(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Coleccion de las obras sueltas"

This is a digital copy of a book that was preserved for generations on library shelves before it was carefully scanned by Google as part of a project 
to make the world's books discoverable online. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 
to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 
are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other marginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journey from the 
publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with librarles to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prevent abuse by commercial parties, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfrom automated querying Do not send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remo ve it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are responsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
any where in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world's Information and to make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full text of this book on the web 



at |http : //books . google . com/ 




Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 
escanearlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 
dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 
posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embargo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 
puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir. 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 
testimonio del largo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 

Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares; 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La legislación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 

El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 



audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página lhttp : / /books . google . com 



WIDEhIER IffltAltV 



Hx ¿Atan 



^ 



r^ 




u 



^ » 







f JJ-.á9. 



jl 




Sy»oo(>505í.» 




I 




COtECCION 

DE LAS OBRAS SUELTAS;. 
ASSI JEN PR09A \ COMO EN VE^SO, 

DE 

D. FREY LOPE FÉLIX 
DE VEGA CARPIÓ, 

DEl HABITO DE SAN JUAN- 
TOMO XX. 



. . Quod tiíitaham diare ver sus iraf, 
Ovi2>. Trist. lib. IV* El. x. v. %6. 



CON LAS LICENCIAS NECESSARIAS 

EN MADRID : Año de M. DCC LXXIX. 

En la Imprenta de Don Antonio dc Sancha: 

Em U Aduann vieja , donde se hallará» 



sK-nSDsr.í ;• 



F£804íg80 



•"» 



P R O L G G O 

AL LECT-Oiu. 



A. 



-Unque havíamos ofrecido dar eí To- 
mo XX. de la presente Colección por 
todo el año passado , creyendo que se- 
ria el ultimo; nos hemos visto obliga- 
dos a pesar nuestro a dilatarlo , assi 
porque no cupieron en un volumen, se^ 
gun teniamos proyedado, la Fama postu- 
ma, y las Exequias celebradas en Italia, 
como porque nos pareció conducente en 
una obra tan vasta añadir varios y copio- 
sos índices para su mas '^¿il manejo ; en 
lo qual se ha consumido el tiempo que 
ellos mismos manifiestan, Y assi espera- 
mos que el publico nos perdone esta tar- 
danza a trueque de nuestro buen deseo, 
y de la diligencia que hemos puesto en 
enriquecer esta impression con los au- 
mentos del Tomo XXI. de que se trata 
en la Prefación que le precede, 

í 2 En 



Pr oí 060 

En este se contiene la Fama postu- 
ma a la vida y muerte de nuestro LOPE, 
escrita por su agradecido discípulo el 
Doctor Juan Pérez de Montalvan, 
^uien no se contentó con celebrar en 
prosa y verso su héroe inmortal , sino 
que convidó e incitó a los demás inge- 
nios Españoles a que contribuyeran con 
sus elogios , los quales se publicaron jun- 
tamente con la Fama postuma j^ según 
ahora los repetimos , en Madrid en la 
imprenta del Reyno año M. DC. XXXVI. 
en 4.* 

La Fama postuma es un breve elo- 
gio que consagró Montalvan a la me- 
moria de LOPE : pero es lastima que 
no nos huviesse dado en su lugar una 
historia literaria de la vida y escritos de 
este gran poeta , pues como tan amigo 
suyo y tan grande admirador de sus 
obras , pudiera haverlo hecho con mu- 
cha facilidad y no menor beneficio de 
los literatos* 

Los 



AL Lector. 

Los Elogios Panegíricos son los afec- 
tos , con que los Poetas Españoles ex- 
prcssaton sus sentimientos por la muerte 
del principe de todos ellos. Su numero 
excede de ciento y cinquenta , lo que 
es una prueba evidente los muchos que 
florecieron en el siglo passado. En prosa 
solo se lee la Oración fúnebre del Doctor 
Pheupe Godinez j la Urna Sacra de Don 
JosEPH Pellicer de Tovar , y un ca- 
pítulo de Carta Latina elegantissima de 
Miguel Juan BodÍ , Valenciano j Secre- 
tario del Cardenal Espinóla Arzobispo de 
Santiago ^ escrita al erudidssiino León 
Alacio, 

Cerra estos Elogios la Comedia intí- 
tulada : Honras a Lope de Vega en el 
Parnasso > que manifiesta no menos el 
ingenio del Autor > que la modesda en 
haver querido ocultar su nombre. 



Na 



N o T A. 

JLiLevando adelante Don Antonio db Sancha 
el designio , que ha puesto en execucion , de enri- 
quecer la República literaria con excelentes libros 
dé nuestros mas celebres Autores , tiene empezada 
una Colección en 4, de que no podemos dejar de 
dar anticipadamente noticia al ledor para su sa- 
tisfacción. Su titulo es : Clarorum Hispanorüm 
Opuscula seleUa Ó^ rariora , tum Latina , tum Hi^ 
'Sfana^ she iam ol$m\ sivc nunc primum , in lu^ 
cem edita : colkBa a Francisco Cerdano C^ 
Rico , Valentino , cet. cum eiusdem Praefatio- 

NIBUS. 

Solo el titulo manifiesta el intento de esta obra, 
que es recoger las que andan esparcidas de nues- 
tros Autores , y por raras o inéditas no son tan co- 
nocidas y estimadas como merecían. En todas las 
Naciones se ha pradicado esta diligencia , solo en 
España se echaba menos. Por este medio se logra- 
rán reunidos en un cuerpo tantos opúsculos , que 
hoy no se hallan , de Nebrija , Fox i>b Mor- 
zitLo ,NunEz, Vives , Morales,^Chacon , Arias 
Montano, y otros , assi Latinos , como Españoles. 
A tan util^ empresa no dudamos contribuyan los 
amantes de nuestra literatura , como algunos lo haa 
executado ya , franqueándonos los thesoros mas pre- 
ciosos de sus librerías; y especialmente el Ilustrissimo 
Señor Don Miguel María de Nava , del Consejo 
y Camara*de S. M. el Señor Don Fernando db 
Vei-asco , del mismo Consejo ; y el Señor Don 

^ Grb- 



Nota. 
Gregókio Mayans y SiscAr , Alcalde Honóraiío 
de Casa y Corte. 

Los opúsculos se ponen enteros eon sus Indi^ 
ees y Prefaciones. A cada tomo precederá un Pro* 
hga\ en que se ttóte de la vida y escritos de los 
AA. que en él se contienen. 
^ En la colocación de las obras no se observa or-i 
den de Autores ^ de tiempos,^ ni de ciencias , por- 
que el mejor es no guardar ninguno en esta classe 
úc Colecciones. 

Para que se pueda formar desde luego alguna» 
idea de la excelencia de la obra ^ pondremos áqui 
k nota de los Opúsculos que irán en el tom. I. ^ 
I, HiERONYMi Ramiri de rdftü Infk>centh 
M[artyrh Guardiensis Ubri VL Es un Poema he- 
roico imitando el de Virgilio. ítem : Epithalamion 
de nuptiis Phuippi II. Hispaniarum jRegis Catho^ 
l{ci^ é^ D^ Annae \Max* Rom. Imp. Jilia , en 
verso heroico. 

: n. * Io¿ Qelidab , T^/^fT/mi Epístola alíquot éf^ 
carmina. Estas Cartas están escritas con un Latiit 
purissimo , y su Autor mereció grandes elogios de 
Juan Luis Vives. 

' ni. AhOisiAE SiGEAESintraj alia que eiusderr$ 
ac nonnüUqrtim prajerea do^orum virorum ad carril 
dem Epigrammata : quibus accesstt Pauli III. P. 
Jl/. Epístola de síngularí eíus doBrína ac íngeníi 
frastantía. Tumulus eíusdem ab Andrea RestN- 
DIO é^ Claudio Mosello concínnatus. La Síntra 
es una descripción en verso elegiaco de una granja 
de Portugal , llamada assi. Si ge a es bien conoci- 
da por su inteligencia en las lenguas orientaleb. 



Nota. "^ 

IV. PBtai DB Valentía AoademtoA , sh^ de 
indicio erga verum. Esta erudítíssíma obra impres- 
83L varias vecos fuera de España ^ es muy estimada 
de todos. 

V. lüLiANAB MoRBLL ^ Barctnontnsis , Or^^- 
tíuncula ante philosophicas disputationes , quas pu^. 
hlice Lugduni propugnavit , duodécimo atatis sus 
anno , Februarii die XVI. habita armo -Af. Z>C. VL 
La dixo en León de Francia de edad de 12. 
años , y es una prueba del grande ingenio que ya 
entonces descubria aquella erudita mugen 

VI. lo. Vergarae, Canonici Toletani^ Epístola. 
It. Tratado de las ocho questiones del templo pro-* 
puestas por el Ilustrissimo Señor Duque del Irijan- 
tadgo. Para elogio de esta obra basta decir que el 
M. Fr. Melchor Cano la puso casi entera en su 
libro XI. de locis Theol. Las Cartas Latinas estaa 
entresacadas de las de Lucio Marineo , Siciliano^ 
y de otras partes. 

En cada tomo de esta Colección se pondrá la 
lista de opúsculos de que ha de constar el siguíen^ 
te : esto sin perjuicio de seguir el orden que p^ 
reciere mas conveniente , al tiempo de la impres^ 
sion ; y de quitar ^ o añadir algún tratado ^ con-* 
fi>rme al nm^iero de pliegos que arroje la im» 
jprenta. 



FÁ- 



FAMA POSTUMA 

A LA VIDA Y MUERTE 

DEL DOCTOR 

FREV LOPE FÉLIX 

DE VEGA CARPIÓ. 

Y ELOGIOS PANEGYRICOS 

A LA INMORTALIDAD DB SU MOHBRE} 

ESCRITOS 
POR LOS MAS ESCLARECIDOS INGENiOSt ' 
SOLICITADOS 

POR EL DOCTOR 
JUAN PÉREZ DE MONTALVAN, 

QUE AL EXCELENTISSIMO SEÑOR 

Duque de Sessa , Heroyco , Magnisico, 

Y Soberano Mecenas del que yace, 

OFRECB ) PB.ESBMTA, SACRIFICA Y CONSAGRA* 

Tom. XX, A 



,v.. 



• A • 



.: íj 



i 

AL MC."* SEÍÍOfi. ' ' 

DON LUIS FERNANDEZ 

I3ECX)RDOBA, CARDONA Y ARAGÓN» 

DUQUE DE SESSA. 

DE BAENA Y DE SOMA, 

' Conde de Cabra, &c. 

ATrcvcrme, Excelendssimo Señor > a 
"^^^ escribir la Fama Postuma áú 
mas felid^imo prodigio que acaedó al 
mundo en la carrera varia de siete si- 
glos jnoíac pro&na vanidad^de nn aplaih 
so y sino devota colera dé mi afcdto. Va- 
lerme de tantos celebrados ingenios pa- 
ra ilustrarla con sus Elogios ,. no fue vcs- 
tinne de plumasr agenas , sino hacer ga« 
la de desconfianzas proprias. Y consa- 
grar lo uno , y lo otro a la soberana 
persona de V. £. nb es sacrifíck> ^ sino 
restitución : porque si todas las honras 

A 2 de 



4 , _ ■ 

de Lope sé clcbcn, a su ^^fíttpsa provi- 
dencia j obligarle con lo qiie es suyo^ 
mas que lisonja de la voluntad ^ pare- 
ciera estelionato del entendimiento. Digo 
otra . vez , que todas las Honras hedías 
a Lope son de V. E. y pruebolo sin 
afe(5laGÍoh ninguna , que la verdad no 
ha menester aliñarse ; sí. bien Ja razón 
se debe esforzar con algún cuidado. 

Mucre Lope mas de su deseo > que 
de.su achaque; porque espera una ecér- 
Jiidad , solo a costa d^ un desaliento^ 
y muere mas apriesa que otros, no por 
accidente , sino por diligencia ', que quien 
anda cada- dia un camino , sin errarle^' 
le abrevia . ¿xwi la noticia de los atajos, 
y mas quando le. importa la .vida el lie-' 
gar. a su patria. IHvulgase su muertcj 
aun antes de cxecutaflo d gc^pe'> :por-í 
que no hay cosa tan fácil de cfreer co- 
mo una desdicha. Lloranla quancos la sa^ 
bcñ, qvtc es como decir que la .lloran to* 
dos. Publicanse sus Funerales para, b doí- 

\ ti- 



tóá. tóíivláanéé los scfíorcs'para d ápiau' 
so , los áíftigos ' para la pena > los ene- 
migos para el cumplimiento y los orado- 
res píira las exequias , y últimamente pa¿ 
la las alabanzas tocios los insignes Poe* 
tas de Europa;, prometiendo conformes, 
por d parentesco que tiene la Poesia con 
¡a Pintura , hacer ün retrato á Lope tan" 
perfe<5to y tan vivo y que se- dieslumbras- 
se su muerte en los relieves , y se resti- 
tuyesse su vida en los. perfiles j previenen 
paraje! efed:o"todo lo preciso, dispon 
mn la proporción harmónica del dibujo, 
escogen los colores , prueban los pince- 
les , foíman las lineas sobfe la superficie, 
determinan las sombras y las luces, y 
pintan a claro y a escuro , que todo 
se usa. Empero reparando en que el jno 
tener a la vista d 'objeto puede ser es- 
torvo de su . promessa *, que aunque los 
sentidos le representen en la memoria , y 
las ideas le jretkizgan a materia visible j nO 
$e logra la verdad de un retrato , sin la. pre- 
sen- 



setm !n9total 4d' diuc¿Q; y is^oorjanáór 
se también de qUc V. £• tónis^ dos ori- 
ginales diferentes de Lope: uno esculpi-r 
do en los rubies de su amor íim$símo> 
y otro vaciado en lá corcesia del bairro. 
dcsleydo por un Escultor eminente en 
el arte plástica de las imágenes : pusio» 
ron los ojos en la e^ie amasada y y los: 
pensamientos en el corazón heroyco d^ 
V. E. para quesaliessen los retratos coa 
cuerpo y alma ; y apenas arrebatados 
del fiíror divino de sus genios hirie- 
ron y alagaron a un tiempo mismo el 
bronce y el lienzo con los buriles y 
los pincdes^ quando trasladaron^ no so- 
lo las facciones^ sino la voz misma de 
Lope , hallada quiza en el Soneto de V« E. 
porque es tan tierno , tan prófiíndo y 
tan elegante , qtie pudieron pensar co^ 
mo tiene el Apolo tan cerca, que se le ha- 
via di<5tado , quando le hizo. Luego qüan* 
to hay en este volumen le toca a V. £• 
no por agasajo ^ sino por justicia : y assi 

en 



* 



en hotSrc idc todbl pon^ó xn si¿ ma- 
nos éstos ramilletes (k flores diifer^ces^ 
^tádóá con k)s listones bladCo$ y negros 
del papel y el bronde-iy yoensgspiefe 
los sudores* de mi solidtud en haver 
sido jardinero cuidadoso deste literario 
retiro , para gloria accidental de tan gran 
difunto , para honor de la Ifustfc Villa 
de Madrid su madre ^ para lisonja de los 
quatra troncos del orbe y donde está es- 
parcida la inmoi:taIidad de su fama j y 
para que sepan todos el amor verdade- 
ro que siempre le tuve , venerándole por 
mi amigo y por mi maestro j pues lo 
fiíc de todos. Y lo que es mas , para 
dar a entender (aunque pienso que nin- 
guno lo ignora ) que es V. E. el dueño 
solo de sus honras ^ assi en los aplausos 
de su muerte , como en los beneficios de 
su vida. La de V. E. prospere el cielo 
eternos años con igual salud , . y con los 
aumentos que merece , y que le desean 
quantos oyen su nombre por la eminen- 
• ' » cia 



cía de su cúiM} p0t.h Opintdn ^ 911 
gran talento ^ y por la ingenuidad de su 
bizarria , y yo entre todos coíi mas afcQ. 
to , porque soy . el mas ambici<í)so, dejlas 
honras de Lcypz j y d nos indWdo á 
las heroycas prendas 

jDe V. É. cuya mam hesot 

El. DOCTOB. JUAK ParEZ DB MoHIALTAK. 



CEN^ 



9 

CENSURA PANEGYRICA, 

DEL MAESTRO JOSEPH 
D;ETAt.DiVIESSO> 

CABELLAN DE HONOR 
DEL SERENISSIMO SEÑOR 

Infante Cardenal. 

At mibi Pegásides blsndhslma carmina díSiant ; 
ima canitur foto nomcn in orbe meuta.0yiD.j¡>ht.2i. 

ESTE Libro de Elogios y Fama Postuma % 
honra de Frey Lopb FfiLix db Vboa Cart 
Pío, que me remitió el SeEor Licenciado Dok 
Lorenzo de Iturrizarra , Vicario General en esta 
.Corte i 7 .que ha soliciudo y recogido a dilígenr 
das de sus agradecimientos el Doctor Juan Pbt 
rez db Mqntalvan 9 primogénito del ingenio de 
Lopb j>n Vega , y primero en ciencias en sus es» 
cuelas f respiración de su aliento , y substituto de 
su pluma : persona que ha sabido a estudios de 
isus modestias no ensobervecerse a tantas publicas 
aclamaciones , y a tantas honras publicas y priva* 
das 9 y escrito la vida deste assombro de nues^ 
tro sigb , y verdad no creíble de los vepiderof, 
Tm.XX. B por- 



to 
porque ha de parecer sobre la verdad de este ta- 
lento 9 grangeado a usuras de admiraciones » deste 
caudal , que en sus empleos ha crecido portentosa- 
mente a influencias 7 a fluencias del cielo, desta in- 
mortalidad de sí mismo y y últimamente deste concur- 
so de hyperboles, y mayor que todos , cuya vida fiíe 
toda vida y con ser vida de mas de setenta y tres años, 
no parece possible, que pudiesse caber en ella lo 
que escribid^ que, J)assa de ciento y treinta y tres 
mil pliegos, a cuyas luces parecen sombras todas 
las eloquendas que ingeniosamente fabulizd la an- 
tigüedad , porque los alagos cariciosos de las Sy- 
renas,quando mucho, adormecian con olvido de 
sí mismos tos entendimientos mas despiertos } / 
los de LoPB Dfi Vega despertaban los mas dormi- 
dos, restituyéndolos a sí mismos con acuerdos y 
avisos de sus riesgos. 

Si Orpheo con lo canoro de sus voces arras- 
traba imperioso selvas de plantas , y Repúblicas 
de brutos ; Lope de Vega con sus consonancias nu- 
merosas (imán conceptuoso de sus atenciones) lle- 
vaba en pos de sí exercitos de hombres, lío solo 
de los mas advertidos, pero de los mas' transcen- 
dientes de Europu. - * ' 

El panal que fabncd enjambre dé^ abejas en la 
boca de Platón , fue uno , y una vez : y en la de 
Lope de Vega , enjambres de Musas y de gra- 
cias , con inundación tan íncessante de sus labores, 
que cada verso era un panal, y muchas sales ca- 
da sylaba. 

Si las cadenas de oro forjadas de eslabones de 
•voces eloquentes, pendientes de la boca de adüel 

. Her. 



II 

Hercules constafite donudor de monstruos , hasta 
con persuasiones politicaa» aprisíonabao por los oídos 
los hombres de mas agrestes costumbres ^ gustosa^ 
mente divertidos en la elegante energía del Ora-* 
dor valiente j las del nuestro en extáticas dulzuras 
(lisonjas bien quistas del entendimiento) arrebata- 
ban suspensos I desde Ips mas soberanos oídos, has- 
ta los mas plebeyos aquellas dos horas » en que se 
recitaba el harmonioso encanto de sus versos. 

Lo que novelaron de Homero , que de sus la* 
bios se revertía una fuente de cr/stales sabios ^ en 
la qual , como en una del Parnasso , con sed estu^ 
diosa bebian los amantes de las Musas el furor 
sagrado de la Poesia , fue figura de Lop^ de Ve« 
GA 9 que fue lo figurado } dixolo de Homero Ovi- 
dio, llorando la muerte de, Catúlo. 

Adspice Maomdem^ a ^o ceu/onte percnni (i) 
Vatum Pkrtjs órn rigantur aquis^ 

Y digolo yo de Lo^b de Vega, mudando estas 
pocas letras. 

Cerne Lupum Vegam, aquo ceujonte jperenm 
Vatum Pkrijs ora rígantur apiis. 

Y no díssuene ponderación ociosa , que lo diga Ovi- 
dio de Homero , ni yo de Lope de Vega , a quien 
reparare en lo que dixo la eminencia del elegan- 
tissímo Geronymo de Tito Livio, cuyas palabras pa- 
recen mas prophecias de nue^p Poeta, que alar 

B 2 ban- 

(i) Ovid .Ub. y. km&ti £leg. 8. 



banzas de su historiador, (i) Ad Tltum Lhitim 
iaffeo fonte manantcm y qnosdam nobiles venisse 
credimus , Ó* ^Uós ad sui contemplationcm Roma 
non traxerat , unius hominis fama ferduxit : habuit 
illa atas inauditum ómnibus saculis celebrandum 
n^acu/um , ut urbem tantam ingressi alind extra 
firb'em qucrcrent. Y pues hablando de un Gentil^ 
tne ha pautado el papel al deseo y a la verdad 
el Máximo DoAor » con fiador tan abonado diré 
no cobarde » que Lopb de Vega fue milagro de 
nuestra edad , nunca oído en las passadas ^ mere- 
cedor de ser celebrado en la posteridad de los si- 
glos : diré que peregrinaban de los fines de la tier-* 
ra , a admirar este ornamento y felicidad de Es- 
paña 9 y que a los que úo truxo la grandeza de su 
Corte í truxo la fama ruidosa de Lope de Vega , y 
que en la Corte no buscaban otra cosa mas que ella; 
no mayor , que no la podrá haver con tanto Mo-> 
narcha : dir^ que su boca era una fuente de rauda- 
les , de generosos ne¿lares , de quien han bebido 
y beben con atención ambiciosa los espiritus bizar- 
ros , heredados en su pluma y en sus eloquencias; 
cuyos libros pienso yo que leyera el do¿lissimo 
Padre con mas deleyte , y menos escarmientos , por 
los ministros Angélicos , que los del eloquentissí* 
iao Cicerón. 

Y volviendo a la censura del libro ^ después 
de no hallar oposición a la verdad Catholica de 
nuestra sagrada Religión j ni peligro a las mas rc-> 
catadas costumbres; 

Di- 

(i) Ád Paulioum. de ómnibus divuiae historac librís. 



^3 
Digo t que las Of adones Fúnebres que predi- 
ca el Triunvirato de Oradores sagrados , son sobre 
mi censura ^ porque por sus ingenios , erudición^ 
eloquenda ^ piedad y espirítu , se pierden de vis-* 
ta a mi pluma 7 a mi entendimiento } sus nombres 
son sus más honrosos laureles 9 sus periodos sus mas 
¡lustres encomios 9 y los mas acertados mi silen- 
tío. El Doctor Francisco db Quintana se os- 
tentó prenda carissima de Lopb db Vega, en los 
desempeños de su amor y su deseo. £1 muy Re- 
verendo Padre Maestro Fray Ignacio de Vito- 
ria fue trompa gloriosa de su inmortalidad. El 
muy Reverendo Padre Presentado Fray Francií-- 
co DE Peralia ilustrisima fama de su fama. 

Lo que escribid el Doctor Juan Pérez db 
Montalvan con el acierto que todo , y la pure- 
za y cultura de los cysnes que le enderezaron , com-^ 
petidos « voces , y a ternuras ; y la alegoría de la 
Comedia de pluma altamente primorosa , por la 
invención , agudeza, disposición, propriedad y her- 
mosura, son de Love, que es la mayor alabanza» 
tan mayor , que es la mayor que consiguió el ma- 
yor hombre del mundo : probervio justamente in- 
troducido entre los Castellanos nuestros para abo- 
no de lo mejor , desde lo mas aliiioso de los es- 
trados , hasta lo mas vulgar de las pUzas. Dixolo ay« 
rosamente en este Distico Don Christóvál dbSa- 
tAZAR Y Mardonbs , cspirltu noticioso de de to- 
das buenas letras , no buscado por no conocidos 

Quisquís hahet magno pretio dhendere mcrces^ 
Illas clamosus pradicat 4ssc Lupi* 

A 



í4 
A cuyos marmoles juzgará 70 que se debía escul- 

pido esta inscripción: 

Hic stupor est mundi^ qui scibilc discutit onrnr. 

verso que consagro curiosidad agradecida a la in« 
feliz memoria de aquel varón prodigioso , y glo- 
rioso prodigio de nuestra España el SeñoR Don 
Alonso Tostado ^ Obispo de Avila» de aquel Tos-, 
tado» parece que a las luces del sol por la vecin- 
dad a su rayos , a quien sin ajar lo decoroso de su 
pluma, ni profanar lo sagrado de las materias» se 
las gano Lope de Vega en la multiplicidad de plie* 
gos que escribid con desigual excesso. 

E R G O 

Laudctur , vtgeat , jplaceat , rclegatur , ameturi 

j válgale lo que todos dicen del hilo » que el fue^ 
que es mas que todos pueden decir » para que se 
guarden los indultos de Sabio, y las inmunidades 
de muerto. 

De Sabio: 

Non sokt ingenüs summa nocere dicr. 

Que al Sabio veneraba la Gentilidad por s^undo 
de su mayor Deydad. 

Ad summum sapiens uno minor lovc. (i) 

De 

(i) Horat. lib. 2. Epist. ad Maecenatem* 



M 
De Muerto: 

Jifortuo ne frohiíeas gratlam. (i) 

Que estorvar piedades a quien participo tanto Dios 
por lo entendido » es desentenderse de humano ^ y 
atreverse a lo irreligioso. 

Quia ojficfum humanitatis deJuhSo (2) 
colatum ffrastantissimiim. 

Y ya que no se le haces, no se le calumnies , que 
si Saúl 9 homicida de sí mismo halló misericordia 
en los de Jabes de Galaad^ para que le honrassen des- 
pués de muerto y acción que mereció las bendicio- 
nes de otro Rey santo , ^por qué no la ha de hallar 
otro ungido con mejor chrisma, que murió con tan- 
tos alientos de su salvación, que entre los últimos 
gemidos le oímos decir que no tenia cosa que le 
diesse cuidado^ 

Descansen pues en paz aquellas cenizas laurea* 
das, selladas hasta el termino fatal del jubio, en 
urna de marmoles y bronces , que le construye 
el amor grande, y grandeza propria, y heredada 
del Excelentissimo Señor Duqub de Sbssa, su va- 
ledor sin exemplar , y exemplar de valedores > cu- 
yas mercedes y honras en su vida y en su muerte 
serán premio de sí mismas , porque no pueden 
tener recompensa equivalente sin la pluma de Lo- 
pe 
(i) £cles¡astic. 7. (2) D. Ambrosius de Tobia. 2. Reg. 2. 



i6 
i>E DB Vega , porque ella sola lo pudiera ser : y t 
esperemos con fé no temerosa , y piedad christiana, \ 
que aquella alma^ que el cielo ilustró con tantas lu- ^ 
ees de sabiduría , logrará los frutos de misericordias 
de un Dios tan todo misericordias , que se le des- 
lizan , mejor diré se le revierten ^ por ella y por 
todas con caridad desperdiciada* 

Pero ya me parece , que algún escrupuloso de cea? 
suras me fiscaliza la deste libro ^ por haver passado la 
raya de aprobación y a quien respondo que todo es 
aprobación ^ y que mis afectos por muchos y por 
grandes no me caben en el pecho ^ y después de 
haver salido muchos a los o)os y los labios ^ se me 
vienen a la pluma ^ deudora como todas , al maestro de 
todas las que acierun a escribir , y desean acertar. 

A Alonso Perhz i>2. Montalvan» padre del 
Do¿):or Juan Pbrbz db Montalvan y (no sé qual 
mas dichoso 9 el padre por tal hijo ^ o el hijo por tal 
padre) si bien presumo que no querrá ceder el uno al 
otro l#loable ambición de mas dichoso, grande ami- 
go de LoPB DB Vbga, y bienhechor grande suyo, que 
lo sabe ser generosamente, se le debe la licencia que 
pide para dar a la estampa este libro para gloria de 
Madrid, grandeza de España , y pasmo del mundo* 
Assi lo afirmo, y assi lo firmo, porque assi lo siento. 
Salvo, &c. En Madrid %. de Diciembre de m.dc.xxxv* 

JÑctno me lacrimis decoret , nec fiinerejletum (i) 
Faxit : cur ? Volito vivus per ora virorum^ 

El Mabstro Josbph db Valdivibsso. 

APRO- 

(i) DeEimio. Ovid* 



«7 

APROBACIÓN 

* < * 

DEL PADRE MAESTRO 

FRAY IGNACIO DE VITORIA 

PBL Oapen vil Sak Agustik. 

•M. P. S. 

"W^E Orden de V. A. he visto este libro de los 
jSL J^ Elogios Poitumos de Lope db Vboa Car- 
pió ^ en cu JO ingenio con tantos excessos. grandes la 
sospecha de passion en sus alabanzas es fuerza es- 
tar tan. remota 9 <)ue nmguna hay que no vaya a 
riesgo de censuras de pequeña» Y si len vida pudo 

• ponerle a pleyto la emulación en algunos el aplau-' 
so de tan raro talento , en muerte todos es justo le 
den las aclamaciones que sobre la erudición, en que 
fvíé prodigio y se las pudo merecer la modesta hu- 

. mildad Cbristiana , en que pudo ser exemplo : a la 
qual es premio debido, que como él solo ignoró lo 
que ¿I era , nadie ignore la justa veneración , con que 
el resto del universo le estima. Assunto es este» 
por el qual merece salir a luz pública este libro de 
su Fama Postuma y donde ni hay sospecha de adu- 
lación en muerte del alabado , ni de passion ef} 
lo grande j y mucho de los ingenios que le alaban} 
ni de vana ^superstición de modestia para denegar 
loores a la amenissima pluma suya por festiva » don- 
' T(m. XX^ C de 



i8 

de se desluce tan leve objeción en tan única emir 
nencia : \ lo qual llegándose no hallar fen' todo este 
volumen cosa alguna que dissuene a nuestra santa 
Fe Catbolica y costumbres Christianas , juzgo pue- 
de V. A. siendo servido ^ dar licencia para que im- 
primiéndose , los que le lean hallen impulso de obras 
dignas de. meínoriá ^ siquiera^ tn esté menos 5uí)si 
tancial motivo, de que los olvidos de muerte no 
las sepultan : y al difunto se le restituya lo que po« 
dia insinuar de menos alteza, en su caudal, haver 
complacido a la popular muchedumbre, en ver que 
los que aqui le celebran son de los pocos, 7 dessos 
poicos tan los mas , qué se pueden llamar todos. 
Assi lo siento. En San Felipe de Madrid, a XX. de 
Febrero de M JK;.XXX VL anos. . 

Frav Ignacio im Vitoria, 



PRO- 



»5 

PROLOGO 

DEL DOCTOR 

JUAN PÉREZ 

DE MONTALVAn' 

AL QUE HA DE LEER. 

"V" E¿Vorqiialquiera que seis,<oma seas bieaenten- 
-H já dído y buen cortesano ^ recibe benignamente 
esta jFi^müt Postuma de la vida y muerte de I^opb 
DB Vega , que esaibi luego que falleció , mas coo 
ú aíefto, que con la pluiha; y cstosJEhgios JPane^ 
gyricos , que los Virgilios y Findaros Españoles 
consagraron a los gloriosos Manes de nuestro Apo- 
lo. No te digo nada de mi Fama Postuma ; por- 
que siendo mía ^ ni puedo encarecerla , ni despre- 
ciarla *: pues lo uno fuera vanidad 9 y lo otro locu^ 
ra; empero mucho te puedo decir de los Elogios 
prometidos y donde has de ver una primavera de 
versos y prosas , tan florida como dilatada , y tan 
copiosa como fragranté j porque lo grande de los 
Sonetos Heroj^os ^ lo mystetioso de los Epigramas 
Latinos , lo profundo de las Elegías fúnebres , lo 
Lacónico de los Epitaphios sepulcrai:s, lo sagrado 
de las Oraciones Evangélicas^ lodoso de los.Dis^ 
/ . C» cur- 



so 

cursos Panegíricos , lo elegante de las Cancio- 
nes Italianas / lo conceptuoso de las Declnxas Espa- 
ñolas, loasseado de los Romances sueltos 9* lo cres« 
po de los Poemas Lyricos , y lo natural de los afee-* 
tos Cómicos, es ¿lerza que te caQtive las potencias» 
te aprisione los sentidos , jr^te embargue las ateor 
dones. 

No te pongo todos Jos versos de un gepero 
juntos , sino salpicados por todo el voluloien , por- 
que en qualquier convite la diversidad de los man- 
jares y es la primera diligencia para hacerle gusto- 
so» que no es lo esplendido lo mejor» si le falta la 
harmonía de la diferencia. Hermosura tiene un jar^i 
din , y aun costa mucha » ya en lo primoroso del ar- 
tificio» ya en lo atusado de las flores, y ya en Id 
mentido de las sendas : mas todo viene a ser ro-. 
¡mero y hiedra » que si deja verse , no permite go-- 
darse; y assi es mas apetecida la facilidad de una 
selva , aunque desgreñada » donde el silencio del 
bosque suspende , la sombra de los arboles Üson- 
gca » la risa de las fuentes deleyta , la música de 
jos pájaros encanta , el ámbar de las flores coníbr- 
ta, la golosina de las frutas incita» y todo junto ar- 
rebata los ojos i que también el desalíik) tíene su 
gracia» y siempre la variedad ñie hechizo de la 
naturaleza. 

En materia de los lugares que tocan a los que 
han escrito , supongo ingenuamente » que no hay 
diferencia ni ventaja » y por si acaso alguno cul- 
pare este genero de conveniencia, por juzgarse su^ 
perior a los demás » digo que no es grande unO| 
porque el lo piense» sino porque los otros lo áí^ 

. ' . gao, 



gafi , que la opinión del do¿lo se califica en la 
voz común, cómo la hidalguía del metal en el buen 
sonido. Al discreto le buscan los que no le cono- 
cen , y al necio aun no le conocen en su casa. So- 
lamente los méritos dan calidad a la mayoria. Qual^ 
quiera es el primero, como sea el mas digno, que 
no luze mas el diamante en el oro afeytado, que 
en el plomo descolorido : ni el sol alumbra me- 
nos en la humildad encogida del valle , que en la 
soverbia descollada del monte ; y finalmente el 
mejor Poeta en qualquier lugar que estuviere , siem- 
pre estará en el mejor« Oye un cuento bien apro- 
pósito. Passeabasse un gran señor por una galería 
con su Medico, tratándole de sus achaques , el qual 
muy preciado de atento, puntual y político , a la 
ida y a la vuelta del passeo se descomponía por 
darle el mejor lado : cánsese el Señor de la cere-- 
monia , y dixole , haciendo donayre de su cortesía: 
DoBorj escüsad^ si ts possible^ essc ocioso cumpJimiefP 
to cotmugo , forqiu yo siempre voy a una misma mor 
no. Lo proprio digo yo en la graduación de los 
lugares deste quaderno, fuera de que cada Poema 
^s un libro aparte , porque va estampado en distlá- 
ca plana ; que aunque en unta cabían dos Décimas^ 
j aun do9 Epigramas , las dividí con veneración de 
sus dueños , porque no estuviesse el uno a los píes 
4el otro.^ . 

En quanto a la queja que tendrán muchos ^ por- 
que 6us escritos no ^e han impresso , advierto que 
no es elección tnia, sino del señor Duqub ]>£ Sfis- 
^A^ que como Mecenas y dueño de las honras de 
LopB 0£ Vjsoa i hizo remitir todos los papeles a 

per-' 



22 

personas tan atentas y zelósas de la Poegia Caste- 
llana , que todo lo que fue digno de la imprenta, 
no solo lo aprobaron ^ sino lo aplaudieron : si biea 
no por esso dejaron de descartar las obras de mu-* 
chos , cuyos versos podían deslucir la opipioa d^:* 
f issima de los Poetas Españoles , porque si I9S li^j 
bros desta calidad passan siempre a los Reynos es*, 
traños, donde miran lo mas acendrado de nuestros 
estudios , unas veces con rencor , otras con envi- 
dia , y siempre con desprecio, claro ésta que lo 
mediano havia de peligrar en su escrúpulo , en su 
ceño y en su calumnia ^ y mas teniendo alguna ra-> 
zon para ello. 

He querido satis facerte « LeSbormio, porque se? 
pas , y sepan, todos , que en esta parte qo tuve mas 
jurisdicción (ni aun la quise tener) ^ue solicitará 
los que escriben , recoger sus versos , ponerlos ea 
un tomo , presentarlos en el Consejo Real ^ llevar- 
los a los Jueces « sacar licencia para imprimirlos» 
rubricarlos del Escribano de Cámara 9 y trasladar^ 
los del papel al bronce : sin mas interés que mosr 
trar al mundo el amor » que siempre tuve a este 
gran varón. ¡Qué mucho, si basto su nombre a coa- 
seguir el séquito, el aplauso, y la veneración ge^ 
neral de todos I Digo de todos los biea intención- 
nados , que también hay algunos ( no deben de ser 
Españoles ) que no solo le mormuraron los laure- 
les que adquirid vivo, sino los honores que gozo 
muerto : tema barbara de la envidia, pensar enno^ 
blecer su opinión con el descrédito de la agena. 
Que sea delito el crecer uno por su merecimiento, 
para que el que se queda atrás por.su iiasuficiea- 

cia. 



53 

ciá, no es novedad /sino costumbre » y mas están-* 
do tan en uso la envidia , que mas parece natura-^ 
ieza que culpa. Empero tener tan vil tesón el odio^ 
que no solo ladre , sino que muerda sobre el se- 
pulcro, sin vakrle al que yace la inmunidad pia- 
dosa de la ceniza ; mas viene a ser fealdad de U 
sangre, que áckSto del entendimiento. Pudrensc 
algunos de que Lopb db Vega se alze con el nom* 
bre de Águila , de Cysne , de Pheníx , de Apolo, 
de Grande , de Raro , de Único , y de Principe , y 
Maestro de los Poetas passados y presentes , y es 
despeño conocido de su ceguedad y de su sober-* 
via 9 porque si en qualquíer arte , profession , o 
ciencia es preciso que haya uno que sea el mejor, 
j ninguno <ie ellos lo puede ser : ^*qu¿ se le da que 
sea Lopb \ {Pero qué les faltaba a los necios , si se 
. conocieran \ siendo tan difícil , que aun los enten- 
didos, no se libran deste tropiezo. Digalo Adán en 
el Paraíso. ¿No fué el primer hombre del mundo 
en todo? 4N0 fue criado en gracia y en justicia 
original con don de prophccia? <No nació gradua- 
do en todas las facultades con ciencia infusad ¡y no 
puso a todas las cosas (;riadas nombre , porque co^ 
nocia sus calidades? Todo es cierto : pues también 
lo e$, qi» a sí mismo no se le puso; pues tan pres-i 
to infiel al orden soberano , sin conpeer que era 
tferra humana , se juzgo capaz de eminencia divi- 
na i con que le heredamos la ignorancia y la codi-« 
cia a vueltas de los enojos del cielo, que nos cos- 
taron tantos sudores. jO infclice mil veces mayo- 
razgo vinculado en el desconocimiento del primer 
hombre 9 pues desde entonces hasta la misma natu- 
ra- 



24 
raleza nos fue contratml No hago ffleffloría de las 

incomodidades del nacer ( que fuera melindre bar* 
cer duelo de trabajos , que se padecen adelantados 
a la razón, pues no es dolor el que no se siente 
con el alma); empero admírame , que díesse a las 
aves y a los brutos tanta lealtad en el^ respeto de 
su especie, que jamas ofendan a los de su linage; 
y solamente los hombres anden a todas horas quie- 
tándose unos a otros la honra y la vida , ya por el' 
puesto , ya por la ambición , ya por la hacienda , ya 
por el vicio , ya por el chisme , ya por el amor , ya 
por el odio , ya por el duelo , y ya por la vanidad, 
que es el origen primero de nuestras desdichas. 

No quiero cansarte mas en estas materias , que 
todo lo moral suele ser molesto, y lo irremediable 
no admite emienda :solo quiero pedirte que no creas 
en necios, en vanos, en presumidos , en maldicien- 
tes , en sobervios , ni en envidiosos , porque no tie- 
nen crédito, sino consigo, y son los mas ínudles 
trastos de nuestra nación , pues la embarazan , y no 
lá honran. Y lo que te ruego también es que dissi- 
mules los errores de mi pluma , siquiera por los 
desseos de servirte con ella i pues a pesar de un pro- 
lixo achaque , que ha mas de ocho meses que me 
tiene sin salud y sin gusto , pienso darte muy pres« 
to estampada la segunda parte del para todos , que 
si te he de decir lo que siento , mas me inclina la 
imprenta , que el theatro , porque si el libro no te 
agrada , le mormuras quedo , y aun le perdonas al* 
go : pero si la Comedia te parece mal , a voces , a 
ruidos y a desayres se lo dices a un hombre en 
su cara; y aunque en este genero de estudio (me?* 



jor dixera divertimiento) no me puedo quejar de la 
fortuna ^ porque he tenido alguna felicidad » no por 
esso he perdido el miedo a su peligro, y masaho^ 
ra que están tan insufribles los oyentes , tan melin^ 
drosos los cultos, j tan puntuales los entendidos» 
que tto se pagan de ninguna cosa, y el vulgo es 
tan menguado que celebra los disparates, como los 
aciertos , fuera de que el numero de los escrito- 
res cómicos ha crecido con tan furiosa abundan-*' 
cia , gracias a las Comedias de los antiguos , y 
a las imitaciones de los modernos , que cada dia 
se aparece un. Poeta nuevo , no digo bien , un ver- 
sista brillante ( que entre escribir y ser Poeta hay una 
distancia casi infinita ) también hallado con su va- 
nidad j que no cabe en sí mismo de presumi- 
do. ¡ O lo que pudiera decirte desto , sino me 
lo estorvára mi modestia y el recelo de que te can* 
se un Prologo tan largo ! Dios te guarde de ma<« 
los libros y de peores Comedias ,y te de mucha sa-^ 
lud I mucho gusto y muchos aumentos» 



^^^"^ 



Tm, XX, D ' FA- 



FAMA POSTUMA 

A LA VIDA Y MUERTE 

DEL DOCTOR 

FREY LOPE FÉLIX 
3DE VEGA CAR3PIO, ' 

B S C R I T A 

POR EL DOCTOR 

JUAN PÉREZ DE MONTALVAM • 

NATURAL DÉ MaDRID Y NcTTARK) DEL' 

Santo Oficio. 

FBlix de Vega y Francisca Fernandez , ¿1 hi- 
dalgo «dé'exccutoris, j ella, noble, de nad- 
mieMa, y vecinos entrambos de Ik ilustre Villa, 
de Madrid , fueron los felidssiitkos padres del 
Doetic». Fit£Y'Lo0E Fbmx DE ¡VrcGA CARno »por' 
itt»»¿l(k wbí ^ ^hriA '4t lit 'maidn: \ Justfc de /<& 
fia¥ia-i oracubx icie'JkJ$hgUít],'-etfHroi de la Jama^ 
kssnr^ dt ¿» amidia j^iidadadeia.Jiortvna , phe-' 
íA* de le» Jiigioft fthciptí d^.fyit versas , Orfk» 
á( Joü ckuc'Mt'^ lAfiíiaaeJat^JdbáfM-^IitMeiO'd» 
K.L» Da ios 



s8 Fama Postuma a la vida 

hs poetas , Virgilio de los Épicos , Homero de Tos 
Hercycos , F induro de los Lyricos ^ Sophocles de 
ios Tragicos^y Terencio délos Cómicos j único entre los 
mayores , mayor entre 4os grandes^ y grande a to* 
das luces y en todas materias^ 

Nació en Madrid en casas de Gerónimo de 
Soto en la puerta de Guadalaxara a veinte y 
cinco de Noviembre año de quinientos 7 sesen- 
ta y dos , dia de san Lope , Obispo de Verona. 
Bautizóse en seis de Diziembre en la Iglesia Par- 
roquial de San Miguel de los O£l:oes , siendo cu-« 
ra el Licenciado Muñoz ^ y padrinos Antonio 
Gómez j Luím ^amirez su muger. A los dos 
primeros Abriles de su edad ^ ya en la viveza de 
sus ojos , ya en el donayre de sus travesuras ^ y 
ya en la physionomia de sus facciones ^ mostró con 
los amagos lo que después hizo verdad con las 
execuciones« Iba a la escuela excediendo conocida- 
mente a los demás en la colera de estudiar las 
primeras letras j y como no podia por la edad for- 
mar las palabras 9 repetia la lección mas con el 
ademan que con lajlengua. De cinco años leía en Ro- 
mance y Latín y y era tanta su incliñadon a los 
versos, que mientras no supo escribir. , repartía su 
almuerzo con los otros mayores , porque le escrn» 
biessen lo que él di^ba. Passó después a los e^ 
tudios de la Compañía » donde en dos años se 
hizo dueño de la Gramática y la Khetorioa ij antes 
de cumplir doce» tenia todas las gracias que pa> 
mite la juventud curiosa de los mozos » como es 
danzar » cantar y tr^her bien la espada 9 quizá por- 
que sabia que tocaba al buto^ Poeta 2a aoticU 



Y MUERTB DB LoPB DE VeGA. 59 

destas tres artes , como lo advierte Horacio en su 
Sátira nueve ^ diciendo que los versos medidos 
tienen cierto parentesco con los compassesde los 
pies en el exercicio de danzar » con el movimien- 
to de las manos en la destreza de las armas , y 
con la entonación de las voces en la harmonía de 
la musica. 

Viéndose ya mas hombre , y libre del miedo 
de su padre , que ya havia muerto , ambicioso de 
ver mundo y salir de su patria , se juntó con un 
amigo suyo , qu^ hoy vive , llamado Hernando Mu-» 
fioz 9 de su mismo genio y y concertaron el viage^ 
para cuyo intento cada uno se previno de lo ne- 
cessa rio : fueronse a pie a Segobia 3 donde compra-^ 
ron un rocin en quince ducados » que entonces no 
seria malo por el valor que tenia el dinero j pas^ 
saron a Lavaiíeza 9 y últimamente á Astorga , arre-* 
pentidos ya de su resolución por verse sin el re- 
galo de su casa » y assi determinaron volverse por 
el mismo camino que llevaron : y faltándoles en 
Segobia el dinero, se fueron entrambos a la pla-« 
teria , el uno a trocar unos doblones , y el otro a 
vender una cadena. Pero apenas el platero ( escar* 
mentado quizá de haver comprado mal otras ve- 
ces ) vio los doblones y la cadena , claro está 
pensó lo peor ^ pero lo possible , y dio parte a la 
justicia 9 que luego vino y los prendió : mas el 
)uez 9 que debia de estar bien coa su conciencia^ 
haviendoles tomado su confession» y viendo que 
dtcian entrambos verdad ^ porque decían una mis- 
ma cosa^ y que su culpa era mocedad ,y no de^ 
líio^y en efe^^ que su inodo> su habitó y su edad 

no 



JO Fama Postuma a la vida 

no ciaban indicios de otra cosa » les dio libertad , y 
mandó que un alguacil los truxesse a Madrid , y 
\os entregasse a sus padres con los doblones y la 
cadena : lo qual se executó brevemente y a po^ 
ca costa : tanta era entonces la justificación de los 
ministros » que eL dia de hoy para ocho dias de 
pleito no huviera harto en un patrimonio. Luego 
que llegó a Madrid, por no ser su hacienda mucha» 
y tener algún arrimo que ayudasse a su lucimien-^ 
to , se acomodó con Don Gerónimo Manrique 
Obispo de Abila , a quien agradó sumamente^ 
con unas Églogas que escribió en su nombre ^ y 
con la Comedia díe la Pastoral de Jacinto , que 
fue la primera que hizo de tres jornadas , porque^ 
hasta entonces la Comedia consistía solo • en vm 
dialogo de qjatro personas^ que no passaba ds tres 
pliegos, y destas escribió Lopb db Vega muchas, 
hasta introducir la novredad de laa otras. Pant que 
sepan todos que su perfección se debe solo> a sti 
talento , pues las halló rusticas y las hizo damas, 
y quantos después acá las han escrito ( aunque ala- 
guno bárbaramente lo niegue) ha sido siguiendo^ 
se por esta pauta, como los que aprenden a es^ 
cribir, que ponen la materia del maestro debaja 
del papel 9 para imitarle en el brioso despeño de 
los rasgos , y en la per&¿)za fi>rma de las Tetras^ 
Los aplausos que se. le sigiuepon con el nuerwi 
genero de Comedias:, fnenon tales ^ que le obliga^ 
ron a próseguiriq^s con tan feÜz abtmcb nciavque 
en mucbos' años xm se vieron en loa rmuios de 
las esquinas mase nombres que el suyo heroicA^ 
mente rqpetidoí.. Ma; parockadole que scria^; ]im< 

por- 



Y MUJBRTE £)E LoPB DE VíGA. 3 f 

portante saber de raáz k Philoeophia « para no ha*- 
blar en ella acaso (desgracia que sucede a muchos) 
hizo elección de la asigne Unierersidad'de AlcaU» 
donde curso quttro años hasta graduarse , siendo 
d mas lucido de todos sus concurrentes ^ a$si ea 
las conclusiones , como en los exámenes. Supo (^ 
estaba el señor Duque de Alva en Madrid , y vino 
a verle ya besarle la mano , de que se holgó su 
Excelencia mucho ^ porque le amaba con extremo^ 
y assi lo mostrd , ofreciéndole su casa > y hacién- 
dole no solo su secretario ^ sino su valido : favor 
que pago Lope con escribir a su arden la inge- 
niosa Arcadia , enigma misterioso de sujetos ahos 
desalumbrado en el rebozo de pastores humildes. 
Persevero en esta privanza mucho tiempo^ 
gra estando con su Excel^cla en Alva ^ y ya vi- 
niendo a la Corte a sus negocios ^ hasta que ena^ 
morado de Doña Isabel de Urbina » hija de Don 
Diego de Urbina , Rey 4e Armas , y muy conocido 
•en esta ViUa » hermosa sin artificio ^ discreta sin 
bachillería, y virtuosa sin a&5lacion^se casd con 
•ella con permission de los deudos de entrambas 
partes. Mas el desden de la fortuna, que siempre 
mira con ceno la quietud de las s^uridadcs, des- 
barató a Lope tod¿ estas gk>rias • ¡ qué mucho, sí 
los merítós y las desdichas 6e dan las mattos taa 
£icihñente! Es pues el caso, que havia en este lu^ 
gar un hidalgo entre dos luces (que hay también 
crepuscutos en el ¿rigen de la nobleza , como en 
el nacimiento <lel dia ) de poca hacienda , pero 
de mucha maná par» comer y vestir a! uso , sin 
«« oficip que la atókteucta en las conversación- 

nes. 



3 a pABfA Postuma a la vida 

ncSf donde pedía barato con desabogo a titulo 
de decir donayres a los presentes » y cortar de 
vestir a los que no estaban delante. Supo Lofe^ 
que una noche havia entretenido la ociosidad del 
auditorio a su costa « y dissimuld la descortesía, 
no por temor , sino por desprecio « que hay hom« 
bres que aun no merecen la ira del ofendido j mas 
viendo que porfiaba en su civil tema » cansóse, y 
-sin tocar en la sangre, ni en las costumbres, que 
lo primero es impiedad , y lo segundo despro- 
pósito , le pinto en un Romance tan graciosamente, 
que causó en todos risa, pero no escándalo , queea 
los versos escritos sin odio y con buen gusto ca- 
be el donayre , pero no la injuria. Picóse el tal 
nialdíciente con grande extremo , que hay hom^ 
bres que apodan a todos , y en diciendoles algo a 
ellos , pierden el jpcío , y remitió su defensa a la 
espada , enviando a Lopb un papel de desafio $ lan** 
ce, deque salió tan airoso, que dejó calificado su 
brío , y emendada la condición de su contrario* Es- 
te y otros desayres de la fortuna , ya negociados de 
8U juventud « y ya encarecidos de sus opuestos, le obli- 
garon a dejar su casa , su patria y su esposa , coa 
harto sentimiento , si bien se le templó la cone^- 
^na acogida que le hizo la ciudad de Valenda y 
sus Ciudadanos , mientras fue su huésped. Después 
de algunos años que estuvo en aquel Reyno , los 
afe¿)x>s naturales de la patria , las floridas riberas 
de Manzanares, objeto lyrico de su pluma , y los 
justos deseos de ver su esposa , le restituyeron a 
sus brazos con tan destemplado contento , que se 
temió su vida en el mismo regocijo , que es tan*« 

to 



T MfrSUTE PB LoPfi bfi VfiG A. 35 

co ti dielbdre de nuestra sabi(|, que pd^ra en ei 
gozo» como en la pena » sino es que fuesse ensayo 
4el dolor que le estaba esperando , pues den^o 
át un ano el agudo ázero de |a muerte t que con* 
ca y deshace la$ mas fif mes kaadas , se la quitd 
intempe^Tameate de los ojos : golpe que lepar^ 
tio «1 corazón por medio , y que solo pudo faa« 
cerle sufrible el respeto a la mano que le tiraba4 
Siícedío esta desgracia en. ooáston de ^fct^uarse la 
}ornada 4e Inglaterra, que alentaba fA generoso 
jbrazo del Excelenti^simo Seríor Duque de M-edl* 
na Sídooía » a cuya sombra se alistó de soldado 
con ajQiQo de . |»erd$r la vida ., porque acabassen 
can ella s)tS::x:Qi^o|a4« S^lió d^ Ma4icid., atravesé 
Coda la Andalíiaciiij .UegQ a Cádiz y ptssd aJUiat 
hoa^ donde $e-embarcó con un hermano suyo que 
lenia Alférez , y havia muchos años que no se vian: 
pbccr, que también 1^ duro pocas horas , porqMQ 
físk vDBUj^^ f^^i^ :que. luvkrpá; con . ocho . velar á9 
CMandeses » le^ alcanzo uqa bala, y. muri<$. en ^s 
brazos } y^ como sea verdad , que n\anca vieae un 
pesar sokij porque siempre el que se padece v^ 
yispera^i^li:;^!^ h^id^ ¡sdguirsf , sucedió tra$ iMrt<9 
«urea i.qqe el vlenit:9(tyrana principe ^e h^ pror 
viacias. de Neptuuo ) coa una borrasca cootífuiiadit 
m^ogró a pesar de la rason y de la justicia el 
l|o^|e coraje , de t^iatos esforzad^ leones » cuyo lar 
axi^^blci su^e^^ ydiv^. a. M^d^M^ nue^i^ Lor 
s^" ]}^ f p^i^ ^M^ iüft^gi^d s^, ardimiemo. Dond^ 
.viéndose no muy sobrado ^^ sirvió al Marques de 
Malpica de secretario , y luego con el mismo o^- 
cio al. Conde de. I^mos , que fue el ultimo, du^* 
» ^om. XX. E ño 



34 Tama Postuma a la vida ' 

io que tuvo t j que le f «riera $iemf>re,^& le , 
cautivara la beliezar de Dchía Juana de Guardio^- 
liija también de vecino de Madrid » con quien t^ 
pitíd el matrimonio , y de qokn tuvo varean y faeiii^ 
bra, que e$ la mayor dicha cpie pueden teáerloír 
casados ^ porque el padre quiérela k bija , y la 
madre at hijo « cada uno encareciendo su amor y 
su gusto ¿ si bien a los ^eis años muricí Carlosi 
que era el primogénito / y quedo sola Doña Fe-^ 
liciana de la Vega , que hoy vive cacada con Luis 
de UsateguL Simio la madre la falta de su hijo con 
tan verdadera fatiga , que nunca volvió en su an-^ 
tigua salud 9 y a la primera enfermedad murió en 
ocho dias : que una calentura sdbre una pesadum^ 
bre de derecho pide k mortaja*^ Quizá- para mai 
bien de la difunta 9 y para mayor desengaño de 
X^OPB , que viendo en aquella profanada belleza 
desteñida la purpura de sus mexilias ^ ajada kniet 
vede su frente , macilento el color de susemblan* 
te, quebrados los crystales de sus oj6s , traspilla'^ 
das las perlas de sus dientes , helados les marfiles de 
sus miembros 9 y desconocidas las señas de sus fac« 
Clones 9 se resolvió a no adiftkir tercero easamien^ 
to , y a buscar nuevo modo áé vida htiiílaná > que 
le assegurasse la divina^ para' cuyo efefto dejó dé 
faiz quantos estorvos le pudieran embarazar en el 
siglo. Retiróse de las ocasiones mas leves; Tratd 
solo del temedSo de su alma 9 éoHcitó el habiitd 
de la sagrada Orden Terceras entró en Izié&gté^ 
gacion del Caballero de Gracia , acudfó al servil- 
ció de los Hospitales , exercitóse en muchas obras 
de misericordia y visitó el Teáiplo de nluestni 

.1, ,. ,- - *]5e- 



y MUBRTB DB LoPB DB VeG A. 3 5 

Sdkfra de Atocha, de quien era muj üpassíoiíado, 
los sábados por yoto , y todos los días por deyo^ 
don. Y últimamente resuelto a k> mejor , se fue 
a Toledo , y volvió Sacerdote. Cotífescíse gene- 
ralmente. Dixo la primera missa en ei Carmen 
descalzo, donde tenia :su confessc^. Hizo un ora-* 
torio en su casa^ no solo curioso , sino rico, don-<* 
de celebro todos los dias , menos los precisos de 
la Parroquia , y los que dispensaba el amor de una 
deuda Religiosa , que tiene en las Trinitarias des^ 
calzas* Y siendo que havian hecho los Sacerdo^ 
les naturales de Madrid una venerable y santa 
Congregación, cuyo fin es enterrarlos derigos que 
mueren pobres , vestir a los desnudos , libertar a 
los presos y ayudar <:on dinero a los menestero^ 
sos, metió una petición para ser admitido, que al 
punto se decretó : y fue tan perfeélo congregantei 
que jamas faltó a entierro , ni a exercicío de cari* 
dad ninguno, y assi.con mucho excesso de votos 
le propitso la Congregación .para Capellán mayor 
sujo: y quiso la suerte que de quatro que entrad- 
ron en ella satíesse el solo , que confessando su in-^ 
suficiencia para tanto peso , admitió el cargo , abra-" 
zó a todos , y cumplió con sus obiigacíoaes tan li- 
beral cotao cuidadoso* 

Coa este concierto de vida passó muchos añoft 
viviendo siempre con tanta atención a su concien** 
cia , con tanto respeto a su estado , con tanto des- 
pego al siglo, con tanto aíedo a la virtud , con 
tanto descuido de su vida , y con tanto cuidado 
de su muerte , que parece la deseaba , o la supo- 
nía muy cerca , porque con mucho tiempo hizo 

E 51 su 



36 Fama Postuma a ia tida 

8U testamento, en.quedejtbaideep^ délas tttíSt^ 
das precisas ^ por nuiestra de su amor y paia me- 
moria de sil voluntad » al señor Duque de' Sessá^ 
un retrato suyo de grande estimación , y todos los 
papeles que se hallassen , al Secretario Juan de 
Pjiía j. por su confidente mas ant'^uo ^ cincuenta 
cuerpos de libros de ra estudio ^ que escogiesse a 
su voluntad } a Alonso Pérez de Montalvan , por 
amigo verdadero del alma, un quadro de nuestra 
Sdíora y San Joseph, que llevaba al Niño Jesu« 
de la mano i al Dcélor Francisco dé Quintana», 
por virtuoso ^ por áoíko y pot muy apassioaador 
suyo y un lienzo de la Fortuna que navegaba el mar, 
puesto el pie derecho sobre una bola y al Licei>- 
ciado Joseph de Villena , por solicito en juntac 
sus obras para tenerlas como reliquias de lal inr 
genio, una lamina muy curiosa; a Don Luís Fer- 
aa«)dez de Vega ,. por el deudo que tenian sus ca-* 
•as en la Montaña , y porque siempre fiíe su amigo 
intimo, y le ñó sus pensamientos, un relicario de 
Roma i y a mí por su alumno y su servidor, uo 
quadro , en que estaba retratado quando era jnozot 
sentado en una silla , y escribiendo sobre una mesa 
que cercaban perros, monstros, trasgos, monos y 
otros animales, que los unos le hacian gestos, jr 
los otros le ladraban , y él escribía sin haces car 
so dellos» 

No se fiaba de su salud , con ser tan buena^ 
porque sabía que qualquier enfermedad tiene mas 
peligro en los hombres muy sanos , que en los 
muy achacosos. Fuera de que havia tenido de ua 
año a esta parte dos disgustos^ (como si para una 

vi- 



Y MUBKTB I>B LoPB DB VfiGA. J/ 

Vida lio baafaase uno ) que le teoiaa ca^ tendido 
sk una cQQtifMia passion mel^ncoUca y que ahora 
nuevaí&Atfi^nt^ sp Hama bypfico94fi4^* Viéndole 
AloQso Pérez de Montalvan su amigo tan triste, 
le convido a comer el dia de la Transfiguración, 
^^ i^c^ a jéis de^Agoj»i9,)r después de baver co- 
mido i esiand^ todo; tr^ discarriendo en varisis 
materias ;dij<0' que eíaianta la congoja que le afli- 
gía, que el corazón no le cabía en el cuerpo, y 
fo^ba a nuestro Señor que se la templasse con 
abreviar!^ la yid^f comp ñiesse en servicio suyo* 
Respondíle yo entonces : No pjense v. m*etíesso, 
que yo confio en Dios , y en la buena comple^ 
xión que tiene , que se le ha de acabar es^ hu- 
mor , y le hemos de ver con la misma sjilud de hoy 
en veinte años. Y replicó coq un genero de ter- 
nura ? ¡ JXí/> DoUor y. jpleguc a JDios , qm salgamos 
dcste i No se engañaba , no , que todas, eran dili- 
gencias . del corazón , que siempre trata verdad a 
iu dueño j. y en ¿leitas ocasiones hace lo que los se- 
&ore&9 quai(do, caminan , que envian los criados deb- 
íante para qqe- k^ tengan prevenido el aposento. 
Haviade morir Lopb muy presto ., y su corazón 
que propbeta lo adivinaba ^ enviábale los suspiros 
adelant^doí! t porque niviesse }c^ , di^^^g^l^os pre- 
Tenidos : pues ar diez^ y. ofho^ djel^njúsipo pits, viei^ 
ne& dia de San Bardiolomé se kv^ntp muy <(^ ma^-' 
Sana t rezo el Oficio divino^ dixo missa en . su ora- 
torio, regd el jarcjin^ y encerróse en su estudio; a 
^edio dia se sintió resfriado^ yafuesse por exer« 
iácio que t hizo en rej&escar las flores^ o ya (como 
afirman, los misraos^ de sn casa ) por otro mas alto 

cxer- 



38 'Fama Postuma a la vida 

ejercido hecho tomando uaa disciplina (costaai-' 
bre que tenia todos los viernes ^n memoria déla 
passion de Cliristo ñqcstrd Señot) y areriguada 
con ver en un aposento , donde se retiraba , sal- 
picadas las paredes y teñida la disciplina de recien- 
te sang'fe z assl la virtud «ifóle dissímularse en los 
que -son buenos ^ sm haca: ruido , ni andar me^ 
lancolico» ni mal vestidos ; que la virtud no está 
reñida coa el asseo^que se queda en el ternuno 
de la modestia } y si la moráficacion es indicio 
de la santidad , también es Lftstruménto de paliar 
los vicios la bypocresía. Con sentirse indispuesto 
Lope , y tener licencia para comer carne por uti cor-^ 
rimiento que padecía en los ojos^ comió de pes^ 
cado , que ^ra tan observante Cathollco , que hacia 
escrúpulo ^ aunque lo mormurasse su achaque ,^e 
faltar a las ordenes de la Iglesia* Estatua convida- 
do para la tarde para tinas condusioiies de Me- 
dicina y Philosophia 9 que defendió tres diasd Docr 
tor F^ernando Cardóse , graia Hiilosopho y muy 
noticioso de las buenas letiras ^ &n^ e! Semikiario dé 
los Escoceses , y hallóse en ellas, dohdeie dioírcpén^ 
tinamente un desmayo que obKgó a llevarle entre 
dos de aquellos caballeros atin quatto del Do£tor Don 
Sebastian Frandsco de Medmno, muy amigo suyo, 
que está dentro del mismo . Seminario , donde sos* 
segó un poco, hasta que en una silla lé truxeroná 
su casa. Acostóse , llftiaron los Médicos , que in* 
formados de que havia comido unos huevos duros 
y unos fideos guisados , presumiéndole embarazado 
el estomago , le dieron un minorativo para purgalle i y 
luego I porque la .calentura lo pedia 1 le sangraron^ 

si 



Y MtnrRTfi DE LOTPB DE VbgÍ. 3 ^ 

Áhüea le ácscAstí¿ b falta xle la sangre »' tonque 
DO era buena/ Passo acaso por la misma calle el 
Dodor Juan de Negrete Meidico de Cámara de 
su ' Majestad' i ^e esre titulo y sus> áciénos «on 
buenas $éfla€^ de su taflento /de su ciencia y de su 
experiencia , f didendole que estaba IiOpe de Vega 
indispuesto , íe entró a ver , no como Medico^ 
porque no era llamado^ sino como* amigo quede- 
leaba ^ sallKÍ. Tónvóle el puisd^ ridle también U 
fttiga áet]!>écbó /reconoció bcdidad de h sangre» 
y prevlii6 él sucesSo^ diciendole con mucha blan- 
dura que le díessén luego el Santissímo Sacramen^ 
to , porque servia de 4ivio al que havia de morir, f 
de mejoría 4l que tiaivia de sanar.^ Fues stV.m. h 
dice ( respoñdíí> JLoVis muy conforme ) ya debe ser 
nmtsfer zy volvióse del otro lado a pensar bien lo 
que le esperaba. Despidióse el Do¿lor , y advirtió 
que tuviesseñ diid^do con él y porque estaba acá* 
ífehdo. Gon est6 vino ^ lá^ noiche con la solenmi- 
éád , que sude ^ el Viatico Santissimo del cuerpo 
de nuestro Stíior Jesíu-Cliristb y que recibió con re- 
verencia y lagrimas de alegría ^ agradeciéndole* la 
tistia» pues ássi le daba a enteúder que como quien 
quiere honrarla! buef^d ^ que espera ^ le sale al 
temtno y le acompaña hasta llevarle a sü palacio: 
assl su Divina Majestad venia a recibirle hasta de^ 
jarle en las celestes mofad^ái^ d0 6u eterna gloria^ 
Quedóme sossegád^ pof^ádíS^k^^ pera luego 
ífe conoció el j!feligrd^ evidente ,y le truxiroñ el uf- 
fímó^ remedió dfe la santa ExtreÉia-ufttion; Reci- 
bióla, Mamó a su hijáiechólá subetldicion^y des- 
•piícKose- dé stó aittígos cotoo quicfn se partía para 

una 



40 Fama .R»tüiía a tn^ffmj^ - 

Hna jornada tan lal-ga. Consolóse, machd con el 
Maestro Joseph de Valdiriesso , porque ayudándole- 
en a<|uella congoja , k dixo en pocas palabra mu- 
chas razones que le sirvieron de dtoílrifti ;y dealir; 
vio. Preguíitó por '¿I P. Fr. Diego Np3fif&>i a quien: 
quería y reverenciaba juntamente , por haberle tra-> 
tado muchos años 4 y. haver leido todcjs sus escritos^ 
y por el ?• M¿ Juan Baptísiá de Avila de la Cora-^ 
pañia de Jestí», ,poifque; qukwr^h'vÉda'le ^Ykúpl 
coteo doSíó de i muclíaii' cosas . importantes ^:ssi 
salvación y a 5U crédito , mejor lo haiTÍa: en 1» 
muerte como Religioso y cómo entendido. Mas 
no se logro ;SU justo dfcseo ^por . estar , entonces el 
Padre. Nysseno ausente , y 'diPadfe AvHa enfeari-. 
mo en la cama. Encargó al señor tíMque de Ses«, 
como a su dueño y su testamentario ( que siem^ 
pre le assistia , sin faltarle un punto) el ampara 
de su hija Doña Feliciana jde la Vega^ aconspjp 
a todbs la paz>. Ja ymud y eli^ldadorídc^sus^p^ff 
ciencias. Dixome a ínt/queia verdadera fama -einn 
5er bueno , y que el trocara quantos aplausos havia 
tenido por haver hecho pp ,aélx> de vinud^rnas en 
esta vida : y volvieodosa ^k un ^C|u^sto , -crucjUia^ 

do le pidió CQn.fefvoros(?íS líig?aii2»? rper<Í^ ^4 
tiempo que havia consumido en* pejMamientpy hiir 
manos , pudíendo haver^e empleado en assuntos 
divinos : que aunque wucba parte de > su vjda ha- 
via gastado en Autosr Síicrai^^ntale^Histoiias s^ 
gradas, fibros devotos » elogios de los Santos./ 
alabanzas de la Virgea Santissima y del Ñiño re- 
cien nacido en todas sus fiestas , quisiera que todo 
lo restante de su ocupación fuera^ semejante a. esto* 

Re- 



y MüfiRTE i>H Lope db Vega. 41 

SLestgn^ en hs manos de Dios su* j^bluntád , pro^ 
9ievU> no ofenderle jacaaS', aUt^qüb vivkei^ muchos 
años y arrepincidse de- l|averte ofóndido dolof osa-^ 
mente ; ccMifesso V]ue :era el niaytMr pecador qqe 
liavia nacido ea el mundo, hizo un aSío de con- 
trición^,, en .qiie :tuirierón mas • parte las lagrimas 
que las razones , llama en su ayuda los .SantQs do 
su devodoa j invoco ,1a piedad de la Virgen sa- 
cratissima de Atocha , a quien pidió , que pues havia 
sido dempre sa valedora , que lo fuesse también 
«ttonces if pues tenia en sus brazos al juez de su 
causatqueimqrcediesse por ¿1 al darle la senten- 
cia. Dejáronle- reposar un poco, porque dióaen^ 
tender que se fatigaba; passd la noche con inquie- 
tud fY amaneció el lunes ya levantado el pecho , y 
tan' débil que la falta de la respiración no le d^ 
jaba ibiuiar las palabras rii bien tuvo siempre li- 
bres las potencias, y muy pronto el sentido paU 
fesponder a los que en aquel aprieto assístian a sus 
llltimas congojas , que eran siempre el señor Duque 
de Sessa , d señor Don'Raphael Ortiz , Recibidor 
de la Orden de San Juan , Don Francisco de Aguih* 
lar,. el Maestro Joseph de Valdiviesso> el Doáor 
Francisco de Quintana , el Licenciado Josepb de 
Villena, el Secretario Juan de Píña^ Don .Luis 
Fernandez de Vega , Alonso Peretz de Monlak- 
van , su con&ssor , muchos Religiosos . de> todds 
Ordenes, y el Reverendissímo Padre Proyinciíl 
fi^y Juan de Ocaña que con su espíritu , ¿orno de 
Predicador tan grande , le esforzaba para que pas^ 
sassC:: aliviado aquel preciso y temeroso trance« Eh 
efeélo oyendo Psalmoa. divinos ^ Letanías- s^radas^ 
Tom. XX. F ora^ 



42 Fama Postuma a la vida. 

oracioAes devotas y avisos Catholicos ^ a£^os' de 
efperanza « professionea-de fe ^ consuelos .suavev 
Chrisdanas aclamaciones , y llantos aoioiofioa^los^ 
ojos en el cielo , la boca en un Cr uciíixo » y el al« 
ma en Dios , espiró la suya al eco del dulcissimo 
nombre de Jesús y de María ^ ifíc aun,mi»na 
tiempo repitieron todos. 

Tratóse de su entierro, de que se encargó el 
señor Duque de Sessa , como su dueño y alba- 
cea , y como tan magnánimo Principe, y determi« 
nóse para el martes siguiente a las once» Repara 
tieconse muchas limosnas de missas y que es la ma» 
importante honra para el que yace. Coenrocóse to- 
do el pueblo » sin convidar a ninguno: vinieron Co-^ 
fradrias ^ luces , Religiosos y Clérigos en cantidad^ 
la orden de los Caballeros del Habito dé S. Juao^ 
la de los Terceros de San Francisco, la Congre- 
gación de los Familiares , y la de los Sacerdotes 
de Madrid > compitiendo piadosamente sobre quien 
havia de hcmrar sus hombros con llevar su cuerpo^ 
y consiguiólo la venerable Congregación de los Sa^» 
£erdotes«r Empezóse el entierro segim estaba pro* 
venido , y fue tan dilatado^ que estaba la Cruz de 
la Parroquia en San Sebastian , y no havia salido el 
cuerpo de su casa^ con ser tanto el distrito ^y ha* 
ver rodeada una calle a petición de Sóror Mar-« 
cela de Jesús > Religiosa de la Trinidad Descalza^ 
y muy cercana deuda del difunto ^ que gustó de 
verle. Las calles estaban tan pobladas de gente^ 
que casi se embarazaba el passa al entierro , sta 
haver balcón ocioso > ventana desocupada^ ni co- 
che vado. Y assi viendo una muger tanta gf an« 

deza> 



' deza ; dbco cfm mucho donayre : Sm duda este en«- 
tierro es de Lope , pues es tan bueao. Iban con \vh 
•to al remate del acompañamiento Don Luís de 
Usategui ' yerno de Lopb , y uo sobrino suyo en 
BKcfíodelseñor Ekn^e.deSesda ,y deotro^ Gran^ 
des Sáíoires , Titulo^ y Caballeros. Lle^ron a la 
Iglesia y recibidles lai^GapUla Steal con^ níuska. Dí<^ 
jóse la missa con mucha solemnidad ^ y al ultimo 
responso 5 riéndole quitar del Túmulo para llevar^ 
le a . la bóveda , cbmd la gente con geqitdds dito- 
laososi Depositóse, en el tercero nic^o por orden 
del señor Duque derSessa ^ con permission del Doo> 
tor Baltfaasar Carrillo dé Aguilera Cura propriodela 
Parroqiik de San Sebastian» y con declaración de 
U justicia , pori.d Secretario Juan de Pina. Vació- 
le en cera la cabeza Antonio de Herrera excelen^ 
tíssimo Escultor de su Majestad y despidiéronse 
los amigos llorando la soledad que les hacia Lope, 
como ipiéa ledia menos ^una joya que le han hur^ 

Prosiguiéronse las honras basta el novenario 
con la misma costa y autoridad. de Música y cera 
que el primer dk t» y dilatóse el funeral ultimo 
ocho días (, porqué restaba ausente :el' Padre Fray 
Jgñaciakfab Vitoria* 1 y era elvdégidoipjríi el Ser* 
mon \ con -mucho gozo suyo ^ y Me ! iodos' los dis*- 
oñetos^ que a una V02 dixeron qué tal Orador me- 
recía tal: difatuo 9 y tal difuntp eradigiio/de tai 
Orador! Efrtre' tanto. ifue je esperaba é^te gran dia>^ 
^uiso la Veherable Corigregacion de los Sacerdotes 
cimipiir con los honores de su hermano amantis- 
simo. Aderezóse la Iglesia de San Miguel lo me- 

Fs 2 jor 



44 ■ F A MA. Postuma a -xa vica 

jor que se pudó , ún exceder lasr oodraes IknitadaÍ9 
^n la prematica. Cubriéronse de luto los banca-- 
les del coro, donde assistian los Congregantes con * 
sobrepellices en compañía del Licenciado Josepb 
de las Cuevas 9 su Capdlan mayor. Acudió gran 
numero de gente hasta no caber másenla Iglesia^ 
con mrucfaos Señores, que a lisonja del señor Du« 
que de Sessa,/ a devoción de Lopb se convida-^ 
ron ellos mismos. Dixo la m^sa de Pontifical Don 
Fra)^ Gaspar Prieto , Obispo de Atguer ^ y ele¿lx> 
en Elna. Y predicó el sermón el Dk)&or Francia^ 
co de (Quintana , de quien me holgara, si fuera 
poissible en nü amor , ser hoy su mayor enemigo» 
para ponderar rsin sospecha de passion alguna la 
pureza en el lenguage , la cordura en el assunto, 
la profundidad en los pensamientos , la ternura 
en las admiradones , y sobre todo el liablar a pro*- 
posito, cumpliendo siempre con su entendimiento 
y su Toluniad ^que quando.se juntan ^lodo se acier- 
ta. El lunes siguiente a las ocho de la mañana, 
con el deseo de oir al Padreignacio de Vitoria, 
estaba ocupada toda la Iglesia, sin que faltasse 
Principe grande^ Caballero entendido » Cortesano 
curioso , y hombre de buenas letras » imos^ lleva- 
dos de la obligación*, y otros trahidos de la curío^ 
sidad. Vino la Capilla , cantó el introito , salió a 
decir la Missa el Dodor Don Christoval de la 
Cam¿ra y Murga, Obispo de Salamanca: si bien 
el tumulto'dela gente ni dejó atender ;a la.jnissa 
ni dio lugar a escuchar la Música. Púsose en e^ 
pulpito el sutilissinu) Agustino de nuestros tiempos, 
con muy buena gana de hacer alarde ^como lo hizo, 

A de 



9 MUBÜTB DB LoPBDB VeGA. 4^ 

de su Toluttiad en alabanza de un vafofi tan fa-* 
moso, y én lisonja de un ^auditorio tan lucido. 
Mas ÍTie tanto el ruido de los mal acomodados» 
la inqittctud de los que llegaron tarde, el cansan r 
cío de los que fueron temprano» el aprieto de al- 
gunos» y el calor de todos y que no dejd gozar 
uníversalmente de la dodissima oración : si bien 
los que la ojeron bastaron a informar a los demás 
de lo agudo de sus conceptos » de lo estraño de 
sus novttiades » de lo noticioso de sus letras » de 
lo gallardo de sus acciones » y de lo eminente de 
sus idiomas ; y después lo baran a mejor luz los 
caraderes de plomo vaciado en la inmortalidad de 
la estampa. Al siguiente dia dispuso la piadosa 
Cofradria de los Representantes los honores fuñe- 
rales con tanto lucimiento como gasto. Vistidse de 
Pontifical para celebrar el ma/or sacrificio Don 
Fray Michael de Avellan OlMspo de Syria. Canto 
la Capilla Real como siempre, sin faltar ninguno 
de los ' mejores» con que hicieron la Iglesia cielo» 
y pr^dioi el M. R. P. Fr. Francisco de Peralta» 
antorcha Angélica de su sagrada Religión de Pre- 
dicadores » y Predicador tan felice en esta ocasión» 
que aun la muda Rhetorica del silencio no basta 
a ponderarle» porque ord tan a proposito de los 
méritos del su^eto^ tan a medida del gusto délos 
sciiores » tan conforme al talento de los dodos, 
tan baslanee al melindre de los entendidos , tan co- 
pioso al sí&Sío de los apassionados» y tan ajustado 
al gedíe de los vulgares , que no pudiendo los 
unos y los otros sufrir tanto genero de sutilezas 
sin pagárselas de contado» introduxeron en el tem- 

. pío 



46 Fama Postuma a la vida 

pío un genero de ruido devoto ^ y un tinage líe 
rumor ponderativo , cuyas inquietas admiraciones 
empezaron en aplausos públicos ^ y acabaron en 
v¡<9:ores dissimulados ^ con que se dio fin a sus 
exequias 9 pero no a sus honras : pues ahora las 
harán eternas con sus elogios Paniegyricos los di- 
vinos Apolos de Manzanares, a imítacixm del Thra^ 
ció Orpheo ^ que a pie llevaba tras sí los monees^ 
con la dukissima consonancia de sus hymnos : y 
yo que mas le quise , daré principio á sos loores 
para que los adelanten sonoros cysoescool voces 
mejor aplaudidas , y con plumas mas bien rizadas. 
Fue Fkbv Lqpb Félix db Vega Carpió. 
(¡O como parece que el nombre solo embaraza 
la possibilidad de su ponderación ! ^ mas qué im« 
porta que se encoja el entendimiento por limita- 
do, si se descuella la voluntad por infinita? ) Digo 
pues, que fiíe nuestro isigne Lope de Vega el 
nías favorecido y festejado de. todo genero die per- 
sonas , qué nació en el mundo. Porque 00 huvo 
Legado de su Santidad, Principie de Italia i. Car¿ 
denal de Roma , Grande de Espáiía , Nuncio del 
Pontifica , Embajador de Reyno , Titulo de Cas- 
tilla, Gobernador» Obisfx>^ Dignidad ^ Religioso^ 
Caballero , Ministro » ni hombre d^ letras v4ub fio 
le buscasse ,.y lii dieise: su lado y^'tniesa 'céb t^Kono^i 
cimiento preciso de tan altas prendase. Las Reales 
Majestades Catholicas siempre que le encoMf aban^ 
como a hombre superior a los otros /.le; áairabáa 
con mas atención ; y nuestro Saiitissimo Padre 
Urbano Oftavo, que hoy vive, y viva eternos si-* 
glos , ya que no pudo verle por la distancia ^ quiso 

co- 



Y MVARTE DB LoPB DB VeG A. 47 

cDoninicarie por la pluma , escribieodoie de su ma-* 
Ao íioa carta mu/ amorosa y favorable , y dán- 
dole el Habito de San Juan ,con titulo de Do- 
lor en Theologia. No hay Vi lia , Ciudad , Pro- 
vincia 9 Señoría ^ o Reyno , que no baya solicitado 
su conespondencia. No hay casa de hombre cu- 
rioso que no tenga su retrato » o ya enpapel, o 
ya en lamina , o ya en lienzo* Vinieron muchos 
desde sus tierras solo a desengañarse de que era 
hombre. Enseñábanle en Madrid a los forasteros^ 
como en otras partes un templo y un palacio , y 
un edificio. Ibanse los hombres trasél^quandole 
topaban en la calle » y echábanle bendiciones las 
snugeres » quando le vian desde las ventanas. Hi- 
deronle costosos presentes personas que solo le co 
nocían por el nombre. Escribiéronle varios elogios 
en so alabanaa muchos varones graves sin haver- 
le visto , y laureáronle en Roma por solo , pot 
único ^ por raro y por eminentissimo ^ sin havet 
dia^ ni hora que no tuviesse ocasión alguna pa- 
la su desvanecimiento > a no ser tan humilde co- 
mo prudente ^ y tan desconfiado como modesto. 

Fue el Poeta mas rico y mas pobre de nues- 
tros tiempos. Mas rico» porque las dadivas de los 
Señores y particulares llegan a diez mil ducados. 
Lo que le valieron las Comedias » contadas a qui- 
nientos reales » ochenta mil ducados $ los Autos 
seis mil. La gaoáncia de las impressiones mil y 
Misciemosr,y Tos dotes de entrambos matrimonios 
siete mil> que haicen mas de cien mil ducados: fue- 
fa de docientos y cincuenta» de que le hizo merced 
su Majestad en una pensión de Galicia ; - ciento y 

cin- 



48 Fama Postuma a la vií>a 

cincuenta do una Capellanía que le cupo en Avi^ 
la por antigüedad de criado de Doa Genonimo 
Manrique j quarenta de una casa pequeña que te^ 
ma junto a la calle de la Cruz } trecientos de una 
prestamera que le dio en un lugar suyo el Eicce- 
lentissimo señor Duque de Sessa , su amigo , su 
valedor , su dueño , y su heroico Mecenas ; j 
mas quatrocientos ducados para su plato, de muchos 
años a esta' parte , porque le dixo que no quería 
escribir niías Comalias , sin otras liberalidades se« 
cretas de tan^ cantidad » que hablando una^ vez el 
mismo Lope de las finezas del Duque su señor, 
assegurd que le havia dado en el discurso de su 
vida vemte y quatro mil ducados en dinero» gran* 
deza digna solamente de Principe tan soberano^ 
que con esto se dice todo. Y fue también el mas 
pobre t porque ñie tan liberal , que casi se passaba 
a prodigo , y tuvo tan encendida caridad , que 
famas le pidió pobre limosna en publico , o en se- 
creto , que se la negasse , antes bien se la daba do-* 
blada , si era vergonzante ; y sí conocía que llegaba: 
la hecessldad a extrema 9 le vestia desde el zapato 
hasta el sombrero. Hacia en su oratorio muchas fies- 
tas a los Santos, y con mas virtuoso, excesso la de 
Chkisto nuestro Señor en su Nacimiento , buscando 
para esto no solo figuras comunes, siao.de. a>stat 
de novedad y de riqueza. Convidabji a los. amigos 
sin tassa en el regalo. Gastaba en pinturas y libros 
sin reparar en el dinero j 7 assi le vino a quedar 
tan poco de quanto tuvo, que apenas dejó seíspail 
ducadQS en casa y muebles. Fue hombre de mucha, 
salud I porque fue muy templado en los humores 

mu/ 



T BIÜERTfi DB LOPB Dí VbCA. 49 

muy suelto en los miembros , muy ágil en las fuer- 
zas 9 muy proporcionado en las facciones , y muy 
ligero de pies y manos ; y assi estaba bueno siem^ 
pre , porque andaba mucho sin cansarse , y es el 
exercicio el mas útil remedio de la naturaleza. Era 
discreto en las conversaciones , modesto en las 
visitas, atento en los zQlos públicos , importuno 
en los negocios ágenos , descuidado en los suyos 
propríos , apaciSle con su familia , juglar con los 
amigos 9 mesurado con los señores , generoso con 
ios forasteros , galante con las mugeres , y cortesa- 
no con los hombres. Si bien se cansaba mucho 
de los que regateaban el sombrero , siendo el tafe- 
tán tan barato , de los que tomaban tabaco , ha- 
viendo de hablar con gente honrada , de los que 
se teman las canas , quedándose con los años y con 
los achaques , de los que decian mal de las mu- 
geres , sabiendo que nacieron deltas., de los que 
creían a las gitanas estando vestidos de negro, y 
de los que preguntaban su edad a los otros « no 
baviendo de casarse con ellos. 

Escribió él solo mas en numero y en cali- 
dad, que todos los Poetas antiguos y modernos, 
y sino pónganse sus obras ( que no es dificultoso, 
pues todos las tenemos en las librerías ) y las de 
Lopfi en utia balanza , y se verá la ventaja con la 
experiencia. Las Comedias representadas llegan a 
mil y ochocientas. Los Autos Sacramentales pas- 
ean de quatroclentos. Los libros y papeles impre- 
sos muchos , como se verá en estos titulos : La 
Jerusalen Conquistada , la Dragontea , la Arcadia^ 
el Peregrino y el Patrón de Madrid ^ los Vastores 
Tom. XX. Q de 



^o Fama Postuma A LA vií>A 

de Bden ,. la Beatificación de San Isidro^ el Cef-^ 
tamen , con Comedias del mismo santo : la Filomena^ 
i a Circe , las Rimas humtnaf^ las Rimas sacras f 
hs Trinmphos Divinos \ los Soliloquios amorosos^ 
la Corona Trágica de Maria Ettüarda ^ la Virgen 
de la Almndma , la Isagoge d las Lecciones de los 
Estudios Rt ales de la Compañía de Jesús , el Lau^ 
reí de Apolo , el Epitome de su vida, la Dorotea^ 
el Burguillos , el Huerto deshecho » los Desagraviéis 
de Christo , la Égloga de Eliso en la muerte áA 
Reverendíssimo Padre Maestro Fray Hortensio Fé- 
lix Paravicíno , la Fiesta primera del Palacio ú 
Retiro nuevo ^ la Égloga de Philis a la decims 
Musa , la Égloga de Amarylis a la Reyna ChtiS^ 
tianissima de Francia , el nacimiento del Principe 
nuestro señot , la Congregación de los Sacerdotes de 
jMadridy la Égloga Panegyrica al Serenissímo In^ 
Jante Don Carlos que Dios tenga , los Elogios ¿e 
la muerte de Juan Blas de Castro , la venida 4ñl 
Exóelentisshno señor Duque de Osuna a España^ 
la Pyra sacra en la muerte del Excelentissimo se^ 
ñor Don Gonzalo Fernandez de Cordova , unas Rit- 
mas nuevas que dejo para imprimir , y veinte y qu^ 
tro tomos de Comedias , que en todos son dncuen* 
ta cuerpos , sin los versos menores que hizo a par- 
ticulares assuntos , porque no huvo sucesso que no 
publicassen sus elogios ^ casamiento grande a quien 
no hiciesse Epithalamioj parto feliz a quien noei* 
críbiesse Natalicio , muerte de Principe a quien no 
consagrasse Elegía , viéloria nueva a quien no de- 
dicaste Epigrama » Santo a quien no celebrara con 
Vülandcús , fiesta publica que no luciesse con en-* 

co- 



Y MUERTE DE LoPE ÜB VeCA. 5 I 

comios. f y Certameo literario a que no assistiessc 
como secretario para repetirle , y como Presidente 
para fuzgatle » $in otras muchas obras que no sa-- 
lian ei^ su nombre , cuya cantidad no tiene me* 
dida , porque aun la misma Arithmetica , si se em- 
peñara en contar sus versos ^ o se rindiera a la 
prolixídad » o como mercader que quiebra , bície^ 
ra plevto de acreedores de sus números , por no 
gastarlos ; pues el mismo Lope , con ser tanta sif 
modestia, dixo de sí^^en un papel impresso y qtu 
salta tQdn su vida a cinco pliegos cada dia , que 
multiplicados por su edad hacen ciento y treinu y 
tres mil y ducientos y veinte y cinco pliegos , que 
aun no parece possible ea el estudio de muchos 
hombres. A que se aiíade ser tan atento ^ tan pru* 
dente y tan catholico en quanto escribía , que con 
ser tanto» nunca d desvelo cuidadoso de la In« 
quisicion hallo palabra » opinión , pensamiento » ai 
sentido que calificarle. 

No Ihivo escritor entre Griegos , Latinos , Italia- 
nos y Españoles, que le igualasse en traer todas las 
circunstancias de perfeélo Poeta : porque mirada3 
con atención sus obras , es fuerza confessar que su 
blandura en los versos enamora , su agudeza en los 
pensamientos admira , su propriedad en los atrir 
butos satis&ce , su aotitia en las imitaciones susr« 
pende , su verdad en los avisos aprovecha f su va^- 
riedad en las materias deleita , y la facilidad con 
que todo lo hacia assombra : pues aun la pluma 
no alcanzaba a su entendimiento , por ser mas lo 
que él pensaba , que lo que la mano escribía. Ha- 
da una Comedia ea dos dias , que aua trasladar* 

Gn U 



52 Fama Postuma a la vida 

la. no es facU en el escribano mas sueko , y en- 
Toledo hizo en quince dias continuados quince jor-^ 
* nadas , que hacen cinco Comedias « y las leyó co- 
mo las iba haciendo en una casa particular , don-- 
de estaba el Maestro Joseph de Valdivieso, que 
fue testigo de vista de todo: y porque en esto se 
habla variamente , diré lo que yo supe por expe- 
riencia. Hallóse en Madrid Roque de Figueroa, 
autor de Comedías , tan falto dellas , que estaba 
el corral de la Cruz cerrado , siendo por Carnes-* 
telendas , y fiíe tanta su diligencia^, que Lopb y yo 
nos juntamos para escribirle a toda prissa una que 
fue la Tercera orden de San Francisco , en que Aria» 
representó la figura del Santo con la mayor verdad 
que jamas se ha visto. Cupo a Lopb la primera jor- 
nada, y a mí la segunda, que escribimos en dos 
;di$s , y repartióse la tercera a ocho hojas cada uno 
y por hacer mal tiempo me quedé aquella noche 
en su casa. Viendo pues que yo no podia igualar^ 
le en' el acierto, quise intentarlo en la diligencia , y 
'para conseguirlo me Ievám¿ a ías dos de la maña^ 
na, y á las onze- acabé mi parte: salí a buscarle , j 
halfáe en el jardm muy divertido con un naranjo 
que se helaba : y preguntando como le havia ido 
de versos, me respondió; A.las cinco empezé aes^ 
cribir ^ pero ya hawd una hora que acabé la jornada^ 
a¡Mórz¿ un torrezno j escribí una tarta de cincuenta 
"Tercetos ^ y regué todo este jardín , que no me ha 
cansado poco. Y sacando los papeles me leyó las 
XKrho hojas y los Tercetos , cosa que me admira- 
ra , sino conociera su abundantissimo natural , y el 
imperio que tenia en los consonantes* 

Mu^ 



y MÜERTB 0E LoVB DC VbGA. 53 

Mucho es esto » pero mas es lo que se sigue$ 
perdonen los antiguos , y tengan paciencia los mo^ 
dernos. Alcanzó por sus aciertos un modo de ala- 
banza 9 que aun no pudo imaginarse de hombre 
mortal : pues creció tanto la opinión de que era 
bueno qiíanto escribía > que se hizo adagio común 
para akbar-una cosa de buena , decir que era de 
Lopb: de suéírte que las joyas ^ los diamantes , las 
pinturas , las galas ^ las telas, las flores , las fru^ 
tas , las comidas ^ y los pescados , y qüantas c«sM 
hay criadas se encarecían de buenas solamente cob 
decir que eran suyas, porque su nombre las calílSca* 
ba. Elogio admirado de todos y merecido de nin- 
guno: si. bien mirado a buena luz no es npevo^ 
qiie: exemplar riene , pero tan alto , tan superior; 
y tan Divino 9 que le añade lustré y crédito casi 
inánito: porque es Dios soiaraente quien dio oca^ 
sion primero a este genero de encomio. Para cu* 
ya ilustración se ha de suponer que l6s Hebreos 
ao usan de superktiros /guando quiere^i alabar ^a|« 
Ama cosa, y assi es derto ^quese valen del nottiíf' 
bce de Dios para su realze. Dicelo David en el 
Psolnao treinta y nueve , pues para pintar unos mon- 
tes los llama numtes 4t Dios ^ sin dilaurse como 
Poem , que lo fue divino , en encarecer «u alturai 
jsus verdores y su eminencia. Explican este lugar 
Belármino, Arias Montano , Juan Bautista Fo*- 
lengio 9 Genebrardo , y el Padre Loriño ^ dicien'- 
do 9 que en llamarlos tnántes de Dios los llamó 
grandes 9 sublimes y superiores , porque siendo 
Dios su dueño, su nombre solo sirvió de alaban- 
za. £l;capitulo sexto del Génesis llama a unos hóm^ 

bres, 



j4 Fama Post^kA a ia vh>a . 

bres hijos de Dios , y dice Oleastro que quUo con 
su nombre eacarecer la grandeza en la estatura de 
aquellos hombres : y Ezcchid en el capitulo pct- 
«lero 9 para ponderar que unas revelaciones que 
Pios le comunicó | eran mysteriosissimas , las llama 
'¡pisiones de Dios , como lo notan agudamente Ñí-? 
colap de Lira » la Glos$a ordinaria , Tertuliano» 
Theodoreto , San Basilio el Grande » y con mas par- 
ticularidad Gornelío a Lapide^ que exprestamente 
son Oleastro afirma » que es phrasis común de ios 
Judios ^ para ponderar qualqutera cosa » decir qtu es 
dt Dios. De suerte que lo que en nuestra lengua es 
Hispanismo del nombre de Lopb , podemos d^ 
cír que fue primero Hebreaismo del nombre de 
Diosen la Escritura: honor para Lope :grande( 
empero a mi ver para el señor ' Duque de Sess» 
mucho mayor. Pareceme , señor Hxeleatissimo , ha« 
blo con V. E. ahora , porque deseaba mucho la 
ocasión presente : pareceme-, señoi: » digo otra vez^ 
que tendrá por paradoja esta propo^on « y no es 
sino Y¿rdad legiuma 9 cuya prueba se rerá califioi^ 
da en tres razones , que hacen un sylogísmd evi^ 
dente. Todas las cosas buenas fueron de Lora ^ esto 
nadie lo ignora : Lopb fue siempre todo de V. E. 
esto todos lo saben : luego V. Eé es dueño de Lopb 
y de todo lo que le toca. La consequencia es tan 
clara » que no necessita de prueba , porque ella se 
está publicando a voces : y assi para encarecer la 
persona de V. E. es ocioso repetirle lo clarissimo 

de su sangre t lo venerado de su valor ^ lo aplau<* 
4ido de su entendinúento , lo grande por tantos 
lados I lo imperioso por untas jurbdícciones , y lo 

ama* 



Y MüfiRTC ÜE LOPB DB VbGA. 5 J 

amable per tsa heroicas prendas, sino llamarle 
dueño de Lope , con que se escusan los demás 
títulos, pues essos y otros muchos mas entran en 
el numero de las cosas bueñas : sea abono deste 
^ modo de ponderación el Espíritu Santo en el car 
pitulo veinte y seis del Gemsis ^ y ea el tercero 
del Exodo^ donde dice Dios paira acreditarse con 
los incrédulos de su omnipotencia , y darles a en- 
cender su Deidad altissima, qucts Dios de Abra- 
ham. Admirase Cornelio a Lapide , explicando tstp 
lugar en sus con^ntarios , de que pudiéndose Ilak 
mar Dios de todas las criaturas^ se satisfaga con 
que sepan , que lo es de Abraham solamente : y 
responde el mismo Cornelio , que era Abraham 
tan puro,ian virtuoso, tan venerable , tan santo, 
y tan bien querido , que le bastó a Dios para la 
reducción de aquellos infieles, y para la demonstra- 
cion de su infinito poder , llamarse Dios de un 
Varón tan justo. La aplicación es tan facU y tan 
consequente , que nadie puede huir la cara ^. su 
inteligencia , y assi para na malograr el tionpó 
^Mielvo a proseguir los Elogios de nuestro Lo^ 
VB , que es lo mismo que volver a las alabanzas 
de V. E. ; ■ ■ . ^ . - - ' ^ ^ : '- ^ 

Tuvo un espirku tan generoso v y tma inclina* 
táoü tan noble de ihistar su nación, sü patria y 
sos sonigos, que hizo vanidad virtuosa de que no 
buviesse hazaiíóso Principe , tvaron celebrado^ 
Cathedvaiico dodo^i Predicador provedo, Capitán 
iraliente , PinKnf^ insigne ^ Ahificé fiímoso y y Poeta 
deganíe, que nó celebrasse en sus Peritos :^i bien 
con todo «sto no se pudo librar de cmnlariimfi, 

que 



5 ó Fama Postuma a ia vida 

que hacer beneficios y hacer ingratos so soñdog 
cosas: pues mientras vivió a vueltas de los hono^ 
res 9 que por otras partes grangeaba , siempre estu- 
vo padecieado sátiras de lo;^ maldicientes , detrac-- 
•dones de los ignorantes , líbelos de los enemigos^ I 
cotas de los .mal intencionados , correcciones délos 
melindrosos , y inve¿livas de los bachilleres, con 
tanto extremo , que solo su muerte pudo ser asilo 
4e su seguridad , haciendo la lastima lo que no 
-pudo recabar el mérito^ pues muchos de los. que 
le lloraron .muerto , fueron los mismos que le mor^ 
muraron vivo ; bien assi como a Moysen los Israeli- 
tas 9 que según Oleastro nunca . le alabaron en vi-i* 
da y antte en lugar de ^agradecerle los milagros » y« 
.exprimiendo las piedras para apagar su sed insa-f 
dable, ya haciendo caliesen Ips paramos del mar^ 
para que passassen seguros, y otros infinitos favo* 
res a este modo , le tiraban piedras ^ y viéndole morir 
.plañeron. amargamente > diciendo ^ j H¿u tristes (k 
msotros^^i que perdimos nuestro PropAeta santal 
(Que no es novedad, aunque es desdicha $ haver 
menester morirse un hombre grande para hacerse 
bien quisto ; y aun plegué a Dios que assi lo que^ 
de , que hay envidia tan terca , que conserva urt 
x)dio sobre una muerte, y passa er rencor de essotrá 
^arte de la vida. ^Feco que importa , si solo con de^ 
jarla en su afán repetido^ sin provecho se castiga 
. su destemplaba i y mas hoy que: ha de: estar vien- 
do, aui;iqae la pese!, .en favon ideste jfelicissimo 
héroe taitas r^otiás de pompan fkaer!ales » tantos 
honores de Prindpes augustos , tantos aplausos de 
coBOirsos nobles » tantos sufragios de corazones pia^ 

do* 



y MÜBRTI DE LoFfi DB VfiCU* 57 

dosos» tantas lagrimas deafe¿Í:o8dpassionados, taa** 
tos créditos de predicadores insignes , tantas inscrip* 
dones de varones doélos, y tantos dulcíssimos me- 
tros de diferentes Sénecas y Virgilios , que están vir^ 
luosamente quejosos de la fortuna, porque ya no 
está prcMito el jaspe , prevenido el marmol , y apa-^ 
rejado el bronce , o para la estatua , o para la ur« 
na , o para el sepulcro , o para todo , que todo lo 
merece quien nació para milagro de la natura lezat 
y murió para crédito de la posteridad. Y*si fflgo- 
00 hiciere escrúpulo de que este linage de honores 
se haga con im hombre particular; vuelva los ojos 
a las historias, baga memoria de las noticias, y con- 
sulte las canas de la antigüedad t y vprá en' ellas 
como se festejaron los cadáveres de los singulares 
varones en otros tiempos. Por el cuerpo de Home- 
ro batallaron siete ciudades en sangrienta contien* 
da , y no solo le edificaron templo todas , sino 
que Grecia le batió moneda que se llamaba Hornería^ 
para memoria eternía de su nombre. Estando Ale^- 
xandro sobre Athenas , determinado al ultimo ossal- 
to 9 tuvo nuevas de que dentro de la ciudad- ha<^ 
via muerto Sophocles , Poeta Trágico , y que le que- 
rían enterrar 9 y porque la assistencia. del assalto no 
impidiesse el ultimo beneficio al Poeta » suspendió 
el orden que te«ira dado por tres diais , y entrando 
después , derribando las casas , reservó la de Pindaro 
por lo mismo con las vidas de todos sus.deudos. 
Robeno Rey de Ñapóles pidió al Petrarca rescibiei- 
-ie de su mano el laupel de Principe de los Poetas 
de Italia. Honorio y Claudio Emperadores co»- 
sagraron estatuas en el Foro Trajaao a Claudio 
^^Tom.XX. H Poe- 



y8 Fama Postvmá a ía vidat 

Poeta clegamissimo. Roma mandó colocar las (!enÍT 
ns de Enío. Domiciano sentaba a su mesa a Esr 
tacio 9 y Vespasiano hablaba a todas horas cojí Sa-' 
kyoj y en su muene tes assistieron para honrallos. 
£1 Emperador Elio Vero estimó a Marcial de ma- 
nera, que puso después de muerto sú retrato e^tre 
los Augustos Emperadores. Augusto Cesar tuvo 9 
Virgilio por 3U privado intimo , y mandando el 
mismo ^oeta en su testamento quemar su JStHydén 
no solamente lo escusó Augusto , sino que compu- 
so nuevos versos en su alabanza. Al insigne Camoesi 
uaico Poeta t le hizo Lisboa solemnissimas honras* 
El Ehique del Infantado fabricó capilla y urna al 
celebrado Juan de Mena en Guadalajara. Y lo quQ 
€S mas para el intento nuestro , el invi¿):issimo Em- 
perador Carie» Quinto I viendo una vez herido a 
<jarcilas$o de la Vega , salió con su gente a defen- 
derle« Y sabiendo en otra ocasión dealli a muchos 
dias 9 que le havian mueno unos villanos enemigos 
nuestros , despeñándole de una torre , donde le te- 
nían preso 9 puso sitio a la torre» y en entrando- 
la 9 con ser tan piadoso , no dejó vivo a ninguno 
dellos en venganza del muerto , a quien estimar 
ba por gran Poeta. 

Todo. esto es verdad constante; luego si Lopb 
DB Vbga solo monta mas que todos ios Poetas 
juntos 9 digno sera del premio que merece qualquí&^ 
ra; y si es verdad' también» que muchos autores 
gastaron toda una vida en encareced tma Virtud par- 
ticular ^ como la grandeza en Alexandro^.la cien» 
«a en Ptolemeo , la justicia en Numa Pómpilio^ 
ia clemencia en Julio Cesar > el ingenio en Ulysse^ 

el 



Y MUBRTB DB LoPB DE VeGA. 59 

el yalor en Hercules, la Poesía en Virgilio, la gra- 
vedad en Catón , la pobreza en Curio , la verdad 
en Trajano ^ la paciencia en Augusto , la piedad 
en Antonino , la templanza en Constancio, la hu^ 
mildad en Theodosto : ¿qué merecerá quien lo tu^ 
VQ todo , siendo , eomo hemos dicho, liberal, doi3:o^ 
justo, blanda, ingenioso, constante , Poeta, círcuns- 
peAo , pobre, verdadero , magnánimo , perdonador^ 
templado, y humildissimo ? Pues sí esto es assi, j 
de nias a mas murió tan prevenido de diligencias^ 
para su salvación, que hizo certidumbres nuestr^is 
esperanzas; (tales fueron sus resignaciones en la vo-- 
luntad de Dios , tales las lagrimas que vertieron sus 
ojos enternecidos , y tales los a¿los de contrición 
verdadera que pronunciaron sus labios afe¿):uosos) 
¿qué importa que la detracción blaspheme ? que la 
calumnia bramen que la ignorancia murmuré? que 
el rencor informen que el engaño porfié? que la 
sobervia ladre? que el odio persevere? y que la en- 
vidia escupa verveno en lugar de saliva ; si está de 
nuestra parte la verdad dando voces , la fama pu^ 
blicando triumphos , las naciones previniendo lauros, 
ios Reynos consultando estatuas , y toda la redonr 
dez del orbe erigiendo pyramides a su memoria, por 
el mas insigne varón que han\:onocido y venerado " 
éntrateos mundos, el de Europa por lapresencia, 
y el ae'Ameiica por U noticia?^* Y quá importa fi- 
nalmente quantos émulos quiera introducir la cavi-- 
lacion , si tiene Lopb de sii pgrte por defensa , asylo 
y sagrado la magnifica piedad de Phelipe Quarto 
el Grande , imitador en todo del invencible Carlos 
Quint9 su bisavuelo } por Mecenas al señor Duque 

Hn de 



6o Fama Postuma a la vida 

de Séssa^.su amigo y su valedor verdadero, ; jr 
por piadosa madre a la ilustre Villa de Madrip» 
que siempre le trató con veneración j honrándole 
con aplausos en la vida , y aplaudiéndole con lagri- 
mas en la muerte? Qué mucho , si perdió en tres 
dias su mayor thesoro, quedando sin el Apolo que 
alumbraba sus tinieblas , sin el Orphep que suspen*^ 
dia sus sentidos » sin la lyra que cantaba sus ha-^ 
zaiías» sin )a pluma que repetía sus fiestas , sin el 
espíritu que celebraba susr Santos ^ sin la voz quQ 
pregonaba arus antigüedades ^; sin el ingenio que 
dhrenia sus pesadumbres , y sin el hijo que la hon- 
raba con solo su nombre. 

D I X L ] 

A los ultimes acentos de la Fatpía Postuma^ 
que aunque indigno Coronista de tan gran Héroe 
escribí a persuasión de mis obligaciones, luego que 
me templó el dolor de mi sentimiento la segara cs^ 
peranza de su muerte felice, todos los ingenios d^ 
£uropa previnieron a un tiempo mismo las lagr le- 
rnas al dolor, los suspiros a la pena, los aíe<^Qsa 
la voluntad, y los conceptos a k plujna, para« can- 
utar y llorar junumetAe la memoria y la ausencia (del 
mas raro varón que nació al mundo ; siendod prime- 
ro el Excclennssimo Señor Duqub db Sbssa , que yea^ 
cido de la verdad de su sentimiento « y arr.ebaiado de 
la elevación de su espirUu dixo as^i;, . . , • ¡ 



jbjEZ 



T NVfi«.TB OB Lof B DB VbgA. 6 1 

VEZ EXCELEÑTISSIMO SEÑOR 
DUQUE DE SESSA,, 

DtétHo y Jaécenos del Doctor Frby Lope Fblix 
PB Vbga Carpió, 

EPIGRAMA. 

O LOPE, ingenio, todo admiraciones, 
y admiracioir dé los' ingenios, vive, 
vive a mi fe , que pyra te apercibe 
^ .; len mi dolor a ^ternas ^duraciones, 
. Verás constantes mis veneraciones, 

que en laminas del alma el alma escribé, 
y de mi amor en oblación rec;ibe,^ 
el corazón nevado en corazones. 
iQuién pudiera tu ingenio merecerte, 
(¡o fama de tí mismo !) por pagarte 
lo que sin él^no puedo no deberle! 
¡Quién pudiera m.espiriiu heredarte, * ^ 
para honrarte a finezas en la muerte 
tanto quanto en la vida supe amarte! 



• 



T * f\ ' .* 



DEL 



62 Elogios Panbgtricos 

DEL EXCELENTISSIMO SEN^OR 
Don Francisco de Borja^ Principe de Esquila^ 
che 9 Conde de jMayalde ^ Comendador de Azua- 
ga , Gentil-hombre de la Cámara del Key núes- 
tro Señor ^ y su^ Virrey que fue en los Rey nos dd 
JPerú, 

En la muerte de Lopb db Vega 

SONETO. 



H^; 



Ymplias del Tajo ^ que en quietud serena f 

en techos de crysral vívis ociosas, • 
ciilendo las madejas de oro hermosas 
del oro mismo que engendró su arena: 

Assi de Cuenca en agradable vena 
la Sierra por sus margenes frondosaf 
os deje siempre habitación de rosas » 
y rompa de los hielos la cadena» 

Que acompañéis los ñmebres altares 
del Apolo Español, que venerado 
será del justo honor, a que os provoco* 

No remitáis el llanto a Maníanares» 
porque el común dolor tendrá burlado 
de poco rio sentimiento poco. 



DON^ 



A LAr MVERTB DE LoPB DB VeGA 6^ 

DOTT ALVARO ENRIQUEZ DE 

ALMANSA , Marqws de Alcafiizas , Señor ds 
la casa de Almansa , Cazador mayor de su Aíajes- 
tadj Gentil- hombre de su Cámara ^ Capitán de 
una de las Compañías de las Guardas de Casti- 
tilla , y de la Junta dt Obras y Bosques , 6>r. 

Consagrado a la siempre Virgen Madre 

de t)io8 Omnipotente , y dedicado 

tiernamente* 

' ' A Los Manes piadosos » 

,^OL a la ceniza religiosa grave , 
ilustración del orbe en que no cabe: 

Al polvo venerado 

de aquel al parecer varón mentido , 
y al parecer, según lo esclarecido^ 
espíritu celeste ^ 
. o el ple¿lro , o la diadema el sol le apueste* 

Al no admirado bien, ni comparado 
( en tanta adoración y aplauso tanto) 
del encarecimiento 9 o el espanto, 
durador contra el tiempo siempre aVaro, 
LoPB Fhlix i>b Vega Carpió el raro. 

Aquel que fue, vivienda 

con celebre glorioso augusto estrujando , 
honor y maravilla, / > 

de la gran Manfua Carpentana , silla 
del mejor Rey y del mayor Imperio: 
Aquel lustre del suelo Castellano , 

bl»- 



64 Eloóios Vavegykxcós ' 

blasón de Iberia , timbre soberano 
de Europa toda ^ a quien clarín serero 
esplendor adamo del orbe. entero. 

Aquel que ya atendiendo» ya volando, 
fue 9 los colares rayos registrando , 
ñie» excediendo la misma melodía , 
y vivió mas que el que en isu hoguera fía 
su prodigioso descendiente amable, 
águila, cysne y pheníx venerable 
con obras siempre heroycas y diílisas 
de las Ciencias , las Artes y las Musas. 

Prodigio destos siglos milagroso» 
a lo emulante objeto generoso , 
en quantas a escribir ^ o que escribieren 
célebres plumas, volaras, y fueren*,. 
Y, la voraz envidia gima o ladre, 
de la gran patria literaria padre , 
tan siempre ventajoso » 
tan nunca venturoso, 
que sin tener decente del ninguna 
estuvo digno a la mayor fortuna: 

Aquel, cuyo renombre, 

que en las nubes se encumbra, 

ve dilatado al sol en quanto alumbra : 

Ckiyas obt^s buscadas 
con festivos encomios, 
8Í ya con epicedios y con llantos 
leen, alaban, y traducen quantos 
de los polos vecinos t o remocos j 
fespirafl antas, o padecen Noibs. 
Cuya acordada lyra 
desde el oriente al occidente admira 

en 



, A hk kHÜfiATfi DE LoPfi PB VfiGA. 6§ 

tn juicio harxnonioso 

el uflo y otro clima espacioso ^ 

que siempre la contempla x'^snerada 

' ea una y otra successioa jurada, 
siempre aplaudida 9 como siempre «1 dia 
CD una )r oira grave Monarchía, 
quanto estimada en el Romano ^¡o^ 

. mas que el sagrado antiguo Capitolio, 
dando al aplauso obedecidas le/esi 
ya en Prindpes, ya en Reyes , 
ya -en Pontífices sacros, 
mas no imitada, si con varioa modos 
siempre su imitación, buscada en iodos« 

1/lquet , por cuya phimg ¡ ^ • - r 
exceden loa Theatcc» E^aiioies 
a todos los mas graves , 
mas tíemos , mas suaves 

• de k ¿alia y la Grecia^ , i 

o los cothurnos, que lo heroyoo precia, 

el ^&istri<» enlase , i 

o en mas templado trueco 

pueble de menos grave planta el/zueco. 

De^ló Cómico alegre 

en el uiumpbante carrió llevd atados 
a Plauto y a Tereüdo ^ *í -I 

^ con mas festejó y ^ron/ mayoif süepclo, 
y en severa Tragedia 
no ipQnos vrncedot: que; en* laiComedia, 
digno mas del codiurno^Sophbcléo , 
d^ vencido a Seoeo¿> y/ Mttsetii 
y en lo blando y lo Lyríco 
a Fíndaro y Horado lea lo. Satírico 
Tom.XX. I • » 



66 Elogios Pakbgyeicos 

a Persio y Juvenali tan decoróse^ 
que ames dejó ensenado que quejoso» 
Siendo ea lo heroyca y culto 
ya, Homero, ya yirgilioi - » 

:; ; .de, esaotros no segunda r, . . 

xn^s que en el orden de mostrarse al mundo. 
£L acenso enseño de la grandeza^ \ 
no sola entre los ayres con la pluma» 
pero por lo maa rudo de los montes^ 
que halid. jamas designio peregrina > 
a la inmortalidad abrió camino*. 
Nd sola insigne en todos 

poc .representaciones Españolas» 
con que det puebÍp:9ossegó laa ohíS% 
dejandd fn edad bt¿irQ v^ 
para discurso, tanto : 
de racionales vidimas honrados 
con Hecaiombe y medio lo^ tablados,. 
. /. Y. no solai tinoso. i r o 

por la media centuria: cekhrac& Ij 
de cuerpos con sus letras animados » 
. . ^ ea su muerte fecunda generados 
por su veloz prodiicídoifJ&ginia» . 
possibles hijos, solo <ie^ su. genio«. j 
No splamente raro» 

por haver a estos; siglos piodudda . 
mas Poemas menores, . 
.'^i que siempre el mar arenas ». jf que flores 
, . ktierra'enrtantcDMa)^ "y 

£iToredda de uno en otro rayo;, 
y siempre en todos toda haciendo prueba 
de menos fértil que su do¿U Vega, 

i '.,./. \que 



A XA MUBRTB DE LoPB DE YbGA. 67 

que sú Vega animada, 

•d¿üdé Fiie él' daperdido mas grsiíado, 

que n?ir tordb el resto "fue \ó reservado* 

Pero famoso , pero insigne y raro 
por discípulo* tanto , que preclaro 
ilustro nuestra edad coa sü eloquencia 
attíayof^xeéílendá/ ; o: * 
unos y otros^ llegando, ' 
*^e de Helicona én el raudal crecido ^ 
con hayerle. el espíritu bebido. 

Glorioso ya no incno» ' , t ^' 

-' a estaS írelvás íuhénláá^, / '^' ^ 

t ^^ue' i^r^u lyrá fue por las ageinasr^ 

pues quahtos son , Vendrán a ser , y hafii sido 
le deberán lo dofto y 16 florido. ' 

Mar {aK dólori j áh; pena ! ^ - ^ 
que la luí :dél P^thasso mas serena, 
que d sol ya de Hélicóna , 
y el resplandor brillante de Hipocrene, 
todo quedando lóbrego y turbado, 
falleció, muerto es> se ha funestado. 

No pudo acontecer en este Imperio 
hombre de mayor nombre: 
este nos queda del , ya falta el hombre. 

Fue y es , llórele y cántele qualquiera ; 
sí tu eres hoy, que no serás espera, 
caminante, y Sdvíerte, 
que vas peregrinando hasta la muerte. 
Ni méritos le apartan, 

ni la celebre fama te assegura , 
solo es cierto el hallar la sepultura. 
El aplauso mayor no es beneficio; 

1% la 



68 Elogios Fanbgtricos 

' la voz tremenda si, que llama al )i4ÍciO| 
.que previeric, §1 asspmbra su recelói 

quieta posteridad es solo el cielo* 
A esta verdad camina t 

allá la huelU inclina» 
; teme el rumbo siniestro $ , . , 
estotro sigue; y este , que maestro ., 
común sabes que ha sido, 
espera ver allá* que allá ha partido. 
Tu, qual quiera queseas, passagero» 
consulta , piens^ , advierte , ) 

que a lo eteriio ha passado por la muerte» 
y con suspiros encendiendo el viento » 
sahida religioso el monumento 
del singuutf cadáver celdbrado» 
que de espíritu tal vivid animado* 
En eterno descanso le desea , 
leve la tierra pide que le sest. 



Di- 



A tA 1ÍU9ILT3 PB LOPB DB VbCA. . 6^ 

Diciendo a un gran ScHoc , en qgien se com* 
piten ccn igualdad las armas y las letras, que son 
las mejores señas .de su poniere , que micscro iiv 
signe LopB db V«ga bavia muerto ^hifodís repen* 
te esta copla « que vale por muchas : quer^el Doc- 
tor Juan Pbabz db Montalvan » o com<; mas 
criado suyo , o ¿orno mas afédo a sus beroycas 
prendas 9 con ambición virtuosa de ilustrar su non^ 
brea sombra de tan divinos versos hizo glossan- 
dolos esta paraphratis, sin salir ád interno de la 
misma copla, que dicp assi: 

-JEn este común dolar 

advierta el fiUffdo fmtír^ 
que no et dejar de vivir 
morir fara ser mayor. 

BOIor 9 que por mudo aspira » 
solo a encubrir sus enojos» 
* T a un cora^n se retira > ^ • 

lloranle solo unos ojos, 
7 un afe¿lo le suspira, 
^as hoy la causa es mayor, 
y como con mas figor 
toca a todos su accidente, 
lloran todos comunmente 
en tste común dolor. 
Lloran, y sienten también, 
que el cuerdo sentir mejora 
el llorar bien; porque hay* quien 
solo por ver que otro llora , 

«en- 



7<> Etoóioá Pan^íjyWicos 

• siente mal , y llora bieiu 

Y as^í qüieü qilíerer ídóciri; r - n - ' 

su dolor, y conseguir - / 

el sentir bietí ^u pcsáf; ' r 

no mire el neci6 üoráf y ^ . * \ -i 

advkrta el cuerdQ sentir^'] ' ' ^3 

Mas sí Lo^B resplandece : T ,:>t 

con morir nuera deidad, ^^ ^ ^ \ i 

envidia, y qo amor parece 

llorar la inmdftalídad 

'^que gotó, qilaüdo'fdltedp, ^^ • : . 

Debemos pues aplaudir - v f ^ ■ • ^^ ;*:.;; 

su muerte} porque morir 

para vivir nueVó ser, • . -' ^. I 

es comentar a nacer, - 

que no ^s dejar ék'vípin > 

Luego si una t)reve beridtf » * 

hace tan feliz su suerte, 

que aun la muerte está ocurrida \* 

de ver que solo su muerte 
^irvid de afiadífle vida; '- { * 

Fmeza fue, no rigor ^ 

alivio fue, no dolor f 

sufrir para merecer ^ 

pelear para vencer, ^ 

morir para ser mayor ^ 



DON 



A LA JdyB]lT\J>B LOPEDJ; YfiGA. 7 1 

MOSCaSQ OSÓJRJO, Mar^Hhrdt Aimazan, 
Cmdtdit, MgfkHMgudot Seáord^la^ Villas dt Bar- 
tay Muñux y Villasayas , Guard,4,yftjí4y&r 4tl R,ey 
nuestro Señor ^ y su Gentil-hombre de. Cámara ^ de 
. i^Qfde» yyCab^ierh 4^^dntiaigay CoMfidadof 
de la Hinojosay é*c. 



í h 



wrO ha muerta LaPB,puea aun hojr respira 

Ju^ la fama con aliento, dilatado,» .* 
y el olvido, que jt (ajitos ha bocrado, 
apenas de )g& aÍQs le retira^ 

Antes par^ge }ra,:Sflgup: «s mira . 
de /lO^rvos egiplendo^e*, adornado, 
que la l^ipa vital», qu^ sopló el hado, 
se esforzó con la llaina de 4^ pyfa* i 

Y si en lo adivp de csse, kureiviio lia sido 
el jtifUHna pfcáscy^ en lo^ lucknte^ 
vincularán h$ tiempos' lo mudable^ 

¡O grande admiración!: pues. ha podido 
de una Uam?» que ^rdid caducamente , 
resultar una luz iittlecliilabíe^ 



t •'• 



•- ^U '1j Í J- 



DE 



yi»; ELOteiás PAMBaYRICOS 

i^E DOIÑ PÉ2>R0 MESSIÁ Í>É tOVÁR- 
* YPÁZ^ Cabaiftro de UOrdtn de Alcántara^ Viz-- 
€onde del Tavar^ hijo primogénito del Sefhr Céth 
de de jMoífnií^ 

A LoPB Fsur pb Yboa Cáupto, ea sti muerte* 

BE la Parca lo fatal 
los cfeftos ba trocaáo, 

y a Lope vida le ha dado 

pata que ttlumptie inmortal; ' "* 

que 8Í en región cdestial 
í vive FfiLix , ho^ te advierte 

entre' su dichosa suerte , 

porque envidies su parada » 

que ei que no cupo en la yidat 

quiso vivir en la muerte. 
Moradora del Museo 
^décima yace su tyra, • ^ ' • ^ 

que él mismo en su tama gyra; ' 

como le d\8tó el deseo'. 

Los crystales del Peneo , 

que boy le han visto colocar 

en tan-debido lugar , 

vuelven de nuevo a nacer » 

pues dejaran de correr , 

si el dejara de inspirar. 
Salve pues » monte eminentet 

pyra del ñus alto Atlante, 

pues athesoras constante 

quanto cupo . en* lo viviente: 

Sal- 



A I.A aCXJEIIU OB: LOPI DE, VBdA. Jg 

salve otra vez, porque ostente 
s\i$ piedades él querer» 
^ue se ha sabido atrever 
a Jupittf el dobr^ 
j, a ^ possibteyjnayor 
fiw, pvics. a. LopB..4i4 ser* 
Reyna en paz > dodo portento» 
causa del general llanto i. 
vive a eternidades tanto 
qual fue t\i túéTC(:iiSÍeH<h 
Tan justísimo lamento 
acento ea» porque presuma t 
que ni fiun el tiempo consuma 
ave^ qMe paca.vokir i , ; , m . , • 
al cieía» le Iw 4e isobrar- . . r - 
alas de tan grande pluma. 

EPIGRAMA. 

YA delPai;ntfs«>:,€)l.^mpttt«í^ei^r«so 
no tan fenU tributo al a»uii4o .ofrece» 
y a sus (^yd^des turb^, y eoteiinecq 
mirar ausente el hijo mas glorioso.' 

La hermosa Vega , el fruto numeroso 
marchito yace , a Ceres enmudece 
ver que si siembra flor , ya flor no crece, 
que solo reyba' eaH>rd^s del reposo. 

Felice solo tú , que de la fama 
toda lo trompa es limitado aliento , 
Lop£, Lopfi, a tu nombre « a tanta gloria. 

Poca vox todo el orbe que te llama , 
estrecha pyra el ambko del viento: 
o vive eterno, y vive a tu memoria. 
^¡d^.XX. K DON 



74^ ElÓGIOí PÁKfiGVftICOSAí \ 

DON ANTONIO líURTADQ DE 
MENDOZA, SecrUarhde U Cámara ík^su Ma- 
jestad , y del Consejo Sufrmtú dt ¡a htfuisicion. 
Caballero del Habtfi iíkGaUir>apií~r Comtrhdador 

. di Zurita^ y Seüor del ViÜaír dU ^ImOi 

A LoPB FfiLix DE Vega Carpió* 
IXB G I M A; ' i^ > 



' ; f ' . I 



EL aplauso^ en que jamas 
te podrá basur la fama, 

• lo mas del mundo re llama , 
y aun te qoeda d debeir ma^ r 
a los siglos quedarás 
por duda y desconfianza y 
por costumbre a la alabanza > 

' á la envidia p6t oficio, ' 
ál dolor por exercicio , 
por termino a la esperanza. 



^^p^^^^ 



i 

T 



'.o' 



z..^ 

R^ 



A tA ACQEKTE Bfi Lo?B DE VjBGA* 75 

ROMÁN CE 1^.^ 

A LA MUERTE. DE FREY LOPE FÉLIX 
Dfi Vbga CiáJiFio; 

ESCRITO POR pOK ALONSO), DE 

Navarra y Carcawoi hija éUl Áíarquís 4$ Cortes^ 
y Cabalhro de ia Orden iie Cakítrava. 

YA murid el phenix Hkpano, 
y ya. cómo en et Arabia * j 

en vez de aroma», sus obras* 

son las cenizas 4e Mantua. 
Ya ictte sol al ocddesite 

su inmortalidad consagra , • ( 

<;pie el que es ifnayor cada dia 

vuelve a vivir donde ^^caba. 
Ya esta Deydad con mas rayos 

aus esplendores dilata» 

aiendo papel corto el orbe , 

y urna pequeña la !&ma¿ ' c 

Desde que este ocaso dura ^ 

todo es un lamento España > 

siendo a tan alto respeto 

costoso empeñio su cansa* ' 

Ya Manzanares » que fue 

Narcisso de las montañas , 

sus verdores vuelve eti lutos^ . 

como*eñ lagrimas sos aguas* 
^Qué escollo Cope no dke ? • / : 

^qué monte a Lof b no adamal 

{qué peñasco no le llora ^ 

. K2 ?y 



w Elogios PAKEOyRicot 

<y qué selva no le canta? 
Archivo fuiiébre el soto 

en sus cortezas estampa 

en epitheim amantes 

mas penas <|ue bo|as enlaza» 
Ipl tu primero que todos 
. quaotos víncuhr. 1¿ ^ma^ 
. siendo' ed numeroso acema 

elevación dilatada! 
Vive ^ pesar de tu muerte 

por antorcha de tu patria», 

por lucero de lu sombte » 

y P^^ gloria de tu! fama: 
Mientras que el jaspe te erige, 

y el alabastro' te labia 

mauapleos obedientes: 

en pyras. eiefiniifadasw • 
Siendo a tu nombre divino 

la dignidad moa sobrada 

escasa dpa^ dedicada . 

a* tus mayores estúuasii 
Desde hoy a . vivir empiezas , 

que hasta morir tu akbanza 

se embarazo de tí mismo 

de tu laurel olvidada. 
Hoy Europa te k ofrece 

hoy te le dedica elr Asia,. 

y ya te espejan ks des 

partes del globa en su mapa» 
Ya tus cotonadas si^nes.^ 

que altivos trtumphos esmaltan » 

gozan en a^ros kufeles 

mi- 



A tA MUERTB BB LoFE PB VfiCA. 77 

inspiraciones aladas. 

T' "- Y^'f b láuch»'^ vóz^' Construidas 

^ untos^eFoglo» te^bagán, 

qué basta las estrellas llegue 

la^voz de tus alabanzas. 
De ^cuyas constantes plumas y 

que a tu admiración kv^anfan , - ^ ^ > 

serán todas las naciones 

descripciones envidradas. 
Porque ntiestra España tenga , .. . 

quando a las damas les falca » 

por un pjienir prodigioso ^ 

tantas ilustradas ramas. 

SONETO 

B Escribo el mayor llanto y primer hombre 
en este funeral, que el orbe estrafía) -^ 
ceniza y^ úú pliemx , que .en Eipa&a > ^ 

renace sol en su mayor renombre» 

Merécele esta p/ra, cuyo nombre 

sin competencia al orbe desengafia, • * 

qi» a su deydad aun es fKrqueña hazaña 
tanto laurel, que tanta env^idia assombre. 

Volvió su orieme a su postrer congoja, 
7 trasladado en trono mas decente 
piedad lo.ádrieite, sí atención lo aclama. 

Toda gloria mortal su ^rdor despoja, i 

pues sabiendo morir frfientk ardiente, 
se inmortaliza de su núsma llama. 

DON 



DON FR A NCJSm JPEy VIL¿JimMEZ 
VIVANCO Señor ^ ^ kt VHlordt ^ntaCastina de 
Balmadrigai ^ Cahalkro y Thesorero^ General de la 
Ordm de Santiago.^ y Cab^^ierizo del* íLcy nues^ 
tro Señor , Re^dfif 4k, la Imperial 4c Tolido en 
banco de C^k^rosM : . 8 ' . 

EN densa nube de exbalado llanto » 
que boy tribútala tierra justamente t r 
y remqnm ea ^uspiros> dolor canto^ » 

Marañe el sol la lummosa frente^ ; 

y entre confusa luz demuestre el día : ^ 
que en culto de deydad criatura siente. 

Pues ya la fértil Vega » . en^quíeti solía 
ver su triumpbo mayor encarecido 
dulce el acento t acorde Li btfmonía: 

Ya de la Parca lo vital vencido , 

segada xúies sepulta la aparieocía ,. / ' ** 

si biei;! no la memoria iauridajolTido. ' . ^ 

Cubra de luto pues del sol la laitoeiícía , / n :> 
y del humilde llano o cumbre aliiva 
la flor desmaye en pálida dol^icta» "* 

De los riscos el agua fiígitiva ' 

remora' el aeotímiento la suspemlaf!. 
dude en que no: discurre , si esta viva» i . 

El alimento de los campos penda 

de un llanto, universal qifó a todos toca^ 
de excessivo dolor pequen» ofréoda. 

El fértil llano.o «pitesumida rotía » ' " 

¿qué puede haver fbrmiido , qne viviente^ 
que aun tal demonstractou no juzgue poca? 

Mas 



Mas pudo pdesuíniróqUe ^en el xírirate^' > 
en la lyra de Fficnc IjpciewdfiAp^lo^ 
y el 9ii«rb del nar» q^ ea su trad<íQte 

Advierta el ^opbe introduciendo £ ola : 

de mi« inpírá(iá' alidoto^ ip» «onaiMe^^H. r ! / 
que a Fblix ene -mi canto itivbc^ wlm 

Diáe mi pluma pues^ ¡si un breve ínsittit»'' 
permite otra atencioa uni^aima pura'» 
que tiene' a^ 'Dfoeí sw iw^nidaé d^nte. ' ^ ' ' ; ; 

Que con. €«»' verá i^dondeípfocuní '-^ > / t h 
lograda su esperanza hii'desQa 9 I , / 

y úe su' objeto la verdad sq^au 

Decima moradora del ^usea . . 

contemplo 3ra tt»lj^a soberana^! - c -bi 
del Pindó ^^imíraoioDv bluon ide Orpheoj "" 

No los que en risa' vierte la mañana 
aljofares Ibgra]t>a su bellent^ 
y entce eL^'azminí'yTOaa ^ fiteve- jr.^nna; 

No errantes gyros de supiren» jakoBtf ^j^ o: •> 
su luz a la atención encarecieron 9 .'0 oi/r> í / 
por fuero <)ae le» did naturaleza» 

Quanto admirados por tu pledro ílieron 
uno y otro candor, quciqi tu hafmdnfá'^ ' 

mas que en su erigen mucb^^eosas^ fueloík *' ^ 

El rosicler, de que se viste el* día v '^ ^-■''•^ ' * 
quando el sol ^1 los brasros del Aurbfa' 
logra su infancia» y su ardimiento cria,-* '• 

Si en los«%t^os^ farnncioB^ canora^' <^- '^ - p 
de tu sonoro cdnrc^^ le pmtdbosy'^ ^ <"' i V 

mas presumido demostraba a^Flóraü ;: - 

^'Qué assunto , dime 9 a descubrir liegialMs 
con el pincel de iücojpparable^pluma/* * "^ 
^^^"^ que 



que envidioso de d ao le dt^aba ^ ; ^ 
Exemplos ha/ de inumer4^Íe sii^a 

en quanto inforatan una y otra espitara ^ 
y en quanto inundan miz y. otra espuma. 
Digalo el bronce 9 en ifue el buril: ini]|ecá/ 
archivo iKitural de nuestra ¿una!» 
del ti^npo tox con precisión seva:a$. 
Y el fecundo raudal que nos derrama 
genero^ impteaskm^'^! ha. »4sp¿ndida. : 
quanto del sol circunda empí/rfea Ílaffla« C^ 

{A qu¿ pluma la tuya no ha excedido^ 

{qué Sophoclest qué Plamo » ni que Orpheo ^ 
te compite en lo grande y lo florido? 
Si Píndaro» si HpMcio^'si el Maaeo ' ^ o 
en ^;ttem^o Inaderáñ ». cxáScváua ' I . i 
que era tu/a la rama de Peneo« . . •. ^^ 'f 
Porque en tu ingenio solamente faalliráa 
comQ ^^n ^eQtcD. jdie} juraien maa ^divino , > 
quanto al «^o possibl^ imagiaaraQ. ^ j: . : :') < ^ 
¿Yaque oradprtu ingenio: peregrino . '/' 
no pudo dar preceptos ¿de eloqüencia^ 
de erudición rhetorico camino? 
Debida fue y será tu precedencia . : ; 

en (^ >pa$$ado siglo y venidero » ; ♦ 

en toda literaria compecenda. i í 

Todos te reconoctíi por prinkero, 
publícalo el aplauso tan constante 
que mas quq.ino eieicciofiri.ip«rMeitteG9« <: ; ^ i ; 
¡O! eternisete enalbas el;didmantet> : <. : :> 
y él logre duración en tu .m^morñé [ 
premiesseju virtud 9 tu fe constante ^ 
con ultimio. laureólo de gloria. . - ; 1 . w 



A LÁ HüSRTB ra Lope db Yboa. 8 i 

Caballero de la Orden de Saf\fm¿0^ ..; . , 
SONETO. 

FlBXíKjQ)W0bra, y^ feliz te advierte 
canora fama a coros repetida » 
pues sin pisar el limite ai la vida | 
passaste la carrera de la muerte. 

La envidia castigada ya conviene 
en caricioso afaa lo que fue herida t 
que es castigo 9 lu saña prevenida 
crueldad tan alaguena de la suerte. . , 

De liberal quedaste con renombre, 
pues das, o por venganza, o por viftoríí^ 
a la epvidia si^encb que la assombre, ^ ; ^ 

Modestia a la disculpa mas notoria » 
y el inmortal aplauso de tu nombre 
dejas por mayorazgo a la memoria. 



^^^d^ 



Tm. XX. L ÁL 



8d Elogios Pamboyricos 

AL DOCTOR FREY LOPE FELDC DE 

Vega Carpió, 

POR DON JUAN DUOUE DE ESTRADA 

y Gttzman , Caballero del Habito Ú€ Saiitnig#. 

SON E T O. 

REpita aqui él dolor mayor grandeza» 
pues ' quanto fuere mas el sentimiento, 
vivirá* dé la acción el lucimiento 
en el -áspero ardor de la tristeza* 
Faltó , possible fue , naturaleza , 

humano ser perdió el entendimiento 
en el mas grave y prospero ardinuento 
que pudo fabricarle su belleza. 
Llore mucho ta vida el grave daño, 
quéjese que le falta el mayor hombre, 
pues no gozará, no, mejor empleo. 
Si bien llega tan presto el desengaño 
en la opinión , la fama y en el nombre , 
que es conissimo afe¿^o aun el deseo* 



fXO. 



A lA MTIBRTl DM LoPJ DB YbGA. 83 

ELOGIO AL SEPITLCRO DE LOPE 

Félix db Vbga Cakpio, 

J>EDON[l ANTONIO CAUNERO, 

Caballero 7 Procurador General d« la OMen 
de Calatrava. 

S O N E T ©• 

LPPE yace en reposo, no su iamag 
( que resonante trompa gravemente, 

de donde muere en húmido tridente 

a donde nace el sol su nombre aclama^. 
Fen4a su arena de lüduosa rama# 

quando del Tajo funeral corriente [ 

de crystales le erige» si eminente 

pyra sus cysnes , reposada cama. 
Gloria de Pindó fue, cuya enseñanza 

su nación ha inutado» y las agenas . 

oráculo Veneran su Thalia. 
¡O miserable humana confianza! 

{cómo en tus ambiciones te encadólas ^ 

riendo tanto varón ceniza fria^ 



L» JDE 



04 Elo&losPakigtaico'S. 

jyE DON FERlSr ANDO DE SOTO, 

Caballero de la Orden de Santiago ^ 

A PREY. LOFH.FELIX DB VEGA 

" Cakbío, '.. ..':.■-■■ •--.!. 

SONETO. 

^tt'T'IVE el que muerto ya morir no puede^ 

^ V . cuya (alabanza pata í siempre vire, "^ 
y si ella eternidad acá recibe , . 
la verdadera allá se le concede. 

A toda!. humana {facultad excede' 

este inqiortal 9 de quien la fama escribe | í 
porquDCflin el silencio qué apercibe, 
el muerto vivo satisfecho quede. 

yerdad es que murió, pero no muere 
quient gloria y vida eterna ha conseguida 
con k de su alabanza juntamente. 

Haga la muerte en fin quanto quisiere, 
que vidas , que ^amas ha conocido^ 
np las podrá quitar perpetuamente* 

BIUSDEM SEPULCRALE. 

\Ad stiperos abitt^calum quijccerat orhtm^ 

Jngenhque suo rarus in orbe Jittt. 
Sic iam Helicón y huius nece Afollinis occupat astra^. 

SkiamHcíiconfolus est^sicfolus est Helicón. 



DON 



A tA MUBRTB DB LoPB PB VbGA. 85 

DOMTNUS B. lOANNES DE QUIÑONES, 

Magni Fhilifjti IV. Curiar Domusque Rc¿i(» 
Prator. 

HOspes si guarís paro a , qui canditufutna, 
Erincipum ver sus cerne , Ó» haber c potes 

I L ucet in obscura noBe , ut clarissimus Antraxi 
,0 bscuro in fvmulo sic suafatna micat. 
3P ftmtts erat i, parean* aJij\ qui in carmine nosfro 
£ docuit dulcí verba ligare modo. 
D um vixitypopuli vox ó^ plausere theatra^ 
E / quod graium iUi, gloria parta sibi. 
V ates magnus erat , fáciles in carmina jMusa, 
E xcultus studijs , latHs Apollo fuit. 
G randisonus toto celebratus in orbe Poeta , 
A ngusto en túmulo clauditur ^ hospes abi. 



DOO 




86 EtoGios Panbgyricos 

DOCTOR D. GUTERIUS MARQUTUS 
DE CAREAGA , Pretor Custodum Casulla^ 
Ilispaniquc Equitatusj 

A LA MUERTE DE FREY LOPE FÉLIX 
DB Vega Carpió. 

If'Ucrte cruel ^ nacida del pecado ^ 

vengadora de injurias y de afirenig^ 

. que sin ley y sin termino violentas 
las leyes justas de qualquier estado: 

Muerte , que en la corona y el arado 
Igualmente los filos ensangrientas, 
y siendo nada , a pretender te alieotas 
de todo el universo el magistrado; 

Muerte , ocasión de vandos y cizañas , 
de inciertos fines y de fines ciertos, 
que al Apolo Espaiíol la luz empañas; 

iYa que lograste tantos desaciertos, 
ponle como blasón de tus hazañas 
6obre el ribazo inm^iso de tus muertos. 

EPISTYLIUM. 

Qukscit Pamassi princeps^ 
Musarum Divus 
ApoJh Hispamcus. 

Lope 
Vox humana valctf 
Divitui valtbit. 

ELE- 



HUBUTB DB LoPB DB VbCUU 8/ 

elegía 

del maestro joseph de 
valdiviesso 

a la muerte de frey lope felk 

DB Vega Carpió y Principe de la Poesía Española. 

SI nos dejaras » ya que te partiste » 
o cysne deseado y tu voz pura , 
pues no la has menester donde te fuiste i 
Fuera tuya la muerte y la dulzura, 

y solo nuestro el justo sentimiento , 

que ha muchos siglos de pesar que dura. 
El cielo ya por ti sin sufrimiento » 

de tí ambicioso, quiso trasladarte 

para constelación del firmamento. 
Su corona de estrellas por honrarte 

dejo su sitio, y te buscó las sienes, 

lo que no te premiaron por premiarte. 
OFblix, feliz siempre, pues te tienes 

sin temor de morir , y eternos dias 

en la vista de Dios todos los bienes^ 
Tal vez de no premiado te encogías 

desadvertido que te premió el cielo 

contigo solo quanto merecías. 
Después que poco polvo y mucho hielo 

del lastre de mortal te aligeraste 

luz grande terminanse en Dios él vtielo* 
En lo mucho que fuiste te embazaste , 

^e hasta faltarte no te conociste , 



88 Elogios Panbgyricos 

y hasta que de terreno te ignoraste, 

Hallasiete mayor qufe te creíste^ 

y a envidias porfiadas de la muerte 
sabes por lo que hoy eres lo que fuiste^ 

Quizá el premio te huyó por conocerte, 
y saber que en la tierra no le havía 

; igual al que pudiste merecerte. 

JHeroes España y principes tenia , 
sabios , ilustres titulos , señores , 
pero otro Lopb no , que no pod¡a# 

Los ingenios con visos de mayores 
aja fuente de luces de tu vena, . 
pues todos della beben , son deudores. 

Por los dos inundos con estruendo suena 
tu nombre , que en la fama apenas cabe^ 
quando sus plumas del y lengua^ llepa* 

^ué ingenio no te del^e lo que sabe , 
qué pluma lo que vuela no te debe, 
en lo hermoso , en lo puro y lo suav e 

De Parnasso mejor el crystal bebe , 
no entre las nueve Músicas doncellas, 
sino en el monte de los coros nueve. 

De aquellos que de Dios vivas centellas. 
Poetas de sus glorias incessantes 
le modulan en citharas de estrellas. 

Canta entre ellos tus versos elegantes^ 
que no se indignarán essos Orphecs , 
siendo unos Seraphines , que tu cantes« 

Llena la latitud de los deseos 

que de saber tuviste, aunque logrante 
con usura el menor de tus empleos, 

¡O qué de corasBones nos Ueyastel 



lo 



A LA MUERTB 0B LoPB BB VfiCA. 89 

]o qué tico de afedos re partiste , 
que pobres de consuelos nos dejaste! 

La mas severa vista humedeciste » 
desen^onatte et corazón mas duro» 
la mas ceiítida envidia enterneciste. 

£1 Pamasso enturbio su crystai puro » 
las Musas sin tu voz enmudecieron» 
7 el sol se anocheció en eclipse escuro. 

Desgreñadas las Nympbas te (tañeron, 
las fuentes y las aves te endecharon» 
y hasta las piedras sin senrir sintieron* 

H^as Gracias a sus sales se £iltaron, 
a su aliiío y alhago los amores 
coa quanto a los Theatros ilustraron» 

Los ingenios de España superiores» 

que a tu pluma rindieron la obediencia «. 
te tributaron públicos honores» 

La oratoria en sagrada <:ompetencia 
ostentó en tus elogios su energia f 
su erudición » su estudio y su eloquencia. 

Suspiró la nobleza el faul dia » 

muda la discreción en calma helada t 
y huérfana sin padre la Poesia. 

La muerte te temió desesforzada, 
y puesto de su parte la animaste 
por verla en varón tanto embarazada» 

Tan diento de Dios a Dios volaste, 
que sino te dudaste lo que fuiste» 
de lo que hoy eres casi te dudaste. • 
|Omil veces feliz muerte dixiste» 
pues que me rescataste de 4a muerte » 
con que antes de nacer me acometbtef 



90 Elogios PXMBoriitcos i ^ 

Pobreza , ya no tengo que temerte, 

no tengo , ingenio , ya que &tigarte , 

necessidad , no puedo padecerte. 
Pretensión , ya no tengo que rogarte^ ^ 

ya pluma mia, no te necessito, 

palacio 9 no podré lisongearte» 
Otra vez y muerte, gracias te repito j 

pues que gano por tí una vida vida, 

y de una vida muerte me desquito» 
O alma toda ingenio,. a. Dios imida, 

aspíranos benignas influencias 

en nuestra soledad anochecida. 
Aspíranos, o erario de las ciencias, 

pues te sobra consuelo , algún anisuelo 

en tan inconsolables impaciencias. 
£1 hado nos permita en tanto duelo 

gozar de tus cenizas eloquentes^ 

en quien el cielo puso tanto cielo« 
Urna te erija en marmoles lucientes 

el Duque Excelentissimo de Sbssa, 

en que te aumente honor, y honor le aumentes. 
Cuyo .dolor como el amor no cessa , 

Mecenas mas alia de los horrores, 

dejándote alma mucha en poca hiiessa; 
A quien plumas y ingenios son deudor^s^ 

pues engrandece a todos de mil modos 

quien en tí acumuló tantos honores, 

pues fuiste solo todo lo que todos. 



B3^ 



A I.A MUBRTE DB LoPB DE VfijSA. 9I 

EN MUERTE DE LOPE DE VEGA '.. 

CANCIÓN 
DE FRANCISCO LÓPEZ DE ZARATE. 

ALma ^\xz 9 que aumentas a las Musas 
numero con tu sombra , luz a Apolo » 
honor a* quien te alaba ^ pues se honora » 
si como ya mas grande no rehusas 
aplausos » que escuchabas hombre solo» 
7 que favor te pida el que te llora ; 
oye^ y préstate toda al que te implora # 
pues quanto mas divino, mas hununo 
te debes al devoto y al profano } 
informarás de lo que, en Dios imitas 9 ^ 
si a digno de cantarte me habilitas} 
que de tus obras copio los acentos , 
y debes alentar tus pensamientos. 

Mantua m patria fue, porque en tu cuna 
• funde su eternidad, y tenga España 
oriente mas glorioso, que el orientes 

. bástele ser tu madre por fortuna: 
¡mas hai! que tu sepulcro la acompaña t 
con que es de dos Apolos occidente , 
de entrambos bien conforme el accidente, 
que el uno , qual celeste flor renace : 
de tí la flor , no la fragrancia yace , 
que gloriosa se queda w noticia. 
Muérdala envidia, o brame la malicia; 
porque de ti como por fe se crea. 

Mi» y 



9^ ELbGios Pambgtricos 

y en lo que no se vid » qual fue se rea. 
Mal se registra desde cerca el monte , ^ ' f'\ 
ni la alta torre, quanto mas cercana, 
que su assístencia misma lo defiende » 
dejando en medio campo j horizonte^ 
que capitel sobervío y cumbre vana 
en penetrar los climas que no entiende ^ 
en assalur los términos que ofende , ' ^ 

no se dejan medir de la distancia; 
assi ausente se aumenta tu elegancia: 
que vistos por viriles cristalinos, 
parecen mas divinos los divinos; 
ya te vemos de lejos y no a bulto , 
con que la estimación se vuelve en culto* 
Lo que es mas alto te compite apenas , 
que a tu espíritu fértil no responde, 
ni llega quanto aliento , quanta llama 
ha prorumpido de Heliconas venas, 
quanto ba cantado y canta , quanto esconde 
en canoros depósitos la fama; 
mas ya en tí la gran fuente se derrama ^ 
que file tu tinta , y es de todos luto , . • 

el gran clarin , que te pagó ^ributo, 
siempre a tu voz y honores ajumado , 
a repetirlos vuelve reforzado; ; 

que si el pesar de todos lo destempla , 
tu. eternidad harmónica lo templa. 

Turbias corren las ondas de Pyrcne, 
quando la excelsa sierra de su nombre 
con sus montes pyramides te erige, 
turbia corre, o no corre, que no tiene 
virtud sin tí ; y es justo que se assombre 

vicft- 



A LA MlTERTB DB LoPE DB VbCA« 93 

viendo que faka aquel que Apoto elige, 
porque con- su atnindancia le corf igc 
a que k scwituya en «xecddo^ « . 
presidiexuio por mérito y oficio 
ai bello , al sacro triplicado terno^ ^ 
ya por tu patrocinio mas eterno,. 
ya firmamento, no mortal Parnasso^ 
que bien que tiene oriente, tiene ocaso ^ 

G)mo en estatuas de otros las levanta 
para si el grande artífice , ya tienes 
el lauro colocado de lu pluma ; ^ ^ 
díganlo quantos cuenta ^ pinta y canta, 
que aun los dífuntc» vivos entretienes ^ . « 
sin que delJos la edad lo mas consuma* 
Tu , qué ya sabes lo infinito , suma 
el numero de tantos, que a tu trompa, 
a tu lyra , a tu sal deben la pompa , 
donde aun no se elevaran sus deseos, 
que solo el darlos eran tus tropheos, 
el deleytar , el preservar mortales : 
díganlo quantos son por tí inmortales • 

Lloremos^ si en llorarte no pecamos, 
mas no pequemos en llorar j pues vivo , 
y mas vivo que en vida te contemplo; 
nunca cessa el penar de los que amamos, 
pues con piedad no hay llanto fugitivo. 
Lloro a todos, no a tí, que te contemplo 
subir por fama a soberano templo : 
bien que la vida al rio se compara, 
que corre dulce, y en amargo para. 
£1 llanto universal por tan debido , 
tan prodigo por ser tan merecido, 

co- 



p4 Elogios Pánbgtrtcos 

como, en tu honor y en nuestra deuda cabe^ ' 
aun al mar del: dolor vuelve suave¿ 
No tengas , o mprtal^ por enemigos • - 
Manes tai^ seberanos» que acompañan 
la fama con los premios gloriosa; 
saluda aqui, tendrádospor amigos : 
si acaso tus profanos ojos bañan 
el marmol , que sirviéndole reposa { 
adora la memoria generosa 
del que le fue en la vida y muerte Auguro, 
que el premio en quien lo da se hace mas justo» 
respondiendo a la frente la corona 
que hay Cesar donde Córdoba y Cardona. 



En 



A hjk wififtn^ ra Lj«B DI Vaga. f^ 
EN LA MUERTE DE LOPE DE VEGA. 
DB ZZnS VEZEZ DE GUJEVARA 
SONETO. 

Apue^ cfsfie Español que dio al Meandro - 
prodigios^ antes 9 lastinoias ahora , 
cuya en vida y en muerte voz canora 
hizo tñetior ta del clarín de EvaiuÍro\ 
Ya entre comunes lagrimas Leandro 
se ditiega^ y de mas vida se mejora» 
y por la trompa de su fama llora ^ : 
repetidas envidias Alexandro. , ^ 

Cometa de sí mismo corrió el suelo , 
y siendo entre los hombres sin segundo» 
no cupo en él^ y aposentóle ^l cielo. 
Construyale obelisco el mar profundo» 
' si bien a sos ceiiistas le recelo 
bobeda estrecha el ámbito del mundo. 



^'¥P''^^^ 






EN 



EN LA MUERTE DE LOPE DE VEGA 
Carpió» el insigne , el, raro , el único, 

ELEGÍA 

DÉ ANTONIO LÓPEZ DE VEGA, 

{^^U^t blasonas de luz» siendo humo vaaog 
\^^ presunción racional desvanecida í 

Lope murió» murió el Apolo hiimano. 
¿También pues al ocaso, de la. vida 

sujeto nace el que nació n^s ciaron ; 

¿también hay para el sol noche atrevida?^ 
¿Qué in^porta en vuelo mas sublime o rara ^ 

gyrar Iqs^ orbes^ y aifn hallar el cielo 

de su mí^yor arcano poco avaro^ 
Si el mas estraiío y remoatado vuelo 

en breve plazo ha de inclinar rendida 

la vacilante pluma al patrio suelo^ 
No exenta del morir lo comprehendido 

del ingenio mortal : es humo f es sombra 

quanto esplendor al hombre es concedido* 
Yace el Phenix de Mantua* ¿Quién le nombra 

entero el corazón^ ^-quién al nombrarle » 

del poder de los hados no se assombraí 
Llorad » o Musas , enseñad a honrarle 

al aféelo común , y al dolor mió 

prestad su misma voz para llorarle. 
Yace el Pierio ardor cadáver frió» 

tí 



K'.i 



A LA MUERTE DE LoPB DE VfiQA. 97 

el raudal de Helicona sin corriente, 
sin Tena el mas jovial cómico rio . 
I Mas a dónde me llera la impaciente 
inundación de pena ? oscuro lloro 
al que en su ocaso sabe hallar su oriente} 
De nuestro férreo siglo al siglo de oro 
Félix passd a vivir» feliz mudanza 
hizo al celeste del Castalio coro • 
¿Quién llora lo que amó por lo que alcanzad 
I quién por caido tiene al que se incHna » 
para esforzar el vuelo a su esperanza? 
De horizonte mejora » no declina 
el que declina a renacer eterno , 
y escala sabe hacer de la ruina « 
A eternidad el superior gobierno 

destina el hombre , desde que le expone 
a conmutar verano con hibierno* 
Y bien que de materia le compone 
baja y caduca , alta razón le influye » 
que aun al intento lo mortal dispone. 
Assí por lo que sigue , y lo que huye ^ 
a lo inmortal camina peregrino 
el que a su )uz interna no rehuye • 
Assi de suerte aspira a lo divino » 
que solo usar de lo terrestre sabe, 
comp de senda a su mejor destino « 
( Qué engaño pues le hará poco suave 
al termino llegar de lo glorioso , 
y dar el postrer passo de lo gravea 
{Quién de prolixo viage peligroso 
mirar el fin y saludar el puerto 
no cuenta por sucesso venturoso? . 
Tomo XX. N Ea 



93 Elogios panbgyricos 

En el espacio de la vida incierto , 

{qué bien se induje , que detenga el passo 
dignamente al deseo mas despierto ? 

¡ Quan engañoso es su delejrte escaso ! 
antes nada es la vida, sino muerte 
dada a beber en reluciente vaso • 

Al fin que teme , a lo terrible y fuerte 
corre veloz desde elr primer instante , 
ya es morir el nacer, si bien se advierte» 

Al momento postrero assi anhelante 
contribuyendo va cada momento, 
y va la muerte en cada qual triumpbante • 

Porción es suya quanto al mas sediento 
deste mortal vivir vida parece, 
mas desea su fin quien mas su aumento* 

¡ O humana ceguedad , que assi apetece 
lo que perdido es ya , quando alcanzado, 
lo que tiene su mengua en lo que crece ! 

¡Y o mil veces feliz quien da el cuidado 
mas a llegar al termino con gloria, 
que a prolongar lo errante y engañado ! 

{ Quién mejor vida busca a su memoria , 
y sabe hacer , que estos instantes sean 
periodos gloriosos de su historia? 

Passos de vida son los quevse emplean 
en adquirir eternidad : no tienen 
mas del vivir los que el vivir desean • 

¡Pero quán pocos viven! ¡quántos vienen 
solo a ocupar este mortal distrito , 
y en él , no en vida , en tiempo se detienen! 

No en el espacio della tan finito 

se os limito su don , ciegos mortales , 

en 



A LA MUBRTE DE LoPE DE VeGA. 99 

en cl uso halló el bien Grecia y Egypto . 
I Quántos aun hoy conservan los anales 

de los passados siglos permanentes , 

que en breve curso se formaron tales! 
¡Y quántos, que con aiíos negligentes 

prolixa mente el mundo fatigaron » 

de una vez muertos yacen siempre ausentes I 
No los que varios vientos arrojaron 

de una en otra borrasca y aunque assistieron 

mucho en las ondas , mucho navegaron • 
Erraron mucho , y muchos passos dieron 

los que a mas trecho su vital carrera , 

si inútil fue su edad , poco vivieron . 
Tú pues , o ilustre espíritu , que entera 

la vida aqui gozaste ^ eternidades 

passa a vivir dentro en mayor esphera • 
Una a tu nombre acá den las edades | 

si a tus méritos otra mas gloriosa 

dan las eternas ya felicidades • 
Imitación les sean generosa 

ya el zelo singular , ya el común voto 

de la posteridad aíe¿luosa. 
Venérete el cercano y el remoto: 

y aun de la envidia infiel el impio labio 

tu sagrado laurel bese devoto. I 

Musas 9 no hagáis del sentimiento agravio» 

no lloréis muerto , no , al que en tantas vidas 

de un leve fin se restituye sabio • 
Al túmulo assistid no enternecidas; 

de muerte en el no consintáis horrores t 
en vuestra misma luz siempre encendidas • 
Aromas exhalad , derramad flores , 

Nd aun 



loo Elogios pakegtkico^ 

aun siendo a lo mortal de sus despojos 
vitales vuestros últimos honores. 
Aun Melpomene trágica los ojos 
enjugue alli : Terpsichore y Thalia 
desvanezcan del hado los enojos • 

Y una en su dulce Ijra» otra a porfia 
con risa y sales del que atoaron tanto 
hagan festivo el sempiterno dia • 

Lejos esté el dolor , lejos el llanto , 
y en los espacios del precioso archivo 
numero observe el ayre, espire canto. 

Reconozca assi el mundo sucessivo 

vuestro suave alumno y nuestro Orpheo 
vencedor de los años siempre vivo. 

Y en la envidia dejad de su tropheo 
a los presentes cysnes y futuros 
motivo a vuestro culto y a su empleo. 

En seguir tanta kixle hagan seguros 

de aumento a su esplendor los luminosos | 
de esplendor a su noche los oscuros . 
Cathedra sean de gloria los gloriosos 
despojos á la ciencia » a la ignorancia » 
útil aun su ceniza, y nunca ociosos. 
Vive assi eterna a la mayor distancia 
^ en tí y en todos » o inmortal idea 

del harmónico Rythmo y consonancia^ . 
Vive 9 y tu nombre al sacro monte sea 
numen al mismo Apolo no segundo , 
que invoque y halle el que cantar desea • 
Nada de grande en uno y otro mundo 
falte, a tus glorias , y presuma España 
blasón mayor por parto tan fecundo . 

Que 



A LA HUBRTS DE LoiPB tE VbGA» I OÍ 

Que porque abraza a quanto Dorís baña» 
que porque impera ^ quanto Phebo gyra^ 
que porque al orbe nace temblar su saña » 
y aun reyna en su favor mas que en su ira • 





DEL 



^jo2 Elogios panbgtricos 

DEL MAESTRO GIL GONZÁLEZ 

DB Avila , chronista del Rbit mubstro smioR 
, Phblípb Qüario bl Grandb. 

QÜOD CLAUDI POTUIT, 

URNA CAPIT. 

QÜOD NON POTUIT, 

AB UTROQUE ORBE SERV ATUR, 

GLORIA, FAMA,NOMER 

lACET 

FÉLIX LUPUS A VEGA lauro é^ laude dig- 
nus in Hispánica Musa , vsqm admtraculum mor- 
ximus , ab ipsa tamen numquam sati^pro mc^ 
ritis decantatus . 






Recessit a vita Ó» carmine 25. Augusr 

M.DC.XXXV. 
Excetlentissimus dominus DUX SESSANUS bo^ 

narum , Artium plus parens^ 
Tanto viro monumentum hoc , non quod dtcmt 

sed quod licuit , erigendum curavit. 



EN 



ALA MUfiRTB DB LoPfi DB VeGA. IO3 

EN LA MUERTE DEL PHENIX 
de España FREY LOPE FÉLIX DE V& 
GA CARPIÓ, 

ELEGÍA 

POR DON GARCÍA DE SALCEDO 

CORONEL , Caballerizo del Serenissimo Infante 

Cardenal , y Capitán de la guarda del Excelentissi- 

xno señor Don Fernando Afán de Ribera, 

Duque de Alcalá , Virrey de Ñapóles, Lu- 

ganeníente y Capitán General de Sicilia, 

DEDICADA 

AL EXCELENTISSIMO SEÑOR 

Don Luis Fernandez de Córdoba y Cardona y 
Aragón , Duque de Sessa^ de Baena y de So^ 
ma , Conde de Cabra , P alamos y Olhito , F/>- 
conde de Iznajar^ Señor de las Baronías de Bel^ 
puche , Liñolay C alongé , Grande Almirante de 
Ñapóles , y Capitán General de aquel mar y 
Reyno , Comendador de Bedmar y Albanches^ 
y de la Orden de Santiago. 

EXCELENTISSIMO SEÑOR. 

EScribí en la muerte de Lope db Vbga Car- 
pió esta Elegia^ ofreciendo a la memoria 
de tan insigne varón sus números : y aunque la 
piedad del assunto pudiera defenderlos de la en- 

vi- 



I04 Elooios panegyricos 

vidiai he, querido assegurarlos a la sombra de V. 
Exc. pues siendo en honra de Lofe de Vega ,no 
les negará su protección. Dichoso ingenio que me- 
reció Mecenas » que ambicioso de favorecerle, ^ tíe- 
ne aun después de su muerte por lisonja sus ala« 
banzas : y mil veces felice V. Exc. pues ha con-« 
seguido en tan piadosa demonstracion la mayor 
grandeza. Admita V. Bxc« la voluntad , con que 
k consagro estas agradecidas señas de mi animo 
reconocido : que algún dia celebraré con digaos 
elogios sus gloriosas acciones » que no le hacen 
menos ilustre , que la Real sangre de sus ínclitos 
ascendientes. Guarde Dios a V. Exc. como puo« 
de t 7 sus servidores deseamos. 



Don García de Salcedo CoromsIi. 



Sal- 



A ia: Muerte db Loto db V£GA# 105 

Salgan sin duelo de mis tristes ojos 
lagrimas ^ que con grave sentimiento 
publiquen la ocasión . de mis enojos : 

Que aunque la íuerza del dolor Tiolento 
ate mi lengua 7 su ezercicio impida , 
voz le deja mas viva a nu tormento « 

Salga pues tiernamente repetida^ 
y a sus flébiles números España 
con igual queja el vago viento mida • 

Y tú que al golpe de fatal guadaña 

postrada 9 o Manzanares ^ consideras - 

]a-.gk)iria que mortal nos desengaña » 

{Cómo las iras dfe un rigor severas ^ 

no culpas , que pudieron usurparte 
el decoro major de tus riberas i 

AqueL^ por quien la fama en toda parte 
majestuosamente dilatados 
tus cristales purissimos reparte. 

Ya no oirás los acentos regalados 
que suspendieron tu corriente fria» 
y muraron sus margenes sagrados • 

El dulce pleéh'o, a quien Apolo fia 
su mismo aliento « mudamente yace ^ 
profanada su métrica harmonía* 

¡O quán executiva satisface 
el común odio la de/dad , que el ruego 
sorda desprecia del que al llanto nace 1 

Ni el rudo afán « ni del real sossiego 
la pretendi<ia majestad segura 
vive al rigor de sus injurias ciego. 

¡ Inexorable ley ! ¡ condición dura 

de nuestro fugil ser , que nos condena 
Tom. XX. O a 



\o6 Elogios pakbgyricos 
a la fuerza de tanta desventura! 

^ Donde la Uanda voz ahora suena ^ . 
que siguieron los brutos animales 
con razón propria y voluntad agena ^ 

{Donde Ips facundissimos raudales, 

que aumentaroa en numero sonoro / 

al Castalio licor ondas vocales^ 

Todo dissuelto en miserable lloro 
obedece a la muerte y y la memoria 
solo nos deja de tan gran thesoro. 

Ya carece la envidia de su gloria , 

que si ^s su objeto humano sol , no puede 
muetío Belardo conseguir vi¿loria • 

En el ocaso sepultada quede 

de su débil porción, que un ciego engaño 
contrat luz inmortal no se concede * 

Seguro triumphe del precioso da&o ^ 
en eterna quietud , quien los horrores 
temid tai vez de su furor estraño: 

Y alternandA los coros superiores^ 
repita agi;adecida6 alabanzas: 

al que influye castissimos amores. 
No a la injuria 9 no expuesto a las mudanzas 

de la fortuna sigue temeroso 

la sombra de caducas esperanzas : 
Que en mas felice ocupación gozoso 

el esplendor aclama soberano, 

de quien depende su inmortal reposo» 
Misero aquel que de un dolor tyrano 

atado a las prisiones de la vida 

efedos llora que venciste ufano , 

Y quanto mas lamenu tu partida t 

cu- 



A LA MÜBItTSri>E LoPBlffl VfiÓi. íoy^ 

envidioso del bien que conseguiste^ 

provoca el brazo que acertó la herida* 
Si de humanos sucessos no resiste 

alegre estado , que piadoso intentes 

examina el desacierto triste: 
Vuelve a mirar los graves accidentes, 

donde confusamente naufragaste 

combando de afe&os diferentes* 

Y libre del peligro que ignoraste, 
solicita cpn ruego agradecido 

que se temple el dolor que nos dejaste. 

Oye la voz que en lúgubre gemido 
substituye el aplauso n\imeroso 
que celebro* tu nombre esclarecido* 

Llora humilde la plebe, y cuidadoso 
el mas noble publica su tristeza 
con faz doliente y animo piadoso. 

Desaliiíada la mayor belleza 
solicita con lánguido desvelo 
manifestar, su trágica terneza. 

Dilatase mortal el desconsuelo 

en quanto vive y y por tu amarga ausencia 
brama el mar , gime el ayre y dama el suelo* 

{Qiíéffitt&ho, si rendido a I9 violencia 
del 4olor; niega Phebo lástiniado ' ^ 

segunda vez al mundo su presenciad 

Y de sus mismas luces retirado 

con funesto cypres ciñe la frente, • ^ 

que ornardn hoj&s de laurel sagrado* 
Pero si fuiste su mayor cliente , 
si en tu sonoro acento modulante 
se oyd a sí proprio tan gloriosamente, 
t O2 Aun 



io8i MioatoB PAN«erRrico$ ' ' 
Aun no es su queja a la ocasión bastante ^ 

pues en la tuya llora su ruina ^ 

y en tu lyra la suya resonante • 
Niegue coba;rde horror la; luz divina 

al que ciego culpo sus resplandores » 

y en su ^mierte buscarla determina • 
Porque precipitado en los temores , 

la ignorancia le sirva de castigo, 

que duplicó ptro tiempo sus errores. 
{ Mas quién pudo oponérsete enemigo » 

si tu nombre las glorias acrediu» 

y su verdad te busca por- testigo > 
j Aun la envidia de tí no necessita? 

< no le debe a tu fama los deseos 

que lograr en su ofensa solicita? 
^No te ofrecen los siglos por tropheos 

quantas n\emorias guardan los anales 

del tiempo en felicissimos empleos i 
^No te aclaman con voces inmortaleí 

dos mundos , cyyos términos apenas 

tus méritos incluyen celestiales? 
{No ceden del PaÁolo las arenas 
^ a las que altivo ostenta Manzanales t . 

mas de crystal » que de arrogancia dgeoaa? 
{Qui^n te compite pues ? {quién tui pesares 

procura » y con mortal bydropesia 

apurar quiere tan copiosos mares? 
Cesse ya de su barbara pocfia. 

el ambicioso vuelo, que . iiQportufiO 

eternizarse intenta en su osadía . 
Pues quando «1 campo siembren de Neptuno 

sus atrevidas plumas^ su ardimiento. 

i / \:; 'no 



A LA. MOBItTfi DE La?B T>B VfiOÁ. lOp 

no dejará en las ondas nombre alguno • 

Halle solo disculpa el peósamiento 
en tu alabanza 9 que aunque osado seay 
vivirá en tan feliz atrevimiento» 

Una voz , un á(éSto lisoñgea 

tu inspirada virtud en quanto mira 
el sol , y el mar undísono rodea • 

Único aplauso 9 única fama aspira ^ 
phenix fuiste del orbe , luz y gloria : 
prevenga el orbe todo ^que te aditoirat 
igual premio a tu celebre memoria • 




DE 



i,ip; Elogios panbgtrico& ^ 

DE D. JirSEPE ANTONIO GONZÁLEZ 
DESALAS. 

A LA INMORTALIDAD DE LOPE 

Dfi Y fi G A 

/SONETO. 

Tlva -el hombre mortal la débil llama 
que arde en caduco » en frágil alimento: 
mas al fácil de un soplo, al leve aliento 
ya en la pavesa su esplendor infama • 

Vive en marmol después de inmortal rama 
coronado la frente, mai no exento 
de ruina aun dura contra el curso lento 
de la edad , ni su vulto , ni su fama • 

Solo de aquel que en la memotia vive , 
la siempre al tiempo Itpanscendida gloria 
de eternidad en laminas $e escribe • 

No pues LoPfi murió, si aquella historia 

que el mismo fue, ra.vida le apercibe , ^ 

exenta del olvido su memoria. 



EN 



A lA MÜSRTC DB LoPB VfiGA» III 

EN LA MUERTE DEL PHENIX 
de España Fret Lope Félix db Vbga Carpió. 

De la señora I>OÑA BERNARDA FER^ 
kÉYRA DE LA CERDA. 

ENtre dos altos riscos del Farnasso 
triste valle sombrío 

yace, que del ocaso 

bebe la densa niebla y ayre frío» 

con que .en la verde grama 

lagrimas de los arboles derrama • 
De sombras de Atys lóbrego se viste i 

y de abetos y encinas ^ 

con que a Phcbo resiste 

toldado.de doseles y cortinas 

que espessos le dan luto , 

y a la tristeza prodigo tributo « 
De murta y amarantho juntamente 

se calza el valle obscuro ^ 

que con pálida frente 

bordan retamas entre altivo muro 

del árbol donde quiso 

eternizar su pena Cyparisso« 
Alli un arroyo , que* de excelsa parte 

murmurando se arroja , 

crystales no reparte , 

mas de. lagrimas turbias los pies moja 

de algunas azucenas ,' • 

' eispadañas , violetas y verbenas . 
Por el bosque de alados solitarios 

sue« 



II12 Elogios ?anb6TRICOs 

suenan tristes gemidos ^ 
.. los del dia contrarios 
,^ en las cavernas gimen escondidos ^ 

tórtolas y cornejas 
. también al ayre dan de ausencia quejas • 
Alli y no de kurel ya coronadas » 

mas de cypres funesto 

sus frentes assombradas 

las Musas el cabello descompuesto 

cambian en triste llanto 

la suave harmonía de su canto ¿ 
Mientras lar fama con horrible trompa 

a lagrimas convida 

con lam^table pompa , 

la muerte llora del que fue'su vida^ 

por quien triumphante. Espatía 

de inmortales tropheos se acompaña. 
Por quien mayor España ya se precia 

de dar envidia a Italia, 

de dar espanto a Grecia ^ 

nueva virtud al agvia de Castalia, 

pues mejorando edades ^ 

en mas dulce licor brota deydades» 
Caliope (i) rendida a la tristeza 

que el corazón le oprime, 

assi a mostrarla empieza , , . 

por mas que en vano a resbtir se animen 

que el mas hcroyco pecho 

para balalk tanta es campo estrecho • 
Fen^ con el valor, con el espanio - 

^ , / <Jis- 

(i) Calliope a púlchra voce síc diña. Carmina Calliope li^ 
Inris heroica tnandat Virgil. in Efigram. de Musarum inveniis* 



A LA MUfiRTB DE LoPfi DB VfiGA. II3 

dissimular la penq^ / . . < , 

por no aneg^lconllanro ^ 

a que el canoro cy;sne me condena t 

mas I o quán vano intento ! 

que es major que el esfuerzo el sentimiento • 
Ya no resuena aquella voz divina f 

por quien mí. imperio altivo 

no recelo ruina : 

perdí de mis aplausos el motivo , 

voló la heroyca pluma 

donde ningún mortal llegar presuma* 
Los héroes , que felices alcanzaron 

ser suassunto divino, 

tan altos se encumbraron , 

que a sus nombres lugar da cristalino 

sobre laminas bellas 

el firmamento , letras las estrellas • 
¡Hai gloria! hai sol! hai vida del Farnasso» 

dice en voz triste Clio, (i) 

que en el eterno ocaso 

te ocultas por tu bien y daño mió I 

seguirte solo quiero, 

que si por tí viví , ya por tí muero • 
A tanta luz , tanta deydad la muerte 

^ como atreverse pudo? 

^cadáver llego a verte? 

muerto te miro, y de tu muerte dudo» 

] o divino milagro , 

Tom. XX. P a 

(i) Clio gesta canens transaíHs temoora uddit. Clio a ¿/a* 
fia 6* ccUbritaU rcrum gestarum. 



JI4 ElOGIOS Pak£G:yricob 

a lí mi lyra trágica consagto-. í ^ 
Tierra te veo al fin, motiíál ie>lioro, 

que todo en muerte para , * ^ 

mas inmortal te adoro 

«sobre las alas de tu pompa clara} 

donde rompiendo nubes* * ' . í- 

a ser de los Elysios Vega subeij* ^ . • : 

Si de tu claro ingenio las hazañas ' 

te eximen del olvido, 

si ilustremente engafias 

de la muene el imperio obedecido^ 

viva yo con la gloria 

que inmutable he de ser a tu inemoria. 
O Vega deleytosa, (j) Erato dice, 

en cuyas bellas ñores 

deseos satisface, 

empleo singular de mis amores; ' 

contigo va mi vida, 

pues me aparta del alma tu partida. 
Ya no tiene el amor de quien presuma 

que en digna voz le cante , 

y con divina pluma 

sus tríumphos magnificos levante: 

perdió el amor sus galas, 

pierda también los brios y la alaSé 
Piérdanse mis donayresy alabanzas, 

pues tu son dulce pierdo, 

que con firmes mudanzas 

ftiriosa mostraré que amor es cuerdo, 

quan-^ 

(i) Erato a canendis amoribus. Phílra gerens Erato saltat 
fede , carmine , vultu. 



A lA MUERTE DB LOPH DE VeGA. llf 

quando se sacrifica 

a deidad, que adorada glorifica. 
Entretanto al dolor la voz atada 

(i) Thalia sin aliento^ 

por tierra desmayada, 

los sentidos rendia al sentímiento 

mortal y lastimosa 

la que el aplauso respetaba diosa. 
Eclipsadas mostró las luces bellas , 

y fixas en el suelo 

las candidas estrellas, 

un tiempo emulación de las del cielo i 

que el dolor, quando fuerte, 

la potestad usurpa de la muerte. 
Vuelta en sí de sí misma le parece 

que esta ausencia la ausenta: 

como la pena crece, 

como amante la causa representa t 

hechos fuentes los ojos , 

que en perlas rinden al dolor despojos « 
Al mar de mis dolores , ojos mio§^ 

pagad triste tributo 

en abundantes rios , 

sean negras tinieblas vuestro luto 9 

que en noche eterna quiero 

que viváis , pues perdéis vuestro lucero^ 
Partióse , tristes ojos , vuestra gloria 
desta vida inconstante, 
dándole por vidtoria 

V2 el 

(i) Cómica lascivo gaudet sermone Thalia. Thalia signijicat 
virere , fiorere , germinare. 



ji6 Elogios Pakbgyricos 

el premio que la fama da al tviamphante: 

^cómo no le acompaño? 

^mas quien llora el provecho, sino el daño? 
Fartio'se aquel espiritu excelente ^ 

que suave y facundo 

con ingenio- eminente 

al cielo enamoraba, honraba al mundo i 

^quel, que peregrino 

en hombre disfrazo su ser divino. 
¡Qué singular le vi! ¡qué soberano, 

texer varias ficciones , 

y con habito humano 
' verter, sembrar divmas perfecciones 

en coloquios floridos, 

lisongera prbion de los sentidos! 
¡Quantas veces la fama a varios climas 

ayudando mi intento 

llevo cómicas Rimas j • 

de las que me diélósu entendimiento, 

con .qué rica y ufana 

créditos adqyirí de mas que humana! 
Ya por su pluma cultos y famosos 

Parnasso y Helicona 

serán siempre frondosos; 

que eterno su laurel , que los corona, 

a verdor los reduce 

con las ilustres plantas que produce. 
Mi nombre , o claro Félix , por tu canto , 

decia (i) Melpomene> • . ., . 



(i) Mclfomene sic di3a a modulando. Meljpomene trágico fnn 
clamat tncesta boatu. 



AtA MUERTE DE Lope de Vjega. 117 

a los astros levanto, 

y piélagos las aguas de Hipocrene 

en suavidad anegan ' 

los que a tus versos la atención entregan. 
Las Tragedias por tí fueron felices, 

y renovado el arte 

con lustrosos matices, 

que tu sublime ingenio le reparte 

Rhetoricos colores, 

flor de la discreción , miel de las flores. 
Por tí rica me vi, sin tí me veo 

de todo gusto pobre , 

y aunque no te posseo, 

ni puede ser possible que te cobre, 

tú por el bien que cobras , 

eterno vivirás , yo por tus obras. 
Terpsichore (i) con tristes movimientos ' 

publica su congoja , 

y de los instrumentos, 

de que ha sido inventora, se despoja t 

y con furia los quiebra, 

y assi la causa del dolor celebra. 
Quando alson de tu lyra peregrina 

alegre yo cantaba, 

y aplausos de divina 

con su divinidad solicitaba! 

quantos mi voz oyeron, 
^ por ser la lyra tuya me siguieron. 
Los montes y los troncos ablandando 

• go- 

(i) Terpsichore, idest latitia.Terpsuhore affeSus ciiharis mo- 
veí, imferat^ au¿et. 



ii8 Etoeros Panegtkicos 

gozé de altos tropheos, 

las almas elevando 

con millares de músicos Orpheosj 

que para tí no es mucho, 

si en cada verso tuyo a Apolo escucho» 
Detuve de los ríos y las fuentes 

con números suaves 

las rápidas corrientes , 

y dejaron su música las aves 

naufragas de la mia 

en los piélagos dulces de I^armonia» 
¡Mas hai de mí , que desdichada lloro 

lo que canté dichosa I 

que como en su thesoro 

tan solo en tí mi corazón reposa : 

y de sí mismo dista 

lo que distante queda de tu vista. 
Euterpe, (i) a cuyo son dio la espessura 

y el monte dulces ecos , 

y llevaron verdura 

los campos mas estériles y secos , 

entonces sus havenas 

vuelve en suspiros , y su goza en penas. 
De mis voces espíritu suave, 

que con divino acento , 

porque el mundo me alabe ^ 

diste valor al rustico instrumento, 

dixo, y al campo y flores 

oloroso verdor , verdes olores • 

Si 

{i) Dulciloquis calamos Euterpe fiatibus urget. JEuterpe m 
suaviíaU concentus , quasi bene deleílans. 



A LA MÜEKTB DB LoPB DE VüGA. II^ 

Si por ti solo he sido deleytable 

a quantos me escucharon 

después. Vega admirable, 

que las hojas bellissimas tocaron 

mis calamos agrestes 

de flores tuyas, que admiré celestes; 
Sin tí ¿cómo podran mis versos rudos 

ser cultos y aplaudidos? 

¿los instrumentos mudos 

de qué me sirven mas que de gemidos? 

pues no has tu de aniínallos, 

quiero yo por inútiles dejallos. 
Estas quejas (i) Polymnia le interrompe 

con prolixos suspiros, 

con que los ayres rompe , 

y del cielo penetra los zaphyros, 

porque alivio recibe 

de que ellos mueran donde Lopb vive. 
¡Hai , dice , quién perdiera , pues te pierdo , 

la memoria o la vida! 

que si siempre me acuerdo 

de lo passado, y nada se me olvida; 

quedo en eternas penas , 

pues a memoria y vida me condenas* 
La memoria feliz , con que resisto 

del tiempo a los efetos, 

en tí solo se ha visto; 

quando siendo infinitos los objetos, 

que ocuparla iolian, 

to- 

(i) Pofyhimnia a magnitudine metnori. Signaí cunSa manu, 
Joquitur Polyhimnia^estu. 



I20 Elogios Pakegtrtcos 

todos en ella fáciles cabían. 
{Que ciencia tuvo el mundo que no fisesse 

de tu memoria empleo ^ 

que no correspondiesse 

a la ilustre ambición de tu deseo ^ 

de ciencia, no de fama, 

que al cielo no la voz, la virtud llama. 
Mas si en las manos de la muerte dura 

despojo te entregaste 

en la vida segura » 

que justo y penitente conquistaste, 

y es de tus obras palma, 

te acompañan los hábitos del alma. 
De Lope (i) Urania tacita contempla 

la venturosa suerte, 

y la tristeza templa 

de la memoria amarga de su muerte 

con la dulce memoria 

de verlo en tanta fama , en tanta gloria* 
En vez de llanto en música divina 

estas breves razones 

suave le enca^nina, 

y vence poderosa las passiones, 

viendo que ya no es hombre, 

porque a la humanidad eiccede el nombre* 
Ya nuevo phenix, ya mortal divino , 

con venturosos vuelo 

lugar alcanzas dmo 

entre las luces del empyreo cielo» 



(i) UranU. idesi . cseUstis. Ufanii c^li motus gcrutatur 6» 
ostra. 



A LA MXnERTB OB LoPB DE VfiGA* X3I 

j las espheras ^Imellás 

sobre campos de sol, flores de estrellas. 
Águila sus secretos penetraste, 

7 de sus influencias 

las causas alcanzaste 

sin admitic büimanas competencias! 

que de ciencias abismo ^ * . - 

ninguno te igualó , sino tú mismo* . 
Veo que a tu suavissimo instrumento ' 

alto^gar concede 

el claro firmamento , 

que en hermosura y resplandor eitcede > 

a la argentada via> 

que has de medir con el autor del dia» 
Tu pluma que admiré Zenith de España i 

ahora con mas gloria, ' 

como mayor hazaiía, 

el templo corono de^la memoria i 

donde, bien que envidiada, 

vivirá de la envidia respetada. 
Goza , celeste amante venturoso, 

del bien que es sin mQdanza ; 

coge el ÍTuto sabroso 

de tus pbras lograda la esperanza 

con possession felice, 

y tu sonora voz la solemnize» 
Assi la Musa celestial decia, 

mientras de sus hermanas 

los llantos repetía 

la Nympha, que infeliz en sombras vanas ^ 

de palabras agenas 

mudó su ser , pagando justas penas. 

Tom. XX. Q ! No 



129 . Elocíos Pakbgtuicos 
No passaa con sus quejas adelaáte, 

porque las cnmuducet. . 

la falta de su amante ^ 

que de aquel monte célebre enternece 

hasta las duras peñas , 

y de su nigl abriéndose dan señas; 
Lagrimas tristes la Castalia vierte j 

y de Hipocrene entanta 

con dolor sq convierte 

el preciosa licor también en llanto j 

paran mudaa las. ave& 

donde alternabaxl músicas suaves» 
Helícona ^ Parnasso , Musas ^ fuentes ^ 

hierbas » arboles ^ ñores, 

que riegan sus corrióles, ; 

todo publica penas y doloreis^ 

su sentimiento España 

con amorosas quejas acompaña* 



ELE- 



A LA MUERTB DB LoPB DB VfiGA. IS3 

elegía 

EN LA MÜEflTE DE LOPE DE VEGA 

Cari^ío, &c. 

POR DON ÜABRTEL BQCANGEL T 
UNZUETA , Contador de su Magostad, Biblich 
fhccarh del Sereni y simo Cardenal Infante ^ y de su^ 
Cámara^ Coronista destos Reynos. 

SI reducido a números et llanto 
ímitasse del canio la harmonía, 

ya que (zkó quien inspiraba el canto ^ 
Pudiera coa lamárga melodía 

hacer que el orbe de mi voz pendiera y 

y que offii Toz no pareciesse mia* 
La grave causa que mi pecho ahera 

el dolor que infundió dispone rudo 

por la lesión que de la qiieja espera* 
Mas ño podrá ocultarle; bien que pudo 

introducirle, que a pesar del labio 

callado vivirá , pero no mudo. 
Grande es morir , mas* natural ' agravio» 

de cuya injuria pálida se lava 

vinculo eterno de memoria el sabio* 
Postumo d^ su fama no le agrava 

morir, la parte sí mortal le deja, 

que no puede morir lo que no acaba. 
Mas como nace del dolor la queja, 

la parte que perdió juzga perdida, 

porque con los sentidos se aconseja» . 

Q 2 • Mu- 



124 . Elogios Panbgymcos'. 
Murió Félix , lo menos de tu vida 
en mucha fama escondes » poca muerte 
del golpe te vengó con la huida. 
Flecha del parto fue cobarde y fuerte , 
que con la fuga la vidoria infama , 
y su acción hace equivoca su suerte. 
Aun los alientos te heredó tu fama, 
no atrevo a tus cenizas la mentira, 
^ bien que ilustre ^ del hijo de su llama» 
Hoy nueva eternidad a nueva lyra „ 
otorga el cielo , que si bien dispone 
que muera quanto en números respira; 
Hoy hace que tus.numeros corone, 
pjara ser mas eterna ; y ella espera 
vestirse de lo mismo a que se opone» 
Tu voz a la del cysne se prefiera, 

pues bien que te imitaba quando yace, 
jamas tu dulce voz será postrera. 
Como ai partir del sol la sombra nace 
monstruo de hielo y sombra fabricado , - 
que en Ips campos del cielo estrellas pace: 
Estrellas que del sol fueron cuidado, 

porque quando le apague el mar profundo^ 
quede sq imperio ;en ellas reservado. 
Sucediendo la luns^, sol segimdo, 

eco de lu2^, queidel futuro oriente 
\ nuevas derrama a la mitad del mundo : 
Assi después de su volar luciente 
por los. redondos ámbitos, del cielo, 
después que entre los astros la consiente, 
Paró alcanzadji de su misino vuelo 
aquella pluma, que en haver nacido 

": . so- 



A LA MUERTE DE Lo?E I)B Y EGA. 12§ 

solo se confessd mortal al suelo. 
De tus obras quedaste sucedido , 
LovE , que como claros luminares 
substituyen tu luz contra tu olvido. 
No pierden el honor de singulares 

por muchos, ni de nobles, porque influyen 
entre nobles aplausos los vulgares: 
Que las glorías del sol no disminuyen, 
ni engríen los tugurios que corona ,^ 
ni las doradas torres mas le incluyen. 
Conozco. que la envidia no perdona^ 
. a los mismos prodigios que sublima 
Python que tú venciste en Helicona» 
Y tus proezas cómicas lastima, 
haciéndolas origen de los daños 
que causa la calumnia de su lima. 
Pues diste tanta luz a los engaños 
con antorcha mortal de los mortales, 
que ya sobra la escuela de los años.. 
Culpas son de contrarios naturales , * 

examínalo el sol , si reverbera, 
• igual sobre materias desiguales. 
Rebelde el barro , liquida la cera , 
él se obstina al favor que ellr agradece f . 
y un beneficio en ambos persevera. 
Assi inculpable, exenta assi florece 
frudifera de exemplos hoy la Vega, 
que opuesta siempre a sus abusos crece. 
Mas ya la suspensión el passo niega , 
y la vista embarcada en llanto pió , 
no hallando objeto de quietud se anega* 
Mira el laurel, que en sus cenizas frió 

es- 



126 Elogios Pakegyricos 

estreno la primer ira del rayo, 

que no ha/ contra los años señorío. 
Donde no el ruiseñor, volante Mayo , 

la siniestra corneja infama el viento ^ ' 

plumada*trompa del común desmayo. 
Ya sino es el dolor , todo 'es acento, 

y aun el dolor por boca d¿ la herida 

quisiera hablar, mas es la voz aliento* 
La gran cythara yace suspendida 

de su silencio, con ahuUido ronco 

la pulsa el viento, y aun derrama vida. 
No es la de Orpheo , que al desden de un tronca 

yace en fragmentos a sufrir la huella 

del torpe vulgo, del arado bronco* 
Que a los fastos de España firme estrella 

ilustrara la cumbre del Parnasso^ 

norte a quantos presumen' merecella. 
Tú , que a la eternidad abriste passo , 

y el negarte al comercio de los ojos 

el atónito mundo llama ocaso: 
Vive exento de lagrimas y enojos, 

en tanto que el dolor alivio adquiere • 

al ruido de tus métricos despojos. 
Tu , nombre sonará dondo corriere 

la rueda por Pythagoras oída, 

pues para darte vida, que no muere^ 

murió la menor parte de tu vida. 



CHRIS^ 



A lA MUERTE DB LoPB DB VeGA. . 1 27 

CjmmOPHORI SALAZÁRII MARDO^ 
íí£S y Ciffus sepulcralis 

Supra tumulum extínBí colhcandus incultus , ^ 
tnceroris martyrema. 

QUICUMQUE, ES QUI HUC ACCEDIS, 

AUDI PLANCTÜS , NON VERBA. 

QUEM LOQUENTEM , QUEN SCRIBBNTEM STUPUERE GENTES, 

lAM PULVIS, UMBRA, CINIS. 
HIC lACET 

ARISTOPHANJSS HISPANUS LUPUS FEUX VEGA CARPIUS. 

FALLOR 
TOTUS ORBIS VIX INCLITI VIRI CAPAX URNA. 

ATTAMEN VIATOR LACRIMIS flUNC LOCUM IRRIGA 

ET EREPTUM NOHS TAIEM, AH TALEM PLANGE. 

FAMAM HEROIS NON CAPIT ORBIS: 
' AT QUOD CLAUDI POTERAT, 
HIC CAPIT LAPIS. 
VALE, PERGí;, ET ORA. 

DEL 




1^8 Elogios Panbgitricos 

BEL LICENCIADO FRANCISCO CASCA^ 
LES, Catedrático de Retorica^ vecino , y natural 
de Murcia. 

SONETO^ 

'Orir es ley forzosa en el que nace , 
nazca plebeyo , o majestad suprema » 
para la muerte no hay estratagema» 
aunque espiriru angélico la traze. 
Aunque el hombre se mude, o se disfraze 
en formas mil, llega la hora extrema: 
romperse tiene nuestra humana nema» 
por mas que el alma al cuerpo amigo abrace- 
Merced del cielo, que a los orbes onze. , 
a Lope trasladó, y en urna de oro 
conserva phenix» si inmortal aclama. » 
Imprimen Musas su memoria en bronce , 
y a un tiempo trina dulce , alto , sonoro 
su lyra Orpheo » su ciaría la fama* 



DE 



2>5 2)02S7 ALONSO MERGELINA, 

Alcalde J^ayor de ¡a ciudad de Cartagena , natu^ 
ral de J^urcia. " " 

SONETO. 

ET^miaD las horas transitorias 
de tu vida la muerte» cuyos daños 
si dieron fin a limitados años » 
vida ^in fin las dieron a tus glorias. 

No ostente Memphi en trágicas historias 
barbaros i si magníficos engaños , 
pues le advierten prolixos desengaños» 
que en piedras jno se salvan las memorias. 

Mejor de tu. caudal las ciencias sumas 

feiÍ2 te han hecho, y phenix han de hacerte 9 
logrando en tus cenizas nuevo aliento. 

Celebréis, pues las almas y las plumas t 
quando lloran las soQibras de tu muerte > 
inmortal tu segundo nacimiento. 



Tm.XX. • R DOC^ 



130 EtOQIOS PAKEOYRICO0 

DOCTO RIS ALFÓNSI SANCTII 
adposthuma Lopii de Vega Carpió , inimitabilis 
n Pocsi wW, - 

EPICEÜICXN. 

ABrupit pennas ^ abrupít fatna sonora ^ 
Qtiidquid habet Jank$ ^ irtortua i dixit \ era - 
Quem LopiüM» dwitj patero celebaH Carketna^i 

Non nisi se phbenix ^ snscitet es se potesf . 
Ergo fama silet , veloces contrahit alas f 
Cum similem nequeát iam celebrare hó'^Eü^ - 

EIUSDEM 

Ad MoNTALVANüM luovii posfuma fiurantem. 

Hac postrema dedk Lopitjs moríbundtís ^ hall ansí 

MoMTAL VANE ptus posfuñta ctird mea .^ • > 

Heredemj dixit ^ te Montalvane, r^/m^w, 

Carmina componas , quce mibi J\dusa dedit. 
Si primtís non , aitamen appellare secundas , 

IIoc mihi solamen : catera amice vale . 
Hac ait ^ Ó» lacrimas excusit^ tu postuma curas ^ 

MoNTALV ANE , kcrcs postuma fama dabit • 



2^ 



A lA XVBRTE DB LOVB DE VeGA. 13! 

DE DON FRANCISCO DB ROZAS ' 

\ 

AL SEPULCRO DE FREY LOPE FEUX 
PB Vega Carpió 

EPÍf APHIO. 

. - ■^.-;- '-•.•' 

ESte que en decoroso monumento» 
siendo ceúiza^se abilka llama » 
al peso que da-luces a la fama» ^ ' 
añade ctfmpassiiMi^al sentítñienfor. ^ ^- 

Fue su accidente sií merecimiento» 

no el dolor fue el veneno que le inflama » 
que a quien grande la voz del orbe adama t 
parece que el vivir dura violento , 

Este es el aüsmo Uadto y el llorado; 
sus méritos dirá su infeliz suerte» 
no tuvo que envidiar » y fue envidiado • 

Su admiración eh llanto se convierte» 
de todos fue en la vida renerado»- 
y nadie le premió» sino es la muerte. 



Ra DE 



131 EtOGiaS PAKEGTRICOS 

BE BLAS FERNANDEZ DE MESA, • 

Fiscal por su Majestad en Toledo , y Com^ídor 
y-lde la Irnperialf ^ 

SONETO. 

NO sÉÍÍa , sr le buscas » caffimante » 
at pbenix Español/ no lé guarnece 

esta que M9iU:ua relJgiosk pfrece 

a su {bster^da4 Mrna. elegante. 
No yace aqui,^qM9 ei) duríiíciW) brülatite . ; 

sobre sus pii}ipaa^ samas resplandece^ 

que a pesar de los años na fallece 

quien la inmortalidad se labra ínstente « 
Dejónos pues, y ea la región estraña : 

la admirjacíoa, o Résped , se ^apercib^ 

mtimandose pbenix no segundo; 
Breve esphera a sus méritos fue España > 

y en eapa^ proporción ahora vive 

dilauda en los^ tersfnpos dei nuada .. 



CAN- 



A LA MÜERTB ]>E LoPfi Dfi VfiOA. 1 33 

CANCIÓN LYRICÁ ÉN LA MUERTE 
dbFrby Lopb Félix db Vboa Carpió, 

DEL MAESTRO GABRIEL DE ROA. 

SI de tan baja 1/ra 
promcteráe pudiera acentos graves 
en cromaticos números suaves 
el ple&ro mió, que sus cuerdas toca: 
si a la Vega ,quc ¡nv*6cá,'^ ' 

flores c^^ira como^bs admira \ 
dellas cubriera el ma/mol desta pjra. 

Quien por flores no llega, 

LoM Fsl^ix» di Mayo encanecido 

de tu ingMkty qpe* tontd ba> florecido ^ 

mal las podrá ofírecer a los alimreá 

que el sacro 'Mañanares • ' 

te erige, j mas ahora qug se entrega 

a mas felicidad tu. filia Vega* ^ 

Canas fíieron del Mayo '^' 

los blancos lirios , que -pintar solu» 
fl tesón porfiado de los días, 
tan lucidos por tí, tan. naturales^ 
que hoy viven inmortales , 
no solo al fuego de uno y otro rayo^ 
sincva la nieve del postrer desmayo • 

^ A quién debió el Guarino 
los pastoriiea cómicos primores 
en su FUó ^astót^n supdnorto 
sino a los ecos de^m dulóe Xaato^ 
^ Pero de qué me' espanto, 

si 



134 Elogios f aneoyri€os ■ 

si de episodios » que tu idea previno , 
cdiñcó' su A^ionis, ci MU^rioo../ r -'/ ^ '. } 

^•Qué Orpheo Terenclano . r: ? > , ^ . ^ 
de los que el Español theatro admira, 
no ajustó por los trastes de tu lyra 
las consonancias que seguir procura ? 
^qué aplausos no assegura, ; r ^^ í 
quien tu dialeélo imita Castellatio^^ 
que el menos tuyo fiscaliza en yano^ 

¿Qué erudición austera » 

qué Severo Academiso juicio , , . 

halló en tanto caudal él m^nor yicip,. 

de voz 9 de rhythmp^de invención , de traza 

que a tantos embaraza i 

^mas qué mucho, si cómica en sueaptierai 

dos vectes íiie tu.Miisa: la pfifB6ra^ 1 * -> > 

De cómica nosplo, ^ . ;.. 

mas de lyrica y trágica tu ploma > 
y aun de heroyca no es mucho que pr^uma; 
pues reduxo a sentien^ias y a cúAceptos » 

Ü ¡08 mas graves preceptos ^ 

déla Epopeya, y tanto- que el Padiolo 
claro le envidia ^ y doélo el mismo Apolq. 

^ Qué Española Thalia, 

qué Sirena te oyó. Musa Tosotnay > 

que A)s veces contigo Musa Urbana: * - 
en el nombre y afeito que ha mostridOf 
tu fin no haya llorado ^ 
debiéndole a tu voz cuita harmonía t 
que imitó en vano la ignorancia fisda? 1:. 

*Cessa , Canción , y advierte t 

que el sujeto en las clausulas se in&ma 

de 



A LA MVftltl BB LoPfi BE VfiGA. 1 35 

de un ple¿):ro humilde » deja que en su fama 
viva LopB inmortal , pues dessa suerte 
* k rompefá ios fueros a la muerte. 

Z> E Z^ DOCTOR JITAN'^PÉREZ 
DE MONTALVAN a ¡ajeltz muerte 

Del Do£bor D. Fmy Lopb Fblik db Vega 

SONETO. 

F Altar la kiz intempestivamente , . 
porque una nube descortés assalta ' 
la muralla del sol ^ que el prado esmalta » 
no es defe£to del sol ^ sino accidente • * 

Assi , Lopb , tu luz a nuestro oriente 
falta 9 vencida de región mas áltá , 
que secamente muere quien hós faha» 
y quien nos sobra vive stílamente . '- 

Mas si en tu eclipse queda esclarecida 
siempre tu lug , llorarte es ofenderte, 
que no es caer triumphar de la caida. 

Goza en tu muerte pues tan feliz suerte , 
que si tu muerte mejord tu vida , 
mas que a tu vida debes a tu muerte . 



•al 



'O 



$ ... .9^Oi3iIO«.4^A.K£9«fti&09 



AL SEPULCRO DE FREY LOPE FELK 
DJS VEGA CARPIÓ, <*/ Hahi^o dcS.Jmn, 

Bh\I>9m ;R<}aRico .jikk Hsiouñu ; 
SONÉ T O. 

NO yace muerto aqui , que eterno vire 
LoP£ FfiLix , cadáver no receles 
al que a la fama dio tantos laureles j 
quantos la fama en murmoles describe . 

No al sucesso fatal Mantua apercibe / 
copioso llanto , no diestros pincelas ; 
el arte sí, que en laminas de Apeles 

• tales varones la memoria escribe* 

Del planeta mayor los rayos de oro 
águila registró siempre cons^ant^, 
y Argos segundo xíq. Castalia el coro» > 

Suspende , o peregrino t el passo errante» 
y admira con silencio este thesoro» 
que es el silencio aqui solo elegante • 



ÁL ^ 



VEL PADRE FRAY HERNANDO 

CAMARGO Y SALGADO, 

de tía Orden d$ San Agustín^ 

"^Al insigne Lopb db Vbga Carpió 

SONETO. 

A Han A que l»ay lnkenht ^ que hasta abon ^ 
, se tuvo por phantastico j fingido^ 
pues Fblix es ya el phenin renacido 
de I9S qoe el «orbe ingenios ^thesora^ 

Rompiendo niebla amanead su Aurora t 
Índice contra el tiempo y el olvido ^ 
que de su .fama y nombre esclarecido 
fue t qual del sol el Alva precursora • 

¡ O espíritu celeste , en quien se apresta 
de mas que ikstre honor fecunda farna^ 

- que deste at otro mundo manifiesta 

Elogios en el bronce de la fama ! 

pues me oprime sin tí noche funesta ^ 
mi origen es tu luz , mi kbío ioflam^^ 

Mas not que en tanto abismo 

tu ingenio esxorontsta de ú mismo « 



Tm. XX. S DE 



i38r Eiooios Pakbotricos \ 

JDE LA SEÑORA SÓROR VI0LANT£ 
DEL CIELO , Monja en €¡ Convento de la Rosa 
en Lisboa » conocida for sus obraí. ^ 

A LA MUERTE DELPHENDC DEESPA^ 

HA y LoPB DE VfiGA CaRPIO* 

SI crédito , si gloria 
lío conseguiste » o Musa » cün el cantq^' ' 

de LoPB la memoria 

tu crédito assegure con el llanto» 

que quaodo por tal fin se llora y pena^ 

crédito el llanto da» gloria la pena» 
Aquel divino Apolo» 

aquella admiración de lat edades » 

aquel phenix que solo 

murid por renacer a eternidades» 

en la jdivina esphera introducido 

se ostenta vencedor » quando vencido» 
Pensd con vano intento 

mostrar en ado audaz la Parca impia 

deste .nro portento 

mentida la deydad que el mundo via» 

que su divino ser hizo mas cierto 

el quedar inmortal después de muerto* 
La división que advierte» 

el pesar en tu ser» o phenix raro» 

traslación fue» no muerte» 

que a ser d«l esplendor' aumento claro , 

passaste de lo humano a lo divino» 

dando a digno valor lugar mas diño. 

Ter- 



A' LA MUeHTB Dfi LoPB BE YeOK. 13^ 

Perdió con tu partida 

Helicona el Valor, Parnasso el brio , 

que si solo tu vida 

sustentaba el hpnor de Euterpe y CliO| 

ahora que entre luces te acomodas, 

huérfanas llorarán las Musas todas. 
Perdió su sol el suelo, v 

su crédito el saber, su espanto el mundo t 

el genio su modelo, 

su exempio lo suave y lo fecundo , 

la fama sus assuntos. en tus glorias, 

España* en sus escritos sus visorias* 
Todo en fin ha perdido,' 

tu solo entre delicias colocado 

tan diferente has sido, 

que con lo que has ^ perdido te has ganado; 

pues ya porr tu virtud, ya por tus obras» 

si una vida perdiste , inn^sas cobras. 
¡O logra eternamente 

esse abismo de glorias infinitas, 

esse tu digno oriente, i 

o pheníx que muriendo resucjtasl 

que quien tantas deydades incluía^ 

solo tan digno assiento merecía. 
Y tu, famosa Espaiía, 

cuyo raro valor, cuya grandeza 

tan justo llanto baña, 

alegria introduce en la tristeza , 

que si el perdido bien fue gloria tuya» 
as^o será que erudición te influya. 



Ss 



l^Q EtOCIOS PaKBQTRICOíS 

A LA MUERTE DE FREY U>9E PEIÜX 
DB VfiGA Garfio^ 

DEL DOCTOR FERNANDO CARDOSO, 

SONEXa 

ESte de quien el Lauro es corta gloria 
en copiosos conceptos que derrama » 
libra su excelso túmulo. en su £imat 
y el tropbea imnorial en su memorki# 

No el bronce le reserva eterna historia» 
en unos y otros numieros le aclama» 
y en vivos esplendores^ de su llama 
contta el olvido Uúdtra su vi¿)x>rta. 

Milagr^oso prodigio en fértil pluma» 
admiración será de las edades» 
honor de lo ingenioso y lo fecundo» 

Mas porque nupca el tiempo le consuma» 
rota el cielo a su nombre eternidades» 
dolor Españíai y sentioáento d muado^. 



>4P^:íN^ 



Z>B 



A tA MVfRTB DE LOPB DB VbGA. I41 

PE ZfOir ANTONIO DE SOLIS RIBA 
DE NEIRA, jcnstífaoUa el Túmulo de Lopb 

PB YsCAy 

SON E T O. : 

TT Lega , dcteatd passD ffevefeííte, 

Jlj( inmobil ya de absorto, o ya de atenta , 
imita el marmol de esse monümenta 
donde tk mayor raf on yace altamcBte. 

Con su aliesto^ anadió el bronce eioqueote 
alma al. oído>. espíritus al Tiento^ 
y aun del suspiro « que apuro* su^ aliento^ 
fermd la &ma voz inde&ientc. 

Falló Lpra a k vista , oa se Uaina 
muene aquella que el «riumpha y los de ^)0Jai 
del vek>a tiempo deja vcdimidosv ' 

Ardid fiíe de ka voces de la ^ma^. 
que entre sus. alas le robó a los ojos^ 
pos tener 4nas aientos los oídos» 



14^ Elogios Fanjbgtiiicos.. 

A LA MUERTE DE FREY LOPE FÉLIX 
Dfi VfiGA Carpid» Frincipe de la Poesu Española. 

I?JB DON LUIS RAMÍREZ X>E ARE^ 
LLANO 9 el de U feliz mémariap 

SONETO. 

Vive iomortal milagro peregrino » 
que aconteciste raro a nuestra E^dia 
en quanto el mundos en tí se desengaña 
de que abriste a las Musas el camino* 

Ya callará la envidia del destino 
obediente a su barbara guadaiki » 
vive 9 vive inmortal ^ poes . te acompaña ^ * 
tpd^ úna^ternid^d para divino. * 

De tu gran monomeáto votó sea 3 : 
quanta del Pindó devoción ardiente 
fue en otro tiempo en aras y en altares* 

porque la envidia a su despecho veai, '^ , 

que assiste a Lopb. en culto reverente 
de tr€;s orbes la fé» de quatro mares» 



DE 



A tA uvacn nsJLowñ db Vio a. 145 

JDE MANUEL DE GALLEGOS 

AL TÚMULO DE FREY LOPE FÉLIX DE 
VfiGA CarHo.» hablando con im peregrino ^ 

SONETO- 

B Érente^ espera, o peregrino pira? 
que aquí para quanto hutro- peregrino . * 
desde que et sacra anifice divino 
ornó de luz la maquina preclara. 

St vas a ver el mundo ^ (dónde bailaran ^ 

tu deseo espeéíaeulo mai digno ^ 
¿quien aquí no acabara su camino^ 
¿quién viendo at phenix muerta no parara? 

Termino pues de tu curiosa planta 
sea este insigne mausoleo,, aprenda 
admiración en él tu pbantasia.^ 

Suspende el passo aqui^ que en gloria tanta »< 
en tanto assómbro » bien que te suspenda 
muerto , quien vivo al mundo suspendía. 



. í 



144 Et.O:GIOS TAKBGrRICXJS^ 

D E C I M A5 

EN LA MUERTE DE FREY LOPE FELDC 
PE Vega Carpió , Friiicipe de^ Boosía Eg- 
panoli» 

DE ALONSO DE BATRES. 



MOxmte phenix dd suelo ^ 
y en eloquentes cenizal 
vida mejor eternizas 
en los tecminos del cielo , 
de tu pluma herojco el vuelo f 
será assunto en essas bellas 
regiones y para que en ellas 
sea el eterno zapfa/r 
quaderno , en que ha dé escribir 
tu nombre con sus estrellas, 

¡Quápto llora Mantua , o quánto 
de. ver que la desamparasl 
{ah si tu voz la dejaras ^ 
ya que la dejas su llanto! 
bien que su funesto canto ^ 
que do¿lo sube y veloz 
a culpar la Parca atroz » 
tu le debes de explicar » 
que en acertarse a quejar 
parece tuya su voz. ^ 

Proplieta en tu patria has sido^ 
pues en ella floreciste » 
pues en ella el fruto diste , 



y en ella fuiste creído,^ 
' gran maestro en tí ha perdido 

el mejor de los mejores , 

pues del (arce cilsv primores 

naturaleza envidiaba » 

como a vega qué enseñaba 

a un tiempo frutos y flores. 
Vive alia segundo Homero ^ < 

. nuSévo Horacio vive alJa, 

ya que nos dejaste, y yz , 

que fue el hado tan severo : 

o feliz, o tu el primero, 

que en su fin supo dejar 

tanta huella que imitar , 

tanta senda que seguir , 

tanta muerte que sentir, 

tanta fama que envidiar. 



^^^bc^HS) 



TotfKXX. T DE 



X^6 .' EtOrOIrO'S.PA.If BCTRICO'S^ 

X>E ANTONIA ENRIQUEZ A LA 

muerte feliz del Doctor Frby JLofh FjEtix 
^ jíB Veqa Ca-rpio ' 

SONETO. 

HO tu viday^u muerte solemniza 
mi pluma ^ que en «u aFe¿lo'se disfraza, 

pues la vida tus glorias -embaraza , 

y la muerte tus prendas eterniza. 
Vivo sujeto jestás a la x>jeríza' 

de la muerte que monfes despedaza^ 

y muerto desvaneces su amenaza , 

pues no tiene dominio «n lu ceniza* 
Y assi tu muerte estima , pues de escala 

xt sirve para el sol , y ya su pena ' 

a la gloria mayor del mundo Iguala* 
Que aunque su voz a nadie bien le ^uena , 

y ha tenido hasta aqui nombre de mala,. 

después que fue de Lopb se hizo buena # 



%4P^^ 



ORA- 



A JLA MUBRTS DE LoPB D£ VbGA. I47 

ORACIONr 
DEL DOCTOR 

FHELIFE GODíNEZ> 

EN LA MUERTE DEL DOCTOR 
Frey Lope Félix de Vega Carpió^ 



T Amblen ya, dixo Salomón, soy hombre mor- 
tal semejante a todos ; también en mí ^ co- 
mo en ios demás, mi primera voiz fue mi llanto» 
Si el hombre , a quien llama Tertuliano cuidada 
del divino ingenio, por la atención con que le sa-^ 
có a luz Rey de todo» íos animales, pudiera iníanr 
te formar dicciones, como sabe artlailar tan tem*- 
pranas lagrimas , preguotárale melancólica Philoso- 
phía f si se plañe mueno, porque ya nace, o sise llo- 
ra nacido , porque ya muere. Mas no lo preguntará, 
que no lo duda : llórale la iñisma naturaleza ^ por 
<|ue da al túmulo el primer passo , y quando se 
empieza el entierro , quando ya camina el difunto, 
prorumpe en lastimeras ^oces natural sentimiento 
de quien le llora. ¡Hai de nosotros dos veces se- 
pultados, exclama el gran Nazianzend, una antes 
de. nacer, y otra poco después de h^vernacidol Sa« 

T 2 U 



148 Elogios Panbgyricos 

lí de las entrañas de mi madre ^ y voy a las entra« 
ñas de la tierra ; de un sepulcro a otro sepulcro. 
Naciste pues, o mortal, y también lloraste: pero 
si mueres desde que vives , o no es . otra cosa la vi- 
da, que prolixidad de la muerte, o lo mismo es ir 
viviendo , qué ir caminando' a la sepultura. Nació 
y murió como los demás el mayor Principe de 
Israel, el sabio pop antonomasia $ y son de un li- 
nage (él también lo dice ) inmortalidad y sabidu- 
ría $ mas tan sabio en su proprio conocimiento, qui-* 
so desmentir por hombre esta presunción de in- 
<nortal por sabio, que pudo acreditarla con desmen- 
tirla. Hijos 4e Adán somos j luego mortales peca- 
sHios en él; luego moriremos. De tí ha de ser j 
ae mí lo que fue de nuestros mayores, y de quan- 
tos nos sucedieren será también lo que de noso- 
tros . Óyelo la fé , venlo los ojos , y lo irán viendo 
lodos los dias ; no sé si lo que han visto tantas 
edades, hizo ya fácil lo que creíste; sé que lo que 
debes creer , hizo ya derto lo que no has visto. No 
allá entre quimei'icas ilusiones reserves casos , o 
mientas vidas , que el común estatuto no compra 
henda. Murió la gioriá de Israel , y la envidia de 
todo el orbe , ingenio de tanta fecundidad , que con^ 
puso cinco mil versos , esto es , cinco mil Poesías, 
en que entran Canucos; Hymíios, Psalmos; Graa 
escritor , dice el Abulensé^ de Tragedias, Come- 
dias , Sátiras , maravilla de los estrafios tan portci>- 
tosa , que la do^la Reyím de Sabá buscó peregrina 
al peregrino. Murió el dueiío destos aplausos : taa 
general es, la regla, tan indispensable es la ley. Mu- 
rió Salomón ^ desengáñate ^ j aun toda via incrc-* 

du- 



A LA MUERTE DB LoPH 0B VfiGA, 1 49 

dulo tu vivir finge excepciones , o privilegios^ ao 
añadidos alPdraiso^ sino acumulados a tu deleyte: 
pues oye^Fama , y preven la trompeta. MurldFi^Hy 
Lopfi Fbl!x de Vega Carpió , por quien acreedo- 
ra de las naciones tan debidos elogios cobraba Es- 
paña : faltóle a la Corte del mayor Rey : no so- 
brará el sentimiento , por mas que abunden Jas la- 
grimas, no el Poeta de cinco mil versos , el escri- 
tor mas numeroso de obras sin numero. Falto a 
todas las Provincias j ni aun esperanza de exemplo 
le quedó al mundo /no el buscado de urí peregri- 
no; el voto común de los estrangeros, tan admira- 
ble como admirado. ^Ya a qué méritos apelas? jo cos- 
tumbres lastimosamente barbaras en la razón mas 
poliiica! ¡o voluntades aun hoy gentiles en los mas 
fieles entendimientos! Muerto Lopb , acabado Lope 
^qui responderá al desengaño la incredulidad mas 
sophistíca? Veldo, sino sois fieles , o creeldo , si estáis 
ciegos. Mentirosas fincas son los aplausos , falí- 
das hypothecas son las lisonjas para fundar la vi- 
da censos perpetuos. ¿De que Zona tan apartada, 
de qu¿ región tan ^inhabitable , la curiosidad , la 
«ciencia y o la admiracioano solicito conocerle? Jac- 
te Memphis, no sus Pyramides^ sus Academias sí, 
pues las visitaron: assi lo escribe Diodoro, Orpheo^ 
Museo, Melampodo, Dédalo, Homero, Solón, Ly! 
oirgo, Cleobulo, Thales, Piaron , Pythagoras , De- 
mocrito , Eudoxd , y otros de Grecia. Cuéntense 
los nombres de los que fueron a las Academias 
de Egypto. La Arithmetica ignora los que venian 
buscando en Madrid a Lopb db Vega. A Acade- 
l&ias cuteras va una Provincia ja un solo Español 

vie- 



ryo Elogios Panbcyricos 

viene el mundo entero^r ¡Y murió este prodigio da 
tas naciones ! no dpeleís a su olvido los engallados, 
a su memoria sí^ que $era inmortal f a su nombre 
sí , que será eterno* 

¡Qué vividor se figura un árbol con una juven- 
tud cada primavera; pero qué caduco se desenga- 
ña con una enfermedad cada otoño , con una ve- 
jez cada hibierno ! no fien los renuevos de sus ver- 
dores i que sí están de mas en el árbol ^ a embara- 
2:an a otros ramos mas fruéluosos ^ agricultura es la 
providencia t que corta lo superfluo, como loseco. 
Retrato es un árbol muy parecido de la genera- 
ción humana. Contemplad los cedros incorruptibles, 
pavones de sus ruedas, o de suf copas, aunque tie- 
nen los píes tan feos. Lo sobervio disculpan con 
lo eminente ^ lo lozano ostentan en lo frondoso; 
pero quitad los ojos de io copado , y mirad al sue*- 
lo. ^'Quántas hojas yacen en tierra^ que o se caye- 
ton de secas, o las arranco de entre las demás ir-^ 
reparable enojo de ayre violento? Pues alzad a la 
copa otra vez la vista , no diréis que falta ninip 
gutía hoja , que a aquel vulgo de tantas, todas ple^ 
beyas, ^ué anadian las otras, que se cayeron.^ De 
filas que nacen estas ^ sí aquellas mueren , y con 
las que crecen de nuevo , se compensa la falta de 
las caídas* Cotejad ahora la semejanza. Poned los 
ojos en tanto pueblo, y pareceráos k multitud froa* 
dosa copa de cedro altivo; y si los bajáis a las se? 
pulturas, han caído en tierra tantos difuntos ^ que 
pudierais volver d mirar el árbol, a ver si le que« 
da alguna hoja viva : pero al numero descrecen, no 
á lo inumerable , las unidades* Llena de pueUo 

es- 



A EA -^ÜBRTB PB Lo?B OB VfiGA. I J I 

está la ciudad , frequentes xroncursos ll¿aah las pla^ 
zas, no xie|aron vacio los que murkroxi. Nadie os 
echa xnenos , hojas comunes ; poca falta hacéis , jiom» 
bres ordinarios, que nacen cada día deI%m¡smo genero 
hojas que suplan a las que caen ^ hombres que subs* 
tituyan a los que mueren. No assi aquel héroe sin?» 
gularissimo^ no assi Lope pe V^ga Carpió. Con- 
siderad a Madrid en ^u major Justre, ^n ^u ma- 
jestad roas pomposa ^ en su lozania mas opulenta: 
^quién no desea a nuestro difuniot ^* quién noecbt 
menos a nuestro Lopfif Buscaban en Memphis los 
peregrinos aquel portento de 6us Pyramides , los mu- 
ros en Babj^Jonia^ e\ Colosso en Rhodas, y .en Mat 
drid la mayor maravilla ; en Madrid a Lope pb 
y»>A*. Esto llenes menos , Corte de Kspaiía ,esto te 
ha faltado , que antes tenias : cayóse esta hoja del 
arbola y en tanta muchedumbre se ye su falta, por- 
que no era hoja xomo las otras ; quizá no ímpossi* 
ble, ^i fabiiloso fue el ramo de x>ro que busco Éneas 
^ara entrar vivo a región de muertos» Virgilio eii 
losiJEner ¿ios supone el ranio, Claudiano en el raj?^ 
to jde Proserpina , y Ovidio jen los Fastos cuentan 
la fábula; En el Keyno de Quito refieren muchos 
que nace ^1 »oro romo Werba. Fulgosio y Alexan* 
dro >íeapolitano informados de fidedignos escrí-* 
ben , que junto al Danubio ^en la Germania Cite- 
rior bay .impa vides, que llevan |)ampanos de oro 
jfim^simo. Pedro Manyr y ,otros autores afirmají^ 
^ue en las Indias se halló un árbol ^ que era vena 
i^iva de 4>ro. Otras maravillas del mk<^mo genero 
jumó el Padre Juan Eusebio de la Compañía de 
:Je5U$ j^Q el Jibro- xambieo de oro de m cHríosA 



ií« Elogios PAHfieritTCos 

Philosophia. Pues si oro viviente es possible , sí en* 
tre essotros ramos comanes se produce un ramo de 
oro 9 este^ra sin duda Lopfi D£ Vega por lo fe- 
cundo ^ por lo prodigioso» por lo estimado» ¿pues 
cómo se muere como los otros? Vulgarmente de- 
cís de un Sabio» no se havia de morir » porque le 
juzgáis como de otra especie» y quando se disun- 
gue entre los demás » como el ramo de oro entre 
essotrrs ramos , ¿quien dirá que es mortal ames que 
se muera? Mas a Ío dicho la fe divina. 

Aquel árbol vedado del Paraiso » el de la scien-^* 
cia digo del bien y el mal» si Fue» como algunos 
piensan, la higuera Indica, en su natural condición 
nos da un documento maravilloso : arroja hacia el 
cielo todas las ramas » que el saber el mal y el bien, 
para huir uno» y abrazar otro» al cielo inclina de- 
rechamente ; pero tuercense luego las mismas ramas, 
y revolviendo a la tierra en modo de arco » se Yánr^ 
can y arraigan en ella » como que allí quieren enr* 
(errarse* El árbol de la sciencía inmortal parece» y 
assi va hacía el cielo su indiaacion » como a centra 
o lugar donde todo es vida , pero aunque esté en 
él toda la noticia de lo bueno y de lo malo » por 
mas que lo sepa todo » en la tierra busca su sepul^ 
tura. También como Salo3:(ion era mortal Lope, 
no hay arte » no hay sciencia contra la muerte. 

. Responderás» sabios eran ambos» pero mas que 
J^oPB DE Vega me engaiíara Salomón y me^des* 
engaña : era rico» era Rey» y estas dos fortunas^ 
sino en su juicio» en su aprehensión» pudieran per- 
suadirle inmortalidad. No es de Salomón a lomeóos 
es^ dísQurso ; ¿en lo terceno disti^. de ojos 9 ea. la 

ma- 



A LA MUüRTC DE LoPB DH VfcGA. I53 

material caiste? Caminas a la muerte poi^ donde el 
Sabio j pero tropezaste en los embarazos que el va 
dejando quando discute ; el pesso de las riquezas 
sacude de los hombros en el camino , porque no 
le retarde tan grave carga , y tu , que pisando en 
las mismas huellas , le pudieras seguir desembara- 
zado 9 codicioso añades a tu fatiga trabajos , aíe¿los 
y obligaciones » de que el se alivio generoso : él lo 
va dejando por ir mas ágil 9 Y tú , que tropiezas en 
sus desprecios , te detienes en lo que él deja. 

Con debido pasmo admiro Esaías la gran íg-^ 
aorancia de los Idolatras : persistamos en Ja Meta^ 
phora de los arboles : de un ramo que esculpen, 
hacen un ídolo, y con otro del mismo árbol cue- 
zen las ollas. Ramos tan parientes, o tan herma- 
nos, que son hijos de un mismo tronco, con esti*- 
maciones tan desiguales. Gentilidad loca, plebe en- 
gañada,. <veis,esse ramo esculpido? pues ya es ceni- 
za su compañero. No entendéis, ni aun veis siquier 
ra , embarnizados tenéis los ojos: esto es, mayor in- 
terprete lo censure, el barniz del mismo ídolo se 
viene a los ojos del que le mira , aficiónale lo co- 
lorido, adúlale lo aparente, o lo deleytable, vie- 
n^esele el barniz a los ojos , y adoran errados lo 
q^ apetecen, o idolatran ciegos lo que desean ; tan- 
to acusa su arte al que esculpe el leño , como al 
que le embarniza o le dora. El escultor je labra, 
pero quitándole ; el pintor le encarna , pero aña- 
diéndole. Gentil Dios, el que para serlo, o hade 
ser lo que no es , o ha de ser menos de lo que era. 
Artífice de ambas mentiras es nuestro engaño : de co*- 
mun planta son hijos todos, mas ¡quánta leña, esté ver-i 
Tom. XX. V de, 



154 Elogios Fakbgtrtcos 

de 9 o seca , segur inexorable le va cortando , y quánta 
en incendios inextinguibles hizo cenizas la sepultura! 
{Pues por qué adoras deydadfis vanas los que la ibnu* 
na hft esculpido, quitando con lisonjas el ser grosseros 
a villanos principios de ruda estirpe y y añadiendo co- 
lores a la escultura, que escondan sa vileza , o la dissí* 
xnulen ^ Licña es también , aunque esté dorada j no es 
mas el barniz que una superficie , apariencia es del ar- 
te lo que te engaña , verdad de la naturaleza lo que te 
avisa. Ramo dorado es el rico, no ramo de oro; 
el sabio sí es oro vivo , Lopb sí , no en lo aparen- 
te, que suelen dorar las riquezas, sino en lo intrin- 
seco de su alma , oro fue vital de sabiduría : ^pues 
como Lope no es inmortal? Gran locura hazer dios 
de un ramo, cuyo compañero es ceniza, mas era 
ramo con compañero , no singular , no solo, no sia 
segundo , no oro incorruptible entre leños frágiles, 
y parecen eíeélos propordonados que en ^ incen- 
dio general del árbol queme el fuego la leña , acri- 
sole el oro: ¿pues como el oro también se quema? 
Sabios de la tierra , luces del orbe , Apolos 
del Parnasso, soles del mundo, Egypcios, Griegos, 
Romanos, { creció a esperanza de inmortales la pos- 
session que tenéis de dodos? ^ distes ser en la pban- 
tasia al monstroso vulto desta chimera? baos introduh 
^ddo vuestra sobervia contra vuestra Fhilosophia en^ 
tre la turba de muchos Dioses? Si os desvanece la 
misma scienda que os desengaña , sabed todos una 
cosa que supo uno, sabréis como el que lo igno- 
ráis todo. Sino , ejtamineos el gran Basilio en. Ja 
anatomía breve , en el limitado conocimiento del 
cuerpo de una hormiguilla , monstradme el pulmón^ 

se— 



A LA MUERTE DE LoPE DE VeGA. I 55 

señaladme el hígado, donde se dividen los quatro 
humores , distinguid las qusrtro oficinas en el cele- 
bro, donde se labran dirersamente los espiritus ani-« 
males > en qué parte reside la estimativa, el sentid 
do común / los otros cinco ; demonstradme en vh 
da tan abreviada los órganos todos destas potencias. 
Leelde al árbol su menor hoja, construildes, aun- 
que degantes, sus breves periodos alas flores. ^'No 
tenéis escusa, no hallareis respuesta^ pues escuchad 
que quiero Üsongearos. 

De singulares suele el Diale&ico inducir conclu- 
siones universales, argumentando en esta substancia. 
Sócrates se muere, Platón* se muere , Aristóteles sé 
muere , y assi los demás singulares ; luego todos 
los hombres se mueren* Quien lo negara en uno , por 
Ser tan uno, que también en esto era singular ,6 
no se diera por concluido , o esperara a la prueba 
del argumento en el termino de los dias , y verda- 
deramente viviendo Lope, si la fe no le hiciera in- 
falible , la inducción vacilara hasta la experiencia^ 
y aun quiza después de cadáver, el exemplo del 
phenix le assegurára en juventud repetida vivir 
perpetuo. 

Quien viera al de Arabia entre essotros pájaros, 
antes que de sus cenizas primeras huviera renacido 
a segunda vida, juzgárale mortal como a essotras 
aves j pero luego que parto de su ser mismo consu- 
mido lo corruptible en el incendio de los aromas, 
le experimentan otra vez viviente, assi pienso yo 
que philosophára : lo que en sü especie se multiplica, 
propagarse puede en generaciones , y subrogándose 
unos á otros los individuos, durar las causas, sino 

V2 en 



156 Elogios Panegyricos 

,en sí mismas, en sus efeéios» Pero lo singular , lo 
único ^ renovado debe reproducirse , rejovenecido 
inmortalizarse* Por singular resuscita el phenix, tan 
singular como Lope será la envidia que le negare 
a Lope lo singular. 

Única fue, todos lo confiessan , la fecundidad 
dé su ingenio, inimitable el numero de sus Poesías, 
donde con dulzura y facilidad untó la grandeza de 
ios conceptos , .7 la claridad del estilo. Albagar los 
oídos con cada copla , elevar los eotendímientos coa 
cada sylaba, siendo ñauíral por lo presto , pareció 
artificioso por lo pulido. Tantos libros , tantas co- 
medias, tantos versos divinos, tamos humanos, to- 
do lo mejor, todo lo mas célebre, oro fue vital de 
fecunda vena , vena fue viva du oro fecundo. No 
se dice bien umversalmente : lo mas raro es k> mas 
precioso, no por inumerables pierden los astros, si 
ios carbunclos grangean por pocos. 

Curiosos examinan muchos ingenios, de que hi- 
zo mas la naturaleza, si dio mas, q menos de lo 
mas noble. Pero impelíala amor divino , antes fue 
prodiga, que avarienta. Familiar lenguage de los 
autores , assi sagrados , como profanos , es com« 
parar la eloquencia al agua, al roció» a la lluvia» 
fí h ^enfj^ , al rio. En el principio de las criaturas» 
sobre este elemento , dicelo el Gcnefis , anduvo es-, 
piritu soberano fecundándole de conceptos, porque 
los peces , las aves » también el ay re , de las aguas 
se cíoncibieron por virtud prolifica deste espiritu. No 
es la eloquencia estéril, ella sazona los partos a luz 
Hel enienflimienio„ s) el padre es espifitu generoso^ 
y los versos de mas harmonía, coqio a Capitpn se lo 

es- 



I 



A lÁ MUERTE DE LoPB DE VeGA. 1 57 

escribe Piínio , poca gracia tienen sin la eloquen- 
cia, que es deudo muy estrecho , decia Tulio, el 
.4e la Poética j la Oratoria. El agua pues ^ a quien 
mueve el ayre, a quien tal vez hincha y encrespa 
el viento y de la Poesía eloquente es ilustre synxbo-* 
lo. £1 buen ayre, o espíritu del Poeta, hace cres- 
pos los versos con tal concento, que cUlctadoso se 
deprime , si hinchado también se levanta , cansan- 
do en el agua ^ o eñ la eloquencia , no sé qué on- 
das artificiosas, donde assi los bajoa^, como los áP^ 
tos , dn acordadas harmonía ^psú érganizada fhetoifká 
componen con alma perfe^ madüá< ' 

En el agua se ven quatro' pfifopfiedadés^ ná¿ 
tural , abimdante , fecunda , clara. Aplicaldás to^ 
das con iproporcion a la Poesía de íiuéstro^Lópe. 
Contemplad pi^es la natural»a; qa::ñido:sm esus^ 
Aioy qo sin aliño derrama' gultoiBa.Grykaies tioirf^ 
dos , dt^nefício espomanco de tú riqueza i* fio sac^ 
do a ruegos de arte importuna , no a- solidtud dé 
por^a molesta; dadivg si volttnt4na con- (lo-iií que 
«atUrai^ ddüyte , quéi la > gracia se niide don> el 'argra^ 
do/,. Y' ^' gusto de dar le: ignoran los* cíVárieUto^V 
Coiiraá pues apacibles estoí- cryítalfe' ^^ dolidos gra- 
ciosos, sL aduladores , veldo6 festivoi^, si bullkio- 
sftByO porque espejos de ^í^mfemós 'SW ttíVciíí pu^' 
co5;$ O popque exempiares de los ínejcM^ , eran v^- 
na i( y son fuente en .que t^batí'tocR)!»' Lá^fobrica^ 
mas pulida ^ la Arcbítedura mas trabajada , a quien 
costoso anivelo de jaspe y alabastro ^fexen labo- 
res, cedan al nativo roanantiat , ^ tftitre rbenuda 
arena juegue travieso, prfendoiíí totrs-guijasí^ímür- 
mure alegre siapei^ido. Heme delt^&oe'M'^d a^iiá^ 

por 



158 Elogios Paneoyricos 

,por lo que tiene de semejante a la natural rena de 
muestro 'Lppp^- ¡Qué fáciles , qué espontatieos eran 
sus versps ! ellos se . nacian , ellos se daban sin la 
afanada cultura de aquellos números , donde caá 
sieppre el concepto está quejoso del consonante^ 
sin olor de una V07 indigna^ sin sabor de palabra 
ociosa 9 íoanaban 9 corrían > y deieyubancomo e| 
agua eran naturales. 

La abundancia fuera increíble sía el testimonio 
4e sus escritos , sin la fé publica de. los theatros en 
tant^f ciudiides^ ea tantos Rejrnbs^; que . todos le 
han debido entr^ ws abogos xHirertirse ^ alentarse 
y entret^ner^ ^ que. «^ roclos can blandos y tan 
suaves» en lluvias tan sereaas, tan apacibles v en 
fuentes tan. perenes y tan copiosas , en rios taa 
caudales y. tan ^rrientes, em piels^os cal vez htn-^ 
cl^ddsi y sáempre jomensos» éa Océanos ^ quandó 
ea leche ivias esteindidos ^ coisiaiiicandckse en dempo 
el eterno ser , infinita bondad 9 seidercama prodiga. 

* Deaqui la ídcuodidadi ^'Qué otra. cosa es engen- 
drarse deraqifclla ^loquetKia ^ Poética »qbé v¿aifi<» 
Cglac dmoo ^ tal diversidad ás sentencias , tan^a^va^ 
riedad de donares? sino que empollando el agua 
(si os parece la voz humilde , perdonálde lo me- 
nos grave por lo mas signiíkatiyo ) empolbndo, 
digo otra, v&e^ el agua ei espirim , o viento que 
e$tá sobre' ellai , vueted las aves -^ naden los pe- 
ces , y con movimientos proporcionados cada pez» 
o ave, $egun su género, aren el agua , surquen el 
ayre, sin dqar sendas de sus caminos. Puesr ni el 
ave f ni el pez , a quien va guiando nativa: prbprie« 
4a<lf natural in^ioto ^ se i movió ea. su elemoito 

coa 



A LA MUERTE DE LoPB DE YeGA* 1 59 

con taata gracia , como en la eloquencía de Lop^ 
fue ayroso el vuelo de los donayres , fue profundo 
el estilo de las sentencias , sin dejar huellas, en que 
otros pisen, que son sus escritos inimicabies. 

La propriedad ultima de las quatro que tiene 
el agua naturalmente , es la claridad , y ena en 
el Poema heroyco, y aun en otros de menor no- 
ta , censura con sobrecejo la severa Musa de algu-* 
nos criticos , porque les parecen incomposibles lo 
muy claro y lo muy profundo : objeción , dirán ellos,* 
común al agua , a la eloquencia y a la Poesia. Com- 
prometo la causa en los que leen versos , arbitros 
la juzguen los que los oyeren. ¿Quieren entender 
q^ando leen? <gustan de leer quando entienden.^ 
pues. ya han juzgado en favor de Lope. P^o no 
suya , no suya , del Espiritu Santo fue la sentencia. 
El sabio , dice , tiene el corazón en la boca ; y el 
necio la boca en el corazón. El secreto mas escon- 
dido^ que no se revela, ni aun a los Angeles, es 
el corazón humano ; jpero £ase a la lengua , ^no pa^ 
ra que k> calle , sino lo diga , y interprete suyo lo 
manifieste : pues la lengua del sabio para este ofi- 
cio, eUge palabras tan significativas, roces tan cla- 
ras que el corazón se le ve en la boca r que esse 
instituto es el de las voces , ser señas ^e nuestros 
conceptos , y las del necio son tan obscuras , que 
no trabe el corazón a la boca para declarar lo que 
piensa, sino lleva la boca al conazon para ocultar 
lo que- habla. 

En essa RepuUica , en essos cor«s de los so- 
beranos Espíritus, que como inmateriales substan- 
cias , como incorpóreas inteligencias no usan de vo« 

ees, 



i/d ELOoros Pakegyricos 

t'cs 9 6U jjiodo de hablar , dicc:n ios Theologos » üo es 
mas que querer declararse. Miguel dice su concep- 
to a los demás Angeles con solo querer decírsele; 
y entenderle y o oírle ellos ^ no es mas que querer-* 
le entender. ^'Y hay quien alabe la obscuridad ? Con- 
I rarips a sí .mismos muchos Poetas » y aun Orado^ 
res de nuestro siglo ^ ¿quién ha profanado lo culto> 
¿quién lo ha traducido en nuestro idioma a tan pe- 
versos significados^ Contrarios digo a sí mismos 
quieren declararse , pyes hablan, y no quieren, pues 
hablan obscuro: {o ingenios antipodas de los An- 
geles ! queréis declararos con no quererlo* Ni aun de 
los que queremos sois entendidos , quando «i a vo- 
sotros el declararos , ni a nosotros el entenderos de^ 
biera costamos otro cuidado que solobaverlo querido. 
Los mismos cielos, dice David, que exemplos 
materiales de los Apostóles a todas las Provincias 
claman , predican , anuncian la gloria de Dios , en 
las lenguas de todos hablan , porque los entiendan 
todos. ^*Qué Indio , que Scytai^ qué Massageta a essos 
orbes estrellados alzo la vista , que no le hayaa 
dicho en su proprio idioma: Criaturas somos , y 
Criador tenemos, grande, omnipotente, hermoso: 
increado es, el que hizo grandeza tan dilatada, el 
que comunicó a los astros tanta hei-mosura, el que 
del abismo del chaos sacó a luz este ser que lo 
abraza todo , el que dio principio a tanta bella fa- 
brica: y él era en. el {principio , hi^o era eterno^ 
En el principio era ya ; luego era antes del princi- 
pio : esta Thcologia enseñan los cielos. Pues si ha- 
blan , tan claro hablan , que los mas barbaros lo^ 
entienden} si escriben, tan claro escriben, que su 9 

C4 



A lA MUBRTfi DB LoPB DB VÉGA. i6i 

caraifteres son sus astros , a donde todos- están le- 
yendo las noticias comunes del ser Divino, temié- 
ronse obscuros de noche ^ y declaráronse con estre- 
llas. <*Qui predicación mas proporcionada » que ha- 
blar en su lengua a cada provincia? qué libro es- 
crito mas claramente^ que -en el que son letras las 
mismas luces? 

La palabra eterna que se escondía en el enten- 
dimiento dd Padre , pronuncióse en carne tempo« 
raímente , y revelóse luego a pastores rudos. To-» 
da carne ha de verle , dice Esaías : un claro raani-* 
'fiesta Dios su concepto , que le ven todos. Antes 
de encarnar, dice San Ambrosio, era ungüento que 
se guardaba en la mente de Dios , como en vaso inf- 
ierno t y en siendo Chrisio , que es Dios y hom- 
bre, la Iglesia en los Cantares de Salomón le lla- 
ma ungüento derramada , y añade luego d gran 
Arzobispo de Milán elegantemente : Erhaló la bo- 
ca del Padre , y dio este ungiiento confecctonado^ 
Encarnó el hijo , y comunicó su fragrancia a la hu- 
mana naturaleza , sopló el Espíritu Santo , y espar* 
do por toda la tierra la suavidad desta confección, 
con que se llenaron difusamente del olor del un- 
gido todas las cosas, que la palabra de Dios, quan- 
do se pronuncia , es tan perceptible , es tan para to- 
dos , que se huele , se toca , se ve , se oye , y por 
no faltar a ningún sentido, quiso que le gustassea* 
en la Eucharistia. Hablen obscuro los que quisie- 
ren , que decir los conceptos con claridad , estilo es 
<le nuestro Lope , de k>s délos , de los Angeles» 
del mismo Dios. 

Nunca o pocas veces se avino la sabiduría con 
Tom. XX. X • la 



i6a Eiooios Pakegyricos . 

]a fortuna : no sé si lo causa la envidia desta , o 
el conocimiento de aquella. Pero ya no dudo lo 
que ignoraba. La sabiduría tiene consuelos , que la 
fortuna codicie, la fortuna no tiene dichas, que la 
sabiduria desee. Bastaba esta experiencia tan acre-' 
ditada en todas edades ^ tan repetida en tantos 
exemplos , para que los ique halláis sabio a Lope, 
no le busquéis muy afortunado , pero no os per- 
mito que con el vulgo imaginéis desdicha lo que 
es modestia. No le faltó la fortuna a Lopej Lo^ 
Ffi le falto a la fortuna. 

Nuda e fohera vai JPhilosophia^ 

Dice la turba al vil guandango intessa. 

Al pobre y desnuda añadiera el sola ; sino 
la acompañara Lopb pb Vbga. Faltóle a la fortu- 
na , vuelvo a decir , que ya no osará jactanciosa 
a ostentar la turba de los que la siguen, porque 
está Lope de la otra parte. Volvióle a Nerón su 
maestro Séneca las riquezas que le havia dado, y 
dixole : Bien fucdes gloriarte , o Emperador , que 
las diste al digno , yo las merecia , pies las desa- 
preció. Philosopho discurría el gran Cordobés : pe- 
ro vano mas que Philosopho. Si las merece ahora 
que las desprecia, quandolas admitió ^ no las des- 
apreciaba, quando ñolas despreció j no las merecía; 
No assi nuestro sabio , siempre fue sabio , vio la 
temeridad de la suerte , la instabilidad de la fortu- 
na , y que a los bienes ya ppsseidos suelen desa- 
zonar esperados males , contempló dichas peligro^ 
sas , y despreció peligros dichosos. jO Principadosl 

io 



A LA MUBRTBDbLoPB DB VfiGA. 163 

\o Reynos! ¡o Monarquías! Ampia tenéis la ca- 
pacidad 9 pero sois vasos mas dilatados , y assi re-^ 
cibis mayores los infortunios de que estáis llenos» 
¡O riquezas! ]o pompas! ¡o vanidades! ¿Qantos 
desvelos os acompaiían i tales sois t que desenga- 
liado en mi mas vengativo afe¿lo ^ os he desea- 
do a mis enemigos. Lastima te tengo » vulgo igno- 
rante , ves brillar los diamantes y los brocados^ 
y corres con instinto de mariposa a la luz destos 
fuegos o resplandores ^ donde deseando ardes^ 
donde ardiendo te consumes. Riase Democrito , y 
llore Heraclito , pues ofusca los ojos de los mor- 
ules la transparencia de un firagll vidro ^ la re« 
verberación de una gloria agena , ^1 barniz de un 
leño esculpido que tienen por Dios , y es hechu^ 
ra de hombres , quando otro leño del mismo ar- 
bol sirvió al uso vil de la chimenea. No naendi- 
gues, si tienes honra 9 fingidos aplausos de aquella 
mascara t con que te engañan bienes externos. Sí 
los ojos corporales no saben pasar de la superfi- 
cie, penetren sutiles los del espíritu la profundi- 
dad toda hasta el mismo centro , hallareis que pa* 
fan indivisibles en un punto solo todas las lineas, 
que desde su externa circunferencia en tan an- 
chos espacios se dilataban. El oficio ^ la dignidad 
no hacen grande al hombre, si él no lo es , po- 
nenie en lugar preeminente , con que parece que 
se levanta , pero el lugar que le ^ñade , si es co- 
sa extrínseca al que le ocupa. En sí buscó su glo- 
ria IiOP% DE Vboa , fuera de sí , lo mas le pa- 
téela menos , lo que fue pudo desear ; no deseo 
lo que pudo tener. 

X» Prc- 



164 EioGios Pakecyktcos' 

Prevenido Havemos ía envidia de las naciones 
estrañas que nos murmuran, calificando por men^ 
gua nuestra , que el que fue en los méritos el 
primero , fuesse de los ultiihos en la suerte. Vues- 
tra passion habla , estrangero^ , no su justicia. Con- 
tx nto estaba consigo mismo , no caluninieis a Es- 
paña , alabad a Lopb ; y envidiad esto también a 
España, que gloria es de la madre el honor del 
hijo ; y si es nobleza también del hijo la mayor 
calidad de la madre , permítanme , o héroe insig- 
ne , digression breve ^ nuestros desengaños, y tus 
elogios. En España naciste , faltaste a España , quie* 
ro consolarla , pues la has faltado. Tres discípulos 
de los doce, San Pedro, San Juan, Santiago , pri- 
vilegid Christo Salvador nuestro, porque eran los 
mas excelentes ( dice Chrysostomo ) si resuscita . a 
la hija de Jayro, excluidos los demás, estos tres 
le assisten ; si sube al Tabor , a los nueve deja 9 a 
estos tres lleva; si se aparta a orar, estos tres le 
siguen , y no los otros. Favorecía sin duda el 
Verbo encarnado a estos tres Apostóles sus valí** 
dos, porque ha vian de ser substitutos de los tres 
mayores cuidados que tuvo Dios. Encomendó a 
Pedro su Iglesia, a Juan su Madre, a Santiago 
España , que estas son las tres cosas , de que Dios 
cuida con singularissima providencia. Segura estás» 
Iglesia Militante , perseguiráte el infierno , harán- 
te guerra las heregias , pero debelarás a tus ene- 
migos. Amparada estás , María Santissima , asecha- 
ráte la serpiente, pero quebrarásle la q^beza. De- 
fendida estás , España Catholica , conjúrense el Olaoe- 
des , el Francés , el Sueco , la fé de Austria sieoi- 

pic 



A lA MÜERTB DB Lo?B 1>B VbGA. IÓ5 

pre invencible , hollará las cervices de los rebel- 
des^ EUtos tres cuidadas ^ que ^carga Dios a sus 
tres nlayóres ^ amigos , son sus tres afeólos mas 
declarados 9 sus inclinaciones mas cariñosas, y aun 
sus ' elecciones mas principales. A San Pedro en- 
carga suüglesia , '<)ue siempre ha de ser vence- 
dora, a San Juan a su Madre, que venció siem- 
pre y a Santiago a España , lo mismo espero : ama- 
da es de Christo singularmente , vencerá sin du^ 
da también España^ ¡O provincia la mas glorio- 
sa! solo LoPB Mxó a tu dicha. En el sepulcro 
de Achila lloró Alexandro , porque no tuvo co- 
mo él a Homero escritor digno de sus hazañas. 
Llorad, Españoles, también vosotros, que no es- 
cribirá LoPB vuestras viélorias. 

Merecido ^havia este Español ilustrissimo (ya 
nos lo conñessan los envidiosos , que nos alaban 
a pesar suyo en lo mismo que 4ios calumnian) 
jnerecido havia Lopb la dignidad del mundo 
mas eminente , pero no es meritoria la que se 
alcanza , sino se elige ; deseó , eligió , alcanzó el 
Real sacerdocio. Quiso ascender a la cumbre, 
donde reyna la virtud , de quien es subdita la 
fortuna } ¿ mas cómo subirá por tan ardua cuesta 
quien no puede moverse de muy cargado, quién 
respira apenas de hydropico, quién se está cayen- 
do de flaco? Quieres subir con descanso i, con agi- 
lidad y con fuerzas i deja las riquezas que car- 
gan , deja la ambición que hincha , deja los vi- 
cios que enflaquecen : no era rico Lopb db Vb- 
OA,no era ambicioso , fue Sacerdote. .Descanse en 
paz, y viva felizren nuestras memorias y sos escritos. 

AL* 



i66 Elogios PAMBCrmcos 

AL SEPULCRO DE LOPE FELDC DE 
Vbga Carpió 

POR GASPAR D AVILA 

DÉCIMAS. 



A^ 



Qui en breve sepultura 
Frey Lope j>e Vbga yace^ 
y en nuevo aplauso renace 
para vida mas segura: 
pues perdiéndole la pura 
fuente del Parnasso santo ^ 
de vena le falta canto ^ 
que a .íiierza de lo que siente 
quiere dejar de ser fuente 
para convertirse en llanto» 
Setenta y tres años son 

su edad 9 pero no su vida^ 
que no es del vivir medida 
el tiempo , sino la acción : 

. pues stimando en un varón 
quantas inspiran Poesías 
Melpomenes y Thalias 
de Romanos y de Griegos ^ 
mas vivió LoPB por pliegos » 
que ellos duraron por días. 

Noventa mil pliegos suma 
quien de sus escritos sabe^ 



por- 



A lA MUERTE DE LoPfi DB VeGA. l6j 

porque. si en su edad no cabe, 

pfido caber en su pluma : 

pues reduciendo a una suma 

lo que escribe y lo que vive, . 

mas de sí mismo recibe , 

que de los tiempos vivía ^ 

pues son al vivir de un dia 

cinco pliegos los que escribe» 
Sus ojos a su garganta 

dicen al ponerse ahora, 

si mas que canto no llora, 

tan bien llora como cania : ^ 

7 es el harmonía tanta, 

que gime entre los enojos 

de sus mortales despojos , 

y tan dulcemente suena , 

que se arrepintió su vena 

de no salir de sus ojos» 
En su abono solo arguyo , 

que al sacar lo mas ageno, 

executoría de bueno 

hizo información de suyo: 

y a su opinión restituyo, 

que fue bondad natural , 

sino fue instinto fttal , 

que el mal con su pluma tope> 

pues solo siendo de Lope 

pudo dejar de ser mah 
Con su aplauso competía 

su merecimiento solo, 

que por no llegar al polo , 

menos que él el sol corría : 

que 



i68 Elogios Panbgyricqs^ 

qu€{ era de Lope decía 

quanto se oyó encarecer ^ ' 

porque quando os llegue a ver 
^ diga, sepulcro, el que os tope: 

Aquí dejp de ser Lopb 

para no dejar de ser* 




DEL 



A I>^ MTOITB DA Lo9B DB VaGA. 1 69 

DEL' M I S M O AUTOR 
haUaado con un Peregrino^ 

EPIGRAMA- 

VUelve, mórüJ » deten dpasso incierto ^ 
y verás al que en polvo reducido 
file quanto pudo * y es quanto no ha sido 
de tantaíinaaiaqidad seguro puerto* * : 7^ ' 

No le ilpres de lagrimas cubierto, 
pues yace vencedor contra el olvido , 
que sí LoBB JBLurid de haver. nacido^ 
también ahora vive de haver muerto. ' 

Falleció (^ rao' mortal naturaleza, 
7 si tu con piedad enternecida 
trasladas au memoria a tu flaqueza. 

Llora su: pluma al mundo ya perdida « > > 
que no te obligará a mayor tristeza 
t\ que inm^ para tener mas vida. 



?.3r(^A>XX. Y LLAN- 



íjd £L06ioa 'BAK2Gy'B;r€'.Q'aLr >/ 

LLANtO FÚNEBRE EN LA CMUERTE 

de aquel |;rande y incomparable varón Lopjb 
Fblix de Vbga Carpió^ Principe de las Mu- 
sas y las letras', í ' \ ^ •- i i :í 

JDM DONJUÁN DE ANDOSILLA 
LARRJ^^ÍENDL 

^' ' • '• ' ' , '^•' ' ' ' ¡ •" 

EN esta gran Ciudad, que agradecida^ 
paga a Pompeyo el alto fundamento v 

dando a su nombre con su nombre vidat 
En esta, a quien con ambicioso imeoca :' 

dilatando sus faldas el Pyrene : \ i . . ? 

se quiere honrar con tributarla ossie&to^ * 
En esta pues, que provida previene 

contra el Celta defensas en su nuiro, 

bien que eft sus bijés mas defensa lieoer 
Sin vida me de\ó ét áv¡$o duro, -' - > 

de que te akerga^ yá pheñiftde Iberia, 

de noche eterna el hospedage obscuro. 
Y mi dolor , que tan común miseria 

quiere llorar, ¡o quánto usar escusa 

voces comunes en tan gran materia! 
^Podrá con rostro igual mi triste Musa 

llamar, muerte, la tuya, quando sabe 

que desta voz en las comunes usa? 
{Consentirá, sintiendo mal tan grave, 

que de afe¿los tan tiernos y dolientes 

sea mi cortedad tyrana llave > 
Voces nuevas a nuevos accidentes 

debieran suceder , y a mal tan nuevo 
'-''-, '^ ./. ^ ■ --las 



A 1.A MCBRTB -Dfi LoPÉ DB VfiGA* I7I 

las que a explicarte fueran suficientes. 
Que no podré, sí duramente pruelÁ), ' 

que no c$fe)e tm fpena^'en^ioqiié dígOt . - 

a mi pen* aeg» lo <^e ia debo. 
Y si a decirla con' callar me obfigo, 

menoi'^pódre,* que contradi d^ semblante^ ' 

siendo mió» también será lesdgo. 
Mis :?^4ttM)i^ a'^todo s^ adelante, 

que en don quiere, y no vano, bojr ofirecert^- 

no poderte canter , y que te cante. 
Moriste pues, y ^^ ocasión tan luerte '^ ^ 

perdonarás tu idioma Castellano » *! ^ > 1 

que 1^'^oYesérvd pata ^ tu muerte. ■ 

Del hado querellándose inhumano^ 

inquiere tus <»dos cop clamores» 

que penetradK'el tdckd' soberano. '^ 

Son de sWitoisma' muerte sus dolor^, . 

porque ve que cdntigo fenecieron í 

ya de sus ornamentos los mayores* 
Dicen assi , que vida te debieron , 

que en morir coma nacen, de lascosar 

al alternada curso respondieron. 
{Pero por qué a sus quejas lastimosas 

me otorgo solo ^ que en tan justo llanto 

{qué ciencias, o artes estarán ociosas? 
De aquella acaso, cuyo objeto santo 

es osada inquirir lo que se oculta 'J 

aun nías en sí, que en el cerúleo manto* 
De tus escritos la abundancia culta, « 

bien que de passo , muestra que alcanzaste 

lo que el mas entendido dificulta. 
Pero mejor 1& Musa que adoptaste • ^ 

Ya • en 



17^ l^Lootos Pakbotbicos ^ 

en tantos añoá suocésivamente , 

al inefable. Pan que. ceiebi^aste^ 
Digalo el, grao Pheui^b:^ que tu ctjaKie ; 

era en thronp Real» a <^ien cercaba 

corona ilustre de escogida gente. 
Quan<^ ^ im carro y otrov que ostentalba 

o maquinas tecrestres , o navales^.. 

de Roma excesso » aun quaodo mas triu0^>habí^ 
T^ admiraron allí tus naturales, 

después quantas políticas naciones 

en los exesise iadujen celestiales. , 
Pues las otras segundas aficiooes 

de aquella ciencia , que iiiipiífir fttStísúáí^ 

de la naturaleza las acciones. 
£1 que a los rasgos de tu pluma atiende, :, 

admirado hallm^ique la3« escribe 

como que. sola en su ^ercláoieatteiiide/ 
Las mismas atenciones apercibe 

con felices noticias a la ciencia , 

por quien el hpmbre la salud recibe. 
Mas estOL^on tan iMh\t di^^rcficki 

que es el fin de iq doéka jpedi^Qa , 

desarraygar del alma la dolencia. 
{Qué virtuoso metal de oculta mina» 

de hierba impura qué secreto jugo 

el imperio igualo de tu do¿lrina? ^ 

Que ya al rendido , al amoroso yugo, 

ya al triste, que la ausencia le atormenta, 

o al que de^zelos el cruel verdugo. 
Tu voz en los efeélos lan violenta 

les lisongea dulce los oídos, 

que las causas del daño los auyenta. 

Di- 



A LA MtTBUTB DI LoPB DI VbGA. 1 73 

Digan también los trozos encendidos 

de essa maquina azul , que ahora huellas^ 

si de tu ciencia fueron entendidos. 
Porque ni te escondieron las estrellas 

la parte oculta, que a su influxo toca» 

ni la que toca al movimiento dellas. 
Pues deste , que es (fe agua j tierra poca /' 

punto de aquella esphera , Ampbitheatro 

de la ambición de los mortales loca^ 
A tu cabeza tú » como a theatro » 

a mirar las |res partes te asomabas , 

o, como quieren los modernos » quatro« 
Las provincias y mares passeabas 

con la noucia tan seguro y cierto » 

que las cosas mas mioimas notabas* 
La gran madre de ti ^qué seno incierto 

tuvo ignorado ? £1 Júpiter marino 

{qiié cmdas te escondió , qué plaja» o puerto? 
Pues el arte » que al golfo crystalino 

aves» que vuelan por lo ñus remoto ^ 

con pies, con alas da de leño y lino 9 
Nombrando en parres el abeto roto, 

o en noticia de rumbos y de vientos, 

te acreditó de artífice y piloto. 
No menos sus harmónicos acemos » 

que en tanta estimación Grecia tenia, 

que reguló por ellos los talentos^ 
Te franqueó la dulce melodia ; 

pero a tan grande Apolo ^*cómo pudo 

esta parte faltarle de harmonía^ 
Ni la que sube desde el centro rudo, 

poblando el ayre , acorde archiceAura t 

de 



174 , A Elogios pakcgyricos 
de quiea la vista escucha el cantó mudOé ' > 

Como ^el dC) aquella , que 4mkar .propnra 
a la naturaleza con colores' ^ n = ^ » • ^' 
en superficie plana , d escultura. 

Pero <-por,que, o gran padre, los honores 
que en tí juntaste, como el jardinero , > 
en breve quadro variedad de ñones^ .:' " 

Dividir Qon ociosa i^uonuí quiero , 
si hay vo^ que sola signifique unidos 
los estudios que solo en tí veneren 

Que ya escuchando estoy tu$ alaridos» ^ . 
¡ o erudición ! . ¡ o> humanidad! que llenas. ^ 
de tan altas noticias los mentidos. 

^Quíán duda , o buenas letras , que mis penas 
llorando están vuestra infelice suerte , 
pues, en ninguno ya serds tan buenas^ 

Que aquel vinculo doSto y lazo fuerte, 
con que su gran talento os tuvo unidas » 
ya con su muerte dissolvid la muerte. 

Gran prueba sois ahora desunidas 
de que puede un sujeto solamente 
vivir en una vida muchas vidas. 

Doy, que entregado al húmedo tridente » 
o en campales encuentros, de la guerra 
huvieras proseguido el curso ardiente: 

Desde que el mar te rió de Ingalaterra, 
noble garzón, de tu valor armado, 
buscar las otras y dejar tu tierra} ^ 

^'Hablaras a Mavorte dedicado 
con mas acierto en cosas militares , 
que en pa? , en ocio , en soledad criadoí 

Luego viviste en estrangeros lares 



una 



A tLA' MUBRTB Dfi liOPl DB VhgA« IJf 

una vida estrnendosa » otra quieta^ , ^ 

cysne de tu querido Manzanares. 

Y aun desde quando tu elección discreta 

quiso a la espada preferirla pluma » ^ 

alto cuidado del mejor planeta ^ 
Que duraste de vidas tama suma 

quanta^ ciencias supiste ^ dice el sabio, ; 

que este las vidas por las ciencias suma» 
{Y dirás tú que \dves^ rudo agravio 

de la naturalesa , tu que ocioso , 

ni aióider quieres su eloquente labio^ 
Que en este y en aquel orbe lustjroso 

ni hay lus^ ni vida, bien que vejetable, 

que ocupada t no acuse tu reposo , 

Y el mió , que en desidia miserable 
duramos, si en Athenas castigada, 
en todas las repúblicas culpable. 

Vida es , aunque breve , la ocupada; 
la ociosa empero tiempo^ que ,no vidat 
aunque a términos largí» dilatada. 

Y assi el hombre pudiera a la medida 
de su noble porción con dilaciones 
en lo eterno alentar , que le convida. 

Que si, como lo afirman sus passiones, 
canas del alma son los desengaños, 
y polvos de la vida las acciones ; 

Puede en. los desengaños de sus daños 
muchos avisos ific|uirv 7. puede 
muchas buenas acciones en sus años. 

£1 cedro , el marmol a la fama cede : 
de Troya pata prueba quede fama , 
pero cedáro uX inaf mol «oo nos quede* . 
.i Que 



17^ « ExoaiOsPAKf BORRICOS 

Que el recuerdo infeliz que se dorrama r / 

de unas gentes en otras » quiso eü vano 

quemar entonces la ambiciosa llama* 
Antes del monte de pavesas cano 

la luz que escurecid losedifícios^ 

alumbra aun hoy sa nombre soberana* * 

f Ah como en sí el mortal advierte indidot 

de que como otras fabricas se debe 

a las ruinas y a los pcedpidos! ¿ 

Y esto con fin tan desigual por. brevet 

que la vida de un templo y de un palacio 

infinitas en sí del hombre embebe. 
No el marmol racional a corto espacio 

erigido » ni de oro la* techumbre » 

quiera a los dias resístír reacio* 
Fbes con adíva y invisible lumbre 

los consume la hoguera de los dias 

sin excepción de tanta muchedumbre. 
Mas no el honor » que opuesto a sus porfiás * 

con fabrica mental llega elevado 

a acompañar las altas gerarquias. 
{Pero como te olvido , padre, amado? 

perdona de otras, cosas el concurso ^ 
— pues a tí por tí ntismo te han.d^adb. u 
y diga de mi llanto el largo curso ^ 

quan húmedos están mis tristes ojos, 

bien que tal vez se en|ugue mi discurso. . 
La patria pues dejo de los ^ojos, ' . . • 

y en luces, tu palacio se remota i 

que el pavimento comenzó en abft»jos« 
Del Parnasso por él en jinion grata 

se ausentaron las Musas r J- ho/ les «lúrgá 

M 



A LA MU£RTB DB LoPB DE VeOA. 1 77 

SU doSto hospicio Átropos ingrata. 
¿Como sufriste 9 ¡o Parca dura y ciega! 

que su yega dejaran por el monte , 

las que el monte dejaron por su Vega ? 
El coro allí 'del padre de Phaetonte 

mucho mejor que en el Real anillo 

assistia olvidado su horizonte. 
Y aun* pudieran en medio presidíUo 

de las Musas con justa vanagloria » 

7 con admiración de su caudillo* 
Do£bos pedazos de interpuesta historia 

en tus escritos te ha di¿l:ado Clio , 

que a tu patria darán inmortal gloria* 
Quitando a Italia y Grecia el tenorio, 

te calzaron su zueco y su cothurno 

Thalia y Melpomene, Lopb mió. 
A Polymnia debiste de Saturno 

la memoria» a Caliope la lyra 

que hizo famoso al vencedor de Turno. 
En ti el concento celestial se admira 

por Urania, y Euterpe como a Orpheo 

te da :que aplaques de Fluton la ira» 
Terpsichore el mover con blando empleo 

los aféelos, y Erato que sazones 

al theatro accidentes de recreo. 
La fuente al fin, que en vez de inundaciones 

a los labios del alma en su corriente 

pensamientos ministra y locuciones : 
Te la bebiste prodigiosamente, 

y no dejaste fuente en el Pamasso, 

o fuiste, padre, tú la misma fuente* 
No fuente, mar, con quien Neptuno escaso 
^ Tom. XX. Z es 



lyS Eloqios Panbcyhicos 

es en ondas , pues son de su harmonía 
margenes el oriente y el ocaso. 

Y en casi quince lustros ni aun un día 
dejaste de inundar dulces raudales 
de siempre diferente melodia. 

Lloren 9 lloren tus términos fatales 

ios cysnes de tu patria , llegue el llanto 
a los que alberga el Tajo en sus crjstales* 

Que yo asseguro su dolor j y en tanto 
que el mundo occidental entristeciere 
la novedad de su funesto canto } 

Si mi deseo tanta dicha adquiere ^ 
tan triste cantare^ que el Arga amado 
ha de llorar las ondas que corriere. 

Después al Pyreneo levantado 

lagrimas le hallaré en su centro enjuto t 
y con rayos o incendios abrasado. 

Y tanta tierra breve a tanto luto 

con luéluosas exequias ambos nutfes 

continuarán el fúnebre tributo. 
No en la provincia vana por sus pares , 

bien que su ingratitud nos dé vié^orias^ 

admiración te negarán y altares. 
Ya sospecho, ya se, ya veo las glorias 

con que entre el mar Adriático y Tyrrhcno 

aclamará el Latino tus memorias. 
Alto recuerdo harás a su terreno. 

de las Musas , que Roma floreciente 

áoóksi criaba en su fecundo seno. 

Y hollado del Egeo el gran tridente » 
darás envidia en la ciudad de Homero 
a su vulto basta ahora reverente. 

Mas 



A LA MüHRTB DB LoPB DB VeGA. I79 

Mas solo de la fama seguir quiero 
el vuelo que bacía el pajaro apresura» 
que de su misma vida es heredero. 

Que si bien de Meandro en la espessura 
cysne te aclama el cysne , pues tu vida 
fue muerte continuada en la dulzura; 

De tu inmortalidad quiere advertida, 
que compañero ya de hoy mas te nombre 
esta del sol alumna esclarecida. 

Y el phenix venerando tan gran hombre 
o F£i.ix , una letra mudar quiere » 
para ser copia tuy^ hasta en el nombre. 

En tanto pues que tu ceniza adquiere 
la unión del alma, y que tremenda trompa 
posteridad mas noble te profiere. 

De tu falta el dolor los ayres rompa, 
que en vez de funeral architedura, 
envidias dando a la Gitana pompa, 
nuestro llanto será tu sepultura. 



Z» EZ 



i8o Elogios Panboyricos 

EL LICENCIADO ANTONIO I>E LEÓN, 
^Relator dd Rta¡ Consejo de ¡as Indias ^ ennom- 
hre de la Imperial Villa de Madrid , como tria^ 
dre de Lope Fblix db Vbga , provocando sus 
ifí¿enios a sentir su muerfCf 

SONETO- 

BE aladre el desconsuelo enternecido t 
si ya no el entrañable sentimiento i 
en voz llorosa , en suspirado acento 
traslado de mi visca a vuestro oído- 

Vosotros que en mi perdida haveís sido 
participes del daño que lamento » 
recibid, hijos, mi piadoso intento, 
quanto mal expressado, bien sentido- 

I^s numerosas lagrimas que debo 
a la memoria de mi Vega ausente, 
a las que ya lloráis conducir pruebo- 

Podrá ser que se agote su corrknte , 
que aqui, como lloradas me las bebo^ 
no tiene £n su repetida fuente» 



JDJS 



A lA MUERTE DE LoPB DE VbGA* i8i 

jyJB BARTHOLOME jyR VASCONCELOS 

Y ACUNA, 

SONETO. 

QUjeo en tu muerte el desengaño mira ^ 
rigor fatal, de su violencia fuerte , 
mayor veneración debe a tu suerte 
mortal» quando a inmortal tu ingenio aspira» 
Mayor vei^eraciqn» mas grave pyra, 

mas que a tu vida» amor debe a tu muerte > 
pues en lo mu^to lo inmortal advierte | 
pues en lo humano lo divino admira. 
Muere para vivir , o peregrino 

phenix de España » y sea tu vi£koria 
que el ser humano te hace mas divino» 
Lo que fue desengaño, ha sido gloria» 
pues mas de la memoria te hace diño 
muerto a la vida> vivo a la memoria. 



•Sí^í*^:^. 



/ 



J>E 



i82 Elogios Panbgtricos 

DE ANTONIO BARBOSA BACELAR 
SONETO.^^ 

• 

Mientras Sirena en piélagos de llanto 
a la muerte se opuso in harmonía ^ ', 
pues las vidas, que indómita readiai 
vivificaba harmónico tu canto; 

Alta ruina al Reyno del espanto 

temió la muerte, y con razón temía, 
mas quando mas vengarse presumía » 
en tu harmonía receló su encanto. 

Hoy que a tu vida se atrevió la muerte , 
sin duda que tu Musa suspendida 
suspendido tenia el dulce acento^ 

Pues si cantando te envistiera fuerte, 
en vez de dar la muerte a tanta vida, 
vida diera a la muerte tu concento. 



^^'^t^d^ 



DEL 



A I- A MUERTE DE LoPB DB VbgA* 183 

DEL CAPITÁN DIEGO GÓMEZ JDE 
FIGUEREDO 

SONETO, 

WUnca la muerte en su fatal sentencia 
a piedad se ostento mas reducida ^ 
pues deste phenix raro la partida 
antes lisonja ha sido que violencia. 

Mas si a su envidia dio su vida essencia» ^ 

y estorvo a mas aplauso fue su vida» 
hoy hace desta estatua esclarecida 
la fama asjlo, si la envidia ausencia. 

Lisonjera la muerte assi contemplo , 
pues este bronce, mudamente exclama 
su envidia en humo, su renombre en templo, 

Dejando al mundo en esta insigne llama 
con dolor inmortal mas vivo exemplo | 
con muerta envidia mas eterna fama. 



HEZ 



x8^4 Elogios pamegtrigps 

DEL LICENCIADO FRANCISCO BOR- 
GES PACHECO , Maestro m Artes, 

SONETO. 

Mientras, Lope , que al orbe producía 
tu Vega celestial fruto canoro, 
España , aunque admiraba tu decoro^ 
parece que el aplauso suspendía. 
^ Afas hoy que inundaciones de harmonía 
glorioso rindes al supremo coro» 
prepara en su poder , en su thesoro 
a tu cadáver un eterno día. 
Bien esta acción al mundo desengaña 
que respeta a tus méritos , no ofende, 
mientras el alma no celebra España. 
Que como ser temeridad entiende 
usurpar a los astros esta hazaña » 
para el cuerpo después la acción suspende. 



^^CítíK?^ 



DE 



A LA MÚBRTfi' ¿B XioPE DB VbOA. Í 85 

Cabaltero dtl Hatit'o de Chnsto , y hijo del insig- 



ne, Do^QK fiabricl P^wa de Castro^ 



v ' ir 



B 



SOÑEtlof 

•^^ ') i^i^ r' o /[ 

Ste postumo 'hbhorael ya segundo, 



si primo Apblo no^ poii>P^ altanera > 
dice la que hoy dep noche postrera 
a las Musa! sfn luz , sin spl al mundo* 

Extinto aclama al heiróe mas faciendo 
oráculo EspaiiolV a quien venera 
España muerto , y de quien muerto espera 
de tanta vega fruto bien fecundo. 

Admira 9 o peregrino, o tu que errante 
espe¿laculos bliscas, tanta gloria , \ 
fin tan lloroso a mente tan lucida. 

G>ntempla desta pyra lo elegante, 
y erige eterno templo en la memoria , 
al que a las peñas con su voz dio vida. 



Hb>dá^ . _.;;' 



Tom. XX, Aa ALA- 



• i8<í. Elogios PANfiOYRicos 

i. * . ' ; . 

V 

^LÁBÍINZAS DE. JhOP^ I?(^ VEGA 

* ■ ea su muerte^ >, ' 

POR DON NTCOLAS DE PÉADA 
Y.RJBERA, 

ROMANCE. 

O Tro Apolo , otro esplendor . 
tendrá ya el cielo contigo « 

allá cabrás con tus obras, 

porque es patria de divinos. 
A la parte mas solar , 

que es a donde estás vecino ^ 

carga de luz misteriosa 

con tu nombre has añadido» 
Faltara con tanto peso, 

sino se huviera valido 

el cielo de lo constante 

que tiene por ser zaphyro. 
{Qué mucho , si era tan grande 

tu nombre en justo equilibrio i 

que del sol vian tus plumas 

la cuna y el parasismo^ 
Moriste , grande varón » 

faltaste , mayor prodigio : 

{quién te ha de igualar , si llevas 

quanto hay que saber tú nusmo? 
Maestro de todos eras j 

y a tu voz los eruditos » 

o no lo eran, o estudiaban 



lo 



A LA 'muéWb Dy Lope de Vega. . 187 

lo que no ha vían aprendido.. 
Tu vida fue dilatada, ' 

no porque fue lo vivido 

quince lustros, i^as porque 

te fue cada instante un libroi 
Sabiamente repartias 

las horas que successivo 

se viste el dia que es breve 

a solo el inadvertido. 
Dos veces naturaleza 

tu ingenio era , pues le vimos 

producir fecundamente > 

derramar lo producido. 
Un océano tus obras ^ 

de profundo cristalino 

lo refiera , en que surcaban 

tantos Poetas mendigos. 
No te quiso la fortuna, 

porque te* hallo lo entendido : 

hasta que, porque lo eras, 

un gran Mecenas te quiso. 
Ni hallarle mayor pudiste, 

ni éi buscan mayor Virgilio, 

Duqufe; Rey fuera por esto, , , ^j 

a no lo haver el nacido. * * 

Poeta fuiste el mayor. 

Orador el mas altivo, 

Histórico el mas legal: 

aun lo que fuiste no he dicho. 
<*Qué ciencia con pluma de oro 

no manejaste divino? 

^qué se reservd a tus labios? 

Aa 2 di- 



i88^ Etooios PfAN^QyRt<;o5 ^ 

dígahío nyésitros oíqps. V / 

^Qué tlieaíro na te aclama? 
no está bien encarecido: 
4 qué aclamación no es thea^o? 
<que tlieatro qo ?a un viélor? ^ 

La envidia por ser tan grande 
monstruo el ma^ror de los siglos, 
infestaba tu cuidado, 
mas nunca fuiste vencido* . 

A tus plantas de tus pbca$. \ 
con honroso precipicio 
campaba, y alli sujeta ^ 
aun turbaba tus . designios > 

Humildad era valiente * 
temer, siendo tú el temido > 
y gloria tuya a lo sol 
fiar el carro a tus hijos. 

Mayor te hiciera mi afeáo, 
sí huviera con que decirlo, 
no hay voces con que alabarte^ 
si hay ansias con que sentillo. 

Lope, la muerte es mejor, 
mi concepto lo previno^ 
porque fa muerte es ác LopBj / 
pues es't.opfi del destinó* / ^ 



DOC- 



A LA MWRTE PB LoPB. DB VeGA. I 89 

J)OCTOR lOANNES PEREZIUS MON^ 
TALVANUS , SanUi ojficij Notartus , Pres^ 
bíter Aíantuanus. 

I Tornee aternis felicia tempera. laurus 
Frondibus imfedias } túmulos ambire sacratos 
Nunc o fus , atque piis lacrymis parere sororum. 
Antra tácente P indique ncmus^nec murmura Jontes 
Gurgite -marenti simulant : exhausta qviescunt / ^ 
Flumira , me prabent alimenta gementibus vvda. ^ 
Numen abtst , numerosque lyra bene consona nullos 
Fila canunt : pia saxa gemunt , lacrymosaque Jonti 
Sujficiunt latices , huc huc si gloria cogit , 
Illius ¿terno celebrandi carmine vatis j 
Huc properate precor , Phoebi doWssima proles^ 
Ferte modos ^ nigraque caput cingente cupresso 
Solicitate deas } melius. sed gloria nostra 
Hesperia te pleUra vocant , cum jvlgida cali 
Te plaga sideribus cingit^ cum purior aura 
Ambit , <^ Elysh radiantia sidera calcas. 
J'e canimus , te dante modos \ tua signa secufus 
Castalidum de Jonte bibi : tu carminis auBor » 
Tu finis. Pietas ergo , si cura rogantis 
Est aliquidf cytharamvocalibus mstrue nervis^ 
Dumque manus mcestas lacrymas tota ore Jluentes 
Fscipiunt^rivisque piis turbantur ocelli^ 
ArmuCy LUPE $ precor, Scelus heu vesana sororum 
Turba rapit ^ quem.secla petunt tardare túgales ^ 
Optabat tempuSf ne pensa volumine magno 
jíf^numerarc dies possenty turbataque Jila 
Sf omine diduBo vidissent vértice cano 



190 Etoeíos Panegyrtcos 

Signa senescentis , sed nondum témpora insta. 

Vidt ego Calliopem , Parcarum máxima quando 
Forfice crudeli rescihdere Jila farabat ^ 
Turbatam passtsque comis per opaca vidrum 
Tartáreos adiisse locos ^ sifors tardare cruentas 
Ipsa manus posset , duris seu vellera pensis . 
Addereí sed tacrymas despexit tu?ba severa. 

Átropos andad vultu metuendaque ferro 
Alloquitur divam. ¡Quid nunc post sacula mille 
Seda petisl ¡Numquid communi lege negata 
Immortale decus mansuraque témpora poscisi 
Velkra conspicias exhaus taque st amina ^ quando 
Nevimus aternum t gravidataque pensa laborant. 
Aspice librorum cúmulos ^ perdoUaque m&ntis 
Pramia , multipticesque comis certamine laurus 
Inventas. iQuot prala gemunt , quot carmina dextra 
Dejiciuntl Longum vixit qui sensit honores^ 
Qui populi plausus , formosaque pramia laudis. 
Dulcia nos meritis numeramus témpora vita » 
Exiguis spatijs^ si vixit Néstor is annos^ 
¡Cur nova seda petis , cur solus habebit honores 
CunBorum palmasque feret^ certosque triumpkosi 
JDeponas lacrymas^ vivet post fuñera vi^or 
LÜPIUS : hunc facundus honor , hunc doBa theatra 
Hiinc proceres populique canentj mox orajiguris 
Mille modis expressa dabit sudante metallo 
Artijicis perdona manus. \Quid calera curasi 
Hac aitjé^ duro divisit stamina ferro. 
Obstupuere colus^ dura stupuere sórores. 
Témpora nuil a notant vario vertigine fusi. 
Spes abit aterno penitus tumulanda sepulcro^ 
Cal/iope luxit ^ siluerunt carmina Pindoi 

Cyf^ 



A LA MUfiRTE DB Lo?fi PE VeGA. I91 

Cyntfuus aihcrco , ni mcns miht lava , quadrigas 
jDesinuisse folojertur, radios que gementes 
Pro lacrymis gemmasse fius. Sic axe reliUo 
Agrmna dé&a vocat Misarum numina Pindií 
Concurrunt diBura viri mansura trophaa^ 
Et tumtdum sacrant ^ tumuloque hac carmina figunt: 
Non iacet in túmulo , quem Fhoebi pederá condunt; 
Aethete mens » mecum sub pe¿lore cxtera Tivent. 




DE 



1^2 Elogios paneoyricos 

JDE ANDRÉS CARLOS DEBALMASEDÁ 
A LA MUERTE Dfi LOPE DE VEGA, 

elegía 

escrita a¡ Señor Duque d» Sbssa» 

ESta Elegía de amor , sufragio pío, 
Melpomene consagra a Vueceleficia 
como a dueño de Lopb y señor mió. 

Que aquesta ifttural correspondencia 
le debo ai muerto, y reconozco al viro 
por propria obligación y conveniencia. 

Que si como le amé , su muerte escribo t 
y en frutos liberal pago a su Vega 
lo que en copia mayor della recibo; 

A pesar de la envidia torpe y ciega 
vivirá en sus cenizas mas que el ave, 
que en la que construyo pyra se entrega. 

Y si el aura , señor, hiere suave 

este discurso, y va por rumbo cierto, 
sin que leve zozobre, o pierda grave: 
Todo el velamen colgaré en el puerto» 
agradecido al numen poderoso, 
que sabio pudo assegurar lo incierto. 

Y si se ha de sentir, como es forzoso, 
deste claro varón la corta suerte , 
escuche atento, y oyga generoso. 

Si bien lyra mejor, clarin mas fuerte 
pudiera al son de mi dolor templado 
cantar su vida , y celebrar su muerte; 

Pero campo les queda dilatado 



A LA MÜBRTB DB LoPB DE VeGA. 1 93 

a los ingenios, que en copiosas sumas 
descifren lo que yo les doy cifrado, 

Deydades , que en las candidas espumas 
de Manzanares os bañáis ufanas , 
como los cysnes en el Po sus plumas y 

Y salts purpurando las mañanas 

las margenes y orillas dessas fuentes , 

y en ellas, Nymplias, os peynais sin canas: 

y de rosas y flores diferentes 

bordáis los sotos, matizáis los prados, 
que sirven de guirnalda a vuestras frentes: 

Suspendamos un rato mis cuidados, 
merezcan atención tristezas mias, 
nacidas de las iras de los hados« 

Noches , llamad de hoy mas los claros dias , 
los bosques confundid con sombras fieras, 
y las selvas cubrid con nieblas frias. 

De cypresses poblad essas riberas, 
los sauces arrancad, segad las flores, 
estériles haced las primaveras» 

No se vistan los campos de colores, 
ni Philomena solicite a Mayo 
para sus quejas repetir .y amores. 

lastímese la rosa en su desmayo, 

jamas la mire el soU el laurel mienta « 
no viva exento del poder del rayo. 

Y todo quanto cria y quanto aumenta 
la gran madre común de los mortales , 
ya se esfuerze, discurra, viva, o sienta» 
Por este grave caso den señales, 

los montes se entristezcan, den bramidos 

los elementos, hombres y animales* 

Tom. XX. Bb Que 



194 Elogios pakegyricos 

Que esta demonsiracíon, estos gemidos 

se deben a sus números y acentos» 

tan bien cantados , como bien oídos» 
Y a tí mismo, si estamos» Lopb» atentos 

desde aquel dia que naciste infante 

a la grandeza de tus pensamientos. 
Mas para le escusar no fue bastante 

ingenio » gentileza » edad , cordura , 

por mas que al tiempo resistid diamante. > 

Que no hay vida » no hay flor » no hay hermosura» 

que no caduque» se marchite y hiele, 

ni sol a quien no siga sombra obscura» 
Por mas que el cedro crezca, y se desvele » 

y el abeto se acope loco y vano» 

sin temer quien le envidie » ni le cdle : 
La segur ambiciosa de un vUiano „ 

mirando su verdor y su despejo 

en el crystal del Marañon Indiano» 
Segó su pompa» y le burló el espeja, 

que en quien no teme, ni previene d daño, 

ociosamente vivirá el consejo, ^ 
Con este pues prudente desengaña 

llego a morir: mas diéVame curioso» 

Musa de Lofe, el nacimiento estraño; 
Que tal vez la historial y fabulosa » 

si se aplica con arte » ingenio y seso; 

le sirve a la moral de esmalte hermoso. 
Congojada su madre con el pesa 

deste portento » la assistíd Lucina » 

Venus alegre apresura el sucesso. 
Con aspeólo risueña y frente trina 

le miro el sol » y en sombras mysteriosas 

lo 



A LA MUBUTB PB LoPB VE VbOA. Í95 

lo inmortal de $ii fama vaticina. 
Las Gracias y las Musas, ingeniosas 

con neílar le bailaron y ambrosía 

los labios de claveles y de rosas. 
Las abejas libaron a porfía 

el roció fragranté de su boca » 

que panales de miel della vertía. 
Que esto mismo la Grecia vana y loca 

cuenta 4e Homero» aquella trompa Griega t 

que aun es de Lqpb el alabanza poca» 
El Latino Marón menos le niega 

su patria» que si Mantua fue la suya» 

Mantua la tuya fue» dichosa Vega. 
No quiere el Sulmonés se le atribuya 

lo natural de su fecunda vena » 

que esta excelencia propriamente es tuya. 
Crecido ya zagal » la rubia arena • 

pisó del Turia , y de sus patrios lares 

anhelo peregrino en tierra agena. 
Corriendo tierras , discurriendo mares^ 

a la guerra infeliz de Ingalaterra 

soldado se ausentó de Manzanares. 
Pero ni la inquietud que trae la guerra» 

ni el ceño temeroso del mar fiero» 

quando presume embarazar la tierra i 
De aquel fiíror Poético primero 

pudieron divertirle» que las manos 

se saben dar la pluma y el azero. 
Mas reducidos sus alientos vanos» 

las vel^s recogiendo a sus deseos» 

dos hymeneos repitió tempranos. 
£stos castos de amor dulces empleos » 

Cea ] 



1^6 Elogios pANEGmiCóa 

y estos suaves y conformes lazos 
fueron tristes exequias , no himeneos ^ 

Murieron naufragantes en sus brazos 
una y otra lozana navecilla ^ 
dejándole del alma los pedazos* 

Viéndose derrotado y a la orilla 9 
y que el mejor baxel corre tormenta 
desde el tope , señor , basta la quilla: 

Tomándose a sí mismo estrecha cuenta, 
consultando su vida con sus aiíos, 
que es necio quien los mira , y no escarmienta} 

Sacando avisos de sus proprios daños» 
otra mas cuerda vocación previno » 
y antidoto mas dulce a sus engaños. 

Del gran Melchisedec siguió el camino, 
y en carne y sangre, en hostia sacrosanta 
el socorra nos dio del pan y el vino» 

Y assi con mas segura y firme planta 
enderezó su vida y su viage, 

que no cae 9 gran señor , quien se levanta. 

Como garza gentil batió el plumage, 
y a mas noble región levantó el vuelo, 
donde todo es verdad , y otro el lenguage* 

Permitase a mi mor que corra el velo 
a aquella su primera edad ardiente , 
que como flor la descompuso el hiel&. 

Y desta que gozó vida presente 
discurra sin lisonja j que a los muertos 
es hacerles injuria, quando mieme. 

Con los ojos del alma siempre abiertos , 
y todas sus potencias reducidas 
lloró 9 como sintió y sus desconciertos; 



En 



A lA MUERTE DE LoPB DE VfiGA. 1 97 

En perpetuos desvelos consumidas 

las horas que juzgó por mal gastadas , 

y como infru&uosas por perdidas, 
Pero con la oración mas alentadas > 

en aquella fatal ultima meta 

las bailó dulcemente mejoradas. 
^Qué ado de virtud» qué acción períeda, 

quando mas divertido y descuidado» 

no pra^icó con atención discreta? 
Que assi como el ingenio fue estremado» 

obró el entendimiento » su paciencia 

exemplo al ofendido y lastimado. 
Sufrió constantemente la insolencia 

de la varia fortuna, siempre escasa 

con los varones de mayor prudencia. 
Que sin saber poner limite y tassa 

a sus riquezas, se las niega al sabio ^ 

y al ignorante se las mete en casa. ^ 

Sin que'desta injusticia, deste agravio 

faa;^a satisfacción, si bien que alguna 

suele tomarse licencioso el labio. 
Mas si anduvo , seiior , desde la cuna 

esplendida con él naturaleza , 

no tuvo que acusar a su fortuna. 
Salud le dio, vigor, gracia, nobleza, 

y en un divino genio vinculada 

del sacro Apolo la mayor riqueza. 
Si vemos que su pluma^ilatada 

mas tierra ocupa , que del Griego Achiles 

y de Alexandfo la valiente espadaj 
Fatigúense pinceles y buriles, 

y en bronce» piedra y lino pinten, graben, 



198 Elogios Panegyricos 

y colores alienten y perfiles. 

Que por mas que le pinten y le alaben » 
y los cysnes del Tajo en sus concentos^ 
de aquellos digo que cantarlos saben: 

Que a la posteridad sus pensamientos 
darán mas nombre en vivos cara¿lere$ , 
que pinceles, buriles, y que acentos. 

Empero a la verdad t Lope, no mueres ^ 
si en tus escritos contra el tiempo cano 
segunda vida mas ilustre adquieres» 

Tanto escribid en estilo heroico y llano ^ 
que quince lustros que vivid son breves 
para lo mucho que copid su mano. 

O España generosa, pues le debes 

tanto a tu hijo , en siempre eterna pyra 
vivan gloriosas sus cenizas leves. 

Penda su dulce y resonante lyra 
del templo suntuoso de la fama, 
y en ella la de Apolo atento mira. 

Que si a Terencio el Cómico le llama 
Roma , por seis Comedias que compuso , 
y de laureles su sepulcro enrama : 

^Qué honor , qué Panegyrico difuso 
se le puede negar a aquel que tantas 
trazd con gala, y con primor dispuso^ 

Sus versos, libros, obras, rimas santas 
el numero excedieron de las flores ^ 
y el volumen inmenso de las plantas. 

Estos frutos , señor , y otros mayores 
de la cultura desta Vega hermosa^ 
sus postrimeros prometían ardores. 

<Qué facultad, qué ciencia, qué ingeniosa f 



A LA MUERTE DE LoPE DB VeGA* I^^ 

cstraña y natural Philosophia 

no afeólo Con lección maravillosa? 

Sin la lengua vulgar cinco sabia, 

con las primeras que aprendió elegantesi 
quando en él la razón amanecia. 

Estas fueron las perlas, los diamantes, 
con que sus obras guarneció eminentes 9 
y con que eternas vivirán flamantes. 

Aquestas partes , que le dio excelentes 
el cielo a Lope, y otras adquiridas 
con desvelos y estudios; diferentes, 

Fueron tan desdichadas de entendidas» 
que ni se vieron con razón premiadas f 
ni por obligación agradíecidas. 

Pero con la grandeza que admiradas 
fueron de Vuecelencia , assi se vieron 
en su vida y su muerte mejoradas. 

Mas no le aprovecharon » ni pudieron 
un hora preservarle de los dias» 
que el numero y el ternuno cumplieron • 

La muerte en fin llegó con plantas frias , 
y aquel , que en vida le acudió Mecenas, 
también en muerte le assistíó Tobías. 

Y si en las verdes margenes amenas 
de Meandro mas dulce y mas sonoro 
el cysne caiua en sus postreras penas: 

Mas claro , Lope » tu cysne y canoro 
en tu muerte cantaste» y escribiste 
con pico de crystal y pluma de oro# 

Si en trance tan amargo preveniste 
con lo suave de tu voz temores 
de aquella Qoche temerosa y triste : 



Si 



200 Elogios panbgyricos 

Si ya te ves en paz pisando flores 
en los campos bellissimos del cielo ^ 
bañado de in^iortales resplandores: 

Y en perpetuo descanso, sin recelo 
de volver a esta patria mal segura, 
mientras se peregrina en mortal velo: 

En esta, que te lloro ausencia dura^ 
corresponde fiel a dolor tanto 
desde essa esphera reluciente y pura* 

Peregrino que passas , no des llanto 
al marmol generoso que le cierra 
en nicho breve , religioso y santo. 

Vuélvete en paz, y di que no se encierra 
en solos siete pies su fama y nombre » 
que es toda la grandeza de la tierra 
pequeño monumento a tan gran hombre» 



'^^^p^^i^ 



£>E 



A LA MUIRTE JM LoPB VfiGA. 901 

VB DON GERONYMO GONZÁLEZ DE 
VILLA NUEVA 
SONETO, " 

O Tú que partes con seguro vuelo 
a la iamortalidad que ya te aclamat 
y ceñido de siempre verde rama 
apuestas duraciones coa el cielo: 

No te gima lloroso el desconsuelo » 
ausenda breve tu morir se llama f 
que quien muere naciendo de su fanUí 
tríumphando vive de monal recelo. 

Si tu mismo te labras tu memoria , 
y burlando la humana confianza» 
eres del tiempo y de la edad vidoriai 

Tú solo te merece tu alabanza » 
que no está siempre en el osar la gloria t 
7 en mi cede el tkOto a la esperanza. 



Hítid^ 



Tm.XX. Ce DE 




so^ Elogios FAKSGYfiíicos 

JDE ANTONIO BARBOSA A BACELAR 

EPIGRAMA. 

.Uivi avolta caduco hórrido manto 
'sombra giace gentil de opre cotante, 
"che alma spíró ció che era marmo avante i 
mentre ascoltava incauto il dolce incauto 
Questo marmo la cela» e obtene il vanto, 
ilustre assai perche agradece tante, 
túmulo augusto ñi la espera errante, 
¡Hcciola tromba de la fama il canto. 
Viva por questo marmo , e vinca gli anni » 
che gia luog6 in la fama il ciel gli addítat 
poi che titoio tal gli cade in sorte. 
O de rara potenza atti sovrani 

che si col canto diedi ai marmi vita , 
anco da vita a i marmi con la morte. 



^^t5>dH 




A XA MU£llTfi DB LoPfi DB V^GA. SOJ 

A LOPE FÉLIX DE VEGA CARPIÓ 

difunto f 

J>E DON PEDRO DE TENA, 

SILVA. 

Tú que pisas ya del firmamento 

las no eclipsadas luces siempre bellas i 

espíritu divino, colocado 

mas allá del primero pavimento, 

donde solo pudieras ser premiado: , 

adonde te ministran las estrellas 

tanta luz, tanto rajo 

en la patria feliz , dichosa Vega, 

donde tu vuelo glorioso llega 

a renacer del ultimo desmayo. 
Tu diélamen^ invoco verdadero, 

no apocrypho le quiero^ 

para atreverme a tí, que ser tu debe 

quien a tanto se atreve; 

inspirame no fúnebre, gozoso 

y alegre sí me inspira, 

que quien , quando feliz, tu muerte llora^ 

o te niega glorioso , 

o tu premio suspira , 

o que mas no pudiste ser ignora* 
Viviste en la fatiga generosa 

del estudio frequente, 

muriendo en lo que vida deleytbsa 

era del mundo sí| pero prudente, 

Ce % por- 



204 Elogios Panbgyricos 

porque pudo tu ingenio peregrino 
al humano deleyte hacer divino. 

Gozó de tí la edad quanto el deseo, 
quanto razón divina pedir pudo 
a ingenio mas que humano, pues si veo, 
que al mundo vives al compás que el dia, 
rhetorico en quadernos , quando mudo 
en el cadáver fírio» bien ordena 
el discurso gozoso. mi alegria, 
pues vives a mi gloria , 7 no a tu pena* 

^ué mucho 9 si tu ingenio nos ha dado 
tanta do¿lnna grave, 
unta sentencia hermosa, 
tanta dulce eloquencia deleitosa, 
quanta apenas bien cabe 
impressa por los astros con desvelo 
en la estampa diafana del cielo ^ 

Alli miro tus obras colocadas 

tan justamente , como tú, premiadas: 
cada cara¿):er es una centella, 
una luz cada voz^ y cada estrella 
una sentencia , y es la luna bella 
un discurso, un poema el sol en suma: 
todo el cielo un volumen imagino, 
y a essa estrellada piel el pergamino. 

Viviste hasta la edad mas reverente; 
en todas discurrid tu doda pluma, 
y a todas excedió tan eloquente, 
quanto clara y dulcíssima : quien llora 
digo otra vez , tu vida én el reposo, 
o te niega glorioso, 
o tu premio suspira. 



A lA MUBRTB DB LoPB D£ YeGA. IO5 

O que mas no pidiste ser ignora. 
O noble patria mia, ja dichosa, 
cuyo esplendor te cuesta tanta hazaña: 
un caduco solar de tu montaña 
origen es de vega tan dichosa ; 
deste prodigio , a quien envidia el dia , 
madre eres patria mía, 
vana puedes vivir con tal memoria» 
no olvides esta gloria» 
que inmortal te ha de hacer como tu fama» 
mientras viva la luz donde se inflama. 



Hbd^ 




io6 Elogios Panegyricos 

A LA POSTERroAD DE FREY LOPE 
Félix pe Vega Carpid, phenix de España» 

DE JUAN FRANCISCO DE PRADO. 

)OR rotos bronces, marmoles quebrados, 
passela edad en la común memorial 
que los que erige tu4nmortal historia , 
aun la envidia los deja reservados. 

No Dórica labor , no celebrados 
jaspes te constituyen alta gloria , 
mas duración intima la viAotía 
contra el tiempo y la hueste de los hados. 

Tanto volumen , lamina que informa 
al espacio del orbe , t^ eterniza , 
aunque te estreche lo mortal; pues viendo 

Que a nada vuelve esta caduca forma t 
do¿^a pyra erigiste a tu ceniza, 
de donde naces otra vez, muriendo. 

EPITAPHIUM 

Eodem Joannb Francisco de Prado atiBorc.^ 

Delicias Pindi clauserunt marmore fatai 
Hic LUPUS est nostcr^ fcrge viator, ahi. 

^Cur harcs^. Satis est nomen me dice re tantutrif 
Na speBes potius , quod premit urna nihil. 

Urna capax cincris^ sed nominis urnula mundos^ 
Vix polus ipse capit , quem capit urna brevis. 

BPI- 



A lA MQfiRTB DB LoPB DB VfiGA. 20J 

EPIGRAMA 

A FRE Y LOPE FEUX DE VEGA CARPIÓ 

DE DON ANTONIO PELZICJER 

DE TOBAR. 

A Güila generosa , que en el cielo 
, a mejor sol las luces examinas» 
que para ser del todo peregrinas » 
tan solo les faltaba el postrer vuelo: 

Ya que olvidada del común desvelo» 
en espheras luciste mas divinas, 
sin que ofenderte puedan las ruinas 
deste caduco siempre obscuro suelo» 

Allá en mayor región » que sin ocaso 
eterno tiene el inmortal oriente» 
el siempre sacro celestial Parnasso» 

Estrellas j no laurel» ciiían tu frente } 
porque el premio mortal le vendrá escaso ^ 
a lucir» a volar tan eminente. 



Ao8 Elogios PANficrRicos 

A LAS CENIZAS DE LOPE FÉLIX 
DB Vega Carpió. 

DE LUIS DE BELjmNTE^ 

i ROMANCE. 

HO es muerto , no» nuestro phe&ixg 
yo le veo, yo le oygo, 
que como ha volado tanto, 
fibra en su descanso el ocio. 
Dulce sossíego es el suyo, 
sossiego tan generoso, 
que ofrece sus mismas pluma* 
para que renazcan otros. 
No las quema, que no ha sido 
como el de Arabia envidioso, 
que porque a nadie aprovechen, 
hace al fuego su custodio. 
Todos participan dellas , 

testigo es el Dios intono, ' 

pues quando vuelan, pregonas 
que le deben este adorno. 
Pero es ganancia del phenix 
para su túmulo honroso , 
que sino se las prestara, 
cqué pluma volara entorno? 
Tu escribes Jo que te escriben ^ 
aunque mueres, tuyo es todo, 
que el espíritu te hurtaron 
para tus mismos elogios. 



A LA MJ9BKTE D£ LoPB 1XE VfiGA. 309 

Pues con pluma j alma tuya 

^qué vuelo ha de haver tan corto, 
que a Smyrna y Mantua no burle 
sobre los montes de Apolo? 
^Qué Aromas hay que mendigues, 
sí fuera el fuego forzoso 
para acry solar tu fama 
libre de humanos estorvos? 
Si han sido aromas tus plumas, 
que en regalados favonios 
aromatizan las selvas 
quando pastor te conozco* 
Quando cantas, quando lloras, 
alegre como quejoso, 
rosas y jazmines puros 
rinde el valle, espira el soto. 
Hablen Isidro y su esposa 
tan altamente notorios, 
que te agradecen humildes 
lo que escribiste devoto. 
Y si en las flores por breve 
se caduca lo oloroso, 
el Líbano y el Cedrón 
te deben versos heroycos. 
Quando entre marciales trompas 
con acentos lastimosos 
al marmol del sol difunto 
llego el Persa vidorioso. 
Los bálsamos y Sábeos 

pintaste en fragrantés pomos, 
hasta Orontes te dio myrrha , 
que ya en tu pluma la toco. 
Tofno XX. Dd Y 



tío Elogios pANfiGimicttcoit . 

Y dando vuelta al oriente, i vj , 
como el sol a entrambos polos» 
las arrugadas canelas 
te dieron IikIíos remotos* 

Pues Angélica en su imperio 
contra el Paladin furioso 
te debe a tí mas memorias 
que lagrimas a Medoro. 

Mira tú, y mire la fama, 
si en tu ocaso venturoso 
faltarán para tu incendio 

. lo que en tu. pluma es tan proprio. 

Tan bien pintaste venenos^ 
no sé si para envidiosos , . 
que el dragón Ingles pirata 
los vierte en azules golfos. 

Tanto volumen escribes 
tan de todo noticioso, 
que los de siglos futuros 
en tu imitación tan cortos. 

Han de pensar todavia, 

que escribes mas que yo ignoro t 

y ha de parecerles mucho 

lo que a tu ingenio es tan poco» 

Perdona, si a tus cenizas 
jaspes faltaren preciosos , 
y el buril, que a los de Fhidias 
dieran con tii vulto assombros. 

Bronces guardarán tu efigie 
en Romanos Capitolios , 
mas lo christiano prohibe 
ni aun hacerle al sol Col^ssos. 



Pe- 






A LA MU£&TEDfi LoPB DB VfiOA* d I i 

Pero en lo possiblc espero 

. marmol ^e venere a coros , 

hermoso escuadrón Museo 

que llegue 'i ofrecerte votos. 
Que el Duque Mecenas tuyo, 

siempre ilustre ^ siempre hecoyco 

Córdoba al fin, rama altiva 

de aquel generoso tronco; 
Grande honor de Capitanes, 

entre sangrientos despojos 

terror a Italia y al mundo 

lo que el durare-, famoso; 
Juntando a guerrera trompa 

lyra de pleftro sonoro, 

porque letfas y armas vivan 

en su timbre generoso} 
Espero pues que levante 

tu nombre al luciente solio, 

donde te ofres^ca el planeta 

su instrumento numeroso. 
Si Cessar hallo el sepulcro 

4e.. Alqcandro, y dice él propriot 

que le coronó de flores » 

Sessa, en tu valor conozco, 
Que de flores inmortales, 

después que en candido trono 

marmol erijas al phenix, 

le has de coronar piadoso. 
Porque al passo que le honrares, 

viva entre festivos logros 

en su efigie tu memoria 

siempre eterna en la de todos. 

Dá2 BE 



sij^ Elogios Panegykicos 

DE CHRISTOVAL DE SALAZ ÁR 

MARDONES, 

Oficial matfQt d& la Secretaria del Reyna de Sicilia. 

SONETO. 

BE tas plumas 9 o tu la mas valiente ^ 
que canoro vistió cysne sagrado^ 
emulo no de alguno ^ si imitado 
del claro Orioa al lugi^re occidente^ 

Cuja facundia a todas eminente 
excedió tanto escrito del Tostado, 
dejó normas divinas al tablado , 
y coronada de laurel tu frente. 

A la región asciende de zaphyro: 

pues quedan tus conceptos , tus memorias 
siempre admiradas de uno y otro coro. 

Y en diafana piel de eterno gyro 

describe, parcial ya de inmensas glorias, 
del celeste crystal los exes de oro» 



A LAIÜUBRTB Dfi Lo?B PB YfiGA. Sl^ 

A LA FAMA POSTUMA DE LA BUENA 

memoria del singular y raro varón 

FREY LOPE FÉLIX DE VEGA CARPIÓ 

honor de España , gloria de su patria. 

DEL LICENCIADO DON PEDRO DE LA 
ESCALERA GUEVARA , Fiscal de la Jun- 
ta de Aposento^ Abogado del Rey no de la Villa 
de Madrid , y en los Reales Consejos. 

SONETO. 

CYsne sagrado^ a cuya doéla pluma 
la erudición admiraciones debe» 
y el coro sacro de las Nymphas nueve 
de su gloria inmortal la fama suma: 

A tu posteridad , aunque presuma 

decir mi amor elogios , no se atreve , 
que aun en acento numeroso breve 
8U loca presunción teme a la espuma. 

Si grande gloria en vida conseguiste 
con la dulzura nueva que cantaste , 
la Parca , Lope , mejoro tu suerte } 

Porque cantas y enseñas con tu muerte , 
y si tu nombre al orbe eternizaste, . 
nace » insigne varón , de que moriste. 



ti4 Elogios rAKBfiYRicos 

Del mismo al mismo sujeto 
SONETO. 

BUerme en el marmol desta losa fría 
aquel sol que ilustro tanto las artes ^ 
que los do¿):os del orbe en varías partes 
lloran de tanto sueño el triste dia. 

La patria dulce en lagrimas envía i . 
la queja del dolor que le repartes, 
huérfana 9 Lopb^ de tus altas partes^ 
y sin el pledro de tu gran Thalia, 

Do(Ao varón , o do¿bo ^ al íin moriste , 
para enseiíar {desde tss^ monumento 
la Parca atroz con tu divina pluma: 

Que pues áodto varón no la venciste , 
el ignorante viva, viva atento 
al fin ultimo su/o, y no presuma. 



>^t:>d^ 



i 



A LA MÜBRTfi DB LoPB DE VeGA. 2 I 5 

A LAMXJERTE DEL INSIGNE 

y esclarecido varón, esplendor del orbe, 

Don Fbby Lope de Vega Carpió , del Habito de 

San Juan y Familiar del Santo Oíicio, 

DE JUAN DE FINA SU MAYOR 

y mas antiguo amigo de la vida 
a la muerte , 

ROMANCE. 

Enace el phenix de Arabia , 
, hasta que el tiempo fenezca 

entre el oro , incienso y myrrha, 

la que al templo del sol vuela. 
De tanto pues seco leño , 

que baraja y desconcierta 

entre Sábeos y Aromas , 

con que el nombre y ser renueva. 
De oro y purpura teñida 

triumphante de la belleza, 

criada a ser inmortal, 

mas con esta -diferencia. 
Del Félix phenix de España 

el que tuvo las ideas, 

y las ciencias en .su mano , 

esclavas Musas y ciencias \ 
No deste phenix renace 

otro , que impossible fuera 

el renacer quien le imite, 

si rompió naturaleza 

La 



2l6 EtOGIOS PANBGYRICOS 

La estanip a , el dibujo al tiempo 
que le formó de su idea , 
porque solo diga el mundo 
un Dios , un mundo , un Poeta« 

Cysne , o milagro , al morir 
cantó dulce Philomena, 
ya es cierto que el cysne canta 
en la fatal hora incierta. 

No lia de hacer Dios otro LoP£| 
no se dice que no pueda , 
lo que no en cinco mil años 
ya lo muestra la experiencia. 

Perdone el arte de Ovidio 
amores y sutilezas» 
que Lope escribió mas artes , 
que el de Ovidio tiene letras. 

Duda el mundo si fue humano i 
que visto a la luz primera , 
si lo humano puso en duda » 
lo divino en competencia. 

Desde la infancia del oro, 
hasta que nieve le p^yna » 
su pluma fue su Thalia, 
su Thalia su Mecenas* 

Al Virgilio y al Horacio, 
el suyo de la miseria , 
libro de su tyrania 
enriqueció su pobreza. 

A Horacio , Homero y Vírgilia 
los laureles, los poemas 
mira Lope de su cielo 
un punto como la tierra. 



Su 



A LA HXJBRTE DB LoPB DB VbGA. SIJ 

Su pluma j lyra de Apolo 

dio al orbe Indianas riquezas 

de mil ingenios divinos, 

que pocos y humanos fueran. 
En su rudimento estaban 

los Icaros que ya vuelan, 

que aun examinando al sol 9 

no les derrite la cera. 
Hay mozuelos peregrinos 

tan excelentes Poetas, 

que a Thalia y a su Italia 

amagan de infusa ciencia. 
Los esplendores y albores, 

purpura en la rosa fresca, 

nieve y ampos del jazmín» 

Abriles y primaveras , 
La muerte con el amor 

trocara el arco y saetas 

dudosa por la guadaña, 

al herir a Lopb atenta. 
Cortaba la Parca el hilo, 

dudo el lino de las hebras 

por diferente el de Lopb 

de oro , no de lino, o seda. 
Ya la tixera no corta, 

ya la guadaña no si^a, 

teme la Parca , la muerte 

llora , si possible fuera. 
Que el tiempo tropieza el fin» 

y el de fortuna su rueda, 

la noche el de sus edades» 

la del sol ultima vuelta. 
Tm.XX^ Ee Mu^ 



di8 Elogios Panegtricos 

Murió el phenix renaciendo^ 
trepando empyreas almenas, 
y homenages de diamente, 
triumphando a la gloria eterna. 

Todo se debia a Lopb, 
si todo al Duque de Sessa, 
Principe excelso y su dueño t 
que ya la pyra en Vaena 

Le previene el simulacro, 
marmol de la fama eterna , 
que el gran Principe se debe 
a su casa y su grandeza. 

O tú admirando el sepulcro ^ 
peregrino, o huésped seas» 
llora en él ; no llores mas, 
pyra, o maravHla excelsa. 

Si lagrimas te faltaren, 

ya te las darán que viertas, 
el mar de mi sentimiento, 
llanto y lastimosas quejas. 

Huésped , enjuga el dolor, 
no tengas parte en mis penas, 
que te costará la vida^ 
si ya mi muerte está cerca. 

Mira al que en España adoraa 
las naciones estrangeras , 
hasta donde no se sabe 
quien habita , o quien gobierna. 



DEL 



A LA MUfiRTB DB LoPfi Dfi VfiGA. Síl^ 

DEL MISMO AUTOR 
SONETO. 

Cinco mil años ha que alumbra y dora 
el sol nubes ) estrellas , luna» cielos» 
y al encoger los enlutados velos 
a alva» a la mañana y a la aurora» 

Cinco mil años ha que la pintora 
con divino pincel logra desvelos , 
dibuja a Lopjb, dando envidia y celos» 
que solo en quanto admira le enamora • 

Cinco mil años sin haver nacido 

hasta el sepulcro , pyra » o Mauseolo^ 
otro LoPB Español murió el olvido. 

No fue alumno del sol, fue sol» fue Apolo» 
digno del templo que verá erigido 
del Poeta Español » como el sol solo* 



•^^'^^íM 



Eea Í>£ 



t£0 Elogios panegykicos 

BB DON DIEGO MALDONADO, 

AD TUMULUM LO FU FELICIS DE 

VEGA CARPIÓ, . 

Dhi Joannis Cruce insigniti. 

EPITAPHIUM. 

Htc iaceu heu^ si forte iacetj quem fama per orhem 
Lucida Pieriis tollit in astra modis. 
Hesperia decusy Ó» cunto lux addita mundo, 

Raraque Permessi gloria VEGA iugi. 
Heliadum cui pleUra pater de vértice Pifídi, 

Plenaque Gorgonea pocula misit aqua. 
Eoos suafama lares penetravit ^ 6* ausa est 

Exigua mundi de brevitate queri. 
In lacrymis sic ftisa novem pia numina Pindi, 

Ut sacra Cyrrhei creverit unda lacus. 
Non alias metuit LacAesis 9 licet impia quondam 

Ausa est JUeonii scindere pcnsa senis. 
Nam quotiesfera strínxit inexorabile ferrum. 

Carmine inhumanum mota remisit opus. 
Invidit tantum illa decus male questa triumpho^ 

Quod chelys ohstaret nil nisi parva suo. 
Incautum propere invasit , ne pleura moveré 

Posset^ Ó» iratam JleUere voce manum. 



BRE 



A IiA MUERTB DB LoPB DB YbGA. 591 

REVÉ DISCURSO 

EVANGÉLICO 

DEL DOCTOR DON SEBASTIAN 
Francisco pb Mbdrano^ 

EN LA MUERTE DE FREY LOPE 
FfiLix DB Vbga Carpió. 

T H E M A: 

Ad sepelUndum me fccH. Matth. c, ü6. 

HUnca necessitaron los buenos en la muerte de 
que hablassen por ellos , ni aun los buenos; 
Í>orque el pomo de la buena fama^ derramando su 
ragrancia los acredita con todos. Alabastrum uiu 
gucnti pretiosi. El dolor de la muerte de suyo siem- 
pre fue nxalo^ apenas se puede sufrir quatro días 
en el mas ajustado. Qnatrídtanus cst ^ iamjostet : por 
essa razón se cierran los sepulcros menos terrestres, 
se tapan , se cubren y esconden el cadáver de ma* 
yor nobleza j por mas que embalsamado se dissímu- 
le. ¡O engaños de la vida hasta en la muerte! Mas 
¡o terrible miseria la de los envidiosos, que pres- 
to les da en las narices el buen olor , procurando 
ofuscarle con el malo de sus entrañas y de sus len- 

guasl 



2^2 Elogios Panbctricos 

guas! pues aun lo que huye la misma muerte, es«- 
condiendosé debajo de tamas losas , quieren ellos 
manifestar haciendo bóvedas abominables de sus gar- 
gantas ; Sepulcrum patens est gutur eorum. No de- 
jan muerto a vida » a boca abierta. Mirad , les di- 
ce Christo, a los que calumniaron a la Magdale- 
na , que el alabastro que arrojó esta muger sobre 
mi cabeza y le derramó para mi entierro : dejad 
que la buena fama de mis obras se derrame, que 
aunque se derrame, no se desperdicia. Ad sepelicn^ 
dum me fecit. 

Entiendan esto ahora todos los bien intenciona^ 
dos , y apliquénlo a su envidia los maldicientes. El 
discurso era para dilatado, y la moralidad para ad- 
vertida} pero pues son tan claros los exemplos, que- 
de solo para meditada. Murió el phenix en el ca- 
mino , para vivir en la patria : grandes ingenios le 
celebran : bien sabe el mundo quanto le amé , y 
como le defendí, y assi dirá el silencio lo que llo- 
ran los ojos, y hablará por mí en esta ocasión la 
losa de su sepulcro con este Epigrama; 

Lope está , sepulcro , en vos, 
porque escrito en vos se tope » 
que si lo bueno es áfi Lope, 
Lope por bueno es de Dios.: 

Libro es suyo , y como el suela 
por bueno no le entendió, 
de sus ojos le borró , 
yM trasladó en el cielo. 



AL 



A &A MUERTE DE LoPE DE YfiGA. -.233 

ALSEPUUCRO DEL PHENIX DE ESPAÑA 
Lope Félix de Vega Carpió , 

VM X>ON VIRGO DM MQXICA I 

GONZAZJEZ DE SBFULVEDA, 

EPITAPHIO. 

YAce aqui el cuerpo del varón famoso ^ 
que en untos cuerpos vive repelido, 
quantos cultos volúmenes han sido 
los que a la iama encomendó ingenioso; 

Cjsne inmortal y phenix prodigioso 
muriendo a> mejor vida renacido, 
de sonoro crystal es ya su nido, 
en orbe empyreo rayo numeroso. 

Murió el do^ , o feliz y que del destino 
lo común hizo raro con su muerte» 
hallando en lo que és uno diferencia* 

O infeliz, el que solo a crecer vino 
el numero al imperio de la suerte, 
pues no ^ 'Vi4^ sii> ser, c sino presenci^é - - 



AL 



SS4 Elogios pakbgtricos 

AL SEPULCRO DE FREY LOPE DE 

Vega Carpió, 

DE LA SEÑORA DOÑA JUSEPA lUISA, 

DE CHAVES, 

EPITAPHIO ACRÓSTICO. 

F c\\z en culto, en nombre esclarecido, 

R aro assunto a las lenguas de la fama 

E s quien , depuesta ya la. do<^ rama, 

I lustra esta inscripción de luz ceñido. 

L a envidia yace aquí, yace el olvido 

O puestos al aplauso que le aclama. 

P ues ellos faltan quando en él nos llama 

E 1 heroyco exemplar de lo que ha sido* 

D igno raron, capaz del alta gloria, 

E n que él a sí mismo se consulta 

V iftorioso del tiempo y de la muerte: 

E n quien mayor se empeña la memoria ^ 

G rande en la imitación que del resulta , 

A un al que atento mas suexemplo advierte. 



EN 



A lA UVBKIB DB LoPfi DB VbgA. 92^ 

. EN LA MUERTE DE FREY LOPE 
Fbux db Vega Carpió, 

EL MAESTRO ALONSO DE JLFARO, 

ELEGÍA. 

"V" Evanta» o Mantua , la ceñuda frente: 
Jü^ enjuga 9 o patria, el llanto numeroso» 

que no siempre el dolor es eloquente; 
Si bien ahora el tuyo afeftuoso, 

como raudal que se detiene en vano, 

nuevas fuerzas adquiere en lo quejoso. 
No le detengas, no, que es inhumano 

el golpe que a tu pecho ha dirigido 

de las Parcas la mas severa mano. 
Mas sea esse dolor tan comedido , 

que se le deje al alma alguna parte 

sentir con mas aíeé^ y menos ruido. 
De tu mismo dolor quiero informarte, 

hallarás en mi queja repetida 

lasümosa lisonja de imitarte* 
Rindió al duro precepto de la vida 

tu Belardo la vida que le diste, 

aun en su mismo ocaso esclarecida. 
Faltaste , o gran Belardo , no moriste , 

porque en solio mejor y mas perfc&o . , ; 

coronado de luz amaneciste. 
Aquel ardor divino , aquel secreto . 

espíritu, que el cielo nos dispuso» 

y solo se distingue en el sujeto » 

Tom.XX. Ff Ea 



226 Elogios Paneotricos 

En tu heroyca materia mas difuso 

obraba en las potencias superiores, 

mas por naturaleza , que por uso. 
Pues apenas brotaban los verdores 

de tu discurso 9 quando a un tiempo viraos 

sus sazones 9 sus frutos y sus flores* 
Si a pesar de la envidia prevenimos 

a tu fama el metal siempre glorioso, 

{O quánto en esta parte te debimos! 
Digalo pues tu acento belicoso, 

con que en los muros de Sion serados 

nos cantaste a Godofre vi¿l:orioso. 
Y luego con afe¿):o$ mas templados, 

la ternura ajustando a lo divino , . 

Soliloquios de amor enamorados* 
Mas después obediente a gran destino, 

el Tajo te admiró, y el Tremedonte, 

dulcemente pastor y peregrino. 
{Quién sino tú , del intrincado monte 

donde Apolo preside coronado 

de gozos descubierto su horizonte ; 
Nos enseñó el camino desusado , 

en que Espaiía pacifica aun no havia 

con la sandalia Cómica pisado? 
Perdone de Terencio la harmonia, 

que de mas breve senda y mas suave 

tú fuiste nuestro norte y nuestra guia. 
En ella te calzaste aun el mas grave 

cothumo 9 con que Séneca se admira , 

y en sus Tragedias su alabanza cabe. 
En esta parte el ocio se retira , 

y la envidia , juzgándote portento» 

. . en 



A LA MUERTE DB LoP£ DB VbGA. %2y 

en comunes aplausos te suspira. 
Este rumbo seguiste tan atento, 

que guardando a las Musas el decoro ^ 

no malograste el principal intento^ 
Su pureza adornando del thesoro» 

que el fecundo raudal de tu eloquencia 
' lo claro supo imir a lo sonoro. 
Mas hai que ya su falta » ya su ausencia 

de tanto bien por nuestro mal nos priva t 

si bien lo que es preciso no es violencia* 
Muere Lopb , y su patria compassíva 

recuerdos justos a su muerte ofrece , 

porque inmortal en su memoria viva • 
Este dolor , que en todo el orbe crece, 

entre sus desconsuelos mas triumphante^ 

de los precisos limites carece. 
Miranle r o Mantua , en tí vivir constantq , 

y crece en tus suspiros su fatiga, 

que das leyes al mundo en tu semblante^ 
Si a no enjugalle la passion te obliga 9 . 

la razón a la causa mas atenta 

con tu alivio sus lagrimas mijtíga. 
La llama, que nos dan siempre por quenta, 

tan deseosa de su fin camina, 

que se empieza a acabar desde que alienta. 
Con brevedad los gustos determina 

quien solo en lo presente deleytado, 

ni aun la memoria a lo passado indina» 
A Belardo te dieron de prestado , 

y lo que es mejoría no ss llora , 

aunque el amor abone lo llorado* 
En la quietud eterna 1 donde mora , 

Vi 2 no 



aü9 Elogios panegtricos 

no temerá a la edad en su mudanza 
contra sus mismas fuerzas vencedora. 

^i del bien , ni del mal la semejanza 
le assusturá; que a lo mortal se atreve ^ 
disfrazada con nombre de esperanza. 

Ni la envidia 9 que al mérito se mueve, 
en las suyas será mas importuna, 
desvanecida entre su aliento leve. 

Que es mas feliz sin excepción alguna 
el que no necessita de los hados , 
que el que tiene propicia a la fortuna. 

El pisa ya los orbes estrellados 
en la contrariedad de su exercicio 
tan admirablemente concertados. 

Y el soberano amor siempre propicio 
con uniones reciprocas le inflanu : 
que ai piedad nos permitid este indicio.. 

Deja pues esse llanto, que en su íama 
el gozo de sus glorias inmortales 
a mas alegre$ lagrimas nos llama« 
• Y tú , cysne feliz , que en. los crystales 
de essa Jerwíalén bañas la pluma 
añadido a. sus cotos celestiales: 

Mientras de tus virtudes la gran suma 
tu augusta patria ^rega a la memoria 
en marmoles I que el tiempo no consumai 
goza la dicha, el caitto y la pidona. 



AL 



A hfL MUBRTB PB LoPB Dfi VfGA. 22^ 

AL PHENIX DE ESPAÑA 

LOPE DE VEGA CARPIÓ, 

Secretario del Excelentísimo Señor Duque de Seas9,. 
por su mayor amigo, 

D. FERNANDO BERMUDEZ CABFAJAL, 

r _■ : ■ •SONETO. / ,, 

A Tiende , p huésped , y que, canta a^níira 
muerta la voz de Apolo el moaumento , ' 
que son por resolverse en su elemento 
los nervios cuerdas, y, los huessos lyra. 

Suena, no arde, que cortés la pyra , 

como por desnudar el intrumento ^ • ' ; 

llego a ^quitar la piel a aquel portento 
mudo que canta, muerto que respira. 

Las primeras cenizas que han mentido , 
que en la ttrna, que Sessa las construye, 
faltando el alma , assiste la viveza. 

Mas no , que siempre con igual partido , 
porque viva este cuerpo sustituye, 
o LoP£ el alma, o Sessa su grandeza. 



330 Elogios Pakegtrigos 

A LA MUERTE DE LOPE DE VEGA 

aludiendo a un eclipse de Luna que huyo la 
noche que murió: 

DE LA SEÑORA DOÑ^A JACINTA BACA 

SONETO. 

'^ET Legó jz a las montañas de Apenmo« 

M ^ llegó a la Lybia ardiente 7 Scjrthia helada 

la fama por justicia acreditada 

deste varón de tanto laurel dignó. 

Y assi del mas remoto al mas vecino 
con hymnos de dolor será llorada 
su falta , y la memoria venerada 

del que en el velo humano fue divino. 
Hasta en el campo de zaphyr hermoso 
la noche , que dio termino a su vida t 
mostraron sus lumbreras sentimiento. 

Y con afedo triste y amoroso » 
quando Delio llegó a su luz cumplida» 
le formó en sombras sacro monumento. 



JDE 



A hk MUBRTB VE liOPE- DE VfiGA. 



«8* 



D^ ZLV5 FERNANDEZ DE VEGA 

a la muerte 4c Lope Félix de Vega , su tto y 

amigo intimo j 

DÉCIMAS. 

SI en tu acento se templara 
mi afedo, y no en mi dolor , 

o Félix , con qué primor 

mi llanto al mundo cantará ! 

si bien Uegd a ser tan rara 

nuestra amistad, que podía , 

siendo tu sangre la mia , 

transformarme de manera 

en tu ser , que pareciera 

que con tu pluma escribía. 
Dos templados instrumentos 

suelen, aunque estén dist^mes^ 

si a uno hieren ^ consonantes 

responder en los acentos: 

mas son vanos pensamientos 

del alma, que se divierte, i 

pues si fuera desta suerte , : . : 

también en acorde ifaeridm .^ .. -i 

sonara a mortal mi vida, 

como a precisa tu muerte. 
Porqué sino , es consequencia 

que entrambos vida tenemos, 

pues del amor los extremos 

hacen esta conveniencia} 

mas con una diferencia, 

que 



83* Elogios Pambgyricos 

que tú muriendo recibes 
vida f aunque della te prives» 
pero en mí corre otro fuero f 
porque yo viviendo muero | 
quando tú muriendo vives. 

La Parca envidiosa en vano 
quiso a fuerza del destino 
barajarte lo divmot 
dándote en cara lo bumano : 
mas el cielo soberano 
dessa misma humanidad 
te formo nueva deydad 
a pesar de tu homicida» 
pues con perder una vida 
ganaste una eternidad. 

La muerte en fin te premiot 
academia singular , 
que solo sabe premiar 
esta patria, que otra no: 
y si della resulto 
nueva luz y nueva gloria, 
festejemos tu memoria 
sin lamento ni tristeza , 
que es sospechosa fineza 
llorar por ima Vidbria.; 



Z>EL 



A LA ICTTBRTB DB LoPB DB VbGA. 533 

VEZ LICENCIADO DIEGO MARTÍNEZ 
DE CÁRDENAS, natural de Madrid, 

EPIGRAMMA 

ad Hyfogaum Hesperh Póseos Coryflm 
Lot»B PB VfiGA Carpió. 

lam tertt athereos fama talarihus orhes y 

Qui docuit vates Bellerofhontis aquas. 
'Ardua dum carpit Lope Jastigia cceüy 

Cynthius Ó» Pittdi pkUra canora gemunt. 
Carmine Lopetij possunt mollescere cantes , 

Fluminaque invitum Jlexa rejerre pedenu 
Sidereum triglyphum ccelestia Numina pangant ^ 

Et crotaphos cingat doBa Minerva tuos. 
At tuus in nóstro vivet semperque vigebit 

Nescius avelli peUore Jixus amor. 
Et quoties Sebas relegam Hypogaa tiani^ 

Elorabít Trágico syrmate nostra chelys. 
O decus Hesperia magnum » quo vate superhit 

Roma I sui quondám nescia Virgilij. 



• 



Tom^^íX, Gg DEL 



^34 Elogios paneGtricos 

DUL DOCTOR PEDRO GARCÍA 
A LoPB DB Veoa 
EPIGRAMA. 

BE tu ingenio a lo sutil , 
a lo grande y lo fecundo 
aplausos ofrezca el mundo ^ 
y coronas, el Abril : 
en pincel^ pluma y buril 
tu nombre ilustrar presuma: 
{mas quién ^ Lope, en breve suma y 
por mas que te quiera honrar, 
mas honor te podrá dar 
que el que te ha dado tu pluma^ 



*^ít»dh*> 



DEL 



A lA HVBRTB DI LoPB DB VbGA. i$f 

DEL MISMO 
A la brevedad de su muerte 
SONETO. 

SOI de España fue Lopb, al occidente 
sus rayos llegan casi de improviso, 

que como el- cielo para sí le quiso» 

dilaciones al plazo no consiente. 
Y assi f pues el morir no es accidente» 

o passagero , ^ cckno sin aviso 

a la inviolable ley de lo preciso 

admiraciones das de eontmgente^ 
Aunque dirás, que este divino Apolo, 

que el mundo aclama , y que hoy España Uofa s 

tan único será de polo a polo, 
Que si el morir, que tanto le mejora , 

se sigue al accidente , en Lopb solo 

accidente el morir parecid ahora. 



Gg » X>£Z, 



2^6 Elogios Pakbgyricos , 

X>EL DOCTOR JUAN PÉREZ DE 

MONTALVAN, 

PONDERANDO EL SENTIMIENTO 

de la muerte del Doélor Frey Lopa 

FfiLix í)B Vbga Carpió, 

EPIGRAMA. 

"ir Lorar tu ausencia , Lops» no es fineza, 
^H ^ porque el llanto es alivio al que padece; 

escribir tus elogios mas parece 

gala de ingenio , que de amor terneza. 
Sentir es poco , porque la estraiieza 

VBpossibles despeños apetece : 

morir es algo , porque no merece 

quien no sabe morir de su firmeza« 
Mas hai , que aun el morir, a lo que entiendo | 

es mucho menos, porque el ser faltando 

falta de los dolores el estruendo. 
Y assi es mejor vivir agonizando , 

pues se añaden los méritos viviendo, 

7 se acaban las penas acabando* 



DEL 



A lA HTJERTB DB LoPfi DB VfiGA. ^37 

v:el contador nicolas de aljbiz 

AD EXCELLBNTTSSIMUM SESSt^ DUCEM 
Magnum Lupi Vega patronum. 

Dux generóse Sesa s Macenas unice vatum^ 

Et cui cognomen Corduba doBa dedit. 
Occurrant stqua innostro male carmine scrtjpta y 

AufeAt errores iusta litura meos. 
Ingenio , Magnate^ tuo submittimus aBa^ 

Improba dicantur ♦ ni placuere tibi. 
Grandrs honor magno se Principe pos se tueriy 

Grandior a magno Principe posse ¡egi. 

In mortb Lupi a Vega 

HlSPANI LAUREATI PoETiE. 

SollersYmA Lupus parva sepelitur in urna% 

Et gélida corpus contumulatur fnimo. 
¿Musa hebetata malis tantis ^ <^ taUa dolore 

Dat plan^um : Nympha peBore d^^t gcmitus. 
jMontes exstinBum deflent^ sihaque Jeraque t 

Sat JUanzanares Jlebilis amnis aquis. 
Batis in Hesperia serto percinBus oliva 

Ad tumulíim tristis dat pia verba soni. 
Impiger ast Ebrus vertit sua lumina luUu^ 

Fletibus atque fremit divitís unda Tagi. 
Viciimus hunc masías veré dejlere volucres: 

Pieridum lacrymis nec caruere gena. 
Impositum busto signarunt carmine saxnmi 

Qui iacet hic vates ^ noster amicus erat. 

UR- 



S3B Elogios FANEGyRicos 

URNA SACRA 

ERIGIDA A LAS INMORTALES CENIZAS 

DB Frey Lopb Félix de Vega Carpió, 

PRINCIPE DE LOS POETAS DE ESPAÑA 

CX)NSAGRADA A LA EXCELSA PROTECaON 

DEL MUY EXCELENTE SEÑOR DON 
Lxns Fernandez de Córdoba Cardona t Ara- 
gón» Duque DE Sessa» Duque de Vaena^Duqui 
DE Soma , Conde de Cabra , Gran Almirante 
DE Ñapóles > Comendador de Bedmar en 
lA Orden de Santiago. 

ESsd urna estudiosa que mí aféelo ha levantado 
a las grandes 9 quanto inmortales cenizas del 
mayor Español , consagro al oficioso dqlor de Vue- 
celencia I a quien tanto costaron de beneficios en vi- 
da, y tanto debieron de piedades en muerte. Po^* 
demos todos agradecer a Vuecelencia la generosa 
porfía de honrarlas , porque todos somos interessa* 
dos en el aplauso de nuestro primer maestro. Sos- 
pecho que a Vuecelencia le ha de sonar a lisonja 
quanto supiere a crédito de Lopb. Sea pues mas 
por panegyrico suyo , que por cuidado mió , bien 
vista de Vuecelencia esta honoraria pyra } que aun- 
que le falta aquella esplendida majestad que tendrá 
la que Vuecelencia le previene en marmoles y en 
jaspes ^ llevando mi sentimiento por adorno , bas^ 

ta- 



A tA MÜfiUTB DB LoPE DB VbGA. 239 

tale tener a Vuecelencia por amparo , como las le- 
tras por proteftor , que se ven hoy vanas de ha- 
ver hallado quien las califique estimándolas , al pas- 
so que las frequenta conociéndolas, porque no le 
falte blasón ninguno a la excelsa casa de Córdo- 
ba de quantos consigue la espada , ni de quantos 
alcanza la pluma. Viva Vuecelencia en las de la 
fama , que hoy se cortan para sus elogios» De san 
Sebastian de Madrid a lo. de Enero de 1636. 



Don Josbph Fbiucbr db Tovar. 



VK< 



¿40 . Eiiocios Panbgyricos 

URNA SACRA 

ERIGIDA A LAS INMORTALES CENIZAS 
DB Frby Lovb Félix sb Vbga Carpió 

POR DON JOSEPH PELLICER 

« 

DE TOVAR^ ChRONISTA DE CASTILLA 
Y LEONé 

CAlidad es precisa de los méritos peligrar pa^ 
ra lucir ^ añublarse para resplandecer. Tal le 
acontece al sol , que si enferma en repetido ocaso» 
convalece en porfiado oriente. Muere el mas lu- 
ciente potentado del cielo , alma original de dias 
y de luces , aélivo corazón de astros y de planetas» 
y apenas le extinguen las enmaratíadas tinieblas de 
la noche , quando le resucitan los albores distintos 
de la alva. Apaganse sus llamas con resplandor fu- 
nesto en el porphydo salobre de Cádiz ; reviven siis 
rayos luego con rosicler mas festivo en el dulce mar- 
m9l del Ganges. Y aquel mayor luminar , que se 
permitid amortajar eclipsado en el océano Español» 
sacude encendido las insignias sepulcrales en el mac 
Indiano. Vimos anochecerse en las ultimas lineas 
. ^ de 



A X.A MUERTE DB LoPE DE VeGA. I41 

de ía vida » el sol de los ingoDios de la edad pre- 
sente 9 cuya erudita lux a un viso y otro alumbro 
fiel quanto en largos y rudos^ tiempos obscureció 
la ignorancia > dejando casi apostada su claridad^ 
a la obstinación despechada de tan grosseras nieblas. 
Miramosle amanecer también en mas luciente re<- 
gion , desatado de los torpes embarasos desta ca- 
duca» en que peregrinamos» heredándole nuestra 
atención , á ejemplares grandes en lo perecedero, 
no menores enseñanzas en lo inmoccaU La fama ja- 
mas estuvo cabal en la vida » necesita sicjnpre que 
la iluminen los riesgos inéiliblos de la muerte. Los 
varones eminentes viviendo la adormecen , murien* 
do la despiertan. El ruido de la envidia la encoge, 
el estriando de la lastima la esparce. Retirase me- 
drosa, restituyese condolida» daxulo a entender que 
no fue huirse, sino ademan el desparecerse, hasta 
que perficionandose los méritos en el afán misera-* 
ble del sepulcro, hace evidencia que el acabar de 
vivir es comenzar a merecer. Llego ya el dia,en 
que feneciendo el mas esclarecido y admirable varón» 
que supo llevar este peregrino cortesano clima, se* 
lid con su transito aquella parte de inmortalidad 
que le faltaba de alcanzar en la conmiseración de 
los que vivi^xdo, o querían competirle, o emular*- 
le. Llego la hora , en que quantos aíe¿laban des^ 
ludrlé con igualarle , le confiessan arrepentidos el 
magisterio , renaciendole del polvo , aunque mortal, 
mas limpia la reputadcm , mw firme la memoria, 
mas. consume la. pwtCTvá^^ Cumplidse en fin ei 
termino destinado para el uaivecsal aplauso del 
incomparable , el divino , el único, Frey Lopb Fe* 
Tom. XX. Hh ux 



ü4^ Elogios PAMBcrmcos 

tix DB Ve&a Carpió. Ya le nombró la pluma » que 
rehusaba dar otras señas de quien , siendo adagio de 
sí mismo , fue tan conocido por sus obras» Este es 
el assunto de mi estilo , este el epigraphe de mi de^ 
clamacion. Veo plañida su muene en los pulpitos 
con oraciones evangélicas ; en ios^ theatros suspira- 
da con prosopopeyas elegantes; en las Academias 
gemida con epitaphios severos ; en las estampas llo« 
rada con Elegias tristes , diélando coronada de cj«* 
pres Melpomene Epigramas , inscripciones, trenos 
y epicedios a los que apenas mojaron los labios 
en los crystales numerosos del £mdo« ^Qu^ mucho 
trate yo de parentar a quien todo el coro de las 
Musas endecha.^ Señas dará de que se complace en 
el funeral de hombre tan iñmgne, el que ^tare al 
general sentimiento, Quaii sabida sea la costumbre 
ritual de declamar a los varones gloriosos , digalo 
Demosthenesy orando por mandado de los Athenien^ 
ses en honor de los que murieron en la guerra 
Cheronea. Digalo Tutio tantas veces Orador en 
los aniversarios Romanos. Diganlo aquellas chris^ 
tianas luces de la eloquencia Griega y Latina t Gre« 
gorio Nazianzeno en las alabanzas de Athanasio» y 
Basilio y Ambrosio Milanos en los Elogios de 
Valentiniano y Theodosio , que consagraron esta 
ceremonia de los Gentiles. Imitando pues a los 
padres de una y otra erudición» entraré a sukar el 
piélago inaccessible de los loores del mayor genio» 
que llorarán los parp&dos de los siglos , sin que 
baste a enjugar «an üemas IdgripuU el lento ^ calor 
de las edades. Cometizaré diciendo, qué perdimos 
el verdadero Apolo del Parnassó de Castilla, califr* 

j • can- 



A lA MusaTB hb Lqpb db Vbqa. ^43 
cando en su raro sujeto la» suposiciones apocryphas 
del fabuloso de Grecia , de quien ks Mythologías de- 
rivaron lo pálido a Pyrene » a Hipocrene lo fecunr* 
do 9 y lo sagrado a Helicona; usurpándose la ado« 
radon de aquel mcMite de dos cabezas y domicilio 
de tres gracias » emporio de nueve Musas , y ara 
de dos deidades. No yace Lopb > aunque le vemos 
muerto : solo espiró en éi la parre corruptible ^ la 
pordon passlva no mas acabo. La vida espiritual 
ya la possee, piadosamente sea dicho » ceñido a la 
estola del cordero mystico que vieron los perspica- 
ces ojos de Juan en los paramos isleños de Patb- 
mes. La vida política , que constituye aquella casi 
eternidad, que da el mundo , nadie como él » la conr 
siguió mas incontrastable. Primero cessará la rebel- 
de tarea de los años » que se pierda su Ínclito noior 
bre. Antes caducarán los bronces , y se corromperán 
los cedros al servir enecosy en laminas a su gloriosa 
duracion^.que borre su memoria el polvo del ok 
vido. La Catholica Monarchia de E^aña vacilará) 
del todo 9 quando zozobre la justa recordación de 
tan heroyco hijo; cuya fértil pluma no menos la ha 
engrandecido y que la viAoríosa espada de tantos 
írnosos Capitanes » que la Consubr toga de tan^ 
tos sabios Senadores. Nadó en Madrid , dichosa jr 
amena patria de Santos, de Pontífices ^ de Réyest 
seminario espléndido de Tbeologos» de Philosphos^ 
de Oradores y de Poeus. Desde las tempranas ht- 
ees de su infancia ,dió«^eñas evidentes de lo que 
foe después. Coa^szdse a descollar entre sus con-^ 
temporáneos > desdeñando la igualdad con ninguno^ 
ambicioso de la mayona sobre todos. La menos 

Hh 2 aten-* 



944 £lOGIOS FAKSJGmtCOS 

Menia especulación conocerá que con los que na- 
cen pa<a ser grandes^ conservan apacibles las in* 
fluencias j aun en la cuna donde se muestra la mzr 
teria con el alma , sino ayudada del todo , a lo me- 
aos no impedida. Aparecen entonces mas seguros 
los influxo») bien qoe menos hábiles o poderosos, 
porque permite Dios que en aquella edad tengan 
menor poder , quando alcanza menos fuerza el al- 
ma, que le ha de dominar. Lo que las estrellas influ- 
yen, siempe es uno mismo. No se conoce, porque 
no son unos mismos siempre los hombres que lo 
reciben. Las acciones de los a¿Uvos , a fin de intro^ 
ducirse bien, buscan sazonada disposición en los 
que padecen. Aquella constelacioii , que pretendia 
hacer grande a Ari^oteles, hallándole. en Estagy^ 
ris entre mancebos sus iguales, discípulos de Platón, 
le hace superior a todos ; y esta misnu después, 
viéndole educar a Alexandro , le hace Principe de 
los Peripatéticos. Bl astro proprío, que en la niñez 
de Lope le seiialó por grande , le distinguió des- 
pués en mayores años por principe de los Poetas 
de su siglo. Crióse entre los baxíos de palacio, sir^ 
viendo a diversos Grandes , ni liscmgero , ni esqm* 
vo , agradable sí y despejado , siéndole su juicio 
no incierto derrotero para no perderse en gol^ tan 
difícil. En él viven las Syrtes de la adulación , los 
escollos de la mentira, las Sirenas del engaño, sien- 
do su fe , quando mas tranquila , tan falsa como el 
mar , tan ligera como sus olas , tan instable como 
tus espumas. Dlóse LoPfi:a lodo genero de estudio, 
a quien Uanfian ocio del alma, compue^o de nego^ 
daciones del espíritu. Apetito le dixera yo» a no 

ser 



A lA MVBRTB DB LoPB DB VbGA. S45 

ser acción del entendimiento ^ porque enflaquece los 
ánimos j y debilita los cuerpos. Su daño es suave^ 
porque es insensible : estar siempre navegando el 
proceloso Euripo de los libros , dixo algún politi-^ 
co , que era un morir entre los vivos , y un vi- 
vir entre los muertos^, un faltar a todo» y casi un 
desviarse de sí mismo. Las Repúblicas antiguas ]uz* 
garon por pernicioso dar reputación a otras obras, 
que a las que procedían del valor. Conocían que 
distraído el entendimiento de la morbideza de las 
6ciencias, era preciso, que al passo que el desprecio 
las hacia inútiles, fuessen poco gloriosas. No con* 
venido en este parecer Lopb , desed tanto el saber, 
que no perdono a erudición, o facultad alguna, pe- 
netrando los misterios mas escondidos a todas. Y 
en medio del estudiar , aféelo tanto los a¿):os del 
valor , que le admiraron soldado las estrangeras pía** 
}ras que le aclamaban por do¿lo, buscando por to-* 
dos lados la gloria, que boy consiste tanto en el 
saber, como en el obrar, después que los hombres 
se dan igualmente a la contemplación, que a la ac- 
ción. Corrió ambas carreras Lofb , sin que en el 
estado militar o scientifíco la naturaleza hiciesse m 
fuventud inhábil a la operación , ni discrej^nte al 
estudio. Gran valor , talento grande , prerogativas 
eran para empeñar a la felicidad en ascensos pú- 
blicos de un exercicio y otro, mas solamente en 
ambos alcanzó la dicha del mérito , circunstancia 
de los mas señalados» Raros son los que gozan la 
forttma limpia , porque son rarissimos los astros que 
tiqaen candidos y sinceros los rayos. Los mejores 
f mas benignos del firmamento no son venebolos» 

sin 



tj^6 Elogios panbgtuicos 

sin algo de violencia } de donde sucede que ni auQ 
los dichosos lo son sin mezcla de trabajo* No se 
espere prosperidad con sencillez en un mundo , que 
no tiene elemento que sea puro. Conózcase que aquel 
no se qué de fatiga» que no falta jamas en las ma« 
yores fortunas , procede de aquel no sé qué de ma« 
licia I que se halla siempre en los semblantes y a&^ 
pedos de las estrellas mayores. Hicieron oposición 
a las excelentes prendas de Lopb algunos enenoii-^ 
gos poderosos , que le obligaron a naufragar pere^ 
grino varias veces. La vida de los hombres es 
guerra sobre la tierra; porque el que no combate, 
9 está ceñido para el certamen, o no vive, o vi- 
ve mal. Los contrarios que noa cercan, sino nos 
extinguen , nos adelantan , y jamas prevalecen , sino 
encuentran flaqueza. El calor , que es pequeño, para 
mantenerse necessita del semejante que le fomente, pe« 
ro el grande se aumenta, mientras mas le lidia el dís« 
aimíly opuesto. Aquella virtud de laantiparistasis, que 
se concede a los elementos , no se ha de negar a los 
hombres. Fuele en peregrinaciones y en naufragios 
fiel compañera su pluma , que le dio patria y am-> 
paro en entrañas provincias. El varón sabio todo el 
orbe tiene por hospedaje : naturales de todas las na« 
dones j y aun, me atrevo a afirmar , que solo es £o^ 
rastero de aquella en que náce^ según hacen todas 
duelo de maltratar a sus proprios hijos , que cui-* 
dan efolo de su grandeza. Halló Lope la Poesia Cas^ 
tellana , qual encontró la Latina Virgilio entre los 
labyrinthos deEnío, horrores de Pacuvio,y austc^ 
ridades de Lucrecio. Comenzó su facilidad a limaC 
aquellas asperezas, que no havia dejado pulir ú ri^ 



A lA «UIRTB DB LCPB DB VbGA. 247 

gido afa^ de las armas 9 casi obstinado novecientos 
años en España. Empezaba a alumbrarse la igno- 
rancia entre los ocios claros de la paz« Coronando 
Palas de sagrada oliva el yelmo resplandeciente 
de Mavorte , quando amaneció el genio dulcissimo 
de LoPB* Siguió la Aurora de las sciencias al de- 
liquio postrero 9 al parasismo final de la Poesia aiv^ 
tigua. Gran dicha para un ingenio superior hallar 
la senda de su facultad vacia ^ siendo el primero que 
abre los cimientos a su fabrica literaria. Quitar d 
lugar de la primacía a quien le ha ocujpado entre 
la virtud, con la emulación es difícil , con la envi- 
dia es culpable , con la sagacidad es afrentoso. Mas 
el que acierta con el puesto que no ocupa otro zU 
guno 9 con facilidad consigue el Principado. La ma^ 
teria que forma el arco de la Poetíca, si es gruessa^ 
tal vez no se dobla , si es sutil se rompe , tal vet 
la proporcionada es mas tratable. Los Poetas Espa- 
ñoles que precedieron a LoPB,uno6 fueron grosse-^- 
ros 9 otros delgados , como esperando a este grave ar« 
tifice, que ajustando lo fixo de unos y lo fácil de 
otros , íbrmasse un nueva ley al idioma Español^ 
siendo como padre de lo que mejoró. El camino de 
la Poesia moderna es hoy mas breve , no sé si mas 
seguro. Tal vez precipita , y tal consuma. No se ad- 
quiere con los libros, porque se compone de varías 
circunstancias. El que la quisiere obrar , es necessa- 
río que la sepa producir de sí mismo, por lo que 
requiere de igual fuerza de inteligencia de quanto 
£üta y de quanto sobran Esto le fue graciosamente 
éado a Lopb , y esto obraba con estimado primor, 
acabando en admiración lo que comenzaba en aplau^ 



348 ELaClOS PAKEGYRiCaS 

so» Vivían en aquella era pocas envidias » muchas 
estimaciones. No havia desíajadose los brazos la coa- 
fianza y ni el crédito prpprio crecido a ser tan co- 
mún. Era la presunción menos. La condición hu^ 
mana no procedia tan satisfecha. La arrogancia no 
estaba tan hallada con la insuficiencia. La habilidad 
lograba su debido premio en las aclamaciones. Vi- 
via entre silencios aherrojada la sobervia. Hoy es- 
tan los mas visónos tan lejos de reconocer superio- 
ridad j que no quieren descabalar su vanidad » pa-* 
fa añadir la gloria agena, pareciendoles que se qtii- 
tan de sí lo que acrecientan a los demás. Gozó sin 
litigio Lope la fama en la mocedad : aguardaban-^ 
le las contradicciones para la vejez. Ninguno se atre- 
vió a competirle 9 todos le tributaron obediencias» 
basta que la modestia se transformó en atrevimien* 
to , 7 la desconfianza se descaró a temeridad. Fue 
único , y como tal venerable » su exemplo y sus pre- 
ceptos cultivaron la rudeza común : y esta rudeza al- 
go mas enseñada arboló vanderas contra su maes- 
tro. Al passo que este genero de saber tuvo aumen- 
to en la disciplina » fue el numero creciendo a des- 
comedimiento. Haver pocos diamantes los hace mas 
preciosos. El carbunclo no es tan buscado por su 
resplandor , como por su esquivez ; que es tanta» 
que pone en contingencia el crédito de que le hay. 
La cantidad moderada de los metales quieren al- 
gunos que les dé mas valor que la calidad intrin^ 
seca* Ser Lope solo le hizo tan venerado como el 
ser grande. No porque üo fuera grande siempre 
sino porque alcanzó siglo , en que tQdos pensabaa 
que eran menores* Edad huvo en que el crystal de^ 

9SH 



A lA MUERTE DB LoPE DE VeGA. ¿49 

safio en estimaciones al oro, como el vidro en din 
rezas al golpe del martillo* Desengaiídse presto el 
mundo de su diferencia , confiábase el crystal en ser 
mas hermoso» ñias luciente, mas diaphano que el 
oro. Alegaba la similitud con el cielo contra la 
semejanza que el oro tiene con el sol : que isu 
fragilidad no le debia envilecer , pues no quitan^ 
dolé su belleza la vista , le añade respeto el tac-^ 
to f supuesto que tratamos con menos decoro la 
copa dorada, que la taza crystalina. En esso mis«. 
mo fundo yo la ventaja. Una es de materia so« 
lida, otra de pasta quebradiza. Apúrese el valor 
del oro en el examen del cimiento. Conoceráse 
la desigualdad en lo precioso , que en lo raro 
ya está conbcMo el ex¿esso. Mas nieves quaja 
el hielo , que el sol recuece minerales. ¡O quan^^ 
tos ingenios hay como el crystal, transparentes en 
la aparencía , débiles en la substancia , que se quie* 
ren* oponer al oro de otros , que tienen en sí el 
valor incluido con propriedad! ¡O quántos con el 
embeleco superficial de las voces , y la exttrior afec- 
tación de hs palabras , pretenden contrastar a los 
que escriben aconsejados del seso y de la cordu- 
ra! Bien que se conoce la alchimía sobredorada, 
en el peso de las razones , y en el sonido de los 
conceptos. Bien que se traslumbra el azogue platea- 
do al dictamen del oído, a la censura de la ver- 
dad : pero vase introduciendo tanto el querer men*- 
tir con la argentería, y el intentar acreditarse coa 
afci^ós, que conociendo que el lucir sin ruido es 
fineza , y el aventajarse sin estruendo valentía , bar-- 
nizando algunos de colores sus obras, pintan mas 
Tom. XX. JU que 



550 Elogios Panegtricos 

que escribea sus Poemas. La ambición de querer ser 
presto eminentes, dicen que es la culpada en tales 
eutrapelias , después que lo empyrico de la ignoran* 
cia ha dado en enseiíarse por ensalmo , queriendo 
unir la punta de la rudeza con el remate de la no^ 
ticia. Duda toda la Philosophia , por qué el sol no 
produce mas oro que plomo. Assi podíamos ven-« 
rilar nosotros , {por qué la naturaleza no procrea mas 
varones doAos que ignorantes? Al sol le achacan 
que no es agente tan principal , o tan poderoso co- 
mo se dice 9 o está muy impedido de la materia te* 
nebrosa en que obra y y combatido de lo grave y 
lo frió de la tierra , contra quien fragua sus opera* 
clones. Es la verdad , porque si uno destos agentes 
fiíesse siempre superior al otro , o el cielo se huvie- 
ra ya desquiciado, siendo todo tierra, o la tierra s&« 
fia ya toda cielo. Pues si fuessen siempre y en to- 
das partes de iguales fuerzas, no se daria genera- 
don. La misma disculpa puede tener la naturaleza. 
Su mayor hermosura consiste en la diferencia. Aun 
en la Angélica hay grados y Gerarchias. Compon 
nese la humana de mas y menos. No huviera re-r 
Verencia, sino se hallara distinción. {Quién se humí^ 
liara , si todos fueran de igual valor > Fuera mons* 
truosidad que viera un siglo muchos hombres co- 
mo Lope. La propria grandeza hiciera dissonan* 
tía. La mejor harmonía es la compuesta de desi** 
gualdades reducidas a unión. No se llamara nadie 
mayor , si todos nacieran iguales. Una pausa que se 
entremeta en todo el coro de la música, si es so- 
la, aumenta el deleyte y la consonancia , si es acom^ 
panada , la destruye. El oído que está esperando 

aque- 



A ték HVBRTE 1>E LoFfl DB VbG A. 2 5 1 

aquella conformidad qtie la ba de seguir ^ quaodo 
llegarla admite « si tarda, la desampara. Spla se acer 
lera , en compañía se detiene. Por esto la providen«> 
cia ha querido , que en cada scienda predominasse 
un maestro^ de quien procediessen muchos $ quedaii» 
dose aquel en mas alta vocación qué todos. Huvo 
para exemplar de la Fhilosophía un Aristóteles { pa< 
ra idea de la Matbematica un Euclides; para di^ 
seño de la Archite^ra un Vitruvio ; para estam-*' 
pa de la aymetría un Archimedes ; para pauta de la 
Pintura un Apeles ; para modelo de la Escultura 
un Phidias ; para dibujo de la Oratoria un Demos^ 
ihenes ; para espejo de la Moralidad un Séneca; 
para dechado de la Declamatoria un Quintiliano; 
para invenuva de lo Épico un Virgilio j para per^ 
feccion de lo Cómico un Planto ; para regla de la 
Satírico im Persio; para enseiíanza de lo Lyrico 
un Horacio; para empeño de la Theologia posi* 
tiva un Augustino ; para realce de la Escolástica^ 
ua Thomas} para recopilación de las Leyes ua 
Justiniano ; y para exemplo de la Historia un Sa^ 
lustio. Assi aconteció Lopb a España para exalta^ 
cion de la Poesia. Negarle esta soberanía será lo^ 
aira : usurpársela delirio. En él solo vimos un epí- 
iogo de los que mas florecieron. Para copiar el re^ 
trato de Helena pidió Zeuxís las mas hermosas Vi<^ 
gines de Croto y de Argento t tomando de cada 
qual las mas períe¿):as facciones. Deste modo la na-^ 
turaleza entriesacó lo mas admirable , escogió lo mas 
raro de todos los varones ^mosos anuguos para 
Ibrmar a Lopb ^ haciendo en su creación el ultima 
esfuerzo 9 y echando el resto de su poder* {Qui^n 

lis se* 



25^ Eioeíos Pahectricos 

será tan descaminado ^ que haviendo hallado la fuen- 
te limpia , busque los menos puros arroyos en que 
se esparce í ^'quién a vista del sol mendigará clari- 
dad de las pequeñas estrellase Tal es entre los as-^ 
tros esse blandón de la esphera^ que ardiendo pro- 
prios' resplandores , les comunica luces presudas: 
tal és entre las aves el águila , que en el ornato 
del cuerpo 9 en la perspicacia de los ojos^ en la ge- 
nerosidad real del animo tiene fixo el caraAer de 
su principado : tal es entre los montes el Olimpo, 
cuya elevada cumbre parece empinado ceño de las 
espheras : tal es entre los rios el caudaloso Nilo, 
cuya fértil inundación hace veces de pluvia celes- 
tial, en las vegas Gitanas : y ul es ^ntre los. ná- 
cares la perla , no menos noble por su generación 
que el oro : hija de la luna y del agua : que si 
el sol por ser el principal agente del oro y hace 
raro este metal y la luna por ser quien principal-- 
mente la influye ^ hace preciosa la perla. ^*Quien le 
puede pleytear a Lopbj que fue sol entre los rae- 
ros ingenios de. Castilla^ ^* Quien que fue águila 
entre las plumas remontadas de España.^ ^Quiéa 
que fue Olympo eminente entre los collados sabios 
•de Europa? ^* Quien que fue Nilo iectmdissimo en*« 
•tre Mos doélos rios del orbe entero? ^Y quién que 
fue' única Perla , que hoy cuelga pendiente con 
oprobrios de la de Cleopatra , en el Aladar de 
mejor Minerva ? Dios en cada especie propuso a 
'la naturaleza soló un éxempiar , no muchos para 
•que copiasse. Al arte.no le enseñó mas que una na-* 
«türáleza. Soló quiso qtte hüviesse un Lo?e, que sir- 
viendo de original perfe<%o en la erudición que prc?i 

fc-1 



A LA MUBRTB DE LoPE DB VbGA. Ü 53 

^o^ nos dejasse advectidos, sino ensenados. No so- 
lo se le debe al preceptor primero loque dixo^lo 
que escribió en argumentos y agudeza; ; débese- 
le también' haver sido motivo de quanto pensaron 
los que del aprendieron. Muchas veces el discipu- 
lo se adelanta a su maestro $ pero no por esta vei>- 
taja se le ha de negar haver sido el origen dellaw 
Grande escuela han tenido los ingenios Españoles 
en Lope ^ altissimo dechado en quien estudiar , glo- 
riosa esphera a que subir. Quien no le sigue , pro- 
fana las leyes de la imitación , desviase de las de la 
naturaleza , y desampara las del arte. El entendimien^ 
to humano tiene determinada por Dios una cier-- 
ta facultad de imitar del modo mismo que de en^ 
tender. Mucho pu^de el ingenio « mucho socorre el 
trabajo : p^ro no sirven del todo , es semejante a Dios, 
no su igual. Disputase , ^'por qué la idea mortal no 
alcanza el conocimiento entero de la deydad suma^ 
{por qué no hace con el estudio , los cuerpos cadti* 
90S inmortales? <por qué en la generación de las co- 
sas no emula a la naturaleza t A h verdad detiene^ 
se su fuerza vencida a la soberana magnitud de ta? 
ks acciones. Embotase su agudeza , y reconoce los 
términos: que le prescribió la . providencia , en el 
conocimiento ^ en la acción , y en ia imitación» Los 
quales no, le es licito exceder. Largos siglos ha que 
el clima Español ha trabajado en producir un^va-^ 
ron consumado , que su fama volasse sobre Frophe- 
tas Egypcios, sobre los Chaldeos Assyrios^ sobre loa 
Magos Persas ^ sobre los Gypmosophistas Indios , so-^ 
bre los Druidas» Franceses , sobre los Samaneos Bac*« 
Críanos» sobre Iqs Essenos Hebreos^ sobre lo^.Phi^ 

lo^ 



3^4 Elogios Pakbgtrtcos 

losophos Griegos, y sobre los Salios Latitios.*Na<« 
ció poco después que Maya hija de Adame ^ tuvo 
por su ingenio aras y altares ea la Betica , Asd^ 
piades Myrleano, que fue como un esquicio del lien- 
zo que iba delineando. Sucedieron largas edades 
después ^ Séneca, Lucano y Sextilio Hena^en quien 
comenzó a aparecer mucho del gran concepto de 
aquella impTimacion primera. Siguiéronse Sillo Ita-- 
lico, Deciano Kmeritense^ Cayo Canio, Valerio 
Marcial, y Fesio Avieno, donde no anduvo me- 
nos cuidadosa la naturaleza , dado que no quedó 
mas contenta. Extinguida en Espaiía la Monarchia 
de los Romanos en el Imperio de los Godos, vol^* 
vio con generoso tesón a resplandecer tan alto des« 
velo en Dámaso , en Juvencio , en Oriencio , en 
Prudencio , y en Draconcio , sagrados y piadosos 
vates. En el tyrano dominio de los Árabes , quan* 
to permitía el sangriento comercio de las lides , re- 
phió el cuidado proprio en Nicandro y en Julia- 
no. Ya mejorados los progressos de la ReligioQ 
Ghristiana esclareció la tosca quanto erudita luz de 
Juan de Mena» Gómez Manrique, Iñigo Lopeas 
de Mendoza , y Don Jorge Manrique. No &atisfe« 
cha con ellos produxo a Juan Boscan , que aliñó al- 
go con mas pureza nuestra lengua; a Garci-^Lasso 
de la Vega , que la adornó de mejor cultura ; a 
Don Bernardino de Mendoza , que la adelantó uo 
poco mas; y a Don Alonso deErcilla, que la ex-« 
tendió no menos. Hasta que ya cansada la natiH 
raleza de haver hecho en tan diversos tiempos tan- 
tos gloriosos borradores, apurando quanto podia, sa- 
co ea limpito el divino original de Lopb. Bien assi 

co*. 



A LA HTJBKTB DB LoPB DB VfiGA. S55 

como el sol, que siempre va a engendrar lo mas 
perfedo en las entrañas de la tierra f y por la in^- 
capacidad, que halla en ella, no puede producir al- 
gunas yeces sin gran viéloria , por ser grande la re- 
sistencia que hace , a fin de que no se impriman en 
8u regazo los semblantes de agente tan poderosos 
del modo mismo la naturaleza anduvo vagando 
entre oposiciones y accidentes de unas y otras ed^ 
des , hasta que en la nuestra acabo de consumar en 
JuOTñ aquel siqeto raro que emprendió desde sus 
principios. Fue su estilo claro, dulce, sentencioso 
y grave. Esto le hizo aborrecer las novedades que 
en su tiempo introduxeron en el idioma Espaííoi 
otros esclarecidos e inmortales ingoiios deseosos de 
retocarle de quantos adornos le recmiocian capaz* 
No porque esta senda difícil le paredesse mal en 
los que la abrieron primero; pero por lo que en 
ella se descaminaban los que intentaron hollarla des^ 
pues. A la verdad muchos sin duda van a texer 
un poema , y labran una confusión , haciendo un 
chaos de estilos, que quien mas los ignora, es el 
mismo que los compone. Nada perjudica tanto 
al escritor y como la diversidad dellos. El cazador 
que sigue muchos brutos a un tiempo, a ninguno 
prende : assi el estudioso de la Poesía que afectare 
muchas ideas ^ las perderá todas» Porque la elo-< 
quencia no solo admite diversidad en las acciones, 
pero dissimilitud en el lenguage. No le es precisa 
al que escribe seguir un estilo determinado : pero 
esle fuerza que siga bien aquel que elige. Imitar a 
Lope no es darle reverencia : imitarle bien es gran- 
gearle reputación. £1 séquito consiste en la bondad^ 

no 



:s¡6 Elogios PANEorurcos 

no en el numero. Esta disparíedad de estilos^ que 
hoy admite la elegancia de España i la veo retrata- 
da en la erudición <le Grecia. Mírense las oracio^ 
nes de Isocrates y Demosthenes j cada qual por dis- 
tinto modo raras. ^*Quánto se diferencian en el es- 
tilo? ^Pero quánto se parecen en la perfección? Una 
se arrebata como torrente precipitado; otro se ex- 
tiende como placido y sereno rio. Este se enmara- 
ña vehemente y furioso ; aquel se deleyta blando y 
apaciblcb Demosthenes arroja rayos j Isocrates espar- 
ce dulzuras. Uno parece que pelea jotro que aboga. 
El que quisiere imitar a entrambos, pretenderá unir 
en un sujeto virtudes ^ contrarias , ajustar a lin pecho 
la paz y la guerra, la sierentdad con la tormenta, y 
la violencia con la caricia : pero el que supiere imi- 
tar a cada qual de por sí, lucirá con grandes ven- 
tajas ; aunque a mi ver será mayor hazaiía propor- 
cionar ambos extremos^ formando una admirable 
mediania. Invento Lopb muchas Voces, que nunca 
havia visto la rhetorica de Castilla. La necessidad es 
muy atrevida. A las veces suele valerse de nombres 
ásperos , que los va haciendo domésticos el uso. Pa- 
recen duros a la novedad, dulces a la repetición* 
QuintUiano se quejaba de la pobreza de su idioma; 
Lucrecio se disculpó de no dar razón de muclias 
c<»as , ^ por la cortedad de su lenguage. Conoció 
Catón la escaseza del hablar Latino. Tulio se es- 
cusaba con decir , que no tenían nombre laí cosas. 
Séneca se queja de no hallar vocablos, quandomas 
los deseaba. Para esto dieron en la introducción de 
las voces, común a Dialeélicos, Philosophos, Geó- 
metras, Músicos, Gramáticos, Rhetoricosy Poetas^ 

La 



A LA MUERTE 1>B LoPB DB VeGA. «57 

La vcE primera quft Séneca dijo EsseMía^ pareció, 
cpsa horrible y formidable : y halló en ella tal nxys^.^ 
terio Auguatino, quo pudp sola latinizar el Ovsiarí, 
de los Griegos» Quando Cesar se atrevió a decir 
Enfe 9 puede verse en Prisciano quanto le calumnia-» 
roa de atrevido. Y no íue menor ^a censura de; 
los críticos al escribir PosstbJe Qi^intiliano. £1 ríes-, 
go mismo padecieron Zenon, Sergio ♦ Fia vio, Pli- 
nio, Alberto, Thomas^ J Escoto, al inovar en la 
lengua Latina. X>el . modo mismo nuestro difunto 
al <:oIocar nuevas phrases en la Española. Halló Lo- 
pe graa disposición en la ^l^oesi» Castellana para em 
grandecerla. Comenzó por la nías publica, que era 
la de los Theatros. Determinóse a ennoblecer lo ru^ 
do y desaliñado de las Comedias, en que vio igual: 
menester que capacidad. Como el cuefpo humane; 
consta de muchas partes , assx el cuerpo del saber« 
de varios estudios ; unos y otros diferentes , dado 
que en un proprio consenitimieii(;o y una misma 
conspiración. A la fabrica de ua palacio concurrea 
diversos ingredientes. Consiste en leiios , en piedras^ 
en arenas, en cales y en hierros. No emperp bas^ 
ta que estén juntas todas las materias que le com- 
ponen , para que sea palacio. Necessitan de que el 
archite^o las una en su entendimiento , las recue-» 
za en su idea, las reengendre len su imagiqacioa: 
y que quitándoles la forma inútil a estas partes, pro« 
duzga aquella de la mezcla que no sea ni solo píe«- 
dra, ni solo leño, ni solo arena, ni solo cal, n¡ 
solo hierro, ni todas estas cosas juntas , sino un par 
lacio , que consiste en cierta harmonía y proporción, 
que es el alma de aquellos materiales. Desta suerte 
Tom.XX. Kk t^ 



S58 ElOOTOS PANEíJYlltCOt 

reconoció LoT^B la architeftura de la Comedia. Vio 
que para su formación era forzoso que concurriessen • 
jñuchas cosas, la traza, el decoro 4 la propríedad, 
la decencia, la verisimilitud ^ el modo, el verso, el 
cxemplo , la novedad , y el escarmiento , ya fuesse 
Novela , yá Historia. Vio , que aunque cada cosa 
destas obre Vien por sí, sino guarda k trabazón y 
consonancia , solo forma una confusión. Vid que ha-- 
via menester artífice tan diestro, que en su juicio 
fermentasse estas porciones Cómicas, hasta que per« 
diendo su propria forma , adquiriessen aquella del 
todo. El hombre consta de alma y cuerpo; pero 
la alma y cuerpo de por sí no hacen hombre , que 
és necessaria la unton , y precisa aquella entidad real. 
Los metros , los passos , las scenas y los conceptos 
fié" póf sí no hacen Comedia , que están como losr 
cblores eti la tabla , hasta que el pincel los ate con^ 
distribución al lienzo. Debele á Lope España ha-- 
ver llegado a tanta perfección el arte de la Como^ 
día , que dfc muy excelente llega ya a xr muy pe- 
ligroso, por estar tan delicado hoy el sabor de los 
Iheatfos r que nada luce, sino lleva delicada nove- 
dad y sumo primor. Aspiraba Lopb a la íama^ 
no al interés , quando este genero de escribir era ga« 
la , y no mercadería. El oro no es paga del saber, 
dado que sea premio de k fatiga. £1 que compra 
la sciencia , se envilece, el que la vende, ínucho tíe- 
Jie de envilecido. Su operación produce el premio, 
porque produce el honor : y el que le liene , no pue- 
de desear mas de que conozcan que le alcanzó. Des- 
ta calidad son las grandezas , los títulos , las in- 
signias^ y las dignidades. Desta lo eran las coro* 



A I- A MÜÍRTB DB LoP.€ DB VfíGA. I59 

ñas Cívicas , Murales y Obsidionales , los collares )f[ 
tríutnphos de los antiguos. Tales premios aunque 
acrecientan el lustre^ no engendran el honor ; aña-i 
den sí la conveniencia t aunque pierden aquello quQ 
alcanzan , quando arriba a lo que no tienen* Hu« 
YO tiempo en que el premiar no empobrecía loa 
erarios , y fue ei mas ¿rtil de los hombres insiga 
nes» hasta <]^e en la pompa de los premios se in« 
duyó el no ser .premios* Qu^dp estaba en graiji 
predicamenjto el honor , era^solo el premio de li 
virtud. Pero quando aquello^ que era su precio, cor 
menzd a tener estimación, perdiendo la fuerza ^hi^i 
zo perder o estragarse los.animosijr quqdacqatanT 
to niercenari^ io$r> Ignores , -f^Q^o alqi^ladas^ laf 
vírtude» , . corriendo \c^ bomhr^. ma$; a. Ips :intere$r 
ses <]ue los compr^, que^a las calidades^ que la^ 
grangean. Principio de tanta confusión y error iue^ 
ron las,i|ec;flssifJadfftpsríijcyil%5^«i^aue jps,A"g"^^ 
BocQorian 4el^íheW<> lípnjufvAQS di? físpar^ 9f^^^* 
fon gra^cks ^ed^^^i/i el ^ro. I^^f p^jnif^rf^s Roma-- 
|io$ usaroa> d)^ r sin ambición» Quando^ él ingenio era 
haciepdai no p^4, ^^rf los PhilocK>pbo^^}í, sabios los 
ma» íifAl5MÍ>fsp)¿es,qi|e ^ ^t¡ftdia^|ha p^^dp a co- 

pQs.d^.lftSi república /ue5on^ ^ipg^e (ulpadps ?n 
q»? kfc \^m\ fiíp*p^;ofjci<?i pjisjiícpp. ejercicios m^ 
caiMcosiyNo s^ havia dq consentir ^\ie los varonc;? 
eminentes tuvi^ssep lllyados sus ^^s en su^:plum^ 
^\ikii^ ^\xh]^0:^:^^ cys^es de la 

Real:pisí:ipa 4^ \A^igeatp, ^ ^fuío.de :raras'alir 
menta la vanldad^ augusta la^re^ia delicia de los Pria* 
dpWi Jftwwííps pwdjgiows q|i^ b^^utoi ¿por ^éjio 
- > ' * Kk^ ' ha 



i6o 'Elogios PAKfiCTRicot 

ha de sustentar pues prodigios monstruosos en*^Io 
racional^ ¿Por qué no havia de desfrutar la utilidad^ 
quanto desprecia ia pompa? Con ser Lopb estima- 
do de los Pontifices, favorecido de los Reyes, / 
gozando igual el aplauso de potent&dos y republU 
cas /vivid siempre desacomodado. Achaque antiguo 
del mérito, y costosa emulación de la A>rtuna coa 
la naturaleza. Nadie mereció mas las riquezas, por- 
qué ninguno las estimo en ménds» Muché sirvió su 
flogedád para no tener. Hallo en ¿1 muy helado abrí* 
go lá ambición. Buscar los emoluthiiñtos que adquH 
ridos tfahen inffamia, y despreciados negocian gloria» 
íí/te uño es indicio de locura, e* sdial lo otro de 
ítetiiA5tictí: W«Éí>i-tales cádájqual pot su diféren- 
Tfe;rániih6;aínHelán al' templo dfe la fama*. Pero el 
^árágfí? tís^ tan rígido,' que para costear lo fragoso, 
taecessitan toados de descanso. Unos trepan por el pa- 
lio dél"''cstüdiarj' otros- asciéfadeft por la escala del 
tener. Déld^de ^Mii^é ;^í»^ ató '¿orno íe debea 
"¿oittp^rttffá^üelIóA'^ufe írátan de jK>sééer riquezas^ 
^ssi se deben íépf ch¿ndér los que tto las buscan pot 
tnedlos conce^tiiéntes a la virtud. JLa moral nocon« 
-Hstfe ^ttí'écf. éóbte^^it^tP eñ*^halccíiéi-I<jfo >adora' d 
orb fef qnte^U'repíikcfvsínte^ le desprecíá.rESl qué 
'no quiere' 'íiac?énda^ es pobre Inútil , y loco cruet 
El qüe^ ía árr<$)6-en ^ mar i'fnfe tettlferírrló^j eínvidfcí*- 
so y mendigo Váníisímoí Q<iifeii lá ^ósseéy la <les^ 
•preda 'Idableíneüte., es rico , magnánimo^ y sabio Ih- 
ílei'al. Nada tüVd; ¿opé que no f<i¿sse' dql primer 
necessítado qué la pkiieise* Ño'diísthi^uia enw'esu 
"menester proprio y la necessidad agena. El despre- 
^b en h. riqueza ^ran ^virtud' ¿s # p*ro mayor .la 



A tA MUERTE DE LoPE DE VeGA. s6i 

distribución justa de aquel que la reparte, o la so* 
licita para enagenarla , que no la de aquel que te* 
niendola la arroja , o no posseyendola la huye* Es^ 
tos no la desprecian , que o la temen , o la envidian. 
En unos resplandece la grandeza, en otros la yani^ 
dad del animo. Del catalogo de las virtudes bor- 
ra la parte de la magnificencia quién no enriquece 
al sabio , que solo aspira a tenes para repartir. Huir 
los medios que constituyen la virtud, es huir la virtudi 
Séneca que loa blasphemd tanto primero , y adqut- 
tío tales thesoros después , que le hicieron aborrecido, 
dio a entender, que abominaba el oro, por que no le 
posseía, pues solamente se debe despreciar, quando 
se puede temer , que ocasione la muerte que le di^ 
Nerón por usurpársele. Sin este crimen vimos a Lo- 
»E en todos estados. En el del matrimonio repeti- 
do le hallo siempnre la desdicha con maravillosa cons- 
tancia , en la perdida de una y otra esposa , en la 
muerte deste y de aquel hijo» Los Philosophos ha- 
cen m^into natural el de la generación. Dicen que 
por no poderse eterm^ar el hombre en su iodivi- 
dúo, se entrega al tbalamo, aspirando a los hijos 
para hacerse inmortal en su especie. No fueran áts^ 
caminados , si , como los Jurisconsultos mterpretan, 
turbado el orden de la mortalidad, no murierais 
mucha^' veces primero q\ie los padres. Deseanlos 
f)or consuelo y amor, que la naturaleza para in- 
tnort atizarse solo necesita del alma que es eterna» 
Si de algunos h^ se podia entender aqUel axio« 
ma de la Philosophia , era de los del entendimien- 
lo, que son los libros , llamados hijos también , coa-* 
cébidos en la idea, criados en la imag^acion, na^ 
-. : ci- 



:.t>2 EtOGlOS paKegyricos 

cidos en la pluma , y viviente$ en la prensa , sin que 
caduquen al riesgo de la muerte , ni peligren al 
odio del olvido. Este modo de engendrar solo es 
el que pudo inmortalizíar a Lo?b en tantos libros^ 
en escritos tantos ^ que casi igualaron los ceros al 
guarismo. Estadista huvo que se dejd decir » que la 
licencia de procrear por beneficio del mundo , no 
debia estar sino es^ en los buenos i pues deste mo^ 
do 9 ya que las poblaciones no fues$en tan populo^ 
sas » serian acaso por esso mejores ; pero que l<^ 
legisladores Ethnicos no previnieron el obviar este 
inconveniente , por cuidar de los escándalos que po^ 
dian resultar. Bien que conocieron» que la calidad 
de los subditos , mas que la cantidad de los vasar 
líos hace gloiíosas las Monarchias. Dixera yo tam^ 
bien llevado de aquella misma consequencia » que 
la permission del escribir solo la havían de tener los 
hombres de toda aprobación ^ pues la bondad de 
los escritores, mas qije el humero, haoe memora-* 
bles los siglos en que viven* La qaturaksta como 
avara \ o como envidiosa ». sigue el prüprio modo 
en la creación de los hombres » que en la produc- 
ción de las plantas» pues cria mas fértiles las que 
son mas iúutiles, y de las provechosas escaseii las 
repeticiones.* Tuviéramos razón de querellarnos de- 
Ua, si ella 4EIO la tuviera mayor de lamentarse d^ 
nosotros. El pecado que inficionó la generación: de 
los hombres» manchó también la fecundidad de la 
tierra » y al passo que se marchitó lo vegetativo, 
se encono lo raciotíal. Eanidió LoP£ eo su inisma 
paciencia grandes aphorismos de constancia en las 
aflicciones que le contristaron antes y después del 

Sa- 



A LA MTJBRTE BB LoPE DB VeGA. 5^63 

Sacerdocio , a que :se dedicó. La providencia ha da« 
do a todas las partes dei hombre sus espíritus para 
que puedan obrar, pero después quitando a cada es- 
píritu su parte , forma un globo que deba con pres- 
teza socorrer en los aprietos , y entrar a la parte 
de las servidumbres y oficios de cada uno. Estos 
son los que corren al corazón en el temor ; los que 
Salen al ro^^tro en el empacho ; los que ayudan los 
espíritus vitales} los que alientan los animales. Y 
que sean sacados de cada una de las partes , se co^ 
nocerá por verdad , si se observa , que en las vehe* 
mentes operaciones á^stos espíritus en un lugar que* 
dan enflaquecidos los demás miembros. Si para la 
tolerancia en las adversidades tuviéramos algo ma« 
yor que nosotros^ independiente de nuestro alve- 
drio^ aunque no fuera tanta hazatiael sufrimiento» 
no dejara de ser forzoso alivio« En esso se diferen^ 
cian los achaques del cuerpo de las dolencias del 
espíritu , que aquellas se remedian con sossegar las 
quatro qualidadcs» que se alteran sediciosas en sa 
región} y estas para su quietud necessitan de que 
cargue toda la consideración el juicio, toda la con*-> 
formidad el . seso. Un odio menos fácilmente se 
apaga que una fiebre. Mas eficacia lleva una Índigo 
nación » que una ephímera. Mayor impression hace 
una enemistad que una sincope. Es la distinción , que 
cooperan para lo uno porciones corruptibles, y lo 
otro se obra en partes inmortales. Fue la vida de 
Lope larga : porque supo vivir mucho aprovechán- 
dola bien. Los hombres se duelen de que la alean-* 
zan breve, y obran siempre como si fuera muy di-* 
latada. Lamentanse del ocio , y hacen que sean 

ocios 



264 Elogios Pakegyrtcos 

ocios sus ocupaciones. Gastase Ja vida en deleytes» 
y son los deleytes el avanzo de la vida. LlamanU 
breve, y es larga ^ porque es mas la que sobra , que 
la que se ocupa. ¡ O eminentissimo ingenio! La ad- 
miración no cumple en tus elogios , sino estira las 
alabanzas hacia hyperboles. Gloríate de haver escri- 
to mucho mas que vivido, y de que vivirás gran- 
des siglos mas allá de lo que escribiste, hasta dar 
con la fama en la eternidad del mundo , que es el 
remate de las glorias humanas. Los ocios te íg« 
aoraron j los reposos no te conocieron. In&tigable 
y perenne la dulcissima corriente de tu pluma , era 
como las aguas del mar, que derivándose de tu fer« 
tilissima vena , parece que volvían a entrarse por los 
mismos condueños que salieron, y que jamaste bi- 
20 falta muchis$imo que diólasses. El que gasta en 
delicias el tiempo que le dieron para utilidades , es 
reo aun del aliento que respira , y cómplice en el 
delito del dejamiento. Este por temprano que mué- 
ra, acaba tarde, y su misma insuficiencia debia cortar- 
le la mortaja, dándole priesa a que espire. Que no 
debia tener por naturaleza el aliento, quien solo vi- 
re añadiendo numero, no beneficio a sus herma- 
nos los mortales. El inhábil , naciendo obligado a 
proceder agradecido, encuentra luego con la que- 
ja. Quando llega el uso de la razón, si acaso Uega^ 
llama su vida desdichada. Creciendo en años, ol- 
vidado de que la llamó infelice , se lamenta de que 
sea corta. De verdad nadie negará ser breve , que 
confessáre ser un passadizo desde la tierra al cielo. 
Brevissima la pedía el Apóstol deseando desaurse 
para estar coa Christo. Que s6lo les parecerá corta 

a 



A XA KUBRTB DB LoPB DI VeGA. ^6^ 

a aquellos que errando la vereda ^ se hallan con des-* 
avio, infeliz en el precipicio* Dejemos ya las mo- 
ralidades 9 y passemos a la excelencia de las obras, 
y a la infinidad de los escritos de Lopb , que sien- 
do tantos 9 ninguno hay que no parezca empeño 
de mas dias» y tarea de mas años , que Gtoaa ga»< 
tó en la compostura y lima de su Smyrna.- Cono- 
cida cosa es en los que emprenden qualquier aían 
estudioso 9 la dificultad con que se concibe /el tra- 
bajo coa que se traza , la íauga con que se adorna. 
Mucha congoja se halla en la inquisición de las vo^ 
ees , en la tnvendva de las semencias , en la coló* 
cacion de lo buscado ^ y en la solicitud de aliñar 
k) visto. Los arboles producen sus cogollos caducos a 
k mas leve inspracion del cierzo» £^ saber htmia-- 
ao procrea para inmortalidad mas fiel, y por esso 
con mayor perfección , aunque no con ta&ta certe- 
za. Fue la boca de Lopb una animada lyra que 
pulsada con el pleAro de su ingenio resonó no so^ 
lo en el ámbito de tres mundos , pero en el conca^ 
vo de once espheras, suspendiendo su concento unos 
y otros globos , cantando mas él solo que todos los 
Poetas Griegos y Latinos juntos en el numero , y 
aun en la bondad. Comparáronlos anuguos la Poe? 
sia a una piedra que Platón por su gran fuerza lla^ 
mó Hercúlea , y decimos imán nosotros , tan sio^ 
guiar y admirable en sus virtudes, que con secre^ 
ta y jamas averiguada diligencia atrahe a sí y ar- 
rebata el hierro vecino 9 afeando su cercanía con 
amoroso abrazo , no solo con ádmir agrión, pero coa 
pena de toda la Philosof^ia 9 qflb duda qual sea es* 
ta sympatia o amor* Del modo mismo la Poesía de 
Tam.XX. Ll Lo- 



266 Elogios Faneoyiucos 

Lopfi llama los hierros de la simplicidad , acarw 
ida losdeíeélos de la ignorancia. <Qué ingenio ^ por 
inculto que sea, oo se deleytaen sus versos ^ ^qué 
dama , por poco enseñada que este , no se complace 
en sus Rimas? ¿ qué joven , por rudo que viva ^ no se 
agrada en sus Comediase ^qual de la nobleza o la 
plebe no se admira al oir , al leer , al escuchar sus 
Canciones ^ en la vihuela , en el theatro y en la es- 
tampa? En qualquier materia, á que se aplicaba, se 
transformo con tal ek&o , que alegraba , entristecía, 
animaba , y persuadía los ánimos de los oyentes , ba^ 
ciendolos cambiar de afedos al compás de lo que 
cantaba , alegre , o triste , apacible , o severo , festi* 
VO9 o melancólico , donde guardaba no solo la pru«« 
dencia de las palabras , pero el decoro de las per-^ 
sonas que ÍQtMducia. <Qué esplendor no se vio en 
su copiad ^qué elección en las sentencias? ^qué mo- 
destia en las translaciones ? ^ qué variedad en las íi« 
guras? 4 qué ornato en las locuciones? ¿qué valentía 
en los argumentos? ¿qué cadencia en los números? 
f y en fin en cada oración qué fuerza? ¿qué ardor? 
^qué Ímpetu? Pues podia llamarle la antonomasia 
acción viva como a Leosthenes : Sirena Latina como 
a Valerio Cat<»i : Ática Musa, como a Xenophoa« 
te : Mente como a Anaicagoras^ :^ Ffailosophía co^ 
mo a Democrito Abderites t Senion como a Proca-« 
goras : y Eloquencia como a Tulio. Más sí passa* 
mos al anifício delicado de su escritura , ¿quién co^ 
mo LoPfi tuvo tan aguda disposición en los pen- 
samientos , tan cabal stru^ra en las voces , tan a^ 
justada ' composicioif en ios scfaemas? De modo que 
parece escribía a la luz de la antorcha dé Demos^ 

the* 



A LA MUERTE DH LoPl DE VeGA. $67 

thenes ^ aquella que ga^talba .mas a la olhra de Mi- 
nerva , que a la vid de Baco. Escribía Lopb coa 
gran ^cílídad , borraba con no menor atención , y 
limaba con mayor cordura. Augusto trahia siempre 
en los labios aquella sialiidable aoMoestacion á sus 
Capi^nes y Senadores de la priesa perezosa , que 
fue lo que nuestro difunto mas ot»ervó siempre. 
A lo apressurado , con que d¡¿l:aba 9 anadia lo lento 
con que <^orregia, imitando ya la ossa^ que lamien^ 
do sus hijos disformes emienda la ialta con que na^ 
cen^dd que blasonaba Virgilio; ya al delphin en-« 
roscado a la ancora » que tomo para este significa- 
do Tito Vespasiano. La empresa de Augusto Ce- 
sar ñte esculpir eo sus monedas el termino y el 
rayoj doi^e parece que pnseño con mías^d^anda 
esta témpláza , q^^ Tito. Como rayo volaba por el 
papel U pluma fecundissima de Lope en todos as« 
suntos, pero coino termino se detenia en la emien*- 
da de lo que <li£kaba. Moderaba io inmobil de 
termino la velocidad desrayo. Incitaba la celeridad 
de rayo la tardanza de termino, y mezclando con 
prudencia ambas contrariedades ^ era su mano ter- 
mino veloz 9 rayo tardo. Una de lias mayores ex^ 
celencias suyas fiíe y x]ue mojo siempre lá pluma ea 
los cendales del ingenio, no en los algodones de 
la memoria. Nada disoque huviesse dicho nadie: con 
ninguno se rozd jamas. Tenia el entendimiento re-^ 
finado en la leSpra de los autores mas dassícos de 
todas kis sciiencias^ y assi salid quánto dlxo reteiu^ 
do en las do&rinas de codos. Aiites ^iso seguir a 
Petrarca, que a Séneca. Este aconseja , que sea ei 
Poeta como la abeja ^ libando flores para formar su 

Lia pa- 



¿68 Elogios Panegyricos 

panal. Aquel y que imite a la mariposa de la seda 9 que 
texe de su propria substancia su contexto. Mas ta- 
lento arguye formar de nuevo , que aprovechar lo 
que otros formaron. Diferente erudición es produ- 
cir de ta &ente del ing^o las noredades que des- 
tila proprias, que no acomodar las agenas , que re- 
balsa la cisterna de la memoria : pues lo uno es 
texer conceptos, y lo otro zurzir centones. La an- 
tigüedad escarnecía a cierto linage de hombres , cu- 
yas obras llamaba de ja^, o variedad, porque las. 
salpicaban de diversas formas de hurtos mal escooh 
didos con el embozo de la imitación : pretestoen que 
jamas incurrid Lopb , quanto mas escribia , pues le 
admirábamos siempre tan nuevo, que aun a sí pro- 
prio no se imitaba. Era perpetuo assís^ente a sus es« 
critos, infatigable y tenaz sobre sus^ papeles. No sa- 
bia levantar la mano de la tabla ; acción que Pra- 
xiteles encareció tanto en Nidas , y Apeles vitupe- 
ro eñ Protogenes : tanto que era necessario ^ que co^ 
moa Arcfaimedes le interruía[}iessiey desnudassesu 
Emilia. En su presencia todos eran yisoños : nin- 
guno hablaba : el mas experimentado enmudecía 
ya con veneración , yo con recata ^Quántas veces 
h acontedd Jo que a Orígenes con Plotino^ Que 
entrando en su estudio^ ^redienddle ti lugar, calló 
vergonzoso el PhHosopHo : y rogándole aquel gran 
padre, que prosiguiesse sus dissenaciones , respondió 
Plotino embarazado , ser razón que callasse el dis^ 
dpulo delante de su maestro. Pues Plotino entonces 
no era menos que Principa de los Philosophos Plaf- 
tonicos , y enseñaba con grave aplauso en Roma^ 
iheairo de las sciendas del orbe# Vimos entrar a Le- 
va 



A hA MVBRTB Dfi LoPB BB VeGA. 269 

VE en las Academias ^ y en las conversaciones , y 
guardar los que antes hablaban mas que las aves, 
de Ibico , el silencio de Fjrtbagoras. ^*Qué mucho , si 
LoPB nació para la en señanza universal en los 
brazos de la eloquencia , criandole no el águila » no 
la paloma , con neéhir y ambrosia » como de Jú- 
piter acuerda la superstición , sino la sabiduria chrís- 
tiana 9 y la assistencia de su curiosa bibliotheca^ 
Que aunque no la comparo. con la Alexandrína de 
Ftolemeo ^ con U Fergámesia de Átalo , o con 
la publica de los Athenienses , no era desigual a la 
de Alexandro Obispo , a la de Cassiodoro Mon<- 
ge, o a la de Bessarion Cardenal. Della salieron 
^ntos volúmenes a poblar otras muchas , como co- 
lonias del saber ^ y legiones del escribir. Aquella 
fiíe el cauce copioso de donde emanaron tan cau- 
dalosos mares de erudición y do¿):rina. AUi se pre-* 
pararon tantas dulzuras Áticas , y alli se reconcen- 
tró aquel rápido torrente de metros > mas suave que 
el de Iseo ^ a cuya voz estaban pasmados los de 
Athenas« La Foesia en todas naciones fue la pes- 
taña de los siglos , el brazo derecho de las edades» 
el corazón de las sciencias, el nervio de las artes, 
el oráculo , la trípode , la cortina de quien depen- 
dieron los documentos, los preceptos del instituto 
^litico de los hombres. £1 laurel tanto nació pa- 
ra impedir las sienes de los Cesares , como para co- 
ronar las frentes de los Poetas. Digalo Homero , a 
quien Grecia batió moneda con el cuño de sus Mu- 
sas. Enio lo diga enterrado por Koma en el se- 
pulcro de Scipion. Acuérdelo Virgilio , a cuya pre- 
sencia se levantaba el Theatro Romano ^ honor so- 
lo 



t'jo Elogios PAKBGrRicos 

lo concedido a Emperadores. Marcial lo testifique, 
cuya imagen mando mezclar Elio Vero entre los 
Augustos. Claudiano lo confirme » cuyo vulto se 
enarbold en el Foro Trajano con inscripciones Im- 
periales. No hay «cosa inanimada , t> viviente, que 
no sea Poesia. A Dios llama Poeta el symbolo de 
los Griegos , donde Criador el Credo de los La- 
tinos. Esso significa la voz de hacedor de nada en 
algo. Dioses dixo por esto a los Poetas un profa- 
no : pero David los nombra fuentes de Sron « don- 
de estaban las venas , los estudios » y los conceptos del 
ingenio divino , como lee Vatablo. Y en sentimien- 
to del sagrado Ambrosio , no quebrara Moyses las 
Tablas de la Ley , si vinieran en ellas escritos los 
versos del Cántico. Con Poesia eloquente , si cree- 
mos a Andrés Massio , detuvo Josué la ardiente car^ 
roza del sol en lo mas eficaz de su rápido movi- 
miento. ^*Qué mucho parasse a su deprecación en el 
carril de zaphyros cada rueda de diamantes , sí hay 
quien diga, que pudo su Poético celo arrancar to- 
do aquel nudo de oro del globo quarto^para que 
desgajado sirviesse de losa a tanto exercito de Ga- 
baonitas como perseguía ^ Tal imperio alcanzan los 
versos , que tienen obedientes a su arbitrio los afee- 
tos y semblantes de todo lo criado. Por esto los 
Franceses no comenzaban sus batallas sin la inter- 
vención de sus Druidas. Por esto los Españoles te* 
nian sus leyes escritas en verso. Tanta veneración 
escriben Tulio y Estrabon ^ que alcanzaron en pa^ 
y en guerra. Si esto aconteció en aquellos tiempos^ 
{qué puede esperarse destos » donde florecen vivos 
tantos discípulos » de Lope , bien que de todos jun- 
tos 



A lÁ MXIBRTE DB LoPB DB YbGA. Syi 

tos con dificultad se podrá formar otro como el.^ 
Quando un espejo se quiebra, espejos se quedan 
aquellos fragmentos del crystal rompido , y aunque 
no tan grandes , capaces de mirarse en ellos. Que^ 
rer unir aquellos trozos, y soldándolos formar otro 
espejo , es impossible , y aun casi fuera monstruoso, 
que mal podrá consentir el crystal lo caldeado que 
sufre el hierro. Murid Lope » tabla crystalina don- 
de se retrataban los primores de las Musas. Rom- 
pióse aquel transparente vidro , que era el armador 
de los Poetas ; no empero se han perdido los pe- 
dazos. Todo ese gran concurso de ingenies queda 
a substituirle , bien como en las ausencias del sol 
tienen sus veces las estrellas. Cada qual es un pe- 
queño Lopfi, donde aunque en menos distancia se 
hallarán todas sus señas ^ dado que será imposible 
el reunirías. Tan incomparable fue aquel prodigio- 
so héroe scientifico , hijo al parecer del cerebro 
de mayor Júpiter , o nacido en el regazo de las 
Musas , como de Hesiodo y de Sidonio se cuenta* 
Pues fue igualado con él dos veces ciego Homero^ 
balbuciente ApolonioRhodio , bárbaro Pindaro, tor** 
pe Anacreonte , desairado Aristophanes , sin arte 
Eurípides 9 sin estilo Museo ^ sin erudición Nican- 
dro^ sin do¿):rina Opiano^ sin ciencia Licophronte^ 
sin metfaodo Alceo , y sin dulzura Meandro ,^¡la-: 
res ancianos de la Poesía Griega ; callen compara* 
dos con Lopb los de la edad Latina, y haga nu- 
mero .primoroso al vetKÍmiento , lo profundo de Pa- 
curio , lo Philosopho de Lucrecio, lo historial de 
LiKano, lo realzado de Enodio, lo pomposo de* 
Estácío, lo fácil de Ovidio ^ lo severo de Juvenal^ 

lo 



5^7^ Elogios Panhgyrtcos 

lo acedo de Persio, y lo suave de Horacio. Estas^ 
antorchas de Italia apagúense en luces Españolas^ 
y reconozcan en Lope algunas mas luciente el res-» 
plandor de su patria. Gallen las Musas Toscanas, 
callen las Proenzales , callen las Francesas , y en 
todos idiomas callen también ^ porque intentar ex- 
ceder , ^qué digo exceder .> presumir igualar tantas su- 
sublimes , grandes , elevadas y artificiosas obras en 
invención » en methodo f en pompa t y en cultu* 
ra 9 es rondar el riesgo la insuficiencia ^ o galan^ 
tear el peligro la ignorancia* A tanta majestad no 
solo encoge el descuello altivo la competencia, pe« 
ro despluma su presunción vana la arrogancia , y 
ardiendo en mentales incendios la envidia» apenas 
traslada al rostro el indicio por no reconocer en la 
alteración la ventaja. Querer competir con Lofb es 
entrarse por el desayre conocido , y esto bien pue- 
de ser vanidad de la confianza , pero ambición cos- 
tosa del seso será también, pues no hay desliz mas 
sin disculpa , que quando resvala la cordura en lo 
Qiismo que tropezó la prudencia. Recatearse los da-* 
ños la prevención 9 dicha fue siempre del conoci- 
miento : aventurarse sobre conjeturas temidas la no- 
ticia 9 valor que se arroja a la contingencia ; pero 
eimpeñarse sobre yiStorísis declaradas la osadía , teme- 
rídad^ue se halaga del despeñadero. Quien pudo 
antever con la providencia el embarazo, si pierde 
el respeto a su especulacbn, anticipados se carga 
los castigos 9 que no es primor xle la bizarría , ai 
gentileza del denuedo faltar al aviso por cumpKr 
con el antojo. Fineza será del animo ajustar las ac** 
ciooes con el ¿pido de los succssos , porque no des^ 

car 



A íiA MTORTB Dfi LoPB DB VhGA» ^73 

cabale la gloria de la templanza el descaiiilno del 
arrojamiento. Quien no quisiere lisongear su ruina» 
capitulando escarmientos con su estrago » respete taa 
v^enerables distancias » como se reconocen en los es*^^ 
aritos de Lopb : solo atienda a no profanar con la 
calumnia aquellas remontadas estampas ; si acaso 
dejd huellas pluma que voló tan mas dlá de lo ínac- 
cessible, que solo puede arerigualle la senda el em^ 
belesanuemo de los ojos» o el pasmo de los oídos» 
¡Mas, o varón por todos lados excelso ! {para qué 
en tus alabanzas desabrocho Iqs secretos a la rheto» 
rica^ {para qué en elogios tuyos embargo los co« 
lores a la eloquenda > iy secrestando phrases y voces» 
confiscando hyperbolesy alconas, para qué cuido' 
de travallas con dulzura » de eslabonallas con sua* 
vídad, y de añudallas con elegancia^ Viva oración 
eres tu » divino Lopb , aun en el mas descuidado de 
tus escritos* Cada qual te lea devoto , consúltete ca^. 
da qual humilde» y hojeando el volumen arcano de 
tus merkos, estudiará en el quaderno legal de su 
obligación grandes periodos que le inflamen » altas 
clausulas que le influyan $ que yo » que solamente 
u&Sío lucirte» no lucirme» aun quisiera desalüíar 
oiidadoso el lengtiage » para que excluido del arti-i 
ficio lo iosGo de mi namral en el desadorno de tjo» 
Idbios resplandeciera mas la valentía de tus ntere* 
amiantos^ Ajustado te viene el encar^imiemo que 
dio a' Yitgilio Macrobio;» táendo^ .tu. mayor, gloria 
ni crecer con las. alabanzas» nt dt^medrar cem lof 
vituperios. Tu conociste bien que el diacttrso requie? 
fe los espíritus quietos» ordenadas las ideas», recot 
gídas las imagioacioDes. La alabansa^o el\vitupeU9 
To/fhXX. htm a 



$74 Elogios Panbgtiiicos 

a guisa de viento espira en el centro del hombre » j 
enriando los espifitus a la circunferencia » los tur*^ 
ba 7 confunde. Dúdese en otros , si el aplauso pro-*, 
cede dt la suerte del nacer ^ o de la prudencia del 
vivin Pero en tí se supongan ambas pariedades ; por- 
que no solo tuviste toda la parte de aquella gracia 
que hace amados \ pero alcanzaste el todo entero 
de la que hace aplaudidos. El primer ardor del sa- 
ber ^ dixo Ambrosio y que procedía de la swbleza 
del enseñiar. La calidad del nuestro es la codicia 
de los discípulos. ¡O quantos alumnos sacó tu fa- 
ma en competencia de tu do&rina! Estos traheran 
la frente rubricada con tu retrato , o marcado el 
Drasm como los esclavos de Tiberio para ostentación 
de su majestad en la dracma de plata vaciada coa 
su imagen. Tú redivivo Sócrates encendiendo los 
ánimos de quantos te atendían, hiciste a Madrid 
abundo Areopago. Tu nuevo Hiarcas^ principe no 
db Samaneos y Bracmanes, sentado no entre Oynv 
nosophistas Indios, sino entre claríssimos Españoles^ 
cerítdo de doradas estatuas^ bebiendo de la fuente 
de Tántalo , afrentando la mesa del sol de £th¡opí% 
atrahias los oyentes de los últimos términos del mun« 
do. A tí se votaban como a. su templo Ddphico los 
que con el amor del saber peregrinaban^pw estran^ 
geras provincias; ninguna quedd donde opo se der^ 
f amasse tu nombre esclarecido : pocas quediffon que 
no ilumínasie el vueIo4e ^m gloriosa {rfunm i de nin- 
gún ? mortal acuerda ' la ttadicion » tf reza la historia 
en fiístos 7 anales abundancia sementé. & 9^^t^ 
ta y tres anos de vida cupieron tantas monstruosl« 
4ad^i que aino ser palpablesa kii 'Ojos 4(kl círbe 



A LA MUERTE DE LoPfi DE VbgA. 275 

entero 9 fueran increíbles a los latnos de las edades. 
{Quién luchó con mas valentía en la paleara de Apo- 
lo? ¿quién corrió cop mas velocidad en la arena de 
Aganipe? ^ quién peleó con mas valoren el circo de 
Helicona^ ¿quál antagonista salió mejor teñidas en 
judicloso , no sangriento polvo las heroicas sienes^ 
ta quál Athleta enjugaron el sudor estudioso mas ofr 
dosas las Musas 9 oreándole t sino lamiéndole aque- 
lla noble doSia congoja con hiedras, con olivas, con 
laureles^ ^Qué campion colgó de mejor a/re su te- 
trao ^ o colocó en m^or lugar su estatua , ya en los 
jttrios del PiadOf ya en los pórticos de Hípocrenej 
Totulando 3u inscripción con bermellón ardiente en 
las blancas pizarras, en las plandias bruñidas , que eür 
toldan los tabernáculos de ambas religiosas cervlc^ 
del Pamasso? ^ quién sino tu , excelente varón ^ afrei> 
ta de los passados, gloria de los presentes 9 y admi« 
fadon de los que vendrán? tú que vivbte exemplo, 
f acabaste desengaño. ^ Qué túmulo pues te serí 
decente? ^qué lauda sellará tu sepulcro? iea que lu^ 
dio se gravará ni nombre? ^Pero qué monumento 
mas suntuoso, qué mas glorioso obelisco, quemas 
elevada agu]a puede construirse a tus predosas ce* 
alzas , que la que cada qual te labrará en^su plu« 
ma^ Desmoronó la sorda esponja <le los años el que^ 
rido qtianto leal mausdleo de Artemisa* De Iw Py ra^ 
mides Oitánas apenas consiente la antigüedad 3eña«* 
les; los cementerios Griegos solo se acuerdan por las 
ruinas» Las grutas Latinas hoy sirven de ^nebíes pa«« 
drones cubiertas de grama y poli^K La excelsa ma^ 
quina xfe Adriano solo' conserva el nombre- jontd^ 
id Tiber^ borrada la majestad de moQumemo. (*Qu¿ 

Mms «e 



276 Elogios Pakhoyuicos 

. se hicieron las urnas de los Pompeyos , las pyfas de 
los Augustos, los ataúdes de los Héroes? <Qué los 
.bálsamos, las myrrhas y los aromas? Todo lo ha 
pacido el diente voraz de las edades. Su verdadero 
. túmulo son las plumas de los ingenios , que los ce- 
lebraron. Levantémoste pues un Cenotaphio inmor* 
taly^on Colosso nunca perecedero; no ^bricadode 
colunas de Cormtho , erigido sí de Panegjricos de 
España. Cortemos a tu memoria eterna no peañas 
de Lydio marmol, donde elsincel la de|e esculpi- 
da ,.sina inscripciones Castellanas , en <|ue la hereda 
vinculada la posterida4 ft>da. La antigüedad pinta- 
ba a los hombres famosos con los instrumentos, 
o hieroglyphicos de aquel arte , en que ñieron daros; 
Por esto atribuyeron el ple<^ro a Orpheo, el ba- 
oilo a Esculapio , el rayo a Ardiimedes , el horos^ 
copo, a Eufrates , el perpendículo a Vitruvio, los 
pesos a Zeto, y las medidas a Eudídes. En tu ma- 
no pondremos una lengua de oro injustamente has^ 
ta aqui posseida por Beroso Caldeo ; que pues en^ 
ere los Egypcios fue sy mbolo de la eloquencia, jus- 
tamente se te debe como a restaurador de la Es- 
pañola. Désete de oro , porque fueron tus labios ua 
dorado «rio, de donde se despeñó tanto raudal ar-^ 
gentada de elegancias : y débesete poner en la ma^ 
no , porque con el buril del arte adornaste tanto 
el caudal de la naturaleza, que juntaste la inmorta- 
lidad de la lengua a la eternidad de la mano. Ilus« 
trará tu sepulcro Hercules, pendientes las cadenas 
de oro del barrenado labios pondrá Mercurio el ca- 
duceo , Orpheo la cithara , Amphion la tiorba j: trabe* 
tá Platón su. cysne 1 Isocrates su Sirena ^ su cuer^ 

vo 



A LA MTJHRTB PB LoPB DB VeOA. Syy 

ro Diodoro. Enviarán sus insignias los carissímos 
varones ancianos, confessando eú la obediencia su 
vencimiento. Sacará Ento el «mulacro de marmol 
de la urna de Scipion el mayor, Hortensio su vul«« 
to de porpb/do de la Romana Curia, Folión su 
imagen de jaspe de la líbreria publica , Demosthe- 
nes su estatua de bronce de la Tusculanía de BfUto. 
Lamparas deste Pantheon estudioso serán tus Comc' 
dias , tus Rimas , tus Poemas : blandones tus Églo- 
gas, tus Bucólicas y Epigramas : antorchas tusEpis-* 
tolas, tus Fábulas y Novelan. Tu efigie quedará con 
metopica impression depositada en el erario meiH 
tal de U$pm. Todo el orbis teseiá kmwta jmi^- 
naria : dosel majestuoso la luciente piel dd cielq: 
y epitaphios sagrados los topacios luminoso^ de las 
estrellas. Añadíráte este aplauso gloria accidental i| 
la que gozas eterna^ ' •.,....; 



•Hbdl^ 



Sy8 Elogios panbgtricos 

A LA POSTERIDAD DE FRKY LOPE 
Feliz db VfiaA.GAimo» 

Del Habito de San Juan^ 

DE LA SEj^ORA DOÑA BITKIS 

DE GEVORA, 

SONETO- 

A Rda en tu grarnde sepulcral hoguera 

mLjtL la envidia aromas » bálsamos el celO| 
7 en'alto » beroyco » incomparable duelo 

' la emulación te llore lisonjera. 

En esta breve racional carreras 
o sol de Europa » rápido cu vuelo 
se anocheció en mortal lóbrego velo^ 
por alumbrarte ya en mejor esphera. 

Si mortal dos Espanas influidas, 
si caduca tres orbes alustrados 
dejd tu pluma en obras repetidas : 

Hoy de inmortales rajos coronados 
tus méritos infundan nuevas vidas t 
que dejen nuestros genios ensenados- 



A LA KUBKTfi DB LOPB Pfi VfiCA* S79. 

A LA INMORTAL FAMA DE FREY 
LopB «FfiLix j>B VfiGA Carpió» 

DEL DOCTOR DUARTE DE SILVA 
SONETO. 

if^k^i «con pompa, qué alto mausoleo 
\^ con fundbre lamento España ordena» 
^^ si del que solemniza en tanta pena » 
no ha llevado, la muerte el gran trophjco^ 

Su canto escucho ^ sus acdones veo 

en el campo» en la^ corte j en la scenas 
^ué parte ;^iimbra el sol » donde no sue^ia 
la dulce Ijrra del Hispano Orpheo^ 

No maúó al fin; <pie de la muerte impía 
le alcana^ott sus versos inmortales 
nueva exención por. phenix sin spguado» 

Mas a ocupar los coros celestiales 
siguió de su instrumento la harmonia» 
que no cupo en los términos del mundow . 



A LA ETERNA FAMA DE LOPE FELK 
''' ofi VfiGA Garfio^ 

DÉ^ J^ILAmrSCO DE FÁRTA CORRM 

E P I G R A M A. 

^yfnrUrio el plienix de España 1 7 quaado llega 
JU9ÍIÍL* el fin natal en túmulo de olores ^ 

fertilissíma pyra de sus flores 

para su üiuerte ministró su Vega. 
La misma Parca » aun siendo Parca ^níeg* 

juridiédon fatal ^ sos rigórekj ^ 

pue^ con logro de alientos superiores ^ 

al destinado fin su vida entrega. 
'Assí bien que forzosa» desmentida • . 

quedo la muerte en la olorosa llamat 

execittácia sí, pero corrida: 
Pues tanto el mundo al phenir viva aclama f 

que aunque su muerte acreditó á su vida 9 

no fue su vida estorvo de su íuna*^ 



JOAN-1 



A LA MUBRTB &B LoPB DB VeGA. sSi 

JOANNIS DJ5 SÁNCTA CRUCE ZUR ÍTA 

Fresbyteri Maiacitant^ luris^Canoniciprofessorh, 

in obitu Lopii Fatias db Ybga Carpió Pqu^ 

irañmt'udrm^quemiurt Maf^un itutof 

matris 4l4fi«t, 

elegía. 

•ay i^ nt MmiUempotutt m>rxímpro^ licrSm» 
JCd .JPfoh dolor, tx oeafis vetfert dirá tmisí 
Sustttlit Hitparmm cmdttis Parva Matommi 

Carmine, dukhmo qnf tiOH omne decus. ■ 
Cuittspraclarum seandit super «tkera tfmH\ 

Cuius dukt tmhs rwnit unr^epolus, 
Hac Vc^d, quaitmmmríf impktit cdorikis ttrbem , 

Flmbus ante ferax , germina mdé manet. 
Tándem qui^alamo pracelluit otmtibus unust 
. lam sine voee silet, iam sine tuce iaeet, 
Tali me núseram nato de/lete carentetny 

Qui mihi, fui mmtHh gkria prima Juk, 



20M.^ÍX Kn 



AL 



¿Ss Elogios Fanegyeicos 

AL DOCTOR FRKY liOPE FEUX DB. 

. jYiíoa Carpió, : ' ' ' ' 

ALONSO FEREZ DE MONTALVAN 

su mayor y^ mof iKuhdcro amigo , 

SONETO- 
^áT^ Qui¿i pudiera, eo Ugrimas bañado » 

pagar , o Fbluc.^ lo qtle te ba. .deh^ó » . 

decir y o Lope ^ lo <|uft te ba págiadol 
Solo el silencio digaint cuidado, 

que no alcana;a 4a tqz tanta gemido , 

^porque «o Ja e^phera. corta de uq sentido ' A 

mal cabe un it^nti^oaeoto .dUatade». ^ 
No es lo que lloro yo tu triste tuerte» 

pues mejoras de vida en la partida» 

sino la mia, de vivir sin. verte: 
Que tú yivo en tu- fama repetid» . 

con otra vida triumpbas de la muerte, 

y yo no quedo con ninguna vida- 



AL 



A XA KÜBRTfi DB Lora DB VfiOA. sZ^ 

AL SBGTINDO VlRGILIO T HoHBILO EsPAnOL^ 

EL DOCTOR FREY LOPE FELK DE 
VioA Caruo, 

DJS LA SEÑORA jDOITA MARÍA DE 

ZATAS SOTO MAYOR, 

EPIGRAMA. 

SI mi Uanto a mi f^üma no* estiorTirar» ' /. ' 
o' plieoix de lá patria ^ o aaefo Apoto^ 
de mi lytst te Ucíera na maweoloi 
que tu inmortalidad aposentara* 
Mejor que . jo ninguno te Jiiabára , 
que comor tá del nno atiotra^poli». ' 
el único nadste^ el Í9ol;fei solo/' . 
solo mi amor por solo te igualáca; 
{Mas <4mo canCM^ , quando' te lloro i 

-sin esperanza de ningún conisueto^ i i 
b ya ferñisra sra^ o^^sea.décocot' 
Tues pierden hay^ ipocqüelse^^ne-dk/cieioy ' S 
Maptoa^su prenda ^'BBfiaña «I ^úiesoioi 
au Dios las Musas yl^^/v^lia elaueloji ' 



Nn % MI- 



284 BlOQ10$ PAVfiGYRlCOi . 

MIRANDO EL TÚMULO DEL DOCTOR 
Frby Lope Félix db Vega Carpió 

• • t • ' T •- , . . . . . t 

SU, AMIGO ^T MAESTRO. 

DEZ DUCTOR JUAN FEREZ DE 
/ MÜNTALVAN, :\ 
EPIGRAMA. 

AQui . Tace 9 f bai . dolor ! |liai ^«do es^ivof ' .. 
^ui^epotavlbai. fin dudoso 7. ciertol 
aqui flu^^a9 |hai pcligfofo puerta! 
aqui fallece 9 ¡iiai golpe executivol 

Un hombre I cu^o. nombre rio percibo , 
un ángel , «3duj:a espititu no acierto ^ 
un vivo con escrúpulos de n^tierto , 
y un muerto, con iretamps^os de. tito. 

Un Héroe, que a su patria iamortal hace, ';» 

un semi-E^od t que: su '^Muna; elige ^ 
un phenix ractonarque muaré, y nace ^ í. 

Un s^jtorb' Apolo qtiejtlJIarflaf sp'ñ^ 'i .1 

digola -de u¿a trexv'LoftBe estpten yace^ '. 
todo b dixei 7a 1 pues ;Ix>n cQ:Ée. /^ ^ ' : 



A tA MVSRTB DB LoPB DB V'BOA. S85 

A LA URNA DEL DOCTOR FREY 

LoPB Felíx pe Vega Carpió, , 

DE DON ALONSO DE OVIEDO^ 
EPIGRAMA. 

ESte que miras marmol elevado 
mas del fracaso, que del alto asstemo> 
j este que helado res de sentimieuto 
mucho mas que de ser marmol helado, 

Hojr a la ^eraidad se ha consagrado, 
por ser del mismo Apolo mpntimeato, 
que átomos, son del sol quantos no atento, 
por cenizas: veneras deslumhrado» 

La vega ciñe que animó su lyra 

los bronces 9 y e^se marmol que es su oriente^^ 
mas que el oro le truxo aquí su encanto» I 

Sobre tal vega pues llora y suspira , 
paraysos haíxi die tu corriente, 
y por lo sol auroras de tu llanta 



JDE 



ü^6 Elogios panegtrtcos 

DE DON JUAN ASTETE DE MONROT, 
Capitán de Infantería y natural dt la ciudad de 
VaUadolid^ en alabanza de LíO^b i>b Vega i 

SONETO. 

EL grande 9 el raro ^ el solo, el peregrino 
admirado esplendor del sudo Hispano^ 

hoy a la muerte satisíizo humano 

las sospechas que tuvo de divino: 
En sus obras la pyra se previno ^ 

que ofrecérsela digna íuera en vano^ 

quanta excdsa P/ramide el Gitano 

Niio ostenta en espejo cristalino. 
Emula de su (ama , \ o muerte fiera ! 

el vital tronco tu fatal guadaña 

diéstízo ai golpe de moital hsridai 
Mas renaciendo a superior esphera 

procedió del ^ipte luz a España , 

y de k muerte a m memoria vida* 



A LA MUBRTB DB LoPB DB VbGA. 287 

A LA VIDA y MUERTE DE FREY 
Lope Fblix db Vega Carpió, 

TOR PEDRO DE MORALES, 

SONETO. 

BEsde que fue pastor tierno Belardo » 
di atención a sus quejas y dolores , 
cortando de su ingenio algunas flores » 
que por reliquias observadas guardo» 

Después quai sol universal gallardo 
dio luz a tantos doélos escritores , 
desterrando tos críticos horrores 
del nuevo idioma, apocrypho y bastardo» 

Tratóle en sus estados diferentes , 
y en solo Sessa le advení dichoso , 
pues son sin duración los premios vanos* 

Y en esta protección sin accidentes 
le ajusto el cielo a espirira glorioso, 
para honrarle con premios soberanos. 



AL 



s83 . Elogios Pakbgyricos 

AL DOCTOR FREY LOPE FÉLIX 
i>B Vbga Cakvío, 

DE Z>. GERONTMO ROMÁN T GÓMEZ, 
aaturdi (h Madrid ^ 

ROMANCE. 

TJ^Ues falta el vuelo divino 
JSl^ a la mas heroyca pluma 

del cysne « que enfermo canta t 

del phenix , que muerto dura ^ 
Hágale exequias la lyra, 

laméntele la cultura, 
.<Vi$tm bayeta los Manes , 

y arrastren luto las Musas* 
El aurqra que del sol 
«, los desperezos anuncia , 

pues faka quien la celebre t 

ni 2;alga » ni sostítuya* 
Todo^^amague a seotimientost 

todo provoque a ternuras, 

codo en lagrimas empieze, 

y codo acabe en angustias» 
Llore España eternamente 

la sombra <pie jra la turba , 

que a eclipses de tanta luz 

aun la luz quedara obscura. 
¡O quánto muerto predica , 

o quánto apagado alumbra 

itn desengaño en la pyra, 



A lA UVWBLTE De LoPH DE VbCA. «89 

y una experiencia en la tumba. 
iQue &cil lo mas difidi 

los mortales executan I 

pues^ la carrera mas larga 

mas brevemente apresuran. 
Mas que mucha » sí el nuyotf 

aunque de inmortal presuma ^ 

«s relámpago mentido , 

j luminaria caduca* 
Hajer la lyra que al mundo 

suspendió con la dulcura, 

hojr en el mar de la muerte » 

sino aozbbra ^ fluftúa* 
Mas ya su dichoso íin 

miestras lagrimas enjuga , 

pues debe a su misma muerte 

hoy la vida mas segura* 
Y fuera colü desdoro » 

otro lo llamara injuria, 

el mentir como dolor 

desdicha que fue ventura. 
LoPfi vive, aunque les pese 

a las cenizas 9 que aun duraa 

calientes , a cuenta solo 

del Apolo de la urna* 
Porque ia fama inmortal 

de sus diraisi k assegut^ 

los recuerdos para siempre ^ 

los olvidos para nilhca. 



Tm. XX Oo /• EL 



S90 Elogios Panboitjiicos 

EL PHENIX MANTUANO, 

í _ • 

A LA ETERNA MEMOillA DE LOPE 

Félix db Vega Ca&pio,- laureado Principe de 

los ingenios» en su muerte, 

POR EL LICENCIADO ANTONIO DE 
LEÓN i Relator Mi Real Coosgo de Jas Indias^ 

V OEM Ai - 

SI de quien professd le)^es de amiga 
ea los últimos lustros de tu vida 
no es bien que en muerte la memoria £ilte| 
ni a la eterna que dejas^ 
en la fatal partida 
niegue el afecto lastimosas quqas-, 
para que sirvan dé perpetuo esmalte 
al noble marmol ^ al funesto abrigo ^ 
que a tus cenizas frias 
contra el común estilo de los dias 
dedica universal el sentimiento 
de tu patria» por serlo tan 4icbosa^ 
como hoy triste y llorosa: 
ú ya no es patria tuya el mundo todo ^ • 
pues todo de tu i^canto boy el acento > 
y en prodigioso modo 
admiro de tu vega ^nerosa. 
tanta flor» tanto fruto ^ 
y de la ñiente de tu ingenio solo 
inundación del uno al otro polo. 



A LA MUERTE DB LoPE DE Y EGA. 29 1 

el perene tributo, 

el caudal mas fecundo » 

que enriqueció los términos deL mundo» 

admite y o Lope, aunque con tosco asseOí ^ 

la menor obra del mayor deseo» 

que consagrada al túmulo y renombre , 

eterna vendrá a ser como tu nombre. 
A la voz publicada 

del riesgo que en su vida padecía 

el Mantuano esplendor de la Poesia » 

del recelo informada» 

el sucesso temiendo afe¿luosa» 

cierta del mal, quanto del bien dudosa ^ 

comenzó a "discurrir la pfaantasia 

que el daño prevenía » < * 

fabricando de especies en la idea 

lo que menos desea » 

tamas produce y tantas multiplica» 

y al pensamiento aplica» 

que confundida de su misma essenda» 

para ocuparla al sueño dio Ucencia» 

si bien la operación aun no cesando-»i 

nuevas formas juntando» 

en disponerlas diestra» 

estas me finge » representa y muestra. 
Parecióme que entraba en rica sala 

de un palacio tan^ bello y suntuoso »t 

que admirando crystal los chapiteles » . 

oro las puertas, jaspe los umbrales» 

unión de finas piedras y metales 

&brica y frontispicio» 

no la matetia a la labor se iguala t . : 

Ooflí ni 



$gz Elogios FANECYRicoa 

ni para delinear tanto edificio 

se atrevió el arte a ministrar pinceles. 
Era de una Academia el sitio hermoso 

en. asiento de luces eminente 

Apolo presidia/ enseñaba, 

y siendo tribunal la que era escuela » 

justicia hacia, si preceptos daba » 

que como el buen gobierno se desvela ^ 

en enseñar obrando , 

y en obrar las virtudes ensdíando» 

assi Apolo las veces, 

de presidente y de maestro hacía* 
Las Musas nueve el solio acompañaban ^ 

y doélas consejeras le assistian, 

espíritu infundían^ 

y suficiencia a los oyentes dabaiu 
Era de la Academia secretario 

la Memoria , las obras refiriendo 

de los que iban entrando, 

y con estilo dodo, altivo y vario, 

o la doóbrina oyendo, 

o el premio con obrar solicitando > 

que abogados alli n.o se escuchaban, 

porque solas las obras abogaban: 

y era la sala en fin por todas partes 

archivo de las ciencias y las artes, 
Principio a percibir, apenas veo 
a todo el gran Museo, 
mudo el silencio , quando 
sino luto arrastrando 

a la ocasión debido, 

que 8U real persona no leadffiitCt 

fot 



A tA MVERTB D£ LoPB DB VeGA. ¿93 

por quien menos que Rey le solicite; 

por el bien que ha perdido , 

modesto el trage, y tan llorosa y triste ^ 

que en el rostro , aunque hermoso » el luto YÍstet 

como Reyna de Europa» 

ilustre Emperatriz del nuevo mundo» 

del África y el Asia horror y assombrojf 

el escudo Real pendiente al hombro,' 

que adornan los castillos y leones, 

insignia militar de sus blasones, 

curioso aliño en el tocado y ropa , 

con valor, sia segundo , . , 

y con beldad estrana 

en k Academia entró la noble^paña» 

En su acompañamiento 
con muestran de mas tierap sentimiento 
ayrosa y cortesana 
otra, qué conod por las señales 
indicación de sus presentes males, 
ser Mantua Carpentana. 

y precediendo a la Real matrona 
el debido agaujo» el regio modo 
que té da el mundo todo, 
que su grandeza abona, 
con estilo cortés , discurso sabio , , 
assi rompió la. voz del dulce labio. 

Otras veces, o padre de las lumbre^i 
desta Academia sacra he repetido 
el ilustre auditorio , 

j del Pjirnasso en las ethereas.CHinbreír 
con gusto he merecido . . i . r 

lo que aboca con peoai ...: .;^ 

por 



$94 Elogios Panbcyrtcos 

por lo que hacen mÍ9 lagrimas notoria 
rengo a solicitar , y es la íadga 9 
a que un sucesso infausto me condena r 
' de alivios tan agenai 
que ha de faltar » si aquí no se mitiga^ 
voz que la expresse y lengua que la diga. 

Sabes la estimación que en mis estados t 
y en todo el orbe ha conseguido un hijo 
que ma dio la que ves que me acompaña, 
propria en su pena» si en su throno estraiia ( 
la Imperial Villa de Madrid, que elijo 
por tan interessada en mis cuidados > 
como en mis males compafíera cierta r 
para que supta mi discurso « en tanto 
que le interrompe, como es fuerza , el llanto t 
{)ues si a decido el sefttbttiento acierta , 
conocerás , aunque en sucinta historia ^ 
que a los dos nos falto la mayor gloria » 
y si anuncios los males prevmieron, 
oye los que a los nuestros precedieron 

Tu sacra luz en estadon ardiente 
del signo virginal el quarto grada 
terciaba en conjunción con Venus beila^ * 
del cielo honor luciente; 
y en su careo argentado - ; 

diametralfñente opuesta a Ú ya ella . ^ ^ 
ocupaban impétíó > ■ > - 

del contrarío henusphério 
de Diana la faz sangrienta y triste t 
que eá la cabeza del dragoa celeste^ ^ 
porque el ayre fimeste, '* - ' 

<)e horror los escamados peces ^^ííXi^ \ 



A lA MUEMB PB Lq?B »B V^GA. 4^5 

y deliquio mortal siente y padece » 
de un lustro de hora» en que mengua y crece^ 
total eclipse de.sus blancos rayo$» 
y en infaustos desmayo^^ ; .> . .» 
indicio cierto de fa&ú ammcSo :: . > . : . .r 
pues los planetas del ingenio autores y 
opuestos y conjuntos se monstraban » 
y al que fue iiempre de idesdidbaa jouncio» 
de fracasos portento , : ; i 

Saturno tnrbutentó 9 f > . ^ 

aumentando rigores» 
con aspeólo miraban tan adverso^ 
que todos» raro influxo» señalal^a 
sentimiento notable al uniíñerso 
con k muerte de algún varón famosos 
que los tres mas benévolos planetas , 
quando con influencias imperfetas 
causan al mundo efe^o temeroso» . 
del ingenio mayor » sí bien se advierte y 
pronostican el £n» dicen la muerte» 
No salieron inciertos los temorea» 
porque ntmca los males . 
se contentan con solovlasí^señaies» 
ni en pronósticos paran \sm xigoresj / 
que si los f prometía' 
la celeste harmonía, . 
como causa segunda cfi j{ta.ttplMrai 
era decreto al fin de la primerE: ^ 

que a desdichas y estragos > ^ 

o j^ara-jttoderar el sentimiento » 
^ aumontiar prevenido el escarmiento^ 
principio dan los astros coa amagos : \ 



M^6 ' BLCICfOS PAKfiGYRICOS 

y muertes de varones, 

que a los ojos están de las naciones t 

y en mas estimadon de los mortales, 

como en ellas contemplo^ * 

mas tremendo d excmplo ^ 

es bien- que se prevengan con señales i 

y que siendo forzosas las querellas» 

a , darlas se «nticipenvlas estrellas* 
LoPfi Félix db V£ga Carpió es muerto: 

y a varón tan insigne no mé admira 

que hiciessen sentimiento tus esphei-as, 

fxí que mostrar lo que perdiste quieras: 

pues ya desta Academia se retira 

quien ilustrarla supo con ^icierto ; 

quien de m sacro espíritu el retr^tto 

mostrar pudo eá el mundo: 

quien con ingenio siempre mas ^cundo 

a tus influxos grato « . 

a tus.Masas> amabbi . , ** ^ 

a tí solo segundo 9 

fue a todos los demás incomparable: 

y paraexemplo de la iuimana suerte f . 

hoy permuta lá vlda'cbn)la moert^^ .. 
Falte ya del ;Pamássoriel Jtico adorno^ . 

de Helicona se mire el crystti secoi- 

y en su estéril contorno , . 

quando Ur voz. í^it; ios pénateos Cope» .. 

LoPB repita el icco > ' ^ . " 

Codo responda Lope, 

a Lope invoquen solo 

pues destos siglos fue segundo Apolo ^ 

(^ quien :sitb»itiÚ3te^ . 



A LA MUIRTE 0E LoPE DE VeGA. 297 

el ingenio y la ciencia que tuviste, 

y solo le faltó para igualarte ' í » 

poder suplir la vida con el arte. 
Mas suspendiendo ahora su alabanza, 

a que mi.Toz no ^anza, 

te pretendo informar del nuevo intento 

con que las dos venimos, 

y tu audiencia pedimos, 

que si consuelo tiene el sentimiento , 

este consiste en conseguir en tanto 

el alivio que pide nuestro llanto. 
Después que de tu espiricu en la tierra 

derramaron las Musas el theaoro^ 

y la sacra Poesía 

descubrid los afeólos, en que encierra 

con celestial decoro 

de las ciencias la unisona harmonia : 

muchos siguieron tu divina escuela , 

y respetados en el mundo fueroa 

por obras que es^^ribteron, 

por hechos que cantaron, 

y Héroes que celebraron: 

con que la íama de sus partes vuela» 

trahiendo a tus archivos, 

donde el lugar ocupen que jneréceA , ^ 

al tiempo que fallecea* 

muertos los cuerpos y los nombres vivos i 

y lo que aqui gradúa tu Senado 

es en toda la tierra executadp.' 
Pretendo pues del hijo que he p^tdido» 
ya que no puedo iiestaurar la vida, 
pues no hay jurisdicción que U defienda ; 
rj Tom.XX. Pp en 



19^ Elogios Panbgyricos^ 

en la dura contienda 
de la Parca homicida» 
eternizar el nombre merecido», 
y que por tu decreto» 
que la tierra obedece y rev^erenciat 
sin admitir litigio o competencia » 
que impedir pueda tan debido eíeto^ 
califique esta sala» 

si algún ingenio al que propongo iguaU 
de quantos conocieron eminentes 
las edades passadas y presentes , 
o si al fruto de vega tan opima 
igualan juntos los que el niundo estima. 

Ya en tos Reynos y Estados que corono 
mucho antes de su muerte conocido , 
a quantos la Poética han lucido > 
le prefiero y pregona 
por imico entre todos los que et genio 
ayentajó en ingenio» 

No niego al Lasso la suave pluma » 
pues con ella acrisola 
la Poesia Española ; 
a Silvestre las rimas en qtie mma 
conceptos no vulgares i 
a Juan de Mena antigüedad y versos 
de arte mayor , si ahora na un tersos» 
entonces singulares; 
al divina Camoes reconozco 
por heroyco Poeta » y que la fama 
a Ercilla debe igual la verde rama: 
de Bernárdez los méritos conozco » 
reverencio a Boscan y a Figueroai 



A LA MUIRTE BE LoPB D£ VfiGA. S99 

a Herrera y a Carrillo do/ la loa : 
vivan I08 Argensolas 
bonor 4e las <!amonas Españolas: 
a Gongora ¿n lo Xi/rico aperciban 
los que sus cultos tersos «ntendieroa 
la alabanza ^ue altivos mereder-on : 
al de VtUamecfiana «q bronce «scriban t 
a Espinel y á Llñan , y al £n ;a quantos 
las doSas Musas y los dukes -cantos 
a tu ilustre Academia condujeron» 

Pero si a todos juntos los «excede 

> de Lope vn lustro ^olo^ 

.^qulen «en ^suda, di , M^do Apolo t 

negarle <1 lauro pued¿ 

y assi ^n los airarlos ^que/gobierno 

de Europa^ Afirica y Asía , 

y donde nuevo me xespeta ^el Orbe^ 

^in ^ue la 'emulación su fama estorve^ 

para que a Lopb quede <el nombre «temo» 

ya por antonoma^a^ 

quando «I Poeta noml^re^ 

Lope se lia de entender^ caUamdo «el nombre» 

Pero a mas privilegio^ 

«i bailo propido tu fiel colegio, 
tni pretensión aspira 9 
que <en todo quanto gyra 
tu carro bermoso de la ortiva cuna 
basta el noAurno rejmo de ia luna ^ 
y desde que «n el Aries el thesoro 
a gozar entras en vellones de oro» 
basta que tu carrera se remata » 
y en los Peces de plata 

• Pp 2 una 



3^00 Elogios Panegyricos 

una revolución hace y termiaa 

por lu esphera divina, 

ha de ser antepuesto 

a quantos. en tu archivo el nombre han puesto. 
Que si Goecia imagina, 

y si el Lacio presume^ 

o la Toscana entiende, 

que este decreto su derecho ofende, 

o su favor consume, 

imagine , presuma » entienda ahora , 

que nunca a sw ingenios vincularon 

preeminencia los siglos que passaron, ^ 

si el presente en alguno se mejora; 

que si en los venideros 

un impossibie pongo, 

otro se aventajare al que antepongo $ 

como cedan ahora los primeros 

al que de mas honor tan digno admiras ^ 

él cederá después al que viniere; 

si bien al principado que se adquiere, 

el que viviendo eternamente miras 
. con méritos, tkn ciertos y seguros , 

no igualarán presentes ni futuros. 
Pero dé fin aL comenzado curso 

la que conmigo alterna el sentimiento , 

y prosiga su voz en tierno acanto 

lo que falta al discurso, 

si puede en caso tanto 

templar la pena y suspender el llanto. 
Conoces, dixo Mantua, España noble, 

que tengo amor de madre, y aunque elijo 

hablar ahora en honra de tal hijo , 

* co- 



A £A:Hün.TB I>fi LoPB DI Vi6A. 5OI 

como es forzoso qm h pena doble ^ 

repitiendo la causa, 

temo, que el corazón tan fatigada 

en agua por los ojos desatado 

ponga al discurso pausa; 

pero siendo debida mi obediencia, 

a la lengua los ojos den licencia , 

aunque ella muda lagrimas prosiga , 

y yo con ellos mis pesares diga. 
Que merezca del hijo que venero 

el nombre insigne anticiparse a todos 

quantos por varios modos 

lo pueden pretender , probar espero. 

Porque si por lo heroyco tuvo Homero 

de las Musas en Grecia el principado ^ 

y de siete ciudades cada una 

aspiro a darle la primera cuna: 

y Sí Virgilio en Roma celebrado 

dio a la Euterpe Latina 

calidad tan divina ; 

si el Tasso en lo Toscano 

adelantó el ingenio a mas que humano^ 

¿quién havrá que no vea, 

admirando la trágica Epopea 

con que Lopb a tu esphera áe levanta f 

quando de Gerusakn sucessos canta 

en argumento, estilo, alteza y caso, 

unidos a Virgilio, Homero y Tasso^ 
[Y si la idea al Ariosto exalta, 

su imitación no falta , 

^ue Angélica la bella en su hermosura 

nuera idea assegura. 

SI 



it^os Elogios PANfiGYRicot 

Si el coro de Poetas se le opone 

Toscaaos y Latinos ^ 

poemas mii en recompensa expone: 

la sagrada Almudena^ 

y los Trmmphos divinos 

el Labrador Isidro^ que me «bona i 

la Trágica corona 5 

la dulce Phílonuna^ 

la Andrómeda gentil j la Blanca Rosal 

la Circe cautelosa; 

el sjauuco viage 

del Anglíco Dragón pena y tiltrage; 

el Laurtl que a tu frente se dedica; 

la fe^iva Mañana que me aplica^ 

luz de mis campos, del B aptista glothi 

describiendo jardines su memoria 

la Tapada del Du(]ue de Brajganza 

que tamo nombre alcanza $ 

del de Aira la Abadía; 

y el suyo 9 que después a su despecho 

con tierna voz cantó , jardín deshecho; 

y con dulceThalía, 

Pintor Apeles y Escultor Llsipo , 

de Dcnia Fiestas al Tercer Philipo» 
Y porque ^en vega tan florida cabe 

lo jocoso tai vez centre lo grave 9 

SI Homero did la Batraehomyomach¡4% 

LoPB lá Gaiomaqüia ^ 

que con versos a^dos y sencillos 

canto su Musa, j publicó Burgmlhs. 
Si en lo Lyrico a Horacio 

el lugar quieres conservar que tieoct 



A lA MUERTE DB LoPB DE VbGA. 3O3 

y el amante de Laura 

Toscano Diiirambico restaura, 

parar leer lo <}ue Lovb te previene » 

una mediana edad es corto espacio y 

en O^avas ^ Canciones , 

Epitaphios^ Epístolas, Tercetos ^ 

Silvas» Romances,. Gfossas y Sonetos, 

porque en sok una rosa doce abones, 

j con suave canto 

beatificado j santo 

a IsmRo dando Fiestas y Certamen^ 

que a celebrarle mis ingenios llamen, 

en Tersos j conceptos peregrinos 

Solihqwíos divinos ; 

y en Isdgogt do(db y voces tales 

los Estudios R^íes : 

tan fértil fue su Musa j numerosa , 

tan alta y prodijgíosa 

en cantar lo sagrado y lo profano» 

ya divino ^ ya humano» 

que es impossible reducir a suma 

los repetidos vuelos de su pluma.. 
Si en lo triste Elegiaco te admira 

et que en el Ponto desterrado estuvo ; 

^quién como Lope aquesta parte tuvo? 

ML desempeña en muchas obras mira » 

sino basta por muchas» 

funesta maravilla » 

quando llora a su Elisio Medinilla f 

o quando de Juan Blas la muerte escuchas t 

que igualo a su científica harmonía 

de XopB la £legia«^ 
\ • Bu- 



304 Etaoios Pamegtricos 

Bucólicos Virgilio y SaDa;Earo9 

campestre y pastoril ea dulces verses 9 

no eruditos 9 ni heroycos» aunque tersos ^ 

del tosco albogue poético reparo 9 

en Églogas cantaron , 

Arcadias escribieron. : , 

motivo, a Lopfl con sus obras dieron ^ 

pero no le iguabfon 

sus Églogas suaves , 

de diversos secretos fueron llaves y 

que Belardo tal vez con versos sabios 

se lamento pastor de sus agravios. 

La Arcadia^ flor hermosa desta vega 

en años juveniles, 

vertiendo Mayos y cantando Abriles 9 

a ser primicia de sus frutos llega, 

después con nueva forma 

sus humanos amores 

convierte de Bden en los pastores 

y en Arcadia divina la transforma. 

No hallo en lo Satírico imitados 

por Lope a Horacio, Juvenal , ni Persio 9 
ni al difícil Propercio, 
en quanto a lo mordaz, que sus cuidados 
mas ^e aplicaron a alabar a todos , 
buscando phrases, y inventado modos 
con que honrar de las ciencias y las artes 
los professores que tuvieron partes, 
que pueden ser eñ' casos infinitos 
nobiñario de España sus escritos. 

Pero hay en ; lo Satírico dos suertes , 
una que con passion los golpes tira 9 



A lA MUBKTE DB LoPE DB VfiGA* 505 

y con voces picantes y mordaces 

a solo herir en las personas mira^ 

otra que habla en común , y en ella adviertes % 

que a corregir atiende las costumbres 
) con cambiantes conceptos de dos haces : 
' en esta pues» es bien que a Lopb encumbres 

sobre quanros Satírico escribieron » 

y documentos en sus versos dieron 

a. la vida mortal con agudeza; 
i politico escribiendo, 

8in lastimar liiriendo, 

señaló las heridas, su destreza , 

guardando en lo satírico el oficio 

de distinguir de la virtud el vicio. 
Si de lo E pigramatico atribuyes 

a Marcial el renombre que merece , 

tanto el de Lópb en competencia crece t 

que en ella mas sur méritos arguyes: 

que no han dicho abreviados sus concetos 

en Epigramas, Decimas , Quintillas ^ 

sutil en Redondillas, 

numeroso en Sonetos, 

aunque infinitos, tales 

que si uno a uno tantos calificas f 

y por su calidad los muiuplicasj 

sin numero serán, mas tan iguales» 

tan castos y constantes, 

que su rico thesoro, . 

quando comienza en plata , acaba en oro ^ 

y de tan voluntarios consonantes, 

que qualquiera que leas a^dmirado , 

dirás que solo en él puso el cuidado» 

Tom. ;KX. Qq Siem- 



gp^ Elogios Panegyricos 

Siempre cscusó lo torpe y lo imperfeto , 

lo lascivo y indecente i 

defeco en que Marcial fue tan frequente , 

como LoPB mirado y ciircunspedo, 

pues los que mas al uno celebraron ^ 

la mitad de sus obras condenaron ^ 

y los que al otro con envidia huyeron , 

hallar voz indecente no pudieron » 

en que exercet la emulación el filo : 

tal íue de Lopb locución y estilo. 
La prosa alabo , o poca j o mucha sea f 

que si a los TriumpAos de ía j¿ me inclino^ 

los sucesos del Patria Peregrino^ 

la cortés Dorotea^ 

Cartas^ Novelas^ 

eruditas escuelas » 

fragmentos son de la abundancia suya ^ 

porque no falte en variedad hermosa 

miscelánea de versos y de prosa* 
Muchos siglos lo Trágico alabaste 

en Sophocles y Eurípides por Griegos^ 

por Latinos a Séneca estimaste » 

y en lo Cómico a Plauto y a Tcrencio: 

y aunque en tan cortos pliegos, 

sus obras por antiguas reverencio » 

que en profundo silencio 

ha doce lustros que olvidadas viven » 

o condenadas mueren, 

de;spues que a Lope el zueco y el cothurno 

nombre eterno aperciben, 

y a quantos son y han sido le prefieren ^ 

lestisgo es este do¿lo amphitheatro > 

.que 



A LA MV6RTB DB Lopfi DB VfiGA* 507 

que en r^aido turno 

mil j oclioclentas veces el theairo 

^¡0 <con admlraclon^e tanta suma 

otros tantos milagros de su pluma. 
Nuevos preceptos a «u nueva iorma 

dio con Ingenio y arte^ y por ¿1 solas 

Tiven boj las Comedias Españolas : 

su Musa las informa 

desde su «er primero 

tan ajustadas moralmente al trato 

que son de las costumbres £el retrato 

al £usto lisonjero; 

y sino es otra cosa la Poesía 

que Imitación en verso ^ {quién acusa ^ 

que procure su Musa 

nuevas Imitaciones 

de modernavS acciones? 

{O quién a las edades 

negó ta introducción de novedades , 

aun «en cosas mas graves j mas altas , 

Á las conocen faltase 

j si aun el vulgo rudo 

sufrir lo antiguo cómico no pudo^ 
. ^que mucho que con reglas j preceptos^ 

desta edad imitando ios conceptos » 

con que aplausos tuvlesse^ 

nuevas Comedias al tbeatro diess^ 

De historias iTbstradas- 

liumanas y sagradas, 

de exemplares sucessos tan vestidas ^ 

tan castas ñieron todas, tan lucidas, 

que pueden estudiar «en sus contextos 

Qqs los 



308 Elogios paneoyríco» 

los oyentes , las ciencias y las artes | 

pues en todas sus partes . 

$e conocen los textos 

mas proprios y debidos 

a los casos y trances sucedidos* 
Fue LoPB tan afeólo a buenas letras ^ 

y assi ilustró cpn ellas sus escritos^ 

que siendo como sabes infinitos 9 

si lo interior penetras, 

en las voces que aplica, 

quando el sucesso del concepto explica^ 

si prueba en las razones, 

si relata en las mismas relaciones » 

si junta fundamentos 

en los do¿lo$ y agudos argumentos ^ 

para que mas su ingenio^ se eternize , 

conocerás que en todo lo que dice 

con modo altivo y claro, 

de culta emulación flaco reparo , 

fie muestra tan maestro 

entendido, capaz, fecundo y diestro, 

que dirás que no hay ciencia , arte , ni oficio^ 

de que ignorasse reglas y exercicio, 

pues si a estudiar sus obras n^e acomodo | 

emporio son universal de todo* 
Tres veces cinco lustros casi enteros 

gozó la vida este portento humano 9 

su prodigiosa mano, 

no ya contenta en añadir tres ceros ^ 

a setenta y tres aik>s de su vida^ 

duplico la partida, 

y trece mil quitando desta siuna^ 

con-* 



A ui wubrtbdbLopb db Viga» 309 
coqtó los pliegos que escribid su pluma¡ 
ciento j treinta y tres mil dice la famai 
que su patria derrama : . 
y assical?e^sregun la quenta hacía, 
a cinco pliegos de su vida el dia 3 
y solo lo estampado» 
con ser pequeña part? de lo escrito^ 
es numero incito: 
y no será bastante, 

aunque el de toda España al caso aplique, 
diligencias y gastos multiplique, 
a conducir a lu Real archivo 4 
sí bien a procurarlo me apercibo , 
pues en mi honor redunda 
lo que produxo vega tan fecunda 9 
que con vida no corta y larga vena 
dejó la tierra de sus flores llena. 
A" ingenio pues tan alto y consumado , 
a quien conoce esta Academia ilustre ^ 
que su mas cierto lustre 
y sus mayores glorias ha debido, 
^cómo puede negar el principado 
de quantos. csse espiriiu han bebido? 
si las obras que todos los que en verso 
conoce el universo, 
desde que el orbe alumbras, 
y .en las espberas essa luz encumbras f 
escribieron , no iguala 
a las que desta vega en esta sala 
vieroi^ y honraron las hermanas nueve: 
si* premio igual al mérito se d^b^f . 
adjudique 9 señor | tu sabio gremio 



al 



3IO Elogios Panbctricos 

al ingenio mayor mas alto premio. 
Dixo : )[ la voz, que con lagrimas terminat 
del atento auditorio 
assi movió el afedo , que conformes p 
aunque eran escusados los informes 
en caso tan notorio, 
miemras con pena muda 
el sentimiento cada qual ayuda f 
que el sucesso destina » 
a conceder lo que les pide inclina. 

Y por decreto irrevocable y firme 
dan a Lopb el debido principado 

de todos los ingenios que han tocado 
de la Helicona fuente el crjstal puro^ 
y para que le goze mas seguro t 
que toda la Academia le confirme» 
Que como ya cada arte y cada ciencia 

tiene un sujeto solo» * 

que sustituye en su lugar Apolo 9 

principe en la eminendat 

y ia sacra Poesia 

deste honor hasta ahora carecía i 

pues el mundo sus méritos conoce | 

el principado de las Musas goze 

en ia tierra el Poeta Castellano» 

Y porque a Madrid quede 

la gloria que por madre es bien que herede 
de varón tan insigne y soberano» 
conservando a Virgilio su renombre, 
estatuyen que a Lopb se dé el nombre 
de Phenix Mantuano. 

Y ordenan que sus. obras úa escusa t^ 

)UIH 



A tA MUfiUTB DB LqPB DB VbGA» 3II 

juntando cada Musa 

las que le tocan » pues a todas toca» 

y a conseí varias su ínteres provoca» 

estén para memoria deste caso 
r en Jos sacros archivos det Parnasso» 
Apolo la Academia dissolvía » 

quando Morpheo por la cornea puerta» 

que al mysteríoso sueño de|d abierta » 

de mis ojos isalía» 
Desperté apenas» quando 

repitiendo el cuidado los temores » 

a funestos clamores 

lo que ignorar quisiera preguntando» 

conocí et desepcipeño 

del ya cumplido sueño: 

a la muerte de Lope que corría» 

comuD el sentimiento respondía. 

Yo » que a tanto varón agradecida 

negar quise el olvido» 

dedique con afedos de su historia 

af Phenix Mantuano esta memoria» 



t^tsá^ 



AL 



513 £'tOGl08 PANfi<STllICOS 

AL TÚMULO DE FREY LOPE FELDC 
Dfi Vbga Carpió, 

PE JUAN FRANCISCO SIERRA X 

GORTÁZAR , Escribano cU Cámara 

y del Crimen , 

EPITAPHIO. 

S Abe, que este sepulcro, o passagero^ 
no está para cenizas prevenido, 
que fuera darte señas de haver sido-f 
y que se consumió el ardor pcímero. 

Aquí pues tan a¿):ivo, tan entero 

al viento de la fama se ha encendido t 
que vivirá su lur contra el olvido , 
y las sombras del tiempo mas severo. 

Su llama, a quien las Musas y el Parnasso^ 
con numeroso llanto no la ofende, 
antes su ser dilata y sus ardores. 

La veras como el sol en el ocaso, 

que quando mas se ausenta, mas seenciende^ 
y en mas aumento da sus resplandores^ 



A hA MUBRTB rm Lope im VkoA. 313 

A LA INMORTALIDAD DR FRKY LOPE 
Ffiux i>e' Vm^a Carpió, 

J)E DONj liíARTIN de ÁNGULO 

:l' ^^ \r'- • YHUUSARy \ \ ' ^ 

SONETO. 

HAdie te alabe ,.XA>VB»qiie túfsolo 
te sobras a ti mismo de alabanza 1 

cuya elegante toz sonMa alcanza 

a las instancias, dé uno y otro polo. 
Sea tu nombre eterno Mauseolo, 

ao sujeta ddi tíeiñpo a la mudanza: 

goza la fama con igual bcmanza 

del Volga helado al calido Pa¿lolo« 
JNío añaden luz. al sol artificiales 

antorchas , que encender puede ofidost 

la fiersolicifjusd de los mortales . 
Qualquier posteridad te será ociosa, 

que mal alumbran rayos nuteriales 

a quien con proprio resplandor reposa* 



Tm.XX. • Rr AL 



gi4 Elogios Panbcykicos 

AL TUMULODB JBJLST LOPE FÉLIX 
ps Vbca Carpió; 

Ea Latín puro, y constante Castellano y»- 

DE DON hmqlyto:fellicer 

DE TOVAR, 
EPIGRAMA. - 

Sacra 9 spiendida, excelsa» indita p^ra» 
de fama heioica» tumba gloriosa ^ 

si cadáver occuI;as reUg^osa ^ 

x\x me inflasnma devota» tu mé uii»pira«r i 
De rara » prodigiosa » culta lyra » 

fecundas voces canta numerosa » 

elo^uentías publica harmoniosa^ 

Tereniianos periodos admira. 
Tu peregrina phoenix, qux volando^ 

alta penetras barbaras nationes » 

claros » avernos orbes habitando} 
Vive FelÍT6 sphericaí legiones » . í r. > : . .. 

immortaies Coronas ilustrando, 
• adoranda beatificas visiones^ 



SVR 



A ti wasnn »B Lopa db Ysca. 31 | 

SUR LE TOMBEAU : 

DE MONSIEÜR LOPEAU DU VEGA 
Carpió 9 

' TAR MADAME ARGENIS, 

EPITAPHE FRANCOIS. 

' • ■ 

i/^ qu'un grandreliqualreett d<^ en peu d^esj^ce! 
\^ \iateur^preQ8 y^rdc,en ce lieü si sérté 
avcc ui> seid Lovbau tu peux voir enterre 
Phebus, Amaur , Metcuré^ & k f>lus chere Grace. 

J 'avois cm jusqa^ id qoe f k> celeste face 

se exemptok du paisage. aux iñortels prepara 
mals je vois par sa fin le contraíre averé, 
vojant mourir en lui.tout le coeur du Parnasse* 

Jamáis plus rare espnr d^ un corps ne fut v&u , 
ce n',etcut que doucdir ^ que isaToir , que vertu, 
dont maioie grand lunuére en terre etok randue» 

Maintenantd* un cercueil tous ees biens sont endos» 
non c^ est faux^ le ^ tombeau , n^ en serré que les oi| 
& par totsri^univcKs «a gloire cst espandue* 



-' t 



Rrs IN 



IN Lía. 'MDRTEíE: SEPULTURA 

.' Ul MotñlGNOR T 

FR. LOPE DI yEGA CARPIÓ, 

DE MADONA FENICEy 

INSCRIZIONE ITÁLICA. 

TUtti i lumi celesti m solo Jume 
del solé q>Hogó natura , e strinset 
. e molti fiori a .soló il fior ¿ktrisiM 

de una leggíadrá. rosa .ohreJl crpstunw;. . 
In, itn sol Hiarei niad^ e ogBf aiqua e fiume^ 

agorche Dio creolli , unilli, ednse^ 

e ñi chr in picciol v^ro. il ciel corntrínscy 

couíe ¡i mondo in unhuom V eterno Nume. 
T^ di hon Ac jsdtaac 9 i mctrc^ e i' opce^ 
. quante scrinor alcuní sparse in cacee» 

in un breve sepolcro al orbe scopre* 
Solé cbe muorí ^ rosa che si parte » 

mare che se ;UdL|. ctQJQ que siicópoe^; . 

mondo che in móki mondi si riparte* 



A liA' mmuTB BE Lorá rá Ybga. 317 
•A LA MUERTE DE LOPE DE VEGA 
DE DONJUÁN VELEZ DE GUEVARA 
DÉCIMAS. 

SI es pjm 9 o cuna la losa 
dudo , que en el Mauseolo 

de aquel Espaiíol Apolo 

guarda el cadáver piadosa : 

y uno y otro es mysteriosa 

pyra , donde muerto jace y 

con que al feudo satisftoe ^ 

que por. humano ha debido ^ 

y cuna contra el olvido , 

donde a nueva vida nace. 
Porque en su muerte recibe 

nuevo ser , cuna es la pyra 

a donde nace , aunque espira » 

a donde , aunque muere , vive: 

que su ingenio le apercibe 

mas vida con mejor suerte 

muriendo, pues nos advierte ^ 

que con (ama repetida 

inmortalizan su vida 

los aplausos de su muerte^ 
Dicha es la vital acción y 

primera del ser viviente, 
•bien que el nacer solamente 

es de morir ocasión : 

mas en quien con ambidon 
r de 



N 



3i3 Elogtos PANBOflttCaS. 

de gloria sabe adquirir 
aun muerto nuevo vivir t 
mayor dicha viene a ser 
el morir para nacer , 
que el nacer para morir* 
Triste el que inútil nació » ' ' 
pues tanto su ser oculta t 
que con la muerte sepulta 
todo aquello que vivid; 
no aquel que se. vinculo 
eií la fama : envidia das f 
o tu dichoso « que estas 
inmortal por varios modos ^ 
vivo en la rida de todos , 
muerto en la tu/a no mas* 




IN 



A LA HÜSIITB PB LoFB DB VeGA** 319 

, in parentalibus 

, lopei feucis de vega carpió, 

2xez licenciado don melchor 

de monforte, 

elegía^ 

FOrte íugi Heiiadum faftr arce hicol lis ahalta> 
Venerat Anstriaci qua. foict aula lovis ^ 
jPulcher aretJosis, qua Jidanzanarius undis 

Zabhvr , é^ pladdis balnea jinebti aquis. 
Hic dumttUa stbi.jMusisque sequacibus aqua 

Quareret , tn Lachsis ebvia fríma vcniti 
Dufnquc venit mfstis clamor ¡bus intonat athcr , 

AEraque ferales daHt Temesea sones. 
Atque iiai quo f roperas ? Jtondentes abuce lauros y 
. Laurus funeribus non venit aqua meis. 
Obstufuit Pbabusy sociisque sóror ibus inquit: 

lam ruit imperiicelsa columna mei. 
Ecce procul féretro per .compita ducitur alto 

Gloria Castalii Vbga decusquc iugi. 
JP alientes circum video lugere catervas^ 

Ferreque funéreas agmina ¡onga faces. 
Atque setium densa ^ procemmque ducumque cohortes^ 

Totaque cum populis it comes aula suis. 
Ingemuit diUis do&arum turba sororum ; 

Una quatit pe&usy scindit Ó* una genas. 
Lamentisque cmnes atberque ululatibus impltnt ♦ 



gc9 * Elogios pANB^Y^arcos .* 

• Proiictt auratam Delius ipsc chclyn. 
Deque novemdicit sfarsU sóror tma capillis^ 

Phcsbe^ tuum Lachcsis iam petet atra caput^ 
ScUictt ausa tuum est nostrumqtu extinguen lumélt^ 

Cus invideat tota non habet orbe parem. 
Hdctenus illa Deus Jlentes slmul iré Camanof^ ' 

Taliaque ad tumulum verba notare iubet : 
Hac sitas Ingenio Félix , 6^ nomine in urtMest^ 

Vega decus patria ^diciumque sua. 
Vixit Olimpiadas ter ferme quinqué , subegit 

Invidiam , 'Hesperio gratus Ó> usque lovi. 
Carmina contexit thyrso groare , recapit 

Cuius ope egregíum scena iocosa decusí ' / 

ínclita latatur quo Carpentania alumno^ 

Et proejes inter gaudet kahere suos. 
Cui parte assurgit ripis Tiberimif amainiSf 

Et Tagus ante orrmes orhis Ó» omnis amatf \ 
Quemque^per Elisias doñee spatiabitur umbras^ 

JPcr mare f per térras Jani^ secunda canet. 



NA 



A £A MVBRTB DE LoPB DB VfiGA. 3 2 I 

' : NA-:GAMPA 

DE FREY LOPE FÉLIX DE VEGA 
Carpió, 

JDA SENHORA ELISA, 

LETREIRO LUSITANO. 

ESte he por quem Apollo enmudecía, 
e do¿bo o sacro monte hoje florece : 
este he por quem o lauro rerde cr«:e , 
por coroar scu canto e melodía. 

Quanto o daro sol vé no eterno día, 
con magoas , e saudades se entristece , 
lánguida a mortc os olhos humedece 
das Nymphas que o dourado Tejo cría* 

Morreo o filho de Euterpe esclarecido : 
chorem as nove írmans , que ja acabaros 
suave arte , per&izaon e fermosura. 

Faltou o íenix a seu doce nido 

nan seus gridos taon altos , que passaraoa 
aínda muito mais da sepultura. 



Tom.XX 



32a 



Elogios pANEaYEicos ^ 



ALA MUERTE DE FRBY LOPE FELK 
DE Vega Carpid , 

J>E JUAN J>ELQADO, 

SONETO. 

O Tú de Apolo universal destino t 
transito es , rio es muerte » haver faltado ^ 
porque puede ascender de grado, en grado ) 
mas no puede postrarse lo divino. 

Desde catorce lustros peregrino 
sobre altares de antorchas colocado 
no fue adquirir mas gloria tu cuidado^ 
fup volverse al honor de donde vino» 

La eternidad te erige getarquia » 

porque nunca en tu ser se anocheciera 
lo que infinitamente amaoecia. 

Siempre /iiiste carbunclo de una e^)hera» 
primavera de luz tti ingenio ardía » 
y siempre se ha quedado primavera» 



HA- 



A LA MtnmTÉ DB Lo?E DB VfiGA. 313 

HABLANDO CON EL TÚMULO DEL 

Doctor Fray Lope Félix db 

Vega Carpid, 

DE DON ANTONIO Z>E MEDINA 

T FONSECA, 

SONET O. 

SAl^e , hospicio seguro ^ que athesoras 
del sol mas grande las cenizas frías » 
ya te Terin ios rq>etklos dias 
de eclipses Tantos producir auroras* 

Voces ^eran las suyas vividoras 
a pesar de moitiferas Harpías , 
que no desmiente , no ^ sus harmonias 
golpe que lia de temerse a todas hof as» 

]0 cómo aun desde ¿1 centro pavoroso 
nos hiere dulce con suave lyra 
su blando esdio, grave y numeroso! 

Y assi a[gradece » estima , piensa, admira t 
que a ser pyra Tendrás de un sol ^orioso^ 
que te passe a ser cielo desde pyra* 



Sst 



324 Elogios PANBcyjticos^ 
A LA MUERTE DEL FÉNIX DE ESPAÍí A 

LoPB DE Vega Carpió, 

DE SEBASTIAN RODRIGUE? DE 

VILLAVICIOSA, 

SONETO.I^ 

YA sepultado en su memoria yace 
qujen tanto prefírid su misma gloria; 
díganlo su esplendor y su vi¿):oriai 
nobles cenizas en quien hoy renace. 

El exe helado su opinión abraze, 
y en el orbe su fama sea notoria , 
de capítulos sirvan a su historia 
las que^ estrelladas hojas Tauro pace. . 

Que se atreva a cortar la Parca horrible 
la cerviz que la tierra tieae absorta . 
despecho fue cruel , pero possible. 

Que corte, y que execute, nada importa, '^ 

ipas pensar que ella vence e9 increiblü , 
pues Lópfi triumpha de lo que ella corta* . 



AI/ 



A LA. MUfiUTA* Dfi LdBB J>E VhGA. 325 

AL DOCTOR FREY LOPE FÉLIX 
DE Vbga Carpió. 

DEL LICENCIADO MIGUEL DE 

AGÜERA f enstñatkío ú un Téregrmot 

el Túmulo. 

EPITAPHIO. 

ESse qtie admiras polvo inanimado ^ 
deshecho nudo , corazón partido ^ 
lino cortado, estambre destexido, 
barro'para quebrar, vidro quebrado: 

Roto edificio, alcázar derribado , 
anegado vagel 9 muro rompich> ^ 
seco jardin, clavel descolorido, 
mortal quaderno y libro deshojado/ 

Fue caja, fue deposito, ñie Athlante 

de ua diamante, que al sol hizo ventaja: 
adora sus cenizas, caminante, 

Que aunque no está el diamante en la mortaja , 
mientras que no gozares del diamante ^ 
templarás* el dolor con ver la caja/ 



EN 



3^6 Elogios panegyricos 

EN tÁ MUERTE DEL PHENIK DE ESPASA 

Frey Lope Félix de Vega Carpió, 

del Habito de Santo Juan» 

DE LA SEÑORA DONA BERNARDA 

FERRETRA DE LA CERDA. 

SONETO. 

QUanda admirable al mundo enriqueciste 
con dulce canto « Apf:do soberano, 
mientras el tiempo te mentía humano, 
acciones de divino al tiempo diste. 
Hoy que tu 'ausencia España Hora iriste, 
muestras phenix que de Atnopos la maa6^ 
contra tanta deydad ^ opuso cu iraño, 
pues felice murkndo renaciste; 
De lá muerte alcanzando assi Tiéloria, 
a tus obras « assond>ro idel olvido ^ 
supremo alur ccmsaigra la mdmoria. 
Tú ya a los mismos astros preferido 
entre mares de luz, golfos de gloría t 
eres eterno sol, si Apolo has sido. 



DS 



A LA MUBRTB ]>fi LoPB PB VfiCA. ¿ÜJ 

DE FRANCISCO DE SAADEMBNESES 
^ SONETO. 

BEten, verás, o caminante » en nada 
?1 vulto del gran Lppb /.alto recelo 

tu pecho ocupará , tus venas hielo, 

81 eres hombre» sino eres piedra helada. 
Mas advierte que ya se ve ilustrada 

la titirra y aun del caduco mortal veló # . 

que el nombre llena al mundo» el alníia al cielo» 

donde fue procedida , es trasladada. 
Miras un dulce > aunque lloroso exemplo> 

para los desengaños de la vida» 

que voces da sin vob a los mortales.. 
Sus obras son ima^nes en templo» 

que muestran llana la áspera subida» 

para escalar los mturos celestiales^ 



^3^ Elogios Fanbgyiiico* 

Á LA Muerte dbl gran lope 

DB Vega Carpió, 
POR DON DIEGO DE FUENTES 
MANRIQUE, 
SONETO, 

YA el fflejor rayo de h luz de Apolo 
únúó del tiempo la £ital herida , 
y su frente de honores guarnecida 
ocupa muerta el negro Mauseolo. 

Ya Manzanares , ya , sin Lopb solo^ 
de su voz no verá favorecida 
la nieve entre esmeraldas derretida ^ 
imperiosa a las ondas de Fa¿kolo , 

Mas si murió de Lope el sacro vulto ^ 
hoy en la fama viviri su nombre 
glorioso al monte de las Musas culto. 

Ninguna envidia su esplendor assombrey 
pues a este clima y al opuesto oculto 
falto de la Poesia el mayor hombre» 



A tA UOBUÉ DE Lote db Vega. 399 
A LOPE FEUX DE VEGA GA&HO, 
FRANCISCO SUAREZ, 
, criado 4t U R^/na nmstra S^ora^ 
ELOGIO EN SU MUERTE. 

ESta que admicas» 8i de noble fuego ^ . 
leve ceniza» peregrino errante, 
trassunto fue del tfQmulo diarntnte,' /^ 
envidia es hoy del mas hecojco Griego» 

De su pluma un prodigio cada pliego^ 
digno laurel le coronó constante, 
por dulce , por sonora y elegante : . * ^ 
^utén a idybs tan vivos no está d^ol 

Yace a la hedida dura del destino 
racional mariposa entre su llama, 
y es Lope el joIo Félix y divino*. 

De la común segur troncada rama: 
mas si |i fama es vida , peregrino 9 
firagrante vive en ecos de la toma« . 



Tm.XX. Tt 



23^ Elogios Pakbgykicos 

,A^1A: MUERTE DE LOfE FÉLIX 
DB Vboa Carpió, 

DE DON JUAN DE LA REA ZURBANO^ 

Aícal^e. Mayw\Y Tinünit iU Corregidor por su 
Majestad de la villa de Molina^ 7 su 

,: l : : Régidoir perpetu(^ ' í. 1 



DÉCIMAS. 






'i 



A queitsr flovida vega» 
J^^ que 4¡dilbrcs, y did fhitús, 
hoy solo produce lu»f » 
porque coD llanto se rkga: 
o Parca atrevida y dega-, 
bio^de tu crueldad- se advierte 
que tu poder es muy fiíerle, '^ 
pues el ingenio mayor 
. ni se libra de tu horror , * - 

ni se -escusa de-sii muerte. 
Aunque en Lof'E^no es crueldad » ' 
sino^íavor isobetano, . . ,: 
pues dejar de ser humana 
le ha valido ser deydad : 
y assi el morir es piedad 
errada del hado esquivo, 
porque presumiendo altivo^ 
que ya su £n era cieno, 
quando pensó hallarle muerto^ 
le vid tiuevamente vivo» 



A 



A tA MUERTB 0B LoPB DE YeOA. 33 1 

A LA MUERTE DEL FENDC DE ESPAÑA 
LoBfi Fblix ds Vcga Carpió , 

1>E DON DIEGO LAURENCIO SÁNCHEZ 
FORTOCARRERO , Capitán ^e la gente de 
guerra delSetíorio deJ^oGnapar su J^ajestadf stt 
Regidor perpetuo del dicho Senorio. • 

DÉCIMA. 

BEl Fblix Lopb aquí jacci 
passagero ^ la ceniza t 
la muerte le imnonaliza , 
pues la vida no lo hace: 
Fblix ya pbenix renace 
dulce pluma , bronce fuerte : 
a su eternidad se advierte, 
que a su íama esclarecida 
lo que no alcanzó la vida » 
quiere suplirlo la muerte» 



^f^iH 



Tt« 



332 BtOGlOS PAKfiGYllICOt 

JL LA MUERTE DE LOPE DE VEGA 

Carpk>, 

\J>E DON CffRJSTOVAZ SUAREZ JDE 

VARGAS, 

SONETO. 

COn mu9sL voz , si resonante , llama 
hoy sus sentidos, viador adviene » 
un marmol animado de una muerte , 
y una muerte animada de una &ma. 

Fecunda pyra de la estéril rama 
ceñida polvo encierra y luces vierte 
del que Apolo instruyó con feliz suerte , 
cysne en su lyi;a , y pbenix en su llama. 

LiOPfi DB Vega luiyó a nuestras regiones^ 
desatado su espíritu en centellas y : 
deudas son, no lisonjas los blasones. 

El cielo en regocijos ^ y en querellas 
la tierra llaman hoy sus dos porciones ^ 
una a ceñir laureles^ otra estrellas» 



A lA- HUIRTE SE LaPB DE VeGA. 33$ 

A LA MUERTE DE FREY LOPE FEUX 
DB Vega Carpió, 

« 

DE JUAN DELGADO^ 
S I L V A, 

YA el rigor de una fiebre venenosa 
termina puso a los ilustres años , 
que siempre fueron de argentada rosa ^ 
y llevaron por fruto desengaños. 
Ya ertosigo mas grave 
con vlolencki imperiosa 
bizo que fuera de Phenicia el ave 
de su adusto ardimiento mariposa) 
y el acento mas do^o y mas suave» 
que fue "del Tbrado harmoníosa lyra» 
ya ni pul^af 9 ni alienta^ ni respira « 

Ya trémulo y severo , 

quebrando el orden, profanando el fuero ^ 

que por la* natural philosophia 

a Daphne transformiid^ se debia , : < 

eatro a luchar :Con un laurel » iin rayo; - 

^ abreviando su pompa en un desmayo» 

para desengañar la heroyca frente 

del arbot mas viviente » » ■ 

^ con ardientes congojas - ; 

sacó ceniza de las verdes bofas. 'i 

¡ Ah ponderoso aían el de la vida! 
pues quando mas su juicio se desvela 
en aumentar la gloria merecida > ^ 



334 ElOüIOS PA^MBCTILICOS 

al risgo que recela ^ 
, de precipicio en precipicio vuela t 
quando en odio viviera de las Musas 
candidas y confusas » 
por ser honra de España 9 
cysne de amor, león de la campana 9 
aun Átropos podia 
reducir su rigor a cortesía t 
porque con los varones, 
que con doélas o bélicas acciones 
multiplican honor a las edades, 
nunca flieron delito las piedades. 
¡Mas haf! que aun siendo Apolo • 

del uno al otro contrapuesto polo 
blasón de la Poesia Castellana, 
ave de luz , pavón de la mañana , 
muere de enfermedad de ser viviente ^ 
si bien su ocaso vino a ser su oriente « 
que no mengua quilates. a su gloria 
quien pasa de la vida a la memoria 9 
y solamente Lopb ha merecido 
no estar en la memoria del olvido. 
O tú epilogo, cifra, mapa, cspbera 
de quanto el hombre puiede, quiere y sabei 
tan apacible, dulce, doda y grave, 
que pareces de amor causa primera, 
o Vega , en quien el celestial topacio 
por entre la provincia de tus flores 1 
iba siempre despada, 
ya estudiando primores, 
ya porque en tu hermosura 
halló unta dulzura» 

que 



A LA MUERTE DE LoPE DE VeGA* ^^S 

. que blasono de abeja , • 

siendo espejo del alva su madeja* ^ '- 

Tu sí que parecías 

coronada de tantas primaveras 

repelido descanso de los días; 

mas no 1(» parecías I que to eras» " 

^és era& paraíso/ ■ 

donde el padre primero de la ciencia 

y del mundo menor tercer potencia 

fue con arcano aviso 

cultor de ks Hybleos y Pensiles , 

que colmados de Abriles 

parece que su acierto sobenmo ^ 

tuvo la providencia de su mano, 
y i va pues la memoria de tu aderto, 

y de tu ingenia la memoria viva, 

y tu nombre se escriba ^ ' 

no en porphydos , no en xtaármoles, noeh bronces, 

que loma en ellos la inconstancia puerto, 

y se acaban entonces» 

sino en padrón de estrellas, 

porque ^1 se logre lo que duran ellas* 



DE. 



336 Et06l08 PAKBCrRICOS 

DE DON mis BERNARDO DE PINA 
SONETO. 

YA cypres el laurel, va la $<Miofa 
trompa de oro la (ama al orbe, al cielo 

fúnebre vuela» eterno desconsuelo 

riega el sepulcro que adorando llora* 
Del cysne del Gaistro la canora 

dulce voz ^\ morir causa desvelo ,' . 

a la Parca , a la muerte dio recelo 

de su fin , si de Lopb fatal hora* 
Negra y salobre el agua cristalina , 

Philomena. ya tórtola en gemidos 

precipicio amag<^ caysa divina» 
LopB fue Apolo de los entendidos^ 

su Ijrra suThalía peregrina, 

sol único entre todos los nacidos* 



sm 



il I 



A LA MÜEAT» M Lo^a M VeGA. 3*37 

3DE FRANqíSGÓlDE CASTILLO 

Teniente de can'eo mayor: ^n. las^ &sta£^tafi> 
desta Corte. » 

,.'.* ^.GANCÍQN. : -. 

.l: . : j . . . \ . .. : . \ •; 

TU voz sonora , insigne Lofie , invoco ; 

como á deydad y Musa soberana ^ 
que si a mi pluma generosa assistes , 
penetrar. Itf ^splioraa sbrá poco» - ^ . < 
pues quando salga mi esperanza vana» 
en mi abono hablacán úiis ojas tf isies* 
Mortales, que le oísces 
en todo peregrino^ 

aclamadle djviao, ^ : / 

y ai son cantad de mi templada lycdf 
qlie ya parece que su ardor respii a , > 

pues para hablar de Lope, Lope solo 
es la Musa , es la ciencia « es el Apolo» - ^ 
!Yace en el seno desta pyra honrosa, 
suena en el hueco deste marmol fíno^ 
vive en el bronce des^e cielo humano , 
muere en el campo desta vega hermosa | 
aquel raro portento, aquel divino 
espiritu de aliento soberano | 
que criumphante y uiano ' 
fue en calidad primero 
que Virgilio y Homero , 
^ue ellos nacieron antes solamente, 
quizá para luceros de su oriente, 
y no ^'stando la vida en nuestra mano , 
Tom. XX. Vv la 



3.38 Elogios Pakigtricos 

lo mismo es nacer carde, que temprano. 

y id xie tanto sol urna btíllante ^ - 

^le eres jardín de aquesta eterna TOsa 9 
que eres engaste desta ¡Hedra fina» 
que eres Parnasso desta luz radiante, 
que eres concha de perla tan preciosa f 
y esphefa de deydad tan peregrina , 
presúmete divina, 
juzga eterna tu fama , 
y dichona te llama , 
pues tantos astros en distancias pocas 
piadosa ^KTondes y felice tocas : 
y en fin puedes decií, aunque des pena, 
lima de Lopb soy, luego soy buena* 

Pluma, deten el passo, 

que inútil embarazas el Parnasso, 
cede, (rede a los genios superiores 
el escribir de Lop£ los primores, 
en cuya fértil copia y eminencia, 
^cofflo no hay iguald^ , no hay competeBCui# 




A XA MÜERTB WL LoPI DB VüCA. 359 

A LOPE DE VEGA CARPIÓ, \ 
2)^ JX?iSr ANDRÉS DE AGUIZAR 

soneto/ 

ESte que ya inmortal miras diñinto, 
en marmol eterniza 5U memoria ^ 
pues ya su vida fue ^ 7 es hoy su gloria» 
nuevo prodigio del mayor trasunto. 

Pues vive de faaver muerto estando junto 
el no morir , quien alcanzd vi£loría 
de eternizar €u lama tan notoria^ 
siendo su muerte a mas vivir assunto. '^ 

O phenix $o|>erano ^ a quien el mundo ^ 
sino te comunica ^ te venera» 
viviendo en las cdaács én ;seguiido* 

Será tu fama siemj^e la primera , 

|>ues hallaste en las ciencias io profundo » 

J vida que inmortal^ siempre te espera* i 



Vr £ Al- 



340 ■ EtOGtOS/lPKllEQlltlCOS.. 

AL ASENTIMIENTO DE LA MÜ&RTE 

PEL Doctor Félix Lope de Vega Caapio, 

JUAN NAVARRO DE ESPINOSA, 

c, '\ -, ■ •■. ;» 

CANCIÓN lírica. 




i 



V 



Ai quien tener piidkra ' í' i, 

[tOL di passo de mi amor^d^encimtefito^ ] 

y aun no. satisfeciera - . .> ..^ : 

a tanta Toluntad tanto tormento^ 

porque migraadeí^ueja '/ . - -^ ^. - ' 

ni admite suspensión, ni.afíviode}^ • ^ ■ i 
Si puede haver comuélo^ í : . . » * rr v 

amigo Lopfi, en tan crecido dono, 

es que estando en el cielo 

me dejas. tcbnii tu muerte un dMengaño^ i/. 

viendo tamo talento ;. « * i^ 

cab^r 'en tan. escaso mónixnento. -a. ^ . 
En urnai-breve yace > •• * .» 

aquel, a quien el orbe vino estrecho, 

que la muerte deshace 

al que cedió la envidia su derecho, 

si bien en tanta suma 

borrar no pudo aciertos de su pluma^ 
Yace cadáver frió , 

pálida flor, anochecida aurora 

el mas valiente brio, 

cuya ceniza en marmol se athesora^ 

porque majestuoso 

reliquias guarde de un varón famoso. 



Hoy 



Hoy se ha visto eclipsado 

de las Musas ti soltnaá b^d J^'putfe.,?, : \ 
y pues está pos«íaid<í,v. i / \ í 
ninguno de la muerte está seguro, 

iv-queiir.áL:|wfies~iri¡fcáiia^rw v.oa ':^.a 

por inmortal la 1tnüeVi&; Uxte^bblara. 
El solo ha merecido 

por letras, por/:yiriua,/jp<SJ) &ma y gloría 

Arivir contra el olvido , 

.«ernidadffSc^dmdor^iílaühpm^ffe,!? -'V ^ •'tr 

^;^ueial: ttiempo lo imfáda • — » 

laque juridicpion tuvo en su vidá^ * ^ ^. . 
Al silencia. íonvieoe ' . v? ,- c • . ¡, '-'-.o 

que represente aLmunda ísm rpier?K)fíaS;> , 

que el ci^lo^quc Je thhei^ i -.iv.q ; . : >q /. 

coa cstxcllw describe ya sus .glorian j, 

y a mi pena es consuelo . ^ ; 

que solo pueda mcíeccrk el cktet ./¡ti u; i - 
|Y pues tengo caoendido , l m o:' ,'. 

. que fue tu ociw: luminoso oriente» . 

vive contra d olvido 

en globos -de zaphyr etearnam^nte ,. 

que anocheciendo* trbtc i, i.,; :..v.^ : * 

con luz mas soberana amaneciste» 



»^:^«5?« 






ías: 



I0^t .í}:%4JOO^lOÍ PaMIOTIIIG*! 

EN LA MUERTE DE LOPE FELDC 
j>B VfiGA Carpid, 

DE JDON JACINTO DE BOCA NEGRA 
YGUZMAN, 

SONETO. 

HABie elr dolor ^ U lesgua substituya 
en los ojos su acción ^ publique ci llanto t 

o prodigio Espaiíol , o Lopb « quahto 

debe el mundo sentir la muerte tu/a« 
Suspenda triste la corriente auya 

el por tu pluma célebre Amaranto » 

y en su xrrystal %\x nombre escriba^ ca qwato 

a la inmortalidad le restituya. 
Si las fertilidades de tu vi^a 

tantos lustros al Te}o han coronada 

de glorioso laurel la clara íraite: 
Hado infeliz este iesple^dor las aiega^ 

bien que al sol 4e tu fama ba resecrado 

en triste ocaso lumiaoso á>riente* 



A XA MXJBRTB DB LoPB Dfi V^A« 345 

A LA MUERTE DE LOPE DE VEGA 

Carpió 9 Principe db los Poetas . 
Castellanos» • ' ; 

POR DON JACINTO DÉ. TORRES 

Y GUZJUAN , uno dtí gran numero dt sus 

aficionados^ y tn sds txcquias 

iondolidos^ 

SONETO* 

TT OPE , cadarer tu? ¡qu^ cristc suerte! \ 

JsLa perdió España su pbenix peregrino, 
su Apolo el orbe, aun el f9eaJ.de>UQO 
llora piadoso executando fuerte: \ 

Inviolable desdicha (ue perderte , 
pero próvido el cielo te previno^ 
que se niinttera eterno lo divino 
con menos desempeiío que tu muerte!» 

y ana Chloto la espiga mejor siega « . 
cambiando aplansoi en funesta incienso , 
y en tierra. inútil un diamante al topé. 

Agosto agosta tan florida vega, 

que es a(%o positivo de lo inmensa 
poder hacer y deshacer un Lofb» 



AL 



344 ' '£lo«iós Pamegtricos 

Z>£ DON JOSÉ FU DE SALINAS 

T ENRIQUEZ 

SONETO. 

Vuela, o cysne Español, a ihejor nido^ 
j en eterna^ región te fixa. estrella , 
de albergue muda , y con tu fama huella 
las precisas injurias del olvido. 

Mejorar no és morir , que aunque c^rimido 
al raro vulto helada pyta sella, 
felice fue la ruina , pues por eila^ 
firme padrón tu fama ce ha eregida.- 

Sola una gloria adquiere el hcxmbre sabio ^ 
mas sin morir no se adquirid esta gloria ^ 
que en la posteridad fundd su suerte. 

Muere o tú pues, aunque parezca agravio ^ 
que por verte inmortal a k memoria 
será festivo el llanio de tu jtíuerte« 



41- 



Á LA MUBRTB DE LfOPS Dfi VfiGA. 345 

AL DOCTOR FREY LOPE FÉLIX 

DB Vega Carpió, 

Del Habito de Sai* Juak, 
JDE THOMAS FAJARDO, 
SONETO. 

NO ya festivo tus arenas dores 9 
Manzanares gentil , mas tu corriente 
viste de negras ondas , y tu frente 
de marchito cypres , no de verdores. 

Con su llanto las Nymphas y pastores v^ 
cubran tu margen de capaz creciente « 
la tierra « que el funesto agravio siente | 
produzga abrojos, y sepulte flores; 

Pues ya ia noche de la muerte fea 
escondió en occidente apresurada 
la mayor luz de Phebo y de su idea : 

Que yo en la pyra lloraré encumbrada ^ 
porque sino erigida , al menos sea 
del caudal de mis lagrimas regada. 



Tom.XX. Xx 



346 Elogios Panbgyricos 

A LA MUERTE DE FREY XOPE FÉLIX 

DE Vega Carpió, 

d£ don francisco miracles 
soto mayor, 
. elegía^ 

O Musas, que del alma de Peneo 
gloriosamente os vistes coronadas, 

ya verde pompa la que fue deseo; 
O siempre al tiempo , al siglo consagradas , 

tan justamente por deidades sumas 

en las ciencias aun no del sol pisadas* 
T ended las alas , esparcid las plumas 

hoy que ba faltado al que tan dulce oyeron 

de Manzanares cysne las espumas. 
Hoy que en la muerte de un pastor se vieron 

tal forma y tal materia divididas, 

que no sin causa en é\ ^ en él se unieron. 
Entre las hojas del cypres ceñidas 

elogios tristes promulgad en tanto, 

que vida es el dolor á tantas vidas/ 
Que yo, si treguas me conceded llanto, 

yo entre tantos ingenios peregrinos 

también algo diré , si puedo tanto. 
Desde estos montes , que del mar vecinos 

de Espaiía ofensas son al Africano, 

si a su clima Andaluz nortes beninos. 
Saldrá mi voz, y con afeito humano 

regida mas de amor , que no ambiciosa 

de aciertos del aplauso cortesano, 

Di- 



A LA MUBRTB DB LoPB DB VeGA« 347 

Dirá que el alma , que en quietud reposa » 
en aquella sustancia , cuya llama 
sin principio y sin fin arde gloriosa : 

Es del gran Lopb ^ a quien el mundo aclama 
lucero uni/ersal , padre del día , 
y mayor ^ si es possible^ que su fama. 

Como es cuna del sol el Alva fria^ ' 
ansi lo fue del Mantuano nuevo 
la que Mantua también Virgilios cria* 

La luz primera , que le armo de Phebo, 
Madrid le did^ Madrid que generoso 
a mas verdad le habilitór mancebo. 

No en la virtud su edad le miro ocioso, 
que antes de sus primeros rudimentos 
lumbres brillo de doSto prodigioso. 

¡O quantos celebrados ardimientos 
anunció en este tiempo , la Belarda 
y los jacintos logren mis intentos! 

Poema fue, con que la ya bastarda 
se£bi de voces desterró ofendido , 
y a Italia le mostró lo que no aguarda* 

Dichosamente le miró atrevido 

a mas alteza la que inculta España 
por su fecundidad le ha producido. 

J>el cómico theatro en la campaña 
a razones reduxo con ternura 
el que crespo sonido nos engaña. 

Afistophanes, Plauto en su mas pura 
acción ceden lo dulce a sus acciones , 
con que enseñar y deleytar procürai 

Mas como los humanos corazones , 
que espíritus ardientes alimentan , 

Xx 2 prue- 



34^ Elogios PANBGYRicos 

prueben osados a escalar Triones: 

Y mas alcanzan ios que a mas se alientan y 
no contento de hallarse en tal estilo ^ 
el Épico siguió , que heroyco ostentaa 

Los que sabios al necio huyen el filo, 
y 01)'mpos son de la verdad sagrada , 
dignos de los Pyramides del Nilo* 

A la mas deste siglo aventurada 
facción Britana se conduxo Homero t 
tomando ya la pluma , ya la espada. 

Alli y en Cádiz escribió entre el fiero 
estruendo de la colera de Marte 
la Angdica , que fue su aian primero. 

Abrazó lo que pudo ingenio y arte. 
Céspedes dixo en Salamanca Apolo 
de la Gerusalen enamorado : 

Que era su dueiío en nuestra Europa solo^ 
que cada oélava maravilla era, 
y él digno de volar de polo a polo. 

Que eran sus locuciones primavera, 
y a .tantas flores su argumento unido 
cada voz lo luciente de su esphera. 

Mas hai ! que en vano mis discursos mido 
con lo que ahora nos suspende el llanto ^ 
que es descanso cortés del afligido. 

Quédate en Dios, y vuelva a ser mi canto ^ 
o LoPB , honor de nuestra selva umbrosa 
en nuestro valle que ilustraste tanto. 

Que parece que el alma no reposa, 
sino es quando imagina que te mira 
pisar su margen de azuzena y rosa. 

No cadáver te ve muerto en la pyra» 



A lA MUBUTB DB LoPB Dfi VeCA. 349 

iiltimo fin de los confusos males , 

mas en tu3 obras , con que amor se admira* 
Enseñanza de tantos que inmortales 

los juzgan solo de su cable asidos , 

salvándose en sus tablas celestiales. 
Bienes hallados y quando no perdidos, 

miróte si pastor con tus pastores, 
- siempre en juegos honestos divertidos. 
Bucólico cantar de sus amores, 

pintar sus chozas, dibujar sus juegos., 

y al trasponer del sol por los albores, 
Como en confuso horror se ven sus fuegos^ 

hasta que vuelve Aurora coronada 

de luz a desterrar sus humos ciegos. 
Pues si llego a mirar que con adrada 

mano a la guerra pintas la fiereza , 

nada dejaste para Apeles, nada. 
Porque si el mundo hablo, tu con certeza 

mayor vista alimentas del oído, 

admirada en tu ser naturaleza. « 

Nadie en las burlas tan gustoso ha sido, 

aunque se ofenda el Español famoso, 

lauro a Calatayud su patrio nido. 
Díganlo en tus Comedias lo jocoso, 

pero mas lo dirán tantos eíe¿los 

los Hospitales que te harán dichoso. 
Lo blando y lo copioso en los concetos , 

^a quál Pindaro , a quál no le ha admirado? ^ 

^quáles Lyricos no le son sujetos^ 
O Isidro, ó Labrador de Dios labrado, 

por quien Madrid tal fruto ha merecido^ 

¿quién contó Lofb te ha solemnizado^ 

Por 



950 Elogios PAMEGri.icof 

Por él al mundo fuiste conocido , 
quanto del cielo tu inculpable vídaí 
donde ya le serás agradecido* 

Pero sí es tu alabanza conocida 

por tu virtud y suya a las naciones j 
y siempre has sido de su fama vida ; 

En vano gasto , en vano locuciones 
en decir de sus libros lo divino ^ 
episodios sin arte a estos renglones* 

Oficio es de la Elegía de camino 
usarlos , pero mas mover con ella 
a lastima al que passa peregrino. 

Y ansí solo diré , que quando huella 
con plantas de crystal tu pie zaphyros^ 
y a su Nadir la que se anima estrella» 

Que entre lagrimas tristes y suspiros 
siempre el dolor funesto nos oprime, 
que durará lo que del sol. los gyros* 

Xa tortolilla , que en los ramos gime 
al muerto esposo, nos dará su exemplo, 
quando no es menester quien nos anime. 

Pues si vivo 9 o gran padre , te contemplo 
conscripto en el Senado de tu pluma » 
si a los principios mis pesares templo ( 

Viendo que faltas hoy » y como espuma 
de aquel Noto común te ves deshecho, 
no hay quien la fuerza a mi dolor consuma. 

O precepto , aunque justo , en rigor hecho 
al parecer, pero obligo la culpa, 
que al hombre condeno por su derd:ho* 

Mas esto material , esto que culpa , 
al sentimiento que la carne mueve, 

sien- 



A tA MUERTE DB Lo?l DI VeGA* $¡1 

siente al revés , y es loca su disculpa. 
De la verdad, que venerar se debe, 

dígalo destá muerte lo llorado, 

la ya desecha su purpurea nieve. 
Lisonja un tiempo a la veldad del prado, 

digalo tanto llanto y tanto susto 

de verle ausente, aunque mejor premiado. 

Y assi con rostro venerable augusto, 
como rey de los rios Españoles 

el claro Tajo sienta este disgusto. 
Apague el sol sus trémulos íaroies, 
las fieras y las aves se lamenten, 
de ver que no verán sus arreboles. 

Y todos los que animan, los que sienten, 
quantos son y han de ser , y los que han sido, 
en sus idiomas sus tragedias; cuenten. 

La Philomena en «on mas dolorido 
endechas suene, envíele canciones, 
pues muchas veces le admird su oido. 

Y todos los demás, que en sus passiones 
sabia naturaleza les influye, 

a sus memorias le consagren dones. 

Y en tanto que el dolor del pecho huye, 
de los mortales que oprimido tiene, 
que nunca en caso tal se restituye; 

La vida goze, donde el bien nos viene, 
la vida, y de los dotes coronado, 
que el mayor Sacerdote le previene 

Como a su Christo,goze de su estado, 
que en la quietud que infunde movimiento 
de amor , no hay gloria mas que hallarse amado, 
ni mas amor que unirse a Dios atento. 

AL 



359 EtoGios takegyricos 

AL INSIGNE FREY LOPE FÉLIX DÉ 

VfiGA Carpió , mas dichoso ea muerte | 

que en vida » 

DE LA SEÑORA PEREGRINA^ 

EPIGRAMA. 

YA el pheoiK Español canoro espira , 
de su primera patria peregrino » 
y obediente a la orden* del destino 
yace en el hueco de una estrecha pjra. 

Ya destemplada está su doda lyra, 

que a renombre inmortal le abrid camino ^ 

¡o inviolable pod^r de lo divino » 

que muera quien por raro al orbe admira! 

Mas si calumnia tanta le ha ofendido, 
y con morir se libra de envidiado^ 
lisonja t no rigor , au muerte ha sido. 

Y assi, pues que de todo ha mejorado, 
mas que aplaudirle entonces perseguidO| 
debo cantarle ahora descansado. 



AX. 



ft XA MUCAfBDfiLoVB DE VcGA. 553 

AL CADÁVER DE FREY LOPE FELDC 
Dfi Vega Carpió, 

DE Fr. ALONSO PÉREZ SER J FINO, 

hijo dd RcaJ Convento de San Francisco 

/k Salamanca. 

CANCIÓN. 

MOrlste,phenix, pero no^ no lias mwrtOt 
qtie siendo phenix renaciste a vida^ 

y vives hoy mas vivo que viviste , 

moriste por nacer ^ dichoso acierto, 

pues por vencerte Chloco fue vencida, 

quaB<ío en tu muerte tu vivir consiste j 

que si bien te pytistc 

a Olympo mas luciente^ 

donde aun el sol te aclama reverente, 

admirado, o vencido a gloria tanta, 

y cada estrella harmónica t^ canu : 

no fue partirte, mejorar fue solo 

de tierra» sitio, patria, esphera y polo, 

coronado de flores , 

para que ci^go a tantos resplandores 

el emulo confiesse 

que solo tú eres sol , aunque le pese, 

pues la Musa mas bella 

de tu luz informada brilla estrella* . . 
Philomena es España, y e^Tcreo ^ 

hí Parca vil , qu& eo tí su: lengua corta ^ 

si bien luego quedó restituida , 
/ Tom.XX. Yy pues 



354 Elogios Tanbctricos 

pues en esse dorado Mausoleo 

dulcissima a' tu voz ambár aborta 

de horror desnuda, si de luz vestida ^ 

y del cielo aplaudida 

en cada acento deja 

con la verdad la emulación perplexa» 

llevándose tras sí sentidos y almas y 

que sirviendo de triumphos y de palmas 

a tu viva pintura 

cantan tu numen , cuentan tu cultura » 

y en voz dicen altiva: 

Mueran los bosques , y la Vega viva , 

que en palestra de honores 

lo que hieren espinas, sanan flores 
Todos solian decir : Esto ^s de Lopb, 

pero desde hoy dirán , Lope es de todos^ > 

pues a todos te das dulce f suave; 

tu fama pues con las estrellas tope, 

y despierto a tu luz por varios modos , 

aun el que mas te ignora mas te alabe* 

La citbara suave, 

o la sonora lyra, 

que harmónica suspende , eleva , admira , 

pulsa incessable en luminosa esphera: 

y pues haces tu vega primavera , 

inspira en los alientos, 

que mariposas son de tus acentos 

dulcemente abrasados, 

espíritus y afeSos levantadlos, 

como divino Apolo , 

único i raro , singular y solo; 
Cysne fuiste , lisonja de los vientos , 

^gui- 



A LA MIHATC BB LoPB DB VflGA* 355 

águila regia al sol rayos bebiste» 
y phenix inmortal boy te eternizas ^ 
cysne reparte pues dulces acentos ^ 
águila ofrece, plumas que Téstiste». 
j a todos nos reparte tus cenizas 
pues mas te solemnizas 
en dejar primor tanto 
a la lengua » a la voz » al verso , al canto. 
Y as4 tus bijos que por padre te aman « 
tu estilo adori^n, tu esplendor aclaman ^ 
lograrán si}s deseos ^ 
tu espíritu heredando por tropbeos^ 
y siempre coníessandot 
que los están tus luces ilustrando 
desde el cielo que vives » 
pues lo que escriben todos t tu lo estribes* 
Canción 9 muy poco Horas 

a quien sin. ser gemil por sol adoras: 

mas discrepa has andado « 

que no se ha de llorar al que ha triümphado, 

ni es bien que ai árbol del pastor de Amphriso 

auceda entre clamores Cypariso* 



^^^^ 



Yy% DE 



356 Elooios VANSGrmCO'i^ 

DE FRANCISCO MARTÍNEZ 

DE SIQUEIRA, 

SONETO. 

FAmosa competencia , ilustre suerte 
te t fabricaste, o Lopb vivp^en quanto 
en la« divina espbera de tu canto 
las honras colocaste de tu muerte* 

Procura España altiva engrandecerte ^ 
j muerto haces mayor su mismo espanto ^ 
quando et que erige túmulo a tu encanto | 
tu nombre en maravilla lo convierte* 

Descrft>en los Fyramides de Egypto 
de tu facundo ingenio las visorias , 
j un infinito alcanza otro infinito* 

Dos impressiones das a tus historias » 
una vivir en marmoles escrito, 
ptra vivir eterno en las memorias* 



MP«*^ 



X lA iCUBilTE DB LoM PB VíGA. 357 

A LA PYRA DE FREY LOPE FELK 
DB Vbga Carpió, 

J)E ANDRÉS FROES DE MÁCEDO. 

SONETO. 

ESta elegante fabrica , esta pyra 
de jaspe vario , de alabastro fino^ 
que por excelsa , culto della diño 
las estrellas por lamparas aspira. 

Atento, o huésped, la contempla y mira^ 
previlegia tu pie de tu cami|io, 
pues en su seno guarda crystalino 
del Orpheo Español la «dulce lyra» 

Quando no tu piedad a tus veloces 
plantas suspenda el curso condolidor 
de verla sin aquel dueño elegante: 

BUa enfrene tu pie, si, que no ha sido 
su harmonía tan poco resonante, 
que aun no suenen los ecos de sus roce% 



MP?)W 



A 



358 EtOGIOS PAKEGYIIIGOS 

A LA MUERTE DE LOPE FELDC 

DE Vega Carpió, ^ 

aludiendo a los Titulos de fius Libros. 

DEL LICENCIADO THOMAS ANDRÉS 
CEBRÍAN, Capellán de honor del Arzobispo 
de Valencia , y maestro de sus pages. 

CANCIÓN. 

AQuel Laurel de Apolo excelso y grarc^ 
a quien ayer el soplo de la vida 
tanto volumen de hojas des¡>legaba 1 
donde el ave mas bella 7 engreída 
se anidaba bebiendo los verdores , 
que a su sombra dulcissima cantaba; 
cuya rama fecunda coronaba 
de quantos se abrigaban en su aliento 
las dignas sienes j la dofta frente) 
este pues sol luciente , 
no de rayo de Júpiter vic^ento , 
de quien estaba exento» 
sino de la segur del tiempo herido t 
del tiempo t que atrevido 
todo en termino bréVe lo deshace^ 
hoy tronco desojado en tierra yacew 
Aquella de otro siglo blanca Rosa , 
que honrd de Manzanares la ribera» 
cambiando en rosicleres los candores, 
la que se vid en la adulta primavera 
mayor lisonja de la Cypria Diosa» 



Jl lA MVERTB DE LoPB DE VeGA. 359 

y moral cathedratíca a las flores, 

a usar les enseño de sus colores ; 

pavón del prado en medio del estío, 

pues la rueda encogiendo de sus hojas, 

que al Alva fueron rojas, 

j moradas al ultimo roció, 

pierde marchita el brio, 

bien que el olor suavissímo apurado, 

espíritu exhalado, 

que no cabe esparciéndose en el suelo , 

transciende el ayre , y se dilata al cíelo* 
Aquella JPAilomena^ cuyo acento 

las Pastoras de Arcadia enamoraba, 

de Bckn los Pastores suspendía; 

a las selvas y bosques se quejaba, 

y el fresno y olmo le escuchaba atento; 

cuya suave y dulce melodía 

ninguna de las aves competía, 

enmudeció i ni gime ya , ni canta , 

porque la Parca con grossero estilo, 

cortando el vital hilo, 

su furia apresurdcon fiíria tanta, 

que le añudó la voz en la garganta, 

si bien el eco recogió el sonido , . 

que aun dura en nuestro oido, 

quando susr obras infinitas suma , 

pues si i^lta su voz , queda su pluma«. 
Aquel por todo el orbe Píregrino^ 

que QOíi )iúQVo primor y estraño modo 

peregrinó desde los patrios lares, 

y tan« alta noticia dio de todo; 

el que para tan único destino 

se 



5^0 Elogios Panegtric.oí 

$e calzo de Mercurio los talares ^ 
y yendo por caminos singulares 
con passos que la vista no percibe i 
curioso y fiel examinando quantos 
lugares sacrosantos 
la gran Gerusalen inmortal vive 9 
su triumpho heroyco escribe ^ 
y vuelve del viage señalado ^ 
donde\ yerto y helado 
ya ni la pluma ni la planta muevc^ 
felice descansando en tierra leve. 

Aquel sonoro cysne , cuya pluma 
pleélro fue de la cithara de Apolo » 
ave tan suya , y de tan dulce genio , 
y en fin aquel de Espaiía pbenix solo ^ 
que muriendo renace en su memoria» 
de monarca mayor, mayor Parthenio, 
feliz de nombre, y mas feliz de ingenio; 
aquel que de su Mantua fue primero^ 
si de agena Virgilio fiíe segundo, 
cuyos triumphos vio el mundo, 
y ha de admirar el siglo venidero» 
cedió al.&tal azero: 
de la Parca cruel y de su enojo» 
ya se mira despojo: 
pero la fama , que su fin advierte » 
la eternidad le vinculo en la muerte* 

Canción , baste la cifra , 

di que Lopb murió, que no es agravio 9 
que a quien vive tan sabio 
tanto el morir, como el vivir importa ^ 
pues no le puede ser la vida corta. 



AL 



A lÁ MUERTE DB LoPB DB VfiGA* 36 1 

AL SEPULCRO DE LOPE 
2>^ DON ANTONIO MARTÍNEZ 
BE MENESES, 
SONETO. 

V^Uerto , donde llegando a salvamento 

JlT tomd tierra y dio fondo tanta vida» 
postrer meta de un mundo , piedra herida 
aun mas que del sincel , del sentimiento ; 

8í en el morir se cifra el argumento 
del volumen vital, j tu aplaudida 
pluma en tí yace a cifra reducida^ 
serás archivo, siendo monumento* 

Tu proprlo te celebra , o Mauseolo ^ 
dándote tu cadáver la eloquencia, 
pues los marmoles viven con su ^muerte 

Y si bien se colige, tu eres solo 
su marmol , y te toca por herencia 
lo que consiguen los demás por suerte* 



"5^^:^^ 



2am. XT. Zx A 



362 Elogios Panbgyricos 

A LA MUERTE DEL PRODIGIO DE 

eloquencía, y phenix de España» 

Frey Lope Félix de Vega Carpió , 

DEL HABITO DE SAN JUAN, 

Procurador Fiscal de la Cámara Apostólica 

y Familiar det santo Oficio de ia 

Inquisición^ 

POR JEL ZTCENCIADO JOSEPH ORTIZ 
DE VILZENA su amigo ^ 

elegía funeral. 

*1jr^ Iberas |. que en el claro Manzanares 
JülJ^ os envidian los rio& y Jos mares» 

ya de tamos .ingenios celebradas j, 

frondosas* y esmaltadas 

de fértiles verbenas y amarantos: 

ayes^ que en dulces cantos 

con sonora harmonía 

a las primeras margenes del día 

vuestros celos y amores 

contastes a las flores , 

vestid eterno luto» 

ni lleve el prado flor ^ ni el árbol fruto. 
Erato lastimosa 9 

haz mi contemplación mas estudiosa» 

para que pueda lúgubre mi pluma 

escribir de su muerte breve suma» 

ba- 



A LA MUERTE DE LoPE DE VfiGA. 363 

bañándola en crjstal de ilaoto mió : 

óyeme Manzanares , <:laro rio, 

los ojos vuelve a tu sobervia puente » 

que a las humildes ^sienes <de tu frente 

verde guirnalda rica 

el alto cielo aplica 

en los Reyes de España , 

cuyas carrozas tu corriente baña; 
^i alguna vez lloraste i 

y tus ojos cediste 
<on turbulenta arena > 

llora aliora mi pena : 

de negras ondas oprimido y preso 9 
^fe¿):o deste trágico sucesso. 
Aquella Tarca , cuyo imperio Impio 
de su caduco estio 
tiene a los pies coronas y laureles^ 
Tayo de los -sobervios capiteles , 
como de das cavañas pastoriles ^ 
que Iguala cetros y azadones viles ; 
su guadaña sangrienta esgrimid £era 
contra el pheniK que tuvo nuestra esphera t 
contra el cysne <le Apolo» a quien coronan 
las Musas » ^ue su ingenio ¿alardonaní 
de laureles divinos este dia , : '"^ 

a pesar de la -envidia fiera Harpia: ^^^ • 

{mas por qué callo el nombre en mal tan fuerte. 
A Lope hirió la vengativa muerte, * 

Lopfi DE Vega , que con labios de oro 
fue destos siglos el mayor Ihesoro. ■ 
Fuiste sin duda del Parnasso el ave , * 

venciendo al cysne que volar mas sabe; > 

Zz 2 no 



364 . Elogios Panbcykicoí 

no llamo tus conceptos peregrinos» 
que atrás dejaren Griegos y Latinos » 
con tu elegancia dejas siempre absortas 
y en la justa venganza te reportas 9 
de los Zoilos las censuras vanas » 
que la prudencia de tus nobles canas 
tapó a la envidia loca 
la venenosa boca : 
¿quién sino tú fertilizo la vega, 
por el rico thesoro que le entrega j 
al claro Manzanares^ 
aunque son sus ingenios singulares, 
que ya en mansa corriente ha coníessado, 
siendo de tu eloquencia celebrado, 
que solo fue tu pluma 
de las deydades suyas phenix Numa. 

Tus diversas Comedias son Sirenas 
que obligan a olvidar las graves penas, 
y a los oyentes adormecen tanto, 
que parece verdad, y es dulce encanto. 

Los libros que escribiste celebrados 

serán siempre en los siglos y estimados, 
que en oyendo (u nombre es evidente, 
que apl^dídos serán eternamente. 

¡O prodigio de ciencia I 

¿quién hay que pueda hacerte competencia^ 

{o famoso Español ! ¡ o varón fuerte! 

que hallaste nueva vida por la muerte, 

callo las alabanzas de tu gloría , 

que £iltan muchas hojas a tu historia, 

que cantarán las Musas 

en acciones difusas 

coa 



'A LA MÜERTB DB LoPE DB VbCA. 365 

con pluma altiva, heroyca y arrogante 
en laminas de bronce, o de diamante: 
mas tu virtud, que es la mayor íiazaña» 
llore en el triumpho de tu muerte España i 
pues porque fama su arrogancia tope, 
también la Muerte quiso ser de Lope. 
Al fin murió el ingenio, la agudeza, 
la lengua Castellana , la pureza 
con que la habló con elegancia tanta , 
que su eloquencia a todo el mundo espanta t 
mas sus versos tendrán dichosos fines, 
que en diciendo es de Lopb , en los confines 
del contrapuesto sur resuenen tanto 
sonoros ecos de su dulce canto , 
por la firme opinión de sus escritos 
prodigios inexhaustos infinitos, 
que es lauro que los méritos corona 
la humildad que las obras galardona. 



^^:x*Hi 



^6 Evoaios Pakegt.ricoí 

A LA INMORTALIDAD DEL DOCTOR 
Freí Lopb Fblix db Vaga Carpió , 

DJSL DOCTOR JUAN FEREZ 

DE MONTALVAN, 

SONETO. 

BEteo t\ passo , passagero , espera » 
oye 9 escucha, repara, advierte , admira i 
llora^ gxtxiQj lamematet suspira , 
y devoto essos pqrphydos venera* 

Mira como en la pyra reverbera 

tanto golfo de luz , que quien la mira | 
aunque en el trage la confiessa pyra, 
en la substancia la presume esphera. 

{Qué mucho 9 si es de Lopfi , en cuyo archivo | 
quando pálido yace , helado y yerto» 
mas vivo resplandece y mas adívo i 

Que si es medio el morir para el acierto » 
y nadie es inmortal mientras es vivo, 
nunca mas viro está que estando muerto. 



LO- 



A LA MUERTE DE LoPB DE VeGA. 367 

LOPETir FELICIS DE VEGA CARPia 

AB ANDREA DE AZARCÓN ET ROJAS 

J^atritensi .... 

EPÍTAPHIUM. \ 

MOc iacet ¡n htrntilo Félix Lopbtius» ilh 
Carminibtis tota notus in orbe suts. 
Nomine si Félix , nostro éí*^ felkior ovo ^ 
Qtti modo J^atríti gtoría dulcis erat. 
O tu * qui cetnis íacrimanda seputcra , viator f 

J^orfa/i Ó^ visii quarere digna cupis. 
Dic mifii qitó tendhl Ciñeres en vipere. Siste^ 
Hic Jinire vias ^ hincque rediré potes. ■ 



EN 



368 Elogios pahbgtricos 

EN I^A. MUERTE DE LOPE DE VEGA 

Carpió, 

VBL LICENCIADO DON GERÓNIMO 

JACINTO DE ARAYZ^ 

SONETO. 

FUnebres vocei y 00 apacible canto 9 
confunden todo humano entendimiento | 
rompe el ayre reloz lúgubre acento 
de tristes queja$ , que dissuelve el llanto« 

¡O qu4ato y cielos 9 iquá dolor! o quinto 
debe a vuestra piedad el sufrimiento t 
pues le sobra la vida al sentimiento^ 
y nunca muere por sentirlo tanto! 

{Mas que mucho i si Lope yace , siendo 
el gran phenix de Europa pre&rido 
al que entre aromas nueva vida adama» 

¡O pensión del vivir ! viva muriendo 
quien mira en polvo , en nada reducido 
al prodigio mayor que vio la fanu^ 



LA 



A LA áCÜBRTB DB LoPB DB VfiGA. 369 

A LA MüEkTE DEL' PHENIX 

DB ESPAQA ^ EL DoCTOR FrET LoPE FfiLIX 

DB Vega Carpió, 
DE ANTONIO GERÓNIMO MICON, 
SONETO. • 

A Sombro excelso de la vida humana , 
care¿l:er exemplar de obra divina » 

cuya muerte se admira peregrina 

por gloria tu/a , y por memoria Hispana. 
Quien mas la adviene, la contempla u^na^t 

pues muere un do<9:o , y esto se examina 

en tu espiritu alegre, que camina 

a la divina ciencia donde mana. 
Y assi en tu muerte, o phenix viAoriosOí 

con general aplauso se ve unido 

a un tiempo lo infeliz y lo dichoso. 
Pues es dolor para quien te ha perdido ^ 

y para tí festejo , pues glorioso 

en tu ocaso amaneces mas lucido. 



Tam. XX. Aaa 



370 Elogios TANEGY&icos 

AL SEPULCRO DE FREY LOPE FELK 
Dfl Vega Carpió, 

DE FRANCISCO MALLEN, Valenciano, 

EPITAPHIO. 

SI te parece rosa el que en distinto 
lugar imaginaste sol , y agora 
juzgas, o caminante, que se ignora 
en. aqueste noñurno labiryntho: 

La verdad encontraste con que pinto 
al que tan justamente España llora » 
pues aunque en marmol y alabastro mora» 
es para Lope termino sucinto. 

Su coronista el tiempo en bronce escribe 
las alabanzas que su nombre adquiere » 
por las que toda Europa del recibe : 

Y assi lo cierto tu discurso infiere , 
pues el que este sepulcro excelso vive , 
rosa crece 9 sol nace» y noche muere. 



A tA MOfiUTl DE LOPB DE YbOA. 37 1 

A LA PYRA. DEL DOCTOR FREY LOPE 

Félix db Vega Carpió^ 

DE LA SEÑORA DONA ANTONIA 
GARAT, . 
EPITAPHIO. 

EL que me anima siendo losa fria» 
y me esclarece siendo monumento^ 
es Lope , aquel rarissimo portento, 
que como el sol bañó de luz el dia* 

Su nombre incorruptible le ponia 
limites al oído mas atento, 
que no fue menos su inmortal acento, 
con que la eternidad se prevenia. 

No pudo 9 no, el imperio del olvido 
deshojar el laurel que le venera , 
siendo de Lope eterna la memoria: 

Que a no haverse ya Daphne convertido , 
hoy por el sol , que la faltó , lo hiciera 
por coronar con su laurel su gloria. 



Aaa i 



37^ Elogios Pakecyricos .\ 

A LA MUERTE DE FREYXOPE EELIX 
DB Vbga pARPio, Principe pe ios Poetas, 

JDEJÜANBAPTISTA DE VILIARROEL, 

DÉCIMA. 

COmo una liiz , quando espira, 
se vuelve a encender al viento, 
assi, Lope, vuestro aliento 
fue, si a buena luz se mira.* 
muerto os encierra essa pyra , 
y vivo el mundo os aclama , 
porque estando vuestra llama 
al soplo fatal rendida , 
volvió a cobrar nueva vida ^ 

coa otro que dio la fama. 



^'^tyáh^ 



DE 



A lA MU BRTB DB LoPI VE VeGA. 373 

DE MANUEL LÓPEZ DE QUIROS 

ÁL INSIGNE LoPB FfiLlX DB VeGA CaRPIO 

SONETO. 

Solicita, pretende, busca y ania 
siempre el dodo en su patria y en la agena' 

tener viviendo la opinión mas buena, 

y mitriendo gozar la mejor fama. 
Felice la virtud que se derrama 

por todo el orbe de alabanzas llena ^ 

que si la envidia torpe la condena ^ 

justificada » la razón la aclama. 
Esta verdad en Lope conseguida 

ver4s 9 o caminante , si lo advierte 

tu ingenio en essa urna esclarecidas 
Pues grangeo con tan dichosa suerte 

aplausos para gloria de la vida^ 

«iogios para vida de^la muerte. 



•wH^^^^í^ 



AL 



074 Elogios Fanbgyricoí 

AL PHENK DEL MUNDO, SEGUNDO 

Apolo de las Musas , 

Frey Lope Félix de Vega Carpió , del Habito 
de San Juan , que esté en Gloria » 

DEL LICENCIADO FRANCISCO DE 
VILLANUEVA Y HERMOSILLA , C4- 

thidr ático de Latinidad y htras humanas 
tn Aranda di Duero , 

* EPITAPHIUM. 

Míe iacet altisonans Félix Vega Carputs Ule 
Carminiiuí toto notus in orbe suis. 
\Proh dolor ! interiit casta pater ipse Thalia , 

Dulcior Hispana Gloria gentis olor. 
CunUa theatra dolent tam caro orbata párente ^ • 

Nobilítas , popuhis , sexus uterquc dolet. 
Hoc vhat : hic nobissua tot monununta reliquit » 

Pondere magna gravi plurima^ magna iocis. 
JMortuus his vivit y celeri quód Jama superstes 

Cursu aditt ctinBas visere grata domos. 
Haud tna Jatalis venit , Libitina , potestas 

Huc : non Jalee ánimos ; corpora falce métis. 
Vivet in aternum : ccelo duplicatur Apollo 

Dulcisonos Ínter sumtus in astra choros. 



A LA MUERTE DB LcPE PB VbGA. 27$ 

A LOPE FÉLIX DE VEGA CARPIÓ, 
DE DON RODRIGO DAVILA PONCE 
DE LEÓN, 
EPITAPHIO. • 

BEste concavo marmor alma helad? 
es la porción mortal, o peregrino , 

de aquel a quien su pluma le previno 

otra vida de muerte preservada. 
Mas si al cielo el espíritu traslada, 

y su renombre a templo mas diví;io 

cadav^ fue, porque lograr convino 

vida gloriosamente duplicada: 
Si al patrio Manzanares advirtieres 

la perdida llorando de hijo tanto, 

gime , lamenta, quéjate, suspira» 
Mas si a su fama y obras atendieres, 

lee, aprende V celebra , aplaiKle, admira | 

excederá la aclamación al llanto. 



PE 



37$ ElOOlOl 1?ANBOYlllCOf 

DE DONJOSEPH DE CIS ÑEROS, 

A LA MUERTE DEL DOCTOR FREY 

LoPfi Fblíx de Vbga Ca&pio, 

SONETO. 

O Tu f LoPB , no has muerto » o vida esperas g 
que tus obras te niegan lo finito , 

pues si tiempo* de hacerlas te permito t 

no puede ser que en muchos siglos mueras* 
Viviste por setenta primaveras, 

y obraste por un termino infinito; 

no vivieras a cuenta de lo escrito , 

porque sin fin , pues es sin fin , vivieras. 
Mortal te duda quien mortal te llora , 

porque aunque muere quien mortal acaba ^ 

no es acabar morir por mejor ia. 
O tú, que juntas en tan poca hora 

morir como quien nada le faltaba^ 

saber como quien todo lo viria. 



EX 



EXCELENTISSIMO DUCI DE SESSA 

omnium Poemrum miritissimo 

MECAENATI 

D. C. 

Qucd & Lopio Fblici de Vega Carpió 
Lubens precatur 

hoc animi monumentam 

2). PmZIPFUS BOQUETE GALLOBELGA, 

Ode Tricólos Tetrastrophos* 

A Lata ptnnis Jama fttgacibus 
induta fiMstis ptBoraJlttibas 

Totoquc dccurrcns EO0 

Solis ad HtsftrUitn cuhth^ 
Vasto susurrans gurgitt percutit 
Clamare sidus sacula « sacula : 

Lugete fhcíntccn pcnmfum 

Spe akerius remanente nulla. 
Soluta crines tristis Iberia 
Mt caca multis lumina Jontibus 

Qfuratur axe y qitidquid extat 

NoSivag(fs imitetur umbras. 
Et tu canoro dives Apollinf^ 
Et tu noveno Misa Jrequens chon^ 

Desiste cantu^ linqtu Jontes^ -7 

Quas Aganippe parens mmistrat. ^ 
Ille^ Ule tato cognitus Héspero^ 
Jlle^ ilh ttrris civis Iberiis^ 

líle^ Ule 9 fuem vatum caterva 
JTom^XX. Bbb Si- 



37^ ELO^IOfiTPAHBOYWCOS, 

She Dcum meminit ncfoum. , . 
Lope , feraU taBus acumtnc -^ 

Duri sororam staminís , hcu dolójr \ 

Jn JaM fnntavit fcrennis 1 

Nobiliora dies futuros. 
Spes tina terris Hovivs occidit^ 
Quem^ lata dudum novit Italia^ 

Gangesqiu , ponlusfui » ^ rcmotí . 

Urna, nilul mpidantis IndL ? 
Tn , Galle , tantts invtde Íaureís\ 
Qu! ce Isa Pindi sub híga^afétc ^ - / 

Dejerris aura , quiqne Vegam 

Iré canis Lopiüm per axes. 
Seu qtia sacratis vallibus ¡nhlas^ 
Sep ^qüce vtnnfi cespite mitrmtírar^ ' - . 

O lympha dfcurrens per amnes y 

Frondíferas repetís que sylvas^ 
Seu qua sagittas pellitis arcubus , 
Et vos Jugati qu^pretnitís pede -* 

Netnus sacratum , seu per nridas '- 

Vos Dryades Naiadesque diva. 
Et tu decoro y Tityfe y palmite 
Tuque o serenis témpora JrondibtU\ 

Qui vivis antro , Fan^^ supremum^ 

Arcadia decus y unuS ardor. 
'Actas parentum peior avis , Jluení 
Longava miiltis temporibus jeret 

JDistinUa rerum^tnóx datufa 

Progemem vitiosiorehh 
Quem penña ciaruni vixit in aera 9 
Quemjama plusquam vexit in ardua^ 

Lauro refulgentis corolla^ :, } 



A LA MUBRTB DB LoPE BE VeGA. 3/9 

CinUa comas viridique myrthoy 
Illa , iliai dictas carmmthus kgat 
Flores Hyblaot vértice^ 4um dabit 

Pindus rosarum sub vireto 

J^dateríem , recincnte amane. 
Facete riostra arva doloribus^ 
Arbusta scrtis trístia ne&itCf 

Ssu qtia sub ardenti resurgunt , 

Sive polo glacialts vía. 
Aürata saetí témpora parche « 
JDum per favillas vester abit lab^p 

Nostrumqui Vbgam sub suaves 

Ducit carminibus choreas^ 




Bbb % AL 



3^0 Elogios pakegtricos 

AL SEPULCRO DEL i^HENIX 

de España» 

Lope DE Vega CAEFfo, 
FOR MADAMA LIS ID A,. 

DIRIGIDO AL EXCELENTISSIMO SEÑOR 

Duque de S^ssa» amparo de losingexÚQs» 

SONETO. 

Suspende, caminante, si reprime 
passos mortal dolor , o si violento 

negares el decoro al sentimiento, 

harás que el marmol su dureza anime. 
De un muerto phenix la ceniza oprime 

este que ves sagrado monumento; 

por cuya muerte en lastimoso acento 

funesto el orbe su tragedia gime. 
Aqui a la muerte triumphos acredita 

el Apolo Español^ cuyo tropheo 

eternizado en lloro se convierte. 
Esparce quejas, y ansias solicita, 

mientras su fama en breve Mausoleo 

vive eterna sin miedo de la muerte. 



AL 



' A X.A MUERTB SB LoPfi DE VeGA. ^8 1 

DE Vega Carpió, 
DE DON PABLO DE SOTÓMAYOR, 

''..:-[ . ■sonítjó:, ■'' 

V Enera , o pássagero/ con decoro 
este que ves insigne Mauseolo 

del mas divino espíritu . de Apolo , 

del cysne del Cay^tro mas canoro. " *• 

La perdida lamenta que yo Uóró . ' 

de un Varón , cuyo pleftro y buril solo 

inmortal insct^lpid de polo a polo 

gloría a su patria, y lustre al sacro coro* 
Ceniza yace* aqui d?l phenix puro» 

que en pyra de dolor y ardiente zelo 

eternizo su vida con su muerte. - 
Reliquias son que guarda el bronce duro 

de LoiPB , cuya pluma erigid el vuelo 

A mayor duración ^ a mejor suerte^ * 



DEL 



367 Elogios panegyr{Cos 

' DEL DOCTOR f 1/42^ PÉREZ' 

D£ MONTALVAN^ 

ENSEÑANDO A UN PEREGRINO 

el túmulo del Doctor FREt Lopb Eblix 

DB VüGA Carpió. 

EL Apolo de ciencias coronado, 
el Orpbeo de cláusulas ceñido 9 
el cysne racional en cantó oído , 
el phenix Español eií luz bañado : 

El Abril de verdores matízado » 
el Mayo en primaverafi descogido » 
el Parnasso de fuentes aplaudido , 
9I sol de entrambos mundos adorado: 

£1 prodigio mayor que el orbe aclama» 
el mas capaz assunto del destino, 
el solo digno de la verde rama: 

El feJestíaU el Delphico, el divino, 

y el mayor que su nombre y que su i^mü| 
es el que estás mirando , peregrino • 

Prosigue tu camino , 
y cuéntale a qualquiera que te tope, 
que viste al sol sin luz , que yace Lopb« 



3í:-IiAS HONRAS PE LOPE FELDC PE 

Vega Garfio, 

r. DSvJjKXN;' PEDRO PE LMON^ 

TU frágil «er , o gran varón , espira t 
no de. tu Musa la constante, fama 
que brotan tus cenizas nueva llama» 
único ^n todQ, basta en la ardiente p/ra» 

Aliento nuevo e inmortal te inspira 
la fúnebre gr^an pompa qpe te ajclaiña.^ 
y contra el badp vidoriosp Varna "^ ' ' . , * 
qual antes por la siep » por Ja urna gyra» 

Viva itimortál tu numen peregrino 
que del Pierio coro fue tropheo 
y el te^xplno excedió de lo admirable. 

Inmunidades. goza de divido» 

y con tu dulce lyra Hispano Orpheo 
suspende etc^rnamente al tiempo instable» 



A 



364 IRtOátói PAMldTKlCOt 

A LA MUERTE ' DEL DOCTOR PBLHT 
LoPB Fbi.ix db Vega Carpió 

J>E£ ZICENCTADO DÓÑOERÓNZAÍO 
JACINTO DE ARATZ^ 

SONETO. 

H O muño LopB, nuevo ser reHbe 
con la suerte dichosa que merece» 

quien muere por vivir , quando fallece 

a mas heroica vida se apercibe. 
Murió a la envidia , que el vivir prohibe^ 

y méritos y aplausos desvanece ; 

nunca vivid mejor ^ que quando crece 

con su muerte el dolor de que no vive. 
^O LopB FfiLix^ cuya lyra aclama 

mil veces inniortal C^nthia y Apolo » 

pues que phenix renaces en tu líamá 
Único siendo al uno y otro polo 

va mismo escribe elogios a tu fama» 

que solo tú podrás 1 pues eres solo# 



A 



A lA ItUBKTB DB LoM DB VeGA. 385 

A LA MUERTE DE LOPE FÉLIX DE 
Vega Garfio, 

EL LTCENCIADO DON GERONYMO BE 

SANTA CRUZ ZURITA , Abogado de U 

Real Chancilhria de Granada. 

SONETO. 

Vive, aunque muerto, si en su muerte ahora 
mas qu)s en edades largas vida adquiere, 
porque es en quien gloriosamente muere 
vida la muerte que el vivir mejora. 

Aquel prodigio, cuya voz canora, 

qual de Amphion la antigüedad refiere, 

del barbarismo, aunque la Italia ahere, 

ya libró a España, que hoy su muerte llora s 

jQué mucho , si dejo de ser felice , 
quando de ser dejó quien dar solía 
mas glorias a su ser que a Grecia Homero l[ 

Pero enjugue su llanto, que desdice 
de su felicidad , si es el primero 
de su gloria mayor su postrer día. 



Tom.XX. Ccc 



ñZ6 Elogios pambgtrtcoí 

A LA MUERTE DE FREY LOPE FÉLIX 

DE Vega Carpió, 

Z>E MANUEL ANTONIO DE FORRES, 

DÉCIMA. 

••w^Ste que dio fama al suelo , 
JCjí este que fue sin segundo, 

como no bastaba al mundo 

le quiso premiar el cielo: 

subid con divino vuelo 
\ a gloria que es celestial , 

rindió a la Parca fatal 

,el original tribiKo, 

gozando la flor y el fruto 

en vida y xcyno íomortaL 



^^p*^»^. 



A LA ICVBRTB DB LoPB DB VbGA« 387 

A LA INMORTALIDAD DE LA FAMA 
DB Frby Lopb Félix de Vbga Carpió , 

DE MATHEQ DE PRADO, Secretario d^ U 
Embajada de Sabaya^ 

SONETO. 

QUe es inmortaU deten el golpe, espera, 
no emprendas tal ^iccion, que es vil hazaña, 
mira que es Héroe, y el mayor de España: 
mas ya fe execuraste, ¡ah Parca fiera 1 
^ué quisiste mostrarte lisongera 
a la envidia cruel I inútil saña » 
corto filo le diste a la guadaña , 
pues vive , y mas su fama persevera* 
{No ves que. en todo el orbe es pheníx solo! 
^o adviertes^ue de sí mismo renace > 
{no oyes sy nombre deste al otro polo^ 
Pues aunque mas el tiempo le amenace 
y el mundo le prevenga Mauseolo , 
y tú su iDjuerte, mas eterno se hace. 



Cees AL 



388 Elogios PANBCTUtcot 

AL SIEMPRE GLORIOSO TÚMULO DE 
LoP£ FfiLix DE Vega Carpió » 

EL CAPITÁN DON ALONSO DE VILLA^ 

MAYOR O VIVERO, 

SONETO. 

EN este marmol breve que venera 
la admiración , hoy cabe aquel divino 
phenix, a cuyo nombre peregrino 
no fueran muchos orbes hana esliera» 
A tan aleo vivir la ley severa» 
10 inevitable fuerza del destino! 
los últimos alientos le previno^ 
para que humano en algo pareciera» 
Recobró en sus cenizas donde yac|9 
y a eternidad dichosa se aperciw^ 
dos glorias successivas a su llama; 
Una la celestial donde renace» 
^otra de lo inmortal a donde. vive , 
aun siendo corta vida de su fama. 



FRAC5. 



A LA IfUSRT» DB Lon ÜB VkGA« 589 

FRAGMENTUM EPISTOLAE 
MICHAELIS lOANNlS BODINI 

SMJNENTISSIMO CARDJNALI SPINULAM 

A&CHIBPISCOPO C0MP0ST£ILAlfO A SsC&STIS » 

AJ Zeanem AUatium% virum doUhsímúfn ^ in domo 
Eminentissimi Cardinalis Biséis. 

njVTON palpum obtrudo. Quam a mcis moribus 
J]^ foedum vitium ab«áác velim , probé noscís. Tar 
les purpiirati , clarissíúla orbis ' lumina » adscitltijs 
non egent, luce splendescünt sua. Venio ad calcem 
EpbtolíB tuíc , in qua miraris Lopium Vegam sic 
áb Hispanis auiicis deplorafum Romx , ac si co¡u^ 
men Pochos Ibcrica y túa sunt verba , corruisset* 
Repetam quas de Mió , cúm in Musseo Zacchétia'^ 
do f virorum illustrium iconibus copioso & elegaiit 
ti , Lopii imaginem contempla remur , ex me audiis- 
ti : primas si meis, Falconi, Versos» atque Caketo^ 
Regnorum Coroníe Airagonifle Tiriumviris» Resetl- 
dio Lwitano 9 ac Ariaeí Hispatensi 9 Latini carmlnís 
inaiestate lubens concesserim ; nomínis tamen cele- 
britate ac fama late diffusa , omnes nostras ac pris^ 
£te a^tatis Hispanos , qui pattid sermone in hoc scri^ 
bendi genere floruerunt > longo ¡ncefvallo a Lopio 
^uperatos , negare d velim, non possumi Unus Ló- 
•Plus hic legirur 9 unus auditor , unus canitur. Ex as^ 
sidua: ciid«xvli carioinis exerdtatione tot ingenii fbe- 
-..i ' tus 



390 ElOOT^S pAKEGTRICOt 

tus orbí proposuit y iit in vastam monumentorum mó^ 
Icm ac vix fidem fañuram excrcverint. Constar» ini- 
lie ac quingentís Comoediís Hispánica utriusque or- 
bis tbeatra coocurrentium turjbarupi acclamatione 
quinquaginta & amplius annos continenter perso- 
naise, Hierosolymitanaia expeditionem , in qua res 
magnas , magnique Principes post Tassum , non im- 
pari penícillo pínguntur , Istdorum agricolam sanc- 
tum i Arcadia pastoricios amori« lusus $ Parnassum 
í^lustrium viroruní glori» ccüRsecratuaii jMariam Stu- 
ardamj notum lahoribus r^gium nQOídn^ Dracum 
archipiratam , alia quas ad quinquaginta fere volu- 
mina posteritati diKiit y praoter carQiinum. dircrst ge* 
Iietts immensam.cpqigerieait ut vixi.Ulis evolvendís 
xtzs hominis suflTefliura videatun .L^isjit; «nno praste« 
rito FJimachiatn. Peréam.» si in hoc genere salsius 
scriptum quidquam viderim. Hinc pla.usus omnium^ 
& aliquorum. invidentía. Sed hanc & adlatrantíum 
morsas placide devorabat yír , maderatus ac lacilis# 
$/nchronus fuit Gongqra» yates ,$i quis alius,.dpc-< 
torum virorum calculo celebratus. Patria Cordubat 
poiagnorum ingeniorum parens» nuperque hoc Be- 
niamino fetix » quicum .Lopius simukates exercui^ 
orta de stilo o^eatiofie , sed sine mor$u ^ uti viroi 
decebat memores, ^pgianitátisé Qui de ingenio con? 
cedaty rarus est. Gongoráb mascula diélio» plus in 
recessu , quam in fronte gerens y quas crebris tropis, 
fabulis» 9C priscorumrítuumalluaíone, variisque.yer? 
bor^m . transpositionibusr atque ma^andris flexUo^ 
qut ac salebrosa qop semel ofiusis tenebrís remo*- 
ratür lei^orem. Lopius alia via incedendum ratus» 
.se^t^etís aviil6is^ dii^onesi .{^«Oftvít purami^.qu^ 
.. le- 



A I A BfVfiRTfi m Lo»E DB VeGA. 591 

lieniter fluens mira suavítate kgentem allidat su¿- 
pendáique. Nihil ilHus carffi¡t>e dukius> fioridiús 
•nlhil , ver perenne, Certc Hispane scíibendi facúl- 
tate, dulcedine ac facilítate vír ínsignis & ad po$« 
teritatem metnorabílis. Qui ín eam eve^s estnomi- 
Dis celebritatem & laudem apud nostrates , ut His- 
pánica lingua quidquíd natura ^ numeris absolvit suis, 
ars edolavit ^ aut expoliit ingenium , Lopii nomine 
commendetur, magno nostrorum temporum mira- 
culo, neminique virorum concesso. Sálvete Manes, 
quos áster nitatis simulacro in ara lingual Ibéricas ex« 
pósito, & ocukita decurrentis astatís. memoria , & ad- 
mirabunda posteritas reverebitur. Gracili ac vivido 
corpore , iusta statura , minuta facie , integris sensH 
bus, ad longam setatem vitam produxit, vindique 
6ene¿la septuagenario maior elatus est Madrití in 
patria t ad funeris celebritatem excita urbe. Pro con- 
done laudes celebratas , tam efiiisis ad audiendum 
turbis , ut basílica , non alioquin angusta , illasnon 
caperet. Ad D. Sebastian! extemporario sepulcro 
conditus Mausolasum expe&at a SuessanoDuce, Hís- 
panlas Magnate , Magno Neapolis Almiranto , Mag- 
uí Ducis Gonsalvi trinepotis filio, Máximo &£x- 
cellentissímo Lopii Mascen^te* Nos in próxima Ar- 
chiepiscopatus visitatione Cardinaiem sequuti, cum 
¡n S. Simonis ad Redondelam in Oceani Gallaicí 
9sstuario , exigua , sed Franciscanorum stridioris ob- 
servantias Monasterio nobilitata ínsula , peradis a 
pió ptassule sacris, infbrmi saxo exesas rupis, vir- 
guUis fruticibusque e vicino n^more circumseptas, 
qux a Vitali Coenobita gentili meo nomen^ inve- 

&it| consideremos I turbatique xnaris fluóbbus súbito 

* • 

ÍOr 



399 BlOCTOH pAyECTA-TCOS . 

in malaciam compqsk¡3 Uteraríum secessum.^OBnobí- 
tU ¡nvidirem, LoFum jmerttui) ícciufcote memo* 
.tlsL , in hanc seiii^ntum (n^m diftwa verba, ama- 
iiuensis incuria perierunt) monan^entum m\;uui amo* 
ris pignus exsure volui , quod adscríbete placeu 

IHEOVAH 

S. 



>v 



MoKÜMBVVtfU AbTCRKITÁTIS 
ASPICE , SÜSPICE HOSPBS* > 
MlRABJS? 

LOPAEUM EST. 

nok plus ultra* 

Abi. 

JBef$e precare 
Novo fhaníci^ 
Lupo Fblici 
Carpió Veg je. 
Quod nomen vagc 
Volat per ¿evum , 
Per ora virum 
Acternum viget 
• Aere perenniusy 
Dum lingua Iber^ 



A LA MVfiRTC DE LoPfi l>fi VeGA# 393 

Vigety siabit^c 

J^sm cunora^ 
' Phmtóntis émula 

Ortís ad was 

Vcrg€t Eoas » 

Pcrgtt occiduas 
QiM térra Mc pantuSf 

Quapatet ather , 

Qna pabis dúplex^ 
.., I ^ ^ . QhSLVim fcrgct^ . - . 

Buccts nam patulis p 

H¡antc ¡abro , 

Rudes doUiqttC 

Hinc inde plausitant. 
Dumque dulcísona 

DelMant carmina^ 

Nitent é^ opera ^ 

LoP£M acclamant. 

; PAX ET QUIES LOPIO VEGAE. 

Madriti nato, &iiiibi denato Augusto mense , Sa-* 
ero AugustinipervigUioannp, Chr. 1535. xt. 73. 

HflBC pauca, mi Allati , in tui ac Lopii gratiam dic- 
ta sunto 9 qux uberius leges in Fama Postuma a 
Montalvanio prasstami humanitate doArinaque viro 
editioní^ ut audio ^ destinata. loterim mitto Eutran- 
dum, vetercmscr¡ptorem,a Thoma Tamaio amico, 
recónditas erudicionis viro notis iilustratum ^ utinam 
bonis avibus, & ad tuum palatum. De Cardinalis 
mei Romana profedione cum proximis litteris scrip- 
^ Tom. XX. Ddd se- 



^94 ' E'ioeror PAUsaTurcos --• 

serim, nihil cenius addeitdum occurriu Vale ^ & 
Donio , Tortoleto, ac Vidocelto^ meo nomine sa- 
lutem. Eminentissimis Gaídoñi Bentí^^olio ac Lxlio 
Biscix, Cardinalibusy xrum epístolas reddideris, s¡ 
meam ín tales Principe^ observan tiam ostenderis^gra- 
dssimum facies, quorum siDguI^^em in me humani- 
tatem , exiguitatis meas conscmir ánimltus exosculor. 
Iterum vale, amicorum opttme» Oompostellx, dé- 
cimo Kalendas lanuarii ínetmtis anní Christí M. 
DC. XXX VI. quem tibí auspicaco decurrere preca- 
tur tuus ^ 

MiCHÁBL JOHANKES BoDIKUS. 



ÜEL 



A i;k wTBttz m Lora^ de Yboa. 395 
J>EZ DOCTOR JUAN F ERE Z 
DE MONTALVAN, 
A LOPE FÉLIX D^ VEGA CARHO, 

Encareciendo el deseo que tuvo de que yvrlm. 
EPIGRAMA* 

SI a darte Tida inl dolor Bastara t 
con mi dolor de tni dolor muriera t 

j porque mi dolor el mayor fuera » 

géneros nuevos de wntir ¿uscára. 
Si la vida cediera, ose prestara ^ 

la mitad de mi Tida te ofreciera t 

o toda y porque celos no tuviera 

la otra mitad que liuerfana quedíra* 
Y si el alma, pudiera en tu agonía 

resdtuir tu vida con la suya , 

abrigando en su ardor tu sangre fría : 
Aunque a desden mi vida lo atribuya > 

te diera liberal el alma mía , 

por mejorarla con hacerla tuya« 



Ddd fl AL 



39^ . > E<i a G 1 0.8' 1> AM ec r Rf eos ^ 

AE INSIGNE LOPE . 

POÜ DOn FRANCISCO im TAMATO 
Y FORRES, 

SONETO. 

TT OPE murió ^ si bien la muerte en vano 

, t3 é a su ser eLtr¿plezd le previho» 
porque mas fue lisonja del destino , 
que vexacion de intrépido' tyrahó'. *^' ^ ' '^ 

No extinguirle sus luces mas temprano 
le embarco vsu ingenio, peregrino , 
que aunque .este gran Tar on no fue divino, 
a la primera lu¿ le dudo humano. 

Introducido pues en mejor suerte , 
desmintiendo lo frágil su caída , 
en mas suprema gloria lo convia:te« 

La pompa humana está desvanecida 9 ^ 

pues con el fin que le ordeno la muerte 
tuvo principio de inmortal su vidai. 



^?sCl>tír>?^ 



DU-. 



A <LA laUfiUTB I>£ Lc?£ 1>£ YlGA. :Q^ 

BUDANDO QU ANDO FUE MAS FAMOSO 

LopB Fblix t>E Vega Carpió , en vida y 
o en muerte , 

Z)£Z LICENCTADO JUAN DE CASTRO 

FECELIIN Y BARQNA , 

SONÉ T O. 

Viviendo fuiste , o Lopb , celebrado 
en: quama luz Apoto va ^pardendO) 
y aplaudido^ también eres muriendo , ' * ^ 
si con menos blasón , con mas cuidado : 

Los elogiostde Roma laureado 
gozaste vivo, tu alabanza oyendo, 
y muerto estás d^sde el «mpyreo viendo 
las honras que Madrid le ha consagrado* 

Vivo cantaste tú, quando lloraba 
la envidia, que afeando cortesía 
vivo te alaba , y muerto no te alaba# 

O no sé como llame aqueste dia, 
infausto , no , pues tan feliée- acabai 
felice, no, pues Ma la Poesia. 



t. A 



a9$ Etaafof TAirsoTfttcof - 

A LA MUERTE DEFREYLOPB FEUX 
Dfi Vega Carpió^ 

DE DON GONZALO DE CASTRO 
Y BARONAf Alférez ¿k su Majestad^ 

EPITAPHIO. 

XOPE soy, que desengaños 
é a propríos j a estraños doy^ 
pues fúU quando tierra ao/t 
assombro a proprios y a estraños : 
viví quince lustros de años, 
y apenas Tdnte cumplí, 
porque aunque con mas me TÍf 
aquellos que malogré 
los tuve, no los gozé, 
. los paasét no los viví. 



MP** 



A Ik MVERTB I^ LOPB DE VfiGA. 



$99 



A LA MUERTE DE FREY LOPE FELDC 

s>B Vega Carpió, . 

£>E rON JACINTO DE JORRES 

TGUZMAN, 

DÉCIMAS. 

O Tu, LoPB , que reposas 
en el ínas seguro puerto « ^ 

tu jardín te aplaude muerto, 

que aun tienen alma tus rosas; > 

y como ves mas hermosas 

las que a tus sienes da el cielo | 

despreciando las del sUelo 

le dices : A dios jardín t 

estas son glorias sin fín , 

las tuyas mueren al hielo» 
Epvidia pueden tenerte» 

varón sabio, en tu partida » 

que hace mas esclarecida 

a tu eminencia tu muerte: 

y aunque eL.suluo.Iob; advierte 

la precisa confusión 

de la postrera aflicción , 

tu en holocausto ofreciste 

atento quanta supiste, 

grande,^ si breve > oblación» 
Con lisonja llora el sol 

rerse de luz mas escaso^ 

pues 



409 Elogios paneotricos 

pues en llegando a su ocaso 
: nada luce su arrebol : 

el tuyo, heroyco Español , 
en su ocaso da mas dia: 

\_, alábate aun quien solía 
herirte con lengua fiera , 
que ya coa difuntos fuert 
sacrilega cobardía. 

Tu fama de polo a polo 

vuela en virtud de tu pluma t 
siendo el ver morir la suma 
crisol <^e tu ingenio solo : 
en heroyco Mauseolo 
diga tu Epítaphio assi: 
Phenix Lopb yace aqui, 
verá^ quien nii efigie tope ^ 
que fue mi muerte de Lopa^ 
como escribÍ9ado lo fui» 



j '"O . f 



sWCítíís^ 



' -í. 



i . 



;. ''• \ ', \-^', i- f\ > 



A LA MUERTE Dfi LoPB DB VfiOA, 4OI 

A LA JVUJERTE DEL DOCTOR FREY 
Lqpb Felix dh Vega Carpió, 

POR DON ANTONIO DE CARRION, 

DÉCIMAS, 

HOy , Madrid , tu Apolo Hi<?pano , 
que hizo su nombre Inmortal , 
toco la linea fatal 
con qiíe dio señas de humano: 
pretendió la Parca en vano 
ser de -su vida homicida ; 
mas fue tan feliz la herida* 
que añadiendo gloria a gloría ' 
hizo oriente a su memoria 
el ocaso c?e su vida. 
Cysne y phenix vino a ser 
^en cantar y en escribir, 
Cysne canoro al morir , 
y phenix raro al nacer; 
cysne muere. aL parecer 
según canta', y phenix h^e 
cuna el sepulcro en que yace» 
con que eterno nombre adquiere y 
pues vive como que muere, 
y muere como que nace. 
Quien nace , a morir empieza , 
que es la vida enfermedad, 
y todo tiene su edad 
por parte de su flaqueza : 
Tom. XX. ll^e en 



^4o» Elogios PAN BOY RICOS 

en tres dias, ¡qué estrañeza! 
murió el gran Lope; mas no» 
que si desde que nació 
juzgó sus cenizas frías ^ 
no murió Lopb en tres dias , 
en setenta años murió. 
Y aun no murió y pues su historia 
Montalvan ^ que es el segundo 
Apolo 9 repite al mundo/ 
dando vida a su memoria: 
goze pues de tanta gloría 
quien tuvo tan buena suerte^ 
que a pesar del hado fuerte ^ 
que pensó ser su homicida ^ 
compró a costa de una vida 
dos vidas con una muerte* 



^^í:^ 



A LA MUIRTE DE LoPB DB Vfl GA. 4O3 

A LA MUERTE DEL GRAN PHENIX 

DB £sPAñ4 9 LoPfi DB VbGA CaRPIO , 

DE DON PEDRO DE LA VEjQA, 

natural de Oca^a , 

SONETO, 

BE infausto luto muéstrese vestido 
el sacro Apolo, llore el suelo HispaoO 

hoy que ha pagado el pbenix soberano 

la deuda general de hai^r nacido. 
No de tu vega fértil el lucido 

fruto copioso destruirá profano 

el vil estrago del hibierno cano» 

que eternamente vivirá florido. 
Y si la muerte es termino forzoso 

en todos de la. vida , en tí se advierte, 

que es el morir principio mas dichoso: 
Pues hoy el orbe, que liego a perderte, 

te estima en mas , y quedas mas glorioso 

empezando a vivir desde la muerte. 



Eees 



404 Ei OCIOS PüKlOYUICOf \ 

A LA MUERTE DE FREY LOPE FELK 

._ PB VbGA CAKPlOf 

DEL LICEKCIADO SEBASTIAN LÓPEZ 

DE CÁRDENAS y 

DÉCIMA. 

XA ce en esta losa firía 
el grande , el raro , y aquel 
que gozó eterno laurel 
en su noche 7 en su día: 
que aunque la descortesía 
de la envidia le juzgó 
mortal , quando assi le vio, 
juzgó de su muerte mal « 
pqrque solo fue inmortal, 
quando mortal pareció» 



iHbdH 



A I A MUBRTB DE LoPB DB VeOA. 405 

A LAS INMORTALES CENIZAS DEL 
Phbnix p£ espada , 

Frby Lope Félix de Vega Carpió , 

AL EXCELENTÍSIMO SEÑOR DUQUE 

de Sessa mi SEOOR 9 

POR EUGENIO DE ESQUIVEZ ^ 

EPICEDION. 

I |j/^Ué causa de turbado sentimiento 
\^^ tan infaustos agüeros pronostican? 
^qué infortunios publican 

helarse el claro sol, calmarse el viento , 

fixarse los planetas , 

y errar su fixo assiento 

las estrellas jamas a error sujetas? 

adrado tronó el cielo: 

dio triste amago al suelo, 

crinita llama de fatal cometa » 

de estragos siempre embajador propheta» 
yióse en el Capitolio 

dosel de jaspe y de alabastro solio 

de Júpiter Tarpeyo 

el buo con gemidos 

dar miedos al patricio y al plebeyo* 

Yo vi en los dos collados deslucidos 

del Famasso eminente 

en vez de la Atheniense do^ oliva > 



4oS Elogios PANBcyaicos 

y de la planta esquiva » 

desden hermoso del señor de oriente , 

nacer funestos texos y cypreses, 

donde cuelgue la muerte sus arneses. 
Yo vi t Hipocrene discurrir turbada 

del familiar camino fugitiva 

arrebatando las floridas plantas ^ 

que aun aogada murió la siempre vira ; 

yo vi arrancarse de las cumbres samas 

del Libano Phenicio 

un cedro incorruptible , 

forzado de los vientos sacrificio i 

que todo esto es possible: 

porque a tan grande estrago 

bien era necessario tanto amago. 
Hov deCharonte la dichosa popa 

lleva el Delphico oráculo de Europa. 

Eclipsóse del orbe el sol luciente 

para nacer en mas lucido oriente. 

Hoy a la Elysia amenidad navega 

la doda autoridad de nuestra vega : . 

hoy llora Philomena^ 

que la falta garganta y sobra pena : 

y en tan funesto caso 

tórtolas son los cysnes del Parnajsso* 

¿Por qué tan de repente , 

o majestad de la Castalia fuente» 

a superior esphera te subistef 

^Por qué no preveniste 

este golpe feroz a los mortales » 

que ofenden menos, si se ven » los males? 
Dichoso tu> que ya te conocieron» 

que 



A LA MUBRTB DB LoPE DE VeGA. j\9J 

que admiran pocos lo que siempre vieron» 

felicidad del suelo Mantuano, 

cuyas torres esmalta 

el blanco armiño de la Cruz de Malta: 

¡o quánto nos llevaste con tu muerte! 

que el bien no se conoce hasta que falta t 

ni fue possible vivo conocerte. 

^Quántos Ulysses lloran a su Homero, 

que al son de su instrumento peleaban^ 

^quántos Eneas su Virgilio lloran? 

¡O quantos alentaban 

el reluciente azero, 

que en sangre tiñen y en hazañas doran j 

con sola la esperanza dilatada 

que cortasses tu pluma con su espada! 
Los arboles gloriosos ( que del cielo 

tienen contra sus iras exenciones ) 

si alzar querían a tu frente el vuelo, 

daban informaciones 

de haver de Fhocis ocupado el suelo : 

que a laureles vulgares 

no eran tus sienes Dioses Tutelares* 
¡O con quánta mas gloria , 

este árbol generoso de visoria 

era alhago a tu frente , 

que pompa. a la prophctica corriente! 

pues era solo la feliz memoria 

de aumentar en tus sienes sus honores 

alma vegetativa a sus verdores. 
Tu solo mereciste 

el honor que tomándole nos diste, 

pues entre sombras barbaras confusas- 

so- 



4o3 Elogíos panbgtricos 

solo tú con tu ingenio amaneciste , 

erigiendo Academias a las Musas: 

y ageno de envidiosas competencias 

fuiste -vocal erario de las ciencias. 
Si el soberano artiíice criara 

coa privilegio de inmortal un hombre | 

solo tu excelso nombre 

a exención can gloriosa se ajustara} 

que la mas viva vida 

es sombra de tu muerte esclarecida. 
Pero ya el tiempo vino 

de subir a su centro lo divino , 

porque no merecia 

tener el mundo sempiterno día. 
Si quieren conciliar admiraciones ^ 

los ilustres varones , 

alcanzando vi¿lorias del olvido , 

aun quando son, havian de haver sido; 

que a la pasada ciencia 

el mismo tiempo añade reverencia. 
Dichoso tu mil veces te repito , 

a quien solo hizo falta lo infinito | 

que en lucidas espheras, 

a donde no varían primaveras 

del can menor las iras , 

ambrosía gustas y negares respiras* 
Conózcate ya el mundo, 

quando ya no se espera otro segundo: 

oyga tu dulce métrica harmonía 

quanto cubren en ambos bemispherios. 

Argos la noche , y Arímaspo el día, 

todos quantos imperios 
'^ fie- 



A LA MUCRT£ DB LoPB DE VfiGA.^ 409 

tienen por timbres cetros y coronas » 

a Quíe;n el lustro ciñe de -las zonas 9 

cu cithara suspende 9 

que ya en el templo de la fama pende. 
Sino es que ya la lyra» que en el cielo 

borda con diez estrellas su azul relo, 

por dársele a la tuya» 

cortés deje el lugar; sko es que huya^ 

por no esperar que en el celeste polo 

AI arsyas la pulse compitiendo Apolo : 

que no quisiera opositor Orpheo 

temeroso alternar rbythmo Amebeo, 
Tú Jason de Poetas Argonautas , 

clamar Coií uno y otro rumbo pautas t 

y aunque fuiste el primero, 

tienes las perfecciones de postrera* 

¡o caso peregrino! 

{quien vid juntar el fin con el camino? 
I>e tí la Grecia , de las ciencias guia » 

y el Lacio do¿to, que ilustro Saturno , 

aprendieron en sabia prophecia 

acomodarse el Zueco y el Cotfaurnoy 

juntando en el Scenico Theatro 

ios gustos del Romano Amphitheatro. 
Siendo el Principe Albano tu Mecenas , 

en desatada y métrica harmonía 

cantaste amores y lloraste penas » 

isi'entre penas y amor hay diferencial 

que te didd Bucólica Thalia. 
Vidte después en bélica obediencia 

la selva Caledonia 

cysne entre los armüíos de Sidonia 

TQf».XX. Fff can- 



410 Elogios Paneqtricos 

cantar al. son de Marte 

las glorias del CathoUco estandarte. 
Estraño fue en tí solo el Peregrino : 

y en tú garganta sola Fhilomcna^ 

quando rie el albor, la toz entena. 

¡Qu^ de amores ignoro» 

sino escucho tu Angélica y ^cdoro^ 

quando ignora la fama 

que no te oyd trinar en Anagramma. 

Beso despu^ tu lyra 

el marmol santo, la celeste pyra 

de la ciudad cautiva : 

y luego en harmonía numerosa 

a la gloriosa oliva 

dedicas de Guzman ladree hermosa* 

Opinión de insensible o necio passa 

quien en las llamas de las Sacras Rknas 

racional mariposa no se abrasa : 

pero ya e^ tiempo que tu aféelo ¡exprimas 

en la tragedia triste de Estuarda^ 

sino es que ya te aguarda 

el cortés Labrador de Manzanares , 

fecunda gloria de tus patrios lares* 
Mas ya en Belén te veo, 

a donde.se cumplió tanto deseo ^ 

volver en dulce coro 

las pajas del pesebre en cuerdas de oro, 

de donde el Triumpho de la Fe te llama» 

de quien es genio el Héroe de Altamira. 
Ciñete luego la gloriosa rama 

de tu Laurel de Apolo ^ 

sonando desde el uno al otro polo , 

• pero 



A LA MtrCRTB DB LoPfi Z>£* YfiGA. 41 X 

pero canso mi pluma 

^ . en numerosa cuenta 
de tanta escrita suma ^ 
si la parte menor experimenta 
caraderes veloces de la imprenta^ 

{Qué mucho llore el mundo 

la falta xle un ingenio tan iecundo, 

que de su vida, ¡odoéia hydropesia! 

a cinco pliegos sale cada dia^ 

{Qué mucho que el concilio de las Musas 

no pueda hallar a su dolor escusas^ 

y qué mucho que el doélo presidente 

mese el honor lucido de su frente, 

quando la Parca esgrime la guadaña 

contra este phenix único de España? 

{ Ah como m tu propicida fuiste ^ 

pues la mayor jurisdicción perdiste , ^ 

que ha visto el orbe en Héroes' soberanos 

grandes por los consejos y las manos 1 

porque vivo era tuyo; • 

mas ya que Dios le tiene , solo es suyo» 

¡O quantás amenazas dar pudieras i ^ 

al mundo , si dixeras : 

No me enojéis mortales, 

que tiene vida Lope, y yo puñales! 

Si un Rey os quito » nacen muchos Rey^ ^ 

que dan y quitan leyes : ,: >> 

a un Capitán experto en mar y tierra 

otro sucede irayo de la guerra : 

y aun si al phenix os quito,' 

otro con. ius cenizas resuscitpt u 

mas si en Lope executo mis rigores i 

• FfiF» ^quíéa 



413^ Elogios Pakegtricos 

ser feliz heredero de su pluma? 
Con razón pues los postumos honores 

a los vivos añades de su ingenio , 

Duque Excelso pb Sessa, dulce genio^ 

laurel siempre de humanos ruiseñores » 

tú solo eres bastante 

dar a mérito tanto honor triumphante. 

Honre el.grande Alexandro 

la Iliada del cysne del Meandro : 

j en los Thebanos bélicos combates 

de Pindaro perdone los Penates: 

ennoblezca Mecenas 

de Mantua y de Venusto las almenas 9 

y Domiciano a Estacio 

le prepare combites en palacio : 

en el Foro Trajano 

erija Arcadio estatuas a Claudiano» 

De Cesar a Laberio anillo Equestre: 

labre Antonino bronces a Oppiano ^ 
^ y con Cornelio Augusto su amor muestre» 

Denos Theodosío humano 

con Prudencio amoroso tescimonio : 

honre Graciano a Ausonio: 

y Guido Spoletano 

al Dante desterrado admita humano: 

la Academia Romana y Parisiense 

con el Petrarca tanto honor dispense: 

que hoy.JLoPB nos confiessa 

que basta para todos el de Sbssa» 

Hoy pues en tus cenizas 

gloriosamente , o phenix > te : eternizas» 

Hoy con principe tanto 

caif- 



A lA MTOUTE DE Lo?E DB VeGX 4I3 

causas ai Lethe inmemoral espanto. 
^ Hoy solo conocemos 

que quando tú te ganas , te perdemos. 

Hoy eres mas que tú, pues Hoy te excedea, 

anciano Ganymedes, • 

a quien la águila real de tanto ingenio 

conduce mas Sllá del astro Olenio. 

Sube en circuios de oro 

a honrar también el estreUado coro ^ 

y lo que acá dejaste, 

en globos de su luz el sol engaste : - 

que tu mereces solo 

ocupar tan glorioso Mauseolo: 

descansa en p^ sin turbación alguna^ 

que ya no has menester a la fortuna» 

EPITAFmUM BIJDRM 

\Manfua mt genuit : miksj coniux ^postqM Sanrdos 
Arcadia cccmi rura^ thcatra^ duccs. 



WP«:>^ 



r>B 



4T4 KlOGIOS PANEGTRICOS 

DE JO SEP H DE ARRIAGA, 

Escribano Real^ 

DÉCIMA. 

HO7 sombra y cadáver frió, 
quien ay^r no halló segundo , ^ 
por no caber en el mundo, 
* ocupa major vacio. 
Átropos con ítierza y brio 
libre y atrevida llega » 
y quando su aliento siega » 
viendo el golpe executado, 
lo sintió 9 porque ha dejado 
JSí todo el mundo sin Vega* 



•>^:*«:íH» 



ALr 



A ZA MUERTE DB LoPfi M VfiGA. 415 

AL DOCTOR FREY LOPE FÉLIX 
DB Vbga Carpió, 

/ FOR JUAN DE TRÚPITA 

Y RIVADAVIA, 

• SONETO. 

EN sí yace inmortal , en sí reposa 
el Castellano phenix , cuyo vuelo 
justas memorias a capaz modelo 
con atención afína portentosa. 

Palma será su primavera hermosa 
produciendo verdores en el suelo , 
y su nombre inmortal signo del cielo 
presidiendo la esphera luminosa. 

Y assi sepulcro escaso y .monumento 
corto a cenizas de tan alta llama 
vienen a ser para tan gran portento ^ 

Quantas rudas abujas Memphis llama 
una región, un orbe, un firmamento , 
un laurel, un aplauso, y una fama. 



AL 



^i6 Elogios panbotrigos 

AL DOCTOR FREY LOPE FELDC 
D.B Vega Carpió, 

DSZ ZICENCÍADO niEGO BRAVO ^ 

natural dt M.adrid^ 

DÉCIMA. 

# 

QUien esta pyra a ver llega j 
imagine , ¡ haí hado impiol 
que falta al Parnasso el rio^ 
que están las flores sin vega, 
que en llamo el orbe se anega» 
que en el canlpo no hay verdor » 
ni en el dia resplandor, 
pues sin sol no puede haver 
rio, dia, luz, placer, 
Parnasao , vega , ni floc* 



^ilCsdh** 



p«. 



A £A MtSRTB 'tíE LOPÍ WB VfiGA. 417 

BirT!Kü2ír;Lí)^!Ssw$ ;avissensis 

Maleceranus Ddéíor ha^ áuo Lwfb dedicat, 
suo inquam^ nam Lopesius 
- a LoFB inciph. ' ' ' '. 

T-Efy^ mveih Musas peperiti^Musautüca Loppb, 
Orbajuit gnato catera turba suo. 
Untcus iste nepoSy magni Musa única vatis i 

Única sed variis ingeniosa modis. 
Ai pcriit ( dok^' kic^ ingcms) erga ^qhus omnis j. - 
Omnc nulos ^ omnis mortua JMksa taett. . 



V • 




Tom. XX. Ggg 



i|l8 Bl!5iOI:OS ÍPAíNfaYaiCQí . 

ALA MUERTO y SEPüIiiCJiaim;l:01H 

DE ATJZANQ BAZQUEZ DE ERADA, 
. SONETO. . -- T 

TAce debajo desta losa íria» 
digno de mas sublime /Mauseolo^ 
aquel iogenio^ aquel milagro solo, t . 

cuya fama en el ocbe no cabía. * 

Ociosa ya la metAca harmonía 
sorda estara la cithara de Apolo ^ 
falto la luz mejor de nuestro polo» • 

murid el padre mayor de la Poesía. 

Sus obras ya tenían apurados 

los marmoles , papel solo decente , 
cuya memoria al tiempo do atropella* 

Todos por él se vieron ocupados , 

j este que quedo xn blanco solamente ^ 
lo está con las cenizas a quien sella. 



fNT 



jk^xá: KOWKtEim Lo^B m Viksa. 419 

BN TLA MUERTE DE 1PKEY LOPE 

Félix de Vega Carpió, 

DE BAR^NMES ALAZAR Y SALCEDO. 
EPITAPHIO. . 

AQui yace el iPóetá ^ y ií aqui yace , 
darin , y de la fama no segundo , 
su nombre, oírla ^hs :éérn)}Q¿s4elámindO| 
a cuja Toz aun no ]e satisface. 

Vivid para morir ^ muriendo nace > 
o peregrino i^genib^o sol &cundot 
tan singular, tan alto, tan prolundo» ; 
que la gloria mejor <ie sí renace; 

Si el cuerpo yace aquí , dejo la vida 
a la fama inmortal, llevando al déla > 
el alma, de que goza etemameme;! :> 

No llores, ciud^ano, su calda, 

pues si en el délo está» dejo en el suela 
fiuna , que volará de ocaso a oriente^ 



Ggga EN 



(^4%^ •T'íE'io'Ciios VuMsntiLicas!^ 

EN BL TRANSITO iDE FREY LOPE 
< Fblix VBf Vega, 

, ■ - •'. L ' * .'6bL HabIío. Bh .Sak-Jitaií^'. '- '■ 

DE DON. MARTIN DE AMPUERO 

, .; ,rURMJNÁ, . O 

\-- .• .E P^J..GV^Al^í A. "' "*- 

POrqu^ a un Lopb este laurel 
balde cááx \z cabeza/ « : i 
previno íúataraleza 
al rayo del riempo en i\i ^ 
Estrecha la trompa, fiel 
del que yace sin segundo 
en lo concaro del mundo ^ 1^ .¿^ í * 
por dilatarse dejó . ^ ?, .::: 

' el terrestre, y se passa 
por mas ancho al otro mundo» 



^^í^*í:W 



MJI 2 J,rO 



C. 



A LA MUWTC DB LOPB ,I>B Vi^GA. 4^1 

A liA MUERTE DE LOPE DE* VBG^ 

Principb db los Poetas,, y Pubnix 

DB Espada , 

Z>B DONÍA CONSTANZA ^AfiG AHITA 

FONTANA , Monja en el Convento de San 

. Leandro de Sev}¡la\ 

SONETO., . > . 

WTO ha muerto , porque L6pb ha renascído , 

JlnÍ si ^n ser el phenix, nuestro bien se advierte | 
sus privilegios pues rompadla nauer|e 
mas deudora a isu tumba , que a m nido« 

Suene la trompa en eco repetido 
gemidora de perdida tan fuerte» 
lo caduco lamente nuestra suerte, 
7 su pluma 4e4 espada cdel olvido, ^j 

Hazaiías tantas solo ¿i mismo escriba , 
cante Apolo de rayos coronado • 
8U dulce estilo y discurrir suave : 

pues fue copiosa fuente de agua viva, 
y la injuria del tiempo le ha postrado» 
que en urna breve mucho phenix cabe» 



A A 



4ist EtOíGiot Pambotüioosa 

Á LA MUERTE DEFREYLOPE FBUX 
DB YfiGA Carpió» 

DE JOSEPH DE ARRIAGA, MscríhMo é^ 
"Rxy nuestro Se^or^ 

EPITAPHIO. 



Ira en este Mauseolo , 
peregrino, o caminante, 



la custodia de un diamante , 
que áió luz de polo a polo 
La dulce lytw de Apolo. 
* verás cadáver y horror ; 
Ilota y mitiga el dolor , 
pues nacid para morir 
quien murkS para vivir 
con mas glotioto e^lendor. 



^ !>/ . -''•.:> . :.'i 



J\. 



A tA MlJERTBl>B,LoVB DB VeGA. 4^3 



f t ! 



A Lií MUJERTE DEL, DOCTOR FREY 
Lopfi FfiLix DB Vega Carpió • 

Z>EL LICENCIADO FRANCISCO QRQS , 

Beneficiado de San Nicolás fU Valificia^ hablanifb 
con ^Méu^avofes'^ 

CANCIÓN LYRICA. 

O Tú, que a la humildad de tus crysjaleí > 
tributo ofrece en lymphas tapta pepa » 

que el llanto en feliz vena 

las desato iatales^ 

detente , y dime sí estos $00 despojos 

que e^^lijiló el sentimiento en tantos ojo8# 
Dirás que murió Lope > y lo afligido^ 

oprimió en el dolor los corazones: 

quito «on las passtones 

las fuerzas al sentido ^ • 

dejando .eñ su lugar un mar de llanto ^ 

que % fanto obliga lo que ^Ita tanto. 
Dirás que en el raudal del sentimiento 

de ternuras tu líquida corriente 

es una etern? fuente^ 

y un diliiVio saogriento 

de penas 9 de congojas y de enojos , 

llovidos por el alma y por los ojos. 
Si alguna de tus Nymphas de orden tuyo 

al monte de las Musas Uevd el vuelo | 

en él vid el desconsuelo 

Can proprio como suyo, 
-ti tan 



4^4 ElCíJÍOS ÍANEtíTRICOr 

tan grande como tuyo , y aun tan solo ^ . 
^ que és 6n sí exclamación <le polb a pólo« 
dime si aquel palacio en vez de lutos 9 
viste pesares como el alma llantos ^ 
t y 9on los lutos tantos 
qlic le pueden servir de substitutos 
del horror de la noche en sombras (Has^ 
treguas pidiendo al phenix de los días. 

Si Melpomene eL trágico instrumento 
templó a la consonancia de clamores 1 
si Thalía en loores ' * 

trino con dulce acento ^ 
7 todas alternando el triste coro 
pulsaron lyras con los trastes de oro. 

Dirás que aquella esphera en funerales 
exequias. mostró el llamo a la terneza ^ 
grabando su tristeza 
en bronces* inmortales 9 
porque Lopb en su centro siempre vira 
con la diadema áS la eterna oliva. 

Mas ^*qu¡én, o Manzares , dudar pue^e ^ 
que es preciso dolor llorar su ausencia | 
debido a su eloquencia , 
que a sí misma ie excede ? 
y assi lloremos ambos su desvio » 
70 como mar de amor, tú ornio rioK 



A 



A LAr MUERTE DE LoPB SC VfGA. 4S5 

A. LA MUERTE DEL PHENIX DE LA 

Poesía Castellaka , Lopb Ffitix 

VE Vega Carpió , 

X>E DON PEDRO DE RIBADBNETRA, 

SONETO. 

AUnque en su losa» o caminante » leas , 
Frby Lope yace aqui en pavesa vana^ 

maestro de la lyra Castellana ; 

a la inscripción te niega 9 no la creas* 
Aunque informado del tumulto seas , 

cu/os lamentos t ¡o piedad humanal 

querellas de la Parca son tyrana ; 

no le llores mortal por mas que veas* 
Y aunque le mires en el marmol yerto ^ 

triumpho al golpe fatal del hado esquivo ^ 

su fin entonces aun le juzga incierto* 
Que si la losa , el vulgo compassivo , 

y el cadáver te dicen que está muerto, 

no muere el sabio, porque no esté vivo» 



Tim. XX. Hhh AL 



4^6 Elogios PANBcymcos 

AL TÚMULO DEL DOCTOR FREY 
LopB Félix DE Vega Carpió i 

SONETO. 

ESte, que ves marmóreo Lilibeo, 
cifra hermosa del arte en rasgos de oro, 
que excediendo al Paquino , Ethna j Peloro | 
halló ser urna de mejor Tipheo, 

Oculta t o esminante 9 no al Orpheo. 

Thracio, que en el Erebo aplaco el llorO| 
al Mantuano sí, por mas sonoro » 
merecedor de altar y humo Sabea 

Fue de Átropos en él el golpe esquivo ^ 
notado a buena luz feliz acierto, 
pues reduxo a inmortal su nombre altivo. 

Que es de naturaleza desconcierto, 
negarle al sabio los honores vivo, 
y dar al sabio los honores muerto. 



:al 



A LA UUBRTB DB LoPB DE VeGA. 427 

AL TÚMULO DE LOPE DE VEGA, 

DE FEDRO DEL CAMPO REBOLLEDO, 

DÉCIMA. 

AQuí , I triste desconsuelo! 
dichosa esta pyra encierra 
al que fue luz en la tierra, 
y ja es planeta en el cielo : 
Lope digo, cuyo vuelo 
por el orbe se derrama 
hasta la postrera llama 
del sol, que le está envidiando, 
^qué mucho, si va volando 
con las plumas de su fama i 



«rxC5C3??^ 



Hhh s * AL 



428 Elogios Pamectricos . 

AL SENTIMIENTO GENERAL 

QUE SE DEBE 

A LA MUERTE 

DEL MAYOR VARÓN 

FREY LOPE FÉLIX 
DE VEGA CARFÍG> 

DEL DOCTOR JUAN PEKEZ 

DE 'MONTA'lVAN, su nmrgdx 

DICE. 

•TT^L clarín de la Fama destemplado, 
^sLjA el libro de la ciencia deshojado, 
la antorcha de las Musas apagada , 
la fuente de las N/mphas profanada, 
el crystal del Pegaso detenido, 
el blandón de la esphera anochecido, 
seco el laurel, que fue de Apolo empleo, 
el eco mudo , trágico el Orpheo ; 
funesto el día, oscuro el horizonte, 
agostada la vega , inculto el monte , 
y en fin quanto respira » vive j nace, 
yace 6Ín vida , porque Lopb yace. 

. . ; r Ha- 



A XA MTTEltTB M Lo?B DE VeGA* 4x9 

Haga pUQs todo el orbe sentimiento , 
y mas quahdo depende el lucimiento 
heroyca nuestro de su ingenio solo, 
pues no hay cosa del uno al otro polo 
en valle , en prado , en sierra , > 

en fuego, en agua, en ayre, en cielo, en tierra, 
y en quanto arrastra el mar sierpe de espuma , 
que no haya encarecido aquella pluma > 
que basta los astros sube , r 

a pesar de una y otra parda nube, 
que envidiosas de verla junto al cielo 
con sombras quieren barajarla el vuelo. 

Pues si esto es cierto , sí , y es también cierto , 
que ha muerto Lopb , con que todo ha muerto^ 
llórese. tanto mal con muchos ojos, 
esconda el sol de sus cabellos rojos 
la madeja encrespada , ; 
despójese la luna plateada 
del ropaje bordado de centellas , 
viscan negros cendales las estrellas^ 
y los polos, Atlantes 
de essos cielos, que ovillos rutilantes 
en su luz se devanan y arrebujan , 
a tanta .peña desplomados crujan. ^ r ; : v 

Sienta cajda lekmento t . 

a su modo este» golpe; brame el riento» 
voraz destruya el fuego quarito (oque, * 
bárbaro. el mar con los planetas choque^ 
sediciosas las aves se hagan gueria^ . . i 

tiemble 4c Qftiedo o. de vejez Uiiktr^^ 
ruja el león: ambricnto .o desabrido | 
brame el tpro celoso y oknáxáo^ 



4S^ • Elogios PANBCTRicot 
gima el rinoceronte provocado, 
desgreñe el oso el vello ensortijado^ 
y manche el tigre su damasco bruto , 
porque de gala se convierta en luto. 
Corran sangre las margenes: del rio , 
tina en carmín el Alva su tocio j 
adolezca la rosa sus colores « 
quiébrese el pomo de ámbar de las flores^ 
rompa el amor la aljava de sus flechas, 
canten las aves trágicas endechas, 
lluevan los cielos fulminantes rayos ^ 
enfermen los Abriles y los Mayos , 
desmáyese el jazmin resplandeciente , 
muera ahojada la risa de la fuente, 
los centros se abran de la noche fciz^ 
y ciérrense los parpados del día » 
El ganado que sale con la Aurora, 
quando dulzores escarchados llora f 
j mordiendo la bierba entre la nieve 
de una vee rumia- y lame, conse y bebe, 
espinas halle , quando busque flores : 
y la montaña que gozó candores 
del sol adelantados 

casi un hora primero que los prados, 
no borde, no, sus faldas de esmeraldas ^ 
que «unqiie es uso pblíttcó las faldas ^ 
en tiempo de desdichas aun las peñas 
no han de estar asseadas, ni risueñas. 
La aspereza florida de los riscos 
pautadas de romeros y lentiscos ^ 
la verde juventud de los collados 
guarnecidosc. de chozas y ganados p 



A LA MUERTB DB LoPB DB VeGA* , 43 1 

la afedada beldad de los jardines 

en quidros de claveles y jazmines». 

el desaliño de la selva hermosa , 

que allí alienta una vid , y aquí yna rosa » 

y el bosque entapizado de pinares , 

que son desta belleza los lunares » 

en su Ungua pronuncien sus gemidos , 

como que sienten sin tener mentidos. ' 

Bl gilgueto que trina dulcemente 
al sctn de la vigüela de una fuente» 
la philomena que de agravios llena 
su pena adula con su misma pena » 
la tortolilla que a su esposo pierde^ 
y jura no sentarse en ramo verde , 
el cysne que en los ríos canta ufano» 
quando enfermo mejor que quando sano» . 
y el pbenix que pavesa sé organiza 
hirviendo en el calor de su ceniza ; 
sobre '.atriles de sauce en varios coros 
bymnos canten funestos y sonoros. 

La envidia que del o<]ia se alimenta » 
la calumnia que todo la ensangrienta» 
la detracción que coma espada corta » 
la ojeriza que áspides aborta ^ 
la presundon que el meríta atropella » 
la vanidad que con el sol se estrella » 
la ignorancia que miente ío que sabe» 
y la soverbia que aun en sí no. cabe»- 
le aplaudan r aunque sea con engaño: 
que los malos tal vez, temiendo el daño 
de que la voz común los tenga en menos» 
echan por el camino de ios buenos» . 

i ^ El 



43* Elooios Pahb^tricos • 

El Asia , hija mayor del mar profuiido » 
^ la Europa «tierna lampara del muodOi 
el África , del mar soberanía , 
la America j del oro mouarchia» 
del Austria ks Coronas inmortales , 
de Alemania las Águilas Reales» 
los Castillos de £«spaña y los Leones ^ 
Barras, Cadenas, Quinas y Blasones » 
con las avejas del Pastor Romano » 
que las lUves de Dios tiene en su manO| 
ilustren la virtudy la fama t el nombre 
del mas i;aro yarooiy del mayor hombre* 
Las eminente purpuras de Roma , 
que abriga en sí la celestial paloma » 
los Príncipes de España, Italia y Flandesg 
lostLeipdas a Latexe, los Grandes, 
los NuncÚM, los Obispos, los Señores» 
los validos »< los buenos, los mejores, 
los cuerdos, los quejosos, los premiados 9 
los do¿tos, los maestros 9 los prelados, 
los ministros^ los jueces» los . Pompeyos » 
los iguales j los nobles y plebeyos , 
su amor, mostrando por diversos modo9 
todos le canten y le lloren todos* 
Los que yierbn a Lope y \é. trataron ^ 
los que sin verle por la fe le amarott^f 
los que* por verle hasta Madrid vinicroO| 
y sin ver otra cosa se volvieron: 
la verdad de las prendas que le honorai^ 
el ceño de la dicha que le ignora » 
cltVotD universal que /le < venera^ í, 
y su Mecenas que esculpirle espera 



A LA MUERTB Dfi LoPB DB VeoA. 433 

en alabastro, marmol^ jaspfb y bronce, 
que exceda en luz a los diamantes once^/ 
muestren 6U amor^ su pena y sus enojos 
con la voz , con la pluma y con los ojos. 

Que yo 9 que nunca le perdí de vista 9 
que yo 9 que siempre fui su coronlsta, 
que yo , que- soy su amigo verdadero^ 
y yo, que mas le quise y mas le quiero | 
el corazón en sangra distilado^ 
el pecho en agonías exhalado, 
el amor en sollozos convertido , 
el aie49:o on congojas oprimido , 
en suspiros el alma reducida , 
' y al fin deshecha en lagrimas la vida 
le ofrezco, porque solo dolor tanto 
en los piélagos cabe de mi llanto. 

Canción , deten el vuelo , 

y dile a Lopb en tanto desconsuelo^ 
que Si le alabo poco, 
quando en su voz a los demás convoco ^ 
es porque con su muerte 
perdí el aliento de escribir, de suerte 
que me huve de valer de Apolos tantos 
para suplir mis lloros con sus cantos , 
porque al querer pinur^mi aféelo todo, 
^i acertaba el assunto, erraba el modo 9 
y assi para aplaudirle sin enfrie | 
pude quererle, pero 00 alabarle. 



Tom.^^. lü 



434 Elogios pakbgykicos 

A LA FELICE CIRCUNSTANCIA 

de haver muerto Lope Félix de Vega Carpió 
el dia de San Agustín. 

DE FRANCISCO GARCÍA DE ARROTO, 

oficial mayor di la Imprenta del Rcyno , 

SONETO. 

'Uere a la, vida ^ vive a la memoria^ 
este insigne varón, honor de España» 
que es incapaz el filo en la guadaña 
para eclipse fatal de tanta gloria. 

Diga Agustino que siguió su historia ^ 
y que su ingenio y óbito acompaña, 
si escribió juvenil, ya en llanto baña 
verdes pcimores de la vanagloria* 

Divinas Rimas » Soliloquios santos 
retracciones son en que le imita , 
como su heroyca pluma nos lo advierte* 

El phenix Lope lo lloró en sus cantos , 
en su^ virtud su fama solicita, 
y assi en su dia le logró su muerte. 



t 



.:. JOB 



A LX MUERTE DB LoPE DE VeGA* 435 

JDE DONJUÁN DE SOLISMEXIA, 

A LA MUERTE DE FREY LOPE 

Félix de Vega Carpió, 

SONETO. 

TU nombre de las ondas del Leteo 
ftiejor que el Thracio la consorte amada , 
aun no bien de las sombras revocada 
libraste con tu lyra , dulce órpheo. 

Lyra segunda en orden y tropheo 
primero hasta los cielos elevada; 
donde , aunque en astro nuevo transformada ^ 
debe las luces a su antiguo empleo. 

Estrella mas que el norte ^ si luciente 
en el un polo muestra al que gobierna, 
quanto al baxel su observación importe : 

A aquella pluma , que volar intente 
con alta presunción de ser eterna 
en ambos polos^ es tu Ijra el norte. 



liis CAR- 



436 Elogios Paheotricos 

DE DON JUAN DE SOLÍS 

M EXI A 

AL EXCELENTISSIMO 

Scñoa Duque db Sbssa. 

"^ A segura protección que bailan en Vuecclen- 
JLj cia aquellos que por su ingenio » o sus estu- 
dios la merecen , generalmente es conocida j y ca 
particular admirada por las muchas mercedes » que 
de Vuecelencia recibid Lopb de Vega Carpió en 
8U TÍda, y los grandes honores en su muerte : sien- 
do tan cierta esta verdad » como el agrado con que 
Vuecelencia o/e alabanzas deste insigne varón , po- 
cos de los lucidos ingenios de España han dejado 
de ofrecer a Vuecelencia en licita lisonja alguna par- 
te de su caudal empleada en elogios de tan dig^ 
no sujeto. Yo ( como el que en su galanteo se va- 
le de alguna a^na gracia) solicitando aumentos de la 
que tengo en Vuecelencia » le presento esta Comedia» 
que quando no llevara la recomendación de ser en 
favor de Lope de Vega , por gustosa , por elegan- 
te , por erudita , juzgo que será agradable servido. 
Su autor , amigo mió y que lo mostró en esta oca- 
sión , me la dio con orden que encubriesse sunom-- 
bre, o por su modestia , o por el poco predo en 
^ que en nuestros tiempos se hallan las buenas letras » a 

cu- 



A LA MUERTE DE LoPB DE VbGA. 4^7 

aiya causa passa su vida con tan poca reputación 
la Poesia, quando en otras (no se sí diga mejores 
edades) se vid con fanta dignidad venerada. Fue el 
intento del dueño , que se diesse a la estampa ^ mas 
yo» que no quise defraudar deste publico humano 
sufragio la memoria de Lope de Vega , ni a Vue- 
celencia de lo festivo de la representación , he pro- 
curado que se dé al Theatro, donde con mayor ga- 
la lucirá la novedad de la fábula j la destreza en 
seguir la parte de la alegoría , la copia de senten- 
cias y conceptos 9 la facilidad de los versos, y so- 
bre todo el primor de baver reducido a suavidad 
Cómica lo estraño « nuestros Theatros de la proso*- 
popeya. Suplico a Vuecelencia la vea , para que des* 
empeñando este mi parecer con su aprobación > que- 
de todo calificado» Guarde nuestro Señor a Vuece- 
lencia muchoa años^ como sus criados deseamos» 

Criado de Vuecelencia 

Don Juan de Solis Mexia* 



HON- 



«8 • 

HONRAS 

A LOPE DE VEGA 

EN EL PARNASSO. 

COMEDIA FAMOSA. 

Hablan las personas sigmtntes. 

• 

Apolo. La Comedia» yD^^m^. 

Mercuiiio. La Tragedia» 2>^m^ 

_ Aplauso, Galán. La Fama. 

Chanza» Gracioso^ La Mebioma. 

Momo. La Elegía. 

PRIMERA JORNADA. 

Entran Mercurio y JHomo , y corran una cortina^ 

y descúbrase Apolo en un trono sentado en 

una silla , y suene música. 

Apolo» A L forastero dirás, 

Ju^ Mercurio , que ya le espero. 

Entre el Aplauso. 

MflRCU.Ya tienes el forastero 

delaate. Apolo. Decir podrás» 

Aplau- 



HoNHAs DEL Parnaso 

ApLAUs.Ilustre Principe Apolo, 

que en este monte Parnasso 
das a tu imperio las le/es, 
y a tu grandeza el palacio, 
de cujja viva influencia 
procede quanto es humano $ 
porque Jo mismo que alumbran, 
engendran también tus rayos: 
honor luciente del cielo, 
y espíritu 4^ los astros, 
pues el ardor que les prestas, 
es lo que viene a animarlos: 
Yo S9y, sino me conoces ^ 

en esta íbrma , el Aplauso 
no conocido de muchos, 
porque con pocos me trato» 
Lo ijoble de mi familia 
sabrás, y que origen traygo 
de lo raejor.de la tierra, 
que es lo mejor lo que aplaudo. 
Bien que me . da la malicia 
tal vez origen mas bajo 
de la Jisonja, o la tema, 
de la ambición , o el engañob 
Padres me da tan inciertos , 
que en njil opiniones ando^ 
mas esto no nos importa; 
passejRos , Apolo , al caso. 
De Espaívi veago a tu moníe, 
midiendo^ golfos y campos, 
con una ^suotia , a quien rindo 
finezas de enamorado. . . 



439 



Da- 



4^0 GoMBDiA Famosa 

Dama de humildes principios 
mas ya de blasón tan alto, 
que borra con lo presente 
la nota de lo passado. 
La Comedia es la que digo» 
princesa de los theatros , 
hermoso aliento de buenos, 
y grave exemplo de malos. 
Esta es la dama a quien siguen 
gustosamente mis passos, 
mis cultas aclamaciones, 
mí estimación y mi agrado. 
Que aunque nació bajamente , 
ya llega al lustre mas daro 
por la dulcissima pluma 
de Lopfi DE Vega Carpió , 
de aquel assombro del mimdo , 
de aquel varón señalado, 
que ha de contar por los siglos 
el numero de sus años. 
Este varón prodigioso 
recela el común cuidado 
que enfermo yace.de muerte^ 
si basta la n[iuene a tanto: 
mal oprimido le tiene 
de un accidente el assalto , 
que bate ingenios divinos 
con otro ingenio de humanos* 
Es padre de la Comedia , 
su crédito, luz y amparoy 
ya quien alienta su vida t 
será su muerte desmayo» 



Te. 



HoNRA3 DBL PaRKASSO» 44I 

Teme su íin ka Comedia, 

81 acaba phenix tan raro, 

que es phenix que no permite 

segundp' de su milagro. 

Con este pesar inquieta, 

toda dolor, toda llanto, 

se ensaya desde el recelo 

para las honras del daño • 

•No hay» cosa que la divierta^ 

.porque es terrible contrario 

representada en un miedo * 

la vista del desamparo. 

Yo que estudioso la assisto, 

si das licencia i he traaado 

que venga a tu sacro monte , 

perpetuo honor del verano; 

donde el cryatal de essa fuente j^ 

donde el Abril de esse prado ^ 

lo atoeno de todo él sitio ^ 

lo delicioso , lo vario , 

la vecindad de las Musas 

y su festivo agasajo ' > 

presenten a la Comedia _ 

de su tristeza él reparo. < 
, ^i alguna vez, padre Apolo , 

de mi te viste obligado 

por aplaudido en tus luces , 

que fueron deydafl de taiiitos , 
./ o en los' hefoycorfscÉitos 

por mi opinión laureados 

de tus insignes Poetas, 
. l>.iqtie. a. la fiKinosia; cofsagró^ /' ^.u 
^om. XX. Kkk pues 



44^ GoMBDiA Famosa 

pues eres común asy lo 
de todonecessitado^ 
y el valle humilde te debe 
lo que el Olympo mas vano » 
concédeme los favores 
que vengo solicitando, 
para que cuelgue en tu templo 
mi voto mas simulacros. 
Apojlo« Aplauso , lo qué pides es tan justo ^ 
que negociado está desde el deseo , 
y es una gracia a que me inclina el gusto, 
con que en hacerla a mí me lisongeo. 
De la Comedia el intimo disgi^co 
siento como es razón > porque deseo 
que corra sin hazares y sin daños 
toda la gran carrera de los años. 
Buena elección para alegrarla hiciste 
de mí sagrado monte, donde espero 
que ha de olvidar las r^las de lo triste, 
por mas que las acuerde el temor fiero : 
que el coro de las Musas que me assiste^ 
y el ^énio universal del monte entero , 
sabrán con artificios na vulgares 
desparecer Ja voz de los pesares. 
Aqui con la Comedia venir puedes » 
y assegurarla , Aplauso , de camina 
que han. de durar en ella mis mercedes, 
aunque falte esse pbeiiíx peregrinos 
que recelando yo, que entonces quedes 
de hermosura menor menos vecino, 
previne cuidadoso la assistencia - 
de mu(Jio&>^ifó prosiga» su excel^cia* 



HoKJVAS DBL PaHKASSO. 443 

Ya despachado estás* Apla.Y despachado 
como siempre espere de tu grandeza: 
las graci^ al silencio se han quedado , 
que en muda estimación la voz tropieza: 
por la Comedia vuelve mí cuidado, 
que cetca la dejé con su tristeza* 
Apolo. Tu amor «n tu cuydado se acrisola: 
vuelve y nuQca la dejes estar sola« 

Vasc ti Aplaudo haciendo fa cortesía a Apolo ^ y 
, Afoh baja del trono. 

* ;' • ' ' ' 

Apolo. Mercurio , ya has entendido 

la suma deste tratado : , 

no es necessaria advertencia 

donde es el óyetite éabio» ' 

Corre volando a las Musa^t 

pues eres et Nuncio alado 

de quanta deydad te fia 

sus voces y sus recatos» 

y 4HeS, que se prevengan 

en números concertados 

a festejar en sus coros 

los huespedes que esperainos*. 

La causa de la tristeza 

de la Comedia te encargo 

que guardeS' en el silencio 

sin ei^enderla a los labias; 

porque en oyendo las Musas, 

que está vecino, su ^st/ago, 

con el peligro de ^Lq^fj} ^ ! 

Principe, Apolo juradp , ' 

> Kkk 2 per- 



444 Comedia Famosa 

perdido el músico aliento » 
* sin arte, sin aparato» 
I ' ' gemidos tristes por voces, 
funesto cypres por lauro » 
responderán a la nueva 
con movimientos de marmol , 
• 7 ^^ regocijó que intento ' ^ 
serán ocioso embarazo. . -^ 
No se lo digas , Mercurio. 
MBRCU.De todo quedo informado, 

y a la embajada que ordenas 
la voz y el silencio mando. • 

Vasc Mercurio. 

Apolo. Momo, ¿qué dices? Momo. Pudieraf 

decir mil cosas aquí : ' 

^as para qué , si de mi 

jamas el voto se espera > 

No dejas aconsejarte} 

y aunque eres el sabio Apolo , : 

querer obrar por sí solo 

no es siempre regla del arte. 
Afolo. ¿Pues, qué hay que notar ahora? 

¿qué tienes que reprender? 
Momo. Tu modo de proceder . : ^^-^ 

con esta grande señora 

la Comedia , a quien recibes 

por huésped en tu Parnasso; 

y haciendo della maá <raso ^ ' 

fiesta y hoíior la ap6t»^bes. ^ • * 

¿A la Comedia que e^t^a- '^ 

no 



HOKIIAS DBL FaRNA8SO« 445 

no ha mucho «an dqsludda > ... i .v .. 

que para passar W vida ; r < i 

de pueblo eñ piiébii^ se andaba 

con su familia tan breve y 

que solo un - hombre tenia , 

y en este* % ctMiñindii ^..:«. .. 

lo que hoy en taiiibs se tntieve'f ;> 

dispones hcüiras' tan 'grandes , - ^ 

por dar al Aplauso ^U5t¿? 

Perdóname I que no es justo ; ^ 

que cosas indigniís^' mandes; rl <':,..:. 

Apolo. Momo, -él viWdiíicómQntb Ti ' n i 
de todas nuestras acciones^ > > ' 
y reducir a opiniones 
4\ mas ajustado* intento 9í:< ^ ^^ / 
no es novedad en 'tu^homoff t / 
que sifempire dV' parte ;e&tás -^ j v 
de discurrir 41go iftas » ^ ^ ' 
sobre el que piensa mejor* - - .» 
Mas suelfesálir errado ; =¿'ü 

quanto dis€uri%i^;yvdices{!> -^^^ ^ 
que nacei> p4i% infelicei ' ¡^ i^í.r': .cx( :.l 
discursos <íel desáigrado ^ * • ^ 
y en esta ocasiónalo veo, * •» 
porque hay eof^eWá 4©caskwí»v :>? -^ 
reparen 4^ tíPiM^idon^ b! hj e;íp 
que saber^í^a dévfflie<^íf'> r .;} »¡n 4 

Momo. ^'Tan mal reparado* tfstá;^ iri ^ t 
que honores gT¿ndes se'>den'3i ¡re j 
a quien4o^ ^fñfdrteéaikienrt 1.1 ^up 

Apolo* ¿Y la Com^díái'no'«>iy<5t2( rila ncj 
digna ¿e ^ítiáes llaaércs^ « z^'; / 



44$ .ComrpU Fahosa 

Momo. En la fomiaa ptcHUtc 

no niego qu$ ésíi decente 
par« alcanzar tus £ivores. 

Afolo. Pues esso„Momo,e8 basUnt^ 
que para, hacer el fiívor . 
se ha»de mirar loBíejoTt-i > 
qi^-je. toriererdelame : 
no reparar «n los victos ! ... 
que dar él origen piídos 
porque <^iea es jioajudo* 
jamas hafi>bc»efiQÍQ».- ^ 
Emienda pues tu, di¿bundO. 
y estima ftaa la. Own^ia • 
que sus principios remedia 
quien puedplíacef que la adamen» 
Ya vivst^ttarattypt ♦Iturai 
y es tanta^que.a vetse llega 
de todo un hoftoñiymA. 
cuidado y..atcbite¿^vni. ... 
Quaiquier hoúot' iSe ,'lei .4ét>0 
por este deidad .y por¡iíí« .. 

Momo. También mandabas «qui » . 
pena de envidia, y de ialeve, 
que juzgue -digno -deibooorcs 
esse vacofi cekbffadq^* v . 

que en la pomedta «mip^o . . 
se niega a co»» «mayores*- . \ ■ -. 

Y a mi n^ me satisface; . ;. 
porque, tulles c^ ;indecencU« 
que tan htiAiilds^a^ústencla . i 
un alto geiiiojembacftce. * > ,.■ j . 

Y en v<git; tm eiQceleoie 



4& 



Ho JflRAS DEL PaKKASSO^ 447 

tu mismo culpado bavrás, 
que con las flores no mas 
su amenidad se contente. 
Apolo. Ya lo que dices tardaba , ' 

Momo, en venir a porfía} : 

que es* flecha que kego envía 
del vulgo común laaljava. 
Pudiera decirte aqui 
que no env la Comedía soló 
limita el segundo Apolo 
la hermosa luz que le di: 
pues hallo que íu belleza 
divide con puro ardor ' ^ 

en tanta ly rica flor, 
en tanta < heroyca grgndeza: 
la variedad de su pluma 
conocen, y que reparte - ( 

blasone» a toda el arte 9 
que nunca el tiempo consuma, ( 
mas hai de decifiñé luego , " '. 
que la Comedía es lo mas : 
y assi> pues en esso estás , ' 

a dar la» respuesta llego. ' 
Si a la Cdmediá se iselína, ' 
y en nunca *pensadttíiafeÜdS ' '^ 
la fábula ayer de todíís 
hoy el Aplauso encamina 3 
81 tiene tan ¡oiítada 
la mano del sumo hacer, 
que dá generoso' ser 
a lo que dices que es nada^ - 

no culpes sú ocupador : ' - L 



, , Coi^^i^íA Famosa ' 
antes con^oMame ya^ 
que en tu calumnia se va 
labrando su admiración. 
La Comedia, a* quien as^íste, 
mil perfeccionas. abrazo» 
porque el ífigenio y la traiza 
de todo esplendor la viste. 
Si quieres moralidad, 
en ella D>Qe. su ts&i^to} . . 
81 buscas divenUnieOitQ , 
consulta $U. vaciedad; * : : ' ! 
preceptos ptra la guerra 
también aíU s» propinen.: - 
y a tu enserían^t disponen ^ > 

los lancfí de mtf y tierr4; > 

la reprensión de los vido^^ 
y el premio de las virtudes ^ 

con que tu£^ fiíerzfts ^yild^ r '^ 

y eqv^nííes tus cxeí^idQSfi ;.: . 

y en fi^ lo qMe.i«iiqrtisi$rjes, [ . : 

pedir o <¡urios<> > P grave; , . 

todo en Iqs^ liinií^ jcü^ 

de la CoiniadÍ4i que hoy -yiereSé. 

Esto l^rep4ftioa,a|ífi^: • ,: 

de varpDLjiíft piaíffijgjriftQ, .; r :r - . - 

a cuyo ingenio divino 

solo la en,ví/4i» se atreve. 

Suena- en ñ> dlt(r música. ' ' ' 

Mas oye , que f)or el vienytq 

se, escucha di^lce b^rmpiijá i 

y en tanta. región, ja^ia., ,^ . , . . 



HoifKAS DEL FaRITASSO. 449 

no cabe el músico acento. 
Momo. Será elAplauM ski duda t ; 

que a ver tu») favores ríenc. : . A 
Apo£0« Bien merecidos los tiene : 

no estranes que yo le acuda. 

Vaya hajando utkt nuhe en que^ vengan £Í Aplauso^ 

ia Comedia , la Chanza y ios .Muskw^que fudkrenj 

y suene dentro música , hasta que puedan 

salir de la nube , y al bajar diga 

el Aplauso. 

Apl Au. Ya estamos en el Párnasso j 

. Comedía, baja conmigo. 
CoMBDi.Tus pasaos y Aplauso , sigo* 
AptAu.Yo soy quien sigue tu passo, 
Chanz.Sí Apolo no lo remedia, 

yo caygo,y aqui fue Troya: ' ^ 

del vientre de la tramoya 

salgo Joñas de Comedia. 

Comiéncese ya a cantar, ""' 

y al ayre el acento vuele, ' ' 

que la Comedia no suele 

sin música . comenzar. 

Canten hs J^sicos qúetrahe ¡a Comediad '-- 

Canten. A ver el monte Párnasso , 

donde es la corte de Apolo , 

monarca de las espheras , 

y aliento del mundo todo. 
AnATJ. Músicos de mi palacio ,. 
: Tom. XX. Lll í^. 



450 Comedia Famosa 

tomad las lyras vosotros-, 
y en dulces ¿onrespondencks • 
id alternandt) los cotos. • r 

Canten dentro. 

La Comedia y el Aplauso 
^eügaa a ser tan dichosos t 
que no se corone el uno» ^ 
sin ver coronar el otro. 

Canten Juera. 

De Apolo favorecidos 
entienden passar ayrossos 
la carrera del theatro, 
sembrada de tanto estorvo* 

Canten dentro. 

Vivati los años del pheniXf 

y el siglo les venga corto » 

sin conocer de la envidia 

los ordinarios enojos. 

Viva, viva la gala del claro Apolo, 

la Comedia y Aplauso logren sus votos. 

Cesse la Jiíusica. 

A?0L0. Comedia, ll^a a mis brazos, 

que aunque el Aplauso lo vea » 

por muy celoso que sea t 

no acusará los abrazos. 

Abrazos de padre son^ 

no pueden causarle zelos. 
CoubdlY padre que a los desvelos 



cfi«- 



Honras bbl Parnasso 451 

ofrece la proteccioü* Abraz^c^ 

A tanta dicha me entrega » 

señor y tu obediencia aquL 
Ap£Aii« Dicha umbien será en mí^ 

mirar que a tus brazos Uega« 
Apolo. {Cómo vienes^ CoMBUi.De un cuidado 

vengo 5 señor 9 tan perdida^ 

que me parece ia vida . , 

lo que hay en mí mas sobrado. ? 

Pienso que ya le has sabido. 
Apolo. Ya del Aplauso lo sé, 

j en este monte le haré ^ * 

que acabe de div^tido. 

Ven 9 que mis Musas esíaa i ^ 

para alegrarte <tíspuestas« 
CoMfiDi. A los cuidados las fiestas 

jqué poca esperanza dan! 

Vamos f-Apoio, y si acusas 

mi pena y su causa atiende» 

que divertirse no entiende. 
Apolo. Divierten mucho las MusaSé 

Entranse Apoh^ ti Aplauso y la Comedian emt4lh 
se los dos versos últimos de arriba x Viva » 
viva la gala &c. Y quedtn Id i 
Chanza y Momo. 

CHAKz.Parecéme que quedamos «- / 'j 

' los dos ^ saber ^uien sonios» ' 

Momo. El Moiqo soy yo. Ghanz.Dos (Momos . 

con esso en el monte estanios. 
Momo. ¿Pues qué hay de mi.aangre.en t\^ 

Llls que 



45^ GoMlll^t'A BmíJPCHK' V 

que- yd ignorándote estoy? 
CHANz.Momo de sangre no soy, 

pero de esplrim sL 
Momo. ^*Cómo es tu nombr^OHAirz¿Lar'GfaM2a' 

de la Cpniedía 9 ün< doncel ; 
' ' tan ñ^cessárk), que en «1 ' 

suele ve^ir su alabanza. 
Momo. Por cieito qué te entretienes 

en .trnlionrado exercicío. i 

Chanz.cY es-¿lg¿mejor ctííciot "- í 

Alomo, el oficio que tienes^ 

^Es cosama^s estimada 

tener una físcalia, 

que está>de-iK>cbe y de día ' .n / 

royendo k gente lionradia? 

Si es de ¿olosó tu humor, 

confíesso que bien te iri, 

pues siempre tú diente é$ti 

mordiendo de io mejot; .r-^ : * r 

Mas ya, que de todo ctímOr 

no voy por ^qui a la daaM. 
Momo. No negarás el ser Chanza. 
*CiíAií;f.No negarás el ser 'Momo-* ^ 
^ . íPero dejemos poríiás , 

y dime de aqueste monte, • 

primero que el horizonte 

se cubra de sombras frías. 

Que es monte muy agradable,' ' ^ 
Momo. ¿Qué es lo que del, señor, qüierei? 
CH!AM^.Lb qué decirme quisieres, 

como lo digas tratable , 

4«een^ monte que es de «Boetas, . ^ 
'-' ? ' s í.J * de- 



Hoi^RAS DEL 'FaRKAÍSÍO. 45^ 

debe de liablarse muy culto. 
Momo. ¿Qué es culio^CiiANz.Cerca de oculto) 

lenguage que hace corbetas. 
Momo. No hay cultos en el Parnasso ,' 

que acá por fáciles modos 

hablamos corriente todos, 

como lo hablo Garcitasso. 

Desde las Mussas a Apolo 

se escribe con claridad » 

y en blanda facilidad 

estilo materno solo. 

No porque falte la alteza 

del arte, mas es tan pura, 

que nunca fiíe la cultura 

peligro do la pureza. 
Chanz. Siempre por bueno he tenido 

beber puro y hablar puro : 

no quiero lenguage escuro , 

que na se me da bebido. 

Y ahora que desto hablamos, 

en tanto que a punto tienes 

la relación , que previenes, 

a lo que huésped llamamos , 

porque del largo camino 

tan larga Una $ed me queda , 

dime, sí havrá donde pueda 

beber, aunque fuesse vino. 
Moho; Nt> ga^a tino el Pariksso^ * - ' \\ 

mas agua havrá » y excelente, 

de aquella vecina, fuente. 
Cbakz. Nunca del agua hice caso , 

pero lar $ed^ con qw yengoi 
zr-[^ tan-i; 



4f4 Comedia Famosa 

tanto me llega a apretar ^ 
que al agaa me havré«de dar 
por lo que de rana tengo : 
yo vuelvo al instante. Momo« Aqui 

Vase la Chanza. 

te espero : favor alcanza 
no conseguido la Chanza 
de muchos que conod. 
Porque contiene este monte » 
con mil prodigios que callo i 
la fuente de aquel caballo, 
que fue de Belerophonte. 
Donde es la eficacia tal 
de alguna virtud secreta t 
que sale insigne Poeta 
quien bebe de su crystal* 
{Quántos havrán pretendida 
dar a sus ondas los labios , 
para tener con los sabios 
de Apolo el lugar debido? 
lY a quántos se havrá negado^ 
pero la Chanza es dichosa» 
y en esta edad no es la cosa 
primera que ha negocíadou 
Ya vuelve* 

Vuehc a entrar la Chanza haáauí/ost wucts. 

Chanz. Válgame Apolo» 

rey de la varia Poesía , 
que eii una gran monjitchia 



HoKRAs DBL Parkasso 455 

que alcanza de polo a polo. 

{Qué achaque es este que tengo^ 

iqué novedad tan penosa ? 

perdido se me ha la prosa 9 

y en versos hablando vengo. 

;Yo versos?MoMo.<*Qué tienes , Chanza i 

que muestras venir muy triste^ 
Chakz.Tú, Momo, la causa fuiste 

de mi importuna mudanza: 

tú me enseñaste la fuente 

de donde nació mi daño. 
Moho. Lo que me dices estraño» 

que es su crjstal inocente, 

y a nadie supo enfermar. 
Chakz. Pues yo mi mal he bebido. 
Momo. <Qué cnf.rmedad te ha venida 

de que te puedes quejar? 
CHAKZ.Un pujamiento de versos, 

y de palabras hinchadas ^ 

como brillantes , trasladas^ 

crepúsculos^ ondas , tersos , 

y otras assi , que a la boca 

con Ímpetu se me vienen, 

y rebentanda me tienen • 
MoMo« {Esso a dolor te provoca, 

Chanza? estimarlo debieras , 

que es la sagrada Poesía 

quien essas voces te envía» 
CHAKz.^ué dices? ¿hablas de veras? 

^luego Poeta soy ya? 
Momo. Como otros que el monte encierra* 
CHAMz.JB¡en me ha probado la tierra: 



45<^ ' Comedia Famosa 

pesado como me da. 
Momo» Ncf. tienes , Chanza^» razón , 

porque es merced singular 

de Apolo, que suele hallar 

en pocos su perfección. 
CuAi^z.Essa merced t^n de pocos 

Apolo no me la mande. 
Momo. ^'N o te parece que es grande? 
CüANZ. Tanto, que es cosa de locos: 

mas para mí no es barata 

merced que cuesta el juicio: 

y aunque es tan honrado ofido^ 

le diera por poca plata. 

Bueno me ha puesto la fuente i 

¿pero quien agua bebió, 

de que se queja , si hallo 

castigo correspondiente? 

Por esso la sed honrada 

nunca ha de hacer cosa ruin» 

que viene a pagarse al fin. 
Momo. Tu queja está mal fundada» 

¿qué pierdes en ser Poeta? 
Chanz. ¿Qué pierdo? ¿pues es ganar 

entrarme, Momo^ a pasar 

una miseria discreta? 

Pobre seré de por vida, 

y ocioso demás a mas. 
Momo. Ocioso» ¿porqué , si das 

en escribir sin medida? 
Ghakz. ¿Qué he de escribir?MoMo«¿Qiié} Comedias» 
CfiAKZ.Haviendo sil vos , mal año ^ 

que sa^ el silvo tacaño 



Honras dbl Parhasso. 457 

volverlas todas tragedias* 

No he de entregarme al verdugo ^ 

ni verme en essos aprietos. 
Mosco. Pues haz famosos sonetos. 
Chanz.Es obra de poco jugo. • 

MoBio. Si buscas autoridad , 

escribe un largo Poema. 
Chanz.No es para mí tanta flema, 

ni tanta severidad. 
Moho. Las jácaras según esso 

podran tenerte ocupado. 
Chanz. ¿Yo jácaras.^, has hablado 

como con hombre sin seso. 

¡Que baja filatería! 
Momo. Pues date a escribir tercetos 

a diferentes sujetos. 
Chanz.Es mucha melancolía. 
Moho. Villancícos.CHANz.Quita allii ^ 

que me comiera de monjas , 

gente que solo lisonjas ^ 

y aun essas por red las da. 
Moho. Pues algo se ha de escribir , 

que nuoct se miran quietas 

las plumas de los Poetas. 
Chakz. Haviendo yo de elegir , 

a sátiras me inclinara. 
Moho. No es muy segura elección. 
Chanz. ¿Hallándose en la ocasión, 

hay quien en esso repara? 

Míralo en tí» pues se ven 

tus sátiras sin cessar. 
Moho. Tendré 4e quien murmurar. 
Tom.XX. Mmm Chaií- 



45^ CoHBDíA Famosa 

Chanz. ¿y yo no tendré de quien ^ 
$i comienzo por el trato? 

Suene un clarín ronco. 

Momo. I)f tente» Chanza, ^queesesto? 

l<]\\é músico son funesto 

nos quita este dulce rato? 
Chanz. De una muger enlutada 

la triste visión se ofrece. 
Momo. Callemos, que ya parece 

que quiere ser escuchada. 

Entre la Tragedla vestida gravemente de negro en 
la tramoya mejor que se ftieda. 

Tragb. Musas, honor deste monte, 

que alegres y lisongeras 

^on Ijáyles y regocijos 

entretenéis la Comedia^ 

parad en las alegrías , 

tened la música queda , 

que el ímpetu de mis ansias 

os viene a embargar las fiestas. 

A los afe¿l:os celosos, 

pues ya conocéis su fuerza, 

no les pidáis corte&ia , 

que nunca el furor la enseña. 

Si diirirtiendo pesares 

están las lisonjas vuestras , 

vengan acá, que lo mismo 

tendrán que hacer con mis penas. 
Chakz^Esio es hablar con nosotros, 

que 



Honras del Parñasso« 459 

que ao hay aqui con quien puedan 

tener aquellas palabras . 

mas propria correspondiencia t 

y aunque a las Musas se dicen t 

entiendo que a mí se ordenan ^ 

que pudo volverme Musa, 

quien hoy me ha vuelto Poeta. 
Momo. Suspende , Chanza, las burlas ^ 

y en el estilo te enmienda ^ 

que es la Tragedia esta danUí 

sino me mienten las señas. 

Y es una dama muy grave 9 

preciada de muchas veras, 

y en su lenguage copiosa 

de afedos y de sentencias. 

Verás si adelante passa 

la gravedad que professa. 
CüANZ.Para el consejo de estado 

de Apolo será muy buena» 

Sale Afolo. 

Apolo. |Qu¿ voces en el Pamassot 

<qu¿ destemplanzas son estas? 

{quién a mi monte ha venido 

turbando su paz serena? 

{Tragedia, qué es lo que buscas? 
Tragb.No es poco que a la Tragedia 

conozcas, Apolo, estando 

de tus olvidos un cerca. 

De ver que vieifp tan sota 

quien es de tanta grandeza, ' 

. y a quien seguir los aplausos 

Mmm s dtf 



460 Comedia Famosa 

de toda el arte debieran^ 

colegirás la fortuna, 

que quieres tu que yo tenga , 

la soledad en que vivo, 

y el deshonor que me cuesta* 

Del huésped de tu Parnasso 

presento las mismas quejas f 

Aplauso vulgar que adora 

defe6l:os,y los celebra. 

La d^ma , a quien hoy assiste, 

y en este monte la al verga, 

que todo se sabe, Apolo, 

quando ha de matar la ciencia , 

no digo que está culpada, 

ppr mas .furiosa que venga , 

que nunca la dicha es culpa, 

sino es usando mal delta.. 

Mas es ocasión indigna 

de que el Aplauso me ofenda , 
• pues por seguir sus alagos 

tan olvidada me deja* 
^ Quando el Eurípides grave , 

quando otros muchos, de Grecia 

gastaron en mi servicio 

la vida de sus ideas: 

y quando el varón insigne 

de Córdoba , que venera 

perpetuamente la fama, 

dispuso mayor mi alteza, 

bien me aclamaba /I Aplauso » 

y en publicas experiencias 

se ataban a mi cotfaurno ^ ^ .' 

sus 



HOMUAS DEL PARNASSOt 46^, 

SUS cultos y sus finezas. 

Ahora sin causa , ahora 

llevado de la violencia, 

que arrastra de la justicia 

las mas defendidas fuerMS» 

a la Comedia, una dama 

tan inferior a mis prendas» 

(qnp fuera vencerla faci! , 

mas es honrarla el vencerla) ' 

Convierte todo el estudio, 

reparte la gloria entera, ^i iib 

miseramente ocupando 

sus honras. y reverencias. 

En estas desigualdades» 

y en este dolor» que engendra ét 

mirar las desdichas proprias if^^ 

y las venmras agenas , 

he visto correr los días; 

y aunque los zelos no aciertan 

a componer en el alma 

los daños con la paciencia, 

passando mis infortunios 

los he negado a la lengua» 

por no mezclar en las voces 

con la razón la indecencia. --^ 

Mas ya que crece el agravio, " IÍ|^ 

y en tempestades deshechas 

de celos siempre mayores 

la gran constancia se anega: 

ya que en lugar de assisiirme, ««v^eM 

y hacer camino a mis medras, -^-^ j 

tú, Apolo, con mis conirarios 

COG- 



j^6a Comedia Famosa 

concurres a injurias nuevas: 
no puedo 9 no puedo ^ Apolo^ 
dissimular las ofensas » 
en la memoria tan vivas > 
jr en el silencio tan muertas. 
El freno mis quejas rompan ^ 
y en nube de celos denía 
suban manchando los ayres 
hasta turbar las estrellas. 
Al ultimo calabozo 
de las escuras cavernas 
del Taruro se derramen 
los ecos de mis querellas. 
Y en el confuso tbeatro 
de sus horribles miserias 
entre también mi desdicha 
tomando lugar con ellas. 
Venganza ^ venganza 9 Apolo , 
pues eres el que dispensas 
desde este monte Parnasso 
las honras j las afrentas. 
O el padre Júpiter ^ dando 
mas vi¿l:¡mas a ai diestra^ 
fulmine las injusticias ^ 
y vengue las inocencias. 
GHAKz.jQué trágicamente gríul 
¡qué voces tan turbulentas 
echando está por la bocal 
terrible madama es esta. 
Momo. No la conoces bien ^ Chanzié 
Chamz. Ni trato de conocerla : 

de mi G>media me pago^ 



que 



Honras dbl I^arnasso. 463 

que es dama de mas modestia* 
Apolo. Tragedia , con menos ruido 
venir a hablarme pudieras , 
y venerar de este monte 
la dulce quietud que encierra* 
Mas esto yo lo perdono , 
que donde el fu:or gobierna 1 
de la razón bien mirada 
se olvidan todas las reglas^ 
A los agravios que ahora 
sentida me representas , 
la parle qiie me atribuyes 
cfrece fácil respuesta. 
Que aunque es de inferiólas dar 
satisfacción a la queja, 
quierote bien, y quien ama 
comunes leyes dispensa. 
Si a la Comedia permito 
que en este monte merezca 
los celebres agasajos 
de que ofendida te muestras 9 
el fin ha sido alegrarla » 
y hacer menor la tristeza , 
con que la tiene im cuidado 
bien digno de que le tenga. 
No es-d intento agraviarte, 
que estimo tus excelencias, 
y aunque te deje el Aplauso, 
se yo, si en dejarte yerra. 
Veslos aqui, que el Parnaso , 
para que mas se diviertan , 
€0 hkn ordenados bayles 



con 



464 CoMBPíA Famosa 

coa este fin los Teste)a« 
Chanz. y en bayles el agasajo 

no ha sido sin advertencia t 
que a la Comedía mas triste 
los buenos bayles alientan* 

Entren los que bastaren fiara baylar ^ mientras st 

cantaren los versos de abajo , y traygan en meeüo 

al Aplauso y la Comedia ^ y entren bay lando 

y cantando esta letra. 

Canten. Viva mil edades 

la hermosa Comedia » 

y el A^auso viva 

las edades mesmas. 

Del tiempo y la envidia 

los enojos venzan ^ 

y en eternos lazos 

unidos se vean. . . 

Viva la Comedia^ . 

viva la Comedia 
Trace. ¿Y esto ha de ser amis ojos? 

¿esto me mandas que atienda» 

para que a tantos pensares 

se junten las evidencias? 

Apolo y mucho me injurias, 

Apolo 9 mucho me aprietas» 

a la región del olvido 

me vuelvo con tu licencia* 

Hace que se va. ^ . 

Apolo. Detente » Tragedia 1 aguarda » 

qdc 



que no es razediiÍj^pfb:>tUfivue]v)EU»: i 

y quiero yo^ii^e.xlQsbaoaes, ! ; : . v .^ 

de la jomada 7 la pena. 

La causa desta al^ia . ^ 

te lie dicho ya loi que ialeota :i. ? r. 

pues no te ofende:» .a6 turbes :, Y . ■ v ) 

coa poca atención mi: fiesta^ >'•';; 

ni envidies esto» aplausos , . 

que en no meoor ohodknda ^ : ,i 

mañana verás mis Masas 
r>' V' .a-twj-ifoawes'.dít^iicftáa. ;Áv.u^ . -. *,.-.,..v1 

CHvida Ulutía.en tatuó | 

las iras en tanto 4<{erm«n, 

y ren conmigo «la estancia 

que en el Parnasso te espera* 

Vosotros id adelapttf» ■ ") ,.: j ' 7 , v,;) 
CoMBDi.¿Qüé dama , Aplauso, es amella? 
Aplau. La Tragedia. Comboi.A tí te busca. 
Apx.AVft<'Qu4;,¡(i^pp«^,íi^<uineUev«.>v : ,. ,^ j -r 

'éntrese Afoh , y vayanse ianéiett entrando la Oh 

media y ei Aflamo con ^/ hay le y y mientras se van 

tarando , vaya» cantando otra veíi etf jdok 

que u entienda muy bien, 

Cétntenl'Vívi mil edades '- ' ' 

la hermosa Comedia. 
Traob. Porque mi desdicha 

de celosfoSiuera.;. y. ,. .^, ; - -. ^ , \-; 
C/ffff;». Y el ^p^au^o viva í . } 

las edades mesmas. 
¡X'RAGB.Poique.sus 4>lyidos 
..^^vm. XX, Nna per- 



pecpAtmine ofeod«n^fri .j r r .; 
Canten. Del tiempo y teénvWi»/ < r - 

los enojos vennn«^ 
Tragb. Porque sus estrío» 

a mi:$e^c6Bvieffaii*-^ j.f '.■".) n -^í 
Canten. Y en «etnos <l«of -^no. j .; - *i c-.; 

unidos $e vean* i- . 
Trace. Porque con su dkha 

mis agfavios crezcao. 

.■ .; :'' ' .-V.í . ' '// . . i' '.: 

Éntrese con mucho dtspeckft fOf^mue ft^fa^ y los 
que kuvícren qntdaila del h4yk ^ qué serán 
los que cantan fbr otra acabando 
•' d€ 'Cantar. • • •> - 

.: . ' -, . -.'... ..;i 1. - • .» 

Canten. Viva la Comedi^i . i ; ^ 

viva la Comedia» 

F l^ Chanza st entre tras elhs^ tentando tambkñ 

de gracejo.. 

Viva la Comedía , 
▼iva la Comedia. 

SEGUNDA JQRNÁPA. ., 

Entren Momo y la Chanza. 

Momo. ^u¿ te parece el Parnás^t ' * ! 

Chanza? CHAMz.Pafecemé t»tli - ^ " ' ^ 

para vivientes que estén 

en é\ sin hambre y de-pasio* 

Ma« 



Honrimi DB^i Pahicasso. 467 

Maa^^fKCAí itnS^ -que/ no ' vna^ o ; '. 

8Íno.€b^'áqUeUotvqtís onixr, ' ' ^ /.. ^ 

prometote^ amigo Momo t 

que QO es lugar tmij^ festivo» 

No he visto una mesa ^eii éi^ 

.4iiiai]espaDM^in£gm ;> ' :^ 

que ^ofteaca 64>bre ^n. pmoa) * -^ ^ 

4os tragos de moscatel. 

Quanto se come es manjajt 

4ei alma^t^^sta coihida' - 

no «s para^:«n alma vestida^ '^ , 

de cuerpo que sosiemarw • v^ 

{Pues qué, si la sed aprieta!" 

no hay que beber ^slm^ un poco 

del agua que mielfie loto, v . 

pues vuelve a* un hombre- Poeta# > 

Mira qu¿ lindo légalo. ^ . ' 

Momo. Chanza y^n el monte que ves» 

ú médo de vivir es. 
Chamz. Ai de los jecmos le igualo^; ' 

por esso 'Ota la Poesk i i 

tan flaca y de xuin sujeto i 

como este monte discreta 

.con BUS ajunos la crk» . ^^ . * 

¡Qué poco gasto ^ndnaa .:m ^!. 

los que Vivicfren aquí, 

ai passan su vida assi 

con diente tan ho^azan! 

Espántame que no vengas j / 

acá a vivir. los iivaro&! i ^ ->i!.;. 
Momo» Vienen acá los mípy rai^s^ r . 

y hay pocos que nos convengan. - 

íínn s No 



No picases que jsp. d*ra dtodioa^ . ^ 
Chakz. ^-No a fiodmi ^Biieft^los.-^Dedtoocua 

de mil diferenjei aetásr y .. /. 
por buenos « o oíalos utodos^ 
no y\pti^m,acLmymkiUJ-' ^ ..-C ' 
sin que se c«s^Q^jw\gl»M^ L rr; 

Momo. No , Gbaos^ tnquc.^tnu^ jtAio - p 
suele a estei nwnte isubir. > 
^ Ha de tener. calidad . : ^ 

divina quieá* daitrOr-«s(¡¿.y r ii;y 
y assí dlPamaiiOiisei/eéüiL ; í. crr 
tan cc^to d&?rcemdad;; < f í; 

CsANz, Por ésso tamlAen lé miro 

tam^dto-de próvrsiooi . ^ i i ' ^ 
que soíp d':¿amákian.>i j i: • I.b 
comíetúl endesie -rctirQK. .vi ^ - > t: -f 

Moico« Con poco guéto te Ved» '. *^' 

. nada el Farnasso te obliga, 

Cbanz. {Quieres que verdad te diga? !^ 

no es para tóí '.de recreo !• /> lA '>... .1; 
nt tengo al JParnássA jamor^» ^ :. i ^q 

Momo. {Qué dices^ tu gusto acusas» : ' > 
haviendo iristo a las Musav.^ r : ^ 

Crakz. Tampoco son de. mi shumoTt'- >^. 

Momo. ¿En hermoádár tan aka -^ '^i ^'O' 
tienes también 'qaenarguirf * p ^ol 

Chanz«E1 no saberse vestir, > - 

que es, Momo» notabfe -falta* '" 
Vengo enseñado nyo( a ver í' . -í 
aquellas fAésí: ^saBí¡miatY ' : i^ ^^^ 
que enawMii vq^eo^eMwaaa' * ^ ';:'*** 
debaj^^de tma mi^er*' / ^' ; 

::a'\' Los 



HoKRAS DEL PaRKASSO* 469 

Los moños, de tan buen a<rte i i 
las rosas de la cabeza^ - 

que proporción y viveza 

fatbosamente reparte. 
'^ en fin aquella insolencia 
gustosa de varios modos » 
que viene mostrando a todos 
amable la impertinencia. 
Las Musas viven acá 
templadas muy a lo viejo í» 
y en ellas dura un espejo 
del trage que passd ya. 
No se bailará por un ojo 
de la cara un guarda-infante ^ . 
que en este monte elegante 
se guarde para un antojo. 
Como sus madres andaban^ 
las Musas andan también y 
y de mugere» de bien 
en sus adornos se alaban» 
Sin moños y sin afeyte 
muy escurridas de faldas^ 
y en sus eternas guirnaldas 
rosas xie poco deleyíe» 
No es esto la que me inclina,^ 
que 'ct gusto qite no es estrec¿>, 
no pide lo que es provecho ^ 
sina lo que es golosina. 
ISoKOw La entretenida a lo meno5 
en ella». no culparás ^ 
q;ue aunque ha tampoco que estás 
jen estos fudos amenosj 



47^ Comedia Famosa 

la fiesta ^ qiic hoy al honor 
de la Comedia han trazado » 
juzgo que ya te ha loformado 
de su destreza y primor. 
iQüé bayles haf visto^ Chjftúzai 
tan ordenados como «tfos^ 

Chakz. Faitanle 9 Momo» los gestos» 
y sobrales la crianza. 
No quiero baylc prudente , 
que yo para mi persona 
con una buoia capona' 
me passo bastantonente. 
Mas la Tragedia ha Mlido» 
ya la mesura es forzosa. 

Sal€ la Tragedia. ' 

Tragb. Coa ansia de honor celosa » 
que nunca acierta al olvido» 
buscando al Aplauso veo^o» 
de cuyas ofensas hoy 
tan triste suj^o sof<f 
que ya por otra me tengo* 
^Cdmo es possible que a ai 
«e atreva la injuria tanto? 
De mi pacieoda me espanto ^ 
no %oj la misma que fui. 
¿Mas quién huyd de ^u suerte? 

Momo. Chanza » lleguemos a hablallai 

Chanz.No quiero, Momo^ batalla 
con una dama tan fuerte. 
Llega tú solo. MoMO.Scñot3r# 
guárdete Apolo mil años. 

Tragb. Para mirar muchos daio9 



6af^ 



H0K41A'S. DBL ParKASSO. 471 

basta U vida de un hora. 
Momo. Tus danos tendrán! coofiuclo» 
Trag£. Lejos le mira el dolor. 
Momo. Un lance de tu favor 

está formándote el cielo. 
TRAGfi.^Cómc) le formad Momo«Sí acaso . v 

llegó de la muerte d dia 

del padre de la Poesía » 

según lo dice el Parnasso» 

de aquel fielardo^ en quien iue 

también temporal la vida 

primera » y hoy combatida 

del rjiesgo fatal se vé^ 

sí muere ^ es cieno que assi 

todo tu mal se reibedta^ 

pues quedará la Comedia 

sin animo contra tí. 
.Taagb.No, Momo 9 mil siglos vivaj 

{qué es siglos^ eternidades » 

porque assi de las edades 

ninguna ofensa recibas 

ni los cuidados que ves 

en mí tan grosseros son» . 

que tc^ngan essa atendoa 

por su mayor iniero* 

Ocro remedio me aguarde» 

quejaenos odiosa sea$ 

y el sol de tas artes vea 

su eclipse mayor n^s .tarde* 
MoMOi. Palabras son de quien eres» 
TRAGB^^Hat^ vüsto al Aplauso acá? 
Momo. No : mas paMce que. ya . 



47A CoBfBDrA Famma. 

le puedes hablar , si quieres» 
que aqut se nos ha ofrecida* 
Entn el Aplauso. 

Traob. Buena ocasión de quejarme* 

Api.au. Tragedia, por disculparme 

de ttt desprecio o mi olvido g 
que son los cargos que ayer 
me hiciste, vengo a buscarte. 

Trace. Si tratas de disculparte , 

no poco tendrás que háctt. > 

Aflau. Tragedia , yo reconozco 
la alteza de tu Ünage^ 
y aunque el olvido te ultra^» 
su poca tazoa conozco. 
Si méritos. han de dar 
la fama , el lustre y honoff 
y en esta pane al erfor 
no se lexleja vqtar , 
ninguno negarte puede 
de los atemos y sanos ^ 

los méritos soberanos , ^ 
que Apolo a tu ser concede^ 
Mas desengaños has visto, 
de que el faror se reparte ^ . > 
00 a la excelenda del arte^ \ 

sino al sujeto bien quisto. « 

Y en la Comedia ha cargadflf 
tanto el amor de. la gente ^ 
que vive seguranenie > r 

deposita <Íe » su* ágcadcu 
Como es una diuna heratosRf 
bien aliñada y vesuda, 



4» 



HoKllAá DBL ParM'AAS^# 473 

de chistes entretenida , 
de novedades gustosa ; 
todos a verla se van, 
y en apacible: atención Z 

al passo de^su afición' 
I acreditándola están. . 

Veneran tus perfecciones 
la vez que a míraijíí llegan f 
y los que sabeii te ^e^itregao 
debidas aclamaciones. 

Mas y contó. notado faavrás ^ 

que los que saben son menos » 
a tí te esliman los buenos , ^ 
y ajd Comedia los mas» 
Y de los mas se compone 
la aclan)aclon y la fama 
que en numero se derrama* 
no en advertencia que abone. 
Son tus, palabras., Tragedia, t 

, compuestas, .ardientes, graves^ 
no fáciles y suaves 
al modo de la Comedia» 
De tristes^ suCessos andas 
cargada , con que lloremos : 
y eh la Comedia tenen^os 
materias dulces y blarKlas. ^ 

Eres muger muy de veras; í , ^ 

y el gusto yfe; dei ios hombres . r 
no pide que lei ass<>ídbres 
con ensetí^nzas severas, 
que como van con cuidados 
a ver los entrefdniílps |, , rt i 
Tam.XX. Ooo quie* 



474 CoHBDiA Famosa 

quieren salir diverudos ^ 
y no salir lastimados. 
Por esso, Tragedia, estás 
en menos reputación : 
y a mí de mi aplicación 
sin causa quejas me das, 
que pues Aplauso he de ser , 
buscar lo que he de aplaudir j 
no es culpa para argüir 
mi niodo de proceder. 

JTnAGE.Enfin con el vulgo necio 
te vas, Aplauso , a juntar; 
y siendo Aplauso vulgar, 
no ofende mucho el desprecio* 
Pero juzgábate yo 
con sangre de mejor gusto» 

Atláv. Qué tu te estimes es justo # 
mas injuriándome, no, 
pues reconozco tus partes, 
y digo lo que mereces. 

Tragb. En esso ni honor me ofreces ^ 
ni crédito me repartes; 
-que de alabar sin testigos 
no nacen obligaciones, 
ni aplauden las confessíones 
ocultas de los amigos. 

AvtAU.Que tienes razón coníiesso, 
mas piensa que en alabarte 
no trato aqui de obligarte, 
sino de mostrar mi seso. 
Y este se muestra en decirle 
secreta mi voluntad , 



Honras i>bl Parkasso* 475 

y que nací de verdad 
muy inclinado a servirte* 
Con esto a tu ^ma doy 
la parte que libre tengo. 

Abrazile , y salga la Comedia. 

CoMBDi .Buscando al Aplauso vengo ^ 

mas buena j hallándole» estoy. 

Hablando con la Tragedia 

le miro. MoMo.^Ves esto » Glianza? 
Chakz. ^'Parécete gran mudanza 

de amante de la Comedia! 

No hay lance tan ordinario: 

iucedele cada dia. 
CoMBDi.<*Que suerte como la mia 

tuvo tan fiero el contrario^ 

Con un temor vine aquí » 

que mira a perder mi honor : 

y hoy me confirma el temor 

este sucesso que vi. 

Que pues el Aplauso va 

faltándome t y noy me niega 

mi padre Lopb db Vega , 

sin duda en peligro está. 
TRAOB.Muy obligada me dejas. 
Aplau. El corazón siempre es tuyo. 
CoMfii>i.¡Qu¿ bien mi desdjcha arguyol 

^mas como tardan mis quejáis 

Aplauso I si lo permite 

quien a su lado té tiene ^ 

y a quien confíessas señora 

Ooo s del 



47^ Comedia Famosa 

del corazón, que me vendes* 
Juzgabaste sin testigos , 
y en esso tu amor desmientes i 
escucha lo que agraviado 
decirte mi amor supiere. 

Y entiendan las sinrazones i 
que nunca ocultar se pueden , 
qiie siempre esian ios amaQtes 
a vista de lo que quieren. 
Aqui tu traición descubro, 
pcxrque mis males no queden 
en limites d^ dudosos , 
bailándose tan presentes. 
^Qué buscas para disculpa? 
¿Por donde escusar entiendes 
tantos olvidos de amante, 
tantas señales de aleve? 
Dirásme muchas mentirjas: 
mas dime lo que quisieres , 
que no- r-esponde a los ojos 

el arte tan fácilmente. 

Y al que se ve con desdichas 
aun menos el arte vence; 
que piensan los desdichados, 
que los consuelos les mienten: 
¡o como en mí se, confirma 
verdad , que verdad fue . siempre! 
y a tus ofensas \o como 

los desengaños se deben! 
Por alentar mis cuidados 
aqui venib^e a traherme : 
con zelo de amor decías , 

mi- 



Honras del Parkasío* 477 

mira si hay ya quiea lo niegue*. 
De sitio tan apacibk, , .^ :; 

de tan li&ongera albergue ^, 
y al pacecer lan diclioso 
que en el los azares duermen, 
sino es. una .gran desdicba, 
^quien hay que esperar pildiesse 
mas provocados los malesí 
mas impedidos los bienes? 
Pero el temor que me assistc,. 
sabiendo lo que es mi suorte^ /< 
y hallando que los temores • ;.! 
jamas desdecirse suelen: 
nunca creyó mi ventura, 
ni pudo nxírarmc akgre^ 
temiendo mas los pfcsanes í ' ' > 

a vista de ios placetes, i 

En este sitio me injurias > .1 

en el mis desdichas crecen , 
y hay 4 senda de los aUgos 
que a mas desventuras; llevew i. 
Para que isepan mis ojos^ . 
como sino lo supiessen y 
que su veneno en las florea 
el áspid villano envuelve*. 
{Buena ocasión de agraviarme^ 
buena ocasión de ponerme 
nuevo pesar en el alma, 
que mis^ temores aumente! 
Quando fe^ivas laa Musas , ' ' 
y to(te) £ste monte atiende , 
no mas qué a juntar. deÚctas 



que 



^7^ Comedia Famosa 

que fflis enojos destierren, 
tú, que mi amante te nombras» 
tratando estás de ofenderme, 
porque mi mal , si dormia , 
con tus agravios despierte? 
{Y essa es fineza de amante i 
^y estilo de aúior es esse» 
quando se í^uscan favores, 
. ir enseñando a desdenes? 
Ahoi^ era tiempo, ahora 
de que mejor me assistiesses t * 
haciéndote mas aptau^>s, 
que aumento de males eres» 
Ahora te provocaba 
mi estado gloriosamente # 
que de la btfa fortuna 
los generosos se duelen* 
£1 que se llama mi amigo, 
seráto, si diligente, 
quando se ve mi infortunio, 
con el socorro acudiere. 
Que en altas prosperidades 
amigos todos parecen ; 
mas suden en la desdicha 
mudarse los pareceres. 
Assi le mudaste, Aplaoso, 
buen desengaiío me ofreces 
en una ofensa tan grave , 
y en una ocasión tan fuerte. 
Si huérfana ya me juzgas, 
temiendo que el phenix muera, 
de España^ sin que en U p/ri 



Honras dbl Faritasso 4^* 

segundo phenix comienzes 

tendrás razón en dejarme, 

pues quedaré con s\x muerte 

Ul parte mas detfozada 

de aquel fatal accidente. 

Bien haces en divertirte, 

vuelve a la dicha que tienes , 

y déjame a mí tan sola , 

que hasta la vida me deje^ 

que los amigos me estrañen: 

que los estraños me afrenten » 

las esperanzas me ignoren , 

los desengaños me cerquen , 

los miedos me haWen verdades^ 

y tus agravios me enseñen , 

que ha)r en amantes ingratos, 

en obligados aleves, 

en los seguros, traydof es, 

en los amigos infieles , 

en una infeliz mil culpas ,, 

y en una vida mil muertes. 
CHANz«Mira qué lastinuis. Momo, > 

iqué dulces y qué corteses] . 

y aunque se muestra ofendida, 

¡con qué blandura se ofende! 

Si hablara lo mismo essotra, 

¡qué rígida, qué impacientcl ; 

tirara por essos ayres 
sus fajos y sus reveses! 
Mono. Es la Tragedia mas grave, 

y en ella mas resplandecen 
las iras afe&uosas* 



486 Comedia Famosa 

CHANz.Un Turco que las espere. 
Trage. Comedia, ya que. has hablado 
quanto el dolor ha querido, 
para que quede ofendido 
de mi respeto el sagrado: 
ya que al Aplauso encaminas 
la queja de infiel amante, 
y hallándome yo delante, 
no menos a mí ki inclinas: 
antes que trate el Aplauso 
de dar respuesta por sí, 
quiero que me oygas a mí, 
pues soy quien tus zelos causo» 
Y en pocas palabras digo , 
porque en mi gran calidad 
es falta de autoridad 
hablar despacio contigo, 
que ha sido mucha licencia 
dejar que trayga tu amor 
aunque lo mande el dolor, 
las quejas a mi presencia. 
Que ya que el morir lelosa 
no se te puede impedir^ 
era razón no morir 
con niuéfte tan licenciosa. 
Muere callada Otra tez; 
que lo9 ^^fié srá desigualM 
han de medirs^-éti^usmales, • 
sino es la pásisiün el juez. 
CoMEDi.Tragedia , si ép cah'dades 
huviesse de hablar ahora , 
mi calidad ^^quién ignoúr > 



que 



HoKRAS 1>BL ParITASSO. éfit 

que iguale tus vanidades? 

Él lustre cpn que me vet 

en la común opinión » 

que el arbitro con razón 

de todas las cosas ^s, 

bien puede desengañarte 

del proprio amor con que vienes : 

pues quanto del arte tienes ^ 

lo tengo también del arte, 

Y excedote en la grandeva 
de un padre que alcanzo tú^ 
que para ser inmortal 

no he menester otra alteza* 
Mas esto quédese aqui^ 
que en competencias de amor 
IM es hado de lo mejor 
llevar la dicha hacia sí: 
las grandes obligaciones 
y los liechizos del trato » 
donde el amor no es ingrato f 
suelen servir de prisiones» 
Esto al Aplauso han querido 
mis quejas representar, 
porque la vuelva a obligar 
. el mismo amor que ha tenido. 
Con él he hablado no mas , 
que a mas mi dolor no atiende: 
sí es platica que te ofende ^ 
Cu las ofensas harás. 

Y como quisieres scz ; 

que de «lio estoy ^in cuidado, 
' como el Aplauso obligado 
Ti/néJÍX. Ppp de 



jfi^ CoMBDiA Famosa 

de mis finezas se vea* 

Si se resuelve a dejarme^ 

no ha de poderlo impedir» 

mas siempre podré decir , 
^ que «tengo de que quejarme^ 
Aplau. Mucho la voz me lastima Aparte. 

de la Conidia y su daño» 

y en un dolor tan estraño 

ver qué la queja reprima • 

Sobre el: amor % con que vengo, 

mas su humildad me enanu»rat 

seiíora. TRAOB.^Gdma señora » 

quandp^ a mi lado te tengo? 

¿tan claras ofensas hace 

quien dichas Uega a deberá 
AptAUcPara dudar qué he de hacer AfOrtc. 

bastante ocasión me nace.. 

De la Comedia me inclina 

ya la hermosura, ya el trato: 

y es la Tragedia retrato 

de majestad peregrina.. 

Si aquí negándola voy. 

a la Comedia ^ será 

íJesprecio, pues dice y?:» 

que ahora a su lada estoy* 

Pero dejar a mi dama,. 

y aun darla el mej^or enojo> 

podrálo hacer el antojp^ 

mas todo el amor lo. íniSma.. 

Venza mi dama. TKACB-iQué dices? 
AriAu. Que venzas tu. Comedi-Üíccs bien ^ 

que nacen para el desden- 

los 



Honrad del Parnasso« 483 

los méritos infUices. 
Api.au. ¡Qué urbana tjue es la Comedía! 

su urbanidad me cautiva. 

Viva. TRA<íE.¿Quién xiices que viva? 
ApLAu.La Tragedia. 0)MBDi.jLa Tragedia 

dices que viva? Aplau.No sé: 

la Comedia vlva. TaAGE-qHai Dios! 

^qué dices? ApLAu.Que tJe las dos 

mi amor en qualqüiera esté» 
Traob.No puede estar repartido» 
APLAU.Pues en ti. CoheduNo digas mas« 
Aplau. No sino en ti. TRAtSE.¿Dónde vas? 
Aplau.^*A donde ba de ir un perdido? 

^qué sé yoTno estojr en mí : 

con una j <on otra estoy ^ 

de ninguna y de ambas soy* 
CaANz.PueSy Aplauso^ estaren lí, 

que no es Ta:;¿on olvidar 

lo que a la Comedia debes. 
Momo. Apártate : ^ tu te atreves 

en esta ocasión a hablar? 
CHANz.jQué poco mi humor conoces! 

No hay ocasión defendida 

de la Chanza entremetida i 

y apártate tú sin voces. 

Aplauso j acabemos ya ^ 

tomemos resolución. 
MoMO¿ Hacerle contradicción 9 

también de mi humor sera. 

{Qué dudas t Aplauso^ en ser 

de la Tragedia? ¿qué dudas , ' 

y en essas tibiezas mudas 

Ppp % te 



4^4 Comedia Famosa 

te estorvas el cscogeJr? 
^Es iQüOtíL dificultad 
entre la noche y el dia 
deccrmlfiar la porfia'^ 
con irse a laclaridad^ 
Lo mismo aqui te propone 
taa desigual competencia, 
y en una gran diferencia 
¿qué ciego a dudar se pone^ 
De la Tragedia no sabes 
lo ilustre I lo generoso ^ 
que junta color hermoso 
con tantos titulos graves^ 
aquel elegante estilo,. 
y en medio de la elegancia 
sentencias en abundancia,, 
mas que crystal en el Nilo^ 
¿Qué miras en la Comedia 
de tanta grandeza igual? 
CüAHr. ¡O como lo entiendes mal , 
donado de la Tragedia I 
De una muger , que Llorando 
se muestra toda la vida , 
siempre de lutos vestida , 
siempre en pesares hablando; 
y en coleras impacientes 
tan digna de que te assombres^ 
que está matando los hombres^ 
y a veces los inocentes ,. 
enamorado pofíias, 
que debe el Aplauso estar ,^ 
como si fuessea de amai 



tan 



Honras del Parnasso. 485 

tan grandes supercherías. 

Y a la Comedia ^ que e& dama 

tan apacible y compuesta, 

de erudición tan modesta^ 

de tan conocida fama , 

7 en no pesados sucessos 

tan repetida con arte, 

que tiene por esta parte 

los buenos gustos mas presos. 

No quieres que se le incline 

con atención y cuidado y. 

y en bien merecida agrado 

su culto no la encamine : 

^cdma es possible, ni como 

lo espera tu confianza? 
Momo* No me bos de ganar por CSians»,. 
Chanz.No me has de ganar de Momo» 
Momo. Tragedia, Aplauso, Tragedia* 
Aflau. Su nombre se hace lugar ; 

a la Tragedia he de amar. 
Chakz. Comedia ,. Aplauso ^ Comedm» 
AptAu. ¡Que bien me suena esta yoiX 

a la Comedia me inclino. 
CHAKz.Ya vuelve a entear en camino^ 
mas luego me dará coz.. 

Suene una trompeta^ 

TüíASs. Acabase k disputa.^ 

Pero sepamos qué es t^tOk 
CoiCBP^^Qué ronco darin molesto» 

ya mi temor executa¿ 

y* 



486 Comedia Famosa 

Sale de enfrente del theatro tn alguna tramoya has^ 

ta la mitad del patio por Jo alto la Fama^ todoi 

de negro , con su trompa , y suene hasta que pare 

donde ha de hablar ^ y después de haver hablado 

cúbrase el Theatro de Juto. 

Fama. Musas del monte Parnasso^ 
que retiradas doi mundo , 
libraros pensáis con esso 
de entrar en 6us infortunios: 
haced los ojos al llanto » 
y haced las almas al luto, 
que en mal pronunciadas voces 
miserias grandes anuncio» 
Quien las oyere constonte^ 
y el rostro durare )»ijuto^ 
marmol será, y aun al marmol 
podrá enseñar a :ser duro* 
Ya se acahd vuestra gala ^ 
ya 'se acabo vuestro culto» 
y en la reglón del olvido 
silencio os aguarda escuro* 
Las citharas ^loquentes 
colgad de un cypres inculto t 
^ que ha de sobrar su harmonía 
trocada en acentos mustios. 
En esse monte sagrado , 
ya de sus flores desnudo t 
veréis vengado al Diciembre 
de todo el Abril que tuvo* 
La fuente de aquel caballo 

(pe 



HoNEASDEL ParNASSO. 487 

que andar por el a jre supo ^ 

revocará sus crystales ^ 

o irán los crystales mii4os« 

Universal desasseo. 

de vuestro c sitio fecundo ^ 

testigo será del bado^. 

que pruebe sus atributos* 

El Ínclito boQor de Apolo » 

(que el ^ombK deciros. huyo ; 

por dilatar los desmayos % 

entreteniendo los sustos)L 

el padre de la Poesía > 

varoft que en eí bronce cupo 

de toda pxi trompa apenas , 

y hoy íe recibe un sepulcros 

yace ert el ultimo suería^ 

si bien inmortal difunto^ 

porque la muerte de todos 

va recogienda el tributo^ 

LoFEDK Vega ét famosos 

muridv murid> no* le escusa 

nombrar^ porque soy la Fama, 

y estoy npmbí andole a muchos*^ 

Lloradla llarad la desdicha > V 

que el cielo a las artes truxo: . 

y los honores: ma$: grandes * • , 

miradlos como caducos^ 

Vuélvese la fama sonamta stempre trisf emente y des^ 

cuélguese un paña negro qur cubra la 

frente del Theatro. 

Comedí. Ahora i mis recelos , 

aho- 



^S8 . CoMBDíA Famosa 

ahora es tiempo, ahora» 
de decir que acertaron 
vuestras sospechas todas. 
En desengaños tristes 
mis penas boy conozcan , 
que nunca ia amenaza 
del tiempo se malogra. 
Bien mi temor decia, 
no fueron mentirosa» 
las señas que me daba 
del daño que ya Ilota. 
Muerta he quedado» muerta « 
desamparada y «ola, ^ 
sin padre que me abrigue, 
sin duefio que me acoja. 
Deslazóse mi amparo , 
mirrccUto, mi gloria, 
y el que de suerte humilde 
me trasladó a dichosa j 
del hado la violencia 
mis esperanzas corta» 
mis títulos acaba, 

Í empieza mis dtíhonras», 
as flores de la vega , 
que fue mi lustre, roba 
del Jlquilon inchado 
la furia rigurosa. 
Mis luces se convicrtea 
en infelices nombras» 
y en luto miserable 
la gala que me adorna* 



n- 



HoNaAS DEL P ARMAS 30. 489 

Va/ase quitando galas y Joyas , y vmg^ 

tocada de modo que pueda soltar 

ti cabello^ 

Quítese pues k gala^ 
que ya se mira ociosa , ^ 

y al lado de mis penas - í-íi 

es fuerza que se corra, 
Despídase el aliño ^ 
retírense las joyas ^ * ^ -M 

y sin ley los cabellos vf 

al ayre se descojan. 
Que havíendo ya cessada • 

mi suerte vemurosa , \ 

^qué joya no es inudlf * •'? 

¿qué aliño no me sobra? ti» 

De lo que. fui primero ^ .^ ^ H 3WjiO 
me miro ya tan otra, n ^\^ míá^ ^^ 

que solo soy la misma f > t 

porque mi pena es propria- • v| 
¿Quien hay que me consuele?, i^Ij 
tquién hay que me socorra , ii <oii 
y al curso de mis males - inr ^up 
el Ímpetu recoja? ^" • iMrwi^n aij 
que aunque me quedan muchos | •f 
que me enriquecen y honraní^ \^\l 
hoy miro sus finezas ^ . * í.ti ^lip 
mañana son dudosas. ^ !"-ifttjp i^b 
Podrán desampararme i n^ttim ^ 
que no es mudanza impropria 
cansarse el beneficio .:.-,ü 1,1 Ó 

¡Kw»* XX. Qqq qi« 



^ I 



490 CoüÉiriA Fajmosa ^ : 

que deudas no provocan. 
^ Como era padre el muerta^ 
y en amistad piadosa 
le vi desde pequeaa ^ 
dándome ser y forma; 
no me olvidará nunca , 
que es calidad lieroyca 
del padre la assistenda^ 
que a los demás no toca. 
Pues ét me diu la vida » 
mi muerte ya «forzosa^ 
vecina a su sepulcro 
mt túmulo componga* 
Llorad mbAuerte,! amigos ¿ \ 
y si os debí memoria, 
tratad piadosamente 
de celebrar mis honras. 

Chanz. Presto te pone a morir. 
Comedia > tu senftmiemo^ 
y es menester ir con tientO' 
para dejar de vivir. 
¿No puede ser que la Fama 
nos trayga' afguna meoiíra? 
que mucbas vecess se mira 
no ciertO' lo que derrama; 
y en los enfermos^ también 
hay grande equivocación , 
que mueren por ía opinioa ^ 
de quaotos o}o& los ven , 
y suelen estar mejoses^ 
quando los Baccn mas muertos. 

CoMfiDi.En la desdicha son dertos 



l«t 



Horras dbl Parkasso« 491 

los mas • distantes temores. 

No tienesí ^ue consolarme : 

ni falta testigo aquí ;, 

pues el Aplauso €sti allí 9 

que aun no lia querido mirarme ^ 

y a la Tragedia se inclina 

después de la triste nueva ^ 

sin que a dudarlo, le mueva 

la competencia vecma: 

bien reconoce que estojr 

tan lacabada y tan muena. 
Apl AU. Tragedia , ya ^ 4ohcier ta 

tu dicha : tu Aplauso sayí '^ 

Confiessote que be seguido 

de la Comedia *A amor ^ 

porque la 4eba «cplendor 

el principe ^e h^ tenido» 

Mas ya que muorto se vé, 

tal ba venido a quedar, 

que no la acierto a mirar » 

y no es la misma que fué. 
. Tu con tu núsma hermosura 

te quedas » y en lustre cierto* 
TrAGB. Debíle menos al muerto ^ 

y assi mi verdad me durat 

si bien a todos alcanza 

la perdida, porque todos .\ w .. \ 

lé deben por varios modos 

aumento de su alabanza. 
> Que aquel ingenio fecundo 

se hallaba en qualqutera parte 

dando riquezas al arte , 



;í* 



49i^ .. Comedía FAMoaA 

y admiraciofies al mundo» 

Mas la Com^áiik se mira . i : 

con no pequeño dolor^ 

negada toda al color 

y^al.ayre con que respira. 

¡Qué muda esta! ¡que suspeosal 

sin mcytpikBto* s¡o v.02^ ; 

confies^ del hado atroi^ 

la siempre lograda ofensa. 

Si tiene presente ahora . ! 

mi dicha^ J^ ha de dármelos: • } 

no es bien añadfltrdcsydQa. . / \ 

a quien taa de vera6 Uora. : 

Vamos de aquí , fio nos vea ^ 

y assi su pesar se doble* 
Aplau. Tragedia^ .qtj^o/nacé .nobIe> 

no hay cpsa m í^q, no lo sea» 

Bien dicje tu cortesía 

con essa hidalga piedad^ 

que es alta tu calidad. 
Tragb. Logremos pues la hidalguía. • 

Yamofi- Momo. Y ya con vosotros i 

que la. Comedia no está 

para quedarme yo acá* 
Chanz.Ní te queremos nosotros. 

£ntrese la Tragedia y Momo ^ y al irse el Aplauso^ 
le.detetiga la CometUa. 

Aplau. Vamos. Comedí. Aplatisb , ^que enfia 

en esta ocasión me dejas ? 
CttAKz. Déjanos lu^ honras viejas > 

.Apíau- 



HONHAS DBL PaRNAS50« 493 

Aplauso 9 no te hagas ruin. 
Aplau. Comedia , mucho me pesa , 

.^ mas no lo puedo escusan 
CoMfiDi.¿Qüé assi te quieres mudar? 
Aplau* La fuerza del hado es essa. 
CoMBDi.^No eras mi amante? Apiau.Es verdad. 
CoMEoi.^iPues como vas de essa suene? 
Aplau. Todo lo acaba una muerte. 
Comedí. ^ío acaba la voluntad. 
Aplau. La. del aplauso no viene 

funda:da nfts que en et gusto* 
CoMEDi.Tanto rigor es injusto. 
Aplau. Tu suerte la culpa tiene. 
CoMEDi.Ser desdichada no es culpa. 
Aplau, Ni en mí dejar las desdichas*. 
Comedí. Quiza volverán mis dichas. 
Aplau. En tanto. tendré disculpa. 
Comedí. Vuelve a mirar lo que he sido* 

Asde ¡a Comedia. 

Aplau. No atiendo jro lo passado^ 
CoMBDi.Mira el honor que me has dado^ 
Aplau. Tu vístele merecido. 
CoMBDi.No te me vayas , detente. 
Aplau. Comedia ^ ya me perdiste. 
CoMEDi.No ere^ el mismo que fuiste. 
Aplau. Porqup eres tú diferente* 

No te canses. ComsdlNo te has de ir# 
Aplau. Suéltame. Come.No be de soltarte* 

Suéltase et Aplauso^ 

Aplau. Por fuerza havré de dejarte» 

• Co- 



494 ' CoMBDiA Famosa 

CoMEDi.Por íuerza ¿avii de morir. 

Éntrense todos ,y Ja Comedia for diferente puerta* 

■ TERCERA JORNADA. 

Salen el Aplauso y la Chanza. 

Chanz. Ilustres honras son estas 

que hace a Belardo el Parnasso. 
Aplaü. Merécelas eloca«o • 

de tanto sol tan funestas* 
Chanz. No las ha visto mayores 

el tiempo » ni los anales » 

que cuentan los funerales 

de Principes y escritores, 

A mí me causa estraiieza » 

no el aparato que vi , 

sino mirar que haya aquí 

tanta verdad de tristeza. 

Las Musas tan enlutadas » 

Apolo tan deslucido , 

todo él Parnasso en olvido, 

todas las voces cortadas; 

y enfin una confusión 

tan grande de sentimienta, 

que ni se rasca instrumento^ 

ni se rebulle canción. 

Un novenario de Musas » 

han hecho las Musas nueve , 

que darse a la estampa debe , 

sino es que esse gasto escusas. 



Honras del Parkasso. 495 

Y a sus llorosas porfías 
les vino el numero bien, 
que como nueve se ven, 
se han repartido por días. 
Hoy dicen que ha de acabarse 
con una crióte oración 

en verso , que es el sermón , 
que suele acá predicarse.. 
Cabal se muestra el dolor f 
cosa que j^o no entendía,, 
porque a las Musas tenia 
por gente de buen humor# 
Aplau. La perdida que le& vina 

cpn esta muerte que lloran^ 
aun las envidias no fgnoraa 
de aquel varón peregrino. 
No es mucho que la celebre 
tan rara $olemnkla<f,. 
y en tanta calanndad 
^ el fiíera común se quiebre.. 
Debidas aclamacíopes- 
al dueño son 4as que ves y 

Y exempio* para ellas es 

la que hacéis otras regiones. 
De E^aiia ,. según me dicen , 
los publico^ sentimientos 
le erigen ya monumentos , 
que \\x naemoria etemizen. 
El grande Düquf pb Sbssa ^ 
grandq Señor de mil modos^ 
y que lo heroyco de todos 
él solo ju9tv profes^a , 

co- 



4^6 CoMBDiA Famosa 

coma el Mecenas ilustre 
del Ínclito Lope ñiet 
no quiere que muerto esté 
con fama de menos lustre» 
Sus honras ha celebrado 
con tanta demostración ^ 
que ya de su imitación 
a todos llega el cuidado. 
Lo mismo va repitiendo 
quanta provincia ve el soL 
CHANz.Era el Apolo Espaik)!» 

y todos le están perdiendo. 

Cante dentro un tifie en voz trísftj 

{Canten. Perdiendo todps están 

al gran Apolo Español ^ 

no es much{^» si a tanto sol 

haciendo las honras van. 
CnAKz.^^Qué voz es esta? A?LAU«Es.el cco^ 

que con industria veloz 

toma prestada la voz; 

y vuelve la suya en trueco: 

repite ló que se hablo. 
Chanz. Repita 9 que hacerlo es bieOj^ 

porque las peñas también 

sientan que Lopb murió. 

(So es esta la Nympha belk^ 

que amante fiíe de Narcisso^ 
A?iAu. Sí 9 y a quien él nunca ^uisa 
Chanz. Supierase estimar ella t 

con que se viera escusada 



HoVllAS DBL PaRWASSO. 497 

la ímpropriedad a qae vino.^ 

de estar en este camino 

volvienda la voz presuda. 

Que h^TÍendo sido muger^ 

es cosa de ii&prx>priedad 

con tanta facilidad 

lo que recibe volver, 
Apiau, ¿Qui^n; viene llorando alli? 
Chanz. La Comedia ^ a ' lo que creo. 
ApLAU.Tan diferente ia veo» 

que apenas la conocí. 

JEntrc la Canudia con mucho desaü^m 

Co]l£Pi*iQu¿ bien funesto el Pamasso 
con unas y otras acciónete 
enseña, a las atenciones ^ 
que ve su sol el ocaso! 
¡qué bien al dolor que pass<^ 
todo este monte me ayuda 
con fiel consonancia muda! 
pues hoy de su Abril le olvida 
canta maleza vestida » 
tanta elegancia desnuda. 
Lqpfi Pfi Vega ha faltado: 
diciendo está tristemente 
la música de essa fuente » 
la ji^veattid de esse prado.- 
Ya juveotud que ha passado, 

Íra música 9 que del suelo 
a aparta el común desvelo i ^ 

porque le pjtga tributa i > 

Tom.XX. Rrr ] 



GoMBDiA Famosa 
la gala del prado en luto^ 
la voz de la fgente en hielo. 
De aquel ardiente esplendor^ 
con que. las Musas andaban » 
hoy las desdichas acaban 
hasta la lumbre menor : 
aun no les queda el color , 
que acuerde su antiguo ser f 
para q^e llegue a entender 
quien ve lo que viendo estoy, 
que siempre en lagrimas de hoy. 
se pagan risas de ayer. 
..Apol6 su phenix llora 
rendido al orden fatal , 
que aunque de pluma inmortal i 
hurtarse a la muerte ignora* 
No acierta a copiarse ahora^ 
ni a verse privilegiado 
contra la injuria del hado ; 
porque tan uno vlvia, 
que él mismo no se admitía 
para/ quf dar por traslado. 
Bien es que a su muerte jure 
la tierra igual sentimiento» 
CnAKz.Con su excesslvo lamento, 
sin que el alivio procure, 
la Comedia se da a ver: 
Aplauso, aunque no la assistes, 
el consolar a ios tristeb 
es arte de merecer . 
Quédate aqui , mientras yo, 
consolador de poquito. 



de 



HOKUAS DBL PAJtKASSO. 499 

ile sus eQO|os la quito 
los que pudiere/ AptAU.C^ |tlO| 
^ue temo que ln Tragedia 
nos coja aqui descuidados. 
Chamz.Dc lances mas apretados 
suele salir la Comedia. 

Llega a la ComecRa. 

Tan alta melancolía, 
Comedia, tanto pesar, 
entiende que te ha de dar 
achaque de hjpocondria. 
Y es el acliaque *peor t 
y mas peligroso en tí, 
por mas que tengas en m¡ 
para este inal el dodor , 
que pudo venirte a ver 
tal vez de tan mala gracia^ 
que cure sin eficacia , 
y eche el isnfermo a perder. 
Aliéntate por tu vida, 
que a los mayores desvelos 
ofrecen piedad los cielos. 
CoHEDi«Mal lo que duele se olvida. 

Chanza , tííX pena es tan fuerte , 
que no me. deja alentar;, r 
porque me venga a mirac. j 

enferma de mal de muerte. . 
Bien reconoces mi daño, 
pero como eres mi amigo, 
quieres probar si contigo 
mis septimientps.enga^^ !- . ; : .^ 

Rrr % no 



509 CóHSDiA Famosa. 

no esperes que se mejore 
la suerte de mis pesares ; 
que quanto mas los mirares^ 
verás que hay mas por que llore* 
ChAnz. Comedia t no hay mal tan fiero ^ 
ni desconsuelo tan claro , 
que no se le áé reparo ^ 
sino cabal , passadero. 
La necedad es terrible 
linage de enfermedad t 
de inculta ferocidad ^ 
y de dureza invencible* 
Y aunque es .trabajo tan recio | 
puede el silencio xuralle 
con solo que el necio calle, 
si acierta a callar un necio» 
También el amor es daño 
de los de marca mayor , 
porque se passa de amor 
a ser un hechizo estraño« 
Pero le saben curar 
ofensas de una muger: 
remedio, que suele ser 
en ellas muy familiar. 
cLa calva no es harto ma^, 
pues mira si toda entera 
la cura lá cabellera, 
que no parece que hay tal. 
Enfin para no molerte, 
la conclusión que se saca 
será que vemos triaca 
contra el veneno mas fuerte. 



HCKHAS DEL PaRKASSO. 5OI 

Y assí tu pesar confie » 

que ha de ser risa , aunque llora i 

como sucede a la aurora ^ 

que al misma llorar se ríe. 

GoMBDi.Cbanza y a desdichas de veras 
jamas las hables burlando ^ 
' que las están agraviando . 
las burlas y las quimbas: 
j mi desdicha es assi^ • 

que en ella mi muerte ensayo* 

CnANz.Miralo en este desmayo» 
que ya reconozco en tí. 

JDesmayase ¡^ Comedia in brazos de la Chanza^ 

¡Qué lastima! |qué dolor! 

Aplauso , llégate ya. 
Aplau. Piedad ahora será, 

sino reliquias de amor. 
Chakz. Agua es preciso traher , 

y aqui deste bosque un passo 

la fuente está del Pegaso: 

de allí la voy a coger, 

que es agua de gran virtud 

para alentar la Comedia ^ 

pues estos males remedia 

de tan quebrada salud. 

Tú , en tamo que vuelvo , ten 

a la Comedia en tus brazos ^ > 

que no serán les abrazos 

primeros que atsi se den» 

En menos digna ocasioa 

fie 



f09 Comedia Famosa 

he visto yo que te ofreces 
a la Comedia » y pareces 
su Aplauso de compassion: 
prosígase tu piedad 
en lance de tanto aprieto* 

Ponese el Aplauso en lugar de I a Chanza ^ teniendo 
a la Comedia y y vase la Chanta^ 

• 

Aplau.Y a la piedad te prometo 

que ayuda la voluntad; 

que el dueiío que se faa queridO| 

siempre se mira con gusto ^ 

y en el desden mas robusto 

cabe el mirar lo que ha sido* 

Sucesso bien lastimoso 

la pena aquí representa» 

porque es sucesso , que ostenta 

del hado lo riguroso. 

No ha mucho que en esta daaoui 

lucien^ esplendor se vio, 

y ahora no le quedo 

ni aun sombra de tanta llanla* 

¡Qué desmayada se ofrece! 

desde el aliento al color 

la tyraniza el rigor 

del triste mal que padece* 

No deja esperanza algunt 

de ser lo mismo que fué : 

con tanto tríumpho se ve 

la saña de la fortuna. 

Sí el agua no la remedía» 
r mal 



Honras dbl Parkasso. 503 

jDal se podra remediar : 
Comedia, no hay que llamar. 

JEntre la Tragedia y J\^omo. 

Tragb. ¿Quién nombra aqui la Comedía? 

^Momo , no ves lo que passa? 

^•no ves el Aplauso infiel , 

y todo mi agravio en él , 

que en tristes zelos me abrasa? 
Momo. Ya miro lo que te ofende ^ 

y es cruda ofensa los brazos; 

que amor con aquellos lazos 

un alma de marnwl prende. 

Detente a ver en qué para. 
TRAGB.^'Quién ha de tener paciencia,, 

si zelos son la violencia , 

que mas el furor declara? 

^qué es esto, Aplauso, qué es esto? 

¿Tú con tan gran libertad 

en tiempo que mí amistad 

te ofrece favor honesto? 

^an btieña te he parecido 

para vivir despreciada , 
•que apenas me miro amada, 

quando me das a tu olvido? 

^qué quiere ser que te vuelvas 

a la Comedia, a mis ojos 

ya tan infames antojos 

contra mi amor te resuelvas? 

Delitos de la inconstancia 

torpissimos siempre son, 

j mas sir la obligación 



504 CoMBDiA Famosa 

se añade por circunstancia* 
^ué me respondes aqui? 
{qué escusas vanas previenes? 

Entra la Chanza con agua^ 

Chanz. Aplauso t aqui ei agua tienes: 
{mas qué es lo que miro alll^ 
no es menos que la Tragedia: 
. iqué Toces que nos darál 
pero con ellas quizá 
despertará la Comedia : 
ya/a de gritos, señora» 

A la Tragedia. 

que a la Comedia tenemos 

en un desmayo, y queremos 

hacer que recuerde ahora. 

Mientras el agua la aplico 9 

socorre con un clamor, 

será su despertador, 
ApiAU. Tragedia, no te replico, 

porque lo pienso hacer luego 9 

quando haya mas ocasión. 
TBJkGB«La furia de una passipn 

no sabe tener, sossiego, 

mas hay paciencias forzosas 

en los aprietos de un lance* 

Echak la Chanza agua en el rostro a ¡a Comedía. 

m 

CHANz.La rara virtud te alcanze 

del agua que, quita prosas « , c 



Honras dbl Parkasso 505 

Comedia: 7 este crystúf • 

qae tantos alientos cría» 

te infunda de la Poesia 

la gracia mas ganancial* 

No tiene traza. AptAu.£s muy presto 

para accidente tan grave: 

que solo el sucesso sabe , 

lo que ba de durar molesto. 

Y aun tú también te has urdado 
con que el desmayo ha tenido 
lugar de haverse extendido. 

OuNz.Pues harta prisa me he dado: 
sino que estaba la fuente 
poí todas partes cercada 
de gente^ a beber echada 
sobre el crystal eloquente: 
que como en esta ocasión 
se secó esta íertil vega, 
todo coplista le entrega 
su poco de aclamación. 

Y aqudlos , a quien se apuran ^ 
por irse gastando tanto, 

los consonantes y que al llanto 

ya la alabanza apresuran , 

sabiendo que en sus crystales 

hay consonante solene , 

van a la fuente perene ^ 

para volver perenales. 

Por esso alli me detuve, 

mientras mi vez me llego. 
Aplau. Parece que respiro. 
Chanz.{Qu^ mucho, si en ello anduve - • 

Xom.XX. Sss con 



5o6 Comedia Famosa 

^con agua tan milagrosa? 
Aplau. Ya vuelve a cobrar aliento^ 

si bien en el movimiento 

y el respirar espaciosa. 

No es mucho que tanto mal 

no puede salir de prisa. 
Chanz. Ya la Comedia me avisa » 

que es agua medicinal 

la que en la fuente se toma; 

por si sucede otro caso^ 

no he de salir .del Parnasso 

sin agua en una redoma : 

sola su fuente pudiera 

tal muerte resucitar : 

en ella pienso colgar 

una Comedia de cera. 

Vuelve ¡a Comedia , y dejala el Af lause. 

AptAU. Que ya parabién recibas, 

Comedia, quieren los cielos* 

CoMEDi.Tú alientas hoy mis desvelos : 
mil años , Aplauso , vivas. 

Aplau. ^Co'mo te sientes? CoMfioi.Estoy 
perdida , aunque ya despierta » 
solo me falta estar muerta» 
lo demás todo lo soy. . ^ 

TRAGB.Probigue 9 Aplauso, prosigue 
la platica comenzada 
con la Comedia., ol:)ligada 
de ver que tu amor la sigue.:. . . i 
No fflires^ ea. inis o&n^as : ^ rr; 



ofoi^ 



HoNS^AS I>BL PaRITASSO* §0J 

oféndeme sin recato» 

pues te resuelves a ingrato* 
Aplau. Ya rengo a dar mis defensas* 

Tragedia, no fue traycion 

la <]ue ocu^ndome estás: 

que en esta parte no hay mas 

que aféelos de compassion» 

Llego la Comedia aqui 

con su excessiva tristeza , 

que ya desmayo , o flaqueza 

la vino a sacar de sí ^ 

no pudo mi calidad 

negarme al piadoso oficio; 

ni cabe en el beneficio 

calumnia de la piedad. 
TraGb. Aplauso , no me assegura 

defensa tal el cuidado , 

porque un amor indiciado 

no tiene piedad segura. 

Quien fue galán y es piadoso^ 

sospechas hay que dirán 

que va volviendo a galán» 

lo mas misericordioso. 

No ha de tener la piedad 

achaque de lo que ha sido» í 

porque se quita un olvido 

con grande facilidad. 
CoMEDLTragedia , de mis desdichas 

o quanto ayudada e^tás». 

pues mas que conviene das 

la diligencia a tus dichas. 

Que del Aplauso procurtt : . . 

Sss % apre- 



5o8 CoMBDiA Famosa 

apresurarte al favor 
es arte del proprjo amor^ 
no eatra&o que te apresures. 
Pero mostrarte quejosa 
de baverme vi&to en sus brazos ^ 
y hacer aquellos abrazos 
de calidad sospechosa, 
fue queja muy delicada ; 
pues yo con razón dirá 
que tengo a lo que gozé 
la pretensión mas fundada* 
Volver al amor primero 
no puede Llamarse injusto t 
ni debe el moderno gusto 
pedir amor verdaderou 
Trace. Comedia , no me conformo 
con la opinión en que estás; 
y en mi justicia verás 
con quanta ventaja informo* 
De 1q que decís confiesso 
lo que es para todos claro, 
que en lances de amor no es< raro 
volver a su grillo el preso» 
Pero quien nuera prisión 
de mas dignidad alcanza , 
si se resuelve a mudanza^ 
digo que para en traición ; 
porque finque la voz del trato 
suele llamar con aprieto, 
de acá la voz del respeta 
pidienda riene el recato. 
Y en mejorándose amor 

en 



HOKEAS 1>B1 PaRKA,SSO. 509 

en la grandeza del dueño , ' 

por ser reciente el empeño 

no deja de ser mayor. 
CoMBDi.A examinar calidades» 

Tragedia, te vuelves luego, 

y en esta parte te niego. 
TraGb. Conozco tus vanidades» 

y assi te quiere impedir 

mi autoridad » que hables mas » 

que en el desmayo que estás ^ 

no est^s para competir. 
Chanz. Valiente Tragedia ^ honrada j 

de tu valor son aciertos » 

que a Moro » o Comedia muerto 

no se ha de dar gran lanzada. 
TiiAGB.Tú» Aplauso» estás sin escusas 

mi ofensa se queda en pie» 

y ahora que bien se ve 

con quanu razón te acusa » 

si Apolo no me vengare. 

Entran Apolo y J^er enrió di menos gala* 

Afolo. ¿Dé qué ha de vengarte Ap(^o3 
Aflau. De su pensamiento soto« 
Afolo. La queja aqui se declare. 
CHANz.De la Comedía son ^elos 

sobre el Apkuso formados. 
Apolo. ¡Por cierto buenos cuidados 

en los presentes desvdosl 
" quando del phenix de Espaiía p 

que yace en funesta pyrai 

lai 



rio .Comedia Famosa 

las honras hacer ^ se mira 
toda esta «verde campaña; 
y en mil diferentes modos 
la aclamación y el pesar 
andan a un tiempo a mostrar 
que falta la vida en todos . 
A vista de un sentimiento 
tan grave t tan merecido, 
cuidado menor ha hayido» 
que trayga divertimiento? 
Dejad, dejad la porfía, 
que ofende al común dolor : 
pues exercicio mayor 
os llama todo este día; 
y aunque es escusado hacer 
de vuestra contienda ca*o , 
por sosegar el Patnasso 
la quiero yo componer. 
De dos que te solicttan. 
Aplauso, y co tus favores 
aspiran a los honores , 
que alientan y que acreditan , 
es fuerza que elijas una : 
y essa a tU gusto ha de ser j f 
la que llegare a tener - .' ! 

ma3 partes j o mas fortuna* 
Pero con tal condición , 
que aunque una xpz tededafesg 
si en la que dejas hallares 
sujeto de admiración » 
puedas seguirla después ,. 
y luego también mudarte t 



Si 



HOKAAS BBL ParKASSO. §lt 

81 al ruego de la otra parte 
mas obligado te ves. 
Con que las dos estarán 
para tenerte contento ^ 
solicitando su aumento , 
y ambas de sí cuidarán. ' 
X yo de la misma suerte, 
pues soy de las dbs amparo , 
' y es menester mas reparo, 
quando es el lance mas faertCt 
Para, qué a mal tan terrible . 
consuelo ajustado venga , 
me encargaré de que tenga 
todo el remedio possible. 
Que muchos hay en miloofte^ - 
de quien lo puedo esperar , ; 

y a lus aciertos fíar 
qualquier empresa que importe* 
Trace. Mi mal assi se remedia. 
CoM£Di.Menores son mis cuidador» 
Chanz. ^Aqui tenemos casados^ 

tema sú fin la Comedia. » 

Apolo. Sentencia con esto os doy : 
cesse con ella el disgusto, 
que siendo de Apolo, es justo ^ _,: 

qae acabe k duda de hoy. 
Y pues de quó esta acalcada 
* : paz entre las dos aguardo y 
t de aquel gran Pastor Belardo 
. la muerte vo-eis llorada. . 

por. la funesta Elegía, .y 

Meñ»rio> vuelve a trabella» 



51» Comedia Fahosa 

Vase Mercurio. 

MERCü.Ya voy, Apolo , por ella* 

Apolo. Llorad en su compama. 

Chanz.^Qu^ hay, Momof no hay mas que hablara 

Momo. Tienemc en gran confusión 

la muerte de tai varón. 
Chakz. Ya le veni^e a alabar : 

la envidia se ha descubierto: 

porque este animal nocivo 

lo mismo que muerde al vivo , 

perdona y alaba al muerto. 

Mal haya tan ruin humor. 
MoBCo. El tuya se temple , Chanza t 

que nunca lugar alcanza 

la risa junto al dolor. 
CüAKz. Esse aphorismo es muy bueno: 

por ser consejo le tomo , 

si bien de tu mano , Momo , 

llego a pensar si es veneno. 

Salga \Mercurio y diga. 

Mercu. Ya prevenida tengo la Elegía. 

Apolo. ¿Las Musa3 como tardan^ ^ dónde quedan^ 

Mercu. En s^ dolor, Apolo, que este dia 

solo el dolor les da donde estar puedan: 
es tanta de stt pena la porfia , 
que no hay tregua de llanto cpie concedan: 
y al nuestro no se passan> con ser tanto g 
porque divierte en íin el nuevo -llanto. 
Como el ageno mal obra consuelo i 
y ellas quíereá estar tan laMunadaSj. 

no 



Hondas dbl Parkasso* 513 

^ 00 se atfCTcn a ver otro desvelo 
por el riesgo de verse consoladas ; • 
y acreditando mas su desconsuelo, 
no permiten el nombre de ayudadas » 
que quien de agenas lagrimas se ayuda » 
la fuerza de su llanto pone en duda. 
Con esto de venir se han escusado , 
f aunque acuse su falta de obediencia 9 
discreto entre la lastima el cuidado 
se puso a .disculpar la resistencia. 
Mercurio me dixeron» Dios alado « 
de las Musas será la inobediencia , 
no nuestra» aunque sin causa nos acusas ^ 
pues hemos ya dejado de ser Musas. 
Admite la disculpa fácilmente, 
porque estaban de sí con tanto olvido, 
que aunque yo las assisto tan frequente ^ 
dudo en ellas la vista y el oído. 
Y en habito las vi tan diferente , 
tan improprio, tan poco parecido ^ 
que con las Musas al principio hablando, 
por las Musas andaba preguntando. 
Depuesto d verso ya, y el dulce canto ^ 
al ocio de sus artes se permiten, 
ocio cansado, en que con voz de llanto 
la grande causa de su mal repiten: 
tristes almas del reyno del espanto 
mucho será que su dolor imiten; 
^ y en el ílinesto trage que vestían ^ 
las Parcas, no las Musas «pareciam 
Qual suele entre tus rayos y tu hermana 
oponerse la tierra, y triscememe 
Tm. XX. Ttt la 



514 Comedia Famosa 

la hermosa faz cubriendo de Diana » 
• robarle su color resplandeciente ^ 

sin que baste tu fuerza soberana 
. a hacer que no padezca^ el accidente : 
la tierra assi, que a tal varón se atreve , 
eclipse fue de las hermanas nueve. 
A celebrar el lamentable caso, 
pues que todo lo tengo prevenido , 
y ja desde tu oriente hasta tu ocaso , 
tanta varia nación ha concurrido , 
se puede dar principio ; y pues al passo 
de la tristeza el numero ha venido , 
no tienes que esperar nuevos oyentes, 
supla el dolor presente los ausentes* 

Apolo. No las esperaré , que ocasión justa 
de publicas acciones las desvia, 
porque al dolor la soledad se ajusta 
no menos que el concurso a la alegría. 

Mbrcu.Su pena assi de retirarse gusta, 

ya viene a hacer su oficio la Elegía , 
silencio pues , silencio. > 

Momo. De mil modos 

el silencio prendió la voz de todos. 

Sale la Elegía y ^compañamiinto % siéntase Afolo 

en su trono ¡y ella en una silla apartada. 

« 

EtBGiA.Desatados al ayre los cabellos, 

los suspiros al fuego encomendados, 
estos ardientes, lánguidos aquellos, 
vertidos en las voces los cuidados, 
y quedándose al pecho recogidos , 

que 



Honras dbl Parkasso. 515 

que no se pierden , no, por declarados, 
pues que llegó la vez de los gemidos ^ 
y de dolor y desengaño infusas 
las querellas se van a los oídos ; 
llore yo sin cessar , sino es que acusas 
que aun para el llanto me reserven viva, 
sagrado Apolo , las funestas Musas. 
Llore yo sin cessar, y fugitiva 
de su cárcel el alma sin recelo 
los lazos rompa , en que se ve cautiva. 
Suba#a buscar los términos del cíelo, 
donde hallará la causa da su llanto, 
y hallándola , las glorias y el consuelo. 
Mas en tanto que subo , mas en tanto , 
llore yo de varón tan generoso 
lo que pueda caber en triste canto. 
Murió LoPB DB VsGA el prodigioso , 
si es muerte trasladarse a eterna vida 
fuera del tiempo en Inmortal reposo. 
Passó a clima mejor , que le convida , 
para que deje el habito de humano, 
quien no nació para que en i\ se mida* 
Restituyóse al centro soberano, 
que en honores le da resplandecientes 
I eterno Abril de celestial verano. 
Donde Seguras ya, donde eminentes, 
pisan zaphyr sus plantas venturosas ; 
assi dieran consuelos a las gentes, 
¡mas hai i que entre sus dichas mas gloriosas 
el daSiO , que sentimos , ha mezclado 
quejas de amor ausente lastimosas. 
Faltó LoFB, faltó: quien hoy acierta 

Ttt 2 sin 



5i6 Comedia Famosa 

sin lágrimas a ver tan tristes fflaks, 
, bronce los vio , o en bronce se convierta. 
No muere el sol, que baña en los crystales 
del océano , inmenso su luz pura; 
ni en las horas desniaya occidentales. 
A otra región los passós apresura , 
donde en oriente nuevo luí respira 
que los aplausos mismos le assegura. 
Pero la tierra , que sus daños mira j ^ 
Mora la ausencia del planeta hermoso , 
por mas que a nuevo oriente se reiira. 
Vives , o LoP£ f tu 9 vives gozoso 
la región imñortal de eterna llama , 
que resplandor te viste mas hermoso. 
Perpetuo oriente ocupas , que ntí infama 
mudaosea temporal donde no envia 
nombra la noche , ni temor derrama. 
Mas aunque alli se te mejore el dia» 
no es consuelo a los ojos y al cuidado^ 
que quedan sin la luz que se desvia. 
{Qué ha de hacer este monte despojado 
de la vega mejor que en él^ ha havido, 
para alberguf a las Musas consagrado? 
{Las Musas qué han de hacer, que suspendido 
y aun acabado ya su* dulce acento ^ 
las citharas entregan al olvido? 
{No escucháis de su mísero lamento 
los ecos hasta aquí descaminados , 
que informan de su triste desaliento? 

JTabla dentro una muger muy triste. 

DBKTno.^Quién como yo ^ despojo de lo& hados 

ha 



HoNftAS DBL FaRNASSO, §IJ 

' ha quedadd, sin luz ^ sm alegría , 
mis honores al suelo derribados? 
EtBClA.Las quejas de la Cómica Thalia 

son estas , que se ve sin la grandeza 
que su celebre autor la disponia. 
Ni es sola entre las Musas su tristeza : 
que su pesar a todos acoinpaiíay 
como de todas la desdicha empieza. 

Dentro otra muger triste^ 

DfiNTEo.Retíróse la luz del sol de España : 

no es mucho , si perdiendo luz tan bella» 
de eterna noche mi esplendor se baña. 

Bi.EGiA.La Lyrica Terpsicore es aquella » ^ 
que al Ínclito varón debió blasones ^ 
de cuya falta ahora se querella. 

Cante dentro una muger en voz trtste. 

^ Canten. ^Quién ha de dar ntaterFa a mis canciones» 
ausente aquel » que solicita a llanto 
la música que adorna mis acciones^ 
ElEOiAXa sagrada Polymnia» cuyo canta 

se escucha , bien que triste , ya conoce 
lo que eS' haver perdido varón tanto. 

Canten dentro mttcñas mvgeres aun tiemjpoe» I4 
misma voz triste^ 

• 
DsNTRO.^Como e» possibíe que la edad de«troze 
* la pluma de aquel phenix peregrino, 
que el ^ro de k (noecce descoaece^ 



5i3 COMEDIA Famosa 

EtfiGiA.Las Musas todas , el furor divino 
depuesto 9 y al dolor desocupadas » 
lloran a un uempo el daño que les vino. 
Bien en sus voces muestran desmayadas 
el miserable estrago que padecen» 
de todo lo que fueron olvidadas. 

Suene ruido de gran música alegre ^ y inquictenst todos. 

Apolo. ¿Qué ruido es este que corta 
las voces de la Elegían 
ly en hora tan de tristeza 
qué música tan festiva? 
Mercurio I sal a informarte* 

Vase JMercurio. 

Prosigue tú* 

Afareeese la Memoria , que esté en lo alto 

detras de una cortina , vestida muy 

hermosamente. 

MfiMOR«No prosigas ; 

que no ha de llorarse muerto 

quien goza de mejor vida. 

Vosotros los que lloráis 

con lagrimas tan prolixas 

por muerto al famoso Lopst 

que muerto el dolor le afirma # 

parad en el llanto luego » 

que ocioso desacredita • 

los títulos soberanos» 



Honras dbl Parkasso. 51^ 

que a ser inmortal le guian. 

No ha muerto Lopb, no ha muerto ^ 

por mas que los ojos digan, 

que ausentes del mundo lloran 

las luces que se retiran. 

Viviendo, está las edades 

a su excelencia debidas 

en siglos mas espaciosos 

d'f no temporales dias. 

Que los ilustres varones 

en las injurias precisas ^ 

del hado principios hallan 

de nías aliento que vivan. 

Ya soy la Memoria , en quien 

gloriosos se depositan 

aquellos que por sus obras 

a ser eternos caminan. 

En mi les^ señala el cielo 

posteridad extendida 

después de la na evitable 

jornada de las cenizas. . 

A este pues sujeto grande» 

tan grande que na sabia 

votar contra sus honores» 

aun el viviendo, la envidiai 

lugar le tengo guardado» 

que a tanto mérito sirva » ' 

y a sits heroycos blasones 

el premio cabal les mida» 



jD^/- 



520 CoHBDiA Famosa 

Descúbrese una figura de Lopb db Vega « que sol 

un hombre con un manto del Habito de San Juan 

' con una corona de laurel^ una pluma en 

la mano derecha ^ y un libro en 

ia otra. 

» Miradle todos ^ miradle» 

porque aun los ojos assistan ^ 

a ser testigos del caso ^ 
•* que no lo son , sino miraflé 

Ésse es el phenix de España ^ 
que renovado en la pyra 
de 1SU sepulcro , a la muerte 
despojos y nombre quiia« 
Sus señas tenéis delante» 
<]ue os dan entera noticia» 
la blanca cruz de su pecho ^ 
y el libro <Íe tantos cifra. 
La pluma , que le celebra g 
y es su mejor Coronista » 
pues escribiendo por otros 
vino a escribir por sí misma# 
La que teniendo menK>ria 
de su calidad nativa 
de pluma» por los papeles 
volaba mas que escribía » 
ved que fe dura en la maaod 
porque de. prenda tan rica 
ni pudo baver heredero^ 
ni pudo quedar ruina. 
Ni alli la juzguéis ociosas 



Honrad DHL Parnaso. §%i 
que fuera prisión indigna 
de pluma tan b ien preciada 
de tanta pagina escrita • 
De mis anales eternos ' : ; . ;.] 

está normanda las lineas ) . I 

porque a lo escrito se iguale y • -i 

lo que le falta que escriba. 
De aquel laurel coronado, 
no de cypres os avisa , 
: que' ofende' sus excelencias ... 
quien muerto le soleniza. o v, \ 
Vuelvo a decir que no es muerto^ 
vuelvo a decir que sus dichas 
en vez de las tristes Honras 
os piden Honras festivas. 

Ciérrese la cortina con mucha JMusica. 

Apoio. Todos decid : viva Lope . 
ApLAU.Viva Lope. Chanza. Lope viva, 

y a los curiosos oyentes 

volvamos a sus familias. 
Aplau.Y aqui las Honras de Lope. 

bien hechas , sino bien dichas , 

no dan fin ^ que son eternas ^ 

mas dan fin de referirlas ^ 

Aplaudiese la Comedia , asi leída » coffl» 
impressa y representada , generalmente de to- 
dos quantos conocen la dificultad del asunto, 
y el ingenio floridissimo del dueño, que aun- 
que esconde su nombre en su modestia » de»-< 
^\Tom.XX. Vvv cu- 



525 

cubre su opinión en su talento ; conque ce- 
saron los elogios 9 no los afe¿los de nuestro 
Apolo Mantuano ; porque si el fin ^s el que 
gradúa todas las cosas , le tenga este libro , no 
solo bueno , sino - feUciásimo con el acierto de 
tan gran Comedia. 

Hésc fama vati saerat ^ Juíc Hispanla 

Parcns alumno. Mantua . 
JPremente lauck iacet henar i Lupus iactt ^ 

Viduata ohcX Focsis kcu \ 






INT- 



5*3 

índice 

ALPHAB ETICO 

DE LOS AUTORES, 

CUYOS Elogios componen este tomo de la. 
Fama Postuma de Lope* 

EL Licenciado Miguel de^^«^r^l^ en- 
señando a UA Peregrino el Túmulo 
de LóPB. : Epitaphio* Eíse que admiroj; i 

polvo inanimado.: . ^ J?^g*. 3^5 

Don Aadíes A^ Aguilar^ So^^t^v Este qH$^ ' 

ya inmortal mirar dijunto. 359 

Andrea de Alarcon & Rojas , J^atritensi 
;Epitaphium. Hóc iac^t. M tumuh Fbux, 
LÓp^ííIjs.; «/&• , .: _ , 367 . 

El (Contador Nkolaa^ d^ Albiz. Ad i^excelea- . , 
tissimum Se$3as Ducem jMagnum Lope 
^ Vjsga patronum. Epagrakma. JP«<a? ¿^ 
ncrostiiSS^st^ 1^ ^mmas uniu va,twn. [^ ^^J[ 
El mi?«»v iij ^notrtQ Lupi ^ Veg^ H¡$pa4^, ; ^ 
0^ laureati Poetas.^ Sollers Vega Lupus. 

parva' s^fifitur i»_uma. , ibid* 

El Maestro Alonso de Alfaro. Ah IPU^er- 
te 4f L^fffi^ E^EQiA« ¿evan*a^ o Jkían^ 
c^Via^ la ceñuda frwt^. . *«5 

Don Martin 4$ ^ttifjicri^ y UrbiQ^ t .^^ ^^ 

Yyy 2 tran- 



5^4 Índice 

transito dé Lope. Epigrama. Porqtíc a un 
Lope esth lauftl. 420 

Don Martin, de Anguh y Pulgar «.ala in- 
mortalidad de Lope. Soneto. Nadtc te 
alabe^j IjOVb y^u0 ttí solo. .3*3 

Don Jtian de Andositta Larramendi. Llan- 
to fúnebre ea la niuehe de Lope. Ter- 
cetos.* En esta gran Ciudad , que agra^ 
decida. 170 

Anónimo. Al túmulo de Lope. Soneto. Es- 
te que ver marmóreo Zilibeo. 426 

£1 Licenciado Don Gerónimo Jacinto de 
Arajz^ y al mismo asiinto Soneto. Fúne-- 
hres voces no apacible canto. 36S 

El mismo jf al propric asunto. Soneto. iVo 
<m«r/(í.LoPE, muevo ser recibe. ^ * 3^4 

Madaiñe\ Atgenis. Sur le- tombcau de Mon- 
sifiUR LoPEAu Dü Vega Carpio. Epita- 
puE IFran^ois ¡ O q%( un grand reUquaire 
tst cloi en 'peu d* esfoce: 3^5 

Jóseph de Arriaga , Escribano Real. Dé- 
cima. ^£?by sombra y cadáver Jrhl ^^ ' 414 

£1 mismo a la muerte de Lope. Epitaphio. 
Jüiraeú este :Mauseoh. j 42^ 

XJáá Jüzn 'Asíete dt MbnrcJy , «^^ aiattiii*^ 
za átJaOPtí. Soneto. EÍ grande , el neraí ' 
el sóló\eí-féregrino¿' \ . * ! sS6 

Doña Jacinta Ba$a y al mismo asunto \ alu- 
diendo á &n eclipse de Luna que buvo 
la noebe^cjue muridLo^. Soneto^ i^¿^ 
^^ya a las montañas de Afénhoi '^$0 

Andrés Carlos de \B¿^lMaseda f kl mismo 
^* - ' asim- 



Alpha B^ TIC o# §íiy 

asunto. Elbgia escrita al Señor Duque 
DE Sbsa. Esta Elegía de amor , fufra- 

Anlonio Barbosa Bacelar. Soneto. J^tet^ 
iras Sirena en f selagos de llanto. i8i 

El misQio. Epigrama en Italiano. Quiti avoh 
ta caduco hórrido manto. 202' 

Alonso de Batres , a la muerte dci Lope. 
Décimas, Moriste Phenix del suelo. 144 

Atilano Bazquez de Prada , a la muerte y 
sepulcro de Lope. Soneto. Yace debajo 
desta losa jria. 418 

Luis de Belmonte ^ a ks cenizas de Lope» 
Romance. No es muerto , no , nuestroyhenix. 208 

Don Fernando Bermudez Carvajal. Soneto. 
Atiende^ a huesftd\^ y que canta admiraé S519 

Michaetis Jóannis BoMni* Fragmentum epis^ : 
tolx/ad Leonem Alktiuqiy virum c^« 
tissimum , in domo Eminentissimi Girde- 
nalis. Bisciar. 389' 

Don Jacinto de Bwanegra y Guzmán, en 
la nwerie; de- Lope; Soneto. .£ís¿/ií el do- * \ 
¡or , la lengua substituya. 34» 

Don Gabriel Bocangel y Unzueta» al mis» -I 
t ^o asunto. Elegía, ^j reducir a nume^^ 
ros ei^ llanto.' ^ ^ . f ' jag^ 

D. PKíIíppus^ffofi»/^ Gallób'elga. Ode Tris- ?> 

colos tetrastrophos. Alata pennis jugad^ 
rbus. ^fjy 

El Licexicíádo' -Francisco Borges Pacheco. I 

Soneto. Mientras Lx>?e que al orbe pro- 
' duda. 184 

El 



5^6 Indi CB 

£1 Excelentíssima Señor Don Francisco de 

Borja,^ Pripcipc de .Esquilache , en la 

i:muerte de Lope. Soneto. Nymphas dct 

jTaJo que en quietud serehaé " 6a 

El Licenciado Diego Bravo. Pbcima. Quien 

esta pyrd a ver ¡kga. 416 

Fray Hernando Camarge y Salgado. Sonb* 
To. Ahora si qut fu^ phenix ^ qué hasta 
. ahora. ^37 

Pedro del Campo Rebolledo ^ al túmulo 
de liOPfi» DECiMAé Aqtíi^ \ triste descarh- 
c sif¿lo\ 4^7 

El Doftor Fernando Cardoso. Soneto. £/- 

te de quien el lauro es corta gloria. 140 

Don Antonio Carnero^ al sepulcro de Lo- 

'; PB.SoKBTa¿> Z^pajae» en reposo^ na^ssujama. 83 
Don Antonio Carrion\ ala muerte de Lo- 
pe. Décimas. Hoy^ Madrid ^tu Apolo His- 
pano. . 401 
El Licenciado Francisco de Cáscales. Sone- 
to. .Morir es Ity ¡foxtosatn el que nace. 128 
Francisco de^Cd/it/V/a* CaMcion^iTíi voz so^ 
'. pora t insigne Lope , iwóoco. 337 
Don Gonzalo de Castro y Barona. Epita- 

PHiOi Lope soy.^ que desengaños. 398 

If)on Juan de Castro PecelÜn y Baronai 
dudando quando f Ue más famoso Lopb^ 
en tida , o en muerte. Soneto. Viviendo 
fuiste ,0 Lope , celebrado. 597 

El Licenciado Tbooiasr Andrés CArian^ z 
la muerte de Lqp^. GAJÍcroN. ^í^/ latí- 
/ reí de Apolo excelso y grave. 3f 8 

Do- 



Alphabetico. 527 

Doña, Jusepa Luisa de Chaves , al sepulcro 
de LopB. Epitaphio Acróstico. Feliz en 
culto 9 en nombre esclarecido. S24 

Don Joséph de Cisneros ^ a la muerte de 
Lop£« Soneto. O tú Lope no has muer- 
to^, o vida esperas. 376 
El Licenciado Francisco Cros , al mismo 
asunto. Canción Lyrica. O tú ^ que a la 
humildad de tus crystales. 42^ 
Gaspar Davila^ al sepulcro de Lope. Déci- 
mas^ Aqui en breve sepultura. 1 66 
El mismo hablando con un Peregrino. So- 
neto* Vuelve » mortal , deten el paso in-* 
cierto. 1 69 
Don Rodrigo Davila Ponce de León. Epi- 
taphio. Deste concavo marmol alma he-- 
lada. 375 
Juan Delgado ^ a la muerte de Lope. So- 
neto. O tú de Apolo universal destino. 322 
El mismo. Silva. Ya el rigor de una fiebre 

vetHnosa. 333 

Don Juan Duque de Estrada y Guzman. 
Soneto. Repita aqui el dolar mayor gratk^ 
deza. 82 

A Scnhora Elisa , na campa de Lope Lb- 
TREiRO Lusitano. Este he por quem Apollo 
enmudecía 321 

Antonio Enriquez^ a la feliz muerte de Lo- 
pe. Soneto. Nú tu vida ^ tu muerte solem- 
niza» 1 46 

Don Alvaro Enriquez de Almansa. Can- 
ción. A los ^umes piadosos. 63 

El 



5^8 I N DI C B 

Er Licenciado Don Pedro de la Escalera^ 
a la fama postuma de Lope. Soneto. Cys- 
ne sagrado , a cuya do&a pluma. 213 

Del mismo al mismo sujeto. Soneto. Ducr- 
me m el mármol desta losa fría. 214 

Eugenio Esquivel , a las cenizas de Lopb. 
Epicedion. ^ Qué causa de turbado senti- 
miento. 405 

peí mismo. Epitaphiüm. J^antua me ge- 
ntíiti miles y conjux ^ postque sacerdos. 413 

Don Joseph Estrata y Spinola. Soneto. 
Félix te nombra ^ ya feliz te advierte. 8 1 

Thomas Fajardo. Soneto. No ya festivo tus 

y arenas dores. 345 

Francisco de Faria Correa , a la eterna 
fama de Lope. Epighama» ^uriá ei pht- 
nix de España y quando llega. 280 

Madona Fenice ^ in la morte e sepoltura 

^ di Lope^Inscrizionb Italiana, Tutti i lu- 
mi celesti in solo lume. 31^ 

Blas Fernandez de Mesa. Soneto* No sella^ 
si le buscas ^ caminante. 132 

Luis Fernandez de Vega » a la muerte de 

L Lope su tio. Décimas. Si en tu acento se 
templara. 231 

Doña Bernarda Ferreyra de la Cerda , ál 
mismo asunto. Canción. Entre dos altos 
riscos del Famasso. m 

DoñaCostanza Margarita Fontana ^^vox%^ 
xno asunto. Soneto. No ha muerto ^por^ 
que Lop^ ha renascido. ^ 421 

Andrés Froes de Macedo ^ a la p^rrade^Lo- ^ 



n 



X 



AtfHABBl'lCO. ^2^ 

ÍPB¡ SoNBTo. '£sta elegante Jahrka , esta 
r pyra. 357 

Don Diego Fuentes Manrique , a la muer- 
te 4^ Lope. Sonbto. Ya el mejor rayo de 
} Ja luz de Afolo. . 328 

Manuel de Gallegos ^ al túmulo d? Lope. 
I Soneto. Deten ^ espera ^ o peregrino ^ pdra. 143 
Doña Antobia Garay ^ a la pyra de Lopb. 

Epitapko. ,Ei qu^ mt anma. siendo losa 
c jria. 37^ 

El D^^fitor: Pedro Gatada, l&^ta^jaíh. De tu 
: ingenio a lo sutil. a 34 

t)el plasmo a la brevedad de la muerte de . ; 
I -Lo^B* Soneto. Sol de España jut Lopb al 

occidente^ 235^ 

Francisco de Garda de Attoyo ^ a la felí* 

ce ciscunstancia de haver muerto Loph 
c en el dia de San Agustín. Sokbto. JSduer^ 

re la^vida , vive a la memoria. 434 

1^ Doólor Phelípe Godiwz. Oración iim&- 

bre en la muerte de Lopí^. 14^ 

£1 Capitán Diego Gómez de Figueredo. 

Someto.. Nunca la muerte en sujatal sen-. { 

tencia. / -. ^^3 

MI Maestro Gil González de Avila. Epita- ' 

PHI0I4. Quod claudi pofuít. loi 

Don Juscpe Antonio González de Salas , a 

ía jbmortalidad de Lopb. Soneto. Vive el .' \ 
r hombre mortal la débil llama. 1 10 

Don ^Ger)00Ímo Gon^ahz de Villanueva. \ 

So^^XQ.QtUyque partes non seguro vuelo, soi 
Doña Bitris de Guevora , a la postetidad de ^ 
i.T(9t^ XX^, Xu Lqh< 



530 IwbiCÉ 

PE. SoN&Tó. Arda en tü grande sepuicral 
hoguera. 278 

Doftor D. Gütetius Marquius de Carea- 

ga ^ a la muerte <Íe Lope. Soneto. Muer- 

te cruel y nacida del fecado. 86 

Del mismo. EpistViUum; QMiescIt Parnassi 

princtfs. ibid 

Don Rodrigo de Herrera^ al sepulcro de 

Lope. SoKBTo* No yacer muerto ^aqur^qnc 

eterno vive.. 136 

Don Antonio Hurtadtí de ^etído¿a%' De- 

fciMA. El aplauso en qucjamdy. 74 

Don Lope Hurtado de Mendoza. Soneto. 

No^a muerta, Lope pues t ^^ f^ respira. 71 
Ch Licenciado Antonio de León. Soneto. 

De fnad^6*<l dcse(msHel¿ úñtefneiido. 180 

Del mismo a la memoria de Lope» Poema. 

Si de quien profeso leyes de amigo* a^o 

^P^ Pedro de Leofíy 1 laíd honras de Lopfi. 

Sot4¿t¿« Tu frágil set^ ¿ gran vaVofii espira. 383 
Madama Lisida^ al sepulcro de Lope! So* 

NETO. Suspende \ Caminante , si reprime. 380 
Petrus Loptska A^\ictí%\é^^nGKhímK. Ter^ 
'^ ^ ra novem JMusas peperit , Musa única 

Lo^E. /- /. 41a 

Sebastian López de Cárdenas , a la muerte 

de Loi>E. Décima. Yace en esta losa fría. 404 
Manuel López de Quiros. Soneto. Solicita^ 
: pretende^ busca y a^ma^ 373 

Antonio López de Vega , a la isuerte «de 

Lope. Elegía. ^Q/y/ blasonas di luz ysitn- 

do humo vanOé . 96 



Alfhabbtico. 531 

Don Diego Maldonado , ad tumulunS Lo- : 

pii Epitaphium, Hic iac$t , hcu , // Jortc 
riacef^ qtiem fama per orbcm. . 220 

Don Francisco Malkn , ál sepulcro de Lor * 

PE. Epitaphio, Si te, parece rosa el que en * 
\ distinto. ^jo 

Don Ahtofaio JUartimz de Meüeses* Al : ' I 

sepulcro de Lope. Sone,to. Puerto , don^ 
^ de llegando a salvamento. 361 

Francisco jMartine:^ de Siqufeira» Sonetoí i 
Famosa, competencia ^ ilustre suerfe. , ,^¡56 

^\ Licenciado Diego Martimz^ de Carde- v 

ñas. EpjgrammA, Jamr, terit ^thereos Jott ; T 
^ m¿e tal/tribus orbes. ^33 

Don Amonto 4e J\d¿dirta y Fonsec» ,, fea- l^ 

blando con el tamulo de XfOPét, Spnetq» j 
c . Salve y hospicio seguro , que athesoras^ . ^^^ 
Él Do&or Don Sebastian Francisco de Me- 
drano. Discurso . evangélico j mora] , en 
L la muerte de Lope.. . .. , . : \22t 

Don Alonso .^^r^í/w^. SoMfiTQ^ Stemitp ■ /[ 

¡as boros, transitorias.. 129 

pon Pedro de Misia y Tovar , en la muer- 
te -de Lope, Décimas. JDc fa parca ¡o - ^ f 
^ fatal. . . . • . . "72 

Del misnio. Epigrama. Xa del T^arnasso fi ; /^ 
monte generosop 73 

Antonio Jtíicon^ a. la. muerte de Lqpb. So- 
neto. Asombro excelso de la v¡4a humana. 369^ 
Don Francisco Atocles Sotpmayqtr ,. a.Ja..:,^ 
r muerte de Lope. Elegía. O J^usas qjáe ! 
del ahn* d« Pcneot . /. c. . . ^4^^ 

Xxxa Él 



53^ Ikdicb 

El Licenciado Don Melchor de Matiforte. 
Elbgia. Forte fng¡ Heliadum fottf arce 
hicollis ab alta. 31^ 

Pedro de Morales ^ a la vida y muerte dp 
LoPB. Soneto. Desde que jue pastor tier^ 
no Bel ardo. sS^r 

Don Diego de JMoirícá González de Se- 
pulveda , al sepulcro de Lop£. Epitaphío. 
Yace aqui el cuerpo del varón jamoso. 223 

Don Alonso de Navarra y Cárcamo , a 
ia jnuetce de Lopb. Romance. Ya murió 
• ti^phenix Hisparw. 75" 

Del lalimo al mi^mo asunto^ Soneto. Des- 
cribo el mayor llanto y primer hombre. 77 

Juan Ha^arro de Espinosa , al senthniea- 
to de la muerta de Lopb. Cancón Ly- 

;; XicA. I Ha\ quien tener pudiera. 340 

£1 Licenciado Joseph Ortiz de Villena ^ a 
la muerte de Lope. Elegía. Riberas que 

3 '4n el claro Manzanares. ^6% 

Don Alonso de O'oiédo \ a la urna de Lo- 

f A. Epigrama. Este que miras marmol ele-- 
vado. 285 

Don Antonio Pellicer de Tovar. Epigra- 
ma. Águila generosa que en el cielo. 20 j 

Don Hipólito Pellicer de Tovar , al tú- 
mulo de LopB. Epigrama, Sa(^a , splendi- 
da , excelsa , Ínclita pyra. . 314 

Don Joseph Pellicer de Tovar. Urna sa- 
cra erigida a las inmortales cenizas de 
Lopé._ .^ . . 1^.38 

Don Pedro de Pena^^ Lope difunto. Sa^ • 



Alphabbtico. 533 

\K.O tu que pisas ya del JirmameMo. 203 
La Señora Peregrina. Epigrama. Ya elfhe-^ 

nix Español canoro espira. 351» 

Fernán Pereyra de Castro. Soneto. EsU 

postumo honor del ya segundo. 135, 

El Doélor Juan Terez de Montalvacu De- 
dicatoria ai DüQUB D¿ SfiSA. ..t 3 
Del mismo. Prologo. 19 
Del mismo. Fama poaluma ^ la vida y 

muerte de Lope. 57 

Del mismo a la muerte de * Lope. Glosa. ' 

En este comiin dolor. 69 

Del mismo. Soneto. Faltar la luz intenk > 

pestivamente. 135 

Del mxsüxo. Ito s nec aeternis Jelicja tehtp^ra 

laurus. ^ * . ' ^ 189 

Del mismo. Epigrama. Llorar ttk ausendaj 

Lope ^ no es fineza. 236 

Del mismo , mirando el túmulo de Lopb. 

Epigrama. Aqui yace , \ hai dolor \ hai 

hado esquhol 2^84 

Del mismo ^ a la inmortalidad de Lopb. 

Soneto. Deten el paso , pasagero , espera. 366 
Del mismo , enseñado a un Peregrino el 

túmulo de Lope. Epigrama. El Apolo de 
\ ciencias coronado. 382 

Del mismo , encareciendo el deseo qué tu- r 

vo de que viviera. Epigrama. Si a darte 

vida mi dolor bastara. 395 

Del mismo , al sentimiento que se debe a l 
-: la muerte de Lope. Dice. El clarin de la . 

Jama destemplado. 428 

Aloa- 



'^S^4 Índice 

Í^Atonso- Ps^rez de Montalran* SoKetd.'^Q 

^iii¿n pudiera en lagrimáis banadú. ir8a 

Frey Alonso Pirez Serafino^ alcédaver de 

Lope. Canción.' Moriste phmix % pero noj 
I no has muerto. ^^^ 

Juan <le Pina^^h, muerte, de Lope. Ro- 
[ MANCE. Renace el i píunkc de Arabia. 315 

Del mismo* Soneto. Ciríca mil afhtha que '¿ 

alürnhra y.dota.i 219 

Dton Luis Bernardo de Pifia. Soneto. Ta 

ctprts ti laurd \ yá^ la soaartt.- 336 

Manuel Antonio de Porpes ., a la muerte 

de 'Lope. Decimal Es fe que dio Jama al 
\ suelo. 386 

Don Ni<;o1a« é& Prada yt Ribera t ^^ ak- 
V banza de Lope* «Romance. Otro ApoIOf 

otro espléndoK "** -^ ' t8S 

Juaii Francisco de Prado , a la posteridad 

de- Lope. Soneto. Por rotos bronces mar^ 

moles quebrados 4 ; : ^ 206 

l^atheo de Prado , a la fama inmortal de 

Lope. Soneto. Qut es inmortal ^ deten el 
< golpe , espera. 3&7 

D. Joannis de Quiñones. Epigramma Ackos- 

TicoN. Hqspés si quaris paroa qui condi^ 
- tur urna. 85 

Don Luis Ramírez de A^rellano ^ a la muer^ 

te de Lope. Soneto. Vive inmortal mila- 
X gro peregrino. 14S 

Don Juan de la Rea Zurbano^ al misma 

asunto. Décimas. Aquestajlorida vega. 330 
í>aA Pedro de Ribadentyra ^ al mismo 

asun-. 



ALrH/[flBT<ico* ^ 535 

asunto. SóWfiTo; Aunque en su Josa i o ca- 
minante y has. 425 
El Maestro Gabriel Roa ^ al mismo asun- 
to. Canción. Si de mi baja lyra.^ 133 
Sebastian Radrigiicz de. Villa viciosa, ^I misr : ' 

mo asuoto^ SoNETX). Ki se^uttado en su ; 
. memoria yace. ' 324 

Don Gerónimo Román y Gomez«:RoMAN- 

c^:PuesfaUa^el'imtiskdi'i3ÍinU\}^^ 488 

Í>on Francisco de Roxas ^ al sepulcro, de > 
Loptí. Evirií9nso.\EjtC'(jue\iií.dcca^ojc^ fW- : : mT. 
numento. • . 3131 

Francisco de Saa de Meneses. So^bton 2)^ . 

ten^n Ti^\ O'camip^Cy'ijen tkidái 7* í . ^ I3ííf 
BernaW alazar j Salcedo/ y ch) kt mwefT J 
(^ te de Lope. Epitaphio. Afui yace el:JPi9^r -^ 

ta^ysiaquiyaee. - 1 419; 

Christophori SaJazaríi Mafdon¿k« Osn^^ »-.. ^ 
V ,t»i;LCRAus. Quicumque ^ es qui huc accedis>^\\2'j 
Del ini¿m&.< SoNároi-X^tl/iJ splumídy.Oftu- T 
•' /^ mas valiente. 21 z 

Don Garcia Salcedo CoroneUen laí muer- 
1 te de Lope. Elegía. Salgan sin 4uck dc^ » 

ñus tristes ojos L , ' . , .. ' :rd^ 

Don Jojsepii de Salinas <y. Ehriqucz , al mÜ9« ^ 
1 ixno asunto. Soneto. Vuela , o cysnc Espa^ 

tíol^a mejor nido^ 344 

pon Diego Sanekez'l^oTtocsítTeTo^ ^ al mis- h^ 

mo **asuixtb;: DioRifi^; Del Fei/IX Lope aqni 
l^ce. .1 , ,- ' . •• 331 

Juan 4t Santacruz Zurita. Elegía. Brgo ne 
i Macomdem^ fotult mws - i^rpia Iberum. 28 1 

-.i.ri: " Del 



^ «. 



53^ ^ .: ..Inoicj* \ 

Del iiiíswjé. SoKETO. J^w»-^^^^^^*"*^ • 
^ si en su muerte ^hora. 385 

Do¿loris Alfonsi SanBu 'RncimoH. Abru- 
■ píf pennas yabrupit Jama sonora^ 130 

Del misnio ad jMotUalvamim. Ijoñt postu- 
ma curantenu fíaa postreoM idcdit Lopius 
moríbundus Ó^ hallans. ibid» 

El Excelentisüno Señor Duque dé Sesa. 
' Epigrama. O Lope yiugcmo ^ Jad» wknira^ 

cicftís. ' -'..^ ', . • \. .. 1 .- 6f 

Juan Francisco «SfefMjrOottftzar i» al tu- . 
^ jnulo de Lopb. Epitaphio. Sabe » f ir^ ^jy^ 

sepfihro i fksag€ro. \ ^ 31» 

!^ \Doftor í)iiane de ^^S«foi< V a la fama de 
LoM. SoNvra.^' Quétsscura pompa , ^^ ^- 
tú -mmusekom %j^ 

Don Juan 5o//j Mexia 9 a la muerte de Lo- 
pe. *So«ret*o; Üí- fiombn\dc las Dndas del ' 
\zLet66. ^-.r v./v ;.;. V ,-.^. ; 43^ 

El mhtaio.fOifta 9 «rExtelentbtúio.^eñbr 
^ * Duque de Se$a. 436 

El mismo. Las Honras de Lope ob Vega 

en^^eivpARNAso. Cc^EikA. . • J . >.j t. 438 
Pon Antonio de Solis Rtbadeneyra*» ense^ 
ñandio : eV túmulo . de Lobe^ So^^eto. Jikgd^ ' 1 
deten el paso reverintü - .141 

ipon Fernando de Soto. Soneto. Viw ef 

que muerto fy a morir f»,fuedé. /J .84 

E¡usdei|i Sn?iíícKKLE^ Ad^upetios/ ábOt ,f iM-^r: . 

T * ütm qtd Jecerat ^ orbem. . . íbíd 

Don Pablo de Sotomayor^ al: sepulcro de Lope« . ^ 

I Soneto. V4ne$:¿iyQ^paia^o.yCiM^d^(^Qt0f -./.3JBi 

^ ^ * Frao^ 



AtPMAfiB/friCO^ .^ * 537 

Francisco Suarez l'en la muerte de Loíb. 
SoNBro. Este que admiras- j, si de noble 
fuego. * 329 

Don Ghrístoval Suarez de Vargas , al mis- 
mo asunto. Soneto. Con muda voz , si re^ 
sonante^ Hama. 33* 

Don Francisco de Tamayo y Forres, Sone- 
to. Lope murió ^ si bien la muerte en vano. 396 

Doa Jacinto de Torres y Guzman , a la 
muerte de Lope. Someto. Lope » { cada-- 
var tá ? ¡ qué triste suerte \ 343 

' Del mismo , al mismo asunto. Décimas. O tá 

Lope , que reposas 399 

Juan de Trúpita y Rivadavia. Soneto. En 
si y Me inmortal , en si reposa. 41 J 

El Maestro Joseph de Valdivieso. Censura ^ 
panegir id^ en, frosa. 9 

, Del mismo en la muerte de Lope. Elegía. 

Si nos dejaras ya que te partistes. 87 

Bartholomé de Vasconcelos y Acuña. Some- 
to. Quien en tu muerte el desengaño mira. 18 x 

Don Pedro de la Vega^ a la muerte de Lo- 
pe Soneto. De infausto luto muéstrese ves^ 
tido. 403 

Don Juan Velez de Guevara ^ al mismo 
asunto Décimas. Si es pyra f o cuna la losa^ 3 1 7 

Luis Velez de Guevara , al mismo asunto. 
SoNBTo. Aquel cysne Espaml , que dio al 
Leandro. 9J 

Don Francisco Villazomez Vivanco. Tbrce- 

TOS. En densa nube di exhdado llanto. 78 
Don Alonso de Villamayór o Vivero , al 
Tom. XX. Yyy tu- 



5^1^ • Índice 

túmulo de Lope. Soneto. Eíí este tnar^ 
tnoi breve ^ que venera. 388 

£1 Licenciado Francisco Villanueva y Her- 
iDosilIa. Epitaphium^ Híq iacet aitisonáim - 
Fei IX Vega Carpius sllen 374 

.^ Juan Baptista Villarroet ^ a la muerte. de Lo- 
pe. Décima. Coma una ¡uz quanch espira. 3751 
^ Fray Ignacio de Vitoria^ Aprobación en 
prosa.. 17 

La Señora Sóror ViolanttÁti Cíelo ^z la: 
muerte de Lope.. Canción^ Si endita ^si 
gloria.. 138 

Francisco López de Zarate ^ al mismo asun-* 
to. Canción.. JJma, Jeli^ que aumentas a 
las Musas.. 91 

Doña María de Zayas¡ ScMomayor.. EpienA^ 
inA. «Si mi llanto a mi flunuí fia cstar^ 
vara. 183 



£R. 



A LA kVfiRTE DE LOPB DE VbGA. S^f 

el perene tributo , 

el caiidal mas fecundo ^ 

que enriqueció los términos del mundo ^ 

adflííte t o Lope , aunque con tosco asseo , 

la menor obra del mayor deseo ^ 

que consagrada al túmulo y renombre^ 

eterna vendrá a ser como tu nombre • 

A la voz publicada 

del -riesgo que en su vida padecía 

el Mantuano esplendor de la Poesía t 

del recelo informada ^ 

el sucesso temiendo afectuosa » 

cierta del maU quanto del bien dudosa ^ 

comenzó a discurrir la phantasia 

que el daña prevenía ^ 

fabricando de especies en la idea 

lo que menos desead 

tantas produce y tantas multiplica « 

y al pensamiento aplica ^ 

que confundida de su misma essencía» 

para ocuparla al sueiío dio licencia» 

sí bien la operación aun no cesando , 

nuevas formas juntando i 

en disponerlas diestra , 

estas me finge » representa y muestra # 

Parecióme que entraba en rica sala 
de un palacio tan bello y suntuoso» 
que admirando crystal los chapiteles » . 
oro las puertas ^ jaspe los umbrales » 
unión de íinas piedras y metales 
fabrica y frontispicio ♦' 
no la materia a la labor se iguala ^ 

Ooáfc ai 



S9tf EtoGi^r Panbgtii|co3 
1)1 para delinear tanto edificio ^ 
se atrevió el arte a ministrar pinceles • 

£ra de una Academia el sitio hermoso 
capaz theatroy en cuya excelsa cumbre ^ 
en asiento de luces eminente 
Apolo presidia y enseñaba ^ 
y siendo tribunal la que era escuela ^ 
justicia hacia t si preceptos daba^ 
que como el buen gobierno se desvela^ 
en enseñar obrando, 
y en obrar las virtudes enseñando , 
assi Apolo las veces , si asistia, 
de presidente y de maestro hacía . 

Las Musas nueve el solio acompañaban t 
y doStas consejeras le assi^tian» 
espíritu in&indian , 
y suficiencia a los oyentes daban. 

Era de la Academia secretario 
la Memoria , las obras refiriendo 
de Ips que iban entrando , 
y con estilo áoSío , altivo y vario ^ 
o la é^o&tina oyendo , 
o^el premio con obrar solicitando ^ 
que abogados alli no se escuchaban , 
porque solas las obras abogaban : 
y era la sala en fin por todas partes 
archivo de las ciencias y las artes, 

Principio a percibir , apenas veo 
a todo el gran Museo , 
snudo el silencio , quando 
sino luto arrastrando 
a ki ocasión debido, 
que su real persona no le admite, 

pof 



A LA KVJftcm 1>E Loffe SS VbGA. 4 II 

pero canso mi pluma 
en numerdsa cuebta 
de tama escrita suma t 
si la parte menor experimenta 
caraéleres veloces de la imprenta , 
i Qué mucho llore el mundo 

la falta de un ingenio tan fecundo , 
que de su vida , \ o doStsí hydropesia ! 
a cinco pliegos sale cada dia ^ 
i Qué mucho que el concilio de las Musat 
fio pueda hallar a su dolor escusas , 
y qué mucho que el dofto presidente 
mese el honor lucido de su frente ^ 
quando la Parca esgrime la guadaña 
contra este phenix nnico de España? 
¡Ah como tú ttt propicida fuiste, 
pues la mayor jurisdicción perdiste, 
que ha visto el orbe en Héroes soberanos 
grandes por los consejos y las manos 1 
porque vivo era tuyo ^ 
* filas ya que Dios le tiene , solo es suyo* 
¡ O quántas amenazas dar pudieras 
al mundo , si dixeras: 
No me enojéis mortales, 
que tiene vida Lope , y yo puñales ! 
Si un Rey os quito , nacen muchos Reyes 
que dan y, quitan leyes: 
a un Capitán experto en mar y tierra 
otro sucede rayo de la guerra : 
y aun si al phenix os quito, 
o.tro con sus cenizas resuscito: 
mas si en L<oP£ executo ñus rigores ^ 



4lt ElOOIOS PAKBd.rRlGOI 

^*quiéti bavrá qae presuma 

ser feliz heredero de su pluma ^ 

Con razón pues los postumos honores 
a los vivos añades de su ingenio , 
Duque excelso de Sbssa ^ dulce genio ^ 
laurel siempre de humanos ruiseñores ^ 
tá solo eres bastante 
dar: a mérito tanto honor triumphante ^ 
Honre el grande Alexandro 
la Ifiada del cysne del Meandros 
y en los Thebanos bélicos combates 
de Pindaro perdone los Penates : 
ennoblezca Mecenas 

de Mantua y de Venusto las almenas^ 
y Ddmidano a Bstacio 
le prepare combites en palacio t 

• en el roró Trajano 
' erija Arcadio estatuas a Claudiano* 
De Cesar a Laberio anillo Equestre: 
labre Antonino bronces a Oppiano^ 
y ^on Gornelio Augusto su amor muestre» 
Denos Theodpsio humano 
con Prudencio amoroso testimonio t 
honre Graciano a Ausonio: 
y Guido Spoletano 
al Dante desterrado admita humano: 
la Academia Romana y Parisiense 
Con el Petrarca tanto nonor dbpenset 
que hoy Lope nos confiessa 
que basta para todos el de Sbssa é 
Hoy pues en tus cenizas 

f briosamente , o phenix^ te eternizas, 
[oy con principe tanto 

cau- 



ERRATAS. 

Psg* 13- 1!"^ 2^^ so^f^ un ^<^ P^?* 94- lii^* 4* ^ice 
seberams. léase soberanos, pag. ijo. lin. 7. ceUbare. ce- 
lebrare« ibid« lin. 16. mibí^ mihu pag. 196. lin. 24. mor. 
amor. pag. 205. lin. i.fidistc. pediste, pag. 2jj. lin. 4, 
Póseos. Pocseos. pag. 271. lin* 26. Meandro. Menandro» 
pag. 505* lin, 22. sonetos, conceptos, pag. 549. lin. 17. 
mundo^ mudo* pag. 419. lin. 5. Bamabé. Bernabé, pag.. 
449. lin. ja^ A^LAUSQ^ Apojlo. pag. 48S. lin. 7. /im^ 
^. miedo. 



This book should be returned to 
the Library on or before the last date 
stamped below. 

A fine is incurred by retaining it 
beyond the specified time. 

Please return promptly. 



j 






%./*.>tJP