambrosio de la Vega 25 

AUHADA DB POBTUfiAL. 

Luis Alvarez 25 

Benito Luis. . .^ 25 

Andrés López , 25 

Juao de Abreu 25 

Pedro Fernaodez 25 

Amaro López 25 

Lorenzo Alvaro ; . . 25 



byGooglc 



Son veiDlG y cinco persona)) los susodichos capitanes de 
mar. Y lodos junios los entretenidos, los niinisfros de la 
«rlilleria y el liospilal, los ministros y oficiales de la arma- 
da y ejército, la audiencia, los sacerdotes y religiosoa, los 
capitanes de infantería de los cinco tercios y escuadras di- 
clias, y asimismo tos capitanes de navios y demás perso- 
nas referidas arriba, hacen y suman quinientas y setenta y 
siete plazas con los sueldos en sus asientos sefialados, como 
dicho es. 

Los bastimenlos qwe se-lievaron. 

La armada que, como va dicho, se aparejó en Cádiz, 
embarcó toda la mayor copia de bastimentos que los na- 
vios pudieron llevar para el sustento de la armada y ejér- 
cito, y lo que se lleva es lo siguiente: 

Ba stimentos. 

Primeramente, treinta y nueve mili y 
quinientos y treinta y anco quintales de 
bizcocho ordinario 39.535 

Cuatro mili y quinientas pipas de vino de 
Jerez y Málaga , cada pipa de á veinte 
y siete arrobas y media 4.500 

Tres mili y ducientos y setenta y ocho 

quintales de tocino de Flándea 3.S78 

Mili y ducientos quintales de queso de 
Cerdefia, en ciento y veinte y tres pipas. 1 .200 

Mili y trecientos quintales de garbanzos . 1.300 

Dos mili y quinientos de pescado baca- 
llao 2.500 

Trecientas pigus de vinagre fuerte .... 300 



byGooglc 



Ba stimentos. 

Diez y seis luil) arrobas de aceite de Sevi- 
lla, en Ireiola ,y dos mili botijas de 

barro 16.000 

Seu mili y cuatrocieolas pipas para agua- 
da 6.400 

SeteDta y seis naill y ocliocienlos arcos de 

literro 6.800 

Dos mili quintales de harina de trigo. . . 2.000 

Lo qm se llevó de Lisboa. 

Seis mili y quioienlos quinlales de biz- 
cocho. 6.500 

Dog rolll y quiflieotas pipas de vino de 

Lamego 3.500 

Dos mili quinlales de tocino 2.000 

Cuatrocientosy ochenta quinlales dequeso. 480 

Nill quintales de arroz i.OOO 

Oehocieotos y cuareala quintales de gar- 
banzos 840 

Mil! y quinienlos de bacallao 1.500 

Gieolo ciocueola pipas de vinagre i50 

Doce mili arrobas de aceile 12.000 

Cuatro mili pipas de agua 4.000 

Dcbocienfos quintales de heñna de Irígo . 800 

Dietas para el hospital. 

Trecientos y sesenta carneros vivos . . . 360 

Dos mili y setecientas y veinte gallinas. . 2.720 

Mili pavos 1.000 



byGooglc 



IS3 

Bastimenlos. 



DueieDtos quinUles de pasas de sol ... . 300 

Ciento y doce de almendras J12 

Gientoylreiolaquiotalesdeciruelas pasas. 130 

Treinta quintales de azúcar 30 

Ocliocienlos quínUles de bizcocho blanco. 800 
Veinte y cinco quintales de todas conser- 
vas 25 

Mili y seiscientos jergones i .600 

Otros tantos colchones 1.600 

Seis mili sotanas 6.000 

Cuatro mili almohadas 4.000 

Dos mili mantas y todos tos demás adhe- 

renles. 2.000 



La artUleria, municionet, armas y períreehot que te ¡le- 
wütan de retpeto. 

Mili y ducientosbarrilles de pólvora. . . . 1.200 

Seiscientos y setenta quintales de cuerda. 670 

Mili y quinientas picas 1.500 

Dos mili arcabucea 2.000 

Mili y seiscientos mosquetes 1 .600 

Ochocientos y cincuenta quíntales de ba- 
tas de plomo, de mosquete y arca* 

buz 850 

Diez y siete mili y novecientas tablas para 

reparos y otros servicios de el campo.. 17.900 

Novecientas y cincuenta viguetas 950 

Tres mili y ochocientas piezas de herra- 
mienta para gastadores 3.800 



n,g,t,7.cbyG00glc 



125 

Basti me ntos. 
Trecientas y seseóla mazas de palo para 

biDCar estacas 300 

Hill y ochocientos mangos de tierramiea- 

tas 1.800 

Catorce mili espuertas de esparto 14.000 

Trecientas escalas de á oebo pasos cada 

una . 300 

Cebo mitl roocbilaa para llevar comida los 

saldados 8.000. 

Mili y ducietitas liacbas de velas de cera. 1.200 
Ochocientas y veinte hachas de corlar, 

aceradas 820 

Tres mili y ocbodenlas y setenta y dnco 

palas de hierro 3.870 

Dos mili y ochocientas y setebta y nueve 

azadai 2.879 

Hill y seiscientos y cuarenta y nueve aza- 

dcuies ;...!... 1.649 

Treraenlos y veinte y ocho i4cos 328 

Noventa y seis pica martillos 96 

CnareDta y nueve escodas 49 

Oobrata y seis cufias de hierro 86 

Ocho hojas de hierro de ocho arrobas. . . 8 

Treinta palancas de hierro 30 

Dos mili palancas de madera. , 2.000 

Seis mili y docienlos y treinta astiles de 

respeto 6.330 

Trescientos y once cuños de madera para 

asestar el artillería en la batería. ... 311 
Cinco cabritas para encabalgar y desen- 
cabalgar la artillería 5 



byGooglc 



124 

Bastimentos. 

Doce ejes de hierro para alzar las piezas 

con la polea 1^ 

Cinco poleas de cabrias coa dos roldanas 

de metal en cada una 5 

Cuarenta y cinco qulDtales de elavazoo de 
todos suertes para servicio de la arti- 
llería. 45 

Ocho caSones de batir de á cincuenta quin- 
tales con sus encabalgameatos nuevos. 8 

Veinte mili balas de todas suertes de respeto 

para ellas (1) 30.000 

Esta es la armada, ejército, artílleri», armas, muni- 
ciones, bastimentos y pertrechos que S. U. manda juntar 
para esta jomada en Cádiz y Lisboa, como va diefao; y se- 
guramente se puede decir fué en ella la mas lucida gente 
de EspaSa y la flor de la milicia della, y así se ha beeho 
tan parlicular mención de todo para algunos gustos que 
teniéndole de leer este libro considerarán el grande apa- 
rato, laberinto y máquina que es menester para una jor- 
nada de estas, cualquier que sea, especial ¿ata donde ya 
se aventuraba tanta reputación de nuestra parte, que sicm- 

(V Al margen te lee: Adviértase que además de estas cosas 
lieTaban de respeto cada navio muchas áncoras, jarcias, cables, 
brea, estopa, alquitrán y azufre y grasa para su apre&U), adobío 
y carena, y tres esquipazones de velas para si se lompieseo con 
lormenta algunas, como sucede cada día. Esto costó mochos du- 
cados ¿ S. U. como lo demás referido, y se pone aquí psra la con^ 
sideraciOB de lo que cuesta una gruesa armada oon todos sus ad- 
herentcs, (|ue es cuatro veces mas que al enemigo cueilan las 
suyas. 



byGooglc 



125 
pre que coovíDíera mayor resto, le liabia de liaber liasla 
acabar cod efelo Ó cod morir. 

Tardóse, par mucha príesa que se dieron, eo las care- 
nas y adobios de los navios y laa demás cosas dichas qae 
se previnierao los meses de agosto, setiembre, otubre y 
noviembre, y eo aguardar algunas compañías que venían 
marchando, y estando ya todu á punto aguardando tiem- 
po, don Fadrique de Toledo coo el grave peso y cuidado 
que le daba verse ya para salir con su armada de el puer- 
to, por vía de buen gobierno y para tener recogida la gen* 
le para no perderle si viniese bueno, mandó echar bando, 
pena de la vida, ae embarcasen todos, y estándolo ya, io- 
vk) á cada navio las instrucciones y órdenes que diré en el 
capitulo siguiente, para que viniesen á noticia de todos. - 



CAPITULO VIII. 

Be las fawtnia«l»itcs y tíj^enes ^ae distrilmyA 

étm Fadri^ae de Toledo por la amada Antea de 

pairtlr de Cádla * 1." de diciembre de 16«4. 

Ihn Fairiqaa de Toledo Osorio , marqués de Villanueva 

ie Vaidueia, capitán general de la real armada y ^ireú 

10 (fe el mor Océano y de la gente de guerra de él reino 

de Portugal por el rey nuestro señor, elcí 

Para que con el favor de Dios Nuestro Señor en la pre* 
lente jt^nada se proceda con acierto, y el fin principal de 
SD. sanio servicio se consiga, y en el de S. H. se enca- 
minen los erectos que se desean en general y en particular, 
K gaardaráo las órdenes siguientes : 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



128 

dispare pieza , que entonces se volverán & cita á <Iar razoa 
de lo que hubieren visto. 

Tendrán parljcutar cuidado los ofldales de la iuf&nteria 
coa que al poner del sol se han da apagar loa fogoaes, y no lia 
de quedar en todo el navio mas lumbre eocendida que la. 
de la bitácora y bandera , sin que en esto se exceda por 
ningún respeto, sí no fuere en caso de tormenta ó de ene- 
migos, ó de otro peligro semejante y precisa necesidad, 
y las veces que coaviniere bajar con lumbre debajo de la 
escotilla , ora sea de noclie 6 de dia, ha de ir un soldado de 
posta con la persona que la llevare, con la sabiduría de 
los oficiales de la compañía que estuvieren de guardia. 

Cuando la copitana biciere otro bordo, tirará una pie- 
za y pondrá dos faroles de los ordinarios, uno á medía jar- 
cia de el árbol mayor, y otro en la proa, para que todos 
bagan lo mismo , poniendo ellos csda uno farol en popa 
basta que se hayan mareado las velas y puesto en la der- 
rota de la capitana, y en poniendo un gallardete ó bsn-: 
dera en el uno de los penóles de la mayor , todos los navios 
se pasarán de la banda donde estuviese el gallardete , y de 
noche si se pusiere una lanteroa , será lo mismo que la 
bandera de día. 

Poniéndose la capitana de mar eo través, tirará una 
pieza y encenderá un farol en la gavia mayor, demás de 
los ordinarios, y responderán los demás navios, cada uno 
con el suyo, basta que tomen todos las velas, porque en 
tal caso ios ban de apagar; y cuando la capitana quiera 
dar velas tirará una pieza para que todos hagan lo mismo. 

Si se perdiere de vista la capitana de noche con algu- 

, na cerrazón, mal tiempo ó escurídsd , encenderán todo? 

farol para que se vean unes á otros, y sigan la misma 

derrota que se llevare, y no hallándola seguirán á la atmi- 



byGooglc 



129 
nnta real hasta loparia ó entrar en la Bahia de Todos San-: 
los, donde la lisllaran ó la podrin aguardar que llegue. - 

Caaado la capilaaa encendiere farol en la gavia , y no 
(inre pieu, que será en alguinaa noches obscuras ó torineu- 
toosas, corresponderán todos los navios, cada uno ooq el 
HIJO, y todo cl tiempo que la capilana le tuviere en la di- 
cha gavia los tendrán enceodidüs, y seguirán la derrota 
que traían si uo se tes disparare pieza, y en quitándole la 
Npitana liarán ellos lo mismo. 

Poniendo una bandera junto á los faroles será sefial 
pira que todos los pataches y navios lijeros vengan á ha- 
blar een la capilana. 

Dando ca^a algún navio, aunque se conozca ?er de ami* 
go», BO le alargarán -hasta que venga á hablar á la capita- 
Da, sin hacerle ningún daño, sino sacarle el maestre y me* 
lerleeD su navio con los recados y papeles que tuviere. 

Ed cada cuarto el eabo de la guardia ha de ir con el 
edabteá visitar las bombas, y basa de tener mucha cueur 
la con los sunchos y morteretes y tachuelas de bombas, que 
estén en p.*" guardadas y guarnidas desde luego, dos guar- 
Bimienlos para cada bomba. 

Ningún aavio de noche, ni de dia, pase delante de la 
eapítasa, ni se ponga de barlovento della, si no tuviere or- 
den expresa para ello ó en caso de necesidad. 

£1 capitán y piloto tendrán especial cuidado de hahior 
cida dia á la capitana y lomar el nombre, viniendo con 
Arden y dándose lugar loa unos á los otros sin embarazurse; 
; si DO pudieren tomar el nombre por alguna ocasión 6 
líempo forzoso, guardarán el que se les hubiere dado pon 
«crito. 

Si algún galeón 6 cualquier navio, haeieudo viaje, barn 
loare con otro, de manera que alguno de los dos reciba 
Tomo LV. a 



byGooglc 



130 
éaRo, el piloto culpado pague el dafio, demás que seri puei* 
lo en prisión y castigado conforme mereciere. 

Si la capitana quisiere dar fondo de noche ea alguna 
balita ó puerto, pondré fanal en la gavia de el trinquete, y 
euando vieren esta seDal los demás navios irán á surgir 
cerca de la capitana, donde no puedan embaraxar la entra* 
da de los otros, y ningún capitán consienta ir ninguna 
chalupa á tierra sin expresa licencia mía. 

Si algún navio rompiere algún árliol ó verga, 6 desapa< 
rejsre, ó tuviere otra necesidad fonosa de noclie, tirará una 
pieza y pondrá un farol en la popa y otro en la proa, para 
que Be entienda que está desaparejado, y el que mas cerca 
tuviere, le vayaá socorrer; y si la necesidad fuere mucha, 
tirará dos piezas las mayores que tuviere, y siendo de dia 
tirará una pieza y amainará todas las velas. 

Después de lo referido, se les advierte como cosa mas 
necesaria é importante á los pilotos y capitanes de los di- 
chos navios, que no se derroten ni aparten de la capitana 
so pena de traidores en que desde luego condeno al que se 
derrotare, y como tales serán castigados en persona y bie- 
nes, sin admitir disculpa alguna; y si el capitán de infan- 
teria, que estuviere en el navio, diere ocasión á que se der- 
roleo 6 otra persona alguna, incurra eo la misma pena. 

£n ¡at oea$i<mes de pelear te advierte y ordena ¡o si- 
guiente: 

En- poniéndose la capitana el estandarte real en la cua- 
dra ó una Qámula «o la verga de gavia de la banda de es* 
tribor, y tirando dos piezas, será sedal de batalla, para que 
lodos los navios se pongan en ella sin embarazarse unos á 
otros, advirliendo que si el enemigo quisiere pelear coo 



byGooglc 



131 
mcspHtflft como navio de mas fuerza, le lia áp. ¡ibonliir 
h capitana real, y asi do se ha de embarazar ninguno ntro 
en ealo; pero en caso que huya, le abordaré el que mas 
presto pudiere, porque se supone que si e! enemigo aguar* 
da á dar batalla ha de tener mas número de nuvios qii« 
Desoíros, y asi seria inconveniente sin mas que con un na- 
vio de tos nuestros se embarazase con oíros ile los auyofl 
tendrán por orden de no abordar dos A uno sino que cada 
DDO aborde al suyo, procurando embarazar toa mayores 
mt los que también lo seon de los nuestros, y que en cada 
navio vayan' aeRalados treinta soldados, y doce miirineros 
de toa de mas satisfacción, para que estos solos salten en el 
del enemigo y no mas número, asi por la confusión que 
ddlo suele resultar tomo porque si otros bajetes cargasen 
lobre el auestro y la gente d« d mismo á quien se abor- 
áaso qaisiesa por otra parle melene en él, lo liallea con la 
defensa y guarda ttecesaría, y que no se aventure de una 
va todo el reste. 

De la gente que , como está dicho, ha de sallar en el 
utIo de el enemigo bao de llevar los veinte soldados ar- 
eabaces, por ser mas manejables que los mosquetes; k» 
Htm diez, k» cuales dellos e^das y rodelas si las hubie- 
re, y los aeia picas y medias picas en lugar de las rodelas, 
ti 00 tas hay, y tos doce marineros bao de llevar sus espa- 
du con algunas rodelas á medias picas, y los seis deilos,, 
htchas ó terrados grandes para cortar la jarcia y desapa- 
rejar el navio, esto es, eo que sean tantos que eonvenga. 
desembarazarnos de unos, para acudir á otros, dcj&odo- 
loi desaparejados |)ara que no puedan en aquel medio 
bar. 

Goníonne al número de los soldados y marineros que 
hirtñeie en cada navio se repartirán entre los c8|Htaaes de 



byGooglc 



132 
mar y tierra los puestos, como queda dicho, advirtieodo qoe 
se lia de reservar una tercia parte de la infantería, tenién- 
dola debajo de cubierta hasta que sea neeesario reliacer lo 
de arriba, asi por los que pelearen cuando estén cansados, 
como porque hayan faltado algunos, y de esta atañera sa 
conservan mrjor y haya gente de refresco para acudir si 
apretare lu necesidad. 

Porque de las cosas de ta mar consiste el punto princi- 
pal' ei^ ganar el barlovento al enemigo que es A lo que se 
ha de atender haciendo las mayores diligeaelas posibles, no 
se podrá dar forma partíoular para la que se ha de detener 
en la batalla, mas de qae si el enemigo huyere, le siga y 
alcance el que mas presto pudiere llegar á él, en tanto que 
la capitana no se atravesare ó mudare do rota, tirando 
pieza de recoger; pero si el enemigo hidere rostro ha de ir 
siguiendo la capitana ña pasarle delante ni ponerse á su 
barlovento, guardando ]os lugares, respecto y correspoodeD- 
cia que se debe i la almiranta real, capitaaos y aJmirantas 
de escuadras. 
- ' Sí subcediere con temporal, dando eiza á navios de 
enemigos, apartarse de la capitana rea) todos los de la ar- 
mada, seguirán el estandarte de la almíranta real, y lo mis- 
mo lian de hacer las capitanas y almirantas, asi de eseua* 
dras de la armada como las de Portugal, Indias Orientales 
y Occidentales, sio reservar ninguna en conformidad de lo 
que S. M. tiene dispuesto y mandado por su fmI cédula de 
33 de otubre de 624, de que se podía hacer presentaeioo á 
quien dudare de su cumplimiento. 

Por experiencia se ha visto que escaramuzando desde 
fuera con el artillería , nos tiene el enemigo la misma 
ventaja que nosotros le tenemos llegando i las manos coa 
él, y así se ha de procurar no dar las cargas hasta que se 



byGooglc 



133 

est¿ lan cercí que con la mosc|uelería se alcance á hacer 
dtfio, y que en dando la primera carga se pueda abordar 
sin agoardar la segunda, y esto eumpltrio precisamente. 

Para la guarda de la pólvora se (randrán las personas 
de mas salkfaeion para que can laa prevenciones y recato 
que conyÍDÍere lo vaya andando metida en sus gu&rda-car- 
itiehos, teniendo cuenta con los números detlo», para que 
waa h» que se pidieren, y cuando se iiayan de rehinehir 
los frascos esté una porta en la escotilla para que no baje 
eoD ellos ninguno de los que andan escaramuzando, sino 
qw la misma porta los tome dellos y los dé á los de la 
pavera. 

EA tal puesto donde se ha de r^artir la dicha pólvora 
DO sea éa parte que por la escotilla se pueda caer alguna 
eealella, ni baya botafuegos de la artillería, por ser este el 
mayor peligro y á que roas se -debe atender. 

Con d arlilleria, demás de los condestaUes y artilleros, 
ie han de repartir personas particulares para que asistan al 
caídado y manejo delta , á loa cuales ordene que todos los 
catres y demás cosas que hicieren embarazo i la diclM ar- 
ülieria los zafen, y siendo necesario los eclien á la mar sin 
lapectar ni reservar á nadie. 

Por las desórdenes que se han visto, conviene que des- 
pues de baber repartido los puestos, asi de sobre cubierta 
como de abajo, y señalado ta gente que lia de estar en ellos 
j saltar en los navios de los enemigos, se pongan postas 
CD las eseotilhis para que con muclio rigor no dejen salir ni 
Iwjar á nadie sino fueren á los oficiales que llevaren órde- 
nes ó al que tuviere licencia expresa para ello. 

Por los daSos que se sueleo hacer con las bombas de 
fuego y otros instrumentos tendrán sobre cubierta y deba* 
jodeUa algunas medias pipas llenas de agua y muchos ca- 



byGooglc 



43i 

potes y pedszoB de velas vicjaB raetidas.eQ las díolias'prpas 
[tara acudir eon filas á apagar el fuego j caalidad de bal* 
des para el mismo efeeto. 

Los ealafales y carpinteros tendrán prevenidos taragos 
de palo, planchas de plomo, tablas de pino yestopada para 
tapar los balazos que se dieren, y que el calafate tenga su 
balso prevenido para ai fuere necesario bajar á lomar algu- 
no debajo dfl la agua, y ansimisino prevenidos estoperolesi 
martillos y haclias para lo que se ofreciere. 

El condestable de la artillería leodrA reoooocidaí y 
apartadas las balas que cada pieza ha menester, en puesto 
que fl<e hallen muy á la mano, y hechos cantidad de cartu- 
chos, laoos, laiiteruas, dados de punta de .diamiéoto y da 
cadena, espeques, palanquetas, angelones, pieade'cabray 
\m demás pertrechos necesarios para la dicha artillería, y 
repartidos las artilleros en las piezas que han dé servir. 

Los cabos de escuadras tendrAo cuidado de cobrar de 
el maestre una docena de balas para cada soldado, asf de 
mosquete como de arcabuz . las cuales se les eotregafán y 
barAa que las ajusten á sus mosquetes y pongan en sus 
bolsas para el dia de la ocasión. Y porque conviene que en 
mas cantidad estén ajustadas tas dichas balee, el dicho 
maestre entregara por cuenta dos ó tres barriles á tos eaboa 
de escuadras para que hagan que los soldados las limpien y 
ajusten A sus arcabuces y mosquetes, y hecho las vuelvan á 
entregar por la misma cuenta á los maestrea. 

Tendrán cuidado de entregar el arpeo de aferrar i per- 
sona que dé buena cuenta de él, y será bien se pongan bo- 
zas á las entenas repartiendo marineros diligeoles á oads 
gavia para que -desde alü acudan á las necesidades, y lo 
mismo hagan en señalar hombres de mucho recato para el 
gobierno de el limón. 



.byGooglc 



i5~> 

Demás (le todo lo dictio, bao oliligndo todos las ocasio- 
DM que por oueslroa pecados ee han visto, i que se advier* 
ta y dealare que en las que se ofrecieren con enemigos, no 
10 li« de excusar ci espitan de inranterla, ni el de mar con 
tis ranistoneB el uuo del otro, si alguno le tuviere, porquo 
en -dejindose de liacer el efecto que canvienere y eaUtn 
<Migado», serAn arabos castigados con igual rigor, pues no 
se ba de creer que si hubiere flojedad ó falta de ánimo no 
lo pudo remediar el capitán de la mfahierla, teniendo la 
mayor fuerza para usar de las diligencias que convengan 
al servicio de S. M. 

En caso que por tormenta 6 otro forzoso acaeciroieato 
algunos oavfos se apartaren de ia capitana real encontrán- 
dose con la almiranta, la han de seguir y obedecer de la 
niima manera quo la. capitana; y ai se encontraren algu- 
no de los dicbos navios donde no se baile la díoba capitana 
t almiranta real , se ha de entender que hallándose entre 
etloB galeón de S. M., le han de seguir, y no te habiendo al 
navio donde fuere embarcado el capitán de mar maS an- 
tigoo, y esta misma orden corra entre los galeones de 
S. H. si se encontrare mas que uno. 

Hubo et alio pasado mucho descuido en encul»ir las 
luces erdioarias que se llevaren encendidas, navegando de 
Doche, esto en navios de guerra, que es mal parecido y tie> 
oe inconyeoientes, y así conviene que Jiaya mucbo cuida- 
do en que no se eche de ver ninguna luz fuera de los fa- 
nales cuando se encendieren en el discurso de esta presen- 
te jornada, entendiíndose que cuando la real encendiere 
tres faroles, cada uno encenderá el suyo. 

A niogun navio se ha de empezar i dar caza, mientras 
viniere de nuestro bordo, pues cuanto mas se viniere acer- 



.b;Googlc 



Í36 

cándese, será mejor; pero en víraoclo enlónces será líempo 
de ir sobre él. 

los navios que no alcanzaren á U rea), aunque ella 
oTerre velas, nd las han ellos de aferrar, antes darlas hss- 
la alcanzarla, y eo estando con ella podrán aegaír sos 
faenas. 

Si la real encendiese un farol de correr sobre el farol 
ordinario, yendo de noche á la vela, aera señal de que lar- 
ga mas velas para que los navios lo entiendan y bagao lo 
mismo sin perder tiempo juntamente con la real, y oo se 
queden atrás. 

Lo demás que aquí no puede ir advertido se remite á su 
buena discreción y valor, y que tengan particular cuidado 
de seguir do día y de nocbe el estandarte y farol de la real, 
de manera que en cualquier tiempo ó suceso nos hallemos 
prestos, teniendo tal amistad que correspondan loa unos 
con los otros que parezcan hermanea, ni al tiempo de el 
pelear, ni de venir & tomar el nombre, dándose en esto lu- 
gar el que mejor pudiere al otro. 

Todo lo aqui contenido cumplan y guarden so pena de 
la desgracia de S. M., y otras penas á mi arbitrio reserva* 
das, demás de las expresadas en esta mí orden instrucción. 
Dada en la capitana real ¿ I ." del mes de setiembre de 
1634, surta en esta bahia de Cádiz. — Don Padrique de 
Toledo OsorÍo.~Por mandado de S. E., don JosefdeSara- 
bia y Ugarle, secretario. 



byGooglc 



CAPÍTULO IX. 



C*BÉ* salieron lus armadas de Lisbaa y Cádix A 

Jnaiarae en las Islas de Cabo- Verde, f lo tgae 

hasta allí pasó. 



Dadas Us Ardeaes referidas, pagada y embarcada la 
gente, & primero de diciembre salid del puerto ; rio de Lis* 
bot U armada portuguesa, despachando á C&diz no correo 
para que dos Fadri()ae lo supiese , y & cuatro de declem- 
bre despachó doD Fadrique una carabela al general don 
UaDuel de Meoeses con ¿rden que oavegase quioientas le^ 
gus i Cabo- Verde , donde eu la isla de Santiago darla finí' 
do y «guardarla que llegase él con el demás rwto , y se- 
gairia la derrota. En cumi^iiniento de esta Arden prosi- 
gnié el dicho don Manad su navegación con malos tiem- 
pos, y tuvo en et golfo de las Yeguas con que se le derro* 
tó un navio. Reconoció las Canarias á diez y seis de do- 
eiembre y pasó & las islas de Cabo- Verde, donde en la isla 
de el Hayo, usa de ellas, se le perdió el galeón La Concep* 
eioB, eo que iba embarcado el maestro de campo Anto- 
nio UuOíi Barreto. Ahogáronse ciento y cuarenta hombres; 
los demis escaparon en la isla á nado. Salvóse la artillería 
y perdióse todo lo demás , en que había muchas oosm de 
valar, bastimentos , etc. , con lo cual llegó ¿ dar fondo á 
la ida de Saotiago de Cabo Verde , víspera de Navidad del 
^bo afio de seicientos veinte y cuatro, donde quedó aguar* 
daado llegase don Fadrique de Toledo. 

Hallándose todo lo de Cádiz con el cuidado y solicitud 



byGooglc 



138 

dicho , y prevenido á los cuatro de dcciemlire , do fué Dios 
servido de damoa viento, que su Divina Uajealad muohas 
ve«8 ataja los jusos y disinios en estas) ocasionei para mas 
bien y mejor satoo. A cinco del dicho se embarcó don Fa> 
^drique de Toledo, y levó dos ¿ncoras para coa el primero 
tiempo partir. Estuvo siete días embarcado , pero erapeo* 
rose el viento, aguardóse la conjunción de luaa, que M 
A doce; estúvose firme el mal tiempo todo el mes; viraroB 
tas áncoras los navios y quedáronse sobre un Térro aguar* 
dando mejor viento. A diez y siete vine d duque de Fer- 
nandina, capitán general de las gateras de Espalia, á des- 
pedirse de su hermano don Fadrique de Toledo, ouetiro 
general, y hizo un poco de viento , pero no seguro; y esta 
misma noolie si hubiera salido la armada, corrió tan graa 
tormenta que sin duda se perdiere ó derrotara. En suma» 
después de pasado lo dicho de cuarenta días de embar- 
cación del general y de la domas gente, y otras ioGollu 
diligencias, que por ser prolijo se obscurecen, á los cal(Htw 
de enero del aQo siguiente de mil seiscientos veinte y cinco, 
dia de San Félix mártir, que de razón prometió el día fe- 
Uxclsímo subceso, fué la postrera pieza de leva que ae dis* 
paró martes, devoción que tiene el general don Fadrique, 
no como otros por necio agüero, fúndase en que nació en el 
tal día la Virgen Santísima , Madre de Dios, nuestro SeBor 
iesucfisto nuestro Salvador y Redentor, y aaimiano el es- 
tandarte y guien , debajo de cuyo amparo fuimos militando. 
Es su nombre de la Pura y Limpia Coace|>cion de e^ altl«- 
ma Señora , sacratísima emperatriz y reina de los ángeles, 
á cuya instancia el papa Urbano VUI movido i piedad de 
las miserias y trabajos á que nuestros pecados nos traen en 
Cita vida, como clemeotEsimo padre abriendo los tesoros 
de au potestad nos concedió un grandísimo jubileo , absuel- 



byGooglc 



<39 
t«s á culpas y á pena eo tiempo que por ser el de el efio 
santo prohibe y anula lodos los demás. Salimos de la ba- 
bte de Cádiz el dicho día con viento Nordeste, y á la ayu- 
ds da las galeras de España di^arando mucha arlillerlft 
sn respuesta de la toa que nos saludaron las galeras al des- 
pedirse y los baluartes de la ciudad de GdJiz, que á este 
tiempo estaban coronados de toda la gente de la ciudad: 
esle dia nos alargamos del puerto y costas de España, y las 
perdimos de vista miércoles quince de enero , y jueves diez 
y aois hobo buen tiempo , y nos batíamos cincuennta y dos 
leguas da Cádiz. Este dia á laa diez de la noche se nos 
nudA el viento y nos hizo mal tiempo basta viernes veinte 
y euatro quo vcAvió buen viento , con que navegamos has* 
ta veíate y nueve del dicho enero, que fué á tos catorce 
diss que salimos de Cádiz, y descubrimos las Canarias y 
la Punta de Tenerife, tan soberbia que rompile bu altura oon 
•1 ci^. Pasamos estas islas, á Dios gracias, sio peligro, 
y i treinta del dicho el galeón San Joser de la escuadra de 
Víscaya, entendió irse A pique haciendo agua. Remedia 
nuestro Señor con atajar el daño, conociendo de do procedía 
y riTorecifadonos con vientos prósperos andando por cada 
singtadara de veinte y> cuatro horas cuarenta leguas. A 
euatro de febrero y k veinte y un dia que salimos de Cádií, 
favorecidos de su misericordia, por la tarde se descubrie- 
reo las islas de Cabo- Verde , que al parecer y primer vista 
se dijeran mpjor de Cabo-Seco ¡ur su agosto é infruetosl- 
dad. Fulmonos acercando á poco mas de dos tiras de mos- 
qoetea de la isla de Santiago, y cansó grandísimo conten* 
te ver también dispuesta el armada tan cerca de tierra , y 
ñn faltar navio sino el galeón San Juan de la Veracrui. 
que con orden se habla quedado con unn tartana en las Ca> 
Barias á temar lengua, [(» cuales vinieroo dentro de doi 



byGooglc 



140 

(lias. Este mismo dia por la larde, con el favor de Dios , y 
á quien se deben las gracias de lodn, eutramos en ti puer< 
lo de la ciudad é isla de Santiago, donde estaba el armada 
ie Portugal aguardándonos cuarenta dias liabia. El rego- 
cijo y el contento que liubo generalmente fué superior y 
exlraordinario. Fué nuestra armada siguiendo su eapitana 
general , y entrando con el orden y concierto que se aoos* 
tumbra abatieron la capitana y almiraota de Portugal sus 
estandartes eu conocimiento de inferiores por espacio de 
tiempo, disparando cinco piezas.- Respondió la Real con 
tres, y luego las almirantas, y por su orden las dos ar- 
madas, que fué cosa de ver, sin embarazarse ni suceder 
cosa que ofendiese. Viéronse aquella oocbe tos generales, 
y á otro día en sus capitanas fué don Fadríque á la de Por- 
tugal , grande galeón , llevando consigo gente muy parti- 
cular y lucida. Recibiéronle con grande salva, raüsioa da 
trompetas y chirimfas, y ¿ la vuelta lleraudo oonsigo al 
general don Manuel de Meneses y al maestro de campo doo 
Francisco do Almeyda, su almirante, al conde da Vímioso, 
eonde de Sao Juan , don Alfonso de Alenoastre , conde de 
Taroea , y á Tristan de Mendoza que á su costa traia uo 
uavk) y compafiia de ínfunterfa, ilon Alfonso de Norofia, 
caballero de muebas partes y gallarda dispusicion. Se biso 
oon ellos la misma fiesta y cortesía , agasajándolos con su 
diacreoion don Fadríque conio en las tales ocasiones impor- 
ta. Seguían á su general gran cosa de íidulgos, títulos 7 
caballeros lucidos de galas, tanto que decían no haber que- 
dado en Portugal ñdalgos, porque todos veoian en estanca- 
sien deleitosa. Fuá la vista de cinco días que se estuvo en 
Us dichas islas determinando el viaje y haciendo aguada, 
de que ya algunos navios venían faltos. Hubo aqui conse- 
jo de guara de todos los generales, y don Fadríque mos- 



.byGooglc 



441 

(tA Iu órdenes del rey que tenia para ser supremo en todo 
i Io4oa. Dispúsose Ja derrota que se debía de llevar, y 
dióle* doo Fadrique á los porlugitésea las «edenes é ina- 
trudoo arriba dicha para su buen gobieroo, y mejor en- 
teaderse unos con olroa, baeíéndonos ¿ todos ua cuerpo y 
con na mismo aobierno. 



CAPÍTULO X. 



C«aaa salieron de Cabo-Verde» llegoa A la liaea 

c^alnoeelal j posan á. la Bahía de Todos Santos 

en salvamento. 



A nueve de febrero, domiago de Carnealolejadas, viooel 
goberoadior de las islas Vascoocelos á visitar á don Fadrí- 
^, al ciiat se te ieslejd mucho por ser persona de calidad 
y de macho agasajo en su casa. A los once de febrero» nár* 
tes, se disparó A leva. Recogida toda la gente, pues es oior* 
te no falló hombre tii se quedó en estas partes, salimos de 
el puerto de Santiago, con favorable viento, que nos conÜ' 
MÓ-oineo dias; pero ¿ las cien leguas se fud disminuyendo 
y esto de aguardar cada dia ¿ los navios Eorreros y ser 
fnxoio, es grao pena y perder tiempo, donde tanto era me* 
, Betler adelantarle; cargaron isacesibles calores, poco ó mu- 
cbo, gracias á Nuestro SeOor, do fal taba viento. Diaparó una 
pina ta Real, ¿ los diez y odio de febrero, por muerta de sa 
«apiUD Andrea de Gutillo, de que hubo general sentimiento 
por aer graa marinero y de mucha experiencia. En San 
^icMs mivió el capitán Juan Pérez de Ucléa. Los tres dias 
úguieDtes hubo calmas mortales en cuatro fiados de la 



byGooglc 



U2 

equinoccial, con grnndcs retámpogoa y truenos tremondoi: 
temiéroiise algunoi sguaceroa que en ealas parles wn pe- 
ligrosbimos como adetanlfl padecimos dellos coa edmaa, 
Iruenofl y borrascas y á una hora de viento eo favor mu- 
chas de contrario, aunque siendo recio, hicimos viaje ro< 
deando para llegar á la línea. Sábado prim»^ día de mansoi 
dia de el Ángel de la Guarda, que siempre nos gufe como 
protector i verdadero camino con dia melancólico se aquie- 
tó el viento, y el domingo hubo grandlaimos aguacen». 
Otro dia mirtes, dos favoreció Dios con buen viento y pa- 
samos la linea, deseando este pasaje como si fuera Ue^ la 
vista i ver alguna cosa de delicia siendo ella imaginada, 
procedió de esto un viento Norte con borrascas, aunque en 
favor nuestro, lloviendo todo el dia sin cesar hasta la no- 
che que calmó y resultaron calmas de cuatro dias, hasta 
que á los diez nos proveyó Dios Nuestro SeSor de vieolaeo 
favor, el cual se fuá »empre mejorando, & onoe de el moa. 
el sol encima perpendicularmenle, dimos al fin coa los vien- 
(01 generales que en aquel paraje se esperaban, muy con- 
tentos, cansados y afligidos de verse en una maquinaria 
lao poderosa á beneplácilo de durar las dieliaa calmas^ y 
por nuestros pecados en pinitos de muchos trabajos i do re- 
mediarlo la misericordia soberana, siendo lo que sa conai-. 
gue causa suya y tan propia, considere el advertido letor 
de todas catas menudencias, haciendo un cuerpo quien 
hace estos viajes y pasa estos trabajos, los sobresaltos, afii< 
dones y desdichas que pasará, pues aun los que tienen al- 
gunas comodidades padecep con iolersion, de donde me 
desengafio que los soldados de las armadas de la catiüca 
majestad de el rey nuestro sefior, es acertado tengan re- 
muneración de sus servicios en ella, en conaidaracioa de 
h) referido y de otras infinitas cosas, porque la piseini y- 



byGooglc 



faslúlscion de las embarcüciones, Irato é iacomodídad y 
persecuciones de (an diversos animales y satiaDdijast es 
cosa asquerosa é inMifríble, y esto riendo iaipoHtble reme* 
diario y pobre del que coge debajo de esoolilla. Al flo vot- 
vÍBfido i mi discurso á trece de marzo se le quebpá el maste* 
loo de gavia mayor i la capitana de Ñapóles; quilÓBoe en 
el iolerin que se remedió algún viaje por do poder usar de 
lodis velas el día del gloríoso San Josef, dos hallamos en 
wce ^dos de altura de la banda de el Sur, de toa trece 
qoe Ibanaoa á btiscu- donde estaba la Bahía. Prosiguió el 
viento favoreciéndoDOB hasta los veinte y dos que Ifovió la 
Mohe, y resultó calma; pero por la mañana nos le ToIvÍ<> 
cumplido, esperando tierra por momentos; mas negáronse 
algunos días de calma que dos desconsolaron mucho, por* 
que come el viaje se alargaba roas de lo que se pensó no 
le excusaba la pesadumbre, y parUcularmeole habien- 
do alguna variedad enlre los pilotos, que los haHa excelen* 
les. A los veinte y siete de marzo, jueves Santo, obrít Is 
misericprdla de la Divina Providencia con que ctescubrids&i 
nos tierra de el Brasil ,'la cosa mas deseada y joya mas 
preci(Ha que el afligido y tímido navegante aguarda des* 
pon de sus naufragios, poniendo en esto solo toda su feH- 
ddad para dar gracias al qoe te puso en salvamento. Vier- 
nes Sanio refrescó el viento y se fuó llegando la armada í 
la tierra, puestas las naos en forma de guerra, con sus pa* 
voadas y toda prevención. Despachó este dia don Fadri- 
qm de seia leguas i la mar en una chalupa al capitán Jo- 
sef Hartado, que fué y vino el mismo dia i la tierra con 
wevasdequed enemigo estaba en la tierra muy de a^en* 
lo án sospechas de lo que le venia buscando: que el obis* - 
po don IfAreos de Tejera había muerto, y para mejor ínlbr*' 
fflartriljo cartas á S. B. del capitán mayor don Praneíseo 



byGooglc 



de Moara, por dond^ ae supo las rorlifleaciooes y abrígof 
que leniao en la ciudad y cuan fuera estsliao 'de que S. M. 
inviarn tan gruesa armada como U.que preseate veían, y 
que leoia el enemigo diez y seis navfos buenos y bíea «- 
Diados y otros tantos desarmados de los que Iiabian faeche 
de presas, y oíAo que.andaban fuera haciendo presas. Ale* 
gróse-con todo goio don Fadrique de esta nueva, y por el 
consiguiente todos, los demis, liallándose con valer para 
ejercitar el castigo de tan grandes enemigos de Dkii y d« 
BU Iglesia, Sábado Sanio al cabo de seteota y eaalrodkn 
de viaje con alguna canildad de gente amerta de enferme- 
dadea eu él, nos llegó Dios á dar, loado, media tegua da la 
booA de la fiahls. que no se pudo entrar hasta la tarde por 
falta de viento. Víase dentro de Ja Bahía dos navios del 
enemigo á la vela con muelios gallardetes, tirando piezas 
de arUllerla al aire: luego vinieron ocho barcas grandes con 
dos velas latinas, con gente de guerra portngueaa de la 
tierra, á ver la armada y dar el bienvenido A los generales 
y demás personas della. Estuvo la armada dado fondoaqul 
cuatro horas hasta que se levantó vieuto fresco eoii que 
poder entrar. TÍr6 pieza don Fadriquo y todos levaron fer- 
ros y con grande alborozo, armas en manos, la íufanleria y 
la artillería fuera, alista y A punto entró la armada dentro 
de la Bahía adornada de sus estandartes, flimulas y ga- 
llardetes, y la real y- almiranta real y capitana de Portugal 
con estandartes reales de damasco de Ja advocación arriba 
dldia, ocupando todo el distrito de la Babia en.-ferma de 
media Ituia, puestos ea batalla, que fueron menester (odoa 
los aavtos que venían en la armada para sitiarla por mt «o- 
ehura y |[rendeza de siete leguas. Tomó el costado deraeho 
el general Uarlin de Vallecitla, con su capitana de Visca* 
y«, y «1 izquierdo el geocsral don Francisco de kotnáo 



byGooglc 



145 
OM n eapitaDü de Cuatro Villas, coa los, ■áamhs en balallA 
y las capiUnas y almíraotas en tos fondos y metilos fondost 
Ciaiinóse hasla llegar á Uro de caSoo de los navios y fuer- 
leí de et enemigo, donde dieron fondo todos, haciendo du' 
Mebe dilígenlisima guardia con clialupas (pte llegaban- 
muy cerca del para que no se liiciese movimiento en sii« 
Mvk» quo no se le entendiese. Visto eslo por el enemigo 
DO le pareoió bien que él sí [ludiera ya bien se escapara, y 
el no lo haber hedió antes cuando se apareció el Juévea 
Sanio nuestra armada, fué por entender que eia socorro 
iuya que le estaban aguardnndo, que llegó después ya do 
, como se dirá. 



CAPÍTULO XI. 



Kvhasc la gente en tierra^ pónese el «itlo en la 

«Indadf hace salida el enemti^o A SanB4^nlitl, y 

los mnei'tos y heridos qne finbo. 



La DOcbQ deeste día de Sábado Santo después de ha- 
ber dado fondo en la Balda, como seba dicho, se juntó con- 
sejo de guerra en la capítnna real , donde se acordó y dar 
It^miiió que el sargento mayor Pranciaco de Murga Tufiac 
el dia de Patena de Resurreocion por la mafiana & recono- 
cer y ver el desembarcadero y terreno, y luego este día |>or 
la tarde y el lúoea siguiente salló toda la gente en tierra 
eata playa de San Antonio, una legua de In ciudad, que 
loé la parte por donde desembarcó el enemigo: muy mal 
aleluya fu¿ por él nuestra vista, pues era íorzosu tan gi'an 
laenulte le altera*. Asegurábannos el paso y dosembarca- 
dtro las compañías de portugueses de la (ierra ¡ pero toda 
Tomo LV. 10 



byGooglc 



14€ 

la seguridad y buen suceso se le debe á Dios y á que no 
permitió que el enemigo tuviese mas gente. Estando ya 
desembarcada la infanlerla toda de los cineo tercios arribl 
dichos, que se señaló para estar en tierra, todos con sus 
mochilas y botas con ración de pan, vino y tocino para 
cuatro diasen el ínterin que se desembarcaban los dem&s 
bastimentos, el lunes al amanecer empezaron á subir la 
eminencia de los monlaBas hasta lo alto, cerca de la ciu- 
dad, cuatro compañías de arcabuceros de los capitanes don 
Pedro de Santisléban , don Enrique de Alagon, don Diego 
Ramírez de Haro y don Diego de Espinosa, llegaron haslA 
la ermita de San Pedro, asolada de cl enemigo, pasaron 
cerca de unas casas donde se sospechó tenia emboscada, 
y el maestro de campo general y su teniente y Juan de 
Oviedo, de el hábito de Montesa, ingeniero, con arcabuce- 
ros reconocieron como estababan desiertas, y cl modo como 
se pudiesen arrimar & tomar los puestos. Este dia se vol- 
vieron á retirar estas dichas compafilas á la ermita dicha 
de San Pedro , donde había llegado ya don Fadrique con 
toda ta demás infantería donde hicieron alto, y este mismo 
día por ta larde fué Su Excelencia con el gobernador Luis 
Coscón y arcabuceros ¿ reconccer las fortiScaciones de cl 
enemigo c6n grandísimo valor, aclo de muy gran soltlado; 
y el tercero día de Pascua antes de el dia pasé el maestro 
de campo don Juan de Orellana con dos mili hombree cas- 
tellanos, y el maestro de oamfw Antonio Mtíñh Borrett) coa 
su tercio de portugueses al cuartel de e! Carmen : sitio que 
se señaló el general para su persona y corle, convenio des- 
truido por los propios enemigos. El propio día por la ma- 
fiana tomaron las colnpaDlas de arcabuceros de el tereio de 
don Pedro Oaorio un puesto de vanguai'dia juiílo á tas di- 
chas casas y al convento de San Benito Ifue alH yacía des- 
truido, al paso de los de los dem&s, y al costado izquierdo el 



byGooglc 



147 

nuestro de campo general y su cuartel. Unas casas ijue es- 
taban eateras y oubiarlas trataron de señalar mas en rcirn^ 
guarita frente de banderas, ordenando el maestro de oa(n<^ 
podón Pedio Osorio que ocupaba, como va dicho, con 
sa tercio aquel puesto, fuesen á recoooeer y ocupar la 
iglesin y conveoto de Sao Benito, al alférez Damián de 
Vega y al alférez don Francisco de Alderete, los cuales lo 
bteieron á sallsfacion; y al dicho Damián de Vega ordena 
doD Pedro Osorio se quedase en d puesto aquella noclie 
ODB veinte hombres, con orden que pusiere sus postas y la 
vigilaacia necesaria, y que si el enemigo saliese con golpe 
de gente tocase arma y se retirase y defendiese en la igle- 
sa, asistiendo á todo esto el teniente de maese de campo 
general Diego Ruis; y esta misma ooclte trataron el dicho 
dan Pedro Osorio y el teniente forti&carse coa trincheras 
junto aquel puesto: dejóse para otro dia. para reconocer 
mejor la dispusicion de la tierra. Prevínose el dicho alférez 
Vega cerrando cuatro puertas que tenia la iglesia, porque 
el enemigo do le cortase, que era muy fácill, 6 reconocer 
la poca gente que tenia, dejando abierta sola la principal 
y dos ventanas colaterales que tenia á los dos lados para 
pelear* ofensor y recibir socorro. Está este puesto de San 
Benito en una eminencia á tiro de mosquete de la ciudad 
j i caballero delta , cosa perniciosísima para el enemigo y 
muy ventajosa para nosotros. Quedaron aqui en esta emi- 
neocia los tercios de los maestros de campo don Pedro Oso- 
río, de espa&oles, el de don Francisco de Almeida, de por- 
tugoeses* y el de don Carlos Caracholo, marqués de Torre- 
cuso, de napolitanos. Rabia en todos los dichos tres tordos 
dos mili y quinientos infantes que quedaron A cargo del 
marqués deCropani, maeae de campo general del ejército. 
La demás gente que desembarcó, como va dicho, pasó al 
«Atveoto del Carmen con don Fadrique, que escogió este 



.byGOQglC 



148 
piieslo para su corle, Eílá en otra eminencia de donde .«e 
señorea tnda la ciudad, y enlre estos dos pueslos viene it 
ealar la ciudad. Aquí se empezaron luego á abrir tríneliC' 
ras y Ins denús Forlificaclones que dejo de decir, en cuan- 
to digo como desamparó el enemigo tres fuertes que tenia 
ocupados cu la marina algo distantes de la ciudad, cuyos 
nombres son el de Tapnjipe, el del Agua de los Meníno:>. y 
el de San Antonio; estos dio don Fadrique en guarda el 
primero, á Pedro Arias, castellano que era dé), el segundo 
á don Juan Girón de Cárdenas y el otro al capitán Alonso 
Rodríguez, y luego empezaron ¿ desembarcar los niinislroa 
y oliciates y ac empezaron á desembarcar la arllllerla y 
municiones, los bastimentos y demás cosas, y so metió en 
almacenes de tablas que para ello se bicieron, de donde en 
cnrros de bueyes se subia con comodidad & los cunrtules lo 
necesario, trabajando en esto mucbo todos los ministros á 
quien tocaba la provisión dello. 

Puesto el sitio á ta ciudad en la forma dicha, tratando 
los nuestros de fortifícarsc en los diclios puestos, conside* 
rado atentamente por el enemigo que á todo se hallaba 
con atención notando nuestros dlsinios, el dia tercero de 
Pascua, miércoles á dos de abril, á las diez d^ el dia, \t\7Jt. 
una salida emboscado en el muclio boscaje y maleza que 
habla, tocando a) arma en el cuartel de el maustro de caní*. 
po general, y escaramuzando con silencio por la parle de 
San Benito con cuatrocientos y mas hombres por las dos 
partes, divididos en dos mangas, acometiendo á la iglesia 
dicha con gente de todas naciones, franceses, alemanes, 
ingleses y holandeses, efecto propio suyo para reconocer en 
et punto que estaba nuestro ejército. Duró mas de una 
hora la escaramuza, haciendo instancia de empoderarse 
otra vez de la iglesia y convento; pero el dicho alférez Vega, 
como soldado advertido, acudió ^ sus obligaciones como á 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



U9 
lodos es notorio, defendiendo el imcsloquc tnnló im|iorlabi), 
aunque de ventanas, puertas y tejados con artillería y mos- 
quetería, no dejaron cosa en su ser; nialAronle dos hom- 
bres jrle liiriernn tres, y no desisliendo el enemigo de su 
desinio el maestro de CDm¡io iloii Pedro Osorio temiendo no 
se empoderasen de la iglesia y de) dicho convento por la 
(lOca gente que tenia consigo el díctio alférez Damián de 
Vega, Iu3 embistió ^alerosttmente con la compañía del capí- 
ün don Enrique de Alagoa de su tercio, acudiendo In de 
don Pedro de Sanlistélun y la de don Diego Ramírez de 
Haro. Socorrió la iglesia el dicho maestro de cam¡u), y ha- 
tlindosfl empeñado haciendo retirar los enemigos, parecién- 
dole que los podia degollar cerró con ellos con mas valor 
que discípUna militar, y el enemigo ipie no deseaba otra 
cosa, con cautela ae fuó retirando, y dando iu carga á 
los nuestros hasta <]ce los sacó á parle que se descubriesen 
ia la ciudad donde tenían en las murallas caballeros y 
terraplenes, asestada mucha orlíUerla y mosi|ueler(a á pun- 
ta. A este tiempo los nuestros iban cargando y el enemigo 
retirándose mas que de puso hasta meterse deliajo lie su 
muralla, habiéndolos seguido los nuestras Iiasta allí y lue- 
go ellos y los que estaban en las murallas prevenidos em- 
pezaron é darnos gruesas y incesables cargas de artille- 
ría y mosquetería. Hirieron de muerte al dicho maestro 
de campo dun Pedro Osorio que no vivió mas de dos ho- 
ris, muerte muy sentida, y ansiinismo salieron muy mal 
heridos loa cuatro capitanes de arcabuceros, aqiii los tres 
y <loD Diego de Espinosa, en el cuartel del maestro de 
«aiopo general otros particulares caballeros y soldados. 
Ed este tiem|H) el dicho maestro de campo general con 
w teniente y el sargento mayor don Juan Bitríau con 
mucho valor y esfuerzo retiraron ni enemigo con las 
compañías que alU se hallaron de los capitanes dou Fran- 



byGooglc 



150 
cÍ5ca Manuel de Aguilar, don Alonso de Gana y Mojiea y d 
dicho don Diego de Espinosa con gente de la anya» siendo 
alli muertos lo? dichos don Franeiíco y don Alonso, salieii' 
do malherido el ayudante Francisco Feyxó acudiendo á 
sus obHgw^nes. En este tiempo el capitán que ha sido de 
caballos, don Alvaro Pérez de Losada, y el oapílandoa 
Diego de Avila, don Francisco de Faro y don Luis Co- 
tinlio acudieron con mucho esfuerzo y valor. Halláronn al 
socorro de el maestro de campo general el capitán Pedro 
César de Meneses, y el capitán don Juan de Gavina y el ca- 
pitán Juan Jul, como valerosos caballeros escaramuzando 
con inestimable valor hasta hacer retirar los enemigos por 
n(]uella parte. Los que embistieron por la parle de San Be- 
nito con el capitán don Enrique de Atagon, son los siguieD- 
tes: el capitán don Nicolás Amalle, don Diego de Guzman, 
que por ser el primero que midió el chuzo con el enemigo, 
don Fndrique le hizo merced de la compafifa del capitán 
don Alonso de Gana, saliendo herido de un mosquetazo, el 
capitán don Francisco Cortes, don Francisco de Sand<>va), 
muy animoso caballero, el capitán Domingo Alonso de la 
Maza, el capitán don Tereocio Suyne, el sargento mayor 
don Iñigo de Ángulo, el teniente Lorenzo de Barrlonuevo, 
que por lo bien que anduvo don Fadrique le hizo merced 
de la compa&la que Vacó por muerte del capitán don Frao- 
cisco Manuel de Aguilar, el alférez don Francisco de AI— 
derele, el alférez don Francisco Espinóla, el alférea Ra- 
fael de Cárcamo, el alférez don Francisco Natera, el al- 
férez Andrada, don Gonzalo de Arroyo Santistéban y el 
sargento Martin de Sorrobia , y de las otras compaSías, 
el general don Marcos de Figueroa Vallecillo, don Pedro 
Kuiz de Aguayo, don Francisco de Carbajal, don Anto- 
nio de los Ríos, don Diego Manrique, el alférez Juan de 
TorreManca, el alférez don Diego Caballero, el alférec 



byGooglc 



151 
ia^TL Vázquez, que este día asisUó á muchas cosas de el ser- 
vióode S. Bf., y olraa personas de mucha oonsideracion, y 
cD parltcalar el capitán Luis de Ye|;Kfl, embistió y asisliii 
roo gn^de esfuerzo sustentando puestos de muabs tmpor* 
tiacia coa g^nte hasta hacer retirara! eoen)igí^,.y después 
recoge^ndo mucha que anotaba desmandada coa orden de el 
mae^o de campo general se retiró á San Benito. Y aosi- 
uismo el capitán don Pedro Velez de Marzana con su alf¿* 
Kt Felipe de Garnica ocupó este día una. puerta de los jar* 
ilines del convenio con cantidad de gente, y en las demás 
ocasiones con mucho vQlor, loa capitanes don Harttn de 
Arres y Narvaez y Juan de Ojeda que acudiecon al socorro. 
Acudió el maestro de campo general al remedio que era 
necesario por alguna turbación que entre la gente liabia 
iDindado retirar á Sao Benito toda la gente restante y & 
m cuartel para rehacerse, dejando hombres de considera- 
cioB en las avenidas y á la puerta de el cercado al aUérez 
doD FVonci^co de Alderete con alguna gente por lo que po- 
dia suboeder. La3 personas que se aeñalaron de la parte de 
el oaostro de .campo general liasla que se retiró el enemi- 
go fnerpn don Feliz de Avellaneda, el alférez don Juan de 
Aogub, el alférez don Pedro Bítrian, el alférez don Pedro 
de Mfdraiio, que salió con dos heridas, el alférez don Bal- 
tasar de Rivadeiieira, el alférez don Juan de Isunza, don 
FrancisQo de Hervas, don Antonio de Frios. el alférez don 
Juan de Velaeqo, el alférez Herrera, el alférez Navarrete 
con otjros valientes soldados. Siendo de nuestra parte los 
[Ruerlos y Iieridos los siguientes: el maestro de campo don 
Pedro O^ior el capitán don Francisco Manuel de Agullar, 
de l« orden de San Juan, el capitán don Pedro Santistéban, 
doa Alonso de Gana y Mojíca, el capitán don Diego de Es- 
|)ÍMsa, el alférez don Juan de Torreblanca, don Diego Mau- 
Tiqucyotros sesenta y cinco soldados muertos de todas coni> 



byGooglc 



152 

rinñfas: los heridos, el cnpíiaD doD Enrique de Alagon'n" 
itienlel, el capilan doa Diego Ramírez de Haro, don Diego 
de GuzñiBD, el alférez dou Pedro de Mcdrano y oíros no* 
venia saldados hendos; y de el enemigo alguna cantidad. 
La muerle de lodos estos valerosos caballeros fii¿ may aen- 
tida, y en particular la del maestro de campo don Pedro 
Osorio por ser un gallardo caballero, dotado de muchas 
buenas partes y de importancia para el servicio de S. SI. 



CAPÍTULO XI>. 



Ikc lo que «úbceditf en iodo el «Itio basto %ae 
trató el rnemIg;o de rendirse. 



Tratóse ei jueves siguiente tres de abrill de fortificarse 
rn los puestos que se liabian ocupado con algunos trinche» 
roiies , y se puso eu ejecución para atajar el paso al enemi- 
go si quisiese intentar otra salida. En San fienilo temó 
el costado derecho el maestro de campo don Franosco de 
Almeyda, y el izquierdo á la mar et marqués de Torrecuso 
con sus napolitanos, y el tercio de el difunto don Pedro 
Osorio en batalla, figurándose frente de banderas, j fbrtí- 
ficAndose cada uno en su puesto. En et Carmen se hizo 
lo mismo, y luego empezó la infantería á hacer fejiíia, y 
los ingenieros á sefialar las plateformas que se empeearoa 
luego, no se descuidando en abrir Irínoheraa y hacer las 
demás fortificaciones necesarias con mucha solicitad yeut- 
(liido. Desvelándose el enemigo en estorbárnoslo ood tas- 
las cargas de artillería que tiraban por todas partes oomo 
en el mayor sillo de Fiáodcs se pudo tirar, y no se puede 
contar este por el menor , porque desde que llegamos se 



.byGooglc 



153 
(arlilkó de ooclie y de día con tantas fortificaciones tyie 
panoerá coaa imposible A quien no le conociere. Tenia den- 
tro dos mili y quiaieulos lioinLres de todas ruicionea , y mu< 
clios negros gastadores, muchos bastimentos y munieiones, 
y el ser las oacionés laolas fué causa que nonosmolesta- 
sta con macbaa salidas, las cuales se podían temer por 
Riucbas causas que no cito. Propúsose baccr baterías & la 
(iodad por todas parles , previniendo )a artillería , y asi en 
SiD Beoilo , en el costado izquierdo , en una eminencia en- 
cubierta,. se le abrió una de cuiítro caSones, ordenándolo 
todo eon mucha puntualidad el teniente general Pedro Cor- 
les de Armenteros y el alférez Ibaíiez, gentilhombre de la 
artiltoa, haciendo al enemigo en este tiempo conocido es- 
trago; pero respondif^nos siempre al mismo paso, tirándonos 
eoD la suya sin cesar. Luego por orden de el maestro de 
campo general el dicho Pedro Cortes adelantó unos pasos 
•tra batería coa cuatro piezas , la cual no dejó cosa en los 
baluartes y fortiflcaoiones que no derribase con infinidail de 
casas donde se entendía se fortiScaban , cebando abajo los 
mampuestos* toneles, cestas y saquillos donde se encubría 
la iDoaqaeterfa para ofendernos, adelantándose el marqués 
deTorreouso con la propia orden por su misma trinchera ,- 
doade hizo otra batería de tres piezas de través, fabricando 
luego al mismo tiempo una de cuatro cañones que se hizo 
cm diiigeneia en el último jardín de San Benito, labrando 
febote un muro de piedra por espalda para poder trabajar 
sin que costase gente. Dio el enemigo en batir esle muro 
eon toda dil^encia , pero entendiólo larde. Llegaron las 
didkas balerías i su punto en breve tiempo , por cuanto se 
trabajó «i la progresión de el sitio poderosamente acudién- 
doleeoD tan incesables. cargas de artillería, que se puso al 
enemigo eo gran cooSicto., oo dándole lugar á que jugase 
su artiljeria , ni dejando parar hombre. Fuéronse sacando 



byGooglc 



Í5l 
Irincheas por la parte de fuera , guarnecidas áe mosquele- 
ria , y dándose la mano por las Iriuolieas los espafioh» y 
los napolílaDOS, [uvaiguiendo en las baterías que ae liioie- 
(00 eo el cuartel de San Benito. Don Juan Fajardo puso eo- 
lerradas en un través á la mar dos piezas gruesas con que 
tiró A su armada , y les echó á pique algunos navios. Pú- 
sose por obra luego eo el mismo San Benito sacar otra ba- 
lería para coger bieo la ciudad por el costado dereglio, ea 
el sitio llamado de los Naranjos, por estar mas atravesada. 
Gonocitilo el enemigo y dio eo batirle con Eerocidad ; aquf 
Ucvó una pierna de un oafionazo. becba Infinitos pedauw, 
al ingeniero Juan de, Oviedo, de el bábilo do Montesa. 
echando la euerday disiniáudola; sintióse mudiosu muerte. 
Prosiguióse con la dicha batería para castigo de qujep der- 
ramó tanta y cristiana noble sangre: íuerou en todas las 
boterías que se biciei'on eo la parte de San Benito seis» y 
en todas juntas veinte y tres caOones gruesos, que tiraban 
á veinte y cinco libras de bala , dándole á diez y seis de 
|iúlvora para que biciese buen efecto la bala. 

En el cuartel de el Carmen se hicieron muchas bate- 
ríos, la primera de cinco piezas en el costado dere^o en 
un través para echar ¿ pique los navios de el enemi- 
go , come se hizo admirablemente , acudiendo á lodo el ca- 
pitán Sebastian Granero, teniente general de la artillería 
de la armada, y por orden de Su Excelencia ae le abrió una 
delante del convento de el Carmen, con que ae le hizo 
grandeestrago, derribiadoles Ias mampuestos, saqiiilloa, to- 
neles y demás reparos. Abrióscles otra balería dentro de uo 
corral deste convento, que co^a la ciudad al través, y lea 
hacia notable da&o; fuéronse sacando trinclteraa contra la 
ciudad» guarnecidas de mosquetería, de donde oo se cesaba 
de día ni de noche de tirar sin dejar as<Hnar un lumbre ¿ las 
murallas, recibiendo el eoemigo daño conocido de todas 



D<j,i,...cb,.Gooi^lc 



155 

parles con etconliuuo jugar de nueslra artilleria, que al 
parecer se quiso cooquistar la plaza á fuerza de arlillerfa; 
desveléadose el enemigo eo eomo nos pudiese divertir y 
lueer daBo, iiileotd de oocbe quemar nuestra armada' 
echando i doce de abrill coo la vacíaole de la marea dos 
navios de fuego á ia vela para quemarla , mas no hicieron 
dafio por el mucho cuidado que luvo don Juan Fajardo. , 
que como se lia dieho gobernaba la mar en cuanto don Fa> 
dfiqoe en tierra. Quedaron presos dos franceses que pa- 
garoD con la vida el atrevimiento, y el enemigo quedó 
poco gustoso de ver et poco efeto que hioieroQ sus preveo- 
dones de oavfos y fuegos. Pareciendo entre estos subcesos 
que el circuito de la olndad era grande , y que al enemigo 
se ba de divertir por las mas vfas que se pueda, ordenó Sn 
Eicetencia al maestro de campo don Juan de Orellana se 
pusiese en medio de los dos cuarteles del Cirmen y San 
Benito, eo una emineneia y eilio llamado de las Palmas, 
donde se fortificó coo ochocientos hombres mas que se des- 
embarcaron, abrió trinohea haciendo una batería de seis 
cafioDcs, todo dispuesto cómodo BU mucha esperiencia, va- 
lor y arle, acudiéadole algunos gastadores. Fué esto á diez 
y Hete de abrill, y este día llegaron de socorro en canoaa 
el capitán Salvador Correa de Beoavides , con ducientos in- 
dios flecheros, de el Rio Jaoero, los cuales quedaron en el 
cuartel de San Benito. Empezó á batir con su balería don 
Juan de Orellana, de donde liizo conocido daño al enemi- 
go, 88{ coo la artiljeria como con la mosquetería no le de- 
jando sosegar un punió, si bien no dejaban de tiror i to- 
dos los cuartoles y baterías , donde hicieron algún daOo, 
maleado en el Cirmen al alférez don Pedro Barba, y al 
Horgado de Olivera estando eo su casa á una ventana le 
llevó una pierna otra bala desmandada do que murió luego 
d sigaíeote día , con mucho seniimiento de todos. Pasóse 



byGooglc 



ésle día un francés 9l cuartel ile el CármeD, dio cuenlri de 
los bandos que las uacioncs Untan entre si sobre el querer 
los franceses é ingleses, y los holandeses no querían , que 
ahorcaran algunos, y él se escapó como pudo. Don Fadri- 
que le mandó tratar bien. A diei! y ocho se vino otro va- 
Ion que dijo lo que el primero. Esle día tiró el enemigo de 
d Tuerte nuevo ¿ la plulaforma ú balería que tiraba á sus 
navios; mató cuatro soldados y un ariillero, y desencabaU 
g6 una pieza nuestra : á diez y nueve mataron en esta bate* 
ria al capitán GinesFelices, entreleiiido, y en una trinchera 
mataron al airérez don Fernando de Meneses(1)y otros 
cuatro soldados. A veinte de abril ordenó don Fadrique 
al maestro de campo general se pasase al cuartel do e) Car- 
men con un teniente Diego Ruiz, que por lo mucho que el 
dicho teniente trabajó con su actividad, reconociendo pues- 
tos y disioiAodolos, siendo el primero ¿ lodo, y animar á 
los demos, es digno de alabanza; y continuando el sitio A 
la ciudad & veinte y dos de abrill no Iiabia reparo del ene- 
migo ni artillería encabalgada ni otra cosa de defensa que 
no estuviese ya por el suelo echado á rodar, ya con la nues- 
tra, DO descuidándose por lo dicho de hacer nuevas forli- 
fícaciones y defensas , aunque recibían exorbitante daiío 
de las dichas baterías, y con cnniidad de heridos en su 
hospital, faltando muy poco para llegar nuestras trincheas 
& los fosos secos, y algunas por la |)arle de San Benito en 
el foso de agua, andando nuestra artillería tan lista, y ju- 
gando tanto que no los dejoba sosegac, y hubo bala tan 
desmandada que estando en la iglesia mayor haciendo sus 
oraciues luteranas, entró y se barrió las piernas de seis 
quü estaban sentados en un banco. Esle día en el cuartel 

Al margen se lee: Era don Fernando de la orden de Calatrara, 
y un gallaido y bizarro eabalU-ro. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



157 
it el Carmen pidió liccDcía un soldado de la compañía de 
el capitaD doo Alfonso de Alonca^lre. oomiH-ado Juan Vi- 
dal, aalural dtJ reino de Aragón, para quUar una bandera 
de las roTlilicacioues del enemigo; díúsela el sargento ma- 
jor Fraocisco de Murga, conque emtiíslió y ganó la ban- 
dera sin recibir ningún daño. Diúle Su Eicelencia ocho es* 
cudos de ventaja particulares al raes. El enemigo visto la 
falla de la bandera y su descuido puso otra en el mismo 
puesto, y estuvo escaramuzando cosa de dos horas, á que 
se le respondió con nuestro continuo tirar de artillería , que 
verdaderamente, segnn se vio después de rendida la pla- 
xa, fué ella la que hizo Ja guerra. Los artilleros eran dies- 
triamos, y jiícieroo tiros espantosos, que no los puede 
creer quien no los haya visto , y desto se les debe la mayor 
parle á lo^ tenientes generales de la artillería, por I» mu- 
cha asistencia que tcnian en las baterías, haciendo tirar k 
priesa la artillería „ y apuntando ellos muclias piezas. A 
veinte y siete de abrill se pasó otro francés al cuartel de et 
Carmen: dijo los bandos y oiotinea que tenian los soldados, 
eomo habiao preso y descalabrado al ooronel ó gobernador 
suyo, llamado Guillermo Ouslens, porque era muy fuera 
de lo que era menester para la guerra: decían se estaba 
ñeinpre en casa en la cama , y otras cosas que no son para 
aqof. En su lugar eligieron otro coronel nombrado mos 
de Quiflt, natural de Gruninga, pais de Fristanda. Jun* 
tároose luego en consejo y trataron de pedir treguas para 
hacer los conciertos mas favorables que pudiesen para ren- 
dir la. plaza, temiendo no les diese don Fadríque algún- 
asalto y los degollasen á todos, como sucediera si aguar- 
daran pocos mas dias. 



byGooglc 



«58 
CAPITULO XIII. 

Caat» •« rindió el cneatlife 7 c»a ^ne partldMi. 

Lúoeg veinte y ocho del dicho mes de abrill por la ma- 
fiana malaron de ud mosquetazo al eir¿rez(l) de el capi- 
tán Lanzarote de Franca, el postrero que mató el enemigo. 
por cuanto este dia pidió treguas por dos horas, saliendo á 
la muralla tocando una caja un tambor, y acercándose 
i laS'tríochcrss con una caria en espafüol escrita, la cual 
90 llevó al geacral don Fadríque, cuyo sobrescrito y carta 
decia airi : 

¿M nliodM.— Al general de lá armada y ejército de la 
Bahía de San Salvador, que Nuestro SetSor 
guarde, Nos el coronel y los demás del Conse- 
jo de esta ciudad de el Salvador. Por haber 
entendido que de parte de V. Ex ' Itama- 
niD tin atarabor nuestro para hablar, envia- 
mos eate para saber lo que V. Ex.* quiere 
mandar decimos, confiados en que V. Ex.' 
nos le volverá á inviar conforme al aso de 
guerra, rogeodo á Dios guarde A V. Ex.* 
muchos aQos. Fecha en esta ciudad de San 
Salvador & 28 de abril de 1625.— El eoranet 
j Consejo. 

Respuesta. — Don Fadrique ¿ los señores coronel y Consejo 
que asisten en la ciadad del Salvador. 

SeQores coronel y Consejo, cuya carta acabo de recilñr, 
(1) M margen: Llamábase Manuel Laowgo este aUérez. 



byGooglc 



r 



J5d 



sa tedia de38 deobríll, respondiendo á to que contiene 
digo, que desle ejército no se ha hecho Humada. Si conforme 
á la costumbre de sitiados vmds. tienen que decirme, como 
DO sea contra c! servicio de Dios y de S. H., k» oiré con 
corteela. Del ouartel del Girmen SS de abril] 6a&.— Don 
Fadrique de Toledo Osorio. 

Lo$ titiados á Su EíBCéUnicia. 

IhistrísinDo se&or: Habiendo recibido la carta de 38 de 
cite y «itetidído la oobleu de V. Ex.*, de cuya persona 
DOS confíanos, bemosjunlado nuestro Consejo y resolTÍmoí 
de entregar la ciudad sobre las oondicloDes comprendidas en 
hu capítulos que con esta van > sobre los qa« les aguarda* 
nmrM|)Beata de V. El.*, cuya persona Dios guarde. Fe- 
cha en San Salvador i 29 de abrill de 1625.— El coronel 
yCDWejo. 

CaptUtio» Bonapirúdos por ti señor eitroHet yltu de H Cotí' 

»/« n fa. BaMa de Todos Santos y ciudad de el Sdvadori 

pira ofrecer á Su Ex* don Fadrique de Toledo, general 

por S. tí. de España. 

Primeramente, que los dichos residentes en esta ciu- 
Aad le habernos de entregar á Bu Ex.' la dicha ciadad , y 
ubre las condiciones siguientes, á saber: 

QtK S. E.' nos ha de dar el lénnino y tiempo de tres 
nmanas, para que en el dicho tiempo podamos coácertar 
iHKstns naos <)ue acá tenemos, y proveernos de baslimen- 
tMi agua y otras cosas neotfsarias, y lo qw partt esto nos 
bltire para hacer d viaje para nuestra patrin, nos ha de 
proToor S. E.' 

PwqtM wrá menester por la multitud de nuestra geaio 



byGooglc 



160 

cuatro nnvlos cada uno pm- lo méixts de troctenlas loocla- 
das, S. E. 1109 ha de proveer dellos. 

Que Dosotroa Iodos lientos de salir desta dicha eludad 
al cabo del. tiempo, cod todo Dueslro.balo, bienes, arti-, 
lleria y mnoiciones; y los capitanes y soldados con sus ar- 
mas y banderas sueltas, cuerda encendida y balas en la 
boca, y tos capitanes y marínerotí en sus naos. 

Que S. E. al cabo del dicho tiempo y cuando esluvié- 
remos aparejados mandará recoger lodas las naos de su ar* 
inada, de donde está ahora y las hará ancorar detrás de el 
fuerte de Tapajipe para qne nosotros en el salir de la ba- 
lita tengamos el pasaje libre y sio ningún daSo. 

Que también iodos nuestros eclesiásticos aaldráo con 
lodos sus libros sin ninguna molestia. 

Que á ninguno de nosotros en particular ni á todos en 
oomun les serán pedidos los bienes conquistados 6 pillados 
en la conquista de la ciudad, ni tampoco lo de después con- 
quistado ó pillado. 

También algunos portugueses que por su libre volun- 
tad han quedado en esta ciudad y aosolros los hemes en- 
tretenido, no tengan por esto molestia alguna. 

Si S. E. consintiere y acordare los dichos capítulos lie- 
mos de entregar la persona de don Francisca Sarmiento de 
Sotoroayor libre y sin rescate, que ha sido gobernador de 
et Potosí, don Agustín y don Francisco sus hijos, don Juaa 
de Sautaua su yerno, con don Alonso Barba Verdugo y la 
mujer y dos hijas y los demás de su familia que están aquí 
presos. 

También entregaremos á S. E. libre al padre fray Vi-t 
oeale Palla y su compaSero de la ¿rdeo de San Agustín, 
confesor de el dicho don Francisco Sarmiento. 

Que los demás prisioneros de ambas partes serán liber- 
tados sin ningún rescate ni cosías, y para que de ambas 



byGooglc 



i 



161 

piKes se eumpta lo sobrediclio, daremos por seguridn.l 
.personas priDcipalcs eo coDfiaoEn, y aera oaniDcion que 
V. E. DO liayá de (legar mas oerea de la ciudad coa 9US' 
tiiocberas y obras de lo r|iie esiá de preseote, ni entrar en 
h dicba ciudad ¿atea que hayamos salido con auestra gea- 
le y liecbo vela eo nuestros uavIos. 

Que S. E. nos ha de dejar hacer nuestro viaje librc- 
DMBte para nuestra patria sin perseguirnos con ningunas 
uotde su armada, ui consentir que por ellas nos sea he- 
cho oingun estorbo. Fecha en Sau Salvador dicho día. — 
El eotMid y Consejo. 

Don Fadriqne de Toledo á los sitiados. 

He recibido la carta de Vmds. y los capítulos (\u& con 
ella vienen resuellos por el Consejo, á que respondo en pa- 
pd aparte. He oído á Vmds. con toda buena corresponden- 
da militar; si no se contentaren con lo que concedo, que es 
mas que lo jualo, volveremos & tas armas, destrocando los 
refaenes. Nuestro Se&or guarde á Vmds. Ea el cuartel ge-> 
nend de el Carmen á 29 de abrill 1625. ^Don Fadrique- 
de liAeáo Osorio. 

i Ui eapiluht prt^uestos por los señores coronel y Con- 

Í90 f IM renden en la ciudad de él Salvador , responde lo 

MiguientedoH Fadriqm de Toledo Osario. 

Que se halla con un ejército tan poderoso y una arma- 
da taB gruesa, como se está viendo, y señor de mar y tier- 
ra: que se halla en su mismo paEs y los sitiados Tuera de cI ' 
sq;o:. que se halla con tanto número de gente que iio hn.' 
querido desembarcar muctia parle de la que tiene: que los 
siliidos Qo pueden tener socorro, y cuando lo hubieran te- • 
ToHoLV. 11 



byGooglc 



162 

nido DO era de efecto contra tanto poder: que se halla eon 
tres cuarteles sobre la pla7.a con treifila y tañías [ñecas Ae 
arlilteria, con que ha entrado í batirla y porcuatro ú üinco 
partes con trincheras casi al foso. Según lodo lo enl y la 
costumbre de la milicia, ai los siliados pueden pedir loque 
[ñdcn como soldados, ni los siliaddres se lo- puede» concc-> 
der; pero mostrando la benignidad que S. M- ooo^iodos, se 
les conceden las vidas y pasaje para su tierra y la ropa: tle 
sn vestir; y el bastimento que fuere necesario se Jes Úmá^ 
dando seguridad de la paga. 

Todos los prisioneros se han de reslitair de ¡vesmte y 
eu primer lugar el gobernador Diego de Mendoza Furtftdo. 
—Don Fadrique de Toledo Osorio. 

Lot sitiados áS. E. 

Haliientlo entendido por la carta y caphulos de V.-Üx.* 
la resolución que V. Ex.* tomó, sobre lo cual la reapuosla 
va con esta; y por ser lo que en efla alegamos j^to, con- 
fiamos en Dios que nos ba de socorrer y guafdfcr ds :todo 
mal; y con tanto Nuestro Señar guarde áV. Ex.* A 80 de 
abrill de 16^5. — El coronel y Consejo. 

Los señores óoronel y ConMjo ha hiendo- recibido 1« les' 
puesta de Su Ex.* don Fadrique dt Toledo sobro los capi- 
tules ofrecidos á Su Ex.*, responden lo siguiente: 

Que no podemos hacer otra cosa sino conforme taBcba- 
dicionea qiio hemos ofrecido á Su Ex.* por ranonaUes y os * 
cesarías para la eoniodidad de nuestro viaje y defensa de él^ 
y que Su Ex.* oo tiene ocasión para lo. rehusar, si oo es 
en abreviar él tiempo , con condición qtie nos dn navios. 



byGooglc 



163 

sDjns bástanles y proveídos para él líiaje de nuestra pn- 
tiía sin coalas niogunas. 

Que de ninguna manera somos de intento de dejar esta 
ciadad tan fortificada y proveída como es con salir deila . 
no armas oi bato, 'siendo resueltos dcfendella como sol- 
dados honrados, mientras tuviéremos sangre. 

Ea lo que toca í la persona de Oiego de Mendoza Hur- 
iidoBO está en nuestro ^der, por estar mucho ha en Holán* 
da, y DO poder nosotros escrihir ni obligar á la entrega i 
naeslro Príncipe y Estados; mas que Su Excelencia mire poi- 
á bien y conservación de don Francisco Sarmiento de Solo- 
mayor y los suyos. Feolia en esln ciudad üel Salvador á 
29 de abril! de t625.— ^Ei eoionel y Goasejo. 

Don Fadriqve á los sitiados. 

Al sargento mayor Juan Vincencio San Feliclie remito 
lo qo^ se me ofrece decir 6 Vmds. en-respuesta de el pa- 
peí de 39 de este que acabo de recibir, y como general do 
el rey nuestro señor , que tan bven pasaje b« beefao i ho- 
landeses que he tenido prisioneros, estaré disculpado' en 
Tolver i las *rmas después de hacer tas oorteafaa que 
Vmds. haa i'isto. Guarde Nuestro Sellor , eto. 29 de abrílt 
de tfi3S.-~DoD Fadrique de Toledo Osorio. 

Y« se caosaba don Fadrique da tantas demandas y rea- 
puestos, teniendo tan necesitado al ennuige, y quede-fuer- 
u habla de acetar los- partidos que les diese , y así maadó 
al sai^geolo mayor San Fetiche, que estaba en rehenes en 
tachidadi, respondiese á poco ai coronel y Consejo. Tomó 
la majio San Felíctie de modo que les dtfi-á entender la 
merced que Su Ex.* les hacia en darles las vidas y pasaje 



.byGooglc 



á Holanda . pudícndo degollarlos á lodos ; y visto por ellojí 
ser esto asi, inviaron luego las cartas y personas siguíenlcs 
para liacer y otorgar los conciertos. 

Los sitiados á Su Excelencia. 

Por el sargento mayor Juan Vicencio San Fcliclic Im- 
bemos recibiilo la de V. Ex.*, al cual remitió V. Ex.* lo 
que se le ofrecía decir, al cual olmos decir, y así manda-: 
mos dar personas del nuestro Consejo para responder A 
V. Ex.* vocalmente , y representar lo demos de nuestro iii- 
lenlo. De tos cargos que lie tenido de S. M. , y el bieo que 
siempre liizo á los nuestros, estamos adverUdos y sntisfe- 
clios, y que siempre lo usará como principe lan poderoso 
que Dios guarde, etc. 50 de abrill de 1635.— El coronel y 
Consejo. 

Los sitiados á Su Exeeleücia. 

Carta de creencia para hacer los coaciertos. 

Nos el coronel y Consejo damos poder y habernos por 
bien por esta que los señores Guillermo Estopa, Hugo 
Antonio y Francisco Duquesh, personas de nuestro Consejo, 
vayan á tratar con Su Ex.* el marqués don Fadrique de 
Toledo sobre la entrega de la ciudad de el Salvador, y con' 
certar 6oa Su Ex.* los capítulos presentados de nuestra par- 
le en la mejor forma que pudieren, y lo que los dichos sC' 
flores trataren tendremos por bien hecho , fírroe y valedero, 
y lo cumpliremos con puntualidad. Fecha en la cáudad de 
el Salvador á ^ de abrill de 1635. — El coronel y Consejo. 



byGooglc 



IG5 

¡M capitulaciones que se hicieron entre don Fadrique de 

Tolido Osario y los holandeses de el Salvador , debajo de 

las cuíües se rindieron, son las siguientes: 

Eu los cuarteles de el Cámen á 50 de abrill de f635 ante 
el se&or áaa Fa(lrí({ue ds Toiedo Odorio , innrquéa de. Villa- 
nueva de Vaidueza, capitaD general de la armada real de el 
mar Océano y de la geote do guerra de el reino de Portugal, 
precieron jircsenlea los seSores capitanes Guillermo Elslopa, 
general de la arlilteria, Hugo Antonio, comisario general, 
y Francisco Ouqucsnli, capitán de ¡nfantería, todos tres 
de el Consejo, los cuales Irujeroit cotnisian del sefior coronel 
y üe el Consejo, que se llalla en la ciudad de el Salvador de 
la Balda de Todos los Santos, para Jiacer y concluir las ca* 
piliibciones siguientes: 

Pfimeramenle, que el sefior coronel y^Coiisejo han do 
entregar la diclia ciudad de San Salvador al diclio sefior 
don Fadrique en nombre de S. M. , en el mismo estado que 
se baila boy dia de la feciía , con toda la artillería , armas, 
mvnieioues, banderas, pertrechos, baslimenlos, navios, 
aegroe, oegras, esclavos, caballos y demás cosas que se 
bailaren en la dicha ciudad y navios. 

Y ansimísmo liao de entregar todos los prisioneros, de 
cualquier, calidad y condición que sean , y de cualquier na- 
ción vasallos de S. M. , y que no lomarían las armas contra 
S. M. y 9113 vasallos basta llegar A Holanda. 

El señor don Fadrique eo nombre de S. M. tes concede 
que los dichos señores coronel, ministros, capitanes, oB- 
cíales, soldados y criados, y toda gente de mar y guerra, 
y los demás holandeses, flameitcos, ingleses, alemanes y 
fraaceses (como sean de los que Irujeron eu su conipaBia) 



byGooglc 



166 

salgan líbremeDte y sin impedimento alguno cod loda su 
ropa de testir y.dOTlnírt y que et corone] , oapitaoB» y o6« 
eiflleft puedan eo baúles y cajas llevar la dicha np*, y los 
soldados con sos mochilas. 

Que tes darán embarcaciones en que eómodaraeole pue- 
dan ir i su tierra. 

Que les dario los baatimeotos necesarios para tres me- 
ses y medio. 

Que toda la dicba geale ban de salir de la ciudad lo- 
dos juntos. 

Que el sefior don Fadrique baya da restituir al seQor 
corooel lodos los prisioneros que se bailaren aqut eo pisioo. 

Que niflgun soldado de este ejército baya de bacer 
ogravio á los soldados ya dichos, del seik>r coronel. 

Que se les ba de dar los instrameotos de la navegación 
que llenen en sus navios. 

Que se les^ario tas armas necesarias para su defensa 
eu su viaje. 

Que basta los dichos navios hayan de salir sin armas 
eEcepto. loa capitanes que llevarin espadas. 

Que ct sefior coronel baya do dar esta noche una puer- 
ta con su cuerpo de guardia al sefior don Fadriijue dentro 
de la muralla. 

Que el señor don Fadrique les dé rehenes á su contenió 

para su seguridad enlretaolo que las eapitulaeioDes ae cum< 

píen. Feche eo el cuartel de el Gárinen & los dichos SO de 

abril de 1625.— Don Fadrique de Toledo Osorio.-*-El co- 

' vonel y Consejo. 



.byGooglc 



)C7 
CAPÍTULO XIV. 



Csm* se ocup^ l«i «indad ; lo demás que pasé 
basta Ir avlsp ¿ l^spafia. 



Estas son las capítulacJODes y conoiertos que, como va 
dictw, se hicieron de una y oira parte siendo lo mas en 
Miestro favor qae se lian hecho de muchos qRos A esta par- 
te después de tremía dias de sillo, porque la plaza es Tuer- 
te y teoisQ mili y novecientos y doce hombres que fueron 
lot qus se rindieren, mucha arlilleria, mas de mili y qui- 
oientiM quintales de pólvora, muchas halas y cnerda y que 
fionnr pasa mas de seis meses. Ocupóse esta mesma nooho 
trsÍDtB de afaril, et cuerpo de guardia y puerta arriba di- 
dMv'dodde Be pusieron cinco compaSlas escogidas de guar- 
dia, btsta la maOana siguiente, primero de mayo, que en* 
fri el ejdreito i alojarse en las casas de la ciudad y en la 
torre de la iglesia catedral, donde tenin el enemigo el es- 
tandarte de Holanda, quitándole se arbola el de los oasli- 
Nos y leones, asombro y terror de tantas nacioDes, como 
le fué en esta otiasion la valerosa gente, acudiendo ¿ mu- 
ekas facdones y servicios particulares, los alféreces de 
fundes síguieules: el ayudante Tomás de Sandova), que 
íai soi|)ado por S, E. en muchas cosas de imporlaneia del 
nrvicio de S. U., el alférez don Francisco de AcoRa, y el 
alf¿rez Juan de Arisroendi, y el alférez Domingo MuOozen 
fsennoeer puntos importantes y el foso de las fortificacio- 
ses de el enemigo, el alférez Periago que s'alió herido, el 
alférez don Gerónimo de Oribe, y el alférez Miranda, Sebas- 
(iaa Puche con loa ayudantes don Alvaro de Silva y Félix' 



byGooglc 



168 

Trancoso, que el día de la salida del enemigo acudieroa 
COI) vDlor, y en las dem&s facciDoes y obttgaoioDes don 
Alnnso de Valcarcel, y en particular el capitaa doD Pedro 
(le Zúñiga eo el cuartel de S. E. y las personas de doa 
Manuel de Guzmaii y don Cristóbal de Rojos, aml>os de la 
orden de Santiago, y don Trislan de Acuña y el alférez 
Alonso Nufiez. Los que eran soldados se holgaron in6nHo 
en esta ocasión de ver llegado este día, considerando que 
aunque los íbamos entrando, con todo eso no dejara de cos- 
tamos tnucba gente alojarnos en sus fovtificaeiones, s^;mi 
tL>oian de artificios de fuego arrojadizos, guirnaldas, bom- 
bas, alcancías, granadas, piedras y otros Instrumentos ae- 
naejaotes, para los cuales estábamos prevenidoa de omde- 
leros, mantas y otros cnaleriales para nuestra defeoM. A 
lodo esto lasiiguaacíirgabao yadeauerta por sei ej iavier- 
1)0 de cale reino, que la gente padecía muclio y padeüara 
mas en tas tríncheas. Al ñn volvió Dios sus ojos de'-tQise- 
noofdia h nosotros y acoiTíonos en lan trabajoso y naisep- 
ble estado , rindiendo á nuestros enemigos y sacando d* 
copliverio aquella ciudad afligida después de un afio me- 
nos aaeve dias, que había la poseían , no liabieodo dejad* 
en lodo este tiempo de bacer sus diligencias para alraer á 
ai á ios moradores della^ ofreciéndolessuscaaasybaciendas; 
mas los portugueses fueron tan leales que no se metieron 
en darles oído ni crédito & nada, salvo oclio i'i diez^iw (lOr 
sus delitos y escesoa andaban fugitivos de loa nuestros. Es- 
tos se retiraron á la ciudad.al favor y amparo delenemigD, 
liaciéndose rebeldes á S. M.; pero pagaron con la vida, sa- 
guD se dirá adelante. Ocupada la ciudad por nuestro ejér- 
cito i primero de mayo de J625 el veedor general y oon- 
tador Francisco Beltran de Uanurga con los demás mióte- 
tros acudieron á iuvcntariar y recogor lo que se Iiallaae de 



byGooglc 



169 
presa eo la ciudad y casas árila , {lara lo cual y qoc no 
se ocultase nada, se pusieron en difereoles partes compa- 
íltas de guardia mandando ccliar bandos don Fadríque^e 
pena- db la vida á toda persona (]Qe lomase oinguna cosa de 
la presa, con lo cual y liaberlos rendidos entregado- de su 
mano i la de los ministros ías casas de el rey, doade se 
hallaron siete mili y ducientos marcos de piala labrftda y 
en pifias, y »sf mismo el colegio 6 casa de los- padres de la 
CompaOfa, donde liabia muchas mercancías de todos géne- 
ros, y en San Francisco donde estaba la pólvora y muoicio* 
oes j otras casas donde tenían recogidos ihodios basti- 
mento^ y pertrechos, todo lo cual se fué inventariando por 
cueMa y razón, entregándose á don Joseph de AndosUla al- 
férez reíormado, á quien don Fadríque nombró por deposi- 
tario general. Halláronse basta seiscientos negros por ta 
e'nidad en diferentes casas, los cuales se recogieron y en- 
vegaren al maestre de el galeón Son Pablo, que en la'cár- 
eel lo9 tuviese A recado- liasla que se vendiesen por de 
S. M. Todo lo que se halló y inventarió por de presa ttíé 
plata, negros, holandas, lienzoü, seda, pañOs, granas, j«r- 
giKlas, caríseas, perpeluanes, bayetas, fustanes, papel; 
clavos, pimienta, canela, jenjibre, nuez de especia y otras 
eosas que todo importarla trecientas mili ducados, poco mas 
6 meaos, ¿ duenta de lo cual don Fadríque mandó dar t 
lodos en general, paga y media coufornie A sus sueldos. 
Mandóse luego á cuatro de mayo á los rendidos se retirasen 
i los almacenes de la marina, dejando primero en una cosa 
qve se les señaló (odas sus armas, cajas y banderas y pusié- 
Tóaseles seis compaSIas de guardia para que no tes hiciesea 
agravio, y alK se les daba por cuenta y razoo la ración or- 
dinaria para su sustento que se daba ú lodos los soldados y 



byGooglc 



170 
. capitanes del ejércilo. Luego á diez de mayo el maew de 
campo general y m tenieole, los sargentos mayores, el su* 
üilor generat con sus ntínistros, d veedor general y Coota- 
tlares bajaron de la ciudad á la marina á dejpcijar coEtfoi- 
iTM el ooBcierto á. los rendidos de lo6 bienes que no eran 
oempraadiilos en ál, aaisliendü & ludo esto don Fadrlque. y 
TieAdo no ser cosa de momenlo lo que tenían y se les ha- 
llaba en las mochilas, les bizo gracia dello, cosa que estima- 
ron mHcho los enemigos y les fué de algún refrigerio para 
BU oavegactoo. Después de visiladoe los fueron liaciendo 
embarcaren los navios suyos que estaban varados en tier* 
ra para de alli pasarlos á los navios en que se habían 'de ir 
á su patria. A once de mayo sacó don fidrtque las armas 
reales del gutoo á caballo , Uevando el guión don Diego de 
la Cerda. Formáronse dos escuadrones de la gente de guer* 
ra de los tercios en las dos plazaa de la ciudad , la de pala- 
cio y los teatinos. Hubo mucha gala y bizarría de soldados 
y muchas salvas de artULeria y mosquetería. A doce de 
mayo se mandó embarcar la mayCr parle de nuestra Hifaih 
lerla por no tener que hacer tanta gente en tierra, y para 
que los navios sa hallasen con liarla guarnieion por lo que 
se ofreciese. A catorce de mayo deapaeb6 don Fadnque avi- 
so h España con cartas de lo sucedido para c) rey nuestro 
sefior. Llevó el aviso d oapiran don Enrique de Alagon Pi- 
mentel, acompasándole el captlan don Pcdr4>de,|*orres y 
Toledo, an)bos sobrinos de don Fadríque. Embarcároaa^en 
el patache el Carmen y para su guarnieioD se le otetieroo 
cien mosqueteros y las municiones y bas'.imenlos necesa- 
rios con que llegaron en salvamealo A la ciudad de Cid|z y 
de alli & Madrid, donde fueron bien recibidos y se les hizo 
merced de capitanes de caballos» bibitoe y encomiendas se- 



byGooglc 



I 



i7i 

guo ItB.eatidaiIes de sus personas, y lo que liabian servido 
A S. M. en esls ocasión y otras que se liabiau ofrecido, en 
la «noada. 



CAPÍTULO XV. 



99 UMI. cftria que ««cplhlii un bercje piK>^eiiate 
de Imi rendidos «I «adltor general de las arma- 
das y <J¿relCo. 



No me pareee que será fu^ra de propósito, sino áatas 
ptra mayor comprobación de lo que hasta aquí se ha dicho, 
poner A la letra una carta muy elegante de Henoc Ealarte- 
oioB,. predicante calvinista de lotliolandeaes rendidos, que 
ucrtbió en latin á don Gerónimo de Quijada de SoloreRoo, 
audibvgeDeraldelas armadas y ejército, dándole cuenta del 
porqué se movieron loa estados rebeldes i inviar á conquis- 
tarel Brasil, la armada que trujeron y lo que tea sucedió 
desde la loma de la ciudad liasli que se rindieron al ejército 
de S. U. y ¿ don Fadrlque de Toledo, nuestro general, en 
M nopibre, la cual traducida de latin en castellano por el 
diebo auditor general, es como se sigue: 

Srnie moinla y verdadera narración de la jornada al 

Bratü, que algunos nurcaderes ordenaron con liooneia 

y maoridad de ht ilustres señores Estados y órdenes de 

Holanda' y Zelanda en el año de mili y seiscitntos y 

wevnte y tres. 

Apretadas las Provincias Unidas de Flándos con larga, 
grave y funesta guerra del polenüaiino rey de las Espafias 



byGooglc 



172 

niuchas veces cnlrc si, deliberaron por<]ue via y manera y 
cm que medios podrían defender á si y á su libertad datan 
jiodoroso enemigo y librarse [wr una vez de lan peligrosa y 
molesta guerra, ó con unas largas y seguras treguas ó 
como era mas para desear, con uirn paz eterna y indisolu- 
ble después de Inn inmensas calamidades y pérdidas como 
liabian pasadú; y ciertamente el fín de toda guerra legiti- 
ma debe ser la paz, después de una justa defensión de sf 
mismo; de otra suerte en lugar de bonesta y jústá guerra 
seria un puro latrocinio. Y con este ánimo se habiao con- 
tratado aquellas treguas por doce afios entre el rey de Es* 
|)aña y los ilustres Estados, los cuates esperaban que aquel 
fervor, encendimiento y ímpetu de ios ánimos que en la 
primera guerra con e} continuo sen de las armas se Itabia 
-demasiadamente encendido, se resfriase poco á poco, -para 
que con ánimos mas quietos se diese fácil entrada á algún 
concierto; pero ¡Ay dolor! nuestros pecados estorbaron un 
Itien lan saludable, y def^)ues de acubadas las treguas, se 
volvió otra vez á las armas con mayor enemistad y porfía 
que de antes. Sobrevino aquella lamentable controversia de 
el reino de Bohemia entre la majestad imperial y el conde 
Palallno del Rin, de la cual se siguió la ruina no solo de 
Ungria, Bubemia, Moravia, Slecia, mas de toda Alemania. 
Con súbita y miserable guerra rompió el emperador las 
fuenaa de el Palatino, cebóle de au tierra y catados, y cotí 
el ejército victorioso vino y rompió en las ciudades de Flán- 
dcs cercándolas apretadamente. Siguióse de aquí que los 
comercios entre los llamoncos comenEarón á decrecer, las 
rentas públicas á disminuirse, y todo género de hombres 
poco á poco á reducirse á miserable estado. Con todo algu< 
jios mercaderes que aun se bailaban con riquezas, acos- 
tumbrados á sacar grandes proveolios de sus comercios pro- 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



ponUn que se hiciese alguna compaAia, la ctiat (de artttel 
modo quede las Indias Orieiilales traen grandes pi-oveclina 
lodos los afios á las Provincias) acometiesen á los Indias 
Occidealalcs cod grande aparato y hiciesen allá la guerra. 
al rey de Gspafia. Y para poder persuadir esto mas fácil - 
meóle deciao que era cosa necesaria, útil y oo-de mucha 
dificultad y trabajo, principolmeale si se tentasen aquellas 
partes de las Indias^ en las cuales el rey de Espafia hasta 
agora no lia |x^ido tener firme señorío, mas con grave y 
eostosli guerra es coaslríngido i molestarlos: que aquella 
gente de las Indias deseaba sacudir el yugo de los españo« 
les y estaba deseosa de su libertad primera: que alli se lo 
podian quitar lodo género de mercaocias y traerse grandes 
provechos á nuestras tierras: que este era el medio y ca- 
mino COD que podíamos desviar las armas de el rey de Es- 
pafia de sobre nuestros cuellos y corlarle los nervios con que 
sustenta las guerras en Europa, quiíándole poco á poco tas 
Indias; y que cuando se viniese á las armas, que mas gas> 
laria de sus tesoros en un afio solo en los aparatos de. mar 
y guerra, que en diez los flamencos, y lo que es mas itnpw* 
lanle, recibiráo los nuestros en medio de la guerra algún 
descanso y provecho de esta compafila. Deala suerte dea<í 
pues de larga deliberación llegó el negocio á eslado que 
esta compafila se estableció, y para que con maa firme fun- 
dammto estribase, Tué aprobada con autoridad de los ilus* 
tres sefiores Estados, autorizada con ciertos previtegios, y 
la misma república eooeurrió con parte de el gasto y con 
tanta gallardía y prontitud de ánimos se procedió á este 
oegocioque en brevísimo espacio de tiempo juntaron grande 
suma de dineros, lo que antes una sola ciudad deHolaada 
parecía bastar para esto. Verdad es que hubo muchos que 
DO se contentaban con . este-negocio, Ibs cuales lemiau las. 



byGooglc 



174 

fuerras del rey i]e Eapafíit y deeiao que oo permitirta ea 
DÍagUD modo que los Dueslros melietea el pié ea.aquéllos 
sus estados, porque eslo era ofenderie sú mísme oorazoo y 
ánima, y que aquí se trataba de nuestra propia vida, y qse 
por ese do dejaría piedra que so moviese para echar- da 
alH i los* nuestros; y ciertamente el negocio mostró bteo 
que aquel miedo no era de todo vano. Asf ^tie finalnteota 
por el Gq de el ofio de 1033 se aparejó una armada por 
las Provincias Unidas, la cual era de veinte y seis naves 
grandes y nueve potaches, en que había cerca de tres 
mili hombres, parte acidados y parte marineros, y petimti- 
do nosotros que habíamos dé ir derechos á las Indias Oc- 
cidentales , pasamos la liuea equmoccisl y después de lle- 
gar á seis grados contra el Mediodia, do las órdenes secre< 
tas que allí se abrieron, supimos qoe habíamos de ir al 
Brasil á demandar la ciudad de San Salvador, cabeza de 
aquel reino. El espitan de la armada hié ua Jaodbo Wllie* 
bens; et general de la gente dé guerra Juan Vandort, bom* 
bre- noble y «sforzado y muy ejercitado en la guerra; pcr« 
en esta jomada no sé porque error ó hado se perdió de toda 
la armada, que no ee volvió i juntar eoú aoiotros sinodoü 
diaa después de temada la ciudad. Asi comoentcndioiwél 
lugar que se nos liabía señalado lodos á porfía con la espe*- 
ranza de la presa deseaban «nlrtr en el puerto. Dos días 
tatasque tuviésemos vista de la ctedad, se pasaron en ein* 
QD naves tos aotdadoa foe habían de saHar ea tierra, y con- 
forme ni número da las Esrlaieus que la «iudad tirae, aé 
Bomluró á cada una la suya. El ^genoad de fa armada y el 
almirante traiob ^irden'qae intesde testar la guerra ofre- 
ciesen oondieioDeB de paz, por ver si se querías dar deott 
votuniad, porque no habíamos venido prcq)iameiile á Jia- 
eer guerra & los moradores, mas para hacer aosotposcon 



byGooglc 



175 

ellos concierto de amiatad y mercancía, y que por esto no 
teDÍaolos ánimo de echarlos de sus casas, campos y pose- 
innest til de los privar del outlo de su' rellgioa y de ití» m* 
erificioa; mas salvas todas estas cosas hacer amistad con 
dios. Y por ventura que cometieron en esto et-ror Tos noe»* 
troB, por no haber dado desde lá popa algana señal ds pal 
sino eOD estandarle sangufoeo y cafiouazos desde sua na- 
ves coa gran furia oometiiio la chidad. Gomo ya ae hubie- 
sen negado bastantemotle y cuanto cada nna de h* naves 
pudo entrarse en el puerto^ diapararos su artlileria; maB 
c(m poe« 6 ningún dafio de a(]Uellos que en la ciudad esta- 
ban, pon]ue l« oiudad por celar situada en un monte flUo 
DO pfldo ser oreodíd* de nuestras naves, y solamente eii \ú 
playa y en los almacenes fué todo el negocio. EstA BUtíft" 
do allí juMo un fuerte que tíXhhü comenzado á edificar, 
eo el ouat el enemigo habla puesto diez piezas gruesa^ y de 
aq«i hicia á loa nuestros no pequefío dado. Los DUCHres, 
airado* ooolra «ste fuerte, dispararon en ¿I & porfía su ar- 
tillería pero CB balde; asi que los capitanes tomaroo per 
coDMjOi qoe metiendo cierto número de marineros esoogi' 
doi en lanchas epmatiescn este fuerte de ceras. El sota 
almirante l*edro Petrisleyn fu6 el capitán de esta gente, 
el eval con ánimo menos pradentet que atrevido ejecutó á lo 
que iba: subió sobre aquel fuerte, ecbd díl y hlíO Imir & 
los enemigos que no «speraben eu venida, stoo era cual ó 
cnal que re^tia» porque sl el enemigo resisUera fuertemen* 
leeoD sohiB pelos y piedras pudiera impedirlos la .'subida 
coa no pequeQo estrago. Luego qpe los nuestros eometie- 
ns y ocuparún e«l« fuerte, enclavaron parlé de la artille- 
ría, y otra parle ecliaron por tierra, y con esto se voMe- 
roD á recoger en sus baves^ Este osado Iieoho causó atgun 
desorden entre tos enemigos; pero i los nuestros aptovechA 



D,g,l,.9cbyGOOglC 



176 

poco, porque (al es d silio deJa ciudad qtio no puede ser 
acometido de loa que estúo en la playa, siendo muy fácil 
defender i quien sube Ia:enU'ada y hacerle retirar con des- 
hoora.La subida es muy agria, los oiminos angostos, tan- 
ta que diez hombres la pueden defender á cíenlo y aun á 
mili. En cuanlo eslo pasaba en la mar, saluroa en tierra 
nuestros soldados junto al fuerle de San Antonio: esto cau- 
só grande miedo á lodos los de la ciudad, porque eomo 
suele acontecer en los casos de esta suerte, ta fama y ru- 
mor fíflgió que nuestra geole era mas en número de lo que 
era i ta verdad y sospecbaron que otro tanto ó mayor uú- 
mero de soldados quedaba en las otras naves como aque- 
llas cinco traian; asi que dudosos de lo que babian de lia- 
cer en tan trabado estado de cosas, cada uno procuraba, 
como se liabia de salvar buyenilo á si y á sus bijoa, Itevao* 
do consigo lo que pudieron de sus preciosos mobles de casa. 
Asi que nuestros soldados al ama&ecer del día siguiente 
entraron en la ciudad vacia y desierta; no sabiendo de esto 
parte de nuestr&gente que en |a mar había quedado. , 

Fué flierlameote cosa maravillosa que una ciudad po- 
pulosa y medianamente fortificada, en la cual babia con- 
currido de los lugares vecinos grande número de gente, 
fuese tan fácilmente ocupada con poca ú ninguna Tesisten- 
cia; porque es cierto que si solamente duélenlos arcabuce- 
ros hubieran acometido á los nuestros de noche, los pudie- 
ran á todos meter, en huida y matarlos , sin quedar hombre 
vivo , porque nuestra gente perdida por no saber d cami- 
no andaba de una parte para otra, y muchos con sed se ba- 
bian-emborrachado, de suerte que estaban echados en .tier- 
ra vencidos de el vino y de el sueño. Ofros eodicanos de 
la presa andaban discurriendo fuera de las órdenes. Algu- 
nos, de los areabuoeros habían llegado hasta la puerta de la 



byGooglc 



177 

ciudad; pero éslos S los primeros arcabuzazos se pcliraron, y 
bien confusamenle. Si solamente «na pieza ile nrlillería s8 
hubiera disparado contra los nuestros, pudiera liacer en 
ellos grandísimo daño; mas tanto temor sin causa habia 
eotrado en el enemigo, que ninguno pareció en el muro 
f|ue tentase resistir y defenderse. Entrados nuestros sol- 
(Inilos en la ciudad, al principióle abstuvieron del saco; 
más la flojedad de et cfludilfo , la avaricia de los capitanes 
y codicia de los soldados dieron ocasión que al momento 
volasen á las casas de los ciudadanos y saqueasen todo lo 
que bailaban delante. Hnbiii en la ciudad vecinos muy ri- 
co» de la mercancía, por lo cual se h:illó muy rica presn 
en las arcos, casas y oficinas deHas; pero fi ningún hom- 
bre se le hizo fuerza ni & mujer ninguna se tentó hacer in- 
juria de los que hablan dejado poco áoles la ciudad. EstR 
fué el suceso de la jornada niaritlnia al Brasil, dichosa 
verdaderamente y alegre al principió, sí aquellos á quien 
perlenecia el gobierno supieran usar bien de su fortuna, y 
conservar aquello que habían granjeado con grandes gas- 
tos. Bien sé que sobre esta materia hay diversos juicios, 
príacipalmente entre los enemigos que tienen'para si no se 
haber entrado eaia ciudad sin alguna traición, y esta ha- 
ber sido hecha por algunos judíos, que en aquella parte del 
Brasil dicen que hay muchos on grande número, y leA 
imputan que habian hecho algún pacto secreto con los ihis> 
tres señores Estados, y traido tos nuestros S su tierra se- 
erelameDle; pero puedo añrmar religiosamente que nuncfi 
entendí, ni por sueños, haber en ello tal misterio, porque 
nosotros aborrecemos á este género de gente tanto como 
ios vasallos de el rey de España por ser liviana, inconstan- 
te y ajena de la verdadero religión y conocimiento de él 
verdadero Dios , ni los nuestros tuvieron nunca comercio 
Tomo LV. 12 



byGooglc 



178 
con «tíos. Verdad es que viveo algunos en Amsterdam . y 
esloa pocos, asi como en Roma con el pontiñce, y en Ale- 
manía con el emperador; pero son tenidos enlre nosolmp 
por infanies, ni con ellos tenemos amtalad. Y si por algu- 
na razón pudo acontecer que los nuestros tuviesen esta 
esperanza, es por haber tenido los portugueses eon ellos 
antiguamente común comercio. Y porque con los caste- 
llanos tienen enemistades perpetuas, y asi podían mas Tá* 
oirtnenle ser traídos ¿ nuestra parto. Mas esto no lo ave- 
riguo; lo que sé decir de esto es que todo el tiempo que 
estuvimos en la ciudad ninguno de los portugueses se pasó 
á nosotros, ni nos dio señal alguna de benevolencia , antes 
con armas enemigas nos persiguieron siempre, ejecutando 
en los nuestros sumas crueldades, como se puede ver de 
sola la muerte de nuestro general el señor Juan Vandort, 
porque como era valiente, vigilante y esforzado y sin mie- 
do, cada dia sacaba los soldados fuera de la ciudad y mo- 
lestaba al enemigo; pero yendo un dia á caballo, apartado 
de los suyos, por un camino estrecho fué cometido de algu- 
nos que estaban escondidos en los montes, echado de el ca- 
ballo, y antes que pudiese ser socorrido, muerto. Cwláronle 
la cabeza, las manos y las partea vergonzosas, y despedaza- 
ron miserablemente el cuerpo de el muerto. Este fué el lio 
de aquel varón verdaderamente noble , prudentísimo y va- 
lentísimo capitán, que mas de treinta años había seguidQ 
la guerra , á donde había tenido puestos muy grandes ; pero 
dicen que era poco venturoso en sus acometimientos, quo 
asi prueba Dios á los suyos. La muu'te de aquel noble vav 
ron fué el principio de nuestras miserias , ó para mejor de* 
cir de nuestra ruina, porque él con sola su autoridad ] 
prudencia hacia estar en obediencia á los demás ; agrada 
ble i los buenos i quien favorecía maravillosamente, y ten 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



í79 

nr de los malos, ¿ quien quería mal de coraran. Era (in 
ejemplo de singular piedad , enemigo de toda la intempe-. 
noeia, y los soldados le amaban como á su padre. Des- 
pués de su muerte todas tas cosas comencaron á venir para , 
atrás y de mal en peor, porque los capitanes que le suce- 
dieron (príDcipalmente habiéndose apartado de nosotros el 
almirante y sota almirante) fueron hombres flojos, dados 
mas á los gustos , borracheras , mujeres y avaricia . y k 
todo género de vicio, que á la Toitaleza, templanza, mo- 
destia y piedad. El Consejo fué sobérlúo, loeo y com- 
puesto de tal escoria de hombres que en nuestra tierra y. 
patria no se les diera ni una mínima honra; finalmente 
cmno guiasen i los suyos con pésimo ejemplo, y quita- 
sen todas las puertas h la vergüenza, no pudieron los sol- 
dados DÍ marineros contenerse en obediencia. Greciaa cada 
dia las murmuraciones centra los superiores , y ñnalmento 
CDDira si hs odios de todos,. de donde nació que los solda- 
dos se levantaron contra su coronel , consintiéndolo los aa< 
[Htaaes, de donde nació toda la confusión, -y asi nos acae- 
ció conforme á lo que dice el profeta , que [wr los pecados 
de el pueblo se dividirán las gentes que con la antigüedad y 
piedad n eslaUecen; porque vino al puerto la armada de el 
rey de Espafia , con muchos aparejos de guerra , y nos cercó 
por mar y tierra todo un mes estrechfsim ámenle, y como se 
loviese poca esperan» de socorro, lossoldadossedisminuiaa 
oda dia, la ciudad no pudiese defenderse, y dentro esiui 
viese lodolienode confusiones y sediciones, fuÍm<H coiisr 
Irifiidos i entregarla en manos, de los enemigos. Haga 
Dios omnipotente que acabadas por una ves las guerras en- 
tre loa cristianos, se vuelvan las armas de todos contra el 
esenügo del nombre crisüano, quiero decir el Turco. Bien 
UM sucedió que caimos en las manos del excelenlUimo 



byGooglc 



principe don Padrique de Toledo, & quien verdadera men> 
te se debe muclm loor por muclias virtudes que en él liiiVi 
y prínoipalinente por ta singular en «iquclla edad, pruden- 
cia y clemencia hasta con el enemigo vencido, en la cual 
se aventaja k todos los pasados; porque él ha sido el pri- 
mero de su familia que durando nuestras guerras fué bcne- 
mérito de los holandeses. Sa algún día tengo tiempo de te- 
jer esta tela urdida, no carecerá este ilustre capitán de su 
elogio, aunque sea digno de Homero, ({uc celebre sus loo- 
res; y desde agora tengo por si mi ruego y oración A quel 
conviene , i saber; que San Pablo por el rey Agripa , como 
se refiere en los Actos, capítulo XXVI, que le alargue Dios 
larga y deseada vida. — Henoc Estartenius. 

, CAPÍTULO XVI. 



Be «dno llegaram trclnl* y tres navios de Holiin- 

dm al socorro de la eiadad y lo que blelcroii an- 
tes de retirarse. 



Después de embarcada nuestra infantería en los navio.", 
como va dicho arriba, á diez. y nueve de mayo salló el ca> 
pilan Trislan de Mendoza con su navio el Sol Dorado á dar 
caza i UQ palacl>e del enemigo , que andaba barlovenlc.m* 
do por la costa para tomar lengua, el cual liízo presa de' 
una carabela que venia de Portugal, y envió en una ca- 
noa algunos portugueses á saber en el estado que estoban; 
las cosas de la ciudad , con aditamento que si do volvia 
los dichos con relación padecerían los demás compañero! 
que allá quedaban. Tristan de Mendoza que recogió esti 
gente, restauró la carabela, huyendo el patache, y de 



D,g,l,.9cbyGOOglC 



181 

algnaos holandeses que liahiait metido en la carabela se 
supo como veniao con et patache de aviso á tos rendi- 
dos, de .como llegaba ya cerca su socorro, que era de 
Ireiola y tres navios gruesos, que traitin mucha geale 
de guerra y municiones para pertrechar I& ciudad y aca- 
bar de allanar lo restante de la tierra. Luego viérneR á 
veinte y tres de mayo á cosa de d mediodía llega otro navio 
ilel eoemigo á la boca de la bahía , y la reconoció toda ; y 
como vio tantos navios dentro, vio que era nuestra arma- 
da, y dio otro bordo saliéndose fuera. Lo cual visto por don 
Fddrique invió tras ét la tartana con veinte mosqueteros y 
dos pataches que le dieron caza , y cogieron con nueve ho- 
laadeaes y doce portugueses, y este navio le habia cogido 
á los portugueses el pa tache del enemigo el día antes , y ve- 
nia de Portugal cargado de vino para el conde de Vimio- 
10. Sábado, víspera de la Santísima Trinidad, « veinte y 
cuatro de mayo, llegó una carabela de aviso de las islas de 
Cabo- Verde con cartas de el gobernador dcllas á don Fa- 
drique, dándole cuenta como á nueve del mes deabrill pa- 
udo llegaron á la isla de la Sal treinta y cuatro novios de 
Holanda, los cuales puedabau haciendo aguada para pasar 
adelante; que enteudia era socorro que iba al Brasil!. Lo 
cual fué asi , y llegaron un dia después de la carabela . El 
viaje de los cuales después que salieron de Holanda al so- 
corra de la dicha plaza, pasó como aqui diré. 

Luego que se supo en Holanda el buen suceso que su 
armada tuvo en el Eirasill, y visto que inviaban á pedir 
ucorro, y lo que importaba invíarlo, mayormente cuando 
supieron se armaba en España contra ellos, y así con de- 
masiada presteza aprestaron una armada de treinta y tres 
naves gruesas, muy bien urlilladas y pertrechadas, y con 
niuctia gente y bastimentos. La despacharon muchos dias 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



182 
Antea que saliese la de Espafia aunque es verdad « daba, 
de Madrid harta priesa. Lo cual hizo el enemigo cou lan- 
ía diligencia por fortificar la plaza para cuando Hegase 
mieatra armada, creyendo no vendrían tantas fuerzas co- 
mo las que trujo , y parecióles podrían defendernos la tier- 
ra, cosa en que se engañaban rouclio, por cuanto siempre 
venia nuestra armada áser superior, y el riesgo que 
"de nuestra parte pudo haber allanado la plaza socorri- 
da fuera de un mes mas eo ganar la que do era di* 
(aciOD de muclia importancia. En Sn sali6 el dicho socorro 
de Holanda, y en el canal de Ingalaterra les dio una recia 
tormenta que tos desaparejó y obligó á ver de arribar á In- 
galaterra , donde estuvieron aderezando el dafio recibido, 
en que se detuvieron tanto tiempo cuanto hubo menester 
nuestra armada para salir, llegar, ganar la plaza, y des- 
cansar veinte y cinco dias mas. Volvieron á salir de Inga- 
laterra i proseguir su viaje; llegaron & hacer aguada A tina 
de las islas de Cabo Verde como dijo la carabela; y úitíma- 
menle, día de la Sanliñma Trinidad, domingo á 35 de 
mayo, se parecieron á ver desde la ciudad al amaneoer. 
Cuatro leguas á la mar, los dichos treinta y tres bajeles de 
socorro. 

Embarcóse luego don Fadrique con la demás gente ne- 
cesaria, dejando de guardia en la riadad hasta mili liona- 
bres, y á Diego Ruiz, teniente de maeie de campo geoeral, 
por gobernador de todo. Dejó asimismo ordenado se tu- 
viese buena guardia con los rendidos, no se alborotasen de 
ver 80 socorro, y si algunos se echasen á la mar, tos ma- 
tasen, lo cual se les hizo saber á ellos mismos, que estaban 
harto confusos y pesarosos de no poder juntarse con los su- 
yos. Prevenido todo eo la forma dicha se vio que el enemi 
go dio bordo ta vuelta de la mar, & dar fondo junto á la 



byGooglc 



183 
illa -de Tapanca, coo que se pasó lo reslanle del día y no* 
cbe. Lúoes aiguieate 26 de mayo, por la mafiaDa, dio vela 
el coemigo, y viao de ud bordo y otro liaata al castillo-de 
San AdIodÍo. del cual llegó cerca á menos de Uro de mos- 
quete; pero teaia Orden el capilaa Alonso Rodríguez de 
Cisoeros, á quieo estaba encomendado, de no tirar ni es- 
paDlsf al enemigo sino dejarte entrar como quisiese. Esto 
era i mediodia, y Itabiéndose allí juntado lodos sus navios, 
dindo otro bordo , se vino entrando eu la babia y puerto, 
dividifiodose en tres escuadras coa sus capitanas y almi- 
raalas con mucltos gallardetes y flámulas, banderas y de- 
más ínsÍDÍas de fuego y sangre. Viendo desde su cajútaoa 
real doo Fadrique como el enemigo de Romania se venia 
entrando donde nuestra armada estaba, dado fondo, mandó 
lalir la almiranta de Ñapóles con J6 navios para que sí 
<|uisiese pelear empezasen la escaramuza en cuento él con 
la rea) y demás capitanas y atmiranlas, daban vda como 
lo hieieroD, siendo entre todos los que de nuestra parte las 
ilieroo treinta y ocho. Viniéndose entrando el enemigo eo 
U bahfa como va diclio , prosiguió en su determinación 
huta que muy claramente pudo reconocer toda la ciudad 
y nuestra armada, y un estandarte, que coo las armas rea- 
les estaba en la torre de la iglesia mayor, señales por don* 
de conoció la plaza era ya perdida, con lo cual no quiso 
empe&arae mas con nuestra armada, que á este tiempo ba- 
ña lo posible por llegar á embestir; y asi giró la vuelta de 
b nwr para irse, lo que no pudo bacer por ser el viento 
Un escaso y á crecer la marea, de suerte que aunque mas 
velejaron no pudieron salir de aquel dia y noche, entes los 
echaba el viento é dar. á la costa y bajos de la isla de Ta- 
panca. Y á este tiempo los navios nuestros que dieron vela 
primero estaban muy cerca del enemigo haciendo fuerza de 



n,g,t,7.cbyG00glc 



184 

vela para g»nnr el barlovento si Lien iban al mismo peligro 
ÜL' llar en Tos bajos, tbanles lirando muchos cañonsEos á que 
ellos 11(1 respondieron, sino procuraban irse lo mas apriesa 
([ue el tiempo les daljft lugar, y habiendo dejado por huir 
mas sin estorbo algunas lanchas que Iraian por popa qne 
les eran de estorbo, siendo ya esto á mas de las cuatro de 
ta larde. £d este estado eslabao una y otra armada, la 
vna deseando embestir, y el enemigo escaparse buenameo' 
te como pudiese cuando el galeoii Santa Teresa de Jesús 
<Ie la escuadra de Vizcaya, tocó en los bajos mas de doce 
veces, por donde se infirió que los demñs estuvieron en el 
núsnio peligro. Fué Dios servido de que cortándola el ár- 
bol mayor y la buena diligencia de los que iban dentro aa* 
Itese del bajo, no pereciendo sino dos ú tres que -se echa- 
ron, siendo esto á poco mas' de tiro de mosquete del enemi- 
go, (|ue visto por él y reconociendo el peligro 4 que iba se- 
gún lo demostraba Santa Teresa pidiendo áocorro, dí6 fon- 
do casi encima de los bajos por no perderse y para aguar- 
dar & vaciar la marea, para que le ayudase i salir mejor. 
Don Fadrique viendo esto y á Saulu Teresa encallada en 
los bajos lemió no perderse, y dio otro bQrdo lirando pieza 
de recoger; lo mismo hicieron todos nuestros, estando al- 
gunos casi mezclados con los del enemigo, y en particular 
San Nicolás, la Victoria y San Pedro de Cuatro Villas y 
otros, habiéndolos atemorizado tanto,, que 9Í Santa Teresa 
no encalla por huir, hahian de dar muchos navios suyos en 
el bajo y perderse sin remedio , con lo cual anoclieció esta 
dia. Haciendo gran diligencia esta noche don Fadrique, 
|)or ver si podía bordeando, ganar la boca de la bahía al 
enemigo para obligarle á pelear. Fué tnnla la tormenta 
que hizo con grandes aguaceros que echó la armada mas 
l¿jos de*, lo que estaba del enemigo, cuando auoclieció. 



byGooglc 



185 

Hartes 27 del dicho al amanecer cod la vaciante de la ma- 
rea se fué saliendo el enemigo de donde dio fondo á la tnar,- 
aieodo baria ventura poderlo hacer según era el viento de 
eseaso.sia perderse en los dichos bajos. Don Fadríque ¡uq- 
\& consejo de guerra para si convendría seguir ni enemí* 
go hasta desbaratalle obligáDdoIe á pelear. Acordóse no se* 
guiris por estar la armada sin bastimentos nt aguada, y tas 
naos sin dar carena y sin prevenirse dealo, no podíamos ir 
k Espafia ni salir Mguiendo al enemigo, por cuanto si per- 
díamos la boca de la bahía, no podríamos después entrar ni 
auD ir & EspaQa, como está dicho, sin aparejarnos de lo 
necesario y recibir bastimentos, de (]ue habia mucha falta, 
; se andaban conduciendo los que se hallaban. Des[iachó 
luego don Fadríque una carabela de aviso á todos tos puer- 
tos que hay desde la Babia á las Indias para que todos es- 
tuviesen con cuidado por si el enemigo pasase á robar 
aquellas costas, -que según corrían los vientos, no podía 
dar en olra parle ú volverse á Holanda. Dia de Corpus 
CbrísÜ h 29 de mayo, en otro consejo de guerra que juntó 
ate dia don Fadríque se acordó traer con nosotros hasta 
lai Terceras á los rendidos, porque no se juntasen con el 
ucorfo, si como estaba concertado se iban luego, y juntos 
erao muoliaa fuei^as y podían acometer á otra parle donde 
hiciesen daño irremediable por entonces; y cuando tuviese 
remedio seria con otro lan gran gasto de la hacienda de 
S. M. eomo la presente jornada costó. Después que el ene- 
migo se salió de la bahía se anduvo bordeando por la costa 
por no poder montar et Cabo de San Francisco, hasta ocho 
de junio que llegó nueva de la Torre de García de Avila, 
como habia dado á la costa un navio dellos, y Irujeron el fa- 
Dalá don Fadríque, y desde este dio no se supo mas dét has- 
la que llegó sobre Pernambuco como adelante diré. Y en to- 



byGooglc 



J86 
dos los puertos que hace la cosIa do la Batila y rios de sgua 
dulce que huy no sallase el enemigo á bocer aguada, pre- 
tído doD Fadñque estos puertos, con eompalifas de ítifaute- 
rfa que en ellos se distribuyeron para que so te dejaseo en 
ninguna manera socorrer su necesidad, que la Kevaba ex- 
trema de agua, snraque ella misma le acabase y afligiese. 



CAPITULO XVII. 



lie los castigos que se hicieron en «l|:nnos rv 
bcMes porta|:aeses qne se kshlnn pasad* al 



Desde el punto que tomé la pluma para escribir loa su- 
ccRos de esta jomada desee ocasión donde poder tratar de 
las partea, erudición y letras del licenciado don Gerónimo 
Quijada de Solorzano. auditor general de las armadas y 
cj£rdlo susodicho, y aunque para darle el lugar que mere- 
ce su persona es mi ingenio tosco é incapaz dello, la vo- 
luntad que le tengo y la merced que siempre me hizo, me 
obliga é que no pase en silencio lo mucho y bieu que sirvió 
á S. M. en la dicha jornada en lo tocante á su oficio con 
la rectitud, satisfacción y limpieza que todos saben. Es- 
tando en la ciudad de Cádiz por alcalde mayor della (I), le 

'' <1) Al mdryeHMe lee: EtixAtS.lA. tKretád%.6acai ialaGo- 
tula; mejoróle á fiscal del CrtroeQ de la Chaocillerfa de Vallado- 
lid, luego k fiscal de lo Civil , después mdor do didia audieacia y 
corregidor del Señorío de Vizcaya, y fiDalmente, por mayo de 639, 
Alcalde de Casa j Corte. Ha servido á S. M. mucho en todas las 
guerra*, en levas de soldados y socorros de fuertes. Paé CaociHer 
de MUan, donde muriú en novici&ttfe de 16t!i. 



.byGooglc 



i 



187 

mandó S. M. se embarcase coa el dtclio oficio áe auditor ge 
neral imwnetiéDdole se le baria merced á la vuelta. Llega- 
nm «1 Brasil y pasó lo que arriba se dice hasta rendirse el 
eoenugo y eotrar á [vimero de mayo Duestro felicísimo 
ejéraito en la ciudad, eolrando el mismo día el, dicho au- 
Ühv general coo sus ministros á ejecutar algunos bandos 
dd servicio de S. M. Lo primero que hizo fué proceder con- 
tra los rebddes que estaban amparados del enemigo hacien- 
da prender luego la mayor parte, y los que pudieron ser 
habidos fueron los siguientes: Diego Lopa de Abraotes, 
hombre de la nación hebrea, por haberse pasado al enemi- 
go; Manuel Rodríguez de Acevedo por lo mismo; Luis Mar- 
tin, Francisco de Morin y Aolonio de Hatos, todoa por la 
dicha culpa; y i Fraadsco Pombero, negro esclavo que 
servia al enemigo de capitán de una compaSfa de negros, su 
alférez, sargento mayor y tres cabos de escuadra, negros 
lodos y la mayor parte tie In dícba compafifa, que todos 
fueron presos y metidos á buen recado en la cárcel pública. 
Busca papeles contra culpados, y hizo al oidor general An* 
loD de Mezquita exhibiese una información secreta que ha* 
bia hecho contra Dionisio Brabo, Pascual Brabo, Manuel 
Rodríguez Sánchez» Duarte Alvarez Rivero y otros mu- 
dras, todos de la nación hebrea, por decir se carteaban con 
el enemigo y, le inviaban presentes, y á otros de tos dichos 
de la nadoo, que habiendo ido á la dudad tomaron pasa- 
portes del enemigo haciéndose vasallos de los Estados y ju- 
riMlo derlas cosas contra la debida fidelidad, y procedien- 
do crimioalmente contra los dichos y contra los catatanes 
Buy Carvalho PiSeiro y Gonzalo Becerra por haberse huido 
de la playa de San Antonio y dejado desembarcar al ene- 
migo, habiendo dado tormentos, heclio ioformaciooes, lo- 
mado confesiones y dado á todrat sus culpas, condenó ¿ los 



byGooglc 



188 

(lid)os Diego López do obrantes, Maouet Rodríguez de'Ace- 
vedo. Luis Martin, Francisco' de Morin y AdIoiúo de Ma- 
tos á horca por traidores, y al ca[MtaD negro y los otros 
cinco oficiales negros de la compafiia á hacer cuartos por 
Ias caminos, la cual sentencia se ejecutó á treinta de Judío 
del dicho año; y á los demás negros de la compafila veinte 
y dos á galeras y los demás se vendiesen por de S. H.: á 
tos dichos Dionisio y Pascual Grabo y consortes . porque 
probaron bien su descargo libres sin costas: á Manuel Ro- 
dríguez Sánchez, que ya era á este tiempo difunto^ coniis- 
'cacion de bienes; y á todos ios demás en la misma pena de 
confiscación de bienes aplicados ¿ la forliricaciou de la di- 
cha ciudad: y á los aobreilichos capitanes en quitarles las 
compañías y otras penas pecuniarias. Todo lo cual se eje- 
cutó, como va dicho aquí, muy á salisfaccioa de lodos, y 
aun de los mismos reos. Luego en prosecución de hacer 
Justicia á todos se fulminó otro proceso entre partes de la 
una el fiscal de S.M., y de la otra, el gobernador don Fran- 
cisco Sarmiento de Sotomayor cD razón de pedir el dicho 
se le volviesen siete mil y ducienloa marcos de plata que 
8c hallaron en las casas donde vivia el coronel holandés y 
se tomaron por de S. M., diciendo el dicho eran suyos y 
se le debian restituir. Oídas las partes se pronunció senten- 
cia en favor de S. M. y de su real hacienda, reservando el 
derecho del fiscal real á salvo en razón de la acusación cri- 
mina) que puso al dicho don Francisco por haber salido de 
las Indias por puerto vedado como es el de Sueños Aires; 
.con lo cual se fenesció lo locante á las cosas de justicia, to- 
cantes al dicho auditor y Eeliclsimo ejército de S. M., ha- 
biendo lucido mucho en esta ocasión en el Brasil i vista 
de una audiencia que tiene alli S. M. de ocho oidores por- 
tugueses, los letrados castellanos, y habiendo heoliooficio de 



.byGooglc 



189 
presideitte el diclio auditor general lodo et tiempo que es- 
tuvo la armada y ejército en la -díclin ciudad. 

No descansaba 'el geoeral don Fadriquecon loa buenos 
sucesos referidos, Antes estaba siempre desvelándose eu 
prevenirse & hacer aguada , buscar bastimeatos que se ha* 
liaban boa dificultad para una tan gruesa armada como la 
de su cargo, y aunquti^es verdad que los ministros y ca- 
pitanes acudían cada uno á lo que se le encargaba del apres- 
to y aviaraento de la armada , todo era poco según la falla 
que había de lodo, y no por eso este principe desfallecía, 
inles en medio deslas calamidades imploró el auxilio divi- 
no, haciendo jueves cinco de junio una suntuosa Gesta A la 
octava del Santísimo Sacramento. Tomó á su cargo uo al- 
iar el gobernador Sanfeliche, y olro don Alfonso de Alen- 
castre: hubo mucha música , grandes inveocioues de fue- 
go y salvas de artillerEa. mucha gala y bizarría de solda- 
dos y ona muy buena procesión que salió con el Saolisi- 
mo Sacramento de la iglesia mayor de la ciudad por las 
calles y plazas públicas della , en que se tardó desde las 
diei del día hasta las tres de la tarde. Fué este día para 
lodos de gran consuelo, mayormente para los portugueses 
que nunca entendieron verdial dia en su ciudad, no pcn- 
saado ta volveríamos á restaurar. Asíslieroná la fiesta por 
las calles muchos herejes holandeses, los cuales cuando 
pisaba Nuestro SeDor y Redentor se arrodülaban como nos- 
otros, si bien sabíamos no lo hacían de devoción, sino de 
lentor no los maltratásemos ai no hacían el debido acata- 
miento y reverencia á tan gran Sefior , aunque ellos le nie- 
gan y digan no le conocen en aquella espacie de pan. Aca- 
bada la ñesla ordenó don Fadrique se sacase del fondo de 
tos navios que el enemigo tenia y nosotros durante et sitio 
le hablamos acañoneado seis (|ue parecieron mejores, cuyos 



|.,;,l,r,--.,GOOglC 



190 
nombreseran Capitana de HotaDda, la AlmiraDla , Utre-* 
que , Etgren . GruDÍnga y la urca de los Azúcares, y un pa- 
tache tlaniado La Liebre, todos muy buenos bajeles, muy 
graades y fuertes, los cuales se aprestaron para traer áEla- 
pafia COD los demás de la armada. A veinte y uno de junio 
pasaron muestra los dos tercios de Portugal para escoger 
dellos mili infantes reducidos A diez eompaQiaa que doQ Fa- 
drique ordenó Iiabian de quedar de presidio en la ciudad 
con el sargento mayor Pedro Correa de Gama, sbldadd 
viejo de FIAndes , de mucha experiencia y valor. SeDalóse 
la artillería, armas y municiones que habían de quedar 
lodo en mucha abundancia y bien acondicionado. Domin- 
go i veinte y dos se hizo en la Compañía de Jesús la fies- 
la á Santa Bárbara, patrooa y abogada de la artillería, por 
la buena suérle que durante el sitio nos did con la arUlle- 
ría y milagrosos tiros queso hicieron con ella. Hubo pro- 
cesión y danzas de los artilleros y invenciones de fiíego y 
salvas de artillería. Miérooleaá veíote y cinco se hioieroa 
en la Compafila las honras del ilustrísimo obispo don ]lAr> 
eos Tejera, predicando en ellas un su hermano, y asisüai* 
do & ellas dan Fadrique y toda la nobleza que atli se halld. 
El socorro de] enemigo que había días no se sabia del, 
se tuvo aviso de Peraambuco como llegó alli á primero de 
julio, y pidió al gobernador Hallas de Alburquerque le de- 
jase entrar en el puerto y hacer aguada , y le daría algu- 
nos prisioneros que traía , y todas las presas que desde 
que salieron de Holanda hablan hecho. Respondióles que 
si pudiesen enlrar á hacer la aguada la hiciesen en bue- 
na hora; pero que de otro modo no habla lugar; y que 
visto su necesidad sr fué por la costa á meter treinta y 
cinco leguas de allí en la babfa de la Traición , donde se 
fortilicaroD , y trataban con tos indios d^ la (ierra en cuan- 



^ 



byGooglc 



191 

In aderezaban las naos y Iiacían ta aguada , que era lo que 
mas necesidad tenían. Visto esto por (loa Fadrique man- 
i6 dar mucha priesa á acabar de aprestar la armada para 
salir i buscar al enemigo i la dicha balifa de la Traición, 
ÍBviando primero en una carabela al gobernador y capi- 
taa Francisco de Vallecílla, y al gobernador y sargento 
mayor Juan Vicencio Sao Felicbe con órdeo de que re- 
conocieaeD at enemigo y Tondasen la dicha babia para 
saber si nuestra armada podía entrar dentro , y que heclia 
eda diligeocia aguardasen al armada eo Pernambuco. V 
el viernes que se cootaron veinte y cinco de julio se echi> 
bando para que se embarcase loda ta gente para salir at 
primer Üenifm, y i treinta y uno del dicho se hallA toda 
la geoto embarcada y las naos á punto de navegar cada 
«onpafila en la nao en que vino, habiéndose repartido los 
rendidos solo en cinco urcas de Alemafia , que ta armada 
habia traída cou bastimentos, donde se les repartió basti- 
mcnlos y lo demás necesario. Don Fadrique se embarcó 
este dia y Itró pieza de leva , y á la noche volvió á tier- 
ra á despedurse de todos, dejando en el gobierno de la 
ciudad al capitán nuyor don Francisco de Honra , en cuan- 
to llegaba el maestro de campo de Flándes Diego Luis de 
Olivera, que estaba prevúdo por gobernador y capitán ge- 
Berat del estado. Con lo cual dejaremos en este ca[ritulo la 
ciudad, y pasaremos al siguiente á proseguir el viaje en 
demanda del enemigo y de Espada, donde Dios nos llegue 
con bien eo su santo servicio. 



byGooglc 



im 



CAPÍTULO XIX. 



Sale In armada de la Bahía la raelta d« España 
y lleg^a A Peraambnco, y lo que allí se hizo. 



A primero de agosto salió la armada de la BahlJ de 
Todos Sanios, dejando, üoino va dtcho, por goberaador á 
don Francisco de l^oura con míll infantes de presidio, con 
diez capitanes y el sargento mayor Peáro Correa de Gama 
por goljernador de la infantería, muchas muníctoaes y ar" 
mas , y trazado un castillo para la defensa de la ciudad y 
su fortificación; y en fin conforme el estado presente pare- 
ció quedaba con bastantes fuerzas. 

Después de haber este dia la capitana dado las velas al 
viento y empezado ¿ navegar, siguiéndola los demás navios, 
porque algunos no acababan de zarpar, volvió á dar fondo 
á la tarde algo lejos de la (ierra, mandatido don Fadrique si 
alférez Luis Gomes de la Hubierna, alguacil real de la arma- 
da , fuese á dar orden á tos dichos navios siguiesen la real 
en dando vela. Dio la Orden d los dichos navios ei dicho 
alguacil real , que eran el galeón Nuestra Señora de la Ala- 
laya, de la escuadra de Vizcaya, y el galeón San Miguel, 
de la armada de el Eslrecho de Gtbraltar; y respondieron 
los capitanes dellos no podiaa desamarrarse de el puerto 
por hacer mucha agua , tanto que se iban á pique. Visto 
esto por don Fadrique mandó que se quedasen á dar care* 
na y lomar la agua que hacían, y que después se viniesen 
la vuelta de España sotos , lo cual podían hacer seguros del 
enemigo, pov ser naos de á veinle piezas de artillería de 



byGooglc 



193 

bronce, y llevar cada usa tres compañfas de infanlcrfa es^ 
pafiola, COD que no se les atreviera nadttí, En cuanto don 
Fadrique daba estas órdenes, los holandeses rendidos, que, 
como va dicho, iban embarcados solos en las urcas alecna- 
IMS, nombradas Enrique , San Pablo, Rey David, San 
Uiguel y La Esperanzn, dieron vela este día coa Iüs demás 
navios , y coma la Real volvió A dar fondo , ellos no qtiisie- 
roD ano seguir el viaje, y asi sin ser echados de ver se fue- 
TOO tres navios de ios cinco, en uno de los cuales fué su 
coronel . tos otros dos dieron fondo con la Real, y don Fa- 
drique mandó sacar dellas á los capitanes Sansón y Fran- 
dsco de Lucena y llevarlos presos ¿ otros navios. Y hecho 
eslo á cioeo de agosto se volvió la armada & baoer á la vel» 
coa buen tiempo, aunque escascv, hasta las once que mu- 
da poco en favor, no pudiendo salir de la ensenada ni do- 
blar los cabos de San Francisco y el de Sao Agustín ; mas 
al fin con grandes bordos se doblaron á trece del dictra. 
Se derrold la capitana de Portugal y Santa Ana, almiranlA 
de Cuatro Villas, donde iba embarcado el maese de campn 
doD Juan de Orellana y la capitana de Holanda, de los que 
se ganaron al enemigo en la Babia, llegaron & diez y nueve 
agosto estos navios á Pernambuco, y como no hallasen h 
armada y la costa fuese brava, no pudieron tenerse en las 
amarras , y fuéles fuerza el Itacerse á la vela la vuelta de 
España sin aguardar la armada, que llegó á veinte y uno 
i Peraambuco, donde supo don Fadrique como hablan pa- 
sado por alíl los tres navios holandeses y lo de la capitana 
de Portugal y demás navios que pasaron adelante , y como 
se habia perdido allí la urca Puerto Grialiano nuestra , si 
bien se salvó lo que traia todo. Halló aquí don Fadrique 
cuatro urcas cargadas de bastimentos que venian de Cádiz 
para la armada & cargo de el capitán Juan Luis Gamarena. 
Trujo carta de S. M. á don Fadrique mirase por la arma- 
da, y no llegase á reconocer las Terceras, porque se enlea- 
dia le aguardaban en aquel paraje ciento y treinta navios de 
lagalaterra y Holanda para destrozalia, sentidos de la victo- 
ria del Brasill y por aguárnosla. Tuvo otra orden de S. M. 
para que inviase dos navios de la armada con otros tres 
<\w se aprestaban en Pernambueo á ta isla de Santa Elena 
Tono LV. a 



.byGooglc 



m 

por la genlG y pimienla que dejó allf una nao ds la fadia 
que con tormenta ve penli4 en la <lich» isla. Vlsla esta or- 
den (le S. M. don Fadrique la dio para que el galeón La 
Atalaya y SanMig^iel quff en la B.ihia de Toias' Santos 
que<laron aderezándose se TÍniescn k Pernambuco á juntar- 
se con los otros tres navios, ñiesen y cargasen la pimienta 
y gente de Santa Elena y la trajesen á Lisboa ú Ciidiz, 
donde primero pudiesen llegar, til gobernador Valtecílla y 
el gobernador San Fetiche que habían ido á reconocer al 
enemigo trujeron nueva como se habia idsdela balifa de la 
Traición la vuella de Holanda, habiendo dejado allí cuatro 
navios perdidos y muértosele de enfermedades desde que 
- salieron mitl y ochocientos hombres. Eslo se sapo de cua- 
tro holandeses jque estaban presos en Pernambuco que co- 
gieron en tierra al enemigo, los cuales decían liicíaroii 
aguada y Ie5a y aderezaron los navios y los cargaron tic 
palo Brasil y salieron á grao priesa, porque no ios cogié- 
semos allí y captiváseruos. La almiranla de Portugal y 
otros navios de aquella armada, que linsia el presente ha- 
bían seguido la real, visto que iba adelante su capitana y 
sola dieron vela y la siguieron quedándose solo eon la real 
el capitán Trislan de Mendoza eon su navio et Sol Dorado, 
capitana de la escuadra de la cimiad y puerto de Portugal, 
siendo esta ida éí los veinte y dos de agosto, y á los veínlv 
y cinco dio velas don Fadrique con la domas armada , sU 
guiendo el comenzado viaje á Espafla, El tíetopo raoy Ta— 
Torable y tieso, la mar muy bonancible, los navios buenos 
veleros, con lo cual' Dios mediofite nos prometemos ll^ar 
presto á la deseada patria. 



byGooglc 



CAPÍTULO XX. 



Presigrnese el vt^e y lo que pitsó hasta lirgcar á 



QnetUronse en Pernambuco dos navios, el uim que era 
de Íes coatré que de Espafia nos llegaron de hastíiDentos, 
que {Mr ser grande no pudo -salir del nrreeife doode se re* 
eugen lostMivfo?, y el otro el palaclie San Jorje, que por ha- 
cer inuclit tgua se metió á aderezarse. La dem&9 Arma- 
da iba cdn buen viento á popa, navegando Itasla la Ifaea 
equinocinf, que pasamos á dos de seliembre sin haber cal' 
mas, truéaos y agunoeros como ¿ la ida. A tresne sep- 
tiembre mindd don Fadrique ro[MiFt¡r los bastimentos en 
los galeoses tle h anuida, ; mandólo asi, por<|ue esle dm 
baliia poco vienta y se podia hacer con comodidad y dila- 
tarlo nn -era acertado por la falta qne de eüos liabia. A 
seÍB de aeplienibi-e snanneeió el galeoQ San Nicolás de To- 
IfliMiiia dasarbolndo, habiendo padecido la noche antes mu* 
riun con bórraseos y aguaceros que hubo. Quebró uua 
pienia a! capitán Andc^ Dmz de Franca con la meaana, 
de que murió de allí á diez días, y por estar el dicho galeón 
muy mal parado haciendo mudia agua mantM don Fadri- 
que sacarle la artitleria y demiís pertrechos y cosas de 
S. U., lo cual se hizo en cuatro dias que milngrosaotenle 
hubo de calmas. La infanteiia se repartió en otros na^vios y 
i )u5 diez de septiembre día de San Nicolás se !e puso fuego 
y se alejó la arm.i(la, habiendo dado don Fndrique á todos 
los Gspilaties orden cerrada para si se derrotasen advirtie- 
sen to que hablan de hacer, y porque se determinó en con* 
sejo lomar otro rumbo por menos altura por las Due%'as re- 
fendas de ef enemigo, persiguiéndonos ios días adelante 
terribles temporales, entre los cuales se perdió una chalupa 
de el galeón La Vitoria con tres liombres, desamarrándose 
de el oabo que llevaba por popa. Llegáronse algunos días 
nías de calmas, serrazones, truenos y relámpagos temero- 



byGooglc 



196 

sos y otras desvenluras que contarlas fuera proceder infí- 
iiito. Todo este mes fué trabajnsisimo sin poder arribar & 
la allura de treinta y seis grados de la banda de el Norte 
que llaman los marineros, en el cual paraje dicen está el 
Estrecho de Gibraltar. Y esto se hacia por arrimaraos lodo 
lo posible á la costa de Berbería para privar de sn ialen- 
cion y deseo al enemigo sí nos aguardaba como S. H. es- 
cribió. Y se puede encarecer que desde que se pasó la li- 
nea no bubo tiempo favorable veinte y cuatro horas que 
DO viniese otro contrario, hallándonos ya de suerte que 
con cuatro onzas do mazamorra y otro tanto de harina de 
pato y medio cuartillo de agua , faltando el vioo y lo de- 
más. Venia lo gente tan desfallecida que á durar mas po- 
cos dias fuera necesario pedir á Dios millagro. A los cinco 
de olutNre día de Santa Teresa nos favoreció su Divina Ma- 
jestad con algún viento en favor con que se fué siempre 
consiguiendo el viaje. A diez del. dicho conforme á 1& allu* 
ra y dem&s señales del Norte nos hallamos pasadas las Ter- 
ceras, aunque no desistiendo los astros de la inclemencia de 
calmas hasta los quince que con viento largo y grandes 
horrascirs corrimos gran parle y multitud de teguas, ooo cu- 
ya ferocidad llegamos á EspaQa, porque á tos veinte y dos 
en la noclie al cuarto del alba sondando el patache Sun Lo- 
renzo se descubrió tierra, y al amanecer conocimos ser la 
boca de) Estrecho de Gibraltar; pero era el viento tan recio 
y airado y desató Eolo totalmente la escuadra desús hijos, de 
forma que á las puertas de EspaDa pasando por la mañana 
el Estrecho nos fué negada la entrada, pues sin poder to- 
mar tierra pasamos adelante hasta los veinte y cuatro de 
ntubre que amanecimos á la vista de Halaga con tantas pe- 
nurias que llegó el estremo á valerse la gente de los ra- 
tones del navfo y beber vinagre por hatíerse acabado el 
agua. Llegóse á dar fondo en Málaga este día á las tres de 
la tarde. Hiciéronnos una gran salva los baluartes de la 
ciudad, á que se respondió de nuestra parte con olra. Vi- 
nieron luego de tierra barcos cargados de refresco y co- 
mida de lodo géuero, de modo que solo la abundancia de 
esta ciudad pudo satisfacer y restaurar tanta miseria que 
al fio socorre Dios en las mayores necesidades á sus cria- 



byGooglc 



I»7 

leras por difereDtes camioos; habiendo tardado ed.lodo el 
vUje desde la Bahia de Todos Santos hasta Mála^-ofthea- 
t« días. Rehizose alli la geote y de allí á cuatro día» io- 
teoló doD Fadrique y puso en ejecución con viento Levante 
qoe le obligó á desamarrarse, entrar en Gíbraltar 6 Gádix; 
mas sucedió tan mal temporal, trocado el vieolo con teni' 
pestadea y graniío que estuvo á pir|ue de perderse, lo cual 
le obligó & retirarse otra vez á Halaga, donde tuvimos nue- 
va de la armuda inglesa, como estaba sobre Cádiz con cien- 
to y Untos navios. Certificado don Fadrique de«sta nueva 
netió la armado en el muelle de Málaga, hecho mucha ar< 
tillerfa en tierra y fortiBcóse por si el eaemigo pasase el 
Estrecho y llegase á Mílaga, do pudiese quemarnos la ar- 
mada, cosa que de au rey era muy deseada. Pas6 lodo lo 
del enemigo en Cádiz y la rota que allí se le dio hasta ha- 
eerle embarcar y dejar las costas de España libres cuando 
don Fadrique de^ues de haber dado una paga á la infan* 
lerta y haber estado aguardando tiempo para irse á Cádiz 
i iovernar, que por ser deseado de todos no vino en lodo 
lo que restaba del afio de mili y seiscientos y veinte y cin- 
co baala dos de enero de mili y seiscientos y veinte y seis 
qoe llegamos á Cádiz, habiendo tardado en toda la jorna- 
da iiaata llegar á Málaga nueve meses y diez días, y hasta 
ealrar en Cádiz uu a&o menos doce días. Retiróse la ar- 
mada en entrando en Cádiz á la Carraca para aderezar las 
naos y darlas carena para que estuviesen á punto para na- 
vegar el verano siguiente donde se ofreciese y S. M. or- 
denase. 

CAPÍTULO XXI. 

Me !• ^|He le» Biieedlit ú Ins ii«wi«s qne quedaÑB 
CH el BpksII dasd* carena, y lo qae rué de los de- 
máa KKTios qne se derrotaron, con que se da fln 
iL este compendio. 

Los navios que primero se derrotaron cuando se salió 
de el Brasill fué la capitana de Portugal. y el galeón Santa 
Aoi, almiranla de la escuadrado Cuatro. Villas. Siguieron 
estas naos su viaje hasta los islas Terceras, que entre la 



byGooglc 



«98 

ÍRln de el Cuervo y ta ilc Santa María toparon Ires nares 
de holandeses que venían de la mina en Guinea con mucho 
oro y am bar, Tnárñl y otras cosas. Asi como las nuestros dos 
naos las vieron, i Jas tres las dieron caza hasta que la una 
nao de las ires enemigas se apartó, que visto por tos nues- 
tros se dividieron siguiendo ta capitana de Portugal las 
dos y Santa Ana h otra, y por ser bitena nao da vetas San- 
ta Ana la ahianui en un momento, que visto por al enenligo 
eomo la alcanzó Santa Ana, embistió á iwrdo y eclió gente 
dentro. Teniéndose por perdidos acudieron á su ordíDario 
remedio que fué volarse con la pólvora, lo cmI bicíeroo 
con mucha prestez» empezando & arder la nao muy apriesa, 
lanío qne sin poderlo remediar entramb», pereciendo de los 
nuMtros oienlo y ochenta y oclio personas, entre ellos el 
maestro de campo don Juan de Oreliana y su alf^ez y sar- 
gento, el capitán don Antonio de Luna y otras personas 
particulares como el alférez don Cristóbal de la Pefia, don 
Bernardo de Villegas y otros. Escaparon noventa hombres, 
entre ellos el capitán Domingo de Diego, el &\iévei don Luis 
de Haro, el «udilor y cafiellan mayor de el tercio del diclio 
maestro de eampo y otros de menor cuenta: los que se ea- 
eaparon recogió la capitana de Portugal que dejó de seguir 
las otras naos por socorrer á Santa Ana y coger ta geote 
della, con la cual entró sola en el rio y puerto de Lisboa. 

DerroUroDse también el galeón Nuestra Señora de el 
AoSQrío, almiranla de el Slstreetio, la capitana y almiranta 
(Je Nipones, la capitana de Holanda y el galeón San Juau 
de la Veraci'uz, todos los cuales eiilraron en salvamento 
en Cádiz ánlcs de seis dias que llegase el inglés y fueron de 
harto provecho á la ciudad. Loa capitanea y soldados que 
venían en estas naos, pues fueron los que defendieron á 
Cádtc y hicieron emburcar ai enemigo asistiéndoles el te- 
niente general Diego Ruiz, por lo cual le liiro S. M. merced 
de maestre de campo de el tercio que fiió de don Juan de 
Oreliana, que, como dije, se perdió en Santa Ana. 

Derrotóse asimismo lo almiranla de Portugal y con tor- 
menta se perdió en el Faya] una de las islas Terceras, don- 
de se salvó la gente perdiéndose la artillería y demás 
cosas. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



t99 

Derrotóse el paiadie Sao Jorje, el cual viniendo la vuel* 
U de España se fué á piqua &. vista de otra nao qua veoíA 
eoD él sin aer socorrido Di poderlo ser. Miirid en él muy bue> 
Da gente, y en pariioular et tlgiiaoill real de Is armada de el 
Estrecho y el caftiton Ambrosio do la Vega y oíros criados 
de don Juan Fajardo, que cierto fué lastimoso subceso. 

Los galeones Nuestra SeSora de la Atalaya y San Mi- 
guel quedaron para aderezarse en la Bahía d» Todos Sanios. 
Después de haberse aparejado y recibido la orden de ir á la 
isla de Santa Elena |K>r la geole y pimienta que allf esta- 
ba, saliert)n de la Babia á juntarse con otros tres eu Peraam* 
buco y de alli se fueron la vuella de la isla, á donde llegaron 
i dies de decierabre. Iban estos galeones bien prevenidos 
para todo, porque llevaba el Atalaya veinte piezas gruesas 
de bronce y los capitanes Juan Martínez de Artiaga, que lo 
era de mar y guerra con su compañía, y loa capitanea Die* 
go Alvarez Trincado y Felipe Martines de Ghavarrla «OQ 
la> suyas. Sao Miguel Üevaba la raiaoia artillería y por capí* 
tan de mar Luis Cestin y coa sus compaQlas los capitanes 
Luis de Vepes, don Juan de Chaves y Mendoza y don Bo- 
drigo Godinez Broehero, y en uno y otro galeou irían qui- 
nientas y treinta personas do mar y guerra. Llegaran ¿ la 
isla y dieron fondo cuando vieron venir á dar fondo una 
nao holandesa muy grande de mas de mili y trecientas lo< 
ociadas y sesenta piezas de arlitlerla. Asi como llegó se co- 
menzaron á caBonear unos á otros, y habiendo conocido 
eran los nuestros de guerra zarpó y ellos en su seguimien- 
to alcanzáronla y la abordaron uno á proa y otro á popa; 
tratólos mal y hizo señales de quererse quemar, con que 
los obligó i desabordarse, habiéndola tenido rendida hasta 
el árbol mayor, con lo cual se fué la dicha nao, habiendo 
Auerto de un balazo al capitán Juan Martínez de Artiaga 
7 cuatro soldados. Culpan á los nuestros de haberse ido sin 
haberla rendido ú por lo menos desaparejado y quemádola: 
i esto responden no lo quisieron hacer por tenerla ya por 
suya caá á su parecer. Fué grflu pérdida que la ,n8o ve- 
m de la India de Portugal riquísima. Llegaron al fia los 
naestros con la pimienta y gente en salvamento á Lisboa 
acaloree de mayo de el afio de mili y seiscientos y veinte 



byGooglc 



200 

y seis, y dándoro cneñla k Su MajÑlad tá su Consejo de 
Guerra, mandó poner en prisión á los dichos capitanes hasJ 
ta saber y averiguar quién tuvo la culpa en la remisión 
que hubo en no quemar ó rendir la dicha uso y castigar al 
que lo mereciese: esto se estA indeciso por el presente, do 
se sabe en |o que pirará, oi á quien se castigará; lo que s9 
debe creer de tan hoorados soldados es, que no podrían mas^ 
puea 00 lo hicieron. 

Todo lo diolto y referido aqui es lo que pasó y subcedid 
en el discurso de esta ¡ornada que con tanta felicidad con* 
sigaió y acabó don Fadrique de Toledo, quedando seSalado 
de amigos y enemigos por uno de los mejores capitanes ds 
su tiempo, mas valeroso y afortunado. Con lo cual doy fin 
á este compendio pidiendo á Dios Nuestro Señor guarde á. 
nuestro gran monarca, rey y señor don Felipe cuarto para 
defensa y amparo de nuestra santa fée católica, espanto y 
terror de estos perros herejes, su castigo y azote, y á aoso- 
tros conserve Dios en su sanio servicio. Amen. 



byGooglc 



DOCUMENTOS INÉDITOS 



LA HISTORIA DE LAS BELLAS ARTES 



BN ESPAÑA. 



%v m. a. s»w» dd Vatu. 



D,g,l,.ncbyGOOglC 



Creemos que nuctlros l«ctorc9^ verán con guslo los siguieiiles Do- 
cumentos para la Historia áe tai Bellas Arfes en España, (jne nos 
ha faciltUidD el Sr. D. M.R. Zarco del Talle, y que, nUiído dentro 
de las condiciopcs propias de esta Coleccita, cnolriliuycii i esetnreter 
uno de los ramos más interesaales de nuesira cullura. 



byGooglc 



ADVERTENCIA. 



Publico en el presente volámeii documentos aalétúkos, hasta 
ahom inéditos, recogidos en archivos públieos y particulares, refe- 
rentes á obras tj artistas de que no tuvo eonoeimienlo Cean Berniii- 
dez, ó que añaden á sus noticias nuems datos y corrigen errares 
en que inairriú al publicar sw apreclabillsimo Diccionario. 

El del laborioso P. Arquea Jovcr, que encabeza la presente 
Colección, saca del oloido toda una pléyada de pintores valeneia- 
fHH, como Lorenzo Saragoza, Joan ZarreboUeda, GuihermoStoda, 
Pere Nicolsu, Ilogcr Sperandeu, Domingo ^e la Rambla, Sarrc- 
liolleda, Beroardú Salom y Pedro Cerda, que al finalizar el siglo 
XIV y principiar el XY compartían con Juan Palazi y los tres 
Pérez, Gonzalo, Fernán y Antonio, las toreas de su arte, eleva- 
doen el siglo XVI á grande altura por el misíico Vicente Macip 
(luán de Juanes), para cuya biografía recogió también interesan- . 
let documentos aquel diligente mercenario. 

Con papeles de Simancas salen á nueva luz pintores tan ol- 
vidados, como Francisco Chacón, á quien debemos suponer de no 
fícaso mérito, cuando la Reina Católica u/e fase su pintor mayor» 
mn todas las prerogativas que se leen en su interesante nombra- 
miento fechado en Medina del Campo en 14S0, ó como Bernaldino, 
Mimo de Lcdesma y Francisco Sánchez, á quienes se encargaban 
p-jr aquel tiempo retablos en Zorita del Páramo, Pla$encia y Daeza. 

El archivo de ¡a eatedral de Toledo ha sido para esta obra 



byGooglc 



rico minero ile notirias originales de imaginarios, pintores, ilumU 
tiadores, plateros, rejero», etc. 

JVí son menos curiosoí otros pápele» que en este tomo indut/o, 
y que me ha franqueado generosamente mi ilustrado amigo el Se- 
ñor CoQde de Valencia de Don Juan, en guien compilen el amor dei 
arte y el buen gusto en estas materias. Su rica y preciosa colec- 
ción de autógrafos me ha suministrado la lista de retratos debidvs 
a¡ célebre Alonso Sánchez Coello, para el museo del sevillano Ar- 
gote de Molina; las cartas del Cardenal GraOvela, prolector de 
aquel insigne retratista, las de Pompeo Leonj , Diego de Siloe y 
otros- 

Entre ¡os manuscritos de este arsenal de preciosidades históri- 
cas, he de citar, por haber copiado de ¿I datos importantes, el Or- 
dinario, en folio, dei Secretario de Felipe II, Hateo Vázquez, don~ 
de á vueltas de órdenes relaítoat á tri\fei, libreas, muebles, alfom- 
bras, tapices y joyas, te encuentran Cédulas Reales referentes á 
guardas, archeroi, caza de aleones, moros convertidos, residen- 
cias en Indias, loma de hábito de DoSa Ana de Austria {h^a del 
vencedor en LepanLo), casamientos r/ prisiones de grandes, y mil 
otras curiosidade». 

Señalo al pié de cada documento, ^impresos lodot con tu mis- 
ma ortografía, el arehieo de que proviene. 

AlguíMs natas indupensables, y los índices que et^oeo al ¡in, 
facilitarán el manejo de este volumen.. 



i 

I 
i 

I 

^byGooglc ■' 



COLECCIÓN 

DI 

nmm, rsccltores y arqvitbctos 

DESCOHOCIDOS. 

UClJl i* IMUDIIMIIIM ■■liga»! J (uUltioOI, / 

i. V. U. rnAT AGUSTÍN DE ARQUES JOVEB (1). 



ADZUARA (noMiNGo), Iluminador. Vivía en Valencia 
por loi afifls de i4o8. Consta de escritura ante Miguel B.i- 
Witt, notario, en i.' de Diciembre ile dicho aña 1438. en 
fe se halla por testigo Domingo Adzuaru, ilumioador de 



(() <'De1 R.I 7 MiliUr orden d« N.* S.* d« U Merced, Reden- 
<w ie cmvliro*, MaMtro del Número de m Provinda de Valencia, 
'ñ* tecef DefínídoT j Elector General, Ez-Provineial de la miama, 
jSiáo Geocntl dek Rdipoo" Domo ■• ínlituU eo Ja portaiU de c(te 
US, SI diligeote biblí^grarodon Justo Pastor Fuitér, en el Iodm 2.°, 
K itS, de ■« Bíhlioteea Valencima (Valencia, lldefonto MompM, 
^) ai^iira que el P. Arquea Jorer, nadó e» la villa de Concentai' 
"; (a 30 de Abril de 173i;rii¿ bautizado el 9 de Mayo en la parro- 
T*) utjot de Santa Haría; tomi el b&bilo de manos del P, Provia- 
'i'lír. Tic«iite Hoikn, en e\ coarento de Santa Lucía de Elehe, en 
IS^NoTÍembrede f750; eitnditndo dcapnet artei en Valencia y teo- 
'■pin Elche. Leyó de ambas faculudei, con mncbo crédito, no bien 
Bbadoi MIS mludios; dedicándose i los histiíricM, y con afán i re- 
P<iir an los archivos, antiguos protocolos de cncribanpa y toda clase 
Renunciado el caigo de Gontendador dd Gmveato de 



byGooglc 



Iil)rr)3. Ante Juan Gareino, notario, en 19 de Noviembre de 
1407, se baila una escritura de quitamiento de censo por 



Si^orbc, fii^ elt^íilo pnra arralar f1 archivo de la secretaria gcncml 
de Id orden, y víno á H>drid en 1778. En el Capitulo provÍDctal <Jc 
Sk se le nonkbró Cronista de la provincia Av Valencia. M'irió deseni- 
pcÜnndo el cargo de Socio general en su Convento de aquella ciuilad, 
cn.14 de Junio de 1808. 

Iji crecida lista de obras [i^n número de veintinueve, entre im- 
presas y mamiscritas] debidas á la pluma de cale laborioMi mercenariof 
jmede leerse en la citada del bibliógrafo viileociana. Mas nobubo este 
de tener notinia de la que hoy por primera vez corre de molde, Itnpri- 
Htola por esmerada copia de Cean Bermudez, á que precede una uiii- 
verUncia en que dícequcdon Bernardo triarte, del Consejo y Cámara 
de Indias, le remítiú este MS. á Sevilla, .donde lo recibió el 2 de 
¡Mayo de 1807, para que lo Icjcse 6 extractase, y después se lo reinitie> 
su & On de devolverlo al autor. Estimando Cean mn^ interesante I» 
libra, apresurase i copiarla al p¡<i de la letra; terminando por asegu- 
rar que el P. Arques merece grande alaba nzt «por la intensión y cons- 
tancia en buscar y reunir tan recóudítos instrumentos, á Go de poner 
en claro los errores que jo publiqué en mi Diaienario: errores que 
ya conoce el P. Arques que no se me deben atribuir, sinoá quien roe 
ha subministrado las noticias; por lo que no debía S. R.* inculcar tan- 
to sobre ellos, y disculparlos con inis indulgencia.» 

ElMS.onginal(qucllevalarrcba de 1803)esen f4.<> 136 pa. ds. 
foliadas de mi mano,* dice el cruditisimo don Bartulóme Josd Gallar- 
do, en papeleta qac tengo i la vista, quien al describirle cinno exis- 
tente en la Biblioteca Arzobispal de Toledo, procedente de la selecta, 
i'ica y poco estudiada niin del inbnte don Luis, asegura que preceden 
á la obra estas notas oñginatea: 

«Lo di k don Pedro Manuel Hesñi, bibliotecario mayor de la Ar- 
lubttpal de Toledo, aüo de 1804, para la Biblioteca. Fr. Ag. Arques 
Jover.» 

■Lo recibí el día 11 de Agosto del mismo año. — llernandei.» 

Como no todas Ins biograTias esttin por rigoroso (irdeii alfabclii'o, 
h1 imprimirlas rectifico su cotocacion con ven i en limen le, y pongo h 
de Marti, relegada ul Suplemento, en el lugar que le corresponde. 



byGooglc 



207 

JuuAdzuara, nolarío, y Pedro Adzuara, au hermano, liijos 
1 herederos. 

•inloaij Adzuara sirurgicj patris noslri, harcdis bonorum 
mnúom et jurium quae que fucrnat Domiaici Adzuara ¡llimÍRato- 
mqne fralris dicti palris oostri." 

Ante el mismo notario, dia y ailo referidos, coosta que 
DoQiiDgo Adzuara, iluminador sobre dicho, fué casado con 
Birtboiomeva. 

AGULLÓ (rRANCisco), pintor, natural de ta villa de 
dccntaina. Consta de una ñola que se lialla en un libro 
mliguo de Cabreves, de la parroquia de Santa María de di- 
^ villa, queso guarda en 9u archivo, donde al fól. 46 dice: 
f|(ieel altar mayor del Convenio de San Sebastian, recoletos de 
SioFraDcisco en Coceulaina, le hizo Domingo Cambra, es- 
cultor, natural de dicha villa: le dor6 Francisco Agulló, pin* 
lor, natural de Coceulaina, año 1637. Murió en la peale del 
año de i648 en su casa, y {ui enterrado en el Cementerio 
^e Santa Maria, sin intervención ui asistencia del clero. 
Coiisla de Ma lista de los Hl apestados que murieron en 
ujuella villa, y es el del número 41. (Véase el Racimal . 
iilaño 1648, número 405). 

Fué ciisado con Mariana Terol, hija de Jaime Tcrol, 
Hator, y de Esperanza Andrés; y se desposaron en 10 de 
^•^eTO de 16oO. (lAhr. de desposorios de Sania Mario de 
<ktntaina, al fálio 301 v.">). Laa cartas matrimoniales 
>:ile Jaime Aznar, nolario, en 8 de Febrero de 1630. Era 
l;>jo de Francisco Agulló y de Gcrónima Andrés. Esta casó 
asegundas nupcias con Miguel Sempere, y ya viuda hizo 
^oacioD al liijo para casarse. 

ALIPEIANDI (antomo), escultor de obras de estuco, mi- 



byGooglc 



?08 
lanés áe nación, y no alemán, como dice el nuevo Diecio' 
nario Histórico, lomo I, pig. 17. Aliprandi consta del 
libro de visitas- del Convento de Nuestra Sefiora de) Milagro 
de Coceolaina en la del R. Polo, en el titulo de obligacio- 
nes, que dice: 

"En 9 de Octubre de 1704 firmó obligación la R.** Madre aba- 
desa, Sor Teresa de Saa Bruno, y madres discretas, coa conse&li- 
mienlo y voluntad de toda la Comunidad, á favor de Antonio Ali- 
prandi, de oacioQ milanés, escultor de obras de estuco, y artífice 
del retablo ma}or de esta iglesia, de admitirle, como le admitieron, 
por bieobecbor especiallsimo de la casa, por haber coa liberal ma- 
no, y á expensas suyas, erigido una hermosa capilla de Nuestra 
Señora de los Angeles de Porciüncula, en una de las torres qne es* 
tan en el moro del huerto, ¿ la parte de dentro de la clansnn; k 
cuya generosidad debe la Comunidad el cuadro mayor de dicha ca< 
pilla, con su retablo y frontal de estuco, y cuantos adornos se mi- 
ran en ella. Bendijese dicha capilla y se dijo la primera misa en 
ella dia 8 de Septiembre del mismo año , costeando dicho bienhe- 
chor la cera, que este dia quemó oon numerosidad de luces. Asi- 
mismo se reconocen deudoras de las estaciones del huerto, como 
también de las pinturas y hermosos aliñon del comulgatorio nuevo. 
En agradecimiento i esto, después de admitirle por hermano espi- 
ritual, etc., se obligó 3 hacerle cantar misa todos los años en el 
dia 2 de Agosto, y las indulgencias de toda la Comunidad en una 
vifila ese dia. Una cantada, el dia 10 de Diciembre, de Nuestra Se- 
ñora de Loreto: otra cantada, el dia de San Antonio de Pádua. etc." ¡ 

El Dieeicnarío de Cean pone los adornos de la capilla de 
Sao Pedro en la Catedral, y los de la Concepción en la Casa 
profesa. 

Sábadoi de Agosto de i705, concluyó el altar mayor de 
estuco, del Milagro, Antonio Aliprandi , y el din siguiente, 
domingo 5, hizo el Conde una gran fiesta á Nuestra SeQora 
por ello, (^¡osteó el retablo la Marquesa de Aytona, y costó 
3,000 libras. Se renovó la iglesia ü costa del Duque de Sao- 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



209 
lisldMO, aSo 1777. Las Realas por mayor de 1778 por Jo- 
xfRíbeltea. (Libr. de Cabreves, fol. 14 v.**, aDadído.) 

ARMENGUAL (haoik), píDlor valenciaoo. Fuédiaeipu- 
lo del célebre Viceaie Joanes el mayor, en cuya casa esta- 
ba ea Bocairente cuando murió su maestro, y se bailó tes- 
ligo en la pubticaoioD de su testamento, dta H de Diciem- 
bre del aDo de 1579. También Tué testigo en la escritura, 
ante Cristóbal Llorens. nolarío, en 8 de Febrero de 1580, en 
que la muger é liijos del difuDto Joanes aprobaron las cuen- 
tu que dio el magnifico Gatpar Requena, pintor do Ya- 
ieneia, del tiempo en que fué procurador del difunto. Cuya 
escritura concluye así: 

«Testes HagniGci Cosmas Ximeao scriptor, et Maginus Ar- 
nragnl pictor, víllae Bocayreol liabiuioret. • 



B 



BATALLER (tristany), pintor de cortinas. 
•Ante Jaime Blanco, notario de Valencia, lunes 34 de Setiem- 
bre de 1V05, Tristany Bataller, pictor corlioaram, Valentiae tící- 
105. i Nombra procurador. 

BERENGUER (juan), platero de Valencia. Hizo la cus- 
todia para el Convento deta Merced de Vateooia, y un re* 
Heario. Consta de Ircs escrituras ante Alfonso Ayerve, no- 
tario de Valencia, en 7 deFebrerode Ii94: en tas que se 
obliga á bacer dicha custodia á imílacion de la que habia 
tieclio para la parroquia de San Lorenzo de Valencia, de 
piala sobre dorada, como también el relicario. 



byGooglc 



310 
> BORRAS (p. FU. NICOLÁS), pintor. Fué natural de la 
villa deCocentaina, hijo de Gerónimo Dorrás, sastre, y de 
Ursola Falcó. Consta de las ínrorniacioncs, que ante el Jus- 
ticia de Cocentains hizo el P. Fr. Gerónimo de Sao Miguel, 
gflronimiano, en 9 y i9 de Diciembre de 1602 para Fr. Ge- 
rónimo Domened), novicio en San Miguel de k» Reyes, ex- 
tramuros de Valencia, que tiabia tomado el santo hábito ea 
i7 de Septiembre de 1601: consta, pues, que era hijo de 
Antonio Oomenech y de Ángela Borras, hermana Ad 
P. Fr. Nicolás Borras, pintor, nieto de Gerónimo Borras, 
sastre, y de Ursola Falcó, que eran loa padres del dicho 
P. Borras. 

Este se aplicó i le pintura en la escuela de Vicenle 
Jonnes, y salió tan aprovechado como maniriestan las mu- 
chas pinturas que quedan de su mano. No solo se aplicó Á 
la pintura, sino laitibien á las letras, de suerle, que pudo 
ordenarse de sacerdote, no por liaber conseguido un bene- 
ficio e» la parroquia de Santa María, su patriii, como coa 
engaño afirma un moderno (1), sino jior inclinación al 
cütado eclesiiistico. En erecto, jamás obtuvo beneficia en 
dicha parroquia, porque en la visita del año 1569, que 
hizo el señor Coderos, visitador por el Beato patríarca lU- 
bera, se nombran los catorce clérigos que poseían los ca- 
torce beneficios de Santa Hnria, y no está M." Nicolás Bor- 
ras, beneficiado, ni loc^'ilá en las siguientes; pero en aque- 
llo visita !e concedió licencia de confesar clórigos y secula- 
res, lo que ó muy pocos se concedía. La primera vez que 
se lo encuentra ordenado, es en la lista de cofrades de la del 
Nombre de Jesús, afio 1560: ni se le encuentra agregado 



(1) Don Juan Agustín Gfuii lícniíuilin'. en su Diccionario, orti'cu- 
lo Borrát. (Nota puesta tn la topia ¡lor rl mismo C«ih. ) 



.byGooglc 



en el reparlimicnlo de misas liasla el aSo de t5G2, en el úl- 
limo lugar; y cu el aaiversario de la tnujer de Miguel Des- 
cils, en que concurrieron ireinla y Lres clérigos entre' be- 
neficiados y acogidos, se halla M." Nicolás Borras de los úl- 
timos; y sigue hasta 22 du Abril de 1575. Esle año, en 27 
^e Mayo, htz» tcslanieuto ante Luis Juao Mico, notario, 
Jaime Juan Macla, y manda que de sus bienes se fundo 
un benpGcio en Santa Maria, y el jirimero á quien se pre- 
sente sea U." Nicolíis Borras, presbítero; pero luego entró 
eu religión, y no le obtuvo, ni se fundó el bencQcio. 

El a6o 1558 pintó el. retablo de la parroquia de Ssq 
Salvador, en el arrabal de Cocentaina, y le concluyó i>ara 
la víspera de Navidad , como consta de una nota puesta 
)>or el Rector en el libro de Bautizados, que dice }o si- 
guiente: 

<<\ gloría de nostrc seSor Dcu fonch acaba! y aseatat lo relable 
de Sent Salvador huí disapte 34 de dellembre, vespra de la Nali- 
viiáde nostre redemplor Jesu Chrisl, any fftdS. Lo piulor fonch 
mestre Nicoiau Borras, etc.» 

En 20 de marzo de 1541 la madre del P. Borras era 
\a viuda, como consta del Cabreve del lugar de Fraga, 
i[ue |)or don Pedro de Paslrana, Abad del Monrislerio de 
San Bernardu de la Huerta de Valencia , recibió Francisco 
Juan Pérez, notario de Valencia, en donde se halla, que 
Ursola Falcó, viuda de Gerónimo Borras, sastre, cabre- 
v6, ele. 

Lo restante de la vida del P. Borras se puede ver en el 
nuevo Diccionario de don Juan Agustín 0¿an Bern)udez, 
iniiio \, i)ág. 168, articulo Borras, que coincide con lo (|iie 
escribió el Rmo. P. Prior de San Gerónimo de Gandía al doc* 
- lor Orellana. Aquf solo pondré un extracto del-teslamcnlo 
<iuc hilo el P. Borras para profesar , que hallé en un per- 



byGooglc 



2(3 

fcnmino eo el aretiivo de la parroquia de Santa Maria de 
CocentaÍDa. 

Ante Alfonso Salelles. nolorío de Gandía, eo 3 de No- 
viembre de 1576, Fr. Nicolás Borras, novicio del Honas- 
terío de Colalva, olim presbítero, natural de Coceot&ina, 
hizo teslaróento para proresar. Nombra albacea alRmo. P. 
Fr. Sebastian Das, prior de dielio Monaaierio. Hace le- 
gado para consuelo de su alma k Na Juana Boscb, viuda 
de Juan Boscíi, bu tia, del usufructo de una casa suya; y 
que muerta esta parte, pase á Angela Borras, su lienuana: 
luego á Francisco Domenecb, hijo de esta y de Antonio 
Domenecb. Sí muere sin hijos, pase á Gerónimo Domeaech, 
hijo de los mismos. Hace otros legados, á Ana y á Ursola 
Piera, bijas de Miguel Piera y de Leonor Borras, su herma- 
na. Más á sus sobrinas Ursola Domenecb é Isabel Dome- 
necb, bijas de los dichos Aotooio y Angela Borras. A Fran- 
cisco Domenecb, su sobrino, hijo de los dichos Antonio y 
Ángela, le deja: 

iTots los arceus pera piolar, zo es pincelto, colors, pedrés de 
Riotdre y de bionlor (así dice), é les dos olles de coure, é ferramen- 
tes, é tauloDO, papers de má, é de estampa, y allres teles de pio- 
lura, é tot altó, que yo tiocti de present en lo convent é monestir 
ipres obte meu, ó no enans, etc." 

' Heredero de su hacienda, Francisco Borras, vecino de 
Cocentaina. Se recibió esle testamento en el Monasterio de 
Catalva, alias de Gandia, dicho dia 3 de Noviembre de 
1576, y se publicó á 20 de los mismos mes y año. i loa 
nueve diaa de profeso. 

En Cocentaina, en la parroquia de Santa Maria, en la 
capilla de San NicoUs, que es la primera A mano izquierda, 
entrando por la puerta mayor, hay una célebre pintura del 
santo, sobre tabla (como todas las demás que pintó el Pa- 



byGooglc 



SI3 
dre Borras), en la cual, aolea (le entrar religioso, Fundó jun* 
tamoatc con su cuñailo Antonio Domenecli, una dobla de 
San Nicolás, como consta del libro Racional, núin. 36, del 
aSo 1576, donde en el título de Doblas, dice: 

••Dumenge i V de decembre celebraren! dobla de Sao Nicolan 
pu M." Borras y Uomeaccb y sos defuacU, vespres y complets, y 
leadema misa.» 

Allí mismo, capilla de la ramilía de Hargaril, que es la 
que está i mano derecha, entrando por la puerta de en me- 
dio, hay otra pintura de San Pedro apóstol y San Andrés, 
del P. Borras; cuya capilla y retablo mandó y dotó en su 
testamento M."AusiasMargaril, presbítero, ante Pedro Cas* 
tell, notario de dicha villa, en 25 de Septiembre de 1570. 

También hay sobre la cajonería de la sacristía de di- 
cha iglesia dos rostros de Jesús y Maris, del P. Borras, que 
los tenía en mucho aprecio M.' Luis Juan Mico, presbítero 
de Coceataina; y en su testamento, hecho anta Francisco 
Domeneeh, notario, en 9 de Diciembre de 1615, legó el de 
Jesús á don Luis Juan Mico, médico, su sobrino, y el de 
Uaria ¿ su sobrina Paula Mico de Aznar, quienes los die- 
ron para adorno de la sacristía. 

En et lugar de Fraga, hoy arrabal de Cocenlainaf hay 
algunas pinturas del P. Borras, que estaban en el retablo 
(le Sao Salvador, que le acabó, como queda dicho, víspera 
de Navidad del afio 1558. Y en una junta, que ante Ma- 
leo Has, notario de Cocenlaina, se tuvo en la parroquia 
del arrabal, en 28 de mayo de 1686, delermioaron que 
et retablo se hiciese nuevo , y el antiguo se diese i Fraga, 
para colocar el lien») de San Roque. 

En el Convento de San Sebastian, recoletos de San 
Friflcisco, extramuros de Cocenlaina, se bailan actual- 
meate en la iglesia , entrando por la puerta, i maoo dere- 



byGooglc 



2U 

cha, en la copilla Je Nuestra Señora de los Ángeles, fitie 
le eslablccieron á su co»ta Cosme Andrés mayor, liijn de 
Juan, ante Francisco Oomenecli, notario, en If» de dicieni- 
tire (le 1602, se lialla digo un retablo de Nuestra Scfiora 
de los Ángeles, cuya labia principal la niallraló una ceulc- 
lla, y la «cabo de echar á perder el que la retocó; per» 
quedan inlaclas las pinturas de las potseras, pedestal y re* 
matr, que representan: 

En el pié en medio una Piedad, San Juan abraza por 
detrás á la Virgen, la María que detiene á Jesús, y la Mag- 
dalena Dorando. 

Á la parte del evangelio los santos médicos, á la otra 
parte la visitación de la Virgen. Todos tres destrozadas y 
descostrados. 

En las polseras, A la parte del evangelio, bajo una San- 
ta, en medio San Cristóbal, y en lo más alto San Atiton 
abad: todos tres conservados. 

En la parle de la epístola, bajo Santa Clara, en medio 
San Nicolás, obispo, en lo alto San Antonio de Padua: bien 
conservados. 

En el remate el Crucifijo, San Juan y la Virgen. 

En la capilla de enfrenle, que es la primera entrando 
á la izquierda, que en dichos dia, mes y año, y ante dicho 
Domcnech, notario, establecieron Miguel Andrés, labrfldnr, 
hijo de Ausias, pintó el P. BorrAs un retablo de la Sagrada 
Familia, en que están Santa Ana, María Santísima y el 
niño Jesús y el patriarca San Josef, detrás de la Virgen, todo 
muygraciosoy figuras hermosísimas. En el pedestal está pin- 
tado Son Miguel Arcángel en medio, San Francisco de Asís 
y San Antonio de Padua á los lados: en las polserns, A un 
lado San Sebastian, San Juan Evangelista y San Pablo; al 
otro San Roque, San Juan Bautista y Sao Pedro. Encima 



Dgili.^byGOOglC 



213 

Je la Sagrada Familia lid; esle mote: Polens in térra erít 
sfnunejug; y arriba et EspJrilu Saulo. 

Ed la segunda capilla, á mauo izquierda, que ante 
FnQciseoDomenecli, notario, en J.°do Noviembre de ItiOi, 
le eilablecieroQ á D. Diego EslaíJa, hijo y heredero de don 
Ooofre EstaQa, se halla olrorelablotde San Diego de Álca- 
li, muy bieo pintado y conservado. Eslú piutado en medio 
Sao Diego, en el pedestal una cena con lodos los apóstoles. 
En cioco palmos de largo y dos palmos de alto. En el reina- 
tíOM Virgen con Jesús en el brazo izquierdo, y en Id de- 
recha uo ramo de flore»; por bajo, á una y otra parte, los an- 
gdilis con rosarios en las manos. 

Capilla del Buen pastor. — El Buen pastor, ta sangre do 
luveaaa en una ,balsa bebiendo las ovejas, encima Sau 
fottfy la Virgen coi) el Sacramento sobre una alma. Al 
vé, en medio, Jesús con la hostia en la mauo derecha y 
cl cáliz en ta mesa. A la izquierda San Buenaventura: á la 
^eclia Sao Antonio de Padua: en el remate la Coronación 
^ la Virgen. Pié y remate sobre tabla: el cuadro principal 
nbre lienzo. 

Cipiila de San Francisco. — Está el santo arrodillado 
nnlemplando la pasión y la calavera. En el pió, en medio, la 
Vi^en con su hijo difunto; á la dereclia San Josef; á la a- 
^Dierda San Dioni^o con la cabeza en las manos. En el re- 
vale una Purísima: todo sobre tabla. 

Ca|úila de las Almas.— El mismo día I.' de Noviembre, 
)G0(, te establecieron i Bartolomé Selfa le capilla de en • 
Ícenle de la de San Diego, que es la segunda de la mano 
^eba, dedicada á las Almas del Purgatorio, de tas cua- 
n aúo be oonocído yo un cuadro muy grande, pintura del 
^ Borras, que en aüos pasados quitaron para colocar un 
ibblíio de la Virgen de los Desamparados. Solo queda el 



byGooglc 



216 
remate en el claustro <]e la librería. El cuadro grande, y la 
áeíaiki, igooro dontle paran. 

Otro retablo quitaron , pintura del P. BorrAs , que Tué 
el de Santo Tomás de Aqiiíno, de la ca|Hlla que le eatabtc- 
cieroD, ante el sobredicho notario, en J ." de Noviembre dn 
I60i¡ y yo he conocido aún una tabla en que estaban pin- 
tados Santo Tomjs y San Raimundo de Peflafort, que en 
años pasados aserraron la tabla para hacer escalones eD el 
trasagrario, que conservan algo. Estas y otras necedades 
ha hecho la ignorancia en aqiiel Convento, como el quitar 
las lápidas sepulcrales del piso de la iglesia, para enlosarlo 
de ladrillos de tierra; el quitar los cuadros del claustro ba- 
joi que eran excelentes, para pintar de malísimo gusto los 
lunetos de los arcos, y poner letreros por las paredes. 

En la sacristía de dicho Convento, sobre el prasbilerío, 
liay otra tabla, y en ella están San Sebastian, tUntar del 
Convenio, Sao Francisco, fundador de la Orden, y en me- 
dio Haría Santísima. 

Pero al primer descanso de la escalera principal se con* 
serva una Concepción primorosisima,.de mano dd P. Bor- 
ras, que merecía estar cubierta de cristales para mejor con- 
servarla, pues ya se va descostrando por bajo el campo. 

Bu la villa de Elche , en casa del mayorazgo ds S<^er 
de Cornelia, hay una pintura sobre tabla, primorosa, de 
Nuestra Señora de la Leche, de poco menos de vara. Las 
otras pinturas del P. fiorrás se pueden ver en el citado 
nuevo Diccionario de Cean (i). 

BUERA (raoRo), pintor, habitador en Valencia. Coas- 
ta que por tos afios de t555 habitaba en la ciudad de Va* 



(1) Tomo I, pig. 170. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



217 
lencia. en cuyo aSo á 17 de U&rzo, ante Patiro Castell, 
BofM-io de Cocenlaina, liiso lestameoto Isabel Buen, doii- 
(tlla , la cual mandó la enlerrasen en la sepultura de 
loi Bueras en Santa Maria de Coceotaina , que estaba de- 
liDle del altar de la Esperania, en el cual Tundo una misa 
caolidiaQa ¿ las nueve, sefialando limosna al rector por la 
cera, al sacristán por tocar á misa, y ii libr. al sacerdote 
que la dijera: limosna extraordinaria para aquel tiempo; y 
entre oíros legados hace el de 101 líbr. á Pedro Buera, pin- 
loT, pariente suyo, habitador en Valencia. No se sabe si era 
satural de esta ciudad, ó de Cocenlaina, donde tenían ca- 
pilla y entierro los de esta ramilia. 

Auoque nada mis que el nombre se sabe de este pin- 
tor, oi tampoco su mérito, le pongo aqui (como haré de 
otras) porque yo no escribo solo de loa más excelentes, sino 
de loa que por acaso se pueden adquirir noticias de piiitu~ 
ras de mérito, que se ignoran. 

BUSI (fr. Nicolás), escultor. Se ignora do qué nación 
tra. pues don Antonio Palomino le baoe italiano, don Juan 
Agustín Cean Bermudez le hace alemán, y otros ie lia- 
cea francés. Pondré aqui lo que cada uno dice, y el curio' 
so looiarA lo que le parezca. 

Don Antonio Palomino (í) en el artículo CCXV, fol. 71 i, 
hablando de don Lorenzo Vila, hijo de Señen, dice: 

< Era tanta la afición , que de ordinario estaba aiodelando de 
nía, y barro, c<n singular aprobación del grude don Nicolás de 
■ui, italiano, que vivi¿ en Murcia, escultor del Señor Felipe Quar- 
10, i qnien retrató en bulto, y á la Serenísima Beyna Madre, núes* 
tta S^ora. Le traxo de Italia el Señor Don Juan de Austria para 
bmr las fachadas de Palacio; y habiendo muerto Su Alteza le dio 



(I) Jfuito Pitíérieo, Madrid, Sancha, MDCCXCVI. 

Tomo LV. 14 



byGooglc 



Sf8 

e| SeHorCárlo» Segundo un hálHto de Sanliaí^o, y caudal con que la 

pasase deccnlemenle toda su vida. Murió Busi en la cartuxa de 

Valenda, cerca del ano de mil selecientos y oneve, de larga edad.» 

H.'ista nquf Doa Antonio Palomina en el lugar eítado. 

VA Diccionario de Bermudcz, lomo I, iiAg. 181, Articu- 
lo Busi, dice lo siguiente: 

<Bu5i (Fr. Nicolás) escultor, nalaral de Alemania, y no de lla- 
lla como dice Palomino. Don Juan de Austria, hijo de Felipe IV. 
le trajo de este liltimo pais: sirvió y retrató á aquel soberano, y lo 
mismo á su esposa, por lo que fué nombrado escnllor de cámara. 
Carlos II le concedió el hábito de Santiago j renta suficiente para 
vivir con la decencia que le correspondía. 

»Se retiró del bíillicio de la corte á \:iv¡r en Murcia, excrciendo 
la escultura con el decoro conveDienlc á su distinción. Conlra:tn 
estrecha amistad con el pintor D. Lorenzo Vila, que copiaba at 
óleo sus modelos. Pasó después á Segorbe, donde en 4 de Enero de - 
1706 tomó el hábito en los mercenarios; y falleeió en el 'dicicm- 
bre del propio año en el convento de la Merced de Valencia. 

»Sus obras csiimabics en barro están en Murcia, en Seijorbe y 
en Valencia. Tal es el famoso Cristo, mayor que el lamaiío dd na- 
tural colocado en una ermita contigua al convento de San Die^o 
de Murcia, y otras estatuasen los demás templos de csla ciudad. Sa 
venera la devota imagen del Santo Cristo de la Misericordia, exc- 
cutada por Dusi , en la ermita mayor del famoso viacrucis de Lorcn, 
adonde fué conducida de^de Murcia en hombros de sacerdotes. 
Son de sa mano un Eccehomo y una Dolorosa que están en ei con- 
vento de los Mercenarios de Segorbe, y un cmciñxo en la granja 
llamada de Arguenas, propia del convento. Se le atribuye en Va- 
lencia una Virgen del Rosario que se venera en la catedral, tin 
S. Pedro Nolasco colocado sobre la puerta de la iglesia del cole- 
gio de ios Mercenarios, y la estatua de S. Josef en ei convenio 
de la misma orden.» 

Cita e) archivo del Convenio de la Merced de Segorbe. 
P. Moróle, Palomino, Ponz y Orctlana. 

El P. Presentado Fi. Anselmo Dempere, archivero del 



byGooglc 



convenio del Piiig, gran noladíw de cuínlai nnlícias ad- 
quiría, vinieran por donde vinieran, pone una ñola sobre 
nuestro escultor Busi, que á la lelra dice lo siguiente: 

tbtlk Nicolis Busi, francés, llega de 22 auos á Valencia, bien 
que ya escnltor: para en casa de Tomis Sancbez, escnllor de Va- 
Irncia (que hizo los retablos mayores de San Martin y San Andrés 
<lc Valencia y de las dos parroquias de )a Valí de Urój, y pidiendo 
ííleqaeria admitir, le admitió cuando esUba trabajando la imá> 
gei de la Piedad, que en la congregación de Valencia ponen cu 
la cama en Jueves Saalo. Encargóle la desvaslase mientras él iba 
faera dos ó tres dias: cortóle la cabeía que hizo Sanchei, y formó la 
qae boy se vé. Después trabajó Busi en Roma, Madrid, etc. YCár- 
ks I!, por sn habilidad, le dio un escudo diario de vitalicio, y el há- 
bilode Santiago (que se suspendió en las guerras que siguieron á 
li mnerle de Carlos II), y pasando Busi hacia ia ciudad de Valencia, 
desde la de Segorbe, por la Calderona, le desnudaron los migaletes. 
Can este desengaño vistió nuestro hábito en Valencia, y allí murió 
(ie cursos en manos de Francisco Vengara, escultor (padre de Igna- 
rio, escultor, y dedon Josef, pintor, ambos de mucha fama) que le 
lovo la cabeta; y como especial amigo le contaba lo dicho, como 
so hijo don Josef Vergara me lo contó ante mi hermano el cura, 
am iataio de jurarlo. Era mancebo gallardo dicho Busí; y &un di- 
rá que por eso representó de dama en Valencia con grandes cré- 
ditos. 

«Dicho Francisco Vergara era discípulo de Leonardo Caput, [hi- 
^ de Julio y Ramón, famosos escultores. T este Vergara presi- 
dió la portada de la catedral de Valencia, que empezó Conradn 
ttodolfo, y ratinó. 

■Tomás Sánchez pasó á Madrid & trabajar el triunfo de la Cruz 
(ara la parroquia de la cruz de aquella corte; y trabajó un esquc- 
teta (sesiejante al de Busi de Orihuela) que poniéndolo en la cama 
por cierta desazón con su mnjer, la asustó tanto , que te ocasionó 
U nnerte > 

Hasta aqiii el P. Aníielma, de cuya verdad no salgo 
fiadnr. 



byGooglc 



CAMBRA (domingo), escultor, natural de la villa Ae- 
Coconlaina. En un libro antiguo de Cabreves de la parro- 
quia de Santa María de dicha villa, hay puestas varias no- 
ticias, asE antiguas, como modernas; y en el folio i.° se 
nota, que el tabernáculo del aliar mayor de dicha iglesia 
(es el que se quitó estos aQos pasados) se acab<í para el dia 
de la . . . del afio 1631 , aüadiendo que la obra de madera 
la hizo Domingo Cambra, escultor, y la pintó y doró Jaime 
Terol, amhosde Cocentaina. 

En el dicho libro de Cabreves, al folio 10 v.,'', se nota 
que dicho Domingo Cambra hizo el retablo mayor del Con- 
venio de San Sebastian, recoletos de San Francisco de di- 
cha villa deCocentaina, de donde-era natural, el año 1657. 

CARBONELL (tomas), pintor de Valencia. Se halla ct 
asiento de su entierro en la parroquia de San Juan del Mer> 
cado, en 30 de mayo de 1629. 

CERDA (pEono), pintor de Valencia. Vivia por los años 
de 1416, en que casó con Isabel de Bergn. hija de Miguel 
de Berga y de Marquesa Lorenz, cónyuges, sobrina de 
M. Pedro Lorenz, presbítero, beneñciado, de Alaquaz: cu- 
yas cartas matrimoniales se hallan ante Juan Masoo, nota- 
rio, en úO de Julio de dicho año {416. 

CONCHILLOS (francisco), pintor. Consta que pintó y 
vendió á nuestro convento de la Merced de Segorbe un ciia- 
dro para la testera del coro, que se conserva. Fué el afio 



byGooglc 



S2I 
dti J696, y es cuadi'o ile luóríto, coiuo ludo coasla de los 
libros del archivo de Duestro convento de Segorbe. 

CORSETO (jACOBo), pinlor, oalural de Cerdelia. Vivía 
por los años de i564, eo que (línló un célebre cuadro que 
fiay en la iglesia parroquial de San Antonio abad del lugar 
del Ginet, eu el reino de Valencia, entrando á mano dere* 
cha, (digo) izquierda: cuya pintura tiene esta inscripción: 
/ffcofttij Corseio Sardus. A. D. M. 56i. 

GRESPI (domikgo), piolor de miniatura, ó iluminador 
de libros: vivia en Valencia en el siglo XIV, y consta quo 
los Jurados y vecinos del lugar de Quart le mandaron ha- 
cer UD psalterío para aquella iglesia, que lo acabaron do 
pagar en 14 de abril de 1397. cuya apoca y escritura de 
recibo actuó Gerardo de Ponte, nolarío de Valencia, dicha 
dia;-y es como se sigue: 

<Oie sabbati SIV aprilis- anno á nalivitate Doi M.* CCC," XC* 
Vil. Domiaicas Crespi illiiiiiinator Valenliae cives, scienter et 
gratis Goafiteor et reccgoosco vobis honorabili Berengario Fusler, 
majori praesenti, cL Jacobo Quotanda abseDti, juratis, et vicinis lo- 
d de Qoart, quod dedistis et solvistis mihi numeraado volualati 
mae omnes illas sex libras, deccm solidos reg. Val. restantes od 
soEresduia ei precio illius psalterii , quem ad opus eclesiae dicti 
iocifieri fererum jurali, predecesores vestri, et probi homines dio 
li loci etc. — Testes diácretuí Micliael Arbucies, nolaríus, et Bar- 
Iholoaieus Paiau, piscator, Valentiaecives.» 

D 

DOMENECH (v'hancisco), pinlor de Cocentainá y oalu* 
ral de dicha villa. Et Diceiwario de Ceao Bermudez (I) lo 



(1) Tnno II, p. 16. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



322 
llama Antonio, ¡tero coi) equivocación, (jues no liubo en 
Cocentaiiia (al Anlouio Dnmenech, pintor, sino Francisco. 
Ksie fué liijo de Aiilonio Domenech, y de su segunda mu* 
ger Angela Borras, hermana del P. Fr, Nicolás Borras. No 
solo fué sobriuo de este, sino también discípulo suyo, y he- 
redero de cuanto tenía perteaeciente á pintura: á saber, 
piuceles, colores, piedras de molerlos y de faruBlr, ollas da 
cubre, tablones, papeles y dibujos, asi impresos como de 
mano, lienzos de pinturas, y en suma cuanto pertenece al 
■irte de pintura, como queda notado en el articulo de 
Borráá. 

Sali6 muy aprovechado con tan buen maestro, como se 
vé en la pintura del retablo de los Reyes magos, que sa 
conserva en la parroquia de Santa María de la villa de Co* 
centaina en la capilla de la ilustre familia de Boglá, que 
hoy |)osée por herencia y enlaces la de Canicia de la ciu- 
dad de Alicante. Le pinió el aSo de 458f : contiene en el 
pedeslal, en müdio, á Nuestra Sefiora con su difunto hijo en 
los brazos: en el lado del evangelio San Gerónimo; y en el 
de la epístola San Onofre; en el principal el Nacimiento; y 
en el remate el Padre Eterno. Según consta de los iosiru- 
mentos siguientes: 

cAnno á natÍTÍtate DSi U.D.LXXXI.dievero inlitnlaio secun- 
do mensis Junij io praesenlia vener. Ludovici Joaonis Has pbrí. et 
ii]agiii6c¡ Antonij Bogla Domí celb. masDinissorum sibe exécuto- 
runí ultimí testamenti veoerabilis Hieroaimi Bogla g." pbrí. nota- 
risque, et testium infrascríptorum pergonaliter conslitutus bonora- 
bilis Franciscas Domenech piclor, víllae Coceotaynae vícIdus, qui 
salisfactns.de labore suo tenetur depingere relabulumprocappella. 
eive altari Irium Rcguní ia ecclesia parroquiali dictae TÜlae, tan^ 
dato qnod quidem retabulum jam babesiai posse sao ad depingen -> 
dum ipsum et est jam congiulinataní, ul grpso coopertiim, et pan— 
ciü diebus ante íocaepil ipsnm deboxarc promissitquc díctis Riaou— 



D,g,l,...cb,.GOOglC 



njsioribus, se faveute Deo, ipsii'iu perücere, bine ad feslcm Nati* 
\ilatis Dñ), aaai primo vesturi H.D,LXXXII, quODÍam labor ejus 
esí loDgDS el valde UboriosuS' De (¡uibus ómnibus et singulis prae- 
mms dicU maoumissores requisiverunt inslrumeutum publicum 
prr me Petrnin Castell aiictorilale regia per lolum Vaicntiae reg- 
Bum netarium pablicum , sibi Gcri et confici had faabendam memo- 
riam ia i\ituram. Quod est actum Coceotaynae die , meóse , et 
aoDO prielJxis. — Praesentíbus leslíbns honorab. Ausias Celles tfgri- 
cola, el magisiro Michaele Marti ruslerío, Cocent&yaae tícÍdís ad 
ItraemUa vocatis et rogatis.i 

Después, en 14 de Diciembre de lo8\. Antonio Rogla, 
liermaoo, y otro de los Herederos Je M." Geróuimo Rogla, 
jiresbilera, estando en la parroquia de Sni>la María de Co- 
reotaiiia, eo la capilla de los Reyes n)ago<<, presente Fra'u- 
cisco Domeiiech, pintor y vecino de diclia villa, requirió at 
discreto Luía Juan Míoó, notario, para que le librase lesti- 
iDuDia de que le leuia dadas ú 'dicho pintor 901 libr. para 
que piíttMR el retablo de los Iteyes, como h dispuso diolio 
M." Gerúnimu, su bervnano, luego que niuricaesu hermana 
Vii^aote; y que solo Taltalia dorar la pechina superior, por 
no bailarse oro, toda la demás pintura concluida, etc. 

Aunque Francisco Domenech era grande pintor, piutó 
(wcasuhras; porque habiendo logrado la escribanía pftlri> 
inouial del conde de Cocenlaina para dirha villa y conda- 
do, ocurrieron lanías deiiendencias, e9|)eci:))iuentfl en la 
ex|H]lsíuD de los moriscos y cstablecimienlo de sus cu< 
üas y tierras en las nuevas poliiaciones de cristianos viejos, 
(|ue ya no luvo lugar para lomar los pinceles. 

Que este Francisco Domenech, notario, fuese el. mismo 
Francisco Domenech el pintor, consta de muchos inslrumeii- 
los, especialmente |)or los siguienles: 

Eu tí de Enero de 1570, anic Pedro Castell, notario. 
Iiizo (eslamento AntoDÍo Domenech, su padre. Eslc uom- 



byGooglc 



224 I 

lin') atbacea á M." Nicolás Bórr.ls, presbileró. su cuñado. 
Legados é Gerónima, Ana, Úrsola, Miguel, Francisco y Ge- 
i-<3n¡mo Domenech, hijos suyos, y de Angela Borras, su se- 
gunda mujer; y á esla heredera. 

En 1." de Mayo de 1601 hizo (estamento Angela Bor- 
ras, viuda de Antonio Domenech. Albaceas H." Gerdoimo 
Domenech, presbítero, y Francisco Domenech, notario, sus 
tiijos; y á estos los nombró herederos. Ante Miguel Andrés 
notario. — Ante el mismo Miguel Andrés, en 19 de Mayo 
de 1601, testamento de M." Gerónimo Domenech, presbí- 
tero, rector de la iglesia de Fatjeca, beneBcíedo de la de 
Santa Maria de Cocentaina: albaceas Francisco Dome* 
necl), notario; heredero dicho Francisco Domenech. su 
hermano. 

Casó Francisco Domenech, pintor y notario, con Colo- 
ma Andrés, bija de Jaime Andrés, y de Isabel Harlf, to- 
dos do Cocentaina, en 19 de lulio del aRo 1586, como 
consta del libro 1." de Desposorios en Santa María de Co- 
centaina, fol. 6. — Su bautismo en 33 de Mayo del afio 
1559, consta del libro de fiauftsmos de dicha parroquia, 
fol. 3 V.'» 

Dicha Coloma Andrés hizo testamento ante Juan Do- 
menech. notario, en 18 de Agosto de 1633, y allí se dice: 
Teslamento de Coloma Andrés, mujer de Francisco Dome' 
neck, notario y pintor. Nombra albaceas á dicho so marido 
y i Joser Bellot, su yerno. Heredero en primer lugar dicho 
su marido: en segundo, herederas tres hijas suyas, Isabel 
Domenech de fiellot, Mariana Domenech de Borras, v Eme- 
reuciana Domenech de Margaril. 



byGooglc 



E 

ERBASAN, |)¡ntor. Asi to hallo firmado sin nombre oí 
lAo en diez cuadros de buena pinlura, que tiene en su casa 
D. Francisco Carbonell , presbilero , rector párroco de la 
parroquia de Sollana en el reino de Valencia, los cuales 
coatíenen la vida de Nuestro Señor Jesu-Crislo. 

ESPINOSA (gbrúmuo rodríguez dé), pintor. Aunque 
el Seílor Cean BcrmudeE en su Diccionario, tomo IV, página 
230, añrma que este pintor nació en Valladolid, día 17 de 
Abril de 1562, como no se&ala parroquia ó collación de 
aquella ciudad donde se le administrase el bautismo, me 
biee dudar de la tal partida , que dice se la dio Orellana (1), 
y mis cuando este á lodos dice que no le lia suministrado 
mis notician que las que yo le di. Siendo, pues, falso que yo 
le diese la noticia de su fallecimieolo el año 1C30, porque 
vivió muchos años mis, también me temo sea falso el afio 
do su nacimiento. Yo te tenia por natural de Cocentaina, 
fondado en las expresiones de la partida del desposorio, co* 
modiré adelante. 

Sea lo que sea de la naturaleza de Gerónimo Rodríguez 
de Espinosa, ooosla que' fué hijo de Gríslóbal Rodríguez, 
natural de Valladolid, y que casó en Cocentaina dia 30 de 



(1) D. Hárcw Antonio de Oretlana, enidilo 'Valenóano. Nació i 
a de Abril de 4731, j murió octogenario en 10 de Majo de 1813. 
Escribió, entro otras obras, las yidat de los Pintores, Eteuüores, Ar- 
^uileclos j Gfobadoreí valtneiaiun, qnc forman un tomo en fAlio MS. 
(Pastor Fute'r, Bié. Val. S— 354) Cean, Dice. I— XXI, nata, wt le 
mauifiesla af^Taderálo por los extractoi que publicó en su obra. 



Dg,l,...cb,.GOOglC 



2¿(i 
' Mfiyo tie 159ti coit Aldoiiza LIcú, liija Je (i^siiar Ll'ió, na- 
tural y habitador de Cocentai&ii, y de Violniile Jordá. \s¡ 
ooDsla del ceiliíicado del archivero de la parroquia de San- 
1^ María, que para en mi [loder, que á la letra dice: 

«Como archivero que soy de la iglesia parroquial de Sania Ha- 
ría de la Tilla de CocenUíiia, cerlilico codw en el quiuqne libri, 
que empieza eo el ano i561^y Tenece en el de 1621, al fol. ZS v.>° 
se hallan uuos desposorioa del tenor siguiente: 

A, 30 de mayo 1596.— El doctor Hieronl Asoris, rclor, desposa 
a Hieroni Rodríguez de EspÍDOEa, ñll de Xporol Bodriguex, natural 
lie Valladolíd y habitador de Cocentaina, de una, y Audolsa Lleó, 
filia de Gaspar Llcó, natural y habitador de Cocentaina, prcseint , 
e lisensia del Oficial de Valencia, dada en Valencia á 4 de Hayo 
4596. Forem teslimonis Phelip Hargalit Justicia, Praoces Estaüa y 
Francés Domeoech y altres. An oit misa. 

¥ pata que conste doy ei presente, firmado de mi mano, sellado 
con el sello de esta parroquial iglesia- En Cocentaina á 5 de Julio 
de 1779. — D.' Blas Tormo, archivero» 

Las carias malriinoniales aule Fraucisoo Doineiiecli, 
nntarío, cu 23 de Junio de 1596, las otorgaran diclia At- 
dflnza Lleó, clotia Violante Jordá, vivda de Gaspar Lleó, su 
madre. 

Nótese el natural de Valladolid y habitador de Cocen- 
taina, que no apela sobre Gerónimo Rodríguez de Gspíiio- 
sn, sino sobre Cristóbal Rodrigúele: comu el natural y habi- 
. tador de Cocentaina no recae sobre Andolsa Lleó, síno so- 
bre Gaspar Lleó, su padre, pues diría natural y liabitado- 
i'íi, y na habitador. 

Sin embargo de este pensamiento mío, me empefié en 
averiguarlo. Para ello escribí á mi Intimo amigo el R. P. M. 
l-'r. Manuel Villodas, catedrático de prima de la Universi- 
dad de Valladolid (que en pa/. descanse), quien habiendo 
corrido casi todas las parroi|uias, no hallaba tal mole tie 



byGooglc 



2á7 
GcrÓDÍmo Rodríguez de Cspiuosa. Pei-o al Tin en el año de 
id03 se halló en la parroquia de Sau toreuzo con diolia fe* . 
clia una partida, que dice: 

■En ITdeabrildel^eSañossebaatizóGeróBimo, hi]odeCris< 
lobal de Espinosa y de (rerónima de Verguíos, su mujer. P. Alvaro 
Kamirez., M. Francisco Vergara.i 

En osle mole segurameole se fundan para decir qiio 
Gerónimo Rodríguez de Espinos» fuó naiurol de Valladolid; 
pero la partida nada dice de Rodríguez, ni en e) padre, ni 
eu el liíjo. 

De esle matrimonio de Gerónimo Rodríguez de Espinosa 
y Aldonza Uqó, nacieron algunos liljos. Los bautizados en 
Santa María de Cocentiiína, fuerou: Gerónimo Jacinto Espi- 
nosa y LleÓ A 18 de Julio de f'600, de quien liabluró en el 
artículo siguiente: Vicente Espinosa y Lleó. que fuó bauli- 
udo en 16 de Abrí) de 1602: Luís Espinosa y Lled. bauli- 
udo en 20 de Agosto de Í607. También fueron liijos suyos 
Gaspar Esplnn«a y Lleó, que murió niño, año du 160i, cu- 
yo eolierro se baila en'el RaciontU de Santa María de Go- 
cealaina el dia 10 de Enero a5o 1603. (Racional, núme- 
ro 67). También fué hijo suyo Antonio Espinosa y Ueó, 
como consta del libro de la Corte del Justicia de Cocentai- 
na dd año 1637, en que á 16 de Enero empezó un pleito 
eiiire Bartolomé Ivars y Gerónimo Espinosa, pintor, babi- 
Indnr de Cncenlaina , sobre el precio de un mulo que esta 
le había vendido á aquel, y negaba la deuda; y al fol. 20^, 
á 3 de Agosto, se dice que Antonio Espinosa, hijo de dicho 
Gerónimo Espinosa , liabía cobrado parte de la deudo del 
mulo, etc.: con que aún vivía el año 1657. 

En 5 de Septiembre de 1597: en la mano 2.* Memoria- 
tis tie la Corle del Justicia de Cocentattm, fot. 141 v.'", se 
hallan las Paces que Gerónimo Espinosa, pintor, y otros 



cbyGOOglC 



cnmpañeros suyos hicieron anle el Justicia cod la familia 
úe March y oíros. En la mano 2/ de Requenas del aSo de 
1610, en el dia 8 de Junio . se hallan las Paces de Geró- 
nimo Espinosa, pintor, y otros, coa la familia de Uartl y 
otros carpinteros y pobladores del arrabal de Cocentaina. 

El a&o de 1600, hahiéndose levantado una peste terri- 
ble (que intitularon la Peste do Játiva) la villa de Cocen- 
taina, amenazada del contagio, determinó elegir por suer- 
te un patrono, que juntamente con Nuestra SeQora del Mi- 
lagro, su antigua patrona, la preservasen de aquel azote. 
Poniendo, pues, el dia 7 de Mayo de dicho afío 1600 en un 
saco diferentes cédulas de santos, salió por tres veces Id 
cédula de San Hi|>ótito mártir, que desecharon por dos 
veces, porque no conocian tal santo; pero á vista de aquel 
milagro te admitieron á la tercera. Y en otro concejo ge- 
neral, que se tuvo el día 10 de dichos mes y a5o« nombró 
hi villa y concejo general al santo por patrono principal, 
juntamente con la virgen del Milagro, y determinaron I»- 
cerle un retablo en la parroquia de Santa Maria, en capilla 
preeminente, encargando la pintura iGeróniíiío Rodríguez 
d« Espinosa, pintor de dicha villa: el cual pintó dos tablas 
A los lados del nicho principal, donde pusieron la eslAlua 
de San Hipólito mártir, de mazonería, como patrono: en- 
cima por remate del altar la imítgen de Nuestra SeQora 
del Milagro, su antigua patrona. En la tabla de la derecha 
del nicho ' pintó dicha Gerónimo Rodríguez de Espinosa 
á San Hipólito y San Lorenzo con una inscripción, que 
dice: 

Di$ 10 maij anao 1600. 5. P. Q. C. wtó se abtírixit 
celebraturum diém solemnem beali Hippoliti sibique tn 
patronum sorle iusumpsit. 

En la tabla de la izquierda del niciio de San Hipólito 



r.,j,i,r,-i-,.G00glc 



|]inló graciosameote á San Roque y San Sebastian con una 
ÍDKrípcion que dice asi: 

Hieronimus Espinosa, picíor insignum, grati animi 
hat imagmes S.S. Sebastiani et Rochi dejñtixit , médium- 
que (ütaris áeauravit, et beatae Mariae humililer dicatit ob 
beneficia in eum collata. Anno Dfíi 1601. 

Estas labias se conservan en la cosa de la herencia de 
Andrés Cistér. 

En 1.* de Abril de 1583 la Aljama de Muro (es el jusr 
licia y jurados de los moriscos) como administradores de la 
fábrica de diclio tugar, ajustaron la obra de dicha igle- 
sia con Jaime y Andrés Terol, iiermanos. arquitectos, de 
Coeentaina, bojo de ciertos capítulos, como veremos en 
adelaole en los artículos de Terol, arquitectos. Después 
mandaron bacei* un gran retablo para la capilla ma* 
yor, y determinaron hacerle pintar y dorar á Gerónimo. 
Espinosa y & Jaime Terol, pintores de Coeentaina. En 
efecto, dia 9 de Noviembre del año 1604, ante Francisco 
Domencch, notario, los sobredichos Gerónimo Espinosa y 
Jaime Terot conGesan haber recibido del Justicia de Muro 
et retablo: á saber, el pié con los cuatro doctores de medio 
relieve: en el primer órdeo cuatro columnas jónicas:. en el, 
segundo cuatro coriittiaa: en el tercero dos compuestas:. 
garras entalladas; y la difinícion ó frontíspicio á for-. 
ma de pirámide con un Padre Eterno y Espíritu Santo da. 
bulto; y sobre la punta del rronlispicio tres cartelas» y al , 
lado de las garras dos bultos de Adam y Eva; ydos polse-. 
ras coa tos cuatro evangelistas de bulto e.n cuatro cuadros,, 
y por asiento de cada polsera un ángel de bulto, etc. 

En t O de Diciembre de 1(}04 los dichos pintores, antedi, 
mismo notario Domeuccii, bacen concordato sobre el reta-: 
blo de Muro, y se convienen en que Gerónimo de Espinosa 



b> Google 



250 
haya <le fñntar todo el retablo, y haya ile dorar uoa por- 
cioD (le £l, y Jaime Terol haya de dorar todo lo demás. 

Después de otorgadas estas escrituras de entrega y 
concordato ante Francisco Domcnech, notario, )a Aljama, 
6 universidad de Muro, en compafifa de Miguel Andrés, no- 
tario, eii 15 de Noviembre de 1604 se presentaron ante 
M." Luis Andrés, presbítero, rector de la parroquia de San 
Juan Bautista de dicho lugar, y le expusieron, que aunque 
es verdad que ante Francisco Domenech, notario, se lia- 
bian obligado á hacer pintar y dorar el retablo de dicha 
iglesia, ahora dicen que no pueden hacerlo de pronto, como 
lo ha mandado el sefior visitador del arzobispado, porque 
son menester para ello más de 2,000 pesos, y do los tie- 
nen de pronto; y as( lo cotifican y requieren, que no entre- 
gue el retablo á los pintores Gerónimo Espinosa y Jaime Te- 
rol, etc. Y et rector respondió que no podía dejar deenlre- 
garle, pues era preciso obedecer el mandato superior, etc. 

En efecto, Gerónimo Kspinosa pintó en dicho rctahlo las 
tablas siguientes, como hoy se conservan perfectameale: 

En el pedestal [ñuto en una labia grande la Oración de 
Nuestro SeDor en el huerto á la parte derecha; y en la cor- 
respondiente de la izquierda los Azotes á la columna, caído 
el ^eñOr. En el nicho principal hay una estatua de mazo- 
nería de San Juan Bautista: al lado derecho, en una tabla, 
está pintada la degollación de San Juan. En la correspon- 
diente de la izquie/da está pintada la predicación de San 
Juan eu el desierto, y en esta est6 pintado un personaje 
de cuerpo entero, que dicen es vera eBgies. Encima del 
nicho de San Juan está pintada en una tabla la visitación 
de María Santísima & su prima Santa Isabel; y en el rema- 
te del retablo el Descendimiento de la Cruz'. Estas son las 
pinturas del célebre retablo de San Juan Bautista, de la 



.byGooglc 



231 
universid-ld ile'Miiro, que las pintfi solo Gerónimñ RoJr¡< 
gues áe Espinos»; y no con Jaime Terol, cotno se lee en 
Cean, según se vé por el convenio de 10 de Noviembre de 
1604, arriba nolado. 

En el citado Diccionario ile Cean, en el arllculo fío- 
áfiguez de EspinosOy pág. 220, lora. IV, se lee esto: tFa- 
Ileci4 en Valencia por lósanos de J650>. Y no es así , pu«it 
entre otros instrumentas que prueban lo contrario, hallo 
una escritura de venta en 2o de Enero de 1632 de Qeró' 
nimo Espinosa, pintor, habitador en Valencia, y liaber 
venilido en Cocontiiinaoobo]oraalcs de viRa y otros Arito* 
les á Pedro Sancho. Ante Juan Domeneclí, nolarío. en el 
libro de la Cgrie áa Cocentaina. en la inaoo primera Me- 
moriaiis, en ii de Octubre de i654, se halla uiia Reques- 
ln puesta por Gerónimo Espinosn, pintor, contra Miguel 
Vacilo, sobre cargamienlo de censo, fol. Hl v.*' V en ln 
del año lti37, que en 26 de Enero de diotio año 1637 
fueron á asignación Bartolomé Yvars y Gerónimo Esiñnosa, 
piulor, habitador de la villa de Gocentaina, sobre un mular 
que este le había vendido & aquel, y negaba, etc. Y si- 
guiendo la causa se halló que Antonio Espinosa , hijo de 
Ciefónimo, había cobrado parle de la deuda, ele. Conque 
el año 1657 todavía vivía en Gocentaina. 

También vivia el año de 1638, como consta en el libro 
Racionat de Gocentaina en Santa Maria del año 1638, don- 
de se oolaa los entierros, y se halla uno que al pié de la 
letra dice así: 

< Disabte & 23 de Debembre (1658) dia de )a Nativiíat del Señor 
foDch celebrada sepultura de A.ldoasa Lleó, moUer de Bieroni Es- 
piaosai pintor: laqual foach sepultada calo convent de SanlSebas- 
lii, ea la capelia de Nuestra Señora deis Angb ab los aetes se- 
guents, etc. 



byGooglc 



333 

Mujer dice, no víudn, luego á dllimos de Diciembre Je 
1638 todavía vivía su marido. Muerta la mujer se volverla 
Gerónimo á Valeocia, donde morirla eo casa, de Geróoimo 
Jacinto, su hijo, desde 1639 eu adelaole. 

ESPINOSA' (geróniho jacinto), pintor céleln^, nalU' 
ral de la villa de GocentaiDa, donde nació y fué bautizado 
en 30 de Junio de 1600, como consta de la fé de bautismo, 
que tengo original en mi poder , firmada y adiada por el 
archivero don Blas Tormo, y se halla en el primer libra de 
bautizados, al fol. 250. Pero debe advertirse que el nombre 
de este célebre pintor no fué Jacinto Gerónimo, como sue- 
len llamarle, siguiendo á Palomino, sino Gerónimo Jacinto, 
como consta de su bautismo , y de muchísimas escrituras, 
que lie notado en los protoo)los de la villa de Cooentaína, 
en los cuales se firma Gerónimo Jacinta Espinosa, y cd las 
más no pone Jacinto, sino Gerónimo Espinosn solamente. 

De este insigne pintor y de sus pinturas habla don Juan 
AgustinCean Bermudezensu Diccionario, tomoll, p¿g. 35, 
pero entre otras equivocaciones se debe corregir lo que dic^ 
hablando de las pinturas suyas en lu Merced de Valencia, 
donde dice asi: (Elmismo(SanPedro^ola9co, de quien ha- 
bla en la pintura del coro con la Virgen y tos ángeles á 
maitines, que es la antecedente): santo diciendo misa, y 
le ayuda un niño cautivo, que está en la librería.» No es de 
San Pedro Nolasco (de quien se duda si fué sacerdote, y 
muchos lo niegan con gran fundamento), sino de San Pe- 
dro Pascual de Valencia, que estando caulira en Granada, 
y habiendo redimido con el dinero que para su redención 
le enviaban de su obispado, todos los niños cautivos, que 
los tenia instruidos, se halló afligido por no tener ayudan- 
te, y entonces el niüo Jesús se le apareció vestido de niño. 



D,g,l,.9cbyGOO^IC 



cautivo, y le ayiidú la misa, como se lúe en su vida larga- 
mente. 

ESPINOSA DE CASTRO (don iacinto), escultor, natu- 
ral lie Valencia, donde nació año de 1633. Consta lodnes> 
lo del proceso Tarraconense sobre elcultoinmemorlal de San 
Pedro Armengol, religioso de la Merced, donde depuso, co- 
mo escultor ¡leriLo, al Tol. 14 D. Jacinto Espinosa de Ciislro, 
ciudadano de Valencia y escultor , afio 1686, siendo de 
edad de 53 años, sobre una imagen de Sao Pedro Armengol, 
que tiabia de escultura en el convento de Nuestra Señor.t 
del Puig de Valencia. Era hijo del célebre Gerónimo Jacin- 
to de Espinosa y de N. de Castro, su mujer. Se halla su 
deposición á la pág. 67 del impreso. Nada más he hallado 
de este escultor Espinosa. 

ESTEVE (josef), escultor de Valencia. De este es- 
cultor he hallado los instrumentos siguientes: 

El primero es la capitulación que hizo el año de 1572 
con tos justicia, jurados y fabriqueros de la iglesia de la 
villa de Bocairente para hacer el célebre retablo, que pin- 
tó Vicente Juanes, pintor, ante Roque Exinieno. notario, 
que & la letra dice asi: 

<Die XV meDsisseptembrís.annoáNati vítate Dom¡DiM.O.LXX1I. 
lo De¡ Domine. Amen. Noverint goiversi, quod nos Uicbae) Terrc 
jnslitia asno prcescntí Tillas Bocairente, Andreas Caiaiayu, Joanaes 
dlataya, el Cosmas Candela, jurati ejusdem villa;, Petrus Caste- 
tló, et Gabriel Joannes Porcar, nolarl, operarij Tabricac parrocbiaJiü 
tcdesiae.diclae villac, ex una parte; el Josephus Gsteve carpin- 
leríus, sive Sculptor civítatis Valentiae habilalor, nunc vero in dic- 
ta filia Bocayrenl repertus es alia parte. Gratis et scicnter nos dic- 
li partes conBtemur, et in veiitate recognoscimus uaa parí noa- 
IraiD alteri, et alt&ra alleriae invicem, et vicissim praesentibus ac- 
ceptantibus, et noslris In, et super rclabulo aitarls majoris ecclesíac 
Tomo LV. 15 



n,g,t,7.cbyG00glc 



251 

psrrochialis pracdiciaeractendo, el noviter erigenda in diclK exrlc^ 
sia, fuerunt Ínter nos partes prsdíctas iabíta contenta, conconlata 
atque praemissa capitula materna lingua scripta, et notar, infras- 
cripta in praeseotia noslranim partium legenda et publicanda Ira-* 
dita, (]uae scríci et thenorís seguentis: 

"Capitols fels y fermais per y entre los mag.» Miguel Ferré 
Justicia, Andreu Calatayu, Joan Calalayu, e Cosme Candela juráis 
de dita villa, Pere Castelló k Gabriel, Joan Porcar, notar.* Obrers 
de la iglesia parrochíal de la dita villa, de una, é lo bonorab.* Jo* 
sepb Esteve tmagiaayje, habitador de la ciutat de Valencia, y de 
present k irobal en la present vila de Bocayreat de altra: en k so- 
bre lo retavle Taedor peral eap del altar mayor de la dita parro- 
chial iglesia de dita vila por lo dit mire. Josepb Estove, en la for- 
ma ques seguéis: E primerament es pactat, avcngut y concordat 
entre dites parts qne lo dit mestre Joseph Estovo baja de fer se- 
góos que ab lo present capítol promet fer lo relavle para el cap 
mayor de la dita iglesia de bona fusta de pi, coafortne á la traza, 
que lo dit mestre Josrpb Estove ba donat ais dits ofGcials, la qual 
está intitulada: Traza átíretmle del altar mayor deta iglesia par- 
roehial de la vila de BOcayrent, escrita de la ma del nolari de jus- 
Bcrit, ¿ feta scrita de la ma del dit mestre Joseph Esteve: lo qual 
dit relavle ha de teñir del peu del branch Tins á la punta 41 palms, 
pocb mes ó meins é de ampiarla ba de teñir 2ü palms, poch mes ó 
meins fora les polseres. 

>Item, es pactat, avengot ¿ concordat entre dits parts, que les cn- 
lomnes de tot lo dit retavle ban de estar conforme á les qne están 
en la traza á. la part dreta joinl i les polseres. 

> ítem es tpactal, avengut é concordat entre dits parts que lo dit 
mestre Josepb Esteve baja de fer 14 imatgcs de bullo de fusta de 
ciprer pera posar en los encaxameats, conforme está en la traza: 
ooes, los dotse apostéis, sant Rocb y Sanct Sebaslia. 

iltem, es pactat, avengut et concordat entre dits parts, qne ea 
lo tanlell de la punta de la dita traza ba de fer un Christo en crea 
de fusta de ciprer, de statura de sis palms, porfa mes ó menys. 

"ítem, es pactat, avengut ¿concordat entre dits parts, que lo dits 
mestre Josepb Esleve baja de llevar lo spigo que sla sobre lo ta- 
bernacle , y la basa de dit tabernacle, y de non baja de fer un pe- 



byGooglc 



235 

d«tU) il romano, düU aa fría al rooumo y daniunt del <lit fris una 
naateraa, conforme á la b'aza que setn porta. 

litera, es pactat entre les dits parts, que lo. dil tnestre Jusepli 
Esleves damnnt lo sagrari haja de fer una pastera per posar la 
inilge de Nuestra Señora, conforme al que la imatge requerrá. 

"ítem, es pactat qae lo dít mestre Joseph haja de Ter les polsc- 
res del dit retavle conforme slá en la traza. 

«ítem, ha de fer lo dit raestre Joseph tots los frízos cottroriiie 
los que stao en la ma dreta de la dita traza. 

nltem, es pactat, ayengul é concordat entre dits parts que lo 
dit mestre Joseph Esieve haja de acabar lo dit retaTle segons que 
ab lo presen! capítol se obliga en fer ¿ donar ncabat aquell pera el 
día de Sanct Miguel del any M.D.LXXIII. 

«ítem, es pactat, avengut é concordat entre díls parts, qne per 
rabo de Ia factura del dit retavle los dits ofHcials ¿ obrera hajeu 
de donar k pagar al dit nicslre Joseph Esteve, segoas que en el 
present capitoi se obliguen eu donar á pagar al dit mestre Joseph 
Estere ¿90 Ls, moneda reats de Valeutia de aquesta forma: go es: 
100 Ls per al dia de Nadal primer vinent é any 1S75 ; é 100 Ls 
per al dia que sanrá acabat lo dit retavle; ¿les 90 Ls per tol 
apres seguent del any 1374. At^ empero entes é' declarat, que 
los dits ofGcials, ó succesors de aquells, sj dit retavle no será 
assenlat en lo cap del altar de dita iglesia se pnixcu roturar deuUu- 
ra des les dits ooranta tiures pera donar aquellcs al dít mestre 
Joseph Bsleve, ó alsens tos temps que aquell 6 los sens hajen as- 
sentat lo dil retavle en lo cap del altar de dita iglesia, com aquell 
na oblígat'á assentar dit retavle apres de pintar per raho del lies- 
H» dit preo, ab que lí donen de menjar y posada franca a ell y » 
ipii viadra ah ell pera ajudarli; éque dit retavle se haja de portar, 
á despeses de dita uuiversitat. ¥ si cas fos que dins tres anys 
apres que dit retavle será acabat de fusta, no será pintat, lo dit 
■estre Joseph puxa demanar les dites deu lliures, ab que per<;o nos 
píxa^tartar de la obligacio, qae le de assentar lo dit retavle. 

"QuibttS qnídem capitnlis lectis, et publicatis, ac intellectis. 
■os dictae partes laudantes, aprobaates, ratificantes, facientcs, 
eoncedenles el firmantes omnia et siogulaia praedictis capítolis 
eoBtesta, et specific^, i primis eorum lineis usque ad ultimas 



r.,j,i,r,-i-,.G00i^lc 



23« 

ÍDcluvisc. PromiUJmus uoa pars nostum allcri, et altera alleri tÍ- 
cissiro, ul invicem et vicissím quod tcnebimus observaTÍmiis, 
compIelHiniis, et ad implebimus ornuia et singula ia singolis m- 
pitulis, et corum singulis cooteata, Bcripla ct continúala per 
eorum seriem, et ihenorem, et contra ea nec eorum aliqua con- 
tra faciemus, seu contra Teniemus modo aliquo, siib pena cen- 
lum solidorum, diciae monetae, per partem inobedientem, patii 
Dostrum obedienti, et praedicU coinpleati.daadonioi ct solvendo- 
rum pro pena, etc. etc. Obiigamus una pars nostrum alteri ad Íd- 
vicem et vicisim omnia et singula boaa, etc. \ctuni Bocayreat, etc. 
Testes hujns reí sunt honorabitesetdiscrietiOaupbrius, Thadaeti^ 
Ferré notar, et Bieronimiis Tacón Gbirurgus diclae Villae Bocay- 
rent habitatores. 

Del mismo Josef Esteve, escultor, se hallan en vi Monas* 
terio de San Miguel de los Reyes de Valencia varios iostrri- 
merilos de relat)lo5, que liizo para-'aquella iglesia. En 36 
dé Agosto de 1588 empezaron á pagarle el retablo de Nues- 
tra Señora de la Concepción, que ofreció hacer de madera 
de pino, que tuviera de alto 23 palmos y 13 de ancho, 
. según la traza que presentó," por 45 Ls. valencia ons, 
y que le daria concluido para la Natividad del Sefior si- 
guiente. 

El dQo de 159i hizo también el retablo de Santa Ana 
y una dJGnicion para el retablo de San Gerónimo, por 55 
Ls, que le acabaron de pagar en 35 de Noviembre de 1594. 
Y en todos estos instrumentos y otros de dicho monasterio, 
le llaman maestro Josef Esteve. imagenario. 



]0.\NNES (vigbktb), pintor. Dos son los pintores de 
este nombi-e, padre y hijo, Je un mismo nombre y apelli- 
do. El padre fué el cetchrado pintor, conocido el psornte á 



n.g,t,7,;cbyGOO(^IC 



237 

nombre de Juan ile Juanes, con tgue corrió liasU que se en- 
contró en Bocatreoté (donde falleció) su teslamealo, eD 
i|ue bailaron se llamaba Vicente, y no Juan. Det hijo lia- 
liinré en el artículo siguiente. En este notaré del padre los 
iuslrumentos que he bailado, y no lian visto los autores 
que escriben su vida. 

Pero antes quiero notar una presunción mia; y es que 
el apellido no era Joancs, sino Macip, que dejó este célebre ■ 
jjintor, por parecerle quo olía á empleo bajo, y con poca 
Nzan. porque la familia de Macip ba sido familia distinguí- 
il'i, y aún Iiay de este apellido en mucbas villas y lugares. 
Preocupado de estas especies este gran pintor Vicetite Juan, 
hizo apellido del segundo nombre que le pusieron en el 
bnotlsnio, que es de familia nobilísima, y á lodos sus hijos 
se les aplicó el apellido de Juan , y aun le latinizó , apelli- 
dándose Joannes, y llegó á aplicarse el escudo de armas de 
lu nobilísima familia de Juan, como se vé en una de las ta- 
blas del martirio de San Esteban, que el Sr. D. Carlos IV, 
Dueslro rey, compró á la parroquia de San Esteban de Va- 
leocia en este año de 1801, donde puso también su retra- 
to. Con esto le pareció que el apellido d^ Macip quedaba 
ya enteramente olvidado pura siempre. Pero su hijo Vicen- 
te Juan le conservó, como se vé en una escritura de qui- 
tamiento del censo, que la villa de Bocaironle se cargó 
para pagar á GerÓnima Comes, su mujer, bijo é bijas, par- 
le del precio en que se tasó la pintura del retablo de Bo- 
caireate. La escritura de quitamiento se hizo ante Cristó- 
bal üorens, notario y pintor, de quien hablaré adelante, y 
dice asi: 

'•Die xnil mensis maij, anno i Nalivilaie Dñi. M.D. LXXXXIlü. 

"Lo magnifich Vicent loan Macip, pintor, habitador de la ciolat 

de Valencia, requisitos, etc. Gratis, ele. Confesa, y en verítat rc- 



n,gH7.cbyGOOglC 



goneg haver hagnl y rebnt á tola ea volonlal realiler nameraDdo, 
per mads del luagDÍfich Pere Castelld, tinlorer major de dies de la 
vila de Bocayrent, de part del justicia, júrate y prohoms de la vila 
de Bocayrebl, absents y prenl , de una part lotes aquellos CXXV 
Ls. reals de Valeucia restauts k quitar de aquelles CG Ls. de dita 
lUQueda preu y propielat de aquells CCLXSXXI Ls. VIII de dita mo- 
neda ceasals etc. Los quals forem venuts y originalmente canregaU 
per lo inag.<>^ Nofíe Calatayu notar, en nom de sindich y procn- 
rador, axi de la dita vila de Bocayrent, com en cara deis mag.'^ 
justicia, jurat y probomens del Consell particular de la dita vila al 
dil Vicent Joan Macip, per les causes y rahons cantengudes en lo 
aclc del carregament de censal, rebut per lo notan. davalt scrit k 
XXI de agost any MDLXXSII. E del alira part de-lotes les pea- 
Eions y pr,orala de aquell díscorregudea fins bancb. El quia etc. 
Henuncia, eic. Volens, etc. CoDcellas.etc. Faliler, etc. Bestitaens, 
etc. Imponens, etc. Preiesia, etc., que no vol esser tengut de 
evictio, nisi profaclis propriis pro quibus tarnlum obliga, etc. A.c- 
tum extra maenia civitatis Valentiae , justa januale deis Serrans. 
Testes Bartbomea Harales, tesidor de Lli y Batiste Llorens, estn- 
diant, babiíadors de Valencia. 

"Dicto die.-7-Lo dict Vicent Joan Hacíp, pintor, Gratis, etc. 
Teu derfioitio ais mag.'^'" justicia y juráis de Bocayrent, que es 
contení y pagat de aquells de tota la pintura y dauradura que te 
Teta en lo retavle major de dita vila de Bocayrent fios lo present 
día de hui. El quia, etc. Renuntia, etc. Actam extra maenia dictae 
. civitatis, juxta Januale deis Serrans, ele. Testes praedicti,* 

En cate inslrumenlo tenemos por tres veces repelida el 
nombre de Vicente Juan Macip, pintor, qne restituyó su 
verdadero apellido, que preocupado oculió su padre. Y 
para que se vea no es ficción, pongo aquí el borrador'(l) 
que liatié en el protocolo de letra del mismo notario. 

Averiguado el verdadero apellido de Vicente Joaoes, 
pasemos á los instrumentos pertenecientes al retablo de ho- 



[i) En efecto ncompña este borrador originiít. [Nota de Ccan 
Bermudei.) 



byGooglc 



cairtate, dejiuilo lo demás á losnulores que lian cscrilo la 
vida de este Célebre piator. Primeramente los capítulos en 
qae por medio de su dijo se concordó con la villa de Bo- 
unirenle cuya escriturn copié bien y fielmenle de los proto- 
colos de OnofreCalatayud, notario de Bocairente, cuya es- 
critura dice á la letra: 

«Die VI meneis jtillij. anno MDLXKVlIt.— Iti Dei nomine, Amen. 
— Cspitols fets y feímels per y entre les partsdcls mag.«>" Melchor 
Silvestre Lochtinent de justicia, Koch Esimeoo, Joseph Botella, 
meoor de dies dos deis mag/*" jural de la vila de Bocayrent, Joan 
Calataynd, Roch Candela, obrers de la iglesia parrochial de dita 
Tila, teoint fitcaltat é píen poder per á fer y exercir les coses davall 
Mriles donat ab acte de ConseH particular de díla Tila en lo dia de 
air, de ana part, h Vicenl Joannes menor de dies, en noni propi ¿ 
procsrador de Viceat Joaanes major de dies pare de aquell. Consls 
de la procura ab acle de procura rebut per lo discret Joan Cabre- 
rizo, notario á 2 de jolíol de MDLXXVIII; de part altra en é sobrs 
pintar é danrar lo relavte dei altar major de la iglesia parrochial 
de dita Tila. Los quals per lo notario davall scrit, ab veualta ¿ in- 
teligibte, foren llesls 6 publicáis de la primera linea fins á la dar- 
rera, ea presencia de les diles parts, y per aquella lloats, estipu- 
láis y feroiats, ¿ sprovats. Los quals «son del serie el tbenor se- 
gaenls. 

>I. E prímerament es pactat, convengut y co^cordat entre dits 
parís, que lo dit Viceat Joannes, major se obligara segóos que ab 
los preseots capítols se obliga pintar lo relavle del altar major de la 
iglesia parrodiial de la vila de Bocayrent, é daurar aquell al oli de 
Unes colors, y acabat períeclament, com acosimna en les piatures, 
fue ell íi. 

nlL Itein. Es avengut, pactat é concordat entre les dits parts 
que lo dit Vicent Joaanes pintor se obligara segons que ab los pre* 
srats capítols se obliga á pintar al oli de fines colors, y acabat com 
acosluma, en (o peu de dit relavle les dos histories de la Pasio de 
Ipa., les que los dits señors volran, y millor estaran al proGt y les 
quatre pede^ls de dit peu y polscres los eancts que volran, 6 
doctOTs ¿ evangelistes, y en la punta boa está (o crucificí, la figura 



n,g,t,7.cbyG00glc 



2<0 

(lu la,Verge María, Sao Joan y la Madalena; y co les medalles b 
redóos que venen damnnt jes cappelletes ó michers deis apostols, 
unes lestes de Sastes Vergens, y en lo froniispício de la punta ua 
Dcu lo pare. ^ 

olll. Ítem: es avengut, pactat, é coacordat entre les dits parEs, 
que lo dit Vicent Joannes, pintor, se obligará segons que ab los dits 
presente capitols se obliga daurar de or fi, y encarnar , y moltbe 
pulir y sgrafiar totes les mollures, cornizes, y columoes, y figures 
de bulto, s^o es, laNostra Señora, Crucifici, y les allres figures, 
que son quatorze en tots los llochs oecesarís pera ladomamenl de 
aquelles. 

>IV. ítem: es pactat, avengut y concordat entre dits parts, 
que lo dit Vicent Joannes, pintor, majorde díes pintará aloliyper- 
fectament, segons se perlany, y el! acostuma pintar, en la porta 
del sagrar! de dit rctavle una imatge de un Cbristo de mig en 
amunt ab la bostia en la una ma; y la altra ab lo calzcr, ó com 
millorporá estar, yen certs compartiments, que ais cosutts, uns an- 
^c!cls ó encensant, ó ab les mans plegades. 

>V. ítem: es pactat, avengut y concordat entre dits parts, que 
lo dit Vicent Joannes. major, se obligará venir ab sa casa en la dita 
vila de Bocayrent per tot lo mes de agost, primer vínent, é del 
any corrct, stará y babltará en aquella, y tindrá son cap inajor 
diirant la pintnra de dit retavle. 

"VI. Ítem: es pactat, convengut y concordad entre dits parís, 
que lo dit Vicent Joannes, major, se obligará, segons que ab los 
presents capitols se obliga pintar dit retavle perfeclament dins tres 
anys, contadors del dia que pendra la bestreta en avant, y que du- 
ran! dita pintura, no pendra altra faena, sino la del dit retavle 
fins lant stiga acabal aqnell. 

>V[I. ítem: es pactat, avenga! y concordat entr<f dits parts, 
que los dits justicia, jurats 6 obrers en nom é per la dita uaiversi- 
tat se, obligará, segons qne ab los presents capitols se obliguen, do- 
nar al dit Vicent Joannes, major, per les mans, treba'Is é pertrets 
pera la pintara, daurar y sgraSar de dit rrtuvle 1500 Ls, mon. de 
Valencia, los quals li bajen de pagar en el modo qae davall se 
dirá, fjo es, en venir ab dita sa casa e Tamilia i'i fa dita vila de Bo- 
cayrent, per obs de pintar dit retavle, li bajen de donar, segonsiqtie 



.byGooglc 



I 



m 

ib los presents li prometeD donar, ISO Ls. de les IKOO Ls. c ta 
ileoesquantilatacomplimeat dediis lijOOLs. )i hajea de pagar 
de esu Dianera, ^ es; ta tercera part de dita pinlura; la allra ter- 
rera parí, quaat sera felá la altra tercera part de la.faheaa; y ia 
altra tercera part, acabada toda la fabena, 

nVni. Itetn: es convengut y coDcordat entre dites parts, que si 
aeabadaia dita fahena y restant la tercera part per pagar, com sti 
diteolo precedent capítol, ladilaUuiversitatnoporáiónolipaTexe- 
ra pagar de compiat dita quantitat, se baja de obligar, segóos que 
abtospreseotgcapitolsse obliga, vendré é origiDalment carregaral 
dit Vícent Joaunes major tants sous censáis k raho de qualorze di- 
ners per Uiara, la proprietat deis quals baste i pagar la dita quan- 
lílat, é tercera part ¿ aqnell de guda; é á £o baja de fer la dita uni- 
Ttrsitat ab totes les clausules pactes, penes, obligacioBs, renuD- 
ciaciooes, é juraments en semblans actes necesaries ¿ opotiunes, 
jaita lo stil, ¿ practica del notari rebedsr deis díts actes. 

>1X. ítem: es avengut, paclat, y coocertat entre les dttes parís, 
que lo dit Vicent Joannes, major, se baja de obligar, scgons que ab 
los dits capJtols.se obliga pintar, danrar é sgrafiar eo los llochs 
necesaris y oportuna de dit relav le, en lo modo que de sus stá dit, 
a ees propies despeses dooantli la dita Universitat tan solament les 
dJies 150Ó Ls. de rs. de Valencia pagadors com damunt stá dit á 
Bo altra cosa alguna, excepto casa bon babile en la dita vila de 
fiocayrcnt durant la dita pintura, la qual bao de donar k costes de 
ladita Cniversilal. 

"X. ítem: es avengut, paclat y concordat entre dites parts, que 
los dites justicia, jurats, obrers, en oom y per dita Universitat se 
obligaráuj segons que ab los presen ts es pilóla se obliguen tolabora, 
é quant lo dit Vicent Joannes major volrá venir á h dita üniverst- 
lat portar í propies despeses de dita Universitat la roba abines y 
■ owes necesaries pera la dita fahena y pintura. 

"XI. ítem: es paclat, avengut y concordat entre les dites parts, 
que per quant la dita Universitat eslava obligada á donar al dit Vi- 
ceoljoaunes major ISO Ls. de rs. de Valencia, en venir á la dita 
vila de Bacayrent, y pot ser, lo que á Den no placía, aquell morir, A 
sobrevenirli algún accident, lo qual li pogucá impedir lo dit eser- 
cici de pintar que per go seguíase dits casos, ó algil de aquclls. 



r,,j,i,r,-i-,.G00¿lc 



2Í3 

lo cfiie á Deu no placía, lo dit Viceat Joaunes, oMatM-, se obligsrá, 
segóiis qoe ab los presents capitoli se obliga eimul et in solidom, 
:ab lo dit son pare restituir é refer á la díla DDÍversiUt tot alio ques 
jadicitrá k jai de persones espertes, perites , practiques de dit art 
de pintura teñir demasiat, b no valer la fahena Teta i lo qve tindrá 
de beslreta. 

iXII. ítem: es paeíat, avengul y concordal e&tre les diles parís, 
qoe se obligaran y promelran, segons qne ab los presents cafMtols 
prometen k se obliguen , la una part á la altra , k la altra al altra 
ad iovicemet vicissim, et rice versa, y en cara juren áNostre Se- 
ñor Deu, y á la creu, y ais Sancts quaEre evangelis de les snes 
mana dretes corporalment tocatg, que cumplirán, observarán, guar- 
darán y efectuaran tot lo contengut en la préseme capitnlaóo y ca- 
pitols de aquella, segons en aqnells y en qnalsevol de aqnells es 
' contengut, sots pena de SO Ls, pagadores per la part inobedient, 
y que no estará, complirá y obserrará lo contengut en la jNreseot 
capitulado k la part parent y la dita capitulació stant per pena y en 
nom de pena per dan, k ínteres ralo semper hoc pacto maHente. 

iXIH. Itun: es pactat, avengnnt y concorda! entre les diles parts, 
que los presents capitols y casen de aquells sien executoris oh 
síibmissio, y renuutiatio. de propí Tor, variacio de Jnhi y alires claa* 
Gules robarants, y que deis presents capitols y casca de aquells per 
lo notarí rebedor de la presen! capitulacíó síes fetes una y moltes 
cartes publiques, é tantea quaates serán necesaries, ab totes les 
clausules oporluncs y necesaries y en semblanls actes posar acos- 
tumades, juxtalo stil y practica. 

«XIV. ítem: es pactat, aTengnnl y concordat entres les dites 
parle, qne per quant lo acte de procura en vírtut del qnal lo dit 
Viceat Joannes, menor, ha fermat dit acte de capitulacio, no esti 
allargatá tots los efects que eran menester, per jjo lo dit Vicent 
Joanues menor se obligará, segons que ab los presents capitols se. 
obliga, fer que lo dit Vicent Joaanes, roajor, ans dependre Ja beslre- 
ta de loO Ls que dita Uníversilat le obllgacio de donar, lloara 
aprovará, ratificará y coDürmará los preinserts capitols k sengtea 
(le aquells, ¿ coses en aqnells contengudes. — Quibus quidem capi- 
tulis lectis et publicatis etc. Actum Bocayrent etc. Testes hujus reí 
sBDt luag/"* Steiaaus Burgués dvis civitatis Valenliae in villa de 



Dg,l,...cb,.GOOglC 



Bocajrentreperlua, Viarenlius Ferré nepos Aailriae, agricultor, et 
Jacobas Bernabeu Tenderías viliae de Bocayreute, habitatores. 

Hecha la capitulación por Vicente Joannes el menor, 
sti padre luego pasó con su familia á Boeairenle, y se es- 
tableció alli , poniéndose á pintar el retablo sin dejarlo do 
la ntino tiasta (|Ufl murió: de suerte que en poco más de un 
afio- pintó las célebres quince tablas que de su manóse 
ven en aquel retablo , que son las siguientes: 

En los cuatro pedestales pintó los cuatro doctores: á sa> 
ber: en los de la parte del evangelio San Gregorio y San 
Ambrosio: en I4 parle de la epístola San Gerónimo y San 
Agustín. En el pié del retabla dos historias de la pasión, es 
á saber: en la labia de la parle del Evangelio la Oración en 
et Huerto: en la parte de la epístola el Descendimiento da 
la Cruz. En la puerta del tabernáculo está pintado el Sal- 
vador con la Itostta y cáliz, según la capitulación (i). Enci- 
ma, en el nicho principal, hay una imagen de mazonería de 
Nuestra Señora. A los lados están pintados los misterios so- 
bre tollas grandes, es á saber: en la más alta al lado del 
evangelio la Encarnación: en la de en medio el Nacimien- 
to del SeQor: en la do bajo la Adoración de los Reyes. A la 
parte de la epístola, eu la de mas abajo, está pintada la Re- 
surrección del Señor; en la de enmedio la Ascensión del 
Sefior: en lo más alto la Venida del Espíritu Siinlo; y en- 
tre esta y la Encarnación, sobre el nicho pnncipal, está pin- 
tado el reliz tránsito de Nuestra Sefiora. Encima de esta 
tabla y punta del retablo liáyun crucifijo de bulto, y de- 
Irás están pintados la Virgen, la Magdalena y San Juan. 

Elstas son tas quince tablas qne tenia pintadas Vicente 
Joauncs, cuando murió este excelente pintor, sin acabar las 



(1 ) JHúm. 319, 'íñi y J50 del Huko R«I del Prado. 



byGooglc 



944 

piíiliiras de las polscras del- retablo, (]iie son de oira mano; 
pu donde estiin pintados, á la parle' del evangelio, en la de 
más arriba, San Juan evangelista; en la de más abajo San 
Mallieo apóstol y evangelista, y en medio San Rafael ar- 
cángel. Ala parle de ta epístola, en lo alio, San Marcos evan- 
gelista, en la de abajo San Lucas, y en la de cnmedio 
Sao Juan Bautista. 

Murió Vicente Joaones el pintor en 21 de diciembre de 
1579; habiendo hecho su testamento ante Cristóbal Llo- 
reus, notario y pintor, discípulo suyo, en 30 de dicternbre 
d^e 1579, que ¿ la letra es como sigue: 

uDleXX.'mensísdecembrisannúáNativilateDñi.MDLXXVlIH. 
En lo saatisiim y beneyct nom de Jesús sis y de la Sacritissima Verge 
Maria, mué ana, special advocada mía. kmea. Coin totes les coses 
mundanals sien transitories , y a les persones bnmanes sia cerl é 
jadubilat lo dure morir, la hora de la qual mort es incerta, en é per 
amor de azo, yo Vicent Juanaes, pinlor, y vebi de la cílat de Va- 
lencia, y de prescnl resident en la present vita de Bocayreol; eslanl 
malat en lo lit de malaltia corporal, de la qual tem morir, estant 
empero per gracia de Noslre Señor Deu en nom bon seoy , memo- 
ria integra, la quela clara y rnaairesla, pera fer y ordenar io meu 
tihim y darrer testament, nltima y darrera volnntat mia: casant, 
rcvocant primerament, é anaulant tots é qualsevol tesUment, 6 
leítlaments, rodicils, é altrcs qualsevol ultimes é darres toIud- 
tats mies per mi fcies y ordenadas en poder y ma de quaisevol 
nolari ó nolaris, cora si aqtiell, ni aquelles fets ni fetea no fossen 
ara tií haguos en aquell ó aquells quaisevol paraula 6 paraulcs 
derogatorics á quells cancele y anule, com ai fcles ni diles fbssem. 
Ara de nou convocáis y progats los ootari y tcslimonis de jusscrípts, 
fas y orden lo meu uttiía y darrer testameat la ultima y darrera vo- 
luntat mia, é per la forma segueal. 

hB primerarowt fas instiluiíc ordoae en marmesors meus y de 
aquest meu ultim y darrer testament executors ais mag.<«* y re- 
vercnl Moscn Joan Girera Preverá y meslre Nofre Lorens sirurgia, 
habiladors de la dita k present vila de Bocayrent, ais dos junláment 



byGooglc 



245 

¿ cada ha dells y si en cas de absencia, Dolencia, altre jus impe- 
dimenl; ais qual^done y ólorgue facultat pie y baslant poder pera 
que sens liccocta, auloritat ni décret de julge algu, axi ecle- 
sttslich com secular, puixen tans de mos boos pendre , y aqnells 
vendré, y alienaren publíchement, ó en allra qualsevol part 
á la persona, i> persones que bells pareixera y bien vist los será, é 
los preu, é preus de aquells baver rebre y cobrar, que basten á 
ferycomplir les coses pies per mi dejus dispostes, ordenades y 
manades, 

lEo hapres recomanant la mía anima en mans y poder deNos- 
ire Seior üen Jesa Christ redemplor del humanal linatge, que 
aquella ha criada, eleixch sepnltnra al men corps é ser feta en la 
sglesia parrocbjal de SanctaCreude laciutal de Valencia en lo vas 
de les Animes de dita sglesia. 

nltem: per qnant al present eslich malait en la prediu ¿ pre- 
sen! vila de Bocavrent, la qnal dista de Valencia dos joruades per 
<jo vull y mas, que en continent hapres que la mia anima sia se- 
parada de aquest meu eos, é aquella apellar volra á la sua gloría 
de Paradis, lo meu corps sia pres y po&at en un atafaut com conve, 
é sia portal per-toí lo R."' clero y capellans de la presen! vila de 
Bocayrent i la sglesia parrocbial de dita vita, y alli valí y man se 
me diguen y celeben per mi anima dos mises cantades ab diaca y 
sotsdiaca per ios dita 11.°' clero y capellans de dita sglesia, fio es; 
la nua d4ia Assumpcio de Nuestra Señora, y lallra de la SSma. 
Trinitat; y en continent hapres de .esser dites y celebrades aque< 
lies, sino y bavra impediment, vull y man que lo meu corps sJa 
portat á la dita sglesia parrorbíal de Sancta Creu de la ciutat de 
Valencia, y que aquell acompüíen quatro capellans de la partw^ial 
iglesia de Bocayrent ab sa creu com es de costum, fins á dita par- 
Tochia de Sancta Creu, i bon vull y man sia lliurat k eclesiástica 
sepultara ea lo dit vas de les A.nimes; y que alli se me sia cantada 
per lo R.D' clero y capellans de dita parrochia la Itetania, aniversa- 
ri y capdany be k condesentment joxta ma condicio; y que lo dia 
que lo raen corps será arribat en dita parrochia de Sancta Creu, se 
me stadita y celebrada una missa cantada de réquiem peí los dits 
lt.<o clero y capellans de dita parrochia sis pora dir, sino en len- 
dema- 



byGooglc 



246 

ollem vuli y man que per anima y en reraisio de mes pecaLt me 
sien dites y celebrades per lo dil R."> clero k apellaos de dita par- 
rochial sglesia de Sánela Creu treinta miases resades del ofBcí qae 
celebrare la sglesia, les qualls toII y man se dignen encootinenl 
bapres ma B. 

"Itero, deixe y llegue al hospital general de la ciut^t de Valen- 
cia deu seos. 

nllem, deixe í la Inminaria del Corpus de la presen! Tila de 
Bocayrent cínch sous. 

•Ítem, vulI y man que tots mos torts sieit pagats i les mies in- 
juries restitaides y satísfetes i, daquelles persona ó persones, que 
clarament appavra hismostrara yo esser tengul y obligat ab cartes, 
albarans, testimonis dignes de té, fors de anima y de bona conacien- 
cia sobre dites coses benignament oliserval y guardal. 

»Ilem: regonech que es deutor lo R.°' Frare Joan Morato del 
orde de Sanct \gosti de la ciulat de Valencia doscentes ubres mo- 
neda real de Videncia, ans mes que menys, les quals se me debucn 
de resta de major quaotitat del retaule que pinli en la capella de 
Nuestra Señora de Gracia, que eslá en lo conveot y moaestirde 
Sane Agosti de dita ciutat de Valencia. 

iltem: aiximateix regonech, queeu emprengui certa fihena 
de bnm retavle del monestir de Predicadors de la dita citat de Va- 
Imcia, lo qnal, per certs respQts no he pogut fer, de hon me fas 
ctmciencia queú prengni certa quantitat, é per no haberio acabat 
dit reiaule, vull y man que si la Taheña que yo he fet en aquell sia 
bon vista y examinada por dos bous officials de la ciutat de Valen- 
cia, .y alio que aquells juxta sa conciencia los pareixera que me- 
reixcb, me tendré; y lo demes yo so content que per los faercus 
meus de jus scripts sia refet k dit monestir. 

»Tots los altres benS meos, mobles h ipmobles, se henaje mo- 
vents, dents, drets y acciona méus y mies it mi pertans ens y per- 
tanyer podents luny 6 prop, aia, ó en lo sdivenidor, per qualsevol 
titol, causa, dret, manera, ó rabo, do,¿leixich, y hereusmeuspro- 
pis y uníversals, y en cara generáis fus é institueisch per decret 
de institutio, es k saber, i la molte araada HieronimaComes, inu- 
Iler mía, Vicent loannes, Dorothea Joaones y Margarita Joaonen. 
filis meus é de la dita Hieronima Comes mullcr mía legitims y na- 



n,g,t,7.cbyG00glc 



247 

Ivtls, ¿dclegitünycarnalmatrinioity nats y procreáis, periguals 
put5 eDtre aquella fahedores á fer de díts bens y herencia mía k 
ta propries, plaoes y líberes voluntat*. com de cosa propia. 

"Aqoest es lo meu nltim y dairer ullima y darrera voluntat 
nía, lo qoal y la qaal vull que valga y valer paisa por viade dar- 
rer (estameiit, y de darrers codiciis i> de douacio causa mortis, 6 
detesiameut uuacupatiu, 6 per tots aquella furs, leys, privilegis, 
y consuelats que ea lo present regué de Valeocia, que mils de jas- 
tícia valer puixa y deja. Lo* qual y la qual fonch fet y feta en la pre- 
feat vila de BocayreuL á XX dies de dehenibrc any de la Nativiíat 
de Nostre Senor Deu Jesu Christ HDLXXVllII. Seaal t de mi dict 
Vieent Joannea tesiador, qui des sus qui lo meu ultiui y darrer tes- 
lameat térme y conferme de la primera linea ñas i. la darrers in- 
clasive, lo qual y la qual vull y man que sia portal kñ v effecie 
tol lo coBteogut en aquell, etc. 

iPresents teslimouis foren k la confeccio del present testament 
ipellats y convocáis los mag.«^ Berenguer Bodi y Pere Caslello, 
nercaders. y Jaume Candela llaurador, habitadors de la vila de 
Bocayrent, los quais interrogáis per mi Christofol Llwens, nolari, 
H coaiiicn dit testador estar en punt y disposicio de poder testar 
ídiicren responguerenquesi, y aiiimaleix lo dit testador fonch in- 
Icrrogatsiconeixiadiirtestimonis, é dix ¿rcspos quesi, nomenant 
aqneUsfecada bu de aqoellspersi, persospropisnomsfecogwios- 
E yodil aoUrí cooegni molí be dit testador é testimoais de moU 
leops eooa, ele* 

Heclio el testAinento se agravó la enfermedad de Vi- 
cenie Joannes eu lénniuos, que espiró el día siguieole que 
coQtabaD 21 del mes de Diciembre de 1579. Yeii el mi»- 
no dia, á instancia de los albaceas, de la mujer é hijos del 
difunto, se publicó el lestameolo eala tnisma casa del di' 
fuoto, cuya publicaoíon es á la letra como se sigue: 

"Pnblicacio. — En hapres i XXI del mes de dehembre aay 
de UNativiUt de Nostre Señor Deu Jesu Christ HDLXXVIUI lo ma- 
tcii qae lo dessus det testador morí en la'casa bon aquell vivint, 
Mal» y habitaba i fina sos darrers dies, la qual está situada en 



..^¿QiOgJc 



I 



948 

la rttla h presen! vi)a de Bocayrenl, i oslatiU ¿ requirenls los 
mag.<>*>* R.oi Mosseo Joan Cirera preveré , y meslre Nofre Lorens 
cirugía marraessors appossats eo lo dessns testament, i k iasianc ia 
é requesta deis mag-o**' en Hieronima Comes vídiia relicta del dit 
mag.^ Vtccnt Joaones, Dorothea loanaea, é Margarita Joanoes, 
tots filie, hereas del dit inag.<=i> Vicent Joanaes, quondanaen lo des- 
eas dit lestamept appossats lo preincert testament per mi Crislofol 
Llorens, Qotari, rebedor de aquell, foachlestypublicatde la prime- 
ra linea fins i la darrera inclusive, abs veu alta, clara é inteligible 
lo lest y publicat los dits mag.<"^ y R." mossen Joan Cirera pre- 
veré y mestre Nofre Lorens, cirugía, marmessors, qni dessas dixe- 
rem é respongueren^ que per amor de Nostre Señor Den Jesa 
Cbriet, é per lo amor que tenienaldit defuntmenires viicqoe acep- 
tavcn la marmosoria per ell á daquells deixada k portavcn aqnella 
k son degut G é efTecte: fe los dessus dits Hieronima Comes, Vicent 
Joanaes, Dorothea Joannes, y Uargarita Joannes hereus, qui des- 
sus diieren k respongueren , que aceptaven la herencia per'dit 
testador k ells desada ab multiplicacio degraties. De toles les 
quals coses requiriren k mi dit Cristofol Llorens, notan, los ne rc- 
bes acte publich per haverne memoria en lo sdevenidor, lo qual 
per mi dit nolarí lols foncb rebut en los loch dia, mes é any des- 
sn^ dit> 

"Presents testimonis foren k la publicacío del desús dit testa- 
ment los honorables Pere Caslelló, perayre, y Magi Meogual, criat 
del dit testador, babitadors de Bocayrent.» 

Publicado el testamento de Viceofe Joannes, los Alba> 
ceas determinaran poner en ejecución la voluntad del di- 
funto, y asi luego al punto mandaran pasar el cadáver á 
la parroquia de Bocairenle para que el clero le cantase las 
dos misas que mandó en su testamento. Pero viendo que 
el tiempo se puso furioso de lluvias, sin esperanza de<que 
cesase en muchos días, determinaron depositarle en la 
misma iglesia hasta que hubiera proporción de trasladarle 
á la iglesia de Santa Cruz de Valencia, Asi lo execularon. 
depositjndole en la sepullura del mngiiifko Miguel Fcrrí; y 



byGooglc 



tomaDdo lesUmonio de este depósito ante CrisLúbal Lloi'cns, 
notafiu, que á la letra escomo se sigue: 

íAdiio á nalivilate Dñi HDLXIVllH.r-Die vero lotitulato SXl 
meosis decembris. — Los mag."''» y R."' Mossen Joan Cirera, pre- 
veré, y mestre Nofrre Lorens, cirugía, babitadors de Bocavreot, y 
en presencia y asisiencia deis nolari y testiroonis de jus scripts en 
nam de marmcsors y executors de la anima del mag.'^'' ea Viccol 
loannes, pintor, requiriren el inag.<=^ y R."* Mossen Mígu^ May- 
qoes, preveré, en nom de sindich de tol lo clero de la dita é pteseot 
■ñ\í de Bocavrent, que por quaal lo dit defunt ab soa ultim tcsta- 
nient rebut per lo notari dejus script 4 XS dies deis presents mes 
éany, é per lo dít notari publicat en lo día de hiti volgue é dis- 
pongue que lo sen corps fos portal á la parrochia de Sancta Creii 
déla ciutal de Valencia & bon ba de esser linrat k eclesiástica se- 
pultara en lo vas de Animes de dita sglesia, segóos se content en 
lo precaleodat testament. E cota al present esliga lo tcmps posat en 
picure, y nos puga portar dit corps k dila parroquia Sits tant lo 
temps estiga pera poder anar dit cami; qie por go requericn en 
dit nom tingues en comanda dit corps en nom de sindich de dit 
clero de la parrocbial de dita vila, en la sglesia de dita vila en lo 
vas del mag.e'' Miguel Fcrri. E com fos presail dit mag.e^ R."' Mos- 
sen Miguel Mayques, preveré, en dit nom, dis, é repos que aeceptava 
dila comanda dit corps, é promelia tots temps k quant li fos dema- 
nat per dits mag.'^i" marmesors donaría y restiluhíria aqiiell , pera 
que la volunlat del dit testador mitlor fos complida. De quibns etc. 
Aclum Bocayrent, etc. Praesentibus pro testibuts mag.^> Pctro Cas- 
icllo et Michaele Ferri villae de Bocayrent habitatores." 

Alli se mantuvo dicho cadáver de Vicente Joniiocs bas- 
ta 7 de Noviembre de 1584, que fué cuaado le sacaron do 
la iglesia de Bocajrente- para trasladarle á la de de Santa 
Cruz de Valencia para enterrarlo, comose enterró en la ca-. 
pilla de las Almas, según el difunto liabia dispuesto en sU' 
leslanoeDto, Y aqui deben advertirse tas equivocaciones de- 
don Antonio Ponz en el tomo IV» páginns 51 y 32 do su 
Tomo LV. 16 



byGooglc 



250 

Viaj« de España, carta II, número 26, doDdehablade Joan- 
nes, llamando al libro Aact0na/(doDde se escriben las misas 
y oficios de sepullura) libro ide razooi dala iglesia de Bn- 
eairenle; y á la sepultura de Miguel Feiri, sepultura de 
Miguel Ferrer, toque es falso. 

La viuda é hijos de Viceote Joanues se mantuvieron en 
Bocaireute cerca de dos años para ajustar el asunto del re- 
tablo, y cobrar lo que se les debia. Para eilo. en 25 de Agos- 
to de f 580, ante Cristóbal Llorens, notario, Geránima Co- 
mes, viuda del mag.** Vieeole Joannes, q.* pintor, Do- 
rotea Joaunes y Margarita Joanues, hijas de dichos cón- 
yuges, nombraron procurador al mag.*^ Vicente Joan- 
nes, hijo y hermano de las otorgantes, para cobrnr cuales- 
quiera cantidades, tirmar compromisos, etc., siendo testi- 
gos el rev.^ Cosme Mayquez, presbítero, y Cosme Ximeiio, 
notario y baile de Bocaireote. 

En virtud de esta procura dicho Vicente Joanues, en 
pombre propio y como apoderado de su madre y hermnnas. 
£rmó compromiso a)0 la justicia, jurados, etc. sobre la pin- 
tura aota Vicente Candela, notario de Bocairente; y por 
"vfa de amigable composición, se comprometieron en el año 
1582, ante dicho notario Candela, que pasarían por lo que 
juzgasen dos buenos pintores; y en efecto, llamaron á Bo- 
cairente al R.^" P. Fr. Nicolás Borras (de quien he liabia- 
do en su articulo), mooge de San Gerónimo de Gandía; y á 
Uiguel Juan Porta, pintores, los cuales tasaron las pinturas 
referidas de Joanaes en 870 Ls moneda , de Valencia. Todo 
consta de una escritura de procura, que el justicia, jurados 
y concejo particular de la villa de BDcaireole te otorga roa 
al mag.*^' Onolre Calata yií, notario, para cargarse un censo 
de' 250 Ls, que debían para acabar de pagar las 870 Ls 
referidas: donde ante Cristóbal Llóreos, notario, en 12 de 



.byGooglc 



igotto de 1583, bablando. de los comisarios del concejo 
pariteular, dice así: 

aAd tractandam negotium judicatane picturae et decar&tnrae 
retabalteniajorís dicueecclesiaeexuiiaet VíDcenlíam Joannes pido-' 
rein, lam nomÍDe sao propio, quam eUam at procuratorem honorabi-' 
liDm HieroBiiDae CmneB ejua malris, Doroteae Joannes, el Uargarí tae 
Joanoes sororam ejus... ex altera parlibua firinasse compromiaiuDii 
per fiara amicabilis composilioaíj imposse el manu maguiScorum 
R.'* fratris Nicolai Borras ordiais S. nieronimi, elMichaelis Johan- 
ids PorU pictorum ad haec ex communi coacordia dictarum partium 
ad dictym villam de Bocayrent Tocatorum, pront coastat ¡astrnmealn' 
eoopromissi per discrelnm Viacealium Candela notaríam recepto 
»b die. . . meiisis. . . aoni praeseotis MDLXXII. Qua rationis 
praedicü frater Borras, el Míchael Joaaoes Porta venientes ad 
jidicainram praeJicti reUbuli, modoquc ac forma \a dicto compro- 
niáso coDtenlis ac speciflcatis, judicavcmnl rnaaiifacluras piclurae, 
Kdeanralnrae dicli relabulí. el otnnefiuocl, et quidqiiid judícan- 
dam erat precio et estimalioac octingentarum septiiaginta librarum 
R^inBB Valeotiae, pro,iit ei relatione per diclos jadices compro- 
missarios, in posse dícti Vicentij Caadela notario, Tanta latios víde- 
R polest. Ideo hos supradicti, etc.» 

Nombra» síndico procurador al mftg.** Onofire Cafaln- 
TU, notario, para qae pueda cargar ceoso en precio de 350 
Ls que se le debeo al dicho Vicente Joaniie» á ciimpÜmlen- 
lode dichas 870 Ls, etc. 

En efecto, eo 21 de Agosto del mismo nRo 1583, ant« 
Grislóbal Llóreos, notario, Onofre Calatayu, notario, ootno 
sfodieo y procurador de los antecedentes, Justicia, jura- 
dos, ele, para psgar al expresado VicenleJoannes, pintor, 
las 260 Ls. que dicha villa de Bócairetite le debe, á 
coin[diaiieo!o de las 870 Ls. eaque estad tasadas In pin- 
twa y dorado del retablo mayor, se carga á favor del mis- 
nw Vicente Joannes un teoso anual de 201 s 8 pagade- 
ras á 22 de Agosto de cada año, empezando la primera 



byGooglc 



252 
paga á 32 de Agosto de 4583, [wr- precio de 250 Ls. 
Este censo le quilo la villa de BocaireDte ante diclio nola- 
rio IJorens en 44 de Mayo de 459Í, como quedan oot.i- 
das las escrituras de quitamieato, y i poco áotes de ha- 
blar del célebre piolor Joanoes. 

Ed este díclio día 24 de Agosto de 4582 hicieron car- 
ta de pago á la Justicia de Bocaíreote la inuger é hijos 
del dtfuDlo Joannes ante el mismo Llóreos, oolario de la 
cantidad en que Tueroo tasadas las piolucas del retablo, 
cuya escritura dice asi: 

"Dictis dic el aano. — ^Los tnag.^i^ Vícent Joanoes , BieroDÍma 
Comes, marc de aquell, Dorothea Joannes y Hargaríia Joanoes, de 
la ciutat de Valencia , y resídenlB eo Bocayreot, axi en son nom 
propio, com en nom de herens del mag.<=ii Vícent Joannes q." raaril 
de dita Uieroníma Comes, y pare de dits Vicent Joannes, Dorolhea 
Joannes y Margarita Jouines, consta de la sua herencia ab tesla- 
ment rebut per mi sots cert calendan: en dits noms gratis cir., 
conresen haver bagut y rebut deis aiag.°'" jurats de dita vila, des- 
crita dessuG en diverges partides totes aqueiles huít centes selaota 
Lliures, en les quals fouch judicada la fahena del retavle de diu 
vila, eateses y compreses en la present apoca toles, é qnalse- , 
Tole apoques, allnrrans, cantéis... fetes fins aci y enteses les 
CCL Ls de corrcgament , que está eslipulat ¿ dit Vicent JoanDPi i 
k voluntat deis sobredits. Et quia etc. renunciarent etc. Aclnnij 
Bocayrenle etc. Testes praedicti.n 

Pinturas del retablo de Bocaíreole, que pintó Vicente 
Joannes. 

Primeramente: en los cuatro pedestales de pintura cua 
tro doctores. Es á saber, San Gregorio y San Ambrosio á lij 
derecha; San Gerónimo y San Agustín á la isquierda. 

2/ En el pié del relablo/la Oración del Huerto ¿ la de* 
recha, y el Descendimiento de la Cruz, con muchos perso- 
nages, á la izquierda. 



n,g,t,7.cbyG00glc 



253 

3.* Eo la puerta del sagrario la linágcii ilcl Salvador, 
de medio cuerpo. 

4.* Sobre el Dicho priacipal, que lieoe una imagen de 
escultura de la Asumpcion de María hay una pintura del 
reliz tránsito de la Virgen. Sobre esta pintura l>ay otro ni- 
cho, y en ¿I una imagen de Cristo crucíBjado, de escultura. 
y detr&s una tabla , en que están la Virgen á la derecha, 
Sao Juan Evangelista & la izquierda, y la 'Magdalena ar- 
rodillada, de cuerpos enieros. 

5." A los ledos del nicho principal hay tres pialuras á 
cada lado: en el lado derecho^ en la más alta, la Encarna- 
cioD del Señor: en la de en medio el Nacimiento; y en la 
ioiDediata ¿ la Oración. del huerto, la Adoración de tos Re- 
yes. Al otro lado, sobre el desceodimieoto, la Resurrección: 
ea la del medio la Ascensión; y en la mis alta, la Venida 
del Espíritu Santo. Todas las pinturas están sobre labias. 

Se las llevó Carlos IV año 4802 á Madrid. 

JOANNES (vigente), alias Macip, pintor. De este pin- 
lorsolo hallo, que era hijo del célebre Vicente Joaones ma- 
yor, y de GerAnima Comes. Su padre le dio poder para 
aiustar el retablo de Bocaireote, y firmar los capítulos en 
que coBviaieroo. Su madre y hermanas le dieron sus pode- 
res para compromisos y demás acloa que se hablan de ha- 
eer en sus nombres, como consta por el artículo pasado, 
en que se bailan varias escrituras, y entre ellas las del qui- 
lamiento del censo, en que se prueba que el apellido de 
esta familia no era Joannes, sino Macíp. Pero de pinturas 
hechas por este pintor, hijo del célebre Joanes, nada he 
hallado. 



byGooglc 



LEONARDO DE ARGENSOLA (p. fr. aoustin). Ara- 
.gonés, DO de Madrid, como dice Pnlomiao, ai valenoia' 
no, conao asegura Ceaa Bermudez, ni lego, como pobiicó 
-don Josef Vicente Orlt y Mayor, en su V.' GeD4urí« de la 
conquista de Valencia, pág. 168, ni francés, ni ilaliaao, 
«orno quieren oíros. Fué sacerdote, predicador y presenta- 
do de púlpHo, como veremos adelante. Se aplicó en so ju- 
ventud, no solo á las letras, sino también & la pintara; y 
siendo ya de alguna edad, y pintor grande, tom6 Dueslro 
santo hábito de la Merced, y lo tomé el afie 1609 en Ta- 
razona, y profesA en el real Convento de San Lfiuro de 
Zaragoza el aQo de 1610, como consta de los libros de ia* 
gresos y profesiones. Pero se debe notar, que en el ingreso 
y profesión se titula Fr. Agustin Leonardo de Selma, y en 
-tas últimas pinturas, que son las de nuestro ConveHto de 
-Barcelona, ae ñrma, Fr. Agustin Leonardo de Argtmola, 
<6 porque era hijo de hermano de Lupercio y de Bartolomé 
Leonardo de Argensola, é por que era hermano de estos, y 
sumadreSelma no se sabe con evidencia. Lo cierto «s que 
ni fué oastellano, 'Como le hace Palomino, ni valcnoíaRO, 
oomo le haoe Cebn, 6 el que le dio esta falsa nelkia; por 
-que si el año 4620 se halla nombrado en uua ventora del 
Puig, fué porque se hallaba pintando los lienK» de la u- 
cristfa tdel Puig, y solo eran doce religiosos para Gmiar 
una escrjtura, y harían firmar á Fray Agustin Leonardo 
para aumentar el número de una comunidad tan poco ore- 
cida. 

En donde parece haber estado conventual fué en Ma- 



byGooglc 



255 
drid fll afio 1629 , en que se pone entre los religiosos que 
y'aHó el pravinoiai de Castilla. Ni tampoco es cierto que 
en hijo de Játiva. donde no hay enondativa alguna: ni 
vale el decir que se quemó el archivo, pues cuando las 
gaerras de sucesión tuvieron buen cuidado tos religiosos 
de trasladar el archivo para que no le llegara el incendio de 
la ciudad; y en erecto se conservan en él hasta los instru- 
mentos del siglo I de la religión, en cuyo siglo se fundó el 
Convenio. 

No se sabe que de fray Agustín Leonardo haya más 
pialaras fuerji d« la provincia de Aragón, que las de nues- 
(ro Citavento de Madrid, la de Toledo, las cuatro de la sa- 
cristía del Puig, y la que cita el seSor Gean Bermudez eo 
Sevilla. Pero en la provincia dé Aragón y Cataluña hay in- 
wimarables de ellas. Hablaré solo del Olivar y Barcelona. 

Hahiendo visto en el ÍHceionario escrito por ^ Don 
Juan Agustín Cetia Bermudoz, la seguridad eon.que 
afirma ^ue fray Agustín Leonardo lomó el hábito de mi 
religión en et convento de Jálíva (boy San Felipe) de 
nii provincia de Valencia, procuré por varios medios el 
arerígnar, si era dable, de qué convento de Aragón (qua por 
til le tenia) era hijo; y se halló en et convento de San Lá- 
zaro de Zaragoza la profesión de fray Agustin Leonardo de 
Setma, hijo de Tarazona, donde tomó et hábito el aSo 1609: 
qse aunque no fuera nuestro pintor, pues se tituló en Bar> 
celooa fray Agustla Leonardo de Argensola, y con los mis* 
mos apellidos le nombran el general y el provinoial de Ara- 
pm, ñn embargo se conoce que el apellido Leonardo no es 
Taleneíano, sino aragonés. 

Pero lo que prueba con evidencid que fray Agustín 
Leonardo fué aragonés, y no de otra nación, es la mul- 
titud de pinturas que de este pintor se hallan en los con- 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



356 

ventos (le la provincia de Aragón. En solos dos cooTeolM, 
que son el de Nuesiri Seüora del Olivar y el ooavenlo grao- 
de de Barceloaa, que son los únicos que se han regtalrado 
por encargo mió, se hallan infinilas pioluras. 

Pinturas del P. Leonardo en el convento del Olivar: 
Estas pinturas las incluyó el padre predicador jubilado 
, Fr. Joaquín Luengo, archivero de dicho convento, en una 
carta, preguntado á instancia mia, en la cual entre otras 
cosas, dice asi: 

«Es cierto que fray Agnstia Leonardo tralxjó para este conret 
to diferentes lienzos de pintura (cuento al menos treinta y ocho) f 
lodos de marca mayor, con mucho asiento y delicadeza; mas solo 
en uno puso el Apeles me fecü. En nn cnadro de los de la saciistia 
sentó e^tas concisas palabras: Fraíer Augusiitms Leona-do (ocie- 1 
bat 1629. ; 

iMe acuerdo que retirado yo á esta casa, viendo lo mucho que 
por ella habia trabajado este religioso, desee dejar ¿ la posleridad 
algún recuerdo que publicase sus circunstancias y nuestro agrade- 
cimiento. Me dirigí al P. M. Berrozpe, sugeto antiguo y de ade- 
lantadas luces: le pregunté de la patria de este artífice, y me res- 
pondió que le suponía francés. Pregunté al D.' Morer, también 
muy viejo, y me dijo que era italiano. En esta variedad de opinio- 
nes de mí intento {sic). 

»Es cierto que en la sacristía hay tres cuadros prolongados: el 
primero, que es el de la testera, que tiene seis varas de largo y 
cuatro de alto, representa con delicadeza y admiración el milagro 
de los cinco panes. El segundo, que es el de la banda derecha, tie- 
ne cinco varas de largo y tres varas y un palmo de alto; figura muy 
al vivo dos religiosos de la Merced, tratando con tos turcos la re- 
dempcion y precio de los cautivos. Y el tercero, qae es el de la ban- 
da izquierda, de igual tamaño qne el antecedente, representa á San 
Ramón predicando ¿ [cautivos y moros. T en este cuadro se lee la 
lirma: Fraier Augustinus Leonardo faciebat 1639. 

r)En el coro hay ocho cuadros de algo menor grandor que los 
citados. En dos de estos, puestos en la testera, se representa Nues- 
tra Madre revelando la fundación á nuestro P. San Pedro Nolasco, 



.byGooglc 



257 

al Rey don Jaime, y á Ssn Raimuado. El otro acuerila a, Jesu Cris- 
to ea la columna, aparecieádo y hablaodo al patriarca. Ed la banda 
izquierda están Santa Marfa de CervelIoD y Santa Colagia. En la 
liaoda derecha se hallan Sor María de la Antigaa y Santa Natalia: 
lodos muy bien ejecutados. 

»En el claustro bajo hay veinte y tres cuadros, de igual dimen- 
sión, con poca diferenciif porque son de tres varas y media de lar- 
go, y dos varas y tres palmos de alto. Estos coatíeneo los princi- 
pales misterios de Jesu Cristo, desde su nacimiento hasta su ascen- 
sioD á los cielos. También hay cuatro que pertenecen á la historia 
de nuestro patriarca San Pedro Nolasco, y otros cuatro á ta de San 
Itamon. De modo que en cada uno de los ángulos del claustro hay 
nao d6 estos ocho cuadros. 

«Todos ellos han admirado á cuantos inteligentes los han visto. 
El señor deán de Zaragoza, que de canónigo visitador hizo aquí 
mansioD, no se saciaba de mirarlos. . . En el Olivar, 37 de Fe- 
brero de 1801.— M. R. P. Ntro— B. L. M. de V: P. R."' Su más 
atento capellán y servidor. Fr. Joaquín Luengo.» 

Otros muchos lienzos de Fr. Agustín Leonardo se hn- 
llan en el mismo Conveolo del Olivar, y en oíros de la pro- 
vincia de Aragón, que por do hallar sugelos curiosos que 
buscaraD las firmas, y lialtarse muí altos, no he podido lo- 
grar noticia de ellos. Pero oün los dichos y los de Barcelo* 
na bastan para el asunto. 

La familia de Leonardo de Argensola fué muy célebre 
en Aragón, por haber dado á la república aquellos dos cé- 
lebres [loelas Bartolomé y Liipercio Leonardo de Argensola, 
contó es público á los eruditos. De esta familia tan ilustre 
faé nuestro céletH'e pintor Fr. Agustín Leonardo de Ar- 
gensola; pues aunque sus pinturas las firmaba con solo el 
apellido de Leonardo, en los lienzos que pintó para nuestro 
convento de Barcelona, para que nadie equivocase su no- 
ble apellido, añadió el de Argensola. Esto me bace presumir 
que fué hermano de los solwe dichos Bartolomé y Lupercio, 



byGooglc 



208 

(]iie Dacieron á la mitad de la Genluria XVI; y M' ts mñ- 
ma ceoluria, aunque más adelante, nacid nuestro Plr. 
Aguslin Leonardo de Argensola. Para que se sepa pues qué 
pinturas hizo para el convento de Barcelona . cuándo las 
tiiio, el estado de sacerdote, de predicador, excepción» de 
preseolada, y de qué familia era, pondré aquf copia dricer* 
tificado, que m« envió el archivero general de auestro aiT- 
ctñvo de Barcelona, que á la letra dtce así: 

"Cqoio archivero que me bailo de este Beal y primer Convent» 
de Sania Eulalia virgen y mártir, del Real y utilitar órdea de Núes- 
i tra Señora la Virgen Bfaria de las Mercedes, redempciondc eanti- 
Tos de la presente ciudad de Barcelona.— Yo el infrascrito certifioo- 
y hago fé que en este convento en la pieza llamada' He pro(uniÍf, 
sita en frente del fcCtoriot se bailan algunos cuadroa de eiquisUo 
pincel, obra del P; Fr. Agustín Leonardo de Argensola, de di- 
cbo real orden , como por menor se verá en la Descripcitm si- 
guiente. 

•T para so mayor inteligencia es digno de saberse, que la pie- 
za de dicho De profmidis tiene de testera cerca de 46 palmos, 
frente al reBlorio, ysns paredes colaterales 41 palmos; cuya teste- 
ra 7 paredes ocupa un largo asiento vestido de azolejos de varios 
ditafljos y colores, y el respaldo de dicho asiento es igoalmentc de 
azulejos, levantado á 13 palmos arriba, en el que hay dNBtfcados 
varios países de flores, frutas y aves. El del centro de la testera 
r^resenla 4 Nuestra Sma- Uadre, vestida de nuestro santo hábi- 
to con el niño Jesús en los brazos sobre una gran nube, acompa- 
ñada de tos santos y santas de nuestra Orden, en acción de sacar 
las almas del purgatorio Con nuestro santo escapnlarío. Bajo la nube 
un Tiv« relrato del purgatodo de muchas almas; y en ano y otro 
htdo varios religiosos mercenarios, que están rogando por eQas. 

■Desde el respaldo arribabasta la faja cornisa en que asistan 
las bóvedas sobre sus lunetas, divididas por un arca cilindrico ma- 
tizado de varios dibujos, se hallan tos varios cuadros que adornan 
toda la pieza en difentes tamaños, los que representan la conquista 
de las Indias oMíAntales. Y por d estile dH puMist uuUe duda 



.byGooglc 



259 

que seaB todos obra geDuin» de la mano misma del P. Pr. Agustín 
Leonardo de Argeosola, auaque solo en dos de ellos, qae son el 
lercero y quinto, se halla escrito su nombre. 
"Este es el plano del De proftmdis. 




nTiene dus entradas dicho £e pTofwidia: la una á la piano dere- 
cha, hada las oficjuas bajas y portería menor; la otra i la mano 
izquierda, salida al bello daostro de jaspes; lucia la portería ma- 
yor, y frente i la testem está la paerta grande del reülwio, de 12 
palmos de ancho;,yssi ésta como las otras dos de la entnida, que 
son de 8 palmos de ancho, están (odas guarnecidas de hermosas 
jaspes. 

«•Pñner cuadro sobre la puerta del reGtorio. 

«Representa id famoso capitán Hernán Cortes, puesto de rodi- 
llas en tierra con sus compañeros, rendidos cuatro estandartes á 
los pies de Nuestra Sma. Madre, que se vti encima sobre una gran 
nube; y frente las banderas, el P. H. Fr- Bartolomé de Olmedo, en 
pié, con ia estola, y escolar con roquete al Mo, y mocho séquito, 
en el acto de bendecirlas. Al pié del cnadro este letrero. 

Aotet de putir i !■ conquiíU de laa Indias fiernando Corté* 
■eenoMBeadéáJa Viígenybendixo lasbaaderuel P. Olntedo. 

Segando cuadre encima de la entrada y puerta de la derecha. 
nRepresenta varios navios, y á Hernando Cortés con su gente 
desembarcada. Al pié este letrero: 

Deaemharcó Cortés lu gente, j mandé dar gn barreno á los 
navios. 

«Sigue un peqaeao cuadro al pié del arco de enmedio, donde 
se díTífa y andia en leUas grandes: Fr. Dalmatíua Sierra. i640. 



byGooglc 



T ^n el cuadro, que será de 6 palmos de alio y de 2 de aBcho, tas 
sigiiieates octavas.. 

De esta sigrada faeote que i loe cielM 
Fertilizó con frutos gazüontlos; 
De esta casa de Amor, que dio Im ydt» 
Ed caridad del {«'¿ximo obraudos, 
Subirán lot católicos desvelos. 
Tan trabajosos como bien logrados, 
Con que, ilustrado con la luz de Cristo, 
El Nuevo-mundo por su bien se ba visto. 

Del Famoso Cortés acompañado 
Que, i costa de su Siiagre j su fatiga, 
' A EspiSa le dio un mundo presentado 
Vuelta d torpe nuít dorada espiga, 
Aquel maestro inúgne y celebrado 
Bartliolomé de Olmedo, osado diga 
Que ¿I á Cristo la d¡ó, que es más bazaSa, 
Si i España dio Cortés la Nueva-España . 
•Tercer cuadro graode hasta la testera. 
•Bepreseata una grao batalla eotre espaüoles é ¡adiós, dhit biea 
retratada: al pié un letrero, que dice: 

Ía primera batalla que tuvo Hernando Cortes con los cacique* de 
Tubasco y sus provincias. 

•tk nn lado se lee la firma: Fr. Aug.i Leonardut de Argemsola 
faciebal. 

■Sigue la testera del De profundis. En ella nay un cuadro ma- 
yor que los dem&s, en medio de dos ventanas con rejas y vidrieras; 
y bajo de las ventanas dos cuadros menores, de una vara de diáme- 
tro, en el espacio que media basta topar los azulejas del respaldo 
de los asientos, 

»En el cuadro menor de la mano derecha, está el escudo de las 
armas del Rey de España el Sr. D. Felipe IV, con las siguientes 
inscripciones: 

«Ala derecha. 

Fundó esta religión por particular revelación del cíelo et ny 

D. Jaime el Conquistador, y la ¡lustró con muchas gracias y ^ 



byGooglc 



281 

(H'ivik'giiNi, y lo h*u continUMlo los tlcnihs rejei, en particu- 
hr el Serenísimo rey D Felipe IV el Grande, que glorioMi- 
mente rej'na, con la cnnfinnacioa y concesión de nuevo de su 
casa y capilla real, recibiendo por nts capellanes al prior y re- 
ligiosos de ella. Dada en Aranjneí á IS de abril de 1623. 

>& la izquierda. 
Fnudóae d año 1218, y dieron el hábito i San Pedro Ñolas- 
eo en la Santa iglesia de Barcelona el rej' y el obispo Beren- 
guer Palou á 10 de A^to: á cu^a fundación asistieron los 
consellerea de Barcelona con toda la noblexa catalana; y pre- 
dicó el S.' arcediano Rumo» de PeDafort. Y fué rouGrmaila 
dicba religión por Gregorio IX el año 1335. 
•Coarto cuadro, el mayor ca loedío de la testera. 
"Representa ¿Beroaado Cortés, sentado magDíficamenle, asis- 
tiendo el P. Olmedo, dando el siuito batttismo á muchos indias, 
hombres y mujeres, y varios de los principales indios arrodillados, 
presentando á Cortés diferentes regalos de frutas, aves y peces, 
con esta inscripción al pié: 

Oeapncs de vencidos loe de Taba seo dieron U obedieacia i Cortés, 
y le traseciMi nn presente. 

"Sigue el menor cuadro de mano izquierda, bajo la otra vidrie- 
ra, y en él está enmedio el escudo de nuestra sagrada religión, 
7 i sn deredia está la inscripción siguiente: 

Estas son las armas con qne el serenEsimo rey fundador nues- 
tro honró esta cosa y religión , debaza cuya sombra ha hecho 
grandes servicios á la Santa Iglesia y real corona de EspaSa, 
tierra de moros, y en tas Indias y Nuevo-mundo, á donde 
aivi¿ el maestro general Fr. Jayme Lorenza doce ralígiosM de 
esta orden, despachados de eata ciudad y convento á 23 de 
Hayo de 1S16, para que «guiendo el ¿rdeo de S. M. predica- 
sen y ensñasen í los indios. Y para ello pas¿ el P. M. Pr. Par- 
thotomé de Olmedo, con otros religiosos, en compaSta de 
Hernando Cortés, ala ronquístade Ntieva-españa, donde plan- 
tjla Santa Fé católica en aquellos extendidos reynos, aíeodo 
sa apóstol, asistiendo siempre al lado de Hernando Cortés y 
demás conquistadores. 



r,,j,i,r...b,.G00i^lc 



202 

»\ la izquierda del dicho escntle otra ínacripcion que dice afi: 

La cnu de etUs armu dio el ill ' babíido de Bnrcelonii} en 
estinuwm que una Un Hota religión tuviese princi|>io en >u 
santa iglvsia j capilla a^yai. Eitimd la reügioD el f»vof, j 
encendidos los religiosos de candad la plaotaron en Aügel, 
Fez, TctuBD, %té, Marroecos, j en otras bárbaras nacionef , á 
donde tanta mnltitud de varones apostólicos, para defenderla; 
derramaron sv sangro, y dexaron á los filos del cuchillo la vi- 
da para triunfar en la gloria. Y el P. Pr. Gerónimo Ballestero 
con su* compañeros , y D. Francisco tHzarro j D. Diego Al- 
magro con el escudo de la cruz pasaron al Nucvo-mundo del 
Perú, Lima, Cuzco, Quito, Tncuman, Chíley otros rejnoa, * 
donde bautizaron mes de doscientos mil indios, Trntos de la 
religión, dedicados ¿ la iglesia y corona de Espada. 

iQuinto cuadro, á la izquierda da la testera. 

• Representa á Heraaado Cortés al lado del P. Olmedo, cod mnr 
cho séquito, á quien llegó Motezuma, acompañado también de 
machos criados. Al pié del cuadro la siguiente inscripción: 

Salió Uoteiuma i. visitar á Cortés: topáronjc é hicÜmue muchas 
eoTteiias, y persuadíale no pasar á México. 
kA un tado, 

Fr. Affusíi» Ceonardo de Argemola, faeiebat. 
Sigue un otro pequeño cuadro , donde termina el arco da ea 
medio, y en la pared media en letras grandes: M. Ordinis. i640. T 
en el cuadro que es del tamaño del de la otra parte del arco, asi- 
mismo de 6 palmos de alto, y 2 de ancho, se leen las siguíentt^s 
octavas. 

En esta real ctistiEBEa faandva 
Doce anidados inertes se altstarea, 
Que hntlada la infernal, \tt cerró fiera, 
'9ai Cristo la victoria apellidaron. 
Háa mundo, mayor orbe, mo* esfera 
Que la que conocemos cristianaron; 
Haciendo nn rej con fe, virtnd j celo, 
Con merced, (al merced al mismo cido. 



n,g,t,7.cbyGOO^^IC 



N 



2G3 

Si Pisvrro ugbkioio^ owilo y fiero 
Se vía trinnrantc dt\ Perú remoto, . 
Do e*U CÉn mIí¿ un gran Ballater* 
Qne esa ñu Iítm al infienio ha rata 
Fnü Gerónimo íaéf ea quien el acero 
Dote £é aiempra ilnstret nunca rotpi 
Ea alrnaa i loi pidoi ha ofrecid* 
Máf miUoBCa qoe diaa ba viHdo. 
«Sexto oaadro , encimí de la entrada y puerta de mano ii- 
qBíerda, que es al corredor del cláastro. 

"Representa á Hernando Cortés 7 sus tropas, lerantadiM kn en- 
tandartes y sonnido las trompetas, eavistieodo per la campiia; j 
al pié esta fascriprioD: 

GaDÜnabaD á |f¿x>oo Cortés j in gente. 

sSéplimo cuadro, qne ocupa el lieoso de pared dd refiKnío, bá- 
cia laáquenU, y hace cara á la testera. 

«Bepresenta i Hernando Cortés en pié lerantando el sable, en 
aedio del campo, aeoBipeSado de un tambor batiendo Ja caja, y 
sos trofts Ufando á la cindad de Méjico; y la ioscrípcion al 
pié dice: 

PnaüA CorlA á Hotnuma en H¿EÍca: edi¿le giilWu, j mandó 
({nemar tfet caciquea. 

"OclaTD coadro, que ocupa el liento de pared del refitorio hacia 
la derecha, y hace cara á la. testera. ' 

oRepresenla á Hernando Cortés montado en an caballo ricamen- 
te enjaezado, corrieodo. Asimismo sus tropas y caballería envistien- 
do por dos grandes puentes de muchos arcos, entre íDaomcrable 
■ultitod de indios que van cayendo en el gran rio y aguas , que 
edán debajo, en que se retratan nadKU canoas y barqnillos de es- 
pantes é indios balallando; y ei seguida un prospecto de la gran- 
de ciudad y «dilicios magníficos. Al pié se descubre el letrero que 
dice: 

La íhiarw batalla que tuvo Cort^ «aitni los mexicanas, en la que 
pao á Milico. 

'Certifico iuslamenlc, que el dicho P. Fr. Agastin Leonardo oli- 



byGooglc 



364 

tuvo cxecioncs de padre presentado de pulpito, eoma consta cu el 
archivo de este coDveoto de la Merced, en nn libro de folio cod cu- 
biertas de pergamÍDO, intitulado libro de la Probación, de 1S76 
í 1643, en el cual, folio 26S, página 2, se haita la siguiente par- 
tida: 

>Fas fee y lestimoai yo lo U. Fr. Miguel Cors, provincial en 
la provincia de Cataluña, Aragó y Navarra, etc.,coni Ntro. Bmo. 
P. General lo H. Fr. Daliuau Serra despacha pateat de essencious 
de presentado de pulpit en favor de la persona del P. Fr. Agusli 
Leonardo y de Argensola en quatre días del de juliol de 1640, dada 
en lo convenl de Barcelona. De lot lo qual ne fem fee y testimoni 
per baver vista dita patent, y sernos suplica! la registrasse en 
aquest Ilivre de la provincia. La qual patent reata en ma y poder de 
dit P. Predicador Fr. Agnsti Leonardo. T per ser esta la veritat d 
firmo vuy á quatre de setefflbre del any mil siscent quaranla y bu. 
— Fr. Miguel Cora, provincial. 

lEsto es, en suma, lo que yo he podido averguar del dicho P. 
Fr. Agostin Leonardo de Argensola.' T para que conste lo firmé 
en este real convento de la Merced de Barcelona, á i^ de abril de 
180i.— Fray Josef Carrer, maestro redemplor y archivero.n 

De lodo lo dicho en este articulo de Fr. AguslÍD Leo- 
oardo de Argensola, se colige que este célebre pintor fué 
hermano ó parienle muy cercano de ios eruditos Argenso- 
]m: que fué natural de Balbastro ó de Tarazooa: que fu¿ 
religioso de la Merced, de ta provincia de Aragón, cuyos 
convenios enriqueció con preciosas pinturas: que fué sn- 
cerdolc y predicador, como se ve por la patente que le 
dio el M." General , de Preseotailo de pulpito ; y esta con- 
fírma que era de la proviacia de Aragón, pues la hizo re- 
gistrar al provincial de Aragón eo «t libro de aquella pro- 
vincia, y DO en la de Castilla ni de Valencia. Finalmente, 
consta que murió después del año de 1641 , pues la hizo 
registrar dicho año á 4 de Septiembre, en cuyo tiempo se 
quedó coa la patente original, como que de ello da fé el 
provincial de Aragón. 



.byGooglc 



265 

U.ORl!lNS ((:ri9Tob.íl), pintor y escrrbauo. Fué i);ílu- 
n\ <)e Bacaireiite; siguió los estudios, manteniéndole para 
srguirlos s» liennaao Ooofre Llóreos, cirujnno, como lo 
ranfesó él mismo siendo ya notario de Alicante oii 4 d« 
Septiembre de t578, ante OnufreCalaluyú, notario, donde 
se dice: 

uAtendieodo á q\K el mag,'» Ooofre Llóreos, cirüjaiai), se ha 
gastado algnaos dineros propios ea mantenerle 'eo los estudios, 
porque él nada tenia propio; r que arabos son herederos del It .''o 
mosen Jaynie UoreoR. presbítero, so tic, reauncia esta herencia 
en dicho Onofre Llorens, con tal qae le dé 50 Ls., etc.» 

Se aplicó, DO solo ii los estudios, sino también á In piíi- 
lura, y salió uno de los discípulos aprovechados de Viceii- 
te Joannes, como Ío maDÍfiestaa la multitud de pinturas 
que han quedado de su mano en varios lugares del reino 
de Valencia. 

&u 20 de Diciembre de 1579 se hallaba en la villa de 
Búcaitvnte, doitde recibió, como notario que era, el testa- 
mentó do Vicente Joancs . su maestro. Y liabíéadote pu - 
blieado el día 21 do Diciembre, en et mismo día recibió 
daeto del depósito del cadáver, por po poderse trasladar 
i Valencia d causa de la lluvia , ele. Alti mismo, en Bo- 
cairente, permaneció Cristóbal Üorens, pintor y notario, 
por muchos aGos, y recibió muchas escrituras sobre la be- 
reacia de ViceaieJoanea: á saber, en <8 de Enero de 1580 
la de procura, que otorgaron la muger, hijo é hijas de 
Joaoaes ¿ favor dd mag.*^ Gaspar ñeqaena, fúntor, de 
la ciudad de Valeaeia. Otra en 8 de Febrero de 1580, en 
que los mismos aprueban las cuentas del dicho pintor Re- 
quena, de lo que había cobrad» siendo procurador del di- 
funto, etc. 

Otras muchas escrituras recibió en Bocairente, espe- 
ToMoLV. 17 



byGooglc 



266 

anímente en 12 da Agosta de 1582 la cüDConlia que bi- 
cierot) ilichos lierederos de Joanes con la villa de BocaireH- 
te, aprobaodo el juicio queforroaroa el P. Fr. Nicolás Bor- 
ras y Higael Juan Parla, pialores, tasando la pintura de Jua- 
oes, etc. ea 870 Ls.; y en 21 de los mismos mes y aña 
se cárgsn censo y hacen carta de pngo, etc. En 158Í pin- 
tó Llóreos el retablo de San Julio para el convento de loa 
carmelitas, que pagó el sefior del lugar de Sorlo. 

Pinturas de Cristóbal Llorens. con escritufas. 

En 23 de Marzo de 1592, Cristóbal Llóreos hizo cartn 
de pago de 60 Ls. en que ajustó el pintar y dorar el re- 
tablo (le la capilla del Rosario de la iglesia de Etda. 

Ea 30 de Agosto de 1592 le acabaron de pagar el re^ 
tablo del Descendimiento del Scfior de la Santa Cruz, de \ti 
cofradía de la Sangre, de Castalia, que piató por 95 íjs. 

El año do 1594 ya vivía en Valencia, en donde extra 
moenia civitatit Valentiaejuxía Janual deis Serrana, eu i7 
de Julio y 27 de Octubre hace carta de pago á Antonio Be- 
nito de Cándete de las 1 65 Ls. por cuyo precio ^t y au di- 
' funlo hermano Ooofre Llóreos pintaron y doraron el reta- 
blo de las Almas de dicha villa. 

También pintó dicho año 1594 para el Convento de do- 
minicos de la villa de Ontinienle tres tablas para el altar 
mayor de dicho convento: á saber, la del Bautismo de Sun 
Juan, la de Santo Domingo, y la de San Vicento Ferrer; y 
además el retablo de la cofradía del Nombre de Jesús, fun- 
dada en dicHo convento. 

Por escritura ante Gregorio Tarrasa, notario de Valeo* 
cia, en 2 de Diciembre de 1596, ooostanlos capítulos si- 
guientes: 

<Capitolsret8,fermats, pactáis, estipulats.avengntsyconcordats 
per y eolre Fr. Fraacisco de Santa María, alias Bellran, ea boiu de 



byGooglc 



SC7 

smdich y procuraiílol- del convent de Sencl Miguel de los Beyes, ab 
ade de syndicat febut per lo notari de jus script, á 8 de Octubre 
V^, de mía, yChrÍBlofol Llóreos, pintor, h^itador de Valencia de 
part altra, ea h sobra^ les coses davall scriples, y ea díls capitols 
coDlengudes, los quals ¿ les quales soa del serie y thenor inmediat 
segoents. 

(E prímerament es estat pactat, avengut y concordat per y 
«itre lea dites parts, que lo dit Criatofot Llorens sia teogat y obIÍ- 
sal, segonB que ab loa preaeats promet y »e obliga, fer un retavle 
gran pera la capella de SencU Magdalena de dit conveat ¿ mones- 
tjr, ab les figures y en lo modo y forma contengáis en una traza 
femiada de les propries mans deis dits Llorens y fraré Beltran, la 
qaal está y ha restat y resta en poder de dit frare Beltran. G lo 
qual dit retarle lo dit Ltorens ba de donar acabat ab tota perfieíá, 
pjnlat al oís, y daurat de or fl, ab los adornos conTinients, y ab bo- 
aes y fines colora, iy en tot y per (ot conforme la de sus dita traza, 
pera el dia y fesla de pasqua de Sprit Sanct del any primer vi- 
neat. M. D. nóranta sel. 

ullem, es pacEat, avengut y concordat per y entre les dites 
parts, que lo dit Frare Francisco de Santa María, alias Beitrui, en 
lo dil noni,. en lo dit convent de Senct Uignel de los Reyes, sis ten- 
gal y obligM , segóos qoe ab los presenls lo dit frare Beltran ea 
£t nom de syndich del dit convent promel y se obliga, donar y pa- 
gar al dit Christofol Llorens por lo pintar y daurar lo dit retavle en 
lo ¡tfocedent capítol mencionat asi t segons se conté en aquell cent 
hoctante Livres moneda reals de Valencia, en esta forma: £0 es: 
sexanta livrés ara en conttnent, y altres sennta libras en ser aca- 
bat dit retarle de pintar en tot punt de pintura; y les restaos 
Huala linéalo dia qoe sera acabatde pintar y daurar. 

«ítem, es eatat pactat, avengut y concordat per y eotre les di- 
tes parta, que los dits capitols y totes les coses en aqnelts conlen- 
godfisy senglesde aquelles, sien cxecutories absubmicio yrenun- 
eiacio de propi for, variació de jubi, y altres clausules , guareati-^ 
gies y esecutories, conforme lo stil y practica del notari desús 
xcript, y per aqnell en semblans actes posar acostumades.-~-Qni- 
busquideoí lecliset pnblicatis oosdiclae partes promittimos etc. 

Consta por los libros del arcliivo de dicho monn(erio> 



byGooglc 



968 
que en 20 de Agosto de 1597 se le acabd de pagar á Cr'n- 
tóbal Llóreos, piator, el dicho rel&bto. 

Nota que este es el retablo de Santa María Magdalena, 
cuya pintura atribuye don Vicente Noguera Ramón, reji- 
dor perpetuo de la ciudad de Valencia, á Cristábal Zarílie- 
na, en la Oración que dijo en. alabanza de las tres aoblet 
artes, que se imprimió en Valencia año J 784 (1) al fo). 54. 

También consla en los libros de diclio monasterio dfl 
San Miguel <le los Reyes, que Cristóbal Uorens piuló Ins 
tres lieníbs que liay en la peana del retablo de Saii Sebas- 
tian y de los dos Santos- Juanes, en el mismo año de 1536. 
y que se las acabaron de pagar en primei'o de septiembre. 

En el año de 1597 ajustó Cristóbal Llorens, pintor, con 
el justicia, jurados y prohombres del lugar de Alaqnaz, el 
pintar y dorar el retablo mayor de la iglesia de dicho tu- 
gar de Alaquaz, y le ajustó por 725 Ls. valencianas; qne 
pinió en el mismo lugar, donde estableció su residencia, 
hasta 20 de Mayo de 1600, en que hizo carta de pago 
de 200 Ls. é cumplimiento illarum septingentaram vi- 
genti quinqué ¡ibrarum dictae monetae, quas vos tenemini 
daré et solvere mihi et meis pro pictura et deauratura re' 
tahuli majoris ecclesiae parrozhialis dicti loci, per mí c/e-, 
pieti et deaurati, etc. 

Ea 2o de Octubre de dicho año 1600 hizo ttmbien 
caria de pago á los misiiAs justicia y jurados -de Alaquax 



(t ) Por Beaito Mcnrort, formando parte d« la« jicfai áe la Aea- 
itmia dt Sau Carlos. D. Vicente Autonío Nt^«ra y Ramón imcíA 
CD Valencia en 23 de Noviembre de \'fíA, y «mñá en la misma ciu- 
dad en tO de Octubre de 1797. La noticia de «j vida y escritos le 
1^ en la BU. fal. de Pastor Fuitér, tomo II, páginas 176 y tí-, 
guientet. , 



byGooglc 



2ü9 
á< 108 La. y 17 $. que liabia recíbiiio por manos de la 
uoble señora dofia Uariana Panla y de Ursola Terrea, tnu- 
tfer de Tomás Leo, que le debían pro daaratura IteuUi ta- 
cratistimae Viráis Mariae, per. me áeaurati, etc. Hasta 
«•)ui residió ea Alaquaz. 

En 20 de Dicietnbre de 1603 lúzi Cristóbal Llóreos 
carta de pago al reverendo Crisóstotno Fox, presbUero, sub- 
•aoristu de la catedral de Valencia, de 130 Ls. por la pin- 
tura y dorado de un tabernáculo que babia piolado para 
el retablo mayor del convento de tos cartujos do Portace- 
li, etc. Áctíttn (dice) extra moenia civitatis VateníiaeinpoR' 
to dicto deis Serrana. 

En 26 de Abril de 1607 la carta de pago de 160 L<t. 
de piétar y dorar el retablo do la familia de IJaier en la 
iglesia de Túrrente, etc. 

En 19 de Febrero de 1608 ajustó con la villa y jura* 
dos de Quatretonda la pintura y dorado del retablo mayor ' 
de aquella igtesin, por la cantidad de mil libras valencia- 
Dis; y le acabó de pintar en 13 de Mayo de 1611. 

También pintó Cristóbal Llurens las pulseras del altar 
rie Miguel en la iglesia parroquial de Bocairenle por 62 
Is. 10, cuyo precio recibió en 20 de Noviembre de 1611 
de Juao y Onorre Jiineno, presbíteros. 

Eo 15 de Julio de 1G12 Cristóbal Llorens, pintor y no- 
tario, hizo carta de pago & los jurados de Alaquaz de 50 
1.3. A euenta de los 2900 reales easlellanos que le ofre- 
cieron por la pintura y dorado del retablo de San Joref en 
dicba parroquia de Alaquaz. Este es el retablo que don 
Juno Agustín Cean Bermudcz atribuye á Zarlñena, pero 
con engaño de quien le dio la noticia , contó consta de U 
^crilura sobredicha, hcclia en .\hiquaz. 

Eu 3 de Marzo de 1615 ajustó cu Vinarós el retablo de 



byGooglc 



270 

Nuestra Sefiora da] Rourío; la pintura por 200 Ls. y reaibs 
73 La. O de la paga primera.' 

Día 16 da Agwtode 1615 reoibo eo Vioards 30 La; 
del prior de la cofradía de San Abdoa y Seoed da la villa 
de la Jana. por dorar las dos iinágeaes de los diehoa SbbIos 
déla Piedra. 

Ed 23 de Noviembre de 1615 ajastó oon los oofrades 
del Nombre de Jesús, de la villa de Vinaróa. el pintar y do* 
rar el retablo de dicha Cofradía por 300 La., y recibe 100 
La. á cuenta. Otras pinturas pintó Cristóbal Llorens en 
otras partes, como en la villa de Agres, en Afafara , etc. 

Cristóbal Llorens, pintor y notario, casó con Águeda 
Penalva, de cuyo matrimonio tuvo dos bijos y dos bijas; y 
murió en 27 de Mayo de 1645 en la villa de Booaúreote, 
como todo consta del testamento que otorgó ante Borlolo- 
m¿ Hayqucs, notario de Bocairenle, en 26 de Mayo de di- 
cho afio de 1645, en el cual dejó su entierro en la parro- 
quia de Bocayrente, eo et vaso antiguo de Uayques. Dej6 
herederos, primo loco á Águeda Peilalva su muger, y fe- 
cundo loco i sus hijos Gabriel y Juan Llorens, y é sus hi- 
jas Gerónima y Águeda Llorens, etc. Se publicó el testa' 
mentó en 28 de Mayo de 1645 en h ¡mdeiná de la /i.det 
testador, dice el notario. 

Por las pinturas notadas aqui, que be sacado de iiulru- 
mentofi auténticos, podrán los peritos hacer juioío del móríto 
de este pintor Cristóbal Llóreos. 

Otro retablo pintó para la parroquia de la villa de Agres, 
que. después de muerto, en 13 de Octubre de 1645, cobr6 
Águeda Penalva su muger, ya viuda de Onofire Penalva, 
baila de Agres, ante Bartolomé Mayquea, notario de Bo< 
uairentc. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



27i 
LLORET (íuan), arquil^lo de la ciudad do Valencia. 
Floreció en la centuria XVI. Conála de la enrítura an- 
ta Mfgnd Andrés, nolaña de Ceoentaína, para hacer la 
visara d« ta igtesin de San Salvador, qae para el arrabal 
<I«la villa deCocttnlaiaa fabricarou Jaime y Aadrés Te- 
rol, de 1367, y hicieroD la visura Juan Llorel, arquitecto 
(Je Valencia, y Joab Pavía, arquitecto de Játiva; y se apro- 
bó la (Ara en 6 de diciembre de 1 591 . 



M 

MADRIGAL (pablo), pintor. HoradOT en Coeenlaina, 
donde «asó con Florencia Pujazoos, de familia distinguida 
y noble de aquella villa, que fueron seBores de) lugar de 
BenauD. Este pintor se encargó de algunas pinturas que 
Cristóbal Llurens, pintor de Boü&irente, dejó en su muerte 
comenzadas, como consta de una esonlura de 15 de Sep- 
tiembre del aOo 1645, en que ante Bartolomé Hayques, 
notario de Booatreate, dicho Pablo Madrigal, pintor, ofret^ 
k Hosen Juan Plá , vicario de ta iglesia de Alfafara Ginéa 
Calatayú, baile de dicha universidad, Gerónimo Satorre, 
jurado, y Juan Calatayú, notario, desde aquel dia hasln el 
último de Marzo siguiente de 16i6, acabar y perfeccionar 
el retablo de la Virgen del Rosario de dicha universidad, 
qne Cristóbal Liorens, pintor, difunto, tenia comenza- 
do etc., y lo baria por 100 Ls. Y ante el mismo notario, 
eo 4 de Noviembre de dicho aSo, el dicho Pablo Madrigal, 
piator, hizo carta de pago á Águeda Penalva, viuda de Cris- 
tóbal Liorens q." pintor, de las 60 Ls. que tenia obligación 
de reaütuir por la pintura del retablo de Atfafam, que su 



byGooglc 



272 
difiinlo marido Cristóbal Llorena liabia ya recibido para 
biuser diobo retablo do Alfafava. 

Anie Viceuto Brotoas mayOT, notarlo de CooentaiM, se 
halla una escritura de capitulación entre el procurador 
general del condado de Gocentaina y Pablo Madrigal, pin- 
tor, sobre dorar el retablo mayor de la iglesia del Convento 
de Nuestra Seíiora del Milagro, de Goeenlaina (nota que es 
el de la capilla de palacio donde estaba fundado) , que 
dice asi: 

tDie XXV aprilis anoo á nalivílate Dñi MDCLXIIl Nos Don 

Laiireolius de Capdevilla, procaralor generalis Exmi Dai Comitis 
deSanlislevan, palris et legitimi adininislraloris illmi Dñi comitis 
de Cocentayna, in praeseoti villa et comitatus ex una, et Paulas Ma- 
drigal, picíor, es altera, praesentis villaeCoceDlayDaehabítatores: 
alteadentes et coasidenintes quod nos diclae parles ratione inau- 
randi altare ecclesiae conventus et monasterij Virgíais Marit» del 
Miracle est coaventum ínter nos diclae parles quod ego dictua Pau- 
liis Madrigal promitlo, et me obligo inauraturum este dictum alta* 
re modo ct forma contenta in capítulis inrrascriptis , et sunt qnae 
segnntur, 

■ Capitois fets j Grmate entre D. Lorensde Capdevila, procura- 
dor general del exmo. ^ñor conde de SantisteTaD, pare y llegi- 
lim administrador del ill.* señor conde de Cocealayna en diu 
rila y condal, en dit nom de naz, y Pan Madrigal pintor, det altra, 
los quals son del tenor seguent. 

»E primeranient es estatpactat, afengunt y concordatque lo 
dit Pan Madrigal baja de daurar y estofar lo altar major de dita 
iglesia de Nostra Señora del Milacre de dit conrcnt i iis y platica 
de bons oficiáis. 

"ítem, esestat pactat, avengut y concorda! entre dites parts, 
que lo dit Pau Madrigal asimateis baja de daurar el sagrari y ni- 
cho del matéis altar á hon ha de estar Nostra Senyora del Milacre 
y ii hon avrá llocb lo baja du estofar ciflnnl primer durat niolt be 
ani de estofarlo. 

"Iteju, es cstul paclal, avrngnl y conrordat que lo dit D. Lo- 



.byGooglc 



275 

reu de CBpdevila, -en dít non, baja deeomprar y compre tot lo w 
«)ae seri menester pera daurar J« dít aitár y ugrarí y ^«b io hi^ 
(le pts»r,pu cante del dít Pao Madrigal, del diner que se li ha de 
dar i coote per.la dita f^ena. 

tltem, es eslal paclat, avengut y coacordat que lo dit Pan 
Madrigal baja de donar acabat lo dit retavle y sagran en tola per- 
fecM pera el dia un de abril primer vinenl del any 1664. 

«IteiD, es estat pactat, aveognt y concorda!, y aximalcix iran- 
Ñgit catre dit» paru que qnaot e!4ari acabat de dorat y esloTar lo 
dit alur y sagrar!, baja de haver visura en diía Taena per per»o- 
oes experta en dita facuUat, nomenailores per dites parts; y si 
per cas trovasen eo dita visura algno dcfect , que en tal cas (o dit 
Paa Madrigal baja de [M^^ar tot lo gasto de dita visura, y fer & ses 
costes la faena qne es trovarít falta en dit altar y sagran. 

"ítem, es estat pactat, avengut, transigit y coacordat entre 
diies parts, qne lo dit D. Loreas de Capdevilo, en lo dit nom, pro- 
met y se obliga í donar y pagar al dit Pau Madrigal per la fabe- 
na que fará en daurar y estofar lo dit altar, sagrari y el nicho k 
hon ha de eslar Nostra Senyora del Miíacle, en lo modo y manera 
que esta traciat y especilicat, y per lo prcii y valor del or, ha de 
menester dita fabrica ciDchcenles vint y cinch ilinres, moneda reals 
de Valencia, les qnals li ha de pagar en esta forma: 200 Ls. lo pri- 
mer du de maig primer vinenl del present «uy: 200 Ls,. per lot lo 
mes de agost apres siguenl del dit ¿ present any, y les restants 
1^5 Ls. el dia que donara acabat de dorar y estofar lo dit altar, y 
lo demes conleugut en los anlecedeüls capitols. 

^Juiboa quidem capituiis lectis el piiblicalis, perceptls el in- 
lelleclis DOS partes praedicte singula snis singulis referendo ípsa 
Ft oamia et aingnla in bis, et eorum qootibet pacíala et concordatfi 
stipnIaU, atqne promissa laudantes et a^irobantes, ratiGbcaates 
et GODÜnaantes, pacto speciali, ele. promiltimos una pars nos- 
iTUffl etc. obligamus etc. Actum Cocentayoae ele. Testes Francis- 
cos Goerar, civis vijlae Alcodiget, Josepbus Enguix, agricol^ ví- 
llae Cocentaynae, respective babiíatores.» 

Pablo Madrigal hizo su testamento, juntamente con sd 
muger Fiwreocia Ptijazoas, ante Juan Cano Santayana, ñola- 



byGooglc 



274 
rtc> de GoMUlaina, en 8 de Septiembre de 1665. Se Dombra- 
roii albaceas el uno al otro, y entrAmbos á M." ionrthdri- 

gal, preabitero, so hijo. Se dejan reciprocamente el usnfrulo 
de |)orvida. Heredeo seguDdoloco et diclio U.* loser y Vic- 
toria Madrigal su hija; y en falla de calos, á Florencia Ma- 
drigal, hija también, y mujer de Juan BorgoSo, moradores- 
de EIde. 

Murió Pablo Madrigal e) pintor á t6 de SepÜembre de* 
{665, como consta del fíaeionat de Santa Maria, donde en 
e] Racionaí núm. 422 se li^e la ñola siguiente: 

' 'En 16 de Septiembre (166S) entierro do PaUo.Uadrigal, pin- 
tor. Testamento ante Joan Cano, notario : albaoea Josef Madrigal 
su hijo. 

MARTI (honohato), arquitecto de Ontioienle, donde vi- 
vía; pero natural de Cocentaina. Consta de unajuridiea 
información hecha en i9 de Marzo de 1576, y se baila re- 
gistrada en la mano primera de provisiones de la Corle del 
justicia de CoceniaiDa del año 1659 al día 26 de Agosto» 
á peticiOD de Jacinto Uarli, ciudano de OnlÍBisaü, nielo de 
dicho Honorato Marli. 

Eo dicha informacioa Vicente Marti Botiguero, por st y 
en nombre del reverendo Andrés Marti, presbítero, maestro 
Honorato Marti, arquitecto, y Gerónimo Marti , estudiante, 
pidió se hiciese jurídica información de que elloB eran hijos 
de Gaspar Marti y de Geróninia Puig. Que diobo Gaspar 
Marti fué Iiijo de Juan Marti y de Margarita Esteve. Que 
dicho Juan Harli, au abuelo de loa suplicantes, y sus as- 
cendientes, descienden de la generación del magnifico Lo- 
renzo Marti Caballero. Y en fin, que en Cocentaina liau 
tenido au casa y cabeza mayor, etc. 

Este arquitecto Honorato Marti ya vivía en Gocentai" 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



275 

na* ya ea OatíDicnte, ya eo otros lugares, con^rme le sa* 
lian laa obras. Ka CoceaUína se eaeargú de coocluir l« 
[ábriea de la iglesia de Sao Salvador, por iQHerle de Jaime 
Terol, que era el arquitecto priacipat que la había empe* 
udo. Y asi en f 1 de Mayo de i 591, aote Luis Juao Mico, 
tuAario, suplica í Uoaeo Luis tlicó , presbilero beoefida-t 
do d« Santa Marfa y administrador nombrado por al se- 
ñor palriaroa EUbera para diofaa obra , que para prese* 
guirb se le dé dinero, pues tiene ya gastados 3.Q00 
pesos; 

UATIIEI (paulo), pintor napolilaoo y célebre: conocido 
en Espada por tas muchas pinturas que se hallan de su 
mano, eqKcialmenle en el Colegio imperial (hoy San Isi- 
dro el Real) y otras, aunque Cean Bermudez parece que 
lo pasó por alio (i). Yo solo hablaré de laspioUiras con 
que eoriquecid la Iglesia de las monjas de Nuestra Sefiora del 
Milagro de la villa de Coaeolaina el Excrao. D. Francisco 
de Denavídtfs y Corella, duque de Saotíaleban, conde de 
Goceataina, que se las hizo pintar en Ñapóles donde se 
bailaba S. E. de virey y capitán general, y sen la admira- 
<»on de cuantos inteligentes pasan por dicha villa, y de 
cuantos van de propósito por verlas, y de los pintores que 
van á copiarlas. 

En la capilla mayor, que es muy honda, hay dos gran* 
des lienzos de hi historia de ia Virgen del Uilagro. Á 1» 
parte dd evangelio se representa cuando lloró la tmAgea 6 



(1) Getn Bermntlez do turo aecetidad de hacer meinona de esto 
pTnfeior, mpncfto que nanea eituvo en EipaSi. El P. Aiques de- 
bía ial>er que no entran enn Düxianario otros artnUa qaelHuaaii^ 
aaW, y loi ntivi^erM qw fnhúaTM eo d rano. {íftta de G. B.) 



D,g,l,.9cbyGOOglC 



tabla de la Virgen, el día 19 de Abri| de 1520, mole y sie- 
le lágrimas de sangre en la capilla del aiciz&r, celebrando 
luisa Moseñ Onofre Saloire, que eslá vuello al iwebló «a 
ademaD de seftalnr la iinágeo. El oiro lienzo igual al Ri- 
mero y puesto eofreiile i la parte de la epístola, represen* 
la la prooesioD que se hizo en Cocentaina para trasladar 
la santa imagen de Nuestra Segora del Milagro desde la 
capilla de palaeio A la i^leaift nueva de laa nionjaa. Lleva 
él preste la ímAgen en sus manos, asistido de los diáconos: 
llevan loa jurados y prohombres el palio, vestidos & la an- 
tigua es|tañola, etc. 

Bo el cuerpo de la iglesia, sobre el coro bajo, liay otro 
lienzo grande, igual á los antecedeotea , (¡ne representa el 
Convento de Saala Clara de la ciudad de Asia, escaláRdolé 
los sarracenos puestos ya sobre los muros, y saliendo 9aa- 
ta Clara con sns religiosas y la custodia del SSmo. Saora- 
meoto en sus manai. Caen de lo alto los sarracenos unos 
«obre otros, y hay muy buenas flguras al nstoral. 

En frente de dicho lienzo y sobre la puerta de la sa- 
crislfa hay otro lienzo, de igual lamafio á los antecedentes; 
<]ue representa h San Francisco de Asia desnudo, que aea- 
bu de. entregar los vestidos á su padre, y el obispo le abri- 
ga bajo de su manto. 

El quinto lienzo grande, que es de los más excelenti» 
6 el mis excelente de todos , está colocado on frente de la 
pnerla de la iglesia, y re{)resenta la función de ccurtar el 
cabelló á Sania Clara, vestida de galn, el seráfico P. Sao 
Francisco con :»U3 religiosos en la iglesia y delante del al- 
tar, en Asís, y el concurdo del pueblo ú un lado. De este 
líciuo oi contar á D. Joref Vergara, pintor de Valencia, 
que en couipañia de su hermano don Ignacio Vergara, es- 
cultor, habia ido ú la ciudad de Alicante; y habiéndose d« 



byGooglc 



277 

volver, auaí)iie D. Ignacio estaba batíanle desaemudo. 
teniendo iMlicia de tas piuturas de Pdulo Matliei «a Coceit- 
taina, determinaroD el ir por las montañas por veclA$|iiu* 
turas. UegaroD sábado á mediodía. Apéoas Uegftrw. sin 
embargo de estar malo don Igaacio, detertniaarofi mieniras 
se dbpoDiii la comida el pasar ú la iglesia del. Uilagro. .Es- 
taban abiertas de par en par las puertas para barrerla, t\ut 
es la ocasión en que se abren, estaodo lo restante de U so* 
mana entreabiertas para f¡ue el resol no maltrate laa pin- 
toras. Apenas D. Ignacio levantó los ojos y viála lonsiir* 
de Santa Clara ; la composición del lienzo, dijo a su her- 
mano: «Ya estoy bueno; pues lo mismo lia sido ver aque- 
lla mujer y el niño, que se me lia Ido la calentura y ya 
nada me duele. • Esta es uoa mujer sentada, que el pintor 
puso entra la plebe ccn un aíQo en braaos que tieee.im 
rollo en la mano y se I« quila un {ierro. Elul^nees eulra* 
ron y vieron todas las pinturas, celebrándolas con rauolm 
reflexión. ' 

Enfrente de este lienzo y »ibre la puerta, interior da 
la iglesia hay otro lienzo, no tan grande, pero de do iofe- 
lior miento. Representa la impresión de las llagas de San 
Fraacisoo, con una dulzura extraordinaria. Todos estoalien- 
loa grandes que acabo de referir tienen unos marcos de 
évano con unos guipes de talla dorada correspondientes & 
las ricas pinturas. 

Adem;üs de estos seis lienzos grandes de Paulo Halhei, 
hay otros de más de vara 6 vara y media de la misma 
mano. En la capilla de la comunión, & un lado, está el de 
Santa Clara sentada A la mesa con el sumo-poolifice, y al-, 
gunu religiosas que ven; una de elias con una cesta da 
pan, Je donde ha sacado el que Itay aelu-e la mesa , que 
efiá bendiciendo la Santa. Al otro lado de enfrente, ^bre 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



278 
la puerla <TcI comiiigntorío, otro lienzo igual, que represra- 
U la muerte de Saala Clara. Son uno y otro excelentes 
pinturas. 

En la capilla de enfrente, que es del santo Cristo en 
la agonía (que es estatua prÑuorosIsinia hecha en Ñapóles, 
como también las estatuas de la Oolorosa y la de San Juan 
evangelista: está lodade talla, y la de María Sina. vestí* 
da de Soledad), en esta capilla hay también en la pared, á 
los lados, dos lienzos de tá pasión del Señor, muy i^moro* 
ia pintura, como los demás. 

Aunque sin género de duda estos cuadros que he refe- 
rido fueron los mejores que pioló Paulo Halhei en suvida, 
pues los pintó por encargo de ua virey de Nápotes (donde 
habitaba), j que no perdonó expensas para enriquecer su 
«onrento de Nuestra Señora del Milagro de Cooentaina, 
BÍD embargo oo deja de haber muchas y muy prímorosaa 
pintoras en Espa&a dignas de que el señor Cean Bermu- 
dez le diera lugar á Pablo Matliei en su obra de las vidas 
de los pintores. Pondré aquf las que vio y publieó don An- 
tonio Ponzen sus viages. 

En el tomo III del Viage de Espatia (pág. 169), Corlti 
VI, número 40, hablando de Huete, dice: 

uEa noa casa de esta ciudad, qne es de Doña María Teresa 
Bertiz, TÍ nnoe doce qsadros originales de Pablo de Mttheí, de 
quieo son los de la vida de S. Francisco Xavier en el claustro de 
ese Beal Colegio de S. Isidro. Estos representan varios asuntos de. 
historia sagrada, que son de Sansón, de Esthcr, de Rebeca, etc., 
el Bautismo de Chrislo, y otras cosas del nuevo Testamento. Tam- 
bién hay en la casa una Sacra Familia del mismo autor, y de su ma- 
no juago que son tres quadroa del altar mayor de la iglesia qae 
antes foé de JesaHas; es á saber, la Concepción, y los dos Santos 
Junes, BaBlista y Evangelista.» 

En el lomo V (pág. 93), número 31, división 11 de Ma- 



byGooglc 



279 
drid, hfthlamto de San Isidro et Real de Madrid, Antes Co- 
legio imperial de ex-jesaita«, dice: 

«Ea ei claustro inrerior de) inmediato Colegio, esti representa- 
da ti oleo la vida de San Francisco Xavier, que pínl6 ea Ñapóles 
Pablo de Matéis.» 

En el mismo lomo V (pig. 366), número 34, división 
VI, hablando del Convenio de Carmelitas descalzos de Ma- 
drid, dice: 

"El camvin se reduce i, tres piezas adornadas de pintaras: en 
)& primera... una figura de Sao Juan, de) natural, yotracompaüe- 
ra. son de Pablo de Matéis. » 

Eq el tomo VI (pAg. 138), hablando de la Casa de). 
Campo'de Madrid, oúm. 3, dice: 

«Hn una de las piezas mayores se ven qnadros grandes de Pa* 
blo Hatei, que representan el Nacimiento, la Adoración de Reyes, 
el Banlismo, la Resurrección, la isuacion , y otros asuntos sagra- 
dos; y de su mano son también dos sobrepuertas, que representan 
WSos, yon San Joseph de medio cuerpo." 

Estas son las pinturas que publicó D. Antonio Pouz de 
Ponfo Mathti, que es como se ñrma en las pinturas de Co- 
centaina. Floreció este pintor después de la mitad del si- 

gio xvn. 



N 

NAVARRO (uiguel). Es el maestro que en H3I hacia 
los claustros de San Francisco el grande de la ciudad de 
Váleocia. Véanse en los proloeolos de Antonio pascual, no- 
tario de Valencia, especialmente el de 1421, donde se.ba- 



D,g,l,.9cbyGOOglC 



llnn esciiluns sobre varias arcsJas de dichos clauslrnü. 
Los ejecutaba dicho Migue) Navarro, que las ajustaba coa 
el R.'o P. Fr. Fraacisco Ubrá, maestro eo sagrada tei^lo- 
gia. guardián de dicbo ecoveoto de Sao Francisco el grao* 
de de Valencia, quien le pagaba 100 florines por cada ar- 
cada. 

NlCOLAU (pEono), pintor de la ciudad de Valencia. 
Floreció i últimos del siglo XIV y principios del siglo XV, 
como consta del instrumento siguiente que copié de los 
|M*otocolos de Juan Andreu, notario, cuyos protocolos se 
hallan en el convento de la Merced de Valencia y di- 
cen asi: 

uDie veoeris XiV novembrís, anno a nalivitate Ddí. M.CCCC 
quato. Id Christi nomiDe- Nos jEgidius Saoxco de les Vagues, dra- 
perius, vicinus civitalis Turolij, ex parte una, et Pelius Nichota», 
piclor, vicinus ValeDliae, ex parle altera, coosiderantesiaternosde 
ct super opere seu facjíoneillius relabuli, quod ego dictus Mgi- 
diusvolo per vos dictum Petrum Nicholaij tieri pro', et ad opus 
ecclesiae saacti Jhoannis Baplistae fore concordata facta et conven- 
tt cafHtula qmie Begaatnr: 

iL/OB capitols de )U3 coateugats deuea eser serváis i compiíls 
eotreGi) Saoxez de les Vaques, draper de Terol, é en Pere Nico- 
lao, pintor de la ciuiat de Valencia, de la part altra, sobre la obra 
k confeccio del retante principal pera la sgtesia de Sanl Johan Bap- 
lisia de la ciulat de Terol. 

nPrimerament, le dit en Pere Mcoiau es lengul á fer nn relaule 
al dit Gil Sanxes de la historia de Sanl Johan Baptista, del ampie 
de XXIII palms, nltra tes polseres,, é de alt lant com per raho baja 
mester , é que y sia tesgut fer ques. . . polseres, é qne lo dtl 
reuule sia lo pus bell, é pus be acabat de fusta qne algun altrc 
relaule de Valencia, ab son bell é solenme tabernacle , segóos la 
moslra per aquell luirada ais obrers de la parrochia de Sánela Creu 
de la ciulat de Valencia, lo qnal lo dit en Pere Nicolan »a tengirt 
de doner la fusta, ¿ claus, é totes coses neceuries, h fer serrar, b 



.byGooglc 



¿81 

fer obrar de fnsta cu serra, ó aquell quí sera obrat lo rcUuIe de la 
dita sglesia de Saocta Creu , ¿ qne sia i pnat obrat de Tusta , se* 
gsBs aqn^ll de fullatea, h de toles coses Recesaries al dit retante. 

»Ilem, que qnuit lo dil reíanle sera acabat [ierfelanieat ab lo 
Ubemacle de fusta eJl paeara aqnell en la sglesia qael dit Gil rol- 
ra eo la ciutat de Valencia , k aqnell mostrará al dit Gil Saaxez , ó 
a qai ell ae votrá, ó i qui veure lo volra atts que comencé aquel! 
deenguisar, ní enilrapar, si de metre altre sobrepost, ea manera 
qne lo dit Gil Saaxez. ó aqoelU que ell volra piixen dellirerar, ah 
aqnlls menestras k altres persoaes qne ell sera vist, si lo dit re- 
tadle ha les prefTcccions de la dita moetra, donada sJs dils obrers 
de la dita sglesia de Saocta Cien. E si lo dit Gil Saaxez ¿ obrers, 
ó aqnells que ell volra veuran é trobaran qoe res tú fa adobu, it 
á düfer, ó á refer, que lo dit en Pere Nicotau á son cost 6 mesio 
bo sia tengut fer, ¿ que james no comencé á pintar ní enguizar í 
aquell tro lo dit Gil Sanxez, é pintors, ó aquella qui ell volra, bajen 
«ordat aquel! estar & lur guisa sots peaa de cent florins deis bons 
del dit en Pere Nicolan, aplieadors al dit Gil Saaxez. B ultra ago, 
«i lo dit en Pere Nicolao recusara adovar é esmenar lo dit retaule 
aii com li sera dit per ios dics Gil Sanxez ¿ obrers; que aquell del 
preu del dit relavle dejus decIaTador pusen fer adovar ¿ refer aquell 
álurcorregada. 

>Iiem, que apres que lo dit retaule h tabernacle será perfeta- 
rnent acabat de fusta fe aqnell ser^ vist é regonegut, segeos dit es, 
h sera com esser deu, é no avans, lo dit en Pere Nicolau encolrará 
eadrapará, é enguixará, í; aparellará tan perfetament com for se 
pnxa ní dexa del millior drap non, que fer se puxa, é de la millinr 
ifga«cuyta, que fer se puxa, en manera que la obra sia ferma é 
daradora, á son coat é messio, en manera que no baja esmena al- 
cona en aquel!, é aquellment á pont fins é. deboiiar, k da qui 
avaal no pasara fias los dits Gil Saaxez ¿ obrers per aquell dipu- 
táis bajen deliberat el manea que ell pint la hystoria de Sant 
Joban. 

Ítem, apres que lo dit retaule ¿ tabernacle será deboxat ¿ per 

lo dit en Pcre Nicolau ó per altre pintor , segons dit es, que jame* 

lo dit en Pere Nicolau no comenzara á metre alguos colors en 

aqaell tro á fant que lo dit Gil Sanxez, obrers, é diputats per 

Tomo LV. 18 



byGooglc 



382 

aqtlell hajcn vist ¿ regonegiU aquell sils altará, h b> acordarán que 
res si dexa adobar ni mndar que atlo lo dil eo Pere Nicolau muda- 
rá h adobará, ¿ Tara adobar k oiuJar segóos dit es en lo proxin 
inserí capítol eots les penes e condiciones ea aquel! posades. 

>Ilem, que aprestes coses dessnsdites serán feyles, e no anas, 
lo. dil en Pere Nicolau lavrara lo dil retaule totes aqnelli» que ¿ 
ell faran adobar del pus fia or ¿ duraule que Irobar se pusa, ¿ 
apres procehira eo acabar lo dit retaule e laberoade, axi perfe- 
tamenl com milles é pus perfetamenl se puia Ter h ab adznr daere. 
c y aquella lochs OD sia necesari, h ab les pus k perfetes colora, que 
trobar se puxcu. 

tltem, que lotes les filióles del tabernacle ¿ ymalges sigiien 
daur fi Í! de ílori de Florenca, é dins lo dit tabernacle de adsur 
dacre del pos fi que Irobar se pusa h durable, en manera que lo 
dit tabernacle sia a\\ acabat, com acabar se paxa, eens alcana e»- 
mena aconeguda deis obrers diputáis. 

"Ítem, que les filióles campes de Ulla del tabernacle, bauchü, 
sotsbauchs ¿ polseres sien daurades del pus fin or y durable qdo 
Irobar se puta. Aoo sia entes que lo dit pintor sia lengut acabar )o 
dit retaule, k posar aquell á son coüt k messio, doaant la Aisla 6 
claus... seos pus en la sglesia de Sanl Johao Balista de Terol, é 
qoe lo dil en Pere Nicolau sia tengut de anar & la dita ciulat de 
Terol k son cosí ¿ messjo; salvant que yo gracios li vull fer la 
messio de anar é estar en Terol, e aquell posar, e assentaraqueil. 
E que sia acabat ab les mes fines colors, k ab lo pus fia or durable, 
que Irobar se puxa. E qne sia lo pus perfet e acabat retante axí 
de rusia com de pinseli, que á presen! se Irobe en la ciutat de Va- 
lencia, ¿ al mcyns sia á lal com lo retaule qnes fa en la dita sgle- 
sia de Sancta Creu, ó placia al dil tiil Sanxez é obrers pera aquell 
dípatals les placia, é si no, que no sie tengut de pagar la obra det 
dit retaule, sins que los alce é esliga á lur guisa k plaer. 

"Ítem, es convengut eatre los díts Gil Sanxez é en Pere Nico- 
lau, pintor, baje de preu lo dil retaule ab les perfeccions b condi- 
cions sobre dils, e no sena aquelles ó alguna de aquelles, posat en 
lo loch ou estar den axi com estar deu, quatreceols selanla cinrh 
Qoríns dor comuns Darago, los quals baja lo dil pintor, 6 no avaus, 
lo dia que lo dil retaule partirá de Valencia per levarlo á Terolf 



.byGooglc 



283 

qw lo dít Gil Sanxcz It sia lengut de donar al dit en Pen Nicotau 
iMrecttts fiorins dor comuns Daraf;o, é lo restanl en Tero), coni 
aera lo dil reíanle posat é estará á gaisa del dit Gil Saaiez apres 
que lo dtt retaule será mes ab son tabernacle, segons qte estar 
dcB. Lo qual haja haver acabat perfectaneDt, segons dit es, i [>o- 
sat aqnellea.locboadeu estar diiiB di huytraeios, contadors del 
quiogea dia de) preseat mes de noembre del any de la oalívitat de 
Nostre Señor Jesu Christ M.CCCC quatre, sots pena.de cent floriiis 
dor eomons Darago, deis bens del dit en Pere Nicoiau al dit tiil 
Suxez, aplicadors k pa(<adors. 

•ítem, qae lo dit Gil Sanxez sia tcngut pagar los dits quatre 
cents fiorios al dit en Pere Nicoiau, e tota la altra quantitat en los 
lenneDs é manera en los proxims cápitols eiplicala, sois peoa de 
cent floríns dor Darago, aplicadors al dit en Pere Nicoiau. E k so< 
lacio de les dites quantilals sia campellit lo dit Gil Sanxez, e puna 
esser féla esecucio per lo jutge Beglar quel dil en Pere Nicoiau 
elegirá. E aximatex, que lo dit en Pere Nicoiau puxa esser compe- 
llit per lo jutge seglar, quel dit Gil Sansez eligirá dins en la ciii- 
tat de Valencia á esactio, h solacio de les dites penes en cas qnc 
aqnelles se cometeseu, e lo dit Gil Sanxez Ees voigues exhigir. ' 

»item, que si en los presenls apparen, ó apparran algunos co- 
ses abscures ó ambigúes la intrepretacio, ó determinacio de aqne- 
tiespertanga al dit Gil Saoxez, ó ais obrers ó diputáis per ell, ¿ no 
i ilgnna altra persona. 

cltem, que com lo dit retaule sia acabat, que lo dit Gil Sanxcz, 
daqaellqniell Tolra, sia tengai de reebre lo dit retaule bel! éaca- 
bat, h no abans. E que lo dtt Gil Sanxez sia tengnt de ferio levar 
i Terid ii son cost raessio , e de doner cordes ¿ lanzóos é cuberías 
ab qne lo dit en Pere Nicolao lo lignej per manera qucvaja be. 

•Ilem, que com lo dit en Pere Nicoiau hanra acaliat lo dil re- 
íanle, ¿ será contení deis CCCCLSXV florins quell deu baver del 
dit retaale: é lo dit Gil Sanxez sera contení h pagat del dil retaule, 
será assentat, que lo dil en Pere Nicoiau sia lengut fer difinicio al 
dit Gil Sanxez, é lo dit Gil Sanxez al dil en Pere Nicoiau, fi que 
romanguen absolts lo bu del allre. 

"Quae quidem capitula per nos visa, recognita, el nt permitur, 
conventa et concordata landanles, et ratificantes, et confirmantes. 



byGooglc 



284 

promiltimns et conTenimns in bwa fide ftUer nostram alten, et at- 
ler alleri ¡u) ínTiccm et Ticisim ipsa capitula, et ompia, «I siagula 
apppsita et conleata in eis'a prima linea usque ad ultiman, el ra 
omoia Juxta ipsorom seciem per nos attendeoda, et compleada, fír- 
miler -attendere et complere el non coDtrafacere vel venire, ncc 
faceré venire ullo modo causa ve) etiam ratione: volentes eliam, 
quod casu, quo fieri debeat esecnlío, prout ni quedan capítulo prac- 
dictorum continelur, Sal ipaa executio per <iuem eumqne judiceni 
laycnm per aliquen noslrum reqoireutem eligeadum proal in eo- 
dem capitulo continetar, cujus Toronos subroittimua proprio Coro 
quo ad haec renuulianles siue aliqua libelli obiatione etc. Sed rea- 
liter et de facto, prout in exccutionibus iiscalibua est fieri usitatum 
oiddí ordine judiciario praelermisso. Non obslantibus quibusvis fo- 
hsjuríbus et ausilijs in conlrarium vcnientibus quibus renuntia- 
muB penilus ex certa scientia cum praesentj . Et pro praemissís om^ 
nibiu et «ngulis per nos lenendis etc. Obligamus altcr alteri ad 
inviccm, et vicisim omnia bona el jura nostra, etc. Mobilia, etc. 

"Testes Jobannes Soler textor, el Bernardas Dens Losal Para- 
tor pannorum, cives Valentiae. Post haec dic Veneris X junij anno 
CCCCVn. Petras Uarti Parator Valentiae Procurator dicti MsiiH 
Sanseí, cum specíali mandato coostat instrumeDlo publico, acto 
Taroií XI madij proxinti dicti anni, claaso per DominicaiD Pérez 
de Ochova, notarium, et Petiras Nicoiau conliteates se coateotos tic 
praedictis voluerunt dictum instrammentuní cancellarii. — Testes 
discretus Jacobns Telomir; notario, et Jobannes Mercer, sederinü, 
cives Valentiae. > 



PALAZI (iüan), pintor; Gonzalo Pérez, pintor. Amhns 
moradores en ta ciudad <le Valencia en el aSo de fil5. 
Consta de una eacrílura de procuración que Gonzalo Pérez, 
pintor, liizo anie Gerardo de Ponte ó Dezpons eo 19 de 
Hayo de dictio año 1413, que dice asi: 



byGooglc 



285 

»Dicla die XVIIII madij an&o Dñi M.CCCCXIII, Gundizalbus Pe* 
rez, [Hctor, cívis Valentiae scieDter conslituo prociiratores meos, 
vosG«illermnmP6rezCaldcreriumconcivem et fratrem meuní ab- 
sentem ct Jobannem Palazi pictorem vicinuoi cjusdem praeseulem et 
ulnimque Testrum íd solidum ad liles, etc. Procuralores subslilueo- 
di, etc. PromiElenles, ele. 

"Testes, discreti Michael Aibacies, et Antonius Domiogo, nota- 
rí, cives Valesliae." 

No tango por ahora más noücía de está» piolores. 

PALAU (p. pn. vicbnte), pintor y escultor. Faé nata- 
ral de la ciudad de Deoia , bijo de Rafael I'aiau y de Ha- 
llieva DomeDeeli. Tomó el santo liábilo de recoleto de San 
Francisco, recolecíon de la provincia de Valencia, en el con- 
\'ento de San Sebastian de la villa de Gocentaina, el aSo de 
1604. Todo consta de tas jurídicas ioforraacioaes que bizo 
en Denia el P. Fr. Gabriel Serrano, guardián del convento 
de San Antonio de Denia, día 29 de Enero 1604, por comi* 
Hon del R. P. Fr. Jaime Sancbez. provincial de ta de Va* 
leacia, y se hallan originales en el libro de informaciones 
del referido convento de Sao Sebastian de Cocenlaioa. Nú- 
mero 3.° 

De esle religioso pintor y escultor es el herntoso lien» 
del altar mayor de la iglesia de su convento de San Sebas* 
lian de Gocentaina, en que pintó primorosamente ¿ Nues- 
tra SeQora de la Concepción enmedio, al mártir San Se- 
bastian en au martirio á la derecha , y & la izquierda arro- 
dillado el P. San Francieco de Asis, y en lo alto una gbria 
con ángeles que tienen instrumentos en sus manos. 

También es obra del P. Fr. Vicente Paiau el Santo Cris- 
to de dicha iglesia, tanto la escultura, como la pintura ó 
encarnación. Y le hizo el año de 1657. Consta todo del ar- 
ciiivo de Santa María de Gocentaina, donde en un libro de 



byGooglc 



Cahreves en que se pooían notas antiguas, al folio 4 v.*% 
dice así: 

• El aliar ma^or de) coaTcnto de San Sebastian de CoeuUaioa 
se hixo el año 4637. Le hizo Domingo Cambra, natiinl de Coceo- 
taina, y la pintara fué de Fr. Palau, recoleto, natural de Deoia. Lo 
doró Francés Agulló, pintor, nator&l de Cocentaina.* 

Al fol. mismo 2." vuelto, hay otra nota qoe dice: 
<E1 Suilo Cristo de dicho convento le hizo, asi la esenllius co- 
mo la pintara, dicho Fr. Palau. Es de ciprés.* 

Nota. Que esle crucifijo es el de la capilla donde eslA 
la Tercera Orden, y es capilla de comunión, pues el que 
hay en el oratorio de la sacrisUa es moderno, y se mandó 
liiicer en Aragón aBo 1777. 

PASCUAL (Luis), pintor de Valeocta. Vivía en dicha 
ciudad A Snes del siglo XV. pues casó con Ursola. . . CoDs- 
ra de escritura ante Jaime Piles, notario, en 21 de Hayo 
de 1471, en que diclio Luis Pascual, pintor de Valencia, y 
Ursola, su mujer, ofrecen quitar un censo de 20 libras. 
quas nobüis AUobdlo de Centelles tenet, etc. 

Ante dicho Jaime Piles, notario, en 21 de Junio de 
1179, Luis Pascual, pintor de Valencia, arrienda so alque- 
rJa con casa, cinco cahizadas de huerta y una vifta en la 
huerta de Valencia, partido de Costellana, camino de Hoq- 
cada, etc. 

pavía (juan), arquitecto de Jáliva. Vivía en el sigla 
XVI, como consta por escritura ante Miguel Andrés, nota- 
rio de la villa de Cocentaina, en que se aprueba la obra de 
la iglesia de San Salvador del arrabal de Cooenlaioa, que 
ii:i hecho la Visura Juan Pavía, arquitecto de Jáliva, en O 
de Diciembre de 15ÍH. 



nigit^byGoOglc 



287 
PGR^ (AP4T0NI0), [Mntor, ciudadano de Valeodii. De 
c^e pJDlor liallo en los protocolos de Juan Aodreu, nolario 
de Valencia, cuya regeocia eslá en el arctiivo de la Mer- 
ced de dicha ciudad, una escritura de contrato para un reta- 
blo de la villa de Jérica, que & le teira es como se sigue: 

«Die veaerts XVil octobris aono a nativilale DSi H." CCCCXX 
primo. Quod ego Aolon Pérez pintor ciutat de Valencia promet ú 
me oblich i vos en Lop de Mualalb^ oolari vchi de la Tila de Xe- 
rica preseot etc. de fer donar é Üurar k vos un rctaule de Tusta de 
VUi ptlms de ampl , ultra les polscres, é XII palms é mig de la- 
rech ab lo ttancb. oo es XI palms lo dit relaule é I palm é mig lo 
Itanch ele. Lo qual relaale es de tres peces, en les quals los dos 
soD en cascuna de Ircs «ases, k en ta major é de mig dos casen, é 
en lo lunch sel cases ele. En lo qual retavle, go es, en la posl ó 
peu de mig la Maria ab lo Jesús, ab sos aogels, á qnatre parts en 
la primera casa, í: en ia de alt lo cruciGxi ab les Manea etc. El en 
las dos altres peces deis cosíais, en la una la storia de seota Ana, 
é en la altra la storia de Joacbio, é de la mort de la Vergc Haría, 
é de ta Presenlacio del temple ab Simeón etc. El les polseres lo camp 
(Jevermell, éseayaldealadeauradaetc. Ellobanch, e en tes set ca- 
ses de aquell en la de mig la P¡el3l,,cn la una part la María maler 
e a la altra part Johan, b en los altres camps del dit banch scnla 
Aguda, senta Catalina, SenU Lacia, e sesta Cecilia etc. El en la 
dite manen storiats, i¡ senyala damnnt speciiicats, lo dit en An- 
loo Peres promet é se obligat dar é liurar perfelamcnt de colors ^ 
de anr posal lo dil retaule, é banch, ab ses polseres, b a coneguda 
de altres mestres h pinlors de la dita ciulal, daci al día c Testa de 
Camisloltes primers vinients etc. Et si non fará vol que per special 
pule de continuit é de feyt axa encorregut en pena de X florins 
dor,é de pee de mos bens, pagadors, i¡ aplícadorsal dit eD Lop de 
HantalbA etc. E que puxa esser provefait contra aquell é buis 
seos per lo gobernador ó justicia civil de la dita ciutat ab ota- 
jors... penáis tro lo dit retaule perrelaracnt sia acabat etc. £ per 
le:> dites coses á teñir é rompijr, obliga tols sos bens, mobles c no 
nobles «te. E renuncia á son proprie Tor eto. El to dit Lop de 
Uuotalbá promet c se obliga de donar é pagar ai dit en Antón Pe- 



n,g,i,..cb,.G00glc 



288 

rcE per lo dit retaule k obra de aquell acabal perrelamenl , segóos 
damonl es dit, Lili florins ¿ mig dor ¿ de pesfaleslsXI goas cas- 
can della etc. pagadors ea aquesta manera, go es, de continent ¿ 
de fet per senyal b paga sis üarins, ¿ al día de Nadal veuidor Xlllt 
florins. E los restants XSXIII ilorins é mig, en la diu festa k dia 
de Carneslolts, h acabat k linrat lo dit retaule perfetsment etc. B 
per les dites coses á tenir é complir, obliga tots sos bens mobles -k 
no mobles etc. Sia ordenada largo modo ele. Testes lo honral fe di»> 
crct en Marco Sánchez, preveré, beneficiat de ta sglesia parrocbial 
de la dila rila, é Domingo Eximeno, laurador, vehi de Valencia. 

oDie XI martij anuo nativitate Domini M." CCCC, vicési- 
mo secundo. Pon scancelat lo present conlrat de voruntat del 
dit \nton Pérez, com digues, que es tenía per pagal del preu del 
dit retaule, k asiraateis de votuntat del líit en Lop de Muntaibá, . 
com se tingues per conlet del dit retaule.—Tesles Johan de Mora, 
h Jobaa de Spigna, lauradors, rchins de Xerica.» 

Otro retablo piaUi dicho Adíodío Pérez, pintor y ciuda- 
dano de Valencia, para la iglesia de Gandía, con titulo de 
la Sma. Trinidad, por encargo del honorable Juon de 
Cabrera, caballero de dicha villa. Consta de una carta de 
pago que otorgó aale Juan Masón, notario (cuyos protoco- 
Ios están en la Merced caltada de Valencia), en 31 de Eoe* 
ro de 1416; con la cual dicho Antonio Pereí, pintor y du- 
dadaao de Valencia, confiesa baber recibido de Aotonio 
Aguatada, de Gandía, tutor y curador de los hijos y here- 
deros del honorable Juan de Cabrera , quondam caballero 
de dicha villa de Gandia, 300 sueldos por razón de ua re- 
tablo que pintaba para la capilla del diclu) difunto, cofl 
Ululo de la Sma. Trinidad, en la iglesia de Gandía. 

PÉREZ (FERNANDO), píotor de la ciudad de Valencia. 
Vivía en esta ciudad á principios del siglo XV , como cons- 
ta de una escritura ante Juan Masou, notario de Valencia, 
aaol417. 



'r,,j,i,r...b,.G00i^lc 



R 

RAMBLA (DOiimco de la), pintor de ValeDcia . Este pin* 
lar floreció en la ciudad de Valencia á fines del siglo XIV 
y á los principios del siglo XV, pues liizo tealamento án* 
les de morir en 9 de Euero de 1407 ante Guillen Cardo- 
u, n(rtario de Valencia.' Consta esto de una escritura de 
carta de pago que la cofradía de San Martin liizo ante 
Luis Collar, notario de Valencia, en 10 de Enero de t478, 
á los albaceas y á ia hija de dicho Domingo de la Rambla 
H' potor. 

REIXATS (en johan), pintor de Valencia. Esto pintor 
fiontí6 en la ciudad de Valencia en la centuria XV , como 
enuta de una escritura de capítulos sobre un retablo, anie 
Baclolomé Rodi, notario de Valenda , recibida cu 28 da 
Hayo de i 456, que i la letra dice así: 

*IHe veaeriaXXVntmadij dioti anoi oalivitat. Dñi H.CCGG.LVI. 
Genesins Cerda notarius, et GeneEÍus Cerda, agrícola, tícíbí de Bo- 
ofreot, Baanoiiuores eteiecntores nllimi teslamenti Johannisde 
BellBinnt inaloria q.° de Banyeres, ex uita, el Jofaaunes Beiíats, 
pictor Valeotiae. parlibus es altera, firmamas capitula aeqaentia. 

nCapitols concordata, fets, b fermats entre los hon-* en Gises 
Cerda, Bolariir, k en GinésCerdal laarador de Bocayrent, tuaroies- 
ws del derrer testament des ]ohan de Bellmnnt é de Banyeres, de 
BU part, é lo honorable en Jobao Raisats, pintor de Valeociade la 
partaltra, en k sobre un reuule qae lo dít mestre Reisats ha de 
lér por obs de la dita marmesoria, é sobre la pagua, fe la-maflera 
<le pagnar, qne li den eascr Teta. 

"PrinM es paelat, ¿ concordat entre les diles parts, que lo dit 
■eslre Johan Rdsats sia tengut fer ¿ faca un reuule de la ataplea 
<•■ allitul de un retante que es en la sglesia de la Verge Uaria de 



D5,l,r..cb,.GOOglC 



290 

h M^rcé, sots ÍDVocaoio de la salulacJo, c (Je S.> Johan G 
Evangelista. 

»Itein, que )o dit mestre Johan Reiíats piDte é figore lo dit 
retavle de les ystories: primo en la taula del mig fa^ la figora é 
ymalge del glorios arcángel Seot Miguel ab spasa eq It ma é 
aníroes en cascuna pu^a una é ángel h diable, segons es acostu- 
mftts. E desús la dita figura allra' casa ab la ystoria de la Verge 
María de Misericordia com Jesu-Christ volia deslrnbir Jo voa figu- 
ral ab tres lances, é U María ab lo maotell é brazos siesos füi molta 
gent (|aTall, é Senl Francés é Sen Domingo agenollats per quam 
Deus etc. 

ileoí, en laltra tavla del cosí drct ha de fignru Sánela Uarga- 
rita ab lo dracli sctalat donhix per. la sguena. E desoa aquella la 
ystoria de la dita sánela. 

iltem, en laltra taula de costal sguerre ha de Ter é 6gnrar lo dit 
mestre Johan Iteixats la Ggurade Sánela Barbara ab lo palan ¿tor- 
re ab tres finestres, i¡ dessns aquella una ystoria de la dita sánela. 

•ítem, ha de fer lo dit mestre Johan Beiíals hun t»sch peral 
dit reíanle, sogons lo de la Mcrcé, excepto que alli hon es la figu- 
ra de Scnt Miguel ni posse allra en locb de aqnella. 

•ítem, lo dit mestre Joan Reixats ha de fer mes huna potesta 
de pau daurada ab Jesu-Christ crucificat, é la María, é S«)t Johan. 
T. ha de donar lo dit reíanle ab ses polseres, segons lo -de la 
Mercé. 

iliem , lo dit mestre Joban Reixals ha de donar lo dil rettnle 
be acabat é de bona fusta seca, é be obrada, é bcn dsurala de fin 
vr, é pintat de tin adzur , ¿ de Sus colors , é be engvixat, é secb, ea 
manera, qae per nuil tei&ps la pintura surta, b $\ cas era , que al- 
gún lemps Eorlrá, per colpa de meslércoytat ó mal obral, lo dit 
mestre Johan sia teogot aquell refTer h ses despeses. 

"ítem, es tengot lo dil mestre Joban Heixais donar lo dU reta- 
ule, axi ben acabat com dessns es dit, daci i Pascua de Resnrrectio 
primer vinent, sots pena do X livrcs. 

"E los dits en Ginis Cerda* notario, é lo lanrador manneaeors 
dessns dils, sien tengáis donar é pagiiar al dil mestre Reixate, en la 
manera davell scrita, per preu del dit retaule, ab dos ensemps ¿ 
cascu per lo (o( en lo dil nom, é en cara'en noni propi trenla sis 



.byGooglc 



20J 

liures moneda rcaU de Valoacia, valents seiccnii vÍd( mh de la 
dit moneda, paguados ea la Torma é manera seguents: 

«Primo de coutiaentuna tercia, go es, CCXXXX soId. Eqtiant lo 
dit retaule sera enguixat, h deboíxat é mes de sisa per pintar k XV 
jomsapres loe aera notifat altra terua de al tres CCXXXX sois de la 
dita moneda. E la darrera lerga de altrcs CCXXXX sois sien ten* 
guts donar los dits marmessofs qaaot lo dil relaule sera acabat é 
rebran aqaell sots pena de L sois i. cascona pagaa etc. 

xPromilenteset jarantesommespraedictLad implare praemissa 
(ter eos promissa, et non coutravcnire etc... Sub paena ultra per- 
jurinm X librarum dictaemonetae, ele... Testes, Franciscus Vails, 
de Alcoy, Üenesius Bodi , de Bocayrenl , el Franciscus Hestrc, de 
Untinyen, nunc Yaientiae reperii.» 



SALVADOR (pRDiio), pintor de la ciudad de Valencia. 
Eale pintor ñoreció en Valencia en la centuria XVtl, y pin- 
tó veinte lienzos que conlieaen las puertas del retablo 
mayor de la parroquia de la villa de.Bocaírente, y cubren 
tas célebror pinturas del insigne Vicente Juanes, como 
consta de las escrituras que sobre el asunto se recibieron 
ante Bartolomé Hayques, uotariu de Bocairenle, y son: 

"Pie XVlll mensis januarij auno á natiritate DSi U.IKÜXXXXV, 
i.ojs Hayques y Andrea Navarro marmessors y tudors de la ha- 
cienda y persona de Elisabelb Sempere, tilla de Hoch Sempere, de 
la fila de Bocayrent, atenent ¿ .un decreí fel por lo señor biabe 
de Uarouia, visitador general del preaent regne, fet en... del mes 
de dembre del any 1M3, ab lo qual se proveiese pintasen les por- 
tes del altar major dcxades per Luch Sempere q.* germade de dit 
Aoeb Sempere; y Pere Salvador, pintor de la dutat de Valencia, de 
altra, es e«Ut Iraclat, pactat y concorda! en )a pintura de diles 



byGooglc 



292 

portes en esla Torma, que se han de pialar be y degudamenl, 
conrorme se segties. 

"ft'irao, qac se han de pintar les portes per la part deves lo al- 
iar be, y degudamenl ab tes coiors y sendres ñnes tots pintáis be, 
e de dit Pere Salvador; y se han de pintar fins per tot to otes de 
jüliol primer vinent del present any. 

nliem, les pintures que se han de pintar son les ¡nmediate se- 
guents; A la part de la sacristia ea los quadros de dait: ha deis 
sanls de la pedra, saat Bernal, sanl Luc, h Purissima, sanl Lo- 
rens, santa Águeda, santBIay, sant Bernardi, sant VicentFerrer, 
y la Presentacjo. A la part del sagrar! altre deis sant de ta pedra- 
ea les portelles de dsU: Sant Lujs bisbe, sant Roch, sant Andreu, 
sant Estcvc, Visitacio de santa Elisabeth, santa Barbera, santo 
Tomás de Vilanova, Sant Antoni de Padua, y Sant Vicent máiiir. 
Les quals pintures han de ser ab sos lesos paysossela, conforme 
cada cosa de manera pinlaLs de dos mans ab les coiors fines , pro 
quibus obliga etc. Y ha de portar la pintura y assentarla en lo re- 
laulc y portes ; y lo han de sustentar qnan víndrá, donarli Hit 
y possada, y sustentarlo á dít Salvador; y que. si pera possar 
dits quadros es nccesari fer andamis, los han de fer dits ad- 
ministradors, b los dits marmesors y administradors prome- 
ten h. dit Pere Salvador na cafis de forraent en prea de 8 Ls. per 
tot lo mes de maig primer vineat del present any, setanta Liu- 
res; en lo dia de Sant Miguel primer vinent del present any da- 
quanta linres, y les restants huitanla liures prometen pagar en 
tres eguals pagues, comenzan la primera pagua en lo dia de Sant 
Miguel del any 1646: la altra dia de Sant Miguel 164?, y la ulti- 
ma á Sant Miguel 1648; y portar lo dioer á Valencia. Pro quibus, 
ele. Testes mosen Gabriel Satorre, JohuiMons, de Valencia, y Va- 
lero Uobregat, de Bocayrent. 

»Die VII men&is octobrís (164S). In Dei nomiae. Amen. Nore- 
rint nniversi de com Loís Hayques y Andreu Navarro, de la fila da 
Bocayrent, ennom de tudivs y administradors qui stm estala de la 
persona y bens de Elis&beth Sempere, lilla y bereva de Roch Sem- 
pere, y huí marmesors de dit Sempere gratis, etc. Confesen baver 
rebut y baverlos entrcgat Pere Salvador present los tídI quadros 
coutenguls en la capitulado felá entre loa sobre dits, de uoa, y dít 



íbyGOOglC 



293 

Pere SalTadoT, piotor de Valencia, de altra, y rebada per lo nolari 
diiall eBcript en 18 de janer pasat del present auy, asentáis y po- 
sáis en lo altar nujor, boas, rebedors, confoTine pertany» y d^ mo- 
do y forma y manera, que conTé y eslava capitulat cu dita capí- 
tnltcio; y axi conresaat haver hagut y rebul aqnells en lo modo 
sobre dil, formea la preseni coofesio, renunciant, etc. Cancelant en 
qnaat menester sía la obligado que dit Salvador le de fer la pintu- 
ra. De quibiis, etc. Áctum Bocayrent, etc. Testes mesen Boch Mo- 
lina, vicari de la sglesia parrochial de Bocayrent, y mosen Gabriel 
Sitorre) preveré de Bocayrent, habiladors.» 



SARAGOZA (kn lorenzo), pintor, ciudadano de Valen- 
cia. Este pintor floreció cu el aiglo XIV, y aún vivía en el 
principio del siglo XV. como consta de la escritura de ca- 
IMtalacion, que ante Antonio Pascual, notario de Valencia, 
se recibió en 25 de Julio de 1402 entre dicho pintor y la 
Cofradía del Sacramento de la villa de Onda, sobre un re- 
tablo para diclia corradla, copiada fielmente del protocolo 
que contiene los años de 1400, 1401, 1403 y 1403, que 
pAra en el archivo de la Merced de Valencia. Los capítulos 
dicen así: 



•Die martis XXV jullij anno a nativitate D3Í M.CGCC. seeua- 
do Vaimtiae. Capitols Tels, otorgats é concordats entre en Bemat 
Piqner, coofrare de )a confraria del Corps precios de Jesu Christ 
de !a villa Donda. Et en Lorenz Saragoga, pintor, ciutada de Valen- 
cia, sobre un retavle que lo dit En Bemat Piqner demana k Lo- 
renz Sarago^a pera obs de la capella de la dita conrraría, la qnal 
es constrnida dins la sglesia m^or de la dita rila Donda. Los quals 
capitols son de la tenor segoenl: 

nPrímerament es concordat qac lo dit En Saragoga face lo dil 
retavle , ¿ aqnell sia tengnt fer de la ystoria del Corps de Jesu 
Christ, ben pinlat, k ben acabat, ab aquelles ystories que loditEn 
Bemat Piqner, 6 altre, qne vinga per part de la dita coafraria li 
designará. 



byGooglc 



294 . 

«Ítem , (]uc )q dit rclavle sía tengut fer de boaa fasta sera, 
migeTA, c que no hi haja cotters, 6 ñus, sia sancera é vera, re- 
gona se pcrtany. 

»ltem, que la dit reUtvle sia de cioch peces et un baoch, ¿ qae 
haja ta pe^^ del mig ab lo banch de henoa palms, meyas de tes 
poiseres, b les pepes deis cosíala hagen delaxoh, íialtab lobaorb, 
se^palm? é mig, ó mes, sena les poiseres; ó de ampie baja lo 
dit reíanle, sens les poiseres, quatroge paims , en esta forma: que 
la tavla del mig haja tres palms 6 mig, ó les allrcs la resta tro has 
los dils XIIII palms de palm de alna \'alenpjana. 

nliem, que lo bancb hage dos palms b mig de alt, obrat ab scs 
caseiles, d archets dobles, i) fálcala éebrats descarare, feabspichü 
bea enir«callals, pintat de la ysloria de Jesa-Christ, qoe >o hage 
seas costes. 

"ítem, que en cascuna de les dites cinch peces hage tres ca- 
belles, en manera que entre toles sien qulnge caseiles, obrades ab 
sos archets dobles spich é fuUets , é altres coses nccesaries e que 
facen i bell oroameat de aqnclles ab belles JDlercalladures , k al- 
tres florejaments feles en la dita fusta ab scapre, h en altra forma, 
axi com de bo b hell retavle se pertany. 

»Item, que les poiseres sien feles de la fusta damunl dila, ca- 
bades de lodi en loch de roses k altres senyals, segons que lo dit 
En Piqaer, k allre per la dita coufraria demanara. 

"ítem, qne obral lodií retavle é acabal de fusta, abans de pin- 
tar é engnixar ne fer hi algún sobreposl, lo dit En Saragoca ha- 
ja scriure al dit En Burnat Piquer, 6 ais majorals de la dita cofra- 
ria, é mostrarlos lo dit retaule nun acahai solament de scarp, ro 
manera qne aquells vcgen la fusta sils al cara; ¿ que apres que los 
ho haura intimat sía Icngut sperarlos YIII gornas, é no pus, k pa- 
sáis aquells pusa obrar sens sperarlos. 

"ítem, que los dits retavle k hanch sien ohrats i fets de fuH» 
dor (i, k e|s altres colors sien axi bons, bells ¥. fias com esscr 
pugnen, ¿ ui aquella quantitat que la ohra rcquir. 

>ftem, que les dites poiseres sien ohrades en la forma damimi 
dita, esceptat qne la danradora sia de fulla d'argent rolmda é lo 
adini^D'alanisnya. 

••ítem, que lo dil En Saragona hage i donar le dit reíanle c 



.byGooglc 



áí»5 

(nacb kcalat del primer día D'agosl [ius prop vioent en ua any. 
E que aquel! sia lengul de portar, e asseliar ^ son cost, eiceplat, 
qnela-ditaconfreria )i sia tenguda de pagar les beslies qael poria- 
na, k dar al En Saragoga cavalcadura fraacha anant é tornant, 
e( Terli la provisío aoaDt, TÍDenl é stanl en Oada. 

"ítem, que si perrenri lo dít En Saragoga no podrá acabar, 6 
acabara lo dit retaulc, ó per mort, ó per abseacia, 6 per qualse- 
valla altra ocasio, ó rabo, ¿ a^o será per colpa del dit En Sarago^a 
ópernegligencia b tarda de aqucll, ea tal cas, oo es, saber que 
si atarda Unt, que dios lo rcstant temps desui dits, lo qnal ell dea 
é es teaguDt acabar lo dit relaule, que en lo dit cas, lo dit retante 
pQxi e deja esser acabat á cosí k messio siia k de sos bens pro- 
pris. Ed allra manera, sino era per colpa, negligencia, 6 tar- 
da sos de no haver acafoat ¿ no haber obrat en aquell, eu tal 
manera, que eo lo restant del dil-temps bonamenl, no puixa 
esseí^ acabat, mes ell hage bauda, é fcta tota sa diligencia en 
(^rar aquell, en tal manera, que etc. En lo dit cas ell hage tan7 
tafeté obrat ea lo dit retaule, coid Ter debía, que en lo dít cas 
ell b sos hcreus sien tenguts de pendre per rala operii et ^an~ 
tilalisco que per ell sera obrat en lo dit retaule, i¡ h que restará 
i obrar daqní avant en lo dil retauie sia á carrech de la dita con- 
fíoria. 

nliem, que lo dit En Lorenz Saragojja hage á donar lo dil re- 
íanle k banch acabáis de totes les coses damunt díles dins lo dit 
lemps á concguda de dos mestres ben experls eo lotes les diles 
coses, i ago sois pena de cent floríns d'or D'arago per cascuna 
cosa, é cascnna vegada, que contrafara, vendrá á les dites coses ó 
alguna de aquellesl ó aqüelles no complirá rato manlis pacta. 

"iteai, que la dita coofraria que li será tengoda pagar, é lo dil 
En Beraat Piquer promel donar per aquella al dit Saragoj^ noraa- 
la florins per preu del dit retaule en aquesta forma, que de conli- 
nenl ii done XXX florins de la dila ley, ¿ á Pascba de Resurreccio 
altres XXX floríns; ¿ fet e assctíat lo dit retaule, altres XXX flo- 
ríns, sots pena de XX floríns per cascuna vegada. 

"Itera, que per toles les díles coses lo dit en Saragooa eie ten- 
pt de donar al dit En Piquer Termanza per lotes les diies coses , é 
cascnna de aqüelles, go es, en Peie Plaoell assaunador. 



byGooglc 



"E (le ago sieo teaguts los óamunt oomenat» lo bu al altre for- 
marue carta k cooeguda del notarí qui aqaelles rebrá. 

"Testes, hoDorabilia Bayoiuadas Tolosaui, et Berengaiüis.etc.'i 

Martes á 25 de julio de 1402. dicUo ea Lorenzo Sara- 
goza, pÍDlor, ciudadaao de Valeaoia, recibe del referido en 
Bernardo Piquer, vecino de Oada, loa 30 florines de oro de 
Aragón, por la primera paga de dicho relablo, y otorga 
carta de pago ante el mismo notarlo. 

SPEIRANDEU (rogeb), pintor de la ciudad de Valen- 
cia, floreráó en esta cHidadá ñnea del siglo XIV y principio 
del siglo XV, como consta de una carta de pago que otorgó 
en valencia aale iuan de Aragón, notario de dicha clndad, 
en 28 de Marzo del aSo U04, 

STODA (GDiLLEnHo), pintor de la ciudad de Valeo- 
cia. Este pintor floreció en dicha ciudad á Gnes del si- 
glo XIV y príocipios del siglo XV, y con créditos de 
buen pintor por los discípulos que acudían á su cqsa á 
aprender la pintura. Ante Jaime Blanes, notario de Valen- 
cia, miércoles 31 de Enero del año 1405, luán Claver aGr- 
ma á Vicente Claver. su hijo, por dos años en casa de Gui- 
llermo Stoda, pintor de Valencia, para que como discípulo 
suyo aprenda la pintura. 

Hartes 24 de Septiembre de 1404, ante el mismo no- 
tario Jaime Blanes, Domingo Mingiiez, carpintero de Va- 
lenciii, afirma á Luís Minguez, su hijo, en casa de dicho Gui- 
llermo Stoda, pintor, por seis años para que le sirva , y 
como discípulo aprenda la pintura. 

STOPINYA (jaihg), pintor de Valencia , ciudadano de 
Valencia. Eate pintor floreció eo Valencia á principios 



D,g,l,..cbyGOOglC 



297 

ik k centuria de 4400, como consla ile una escritura 
(te veuta ante Gerardo Ponte, notario de Valencia, en 94 
de Abril de 1404, por ia cual Jaime Slopiaya, pialor de 
Valencia, veade una casa á Miguel Arbucies, notario. 



TALENS (bbknardo), pintor de la ciudad de Valeocia. 
Este pintor floreció al principio del siglo XV , como consta 
^ una escritura ante Antonio Pascual, notario de Valen- 
cia, en 24 de Mayo de 1421, por la cual Juan de Clara- 
inuDl, presbítero, rector párroco de la iglesia {>arroquÍal do 
Carlet en el reino de Valencia, arrienda á Bernardo Taleiis, 
pintor de Valencia, la primicia de Carlet y de su alcudia, 
con varias lianegadasde tierra, etc. 

TEROL (anürés), arquitecto, natural de Cocenlaiua. 
Dos son los arciuitectos de Cocentaina, por Ib menos, tía- 
mados Andrés Terol. El uno casó con Angela Borras, hija 
ile Juan Borras, cu^'as cartas matrimoniales se liallnii 
unte Pedro Castell, notario do Cocenlaiua, en 8 de Sep- 
tiembre de 15t>7. El otro Andrés Terol, arquitcclo, Tué hci- 
mano de Jaime Terol, arquitecto, de quien so liablaráadclaii* 
le. Estos dos últimos fueran tos que sjuslarou los capitulas 
para fabricar las iglesias de San Salvador del arrabal de Co- 
eeolaina y de Sao Juan de Muro, ante Luis Juan Mico, nola- 
TÍo, en 1." de Abril de 1583. Los capítulos de la fábrica de 
la iglesia de Muro son los mismos, con poquÍ!>ima diferen- 
cia, que los (le la iglesia de San Salvador del arrabal de 
Cocentaina. 

Tomo LV. 19 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



■298 

Los tle estn iglesia se liicíeroh entre el jusUcin y ju- 
rados del aljama ile diclio nirabal, como administradores 
de la Tiibrica de San Salvador, de una parle, y de otra Jai- 
me Terol y Andi'és Terol, liennaaos, arquitectos de Coceii- 
taioii, sribre la construcción de dicha igleaía de San Salva- 
dor, y son los siguieotes: 

oPrimero: se obligaa los dichos arquitectos á edificar la iglt-sia 
en el tugar señalado por el scSor visitador del señor patriarca; 
que tenga H2 palmos de largo y 60 palmos de ancho, en la que 
deben hacer altar luayor, sacrislia, coro, torre iacorporada oa la 
misma obra, cuatro capillas^cada parte, hechas al romano, coofor- 
me á la traza firmada por dicho Jaime Terol. ■ 

"Segundo: que dichos Terols se ofrecen á dar acabada la obra 
dentro de uu año, declarando que si se concibiera necesario más 
tiempo para mayor perfección, etc., lo pedirán al señor patriarca. 

nTercero: que no dejarán la obra sino por falta de materiales; 
y por cada vez que la dejen ocho dias, iucurran en la pena de cicu 
sueldos para la obra, y la misma pena al justicia y jurados, si do 
dan los pertrechos necesarios cada ocho dias. 

sQuarlo: que Icndráa siempre en su compañía los peones y los 
alhamíes necesarios, ó que los juzgue Luis Juan Mico, notario ele- 
gido por concordia de ambas partes para dirigir la obra. 

sQuioto: que todos los peones se tomen del arrabal, si los hu- 
biere, pagándoles 4 Ls. 4á cada uno Ai jornal. 

■Sexto: que el justicia y jurados estén obligados á dar los per- 
trechos necesarios para la obra: cal, arena, yeso, piedra, ladrillo, 
teja y todo lo que convenga; quedando á disposición de los maes- 
tros amasar la arena, y dar capazos, sogas y cántaras. 

■Séptimo: que dichos jusUcia y jurados se obligan á dar mil 
pesos por las manufacturas de la iglesia, etc. 

■Octavo: que concluida la obra se pondrá visura de maestros, 
y si estos juzguen que vale menos de las mil libras, la reharán los 
dichos hermanos; y si valiese más, no estén obligados los justicia y 
jurados á pagar más de mil y ducientas libras, quedando á arbi- 
trio del señor patriarca. 

■Noveno: qne si se juzga que vale la obra más de mil libras. 



byGooglc 



299 

iiáiM Terftis hayan de tomar en caenta las maotifacturaü de los 
fuadamentes que ya e&láa hechos. 

•Décimo: que los arcos principales sean de ladrillo, las coato* 
nadas y portales de piedra picada, y estas á lo romano con mol- 
daras. 

■Onceno: que dichos capitales sean ejecutorios, bajo la pena de 
doscientos ducados. 

■ Deceno: finalmente, qne en la judicatura no entren las es- 
quinas de piedra picada, ni los fundamentos, qne están pa(;ados 
aparte, y particularmente las esquinas, en 64 libras. Bajo de estos 
capítulos se ajustó la obra.» 

Ed i9 de Julio de 1583 Luis Juao Pujazons , doncel 
seQor de Benazaa, salió por fianza de- Andrés Terol y Jaime 
Terol, arquitectos, para que el justicia yjurados det arrabal 
de Coceulaioa les dea et dinero ofrecido eu la capitulación 
' de la fábrica de la iglesia de San Salvador, e{c. Ante Luis 
Joan Mico» notario. 

TEROL (iaihe), arquitecto de Cocontaina. Este casó 
eo Cocentaioa eco Rafaela Tostado, y entre otros hijos tu- 
vo á Jaime Tero!, el pintor, de quien hablaremos en el ar- 
ticulo siguieDle. Consta de uoa jurídica informacioo que se 
halla en el archivo de la villa de Cocentaina, en la man» 
primera, Memorialii dt\ año 1650, en la que, á 19 de Julio 
mosen Vicente To-ol, presbítero, intenta probar y prueba 
con testigos de primer orden que es hijo de Jaime Terol, 
pintor, y de Esperanza Andrés, cristianos viejos, ele. , per- 
sonas lionradas y de las más principales de dicha villa, y 
como á tales su padre tuvo los cargos de justicia, jurado 
y otros. Que su padre Jaime Terol, pintor, es hijo de Jai- 
me Terol, arquitecto, y de Rafaela Tostado. 

Este Jaime Terol, arquitecto, era hermano de Andrés ■ 
Terol, arquitecto, como consta de las oapilulaciones arriba 



byGooglc 



300 

tintadas para ta construcción de las iglesias <]e San Sal- 
vador de Cocentaina y San Jtian de Muro, (jiie las prosi- 
guió dicho Juime con su hermano Andrés iiasla el Marzo 
de 1587, CR que murió Jaime Terol, y fué enterrado el 
día S5 en Santa María de Cocealaíoa. Y siguió la obra su 
hermano Andrés Tero], y seguramenle no se coucluyó, 
como habían ofrecido los arquitectos, por falla de materia- 
les. Pero en 28 de Septiembre del año 1590 declaro el 
rector del arrabal que la iglesia nueva estaba cubierta A 
la perfección, las capillas y arcos reparados, el pulpito y 
sacristía acabados, y la torre á punto de concluirse , etc. 
En 15 de fcbre'ro de 1604 se enterró en Santa María 
de Cocentaina Rafaela Tostado, viuda de Jaime Tero), ar- 
quitecto, como consta del Racional. 

TEROL (jaime), pintor de Cocentaina. Fué natural do 
dicha villa, hijo de Jaime Terol, arquitecto, y de Rafaela 
Tostado, como consta de la jurídica información arr¡I>a ci- 
tada. Casó con Esperanza Andrés, bija de Pedro Andrés 
de la Tonda y de Isabel Puig, familias muy distinguidas 
de Cocentaina. Dicho Jaime Tero! obtuvo los empleos más 
honorlñcos de diclia villa, como son los de justicia, jurado 
y otros. 

Este pintor Jaime Terol fué discípulo de Gerónimo Es|)i- 
nosa, padre del célebre Gerónimo Jacinto Espinosa , y pintó 
primorosamente y con muclio acierto, como se vé en algu- 
nas pinturas que se sabe ser suyas. Entre otras se conserva 
una tabla muy bien pintada, segiin el parecer de algunos 
peritos que la han examinado , y la pintó el año de 162 1 ; 
y es un Salvador que pintó sobre una grande tabla para 
el taberníiculo del altar mayor, con la hostia en la mano y 
el cáliz sobre la mesa: cuya tabla á Unes del siglo pasado 



Dgili.^byGOOglC 



' 501 
Ia quitaroD para colocar el retablo mayor recien liccho, y 
la Uraroa en una bóveda. Yo que conocia lo precioso de la 
pintura hice mis diligencias y la conseguí; pero lao echa- 
da i perJer, que gran parte de tilla cslabacubierta.de 
cera de la que caia de los ciriales del aliar mayor, con el 
(toco cuidado de los sacristanes en más de cíenlo y clncuea- 
lA aOos que allf estuvo. Tuve la paciencia de limpiarla y 
quitarle la cera, y lia quedado intacta; pues aun una aber- 
tura que tenia la tabla, como no toca á la cabeza ni las 
manos, no ia afea. La puse en casa de mi hermano 'R»~ 
taon de Arques Jover, que vivin enrrenle Üe la iglesia, 
donde la han visto muclios peritos, y allí se conserva. 

También concertó este Jaime Terol, pintor, el retablo 
mayor de Muro con su muestro Gerónimo de Espinoea 
nño {601, auuque después se concertaron de hacer todas 
lus pinturas dicho su maestro y dorar una porción, y el 
iliscipulo dorar todo lo restante del retablo, como queda 
dicho en el articulo de Gerónimo Rodríguez de Espinosa. 

También pintó dicho Jaime Terol, pintor, el retablo del 
lugar de Míllena, ajustándose con el justicia y jurados de 
dicho lugar. Este ajaste se hizo en 17 de Enero de 1627, 
por escritura ante Jüime Aznar, notario de Cocenlaína, que 
dice asi: 

uDíc xyil jímitarij auno a oatívitate Dñi. UDC.XXVII. Andrea 
Scmpere, jaslicia dcllochdcMillüiiade lavali de Travadell, Jay- 
»e Orlóla y Yicenl Botella, jurau de dit loch de Miileua atrobals 
ea CocenLayna, tenint orde de lol lo poblé, tots junts y cascu per sí, 
y per lo lol, axi ea nom de sos oflicis, y en nom de dita universi- 
Ut, regoaeienl devre á Jaiim Terol, pintor de dita vila de Cocen- 
layaa, pre^jent y ats sciis cent y síganla livics, moneda de Valen- 
cia, peí les inans y factures de un relaulc que ha de dorar, estofar 
y pialar, y fer lol lo que k son arl perlany. Posanl lo dit Jaum 
Terol loU tccaptcs y dit rclaule lo ha de pintar ab les pintures 



|.,j,l,r,-l-.,GOOglC 



502 

que li donaran orde. Lo qual ha de fer y acabar dins dos aovs, 
cOQClos, 00 es, en agost de 163S; y les dites 160 La. li prometen 
pagar en esla forma: 40 Ls. en agost 16^7; 40 Ls. en agost i638; 
40 Ls. en agost 1639; y 40 Ls. en agost iSoO, declaraos que los 
dils justicia y jurats tiaguen obiigacio de fer li portar los retauls 
á casa de dit Tero!, y aoabat de pintarlo sen hajen de portar & ses 
caseíi.- totes dilacions á part posades sots pena de 30 Ls. de dtUí 
moneda, etc. A.ctum Cocenlayna, etc. Testimonia Uiguel Girones é 
Joseph Girones, lauradoa deCocentayua.» 

Este retablo lo emprendió iomedíata meóte Jaime' Te- 
vdI; y aunque murió el mismo año de 1627, lo dejó con- 
cluido en los nueve ó diez meses que sobrevivió al dicho 
contrato. Las 160 Ls. en 30 de Mayo 1627. ante Jaime Az- 
nar notario de Gocentaina, las cedió para el dote de Justi- 
na Terol, su bija, cuya escritura dice asi: . 

uDie XX maij anno á nativitate Dñi MDCXXVll, Jaumc Te- 
ro), pintor, habitador de Cocenlayna, per obs de pagar k Lorenz 
Terol, son gendre, 160 Ls. reals de Valencia, part de major canti- 
tat que es deulor de la dot de Justina Terol, sa filia scienter, etc., 
li dona, cedix y traspasa á mesen Vicent Terol , prerere, tols los 
drcts que te contra la justicia, jurats... del loch de Millena, etc. 
á esHccio y cobranza de consemhlajits 160 Ls. que ab acte etc., 
li han confesat deure, etc. Aclum Cocenlayna.— Testimonis Miguel 
Ribelles, laurador, y Domingo Cambra, Tnster, habitadora de Co- 
centayna.» 

Testamento de Jaime Terol, pintor de Coceotaina, an- 
te Jaime Aznar, notario de dicha villa, hecho en 10 de No- 
viembre de 1627; sepultado en la parroquia de Santa Ha- 
Tin, dia 14 de dicho mes y año. 

«üie X novembris anno Dfii MDCXWU- — Gn nom de Jesús y 
de la SSma. Verge María mare de Nostre Señor Deu Jesn-Cfarist y 
advogada de lots los feeis chrístans, la puritat y Conccpció de la 
qual 6Ía alabada pera sempre james. \men. 



D5,l,r..cb,.GOOglC 



50S 

•Sapien toU com jo Jaume Terol, pintor, vehi de la vilade. 
Cacutuyut, estant en Hit de gren malaltia corporal, de la qual lem 
morir, y pasar deste present vidaenlaallra; en tal empero disposi- 
rió de ma persona, que per ven y parerdelnoUri y teslimonisdavall 
ícriis y demes circunslants pusch testar, y en aitra manera explicar 
nu volontat, coaüderant la obligacio que teta persona chrisliana y 
siil)ia te de dispondré de si y deis bens. que nostre Señor Deu en es- 
ta vida li ba comananl ans que la sdeveoidora morí la costrenyga k 
morir intestada, pergo usant de la misericordia de nostre Señor Deut 
puesmedona locb pera cumplir en dim mia oblígatio, invocada y de- 
unnada de tot bon cor la gracia y favor del Saoct Spríl, convó- 
cala el notari y (eslimonis davall scripts, precedint les solemnitas á 
for demanadea, revocant tambe tots é qualsevol testaments per mi 
relsyordenatsenman y poder de qualsevol allre notari finilapre- 
sent jornada exclusive: Hará de present, fas y ordene mon ullim y 
darrer teslameot, ultima y darrera volunlat mia en é pT lo modo 
se ftuent. 

nE primeramenl ¿ ahans de lotes coses vull, ordene y mane que 
lots mos torts, deutes é injuries sien restituides, satisretes y pa- 
mts, aqnells empero, y aqnelles que manifeslamcDl apparran ser 
yodeator ab caries publiques ó privades, for de anima sobre ago 
heaigoaraent obserrant', tot amparo prescripcio & part dexada, 
CDDi tal sia ma voluntat. 

"En apres encomanant la mia anima á mon Deu y señor crea- 
dor de aquella elcgesch sepultara al meus eos faedora quant Seoor 
üeu seri servil apellarme desta present vida enlaaltra dins la par- 
rocbial sgicsia de la present vila de Cocentayna en lo vas 6 fossa de 
Iscapella de noslra S." de la Esperanza, en la qual es beneliciat 
mosen Vicenl Terol, preveré, mon fill, pera la qual prench demos 
lieos quaranla livres de moneda de Valencia, distribudores eu esta 
roroia; qne vnll, que lo meu eos sia induit y vestit del habit del 
Pcre Seraphich S. Francos, paganlla cantilal acoslumada de cincfa 
liures; y mes viill sien dadcs al clero Revcrent de dita parrochial 
sglesia cinch llivres de dita moneda per la caritat de acollerme 
dios dita parrochial sglesia, conforme la serio y tenor de la visi- 
ta; y de les reslans trenta lliures de la dita moneda vull ser soler- 
ni be y honradament, conforme moa eslat y condicio : y ¡lagada 



byGooglc 



304 

la cariUL Jd spierrat y sepultura mia, vull que me sien dites y cc- 
lelirades lantcs mises resades quantes dir j celebrar se podrán en 
\a. <I¡ía parrochial sglesia, per los preveres empero que vc^drao 
los vanas marmessors inrra per mí elegidors, y que primer me sia 
dila y celebra! lo treulenart del glorios Saact Vicent Ferrer y les 
reslants de requie, ó de tempore, volent y expresaot y ordenant 
que la dita mia sepultura sia feta á voluntat y justa coneguda 
deis meus marmessors, los quals vull que sien Esperanza Andrés, 
ma inuller, y mosen Vicent Tero!, preveré, moa fill, ais quals done. 
y casen per sí, tot lo poder- necesari y que convinga pera fer y 
eomplir sens intervencio de justge algu tot lo per mi dispost en lo 
present mea tiltim y darrer testament, donaslos factiltat pera que 
dins dos anys pusent fer y faSea cumplir tot lo per mi dessus or- 
denat, com tal sia ma voluntat. 

»E venÍDt h la distribuctó deis altres bcns meus, altres, y con- 
siderat que ab cartes oupctals regudes per Nicoiau Ferré, notan, 
SOIS cert calendari doni h mon Gil JaumeTerol en contemplacio de 
liir matrimoni tola la part y porcio que podia teñir en nios bens. 
per oo al present li done dexe y llegue ciacb sous de moneda de 
Valencia per tota aquella part y porcio que puxa teñir y tynga 
per qualsevol dret, causa, manera y rabo en mos beas á fer de 
aquells á ses propies planes y liberes voluniats, com de cosa sna 
propia. 

>Item, vull, ordene y mane que per los hereus rocas per mi da- 
vall instituidors »ien donades á, ma filia Justina Terol, muDer de 
l.lorcns Terol , totes aquelles doscentes lliures, moneda de Valen- 
cia, que en conleroplacio de son matrimoni li prometí donar de la 
' manera y roodo que en les cartes nupcials rehudes per lo no- 
tari daval) script en... de Dembre de 1627, com tal sia ma vo- 
lunta!. 

nltcm, done, deie y llegue k ma filia Mariana Terot, doncella 
en menor edat constilnhida, en contemplacio de lur matrimoni ó de 
allre qualsevol honestat, cent lliured de moneda k fer de dites 
10Ü Ls. á ses propies planes y Itiberes voluntas, com de cosa sua 
propia. 

>Item, done, dcxe y llegue á Florentina Tero!, doncella, filta mía 
molt amada, cent lliures de moneda de Valencia, cu ronlemplacio 



byGooglc 



sos 

de l(ir malrinioni, 6 de allre qualscvol lionesUil, á Ter de a()udlc3 
á ses propies planes y Ilibercs rolimlas, com de eosa aua propia. 

kEo tots loB altres bcos meos, axi mobles sitis com semovents, 
deotes, drets y accicns mies hon quesiea y serán k mi pertaoveflls 
y pertanyer podents, luay ¿ prop hará b cu lo esdevenidor per 
qualsevol tilol, - cansa muiera y rabo, y de tots j¡o y quant yo 
puscb testar fasliereva universal y ea cara j^eoeral enpiinierloch 
i Espcraou Andrés y de Terol, muller niia raoll amada, viviot c» 
pero casta y Bcns marit; y en scgont loch fas hercns meiis, pro- 
pia, Boiversals y en cara generáis ^ mosen Vicent Terol, prc- 
lere, a Lois Turol y Carlos Terol, gcrmaos, filis raens molt amáis, 
á fer de dits bcns y herencia cascu de sa part á ses propies y li- 
beres Tolnnlats. Declarant que morta Esperanza Andrés y Terol 
nuller mia, molt amada, vull que succeixa en totlo usufruit ds 
tots mos b^us lo dit mosen Vicent Tero) , preveré, mon till, pera 
obs de alimeslar ais atlres tills meas y germans seus en menor 
edat coDslituits; y oblesa qualsevol de aquetls la perfecta edal de 
veint aD\'s at tal que axi tindra oblesa la dila cdat, tinga obliga- 
cío lo dit mosen Vicent Terol , mon fill, de darli la sua part que li 
prevé de mos beus. Declarant lambe, que si algu de dits mos lilis 
y bcrcus, lo que k Deu nostre Señor no plasia, uoris seus lílU llegi- 
lÍDis y uaturals y seas oblcnir perfecta edat de poder testar, (a part 
y porcio del tal raorit, sia, vinga y lorae ais hereus meus que li 
íobreviuran; y si per sort tots fossen axi mort», vull que la dita 
mia berencia sta per entegre deis altres filis meus y llegatarís, 
co es, de Jaume Tero], Justina Terol, Mariana Terol y Florenti- 
M Terol ; tornant en pero c^scu destos al eos de la dila mia he- 
rencia lo que en contemplado de lur malrimoni los havia dooal, y 
fct tot un montó y pasta, se partti quills per iguals parís lots los 
dits bens á fer cascu de la tal part á ses propies planes y libres 
voIunUls, com tal siama volunlat. 

"Uilimament vull, ordene y mane que suposat que lo dit mo- 
tea Vicent Terol, preveré, mon Sil molt amal, per la morí de sa 
uiare,iinga lo usufruit de mos liens, conforme está dit. que no se 
li ptiga demauar ni deoiane, per ninguna manera, conté ni raho do 
«til usufruit, pues vull que goce de aqiieH menlrcs que Ioü al- 
tres lilis meus germans y bcreus seus cslanin en menor edat y de 



byGooglc 



300 

a<)iicll puia fcr y faca, com de cusa propia, gim axi sia ma vo- 
luQlal. 

"^qvest es lo raeu ultim y darrer tesUtmenl, iimma y darrera to- 
liiDlat mía, lo qaal é laqual vuil, que valgueo per dret de nllim y 
darrer lestamenl per totsaquells fiirs, privilegís, nssos y boos cob- 
Uimadd preseot regne, que álaexecuciódestantia volnnlatsieBrK- 
borables. Lo quai fOD fet en la vila de Coccnuyaa en maos y poder 
du Jaume Azoar, Dotari, en deu dies del mes de noembre del any 
KI D C XXVII. Senyal de mi dil JauDie Tcrol, testador, qni lo men 
iillim y darrer testaiuent tet aprohe , ratitique, y conforme, voleol 
qtic tot lo dispost per mi en aqucll sia portal á ¡a degoda y real 
exceució, com lal sia ma voluntat. 

Presenls foren per tcstimoDÍs-4la confeccio delpresent tesla- 
ment convocats, pregáis y demaDats, Baltbasar Calvo, ciatada. Hie- 
roiii Pérez, mercader. Y Lois Joan Mas, Begoaador, habitador» de 
Cocentayaa, los quaU interrogáis etc. tots digueren que si; k yo 
dit notari coneix i tots, y tols i mi, per ser, com son tols, vehias y 
nalarals de la dita vila de Cocentayna.» 

Agravúsele la enfermedad á Jaime Terol, y así muri6 
Kiíliado 13 de Noviembre, y le enterraron al otro día, como 
se lióla eo el Racional de la parroquia de Santa María, don- 
de dice: 

i'Domingo á Í4 días del niesde Ko\iemÍ»rc del presente año 
1627 celebraron en esla parroquial de Sania María de la villa de 
Cocentayna sepultura general (así de todos los presbíteros residen- 
tes en la presunte iglesia, como de todos los forasteros hallados en 
la presente villa, como también de todos los padres franciscanos del 
convento de San Sebastian) de Jayuíe Terol, pintor; el cual fué se- 
pultado en el vaso que está conslruido en la capilla de Nuestra 
Señora de la Esperanza, antes llamada de San Jayme, seguo su 
última voluDlod expresada en su último testamento, recibido por 
Jaime Aznar, notario, en 10 días del mes de Noviembre del pre- 
sente año de 16í7. Y fué la presente sepultura celebrada gratis, 
por ser dicho íayme Terol psidr^ de Mosen Vicente Terol, presbí- 
tero beneíiciado y residente en la presente iglesia; y ser de cos- 



byGooglc 



lumbre celebrar las sepulturas de los padres de los clérigos de la 
présenle gratis St bbooriüce, eto 

TEROL (francisco), arquitecto de GoceQlttina. De este 
nombra lambieo hallo dos arquitectos eo dicha villa: el 
uno, que era casado con Calalioa Aodrés, la cual murió en 
la Uaiversidad de Muro donde trabajaba su marido, y la 
llevaron i enlerrar á Goceutaina en 27 de Mayo de Í6H. 
El otro Francisco Tcrol, arquitecto, fué casado con Magda* 
lena Selfa, hermana de Pedro Selfa, que fué curador de 
sus hijos por (estamento ante Fraaciseo Domenech, notario 
en... de Mayo de 1627. Entre oíros hijos tuvieron á Ma- 
tías Terol, como consta de la mano primera Memorialis á 
7 de Diciembre da 1650, en la corle del justicia de Go- 
ceataina. Dicha Magdalena Selfa, en 21 de Marzo de 1637 
murió, y era viuda, y se enterró en Santa María de Co- 
centaina. Dicho Francisco Tero), arquitecto, murió_en 21 
de Septiembre 1623. Toda esta familia de Terol fuó muy 
aplicada ¿ la pintura y arquitectura. 

En 2 de Noviembre de 1603, ante Miguel Andrés, no- 
tario, están las cartas matrimoniales de Francés Terol, al- 
baíiil y arquitecto de Cocentaina, con Gatalina Andrés, hija 
(le Jaime y nieta de Pedro Andrés. 



U 

URTEAGA (domingo), arquitecto y cantero, natural de 
Vizcaya. Estaba establecido en la villa ile Xabea el año do 
1518, quando le llamaron para hacer la igl&sia de Santa 
Maria de Goceotaina; y para ello ante Luis Juan Alzamora, 



byGooglc 



sos 

hotnrio, en 33 de Octubre, el comle t]e G'ieentiiiia, con la 
candesa y su liermana, el cieno, lajusticín y jurados de 
dicha villa. Orinaron capftuloa con Domiogode Urteaga, ar- 
quitecto y cantero viscaino. morador 'en Xabea sobre la 
obra de lo iglesia de Santa María de Cicenlaína, qne son 
los siguientes: 

«l^imero, que se ha de paEar á vivir con su mujer y familia á 
Coctintayaa, y han de pernianccer miuiilras dure la fábrica. 

"Seguado, que la villa le ba de dar uasa franca para sí y su 
familia. 

■Tercero, que asistirá en dicba obra haciendo quanto debe un 
maestro, sin divertirse áotros trabajos fuera de dicba obra, y se te 
darán cada dia de jornal cinco sueldos. 

nQuarlo, que para la dicha obra tendrá solo dos albauiles y 
dos aprendices, coa el jornal de nueve sueldos: seis á los atbañílcs 
y ires á los aprendices: y caso que se ¡suspenda cslc año la obr^i 
por falta de materiales etc., que haya de despedir á los dos altta- 
ñilcs. 

•Quinto, que el dicho Urteaga estará obligado á buscar y con- 
djcir todos los albañiles que se ne:es¡tarcu para la obra, y á guar- 
dar en dicha conducción para provecho de la iglesia, y ha de pres- 
tar juramento si hay entre los albauiles alguno iusulicicote, para 
despedirlo. 

■Sexto, qnc dicho maestro, albañiles y aprendices han de es- 
tar en la obra iisáa que loca la cimpjnu al albi hasta las oracio- 
nes, para almorzar medía hora, y una para comer, desde San Mi- 
guel hasta Pastjna de Resurrección; y de allí adelante, medía hora 
para almorzar, una y medía para comar, y medía para merendar; 
y cu este tiempo han de trabajar desde la salida del sol hasta que 
esté puesto. 

«Séptimo, que si le conviene salir de dicha villa por alguna ne- 
cesidad, pueda quairo ó cinco dias; pero sin que la villa le dé jor- 
nal, y dcxando albaüil hábil para que no pare la obra. 

■Octavo, que al tin d"l mes tenga obligaciou la villa de pagar 
los jornales que se deban á maestros y aprendices. 

"Noveno, que si durante la dicha obra hubiere algún albaÜtl, 



byGooglc 



309 

que no sea del gusto de dieho maestro, aunque hábil y traído por 
la villa, lo pueda despedir ; porque dichos albauiles haa de estar á 
la obedieocia y gusto del maestro. 

«Décimo, que ninguna de dichas partes pueda contravenir á 
e»lo3 capítulos, baxo la pena de iOO florines de oro. 

tOnceiio, que dicho maestro no está obligado á contribuir como 
lo3 demás vecinos de Cocentayna para dicha obra, ni en tachas etc. 

Los que firntaroQ tos dichos capítulos, juDtamenle con 
el arquitecto y cantero Domingo de Urteagua ó Urleagu, 
son los siguieales: D. Juan Etoiz de Corelta , conde de Co- 
centatoa: D.* Juana Fajardo, condesa, su muger; D. Ro- 
drigo Roiz de Corella, hermano del conde, habitador en 
Valencia: Uosen Pedro fiuera, vicario temporal de la igle- 
sia de Cocentaiaa: Fernando Falcó: Gaspar Falcó ineoor; 
Pedro Zatorre, y Gaspar Falcó mayor, pi-esbílerosde dicha 
iglesia: Andrés Juan Buera, justicia de Cocentaioa: Juan 
Ferriz, caballero: OoofredeCalalayú, doncel: Juan Falcó; 
y Francisco Leo, jurados de dicha villa. 

Para la ejecución de la obra de la iglesia, el vicaria 
de Santa María y los jurados de Cocentaina mandaron 
luego arrancar y picar piedra, y en 28 de Febrero de 
1519 los dichos vicario y jurados ajustaron el porte de di- 
cha [liedra al pié de la obra, con Miguel Margaril y To- 
más Calvo, labrador de Cocentaina; y para ello firmaron 
los caplluloa siguientes: 

d." que dichos Margarit y Calvo han de traer y acarrear tan- 
ta piedra picada quanla será menester de la pedrera, con su carro 
y lifsiias por tiempo de cinco años siguientes, y en cada carreta- 
da sesenta arrobas, dos más ó menos, y por cada carretada se les 
ha de pagar 2 Ls. 6, etc. 

•)3.° qiie la villa les ha de dar la carretera hecha y compuesta 
para que pueda ir el carro, entrada etc. 

>5.' que hayan de manifestar cada día al sobrestante de la 
obra las carreladas que han traído, y cada quince dias lo hayan 



byGooglc 



3tO 

(le maDifc'star á los demás para que les paguien todo lo ganado en 
los quiace días. 

•4." que la vUla les ha de adelantar 10 Ls. para el carro. 

tS." que si en didns cinco aaos se ha de traer la piedra de 
otra pedrera, les bayao de pagar ¿ juicio de los oficiales, vicario j 
obreros; y que la villa les ba de dar carretera, 

»6." Ilein, que no pueda la villa dar el cargo i otros. Final- 
mente, que los dichos capítulos sean ejecutivos, pena de 100 flo- 
rines, etc. 

En 6 de Febrero de 1531, ante Fraticisco Juao Leo, 
notario, el arriba dicho Domingo de Urleaga recibió 42 
Ls. de las 70 Ls. que le quedaron debiendo los adminislra* 
d<M-es de Santa Haria de toda la f&brica de dicha iglesia. 



X 

' XIMENEZ, eseullor. Eo el libro antiguo de Cabreo*» 
del archivo de Santa María de Cocentaina, éntrelas notas 
curiosas varias veces citadas, al Tol. % se Italia la si- 
guiente: 

«El Santo Cristo de los labradores le hizo, á costa de estos, X¡- 
iBenez, escultor de Valencia, y le encarnó Zaydia, pintor de didia 
ciudad, año 1596. > 

Es 4e advertir que dicha imagen del Santo Cristo, que 
se saca en la procesión del viernes santo, es itnégen primo- 
rosfsittia, (anlo por la escultura , como por la encarnación. 



ZALOM (BEHNAnDo), pintor de Valencia. En 8 de abril 
de 16t5, ante Juan Masón, notario de Valencia, Bernardo 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



Zalom, pinlor de esta eiudail, como procurador de Juao Bar- 
beidor, vecioodeHurviedro, substituye su procura en el dis- 
creto Pedro de Lozas para conñrmar las cartas malrimooíai' 
lesentre diciiosu principal y Sibila, hija de Beruardo Adam. 
En ti de marzo de 1611, ante luaa Andreu, Dotarlo 
de Valeacia, Beroal Zalom, pintor, ciutadá de Valencia. 

ZAREBOLLGDA (juan), pinlor de Valeacia, de mucho 
crédito, como lo d¿ ¿ entender- una escritura que recibió 
Antonio Pascual, notario de Valeacia, aQo de 1407, y se 
halla en su Nolulario, que á la letra es como sigue: 

uDie fflercuri] XSVHI septembris, aano a nativilate Doi. tí." 
CCCC. VII- Valcntiae.—SitomaibusiiotumquodegoJohaQDesIvan- 
yes, ricinus loci de Xerica, es certa scíeacia afUroio vobis Jobauui 
(aievolleda, pictori civi Valentlac, praeseoti et accepUati, Johan- 
oem Ivanyes, filium ineiiro, praesentem aelatis oudeciía aDoorum 
parum plus vel minus, ad aeptem anaos primo venturos, et coali- 
nue sequeates, videlicet ad adisceadum olücium vestrum pictoris, 
el ad raciendam omnia mándala licita et honesta vesíra, die ac noc- 
te, et dias promJteas, et bona ñds cunveniens quod dictorum sep- 
iera anaorum lempore perdurante diclus Johanaes vobiscum sta- 
bit, et a domo et servilio vestro non recedet, imó per totuin ipsunt 
tempas vobis scrTiet fidellter, atque bene, sccandum sai vires ac 
eliam poteslatcm. Et si Tortc quod abslt, dictas Jobannes dicloruní 
septem annorum tempore perdnrante a domo, el servilio vestrís ru- 
cesseril sine vestri liccntia el pcrmisu, convenio et promitto vobis, 
quod ipsum leslituain, et tornabo in domo et servilio vestri meis 
propriis eumptibus, et espensis, concedens eliam vobis potestaleoí 
el plenariam facultalem, quod si volueritis posaitis ípsam Johaonem 
ubique eum inveneritis ad servitium vestrum reducere et torna- 
re, auxilio cnriae ioteroedeute, vel licentia cariae, vel judicis, aot 
sai, aut allerius cuiusvis personae non petita requisita nec eUaní 
eipectata, sed aucloriláte tantum vestrae voluntalis propriae, 
et ipsum in dicto veslro servicio detinere taotmn temporis, quo 
a vestro servitío absens fuit emendam babueritis conducen- 
lera. Promilcns etiam vobis restituere, solvere, iradere el deli- 



byGooglc 



5(3 

berarc totiim illiitl, si (jiiiil, <|iiod absil, ipsiini roalingcril a do- 
mo vestra indebitc sccum ferré, omiiibiis aliisdanniRel inlercsse, 
tnigionibus et espensis, quae et quas propter absenliam ipsius Jo- 
bannis, vel ia pcrquireado ípsum fuceritis, au( sustínueritís quotiue 
modo. Super quibus et quolibct corum coQccdatur vobis, solo pro- 
prio juramento, quod qudc jur... nuno pro lunc, et ¿ contra vobis 
defliero et pro detalo babere toIo sídc testibus, et alia probalioDC. 
[tenuDCians de mea certa scienlialegi, sívejuridicentidenemiDeni 
jurameoli ante sui prestationem posse revocan etc. Cum boc la- 
mea pacto et coaditioae, qi|od dictorum cúrrente spatio aeptem an~ 
norum leDeamini dicto Johanoí, Slio meo providere ia esu, potu, 
calciatu, vestitu, secundum statum et conditionem ipsius, lam id 
sanitate, quam egritudine, usu el coasueludioe Valeniiae obsérva- 
lo. Et in tine septem annorum teneaniiai sibi faceré et daré cami- 
siam gramasiam, calígas, etcapncinm paQnis. vi. valore novem so- 
lidoruní, param plus vel minuj. Ad haec autem ego dictns Johannes 
oarebolleda aceptan» dictum Jobanncm in famulum meum cum óm- 
nibus paclis, et condicionibus snpradiclis, convenio el promilto vo- 
bia dicto Johanni Ivanyes et filio vestro praesenlibus et aceptanti- 
hus praedicta oraniaet singula in qualíbet sut particiila, et altcodere 
et compiere, tencre ct observare, et contra ea vel carum alíqitod non 
faceré, vel venire aliquo modo, causa vel ratione, Et pro praedictis 
ómnibus et singulis, el quolibct eoram comptendis, et íirmilcr at- 
lendendis, tcnendis et observandis obligamiis vobis invirem el vi- 
cisim omnia bona nostra, ubique habüa el habenda, eiiam privi- 
legíala. Et ego dictus Jobannes Ivanyes dictum Jobannem filíum 
meum. Actum esl boc Vaicntiae vicésima octava die septembris 
anno á nati^itatc Dni. millestnio quadriogenlesimn séptimo. — Si-;- 
fnum Johannís Ivanyes. — Sigtnuti Jobannis carcbolleda prac- 
dictomm, qui haec concedimus, laudamos et tirmamns. — Teste* 
hujns reí sunt Peirus Francb, et Jobannes Matliei, Freneriiis, 
cives Valenliae." 

ZAYDIA, pintor de Valencia en 1596. Veáse el artícu- 
lo antecedente, y Saato Cristo de los labradores do la villa 
de Cocoolaiaa. De este pintor no he hallado otra noticia. 
Pero la encarnación del Santo Cristo es excelente. 



byGooglc 



3i3 

{Apoca ó carta de pago hecha por el pintor valenciano Jwm 
Agofti ó Aguslin, á favor de Martin Méndez, de quien ha' 
bia recibido 43 sueldos y 8 dineros por derlas pintaras 
que había ejecutado en e¡ hospicio ú hospital de la parro • 
' quia de San Andrés.) 

Noluin sit ómnibus quod cgo lohaoaes Agosti, píctor 
ciuitalia Valentie, gratis et scienter coDÍiteor et in verítalc 
recognosco uobís lionorabili Marliao Meadez subcerio dic- 
te cíuitali babilalore preseiiU et uestris, quod itedistís et 
soluistis milií ego que a tiobis habui et recepí mee omni- 
mode volunlatis realiter numerando quadraginta tres sn< 
lidos et ocio denarios moaete Regalium Valeacie et sunt 
proleslu sive ratiooe certaruiu picturarum quas ego feci 
io quodam liospitio vestro sito et pósito Íd parocliia Saocti 
Aadree in vico vulgo dicto del íot pintal. Et quia reí veri- 
las talis esl renuncio scienter omni excepcioni nom numé- 
rate (I) et a uobis non habite et non recepte ut predicilur, 
et doli, fació uobis ñeri presens apoce instrumeiitum. 

Actum Valencie die undécima mensls februaris anno 
a natiuítate Domini millesimo quadringenlesimo nonagedi- 
mo séptimo Sig f num mei lobannis Agosti predictí f\m 
hoc concedo et lirmo. 

Testes buius rei sunt Petrus Tristany capserius et Pe- 
trus Murta Corserius ciuitatis Valentie babitatores. 

Sig -{- num mei Adelarde Carbonell auclorilale regia 
Dolari publici Valencie ac per totam lerram et dominatio- 
nem illustrisimi domini Regís Aragonum qui prediclís in- 
lerfui caque propia maau scripsi et clausi loco die el anno 
premissis. 

(Areb. Nac. histórico.) 

(I) Fklta pecunie. 

Tobo LV. 20 



byGooglc 



344 

(Maeicmus gtieratdi, pictor.) 
Noverint universi (juod nos Macianus gueralilí piclor 
et Mfiria eius u\or... Actum valencie décimo Katcndas sep- 
tembris anno domini in." ccc." xx quinlo. 

Es un Tecibu olor^Bda por los prnlichos, sobre Ir vrnta de unas 

(Marcos roures, ptetor.) 

Noverifil universi quod nos Marclius roures itntíquor 
|)iclor el vicinuB valencie et Barcelona et eius uxor... Ac- 
tum vuleneie pridie nonas Julii aano domini m.* ccc.** 
XXX pvinio. 

Et un* eKrUuro áf vnilu olorgatta por el <lirho m favor de Be~ 
nslo Es|iDiij'ol. En Is ntisma se bnce mención de otro pintor llaniado 
Michael Pdri, vecino ik Valencia. 

(Pefrus de la Torre pictor.) 

Noveiiot universi quod nos Peirus de la (orre piclor el 
Calarina Mateu coujuges ville Algezire tiabilalores... At- 
gezli'e, dte vigésimo mensis aoveinbi'is anuo a oativiíate 
domini millcsimo quingentésimo oonagesimo tercio. 

Es una escritura de ventadeuanhcmlad, otoi^da porlotrcfenJoa. 

(Arch. Nac. histórico.) 

En c1 se fardan también nra rarla , por la cual el consejo de 
San Uartiii de Aun de la abadía de San Vicloriano, concedíA naos 
mtdinos á Selustian Sancho, pintor, vecino de Palaiuelos, por el Ireí^ 
do de tésenla sueldos anuales. 

«F<«ha en el lugar de Sant Martin de Asan en 16 de Diciem- 
bre de {548.t (índice de San Victoriano u." 25S-pariicutarea). 

Y otra corta del consejo de Arro, por la que dñ unas casas al mis- 
mo pintor por el treudo anual de 65 sneldoi. iFecho on Arro á 8 de 
Mano del año de lK52.i (Id. SS6-id). 



byGooglc 



Franeiaco Chacón, vecino de Toledo. 

Que faze $ti pintor lAayor. 

Diña Isabel etc. Por faiwr bien e merced a vos fran- 
ciico chacoa, vecino de la muy noble oibdad de Toled», 
conüiDdo de vuestra sulifieaoia e abilidsü, o por algunas 
baenos servicios que vos me avades feciio e fazedes de 
cidadis, e en alguna kemyeada o Remuaeracion dellos, 
tengo por bien e es mi merced <iiie agora e do aquí adc- 
iinte, para en lodo vuestra vida, scadcs mi pintor mayor, 
eojedes del dicho oScio en todo lo a él conoernieote. E 
olrosjr, que como mi pintor mayor podades defender que 
nioguDd Judio nin moro non sea osado de piular la Tygura 
de nuestro salvador e redentor Jliesu Cliristo, nía de la glo- 
riosa MQta moria su madre, nin de otro sanio ninguno que 
loque A nuestra santa fee católica, so pena quel que lo con- 
ÍTJriofiíierc caya c yneurra en pena por cada vegada do, 
VS (cinco mil) mrs. para )a mi cámara; e por esta mi cnr- 
^, opor su traslado sygnado de esoribano publico, mando 
il [»i corregidor de la dicha cíbjad de toledo, e alcalde:!, 
eilguasyles, Regidores e otras justicias qualesquier de la 
'óifaacílKlad, e a todos los concejos, corregidores, alcaldes, 
■Iguasyies, Regidores, caualloros , escuderos, oficíales e ornes < 
Ixienas de todas las clbdades e villas e logares de los mis 
llegaos e señoríos, e alos duques, conde:^, marqueses, Ricos 
■"Oes, maestres de las ordenes, priores, comendadorese^ub- 
nmeadadores, alcaydes, castillos e casas fuertes e llanas, c 
iqulesquier maestros e pintores e otras personas del di- 
<^ nñcio de pintar, e :i otras qualesquier personas a quien 
^ ea esta mí carta coateoldo ataCíe ó atafíer puede, e a 



byGooglc 



3i6 

cada UDo dellos, que de aquiadelanle vos ayaa e reseUiao 
por mi pintor mayor, e usen con vos eo el dicho offcio 
eo todo lo al dicho oficio coacernienle. e vos guarden e fu- 
gao guardar todas las honrras, e gracias, e mercedes, c 
franquezas, eliberlades,e prehemiaencias, dígDidadcs, per- 
rogativas, esencioaes e ymuuydades, e todas las otras cosas 
ecada una dellas que por Razón del dicho oricio deuiedes 
aver e vos deuen ser guardadas, lodo bien e eoDplidaincn- 
te, en guisa que vos non mengüen ende cosa alguna. E 
otrosy, vos do poder e facultad para que podados aver yn- 
formaciun e saber la verdad quien e quales judíos e moros 
pintan la ymagen de nuestro señor, o de nuestra señora, o 
de otro santo, como dicho es; e asy sabida, podades ejecu- 
tar las dichas penas en los que en ellas yncurriercn , e en sus 
bienes, para acudir con ellas a la mi cámara; c para ello 
vos den lodo fauor e ayuda que les pidierdes e ovierdes 
menester, e que en ello enbargo nin contrario alguno vos 
non pongan nio cousyentan poner, e por esta dich.i mi car- 
ta mando a qualesquier personas de quien entendlerdes 
ser ynformado e saber la verdad de lo suso dicho, que ven- 
ga e paresca anle vos a vuestros llamamientos e enplaza- 
niíentos, e alos plazos e so las penas que les vos puayerdes 
fl maadardes poner de mi parte, las quales yo por la presen- 
te les pongo, para lo qual lodo que dicho es vos do poder 
conplido, e vos rescibo e he por rescibido al dicho ofício, e vos 
do poder e facultad para usar del, e los unos nio los oíros 
non fagades nin fagan ende al por alguna manera, so pena 
de la mi merced, e de privación de los oücios, e de confis- 
cación de los bienes de los que lo contrario Gzieren para la 
mi cámara e fisco, edemas etc. dada en la villa do medina 
del canpo, vcynte e un dias de dizienbre, año del nasci- 
mionlo del nueatro satuadorJesu Chrislo de myll c qualro- 



D,g,l,.9cbyGOOglC 



tíentos c ochenta aRos.— Yo la Reyna.— yo Fcroaud alna- 
res de Toledo, secretario de oueslra Sefiora la Reyaa, la 
fíze eacnuir por su mandado, acordada por vuestra alteza 
en forma, 
(inh.de Siiuaocas. (I) Regist. delSeUo. Leg. Nov. y Dic. 1480.) 

Bemaldim, pitüor vecino de SatUa Gadea. 

Don feraaodo e doSa ysabel etc. a vos pero garcía de 
val. vecino del logar ^rita del paramo, mayoldoino de la 
jglesia de Saot Loreynte del dicho logar, salud e gracia: se* 
liades que bernaldiao, pintor, vecino de la villa de Santa 
gadea, oos Gzo relación por su petición dezieodo quel ovo 
tomado e lomó encargo de fazer e pintar de pinzet un re- 
labio para la dicha yglesia de Sant Lloreynte de dicho lo- 
gar de ^ritá, por cierta quanlía de rars.; el qual cargo dis 
quel tomó con otro su conpañero, por ruego del Concejo e 
ames buenos, clérigos u legos det dicho logar, e de los ma- 
yordomos de la dicha yglesia. el qual dicho retablo día quel 
fizo e acabó muy perfeto e acabadamente de la estoria que 
le fue encomendadit, e disque como qulcr que sobre el pago 
ovieroQ algunas diferencias, pero en el cabo dis que se ovie- 
ron de concertar por manos de frey francisco de duero, 
fraile e oseruante de la borden de Saot Francisco, el qual 
disque le mando dar cinquenta e tres mili mr?.. e que la 
Gzo perder de verdadero precio quel merescla por la dicha 
ol>ra mas de otros dies mili mrs.: el qual e tos Vicarios e 



(1) Autorizado en i.* de Selieiubte de 1866, para obtener copia 
de docnmeotoa de eite rico depósito, turo b bondad de remití rmelai, 
coa noticia de muchos , e) Archivero Gefe D. Manuel García Gon- 
ulet. 



byGooglc 



5Í8 
viaítadoi'es de la dicha ygicsia disque maoJaron a vos e) 
dicho p^ro garoia de val. mayordomo de la dicha y^esis, 
que te d)ésede9 e pagásedes faata en quanlla de seis mili 
inra., pocos mas o meaos, que le restau por pagar de la di- 
cha quaoUa; lo qual día que vos qoq aveis querido faier e 
couplir, aunque por él aveis seido muchas vezes requerido, 
e disque le aveis fecho gastar de su fazíeuda estando em- 
l>araeado e detenido por cobrar los diclios mrs. do dos meses 
a esta parte mas de otros seis mili mrs.; en tal manera, que 
vos el díclio pero garcía disque le sois obligado a le dar e 
pagar todos ios dichos mrs. de la dicha debda priacipal e 
RiRS las costas, e dis que fasta agora no ha podido alcancsr 
oumplimiento de justicia de vos, por los muchos e-grandes 
favores que dis que vos leñéis en la justicia e otras perso- 
nas del dicho logar, mayormente seyendo él , como es, orne 
eslranjero, por ende, que nos suplieaua e pedia por merced, 
cerca dello, con remedio de justicia lo mandásemos proueer 
mandándole dar nuestra carta para vos e para que le die- 
sedea e pagásedes Ios-dichos seis raill mrs. que asi le res- 
tan por pagar del dtolio retablo, con maa oíros seis -mili mrs. 
costas que sobre lo suso dicho avra cabsa dis que ha fecho 
o le mandásemos proueer cerca dello lo que la nuestra 
merced fuese, lo qual visto por los del nuestro Consejo, fue 
acordado que vos deuiades ser llamado e oido sobre lo suso 
dicho, e qtie deuiamos mandar dar esta nuestra carta para 
vos en la dicha razón, e nos touimoslo por bien: epor la 
presente vos mandamos que del dia que vos fuere leida e 
uotiflcadft CQ vuestra presencia, sy ()udierdcs ser auido, e 
sinon ante los puertas de las casas de vuestra morada fa- 
zieudolo sabor a vuestra muger c lijos, si los avedes, e sinon 
a vuestros criados o vecinos mas cercanos para que vos lo 
digau e fagan saber por manera que venga a vuestra. ooti- 



byGoogle 



31!) 
cía e della non podades pretender ynorancia, fasts nueve 
liiu primeros siguientes, los quales vos damos e asigaatnos 
|)or (res plazos, dando vos los primeros eioco días por el 
primero plazo, e los otrbs dos días por segundo plazo, e los 
otros dos días por tercero plazo 'b lermioo perentorio, ven- 
gades e parescades ante nos en el nuestro Conseja a COd- 
piir de derecho sobre lo suso diclio al dicho bernaldíno, 
pyntor, e a dar e alegar cerca dello, en guarda de vuestro 
derecho, todo to que dezlr e alegar qubierdes para lo quol, 
e (Ara todos los otros ablos deste pleito a' que de derecho 
üeuiadea presente ser e llamado, e para oir sentencia o sen- 
tencias, e para ver tusar e jurar costas, si las y oviere, por 
esta ouestra carta vos llamamos e citamos e ponemos pla- 
zo iwrcDtoria mente, con apercebi míenlo quo vos Tazemos 
r|ue 8i en los dichos términos o en cualquier dellos veoter- 
des e parescíerdes ante nos en el nuestro Consejo, como di- 
cho es, queUos vos oirán e guardaran en todo vuestro dere- 
cho; CD otra manera vuestra absenm e rebeldía non em- 
balsante aviendola |M)r presento para los dol nuestro Consejo 
ojra al dicho bernaldíno, pintor, e libraran e determinaran 
en ello lo que fallare por justicia, sin vos mas llamar ni ci- 
tar ni atender sobrello; e de como esta nuestra carta vos 
lera leyda o notlGcada e la conplierdes, mandamos, sopeña 
de la nuestra merced c de diez mil mrs. para la nuestra cá- 
mara, a qualquier escriuaoo publico que para esto fuere 
llamado qne dende ni que vos.csla nuestra Carla mostrare 
leílimonio sioado con su signo porque dos sepamos eo como 
complides Buestro mandado. Dada en la muy noble cibdad 
de burgos a dos días del mes de Otobre aSo del oaseimien- 
to del nuestro Seíior Jesucristo de mili e quatrocientos 
e ochenta e siete años. — El Condestable Don Pero fernandes 
de Vdaaco, qondestable de Castilla por virtud de los po- 



byGooglc 



320 

jeres que tiene det Rey e de la Reyoa Dueslros Seflores 
In mande dar. Yo S." Ruis de Cuero, secretario de sus Al- 
tezas, la fize escriuir con acuerdo de los del su Coosejo. 
gudisaluus liceut^alus, franciscas dottor. 

(&rch. de SimaDcas. Regiflro dtí Sello. Leg. de Set.* y Oct.* 
de 1487.) 



Para que un fíodñgo de San Pedro, Pintor, y Aloiuo de 

Yepet, pedrero, hagan cierta t^ra que sé obligan de hazer 

en Aranxues. 

DofSa ysabel etc. a vos gomes maurrique, del mi conse- 
jo y mi corregidor de la ctbdad de toledo, y a vuestros lo- 
gares tenientes e a cada uno e qualquier de vos. salud e 
gracia: sepades que por parle del nuestro obrero de las la- 
uores de la casa que yo mande labrar en aranxuez me fué 
fecha relación, por su petición que sute mi en d mi conse- 
jo presento, diciendo que alouso de yepes , pedrero, vecino 
de la cibdad de toledo, ovo lomado a su cargo coa Rodri* 
go de Sant Pedro, pintor, ciertas lauores de la dicha casa 
de aranxuez, a destajo, por cierta contya de mrs. que por 
dio diz que les fue prometido, seguad que con el dicho 
obrero se ygualaron; e que no enbargante que por parte 
del dioho obrero an seydo requeridos cunplau lo que cad« 
uno dellos asento e se obligO| d\i que no lo lian querido ni 
quieren fazer, poniendo a ello muchas escusas y dilaoiones, 
a fin de lo no conplir. a cabsa de lo qual diz que la dicha 
obra resoibe daQo e se cesa de labrar en ella, e me suplico 
e pidió por merced sobre ello le proveyese, mandando apre- 
miar a los dichos Rudrigo de Sant Pedro, pynlor, y alonso 
de yepes, pedrero, a que cada uno dellos ciiniiliese e Gziese 



byGooglc 



321 
lo (]Ufl asy aseataron e se obligaron, o como la mi merced 
rueK, o yo tovelo por bien; ponfue vos ni«ndo que luego 
qoe con esla nuestra carta fuerdes requeridos, cfntriogays 
e apremicia al dicho alocso de yepes, pedrero, vecino de la 
dicha ctbdad de toledo, por todo rigor de justicia, a que 
faga e cunpta todo aquello t que asi se obligo de fazer en 
la dicha obra, por manera que por cabsa dello uo.resciba 
dafio ni et dicho obrero se me aya mas de eubiar a quexar; 
para to qual vos doy poder complido por esta mi carta, con 
todaa sus ynci Jeocias, e dependencias e mergencias, anexi- 
dades e conexidades e non fagadesendeal. Dada en vbeda k 
XXXI días del mes de Olubre año del nascimieolo de nues- 
tro Salnador Jesucristo de mili e qualrocientos e óchenla e 
nueve años.~-Yo la Reyna. — Yo Felipe Gtemeynte, pratbo- 
notario e secretario de ta Reyna nuestra SeSoro, la fiz scri- 
bir por su mandado, didacus de taus placeotins. Andrés 
dolor. 

(iich. de Simancas. Registro del Sello. Leg. de Sel.* Oct.* 
de 1489.) 

San nicnlás de plazencia. — Para que uno acabe de ¡ta- 
ler utt Retablo. 

Don femando e doña ysabel etc. avosmarlin gutierres, 
vecino do la noble e leal cibdad de Salamanca, salude gra- 
cia: sepades quel Retor, e cura, e mayordomo, e feligreses, 
e perrochanos de la yglesia perrochal de Sanl nicolás de la 
eibdad de plazencia nos eobiaron fazer relacioa por su pe- 
licion, diziendo que puede aver doze afios, poco mas o 
menos tiempo, quellos en nombre de la dicha ygleiia, ovie- 
roi) avenido e igualado un retablo para la dicha yglesia 
cm un pintor que lo pintase, que se decía Alonso de le- 



byGooglc 



322 
dcstna, que a (a sazaa veuia en la dicba cíbtlá)!, e qaét ñ- 
ziese e piDtaK a su costa el relAblo, dándole madera e pte- 
gaje, « ^ avia de poaer oro e coloi<es, e pialura e f^ra, 
ecoQ so greda poluo, e que la pyntura e colores fuese tan 
perfeto como otro Fetablo que eo (a dicha tñbdad le fue 
inoslrado, que esta en la yglesia mavor en la capilla que se 
dize de los dolores, e que fuese de las ymagenes e figuras 
quele pidiesen las estorías a s» costa, daudlo lo tltclia ma- 
dera e plegaje, e que la dlclia yglesia le dieae \W ello se- 
secta mili mrs. pagados en cierta forma, de los quales re* 
oebio e tiene recibidos sesenta mili mrs., poco mas o menos, 
el qual dicho alonso de ledesma, piotor, dio e obligo consi- 
go de manera común e a voe de uno a vos el dioho mar- 
tin gulierres, seguud que en la obligación e eootralo mas 
largamente se contiene; e quel diclio alonio de ledesma 
nunca cooplio, ni fizo, ui acabo el dicho Retablo, antea ha 
muchos días que se fue e abseuto desa diclia cibdad de 
plasencia, e que vos, ser enparentado en la dicha cibdad 
e allegado a muchos caualleros delta no han podido ni 
pueden alcancar can vos coiipliinieto de justicia, e nos su- 
piíoaron e pidieron por loerced oerca dellu con renoedio 
de justicia les pruueyésemos como ta nuestra merced fuese, 
c nos touimoslo |ior bien, porque vos mandamos quo luego 
acabedes de tazer e lagades el dicho retaUó que asi el di- 
cho alonso de ledesma so obligo, de que asi vos saüstes 
por fiador, o tes dedes e paguedes los díclios sesenta 
nuil mrs. que. asi diz que dieron e pagaron al dicho Alon- 
so de ledesma , e les deis e paguéis todas las costas e 
gastos que en prosecución dello han fecho de iodo bien e 
eoiiplida mente, eo guisa que le ooo mengue de cosa algu- 
na, e non fagades endeal por alguna manera, sopeña de la 
uuieslra mercede de diez mili mrs. para le nuestra cámara; 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



325 

pero si contra eslo que dicho es alguaa cosa quidiordes da- 
lir e alegar en guarda de raestro derecho, porqu* lo así oo 
dauadea fozer e conplír, por ^uanlo eliJidio Retor, e oitra. 
e miyortlomo dize que vos sois orne enparoDtadt» ea la di - 
eha uibdsd. e llegadoa muchos caualkros della. de los qua- 
les sois rauorescido e ayudado tanto e de tal (nanarftqiK 
■too podrían con vos aleancar compUmielo de jaslicia, sobre 
lo qoal di4 la yolormacloa que la ley de toledo disoné; 
por esta nuestra carta vos maiidatnos que de) din que vos 
esta nuestra carta vos fuere leída e ooliGcada ea vuestra 
presencia , sy pudierdes ser bvhIo, y sinon ante las puertas 
de las casas de vuestra morada, tiacieodo saber a vuestra 
muger e fijos, si los avedes, e sídod a vuestras ornea e 
criadas, e a vuestros vexinos mas cercanos para que vos lo 
digan e fagan saber en inaDera qutí venga a vuestra no- 
lioía, e dello na pedáis pretender yaoraocia, fasta qaiuze 
días primeros sigiúealss, los quates vos damos e asiaanios 
por tres plazo», dando vos los diee (lias por primero plazo, 
e loB tres dias por secundo ptaxo, e los dos días postrime- 
ros postrimero plazo e termino perentorio, o acabado, ven- 
gades e parescades ante los oidores de la nuestra abdieo- 
(>ta , por vos o por vuestro procurador suficiente, con vues- 
tro poder bastante bien ynstruto e informado cerca de lo 
suso dicho, en seguimiento del dicho pleito e cabsa, e a de- 
zir e alegar sobrello en guarda de vuestro derecho todo lo 
que deúr e alegar quisierdes, e a poner exoeubuciones (sic) 
t¡ detensiones si las por vos avedes, e a nir e ser presente a 
todos los otros ablos del dicho pleito e negoeío» principales, 
acesorioe, yocidentes, e dependientes e méllenles, anexóse 
conexos, sussectve uno en pos de otro fasta la sentencia de- 
TiHitiva ynolusiue, para lo quol oyr e para, tasación de cos- 
tas, sy tas y ovlere, e para todos los otros abtos-del dit^io 



byGooglc 



Sil 

pleito e negocio a que de derecho deucdes ser presente e 
llamado, vos llamamos e citamos e ponemos paz pereato- 
liameate. por eata nuestra carta , con aperccbimiento que 
ros fazemos, que sy parescierdes, los dichos nueslros oído* 
res oirán y guardaran en lodo vuestra jualicia; e en otra 
manera, vuestra absenciaerebeldla non embargante, aviéa* 
dola por presencia libraran e determinaran aobrello lo que 
la nuestra merced fuero e se fallare por dereclio sia vos mas 
llamar ni citar ni atender sobrello. e de como esta nuestra 
caria vos fuere leyda e ooUQcada, mandamos, aopena de la 
nue^a merced e de loa dichos diez mil mra. para la nuestra 
cámara, a qualquíer escriuano público que para esto fuere 
llamado, que dendeal que gela mostrare testiinonío sinana- 
do ($ie) con lu syno, porque nos sepamos como se cuople 
nuestro mandado. Dada en Cordoua a., (en blanco) días 
de JHJlio afio de nouenla afios. — Don aluaro ¡uanes licen- 
cialusde cañones, yspalensis. — andres doctor, filipusdoc- 
tur. — Yo Luis del Castillo, etc. 
(Arch. de ^mancas. Registro del Seilo. Leg. de Julio de 1490.) 



De justicia. A pedtmeitto de (ai márgea) Francisco 
Sánchez, pintor. 

Don Fernando e DoHa ysabel eto. A vos al." eorriqítes 
nuestro corregidor de las cibdades de Vbeda e bae^a, o a 
vuestro alcalde en el dicho oñcio, e u cada uno de vos, sa- 
lud e gracia. Sepades que francisco sanchez, pintor, ve- 
cino desta dicha cibdad de Sevilla nos Bzo Relación por su 
l>elyc¡on que ante Nos en el nuestro Cosejo presento, dy- 
ziendo que puede aver ocho años, poco mas o menos lieopo, 
que Vn marün Rodríguez, pintor e corredor de lonja, se 



byGooglc 



3¿5 

convino c ygunlo coD los canonygas e mayordomos de la 
yglesia de la dicfin cibdad por ciarla ooniya do maravedís, 
para quel diclio martio Rodríguez e otras maestros que) 
pusyese Gziesea e labrasea un Retablo ea la didia yglesia 
de bae^a; e el dicho marlia Rodríguez, asy ooaveaydo e 
ygualado por los dichos canónigos, fue al dicho francisco 
Sánchez e le RogÚ que (ornase cargo de la roytad del dteho 
Retablo e obra por el presgio quel la lenya ygualada, e él 
por su Dtnor lo aceblo e le plogo de lomar cargo de la my- 
tad de la obra del dicho Retablo, e por saneamyenlo suyo le 
fizo otorgar el controto en que se obligo a los diohos cano>- 
nigos a le faazer la dicha obra, por el qual cootralo se obli- 
go e se somelyo a la juridicion de Bae^a. e quel por coa- 
plir lo que itera obligado fue a la dlclia cibdad con cierlos 
sus odreros (»c), e labro en el dicho Retablo muchos dyas 
en que Reo muy grand parle de la obra quel hera obligado 
a labrar, de que mereció por ella mucho dinero; e él estan- 
do eootiauando ea la dicha obra, los -diehos oaanoygos e 
sefiores de la dicha obra le dyxeroo e maodaroo en pre- 
sencia del dicho martia Rodríguez, e aun dis que a su pe- 
ligion e Ruego, quel non Sziese mas ohra en el dicho Reta- 
blo aya los dichos sus obreros, porque no querían que en 
el dicho retablo labrasen, salvo los obreros del dicho inarli» 
Rodrigue);; e quel porfío mucho coa ellos porque le daxasen 
acabar su obra, e quellos le dyxeron que se fue» oorabue- 
Da ora que noa lenyan que fazer con él, salvo con el dicho 
marlia Rodríguez con quien se ygualaroo, por que non que- 
rían que entrasen en la dicha obra muchas manos, salvo las 
manos del dicho martin Rodríguez e de sus obreros, el qual 
u vino a esta cibdad de sevylla a su casa ; e que non eu - 
bargaote que gelo Requirió por ante escrívaao e testigos 
que le dexosen fazer la dicha obra, nunca quisieron, e el 



byGooglc 



526 

dicho martin RndrigiieJ'. e.sus obreros quediiron a la Iinzcr 
t acabar: e despties de lo qual dÍ3f|(iet díclio marlín Ro- 
driguen le pidyo e demando aale) oScial del arzobispo des- 
la cibdad que que (sie) bolvyese a fazer e acabar la dicha 
obra, e qtie que (sie) por le mas Tatigar le ha pedydo s<^)re 
los dineros de la diclia obra aiUel liceDciado calderoo, oro. 
alcalde, e que non enbargante que lo suso dicho los dichos 
canónigos, afin de lo fatigar, dis que por dis que por (síc) 
cabsa^ei dicho marUn Rodríguez... diziendo que! vaya a la 
dicha cibdad de baeca a Alegar contra ello loque quidere, 
|}ueB que alia me olUlgue;- en lo qunl dis que] Rescebíria 
grande agrafio e daño, pues qiiel, estando continuando la 
dicha obra, los dichos canónigos te echaron deila e le man- 
daron que non üziese cosa alguna; parque puesto que algu- 
na abcioQ tuviesen contra él, la avrian Renuaoiado e re- 
nuneiaron por le non dexar Acabar la dicha obra, e le echa- 
ron della, eqne siasy pasase, quel Rescebh-ia'en ello gran* 
de agravio e daño, e nos. niplico e pidyo por merced sobre- 
lio le mandásemos proveher e Renaedyar con justicifl. o 
cono la nuestra merced fuese, e nosloVymoslo por bien; |ior 
que vos mandamos que luego ayays vuestra ynformacion 
cerca dello de lo suso dicho, llamada la partea quien atañe; 
e si fallaredes por la dicha ynformacion los díciios einoni- 
gos mandaron al dicho francisco Sánchez, pintor, que non . 
entendiese en la dicha obra, non constintadcs (sie) nyn de-, 
des lugar a que le btyguen oyn traygan a pleylo ante las. 
justicias eclesiásticas nyn seglares , nyn aqui sobrello sea 
falygado, nyn se le fagan constas (tic) contra justicia. 
dada en sevylla a veyntedyas de Abril, aSo del Seüor de 
rayll e quatroeionlos e noveols afios. Don álvaro Johan* 
doctor. AlfoD, doctor. Aotonyus, doctor. Yo Chri3l(}val de 
Vitoria, escribano do Cámara del Rey e de la Reyna uuea- 



byGooglc 



tros señores, la ñz cscnvyr por su mandado con acuerdo de 
los del su coosejo. 

(irch. de Simancas. Regíttro del Sello. Leg. de Abril de 
1490.) 



De francisco tanekez, pintor, 
vecino de Seutíla. 
YnáltUiua al asiaente de SeuUia o sa lugar tenienle. 

Dou fÍBraaado e doñaysabe^porla gracia de dios ele., & 
vos, don juau de Silua, del uuestro Consejo e nuestro asisten- 
le de la muy noble cibdad da Seuilta, o vuestro lugar te- 
niente en el dicho oQcio, salud e gracia: sepades que fraacis* 
casancbeE» pintor, vecino desa dicha cibdad, nos fixo relación 
por su petición que ante nos eu el nuestro consejo preseal6 
díxieodo que puede aver oclto afios, poco mas o menos, que 
él e martin Rodríguez» pintor, vecino desa dicJia cibdad de 
Seuilla» se obligaron e lomaron a cargo de pintar un reta- 
Uo eo la yglesia mayor ds la cibdad de iiaeoB, e que cada 
uno por su parte con sus maestros comentaron de fozer la 
dicba obra; e que estando fecba la mayor parle del dicbo 
Retablo e continuando en la dicha obra, perquel dicho 
martin Rodríguez no sabia fazer ymageoeria se concertó . 
con los dichos canónigos quet (raería maestros que iiziesea 
la dicba ymagenerm e acabasen la dicha obra, e que al di- 
cho fraDcisco SancliBzque losaa della, yque no le dexaaen 
nías labrar eji elia,.e diz que los dichos canónigos, por lo 
quel dicho martin Rodrigues les dixo, le mandarou que non 
IstM-ase mas en la dicha obra, deziendo que do queriau que. 
fuese de muchas manos quet dicho martin Roilrigues e los 
maestros que avía traído la acabarían de fazer; e que com» 



n,g,t,7.cbyG00glc 



quier que les requirió que le dcxasen acabar Je fazer la 
diclia obra seguDd que eslaua obligado, diz que lo non qiií- 
sieroa fazer, e que después de acabada de fazer la dichs 
obra el dicho marün Rodríguez cablelosamenle e por lo 
fatigar, dezieodo que auia perdido en la díclia obra, touo 
mafia con los dicbos cauouigos que eo su abseucia le mo- 
uiesen cierto pleito sobrello en la dioba cibdad de baeoa; e 
quel díclio inarlia Rodríguez, a fin de le fatigar e faier da- 
fio, le movió otro pleito sobre la misma cabsa aste ciertas 
juezes eclesiáslicos desa dicha cibdad, y otro antel alcalde 
calderón, auestro alcalde en la nuestra casa e corte, e que 
estaodo asf en la dicha cibdad en el diclio pleito fue pre- 
sentada aotel alcalde de la justicia desa dicha cibdad por 
el dicho martÍQ Rodríguez una seotencia que en su absea* 
cía fue dada eo la dicha cibdad de baega en fauor de los 
dichos canónigos, e que por virtud della fue fecha esecu- 
cion en sus bienes por cioquenla mili mrs.; eu lo qval diz 
quel ha recibido mucho agrauio y daño, porque! oo es obli- 
gado a cosa alguna de lo quel dicho mortin Rodríguez le 
demanda, ni supo del dicho pleito que asi en su absea eia 
se fizo en la dicha cibdad de baeoa, de que emano la díelia 
sentencia, e nos suplico e pidió por merced ceroa dello con 
remedio de justicia le proueyeaemos mandando sobreseer 
en la dicha esecucion, fasta tanto que por justicia se viese 
lo suso dicho, o como la nuestra merced fuese, e nos touí- 
mosto por bien; porque vos mandamos que luego veades lo 
suso dicho, e llamadas e oídas las partes a quien ataSe, to 
mas breuemente e sin dilación que ser pueda, non dando 
lugar a largas ni dilaciones de malicias, libradas e delermi- 
nedes cerca dello todo lo que hallaredes por justicia, por 
manera quel dicho francisco Sánchez la aya e alcance e 
por defecto dclla non (enga causa ui razoo de se venir ni 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



529 

ehbiar a quexar sobrello mas ante nos. y entretanto que lo 
luao dicho se vee e determina, sobreseáis en fazer la dicha 
eseeucion, y los unos nin los otros etc. dada en Gordoua a 
nueve de agosto año de noventa y uu aSos — Don aluaro. 
— el deán de seuilla. andres doctor, gudisal^us doctor, 
fraociscus doctor. Yo Juan de botaño, escriuano de c^ma-' 
ra, etc. 

(Arch. de Simancas. Registro del Sello. Leg. de Agosto 
de 4491.) 

Saala Maria de la villa de Lillo. — Para que haga uno (1)' 
un Retablo. 

Doo fenando e doBa yaabel etc. a tos los corregidores, 
aaÍBteDtes, alcaldes e algaaeiles, merinos, e otras justicias 
qoalesquíer de todas las cibdades , e villas, e logares de los 
nuestros Reynos e señoríos, e a cada uno de vos en vues- 
tros lugares e juridiciones, salud e gracia: sepades que juao 
diaz, vecino de la villa de lillo, mayordomo de la ygtesia 
perrecba! del Sefior San martin de la dicha villa, nos ñw 
rdaeion etc., diziendo que puede aver año e medio, poco 
mas o menos, quel en nonbre de la dicha yglesia, e ua ge-' 
ronimo hernandeE, pintor, vecino de la cibdad de loledo, se 
vinieron e concertaron para que dentro de cierto termino 
ya pasado, el dicho gerónimo fernandez íiúese un retablo' 
para la dicba yglesia en cierta forma, por preseio de qua- 
reola e cinco mil mrs., segund que mas largamente diz que 
pasó e se concertó enlrellos, e para lo asi conplír e guardar; 
«Uvgaron contratos e obligaciones fuertes e ñrmes, e quel 
dicho geronimo fernandez dio ciertos fiadores para sanea- 
mieolo dello, los quales dizque se obligaron quel faria el d¡- 



(1} Gerónimo Fernniujez. 

Tono LV. 



byGooglc 



330 

olio retablo, e que asi es quel dicho gerooimo fernandez no 
a coaplido el dicho asiealo e reoabdo, como quiera que 
dizque tiene resbidos («te) dellos dies e oclio cnill e quioieBlos 
e treinta mrs., antes dizque anda absentado en la villa de 
la guardia e en otras partes , de manera que si a ello se 
oviese de dar lugar él yria, por no ser llano nt abonado ai 
arraigado, eo lo qual la diclia ygleaia dizque recibiria mu- 
clio agrauio e dapno; e nos suplico e pidió por merced, que 
sobrello le proveyésemos de remedio coa justicia, man- 
dándole dar nuesta carta para todas las justicias de las 
cíbdadee e villas e lugares de nuestros Reyuos e SeGorios, 
para que do quiera quel fuese fallado, ú los dichos sus fia- 
dores, o cualquier delloa, sean presos e puestos a buen re- 
cabdo, e los enviasen a su costa a nuestra c*rce), por ma- 
nera que no fuesen sueltos fasta tanto quel dicho l'ialor 
faga el dicho retaUo, o pague los mrs. que asi rescibio, 
como la paga a que diz que estaña obligado , o como la 
nuestra merced fuese, e nos lovimoslo por bien: porque vos 
mandamos a todos e a cada uno de vos, en vuestros luga- 
res ejurediciones, que constando vos e paresciendo por ia* 
formación cierta quel dicho gmtnimo fernaodez questa 
obligado a fazer el dicho retablo, e pudiendo ser ávido él o 
qualquier de sus Gadores los fagades arraigar seguod que 
la ley manda, para quel dicho gerooimo fcraandez fara el 
dicho retablo al tiempo que asi diz que esta obligado q 
asentado a derecho coa la dicha yglesia, y para lo juzga* 
do etc. dada en la villa de raadríd a catorze dios del naes 
de febrero, año del Se&or de mili e quatrocieotoa e noveola 
e cinco afios. — Dob Alvaro.— -johaDoes, dotlor.— Philipus, 
doltor, franciscas licenoiatus. 

(Arch. de Siroancas. Registro del Sello. Lcg. de Febrero -de 
1491.) 



byGooglc 



334 

Meiehior, (deman, pj/itíor. 

Asento con la Reyoa nuestra señora por 
pynlor en treinta días áé\ mea de maro» de no- 
venta e dos, por un stt atuala firmado de su 
nombre, lieoe de racloo en cada un año cin- 
quenla mili mra., los (luatea le han sido libra- 
dos fasta en fin del año de noventa e siete. . 50.000- 

Año de 98. 
Librados al dicho melchior, alemán, los di- 
ebo9 50.000 mrs., eo francisco de madrid, por 
nomina fecba a lí> de mayo de 99 aQos. . . . 50.000 

Año de 99. 

Librados al dicbo Melchior ca cuenta de su 
quitación 16.666 mrs. de un tercio que sirvió, 
por Démina fecl» 30 de mayo de 1500, en fran- 
cisco de madrid 16.666 

Afío de 1500. 

Librados al dicho melchior, pintor, de su ra- 
ción desle aQo, por nómina de su alteza fecha 20 
de setienbre de quinientos, en el dicho secretario, 
einquenta mili mrs. . 50.000 

Afío de 1501 anot. 
Librados al dicho melchior, alemán, pintor, en 
qaeola de su quitación desteafio, 20.000 mrs., 
por nomina fecha en granada 20 de otubre del 

dicho aSo, en fernand Rodríguez 20.000 

(Áreb. de SimaDcas. Casa Real. Leg, núm. 1.') 



byGooglc 



Juan de Flandes^ 

Asentó con la Reyoa nuestra Señora, en 
veinte e siete días del mes «le Otubre de noven' 
ta e seis años, por un su aluala Urniado de su 
nonbre: (¡ene de ración por pintor veinte mili 
mrs., losquales le lian sido librados fasta en fin 
del aílo de noventa e siete 20.000. 

Afío de 98. (1) 



Áftí> de 99. 
Librados al diclio Juan de Ftandes. 

Año de fSOO. 
Librados al dicho Juan de Flandes, de la ra^ 
cioQ deale año, 30.000 mrs. por nomina de 
Su Alteza, fecha 20 de Setienbre de 500, en et 

dicho Secretario 50.000. 

(jU má¡-gen). Está adelante este Juan de flandes, (wrqne le 
acreceolaroD a treinta mili mrs. 



Juan de Ftandes, pynior. 

Asentó con la Reyna nuestra Sefiora, por 
pyntor, en ocho días del mes de marco, de no- 
venta e ocho afios, por su aluala fírmado de su 
nonbre. tiene de racioD treinta mil mrs 30.000. 



(1) Eití en bUnco en el originsl «la partida y ImIui ju las otn« 



byGooglc 



(rft margen dfáe). Paresee quel año de 98 le pagó goo^alo de 
baejía, legoD su eonfesion. 

Año de 99. 

Líbradosal diclio juan de Flaodes los dichos 
30.000 mra. deste aSo, por nomina feclia 30 de 
mayo de 1500 afios, en el secretario francisco 
de madrid . 30.000. 

Año de 1500. años. 

Librados al dicho Joan de Flandes los di* 
cbos treinta mil) mrs. en francisco de madrid, 
secretario, por nomina fecha a 20 de Setienbre 
del dicho afio 30.000. 

Afío de 1501. años. 

Ijbrados al didio Juan de Flandes de dos 
lercios de su quitación deste afio, 20. mil , por 
Domioa de Sa Alt.* fecha 20 de Octubre de 501 
atíos, eo feroand Rodrigues 20.000. 

(-41 margen.) 

Libraron, dBmas, al didio juan de flandes cuatro mil mts. que 
le quedaron en dever desta quitación del dicho üo de SO 1 . , por 
«dula de Su Alteza fecha 10 de DicieQbre de S02., en heroan Ra- 
nires. 

Año de 1502. años. 

Librados al dicho juan de Flandes 10.000 
mrs. det tercio primero deate año, por cédula de 
Su att.* fecha 2Í de julio de 502, en fernand 
Rodrigues 10.000. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



334 

Librados al dicho juaa de flandes, pialor, 
10.000 mrs. de uo terolo desle dicho afio, por 
cédula de Su Alteza fecha 7 de hebrero de 503, 

en heraaa Ramirez lO.'bOO. 

(fU miü-gen.) 

Los 20.000 mrs. desto pago Gaspar por mandado de Sa Alt.' 

Año de 503. 

Librados al dicho 20.000. mrs. de los 
10.000 mrs. del tercio postrimero del año pasa*' 
do de 503. y los otros 10.000. mrs. el tercio 
primero deste año de 503, en el dicho.'por cédu- 
la de Su Alteza, fecha 24 dé Juoio de 503. . . 10.000. 

Librados al dicho 20.000. rara, de los ter- 
cios segundo e postrero deste dicho año, por 
nuestra cédula de 15 de novieohre de 503., eo 
el dicho 20.000. 

Año de 504. 

Librados al dicho 10.000 mrs. del terpio 
primero deste añO de 504, por Cédula fecha 18 
de IdIIq del dicho año, ea el dicho comeodador. . 10.000. 

Librados al dicho 20.000. mrs. de su qui- 
UeloD de los tercios segundo e postrero deeta 
dicho año, por cédula del Rey fecha en toro 15 
de Enero de 505., eD el dicho Comendador. . .' 20.000. 

(A.rch. de Simancas. Casa Real. Leg. niim. i.') 



byGooglc 



(0)fia de una mtniífa d» asiento ajustado entre el co- 
mendador mayor de León, Francisco de los Corsos, de ana 
parte, y dos pintores de la otra: sin fecha.) 

Lo qoe se trata entre el muy Magalfico SeGor D. Fran* 
címo da los Covos, comendador Mayor de León, de la ¿r* 
den de Santiago del Espada y Secretario del Emperador 
Bey de Espaüa N. S., y entre los onrrados maestro bartolo- 
m£ bafiacavalo y maestro blas do pipiai, de bolofia, pin- 
tores. 

Primwamente, que Su SeQoría sea obligado y áé fian- 
tes aquí al Rector del collegto de los EspaQoles (1), de dar 
a cada uno de los dichos dos maestros cien ducados de oro 
largos, los quaies corran dosde el dia que de aqui partie- 
ren basta el dia que de Vatladolid salieren acabado el di- 
etra año. 

ítem, que les dé para el camino desde aqui a alia veyn* 
te y cinco ducados para cada uno. 

ítem, que sea obligado de dalles para la lomada, exce* 
to sy ellos DO tomasen otra obra en Espa&a (pasada el di- 
cho año), y que en tal caso no sea obligado a darles para 
el camino un mri. 

ítem, qae también ellos se obliguen y den fianzas de qui- 
nientos ducados, yr derechos y no se detener en el camino. 
syao ser en Valladolld denVro ée cincuenta días, poco roas o 
menos, ooataado desde el dia que de aqui salieren; y que 



(1) Fundada en Bolonia an 1360 por «1 urdenal B. Gil de Al- 
bornoz.— -La biografía de Bartoloroeo Bamenglii detto il Bagnacft- 
*alb [148i-13i2) pnede vene en Le file de' pií eccellenti pittori, 
teahori e archiltflt, di Giorgio Vasart: Firenir, Le Monuier, 18Si, 
L n, p. Sé. 



byGooglc 



536 

si pudieren yr en IreiDta, lo harán (ezcelo sioo fuere por 
enfermedad o lal caso fortuito que los escuaase) , pero qae 
si en el camino, a yaalaocía ie, alguno, tomasen úlgUN 
obra a pintar, por pequeQa que fuese, que en lal caso sus 
bieaes sean obligados aquí de pagar al Redor del CoUegio 
de los Españoles los dineros que asi bubieseo llevado, y la 
díclia pena^ ea nombre del dicho señor Comeodador -mayor, 
a la qual en tal caso el Rector, se conslitiUiya por deudor 
a la una parte y a la otra, y que ellos puedan ser eompof 
lidos a ello por vía de justicia, y el dicho seQor Comeada- 
<Ior haze desde luego su procurador el dicho SeQor Rec- 
tor, con poder amplísimo para los pedir y .convenir en su 
nouibre. 

Ítem, que sean tenidos a laln-ar todos los días que fue* 
reo de hazer algo, dándoles los materiales ^ colores y ao- 
damios, y que ellos no pongan otra cosa que ^u fatiga y los 
instrumentos o pinceles para .pintar y para moler las oo> 
lores. 

ítem, que el dia de las fleslas puedan hacer de si lo 
que quisieren, designando o pintando para se aprovechar, 
con tal que no sea labrando fuei-a del lugar que el SeQor 
comendador mayor les deputare. 

Ítem, que el Señor Comendador mayor sea obligado a 
dar alos dichos dos maestras, y a un mozo para ambos, de 
comer y cenar competentemente. 

Ítem, que se cuente el afio desde el día que salieren de 
botonia hasta el dia que salieren de Valladoltd, y que se« 
obligado a les substentar y dar el dicho partido por un 
año. a Ra¿on de dozientos ducados en cada un aSo: convie- 
ne a saber; ciento a cada uno dellos en cada aSo, pagados 
por tercios, el primer tercio en el dia que comencaren a 
pintar, y el segundo y leroero en fin de cada quatro meses. 



byGooglc 



337 

ilem, que dé de coiner, y no otra coaa alguna, a un 
RWQ3 propiu dellOs que muela las colores y les sirviere en 
la obra y pintar, y no en otra oosa alguna. 

ítem, que quando estuviesen enfermos les den lo que 
avran menester, y médico y medicíoas, pero que no ganen 
salarÍD lodo el tiempo que asi estuviesen. 

ítem, que durante el diclió termino de un aüo uo pue- 
dan los dicbos, ni alguno dellos, a ynstaocia de qualquier 
seQor eclesiástico o seglar, aunque fuese Rey, o duque, o 
conde, o marques, o Obispo, o Arzobispo, oPalriarca, o Car- 
denal, o prior, o convento, o iglesia, cabildo o raonesterio, 
o otro qualquier tugar o Señor espiritual o témpora^ tomar 
otra obra, por pequeQa que sea, aunque sea de un solo día, 
faent de su casa, syn expresa licencia del Señor Comenda- 
tlor mayor, firmada de su mano; y que si la tomaren o pia- 
laren otra cosa durante el dicho tiempo do un año, que 
dios {ñerdan lo que basta entonces ubieren ganado, y tes 
pueda pedir attiende delto tas costas lieohas liasta aquel dia 
desde que de acá salieron; y esto por via de justicia, y ellos 
sean tenidos a se las pagar, para lo qual ellos quieren ser 
presos y detenidos. 

ítem, que sean obligados a pintar las ystorias o cosas 
que Su SeSorla les mandare pintar. 

Ítem, que si pasado el dicho año salieren del servigio 
del Sefior Comendador mayor para el mismo lugar o en 
otra qualquier parte de Castilla hazer o tomar otra obra. 
que no sea tenido el dicho SeBor Comendador mayor a les 
dar para el camino de la tornada cosa alguna. 

ítem, el Señor Comendador mayor promete, a fe de 
quien es, de les tratar y bazer (oda onrra que ellos les me- 
rescíeren, y les haver por encomendados según ellos le 
servirán. 



n,g,t,7.cbyG00glc 



538 

'Iteni, que si passado ct diclio año et dicho S«fior Co- 
iiieodailor mayor uMere menesler servirse dellos en sos 
obnis, que sean tridos, so las dichas peoas, servir con el 
dicbo salario en lasarles que Sa SeQoría les dixere, con 
tat que sea en cosas suyas proprias. 

(\rch. de Simancas. Secretaria de Guerra. Leg. a.' 2.) 



Bttilo y Septüiura dd Príncipe D. Joan. (1) 

EIRey: Contadores mayores de quentas, yo vosmandoque 
asta Irezienlos e cinqueata ducados que Gonzalo morales 
rescibió de pedro de caballa, por cédula de Juan Velaaqnex, 
coQlador mayor, e del Consejo, para pagar los derechos e 
fíeles e acarreos y oirás cosas que se hiueron eo traer el 
bullo y sepultura del Príncipe don Juan, my muy cáh) e 
muy amado hijo, que Dios baya, desde genova donde se 
liixo, asta avila donde esta asentado, gelos Rescibaya e pa> 
seys en cuenta, solamente por juramento que haga el di-' 
dio Gonzalo morales como los gasto en to suso dicbo; de- 
clarando en que cosas, porque yo soy ynformado'que uo to- 
vo logar de traer testimonyo delios, por se gastar en mu- 
chas partes y en muchas partidas, y esto fue demás de 
otros mili e qualrocientos ducados que Rescibió e dio a 
maestre domiaioo, que los ovo de aver, conforme a su capi- 
lulacioUi en queota de lo que se le ovo de dar por hazer el 
dicho bullo y sepultura, fecha en batbueM a xxj dias de 
otubre de quinientos y treze anos. — Yo el Rey. — refren- 



(1) Hijo de \o» Roye» Calólicos. Falleció á 4 de Octubre <1« 1497 
á loa 90 años de edad. {Histúña Jet reinado de lot R. C. por W . I] . 
Pi-tMoit. H«L 1846. t. 3." p. 117.) 



byGooglc 



339 
dada del Seerelario CodcIiÍHos. — Seüalada Je un coiitudor 
tuyor. 

(Arch. de Simaacas. Libros de cédulas de la Cámara. Núme- 
ro 32. f. 16. ¥.» ) 



Rtíaeion de carta de Francisco Tercijo (sic) á Su M.', de 

Viena, a i dé Mayo 1569, y de otra de ckanionú á 

Qayat de xxvni del mismo. 

(Oniiro) — Relación de curta de Francisco Tercijo, pin- 

i9r M Jurckiduqw Fernanda, q Sa M.^, de Vima a i, 

de Mayo 1569. 

Que por la particular affigian que siempre ha leoido y 
liene a !« casa de Aaatrin, lia xviii años que emplea su 
yngwie y fuei^as en retratar y poner eo eslampa todos los 
Emperadores y PrÍQ£tpes della, antecesores de Su M.', y 
assi ha repartido la obra en seis libros. Uoo de los qua- 
ks eaibia e>Q va emboltorio a Su M."*, en pliegos sía en- 
quadernar; que avnque lieoe hecho otro ea perganiino para 
emhiarle. no puede venir por la posta tan acomodado como 
deue embiarlo con otra ocasión , conforme al parcsger y 
consejo de Cliantone; y lo mismo hará de los oíros gioco 
libros, entre los quales ay vno -parlicutar de lodos los 
abuelos y bisabuelos de Su M."* de parle de madre, remite 
Cbantone el dicho embollorio á (layas para que lo presente 
a Su M.', y escriuele procure que se mande dar al dicho 
pintor alguna gralificanion por su trabajo y buena vo- 
luntad. 



.b> Google 



Carla d« ñlos de Chaníoae a Qayas, fecha en Viena a 
iS de mayo i569. 

(RacIbWi ■ II de Jaaio.) 

La carta que va eoD esta para el rey es de vd piator 
del Archiduque, el qual embia á S. M.** un emboltorío lar* 
go, redondo, cubierlo de encerado, donde hay pinluras do 
lod arcliiduques de Austria, como se vera por la dicha car* 
ta, que 8U[riico á V. m. quiera presentarla con tas piatuns 
á Su Mag.', y procurar que al dicho pintor se le mande 
dar alguna gralificacion por su trabajo y buena voluntad; 
y V. m. me liara mrd. en auisarme de lo que en eslo re- 
soluerá Su Mag.^. el dicho embc^lorio va aparte, y llénale 
este mesmo correo. Nro. Señor guarde y ^cresi^Dle la 
til.* persona y estado de V. ni. como deseo, de Vmu á 38 
de Hayo 1569. 

Besa las manos de V. ra. su servidor Perrenoth (I). 

(Bay una rál>ñca.) 

(Arcb. de Simancas. Ettado. Leg. Núm: 661. fol. 81.) 



(4) PerrcDot, Cardenal de Granvela. 



byGooglc 



(Corta autógrafa d» Francisco Tereijo (bíc) pintor, á 
S. y., fecha en Viem á i de Mayo 1509.) 

Sacra R. Cat." Ma. Rb. 

Poiche il Sig.' Dio Don m' ha dato tanto spirilo et 
/me cb'io posaa melter íd isloria l'eccelsé imprese dell' 
ínailiss.* Irapeirator Garlo V, Padre di V. M.'*Cat.*', et di 
taati «Bteceasori suoi che baaao illustrata la gloriosiss.* 
uu d' Austria, per paragonarli alti piu celebri Imp/' Gro* 
á et Latini antiohi, Mi sonó affalicato gia dicíotto anal, 
pa quaoto ha eomportato la poasibilila tlell' iagegDo, etla 
debóleza délla fortuna mia ia eaprimer le lor uere iniagt- 
Di, per racoomaDdarle all' imtnarlalíUi. Nella qual impresa, 
aben io coooseo elie non posso arriuar all' alteza del sug- 
getlo: Non di meno non ho, pero, hauala la fortuna cosí 
eoQlraria che non tiabbia io qualche parte dato effeto a 
queslo peosier roio. Hassiroe hauendo io lasciata ogn' al- 
Ira cosa da parle per continuar questa mia falica sotlo la 
luoga seruitú che ho apresso del Ser."^ Arciduea Ferdi- 
Qudo,- aoú apresso di lutla la fatieissima casa di V. M.*" 
CiL^ siché hauendo ordinata Topera mia et comparlilola 
ÍD sei libri, ne mando adesso uno a V. M." Cat.°* suppli- 
eaudola bumilissimá mente che si degni guardar, non tanto 
■Q'opera ia se, quanto all' animo d' un deuotiss.* servitore, 
cbe tiorrebbe poser far cosa di maggior qualila. Le mando 
per hora questi fogti cosi squinternati, perché la posta 
iM« puo portar commodameote quel cb'io ho falto ordina- 
n per V. U.'* Cal.** atampalo in pergamena. U qual io le 
■naodero con qualofae altra raiglior commodita, secondo il 
muflió deír 111."*' Suo Amb/ qui, che l'ha vedulo; et 



byGooglc 



342 

cosí Taro degl' allri libri ancora. Ira qualí eara un pánico- 
lare di lulti )i suoi Aut et Proaoi malerni, che son reslati 
successori di tante atlo et Reali fsmiglie et possesson 
di tante prouiDcie et Regni acquislali, con ualoroaissima 
mano. Prego it Sig.'' Dio che conserui sempre felice la 
real persona di V. M." Cat.**, et che a me conceda di po- 
terle dedicar la aeruftu déll' opera mia a tanta gloria del 
suo nome, quanla e la deaotioo ch'io porto á V. U. C, a 
la qual humilissíniamente bacio la mano. Di Vienna, )i 4 
di Maggio 1569.— Di V. Ss. M.» Cat."— Humiruiimó el 
Deuolissimo Seruilore. — Francesco Teroijo, Pitlore. 
(Arch. de "Simancas. Estado. Leg. 683, f. 80.) 



(Copia de carta original dd Cardenal Montepuleiarto á ' 

Fdipe S.", fechada en Roma á i% de Diciembre 

dfs I56t.) 

S. C. R. M." 

L'apportator dt qoesta, eiie aará ua mió camarere man' 
dalo fr-'posta, presentera io aome mió i V. M.** Cat.°* i do- 
deci imperatori, clie da Giulio Cesare p." snocesiramente 
salirono alio imperio Romano, sed[»U io marmo, et rilratt 
da gti «oticlii éssempii, per mano di uno de pin eccelleoií 
scultori che aia in questa Cité, et ciasebedaiio di essi ha 
il fluo posainento. con questi sará pur nel medcsimo modo 
scolpila la imagine del non mai á baslania lodalo impera- 
tore Cario Quinto, Padre di V. M.'*, djfemo col suo pou- 
meato, il quale eoai come and¿ di parí con la virtu,'et col 
valor deU'armi, áqual sisiadelUsop.^.cosi superó tuttí con 
la bonlá sua. Appresso liaveri V. M." una ñgura di m«la- 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



543 

Ho, tragelUta qui da un& che é ae) CampiJoglio, delle piu 
nre utiehitá di Roma, ta quale »tá io alto di cavarsi 
noa spiu del piede. el tre Uvole comesae di varíe pielre 
iDotto belle et vaglie, che oggidísi «pprezsaDO pur «asai. 
Mando anchora á V. M.^ una piltura del miracolo che fece 
Giesu Chriato N. S.'* resuscilando la Sgliuola dell'Arcliísi- 
Digogo: et Íd ultimo, uno sludiolo lavorato á ZÍidído, clt'io 
credo che ood se oe sia visto un allro á i lempi uostri fat* 
to di qvesla maniera. Ora ío só be'ne che lulte queste cose, 
apresso alia graodezza et atli meriti di V. H.** Cat.^, come 
locbora apream del desiderio mió, sonó ua piccolíssimo do- 
no, beoché quelli che saono quali aiano le forze mié lo 
giiidicheranao pero allramenle; por, qual'egli si sia, sujt- 
plicoá V. M.^ che ai degni di acceltarlo coa líelo animo 
per un segoo della devota mia servitu verso di quella , le 
qnili eme ho pensalo che possano serviré á lei io darle 
qualché reCTcattone , quando le occorrerá d'inleriaaoiare 
falle enre ohe accompagnaoo la grandeiza della M.** V., 
ti i me per oonservar viva nella memoria sua queita mia 
Tena di lei sincera affettione, et quería mia pronta volon- 
U i servirla scmpre dove le {nacerá di comandarmi. Ho 
tdIuIo che i Maestri medesimi che lianno fallo le opere 
11 marmo Bop.** vengaoo con esse, per assicurarmi che non 
titbbiano da patire per cosi luogo et sinislro viaggio, et 
perche quaoto purcio avvenise possano rímediare; oltre 
dn se A V. M.** toroasse ancfae tjene di voíersi serviré 
delíarte et safñcieoza loro, egliao saranno parati ad abedir- 
!a: ne per contó dt delti Maeslri si ha da pensare ad altro, 
i^iTcadoli io mandati beA sodisfaUi et qontenli si d^lle 
nptrc che ossi haoDO falto, in torno alie (^oali 9i, soro oc- 
upati molti mesi,. si della cura cti'io ho loro commessa ia 
Iirle condurre á salvamento i V. M.** Cat.°', alia quale, fa- 



byGooglc 



344 

ccndo qui fine, bacio bamilmeate le sncre maní, che 
N. S." iddio le conceda quella oiaggíor felicita (;be ella 
destderá. Di Roma, allí HdiDecembre 1561. HumUisMino 
servilore il cardenal Montepulehano. 
Eo et K>br« de 1* earu te lee: 

Alia S. R. C M." Re Gonzalo Pérez. — Que en eslo ha- 
ble vuestra merced fi S. M."* y se lo acuerde. 

(Arch. de Simancas. Estado. Leg. Düm. 8S9, foU 201.) 



Copia del decreto de S, M. fechado en Madrid aZQ dt 
Setiembre de Í6M (I). 

De parle del cómbenlo de Santa María del Spasmo en 
Sanio Splrito , sillo en el Reyno de Sicilia , se me ha dado 
el memorial que va aquí; remilole al Consejo de Italia pa- 
ra que se vea en ¿I, y con atención parlicutar a que aquel 
Cómbenlo y Abbad me ha remitido la tabla de la pintura 
que se lia traído de aquel Reyno, se me consultará lo que 
te offrecíere y pareciere en orden a fauoreoerle en lo que 
pretende y suplica.— Está rubricado de la Real raaoo. — 
En Madrid a 50 de Setiembre 1661.—' Al conde del Cas* 
trillo. 



(1) BelstÍTOfCOD los tres docnmentos úpiientet, «1 celebre eundro 
delUfad ío Spasim« di £«7», traidoá EapaBa, para FcüpelV, en 
este año 1661, por el abad (de que nquí se trata) P. Cleroeote Suro- 
poli, xgan coiMia por cartni det Cardenal Faquenettí j del P, Gen^ 
ral Olivetano Fr. Aogdo Haria Torelli, fechad» ambas en Roma á 
23 de Hayo de 1661, que publiqué, rain el trabajo deCean Berron- 
dei acerca de las TÍcwitHdes por que ba paudo obra tan admirable, en 
£/ ArU en España, lomo VI, p(. 302.^. 



.byGooglc 



Dentro de ate decreto ae halla copia del luemorial (jne se cita j 
dkeaii: 

Se&or. Lo que se pretende por et Monesterio de Saa- 
U Haría del Spaamo ea Santo Esptrllu, silo ea el Reynó 
de Sicilia, estramuros de la ciudad de Palenno, en remu- 
neraeion del seruicío que ha hecho a V. M.'' de einbiarle 
h tabla de Piotura de Nro. S/ coa la cruz eo los bom- 
bros, es que por cuanto en el estado presente en lodo 
aquel Reyno no ae conoze cosa redituable que poder pe- 
dír y sea perpetuo, para que se logre la merced que 
V. SI.' (Dios le guarde) puede hacer al dicho Monasterio se 
le ofrece este medio... 

S^e proponiendo el que se reGere en la coDButta, sin añadir mal 
de lo qne se dice en ella relativo i dicha tabla de pintara. Veíase, 

(Arch. de Sirnaacas. Secretarias provinciales. Leg. b." 1117.) 



Copia de la eontulta original del Consejo de Italia. 
Sicilia. a 15 de octubre de iGQi. 

El consejo de Ytalia, obedeciendo el orden de V.- M. de 
30 de septiembre, que vajó con memorial del conventó de 
Santa Haría del Spasmo de Palermo, aobre la reinunera- 
eiOD que pide del servicio de haber embiado a V. M.** l.i 
Pintura que tenia en su Yglesia, representa el consejo lo que 
ae le ofrece y podrá mandar V. M. se haga. 

Dentro la respuesta de S. M.**— Publicóse en 22 de Ot- 
tubre 1661. 

Todo esto en la earpetá, que lleva dos rúbrkat. Dentro dice: 

Señor: Coa decreto de 30 del pasado se sirvió V. M.** 
remitir al consejo un memorial del convente de Sania Ma- 
ría del Spasmo en Sanli Espíritus junio a la ciudad de Pa- 
ToHO LV. ¡22 



byGooglc 



3i6 
lermo, p^ra que con alencioa particular a que aquel con- 
vento y Abbad ha remitido a V. M.^ la tabla de la Pintura 
que se lia traydo de aquel Reyoo de Sicilia, se consulte a 
V. M. lo que se le ofreciere y pareziere en orden a fabore- 
zerle eu lo que pretende y suplica. 

La preteQsioD.9e reduze a representar que en remune- 
ración del servicio que ha hecho a V. M. el Monasterio de 
embiar la tabla referida, e que por quaoto en el estado 
presente en dicho Reyno no ae reoouocs cosa redituable 
perpetua que poder pedir para que logre la merced que 
V. M."* puede haier al Monasterio, propone por media que 
la Abb»dia de Maxione en dicho ReyJio tiene de ralor á'ier. 
mil eacudosi y sobre si diferentes cargas precisas que im- 
porlaran hasta tres mil , que se reparten cada «Qo entre 
los capellanes que celebran los oficios divinos y otras per- 
sonas y cossas necessarias para este Ministerio, las quales 
nombra el Abad propietario de dicha Abbadia. Y el conven- 
to dize que pues estas cargas que tjeae por precisaas dicha 
Abba^a se dirigen at culto divjao y no hay iuconvenienle 
que pueda obstar a que los monges del Monasterio de San - 
la María puedan oficiar aquellas oceupaoiooes sin que se 
le siga por esto perjuicio alguno al Abad propietario de la 
Maxione, suplican a V. M. les baga merced de dar al Mo- 
nasterio algUD^ renta de pensión sobre los siete mil escu- 
dos que te quedan Irires al que fuere Aba^, y aplicarles ios 
. tres mil que tiene de cargas la misma Abbadia; quedando 
obligada el Monasterio a pagarlas, reservando ea sí Jo que 
se distribuye entre Capellanes y demás personas y oossas 
locaotes al culto divina, que se podrá servir per los Religio- 
sos (quedándoles este útil) con la beneracioo que otro qual- 
quiera sacerdote. Y que en caso que esto parezca diGoil, 
V. M.' haga merced al Monasterio de la Renl« que fu«ra 



byGooglc 



S47 

Krrtflo eo C09a que sea ñ]a, por aoDslderaciqQ dol servicia 
que bs liecho y d« qoe el señor Rey don Piíelípe Segundo 
y oln» SeSores Heyes antecessores do V. M. han ofrecido 
diversas sumas de ducados, por medio de sus Virreyes, partí 
GODseguirle, cuyo valor no tía extimado el Monasterio y re* 
ligiosos como saucr hera voluntad de V. M.', que an aot0' 
puesto a todos tos intereses, fiados en que los recluirán ma- 
yores de la piadosa mano de V. HÍ.'. Iiaciendo esta supplica 
para poder labrar una casa dentro de la Ciudad de Paler- 
nto, que por no tener medios no lo han podido hazer desde 
que dieron la suya para un forlin en tiempo del SeQor Rey 
D.* Phelipe 2.*, causando grabdfsimas enfermedades a los 
Religious que la h&uitan, siendo ef sitio en todo contrario a 
la salud. 

Tfaauiendose discurrido sobre la materia con atención 
a )o que V. M.' se sirue de insinuar en el decreto referido, 
a la esUmacion que esla pintura ha tenido y tiene en to- 
das parles, y a la Qoeza conque el conuento ha correspon- 
dido a la intcnzion que el virrey le declaró de la gratitud 
conque V. Al. se seruiria de recluirla, y a que, quando no 
tabiera á valor que por su opinión y por su Autor lia me- 
rexido, hauiendo de corresponder a su eslímaclon la remu- 
neracioa de la grandeza y muntBcencia de V. M.' es nece- 
saria 9U equibalencia. Y conferido en el género , calidad y 
easltdad de la merced porque supplica el Monasterio. E)n 
primer lugar excluye el Consejo la que se insignua de la 
pensión sobre la renta de la Abbadía de Maxlone y apli- 
eañon de la que se reparte entre capellanes y cuito divino 
da diclú AblMdia encargándose de uno y otro el Monaste- 
rio. Porque la dicha Abbadía es la mas calificada de aquel 
Reyno, y que antiguamente fué Iglesia Caihedrul y Metro- 
¡N^ de Palermo, conserbando por esto actualmente el qué 



byGooglc 



348 

el i]¡a Je Corpus salga detla la processíon con asistoncia 
del Virrey y Consejos y otras preeminencias y oulio que 
cessarian o se limitarían rauclio, y por consiguiente la de los 
Abades, si se tocase en sus rentas y se diese forma diferen- 
te en el seruicío de dicha Abbadia subrogando en lugar 
del que basta aquí ba tenido el de los Religiosos, que ordi- 
nariamente en aquel Reynono atienden tonto a conscrbar 
el cullo diuino, quanto a sus propias conbeniencias. Por In 
qual pareze al Consejo que V. M.'' podría seruirse de Iiazer 
merced a dicho Monasterio de Santa María del Spasmo de 
mil ducados de renta perpetua en cada un año, los qui- 
nientos en espolies y sedes vacantes del dicho Reyno, con 
derogación de todas las ordenes que buuiere en contrario. 
Y tos oíros quinientos en Tratas de granos, con refacion 
entrambos efectos de lo que por algún uccideale no se co- 
brare algunos años se subrogue y cobre en tos siguientes, 
para que con esta renta puedan acudir el Abad y Religios- 
sos de dicho Monaslerío a In fabrica o i^pnro de su Iglesia, 
al adorno y Cullo delta, pero sin darles permisión para mu- 
darse de aquel sillo que les dio la elección de sus superiores 
y que es necesario para conserbar la debocioD de aquellos 
subditos y la,memoria de lo que en tiempos passados se ex- 
perimentó en el sitio de la misma Iglesia, con que eslima el 
Consejo que el Monasterio queda remunerado de su serui- 
cío, y V. M."* Iioura correspondido con esta merced a su li- 
beralidad y Real munifícencia. 

V. M." Resoluerá lo que huulere por coabinieote. eo i 
Hadríd a 15 de octubre de 1661. i 

Siguen ocho rúbricas. En el margen izquierdo de la primera lla- 
na hay loi DOmbreí de lo« coiiK}er(M j el Resl decreto fiigaíentei. 

Conde de Castritlo. — Conde de Mora. — Don Gaspar de j 
Sobremonle. — Duque de la Montaña. — Don Benito Tretles.J 



byGooglc 



340 
—Don Alonso de Oca.— Carlos BeioD.— Donato Antonio da 
Uarínis. 

Decreto. — Esta pintura es tan conocida y celebrada 
como se salte, y hauieado tantos Virreyes de Sicilia beclio 
ililigeDcia para remitirla a Espnña y orrecido por ella taQ 
suuídos precios como es notorio, sin liauerlo podido conse* 
guir niagiino, y autendomela ymbiado aora aquel oonuento 
coolademoslraciondegusloqueseauislo, parecequecon- 
uiene se rreconozca en Ytalia, que no solo me ha sido grato 
c»te seruicio, sino también la forma en que lo lian hecho; y 
assi he rresuelto bazer merced a aquel eonuento de cuatro 
mili ducados de renta perpetuos en los efectos de espolios y 
sedes vacantes y traías de granos, con rrefaccion de un año 
eo otro como se me propone, y que quando algún año faltara 
la cantidad destos efectos se les supla de lo mas bien parado 
(le los efectos ordinarios y extraordinarios de mi Real ba- 
lieoda de aquel Reyno, por lo que deseo que esta i'enta le 
quede a aquel eonuento fija y bien asegui'ada. AI Abbad que 
a uenido a traerla bago tanbien merced de quinientos du- 
cados de pensión en las primeras vacantes de obispados 
que_ Vbiere en aquel Reyno, y para su huella he mandado 
que se te dé vna ayuda de costa. 

Tiene la rúbrica del Ke^. 

(Arch. de Simancas. Secretarias f^ovineialet. Leg. a.* lOÍU.) 

Decreto Real enviando al conde de Casírillo un memo- 
rial del Abad del Convento de Santa Mario del Spasmo 
para que el consejo de Italia Conrultc ¡o que le parecie- 
re. Madrid a 7 de Enero de 1662. 

Dentro el meraoTÍal que dicf: 

Señor. El Abbad del convento de Santa María del 
Spasmo de Palermo, en el Reyno de. Sicilia, Dice que ha- 



ir^l-yGOOl^lC 



350 

uiendose seruído V. M.' da hacerle merced, ea ateiKioa 
al seruicto de hauer Iraydo la pintura que so ha p«loe«lD 
ea la Real capilla', ' de qulaíentos ducados para su persona 
de peDsion casada, ademas de la reata concedida por au 
grandeza a dicho coDueulo, representó en otro memorial a 
V. M. sus grandes aprietos y imposibilidad de detenerse ea 
esla corte a e9[rerar situación^ y auplioó que en lugar d« 
dichos quinientos ducados, se siruíeae hacerle merced de) 
Priorato de Santa María de Burgilabus, vacante por muer* 
te de D. Francisco Romano, con las cifcunslsnñas que pro- 
puso a V. H. el Suplicante para elle, y V. M. se siniid de 
dar su Real orden para que fUese consultado en él ; cuyo 
efecto se retarda, por no liauerse remitido la nómina de tas 
Tacantes a vuestra Real Secretarla , con que el suplicante 
padecerá de la detención los inconvenientes que a V. H> 
tiene significados: y porque con la misma argencla se ve 
obligado a recurrir por remedio a sus reales pies; represen- 
tandole que no es esta la primera demostración de fe aFfec- 
tuosa al sei'ulcio de V.M.'^, en sus deudos y aseendientes 
y en 61: porque el Marques de Benforoelo, au padre, y el 
Marques de Melia Monledoro, Maestre-Secreto d«l Reyaq de 
Sicilia, del Real Consejo de V. M., hermano del suplicaoCe, 
en los altwrolos de aquel Reyno, en tíempo del- Marqoes de 
los Vélez y Cardenal Tiburcio, añstiftron con toda fe y leal- 
tad al sosiego de los tumultos arresgando (sicj sus perso- 
nas, deudos y haciendas, «n cuya consideración V. H.^ se 
úruió de bourarlos con títulos de tales Marqueses (siendo 
Barones): y el suplicante no con menores riesgos alberga 
en su monasterio muclios capitanes y oficiales del séquito 
Real, de cuyos seruicíos hace memoria a V. M.' para solo 
apoyo de su persono, y que se reconozca que el presente de 
liauer Iraydo diciía pintura nó es nueuo, sino sueoesiuo 



byGooglc 



a tan coDlÍQuados arrecios; y que por é\ espera de reciuír 
la mareed de dícbo Príorala, sin que le deténgala falta de 
noticia; pues el auplicante la tiene cierta y segura, y se 
dará por premiado de las Reales manos de V. M. con la con> 
cesión del, y con la breuedad lo quedará cou exceso: pues 
poder dilatarse «a esta corte te es imposible, por los muchos 
gastos que le bau reducido a necesidad extrema eo tan re* 
moto viaje oca. la eosta de sus criados, y la que aelualmen* 
le está haciendo, empefiado soto en fé de la merced que 
de V. M.^ espera: y boluer a los ojos de la emul&don que 
le a grangeado ea aquel Reyno este servicio sia el [tfomio 
esperado de V. M>, sería quedar destruydo y hecho blanco , 
de torcidas Intenciones coolra su estimación, y lo que mas 
es. la que puede y debe darle el liauer llegado a sus Reales 
plantas; que crece el encono de lo que refiere a V. M.** a 
términos, que se halla con auiso de que su religión quiera 
poner otro Abbad eti su lugar: cuyas oposiciones no tienen 
mas remedio que el effeclo de la fé puesta en la merced que 
de V. M.** espera, y ella sera bastantísima a lucirle' contra 
lodos. Por cuya razón humilde suplica a V. M.'' le conceda 
desde luego la merced de dieho Priorato, con la eerleza y 
seguridad que llene de su vacante; para que pueda detfpa* 
diarse y boluer a su peregrinación con la merced y gracia 
de V. U., cuando no le a quedado medio de poder estarse 
mas en esta corte: que recluirá en ello toda honra, premio 
y merced de su Real mano. 

Eolfl memorial tiene eu la carpeta lo ngiiietite: 

Eq 14 de Enero de J662. — A consulta, diciendo a 
S. H.' como esto está provisto. 

(Aroh. 9e Sioiaiicas. Secretarias provincialet. Leg. s." HIS.) 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



Cofia de una contttka original del Consejo de ¡(alia. 

E<i U carpeta: 

Sicilia a 25 deHebrera 1662. 

El CoDsejo de Ytalia satisfaze al ordeo de V. M. de iO 
del corneóte para que coosulle sobre memorial del Abbad 
del Monasterio de Saata María del Spasmo de Palermo. 

Siguen dos Rúbricas. Por debajo tiene el decreto aotógrafo del 
Rey. "AmI" Sigue U rúbrica. 

AI final de la misma págÍDa dice: 

Pubticúse ea Consejo a 27 de hcbrero 1662. 
Señor. 

Siruese V. M."* coo decreto de 10 del corriertle remí- 
tii' al Consejo un memoríal del Abbad del Spasmo de Pa- 
lermo para que sobre su contenido consulte lo que se ofre- 
ciere, con atención a que es justo vaya con sailsfacion y 
que no se detenga mas aqui. 

{Al margen,) 

Duque de San Lucar. 

Conde de Mora. 

D. Gaspar de Sobremonte. 

D. Alonso de Oca. 

Carlos Belon. 

Donato Antonio de HareSis: 

Marques Carlos Galara. 

Representa que V. M.^ le bizo merced de 500 ducados 
de pensión ecclesiastica en Sicilia; y porque basta aora no sa 
lian podido situar, y le es imposible esperar mas por bailar- 
se sumamente necesitado, se sirua mandar que entre tanto 
que M le sitúan se le paguen sobre expolios de Yglesias va- 



_n,g,t,7.cbyG00glC 



553 

entes del mismo Heyao, con derogación Je úrdeoes, c]Ué 
con «sto se podra yr sin embarazar tnas. 

V. M.' sabe mejor las razones que asisten a fauoreccr 
al Abbad D. Clemente Stáropoli por hauer venido a sus 
Iteales pies con la pioluní que estaua en ta iglesia del Spas- 
mo de Paiormo, que» lia colocado ea la Real Capilla de 
V. M.' en esta Corte; Respecto a lo quat, y lo que insinúa' 
su R.' animo qtifl se le despache luego cod satisfacion, es- 
tima el Consejo podrá servirse rnaadar que los quiDieolos 
ducados de pensión da que tiene merced se le paguen en el 
cTTeclo de expolios de Yglesias de Sicilia, mientras no se si- 
taaren sobre iglesia ñxa, escusando la derogación de orde- 
nes que pide, por ser en perjuicio de tercero y hauer re- 
suelto V. H.^ ea situaciones semejantes que no se liaga. 

V. M.^ mandará lo que Tuero su Real voluntad. Eo 
Madrid a 35 de Hebrero 1663. 

Siguen las rúbricas. 

(ATch. de Simancas. Secretarias jfrovinciales. Leg. n.* 1035.) 



(Copia de parte dd registro de un privilegio en latin de 

4000 ducados al Monasterio de Santa Maria del Spat- 

mofhoa2Í de Abril 1662.) 

V. M.'' hace merced al Monasterio de Sa neta Ma- 
ria del Spaamo, extramuros de la ciudad de Palermo, de 
cuatro mil ducados de Renta perpetua en el Reyno de Si- 
eilia por el servicio de la pintura del Spasroo que ha em- 
budo a V. M.*» 

filonasterii Beatae Maríse del Sposmo. 

Pbilippus etc. Excellentia máxima amplíludinjs Regni 
eoosiatere videlur in liberaÜtatem nultis fi&ibns habendo 



byGooglc 



3S4 

circunacríplain; eaque praecipue expteadescit cum aüooJus 
oblalionisinluitu oilenditur; et si doQum pium, acsaeraoi 
agiHiscatur, eo aaa in maiorí afñaeotia oonqniaseit, oo ood- 
t»ta reperílur. Ideo cum effigism ivigoein-taDctíMfnii 
Domioi noslri (esochriati crucis ligauta BaiutaDtiir el io 
via ti ealutrii loeum ^lapsaolis (vulgo Deipurts virgj- 
uis Mari» del Spaanra Domioatain), a Raphasto UrbUale 
(ul asserilur) depicLaní, HoDasteríum sub ÍDUoealioBe en»- 
dera virgiois ia saocti spiritus Abbstia, ordiois diui Beiw- 
dicli congregftlioois Otiuelanee exlra muros felicis Urbis 
Palermi (abi pidura baso a voteribus temporibus eotera* 
tar), libeDli animo fralre Don Clemente Staropoli ipsius 
Abbate dedactore, nobts transmisserit alqoe oblulerit, mu- 
DiGceDtia oostre placuit díde moriaslerio ilKusque Abbati 
el MoDachis ul structursBi el rerfecüoni Ecoleaise sos edi- 
fíliis eiusque diuioi minyslerii ornatui et (julfui otnal ftilu- 
ro tempere subvenlre queant, qualuor millium ducatorum 
^nuienem usaalis monels dicti ulLerioris Sícilire Regni, in 
perpetQum assignare: dúo millia, super e^eclibus spolio- 
rum et ecclesiaslicarum sede vacantíum, et alia dúo millia 
super vendUioníbus Iraetarum granorum exlraclioBum di- 
cti Regni, eum refaotiona uoius aani ad alioB: el quod » caau 
aliquo qusecunque ex dielis caosignatianLbUs quantitalem 
huiua gratis non caperil, de meliorlbus ordinariorum sive 
extraordioarioniro Doslri Begü Patrimonii dicti Regai pro- 
uentibua cum derogalione oraoium et quorumouoquo w- 
dinoni, satiafiat buius graliae (1) coocesaionis 

eliam dicto Abbati D. Ciemeali Slaropoli quingentoa scutos 
ecclesiaslicse pensiouis sua vita durante, et ad aui r 



. (I.) En. «te hueco f^lta una patalea quo na be podido tete. {Nata 
del Sr. GanM Oonnln.) 



byGooglc 



355 

pncfalum subveatíooem íd has curia te- 
Dsn igitur, et Hríe pneseitlium de cerla seieoUa Regia 
poUsUitl» nostrae pleDÍlutUae elo. 

S^nea U*tlaatiiluo«icMki de Mt* dése de pñril«|^ y «oo- 
duye. 

Id calas reí testimonium presaates fieri jusimus mstra 
eammaci QegotioruiD priefati ulteriores Stcí]j£e Regni siglllo 
iaipeadeiiÜ muoílas. Dalí íd domo de Aranjuez Die vigésima 
seeaada meoiis Hfnilu- aiiiw a lutivítale DomÍDÍ -mtllssimo 
sexceDlesimo sexagésimo secundo. Regoorum autem dos* 
iForam omaium quadragosioao secundo.-- Yo el Rey. 

(Arch. de Simancas. Seereíartas protineiaki. Leg. 1779, 
fol. SS3.) 



(Ptdro Moran, Üutainodor .) 

S. G. C. M.' 

Padre &b>ran, asenuaBo j ythimlaador, diza qual siruto 
ah «mperatriz y Reyaa vaaslra moy oara y muy amada 
M^v, ^ae estt en la gloria, de esei-iuano & yUmnínador 
da aa capilla & de (odas las otras cosas de su seruicio, 
por liampo da mas de siete alias, coa poco salario y muoho 
trabajo y eosta dosu persona y hazieuda, Residieailo siem- 
pre ea vuestra corleí y hasta agora na se le a íscho mer- 
ced alguoa ai otra gratiScacioa. y el tiene quatro hijas y vo 
bijo, todos por casar, y tiene poco para remedtallos y maate- 
tu^los. Pide y suplica a V. M. que ea Remufleracioa de sus 
KTuicios, & (lana Reoiadio délo que diz», le haga merced 
de Recebilloeo el nesmo oficia para su capilla & para las 



byGooglc 



356 

[ otras «osas que V. M. fuero seruída en su oficio, en lo qual 
Regebíra merced. 

Bate memorial «stá eicrito ea i.", y en letra menuda ímltMido b 
impmi. Ea eL- respaldo üem eile decreto *i>o ay dúp.'*! 

(/Lrch. de Simancas. Estado. Coromde CatíiUa. Leg. '16. Wio 
3r4. CoD otros papelea de 1539) (1). 



Maestro aiu ymagimyre de nacioH de Atamatut. ■ 

Muy alto e muyencetleule pria 
cipe, padre e senyor; 

El amada e deuolo oro. maestro aus iiQagiaayro, de 
naraoD de Alamanes, maestro del retaulo que se faze de 
piedra en la Seu de Garagoca va a vra. maíestal e de aquella 
con liceacia de vuestra alteza, entiende yr a perpioyao por 
mirar ciertas obras que en la diclia vilia de perpiuyan soo 
por instructioQ e iurormacion. suya e de sus obras porque 
lierfectamenl aquellas pueda obrar. E por quanto el dicho 
maestro aos es en su art muy perfecto maestro e en tos reg- 
uos e tierras de vra. alteza no se sabe baila par, el qual 
eubellesee este regoo de sus obras, e el qual por que quede 
en este regno lo han oasado en la présenle ciudat, en la 
qual stá e habita con su mujer: por aquesto suplico e de- 
mando de ipucha gracia a vra. alteza, en lo qual el dicbo 
maestro aos suplicará ad aquella lo baya por bien enco- 
mendado, e le quiera dar e otorgar que suplicará de poder 



(1) La copifi de esle documeoto de Símaucas j* délos que siguen 
prrieDecteatei í la Acad. de U Historia, me ba sido faciliuda por lui 
. docto y excelente «migo et Sr. D. MaDMl de &-íeoec)i<i. 



.byGooglc 



557 

passar e ir a la dictia villa de perpiSya por veyer las díclias. 
obru que alia, las quales quiere mirar por ¡astruirpe <Ie 
aqudlas por su arte... vra. S. scriua a los offioiales de la 
dicha villa hayao el dícbo maestro Aas por encomendado, 
t le comuniqueD e le dexea veyer las obras que por su ios* 
truetioa querrá veyer ea la dicba villa. E aquesto hauré a 
inercé e gracia a vuestra alteza, cuya vida suplico la sauc- 
la Irinidal quiera luengameole prosperar e augmentar co- 
no vro. real cora«tn desefl, e a mi mande aquella el que 
plaiiente le sea. De Caragoca ü xvij. días de Nouiembre del 
Anyo Uil cccc Ixxiiij. 

D: V: R: M. I 

humil e obediente ñjo que ] vras. manos besn. [ el 
principe y Rey (I). 
(El aobre.) 

Al muy alto e muy ex | celtenle principe e senyor [ 
El Rey mi senyor e padre. | 

(Acad. de la Bistória. Bib. de Salasar. A. 7, fot. 189.) 

(Enrique Egas.) 

Muy «lio y muy poderoso señor. 

No hallándose remedio para que el cimborio desta mi 
yglesia se pudíesse conseruar, y visto el grande peligro en 
que a causa desto staua la yglesia , a conseio de maestros 
loj mas abíles y experimentados que aqua hay eu aquella 
arle, entre los quales se fallo aquel enrique egas de la ciu- 



(I) Don Ptrnandu «I Católica, Príncipe de Aragón j Re}' de 
ChÜIU. 



byGooglc 



500 

loria (le San Francisco, en el acto da recibir la linpreaioa de 
las llagas: Sao Praocisco de rodttUs, Jesucristo como cuan- 
do reauciló, y la cruz á la manera que se la suela poner á 
Santa Elena; debajo de los pies del SeBor y de San Fran- 
cisco haya de represealarse al seQor Obispo . de pootiScat. 
En la segunda ventana so ha de representar á Santo Tomos 
de Conturbe!, arzobispo, vestido de pontifical, y ¿ Santo 
Domingo que presente á la Sra. D.* Inés de Cabilla, de ro- 
dillas, y á sus pies tas armas de Castilla y las de Enriquez 
en un escudo partido por medio, precediendo las de los Cas- 
tillas. En la tercera ventana la historia de San Ildefonso 
cuando Nlra. Sra. le dio la casulla, y i sus pies el Obispo 
vestido de pontifical. Y se concertó que cada palmo de las 
dicbas vidrití'as, en la forma que suelen medirlas, se te ha* 
bia de pagar el guardián de San Francisco, Fray Diego de 
Tapia, á 95 mrs.; y dándolas, como ofreció Diego de San- 
lillana, concluidas para el dia de San Miguel, se aprove- 
cbaria de los andamies que estaban hechos para ta obra de 
la capilla mayor, y si no los haría á su costa. 

{AI margen) Por escritura ante \Iodso Paz se obligó el mismo 
Santillana á hacer las tres vidríeras del capitulo de la iglesia de Pa- 
leada, de buenas colores y malices, y con las historias que le seña- 
laren: su precio 93 mrs. el palmo, medido por el marco de Burgos: 
su fecha 16 de Diciembre de 1313 aiios. 

Kl mismo Diego de Santillana, por escritura ante el mismo Paz, 
■u fecha 20.de Diciembre de 1S13, se obligó á cubrir de hueoas vi- 
drieras los seis ojos redondos de las ventanas de la capilla de-Ntra. 
Sra. la Blanca, de la misma catedral , con buenos colores y ma- 
tices, y las historias siguientes: en el ojo principal, Nra. Sra. coa 
el niño en brazos, y el canónigo Bartolomé de Paleocia orante á sus 
pies con su manto y capirote; en el ojo segundo, Sla. Harina coa 
su dragón; y los restantes, Santa Caterioa, San Andrés apóstol, 
Santa Lucia y la Magdalena: pagado cada palmo á 9Í mrs., pero 
dándole casa, carbón y andamios. 



.byGooglc 



561 

Ayata (Francisco). PoreacriLura otorgada ea Palen- 
ci> & 9 de Octubre de 1&16 ante Alouso Paz , Fraociaco 
Ayils, maestro de haecr vidrieras, se obligó á aderezar to*' 
das las de las ventanas del crucero de In capilla mayor de 
la iglesia de Palentíia, y las de las capillas de San Pedro y 
Snnla Üfsula, Corpus Cliristi, y Ntra. Sra. la Blanca, y' 
Sau Uiguel, i¡ contentamiento de los obreros de dicha igle- 
sia, en el precio de treinta ducados de oro.. 

Por la cuenta de Juan de Flandcs, pintor ó pincel, re- 
sulta que éste tiatiia muerto ya á 16 de Diciembre de 1519, 
porque en esle día recibió su mujer y heredera en Patencia 
uaa partida á cuenta de 10 doblones ó 20 ducados. Gn el 
finiquito de dicha cuenta se hace meocioa del Maestre Be- 
nito, pintor de Palencia. 

Vahia (Alejo). Par escritura otorgada en Patencia á 
4 de Junio del afio de 1505 para hacer las dos estatuas de 
San Juau y de la Magdalena , consta que era imaginarlo, 
y que el precio ea que se concertó fué el q^e dijese Pedro 
de Guadalupe, entallador, no pasando de 4® mrs. que él 
pedia, ni bajando de 5® que le ofrecían los SS. del Cabil- 
do; y que las estatuas hablan de ser de nogal seco y bueno. 

Oríiz (Juan). Por escritura otorgada & 14 dias del 
mes de Enero de 1541 ante Alonso de Paz, para hacer el 
pulpito, ae ve que este imaginero no se llamó Orlin, sino 
Orliz, y asi es sin duda uno mismo con el discípulo de 
Juan de Juui. Concertaron esta obra Juan Ortiz , imagi- 
aero, Pedro de Flandes, y Juan de Cahra, y Audrés de Ks- 
(ánosa, dorador, Miguel de Espinosa, su hijo, entalladores 
y ensambladores, en precio y cuantía de 60® maravedís. 

Vigarni (Philip). Por' escritura otorgada ante Alonso 
de Paz, en Paleucia ¿1." del mes de Agosto del afiú de 
1505, cousta que, con aprobación y'& costa de Fray Diego 

Tomo LV. 23 



byGooglc 



362 

de Deza, arzobispo de Sevilla, se obligó el Maestre Felipe 
de Bigarny, imagiaario y vecino de Burgos, á hacer las 
imágenes que eran necesarias para el altar mayor de la 
capilla mayor de dtoha iglesia, en el precio de 130!$ ma- 
ravedís, de su propia mano loa rostros y manos , de buen 
nogal liso y sin pialar. 

En el mismo archivo hay dos cartas del expresado 
Maestre Filipo, la una fecha, en Burgos á 6 de Diciembre 
de 1306. afios, por la que consta qye había remilido la 
imagen de San AotolÍQ y más de la mitad de las que esta- 
ba obligado á hacer, y pide que se le libren los 50® ma- 
ravedís que le debían los SS. del Cabildo comisionados 
para el pago. La otra, su fecha en Coreos á 6 de Septiembre 
(no tiene aDo), dirigida al Deau, en que le dice que no le- 
vantará mano de la obra, que te faltaba madera, y qne re* 
mite la cédula de &anza de su hermano el doctor de Quas< 
tre (Castro). 

£1 carácter y DOta de estas carias denotan que era ex- 
tranjero. 

Por la cédula de fianza se ve que su hermano era mé- 
dico, y que se llamaba el doctor Castro; y que la fecha era 
i 20 de Octubre de 1505. 

Por las cuentas y pagos que se haciao al expresado 
Maestro Philipo Bigarni se ve que Juan de Cobrejos, veci- 
no de Burgos y maestro de talla, vino á entregar y poner 
en el hospital, do estaba la tabla del retablo, diez y siete 
imágenes, que son las siguientes: San Pedro Márlir, Sao 
Gregorio, Saa Agustio, San Ambrosio, San Isidoro. Saoto 
Tomas, Santa Calalina de Sena. San Pedro y San Pablo, 
San Filipo, Isaías, Moysen, San Gerénimo, San Leandro, 
David, Salomón, y mAs San Antolín, que ya habia traído 
dorado. Estoen 12 de Diciembre de 1505. 



byGooglc 



363 

Por otra ¡larlidn consta que en 27 de Marzo de (507' 
el expresado Juan de Cobrejos, en la misma forma, trajo la- 
5.* flogueiia (?) toda entera, con las imágeoes á ella anetas 
y seis ángeles- con sus alas. , 

Bdmaseda (Juan de). Por esci'iliira otorgada en Pa-' 
lenciaROts Alooso Poz en 10 de Enero de 1519, Juan de> 
Balmaseda, maestro de imaginería, vecino de ella, seobli-. 
gó á hacer para lo alto del retablo de la capilla mayor un 
Crucifijo, y Ntra. Sra. y San Juan Evangelista al pié de la 
cruz, en precio de cien ducados. 

Guadalupe (Pedro). No consta que fuese escultor, ana 
eolallador, por las eseriluras que lie visto. Por laqueotor- 
g6 de mudar las sillas del coro viejo al nuevo y aumentar 
algunas, no estipuló hacerlo por rail y quinientos marave- 
dís, sino quince mil. Aunque ofreciese haeer nuevas sillas, 
semejantes á las antiguas, no por esto se iaSere que era 
escultor, porque son lisas y llanas, sin relieves, figuras, 
historias ni imágenes. 

{^margen.) El mismo Guadalupe, por escritora fecha en 16 
de Marzo de IdOl, (omti á su cargo el hacer los seis cajones de la 
sacristía, y le pagó 8.000 mrs. por cada ano el canónigo tesorcrb 
fersan González de Sevilla, que montaron 46.000. 

Mamo (Pedro). En la escritura de Pedro Manso, de 
3 de Mano de t518, de aumentar el retablo de la capilla 
mayen*, do consta que fuese escultor, sino maestro de talla, 
oi que hiciese las imágenes puestas en la coronacioa de él,' 
qoe CODQO se ha dicho en otros artículos, corrieron por 
cuenta de los imagineros. 

Lífpez (Juan de Urisarri). Vecino de Mondragon, con- 
currió á hacer postura á la reja que se habia de ejecutar en 
lapocrta del coro de la catedral de Palenoia. 

López (Juan). Vecino de Tc^o; hizo postura á la reja 



byGooglc 



3fi4 
¿el coro de la caleJral ile Falencia en 4.S00 ducados, y 
sin dorar en 4®. 

Herreros (Llórente). Vecino de Vallndolid ; coacurrit'f h 
hacer pofltura á la reja del coro de la catedral de Palencia 
en 1555, ofreciéndose á hacerla en 70 ducados, con 
la condición que los níRos de la coronación y las demás fí- I 
guras habían de ser de bronce. 

Barco (Átomo). Vecino de Valladolíd; hizo poslurn ú 
la reja del coro Je la catedral de Palenda, en 69 ducados. 

Moreno (Benigno). Vecino de Palencia; idem, en 5@ 
ducados. I 

Rodrigues (Gaspar). Vecino de Segovia; idem, en I 
3.400 ducados, y se remaló en él. I 

Pedro (Maestre). Vecino de Palencia , eo 83 ducados. | 

Elias (Joan de). Vecino de Palencia , en S& duca- | 
dos, sin dorar. 

Vitlaljxmdo (Joan de Corral). Vecino de Palencia, por 
poder que presentó de Francisco de Villalpando, vecino de 
Palencia, (?), en 5@ ducados. 

Por escritura otorgada en 16 de Marzo de 1556 ante 
Antonio Álvarez de Becerríl, escribano público y deS. M., 
consta que Manuel Álvarez, entallador é imaginero, veci- 
no de dicha ciudad de Palencia, se obligó á hacer la caja 
del altar de Santa Polonia en la catedral, con los DÍfios 
que en ella hay, según la manera y condiciones expresa- i 
das, en el precio de 30 ducados. ' 

Andino (Cristóbal). Platero y vecino de Burgos, maes* | 
tro de hacer rejas, da poder á Juan de Balmaseda, imagina- 
rio, vecino de Palencia, para que cobre las cantidades de 
400 ducados que debia percibir por la reja de la capilla que 
da á la sacristía. En Burgos, A 50 de Enero de 1520. 

Estos 400 ducados no son por la rrja que da á la sa- 



n,g,t,7.cbyG00glc 



365 

cristía, aino primera paga úe ia de la capilla mayor, quo 
estaba ajustada eo 1.500 ducados da oro, y por las mejo- 
ras 400. Consta de escritura , fecha ea Burgos aote le- 
riJniíno Santotia eo i521 aQos. 

Por escritura otorgada aiíte Andrés Sánchez , en Pa* 
leoeia á 28 de Junio de 1530 aüos, consta que Cristóbal de 
Andino hizo la reja chica del arco ile la capilla mayor, tren* 
te de la sacristía, eo predo de 440 ducados, dándole 60 
quíulales de buen yerro, abonándole lo que más valiere da 
b estipulado, á tasacioo de peritos. 

Rodríguez (Gaspar). Eo pública subasta se remata la 
reja del coro de la catedral de Paleneia en Gaspar Rodrí- 
guez, rejero, vecino de Segovia, en precio de 3.400 duea* 
(los, pagados de la testamentarla del limo. Sr. Don Luis 
Cabeza de Baca: consta de escritura ante Tomas Paz, y 
del uonvenio con el limo. Sr. D. Pedro de Gasea, obispo 
de dicha ciudad, en 3 de Noviembre de 1555. 

Relojero (Juan). Por escritura ante Alonso Paz consta 
que Juan Relojero, maestro rejero, veoíoo de Paleneia, en 
19 de Febrero de 1512, hizo la reja de la capilla de 
Ntra. Sra. la Blanca de esta catedral, con varias labores: 
lodo á costa del canónigo Bartolomé de Falencia, que le 
pagó por su trabajo 253 maravedís y carga y medía de 
trigo. 

(Acad. de la Oiülória, Papel volante , sin coloeacíoo marcada, 
ii sombre de autor.) 



byGooglc 



(Esta et la regla i costitucionei de lús cofadres y «rma- 
nos de la cofodria y ermandad de los plateros.) (1) 

Vos juráis a dios todo poderoso, ia la uirgeo saola ina* 
ría su madre, i a esla seQ'al de la cruz doode uuestra maao 
derecLa poDcis, i á los saalos quatro auaogelios (sie) donde 
maslargameDte soa escritos, destar lodos los días de uuestra 
uida eo esla nuestra ermandad e eofadria para el seruí- 
cío de dios nuestro seQor i onra de nuestra erntandad, y 
que guardareis toda pro y onra de la dicha nuestra ermaD- 
AnA y de los nuestros ernianos e cofadres, i que do viere- 
des su pro se lo allegares, i su daSo por el contrario se lo 
desuiares, y que seréis obidíeate a todos los ctpilulos qoe 
tenemos en esla nuestra regla y a los que en ella se orde- 
narep. so las penas ordenadas, y que sei-eis obidienle a to- 
das las cosas que uuestros mayordomos os mandaren lo- 
quantcs al seruicio de la dioha eofadria, y que aréis uestra 
casa llana «I nuestro portero para que tome Ja prenda que 
quisiere, y que no pedires relajacioa deate dicho juramen- 
10 al nuestro muy santo padre, ni a otro perlado ni delega* 
do ni juez, ni que por bírtud de ninguna bula ni brene que 
asta oy aya uenido, o que de aqi adelante viníereo, proqu- 
rada ni graciosamente eobiada, en ningún tienpo non pe- 
dires nin procurareis la dicha relajación , decid amen- si 
asiio icierdesdios ques lodo poderoso os dé buen gualardon, 
y si el contrario ioierdes él uos lo demande mal y caramen- 
te, como aquel que prejuia su santo nombre en uaao; res- 
ponded amen. 



(1) De Toledo. Fecba á S^ de Junio de HiZ.y renovada y acre - 
colada en 1534. Y^w d cap. 33. 



byGooglc 



Prólogo. 

En el noabre de dios todo poderoso, padre, ijo, espl* 
rilu 8*Dlo, tres personas y uq solo dios uerdadero. i de la 
uii^eii sania maria su madre nuestra soberana seOora, i del 
liien aveolurado sefior sanio eloy nuestro patrón y aboga- 
do, y de todos los sanios de paraíso: esta ei la regla i coi- 
tílMciones de toa cofadret y ermanos de la cofadria y er- 
mandad de tos plateros, y porque asi como dice el aposto! 
todos los Geles cristianos deuemosser ermanos en ihu. xpo. 
y deuemos tenerle por seüor en el cielo y en la tierra, y lo 
seniir con limpias voluntados e puros coracones, el qual 
resiñbió muerte y pasión por nos librar del poderlo del dia- 
blo nuestro aduersario; por lo qual aoo y deueo ser echas 
T ordenadas todas las cosas a su seruicio, y a onor y serui- 
eio de la bienauenlurada uirgen santa maria. su bendita 
madre, nuestra abogada en la corle celestial, y a onra y re- ' 
Herencia del glorioso y bienauenturado señor santo etoy, 
la abocacioa del qual ordenamos y establecemos que cele- 
iHvmos su fiesta el dia en que cayere en cada un aQo, para 
flenpre jamás, en la iglesia y monesterio de nuestra seZiora 
santa maria del carmen que es cu esta muy noble tñbdad 
de loledo, al quat lomamos por nuestro especial patrón y 
■bogado aniel acatamiento de nuestro señor ibu. xpo., to- 
mando la palabra y uerso questa esqrilo en el salmo don- 
de dice "muy buena cosa es y alegre morar los hermanos 
en uno en seruicio de dios nuestro señor", y otros! enten- 
diendo la palabra del apóstol que dice asi "lodo quanto bien 
fcierdes, que por palabra que por obra, todo lo haced en el 
nonbre de nuestro señor ihu. xpo.:" por ende, en su glorioso 
y bendito nonbre, dos los plateros, cofadres y ermanos des- 



byGooglc 



S68 

la ermandad^e cofiidria de señor saotü eloy ordcDamoa de 
tener e guardar y cunplir todo lo en esla regla dermaDdad 
que en uoa acentos, i todo lo ooQleDÍdo ea lodos los espíta- 
los y en cada uno dellos que adelaote seráo contenidos en 
esta nra. regla y ordeoanca, según que en ellos se coal'M' 
nen, los quales son estos que se sigen. 

primeramente, ordenamos esta ermandad e jcofodría, 
por nos y por los que después de nosotros uinieren, ea el 
Donbre de dios nlro. sefior y de la bieuauenlurada uirgen 
sania marta nueesa (sic) SeDora, y de iodos los sañlra del 
parayso, especialmente a onra del bienauenturado santo 
eloy, ál qual tomamos por ntro. especial palron y abo- 
gado antel acBlamíenlo de nueso seSor ihu. xpo.. paraqae 
él siempre interceda y ruegue por nosotros, que nos «ala y 
acora en este mundo a los cuerpos y en et otro a las áDÍ- 
mas donde para sienpre auemos de durar, amen. 

Cupitulo primero, de la orden que se ha de tener en el celebrar de la 

finta, j de lo que se ha de pagar de lumínan'a, j de la pena en que 

ynquren loi que abrieren tienda el dia de selior santo doy. 

Ordenamos y establecemos que solenicemos cada alio 
la fiesta de sefior sant eloy, que es otro dta siguiente de se* 
ñor san Juan bautista a ueynte y cinco de junto.en estaeo 
esta (sic) manera, priroeramenle, que an de decir los frayles 
nuestros ermanos, en el dicho monestcrio de nuestra Señora 
Santa maria del carmen, blsperas muy solcnas el dia de 
Seíior San juan, que es uergilia de la dicha fiesta; e las bis* 
peras dichas, después de ser leyda la regla, den ctdacioD a 
los padres nuestros ermanos, y a todos los eofadres, y a 
lodos los otros que la quisieren rescehir por amor de dios. 
y otrosy, el dia siguiente, ques el dia de señor sant eloy» 



byGooglc 



569 

qiieasy mismn dian (tligao) los dichos frayles oueslros 
ermaoos una misa soleuameote , coii diácono y sodiiico- 
uo, ea la mejor manera que ser pudiere, y con proclsion por 
Ucleostra cou la imagen de seQor santoloy. y llenando todos 
candelas eocendydas en las manos; y que lodos los ntiestros 
liermanos cofadres sean obligados de uenir a las dichas 
blsperas i niisn; y qualquiera dellos que asi no uiniere, pa- 
gue uua lilira de cera de pena; e si uiniere en las blsperas 
después de dichos ios ires primeros salmos, noo pague mas 
lie media líhra; e si uiniere a la miisa después de dicho el 
auangelio, asE mismo incura en pena de media libra da 
eera, saluo si diere ragon descusa Ügilima sobre su jura- 
menlo. anse de pagar a los dichos frayles nuestros erma- 
Dos, por sus derechos de bbperas y procision y misa y ser- 
món y responso, docienlos i quatro marauedls; y que csle 
dicho día de la fiesta se paguen las luminarias, el precio 
de la qoal es un real quo n de dar cada uno de nuesos 
ermanos en reconosci miento para los gastos de la nra. 
bwmaodad. y queremos, porque la Gesta de seQor santo- 
loy sea bien guardada y soleninada según que deue ser y 
es coatunbre en otras parles, que nengun platero no sea 
osado en su dia de trabajar y abrir líend*it sopeña de dos 
liitras de cera para la ora. arca. 



Cupilulo Mgundo. como aa de ser recebtdos los plateros qoe nuestra 
rroiaadad quisiernn i lo que an de pugnr por la entrada. 

Oiro SÍ, ordenamos y tenemos por bien que quando al> 
gun platero quisiere entrar en la nuestra erntandad , que 
sea obligado a dar por su entrada cien marauedls e una 
candela de cera de vna libra para la nuestra erinandad, 
y al escriuano de sus derechos doce marauedls, y al porte- 



byGooglc 



370 
ro ocho marauedls, y que non se pueda ser rccebido el lal 
ci'inano en la dtclia cofadria. saluo que primero sea ooho 
cabildo, con que los que aejunlaren sean de doce arriba, y 
el tal ermano que asf quisiere entrar en la nuesa er- 
niandad que pida a los dichos ermanoa que as! fueron 
juntos que ie reciban por cofadre y por ermano; y asy 
eclio el dicho pedirnieato, quel escriuauo de la dicha er- 
manda sea obligado a preguntar a cada voo por sí, si le 
place recebir a la tal penona pur ermaao eo la dicha oo- 
fadiEa. e si fuere consentido por todos que sea roscebido, 6 
si qualquier do los dichos ertnanos no le pluguiere cod sa 
entrada, dando razón porque non sea reacebido y siendo en 
perjuycio de la dicha ernundad, que non sea rescebido. 



Gapilulo tercero, (1) de como henx» de unrnir a ios aoestnK ennanos 
en los asocios de bodu o miui onevaa qae tuvieren. 

Otro sy, ordenamos e leDemos por bien que si algún co- 
fadre de la dicha ennaudad se velare o quisiere velar 
hijo o hija o criado o criada, e quisiere que la diobft her- 
mandad le ODrre yacompañe, que seamos obligados a lo 
liazer siendo convidados por et nuestro portero o sabido por 
qualquier de los nuestros hermanos; y el que no viniere, 
pague de pena doce mi-s.; y ansí mesmoseamosobligadosa 
la misa nueva de qualquier hijo, otra persona que eu su 
casa esté; y el que no viniere pague de pena doce rors. 



(1) Este documento está escrito luista aquí de letra clara y náon- 
da. Desde esta palabra huíta concluir, de otra mas pequeBa y cohe- 
tudn. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



CipÜalo quarto. de como an de ser retabillos en la nuestro herman- 
dkd tos hijos de Eoe nueatros faermaiioa por co|itdres. 

Olrosy, ordenamos e tenemos por bien que <]uando al- 
gUDO de los Duestros hermanos falleciere y dexa hijo y en- 
tra en lugar de su padre, que do sea obligado a pagar en- 
trada, syno .solamente una candela de cera de una libra: 
esto ae entiende siempre no hubiere algún defeblo que será 
ea prejuycio de la dictia hermandad, y el que tal defecto 
luvñre non pueda ser recebido en nuestra hermandad. 

Capitulo quieto, de como avernos de enriar ItH nuestros hermanos di- 
funto* y sus mugeres en sni eotcrraiuientos. 

Otrosy, ordenamos y tenemos por bien quequando al- 
gún eofadre de la nuestra hermandad, o su muger, falleeie- 
re, que seamos todos los dichos hermanos obligados a yr a 
sir enterramiento siendo convidados pw nuestro portero o 
sabido por otra persona, y que vayamos dende su casa de) 
tal difunto con las candelas de cera encendidas hasta la 
iglesia o moneslerio donde se enterrare, e lo Uevemos todos 
los hermanos en nuestros hombros; y el hermano que no 
viniere, pague doce mrs. de pena; e si viniere después de 
ser sacado el cuerpo de su casa, incurra en media pena, 
que 800 seys mrs.; y el que siendo mandado por qualquíer 
de los'nuestros mayordomos o escribano que enjire a sacar 
el cuerpo o cargar las andas, que no lo quisiere, hazer, 
no tiniendo para ello escusa ligilima, que sea penado en 
doce mrs.. y seamos obligados a'Jeeir por el lal difunto 
una misa de requien rezada por su ánima, y si fuere el tal 
CDterramieoto en tiempo que no se pudiere decir la dicha 



byGooglc 



misa, (|ue so le diga en la Gesta nías cercana, y s 
todos obligados a yr a la diclia misa a teaer candelas; y el 
que no vioiece pngue de pena ocho mrs.; y si viniere des- 
putis de diclio el euangetio, pague de pena quairo mrs. 

Capitulo se^s. de como evaot de onrrar a loa hijoí, o padres, o »tM~ 

grtM, o criodod de I04 nuestros hermanos en <us enterniniieiiloa, y A» 

lii) encomendados n nuesU'a hermaadad. 

Olrosy, ordenamos y tenemos por bien que esta misma 
nnrra susodicha en el capitulo qntes deste Itagantos a 
qualquier hijo o hija de qualesquier de tos nuestros lierma- 
itos que fallesciere, que sea de liedad de siete aüos arriba; y 
si fuere menos de los siete aQos, que le sea becba onrra por 
rabeca menor; y el que no viniere, siendo para ello convi' 
dado, que pague8eismrs.,e por la cabeca mayor doce mn. 
iiin, si alguno de los nuestros hermanos tuviera eu su ca- 
sa de morada y a su gobernación a su padre, madre o 
suegro o suegra, que seamos obligados a los eol«rrar por 
cabeca mayor sin interese ni precio alguno, y que le digan 
nu misa como a qualquier de nuestros hermanos; y sino es- 
tuuieren en su casa, como dicho es, y quisieren que te ha- 
gan la dicha onrra, que pague dooieutos mrs. iten. sí otra 
[lersona quatquiera se eocoineodaro a nuestra cofadria para 
que la enterremos, que pague el tal encomendado Ireoiea- 
tos mrs. y se le diga una misa como a qualquier de núes* 
Iros hennauos. e si fuere pobre, que le enterremos por amor 
de dios, iten, que qualquier criado o criada de qualquiei 
de nuestros hermanos que fallesciere, le sea liecha onra de 
cabega menor, con pena de seis mrs. el que no viniere. 



byGooglc 



Cifütulo «etc. (le como han de ser vísitaili» \m iiuMiroi herm.innt 

pobres, y ansí mismo de como han de ler enterrado! y de la pena que 

iocDcren los que no vuelven a la oración a cam del difunto que 

se enterrara por cabera major. 

Otro si, ordenamos y tenemos por bieo que quando 
aeiesciere- algunos de los nuestros hermanos estar eofer- 
mos y tuvieren necesidad, que siendo sabido por qunlquier 
délos nuestros hermanos, lo hagan saber a tos mayordo- 
mos y escribano, o a qualquier dellos. para que ellos le con- 
saelen y le prouean en la necesidad que nsy tuviere, como 
ellos mejor pudieren; y sí el tal enfermo dios le llevare des- 
ta TÍda y no tuvieren con que cunplir su enterra miento, 
que seamos obligados a lo cunplir en ia mejor manera quo 
pudiéremos, iten, si alguno de los nuestros hermanos, mo- 
lido de piedad, tomare en su casa algún pobre enfermo pi- 
ra le curar y en su casa falleciere, seamos obligados a le 
enterrar por cabeca mayor, con una misa sin tener en ella 
candelas, fleo, que todas las veces que fuéremos a los eii- 
lerramientos de quatesquier que se enterrare por cabega 
mayor, seamos tonudos y obligados de volver hasta su ca- 
sa de tai difunto para estar presentes a la oración y rogar 
I dios por su ánima, y quien asy no volviere, incurra en 
peoa de doze mrs., saluo a los que obieren dado lígencia'Ios 
nuestros mayordomos^ 



Capitulo ocho, de como han de ser recehídos o despedidos tus 

noeitroB hermanos difuntos que truseran de fuers a enterrar a esta 

cibdad, o a loa que licuaren fuera de la cibdud. 

Otro Si, ordenamos y tenemos por bien que quando al- 
guno de los nuestros hermanos acaesc'Gce fallecí- fuera de 



byGooglc 



574 
la cibJiíd y se maiidnrc liacr a eDierrar a ella, que sea- 
mos obligados de salir liasla la puerta de la cíbüad, y On- 
de ay le acompaQar hasta la iglesia donde se mandare eu-' 
terrar, y se le haga la onri'a que a los otros hermanos, 
lien, si alguno se mandare enterrar fuera de la ciddad en 
algún monesterio o iglesia, o lleVar algún lugar, que le 
acompañemos hasta la puerta de ta cibdad y Qo mas, y se 
le diga la misa en la iglesia donde fue perrochiáno; y^Dles 
al lal acompañamiento do fuere , pague de pena doce mrs.' 

Cupltulo nueve. <]ue estando en cabildo ningano pueda hablar sin ' 
la-rfgla ea la mano, ni acusar a otro de las penas éa qtte aya in- 
currido, saino tos nuyordomos o oBgíalea. 

Otro SÍ, ordenamos y leñemos por bien que qualqniera- 
que a los nuestros cabildos generales, siendo paradlos 
conbídado, non veniere, pague doze mrs. de ])ena; e que nin- 
guno de los nuestros hermanos estando en los nuestros ca-< 
bildos, do quier que fuéremos juntados, noa sea osado áo- 
hablar nin proponer cosa alguna sin la regla en la mano; y 
et que quisiere asy hablar o algo proponer, que todos le e»* 
finchen su razón; y el que atravesare a su razón sin Is 
haber acauado, pague de pena seys mrs. Iten, por escusar 
enojos entre nuestros hermanos, queremos que nidguao 
sea osado de acusar a otro acerca de las penas en que haya 
incurrido, saluo los nuestros mayordomos o oficiales ; y el 
que lo contrario hiziere, pague seys mrs. de pena. 

CRpítulo din. de la manera que se lia de tener en el secular («ic, 
execuUr) de las penas y en el sacar de las prendas. 

Otro si, ordenamos y tenemos por ble» que quando al- 
guno de los nuestros hermanos cayere en qualquiera pena 



Dg,l,...cb,.GOOglC 



575 

o pecas do las contenidas en esta regla, sea tenudo de pa- 
gar llanamente o dar prenda al nuestro portero, dev^endola 
o 00 la devyeodo, liasla que dé la escusa a los nuestros ma- 
yordomosoa qualqaiera dellos, y que el que ansy fuere pren- 
dado non viniere dentro de ocho días a quitar la prenda o 
a dar escusa, quede condenado en la pena, aunque non la 
deba; e asy mismo el que revellare la prenda at nuestro 
portoo-iocorra en pena de media. libra de cera, y vaya vno 
de los nuestros mayordomos y el escribano a se la sacar; y 
fñ asy mismo la revellare, incurra en pena de dos libras de 
cera; e si fueren después desto I(» oficiales o diputados, o 
los mayordomos y escribano, y todavía la revellare, que in> 
curra en pena de media arroba de cera y puedan los nues- 
tros mayordomos sacar mandamiento del juez para le ese* 
catarlo por ella, la dicha pena queremos que sea para la 
nuestra arca. 

(«ipílulo XI. de la pena cd que incarre d qne dixiere qu« se quiere 
salir o apartar de I* cofadrya. 

Otro si, ordenamos y tenemos por bien que si acaescíere 
que alguno de los nuestros hermanos, por alguna causa a 
ocasión que para ello le den, dixere que se quiere apartar 
o salir de la cofadria, que por la tal palabra incurra en [Mi- 
na dedozientos maravedís para la nuestra arca: con que 
siempre quede y esté en la nuestra hermandad, y guarde y 
cnnpla el juramento que a día hizo, pues do puedo del 
haber retaxation. 



byGooglc 



Capitulo ^(loze. Je los escuudoi, y qiMnlo deiie dur el tal n- 

Otro si, orJenamos y tenemos por bien que si algunos 
de los nuestros liermaoos se quisieren escusar, que paguen 
por la lal escusa dos reales de plaU en cada un año, y 
<|üe los pague cuando los nuestros hermanos pagan las 
luminarias, y que el tal escusado no se entienda ser escu- 
sado en cabeca mayor, ni en la fiesU de señor Sant eloy; 
y que si alguno se quisiere escusar mediante el aSo, que 
le resciban los mayordomos al precio de los dos reales. 

Capítulo treze. de lo que los dipatadoa pueden y delten haier pan 

{moer a loa nuestros hermanos en paz habiendo entre dlofi 

discordia*. 



Otro si, -ordenamos y tenemos por bien, para que la 
coDcordia y paz que dios manda sienpre permanezca en 
nosotros, que si acaeciere algunas discordias entre los nues- 
tros hermanos, los nuestros diputados sean obligados a los 
concordar y poner en paz, esto sin perjuicio de la justicia 
real; y si fueren debales qucl uno al otro vbieren de poner a 
pleylo, que no lo pueda liazér sin que primero lo baga sa- 
ber a los nuestros diputados, para que ellos puedan ver si 
es cosa que ellos pueden entender en los quitar de enojo, y 
sino, darles lugar que lo pidan por justicia. 

Capitulo catorze. <]ne pagando las penai que deviere cada uno en 
que obiere incnrrido, quede libre del juramento. 

Otro si, ordenamos y tenemos por bien, para sanamienlo 
y seguridad de nuestras conciencias, que pagando la |wua 



.byGooglc 



nuevB- 



577 

o penas en que aya iocurrido alguDO de los nuestros her- 
manos, por qualquíera causa quesea, aunque sea por estar 
eo su labor o en oíros negocios, aunque aea de su hazíenda, 
qoedeo libr» y satisfechos de juramento, habiendo pagado 
h dicha pena como dicho es. 

Capílnlo quinze. de lo que mu (Ailigados de pagar los que 
mente ponen lienda o ganaren dineros por obrero. 

Otrosí, ordenamos y leñemos por bien que si algunos 
de Duesiros hijos o pariente o criados, después de haber 
ipreadido e) nuestro arte de platero, pusieren lienda o ga- 
naren dioeros por obreros o conipañfa, de qualquier ma- 
nera que ganare dineros, sea obligado de dar al nues- 
Iro mayordomo que entonces Fuere, para la nuestra arca, 
para socorro de los pobres del nuestro arte, tres reales. 
Desla limosna y conlribucioo han de dar los que vinie- 
ren de fuera a poner tienda, o a ser obreros, o a ganar 
dinero, como lo dieren los de la nuestra cihdad. ítem, si 
qualquíera de los que nnevamente pusieren tienda o gana- 
ren dineros quiaierea ser nuestros cofrades al tienpo que 
pusieren la dicha lienda, no le pidan mas de los dichos tres 
reales y una candela de vna libra, con tanto que sea den- 
tro del año que dieren los tres reales capitulados, y seysde 
la limosna que somos obligados do andar los sábados de 
lodo el año. 

Otro si, ordenamos y tenemos por bien que lodos los 
sábados de cada vn año los nuestros mayordomos sean 
obligados de señalar dos de los nuestros hermanos que an- 
den a pedir limosna entre los plateros, o no a otras perso- 
nas; la qual dicha limosna ha de ser para dar a los pobres 
que en nuestra hermandad hobiere, o p&ra los que de fuera 
Tomo LV. 2t 



byGooglc 



378 
vinieren pobres, siendo plateros, e los tales hermanos que 
ans; ovicren señalado para andar la dicha limosna, e do la 
. pudieiido andar o no queriendo, paguen cada uno de ellos 
cinco mrs., e sea libre de aquel día, hecbandoles pw rueda 
a lodos los liermanos para que no sea nadie agrauiado. 

Capitulo diez j ¿ele. de U manera que m deve teoer en et el^r 
de mayordomo y oficiales j diputados j escnuano. 

Olro si, ordenamos y leñemos por bien que la víspera 
de Sefíor Sant elby, después de dicho vísperas y resgebido 
colación los mayordomos y oficiales y diputados y escri- 
uano, eligan y nombren tas personas que les pareacleren 
para mayordomos y diputados y escriuano para el aQo ve- 
nidero, el qual oonbramienlo an de tener de antes acor- 
dado, saluo que la notificación dello sea entonces: e loa ta- 
les que ansE nombraren sean personas convinienles para el 
servicio de dios y pro de nuestra hermandad, sobre lo qual 
' les encargamos las conciencias de manera que los mayor- 
domos viejos queden por oñciales; y queremos que el ma- 
yordoipo ¿ ^scriuano que do lo quisiere acebtar, siendo 
nombrado, que pague un florín de oro para la limosan de 
la nuestra hermandad, o dé olro que sirva en su lugar con 
quien sea contenió nuestro cabildo, e esto se entienda que 
pueda Donbrsr para estos oRcíos ansy los escusados como 
tos oíros. 



Capilalo diez j oclio, de lai misai que se faan de detír en tai pat- 
coas por tos nueitros bermonos diruiilos. 

Otrosy, ordenamos y tenemos por bien que en cada vn 
dia postrero de las tres pascuas de cada vn a&o, todos los 



.byGooglc 



579 
bermiDOS sean obligados a yr a teoer caoclelas al inoues- 
lerío de nuestra Señora del Cdraien, a la misa qae ende se 
diri por las ánimas de nuestros liermaDOs difuntos, e a qual- 
quier que no viniere, iocurra en peoa de ocho mrs.; e si 
viniere después del euangelio de la dicha misa, pague qua^ 
1ro mrs.i e acabada la diclia misa se a de decir vn responso 
por los dichos difuntos. 

Otpitnlo dí« y nneve. de la manera qoe se a de tener en el to- 
mar de Ib cuenta a los majordomoa. 

Otrosy, ordenamos y leñemos por bien que el día que so 
lomare la cuenta a los mayordomos y se les hiciere algiii) 
alcance, que luego sobre tabla paguen el dicho alcance o 
ieu prendas por ello, de manera que luego se les haga car< 
go a los mayordomos una vez del dicho alcance; y si los 
mayordomos hicieren algiin alcance a la nuestra herman- 
dad, que asy mismo que los mayordomos nuevos sean obli- 
gados de tes pagar encima el tal alcance, siendo hasta en 
cantidad de quinientos mrs.; y si mas fuere, queremos que 
se haga cabildo genernt por cédula el primer domingo que 
vÍDÍere, con peoa de media libra de cera, y en el dicho ca- 
bildo se haga repartimiento por lodos nuestros hermanos, 
como mejor visto fuere, para que se pague todo el dicho al- 
cance; y para esta dicha cuenta se lome vn real de la nues- 
tra arca para colación, y quo esta cuenta se tome dentro 
ái doze días después de la fiesta de Sant etoy. 

Capftnio veinte: de lo que wn obli^adoi de faazer los mafordomn* 
y diputados j oficiales y escribano. 

Otrosy, ordenamos y tenemos por bien que los nuestros 
i%iales y diputados traigan cargo de administrar y acon^ 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



380 

sejar a tos nuestros mayordomos las cosas en esta nueslra 
regla contenidas, o otras convinienles al bien de nuestra 
hermandad, y que tos mayordomos do puedan hazer gaaios 
ni compras de ninguna cosa sin consejo de los dichos ofi- 
ciales y diputados, y que ansy mesmo los dichos mayordo- 
mos sean obligados a cobrar todas las cosas deuidas a la 
nuestra hermandad, y que el nuestro escriuano les haga 
cargo luego que le sea devido, ansy de las penas como de 
lodo lo olro. el qual dicho escribano teuga vn libro en el 
qual asiente y escriua ordenadamente las cosas necesarias 
a la dicha hermandad, ansy de autos que pasaren en nues- 
tros cabildos como entradas de cofadres e otras qualesquier 
cosas, señalando todas las cosas que se Iiizíeren e rescibíc- 
rro e gastaren clara y diatinlamente. 



Capitulo Teynte y jao. Ae como se a de lect eita nuestra Regla 
vna ve» en cada vn año. 

Otrosy, ordenamos y tenemos por bien que vna vez en 
cada vn año se lea esta nuestra Regla en presencia de todos 
los nuestros hermanos y cofrades, esto queremos que sea la 
víspera de SeQor Sant eloy, después de ser acabadas'las vis- 
peras, estando lodos juntos en el refitono, antes que se to- 
me la colación, para que lodos sepan a que son obligados y 
k) que deuen guardar. 

Gapftalo veinte y dos. de cjnando fue cottitujda y ordenada ésta 

nuestra bannandad, y sj mesmo desde guando esta Regla fue a4:re- 

centada y renouada. 

La qual dicha hermandad fue fecha y ordenada por to- 
dos los nucslros hermanos ante pasados en la muy noble 



.byGooglc 



381 
eibdad de toledo, día de Señor Sant Juan bautista que se 
coQlaroD veiDle y qualro días del mes de Judío, afio del Das- 
cimiento de nuestro Saluador iliu. %.." de milt e qualrociea- 
los e veyot y tres aRos, estando todos ayuntados en el re- 
lilofjo de nuestra SeBora del Carmen, después desto en el 
a6o del nascimiento de nuestro saluador ihu. x.* de mili 
« quiaieolos e veynle y qualro aSos, dia de SeRor Saut Juao 
bautista, víspera de Selior Sant eloy nuestro patrón y abo- 
gado, eD presencia del muy reuerendo padre prior y frayles, 
nuestros hermanos, de nuestra Sefíora Santa Maria del Car- 
men, y de todos los cofrades nuestros hermanos que adelan- 
te estao escritos sus nombres (1), con la gracia de- nuestro 
Señor ihu. x.°, y en su seruicio y de su gloriosa madre núes* 
tra Soberasa Señora, y de señor Sant eloy nuestro abogado, 
fue esta Regla renovada y acrecentada; y este dicho dia 
dieron dote xisloual de ordas (platero del emperador y my 
onestro Señor (2)), y su muger, a la dicha nuestra herman- 
dad, de quatrocientos mrs. de tributo y censo perpetuo, por 
cargo de ciertas cosng que por sus ánimas se han de ba- 
zer, segund parescerá en el capítulo siguiente. 

Capitulo veyote y tcet. de lo que los fraylcs son obligado* a conpllr 

coD los hermanot cofrades e los dichoi cofrades con los dichos 

fray les. 

Primeramente, que quando alguno de los nuestros her* 
manos fallesciere, o au muger o hijos, o padre o madre, o 
suegro o suegra, que se ovicren de enterrar por cablea 
mayor, que los didios frayiea son obligados a le acompa* 
aar al tal difunto, e dezir todos los oñcíos que son obliga* 



(t) No eitáa addaotc eacritoi taleí Dombres. 
(¿) Eatat paial>raa están al márgca. 



n,g,t,7.cbyG00glc 



382 
dos, seguoá que parescQ por uoa obligación e contrata pú- 
blica que eslá en la Regla viejn ; c que por el tal acompaSa- 
miento le den del difunto oclieota y cinco mrs., do embar- 
gante que en la obligación vieja están veyule mrs. 

Otrosy, que tos dicbos nuestros hermanos cofadres cum- 
|)lan con el convento del dicho monesterio estas cosas que 
se siguen: que sy algund religioso de la dicba orden fa- 
llesciere, que, baciéudolo saber a la dicha hermandad , los 
dichos bermaDos vayan a te acompasar. 

Ansy mesmo, que sy oviere capitulo general de su or- 
den, que los dichos hermanos cofadres sean obligados a los 
acompasar, aciendolo saber los frayles á la dicba her- 
mandad. 

Iten mas, que la víspera de la crucifixión, quaodo va 
)a procesión general de las lefantás ul dicbo Monesterio, 
lodos los dichos cofadres sean obligados de acompafiar a 
los dichos frayles, haciéndolo saber a la dicha hermandad: 
esto para rescebir la dicha procesión y dcspedilla, sopeña 
de doze mrs. a cada cofrade que no fue (sic) a lodo to que 
en este cal^ilulo se contiene, siendo convidado. 

Capitalo ZXlil (1 ) de lo que somos obligados a hnter por las ánimu 
tle xv'al (Cristóbal) ordas, nuestro bermeno, y de n muger, por ra- 
zan de los mrs. de tributo que des¿ a nuestra hermandad. 

A gloria de Dios todo poderoso, padre, hijo, espirilu saO' 
lo, trenidad perfeta, y de la gloriosa virgen Sania María 
Su madre, nuestra Soberana SeQora, y del bienaventurado 
señor Santo eloy, se ordena todo lo que se sigue, yo 
xpoual de ordas, platero, vezino de toledo, e Marialuares 
de torrejon, my muger, movidos con zelo e deuocion de 



(ij Atf, pero debe ser 24. 



byGooglc 



385 
Sefior Sanio eloy, y porque su cotadría y hermandad 
síenpre sea perpetuada y aumentada , es nuestra volun- 
tad de dar y dotar a la díolia cofadria de quatrocien- 
103 mrs. de tributo y censo perpetuo que nosotros tene- 
mos eD uoa heredad de alboleda e meablillar en el soto 
<le torres, según mas largamente se contiene en las escri- 
turas pubtioas de la conpra y reconocimienlo que dimos y 
entregamos, e otras escrituras viejas, a los cofadres de la 
(licba hermandad, estopara que la dicha hermandad e co- 
fadres tengan cargo y sean obligados perpetuamente, los 
hermanos que agora son y los que de aquí adelante fue- 
ren, de hazer dezir «¡inco misas rezadas por nuestras al- 
mas de roí el dicho xpova) de ordas y de la dicha roí 
muger, e otras cosas mas, como adelante se dirá. 

Primerameule, que han de tener cargo los dichos her- 
manos de hazer dezir estas dichas cinco misas en esta ma- 
nera: una de la Santísima Concepción de nuestra Señora 
el dia de Seüor Sanl eloy, y en su mismo altar, la qual se 
ha de comencar acabando de al^ar en la misa de ta Gesta 
que se dice en el altar mayor, porque a de ser en presen- 
cia de los dichos hermano?, yten, se a de dezir en et dicho 
monesterio tres mjsas de réquiem en los tres postreros 
dias de las tres pascuas del aQo, quando se dizen las que 
In dicha cofadria tiene de costumbre de dezir por los her- 
manos difuntos, e ansa de comencar juntamente con ellas, 
(wrque ansy mesmo an de ser dichas con presencia de los 
hermanos e cofrades por nuestras ánimas, yten, la otra y 
úllíma se a de dezir en (1) donde está nues- 

tra sepultura, et propio dia de todos santos, a de ser esta 
misa del dicho dia en conmemoración de difuntos, y res- 



(1) Bay un hueca en d original. 



r,,j,i,r...i-,.G00i^lc 



38* 

ponso en fin della, sobre la dicha nuestra sepultura, por 
nuestras ánimas, ase de dezír esta misa en presencia de 
vno de los mayordomos o del escribano de la dicha lier* 
mandad, e mientras la misa se dixiere han de arder dos 
candelas de cera, de la hermandad, sóbrela dicha sepuUu- 
ri), e asy mesmo se ha de poner de ofrenda cinco mrs. da 
pan y otros cinco mrs, de vído; e dicha la misa, ha de dar 
el dicho mayordomo o- escribano que allí estuvieren qíd* 
co mrs. de limosna a pobres; y en tanto que no tuviére- 
mos sefialada sepultura, se a de cunplir eslo del día de 
lodos santos donde los mayordomos de la dicha herman- 
dad quisieren, yteo, es nuestra voluntad que después de 
cooplida y pagada la limosna de las dichas cinco misas, e 
la' ofrenda y limosna de estos dichos quatrocieoles mrs.. 
se cunplan y paguen los derechos que los frayles sue- 
len y acostunbrao de lleuar por hazer la fiesta y sermón 
del bienaventurado Sefior Sant eloyi y lo que después des- 
to cunplido restare, sea para ayuda de la cera de la dicha 
hermandad, o para ramos e albedria de la dicha fiesta. Y 
nos los hermanos cofadres de ia dicha hermandad e cofa- 
dria de sefior Sanio eloy que presentes somos, por nos 
mismos y por los hermanos y cofadres que después de 
nos vynieren, vista vuestra buena obra y voluntad y buen 
zeto que tenéis al servicio de Dios nuestro seSor, y a nues- 
tro patrón y abogado Seíior Santo eloy, y a esta nuestra 
hermandad, nos obligamos y otorgamos y conocemos que 
rebebimos de vos el dicho xpoval de ordas, e de la dicha 
vuestra muger mari¿luares de (urrejon, dichos qualrociea- 
tos mrs. de tributo y censo perpetuo para la dicha nuestra 
hermandad e cofadria, que nos obligamos de no lo vender, 
ni ajenar, ni trocar, ni cambiar, syno que siempre los ter- 
nemos en pie para la dicha hermaudad, y que cumpliré- 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



585 
mos lodo lo por vos el dicho xpouai de ardas promelido, y 
ije la dicha vuestra muger, según que aqui nos dais capi- 
tulado, biea y eumplidatnenle, según que es vuestra vo- 
luntad. por(|ue lo recebinios y nos obligamos, queremos y 
es. nuestra voluntad que lodo lo susodicho esté aqui asen- 
lado por capitulo en esta nuestra regla perpetuamente, y 
todos los hermanos y oofadres que al presente somos lo ju- 
ramos de lo guardar e complir, y que todos los hermanos 
quede aquí adelante se' recibieren, asi mismo sean tenidos 
y obhgados de asy lo 'jurar como capitulo principal de 
nuestra Regla y hermandad, y asy lo entendemos y otorga* 
moa lodo como dicho es- 
Hay una rúbrica. 
(Oocumentode mi colecciou. 4.% tS hojas útiles.) - 



(Sancho Martínez). 

Miércoles doze dias de mayo, era de mili y quatrocien- 
tos y cinco aQos... en la muy noble cibdat de seuilla... 

Yo Sancho m' (Martínez) orebse, vezino de Seuilla a 
la collación de stu. m." en la cali de genoa, vos digo (se- 
üorcs deán (1) et cabilldo de la eglesia de Seuilla) que 
bien sabedes en como fue la vra. mced que yo que fiziese 
vna ymagen de la virgen sta. m.* con su tabernáculo, Et 
que vos la diese fecha et acabada a plazo cierto, seguot que 
eo vao pusimos, dándome vos la piala y piedras y todas las 
otras cosas que pertenescieseu para la dicha imagen... se- 
gunl que todo esto et otras cosas mejor y mas conplida- 
mente so contiene en vna carta publica, que en esta ra- 



il) Eldena era D. Diego Di». 



byGooglc 



38C 
xnn la didia fue fecha el otorgada por vos el por mi en 
qiiinze dias det mes de seliembre que pasó, de la era de 
mili y qiiatroctentns y quatro aQoa, ante los escriuaaos 
piiblicos de seuilla de que martin gon^alez, escriuaoo pú- 
blico, tiene la nota, co la qual carta se conlieQe que 
)'0 que vos diese acabada el feclia la diclia obra desde 
el dicho día tasla ocho meaes complidos, primeros sigoien- 
les, dándome vos los dichos... la plata el laspiedras el to- 
düs las Ciras cosas... y vos non lo quisistes nín queredes 
fazer, non se pnr qual razan, en lo qual yo he recibido y re- 
<!¡bo granl doíío el (Térdida, y daño y menoscabo asi eo los 
mneslros que tengo cogidos y pagados adelantado para fa* 
zer la dicha obra... por lo qual vos digo y vos requiero... 
que me mandedes dar la dicha plata, el las dichas piedras, 
fl lodo lo al que comigo posistes, para se acabar el fazer 
la dicha imagen, que yo presto so de la Tazer. segunl que 
con vusco puse el en la dicha carta se conliene.. . Fecho en 
In muy noble cibdat de seuilta, en los dichos dias y mes 
et era sobre dicho. 

(Arch. de la Catedral de Sevilla. Leg. 60-K-S9.) 

Cámara, laynez Plaítro. 9 dizienbre 1562 a.' 

la Princesa (I) 

manual Caldera mi llia.", do qualcsquier mrs. de vro. 
cargo daréis y pagareis a bautista lainez, mi Platero de oro, 



(4) LaprinccM D.* Jiuds, hija del Emperador Cirios V. j madre 
dct dc^raeiado rey D. Sebution de Portugal, fundadora dri Moo»- 
teria de religiosas Franciscas Desealtat RtaUs , construido en hSSi 
por Antonio Sillero, 

Los otigiualca de este documesto y el que le ligue, con oíros pt- 



n,g,t,7.cbyG00glc 



387 
ciento y siete mili y cjualro cientos y setenta inrs. (¡ue Ic 
soD devidoa de liecliuras de cosas de oro que hizo i)»ru mi 
semicio, como parece por la fee de Antonio baez mi escri- 
bano de cámara, y tomad su c'arla de pago ile) dicho bau- 
lisla laynez, o de quien su poder ouieie, con la qual y esta 
mi cédala, tomándose razón della en los librns de mi casa 
m.'* que vos sean r.^** (recebidos) y pasados en queiila 
los dicbos 107Í70 mrs. fecha en madrid ix de dlzieubre 
lie 1563 años. 

la Princesa 

S.''* El Marques. 

Yo Ant." baei, escribano de cámara y joyas de la Se- 
reDisiraa P.* doSa Ju.* tira. S.*, doy fee que debe su Al. a' 
bautista laynez, su platero de oro, 127,962 mrs. (stc) por 
hechuras de sorlijíis, y guarniciones de oro para libros, y tie- 
eburas de botones, y otras cosas que hizo para seruicto de 
su AI. como abajo vá declarado. 

Primeramente, 2{2!í mrs. por la hechura y engaste 
de Tna sortija de oro con vn rubí de seis esquinas, con el 
eagaste tallado de unos cartones con 4 garras levantado. 
k qual dicha sortija hizo de otra sortija de oro que se le 
did de la cámara <Ie su Al. con el dicho rubí, que pesaba 
seis tomines y cinco granos y agora pesa vn castellano y 
quatro tomines y nueve granos, la qual hizo a x de Sep- 
tiembre de J562 años para scruicio de Su Al. 

mas, 424 mrs. por seis tomines y q.° granos de oro a 



pclej relativos á la fuadacion y coDstruccion de aqvei convento, don- 
<l« aparecen (en 1S7i) detalladas las obras del pintor Juan de Cere- 
utlo, j los iionibres (je los tasadores Diego de Urkiua y xpiuuo de 
Amberes, me fueron regalados en 1866 por mi buen aniigo e¡ eru- 
dito D, Uayetano Albcrlu de la Barrera. 



byGooglc 



38» 

rnzon <le 54i mrs. por castellano, los qtiaics puso de dcre- 
ceiilamieDlo en ia dicha sortija de rubí contenida el dk 
dio dya. 

mas, 1125 mrs. por la hechura y engaste do otra sor- 
tija de oro con vn diamante grande tabla esmaltada lodo 
de negro, la qual hizo de otra sortija de oro que se le di6 
de la cámara de Su Al. con el dicho dinniaole, que pesaba 
dos castellanos y doze granos, y agora pesa vn castellano y 
cinco tomines y dos granos, y restó a deber el dicho tres to- 
mines y diez granos de oro. los quales van descontados eo 
la fee desta libranca. la qual hizo el dicho dia mes y alio 
para Su Al. 

mas, mili y ochocientos y setenta y cinco mrs. por la 
hechura y engaste de otra sortija de oro con vd diamante 
de seis esquinas, esmaltada a la morisca de un ryzadillo 
de oro y negro, la qual bizo de otra sortija de oro qoe se 
le dio de la cámara de Su Al., que pesaba ochaba y media 
y doze granos, y agora pesa una ochaba y beynte y siete 
granos; y restó el dicho a deber veinte y. dos granos de oro, 
que valen ciento y veynte y cinco mrs. los quales se le 
descuentan en la fce deeta librani;a con lo demás. la qual 
se hizo a X de Sepl/ del dicho año para Su Al. 

mas, 2625 mrs. por la hechura y engaste de otra 
sortija de oro con . vn diamante punía, puesto eo 4 gar* 
ras levantado y esmaltado de blanco y negro, la qual hizo 
de otra sortija de oro que se le dÍÓ de la cámara de su Al- 
teza, que pesaba vn castellano y veinte y siete granos y 
agora pesa vo castellano y quareola y dos granos, la qual 
liizo el dicho dia mes y aQo para su Al. 

mas, ochenta y quatro mrs. por qulnzc granos da 
oro que acrecentó en la dicha sortija de diamante punía 
coolenida. 



byGooglc 



ód9 

mas, 2550 nirs. por la Itechura de tres registros de oro 
ecbos da udos trocos picados, que pasaron quatro castellanos 
j cinco lomioes y ouze granos, que se liizieron a xviti días 
del dioho raes y aBo para unos libros de rezar de Su Alte - 
u. y el oro de qua se Uizieron se le dio do la cámara de 
3u Alteza. 

mas, 9750 mrs. por la hechura de quatro invoeci- 
eas y ocho escudetes de oro hechos de unos trocós y carlO' 
oes esmaltados de vnas querdas, que lodo ello pesó diez y 
»ete eastelianos y Dueve grauos, con xxim clabillos de oro 
coa que se clavan, que se Iiicieron a xviii dias del dioho mes 
de Sept.*^ del dicho año. los quales se pusieron en dos bre- 
biarios de Su Al. y el oro de que se hizierou se le dio de 
la cámara de Su Al. 

Mas, 9750 mrs. por la hechura de otras quatro inaneci- 
casy escúdeles de oro para otros dos brebiariosdeSuAt., 
que las vnas son hechas de vnos cartones tallados, y lasotras 
hechas de vnas targetas que se liízieron el dicho dia mes 
y afio, y pesaron veynte castellanos, y el oro de que se hi-^ . 
cieron se le dyó de la cámara de Su Al. 

mas, 24@ mrs. por la hechura de xvi botones de 
oro abiertos para ámbar, a quatro ds. de hechura de cada 
vno, que se hicieron a xv dias del mes de aoui.' del d¡> 
dio afio. los quales su Al. envió al rey de Portugal, nues- 
tro sefior. y el oro de que se hizieron se le dio de la cá- 
mara de Su Al. y ban esmaltados de blanco, gris y negro. 

mas, 24$ mrs. por engastar svi botones de camareos 
ea oro, hechos de unas basas esmaltados de cotorei», y pá- 
gasele a 4 ds. de hechura de cada vno. que se hicieron 
el dicho dia, y el oro se le dio de la cámara, los qualesSu Al. 
eobió al rey de Portugal. 

mas, 18® mrs. por engastar diez y seis botones de- 



byGooglc 



590 

crislnl en oro y esmallndos de blanco y gris y negro. '(|ne 
se liizieron a quioze del dicho mes de noui.* del dicho' 
aSo de 1562, y págasele a Ires ducados por el eagasie de 
cada vno. y el oro con que se engastaron se le did de la- 
cantara de Su Al. los quales su Al. mandó si rey de porlu-: 
gal su liijo. 

mas, XV® mrs. por la hechura de die?. y seis botones 
de oro, redondos, con unos cynclios por medio, hechos de 
unos cationes esmaltados de blanco y negro, que se hi- 
cieron el dicho dya mes y año. los quales Su Al. enuiá a) 
rey de portugal, nro. Sr., y págasele a dos ducados y me- 
dio de la hechura de cada vno. y el oro de que se hizieron 
se le dio de la cámara de Su Al. 

mas, nueve mili mrs. por la hechura de otros diez y 
seis bolones de oro, redondos, con vnos gallones esmaltados 
de negro y blanco, que se hizíeroo el dicho día; y págaselo 
a ducado y medio de hechura de cada vno. los quales 
Su Al. envió at Rey de Portugal, nro. Sr., y el oro de que 
se hizieron se le dió de la enmara de Su Al. 

mas, seis mili y setecientos y cinquenta mrs. por la 
hechura de seis corchetes de oro grandes, que eran tres 
machos y tres hembras, hechos de vnos frutos y car- 
tones esmaltados de colores, que se hizieron el dicho día, y 
pngasete seis ds. de liechura de hechura fsic) de cada par: 
los quales Su Al. envió al rey de Portugal, uro. Sr., y el 
oro de que se hizieron se le dió de la cámara de Su Al. 

mas, dozientos y quatro mrs. por vua rosica de oro 
que puso al pie de un rubi redondo que está engastado en 
vn engaste de oro, que fue a dos de dizi." del dicho año 
para Su Al. 

Assy que monta en lodo lo susodicho los dichos ciento y 
veynte y seis mili (sie) y nobecíentos y sesenta y dos mrs.. 



.byGooglc 



591 . 

losqualessu Al. debe al dicho bautista laynei.sií platero de' 
oro, por la hechura y engastes de las dichas sortijas y ma- 
nos y escódeles de oro para los dichos libros, y por la he- 
chura de los dichos botones y las otras cosas que hizo pura. 
servicio de Su Al., como parece por esla queata ea diez y 
seis partidas en ella escriptas, en las tres hojas con esta, 
desde x dias del mes de septiembre de i®dlxii años ha»ta 
oy dya de lu fecha, y no se le a de pagar mas de cviiScccc 
ixxmrs., porque se le descuentan de aquí xix^cccuxcii inrs. 
en esta manera: los xvíiiSdccl mrs., por oLros tantos qnel' 
didio tiene recibidos los quales se le dieron para en queiita 
de las dichas hechuras, y los dccxiii; mrs. por vn casto-' 
llano y dod tomines y onze granos de oro que el dicho res- 
tó a deber del oro de las dichas sortijas y botones, y |)or 
que es verdad, le di esta fee ñrm^da de my nonbre, fecha 
en Madrid a ix dias del mes de dizi.* de i563 aiios.— An- 
tonio baez. 
(Docnmento de mi coleccioQ). 



Jacome de Ireco. 

Cámara La princesa 34 fíe marco 1572 rii. 

Juan de portillo, criado del rrey mi seQor, yo vos mando 
que de quaicsquier mrs. que por poder u orden mia ayaís 
cobrado y sean de vro. cargo, deis y paguéis a jacome de 
Ireco tres mili y dozientos y setenta y siete Rs. , que valen 
cii ® ccccxvni mrs., que los a de auer por las cosas con- 
tenidas en este memorial questa firmado de los of&.'** de 
mi cámara; y tomad su carta de pago, o de quien su poder 
oTíere, con la qual y con esta mi c' (cédula) y el dicho me- 



pyGooglc 



392 

moriai, abiendo lomado primeramente la rrazon delta diego 
Alderetc, mi coolador, y andrea perea, 8criu''de la dha mi 
cámara os serán rreccbidos y pasados eo quenta los dbos 
iiiSccLXxvii rreales, no enbarganle que oo vaya setíatada 
de mi mayordomo m."" fecha ea madríd a ixiiii de marco 
de 1572 a. 

La Princesa. 

Lo que se debe a Jacome de treco de cosas que a 
mandado bazcr para el servicio de la Sr" . princesa de 
portugal, nra. SeQora, desde veinte y tres de marco de se- 
tenta y voo, es lo siguiente: 

Setenta y siete rreales que pagó al que labra dia- 
mantes, det aderece que Ltzo a un diamante grande que 
por DO se querer vender le mando Su al.* volver al almo- 
neda del principe queslá en el fielo. 

noventa y seis rreales por seis castellanos de oro que dio 
para bazer rreynalte vna guarnicioD a vna pÍ5a de bébano 
con anbar, que su al' envió a la enperatriz su Hr." (1). 

treinta y seis rreales y medio por dos castellanos, dos 
tomines y tres granos de oro que peso vna cruz de bechura 
de tau, esmaltada de negro, que se abre para tener rrelt- 
quías, que tiene veinte y dos diamantes, onzc de cada lado: 
los veinte heran de vnas arracadas de cruzes de diamantes 
con perlas pinjantes, questaban en la cámara, los dos se 
conpraron a Jacome por Ireze ds. 

Sesenta /siete rreales por los dichos diamantes que 
se pusieron en la dba. cruz. 

dozíenlos rreales por la hechura de la dha cruz. 

quarenta rreales y medio por dos castellanos, qtro to< 



(1) Ln Einpcratrii üc Alemania doña Maria. 



.byGooglc 



505 
Is, tres grnnos de oro, que eatrú ea una sortija esmaltada 
: negro, de un diamante grande, questaba en la cámara. 

cincuenta y cinco neales de ta hechura de la dha 
rtija. 

treinta y tre» rrcales y me." por do3 castellanos ; tres 
anos de oro que se puso en vn branalete de diez piceas 
iG tienen liipizIAxis, amatista, cornerina, jacinto, voa ta- 
illa de ónix, otra de coral, vn cafi, va rrubi. una esmerat- 
1, vn diamante: las quatro primeras se conpraron a Jaco- 
e de treco por cuatro ds,; las seis rrcstantes son de la cá- 
ara, y pesan lasdiez piedras, sin el oro, vn castellano, dos 
mis, siete granos, y oro y piedras tres castellanos, dostomi- 
is, diez granos, y van esmaltadas de unas rraicas negras. 

ciento y quareota y quatro rreales por la becliura de las 
ez piezas del dbo brazalete. 

ciento y quareota y ocho rreales por n:ieve casteila- 
e, dos tomines de oro, que pesa un relicario que le eer- 
D dos zierpes, y por ellas y al rrededor lleva quarents y 
1 diamantes, que los veinte y vno se compraron a Jaco- 
e y los veiotp fueron de una sortija do tu cámara: lleva 
I medio dos beriles de cristal de montaSa, y va esmalta- 
I de colores. 

quioteatos y ciaquenla rreales por la hechura dcste 
10. relicario. 

quatrocientos y quarenla y tres rreales por los veín- 
y VD diamantes que lleva el dho. rreücario de mas de 
i veíate de la cámara.. ' 

dos ducados por vn cristal, y de achicar otro que fue 
i la cámara, que lleva el dho. rrelicario. 

diez y seis rreales por quatro bidrios cristalinos para 
5 anus deis, de cuerno, que dio su al.' a sus monjas, y 
que quebró a vn rreücario del padre marcos. 

Tono LV. 25 



.byGooglc 



594 

ciento y sesenta y oobo rreales por diez castellanos 
y quatro tomis de oro con que se guaroecieron vaos cnn- 
delei'os de crialal que su al/ dio a la mag." de la rreyua 
su sobríua con vn oratorio. 

ocheota rreales por los cristales de los dlios. candeleras. 

ciento y treinta y dos rreales de la hechura de los 
dhos. candeleras. 

dos ducados de vdos antojos de cristal que su al.* dÍ6 
a la abadesa de su monesterio. 

fíenlo y veinte y ocho rreales por oeho easlellanos 
de oro que entregó a rreinalte, con queguarnegió tres pi- 
nas de hebano llenas de anbar, que su al.* enbió a la eii- 
peralriz su Hr."». 

sesenta rreales por tres castellanos y seis tomis qua 
puso de oro en vn retablico de oro. como portada, questaba 
en la cámara para vna ymájen de las del padre marcos, 
que lleva alrrededor unos rayos y cordón de Sají Fran."* del 
dho. oro. 

(inauenla y gtnoo rreales por la hechura deste aderego. 

dozieolos y dos rreales por doze castellanos, cinco to- 
mis de oro, de que se hizo vna caxa rredonda obada, que sa 
abre con dos puertas, que del vn cabo está oro. SeHor y 
del otro nra. Sefiora, con dos verilea de cristal de montaOa. 

ciento y sesenta y cinco rreales por la hechura de la 
diclia caxa. 

ciento y díci rreales de tornar a clavu* tres esme- 
raldas del collar de esmeraldas antiguas, que se le habian 
quitado para poner en sortijas. 

odio rreales de engastar vnas sortijas de vn rrubi fal- 
so eu vn engaste de vna sortija que se le había quitado 
la piedra, y le dio su al.* a doBa maria de Castilla, y le 
mandó poner en el dbo. rrubi. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



S95 

diez ducados de iiiipiar el eogasle del joyel, y el rru> 
bi grande y diamanle, y davallos eo tí, porque se le abían 
quitado para Iraer en sortijas. 
(Documento incompleto de mi colección.) 

El Bey. 

AotCDio Voto, ayuda de mi guardajoyas, yo vos mando 
que de qaalesquier nirs. de vuestro cargo, tocantes at dicho 
officio, deys y paguéis a Jacobo de Trezo, nuestro scdtor, 
seis mili trecientos y sesenta y cinco reales y medio, que 
?aleo ducientos y diez y seis mili quatrocientos y veynt» 
y siete mrs., que le mandamos pagar por un vaso de pie al- 
io con su tapador sobado de piedra lapizlázuli, que tiene 
ocho guarniciones de cercos de oro, tres en el píe y ba- 
lanstre, y tres en el cuerpo, y dos en el tapador, labradas y 
esmaltadas de blanco, verde, azul y negro, y eo el remate 
del tapador una bolilla del mismo lapis lazulí con un bo- 
tonciHo de oro enoima, que del mandamos comprar para 
servir an el relieaTÍo del monasterio de S.' Lorenzo; y to- 
mad su carta de pago, o de quien su poder ouiere; que con 
día y esta mi cédula. Jomando la razón della Joan despioa, 
greñier del bureo de mi casa, mando se os reciban y pas- 
sen en quenta sin otro niogua recado, fecha m San Lo - 
renzo, a veynte de margo !l587 aQos. Yo el Rey.— Por 
mandado del Rey Nuestro Señor. — Matheo Vázquez. 

(Col. del Conde de Videncia de Don Joan. Ordinario (Liliro 
cDiHador del Secretaria Hateo Vazqaea) 1391. HS. en ful. í. 29.) 



byGooglc 



{Jacouo de Treco). 

Ud Retrato de medio cuerpo , al ollio , sobre liento, 
de Jacouo de Treco, con ropa verde y mangas moradas, 
puesta )a roauo derecha sobre la custodia; y eu la izquier- 
da vDa coroucopia de flores, con una Graja picando en 
. ellas, tiene de alio bara y media, y de aacho bara y ocha- 
ua. tassado eo duzientos Reales. 

Al margen, « la dereclia, se lée: "jAem Valladolid". 
(Arch. de Palacio. Felipe II. Inventario de Bienes y Alhajas 
de lo$ Quartot de SS, MM.: PintnrasJ, II. f. 799 v.») 



(Franctseo Morales, tornero de oro y plata.) 
Señor. 

En vn níem.' que se ha visto en Bureo de frao.'* de 
llórales, Tornero de oro i plata de la Casa de V. Mg.. di* 
ce q" ha mas de ^(i aDos que tiene su assiento del dho. 
ofBcio en los libros della (como consta de la certificación 
que pres.^ ); y por q' se halla muy viejo e impedido: 
Supp.<!* a V. M. le baga mrd., en consideración de sqs ser* 
ui.<^ , del dho. offlcio, para passarle, en la misma conformi* 
dad que él le tiene con la casa de aposento, en Manuel da 
Morales, su hijo, que también es Tornero de Plata, y de la 
aprobación i satisfacioo q.* se requiere para seruirle. 

Y Al Bureo (donde constan los serui."* del suplicante y 
lo mas q* refiere) pareció que passando desde lufgo el 
officio en el hijo, de cuya suHicieDcía tiene mui buena re- 
lación, |wdrá V. M., siendo seruido, hacerle ta mrd. que 
supp." ; pues demás de no tener inconueniente ning.", es- 



D,g,l,..cbyGOOglC 



5í)7 
tnrá eo ambos bieu empleada. V. M. mandará lo que roas 
fuere de su Real aeruicio. En Madrid, a 2 de Agosto de 
1630. 

B»j tm rábñeas. . 

El Bureo 2 de Agosto 1650 

Por fran.'^ de Morales, tornero de plata de la casa de 
V. Hg.; pide su oflicio p." un hijo, que lambieo es offl< 
eial del y el Bureo lo consulla por justo, passandosele dea* 
de luego, es officio sin gages, y soto tiene casa de Apo- 
sento. 

"esta bien" 

Ht^ una rúbrica. 

{irch. de Palacio. Felipe IV. Casa. Le^. 119.) 

{Isidro de Vüloldo. Carta de pago.) 

digo yo isidro de Vüloldo, Escultor, que Regibi del se- 
fiorju." gomez, mayordomo de la SeDoradono (sie) Juana 
lie loledo, vejnte ducados para eo parte de pago del reta- 
blo que yo hago para la señora doña Juana de loledo, para 
layglesia roayor (1) de avila. Y por ques verdad lo firme 
de my nombre. Techo a dos dias de julio de iS> d 51 años, 
isidro de 
Vüloldo. 
(Docamenlo de mi colección.) 



(I) E*U palabra sobrepuesta entre renglouu. 



Dg,l,...cb,.GOOglC 



(Di$go de Suva Vázquez) (í). 

A Diego Velazquez, Piator, he mandado reoiuir eo mí 
seruicio, para que se ocupe en lo que se lewdenara de su 
profesioo; y le he se&alado veynte ducados de salario al 
mes, librados en el Pagador de las obras deslos Alcácares, 
casa del Campo y dei Pardo. Vos le liareis el despeclicoes' 
Qcsario para eslo, en la forma que se huuíere dado á qual- 
quiera olro de su profesión. 

Está rubricado de la Keal Mano. 

Ed ti." a 6 de Oclu.« 1623.— A P." de Hoff Huerta. 

(A.rcb. de Palacio. Felipe IV. Casa. Leg. 139). 



Que se dé a Di." Velazg.'i , Pintor de Cátnara, vna 
radon como la que tienen ¡os Barberos de Cámara. 

Á Diego reJa^fUM, mi Piator de Cámara, he lieclio 
mrd. de que se le dé por la despenta do mi casa voa ra- 
ción cada dia en especie, como la que Ueoen Iok Barberos 
de mi cámara, eo considerafíOQ de que se ha dado por 



(1 ) Por Real orden de 17 de Diciembre de 1862, se me fraaquea- 
rou bolgadamente los papeles del rico Archivo j los libros de la eaci^i- 
du y unnerosa Biblioteca de PuJacio. Copié entonces los documentos re- 
ferentes al gran Diego de Silva Velazquez (asi Brmaba, y así le lUoaan 
también su suegro Pacheco, y sus convivientes) que imprimo en este 
lugar; dejando para nueva ocasión el trabajo que preparo^ en vista 
de otros documentos en extremo curiosos, y de rarísimos ioipresos del 
siglo XVII (á nombre igiidmente de Diego de Silva Velasque¿\, con 
noticia de desconocidos cuadros de «u mano, inventariados en diverioa 
punios por loi contení pora neos de aquel insigne artista. 



.byGooglc 



S99 

ifecho de todo lo qu« se le deue liasU oy de las obras 

u oficio, qae a hecho para mi seruigio, y de todas las 

adelante inaadare que haga, liareis q.* se note assi 

os Tibros de la casa. 

Uli ruMoado |M>r el ftey. 

n U.'> & 18 de eepl." 1698. 

i\ conde de los Arcos, en Bureo. 

Aitb, d« Klacio. Felipe IV. Cata. Leg. 119). 

endeSu Síg.^ En declaración de otra de i8de S.^^' de 
28. Sobre la ración y emolum.*°* de Barbero de Cá- 
mara q. ha de gozar Di.° Velazg.* Pintor. 

Por orden de diez y ocho de setiembre del aDo pasado 
nill y scisciealoB y veinte y ocho, liize mrd. á Diego 
fiquex, mi pintor de Cara.'* , de que se le diese por la 
lensa de mi casa vna rabión cada dia en especie, como 
ae tienen los Barberos de mi Cám." , en conaÍdera(¡ou 
|.' se auia dado por sali^echo de lodo lo que se le de- 
basta aquel dia de las obras de su oficio q.* auia he- 
para mi serui^io, y de todas las q." adelante bifíese; y 
].* addantQ hiciere declaro aora en esta orden q an de 
los retratos originales q yo le mandare hacer, y así 
DD se le a de acudir con los demás emolumentos que 
en loa dhos Barberos de mi Cámara. 

wtÁ rubricada por el Rey. 

en M.^ á 9 de Hebrero 1629.— Al Bureo. 
Arch. de Palacio. Felipe IV. Casa. Leg- i\9). 



"Por Real orden flia en 38 de Junio de 1639 consta que 
ley FetipelV le concedió licencia (á Velaz^et) para via- 



.byGooglc 



400 
jnr á It&lla. y que el liempo de su auseaoía goce el sueldo 
Je su pintor de cámara, y sus gages como de recompeo- 
sa" (1). 

{Carta escrita por el Embajador de Veiucia en Madrid 
al Vicemocenigo en el Consejo de los Diez) (2). 

Mi ha fatto sapere Don Giovanoi di Veglietla, cli' é il 
Secretarlo di Stato (et ha anco titolo di Gonsigliero), che il 
$."' Conté di Olivares, per ordioe del Re, le ha commauda- 
lo di procurare ptissaporti el leltere di raccomandatione per 
Diego Velazquez, pitore di camera di sua maesta, che se 
ne passu con lo Spinola á Milano, poi da se in altre citta 
d'Italia, et particotarmente in cotesta di Venetia, per Iral- 
lenervesi, vedere et aprenderé le cose della sua profcasiooe. 
ristesso ufñcio é stato falto appresso li nuntij , e qualehe 
altro ambascialor ancora. lo per corríspondere al desiderío 
di S. G. in riguardo delle commissiooi di S. m.** , e per 
complire all' urficio della creansa , le ho fallo il pasaporto» 
e le ho dalo leltere per il S.°' Giorgio Gantaríni,^ fit di 
S. marco; per il S/ ViceoM Grimani, íii del S.' Piero; et 
in Ierra Icrma per ilS.*'Cap.''diVerona,elperi!Comnj.''* 
mío fralello. 

questo pitloreé giovanc, e, per quello che » me pare, 
non puo esser di sofito questo suo passagio eostí; solo 
mí persuado che per acquistare maggior perilla nella sua 



(1) Cean Bermudez, Historia de la Pintura HS. (en la Acad. de 
Snn Fernando), t, 6, aola volante p. 136, quien dice "consta lodo esta 
en el Arch. de la Casa Real." 

(S) Traslado de copia hecha por M. Raudon Brown en Veneeis, 
y remitida por él á D. Vatcntiu Carderera, con carta de H Junio de 
1860, el cual me la ha fraiH|ueado ga la u teniente. 



Dg,l,...cb,.GOOglC 



401 

professione li:ibbe procúralo quesU lícenza dnt Re di vede" 
re le dltá priocípali d'ltalia, et le cose nolabilí dell'arle 
sua: Con ludo cid, perché questo é per rennnrsi, come 
mi ha dello, in Veaetia, bo giudicato espedíenle darue 
questo raguaglio otl'Gcc."> Vre, le quali con la loro pru- 
(lenu potranno fare osservarse ció che Ic parerá iolorno a 
i|Besla persona, che dqverá capil.ii-e con l'indirizzo delle 
|iredetle lellere costi el nello Slalo. 

al vise mocenigo. 
Madrid 28 luglio 162». . 



• Por cédula de 30 de Enero de Í634 ba hecho el Rey 
Felipe IV. á Diego Velaxquez, que el oficio de ugier de cá- 
mara que liene le pueda pasar al dho. Juao Uta. (I)i que 
ha casado con una hija sola que liene, y que sea con la an- 
tigüedad y en la forma que el dlio. Velazquez le sirve. 

>Y porolra cédula posterior mandó S. M. que se diese 
al dlio Juan Bta. una ayuda de cosía para que pasase ¿ 
Pamplona á pintar la perspectiva de la ciudad* (2). 



t Por otra Real Cédula de 6 de Junio de 1635 (consta] que 
el Rey le hizo merced (á Yela%quez) de un paso de vara de 
alguacil de ta casa y corte, por cuenta de las obras qae de 
su oRcio ha hecho y va haciendo para servicio de S. M. 

>Por olra de 27 de feb." de 1640 mandó el Rey 
que se déo á Velazquez 500 ducados cada año en la 
despensa, repartidos por meses, á cuenta de lo que se 



(4) Juan Bautislii ácl Mazo. 

(i) Noia roUnln de Ci-Ao Beruiudcs HS. (¡lado, t. 6. p., i~iH). 



byG.OOglC 



402 

le (Jebe de pinturas hechas, y de las que ea adelante irá 
haciendo. Gracia que debe cesar luego que coaate habérse- 
Ití satisfecho enteramente. 

>Por otn de 18 de mayo de 4648 se le subió la pen* 
ston á 700 ducados* (1)- 

Bm'eo, i6 de febrero iQ^2. —Propone á V. Mag.' per- 
sonas para el oficio de Aposentador de Pálaao, que vacó 
por promoción de Pedro de- Torree al de Seereíario 
de Cámara. 



Por auer eclio V. Mag.** merced á Pedro de Torres d« 
ía Secretaria de la C&mara. ha quedado vaco el oficio de 
aposentador de Palacio, y para él propone el Bureo á 
V. Mag.'' las personas siguientes: 

El Marqués de Ari^a, en primer lugar, á Gaspar de 
fucnsalida, Gefe de la Cerería, que ha que sirue desde 23 
(le Nouiemhre de el año de 16S7 que se le hi^o merced de 
las ausencias y enrermedades de su padre, & quien sucedió 
en la propiedad: es el mds anliguo Gefe de los oficios de la 
Gasa, hijo de Gaspar de fuensalida, que murió grefier de 
V. Mag.'', auiendo seniido desde el año de 597 de ayuda 
de lu Qercria y Gefe de la casa de la Reina nuestra Sefiora, 
y en Itt de V. Slg.^ asía que fuó promoaido al oOfio de 
Grefier. Nielo de Gaspar de fuensalida, que enpcfó á ser- 
uír al Señor Rey Don Phe1i|fe Segundo en 15 de Agosta 



( 1) Ceaii Bcrniiidez, MS. citado, t. 6., uota votante f. 13&, q"i' 
dice "consta todo esto en ti Arcb. d« U Cau Rnl." 



.byGooglc 



403 

de el año (le 548. — Suplica íl V. Mag.'^ le haga merced 
de es(c o%io coa la Ilaae de ayuda de Cámara, como le 
leoia Pedro de Torres, ó manteuicndole en el de la (erería 
para seruir con capa, pues ambos o6?ios tieaen su ejer^i- 
i;¡oeD la Cámara y do son incompatibles, — y al Marques le 
parece que es muy apropósilo, por ser bombre de salisfao' 
oioD, conGauf^a, ioteligenfia, uoli^ia y plática para el oñ- 
cío de aposentador de Palacio, y merecedor por sus serví' 
cica de que V. Mag.^ le boga merced del para que le pro- 
pone sin calidad oinguna de las que pide. 

En segundo lugar, á francisco de Rojas, ayuda de Cá- 
mara de V. Mag.S que slruió muchos años al señor Yn- 
TaDle Don Fernando, de Guarda joias y aínda de Cámara, 
y al Principe nuestro Señor, que esté en gloria , de ayuda 
de Cámara, con mucha satisfac(;ion y puntualidad. Juró 
por ayuda do la guardarropa de V. Mag.'' eu 7 de febrero 
de 648, y le pare^^a que tiene todas las parles que se re- 
quieren para este oficio. 

Eo terror lugar. A Simón Rodríguez, que es el aluda 
mas aoliguo de la furf íera , y es au acenso, ha que sirue 
desde 23 de febrero de et afio de 629, que jurú. ha tenido 
á au cargo el gasto de este ofígio, y dado buena quenla. 

En quarto lugar, A Alonso Carbooel , ayuda de la fur- 
riera y maestro maior de las obras de Palacio, que por ser 
Iraíadory auer corrido por su mano el aposento en muchas 
de las Jornadas que V. Mag.'' ha echo de algunos años á 
cMa parte, es muy apropósilo para esla ocupación; y des- 
pués de auer serutdo en el Real Palacio de el buen reliro, 
Juni por ayuda de la furriera en 16 de octubre de el año 

<ie au. 

El Conde de Ysinguien propone,, en primer lugur, á 
Gaspar de Fuensalida. 



byGooglc 



404 

Eq el seguudo, á Siii^on Rodríguez. 

En el tercero, áAloDso Garboael. 

Eq el quailo, á Diego Veíazquez, ayuda de Gimara de 
V. Mag.**, el qual refiere en 9<i memorial que ha muolios 
aüo9 que se ocupa en el ndoruo y compostura de el apu- 
aenlü de V. Mag.'*, con el cuidado y acierto que á V. Mag.' 
te cousta, y Suplica á V. Mag.'' le aga merced de«sle ofi- 
-í^io, puea es laa ajustado á su genio y ocupación. 

El Conde de Barajas , en primer lugar, á Gaspar de 
Fuensalida. 

En el seguudo, á Alonso Garbonel. 

En el tercero, á Diego Veíazquez. 

El Conde de PuSoorrostco, en prímer lugar, á t'raocis- 
co de Rojas; porque siendo Gentil hombre de la Cámara de 
el Señor luíante Don. Fernand», que esté en gloria , le uííi 
seruir los oG(ios de Guarda jolas y aiuda de Cámara, pro- 
(^ediendo sienpre con mucha verdad, puatualidad y satis- 
fa^ioQ, y en las demás ocupaciones que iia tenido lo a «on- 
tinuado. y le parece muy aproposíto para este ofícto. 

En segundo lugar, á Alonso Carbonell. 

En el teroero, á Gaspar de Fuensalida. 

Ed el quarlo, á Diego Veíazquez. 

y á todos los tiene por Inteligentes y plálicos parala 
traza y disposision de el aposento de V. M. 

El marqués de Povar, en primer tugar, á francisco de 
Hojas. 

En el segundo, á Gaspar de Fuensalida. 

En el .tercero, á Diego Veíazquez. 

En el quarto. á Joseph nieto. Guarda Damas y aposen- 
tudor de Palacio, de la casa de la Reyna nuestra Se- 
ñora. 

Et conde de Monlalban dit^c que tiene por nef^esario y 



D,g,l,.9cbyGOOglC 



405 
lejo á este oficio que la persona á quien V. Mag.' Iiiftie- 
merced del sea pláUca en trazas y disposiciones de Jor- 
idas, y que le parece que, en conroroiidad de los ejem- 
ires antiguos, dene consultar á los de la Furriera; y asi 
tipone, en primer lugar, á 

Alonso Carbonel. 

En el segundo, á Diego Velazquez. 

En el tereero, á Gaspar de fuensalida. 

En e) quarlo, fi Silnon Rodríguez, que es muy liombre 
I bieD y a cunplido sienpre con lo que ba sUdo á su ear- 
); y aunque es el mas antiguo ayuda de la Furriera, no 
prefiere á los demás, por no sauer contar oí tener plátt- 
I de las obras; 

V. Hag.^ lomará la resolución que más conbenga á su 
rdcio. Bureo, á 16 de febrero de 1653 años. 

Hij cinco robricat. 

Al margen de la pro|)ueita haj nn decreto que dice: 

Nombro A Velazquez. 

(Arcfa. de Palacio. Felipe iV. Casa. leg. 79, n.° 282). 



Los sota ayudas de la furrierra. 

Señor. 

Los.Sola Ayudas de la furiera V del Retrete de V. Mg.' 
¡(eo qufl V. Mg', Dios le guarde, por Gn y m.'* de Jos- 
ph de loa Rios, mozo de Oficio de la furiera, fué seruido 
s mandar se consumiese esta plaza, Yq. vuo de los qualro 
Dta Ayudas que abia fuese siruiendo en ella a las Jomá- 
is . que V. Hg.' ha^e á los bosques, lo qual se continuó 
lia qoe Diego Velazq'z, oposenlador de palacio, quisso 



byGooglc 



40G 

que fuese van persona elejida de la suya, sio jurar en dhit 
plaza, y que eirbieae en ella; Y acieodo Reparo et Contra- 
lor de la Cassa, ao permitió se ^e diese Rabión ai Caruage, 
por DO ser Jurado, por lo qual se mandó boluieae vno de 
los dli09. Sota ayudas á serbir en dlio exer^igio de la furie- 
ra, asta oy que, en esia Jornada del pardo que a V. Mg.** 
se le ofrece, el dlio Diego Velazqz quiere que baya por mo- 
zo de o&cio vn birendero que no es oficio Jurado, dexando 
la persona de vno de nosotros que tijitimamente lo es- 
tamos en lafuriera, siendo nro asiento ese' — Suplicamos 
A V. Mag.** Se sirba de ba^er en esto lo que por mejor lu- 
btere, que en ello Recluirán mrd. , como la esperan de 
V. Mg." 

En m.'' A 9 de lien." de i655 a.' — ynforme diego 
belazquez. 

Ha/ dna rúbrica. 

Diego Velazquez dize que él no embaraza á los dos 
mosDs de Retrete, que de ordinario ban siruiendo en las 
Jornadas que S. M. haze, que exersan su oficio de sola 
ayudas de la furriera, ni que en falta del moso de oficio le 
bagan ellos en el quarlo de S. M. , antes lo procura. T que 
el aver (su antecesor i él) encargado el gasto i alojamien- 
to á Alonso López, lo liicieron por ser Carp.° i entender las 
trazas, y teuer del satiafacion eu la parte del gasto de que 
el Aposeutador a de dar queota. Que aora en esta jornada, 
que es la prim.", después que faltó Al." López, en que no a 
auído nada de lo que dize este memorial , conosiendo él á 
Carlos de Gadasar, Barrendero de Gám.', persona de aui- 
lidad y seguro para fiarle el gasto, se a seruido de él como 
Barrendero, entrando en el quarto de S. M., como tal, a 
liazer lo que se le monda; y que la queja de los mosos de 



byGooglc 



407 

Retrete la jusga por Je poco fundamento y injusla. en oí 
Pardo, oí Í3 de Hean." de 1655. 

Diego ie Sí/ua 
Velazquez. 

Vdd de los dos mozos de retrete que siruieren en las 
joroadas que liiziere Su Mag.** ha de seruir dentro de su 
quarlo lo que le tocare por sota ayuda de ta furriera; y 
lodo lo demás que refiere Diego Velazquez ha de correr |)or 
el Barrendero que él señalare. En el pardo, A treze de lie- 
oero de mili y seiscientos y ciacueata y cinco alios. 

Bay UDS rubrica. 

Es seBal del ».* q.'* de Puttonrrostro. 

Las siete rabiones estraordioarias que en esla jornada 
del pardo se dauan hasta oy a dos mozos de retrete y cin- 
co barrenderos, se han de dar en lo restante do dlia- jorn»' 
da: los tres, á tres mozos de retrete, con el que sirue en la 
furriera; y las qualro á qustro, Barrenderos, mientras no 
houiere otra orden, flia en el Pardo, á diez y seis do lle- 
nero de mili y seis^ieolos y oiaquenta y cinco a.* 

(Hay ana nibricn). 

(Arch. de Palacio Felipe IV. Cata. Leg. 73, n.« 136}. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



408 

Su Mag.** , Dios le g.''*, me dexó Mordeoailo se esler.-i<ie 
la cassa cod esteras imeuas dónele fuere Necess.", y Diego 
Velasq.* me dijo auia deboluer y lo aria, sepa Vtnd. si sa 
a echo, y sino dé horden se aga, y bealo, y noseRemiea- 
de Ningún aposs."*, sino estérese de nueuo todo el a¡>oseii- 
to que tubiere Alguuas esteras rrotas. Y auiseme Vmi). 
de lo q.* se liiziere, á quien g.'^* Nuestro S." m.' , años 
M.^ octl.» 27 de 1655.— El conde de Monlalban— S." 
Gaspar de ffuensalida. 

Respondió El GreQer ásu.* que Vetajqnez teuia ^er* 
radas las esteras, y que bendria el dia 2," de 9.'*", y que 
]|&sta 20 del no benian los reyes A Pal.** , con que abría 
l|>o p." esterar, no pareciendo otra cosa al s/ q.' 

Está rubricado. 

(Arcli. de Palacio. Felipe IV. Casa. Leg. 78, n." 134). 



Reciuo de J.° Bautista , íiy.' de la furr.*, del acrezen- 

tamiénto de sus Raciones, dos jornadas á Áranjuez , En 

13 de ken." de 658 La vna, y la otra en 21 del dho 

mes y año. 

Ercfiuido de ini S.' Diego de Silua Velazques el acrc- 
centamienlo que se me a(;e bueno por la furriera, desta jor- 
nada que su Mag.^, que Dios guarde, asídoseruidodea^er. 
Arnnjuez. en 15. y. 14. de Enero y en 18. de dicho mes 
y en 21 y en 2á, que acen cinco días, & razón de á siete 
realesy medio, que acen treinta y sícle reales y medio: y 
lo Armé en Ma*". & 23 de Eiiero do 1658.— Juan Bap." 
del Mazo. 

(Arcii. de Palacio. Felipe IV, Casa. Lcft. "9, u.» 431). 



n,g,t,7.cbyGobglc 



Sefior. 

Juao Bap.'* del Hau>, üxier de Cámara de V. Mag.', 
iCe que él casó coa hija de Diego Vehzquez, y le dio en 
lie la plaf^a de Uxier de Cámara quél tenia, el a&o de 
14; y llene muchos hijos deste matriaioaio, y abiendole 
. Hag/ hecho ayuda de la Hirriera el aSo pasado , sin 
den Dueba le an tildado los gajes de Uxier de C&mara de 
9 libros de la casa — suplica á V. Mag.'' le haga merced 
i paso del oGcio de Uxier de Cámara, para desde luego, 
I Gaspar del Mazo su hijo, y nieto de Diego Velazquez, 
tes era dolé de su madre y tíeoe edad para servirle, qua 
ciuirá mrd. ' 

Remito al Bureo, el mem." que va aqui de Ju. Bap." 
I Mazo, y sobre su pret." se me consulte lo que se ofre • 
Te y pareziere. 

Eiti nibríctda por S. M. 

Ed M/ á 3 de ol." 1658.— Al Bureo. 

Á b Toelta del memorial dice: 

Eo bureo, á 7 de 8.^' de 1658.— Consulta en fauor, 
ñeikdo como es dote de la mujer. 

{j4t márgtK.) 
II.* de malpica, q.* de Castro, q.* de Pnaoo.", q.* de ba- 



ToMO LV. 26 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



V. Mg.'' mandó remilir al Bureo uo decreto de 5 de 
este, con memorial de Juan Bap." del Mazo, en que di^ 
que casó con hija de Diego Velazquez, y le dio en Dote la 
pluf^a de Ux.ier de Chimara que él tenia, el afio de 054. 
y tiene muchos hijos de este matrimonio, y hauieodolc 
V. Mg.^ hecho Ayuda ds la furriera el año pasado, sin or- 
den nueba te an tildado los Gajes de Uxicr de Cámara 
de los libros de la Casa. Supp.<^ á V. M. le haga mrd. del 
paso del ofñcio de Uxier de Cámara , para desde luego, en 
Gaspar de Mazo, su liijo, y Nielo de Diego Velazquez, pues 
era Dote de su madre y tiene edad para seruirle. 

Señor, las rabones que dá Juan Baptista en su preten- 
sión Bon justas, pues el ofGcio de Cxier de Cámara era 
Dote de su muger difunta, hija de Velazquex, por cuyos 
seruií^ios V. Mg.^ le hi^o nird. , en decreto de 27 de He- 
nero de 654, Y recaen en el Nieto que tiene edad para 
seruirle. 

Al bureo le parece que por los serutcios de 34 años de 
Juan Baplista y los de Velazquez, V. Mg.' le haga mrd. á 
Gaspar Mazo de la pla^a de Uxier de Cámara, como Dote 
de su madre, y no poder seruirle su Padre con la de Ayu- 
da de la furriera. Bureo, á 7 de octubre de 1658. 

Hay cuatro rúbricas de) Marques de Halpica, Condes de Castro^ 
Puñonrostro y Barajas, cuyos nombres se repiten at i»árg;cD. 

Por Juan Baptista det Mazo, Ayuda de la furriera. 

Al margen un decreto rubricado por ol Rey, que dice: 

"assl" 

(Areh. de Palacio. Felipe IV. Casa. Leg. 79, n." 360.) , 



Dg,l,...cb,.GOOglC 



Haviendose vUlo en el Bureo de O lile este mes vn 
norial de Diego de Silva Velazquez, Apsenlatlor de 
a<;io, en que pedia mili ducados de socorro por q.** de 

hordin^rlos, de lo mas pronto que tubiese el Mro. de 
¡áin.", — Se acordó (á esla paile) que el dlio Diego Ve- 
juez ajaste sus quentas, y el Contralor y Mro. de la 
a." ajusten el dinero que le tienen dado, y traigan re- 
on de ello desde que sirue el oOcio, y Velazquez las 
nías de ordinarios y extraordinarios, y que se le entre- 
m los diez iníll R.' que digo el Mro. de la Cámara tiene 
Dtos para este ofi." — de (¡ue doy auiso h Vm. para que, 
lo que le toca, tenga cumplimieolo el referido acuerdo 
Bureo. G.*"' Dios á Vm. muchos años como desseo. M.* 
obiembre i9 de 1659. a.* 

Gaspar de Fuensalida — S." Contralor. 
lArch. de Palacio. Felipe IV. Casa. Leg. Í20, n.» 7150 



■a dar á Diego Velazquez una litera y quitalle una mu- 
y íanbien quitalla á billa A.i (1), ayuda que ba en el 
che de Jasepe nieto (2), que ba por la casa de la Rey.* 

Don Gaspar de fuensalida, Grefíer del Rey nuestra 
or, — Certifico que su Mag.* (Dios le guarde), por dé- 
lo de primero desle mes, ha sido seru.''" de mandar que 
lureo ordene que á Velazquez , que ba S lia^er el apo- 
to de Su Mag.* en esta joma.**, se le dé por su Real 



[i) Jow de Villareal, Maestro major de las obras Reales. Sirvió 
kpaseaUdor mayor á la vaelta en esta jornada . 
^2) Aposentador de la Heioa. Está retratado par Velazquti en U 
rto lie ia e«cu1era que se ve en el cuadro de las Meninat. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



4-12 ! 

quenta una litera de camino , cesámble la muía de silla 
que se le liauia de dar ; y por que Villarreal (que tambleii 
a de asistir á lo mismo) ba ea el coche que se di á Joseph 
nieto por la casa de la Reina nra S.**,^ que há de lia<^r 
el aposento de la Señora lofanta, se escuse el darle la mu> 
la q* le toca; que Visto por el bureo de este dia se acorilñ 
se cumpla el órdea de Su Mag.''. y para que conste di 
la presente En m.^ á $inco de abril de mil y seis." y 
sesenta a.* — D. Gaspar de fuensalida. 

(Arcb. de Palacio. Felipe IV. Casa. í.eg. 116. d.» 662.) 



Señor. 



Antonio de la Cuesta, Mozo del Hetrcle de su Mag.', el 
más antiguo, Di(e que dos meses a dio vua memoria A 
diego Velazquez, Aposentador de palazio, dicíeodo lo que 
faltaba y era necessario en el Retrete p.* el seru.'desu 
Mg.**, en esta jornada, p.' que lo probeyese. El qual se a 
ydo sin dexar lo que era necesario, diciendo acudiésemos 
Al Contralor p.* que lo liiziese, el qual Responde able i 
V. Mg.^ p.' que lo mande, en cuya conformidad Suplico 
á V. Mg.* q. por quanto no se puede seruír á V. Mg.^, ai 
salir de Madrid sin que se les dé cojines y maletas p.* lic- 
uar las sillitas de V. Mg/, Y se mande bazer vn armadu- 
ra de madera que falta. Mande Al Contralor libre dineros 
p.' lo dEcbo. 

informe el contralor. 

El contralor dí^e que A diego belazquez, apos.<" de pa- 
lacio, ques á quien toca el conprar los cojines y demás co- 
sas que piden los mo^os de rellrette. Le IfbnJ de orden del 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



!.' Uarq.* ila malpica seis mili rreales que pidió, que de- 
líos debia dejar conpradas las dhas cossas, y tiaber recoDO- 
cidosieraa menester precissam.** — que tanbiea después de 
abenc partido dejó á un mozo de la furriera con un papel 
.(>.' que pidiera lo necess/'" para oíra tanda de ella, por 
liauer llebado consigo vna de las dos que estaban apresta- 
dis; y con orden del S." Conde de Puñonrostro, que la 
luvo de su Mag/, a dádola el Contr.*" para que se haga, los 
s.** mayordomos de jornada ordenarán to que sp ubiere de 
liacer. m." y Abrill 9 de 1660, 

Hij una rubrica. 

En Had, á 9 de Abril 1660.— El contralor délo nece- 
sario, y baga lo preciso que contiene este memorial. 
(it mdi-ffen). 

C.í'dePañ.vM.' delag.-"' 
(Arch. de Palacio. Felipe IV. Casa. Leg. 120, a.' HZ). 



Martín Gajero, Carpint.' de la furriera. ABadíóse al 
rolde g.* de la jorn.''', que ynporló 547 R.' y 

m.", (le orden del S/ Marq." de Mnlplca, por hauer ydo 
sim.''' en la Jornada de oí.' de manos y do se le hauer 
socorr.*» con este din.°, por no hauerle puesto en la nicm.* 
q!ic se te pidió al principio el Aposentador de Pal." 

Diego de Silua Velazquez, Aposentador de Palacio — 
Sertifico que Martin Gaxero, Carpintero de la furriera, sa- 
lió de i/."* en ocho de abril de 1660 en mi compaüia (i). 



(f ) CeaD BermudeZj Palomino, y los que los siguen díci 
pr día, i]ue f^elazquti partió de la corle en Marzo. 



byGooglc 



414 

siruiendo su oficio en todo lo que se ha 'ofrecido hasla el día | 
deoi, y que le pago con los Barrenderas en ta misma uó- ' 
mina que á ellos, real y m." á el <Iia, por que el otro real y 
m.°, en cumplimienlo á (res Rs., sedááJu." Colorno, 
pur bija de Coloir.o su padre, que fué carpintero ie la fur- 
riera; y que el ayuda de costa que se a dado ¿ los barrea- 
daros que an benido en esta Jornada, se deue pagar, por 
la misma razón, ú el dicho Martín Gaitero, á cuyo pedí- 
miento doÍ esta certificación oi 19 de Mayo de 4660. 
Diego de SUua 
Velazquez. ! 

A Martin Cajero no se le libró el a." de g.' por do 
bauerle remitido Diego Velaxquez en la relación de los cria- 
dos que yban de la furriera á ia jornada — y según lo li- 
brado y pagado para dho a." de gajes, tiene din." el Mro 
de la Cám.' para pagar 547 R.' y m.° que ynporta 
esta p/' i 

(Atch. de Palacio. Felipe IV. Casa. Leg. 116, n.« 662.) ¡ 



Del dinero que e de aveer para el gasto de la Jornada, 
mande V. m., S.' Ju." Dias de Galaneta, se paguen h Mar- 
tin Gaxero, Carpintero de la furriera, que a bido siruíendo 
en la Jornada á fuente Rauia desde ocho de Abril hasla 
veinte y quatro de Junio, setenta y ocho días á razón de á 
siete R.* cada día, que hacen quinientos y quarenta y seis 
R.' , y io le tengo socorrido con trecientos y diez y ocho y 
ni.", docientos y veinte y siete R.' y m.°, con que queda 
pagado de su ración enteramente, y dé su reciuo. 

oí 3 de Juüio de 1660 — Diego de Silua 
Vclazqun. 



byGooglc 




byGooi^lc 



.byGooglc 



Al dorso del recibo: 

Eaasiqueine pagóel S.' Diego Veiazguez \íta tre^^ien- 
los y diez y ocho R.' y m." que contiene esta libranza — y 
se me deueo los áu^ientoa y veinle Ó siete R.» y m." res- 
UDieg, que 00 me los pagó Ju." Dííik de Galaneta, y por 
ser asi verdad lo firmé en M.'' á \i de Agosto de 1664. 
Martín gaxero. 
(Arch. de Palacio. Felipe IV. Casa. Leg. 79, n." 430,) 



Mande V.ni., S.' Ju," Díaz de Galaneta, que por quenla 
délo que (e) de nveer para el gasto de la Jornada á fuente 
rauia se paguen á los ocho inosos de ta cocina y seis Galo* 
pines ordinarios, que fueron sirtiiendo á S. M-, quinientos 
y diez y ocho R.* , que importan las camas que se les dan, 
ü raioa d^'^m." R.* á el dia á cada uno; y póngalos V.m. 
por mi qtjcnla, que con su reciuo serán bien dados. <ii 5 
deJuJIiode 1660. 

Diego de Silva 
Velazquez. (1) 

Al respaldo: 

R."' del s.' Diego Belazquez (sic) los quinientos y diez 
y ocho R.' desla libraoca, en m."* á seis de julio de 1660 
aSos. — fran." garcía. 
(Arch. de Palacio. Felipe IV. Casa. Leg. 79, a." 430.) 



(1) EsU y la de 17 de Julio (veaie p. i2D) son de las nllimai 
inas del gran artista, puesto <]ue enrermó & 31 de dicho mes y año 
yniurií i 7 de agosto. 



n,g,t,7.cbyG00glc 



Sr. D. Diego de Silua y Vetoiquez. 

A Dios y á la Ventura escríuo esta, porq.* he sabido 
que su Mag-' el Rey nu.° SeBor ya está ea Madrid , y Con 
los buenos desseos q.^ tengo tenga Vmd. salud, y que 
haya venido con ella, escriuo este, adelanlandome en ser el 
primero, por tener albricias de mi buen afecto y voluntad, 
dessearé saber como le ha bido á Vmd , y si ba llegado 
bueno, y dalle nuebas q" este su menor Criado y todos 
los de esta su casa estamos buenos y A su seruicio, con lo 
que esperamos nos mande en cosas de su gusto , pues sabe 
Vmd. con el amor q* le desseamos seruir. Dios nos ie g.'' 
infinitos años, como le Ruego y Sup.*". desta au casa, Va- 
lencia 5 de julio 1660. Criado de Vmd q. s. oi. b. — Juan 
Boptisla Moreli. 

(Arch. de Palacio. Fdipe iV. Casa. Lcg. 19, n-' 430.) 



Pliegos de cargo y data de los tnra. librados para la 
jornada de Irutt á la entrega de la Reina de Francia. 

Diego de Silva Velazquez, apos.'>' de Palacio. 

Cargo , 

de los mrs. que se le libran p.* algunas cosas del gasto q 
a de 'bacer en la Jornada de Yrun de las entregas. 

A) má>^¡eii, á 1» derecha: 

Al resumen y fenecimiento Gr. ' de toda su quents, que está ha- 
cho en el libro de ofG"* de bqca q empegó á correr desde et ano 
lie 1634 eo adelante. 

Hácesele Cargo al dho Diego'de Silva Ve- 
lazquez, ai)03."'de Palacio, dcseismül 



byGooglc 



ti7 
Beales de vellón, q valen docienlos y 
quatro mili rava., q por libranca del S.''" 
J." lorenzo de Cuellar, CoQjtraior de su 
Mag.**, de 4 de Abril de 1660sGle libraron 
en Don Agastln Espinela, Maestro de la 
Cámara de su Mog.^ , para en quentn del 
gaslo q bubiese de ba^er desde esla Cor- 
te á IruD (adonde va delante) antes q su 

Mag" ' 2043 

' Cárgansele mas al dho Diego de Silva 
Velazquez, aposentador de palacio, Dos 
mil R.' , que valen sesenta y ocbo mili 
mrs. de vellón , por los mismos quo se 
abran Librado y Cargado á Damián Goe- 
tens, su ayuda en su ausencia, para algu- 
nas cosas que faltauan en el offi." de 
la furriera para la Jornada de Yrun; y 
el dbo Diego Belaz (sic) Consintió este 
Cargo por tomar de la quenta á su ayu- 
da y poner en las que él a de dar del di- 
nero que rregibió para la dha Jornada, con 

más la de estos Dos mili R* 689 

Monta este cargo del dinero q se le dió p.* 
la, jornada de Irun , Doscientos y setenta y dos 
mili mrs. de vellón . . .- 272;^ 



El dbo Diego bélazquez, aposs."' 
Dalta. 

De los mrs. que gastó en la jornada du yruu , de las entre- 
gas, en el aSo' de 1660. 



byGooglc 



418 

Año de 1660. 
Dalta. 
Ha de haiier y ae le liaren buenos al 
dlio Diego Velazquez, áposa." de Pala- 
cio, por los gastos que iii^o en el dlio 
orficio en la jornada que su inag.', 
(Dios le guarde), I1Í50 ft fuente Ra- 
, bia á las entregas iü la señora rei- 
na de frangiii . doscientos y diez y siete 
mili quinientos y sesenta y seis mrs. . 
Monta esta datta del gasto que hizo en 
ta jornada de Irun, doscientos y diez y siete 
iniil quinientos y sesenta y seis mrs de ve- 
llón. 



Damián Gnetens, (1) ayuda de la furriera de su Mg.' 

Cargo. 
De tos mrs. que se le libran en quenta del gasto que a 

de lia^er con las dos tandas del oficio de la furriera que 

ileba consigo en la jornada de Irun. 

Hácesele cargo al dfio Damián Goetens, 
ayuda de la furriera de su Mag/, de dos mili 
R.' de Vellón, que balen sesenta y ocho mili 
mrs. , que por libranza del S.^'** Ju.° Lorenzo de 
Cuellar, contralor de su Mag.^, fecha en 11 de 
Abril de 1660, se le libraron en Don Agustin 
SpEnola, (sie) maestro de la Cámara de suMag.', 



(1) Ea 11 de Setiembre de 16ití era ya Gouscrje del Baeo Reti- 
ro, y se te hizo merced de Ayuda de la furriera, juntaracnic con Juan 
Bautista del Mizo, por decreto de 17 de Mayo de 1667 firmado en 
Madrid. (Felipe IV. Cata. Leg.> 75 y 79.) 



.byGooglc 



410 

y en los 1Í5^891 R.* de Vellón que vhicsen en- 
trado en su püder, para en ciicnla del gasto que 
an de liager los oficios de la casn de su Mag.'' 
que le an de yr sírbiendo en la jornada de Irun, 
para en quenta de las cosas menudas que hubie- 
re do comprar de las que se ofrecen hacer para 
ei oficio de la furriera y gasto de las tanilas que 
lleba consigo eii eata jornoda, que de lodo a de 
áar quenlQ 68S 

A) maleen de esto se lee; 

De consentimiento y conformidad de Siego Velazquez, apo- 
sealador de palagio, se tiene echo al dho Damián Goetens este 
cargo de dos mili R.* que se an cargado al dbo Diego Velasquez, 
aposentador, que a de lomar la quenta al dho Damián (ioelens, 
y darla por mayor de todo el gasto de la furriera echo en esta jor- 
nada, á quien se cargaron eslos dos mili A.', ademas de lo que 
se le libró para la dha Jornada. 

Entre estas cuentas existen dos papeletas que capiadas á la letrn 
dicen así: 

"El ohcio original del Aposentador de Palacio D Diego de Silva 
Veiazquez dirigido al Ayuda de Furriera D. D. Goetens, para que 
le entregase los 2000 rs. que habrá recibido con destino á los gas- 
losde la jornada de Inin, se sacó y entregó al Sr. Archivero Don 
Tomás Zaragoza para que lo enseñase al Sr. Intendente Don Agus- 
tín Armendaris, quien deseaba ver la letra y rúbrica de dicho Ve- 
iazquez. 

"Falacia 29 de Abril de 1851." 

Copia. 

"Para ajustaría quenta del gasto de la furriera (1) que 



{^) Ed el le£. 120 (Felipe IV. Caía.) exilien los PafcleJ locanlet 
al of," de la Furrieray sas quenta detde 1637 ¡uula 166S. Bajo 
esta carpeta se conlienefl memoriales de mozos de retrete, de furrie- 



byGooglc 



sea Iieclio en esla jornada de fuealerabfa, oecesilo, Sr. Da- 
mián Goetens, rae entregue fa cuenta de! gasto que Vm. 
Iiiibiese lieclio en ia Turríera en dicha jornada; que yo lo- 
tnnré por mi quenla el dinero que Vm. Iiubiese recibido, 
bacténdome cargo dél, porque así conviene para el ajuste 
de lodo el gasto, g."*' Dios á Vm. como deseo. Palacio y 
Julio 17 de 1660. De Wm.~Diego de Silva Velazquei. Hay 
iiiin rúbrica. — Sr. Damián Goetens." 

' Copia: 

"Estoy contento do entregar á Vm. la quenla del gas- 
to que he echo en la furriera en la jornada que ba eolio 
sil Mag.^ A fuente rabia, descargándome en el olicío del 
Contralor de su Mag.** tos dos mil R.' de vellón de que es- 
toy beclio cargo en dlio ofGcio, y mandarme muebas cosas 
(le su gusto. g^'= Dios á Vm. do ta posada y Julio i7 de 



ra, ele, que cviJeacíaa lo pesado del cargo desempeñado pw el ÚMÍgns 
artisUi. Notare algunas fechai y coaai curíoins. 

En 8 de Ma;o,de 16S3 hay urden del conde de MonUlban al con- 
trulor Juaa Lorenzo de Gvellar para qne se cncargne Velaxquet de 
hacer esterar la capilla major de Son Gerónimo, porque al dia ñ- 
^iente, Domingo, ha de ir el Re^ allí. Y en 47 de octubre de Í6S7*e 
le libren, por orden de Gaspar de Fuensolidí, rail quinientos reales 
para el esterado del cuarto del mauarca. 

En Madrid, á 30 de M»;o de Í6S4, se lee que "ci Lunes por la 
mañana estará en la bobedilla de la furriera Diego yclazquti ó Juau 
Lopn esperando" al contralor, j'a nombrado, pora tratar de sáhanai 
del cuarto déla furriera, 7 á 10 de Junio de 1636 espera también el 
gran pintor en Palacio, para lo mismo. 

En 3S de Noviembre de Í6S8 Gabriel de Saiitana y Tapia pide al 
Bureo mande 4 Diego Belaiquei (nc) de' el dinero, por acr *qaieu lo 
dá siempre, 1 para hacLT los gergones eii que duermen Iw guardas del 
Bpv, etc. 



.byGooglc 



421 

1660.— B. 1. M Je V. m.— Damián Goetens.— Sr. Don 
Diego Silva de Veíazquez." 

(ArcK. de Palacio. Felipe IV. Casa. Lcg. li. n." Í29.) 



(Memoria de lo que se encontró en el cuarto del Principe 
por muerte de Diego Veíazquez.) 

Eq Palacio, en el quarto del Príncipe nro. señor 
(que eslé en el cíelo), á diez de Agosto de mil seiscientos 
y sesenta, el sefíor Don francisco de Conlreras y Rojas, 
aposentador de Palacio, de orden de su Mg.^ el Rey nues> 
tro S/, abrió la pie^a de la galería del dito, quarto, y en 
presencia de D. Gaspar de Fuenaalida, Grefier de el Rey 
nuestro sefior y testamentario de Diego de Sitúa Veíazquez, 
que fue aposentador de Palacio; estando también presente 
Juan Baptista del Maco, yerno del dlio Diego Velazques, se 
recoQOQleron los papeles que se liallaron de queotas de la 
furriera, alegajados y sueltos, y otros que auia de obras 
particulares; los quales se quedaron en la misma piega bas- 
ta que.se tome orden de aquien sean de entregar. 

Alajas de S. M. 

Hallóse vna estatua ó medalla, medio cuerpo, de bron- 
ce, dcl'S/ Rey Don Pbelipe segundo, con una peaña trian- 
gulada con tres águilas. 

Va xplo formado de barro cocido con dos ángeles, que 
es el descendimiento de la cruz. 

Catorce colgaduras de marcos de bronce dorado, for- 
madas con cada dos bichas. 

Vna pintura del basan coa diferentes gaoados: tiene 
dos baras y tres quarlas de largo, y dos baras de alto, poco 
más 6 menos. 



n,g,t,7.cbyG00glc 



VI) quailrú de san Seuaslian, dü Josepb de Riuera , de 
düs baras y dos tercias de largo, y dos baras de alio. 

vn (juadro de la fee, de Tigíano, de dos baras y medía 
de larga y dos de alto. 

Dos quadros iguales, de Josefde Riuera, de Job y san 
Gerúttiino.de dos baras de largo, poco más ó menos. 

vo quadro de sao Seuastían, con su marco dorado, de 
Ires quartas do .alto. 

vn Retrato del Rey de Francia que oy es (4), medio 
ciierpa, con su marco dorado. 

Vn quadro en tabla, de tres quartas de alto y bara y 
quaria de leadido, piulado nra seüora, c) niño y algunos 
santos. 

Vna cnbc^a de un hambre, baciada de cera. 

Dús cajones de madera con unas plantas de papel de la 
Villa de Madrid. 

vn cupidito de marmol sobre vna almohada. 

vn Retrato de la S." Infanta Reyna de vngria. 

Sm marcos de éuano verde, ondeados, de bara y ter- 
cia.ile largo. 

Oíros dos marcos dorados, pequeños. 

vna peaña de caoba y euano. 

ocho pies de yerro de morillos, forma de culebras. 

vna medalla de bronce del S.' Don Juan de Austria, 
medio cuerpo, sobre vna peaña de piedra negra. 

vn rclox de luz con vna nra S.'' metida en una guir- 
nalda de flores. 

medio bufete sin pies, de pórtido, ochauade. 

En el Camarinete de la lorre, que corresponde al ora' 
torio, se alió: 



n,g,t,7.cbyG00glc 



' i25 

vn descendimienlo de k cruz, de bronce, con su pcii- 
ña de &vano, y la cruz de évano con su letrero. 

vn Relicario de clirlslal, con una anuneíata de oro y 
esmalte, metido en una caja a<;ul de leri^iopelo. 

vn retrato de! griego, (4) de una caueea de un clérigo. 

vn retrato del griego, medio cuerpo, de vna muger. 

otro del mismo, de vn viejo, antiguo. 

vaa caue(;a de una verónica en una sáuana. 

dos antojos de larga vista, con los cauos de marní, en 
sus cajas carmesis. 

vna caja con unas frutas de ^era. 

Tres quadrillos ocliauados, petjueños, con sus maiquí- 
llos dorados. 

Tres antojos' de largavista, los dos en pergamino, y 
:1 otro colorado con cabos de marfil. 

VD cuerno de bada con un pie^e^illa Je plata. 

vn relicario con dos ángeles de plata sobre una peana 
]e ébano, con vn quadrillo de box donde está talluda la 
IegolIa9Íon de los Ynocentes. 

Vn marco de un espejo, quebrado. 

Vq modelo de iglesia, en forma de Cruz, de madera. 

Entróse en una pieea, que era la librería de S. A., y 
le hatió cantidad de Tablas de tablas (sic) desechas de 
rajas. 

En otro tránsito pequeño, como se entra en la Galería 
1 mano derecha, se aliaron diferentes marcos y bastidores 
t tablas, todo de poca importancia, y con esto un marco 
itgro de espejo sin luna. 



(t) El Greco, Dominico Tlieotocó[nili. 



n,g,t,7.cbyG00glc 



424 

Mus se aliaron dos bolas aobadas dti bronce con unos 
cordooes. 

Dos compases grandes de yerro, uno mayor que otro. 

Va mapa arrollado. 

en vn arca se aliaron los cordones coa borlas que vi- 
nieron de Ytalia, con los espejos que emb'ió el Conde de 
Caslrillo. 

VD marco dorado grande. 

Tragéronse del pasadlco vna lámina de vna quarla de 
alio, de vn S.^ de la arden de S.° Francisco. 

otra lámina de un salbador, de una quarta de alio. 

otra lámina en vitela, de la visitación de S." Ysauel. 

vn Paslorbonus. 

vn Saluador en vitela con las manos sobre vn mundo. 

vn Francisco Xauier, en lámina. 

vna reiixiosa de la orden de S. * lago, en lámina. 

Las quales siete láminas, con sus marcos negros, que- 
daron en el q.'** del Príncipe. 

Abrióse un cubillo en la escalera que baja á la Secre - 
taria del despaclio, Y se alió en él vn retrato arrollado de 
la Reyna madre de franela. 

otro retrato del seGor emperador. 

Vna cabeca de vna ynglesa, de Diego Velazquez. 

Vn espejo de media vara de alio, con marco de ébano 
y marfil. 

Vn retrato de vna caueca det Rey de francia sieodo 
niño. 

Vn marquillo de ébano, de media bara. 

vna estatua pequeQa de bronoe, con un niño y anco* 
ras, sobre vn pedestal de ébano. 



D5,l,r..cb,.GOOl^lC 



«25 

Vna piatur-i de la Mag.", que 3e arrolla, y lien« un 
oJño. 

Dos aras de pórfído, de media bara. 

Tres mareos de ébano. 

Dos guarnicioDes de faroles de bronce, dorados, sía 
biilros. 

Direrentes llaues, sin sauer de donde son. 

vDos tacos de trucos. 

VD libro Grande de á folio, de plantas de ediíicios. 

Dos adornos de pintura con dos leones y un castillo. 

vna causea de vn niño, de marmol. 

Es copia de la memoria que se bi{0 de lo que se alió en 
I quarto del Principe nro S.' , que eran alhajas de 
u Mg.'; hallándose presentes el dbo D. fran.'=<* de Rojas, 
posentador, ía." Baup.* del Mazo, yerno de Diego de Silua 
^elazquez, aposentador que fué, y por cuya muerte esta- 
an en dicho quarto para diferentes disposiciones; y entre 
tras alajas del mismo Diego Velazquez, que se'reconocie- 
an y apartaron, y las tocantes á Su Mg."*, quedaron A 
argo del dho D. fraa.'" de Rojas (1), y pasó en mi preseic 
ia, y asi lo certifico, en M.**, á veinte y aueue de Seplt.* 
e mil y seiscientos y sesenta y un años. 

Gaspar de Fuensaüda. 
[ktcb. de Palacio. Felipe IV. Casa. Leg. 418.) 



(1) Sucesor ile Velatquei en el oficio Ae ApoMutadar de Palacio, 
sato t«l firmó recibo en "M.'' á 2 de Oeo.* de 1661 a.' " á Gaspar 
' Fuetuslida, testamentario del grnn artistn, de haber recibido si- 
is de terñopelo carmeii j nncar de la casa del Tesoro donde falleció 
le. (Felipe IV. Casa. Leg. 118.) 



Timo LV. 



¿,j,l,r..l-,.GOOl^lC 



426 

He resuelta liacer mer''. á Juaa Bap.**del Haso, Ayu* 
da de la Furriera , de la plaza de Piator de Cámara (|ue 
eslá baca por falIecimieDlo de Diego Velazquez au suegro. 
Tcndráse entendido eo ta Junta de obras y Bosques, y da> 
rase el despacho en la forma y de ta manera que se acos- 
tumbra. 

Eílí rubricadlo de la Real iiianoi. 

En Madrid, á 19 de Abril. 1661.~A Francisco Man- 
ía no. 

Ei Hey nnr. Señor: 19 abril 4661— que ha liecbo 
mrd. del offo. de Pintor de Cámara á Juan Baplísla del 
Mazo. — A 5 de mayo de 1661 — Cúmplase lo que su Uag.' 
manda. 

Hajr una rúbrica. 

No ha precedido Consulta. 

(&rch. de Palacio. Felipe IV. Cata. Leg. 13d.) 

Cutntai de la Furriera dadas por Diego Velatquet , Apo- 

tentador de Palacio, desde 1." de Marzo de 1652 AtuM 

fin de Julio de 1660. 

Se trata en todos los pliegos de pagos á barrenderos de eámant, 
de patios^ viudas, y basta de carbón, etc. Hay una partida qee dice: 

"Por dos varas de fustán y dos de frissa con que se 
limpian los bufetes, sillas, puertas, ventanas y pinturas del 
quarlo de su Mag.^ Las de frissa á 6 R.* , y las de fustán 
átrea, 18 R.' 0612." 

Este papel está firmado original de ta nuDera nguiente: 

Este gasto y loa demás desta quenta los firmo como vno 
de los testa rneutartos de Diego de Silua Velazquez. 
Juan Bap.** del Mazo. 



.byGooglc 



427 

^xlos los pliegos dd gasto ordinario cootíeneo los mismas partí* 
du / ealJD Grmadoi por Juno Bautista det Maio. SígueD luego Im 
del gasto tstraardinario (tambieo firmadas por Blazo), qoe no traen 
con curiosa , si no es lo qne se pagó en diversas vecea por el anda- 
mio de la plazo inajoc de Madrid para que viesen Tos lorot, delante 
de la PaDaderíi, los criados de 5. U. Pagábnnse 500 reales. 

En Abril de 1634, ExtraordinaríofSe lee: 

Alás, parece que Diego Velazquez, aposs.*" de palacio, 
salió de M.' para esla joraada (la de 15 de Abril de J65i 
i Jü'aDJuez) eu doze Abril, del acrecealamiento de la ración 
de Ires dias antes, á razón de treinta y tres R.* cada vno, 
que es lo que le (oca, y boluió á M.^ en 23 de Abril; tó- 
cale eate dia, para dársele Racioo en los ofícios de boca, 
21 a.* : que monta lodo 120 R.* 

Ea Noviembre de Í6S7. {Extraordinario.) 

Más, por una memoria de Letra de Diego Velazquez, de 
diferentes gastes .y ocupaciones en diferentes jornadas. 
319280 mrs. 

Abril 1660. {Extraordinario.) 

Has, se pagaron i Pedro Sánchez, cerrajero, cieolo y 
quatro R, que balen tres mil quinientos y treinta y seis 
mrs., por Ciento y Cinquenta enbrillati que bico para col- 
gar las pinturas en el quarto de su Mg.'... en veinte y 
siete de Marco de mil y seiscientos y sesenta. 

Ei mismo año de 4660, Ma^o: 

Hubodehauer el S.' duque de Medina de las Torres, 
Sumiller de Corps de su Mg.**, por las doce a (arrobas) ds 
lefia que tiene cada dia en que se encienden las cbime- 
Dcas de Palacio, ques desde á mediado el mes de ooniem- 
bre hasta 24 de Mayo, porque á 25 (esa dha ración , ba- 
jadas las Jorn.' del Pardo, donde no se lo paga el apo- 
sent." de Palacio; echa la c." desde prim." de Mar^o de 
1652, que corrií p.' c." de Diego dt Silva Vehxqueg la 



byGooglc 



4S8 
i\.*' lie la furriera, hasta 24 de Mayo de J660. q fue el 
año en que muría. &. 

(Arch. de Palacio. Felipe IV. Casa. Leg. 124.) 

S.' CoDlralor Juan lorenzo de Guellar, la Reyna (I) nra 
S." (Dios la g.*"*) coD su R.' decreto de 17 del corriente 
se ha seruido mandar que los Diez y siete mil nouecieotos 
y cinquenla y siete Reales del alcance de Diego Velazguez 
en las quentas del tiempo q siruió el officio de aposenta- 
dor, y Juan Bap.** del Mazo, su yerno, esta pronto á pa* 
garlos, se entreguen al Maestro de la Cámara, para que, 
COD interueocion de eae ofñcio, se salisragn con ellos á las 
personas que los han de hauer, en la cooformidadque 
S. M. (que Dios tenga en el cielo) (2) lo tenia resuelto, y pa< 
gadus las personas que lo hauian de hauer cfectiuamenle, 
se dará certíficaoion a Juan Bap.** del Mazo de hauer cum* 
plido coD el alcance, p.' que quede libre el vso de los vie- 
nes q se embargaron á los erederos de Diego Velazquez 
por este alcance, executaráse lo que 5. M. ordena. Palacio 
19 de Feb." 1666. 

Hajr aaa rúbiica. 

En el Mbre de este pape), en dos hojas en folio dobladas en mar- 
te, dice laí: 

1666 
Ex."" S/ Duque de Montalto. 
Ju." bautista del maco.' 

y de otra tetra deluje: 

En 11 de Abril de 1666 se á\6 c}' á los herederos de 
Diego Velazquex de como hauian dado satisfacton de este 



(4) DoQa Mariaiu deAuslría. 

(2) Felipe IV. murió el 17 de Sctie 



byGooglc 



UcsDce ea la conformidad que se refiere ni la copia de la 
;.** qae » les dio de ello, que queda con eslos pape- 
«(1). 



5 Marzo 1666. 
S/ Contralor Juan Lorenzo de Cuellar. cod fha de 19 d« 
cbrero se dio orden, en virtud del (nc) que lube de S. H. 
le 17 del mismo mes, para que se le admitan á Juan 
lap" del Maco los 17S957 R.' del alcao^e de Diego Vt- 
azquez, su suegro, del tiempo que siruió el oficio do 
aposentador de Palacio, entregándolos en poder del Mro de 
iCám.''' para que, con interuencion de ese oficio, se satis* 
iga ¿ las personas que los han de hauer, y porque l»s ia- 
eresados me ba^en uucuas instancias para que teuga efec* 
o el depósito, que hasta aora se lia retardado por preten- 
!er Juan Baplista del Ma^o, que luego que lo aya hecho se 
1 1)3 de dar la certificación de hauer cumplido con et al- 
inde, dejando libre el vso de los Vienes que están embar- 
l&dos por el. y siendo esto tan conforme i la Justicia, he 
esuelto se execute assi, y que la cantidad del depósito se 
eparta entre los que la hubieren de hauer, rata por por- 
:ion, según sus aulerioridades. Tendráse entendido para 
|ue se execute assi, y se le aduertírá á Ju." Baptista del 
ilaQO que entregue luego el depósito sin mas dilación. 
Palacio, 5 de Margo. 1666. 

El Duque de M." 



(i) VAiK p. 430. 



byGooglc 



430 
S.' Contralor Juao LoreDQO de Cuellar. Hauléndose 
visto la consulta que se me ha héoho con fha de oy 
sobre ei depósito del alcance de Diego Velazquez, se exe-' 
cutara lo que tengo resuello de que se pague, rata por caá* 
lidad, á los interesados, según sus anterioridades , en los 
i7@957 R.* ; y para lo restante 74®768, tengo hecha con* 
sulta á S. Mg.^, de cuya resulta se dará aviso á su tiem- 
po. Palacio 6 de Mar^o 1666. 

£1 Duque de M." 



Pliego de la Racon de la Certificación que te diÓ á lot 
herederos de Diego de Siíva Velazquez, que fué Apoitn- 
tador de Palacio, de en la conformidad q dieran satis- 
facion del Alcance que se le Ateo en el feneeimienlo de 
su quenta del off." de la furriera. 

Ea Madrid, á 1 1 de Abril de 1666, se dio GertíGcacioo 
por Ju," Lorenzo de Cuellar. S.^" del Rey Nro. S.' (que sea 
en gloria), su Contralor y ThenieDle de Mayordomo may/, 
de que hauiendose ajustado con los herederos de Diego Ve- 
lazquez, que fué Aposentador de Palacio, la quenta en car- 
go y Datta tocante at officio de la furriera y su gasto, or- 
dinario y extraordinario, y Jornadas que corrió por la del 
dicho Diego Velazquez desde primero de Mar^^ del aSo 
de mili y seiscientos y cincuenta y dos. que juró de Apo- 
sentador, hasta fia de Jullio de mili y seiscientos y seseóla 
que cessij por su muerte, fue Aloanf ado el dicho Diego Ve- 
lazquez, y por él sus bienes y herederos, en el ResúmeQ de 
su quenta Snal, en Un quento Doscientos y Veinte mili se- 
tecientos y setenta marauedis de Vellón; de los quales pa' 
rege q sil Mg.' (que está en el ^ielo), Sobre Consulta 



,r,i-,.Gooi^lc 



451 
Id Baño, de tres de Har(o de mili y teiapienlos y sesenta 
' cíboo, fué seruido de remitir á los herederos del dho 
Htfo VeUiquez los seisf iaotos y diez mili trescientos y 
ebeota y oioco mrs de ellos, que es la mitad del dbo Al- 
an^, con calidad que esta mitad se vajase á fabor de la 
.' liacienda de los gajes, recompensas y situaciones que 
! te hubiesen quedado á deuer por ella al dho Diego Ve- 
izquez, en que se ha prebenido lo oücesario y vajádosele 
) lo que se le deuia por dha ragoo — y los Otros Seiscientos 
diez mili tregienlos y ochenta y cinco mrs restantes, de 
otra mitad, cumplimiento á todo el dho Alcance, resol- 
\i su tig.* entregasen los dbos lierederos al Maestro de la 
imara para combertirlos en la paga de los dlios (I) sa- 
irios de los Varrenderos, Viudas y demás Interesados & 
uieoes se les quedó á deuer esta Cantidad , en partida de 
layor suma, el tiempo que compreliende la dha quenla. 
Q cuyo cumplímieolo y de las órdenes que á este 6o dio 
I Ex.°^ S.' Duque de Montalto, Uayoidoino mayor de la 
eyna Nra S.*, fhas á diez y aueue de febrero y cinco y 
;is de Uareo de este presente aOo, parece por recibo de 
Un Agustin Spinola , Maestro de la Cámara de su Mg.', 
10 eo oclio de este mes de Abril, hauerle entregado los he* 
ideros del dho Diego Velazquex los dhos Seiscientos y díet 
till trecientos y ochenta y cinco mrs, coa declaración de 
ir para la salisfacion del di» Alcance, con que qveda pa> 
ado y extinguido enteramente. Conforme á lo qual, y de 
I que contiene la arden del dho S.' Duque referida, lu fh« 
e ctQco de Uar^o de este año, queda Vibre el vsso de loa 
ieaes que fueren y quedaren por muerte del dho Diego 
elazquez, que estauan embargados por la dependencia ds 



(f ) Tjicliada ctta palaWi. 



byGooglc 



433 

esta quenta: que por efttar salisflia se les pueden eatregar 1 
los que los an de hauer como heredaros del dlio Diego dt 
Silva Vtlazquez. y para que cousle y les sirua de recado y 
libiquito en forma, di la presente en Madrid el dtio día ODze 
de Abril de mili y seisoieotos y sesenta y seis, 
ifuan Lorenzo de Cuellar. 

(Bartolomé González^. 
Señor. 

Por Falies^icniento de Fabri^io Caslelo, pintor de 
V. M.S VQO do los que en tiempo del Rey nuestro aeñor» 
que aya gloria, fueron traidoa de Italia y seruia con se- 
tenta y dos mil mra. de salario al aQo, a vaccado esta pía* 
ca; y por no quedar mas de otros dos pintores en seruicio 
de V. M.^. se juzga por necesario proveer esta pla{;a, avn* 
que algunas que basta aqui ao vaccado se an consami- 
do.— y para ella propone la Junta á V. M/ las personas 
siguientes. 

El tlceDCiado Juan de Roela, Clérigo, que a vn a6o 
vino de Seuilla con desseo de ser ocupado en este minisle- 
rio, y su Padre siruld á V. U. muchos años: es muy vir- 
tuoso y buen pintor. 

Bartolomé Gocgalez, por lo que reRere, que sirue de 
nueue afios á esta parte, assi en las jornadas que por 
mandado de V. M.'' a ectio á Burgos, Valladolid, Lernia, 
Pardo y el Eseuríal , como en hazcr los retratos de la rei- 
na nuestra Señora , que baya gloria , y de sus Altezas, en 
que está ocupado, sin que se le aya echo merged nlogu- 
na, ni pagSdole sus obras. 

Feliz Gástelo, Hijo de Fabri^io, por la nei;essidad con- 
que reñere an quedado l^I y tres bermanos y dos herma- 



byGooglc 



455 
M», y por lo que su Padre siruki en discurso de treíata y 
lobo aSos, hauieado sido Iraido de Italia para esto, y lo 
|0e bizierOD sus tíos y agüelos. 

Oeslos 6 de otros nombrará V. M.' el que mas fuera 
eruido. en Madrid á 1." de Julio de J6Í7. 

Qaj al píe tres tibr'icUf y al márgeo ud decreto qne dice: 

Dése este oficio á barlolomé gon^alez. 
(Arcb. de Palacio, Felipe IK. Casa. Leg. 27.) 

{Santiago Moran.) 

SeDor. 

Doña Calalioa de Cisneros, Viuda de Santiago Mo- 
an, que fue Pintor de Cám." de V. M,^ y del Rey a" 
lefior que aya gloria, ha Supp.''<'á V. Hg.'' en el Bureo 
I baga mrJ. de mandarla pagar 22^500 nirs. que se quo< 
«ron deuieado á su marido de sus gajes liasla que murió, 
n Consideración de hauer quedado muypobre y no ha> 
érsele hecho hasta ora mrd. niog.* Gomo á otras viadas 

bijas de Pintores, y hauiéndose visto en Bureo, donde 
Dnsla la neeess.'' de la Viuda, no solo ha parecido justo 

V. Mg.** mande al Contador may.'se lo pague luego, 
ues es cosa tan poca , sino que hará V. Hg.^ en ello vna 
mosna muy acepta á nro S."' V. Mg. mandará lo que 
las fuere su Real seru.". Gn Bureo, á 7 de S.'"' 1629. 

(Hay- cinco rubricas). 

Pw D/ Catalina de Gisneros , Viuda de Santiago Mot 
m, que fué Pintor de Cám" de V. Mg., pide se le manden 
igar los gages de su marido, q son 22S500 mrs, y al 
jreo parece justo respeto de su mucha neeess.' 



byGooglc 



431 

El decreto ¿e S. M. rnbrictdo dice: 

ássi lo be mandado. 

(Arch. de Palacio. Felipe IV. Cosa. Leg. i i9, a* 680.) 

fAníonio de Herrera.) 

A Antonio de Herrera q me a aeruido de escultor j 
aparexador, he hecho mrd., como me lo a suplicado, de 
fien ducados de Gaxés con la plaza de escultor, como oo se 
acreciente con esto salario nueuo. el Bureo lo liará aotar 
coQ esta calidad en los libros d6l. 

Está r abriendo de la Real Mnno, 

enMadrid 22 de lunero de 1651. — Al conde de loi 
Ai;co9. — Bureo. 

(Arch. de Palacio. Felipe IV. Cata. Leg. f 19.) 

(Sebastian de Herrera Barnuebo.) 

Señor. 
Sdiaslian de Herrera barnuebo, Maestro mayor de le» 
obras R.* y ayuda de la furriera de V. M., — Difo que 
V. Mag.^ (Dios ie guarde) fué serrido de baferle mrd. de 
la Piafa de Jtlaeslro de las obras, que oy sirue, por hallar- 
le capaz en este exerfifio. y por que es muy coasequeale 
el que oy a bacado de aposentador de Pulafjo, por muerte 
de Don fran.** de roxas, y baueric tenido aDliguameole 
los de su profesión, — Supp.''° á V. Mag.^ en cooñdera^ion 
de ciento y cinquenta años que síruieron sus pasados, y 
hallarse con ocho hijos, le baga mrd. de la piafa de apo- 
sentador de PalAfio, en que la reciuirá muy grande. 



byGooglc 



Sefior. 

Parata pla^a de aposentador de Palacio, que a baoado 
ter muerle de fran.*^" de Rojas. 

Propoaeo á V. Hg.'' £1 Marqués de Monte alegre, Msr* 
|aés de la guardia y Marqués de Ari(a, en primer lugar, 
I Joseph Paclieco, ayuda de Gánaara de V. Mag.' 

En segundo lugar, & Juan Marbau, (aobieo ayudade 
üámara. 

Ea ler^er lugar, á Sebastian de Herrera, Maestro ma- 
or de las obras R.* y ayuda de la furriera. 

(Trec rábñcas). 

El Marqués de Aguilar, conde de Rarajas y conde de 
kioolalban, eo primer lugar, á Juon Marban. 

Ea segundo lugar, i losepb Pacbeco. 

En tercer lugar, ¿ Sebastian de Herrera. Bureo á 8 de 
ttIio.de 1664. 

(Tru rólvícas]. 

Propone á V. Mag.' persooas para la pla^a de apoaeo- 
idor de Palacio, que bacó por muerte de frau."* de Rojas. 

Al maleen hnj na decreto rabrindo por el íiey qao dic«.- 

Nombro á Marbau. 

Víala eo il de julio, y juró en eale día. 
(Ardí, de Palacio. Felipe IV. Caía. Leg. 79, n.* 404.) 



Señora. 
' DoQ Sebastian de Herrera Saroueuo, maestro raoior de 
is obras R.* , Suplica i V. Mg.'' le baga merced de em- 
>iar su Real Deorelo á la juola de obras y bosques para. 



byGooglc 



456 

que se le dosquenlela media anala que le toca pagar déla 
merced de pintor de Cámara, .en los gajes de dlcbo ofifio, 
por hallarse con mucha necesidad; en que recluirá m.' £r. 

A esta petición adompaita e) siguiente decreto. 

Remito á la Junta de obras y bosques el memorial 
incluso de Don Sebastian de Hererra, para quo me cónsul* 
te su parecer en la instancia que hace sobre que se le reci- 
va en gages lo que debe al derecho de la Media anata. 

Hay una rúbrica. 

En Madrid á 18 de Marzo de 1668.— Al Prwideol*^ 
del Consejo. 

Señora. 

En decreto de 18 del mes pasado manda V. Mg.' sa 
vea en esta Junta vn memorial de Don Sebastian de Her- 
rera para que en la inslanf^ia que hai^e sobre que se le re* 
{iba en sus gages lo que debe al derecho de la media ana* 
la del oficio de pintor de Cámara de que V. Mg.' le lie» 
hecha rard, se consulte á V'. M.' lo que se ofreciere y para- 
fiere en ragon de ello. 

Ea.la Junta se lia visto esta pretensión, y reoono^idose 
ay orden esprésa de Su Mag."* (que aya gloria) para que las 
materias de lodo lo que toca á la media annata solo corran 
precisamente por aquella vía, sin que ningún Consejo ni 
Tribunal se entrometa en ellos; pero respeto del Decreto 
que V. Mag.^ se ha seruido de remitir ahora sobre lo que 
Don Scbasliaii de Herrera pretende, es de parecer y siente 
lo junta que por las .rabones que refiere, sus servicios y 
partes, y necesidad en que se halla . podría V. Hag.'' scr- 
uirse de mandar erablar orden á la junto de medía anata 
|Mira que, eoa atención á lo referido, disponga el conceder- 



byGooglc 



le la merced que suplica. V. Mag.' ordenará lo que mi'is 
fuere seruida. Madrid 20 de Abril 1668. 

Si^en Us rúbricas de los nombrados al margen, Harquews de 
Fresno, Ifalpica j Salinas, D. Gerónimo de Cnmargn y D. Antouia 
de Alosa. 

Junta de Obras y Bosques. A 20 de Abril 1668- 
Respoadé i vn decreto de V. M. que vioo con va me- 
morial de DoD Sebastiau de Herrera, y d¡(e lo que parece 
eo ra(OQ de to que suplica. 

Al margen un decreto que dice. 

Esta bien y assi lo be mandado. 

{Arch. de Palacio. Carlos U. Casa. Leg. 78.) 

(Juan Bautista Mortli.) 

A D. Juan Bautista Moreli lie hecho merced del oflcio 
de mi escultor, por su auiliiiad en este exer^i^io, coo los 
mismos gaxes y emolumentos que tubo Autonlo de Herrera 
que fué el vliimo que le sirvió. Tendráse entendido en el 
»ureo de mi Real Gasa, y se le despachará el titulo cu la 
conformidad que á sus Antecesores: execularáse asi. 

Hajr tma rúbrica del Bey. 

£a Madrid á \Z de nouiembre de 1664. — Al Bureo. 
(Arcb. de Palacio. Felipe IV. Casa. Leg. 79). 

(Dionisio Mantuano.) 

A Dionisio Mantuano he hecho mrd. del titulo de raí 
Pintor, eo consideración de su'auitidad en este Arle; y 
asi mando que se le despncho por la Secretaria de obras y 
Bosques en la forma acostumbrada. 



byGooglc 



458 

' Está ruLricutlo por el Rey. 

Eu ItueQ reliro á 8 de Julio de 665. — A frraD.**Mun- 
zano. 

(Arch. de Palacio. Felipe tV. Casa. Leg. 159.) 

{Sebastian Uuñoz.) 

A Sebastian HuSoz he hecho merced de Plaza de 
mi Pintor, sin Gajes. Tendráse entendido en la Jnnla de 
obras y Bosques, y darásele el despacha que se acoslum-^ 
bra. 

Está rubricado. 

Ea Madrid á 27 de Junio 1688.— A Don BeroafdiDo 
de Aranda. 

(Arcfi. de Palacio. Carlos 11. Casa Leg. "78.) 

(Bartolomé Pérez.) 

A Bartolomé Pérez he hecho merced , en atención i lo 
que lia seruido en los festejos R.* , de Plaza honoraria dft 
Pintor. Tendráse entendido en la Junta de obras y Bos- 
ques ,' y darásele el despaclio qué se acostumbra. 

(Está rubricailo.) 

En Madrid á 50 de Julio 1688.— A Don Berasrdino 
de Aranda. 

(Arch. de Palacio. Cirios II. Ctua. Leg. 78.) 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



439 

Relación de tas Pinlíurai que ay en lat tre$'pieza$ del 
Obrador de los Pinttoret de CámJ" de Palacio » en el 
qaarito qm Uatnan del Principe, oy 10 de Agosto de 
1694, asi colgadas como desmontíadas ; y se hace eslía 
memoria de Orden de Su Mag.^, con el mottiuo ds en- 
Uregarse la llaue del obrador á Lucas Jordán, Pinttor 
de Cámara. 

Aotei de este encabezamiento haj úai Nota qne dice: 

Adviértese que muchas de estas Pinturas son las mis* 
mas que eslauao cargadas al Guardajoyas en el ymben- 
l.'*'* del afio de 86 que está eu estu libro . y se trajeron al 
obrador, junto con otras que se tomar," del Almoneda del 
Harq.* del Carpió, y algunas que presentaron áSu Mg.*, 
y otras que bi^o de oueuo Jordán. — Conque esta relación 
sirue solo para sauer quá Pinl.'** bauia en el obrador 
qaando se entregó la llave del & Jordán. 

HaiU aqui la nota. Son k pliegos H5. en fol. y el queúrve de 
carpeta, con tílulo parecido, pero menos estenso» al qne dejo copia- 
do. Extracto de ciloa lo siguiente: 

Otra Pinltura de vn perrillo en vna Alfombra, y Al- 
moada y Silla, y vo pedazo de pais con una rexa, de vna 
vara de alto y vara yquarttade ancbo, marco negro, de 
inano de frau.«<> Rizt. 

Vna mancha de Prespectiua del Salón Dorado de Pa - 
lazio, por acauar . de vara y media de alto y dos y me- 
dia de ancbo, malttralada y sin marco, de mano de Yelaz* 
qun. 

Oltra pínttura de vara y media de sllto y vna de an- 
cho, mareo dorado, que es vn dibujo de vn hombre, de 
claro y obscuro, de mano de vn Valenciano. 



|.,j,l,r,-l-,.GOOl^lC 



440 

Do» rclrattos Je la Moslrua, el uno vestido y el otro 
desnudo, originales de CaireSo (1). 

Va retlrallo cuerpo enttero de vd Embajador de Mos- 
covia 90» muletU y gorra, sin marco, orígiaa) de Car- 
reBo (2). 

Otro retrallo cuer|)o enltero, de dos varas y media de 
allto y vara y qiiartla de ancho, de Franc.*» bazan, hom- 
bre de plazer (3), con un memorial ea la mano. Original de 
Carreño. 

Vn retíralo de Misso (sic), heoano, con dos pájaros 
Haocos y dos Perrillos y voas fruías, de vara y media de 
alto, sin marco. Original de Garrefio. 

Vn lienzo medio bosquejado de dos Gguras y un perro, 
de mano de CarreSo. 

Aqui dice : 

PÍDtturas que ay en dho Obrador, además de hs que 



0) El vestido se encuentra hoy con el n.* 4 Si en d Real Museo 
clcl Prado. £\ deumdo forma parte de la escogida coleccioo del íd- 
fnnte Don Sebastian. LlamálHiM e«ta niña ^ganta Eugeuia Marllnn 
ValleJD, Era natural de Barcenas, y á los kís años (de cafa edad está 
retratada) pesaba cinco arrobas y veintiuna libros. A to menos asi to 
asegnra la rarísima Rtladan, impresa en Sevilla por Juan Cabezas, 
en 3 hojas e» foL, donde se refieren pormenores (alguno no muy lim- 
pio) de aquel corpulento fenómeno. AUi se lee que Cárloi 11. ''Rey 
imettro Señor la ba hccbo vestir decentemente at vso de Palacio con 
rico vestido de brocado encarnado}' blanco, con botonadura de plhta. 
Yba mandado al segundo Apeles de nuestra España, el insigne Juan 
Carreño, su Pialor y Ayuda de Cámara, que la retrate de dos mane- 
ras, vna desnuda j otra vestida de gala, como oy est¿, y lo executa 
con el acierto que siempre acostumbra so valiente pincel, teniendo en 
su casa i la niña Eugenia muchos ratos del dia para este efecto." 
-(S) Museo Real, n.«567. 

(3) Bufón, traban. Existe el cuadro en el Museo Real, a* 5ti7. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



4M 

uia el ailo de SC que se hizo yiribeolario general , qua 
)D las rereridas. Y se siguen las que después se an traído 
e direrentles parlles. y estáa al presente en dlio obrador. 
Pinturas que ne tloraaron de la Almoneda del Marques 
el Carpió. 

Pongo aquí solamente las de pintores espaüoln. 

Otra piniiura en lienzo, del NiQo perdido disputando 
on los Doctores, de vara y media de ancho y cinco quar- 
isde alto, de mano de Joscpli de Bíuera, marco do- 

ido. 

Hasta aquí las pinlluras de las que se trajeron de la 
Imoneda del Marqués del Carpió, y son diez y Dueue. Si* 
uen las demás pinturas que hay en dicho obrador. 

Otra Pintura, en lienzo, de nra S.* dando et pecho al 
¡5o, con S." Juan,S.'' Joachin y S." Ana, delinco cuarl- 
ts casi en quadro Original de mano de Jordán: marco 
irado y negro, y es la que dejó á Su Mag'* el Marques de 
s Velez. 

Dos Ecceomos casi yguales, dea Itres quarttas de a¡- 
I, en lienzo, sin marcos, oríiiinales de Jordán. 

Vna pintura de un Apóstol, de (;erca de una vara de 
tío y ttres quarttas de anclio, original de Dominico Greco: 
larco negro. 

Otra Pintura en Lienzo de vn S."' Josepl), medio cuer- 
), de Ures quarttas de alto y más de media vara de ancho, 
n niarco, orixinal de Jordán. 

Dos retratos del Rey y Ueyna nros S.'" ü Gauallo, de 
la vara de allto y tres quarttas de ancho, y el de el Rey 
me marco ttallado, calado y dorado, y son orixinales de 
rdan. 

Dos floreros en lámina, yguales, de á media vara de 

Tomo LV. 28 



byGooglc 



442 

-alto y vna lerua de aocbo', de mano del Tealtiao: marcM 
negros. 

Vi) lienzo de más de Urea Varas de altto y más de dos 
de ancho, de vna fábula, orixtaal de Jordán: sia marco. 

Otro rellralico del S/ Rey D. Pltelipe (erzero, siendo 
DÍQo, de ttres quartas de alto y medía vara de ancho, de 
mano de Juan Pantoja de la Cruz. 

Vna Pintura grande, en lienzo, de la Resurrección de 
Lázaro, de más de (;Ídco varas de ancho y cerca de qual- 
tro de altto, sin marco, orixínal de mano de Jordán. 

Otra Pinltura en lienzo, sin marco, de ud Juego de 
muchachos á los dados, tieae dos varas y media de ancho 
y siette quarllas de ako: de mano de Villavifencio (1). 

Otra pintura, que es el Borroncillo del mismo juego, 
de ttres quarttas de ancho y media vara de altto, también 
sio marco, de mano de Villabizenzio. 

Otro lienzo con ttres Cauezas de Apóstoles, de vna vara 
de ancho y media de alto, sin marco, de mano del Gra- 
nadino. 

Vn lieazo arrollado de seis varas y media de altto, que 
es vna mancha, de mano de Juan Carrefio. de S." Fernán* 
do Rey de Espa&a con las onze mili Vírgenes. 

Otro lienzo arrollado, muy mal tlratado, con vaos rre- 
Iratos de vn negro, henanos, y perros, por acanar, de ma* 
no de Fran.** de Herrera; y está en dos pedazos. 

Vn lienzo pintado vn lecD, que es el que estana'en el 
Retiro, y llene más de dos v«ras de ancho y vara y media 
de alto, sin marco, de mano de Claudio Coello. 

Vn quadritto de Barro cozido, quebrado, de vdos Niños 
de medio relieve, de vna quarta de ancho, de mano de 

(I) Musco Real del Prado, n.' 61. , 



n,g,t,7.cbyG00glc 



24ÍS 

Juan Baup.** Müreli, marco negro, y eslaua en obrador 
para aderezarse (^). 
(Archiro de Palacio). 

(Manuel de Castro.) 
Sefior. - 
Manuel de Castro, puesto á los pies de V. Mg/, díze 
que auiendo estudiado la piatura en cassa de Claudio Coello 
d(ae aQos, en los quaies siruiú en conpaQia de su maestro 
i V. Klag.', en el Escorial, en el reparo que se hizo en Ib 
galería de la conquista de Granada, y asi mismo de otras 
pinturas, y después pasó á Italia donde gastó ocl^o aQos eti 
los estudios de las Academias públicas de Roma, y auien- 
do buelto á Madrid se alia aver ejecutado su profesión en 
diferentes obras públicas, así al olio como al fresco, con 
algún crédito, como son en la yglesía de la SS.*"* Trini- 
dad, y la capilla de nuestra S.'* de los Remedios, y otros 
templos, por lo qual — Suplica á V. Mg.^ le onRe con el Ti- 
tulo de su Pintor, que está baco por muerte de Bartolomé 
Pérez, y que este sea remitido ¿ la Junta de obras y Bos- 
ques, en que Recibirá merced. 

Unido ¿ este memorial, y en pliego separado, se acompafia el ií-> 
fuiente decreto: 

Véase en la Junta de obras y Bosques el memorial in* 
cluso de Manuel de Castro, y sobre lo que en él suplica me 
informará con su parecer. 

Está rubricado. 



(1) Estos lian de ser uitu niños de medio relieve, con las ínüg- 
niil d« Ib puion» qne Cean Bermudee alegará {Díte. III , ISK] que 
Uordi eiivi¿ con Carta á Diego Velat4¡uet. 



byGooglc 



444 
Ed Madrid, & 38 de febrero, 1698.— A D. Miguel de San 
Juan y Guevara. 

Yiiforme de la J." de ob.' y Bosq.* 

Al már^n; 

Pres.to del Cods." Fr. froylaa Diaz D. Isidro Camargo. 

Señor. 

Tuuo V. M. por bien de remitir á esla Juols, con su 
Real Decreto de 28 de febrero próximo pasado, vn memo- 
.rial de Manuel de Castro, mandaodo V. M. que sobre lo 
que suplicaba ioformase la Junla con su parezer; y redu- 
ciéndose su ynstancia á que V. M. se sirua lionrrarte con 
el Titulo de su Pintor, que ha vacado por muerte de Bar* 
tolomé Pérez, por bailarse háuil y capaz en el arle, como 
lo acreditan diferentes obras públicas que ha executado eo 
los Cómbenlos de la Santísima Trinidad y la Merced de 
esta Corte, siendo discípulo de Claudio Coello, y aber cur- 
sado los estudios y Academias de la pintura en Italia por 
espacio de ocho afios, no halla incombeoiente la Junta ea 
que V. M. se sirua conzederle el Título de Pintor que so- 
lizita, como sin gajes, seguu lo tienen otros. 

V. M. mandará loque fuere más de su Real agrado. 
Madrid á 20 de abril de 1698. 

Hr; tres rúbricas. 

Junta de ob.* y bosques, á 20 de abril de 1698. 

Acord." en 11. 

Satisfaze al Real Decreto de V. M. con que sirvió re- 
inilir VD memorial de Manuel de Castro, en que suplicase 
sirua conzederle el Titulo de pintor de V. U., diziendo nc 
Italia iocombeníente en que V. M. se le conzeda, sia ga- 
jes , como lo tienen otros, 



byGooglc 



«15 

Al mii^en hay un (iecreta nibrlcado que Jivc : 

VcDgo eo ello. 

(Árch. de Palacio. Carlos II. Ca$a. 1. 78.) 



(Almm Sancha Coülo.) 

Para e( iümtre S.^'Jaan de Co^ar, capellán de S. Mag. 
etc., mi señor. 

La merced que v. di. a de liazer á Gonzalo de Moli- 
na (1), es dar orden con Alonso Sánchez, pintor de 
Su Mag., que haga los retratos siguientes: 

El cardenal Spinosa. 

El presidente Ouando. 

El Sr. Mateo Bazquez. 

Ruy Gómez de Silua. 

El duque de alúa. 

El duque de Sesa- 

El principe de PiamoDle. 

El rey Philipo. 

El principe Cario. 



(1) El ScvíIIrdo Veinte y cuatro Gómalo Argote de MoIím, d» 
quiea dÍM el pintor Fronciico Pacheco en su Ubro de ñelralot que 
<>e did al estudio de las letras i hbo cu sns cosai de Gal de Prancoa 
(con huena elección i mucha costa suja) un faniossoHuieo, juntando 
nros i peregrioos libros de útoríos impresos i de mano: lacidofi j ex* 
traordiaarÍM caballos de liada raza i Torio pelo; i ana gnu copia de 
annas antiguas j modernas, que entre diferentes cabezas de aoima- 
ics i bmous pinturas de [ibulos^ i retratos de insignes oinbres, de 
■Uno de Atonto Saneket Cotilo, hazían maraTiliou correspcHideo- 



byGooglc 



446 

El emperador Garlo quinto. 

Don SaDcbo de Leyua. 

DoD Luis de rrequesens, comendador mayor. 

Don García de Toledo. 

Doo Juaa de Auslría. 

Ad de venir solamente los tableros, que acá se le ha- 
rán tas molduras; y el tablero a de ser: de longitud, tres 
quarlas y dos dedos, y de latitud, dos tercias menos dos 
dedos. 

An de venir los caballeros y principes armados Iodos, 
y los rreyes, porque sean de mas hermosa vista. 

Si al S."' Alonso Sánchez le pareciere , pueden traer al* 
gunos las armas de linaje á un lado del tablero, donde 
mejor estuvieren pintadas, esto quede al parecer y bolun- 
lad del S." Alonso Sánchez. 

Ase de procurar que vengan todos de mano del Sr. 
Alonso Sánchez; y estos xuu retratos vengan luego, para 
que anisemos los que mas se han de bazer , que an de ser 
otros XXX retratos, y v. m. concierte el precio dellos, pues 
tomando tantos juntos, y sin molduras, no dexará de ha- 
zer comoiJidad. y háblele el S/ Mateo Vázquez que nos 
haga merced de acomodarnos. 

El concierto que v. m. hiciere del precio con Alonso 
Sánchez, sea Brmado de su nombre, para que cumpla y 
limite V.' m. el tiempo, y vengan luego el retrato del carde- 
nal y del S."' Maleo. 

El dinero, como le vaya v. m. dando, vaya librando 
sobre mi, á pagar á qnalquier ginovés á letra vista, y des- 
la manera se hará bien, y de la merced que v. m. me 
haze se me acuse luego. 

Va con esta carta para el Sr."' Mateo y para Alonso 
Sánchez. DeSeuilla, 28 de octubre 1571. 



byGooglc 



447 
Muy magnirico S." 
besa las manos de v. m. su servidor verdadero 
Goocalo de Moltoa. 
(Col. del Conde de Valencia de Doa Joan.) 

Memoria para el S.*" Alonso Sánchez, de los retratos 
para gon^aio de Moíina. 

Olxome e) S." Jaaa de Co^ar que eslabao lieclios los 
;uieDtes: 

El Sr. Mateo Vázquez. 

El cardenal. 

Garlo quinto. 

Pbilippo. 

El principe Cario. 

El duque de alba. 
Envié yo á pedir por la memoria que imbió los si- 
lieotes. 

El principe de Piamonle. 

El duque de Sessa. 

D. Juan de Austria. 

Don Sancbo de Leyua. 

Don Luis de rrequesens. 

Don garcía de Toledo. 

El presidente Guando. 

£1 principe Ruy Gómez. 

El prior Don Antonio de Toledo. 
Estos bolgarla que se bnbiesen hallado y se liízieaen. 
fuesen de la grandeta y medida yguales , como auisé, 
se me envíen luego los que estuvieren hechos. 

Para en quenta envió agora otros cioquenta ducados, 
•mo se me anise que se hallarán todos, proveeré mas di- 



byGooglc 



44S 

ñero: todo lo quel Sr."' AIodso SaDcliez me enviare á pedir. 
Avíseme si se hallarán los relralos que aqui escribo, 
ú quales dellos se liallarán.. 

Las cuatro Reiuas mugeres Don Fernando Corles. 
I de Fliilippo. Don Xpoval Colon. 

Solimán. El duque de Anjoa. 

Selim. Fiancisco Segundo rey Í9 

Rey de Polonia, ^ Francia, 

Rey de Moscovia. El rey de Francia Cario. 

Rey de Dania. Enrrico Segundo, rey de 

Duque de Qorencia. Francia. 

El Xarefe. £1 Rey D. Fernando el ca- 

£t gran Capitán. Ihólíco 

Suplico á V.m. se me ynbie luego alguno, y sea el 
del cnrdenal. 

Ds letra diferente de la anterior, dice á coutianacioa: 

El precio de los retratos se concertó en esta manera: 
por los retratos sacados de otros, ¿ doze ducados; y los 
del viuo, ¿quince. 

En el «obre: 

De Gonzalo de Molina. 

(Col. del Conde de Valencia de Don Juan.) 

Quenta de los retratos para el Sr. Gonzalo de Molina. 

Los retratos que tie dado y entregado al S.^Seorelario 
Ualeo Vázquez , son los siguientes: 

Primeramente, el retrato del Emperador Carlos quinto. 

Más el retrato del rey don Felipe. 

Más el retrato del principe don Carlos, su hijo. 

Más el retrato de] cardenal Spinosa. 

Más el retrato det Secretario Mateo Vázquez. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



449 

Ifás el retrnlo del rey católico. 

Más el retralo del rey enrrico de Francia. 

Más el retrato del gran Capitán. 

Más el retrato de la reina D.' Isabel, que haya gloria, 
hija del rey Enrrico arriba escrito. 

Más el retrato del rey doQ Fernando el Sanio que ga- 
nó á Seuilla. 

Más el retrato del rey D. Alonso el Sabio 

Mas el retralo de )a Reina Ana, nuestra Señora. 

Más el retrato de la Reina de Inglaterra, segunda mu- 
ger del rey Don Filipe. 

Más la princesa D.* Maria , primera muger del rey don 
Pbilipe. 

Más el retralo del Duque de Alba. 

Que son por todos quinze retratos los que tengo he- 
chos. 

Más dos casas de oja de lata , en que se llevan los re- 
tratos, que costaron dos ducados. 

Para en pago destos retratos he recibido cíenlo y cin- 
quenta ducados, en tres veces, á buena queata. 
(Col. del Conde de Valencia de Don Juan.) 



Muy magQffíco Sefior. 

Suplico á vmd. me la haga de mandar dar al portador 
(lesta, ques mi hermano, aquellas blancas asosenas, que 
amanecimos con tenpeslad asi en la bolsa como el día; y 
para remediar algo deslo, vmd. mande socorrer, porqués 
mucho menester, su retralo de vmd. esta ya todo puesto 
en la primera color, si el tiempo nos ayudase, vmd. seria 
bien siruido, y presto, y con tanto, nuestro señor la muy 
inagniñca persona muchos años etc. 



byGooglc 



450 

Para mi seiior Maleo Vázquez, secretario Jel GoDsejo de 
su Mag., mi seGor. 

besa sus magalGcas mauos de vmd. 

A. Sánchez. 

Al respaldo de lo anterior dice: 

Digo liierooimo Saneliez, que recebl por Alonso San- 
chez, mi hermano, pintor de Su Mag., cinquenta ducados 
en reales, del S.^' Malheo Vázquez; y por ser asf verdad, 
di ésta firmada de mi nombre, en Madrid , veynte de De- 
ziembre de mil y quinieatos y seteota y un aSos. 
Jerónimo Sánchez. 

(Col. del Conde de Valencia de Don Juan.) 



5r. Matheo Vázquez. 

YII.« Señor. 

Aunque flaco de piernas y aun de cabeca, do quiero 
dexar de encomendar i V. m. i Alonso Sánchez et pintor, 
que de aqui sale, hauiendome pidido con mucha instancia 
que to iiiciesse, por el oficio de pintor de la eaualleriza, 
que entiendo vaca, para un hermano suyo, que ahora buel- 
ve de Ylslia, á donde Su Mag. le ha tenido en el estudio 
do su arte, y entiendo que viene con hauer aprovecbado 
mucho en ello. Guarde nuestro SeBor la illuslre persona de 
V. m. como dessea. de Madrid á 22 de Setiembre ir>80. 
Servidor de vuestra merced. 
Ant., card. de Graouella. 
(Col. del Conde de Valencia de Oon Juan). 



.byGooglc 



45 i 

Sr. Secretario Malbeo Vázquez* 

Í\l* Señor. 

Por hauer sido yo siempre muy amigo de escultores, 
piDtores y oíros hombres ÍDgeniosos, acuden á mf; y tanto 
más lo hoce Alonso Sánchez, por haberse criado algunos 
afios en mi cassa coa el piolor Antonio Mor. dize que ha 
pedido algunas merdes á su m.'. habiendo seruido miiclios 
aBos, y que siempre se le dize que busque otra cosa en 
que se le pueda hacer merced; y que ha buscado mu- 
chas, pero que do le ha sucedido hauer lugar en ello. 
Ha fallescido el armero de S. M.', que dice ser offício más 
de curiosidad y de ingeDÍo que de trauajo, teoieado cuida- 
do que hagan lo que conviene los que eslúo debaxo del, y 
dize que le podría liazer sin embarazar ni estorbar que en 
lo demás no pudiesse seruir de su arte á S. m.": hele opues* 
to que se suele dar este oficio á hidalgos y personas bien 
nascidas, y él me ha mostrado iustrurneutos auténticos de 
su uascimienlo y nobleza en Portugal, por priuilegios que 
de los servicios de sus padres y agüelos hablan muy bien, 
habiendo tenido grados en el seruicío de los reyes de Por- 
tugal y moslrádose con valor. Hame rogado que acompa-, 
fiase su memorial, que vá con esta, para S. m.^ y que le 
encostendasse á V. m.: hágolo de buena gana, y cierto yo 
le deseo todo faíeo. no sé porqué vía querrá tractarS..M.^; 
estas cosas después del fallescimienlo del Duque de Alus; 
que á quien se huviese conielido, yo bauria acudido para 
entender si el lugar al uso de EspaCa es tal que pudiesse 
eompade&cer con d excrcicio que haze del arle de pintura. 



.byGooglc 



45S 

Aínieiido <lclla. Guarde N. S.<* la lil.* persona de V> i 
como dcssea. De Madiid á Í9 de Hebrero 1583. 
Servidor de V. m.'' 
AntODio, Cardenal de Granuella. 
(Col. del Coade de Valencia de Don JuaD.) 



Señor. 

En vn memorial tj se remitió al bureo, de DoQa María 
y de Dofia Antonia Sánchez Goello, hijas de Alonso Sanchei 
Coello, Criado del Ftey Don Phe 3.°, nroSeQor, q haya gloría, 
Abuelo de V. Mg^., Dicen — q O/más de seis a5os que el bu- 
reo de sus Altezas las consultó en dos raciones de Azafatas, 
átenlo á los muchos y buenos séruicios de su Padre, y ser 
Ahijadas del Rey y Reyna Dofla Ana, nros S.'** , Abuelos de 
V.Mg*, y haueresladoy criádoseporírden de Su Mg.^ en 
S.' Ju." de la iienilencia de Alcalá, sin hauérseles hecho 
mrd alguna, Acuya causa pasan eslrema necess.'— Sapp."" 
á V. M. les haga mrd. de mandar se tes den las dichas ra- 
ciones, ó que por el ordinario de la despensa , 6 por la cá* 
ma.'* , se les señale cada raes lo que pareciere competenta 
p." sustentarse, Conforme á su calidad y necess.', mien- 
tras se les da lo que antes de aora tienen pedido, ó se lea 
hace otra equivalente mrd. 

Alonso Sánchez Coello fué aquel Gran Pintor de quien 
tanta estimación hizo el Rey D. Plie 2, nro Setior; y sus 
hijas son vnas doncellas muy vlrtuossas, y que siempre han 
viuldo con grande aprobación y muy buena fama ; de q se 
ha informado el Bureo, y de su neceas.', porq' después 
que se casjió su sobrino, q las faborecia, la passan harto 



byGooglc 



453 
grande; por to qual y por las ra^oaes que refieren , delie 
V. Hg^ hacerles inr''— y aunque es assi que el bureo de 
Sus A. A., y después el Duque del Infantado, las Consulló 
en las raciones que dicen, y que ni dellas ni de olro cos- 
sa se les a hecho mrd., le parece al Bureo que sería bien 
que por aora se cerrase la puerta á estas raciones, si no es 
con causas particulares, y no cargar la despensa i gastos 
de ta cámara maé de lo q'estan. y q podría V. Mg.^, sien- 
do seruido , mandar q en la mitad del íeh\e de plata de las 
Cassas de moneda de Seuilla ó Toledo', que queda en las 
arcas (Porque la otra miíad lleba el limosnero p/* timos- 
Has por cédula part/) , se les librasen basta (iento y cín- 
queota d.* al afio á cada una, p/* que puedan sustentar- 
se. Porq. supuesto q la dba mitad de feble sea de distri- 
buir eo limosnas y obras pías, ninguna seria mayor ni 
masa^pta, y estas mugeres quedarían recompensadas, 
y premiados los servicios de su Padre sin que V, Mg.'' sa- 
que ninguna cosa de su Real Hazienda. — V. Mg" lo verá, 
y mandará lo que mas conuenga á su real seruicio, en 
bureo, á 23 de Julio de 1631. 

Y si V. M. no es seruido de mandarles consignar to- 
dos los trecientos i." en el feble, podrá dárselas la mitad 
en él, y lo demás en derechos de Contadores may/" , q 
también los manda V. Mg.** repartir y no salen de su Real 
hacienda. V. Hg.^ mandará lo que fuere seruido. 

Uay tres rúbncai. 

D.' Haria y D. Antonia Sanclier, Coello. 
I^deo recompensa de los servicios de su Padre, en ra- 
ciones ó renta por la desp.* 

Hb^ un decreto autógrafo rubriradn de S. H., (]ue díce: 



byGooglc 



454 

Dense dooicntos ducados á ambas cada año en ta ti- 
mosiia. 

(Arch. de Palacio. Felipe iV. Casa. Leg. U9. a." 879.) 



Sefior. 

Dofia ifatli y doBa ADlOQia Sánchez Coello, hijas 
de Alonso Saochez, que fué pintor de Cántara del Kejr 
•Don Plielipps 2.°. nro S/, suplicaron á V- M. , en con- 
sideración de los seruicios de su Padre, se siruiease de ha- 
cerles merced de alguna renta á raciones por su despeo* 
sa; y pareciendo al Bureo que el ordinario dalla estaus 
muy cargado, consultó á V. Mag.'* les hiciesse merced de 
150 du.° por sQo á cada una, consignados en el feble de 
plata que reparte el Consejo de Cámara ea las casas de 
Moneda de Toledo y Seuüla, y en derechos de Contadores 
mayores, que lo vno y lo otro se distribuye sia entrar en 
la Real Hazienda de V. Mag.' — A esta consulta se sir- 
uió responder que se les hacia merced de 200 d.*, ciento 
á cada una , pagados por la limosna, y ellas han replica* 
do: Suplicando 6 V. Mag.** se 'sirua de mandar se les den 
.500 d.° por su mucha necessídad, y que se les libren en 
las dos parles del feble de plata y derechos de Contado* 
res mayores, pues con esto no salé de ta Real hazienda 
de V. Mag.'', como la limosna, y ellas lo cobrarán mejor y 
remediarán su necessidad. Al Bureo parece justo. V. Mag.' 
mandará lo que fuere seruido. en Bureo , i 24 de seliem* 
bre de 1621. 

Hay cnatro vúIh'Ícoi. 



byGooglc 



455 
De Doña Maris y Doña Artl/ Sánchez Cuello. 

Un; na decreto robricado d« S. H. quo dicc; 

Como parece. 

(Arch. de Palacio. Felipe IV. Casa. Leg. 4i9, b." 679.) 



Señor. 

AI Bureo se reinilió vn mem.' de Doña Antonia San- 
cbes Coello, en que dize — que V. Mg.'* fué seruido de lia* 
cerle mrd á ella y á su liermaDa Doña María Sánchez de 
Trecientos ducados de renta en cada vn ano, de por vida, 
situados en dereclios.de Contadores mayores, los quales no 
los goza y. Mg.' porque allí piden ellos sus Ayudas de cos- 
tas ; y esta mrd se les hizo por Consulla que para ello 
hizo el Bureo, atento á los seruicios de su Padre : Supp." 
i V. Mg' le haga mrd de mandar se la den A ella la parte 
que la tocaba i su hermana , atento á que con su muerte 
queda muy pobre y con muchas deudas; que en ello reci- 
birá la merced que siempre de la Real mano de V. Mg.' 

Es assi q. V. Mg.' (Dios le guarde), porcons." de 24 de 
ambre do 1621 fue servido hacer mrd á las dos hermanas 
de los 500 d." de renta de por vida que dice este mem.' , 
en consideración de los serui.'" de Alonso Sánchez su Padre, 
i que por muerte de D María Saochez Coello queda la su- 
plicante coa mucha neceas.' i obligación de salisracer sus 
deudas, de q auieodo constado en Bureo, i siendo la situa- 
ción desta renta en el feble de plata da las Cassas de mo- 
neda de Toledo i Seuilla i derechos de Cont.'"* may.'", 
que no sa!e de la R.' hazienda , porque sin entraren ella 
se distribuye por el Consejo de Cámara, noa ha parecido q. 
siendo V. Mg.^ seruido hacer & ta dha D. Antonia la mrd 



byGooglc 



456 

que suiílica *Ie (|ue suceda eu la p.** de loa 300 <].* vaca 
por su hermana, estaría muy bien empleada, i será uaa 
obra muy del serui." (le N. S/. V. M. maodari loque fuero 
del suyo. 

en Bureo, 2S de febr." 1628. 

Hay tres rúbricas. 

Por Dofia Antonia Sánchez Coello, bija de Alonso Saa> 
cbeE, que fué Piulor de Cámara dej Rey D. Plie 2, N. S.' 

Baj nn decreto aut¿graro de S. M. que dice: 

Como parece, conque la parle q. ha de-eotrar á gozar 
por la muerte de au hermana q'de solo situada en el feble 
de las casas de la moneda, y no en los derechos de Coala* 
dores, porq es hacienda mía. 
(Arch. de Palacio. Felipe IV. Casa. Leg. 119, n.« 682.) 



Señor. 

V. Mg. nos mondó remllir vn mem.' de Doda Aotoaia 
Sánchez Coello, hija de Alonso Sánchez en que di(e que 
V. M. fué seruido de bager mrd á D Mana su hermana y á 
ellu de 300 d.° de renta cada afio, situados en el feble de 
Ifl plato y derechos de Contadores mayores de las Casas de 
moneda de Toledo y Seuüla; y por muerte da la dha su 
her.", se siruió V. Mg. de hazer mrd á la suplicante de los 
i50 á.* que vacaron p.' ella, con tal q solo quedasen si* 
tuados en el feble de las dbas Casas de moneda, y no ea dc< 
rechos de Cont."* may."' Y porque de los testimonios que 
press.** parece que no pueden caber en la dha siluscioa» 
por Ins muchas limosnas q. V. Mg. ha hecho en ella, 
Supp." á V. Mg. que, en consideración desto y de sti mu- 
cha necess.' y enfermedades, la haga mrd de mandar que 



.byGooglc 



457 
l<» (llios J50 d." se le paguea como á su hermana, coin- 
prehendrendoac en los derechos de CoDt.'^ mayores, ooma 
ella los tenia, pues en remuneración délos muelioa ser- 
ui." de su P." y los de su lier."' y suyos no les lia hecho 
V. Mg.* otra mrd. 

V hauiendose visto en Bureo que la mrd tjue V. M. 
(Dios lo guarde) fué seruido hazerla en consulta de 28 de 
febr." passado, conforme á las Cert."** é ioforraes de las. 
dbas casas de moneda no cabe ni puede tener efecto an el 
feble delliis, por las muchas situaciones anleriores. y cons- 
tando assim." la necessi.'^con que está la suplicante y que 
queda obligada h pagar las deudas de su hermana, ha pa- 
recido voluerto á representar á V. M., p." que se sirua de 
mandar que estos ciento y clnq.'* d." se le paguen en la 
misma forma q. se le pagauan á la dha 0. Mario, y como 
ella tiene los otros J50, por que de otra manera la mrd. 
BO será de efecto; y qualquiera que V. M. la hiziere estará 
en ella muy bien empleada i será vna obra muy del ser-' 
ul.' de N. S/ 

V. Mg. mandará lo que mas fuere del Real suyo. En 
U* á 24 de Q.*"* 1628. 

B»f tres rábricas. 

Por DoQa Ant* Sanehez Goello, hija de Al." Sánchez, 
que fué Pintor de Cara." del Rey D. Phe 2.", nro. S." 

Haj nn decreto rubricado de S> H. que dice; 

assi lo he mandado. 

<Arch. de Palacio. Felipe IV. Cata. Lcg. 11», n.* 679.) 



D5,l,r..cl-,.GOOglC 



Pintores y oíros offi. S. Lar.* vii de noviembre 1583. 

Respuesta á Ibarra sobre algunos particulares. 

Lo que Su Mag. manila Afjerca de loa oficiales piotores 
y escullcrrea que han venido de Ilalia. 

Que á Maestre Lucas (1), pintor, se le despache la cé- 
dula de su asiento, (]ue es de quinientos ducados de á oa^e 
reales en cada un aSo, de los quales ha de comenfar á go- 
(ar dende primero de Septiembre de este año de 1583, y se 
le bao de pagar por sus Ir.*" (tercios) y en el diuero de 
esta fábrica de S. Lr." (S. Lorenzo), y deinas desto se te 
han de pagar todas las obras que hiciere, conforme se ta- 
sasen; y si algún oficial de los pintores que Su mag.^ (ieae 
asalariados ayudare al dicho Maestre Lucas en su pintura, 
se le a de descontar de lo que se le lasare lodo lo que 
montare el salario del ofGcial ú officiales que le ayudaren en 
el tiempo que se ba fecho la tal pintura. 

A lábaro lauaron, pintor que ha venido con el dicho 
Maestre lucas, se le ha de despachar su ^dula de veinte 
ducados cada mes, y que goza de ellos dende el principia 
de Septiembre deste año de 1583 en adelante, y ha de Ira* 
uajar por su mag. 

\ maestre gasparo (2), escultor y entallador, que ha ve- 
nido otroai en compaBia del dicho Maestre lucas, se te iia de 
despachar su fédula de treinta ducados de salario en cada 
mes, de á once reales, y a de comeof^ar á goiar de ellos 
dende primero de septiembre deste año de 1583. 

A un hijo suyo del dicho maestre gaspar (3) se le an de 



(I) Luc» Cambiaso. 

(i) táaetlre Gupnro de Luca, 

(3) Andrea de Luca. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



459 

dar ai compaüia He su padre cíen ducados de salario en 
ciiia un aSo, que correD deode el dicho tiempo, estos dos 
ao de Irauajar por Su mag.^, sio que por sus obras se le dé 
cosa algUDa, y aa de Irauajar duode se les bordeaare. 

A maestre Lucas se le bao de dar por el proseóte, á 
queiila de las obras que hiciere de aquí adelante, qualro- 
ciealos ducados det dinero de estas obras; y para esto sa 
despaclie cédula . 

A maestre Gosparo se le ha de librar luego lo que 
iDOGlare el tr." (lercio) primero de su salarioy dcsuliijo, 
que será deode priacipio de Septiembre hasta eq Bu de este 
nQü de 83; y se a de dar cédula para que los officiales de. 
esta fábrica se lo paguen de la moneda della. 

A lácaro Tauaroo se le ha de pagar lo corrido deode 
Septiembre acá, á rracoa de 20 ducados al mes; y esto se 
pagará por virtud de la cédula de su asiento. 

De San Lo.* etc. 
(Col. del Coade de 'Valencia de Don laao.) 

{Patricio Casulla.) 

SeQor 

Fabricio Gastelló, pintor de V. Mag., dize que por otra 
peticioD a suplicado á V. Mag. ateoto que auieodolle man- 
dado ir á S." Lorenzo el real á pintar y dorar lo que sa le 
ordenó, y auiendo de tener dos gastos por tener su casa en 
Madrid y él ueuir escaso, y por no tener mas de deciseis 
ducados cada mes, no se puede sustentar; y que por l'amor 
de Dios suplica á V. Mag. se le tenga piedad en que se le 
haga merced que se le page su obra que yciere enviando* 
le fuera de Madrid, y que cora su salario ordinario; atento 
que a seis meses que paga casa de archilé, y con auer lil* 



byGooglc 



460 
litnamenle maullado se le diese casa, le respondieron los 
aposentadores que do la auia para dar, y ansf le a sido 
forzoso buscar una de archtlé para dexarsu casa, moxer. 
yxús; y que, atento á estos gastos, suplica á V. Hag. se 
le haga la merced que arriba pide. 

A 9 de Mar^a 1594. — Al prior y Coogregacioo, para 
que vea lo que en eslo conuieoe Imcersc. 

En el sobre dice: 

Señor. 

Eu lo que pide Fabrielo Caslelu paresce que el tiempo 
que estuuicre en las obras de V. Mog. fuera de Madrid so 
le pague su salario, y mas cieot rreales por mes; y si hicie- 
re ias obras á lassacioo, que no corra su salario. Guarde 
Dioslaoathólica persona de V. Mag. en Sant Lor.°eIReal 
A XXVI de Abrill de 1594. 

(Col. del Conde de Valencia de Don Juan.) 

(Diego Siloe.) 

Al muy lUmo. Señor mi Señor el duque de Sesa y Ttra- 
noba, etc., 'mi Señor. 

lllmo. Sr. 
Ya seria tiempo que V.S. bolbiese los ojos á estos que 
estamos desterrados^en este baile de lágrimas, especial- 
mente yo que estoy en tanta necesidad, puescoq ella íace 
comido el dote de mi muger, y do me queda syoo dar 
tras los vestidos, de que me pesa baver aprendido esta vi- 
da en el servicio de V.S. y en mi vejez; porque cuando 
de Burgos vine para el servicio de V.S., pensé que salia 
de Egipto á tierra de promisión, y eme quedado en oí de- 
sierto; pues la casa que V.S. me daba me la quilaroD al 



.byGooglc 



tiempo que yo esperaba las md». ; porque íi V.S, suplico 
lo mande remediar, asi lo de la casi como lo de mi salario. 
qne yo ya do puedo mas, y con uoa sola migaja de lo que 
V. S. da ¿ otros se podría concluir esto, que ha de ser 
memoria da V.S. , para en cuanto fuere... yo quisiera es- 
lar para poder ir á llorar esto delante de V. S.; mas pues 
no puedo, ynkio este onbro á mi costa. Suplico á V.S. ie 
iiianiie despachar , para que yo desde agora sepa lo que a 
Je ser de mi: porque aver bibido con tan larga esperan* 
^a, me lieoe ya desesperado. Nro. Señor á V.S. yllma. 
guarde, é sus estados acreciente como V. S. desea, de Gra* 
nada, en xiiii de Mar^o 
yllm° Señor 

Vesa las manos de V. S. su criado 
D' Siloe . 



(Francisco fíeinalte.) 

Franc. Reinatle dife que por mandado de Vra. S." y» 
dos fuentes de oro, y que la que izo para el arclúduq." p«- 
só 20700 Rs. y se le pagó de liechura 155 des.; y estas di* 
clias dosfuentesseundieron siete beses, por ser los orosnue* 
bos y baxos, que le costaron de alear y ponellos en 22 q.*^ 
un quartillo por castellano, y en ?f13cas quetruxo deoro eu 
ellas costó dosms ym." más de Ifi Rs.q.essu justo balar, lo 
cual no se le baze bueno siendo cantidad q. de solas mermas 
rallaron 75 cas, que balen 1200 Rs., y el trabaxo de los ofi- 
ciales y materiales al doble que el aflo de 9ñ quando se ico 
la otra, como por menudo be dado la quenta, y estas fuentes 
lleuaa otra diferente labor, y de mucho mas trabaxo y cosía 
demás de 200 Rs. cada una de peso que la del Archiduque, 
ques xuslo se considere lodo. & vta S.*** Supp.'* sea seruido 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



462 
de maoilar se recompense, por baler mas de 400 des. de he- 
chura y DO q.rer pagar mas de 270 des por ellas, do sien- 
do ratzoa ni justií^ía y notable agrabio. á Vsa. S."Supp." 
se le aga md. 

(Col. de) Sr. Condede Valencia de Don Juan,) 



Señor. 

D.* Ana de Reinalle, hija de miguel de reinalle, Dice 
que todo au linaje, paterno i materno, a serbido i las ca- 
tólicas magestades Reyes y Reinas de lieopo inmemora- 
ble á ttsta parte, sienpre continuando los 8crbi(]ios, como 
consta por los libros y cerli fie afilones de los bureos que 
presenta, Rodrigo de reinalle, su bisabuelo paterno, Pe- 
dro de reinalte su abuelo, fran.'° de reinalte su tic, Joan 
de reinalte su primo, sirbieron los oficios de plateros de 
oro. Miguel de reinalle, su padre, fue ayuda de la Guar- 
dajoias de la reina nra. 5.'* Pedro de reinalle, su hermano, 
a serbido á vra. Mag.** siete aüos en la armada real, de do 
vino estropeado. Joan Pantoja de la cruz y francisco Sán- 
chez, su abuelo y tÍo maternos, fueron pintores de Cámara, 
y asta aora no se la a echo m.'' alguna, en consideración 
de dichos serbicios, y por ser como es pobre i principal y 
haberse casado, á título dellos 

Supp." á V. Mag.** la haga m." de su Rea) decreto 
para que el bureo de vra. Mag.^ consulte dichos servicios, 
y en consideración dellos se la baga de una placa de ayu- 
da de qualquier oGqío de su Real casa , la primera que ba- 
care, para D. Agustín Roque de cienfuegos, sa marido, 
en que la recibirá de Vra. Mag.^ Por no haberse ofrecido 
ocasión de a^ersela en cuatro aGos que a que pretende- 



byGooglc 



SeBor. 

V. Mg.* fue seruido de remitir al Bureo vn decreto 
coD VD memorial de D. Ana de Reynalte, liíja de Miguel de 
Reynalla, criado q fue de la Ser."' R.' D.' Marg." , ora 
S" , en su Guardajoias y Ropa, manda V. M. en él se vea 
ea el Bureo los seruicios que représenla, bastantes para 
la merced que suplica. — V. Mg/ tiene mandado que no 
ft le consulten off.*" (]ue no estubieren vacos: al presente 
DO le ai, y solo V. Mg.^ puede suplir esa falta haciéndole la 
merced de vn off, e) que más fuere servido. En Bureo. 

MinoU que ordenó el S.o' Marqués de Halpicn: 
S. mg. tiene mandado no se consulte oGcio que no este 
baco; ; conforme los serbicios q alega D* Ana Reynalte po< 
drá serbirse de darle el oGcio que fuere serbido, pues en 
ellos ay paño p todos. 

Hay UDa riübrica. 

(ircb. de Palacio. Felipe IV. Casa. Leg. 79, n.* 134.) 

(Juan Bodrigaez Bavia.) 

El Rey. 

Antonio Voto, ayuda de nuestro guardajoyas, yo vos 
mando que de quatesquier mrs de vuestro cargo tocantes 
al dicho officio. Jeys y paguéis á Joan Rodríguez Bauia, 
uuestro platero, cienl ducados, que valen Ireinla y siete 
mil y quinientos mrs^., que ba de baber y se le deb^D por 
UD uaso coa su sobrecopa, todo de cristal, á manera de 
Cáliz, labrado por defuera en diez y seis sabos (sic) y por 
de .dentro liso, con una moldura que sale del mismo cristal 
por baxo del bebedero, puesta sobre un pié de plata dorada, 



byGooglc 



464 

de unos troncos y hojas atiinaniscos abiertas, y |)or el he- 
bedero una guarnición de la dicha plata , y e) tapador 
asienta en una corona de plata dorada tieclia de las dichas 
hojas, con un remate en el dicho tapador de un llocage y 
dos tronquillos, y por remate dell.os una Qor de cardo de 
plata blanca y dorada: que pesa el dicho vaso con su sobre 
copa once marcos y quatro onzas; el qual mandamos com- 
prar para servir eo el reliquiario del monasterio de S/ Lo* 
renzo. y tomad su carta" de pagb, ó de quien.su poder hu> 
biere, que con ella y esta nuestra cédula, tomando la ra- 
zón della Juan Sigoney, nueslro contralor, mandamos se 
os reciban y passen en quenta sin otro ningún recaudo: 
que es fecha en Madrid, á catorze de Noviembre de mil 
quinientos y ochenta y seis años. Yo el rey. — Por manda- 
do de Su Mag. — Malheo Vázquez. 

(Col. del Conde de Valencia de Don Jnan. Ordinario {Libro c9- 
piador del Secretario Maleo Vázquez) I59f . MS en Tol. p. iS ▼.) 

(Hauz Bekkac.) 
El Rey. 
Ant." Voto , Ayuda de mi Guardajoyas, yo vos m.'° q 
de qualesq/ mrs de vro cargo, locantes al dicho ofB.', 
deys y paguéis á Hanz Beltliac, ero platero de oro, los 
quinientos y setenta y cinco mili y nouecientos y nouenta 
y quatro mrs. en esta q." por vos con él fenecida, nrmada 
de vro nombre y suyo, contenidas que se le deuen y los ha 
de hauer por las obras que ha hecho de su ofBcio para 
nuestro seruicio, por q.'* de la dicha Guardajoyas, desde 
primero de Abril del año pasado de quis.*" y ochenta y cla- 
co, hasta Gn del aOo próximo passado de qu¡s.°* y seys, de 
que CD la dicha q." se haic mención, y tomad su carta 



.byGooglc 



465 
de púgo, ó de quien su poder ouiere, q.' con ella y la 
dicha q.** original y esta mí cédula, de que lia de to- 
mar razón Joan despina, Greffier de mi casa , para que se 
03 haga cargo de las cosas que de la dielia q." resultan liU' 
uer hecho de nuevo, y tiesse (sic) e) que esiuuiere de las 
de oro y piedras que se han entregado al dicho Hiiní para 
las dichas obras, mando se os reciban y passen en q." los 
dichos quinientos y setenta y cinco mili nooecientos y no* 
ueota y qualro mrs., sin otro ningún recaudo: que yo lo 
leogo assE por bien, que es fecha en S.' Lor.", á veynle 
de Mar^o de mili y qui.°' y ochenta y siete años. Yo el 
Rey. Por m.'''' del Rey nro S.*' Matlheo Vázquez. 

(Arch. del Conde de Valencia de Don Juan. Ordinario. (Li- 
bro copiador, del secretario Hateo Vázquez) i^9i. US. en fol. 
p. 19.) 

(Jaan Urbano.) 
Et Rey. 

AdI." Voto, mi guardajoyas, yo os mando que de qua- 
lesquier mrs. de vro. cargo tocantes al dicho ofBcio, deis 
y paguéis á Juan Urbano, platero, vez." de la ciudad de 
Cordoua, ó á quien su poder huuiere, trecienlcs y cinquen- 
la ducados, que montan Í51®250. mrs, que le mandamos 
pagar por el oro, piala y hechura de un bozal de plata do* 
rada, labrado de medio relieue, y cartón baxo con diuer- 
sas plecas de oro azido de muchas cadenillas, y en ellas y 
en el bosat cinquenta campanillas de plata dorada, que pesa 
nueue marcos, tres on^as y cinco ochauas, que del man • 
damos comprar, ygualado en los dichos 350 d.* ; del qual 
<licIio bozal se ha de hazer cargo á Philippe Da^a, mi Gua- 
darnés, y lomad su caria de pago, ó de quien el dicho su 



byGooglc 



466 

poder liuuiere, con ta qual y esla mi cédula, de q. ba de 
lomar razoo Joan despina, Grefñer del bureo de mi casa, 
mando aeo^reeibao y passen en quenta sin otro ningUD 
recaudo, que es fecha en S. Lor.°, á 16 de Agosto. 1590 
años, yo el Rey. Por man.^* del Itey nr." s.' M. V.» de 
Lecca. 

(Col. del Conde de Valencia de Don iaan. Ordinario. (Libro 
ropiador, del SccrelaríoUaleo Vázquez) 1584. US. en fol. p. 168.) 

(Pompeo Leoni.) 

Al mujf ill.' S.' mi S.''' Secretario Malbeo Vázquez, efe. 
en Corte, Madrid. 

Muy Illuslre S."' \ 

Yo me vi en Roma con el Sr. Luis Vasquez y te dixe 
como tenia comprado para V. m. ciertos quadros de pintu- 
ra, de mano de grandes maestros, los quales coa diÜculli 
lie sacado y traydos á Milán, juntamente con algunos para 
su Mag-, y los tengo muy guardados para cuando uaya, 
plaziendo ¿ nuestro SeSor, á España; que no oso perdeUos 
de uiata, si V. m. no mando olra cosa. 

También recebl de Maldonado dos díbuxos, el uno da 
una deuisa y el otro de un arma deV. m., y para ellas 
tengo un zaGrro muy bueno y grande, y no me sé resol- 
ucr si entallaré el arma en él ó la diuisa; y así mismo ten- 
go un jacinto para el diclio efetlo. mas, como digo, deseo 
saber lo que agradarla más, que aon las piedras muy bue- 
nas. Suplico & V. m. mande á Maldonado me aabe de su 
uolunlá, que yo lo baré con breuedad y m¿s que no be be- 
dio de aqui atrás; que por aliar las piedras á proposito, ha 
andado y también por oo haber estado firme, y lo que es- 



byGooglc 



467 
tado ho sida oon taota ocupación en esta obra, que no lie 
podido cierto más. estaré esperando lo que V. in. manda, 
coD gran deseo de seruir, y eren de acortar mucho si se 
me resuelue esta duda, y con este ñn suplico nuestro Se- 
ñor por la vida y acreceatamienlo de estado de V. m. , co* 
mo los criados de V. m. deseamos, feclia en Milán y á 
xxiii de Xbre (5S5. 

Muy ill.< señor — b. 1. m. de v. m. 

Su cierto criado y servidor. 
Pompeo Lconi. 
|Col. del Conde de Valencia de Don Juan.) 



El Rey. 

Aolonio Voto, mi guardajoyas, yo os mando que de 
qualesqtiier marauedisde vro. cargo tocantes al dicltooffi- 
cio, deis y paguéis á Pompeo Leoo, oro. SQuIlor, duzien* 
los ducados, que valen setenta y cinco mili mrs., que le 
mandamos librar por un espejo de chrislal, de una tercia 
de alto y una quarla de jincho, guarnecido de cuarco, y en 
la cornisa del diez engastes de oro esmaltados de diuer- 
sas colores, con un rubí pequefio eo cada uno, y cu lo alto 
un follage con una argolla de piala, que del mandamos 
comprar para nro seruicio. y tomad su carta de pago, ó 
de quien su poder huuiere, con la qual y esta mi céd.*, de 
que ha de tomar razón Joan de Spiaa, Greflier del bureo de 
mi casa, mando se os reciban y psssén en q." sin otro 
ningún recaudo, fecba en Madrid, á 2 de Mayo, 1590 
años. Vo el Rey. Por m.^" del Rey nro s." M. Vz de Leeca, 

(Col. del Conde de Valeocis de don Juan. Ordinario. (Libro co- 
piador del Secretario Mateo Vázquez) 159f . MS. en Tol. p. 146.) 



r.,j,i,r,-i-,.G00i^lc 



•Hetralos y ftcfuras de Entero Relieve de mármol, Bronze 
y de otras costea. 

Las estatuas y oirás figuras de raárniol blanco y de 
l)icinr.e que le entregd Pompeo LeoD, ({ue las teaia en su 
poder y autan lincho ét y su padre, y S. mag. mandó se 
Irugesen de su casa y se meliesen en la búbeda de Pala- 
cío (1), ¿onde están, que son las siguientes. 

[Al margen). 

Entreg.'í'á Hera.í»despeio. en M.'' , á 13 de hen.» 1608, 
Una estatua entera de bulto, de broQze, algo masque 
al natural, del emper.°^ Garlo quinto, nuestro señor, ar* 
Diado con espada en la mano izquierda y una lan^a eo la 
derecha con el turco á los pies prisionero. Estatua grande 
do bronse, desnudo, sentado sobre vna peana de bronze con 
despojos de ormns, con cadenas al pesquezo y en loa pies 
y bracos, puesta la diclia figura sobre una peana de made- 
rn. r?." 95. Tasada en dos mili ducados. 

{Al margen.) 

Cargado en lo recibido para Su Mag.'' 

Otra estatua de mármol blanco, más que al oalural, 
del mismo Emperador Carlos quinto, armado, coa man- 
to y una espada del mismo mármol en la mano derecha, 
puesto sobre vna peana del mismo marmol, con vna aguí- 
líi, y debajo del pié dereclio vn morrión yngles del mismo 
mármol; puesta la dicha Ggura sobre otra peana de made- 
ra. N." 06. Tasada en seiscientos ducados. 



(1) Tocaute á sacar estatuas (tal vez estas) de lat b<S?ed» de 
(u)ado y llevarlas al Reliro, hay en el mismo urchivo decreto (ca t\ 
Bureo] de Felii>e IV. 



n,g,t,7.cbyG00glc 



4C9 

Otra esliitua de la Emperatriz Doña ysabe), ora. seno-- 
r*, rauger del diclia emperador Cario quíolo, de brome, 
m&s quQ al natural, coa saya entera auierta por la déla»- 
leca, . Labrada toda de medio Relíebe bajo, de hojas y la- 
zu9 , ' coD un cordón colgando del , vna poma y un Joyel 
COD (res pinjaotes, con manga de punta, con su peana de 
lo mismo, y puesta sobre peana de madera. N.* 97. Ta^da 
ea mil ducados. 

Otra ealatua entera de mármol blanco, de la misma 
Emperatriz, del tamaQo, hechura y lauor que la de la 
partida antes de esta, puesta sobre peana de madera. 
N." 98. Tasada en quinientos ducados 

Otra estatua de brooze, algo más itue a) natural, da 
bolb), de) Rey Don Plielipe nuestro S.<", armado, con vn 
baBlon en la mano izquierda y un airauge al lado dereclio, 
con manto y peana de lo mismo, puesto sobre peaua de 
madera. N.° 99. Tasado en mil ducados. 

Otra estatua de mármol blanco, del mismo Rey Don 
Phelipe, nlieslro S.% del tamaño que lasóles desta, arma- 
do, COD manto, bastón y alfange, como la de arriua» y en 
la mano yzquierda tiene una corona, y arrimado á la pier- 
na ysquierda vn León del mismo mármol, puesto sobre pea- 
na del mismo Jaspe, y sobre su peana de madera. N." lÜO. 
Tasado en quinienlos ducados. 

Otra estatua de bulto, más que al natural, de la Reina 
Uoria de Vqgria, siendo viuda, de bronze, con las manos 
asidas y una chía echada al cuello, que baja hasta los pies, 
COD peana de lo mismo, y puesta sobre peana de madera. 
N." 101. Tasada en ochocientos ducados. 

Otra estatua de Relieue, de medio cuerpo, de bronze, 
del Emperador nuestro Seilor, armado, con banda sobre 
tas armas, coa peana de lo mismo, heclm de figuras dcs- 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



470 
i>ui]ri3yvna águila. N." 102. Tasada en dofieotos ducados. 

Otra eslatua de bullo, de medio cuerpo, del Empera- 
dor Carlos quinto, Duealro s.", de mürmol blanco, arma- 
do, con banda sobre las armas y collar del Tusón, con 
peana de lo mism», con dos Rguras desnudas. N." 103. ta- 
sada en sesscnla ducados. 

Otro Retrato estatua, de medio peclio arriua, de la Rey- 
na María de Vngría, siendo viuda, de múrmol blanco, «oa 
ropa y vna chía al cuello, con peana de io mismo Labra- 
da de medio Reiieue, al brutesco. N.' i04. Tasada en 
docicntoa ducados. 

Otro Retrato, de medio Relieue, del Emperador Carlos 
quinto, nro. S.', de medio pecho arriua, armado, en va 
quadro de mármol blanco, que tiene vara y dos tercias i» 
alto y vara y media de ancho, con cornisa, y en ella va 
mascaron de que salen tres Ramos de fruta y pasaros, de 
medio Relieue, con su fronlispicio, y en medio del vna 
Águila de bulto con dos figuras al brutesco á los lados. 
N.° 103. Tasado en quinientos dueados. ' 

Otro Retrato de medio cuerpo, de la empcratrii ora' 
s." DoSa ysahel, en otro quadro de mármol blanco, del 
tamaño, obra y hechura que el de arriua. N.* 106. Tasa- 
do en quiuientos ducados. 

Otro Retrato de más que medio cuerpo, de la misnia 
emperatriz Doña ysabel, de medio relieue, con pañizaelo 
en las manos, en pechos con vn joyel, Trancada en caue- 
llo: en un quadro de bronze con vna lauor & la redonda de 
ramilletes de flores y figuras, con seis Retratos pcquefios 
del emperador y Rey Don Plielippe, nuestro SeQ(ír,coD 
molduras á la redonda Labradas á modo de madera. Tiene 
dos varas escasas en quadro. N.°-107. Tasado en seiscien- 
tos dueados. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



471 

Hflsta flqui son las Ggums que se truiceron Je casa ile 
dicho Pompeo León y se pusieroo eo tas bóuedas de Pa- 
lacio.- 

(Arch. de Palacio. Felipe U. Inventario de Bienes y Alh-ijm. 
Tomo II, r. 738.) 

Juan Alfonso, pintor. ' 

miércoles veyote días de Jullio, año de i@ccccxviii 
(1418) aOos. este día se aviaió uIoqso inarlioez, rracinne- 
TQ de (a iglesia de lolcdo, cod jolian alonso, pinlor. fijo do 
iohao aUoDso, vezino de loledo, para que piolase e piole a 
su costa et misión los armarios e rrelablo que fizo e labró 
para poner las rreliquias del sagrario, la qunl pintura o 
obra de pintura ha da pintar e fazer en esta manera: que 
toda la obra de madera, que viene labrada la faz de obra 
de talla, que sea toda de oro fino broQido, con sus filiólas; 
en las quaics filiólas han de venir pintadas de sus ymági- 
D9 enteras, segund que le mandare el diclio alonso iiiarli' 
oei, e que, de suso de las dichas yniágioes, que pinte las 
armas del rrey con sus coronas, et uirosi, las armas del 
arcobispo en los otroa logares que fuere ordenados. eL las 
puertas do los' dichos armarios, con el gunrdapoluo de par- 
te de dentro, que sea el canpo de azul de medina o de lo 
mejor que se pudiere auer, saluo que no sea da acre, con 
sus estrellas de oro grandes senbradas eu el dicho canpo.. 
et de dentro de los dichos armarioH, loa senes dellos que 
venga eso mesmo con su azul e con sus estrellas, et que 
los suelos donde han de venir puestas el asentadas las reli- 
quias qne sean colorados, et en las espaldas de las puertas 
de los dichos armarios, que vengan pintadas de un lazo so- 
bre color naranjado, et que esto todo que dicho es, que. 



byGooglc 



472 

lü faga c i6 UvMo e p'mlajo el dicho iohnn alonso, pin- 
tor, lie sus colores de azul et oro, a su costa et misión, por- 
precio e abeiii míenlo que cod é) ñm el dicho alfoaso mar'- 
tiuez, rracionero, de diez e seys mili mrs. desta moneda 
usual que agora corre, que Tazen dos blancas vi mrs. et 
que esta díchít obra que la dé fecha et piolada et acaba* 
(la fasla en fin del mes de dezienbre primero que viene 
dcste dicho anno. el para comencnr a faz^r la dicha obra 
rrecibió luego el dicho joban alonso, pintor, del dit^o al- 
fonso marlinez, rracionero, cinco mili e Irezienlos et treyn- 
lo el tros mrs. et cinco dineros, et que los otros íiacables, 
que gelos dé et pague la meylad dellos fecha la meyladde 
la diclia obra; et la otra meylad fineables, acabada de fa- 
zer e pintar la dicha obro, et que lo dé fecho a vista de 
maestros pintores, lodo esto, et otras cosas, seguad que 
. mAs largamente se contiene en el contrato que otorgaron 
los dichos iohan alfonso el alfooso marlinez, se conviene e( 
otorgó el dicho juan alfonso, que rrecibió luego del dicho 
alfonso marlinez, rracionero, los dichos cinco mili e tre- 
zientos trcynla et Irea mrs. ante mi, marlin ferraodez, no- 
tario público e escriuano de la dicha obra, en este día di- 
cho, testigos don joan marlinez, deán, c don pero garcía, 
capiscol, et pero rramirez, rracionero de la dicha eglesia 
de loledo. — martin ferrandez, notario. 

lien, rrecibió más el dicho iohan alfonso, pintor, del 
dicho alfonso marlinez, rracionero et administrador de la 
dicha obra, para en quenla (lelos mrs. que liece da aver 
de la dicha pintura, tres mili mrs.; tos quales dichos tres 
mili mrs. rrecibió en veynle e siete dies de noviembre, 
nnno susodicho de mili e quatrocientos e diez e ocho años, 
el otorgólo ante mi el dicho marlin ferrandez, notario pu- 
blico et escriuano déla dicha obra, este din dicho. 



byGooglc 



478 

Gd miércoles, siete dias de) mes de dezieobre del dicho 
aKo de mili ot (|U((irociealos e diet et ocho afios, rreciUA 
más el dicho iohaa alfonso, pinlor, del dicho alfooso mar- 
tinei, rraciooero, para en- cuenta de los mrs. que tieoe de 
■aer de la dicha pintura, mili mrs.; los quales dichos miU 
mrs. otorgó que recibid el dicho jolian alfooso. pintar, dd 
diclio alfonso martinez, rracionero, anle mi el dicho marUa 
ferrandez. oolario e escriuaDO de la dicha obra, eo este día 
tusodicho. 

Sábado veynte e quatro dias de dezienbre del dicho 
afio de i9ccccx.vi[i afios, dió et pagó el dicho alfonso malr- 
lioez, obrero, a juan gz, (gomez?) pintor de loledo, cinquen* 
la mrs. que ouo de hauer porque pintó el escabello que se 
pone a los pies del perlado quando faze tos oficios en la 
egle^a; el qual se pintó para la venida del sefior arcobispo 
quaodo vino de madríd aquí a toledo a la fiesta de ná- 
btdat. 

Iten, rrecibió más el dicho juan alfonso, pintor, del di- 
cho alfonso martinez, obrero, en veynte e seys dias de ene* 
ro, afio de i^ccccxix afios, para en cuenta de los mrs. qiia 
Iteoe de aver de la dicha pintura de los dichos rretahtos.et 
armarios del sagrario, dos mili mrs.; los quales dichos dos 
mili mrs. otorgó que recibió del dicho alfonso martinez, 
«brero, el dicho juaa alfonso, pintor, ante mi el dicho mar* 
tía ferraodcz, notario público escriuano de la dicha obra, ea 
este dia susodicho. 

Recibió más el dicho juan alfonso, pintor, del dicho 
alCDOSO martinez, obrero, para en cuenta de la dicha pintu- 
ra, mili e dotientos et treynta mrs., eo jueues diez e seys 
^s de maroo, aono susodicho de i3ccccxis afios, et otor- 
gólo ante mi el dicho martin ferrando, notario el escriua* 
DO de la dicha obra, en este dia dicho. 

Tono LV. 30 



D,g,l,.9cb,.GOOglC 



«74 

lien, rrecibid más el dicho juan alfonao, pintor, pan 
eun[dimÍeoto de toda la dicba obra et pintura de tos di- 
elios annanos, trea miU el qualrociealoa et treynta el sej^s 
mrs. et cinco dineros, del dicho atfonso raarlioez, obrero* 
et otorgólo ante mi el dicho martin Tcrrandez, notario, ea 
beynte et dos días de abril, a&o susodicho de ijíccocxtx, 
afios. 

(A.rch. de la Cal. de Toledo, libro de gastoi deliro 1418, 

r. ituMse.) 



Viernes oobo días de olobre, afio del Se&or jhesuehríslú 
de laill e quatrooieatos e veyote e ocho afios , diá e paga 
don alfooso martiaez, thesorero e obrero de la eglesia do 
Ttdedo, ajoban alfooso^ pintor, vezino de loledo, seys 
mili mrs. que ouo de auer por rrazoo de la obra de pioiura 
que fizo ct pintó de oro et colores en el sagrario de la eapi- 
Ha de tos rreyes don enrrique el viejo» et don joban. et doa 
enrriqoe, et de la rreyna doAa catalina, la qual dicha úbr9 
pintó et fizo a su costa et misión por abeneqcía el igua- 
laoíon que Szo et dicho Ihesorero con et dicho johan alfonso^ 
pintor, que lo fíziese el pintase a su costa et misión por loa 
dichos seys mili mrs. la qual dicha obra fizo e pintó a su 
eosla e misión, como dicho es, en la manera et cosas et obras 
que de yuso aqui se dirá, primerameate , pioló en ireote 
de la puerta del dicho sagrario de como aotes ovie en él dos 
armarios, el uno de la rreyna et el otro del rrey, fechos * 
manera de rretablos, en que ay en cada uno nueve caQss 
labradas de magoneria, et las doró de oro broQldo , et do 
dentro sus oaxas fechas de prieto con sus estrellas blancfts* 
ilen, pintó máa destos dichos armarios su guarda potuo. 



.byGooglc 



475 
k tita con SHS «(rcltfts blancas , e con su desvaa oolora- 
do. iteo , pioti et doró eneima deste guarda poluo bu ca-> 
roña, de oro broñido. iten, pintó más las puertas quo oíern 
rao estos diclu» armarios, las quales son fechas á quadre- 
¡ODes, los peyaasoS de jalde qoemado, et eti los. quadrejo» 
ms SD cada uno su oopa cdd armas del rrey, et de Ut 
rreyaa, et del arzobispo, et sus íotlages al derredor, et 
de dentro prietas con sus estrellas btaacas. tleo, debaxo 
leslos dichos armarios estio doze caxones, et pintó ew 
cada parle los peyoazos de jalde quemado , con sus adi- 
das azules el blancas, et las frontales de los cazones con 
rollajes, et entre el armario, el tos csxones sti desván, 
et a los cabos sijs puertas como de allazenas, verdes, 
con sus copas et armas del rrey, et de le rreyna, et 
del arf^obispo. iten , pintó a la mano derecha del dicho sa- 
grario diez e seys caxooes como estos otros sobredicbos, 
it encima deslos caxones Wea pintadas sus oabetjas de 
]afloDK, el eolre cabera el cabera su alaylHca coq.sub 
irmas et follages sobredichos, ileoí pintó más una ta- 
lla que viene eofima destos oauezilles, sobre que aaien* 
a un aliter q«e cierra de pilar a pUar, coa sus follagesi 
I manera de cardos sobj-e jalde lirados de prieto, el 
nelido de sus colores los canpos et sus copas con las so- 
iredicbas armas, iten, pioló et doró encima deslos alíze— 
m su desván, et encima deste desván su eerona , de jalde' 
[Domado pintada, el al un cabo deslos caxones sus puer- 
as verdes, con sus copas ct las armas sobredichas , por dtf 
nben a la tribuna los sacristanes. Han, pintó más oíros 
lies seis caxones que vienen a la mano ésquiírda del di- 
ího sagrario, con lodos sus pertrechos et cosas que estéa ea 
atoa otros coxones^qué están a la mo'oo deredia; laqual 
licba pintura (ñzo et pintó el diciiO johan Alfbnk) en las co- 



byGooglc 



476 

US auaodiclias et declaradas, eteola manera que dicha 
ea , a su costa e mUiao , por los dichos seys mili mn. \et 
qutles dichos mrs. olorgó el dicho jobaa alfonso , {úi^r, 
que rrecibió del dicho don alfooso martioez, Uiesorero et 
obrero susodicho, por razón de lo que dicho es, ante mi 
raartin ferraodez , notario público et escriuauo de ta dicha 
obra, en este día sosodtcho. testigos, juab ourlUwt de 
villareal, ootario, e diego saochez capellán, et pedro de 
oueuca, vezinosde toledo. et por mayor aboodamieDto e» 
críuió aquí su noubre el dicho iohan alfooso, piolor. johan 
alfonso. — martin ferraudez, ootaiio. 

(Arcb. de la Cal. de Toledo. I4bro áe gatiot del aña 1437. 

f. an.) 

Juan Alfonso, pintor, y maestre Juan, entallador. 

Sábado siete días de abril, año de mili e quatrocieatos 
et trejrnta et un años, este día dicho dio et pagó don al* 
fonso marlinez. thesorerOj canónigo et obrero de la eglesia 
de toledo, a juan alfonso, pintor, el a maestre juan, enta* 
Ilador de madera, quatrocientos et setenta mrs. que ovie- 
roD de aver por rraeon de una tabla de cinco palmos ctt 
alio et tres palmos en ancho, de nogal, que se cauó para 
poner las rreliquias que no lenian rrelicario. otrosy, unas 
andas de madera que se fizieroo Dueuas. et una peana de 
madera con sus ftillajes para en que se asiente la dicha ta* 
hia, lo qiial se fizo a su costa e misión por ciento et veyote 
mrs., lo qual fizo et labró el dicho maestre juan. íleo, doró 
el pintó el dicho juan alfonso la dicha labia el la dicha pea* 
na, el lo cubrió todo de oro en los eacasamientos de la di- 
cha tabla donde se an deponerlas dichas rreliquias. tí 
drosy pasó de bermellón tas dichas andaii, do esté et asJea- 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



477 
lo do ti diclia tabla de un jaspe; lo qual pioló et fixo a sa 
eoita et mUion el diebo juan alfooso, piDlor, por Irezienloi 
el cinquenta mrs. et olrosy aserró el dicho maeitre johan 
uD pedafo del palo de la cruz eo tres parles, para ta fa^er 
mas larga, por quaoto era pequefía, et fizo arteficio Dueuo 
para la aserrar, et osy son conplidoa los dichos qualro- 
eientos et setenta mrs. que ovieron de aver por rratoo de lo 
que dicho es; los qualea mrs. rrecibieron del dicho tesore- 
ro en este dia ousodioho. et porque es verdal escriuieron 
aquí sos nombres. — johan perez. — ^johaD alfonso. 

(ircb. de la Ca<. de Toledo. Libro de gaitoi dd uño 1431. 
í. 40.) 



Sábado doze días del mes de jullío, a5o susodicho de 
mili et qaatrocíentos el treyola et dos años, dio et pagó el 
dicho don atfonso martinez, Ihesorero, canónigo et obrero 
de la dicha eglesia de toledo, a johan alfonso, pintor, ve- 
lino de toledo; dozlenlos et setenta et cinco mrs. que ouo 
de auer por rrazon de ciertas obras que fizo et labró el pia- 
ló para la dicho eglesia. los dichos mrs ouo de hauer en . 
esta manera que adelante se sigue; primeramente, qae pÍB' 
16 et labró en los entabfamenlos de la torre de las canpa- 
nas, que mandó fa^er nuestro se&or el arzobispo en la egle- 
sia de toledo. en los logares que era menester, et dióronle 
por ello cient mrs. ¡(en, que ptutó más los quatro candela- 
ros que se fizieron nueuos, los quales fizo ma«tre jobao, en* 
Ullador. 

EsU partida ItaUa de otras obru de eacaia ímportanciB efectna- 
4m por dicho piator, y tamiaa diciendo: 

asi son cottplidos k» dichos dozienlos et setenta et cio- 



byGooglc 



478 

00 mrs. qne oao de auer e] dicho juan alfonso, piolor, por 
rraton de lo que dictio ea. tos quales Freoibi6 et dichojuan 
«IfóDsoj pintor, del dicho thesorero el obrero suflodiob*. el 
pMy{ue' es verdat escríaló aquf su uombre el dicbo jmo «1* 
lonsoi-^juao alfooso. 

(Arch. de la Cal. de Toledo. Libro de getíos del «fío 1439.) 



(AlfoMo Garda de Valladolid, jAatero.) 

Martes quairo días del mes de otubre, a9o de mili « 
qiiatrocientos et diez e ocho aQos. este día dio et pagó al- 
fonsD martinez, rracíonero de la eglesia de toledo et admi- 
nistrador de la obra de la dicha eglesia, a alfooso gárcia de 
valladotid, platero, veztno de toledo, diez e ocbo mili e qui- 
nientos e veynle et oídco mrs. et nueve dineros, loa qualea 
dichos mrs. ovo de auer por la roao^soa de plata nuera 
que fizo et se fizo para la cruz de la dicha eglesia. la qual 
está enoomenfada cm sos piedras de cristftl en los brafos 
della, que eslaua antiguamente fecha, la qual dicha maa- 
(ana de plata nueua, fecha e acabada et dorada, con sin 
^magines mayores et medianas et pequeñas, et con sos 
esmaltes, pesó treynta el un marcos et cinco honcas et dos 
-ocliBuas de plata, et mas que entraron de menguas de se 
labrar la dicha plata de la dicha mancana, dos mareos: 
que son por lodos, con las dichas menguas, treynta et treí 
marcos et cinco onnas et dos ochauas. et descontados des- 
loa, diez e siete marcos de plata que ouo et pesó la manca- 
na hieja que eataua fecha de la dicha cruz, as! finoao diez 
«t seys marcos el cinco hondas et dos oeliauas de plata qae 
puso el dicho alfoaso garcia, con las dichas meoginis^ en 
ia dicha ^ra de la dicha mangana de la dicha cruz, por la 



.byGooglc 



479 

qnal dietw pUta le dio et pagó el diclio alfoDso martÍDa al 
dicho alíODM jarcia, platero, a rra^on de a qualrocieolos 
el oebeDta et cinco mn. por ei marco, qae mootó al dicho 
praoio oebo mili e DoueoU et tres mrs. et quatro dineros. 
¡ten, que coalaron veynte et tres doblas castellanas para 
dorar la dicha mao^anK de la dicha cruz, ¿ cient mrs. cada 
dobla, que son dos mili e trezienlos mrs. iten, que le di6 
e( pagA más el dicho alfooso marlinez al dicho alfonao gar* - 
cía, platero, por el fazer et fechura et dorar la dicha man* 
cana con las dichas yraágines et esmaltes, segund suso 
tlieho es, a cinco florines de oro porcada marco, que moa* 
ló en, los dichos treynla et un marcos et cinco honcas et 
dos ochauas que pesó la dicha mangana de la dicha cruz, 
fecha et labrada et dorada como dicho es, al dicho precio» 
ciento et oinquenla e siete florines et medio, por los quales 
le dio et pagó a rrazon de a cioqueota et no mrs. por cada 
fiorin , que montaron ocho mili el Ireyola et dos mrs. et 
medio, el que dio et pagó más el dicho alfooso garcía, por 
UD madero labrado en que se eneaxó et asentó et enclauó 
la dicha mangana de plata pata la dicha cnu, cient mrs. et , 
a» soo GODplidos los dichos diez e ocho mili et quiuientos e 
veynte e( cinco mrs et nueve dineros que cosió la plata et 
fochura el doradura de la dicha mangana, oon el dicho palo 
para la dicha cruz, en la manera que dicha es. iten, dióle 
el pagóle más por doze doldas de ero castellaDas para dorar 
la cruz et seys imagines que fiacaron por dorar de la dicha 
man^BDA, con el dicho palo para la dicha cruz a rra^a 
de al dicho precio de (ieot mrs. cada una, que son mili e 
doQicDtos mrs. itea, díóle et pagóle más por desclauar et 
soldar las crestas de la dicha cruz, que eslauan quebradas 
et se tornaron a faier de nueuo, el endauarlas, et dorar- 
las, et brofiirlas, et sobrentallar seys esmaUes de la dicha 



byGooglc 



480 

cruz, que eaUuao saltados los eamaltes et los lornú a es- 
maltar de Duevo. ochocientos nirs. iteo, pagóle mis por 
(res oD^as de plata que puso para fazer las dichas créalas 
de la dicha cruz, et tos clauos que fizo para en dauar los 
cetros de plata del sagrario, et otrosí por ]a yniégea d« 
saola Diaria del altar mayor, et ot/bsi los clauos que eu- 
traron eu eaclauar los esmaltes de la dicha cruz, et otrosí 
de la dicha mangana, a sesenta mrs. la ODga, que son dentó 
ochenta mrs. iteo, pagóle más, de la fechura de cada hon* 
ca, a Ireynta mrs., que son nouenla mrs. ¡ten, pagóle mis 
que costó azoge et aceche (sie) para dar color a la dora- 
dura de la dicha cruz et mangana, setenta mrs. que soq 
estos mrs. que dio et pagó el dicho alfonso martioez al di- 
cho alfonso garcia , platero, asi de la doradura de la dicli» 
cruz et de ios dichos esmaltes, et crestas, ct clauos, et pla< 
ta que en ella puso, dos mili e trezientos et quareota mrs., 
que son por lodos estos didios mrs. que dio el pagó (¡I ^- 
cbo- alfonso marlinez al dicho alfonso garcia, platero, de la 
dicha obra, asi de la dicha mangana como de la dicha cruz, 
en la manera que dicha es, veyote mili et ocbocienlos et 
sesenta et cinco mrs. e nueue dineros, los quales otorgó 
que rrecibiÓ del dicho alfonso marlinez, ante mi marlin 
ferrandez, notario público, et escriuano de ]a dicha obra, 
en este dia susodicho, desla otra parte, et puso aqui su 
noobre. — Alfonso garcia. — Marlin ferrandez, notario. 

(Arch. de la Cat. de Toledo. Liiiro iU gaUat áei aüo U48 
f- 16.) 

{Pedro Sánchez.) 

Sábado veyale et qualro días de desieiiibre . afio do 
lidccccxvrit afios , dio e( pagó el dicho alfonso martÍD«B, 



.byGooglc 



obrero, a pero Ssochez, esonuaoo de libros, $elec¡eotos 
et veynle mn. que ouo de «uer por rraton de ua libro que 
esoriuió et fizo et puntó de chaDZonetas de sancU rnaria 
e de jtaestielifisto , et miaereres para d clioro de la «gleaia, 
en que ovo doce quadernos a rrazoo de a seaenta mrs. ca- 
da quaderDo, que moalaroa los diodos setecieolos et veyn- 
te mrs. 

(Arch. de la Cat. de Toledo. Libro de gastos del año 14t8, 
f. tS.) 



¡Abro ordinario para el señor ar(oii<po. 

LuDes veynte et odio días de abril, afio del seGor jiie- 
sucbríslo de mil) et quatrocientos et ireinta et doa afius, 
dio et pagó el diclio don airoDSO marlinez, thesorero, ca- 
nónigo et obrero de la dicha eglesia de toledo, á pero san- 
cbes» cantor et escriaaoo de libros . raill et trezíenlos et 
eioquenta mrs. que ovo de aver por rrazon de un libro or- 
dinario que fizo et escriuióet puntó, et sus letras illumina- 
iu, que mandó fafcr nuestro seSor el arzobispo don Jo- 
han ; en et qnal dicho libro ordinario ouo de eseriptura 
(reze quadernos et medio, dea ocho fojas coda quader* 
no, por los quales le dio et pagó por cada quaderoo a 
cieot mrs: , que montó el diolio libro ordinario en tos di- 
chos treze quadernos que escriuió et fizo al dicho precio, 
los dicbofl mili el trezientos et cínqueota mrs. los quales 
rrecibió del dicho tbesorero el dicho pedro sanchez, can- 
tor, en este día diebo. testigos, aluar González, aparejador, 
et johan ferrandez, vecinos de Toledo, et porque es ver- 



byGooglc 



482 

i»á esorhiió aquí su ooobre. — Pero sancbez. — marlin fer- 
randez, ooUrio. 

Sábado veíate días de judío , aSo del señor jesudirulA 
de mili et qoatrooieDloa et ireiuU el dos afios, dio doo-ftl* 
fonso martinex, [hesorero, canoaigo et obrero de la diebt 
eglesia de Toledo, a andrés, esoriuaiw de letra fbrnwdA, 
dozientos et cinquenla mrs. que ovo de aver por rratoa da 
veyole letras de oro et colores que fízo .vllurainadas eo el 
libro ordinario oueuo que mandó facer oueslro seQor el ar- 
zobispo don jotian, primado de las espa&as, el cual es- 
criuió pero saachez, cantor, vecino de (oledo, contando 
por cada letra a doze mrs. el medio, que montaron al di- 
cho precio los dichos dozientos el oioquenla mrs. los quales 
rre^ibió el dicho aodrés del dicho obrero eo este illa dicho 
suso, el porque es verdal escriÍJÍ6 aquí su noobre. testi- 
gos, Juan Sánchez et diego garcia, uezinos de Toledo. 

(Arcb. de la Cat. de Toledo. I4km dt gastot del dito 14S3.) 



(Maestre ¿foJySn.) 

Yedríera» de la egkña. 

En miércoles veyote et dos dias de mar^o, afio del se^ 
ftor ihesucbristo de mili et cuatrocientos' el veynleetqua- 
1ro aRo9, dio et pag¿ don alfonso toartiaez, tbesqrero et 
obrero de la egtesia de Toledo^ a dtrifín. maealro de vedrie- 
ras, dozientos florines de oro del cuüo de aragon, que ouo 
de aver para en cuenta de los quatrocientos florioes que bm 
de aver de la olaua uenlana de vedrieras que faxe para la 
cui>efl(era déla eglesía. por los quales dichos dozientos flo- 
rines le diá et pagó a rrazoa de a cioqueala et un tsrs. et 



n,g,t,7.cbyG00glc 



(65 
eíoeo dtneroa de monecla Dueua, que monlaronri diobo 
prefáo diez mili el IreoieDtos mrs. et porque es Verdst ea- 
erioió iquf su Doubra el dicho dol6D, et marlia fetrabdez» 
Mtario púbUco et escriuBDO de la dicha obra, ea este dia 
aasodieha.— ^olfio. — marlia ferrandu, ootario. . 

Ea este dia ainodícho rrecibtó más el diclio dolfia, 
maestro de las dichas vedrieras, del dicho don alfoiuo mar* 
Üaa, obrero et thesorero susodicho, mili el setegienlos 
mrs qee oito de aver para cu cuenta de los florines ({ue te* 
nía de aver de la dicha otaua Tenlana que faze et labra 
ftra la cabeseera de la dicha- eglesia de Toledo, el porque 
es verdal eseriuió aqui su nonbreel dldio dolAn, et mar* 
tío férrandez, notario [HÜblieo el escriuano de la dicha obra, 
en este dia susodicho. — dolfin. — marlín ferrandcz , no- 
larío. 

lien, rrecibió más el dicho dolñn, maestro de las ve- 
drieras, del dicho don aUonso martinei, thesorero et obrero 
de la dicha eglesia de toledo, para en cuenta de los mrs. que 
Isnia' de auer de la dicha olaua ventana de las vedrteras 
que Taze para la dicha eglesia, seys mili -mrs. los quales 
dichos seys mili mrs. le díó et pagó et dicho thesorero al 
dicho dol&Q en sábado diez et ocho dias de Douieobre, aOo 
del señor ihesachristo de milt et quatroeleotos M veynle et 
qualro a&oa. et porque es verdad que rrecihi6 los diclios 
seys mili mrs. puso aquí su oonbre. — dolfio. — martin íet- 
«ndn, notario. 

Ilea, rrecibió más el dicho doIGn, maestro de las vedríe< 
ras, df¿ dieho don alfonso martioez, thesorero et obrero 
de la dicha egleúa de toledo, dos mili et dozienlos mrs; |m 
quales dichos dos mili el dozientos mrs. rrecibió para en 
cuenta de los mrs. que tenia de aver de k dicha obra que ti- 
«adelas vedrieras de la olaua ventaba de. la ^icha egim 



n,g,t,7.cb,.G00i^lc 



4SI 

que viene contra la puerta de los órgasoB óueiMH. los qoa- 
les rrecibió en miércoles veyote el ocho días de febrwo. 
a&o de idccccxxv aSos. — maestra dollio. 

IteOt rrecibió más el didio dolfía, maestro de las ve- 
drieras, del dicho don alfoneo martinez, tfaesorero et obre- 
ro de la dicha eglesia de Idedo, quatrozieatos mrs. para 
cuDplimienlo de los dichos qüatroeiealos Ooriocs que ouo 
de aver de la dicha olaua veDtaoa de las dichas vedrieraSr 
contando et Qoriu a cinquenla et un mn.; loa qoaics rreci; 
bid en miércoles veynle et ocho días de mar^o del dieh» 
afio de i®ccGcxxv a&oa. et porque es verdal escribid aquí su 
Donbre. — maestre dolfin. 

(&rd). de la Cat. de Toledo. Libro ile gasba del aito 1494. 
f.S7.) 



Vtirieras. 

Sábado diez días de mar^o de iScccgkkv afios, rrest- 
bió dulfm , maestro de las vedrieras , de don alfonso mar' 
tin», iliesorero et obrero de la eglesia de loledo, mili et qui- 
nientos mrs. para en cuenta de los florines que ouo de auer 
déla Douena ventana de las vedrieraa que flio para la ea- 
besfera de la dicha eglesia, el puso aquí su nonhre. — áoU 
Oq. 

lien, rrecibió mis el dicho dollin, maestro de las dichas 
vedrieras, del dicho don alfonso martinez, thesorero et 
obrero de la dicha eglesia de toledo, quinientos mrs. para 
en cuenta de tos mrs. et florines que tenia de aver de la dl- 
dia DOuena ventana de las vedrieras qae fa^e para la oa- 
I>e9cera de la dicha eglesta> la qual viene gerca de tos ór- 
ganos nueuos que se fieieron para la dicha eglasia. et esUw 



.byGooglc 



485 
dichos qiiiniefilos mrs. rrescibid en miércolM veynte et odio 
Au de marfo, aOo suso dicho de i9ccccxxt afios. et por- 
^ue es verdal escribid oqui sa'noDbre. — dolfls. 

Iteo, rreeibiA más el dicho dolñn, maestro d6 Usdidifls 
vedríeras, del diolio don alfoDSO mn. , thesorero et obrero 
de la dicha egtesia de loledo, mil! et quiaientos mrs. para 
en cueata de loa mrs. et florioes que tenia de auer de la di- 
cha Doueoa ventana de tas dichas vedrieras que fa(e para 
la cabescera de la dicha egtesia, que viene encima de los 
órganos nuevos que se QderoD parala dicha egtesia; losqua* 
les dichos mrs. rrescibió en jueues doxe dias de abril , aflo 
de idccccxxv aSos. et porque es verdtt escriuid aqui su 
■oabre. — dolGo. 

Iteo, rreeibió más el dicho dolfin , maestro de las di* 
chas vedrieras, del dicho don alfonso mrz., thesorero et 
obrero de la dicha eglesia de totedo, dos mili ct quinientos 
et veynte el seys mrs. para en cuenta de los mrs. et Qorines 
que tenia de aver de la dicha nouena ventano de las dichas 
vedrieras que Qto et asenta en la cabescera de la eglesia. 
que viene cerca &t la tribuna de los órganos nueuos que se 
fizieroo para la dicha egtesia ; los quales dicitos dos mili et 
quinientos el veynte el seys mrs rreeibió en jueues nueua 
dias del mes de agosto, a&o de mili et qualrocientos et 
veynte el cinco afios. et porque es verdal escriuió aqui su 
iioiDbre.~doirin. 

Sábado diez el ocho dias de agosto , oBo de mili et qua- 
lrocientos el veyate el cinco afios, dio et pagó el dicho don 
•hbnso marlinez, thesorero et obrero de la eglesia de tolo* 
de , al dicho dolfia , maestro de las vedrieras , quatro mili 
el docientos el setenta et quatro mrs que ouo de auer para 
eooplimiente de losdoxienlos florines que ouo de auer por 
rrazon de las vedrieras que puso et asentó en la nouena veu> 



byGooglc 



lam- de la eabesccra déla dktia egkBia, la qntil viene ttv- 
ea deloaórgaaosQueuosquesoñzieroD parala dicha^e^ 
m. tos qualesüoriaessacoataron a rrazoo ds actaquent» 
et un mn. et clneo dioeros, qac tnoDld 6n los diclios dó- 
nenlos florioes dias. mili et quinientos mrs. de la dit^ 
Tentaoa. et por ende , con estos dielios quairo milt et do- 
cientos et setenta et qiiatro tnrs. ae cunplió et acaba d« pt« 
gar al dicbo dolfin de los diclioa dozienlos Qorioes qii9 OW 
doAuer de la dicha noueaa ventana de las dicha» vedrieras.. 
et porque es vo'dat esoriuió aquE su nonbre.— d<dGa.— inar« 
lin ferrandez, notario. 

(Areh. de la Cat. de Toledo, libro de gatíot ^l ñS» 1428f 

f. m.) 

Veárieras de la eglesia 

• Viernes siete dia« de mni^o, aSodelseoorIhesuehris- 
to de mili et quatrocientos e veynle e siete afios, dUÍ e pag6 
don alfonso niartiaez, tliesorero et obrero de la eglesia da 
toledo , a dolBo, maestro de las vedrreras de la eglesia, dies 
inltl aits.: ios quales dichos diez mili mrs. Is dio e pagó para- ' 
en cuenta délos florines que tenia deaver de las vedrierasqim 
labra e fafe para la Tenlana que viene eneima de la escaler* 
del rrelox nueuo que mandó fa^er nuestro sefior el arfobis^ 
po, que es en el pafio que viooe a {^erca del sagrario de la 
dicha egtesia. los quales dichos diez mili mra. otorgó el di- 
cho dollln que rrecibid deH dieho obrero, ante mi , marlio 
ferrandez, notario público e escriuano de la dicha obra , «a 
este dia susodicho, testigos , juan saBCheE.clauero, etjuaá 
hiarlinez de villa rreal , notario , el jusD ferrandez de ¿alia, 
vecinos de loledo. é para mayor flrmeza eseriuiú aqui sit 
nonbre el dicho dolfln. — maestre dolfin. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



487 

lien, rMñlúó más I«ys, maestro de v«drieras, vecino 
de toledo , criado del dicho dolfia, del dicho dea alfcaso 
Barlioei, thewrero e ebnro de la dicha egtésia de loledo. 
paMen eueuta de los florioes e mrs. de laa dichas vedrier 
ns de la dicha eglesía de loledo, quioiealos mrs. b» qualea 
fobos quiaientoe mrs. rregibló del dicho iheaorero e obrera 
•uo, aa viernes doze días de nouienbre, afio del seüor 
^u chrísto de mili c quatrogieotos e veynle e cobo «Sos, 
testigos que a esto fueron presentes, juao sancbez, cUue^ 
ro, e jasa ferraadez, e diego aaachcz, veziDOS de toledo. 
e poso aquí su noobre. — loia. 

VieriH» doze días de oouienbrc, afio de mili e qualro* 
eicQtos e veynlc c ocbo años, este dia ció e pagd don alfon- 
•o martioez, Ihesorero e obrero de la eglesía de toledo, a 
francisco ferrandez, esoriuano, e a loys, maestro de vedrie- 
raSi einoo mili e quiaieatos mrs. para en cuenta de los mrs 
^e bao de haver, eo noobre derdicho dolfin* por razón 
déla dicba veolaoa de las dichas vedrieras que se aula obli* 
gado a fager, e otroay de la otra segunda venlanaj que está 
a par de la susodicha vealana que asentó el di(Ao loys des- 
pués que finó el dicho dolSn. los quales dichos cinco mili 
e quinientos mrs. dio e pagó el dicho tliesorero por ellos a 
guisquin de vaque, mercader, para en cuenta de los mrs. 
que le era obligado de dar por rrazoo de cierto vidrio que 
le ouo dado, e de los honze quintales de vidrio quel diclio 
gnisqu.in díú para acabar de fazer las vedrieras de las di- 
ebas dos ventanas, c porque es verdad escrívieron aqui sus 
nombres. — busfren. — lois. 

jaeues veynle e uo dias de abril, afio del seC<^r ibesu-r 
cbristo de mili e. quatrocienlos e veinte, e nueue a&oa. este 
dia den alfonso martioez, theeorero e obrero de la eglesía de 
toledo, e francisco ferrandez, escriuano, fijo de gonzalo íer- 



byGooglc 



raoilcE, escrtuaQoma)'or(lel(rit!i]o,eloys.inaeslrodevedrte' 
ras criado del dicliodolfín, fícieroa ctKQli de lo que montanuí 
las vedrieras de las doa veo tanas qae se auiaobtigadode fuer 
e labrar e asentar dolflo, maestro de las vedrieras, defuot« 
qoedlos perdone, que veniaDeDcima de) sagrario e del relox, 
e después se obligaron los dichos franotsco ferraodez , es- 
criuano, e el dicho loys, maestro de vedrieras, de las acabar 
e asentar, segund e de la manera quel dicho dolGa se aint 
obligado de lo facer, e fallóse por la dicha cuenta, e s^oad 
que en el dicho contrato se contenia, que aula de dar el di* 
che theaorcro al dicho dolGn, e a los dichos francisco fer- 
fandez e loys, seyscientos florines de oro de ta ley e eiifio de 
aragon, que montaron e montan tos dichos seyseientoa So* 
riñes de oro, a rrazon de a cinquenfo e un mrs. e ctnoo di- 
neros por cada florín, treynta e un mili e DuenecieBtH 
mrs.; e que di¿ más labrado con los quatro rreyes que so 
flzieron de vidrio nueuo en la ventana que se ñzo de vidrio 
viejo, por quanlo no ouo ounplimiento del vidrio viejo para 
la dicha ventana; e el qual díelio vidrio de nuevo que asi 
puso en los dichos rreyes, nouenta e quatro palmos; lot 
qunles nouenta e quatro palmos fueron apreciados ea4* 
palmo a rrazon de a oinquenta e nueve mrs. e dos dinenM 
e medio de moneda nueva, que montaron ai diobo precio 
los dichos nouenta e quatro palmos cinco mili e quinientos 
e sesenta e nueue mrs. e cinco dineros: que son por todos 
tos mrs. que han de aver de la dicha obra de las dichas dos 
ventanas de las dichas vedrieras,- en la manera que suso 
dicha es, treynta e seys mili e quatrocientos e sesenta o 
nueve mrs. e cinco dineros, tos quales dichos treynla e seys 
inlil e qualroelentos e sesenta e nueve mrs. e dneo dlneroi 
ae pagaron, en esta guisa, primeramente, que ono rreeebi- 
do e rrecibiú el dicho dolRo antes que finase, 8<^Dd que 



,n,g,t,7.cbyGOOglC 



489 

está (irmailo de su nonbre en esta foja desta olra parle es- 
crípld, diee mili tnrs.,' e que lleno e eslá obligado el dicho 
ibesorero e. obrero de pagar a guisquin, mercader, por los 
dlclios dolfin e fraocísco ferrandez e loys suso diclios, diez 
e oueve mil) e setecientos mrs.; e que tiene rrecibídos el 
dicho )oys por granado e por menudo, fasta oy dicho dia, 
iloB mili e qualrocicntos e diez mrs.; que son estos tnrs. 
quel didio thesorero ha dado e pagado en la manera que 
dicha es, treynia e dos mili e ciento e diez mrs. asy Gncaa 
que han de' aver para cugpliiiiiento de las dichas dos venta- 
nas de tas dichas vedrieras del dicho paQo del dicho sagra* 
rio, quairo mili e trecientos e ctnq'uenta e nueve mrs. e cin* 
GO dineros, los quales diohos quatro mili e trezientos e cin- 
queota e nuevo mrs e cinco dineros rrecibieron los francis- 
co ferrandez, escriuano, e loys, maestro de vedrieras, del 
dicho obrero: por lal manera que son pagados de los dichos 
treynla e seys mili e quatrocientos e sesenta e nueve mrs. 
e cineo dineros, que montaron las dichas dos ventanas de 
vedrieras, con los diohos nouenta e quatro .palmos de vi- 
drio nueuo que se labraron e se pnsisleroa en tos dichos 
rreyea de la dicha una ventana, e porque es verdal, los di- 
chos francisco ferrandez, escriuano, e loys, sobredichos, es- 
criuieroa aqui sus noobrcs. — francisco ferrandez. — loys. 

(A.rch. de la Cat. de Toledo. Libro de gastos del año 1437, 
f. 819.) 

(Juan González, platero.) 

Sábado veyDlc et cinco días del roes de agosto , aOo 
de mili et ccco et xxv nfios, dio et pagó don Alfonso maril- 
nez, tbesorero et obrero de laeglesia de toledo, a johan gon- 
lalez,' platero, vetino de toledo. dos ntill et quiniealosat 

Tono LV. 51 



byGooglc 



490 

ochenta el cioco mrs. que ouo de aver por rrazon de una 
corona de plata dorada que fizo para la ymágea de saucia 
maria que está eo el sagrario, eu la qual pusieroD el asenla- 
roD pierias piedras et perlas de aljófar, el otras cosas que 
están en la dicha corona puestas, segund quel dicho tlie- 
sorero gela mandó facer al dicho juao gonzalez. la qual di- 
cha corona pesó, con las dichas piedras et perlas de aljó- 
faf, quatro marcos el una oaca el cinco ocliauas; eldes- 
coDtadaa dos oo^aa el Ires ochavas et media que pesaron 
las dichas piedras et perlas de aljófar, asy (¡oca que puso 
de plata en la dicha corona ires marcos el aiele on(as et 
una ocliaua el media, el otrosy quito un marco de pIaU 
que diú una buena mugcr en limosna para fa^^er la dicha 
corona para la dicha ymagen de sania meria. et otrosy 
quilo más quatro on^as de plata que pesaros los clavos de 
las andas de la rreyna doBa catalina, et más cinco oncaset 
media que pesó la corona del fecha de esta manera, que 
es un marco et una onca et media: asy finca que se puto 
en la dicha corona, quilo lo sobredicho, un marco et cin- 
co ODcas et seys ochavas de plata, por la qual dicha plata 
le dio el pagó, por cada marco de piala, a quatrocientos et 
quarenla mrs., que son setecientos et cinquenta el seys 
mrs. iten, que costaron quatro doblas castellanas para do- 
rar la dicha corona et fioalles della, a nouenta el siete mrs 
cada una, que son trezienlos ochenta et ocho mrs. iten, que 
costaron más tres ducados, para dorar los dichos flnalles 
et corona, a setenta et siete mrs. cada uno, que son dozien- 
toa et treynla et un mrs. iten, que le dio de dos onzas de 
plata, de las menguas del labrar de la dicha plata, cieolo el 
diez mrs. iten, que ouo de auer el dicho juan gonzalez por 
sus manos et trabajo de la feehura de la dicha obra de la di- 
cha corona, por cada marco a qualro floríaes et medio, que 



byGooglc 



404 
son diez et odio florines, por los quales le pagó de oíone- 
ii auera, por . cada florín s cioquenta iCl dos mn., que 
Mo DueaeieDlos et treycla et seys mrs. ítea, que costa- 
roD veynte et ocho piedras dobletes ootoradas et azuleí, 
para poner eo la dicha corona et fiaalles, ciento el sesenta 
et quatro mrs. et asy soD conplídos los dichos dos millet 
quínienlos et ochenta et ciooo mrs. que ouo de auer. en 
la oaanerB que díofaa es. los quales rars. otorg6 que rreci- 
bió del dieho obrero el dicho juan gonzalez, ante mi el di< 
cbo martio ferrandet, notario público et escriuano de la di- 
cha obra, el para mayor ahondamiento escríuió aquí su 
noabreel dicho juan goozalez.— Juan gonzalez. — marlio 
ferrandez, notario. 

(Arch. de la Cal. de Toledo. Libro de gastos dtlaño itfü, 
f. 31.) 



Lunes diez e nueve dias de mayo, aSo del señor íliesu' 
ehristo de mili el qualrocieotos et veynte et siete aRos. este 
dia se pesó el rr^tcarío de plata dorado que se fizo de la 
plata que se dio a juan gonzalez de raadrit, platero, vezino 
de Toledo, en el qual dicho rrellcario se puso una espina 
de la corona de nuestro señor ihesuchristo, la quat dicha es- 
pina eslava puesta en un rrelicario pequeQuelo viejo et que- 
brado que estaua eo el sagrario, qídco marcos el cinco 
Dchauae de plata; esto sin el cristal en que se puso la di- 
cha espina , sin otro cristal que venia de yuso della, e sin 
las piedras e perlas de aljófar que en él se pusieron, (in-, 
co mareos et qiooo ochavas da plata; et de las menguas del 
labrar, dos oocaa et media, que es por todo la dicha plata 
cinco marcos e tres oüi¡aa et una ochava de plata, por la 
qaal dieba obra dio e pagó don alfonso martíoez, tbesorero 
et obrero de la dicha eglesia de toledo, {Kir sus manos, al di- 



n,g,t,7.cbyGOOl^lC 



492 ' 

cho Juan gonzalet, a seys florines de oro por cada mareo: 
que inontaroo los dichos cinco marcos et cinco ochavas de 
[Jala (]ue ovo de peso, sin las dichas meaguas, eo el dicho 
rrelicario, Ireyola florioes en los dichos cinco marcos, coa- 
tados a cinquenta et dos mrs. cada florio, que son mili e 
quinientos et sesenta mrs. iten, que ovo de aver de las di- 
chafi cinco ocliavaa de la fecliura deltas, sueldo por libra, 
vciide c tres mrs., que son estos mrs. que di6etpa£6el di- 
cho ihesorero el obrero susodicho al dicho juan goncaleí, 
^datero, de la fechura de) dicho rrelicario. al dicho precio 
susodicho, mili e quinientos ochenta e tres mrs. iten , que 
entraron en el dorar del dicho n'elicario finco doblas cas- 
tellanas' coa que so doró, a cient mrs. cada dobla, que 
son quinientos mr?.: que son por lodos los mrs. que cosió 
fa^er et dorar el dicho rrelicario en la manera que dielia 
es, dos mili et ochenta el tres mrs. la qual dicha plata del 
dicho rrelicario le dio el dicho lliesorero al dicho juaa gou- 
falez en esla manera que se sigue: primeramente, pesaron ' 
los clauos que eslavan en el sagrario, e los levó para el di- 
cho rrelicario, un marco de piula. Íleo, que pesaron cier- 
tos peducos de plata de una corona que estaua toda que- 
brada en el dicho sagrario, coa oíros pedamos de otra coro* 
na que dio el thesorero, sin los pedacos que truxo del sa- 
grario, e un lobo de plata do los que estaban en una mon* 
tafia de la cabera de san Joan, e con cierlos gastones de 
plata que sobraron de las piedras de la diadema de la dicha 
cabcfja de san Juan, se;s oncas e una ochava c medía, ilan, 
peso más un pilarete e una flor de plata dorada, que di6 
juan Terrandez del sagrario, de los cetros mayores do ma- 
'coneria, e los gastones del candelero de cbrislal que estaua 
en el dicho sagrario en que estaua engastonado, dos on- 
gas e media ochaua. Íleo, que ovo ác\ arca de plata de mor* 



.byGooglc 



493 
oes qoe se desfizo <le los chalones dorados, quitado el te- 
¡llo e sin la (era e el papel que eslaua debaxo de los es- 
laltes. quatro marcos e tres oncas e seys ochavas. íleo, 
iro mfis en esta dicha arca, de {era e paper que eslaua de 
1X0 de los esmaltes e estafio, tres oof^as e dos ochavas; la 
ual dicha plata se ovo de afinar, por rrazon de las sóida- 
oras e estafio que tenia, e afinado fínoó de plata 6na cinco 
larcos e tres ochavas e media, e descontados estos dichos 
ineo marcos e tres ochavas e media de plata, que ssi dró 
finada el dicho thesorero al dicho johan gongatez, platero, 
e los dichos (inco marcos e (inco ochavas que pesó la di- 
ha plata del dicho rrelicario, asy puso demás el dicho Juan 
oo^alez ochava e media de plata, e de las menguas dct 
ibrar dos on^ase medía, que es todo dos on^as e finco 
chavas e media, por la qual dicha plata le dio e pagó por 
ada on^a n rra^oD de a qualrocienlos e sesenta mrs. el 
larijo, que montó en elto ciento e cinquenta e qualro mrs. 

dos dineros e medio, asi son todos los mrs. quel diclio 
liesorero e obrero suso dicho Üí) e pagó al dicho johan 
on^alez, platero, por la fechura e oro c plata, con sus 
lenguas, del dicho rrelícario, en la manera que dicha es, 
03 mili e dozienlos treynta e syete mrs. dos dineros e me* 
io. los quales dichos mrs. otorgó el dicho juan gon^ales, 
latero, que rrecibió del díclio thesorero e obrero susodicho 
nie mi, martin ferrandez, notario público e escriuano pú- 
Jico de la dicha obra, en este dia susodicho, testigos, johan 
errandez, notario, vecino de toledo, e diego saochez, cape- 
lan de la dicha eglcgia. e para mayor abundamiento, el di- 
ho ¡uao gonfalezescrivióaquisunonbre. — Juan gon^alez. 

(Arch. de la Cat. de Toledo. Libro de gastos áel año 1427, 
.30.) 



n,g,t,7.cbyG00glc 



494 

Jueues iliez e nueue dia$ de jullio. alio de idccccxxxi 
años, este dia díclio doo alfoDso marlÍDez, lliesorero. ca- 
nónigo e obrero de la eglesia de loledo, et juan gonzalez de 
madrít, platero, vecioo de toledo, fícieron cuenta de toda 
la coMta el misión que se fizo en la obra quel dicho tlieflore- 
ro dio a Ts^er al diclio juao gonzalez, platero, de la tabla 
e rrelicarlo que se ñzo para la dicha eglesia de loledo para 
poner ciertas rreliquias que estauao sin rreiicarios.la qual 
dicha cueota de la dicha obra de la dicha labia et rrelioarío 
se fizo en esta manera que deyusoie contiene: primerameD- 
te, que pesó la plata que entró ea la dicha tabla et rrelica- 
rio veinte et quatro marcos et qualro oncas et una ochnua 
de plata; de la cual dicha plata que asy pesó la dicha tabla e 
rrelicario, dio el dicho thesorero para la fazer una lánpara 
de plata que eslaua en el choro del altar mayor, que pesó 
nueue marcos et siete oncas. ilen dio itiis que se tiró de 
unas tablas viejas que solían tener rreliquias en el sagra- 
rio, que pesó la plata que se tiró dellas tres marcos eseya 
oncas. iten, dió más la plata que se tiró de una ara de eue- 
ro, que fué del obrero johan Terrandez de mora, la di- 
cha plata de la dicha (I) dos marcos, iten, dió 
más de otra cinta que estaua en un texido verde que de- 
xó jolian ferrandez de mora, obrero, la qual peso la pla- 
ta della un marco e dos on^as e dos ocbauas. iten. dió 
más una poca de plata que tenia juan ferrandez, del sagra- 
rio, que pesó una onga. et montó esta dicha plata que 
dió el dicho thesorero de lo que era de la dicha eglesia, 
diez e siete marcos et dos ocbauas de plata, et desconta- 
dos estos dichos diez et siete marcos e dos ochauas de pla- 
ta que asy dió el dicho thesorero de lo de la dícba eglesia. 



(i) Bny uii Illanco, así, en la copia. 



byGooglc 



495 
d« los iliclioB veynle et quatro marcos et quatro eo^as el 
uaa oehaua de plata que eolró ea la dicha tabta et rrelica- 
rioBtifod'icbo, así fioca qae di6 et pagó el dicho tbeeorero 
al diofao jnao gon^alez siete marcos et tres OD^as et siete 
oehauas de plata, por la qoal dioha plata de tos dichoa sie- 
te marcos e( tres oo^as et siete ocbauas de plata le dio et 
pagó el dicho tlieMvero il dicho johan gon^alez, platero, a 
iracoo de a^quatrocieQtoa et «e«enta mrs. el mareo, qae 
moatd eo éiio al dicho precio tres mili et qualroeieotos et 
qaarcDta a tres mrs. iten, fiAslaron más siete oocas et uoa 
ochava de oro que se conpró a un platero vezioo de toledo, 
qae se aaniló eo las costanas de la dicha iMí et rreitcario, 
lo qual se conpró a rrazon de a ochenta et cinco mrs. la 
ODfa, que montaron al dicho precio seyscienlos el cinco 
mrs. iten, que coslaroo mfis cÍdco ooQas e media de cobre 
plateadodel dicho marUo(stc), que se asentó en las orillas de 
la dieha tabla et rrelicarioen las espaldas en ella, que costó 
la onca a rracon de a treynla et cinco mrs. la on^a, que 
montó al dicho precio ciento et (reynta et siete mrs. et cin- 
co dineros, iten, que dió et pagó el dicho tbesorero al dicho 
Juan gonxalez, platero, por rrazon de la obra que fizo de la 
dicba tabla et rrelicario, por su trabajo del labrar de la di- 
día obra de los dichos veynte el quatro marcos et quatro 
oogas et una ocliaua, a rrazon de cinco florines por cada 
marco, que montaron al dicho precio ciento et veynle et 
dos florines et medio, por los quales le dió et pagó el dicho 
tlieaorero al dicho johan gont^alez, platero, a rrazon de cin- 
quenta et seys mrs. por cada un Sorin, que montaron ai 
dicho precio aeys mili et ochocientos et sesenta mrs. iten, 
i)ue ouo de bauer más de las menguas del labrar de la di* 
cha plata, de cada marco media onca, que montaron las 
dichas menguas un marco et qualro on^as et dos ochauas 



byGooglc 



496 

lie plata, por lo qual le dio el pagó a rrazon de a qualra- 
cientos el sesenta mrs. por e) marco, que montó eo «lio, al 
diclio precio, setecientos et catorce mrs. iten.iquecostsrou 
veynle et ocho doblas castellanaa de oro et un dacado de 
oro, que se coopraron para se' dorar la obra de la dicha la* 
I)Ia et rrelicario, las doblas que coslnron a ciento e diez 
mrs. cada una, el el ducado que costó oobenla et uo mrs, 
que montaron laa dichas veinte et oobo doblas conel dicbo 
ducado, a los dichos precios-, tres mili etoienloctaesraUet 
un mrs. ilen, que costaron tres libras de azogue que se cob* 
prjroo para dorar la dicha obra, a veynle mrs. la libra, que 
montan sesenta mrs. ilen. dio et pagó m&i el dicho tbesorero 
al dicho Juan gon^alez, platero, para qualro esmallejes pe- 
quefios, azules el violetas et verdes, que puso en las orillas 
del dicho rrelicario, que eran suyos del dicho juan gonialeí 
e conpró el dicho thesorero , a quioze mrs. cada uno, que 
montaron sesenta mrs. ilen, dióie el pagóla más por qua- 
tro granos de nácar que vienen en derredor de la cruE de- 
ligno domino, íncueatadas (sic) eó su plata et doradas , a 
siele maravedís cada uno, que son veinte et ocbo mrs. 
ilen, díóle et pagóle más por dos dóbleles el una esmeral- 
da que coopró del dicho iohan goocalez el dicbo tbesorero 
para el dicbo rrelicario, los quoles dobletes es el uno verde 
el el otro colorado, por los quales dichos dos dobletes et la 
dicha esmeraldaje dio el pagó cinquenla el nueve mrs.; 
que montan los mrs. quel dicho Ihesorero dio et pagó al di- 
cho joban gon^alez, platero, por rrazon de todo lo susodi- 
cho et en esta cuenta se contiene de la dicha tabla et rre- 
licario en la manera que dicha es, quinze mili e ciento el 
diez et siete mrs. el cinco dineros. los quales dichos quinze 
mili el ciento et diez et siele mra. et cinco dineros otorgó el 
dicho juan gon^alez, platero, ({ue i-rccibíó. del diclio don 



D,g,l,.9cbyGOOglC 



497 
alfoDBO marlinez, iheaoreru el obrero susodicho, ea la ma- 
nera que dicha es. et otorgólo ante mi, martia ferrondez, 
Botario el escríuano de )a dicha obra, tesligos. gulíerre la- 
uero, fijo de garci ferrandez, platero, el diego garcía, sa- 
crislaD, et martin ferraailez de toledo, Dotario, íijo de mar- 
lia ferrandez, escnuano de loledo.— naarlin ferrandez, oo- 
tario. 

El demás de lo i]uo sobredicho es, ay más en el dicho 
rreli«ario estas eosas que adelante se dirán el siguen: pri- 
merameoie, coelaroD mili el irecienlos el quarenla e dos 
granates de aljófar que se pusieron et asentaron ea eienlo 
et vcynte et dos gastones con sus esmallejos de plata, quo 
están asentados en la dicha tabla et rrelicario eu cada un 
gaslon lionze granos de aljófar, en que ouo tres oníjas et 
media de aljófar; lo quat cosió a nueve florines la onea, 
que son IreyDta et un florín el medio, a rrazon de a cin- 
queota et qiialro mrs. cada florin, que son mili et sete- 
cieotos et un mrs, ilen, que se pusieron el asentaron miís 
en la cruz del bymno (sic) domini, e» la dicha tabla el rre- 
lieario, treynta et tres granos de aljófar'gruesos que pesa- 
roo dos ocfaauas, a rrazon de o diez florines la onca, que 
aoo dos florines el medio, a rrazon de a ciiiqueota el dos 
mrs. el florin, que son ciento el treynta mrs. ¡(en, que se 
pusieron más en la dicha cruz quairo perlas de aljófnr 
gruesas, que costó cada una un florin; que son quatro flo- 
rines, a rrazon de a cioquenta ct tres mrs. d flurin, que 
son dónenlos e doze mrs. iten, ay más en la dicha cruz un 
balax el una girigon^a et dos ^añros, que costó el dicho 
balax diez florines, et los dos oaliros a tres florines cada 
uno, e( la girigonca un florín, que son diez e siete florí- 
nes, a rrazon de a cinquenta et tres mrs. cada florín, q»e 
son Dueuecienlos el un mrs. ilen, ay más en la dtclia la- 



n,g,t,7.cbyG00glc 



498 
bla el rrelicario diez gafiros, de los quales son fos tres dellos 
de los quatro caDros que ouo conprado el dicbo tbesoraro' 
de aloDso ruiz, platero, vecino de (oledo, et los otros dos 
papiros grandes costaron tion^e florines, el los otros quatro 
cafiros mediaDos costaron diez et nueue florines: que eosta- 
roo estos dichos seys zafiros tremola florines, a rrasoo de 
a cinquenta et dos mrs. cada floríD, que son mili el qui- 
nientos et sesenta mrs. ay más en la dicha tabla una sapia, 
que costó un florín, contado en cinquenta et quatro mrs. 
Hen, ay más en la dicha tabla el rretioario tres corruefinas, 
que costaron un Üwn contado en cinquenta et dos mrs. 
Hen costaron más tres estopsfios, que se pusieron en ta di- 
eha tabla et rrelicario, tres florines contados a rrazoa de a 
cinquenta el tres mrs. el florín que son ciento et (inquen- 
la el nueve mrs. iten, ay mhñ en la dicha labia et rrelica- 
rio et gastones et con sus^girlgonijas et con su aljófar et 
esmaltes que ouo conprado el dicho Ihesorero én una ^inti* 
lia de alfonso sanchez de jalien, canAnigo, que fué de diego 
I>erez, canónigo, iten, ny más una girígoo^a grande que esl& 
encima del hymno (sic) domioi, que costó una dobla con- 
tada en ochenta mrs. iten, ay más en la dicha tabla et rre- 
licario qualro perlas gruesas et cinco girigongas quecoo- 
[iró et dicho Ihesorero de juan rruyz de medioa, platero. 
iten, ay más en la dicha tabla et rrelicario dos matíslss 
asentadas , que costaran (inqueuta mrs, ¡ten, ay más en el 
dicho rrelicario et tabla otros nueve malistas, las quales se 
quilaron de las dichas tablas viejas que eatauan eo el sa- 
grario, de que se quitó la dicha plata susodicha, ilen, ay 
más en la dicha tabla ot rrelicario tres dobletes, el uno ver- 
de el el otro colorado et el olro azul, que costaron quinze 
mrs. iten, ay más en el diolio rrelicario una- piedra grande 
ct un Qíclio {sic) que está en la corona, lo qual di6 rruy 



.byGooglc 



pem, capellaD, que dix que gelo diera juanalfoDBo caliera, 
porque adobó el diclio Ihesorero la ventana de sobre el altar 
de It eapíDa del seQor sanct yllefooso. íleo, ay mhi en el 
dicho rrelicario et tabla quatro botones de plata gruesos, 
con su aljorar el piedras el esmattejoa, que eslauao en el aa< 
grark). íleo mis, una girigon^a con quatro esmeraldinas 
eo su gastón, que estauan en el sagrario, ilen, ay más en 
el dicko rreliearÍD et tabla una plasina que costó treyn- 
t« mn. ilen m¿B, ay en la dicha tabla veyote et ocho 
TÍdrioa en quadro, que vieoen en las casitas de la dicha la- 
bia doftde están las rrcliquias, que costaron trezientosmrs.; 
qnB MO k» mrs. que se dieron el pagaron en el dicho aljó- 
far el piedras et vidrios, segund et en la manera que de 
ttMo ea dicho et rreoonlado, cinco mili et dozienlos et qua- 
reaU et quatro tnaravedta. — martia ferrandez, notario. 

(&reh. de la Cat. de Toledo. Ulm degatíot del año i43l, 
f.S9y30.} 

(Lope Rodrigwz de Villareal, platero.) 

Iten. que dióe pagó eidicbo sefior Rodrigo de vargas, ca- 
nónigo e obrero de la dicha yglesia, a lope Rodríguez de vi- 
llarreal, fijo de alonso rodrigue?, de villareal, vecino de To- 
ledo, plalero, Ireynta y dos mili e veynte e cinco mrs. quo 
OTO de aver de veynle e seis marcos 6 cinco on^as e jinco 
rreales de plata que se conpraroD d£l para la ymágen que 
se fifode naesira sefiora sancta maría para el sagrario <lc 
la dicha yglesia, en eata guisa: que costaron los diez y siete 
marcos e quatro ou^as de plata acendrada que ovo en el cuer- 
po de la dicha ymágen con el niño en bracos, corona e esmal- 
tes de la peaoa> a razón de mili e dozientos e veyole mrs. el 
marco, que montó veyote e vd mllle<re(ientosecÍDquanta 



byGooglc 



500 

mrs. ; e que coslaroD otros nueue marcos e udi on^a e 
^iiico rresles de plata de maroar, que ovo en la peana de 
la dicha ymñgen, a rrazon de ibíI) e ciento e sesenta mrs. 
el marco, que montó diez mili e seyeieatos e setenta e 
cinco mrs.; que son coaplidos ios dichos treynta e dos mili 
e veynle e cinco mrs. que asi costó la dicha plata como di- 
cho es. 

Iten, que dióe pagó más el dicho señor Rodrigo de Var- 
gas al dicho tope Rodríguez, platero, ocho mili e quatroden- 
tfls mrs. ; los quoles ovo de aver de quarenla ducados de oro 
que entraron en el dorar de la dicha yraágen, a rrazon da 
dozientos e diez mrs. el ducado , que montó loa dichos oehO' 
mili e quinientos maravedís. 

lien, que dló e pagó más el dicho señor Rodrigo da 
Vargas al dicho tope Rodríguez, platero, para en eucol*. 
de la fechura de la dicha ymágen de suso dicha, e de otra 
jmágeD que ha de fa{¡er de santiago para la dicha yglesia, 
honze mili e trecientos e setenta e cinco mrs. eporquanlo 
el dicho lope rrodríguez se lovo por contenta e pagado de 
los mrs. de suso escriplos, firmó aquí su nonbre. — lope rro- 
dríguez. 

Iten, que dio e pagó míts el dicho señor Rodrigo de var- 
gas al dicho lope Rodríguez e a anión, su hermano, piale* 
ro, vecino de Toledo, en honge dias de mayo del año de 
mili e quatrocíentos e sesenta e cinco años, veynte e scys 
mili e seyscientofl mrs.; los quales ovo de aver para veyíiie 
marcos de plata acendrada que se conpraron para la ymá* 
gen que han de fazer de santiago, para el cuerpo della, a 
rrazon de mili e trecientos e Ireynta mm. el marco, que 
montaron loA diclios veynle e seya mili c seyscienlos mrs. 
e porque los rrescibieron, pusieran aquí sus Donbres. — lope 
rrodríguez. — anlOQ . 



n,g,t,7.cbyG00glc 



501 

En ^ele ilias de mar^o del aflo ile mili e quatracienlos 
e sesenta e seys años, ilió e pagó más el dicho seSor Rodri- 
go de Vargas al dicfao lope Rodríguez e nntoo, su bennano, 
plateros, (res mili e quatrocientos e oouenta e quatro mrs.; 
los quales ovieron de aver por dos marcos e qualro on; as e 
dos rreales de piala acendrada, que enlraron en el sonlira' 
ro de la dicha ymágen de santiago e en los esmaltes de la 
fetDt, a rrazoD de mÜI e Irecie&los e óchenla mrs. el mar- 
co: e firmaron aquí sus oonbres.— lope rrodrígoez. — anión. 

Eq los dichos siete dias del dicho mes de marco del di< 
cho año de mili e quatrocientos e sesenta e seys años, dio 
e pagó más el dicho señor Rodrigo de vargas a los dichos 
lope rrodriguez e anton, su hermano, plateros, diez mili e 
ciento e quarenta e nueue mrs. que Ovieron de aver de sie* 
te marcos e cinco on(¡as o quatro rreales de piala de mar- 
car que pesó la peana de la dicha ymágeo de santiago, 
syn los esmaltes, a rrazon de mili o trecientos e veynte mrs. 
el marco, que montaron los dichos mrs. e porque los reci* 
túeron, pusieron aqui sus nonbres. así que pesó toda ladi- 
clia ymágen de santiago xxx mareos i onea vi rreales, se- 
gund dicho es. 

. Este dieho dia e mes e año susodicho, dró e pagó más 
el dicho sefior Rodiigo de Vargas a los dichos lope Rodri - 
guez e anton. su hermano, plateros, honze mili e quiaien- 
los mrs.; tosquates ovieron de aver de quarenta e seya du- 
cados de oro que entraron en el dorar de la dicha ymágen 
de santiago, a rrazon de dozieo'los e cinquenta mrs. el du* 
cado. con el azogue que en ello se gastó, e porque los rreci- 
bieron, firmaron sus nonbres.^opo rrodriguez. — anton. 

lien, que dio e pagó más el diohO señor Rodrigo de 
vargas a los dichos lope Rodrigues e anton, su hermano, 
plateros, ireyota e siete mili e quinientos e ochenta e cinco 



byGooglc 



502 

mrs.; los quales ouieron de aver a cooptimieoto de tos r|ua- 
renla e ocho mili e Dueuecientos e sesenta mrs. que monló 
la fecliura de las dos ymágeces que ficieroD de nuestra se- 
fSora e de santiago para la dicha yglesía , en que ouo ea 
ellas cinquenta e seys marcos e siete on$as e tres reales, a 
rrazoD de ocliocieDlos e sesenta mrs. por cada marco, se— 
guQcI fué tasado por Ruy juan de segouia, platero del ino— 
Lesteñd de guadalupe. e ponjue los rrecibleron, puderoo 
aquí sus uonbres. 

(Estos dalos estia ea dos hojas snellas qne ae encamtraa 
en el libro áe gtutot del año 14(18, y que por sa fecha debett- 
pertenecer al del aÜo 1^66.) 

(Arcb. de la Cat. de Toledo.) 

L. 

(Frey Pablo, vidriero.) 

En lunes dos dias del mes de otubre del afio de iSccccLv tir 
afioit comencd frey pablo, maestro de facer vidrieras, et 
mandóle poner de jornal et salario el dicho señor ahad et 
obrero, cada dd dia, mientra durase el rreparo de las vi- 
drieras que ha de rreparar, que están al derredor del cru- 
cero de la dicha eglesia en las ventanas, ^iaquenta mrs. 
et a ximeno et juaníco, sus mo(os, a cada uno veynte et 
cinco mrs. cada uno, que son otros cinquenia mre.; et los 
jornales que ganaron et los dias que trabajaron son los si- 
guientes: Este dicho dia comentaron a labrar los dichos 
maestro pablo et sus criados en el rreparo de las dichas vi- 
drieras, et diéronles de jornal a todos tres ciento mrs. 

En martes siguiente labraron todos tres en el dicho 
rreparo de las vidrieras, el diéronles de jornal ciento mrs. 

Aaf proaigue este folio, y d signiente i la rnelta dic«: 

En (res días dol mes de dizieobre del dicho aOo d« 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



5Ü3 

i9gccci.tiii afíos, vino el dicho maestre pablo de bur^e». 
que Tué a buscar vidrio para la's dichas vidrieras, el diú 
porcoenlaqil'e costaron diez quintales et medio et treze li- 
bras de vidrio de colores, de flandea, q^e costó a rrazoa da 
doi mili mrs. cada ud quinlal, que monlan veynteet ud 
mili et quintentoa mra., loa quales rrescibió del diobo seflor 
obrero, e por que tos rrescibió puso aqui su oonbre. 

Ea lugar de m nombre pow como nn eaUndute. 

£a qualro diaa de dicho mes de dizieobre labraron los 
dicboa maealroa pablo, el pedro Aliman. aal mismo mawtro 
do fa^er et debuxar vidrieras, el gimeoo; et diéroples de 
jornal a cada uno de los dichos maestros pablo et pedro a 
(iaqueala mrs., et al dicho ximeno veyate el cinco mra., 
que mootaroD ciento et veyote el cinco mra. 

Así contíaila liatU la ultima partida que es esta: 

En sábado, bispera de pascua, labraron todos tos sobre* 
dichos, diéroules de jornal tos diclios ciento el veynte e cin- 
co rara. — ^juan rruiz, notario. 

(Aich. de la Cat. de Toledo. Ubro de gastos del año U&9, 
í. 62, 64.) 

Concordia e capitulación que fizieron los señores obrero 
e vysyíadores , en nonbre de los señores deán e cabilldo 
de la saneta yglesia de toledo, con maestre enrrique, ve- 
driero, sobre la obra ^ue ha de fazer en la dicha santa 
yglesia de toledo. 

Eo la muy noble cibdad de loledo, honze días del mea 
de judío, aQodet nasoimíento de nuestro saluador jliesu- 
cbrislo de raUl e qualroeientos e ochenta e cinco aOos, este 
díclto día, estando dentro de la santa yglesia de la ijiclia 
cibdad de toledo, e en presencia de mi el escriuano púUico 



byGooglc 



504 

e escridnno de la obra Je )a diclift santa yglesia de toleilo, 
e de las lesligns de yuso escriptos, pareció y prescote maes- 
tre enrrique, vedriero, vcziao de la dicha cibdad de toledo, 
como principal debdor e pagador de lo que de yuso sera 
contenido; e otrosy parecieron y presentes el venerable don 
Juan de sazedo, capellán mayor de la capilla de los rreyes 
nueuos que es en la dicha santa yglesia de toledo, e bel- 
tran de cayzedo, e jorge maldooado, rracioneros eo la di- 
cha santa yglésia de toledo, e maestre francisco geooués, 
como sus fiadores e principales debdoi'es e pagadores por 
el dicho maestre enrrique e con él de mancümun, e a tm 
de uno e cada uno dellos e de sus bienes por el todo, rre- 
nunciando la ley de duobus rreys debendi (<ic) e la au- 
tentica presentí, e todas tas otras leyes e fueros e derechos 
que son e fablao en rrazon dejos que se obligan de luaD* 
común, dixeron que por rrazon quel dicho maestre enrri" 
que ovo fecho e fizo cierto asyento e concordia con los ve- 
nerables señores deane cabilldo de la dicha sanctaygiem, 
e con los señores don nicolas ferrandex de loledo, vicario, 
canónigo e obrero de la dicha sancta yglesía, c marcos 
diaz de roondejar, e francisco decontreras, canónigos e vi- 
ayladores de la dicha sancta yglesia, en nonbre de los di- 
chos señores deán e cabilldo, por capitulación, cerca del vi- 
drio que ha de traer el dicho maestre enrrique, como de las 
ymúgines e figuras e otras obras que ha de facer dello en 
las ventanas e logares de la dicha sania yglesia de toledo 
donde fuere menester; la qual dicha capitulación e concor* 
dia dixeron todos de mancomún e a voz de uno que olor- 
gauan e otorgaron, e se obligaban e obligaron a la dicha 
santa yglesía de loledo, e a la obra e fábrica delta, e a los 
dichos seRores en su nonbre, segnnd e por la via e forma 
que en la dicha capitulación e concordia se contenía e con- 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



505 
tyeae; la (]un) y moslcaroo, que es su tenor df verbo ad 
vcrbutn el syguieDle. 

El asyento que fisieroD los señores doo nicolas ferran- 
iti de totedo, vicario, canónigo e obrero, e tnorcos díaz de 
mondejar e francisco de conlreras, canónigos e visitado- 
res de la santa yglesia de toledo, del fruto del aBo presente 
del señor de mitl e qualrocientos e ochenta e quatro años 
con maestre enrrique, vedríero, vezioo desta cibdad de to- 
tedo, asy de vidrio que ha de traer, como de las ymági- 
nes e figuras e otras obras que ha de fazer dello en las 
ventanas e logares de la dicha santa ygtesia donde fuero . 
menester e se lo mandaren poner los dichos señores, o 
quien touiere el cargo al tienpo que lo Iraxere; primera- 
mente, quel dicho sefior don nicolas ferrandez, obrero, dé 
al dicho maestre enrrique ciento e cinquenta mili mrs. para 
que vaya a flandes, o a otra qualquier parte qué) quisiere, 
donde se fallare buen vidrio, asy' blanco como azul, verde, 
colorado, morado, amarillo o prieto, de la groseza que lle- 
nare la muestra, e trayga tanto dello quanlo sea menester 
e bastare para las ventanas e logares de la dicha sancta 
ygtesia donde se ovieren de poner e fuere menester. 

ylen. que después que oviei'e traydo el diclu) vidrio que 
sea bueno, sea olitigado el dicho maestre enrrique de.facer 
todas e qualesquier vedrieras, e qualesquier figuras, ymA- 
giues . lazos e otras cosas , e qualesquier lauores que le fue- 
ren mandadas, segund rrequícrea los logares donde se 
ovtereo de poner, muy bien rreparlidos y cntretexidos los 
colores segund e en la manera que los dichos señores 
obreros e visytadores , e otras qualesquier personas que de 
la lal obra entiendan más , con quien ovieren consejo ; e 
las dé asentadas e puestas en las dichas ventanas e loga- 
res a toda su costa del vidrio e plomo c las otras cosas, 
Tomo LV. 32 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



50G 
con quel diclio señor obrero que agora es , o el que fuere 
o fueren en los aQns venideros , le den aodamios fechos , e 
el yeso c cal que fuere menester, e el fierro e los peones 
para el asyentn dellos. 

ylen , quel dicho señor obrero , o los obreros que fue- 
ren, sean obligados de dar e pagar al dieho maestre en- 
rrique ciento e quince mrs. por cada palmo de vedrío ch 
quadro, de medida de la vara de medina, que diere aaeula- 
da a conten [amiento de los dichos señores obrero e visita- 
dores, tí vista de maestros que dello enliendan. 

yten, quel dicbo maestre enrrique sea obligado a rrece- 
bir en cuenta del vidrio que asy diere asentado e fecho ve- 
drieras, los dtclios {;íentoet;tnqueDta rail mrs. quel dicho 
seQor obrero le diere para traer el dicho vedrio , deseoolán' 
(lole los dichos ciento e quince mrs. por cada palmo en la 
forma sobredicha. 

yten , que sy el dicho maestre enrrique diere asentado 
más vidrio en la forma sobredicha <Ie to que montaren loi 
diclios ciento e oinqueota mili mrs. , quel dicho señor 
obrero, o los que fueren, se lo paguen al precio susodi- 
cho; e sy en el principio o en el medio de la obra el di- 
cho maestre enrrique quisiere ser socorrido de algunos di- 
neros, se los den de manera que acabada la diciía obra sea 
acabado de pagar de todo. 

yten, que sy el dicbo vedrio o colores quel dicho maes- 
tre enrrique truxere é asentare no fuere bueno e bien fe- 
cho, e entrélexidos los colores a vísla, como dicbo es, de 
maestros, e a contentamiento de tos dichos sefiores obre- 
ro o visytadorea, que non sean obligados a lo tomar por 
ningund precio; faziendo primeramente, en término de un 
mes después que fuere venido con el dicho vidrio a esta 
cibdad , una ventana que por ellos sea señalada ; e sy aque- 



.byGooglc 



607 
lia saliere e fuere tal a coDlcota miento de los dichos maes- 
tros e señores obrero e visitadores, que le sea lomada; e sy- 
noa se contentaren, que aquella le sea t>agada al dioho pre- 
cio, e los mrs. rrestantes, a conplímtenlo de los dichos (ien- 
to (inqueota mili mrs. , que los pague e satisfaga el dicho 
maestre enrrique dentro de vo afio primero syguienle des- 
pués de puesta la ventana sobredicha. 

ylen, que el dicho maestre enrrique faga las canales de 
plomo bien fornidas, e sean altas de manera que abracen 
e se encase en ellas bien el dicho vidrio', para que sea du- 
rable, -por causa de los ayres e. vientos. ■ 

yten, que sy el dicho maestni enrrique traxere buen 
vidrio e ficiere buena obra en la forma susodicha, que] rre- 
verendísimo señor cardenal, que nuestro sefior dios guarde 
por luengos tieupos, ni otros sobcesores de su señoría , ni 
los señores deon e cabilldo, ni los dichos obrero o obreros 
e visytadores susodichos, ni los que fueren pov.el tienpo ad- 
venidero, non puedan quitar la dicha obra por más ni por 
meocs, ni por otra causa alguna; mas que sean obligados 
a tener e guardar e conplir todo lo aquí contenido, que non 
falle cosa alguna delto. e asy mismo el dv:ho maestre en- 
rrique sea obligado de non labrar en otras obras eosas al- 
gunas, salvo en las dichas vedrieras de la dicha sania 
yglesia, fasta ser quitados los dichos ciento e cinquenta 
mili mrs. e todos los otros mrs. que oviere rrecebido. 

yten, quel dicho maestre enrríque obligue a sy e a su 
muger e bienes de amos, de mancomún, e dé otros fiado- 
res buenos, llanos e abonados, fasta en contia de tos dichos 
cieatoe cinquenta mili mrs. quel dicho señorobreroledíere, 
eo que se obligue que yrá e verná con el dicho vidrio desde 
el dia que fuere fecho este asyeoto fasta diez meses primeros 
Byguieoles que conplird todo lo a^ui contenido, e al lo asy 



byGooglc 



508 
non fizierc c cuiiplierc, que losdiclios fiadores sean obliga* 
dos por sy e por sus bienes de lo conplir. para lo qual, ele. 
La qual dtclia capílulacíon e concordia susodicha, ley- 
da por mi el dicho escriuano público en la maoera que di- 
cha es, luego los dichos maestre enrrique, como principal ' 
dcbdür e pagador, e el dicho don Juan de sasedo, capellán 
mayor de la capilla de los rreyes, e bcUran de cayzedo, e jor- 
JG maldonado, rracioneros de la dicha santa yglesia de toiedo, 
e maeslre francisco genoaés, como sus fiadores e principa* 
les debdores e pagadores, todos de mancomún e a voz de 
uno, como dioho es, dixeron que olorgauan e otorgaron 
esta concordia, segund e por la via e forma e con las. con- 
diciones e posturas en ella conteoidas. para lo qual lodo 
quanlo diclio es asy^lener e guardar e fozer e conplir, di- 
nero» que obligauau e oJ)ligaron a sy mismos e a todos sus 
bienes inuebles e rrayzes, espirituales etcDporales, ávidos 
e por aver, de mancomún, según diclio es; e demás que 
dauan e dieron e otorgauan e otorgaron todo poder couplí- 
do a todas e qualesquier justicias eolesyásticas, seglares, en 
especial al sefior obrero de la dicha santa yglesia, a la ju- 
ridicion del qual dlxeron que se sometyan e sometyeron 
a sy mismos con todos sus bienes, rrcnunciando sus propios 
fueros e jurediciones, para que por todos los rremedios e 
rrigor del dreebo los costriniesen e apremiasen a lo asy 
dar e pagar, Icner e guardar, facer e conplir como suso- 
dicho es; e non lo cunpliendo asy, fagan e manden fazer 
entrega e execuQÍon en ellos mismos e en sus bienes, asy 
espirituales como tenporales, muebles e rrayzes, ávidos e 
por aver, en contia de todo quanto dicho es, e los vendan 
e rrematen, e de los mrs. que valieren entreguen e fagan 
pago a la dicha obra e fábrica de la dicha santa yglesia de 
toledo, e de las costas qi|e ende se Qziercn e dafios e me- 



byGooglc 



509 
noscabos rrccibiere por esta rrazon, bien asy como sy 
sobrello en uno ouiesea contendido en juizio, e sentencia 
definitiva fuese dada contra ellos e por ellos consentí* 
da, e fuese pasada en cosa judgada e dada a entregar, e 
rreQUDciaroD lodos los plazos e términos de tercero dia, e 
de nueve días, e de treynta días, e todas ferias de pan e 
de vino coger, e lodo otro plazo de fuero e de dreclio. e 
otrosy el -dicho maestre enrrlque dixó que por quanto por 
la dicha capitulación e concordia esl¿ que le ouiescn de dar 
e pagar los dichos fíenlo e (inquenta mili mrs., segund de 
suso so contyene, quél otorgaua e otorgó que los rrectbía e 
rrecibió los dichos ciento e cinqueola mili mrs. del honrrado 
don oicolas ferrandez, vicario ecauónigoe obrero de la dicha 
Raota ygtesia de toledo, de que dixo que era e se otorgaua 
c otorgó por contento e bien pagado, e entregado a toda su 
voluntad, por quanto los rrecibió rrealmente: e con efecto, 
en presencia de mi el dicho escriuauo público, e a mayor 
abondamienlo, dixo que rrenunciaua e rrenuució las leyes 
e exepcion de la poga que le non valiese ni aprovechase en 
singana ni alguna manera, de lo qual todo que dicho es e 
como pasó, las sobredichas parles dixeron que lo pedían e 
pidieron asi por testimonio a mi el dicho escriuano público, 
QDO o dos o más, los que menester fuesen, e yo ct dicbo es- 
criuano público, de su pedimento ñze e diles ende este, se- 
gund que ante mi pasó: que fué feelio e pasó todo lo que di- 
cho es dentro de la dicha santa yglesia de toledo, en el di- 
cho dia e mes e año suso dichos, testigos que a esto fueron 
presentes: Rodrigo alfonso, pedrero, e ynigo de comoules, 
pintor, e garcía 6luarez, capellán de los rrcyes, e pedro de 
casarremedios, vecinos de la dicha cibdad de toledo, para 
esto llamados e rrogados. 

E después de lo sobredicho, en la diclia cibdad de to- 



byGooglc 



5f0 

ledo, honze días del mes de junio, afio sobredicho de mili 
c qualrocientos c odíenla e cinco aQos, este dicho día, en 
presencia de mi el dicho escrtuano público, escríuanó de la 
olira de la dicha santa yglesia de toledo, pareció y presen- 
te maría maldonada, muger del dicho maestre enrrique, 
con li(%Qcia e plazenderia del dicho maestre enrrique, su 
imaridoj que presente estaña, que la dio e otorgd de sope* 
dimenlo por ante mi el dicho escrluano público, e teslígOB 
yuso escriptos, dixo que por quanlo el dicho maestre enrri- 
que su marido ovo fecho e otorgudo la diclia capitulación 
e concordia con los dichos señores deán e cabilldo de la di- 
cha santa yglesia e con el dicho sefior obrero e visytado- 
res, en su nonbre como de suso se contiene, e con los 
vtncuios e fuerzas e penas e obligaciones suso conteni- 
das; por ende dixo que ella se obligaua e obligó con todos 
sus bienes muebles e rrayces, auidos e por aver, a todo lo 
contenido en la dicha capitulacioD suso encorporada e a 
cada cosa della, en uno con el dicho su marido e fiadores 
de mancomún, e a voz de uno e cada uno por el todo re- 
nunciando, seguod que rrenunció, )a ley deduobusrreys de- 
bcndí (sic), e la autentica presentí, e todas las otras leyes 
c fueros e drechos que son e fablan en rnizon de ios que se 
obligan de mancomún para conplir e pagar e fazer todo to 
contenido eo la dicha capitulación, segund en ella se con- 
tenia e contiene, para lo qual asy tener e guardar, faceré 
conpllr, e pagar e aver por firme, dixo que obligaua e obli- 
gó a sy misma e a todos sus vienes muebles e rrayces, ávi- 
dos e por aver, de mancomún, según dicho es; eque daua 
e dio poder conpÜdo rrenunciando , segund que dixo que 
rrenunció, su fuero seglar, e sometiéndose con todos sus 
bienes a la juredicion de la sanio madre yglesia, eo espe- 
cial del dicho señor obrero, olorgó poder conplido a las jus- 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



5H 
tícias coDtenidas e declaradas de suso, para que la coslri- 
ñesen. apremiasen a lo asy facer e guardar , e cooplir e 
aver por firme, segund quel dícbo su marido con los otros 
sus Dadores eslauan obligados; e rrenunciaua e rreDUOCÍó 
todas e qualesquier leyes que eo su fauor fuesen, eo espe- 
ciarías leyes de tos emperadores justiaiaDo e del cón- 
sul veliaoo, que le non valiesen eo ninguna manera, e 
desto en como pasó dixo que pedia epidíó que fuese pues- 
to al pie de la obligación quel dícbo su marido e fiadores 
ovteroa fccbo cerca de lo que dícbo es, a la dicha obra, e 
al dicho sefior obrero, e a ellos, sy menester lo oviesen, por 
teslimonio. e yo el dícbo escriuano público, de su otorga* 
míenlo o pedirneuto fize ende este, segund que aole mi 
pasó, que fue fecho e pasó lodo lo que dicbo es en el dicho 
día e mes e afio susodichos, testigos a este acto fueron pre- 
sentes maestre con^alo, ferrero de la obra de la dicha san- 
ia yglesia, e diego de loledo, fijo de juan de tolcdo, e Juan 
del castillo, sastre, o juan de yllescas, capatero, vecinos de 
la dicha cíbdad de toledo. yo alfouso perez de aguilera, es- 
criuano público del número de lo dicha cíbdad de toledo, e 
escriuaoo e notario de la dicha obra de la dícba santa ygle- 
sia de loledo, fuy presente a lodo lo que dicho es en uno 
con los dichos testigos; e de rruego e otorgamiento e pedi- 
mieolo de los sobredichos esta caria fize, e por ende íize 
squi este mió signo, en teslimonio de verdad — alfooso pe- 
rez, escriuano público. 

juraron los susodichos a su f¿ de lo asy tener e guar- 
dar e cooplir, e pagar bien e llanameole, syn pleyto e syn 
coolyenda de juycio alguno. — alfonso percz, escriuano pu- 
blico. 



byGooglc 



Vedrieras. 

paresce por fé de alfonso perez, escriuaao público desla 
cibdad, qnc se ñzo concordia con maestre eorríque, vedríe- 
ro alemán, que dios aya, cerca de las vedrieras que se ovie- 
ron de facer para eeta santa yglesia desde el afio de mili e 
quiítrocicDtos e óchenla e cinco, la qual concordia ficieron 
tos señores don nicolas ferrandei: de toledo, vicario, e mar- 
cos diaz, e francisco de contreraa, canónigos, la qual dicha 
concordia está cosida de veruo ad verbum en esta foja, y 
después desta concordia, lo qucl dicho maestre enrrique tía 
fecho e lo que ha rrecibido es esto: 

primeramente, que fizo el dicho maestre enrrique en el 
año de ochenta e seys aiíos dos vedrieras para la capilla de 
san blas, las quales midió juan de conlieras, en que ovo do* 
zieotos e seys palmos e medio. 

ytea, fizo en et aSo de ochenta e siete afios el dicho 
maestre enrrique dos vedrieras, la una para la capilla de 
sant pedro el viejo, e la otra para la capilla de santa lucia, 
las quales midió et señor nuncio don francisco orliz, en 
que ovo ciento e ochenta e siete palmos. 

ylen, que fizo el dicho maestre enrrique en este dicho 
año de ochenta e siete una vedriera que está en !a ventana 
junta al espejo de la puerta del perdón, de fazia la capJUa 
de los rreyes, en que ay en ella una ymágen de nuestra 
señora, e de san lucas e de sant marcos, las quales midie- 
roa los señores don francisco ortiz e juan de coutreras, en 
que ovo dozientos e tres palmos. • 

ytea, que ovo en las clarauoyas de la dicha ventana, 
medida por los dichos señores, sesenta e quatro palmos. 

yten, que midieron las vedrieras para la ventana que 
cstfi en ta fazcra facía el caliildo, en que cslún las imági- 



.byGooglc 



513 

ncs de sao saluador, e sancljuaD, esaacl mateo, con sus 
claravoyas, las quales midieron lo3 dichos seQores, en qu9 
ovo dozienlos e setenta e tres palmos. 

yteo , que fizo el dicho maestre enrríque uoa vedriera . 
para la segunda ventana, la qual ovo en ella medida por 
los didios sefiores, en la qual ae contiene las yniágenes de 
sant Juan bautista e sant pcdro e san pablo, en qu6 ovo 
con sus clarauoyas dozlentos c sesenta e nueve palmos. 

ylcn, se midió en este dicho día por los dichos señores 
la tercera ventana de la dicha fazera de hazla e! cabilldo, 
en que ay la estoria de san grauicl, e sant iñígo, e sanio 
loraé, que ovo con sus claravoyas docientos e sesenta e 
nueve palmos. 

ylen. que se asentó por el diciio maestre enrríque en 
el año de lxxxviii la quarla venlaua de la dicha fazera 
en que ay seys piezas en que se contiene las ymágenes de 
sania mana, e sanct felipe, e santo alfonso, e sancta cala- 
jina, e sancta margarita, e sancta marta, en que ovo ooo 
sus claravoyas, medidas por el señor marcos díaz, obrero, 
trczienlos e treinta e quatro palmos. 

yten que asentó más el diclio maestre eorrique en el di- 
cho año la quinta ventana de la dicha fazera, en que ovo 
seys piezas en que hay las imágenes de sanct miguel, e sanct 
fabian, e sanct Sebastian, e sancta críslino, e sanct barlo> 
lomO, e sanct lorenzo; la qual midió el dicho señor mar- 
cos diaz, obrero, en que ovo con sus claravoyas irezientos 
c Ireynta e quatro palmos. 

yten, que asentó el dicho maestre eorrique en el diolio 
año una vedriera sobre el altar de sanct martiu, en que 
está la ymágcn de sanct martio y otros dos obispos a los la- 
dos, coo sus rremales e claravoyas, la qual medió el dicli» 
señor obrero, en que ovo ciento c ochenta c tres palmos. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



514 

Estas puestas susodtcbas fusta aquí paresce que asentó 
el dicho maestre eDn'íque, vedriero, en la maDera que di- 
cha es, segund ¡laresije por Té de alonso gomez, escriuaoo 
que fué de la dicha obra en todo el dicho lieopo. 

yten, que asentó el dicho maestre enrriqueea la cajii' 
lia de saaclo alíroDso un pedazo de una vedriera que fué 
quebrada, en que ovo catorce palmos, en la cual está Ift 
ymágea de saiicl juan bautista, en que ovo catorce pal* 
iiios. 

ylen, que asentó el diclio maestre enrríque el dicho año 
lina vedriera blanca en que esiá la intíigen de nuestra se- 
ñora, que eslá on el sagrario; la qual, medida, ovo en ella 
noventa e ocho palmos. 

ylen, que asentó el dtoho maestre' enrríque la sesta ven- 
lana que cslA encima del coro del señor arcobispo, que ay 
scys piezaS'Cn las quales están las ymágenes de sanot an- 
dr¿s, e sanct cbrisloiial , e sancl agostin, e sanct geróDÍ- 
mo , e 9ancl gregorio, en que ovo con sus clara voyaa, me- 
didas por juan lopez de león e juan de contreras , en que 
ovo trezientos e noventa e dos palmos. 

yteo, que asentó más una vedriera que eslá encima de 
la capilla de los rreyes, cabo el cafoilldo, en que está el 
ofresfimiento de los rreyes, en que ovo nóvenlo e ocho 
palmos. 

Estas puestas susodichas paresce que asentó el dicho 
maestre enrríque en la manera que dicha es, segund pa- 
rcsL'C por fó de jolian rruyz de ocaña, esriuano que 
fu¿ de la obra. Estas qualro puestas susodichas, deodo 
los ealor(;e palmos fasta noventa y ocbo palmos, se asen- 
taron «n titinpo que yo, joon rruiz de ocanna, fuy escriua* 
no de lu obra. \wr tiinto lo lirmé de mi nonbre. — joaa rruyz, 
escriuano público e notario. 



Dg,l,...cb,.GOOglC 



515 

yten , que aseotaron la muger y herederos del dicho 
maestre eorrique ea el año de i@ccccx.cii años (149i) la 
sélima ventana de la dícba facera, que está encima de los 
¿rganos ctiiquitos del coro del arzobispo , en que hay seys 
imágenes, las quales soa saact costne o sanct damian, e 
sanéis Cecilia, e san j uto, e saacla leocadia, esancl Ju- 
lián ; en las quales con sus claravoyas , medidas por el se- 
ñor arcediano de calotraua , olirero , pares^e que ovo qua- 
trocieotos e quince palmos. 

ylen, que asentaron más en el dicho año la ventana 
qoe eslü encima de la tribuna de la epístola, entre las dos 
ceras hacia la puerta nueua; la qual, medida por el dicho 
señor obrero e por el señor nuncio don francisco ortis, ovo 
en ella con sus claravoyas quinientos é treynla e seys pal- 
mos. 

yten, que asentaron más otra ventana junto con ella 
cabo el tazo de la puerta nueva e cabo los (árganos grandes, 
que ovoochoymágioes con sus claravoyas; las quales, me- 
didas por los dichos señores arcediano de caíatrava, e obre- 
ro, e Joan lopez de león, ovo quinientos e quarenla eieys 
jialmoa. 

y ten, que asentaron más otra ventana entre loa dos 
coros a la puerta de los ollas, cabo el rrelox cabo la cnpl- 
Ha de sanct pcdro, que está en el espejo grande, e dios 
padre, e hay siete ymágines; la cual, medida por los di- 
chos señores arcediano, obrero, e juan lopcz de león, c Juan 
de contrcras. ovo en ella con sus claravoyas e rremales 
ijiiiDienlos e quarenta palmos e dos tercios de palmo. 

Estos quatro capítulos esláo rrecebidos al señor arce- 
diano en el año de noventa e dos años. Ansy que parcsge 
por estas puestas susodichas que se asenlaron en el dicho 
año de noventa e dos años las puestas susodichos, seguml 



byGooglc 



51G 
p^resce por fé <]e ferrando de castilla, escríua ao que fué de 
la dicha obra. 

y(en, que asenlnrou ]o9 dichos maestros eu vi de mar' 
co de xciu (1405) otra ventana cabo la puerta del deán, 
que tiene la ystoria del nacimiento; la qual midieron los 
señores obrero e Joan lopez de león, .visitador, e oto en 
ella noveota c cinco palmos. 

ylen, asentaron otra ventana grande en la ventana que 
está sobre la Irihuoa del evangelio, a la parte del rrelox, 
In (¡uat midieron los dichos señores obreco e visitadores, e 
ovo en ella otsho imágenes mayores, en las quales, e con 
todas las claravnyas de encima , ovo quioientos e uoventft 
e syete palmos, e en esto entra una ymágeu grande, la 
qual se ha de poner en las otras ventanas que se han de 
|poncr. esto pareció Tirmado de diego ruyz, notario y es- 
criuano de la obra, que se midió ante él. 

ansy montan lodos los palmos de vedrio quel dicho 
maestre enrrique, e sus herederos después del, han puesto 
en las ventanas desta santa yglesia en la manera que di- 
cha es, cinco mili e seyscieotos e cinquenta e qualro pal- 
mos e medio tercio : los quales, contados a rrazoo cada 
palmo de a ciento e quinze mrs. , segund está en la con- 
cordia que con el dicho maestre enrrique se asentó, mon- 
tan seycicntos e quareuta mili e dozientos e veynte e nue- 
ue mrs. la oual cuenta es fusta en (in de margo del afio de 
mili c quatrocicnlos e noventa e tres años. 

(Arcb. de la Cat. de Toledo. Ubro de destajos del año )40S, 
f. «3.) 



n,g,t,7.cbyGOO^^IC ^ 



(Ruby, platero.) 

La ctauazon de las puertas del sagrario desta santa igle- 
sia, con los fresos que están puestos por aldabas, se avinie- 
ron por setenta mili mrs. eon maestre Ruby, platero. 

pagas que le dio e pagó el señor protbonotario francis- 
co ortiz, syendo obrero: quarenta e un mili e setecientos e 
claquenta e seys mrs. para en cuenta do ta dicha cla- 
uazoQ, al qual se le rrecibieron en cuenta en el aQo de 

LXXXIX. 

ylen, que le dio y pagó más el diclio señor protliono- 
taño, el aOú de xci que fué obrero, en cuenta de los di- 
chos setenta mili mrs, veinte c ocho mili e dozientos y qua- 
renta y quatro mrs.; los quales se le rrecihieron en cuenta 
en el dicho aQo de xci. 

(Arcb. de la Cat. de Toledo. Libro de destajoe del año U93, 
r. 64.) 



(Sancho de contreras, pyntor.) 

ovo de aver el dicho sancho de contreras, pyntor, en 
el aGo de lxxxix (i489) que Tue obrero desta santa ygte- 
sia el sefíor prothonoiario don francisco ortiz , treynta y 
quatro mítl y ochenta y siete mrs. por pintar y dorar el 
tabernáculo de la sylla pontifical, e fazer otras cosas e 
obras que fizo de su oficio, segund está por escrito en la 
data de ta cuenta de ta obra del dicho año de lxxxix. 

pagas: en el mea de dicicabre del dicho año de lxxxix 
dio e pagó el dicho señor obrero al dicho sandio de con- 
treras los dichos treynta y quatro mílt e ochenta e syete 



.byGooglc 



518 

mrs., los quales se rrecifíieron en cuenln al dicho prollio- 
notario. de manera que están pagadas las dichas obras. 

(Arcb. de la Cat. de Toledo. Libro de destajos del año 1495, 
f. 96.) 

(Juan Millar), entallador.) 

yten, que costaron de hazer los facistores qud hizo macs- 
Ire Juan millao para poner los libros en el sagrario, diez 
mili mrs.; los quales abioieron con el dicho maestre juan 
millan los señores obrero y visiladorcs. diOse por conleolo 
tle loB dichus diez mili mrs. 

(Arch. de la Cat. de Toledo. Libro de gastos del año 149i, 
f. 194.) 

(Vñigo, pintor.) 

En nueve dias del mes de seticnbre del dicho año 
(1495) dió et pagó el dicho señor obrero a ynigo, piolor, 
por la ystoria que pintó en la claustra al pafío de la puerta 
de Id ctauslra, qucs a la calle de pílalos [sic), seys mili 
mrs., por los quales fué abenida por los señores visita* 
dores. 

(Arch. de la Cat. de Toledo, libro de gatíos del año 1494, 
r.86.) 



Pintura de las dos cámaras del qaarlo de la rét/na que 
pintó diego lopez, pintor. 

parezió por el libro del afio de siete (1 497), el qual está 
firmado de los señores maestre escueta et rodrigo IheDorío, 
canóoigos e visitadores de la obra, e de pero sanchez, es- 



.byGooglc 



519 
cribaoo que Tué al Ucnpo de la obra, que se jingiron por 
los arlesoDea de las dos piezas primeras a nouenta y (re<t 
maravidis cada una, en que ovo dentó e quareota y qualra 
artesones que monlaroa Ireze mili y Irezientos nouenta y 
dos mrs. e más, que se dio p(H- los arrocabes de las dichas 
dos piet^as tres mili e cienl mrs., e más dos marauidis por 
el asiento de cada pan de oro. asi mismo pareció en el li- 
bro del alio de ocho que se pagó por el pintar de la terce- 
ra recámara , con los aliares e asiento del oro. seis mili y 
docienlos mra.: de manera que costaron las dichas dos eá- 
maras que primero se pintaron , con el asieDlo del oro 
de las dichas dos primeras cámaras, veinte y dos mili 
trezienlos Doueola y dos mrs. quitando de aquí un diez- 
mo que 88 quita con consentimiento del dicho diego lo- 
{lez, que monta dos mili y dozientos y trenla y nueiie 
mrs., queda que ha de aver deslas dos piezas veinte mili 
ciento y quarenta y tres mrs., y más seya mül y dozientos 
de la tercera cámara, con el asiento del oro della, de los 
quales se sacan seicientos y veinte mrs., quedan {inco mili 
y ochenta, asi que, deduciendo todo esto, ha de aver por 
todo veinte y cinco mili setecientos treinta y tres mrs. 

Asi que ha de aver más el dicho diego lopez quinientos 
y treinta mrs de dos frontales que pintó en la capilla de los 
reyes, lo qual, con los dichos veynte y cinco mili y sete- 
cientos y treinta y cinco mrs. arriba contenidos, con coa- 
sentimiento de los seflores visitadores pagó el seHor obrero 
sábado diez e ocho dias de hencro de quinientos. Asentóse 
aquí porque el contrato es del año de nueve (1499) (1). 

Los dichos veinte y (finco mili setecientos treinta y tres 



(1) Sia embargo, eate libro llera la fecha, en el lomo, de i 498, y 
de 1499 en su primera cnbierla, en la parte exlerioc. 



byGooglc 



inrs. ovo de aver dicho diego lopez porque pintó las Ires 
cAmnrasqtic estáñenla capilla de san pedro, y estaba con- 
certado con i!l que las pintase por lo que auia las otras 
tres del otro qiiarto en un diezmo menos. 

(Arch. de la Cat. de Toledo. Libro de gastos del año iiSS, 
f. m.) 

{Maestre Juan Francés.) 

Martes veinte y ocho dias de heoero de quinientos años 
paga el señor obrero a diego de cnrrates, entallador, sete- 
cientos mrs. , de cinquenta craces a qualorze mrs. cada 
lina, las quales se asentaron en el retrete del quarto de 
la reyna. asentóse en este libro, porque las izo el año pa* 
sado. 

iten, que dio el pagó el sefior obrero a maestre jnan 
francés ciento y treinta y seis mrs., de un pergamino que 
dio de flandes, de quatro pieles, pora debuxar el retablo. 

;A.rch. de la Cat. de Toledo, libro de gastos áel año 4498, 
UiU.) 

Bexa para la capilla del pilar. 

Maestre juan francés tiene cargo de liat^er una rreja 
para la capilla que se dice del pilar, que es cabe la capi- 
lla de los rreyes, la qual se ha de abcnir después de fecba. 
tiene rre^ebidos para en pago della en los años pasados se- 
senta e (res mili e qualrocienlos e sesenta c quatro mrs. e 
medio. 

Ed diez e seys dias de enero de quinientos e nueve 
aCos pagó el señor canónigo juan Ruyz, rreceblor de la 
obra, a maestre juan francés, doze mil] mrs. qucl señor 
doctor le mandó dar para en pago de la dicha rreja. 



D,g,l,.9cbyGOOglC 



52 í 

Ed cinco (lias de junio pagó a su muger de maesira 
Juan cinco mili mrs. quel señor doctor le mandó dar para 
que labrasen en la dictia rreja. 

En doze días de dizienbre pagó a maesliejuan francés 
clocó mili mrs. quel seGor doctor le mandó dar para la di* 
cha rreja. los rrecibió su muger del dicho maestre juan. 

{Arch. de la Cat. de Toledo. Libro de gastos del año 1509, 
í. 83.) ■ 

(Bernardino de Canderroa, iluminador.) 
Misal rrico. 

Este día (1.° de Febrero de 1509) pag6 a bernaldino 
de canderroa tres mili e ochocientos e sesenta y syete mrs. 
j medio: por xvi viQetas a ctm mrs., ii®ccccxlviii mrs; por 
IX letras de a XXV mrs.. ccxxtxmrs.; dos tetras de aLxxxv 
mrs., CLXX mrs.; quatro peones a cinco mra., xx mrs. 

Eq dos días de abril pagó a bernaldino de canderroa 
por la ylluminaciondedosquadernos,'elunocomienca(ío- 
fflint y el otro... cíncomill eocbocienlose noventa e odio 
mrs. e medio, eo la manera syguiente: por treynta y dos 
viñetas a cliu mrs. cada una, ,iii@dcccxvi mrs.; por veya* 
le e cinco letras de a veynte e cinco mrs y medio, dcxxxvi 
mrs.; por tres letras de a lxxxv mrs., cclv mrs.; por veya> 
le peones a v mrs. , c mrs. ; por dos peones que hizo en un 
manu{ü de las bendiciones, x mrs. 

(Arcfa. de la Cat. de Toledo. Libro áegatios dd año 1509, 
f. 75.) 



n,g,t,7.cbyG00glc 



522 

(Alfonso Xintenez, üuntinador.) 
Mital rrieo. 

En primero dia de Febrero de quiaíeiilos e nueve afios 
pagó el sefior juan Ruyz, canóaigo, a ajfonso ximenez, 
clérigo, 3ej'9 mili e dozieQlos e quarenta e seys mra. e me* 
dio por la yllumíaacioD de la rregla de las yllumiaaciones, 
en la manera siguienle: por dos letras grandes do a mili 
mrs., ii@ mrs.; por olra.ao tan grande, cccclxxxv mrs.; 
por otra de a clui mrs., clíii mrs.; por treynla e tres letras 
de Li mrs., i@DCLXXxin mrs.; por cccxc a v mrs, iSdccccl 
mrs.; otra letra de a xxv dioeroa, xiv dineros. 

(Arch. de la Cat. de Toledo. Libro de gatíot del año 1509, 
f. 74.) 

(Alfonto Vázquez, iluminador.) 

Misal rrieo. . 

Eq doie días de juUio pagó a alfooso. Vacquez vey&le 
e dos rail) e setecientos e sesoofa e ocho mrs. y medio por 
la yllirniinaoioo de quatro quadernos de a ocho hojas, e dos 
de a seys, e dos de a cioco hojas e media, que fueron syele 
quadernos. tuvo las cosas syguieDles: noventa o ocho vi^- 
ñelaa a ciento e cincuenta y tres mrs. , xuiiSoccccxciui 
mrs. ; una letra de dos mili mr», 11$ mrs. ; cli£ letra» de 
a XXV mrs. , iuiSluii mrs. ; xxxvm peones a v mrs., cxc 
mrs.; asy que montaron los dichos veyate y dos niill e se- 
tecientos e sesenta y ocho mra. y medio. 

(\rch. de la Cat> de Toledo. Libro de gastos del año 1IÍ09^ 
f.&i.-) 



byGooglc 



(Juan de Mora, tíuminador.) 

Ed tres días de margo (1509) pagó a Juan de mora, 
eapdlan de los fleyea, dos mili é dozientos e noveata e 
seys mrs. por yllaminar en el tanturat de canturía lo sy- 
guieote: una tetra de priaoipio, cgclxxv mrs.; uoa letra 
quadrada syo salida , li mrs.; doa letras quadradas con 
salidas a quatro reales y medio, cccvi mrs.; por norea- 
la y dos letras cornaaes de a medio rreal, lidoLSiiii mrs.; 
asy que montó los díobos dos mili e dozientos e noventa 
e seys mrs. 

(Arcfa. de la Cat. de Toledo. Libro de gtutoi del año 1S09, 
r. 90.) 

{Juan de Cuesta) 
Vidrieras. 

En treyota e un días de marco de quinientos e nueve 
efios pagó el seGor canónigo juan Ruyz, receptor de ta obra, 
a jofto de oueala ooho míll mrs. que le mandaron los sres. 
dolor de Villalpando e Kodrígo de azevedo, "puTu en pago 
de las vedrieras que se an de haíer. a de venir aquí el di* 
cho Juan de cuesta mediado el mes de mayo, o antes si 
eobiareo por él. 

(Arch. de la Cat. de Toledo. lAbro de gastos del íAo 4509. 



byGooglc 



(Alfonso de Córdoba, ilumiHador.) 
CoUtarío. 

Este día (19 de Diciembre de 1509) pagó a alfoDSo de 
córdova tres mili e quiDÍeutos c quareota e cÍdco mrs. por 
la yltumioacioD del diclio libro, eo la manera syguieote: 
por treze letras mayores, de a medio rreal cada una, ccxxi 
mrs.; por lxxxiih letras, dgcxiiii nirs.; por dcccxl tetras, 
iiÓ£>Dxx mrs.; por ccxxiiii letras. i.vi mrs.; por lodos tos 
párrafo^ue ovo, xxxiiii mrs. Estas letras tasaron juao do 
morao Aguilera el racionero, maestro de cerimonias, asi 
como aquí va. 

(Arcb. de la Cat. de Toledov Libro de gasto» del año 1tS0&, 
f. 92 V.) 



Ed este dia (17 de Mayo de 1510) pagó a alonso de 
cik'dova, yltumioador, cinco mili e cieolo e diet « siete 
mrs. por la ylluminaoion de los dos cuerpos segundos de los 
santorales de canluria, que comiencan en la fiesta de sant 
Sebastian amos asy el uno como el otro , eo que ovo tre* 
tientas e una letras a diez e syete mrs, cada una. 

(Ardí, de la Cat. de Toledo. Libro de gatíos ielaño IMO, 
f. 87.) . 

(Alvar Pérez de Villoldo, pintor.) 
Retablo para los mozárabes. 

En xxviii de agosto de quinientos e diez ados pagó a 
élvar perez de Villoldo tres mili mrs. para en pago de dos 
piecas que hizo del rrelablo de las altas, que le lasaron en 



.byGooglc 



525 
ciaco mitl e quinienlos mrs. a\ia rreciUdo do los nirs. de 
arriba dos mili e quiuieolos. 

Eo qnalro dias de diziembre pagó a villoldo, pÍDtor; 
dos mili e quínieDloB nars,, coD qae se le acabarou de pa- 
gar los cinco mili e quinienloa mrs. que ie tasaroa por lo 
que pioló en el rretaUo dé los mocarabes, que sod dos pie* 
cta, la de la pasión y la del juycio. rrecibiólos juac de bor- 
goña. 

{A.rch. de la Cat, de Toledo, libro de gastos del año iHO, 
f.-9v) 



Tasa de ¡a obra guejuan de locar hizo de madera para 
la guarnieion de la mano del rretox en el año 1536. 

En la cibdnd de loledo, a veyn(e dias del mes de olu- 
bre, aDo del nascimienlo de nuestro saluador jbesuoristo 
de mili e quitiieotos e treynta e seys años, en presencia de 
mi, Juan mudaira, notario e escriuauo de la obra de la san- 
ta iglesia de la dicba ciudad de totedo, estando en lá 
claustra de la dicba santa iglesia alonso de Cobarrubias, 
maestro de las obras de la dicha sania iglesia, e diego co- 
pio, maestro de la talla de ymajenerta: viendo la guarní- 
f íoo de madera que juao de lovar, maestro de ymajenerfa, 
avia becbo para la rrueda de la mano e onbrecillos que 
dan las oras en la parte de dentro de la dicha sania ígle- 
.«ia, e aviando vislo la madera e clavaron que avia entra* 
do e gastado en la dicha guarnición e obra de ymajeneria 
y talla que en ella eslava hecha; aviendo primeramente yo 
el dicho escrivano lomado juramento en forma de drecho 
al dicho diego copio para que, so cargo del, dixese e de- 
clarase lo que justameole valía la madera e clavazón e 



byGooglc 



526 

obra de talle e ymajenerta que aria entrado c esfava be- 
cha en la dicha guarnicioQ; avieodo jarado e vislo e (an- 
teado lo sosodicho , de un acuerdo él y el dicho alón» de 
Cobarrubias. dixeron que vale la dicha guarnición del di- 
clio irelox veyole mili mra.; toa quales por la dicha obra se 
pueden dar e den al dicho juan de tovar, conque el dicho 
Juan de tovar asiente la dicha guarnición en |a dicha rnie< 
da de la mano que asefiala las oras que da el rretox, e que 
la obra de la dicha sancta iglesia le aya de dar para el dí< 
cho asiento la clavazón e otra^ cosas que fueren menester, 
e le bazer los andamies que para el dicho asiento fueren 
necesarios, lo quat dixeron que declaravan e declararon 
valer o valia la dicha guarníoíOD, e lo firmaron de sus non- 
bres. — Alonso de Cobarrubias. — diego Copin.—pasó ante 
mi, juan mudarra. 

En ts dicha cibdad de toledo, a diez días del mes de 
marco de mili e quimenlos e treynta e siete aBos, en pre- 
senicia de mi el dicho escriuano , el dicho alooso de co- 
barrubias, maestro mayor de las obras de la dicha san- 
ta iglesia , dÍKo que él ha vislo la guarnición que juan 
de tovar ha hecho en el dicho rrelox, demás de lo que 
por la avei'iguacion arriba escripta se lasó, que fué los dos 
lados donde están los tableros de las ymájenea pinta- 
das, con sus guarfiiciones de talla desde lo baxo hasta lo 
alto del rremate de tas armas, y con dosmfnsulas que 
sean a los lados de los pilares de los armados, e un seraJn, 
e uo clemente (sic) que se puso encima de la canpflDa, y 
una guarnicioB y espejo debaxo de la canpana; que todo 
lo suso dicho lo tasó e rreconpensó en otra tanta obra c 
costa como el destajo antes desto cscripto, con que baga 
una medalla de medio cuerpo, la que se pidiere al dicho 
juan de tovar, la qu&l sea nsentada c guarnecida con ia 



byGooglc 



5á7 

guanüeioft que lenia el escudo que se (|uító donde agora 
estol las armas de la iglesia, lo qoal dixo el dicho cobar- 
niUas que se dé por lo suso dicho al dicho joan de tovar 
vejmle mili mra., e lo firmó de su nonbre.— Alonso de Co- 
barrabias. 

(Arch. de Ta Cal. de Toledo- Zeg. !.•) 

(Pero Egat.J 

Tassa de la pintura y oro que entró en la guarnición del 

rrelox, asi lo que está dentro de la yglesia como lo de la 

puerta de la chapinería, en el año 1557. 

Ed la cibdad de toledo , a treze dias del mes de mar^o 
de mili e quinientos e Ireynta e siete años, en presencia de 
mf, Juan inudarra, notario y escriuano de la obra de la 
sania yglesia de la dicha cibdad, francisco de comontes, 
pintor de ymagenerfa, vecino de la dicha cibdad de tote- 
do, Donbrado por pero liegas, pintor, para que tase la 
pintura quel dicho hegas hito en la guaraicioo de la mano 
del rrdox . asi a la parte de dentro de la dicha santa ygle- 
^e, eomo lo quo sale ala puerta de la ohapineria; e avien- 
do jurado en forma e visto la dicha pintura , dixo que vale 
la pintura e colores que hizo en lo susodicho diez e seys mili 
e dozientos mrs. , e que esto vate bien a su entender; e la 
firmó de su nonbre. — francisco de comonles. — por ante mi, 
Juan mudarra. 

E deápues desto, en ta dicha cibdad de lotedo , el di- 
cho dia e mes e año suso dicho, yo el dicho esoríuano to* 
mé e rreacebl juramento en forma devida de drccho al di- 
dio pero hegas para que diga qué panes de oro entró ea 
la dicha guarnicioQ del dicho rrelox : dijo que entró seys 



byGooglc 



mili e seteoieolos e cioquenta e ocho panes, anles mis que 
menos , á (odo su saber y enleader. y lo firmd de sa qod- 
bre. los quales diotios seys mili e seteeiealos e einquenta 
e ocho panes de oro entraron en la dicha guarnición del 
dicho rrelox , asi lo que eslá a la parte de dentro de la di' 
cha santa iglesia, como lo que sale a la puerta de la cha- 
pinería. — pedro £gas — ¡jor ante mi , juaa mudarra. 

Asi que montan los dichos seys mili e setecientos e fin* 
quenla e ocho panes de oro, que se le da a tres mrs. por 
cada uno , y más a tres blancas por el asiento de cada uno, 
que montan todo treynta milt e quatrocientos e once mrs. 

(Arch. de la Cat. de Toledo. Leg. i,'} 

{Francisco Comontes, pintor.) 

Las condiciones como se ha de kazer la guarnif¡Íon de 

madera, talla y oro para el rretablo de la capilla de 

los rreyes viejos, son lai siguientes: 

Primeramente, que la dicha gnarait^ion de la talla ha 
de ser por la hórden e manera que va rrepartide en una 
tra(a qnestá firmada del se&or don diego lopez de ayala, 
capellán mayor de la dicha capilla, labrada de talla d« muy 
buena ordenanca , y molduras, y de buen rrelíevo, asi en 
los balaustres como en todo lo demás de los frisos. 

Yten, que en las eotrecalles que en los primeros pe- 
destales de los lados hezen guarda polvo, vayan dos rra- 
yes de armas, con sus cotas y mazas, labrados de bullo do 
todo rrelievo, en sus encasa míenlos, como va sefialado en 
la dicha traza; y en los otros dos pedestales juncto a la 
[ñeca de en med», vayan de rrelíevo dos escudos de ar- 
mas rreales de castillos y kones con sus coronas, metido 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



529 
en CBcasamieDlo, con bcnera donde vaya encaxada la co-, 
roDi, y ft los píes del escudo dos leones de bullo puestos de 
manera a cada lado et suyo, y las armas del dicho escodo 
Iiao da ser de bullo. 

Vlén, que las entrecalles de losHados.del guarda polvo 
sean del mayor taroa&o que cupieren, puestas en acuesto 
coDfortDO «I eacasamlenlo que agora lieoe el dicho rrcla- 
blo, con sus pilares y basas y capiteles labrados de talla, y 
en los eocasamienlos tas ymágenes labradas de buUo de 
lodo rretievo, las que se pidieren y mejor convengan paro. 
la dicha capitia. 

Ylen, que en todas las piecas de pincel se hagan sus 
archetes de la manera que va sefialado en la dicha traza, 
labrando sus medallas en las enbeiaduras y en lodos losrre- 
saltos, y en medio del archete alto un escudo delasdiduis 
armas rreaies con su corona y dos angélicos pequeños vo- 
lantes que las lengan. 

Yten.-que en el rreraale se hagan sus pedcFtales y guar- 
nición donde ha de estar la cruz, conforme al dicho rrepar- 
limiealo. de muy buenas molduras y talla, del tamaño que 
nejor convenga para la proporción del dicho rretabto, con 
tanto quel caopo de la cruz quede trasparente a la vedriera 
y la dicha cruz se haga rríca. de la talla y manera déla 
que está en et dicho rretablo, y a los lados del londo de la- 
guarnición dos niños en los pedestales, de pies en unos es- 
cudos que sostengan el dicho tondo, y en los remales de 
las entrecalles vayan labradas las armas rrealcs de bulto 
como dicho es. 

Ylen, que las piezas, de pintura que agora esláu en el 
dicho rrelaUo se han de ttarní^ar muy bien, rreparantto 
las cosas que tuviere necesidad y tornándolas a sentar eii 
la dicha guarnt<»on de talla > como dicho es , bien aae&la- 



byGooglc 



550 

do e clavado > cod muy buenas jualas , sin ninguna fatu.' 
YleD, qae (oda la girarnicínn de madera del dicho rre- 
tablo a de ser muy bien aparejada, y la talla y filetes de las 
molduras a de ser dorado y bruñido muy bien, y loa can- 
pos de blanco bruBidos: y los dichos caapos, que han de 
ser de, blanco, los mas pequeños que ser pudiere, de mane- 
ra que sea más canlidad el oro qnel dicho canpo btaneo; y 
las ymfigenes sean de bulto; y rreyes de armas han de ser 
muy bien estofadas de oro y púrpura y colores sobre plata.^ 
todo muy bieu acabado y asentado en perfícion, acónten- 
lo del dicho seüor capellau mayor, y el maestro que lo to- 
mare tiazer, lo ha de dar todo acabado a su costa por los 
mrs. en que fuera avenido la dicha talla e pintura, toman- 
do en prcfio toda la talla que agora tiene el dicho rre- 
tahto. 

En la ciudad de Toledo, a primero del mes de marpí 
de mili e quinientos c treynia e nueve afios, eo presencia 
de Juan mudarra, notario y escriuauo de la obra de la san- 
ta iglesia, e de los testigos de yuso escriptos, francisco de 
eomontes, pintor, vczrao de la dicha ciudad de Toledo, se 
obligó por su persona e bienes de hazer e que bari la dicha 
libra suso dicha, conforme e como se contiene en las condi- 
ciones escriptas en estb medio pliego de papel e a la didia 
IroQ», por que le sea dado de liechura de lo suso dicho, 
sejfun es dicho que ba de ser hecha conforme a lasdidias 
condiciones e traca, por veynte e siete mili mrs., e a mis 
cl despojo del dicho rrelahlo con la cruz que agora tiene. 
los (jualcs dichos veynte e siete mili mrs. le han de ser pa- 
gados luego diez mili mrs., y los diez e siete mili mrs. rres- 
(antes en dos pagas: la une deilas, hecha la mitad de la di* 
cita obra; e la otra, c<») que se cuoplen los dichos veynte e 
siete mili mrs., acabada la dicha obra y asentada conforme 



.byGooglc 



551 

« las óiehas condiciones, e para lo asi lener e guardar c 
cuo^ír, obligó la dicha bu persona e bienes, e para lo le- 
ner o guardar e ctiupUr. ae.somelió a las justicias eclesiás- 
licas e otorgó sobre lodo ello carta de obligación en forma, 
coo rrenunciamiento de leyes y poder-a la dicha jusiioia 
para que por todo rrigor de censuras guarde e cumpla lo 
BHSú dicho, e lo firmó de su nombre, testigos, Alonso do 
Cobarrubias, e maestre felipe, e guillen do arelkno. Pasó 
ante mi, juan mudarra.— Francisco de Comontes. 
(Arch. de la Cal. de Toledo. Leg. i.') 



Tatacion de la pintura qw Mno comontes en las pueriaí 
de los órganos, año 1545. 

Uay magnifico S. 

Yo, pedro de cianeros. e yo, pedro de vergara, nombra- 
dos por tasadores por parte de la yglesia e de franciapo de. 
comontes pera tasar la pintura de uoas puerta^ de ueoe 
órgaooB que el dicho franeiaoo de comonlee a piolado, las 
quales tienen seys ialoriaa , y con los otros dos quadros 
que haien una az después de cerradas las puertas , cierta 
arquitectura y armas; vimos mis quatro puertas pequeñas 
que cierran lo alto de los órganos, las quales estdo pinta- 
das a dos liazes, de ciertas armas, y porque yo, podro de 
cianeros, e yo, pedro de vergara , no nos [Kidremos con- 
venir, porque yo el dicho pedro de clsneros me parece que 
toda la dicha obra vale docíentos y nóvenla y dos duca- 
dos, y a mf el dicho pedro de vergara me parece que vale 
trecientos y cincueala y seys ducados, y para conformnr- 
nos pedimos, un tercero ; el qual uonbraron por amas par- 



byGooglc 



532 

tes a pedro de egas, d qual, como tercero, le parece que 
por la dicha obra se le dé e pague al diclio franciseo de 
coinwiles trecientos e qiiarenla ducados, porque le parecidr 
(|ue los vale muy bien validos, y porque asi es todo lo suscr 
dicho y damos por nuestra declaracioD so cargo del jura- 
inenlo que tenemos hecho, lo fírtuamos de nuestros Don> 
bres. Techo en Toledo , a veynte y (res de marco de 1 5i^. 
— pedro egas. — pedro de císoeros. — pedro de vergara. 
(Arch. de la Gal. de Toledo. Leg. 4.° ) 



Dorado y pintura del rretablo de la capilla del emeifijo, 
ano 1561. 

Las condiciones con que se a de pintar y dorar y esto* 
fur el retablo y ornato de la capilla del crucifixo de la tor* 
re, son las siguientes: 

Primeramente, toda la talla y alquiletura (nc) deste di- 
cho rretablo y guaroicioD a de ser muy bien aderezado, y 
rreparado todas las juntas y hendeduras y nudos eoleoiado 
con lienco nuevo delgado para que no hienda, y sobre esto 
ii de ser toda la dicha talla aparejada de muy buen apare* 
jo sobre que asiente el oro. Toda esta dicha alquitetura y 
tiiHa a de ser de muy buen oro bruñido; y ansi mismo en 
las-ystorias que van de uaxo rrelíevo an deiresto^dos de 
sus Colores, a modo de pintura, para niudar a leuanlar el 
bnxo rrelíevo; las qtiales dichas colores an de ir sobre oro 
y a ¡lunla de piuco), labrado de brutescos en |>arte donde 
roiiveng», y ansi mismo esgraPiado y rretocado en partes. 
Todo para ayudar a rresacar. 

Ansi mismo en toda la talla de brutescos que lleva la 
guarnicioo, a de ser colorido y rresacado sobre oro donde 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



533 
fuere menester; y aasi misino toilas tas encarnaciones que 
llevare loda esta dicha &bra, ao de ser encarnadas al olio 
de pulinieDlo, y aiudadas cada figura como rrequjere. 

Ansi mismo en el rrespaldo de la caxa del crucifixo a 
it ir pintado un cielo nuvado, y lexos y suelo de truenas 
colores, de manera que aiude a levantar el bullo de)cruci< 
fixo; y en las gualderas de la dicha caxa hecho uo brules- 
00 colorido, y cappos de oro. y asi mismo en los trasdosea 
de las colunas se hará ansimismo otro brutesco sobre oro a 
pauta de pinzel, obra de buena graoia ydeacnbueUa. 

Toda la qual dicha obra daré hecha y acabada deiltro 
de oclio meses: su coroieof^o desde el dia que se me. entre- 
gare la dicha obra y se me dieren dineros para eope^arla. 
— Alonso de Gobarrubias. 

Digo yo, alonso de covarrobias, maestro de las obras 
de la santa yglesia de toledo, que entre bivar, pintor, e yo 
el dicho cobarrabias, y juan mudarra, escrivano de la obra, 
catando e punto de yr a bazer la obligación, a esta sazón 
«I seBor governador me manda llamar y suspendió que no 
se liiziese, por rrazon que francisco de comonles avia pre- 
sentado su cédula de maestro de la pintura de la yglesia, 
y que lo quería ver para hacer justicia, esta es la verdad, 
y lo firmé de mi nombre. — alonso de cobarrubias. 

Y digo quel precio en que eatava concertado coii el di- 
cho Vivar era ciento y veinte mili mrs. — aboso de cavar-r 
rubios. 

(A.rch. de la Cat. d« Toledo. Leg. l.*^ 



byGooglc 



Concierto entre la obra de la santa yglesta de toledo */ 
Francisco de comoníes, de pintura: f564. 

'' Ed la muy noble ciudad de (otedo, dos días del mea de 
mar{;o, aRoiIel nas^iinienló de nuestro salvador jcsuehrtslo 
de niill e quinientos y sesenta e (¡uairo años , este día, en 
presencia de mi el escriuano público y testigos de yuao 
«scríptos, parescieron presentes de la una parte el YII.' se* 
ñor diego Guzman de SiWa, canónigo; obrero en U sania 
yglesia de ti^edo^ y de la otra parle francisco decomontes, 
pintor, Tezino de la dicha civdad de toledo, y otorgaron 
que lieran y son concertados y convenidos e se oonvinie^ 
ron e concertaron en que el diclw» francisco de comontea se 
obligó a la diclia obra de la dicha santa yglesia de toledo, 
e al dicho s^or diego de guzman de sylva, e a quien por 
la dicbá obra lo oviere de aver, de pintar un quadro iti 
claustro de la dicha santa yglesia de loledo, de la historia 
Ú6 la asumpcion de christo que va subcesive a la rresurre- 
cien, por el precio y con las condiciones y en la forma sy- 
guieote. ' 

^Primeramente, se obligó de pintar el dicho quadro que 
eslá seQalado en el claustro de la santa yglesia da toted», 
ques la historia de la asurocion d« christo como dicho es, 
coofornH^aia hOrdenanca que tiene la ystoria antigua ea 
loque toca a la arquitelura, porque corresponda a lo de- 
más questá pintado en el dicho claustro; y dentro de la di- 
cha ystoria rreparla las figuras como mexor convenga, e 
antes que ponga mano en la diclia pintura de mostrar el 
cartón, para que por él ae vea el buen hórden que a de He- 
var conforme a lo que estft tratado con él. el qual dicho 
cartón a de mostrar al dicho señor diego de guzmao, obre- 



byGooglc 



535 

ro, e alÓDso de covarruvías, maealro mayor de obras de la 
dicha sania ygtesia. 

Ytea, por quanto las figuras antiguas dol dicho clatielro 
■OQ del tamaño dd oatural, algo más o menos, que esto se 
haga a la eleeion del dicho franúsco de ooiuoiUea, Qonfor- 
-rae el tamafio qbe para la hisloria converni,, syguicodo en 
ello poco más o meaos tas figuras e lamaSo que esUn pM' 
e) dicho claustro, la qual dicha pintura a de ser de freseo, 
conforme a como los buenos maestros acostumbran a colorir 
-OMi colores del fresco, e tales quales sean oeszesarios; y el 
azal que se gastare en ellas sea ultramarino y muy bueno. 

Yteo, que la obra de la dicha santa yglesia de toledo 
sea obligada a darle beehos los andamios a su costa, con- 
forme a como el diolio francisco do comootes lo pidiere, 
coQ todas las demás cosas nescesarias para la dicha pintu- 
ra, acepto laa colores que] dioho fraocíBco de comootes a 
de poner. 

La qual diolia {únlura a de dar acavada et dioho fraur 
cisco de conmutes conforme a las candi^iones de suso de^ 
claradas, dentro de ocho meses cunpltdos; «{ue es sU co- 
mieuQO de ellos oy dia de la fecha deata carta, e después 
^e acabada la dicha obra e puesta en perficioot conforme a 
las dichas condiciones e aJ cartón que ha de hazer el dioho 
nicolasde vergara(l), seaoooforme a loquedixeieeldioho 
sefior obrero e el dicho rionso de cobárruviaa, el al parea* 
cer de las personas que el diebo sefior diego guimao de 
silva, obrero, nonbrare para que veao la dicha obra de pin- 
tura e la modereu, e qo de otra persona alguna, e lo que 
ansí moderaren e tasaren se le pague luego, rrescivieudo 
en qoeota lo que toviere rrescivido- 

(i) A«i en la ci^ia. 



byGooglc 



556 

Yten, (|uc ie le vayan librando dineros al dicho fran- 
ciaeo de comoales como fuere travaxaodo en la dicha pin* 
tura e cartón, avieodo visto primoro e) dicho aloaso de co- 
barrubias la que ubiere hecho el drclio Eranotsco de eornon- 
tes, «n iireaencia de lucas rruiz de rriuera, escrivano de la 
dicha obra, para que se libre con hefeto lo que fuere uea- 
eesario para sola la lavor della; pues la rresla, como dicho 
es, 80 le ha de pagar después de aeavada, con tanto qoe 
para conaencarse se le libren diez mili marauedis luego. 

Y en esta forma que dicha es se convinieron e caDoer* 
taran y se obligaron de lo aosi tener, guardar y euoptir, 
e da DO ir ni venir conlra ello en tienpo alguno ni por al- 
guna manera, e para ello el dicho seQor dí^o guzoian de 
sylva , por lo que tuca a la dicha obra, obligA los bienes e 
rrentad do la 'dicha obra, espirituales e temporales, avidose 
^oraver; y el dicho francisca de comontes obligó au persona 
e bienes, auidos e por auer. e por esta caria amas parles dieron 
poder ciinplído, conviene asaber: el dicho seííor diego de guz- 
man a qualesquier justicias y juezes eclesiásticas de-la santa 
madre ygtesia, de qualesquier diócesiseproviociasqueseao; 
y el dicho fráodseo de comontes a qualesquier jnsticias y 
juezes de su msgestad, de qualesquier partes; a cuya juri- 
dicion se sometieron, cada uno a la soya, y el dioho fran- 
cisco de comentes rrenunció su propio fuero , juriadiijion e 
dotntfilio, y la ley eid coñvenerid (sic) de juriadicione, 
pare que por lodo rrigor de drécho e via ejecaltva tes con- 
pelan e apremien a lo asi dar e pagar, tener, guardar e 
cunplir, eon costas, como slanst fuese seoteoeiado por juez 
competente con conocimiento de causa, e la sentenoia por 
ellos consentida e pasada «n cosa juzgada, e rrcnuneiaroa 
todas leyes, fueros e derechos, planos y treslados e otras 
cosas que en su favor sean, y especialmente rrenunciarOD 



n,g,t,7.cbyG00glc 



a ley e derecho e» que diz que genenl rrenungía^ton he- 
clia de leyes non vals, tesligos qae fueron présenles: pero 
yaBez, e diego xímenez, e miguel de santa maria, vecinos 
de loledo.— giizinan de silva. — rraacisca de comontea. 

E yo, Juan sanchez de Canales, escriuauo de su ma- 
gestad e escriuano público de] número de la dicha cibdad 
de loledo, présenle ful a lo que dicho es, con los dichos 
lesdgos, e de otorgamiento de los dichos otorgantes, a los 
qqales yo conozco y en mi rregislro fírmaron sus nombres, 
esta caria fice escrebír; e por ende Gze aqui esle mió signo 
(hay un signo) en testimonio de verdad. — juan sanchez, 
* cscribaDO público. 

(Arch. de la Cat. de Toledo. Leg. i." ) 



Comonles, pintor, año 1564. 
Muy Yll.* S." 

Nicolás de vergara y bernando dávila y alexo de en- 
zioas, pintores, uonbrados hernando dávila por parte de 
la obra de la S." yglesia de toledo, y alexo de enzinas por 
parte de francisco de comontes, pintor, y nicolAs de vergara, 
tercero nombrado por entrambas las parles, dezimos que el 
dicho francisco de comootes tiene hechas en la claustra de 
la dicha S.'^ yglesia dos ydtorias de pintura al olio: la una 
de un crucinjo con la ymájen de nuestra se&ora al pie de la 
cruz, y san juan , y marias, y otras figuras que acompañan 
la dicha ysloria, coa loslexos y architeclura y ornamento de 
la dicha ysloria; y ansí mesmo la otra ysloria de la ymá- 
jen de nuestra señora con el niño en los brazos, y santo 
yllefooso, y san benito avad, con los demás niños que or- 
Tomo LV. 34 



n,g,t,7.cb,.G00i^lc 



538 

Daa y acomijaSan la dicha ystoria, y el archileclura y 
pregpectiva y oroamenlo de toda la ysloria; y jualaniente 
la íigura del saat Pedro que está asenlado enzima de la 

. coruisa de la puerta de piedra blaaca, questá entre las dos 
ystorias, juntamente con el freso de niños y medallas de 
blanco y ne^^ro que pasa sobre las dichas dos ystorias y figu- 
ra de S. pedro. lodo lo qual avieado bien visto y atentamcn* 
te mirado, asi la perfeclion de la dicha obra como el valor 
de ella, en el qual valor, por estar diferentes, pedimos y 
suplicamos a V. m. fuese servido de mandar se nombrase 
UD tercero para que juatatnenle coo nosotros viese y tasase 

. la dicha obra y el valor della. lo cual ansi visto con el di* 
cho tercero, y esaminado más pariicularmente , asi la di- 
cha obra como el valor y diferencia que entre nosotros 
avia, de conformidad de todos tres, y devajo del juramen- 
to que para ello tenemos heclio y coQforme a todo nuestro 
saber y entender, sin agraviar a ninguna de las parles, 
vale toda la dicha obra, como dicho es, trecientos y ochen- 
la ducados, lo qual damos por nuestra declaración . y lo 
firmamos de nuestros nonbres. — Nicolás de vergara.— 
Iiernando dávila. — alexo de enzinas. 

Después de lo suso dicho, covurrubias, maestro ma- 
yor de las obras de la sánela yglosia de toledo, y lucas 
rruyz de rribera, escribano della, dijeron que por quaulo 
el dicho francisca de comontes no avia pintado del todo la 
figura del san pedro y la silla y parte del ornamento, que 
viésemos nos los suso dichos la dicha diferencia, y que eo 
ello viésemos lo que al dicho francisco de comentes se le 
devia quitar de toda la tasación de suso declarada, lo qual 
por nos visto, dezimos que se le deve de quitar de los di- 
chos trecientos y ochenJa ducados quarenta ducados: por 
manera que queda todo el valor de la dicha obra e pintura 



D,g,l,.9cbyGOOglC 



539 
en Iresctenlos y quareata ducados. lo qua) damos por nues: 
tra declaración, y lo fírmanios de oueslros Donbres. — Nico- 
lás de vergara. — beraando dávila. — alexo de enúnaa. 
(Árch. de la Gat. de Toledo. Leg. i." ) 



Asiento con Juan de ortega, vedriero. 

Eq Ift ciudad de tolodo, a veynte e quatro días del 
mes de junio , año del nascimienlo de nuestro saluador je- 
suchrislo de mili e quinientos e treyata e siete aQos, eo pre* 
Kocia de ral juan mudarra, notario y escriuano por las 
autoridades apostólica e ymperial y escriuano de la obra 
de la sBDCta yglesia de toledo, y de los testigos de yuso es- 
criptos, los muy rr evereodos señores don diego lopez do aya- 
la, Tieario, canónigo de la dicha santa iglesia e obrero de 
ella, y el licenciado don pedro de la poQa, abad de san Vi- 
cente , y el arcediano barlolomé de m (sic) , canónigos de 
la diclia sania yglesia e visitadores de la obra della, man- 
daron tomar e se tomó asiento e concierto con juan de or- 
le^, maestro de vedrieras e vezino de la dicha ciudad de 
toledo, de que tenga a su cargo e rriesgo de reparar e te- 
ner yoiestas commo agora están todas las vedrieras que es-- 
lán asentadas en las bueltas altas y vajas de la dicha sancta 
iglesia, con las vedrieras de las capillas de santa luzia, e 
san juan, e sant eugenio, e sanct ilyfonso, que son a cargo 
de la dicha obra, oon tas condiciones siguientes: 

primeramente , quel diclio juan de ortega aya de tener 
e teoga todas las dichas vedrieras de las dichas vueltas, al- 
tas y vajas y capillas, yniestas e bien ireparadas, por ma- . 
ñera que no se oayan; e si alguna se cayere, las aya de 
tornar a sentar e poner do la forma e manera questávan 



byGooglc 



540 

aules que se cayesen ; y sí atgun agujero en las diclias ve- 
di'ieras oviere , le aya de adovar e adove el dicho juau ile 
ortega; y por rrazon de lo susodiclio la dicha ohra le aya 
de dar e dé de salario eu cada año onze mili e dozienlos e 
ciaquenla tnrs., librados por tercios, y para seguridad ijue 
las dichas vedrieras estén yniestas e bien rreparadas, so 
pone por condicioit que anles que se ubre al dicho )uan de 
orlegu el dicho salario de cada aüb por los dichos tercios, 
nyau de ser e sean vesitadas tas dich<is vedrieras por la per- 
sona quel dicho sefior doa diego lopez mandare, para que 
se vean si eslún bien reparadas, e si fallare algiin vidrio 
lo aya de poner e ponga; e las vedrieras que de las susodi- 
chas conviniere rreparar, se lo ayan de hacer antes que 
se le libre et tercio que oviere de aver del dicho aílo. 

e con condición quo aya de poner e ponga todo el plo- 
mo y estaQo e vidrio blanco e de colores que fuere menester 
en el rreparo de las dichas vedrieras en cada año; e por 
rrazoo dello la dicha obra uo le aya de dar más mrs. de 
tos onze mili e doztenlos e cinquenla inrs. librados en cada 
un año según dicho es. saluo que para el quitar e poner 
(le los panelA de las dichas vedrieras e adobo dellas se le 
ayan de dar e den andamios e peones, según e de la ma- 
nera que se a hecho en las vedrieras que a asentado e ado- 
bado el dicho Juan de ortega en la dicha santa iglesia , y 
las cosas que fueren menester para el rreparo dellas. 

o con condición que si, por efecto de caer algún linte o^ 
boijel de las claravoyas donde estuvieren asentadas las di- 
chas vedrieras, se quebrare alguna dellas, quel dicho Juan 
de ortega no sea obligado por virtud deste diclio asiento de 
las adobar ni hacer de nuevo, salvo pagándole a noventa 
mrs. por el palmo de vidrio de colores, y de lo blanco a 
sesenta ; e a los dichos precios aya de hazer e faga otras 



.byGooglc 



541 

qualesquier vcdrieras que fueren a cargo de la dicha 
obra. 

e coa condición que, no eobargante quesle dicho asiea- 
lo se lomó e otorgó a veynle e quatro días del dicho mes 
dejuQÍo por el dicho juan de ortega, se le aya de li- 
tirar e libre enteramente el dicho salario este dicho año 
lie quinientos elreynta e siete, por quanlo el dicho juan 
de ortega , por las lomar a su rrlesgo , a labrado en el rre- 
pro de las dichas vedrieras algunos días antes desle dicho 
otorgamiento , de qué se rreconpcnsó por ello lo que le per* 
lenesció del tercio primero deste dicho presente año del 
dicho salario. 

Con tas quales dichas condiciones, e seguad e de la 
forma e manera que en ellas es declarado, el dicho juan 
de ortega tomó las dichas vedrieras que están asentadas en 
las dichas buetlas alta» y bajas de la dicha santa iglesia e 
capillas susodichas, a su cargo e rricsgo; e se obligó por su 
jwrsona e bienes muebles e rrayzea, ávidos e por aver, de 
tener e guardar e conpllr este dicho asiento, segund dicho 
■es lodo ello , sopeña del doblo, e para va1ida(;icn dello y de 
la présenle escriptura , otorgó poder couplido a las justicias 
eclesiásticas ante quien fuere presentada, ala juridiclon 
de las quales se sometió, e rrenunció su propio fuero ejuri- 
dtcion, y especialmente se sometió al juez de la obra para 
que por todo rrigor de drecho e censuras e municiones 
canónicas hagan que cunpla lodo lo susodicho tan conpli- 
damente como si sobre rrazon dello fuese dada sentencia de* 
linyUva anle el dicho juez de la obra, e fuese pasada en cosa 
juzgada e de su pediinieotoconsenti^a. sobre lo cual rrenun- 
ció todas qualesquier leyes, fueros e drcchos que para yr o 
venir contra lo susodicho sean o ser puedan; las quales ha 
por rrenunciadas tan conplidamenle cummo si aquí fuesen 



byGooglc 



549 

espec^íQeadas ; y especialmente rrenunciá la ley que díte 
qiie general rreaun^lacioQ que orne faga, que noa vala. e 
para mas firmeza de lo susodioho, el dlcbo juao de orlega 
juró en Forma e manos de mi el dicho eseríuano, de no 
contradet^ír esta dicha escritura en todo ni en parte; y el 
dicho señor don diego (opez, por virtud del poder que tiene 
de obrero , oonsentió e huvo por bien este dicho asiento e 
concierto; y que teniendo el dicho juan de ortega las di- 
chas vedrieras yoiestas e bien preparadas conforme a eate 
dicho asiento, no le serán quitadas por otra causa ni rra- 
fOQ alguna, e mandava e mandó a mi, el dicho escríua' 
no , que asiente en los libros de la dicha obra al dicho juan 
de ortega el dicho salario , e se le libre en cada año aegund 
dicho es. e para, la validación e aprovacion deste dicho 
asiento obligó lo que por virtud del dicha poder puede ser 
obligado, e otorgaron esta escriptura en la manera que di* 
cha es, o la firmaron de sus nombres, testigos, hernando 
de ayala , vecino de la dicha cíbdad de lokdo , e ginés de 
valdes, criado del dicho seBordon diego lopez de ayala. — 
Diego lopez de Ayala.— juan de ortega. — Por antemy, juan 
mudarra, notario. 

{Arcb. de la Cal. de Toledo. Registro de Eserüurat del 
año 1S36, t. 7.) 



Asiento de alonso de ortega, maestro de vedrieras. 

En la ciudad de loledo, a diez e seysdiaí del mes de 
henero, afio del nascimienlo de nuestro salvador jesucbrís- 
lo de mili e quinientos e treinta y ocho afios, en presencia 
de mi juan mudarra, notario y cscrjuanopor las autorida- 
des apostólica e ynpcrial, escriuano de la obra de la santa 



byGOOglQ 

i 



5i3 

iglesia de toledo, e de los testigos de yuso cscriptos, alón- 
30 de ortega» vecino de la dicha cibdad de toledo, maestro 
de vedríeras, hijo dejuao de ortega, defunlo, a cuyo car* 
go como maestro de vedrieras liera adobar fas vedrieras 
de la dicha sauta iglesia, dixo que por quauto por uoa es- 
eriptura quel dicho su padre avia otorgado ante mi el di- 
cho eaenuano en veynte e quatro dias del mes de juuio del 
año pasado de mili e quinientos e treynta e siete aOos, se 
obKgd al adobo de tas dichas vedrieras e tas tener a su 
cargo yniestas e bien rreparadas, con ciertas condiciones 
declaradas en el dicho asiento; e por rrazon dello se te ti* 
brava en cada aüo de salario ome mili e dozientos e tin- 
quéala mrs., librados por tercios del dicho afio. e desde el 
día quel dicho su padre murió, él ha tenido cargo de ver 
o reparar las dichas vedrieras conrorme al dicho asiento 
de obligación quel dicho juan de ortega su padre otorga, 
por tanto, por la presente escriptura el diclio alonso de or- 
tega dixo que se obligaua e obligó por su persona e bie- 
nes ávidos e por aver, de tener las dichas vedrieras decla- 
radas en ei dicho asiento, segund e de la forma e manera 
e con las condiciones e penas e sumisiones escripias en la 
dicha obligación que sobre ello el dicho au padre otorgó 
segund es dicho, porque le sean librados los dichos onie 
mili e dozientos e (inquenta mrs. en cada añu por sus ler' 
cios; los quales le han de ser librados dcsJc en preclplo des- 
le presente afio del otorgamiento desta escriptura, que se 
obligaua e obligó por la dicha su persona e bienes de te- 
ner a su rriosgo e aventura e) rreparo de las dichas vedrie- 
ras, segund es dicho e coDtionc en el dicho asiento quol 
diclko 6u padre otorgó, el qual rretificaba e rretificó, e apro- 
vaba e aprovó por tan bastaulc e Qrme como si aqui fue- 



byGooglc 



544 

ra yDCorporado de verbo ad verbo (sic), e le otorgaba e 
olorg6 segund se contiene e declara lo esoiiplo en él. e 
para la validación desta dicha escriptura rrenunctó su pro- 
pio fuero e juredicion de lego , e se sometía e sometió al 
fuero ejuredi^ion de la justicia eclesiástica, y especialmen- 
le al juez de la dicha obra, para que por lodo rrigor de 
' drecho e censuras e moniciones canónicas haga e guarde 
e conpla esta dicha escriptura . e todo lo en ella coolenido, 
tan conplidamente como sí sobre rrazoo dello obiese con- 
tendido eo juicio ante el dicho juet o fuese por éi dada 
sentencia deñnitiua, e aquella fuese por di consentida e 
pasada en cosa juzgada, sobre Ip qual rrenuació (odas e 
qualesquier leyes, fueros e drechos, asi generales como es- 
peciales, de que se pueda ayudar e aprovechar, avnque 
aqui no vayan especificadas, las quales ha por rrenunoía- 
das tan complidamenle commo si fueseo escriptas de berbo 
ad verbo (sk). e para m&a fií'meza desla presente escrip- 
tura e somelimieolo a la justicia eclesiástica, especialmen- 
te al dicho juez de la dicha obra, e rrenuncia miento de su 
propio fuero de lego, juró en forma devída de drecho, en 
manos de mf el dicho eacriuano e notario susodicho, de 
guardar e cunplir esta dicha escriptura, e de no rreelamar 
menoría ni otro drecho que le perlenesca para yr o venir 
contra esta dicha escriptura; e por defecto de nocunplalo 
suso dicho, se&aló las casas donde al presente vive, que 
son las casas que dicen del Conde de orgaz, donde sean 
yntimadas causas y fecho proceso hasta la sentencia de- 
finitiva, e lo firmó de su nonbre, siendo testigos presentes 
a lo susodicho alonso de cobarruhlas, maestro de las obras 
de la dicha santa iglesia, e juao de villaseca, clavero detla, 
e vernaldino de Ireviño, vezinos de la dicha cibdad de to- 



byGooglc 



545 
ledo. — Alonso de ortega. — [lor aule mi juao mudarra, no- 
tario. 

(irch. de la Cat. de Toledo. Registro de Escriíuras del año 
ÍSS6. í. 9. T.) 



(Diego Vázquez, platero.) 

Eo tres dias del mes de benero de mili e quíDíentos c 
Ireyota e Dueve afios di cédula que diese el diclto rrecep- 
lor a diego vazquez, platero de la dicha saDla yglesia, cin- 
co mili e ciento e ciaqueata e nueve mrs.; los quales uvo 
de aver, m® mrs. de liecliura de la corona que tiene nues- 
tra seQora en el aliar mayor, y de sej's piedras que se con- 
pro para etta, a rreal cada una dellas; y de engastar y do- 
rar ocbo piedras, xvi reales, a dos rreales cada una; y del 
hazer de la vara del pertiguero, xx rreales; y del adobo de 
una nabets, con un rreal que puso de plata, iiii rreales; y 
del adobo del plato grande dorado, vi rreales; y del adobo 
del pié de la cruz grande, queslava torcido, un rreales; y 
del adobo de una cruz pequeña y de cinquenla tachuelas 
que puso, ¡ni rreales: ques lodo los dichos cinco mili e cien- 
to e cinquenla e nueve maravedis. 

(Arch. de la Cat. de Toledo. Libro de ¡fastos del año ISSO, 
r. 74.) 



Dg,l,...cb,.GOOglC 



(Maestre Domingo (í.) 

Ed loledo, a diez e ocho dios del mes de Judío de roitl 
e quiolenlos e quarenla años, estando juotos los seBores 
(Ion pedro de la peOa, abad de san vicente, ebartoloméde 
incdlna, canónigos en la sania iglesis de totedo e vjsilado- 
les de la obra della, c don juan áluarez de loledo, maestre 
escuela, e don francisco de silua y el dolor vergara, canA* 
nigos en la dicba sánela iglesia, diputados para verla U6t- 
den e manera que ae ha de leoer en liazer las rrexas para 
la capilla mayor y otra para el coro, y páreselo por la mues< 
Ira de la rrexa de la capilla mayor que liaeiendo más ni- 
ca la obra de los rrcmales y friso y cornisas, y quitando 
iilgunas menudencios que no conrorman con U obra de lo 
Lüxo, y asi mismo en la muestra de la rrexa del choro se 
aconpaíJe y enrriquc^a de molduras y rremate y friso y 
cornisas para que cada cosa se ponga en la perñcion que 
convenga, según se poruá en los capítulos e condiciones 
que para ello se hicieren. 

Fuete dicho si las dichas dos rrexas serán mejor de me- 
tal que de hierro, dixo el dicho maestre domingo que se- 
rán muy mejores de hierro, porque lian de yr doradas y 
plateadas a fuego, y la obra que en et dicho hierro se lii- 
zíere, siendo bien labrada y de buena mano, se lerna en 
mucho, y no estando a) agua ni debaxo de tierra será per- 
petuo y no peligra de quebrar, y siempre estará linpio e 
firme; porque el metal es vidrioso, aülique más mescua se 



(1) Maestre Domiugo tie Céspedes le llama Cean Bcrmudez 
Dice. I-3I5; pero en aivgnno de «toj documenlos consta Ul ape- 



.byGooglc 



547 
heclie siempre quiebra, y dello do se puede faazer cosas lao 
Sutiles como del hierro, porque no se sufre obras de metal 
ser delgadas, por que quiebra, y eslo dixo, porque tiene 
dello esperienga por que su oQcio primero fué Iralar con el 
metal. 

Dixo el dicho maestre domingo que hará la rrexa da la 
capilla mayor de hierro, conforme a la muestra quél para 
ella mostrú, por seys mili ducados, a toda costa, dándole el 
oro y plata que fuere menester para la dorar y platear de 
fuego; y ta liará, con todas las mejorias que en la dicha 

, traca se hizieren y como en las condiciones se dirá, en 
tiempo de tres afioa. e asi mismo dixo que hará de hierro 
la rexa del choro, conforme a la muestra que para ella 
mostró, por oinco mili ducados, a toda cosía, dándole para 
la dorar e platear de fuego el oro y plata que fuere menes- 
ter, y ta hará con todas las mejoras que en la dicha traca 
se hicieren y como en las condiciones se dirá; e siendo las 

- dichas dos rrexas a su cargo, las hará en cinco aHos.— 
M." Domingo. 

(Arch. de la CaL de Toledo. Leg. 1.*) 



AiieiUo sobre la rexa del coro de lai tilla$, año 1541, 
y la fianza de su cumpUmienlo. 

Yn dei nomine, amen, sepan quantos esta carta vieren, 
como yo don diego lopez de ayala, vicario, canónigo en la 
santa iglesia de toledo y obrero de la obra della, e yo el do- 
lor don pedro de la peQa, abad de san Vicente, e yoel arce- 
diano harloloroéde medina, canónigo en la dicha santa igle- 
sia, e visitadores de la dicha obra por el 111."'° seOor cardenal 
arzobispo de toledo nuestro seQor, otorgamos c cooos^emos 



byGooglc 



Sis 

r|uc somos cooccrlados e tenemos asentado con voa', maes- 
tre domingo e Temando brabo, maealros de rrexas y vezH 
nos de la ciudnd de toledo que estays presentes, para qoc 
ayays de liazer y bagáis una rrexa de likrro y roela! para el 
choro de las sillas de la dicba sania iglesia, por el precio e 
cuantía de mrs. e cod ins condiciones y según e de la forma 
e manera que adelante se dirA, en esta guisa. 

Primeramenie, quel pilar rredoodo y balaustrado (fue 
vos el dicho maestre domingo hizisles para muestra de la 
rrexa del dicho churo, se loma para que conforme a ¿I se 
prosiga e haga la dicha rrexa, por estar desocupado de obra 
que ae pueda quebrar en ningún tiempo, con que la obra 
de metal que va sobrepuesta en el dicho pilar sea de hierro 
mn^i^o de buen rrelievo, y bien labrada la obra que allí ^ 
pusiere, de manera que no se pueda quebrar por el perjoy* 
zio que Be les espera rrescibir en ñeslas prencipales. 

Vlen, que para esta dicha rrexa se bagan loa pilares 
))equeñ03 que ban de yr entremedios de los pilares gran- 
des, conforme al bolauslre pcqueRo que Villalpando hin> 
pnra muesira de la dicha rrexa, con que la obra que tiene 
se mude lo baxo en oirá ¡aborde buena ordeuanca, que no 
se quiebre, por ser en la entrada del dicho choro; y asi 
mismo en el cuello alto se adeignze la obra de molduras, 
queslé más desenvuelta, poique haze gran cabera al dicho 
balaustre. 

Ylen, que la dicha rrexa ha de Deuar siete pilares en el 
rr I? pnrli miento de toda ella, conforme al dicho pilar gran- 
de t|ue vos el dicho maestre domingo hizisteis; y lodos los 
otros balaustres pequeños que fueren menester eo la dicha 
rrexa, conforme al rrepartimicnlo que de uno a otro fuere 
menester, se han de bazer por la hórden del dicho pilar pe- 
ijtiefio quel dicho Villalpando hizo, con las enmiendas suso- 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



549 
(Itclias, con que las molduras que llevaren los diclios pila- 
res pequeños agracien e aconpaAcn a la obra del pilar 
grande. 

YleD, a de Ileuar la dicha rrexa un banco labrado de 
hierro con la basa 'de' metal y balaustres y pedestales ea 
que asientan los dichos pilares grandes y pequeños, que 
tenga de alio tres pies, poco más o menos, labrado de bue* 
na ordenonga de molduras y balaustres que conforme con 
los pitares altos, y en los pedestales labradas sus (¡guras de 
medio rrelievo en hierro o metal, como se pidieren. 

Yten, ha de licuar esta dicha rrexa dos puertas en el 
lugar que agora están labradas, de la niesma labor y obra 
que el cuerpo principal de la dicha rexa, con la perfieiou 
y ornato <]uc les conviene, con su cerradura y dos llaues. 

Yten, ha de Ileuar esta dicha rrexa en lo altOp encima 
deslos pilares y puertas, su alquitrabe, Triso, cornisa y pi- 
l&strones^ con sus rresaltes del tamafio y alto que lo dispu- 
siere el rremate c cornisa de jaspe en que acaban las sillas 
altas que agora se hazen, labrado de muy buenas moldu- 
ras, labrados con dos hazes en hierro ma^igo y do de cha- 
pa, muy bien ensaoblado en cada cosa, y en las molduras , 
algunas hojas y lengüetas a trechos, y en los planos venta* 
nicas labradas de cincel, lodo de buena gracia; y el friso a 
de ser rrico de tondos, medallas, armas, medias figuras y 
brutesco, todo de buena ordenanga y trasparente, labra- 
do a dos hazes; y esto se podrá hazer de metal y hierro 
de la con postura que los maestros quisieren, con que la 
obra de metal y hierro que se hiziere sea maciga y de lal 
manera que conpuesta no se pueda quebrar. 

Yten, ha de llenar la dicha rrexa encima de los pilares 
grandes un rremate de candelero de hierro del alto que 
convenga, conforme a los pilares, labrado de talla y mol- 



byGooglc 



550 
-duras en rrcdondo, con que comience por lo baxoen qua- 
(Irado con la coaposttira de buena ordenanza, nsi en lo 
macijjo como en lo sobrepuesto , que non se pueda que* 
brar. 

Yteo, que lodos los iremates de la dicha rrexa ban-de 
ser de la borden e rrepartimieDlo que conforme al ancbo y 
alio se rrequiere para la buena borden y acoopaQamíeDlo 
de la dicha rrexa, lo qual ba de ser labrado rrico de bierro 
y melal con las molduras y armas y medias figuras y bru- 
leseo que mejor convenga, baziendo al tamaSo modelos a 
contento de tos señores obrero e visitadores e maestro de la 
dicba obra, labrado lodo a dos liazes, coa tanto que las 
molduras que el dicho iremate ovlere de aver sean de hier- 
ro, porque serán mas seguras de quebrar que de metal, 
todo ello por sus piezas de hierro ma^i^o, bien ensanblado 
en cada cosa como se rrequiere; y las armas e figuras an 
de ser las que tos dichos señores quisieren e dieren por 
memoria. 

La qual dicha obra de la dicha rrexa han de dar t«i 
dichos maestre domingo e bernando brabo muy bien be- 
cha y acabada y asentada, segund e de la manera que en 
estos capítulos va declarado con la perñcion que eti cada 
cosa conviene y fuere menester, desde oy dia del «lorga- 
mienlo desta presente escriplura en dos años y medio si- 
guientes, por precio e quanlia de seys mili ducados, que 
suman y montan dos quentos e dozieulos y cinqucnla mili 
mrs. y la han de dar hecha y acabada en toda perñcion para 
ae poder dorar y plalear a fuego, y asentada dentro del di- 
cho término, a vista e contentamiento de maestros que do- 
lió sepan, para que vean si la dicba rrexa queda bien e 
perfectameole acabada conforme a las dichas condiciones a 
muestra e modelos, sin les dar más mrs. de lo suso dicho, 



.byGooglc 



551 

ny otra cosa alguna, ecepto que al lienpo üel asentar Je 
U diclia rréxa se les dé madera para los andamios. 

Ylen, con cODdicion que la paga de los dichos seys 
mili ducados que se da por la dicha rrexa sean los mili du- 
cados luego en comencando de lia^er, y los cinco mili du- 
cados rrestaules pagados de quinientos en quinientos duca* 
dos como fueren labrando en la diclia rrexa; y que al lien- 
po que se ovieren de librar los quinientos ducados de cada 
paga se vesíte la dicha obra por el obrero e maestro de las 
obras de la dicha sania iglesia para que vean si lo que líe- 
Dea labrado los dichos maestros han moolado tosmrs. que 
les han sido librados para hazer la dicba rrexa, e asi sub- 
eesihetneote les han de librar basta cunplimiento de los di- 
chos aeys mili ducados; por manera que, acabada de hazer 
e asentar la dicha rrexa, siguan, e de la forma e manera e 
con las condiciones que dicha es se les acaben de pagar los 
dichos seys mili ducados. 

Ylen, con condición que los dichos maestre domingo e 
hernando brabo sean obligados a rrescebire rresciban el 
balaustre pequeño quel dicho villalpando hizo e se lomó 
para muestra de los pilares pequefios de la dicha rrexa , e 
paguen por él el precio eo que fué lasado y le fué pagado 
^e los mrs. de la dicha obra, que fué treynta e cinco duca* 
dos: los quales se descuenten a los dichos maestros del pre- 
cio ya dicho de los dichos seys mili ducados. 

Yten, con condÍf;ion que sean obligados los dichos maes- 
tros de dar ñangas llanas e abonadas en cuantía de tre- 
ziantosesetentae cinco mili mrs., para seguridad de la di- 
cha obra, de vezinos de la dicha (iudad de toledo, a con- 
tentamiento del obrero de la dicha santa yglesia. 

CoD las qnales dichas condiciones , e segund c de la 
forma e manera que de suso se contiene, dos tos dichos 



byGooglc 



552 
obrero c vt<iÍLniIore<i, por virtud de la facultad que de su 
8." Yll.'"* tenemos, ditmos a vos los susodichos maestre do- 
mingo e bernando brabo hazer la rreja del choro de las si- 
llas de la dicha sania yglesia; e obligamos los propios y 
rreatas que la dicha obrA tiene, asi espirituales como leo* 
porales, ávidos e por aver, para que cunpllendo vos los 
susodichos maestre domingo e Iternando brabo lodo lo con- 
leoido en esta escriptura, según dicho es, vos serán dados 
e pagados por la hechura de la dicha rrexa los dichos sejrs 
mitl ducados a las dichos planos, e por que lo tememos e 
guardaremos e cuopliremos todo lo suso dicho, e que no 
yremos ni vernemos contra ello en lienpo alguno, ni por 
ninguna via ni manera quc.sea, obligamos los dichos pro- 
pios e rrentas que la dicha obra tiene, asi espirituales como 
remporales, ávidos e por aver, e damos poder cuoplido a 
las justicias eclesiásticas ante quien esta carta fuere pre- 
sentada e della pedido cunplimiADto de justicia, para que 
por todo rigor de drecho exeoutibo e censuras e municio- 
nes canónicas en drecho premisas, hagan que guardemos 
e ciinplamos e pagaremos todo lo susodicho, segund e de 
la forma e manera que se contiene e declara en esta pre- 
sente escriptura. e nos los dichos domingo e heruando bra- 
bo otorgamos e conosgemos por esta presente carta, junta- 
mente de mancomún a boz de uno, e cnda uno por si e por 
el todo, r^enunciando como rrenunciamos la ley deduobus 
Rex deveodi, e la autentica presente de fidejusoribus. y 
todas las otras leyes que son e fabisn en rrazon de los que 
se obligan de mancomún , que rrescibimos la presente es- 
criptura de obligación que vos los susodichos señores obre- 
ro e visitadores de la dicha santa iglesia nos aveys hecho e 
liazeis para que hagamos la rrexa del choro de las sillas da 
la dicha santa iglesia en el precio e cuantía de mrs., ese- 



.byGooglc 



gun e de la Torma e manera que se contiene e declara en 
iaa condiciones susodichas, que nos obligamos por los dichos 
nueslros tÑenes juntameníe de mancomún, e cada uno por 
si e por el todo, según dicho es, de hazer e que haremos la 
dicha rrexa para el dicho coro por el dicho precio de los dir 
ehos seys mili ducados, dentro, de dos años y medio prime- 
ros siguientes, que corren e se cuentan desde oy día del 
otorgamiento desta esoriptura, segund e de la forma e ma* 
ñera que se contiene e declara en las dichas condiciones; 
sopeña que si al dicho tienpo e término no cunpliéremos lo 
suso dicho, quel dicho seflor don diego lopez de ayala, 
obrero, pueda mandar hazer e se haga lo que se rrestare 
por Itazer de ta dicha rrexa a nuestra costa; e por todos los 
mrs. que costare demás de loa mrs. que se nosrrestaren de* 
viendo de los dichoáseys mil! duendos, podamos ser execu- 
tados solamente por el dicho e declaración del dicho seSor 
don diego lopez de ayala, syn otro abto ni diligencia algu- 
na, e para que temernos e guardaremos e cuopliremos e 
pagaremos todo to suso dicho, segund e de ta forma e ma- 
ñera suso dicha , obligamos las dichas nuestras personas e 
bienes muebles e rrayzes, ávidos e por aver, e por esta pre- 
sente carta damos poder cunplido a todas tas justicias ecle- 
syústicas deste argobíspado de toledo ante quien esta carta 
paresciere e fuere de ella pedido cunpümiento de justicia, 
B las quales e a cada una dellas nos sometemos con las di- 
chas nuestras personas « bienes, e rrenunciamos nuestro 
fuero e jurídicion de legos para que por todo rrigor de dre- 
choexeGutivo,e censurase municiones en drecho premisas, 
hagftn e manden Itazer todo aquello que lugar aya, hasta 
(anlo que ayamos cuoplido e pagado lodo lo suso dicho tan 
eolera e cunplidameote como sy sobre rrazon de lo suso 
dicho oviesemos contendido ante qualquier de las dichas 
Tomo LV. 35 



byGooglc 



551 

justicias, e fuese por ella dada senlencia difiDitiva, e aque- 
lla fuese por dos coasentida e pasada ea cosa juzgada e por 
Qoa couseotida. sobre loqual rrenuDOiamos todas e quales- 
quiur leyes, fueros e derechos, ansy especiales como gene* 
rales, de que nos podamos ayudar e aprovechar, lao eole* 
rameóte como sy en la présenle escriplura fuesen insertas 
e yocorporadas de berbo ad berbum. e para la validación 
Je lo fiuso dicho, e saneamiento a las dichas justicias ecle- 
siúslicas, e rrenunciamiento de su propio fuero e juridícion 
de legos, los dictios maestre domingo e bernando bravo ju- 
raron en forma de drecho en -manos de mi, juau mudarra, 
escriuano e notorio apostólico, escriuano de la dicha obra, 
segund que en el tal caso se rrequiere, de guardar e que 
guardarán e conplirán todo lo suso dicho syn pleito alguno, 
e |M)r defecto dello, señalaron las ca»is de sus moradas, 
donde les sesn notificadas cartas e ablos fasta la sentencia 
difinitiva e tasación de costas, sy las oviere. e otorgaron 
dos escripturas de un tenor, para cada una de las parles ta 
suya, tan bastantes e firmes como para ello convenga e 
sea nescesario: que fué fecha e otorgada esta carta en la 
cibdad de totedo, estando en la sala del cabildo de la dicha 
sania yglesia, en diez diasdel mes de otubre, aüodelns»- 
cintiento de nuestro salvador jhesuchrislo de mili e qui- 
nientos e quarenta e un afios. testigos que fueron presen- 
tes a lodo lo suso dicho. llamados c rrogados: el canónigo 
pedro navarro, camarero del dicho ylimo sefior cardenal 
arcobispo de loledo; e alooso de covarrubias, maestro de 
las obras de ia dicha sairta yglesia; diego lopez de ayala; 
el abad de san bicenle; bartbolomé de medina, canóoigo 
de loledo; maestre domingo; femando brabo. — e yo jtran 
mudarra, escrivano e notario apostólico suso diobo, presen- 
te fuy en uno con los dichos testigos a todo lo suso dicho, 



.byGooglc 



555 ^ 
e de rruego e petlimento de los dictios otorgantes, a los 
ijuales coDozco e doy fee que son los mismos que en el re- 
gistro desta carta SrmaroD sus ooobres, la présenle escrip- 
tura hize e tine escreuir. e por ende hize aquí esle mió 
ñgao •}■ ea testimonio de verdad.— juaa mudarra. 

Sepao quaotofl esta caria de ob)iga{;ion viereo, como 
yo, pedro de la capilla, mercader de hierro, e andres sime- 
Des, carpintero, e audres garcía, cerrajero, vezioos de la 
eibdad de loledo, lodos tres juntamente de mancomún a 
voz de UDO e cada uno por el todo, rrenunciando como rre- 
nuDciamos la ley de duobus rrex debeadi, e la auléutica 
presentí de fidejusoribus, e todas las oirás leyes que son e 
hablan en rrazoD de los que se obligan demaocomuD, nos 
obligamos por nuestras personas e bienes muebles e rray- 
zes, ávidos e por aver, por fiadores e principales pagadores 
junlamente e cada uno por el lodo, segund dicho es, do 
maestre domingo e liernando brabo, su yerno, maestros de 
rrexas e vezinos de la dicha eibdad de toledo, en conlia de 
trezienios e setenta e $Ídco mili mrs. quel dicho maestra 
domingo e femando brabo, su yerno, harán una rrexa de 
hierro e metal para el choro de las syltas de la sania ygle* 
sia de loledo según e de la forma e manera e con las con- 
diciones e declaraciones e penas e posturas escripias en el 
aayeoto e obligación qtie los dichos maestre domingo e her- 
nando bravo bizíeron e otorgaron e están obligados a lia- 
ser la dicha rrexa : todo ello sopeña del doblo e costas; e la 
dioba pena pagada o non, que todavía daremos e pagare- 
mos el dicho debdo principal, e para lo ansy tener e guar- 
dar e conplir e pagar de la forma e manera que de suso so 
contiene, obligamos las dichas nuestras personas e bienes 
muebles e rrayzes, ávidos e por aver. e por esta presente 



byGooglc 



556 

caria damos e otorgamos lodo poder cooplido a todas las 
justicias eclesiáalicas desle arcobispado de loledo ante 
quien csla carta paresciere e della fuere pedido cooplimíeu* 
lo de justicia, a tas quales e a cada una dellaa dos some* 
temos con las diclias nuestras personas e bienes, errcoun- 
ciamos nuestro propio fuero e jifridiciun de legos para que, 
por lodo rrigor do dreclio executivo e censuras e municio- 
nes canónicas en drecl)D premisas, hagan e manden fa- 
zer en las dichas nuestras personas e bienes lodo lo que 
tugar aya de dreclio, fasta tanto que ayamos conplido e 
pagado todo lo suso diclio tan entera e conplidameote como 
sy sobre rrasou de lo suso dicho oviesemos contendido en 
juyzlo ante qualquier de las dichas justicias eciesiiUslicas, e 
fuese por ella dada sentencia defínitiva e aquella fuese por 
nos consentida e pasada en cosa juzgada, sobre lo qual rre- 
nunciumos todas e qualesquier leyes, fueros e drechos, asy 
especiales como generales, de que en la presente escriplura 
nos podamos ayudar e aprovechar, tan entera e couplida- 
mcule como sy en ella fuesen ynscrtas e yncorporadas de 
berbo ad verbum, n la ley en que diz qoe general rrcDun* 
ciacion que orne haga que no vala. e para la fuerza de lo 
Euso dicho c sometimiento a las dichas justicias eclesiásticas 
e rrenunciamicntodel dicbo fuero e juridicion de legos, ju- 
ramos en forma de drecho en manos del escriuano e nota- 
rio yuso escrlplo, segund que en el tal caso se rrequiere, 
de guardar e conplir e pagar lodo lo que suso dicho es. e 
por defecto syno lo cu nptiéremos , seBalamoa las casas de 
nuestras moradas, don-de nos sean DOtiíicadas cartas, abtos, 
e beciios procesos hasta la sentencia difínitiva e tasación de 
costas, sy las y oviere. en testimonio de lo qual otorgamos 
la [jresenle carta de obligación en la manera que dicha 
es, ante el cscrívano e notario c testigos de yuso cscriptos: 



n,g,t,7.cbyG00glc 



557 
(]ue fue fecha e otorgada en ta dicha cibdad de loledo, es- 
tando en la dicha sania yglesia, en Ireze diaa del raes de 
otubre, afio del nascimieoto de Duestro salvador ihesucrislo 
de milt e quicientos e ({uareDla e un afios. testigos que fue- 
roa presentes e vieron firmar sus nonbres a loa dichos otor- 
gantes: aloDso de covarruvias, maestro de las obras de la 
dicba santa yglesia, e bernaldino de Ireuiüo, vezloos déla 
dicha oibdad de loledo, e alonso fiorez, vezíno de salaman- 
ca, e porque et dicho andrés garcia qo sabia firmar, rrogó 
al dicho alonso de covarrubias lo firmase por él, el qual lo 
firmó por testigo, alonso de covarruvias. pedro de ta capilla, 
andrés ximenez. e yo juan hiudarra, escriuano e DOlario 
público por tas autoridades apostólica e ymperial, escriua- 
no de la obra de ta sania yglesía de toledo, presente fuy 
en uno con los dichos testigos al otorgamiento desta escrip- 
tura, e áe rruego c pedimienlo de los dichos otorgantes, a 
ios quales cOQosco e doy fee que soQ tos mismos que en el 
rregistro desta caria firmaron sus nonbres, la escríptura 
presente fize e fize escr-tvir, segund que ante mi se olorgó. 
e por ende hice aquí este mío signo f en testimonio de ver- 
da d.-^juan mudarra. 

(A.rch. de la Cat. de Toledo- Lcg. 1.') 



byGooglc 



558 

Obligación que kÍJÍeron maestre Domingo t hematiio 

braba, su yerno, a la obra de la santa ygltsía de íoieáo, 

de hazer una rrexa para el coro de las sillas. 

Sepan guantos esta caria vieren, como yo maestre Do< 
mingo e yo heroando brat>o, au yeroo, maestros de hazer 
rrexai>, vezinos do la cibdad de toledo,- otorgamos: que por 
({uanto nosotros estamos obligados a la obra de li sania 
yglesia de toledo e a los seilores obrero e visitadores de la 
dicha obra de hazer una rrexa para e! coro de las sillas 
de la dicha santa ygicsia de toledo, de bierro e de metal de 
broDze, con ciertas condiciones, de cierta forma e talla e 
manera, por precio de seys mili ducados de oro, e de la 
dar hecha e acabada dentro de dos aDos e medio que co- 
menc^aron a doze dias deste presente mes de otubre de la 
fecha desta caria, según se contiene en la oUigacion que 
bizimos e otorgamos ante Juan mudarra, notario escrivaoo 
de la dicha obra, a laqual nos rreferimos; por ende, otor- 
gamos e conocemos que nos obligamos de hazer e acabar 
la dicha rrexa bien hecha e acabada en pcr6(;Íon, a nues- 
tra costa e misión, dentro del dicho término, por el dicho 
precio de los dichos seys mili ducados, a pagar a los plazos 
e segund se contiene en la dicha obliga^ioo que asi Ihene- 
mo3 hecba. e sy no hízieremos e acabaremos la dicha rre* 
xa en el dicho tienpo, quel dicho sefior obrero de la dicha 
obra, o otra qualquier persona en noobre della, pueda dar 
e dé a bazer la dicha rrexa o qualquier cosa que della 
quedare e faltare por hazer, e otra qualquier persona o per- 
sonas quel dicho señor obrero quisiere e por bien loviere; e 
nosotros seamos obligados e nos obligamos de pagar todo lo 
que costare hazer la dicha rrexa o qualquier c(»a della 



byGooglc 



559 
que quedare por hozer, e más quulquier cosía e daOo e jo- 
lerese que la diclu obra de la dicha sania yglesia de lole- 
do hiñese e se le rrecreciere pw rrazoo de lo que dicho es 
en quatquier mauera; e por todo nos pueda ser hecha ese- 
cucioD eo Duealras persoaas c bieses, por la declaraciou e 
liedimienlo del dicho seBor obrero, sin otra yafurmacioD ni 
diligencia ninguna, para lo qual lodo que dicho ea asi the- 
ner e guardar e cunplir e pagar e aver por firme, obliga- 
mos a tíos mismos e a todos nuestros bienes ávidos e por 
aver, de mancomún, a voz de uno e cada uno de nos e de 
noeatroB bieDes por si e por el lodo, rrenunciando eomo 
rreQunoiamos la ley de duobus rrex debendi. e la aulenli-; 
ca preseseoli, e todas las otras leyes, fueros e derechos que 
babiao en rrazon de los que se obligan de mancoinua. e 
'por estb presente carta rrogamos e pedimos e damos po- 
der cunplido a qualesquier justicias de la corte de sus nía* 
gestades e desta dicha cibdad de toledo, e de otra qual- 
quier parle e logar, anle quien esta carta pareciere e fue- 
re pedido cunplimienlo e exeoucion de lo en ella contenido, 
a la juridicion de laa quales dichas justicias e de cada una 
de ellas nos sometemos, e rrenunciamos nuestro pi'opio fue- 
ro e juridicion e domi^jilio, e la ley si convenerit de jurisdi- 
eiooe, que nos coBtriogan e apremien por lodo rremedio e 
rrigor de derecho a lo asi thener e guardar e cunplir e pa- 
gar, e que bagan e manden bazer entrega eexecucion en 
Doa mismos e en los dichos nueslros bienes, e los vendan e 
rremaleo, e de loa mrs. que valieren entreguen e hagan 
pago cuoplido a quien por la dicha obra lo ovierc de aver, 
de lodo quanto dicho es e en esta carta se contiene, e de 
todas quantas costas e dafios sobrello biziere e rrecíbiero 
en qualquíer manera; bien asi como si sobre ello sentencia 
difioittva fuese dada conlra nos e por nos consentida e pa- 



byGooglc 



560 
sada en cosa juzgada, e dada a ealregar sin que dos sea da> 
' do ni otorgado plazo alguno de fuero ni de derecho, e rre- 
Duuciamos en esta rrazon todas e quatesquier leyes. Tueros e 
derechos e privillejos de esen^íonesque en nuestro favor son 
o sean, o ser puedan, para yr o venir contra )d eo esta caria 
oonlhenido, que nos non valan. e otrosí rreBunciamoa en 
esta rrazon la ley e derecho en que dize que general rre- 
nuD{Ía(iOD de leyes hecha no vala'. en testimonio de lo qnat 
otorgamos esta carta antel escrivano público e tesUgos de 
yuso escriplos, que fué hecha e otorgada en la dicha eil)- 
dad de toledo, a veynte dias del mes de otubre dd afio de 
nascimienlo de nuestro salvador ihesu chrislo de mili e qui* 
nienlos e quarenta e un aflos. testigos que fueron presentes: 
alonso de ¿vila, e luis sanchez, e pedro de alcot^, Teei" 
nosdeloledo. — maestre domingo. — heniando brabo'. — eyo* 
pero sanchez de las cventas, escriuano público de) ti'Amero 
de la dicha cibdad de toledo, de otorgamiento de los dichos 
maestre domingo e hernando brabo, que en mi registro 
firmaron sus nonbres, esta carta fizo escrivir, segnnd que 
ante mi pasó: e por ende fize aquí este mí signo que es 
a tal t en testimonio de verdad. — pero sanchez, eserívano 
público. 

(Arch. de la Cat. de Toledo. Leg. *.*) 



Asiento con maestre domingo, sobre tas puertas de hierro 
que a de poner en ia puerla del sagrario, año 1559. 

Las condiciones eomo se a de hazer las dos medias 
puertas que heran de la rrexa del coro del altar mayor, y 
se an de poner en las puertas del sagrario, son las si- 
guientes : 



Dg,l,...cb,.GOOglC 



561 

PnmerameQle, acabar da guaroecer la una puerta lo 
que falta delta, y luego liazer los pelones que fallan en las 
v«rxas y las dichas ventas; limar de nuevo lodo lo que 
fuere menester en tas dichas verxas altos y vejas, y qiii- 
xios y largueriis, y trabiesas de las dichas puertas; y 
para quel eataBo vaya bien asentado, se ha de limar lodo 
k) viexo, y limpio lornallo a estafiar de hoja; y tenga en 
grueso dos hojas una sobre otra, o lo más que fuere me- 
nester, para que quede muy bien estañado y bruñido 
y en toda perridon, dejando para dorado de mate las ba- 
Ms y capiteles y nudos y molduras que tiene la dicha 
rreja. 

Yten, que en las trabiesas desde lo baxo a lo alto don- 
de vienen los frisos viejos, ha de preparar y aderezar y limar 
todas las molduras que para el estañado fueren menester; 
y acabado esto, to ha de eslañar de la manera suso dicha. 
y asi mismo que las basas y capiteles y nudos , pues lia de 
entrar en el fuego, queden limpios y rreparados para se po- 
der dorar de oro de mate. 

Yten^ que estas medias puertas las ha de clavar con to- 
das las fuerzas que fueren menester para tas dexar asenta- 
das en la puerta del sagrario por la parte de fuera, con sus 
lexuetos y quicialeras^ faciendo uo cerroxo y cerradura 
muy buena y como convenga, conforme a la disposioion 
de las dichas puertas, y con dos llaves, y asimismo en lo 
alto de tos dichas dos medías puertas dexe las respon- 
siooes en que se clave algunas piezas del coronamiento que 
se puedan aprovechar; y todos los otros frisos los ha de de- 
xar clavados y aderecados para que se puedan dorar. 

Lo qual todo el dicho maestre domingo lo ha de dexar 
liecbo y acabado en toda perficion , a contento del S. cape* 
Itan mayor y de alonso de cobarrubias, maestro mayor de 



byGooglc 



563- 

oliras, porprecioy quantia de ciea ducados, y loludeco* 
me»7^r desde luego que le dieren la primera paga de Ireyota 
ducados; y los mrs. restantes, como Tuere labrando, asi le 
vayan pagando fasta cumplimiento de los dichos cien du- 
endos, dexándolas asentadas como dicho es: coa que la 
ohra, demás del dicho precio, le dé los andamíus hechos y 
los peones de la obra para que con su gente les ayuden a 
traer y sentar, lo qual ha de hazer y asentar desde el día de 
la primera paga en dos meses primeros siguientes . — alonso 
Je covarruhias. — maestre domingo. 
(\rch. de la Cat. de Toledo. Le¡r. 1.* ) 



Petición para su S.* YH.". de maestre Dominga , «olvf /• 
rrexa desta S. " yglesia. 

, Yll.^o y Re.»" S. 

Tenga entendido V.S. Yil."* es tan grande el dafioque 
tengo rrecibido por no se dar ¿rden en desagraviarme, 
que no puedo salir de quexa si V.S. R.^^no lo rremedia 
como sefior piadoso; por que yo hize, más y allende de lo 
que era obligado a poner en la rrexa , el vaneo sobre que 
va cimentada, y asi mismo en lo de arriba el orden de me- 
dallas que V. S. tiene visto, demás de ser en si toda la la- 
bor hecha a tanta costa, que en polimiento y provecho y 
extraneza excede por lodo extremo a todo lo que se ha vic- 
to en nuestros lienpos en los rreynos de su megestad y es 
los extrafios. to qual todo fué a tanta costa mía, por deco- 
rar este sanctisimo templo, que gasté. en la obra quanlo 
gané en mi mocedad, y devo gran soma de mrs. porque 
csloy empe&ado. A V. S. Yll."* suplico lo mande ver; y 



.byGooglc 



563 

descflnlando lo que rrccibído tengo , y mandado tasar , pro-^ 
vea como yo no muera con lanía pobrera y la muger y los 
hijos eo el Ho^ilal. 

Ea ana noU inierta en la espalda de «te documento se dice: 
Vista esla pelicioo, que fué cometida por su S.* Yll."* 
al su obrero y vililadores de la obra de la su S.** iglesia de 
Toledo diego lopez de ayala y don francisco de Silvas 
dixeron que a maestre domingo y a su ierno brabo, rreje- 
ros, se les di6 hazer la rrexa del clioro de sillas de la dicba 
iglesia, y fué concertada la dicha rreja a toda cosía en seys 
mili y dozienios ducados; los quaics se obligaron de la ha- 
ser por el dicho precio, y conforme a las condiciones de- 
claradas en la obligación la labraron, y por lo que aSadie* 
'_ roo más en el ancbo de la dicha rrexa se les dio y pagó míis 
áocientos ducados , de más de los dichos seys mili e dozien- 
tos ducados. — Juan mudarra, escriuano. 
(Arch. de la Cat. de Toledo. Leg. 1 .<> > 



Yll."« seBor. 

Moeslre domingo, rrexero, vezino de esta cibdad. 
digo que por otras peticiones he suplicado a vra . S.* Re.™ 
fuese servido de mandar que el agravio e dafio que rrec»- 
bi en la rrexa que hize para el coro de vra. sánela yglesia 
me fuese satisfecho, porque demás de roi trabajo perdí en 
ella mi hazienda y ove de vender mi casa y eredad para 
eunplír la pérdida, y vuestra S/ lo remitid al obrero y ve- 
sitadores de vuestra santa yglesia, los quates aviéndome 
de satisfacer la dicha pérdida, dieron cierla rrespaesta di- 
ziendo que me pagaron lo que se ygualó y no tratan ni sa- 



byGooglc 



564 

tisfueen loque miía valla, ni tanpoco dizen como al lienpo 
que la dicha obra se ygualó quedaron comigo que yo fia- 
via de haxer la otra rreja, y que otro maestro no entraría 
a tiazer rrexas en la dicha santa yglesia sino yo, lo qutl 
conmigo no se cutiplíó. porque suplico a vra.- S.* mande 
que la dicha obra se lase por oGciale?, o me satisfagan tai 
trabajo e pérdida, en la qual vuestra sefiorla administra- 
rá justicia e yo rrecebiré merced. 

Este documento no tiene fecha oí tb firmado por d recurmite . 
(Arch. de la Cat. de Toledo. Leg. i.') 



Contrato entre la Obra y maese domingo, rregero, aflo 
de 1563. 

En la muy noble ciudad de toledo, catorzedias del mes 
de dizienbre, año det nascimiento de nuestro salvador Je- 
sucristo de mili e quinientos e sesenta e Ires años, este día, 
en presencia de mi el escrivano público y testigos de yuso 
rscriplos, páreselo presente maestre domingo, rrejero, ve- 
zino de la dicha ciudad de toledo, e dixo: que por quanto 
tí hizo las rrexQS del coro de sitias de la santa yglesia de 
toledo por cierto prescio de que él cslA pagado, y en la di- 
cha obra él dezia aver perdido cantidad de maravedís , y 
en rrefacion de lo que ansi él pudo perder, e atento que él 
es pobre, a sido mandado por el muy Yll." señor don go- 
mez (ello girón, |)or autoridad apostólica governador e ge- 
neral administrador en lo espiritual y tenporal en la sania 
yglesia e arzobispado de toledo, consultado con el obrero de 
la dicha santa yglesia , que se le den quínze mil mrs. por 
una vez en dineros, e más en cada un día de los dias e 
vida del dicho maestre domingo, ansi días de trabajo como 



byGooglc 



565 
domiogos e fiestu» dos rreales de piala castellanofl pura 
ayuda a su susleotacíon e alimentos, los quales dichos quin* 
^ mili maravedís le fueron librados por el ilustre seüor 
doQ rrodrigo zapata, capellao mayor e cauónigo de la 
saola yglesia úo loledo, que preside por el obrero, en pe- 
dro yafiez, rreceptor de la dicha obra, por tanto otorgó 
que coo los dichos quioze mil mrs. que an» le fueron li- 
brados, e con los dichos dos rreales que se le dan e ao de 
dar en cada un dia de los dichos sus diase vida, que co- 
mencó a corrrer desde el dia que lo suso dicho se coocer- 
tót que fué a nueve días desle presente mes de dizienbre 
desle presente año de mili e quioientos e sesenta e tres 
aOos, se contenta por todas las dichas rrexas del dicho coro 
de sillas e por lo que en ellas perdió, e tiene por entera 
rrefacioD los dichos quioze mili niaravedjs y ios dichos dos 
rreales que asi se le han de dar en cada dia de sus dias e 
vida, dava e dio por libre a la dicha obra de la dicha per* 
dida e agravio que.ansi rrescibió, e se obligó de do pedir 
otra rrefscion ni otra cosa alguna acerca dello en tieopo al- 
guno ai por alguna manera , él ni sus herederos é suceso- 
res después del, ni otra persona alguna por él, e de sacar n 
psE e a salvo a la dicha obra de qualquier pleito que sobre 
ello le fuere movido, sopeña de caer e yncurrir e dar e pa- 
gar en pena a la dicha obra mili ducados de oro e de justo 
peso. ela dicha pena pagada o no, que lodavia tenga, guar- 
de e cuDpla esta escriplura e lo en ella contenido en la ma- 
nera que dicha es. e para ello obligó su persona e bienes, 
ávidos e por avcr, e dio poder cunplído a qualesquicr jus- 
ticias e jueces de su magesfad , de qualesquier parles que 
sean, ante quien esta carta parescieret a cuya jurisdiciun 
se sometió, e rreounció bu propio fuero, juridicion e do- 
micilio, e la leí sid conveneríd de juredicione, para que 



byGooglc 



566 

{)or todo rrigar del dereclio e vía execulivale conpetan e 
-apremie» a lo asi cunplir e pagar con costas , como si aü 
fuese seDlenciado por juez ccnpeteole cod coaocimienlo do 
causa, e la sentencia por él couseutida e pasada eo con 
juzgada, e rrenunció todas e qualesquier leyes, fueros e de- 
rechos, plazos e traslados, e otras cosas que en su foror 
seao, y especialmente rrenunció a la ley e dereciio en que 
diz que general rreDunciacioo do vala. testigos que fueren 
presentes: johan de CanpuzaDO, coolador mayor de la di- 
cha dinidad, e juao bautista de Céspedes, e gabriel de 
aliCDza, veziuos de toledo. e lo firmó de su noubre el dicho 
otorgante eo el rregistro desta carta, al qual el presente es- 
crivanodoy fee que conozco. — maeaeDomiogo.— B yojuan 
Sánchez de Canales, escrívano de su magestad, e escriva* 
no público del número de la dicha ciudad de loledo, pre- 
sente fuy a lo que diüho es, con los dichos testigos, e de 
■otorgamiento del dicho maese Domingo esta carta fize es- 
crebir: e por ende Gze aquí esle mi signo f en leslimonio 
de verdad. — juau saochez, escrivaao público. 
(Arcb. de la Cal. de Toledo, leg. 1.*) 



Mer^d que hizo el muy ill." Sr, Gouernador a la mti' 

jer y hijos de maestre Domingo, rrexero, en el afta 

de 1565. 

Muy yll.* Señor. 



Ana de lorremocha, biuda, vezina de loledo, muger 
de maestre domingo, rrexero, difunlo, beso a vuestra yll.* 
señoría los pies, la pobre^ja y gran oegesidad que yo y mis 
hijos padecemos, me hace, señor, a vuestra seüoria ynpor^ 



byGooglc 



567 
tiiDs; ui suplico por amor de Dueslro señor sea üescarga- 
ÓA la eon(ftn(ia del ánima de mi marido de mueliss deu- 
das que dejó, y mande seamos yo y mis hijos socorridos 
para podernos sustentar, pues lanío tienpo el dicho mi ma- 
rido siruió a la yglesia y perili¿ en ella su hacienda: que 
estando a la hora de la muerte dijo que para el paso en quo 
estaua-que le era la obra de la yglesia de toledo la mitad 
de la rreja que hi(o para el coro menor a cargo, y que tres 
mili ducados le dovia. Iiumilmenle torno a suplicar a vues- 
tra señoría, pues nuestro sefior le trujo para deshacer agra- 
vios y ha^er limosnas, seamos raborcf^lJos, que es eslretna 
la necesidad que se padece, hará en ello vuestra señoría 
gran seruiclo a dios, y a mi y a mis hijos mucho bien y 
limosna. — Ana deTorremocha. 

Véalo el Sr. Obrero Don garcia manrrique. 

Vista Ia rremision quel muy ill.' Sr. Don Gómez Tello gi- 
rón. Gouernador, hizo desla petición al Sr. don garcía man- 
rrique, obrero, después de auerse comunicado coa el dicho 
muy ill." Señor Governador, fué acordado y mandado que 
atento a los seruicios que maestre Domingo, rrexero, hizo 
BQ esta santa yglesia. y a los mrs. que se aueriguó auer 
perdido eo las rrexas del choro de sillas que el dicho maes- 
tre domingo a bocho, en rrefacion se le diese a su muger 
para que sustente sus hijos un rreal cada día porlavolun- 
^d del dictio señor Gouernador, y más que se le dé un 
vestido a cada uno de aua hijos, y a las dos hijas que dexó, 
una biuda y otra casada , que son de otra muger. todo la 
qual se mandó hazer adispuñcioo del dicho señor don garcia 
manrrique de lara, obrero, lo qual mandó el muy ill." se- 
fk>r Gouernador cunplir segiind dicho es. de lo qual doy feo 
yo lucas Ruyz de rribera , notario apostólico y escriuano 



byGooglc 



568 

(le la obra de la S/* ygicsia de Toledo, y asy mesnto ae le 
mandó dar el rreal lodos los dias que ao pasado desde que 
murió el dicho maestre Domiogo hasta el dia de la feeha' 
desta, que fue hecha eo seys dias del mes de behrero de 
mili y quinieotos y seseóla y claco aCos.— Lucas Ruys. 
(Arch. de la Cal. de Toledo. Leg. 4.") 



(Diego de Velatco.) 

Tasación de ¡a talla ymajeneria que se hizo para el ór-_ 
gano del choro del arzobispo, año de 1544. 

Muy rrevendo y magnifico seííor. 

Juan de tovar y juan de obregon, entalladores, dcEimos 
que por mandado de vuestras mercedes nos mandó el se- 
ñor covarrubias, maestro de las obras desta sánela yglesla, 
que viésemos toda la talla y sanblameiilo y madera que 
diego vclasco tiene hecho para el órgano desta santa ygle- 
sia, la qual dicha lalTa es la syguienle. 

Primeramente, ti'eze paneles grandes que van labra* 
dos de medallas y niños y brulcscos. que guarqecen el píe 
del órgano por una parle y por otra, y más qualro entor- 
chados, y mós diez y seys frisos de serafines y de brules- 
cos, grandes y medianos. 

y más quarcnla y siele varas de cornisa y alquílral)p 
para guarnecer los dichos frisos, con que ha de labrar el 
dicho velasco en las cornisas en el medio bocel unos salli* 
líos y dentellones, en tos que se zufrieren llevatlos, y en los 
alquitraves unas ventanillas den tres en trctf a sus irecdtos. 

Y más quniro piezas grandes de taita pasada que guar- 
necen el casliilo de en medio. 



byGooglc 



569 

Y mas odio pií^as un poco mas pequeñas, detalla pa* 
sada. que guarnecen los lados det órgano. 

mas otras ocho plecas de talla pasada, un pono mas pe* 
qu«6as que esotras mas qualro coroDacioaes grandes con 
sus medallas y brulescos. 

mas tres rremates grandes, labrados por todas qualro 
partes, con sus candelerilos y sus jarras y sus miosotas por 
cabotantes. (sic) y mas, que haga quatro arbotaales gran- 
des que el sefior ouvarruvias mandó que la rrímea al rre- 
mate que viene encima del castillo denmcdio, y mas cinco 
nifios que guarnecen el castillo principal. 

Y vista por nosolros los dichos juan de lovaryjuaa de 
obregon toda la obra sobre dicha y cada una cosa por sy, 
dezimos en dios y en nuestras conciencias, y para el jura- 
mento que tenemos hecho en manos del sefior mudarra, es- 
crivano de k dicha santa yglesia, que merece las manos de 
talla e ymaginerEa e ensablameoio quarenta y un mili y 
quinientos rars., por quaalo la dicha obra está muy bien 
tratada y de ordenaucias muy costosas. 

ansi miamo dezimos que moderada la madera que die- 
go velasco a puesto en la dicha obra, y con su juramento, 
dezimos que vale tres mili mrs. segund fuimos ynformados 
que eran obligados el organista a poner toda la madera del 
pié det órgano: y por quanto el dicho velasco puso la madera 
de los paneles del dicho pié, dezimos que de los dichos tres 
mili mrs. de toda la madera, mili mrs. dellossean a cargo 
del dicho organista, y todo lo sobredicho es lo que damos 
por nuestra vista y tasación, declaramos que vale y merece 
la dieha obra o madera a nuestro leal saber y entender, so 
cargo del jurameoto que delio tenemos hecho, y en fe de 
verdad lo firmamos de nuestros nonbres. hecha en toledo a 
Tono LV. 56, 



byGooglc 



« 570 

4iez y odio de mayo de mili e quinientos e quareata e qua- 
tro aflos.-— jtiaa de lovar. — juan de obregon. 

juróse esla tasación en manos de ral, juan mudarra, 
notario apostólico y escrivano de ta obra de la unta ygle- 
sia de toledo — juan mudarra. 
' Tornóse a rrever la madera de los paneles, y dedararoa 
los djclios tasadores que de la madera quei dicho organista 
hera obligado a poner en la eaxa a la madera de los paneles 
le den ochocientos mrs. derrefocion. los quales declararon en 
xvir de jullio de mili y quinientos y quarenta y qualro afios. 

(\rGh. de la€at. de Toledo. Ug. 1.»} 

' Las condiciones como se ka de hazer la gwimii¡ion de 
madera y talla y bruíesco en la caja del órgano gran- 
de qve está en la parle del choro del deán, ton las 
siguientes. 

Primerameolc, que la dicha guarnifioD ha de ser la- 
brada de muy buena madera de cuenca, por la borden y 
rrepartí miento que va en una Irau ta qual esla sefialada 
del señor don diego lopes de ayala obrero; la qual guarní- 
fbn se a de labrar desde to baxo a lo alto, y por la fronte- 
ra y lados y rrespaldos. 

Ylen, que en la' delantera donde está el juego del il£^ 
eho órgano se ponga encima las armas del Yll.** seOor &r^ 
Cobispo de toledo, y a los lados dos figuras de medio rrelie- 
vo y algo más; y en las vueltas de los convados vayan la- 
brados de buena hordenanza de brutesco, como para el tar 
mafio se rrequiere. y en lo baxo no se hagan medallas, sal- 
vo talla de brutesco bien agraciada, y lo mismo se ha -de 
ba^ por el dioho rrespaldo. 



D,g,l,.9cbyGOOglC 



571 

Ylen, quü en lodo lo demás de molduras y talla y rre- 
sallos,' con sus laopetas y pilares y archetes, han de yr del 
ancho y alio que lo dispusiere la caxa y cafios del diclw 
Árgano, todo labrado, asi la frontera y lados y rrespaldo, do 
brulesco de buena Itordenan^a. 

Ylen, que ea los dichos rremates primeros vayan rre- 
partldos por el ancho y largo que tiene la dicha caxa, coa 
sus pilares rrepartidos en sesabo éonforme a la díspusieioii 
de ta dicha caxa, labrados por todas partes, con sus rrema* 
tes en lo alto, como va sefialadoen ta dicha traiga, y en medio 
de cada uno del dicho rremate una ñgura en pie del tamaño 
que cupiere y le fuer* pedida; la qual ha de ser labrada de 
bulto rredoodo y asentada en rrepisa alta, de manera que no 
la cubra et coronamiento de la rredonda. 

Yten, que el rremate alto ha de ser acabado el rremate 
que se quitó de encima del piílpito, con la mejor hórden y 
rrepartimiento que convenga a la dicha caxa. poniendo en 
medio una coluna con su basa y capitel labrada que rres* 
«ba la bóbeda, e una Qgura como mejor lo dispusiere la 
cantidad y aconpa Sarniento del dicho rremate, y en la pun* 
la det rremate un ángel con una ynsina. 

Lo qual todo ba de ser muy bien hecho y acabado, cod> 
forme a las dichas condiciones y rrepartimiento y traza, 
diodolo asentado con muy buen ensaoblamenlo sin ningu> 
na fealdad de juntas por ninguna parte; y lo ba de hazer el 
naeatro que lo tomare de'manos de ofigiales basta lo dejar 
asentado, sin le dar otra cosa más de los mrs. por que se 
coBcertare, y madera y clavazón y los andamies hecbos; y 
lo ha de comentar bazer luego, y lo dexar becbo y asentado 
hasta ea ftn del mes de setiembre primero que verná desla 
presente afio de quinientos y quarenta y oclto afios.— Alen- 
ao de Cobarruvias. 



byGooglc 



57a 

En ta ciiidail de loledo, en qualfo días del mes de mayo 
de mili e quinientos e quarenta y ocho años, estandíi pre- 
sente ei magnlBco e muy rreverendo seílor don diego lopez 
de ayala, vicario e canónigo en la sania iglesia de loledo y 
obrero de la fábrica della, y eu presencia de mi Juan mudar* 
ra» notario apostólica y escrívano de la dicha fábrica, y de los 
testigos de yuso escriplos, diego de velasco y francisco man* 
zano, en lalla dores, vezinosdela dicha ciudad de loledo. di* 
xeroQ que se obligavan e obligaron por sus personas e bienes 
muéblese rraizes, ávidos e por aver, de hazer e que aran la 
obra de la talla del órgano que está en el choro de la diclia 
santa iglesia en el choro del deán, segund e de la forma e 
manera que se contiene y decía raen las condi(íot)CS antes des* 
lo escripias: las quatea están firmadas de alonso de cobarru* 
vias, maestro de las obras de la dicha sania ígtesiai y a la 
muestra e traza que los suso dichos diego de velasco y 
francisco de manzano hizieion, que está señalada del dicho 
sefior obrero por precio e cuantía de sesenta mili mra. 
los quales les bao de ser pagados: luego doze milt mrs.; y 
los mrs. rrcstantes a cumplimiento de los dichos sesenta 
mili mrs., como fueren labrando la dicha obra; de manera 
que acabada la dicha obra y asentada en la caxa del di- 
cho órgano se les acaben de pagar loa dichos sesenta mrll 
mrs. los quales les han de ser pagados con que antes que 
se les acaben de pagar se vea la dicha obra por el dicho 
alonso de cobarrubias si eslá acabada y asentada conforme 
a tas dichas condiciones y traza, y si alguna cosa faltare 
por cunplir en bondad de obra se les descuente y abasen 
. por rrala del dicho precio de los dichos sesenta mili mra. 
e para lo asi tener e guardar e cunplir según e de la for- 
ma e manera que de suso se contiene, obligaron las dichas 
sus personas e bienes, e dieron e otorgaron todo poder eun> 



.byGooglc 



575 

plido a (odas e (¡ti&leüquier juslicias eclesinslicas ante quien 
esta pareseiere e della fuere |)ed¡tlo cunpltmieDlo ea jusli- 
fin; a las quales e cada una dellas se sometieron con las di- 
chas 8US personas y bienes; especialmente se sometieron al 
juez de la díclia obra, e rrenunciaron sus propios fueros e 
juredlfjion de legos, para que por lodo rrigor de derecho les 
cooslriogan e apremien a lo asi tener e guardar e cuDplir 
todo h suso dicho, conforme a la dicha Iraza e condiciones. 
y si al diclio término de en fin de setienbre declarado en 
las dichas condiciones no acabaremos la dicha obra, que el 
dicho seBor obrero pueda mandar acabar lo que asi queda- 
re por hazer della a su costa, e asimismo poder ser executa- 
dos solamente por su dicho e declaiacion por todos los mrs. 
que costare, lo qual todo cumplirán tan entera y cumplida- 
mente como si sobre rrazon de lo suso dicho oviesen con- 
tendido enjuicio anlejuezconpetente, y fuese dada senten- 
cia definitiva, e aquella fuese por ellos consentida y pasada 
en cosa juEgada. sobre lo qual rrenunciaron todas e quales- 
quier leyes, fueros y derechos de que so puedan ayudar e 
aprovechar, laa entera e cumplidamenle como si en la pre- 
sente esoriptura fuesen ynsertas y encorporadas de verbo 
ad verbo (sie); e la ley en que diz que general rrenun^ia- 
fion que orne tiaga que no vala. y el dicho señor don diego 
lopez de ayala. obrero, acebtó esta dicha obligación, e por 
virtud de la facultad que tiene como obrero obligó los bie- 
nes e rrentas que la dicha obra tiene, asi espirituales como 
temporales, ávidos e por aver, que cunplieodo los suso dichos 
lo declarado en esta obligación les serán pagados tos dichos 
sesenta mili mrs. segund es dicho, e parala validación dallo 
dio poder a ias dichas justicias; y tos dichos diego de velasco 
y Francisco manzano juraron en forma devida de derecho en 
manos de mi ct diclio escrivano, segund que en el tal caso se 



byGooglc 



574 

rrequiere, de guardar e cumplir lo coDle&ido en esta eictiptu- 
ra. e pordefectodello seBalaron tas casas de sus mercedes, 
doDde les sean hecho proceso baala la seoteDcia diGuitiva y 
tasación de costas, si tas obiere. «otorgaron los susodícbos, 
por lo que les loca a cada udo, carta de obligación en for* 
.tna, ; tan bastante como para la validación delta eonvenga 
otorgarse y pares^ieseí signada de mi el dicbo escrivano. a 
lo Armaron de sus noabrea, siendo testigos el dicho atoiuio 
de covArrubias e antonio de salazar e brogoñaj vezinos de 
tolcdo.— Diego López de ayala.— Diego de velasco. — Frao* 
cisco DMOzano. — Pasó ante mi, Juan mudarra, notario. 

Mandato de su S.* Yll.»* En xvui de JuUio de 1549 
afios. El Yllmo. seBor don juan martioez l^lieeo, ar((d)ispo 
de loledo etc., mi seQor, mandó que atenta la obra de falla 
y ensaoblamenta de la caja del órgano del choro de ta parle 
del deán que avian lomado a labrar diego de velasco y 
francisco manzano, entalladores, en precio de sesenta mili 
nira., que es el precio declarado en la obligación e emento 
antes deslo escripto, eslava acabada y que mandó ver la me- 
jora que tenia, les mandó dar en rrefacion quinze mili mrs; 
en presencia de mí el dicbo escrivano, siendo presente t«8ti* 
go alonso de oovarrubiasi maestro de las obraa de la santa 
yglesia de loledo. 

(iLrafa. de la Cat. de Toledo. Leg. 1.*} 



n,g,t,7.cbyG00glc 



Áiitnta can Diego de Ytlateo, eteultor, dt la historia que 
a de pi^ar en el areo grandt de la puerta del perdón. 

i5e5. 

En tres dits del mes de Dovienbre de mili y quiaieotos 
y sesectB y cinco aDos se liiio oonfierto con diego de ve- 
luco de áuila , escultor, el qual ee obliga y obligó por esta 
firmada de su noDbre , que piolará laystoria del bien auen- 
turado S.'Eageoio, que a de uenir en el arco que se baze 
para sa rredbimiento eiifima de la puerta del perdón, en 
ta qual dicha ysloria a de pintar el dicho diego de uelasco 
ana figura de S."' Eugenio asentado . y a el un lado del 
rrelrato del rey nuestro seSor , y a el olm lado la rrcyna 
nuestra sefiora o principe nuestro seOor , con el aconpa- 
fiamiento de gente nescesario: de lo qual todo a de dar me- 
morial como se a de hazer y pintar nicolao de uergara , es- 
cultor, a quien está encargada la maestría de la dicha 
obra, la qual dicha pintura de historia se obliga por su 
persona y bienes que la dará acabada de pintar en toda 
perAeion dentro de qoinze días de la fecba desta : y para 
proseguir y acabar la dicha obra de pintura se le aa 
de yr dando dineros como fuere baziendo , a paresger del 
dicho uieolás de vergara ; de manera que se tenga consi- 
deración que quede ta tercia parte , poco más o menos, del 
ualor de la dicha historia, la qual acabada se ha de tasar 
y moderar por parecer del dicho nicolás de uergara y her- 
nando de aulla , pintor, y para que asi lo ounplirá y acá- 
bari todo lo suso dicho, obligó su pwsona y bienes, y 6r- 
iDÓto de SU nODbre. fecha ul supra. — diego de velasco do 
áviU. 

(A.rdi. de la Cal. de Toledo. Leg. 1.*) 



byGooglc 



576 

Asiento con Castañeda, esculptor , del rretablo que hÍ30 
para la capilla del erueifixo en el aSo de 1S64. 

En la muy noble cibdad de loledo, dos días del mn de 
marzo, afio del naacimiento de nuestro salvador jesuchristo 
de milt e quinientos y seseóla e qualro años, este díohe dia, 
eo presencia de mí et escrivano público e testigos de yuso 
escriptos, paresaieron presentes, de la una parle, el Yll.* m- 
Ror diego guzman de Silva, caoónígo y obrero en la santa 
yglesia de loledo, e de la otra parte pero marlinez de Cas- 
tañeda , escultor, vezinos de la dicha ciudad de loledo, y 
otorgaron que heran y son concertados y convenidos y se 
convinieron e concertaron en qucl dicho pero marlinez de 
castañeda se obligó a la dicha obra, e a quien por la dicha 
obra lo oviere de aver, de hazer un rreiablo en la capilla 
del crncilixo, en el lien{;o que esta frontero del rretablo de 
san Bartolomé, por el prescio y con las condlfioDes y en la 
forma siguiente: 

Primeramente, a de bazer el dicho rretablo de talla , y 
a de ser del tamafío en ancho y alto questi hecho en el 
otro rretablo de la figura de san Bartolomé, y a de ser la- 
brado por la manera, hérden y manera que tiene en d van- 
eo e pilares e rresallo y colunas y friso y al(]uitraTe y cor* 
nisa e rremate de lo alto; que en esta hórden de arquiletura 
e bordenanca del didio rretablo no baya diferencia alguna 
da no rretablo al otro, y con loa meamos volados de las 
molduras en las salidas y gruesos dellas. 

Yten, quel dicho rretablo que ansi se ha de bszer se 
a de comenzar desde luego que se le diere rrecaudo de la 
madera, que a de ser muy vuena , limpia, seca, para que 
no baga fealdad alguna en el óleo y pintura. 



byGooglc 



577 

Y los maravedís que para ello se an ie dar se le liírá 
pagando como fuere Iiaziendo, a vista de alonSo de covar- 
ruvias, maestro de obra, en presencia de lucas rruyz de rr>- 
wra, escrivano de la dicha obra, el qual dicho rrelablo a 
de dar acabado eo todo el afio de mili e quinientos e sesen* 
la e quairo afios. 

E acavado y asenlado e) dicho rrelablo, lo que valiere 
de mki de lo que se le oviere dado ásele de pagar como 
paresciere al Yll.' sefior diego guzman de «iva, obrero de 
la dicha obra, syn que .en ello aya otros terceros; y se le 
pagará luego qae nbíere acavado la dicha obra. 

Y en esta forma que dicha es se conviaieron e coneer- 
laron, e se obligaron de lo ansí tener, guardar, e cumplir, e 
de no ir ni venir contra ello agora ni en tiempo alguno ni 
por alguna manera, e para elto el dicho sefior diego guz- 
man de silva, por lo que toca a la dicha obra, obligó los 
bienes e rrenlos de la dicha obra, espirituales y tempora- 
lea, ávidos e por aver, y el dicho pero martúiez de Casta- 
ñeda obligó su persona e vienes ávidos e por aver. e por 
esta carta amas partes dieron poder cunplido, conviene a 
saver: el dicho seSor diego de guzman a qualesquier justi- 
cias e juezes ecleú¿slicos de la santa madre yglesia de qua* 
lesquier diócesis o provincias que sean, y el dieho pero 
nartinexa qualesquier justicias o juezes de su magostad de 
qualesquier parles, a cuya juridicion sa sometieron, cada 
uno a la suya, e rrenunoió d dicho pero martinez su pro- 
pio Tuero, juridicion e domicilio, e la ley si convenerit, 
para que por lodo rrigor de derecho e via execuliva tes 
eonpelan a to ansí dar e paasr, tener, guardar y cunplir 
cofl costas, como si asi fuese sentenciado por juez conpc- 
tente con conocioiienlo de causa, o la sentencia por ellos 
consentida e pasada en cosa juzgada, c rrenunciaroD todas 



byGooglc 



578 
leyes, íueros e derechos qae Bean ea lu favor, e a la tci « 
derechos cd que diz que general rrenuBciacioD dod vala.- 
testigoa que fueroD prescDles: pedro yanez, e diego ^me^ 
nez, e miguel de sania maria, vezioos de tolede.^ — gnzmaa' 
de Silva. — pero marttiiez de castañeda. 

E yo Juan sanchen de canales, escrívano de su magas-: 
tad e escrivano público del número de la dicha cívdad de 
toledo, presente fuy a lo qoe dicho es, con los dichos tes- 
tigos; e de otorgamiento de los dichos olorganles , a los 
quales yo conozco y en mi rreglslro firmaron aua nombres* 
esta carta fize escrebir, e por ende fize aquí este mi sig:iM); 
t en testiowDio de verdad.— jnan saoohez, escrivano pú- 
blico. 

(ircb. de la Cat. de Toledo. Leg. 1.*) 



Tata dtt rretabh que hito cattamda , scu^Oor , para ¡a 
capilla d»l erucifixo. año 1565. 

MuyYII.'S." 

Deamos nos Joan de tobar y Nicolás de vergara, scalp-' 
lores, vecinos de toledo, que por V. m. nra fué mandado que 
biésemoa un rrelablo que pedro de castaneda, soulptor, tiene 
lieclio para la capilla del cruciñxo de la lorre en esta sancts- 
ygleaia, y ansí mismo que viésemos la esorílura y eoodifio-- 
□escon que se obligó a hazer la dicha obra el dicho pedro de 
castañeda : lo qual por nos visto , así la obra del dicho rre- 
lablo como la escritura y coodtcionea del, hallamos habor- 
eumplido en cuanto al alto y ancbo que estaba obligado, 
y no en quanlo a la urden y género del otro rrelablo coUte* 
ral a que se obligó de seguir, coaforme a la escriUirs y 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



579 
asiento qae sobre oUo te hito, ea lo demás nos parece que 
el diolto rretabto asi eomo está vtle ciento y quareota du- 
cados ; con que el dicho pedro de oastaneda sea obligado a 
boEcr otro tablero de tablas de quenca (síc), limpias de nu* 
doi y tea, y que no ayan beaido por el rrio, porque el dicho 
taUero después de pintado no bíenda ni haga vuio, por 
donde la pintura que en él se pintare sea perpetua; el 
0D»t tablero lleve sus tres barrotes de madera vieja aiola, 
f eo las juntas da las dichas tablas lleven sus visagras de 
naadera de las mismas tablas, enbebtdas a media ma- 
dera ; las quales tablas y barrotes sea la yglesia obligada' 
a dárselas, y el dicho pedro de castañeda a hazerle a sa 
eosta, MB que por ello se le dé cosa alguna mis de lo que 
arriba se declara, otrosi , que sea obligado a pegar y rre- 
correr todos los pedazos questán saltados y despegados del 
dicho rretablo antes que se pinte, otro si, que zierre los 
nudos y agujeros questán en la historia del banco, y ansi- 
mesmo por detrás en la dicha historia pegue una junta que 
esta despegada , y beohe unas bisagras pequefias por de- 
tris de la dicha junta, porque la dicha historia no hienda y 
se maltrate después de estofada, otro si, que por quanlo el 
diobo rrclablo pareze no estar asentado a plomo ni a nibel, 
Di el rremate carga solwe el bibo de la dicha obra, que sea 
eUigado de asentarle después de pintado, conforme y de 
la manera que conviene para quedar en toda perfieion. otro 
«t que por quanto el dicho rretablo abia de ser elegido y 
no sobrepuesto de molduras guaroeztdas, el dicho maestrO' 
torne a rrecorrer algunas molduras que no están a un grue- 
80 y ancho y parece despegarse eo algunas partes; por lo 
qoal nos parece que debe elabar las dichas molduras, o la^' 
rugar de manera que no se despegue, y por lo alto o baxo 
les eche sus visagras para que las dichas molduras con el 



byGooglc 



580 
tiempo no se despeguen y liagaii r«nldiid at aparejo y do- 
rado, y por quanto en la historia de las culebras no se guar- 
dó el decoro que convenia para la one^ídsd, eoobieneque 
algunas Jiguras de aquellas queslán despaldas se les haga 
unos lientos que parezcan cubrir la deshonestidad qne tie- 
nen, y porque las basas de los Ires pilares no están al áUo 
que conviene, es menester que se bogan airas conforme a) 
alto y forma de las coiunas. olroai, que en loa QÍBos.qm 
están por rremate sobre las colunas se tes haga una suela 
sobre que asienten, y lo gue está corlado de loa escudos se 
afíada para que los dichos escudos estén enteros ylos oi- 
&0S no se encubran con el buelo del rresalto de la cornisa, 
todo lo qual, como dicho es, damos por nuestra declaracioD 
y lo ñrmamos de nuestros noobres. — Jvaa de tovar. — Ni- ' 
colas derergara. 

(Arch. de la Cat. de Toledo. Leg. {.•) 



(niego Dáoita Cimbrón, Mareos, y Gonzah Btrnandes,} 

Eteriptura sobre la tánpara que se a de enviar a (tan- 
da. año t507. 

En la muy noble e muy leal (fiudad de loledo, nueve 
dtas del mes de mayo aQo del nas^imiento de nuestro salua- 
dor ihesuchristo de mili e quinientos e sesenta e siete años, 
este dicho dia, en presen(;ta de mi el cscriuano público e tes- 
tigos de yuso escritos, parecieron presentes dtego Dáuita fíia- 
bron, e marcos liernandez, e goncalo Hernández, plateros, 
vezinos de la dicha ciudad de loledo, e olorgaroa e se iMi- 
garon a la obra de la santa yglesia de toleilo, y en su non- 
hre al Ylllr.* Señor don pedro manrríquedepaiUlla, cana- 



byGooglc 



581 
nigo « obrero en la snola yglesia de toledo, o a quien por 
ta dielia obra lo oviero de aver At bazer, una láopara que 
lé a da enbiar a) rreyoo de franoia a la yglesia de la vadla 
de san dionís (sic), para que perpetuamente arda ea el logar 
dende eslava el cuerpo del glorioso sao eugeuio. la qual di* 
cha lánpora se obligaron de hacer con las oondiciones qoe 
eMéu firmadas del diclio sefior don podro manrrfque, e de 
tucas rruiz de rribera, escnuano de la dicha obra, que mos^ 
Iraroo e presentaron anlo mi el dicho escríuano, su tenor 
de'las quates son estas que se siguen. 

Muy Yll.* y muy rreverendo señor; las eondigtones con 
que se a de hazer la tánpara del vien aventurado santo eu* 
genio son las siguientes. Primeramente, el vaso principal a 
detener, para venir en buena gracia de buelo abuelo con la 
cornisa, Ires quartas de vara de castilla; y de alto a dees* 
tar con su ancho en proporción sub dupla, dende lo bax.o 
de la argolla hasta lo alto de la cornisa; e todo el alio de 
la lánpara con esle ancho estará en dupla sequiattera (stc). 
todo el alto del vaso, se dividirá en dos parles yguales, de 
las quales la una se dará al bo^elon y escocia e cornisa del 
cuerpo principal, donde irán la historia, armas, terminóse 
virtudes, toda esta primera parte en si misma estará con 
el ancho en proporción subquadropla. 

Yten, la otra parte dei cuerpo baxo dondo vienen los 
dMos y estiramiento del dicho vaso, a de estar con au alto 
en proporción dupla. : 

Yten, todas las quialro historias y armas e rrequidm- 
pientos del ornato dellas yrán labradas de cices de baxo 
rretievo en esta manera: los rrequadramentos délas liislo- 
ñas vayan rrebaxaado liazia dentro y en loa planos donde 
vienen tas historias, bduiendo en alto con au baxo rrelievo 



byGooglc 



583 

tle manera que do rronpan la gracia e Torma del boseloB. 

YleD, los rrequadramentos de las armas vayan aiul 
mismo rremelidos a dentro, cod menos rrebaxo que los te 
las historias, e del caopo destos rrequadros salgan las ar- 
mas COD más rrelievos que las litslonos; lo qual todo lMr& 
una hermosa vista cao el canbiar de los rrevaxos. 

Yten, los cariátides que dividen los historias de las ar- 
mas serán de más que medio rrelievo, sobrepuestos a 
«justados e soldados con mucfis linpieca, en manera qiM 
en los planos de los rrequadrameotM quedes los rrineones 
vivos; porque allí se aforma e descubre con la prespeciiva 
d desnudo e gracia del bozelon, que ea el que la da a 
todo et baso. 

Yten, sobre estos cariátides veraán las virtodes senta- 
das, guardsudo la gracia y encogioiienló del lechucio (ii'e)« 
rregiuiendo encima de si el mayor huelo de la cornisa: 
estas yrán clauadas como queden fuertes e no se mué— 
ban. 

Yteo, en el plano de la escocia yrán sus rreporümiflo- 
tos donde se ponga la letra e figuras, |>orque allí tiene iftto 
comodidad. 

Yten , en el rremate baxó yrá labrado de baso rreKeve 
eu que los mascarones tengan buena salida, para que k» 
contornos del baso hagan mejor gracia e los niSos coa el 
vaje rrellevo ayuden a lo crespo de los festones. 

Yten, todo este diobo vaso yrá gusmegido oon aua 
molduras e cornisa todas soldadas para su fuerza . yon 
ellas labrados loa ornamentos mis convinieDles a las dichas 
molduras; en manera que deudos algunas lisas hagaa 
placas a las otras. 

Yten, encima déla comisa deÉle vaso vaya hecho por 
letras dos della (*íc) donde se ajuste la bada que cierra por 



by Google 



58S 
U parte de aitlba todoeste dicho baso; cd ta qual irán gra- 
vadas cous (Jaráteseos ecoapartimienlDs sóbrelo liso della, 
e jdgUDOs por quadros coa historiasen la dEvtaion de los 
ebealos, y eo otrM donde ae pongan verses y dísticos y 
-epigramas en alabanza del santo. 

Ylen, sobre la dicha comisa vernftn clauados losmarí* 
Des qae asea las cadenas: estos irán huecas e muy bien 
-clavados, las cadenas se bar&n conforine a ta orden y dt- 
sefio que diere el muy Yll.* sefior don Pc^ro maorrique, 
canónigo e obrero de la santa yglesia de toledo. estas ca- 
denas y rán asidas do unas cabefas de leones, qoe yrán sol- 
dadas en la moldura baxa del rremale que guarnesee la 
vtiella rredonda. 

Ylen, en la parte ynterior desta vuelta yrán hechas 
divisiones de círculos e rrequadramenlos, granados de ina* 
Dera que linpiados del humo hagan buena gracia. 

Ylen, sobre el enbasamento del dicho rremate ver- 
n&n en el primer cuerpo las divisiones de pilastras e carte- 
las, con sus aouados y nichos donde vengan las figuras e 
historias que se seDalaren, ansi de por baso rrelievo como 
rredondas, guardando los caopos las figuras cóocavas e 
eonbexas; y eo el bueb de la moldura del vaneo hiráu los 
BÍBos sentados. 

Yten, encima deste euerpo berai sn orquitrave, friso y 
cornisa rresallando dende la corona abaxo, conforme en la 
muestra, guardando en el papo de la corona, entre rresalto 
9 rresalto, sos rrequadros de artesones u de otra labor con- 
forme al antiguo. 

Ylen, encima de la cwnisa , en lugar de k» evangelis- 
XoB, se pomin unas virtudes enísima de eada uno de loa 
pilaslros y rreaaltos como hagan buena gracia, en los altu< 
lunes (ñc), al rremate del primer euerpo, estos ligaras irán 



byGooglc 



584 

puestas sobre unos dados qundrados, de alliint conviatentá 
para que el vuelo de la cornisa no las yupida. 

Yleo, sobre este [>riiner cuerpo se eligirá el seguo* 
do coa su zocolo alio para el ynpediaieolo de la coraisa. 
esta rregla se a de guardar en toda esta dicha láapara con 
mucba discre(;ioD , que por estar en parle alta e seQora do 
la viata no se vayan ocupando unas cosas a otras, antes 
con aumentos dexándoles plasas, para que con libertad, 
espafjio e gentileza todo se descubra e raurstre aparente a 
la vista del pueblo. 

Yten, sobre et dicho zócalo yrá el vaso con el orDamea* 
to de figuras e festones de baxo rrellievo y con cornisón, 
yrá donde el ave fénix se asienta, la qual sea llueca e muy 
bien soldada en ta dicha ara y cornisón; porqué esta sus* 
lenta todo el peso de la lánpara, e guardar el rredor, vi- 
niendo del cuello en manera que, mostrando con el sea- 
blante y afecto de las alas e cabeza la d>ilzura de su vo* 
luntario sacrificio, en este cuello se a de liazer la ctauazon 
de la cadena que sustenta toda esta dicha lánpara, en ma- 
uera quo no haga desgracia al cuello e cabera del ave 
fénix. , 

Yleú, el vaso de plata donde a de estar el vidrio de la 
lánpara estará colgado de lo alio del (inborrio, asido de 
sus Cadenas, las quales ternán unos angélicos que estarán 
soldados en lo alto de la dicha vuelta con el vaso de pla- 
ta: ite guardarái la figura del diseño. 

Yten, el rremate, ansí mismo con su anobo, guardará 
una proporción hasta lo alto del ave fénix. . 

. Yteo, toda esta dicha Unpara a de ser muy bien labra- 
da, ansí las molduras e labores dolías con toda' distinción, 
entendiiniento y liopie^a sin yr garroteando, e todas las 
hialoriaa e figuras moy bien acabadas e limpias, con dis- 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



B85 
lÍD{;ioa (le los trazos del pafio e lérmioos del (Icsnud<f; en 
manera que el desuudo e pafio tenga yinitacion verdadera 
ñel natural, e todas las demás laborea vayan (iisliutas e 
claras, sin que parezca sarnoso; guardando la lisura e bien 
ncabado que en las buenas obras de plata se suele hazer. 
—don pedro manrrique.—lucas rrujz. 

CoD las quales diclias condiciones, e conforme a la tra* 
^a que eslá dada para la dicha lánpara, firmada del dicho 
lefior don pedro e del dicho lucas rruyz do rribero, e a vis* 
(a de personas que ttello sepan nonbrados por el dicho se- 
ñor don pedro, se obligaran de bazer la dicha lánpara he- 
cha e acavada en esla perficion: conviene a saver, el di- 
cho diego dávila se obligó c queda a su cargo de bazer el 
baso alto e rremale de la dicha lánpara, guardando las con- 
diciones e Ira^a a eslo tocanles; y el dicho marcos hcrnan- 
dez se obligó c queda a su cargo de hazer el vaso princi- 
pal de abaxo de la dicha lánpara, ansi mismo conforme a 
las condiciones e ira^a a esto locantes; y el dicho gonzalo 
herDandez se obligó c queda a su cargo de hazer el vaso de 
en medio donde se pone el azeyle, con las cadenas donde a 
de estar pendiente la dicha lánpara e ansi mismo las quu- 
(ro serenas que van encima del vaso principal, las qiia- 
les an de asir con las manos las quairo cadenas principa- 
les desta láDpara, e a de guardar ansi mismo las condicio- 
nes e traca a eslo locantes; y en esta forma que dicha es 
se a de hazer la diclia lánpara. e se obligaron de comen- 
Car a hacer cada uno lo que declarado es de suso que que* 
da a su cargo de hazer desde oy dia de la hecha (sic) des- 
ta carta en adelante, e de no alear mano de la diclia obra 
hasta la dar beclia e acabada, que a de ser para el día de 
santiago del mes de juHlo primero que verná desle presen- 
Tono LV. 37 



byGooglc 



586 

le año de mili e quÍDienlos e seseóla e aicte años, y en la 
dicha láopara an de yr puestas las bistorias siguieoles: 
ocho virtudes con su noubre e ynsignia, e qualro ystorias 
de saa euxenio, de su vida e martirio, ea los quatro qua- 
dros del vaso abajo, quales se le dieren por memoria. 

Ea el freso a de yr la letra que et dicho sefior doo (le- 
dro diere. Eu los aovados det rremate alto los quatro dolo* 
res de espafia, de vaxo rreliero en historia; y en tos qua- 
lro nichos quatro dolores, que se an de dar la memoria da- 
llos, cuyos cuerpos están en san dionis de franela, en cada 
encasamenlo su Ggura sola de cada sanio, e con el nonbre 
de cada unn dcllos en el freso o en la peana. 

Yleo, ocho virtudes encima de cada rresalto de la cor* 
nisa del segundo cuerpo del rremale. 

Toda la quai diolia lánpara a de ser de plata, y en lo 
que fuere necesaria a de ser de plata ventajosa, pagando 
el precio de la ventaja de la piala, ecebto que la vacia a 
de ser de cobre limpio e bien labrado , e ajustada , quedan- 
do como queda a cargo del dicho seGor obrero de la pía* 
tear o hazer en ella lo que quisiere, la qual dicha láopara 
ha delencrselentae tres marcos de plata toda ella, rrepartí- 
dos en esta manera : el vaso grande de avaxo con lodo su 
oroamenlo, conforme a la muestra e condiciones, ade pe- 
sar treynla e dos marcos; y estos treyola e dos marcos se 
les a de pagar cada marco de plata y hechura onze duca- 
dos e cinco rreales ; y esto se ha de pagar al dicho mar- 
cos liernandez, porque queda a su cargo de lo bazer, co- 
mo dicho es, e las cadenas e vaso donde a de yr puesto el 
vaso de vidrio a de pesar diez e siete marcos, lo qual ae 
ha de pagar al dicho gon^alo hcrnandez a como pareciere 
al dicho sefior don pedro que vale y él mandare que se le 
dé , sin que aya olra tasa ni averiguación alguna, y el vaso 



.byGooglc 



587 
e rremale ullirno a Ae pesar veynte e quatro marcos; y es* 
(03 se han de pagar al dicho diego de avila cirihron a pre- 
cio cada marco de piala y hechura de diez ducados e seys 
rreales, habiéndolo conforme a la Ira^a en condiciones suso 
dichas, e si en la dicha Unpara de suso declarada, ea 
cada cosa ilello que ansi se obligan a hazer vbiere mhs 
plata de la de suso declarada , que les a de pagar solamente 
la plata y el peso della, alo pagarles hechura ni otra cosa 
alguna, toda la quai dicha obra de susü declarada se les a 
de pagar el precio della en esta manera: la lercia parte 
dello que se les a dado en dineros cootados, de que se 
otorgaron por contentos y entregados a su voluntad; so* 
bre lo cual rrenunctarou las dos leyes y exccb^ion del dere- 
cho que hablan en rrazon de la entrega e paga como en 
ellas se contiene, e la otra tercia parte quando esté he- 
cha la mitad de la dicha obra; e la otra tercia parle rres- 
tanle el dicho dia de santiago, estando liecha c acava- 
da la dicha obra, e si al dicho plazo desuso declarado no 
estuviere hecha y acavada la dicha obra , sean obligado» e 
ee obligan de pagar por cada un dia de los que adelante 
se detuvieren quatro ducados para la dicha obra de la di* 
cha santa yglesia de loledo; tos quales sea eoescogencia 
del dicho señor obrero de los conpeler a que lo paguen o a 
que se les desquente del vaJor de la dicha plata, e para 
que cunpliráD lo contenido en esta escritura e para segu- 
ridad del dinero que se les diere, et dicho diego do ávila^ 
por lo que le toca , dio por su ñador a hernahdu de la hi - 
güera, mercader, vezino de la dicha ciudad de toledo; y 
el dicho marcos heroandez, por lo que le toca, diú por 6u 
flador a nicolas rrodriguez, tcxedor de terciopelo; y el d i- 
cho gou^alo heroandez, por lo que le toca , dio por su fia- 
dor a Sebastian hernandez, sastre, vezino dcsla dic^a ciu- 



byGooglc 



588 

dad (le totedo, que prescates'eslauan. e ansí los dichos 
diego dávila e marcos heroandez e goo^aio lieroandez, 
como ¡irincipaies deudores e pagadores, e los dichos her- 
iiaiido de la higuera e nículas rrodrigiiez e sebastiaa her- 
iiaude?,, como sus fiadores e principales pagadores, cada 
uno de quien dicho es.de suso e liaziendo como hizo de 
deuda agena propia suya, lodos ellos Jiintomenle de man- 
común y 8 voz de uno e cada uno dellos c de sus bienes 
por si e por el todo, rreiiunciando según que rrenuociaron 
)a ley de duobus rreys devendi, e lauteotica preseDti Iioc 
Ha de íidejusoribus, y el beneficio de la escusion, e todas 
las otras leyes, fueros e derechos que son e hablan en fa- 
vor de los que se obligan de mancomún, otorgaron e se 
obligaron que los dichos diego de avila e marcos heroaa- 
dez e gon^alo hernandez harán e cuoplirán lo do suso con- 
tenido, cada uno dellos lo quo está obligado por esta es- 
critura, o lo cunplirán e pagarán los dichos fiadores, cada 
uDO dellos por et que ansí fia, por sus personas e bienes 
ávidos e por aver, que para ello dixeron que obligauan e 
obligaron de mancomún según dicho es. e por esta carta 
dieron poder cunplido a qualesquter justicias e juezes de 
su ^majestad de qualesquier partes, a cuya juridícion se 
sometieron, e rrenunciaron su propio fuero, juridiciou e 
domicilio, e la ley si convenerit de juridicíone, para que 
por todo rremedio e rrigor del derecho e vía ejecutiva les 
conpelan e apremien a lo ansi cunplir e pagar, con costas» 
como si ansi fuese sentenciado por juez conpetente con co- 
nocimiento de causa, e la sentencia por ellos consentida e 
pasada en cosa juzgada, e rrenunciaron todas e qualesquin 
leyes, fueros o derechos, plazos e traslados e otras cosas 
queden su favor sean o ser puedan para yr o venir contra 
lo que dicho es o contra qualesquior cosa o parle della. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



589 
que les non vala, y especial m cute rrcnunciaron a la ley e 
(lcreel)OS eo que dize que geoeral rrcnuní^inf ¡an non vala. 
CD (estimonio de lo quat tas dichas partes olorgaron esta 
carta en la manera que dicha es, ante mí el dicho escriua- 
DO público e testigos de yuso escritos ; que fué hecha e 
otorgada eo la dicha ciudad de Toledo, en el dicho dia e 
mes e afio subo dichos, testigos que fueron presentes: el se- 
ñor lucas rruiz de rrivera y hernaodo de santa maila a 
miguel rruiz de santa mana, vezinos de Toledo, e la firma- 
ron de sus noubres los dichos diego dAvila e marcos her- 
nandez e gOD^Io hernandez y hernando de la higuera e se* 
hastian Iiernandez. eporqueeldichoniculasrrodriguczdixo 
ni) saver escreuir, lo ñrmú a su rruego el dicho hernando 
de santamaría. — diego de avila ciabron. — marcos hernan- 
dez. — gon^alo Iiernandez. — Sebastian hernandez. — her- 
nando de la higuera, por testigo, hernando de santamaría. 
c yo Juan sanchez de canales, escriuano de su mageslad e 
cscriuano público del número de la dicha ciudad de toledo, 
presente fuy a lo que dicho es, con tos dichos testigos, e 
de otorgamiento de los dichos otorgantes, a los quales yo 
conozco, esta carta (ize escrebir. e por ende hize aquí este 
mi signo -f en teslimoDio de verdad. — Juan sanchez, es- 
cribano público. 

(Arch. de I» Cat. de Toledo. Leg. i.' ) 

(Francisco Becerra, pintor.) 

Yll.» Señor. 

Dezimos Juan bautista de monnegro, escultor, y luis 
de velasoo, pintor, que vimospor mandado de V. m. un 
rrelüx que bezerra, pintor, a echo y tragado en los tejados 



byGooglc 



590 

<]c la santa yglesia; y mirado cada cosa de {torsí, liallamos 
({lie vale nueve mili maravedís, y esto es lo que hallamos 
(jiie vale , y lo firmamos de Dueslros nonbres. fecha a dos 
de mayo, año 1577. — Juan baptisla monaegro.-^luis de 
vclasco. 

Señor peroyauezt receptor general de la obra de la san- 
lít iglesia de toledo, mande pagar a becerra, piulor, nueve 
niilt maravedís que le pertenescieron do UD retox que pintó 
y aderecó de sol, que está encima de la puerta de la diapi- 
iicrfa puesto en el liento de la pared de la librería, según pa< 
resce por la tasación atrás escripia y se contiene en el asien- 
to desle líbramieulo hecho en quatro de mayo de mili y 
quinientos y setenta y siete años. — García de Loaisa Girón. 

Por mandado del Ytl. " Sr. garcia de loaisa girón, obre- 
ro, — Lucas Ruyz de Rivera. 

Digo yo Francisco bezerrra, pintor de la santa yglesía 
de toledo , que rrezebf de mi señor per iannez» rregidor de 
(oledo, nueve myl maravedís desta manera: los zinco myl 
para en quenta de una deuda que yo devo a mi señor pere 
innnez de la casa en que vivo, y los otros quairo mil 
maravedís son para en quenta de paga de dos amos (sic) 
que me salió juan gudiel de lalavera por üador y mi er- 
mano Juan de bezerra. fecha oy viernes a xkviii de mar- 
zo, año de mil quynientos y sesenta y ocho, porque es 
verdad lo firmé de mi nonbre. — francisco bezerra. 
(A.rcti. de la Cat. de Toledo. Ug. !.• ) 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



Cuanta con Dominico sobre la pintura del qiiailro 
del expolio. 

Los maravedís que Dominico Tlieolocópuli , pÍDlor, a 
recibido para eo quenla de lo que se le ha ile pagar por un 
(|U3dro de pialura de la historia del expolio de nuestro se- 
ñnr, para ponerle cu el vestuario del sagrario de la santa 
iglesia , que se le eacargó la pintura del el aSo de mili y 
quinientos y setenta y siete aSos, son los siguientes. 

A dos de jullio de mili y quinientos y setenta y siele res- 
cíbió de Pedro yanez, receptor general de la obra, quatro- 
cieatos reales. 

En tres de nouiembre de mili y quiaieotos y setenta y 
ocho reseibió del dicho Pedro yafiez treinta y siete mili y 
quinientos mrs. 

En ocho de diciembre de quinientos y ochenta y un 
años cobró de Hernando de \rce, receptor general de la 
obra , dócientos ducados. 

Eo cinco de Mar{o de quinientos y ochenta y dos afios 
resdbió de gaspar de Fuensalida, receptor general de la 
obra, cient ducados. 

Montan los marauedis que tiene rrecebidos el dicho Do- 
mioico Theotocópuli , pintor, como paresce por las quatro 
partidas antes desto escriptas , de todas las quales ay car* 
tas de pago, ciento y sesenta y tres mili y seiscientos ma* 
rauedis. 

En quince de Jullio de mili y quinientos y setenta y 
nueue anos se lasó el dicho quadro de pintura del expolio 
de nuestro señor , por Alexo do Monloya , juez arbitro nom- 
brado por las parles en discordia de los tasadores primera- 
meóte nombrados, cu tres mili y vjuíaieiUos reales; la qual 



byGooglc 



592 
la^iclon cslá.por el dicho Dominico Teotocú|iuli coDsen- 
liiia y aprobada. Por manera que basados losdiciios cien- 
to y decinueve mili marauedlsque ouo de auer por la pin- 
tura del diciio quadro, de los ciento y sesenta y tres mili y 
seiscientos marauedis que tiene reccuidos, queda deuien* 
do a la dicha obra y es alcan<;ado por quarenta y qualro 
mili y seis^ieolos mrs.; los qualea a de bazcr pagados al 
Yil."S/ Maestro joan bapliata Peres, canónigo y obrero 
en la sania iglesia de Toledo, o al receptor general de la 
obra , en su nombre , siempre que le sean pedidos y deman* 
dados, sin contradícion alguna, y para ello obliga su per- 
sona y bienes ávidos y por auer, y dá poder cumplido a 
qualesquler justicias que le compelan y apremien a lo ansí 
cumplir y pagar, y porque es verdad todo lo susodicbo, lo 
firmó de su nombre en la ciudad de toledo, en nueve días 
del mes de junio de mili y quinientos y ochenta y cinco 
años.— El maestro Joan Bapiisla perez. — Dominico Tbeolo- 
cóiiuli. 

E después de lo susodicho el dicho Dominico Tbeotocó- 
pulí , pintor, dixo que rescíbia y rescibió los dichos quareo* 
tn y qualro mili y seiscientos marauedis que por esta carta 
qucnlA paresce que resta deuiendo para el ornato de madera 
que i) de ha^er para el dicho quadi-o de pintura , confor- 
me a la tra^a y orden que tiene hecha por mandado del 
YH.""* de Toledo, la qual a de dar acabada y dorada dentro 
de ocho meses primeros siguientes que se cumplirán eo 
fm del mes de henero del año que viene de mili y quinien- 
tos y ochenta y seis afios. y para ello obliga su persona e 
Llenes suidos e por auer; y si para el dicho tiempo no en- 
tregare el ornato del dicho quadro acabado, pagar& el al- 
cance que se le hizo de los dichos qunrenta y ((uatro mili 
y scíscícnlos marnvedis. a de ser el dicho ornato conforme 



byGooglc 



593 
a la tra^a que liene firmada del Yll.* scSor macslro joan 
Baptisla Pcrrz, obrero, el diciio Domicico Tlieotocópuli. y 
porque aosi cumplirá lo susodicho, lofirm6de sunombreen 
la ciudad de toledo, en aueue dias del mes de jullio de mili 
y quiuieolos y óchenla y cídco años, y asi mesmo, en caso 
que no cumpla lo suso dicbo, volverá los maravedís del di* 
cho alcaoce, y más ios que ouiere recebido para el dicbo 
efecto.— Dominico Tlieolocópuli. 

(Arcb. de la Cat.de Toledo. £»vúí/(iriO(/e escrituras. Leg.i.*) 



En la muy noble ciudad de (bledo, a quince dios del 
mes de junio de mili e quinientos e setenta e iiueue atios, 
ante mi el escriuano público e testigos yuso cscriplos, pa- 
resfieron presenteü: de la una parte, el muy yliustre seGor 
garcia de Loalsa Xiron, arcediano de guadalaxara, obrero 
mayor e canónigo en la santa iglesia de loledo, y en nom- 
hre de la dicha obra e fábrica de una parle; y de la otra par- 
le, dominico teococópuli(gtc), pintar, rreaidenteen loledo; e 
anbas las dichas parles dixeron que por quanlo el dicbo do- 
minico a liecbo cierta pintura para la dicba sánela yglesia, 
qucs un quadro del espolio de Cbristo quando te querían 
poner en la cruz, el qual está echo e acauado; por tanto, 
que nnbas ios dichas parles dixoroii qiie nonbrauan y uon< 
liraron para la tasa de la dicha pintura, es a sauer: el di- 
cho seAor garcía de'loaisa , a niculas de vergara . por es- 
cultor, y a luis de velasco, pintor; y el dicho domioico, a 
ctnbron, pinlor, y a castañeda, escultor, paro que todos 
qualro vean la dicha pintura y tossen el valor que meres- 
;e y se d¿ y pague por ella al dicho dominico, e anbas par- 



byGooglc 



594 

tes se obligaron destar y passar por la lasa que icJcren, e 
no vráD contra ella en tienpo alguno ni por alguna manera, 
ni alegarán agrauio ni engaño, ni pedirán rrelasa,-lo.qual 
se obligaron de conplir, sopeña de quinientos ducados para 
la parte ebidiente. y la pena pagada o no, todavía esta car- 
la sea firme; para lo qual obligaron el dicho seBor gsrcia 
de loaysa los bienes y rrenlas de la dicba obra, y. el dicho 
dominico obligó su persona e bienes, eanbas partes dieron 
poder a las justicias que de sus causas devan conoscer, 
que les conpelan a lo cunplir como sentencia passada en 
cossa juzgada; y rrenunciaron las leyes de su favor, y es- 
liecial la que dice que general rrenunciacion de leyes noa 
\ala. e lo otorgaron y firmaroD de aus nombres, siendo 
testigos el contador Lucas- Ruiz de rríbera e gaspar lopez 
c alonso de cisneros, vecinos de toledo. — garcía do loaisa 
girón. — dominico teotocópuli. 

Después de lo susodicho, en la dicha ciudad de toledo, 
a veinte e tres días del dicho mes de junio de mil e qui- 
nientos e setenta e nueue años, ante mf el escriuano públi- 
co e testigos yuso escríplQS, parescíeron presentes baltassar 
(inbron e pedro marlinez de castañeda, y dixeron que ace~ 
lauan e acetaron el noobramiento a ellos hecho por el dicho 
dominico, e lo firmaron de sus nombres, testigos que fue- 
ron présenles: bernardino de madrid y felipe de carríon 
y Juan de morera, vecinos de tolcdo. — pero marltnex da 
castañeda. — baltasar Zinbron. 

Después de lo susodicho, en la dicha eibdad de toledo, a 
vcynte e syete días del mes de junio de mili e quinleolosese* 
lenta e nueue años, ante raí el dicho escriuano público e tes- 
tigos de yuso escriplos, parescieron presentes el muy ille. se* 
íiiii'garcia de LoaigaXiron,nrcedianodeguadHla][3ra, obrero 
mayory cunúuigo en lo santa iglesia de lolcdo, en noubrede 



byGooglc 



la olira e fábrica de la dicha santa iglesia y como lal seííor 
obrero mayor, de la una parle; y dominico teococópuli, 
piator, esUnle en esta dlcTia ciudad, de laotra parte; o 
atibas las diclias partes dixeron que por fjuanlo el diclio 
dominico a fecho de pintura el quadro del espolio para el 
sagrario de la diclia santa iglesia, y para tasar e apresciar 
el valor de la dicha pintura cada una de las diclias partes 
llenen noabrado dos personas, que son nicul^s de vergara 
e Luis de velasco por parle del dicho señor obrero, y a pero 
marlioez de castañeda y boUasar Ciobron por parle del di- 
cho dominico, como consta del nombramiento de suso con- 
tcDido a que se rieficren; y que por que ay duda enlre las 
dichas partes que los dichos nonhrados no se convernfin ni 
concordarán en el dicho aprescio y lassa, de lo qual po- 
dría rre^ultar pleitos e diFcreocias entre las dichas partes; 
e por escusar estos y las costas e gastos que dellos se po- 
drian rrecrescer, anbas las dichas partes dixeron que son 
coDuenidos e concertados, e se conuinieron e conccrlaront 
de rralificar como por la presente rratilicaron los dichos 
iioobramientos que ansí tieoen hechos, para que sean fir- 
mes e valederos y en virtud det dicho nonbramiento los 
dichos nonhrados hagan la diclia lasa, y en casso que los 
dichos nonhrados se convengan e concuerden en la dicha 
lassa se guarde e cuopla. y se obligaron de lo tener y guar- 
dar y cunplir como en la dicha tassa que por los dichos 
quatro nonhrados se contubiere, conformándosse e concor- 
dándose en ella lodos los dichos quairo nonhrados. y en 
caso que los dichos nonhrados no se conformaren en la di- 
cha lasa, porque no aya pleitos ni diferencias en ello, des- 
de luego anbas las dichas partes, de un acuerdo e confor* 
midad, dixeron' que dexnn la dicha tassa en manos y po- 
der de alexo de monloya, contraste e vecino tiesta dicha 



byGooglc 



5% 
cíliddi], a quiea noabrauan e oonUnron por su juez arbitro 
arliiirador, amigable cooponedor, juez de abeoencía y Irao- 
sacioo. y le dauao e dieron poder cunplido y bastante para 
t¡ue sentencie, determine e maode lo que se le a de dar y 
jiagar a el dicbo dominico por rra^on de la dicha pintura, 
}' cómo y quáodo; lo qual determine y mande dentro de 
f|uinze dias, que corran e se cuenten desde el dia que los 
diclios apreciadores uviereo declarado i dado el paresf^r 
o en su comedio, eb dia feriado o no feriado, présenles o 
ausentes las partes, por justicia o amigablemenle, qujlaodo 
, el derecho de la una parle e dándole a la otra y el de la 
oira a la otra, en poco o eo mucho o en el todo, sin guar- 
dar forma ni liórden judicial . para lodo lo qual dixerOD que 
prorrogauao e prorrogaron en el dicho atexío de montoya 
entera, plena e cunplida jurisdicioo, y se obligaron des- 
tnr y passar e queatarán e passarán por la dicha tassa e 
aprescio que por los dichos apresciadores nonbrados fuere 
Jiccbo, e en caso que todos quatro la hicieren de un acuer* 
do e conformidad y en caso que no se conformen; estaráo 
|tor la sentencia y declaración que por el dicho alexio de 
montoya fuere dada, y que dello ni de parte dello no ao 
rreclamado ni rreclamarán, ni rrecusarin al dicho alexio 
de montoya, ni alegarán lesión ni engaño, ni pedirán se 
rreduzga la dicha sentencia y declaración albedrio de buen 
varón, ni se oprovecharán de olm ningún benefif^io ni de- 
recho, acción ni rrecurso que tengan e les conpeta y conpe- 
ter pueda, porque lodo lo rrenunciaron. y si contra ello o 
parte dtllo fueren o vinieren o lo enntradiseren, que no 
sean aobrello oyd<» ní rrescibidos en juicio ni fuera del; an- 
tes rre|teiidos del lal y condenados en cosías e a la guar- 
da e cunplimiento dcsla carta, e más caygan e yncurran 
en pena de mil ducados de oro y justo pessu, la niilad para 



byGooglc 



U cámara <]e su mageslad, y la otra mitad para la parle 
que dellos ovidieDle Tuere. y la pena pagada o do, que to- 
daiiia sean obligados y se obligaron de cunplir lo suso di- 
cho, e para el cunplimienlo y guarda de todo lo que en 
esta carta se contiene y cada cosa dello, dixeron que obli* 
gauan y obligaron, es a saber: el dicho sefior garcía de 
toaisa Xiron los bienes e rrentas de la dicha obra e fAbri- 
ca; y el dicho dominico su persona c bienes, y dieron po- 
der cunplido a las justicias, es a sauer: el dicho señor gor- 
cía de loaisa Xiron, en nanbre de la dicha rúbrica, a las 
eclesiásticas; y el dicho dominico a las rreates de su ma- 
geslad: a la jurisdicion de las quales dichas justicias, cada 
parle a las que dichas son, se sometieron, e rrenunciaron 
su propio fuero, jurisdicion e domicilio, para que por uia 
execulíua e por lodo rrigor de derecho les conpelan a lo 
«Dsi cuQplir y pagar, con costas, como por sentencia [lassa- 
da en cossa juzgada, e rrenunciaron qualesquier leyes, Tuc- 
rose derechos de su favor, y especial la que dice que ge- 
neral rrenunciacion de leyes non uala. y lo otorgaron anís 
mf el dicho escriuano público y testigos yuso escriplos, en 
la ciudad de loledo, en el dicho día mes e año susodicho. 
y los otorgantes, que yo el escriuano conozco, lo ñrmaron 
desús nonhres en el rregistro desta carta.— garcía de loaisa 
Xiron e teococópuli. passó anlc mí áluaro perez, escriuano 
público. 

En loledo, a onze dias del mes de jullio de mili y qui- 
Bienios y setenta e nueue años, por ante mi el escriua- 
no público e testigos yuso escriplos, pares^ieron présenles 
niculas de vergara, maestro ,moyor de las obras de la san* 
ta yglesia de loledo, e Luis de velasco, pintor, vecinos de 
esta ciudad, e dixeron que acetan el nonbramienlo en ellos 



byGooglc 



598 
Iteclio |>or d muy y||.' aoñor garcía i]e loaisa xiroa, arce- 
diano (le guadalaxara, obrero mayor y canónico en la san- 
ta yglesia de loledo, e que se aa juntado cod los aoabrailos 
por dominico greco leococúpuli para el apresólo de cierta 
pintura e que do se aa conformado eo la dicha tasación, 
por lo qual ellos dos presentan la tassa por su parle, hecha 
del tenor siguiente: 

Muy yll." señor, nicolas de vergara, maestro mayor 
de las obras ilesla sonta ygtesia, y luis de velasco, piolor, 
dezimos que V. m . nos nonlirá por su parte para ver e ta- 
ssar UD liento de pintura de la ysloria del espolio de Xrísto, 
que dicen auer pintado dominico greco, y el dicho domini- 
00 por SU parle para la dicha tassaclon a (linbron, pinlor, 
y a diego (Pedro?) de castañeda, escultor; e todos juntos vi- 
mos el dicho liento y traíamos del valor del; e vlslo la esti- 
mación e préselo cxcesiuo y fuera de rrofon e término que 
las partes del dicho dominico dc7,ÍDn, nos parcs^ió cada una 
de las partes hiciese su declaración; e por la nuestra decimos 
que vale el dicho lienco como está pintado dos mili e quinien- 
tos rrcales, con que quite algunas ynpropledades que tieoe 
que ofuscan la dicha ystorla y desautorizan al christo, 
como son tres o cuatro caberas questán encima de la del 
chrislo, y dos peladas, y ansí mismo las marias y nuestra 
señora queslán contra el evangelio, porque no se hallaron 
en el dicho paso, y eslo es verdad para el juramento que 
leñemos hecho, en loledo, onze de julio de mili e quinieo- 
los y selenla e nueve años. — niculasde vergara. — luís de 
velasco. — juraron a dios e a la cruz que la dlclta (asa^iou 
an fecho bien y justamente fecha a su leal saber y entender 
sin agrauio de ninguna de las parles, y lo firmaron de sus 
nonbres. testigos que fueron presentes: gaspar López e 



byGooglc 



V 599 

gil boulisla ocltoae mego de vargas, veciuos de toledo. 
nicolas de vergara. — Luis de velasco. — ilusro percz, cscri- 
uano público. 

En la ciudad de [oledo, quinze dias del mes de jullio de 
mili e quinientos y setenta e nueve aBos, yo el jurado bol- 
lasar de toledo, escriuano público del número de toledo, fuf 
rrequerido por diego de órense con un mandamiento conpul- 
soriodel tenor siguiente: Baltassar de toledo, jurado y escri- 
uano público del número de loledo: ante mi paresgio diego 
de órense, en nonbre de la obra de la santa yglesia de tole- 
do, y me i\xo que ante vos declararon unos nonbrados por 
dominico teococópuli agerca de una pintura que dize auer 
ccbu para la obra de la santa yglesia de toledo, e que para 
ver la dicha declaración e lo que coDuiene a la diclia obra 
ene necesidad de un traslado firmado de la dicha declara- 
m; pidióme os mandasse la diese del, e por mi visto, vos 
ndo le deys el dicho traslado signado para que vea lo que 
lUiene sobredio, e lo cunplid, pagándoos vuestros dere- 
chos, sopeña de diez mili maravedis para la cámara de su 
magestad. fecho en toledo a catorce de jullio de mili e qui- 
nientos y setenta e iiueueaños. ellÍcenciodosanlamaria.ál> 
uaro perez, escriuano público. Por virtud del (¡ual, yo el di- 
cito escriuano liice sacar e saqué la dicha escriptura del que 
en el dicho mandamiento se hace mención, ques del tenor si- 
guiente: En la mui noble ciudad de loledo, cinco dias del 
mes de julio , año de mili e quinientos y setenta y nueuc 
aúos, en presencia de mi el escriuano público e testigos yuso 
escríptos parescieroo presentes baltassar de castro cinbrou, 
pintor, maestro mayor de murcia, y pero niartinez de cas- 
tañeda, escultor, vecino de toledo, e difieren que por <¡uan- 
to en una obra de pínzel que a hecho dominico leococópu- 



byGooglc 



coo 

li, giúgo, [H)r húrdcn e maadado uel señor obrero mayor 
de la sania yglesia de loledo, ques uo quadro del prendí - 
mieato e despojo de chrislo para el sagrario de la santa 
yglesia de toledo, el qual a lieciio lassa^toa ; y para ba^et 
la diclia tasación por parle del diclio seEíor obrero se non- 
braron a nicolas de vergara e luis de velasco, vecinos des* 
ta ciudad, y por parte del dicho dominico -se an nonbrado 
los dichos baliassar de castro y Pero martinez. y auíendo 
todos afectado los dichos nonbra mientes e visto la didia 
obra todos juntos e cada uno de por si, e tratado y conferi- 
do sobrello e dado sus rrafones los unos a los oíros y los 
otros a los otros en rragon de la dicha tasación, estando di- 
ferentes e disformes en el presgio de la dicha tasación, e 
ansí para que conste de la dicha discordia y se ocurra al 
rremedio que a de aver de pedimiento y rrequiriniiento del 
dicho dominico, ellos quieren dar e dan su pares^er e ta- 
sación en I9 forma siguiente: e díxeron e declararon que fu 
parestjer es que conforme a la grandeza e arte de la escríp- 
tura del dicho quadro y ysloria que tiene, que la eslimali- 
ua dél es Isn grande que no tiene prescio ni estlmacioD; 
pero que, atendiendo a la miseria de los tiempos y a la ca- 
lidad que en ellos tienen semejantes oljras, se deue dar por 
el irauajo e ocupación e yndustria e arte c costa e tíenpo 
gastado, novecientos ducados de a trecientos e setenta e cin- 
co marauedis cada ducado, a el dicho dominico, y esta es 
su tasación y parescer a su leal sauer y entender, en dios y 
en sus conciencias, e juraron en forma de derecho que an 
hecho la dicha tasación bien e fielmente, sin colussioo ni 
yncubierta alguna, e yo el dicho escriuano doy fce del di- 
cho juramento, e lo fírraaron de sus nonbres, siendo pre- 
sentes por testigos el sefíor licenciado hcrnan |)ere7, e fran< 
cisco úluarez e alonso sanchcz, oslantes en lolcdo, e mar- 



.byGooglc 



60i 

linea de castañeda. — ballasar de castro Ziobron. — e yo el 
jurado baltassar de tuledo, escriuano de su mageslad, cscri- 
uano público del oúmcro de la díclía ciudad de lolodo, pro- 
seóte fui a lo que dicho es, e Gze mi signo f a tal en testi* 
monio de verdad, baltasar de toledo , escriuano público. 

En la muy noble cibdad de toledo, a quince dias del mes 
de jullio de mili e quinientos y setenta e nueue años, yo el 
escriuano público yuso escripto noliñqué el compromisso da 
suso contenido a alexio de mootoya, contraste e vecino des* 
la cibdad de (oledo, el qual dixo que le acetaua e acetó, 
testigos que fueron presentes: gil bautista ochoa e rrodrigo 
demórales, vezinos de loiedo. — áluaro perez, escriuano 
público. 

e visto por mi, alexio de montoya, contraste e'veú- 
no desta ciudad de toledo, el conpromisso que en mis ma- 
nos e poder fué dexado por el muy Yll." seQor garcia ds 
loaysa Xiron, arcediano de guadalaxara, obrero mayor y 
canónigo en la santa yglesia de loiedo, de una parte, y 
por dominico teococópuli, pintor, acerca de la pintura quel 
diclio dominico a heclio para la santa yglesia; y auiendo 
como tengo acetado el dicho compromisso, y si es oes^essa- 
rio de nucuo lo aceto; y auiendo visto la dicha pintura que 
ansi a hecho el dicho dominico y las tasaciones hechas por 
los tasadores nonbrados por aobas partes, e auiendo para 
ello comunicado esto negocio con anbas parles y cuu 
los dichos tasadores, y con otras personas que entiendea 
de la dicha pintura, e de ciencia y conciencia, y las rra^o- 
nes que los dichos tasadores' tienen dadas; e vista la dicha 
piiotura ser de las mejores que yo e visto, y que si se ovie- 
se dcstimar considerando sus muchas partes que tiene do 
bondad se podría estimar en tanta cantidad que pocos o 
uiaguoo quisiesen pagarla; pero visto lu calidad de tos 
Touo LV. 38 



byGooglc 



602 

tiempos y lo que de ordíoorío se paga en castilla por pin- 
luMS de grandes artífices, e visto e considerado todn lo 
suso dictio e lo demás que fué uecessarid: fallo que deuo 
de inaodar y mando que por la díclia pintura el dicho se- 
ñor garcía de loaysa, en noabre de la dicha santa yglesin, 
dé y pague al dicho dominico teococófiuli tres mili e quí- 
nieiilüs reales: e con esto el dicho dominico leococópuü no 
pueda t>edir ni pida oira cosa alguna por rrazon de la di- 
cha pintura, y eu quanto toca a lo que los lassadores de la 
parle del dicho señor obrero dizen ques ynpropio que en 
aquella ystoria estéa las marías, en quanlo a eslo rremilo 
la declaración dello a algunos sefiores teólogos a quiea 
loca salter detlo, que lo declaren, e con esto condeno a las 
dichas partes e a cada una dellas a questén e passen por 
esta mí sentencia, y no vayan ni pasen coutra ella ea tiem- 
po alguno ni por alguna manera, so la pena del coropromls- 
so y laudando y arbllrando y amigablemente conpuníenda 
eutre las parles, ansí lo pronuncio y mando. — alexia de 
raonloya. 

En toledo, a veynte y tres días del mes de jullío de 
mili e quinientos y setenta e nueve años, el dicho alexíode 
montoya dio e pronunció la sentencia arbitraria de suso 
contenida; que en ella firmó su Donbre. siendo testigos pre- 
sentes Rodrigo de morales, e gil bautista ochoa, e diego 
de vargas, vecinos y estantes en lotedo. — átuaro perez, es* 
criuano público. 

E después de lo susodicho, en la, dicha ciudad de la- 
ledo, a diez e siete días del mes de agosto de mili e qni- 
nientos y setenta y nueve aDos, yo el escriuano público 
yuso escripto leí e notífíqué la dicha sentencia arbitraria de 
suso contenida a dominico leococópulí en su personaj, e 
dixo que pide traslado c que rresponderá. leslígoa que ílue- 



n,g,t,7.cbyGOOglC S 



MD presentes: el licenciado soto e diego ele órense, vecinos 
ele tuledo. — áluaro perez, escnuano público. 

Ed toledo, veinte e tres días del mes^e setien^re de 
mitl e quinieutos e setenta e nueve aQoü, ante el muy mag< 
nifico seúor martÍQ rromero de villaquiran, alcalde bordi* 
Darío desli civdad , presentó diego de órense , procurador 
en nombre de la obra de la sania yglesia de toledo y claus- 
tro, la petición siguiente. 

Diego de orease, en nombre de la obra de la S." ygle- 
sia Toledo y por su poder, digo que el obrero de la dicha 
obra dio a domiaico teococópuli a baeer e pintar la ysloria 
del hlspolio de nuestro señor Jesucliristo , y está tasada la 
obra de ella por personas nonbradas por las partes en tres 
mili y quinientos reales, como pares^e por el testimonio del 
compromiso y sentencia que pasó ante el presente escriua- 
no; y para en parte de pago de la diclia tasación tieoo 
rrcscebidos ciento e cioquenta ducados, y tiene por entre- 
gar la dicha imagen; y mi parte está presto de acabar de 
pagar, con tanto que la falta questá puesta en la dicha 
pintura ante todas cosas la enmiende; que las marias que' 
tiene puestas (erca de la imagen de nuestro S/ Jesucbristo 
las quite e las ponga apartadamente, porque está impropia 
la dicha pintura si no se hace esto, porque conforme a la 
letura del sacro evangelio do dize questaban ad longe; y 
se ha de pintar assi y no cerca, como están; y otras impro- 
príedades que tiene la dicha pintura, qnestán declaradas 
por los árvitros, que se enmienden. 

Porque pido a V. m. acerca de lo soso dicho mande 
proveer y provea dos cosas : la una es que en lo que loca 
a las mafias las ponga y pinte apartadamente de la ima- 
gen de nuestro S/ Jcsuchrislo, para questó la pinlfira 



byGooglc 



G04 } 

conforme al sacro evaogélio ; y que assi mismo et dk-l^ 
dominico eomiende en la dicha pialura laa demás impro- 
piedades f|ue declaran los áruitros nombrados por mi parte. 
con quien concordó el lei'cero, señajílodole término en i¡ue 
lo dé perfeclamentc acabado. La otra es que porque v\ di- 
cho dominico (lene rrescibidos ciento y cinqueota ducados 
para eo quenta de la dicliaobra, y tiene la tabla y pintura 
o.n su poder, y es forastero, y la obra que vino a hazer a 
esta ciudad , que es el rrelablo de S."* domingo el viejo, 
le tiene acabado y puesto, como es Dotorio, y no tiene 
(tara qué estar en esta ciudad ni tiene bienes en ella, man- 
de que se arraygue de fianzas o entregue la dicha tabla, y 
pintura a mi parle en la dicha santa iglesia, do la aya de 
acavar de lo que de suso tengo pedido que ha de liazcr en 
la dicha pintura, en io qual se admiaisiravá justicia, la qual 
pido serme hecha y las costas. 

Otrosy, pido a V. M.^ mande paresger ante si al diclio 
dominico e que con juramento declare lo siguiente: Lo 
uno, si es verdad que tiene rrefjebido de mi parte cíenlo y 
,cinquenta ducados, o que cantidad para en parle de pago 
de la dicha pintura. 

Yten , si es verdad que es forastero e que en esta cíu* 
dad no tiene ningunos bienes rrayzes. 

Yten, si es verdad que fué traydo a esta ciudad para 
hazer el rrelablo de S.'" domingo el viejo, el qual tiene 
acabado y puesto en la dicha iglesia. — Bl licenciado pero 
garcía. 

E: presentado, el dicho sefior alcalde mandó quel dicho 
dominico jure e declare a lo conlenido en la dicita pregun- 
ta desuso, y declarado provea la justicia, testigos: Die- 
go de órense e Rodrigo de morales. — áluaro perez, escri- 
uano público. 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



C05 

En loleda, a veinte e tres de sctienbrc ilt mili e qui- 
nientos e setenta c nueve at1os , el dicho diu fue lomado e 
rrequcrido juramento en forma de derecho del dlclio domi- 
nico teococójtuli por en y sobre la seilal de la cruz, y pro* 
metió de decir verdad: e preguntado sobre lo dieiio al pri- 
mero capitulo, dixo que confiesa aver recibido mili e qui- 
iiientos reales para la quenta de la díclia pintura. 

Al segundo capitulo dixo queste que declara no es de 
toledo ni tiene bienes rrayzes en esta cibdad. 

A la tercera pusicíon dixo que no es obligado a dar 
qiicnla porqué* vino a esta cibdad; e que a lo demás que se 
le pregunta no tiene que rrespondcr, porque do es obliga- 
do, equesto es verdad, e ñnnólo. — Dominico Tlieococó- 
jHiIi. — áluaro \ktcz, escriuano pública. 

El dicho dominico dixo que porque no entiende bien la 
lengua Castellana, que para poder alegar e ynformar de su 
justicia pide copia e traslado. 

El dicho señor alcalde dixo que lo verá c probeer.t. 
testigos: diego de la íide monlaivan, e juan de ayala, e 
gil bautista ocboa, vecinos de loleüo.— áluaro perez, escri- 
uano público. 

E luego el dicho diego de órense, en nonbre de la di* 
cha obra, dixo que atento quel dicho dominico es foraste- 
ro, le mande arraygar e dé fianza en lo echo e en lodo lo 
(tor su parte pedido, e que nombre juez conocido con 
quien so siga la causa; donde no, le scQale lus estrados 
dcsla ciudad, e pidió justicia. 

El dicho S.' alcalde mandó quel dicho dominico nom- 
bre procurador con quien se sigan tos autos; donde no le 
serán nombrados estrados de su audiencia donde sean no- 
lificadüs, e le parará todo perjuicio como si se le notifica- 
scu. testigos los dichos. 



byGooglc 



coo 

Ealc dicho dia veyule e Ires de selienbre de mili e qui- 
nientos e setenta e nueve aQoa , yo el dicho eseriuano noli- 
liqué el dioho avto de suao al dicho dominico, el qual díxo 
que responde lo que tiene rrespondido y pide traslado, tes- 
tigos los dichos. — áluaro perez, eseriuano público. 

Este dicho dia veinte e tres de setíeobre del dicho aQo 
de mili e quinientos e setenta e nueve a5os, visto este ne- 
gocio e causa por el dicho señor martia rromero de yilla- 
quiran, alcalde, mandó quel dicho dominico teococópult 
dé Ganzas deatar sobre este negocio a diego y para hazer lo 
juzgado e sentenciado, o ponga la dicha pintura en poder 
del depositario general desta ciudad , o en su defeto de lo 
uno o de lo otro le pongan preso; y^ue hecho esto se le 
dú copia y treslado para que alegue de su justicia, asi lo 
probeyó e mandó el señor alcalde, siendo testigos juan de 
ayata e diego rromero, vecinos de toledo. — VilIaquiraDi 
alcalde. — áluaro perez, eseriuano público. 

Eate dicho dia , mes e año suso dicho , yo el dicho eseri- 
uano noliSqué el dicho auto de su contenido al dicho domi- 
nico teococópuli en persona, testigos los dichos. — -áluaro 
perez, eseriuano público. 

En toledo, a veinte e qualro dias del mes de setiembre 
de mili e quinientos e setenta e nueve años, ante el señor 
Villaquiran , alcalde , pareció dominico teococópuli , pintor, 
e presentó el escripto siguiente. 

Dominico teococópuli digo que a mi noticia es venido 
un auto por V. m.** proveydo a pedimiento del obrero de la 
santa yglesia de esta ciudad, en que manda que me array- 
guQ de ñanzas o deposite un quadro que he hecho para la 
dicha santa yglesia: digo que el dicho quadro está acaba- 
do y mandado lo que se me ha de dar por el trabajo y ocu- 
pación que en ello hize, y ansi solo rresta que se me pa- 



n,g,t,7.cbyGOOglC 



Ü07 
gue lo que eslá mandado se me ilú por el Icíorcro, y es- 
toy presto de quitar lo cjue quisieren que quite dé), y con 
esto cesa lodo pleito y seguridad que se roe pide: porque 
pido a V. m.'* revoque el dicho auto y provea que se me 
pague lo susodioiio, pues con lo dicho yo lie eumplido lo 
debido, para lo quol y de lo dicho dar& teslimonio el pre- 
sente escrivQoo, para lo qual etc. pido justicia. — licencia- 
do liernandez. 

E presentado, su m,' mandó dar traslado a la otra par* 
te , e que a esto rresponda e diga e alegue lo que fuere que 
le convieoe. Icaligos que fueron presentes: juan de ayala 
c rrodrígo de morales, vecinos de lotedo. — Vüiaquiran. al- 
calde. — álvaro (lerez, escríuano público. 

Este dicho din notifiqué el dicho escripto e auto a die- 
go de oreóse en noobre de la dicha obra, en bu persona, 
testigos los dichos. — áluaro perez, escríuano público. 
fArcti. de la Cal. de Toledo. Envoltorio de escrituras Leg. 1 .') 



Atiento con, Dominieo Theotocópuli, pintor, para que haga 

el ornato de madera det quadro del expolio qve pintó para 

en fin de henero de 1586. 

En la ciudad de Toledo, en nueue días del mes de juDio 
de mili y quinientos y ochenta y cinco aQos, el Yll.* S.<" 
maestro Joan ba|iti&ta per^z, canónigo y obrero en la sancta 
iglesia de Toledo, lom6 asiento con Dominico Teolocópuli, 
pintor, estante eo la dicha ciudad, que hará el órnalo de 
madera conforme a unas trabas que liizo por mandado 
del Yi).'"'' de Toledo, que queda firmada det dicho señor 
obrero, de un quadro de pintura de la historia del expolia 
de nuestro S."' que pintó el dicho Dominico Theotocópuli, el 



byGooglc 



608 
qua) a de dar acavado conforme a la dicha (raf;a para en 
íiD del mes dfi henero del aRo que viene de mili y quioiea- 
los y óchenla y seis afios, para lo qual tiene recibidos a 
buena queala quarenta y quotro milt y seiscientos mrs.; 
con condiciou que si para el dicho tiempo no diere acauado 
y dorado el órnalo del dicho quadro, coororme a la dicha 
tra^fl, volverá el dicho Dominico TheotocÓpulí los dichos 
mrs., y más lo que ouicre receuido para el dicho effeclo. el 
(jual dicho ornato acabado, se le a de tasar por dos perso- 
nas, la una puesta por parte del Señor obrero, y la otra 
por parle del dicho seDor Dominico; y en caso que no se 
concertaren, se aya de poner un tercero que los convenga, 
y por lo que este dixere se aya de pasar, el quat tercero 
nonbreu las díchas' parles, y cd caso que uo se concertaren 
le nombre el dicho señor obrero que aora es o entonces fue- 
re, que desde aora le da por nombrado el dicho Dominico 
Teotocópuli. — el maestro Joan Baptista Pérez. — Dominico 
Tlicotocópuli. 

Digo yo, dominico TheotocÓpulí , pintor, que ]wt quel 
término que auia lomado para dar acabado el ornato de 
madera del quadro de pintura contenido en este asiento aya 
passado y cumplido sin auerle acabado, por no auérseme 
dado la madera en tienp?, digo que nueuo me obligo, sin 
ynouar en cosa alguna del dicho asiento, de darle acabado 
y dorado dentro de tres meses primeros de la fecha, para 
lo qual tengo rrecebidos, de más de lá rresla que arriba se 
contiene en el dicho asiento, selecientos ^reales por dos li* 
brancas; y con otra que se me dé de quatrocientos reales 
quando le comience a dorar, ine doy por contento que oo 
se me libren dineros algunos, ni yo los pediré hasta que 
aya acabado la dicha obru y Ja aya enltegndo. y por la 



.byGooglc 



609 
verdad lo firmé de mi nombre eo Toledo, a primero ds 
abril de.milt y qulDíenlos y oelieota y seis años. — Domiui- 
co Tlieolocopoli. 

Libráronse estos quatrocieotos rreales que arriua se 
díze, en diez de Junio tle 1886. (sic) (1586). 

(Arch. de la Cal. de Toledo. EnvoHoriode etcrituras. Leg. 1.*) 



En la ciudad de loledo, (res días del mes de liebrero 
de mil y quinienlos y ocbenla y siete aflos, por ante mf el 
présenle escrivano de la obra, dominico IlieotocÓpuli, pin- 
tor, residente en la diclia ciudad, dixo que para tasar e) 
orualo que a liecbo para el quadro del expolio de nuestm 
señor, queslá en el vistuario del sagrario de la ilrcha saoc- 
ta yglesia, de la escultura, talla y dorado, nonbrava y non- 
bró por su parte a jordano de Vailadolid, escultor, vecino 
de Vatladolid , para que declare el valor del dicho ornato, 
así de escultura y talla como de pintura y dorado, y por 
lo que declare se obligó de estar y pasar, y lo firmó de su 
iionlire. testigos: rodrigo de salinas y pascual vele. — Do- 
minico Tbeotocopuli. 

En toledo, diez y siete de bebrero de mili y quinientos 
y ochenta y siete afios, el maestro Joan baplista {>erez, ca- 
nónigo y obrero de la dicha sánela yglesia de toledo, dixo 
que para tasar y declanir lo que se deve dar al dicho do- 
minico teotocópulí por el ornato que ha hecho para el qua- 
dro del expolio de nuestro íefinr, que cslú puesto en el sa- 
grario, noubrai'a y nonbró a Sebastian hernandez, escultor, 
y diego de aguilar, pintor, vvzinos de toledo, para (¡ue 
jiiiilomeote con el nonbrado por el dicho dominico tasen la 
hechura del dicho ornato de escultura , talla y dorado, y 



byGooglc 



CIO 

phr lo que declararen se obligó de eslnr y pasar; y par» 
ello obligó los bienes y reñías de la dicha obra, y. lo firmó 
de su Donbre. — El maeslro joan Baptisla perez. 

E luego los diclios .diego de aguilar y sebosEian her- 
nniidez aceptaron el dicho nonbranaienlo, y juraron en for- 
ma de derecho de hitzer la dicha tasacíoa bien y rielmenlc, 
« su leal saber y entender, y lo firma ron. —Diego de agui- 
jar.— Sebastian bernandez. 

En toledo, diez e siete dias del mes de hebrero del dicho 
año, eslevan jordan, escultor, vezino de valledolid, aceptó 
el Doubramiento a ét hecho por dominico teolocópuli para la 
lasacioa del ornato del expolio da escultura, talla y dorado, 
y juró en forma de hacer la dicha tasación bien y fielmenla 
a su leal saber y entender, y lo firmó. — Esteban jordan. 

En la ciudad de toledo, veyole dias del mes de liebrero 
de mili y quinientos y ochenta y siete a&os, estevan jordan, 
escultor, vezino de la villa de Valladolid, nonbrado por do- 
minico greco, y diego de aguilar, pintor, y Sebastian h«- 
nandez, escultor, noubrados por la obra de la S." iglesia de 
loledo para tasar el ornato del quadro del expolio de nuestro 
señor, escultura, talla y dorado que a hecho el dicho do- 
minico, dixeron que ellos an visto el dicho ornato y an tra- 
tado y comunicado lo que |>or razón dél se deve dar al dl- 
ch» dominico; y avjéndolo bien visto y considerado, dixe* 
ron que lasavan y lasaron ta hechura del dicho ornato y do- 
rado dél en esta manera: declararon que tiene de oro cinco 
mili y doüicntos panes, que a razón de doze mrs. cada uno 
montan sesenta y dos mili y quatrocienlos mrs. 

El sanblaje, talla y escultura del dicho ornato lasaroD 
en ciento y treinta y ocho mili y docienlos mrs., que todo 
monta ducientos mili y seiscientos mrs. y so cargo del ju- 
ramento que tienen hecho, dixerou que la dicha tasa^iou 



n,g,t,7.cbyGOOglC i 



Cll 

cs(& buena y bien licclia a su lenl snber j enlcnJer. sin 
agravio de ninguna <]e las parles: y lo Armaron de sus 
nonbres. — eslcban jordan. — Sebastian fernandez. — Diego 
de aguijar. — ante m). joan de segovia Villarroel. 

Reconozf yo sebasUan hernandez, escultor, la madera 
que entregó francisco suarez a dominico Tlicolocópuli, pin* 
lor, para liacer el ornato del expolio del sagrario confonne 
a una memoria que se tne mostró firmada del dicbo domi- 
nico y de diego de alcántara, que está con una líbronza de 
madera para el dicbo ornato, del aüo de f 586; y recono- 
cido el dicbo ornato, me parece que toda la madera del di- 
cho memorial entró en el dicbo ornato, con el desperdicio 
que en ella vbo. y lo firmé de mi nonbre en talado xxi de 
bebrero iSolxxxvii. — Sebastian bernandez. 

Cuenta con Dominico Iheotocópuli, pintor, del quadro 
del expolio de nuestro seSor que iii^o para el eogrario de 
la santa iglesia. 

Tasóse el dicbo quadro que bizo por alexo de mon- 
loya, juez arbitro en discordia de ios tasadores, en tres mil 
y quinientos reates, que valen ciento y diez y nueve mil 
mrs., por declaración que hi$o el dicbo alexo de monloia 
sute áluaro perez orlíz, a 17 de agosto 1570, la qual Tue 
consentida por el dicho dominio. 

Lo que tiene rrecevido para ia dicha pintura: 

a dos de julio 1577 recivló por libranza Ireze mil y 
seiscientos mrs,; y a tres de Novienbre 1578rrecivió trein* 
la y siete mili jr quinientos mrs.; a ocbo de dicíenbre 1581 
recivió setenta y cinco mil moravedis. 

Por manera que monta lo que tiene recivido para la 
pintura sola ciento y veinte y seis mil y cient mrs., de 
los quales descontados ciento y diez y nueve mil mrs. en 



byGooglc 



GI3 

que 3C lasó la dicha ))¡ntura, queda dcvicndo el dictio donú-: 
nicu siele mili y cient mr?. 

Ornato desle quadro: 

Tasaron eslevan jordao, escultor, Donlrado por domí* 
HIPO , y Sebastian liernandez y diego de aguilar, nonbra'- 
(los por la obra, el órnalo del dicho quadro, es a saber: 
Iicchura solo y oro en docicntos mili y seiscientos mrs-, 
|)orque la madera se le dio de la iglesia como parece por h 
declaración de los dichos nonbrados hecha a 20 de liebre' 
»■« 1587. 

Lo que tiene reccbido para el ornato: . 

Restó deviendo después de lasada la pintura siete mil 
y cien mrs. más, recivió por libran^ en cinco de mai-fo 
1583 treinta > siete mili y quinienlos mrs. más recivió a 
qualro de dicienbre 1585 diez mili y dozicntos mrs. más, a 
primero de abril 1586 recivíÓ trcze mili y seiscientos mrs. 
|ior libranza, más, recivió a diez de junio del dicho afio 
otros treze mili y seiscientos mrs. 

Por manera que monta las partidas que tiene recevidas 
el dicho dominico óchenla y dos mili mrs.; los quales des- 
contados de los dichos docieutos mil y seiscientos mrs, que- 
da que a de aver el dicho dominico ciento y diez y ocho mil 
y seiscientos maravedís, la qual cuenU hicieron el maestro 
Juan Boptisla perez, canónigo y obrero en la dicha sánela 
iglesia, y el dicho dominico theolncópuli. y la firmara?! de 
sus nonbres en toledo, veynte y un dias del mes <Ie bebrero 
de mili y quinientos y óchenla y siete años.— el maestro 
Joan Baptista Pérez. — DouúnicoTheolocopoli. 

Gaspar de fuensalida , rreceptor general ile la obra de 
lu sánela iglesia de toirdo, mande pagar a dominico Teo- 
tocópuli, i>iiitor, residente eu tolcdo, ciento y diez y ocho 



byGooglc 



GÍ5 

milt y seiscieiilos mrs., con los quales se le acaban de pa- 
gar los (locieolos milt y seiscieolos rors. que ubo de aver 
y en que fué tasado el ornato del quadro del expolio de 
nuestro señor que hizo para el sagrario de la diclia sánela 
iglcsiii, el quul fué tasado por eslevan Jordán, escultor, ve- 
cino de valladoliil, nonbrado por el dicho dominico, y por 
diego de aguilar y Sebastian hernandez, noabrados por la 
obra; porque de tos óchenla y dos mil mrs. restantes, cum' 
plimiento a la dicha tasación, está pagado en las cinco par- 
tidas declaradas en esta carta cuenta con él hecha, y tome 
su carta de pago, con la qual y esta libranza se le rrecevi* 
rio en descargo los Síchos ciento y diez y ocho mil y seis- 
cientos mrs. hecho en loledo a veinte y uno de hebrern de 
nntl y quinientos y ochenta y siete años. — El maestro joaa 
Bapfista percz. — Por mandado del maestro perez, canóni- 
go y obrero, joan de segovta viilarroel. 

A dominico theolocópuli cxviii^nc mrs., con que se le 
acaba de pagar el ornato del quadro de el expolio de nues- 
tro seflor. 

neccbl de Gaspar de fonsalida, rreceplor de la saocla 
iglesia de Toledo, los maravedís contenidos en la dicha li- 
branza; y por que es ansí lo firmé de mi nombre en loledo, 
a veinte y un de hébrero 1587.— Dominico Theolocopoli. 

Digo que reccbi ciento y diez y ocho mili y seiscientos 
mrs., y porque sea claro lo esorebl debaxo desta carta de 
pago. — Dominico thetocopoli. 

(Arcli. de la Cat. de Toledo. Leg. I.*) 



byGooglc 



{Btat de Prado.) 

Ed tolcdo, diez y ocho días del mes de llenero de tnil 
y quiaieDlos y uoiienla y dos aííos, et señor ductor joan 
baplista perez, eleclo obispo desegorue, canÓDigo y obrero 
de la saacta iglesia de toledo, dixo que pora tasar la pÍQlu« 
ra que a lieciio blas de prado, píutor, vezíno de toledo, ea 
el cabildo de la dicba sancta iglesia de los escudos de sr- 
mas de los arzobispos que en él están piotados, Donbraua 
y noobró por tasador, por parle de la dicha obra, a diego 
de aguilar, piutor, veziuo de lo!edo.~£l 0.*^ Joaa Bap- 
lista Pérez. 

Ed el diclio dia, mes y a£¡o dichos, Blas de prado, pio: 
(or, DonbrÓ por su parle para tasar la diclia piatura que 
a hecho eD el cabildo de la dicha sánela yglesia a pablo de 
cisneros, piator, vezino de Toledo. — Blas de prado. 

Memoria de la pintura y dorado y oro questá gastado 
por blas de prado en el cabildo de la sánela yglesia eo esta 
cíbdad de Toledo, es lo siguiente: 

primeramenle ponemos del labar y barnizar los ar- 
zobispos quesLán pintados antes de agora en el dict»i 
cabildo, ocho dias a ducado cada dia, son ochenta y ocho 
reales, de labrar dos rropas coloradas de dos carduna* 
les con sus capelos, le damos denlramas dos dias a du- 
cado cada dia: son veinte y dos rreales. de labrar otras 
dos rropas blancas de otros dos arzobispos, le damos otros 
dos ducados, de añadir otros pedazos de rropas en los 
obispos, le damos otro dia a onze rreales cada dia. más, 
hallamos (inquenta y seis letreros de a dos rringlones cada 
uno, y le damos de escribirle cinco rreales, que montan to* 



byGooglc 



615 

dos áSO reales, más, ay (reínta y nueve letreros de un rrin< 
glon, a tres reales cada uno, montan ciento y die;: y siete 
mrs. de dos letreros quesláa hechos en los rrincones de ta 
entrada de la puerta, damos de cada uno onze reales, de 
tornar a rreparaT los dos pedazos de friso de color pardo y 
haser en ellos sus rrosilas, le damos diez y seis reales, lia* 
llamos (jue tienen de oro los treinta escudos queslán sin ar- 
mas y las tres diademas do los sánelos or;;obispo3 ciento y 
oclienta panes, y damos del oro y del asiento de cada pao 
un quarlilio, que son quarcnta y cinco rreales. más, se pin- 
taron e» diez y ocho escudos las armas de la yglesia, y da* 
m09 de cada uqo con el oro que tienen a ducado y medio, 
que montan docienlos y noventa y siete rreales. más, de 
pintar otros veinte y nueve escudos en queslán las armas 
de los arcobispos, damos de cada uno seis rreales, que mon- 
tan ciento y setenta y quairo rreales. de hazer seis cruzes 
en seis escudos y del perfilado de todos los demás escudos 
queslán sin armas, le damos diez y seis rreales. de los es- 
torbos del yr y benir y de colores y azeile y barniz, te 
damos f^inquenta rreales. En lo demás que dize que no se 
puede poner en memoria acerca de los cabildos, no decimos 
liada, porque no lo bemos. 

Toda la dicha tasación monta mil y ciento y sesenta 
reales, y lo firmamos de nuestros nombres, en toledo. vein- 
te e uno de lienero de mil y quinientos y noventa y dos 
afios.— Diego de Aguilar. — Pablo de Císneros. 

En veynte y uno de henero de mil y quinientos y no- 
venta y dos afios, diego de aguilar y pablo de cisneros, 
pintores y vezinos de toledo, presentaron esta tassacion Gr« 
mada de sus nombres, y juraron en forma, por dios nuestro 
sefior y por la seQal de la cruz en que pusieron sus manos 
derechas, que eslá bien y Justamente hecha a su saber y 



byGooglc 



entender, sin agravio ile ninguna (I« las partea. Ante mi 
Joan de segovia villarroel. 

Demás da loa diclioa mil y cíenlo y aeaenla reales, a de 
aver el dicho Blas de prado quarenla y quatro reales por 
las ocupaciones y estorbos que tuvo por los cabildos (]ue se 
hizieroo durante <]ue liipii la diciía pintura; y asi monta 
todo rollt y docienlos y quatro rreales. 

Monta la tassaclon desla otra parte y lo que a de aver 
blas de prado, mil y docientos y quatro rreales, que valen 
quarenla mili y novecientos y treinta y seis mrs. Para 
cuenta deslos tiene rescevidoíi diez mili mrs. en veinte y 
qualro de diciembre {591. Réstasele devieodo al dicho blas 
de prado treynla mil pueveciculos y treinta y seis mrs. 

Gaspar de fnensaliJa, rrcceptor general de la obra da 
la sancta iglesia de Toledo, mande pagar a blas de prado, 
pintor, treynla mil y novecienios y treinta y seis moravedis, 
con los quales, y con diezmill mrs. que tiene recevidos en 
veinte y quatro de di7.iemhre del aQo passado, se le acava 
de pagar los quarcnia mili y novecientos y Irejnta y seis 
mrs. que mont6 la tasación de la pintura que a becbo en 
el cabildo desla saneta iglesia de los escudos de armas y 
títulos a los arzobispos que están piulados en el dicho 
cabildo, como e