(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "COLECCION LEGISLATIVA DE ESPANA CONSTITUTION DE LA COLLECTIONI DE DECRETOS"

Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as parí of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commercial parties, including placing lechnical restrictions on automated querying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attributionTht GoogXt "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct and hclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while hclping authors and publishers rcach ncw audicnccs. You can search through the full icxi of this book on the web 

at |http: //books. google .com/l 




From the Library 

ofthe 

Foreign and Commonwealth 

Office 



Transfeired under the terms of the 

Foreign and Commonwealth Office 

Library Trust Deed 1991 



L 



COLECCIÓN LEGISLATIVA 

' 11 mwáÉñ. 



{COmiNVÁCION DE LÁ COLECCIÓN DE DECRETOS.) 



TERCER CVATRIHESTRE 



1853. 



ToHO LX. 






¥'Sk 




w&xsasb. 



ES LA mPREHTA HAGIOITAIi. 

48U. 






.-TT'ir;.';'' f^r 







mmu 610. 



DIRBCaOIÍ GENERAL DB CONTABILIDAD DÉ LA HACIENDA. . , 
[i? 'SmUmln.] .GinnUr^ dicUnda pmenmmM p»» evitav ipie en \u 
caentM dftOpWMlonM d« nnu Teaoreríat %arvri tíUum por aitrtgat á 
juít^etWf.i.m tufpauof babidado ñáa mn^xilf^dal en ^tias. 

Varios tesoreros de Hacienda pública han hecho présenle á está 
Dirección general las dificultades y flun imposibilidad en que se en~ 
cuenlran de poder cancelar las entregas á justificar, ó pasos en 
SQspcnso por obligaciones del Ministerio de la Guerra que f^uran 
en sus cuentas de operaciones del Tesoro , cuando el reintegro so 
debe formalÍKar en (nstirrta provincia; 

Las mismas dificultades pueden tocarse en algunos casoá respec- 
to de pagos de igual naturaleza para obligaciones de Marina. 

La Ifirección , con objeto de orillar los inconvenientes adverti- 
dos, y de evitar que en las cuentas de operaciones de unas Toso- 
rerías vengan figurando débitos por entregas á' justificar, ó en 
sospenso, que, hayan sido reembolsadas en otras, ha acordado se 
observen las prevenciones siguientes : 

1.' Las cantidades satisfechas con el titulo de entregas ájutíi— 
fcar y partidas 'én suspento, que no puedan ser reintegratms en 
la misma Tesorería que nizo el pago, podrán ingresar en otra, apli- 
cando desde luego la suma reintegrada á ta cuenta de entregas á 
jiMificar 6 pagos en suspenso. 

2.' Estos ingresos figurarán en la primera parle do la cuenta de 
operaciones del Tesoro, columna do aumentos justificados y por 
rectificaciones y en la dé reembolso. 

3.* La Contaduría expedirá certificación expresiva del ingreso, 

vía remitirá al tesorero de lanrovincia en que se hubiese ejccUta- 

ñdas anotaciones en sus libros, 

aciones del Tesoro del nies on 

na de bajas, y acompañe coin6 

antidades Gn suspenso tas figu- 
s del Tesoro, gestionando su 

in, ó que puedan justificar la 
certificación expresada en la 



4 mat COATMlüBSTU 

Lm opawwkmw- qor soedan indieadas áeberia wMtk»»» *•►- 
pecto á todas las cantidades que desde 1 .* de Enero idUmo se haUen 
en este caso, rectificando en la primera cuenta de operación^ que 
rindan los tesoreros las qoe ae teyan. hwho y no estén con»rines 
con las prevenciones que preceden , por medio de aumentos y Dajas, 
exceptuando únicamente las que hayan sido reembolsadas en con- 
cepto de remesas de la Tesorería que antipipo , como en algunas se 

ha ejecutado. ' , . ^t • ^ .íí.aii_ 

Del recibo ^e la presente orden y dei qiuedwr V. -«n^wnpi»- 
mentarla!, eapefa la Dirección el oportuno avffio^DiowguwJ'áVv 
muchos aftosV MadfM 4 .• deSetietobrede4863;-=.>Mani»l ílOWffio 

LopeiE.«=SeñQr •' ' ;' ' •■ - ■ ' 

611. 

GOBÉRNAQOK ^^ 

[1.** SeiUmbre.] Real orden, acprdando varias dísposioionet Wflrc*^ Wl 
colegio d^.los DesaippaKadps que existe en esUcárte. . ^ .. ,. i 

Excmo. Sr.: La Rqina (Q. D. G.) se ha .'enterado con ^pr^f^ndo 
sentimiento del Uiste estado á que se halla en el día red^c^o,el co- 
legio que, bajo la advocación de-Maiía Santiairoa dp 4os Desampa- 
raclos, fundó y dirige en esta corte, cói^ phnegaeion sin paí,, la 
Vizcondesa de'Jorfcálari. Destinado á recoger y moralizar tesjoycnes 
que , olvidadas un dia de la virtud, vuelven al sentimiento dosus 
deberes purificadas por el arrcpcntimieulo y k penitencia , ton» 
de?de lue^o tal ensanche que las rentas, toda sde ía íundaporá, apli- 
cadas á síí sostenimiento, no bastaban á sufragar lips gastos, siendo 
por oti-a parte doloroso negar en él la entrada á laa '"*^''®* *IH® 
acudian en demanda de, protección y amparó para abandonar la 
;5enda del vicio y el oprobio. ' „. '■ ' 

Proveyóse, á instancia de la Vizcondesa, á.tal conflicto pon una 
pensión de 4,000 rs. mensuales sobre los fondos, de Cruizada) y 
cuando estos se destinaron en conjunto, y al tenor del Concoijaaío, 
i otros ^agrados oliietos, suplió la bondad de S, M. si; falta, acor- 
dando por Real órdep de 2 del úlümo Abril que se contmuase.la 
subvención con cargo al producto líquido del indulto cuadrag^imai 
en este Arzobispado. Besulta de la comunicación dirigida en 2o ae 
Julio siguiente ppresa Junta general ^ bs(io puya inmediata inspec- 
ción se puso el establecimiento , que dicha Real pr.dei» ^° P??f 9^' 
varsc absolutamente á, efecto, porque la parte disMnible, d^l P'^^r 
ducto líquido del indulto no llega á 30,000. rs. anuales; pcf Ip que 
apoyando las gestiones de la Vizcondesa de Joi^aA.Jpwa. qH9 W 




»- J. » •^< 



qoede/iluaoriiiJa^eoiMmion , y rectaociendo los beneficios inmensos 
que su admirable lundaeíob produce, propone que dicha subveHcion 
se salisfigiga ^en adelasolbe por el presupuesto general del Estada Y 
desean^! S^ M. , ,en cuyo coriocm maternal hallan eco todas las des^ 
gratúas y cabidatodoa k|S'Seiitimieiiáos;g^^ bq sólo mantener 

en su' aotftal /estado el <3olGgio de Desamparados, si qne proveer,* 
sirviendo él débase, á i céúMdiar. mayores y no menos sensibles 
DialeS) :á su.:ai3(ipai^ó .y en su reoiiíto;' teniendo en cuenta qike en el 
pre6up«ie9k>del GstadorinO'hay crédito disponible para esta nueva 
alemáon ,'se hadignádo resolver lo siguióte c . i 

4 .* Que: ise^iuiite el oaUUÍQO oelo <lel Excmo/ Cardenal Arzobispo 
de ToledOi neolamando al efecto la cioqperácioh del Ministerio de 
Gtraciaiy; Justicia , para que en> vista de lá aflictiva situación del es^ 
tablecimiento, que le consta personalmente , se sirva disponer que 
se eútrcgo^ di mismo, ttenáualnaente la porción mayoi^ posible del 
prodoctOrdeji indulto cuadragesimal, :ya que por desgracia no hay 
medios hábiles para dar los 48,000 rs. anuales. i 

2.* Que en consideración al importantísimo servicio que el cole- 
gio presta á la población y á la* provincia, se excite á las Juntas pro- 
vincial y municipal de Beneficencia ^ por medio de sus respectivos 
Presidentes, para que de las partidas de imprevistos contribuyan 
pofeste afi<>«to'al^-ddñaftiTO|^ara dicho coM^^ y que paía el 
de 4854 asignen en éFptesnpueátb-próxitüD una módica rétribucíon 
mensual jpara ayudar á su sostenimiento, pOr lo que interesa al ser- 
vicio dej lá Beneficencia pública provincial y municipal, cuyps ^Qtos 
de caridad y desprendimiento verá S. M. con singular agrado.. 

3.* Que informe, la Ordenación general de pagos de este Ministe- 
rio si, existiendo residuos d^l millón de reales autorizado en el pre- 
supuesto general para auxiliar los establecimientos benéficos de 
)Mrid^^< pi^á. éónslgMrse aigtina süfna para d. colegio de Des-^ 
amparados. •! , ''- . :; 

4.* Que esa Junte general <leltbere é informe á su vez acerca de 
si estima posible y oportuno^ que ^nan^dii^ el servicio del colegio, 
para que en sección separada atendiera á recoger, educar, y hasta 
dotar en sír^lia á las' joVeiíes ábatídoÁadaáj desde' la 'edad de doce 
á veinticinco años, qy^p^ or{apda(jl^, ftbsuY^pno ó negligencia de los 
padres, pobreza ó ^seduccióii se hallen en ocasión de prostituirse, 
librándolas por este medio.Idojjstn^fjdicion, y ganándolas para la 
virtud, para la familia, para la sociedad,. Antes de resolver este ex- 
tremo habrá de consultaf^sé iá opinión y la voluntad de la fundado- 
ra ^ fmtsij^oMictié <&s^ ne0|te»>propia^:qifa cotí lAil^ublihie- abnega- 
ción y caridad cristit9na"^K0a.9JKMr£t alrC0legiO',!sQ;pedrán(dobtir 
conio?iqgn^to«$9urQ.y< íyúrfbm tu&.já{k)ca 



V 



o TE&GBE CUAtBnaSTtl 

qu6 tenga á'bien fijar ; en la íntelisencia de qne dorante m vida se*^ 
guiri constantemente, mientras lo desee, al frente del estaUeolmiento. 

5.^ Que en el caso de dar solución favorable á estos puntos , re- 
dacte esa Junta el presupuesto do ,§astos é ingresos, y las bases qMe 
ban de servir para el Reglamento de la casa, que «será á la sazón 
de amparo y misericordia, de penitencia y oorrecéion voluntariet de 
su ulterior organización se ocupará también después. ' • 

6.* Que asimismo informe la Junta acerca de la clasificaoion que 
ha de. hacerse del establecimiento ; y si opina que sea general , que 
remita como adición ai 'presupuesto de sos obKffadones, ya elevsh^ 
do á esté Ministerio , el de las concernientes a la expresada casa 
para incorporarlo al del Estado , después que mereeca la aprobucion 
de>S, M., de cuya Real orden lo comunicd á V. B. párasú iúteligea^ 
c¡{^ y cumplimiento. i .» ..• 

Dios guarde á Y. E. muchos afk)s. San Ildefonso 4.^ de Settem'-^ 
bre de 1853.«>«Egaña.«>»Sr. Presidente de la Junta gehéral de B64> 
neficencia. 

HACIENDA. 

m 

[^ Seiiembre.] Real decreto, aprobando el Reglamento paira la ejecución 
de la ley orgánica del Tribunal de Cuentas del Reinp* ^ 

En vista de lo que me ha expuesto el Ministro de Hacienda, oído 
el Consejo Real, y de conformidad con el Consejo de Ministros, 
vengo en aprobar el siguiente 



\< I 



RÉGLAME !rrO 

PAftA ülEQOTlill U LBV P« 25 nft AGOSTO^M iB&i ,. QÍUS OMAtlIió 

EL TRIBUNAL DE CUENTAS DEL REINO. 



■II »■« I »■ ■■> i 1. 



DE LA ORGAmZACION H«f TBJBURAI, T SUS Itj$PBRI)El(CU9< . , . . 

TITULO pRIJTERQ. 

u, CAP1T0LÓ-L-' •- > • '• '\ •'<» ■ 

V, ' .. ' .' '■. .. .\ '; '. '^i Tribynai pieriól^ ,; /. ' .\ ;;. .• .' , .';,.;^ 

- Articalo^ .« El Tribunal p\Mú se compone db «n'Ppesideiito^ bíb^ 
tai Ministros v: un Fiscal y un Secretario general; ir ] i ^ nt); 

r.HAirt.<S.Í Para tooDstítuir el TnbuMtptwlo ^s'Wweiario ^juevéHéB 



presentes, por lo menos , el Presidente, cuatro Ministros y el Secre* 
tario general. .** 

Art. 3/ A falta del Presidente, por vacante ó impedimento le- 
gitimo, hará sus veoesel más antiguo dolos Ministros. 

• t ' ' ' .CAPITULO tt- 

.♦j ■ . ' / -.•.•■ .•<" ■ .-'«•"' '/' 

' • ■ '■ M Vf^naldividkíú en Salai: ' ' ' . ' 

.■ • • ..■ . -.' ' . • •'• ..-.TI 

Art. 4:* CSompotien las dos SaJásr del Ti'ib'utiaT los Mitafetroi ^ue 
desij^an los artículos. 30 y 8i de laí ley orgímípaí, , ^ * 7 

H Presidente asístirS a fa Sala íiue tenga Wv convctifente , pré^^ 
sidiéñdola/-. • ••^^- . ' -•• ••'.-•• ;--.-^ /'^ • •-. 

En cada Sala hará' de Secretario el Contador óiaiiiiliar cjuc'á' 
propuesta dé' lá mrsmá diestgiie el Tribnriál al haber, al principio' de- 
cada año, la distribución de negociados Míe ^ lo cnbárga póréF 
artículo 31 dé la ley: ^ ^ " . ¡ • '^- 

CAPITULO ni. • 






Del [ílseal y tfe Uk agentt^ fsealbs: '\ ' 

Art/».* WPtecaleéí el representante del Gobierrio, y con est^ 
carácter ejerce ante el Tribunal y ante las Siíilás las af ribuoioncá qu^ 
le confieren los artieulos ti y Í3 de^ la lev orgánica. <* 

Sin embargo, el'6obierno podrá- nomD!*ar:tin comisiofYádáespé^ 
cial para que desempeñe este cargo en determinados negoclpi^; ' - 

Arl. 6* Los agentes fiscales' aoxiliaráíi al Fiscal en «1 deseiripe— 
to dé «u»luncioMs, según lo previene el ¡\t%. 6?' de la ley or^níca¿ 
Uno de ellos por lo menos ha de ser letrado. ' '' ' ^ 

Art! 7/ Gon^spl^de etdwlTbinente al Fiscal la dlstríbtk^á do^ 
los trabajos de ía FtütíaHa, y poduá en<;oiJiéndéír á los agentes Ü^tA^ 
les^h s»t8tencia á las Salas otfamdo lo' crea n^esaÉ^. « 

Art;S;^ iaoategoriadél Fiscal osla miefrnáqoeiá de TOB'Minis^ 

tro6 del Tribunal. •• •" -■' '" «s'''^'" ^-^ '-'^ • ';"'• ' '"''^ 

Lé6:aMnte^'fiÉÍcaléÉÍeiradódi)0n«w>%^^^^^^ de primera 

elÉM9'ywqísi^Mloi\fiíem,'lade'(^la^ ^ -' 

<-Hi6<ft>i(M«! {M)di^ Ío»)a^«M«S'^Hsé«iibé> qtíc' hsfyan 

servido su destino sin nota alguna por espacio de cuatro años, el 
suddo inmediato superior al que disfruten con arreglo á'su categoría. 

Arl. 9.® En vacante, ausencias y enfermedades del Fiscal , le 
sostitoirá el agente fiscal letrado ; y si ambos lo fueren , el mas an* 
tigoo. 



nacBR 'ODitrudmai 



CAPITULO IV. ! 






Délas dependpma^ M T^rt^tma/r . i . • ' .; 

Art. 10. Las dependencias del tribunal se componen de siete 
secciones , la SecFetaría general y el Archivo. 

Art. 11. Cada Ministro del Tribunal tíei^á^su cargo una sec- 
ción , de la que es Jefe inmeaiato. 

.. En Ia$ vficante^ , ausencias y^ enfermedades de \f>^ 0iism9s ^ pera 
esté cargo y para constituirse en S^Ia^ se süstituiráp unqs á otro^^ 
P9r, designación del Presidente: Jíi.sustitwqio)i(ía'unlíI¡nísti'j[jJ^^ 
recaerá precisamente en el otro de su misma clase ; pero 3i,^)a..au-. 
sencia ó la enfermedad fuere d^ largq. (Juraoion^elPre^d^té dí^l .Tri- 
bunal lo pgndrá en conocinüe^to ¿fóí Gobiejí;po pa^^ qiie;in9mbr^^ 
suplente, 51 lo tuviere áhien. , . '. [ .; .; :í ' í : .Íí», 

Art. 12. Para el despacho de los negocios .qorréspoiifíieiLteis a 
cada ima de las dependencias del Tribunal habrá, á las órdenes (le 
sus respectivos Jefes, ContadoKds dQ pí*ÍJCOera y segunda clase, y el 
número suficiente de auxiliares y escribientes. 

Art. 13. Los Contadores cst^r4n distribui^9s por mitad de pri- 
mera y segunda clase al frente de las mesas de examen de cuen- 
tas que habrá para este dbjeto en las sieteiseccipne^,' yjse asigtftítán 
Ipp prepisos 4 la Secretaría general. : . k-, »'j..;. •► 

El primero de los Contadoras tendrá á su capgo>t: ademán' <Jb>lAe^ 
gociado.que. le cprresponda, la/sustitücíon ' dol Seei^elatiQ tg^ocral 
en vacante, ausencias y enfermedades. • .. .. ^^ ¡ ;, i) 

...Art;. 14. , Los oScíajeB aiixiUao^es estarán divididos por da^^^/se- 

fun su&sueldo^, á^saber: de 1§,(^ rs.j de 14,000., de iSl^OOOa'dci 
0,000, de 8,000 y.dp 6,<)ip0. . ■,...; ^ . . í' . .. u,, r 

r . Estos y los Qscribieiite$ oe di^tfibukán en kifbrwíDquQ^el.T/j- 
bunal.cQnsideiie.inasciO^yqDiente #1 servicÍQ de SUS 4op9iMÍf^ í 
Art. 15. El primero (}e W. Q^ribi^i^es ^ arrejgl^rá h^»A «eg^aH 
dade^'d^l 8eryíck>,)y;^ dqtfiqioAe^'á. liat i^signaaio» qte piraii^ta 
clase se fije en los presupuestos generales. ...m -i i i 11; ^ .1 

r «iViltÑ 1 ^ Jlabri Adomás.psyra. A iservicÍA i^el Iri))i|ii9Í} w. partero 
dé estrado? fíCpD/serj^ ^\ f¿lificiio ,»y \o^ ugí^r^ís yi ipp^2iQii|P¿C6S9isÍ0tfc) 
n Vnor de es<!9»^ ÚltiiQ^.^tará áls^8Ín9Wdist(9Biáf(i^9M«id€Í)Bi^^ 

!•) .• •> l; 4V:|jiíj') -JÍ' ..:;/ir¡>-> TM í^íi''-!.'. IjÍ'M! íl< nc-''^;':!"» na ol>¡/T>« 



PARTE flCOUMDA. 

i - EJBteBBLAS. ' • ■ ••' '-'f 



vi > . 



I L 



.'••>'-•..•. . : '• ' I . ' " : ' I' 



•i » ' *• i/-«-. ' ri^rmtfr rv nnV^«nn'/A ':■; ' "'í'J 



ÍÍTUtO PRÍlflERO. 

. ■ •' ' • ' 

ATRléUClOl^ES GUBERNATIVAS. 



1 i. 



».' 



• I , ' í- » 






CAPITULO I. 

Dri l¥étéiente délTribunal^ Jkcanosrde las Sah^, y litmistros Jefes de 
• ' ' ■ '• ■ ': ' 'ías'seccioÁes. .' ' - , ' "^ 

SECCIÓN PRIMERA. 
Z>f/ Presidente del Tribunal. 






Arl. 17. El gobierno interior del Tribunal estará, como lo pre^ 
¥i^p^idl att ;23j tte U ley >á. <mrgo del President^i-el qoíil hata gwer- 
dar tA ó^d^a 4i^do , '<}uidaodQ >de que^. los. Ministros y 4^ás ei^-t, 
pleados llenen con exactitud sus obligaciones. . ' !, • 

Art. iS. ,iM, Br^sid^e.podrá Ua^^r.á^ su dospaqlio, c^andp^ lo 
e$tiine^^í9iDdacé|ite3al servicio, .á cjüíalqwer Minisk^.Q empleado 4^ 
TriboDal, y tendrá á sus inmediatas ónjene^.al^ecr^^rio 4ol iQisinPrr 
' Arti 40. :B> Pr?j$ideQt^f r^eik>ir0¡ y despficbará la correspopi^^cia 
del Tribunal y de jia^ S«}^i autorizando (as contesta^i&i^s y p^pío^i 
qM^racueffden^iy inoi (ieli^p .Qamuaicar:S6 poif los, l^inistros ^.-Jefi^.de 
sqo^dn, ó portel iSéorotaPÍadpl' Tribuna^} ? . i ; ,\ .-. ,,:..: 

^ Pr^síd^lieí autorízai^áí sotam^ntéí la conre$poDi}e^4^^;Con>^l Gf9^ > 
biemo, con los Presidentes de los Cuerpos Cblegisladpi^y.oon^^ 
Yioepm^dmte. doJijG^itsfyp^^ Kl^{il{y PrQ$»d0>it^s dejilos Tribu^ea^u- 

prcpiO^i yoon IpsJctÉBs (teJPalaai».^ .- . ..t¡ » : > - :g - ! .i) 
Art. 20. £1 Tribunal , las Salas, los Ministros y ea^)^aflas^ifíÍT^ 

giran sus consultas , solicitudes y quejas al Ministro de Hacienda 

por conducto del Presideq^tD^aaln^ I^Aiq^fr fueren contra este mismo. 
Art. 21 . El Presidente dará cuenta al Ministerio de Hacienda de 

las vacantes y toiasif^dApQíienpoi^. V9A*em{Hiea(^SK4el Tribunal que 

sean de Real nombramienlo. 



10 TBEGKROJimMSSnS 

para ausentarse con justa causa por diez dias , dando cuenta al Mi- 
nisterio de Hacienda. 

Art. 23. El Presidente cuidará , bajo su responsabilidad , de la 
puntüaPasistencisf de l6a Ministros, Contadoras y ddtkiás enüpleados; 
reconocerá los asientos de los libros que deben llevarse con arreglo ' 
al art. 4 O de la Real Instrucion de 23 de Mayo de 4 8i5 , y llamará la 
atención del Tribunal pleno sobre las faltas que se adviertan en este 
particular para los efectos o^^presadQS en e]- capitulo XII de la Real 
Instrucion de 25 de Enero de 18S0. 

Art. 24. El Presidente, oirá las quejas que \e dieren los interesa- 
dos sobre retardación en eí despacho de sus expedientes y sobre los 
abusos que merezcan particular providencia , y tomará la que cor- 
responda, dando cuenta al Tribunaf cuando el caso lo requiera. 

.Art. ,25, . Sift Real lieencia no podrá el Pre^idpíjte;au«^ptai;sietPQr\ 
mas de quince diás, y aun en este casólo participará previamente, 
exponiendo el motivo al Ministerio de Üacíenda. 



V < 



§ECCION SEGUNDA. 
De los Decanos de las Salas. 



, ■ t 



- Art. '36.' E! Decano de Cada Sala tendrá á m oar^o ^i góbioriicr 
de ^Ha , dirigirá las discusiones, y cuidará de la conservación áct 
orden. " . ! r ; 

Art. 27. Cada Decano publicará en la Sala lós pnovidendiflfs ó 

sentencias definitivas después de firmadas, y ^1 8ecr¿iar4t> de te 

niísfaiía autorizará la •f)üblicécipn. » ; :• ^ l 

'Adetnás réconobérá ^l Decano las ^mumcabloneí y desí>áchtoí <ie 

la Sala, feotiejándolos cím las decisiones origínales. f • «i i '> 

Art. 2«. El Decano áe cada Sala ejepcérif sw juitisdiecioo,' afeá^»^ 
dando en los dias feriados Ia« providencian que por "urgentes debatir 
toínársé sfn demora , y de las cuales dará cuenta á la í^aéii lá^ri- 
¿erá reunión. -■ ■■'' '••.:•.•- '■>',••.' / v>r . 

~^'^8eé3téeptáan de esta disposición las pí*ovideticias^ué'^ «ttvViata' 
de los alardes de que trata el ai:t. ('83; óotrespoiidé diotar i lé$W'^ 
niátWiis-'tefr&dos. ' •, • ■''- '• ■ •' ". ■ ■' ^--; - ''^'^ ■'- 

.OM.^i.ií •.•..» i j.i .: ., • '.saCGIOWWáCBRA'' - '-*''■ « *"'» ■" '''' '^ '^'^^í 

•''";■ !■-'••••■•• Dé k^^JmmsttH^ Afeé i$ tasis^^ • v^o^?.---,.- • .^A 

Art.' 99. tíOS Ministro» Jefes d^ fié0i0Íofii|4liid«Att'& st caiígoid^ 



dos en h Iduisma asistan coq puntualidad á las horas designaiias por 
el Iribonal ; de que se ocupen osiduamente en el desempeño de sus 
deberes^ y de que observen con exactitud las disposiciones dé la 
ley y de este Regiamento en la parte que les concierna. 

' r )■ 

• • • - v/. . 

., tf^ A VkirPYTT /A tí » . h ' 






CAFITULO n. 

Dd Tribunal .pleno. 



• 



Art. 30. Corresponde al Tribunal pleno, además de lasatribch» 
cienes que le confiere el art. 28 de la ley orgánica : 

1 .* Circular á quien corresponda'^ tos Reales decretos y órdenes 
que se le comuniquen sobre objetos de sus atribuciones. 

2.* Proponer al Ministerio para servir las plazas vacantes de 
Contadores, Archivero y auxiliares á personas idóneas , con sujeción 
á lo determinado por el art. 42 de la ley ciánica y las disposicio- 
nes de la Real orden de 1 8 de Junio de i 858. . t 

Cuando ocurran á la yez dos ó mas vacantes , hará el Tribunal 
sus propuestas siioesívainente ; y hasta qoe una se halle aprobada, 
no elevará otra al Gobierno. 

3.*" Nombrar por delegación de S. M. ^ y mientras no sé dispon* 
ga oWa cosa, los escribientes , ugieres, por tesos y mozos de las de* 
pendenetas del Tribunal, á propuesta de los respectivos Jefes en 
amanta á los escribientes. 

4/ Suspender de empleo y sneldo á los empleados que dieren 
justo motivo , para eUo ^ procediendo, gubernativamente de un modo 
análogo al que se establece para los demás, empleados eii elcapitot- 
lo X2I de la^Instrñcctoa de 25 de. Enero de 48&0. ' 

6.* > iSe^pArar á los sidMilternQs del mismo Tribunal y proponer ta 
separación de los .empleados de Real nombramiento que se hicieren 
aeceednre^ á esta n^e(itida> 

t 6/ Proponer, al . GobierM> la jubilación de . los . que , hallándose 
imposibilitados para el servicio, puedan optar á ella con arreglo' é 
jaih^slacioit.vigente.pobcelaiiiataria.' i 

7.* Conceder licencia que no exceda de dosmelsm á. los Gbnta^ 
•dóD^i ainiHare^ y .subalternos ddl Tribunal para pasar ooñ moUyo 
justo á cualquier punto del Reino, dando cuenta al Mmlsleicio-íle 
iHaoieada á»,hs iioamas qiie:eniiQ de eita (acuitad seconeedan. 
.« : LM-«crod se (^liciten' pó^ mas tiempo ó paiia< él- extranjero,' se 
eooMiltaran^siempreal inísflaorMiáiste^ • .«.i . . i 

8.* Aprobar las cuentas rde gastos .del >Tribnna^ y^sus deoen^ 

Art. 34. Para que el Tribunal plcpici «pueda fijar ooq aciertos ta 



43 TERCER 'CÚATftBaSTBI 

éi^ribucioft dé kis tr^ajos! anuíales de que trata el árt. M de la ley 
orgánica ,* tendrá á la vista un estado , que formará con anticipación 
el Secretario general, dé las cuentas ingresadas durante el año últ^ 
mo , de. las fenecidas y archivadas^ ^ de las examinadas , pendientes 
de reparos, y de las que están por examinar, todo con arreglo á las 
noticias que al efecto le pasarán las secciones dentro de los ocho pri- 
meros dias de cada año. 

De este estado remitiré copia al Ministerio de Hacienda, sin per- 
juicio de la remisión de otros estados en las épocas que el Gobierno 
deliermine. • ^ 

- ):. i CAHTULO.HL 

'}l ' Di^la jurisdicción dmipünar,' 

1 '> • .• "■ • • . • ' ■ . . . . ■ * 

- .. Art^ 32. -Incurrirán en las correcciones disciplinares los fiiiiGÍo«^ 
narios que componen. el Tríbtinal de Cuentas: ♦ .. 

i . I 4 .' Por (altas, de obra , de palabra ó por escrito al respeto de sus 
jsuperiQres^ i6 á las consideraciones debidas á dus iguales. 

2.^ Por ser negligentes en* el cumplimieiito de sus obligaciones. 
-:'3/ Por comprometer el decoro de su ministerio. 

4.' Por cometer \qé Contadores-, auxiliares y demás empleados 
subaltetnos cualquiei-a de las faltas á qüc se refieren Jas corrección 
nes expresadas en los números 4.° y 5.° del art* 30 de este Ro— 
^mento. 

' ^ Art. 33< También incuriirin en dichas correccione», segrní li^ 
«gravedad de las circunstancias: •.;>!. 

\ . Los que diifijan' al Gobierno, Gorporaoíon 6 persona reV^esti**- 
ida: de carácter público , felicitocione& po^ sus actos,óc«i^quier otro 
^neróide ccúmioÍGaeionen qué Jos api*ueben ó vituperen. 

2.* Los que publicaren escritos en defensa de su oo«nporlamien«- 
lo bficialy ó ooBtra^el deotros^ sin especial' permiso del Ministro de 
ftlaii^eiidai'. . .^ •■•-;.. • '•'• " . i « ,•;:•;. 

3.* Los que influyeren de otra matiera que con su; Y0t6 ett las 
-elecciones plopukHres; t • ' , j- . 

<. /<4.^: Los a|Qe asistieren á reunión ó asociación que úifi^ un ob^ 

•jétOipoUtioór '; i-i' ! i ! *.. ' » .' <■' j ' . ..» .í •■ i .)■ :.'!. 

.r.sAvt^iSi. La: facultad de* imponer correcciones disdfpNmre^lál 
•Fredidénleiy'MinistDDs del Xribunalyserá ejercidá<por el Miniü^o de 
Hacienda, en vista de la denuAciailealifieMa, qi»a.te>hBigi^«ll^no^ 

4le'k«)fallías5]éeímdtiVeúlaeoíTescción.>iii^! 'i n '^k;^ '^ 

La facultad de imponer correcciones disciplinares á los GwbMU^ 
I^JWÍtespoodfi^^ái Xíümpatplqno^iu; ' i .;. ( •.;» n-i/i . w. • ¡r- 



Bl Presidenta tendrán iguftl f^oyltad re^pe^.de Im mtíimes, 
escribiente/^ y empleados subalternos que componen las Ylepead^Orn 
cías del i Tribuna . .{ ; •;,» i,:, .r, 

Ar(. 35. El Ministro de Hacienda ejercerá la juri^ic^ipi^ disc^; 
plinar. en la iorm^ %ae juzgue n^as poJdj^enie^i 6?gu|i la^iOiayiQir ó 
menor graveijad de las faitap^ ,. ., .; -. .. - - :: ...,i^ 

El fribuna) pleno y QlPresid^nie'Ia ejecqeránd^ un caodo aaán 
logo al que sa est^blj^^ ^^ el capitulo¡XU deila Instf*uocion do^^bíhi 
Enero de 4 850 ,; é imponiendo la^ corféccipqes que se expresan en. 
ella y en.los números í."" y 5.^ del art. 30 da este Reglame^i^.. . . . 

' ;' . •' iTITUtÓ SEGIJNPO. , .' .', '.•'.„,,.,,.,, .;,,.' 

I 

ATRIBUCIONES AUMIHISTRATIVAS.' ' 

; • ' : "• • • ;/ ) 1' i» 



CAPITULO I., .' '• ,.:,'■ '•,-: o^.Mr.if 

■ 

Délas aíribucian^s del Triburud, pleno pnmateri^de.^Lt^líipfiSf; . •,{. 



. ■ , y,.- . '•'•!? r» •». 



, Art. 3R. . Correspoqda al Tribunal pleno.eT^igírfla.pnésentabionide 
cuentas, no solo á los funcionarios y particulares ^eidesi^attrla 
InstruocíoA de ^5 de Enero de .1850, la. ley. de contabilidad dté 20 
de Fel^rerq del mismo año y la ley orgánica del íTribuna}, sioo <«m.4 
bien , ¿ £aüa de, estos,, á sus l>eroderos, y en su defecto áilos^^fiam 
dores, facilitándoles las oficinas los medios que:reelarMrt.»y sea» 
de^dar... ;■ . ,•.:, '..•. .- -. ^ • '' '■ ' ■'?...•.-•! '^ 

Las cuentas se rendirán en la foj^ma^^poca y bajo los GonQé|>fi 
^,que provienen la j^truceion 4^.(35 de Enero de 4850 y ordenes 
posteriores, salvas las modifícacipnes que eh lo sucesivo- áe afci^prr 
den. por el Gobiernp. en uso.de sus facultades. • « t ; - i 

Art. 37. "El Secretario general presentará, d lUfimo día de obda 
mes al Tribunal un estado expi^csivo. de-isis euentasque haw debido 
ingresar durante el mi^no, de las que ^0bayan recibido, y éfí lsi% 
que hayan dejado de presentarse.. 1 •-« •: v u f 

El Tribunal pasará una copia de este estado 'alFistCdrpara^c^e^ 

Eueda procederá lo que previene.&l párrafo primero <)el ai^l. 24/ de 
i ley orgánica. - . ^ j : • . . r» . 

A^t; 38.. E| Tribunal, de ofícíp, ó con presencia ée ila ge$tiDn: 
que. promueva el FiscaJ, acoidará el requerimiento á/ tas oficinal 
generales, 6 á. quien corresponda, con arreglo á lo que^pccíviiepe.elj 



f 4 nRCM CüiTKfíUSTRB 

•AW. 99; tos medios de apremio que puede emplear graálial- 
metote el tribunal, según el art. td de su ley orgánica ^ solo soh 
aplicables en todo su vigor á los funcionarios particulares obligados 
á rendir cuentas. * * ! 

' Art. 40'. ^El Tribmial llevará á efeóto el requerimiento )r coriipaU 
sion de que trata el párrafo primero del art. 17 de la misma ley, 
refspectó de la Dirección general y cualquiera otra dé las oficina^ 
céntrales de Contabilidad , por medio de comunicaciones oficiales y 
directas: en la primera señalará alJefe central un breve plazo para 
la presentación de las cuentas de que se ú*ate : vencido este sin re-«' 
sultado ni contestación satisfactoria , le conminará en la segunda con 
pedir al Gobierno la suspensión de empleo por dos meses : en el ca- 
so de que aun no se obtenga ^1 t'esultAdd prbpuesto , pedirá el Tri- 
bunal al Ministerio respectivo la suspensión anunciada al Jefe moro- ^ 
so; y si aun esto no bastase, propondrá au destitución, con remesa 
del expediente justificativo. 

Art. 41 . Si la acción de las oficinas generales hubiere sido insu* 
fíciente para obligar á los funcionarios ,á quienes se refiere la se- 
gunda parte del citado art. 17 de la ley orgánica, al cumplimiento 
de su deber acerca del servicio de que se trata en Tas épocas desig- 
nadas por las Instrucciones, manifestarán aquellas oficinas al Tribu- 
nal^ dentro del plazo marcado por el mismo , los medios de coaídeion 
que hubieren empleado. « . v» 

El Tribunal, con presencia de estos datos, de la importancia dé 
la cuenta , y oído el parecer fiscal , acordará contra dichos füncio-* 
narios morosos el apremio que corresponda de los que confiere á S\i 
Mtoridad el art. 18 de la ley orgánica. '• :' 

Art. 42. Los acuerdos del Tribunal se comunicarán á los Jéfei 
de los morosos por la Secretaria general. 

Art. 43. En las comunicaciones qué se dirijan á los Jefes, c^n 
arreglo al articulo anterior , se les exigirá el aviso de su recibo, íttéí* 
nifestando que cumplirán la providencia del Tribunal , y darán phÑ 
te de su resultado al terminar el plazo que se les señale. 

Art. 44. ' Al contestar los Jefes á las comunicaciones de que trata 
é\ artículo anterior ^ remitirán certificación de la diligencia , firmada 
por los requeridos y apremiados, de habérseles enterado de la p^b^ 
videncia del Tribunal. 

Art. 45. Los Jefes de las dicfnas generales , centrales ó de ^pUrb-^ 
vincia, que al terminar los plazos que designe el Tribunal, én VÍr*^ 
tud de lo dis^esto en el art; 41, no diesen él parte que en el mis- 
mO'Se indica, serán apremiados respectivamente eii Iqs tiérminób 
prewnidos en los artículos 17 y 18 de la ley orgánica. \.-' 

Art. 46. Si los que deben rendir cuentas soa personas indepett-^ 



dientieis ¿e los Jefé^ de^ ASministriacitín del Ktádo y se^ignórft su 
domicilio, se les eniplaíará por I^^ Secretaria geberal eh los térmi-i. 
DOS que designan los artículos 59' al 62, ambos iiicltfsivd , dé esté 
Reglamento , para los que , hallándose en dicho caso , deben satisfa- 
cer los reparos en las cuentan db su responsabilidad. 

Si los responsables de que se trata no tuviesen destino, ni suel- 
do del Estado^ y dejase» de oumplir ó desobedeciesen los emplatti- 
mientos , se les apremiará con multa , formación de cuenta á su cos- 
ta, y en su caso , se pasará el twato de culpa por la desobediencia, 
al Tribunal competente para que proceda á su arresto y formación 
de causa. - ' ., 

Art. 47. Verificada la presentación de las cuentas al Tribunal, 
qaedv á cargo del Preaideáte darles 'el curso qoe índica el art< 33 de 
ia ]&Y or^Mott, despueside registradas V hechos kw asleaiosi^porKP- 
nos en la Secretaria general. ; . :> ... 

Art. 48. Los cargos que tsrs Salas dirijan al Tribuna) fimo , cofi 
arreglo ai At. 29 de la ley orgánica , se pasírráti luego á la Secreta- 
rla ^seneÉiil, para rrantr en etla los (tetos y preparar la formafeíon dé 
esfádos y demás que^^evíene el art. 2(^de la misma ley» / 

Art. 49. Cuando el Tribunal reciba las cuentas definitivas \ qué 
debe réSaetar lá Dirección 'general de Contabilidad de la Radiada 
tyáMi^á, Jas^poéará á la Secretaria general, á fin de preparar los tra** 
ofijos qué débete sét^virfde báSe para la certificación que hade ex-^ 
pe«lir el Tríbunaren su dia, en virtud del art 41 de la ley* de om^ 
tabilídad Ae 20 •dé Febrero de 4850, y del art. 463 de la Instrhc- 
cito de 85 dé E^ei^ del niisVño afto. i> . j. » > 

An. sé. ¿á Seí3tietaría general, óon presencia do sus asientoa'V 
dé las eiientes^ '^ qu#'hacé mérítoel <árcioulo anterior ,préseniar« 
al Tribunal , dentro de un breve término , la comparait^ion de dichas 
caentas éob ft^s cargos y idafias presentados píor las secciones. 

El Tribunal inandará pasar el expediente al Fiscal para qoe^ á 
la mayor brevedad posible , y de acuerdo con el Gobierno, á ouien 
representa, Ülégué lo (|úe tenga por conveniente sobré ^ rissukado 
de esta comparación. • » '..;./ 

Art. Bj . EJ Tríbtíhfll , con {iresenciá de! dictamen fiscat y demás 
antecedentes dé que' trata' el articulo anterior^ acordará' 4a ceriifioiBí^ 
fciottá qué sé ^efié-é'él' párrafo séliftio' del aft: 40 dé la ley orgá*^* 
nica , y que se una á la cuenta general, en cumplimiento del art. 41 
déla de •«rdePébrcí^o* 4850. ' - •• ni 

íártbien acdrffárá sobré el informé qué ,^ en casé' necesario^', de^ 
be dar etí dumplimii&htó'déí párrafo octavo del art; 46 énte^ citado, 
después de discutida y probada en pleno la redacción qué dé él 
oonreaponMelSláoér á1 l^éiH*étário geáéraJ; * ^^ 



;. Ar^í;52. SI ^orme d^.quq trata :eUrt{Q0la.aQtei;H>i^«ej^;ito9]iz4 
por el Presidei]tte y^por lodoi^ los.MÍQÍ&trQ$ que pomponen eí Iríbu^y 
joal plqno^y hqiyan asistido á la discusión. , . , . . . 

CAPITULO IL . . . , . . . V . 

r • , . . ... 

Be loe secciones y de las Soío^ en d examen y juicio délas ctiMoa^ 

SECCIÓN PAIUERA. -, 

Del examen ele leu cuentas. 

;. Art. ^3. Luego que los Mínistrofi» iefm de secoioQ rectt)ai» }as 
ouenta^^oe Jea pase el Préndenle del Tribunal , en virtud del .a^tW 
culo 33 ae la ley orgánica, dispondrán que se anoten en el registi^ 
y se carguen y pasen á los respeetivas' mesas. 
.,. Art. S4i: Los Contadores de exánüen darán entrada ap sus regf^ 
irosa las cuente^ que, vayan recibiendo, y procederán á su.^ámpa 
y demás operaciones que; expresan loa artioAjdo8.35> 36 y,37jileila 
ley prgátíctí, : ¡ . .i ...^ 

f:: Ai^t^>^5^ La: censura que .d^ben formular los Coptad^e^, con 
airreglO alart.>35 de la )e.y orgánica, se extenderá 4 con tinuacipiit; d^ 
las dientas mensuales y de las anuales. docun^entadas de.la^.depen* 
xieuoiaSf que d^eben darían. ^ . 

. Art.^(^, Si la cuenta no ofrece reparo, la censura del Contador 
estará reducida á decir: «Examinada la presente cuqnti^, con sujerr 
cion á lo que se previene en el art. 35 de la ley de 25 áff Agosto 
de^.1.854 , 90 aparece reparo alguno que impida su aprot>^ion (iecbfi 
y firma: entera).» ' . . . • ) , i* 

Si el Ministro Jefe la halla arreglada., pondrá á, continuación , ^a 
conformidad; , . . . 

; ,'Artv57, . Si el Ministro Jefe hallase qiie eí Cofitador ha p^decidp 
^^wai^^illa ó equiirocacion en el examen de.vAa>cuen,ta,.6e la de^ 
volverá para que la subsane. ^ . , > ?. 

Art» 58. Guando los Contadores hallen defectos ei}' las, cuentas, 
ejtfetíd^án.iá continuación , con su 6rma entera. y con clariidad,.Iqf 
reparos que' encuentren, fundándolos y citando las. disposipones á 
que se hubiese faltado. . ¡ ,. , ' 

Examinados por el Ministro Jefe, si los'h^a confiQrnieó».deorer; 
tara k remisión de una cppia» señalando «a [^aaso para splveniar- 
los^ que'QnQca-d9Í;)e exceder del quQConcedeel. art» od^de la Jeyi 

La copia citada se autorizará con la %94 de^CiQ^ow. y.^w^ 



M48Sa. 47 

• 

el T/ B.* del Ministro Jefe de la sección > quien la dirigirá con oficio 
al lefe de lá pirovincia ó al inniediattí del que deba solventar I09 reh 
paros , designándole él plazo para contestar , con las demás preven*? 
clones cons¡{^nadas en el art. 40 de la ley orgánica. 

Art.. 59. Cuando los responsables de las cuentas sean, perdonas 
independieaies de ios Jefes de la Administración del Estado, se to9 
emplazará por la Secretaria del Tribunal, entregándoles* el pliego de 
reparos que al ofecto le habrá pasado el Ministro Jefe de la sección, 
con arceglo al art. 40 de la ley. 

Art. 60. Siempre que se ignore el domicilio de los que, no de- 
pendiendo de los Jefes de la Administración del Estado, deban sa— / 
tisEacer á los reparos, se les emplazará por medio de anuncio firma- 
do por el Secretario general. 

Este anuncio designará el plazo para dar la contestación y el 
ponto en que debe entr^arse, que será siempre la Secretaria del 
Tribunal. 

Art. 64., El anuncio de que trata el articulo anterior se publi- 
cará en la Gacetas ise insertará en Ja tabla del Tribunal , y se remitirá 
al Gobernador de la provincia á que pertenezca la cuenta , para su 
publicación en la misma, ó al de aqu^la en que se hubiere presen- 
lado la cuenta por el que la suscribió. 

£1 plazo para: la contestación principiará á correr á los diez diás 
después de publicado el anuncio en la Gaceta^ desde cuya época sé 
entiende hecha la notificación personal al ausente. 

Art. 62. La Secretaria pondrá en conocimiento del Mi^istro Jefe 
de la respectiva sección el resultado de los emplazamientos efec- 
tuados en virtud de lo que disponen los tres artículos anteriores. 

El Ministro Jefe de la .sección procederá en seguida conforme á 
lo prevenido en el art. 43 de la ley orgánica. 

Art. 63.. Cuando los Ministros Jefes de sección reciban el aviso 
de la Secretaria de no haber, sido contestados los reparos que deben 
serlo por ausentes, cuyo domicilio se ignora, les señalarán un nuevo 
plazo para verificarlo, si cabe en el limite que designa el art. 39 de 
la ley orgánica , valiéndose de los medios indicados en los artículos 
anteriores. 

Art. 64. Terminado el plazo señalado para contestar á los repa- 
ros, se procederá por los Ministros Jefes de las secciones del modo 
siguiente : ' 

Si la .faUa nace de los Jefes ó de las oficinas públicas, darán 
cuenta á la Sala para la resolución que indica el art. 42 de la ley 
orgánica. 

Si procede de los interesados, obrarán con arreglo á lo que pre- 
viene el art. 43 de la misma ley. 

Tomo lx. 2 



48 TIRGBI ^ATUHBSTRB 

Art. 65. Si los Contadores conceptúan completamente 80lYenta>« 
dos tos reparos, pondrán la calificación de ellos á continuación de la 
cuenta y y la pasarán al Ministro Jefe de la sección con las anteriores 
que no los hubiesen ofrecido. 

Art. 66. Si el Ministro Jefe de sección, después dé examinada 
Uña cuenta calificada por el Contador, hallare alguna falta ó deacui^^ 
do, se la devolverá para su rectificación. ; 

c Art. 67. Cuando el Ministro Jefe de la sección se halle conforme 
con la calificación del Contador , pondrá el decreto : a Conforme y á 
k Sala. » 

Arl. 68. Cuando la censura de calificación ofrezca nuevas obser- 
vaciones por parte del Contador , las extenderá , fundándolas á con- 
tinuaciojí de lo obrado en la cuenta ; y previa la conformidad del 
Ministro Jefe, se dirigirá copia de la expresada calificación ai inte-* 
resado responsable con señalamiento de nuevo plazo , que nunca 
podrá exceder del que designa el art. 43 déla ley orgánica. 

Art. 69. Recibida la contestación, ó terminado el nuevo plazo 
concedido para darla , se procederá por el Contador á la calificación 
definitiva. 

Art. 70. Toda cuenta que haya ofrecido reparo se pasará á la 
Sala después de la calificación definitiva con las anteriores , aun- 
que no los hubieren ofrecido, y el Ministrp Jefe, como ponente, dará 
cuenta de las que presentare, explanando los fundamentos de la re- 
solución propuesta por la sección; el fallo de la Sala se tendrá pre- 
sente para la censura final. 

Art. 71 . En Ja cuenta de Diciembre, o en la del mes en que con» 
cluya sos funciones el obligado á rendirla, se extenderá por el Con- 
tador la liquidación ó' censura final, con presencia del resultado de 
las anteriores. 

Art. 72. Según vayan aprobándose las cuentas por las Salas, se 
pasarán á la Secretaria general para qué haga las anotaciones cor- 
respondientes en virtud de los reintegros, cargos, diferencias. Reales 
órdenes de pagos fuera de presupuestos y demás que se haya toma- 
do en consideración en el juicio de las cuentas, y sea conducente á 
preparar la comparación que en su dia debe presentar al Tribunal 
pleno. 

Art. 73. Ejecutado lo que el articulo precedente dispone, la Se-* 
cretariii general pondrá á continuación : a Queda anotado en Secre- 
taria;» y rubricado, devolverá la cuenta al Secretario de la Sala 
respectiva, quien la pasará adonde corresponda, según la última 
providencia que obre en ella. 






SECCIÓN SBGfüfTDÁ.' 



O". 



^ 



■ I 



1' . . ..■ " . ■.•')!,.! -.1. !••.'••) ; .' í»': . ' * 



Ddjuidúdé ka aftfii/4l.<^ '>>-^ í ^ 

. • : •' ' ■ • ■■ • ' • I ; t ,' I 



Í... > > 



Art. 74. Si el Ministro Jefe , después de hé^hd d étiátoen y éóitti- 
pobacioncorrespondieñte, bailase la eifentaail^lidá, tá pasará á 
la Sala con todos los antecedentes para los efectos cpxé previenen 
los artículos 44 y '45 de la ley orgánica. 

Si iQviere aJgnn defecto mandará rectificarle antes. ' 

Art. 75. Para la resolución de las cuestiones 6 incideiites de' las 
cuentas en que se haya oido al Fiscal , después dé emitir este su dic- 
tamen , pasaHl la Safa el expediente al Ministro Jefe de la sección, 
que, como ponente, propondrá la providencia que juzgue oportuna 
al dar de nuevo cuenta en la Sala. De la resolución que recaiga se 
dará conocimiento al Fiscal. ^* ^ " 

Art. 76. Guarido ta Sala acuerdé la ampliación de diK^encras á 
que se refiere el párrafo tercero del art. 44 de la ley orgánica , vol- 
verá el expediente á la sección para que Se efectúen por la misma 
las reclamaciones y actuaciones convenientes, con arreglo ál art. 43 
de la citada ley. ■ ' ► 

Cumplimentada la disposición de la Sala, el Ministro ponente 
volverá á dar Cuenta , fijando síi opinión de palabra ó por escrito, 
en vista del resultado de las actuaciones 6 diligencias practicadas. * 

Art. 77. Si con arreglo al art. 45 de la ley orgánica absuelve la 
Sala al que presentó una cuenta , dejando pendiente la responsabi- 
lidad de otras personas , se extenderá la decisión motivada que or-* 
dena la ley , indicando en ella la responsabilidad que ha de resol*-" 
verse en una nueva providencia. • 

Art. 78. En el caso de que hace mérito el articulo anterior, se 
pasará certificacioB del fallo de la Sala á la Secretaria general para 
los efectos que previene el art. 26 de la tey; orgánica. 

Bl Secretario general acusará el recibo , que se unirá al ex- 
pediente. 

La Sala acordará las diligencias que crea oportunas para escla- 
recer la responsabilidad de las demás personas, 'procediendo en los 
términos indicados en este Reglamento. 

Art. 79. Cuando el fallo de la Sataseci de aprobación y feneci- 
miento de lá cuenta , la minuta autorizada de la providencia pasará 
á la Secretaría general, conforme á lo dispuesto en el art. 28 de la 
ley orgánica, y para los efectos que en él se indican. 
El Secretario general avisará el recibo á ía spcción. , 

Art. 80. Cuando en la pi^ovidéüciá definitiva decPare la Sala des^ 



•9 mcnftoyimwim 

cubiertos en la cuenta , ya sean contra el que la rindió , ya contra 
otros funcionarios, se ext^nd^á el fallo motivado, y volverá á la 
sección con la cuenta para que el Contador que la examinó ponga 
certificación del cargo iy>fi6.paae coa el y 1* B.* del Ministro Jefe al 
Ministro letrado ^ á fin de que proceda á lo que dispone el titulo 
qiHptjo,^ J^ ley ¡qrg^iwíu . - 

, ,..£1 lyiii^istrq letr£\4p .ayi$prá< el recibo de la comumcadon , que ee 
uniráA.ií^cueiíta.. ,j, > , I ; . . . 

Art. 84. En d caso á que s^ contrae el articulo anterior, per**- 
manecerá en suspenso, la pu^nta lia^ta que se verifique el rekitegro, 
^^j^Qclerqiel ^loanc^.piartida.iallida. 

^ '4st 82.. Cqando se verifique el reintegro mandará la Sala uair 
á IqL cuei>ta Ic^ carta, t]a pago que lo acredite, y el expediente que la 
pf:;oaujo,f y ejecutador ;afi se pirocederá á lo que dispone el art. 79 

d^ este Reglamenliq'. :v , ' 

Art. 83. Sí en virtud del expediente de reintegro se declara el 

alquQC^. pfirtjda; f^da , se unirá :1a declaración de la Sala al expe— 
di|Bi^te.;.s^ dará e^9 poi: ^nqlusopara continuarlo en caso de poder 
reintegrar 4 U) Hacina en adelante, y se pasará copia autorizada 
^^ la. expresada .deci^ir^cioAH. la Secretaría general, y á la sección 
i'que corresponda la cuenta, para que proceda en ella á las opera*» 

ciones supe^ vaf ; '., ..: ,. , 

^ ,^rt, 8(l^i t9s. fallos defi^oitivos se firmarán por todos los Ministros 
^ue hayan a;si$tido á Ift ^^h^ aun cuando alguno ó algunos hubieren 
votado en. sentido difcreijtc de la mayoría:. 

,\tps qjie. c^tuvierep. en este caso, podrán salvar su voto en el 
libro. i:e;^^vádo.quQ con és^to, objeto debe haber en cada una de. las 
Sajas.'.' ,¡i ..,,, :. .'';* \'^ ,, ^ ^ 

CAPITULO ni. 

I ■ ' • ■ . . / 1 •>'■'>.■ I ' ■ • • • . 

Belfi'^cktncum dff^rés 4' sttbsidiar¡ü indepen^ 

:. diekte'de lai cuentas, 

! /. !M!!; ' ■ '¡1 . ••i:! .» . . 

SECCIÓN PRIMEnA. 

« 

Pelajorma en que déte h^^rse esta declaración y de las Autoridades 

a quienes compete hacerla. ^ 

' ' • » MRRAFO PBtlilEKO. 

r I 

/ pfi las responsahiliiacíes ^qufi nacen de las leyes administrflUvas, 

Art. 85. La docláracion de .responsabilidad principal ..indepen- 
diente de las' cuentas se hará ádinínístrativamente por la$ mismas 



Autoridades, é iguales trámites que la de responsabilidad subsidiaria. 

Art. 86. Cuando por falta de fianisasró por insolvencias del prin- 
cipal deudor sea necesario reclamar el alcance á sus Jefes , como 
responsables subsidibríos , debei'á 4e^>^^R^ ^admini8tI^tivamente, 
antes de proceder contra ellos por la vía de apremio, si cumplieron 
por su parte las instrucciones del raWu> ,• y es^fi obfi^ado^ A i*éibte- 
grar al Fisco, á falla del principal alcaniíado , de^i^s biénes-y Íhm3á&. 

Art. 87. La declaración de responsabilidad s)tibs¡díapita' áer (jue! 
trata el artículo anterior se h(ará por las Salad del TriboñdK>duaffidi(y 
conozcan exclusivamente del expediente de re^ntej^fb-;' y pdf los Mes 
y Autoridades de la Administración civily miltlarr^^ dtiando ellos üis* 
truyan estos expedientes, bien por;d^gacioti ó por tiabdr desco^ 
bierto el alcance antes de la remisión 'de lus cóetitas. '! ' ' \ * 

Art. 88. Si reunidos los antecedí^iites mece^Wos para saber;^ 
los Jofes del alcanzado insolvente eum)fylieFOn cdn e^íaotíidd respeto 
á él las leyes é instrucciones de Reutas sobre predtá<;ión y aproba- 
ción de fianzas, rendición de cuentas , entrega de caudales , visttai^,* 
arqueos &c., ke creyese que debe exigirseíes la réspoiisabilidad' éub^ 
sidiaria , se comunicará un resáiben de aquellos antecedentes al Jef<á 
Responsable para que en la vía athürnislrativa ^egue b q^O'tengsl 
por conveniente en su defensa , «ei^ un léi'tnino que' uo excecierá-n\)nctf 
de treinta días. í' ' * ' ' 

fin vista de su contestación ,'ó 'sitt ella , pasado él plazo señalado 
para evacuarla, dictará la Sala, ó: la Autoridad administrativa c/uo 
conozca del expediente de reintegro, la resotucioñ qoé cort^spoñdav 

Art. 89. Las providencias quo sobre este punto acorderetilai 
Salas del Tribunal ó los Jefes 7 Autoridades que iastruyan los ¡expe- 
dientes de reintegro, se harán saber: á laspartesen la. forma ordi^ 
nana, y podrá suplicarse y apelarse de ellas porJavia ootitefncios^, 
en los cafóos y por los trámites que disponen^ tes atttículos^dl aii69 
de la ley orgánica, y el capitulo II del titulo teircero de^ la piirte se^ 
gunda díe esle Reglamento. , . '' " '' 

Art. 90. Los Jefes y^Autoridades que ^téagan'á «um^q la ih^^ 
troorioD de un expediente de reintegro, 'ii)(Wulbr¿*9iethpre coiKel 
Tribunal las providencias que dicten, absolviendo de la re^ponsabi^ 
lidad 'subsidiaría á tos JeS^ de jos alcáuzaidbs ibsoFvtemes. ^ 

Recibida que sea la considta , la Sala q«e ha^á ^óxudcidOideistid 
antecedentes, comunicará el expediente al^Fiiica1;i yididqr sudioti^ 
men acordará la resolución que corresponda.' ' -íjí"»). <;:•?;.;!.«•;: 

Art. 91. La providencia' de ia Salii se^hat»áí'sdtx^ ^iarf^írkná 
ordinaria al I^isoal y á las pertionas de'(Ayái¥é»}Mifisdib2tidid'S&'Vv^ 
quienes podrán suplicar de ella por la via contenciosa para ante la 
otra Sala del Tribunal. 



n TKBGEBr. CÜATBmiSnUl 



MRftAro SMÜIIDO. 



Ik ku ruptrntabUidadei ^ naoe^ de loi kya oMletk 

Art« 92. CuaBdo por iálta del deudor principal haya de proce<-> 
derse contra 8«$ fiadores , sus herederos ó coalquiera otra persoM 
que solo deba responder á la Hacienda en virtud de una obligación 
civil, no&erá necesario declararlos responsables administrativamen* 
te. antes de emplear .contra ellos la vía de apremio. 

Art. 93. Las excepcicmes de derecho civil á que se refiere el 
articulo 24 de la ley or^tnica , y que puedan tener á su favor los 
responsables principales ó subsidiarios mencionados en el articulo 
anterior , se alegarán siempre por escrito ante la Autoridad ó agoote 
administrativo que instruya el expediente de reintegro. ,dl 

Art. 94« Presentada la excepción y suspendido el procedimien- 
to en los términos que dispone el párrafo tercero del art. 24 de la 
ley orgánica 9 la Autoridad á quien «e presente remitirá al Gobierno 
por conducto de la Dirección general de lo Contencioso de Hacienda 
pública una certificación en que se haga relación del expediente de 
reintegro y de su estado ^ copían4o á la letra el escrito en que 9^ 
haya alegado la excepción. 

Si el Gobierno se conformase con ella , lo comunicará á la Auto- 
rklad que instruya el jexpediente para que continúe el procedimiento 
oontra otros bieldes ó responsables, si los hubiese, ó declare partida 
fallida el alcance que reste á favor de la Hacienda. 

Si el Gobierno no admitiese la excepción i la Autoridad que CO;- 
Dossoa del expediente de reintegro lo hará saber al interesada , para 
que, ai inaiste en ella, la proponga de nuevo, por medio de la con** 
veniente demanda, ante los Tribunales competentes , en un término 
qiia no podrá pasar de quince diaa. 

Art. 95. Cuando en el plazo señalado no acreditase el respoor-» 
•abie la presentación de la demanda á quf^ se refiere el articulo an- 
terior, continuará el apremio contra' los bienes que la exeopoion 
comprenda. 

Si por lo contrario f hiciere ver que entabló la demanda, se||;ttírá 
basta, la. conclusión del pleito suspendido el apremio i el cual óon— 
Uanaráidíespuesen la forma que dispone el capitulo siguiente de este 
Reglamento contra los bienes que comprenoa la den^anda si esta 
bubiére sido de$estimada , y oontra los demás bienes y personas 
oUigadaa «i el demandante liubiere vencido en el juicio. 



m «8S3. Í8 

CAPITULO IV. 
Zto la coftransa de ¡09 alcanc$9 que resuUan á favor de la Hacienda. 

. SECCIÓN PRIMERA. 

De las Autoridades a quients compete instruir los expedientes de reintegji}^ 

Y de ía forma en que deben proceder en ellos, 

PÁRRAFO PRIMERO. 

De hs alcances descubiertos por el Tribunal en el examen y juicio de las cuentas, 

Art. 96. Para la cobranza de los alcances que resultan de laa 
cuentas examinadas por ei Tribuna) , se formarán íos oportunos ex- 
pedientes en la mismas Salas que hayan conocido del examen y 
juicio de las producidas por los empleados responsables de su pre- 
sentación . 

Art. 97. La certificación del alcance qruc resulte de las cuentas, 
se pondrá por cabeza del expediente que nabrá de instruirse para 
hacer efectiva su cobranza. 

La Sala acordará en seguida la orden oportuna para que la Au- 
toridad administrativa , á que crea conveniente delegar sus facul- 
tades en virtud de lo dispuesto en el art. 6i de la ley orgánica, 
instruya el expediente por la vfatie apremio. 

Esta orden, acompañada de una certificación del alcance, so 
comunicará por la Secretaria del Tribunal al Gobernador de la pro- 
vincia ó á la Autoridad de la Administración civil ó militar delegada 
a] efecto. 

La Autoridad delegada acusará dentro de las veinticuatro horas 
después de su recibo , el de la orden de que ^e trata , y dispondrá 
lo conveniente para que sin levantar mano se proceda á hacer efec- 
tivo el reintegro del alcance. 



>t 



PÁRRAFO 8B6CND0. 



tk ks akemces descubiertos por las Aíüoridades administrativas antes de remitir 

kts euentae al Tribunal 

Art. 98. Los expedientes de reintegro incoados en virtud dé al- 
cances que descubran los Jefes y Autoridades de la AdministracioQ 
civil y militar antes de remitir al Tribunal les cuentas de aue pro- 
ceduii se instruirán por los leles que desigae él art. 44 oe la ler 



fit TBRCBA coátuhbstu 

de contabilidad de 20 de Febrero de 4850, bajo la dirección y de- 
pendencia de la Sala á que corresponda el juicio de las cuentas de 
la misma provincia. 

Art. 99. Las Autoridades ó agentes de la AdminktracioD civil y 
militar que por resultado de arqueos , visitas , recuentos y denun- 
cias, ó por otro medio oficial ó extra oficial-, público ó reservado, 
tuviesen noticia de que en sus dependencias ó en las de sus supe^ 
rieres ó inferiores existe algún alcance de los intereses correspon- 
dientes á la Hacienda, cualquiera que sea el ramo, renta ó servicio 
á que pertenezca, pondrán bajo su mas estrecha responsabilidad en 
conocimiento de la Autoridad ó Jefe de que dependa inmediatamente 
el alcanzado, cuantos datos y antecedentes puedan contribuir al 
descubrimiento del alcance y pronto reintegro del Fisco. 

Art. 400. La Autoridad ó Jefe á quien se comuniqué el parte de 

3 lie trata el artículo anterior , procederá desde luego, con asistencia 
el interesado ó persona que le represente, cuando puedan ser cic- 
lados al efecto, á verificar por si mismo las visitas, arqueos /re-^ 
cuentos y demás operaciones que pongan de manifiesto la existencia 
ó no existencia del alcance denunciado. 

Solo en el caso de absoluta imposibilidad, que se expresará en 
el expediente , podrá encomendarse la práctica de estas diligencias á 
otro funcionario, que deberá ser de mayor ó igual categoría que el 
que aparezca alcanzado. 

Art. 4 04 . Si de las diligencias mencionadas en el artículo que 
antecede , y oidos administrativamente en un breve término los des- 
careos que alegue el interesado, resultase que existe el alcance, lo 
declarará asi el Gobernador de la provincia á la Autoridad ó Jefa 
que haya instruido el expediente. 

Las 'mismas Autoridades acordarán en seguida, bajo su res- 
ponsabilidad, la suspensión del alcanzado, y nombrarán interina- 
mente , también bajo su responsabilidad, persona apta y de su con*? 
fianza para que se encargue del empleo ó comisión que tenia el 
suspenso. . : 

Art. 4 02. L^s diligencias de que tratan los dos artículos anterio- 
res formarán la cabeza ó principio del expediente , y se extenderán 
y autorizarán por el Secretario del Gobierno ó por el empleado á 
quien habilite al efecto el Gobernador de la provincia ó la Autoridad 
o Jefe que instruya el expediente de reint^ro , haciéndolo constar 
en él por medio de diligencia. 

Art. 403. Dentro de las veinticuatro horás^ siguientes á la de- 
claración de la existencia del alcance de que habla el art. 404 , el 
Gobernador ó Jefe que haya.aoordaidotlábinstraocioíi de dais ditígén^ - 
c¡a9 dará al Tribunal w pÍ8u?teau(áata ele loiocMMirído^'débaber^aeé^ 



»B 48S3. B5 

dado la suspensión del dcanzado, y de quedar procediendo á ló 
demás que corresponda con arreglo a las leyes , órdenes é instruc- 
d&nes vigentes. 

Seis días después remitirá el mismo Gobernador ó Jefe al Tribu* 
nal un extracto de las diligencias practicadas , con inserción del acta 
del arqueo ó recuento de que resulte el alcance, y de su confor- 
midad con los asientos de los libros de las oficinas. 

Este extracto será autorizado por el Secretario nombrado para 
las actuaciones en el expediente de reintegro. % 

Art. 40i. La Sala del Tribunal á que corresponda la dirección 
del expediente , dictará en su vista las órdenes que considere opor- 
tunas para su instrucción subesiva/con arreglo á la atribución cuarta 
del art. 46 de la ley orgánica de 25 de Agosto de 4851 . 

PAIBAFO TEVCBRO. 

Disfosiciones comunes a los expedientes de reintegro de que tratan hs dos par* 

rafas anteriores* 

• 

Art. 405. Las Autoridades ó agentes de la Administrdcion civil 
y militar que conozcan de un expediente de reintegro por delegación 
del Tribunal, ó en virtud de su propia jurisdicción, en vista de la 
orden á que se refiere el art. 97 , ó de la declaración de la existen*- 
cia del alcance hecha en la forma que dispone el art. 404, reque- 
rirán á los mismos alcanzados ó á los que de ellos traigan causa ó los 
representen legalmentc, al pago de la cantidad total que se adeude 
á la Hacienda. 

Art. 4 06. Cuando el pago no se verifique en virtud del requeri- 
miento de que habla el artículo anterior , la Autoridad administrativa 
que instruya el expediente de reintegro dispondrá que se una á él 
la escritura ó carta de pago de la fianza del responsable , y sin mas 
trámites aplicará á la satisfacción del alcance , ^n la parte que sea 
necesario , los bienes ó valores obligados como fianza. 

Art. 4 07. Si el valor total da Ja flapz^ cuando consista endinero, 
sa valor efectivo cuando haya sido prestada en papel de la Deudaí 
ó la mitad del de su tasación cuando se halle constituida en fincas, 
no se ereyermí bastantes para cubrir el importe. del alcance, con los 
intereses del 6 por 400 que devenga el Fisco, con arreglo al ar«<» 
ticttlo 45 de la ley de 20 de Febrero de 4850, y las costas, se em*- 
bargjarán inmediatamente los bienes muebles y después lo¿ inmue-* 
bles deí responsable , que sean necesarios para asegurar el reinte-» 
gro de la cantidad total reclamada. 

Art. 408. Cuando se aplique al pago del alcance una fianza Con--* 

iiMnt^ e» meiátiw ó en papel di^ lia Pe.uda > la Autoridad adioiois-^ 



86 tracBR cüATrammi 

trativa que iosiraya el expediente de reintegro remitirá al Góbet^ 
nador ó Jefe respectivo de la provincia una certificación que com*- 
prenda á la letra la hoja de cargo de que resulte el alcance , y* la 
providencia en que se aplicó á su satisfacción la parte correspon- 
diente de la fianza del responsable. 

Art. 4 09. El Gobernador ó Jefe respectivo de la provincia pófr^ 
drá su Y.° B." á )a certificación de que trata el articulo anterior^ y 
Ift pasará por medio de comunicación oficial á la Dirección general 
del Tesoro. Esta acusará el recibo dentro denlas veinticuatro horas 
aiguientes á la en que la certificación hubiere llegado á su poder; 
acordará las diligencias necesarias para que sin la menor demora 
tenga ingreso en las arcas públicas el importe del alcance, ai la 
fianza consiste eH dinero, ó se proceda á su venta con el mismo ob- 
jeto cuando consista en papel de la Deuda ; y remitirá á su tiempo al 
Gobernador ó Jefe respectivo en los términos indicados en el articu- 
lo 02 de la ley orgánica el documento legal que acredite haber sido 
ejecutada la providencia de aplicación de la fianza al reintegro. 

Art. 440. Luego que el Gobernador ó Jefe respectivo de la pro- 
vincia reciba de la Dirección general del Tesoro -el docuniento de 
que trata el articulo anterior, mandará unirle al expediente , pasán- 
dole con este objeto á la Autoridad 6 agente administrativo que le 
haya instruido , y por quien se declarará en seguida termmado, 
siempre que resulte satisfecha la cantidad total que se reclamaba á 
nombre de la Hacienda , y las costas causadas para el reintegro. 

Art. 444. Guando la fianza del responsable consista en fincaS) 
después de hacerse la aplicación expresada en el art. 406, se pro- 
cederá por la via de apremio á la venta de lo^ bienes hipotecados, 
hasta realizar con su precio la cantidad necesaria para el reintegro 
del Fisco y pago de las costas. 

La venta de estos bienes se hará, por los trámites quo determine 
uifia instrucción especial. 

Si los bienes ño pudieren venderse por falta de comprador , ae 
adjudicarán á la Hacienda por las dos terceras partes de su tasación 
0ñ la forma que dispone la Real orden de 4 O de Agosto de 4 834, 
ó dispusiere en adelante la legislación vigente sobre la materia. 

Art. 4 42. Cuando la Autoridad ó agente administrativo, encarga* 
do de la instrucción del expediente de reintegro , no pueda pradtidár 
por si mismo las diligeticias necesarias para la venta ó adjudicaóioil 
de los bienes de la ñanza , lo pondrá en conocimfento del Gobernar 
dor ó Jefe respectivo de la provincia donde se hallen estos bienes , á 
fin de que nombre un comisionado especial que proceda á mi Venta 
é adjudicación al Fisco. 

Ari. 449. Verificada la venta de las fiaoas hipotecadas , ae hará 



mi 1853. S7 

lionnal entrega de sa importe en la Tesorería de provincia ó Deposi- 
taría del partido á que oorrespoada el pueblo de la ejecución. 

Guando se verifique el reintegro adjudicando al Estado las fincas 
de la fianza, se pasará un testimonio con sus linderos á la Adminis- 
tración ¡principal de la Hacienda pública , para que se incaute de 
atlas á nombre del Fisco. 

Art. 144. Verificada la entrega ó incautación de que trata el ar*- 
t&mlo ai^rior , la oficina respectiva expedirá carta de pago , con las 
formalidades de instrucción y en los términos prevenidos en el ar- 
ticub 62 de la ley orgánica , de la cantidad recibida ó certifíca'ciotí 
de las fincas adjudicadas á la Hacienda. 

Art. 4 4 i». La carta de pago ó la certificación de que habla el ar- 
ticulo anterior, se unirá al expediente de reintegro , el cual sé dará 
por terminado siempre que se halle satisfecha la cantidad total recias» 
mada á nombre de la Hacienda , con las costas que se pagarán á los 
interesados, en la forma que disponga la Instrucción especial á que ' 
se refiere el párrafo segundo del art. 414 de este Reglamento. 

Art. 416. Cuando el reintegro del alcance no se hubiese realiza- 
do por completo con la aplicación real y efectiva del importe de la 
fianza , se dirigirá el apremio contra los bienes ó herencia del alcan« 
zado, que deben estar ya embargados en virtud de lo dispuesto en 
el art. 4 07 de este Reglamento. 

A falta d^ estos l3ienes continuarán los procedimientos en la 
forma que disponen los artículos 405 y 4 44 al 4 15 por su orden y 
en su caso contra lastpersonas y bienes de los testigos abonadores, 
alcaldes ó Juece» que aprobaron la información de abono, peritos 
tasadores, Autoridades y asesores que aprobaron la fianza, Jeres del 
alcanzado y demás que deban responder subsidiariamente con arre-^ 
glo á las leyes é instrucciones de Hacienda , y á lo que se previene 
en el art. .61 de la ley orgánica del Tribunal de Cuentas. 

Art. 447. Terminado el expediente, ó verificado el reintegro en 
cualquiera de los casos expresados en los artículos 405, 440, 446 
y 4 46 de este Reglamento , se remitirá al Tribunal de Cuentas la carta 
del pago dd alcance para que obre los efectos convenientes en el 
rollo de la Sala, y en las cuentas á que corresponda. 

Art 448. Si después de haber procedido contra todos los res^ 
ponaaUes principales y subsidiario^^ quedase sin cobrar alguna parte 
de la cantidad que se reclamaba á nombre de laHaci^ncto , se decla^ 
nrá partida fallida. 

ArL 449. La providencia en que se baga esta declaración, se 
consultará siempre con la Sala que haya ent^idido en el expediente 
de reintegro. 

Si la Sala después de haber comunicado el expediente al Fiscal y* 



28 TBRCBR COATRUBSTRV 

oído su dictamen , revoca la providencia consultada , continuará et 
procedimiento contra las personas y en la forma que de nuevo se 
acuerde: si por lo contrario la confirma, se mandará unir certifica^ 
cion de esta providencia á las cuentas de que proceda el alcance; 
pero en este caso quedará sin efecto la declaración de partida fallida 
si en adelante se descubriesen otras personas ó bienes obligados á 
reintegrar al Fisco. 

^rt. 4 20. De la misma manera se consultarán con la Sala respecti* 
va todas las providencias dictadas en los expedientes de reintegro, y 
que puedan causar algún perjuicio al Fisco , por haberse declarado en 
ellas la irresponsabilidad de un empleado ó por cualquiera otra causa. 

Recibido en dicha superioridad el expediente original 6 certifica- 
ción de él en la parte relativa á la cuestión pendiente, se comuni- 
cará al Fiscal ; y oido su dictamen , confirmará ó revocará la Sala la 
providencia consultada , según lo crea justo. . 

£n el primer caso se mandará llevar á efecto desde luego. 

En el segundo continuará el procedimiento contra las personas ó 
en la forma que de nuevo se acuerde. 

Art. 424. Las demás providencias que no causen perjuicios al 
Fisco no se consultarán con la Sala bajo cuya dirección se instruya 
el expediente ; pero los responsables podrán apelar ^ de ellas en el 
tiempo y forma que dispone el art. 64 de la ley orgánica de 25 dd 
Agosto de 4 854 . 

Art. 422. Todas las resoluciones ó providencias de que se hace 
mérito en este capitulo, y cualesquiera otras que puedan causar 
perjuicio, se notificarán á las personas contra quienes se proceda, 
bajo la responsabilidad del agente administrativo á que corresponda 
la ejecución de la providencia. 

. Estas notificaciones se harán en persona, anotándose en la dili- 
gencia el dia y hora en que se verifiquen, y exigiendo aue la suscri- 
ban los interesados ) á los cuales se entregará copia de Ja providen- 
cia en la parte que «con ellos tenga relación. 

Si los interesados no supieren ó no quisieren firmar, se exten-* 
derá diligencia en que esto resulte á presencia de dos testigos, que 
la firmaran con el agente administrativo. 

Art. 423. Los agentes administrativos encargados de la instruc- 
ción de un expediente de reintegro, solo podrán suspender el apre** 
mío por su propia autoridad cuando en virtud de lo dispuesto en el 
articulo 66 de la ley orgánica se consigne la cantidad total que se 
reclama en establecimientos autorizados al efecto ; y donde no los 
hubiere , en casas ó establecimientos de la confianza de la Autoridad 
administrativa. que asi lo disponga, bajo su inmediata responsabtii^ 
<}ad pecuniaria. 



M 4893> M 



CAPÍTULO V. 



De ¡os expedienUs de reintegro contra responscMet ausentes , y cuyo po» 

rodero se ignora. 



* . 



Ari. 124. Cuando el requeiñmieoto de pago de que tratan los 
articules 105 y 146 do pueda tener lugar por ignorarse el punto 
donde reside ía persona responsable, ó los que de ella traigan causa 
ó la representen legítimamente , se hará su llamamiento en forma, 
acompañando á él una certiÉcacion autorizada por el Secretario, y 
con el V.^ B.* de la Autoridad ó agente administrativo comisionados 
para el apremio , y en la cual se expresará la instrucción del expedien* 
te de reintegro por la cantidad en que el responsable aparezca deu* 
dora la Hacienda. 

Este llamamiento se insertará en el primer número inmediato 
del Büleiin oficial de la provincia y en la Gaceta de Madrid, sin per* 
juicio de remitirle también » si se juzga conveniente , á la Autoridad 
administrativa del punto ó puntos en que* se crea pueden residir la 
persona ó personas con quienes deba entenderse esta diligencia. 

Art. 123. £1 llamanofiento de que trata el articulo anterior se hará 
tres veces, con el término de nueve días entre cada una de ellas. 

Art. 126. Si en el término designado no se descubriese el para- 
dero de los responsables , ó estos no se presentaren á la Autoridad ó 
agente administrativo que instruya el expediente, se unirán á este 
los números del Boletín oficial y la Gaceta en que se haya insertado 
ei llamamiento, lo misqíio que las contestaciones de las Autoridades 
á quienes se haya remitido directamente; y previa la declaración de 
contumacia y rebeldía, que se notificará en estrados, se procederá 
á las actuaciones siguientes al requerimiento de pago hasta hacer 
efectivo el reintegro. 

Las notificaciones que deban hacerse en persona á los interesa- 
dos que no se hallen presentes , tendrán lugar en estrados desde la 
declaración de la rebeldía. 

Art. 127. Cuando conste el domicilio de los responsables , y por 
su ausencia no sea posible hacerles en persona las notificaciones 
expresadas en la última parte del articulo anterior, se acreditará asi 
por diligencia, y dejará en la pasa donde habita ordinariamente el 
interesado , ó en su defecto en la del vecino mas cercano , una cé-* 
dala expresiva de la notificación. 

Las notificaciones hechas en esta forma producirán el mismo 
efecto que las que tengan lugar en la persona con quien deba enten- 
derse la diligencia. 



IH) TBBcia cüATimsnuí 

Art. 1 2Sx Cuando el procedimiento haya de dirigirse contra Iqs 
Jefes del alcanzado y demás responsables principales ó subsidiarios 
de que trata el párrafo primero, sección primera, cap. III, tit. 2.* de 
la parte segunda de este Reglamento, y se ignore su paradero, sé 
les emplazará en la forma determinada en los artículos 4 24 y 4 25 
antes ae hacer la declaración administrativa de responsabilidad que 
debe preceder al apremio. 

Cuando conste su domicilio, pero no puedan por su ausencia 
ser notificados en persona , lo serán por cédula en la forma que dis*- 
pone el articulo anterior. 

Art. 429. Cualquiera que sea el estado del procedimiento de 
reintegro en rebeldía, será admitido y continuará tomando parte eh 
la instrucción sucesiva el responsable que lo solicite. 

Art. 430. Pasados un año y un día después de haber terminado 
en rebeldía el expediente de reintegro , y verificado este no podrá 
«er oida reclamación alguna, ni admitido ningún recurso que sobre 
el mismo intenten las partes. 

Los que se presentaren dentro de aquel término ante las mismas 
Autoridades que conocieron del expediente de reintegro , se sustan- 
ciarán por los trámites competentes, según su naturaleza , y lo dis- 
puesto en la ley orgánica de 25 de Agosto de 4854 y en este Regla- 
mento. 

Art. 434. Para la declaración de rebeldía en la segunda instan- 
cia, basta la no comparecencia de las partes dentro del término se- 
ñalado , y la Sala podrá declararla de oficio ó á petición del Fiscal. 

Las providencias en que se declare contumaz y rebelde al no 
compareciente, se publicarán en la Gaceta de Madrid: las notifica- 
ciones ulteriores se harán en los estrados del Tribunal. 

CAPITULO VI. 

De la vigilancia que las Salas del Tribunal de Cuentas deben ejercer so- 
bre el curso de los expedientes de reintegy^o, con arreglo á lo dispuesto en 

los articulas 62 y 63 cte la ley orgánica, 

• 

Art. 432. Las Autoridades ó agentes de la Administración civil 
y militar encargados de la instrucción de los expedientes de reinte^ 
gro, además de las obligaciones que respecto de las Salas del Tribu- 
nal so les imponen en los anteriores capítulos de este titulo, tendrán 
la de dar ouenta cada quince dias ó en períodos mas cortos si asi lo 
acordare la Sala respectiva , del estado de los procedimientos pen- 
diei^es ante ellos. 

Art. 433. En uno de los días de cada quincena se hará por el 
Ministro letrado un alarde de los expedientes que pendan en las 



M 4863. ^ $4 

pmTiiieias, y otro de los que $q hallen eo curso aole la Sala; en m 

vista dictará las órdenes oportunas para la ma^ ptronta ejeoucion de 
las providencias que se hallen retrasadas ; y si á pesar de esto no se 
llevaren á debido efecto , dará cuenta á la Sala para que acuerde la 
providencia que el caso requiera. 

Con este objeto se llevarán en la mesa de reintegros de cada 
Sala los libros correspondientes de alardes. 

CAPITUTO VU. 

D$ la périeetKÜm y ccatiffo ds los delitos descubiertos en el examen de 
cuentas y en la instrucción de los expedientes de reintegro. 

Art. 434. Tan luego como los Contadores ó cualquier otro d^ 
los funcionarios que intervienen en el examen y juicio délas cuenta^ 
descubran en ellas indicios de la existencia de alguno de los delí— 
tosa que se refiere el art. 20 de la ley orgánica, darán cuenta al 
Ministro Jefe de la sección, y este á la Sala respectiva, con remisión 
de los documentos originales que produzcan las sospechas, dejando 
copia literal de ellos en las cuentas á que pertenezcan, 

Art. 435. La Sala pasará estos antecedentes al Fiscal para qué 
|Mda, si lo cree necesario, la remisión del tanto de culpa al Tribuna] 
competente por conducto del Ministerio de Hacienda. 

Art. 136. De la decisión de la Sala sobre este punto no habrá 
lugar á ningún recurso contencioso ; pero si el Fiscal hubiere pedido 
la remisión del tanto de culpa, v se desestimare esta pretensión , lo! 
pondrá en conocimiento del Ministerio de Hacienda para que pueda 
adoptar la resolución conveniente de acuerdo con el ^finísterio de 
Gracia y Justicia, á quien corresponde poner en movimiento el ejer- 
cicio de la acción pública siempre que se han infringido las leyes pe- 
nales. 

Art. 437. Cuando los delitos expresados en el art. 20 de la ley 
orgánica se descubran por las Autoridades ó agentes administrativos 
encargados de la formación de un expediente ae« reintegro , pasarán 
desde luego el tanto de culpa á lá Autoridad competente, dando 
cuenta de. haberlo hecho á la Sala del Tribunal, bajo cuya dirección 
se instruya el procedimiento de apremio. 

CAPITULO vm. 

De la cancelacian de fianzas. 

Art. 138. La absolución de responsabilidad y cancelación de sus 
obligaciones en favor de los que tengan fianzas prestadas para el 
loaaejo de caudales pertenecientes al Estado 6 á los fondos provin- 
ciales y municipdes , cuando sus cuentas necesiten la apnd>aúiOn 



»;l}l«t:k) 



St tnat cüATMiarsTU 

del Tribanal, se hará por la Sala á que oorfa8|>onda el 
de las caentas de la provincia ¿ centro' respectivo. 

Cuando la fianza naya servido para desempeñar dos 6 mas des^ 
tinos pertenecientes á diferentes provincias ó centros, conooerá del 
expediente de cancelación la Sala que tenga á su cargo las cuentas 
de la provincia ó centro á que corresponda ei último destino para 
que se prestó la fianza. 

Art. 4 39. La solicitud de cancelación , además de las condiciones 
comunes á estos recursos, contendrá: 

La fecha y efectos en que consiste la fianza , con designación jdel 
punto en que se prestó. 

El nombre de la persona á cuyo favor se prestó. 
* El negocio , comisión ó destinos que desempeñó con ella , con 
expresión de épocas y designación del punto donde radique. 

Art. 440. Las solicitudes de cancelación se presentarán en la Se- 
cretaria general , la qüc , en vista de los fallos definitivos cuya cus- 
todia se le encarga en el art. 26 de la ley orgánica , y de los datos 
que existan en la misma, con las noticias que tenga por conveniente 
pedir á las secciones , al archivo y á cualesquiera otras dependen- 
cias ó funcionarios , informará á continuación si las cuentas de la 
I)er6ona , destino , comisión ó negocio , y épocas que se expresan en 
a solicitud , se hallan finiquitadas , y si de ellas ó de las demás con 
ue tengan relación resulta contra la persona á quien sirvió la fianza 
e garantía alguna responsabiKdad directa ó subsidiaria, procedente 
ó independiente de las cuentas que el Tribunal examina. 

Art. 141 . Evacuado este informe por la Secretaría general , pa- 
sará el expediente á la Sala á que corresponda su conocimiento, con 
arreglo á lo dispuesto en el art. 138. 
Art. 142. En vista del resultado del espediente, y atendiendo á 
ue las responsabilidades subsidiarias , cuando no resultan de las 
iligenci'as mstruidas en debida forma en el Tribunal , no impiden la 
cancelación de la fianza , decidirá la Sala si necesita ó no otros in— 
formes ó nuevos datos para su completa instrucción. 

En el primer caso mandará pedir á quien corresponda los ante- 
cedentes que juzgue oportunos. 

En el segundo comunicará el expediente arPiscal. 

Devuelto por este con su censura , se dará cuenta á la Sala para 
dictar el fallo definitivo , en el que deberá expresarse el concepto ó 
conceptos que comprenda la absolución de. responsabilidad. 

Este fallo se hará saber á las partes en la misma forma que las 
demás providencias de las Salas del Tribunal. 

Art. 4 43. Contra los fallos á que se refiere el último párrafo del 
artleuiío anterior , podrán las partes ijnterponer el recurso de súplica 



i 



33 



M 4853. 83 

eo el tiempo y ibrma que dispone la sección primera, capitulo II, 
((lulo tercero de Ja parte segunda de este Reglamento. 

Art. 444. Acordada definitivamente la cancelación en cualquiera 
de* los casos á que se refieren los dos artículos anteriores , se dará 
noticia de ella á las oficinas generales de que dependan el destino ó 
destinos paira que se prestó la fianza. 

TITULO m. 

* ATRlBl'CtORES COüTENCIOSiS. 

CAPITULO PRIMERO. 

De los recursos qtiepiieden deducirse ante las Salas del Tribunal contra 
los f calos dictados en d juicio de las cuentas. 

SECCIÓN PRIMERA. 

D0 los recursos de adoración j revisión contra las providencias de las Salas 

en materia de cuentas, 

m 

Art. 445. Los recursos de aclaración y revisión contra las deci- 
siones definitivas en materia de Cuentas, se presentarán por escrito 
ante la Sala que las Iiaya dictado. . 

Los trámites de estos recursos , no previstos en la ley orgánica 
de 25 de Agosto de 4851 , se arreglarán á lo dispuesto en los ar- 
tículos 344, 343, 24i, 347, 348 y 349 del Reglamento de 30 de 
Diciembre de 4 846 sobre el modo de proceder el Consejo Real en 
los negocios contenciosos de la Administración , y en los artículos 4 68 
al 483 de este Reglamento. 

Art. 4 46. La sentencia que la Sala diclare en virtud del recurso 
de aclaración , se pasai-ú á la sección á que corresponda la cuenta á 
que se refiere , 'para que obre en ella los efectos convenientes. 

Lo mismo se faíará cuando la Sala desestime el recurso de re-« 
visión. 

Si le admitiere, mandará pasar la cuenta á la sección para que 
proceda de noevb ^ su examen en la forma que dispone la ley orgá- 
nica de 85 de Agosto de 4851 , y en vista de estos datos y de ios 
demás que procedan , dictará la Sala providencia confirmando , re— 
fimnando 6 modificando la anterior. 

ffiCCiON SBGCNDA. 
Del recurso de nulidad. 

Art. 4 47. El recurso de nulidad de que trata el art. 59 de la ley 
Offf&nica, se presentará por escrito en el tiempo que dispone el mis^ 
Tono u. 3 



3t mat CüAtBIMIBTU 

dd Tribunal , se hará por la Sala á qae oorre8|>onda el oonooimiMto 
de las caentas de la provincia ó centft)' respectivo. 

Cuando la fianza naya servido para desempeñar dos ó mas des^ 
linos pertenecientes á diferentes provincias ó centros, conocerá del 
expediente de cancelación la Sala que tenga á su cargo las cuentas 
de la provincia ó centro á que corresponda el último destino para 
que se prestó la fianza. 

Art. 4 39. La solicitud de cancelación , además de las condiciones 
comunes á estos recursos , contendrá : 

La fecha y efectos en que consiste la fianza , con designacioa fiel 
punto en que se prestó. 

El nombre de la persona á cuyo favor se prestó. 
' El negocio , comisión ó destinos que desempeñó con ella , con 
expresión de épocas y designación del punto donde radique. 

Art. 440. Las solicitudes de cancelación se presentaran en la Se- 
cretaria general , la que , en vista de los fallos definitivos cuya cus- 
todia se le encarga en el art. 26 de la ley orgánica , y de los datos 
que existan en la misma, con las noticias que tenga por conveniente 
pedir á las secciones , al archivo y á cualesquiera otras dependen- 
cias ó funcionarios , informará á continuación si las cuentas de la 
f)er6oná , destino , comisión ó negocio , y épocas que se expresan en 
a solicitud , se hallan finiquitadas , y si de ellas ó de las demás con 
3ue tengan relación resulta contra la persona á quien sirvió la fianza 
e garantía alguna responsabilidad directa ó subsidiaria, procedente 
ó independiente de las cuentas que el Tribunal examina. 

Art. 141 . Evacuado este informe por la Secretaría general , pa- 
sará el expediente á la Sala á que corresponda su conocimiento, con 
arreglo á lo dispuesto en el art. 138. 
Art. 442. En vista del resultado del espediente, y atendiendo á 

3ue las responsabilidades subsidiarias , cuando no resultan de las 
iligencias mstruidas en debida forma en el Tribunal , no impiden la 
cancelación de la fianza , decidirá la Sala si necesita ó no otros in- 
formes ó nuevos datos para su completa instrucción. 

En el primer caso mandará pedir á quien corresponda los ante- 
cedentes que juzgue oportunos. 

En el segundo comunicará el expediente arPiscal. 
Devuelto por este con su censura , se dará cuenta á la Sala para 
dictar el fallo definitivo , en el que deberá expresarse el concepto ó 
conceptos que comprenda la absolución de responsabilidad. 

Este fallo se hará saber á las partes en la misma forma que las 
demás providencias de las Salas ael Tribunal. 

Art. 4 43. Contra los fallos á que se refiera el último párrafo del 
articulo anterior , podrán las partes interponer el recurso de súplica 



»r 48S3. 83 

en el tiempo y forma que dispone la sección primera , capitulo II, 
litulo tercero de la parte segunda de este Reglamento. 

Art 444. Acordada definitivamente la cancelación en cualquiera 
de los casos á que se refieren los dos artículos anteriores, se dará 
noticia de ella á las oficinas generales de que dependan el destino á 
destinos paira que se prestó la fianza. 

TITULO lU. 

* ATRlBtCrONES CONTBNCIOSiS. 

CAPITULO PRIMERO. 

De los recursos que pueden deducirse ante las Salas del Tribuncd contra 
los fallos dictados en el juicio de las cuentas, 

SECCIÓN PRIMERA. 

De las recursos de 'aclaración j revisión contra las providencias de las Salaf 

en materia de cuentas. 

Art. 445. Los recursos de aclaración y revisión contra las deci- 
siones definitivas en materia de cuentas , se presentarán por escrito 
ante la Sala rjue las haya dictado. . 

Los trámites de estos recursos , no previstos en la ley orgánica 
de 25 de Agoisto de 4S51 , se arreglarán á lo dispuesto en los ar- 
tículos 244, 243, 244 , 947, 248 y 249 del Reglamento de 30 de 
Diciembre de 1846 sobre el modo de proceder el Consejo Real en 
los negocios contenciosos de la Administración , y en los artículos 168 
al 482 de este Reglamento. 

Art. 146. La sentencia que la Sala dictai'e en virtud del recurso 
de aclaración , se pasará á la sección á que corresponda la cuenta á 
que se refiere , para qué obre en ella los efectos convenientes. 

Lo mismo se bará cuando la Sala desestime el recurso de re- 
visión. 

Si le admitiere, mandará pasar la cuenta á la sección para que 
proceda de naevb -á su examen en la forma que dispone la ley orgá- 
nica de 25 de Agosto de 1851 , y eh vista de estos datos y de los 
demás que procedan , dictará la Sala providencia confirmando , re- 
fóriAando ó modificando la anterior. 

SECCIÓN SEGUNDA. 
Del recurso de nulidad. 

Art. 147. El recurso de nulidad de que trata el art. 59 de la ley 
orduiicaf se presentará por escrito en el tiempo que dispone el mis* 
Toxo u. 3 



84 TBRGEi cüiTunesni 

moarlicnlo, y ante la Sala que conozca de las cnentaa, en enyo 
examen ó juicio haya intervenido un funcionario en quien concurra 
algóna de las circunstancias que , según el derecho comuá ó admi- 
nistrativo , pueden inducir parcialidad en favor ó en contra de loe 
leapoQsablea. 

Art. 148. Del escrito de que trata el articulo anteriof se darfi 
traslado á la parte contraria y al funcionario ó funcionarios contra 
quienes se dirija, y evacuada e^ última comunicación, mandará la 
Sala proceder oe nuevo q\ examen y juicio de la cuenta por otros 
funcionarios, ó desestimará el recurso en todas sus paHes. 

Art. 4 49. De la providencia de que trata él articulo anterior po— 
drá interponerse el recurso de casación para ante el Consejo Real 
en los casos expresados en el art. 50 de la ley oi^ánica del tribunal 
de Cuentas. 

SECCIÓN TEHCERA. 

Del recurso de apelación de los /olios dictados por los Consejos provinciales 
en los expedientes de Cuentas á que se refiere el número 6.^ del artículo 16 

de la lejr orgánica de 26 de agosto de 1851. 

Art. 4 50. Los recursos de apelación que interpongan de los Ca-« 
líos de los Consejos provinciales para ante el Tribunal de Cuentas 
los depositarios de los Ayuntamientos y los administradores de los 
fondos de Beneficencia , con arreglo á lo dispuesto en e| núm. 6.° dd 
artículo )6 de la ley orgánica , se sustanciarán en la Sala á que cor*' 
responda el conociraientp de las cuentas de la misma provincia. 

Art. 451. Los Consejos provinciales admitirán las apelaciones 
de que trata el articulo anterior siempre que se interpongan dontrp 
del término marcado en el art. 69 del Reglamento de 4? de OcM^re 
de 4845 sobre el modo de proceder de los mismos Consejos cuai^do 
la cantidad demandada á los apelantes por resultas de sus cuentas 
sea la que se expresa en el art. 68 , y preceda la satisfacción del 
descubierto ó su consÍ2:nacion on los términos del art. 409 de la lev 
de Ayuntamientos. 

Art. 452. La .sustanciacion sucesiva de estos recursos será la 
misma que se cstaMece .en los articules 464 al 485 de .este Regla-* 
mentó para los de apelación de las providencias dictadas en los ex^ 
pedientes de reintegro por las Autoridades ó agentes administrativas 
encargados de su instrucción. 

Art. 4 53. Si el Consejo provincial se negase á admitir la apela- 
ción ó á fallar sobre las pretcnsiones de los. responsables, podrán 
estos acudir en queja al Tribunal de Cuentas. 
V Este recurso se sustanciará en la forma que disponen los artio'u*- 
lost6S y 463 de este Reglamento. 



árt 4 54. Ei Hiáistm eMArgsAo del examen de las ctiétt^ 4 e M 
provJiicÍB 4e donde proceda «1 expediente en qae se baya inter^ 
puesto la apelación o queja, hará de ponente en la Sala. 

CAPITÜTQ II. 



/< 



Al los recMnotqtm fuedm. deducirte ante ¡as Salas del Tribtmal c&iUra 

las fnrwbíenciae dicUutas en los expedientes de reintegra y sabré tespen^ ; 

tabJUdades independientes ^ de hs cuentas y cancelacm d^ fansas^ 

SECCIÓN PI\!MERAÍ 

Dá reéurso dé sáüiea.r—De Uu proviiendas que son objeto de tste reeutso, 

' jr de Imfwma en que debe instmirse, 

Art. 4 55. El recurso de súplica de que trata el artv 65 de la ley 
mqgánica , no solo podrá interponerse (fe las provideticias dictadas 
por las Salas' del Tribunal sobre la tramitación de los expedientes 
de reintegro, sino también de aquellas que versen sobre dedaf aoion 
de responsftbilidades principales ó subsidiarias independientes de las 
cuentas, ó sobre cancelación de fianzas. 

Lo dispuesto^ en la ¿Itima parte del aTt.'4S9 sobre el recorrqo do* 
apelación cuando se funde en faltas cometidas en el prooedtniienlo, 
y el apelante no haya reclamado contra ellas en el acto de su eje- 
cución , es igualmente aplicable al recurso de súplica. 

Art. 456- £1 recurso de que trata el articulo anierior se intet^' 
pondrá por escrito ante la Sala que dictó la providencia suplicada, 
y en d tiempo que designa el art. 65 de la ley oi^ánica. 

Art. 157. Presentado el recurso en tiempo y forma ^ se admitirá' 
sin mas trámites, cuando proceda, para ante la otra Sala del Trrbu^ 
nal , notificándose este auto á las partes para que comparezcan ante 
eUa en el término que se les sefiale. • . . ' 

Art. 458. El recurso do súplica se instruirá por los trái^ites que 
determinan los arlicalos 165 al 4 85 de este Reglamento para la' sus-* 
tanciaeíande los recursos de apelación. 

SECCIÓN SEGUNDA. 

Dtl recurso de apelación. — De las proindendas que son obfeíp de ests^ 

rfcurso , jr de la /orma en que- debe instruirse, 

Art. 469. El recurso de apelación de que trata el art. 64 de la, 
ley orgánica, nd solo podrá interponerse de las providencias dictad' 
das en ios expedientes de reintegro por las Autoridades 6 dééntcá^ 
administrativos encargados de su instrucción en virtud dé jurisdíd^^ 



cicm propia ó por delegación del Tribunal, eim de á<|QéUáe ^tf <loe 
los mifimos fencionarios declaren alguna responsabilidad principal ó 
subsidiaria independiente de las cuentas. :. ' > .. 

El recurso de apeladon no tendrá lugar cuando se funde en fal- 
tas cometidas en el procediíaieiito , y el apelante no haya reclama- 
do contra ellas en el acto de su ejecución. 

Art. 1 60. Bl recurso á que se refiere él articulo anterior se ¡n^u 
terpondrá por escrito; y en el tiempo que señala el art. 64 de lá ley 
orgánica, ante la Autoridad ó agente admibistrattvo que instruya el 
expediente de reintegro, ó haya declarado la responsabilidad prin- 
cipal ó subsidiaria independiente délas cuentas. 

Art. 161. Si la Autoridad ó agente administrativo q[ue instruya 
el expediente de reintegro no adiuiticse la apelación , ó se negase a 
fallar sobre las pretensiones de los responsables, podrán estos acu- 
dir en queja al Tribunal de Cuentas; . ' < ' 

Art. 1 62. £1 recurso de que trata en su última parte el artiralo^ 
anterior, se presentará por escrito ante la Autoridad administrativa! 
cuya providencia haya d^do lugar, á la queja, y esta Autoridad ie 
remitirá á la Sala correspondiente del Tri|)unal de Cuentas , sin susn. 
pender los procedimientos, manifestando. al mismo tiempo las razo» 
nes que baya tenido pata no admitir la apelación , ó n^arse á fa- 
llar sobre las pretensiones de los interesados. 

•Art. 463. Este informe y la queja se comunicarán al .Fis^l ; y 
oido su dictamen, contirmará la Sala la providencia qué motiva el 
recurso , ó declarará admitida la apelación interpuesta ante el in- 
ferior. 

En el primer caso devolverá las actuaciones formadas en virtud 
del recurso de queja á la Autoridad administrativa que instruya' el 
expediente de reintegro. . 

Eael segundo las retendrá en su poder, y prevendrá á aquella 
Autoridad mande sacar la copia de que trata el art.. 67 de la ley or*- 
gánica^ y la remita al Tribunal, emplazando al apelante para que 
comparezca á mejorar su apelación en el término de iquince días 
para la Península, veinte para las islas Balettres, y Iremta para' 
Canarias, contados desde el dia en que se notifique el emplaza- 
miento. 

La copia del expediente de reintegro á que se refiere este ar-^ 
tículo deberá sacarse Con citación del apelante, á fin de que pueda 
señalar la parte que interese á la defensa de sos derechos. 

Si la queja se fundase en la negativa del injSe^ipr é fallar spbre 
las pretensiones de los interesados, y lá Salja estiniare «el^j^ursp,: 
devolverá las actuaciones al inferior, dándole ¿rden para ^iie. fatl^. 
tobre lo principal. 



. 1 «f ( 



M 4863. 37 

Si ambas partea ki pidiesen, podrá la Sala retener la$ actuacio- 
nes en su poder para fallar por si misma sobre lo principal , en ia 
ibrina que dispone el pán^o precedente de eate articulo^ . 

Art. 464. En ia forma. que idispone el articulo anterior , se sacará 
también la copia del expedienté ; se remitirá al Tribunal de Cuentas, 
y se emplazaiiá al apelant(& cuando la Autoridad administrativa que 
esté procediendo al reintegro admita la apelación de su providencia 
en lo5 casos de que trata, d art. 4^ de este Reglamento. 

Art. 465. ; En el término que el ¿articulo anterior señala para com- 
parecer , se presentará el apelante por si ó por medio de apoderado 
CQo poder: en foroia ante )a Sala respectiva del Tribunal de Cuentaa, 
pidíeikdo que se le pongan de manifiesto los autos para mejorar el re^ 
curso y designando, el domicilio de la persona con quien, deban ea^ 
tenderse en esta corte las actuaciones sucesivas. 

SÁ dejase tcasouirír dicho término sin hacerlo, se declarará de- 
sierta l^.ap^acioni, y la providencia consentida, bien sea de oficio ó 
á la primera rebeldía que, le acuse el Fiscal. 

Art. 466. Desde el primer dia en que se dé cuenta del recurso á 
la Sala, podrá. esta , creymdolo justo, acordar á instancia del Fiscal 
la ejecución de Ja providencia apelada , si no se bubieSe proveído en 
primera instancia. 

A petición del apelante , y teniendo presentes sus circunstancias, 
podrá también suspender en todo ó en parte la ejecución de la mis- 
ma providencia decretada. por el inferior > afinque atendiendo siem-» 
Í)re á lo c|ue sobre este punto dispoúen los artículos 24 y 66 de la 
ey orgánica de 25 de Agosto de 4 854 . 

Art« 467. Para presentar el escrilo de mejora se concederá al 
apelante un térmiM que no podrá exceder de ocho días. 

Si fueren dos ó mas los apelantes y diferentes' sus apoderados^ 
se podrá ántpUar el término al dé doce dias comunes á los mismos; 
y en este caso^ como en el de que trata el art. 465, subsistirán los 
autos en la Secretaria de la Sala , donde los interesados podrán exa-r 
noinarlos y tomar notas para presentar sus escritos. 

Art. 468.. Con «1 escrito de mejora presentarán los apelantes los 
documentos en que funden su defensa; alegarán^ y en su caso ar-p* 
tkmlaráo las4enaás pruebas que considereft procedentes, acompa--- 
fiando ia lista de los testigos de quienes pieiisen valerse, con exprés 
úfHk de sttscircQñstaiiciaS) para aue acerca de ellas pueda decir la 
parte contraria cuanto coiíivenga.a su defensa, t 

Art. 469. En el /escrito de contestación manifestará el Fiscal su 
parecer sobre los documentos, presentados; sobre la procedencia^ y 

K^rtenenoía de Jaa.prtlebaá articobdas por la. pailüe apelante , y so^ 
e la calidad de los testigos. *.:..•.: ^ 



-' {MirúlfiíDO panictfbr podrk sía embafgo fÍ9»váe$s pkin éf acto 
^cí^s (kdlardcioiied ante el delegado para la prueba. 

Art. 170. La Sala acordará el recibímimU) á prueba ctratfdo prd^ 
Odda, y sefialafá para que se practiquen laa af^adaa un término 6u- 
Aoknie que M exceda de treinta dtad en la Península , tii de eua^ 
teniB y eínco para la Maa adyacentes , eoii arreglo' at an. 6S de la 
4ey orgánica; 

Art. 171. Dentro de las veinticuatro * horas siguientes á )a de 
k notificación de la providencia del recibimiento á prueba, ó euan- 
d&mas á los seis dias, extenderá y autorizará la Secretaria de ia 
43ala el despacho correspondiente Con los insertos necesarios , dirigid 
tto á la Autoridad , á que se cometa la práctica de las dilí jfemetas' de 
prueba « y le pasará á ia Secretaria general del Tribunal , que firmará 
en el rollo su recibo. 

- Art. 172. La Secretaria general entregará á la parte á qué intere- 
se , exigiéndole recibo que se unn*á á los autos^, el despacho para prac- 
ticar la prueba , con oficio de remisión para el Gobernador ó Autorí* 
dad de la protincia 6 partido donde aquella baya de verificarse. 

Art. 1 73. Cuando las partes pnesentaren documentos que hayan 
de ser cotejados y compulsados en el término de prueba , se unirán 
los originales al despacho , quedando copia íntegra y literal en el 
fdlo de la Sala. 

Con este objeto se eligirá de las partes á su presentación en él 
expediente la entrega de dicha copia, la cual , dei^ues dé cotejada 

hallada conforme , será firmada por el Secretario de la Sala y por 
a parte que la presente. 

Art. 174. Si el Fiscal articulase prueba , se remitirá por Id l^- 
cretaria general la que corresponda al Gobernador 6 Autoridad á 
quien se cometa la práctica de las diligencias. 

' El G(A)ernador ó Autoridad delegada acusará el recibo det óe§^ 

Iiácbo denti^o de veinticuatro horas , y su ooncestacion se unirá á 
oe autoa. 

Art. 175. Para ta práctica de las diligencias de prueba e« (Arfts^ 
pénsablo la notificaoion y citación de las partes ó de su^ legititnos 
representantes. 

- Art. i76i E|i cotejo de lo» documentos presentados ^eemo parte 
de prueba se hati por loa funcionarios encargados del dopóeíto y 
custodia de los originales ooo que deban ser cotejados, y á préseti*-^ 
cía de la Autoridad delegada para la prueba; . . -»: .; 

En la diligencia de cotejo se esprésará en su casó la aiisleftcia 
al acto i de las partes ó de sus representantett y él Oóbemador 6 á\x^ 
torídad delegada por la Sala poiuirá su Y.* B/ & la eeníficacion d 
diligencia de que se hace mérito. ' 



i 



Arl. i77. La prueba tostífieal y las demás que correspdñdtn se 
practicaFán precisaoieiite ante la Autoridad delegada por la Sala y y 
serán autorizadas por el Secretario de Gobierno ó por oti*o empleado 
que designe al efecto el delegado, coobignando en las diligencias este 
nombramiento: las partes ó sus representantes suscribirán las deda** 
raciones de los testigos, después de estos y antes que el Secretario. 

Ári* 478: Antes de trascurrir el térinino de prueba , ó cuatro dias 
después del que se hubiese concedido para la Peninsula , y ocho y 
qiiinoe lespectivaroente para las islas Baleares y Canarias^ se pre— 
aenlaiáD las practicadas por cada parto; y dándose cuenta por el 
Secretario , se mandarán unir á los autos , y se comunicarán á las 
partes por un breve término , pasado el cual se recogerán con con* 
teaiKion ó sin ella* 

En d. caso de que no se firesaiten diligenciados los despachos 
librados paradla prueba , so hará constar así por la Secretaria en los 
misoMW auUMu 

Art. 479. Pasados los términos que señala el articulo anterior» 
ae declararán loa autos conclusos. 

% las parles no alegaren prueba, se hará esta declaración cuan** 
do se dé cuenta de la contestación al último escrito de mejora de la 
apelación pendiente en la Sala. 

Art. 180. En la misma providencia en que se declaren conclusos 
los autos , se mandará que pasen al Ministro letrado que debe hacer 
de ponente; y devueltos poi* este, señalará la Sala dia para la vista 
con citación ae las partes. 

La -vista se verificará á puerta abierta , leyendo el Jefe de la 

sa de reintegros la relación escrita que se naya hecho bajo la 
dirección de) Ministro ponente, y los alegatos del apelante y del 
Fiscal. 

Concluida su lectura , declarará el Presidente vistos los autos , y 
mandari de^peiar. 

Art. 484» Él Ministro ponente fijará en seguida los puntos de 
hecho y de*derecho que hayan de ser objeto do la deliberación de la 
Sala^ y propondrá la providencia qué en su opinión deba adoptarse. 
La Sala «podrá acordar luego la sentencia definitiva que crea 
justa , ó biei> la práctica de las diligencias que considere precisas 
para la decisión final de loa aalosi^ WUéndose de la fórmula para 
mejor proveer. " 

Art. 182. * Dentro de los doce dias siguientes al de la vista, ó al 
en que se hayan unido á los autos las diligencias de que trata el ar^ 
tícuio anterior, confirmará ó revocará la Sala en todo ó en ps^te la 
providencia apelada , proveyendo da nuevo sobre loa panK)s en qn^* 
b revocare. i 



iO tbrgul cóáTumsTRi 

Art. 463: Si tan solo hubiere sido x^jeto.de la apelación algún 
incidente , la Sala proveerá acerca de él , reservando al inferior h 
decisión de lo principal. 

' Sin embargo, si la Sala revocare el fallo del inferior, podrpí 
decidir sobre lo principal , cuando lo pidieren todas las partes. 

Alt. 484. La Sala no podrá fallar sobre ninguno de los capítulos 
de la apelación que no se hubieren propuesto á la decisión del infe- 
rior, salvo si se tratase: 

De compensación por causa posterior á la providencia apelada., 

De intereses y de cualesquiera otras prestaciones accescnria»^ 
vencidos después de la definitiva. ■ ^ 

De daños y perjuicios causados desde su pronunciamiento. • 
Art. 1 85. £1 Secix^tario de la Sala remitirá á la Autoridad ó ^^j^'' 
le administrativo que instruya el expediente dé reintegro eertifica— 
cien de la resolución final en segunda instancia dentro de un lér^ 
mino que no podrá pasar de ocho días desde que se publique en la 
Sala. . : 

La Autoridad inferior , tan luego como reciba esta certificación , la 
mandará unir al expediente , y acordará su cumplimiento «n todas 
sus partes. . * . 

SECCIÓN TERCERA. 

• » ■ . 

Disposiciones comuius a los recursos de que tratqn las dos secciones ^fUe^, 
riores y la sección tercera del capitulo í de este título, 

• • * < 

Art. 486. De las sentencias dictabas en juicio contencioso por 
las Salas del Tribunal de Cuentas no habrá lugar á apelación ni sú^ 
plica ; pero podrá interponerse contra ellas el recurso jde casación 
para ante el Consejo Real cuando proceda con arralo á la ley. . 

Art. 187. Lo dispuesto en el articulo anterior es aplicable á laa 
sentencias que dicten las Salas del Tribunal en virtud, de. los re- 
cursos de apelación de los faUos de los Consejos provindales ep^ ]q$ 
negocios á que se refiere el número 6.^ del art. 4 6 de la ley orgám*. 
caí de 23 de Agosto de 1854. - .. 



> • 



1 1 I 



CAPITULO IIl 

* 

Del recurso de casación* 

Art. 188. El recüi'so de casación sé introducirá y sustanciará W 
el tiempo y forma que i^rescribeh los aí'lículos 60 el 65 ibdu^^ei 
de la ley orgánica ••' ' ' ' • "^ 



n 4853. . ü 

TITULO IV. 

ra LA6 VOTACIORIS BEL PLBifO T DB LAS SALAS, Slf LOS ASüATOS DS 
QDB TIATA LA PABTB SBGU!n>A']>B BSTB BBGLAMBNTO. 

Art. 489. La& decisiones del Pleno y de las Salas, en los asuntos 
de su competencia^ se adoptarán por mayoría de votos. 

Para ios fallos definitivos en materia de cuentas Be requieren 
además tres votos conformes, según lo dispone el art. 31 de la ley 
de 25 de Agostode 4851 . 

Arl; 4 90. S^ decisivo el voto del Presidente cuando hubiere 
empate en las votaciones de los asuntos de que conoce el Pleno, y 
de los administrativos de que conocen las Salas, exceptuando los 
que se refieren al examen y juicio de las cuentas. 

Cuando el empate ocurra en estos, se llamará para resolverle á 
los Ministros de la otra Sala por el orden que establece el art. 34 
de la ley orgánica* . 

Art. 494 . Para los casos de empate en las votaciones sobre asno* 
tos oontencíosos se nombrará en el mes de Noviembre de cada' año 
por el Ministerio de Hacienda un número de suplentes que no sea 
menor de eiaco. 

Art. 492. Serán suplentes natos el Secretario del Tribunal y el 
Contador prknero. 

Para los tres restantes se formará una matricula en que se com- 
prenderán los Presidentes, Ministros, Secretarios, Contadores pri— 
. meros y Contadores , Decanos jubilados ó cesantes del antiguo y del 
nuevo Tribunal de Cuentas. 

Art: 493. Para el llamamiento de los suplentes en los casos de 
empate se observará el orden rigoroso de su colocación en la lista 
que se forme en el mes de Noviembre de cada año. 

TITULO V. 

DISI^OSICIOHBS 6BNBRALE8. 

Art. 494. En los asuntos contenciosos podrán las partes ser fe^ 
presentadas y defendidas por los abogados del Tribunal , que ló ton 
lodos los incorporados en el Colegio de Madrid con bufete abierto. 

Art. 498. Las alegaciones y defensas que tengan lugar en el 
Tríbonai áe Cuentas serán concisas y directas , como lo exige h ia^ 
dolé de los negocios sobre que versan. • ' * 

•' La Sala, á propuesta del Ministro ponente, acottlará la resolu» 



Ut TIRGli dJÁTillBSTIl 

cion que corresponda , siempre que en los escritos de las partes no 
se guardare el respeto y consideración que se deben al Tribunal. 

Art. 496. Las diligencias y actuaciones acordadas por las Salas 
sQr «jecutarán por el Secretario de la misma, y por los ujieres en 
sus respectivos casos , quienes serán responsables aole ella del exac- 
to cumplimiento de cuanto se les hubiere encomendado. 
,, Ari* i 97. Los plazos señalados por dias se entenderán de dias 
útiles , y no oomprenderán el de su fecha ni el de su vencimiento* 
n Artt 498¿ Todo plazo que condoyere en domingo ó en otro dia 
de fiesta legal se prorogará al dia siguiente. 

Art. 4 99. Los plazos señalados al Fiscal para emitir sus d¡ctá<* 
Qienes se entenderán siempre en cuanto lo permita el despacho de 
los n^ocios que tiene á su cargo. 

.. Art. 200. Los plazos señalados en este Reglamento no podrán 
ampliarse ni disminuirse por las Salas, fuera de los casos en que se 
l^s i^Qserva expresamente la facultad de hacerlo, 
i :Art. 201. El trascurso de un término señalado por la ley Orpá^ 
nica para el ejercicio de algún derecho, traerá consigo la pérdida 
do este dorecho. 

. : . Sin embargo , se suspenderá dicho término por la muerte de ia 
persona ijataresada , y no volverá á correr contra sus herederoa sino 
desde el vencimiento del concedido para hacer inventario ó de)i«» 
))|srar. 

Art. 202. Los plazos , cuya designación queda al arbitrio de lad 
Sftlas ) seráp del tiempo absolutamente necesario para que se ejecute 
el acto.. 

No se prorogarán sin justa causa. 

Art. 203. Será condenada á satisfacer daños y perjnicios: 
. ' 4>'' La parte que solicitare señalamiento de término en virtud de 
(^Iso^ piotiyos. 

2.'' La que para asegurar el escrito de su demanda ó su defessa 
recurra á falsas alegaciones , á negativas ó imputaciones calumnio- 
sas, ó á cualquier otro de los medios reprobados que sugiere la 
mala fe. 

3.^ La que sin legitimo fundamento introduzca recursos de in- 
terpretación , nulidad ó apelación de una providencia ó auto definí— 
tiv9 que no sean susceptibles de ellos. 

* Aquella cuya apelación se estimare temeraria. 

La (|ue en virtud de sentencia ó expedientes cancetodoa á 

9Qn&ecuencia de pago ú otro medio legitimo de extinguirse las obli- 

a8|qÍQiieS) hubiere conseguido que se proceda contra la persona. 6 

bienes de su adversario. 

. .6«* La que con dei|>recio de las providencias á^ las Stím in- 



i 



. j 



■ .■ • 



I 4SS3. ' M 

fríngíere la prohibición que se le haya impuesto, y no restituya los 
bienes que detentare. 

. Art. 20 i. hdi^ multas que imponga la Sala no podrán exceder 
de 3,000 irs. ' " . ... :: 

ArL 205. La condena dd daños y perjuicios comprenderá la in- 
demnización completa de los causados. 

Art. 206. En caso d^ concurrencia pontra los bienes de la parte 
condenada, entre la muKá y la indemnización de daños, será esta 
pagada con preferencia. 

Art. 207. Sin perjuicio áe las penas declaradas en los artículos 
anteriores , si los escritos producidor en el expediente ó en tos autos 
ODDtiiTwrCTt imputacioDes calumniosas ó injiu'iosas > la Sala podrá 
mandar que e^tas se lacheo , quedando siempre salva la aiecion dd 
injuria ó calumnia ante )a Autoridad Competente , si procediere. 

Alt. 208. Serán condenados á pagar dañ09 y perjuicios y mul- 
tados loa actuarios y ujienes que nubieren pradieado Qoa dilieeñ-* 
eia cuya oalidad se haya declarado ^ siempre que hubiere aieritoa 
paro la condenación á juicio do la Sala. 

Art. 209. Los actuarios, defensores y ujieres que infrirtgie-* 
ren las disposiciones de este Reglamento , o no se ajustaren á días 
en d ejercicio de sus peculiares funciones, serán corregidos por 
las Salas respectivas ^ las cuales podrán multarlos por primera 
vez en una cantidad que no exceda de 900 rs., y basia en la 
de 4^000 en caso de reincidencia. 

Art. 2l0i Las penaa referidas se impondrán con audiesicia do 
la peraooa á quien se a(rfiCQren , previa el dep¿6Íto de la midlá 
sí no lo conaintíore. 

Art. 244. Las fórmulas^ tr^mit^s, términos y actuaciones que 
ea é curso de estos negocio» puedan ser precisos, y no estén pré? 
vistos en laky orgánica ni en este Reglamento, se arreglarán k la^ 
preserípoiones del derecho común y á las prácticas da los TribwuH 
les ordinarios, acelerándolas y limitándolas cuanto sea posible. . 

An« 213.' Los trámites y formalidadea prescritoa en este Regla- 
mento no serán precisos. para el fenecimiento de las cuentas y do 
iof eJipedienies.de reintegro anteriores aM / de. Enero de 1850< 

Alt. 91 3« Mteotras no se publique la instrucción á que se re00ro 
el art. 111 de este Reglamento < la. venta de lo» bienes mueblea é 
iomiieblea.contra <|ue se proceda para reintegrar al Fisco t se hará 
M la forma que se practica aciudlmeiita. f 



44 TIRCKB CVinUVBSTU . 

PARTE TEBCOBRA. 

DB LAS RBUGIONES DBL TRIBCÑAL DE CUENTAS DBL RBINO CON LOS 

ESPECIALES DB ULT&AllAR. 



CAPITULO ÚNICO. 

Del Tribunal de Cueíitas dd Reino. 

Art. 214. Corresponde a este Tribunal: 

4.* Inspeccionar y vigilar en el cumplimiento de sus funciones 
á los Tribunales de Cuentas de Cuba , Puerto Rico y Filipinas , oen<«- 
surar sus providencias, y exigirles la responsabildad en su casOf 
para lo cual cada uno de dichos Tribunales remitirá al del Reino 
estados trimestrales en que se comprendan con la debida €6peci«^ 
ficacion las cuentas , alcances , desfalcos y cancelaciones de fiao-» 
zas pendientes en ellos , con expresión de su origen , instrucción y 
estado. 

S."" Bxi^r y examinar la redacción general que los mismos Trí-^ 
bunales deben remitirle anualmente de todas las cuentas relativas 
al año anterior , como también el resumen general del producto de 
sus rentas públicas, el de los ingresos por atrasos y el de la distribu-- 
cion , reclamando las explicac¡X)nes y aocumentos que crea pi^sos, 
y la redacción y resúmenes que , con los comprobantes que requie- 
ren las Ordenanzas de Ultramar, remitirán al del Reino dentro del 
primer semestre siguiente al año á que las cuentas se refieran. 

3.* Proponer al Gobierno de oficio ó á petición fiscal, y me- 
diando causas justas legítimamente consignadas, la suspensión tem- 
poral del Presidente y Ministros de los Tribunales de Cuentas de Ul- 
tramar, y la formación inmediata del expediente de separación si 
correspondiese. 

4.* Proceder civilmente contra los Superintendentes é Intenden- 
tes de dichas islas , oyéndoles sus descargos y fallando lo que cop- ' 
responda cuando los Tribunales de Cuentas hubieren ^hallado al exa- 
minarlas abusos en el eiercicio de las facultades que como Ordena- 
dores competen á aquellos funcionarios. 

Estos procedimientos se instaurarán y seguirán por tumo rígo«* 
roso en las dos Salas del Tribtinal de la Península, las cuales, si 
apareciese responsabilidad criminal contra algún empleado , remitid* 
ran al Gobierno con su censura la comprobación del cargo ó car— 
gos, para que disponga la formación de causa por el Tribunal com- 
petente. 



5.* Bevisar. y Mar odo andlenoia fiscal, y por los trámite^ or*-* 
dinatioB, las coeoias de Ultramar, cuao(]o el Roy, oído el Consejp 
Beal , hubiese declarado la nulidad de los fallos de sus Iribunaliisi 
de Cuentas por violación de formas en las actuaciones. 

6.** Rebonoóer y revisar las cuentfis ya aprobadas de aquellos 
territorios euando baya reclamaciiHies ó sean designadas pcH* el Gi^- 
bierno , ó cuando á juicio del mismo Tribunal que hubiese apro- 
bado las cuentas merezcan un examen especial , dirigiendo al Go- 
bierno , en todo caso, el informe, propuestas y documentos que es- 
time conducentes. 

Los reconocimientos y revisiones de cuentas á que se refieren 
los dos párrafos anteriores se verificarán por turno en las dos Salas 
del Tribunal del Reino, observando los mismo» ürámites que en las 
demás cuentas; pero designando prudenctabnente cada Sala los pía-* 
20s para los emplazamientos, contestaciones y demás diligenciáis 
que deban practicarse en Uitrainar. 

Art. 245. La redacción general de las cuentas, el duplicado de 
las particulares con los comprobantes que las acompañen , y el re- 
sumen de todas las examinadas , con los informes y observaciones 
ove los Tribunales do Ultramar deben remitir al del Reino, después 
oe registrados por la Secretaria general, se pasarán al Pleno paru 
que con audiencia del Fiscal se les dé el curso que corresponda , ó 
se sobresea cuando no den lugar á ulteriores procedimientos, dirín 
giendo al Gobierno el oportuno informe , y proponiéndole las refor* 
mas y mejoras que estime conducentes. 

Art 246. Quedan sujetas á revisión y especial examen del Trir 
bunal del Remo y en la formia ordinaria , no solo las cuentas pen-^ 
dientes y sucesivas, sino también las ya fenecidas, que podrán r^ 
clamarse de oficio ó á instancia . del Fiscal , y deberán venir origi^ 
nales ó por copias , según se dispusiere por las Salas. 

Art. 217. Al Fiscal del Tribunal de Cuentas del I^eino, incumbe 
especialmente promover la observancia dq las Ordenanzas y Regta-*i 
montos de los de Ultramar, perseguir sus infracciones, y pedir lo 
que proceda contra aquellos funcionarios, á cuyo fin podrá dirigir 
sus instrocciones á los Fiscales de los Tribunales de las islas, y los 
informes y representaciones . que estime convenientes al Gobierno 
deS;BL 

nB LAS COMPETENCIAS DB JDBISMCCION. 

' Art. 21 8; Cuando los Tribunales ó Juzgados del fuero comun y 
boros especiáleB ó los Jefes aiqpQriores y dependencias cantralM da 



Í6 TBnCEK OTAtBMBSTRB 

h AdtriMstracion osurpen la jurisdicdon 6 la» dtir ibucioiiet'deM^i- 
hútítñ de Cuentas , propondrá el Presidente la oportuna compoien^ 
eia , que se sustanciará y resolverá en la forma que dispone. fel Real 
decreto de ^ de Junio de 4847. 

^ Mdo en San Ildefonso á 3 de Setien)bre de 48SS.omEstá rubri- 
cado de la Real tfitno.«=*EI Mínisiro de Hacienda , Luis María tPastar» 

615. 

HACIENDA. 

* 

[2 Setiembre.] Real decreto , oonsigoando cierta valora en la Cuja gene* 
jnd de Depósitos , como gtrankk del Estado. 

Señora : Los resultados de las disposiciones que be tenido la 
honra de pi^oponer á V. M. , encaminadas á consolidar y elevar el 
crédito público en España hasta el punto, á 6er posible^ á que con 
tanta ventaja suya se encuentra en casi todas las naciones de Ea**. 
ropa, han correspondido á las esperanzas que concebí al tiempo de 
rogar á V. If. que se dignase adoptarlas. 

El Tesoix) se encuentra en la situación mas desahogada que hm^ 
ce muchos años ha tenido; la confianza se ha restablecido hasta el 
grado dé que afluyan á él los capitales á menor premio del que se 
ha pagado hasta aquí , en una abundancia que supera con mucho 
las necesidades del servicio ; y los billetes emitidos en virtud de 
vuestro Real decreto de 8 de Julio último son solicitados con a£ui 
en cantidades qne hay precisión de rehusar. 
' Creadas las sucursales de la Caja general de Depósitos , las pri--* 
meras casas do todas las plazas se han ofrecido á secundar los plam 
nes del Gobierno de V. M. ; y este importante establecimiento atrae 
á si los capitales con una espontaneidad admirable. 

El Ministro que suscribe , alentado con tan incontestables prue- 
bas, faltaría á uno de sus roas sagrados deberes si no se anttoipase 
hasta las menos probables exigencias do los particulares que tales» 
muestras de confianza prestan; si no previese todas i^s.mas remo*^. 
tas contingencias posibles; si no aconsejase á V. M. que se afiancen 
y fortalezcan las bases da lan poderosa palanca del crédito de la ri- 

Sueza pública , de manera que se ponga completamente á cubierto 
e todas las eventualidades. ' 
Existe todavía por desgracia vivo en la memoria de muchos el 
Nicoerdo de escarmientos sufridos en no may remotos tiempos4 y 
á pesar de'lstn^ iAlerrumpida coslomlnv eslableoida ya d manta 



HI8B3. fl 

ma ¿#oea que coíneide con «1 reí&ado de Y. 1I« <» de i^itetar tsahí 
religiosidad los compromisos iContra idos v de {)agar opn exaóCitúd i^^ 
reconoeer c6xi puDluaiidad toda clase de obligAcioBes. púbiicasv to— 
davia cree vuestro Ministro de Hacienda qoa convielie añadir. Ü Yi 
garantía moral que ofrece tan laudable y justo proceder otras mate- 
riales que alejen recelos , que eviten dudas , y que proporcionen 
aquel grado de seguridad que es el mas positivo fundamento y po- 
deroso iaoentivo d« la confiansn públicdi 

Coiocttiidose lo« fando« de la Caja de Oepósitoo en las negbail^ 
cíqms del Tesoro para conllevar el déficit de los presupuQ«t03'> yf 
eonstituywdo por tanto el saldo de la Q^ja una parte de U Deuik 
flotante, nada mas natural que destinar para garantía del amind 
eatabldcimiento una masa de Deuda consolidada en la qua en üHi- 
IDO evento ha de venir á convertirse aquel , si los recursos ordinai^ 
ríos no bastasen, lo cual es mas que probable, á satisfaoerlOrPeroí 
ya que no pueda conseguirse la emisión del papel necesario al efec- 
to 9ÍDO por medio de una ley, piensa vuestro Ministro de Hacienda 
que^ mientras llega el momento de su discusión y promulgacioa^ 
anticipando al menos esta idea, ventajosa sin duda para el crédito 
de la Caja, debe desde luego ponerse de manifiesto la resolución 
del Gc^ierno de presentar á las Cortes en la pimima legislatura el 
oportuno- proyecto, y disponer que entretanto y eiuel acto pasea a 
constituir parte de la garantía algunos valores que tiene el Tesoro 
contra eldedcubierto de la Deuda flotante, tales como los títulos de 
propiedad que el Estado debe recibir por la participación en el Ca«n 
nal de Isabel II : las acciones de carreteras existentes en el TesQro, 
aplicables , aegun el presupuesto de este año , á obras saiisfecbas en 
defecto de la negociación de aquellas , con los recursos de la Deu^ 
floiaote : los abogues que en gran cantidad existen aun después de 
cubrir obligaciones garantidas con el producto de este articula ; y 
finalmente I cualesquiera otros valores que adquiera el Tesoro y h^rr 
bíesen de aplicarse, según las leyes de presupuestos, á gastos sa>rT 
tiafeobos provisionalmente , también con los recursos de la Dei^dá 
flotante. 

Bala garantía, si no de mucha importancia, es suficieoie ^ 

eaabaí^ para la suma que alcanza en el día la Caja de Depósito»; 

y cuando las Cortes la doten de medios hasta el punto de cubrir eo 

todo caso y circunstancias sus operaciones , cualquiera que fueno ita 

valor, ya habrá adquirido con la ratificación de sus compromi^ 

el prestigio de la sancioo legislativa ; y entonces, Señora., la C^a 

de Depósitos llegará al apogeo do su crédito para bjen del .6atado y 

pr^foobo delosparticu^lares. . v c^ 

En consecuencia de lo expuesto , con acuerdo del Consejo de Mi- 



18 mcn CüATiiavni 

nÍ6(ro», el qae suscribe tiene la honra de someter i la a p rol^ a o k w 
de V. H. el adjunto proyecto de decreto. 

San Ildefonso 2 de Setiembre de 4 853.«5efiora^aiA L. R. P. de 
V. M.mLuis María Pastor. 

BBAL DECRETO. 

Con objeto de garantir de una manera positiva y á satisfacción' 
del público las operaciones do todas clases de la Caja gemSral de 
Depósitos y sus sucursales , conformándome con lo que me ha pro- 
puesto el Ministro de Hacienda, y de acuerdo con el parecer del 
Gonseio de Ministros, vengo en decretar lo siguiente: 

Articulo 4 .' Se consignarán en la Caja general de Depósitos , «o^ 
mo garantía del Estado afecta á la responsabilidad del mismo esta«- 
blecimiento : 

Primero, Los títulos de propiedad que el Estado reciba por iaí 

Crticipacion en el Canal de Isabel 11, tanto por las cantidades que 
facilitado, cuanto por las que en lo sucesivo suministre' para 
esta obra. 

Segundo. Las acciones de carreteras existentes en el Tesoro, 
aplicables , según el presupuesto de este año , al pago de obras cck 
yo coste se naya suplido , en defecto de la negociación de dichos 
valores , con los recursos de la Deuda flotante. 

Art. 2.* Quedan afectos á responder igualmente de las operacio- 
nes de la Caja : 

Primero. Los azogues que de propiedad de la Hacienda resul- 
ten existentes después de cubierto el saldo que contra el Tesoro 
tenga la casa de Rotschild por su contrato de venta en participación. 

Segando. Los valores en papel ó en otra especie que no fuere 
metálico y adquiera el Tesoro por cualquier concepto , y hubieren 
de aplicarse, según las leyes de presupuestos, á gastos satísfechoéí 
provisionalmente también con los recursos de la Deuda flotante. 

Art. 3.* El Gobierno presentará á las Cortes en la próxima le*^ 
gislatura los oportunos proyectos de ley , á fin de ratificar de la ma-* 
ñera mas solemne las obligaciones de la Cuja de Depósitos, oonce*- 
diendo á los acreedores á ella toda clase de prelaciones y segurídi^ 
des según la legislación común , y para hacer una emisión de efectos 
de la Deuda pública en cantidad suficiente que, consignada en 
aquel establecimiento , garantice en todo caso y circunstancias las 
operaciones del mismo, cualquiera que fuet^ su importancia. 
^ Dado en San Ildefonso á 2 de Setiembre de 1853.>»Está rubri«* 
cado de la Real meno.«»'EI Ministro de Hacienda , Luis María Pastor; 



D1 1863. 19 

614. 

GOBERNACIÓN. 

I 

1 

[2 Seikmite.] Real orden, encargando que se tomen las debidas preeau- 
Clones higiénicas en los cuarteles , hospitales y otros establecimientos pú- 
blicos para evitar la invasión del tolera-morbo* 

E\cmo. Sr. : £1 Sr. Ministro de la Gobernación del Reino dice al 
da la Guerra en 2 del actual lo siguiente : 

«En la eventualidad de que el cólerannorbo , que boy aflige al 
Norte de Europa, invada nuestro país, cumple á un Gobierno pre- 
visor, después de fiar en el divino auxilio para evitar el mal ó 
amenguar sus estragos, prepararse á combatirle cuando por desgra- 
cia se llegase á desarrollar. Nada conduce tanto á disminuir el in- 
cremento deja epidemia, dada su existencia, como la adopción de 
medidas bigiéBÍgas donde quiera que bay e?cuberancia de población, 
Y en particular en los focos donde se aglomera por razones particu- 
lares muUitud de gentes en la que no es el aseo cualidad que suele 
sobresalir. Tales son por ejen^plo en las dependencias del Estado los 
cuarteles, los hospitales militares, los depósitos de quintos, ios ar- 
senales, las tripulaciones de buques en bahía, las escuelas y cole- 
gios , los talleres y obras públicas en que haya gran concurrencia 
de trabajadores, las maestranzas» minas, fábricas, salinas, conven- 
tos y establecimientos público^ de toda cíase donde exista necesidad 
constante de abrigar mas número de personas que el regularmente 
acogido en el hogar doméstico. Si en todos tiempos es en ellos ga- 
rantía de salubridad el buen régimen y policía en los alimentos, 
vestido y habitaciones, y el asco en los individuos,. nunca como 
cuando amaga una epidemia debe llevarse hasta el extrenvo estas 
condiciones higiénicas, cuya importancia acrece la necesidad de 
precaución para evitar el mal, de previsión para alejarle, de pre- 
servación para atenuarle y combatirle. Conocidos perfectamente de 
Y^ E. estos pi^incipios, no se ocultará á su ilustración la convenien- 
cia de aumentac ^n las. dependencias de su digno cargo la vigilancia 
y la policía, condiciones de una buena higiene, ahora que todavía 
está remoto el peligro: si , como es de esperar, atendidos los ante- 
cedentes y la protección que en época no lejana debió á la Providen- 
cia este privilegiado país, el mal no invade á España, nunca será 
perdido para la salubridad púl;»lica y de los mismos individuos el 
exceso de precauciones que en estos momentos se adopten ; y si su- 
cede desgraciadamente lo contrario , es indudable que habia mucho 

Tomo lx. i 



56 TERCER CÜATROñSTRE 

adelantado para disminuir los efectos de la epidemia y combatirla con 
esperanza do que termine mas pronto su letal influjo. Habida consi- 
deración á todo , es la voluntad de S. M. que se excite el conocido 
celo de Y. !í. para que por el Ministerio de su digno cargo se dicten 
inmediatamente las órdenes oportunas á fin de que en todos los es^ 
tableoioii«nt<>s mas ;íK?asioQado6 á- infección se observe utta poKcia 
Gámerada, se disminuya en lo posible la agloroeracion de gente, se 
aireen las habitaciones , se limpien y puriiiquen con frecuencia , se 
alojen do ellos los sumideros, letrinas y almacenes de efectos pro— 
[ionsos- ¿fácil corí'upcion ; so proscriba el maj'or aseo en el'pci*so- 
nal, se renueven las camas y ropas cuyo estado no sea conveniente 
para osa misma buena policía, se prohiba echar toda clase de in- 
mundicia en las habitaciones, y especialmente en los dormitorios; 
He inspeccionen con incesante esmero todos los víveres y utensilios 
destinados á dichos establecimientos , y se practique en fin cunntio 
se crea conducente al loí^ro del objeto que motiva esta Real reso— 
Iticion.)) 

De Real orden , comunicada por dicho Sr. Ministro de la Gi^rra 
desde San Ildefonso, lo tnaslodo á V. B. par¿i su conocimienlo y k 
fin do que por su parte contribuya con la fuerisa de su autoridad a] 
cumplimieiito de lo que se dispone en la inserta Real orden. Dios 
guardo á V. E. muchos años. Madrid 10 de Setiembre de 4853.«=» 
El Subsecretario, Eduardo Fernandez San Román. 

613. 

' GRACIA Y JUSTICIA. 

[4 Setiembre.] Real órJeii, aprobando, para que puedan servir de texto 
en las escuela*; dt? *Instrttrcion primaria, las obras contenidas en la lista 
adjunta*. 



' \ 



La Reina (Q. D. G.), de conformidad con h propuesto por la 
Sección primera del Real Consejo de Instiiiccion publica, se ha- ser- 
vido aprobar, para que sirvan de texto en las escuelas de fnstroc-^ 
cion primaria, las obras contenidas on la adjunta lista, que debetó 
tenerse por adicional á las ya publicí^dtts, sin perjuicio de (\úe se 
corrija cualquier error í onjísion que pueda haberse cometido. ■ * 

De Real orden , comunicada por el Sr. Ministro de Gracia y Jiis- 
ticia , lo digo á V. S. para k)? efectos ^onsi,2U¡entes. Dios gilarde-fi 
V. S. muchos años. Madrid * de Setiembre do 4853.-í=EI Subsebi^e- 
lafio, Antonio Escudero.^^r. Gobernador de la provinbia d^:.':.; ' 



1 

i 



n ' 4W3v * 54 






Lisia de las obras aprobadas y jHStiprétiaétts pdf'á ^t^ ptfctá^' 
séretr 4b téttñ) eñ las éiféuéfhá ié fñmnííófoñ ptmária. . 

,,..*/• ■ . Precio» . 

VrrtfLÓ'ire lX'úb*a. kosbíií'deL autor. ,en rústlrti. 

, 1 f-^ 



'» 



Compendio razonado de aritmética. . .<' D« Leandro Bonet 4 

Eleineutos de gramática castellana.. .*..' Del mismo * 2.. 17 

Curso de aritmética Del mismo 2 

ídem de gramática. t . . (« -Del lüismo \ 

ídem de lectora y escritura*. . ., Del mismo. ^5 

?ítloi(W (Mineffni^d feleáüentales tfe atnl-»- 
* mélica, con la exfjti^olon del 6tift6^ '• : 

ma EMétrito y monetaria deamai « edi*^ 

cíen de 1 832 * D. José Fernandez de Segura. 4 

Repertorio de geografía. . . i D. Francisco Verdejo Paez. . ., íf. 

NoéVó si^lefaia lé^ai 3e pésás y oled idas. D. José María Llera , .' ^2 

Teoría de Ms '(lentas* ..'...,...' D. Jos-é Ell'/bndo \.,\1 ' 

GUia relígiioea de la inlánoia, parar iecKi D; Ramón Sa-^ ¡Con láminas. 3 *i 

cÍ9Qes de lectura..4. •»>-(< «'•*»•>- torres. ...«» ¡Sin ellas w«» 2 > 

KoTA. Por Beál orden dé esta feclia la Reina (Q D. G.), oido éí 
dictamen de la sección primei^a del Real Consejo do Instrucción 
pública; s(3 ha á(írVidq autorizar el uso en las escuelas de Inslruc-' 
cion primát^iá de los glpbois celeste , terrestre y sigtema de Copérni- 
co de D. I^edro Martin de López, asignándoles el precio de 20 rea- 
les vellón. 

Madrid i de Setiembre dp 4 833. = El Subsecretario, Antonio 
Escudero. c < 

€16. 

• • • '■.'■■■■■■ • • ■ ■•■GUERRA. •■ •• - •' ■■ 



' ' » • 



[4 Setiembre,] Real orden, restdbféciendo en todo^'los Cü^os dieT Ejér- 
cito el oso, de la antigua marcha española , conocida por la granadera. 

• i,. ' ■ ■ ■ • • ' • . '' 

Bxcrtio. Si'l :'El8r. Ministró dé la Gueri^a dice cofi feóha dt ayei* 
desde Saft IWélbndo ol Director general de Infantería lo que feígue : 

<tS. M: te Ileíha ( Q. D. G.) ha tenido á bien resolver rjue en lu- 
gar de lá mnréha J3rescrita por el Reglamento de táctica do la Infon- 
leria, át>i*óbddo por R^al orden de 18 de Octubre de Í8o0, y que 
actaalmente «san los Cuerpos de so arma , solo íe toque en lo suce* 
sivó, tattló por dichbs Cuerpos como por todos los demás del Ejór-« 
cito, la antigua espaftolá, vulgarmente corií)cida con el riombrc de 
girMadefá\' dn^kndfy ñfte^líLtSfi á sü tompás, qnecontihíiará éiendó 



de 1 04 pasos por minuto , los pasos dobles y demás toques y piezas 
de música que usen las bandas,»» . / . 

De Real orden, oomunioada por dicho Sv. Ministro, lo traslado 
á Y. E. para su conocimiento y á fin de que no se permita el menor 
abuso en este pupto. Dios guarde á V. E. muchos años^ Madrid 5 
de Setiembre ae 1853.=» El Subsecretario, Eduardo Fernandez San 
Román. 

HACIENDA. : 

[4 Setiembre.] Real ¿rden ^ disponiendo, que la Tesorería centñi) ^: la Caja 
general de Depósitos admita las cantidades, á metálico que en aunta 

corriente con interés entreguen las Corporaciones y los particulares. 

' 

limo; Sr.: Para que tenga el debido cumplimiento lo mandado en 
los artículos 3.® y i." del Real decreto de 29 de Julio último, la 
Reina (Q. D. G.) se ha servido disponer, qpo la tesorería central de 
la Caja general ae Depósitos admita las cantidades á metálico oue 
en cuenta corriente con interés entreguen las Corporaciones y Jos 
particulares, con arreglo á la Real Instrucción de 19 de Agosto, 
próximo pasado, publicada en la Gaceta del 31 del propio mes. 

De orden de S. M. lo digo á V. I. para su inteligepcia y efectos, 
correspondientes. Madrid 4 de Setiembre de 1853.=»Pastor.=Señor^ 
Director de la Caja general de Depósitos. 



• • 1 • 



618. 

HACIENDA. 

[4 Setiembre,] Real orden , mandando se forme una Comisión que inspec* 
cione las operaciones referentes á ]a sección de cuentas corrientes con 
interés de la Ci^ja geoecAl de Depfsiloa. ' .^/ . ú 

limo. Sr. : Habiendo de funcionar en Madrid la Caja de Depósitos 
como centro general del establecimiento, y además comp sucursal 
de la circunscripción determinada por Real orden de 7 de Agqsto 
último , atendiendo á la importancia que en esta corte ha de tener 
el servicio de las cuet^as^ co^i-ientea con interés^ bajo ci^yo título y 
según el Real decreto de 29 de.Juiio próximo pasado é Instrucción 
comunicada para su ejecución , debe admitir la Caja las cantidades 
á metálico que impongan (as Corporaciones y los particulares ; y de^ 
seando que estas operaciones , al paso que se ejecuten con exac» 
Ut^d y .expedición, ofrezcan al público 1^ garantías. de. un^inspoor 



DX4853/ S3 

doD especíale ÍDinediata , sin perjuicio de la qóe corresponde en lo 
^neral á la Comisión creada con arreglo al art. 25 del Real decreto 
de 29 de Setiembre del año último, S. M. se ha dignado mandar que 
se forme además otra Comisión inspectora de las operaciones ref(^ 
reo tes á la sección de cuentas corrientes de Madrio, igual á la que 
para vigilar los actos de las sucursales debe formarse en cada capi-* 
tal« según el art. 8." del citado Real decreto de 29 de Julio próxi- 
mo pasado, pero compuesta de doble número de individuos, en re- 
presentación de la clase de comerciantes ypropietarios. 

De Real ó^en lo digo á V. I. para su inteligencia y efectos cor-*- 
respondieotes. Dios guarde á V.; I. muchos años. Madrid 4 de Se- 
tiembre de 185'i.=Pastor.«*»Sr» Director do la Caja general de De- 
pósitos. -''!..' 

619. 

HACIENDA.. 

[6 Setiembre*] Real orden, dctermíoaado que se abone el 2 por 100 anunl, 
cootado desde el sexto dia de la imposición , por Iqs cantidades que se 
entreguen en la Caja general de Depósitos a titulo de cuenta corriente. 

limo. Sr. : Teniendo en consideración la naturaleza especial do las 
operaciones mercantiles de la plaza de Madrid, cuya índole prodiice 
mayor rapidez; en la circiilaciqri , y rfe.seánUó Qonqiliár esta circuns- 
tancia con la conveniencia del Tesoro, de.'forn^^ .que 1^ disminución 
del tipo de interés se compense con el mas pronto goce de su bene- 
ficio para^ los capitales impues^)s en la Caja general de; Depósitos, la 
Reina se ha dignado resolver que en vez del 3 por 4 00 de interés 
abónatele por punto general , según el Real decreto de 29 de Julio 
último por l^s cantidades que se impongan en la mencionada Caja á 
titulo de cuenta corriente , en Madrid se satisfaga el % por 400 anual, 
pero á contar desde ,el sexto dia de la iniposicion. 

De Real orden lo digo á V. I. para su inteligencia y efectos cor-?- 
respondientes. Dios guarde á V. 1. muchos s^os. Madrid 5 de Se— 
tiembre de 4863. r=a Pastor. «^Sr. Director de 1^ Caja general de De- 
pósitos. 

620. 

. Gil ACIA Y JUSTICIA. . , 

[6 Sttiembreé'l R6al ¿rden j pidiendo noticias acerca de los libros y efectos 
existentes en las escuelas normales de Irtstrnccion primaría* 

La Reina. (Q. D. G.); , deseosa de que en las escuelas normales 
de iMtrvcciOQ primaria' baya t(¥Íos loi^:átjlQs.iiu}íspen$ab!les para la 



.ij 



S4 TERCm fiCATUHBSntl 

enseñanza de las diferenles materias <fae en ellas. se expüm , • y áe 
que scaa ea todas uniformes , y los eonvenientes a la 'extensión q^^ 
rospectiv«inient6 ha de darse á la educación de los alumnos paca 
maei;tros elementales y superiores , que es el principal objeto dé' di«- 
chos estabiccimienloa, se na servido resolver que V. S. remite in^ 
mediatamente, clasificada por el orden de asignaturas, una lista úp 
Jos libros y efectos existentes para cada una , expresando respedi^ 
vamente también á contimmeion de cada clase los que loa proieso«4> 
res de esa escuela conceptúen necesarios para la inteligencia de sus 
4ecciones, con él fin de que, reunidas todas ^ se adopte ó íne la que 
parezca masiconvoniente, y se disponga lo oportuno para facilitar i 
-ese establecimiento lo que resulte que le falta. 

De Real orden, comunicada por el Sr. Ministro de Gracia y Ju^ 
ticia, to digo á V. S. para los efectos expresados. Dios guarde a V. S. 
machos años. Madrid 6 de Setiembre de 4833.=E1 Subsecretario, 
Antonio Escudero. = Señor 

621. 

GUERRA. 

. ■ • » 

[6 Setiembre A Real orden ^ resolviendo que no tiene efecto retroactivo la 
de 20 de Abril de 1852, que establece no se abonen los retiros y mer 
joras de ellos sino desde la fecLa de la concesión. 



. i 



Por el Ministerio de la Guerra se ha eomunicadp á esta hxn\^ 
de Clases pasivftá con fecha dé ayer la Real órdéii siguientes 

((Ex¿ino. Sr.i El Eiícmo. Sr.Minlstro de la Guerra dícfe con ffe^ha 
de fiyer desde Satt Üdí^fonso al de Hacienda Ío que slíjue.=í=íHfe dddo 
cuenta á la Rbtna (Q. D. G. ) de la comunicaron que este Ministerio 
dirigió en 3 de Setiembre dé 4899 á este de mi car^, tmcrifeipftdb 
oll'á del DirecUoir general del' Tesoro piJblieo, consuhando.sí'debe 
tener efecté retroactivo, lia Real orden dé 20 de Abril delcitádq añq, 
ehí la que ée eaíabtece por réglia general que los retiros y mejoras 
de ellos no deben abonarse sino desde la fecha de la concesión. Eitr- 
tcrada S. M., y conformándose boi^lo expuesto por el Tribunal Su- 
premo de Guerra y Marina er) su acqrd^ds( ^e 31 de Mayo último, 
se ha dignado resolver que la Real óroen de 20 de Abril de 1852 
í^a regif. ínw^me^ié desde j|u foi^ ^^ adpl^e; «jfíníla'í^l vmw 
tiempo'su Real va^unlad q«e <ofl indiv^i4ups k .«fuienes. se ]fi§i üv^li- 
den empleos superiores á aquellos en que se retiraron , y obtengan 
mejoi^a ton avr«glo á su nuevo destino , deberán • sujetarse k lo^re— 
£>^eiMk( ^¿i^h^ Real orden; y en el caso de que & M. méi^Miid 



19 4«63. M 

disponer fuefiCi d^sde el dfÍ8L que obtavo su pric^itivo retuH) , será ' 
oea4Íck)a precisa se exprese ternjinanteoieiite en la ófden decoo- 
cesiop =^D^Rpal órdeOf comunicada por dicbo Sf.Mijaistro, lo tru^lado 
á y. £. pap£^ su coiK>c¡Daieiilto» 

' X ioÍDS^rto á V. S. para los efectos que en cuanta á su cumplí^ 
mieota cpifrQspoadan eu la^ enemas de e^a provincia. Dios guarde 
á Y. S. mochos anos. M^diid 8 de Setiembre de. tSü3,=9sEl Vicepre^ 
sidenle, el Cocde de Vigo. = Sr. Gobernador de la |)rovinc4a de 

622. 

GUERRA. 

[7 Setiembre,] Real ¿rden^ dicU^ndo. disposiciones para que se lleve á 
efecto por las Capitanías generales ^ la formación de las relaciones de 
alta j baja de la clase de retirado^) y la general que debe redactarse en 
Febrero de cada -año ^ cou arreglo á las Reales órdenes de 15 de No- 
vieinbrc 4e 1851 j 2i de Junio ¿Itimo. 

Exorno. Si*. : Eí Sr. Ministro de la Guerra dlco coa fecha de ayer 
desde San Ildefonso al Capitán general de Navarra lo que signo : 

«He dado cuenta á la Reina (Q. D. G,) de lo expuesto por V. E. 
en su escrito de 23, de Julio próxiino pasado acerca de la imposibili- 
dad de que se reúnan en esa Capitanía general los anlccódentes x\o^ 
cesar!Q5 pe^ra la formación de las relaciones de alta y baja que ocur- 
rgi en, la cíase de retirados , y la general que en í^ebrero de cada 
año deben remitirse á este Ministerio, según lo prevenido eu Reales 
órdenes de 15 de Novienibre de 1851 y 2i do Junio, üllinio. Eu su 
vista,, y mediante á que la Real orden de 4 del pasado Mayo, que 
cita V, E. en dicho escrito, no puede dificultijhr la remisiou do datos 
para la formación de las relaciones de que se trata, pues única— 
mente se previene en e)!a que por e^te Ministerio se den a la Junta 
dé CJases pasivas ios coiiocímíientos que antes se daban á la Dirección 
geineral del Tesoro, s:n facilitar á aquella para el s;M"ialannonto de 
sueldos de retiro á los individuos dependientes del E^^ácilo, cuya 
atribución compete solaiBonte al Tribunal Svipremp de Guerra, v 51a,- 
rina, ni lampc>co que puedan surgir aquellas conJa suprci-Ioü de lü^ 
habilitados mandada en el Real decreto de i .^ de Julio liltinio, pues- 
to que, dándose por este Ministerio á los Capitanes gcnerules un co- 
nocimiento exacto de las novedades que ocuvren en diclia. clase , rQ- 
unen al efecto tas noticias que facilitaban aquellos t exceptuando Jas 
bajas por fallecimiento, lá Reina (Q. D. (i.j se ha servido resolver 
que y. E. disponga continúen las dependencias de su cargo cumplí- 



f* 



•* 



ti& TXRCBR GUATUMESTRI 

mentando las precitadas Reales órdenes de 1 5 de Noviembre de 4851 

Í2i de Junio del corriente año; en el concepto de que con esta 
ícba se dice por este Ministerio al de Hacienda lo conveniente para 
que se prevenga á los Gobernadores civiles de provincia faciliten 
todos los meses á los Capitanes generales una noticia nominal de los 
fallecimientos que ocurran en la Corporación de que se trata , cuyo 
dato será el único que falte para que las relaciones se formen con 
exactitud.)) 

De Real orden , comunicada por dicho Sr. Ministro, lo traslado 
á V. E. para su conocimiento y demás efectos. Dios guarde á V. E. 
muchos años. Madrid 8 de Setiembre de 1853.== El Subsecretarioi 
Eduardo Fernandez San Román. 

625. 

a 

GUERRA. 

[7 Setiembre?^ Rea] orden y declarando que á las familias de los Miuistrot 
suplentes del Tribunal Supremo de Guerra y Marina , corresponde la 
misma pensión de Monte pió que si hubiesen sido efectivos. 

Excmo. Sr.: El Sr. Ministro do la Guerra dice con fecha de ayer 
desde San Ildefonso al Capitán general de Castilla la Nueva lo que 
sigue: 

aLa Reina (Q. D. G.), en vista de las razones expuestas en la nueva 
instancia promovida por ol Mariscal de Campo D. Antonio Moreno 
Zaldarriaga , Ministro suplente que fué del Tribunal Supremo de 
Guerra y Marina, sobre aclaración á la opción concedida por Real 
orden de 21 de Agosto lillimo á sus hijos después de su fallecimien- 
to, á la pensión que les puedn corresponder sobre los fondos del 
Monte pió de Ministerios; se ha servido S. M. declarar que á los 
huérfanos que resulten del recurrente, se les señalará, en su caso, 
la pensión respectiva á las familias de los Ministros efectivos del ex- 
presado Tribunal Supremo; siendo al propio tiempo la voluntad 
de S. M. que esta declaración sea extensiva en lo sucesivo á las 
demás familias de los Ministros suplentes del mismo Tribunal que se 
puedan hallar en igualdad de circunstancias.» 

De Real orden, comunicada por dicho Sr. Ministro, lo traslado 
á V. E. para su conocimiento y efectos coDfeiguicntes. Dios guarde 
á V. E. muchos años. Madrid 8 de Setiembre de 1853.= El Subse- 
cretario, Eduardo Fernandez San Román. 



ra 4863. 57 

FOMENTO. 

[7 Setiembre,] Real orden , resolviendo que se admitan en la escuela del 
Cuerpo de Ingenieros de Caminos, Canales j Puertos i los alumnos de la 
preparatoria , siu necesidad de nuevo examen. 

limo. Sr. : En vista de lo expuesto por el Director de la escuela 
especial del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos 
con fecha de 5 del actual , S. M. la Reina ( Q. D. G. ) se ha servido 
resolver que, á consecuencia de lo prescrito en Real decreto de 47 
de Febrero de 4852, deben ser admitidos en dicha escuela todos 
ios alumnos de la preparatoria que lo soliciten y reúnan las circuns- 
tancias que exigen los respectivos Reglamentos , sin necesidad del 
Doevo examen que prevenían los artículos 35, 39, 40, 44 y 42 del 
R^lamentode 44 de Enero de 4849, en el concepto de llevarse á 
efecto lo establecido por el art. 43 del mismo , que no ha llegado á 
ponerse en ejecución. 

De Real orden lo digo á V. I. para su inteligencia y efectos cor*- 
respondíentes. Dios guarde á V. 1. muchos años. San Ildefonso 7 de 
Setiembre de 4853.s=Estéban Gollantes.»»Sr. Director general de 
Obras públicas. 

625. 

FOMENTO. 

[8 Setiembre,] Real orden , acordando varias disposiciones acerca del ferro- 
carril de Sama de Langreo ¿ Gijon y Villaviciosa» 

limo. Sr.: Remitido al Consejo Real, para los efectos prevenidos 
en el Real decreto de 29 de Abril último , el expediente de concd^ 
sion del ferro-carril de Sama de Langreo á Gijon y Villavíciosa , la 
mayoría de aquella Corporación, compuesta de catorce de sus Voca* 
les, y la minoría de nueve , han evacuado el dictamen y voto par- 
ticular reunidos en la forma siguiente : 

Dictamen de la mayoi*ia. 

4 .• Que es de la mayor urp;encia preparar el oportuno proyecto 
de ley para que las Cortes discutan y propongan á la sanción de 
S. M. la general y definitiva de ferro-carriles , en la que se con^si^ 
oe la necesidad aé una ley especial para cada concesión ó construc- 



S8 TERCER CUATRmKSTRE 

cion de los caminos de hierro que hayan de ser subvencionados 
por el Gobierno. 

2.° Que la ley de 12 de Marzo de 1849 sobre el ferro-carril de 
Lan2;reo fué condicional en sus efectos, habiendo cesado estos cuan- 
do se faltó a la prescripción de tiempo impuesta por Real cédula 
•de 19 de Abril de 4 847. 

3,* Que la Real orden de 23 de Marzo de 4830, por 1^ qviie. se 
declaró comprendido el camino en los beneíicios djé ía.tey dft 20, de 
Febrero del mismo año, fué también condicional; y hallándose pen- 
diente la condicioD, no ha podido abonarse á la empresa ieteteses 
•del capital devengados después del 19 de Abril de 4854 , y que 
deben liquidarse las sumas entregadas sin autorización de ley v pÁra 
someter to que corresponda á la deliberación de las Cojries. • 

4." Que procede practicar una información circims)tíanciada acer- 
ca del estado de dicho camino, posibilidad y medios do continua)* 
8«K» obras , tiempo necesario para su terminación , dirección coove^ . 
nicñte de; sus trazados, trabajos ejecutados en la linea de Sema á 
Mita viciosa; y por fin, que el Gobierno mande ampliar lojs infeiv 
mes facultativos q^e resultan en el expediente con la nuiyor. ins- 
trucción que se propone , completando esta con el dictamen de Ifl 
Junta facultativa de Obras públicas, áfin de resolver con enteco co- 
tiocrmiento de causa las medidas y variaciones convenientes para 
que el fierro-carril de Sama de Langreo corresponda á su verdaoei^o 
y útil objeto. 

5." Que á este mismo fin, y co^ presencia del resultado de tan 
amplia información, determine el Gobierno con plazo improrogable, 
dentro del cual haya de quedar terminado el caráino en todas sus 
líneas y secciones. 

■ &" Que-aaientr^^ so procede ú la información refcridí^,. cpiiti-- 
núen las obras y se declare el camino comprendido cnt la íey 4« 20 
de Febrero de 4830, al solo efecto de gozar la empresa una sub— 
vencioade 6 por 400 anual de los capitales queso invia*tau en di- 
eh^a obras, con exclusión: priinero, de los inverkidjos en hák $ci?ci^ii 
^^ secciones que se hallen terminadas de las cuatrOie&qve s(^(i&ivÁ^ 
•lahnea por Real orden de 28 de Octubre de 484'2:í sogund^^ídel 
006(6 total de obras de reparaciou, tanto las que se ejecutan actual*^ 
mente por las ruinas y deterioros ocurridos y la^ demás que fuese 
preciso ejecutar en la sección ó secciones concluidas, como los re- 
paros que en adelante sean necesarios en el trozo ó trpzos que se 
baUen enr curso de construcción : tercero, de los gastos, dq gerencia, 
«sueldos ó asignaciones de la dirección y adiijiinistracion de la soci^ 
4.ad anójiima coficesioparia del ca,m¡no. i ., ^ 

i.:j)í:i¿*i Stmh r^feíida siAbvencíoui del Rpor. í(ift S^Sfta^i» ^ 



SI 4883. 59 

* 

jete á lo que se disponga en la ley general y definitrva de ftírro^ear- 
riles; abonándose entre tanto por semestres vencidos, y en ningum 
easú antteipados^ previa liquidación veriñcada, conformC' viene ea^ 
labldcído, ó como el Gobierno juzgue mejor establecer para asegu^ 
rarse de la verdadera inversión de caudales y coste total de tas 
obras.» 

Dictamen de la minoría, 

«Que S. M. puede dignarse resolver que no ofreciendo 6l expe** 
diente de la concesión del fcrro-carril de Sama de Langreo á Gijon 
y Vjtlaviciosa falta alguna de legalidad y hallándose la compañía 
concesionaria dentro del plazo que le está prefljado para la cons** 
iruceion de las obras consiguiente á las modificaciones hechas en la 
Real cédala de concesión por la Real orden de )BS de Octubre de 1847, 
reconocidas y sancionadas por la ley de 42 de Marzo de 4849 , sé 
le continúen abonando ios intereses de los capitales invertidor y (^ 
se fueren invtrtiendo en las mismas obras, ya con arreglo á lo dis-* 
puesto en aquella ley, y ya en virtud de que por la Real orden 
de 23 de Marzo de 1 850 se la declaró comprendida en ios benefi^ 
oíos de la ley de 20 de Febrero de dicho año , debiendo sujetarse 
para el disfrute de estos mismos beneficios á las condiciones pres-« 
eritas en dicha tey y á- las formalidades que se establecieren en el 
Reglamento de su ejecución; y en cuanto á los accidentes siniestros 
ocurridos recientemente en las obras, corresponde. asimismo qué 
S. M. se sirva mandar instruir e) oportuno expediente por lia Direc* 
eioB general de Caminos, para que por los méritos que resolten de 
lo9 reconocimientos periciales que so hagan en las obras y juieio 
que deba fiírmat'se de las causas de qué procedan, se aou^'de, cott 
previo infE>rme de la- Junta superior faoukativa de) ramo, la resolu^ 
okw cfud eoivespondd.o» 

En visliade estos inforniee, y teniendo en. consideración la im'* 
portanoia de esta empresa, el estado adelantado de sus trabajos, la 
necKsidad y conveniencia de concluirlos para promover la industria 
nacional, te oavegaeien y los grandes medios de producción que. 
bailan en el carbón de piedra o) primor elemento de sa exisleneia; 
y fMrébimó, tos^ obstáculos y dificultades con qae ha luebado des- 
dar «11 pidqeipio, y los que el clima y el. terreno oponen' á las oons- 
trueeitHies, se ba dignado adoptar S. M , de acuerdo oen el Consejo 
de Ministros, las disposiciones siguientes : 

4 .* Que se proceda á examinar el estado de la sociedad anónima 
del ferro-carril de Langreo, á fin de que pueda saberse su verdadera 
situación , y si cuenta con los medios necesarios para el cumplimien- 
to de sus compromisos. 



60 



TBRCBR GüATRUaSTRK 



2.^ Que se pasen á la Juala consultiva .de Caminos, Cañales y 
Puertos los partes del inspector facuUivo sobre el estado de las 
obras y el informe de la Comisión nombrada en 9 de Junio de 1852, 
cuya Corporación, en vista de estos antecedentes, propondrá con 
urgencia las bases para que se verifique en la línea de Langreo una 
nueva visita de inspección , la cual tiene por principal objeto cono- 
cer el verdadero estado, en^ que, encuentren las construcciones y el 
tiempo en que podrán terminarse , con arreglo á los planos y con- 
diciones estipuladas. 

3.* Que después de conocidas todas las circunstancias de la em- 
presa y de la línea , se fije un plazo inaprorogable para la completa 
terminación de las obras. 

4/ Que mientras se reuneh los expresados datos y se fija el 

Elazo deque trata la disposición anterior, continúe la [ejecución d^ 
ks obras , declarando aplicables á dicba e»ifMiesá los beneficios con*- 
cedidos por la ley de 20 de Febrero efe 4860, desde el 23' de Marco 
«del mismo año en que se. la declaró aMiiprcndida.ien' aquélla . ley , y 
debiendo gozar en tal conoepto él interés de 6 por 1 00 lats cantidad- 
des invertidas en obras según su presupuesto a j)róbado. 

5.* Que se haga una liquidación de todo l6 invertido, por lá* eo»r 
presa basta el día y de los abonos verificados por . el ; Gobierno á la 
misma, expresándose en dicha liqui dación !lás épocas en' que se hu- 
bieren realizado los referidos abonos y ]as interrupciones que hayan 
tenido las obras. 

6.' Se excluyen de la subvención del 6 por 100: 4.^ Las obras 
de reparación de las ruinas. y deterioros ocurridos en la sección con- 
cluida, asi como las que por dichos conceptos sea necesario hacer 
en los demás trozos que se hallan en curso de construcción : 2/ Los 
gastos de gerencia, sueldos ó asignaciones de la dirección ó admi- 
nistración de la sociedad concesionaria ,• cuyas partidas se i^baja- 
rán de las. cantidades recibidas por liquidaciones anteriores. 

7.^ Que la subvención se sujete á lo. que se disponga en la ley 
general de ferro-carriles que ha de dictarse ; verificándose tentre tanr 
to loa abonos por semestres vencidos, previa la competente liqui— 
dación , y en ningún caso anticipados. i 

- Si" Que se dé cuenta á las üSrtes de las anteriores disposiciones. 
De Real orden Jo digo á V. L para los efectos correspondientes. 
Dios guarde á Y. L mucnos.años. Madrid 8 de Setienníbre de 48&3.f«s 
Esteban Collantes.=sSr. Director general dé Obras públicas. : 



M48S3. 



' T 



64 



626. 



FOMENTO. 



. • ' • . . - » ■ 

(8 Stííemhre.].Ke9í\ 6rdea | maadando que se Heve ¿efecto et pcojeQlp del 
ferro-carril de Sevilla i Córdoba , y haciendo vpn«$ preveocmet í la 
DípatacioD provincial de aquélla ciudad. 

Remitido al Consejo Real , para k)5 efectos prevenidos en el Real 
decreto de 29 de Abril úl limo ^ el expediente de concesron del ferro-^ 
canil de SoviUa á Córdoba, ha evacuado aquella Corporación la 
correspondiente .consulta, resumida en las conclusiones siguientes: ' 

4.* «Que debe llevarse adelante este proyecto en atención á qué 
para realizarle media un contrato legal y perfecto con las provin- 
cias de Córdoba y Sevilla, y á que las condiciones naturales del país 
c|ue ba de recorrer este camino han de darle , según todas las pro^ 
babilidddes , el carácter de linea general, 

2.' xiQue no por atender al <;amino de hierro han de abandonarse 
los ordinarios pendientes de construcción y que convenga en lo su- 
cesivo abrir en la provincia de Córdoba, y especialmente el que está 
eo curso de ejeoudon' desde aquella ciudad á la de Málaga. • 

3.* »Que por lo respectivo á la provincia de Sevilla, aceptando* 
la calificación hecha por el Ministerio de Hacienda en lá.Real orden 
de 46 de Mayo último , de los recargos impuestos con arreglo al pro- 
yecto de ley de 3 de Diciembre de 1854 , debe prevenirse é la Di- 
putación provincial que los reemplace con otros recursos ó medios 
3ue quepan en los límites fijados por la Instrucción de 8 de Junio 
e 4^47 Y y siguiendo el orden que en ella se establece. 

4/ » Y por último , que por regla general, y anticipándose al caso 
de que no alcancen en dicha provincia de Sevilla ó cualquiera otra 
los medios ó recursos ordinarios, modifique el Gobierno la Instruc-^ 
cion citada, dando mayor ensanche al tanto de contribución que 
puedan imponer las Diputaciones; pero con la condición impi*escin— 
diblede destinarlo única, y exclusivamente á auxiliar las empresas 
de caminos de hierro;» 

Y habiéndose dignado S. M. resolver como parece al Consejo, de 
su Real orden lo traslado á V. I. para su inteligencia y efectos con- 
siguientes. Dios guarde á V. I. muchos años. Madrid 8 de Setiembre 
de 4 853.»aEstéban Collantes.=»Sr. Director general de Obras pú- 
blicas. 



6t TERCEá cvÁTinnsni 

FOMENTO: 

[8 Setiembre.) Real orden ^ autorizando , con las condiciones que «e expre-* 
lato I la «bsrati i{\jtt ha hetU el empresario del Ferró-éarrÜ áe SeVifhi S 
GónJbliá á fjiVor de D. Énriqtie O'Shea y otros. ' " 

limo. Sr.: Vista una exposición de D. José Joaquin Figueras y 
conip^ñia , concesionario del ferro-carril de SevUla i Górddba , t de 
D. Guillermo Kennedy, como apoderado de los Srés*. D: Bnnqae 
0*Shea y eompeñia, del comercio de esta capital, que \o ^ ¿ 8ü 
vez de los Sres. Brassey , el Conde Francois Cl»ri , Ghaplin , B^8th(^ 
pe, Echecopar, Gil (Pedro), Charles LafBtCs Morrisón , O'Shea ^'Pa- 
renl, Schaken, Julio Talabot y el Príncipe de Wagram , en la q^e tos 
referidos Kennedy y- Figueras solicitan que se apruebe Ifí óesion 
eíecUadli por este al primero, como representante de lasc£»fiBS^¡ta«« 
das, de la concesión del camino de hierro de Sevilla y CórdtAa : '• 

T¡^tos los documentos que se acompañan á esja exposición , y 
tenioiido en consideraciqn la importancia de dar cuanto ante^ prin-* 
cipio á las obras de este camino , y por otra parte loi perjuicios qilft 
sufriría con su retardo la empresa , que ha consignado ya en garan* 
tiá de Ift concesión un deposito de 4.000,000 dé reales, S. M\ la 
Reina ( Q. D. G. ) se ha dignado autorizar la cesión referida bajo \d» 
Gondieíones siguientes : 

< .* Que D.. Guillermo Kennedy, apoderado de los cefeioftartefe^ 
convierta en ilepósito necesario el que tiene consignado como v<h- 
luntario. . . 

2.' Que en el término improrofz^ble de cuarenta y cinco días, 
contados* desde esta fecha, presente la escritura de cesión, <{ue 
comprenderá Injustificación del apoderamienlo que se otribuvefDon 
José Joaquín Fígudras ; la declaración de que hace esta la cesión con 
todpseias acciones, derechos y obligaciones contenidas en la Real 
orden de 86 de Enero último y demás que se han (*xpedído acetcá 
deja Gonocsion déla Hnea, así como en los contratos celebradas ton 
las provincias de Sevilla y Córdoba; la aceptación de la refeiMda ce- 
sión por D.'Ouillermo Kennedy, como apoderado de los concesidna- 
rios, quien también deberá justificar su apoderamJerttb, sujetánrÍDse 
al cümplimiehtc^ de todas las obligaciones inherentes á U concesión. 
E&ia escritúra'déberá estar autorizada por escribano público , y to- 
mada razón de ella en el registro público de comercio. 

3/ Que si en el término prefijado no presentase Kennedy , en 



M 4853. ^ 

Nf»fé^AlácíUi Sé tos oesi5fi«it4ós; lá e$(5r¡tttrd cGñ ítté fohña1iáftde¿ 
refet-üias , perd^^áii ^tos los 4.000,000 de reales que en su ní/fribre 
tfenfe ai^nJé! déptjísitados 6n '¿ííir<int¡a á(* la contesSon y ciwripíimionto 
de Ja Real A-den referida de 25 de Enero último, y ítdernas las can- 
liéaáes q«e hobfere» inveí'tido «n las obras del camino, iioqijedálW 
dotes derecho alguno para reclamarlas en ningún tiempo contí-a él 
Estado. 

De R^ orden lo digo á V. í. para su inteligencia y efectos cor*^ 
respoad rentes. Dios guarde á V. I. muchos años. Mafdrrd 8 do Se*- 
tiembfe dé 1853.=: Esteban Collantes. = Sr. Director general de 
Obras póblicas. 

628. 

'- PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

[3 Setiembre,] Real decreto^ relevando a D. Antonio Dora) del cargo de 
Ministro de Marina. 

4 

Vengo en relevar á D. Antonio Doral ^ Jefe de escuadra, del car- 
]?o de Ministro de Marina , i^servándome utilizar oportunamente sué 
servicios: 

Dado en San Ildefonso á 9 de Setiembre de 1833.== Está tubriw 
cado de la Real mano. = El Presidente del Consejo de Mim'stros, 
Ffancísco deLersundi. 

629. 

PRESroENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

[i Seliemire,] Ueal decreto, encargando interinamente el despacho del 
Ministerio de Mdríua á D. Agustin Esteban Collantcs, 

Vengo en mandar que se pncarfi:ue interihamente del Ministerio 
(fe Marina D. Agustin Esteban Collantes, actual Ministro de Fomento. 

Dado en Son Ildefonso á 9 de Setiembre de 1853.= Está rubri- 
rado de la Real mano. *=« El Presidente del Consejo de Ministros, 
Francisco de Lérsundi. 

630. 

GOBERNACIÓN. . 

[9 Stíitmire*] Real ¿rden, mandando que se construjao cosas para pobres 
por cuenta dq los Apuntamientos^ j que Ae eleven al efecto por dieha9 
Corporaciones las correspondientes propuestas ai Gobierno. 

ExcmiO.'Si',: Al incesante afán y privilegiada atención con que 
la fiéitíá (Q. 1). G'.)sé ocupa de cuanto tiene relación con el bienestar 



64 TBRCCB COATRnUESni 

de las clases pobres en lo que á mejorarle se encamina, ao* podían 
ocultarse las malas condiciones en que, por regla general, se en- 
cuentran las habitaciones de una porción de infelices cuyos escasos 
medios ó mísero jornal no alcanzan á proporcionar mas cómoda vi*- 
vienda. El desaseo mas completo, la falta de ventilación que engei^ 
dra la fetidez , y con ella un foco perenne de infección dentro y 
fuera de las habitaciones; la aglomeración tan nociva de muchas 
personas en un local eitrecho y mal sano; la lobreguez y los mias- 
mas mas deletéreos forman la corrompida atmósfera de la mayor 
parte de las casas en que vive el bracero, el operario, el desvalido 
cesante, ó la misera viuda rodeada de tiernos niños en triste orfan- 
dad. De aqui la espantosa progresión de mortíferas enfermedades, y 
la malignidad que adquieren otras , de sencilla índole tal vez sin 
estos adherentes. El aumento de la miseria, y en pos el de los gra- 
vámenes de la bencíicencia pública, son secuela obligada de esta 
incuria , á que por las Autoridades locales no se suele á veces dar 
toda la importancia que merece, y cuyo letal influjo no llama, por 
lo general, la atención basta que los mayores riesgos de una calami- 
dad inminente despiertan el mal acallado celo por egoísta interés. 

Cumple por lo tanto á un Gobierno previsor dar la voz de alerta 
cuando el interés local ó particular no se ha aplicado á un objeto 
que es de su exclusiva incumbencia. Y decidido el de S. M. á dar 
con generosa mano cuanto de él puede exigirse, que es protección 
decidida y todo el auxilio que se le demande y pueda dispensar 
dentro de la esfera legal, ha recibido al efecto las órdenes de S. M. 
En su debido cumplimiento prevengo á V. EB. que es la voluntad 
de la Reina (Q. D. G.) que se excite el celo y la filantropía del 
Ayuntamiento de esas capitales, en las que el aumento de población 
y el excesivo número de las clases jornalera y proletaria exige mas 
que en otros puntos la adopción de medidas higiénicas y de policía 
en las habitaciones á ellas destinadas, para que se ocupe con toda, 
preferencia en escogitar los medios mas aptos de edificar en barrios 
extremos una ó mas habitaciones para pobres , en las que la como- 
didad é indispensable holgura se aimen con la baratura de los al^^ 
quileres y con los hábitos de esta parte de la población. 

Para deliberar sobre ello, convocará el Ayuntamiento á los ma- 
yores contribuyentes, y oirá á las Juntas de Beneficencia, Sanidad 
y Policía urbana, á fin de conseguir el mejor acierto; arbitrar re- 
cursos ; optar por los medios de ejecución más prontos y menos 
dispendiosos; acordar las necesidades higiénicas con las económicas, 
de modo que ya se acuda á la administración, á la eyeculación ,'á 
las subastas, a las rifas, á las asociaciones, al presupuesto local, á 
las exenciones de cargas y gravámenes par^. llamar á los, cap j tales 



DI 4863. 65 

délos particulares, á las cesiones, permutas, en fin, á cualquiera 
de los medios legales ; pues á su libre arbitrio aueda el determinar 
los de ejecución, sean estos los mas breves y óovios, y se eleve el 
resultado de todo, con planos y presupuestos, á la Real aprobación. 
Persuadida S. M. de que la habitación es una de las cosas mas 
importantes en la vida del pobre, y de que 4 procurársela en bue- 
nas condicioiies bigíénícas , aereada y sana , dpben encaminarse los 
esfuerzos de la Administración por lo que al bienestar de las clases 
desvalidas interesa, tanto como por lo que afecta á la pública salu— 
bridad ; desea que tan importante mejora sé realice cuanto antes en 
bien de las dases desvalidas. 

Y no por mandar que ahora se plantee tan solo en Madrid y 
Barcelona excluye las aemás poblaciones ; pues todas las de la Mo-- 
narquia merecen en su Real ánimo igual predilección, y todas que- 
dan de hecho facultadas á proponer, por medio de sus representan- 
tes leales, iguales establecimientos para su localidad. Mas para 
prestar la ayuda y protección que el Gobierno está dispuesto á otor* 
gar, cumpliendo las órdenes de la Beina, ha de ser indispensable, 
y con las únicas condiciones que impone, á fin de que cualesquiera 
otras no sirvan de pretexto para demorar el pronto cumplimiento 
de la voluntad de S. M. : 

1.* Que las propuestas de ese y los demás Ayuntamientos ven- 
gan ajustadas á la mas estricta legalidad, no acudiendo á medios 
que se hallen en oposición con las disposiciones vigentes. 

2.* Que el alquiler de las habitaciones que se han de ceder á la 
clase necesitada^ precisamentt , empezando desde el precio mínimo 

Ksible, no ha de exceder bajo ningún concepto de 120 rs. mensua- 
»; di^biendo haber en cada easa cuartos de iodos valores, á ^nor 
de esa escala , y al mejios dos terceras. partes d^ los que se justipre- 
cien dentro de los precios ínfimos. 

De Real orden lo comunico á V. EE. para que, adoptando en el 
circulo de sus atribuciones lasu medidas que les sugiera el buen celo 
de que tan {"epetida^ pruebas están dando en el desempeño de sus 
deberes , secunden con la actividad y perseverancia, que les sou 
propios, ios deseos deS.M., que apreciará en su verdadero valor el 
servicio que presten V. EE. y esos Ayuntamientos en esta ocasión. 
Dios guardo á V. EE. muchos^ años. San Ildefonso 9 de Setiembre 
de 4853.«»Egaña.«=^Sres. Gobernadores de las provincias de Madrid 
y Barcelona. 



Tm> u. 5 



6$ TIBCK* CÜATBQIBSTn 

631. 

GOBERNACIÓN. 

' . 'i 

[9 SettembreJ] Real ¿rden, aprobando el proyecto de establecer en Toledo 
dos casas ae baños j lavadero para poores j presidiarios. 

t 

La Reípa (Q. D. 6.] se ha dignado aprobar el establecímiepto 44 
dos casas de baños y lavadero , para pobres la una y para lofSi pre^ 
sidiaríos la otra, que por ese GoDíerno de provincia se propu^ en 
comunicación de 27 de Junio, en cuya copstruccion se utilis&rá.íff 
ooo^racion voluntaria de los penados, abonándoseles elplu$pre->v 
venido en la Real orden de 21 de Enero anterior. Pero es la v^um» 
tad de S. M. que antes, de proc^er á su ejecución se formen los 
planos y presupuestos del coste total de ellas , con e?ipresion aé Iqs 
fondos con que se ba de atender á sufragar los gastos de las obras, 
remitiéndolo á la aprobación de S. M. 

Lo que comunico á V. S. de Real orden para su inteligencia y 
efectos consiguientes. Dios guarde á Y. S. muchos años. San Udor- 
fonso 9 de Setiembro de ISoS.^^Egaña.sss^Sr. Gobernador dq la 
provincia de Toledo. 

632. 

GRAQA Y JUSTICIA. 

< • 

[10 Setiembre.] Real decreto, modificando y aclarando el de 25 dé Julio 
de 1861^ sobre, la provisión do piezas eclesiásticas. 

Habiendo acreditado la práctica que mi Real decreto de Sf8 de 
Julio de 4851, en el que so fijaron las cualidades que habian de^- 
ner los individuos del Clero que aspirasen á piezas eclesiásticas, exi- 
ge algunas modificaciones y aclaraciones : teniendo en consideración 
que por haber estado suspensa por inuchos años la provisión de 
piezas eclesiásticas no se encuentran hoy , algunas veces, sujetos que 
lleven el servióio y residencia que dicho decreto exige en los aspi- 
rantes á las respectivas vacantes-, élabuso que puede hacerse de te 
preferencia que en el mismo se da á los que pretenden trasladarse 
de una iglesia á otra ; y el perjuicio que cuando esta se verifica, ó la 
provisión se hace por lo dispuesto en el art. 4 8 de dicho mi Real 
decreto, experimentan los pretendientes de las categorías que son 
por turno llamados á ocupar la vacante ; en vista de lo propuesto ñor 



mi Ministro de Gracia y Justicia y de lo consultado por la misma 
Cámara eclesiástica , vengo en decp^r lo siguiente : 

Articulo 1 .• Hasta 1 .• de Eriferó de 1 855 , siempre que anuncia- 
das las vacantes de prebendas/j))[^.e^ ;^rmino acostumbrado , no se 
presenten por lo menos tres aspirantes que cuenten en el servicio 
anBtl)ia.do> preceder 4 itim^o;ddaiiQ$ exigida en el Real decreto 
de 25 de Julio de 4851i,:'podr4 9ii^<B#al Coo^^jo de h Cáiptara califi- 
car y clasificar á los demás aspirantes á aquella vacante que reúnan 
bit oemásí' oiréuogtanoibsi^ !y<et »I!Üíni$ti^ dei GraQÍa y Justicia propo- 
ner pafamí R^noi¿bradiiesi(o á los clarificados., como si no les. 
faltase la circunstancia del tiempo del servicio. 

Art S."" La Cámara hoidará curso i solicitud alguna de:trasla- 
eíoD^de qee habla <diohoéiiBeal decreto 4 sin qua el que la solicita 
se baile -ya posesionada V y residieiido la pr^)^sKla ó b¿ieficio. que le 
da la preferencia V y sin ^ae se < remita la toUciiud por oondooto del 
Diocesana, qiáen mformará de las causal canónicas que autoric0Q 
hrlradacmm. '-' ^ '" /.'-o.j. 

Art. 31^ fiii'tel'dá86 desque," pFÓviés éstos requisüos^ sehiciesa 
la propuesta de tracción y reoayose á ella nú Real aprobacion^y po« 
drá á la vez itii Ministro áe Graeiá y Justicia , con el fin de que no 
pierda turno la <^átegoriá á que aqiiella provisión corresponde , pro- 
ponerme 7>a(ra'tn¥ nombramiento en la pieza que resulte vacante á 
confieüueBeia'dé iá trá^aeion ; uno de los calificados por la Cámara 
pardí aqitellaMá que haya de pasar el trasladado, siempre que el pro* 
ptiestd ten^a tosci^cunstdneias'que para la que por resulta se baya 
de prdveér exige tt)i íteaWecreto. 

Art 4.^ Aéimfemo y con el^ropio fin de que no sean perjudica- 
das en sus respectivos tumos las categorías que en dicho mi Real 
decreto dé SS'de^Jiííio de 1851 están dispuestos, cuando en vírtua 
de ía preferencia* qué 'déclar8r el «irt. 18 de dicho Real decreto se ha 
provisto algufab de fe!5 en él contenidos , no se dará por consumido 
el turno de la categoría á qt^ aquella vacante ó provisión correspon^ 
da , debiendo volver á ser llamada para la inmediata vacante ó ha- 
cerle la provisión en los clasiíictfdtis de ella si hubiese mediado un 
corto intervalo de tiempo; 

Dado en San Ildefonso á 4íQ de Setjembre de 4 853. «= Está ru- 
bricado de la Real mano. =» Él Ministro de Gracia y Justicia, Pablo 
6ovaatos« •"• t' **• '»•'. - •» - ..» , •< 






98 mciH cemnmflTU 

633; 

GUERRA. 



\ . 



.' •■ . . ! 



f iO Setiemire.] Real ¿rden , aclanndo U de 16 de NovÍ4Hk^rc de i8i% 
•obre opción a los beneficios del Monte pió militar. 

• ■ ■.-' '■ ...'•• •- :• 

Excmo. Sr. : El Sr. Ministro de la Ouérra dioe con fecha de. aíy«r»: 
desde San Ildefonso , al Secretario del Tribunal Supreüio.de Guerra 
y Marina , lo que sigue : u 

«Enterada la Reina (Q. D. G. ) del eiped lente instruido i virtud 
de instancia promovida por el capitán graduado D. Francisco Antdm 
Lucio Y Martínez, teniente del regimienta infantcria de Zar^go^a^ 
én solicitud de que se declare opción á los beneficios de! . Monte pk> 
militar á su esposa Doña Teda Pusalgas y Sorra , fundado en la Real 
orden de 4 G de Noviembre del año último ; y S. M. conforniándose 
con lo manifestado por el Tribunal Supremo de Guerra y Harina en 
acordada de 47 del mes próximo pasado, se ba servido resolver: 
que esta reclamación es imprucedenic, por no hallarse este! oficial 
en el caso que alude la mencionada Real orden de 16 de Novienibre, 
que se concreta tan solo á Jos que siendo yu casados pasan de la 
carrera de las armas á la político-militar ó. vice versa , íogresandá 
aquellos con empleo de Real nombramiento y sueldo mayoi: de 4!Q 
escudos mensuales, y estos con el grado al noenos de capitán. 
Siendo al propio tiempo la voluntad dé S. M* q^ie esta aclaracipn 
sirva de regla general para, los casos de esta clase que se puedan 
presentar.» 

f)c Real orden , comunicada por dicho Sr. Ministro , lo ti*asiadp 
á V. E. para su conocimiento y efectos consiguientes. IXios guarde 
á V. E. muchos años. Madrid 44 de Setiembre de 48&3.»=£1 Sub^e-» 
cretarío, Eduardo Fernandez San Román. 

634. 

HACIENDA. 

' ... > I 

[10 Setiembre,] Real orden , disponiendo que las letras , pagares y billetct 
nomioativós del Tesoro ^ se admitan por la Gija general de depósitos con 
solo el recibí de los dueños. 

limo. Sr.: Enterada la Reina (Q. D. G. ) de lo expuesto por V. I. 
con motivo de las indicaciones que le han hecho algunos comercian- 



u 4863. 69 

tes y capitalistas, relativas a lo molesto que es obligarles á endosar 
las letras, pagarés y bHletes nominativos del Tesoro á la- orden del 
comisionado jefe de la sucursal, como se dispone en el art. 21 de la 
Real instrucción de 19 de Agosto próximo pasado, y deseando evi- 
tar aquellos in(?onvenientes , y que se siga una práctica que está 
sancionada por la experiencia; S. M. se ha servido resolver que to- 
das las letras, pagares y billetes nominativos ya expresados se ad- 
mitan en cartera sin endoso, con solo el recibí del dueño do la letra, 
pagaré ó biHete- del Tesoro. 

De Beal orden lo tugo á V. I. para su inleligencííji y fines consi- 
guientes. Dios guarde á V. 1. muchos años. San^lldefonso 10 de Se- 
tiembre de 48&3.«=Pastor.«-Sr-. Director de la Gaja general de De-' 
pósitos. 

. ' UAQENDA. 

[10 Setiembre.] Real ¿rdcn , resolviendo que se admitan en ana inÍAina fae* 
tura todos los efrclo^ que presenten lo:i imponentes en cuenta corriente 
de la Gija general de Depósitos , aunque sean de diferentes vencimieútos. 

limo. Sr.: La Reina (Q. D. G. ) se 6a enterado de la consulta que 
y. I. ha promovido con motivo de las molestias que ha de producir 
á Io6 imponentes en cuenta corriente Ja extensión do las facturas 
duplicadas de que habla el art. 23 de la Real Instniccion de 19 de 
Aj^to último, SI se les exige una por cada efecto de diferente ven- 
cimiento;, y deseando .evitar esas molestias, y facilitar al comercio 
todos los medios que sean conciliables con la seguridad de las ope- 
raciones de la Caja, S. M. se ha servido resolver que se admitan en 
cada factura todos los efectos que presenten los imponentes, aunque 
sean dediver^o^ vencimientos , y que para justificas la data cuando 
salgan de cartera y pasea los valores que representan á la cuenta, 
corriente dql interesado , como se dispone en el ai t. 26 do dicha 
instrucción j se íes dé s^dida con el documento cuyo modelo í^e acoa* 
ña. El imponente entregará en la Caja la factura que se le da por res- 
guardo cuando se verifique el ultimo cobro de los valores pre* 
sentados. , 

De Real orden lo digo á V. I. para su inteligencia y fines consi- 
^ientes. JDips giuarde á Y. I. muchos añtís. San Ildefonso 10 de Se- 
tiembre de <$D3.=Pastor.=«Sr. Director de la Caja general de De— 
pósitos^ 



i: 



70 TBAGSíi cokniBsnuí 

CAJA CaEIíERAL OJEfÍTAS CORIUBNTfiS;-^ 

DI • ' •.''..,■? I ".» ~ ■■•.]-.. i.; íl 

nEPOSlTOS. • ' /. , .1 

'! ^ BFJJCTqjSIUTADQS.- ^, :, 

ON con factura de. ¿ ».;.... .,4. ). ... *.«r.<i 

de de 485. . . 4 , púm.- • , - ingrefiQ.en, cartera 

efectos de diversos v^icimieotos hasta eii cantidad} de ,rea}e3 

vellón ii ;. .^..^ .... -;¿ ^ . ... * .». y hajj¡4a*' 

dose cobrado el que venció en el dia de hoy con el nun¿p-j 

ro importante . . > '^ <. i*s 

mrs. vn. , para que produzcardata en la cuenta de efectos en 
cartera , y cargo en cuenta corr jente á metálico del expresa- 
do interesado , 9e expide eí présente documento en Madrid 
á de 485 

_ « 



•' j" *_ • i:;: •«? 'I •i» 



El Director general , El Contador , 



'i .-o 



coMisioK Superior de uqdipacíon Dtí atrasos üél pésoná'l; 

[10 Setiembre,] Circular , haciendo derlas advérteiiciák á lás' Coh^tsíatté^ 
províociales de atrasoi del per ' -—- »-- '-^^ »--- «l.-íjiuí-^l. jj^xaÁxLít 

' dais ¿ los religiosos exclaustra 



províociales de atrasos del personal, ncottá dé tas UfamdÁ'(iianÍ&s Vef%¿ii- 
- traaos. • • *' •' "• .•>' ' ''■ ' '"•^víi^Ci 



VaHas dudas manifestadas por al^tínas OohSfistóne» d^'fifóViildS^ 
Con motivo de las liquidaciones practicada^ y tfeádíehteí? de tíiñkÉé 
de religiosos exclaustrados y de herédenos dtí lo^ fallecíaos, réMSti 
¿ esta Comisión superior que la legislación vígéhté éú 'está mai£r^ 
no se ha consultado como debiera, á fin de '<i|ue sújétápdóSé ^$trio-^^ 
tamente á éllá, se cumpliese, si no se habtá óütnpiidó, cdn ló^ y^é 
estaba mandado , antes de proceder á la liquidación de los t^síberci^ 
individuales de dicha claisc. •» • =» »"» 

Los abusos y torpes manejos qijé la biredcion'geoaerkll delTesótó 
observó en, los pagos de las pensiones ^e I6s regulares,* ptódújo'lá! 
Real orden de 8 de Marzo de 1846 ( Guia legislatim de dichb kfíó/ 
página 98 j creando Comisiones revisoras en todas las provincias 
para examinar la aptitud legal y el derecho ¿ percibir de los índivi* 



áoi» qm ^Mrabán én ñómifia ^ y la prót)ia IK^eccion en 4 S de dicho 
mes y afiofpág. 403 de la inferida Guia) expidió la conveniente 
instrucción, marcando el orden de proceder en estos trabajos. Pos- 
teriormente en circui£(r , fecha 28 de Mayo , también de 4 846 ( pá- 
gina SOS) , hizo varias* aclaraciones aéerca del modo de examinarla 
aptüud de los exclaustra()os para continuar gozando de la pensión. 

Las disposiciones que quedan* citadas ¿ fueron ó no cumplidas en 
esa provincia ? Esta es la pregunta natural que debe hacer á T. S. esta 
Cdttiision Superior , pójfque si no se completó la revisión indicada; 
mal puede decirse que se corriíg;ieron los abusos que se cometian con 
grave daño del Tesoro publico , y ipov consiguiente la liquidación que 
se hubiese practicado participará del vicio que se quería corregir y 
que no se había corfegido. 

Pero aun hay mas : la Dirección del Tesoro no solo consideró 
indispensable la revisión enunciada , á fin de asegurarse de la apti- 
tud legal del exclaustrado para percibir la pensión que se le satisfa- 
cía , smo que ^ conociendo que la clasificación de estos se había mi- 
fado con poca escrupulosidad , ordenó en circular de 6 de Agosto 
de 4846 fpág. 309) qiie se revisasen las clasificaciones, y para ía— 
cilitar esta operación expidió otra circular , fecha 6 de Noviembre 
del mismo año (pág. 379), prescribiendo los documentos que de- 
bían reunirse y acompañar a los expedientes para instruirlos com- 
pletamente y llenar el objeto de su revisión. . 

Estas dos úitímas circulares versan sobre la revisión de las cla- 
sificaciones y la inmediata ó indispensable aprobación de la Direo- 
cion del. Tesoro, atribución que pasó á ser después de la Junta de 
Qases pasivas. De aquí nace otra pregunta que hace á V. S< esta 
Comisión superior , á saber : las liquidaciones remitidas de la clase 
de exclaustrados existentes ó de los fallecidos, ¿reconocen por base 
el correspondiente expediente de clasificación , revisado en esa pro-* 
vincia Y aprobado ya por la Dirección del Tesoro, cuando era de 
sus atribuciones , ó por la }utita de Clases pasivas , después que se 
relevó á aquella de su conocimiento ? 

Si esta partetan importante del ¿erviclo sé ha desatendido, V. S. 
conocerá con su buen criterio , que toda liquidación practicada sin 
(}ue en su tiempo se hubiese asegurado primero de la aptitud le^al del 
exclaustrado para percibir y después del derecho que. le asistiera» 
revisándose su clasificación, está falseada por su base /porque cor- 
tada la cuenta del individuo en fin dé 4851 , y habiéndose de expe- 
dir títulos en pago de los saldos legítimos , se recargaría al Tesoro 
con una deuda improcedente , no estando , como debieran , depura- 
dos didios. saldos ó mas bien reducidos á lo que justamente alean— 
¿ise el individuo , hechas las rectificaciones en las cuentas indivi* 



72 TERCER CÜRTRIMESTRE 

duales , como donsecuencia ó resultado de las revisiones de las da- 
siGcaciones y de la de aptitud legal para devengar y percibir .^1 
interesado. 

Es por lo tanto una necesidad que esas oficinas fijen su atencton 
en las disposiciones que quedan citadas, teniendo presoite qqc ao 
porque los pagos de los saldos se hayan de hacer en papel , pueden 
ni deben desatenderse las instrucciones que rigen en la materia , sin 
incurrir en grave responsabilidad , y que si las operaciones que la 
Dirección general del Tesoro prescribió no se hubiesen ejecutado, 
esta Comisión superior np revela en manera alguna de su cumpli- 
miento á esas oficinas, pues de lo contrario vendria á aprobar liqui- 
daciones que arrojaban saldos ilegitimes en perjuicio del Tesoro. 
En este concepto, espero se sirva V. S. manifestarme: 

1 ."^ .Si las liquidaciones remitidas hasta ahora, tanto de exclaus*» 
trados existentes como de fallecidos, reconocen por base el corres- 
pondiente expediente de clasificación , revisado y aprobado por la 
Dirección general del Tesoro ó por la Junta de Clases pasivas, 

Y 2.* Si consiguiente á su resultado y al de la revisión de la ap- 
titud legal para percibir, se han rectificado ó formado las cuentas 
individuales. En el caso de que c'^lguna ó algunas liquidaciones uo 
estén basadas en dichos indispensables requisitos , se servirá V. S. r^ 
mitirme relación de ellas, para segregarías y dejarías eü suspensq 
hasta que se rectifiquen. 

Del recibo de la presente, y do quedar en darla cumplimiento, 
espero el correspondiente aviso. 

Dios guarde á V. S. muchos años. Madrid 1 de Setiembre de 
18o3.=El Presidente, Pablo de Cifuenlcs.^Sr. Presidente de la 
Comiáion de atrasos del personal de la provincia de 

637. 

COBERNAaON. 

[10 Setiembre.] Decisión minbterial, dictando disposiciones acerca del 
despacho de los negocios que radiquen en los Gobiernos de provincia. 

Ha llamado la atención del Excmo. Sv, Ministro de la Goberna- 
ción el lamentable retraso que en algunos Gobiernos de provincia 
suele sufrir el despacho de los negocios públicos ; y á fin de cortar 
de raíz los males que aquel produce , ha adoptado las disposiciones 
siguientes: 

^^ Todos los oficiales del Cuerpo de la Administración civil ten- 
drán obligación de llevar en un hbro foliado (modelo nüm* 1 ) xm 



M 4863. 73 

Índice de todos los Reales decretos, Reales disposiciones i Regl^metb^ 
tos, circulares y disposiciones de interés general que tengan relación 
con el negociado que desempeñen ó á que estén agregados. 

2/ Eldia en que un oficial de la Administración civil cese en el 
desempeño de su destino pondrá en otro libro , que se llevará al 
efecto ( modelo núm. 2 ) ^ una nota en que exprese , bajo su firma, que 
cliridice se halla al dia; y solo luego que el Jefe inmediato ponga 
su V? B? á aquella nota , se extenderá el cese en el titulo del eni* 
picado. 

3/ Los libros de Índices serán visados en los Gobiernos de pro-* 
vincia por los Secretarios de los mismos en los dias 31 de Marzo, 30 
de Junio, 30 de Setiembre y 31 de Diciembre de cada año; y seis 
dias después de la revisión los Gobernadores de provincia pasarán 
á este Ministerio una comunicación expresiva del estado de aquellos 
Y de loswiombres de los oficiales que no cumplan exactaniente con 
la obligación impuesta por la disposición 1 .^ 

4.^ Desde esta focha hasta 31 de Diciembre se admitirán en este 
Ministerio los índices que voluntariamente quieran forma}* de sus 
respectivos negociados los oficiales del Cuerpo de la Administración 
civil ; serán dirigidos por conducto del Gobernador de la provincia 
respectiva , quien deberá expresar el trabajo que en su formación 
pertenezca al que los suscriba. Teniendo en cuenta la exactitud y 
claridad con que se hallen redactados los índices, así coma la bre- 
vedad con que se formen , se hará constar en las hpjas de servicios 
de sus autores el mérito que por ello contraigan. 

5.* Los Gobernadores de provincia remitirán á este Ministerio, 
dentro de los ocho dias siguientes al de su entrada en las oficinas 
dependientes de su cargo, cuantos expedientes, comunicaciones y. 
solicitudes deban seguir aquel trámite , siempre que por su natura- 
leza no exijan venir acompañados de informes para los cuales sea 
necesario buscar antecedentes. 

Dentro del término de quince dias cuando para informarlas haya 
necesidad de enterarse dé antecedentes , y estos existan en el 6o-* 
bierno de la provincia. 

Dentro de cuarenta dias cuando los antecedentes obren en otras 
oficinas que , dependiendo de este Ministerio , radiquen dentro de la 
provincia. 

6/ Las solicitudes, comunicaciones y expedientes de que no se 
hace mención on los párrafos de la disposición anterior, y para 
cuya tramitación no se fijan términos, deberán contener una nota 
expresiva del tiempo invertido en aquella. 

7.* Todos los empleados dependientes de este Ministerio tendrán 
obligación de asistir á sus respectivas oficinas diariamente durante 



*K TimCER CÍÜAtMIKSTlII 

9éfB hWGS. La responsabilidad de ias faltas de fos empleados s&A^ 
d^l Me iámediato de la cecina en que precien áquelloir sus ser^' 
vicios. * ... «■ 

8/ En los días 30 de Junio y 31 de Diciembre deberiin pasar 
lo* oficíales de los Gobiernos de provincia á la Secretaria de los mis-^ 
túOB un estado con arreglo al modelo núm. 3, en el cual hagan cons- 
tar el número de expedientes que hayan ingresado en los seis me- 
ses anteriores; el de los que estén eri curso y él de los despachados. 
Estos estados se remitirán al Ministerio de la Gobernación por con-¿ 
dafcto de los Gobernadores en los días 8 de Julio y 8 de Ehero de 
cada año. 

9.' Los libros de qué hablan las disposiciones 1.* y 2.* estarán 
siempre al cuidado y bajo la responsabilidad del oficial del nego- 
ciado. \ 

# ■ * 

' 10, Las disposiciones 2." y 3.* no comenzarán á próduíir obli- 
gación hasta 4? de Enero de 4854. 

' De orden del Sr. Ministro de la Gobernación lo digo á V. S. para 
¿ü mteligencia y demás efectos. Dios guarde á Y. S. muchos años. Ma- 
drid iO de Setiembre de 1853.= El Subsecretario, Francisco de 
Cárdehas.«=«Sr. Gobernador de la provincia de ' 



MODELO NUM. 1. 



Folio la. 



« .1 



I líl^■^fc^■ 



1833. 



. » : 



MaVzo 15. . .. Pósitos. 



L 



Real orden! . . Mandando que los de Io9 

pueblos que no cuenten 
mas de 500 vecinos &c, 



Jqnio 17 Pósitos. Circular* .re. 



i.. 



Setiembre 21 . Pósitos. 



> . • 4 



t.. 



Disponiendo qu^ el cobro 40 
los créditos que. tengafi 
. los. pósitos &G« 



Real decreto. Mandando que se restabtesr 

can los pósitos én todos 
aquellos pueblos &c. 



'.^a 



I i 



r ' 



r 



:•'.■, 



ni 4803. -T 9S 



MODELO NÜM. 2. Fóuoí.* 



»•• 



Este libro consta de. * folios y comienza en 



de ..••delSíí 



I 
r i 



« • * 



El Jefe inmediato. 
{ Firma entera. ) 



». . • 



Declaro que habiendo hallado al corriente el libro de 'Índice del 

negociado de , que debe llevarse én cumplimiento dfe 1^ 

disposición primera de la circular de , hago hoy onlrq- 

ga de él , respondiendo de su exactitud hasta el dia de fa ibcbá/ ' 

(Fecha.) 



( Firma entera. ] 
(V! B? ddl Jefe inmediato. ) 






« • 



. • . ■ ■ , ■ • " V • • ' 



I . t 



MODELO NtJM. 3. ., 



*''.'• 1 



GOBIBRÑO bí LA MIOMNCIA W...- ' , .. • ''";'' 

. . . ( t «) • • • • I « f I ^ . ^ « 



E$TÁ])o (ie /of expedientes despachador desde 



hasía 



. t 



DIRBCGIOR DB. . • ^ > « . . . . 



Negfciado. 

» • . 

tlan ingresado 

Se hallam en curso. .\ .'. «....;. i . . .# :. ? . - . . lí 

Despachado^.. :.;..... ^ ' ' »i ' * 

( Fecha. ) 

( El Oficial del ne^oci^do. ) . 

. (V? Bí del Secretario,). . ./ 
(Firma entera.) 



•;t f ' . ; : 



70 TBICSt CDATRISII8TU 

638« 

GUERRA. 

[13 Setiembre.] Real órdeoy resolviendo que no se de curso i las soticitir^A 
des de empleos de subtenientes y alféreces de Ultramar^ promovidas por 
paisanos. 

Excmo. Sr..: Ha llamado la atención de la Reina (Q. D. G.) el 
excesivo número de instancias que se reciben en este Ministerio de 
mi cargo,, promovidas por individuos de la clase de paisano en so- 
licitud de empleos de subteniente y alférez con destino a) Ejército 
de Ultramar, por considerarse comprendidos en el art. 3.* del Real 
decreto de 24 de Mayo último: y queriendo S. M. evitar no sola- 
mente la instrucción de expedientes sin resultado alguno, sino taiC'*> 
bien los crecidos gastos que para documentar las instancias en los 
términos que está prevenido, se ocasionan á los interesados ; tenien- 
do por otra parte presente que los mencionados empleos están asig* 
liados por el art. 3.* del citado Real -decreto á los subtenientes y 
alféreces del Ejército de la Península , y en su defecto i los sargen- 
tos primeros del mismo con dos años de efectividad; se ha servido 
resolver, que V. E. no dé curso á las instancias que le presenten en 
lo sucesivo pidiendo los ya mencionados empleos; en la inteligencia, 
de que si por incidentes imprevistos llegase el caso de que no hu- 
biese individuos de dichas clases que quisiesen pasar a continuar 
sus servicios en aquellos dominios, como se expresa en el precitado 
art. 5.*, se participará á V. E. oportunamente para los efectos con«- 
siguientes. De Real orden lo digo á V. E. para su inteligencia y 
cumplimiento. Dios p:uarde á Y. \ muchos años. San Ildefonso 1 2 
de Setiembre de 4853.«»Lersundi. 

639. 

FOMENTO. 

[Ü Seitemire*] Real ¿rden ^ disponiendo que se eontioúeo ks obvM del 
ferro-carril de Aranjuez á Almansa hasta que llevado el expediente á 
las Cortes se adopte la resolución conveniente. 

limo. Sr. : Remitido al Consejo Real para los efectos prevenidos 
en el Real decreto de 29 de Abril último d expediente de' contrata 



. w 4863. 77 

délaeonstracdbn'dél ferro-carril de Aranjüez á Almansa, ha eva» 
euacio aqoeHa Corporación la correspondiente consulta , resumida en 
la forma siguiente : 

«Que en el estado en que hoy se halla este expediente no puede 
menos de dejársele continuar su curso con arreglo á las disposiciones 
de la materia ^ acomodándose á las mismas en todo lo que se refiere 
á la continuación de la linea , salva la resolución que se adopte con 
las Ohrtes al dar cuenta á las mismas del Real decreto de 4 9 de Di* 
ciemfare de 4 89 1 , seguín en él se pi'eviene. » ' 

T S. M. se ha dignado adoptar el dictamen del Consajo, formu^ 
lándole en las disposiciones siguientes : 

4.* Que oofitínúen las obras 'del ferro-carril de Aranjuez á AU 
mansa hasta qae llevado este expediente á las Cortes se adopte por 
nna ley la resolución conveniente. 

%* Que la Dh^ccion general de Obras públicas expida desde 
luego las órdenes oportunas á la inspección facultativa y al contra-* 
tista, para hacer los reconocimientos y liquidaciones, y reunir los 
datos necesarios para someter á las Cortes el expediente completo y 
convenientemente ilustrado. 

0e Real orden lo digo á V. 1. para su inteligencia y efectos cqih 
siguientes. Dios guarde á V. I. muchos años. Madrid 1 2 de Setiem^ 
bre de 4 853.«« Esteban Collantes.n«Sr. Director general de Obras 
públicas. 

640. 

FOMENTO =. 

[IS Sttumin.] Real orden , resolviendo que se abra al público la sección 
de Araojuei a Tembleque del ferro-carril de Almansa. 

En vista de los resultados que han tenido las pruebas y rccopo^ 
cimientos verificados en la sección de Aranjuez á Tembleque del 
ferro-carril de Almansa , y considerando que no ofreciendo su ex^ 
plotacion peligro alguno para la seguridad del público y para el mas 
rápido trasporte de Tas mercancías, es conveniente aprovechar cuanto 
antes las facilidades que este medio de conducción ofrece, la Reina 
(Q. D. 6.) ha tenido a bien disponer que la referida sección se at)ra 
al público , y que al nvismo tiempo se prevenga á V. S. : 

4 .* . Que el reconocimiento practicado por el ingeniero Ii^pectór 
de la Unea se considere como recepción provisional. 

2/ Que el contratista quede obligado á verificar las construccio* 
y modificaciones que señala el Inspector Qn. su informe de 28 



) 



7$ TS&CEft cpjtTRiiasru 

mrári á.0(Nitarie (ki9de d.diaiea que, se le üó^ c4c>DM^jnÁfii^ 

disposición. : ^* " "i ^ 1. • , I ; : 

• :3,^ • (Quieto el)téniwPj<]0:M(Laño e) GO^i?eii$l& re$ipplapeil«f .ca« 
tonee. mil travíesaB €(ue resultao 4efectuQ9«$:en JaMOQron.d^.ÁrmrT: 
jsejijá TembleaUe.<ooni oti«»'que llenen cmAplideineAte Xo^ W 
oondioioiíQS de la.contrata. . ., . |.. ¿ 

• 1.^ Qbe además .quedci C(»nproindtido para el ea^ de la ^l^ecep^r: 
cion definitiva, á la ejecución de todo.leq«e.^&lte:pftita'el eebl^yi 
eftacÉO'CiHDplimíeDtó de das condiciones pactadas, ó de loiqye qo se 
encontrare arreglado á ellas , de cuyas faltas se hará, nüencien-ider 
talkidá por ios facultativas del raíno, a fin de aumeotar la garailtia 
óídísminuir en lo equivalente las acciones que á. su tiempo bayíM 
de entregarse al referido contratista y el cual se sujetará. esti1eta<^ 
ntaito desde ahora á todos los términos y obligaciones denla CcSi— 
tMla.en las obras de continuación de Ja linea desde lemUequet JMMM 
hasta Almansa. .* . • 

\ De Real orden lo digo á V. I. para su inteligencia y 4»impl¡DMen^ 
to. Dios guarde á Y. I. muchos años. Madrid 42 de Seünobrttéb 
49ft9.o*« Esteban Collalites.ewSr. Director general de 0ÍM*a8|MjUicas. 



[IS Seiiemire.] Real orden , determinando que se someta i las Cortea la 
validez de la compra del ferro-carril de Madrid a Aranjnez. 

*''* limo. Sr. ! Remitido al Consejo Real para los efectos prevenidos 
en el Real decreto de 2& de Abril el expediente de compra del ferro- 
carril de Madrid á Aranjuez, la mayoría de aquella Corporación y 
lá toinoría. hsln evacuado el dictamen y voto particular-, resumidos 
én la forina' siguiente: ' ' 

''' '"'"' ' '" Dictamen DE u MAYoaí A." ' •'-•- • ' í 

I ' • 

■ ' «Algunas de las faltas y omisiones que se notan en el expedienté 
son por desgracia irremediables, pues la restiision del contrato, tabi- 
co medio de corregirlas , no sería prudente provocarla , atendido ^ué 
los'ííechos se hallan ya consumados , y qué te Autoridad y phomefsas 
dej Gobierno deben siempre respetarse: sin embargo, aun es tiefl^ 
pfo'tlc corrégn* algunas de aquellas faltas, especialmente W que se 
fimSt^ á'Ia aplicación á la compra de dicho camino, ademán dfe 1S9 



tado9 dMiftadúAi carvQtera», de los 20.000,000 de unanadva'dase 
de papel de la Deuda oo reóoiiocida ni aprobada por las Cortes^ lo 
casi afecta en gran manera: al orden de la contabilidad legísláti^ay 
alcrádik) delJBstado^ . • ^ ' - 

' fora lá indicada oonrécctOD cree el Consejo que es preciso llevar 
el expediente á las Cortes , proponiéndoles lo conveniente respeotp 
de Ia.oreará>n de la; nueva clase de Deuda, conocida con, el nombre 
de Obligaciones de acciones de ferro-^earrü; pero antes. de: qnese 
pase mtegro el expediente al referido Cuerpo , ^el Consejo er^e ¿on- 
veniente ique se subsaüen las omisiones padecidas en. la ejecución del 
oootrato, y que Se practH|ue una liquidación general y definitiva tie 
las cantidades que el Gobierno tiene adelantadas á cuenta del precio 
del camino y de lo entregado por obvención en el año último; y 
que tanto esas liquidaciones como los demás documentos que el Con- 
sejo ha echado de menos, se ijinan. tí expediente, ó la manifesta- 
ción de que no existen , á fin de que las Cortes pu^an procedec al 
examen y determiiíacioñ. de este asunto con toda la ilustraclpH dde 
requiere su gravedad é importancia. » 

' . . ' . VOTO PARTICULAR. 

■ . • 

4.^ «Ba evanto á las disposiciones prescritas en el Real decreto 
de 43 dé Á^sto de 4 85$ sobre* la compra por cuenta del Estado y 
arrendemientoA'D. Joaé de Salamanca del ferro-barril de Aranjuex; 
que se dé cuenta del mismo oportunamente á las- Cortes, según ae 
previene ^n su art. 5.? 

<S.® Con respiecto. á las formalidades con que han debido solem^^ 
ni2arse y ejecv^rse aquellos contratos, que se cumplan inmediata-^ 
mente las disposiciones de la Real orden de 26 de Abril último , por 
consecuencia de lo cual se formalicen sin mas dilación las escrituras 
de admisión y arrendamiento' del camino, y los inventarios deta* 
liados y avalorados de? todas sus pertenencias; y por último, qué 
practicándose por la sección de contabilidad del Ministerio de Fo^ 
metíto la liquidación dé las sumas entregadas á D. Josc de Salamanca 
en representación de la antigua sociedad émpresaria del camina, 
con expresión de la dase de valores en que se han hecho estas en^ 
tregas , se finiquite y consigne en forma legal el pago total de su 
precio.» • . ^ 

Y S. TB. , én vista 'de |os precedentes informes, de hallarse ya 
cumplidas algunas de la^ diligencias en ellos indicadas, y de acuer- 
do con el 'Consejó dé Hmi^trós, se ha dignado resolver: 

4.* Que se someta á las Cortés la validez de Ja compríi y tieiíiás 
cireunstaricrás-que cóhapfefidé el Real decreto de 43 dd Agosto <!é 
4852, según está prevenido por el art. 5/ del mismo.* *• ^ ' ''^^'^' 



so TBRCBR COATR&aSTIlI 

2.^ Que se lleven á efecto por completo las actoadoiies y for«* 
malidades prescritas en la Real orden de 26 de Abril último , en todo 
aquello en que no estuvieren ya cumplidas. 

3.* Que se foiuoaalicen las escrituras de adquisición y arrenda*- 
miento del camino y los inventarios detallados y valorados dé sus 
pertenencias. 

. 4/ Y por último, que todos estos documentos se unan al expen- 
diente al pasarlo á las Cortes. 

De Real orden lo comunico á V. I. para los efectos correspon--- 
dientes. Dios guarde á V. I. muchos años. Madrid 42 de Setiembre de 
4 853. «^Esteban Gollantes.>=sSr. Director general de Obras públicas. 

642. 

GUERRA. 

[13 Setiembre*] Real orden , disponiendo que no se de curso á las solicitudes 
para poner sustitutos después de trascurrido ei termino prefijado al efecto. 

Excmo. Sr.: El Sr. Ministro cíe la Guerra desde San Ildefonso, 
con fecha de ayer, dice al Director general de Infantería lo siguiente: 

a La Reina (Q. D. G.) enterada de la instancja promovida por 
Manuel Ayuso, vecino de Colmenar de Oreja, en solicitud de queae 
le permita poner un sustituto que sirva la plaza de su hijo José, 
quinto del año 1851 , y soldado en la actualidad del regimiento de 
Infantería Soria, núm. 9, se ha servido S. M. resolver, conforme con 
Iq expuesto por la sección de Guerra del Consejo Real) que este inte- 
resado no tiene derecho á la gracia que pide, toda vez que ha tras— 
currido con exceso el término prefijado para la presentación de 
sustitutos en la ley vigente de reemplazos. Con este motivo, y ha- 
biendo observado S. M. que á pesar de estar tan terminante dicha 
ley en esté punto, son bastante numerosas las solicitudes que fuera 
del plazo señalado se promueven *con igual objeto , es su Real vo^ 
luntad que no se dó corso á las que bajo cualquiera pretexto se pre- 
senten en lo sucesivo, no tan solo por las razones antes expuestas, 
sino porque las concesiones que acaso pudieran acordai'se, privarían 
al Ejercito, por un término dado, de tantos soldados cuantos fueran 
los sustitutos que se admitieran, mediante á que estos se hallarían 
en el caso de tener que adquirir la instrucción que ya tienen los que 
se encuentran en las filas sirviendo sus plazas.» 

De Real orden, comunicada por dicno Sr. Ministro, lo traslado 
á V. E. para su conocimiento. Dios guarde á V. E. muchos años, 
liadrid 14 de Setiembre de 1853.=^ El Subsecretario, Eduardo Fer^ 
nandez San Román. 



i 



M 4853. 84 

GUERRA. 

[it Setimhre,] Real ¿rden , declarando que las viudas que por pAsar á 
segundos nupcias dejaron de disfrutar pensión del Monte pío militar ^ ad' 
quieren dereeho á ella en el caso de volver i enviudar y de hallarse la 
pemion vacante 6 ainortÍsad<n. 

• 

Excmo. Sr. : He dado cuenta á la Reina (Q. D. G. ) de la Instancia 
de Doña Vicenta Tenáqueix) en solicitud de que se le vuelva al goce 
de h pensión de Monte pió militar qae disfrutó como viuda de Don 
Isidro Pérez Val verde, portero que fué de la Tesorería general, ya 
que por e] fallecimiento del segundo marido , el Subteniente D. To— 
más Esperiqueta, no le quedaba derecho á otra pensión, y sucedia 
también que aquella disfrutada una vez, había quedado vacante por 
la moerte de la última y única poseedora, que era una bija de la 
exponento. Asimismo he dado cuenta á S. M. de otros varios expen- 
dientes análogos, pues que en ellos se trata de quienes perdieron la 
viudedad porque pasaron á nuevas nupcias , pero que , viudas otra 
vez , desean y piden la pensión que primei*o disfrutaron , y la cual. 
Si bien había pasado á los hijos ó entenados de las Interesaaas, como 
cesaran esta^ de gozarla, estaba ya amortizada ó vacante. Enterada 
S. M. y considerando que los fondos del Monte pió militar están de- 
dicados á dar uu'módico auxilio á las personas que adquirieron de^ 
recho á ser socorridas por tan piadoso establecimiento: 

Considerando que á este fin so dirige el art. 47 del capitulo 8.^ 
del Reglamento de 4 .' do Enero de 4 796 , disponiendo que la viuda ó 
la huérfana única poseedora de una pensión , si bien ha do perderla 
en casándose , volverá á su goce en el caso de quedar viudas : 

Considerando quo también en el art. 44 dol mismo capítulo se 
le promete y asegura semejante socorro á la viuda que pasare á 
segundas nupcias aunque entonces hereden la pensión sus hijos, 
pues que á estos se les impone la obligación de mantenerla si le 
aconteciere el quedar sin el amparo del último marido: 

Consideranao que no se llevaría mas adelante y cual parece ra- 
zonable la idea primordial de que se halle auxilio en el Monte pío 
militar , cuando lo necesite y pueda recibirlo la principal 6 primera 
persona que á él tuvo deredíio, y que s¡ por algún tiempo la habia 
perdido, no debe ser de peor condición para recobrarlo, que las 
comprendidas en la citada disposición del art. 47. 

Considerando que estas reflexiones ú otras semejantes han ser- 
Tono u. 6 



nS TERCmi CffAtRmSSTBB 

vido de fundamento á varias declaraciones favorables en casos idén- 
ticos ó casi iguales al de que se trata ; y siendo necesario establecer 
una regla fija que haga imposibles las resoluciones encontradamente 
aconsejadas ó dictadas ; S. H. , después de oir al Tribunal Supremo 
de Guerra v Marina, se ha dignado determinar lo siguiente: 

Toda viuda que, como tal, disfrutó pensión del Monte pió mili- 
tar, y qiie habiéndola perdido por pasar á nuevas nupcias, volviese 
á enviudar,. encontranao entonces vacante ó ano^rtizada jdicba pen- 
sión, porque ocurrió el que habia ya cesado el. derecho que á dis- 
frutarla tenian las personas en quienes recayó , volverá al goce que 
tuvo antes, siempre oue por ql faUecimiento del ultimo marido no 
deba recibir socorit) del citado Monte pió , ó de cualquier otro esta- 
blecido oficialmente b^jo el amparo ó dirección del Gobierno. Pero 
fii sucediere que la última y única poseedora era una hija ó entenada 
á quien le llegue el dia y caso en que debiera serle apliclible el ar^ 
ticulo 4 7 del citado capitulo YIII del Reglamento , quiere^ S. M. que 
dicha diysposicion y e3ta qpe ahora se toma , no se contradigan abao^ 
lulamente ; antes bien , procurando conciliarias cuanto es daUe , se 
declara, que entonces, al quedar la hija también viuda y siadereobo 
á otra pensión que la recobrada por su madre, participe de. ella 
siendo repartida entre ambas con perfecta igualdad. 

Finalmente, S. M. ha dispuesto que tanto la reclamación de Doña 
Vicenta Tenaquero , como las demás ya presentadas , ó que «se pre- 
sentaren, hallándose las interesadas en el caso explicado, sean re-^ 
sueltas con arreglo á esta declaración ; entendiéndose empero que 
el goce dé las respectivas viudedades comenzará desde el dia si- 
guiente al del fallecimiento del último esposo de cada interesada, 
siempre que la muerte suoeda de hoy en adelante ; y que á las que 
contaren su viudez última desde tiempo mas atrás , les deban comen-*- 
zar los abonos de sus pensiones desde esta fecha. 

De Real orden lo digo á Y. E. para su noticia y fineá que cor- 
respondan. Dios guarde á Y. E. muchos años. San Ildefonso 43 de 
Setiembre de 4853,»eLersundi. 

644. 

HACIENDA. 

(13 SeiUmbre,] Real ¿rden^ autorizando^ previas laa formalidades que áe 
expresan I la introduccioa libre de derechos de los muebles | ropas j def- 
inas efectos usados de los individuos que, residiendo en el extranjero^ 
vengan á establecerse en Espafia. 

limo. Sr. : En vista del resultado que ofrece el expediente inÉ** 
iroido con motivo de varias rec^amacioned de individuos, que resi« 



m48S3. 9a 

die&do en el extranjero y deseando venir á Espefia á establecerse 
eon sus capitales, solicitan se les permita la libre introducción dé- 
los efiectos de su uso que constituyan el mobiliario de sus casas; 
S. M., ocmíorinándose con lo informado por esa Dirección general, 
se ha servido acceder á la petición de los interesados, exceptuando^ 
de esta gracia los carruajes , caballerías « plata labrada, rdojee, 
cristalería y objetos de China, quedando por lo tanto circunscrita 
la libertad de derechos á los mueblen , ropas y demás efectos usa* 
dos de que se estuvieren sirviendo en el extranjero loe sujetos que 
se hallen en este caso, previas las formalidades siguiente: 

4 / Acreditarán por medio de una certificación autorizada por 
el cónsul extranjero del punto de procedencia , que en efecto tie- 
nen alli su residencia fija al menos (kirante dos años , con casa 
abierta. 

2/ Formalizarán una nota expresiva y circunstanciada dé I6s 
efectos que deseen importar en el reino y la Aduana por donde ha- 
ya de tener lugar la entrada. 

T 3.* Recurrirán á este Ministerio con. la anticipación debida i 
acompañando los documentos referidos, para que, en su vista pueda 
declararse si se hallan ó no comprendidos en la exención de dere- 
chos por haber acreditado la situación y circunstancias que para 
obtenerla .auedan establecidas. 

De Real orden lo digo á Y. I. para su inteligencia y efectos cor^ 
respondientes. Dios guarde á Y. I. muchos años. Madrid 43 de Se- 
tiembre de 4853.aBPa8tor.s«Sr. Director general de Aduanas y 
Aranceles. 

645. 

HACIENDA. 

[i9 Seiiemire.] Real ¿rden , acordando qae la partida primera de la tari* 
fa de derechos de puertas , que trata de loa aceites , le redacte eo la 
fimia que te expresa. 

limo. Sr. : La Reina (Q. D. G.] se ha enterado de que en algu*- 
nas capitales de provincia se han establecido iabricas para la ex- 
tracción de aceite de varias semillas, frutos ó plantas, y de que la 
buena calidad de aquellos, y la circunstancia do no exigirles dere- 
chos de consumos hace que se les prefiera para elaborar jabón y 
para otros diferentes usos, con perjuicio del aceite de oliva, y los 
de linaza, palma, pescados y sósamo, que se hallan gravados y 
cuyos consumos se disminuyen, En su consecuencia, y á fin de que 
todos eUos contribuyan en la proporción debida y ninguno sea per-» 



84 TERCER CCATSIIIESTRB 

judicado , ha tenido á bien mandar S. M. que se reforme la partida 
primera de la tarifa de los derechos de puertas, redactándola en esta 
forma: «Aceite de linaza, de palma, de pescados, de sésamo ó 
ajonjolí, de coco, de cacahuete ó de cualesquiera otros frutos, se- 
millas ó plantas; pero con exclusión de los de olor y de los que ex- 
clusivamente se aplican á usos noedicinales y farmacéuticos.)» 

De Real orden lo comunico á Y. I. para los efectos correspon- 
dientes. Dios guarde á Y. I. muchos años. Madrid 43 de Setiembre 
de 4853.«=»=Pa6tor.—Si'. Director general de Contribuciones indi- 
rectas V Arbitrios. 

646. 

FOMENTO. 

[ 14 Setiembre, ] Real ¿rden , dictando varias disposiciones acerca ie\ ferro- 
carril de Alar del Rcj á Santander* 

Remitido al Consejo Real, para los efectos prevenidos en el 
Real decreto de 29 de Abril último, el expediente de concesión del 
ferro-carril de Alar del Rey á Santander, ha evacuado aquella Cor- 
poración la correspondiente consulta, resumiéndola en las conclusio* 
ñes siguientes : 

i .* « Que la empresa formalice la fianza que ha^ debido pres-^ 
tar en cumplimiento de la Real orden de 31 de Diciembre do 4844, 
modificada por Real orden de 8 do Abril de '1852. 

2.* ))Que se determine la dirección del camino desde Requejo á 
Santander, y que al propio tiempo se lije un término jmproroga- 
ble para que la empresa someta á la aprobación superior los planos 
y documentos exigidos por dicha Real orden de 31 de Diciembre 
de 1844. 

3.* ))Que se suspendan los efectos de la Real orden de 15 de Di- 
ciembre de 4851 , por la que se eximió á la misma empresa del 
pago de derechos de portazgos. 

4.' ))Que'si hubiese de concederse esta exención y para sancio- 
nar la de Aranceles y derechos de puerto , se presente á las Cortes 
el oportuno proyecto do ley. 

5.* ))Que por otra ley se autorice la constitución definitiva de la 
sociedad anónima concesionaria del camino, y que al propio tiempo 
autoricen las Cortes , y S. M. sancione , la emisión de las cédulas, 
titules ó documentos con que la empi*esa debe satisfacer en parte la 
construcción de la línea. 

6.* »Que la compañía proceda desde luego y con arreglo á sus 
estatutos á nueva elección de director gerente, vice^gerente y con* 
8éjo de administración de la empresa , debiendo ejercerse estos car* 



DB 1S53. »& 

gos con el carácter de interinos, hasta que censtituida definitiva- 
mente la sociedad pueda hacerse el norabrauíiento en propiedad de 
los que hayan de administrar los fondos socialcíi. 

7.' ))Que los contratistas de las obras, auu cuando tengan carác- 
ter de accionistas, no puedan asistir á las juntas generales, ó á lo 
menos que no tengan voto en ellas cuando se trate de todo lo con— 
cercíente á la construcción del camino , v se ventilen cuestiones en 
que haya intereses contradictorios entre la compañía y los cons- 
tructores; pero que podrán deliberar y votar en todo lo domas, que 
DO se refiera á la parte facultativa y cumplimiento del contrato de 
construcción. 

8/ i>Que en las mismas juntas generales so halle representado 
el Gobierno como accionista de la empresa por la persona que dole-^ 
gare al efecto , cuidando de que el delegado sea un sujeto de toda 
moralidad y actitud, y que resida constantemente en la ciudad d? 
Santander, como domicilio legal de la conipañia. 

9.' ))Que asimismo se nombre un interventor económico, cuyo 
funcionario, puesto de acuerdo con el inspector facultativo, exa^ 
minen é informen , bajo su responsabilidad ,. y previas todas las 
averiguaciones que estimen conducentes , acerca de las relaciones 
semestrales que debe presentar la empi:esa, acompañadas de ta.*»- 
saciones periciales y fehacientes de las obras ejecutadas en cada sor 
mestre. 

10.^ ))Que solo procediendo por este medio podrán hacerse efec- 
tivos los beneficios de la ley de 20 de Febrero de 1 850 , lin;iitando el 
interés y garantía de amortización al capital máximo de 1 20.000,000 
de reales. 

44.* »Que se dé cuenta á las Cortes de los Reales decretos de f 9 
de Diciembre de 1854 y 28 de Abril de 4852, acompañando el cor- 
respondiente proyecto de ley por la que se resuelvan, las diver^a^ 
cuestiones legislativas que se han indicado en este dictamen, y 
principalmente las disposiciones contenidas en dichos Reales decre- 
tos, subsistiendo interinamente sus efectos, y declarando que el 
auxilio de los 60.000,000 concedidos ala empresa de Alar del Rey 
á Santander se entienda pagaderos en acciones do ferro-carriles por 
lodo su valor noofiinal.» - 

Y S. M. en Vista de hallarse ya cumplidas algunas de las dispo- 
siciones indicadas en él precedente diclámen , se ha dignado adop- 
tarlo de acuerdo con el (Consejo de Ministros, en la forma y con lá$ 
modificaciones siguientes : 

Primera. Que la empresa formalice la fianza que ha debido 
prestar en cunfiplimienlo de la Real orden de 31 de Diciembre 
de 1 844 , modificada por Real orden de 8 de Abril de 1 8oí, 



86 TBRCm GUATEDasm 

Segunda. Que para legalizar la exención concedida á la misma 
dé los derechos de Aranceles , de puerto y de portazgos , que disfru- 
ta como las demás empresas de caminos ae hierro, se presente á las 
Cortes el oportuno proyecto de ley. 

Tercera, Que por otra ley se autorice la constitución definitiva 
de la sociedad anónima concesionaria del camino , y que al propio 
tiempo autoricen las Cortes, y S. M. sancione, la emisión de las cé- 
dalas, títulos ó documentos con que la empresa debe satisfacer en 
parte la construcción de la línea. 

Cuarta, Que la compañía proceda desde luego , y con arreglo 
á sus estatutos, á nueva elección de director gerente, vice-gerente 
y consejo de administración de la empresa , debiendo ejercerse es- 
tos cargos con el carácter de interiftos hasta que, constituida defi- 
nitivamente la sociedad, pueda hacerse el nombramiento en propie- 
dad de los que hayan de administrar los fondos sociales. 

Quinta, Que los contratistas de las obras aun cuando tengan 
carácter de accionistas no puedan asistir á las juntas generales, ó 
á lo menos que no tengan voto en ellas cuando se trate de todo lo 
concerniente á la construcción del camino, y se ventilen cuestiones 
en que haya intereses contradictorios entre la compañía y los cons- 
tructores ; pero que podrán deliberar y votar en todo lo demás que 
no se refiera á la parte facultativa y cumplimiento del contrato de 
construcción. 

' Sexta. Que en las misrbas juntas generales se halle representado 
d Gobierno como accionista de la empresa por la persona que de-»» 
legue al efecto , cuidando dé que el delegado sea un sujeto de mora- 
lidad y actitud, y que resida en Santander como domicilio legal de 
la compañía. ' ' ! . ' ' . 

' Sétiftia. Que asimismo se nombre un . ínter ventor económico, 
cuyo funcionario puesto de acuerdo con el inspector facultativo 
examinen é informen bajo su responsabilidad, y previas todas las 
averiguaciones quó estimen conducentes acerca de las reíacione9 
semestrales que debe presentar la empresa , acompañadas de ta- 
saciones periciales y fehacientes de las obras ejecutadas en cadái se* 
mestre. 

Octava, Que solo procediendo por este tíiedio podrán hacerse 
efectivos los beneficios de la ley de 20 de Febrero de 1850, limi- 
(andó el interés y garantía de la amortización al capital máximo 
de 120.000,000 de reales. 

Novena, Que se Jé cuenta á las Cortes de los Reales decretos 
j3é 19 de Diciembre de 1851 y 28 de Abril de 1852, acompañando 
él correspondiente proyecto de ley por la que se resuelvan las di- 
versas cuestiones legislativas que se han indioado en este dictáo^en, 



' 1 • > 



* D» <863. . 87 

y prÍBcipalmdDi6 las disposiciones contenidas en dichos Reales de- 
cretos , subsistiendo interinamente sus efectos , y declarando aue el 
aaxUio de los 60,000^000 , concedido á k empresa de Alar d^ Rey 
i Santander ^ se entienda pagadero en acciones de ferro-carriles por 
U)do su valor nominal 

Dédma. Que se adopte en jdste camino la vía de 6 pies í ó un 
metro f 67 centímetros) de anchura , que es la de todos los aemás 
de España , y la marcada por la Real orden de 34 de Diciembre 
de 4844, en atención á que su prolongación ha de enlazarse nece- 
saríameate con el ferroNcarril del Norte. 

De Real orden lo digo á V» I. para su inteligeAcia y efectos con*- 
sigoíMtes. Madrid 4 4 de Seliembre de 4853. «safst^n Golkntes.a* 
Sr. Director general de Obras publicas. 

647. 

GOBERNACIÓN. 

» ■ ■ 

I 

[15 JSeilemire.] Real ¿rden^ determinando que la Estáfela de Correos es* 
tableeida en Ocafia se traslade á Tepableque^ y la de este pu^to t 
aquel. 

Ihno. Sf;: La Reina (Q. Di &.) se ha servido disponer que la Es^ 
tafeta de Correos Qstablecida ^nOoaña se' traslade sin pérdida de- 
tiempo é Tembleque , y la de este punto 4 aquel,' para 'í^uó cotí 
motivo de la prekmgácion' de la Mnea del fértro^brrtF cl>hsi'g&n ías' 
poblaciones en la misma comprendidas las veñtajttS consiguientes/ 
adquiriendo Tembleque la importancia cfue le corresponde en Jat 
general de Andalucía, sin que por esto se aumente cl presupíijEÍs- 
lo A& las actuales conducciones. ' -^ 

* De Real orden lo comunico á V. I. para los efectos corréspon*-^ 
dientes. Dios guarde á V. I.* muchos años. Madrid 18 de Setiembre' 
de 4853.=E^ña.=Sr. Director general de Correos. ' * 






648. 

GOBERNACIÓN. 



[16 SetiemBrú.] Real ¿rden , acordando varías disposiciones para regularizar 
la emigración' á America de los subditos españoles. 

He dado cuenta á la Reina (Q. D. G.) de un expediente instruido 
en este Ministerio á consecuencia de las gestiones promovidas por 



88 TERCBR CUAtRmtST&B 

varias Autoridades y particulares con objeto de que cese la prohi-- 
bicion que en virtud de Reales órdenes vigentes está pesando sobre 
los habitantes de las islas Canarias para emigrar á las Repúblicas de 
la América del Sur. En su vista, y considerando que al dictar el 
Gobierno dicha prohibición tuvo presente el mal trato que recibian 
los emigrados españoles, y los riesgos, molestias y vejaciones á 
que se veían expuestos á causa de las guerras intestinas que asolda- 
ban aquellos países: 

Ck)nsiderando que desde la época en que se dictaron las men«> 
cionadas disposiciones han variado las circunstancias, cesando en 
algunas de dichas Repúblicas el estado de agitación en que se en- 
contraban , y habiéndose establecido en muchas de ellas agentes 
diplomáticos y representantes del Gobierno español, que en todo 
caso protejeran los intereses, los derechos y las personas de los 
subditos de S. M. Católica : 

Considerando por lo mismo que no seria ya justo ni equitativo 
mantener subsistente una prohibición absoluta que impide á los na- 
turales de Canarias buscar con seguridad en otros países el susten- 
to que no encuentran en su patria, y dar conveniente salida ql ojc- 
ceso de población de dichas islas, exceso que, lejos de sqí" un ele- 
mento de prosperidad , sirve do remora á sus adelantos: 

Considerando que si bien los intereses generales y particula- 
res de las islas Canarias reclaman oomo de necesidad .urgente que 
cese la prohibición, aconsejan al propio tiempo que esta medida se. 
adopte con la prudencia y circunspección indispensables, á fin de 
evitar los graves inconvenientes de una emigración repentina, sir- 
raultánea y demasiado numerosa : 

Considerando por último que uik> de los mas sagrados deberos 
del Gobierno es in>ped¡r los abusos á que í^uelo dar lugar la codioia 
de los especuladores que , llevados de sórdido inlems, conducen á 
voces á los que emigran hacinados en estrecho espacio y sin las 
condiciones sanitarias que el decoro, la moral y hostt) la humanidad 
misma reclaman; 

S. M. , después de oido el dictamen del Cciniojo Ucal , se ha ser- 
vido mandar que cese la prohibición de emigrar á América que 
pesa hoy sobre los habitantes de las islas Canarias , y que para los 
embarques que se verifiquen por consecuencia de esta soberana dis- 
posición se observen las reglas y picvenciones siguientes : 

Primera. Que la emigración se permita únicamente para las co- 
lonias (íspañolós y para los Estados de la América del Sur y de 
Méjico, donde existan representantes ó delegados del Gobierno 
de S. M. Católica , que puedan prestar á los emigrados la protecpion 
necesai-ia. . 



DB 4853. 99 

Segunda» Que para expedir pasaporte á los que pretendan emi- 
grar, dd)an estos acreditar previamente ante la Autoridad civil : 

1? Que emprenden el viaje libre y eispontóneamente. 

2? Que tienen el permiso de sus padres, tutores ó maridos, los 
que lo necesiten por razón de su edad , estado ó sexo. 

3? Que no se hallan encausados criminalmente ni tienen impe- 
dimento l^al para ausentarse. 

4? Si, son varones de diez y ocho ú veintitrés años cumplidos y 
quieren pasar á países extranjeros , que han consignado en depósi- 
to, como garantía de su responsabilidad personal para el servicio 
de las armas, 6,000 rs. vn. , ú otorgado escritura de fianza sufi- 
ciente , con arreglo á lo dispuesto en el art. 417 del proyecto de 
ley de reemplazos vigente. 

Tercera. Que á los que después de acreditar los requisitos an- 
teriores juzgue y declare el Subgobernador del distrito notoriameu- 
to pobres , mediante información ó expediente gubernativo que se 
instruirá al efecto, se les expidan los pasaportes y licencias gratis. 

Cwiria. Que no pueda contratarse el embarque ni partir nin- 
guna expedición de oinigrados sin que preceda Real autorización es- 
pecial para cada caso, expedida por este Ministerio, en la que ex- 
prese el número de individuos de que ha de constar aquella , con 
el objeto de que la emigración no se haga repentina ó ¿simultánea- 
mente, sino ^segun las necesidades, población y circunstancias de 
cada localidad. 

Qutnfa. Que para los efectos y resolución indicados en el ar— 
tif;uk) anterior den curso ,los Subgobernadores á las solicitudes de 
autorización que.se les presenten, informando, al j*emitirlasá este 
Ministerio, acerca de la conveniencia ó inconveniencia de acceder 
á ellas en todo ó en parte. 

SeoDta, Que concedida dicha autorización , no sea válido ningún 
contrato para trasportar españoles á los Estados hispano-amenca- 
nos que do se someta a. la aprobación del Subgobernador del dis:?- 
trilo. 

Sétima. Que no se permita en ningún buque el embarque de 
mayor número de pasajeros que los que pueda trasportar en pro* 
porción de su capacidad y toneladas, después de la carga y víve- 
res, según lo que disponen sobre el particular las Ordenanzas ó ins- 
trucciones de Marina. 

Ocla\:a. Que en los contratos con los pasajeros se exprese la 
cantidad y calidad de los alimentos y del a.:;ua que los emigrados 
hayan de recibir á bordo durante el viaje, y que antes do la salida 
de los buques se cerciore la Autoridad de <|ue llevan los acopios de 
agua y provisiones suficientes para cumplir esta condición. 



M TKftcn ccinnasiu 

Novena. Qae en las expediciones de alguna oonsideraoioii se 
procure qae vayan un médico-cirujano, un capellán y el corres- 
pondiente botiquín para los pasajeros que enfermen en el tránsito, 
no debiendo dispensarse de este último requisito á ningún buque, 
sean cualesquiera su porte y el número de emigrados que lleve 4 
bordo. 

Décima. Que se estipulen y consignen en los contratos con loa 
pasajeros, asi el precio del trasporte, que deberá ser proporcionado 
á las estancias , como el plazo dentro del cual hayan de satisraeerl^ 
los emigrados, no pudiendo ser este menor de dos aftOS', y qoedan^^ 
do sin embargo á su arbitrio el acortarlo. 

Undécima. Que se expresen igualmente en las esofíturas de 
contratos las garantías que dieren los emigrados para el pago dei 
pasaje. 

Duodécima. Que llegados los pasajeros á su destino , queden en 
completa libertad para dedicarse á la ocupación [ó trabajo que mas 
les convenga , sometiéndose á las leyes y reglamentos vigentes en ú 
pais adonde se dirijan respecto á los colonos extranjeros. 

Décimaiercia. Que los contratos se extiendan por triplicado, que- 
dando un ejemplar en poder del contratista ^ otro en el del colono, y 
el tercero en el del Subgobienio respectivo. 

Décimacuarla. Que como garantía del cumplimiento exacto de 
dichos contratos, se obligue á los dueños 6 armadores de las em- 
barcaciones expedicionarias á dejar anticipadamente en dep(isl— 
to 320 rs. en metálico por cada uno de los pasnierds oue con- 
traten , ó una fianza en fincas por lo menos de doole valor. EÍJtás 
fianzas responderán no solo de los excesos y abusos qué pnéfdan 
tíometer los dueños y cnpitánes de los buques conductores, $¡no 
también de que los emigrados son conducidos al punto de su des- 
tino y no á otros; y por xlltimo, es la voluntad de S. M. que estas 
disposiciones se observen también en todos los puertos dellítofal 
de la Península en' que se verifiquen expediciones de españole» con 
¡Iguales circunstancias que las expresadas en esta Real orden , Cor*- 
respondiendo en tal caso al Gobernador de la respectiva provincia 
la inspección que en ella se cómele á los Subgobernádores de dis- 
trito de las islas Canarias. 

De Real orden lo digo á V. S. para los efectos correspondien- 
tes. Dios guarde á V. S. muchos años. Madrid 16 de Setiembre de 
1853.s»Egaña.=Sr. Gobernador de la provincia de 



Bi 4863. M 

649. 

GOBERNACIÓN. 

[18 SetiembreJ] Real ¿rden^ encargando la observancia de varías ¿rAene* 
vigentes sobre expedición de licencias gratis para uso de armas, j 
acompasando ft! efecto cophis literales de agnellas. 

Por Real orden circular de 22 de Octubre del año último se pre- 
vino que en la expedición de licencias gratis para uso de armas se 
ciñeran los Gobernadores de provincia á lo terminantemente dis— 
puesto en varias órdenes que so citaban ; y como so hayan después 
fiuscitado dodas acerca del cumplimiento de la mencionada Real 
orden de 22 de Octubre » y manifestado algunos Gobernadores car 
recian de las disposiciones referidas, que era fuerza consultar, la 
Reina (Q. D. G.) se ha servido mandar: 

< 4.' Que por lo qu^ resta dej presente año se faciliten por di- 
chas Autoridades licencias gratis y manuscritas y á los que debao 
usarlas, 

2.^ Que se remita á este Ministerio cada tres meses, una lista 
noiosioal y circunstanciada de las licencias de esta clase que se hayan 
esxpedido. 

• Y 3/ Que á fm de que los Gobernadores procedan con toda se- 
guridad y tengaa oonodmiento 4o las clases á que. alcanza aquella 
franquicia, se publiquen en la Gaceta copias literales de las disposi- 
ciones vigentes que la establece». . ,: . . 

De Real orden lo digo á V. S. para su inteligencia y demás efec- 
tos Dios aguarde á- V. S,, mucjios aSos. Madrid 46 do. Setieiabre 
do 4&53.*í^EganB.í»«Sr.;Gobeí'nador de la provincia de^.... 

..,; ., Copias que se. ditan. ..:,. 

' Artículo < 02 del Reglamento de policía de 8 de Pebrerd de 48Sí.mí 
«Por las licencias para usat' artnas no prohibidas se pagará en t^odo 
el Reinó lá Inisma retribución que en Madrid , exceptuando á los 
habitantes de caseríos aislados que las necesiten para clefetisa de sos 
propiedades. Estos, aunque exentos del pago de la retribución, no 
lo estáii de la obligación de tomar las licencias y de sujetarse á las 
demás formalidades que exige el Reglamento de Madrid. 

Art. 104. Los habitantes dé los caseríos aislados ú otras propie-» 
dades rurales exentos del pago de la retribución correspondiente al 
uso de armas, no 16 están de lo que corresponde á las licencias para 
cazar, por las cuales pagarán siempre 40 rs., aun cuando el pueblo 
de que dependan los caseríos que habiten exceda de 10,000 almas.» 



dS TBRCB& (¡OATRimSTRB 

SDPERI5TEXBE5CIA Ge^ERAL DE POLICÍA DEL RbINO. «sEI ExCeleOtí^. 

simo Sr. Subsecretario de Estado y del Despacho de Gracia y Justi- 
cia, con fecha de ayer, me comunica la Real orden siguiente: 

« Enterado el Rey nuestro Señor de lo expuesto por V. S. en ofi- 
cio de 28 de Noviembre último, se ha servido mandar se den gr0fis 
las licencias para el uso de armas ú los rabadanes, pastores y zaga* 
les del ganado trashumante y demás hermanos del Concejo de la 
Mesta , en los términos que lo na solicitado de V. S. el Presidente del 
mismo Concejo. 

De Real orden lo digo á V. S. para su inteligencia y cumplid* 
miento.» 

Lo que traslado á V. S. para que teng;a efecto esta soberana re- 
solución. Dios guarde á V. S. muchos años. Madrid 2 de Diciembre 
de 1 824. = Mariano Rufino González. s=iSr. Intendente de poli- 
cía de 

Superintendencia general de policía bel Rbinc^^ «Acompaño á 
V. S. copia de lo que ha manifestado á esta Superintendencia el Se- 
ñor Presidente del Concejo de la Mesta, relativo á las circunstancias 
y documentos que deben presentarlos rabadanes, pastores y zagales 
do ganados trashumantes , para que en su vista pueda dar cump(i-> 
miento á la Real orden que le tengo comunicada sobre el particular. 

Dios guarde áV. S. muchos años. Madrid 43 de Abril de 4825.»* 
Mariano Rufino González. =>'Sr. Intendente de polida de » 

Copia que se cita. 

^ Presidencia de mesta. <=» «En papel de 21' de Febrero anterior 
me manifestó Y. S. que á fin de que se aclarasen de un modo uni^ 
forme las dudas (]ue á cada paso ocurrian á algunos Intendentes al 
facilitar las licencias para el uso de armas que por Real orden de 1 .* 
de Diciembre último se mandó dar gratis á los rabadanes, pastores y 
zagales del ganado trashumante y demás hermanos del honrado 
Concejo, esperaba Y. S. le expresase quiénes debian entenderse 
por talos hermanos del referido Concejo , y si deben tener algún do^ 
cumeuto que lo acredite. 

Con el objeto de facilitar á Y. S. todos los conocimientos que fue* 
se posible sobre el particular, acordé que, unido su oticio ¿ los 
antecedemos del asunto, se pasase todo con urgencia al Fiscal, ge- 
neral del mismo Concejo, para que expusiese lo que creyese opor- 
tuno en el asunto.: efectivamente, asi lo ha practicado en 28 de 
Febrero anterior; y conformándome con su parecer he acordado 
contentará Y. S. que todo ganadero trashumante, por solo esta cir- 



n 4853. 93 

tmistancia , es hermano nato del Concejo en todos los casos , sin 
necesidad de otra jastificacíon ó documento que lo acredite que el 
hecho mismo de trashumar ó pasar puertos los ganados de su per- 
tenencia. 

Además son también hermanos del Concejo los dueños de gandi- 
dos trasterminantes , estantes ó viteríegos moradores , asi de sierras 
oomo de tierras llanas que estén abscritos á cuadrillas , añadiéndose 

reatan también sujetos á la jurisdicción mesteña y son hermanos 
Concejo los ganaderos del Reino en los tres casos prescritos por 
las leyes, de despojo de posición de pastos, señalar tierra á los ga* 
nados dolientes para evitar el contagio de los sanos, y hacer mestas 
para devolver á sus dueños hs reses ó cabezas extraviadas, estan^ 
do por diversas Reales provisiones comprendidos ó considerados 
todos los ganados por de la Real cabana. Que para evitar fraudes 
en la expedición de las licencias gratis para el uso de armas que 
les está concedido por la citada Real orden de 4 .* de Diciembre , de- 
berán acreditar los trashumantes, trasterminantes y estantes serra-*- , 
nos, que generalmente están incorporados á cuadrillas, el námero 
de cabezas de ganado lanar, cabrío, vacuno y yeguar que les porr- 
tenecé, dehesas donde pastan , si lo custodian por si, y los pastores 
destinados al efecto. 

• Que los ganaderos que habitan en tierras llanadas donde se ca- 
rece de cuadrillas, deben también justificar los mismos extremos 
con un documento idéntico firmado de losXorro¿<idores ó Alcaldes 
mayores en concepto de Subdelegados do la Presidencia , refrenda- 
do cíe los respectivos escribanos de Subdelogacion ; y los ganaderos 
moradores en pueblos donde se carezca de elidías Autoridades , lo 
acreditarán con iguales documentos por el escribano de Ayunta- 
miento, ad virtiéndose que para ser hermano de mesta ha de tener 
por lo menos el número de 4 50 cabezas de ganado de una de dichas 
especies. 

Y últimamente , para que tanto los Subdelegados como los Al- 
caldes de cuadrilla den con uniformidad los documentos que se exr 
Eresan á los dueños de ganado que lo pretendan , y sus pasaportes, 
e dispuesto se les comunique con toda brevedad la orden circular 
correspondiente , con encargo de que no se expidan á favor de nin«» 
guno que carezca de estas circunstancias por no deber estos disfru* 
tar de la gracia concedida por S. M. 

Dios guarde á V. 8. muchos años. Madrid 12 de Marzo de 
482B.=«Miguel Alfonso Villagomez.=»Sr. Superintendente general 
de policía del Reino.» 



M TIBCfR dTATUmSTU 

SupnnrTUfDBiiGu gehbbal db Polida dbl RBiNO.««*((AIguao9 loletH 
dentes de Policía han rehusado dar gratis licencias para uao de ar^ 
mas á varios hermanos del honrado Concejo de la Mesta por no sei* 
dueños al menos de 450 cabezas de ganado: esta ha sido una equi-? 
vocación que el Sr. Presidente de dicho Concejo ha deshecho por 
medio de o&cio pasado á esta Superintendencia , manifestando que 
este número de cabezas es indispensable para ser admitido amo 
vocal en juntas generales, pero no para pertenecer á dicha beTrnaa-* 
dad. Por lo mismo he acordado hacer á V. S. esta relación para (Jue 
haga de ella el uso Conveniente en los casos de que se trata. 

Dios guarde á V. S. muchos años. Madrid 24 de Noviembre de 
4 825.*= Juan José Recaoho.«»Sr. Intendente de Policía de » 

MmiSTBHIO DE LA GOBERNACIÓN DE LA P£NINSULA.«>S6CCÍ0n de Go^ 

biemo.»» Negociado núm. 4.°«=» Circular. =» El Sr. Ministro dé la 
Gobernación de la Península dice con esta fecha al de Gracia y Ju8«* 
ticia de Real orden lo que sigue : 

aHe dado cuenta á la Reina de ia comunicación de Y. E. de 45 de 
Diciembre último, y de cuanto el Regente y Juez de primera in»« 
lancia de Albacete le manifestaron en 3 y 5 del mismo mes sobre la 
prisión del celador de Protección y Seguridad pública de acfuella ca-* 
pital D. Ginés López, por haberse servido de una pistola para la cap- 
tura de dos soldados del provincial de Huesca que asesinaron á un 
paisano. * ti 

Enterada S. M. , y teniendo á la vista las leyes 49 y 20 del titu*-* 
lo XIX, libro 4 if" de la Novísima Recopilación, y Reales órdenes de 89 
de Noviembre de 4 828 y 4 6 de Setiembre de 4 834 expedidas por 
el Ministerio de Hacienda , ha tenido á bien resolver y declarar que 
los dependientes de Protección y Seguridad pública y los de Justicia, 
los conductores de caudales de la Hacienda nacional , los tesorerosi 
depositarios, estanqueros, peones-camineros, y en fin, todos los 
empleados que por razón de sus destinos tengan que perseguir mal- 
hechores, velar por el orden y tranquilidad pública, custodiar ó 
conducir caudales , pueden ser autorizados por los Jefes políticos 
para usar las armas prohibidas en la referida ley 49 , siendo al misó- 
me tiempo su Real voluntad que en la concesión de estos permisos 
se observe la mayor circunspección y parsimonia , déndolos única- 
mente cuando sea necesario , y no en otros casos , y en todos expre- 
jsando en las licencias el nombre; apellido, vecindad , empleo y se- 
ñas particulares del individuo, y el número y calidad de las armas 
cuyo uso se le permita ; llevándose en las Secretarías de los Gobier- 
nos politices un registro exacto de las licencias que so concedan. » 

Lo traslado á Y. S. de orden de S. M., comunicada por el expre- 



M 4863. W 

sado Sr. Ministro de la Gobernación , para su inteligencia y efectos 
consiguientes. Dios guarde á Y. S. muchos años. Madrid 25 de Ene- 
ro de 1845.»»E1 Subsecretario, Juan F. Martinez.««Sr. Jefe po- 
Utico de 

650. 

FOMENTO. 

fl6 Setiembre,] Real ¿rdeii, resolviendo quede dn efecto la agregación de 
la primera asignatura de la escuela de Comercio de esta e¿rte al Ins- 
tituto industrial. 

Be dadb cuenta á la Reina ( Q. D. 6. ) de la con^unicadon de 
V. 9. , f ecba 4 4 del actual , en que hace presente los inconvenientes 
que ofrece la agregación de la primera asignatura de esa escuela á 
m de í^i clase establecida en el Real Instituto industrial con arre- 
glo á lo dispuesto en la soberana resolución de 22 de Setiembre del 
afio próximo pasado. Enterada S. M. se ha dignado mandar quedé 
sin efecto desde el presente curso la agregación al Instituto de la 
expresada asignatura, debiendo en su consecuencia ponerse Y. S. 
de acuerdo con el Director de aquel establecimiento para la trasla- 
ción de la matricula de los alumnos que se hubiesen inscrito en el 
mismo con destino á la carrera de comercio. Ai propio tiempo ha 
tenido á bien disponer S. M. que hasta nueva orden se encargue 
V. S. del desempeño de la primera asignatura de Comercio en esa 
escuela, ampliando el plazo de la matrícula hasta el dia 45 de Oc- 
tubre próximo , y exigiendo á los alumnos para el ingreso en la 
misma la edad de catorce años cumplidos. Últimamente, es la vo- 
luntad de S. M. , que sin perjuicio de que continúe siendo de abono 
para la carrera mercantil el primer año de la enseñanza industrial 
elemental ganado y aprobado en cualquiera de las escuelas de esta 
clase , los jóvenes que directamente se matriculen en la de Comer- 
cio no tengan necesidad de sujetarse al previo examen que para 
el ingreso en aquella se exige , en razón á no hallarse prescrito este 
requisito en el Heal decreto orgánico de escuelas mercantiles. 

De Real orden lo digo á V. S. para su inteligencia y efectos con- 
siguientes. Dios piuarde a V. S. muchos años. Madrid 16 de Setiem- 
bre de 1853.=Estéban Collantes.=«Sr. Director de la escuela de 
Comercio de esta corte. 



M TBRGKR CUATtmiSriB 

651. 

FOMENTO. 

[ 16 Setiembre. ] Real orden , disponiendo que se hagan las obras de re- 
paración que sean necesarias en la carretera de Santander por Falencia^ 
j que se satisfaga su importe del sobrante que por consignaciones del 
capitulo XXllI del presupuesto vigente , resalta cu la Tesorería .de 
aquella ciudad* 

limo. Sr. : Atendiendo á las diferentes reclamaciones que se lian 
dirigido á este Ministerio sobre el mal estado en que actualmeete se 
baila la carretera general de Santander por Falencia, sobre todo en 
la parle comprendida entre Alar y Santander : 

Considerando, que en la presente estación , mas que ea ninguna 
otra , es de absoluta necesidad la habilitación de esta carretera para 
que pueda hacerse con la posible economía y comodidad la extrac— 
cion de las muchas harinas que tienen salida por el referido puerto; 
y con el fin de no demorar por mas tiempo las reparaciones que son 
de mayor urgencia, S. M. la Reina (Q. D. G. ) ha tenido por conve- 
niente resolver que desde luego se proceda por el ingcniei'O Jefe 
del distrito de Burgos á veriGcar los ajustes parciales necesarios para 
la ejecución do las obras comprendidas en el presupuesto última-** 
mente remitido, y que ha sido aprobado por ¡a Junta consultiva, 
satisfaciéndose su importe, que asciende á reales vellón 208,123, 
deducido el puente sobre el rio Besaya del sobrante que por consig- 
naciones del capitulo XXIII del presupuesto vigente resulta en la 
Tesorería de Santander; en la inteligencia de que convencida S. M. 
de lo importante que es para la mayor prosperidad de la agricultura 
y comercio de las provincias de Castilla que la carretera de que se 
trata se halle en perfecto estado de viabilidad, se ha servido dispo- 
ner que sin perjuicio de llevarse á efecto inmediatamente las repa- 
raciones citadas, como la de mas urgente necesidad , se formalicen 
y remitan por el expresado ingeniero Jefe del distrito de Burgos y 
por el de Ví^lladolid los proyectos y presupuestos de cuantas obras 
sean necesarias para que la carretera quede completamente expedita 
al mejor y mas cómodo tránsito público. 

De Real orden lo comunico á V. 1. para los efectos oportunos. 
Dios guarde á V. 1. muchos años. Madrid 1 6 de Setiembre de 1 8o3.«a 
Esteban Collantes.=Sr. Director general de Obras públicas. 



DI 4853. 97 

652. 

GUERRA. 

[17 Setiemlre.^ Real orden, encargando que se observe la mayor exacti- 
tud al formular las propuestas de licencias absolutas , para que puedan 
concederse las debidas recompensas i los individuos de tropa inutilizados 
en el servicio. 

Excmo. Sr. : El Sr. Ministro de la Gaerra dice boy al Director 
general de Infantería lo que sigue : 

« He dado cuenta á la Reina (Q. D. 6. ) de la instancia promo- 
vida por Felipe Lameyro, sargento segundo de Infantería licenciado, 
en Ja que solicita se le conceda una pensión en recompensa de haber 
quedado inútil en el servicio. Enterada S. M. , y conformándose con 
lo expuesto por el Tribunal Supremo de Guerra y Marina en su acor- 
dada de 48 de Agosto último, se ha dignado conceder al interesado 
treinta reales vellón mensual c»s en calidad de retiro, como compren- 
dido en las Reales órdenes de 22 de Setiembre de 1790 y 27 de Ju- 
nio de 1830, debiendo disfrutar dicha pensión en la ciudad de Pon- 
tevedra. Al mismo tiempo se ha servido S. M. mandar se observe 
en lo sucesivo mas exactitud al formular las propuestas de licencias 
absolutas para evitar los perjuicios que por faltas en ellas se irrogan 
á los diferentes individuos de la clase de tropa que se inutilizaron 
en el servicio de resultas de heridas ó fatigas en el. » 

De Real orden, comunicada por dicho Sr. Ministro, lo traslado 
á V. E. para su conocimiento y efectos correspondientes. Dios guar- 
de á Y. E. muchos años. Madrid 17 de Setiembre de 1853,=» El Sub- 
secretario, Eduardo Fernandez San Ronaan. 

653. 

GRACIA Y JUSTICIA. 

[18 Seiiemhi»] lUal Men^ aprobando Io6 libros eontenidod en la lista 
adjunta , para que sirvan de texto en las Universidades é Institutos. 

La Reina ( Q. D. G. ) se ha servido aprobar las adjuntas listas de 
los libros que han de servir de texto para la enseñanza en las Uni- 
versidades é Institutos del Reino , formadas por el ¡ReaJ Consejo de 
InslroocioD pública , conforme á lo diapuesto en el art. 39 del Plan 
de Estudios vigente. 
Tomo u. 7 



96 T8RCXR GÜAtBÍlMSSTKB 

De Real orden lo digo á Y. S. para los efectos consiguientes. 
Dios guarde á Y. S. muchos años» Madrid 1 8 de Setiembre de 4 853.<» 
Govantes.=Sr. Rector de la Universidad de 

SEGUNDA ENSEÑANZA. 

. , C<U$cismo á Bistma sagrofUt. 

£1 catecismo de la doctrina cristiana , explicado por D. SfintÍ9go 
José Garda Mazo. 
.,, Co9i^ndÍQ{de la t^ífiiorijt dp la religión, por tí mismo autoc. 

Catecismo é Historia sagrada , por D. Jqan Í)^z fiaeea. . . 



> ' 



ReUgmymorol. 

• » 

La r^Ugioñ demostrada al alcance de los niños, por D. Jaime 
Balp)e& . « . 

Tratado elemental de moral y religión, po^ D. Salvador Hestres. 
, Progran^a de religión y moral, por D. Juan Diaz Baoea. 
; Leccioa^ft de moral y religión , del doctor D. Juan Bautista Jlíoa- 
nillac. 

Lengua castellana^ 

Gramática castellana de la Real Academia española, 
ídem de D. Vicente Salva, 
ídem de D. Braulio Amézaga, 

Lengua latina. 

" " , . ' * 

Gramática latina , de D. Luís de Mata y Araujo. 

ídem hispano-latina , de D. Raimundo de Miguel. 

Arte de gramática latina , porD. Miguel Avellana. 

Gramática latina con cuadros sinópticos, por D. Santiago Yicen- 

te García. 

Para la v^siím de latín y castellano. 

' 'Golectíon* de autores y trozos selectos ^ mandada fonaar y pu-- 

blicat por el Gobierno. •»• 

" ' ' -' Retáríca y poética, • ' • 

' Arte tlé hablaren |)rosá y verso, por D. José Gómez HemiosiUa.. 
' 'Manual d^* literatura, Jior Di Antonio Gil de Zarate: primera 
parte. . . . ■. i.- ... .. :- . 



Corso elemental de retórica y poética , ordenado por D« Alfredo 
Adolfo Camus. 
.Pai;a la versión, la colección oficial de autores y trozos selectos. 

! 

Geografía. 



' ^ t 



I ) 



Lecciones df geografía física y política , por D. Francisco Ver- 
dejo Paez. 

Tratado de geografía , por t). Joaquín Palacios y Rodríguez. 
Elementos de geografía universal, por D. Ángel Iznardi. 
ídem , por D. Patricio Palacios. 
Geografía I por D, Anto]{;iÍQ. Montenegro. ^ 
Atlas de fepafta; por Bachiller.' \ ] 



t . .■ 



I..' I 



Úi^íorial 



Elementos de historia uqí versal, por D. Francisco Verdejo Paez. 
Curso elemental de historia , por D. ioaquin Federico de Ríviara. 
PrQgr^niffs^y .curso elpmeqtal de histona, poc D. Fernando de 
Castro. 
Ensayo de geografía histórica antigua , por D. José María Án-^ 

choriz. 

timM^i de maknkUióas. 

Tratados de aritmética ^ algebra, geometría, trigonometría y to- 
pografía, por D. Juan Cortázar. 

Curso Gomptbto dé üMitermátioas , pof D. José Marfa deOdriozola. 

Tratado elemental d€i matemátieas, porD. Aciaolo F. Vatlin y 
BosliUo. 

Tratado elemental de matemáticas , por D. José Mariano Vallejo. 

Psicologia ó lógica. 

Matioal de lógica , por D. Junn Díaz Baeza. 
ídem , por D. Manuel Muñoz Cárnica. 
Compendio de filosofía, por D. Juan José Arboli. 

V t 

« V 

Elementos de ética. 

Etica ó principios de filosofía moral , por D. Juan Manuel Orti y 
Ura. ■ • ; ' 

Etica elemental , 'Jtór í). Juan Diaz Báeiá. * 

Elementos de ética, por D. José María Rey y Heredia. 



_Hj 



400 TBBCBB evATBniísni 

Física experimental y nocianet de química. 






Curso elemenlal de física y nociones de química , por D. Ve- 
nancio González Yalledor y D. Juan Chavarri. 

Elementos de fisica y nociones de química, por D. Genaro Mor-- 
quecho y Palma. 

Elementos de fisica experimental y nociones de química, por 
D. Francisco de Paula Montells y Nadal. 

Nociones de historia na/wf o/. 

* 

Cuadernos de historia natural, de Miliie Edwards; traducidos 
por D. Miguel Guitart y Buch. 

Manual de historia natural , por D. Manuel María José de Galdo. 
Elementos de historia natural , de Bouchardat. 

Lenguas vivas. 

La designación de las obras de texto para estas asignaturas que- 
da é libre elección de los profesores. 



FACULTAD DE FILOSOFÍA. 

. Lengua griega. 

Gramática ^iegá, por D; Saturnino Lozano y Blanco, 
ídem , por D. Antonio Ver gnes de las Casas, 
ídem, por el Coronel San Román* 



I. 



•f. 



Para la versión del griego. 



Crestomatía griega , por D. Antonio Yergnes de las Casas. 
Colección de trozos escogidos ^ publicada, en YaleonCiia w^ nom-* 
bre de autor en 4 647. 

Lengua hebrea. 

Análisis filosófico de la escritura y lengua hebrea, por D. Anto- 
nio García Blanco. ' . , 
Gramática de D. Salvador Teineda. 
Biblia bedráica de'Leipsick: cuarta e^lícioD. 



M 4853« 401 

Lengua árabe. 

Gramática de V^cas Merino. 

ídem del P. Francisco Cañas. 

ídem de Espennior. 

Trozos de traducción á elección de los catedráticos. 

lÁteratura y composición latina. I 



Manual histórico y critico de )a literatura latina, por D. Ángel 
María Terradillos. 

Lecciones de literatura latina , por D. Jacinto Diaz. 

Para la versión y composidon de ideyn. 

Colección de los PP. Escolapios. 

Preceptistas latinos, por D. Alfredo Adolfo Camus. 

Trozos selectos, por D. Ángel Maria Terradillos. 

Literatura general española. 

Manual de literatura, por D. Antonio Gil de Zarate. 
Elementos de literatura, por D. Pedro Felipe Monlau. 
EleiDentos filosóficos de literatura, por D. Isaac Nuñez Arenas. 

AmpUücion de la fibsafia. 

* 

Manual de filosofía de Servant Bauvais , traducido por D. José 
López Uribe. 

Curso de psicología y lógica , por D. Pedro Felipe Monlau y Don 
José María Rey. 

Compendio de filosofía, psicología, lógica y morial de Tissot, 
traducción de D. Isaac Nuñez Arenas; gramática general escrita pof* 
d mismp. 

Resumen histórico de ¡a filosofía. 
• ■ • . . . 

Manual de la historia de la filosofía, por D. Tomás García Luna. 

Ampliación de la historia. 

Compendio de la historia universal, por G. R. Weber; traduci- 
do por D. Julián San del Rio. 






4 OS naooi coituasTEi 

Econmicí polüiqa. 

Curso de economía política, por D. Eus^bio Mari^ deiyaltQ. 
Economía política-ecléctica, por D. Müñuél Colijieiro'. ' ^'[[[ , , 
Elementos de economía política de Garníer, por p.íugeriió de 
Ochoa: segunda edición. 

Geografía astronómica , física y poUtica. 

Compendio de astronomía de Herschelt, traducido por Montojo. 
Creografla astronómica , por Antillon. ' , . ' * ^^ _ 

ídem de Berdejo, para la parte física y poHtipa/ ' * • ^ ' 

Algebra superior y geometría analitica. 

Geometría analitica, por Zorraquin. 

ídem, por Santa María. . ,.• . ' 

Cálcubs.,^ ; . . i > V ,1 

Tratado del cálculo diferencial é integral, de ¿ouchardat; traduci- 
do por D. Gerónimo del Campo. 

ídem de D. Fernando García San Pedro. ;; . f 

ídem por Navier, traducido. • . ' 



Mécánicd. 



I t ji i 



Tratado de mecánica, de Poisson ; Iradubido^por D.Gerónimo 
del Campo. 

Ideili de Bbuolurrdat. . . i ,.:• r. j vi- ':. j rV 

ídem deD. Fernando García San Pedro. ' • 



f '. vt 



I \ • 



Ampüacian de la fisica, '''"'■ •'' • 

.. ., Tratado 4e fisica esperiaiental. y, meteorológica, 4f I^^i^^l^r^^* 
ducido. 

Curso completo de fisica esperimental , por D. Fernando Siántos 
de Castro. . . ^ 

Tratado elemental de física, de Desprez; traducido. 

Quimica general. 

• • • • • ;■' • * 

Tratado de quimica general, por D. Antonio Casares. 
. ..Curso elemental de quíipica^ de 9egi^ulty<|radu^dor||Qr.P' Gre- 
gorio Verdú. ' . ? ' . í. r . i . : . u ; i rb 



Corso de química arreglado á las explicaciones de D. Vicente 
Santiago de Masamau < pbr D. José Ibría. Pérez y I>. Benito Tamayo. 






Ampliaeum de la quUnica* 

Guia del químico práctico, ó compendio de análisis química, por 
D. RamoD Torres Muohoz y Luna. .. v > 

Curso de química general, por Pelouze y Freoay.. 

Tratado completo. <ie quiofíica, de Lasaaigra; ttadueido por Don 
Francisco Alvarez Alcalá. .. ' •. 

Tratado de química orgánica , por Liebig. 

Minercdogia. 

Tratado elemental de ouneralogia , por BeudlAli i 

ídem de DofroBoy. 

IdemdeBrard. / ., , w. 

. Botánica. .. > i . 



' I 



Nuevo manual de botánica , de Gii*anlin y S, Juillet ; tradupido 
porD. J. M. C. . . . 

Nuevos elementos de botánica y físiologia vegetal, de Aquilas Ri- 
chard : sétima edicipn. 

Manual de botánica descriptiva, por D. Vicente Cutanda y..Dof^; 
Mariano del Amo , para los eiercicios prácticos de clasificación. 



Zoología, 



." • » 



Elementos de zoologia ó lecciones sobre la anatomía , la fisiolo^ 
gia, la clasificación y costumbre de los animales, por^ilnc Edwards. 

ídem , por Milne Edwards y Aquiles Comte ; traducción de Don 
Pedro Barina^a. 

Introducción á todas las zoologías, de Aquiles Comte; traducida 
por D. J. M. G. y D. G. 

FACULTAD DE JURISPRUDENCIA. ' 
ranuoi JUNTO/ 

Prolegómenos del derecho, 

* » 

Prolegómenos del derecho, por D. Pedro Gómez de la Serna. 
. Prolegámenos del derecho, por D. Garmdo Miqu^. 
Falch, ciacidipiiedia jurídica. . -: l . . , .. ^ .: 



404 mCBR GCATEUUBTBB 

Elementos de historia externa dd dereehe romano. 

Historia de la legislación romana desde su origen hasta las legis- 
laciones modernas, por Ortolan; traducida por D. Ricardo R. de la 
Cámara. 

Introducción histórica al estudio del derecho romano, por D. Pe- 
dro Gómez de la Sema. 

Lecciones de historia de la l^islacion romana , por D. José Ma- 
ría Antequera. 

Instíiíucimes del derecho romano. 

Curso histórico-exegétioo del derecho romano comparado con el 
español , por D. Pedro Gómez de la Sema. 

Institutiones romano hispanee ad usum tironum hispanorcrm or— 
dinatse , opera Joannis Sala; prseposítí valentini. 

Institutionum imperialium, libri lY Arnoldi Yinnü J. C. notis 
ilustrati accedunt in eosdem libros J. Gottieb Heineccii J. C. Recita- 
tienes et simtagmatis antiquitatum Romanorum compendium suis 
locis particulatim appositum. 

El catedrático que adopte este último texto deberá hacer notisir á 
sus discípulos las variantes del derecho romano con el español en 
los puntos principales. 

SBGÜIIDO AMÍO. 

Los mismos autores señalados para el estudio de las instituciones 
de derecho romano en el primer curso. 

T£RGSR ANO. 

Elementos de historia del derecho español, 

< • 

fiisloria de la legislación española , por D. José María Antequera^ 
La reseña histórica de la legislación española que precede á los 
elementos del derecho civil y penal de España , por \ps doctores Don 
Pedro Gómez de la Serna y D. Juan Man^uel Montalban. 

Lecciones elementales de historia del derecho español, por el doc- 
tor D. Salvador del Viso. 

Elementos del derecho civil de España, 

Elementos del derecho civil y penal de España, por los doctores 
D. Pedro Gómez de la Serna y D. Juan Hanud Montalban. ' 



DI 48S3. 105 

Sala novisimo , ó nueva ilustración del derecho Real de España^ 
por D. Joaquín Romero Ginzo. 

Novísima ilustración del derecho español , por D. Juan Morcillo. 

Elemeníos del derecho inercantü de España. 

Elementos del derecho mercantil , por D. Eugenio Tapia. 
Instituciones del derecho mercantil de España, por D. Ranu)n 
Martí Eixalá. 

Elementos del derecho mercantil , por D. Eustaquio Laso. 
• » ' 

: elementos dd derecho pemd. 

Elementos del derecho penal de España , por los doctores D. Pe^> 
dro Gómez de la Serna y D. Juanltlanuel.Montalban. 

Gódigo penal reformado , comentado novísimamente por D. José 
Vicente y Caravantes. 

Instituciones del derecho penal de España , escritas con arreglo 
al noevo CÓdfgo, por D. Ildefonso Aurioles y Montero. 

COARTO T QUIMTO AÜO. 

Derecho canónko. 

{^reviniendo el art. ) 08 del Reglamento vigente de Estudios que 
el Cuarto y quinto año formen una sola asignatura^ en la que se 
oamprendan las diferentes materias que antes se estudiaban en las 
cátedras de instituciones canónicas , y de la disciplina general de la 
Iglesia y particular de la de España , mientras no haya un libro ade- 
cuado al objeto , deberán tener los cursantes dos obras de texto que 
les sirvan para los dos años, una de instituciones del derecho co- 
man , y otra de disciplina general de la Iglesia y particular de nues^ 
tra nación. Los catedráticos procurarán señalar para las lecciones 
(irarias en cada uno de ellos los títulos ó capítulos que traten de la* 
misma materia. Los Kbros de teito serán al efecto : 

Para htítitiiciones. 

Bómintd Cavalarii, inslitutiones juris canonic!. 

Instilútionum eanonicarum, libri III, auctore Julio Laurentio. 
Sélvagíb. . * 

Instituciones de derecho eclesiástico, de Carlos Seba^ian Berardi; ' 
traducidas y anotadas por D. Joaquín Antonio del Camino: 






4iN) f mcEE ajAiu»sTui 

Para disciplina. 

Curso de áisciplina eclesiástica general y particular de España, 
por el Dr. D. Joaquín Aguirre. 

Disciplina eclesiástica general de Oriente y Occidente /la parti- 
cular de España y última del Concilio de Tronto , por D. JiiU lulian 
Curros., . . : 

Econotnia politica, «^ • 



•< 



Curso de economia política , por D. Eusebio María del Valle. 
Economía política-^edéctica , por D. Manuel Colmeiro. 
Elementos de economia política, de Gamier; por D. Eugenio Ocboa: 
fle^da edieion. 

Derecho publico. 



No habiendo un libro adecuado á esta asigufitura , el catedrático 
bará estudiar y explicará los fundamentos de IjaCppstitvK^iop po]iUc^ 
de la Monarquía española. 

Derecho adminütratwo. 

Derecho administrativo español , por D. Manuel Colmeiro. 
Elementos del derecho administrativo, por D. Manuel Ortiz da 
Zéaiga. 

' lástituciones del derecho administrativo español ,:por D. Piara 
Oomeas de la Serna. . » ' > 






i ■' ' 



BSZTO ANO, 

.. . Ampliaron del derecho civil español: fueros provinciales. i 

No habiendo texto adecuado á esta asignatura, el catedrátipo. 
hará estudiar y explicará las materias del derecho. español aue potas 
se separan del romano, y especialmente los títulos II y III ae^ libm 
tercero de la Novísima Recopilación ; el libro décimo de la misma, y 
las leyes modernas que alteran ó modifican el antiguo derecho. Hará 
también conocer á sus discípulos los tratadistas que mas han sobre- 
salido en la explicación de cada una de las leves , y espeqialnif nte 
los que han coipentado las de Toro* Respecto a los fijferos provincia- 
les, explicará los puntos cardinales en que se separan los oe Aragoiif 
Cal^JuSa , Valencia y Navarra del derecho de Castilla, bapiendo un 
eximen comparativo de unas y otras instituciones. .. .. ,. , ^.«^ ., 



1» 4853. lOT 

Tooria (k los procedimi^os. 

Elemento^ de práctica forense , por D« Manuel Ortíz de Zú&iga. 
. Tratado ^cadérníco forense de procedimientos, por loa doctores 
D. Pedro Gómez de la Serna y D. Juan Manuel Montalban. 

Instituciones prácticas, ó curso elemental de práctica forense, 
por D. Juan María Rodríguez. 

. .iAflP|)liacíon del derecho mercantil y penal. 

Para la parte mercantil, , 

El Código de comercio extractado con explicación al p¡4 de ¿ad¿ 
articulo, por D. José de Vicente: cuarta edición. 

Tratado del derecho mercantil de España, por D. A. B., abogado 
de BarceIot)d. 

* Dertcho penal. * 

Código penal concordado y comentado , por D. Joaquín Francis^ 
co Pacheco. 

El Código penal explicado , por D. José Castro y Orozco y Don 
Uapuel Ortíz de ¡Zúñiga. 

Comentarios al nuevo Código penal, por D. Tomá$ María Vizma<« 
BO» y D. CirUo A^^^rez Martínez. 

Práctica forense, " 

Los mismos autores que ea el curso de procedimientos para las 
lecciones teóricas. Respecto á la parte práctica, invertirán el tiempo 
1q» Bhmooe en tcábajos prácticos dirigidos y corregidos por los cate- 
dráticos, que les harán notar los defectos que aquellos contUTiereoi 
y propisAT la Í!6innala de los escritos. 

FACULTAD DE MEDICINA. 

, PIMniBR AÑO. 

Aplicación de la física y de la química á la medicina : anatómia 
descriptiva. 

Pisica de aplicación á la medicina, ' ^ 

Tratado elemental de física general médica , por D. Antonio Ri- 
▼ero y Serrano : dos tomos. 

L^one^ de física médica, por D. Manuel Lósela y Rodríguez: 
uiitonáó. .,^j..*. . . . , ^ V. ' . : : 



108 TBECBR cuATEnosm 

Quifttica aplicada á la medicina. 

Prontuario de quimica médica, por D. Juan Cbavarri. 
Elementos de química , por A. Boucbardat ; traducidos al caste- 
llano de la segunda edición. 

Tratado de química médica, por D. Francisco Mercader y Bemal. 

Anatomia descriptiva. 

Tratado de anatomia general , descriptiva y topográfica, por Don 
Lorenzo Boscasa : tres tomos. 

G)mpendio de anatomia general, descriptiva y topográfica, por 
p. Agapiio Zuriaga : dos tomos. 

flEOUllDO AikO. 

Anatomía general : aplicación de la historia natural á la medici- 
na: fisiología: patología general. 

Anatomia general. 

Nuevo manual de anatomia general, por L. G. Marchessaux; tra-* 
duoido por D. Francisco Méndez Alvaro: un tomo. 

Tratado completo de anatomia general , por F. Herle ; traducido 
por los redactores de la Biblioteca escogida de Medicina y Cirugía : un 
tomo. 

Histeria natural apUcada 6 la medicina. 

Elementos de historia natural médica , por Aquiles Richard ; tra^ 
ducidos por D. Bartolomé Obrador. 

Tratado de historia natural médica, por M. Edwards y A. Gom-« 
te ; traducido al castellano. 

Pisiologia. 

Ensayo de antropología, ó 'sea historia filosófica del hombre, por 
p. José Várela Montes: cuatro tomos. 

Compendio de fisiología , ilustrado con láminas , por Muller ; tra- 
ducido por D. Francisco Alvarez y D. Nicolás Casas. 

Manual de fisiología , por D. Juan Ribot y Ferrer. 

■ 

Patología generaL 

Tratado elemental de patología general y anatomia patológica, 
por D. Francisco de Paula Folch y Amich : un tomo. 



n 4853. 409 

Tratado completo de patología general , por Chomel ; traducido 
al castellano. 

Tratado completo de patología general y semeyótica , por Hardy 
y Belsier; tradaccion por D. Cayetano Balseiro: dos tomos. 

TEBCER AftO. 

Higiene privada : anatomía patológica : terapéutica general : far- 
macología y arte de recetar. 

íRgiefie privada. 

Elementos de higiene privada , por D. Pedro Felipe Monlau. 
Tratado completo de higiene, por Carlos Londe; traducido al 
caitellano. 

Manual de higiene, por el Dr. Foy ; traducido a) castollano,^ ^ 

Anatomia patológica. 

Manual de anatomía patológica ^ por D. Manuel José de Porto: 
im tomo. 

Tratado elemental de patología general y anatomia patológica, 
por D. Francisco de Paula Folch y Amich : un tomo. 

Terapéutica. 

Tratado de torapéutica general, por D. Luis Oms y D. José 
Oriols Forreras. 

Tratado de terapéutica y materia médica , por Trousseau y Pi- 
doux; traducido al castellano. 

Tratado elemental de torapéutica médica, por L. Martinet; tra- 
ducido por D. Lorenzo Boscasa: un tomo. 

Farmacoíogia, 

Manual de matoria médica , por Milne Edwards y P. Vávasseur; 
traducido por D. Luis Oms y D. José Oriols Ferreras : dos tomos. 

Curso de matoria médica y de farmacología, por Foy; traducido 
por D. Juan Bautista Foix y Cural : 4ps tomos. 

Elementos de torapéutica y materia médica , por D. Ramón Cap* 
devila : un tomo. 

Arte de recetar. 

Arte de recetar ó formulario práctico, por D. Juan Bautista Foix: 
un tomo. 

Arto de recetar, por Trousseau y Revert ; traducido al castollano: 
un tomo. 

Nuevo tratado del arte de recetar, por D. Agustín Rosell. 



f 40 TSHCm GT7iTRI1ÍlSTftB 



CUARTO Alio. 



.'\ 



Paiologift quirúrgica : anatomía quirúi^tsa : operaciones : ápótitok 
y vendajes : clmica de operaciones. 



-..: "' 



PcUdogia qtdrúr^a, . 

Nuevos elementos de cirugía y medicina operatoria , por Begin; 
traducidos y adicionados por D. Ramón Frau : dos tomos. 

Tratado completo do ciVugia, por Cheliui;; traducido por'^Don 
A. Sánchez Bustamante : tres lomos. 

Tratado de patología extema y medicina operatoria ,' por Vidfl 
( de Casis ) ; tradfacido al castellano. 

Anatomía quirúrgica. 

Manual de anatomía quirúrgica, por Edwards; traducido por 
D. Ramón Sánchez Merino: dos tomos. 

Tratado completo de anatomía quirúrgica , por Vélpeau ; tradu- 
cido por los redactores de la Biblioteca de Medicina y Cirugía : un 
tomo. 

Tratado de anatomía quirúrgica , por Petrequín'; traducido por 
D,, Aureliano Maestre de San Juan y D. Agustín Ramírez de Maraufi. 



Operaciones. 



Operaciones. 



Manual de medicina operatoria , por Malgaigne ; traducido al cash 
teUano de la cuarta y última edición. 

Nuevos elementos de medicina operatoria, por Yelpeau;.t^du- 
cidois poí*'D. Manuel Leclerc y D. Juan José Elizalde: cuatro tomos. 

Vendajes, 

« • 

Elementos del arte de los apositos, por D. Matias Nieto y Serra7 
DO y D. Francisco Méndez Alvaro: un tomo. 

Tratado completo de vendajes , apositos y curas , por Gerdy; 
traducido por D. José Rodrigo y D. Francisco de Santa Ana t dos 
tomos. j í''- 

CUnica de operaciones. 

Eslttdioáclittioofl dé' ciruja, por D. Antonio de iMeñiSoza. ' 



tt 4863. 441 



qatmro Adlro. 



PMoto|Í9 ttédtca : cibica quirái^ca. 

Patología fnédica, 

> Tratado completo de medicina práctica , por Haffeland ; traducía 
do al castellano; ' 

Tratado elemental de patología médica, por D. lüan Druméh' 
dos tomos. 

Tratado elemental de clínica y patología médica, por L. Martinet; 
traduddp por D. i. Rour^.y Fernandez: dos tomos. 



' ' • 1 i' * 



, 

Cünica quirúrgica. 



Manual de clinica quirúrgica , por Tavernier ; traducido al caste- 
llano. 

Ii6b sefiftTadOflí para operaciones, y su clinida. 

•sno Afta 

Obstetricia : patologia especial del sexo femenino y de la nifiez: 
cKnica médica. 

t ' ^obstetricia. 

Tratado teórico y práctico del arte obstetricia , por Cazeaux , ver- 
tido al castellaoo de la tercera edición. 

Tratado práctico de los partos , por Moreau ; traducido al cas- 
tellano. 

Tratado práctico del arte de partear, por Ghailly; traducido 
p6r Vy: F. Meiidess Aívaío. 

i' 

Enfermedades de mujeres. 



I r 



Tratado completó' de las enfermedades de las mujeres , por D09 
José Arce y Luque: tres tomos. 

Tratado completo elemental de las enfermedades de las mujeres, 
por D. Luis Oms y D. José Oriols y Perreras : dos tomos. 

Enfet^medades de los niños, 

.:Tratacto teórico práctico de las enfermedades de los niños,' por 
el doctor Bouchut ; traducido al castellano de ia ségufida ddicioú. ' 



4 .4 S TIRCBB GUáTBlHSSTU 

Tratado práctico de las enfermedades de los niños , por Barríer; 
. traducido por D. Luis Oms y Garrigolas y D. José Oriols Perreras: 
un tomo. 

Tratado completo de las enfermedades de los itíños, p<^ Schultz 
y Wolf ; traduciao por D. Santiago Palacios y Yillalba : tres tomos. 

Enfermedades de mujeres y táüos. 

Tratado elemental de las enfermedades dé las muj;^es y .de |05 
niños , por F^ibre y D'Huc ; nueva edición española. , . 

'• , ^ 
CUnica médica. 

Prolegómenos de clínica médica , por D. fgnacro Ameilér. 
Aforismos y pronósticos de Hipócrates, traducidos al castellano. 
Las obras señaladas para patología médica. 

SÉTIBIO AJIO* 

Medicina legal y nociones de toxicologia: nocipQes . ele liigiene 
pública : moral médica. 

Medicina legal. 

Tratada de medicina y cirugia legal ^ por D. Pedro Mala: dos 
tomos. 

Tratado de medicina legal, por D. Ramón Ferrer y Garcés: un 
tomo. 

Elementos de medicina y cirugía legal , arreglados á la íegtélácion 
española , por D. Pedro Miguel de Peiro y D. José Rodrigó: Urv totiio. 

' « • . . . _ 

Toxicologia. • ^ 

Compendio de toxicología general y especial , por J). Pedro Mata; 
un tomo. 

Higiene púMca, 

Elementos de higiene pública , por D. Pedro Felipe Mojolau ; dos 
lomos. 

Tratado completo de higiene publica , por Lqvy ; traducido al 
castellano : un tomo. » " ; . . . 

• - ' J » 

* 

Moral médica. 

Tratado elemental de moral médica, por Félix Janer: un tomo. 
Deontología médica, por Simen ;'tradvtcidii por D. Francisco Ra- 
mos y Pca*gueU«,; un tomo. -tí !j 



»485d. I<3 

FACULTAD DE FAUMAaA. 

Mwjoraloqia de oplieücion. . . » 

« > 
Lecciones de mineralogía , por D. Agusiin Yqucz; uq tomo. 
Elementos de minera logia, por Braid. 

Elementos de historia natural, traducidos por D. José Rodrigo: 
cídco tomos. 

Zoolagia de aplicaeion. 

• 

Lecciones de zoología, por D. Agustín Yañez: un tomo. 
Elementos de zoología, por D. M. Edwards y A. Comte; tradu- 
cidos al castellano: un tomo. 

Materia farmácétUice^ mineral y animal 

Tratado de materia farmacéutica, por D. Manuel Jiménez: un 
tomo. . . 

Historia natural de las drogas simples, por Guibourt; traducción 
de D. Ramón Rui9. 

umvnúo Airo. 

Botánica de aplicación. 

Lecciones de botánica de D. Agustín Tañoz : un tomo. 
Manual de botánica descriptiva , por D. Vicente Cutanda y Don 
Mariano del Amo : dos tomos. 

Materia farmacéutica vegetal. 

Tratado de materia farmacéutica , por D. Manuel Jinaenez : un 

tomo. 

T8RGXR Afto. 

* 

Farmacia quimico-inorgánica. 

Tratado de farmacia operatoria, por D. Raiúiundo Fors y Cor- 
oet: dos tomos. 

Tratado de farmacia experimental, por D. Manuel Jiménez: dos 
tomos/ 

Curso completo de farmacia , por Le Canú , traducido al castella- 
iK): dos lomos. 
Tomo u. 8 



<4 4 TSBCEs Mt&itthsni 

Curso completo de fArffi&Üili ; ^óf Lé Caiü'á, traducido al cas- 
tellano. 

Trfitfldó dé fhrtíiáfcil^ léÓHóa y {^fáctfcá, t^dH SbUbdr&Yr ; li'ajtiu- 
cido de la última edición: doá lótíitA. ' \ . * . ' 

TrMádode (fáitñttsn út^ñióñ.ptít 3. L^ibi^, tt^d^ddó Al éa^ter< 
llano: tres tomos. ^ ' ' ' 

PfáciibafériHMtííwái ' — ' » j 

taá obras desuñadas para tercero y ouarto.afioi'. 

NOIARIABO. < 

- f mal*» ' *ilo< . . > . " ■/> Jo.. 1 

Biblioteca de escribanos ó tratado teórico-prácfiécf páha^'ra^e^ifee- 
ñanza de los aspirantes al nataiadOf'porD. Manuel Ortiz de Zúñi-* 
ga : quinta edición. 

Elementos del derecho cfvíí de Espdfiíí , por los doctores D. Pedro 
Gómez de la Serna y D. Joan Manuel Mofitai)Dal». > ' .^ : , • f 

Sala novísÍH^o, por íi. )oaquin Hopapro Oinza« J (>;..' 

SEQUlffDO Alio. 

Práctica foretíÉc, 

^mwetk dé escribamos í por D. Mmíuef Óttíi áú ¿iihígá -quinta; 
edición. 

Tratado académico forcfiég tle* pTóiíédimientos judiciales , por los 
doctores D. Pedro Goqfiez dé la Serna y.D., Jiiaq Manuel Montalban. 

Instituciones prácticas , ó cupso efementaí de práctica forense, 
por.D.Juao.Mai^ Rodríguez. , ' •. • , . r- .r: -'i 'ú líÍK.jnT 



I 



. Biblioteca, d^ escrib^^s^^ por D* ^!^W^ Of^ ^9^^»^^ V) 
ffátádo elemental sobre el otorgamiento de*^instruix4H^(M l^lbn 
006 1 por D. Juanlgnsi^io Moreno. xj o oT 



PRESIDENCIA DEL<G01St9ÍU9 DE MINISTROS. 
[16 JmMrt^;] Rmi é^rMl ali<iiti«JÁ«l« k D^ AMv düHlitA kéHáliM 

• • " I . ' • '. 

Atendiendo á las razones que me ha expuesto D. Pablo Govan- 
t^, V^Hgd éH'faaifaKIfltí la )éRtfik(]í¿ qué mhá p^^útááó M eárgo 
dé Mrfíistrtí d» {¡msija V Jii^tititá, qdédáhdb Ihtay ^tidfó«bá dgl «él», 
ittteli^^n6ia y léálfáU títífa daé Ití bg désetnpéñád^ 
' Bádó tf íl raitítiii^ ¿ 4« dé BéiiétHbf é dé 1 8S8;^^^i^tá Hibriéádb db 
lá toéal itlUtó.^fll -Pfé$tdéñte d^C»tiséj|d dH Mihi^oá, Fi-áiiéifoo dé 
Lét-^üüdl. '•• ^ -' '^^ •' ' • •• ' 

655. 

PRESIDENCIA DEL QONSEJO DE MINISTROS. 

[19 Setiembre.] Real decreto , ailmlíeBtlo. k diinisiop del cai|;o de Minif* 
tío de Hacienda que ha hecho D. Luis María Pastor. 

i^t^jüié^do ijÁ^ J¿%Wfisj|ue .pw W. expuesto ,b. Ws Sfáiíá 
Pastor, vengo en admitirle la dimisión que ha presentado.del cargo 
de Uinistro de Hacienda , quedando muy satisfecha del celo , inteH- 
Mtfiiay lerilad eon.^juQloliadesefnp^Sbaídoí . , « ;' 

> Dada€n.Pbláoi() ¿ 4g de SmiéoEibí^ de 4 ^a:HBs(á rjibríe^dóí^ 
la Aehl iBeiio.««Bl Prefiidedtb del GoQsejd di; lfintetrt)l^ Ftanoise^ do 

656, • ' 



••'■< • • . ¡ <■• ! ^ • I-- 



IQNISTROS. 



f 



[19 Setiembre.] Real decreto, admitiéMO) ¿ D. Pedro de Egaña la 
del cargo de MÍDÍstro,de la Gobernación. 



fc» .^í 



fia 
Je 



Atendiíiicíb a )aJ raíóñes ¿jüé mé W é^^ptiéstd j): ^<Ír6 de Ega- 




de Inmistro de Ja ürODcrnacion , üM^euanao;uiuy ?ss 
inteligencia y lealtad con que lo na désémpeíiaclo. 

D^da/en P4ÍMo.¡a.ía4e.5^ti^mbrQ,d^i4853.f^ de 

la Rea) ipinb,«;i?BÍ P'^^^H^^^MpI Cdiis^o ele Miaísífós , FraiíJ^iscQ 4^^ 



Lersoddi. 



(557; 

'r FOIIENTO. 

dimisión de los cargos de Préndenle del Consejo de MhiUiroS| Miaislro 

de la Guerra e interino de Estado. 

. ' Vengí». Qn admiiir la renuncia que de los cargos de Presidente del 
Cppscjode MipUtrips^ Álipistrp de la Guerra é jn^rino de BsMot 
me ha presentado el Teniente., general de Ejercita D,- Francisco de 
Ler^uo^iv <lueda|ido altaoiente^satisfecba de sus distinguidos, serví— 
cjo;si) y del cflo^ inteligencia y lealtad con que los ba desempañado. 
Dado en Palacio á Í9 de Setiembre de 4853.saEstá rubricado de 
la Real mano.B»El Ministro de Fomento, Agustin Esteban Collantes. 

638. 

ÍOMIfNTO. 



B • 



• • . .' I ♦ I 



[19 Setiembre.] ^eal decreto , nombrando Presidente del Cinsejo de Minis- 
tros* v' Hitiistro 'de lii Gobernación a D. Luis José Sartorius^ Conde de 
'«dn Luis.' '^ 



.1 ••! 



En atención á las especiales circunslánciasque concurren en Don 
LiíisJo'^é' hartonas , CoriUe de Sm Lut$, Diputado á Cortes y Mi- 
nitütvo que ha sido do la Oobemacion del Reino, veiígo en nombraiv 
le Presidente de mi Consejo de Ministros y Ministro de la Gober*> 

nación. 

Dado en Palacio a 19 de Setiembre de 1853.»-Está rubricado de 
la Real mátío/^éJSl Mitiiátro de* Fomento,; Agu$tin Esteban Collantes. 



1 » • • I '■" 



■■■■•••••• ":;«59; •■ • ■■• 

;, PBESIDENaA DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

[id.Seiifimbre.] Real decreto , coofitmando a D. Ángel Calderón de l« ^r« 
' ca en el cargo de Ministro de Estado. 

• ■ » • • 

!' Yengo;bn confirmar á ,D. Angiel Calderón de la Barca , m¡ Envia- 
do extraordinario y Ministro plenipotenciario en Washington y de- 



M 4853. '«í 

Dador del Remo , en el cargo dé M?mstfo de Bstsldo que ftrv^ á bien 
conferirle por mi R^l decretó dé 31 de Juhio ültíraa • • ^ '• . 
Dado en Palacio á 19 de Setiembre de 48S3.«=*E9fá rubricado dé 
la Real mano.^=»EI Presidente del Consejo' de' Ministros,' Luis José 
Sartorios. . . : . 1 1 t .. 

660. 

PRESIDENCIA D@L CONSEJO DE MINISTROS. 

[19 Set¿em¿reJ\ Real decreto, tiQmbnmUo Minintcp ifi GmcU^S iusúcifi\i 
D. José de Gistro y 0rozco*,'Marquf9 de Gerpna. ,^ ,; 4, 



• > • ♦ 



En atención á las especiales circunstancias qud concurren en Don 
iosé de Castro y Orozco, Marques de Gerona, Re^entér do> la Auú 
diencia territorial de Sevilla y Diputado á Cortes, vengó eá nom*-< 
brarle Ministro de Gracia y Justicia. 

Dado en Palacio á 49 de Setiembre de l853.=sEstá rubricado de 
la Real maD0.3a*EI Presidenie del Consejo do Ministros, Iaiís José 
Sartorius. .. ; :í . 

661. 

PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

[19 Seliemíre.] Real decreto » nombrado al Teniente general Ds '^Qsclmó 
Blasefi Ministro de la Guerra. 



♦ I 



En atención á las particulares circunstancias que concurren en 
el Teniente general D. Ansetlmo Blaaec, Inspector general deCararr 
binerosy Senador del Reino, vengo en nombrarte Ministro de* la 

Guerra. .:;•:;-:•-•..■■, 

Dado en Palacio á 40 de Setiembre do 4S5a^Está rubricado; da 
la Real mano.<»EI Presidente del Consejo de Ministros, Luis- José 
Sartorius. 

662. 

r 

PBESIDENCU DEL GOI^SEJO DE MINISTROS. . ,. 

[MSitiemhreJ] Real decreto^ nombrando JUtíiiitlro. de- Haekhd* ¿D. Ja- 
cinto Félix Domenech. n../^ ^. i 

En atención á las especiates circtmstonclas qu¿tíoncuiTeii'ent)on 
iacinto* Félix Domenech rDipatádoá Corteé, P>reáj¡dente dé Ik iontii 



l]^ 9^f^m9^ Y r6iH»K)0imieBte da cróditoft ?tr??»ílos de} Tfl?or^,. y 
Ministro que na sido de )a GQberna()ioq de 1^ P^pj^^f ufa , vcpgp. en 
Jípmbrar)^ lí'n^istrQ í|fl Hacienda. i' , ' v • 

P^dp ep P^^^jii á 1 9 (jU Setierpabre de \ 8S3;=í*}istá Pnl^rieí^ífl 4f 
la Real mano.«»El Presidente del Consejo de Ministros, («i^,j!Q§e 
Sartorius. . . 

663. 

PRESIDENCIA DEL CONSEJ0 DÉ MINISTROS. 

^19^ Se$imn^re.] Real decreto ^ nombrando Ministro de Mattna i O.'lffatla? 
no Roca de Togores^; Mait(ué9 de Molinf. ' ' ' ' ^ ' 

Bn atenoíon á las partioulares cireünstaoeiaB que eoaourren en 
D. Mariano Rocada Togores, Marqués de Molins, Diputado á Góotr 
tea, y Ministro q\\ú ha sido de Marina ^ y' de CamerciO) Inatrucoion 
y Obras públicas, vengo en nombrarle Ministro de Marina. 

Dado en Palacio á 10 de Setiembre de ia53.«s=>Está rubrínado de 
la Real mapo.e^'EI Presidente del Consejo de Hihistroa, Lula losé 
Sartorius. .. . .> 

PRESIDENCIA PBL CONSPJO DB MIN^SPQiS^ 

[19 Selifm^í^] Real deccetQ^ ipandandq que D. Agustp ^lebi^n Collaqtf^ 
'^continúe desempeñando los cargos de Ministra de r^méntp ^ interina d«i 
Marina. ' ''" ^ *'" ' 

Ha venido en ne aceptan la dimisíoa qáe de' \ós c«pgM da tftnis- 
Ira da Pómanto ó intarinq da Marina na ha heokó fif. Agustín' Eáé^ 



M , . ' I • • < 



baa Collaiiias.' ri- 

Dado en Palacio á 19 de Setiembre de 1853.=Está rubriaadodé 
b Ráal mano.voBl Presidente del Consejó da ^dísípoís, Liiia José 
MvtoMua. 






«6?. 

HACIENDA. 

[SO Seiiemhk] Real iüdea , rMohikiid»' qaa áe 'mifUétéQ dase agremia* 
hle, para los efectos del repartimiento de la contribución industrial^ los 
) jiaáds i^kk ttsolasy Aamoas A chtaas cpig )ao astsUtc^ i^ ^Má^ 
del rio Manzanares. c ' ^ •' -I «'' •> 

Ilmq, Sr. : ^» d«do apwt^J ^ I^aiua (0. IV ^e) í«| «»eá¡ante 



éfilR^ jd^firetp.^ 301 c|4 OqfAj^^ 4d :4|IK9 le agrümien para oí te* 
fi^\\v^eiüp í^ la conb*ibuQÍQD . :ÍP4u9|rÍ9J. \im du^íiOB de laa cafletas; 
barraca g ?ho^^ qjie §e eH^blPQi^R ^ l»f orillan dal rio UMsanares 
para tomar baños , a fin de que se tengan en cuenta las diferencias 
que existan entre las utilidades ^d^^ ^slos establecimientos según su 
capacidad y el punto en que sc'i^l^ien ; y conformándoso S. M. con lo 
propuesto por esta Dirección general , se lia ^ervídpruandar que se 
considere agtpéaíiáiíle ¿¿ta 'cíase paf a los* efectos del repartimiento. 
De Real orden lo digo á V. I. para los efectos correspondiente^, 
DioB guArda* 4 :>IV. Iv tñuohos ianotl San Itdefeflsp W do Setiembre 
ét 4SOXi=-i<9«iatpi».«*iSrrDif0otor getiDral de Contrihucton^s dir^o- 

666. 

^ É * ' * ' ' 

* \ - . * I 

no 5rf&iiiJfe.]'Cirptilar| acordando Vi\rias disposicipp^ ^qorpa d^ U f^PQ* 
dScloii déi cértifi6acÍ^ies y oDrói docamentos de contabilidad por U$ Ad- 
' A^bfatraéloae^ piincipnles dé Huciei^da publica, 

* IIal)ieBád oouprído dudas acerca de quiénes habían dQ expedir 
las oériifieáebwá^ y otred dooumentos de contabilidad de las Admi-r- 
Bttdi^ekmM prhioípafies de Hacienda pública , la Dirección general 
de Contribuciones direotas y Bs|a^istiea I^a resueltp lo siguiente ; 

4.^ Que las oéíríilioaeiones que so qxpid^n por Ijis Administra-s» 
eioneé d6 Káoienda pübtioá se autoríeen pgr los inspectores pvioie-* 
Mt, ó' poi^ al que íe» sustituya , óon el v?3? del administrador^ si 
bien loa daiioás ' inspectores encardados del negociado á que ^ certi< 
flcÁdo a6 iieflera, «i^beii facilitar a aqqel las minutas de dichos do^ 
oumenloif'Mn suWdla fínna, parac^Q la ro^ponsobUidad $ea cg*- 
kétif a. ' ' 

ii^ - ^ue Igual sieteina t*ija> y se siga con todos los documentos d^ 
contabilidad que no deban repd^rse directamentQ por Ips {idmiais-^ 
tradoreii^és én este e^sigr debe eontínueir le^ práctica do intei*vcnic 
al' {AeptBetcA* prtfDeN). 

Y 3.* Que dichos ipspeclores pripae)^^ po puedqn eiérccir aiípe- 
ffcifMad Ó<>iftleryeno}ob en tgdps los n(;soc¡(^ dentro de la Ad^ntpi^ 
iMéiéíVf^poi^'iri^ndo nas)»^^ los mspectores que se hallan i^ 
frente de caaa sección de los negocios que les están encomendados,' 
según la Real orden de 14 de Mayo último, á los mismos toca res- 
ponder de las faltas que por morosidad ^ descuido ó negligencia suya 
ocurran en los trabajos que les estén conferidos. 

Lo comunica á Y. esta Dirección general para su inteligencia 



4B0 TERCER C0ATR11IKSTRI 

y gobierno , cuidando de darla aviso del recibo. Dios guarde á Y. 
muchos años. Madrid 20 de Setiembre de 4853.«saManuel Moreno 
Lopez.sxSr. contador de Hacienda pública de la provincia de 

667. 

^ » 

PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

[21 SeiUmbre.] Real decreto, concediendo al Minislerio de Marina un cté* 
dito de 3.425,754 rs. 2 mrs* por snf^leinento a los capitolos IX y X do 
la sección seVimo del presupuesto de 1852 , cuja cantidad ae rdiaja de 
otroi capítulos del mismo. 

Atendiendo á las razones que ha expuesto al Consejo de Minis^ 
tros el de Marina para apoyar la necesidad de que parle de las can- 
tidades que han resultado sobrantes en los créditos de los capituló- 
los III , IV , VIII , XII y XXI de la sepcion sétima del presupuesto de 
gastos del año próximo pasado, se trasladen á otros capítulos de la 
misma sección, con objeto de cubrir el exceso que resultó sobre los 
créditos que le fueron designados por Real decreto de 18 deJDidem* 
bre de 1851 ; conformándome con lo que me ha propuesto el Pnesí^ 
denle del Consejo de Ministros, de acuerdo con el parecer del pit^- 
pio Consejo, vengo en dca-ctar lo siguiente: 

Articulo 1 .• Se concede al Ministerio de Marina un crédito de 
3.43o,7Si rs. 2 mrs. de vellón, por suplemento á los capítulos IX 
y X de'la sección sétima del presupuesto de 1832, correspondiendo al 
capitulo IX 101,158 rs. 21 mrs., y al X 3.321,595 rs. 15 rara. Los 
3.423,754 rs. 2 mrs/ de vellón so bajarán de los créditos concedidos 
á los mencionados capitules de dicha sección en la forma siguiente; 
al capitulo 111 429,267 rs. 3 mrs. : al IV 298,625 rs. 20 mrs.: al VIII 
1 22,641 rs. 29 mrs. : al XII 2.345,41 3 i:s. 1 6 mrs. ; y al XXI 229,806 
reales 2 mrs. 

Art. 2.^ El Gobierno presentará á las Cortes el oportuno proyec* 
to de ley para la aprobación de esta medida, conicorme al art. 37 de 
la de 20 de Febrero de 1 830. 

Dado eu Palacio á 21 de Setiembre de i 853. ««Está rubricado 
de la Real mano.=EI Presidente del Consejo de Ministros , Luis losé 
Sartorius. , < ^ , 






n 1853. 4 SI 

s 

668. 

PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

[il SeiiemireJ] Real decreto , saprimiendo el Consejo j Cámara de Uhra- 
mari coa lo demás que se expresa. 

Señora: Si para la mejor administración y fomento de los inte- 
reses de Ultramar pudo ser y fué conveniente reunir en un solo 
centro la dirección suprema de todos los negocios relalivos á aque- 
llas provincias, la experiencia ha demostrado que para mantener ki 
armonía entre aquellos intereses y los de la Península , este sistema 
de separación entre ambas administraciones debe tener un limite 
muy preciso. Necesitábase que la acccion del Gobierno sobre aque- 
llas posesiones importantes fuese eficaz y rápida , y esto se ha con- 
t^ido hasta cierto punto encomendando la administración activa 
de Ultramar á la Dirección del mismo nombre , centro común do to- 
dos los negocios. 

Convenia asimismo que las cuestiones que afectan á dichas pitH 
viocias se resolviesen con la intervención de personas conocedoras 
de ellas y del mecanismo especial de la Administración, y esto se 
ba logrado también llamando á tomar parte en la suprema dirección 
de aquellos asuntos á funcionarios versados y encanecidos en el ser- 
vicio de nuestras colonias. 

Mas para lograr el acierto en el desempeño de este ramo impor«- 
tanle de la Gobernación, es preciso tener en cuenta , no solo las cir- 
cunstancias y los intereses especiales de las provincias de Ultramar, 
sino también los intereses y circunstancias de la Península, de lo 
cual no ofrece garantirf bastante la completa separación que existe 
actualmente entre ambas administraciones. No pudiendo ser consul- 
tado en dichos negocios sino el Consejo de Ultramar, se priva V. M. 
para resolverlos de la cooperación y de las luces de otros func.ona-^ 
ríos que, aunc^ue no conozcan tan bien los intereses coloniales, pue^ 
den apreciar mdudablemcnte mejor los generales del Estado*, de 
que no son aquellos sino una escasa parte. De aquí la lentitud con 
que se camina en la obra importantísima do establecer cierta unidad, 
cuando menos , de espíritu y tendencia entre todos los ramos de 
la Administración pública ; de aquí la conservación de tantas preocu- 
paciones é ideas equivocadas acerca del sistema colonial ; y de aquí, 
en fin, el riesgo de que se quebrante la armonía necesaria entre los 
intereses peninsulares y los ultramarinos. 

TodoS' estos inconvenientes podrán obviarse refundiendo en una 



IfS TB&Cm .fiCJiTUllSSTRS 

la Aiprema administración consultiva de España y sus provincias de 
Ultramar, sin perjuicio de co^ei*^ar separada la administración 
superior activa de las últimas. * 

Esta r^ifpi^ pof^rd verificar^ s^pniwe^dci -el (Jw^ejo y Cáma- 
ra de ultramar; trasladando las atribuciones consultivas del prime— 
rpH^lQí^^iflí^c^lí» qw\ya^ i^s; juvo ^int^jí^. da.^bore; 4¥UHi6r¥a*d9 
según hoy existe la Dirección de LUr-omaF^ y daUdo pdrtAi6i\ la!«ad- 
ministracion activa y consultiva de nuestras colonias, no solo á los 
£i)DflÍQ0fnia6.qiia bayui» aervido antes «n.ellaBt siiioiainfaiáBé los 
gii^ h«ya» pí'Ofitado ííufi geoYicios en la PeoínsMla; \ * . - . 

-M,iDp.(?stq mQ^9 i&tiúm el acuerdo df^ lúa resoluciones ádminíitita*» 
tjivf|4:q9kQ ^(cpUi^ á CKiucUa» posdsiones.ioipQrlantes, toda la prfp^ 
fAPicnili lAa^ur'^^y gftrimtiafl <k^ i)ciei4o qi]« son ir^dispeMableSf.BÍa 
ii^rdUiqiQ dQ,.qpe.|; a^[>^*ali$Ada la aecioo del Gobernó sofarQellak, 
c^ervQjtocUilp.éíicaqiay rapídexoonvenienle». ", ' i 

^/A^ desaparecerá taip bien la anoiaalía quo hoy resulta de lá 
^Qf^isteppjfi rilgr Qnibos Concejos; pues ostableoido y organizadora 
j^o á(\m^^ qu^ pueda injtqrveair acórlaiiameiite én todos li&Va^ 
mos de la administración pública á fín de darles la unidad 93eesaFÍa 
^'^ el .meijof piervicio, no &e logrará esle rfsuHado voh ie&do ahora 
jbA ai^tigiio y vjQJoso ^istpma de loa Consejos especíale». 
. , ..Pa la medida x]HQ lo9 cjue susK;riben tienoala honra de^proponer 
é, Vv M'i FQanUai'á por últioaq otra ventaja importante , á aabep: utftá 
£^wm9^ d0>oon^d^«a^¡aa ea el pi^eaupueato. Quinieatoa ábhqnla iy 
siete mil reales importan actualmente la planta y malevial del 6on«- 
-SQJOjiqpe $6']S^rii¿!9i y ^uf^uo no fmúñ eoonomizaiiio ^oda esta 
ji^ma' porqiie . hfiferp que dedueir di» olla lo que importan ios dareu- 
.Qbfl9.1)asfvq$de algunos Consejeros y funoionaries qae loodisfrulan; 
^empre se b^brájde proporcionar al Tesoro un ahorro eonsideraUe; 
', 'ifov> H>4ias.e$tas ra^oeav vuestro Consoja do Mimstnas tiane ia 
JkOiwa d^i^omet^r á \\ M. el adjuolo proyeeto de deereto. 
.;/ . Madrif^^i (le.SetJinúbredq48a3.=!-^emrd.»ráLR.P.de>Viir,iii# 
Él Pr^i(íeQte )del Consejo de Uinistroa y Minislrü de la fíabemaatami 
^n^?'<)9 $au Lui$,it>¥»Bl ^liqifitm de Estado , Ángel CaMoroRdaJa 
•9firQA^B9»BI J4ÍPÍ«IC0 de Ift Gqonra, Anselmo Bia&eri.<«fr:BLMfnf^r0áa 
MfiPeofit^i j£lOi|iH^.Féi)x DQiqeaf«^b<F%Ei< Ministvoi da Ft)Hioato é ia^* 
,ta{ÍAQ da UUDÍa^V'Agu^lJnGsióban Gollqntea. i u ; > >- . -^ 

•'h -- '..; • ^.u - 'í » : » .' . ' • • !■ ' ■<! •' .:. ■ • 

^fr>. •»•:<,.; t k) .! •'•; RBALPKflRBW. • . ' : . i« »• 'J- ■ -í'/ »¡ 

/üipH '.':• ' li.i ,' > . I i' -'- '1. '. ' • • -- " {•" ' •'' '' ' ■''» 1 

^t,i ^(w^ofia ¿.(tafi.pa«w#si q«fí:m^ b(» ^jpw^wi Coft^fjo di Mir 

ñistros , vengo en decretar )q ^igwefUt;^ • ' - ; >i' . •; - -/i/iií 



dos pof ibís Realas deci^etos de 30 de Belí^mbreí de 48&I y 4e i$ 
de Baerocicl presente año. * ii 

^rt, 2/ El CoR^eje Real en pleno* ejercerá, mientras ptr^ w^fy 
sa determine , las alribucionea qoasultívas que ha desempeñada hM^ 
to aWa el CQníeJQ de LUramar. . . . •• - « ■ • '^ 

Ar^ S."" t«s secciona de Guerra^ Graeia y Jiialmiav Hacieiida 
y Goberaapioe del Consejo R0al, cnténdorán-eri kK^negiMHea'dQiKi 
cpnpft^pqiatOn Itídc^Jos cases ea que debían cok^iocer las comiaichr 
^W gefierales de. Guerra, Justicia, Haoi^nda y Golúeirno del.Conw 
$IUP de UUramaF, ocaarcogloal art. 18 de mi. reforido Real decretó 
de ^6 dfi Güero último. » 

Art. 4.^ Se supriwe Ja Secretaría do la Cándara de llllram^r, r 

AífL&i^ h^ Se<^*etana del Consejo Real desenoipeñará ^sEuécío- 
Aes que airih^iye á la dal Consejo de Ultramar qú la toma de naiea 
de tea íí^aAq^ de lee empleólos ^ coedeooracipnes y i^raciaa; el art. 17 
de^ Qií I\eal deCüetú de 26 de Enera del oorriente año;, 

Art. 6.^ Eq Iq sucesivo debcráaser nombrados como bsfsla s^c^ 
fa paca los ^rgos de la Direccíoa de Uitraniar los que hayan pneai 
iad¿ )q$ servic^si que exige mi Real decreto de 2S de. Oeluhre 
4e 4&SÍ1 ; pero ae podrá ser excluido ningonQ de los aspirantesi pop 
la folfi cireiiestanoia do haber prestado dichos servicios en la Admi^ 
nistraciop da la Península^ t > . . ii = 

. Arl. 1." El Consejo Real despaehará los negocios de * UHrftiitarf 
cm |4S pifies empleados y eu la. forma acostunabiiada pa?a lod 
ármalos de la Península. . ^ ' i .> . i 

Apt. S^^ He reserve utilizar epei^tMnamente los seFvioieaide tes 
G^aaejereNi y d^m^s funcionapioa que deh^n cjuedapoesanteséfaníi 
ÜP^naacia de este Real deordo. . . : < . o 

Dado en Palacio á 31 de Setiembre dq 48&ai9=?6at^«fttfaiieáiá 
é^ la Real- xaaeo<i?^El Presidente del Condeje de UinislpeS)' Luis ¡José 
Sií»4epiua. > 'i 

*.,/» te? r^njífti q^ f^cuH^livos.d^ fe^ Wrer^s cÍY>l^f i «^"^'ílQ P.«-^'^" f^ 

. •|5«ft?«.i ?e P^9ye*^P en cesantes o pn ao^^fé^ ^ ,^ceiiciailq§ en^ A^n^^ 

instra^iivi. ' . > i < 

- Pai« qqe el Catado, tengfi ¿ su sei^vickol bue^Oa fui^oionaf ion aé^ 
ti|iiii^aliv<ia, pana dárl^ el pBestigiaf.Y GQBfiidapfeieiJaf|iiei)eA emt* 
v^po^dan , para disminuir un tanto la leaiifteiieip ' pariudiaiali é^ 
tt«Mlr£^f^k9^ ^ vivir ¿casta del EraiM» os de wa qeoésidad i)feaal0 



4t4 TERCER CDATRnaSTRB 

y perentoria determinar con acierto las condiciones de aptitud in- 
dispensable para entrar y ascender en la carrera de la Administra- 
ción civil. Por no exigirse estas condiciones para la provisión de la 
mayor parte de los cargos públicos , se ve agobiado el Gobierno de 
pretensiones impertinentes , logran á veces destinos importantes per* 
sonas notoriamente incapaces para servirlos, hácense multitucl de 
descontentos que buscan luego el desahogo de su ira en las agita- 
ciones políticas , abandonan las carreras no retribuidas por el Estado 
multitud de personas que podrían prestar en ellas servicios mas úti* 
les i y por último , crece tanto el gravamen del Tesoro por razón de 
cesantías y jubilaciones, que llegará á absorber en breve una parte 
muy principal del presupuesto si no se pone romedio. 

Hay por otra parto cierta contradicción , en que para desempe- 
ñar los cargos de la Magistratura y otros especiales, así como para 
el ejercicio de ciertas profesiones, se necesite una larga catrera 
cientíGca, y que destinos de la mayor im|X)rtancta algimos, y otros 
que no pueden ser bien servidos sin la conveniente preparación, se 
provean sin mas regla qne el buen criterio de los Ministros. Si la 
Ignorancia de los encargados de la administración de justicia puede 
ser funesta , no suele serlo menos la do los que tienen la misión de 
velar por los intereses generales del Estado. De dos modos puede 
darse a conocer la aptitud del aspirante á un cargo público : 6 por ha- 
ber desempeñado bien anteriormente otros análogos, ó por haber reci- 
bido la preparación necesaria, cursando los estudios que la justi- 
fican Estos deben ser por lo tanto los únicos caminos que cotlduz^ 
can á los cargos del Estado, y asi es que el Consejo de Ministros está 
firmemente resuelto á no proveerlos, si Y. M. adopta su pensamien- 
to, sino en cesantes, ó en doctores ó licenciados en la facultad de 
Administración, creada por el Plan de Estudios vigente. 

Lo primero, además de ser un indicio probable de aptitud, es 
de una inmensa importancia , tanto administrativa como política : ad- 
ministrativa, porque con ello se logrará disminuir considerable- 
mente en pocos años el presupuesto de las clases pasivas qu^ tanto 
abruman al Tesoro : política , porque se da á los hombres de las díver^ 
sas opiniones, todas las ^seguridades posibles de ser llamados algún 
día á tomar parte en la administración de los negocios del Estado. 

Lo segundo, esto es, la instrucción previa justificada con los 
títulos académicos correspondientes, dará lugar á que la practicado 
la Administración civil se vaya regenerando con la savia de las nue- 
vas ideas, bajo la base de ios buenos principios, y á que se des- 
lierren las preocupaciones ó malos usps que reinan todavía en mu- 
chas oficinas. Y por último^ Señora , todas estas ventajas habrán de 
oonaeguirse sin privarse el Gobierno de li^ libertad de acción Boce^ 



. 1IB48S3. 48& 

laria en la provisión de los cargos públicos, y que es consecuenda 
forzosa de su responsabilidad , puesto que de las dos clases en las 
cuales ha do escoger sus candidatos , una es hoy numerosísima « y 
la otra lo será también lui^o que sean útiles para algo los estudios 
y grados administrativos que V. M. se sirvió establecer en las Uni— 
versidades del Reino. 

Por cuyas consideraciones, cl Consejo de Ministros que suscribe. 
tiene la honra de proponer á V. M. el adjunto proyecto de decreto. 

Madridaí deSeticmbrede l853.=Señora.=AL.R.P.deV.M.F= 
El Presidente del Concejo de Ministros y Ministro de la Gobernación, 
Conde de San Luis.= Él Ministro de Estado, Angeí Calderón do líi 
Barca.=El Ministro de la Guerra, Anselmo Blascr.==EI Ministró de 
Hacienda, Jacinto Félix Domenech .=» El Ministro dé Fomento é in- 
terino de Marina , Agustín Esteban Collantes. , 

REAL DECRETO. 

En vista de las consideraciones que me ha expuesto mi Consejo 
de Ministros, vengó en decretar lo siguiente : 

Artículo \ .* Los destinos que en lo sucesivo vacaren en Jos ra- 
mos no facultativos de las carreras civiles, con la única y exclusiva 
excepción de los cargos diplonnáucos en el extranjero, se darán pre- 
cisamente, ó al ascenso, ó á los cesantes, ó á los doctores y licencia- 
dos en Administración. 

Art. 2.* Se considerarán también como cesantes, para los efec- 
tos del artículo anterior , los individuos del Ejército y Armada reti- 
rados ¿licenciados con buena nota , cuando se trate de la provisión 
de los destinos siguientes: 

L* Los del ramo de vigilancia publica. ^ 

2.* Los de los establecimientos penales. 

3.* Los de correos de gabinete , conductores de la corresponden- 
cia pública, carteros, ayudantes y lectores. 

4." Los de conserjes y alcaides. 

5.* Los de porteros, mozos, sea cualquiera su denominación, 
ordenanzas y alguaciles. i 

6.* Los de patrones y marineros dependientes del ramo de 
Sanidad. 

7.* Los dependientes del ramo de Beneficencia. 

8.* Los de torreros y ordenanzas de telégrafos. 

9.* Los de guardas de montes. 

40. Los de celadores de caminos y peones camineros. 

Art. 3.* Los doctores y licenciados en Administración podrán ser 
colocados en las vacantes de oficial ó Jefe de negociado, segim la 
clasificación consignada en mi Real decreto de 18 de Junio de 18S2. 



Árt. 6.' 



fié TERCER ¿ttirRIMESTRS 

'fíH.iylákfMtós qUé Váéárén íe fcóniífeáWOs tíé ' AbBfeí^ &í 

ptó^féferáñ éA loé' ifiSfe^I^raS áel rartib, y a feilá aéésibá éii fceáfiíífeS.' 

' Art; 5.* Siri peruilcíó dO las disposiciones aíítellói^es. loé. rfktü-.' 

i^lés.dé'Jás proVincm^ (fe tlltrarnar (?tiíiSGt*Váráh él derédnó tjufe hoy 

tíéhbh partí qué sé lés rfefeerve un nútnet^O détérttíínadd de (ieálihds. 

irt. 6/ Tanta enl^^ los cesantes, (?omo entfe los militarfeé foti— 

3s'y ilcéliciadíos ^ seráh preferidos . los qíué disfruten cilgun haber 

d« íésóró. ; ; ', ' . . ; 

Árl. 7.^ [ Pob'ldS; fespectiVos Ministerios se fobmaráh dos escala- 

Íiriés dé loé fceéárites dependientes de <iadá uno dé ellos, compreq— , 
ibndo éri uno & lóá due gráveíi al Erario, y én éVolro á los que. 
nada jperciban del mismo. . ; .. , 

Árt. 8í;* ' Las plaias de escribientes en todas las dépdridencíás ^ 
del Estado, sin excepción de ninguna especie, se proveerán por 
oposición. 

..La» .oposiciones se veriGcarán ante un Tribunal compuesto de 
tres mdiviauós designados i)or el Jefe de la dependencia en que baii 
de seryir qquellos. v ¡ , 

^. Arlí 9- Todos los nombramientos qué desde esta fecha* se na— 
glorien los ramos dé qué trata el presente decretó, habrán de ex- 
presar Inaptitud dfel interesado , coo arreglp á lo que estábléc?ti los 
artículos anteriores; y las oficinas respectivas no expedirán el tiíuío 
alDoqfibrado mientras este no pr^ísente los documentos jusüBcáíiyós 
(Ib Já aptitud indicada en síi. nombramiento. Los empleadas cjup sin 
esté r?íi|ui^í^ expidan algún título séran responsables eon sus desti- 
nos de la transgresión de estas disposiciones. ;' 
Dado en Palacio á 21 de Setiembre de ^853.=EÍ5ta rubríoado 
de la Real mano.=El Presidente delCouséjo de lUinistros^L^is J#sé 



\ s 



^^^ :PRpSíDENgu PEL CONSEJO t)É MíííistftÓS . / 

[21 Setiembre,] Real orden ^ dictando varias dIspasiél'dfi(«S> ptirA tfl 06fÍtllHu) 
OÍln¡éiíttí>lleljfteifl Aterét» do.esla .foeká Jbbre )i0MÍllroieifto de.fcin^i«i- 
dos de las carreras civiles, i . . ■',> 



Excmo. Sr.: L^ Reina (Q.D. G.) so ha digufido.^Xpeairel R(i|al 
decreto siguiente : • . ., i 'P 

- ' '' [Aqúi'éVReál Üecréit) btie prlcéd&.y ' • ' ^ -^ '' 
n>.,.¿MtHV .:,.. •^\* r-, '.'. ■ '^ . r\: • - \ . .•'.[. ••. . \í: j-./ 
,., ^1 ^r^sl^dar a Y, E. jel.preiflsertq^ Peal dítcretp nje; n»and.a'.S.JJH. j 

\é^^f¡m^ sobprfoia orden lo ejecuto;/, . ^ ., [ . Vj^ j^ 

'lí Que V. E. sé sirva disponer lo convenieiite para que las 



áélfeñíllpiclfcsfl^tiliáí^eílb'de sü dignó eaVíioi'eliíífíflñ áiL^^ufesé'j 



secretdría los dos. escalafones á que se refiere éí árt. ^í de üicliGf 

ísáldMrétd. ; • ' . '\' . "V ^ '7 .! .' .. 

f 9? ' Otie ááliíilsmt) sb sirva V. E. fcomünicar las órdenes i'nag* 
teroiini^ites,^ ^s.oíieinas dependientes de ese Miniatcflo, para,!que 
bdjd'sü tílte'e^récná responsabilidad nó expidan. ¿i Ips' ñúéx^ps é\f\^ 
pleados los correspondientes títulos njjentras hó presenten los do- 
cuaientos justi6cativos de Id aptitud indicada en los nombramientos, 
94giiD prNieñfe el «r(/:9! del heferido.R^a) deot«tb. .> '.'> 

Dios guarde á Y: E. ínucbos eñosi Madrid 34 d^ SeiieDttliPe 'd»^ 
i«63^^ÜCkiQdédeBanLiiu8i«^frv Ministro d«.;.^^^ i i n*. 

671. 



i; •'; 



.1 «. » 

' ■ - tíOBERNAClON. i ' ■ " 

» 

[li AM»jM/U] Réáf détn-iíto^ Itlpflthiéndo la <joWt^érfi' chtdái pdhi lil^l'e- 
.¥iM«ni detá»'lé7«é aAfntdfetftilim^ y eiicttrgaildó dithb 'irtfbájd ál Gtí/^ 

sejoReuL'-- . •• í.- . . l. .; / - .lu .; 

., , . I » . .- ' I ,♦ ' ■ * .» . t I : ll * *,t:y I 

- fletera :'l>iAnitl«rir tiñ tanto 4a eetílfaltlsáción TrdMílllétl-ftlif a^^ioé^ 
hoy existe , dando á la acción de los pueblos y de las- Autorid^é^' 
locales mas ensancho y desahogó, ei ya una necesidad reconocida. 
Los Ministros que aconsejaron á V. M. la preparación de una refor- 
ma de esta clase, preslaroi/.á áú, puís y dl^rono un servicio de im- 
portancia. Pero el Ministro que suscribe cree que la manera de Jle7 
¿aráa« bfótllo al ítáUltadó abel^aído nct es invocar él auxilio' d? 
Jimias numerosas^, por iltistjradas y ,cpQinont<?s,que sepa ías perdo- 
nas que las compongan, sino acudir a los Cuerpos consultivos cíel 
^tado qiid 4tt). 1q9! o^insejeroí fiaturales del Gobkrtiou.fiQ.ilft jOUes- 
tion de que se trata debe'0er inuy pk^inoipaiiíKmlacpBBiiltadael Gdatt 
ssie J^kt 0)n<otiyja aiiAú&iicia serla :f)oiigrofo adeptaVígr^li^j ise- 
s^ftiiúeae^ qtiQ ^f^otenfí^ofandafiientciá nuestra! ongonÍAtc^noid^b 
]S|i^ifti:iitiv4. rEa por Joi.tMto convcDitmté supribiir jinfcekif^iuogo Jiri> 
Comisión encargada de la revisión de las leyes administrativaftppibfi 
s^iáaaJí^Ctoaeja JiQdl tos Uabajbs/qüe aquetta/luYÍN€ cdlieluitlDs,* 
y eopargái^Ql^ tu^otitinuflfcion^eBilD&ténfiBok quo pavfwtmi itaba! 
oportunos, sobre lo cual se reserva proveer elGobmnoi ^h i.r: | iv} 

i: fo.^iiníiie»^>utilidaditfcaitoc)dk etpeosdoii^ Üb esUtbtaO^r 
en Madrid una casa de lavado y baños para pobres, luego que lo 



1M TEBcm ccATEnmru 

permita la llegada de las aguas por el Canal de Isabel 11. ose esfi 
construyéndose. Pero roas bien que á una Junta cree el Ministro 
que suscribe se deberia cometer al Alcalde-corregidor de e^ta ca-« 
pital el encargo de preparar oportunamente los trabajos necesarios 
para llevar á cabo aquel proyecto. 

Tales son las razones en que so funda el Ministro que suscribe 
para someter á la aprobación de V. M. los dos adjuntos proyectos 
de decreto. 

Madrid 21 de Setiembre de 1 853.=Señora.=A L. R. P. de V.M.— t 
El Conde de San Luis. 

REAL DECRETO. 

Atendiendo á las razones que me ha expuesto el Ministro de la 
Gobernación , vengo en decretar lo siguiente : 

Articulo 1 .* Queda suprimida la Comisión creada por mis Reales 
decretos de 15 de Febrero y 45 de Junio últimos, para la revisión 
de las leyes administrativas. 

Arl. 2.* El Presidente y Secretario de dicha Comisión remitirán 
al Gobierno los proyectos que tengan acabados , y todos los antece- 
dentes que hayan reunido para el desempeño de su cargo. 

Alt. 3.* El Gobierno pasará al Consejo Real dichos proyectos y 
antecedentes , á tin de que los examine y dé su dictámesn sobre los 
puntos y en la forma que be le designarán oportunamente. 

Dado en Palacio á ¿i de Setiembre de 1853.»sEstá rubricado 
de la Real mano «bEI Ministro de la Gobernación , Luis José Sar- 
torius. 

672^ 

GOBERNACIÓN. 

[91 Setiembre,] Ktal üeeretOy suprimiendo la Juota creada para establecer 
en Miidrid una casa de lavado y baños para pobres , y cometieudo dicho 
encardo al Alcalde corregidor de esta corte. 

Atendiendo á las razones que me ha expuesto el Ministro de la 
Gobernación , vengo en decretar lo siguiente : 

Articulo 4 .* Se suprime la Junta creada por mi Real decreto 
de 45 de Junio último con el encargo de formular un proyecto de 
decreto estableciendo en Madrid una casa de lavado y baños para 
pobres.- 

Art. S.* Dicha Junta remitirá al Gobierno los antecedentes que 
hubiere reunido, ó los proyectos que haya trabajado en el des- 
empeño de su encargo. 
' Arl. 3.* £1 AlcaldeHX)rregido<* de Madrid á quien se pasarán 



M 1853. 4ad 

dichos proyectos ó antecedentes, propondrá con la oportunidad de- 
bida los medios de llevar á efecto el establecimiento de la casa de 
lavado y baños de que trata mi referido Real decreto de 1 5 de Junio 
último. 

Dado en Palacio á 21 de Setiembre de 1 853.a»Está rubricado de 
la Real mano.*» El Ministro de la Gobernación, Lnis José Sartorius. 

673. 

DlRECaON* GENERAL DB CONTRIBUCIONES DIRECTAS Y ESTADÍSTICA^ 

[23 SetUmhre.] Cireular, aGlarando ei art tí del Real decreto de 19 de 
Agosto de este anO| sobre preaentacion al registro de hipotecas de los 
documentos sujetos á esta formalidad. 

Al concederse por el art. 4.* del Real decreto de 1 9 de Agosto 
úhimo el plazo de ocho meses , con relevación de multa , para que 
ae presenten al registro de hipotecas los documentos que sujetos á 
esta formalidad dejaron de presentarse oportunamente , es evidente 
que no se comprendieron en esta bene6ciosa disposición otros do- 
cumentos que ios otorgados con anterioridad á la fecha de la pu-» 
Micacion y observancia del citado Real decreto. Sin embargo , para 
evitar toda duda y que sea aplicada aquella disposición de una ma« 
ñera contraria á su verdadero espiritu , y considerando que algunos 
íoteresados habrán abrigado la creencia, si bien equivocada, de 
que sus documentos otorgados con posterioridad al expresado Real 
decreto de 49 de Agosto podían presentarse y registrarse en cual- 
quier dia de los ocho meses concedidos por el mismo Real decreto, 
sin incurrir en multa aun cuando la presentación del documento se 
verificara terminado con exceso el plazo señalado por la actual le— 
gislacion hipotecaria, esta Dirección ha resuelto declarar: 

1.* Que en los beneficios del art. 4.* del Real decreto de <9 de 
Agosto próximo pasado están comprendidos los documentos que su- 
jetos al registro , careciesen de esta formalidad y hayan sido otor- 
^mIos con anterioridad á la fecha de la publicación y observancia 
ael mismo Real decreto : 

Y 2.* Que también son aplicables estos beneficios, por las con- 
sideraciones indicadas , á los documentos otorgados hasta la fecha 
de treinta dias después de la publicación de esta declaratoria en el 
Boletín oficial de esa provincia ; pero cuidando V. S. de que estas 
declaraciones lleguen a conocimiento de los interesados por los de- 
más medios de publicidad acostumbrados y conducentes , y de acu* 
sar el oportuno recibo. 

Dios guarde á V. S. muchos años. Madrid 22 de Setiembre de 
4 853.= Manuel Moreno López. ««Sr. Gobernador de la provincia de... 

Tomo lx. 9 



430 TlftCBIt CVÁTUIISST&I 

674. 

GOBERNACIÓN. 

[23 SetiembreJ\Ti^l6tdeDf mandando que ios ceiantet depen&ntes del 
Ministerio ae la Gobernación remitan á la Subsecretaría sus hojas de 
servicio y j se formen los oportunos escalafones dentro de los plazos que 
se £jan. 

limo. Sr. : Para áar cumplimiento á lo dispuesto en el art. 7.* 
del Real decreto fecha de ayer, inserto en la Gaceta de hoy, la Rei- 
na (Q. D. G. ) se ha servido mandar que todos los cesantes depen- 
dientes de este Ministerio remitan á la Subsecretaría del n^ismo , en 
el término de un mes, á contar desde este día, y por conducto dd 
los Gobernadores de la provincias , sus respectivas hojas de servi<* 
cío ; y que en el mes siguiente proceda V. I. á formar los dos esca- 
lafones que también previene dicha soberana disposición , exclu-» 
yendo de dios á los cesantes que no envíen aquellas dentro de di-« 
cho plazo. 

De Real orden lo coauínico á Y. I. para su intelígenoia y efectM 
correspondiente. Dios guardo á V. I. muchos años. Madrid 33 de 
Setienibre de 4853.e=»San Luis.^aSr. Subsecretario de este Mi**« 
nisterió, 

675. 

FOMENTO. 

* 

[22 Setiembre,] Real <$rden, declarando subsistente la concesión definitiva 
otorgada á la sociedad dt4 Ferro^carril de Barcelona á Zaragoza y para 
la construcción y explotación de dicha linea. 

limo. Sr.: Vista la exposición de la Junta provisional de la sooie^ 
dad proyectada con el titulo de «Ferpo-carril de Barcdona á Zara- 
goza» solicitando autorización para constituirse con el capital nece*^ 
sario para construir la primera sección de la expresada línea , ó de 
no accedcrse é esto, que se la otorgue el interés de 6 por 400 y 4 
de amortización , á fin de poder reunir y constituirse con el capital 
suficiente para la construcción de toda la linea: 

Visto el contrato celebrado entre la expresada Junta provisional 
y la casa de los Sres. Girona hermanos , Clavé y compíiñía , por el 
que se obligan estos últimos á construir todo el camino , y á ceder 
á la empresa la parte de Moneada á Sabadell y Tarrasa, de que son 
concesionarios: ' 



D« 486a. 484 

Yiilo el art 4/ del Beal decreto de 7 de Agoito (ntóxíAio pase-* 
do, por el cual ae dedaran aubsiatentes las ooncesiones hechas con 
arreglo á las preseripciones acordadas en los decretos y Reales óf^ 
denos de 60 concesión: 

Visto el informe dfll:GoB6ejo Real sobre este e^qiediente^ resu- 
HÚdo en Ia««OQclusio]ies siguientes: 

4/ «Qoe si la sociedad amkiima del ferroK^arril de Baitelona'4 
Zaragont no ha llenado todas las oondidones que 6& le impusieron 
para que pudiera tener efecto su constitución provisional , se de<^re 
disuetla dicha sociedad, y caducada de consiguiente la concesión 
de este Corro-carril. 

S.* nQue si la sociedad está legalmente constituida , se proceda á 
fijar y exigir el depósito en oarantia de la presentación de los plac- 
aos; se declare ei término dentro del cual ha de verificarse esta 
presentación, ó se entienda fijado coando menos el máximo de la 
disposición tercera de la Real orden de 34 de Diciead)re de 4844, 
oue son* diez y ocho meses , y se llenen los demás requisitos propios 
ael caso. 

3.* x>Que en esto mismo supuesto de la existencia de la sociedad^ 
se oontínúe procediendo con estricta sujeción á esta Real «orden 
de 31 de Diciembre de 4 844. » 

S. M. la Reina (Q. D. G.) se ha servido adoptar las dispesicionea 
signíentes: 

Primera. Se declara subsistonto la concesión definitiva otorgada 
por Real decreto de 27 de Noviembre de 4 852 á la sociedad pro*« 

Íectada eon ti tolo de «Ferro-carril de Barcelona á Zaragozas p^ra 
\ construcción y explotación de esta linea , dividiéndola en cuatro 
secciones: la primera hasta Manfesa; la segunda hasta Lérida; la 
tercera hasta Mcmzon y la cuarta hasta Zaragoza. 

Segundo. La referida Isoctedad se constituirá én el término do 
dos meses, contados desde esta fecha, con el capital necesario pari 
la construcción de la primera sección. Seis meses antes de concluir 
las obras de esta , deberá hallarse constituida la sociedad con el ca- 
pital suficiente para emprender los trabajos de la segunda, y asi 
sucesivamente hasta la terminación de toda la linca. 

Tercera. La sociedad queda obligada á torminar los trabajos do 
todo el camino en el plazo improrogable de seis anos, contados des- 
de la fecha de su constitución para la primera sección , debiendo 
dar terminada esta á los dos años , la segunda á los cuatro , y á los 
stts las dos restantes. 

Cuarta. Los planos y presupuestos de la primera sección h»T 
hrán da prosei^rse en el plazo de seis meses ^ contados desde la 
fecha de esta Real orden y ios de las secciones siguientos con igutd 



48t mcii cuATiuiifru 

P^tíckIo dé áottcfpocíon á la épocA marcada para dar fMÍooipio á 
•ui obrai ^cupecli vamente , deoíMdo oonaignar antes como fiaran*-* 
tia de la conaIruecioD dé cada sección un áepómío de 2.500,000 
realoff. 

Quinta. Se autoriza ¿ la sociedad para qóé cuando se batte cons- 
tituida lleve á efecto la referida contrata de constniceion de la U«« 
4ca t y la adcjuisicion de la parte de Moneada á Tarrasa pertene^ 
eionte á la casa de los Si'cs. Girona hermanos , Clavé y oompama^ 
en ol Iti puesto de que el Gobierno solo abonará por Jos capiteles 
invertidos el interés del 6 por 100, ínterin. dure la construccÍM; 
con arreglo á los informes que emitan los inspectores facultativo y 
ecohóiiiico , bajo su responsabilidad , y previas las averiguaciones 

3ttO oittimen conducentes acerca de las relaciones semestrales qtie 
el)e presentar lo empresa, acompañadas de tasaciones periciales y 
fehacientes do la^ ol)ros ejecutadas en cada semestre. Respecto de 
las obras hechas hasta el dlia en la parle de Moneada á Tarraisa por 
los conresionarios , deberán abonarse los intereses por lo que res^ 
te (lo la tasación que haga el inspector facultativo. 

SCiVia. Si la compafila concesionaria faltase al cumplimiento de 
las precedentes disposiciones « ó careciera de los medios necesarios 
pora la construcción do alguna do las secciones, se declarbrá cada** 
cada la vonCi^sion do los que no so hallen construidas, perdiendo 
todo deivcho A las mismas , sin poder reclamar ningún género de 
indemnisacion por los gastos hechos en los estudios, levaniauíieDto 
do hlanos, obras &o. 

Áhimm^ l)t> hüs antorioiH>s disposiciones se dará cuenta á las 
Coitos, 

De Real orden lo comunico á V. L para su inteligencia y efectos 
consiguionlos. Dios guardo á \\ I muclios años. Madrid S2 de Se« 
lHí»mbi>o de 1 853.«-Estéban CoiÍantes.«»Sr. Director general de 
Obres pi^l4icas, 

€76. 

FOMENTO. 



IkvKv. Sr : \ í>lo el R«*i decn^o de T de A$«fto , 

Kic4 Me $1^ eiMifinMKMi l»;^ c ft ii c v. 5< i a ae s iV^ cmmms' <fe bnio 
le «te$ ¡Mfwct y riww^ noíndbAKv — ^^^ -* * ' 

iii llMk« tim^M«» i «rdtesM$ ^ ai 



Olí 4 853. 13á 

Vi6ta una exposición de D. Rafael Sánchez Mendoza modificando 
abonas dé las condiciones de su contrata ; 

S. M. la Reina ^Q. D. G], oido el Consejo Real, se ha dignado 
dictar las disposiciones siguientes : 

4/ Se dedara subsistente la contrata de construcción del ferro* 
carril de Sevilla á Cádiz ^ otorgada á D. Rafael Sánchez Mendoza por 
Real decreto de 28 de Agosto de 485'á; debiendo anunciarse con la 
anticipación necesaria la subasta que ha do tener efecto á los sei6 
meses de principiadas las obras ^ asi como la tasación de las que se 
hayan hecho en dichos seis meses v el importo del 6 por 400 de in- 
terés anual del capital invertido, y el del 40 por 400 do adminis* 
tracion para inteligencia de los licitadores ; nombrándose un inspoc* 
tor económico que lleve cuenta de los gastos hechos hasta el día de 
la subasta, para que puedan servir de base á la licitación. 

S.* Se suprime el derecho de tanteo que concedia á Sánchez 
Mendoza el referido Real decreto de 28 de Agosto de 1852. 

3.* Las subvenciones ofrecidas por los Ayuntamientos y Diputa- 
ción provincial de Cádiz para este camino, ya consistan en los pror 
ductosde las enajenaciones de Propios, ó bien en otros impuestos, 
se harán efectivas por los medios y trámites que indica la Real or- 
den de 43 de Agosto último en lo relativo á los subsidios ofrecidos 
por los Ayuntamientos v Diputación provincial de Ciudad-Real. 

4.* El contratista volverá á consignar en la Caja general de De- 
pósitos la cantidad de 2.856,000 rs. que retiró en virtud de Real 
orden de 4 6 de Abril último. 

5/ El Gobierno dará cuenta á las Cortes de esta resolución. 
De Real orden lo comunico á Y. 1. para los efectos correspon* 
dientes. Dios guarde á Y. L muchos años. Madrid 22 de Setiembre 
de48S3.«»Esteban Collantes.e» Sr. Director general de Obras pú-* 
blicas. 

677. 

PRESIDENCIA DEL CONSEJQ DE MINISTROS. 

I» 

[23 Seiiembrc] Real decreto , restableciendo las Pagadurías militares | j 
acordando al efecto varías disposiciones. 

Señora : Cuando por el Real decreto de 4 O de Mayo de 4 854 
Y. M. , á propuesta de su rx)nsejo de Ministros, se dignó sancionar el 
principio de unidad administrativa en los ingresos é inversión de 
los fondos del Estado , y como aplicación práctica y mas urgente de 
ü la.reumon en un sqÍo centro de Ja$ operaciones de rectauoacion y 



481 mcKR raATBninmi 

4i9iríbu(Hon , se reputó como una ooaseeuencía lógicst y fono^ de 
aquel pensamiento el darle por entonces una tetenaion abádala eo 
la supresión de laa. Pagadurías especiales de. todos los Afinistérios, 
como que de relajar la regla en los momentos de accf>tarla , ouaies-» 
quiera que fuesen las circuBstancías de ia excepoion , se hubiera co- 
menzado el ensayo debilitándolo, y no habria sido posible plan tearto 
en todas sus vastas y complicadas relaciones. Asi es qiie , aunque 
préviam^tnte á la adopción de aquel acuerdo, tuvieron lugar algunos 
debates , con asistencia de los representantes legítimos del Minisle— 
rio de la Guerra , para apreciar las ventajas 6 inconvenientes de ¡m 
innovación ; y aunque la opinión de aquellos durante las discusiones 
fué una firme negativa, si no respecto á la bondad del principio en 
general , muy decidida en lo relativo al expresado ramo militar , y 
señaladamente el Consejo de Ministros no asintió en su mayoría á la 
Qiodíficacion del pensamiento por la razón antes apuntada , y por la 
muy obvia de que el aplazamiento mismo podría facilitar en su dia 
el conocimiento intimo de la materia y de las medidas definitivas 
que debian conciliar todos los intereses. 

Este caso ha llegado felizmente, Señora. La centralización de los 
ingresos como de los gastos del Estado que pone al alcance de vues- 
tro Ministro de Hacienda , su primero y mas legitimo administrador, 
el conocimiento exacto y oportuno de los recursos y de las necesida- 
des ; á la vez quo del sucesivo y ordenado cumplimiento de estas, 
es una de aqueUas teorías económica^ que ha respondido en la práe^ 
tica, Y que responderá siempre satisfactoriamente, garantizando el 
cumplimiento de las obligaciones del Tesoro y las condiciones y exi- 
gencias de su (rédito. Pero como de esta misma centralización puede 
conservarse la parte mas esencial de su objeto, que es la reunión en 
el fondo cemun.del Tesoro de todos los ingresos, y oí conocimibnto 
en los centros generales de contabilidad de cuantos comprende el 
presupuesto general del Estado , sin «¡aerificar las condiciones de vida 
de una especialidad tan importante como lo es el Ejército , en todos 
los servicios qye aseguran su perfecta asistencia , es ya UAa verdad 
reconocida que eí restablecimiento de las^ Pagadurías taíHtares de 
distrito , sin atacar en su base ni producir la menor incompatibilidad 
son la medid» capital de ia centralización , se presenta como una ne< 
cesidad encarnada en la índole y prácticas deTa Administración mi- 
litar, necesidad imperiosa, y cuyo vacio debilita la acción decisiva y 
ifápida de este instituto , embaraza y dificulta en los tiempos norma- 
les todas sus combinaciones de ahorro y Inejoras en el interesante 
SM*vicio del material de Guerra , y llegaría á comprometer el del Bs<^ 
tado en casos y circunstancias extraordinariaís. 
'El Gobierno de ?. M: , que distinto eomo puede berlo en las per- 



. W 4853. . «3$ 

de vuestros Gonsejei'os , es uno y permanente en la entidad y 
en el propósito de servir fiel é imparcialmente los intereses del Esta^ 
do, ha examinado con madurez y pesado en la balanza de su criterio, 
todas las consideraciones que esclarecen este delicado asunto , y ha 
creido encontrar por fin una solución satisfactoria dando su sufragio 
al pensamiento capital de la centralización , producto del celo ilustra- 
do de los Ministros que á V. M. lo aconsejaron , y mas aun de la sa- 
biduría y alta previsión de V. M. al aceptarlo, sin renunciar á la ur- 
gente modificación parcial reclamada por el Ministro de la Guerra 
como una necesidad imperiosamente exigida por la especialidad del 
ramo. 

Por la forma dada á los pagos militares en el Real decreto antes 
citado de 10 de Mayo de 1851 , puesto el crédito del presupuesto de 
Guerra á disposición del Ministro de este ramo, y subdividido en do- 
zavas partes por el pedido mensual de la Intendencia , hoy Dirección 
general del Cuerpo , los tesoreros de provincia no son en la esencia 
otra cosa que unos depositarios ó banqueros del fondo militar, cuyo 
importe han de satisfacer y satisfacen con una obediencia pasiva sin 
derecho á examen ni retardo , á la orden de los respectivos ordena- 
dores de pagos. Ni un solo giro de estos pueden eludir ó rechazar, 
!f en esto lian sustituido y representan de lleno á los pagadores mi- 
itares, dependientes personalmente del instituto administrativo de 
Guerra. No está, pues, la bondad del sistema en una intervención ó 
calificación y clasificación previa de los pagos, que en manera algu- 
na seria compatible con la naturaleza del servicio militar: lo está 
tan solo en la reunión del conocimiento ordenado y periódico de 
aquellos en el mismo centro local en que se causan y por notorie- 
dad se juzgan: está en la cuenta, Señora, que breve y sucesiva-* 
mente se va formando en las oficinas civiles , por cuyo vehículo y 
por reglas y trámites bien calculados llega al Ministerio de Hacienda, 
jefe natura! de la recaudación , y regulador forzoso de la distribu- 
ción. La cuenta, pues, mensual y constante que antes no tenia y 
ahora tiene y debe conservar la Administración civil, es el resorte 
poderoso y mas eficaz de la centralización respecto de un raiho como 
el de Guerra , cuya índole activa no permite otra traba en su exis- 
tencia y movimiento. 

Estas razones , Señora, y la consideración muy importante de 
que con el restablecimiento de las Pagadurías militares no se gra- 
vará en nada el presupuesto , toda vez que en la nueva organiza- 
ción del Cuerpo administrativo del Ejército se atiende á este servicio 
sin aumento de personal , y hasta con economía de lo que hoy se 
gasta , impulsan al Presidente del Consejo de Ministros quQ suscribo, 
ae acuerdo también con el parecer del mismo Consejo, á tener el 



436 TEICER CUátUHBSTAB 

honor de someter á la soberana resolución de V. M. el siguiente 
proyecto de decreto. 

Madrid 23 de Setiembre de 4 853.=^ Señora. = A L. R. P. de 
V. M.^^ÉI Conde de San Luis. 

REAL DECRETO. 

En consideración á las razones que me ha expuesto el Presidente 
del Consejo de Ministros , de acuerdo con el mismo Consejo » vengo 
en decretar lo siguiente : 

Artículo 1 .• Las obligaciones comprendidas en el presupuesto 
de la Guerra se satisfarán desde 1 .* de Octubre próximo por Paga- 
durías especiales dependientes directamente de la Administración 
militar, que se establecerán en las capitales de los distritos milita- 
res. La Pagaduría del distrito de Castilla la Nueva satisfará las obli- 
S aciones particulares del mismo y las de la Administración central 
el departamento de la Guerra. 

Art. i.^ Las cajas del Tesoro facilitarán á las Pagadurías las can- 
tidades que en cada provincia sean necesarias para el pago de las 
obligaciones militares ; y al efecto la Dirección general del Tesoro 
abrirá los correspondientes créditos en las respectivas localidades, 
según los que en las distribuciones mensuales de fondos y con dis- 
tinción de capítulos hubiere autorizado el Consejo de Ministros. 

Art. 3.* Las cantidades que resulten sobrantes en las Pagadu- 
rías militares, después de cubiertas todas las atenciones del presu- 
puesto á cuya cuenta fueron entregadas por el Tesoro, serán de^ 
vueltas al mismo al concluir y cerrarse el ejercicio del presupuesto 
de que procedan. 

Art. 4.^ Los productos de las rentas y ramos cuya administración 
corre á cargo de agentes dependientes del Ministerio de la Guerra, 
y los reintegros por pagos referentes á presupuestos cerrados, in- 
gresarán directamente en las cajas del Tesoro en la forma que ac^ 
lualmente se verifica. 

Art. 6.* Los pagadores militares rendirán mcnsualmente sus cuen- 
tas al Tribunal de las del Reino, por conducto de las oBcinas generales 
de la Administración militar, y remitirán copias á la Dirección ge- 
neral de Contabilidad de la Hacienda pública para la redacción de 
la cuenta general del Estado. La Intervención general militar pasará 
á la misma Dirección copias de las redacciones generales, mensuales 
y anuales que hiciere de las cuentas de los pagadores , y con cjue 
acompañe estas al Tribunal de las del Reino. 

Art. 6.* Quedan derogadas las disposiciones del Real decreto 
de 10 de Mayo de 4851 en cuanto se opusieren al presente, para 



db4853. 437 

eaya ejecución expedirán los Ministerios de Hacienda y de la Guer- 
ra las instrucciones correspondientes. 

Dado en Palacio á 83 de Setiembre de 4 853.=» Esté rubricado 
de la Real mano.asEi Presidente del Consejo de Ministros, Luis José 
Sartorígs. 

678. 

GUERRA. 

■ 

[SS Seiiemire.] Real decreto, mandando que el sueldo liquido de las clases 
militares sea el marcado en las plantillas que se acompañan^ y aumea* 
lando el haber de los cabos y soldados. 

Excmo. Sr. : La Reina (Q. D. G.) se ha servido expedir e! Real 
decreto siguiente : 

«Tomando en consideración lo expuesto por el Ministro de la 
Guerra, de conformidad con el parecer del Consejo de Ministros, ven- 
go en decretar lo siguiente: 

Articulo 4 J* El sueldo general liquido de todas las Armas é insti- 
tutos armados del Ejército, será el que disfruta la Infantería, marca- 
do en la plantilla núm. 1.* 

Art. 2.*^ Todos los Jefes y oficiales míe ocupan destinos declara- 
dos montados por Reglamento , percibirán Ínterin los desempeñen el 
sueldo de Caballeria , excepto la Guardia civil quG continuará con el 
señalado á cada clase en su Reglamento orgánico , atendiéndose to- 
das las Armas é institutos á las plantillas respectivas á cada uno, 
señaladas con los números 2.* hasta el 7.^ inclusivo. 

Art. 3.* Los Jefes y oficiales empleados en las Direcciones e 
Inspecciones generales , colegios , Comandancias de armas y canto- 
nes, ven todas las demás comisiones activas del servicio, excep- 
tuando los Ayudantes de Campo de los Generales, cuyo número está 
fijado en mi neal decreto de 4 ^ de Marzo de 4 848, percibirán el total 
ó parte de sus sueldos , según los Reglamentos y ordenes vigentes,, 
al respecto del de Infantería, de que trata el articulo 1/ 

Art. 4.* Se aumenta el haber do cabos y soldados de Infantería, 
Caballería, Artillería é Ingenieros, 8 mrs. diarios líquidos; y con 
el fin de simplificar la documentación y contabilidad , se, suprimen 
las fracciones de la mi^ma especie que resultan en el haber men*- 
sualde todas las clases, conforme á las plantillas de que hace mérito 
el art. 2.* 

Art. 5.* Estas disposiciones regirán desde 1 .* de Octubre próxi- 



488 TBftcst coAniiBsni 

mo, dando el Gobierno cuenta de ellas á las Cortes en la prós^kna lor 

gíslatura. 

Dado en Palacio á 23 de Setiembre de 4853.t<->Est4 rubricado 
de la Real mano.n^El Ministra de la Guerra, Ansdou) Blaser^) 

De Real orden lo traslado á Y. E. para su inteligencia y efectos 
consiguientes , en el concepto de que desde 1 .' de Octubre próximo 
se sujetarán los Cuerpos de todas Armas é institutos y los Jefes y 
oficiales en comisión activa del servicio , en la reclamación de sus 
haberes , á los que se les marcan en las adjuntas plantillas con arre- 
glo á las bases que contiene el preinserto Real decreto. Dios guarde 
á Y. E. muchos años. Madrid 24 de Setiembre de 1 853.=3BBlaser. 



PLANTILLA NUMERO I* 



Sueldos hquidos de Jefes y oñdales de InfarUeria , CaboUeria , Artille^ 
ría y Ingeniei'os t Cuerpo ae Estado mayor ¿ insHtuios enlodas si^ 
iuaciones , excepto cuando desempeñan destinos en jilas , deparados 
montados por Reglamento. 

AL MES. AL ARo. 

Coronel 1,800 21,600 

Teniente Coronel 1>350 16,200 

primer Comandante 1 ,080 1 2,960 

Segundo idem 990 11,880 

Capitán 810 9,780 

ídem mas antiguo 900 10,800 

Teniente 517, 6,204 

Subteniente y alférez 423 5,076 

Jefes y oficiales montados de iodas Armas é institutos. 

Coronel 2,070 24,840 

Teniente Coronel 1,620 49,440 

Primer Comandante 1,440 47,280 

Segundo idem 4,260 48,120 

Primer ayudante 658 7,896 

Capitán 990 11,880 

Teniente 564 6,768 

Subteniente, alférez y segundo ayudante 470 6,640 

Los guardias déla Reina, Guardia civil, Estados mayores de 

Slaza é institutos politico-militares , continuarán percibiendo los suel- 
os señalados por sus respectivos Reglamentos orgánicos. 



níSSa. 48ii 



aXNTlULA NUME&O 9/ 



RSGHilBRTa» T BATALL<NrÉS SUELTOS. 

Sueldos liquidos de Jafet , oficiales y tropa. 

AL MES. alaSo. 



«PaaM 



Coponel • 2.070 24,840 

Teoieote Coronel y primer Jefe de Cazadores . 1 ,620 4 9,440 

Primer Comandante 1,440 17,280 

Segundo id.,.. 1,260 15,120 

Capitán 810 9,720 

Áyudariie mas antiguo de regimientos y ba- 

tallonefi de Cazadores 611 7,335 

Los demás ayudantes. . . « 564 6,768 

Teniente , 517 6,204 

Subteniente y abanderado 423 5,076 

Sari^to primero y tambor mayor • 141 1 ,692 

ld«n segundo : 116 1,392 

Cabos primeros de preferencia de tambores y 

cornetas, y corbetas de estas compañías.. • 87 4,044 

Cabos primeros de fusileros y cornetas 82 984 

ídem segundos de preferencia 77 924 

ídem segundos de fusileros y tambores 72 864 

Soldados de preferencia y educandos de cor- 
neta. 6t 768 

ídem de fusileros y músicos educandos de 

tambor ¿i 60 720 

Arnaero 340 4,080 

Estos sueldos no alteran los derechos pasivos. 
El babér de los tambores dd regimiento de Granaderos es igual 
al de loftoaboB segandos de fusileros. 



PLANTILLA NUMERO 3.^ 



Plántula de sueldos y haberes líquidos para regimientos., escuadro* 
nes sueltos , esate/a general y colegio de Cadetes, 

AL MES. AL AÑO. 



Coronel. . ; 2,070 24,810 

Tenienle Coronel 1,620 < 9^440 

CooiandantQ 1,440 * 17,280 

Capitán 990 11,880 

Primer ayudante 658 7,896 

Teniente 564 6,768 

Alférez. 470 5,640 

Medico^cirujano primer ayudante 846 10,158 

Mariscal mayor 565 6,780 

ídem seguntlo 376 4,512 

Picador 470 5,640 

Sillero 198 2,376 

Armero 340 4,080 

Sargento primero brigada 200 2,400 

Trompeta maestro 226 2,712 

Cabo de trompetas 142 1,704 

Sargento primero 170 2,040 

ídem segundo 142 1,704 

Cabos furrieles 97 1,164 

Cabos y trompetas 88 J,066 

Soldados de primera clase 77 924 

Soldados 65 780 

Maestro de esgrima de la escuela general .... 500 6,000 

ídem de música id. id 600 7,200 

Nota. Los sueldos Gonsignados en esta plantilla para los Jefes y 
oGciales montados, en nada alteran los derechos pasivos areegladds 
á la ley de retiros vigente. 



w 4863. 444 



PLANTILLA NUMERO 4/ 



iLS^^21]g^S3£l2a« 



» Jefes ^ oficiales destü 
brigadas fijas y demás 



SUELDOS líquidos. 

AL MES. AU AÑO. 



■^i^ 



Subinspectores Mariscales de Campo 4,500 54,000 

Jefes de escuela , Brigadieres 2,700 32,400 

Coroneles 2,250 27^000 

Teniente Coronel. . . • : 1,350 16,200 

Primer Comandante 1 ,080 1 2,960 

Capitán 810 9,720 

Teniente 535 6,420 

Regimientos, 

Coronel : . : 2,230 27,000 

Teniente Coronel 1 ,620 1 9,440 

Primer Comandante 1,440 17,280 

Segando ídem , 1,260 15,120 

Capitán i 810 9,720 

Teniente 535 6,420 

Ayudante 658 7,896 

Tropa, 

Sargento brigada . . 188 2,256 

Taim)or mayor y sargento primero 141 1 ,692 

Sargento segundo — 116 4,392 

Cabos primeros, cabos de tambores y cor- 
netas 87 1,044 

Cabos segundos y tambores *,. 72 864 

Artilleros primeros 67 804 

ídem segundos y músicos 64 768 

Armero 340 4,080 



US mcn CüATunnru 

SUELD OS líqu idos. 

AL MES. AL aRO. 

Brigadas montadas y de montaña. 

Teniente Coronel primer Jefe.. . ....... 4 ,620 49,440 

Primer Comandante 4 ,530 48,360 

Capitán 4,080 ñifiWy > 

Ayudante * 76Si «,«24 

Teniente 6(1 7,332 

Tropa, 

Picador 470 6,640 

Mariscal 376 4,542 

Sillero y bastero 4 98 2,376 

Sargento de brigada 235 2,820 

Cabo de trompetas 4 56 1^872. 

Sargento primero 488 2,266 

ídem segundo 4 69 2,028 

Cabos primeros y trompetas 101 4,212 

ídem segundos 82 984 

Artilleros primeros y herradores 73 876 

ídem segundos • 67 804 

Obreros, 409 4,308 

Brigadas fijas. 

Los sueldos marcados á los regimientos, con el 'anmento tid 
subteniente, que disfrutará 5,392 líquidos al año«»al mes 444. E) 
sueldo de los Jefes es el de. Infantería , sin aumento de gratificación 
de plaza montada. 

Compañía de Obreros. 

Maestro mayor de montajes 517 6,204 

ídem de armeros 423 5,076 

Sargentos primeros 1 41 1,692 

Cabos primeros 1 03 1 ,236 

Aprendices 28 836 

Obreros ' 94 4,428 ■ 

Brigada de Canarias y Plana mayor. 

Coronel ; 2,700 32^400. 

Capitán 946 . li.WO ; 



tii 48S3. 443 

SUELDOS UQ13ID0S. 

AL MES. AL Airo. 

Jefes j oficiales y trapa de la brigada. 

Teniente Coronel 4,575 48,000 

Ayudante mayor y capitán 945 14,340 

Teniente 625 7,600 

Subteniente 516 6,180 

Sai^nto primero 464 4 ,968 

ídem segundo 436 4,632 

Cabos prímeroá y cornetas 400 4,200 

ídem segundos y tambores 84 4,008 

Aprendices de tambores 77 924 

Artilleros 77 924 

Sargentos de obreros 464 4,968 

Cabo de ídem 424 4,452 

Obreros 416 4 ,392 

Aprendices 33 396 

Maestro mayor 604 7,248 

ídem armeros. 461 5,532 



PLANTILLA NUMERO 5.* 

DE SUELDOS LÍQUIDOS. 



Píam mayor , colegio , Dirección y demás comisiones que no están 

dedaradas montadas. 

Directores Mariscales de Campo 4,600 54,000 

ídem Brigadieres; 3,000 36,000 

ídem Coroneles S,2oO 27,000 

Coronel 2,250 27,000 

Teoieate Coronel. 4,350 16,200 

Comandante í,080 12,960 

Capitán 840 9,720 

Teniente » 838 6,420 



444 TERCIR CÜATRIHISTM 

SUELDOS líquidos. 



AL ME8. AL ANO. 



PLANTILLA NUMERO 6.* 



Canarias, 

Coronel pireclor 2,625 34,500 

Comandante 4,260 45,480 

Teniente • . ^ 624 7,488 

• • . . . . 

. fíegiinicnto. 

Coronel, 2,250 27,000 

Teniente Coronel 4^20 19,440 

Comándame 1,440 17,280 

Capitán i 810 9,720 

Ayudante. 592 7,104 

Teniente 635 6,420 

Sargento de brigada 188 2,256 

Tambor mayor, sargento primero y conserje 

de esta clase 141 1 ,692 

Sargento segundo y conserje de esta clase ... 116 1 ,392 
Cabo primero de tambores, de gastadores, 

cornetas y obreros 87 1 ,044 

Cabos segundos y tambores .72 864 

Zapadores primeros y gastadores 67 804 

ídem segundos '. 64 768 



PLANA MAYOR GEItERAL. 



Comandante general , el correspondiente á su 

empleo • • » . . » 

Secretario id. id. del Ejército , » » 

Auxiliar id. id « » . d 

Músico mayor 420 5,040 

Músicos 300 3,600 



üi 4863. US 

5DELD0S UQDIDOS. 



AL HBS. AL ANO. 



> Brigada de Infantería. 

Mayor general ..../. .-. .. 4,500 54,000 

Primer ayudante \:.::: ;. . . .. 1,350 16,200 

Segundoidem ;. . ;;.;;.;.'. ::::::. 1,470 44,040 

CapeHan ./. /../... • 500 6,000 

Facultativo, el correspondiente á sa empleo.. » » 

Maestro armero •. . . . 499 . 2,37Q 

« • 

Jefes y oficiales dé compañías. 

Capitán 1,800 21,600 

Tenientes 1,350 - 16,200 

Primeros alféreces.. 1,170 14,040 

Segundos idem 1,080 19,960 

Fuerza. 

Brigadieres 810 9,720 

Sub-brígadieres primeros 517 6,204 

Sab-brígadierés segundos . . ............ 423 5,076 

Guardias y tambores. ' 282 3,384 

Criados .......,...;;...,........ 197 2,364 

Brigada de CabaUeria. . . 

Mayor general 4,500 54,000 

Primer ayudante '. 4,620 19,440 

Segundos idem 4,440 17,280 

Candían 500 6,000 

Medico, el señalado á su empleo x> » 

Mariscal may;or 564 6,768 

Segundo mariscal 376 4,612 

Picador 470 5,640 

Armero y sillero 198 2,376 

Forjadores 122 1,464 

Herradores 70 840 

Trompeta , . 310 3,720 

Tmou. 10 



« 



446 TSBCn GViTUmSTES 

SUELDOS UQUIDO& 

AL ns. Al. AffO. 



PLANTILLA NUMERO 7/ 



/(^^ , ofiddes y fu$r9a. 

Capitaiv 2,070 24,840 

Teniente 4,620 49,440 

Alférez 4,440 47,280 

Brigadier 990 44,880 

Sub-brigadier primero. 564 6,768 

ídem segundo, 470 . B,640 

Guardias y músicos trompetas 340 3,720 

Criados 497 2,364 



Primer Comandante 4,440 47,280 

Segundo idem.*. 4,260 45,420 

Capitán 946 41,340 

Ayudante mayor. 658 7,896 

ídem segundo 603 7,236 

Subteniente 493 5,916 

Cadetes 62 744 

Armero 99 4,488 

Tambor mayor, sargento de brigada y sar- . 

gento primero V 432 4,584 

Sargento segundo. 423 4,47€ 

Cabos primeros 88 4,056 

ídem segundos 83 996 

Cometas 94 4,428 

Tambores. 77 924 

Soldados 62 744 



4803. 447 



679. 

HAGDBNDA. 



[18 Seiiemire.] Retí decreto, dictando dupoiiciopci aearct de la exención 
del pago de derecboe de AdtttBai| (tteflOi^ fam j |KirlasgM| ^Driespon- 
diente á k» efeetoi qne [le destinen á la cónstrncdon j explotación de 



Sefiora: La oonBtitQoioo geológica de nuealro pait, la careocia 
de moohaa iadostriai y la eaeasesi de eapiudee baoea en él. mas 
dífiDíl y ooetoaa qoe em mngima otra parte la oonatrucoioa de loa 
eaminoa de hierro ; y para obviar tautoe inoonvenieates y promover 
eeta dase de obras « de cuya ejeouoioii pende el porvenir de Bspafia^ 
d Gobierno de V. V. adoptó ^UiareDtes medios que etcüaran y pn>* 
tagieran el interés de las empresas ^ e&tre ellos el de permitirles la 
entrada de los efectos del material prooedentes del extranjero ^ sía 
previo pago de los derechos de Arancel y da otros impuestos de 
menor importanoia, á reserva no obstante de lo que las Cortes aoor^ 
daren en su dia* 

Pero otorgada esta fran^icia en términos generales y aun vagos, 
sa interpretación ha sido quizá. latamente favorable á unas empresas^ 
y restrictiva para otras hasta el punto der reducir aquella gracia á. 
menos de lo estrictamente necesario. Indica la justicia que empresas 
que se dirigen á un mismo objeto disfruten iguales condiciones en 
Cuanto lo permitan los Reales decretos y las cédulas de concesión; 
y puesto que todas merecen la protección del Estado, conviene dic- 
tar una regla general que con claridad y precisión consigne en 
esta parte , y para todos ios casos , el sentido de la franquicia men^ 
cionada. 

Verificase además la introducción del material destinado á los 
ferro-carriles sesun las formalidades detorminadas eñ lá ^eal orden 
de 24 de Junio de 4 85S ; y si bien ponen á cubierto de abusos lo^ 
intorses del Tesoro , son demasiado dilatorias , y ocasionan diftcül*^ 
tades que deben evitarse , adoptando prácticas expeditas , aunque 
no menos eficaces para la seguridad del Fisco. Las modificaciones 
que én este'píunto es necesario acordar, deben tener por objeto ga-^ 
rantir én toda eventualidad los derechos de la Hacienda pública, 
conocer siempre exacta y detalladamente para los fines \ilteriores 
los efectos que las empresas adquieran del extranjero, y evitar á 
estas dilaciones perjudiciales y costosas. 

En conseenencia de lo expuesto, oído préviamento el Ministerio 



HS TfRCBA CüATUMBSTRB 

de Fomento, y con acuerdo del Consejo de Ministros, tengo la honra 
de someter á la alta aprobación de V. M. el adjunto proyecto de 
decreto 

Madrid 23 de Setiembre^ de 4 893. «Señora.»» A L. R. P. da 
Y. M.«" Jacinto Félix Domenech. 



•V' 



' RBAL DECaBTO. . ' ' 

G)nformándome con lo que me ha propuesto mi Ministro de Ha- 
cienda, oido el de Fomento, y de acuerdo con el parecer de mí Ckm- 
sejo de Ministros, vengo en decretar lo siguiente : ' •' 

' Articulo 4 .* La exención del pago dé derechos señalados en el 
Ailancel de Aduanas, y de los de puertos , faros , portazgos ^ nontaz-* 
gos y barcajes, que deben disfrutar conforme á tos. Reales oecreCos 
y ordenes de concesión las empresas concesionarias pam la éons^ 
tracción y ex [dotación de ferro-carríies, se aplicará á los materiales 
de todas clases , primeras materias , efectos elaborados , instrumen- 
tos, útiles, máquinas, carruajes, madras, y todo lo que constituya 
el material fijo ó movible que haya de importarse del extranjero y 
sea absolutamente indispensable y se aplique exclusivamente á la 
construcción y explotación de los caminos de hierro. 

Art. 2.* Para que pueda tener lugar la exención dispuesta en el 
articulo anterior , las empresas concesionarias ó contratistas presta- 
rán á los administradores de Aduanas por donde hayan de hacer las 
introducciones, la correspondiente obligacion^de estar á lo que las 
Cortes resuelvan definitivamente , quedando como garantía especial 
los efectos introducidos y los caminos en construcción. 

Art. 3.* Las empresas concesionarias, ó en su caso los contra- 
tistas de caminos de hierro, al remitir los planos definitivos de las 
respectivas lineas , con sujeción á la Real orden de 34 de DicieiidMre 
de 4844 y pliego general de condiciones que le acompaña, formarán 
una relación clasificada y detallada de todos los efectos que para la 
construcción de los cammos tengan necesidad de importar ael ex-* 
tranjero,*en vista del sistema de construcción y explotación que hu« 
biesen adoptado. 

Las empresas de ferro-carriles que están actualmente en cosa- 
tmccion y explotación fprmarán dos relaciones , una general com^ 
prensiva de todos los efectos que hayan introducido para la cons- 
trucción y explotación de los caminos, y otra de los que necesiten 
importar en lo sucesivo con el mismo objeto. 

Art. 4.* Estas relaciones, firmadas por los'ingenieros de las enn 
presas y por los directores gerentes de las sociedades ó compañías, 
se renutirán á los ingenieros inspectores, quienes con vista de loa 



W 4863. 14§ 

provéelos detallados délas secciones ó de los caminos, las autori- 
zarán oon sa y.^ B."" si las hallasen exactas, y las remitirán al Mi-* 
DÍsterio de Fomento, exponiendo en pliego aparte, cuando no las 
hallasen conformes, cuáles son los efectos cuya admisión no debe 
permitirse , y las razones de su negativa. Aprobadas las reía* 
ciones por el expresado Ministerio , se dará conocimiento á las em* 
presas de los términos de la resolución. Las relaciones de los caminos 
en construcción y explotación serán visadas igualmente por los in~ 
genieros-inspectores , quienes las dirigiran al mencionado Ministerio 
para su examen y aprobación. 

Art. 5.* Después de aprobados los proyectos por el Ministerio 
de Fomento 9 se remitirán al de Hacienda las relaciones detalladas, 
visadas por los ingenieros-^inspectores, con las correcciones que 
juzgue oportuno introducir, ya por reformas hechas en ellas, ó ya 
por alguna modificación veribcada al aprobar el proyecto definitivo. 

Art. 6.* Las respectivas empresas remitirán á la Dirección ge-: 
neral de Aduanas una nota expresiva de los efectos que, compren-- 
didos en la relación general , hayan de importar en cada caso, con 
el pormenor de ellos , y designación del puerto ó punto por donde 
baya de verificarse la mtroduccion. 

Art. 7.® El Ministerio de Hacienda, en vista de las relaciones 
aprobadas por el de Fomento /dará las órdenes oportunas á la Di— 
reccíon seneral de Aduanas , á fin de que con presencia de los avisos 
anticipados de las empresas se comuniquen á las respectivas Adua- 
nas las prevenciones oportunas para que , á medida que vayan lle- 
gado los buques conductores, se despachen los efectos cuya admi- 
sión esté aprobada sin previo pago de derechos. 

Art. 8.* Cuando una empresa reciba las notas en que conste la 
nomenclatura, peso y valor de los efectos y el buque que los con-* 
duce , las pasara al ingeniero-inspector , y este , después de exami- 
narlas y confrontarlas con la relación general aprobada , las remitirá 
al Ministerio de Fomento , por el cual se pasará al de Hacienda en 
fin de Junio y Diciembre de cada año un resumen de estas notas, 
para que pueda confrontarse con la relación general. 

Art. 9.* Los administradores de Aduanas procederán al despa- 
cho, sin previo pago de derechos, de los efectos contenidos en las 
notas consulares que reciban conformes con las declaraciones que 
deben prescnlar las empresas, siempre que dichos efectos sean do 
los comprendidos en la nota que les haya remitido la Dirección ge* 
neral de Aduanas. 

Art. 40. Verificado el despacho con todas las formalidades de 
instrucción , los administradores de Aduanas remitirán á la Dirección 
^neral del ramo, en los términos que boy lo verifican, una reía-- 



4(0 tnai arATUBsiti 

dpn de los referidos despaebos , expresando además los efectos que 
por no estar incluidos en la nota general del camino han adeudado 
y satisfecho los derechos correspondientes. 

Art, 41. A la llegada de los efectos , las empresas darán aviso á 
los ingenieros encargados del reconodmiento del material , qoieoes, 
con presencia de las relaciones generales , harán después del éesr^ 
pacho en las Aduanas un prolijo examen de los expresados efectos^ 
sujetando algunas de las piezas á las pruebas que crean oonvenien* 
tes, según el servicio que hayan de prestar. 

Art. 42. Todas las piezas, aparatos ó máquinas que no se de«^ 
claren de recibo , después del exájanen y pruebas que se hayan prac- 
ticado sobre ellas, quÑedarán sujetas al pago de derechos de Arancel 
si no se exportaren en el término de tres meses. Por el Ministerio 
de Fomento se dirigirá al de Hacienda mensuahnente nna relacioii 
de los efectos que se hallen en este caso, para que los administra-* 
dores de las Aduanas respectivas exijan el cumplimiento de esta 
disposición. 

Art. 4 3. Si variaciones introducidas en el curso de la ccmstnio- 
cion, ó nuevos descubrimientos que importare utilizar, aconsejaren 
la modificación de las relaciones aproi)adas, las empresas podrán 
proponerlo asi al Gobierno ; pero bajo ningún pretexto serán admi-* 
tidos por las Aduanas los objetos comprendidos en estas variaciones 
sin que sobre ellos haya recaido la aprobación del Gobierno, oue 
deberá obtenerse por los mismos trámites que los señalados para las 
relaciones generales. 

Art. 44. Las empresas en explotación remitirán , dentro del tér* 
mino de los auince primeros días de cada semestre , una relación 
análoga á la ael art. 3.^ de todos los efectos que durante este pe-^ 
riodo deban recibir , tanto para la explotación de los caminos como 
de lo» que tengan por objeto mejorarla, á fin de qué pasada por los 
ingenieros-inspectores al Ministerio de Fomento y por este al de 
Hacienda» puedan darse las órdenes convenientes á las Aduanas 
para que los admitan bajo las formalidades prescritas en los articu** 
los 8.* Y 9." 

Art. 4 5. Los ingenieros^inspectores abrirán un registro claro y 
eircunstanciado, con arreglo al cual remitirán á la Dirección de Obras 
públicas un estado en que se exprese cuáles sean las piezas , apa- 
ratos , máqoinas ó efectos comprendidos en la exacción de derecnos, 
Í cuáles no; trasmitiendo una razón de los que se hallen en este 
Itimo caso á los Gobernadores de las provincias para los fines con^ 
siguientes. 

Al eictender los ingenieros^inspedores él registro del materia), 
lo harán con todos los detalles , medidas y circunstancias que sean 



DI 1853. 461 

precisas para fijar terminantemente el uso y caracteres con que se 
distinguen las piezas de que se compongan, á fin de que no puedan 
confundirse unas con otras y tener de esta manera la estadística fa- 
cultativa, especialmente de las locomotoras, ejes y demás piezas de- 
licadas y esenciales de la explotación. 

Art. f 6r Las disposiciones anteriores serán aplicables á las gran- 
des empresas de construcción de puertos , canales de navegación y 
riego, y canalización delosrios, siempre eme en cada caso particu- 
lar conceda el Gobierno las exenciones indicadas. 

Dado en Palacio á 23 de Setiembre de i853.=Está rubricado 
de la Heal maao.s=El Ministro de Hacienda , Jacinto Félix Domenech. 

680. 

GRACIA Y JÜSTiaA. 

[M Settemire,] Real Arden, reformando el programa genera! de ensei&an2a 
de las escuelas normales de Instrucción primaria. 

Habiendo acreditado la experiencia la necesidad de reformar el 
programa general de enseñanza de las escuelas normales de Instruc- 
ción primaria publicado en 1 8 de Setiembre de 4 850 , la Reina 
(Q. D. G.) se ha servido resolver que desde el curso que empieza 
el \/ de Octubi'e próximo se observe el adjunto , y que con arreglo 
á él formen y remitan los profesores de las mismas, por el conducto 
regular , los de sus respectivas asignaturas en el término prefijado, 
sin perjuicio de que mas adelante , y en vista de los resultados su- 
cesivos, se hagan las demás variaciones convenientes, y entendién- 
dose que esta disposición no comprende á la escuela normal central. 

De Real orden lo digo á Y. para los efectos consiguientes. Dios 
guarde á V. muchos años. Madrid 34 de Setiembre de 1853.=» 
Gerona. »xSeñor 

PROGRAMA GENERAL DE ENSEÑANZA 

PARA LAS BSGC£LAS NORHALBS. 



^ .* Las materias de enseñanza en las escuelas normales de ambas 
clases se dFstribuirán en la forma siguiente : 

PRIMERO Y SEGUNDO aiRSO. 

Religión y moral, ó sea explicación del Catecismo de la doctrinal 
cristiana. 

Pedagogía. • 



462 TERCBE COATÍiniESrRI 

Gramática de la lengua castellana. 
Aritmética en toda su extensión. 

Geometría y dibujo lineal con sus aplicaciones á los usos comu« 
nos de la vida , á las artes industriales y á la agrimensura. 
Elementos de geografía é historia. 
Conocimientos de agricultura. 

TERCER CORSO EN LAS ESCUELAS SUPERIORES. 

Nociones de retórica, poética y literatura española, 
ídem de álgebra. 

ídem de física, química c historia natural, aplicadas á los usos 
mas comunes de la vida. 

2.* Las enseñanzas de lectura y escritura serán prácticas y dia- 
rias en todos los cursos, dándose unas ligeras nociones teóricas du- 
rante el tiempo que juzgue necesario el Director, quien determinará 
igualmente la manera mas á propósito en que hayan de tener lugar 
dichas lecciones prácticas. 

3.* Los Directores de las escuelas normales, oyendo á los demás 
profesores , fijarán la extensión que se haya de dar á cada una de 
las materias de enseñanza en el primer curso , y la ampliación que 
deben recibir en el segundo. 

4.^ De cada una de las enseñanzas que quedan expresadas , so 
darán las lecciones semanales siguientes : 

Religión y moral 3 

Pedago^a 3 

Gramática ; 3 

Aritmética 2 • 

(reometria y dibujo lineal 2 

Geografia e historia 2 

Agricultura ^ 

Nociones de retórica i 

ídem de álgebra i 

ídem de física , química é historia natural ... 3 

5.* Además de la lección teórica de dibujo lineal que queda 
marcada, habrá diariamente ejercicios prácticos de esta misma 
materia. 

6.*" El Director y los dos maestros de las escuelas normales su- 
periores se encargarán cada uno del gi'upo de materias que l^s per- 
tenezca , según el art. 6? del Reglamento. 

Para la primera división de los grupos tendrá derecho de elección 



DB 4853. 153 

el maestro de mayor caiegoiia , á excepción de la enseñanza de 
pedagogía; que se considerará siempre anexa al empleo de Director. 
La lectura y escritura continuará á cargo de los regentes. 

7.® En ias escuelas normales elementales el Director dará, ade-* 
más de la enseñanza de pedagogia, las de gramática, aritmética, 
geometría, dibujo lineal y agricultura. 

El inspector de la provincia suministrará en estas escuelas los 
elementos de geografía é historia durante los meses de Noviembre, 
Diciembre, Enero y Febrero, aumentándose, si fuese necesario, el 
número de lecciones semanales, para aue en los ocho meses de en- 
señanza se den los conocimientos fijaaos en el programa de estas 
asignaturas. 

£1 regente de la escuela práctica continuará encargado de la 
lectura y escritura. 

8.* Los Jefes de las escuelas normales superiores conservarán 
la facultad de requerir el concurso del inspector de la provincia, 
siempre que las necesidades de la enseñanza lo exijan y resida en 
la capital. 

9.* En las escuelas normales superiores se distribuirán los ejer- 
cicios de aplicación del modo siguiente: 

PRIMERO Y SEGUNDO CURSO. 

De lectura y escritura. 
De dibujo lineal á ojo y con instrumentos. 
De composición , entendiéndose por esta la redacción de los es* 
aritos mas comunes y el perfeccionamiento en la ortografía. 
De sistemas y métodos de enseñanza. 
De agricultura. 

TERCER CURSO. 

De agrimensura. 

De agricultura. 

De sistemas y métodos de enseñanza. 

De lectura y escritura. 

10. En las escuelas normales elementales se seguirá la misma 
marcha que en las superiores respecto á los ejercicios prácticos de 
los dos cursos. 

1 4 . Los ejercicios de sistemas y métodos de enseñanza tendrán 
lugar de manera que los alumnos sean en las escuelas prácticas, 
desde meros espectadores de la marcha de la escuela , hasta maes- 
tros, pasando por todos los cargos que desempeñan los niños como 
ominares en la enseñanza. 



164 TBRGBR CUATRinsm 

4 8. Con el objeto de que ]os alumnos puedan asistir á la escuela 

t)ráctica sin dejar de hacerlo á las cátedras , los Directores adoptarán 
a marcha que crean mas oportuna , y procurarán asistir con ellos 
para hacerles observar lo mismo que hayan explicado. 

43. Los Directores de las escuelas normales, oyendo á los demás 
profesores y teniendo presente el número de lecciones fijadas , se- 
ñalarán los dias y horas en que han de tener lugar , cuidando de 
que asi las lecciones teóricas como las prácticas no se hagan incom- 
patibles para los alumnos que deban concurrir á ellas. 

Asi este arreglo , como los programas especiales oue deben for- 
mar los profesores en cumplimiento del art. 56 del Reglamento, y 
con sujeción al 3.^ de este programa general , se remitirán al Go- 
bierno de S. M. en todo el mes de Octubre. 

1 4. Este programa general empezará á regir desde el curso próxi- 
mo, terminado el cual, ó antes si las circunstancias lo exigieren, 
los Directores de estos establecimientos harán por conduelo de sus 
respectivos Jefes, las observaciones que su celo les sugiera y la 
práctica les suniinistre. 

681. 

GRACIA Y JUSTICIA. 

[H Setiembre,] Real orden; disponiendo que el Curso de- psicología y 16» 
gica, de D. Pedro Felipe Moniau y D. Josd María Key^ siga sirviendo 
de texto en la correspondiente asignatura. 

La Reina (Q. D. G.) se ha servido disponer croe el Curso cb 
psicología y lógica , de D. Pedro Felipe Moniau y D. José María Rey, 
pueda seguir sirviendo de texto para la asignatura de psicología y 
lógica. 

De Real orden lo digo á V. para los efectos consiguientes. 
Dios guarde á Y. muchos años. Madrid 24 de Setienai>re de 4 8dd.ai 
Gerona.=»Sr. Rector de la Universidad de.... 

682. 

FOMENTO. 

[2i Setiembre,] Real 6rden ^ mandando que los profesores de la edenela de 
Ingenieros de Caminos , Canales j Puertos , desempeften sus plazas por 
un término que no baje de ocho anos ^ j que se les abone sobre su «vela- 
do una gratíñcacion de 6^000 rs. anuales. 

Hiño. Sr. : En vista de las consideraciones expuestas por el Di- 
rector de la escuela especial del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, 



n 4853. 455 

Canates y Poertos, aobre los grayes inconvenieDtes que tiene par^ 
la enaofiaiiza la continua ó demasiado frecuente variación de profe- 
sores , proponiendo que sin perjuicio de estos se adopten los medios 
que reclama un mal de tanta trascendencia ; se ha servido S. M. la 
Reina ( Q. D. G. ) resolver, que los ingenieros del referido Cuerpo que 
ie hallen desempeñando ó en lo sucesivo entren á desempeñar las 
plazas de profesores de su escuela especial , permanezcan en ellas 
por lo menos ocho años, sin q^ue durante este tiempo puedan ser 
destinados á otra atención del servicio, ni menos obtener autoriza- 
ción para pasar al de empresas de ningún género. Al propio tiempo 
ha tenido á bien S. M. disponer que se abone á cada uno de dichos 
profesores la gratificación anual de 6,000 rs., sobre el sueldo de su 
respectiva clase, como compensación de los gastos de libros y de- 
más á que les obliga el buen desempeño de su cargo , y de la 
imposibilidad en que este les coloca de obtener otros que les pudie- 
ran pioporGionar mayores ventajas. 

Da Real orden lo digo á Y. I. para su inteligencia y efectos cor-* 
respondientes. Dios guarde á Y. I. muchos unos. Madrid 24 do Se- 
tiembre de 4 853.s=rEstéban Gollantes.«»Sr. Director general de Obras 
p#)Ucas. 

683. 

HACIENDA. 

[26 Seiimnire,] Real ¿rden, determinando que las diferencias de meaos 
fae resolten en el coxoerci^ de cabotaje j queden exentas de toda pena. 

Ihno. Sr.; Visto el expediente instruido con motivo déla diferen- 
cia de catorce libras de pañuelos de seda , halladas de menos al prac- 
tÍDsrse el reeonocimienlo en la Aduana de la Coruña , de mayor par- 
tida é^ aquel género^ que presentó al despacho con factura de ca- 
botaje^ procedente de la de Barcelona, D. Francisco Puli: con 
presencia de la duda suscitada en la referida Aduana acerca de 
fií debia aplicarse á este caso lo que previene el art. 223 de la 
Instrucción ; y considerando que las diferencias de menos en el co-^ 
Biereío de cabotaje no hay una razón que aconseje que sean de peor 
condición que las que resulten en el <^omercío por tierra y dentro dé 
la zna^ que se hallan libres de toda pena, según* lo dispuesto en 
orden circular de 18 de Agosto de 4852; S. M. la Reina ( Q. D. G.}, 
conformándose con lo propuesto por esa Dirección general , se ha 
servido resolver que las diferencias de menos que resulten en el 



l^ 



456 TEBCEa GOiTEQIESm 

comercio de cabotaje queden igualmente exentas de toda pena , en 
los mismos términos que lo están las que aparecen en la drculacioa 
por tierra. 

De Real orden io digo á V. I. para su inteligencia y efoclos con** 
siguientes. Dios guarde á V. I. muchos años. Madrid 26 de Setiem- 
bre de 4853.=»Domenecb.=:Sr. Director general de Aduanas y 
Aranceles. 

684. 

FOMENTO. 

[26 Setiembre,] Real orden , disponiendo que los cesantes dependientes del 
Ministerio de Fomento , presenten sus hojas de servicio arregladas al 
modelo que se acompaña. 

Para que por este Ministerio puedan formarse los escalafones de 
los cesantes dependientes del mismo ^ en cumplimiento de lo pre- 
venido en el art. 7.^ del Real decreto de 21 del que rige, S. H la 
Reina ha tenido á bien mandar lo siguiente : 

4 .* Los cesantes de este Ministerio que hubiesen obtenido desli- 
no con sueldo, presentarán antes del 45 de Octubre al Gobernador 
de la provincia en que residan , su hoja de servicio acompañada 
de los documentos justificativos correspondientes. 

2.* Las hojas de servicio se extenderán con sujeción al niodelo 
adjunto, núm. 4 .®, y los documentos justificativos serán devueltos á 
los interesados luego que hecha la debida comprobación certifique el 
Gobernador estar conforme. 

3.* No obstante lo prevenido en el articulo anterior , los que hu- 
biesen sido Directores ú oficiales en esta Secretaria presentarán sos 
hojas de servicio documentadas en el negociado central de este Mi-* 
nisterio. 

4.* Antes del 24 de Octubre remitirán los Gobernadores á este 
Ministerio las hojas de servicio que se les hubiesen presentado , acom- 
pañadas de dos relaciones que se extenderán con arreglo á los r ~ 
délos 2.* y 3.* que acompañan. 

5.* Los Gobernadores darán toda la publicidad posiUe á las 
posiciones anteriores. 

De Real orden lo comunico á V. S. pai*a los efectos correspon^ 
dientes. Dios guarde á Y. S. muchos años. Madrid 26 de Setiembre 
de 4'8D3.«»Estéban Collante6.»>Sr. Gobernador de la provincia de.. .. 



J 



M 4863. 



457 



• 



§ 



H 



H 

> 
M 

M 






i«*i 



3 



«a 



«•■■ 



* I 



O 

as 



§ 



•s§ 



•8 

9' 

I 

^§ 
•3^ 



•8 
3 



ce P S • 

5^ i 8 
«So 



oo 



i 

OD 






^»^«^^ 



i J I 

O ^ ^ 



o 
•o 

•a 

t i 

M es 

9 

cr 



8 



8 

m 

M 



n 
m 
o 



s 

s 



o 

«3 



. I 



09 



«9 



^ 



I 



468 



TiKcu coAnnami 



e • 

§ 



B 



Sa 



I 

9 






H 9 

^ O 
N 

2 



-& 



■f^ff* 



o 

«a 

a 

S 
« 

'O 



«8 
J3 



o 

9 

«Q 

O 

« 

s 

-O 



«MM 



«»<«i 



£3 

o; 
o 



■H 



s 

3 

M 
<& 





M 4863. 




«2 


• 




s 


m 




a 






a 






^ fl 




/ 


Q 3 






< b 




. 


i "i 






Vi -8 






o a 






H M 






^ o 


■ 




.91 






.fl 






S 






§• 




- 


^ 






^3 






d 






IQ 






s. 






•o 




« 


8 1 






z •« 






DESTI 
do que 


• 


- 


-3 






S 


* 




b 






o 






►. 






co 






s 


« 




% 








« 




Cd 






s 






s 


• 


» 

• • 









m 



469 TBRGBB GOAtRWESTRB 

685. . 

FOMENTO. 

[i$ Seliembre.] Real ¿rden , declarando al puerto de Tortosa exceptuado de 
los impuestos de fondeadero^ carga y descarga. 

limo. Sr. : El Sr. Ministro de Fomento m6 dice con fecha 26 de 
Setiembre último lo que sigue : 

«Excmo. Sr.: Vista una información de testigos que ha remitido 
á este Ministerio la Junta de Comercio de la ciudad de Tortosa para 
probar que las obras artificiales que existen en el puerto de la ribe- 
ra del Ebro no tienen otro objeto que impedir la destrucción , en las 
avenidas del rio , de ías casas adyacentes al mismo ; considerando 
que dichas obras, según aparece ae la información , no facilitan en 
manera alguna las operaciones de carga y descarga de barcos ; S. M. 
la Reina {Q. D. G.) se ha servido resolver, que el puerto de Tortosa 
no se considere comprendido en las disposiciones del Real decreto 
de fecha 17 de Diciembre de 1851 y Reglamento de 30 de Enero si- 
guiente sobre la imposición de los derechos de fondeadero , carga y 
descarga, y que se devuelva á los interesados las sumas que portal 
concepto se les hayan exigido por la Administración de Aduanas res- 
pectiva. 

De Real orden lo comunico á Y. E. para su inteligencia y fines 
convenientes. » 

De la propia orden lo traslado á V. I. á fin de que disponga lo 
necesario á su cumplimiento. Dios guarde á Y. I. muchos años. Ma- 
drid 7 de Noviembre de 1 853.=Domenech.=Sr. Director general de 
Aduanas y Aranceles. 

686. 

GUERRA. 

[97 Setiembre.] Real ¿rden, dictando disposiciones^ para la ejecución del 
Real decreto de 23 del corriente , expedido por la Presidencia del G>n- 
sejo de Ministros , por el cual se restablecen las Pagadurias militares. 

Excmo. Sr. : Restablecidas las Pagadurías militares por Real decre- 
to de 23 del actual, la Reina ( Q. D. G. ) se ha servidadisponer que tan- 
to para su inmediato planteamiento , como para que esta medida pro- 



Mt 48Sd. 464 

dozea 1<A beneficiosos resultados que de ella debe prometerse el 
servicio militar , se observen las disposiciones siguientes : 

<:• El Director general de Administración militar remitirá con 
toda brevedad las plantillas de que deben constar las nuevas Paga- 
dorias, proponiendo al mismo tiempo el personal que debe cubrir-* 
las; en el concepto , que al designar los pagadores, que deben ser 
Comisarios de guerra , y ios demás subalternos, recaiga la propues* 
la en los que , á su reconocida integridad , reúnan la circunstancia 
de hab^r servido en iguales oficinas antes de su supresión , sin per- 
der de vista las razones expuestas en el último párrafo de la expo- 
sición con que fué presentado el proyecto de decreto. 

S.' Que las nuevas Pagadurías militares adopten el mismo siste- 
ma que seguían antes de la supresión , y se rijan por las Instruccio- 
nes anteriores , sin perjuicio de introducir en ellas las variaciones á 
cpie da lugar el Real decreto de 33 del actual , las presentes disposi- 
ciones y aquellas que vaya aconsejando la práctica, para la mejor y 
mas ordenada distribución de los caudales que se les confien. 

3/ Para que la distribución de fondos que ha de cubrir todas 
las obligaciones militares se haga con la igualdad debida , será esta 
en lo sucesivo atribución peculiar de este Ministerio. 

4.* A fin de realizarla con el debido acierto, remitirán mensual- 
flienCe los Intendentes militares de cada distrito ó Ejército á este 
Ministerio, por conducto de los Capitanes generales respectivos ó 
General en Jefe, un ejemplar dol presupuesto i que asciendan todas 
las oUigaciones militares de su respectiva demarcación , en un to- 
do igual al que directamente remiten y han de continuar remitiendo 
á so Director general, el cual deberá recibirse precisamente antes 
deldiaSO. 

6.* La formación de estos presupuestos mensuales, en que ha 
de fundarse la reclamación de fondos al Tesoro y las noticias de 
distribución , deberá tener efecto en su parte personal con estricta 
sujeción á los legítimos haberes á que asciendan los estados de re— 
yista y nóminas respectivas al mismo mes ; y en cuanto á la parte 
material con sujeción en los de Artillería é Ingenieros á los presu- 
puestos formados por sus respectivas Direcciones generales : en 
aquellos que tengan señalamiento fijo^ á la dozava parte del presu«- 
poeslo general , omsignindose en los otros servicios que no tengan 
seBalamiento fijo, ó el haber del mes anterior ó el importe calculado 
lo mas aproximadamente posible á que pudiera ascender el gasto 
del mes á que venga á referirse el presupuesto. 

6.^ Si á la formacioa de un presupuesto mensual resultasen al- 
gunas diferencias notables en cualquiera de sus capítulos , compa- 
rados coa los del nes anterior, se explicarán á ooofinuadon del 

lew IX 44 



\f^% rnciR :GfwrB|0fliB 

misoiOy por ly^tas. claróla y senciU^, la$ caosaft prlnoipttlw qiie^.Uli 
ocasíoneD. . • i . ' : • . - -, . r . 

, 7.^ Ia Direqaíon gqneral de AdiQimsiracion miUtjar continuará 
ep la práctipa de formar y reaútir ¿este MinUtorio y á la Dír0OQÍM 
del Tesoro el dia.20 do cada loes, el presuputesto geW>al que. oCwb« 
preqda las obligaciones de todos los distritos, y las que ^tán afeo^ 
tas á Jas oficinas genérales, ilustrando eLcorr^pondiente.ái.estd 
ll^inisterk) 1 con las aplaraciones consiguientes queden ¿cfonocer.las 
alteraciones que ,ba sido necesario* introducir en lod presupuesto» 
parciales , por efecto de algunas atenciones de que no tuvies^ot» co^ 
nocimiento los di^stritos al foroiar los pedidos. . i 

8/ Decretada y publicada en la Gaceta o/»cta¿ la distribución 
acordada en Consejo de Ministros, se circularán por e^le Misisleri» 
i los Capitanes generales y Director general de Admínistraeíon , laf 
distribuciones de fondos por capítulos de las obligaciones que res*» 
pectivamente corresponde cubrir á cada distrito, y á las cu^os ae 
atendrán precisamente los Intendentes militaras desde el momento 
queje sean comunicadas por los mencionados Capitanes generales, 
r 9/ Sí ocurriesen circunstancias imprevistas en que dd)íerail 
librarse á Cuerpos, clases y servicios, mayores cantidades oue Im 
consignadas en el presupuesto-^distríbucion s quedan autorizaaos los 
respectivos Intendentes para disponerlo por si, siempre que las exmt 
tenciask) permitan y no pasando de 3,000 rs. él exceso; puessieiv^ 
do este mayor , solo podra tener efecto el pago concurriendo el asen^ 
timiento por. e^ito del respectivo Capitán general. Cuando biid)iei¿ 
que librar sin aplicación* á determinado capitula por la Ottentalla-^ 
mada en suspenso, ó con cargo á capitulo determinado, pero para 
una obligación no comprendida en cl presupuesto mensual^ pasando 
át los 3s000 rs. indicados , precederá siempre ó mandato especial ó 
a&eniiniiento escrito del Capitán general , aando esta Autoridad coit 
DQCimicnto inmediato á este Ministerio y d Inlendente á.su Diroetor 
i;e9eral eñ cuantos casos de esta naturaleza pudieraa ocurrir ; in^ 
cluyendo estos últimos á mayor abundamientp en el presuputtto 
para el mies inmediato, una relación de íPspagos ireaiizadob.a oaia 
oapitulo que.no se hubiesen podido sujetar á la cantidad ctínscgUMb 
ain desnivelar la cuenta del mismo capitulo, y á. oontíanacmi. da 
ella todas las librada» «on splioacion á caeiita len suspenso, papa «if 
coa eslíe conocimiento puedan introduciraa en ^ pedido día fonm 
(inmediato las aitoraoione^ ooi^venientea. ,•>.:! 

10/ No se podi*á librar ninguna cantidad sino con aplieaeíoiiiá 
determinados haberes; y parii ka fomialúeacíbiíaB y la¿ iguálacidnes 
de cuentas en fin de año se: sujetarán las ófieioas a fo.prevéniáoreii 
Uüs 11^^ anteriores V dáñelo cuenta por lo^mdioi» eMaUaeidoáA 



' W4S53. «M 

las oporaeiliMfl que háyini reaiisado y áo estén sojelas ^1 presu-*'' 
IHiB6io«di6tribueion correspondiente. 

44.^ Las Pagadurías militares facilitarán'^ los Capitanes gene«^ 
rales las^ noticias diarias > semanales ó mensuales que les pidan, del 
iBovioMenlodé caudales y cualquiera otra que > estimen conveniente 
«n bien del servicio^y de las ' faculiadeB' con que se hallan re-^ 
vestidos. 

12.* El Director general de Administracien militar remitirá náen* 
aoalmente á este ^BIinísterio unsí copia igual á la cuenta que ha dé 
rendir la Intervención general á la Dirección general de Contabilidad 
dala Hacienda pdl^lioh f conforme al art.tt.^ del Real decreto de 23 
del corriente, y los Capitanes generales lo verificarán á este Minis-» 
terío alelas paroiates de mes que deben presentarles los Intehdén^* 
lee de distrito de los caudales satisfechos. 

43.* £1 Director general de Administración dará las instrucoio-» 
mB$ convenientes para que estas disposiciones se cumplan en sus 
dependencias con la puntualidad que. requiere objeto de tanta im^' 
portancia en el servicio. 

De Real dirdén lo digo á Vv E^ para su conocimiento y cumpH-> 
■aiento en lá parte que le corresponde. Dios guarde á V. E» muchos 
afiee. Madrid ?7 tde Setiembre de -4 853.««»Blaser. 

687^ 

HACtóíDA. 

[S7 Seiiemire.] Real ¿rden , manHando que por las Cootadurias de pro- 
Vinea la foraien reladMtiea inenáaalesdel alUí j haya de la eUfe de rétl- 
imdae» 7 ae remiten i lat Autoridades militarea por conducto - de lot 
Gobernadores de las proviDcias. . . > 

Mmo. Sr. : Por el Ministerio de la Guerra se dijo á este de Ha- 
cienda con fecha 7 del actual 16 que sigue : 

«Excmo. Sr. r Con el fin de tener en este Ministcrio.una noticia 
ekacta y circiuistánciada dé los Jefes ,* ofic^ies é individuos de tro*^ 
pa retiradosen cada uná<!e las Capitanías generales, esi^ deiermi^ 
aado que las Autoridades superiores militares, remitan relaciones trif 
mestrales de alta y baja que- ocurra en dichas clases y la generql 
en Febrero de cada año. Suprimidos los habilitados de las mismas 
por Real decreto dé 4 .^ 4e Julio último, expedido por ese Ministerio; 
foe coales faicnlittíban los datos neoesaríos para formar las citadas 
relacionee , díflcilmente podrán cumplimentar aquellas Autoridades 
lo que seles tiene mandudo^ porqué no tendrán noticia del falleci-^ 
miento jó salida dé su demarcación de; algunos de loa aforadosfie 



404 TXRcsa cnATBiinsm 

Guerra. Por lo que, y á fia do salvar este inconveniente , la Ren* 
na ( Q. D. G. ] se lia servido resolver , que por el Ministerio del dig* 
no cargo de Y. E. , se prevenga lo conveniente á los Gobernadores 
civiles de provincia para que faciliten mensualmente á los^Capíta-, 
nes generales y Comandantes generales de Ceuta y Campo de Gi-» 
braltar, una relación nominal y motivada del alta y baja que ocurra 
en la corporación de que se trata. 

De Real orden , comunicada desde San Ildefonso por el Sr. Mi-* 
ni^tro de la Guerra, lo digo á V. E. para su conoGimiento y efectos 
expresados.» 

En su vista , y conformándose S. M. con lo propuesto por esa 
Dirección general acerca del particular , se ha servido resolver que 
las Contadurías de provincia formen mensualmente las expresadas 
relaciones del alia y baja que ocurra en los Jefes, oficiales é indi- 
viduos de tropa retirados, y las remitan á los Gobernadores de las * 
provincias para que por su conducto se envíen á los respectivos 
Capitanes generales y Comandantes generales de Ceuta y Campo de 
Gibraltar. 

De Real orden lo digo á V. I. para su inteligencia y efectos cor- 
respondientes. Dios guarde á V. I. muchos. años. Madrid 27 de.Se- 
tiembre de 1883.=Domenech.«=«Sr. Director general de ContabUi*^ 
dad de la Hacienda pública. 

688. 

PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE iUNlSTROS. 

[S8 Seiiemirt,] Real decreto, concediendo ai Ministro de la Gobernacíou 
UQ crédito suplementario de 137,000 rs. para el acuartelamiento de la 
Guardia civil. 

Señora : El aumento del Cuerpo de Guardias civiles que Y. H. se 
dignó disponer por conduelo del Ministerio de la Guerra en 3 de 
Febrero último > y la distribución de la fuerza en 253 nuevos des- 
tacamentos , á fin de cumplir los altos y benéficos designios de Y. M- 
al dictar aquella medida, exige indispensabieroente el oumento pro- 
porcional de recursos para proveer de casas--cuarteles á los puestos 
que van á establecerse. 

Publicado el presupuesto del corriente año antes de aquélla so- 
berana disposición , tan solo se consignó en el capítulo IX» sección no- 
vena á que corresponde el material déla Guardia civil , la cantidad de 
662,500 rs., apenas sufictenle para cubrir las atenciones ordinarias 
y apremiantes de este servicio. Demorar el pago de los alquileres de 
aquellos edificios ha3ta las publicaciones de 1q ley de presupuestos 



tm 4853. 46S 

generales para ei año próximo venidero , seria menoscabar á un 
tiempo el deooro del Gobierno de S. M. y el prestigio de que goza 
aquella insiitiicion tutelar; seria además impropio de una buena Ad* 
ministracíon , toda vez que estos gastos son inevitables y de satis^ 
facción perentoria. 

Urgente , pues , Y de necesidad imprescindible es el abrir, confor- 
me ala ley de Contabilidad , un crédito supletorio , y el que hoy me 
cabe la honra de proponer á V. M. es de muy escasa importancia con 
relación á los beneGcbsos resultados que habrán de obtenerse en el 
ensanche dado á la acción de ese Cuerpo, repartido en nuevos des- 
tacamentos , vivamente solicitados por los pueblos á quienes pros-* 
tan elicaz protección y ^ternal amparo. 

En este concepto, de acuerdo con el parecer del Consejo de Mi- 
aislros, tengo la honra de someter á la aprobación de V. M. el ad- 
junto proyecto de decídete, concediendo al Ministerio de la Gober- 
nación el suplemento de crédito indicado. 

Madrid 28 de Setiembre de 1853.»» Señora.»- A L. R. P. 
de y. M.«=»EI Conde de San Luis. 

REAL DECRETO. 

En atención á las razones que rae ha expuesto el Presidente del 
Consejo de Ministros, de acuerdo con el parecer del mismp Consejo, 
TCíigo en decretar lo siguiente : 

Articulo \^ Se concede al Ministro de la Gobernación un crédi- 
to de 1 37,000 rs. como suplemento al capitulo IX, sección novena del 
presupuesto del corriente año , para el acuartelamiento del Cuerpo 
de Guardias civiles. 

Art. 2.* El Gobierno dará cuenta á las Cortes de esta medida 
para su aprobación , conforme á lo prevenido en el art. 27 de la ley 
de 20 de Febrero de 4850. 

Dado envPalacio á 28 de Setiembre de 1853.»^ Está rubricado 
de la Real mano.^El Presidente del Consejo de Ministros, Luis 
José Sartorios. 

689. 

HACIENDA. 

[S8 StíUmkrtJ] Real orden, acordando varias dbposieioDeft acerca de la 
presentacioQ de liojas de servicio de los empleados cesantes dcpendien* 
tes del Ministerio de Hacienda. 

Al expedir la Reina (Q. D. G.) el Real decreto de 21 del cor- 
riente /relativo á la provisión de los destirios que vacaren en ios ra- 
mos no fadsltativos (le las carreras de la Administración pública, se 
ha dignado disponer que las dependencias de este Ministerio remitaA 



4 $6 TSRGEt CtATUMSSTRK 

á la Subsecretaría del mismo, en el término de un mes ^tentado 
desde aquella fecha, las hojas de servicio de todos sus cesantes; y 
á fin de que los interesados puedan verificar la presentación de ái^ 
chos documentos con las formalidades correspondientes , S. M. se ht 
dignado acordar : . 

4.* Que los empleados cesantes dependientes de este Ministerio 
presenten sus hojas de servicio y en Madrid en la Dirección ú o&oí««- 
pa general del ramo á que pertenezcan los destinos que tííltimameiite 
desempeñaron, y en las provincias en las Contadurías de Haeienda 

pública. 

- 2.*. Que los^ ^ntere^dos acompañen á sus hojas ios documentos 
originales de justificación y una copia de estos, los cuales les secan 
deyueltos luegp do practicar la oportuna comprobación y de consig- 
narse en la respectiva jbqja, por el. Jefe de la dependencia ó quien le 
sustituya, la nota de conformidad. 

3.* Que los cesantes que disfruten haberlo expresen en las ho«^ 
ji(s ; y los que aun no lo tuvieren señalado , si se considerasen con 
opción á él, manifiesten si han intendado ó no su clasificactdn. En €i 
primer caso justificarán este extremo exhibiendo original y en copia 
la certificación que les hubiere expedido del resultado de la clasifi- 
cación la Junta de Clases pasivas, ó cl oficio en que por otra de- 
pendencia correspondiente se les hubiere comunicado el mismo re-r 
sultado. 

4.* Que (rascurrído el término prefijado para la presentación d^ 
lai^ hojas , las Contadurías de Hacienda las remitan respectiyapaeqló 
á eada Dirección ú oficina geíieral , según cl ramo ¿él último desliiK) 
aue los cesantejs desempeñaron. La remisión se. hará Í^%jo r^acionés 
aístintás, comprendiendo en una las hojas de los cebantes pon hal;fer4 
y en otra las de los que fto lo disfruten. , . ; [[ 

b.* Que reunidas en c^da pireQcion.il oííóina gener^í tas hojas 
He todos los cesantes de su rabio , las-pasen ¿.este Ministerio,. y en 
el caso de resultaren aauellas depenaenciás antecedentes ¿(¿re qÍ 
concepto de los interesados , comúgaen en las hojas las respectivas 
notas de aptitud, aplicación y f^xftndad. 

6.' Que después del i? de OfStubrr próximo la Junta de Clases 
pasivas remita á este Ministerio quincenalmente una relación de las 
elasificaefoneír qtie acordare; ñsíée cesantes tomo d^ Jubilados^, pirÉí 

Ífoe- puedan hacerse tes anotaciones correspondientes en lais hojas de 
os interesados. 

De orden de S. M/ lo comunico á V. para su inteligencia y 
efectos consiguientes, y á fin de que lo circute á quien corresponda. 
Dios guai:de á Y. muchos .«ños. Bladríd 28 de Setiembre ds 
4853.a«Doi;BBnedii."s*Se8or..M. i 



«I 4863. : 467 

- . . . • • , 

690. 

GOBERNACIÓN. 

[S8 SuUmbrt.] R^al órdea^ reaolvieodo que lo& individuos de las cla&M 
Di^vas que pefcibcü ftU4 habares de losToodus municipales, disfruten 4^ 
las ventajas ,coDsignada5. á favor de las .mismas clauca dependientes . del 
Tesoro, en el Real decreto de 1.** de JuI¡o de este aíío. 

' Enterada la Reina [Q.D.G!! de la comunicación do V. S. de 24 
de Agosto úlíímo, en la que/ de acuerdo con cí Ayuntamiento de 
esta corle /solicita que se hagan extensivos á las clases pasivas que 
cobran sus haberes^de los fondos del presupuesto rfiujiicipal los be- 
neficios que, el Reaf decreto de 1.^ de Julio de este año introdujo ea 
favor dé las mismas clases que dependen del Tesoro público , y disr 
puesto siernpre su Real ánimo á cuanto pueda mejorar la situación 
de los individuos que las componen, S. M. ha tenido á bien resolver 
qae disfruten de las indicadas ventajas consignadas en los articu- 
les 3." y 5.* del citado Real decreto los pasivos que perciben sus 
asignaciones de los fondos municipales de Madrid , debiendo V. S. 
disponer se.3igaen este, punto análogamente el sistema . establecido 
por las oficinas de Hacienda , . y se faciliten gratis á los interéserfos, 
las certifica(;ÚQnes necesarias ,. con cargo del gasto que ocasionen al 
cj-édilo autovizado para impresiones. . ., . . .:í 

"Por último, deseando también S. M. que alcance igual ber¿ficio é^ 
todos los. individuos (le las referidas clases dependientes de lós demás 
AyuntanfúentQs del Reino, se ha dignado mandar que se bagaexten?) 
siva á los mísmpgi.la expresada disposiclpn. 

De Real Orden Jo.digo a V.S, para su couÓcimicrUo , el, del Ayun^ 
taniíento, y efectos, consiguientes. Dios guarde. á V. S, muchos años, 
Madrid 28 de Setiembre ,ae 1853,=Sartor¡us/=^Sr. Alco^dQ-cór-r. 
(egidpr. ^6 esta corte. , . . 

69L 






.1 =- .ií'j < 






FOMEN'ÍO. 

[18 StíiemhreJ] Real deeretoy autorixanda ¿ los Ayuntamientos para el es* 
tableeimiento y supresión y traslación de' las ferias y mercados ,. con la 
apK>b«cÍQii de 1^ Ch>bernadares die {urpvinm, . .. .^ ; 

Señora : Con arreglo á la ley de 8 de Enero de 1 845 los Ayun- 
tamientos deliberarán Bobre ta creación, supresión y (fajsiadbn de 
ferias y merperiMs y los acuerdos sobr^ estos puntos W puedw 



468 mcn cüatumisiu 

ejecutarse sin la aprobación del Gobernador de la provincia ó del 
Gobierno. 

Aunque el Gobierno se ha reservado siempre la aprobación de 
estos acuerdos, previa la fonnacion'de un largo expediente, el Hi*« 
nistro que tiene la honra de dirigirse á V. M. cree sin embargo 
que no nay necesidad de tan dilatorios trámites. Si las reuniones de 
compradores y vendedores multiplican y estrechan las relaciones 
mutuas de los pueblos , y son un estimulo de la producción y del 
movimiento mercantil , la sana razón dicta que se les concedan to- 
das las facilidades posibles : si cuando los pueblos llegan á cierta 
altura de prosperidad hay en ellos una feria constante y un mercado 
continuo , al Gobierno toca remover los obstáculos que se opong9n 
á la frecuente repetición de estas reuniones. 

Tales son, Señora, los principios en que está basado el adjunto 
proyecto de decreto , por el cual quedan autorizadas todas las ferias 
y mercados cuya celebración consideren conveniente los Ayunta— 
mientes. 

Madrid 28 de Setiembre de 4 853.= Señora. = A L. R. P. 
de V. M. = Agustín Esteban Ck)llaDtes. 

REAL DEGUETO. 

En vista de las consideraciones que me ha expuesto mi Ministro 
de Fomento , vengo en decretar lo siguiente : 

Articulo 1 .' En lo sucesivo no será necesaria la autorización del 
Gobierno para el establecimiento , supresión y traslación de ferias y 
mercados. ' 

Art. 2.* Los Ayuntamientos deliberarán sobre establecer, supri- 
mir ó trasladar las ferias y mercados que hayan de celebrarse en 
sus respectivas demarcaciones. Los acuerdos sobre estos puntos se 
comunicarán al Crobernador de la provincia ^ el cual los aprobará 
siempre , salva la vigilancia é inspección que le correspondan en to- 
dos los ramos de la Administración pública. 

Dado en Palacio á 28 de Setiembre de 4 833.:» Está rubricado 
de la Real mano. «» El Ministro de Fomento, .4gustin Esteban Co^ 
liantes. 

692. 

FOMENTO. 

[18. Setiembre.] Real decreto , modificando la división territorial de U 
Peniusola e' Islas adyacentes y por lo relativo al servicio de obras publicas. 

Señora: La división del territorio de la Península para el serví-* 
ciQ de las obras públicas, que V. M. se dignó aprobar por su Real 



w 4853. 469 

dtocreto de 4 .* de JqKo de 4847 , asi como lo dispuesto por Real ór«* 
dea de 88 de Diciembre del propio año respecto de las visitas de 
iDspeocioD ordiDaria que periódicamente deoian . veri&carse , exige 

Ía las modificadones que solo el trascurso del tiempo justifica so-« 
radaoieDte en un ramo de tan alto interés y de continuo progreso. 
Aquella división que al tiempo de plantearse apenas satisfacia las 
ex^eaciad del activo desarrollo que el Gobierno se proponia dar á 
toda dase de comunicaciones, como medio el mas importante do fo« 
mentar los. grandes intereses de la agricultura, del comercio y de la 
industria , bubo no obstante de subordinarse entonces á los medios 
de que se pedia diaponei* para preparar el logro de tan ^r»idioso ob« 
j^o: uno de estos medios , precisamente el de mas acción, y que no 
es dado improvisar , era el Cuerpo de Ingenieros de Caminos , Cañar- 
les y Puertos^, y el escaso número de sus individuos no permitía dar 
toda la es^tension apetecible a las reformas. La que ahora apai*ece 
indispensable tampoco se halla exenta de igual obstáculo, y por eso 
BO puede entenderse como de inmediata realización, sino solo como 
autorización conveniente para que el Gobierno, dentro del circulo 
de sus facultades, introduzca sucesivamente las mejoras que por falta 
del competente número de ingenieros no pueden plantearse desde 
luego. 

Esta falta que inevitablemente se presenta como la mas embara- 
zosa, subsiste aun ; y para su remedio el Ministro que suscribe tiene 
él honor de proponer á V. M. por separado lo que entiende necesa- 
rio, esperando confiadamente, si mereciese su Real aprobación, que 
OOD el mayor estimulo que entonces ofrecerá tan distinguida como 
Idboriosa carrera , con la amplitud que para el mismo fin se ha pro* 
curado dar en estos úUimos años á la admisión de los cdumnos ^n 
ta eseuela especial , y con el celo y perseverancia que. debe esperar* 
.se de sus distinguidos profesores , no tardará tanto , como en otro 
caso sería de temer, la ocasión de realizar la nueva división que re- 
«dama el estado presente del servicio. 

Los dirás publicas, fomentadas mas 6 menos en todas partes, 
han adquirido en algunos distritos, por circunstancias especiales, 
un desarrollo lal que hace notaMe la excesiva extensión de aquellos. 
Por estaeausa, unida á la falta de personal suficiente, se han hecho 
moltitud de estudios de ferro-carriles con absoluta independencia 
da los respectivos Jefes, en perjuicio de la buena disciplina, y aun 
tai vez dé los mismos proyectos pera cuando llegue el caso de su 
ejecución ; se realizan los no menos importantes de algunos rios con 
excesiva lentitud , sin culpa do nadie ; y no es dable emprender con 
utUidid el estudio general y ordenado que convendría hacer de toa- 
dos los ovrsQS ^ agusí, tanto para aprovechar este elemento en sus 



I7d TXRCBa CüiTiaBSTU 

átferenUis ofips bajo bien entendidas reglas y con cioito6¡fáieitto>dé 
los derechos existentes, como para preparar las obras que éú no fHW 
eos de aquellos se necesitan para reguiarízarlas ó impedir las dcv|is^ 
taciones de que son causa. Notorio es también el incremento que )a$ 
obras públicas han tenido en las islas -Baleares bajo una atiiiBda f 
bien entendida dirección ; y los intereses de esta espeeie, qfHe^allí c)e» 
ben conservarse y fomentarse , reclaman para aquel punto la eo&si« 
deraoion de distrito igual á los de la Península f dotado eon el peiva 
sonad de ingenieros preciso para el mejor servido, y no menor em^ 
sideración merecen por iguales razones las islas Canarbts. 

Finalmente^ lasraspecciones ordinarias de tasobras-pibUcás^áué 
en fuerza de ias circunstancias ha sido imposible realiisariía^ el aia^ 
podrán muy pronto irse planteando con la regularidad que exige su 
objeto para que no sean estériles en resultados: Con el Bn vpiies, de 
obtener la autorización necesaria para plantear.oportanamente tan 
beneficiosas reformas ; el Ministro que suscribe , de acuerdo ton el 
parecer del Consejo de Ministros, tiene la honra de someter á h alta 
consideración de V. M. y á su Real aprobación el adjunto proyeeio 
de decreto. 

Madrid 28 de Setiembre de 4853.-»Sefiora.:a-A L. R. P. 
de V. M. =s El Ministro de Fomento , Agustin Esteban Collantes. 

REALDB€RBTO. 



■ « 



. Teniendo en oonsideracton las razones que me ha expuesto el 
Ministro de Fomento, do cuerdo oon el parece del Gonsejor de* Minteí» 
troS) sobre la ^necesidad de. hacer algunaa modifioácíoneftén'hidMH 
sitm existente del territorio de la Peninsula por lo rdatifb al seKvido 
de las (^raá públtcas, y en'otras disposiciones que tienen por <<d»tQÍ 
so!roc|ór y mas efxmómicá ejecución , vengo en decnMar 16 simiente; 

- Articulo .4.^ En^lugar de los trece distritos én que se'4ialía^dis»H# 
dida la'Peninsula, con arreglo al Real dcK^^etode 1:*déJtíltofie484Vi 

ÍA^ iReal érden de 4.6 de Agosto de 4848 , para el sérvioioE ^epib de 
)s Ingenieros deCaminos ^ Ou^lee y PoerteQ , según los Hegl|iÍDealeé 
é InstriKk^iónes vientes ^se'estableeenlft ios diez^y Ms»qsB«igtaeM7 
or Madrid , Burgos., Logrona, Vitoria, Zarágosá, Ramima^ TanA 
ragMiá , Valencia 4 Huréia , Granada , Sevifla , Cáoépes , Sélámánony 
VaiUadolid, Léoo y Orense. 

El primero de dichos distrrtoa eotnprenderá las pro\iiic¡a8 de^ 
Ciudad^eal y Guadalajara , Madrid y Toledo ; el se^do las de- 
Burgos y Santandei* ; el tercero las de Logtofio y Sena ; el euario 
laa.de Alara « Guipézcoa , Navarra y Vizcaya; ciqainlo las dé iÍiiW« 
0ft4 lerael yiZsíraffezavel8eKtotas<teBaroeloM'YGeroii«:iBlséli^ 



laf de Lérida y Tarragona; el octavo las de Gastdlott de la Plana, 
Cuenca y Valencia; el noveno las de Albacete, Alicante y Murcia; el 
déesimo las de Almería, Granada , Jaén y Málaga; el undécimo la^ d^ 
Cádiz ^ Córdoba, Huelva y Sevilla; el duodécimo las db Badajoz y 
Caceras; el decimotercero las de Avila, Salamanca y Zamora; el d^ 
eimocuarto las de Falencia , Sogovia y Vailadolid ; el decimoquinto 
Jas de León y Oviedo; y el último las de la^ Coruña, Lugo, Orense 
y Pontevedra. 

Art. 2.* Se establecerán dos distritos iguales á los de la Penín^ 
sola, uno en las islas^ Baleares^ y otro en las Canarias, ^dotados con 
el peraonai de:ingeniero8.necesarío6 para el mejor servicio. 

Art. 3.* El Ministro de Fomento, con presencia de los madíOB 
oue tenga á su disposición para ejecutar lo prevenido en los dos ar- 
tículos anteriores, designará las épocas en que sucesivamente deba 
realizarse. 

Art. 4.' Desde el año próximo de 1854 se llevará á debido efec- 
to la inspeeoion ordinaria de todas las obras, públicas en cuanto 
abraza el instituto del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, Canales y 
Puertos, con sujeción á lo dispuesto por Real orden de 28 de Di- 
ciembre de 4847, en cuanto no se oponga al presente decreto. 

Art. S.* Para este servicio se considerará distribuido el territo-» 
rio de la Peninsala en diez divisiones, comprendiendo la primera el 
distrito de Madrid ; la segunda los de Burgos y Logroño ; la tercera 
los de Vitoria y Zaragoza ; la Cuarta los de Barcelona y Tarragona; 
la ouinta el de falencia ; la sexta los de Granada y Murcia ; la sétíoui 
el de ovilla; la octava los de Cáceres y Salamanca; la novena loi 
de Valladdid y León , y la décima el de Orense. • 

Art. 6.* Las visitas de inspección ordinaria estarán omIusívín 
nenie á- cargo 4Íe'lo9 inspectores de distrilo , y pera hacer condlí#H 
Me esle servido coh el que deben pregar eift la Junta consuHivay eé 
establecerá e) tomo con veniei te. ; • 

Art. 7.* ' Los inspectores de distrito queten^h atitorizacion para 
ocuparse temporalmente en la dirección de obras* qne se ejecuten 
per empresas y de cueniá de estas, nó eí^tánn exentos de desienipeM* 
lía^ las visitas de^impeceion' ordinaria* que se Íes encarguen; peno 
atendida la iticmnpartibiltdad és ambos servicios , no podrán ser iiu»¿ 
ca destinados dichos inspectores á visitar la división en qne se ba^ 
flen lad obras de su cargo particular. 

Art. 8.* Laa visitas extraordinarias de inspección se verifioan&il 
tñ los términos que designe una Real orden especial para cada caso; 
y en la misma se determinará si ha de ser desempeñada por el D¡^ 
rector general de Obras públicas , ó por alguno de los inspeotores 
geDttralee de distrito del Cuerpo. 



4 72 TERCIft CÜÁTBninTU 

Art. 9.^ Se designará á cada inspector , con un mes de antícipa«- 
cion por lo menos, la división que le corresponda visitar, Gjáoaole 
al mismo tiempo la máxima duración do su encargo, fuera de casos 
imprevistos\> circunstancias extraordinarias que deban tomarse ea 
consideración. 

Art. 40. El Ministro de Fomento dispondrá que se redacten i la 
mayor brevedad las instrucciones generales para las iaspeocioaes 
ordmarias , sin perjuicio de las particulares que convenga dar en cada 
caso. 

Dado en Palacio á 28 de Setiembre de 48&3.<=sEstá rubricado 
de la Real mano. =» El Ministro de Fooiento, Agustín Esteban Co-» 
liantes. 

693. 

FOMENTO. 

[S8 Setiembre.] Real decreto , reformando la aclnal oif anizacien del Cucr* 
po de Ingenieros de Gimióos ^ Canales y Puertos. 

Señora : Desde que por el Real decreto do 1 .'' de Julio de 4 847 
se dignó V. M. tomar en consideración las razones que aconseja- 
ban dar al Cuerpo de Ingenieros de Caminos , Canales y Puertos todo 
el aumento posible entonces en el número de sus individuos, para 
que mas fácilmente pudiera cumplir el importante objeto de su in&- 
titato , muchos son los resultados útiles que ha producido tan opor«», 
luna resolución, permitiendo que el servicio de las obras públicas 
se regularice de dia en dia ^ y ofreciendo en este ramo á la indus- 
tria particular el poderoso auxilio de la ciencia , sin el cual no es 
Gsible garantizar el buen éxito de las empresas. Pocas son las que 
n dejado de recurrir al Gobierno reclamando este auxilio , pe* 
ro no á todas ha podido facilitárselo ; porque en mayor proporcioii 
míe el Cuerpo de Ingenieros , crecieron las atenciones en que estos 
aebian emplearse ; y no obstante la actividad y el buen cdo con 
que siempre han procurado distinguirse , la eseaaez de personal ha 
oontinuaao siendo un obstáculo á los mejores deseos ea esta parle, 
al paso que impide realizar en la distribución del servicio las 
riaciones que la experiencia reclama como necesarias. 

A pesar de esto , según la actual organización y {danta del 
ferido Cuerpo , deberia considerarse ya completo para los efectos 
de otro Real decreto que V. M. se dignó expedir en 47 de Febrero 
de 4853; y con arreglo á sus disposiciones solo habria lugar á 
reeinplazar las vacantes que ocurriesen , en la forma que estaÚecCi 
demasiado dilatoria para satisfacer una neccédad evidaite bpy» y 



014851 473 

que cada diá se hará mas seiiBible y embarazosa. Esta misma neoe«- 
sadad ha obligado ya por dos veces á suspender la aplicación det 
Duevo Reglamento de la escuela especial de dicho Cuerpo , que au<-^ 
mentando un año de estadios, retardaba la salida de fos aluomos, 
si bien aquella suspensión, conveniente todavía por algún tiempo,- 
no perjudica en manera alguna á la enseñanza , que sigue dándose 
tan completa como puede desearse , á costa de i*edobtados esfuer* 
2DS de los profesores, seccmdados por la aplicación de sus disdn 
pules. 

Por todas estas consideraciones que el Ministro que suscribe tie- 
ne la honra de elevar á V. M., espera inclinar {^u Real ánimo á que 
se digne aprobar un nuevo aumento en el inferido Cuerpo de Ingé-> 
nieroSf removiendo el principal obstáculo que á ello se opone, y 
con las modificaciones do organización que exige la conveniencia 
de que sus individuos puedan prometerse en su laboriosa carrera 
las mismas ventajas que los de otros Cuerpos análogps , establecien- 
do una relación mas equitativa entre el número de los que compo- 
las clases superiores y el de los correspondientes á las inferió» 
; estimulo racional y justo en toda carrera facultativa , y hasta 
mdispensable cuando , como esta , no existe otro modo de adelantar 
<|iie el ascenso de rigurosa escala. 

Consecuencia necesaria de estas modificaciones, y principal-* 
mente del aumento indicado, habrá de serlo el de la suma que hoy 
cuesta al Estado el referido Cuerpo ; pero sin que esto sea una dJfí- 
eultad que deba arredrar para lo sucesivo, tratándose de un gasto 
tan notoriamente útil y reproductivo, tampoco ofrece inconveniente 
alguno para lo presente, determinando que el exceso de gasto que 
ao pueda satisfacerse desde luego con el sobrante que resulte de la 
cantidad actualmente consignada en el presupuesto para el personal 
de dicho Cuerpo , se incluya en el del año inmediato ; esperando \osl 
agraciados á que recaiga la competente aprobación para entrar en 
el goce del aumento de sueldo qoe les corresponda por su ascenso. 
Bajo estas bases que el Ministro que suscribe, de acuenlo con el 
parecer del Consejo de Biinistros, no ha dudado someter al alto jui-* 
cío dé V. M. , tiene la honra de elevar á su Real aprobación el ad-. 
juBto proyecto de decreto. 

Madrid 38 de Setiembre de 1 8S3.»Setíora.s«»A L. R. P. do \,}i.^ 
Agostin Esteban Coliantes. 

REAL DECnBTO. 

En vista de las razones que me ha expuesto el Ministro de Fo*' 
niento, do asmerdo con el parecer del Consejo de Ministros, seix^ 



47t Ti&cxi.G9iT|iiasnB 

la eonveiiiencia de reformar k actual orgajofeacíoá del Cudrpo*^ 
Ingenieros de Caminos , Canales y Puertos , he venido en decretar la. 
aiginente: 
Ardsulo 4? El Ministro de Fomento es el Jefe superior delOiaary^ 

C de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, y PresMiente da la 
nta consultiva. 

Arl. 2? Scfré segundo Jefe del Cuerpo el Director ^e»eral éo 
Obras públicas, y como tal le corresponde presidir diofaa Juftta 
cuando no lo verifique por si mismo el Jefe superior. 
Art. 3? Constara el referido Cuerpo de ^ 
Tres inspectores generales. 
Doce inspectores de distrito. 
Veinte ingenieros, Jefes de primera clase. 
Treinta ingenieros, Jefes de s^unda clase. 
Cincuenta ingenieros primeros. 
Sesenta ingenieros segundos.. 
Diez aspirantes primeros. 
Qainoe aspirantes sesundos. 
. Art. 4? Los sueldos de las. respectivas clases serán los sefisdadoa 
á los mismos por el Beal. decreto de 4/ de Julio de 4847,. coala 
modificación hecha por el de 40 de Marzo de 485S, respecto del 
inspector general mas antiguo, como Vícepreaídente de la. Junta 
consultiva. , . ^ 

Art. &? La Junta consultiva de Obras públicas se oftmpondrA 
de los inspectores generales y de distrito del Cuerpo^ debiendo ccin^ 
eurrír á las sesiones por lo menos seis de sus individuos,, incluso el 
Vicepresidente. 

Art. 6? Solo . tendrán derecho á ingresar en dicho Cuerpo loa 
alumnos de la escuela especial del mismo que salgan aprobados en- 
los exámenes de fin de carrera; y el ascenso do una clase á otra sd 
verificará siempre por orden de rigorosa antigüedad. 

Art. 7? Se conferirán desde luego los ascensos correspondientOa. 
según la nueva planta; y las vacantes que de este modo resuitaik 
en la última clase del Cuerpo V las ocuparán por su orden los: aspi^ 
rentes que vayan saliendo aprobados en los exámenes iinaléi^ de la» 
escuela especial. Estos ascensos se consideraiián como efectivos 
eir todos conceptos ; Bionos para el abono del aumento de 'sueldo, 
que solo se realizará en la forma y en los términos que prescribe el 
artículo siguiente. 

^ Art. 8? El exceso de gasto que origina esta nueva organización 
del Cuerpo de Ingenieros de Caminos , Canales y Puertos se cubririi 
basta donde alcance, con d sobrante que resulta eh el art 4.* del 
caíalo XXII ^1 preai^puesto db gastos^ «orreftp0adic9ite ai MiaiiM^ 



fif^ de Fomento pov Iob ^el^s que* dejao de f»reiti{r los íñgeíniefoi 
qM^6e. hallan al servicio de «nipre8ad.partici¿areB« En la parte que 
DO sea posible satisfacer pOr este medio , enerarán km agradados^ 
para estirar en el goce del aumento de sueldo á queNtengan dereefad 
por w ^scensot á que se apruebe por las Cortes el nuevo presa<^ 
puestpi en el cual. se consignará por entero el referido aumento do 
gMo, ei(<;biyendo; solo las vacantes de ingeniero» segundea qué 
fmd^ncialmeote se» oalcule no podrán cubrirse tampoco en el año 
iaD9edtato. ^ - r 

Art. 9? Mientras existan vacantes en el Cuerpo, .ae reserva' -él 
Gobierno . la faeukad de' nombrar, además de los aspirante^ de/ig- 
iuc(06 en la nueva planta , los que seau necesarios para comprea^^ 
der en esta clase todos los alumnos que se hallen cursando los dos 
áitimoa años de dicha escuela. 

Art. 10. Cuando el Cuerpo se halle definitivamente completo; 
GOn arreglo, á su nueva planta , cesará el derecho que según Regla— 
qa^nto tienen los. alumnos de la escuela especial á ser nombrados- 
aspirantes, y solo conservarán la opción á las vacantes que ocur- 
ran de dicha clase por el órdeaqüe marque el resultado de los exá- 
menes. No obstante se reserva el Gobierno la facultad de seguir 
nombrando aspirantes, si lo creyese necesario, para cubrir las vad- 
eantes probabfes del Cuerpo, 6 siempre qué las atenfeiones' def ser- 
vicio exijan que aquél reciba nuevo aumento. * ' . ' , * 

Art. 14. En el caso de qué se determine dar mayor ensanche al 
referido Cuei^X), por cada nueve individuos que ingreseh de nueve 
en* él asoenitorá mn ingeniero Jefe de segunda clase á primera, dds 
iogeníeroa primeros 4 Jefes de segunda clase, y tres ingenieros se^ 
gandes á primeros, observándose en tal. caso para el abono dé es^ 
tos sueldos lo prescrito en el art. S."* 

Art4 42. Para facilitar convenientemente la ejecución de las pre- 
cedentes disposiciones, los estudios de la escuela especial se baHm 
en los años que marcaba su antiguo Reglamento de 14 tle Abril 
de .1836, continuando en esta parte suspenso lo prescrito en "C^ 
ffe 44 dé'Enero de 1849 hasta que se fije el cursó en que se debt 
empezar á regir , considerándose sujetos los alumnos^que se hallai^»»- 
veir.en la eacuela á lo que en lascase se determine, sin excepción 

Ari.'Ádi. Queda derogado < lo dispuesto por Real decreto de 47 
de.Fdrero de:1859l, sin perjuicio desque se tome en oonstderaoiou 
al proponer la reforma del Reglamento vigente 'de la escuela espc^ 
^ad^ en la part^ que no ¡se oponga al {vresente decreto^ 
^ Alt. -44. i Los inspectores generales tendrán la consideración dé 
Jefeft.!ÉM|per¡ore&, . V ^^ tratamíeato oorrespondieote^ designado «éb^l 



476 tiBCiR cumniisnB 

articulo 7.* del Real decreto do 48 de Junio de 4852, relativo á fot 
categorías de los empleados de la Administración activa del Estado. 
Los Inspectores de distrito y los ingenieros Jefes de primera clase 
tendrán el tratamiento de Señoría. Los individuos de las dos prí«* 
meras clases tendrán uso de bastón con cordón de seda verde y 
oro, y podrán llevar este distintivo, cualquiera que sea su situación 
de servicio en el Cuerpo. Los ingenieros Jefes de primara clase lo 
llevarán solo cuando se hallen al frente de algún distrito; y en eisté 
mismo caso únicamente deberán usarlo y tendrán el tratamiento de 
Señoría los ingenieros Jefes de segunda ciase. 

Art. 4 6. El Ministro de Fomento dispondrá que se forme y pu-» 
blique á la mayor brevedad posible el correspondiente Reglamento 
de atribuciones y servicio del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, Ca-* 
nales y Puertos , observándose entretanto las disposiciones que hoy 
rigen sobre el particular. 

Dado en Palacio á 28 de Setiembre de 4 853.»»E8tá rubricado do 
la Real mano.»* El Ministro de Fomento , Agustín Esteban Collastet. 

694. 

FOMENTO. 

[18 Seilemir€^ Real dffcreto^ coDcediendo autorixacion i la compañía ano-r 
nima títalada^ La Aprestadora española para que pueda dar príocipio 
á sus operaciones. 

Visto el expediente de calificación instruido por ol Gobernador 
de la provincia de Barcelona para la formación de una compañía 
anónima con el titulo de «La Aprestadora española,)) cuyo objeto 
es el blanqueo, tinte , estampación y demás aprestos de los tejidos 
de algodón, hilo y lana: 

Vista la Real orden de i.de Abríl áltimo, por la que se declaró 
de utilidad pública el objeto de esta compañía y se aprobaron sus 
Estatutos y Reglamento con ciertas modificaciones, previniéndose al 
propio tiempo que en el término de un mes habria de completar la 
suscripción de sus acciones y realizar en la Caja serial el 25 por 4 00 
de las mismas : 

Considerando que esta compañía no requiere para su formacioa 
mía ley, según el art. 2/ de la de 18i8, y que no puede diri^iirae 
á monopolizar subsistencias ni otros articules de primera necesidad, 
por cuya razón no esta comprendida en el último párrafo del d¡t*^ 
liculo 4.** de la citada ley: . 

Considerando que ha cumplido con todas las condiciones que se 
le han impuesto, según resulta de los documentos remitidos por c! 
Gobernador de kt provincia meiicioiíada en 30 de Agosto ultimo : 



DS 4883. 477 

Oído el Consejo Real , vengo en conceder mi Real autorización 
ala compañía anónima titulada «La Aprestadora española» , decla- 
rándola legalmente constituida para que pueda dar principio á sus 
operaciones en el término de un mes. 

Dado en Palacio á 28 de Setiembre de 4 853.-=-Está rubricado de 
la Real niiatno.f*»'EI Ministro de Fomento, Agustín Esteban Coliantes. 

695. 

. GUERRA. 

[tt SeiiemireJ] Real orden ^ encargando la observancia de la de 6 de Mar-* 
xo de 1859^ que prohibe se beneficien las raciones de pan y pienso. 

Excmo. Sr. : El Sr. Ministro de la Guerra dice hoy al Director 
^neral de Administración hiilitar lo siguiente : 

«La Reina (Q. D. G.) se há enteraao de un escrito de la supri- 
mida Intendencia general de 29 de Octubre último , en que pide la 
aprobación de haber dispuesto , que en la provisión de esta plaza 
se beneficien las raciones de pan y pienso que los Cuerpos no ten-* 
gan necesidad de extraer , y solicita asimismo que se le autorice 
para hacer extensriva esta medida á todos los distritos en que se ha- 
lle establecido ó se establezca en lo sucesivo el suministro de pro- 
visiones por adtniíkistracion directa , y S. M. teniendo en cuenta que 
el beneficio de que se trata se halla terminantemente prohibido en 
repetidas Reales órdenes , con especialidad en las de 24 de Setiem*^ 
bre de 1848, 6 de Marzo de 1832 y pliego de subastas vigente, y 
hecha cargo al propio tiempo de que con la medida propuesta ven- 
dria de hecho á sancionarse y sistematizarse un abuso reconocido y 
reprobado siempre por las leyes , se ha dignado en su virtud resol- 
ver , de encuerdo con el dictamen de la Sección de Guerra del Con- 
seja Real) que continuando eu su fuerza y vigor la proliibicion de 
esta clase de benetkios, se observe y cumpla por los Jefes y Auto- 
ridades militaras á qiúenes competa , la mencionada Real óréín de 6 
de Marzo de 1852, y que estos estén á la mira y cuiden muy par- 
ticularmente de que no se eluda de modo alguno su puntual obser- 
vancia, con Doedios ó prácticas , que en último resultado podrían rc- 
floir en desdoit) del buen nombre de los que tengan parte ó con-* 
sientan semejante aboso. 

De Real orden, comnnicada por dicho Sr. Ministro, lo traslado 
á Y. E. para so conocimiento y efectos correspondientes. Dios guar- 
de á V. E. tnucbos auoa Madrid 29 de Setiembre de 1853.:«»E1 
Snbaoretarid , fiduai^do Fernandez San Rbman. 

ToMOU. 12 



178 niGBR CCÁtlIllISTU 

696. 

HACIENDA. 

[29 SeiiemireJ] Real ¿rdcn , retolviendo que conlinue i cacgo d« Jql Stb* 
gobernadores de las islas Gtoarias la aprobación de los expedientes de 
arrendamiento de Fincas del Estada . 

limo. Sr.: Enterada la Reina (Q. D. G.) de la consulta de V. I. 
de 9 del corriente manifestando los perjuicios c[ue podrían origi- 
narse á la Hacienda de remitirse á la aprobación ae esa .Di|peo^ 
cion los expedientes de arrendamientos de Fincas del Es^dp que 
se instruyen en los distritos administrativos de las islas Canarias 
á que se refiere el art. 41 de la Instrucción de 4 6 de Julio :úl«- 
timo, por la larga distancia á que se hallan de la pdrte, ;y coof 
formándose con el parecer de Y. L, se ha dignado mandaf que 
la aprobación de los referidos expedientes oontínúe á oon^ode 
los Subgobemadores de los dos distritos ^dministratiyotido las men- 
cionadas islas, según lo ha estado hasta ahora en virtuidí^de. la 
Real orden de 21 de Febrero de 4850 , debiendo dar coiiooh*. 
miento á esa Dirección de. los contratos que aprueben. • 

De Real orden lo comunico á Y. I. para los Rectos oorrMpon- 
dientes. Dios guarde á Y. I. muchos afioss Madrid 89 de Setiembra 
de 4S53.<aDomenecb.a»Sr. Director de Ca^as de noon^da , .Minai y. 
Finoas del Estado. 

697. 

« 

HAOENDA. 

fS9 Setiembre.] Real orden , declarando que para el pago de los ¿Jerechos 
de hipotecas no debe rebajarse el capitai correspondiente á las pensiones 
vitalicias, sino cuando sean posteriores al 1.' de Enero de este afio, y 
me ine^ que se extingan han de satisfacerse los derechos respectivos á 
oicho capitaL 

limo. Sr. : He dado cuenta á la Reina (Q. D. 6.) del expediente 
instruido con motivo de la instancia del Maríquéd de CáoeDes su so- 
licitud de que se le devuelva la cantidad que en Agosto del afto 
de 4834 dice pagó indebidamente ó con exceso á la ove ooitespon— 
dia por derechos de hipotecas del legado que le dejé la difunta Con» 
desa viuda del Asalto « fundándose en que no se rebajó y deluó ha^ 
berse deducido el capital de un- YÍtalicio con sfmsé dejó graifado 



n 4853. 479 

dicho legado, toda vez que deben deduoirse las pensiones vitalicias 
Mgun se ha declarado por el art. 4.^ dd Real decreto de 86 de No^ 
viembre últínio; y teniendo presente que por lo niisitoo que se re- 
conoce Y se consigna en.el citado art. 4.^ del. Real decretó de 26 de 
Noviembre, que las cargas á que se refiere el art. 3.* del Real de- ' 
creto de 23 de Mayo de 1845 , $6n; aquellas que disminuyen real- 
mente el capital de las fincas , cómo son los censos y demás gravá- 
menes de üáturaleta perpetua , pero: de ningún modo las hipotecas 
especiales ni las fianzas constituidas sobre las fincas , es evidente que 
has pensíofiés vitalizas Veri que los pensionistas no tienen mas que 
la acción personal contra el heredeto y la subsidiarla contra los bie- 
nes de la herencia, no pertenecen á aquella clase de cargas que de- 
ben rebigarse con arreglo á la letra y verdadero. espíritu de la. ley, 
Y que en .el referido art. 4.° del Real decreto de 26 de Noviembre 
se quiso. adopt^ y se adoptó el término equitativo de, que lo^ dere-^ 
dios de hipotecas adeudados y correspondientes al capital.de las 
pensiones con que se dejaron gravadas las fincas adquiridas por 
título lucrativo no se paguen hasta que c^e lá obligación al pago de 
la« mismas. pfsnsíones;cpnform^dose S. M. con lo propuesto pQJr 
V, S. I. se ha dignado deqlarar : / 

4 »* Que las pensiones vitalicias, en que los pcasionist^as no tie- 
nen mas que la acción perspnal contra e) heredero y la sul^sidiaria 
contra los bienes de la nerencia, no pertenecen á la clase de cargas 
que deben jr^b^arse con arreglo 4 ^^ letra y verdadero espíritu de 
la ley vig^te hipotecaria para el efecto de O^ígir los derechos de 
hipotecas adeudados por las adquisiciones de fincas por titulo lu^- 
crativo. 

2/ Que en el art. 4.'* del Real decretp de 26 de Noviembre üUi-» 
mo se quiso adoptar y se adoptó el término equitativo de que los de- 
jrechos de hipotecas adeudados y correspondientes al capital de las 
pensiones no se paguen sino cuando cese la obligación al pago de lá^ 
mismas. 

3.* Que han sido bien exigiítes y que deben exigirse sin deducir 
ó rebajar los capitales de los vitalicios , los pagos de los derechos 
de hipotecca adeudados por todas las fincas adquiridas P9r título lu- 
crativo gravadas con dícnas pensiones vitalicias y verificadas hasta 
el dia 4.^:de Enero del ano actual, en que principiaron á regir las 
ri?fonzias introducidas por el Real j3ecreto de 20 de Noviembre. 
. . Y 4.^. Que desde e^^^ época en adelante es .cuando diebe aplicar- 
se la disposición equitativa del art. í.^ del misn^o Real depreto,;de 
que luego que cese la obligación al pago de las pensiones se satisfa- 
l¡0^1o6 deceehos quej9ntonce$ so bailen establecidos y correspotidan 
ai cap^ jdah pensión que aotos se fobajów .. 



480 TEBCBA CUATKIMKSTIB 

De Real orden lo comunico á V. S. I. para so inteligencia y 
efectos Consiguientes. Dios guarde á V. S. I. muchos años. Madrid 29 
do Setiembre de 1853.B»Jacinto Félix Domenecb.«>=«Sr. Dírectolrge^ 
noral de G>ntribuoiones directas y Estadistica. 

698. 

DIRECCIÓN GENERAL DE LO CONTENCIOSO W HAaSNDA. . 

(2D Seiiembr^A Gircalar/ resol vieodo que no se propcKiga por lo$ Promotor 
res fiscales de Hacienda inhibición alguna en causa criminal ,. sin con* 
snlláisela previamente. « 

Esta Dirección ha observado que algunos Promotores han enten- 
dido equivocadamente que el Real decreto de 20 de Junio de 1S52 
Kttiita la jurisdicción de Hacienda al Conocimiento de los delitos de 
ciMitrabando y defraudación; de donde ha pi-ovenido, que en cier- 
tas causas incoadas ante sus Juzgados especiales por delitos comu-* 
nes, pero cometidos contra el interés de la Hacienda , se han pro- 
puesto inhibiciones inmotivadas, y aun sé han acordado algunas, 
con notable menosprecio de las leyes y Ja práctica constantemente 
seguida , ton depresión del fuero cuya defensa está encomendada á 
dichos Promotores , y con perjuicio de los intereses del Erario pú- 
blico. 

Para evitar estos málps ha resuelto esta Dirección , qué no prcn- 
ponga T. inhibición alguna en causa criminal sin consultarla prér 
viaraente, refiriendo el caso , y manifestando las razones en me se 
funde, y que siempre que se suscite aquella. por otro Juzgado, -dé 
también cuenta del caso y consulte antes de emitir su parecer. 

Dio3 guardé á V. muchos años. Madrid '29 de Setiembre 
de Í883.=3P. A., el Subdirector primero, Nicolás Molida Li¿a7ia.=*Se- 
ñdr Promotor fiscal de Hacienda de 

699. 

■ 

piiESlDEKClA DEL CONSEJO DE MINISTROS. . 

[30 Setiemire.] Real decreto, mandando que D. Mariano Roca de TogoreSi 
Mangues de MolinS| nombrado Ministro de Marina en 19 del actual, ae 
encargue de dicho Ministerio , cesando en su despacho interino D. Agua- 

• ^in Estdmn Collantcs. 

' • Habiendo Hegado á esta corto t>. Mariano Roca deTogoress Mar- 
qués de Molins, vengo on mandar que dei^do-Iaego se' encargue dol 



DB 1853. 181 

HÍDÍ8terio de Marina para que tuve á bien nombrarle por 011 Real 
decreto de '19 del actual, cesando por consiguiente en el desempeño 
inlerino del misino D. Agustín Esteban Collantes, Ministro de Fo- 
mento; quedando muy satisrecba del celo, inteligcocia y lealtad con 
que \o ba servido. 

Dado en Palacio á 30 de Setiembie de l8o3,=Está rubricado de 
la Real mano.e=El Presidente del Consejo de Ministros, Luis José 
Sartorios. 

700. 

GRACIA Y JUSTICIA. 

[30 SeiiemircJ] Renl decreta, aprobando la InstruccíoD para Arreglar el 
procedimiento en los negocios civiles con respecto á la Real jurisdicción 
ordinaria. 

Señora : Los litigios y reclamaciones jurídicas son hoy el espaor 
lo y la ruina de muchas familias; son un manantial perenne de es*-^ 
cándalos, son la muerte de la justicia misma. Las formas, ó mejor 
dicho, los abusos á que dan lugar, ahogan la voz do los litigantes, 
despopularizan á nuestros Tribuoaíes, y acabarán por desacreditar 
uoa de las mas santas instituciones si no se hacen desaparecer pron- 
to las irregularidades de nuestro procedimiento. 

La mejora, pues, del actual sistema de instrucción judicial, es 
sin duda la mas apremiante exigencia de nuestra época ; y equiva-* 
le 9 si Do sobrepuja, en ventajosos resultados , á los que pueden es- 
perarse de un buen Código civil ó penal. Esta aserción, á primera visi- 
ta paradógica, no lo es para los que, encanecidos en el servicio de 
la justicia, saben que la jurispruaencia suple hoy en muchas ocar^ 
sicmeslos defectos de la ley civil, como suplia antes el vacio do las 
penales. El verdadero cáncer de nuestras instituciones judiciarias 
son las deformidades ruinosas, el despilfarro y desbarauste de la 
sustanciacion , máquina de guerra asestada contra la fortuna del ín-* 
feliz litigante , ó inmoral juego de suerte y azar , donde freouepte- 
moite triunfa de la razón la malicia, de la legalidad la astucia > do 
la mas sana intención el fraude y la codicia. 

Por severas que parezcan estas caIi6caciones, basta para demos« 
trar su justicia , recordar las numerosas peticiones de nuestras Cór-^ 
tes en los siglos XV y XVI , y los reverentes suj)l¡cas elevadas ai 
Trono en queja de las vejaciones del procedimiento. Vcnse adcniáír, 
en nuestras leyes Recopiladas, retratadas y anatematizadas á cada 
paao, la punible inacción , la mala. fe y la avaricia, como las funes* 
^'^ dívíaidades que presiden ordinariamente en nueí^tro foro. 



489 TVRcnt ccATinasTU 

Malee tan terribles han recibido , en verdad^ alguna aminoracioíi 
desde el advenimiento de V. M. al trono de sus mayores. Decretos 
especiales han puesto coto , de vez en caando , á determinados abü*. 
sos; pero muchos de ellos subsisten aun, y afean y empañan is> 
justicia, cuya recta y cumplida administración es una de las más abas 
prerogativas correspondientes al poder Real. 

El deseo laudable de cortar de raíe tamaños males Imo crsar 
Comisiones de codificación que han presentado trabajos eaáññtítB^' 
mente apreciables. El Gobierno de VI M. procurará sin descanso que 
estos se conviertan cuanto antes en leyes bienhechoras; pero la 
trascendencia y delicada Índole de ciertas reformas, la necesidad le- 
gal de que sean .convenientemente discutidas, y los obstáculos, á 
veces insuperables^) que sdscitatoda innavacion mdieal, ^tardiany 
retardarán todavia la publicación de una ley orgánica do nuestros 
Tribunales, y de un Código completo de procedimientos. 

No es posible, Señora, que, siendo tan urgente el mal, deje de 
aplicársele instantáneamente algún remedio , siquiera n6 sirva para 
otra cosa que para disminuir ó calmar su intensidad. Gobernar e^ 
mejorar ; y cuando el poder público hace con tal objeto cuanto le*** 
galmente está á su alcance, puede esperar tranquilo el fallo de ia 
opinión, confiado en el testimonio de su conciencia. 

Examinando filosóficamente la estructura de nuestro actual pro^ 
cedimiento , con abstracción absoluta del organismo de nuestros Tví^ 
bunales , se encuentran vicios susceptibles de fáMt ' reforma' que el 
Gobierno debe acometer desde luego. 

Nuestra legislación, si bien imperfecta, está muy distante de' 
ser absurda : no consagra ni ha consagrado jamás un estado habitual 
de abusos: estos son exclusivamente hijos de prácticas mas ó menos 
autorizadas , de interpretaciones poco meditadas del derecho escri- 
to , y de las contradicciones inevitables en una legislación heterogé- 
nea é inmetódica. 

' El Gobierno, á quien está confiada la ejecución de las leyes e» 
todos los ramos de la administración pública, no debe« no puede Iqk 
lerar que costumbres abusivas se sobrepongan á su espirita; y no 
liíaslimita ciertamente sus facultades cuando, dirigido por una r^eia; 
intención, sin pagar tributo á teorías peligrosas, antes bien aeep*-^ 
tando lo existente como punto mas se^ro de partida, respetando 
las bases orgánicas de nuestras instituciones jurídicas , las atribucio-^ 
iies de los Tribunales, el orden gerárquico de su potestad , y las for- 
mas esenciales del procedimiento legalmente estaUecido, aspira 
¿iiicamenle á regularizar la tramitación por medio de Instrucciones 
y Reglamentos aue la descarguen de superfluidades ilegales 6 exMt^» 
legales , que le aeñ unidad y cohesión donde hoy pl:^esMta h iíná^' 



m 48S3. 483 

gen del caos , y la pongan por último en armonia con los principios 
saludables proclamados por nuestras instituciones políticas. 

Ei Gobierno , al obrar de este modo , está muy lejos de atacar 
las prerogativas de otros poderes respetables , á los cuales se pro** 
pone acmip para aquellas reformsís esenciales que no vengan á ser 
una simple, y verdadera estirpacion de abusos , calcada sobre el es- 
pirito filosófico de nuestro derecho , ó sobre su inteligencia recta y 
perspicna. 

La reforma , si V. M. se digna apobarla , está reducida , por 
aliora, á una Instrucción para la tramitación civil, destinada á ser- 
vir de saludable tránsito á tas innovaciones futuras, y de poderoso 
calmante para los males presentes. 

JostiOcarse podria la completa legalidad de este sistema por la 
liistoria de nuestra antigua y moderna legislación , donde se ven 
determinados los pormenores del procedimiento en Reglamentos, 
Instrucciones y Heales órdenes , elevándose únicamente á la catego* 
rfai de pragmáticas y leyes los mandatos que trastornaban directa-^ 
m^ftte las rases cardinales , reconocidas siempre como absolutamen« 
le necesarias para el curso y perfecta terminación de las contiendas 
jiuidicas. 

Pero si el estado anómalo , por una parte , de nuestro derecho, 
y por otra el vehemente deseo de llevar la mejora á todas las regio- 
nes de )a tramitación , han obligado á salvar alguna vez el espacio 
prefijado al Reglamento ; si se arguyese al Gobierno sosteniendo que 
algtinas de las novedades propuestas á V^ H. toca yá muy de cerca, 
ó entra de lleno en los limites propios de ia esfera legislativa, aun 
ee atreve el que suscribe á rogar á V. M. que las adopte , sin em- 
bargo, á condición de dar cuenta de ellas á las Cortes. 

Hombre de ley el Consejero (j[ue suscribe , respeta como el que 
mas los (aeres del Parlamento ; mas en su larga carrera de Magis- 
trado y jurisperito ha tocado muy de cerca los achaques habituales 
de nuestra aoministracion de justicia ; ha oido los incesantes clamo- 
res de fas victimas , y tiene la intima persuasión de que grava su 
conciencia de hombre público si, pudiendo, dilata por un solo dia 
el aplicar al mal algún remedio. No puede temer el fallo de un 
Parlamento espáfíol el Ministro que se apresura á satisfacer una 
necesidad por todos sentida y por todos reclamada, y anticipa de 
eeCe modo un beneficio inmenso al pueblo confiado al maternal cui- 
dado de y. M. 

Guiado por esta consideración el Ministro que suscribe , cree de 
necesidad renidver desde luego todos aquellos abusos, todas aque- 
llas dilaciones innecesarias introducidas contra el espíritu de la ley, 
por esa multitud de articules maliciosos é interminaUes que entor«* 



184 TBBGBA CÚAtRIHBITRB 

pecen el curso regular de los procedimientos , á favor de ia capri- 
chosa elasticidad de los términos legales; por esas réplicas y dupli- 
cas inútiles, en verdad, cuando las partes tienen siempre á su dis-* 
posición el pla^ de la prueba para alegar lo que les convenga sia 
consumir el tiempo en perjuicio de uno de los litigantes; por lá per- 
petua entrega de autos originales, que sirve de pretexto á inevita* 
bles dilaciones y á apremios, ó insuficientes ó formularios; por las 
conclusiones y traslados evidentemente redundantes; por la exten-* 
sion indefinida del termino probatorio, cuyo máximo se concede hoy 
sin causa alguna justificada; por los alefatos de bien probado, de 
cuyo trámite no hay necesidad luego que sean públicas las pruebas, 
como deben serlo con arreglo al espíritu de nuestras instituciones 
políticas; por las dobles defensas por escrito y de palabra, duplica- 
ción insostenible que dilata y entorpece sobremanera el fin de los 
juicios, y por otras muchas actuaciones de nomenclatura varia y 
enojosa. 

£1 conseguir que un pleito ordinario, que hoy consume, en me* 
dio de exacciones insufrinles^ tres ó cuatro años de la vida de los li- 
tigantes, cuando no pasa escandalosamente de este plazo, se circun»* 
criba fatalmente, en los Juzgados y Audiencias, á ocho meses en 
los casos ordinarios , y á poco mas en algún otro menos común , y 
las simples acciones ejecutivas á solo cien dias, será uno de los mas 
grandes beneficios dispensados á los españoles en el glorioso reina* 
do de V. M.., beneficio que le atraerá en recompensa las bendiciones 
de todos sus subditos, y colocará su augusto nombre en nuestra bis- 
toria legal al par del de sus mas esclarecidos predecesores. 

Y si tal resultado se consigue sin poner obstáculo á la defensa, 
antes bien ampliando alguna vez términos que hoy son angustiosos, 
como sucede , por ejemplo, con el que de improviso se ve obligado 
á contestar una demanda , el proyecto logrará acercarse en lo posi«* 
blc á los límites de la perfección, que en materias de procedímieo-* 
tos consiste principalmente en una equitativa distribución de los 
plazos légalos , tan distante do una estrechez peligrosa como de esa 
latitud imprudente que sirve de asidero constante á la malicia. 

La Instrucción que reverentemente elevo á las Reales manos 
de V. M. , es una medida precursora de otras no menos importantes; 
es la parle de todo un sistema de prudente, pero radical perfección 
namiento en todas las esferas de la justicia. Descuella entre las re* 
formas preparadas el pensamiento de abolir por medio de una ley las 
actuales costas procesales; origen fecundo de disfamacion p^a las 
clases todas de la curia. Esta reforma interesantísima podrá verificar* 
se, por fortuna , sin menoscabo alguno de Jos intereses délas muchas 
y respetares clases que U componen, antes bien mejorando su GQQr 



4853. 485 

diekm y aumentando sus utilidades; y lo que es mas, sin ocasionar 
gravamen alguno en el presupuesto. 

En vano seria, Señora, que Y. M. se desviviese para mejorar la 
administracioD de justicia , dictando los mas acabados Reglamentos, 
si no se procurase cerrar de una vez la puerta á su inobservancia, 
achaque crónico de muchas de nuesti-as disposiciones legales. Para 
evitar este peligro, en cuanto la previsión humana lo permite, ob- 
servará Y. M. que se hacen particulares esfuerzos en la adjunta In^ 
Iruocion , y que se establecen medios de inspección y publicidad des- 
conocidos hasta hoy, y que deben dar su fruto , ó fallar contra toda 
esperanza las reglas generales del criterio humano. 

Excusado es, Señora , enirar en mas extensas explicaciones cuan- 
do la alta sabiduría de V. M. es la que ha de juzgar de los pormeno* 
res del proyecto. Áridos y desconocidos para la multitud , son claros 
y notorios para Y. M. , que se digna prestar siempre su perspicaz 
atención á todo lo que va encaminado á un objeto cualquiera de 
utilidad pública. 

Conviene, sin embargo, llamarla especialmente por un momento 
sobre la parte relativa á facilitar la introducción del rccui'^o de nu- 
lidad , remedio supremo y heroico, rarísima vez empleado hoy, por- 
que el depósito previo que se exige lo hace completamente inacce- 
sible á las fortunas ordinarias. 

Nuestro Tribunal Supremo de Justicia , centinela avanzado de su 
buena administración , y venerable asamblea donde se congregan y 
resplandecen las altas respetabilidades de nuestra Magistratura , no 
puede ejercer desembarazadamente sus importantísimas funciones 
sino en muy pocos y contados casos, faltando de este modo un cen- 
tro común a las necesidades diarias de la jurisprudencia , un esti«- 
mulo á la laboriosidad de los Tribunales superiores, y el único y 
poderoso freno que es capaz de contener las malas pasiones de los 
litigantes. 

Facilitar las vias para llegar á tan apetecido término, ínterin re* 
Connas de otro género permiten aspirar á mayor perfección ; conse-» 
guir este intento sin tocar á las bases cardinales de nuestro organis- 
mo judiciario, sino, mejorando simplemente el procedimiento en 
cuanto á sus pormenores verdaderamente reglamentarios, es^ aten- 
der indirectamente á otra necesidad no menos apremiante, que se 
deja sentir hace ya largo tiempo , que ha traspirado muchas veces 
en el seno mismo de los Parlamentos , y que el Gobierno puede tam- 
bién satisfacer hoy naodificando al efecto el Reglamento provisional 
en la parle respectiva á las súplicas, duplicación incalibcable que 
aun dura en nuestra sustanciacion , produciendo en la práctica con- 
tradicciones, desprestigio para la Magistratura, gastos doblados pan^ 



} 



4é6 TkBCn CÜATtlXBSTU 

1m pár(«6, y otros no menores inconvenientes. El Real decreto dé^'4 
de Noviembre de 1 838 sobre recursos de nulidad , queda sin em«r 
bargo intacto en sus partes mas integrantes , y solo reciben altera- 
don en provecho visible de la justicia algunas de sus disposicioB^ 
Mcundarias. 

Tal es en resumen el proyectó que , como un lenitivo á males 
graves é inveterados , tiene el que suscribe la honra de someter á la 
soberana aprobación de Y. M. Grandes bienes debe llevar eonsigo. 
Los pleitos interminables , ese terror con que los ciudadanos se acei^ 
ean hoy al recinto de nuestros Tribunales , disminuirán sensiUe'*- 
mente; y la dignidad Real, fuente y origen de la justicia, que es 
^uien levanta y sostiene las naciones, adquirirá , si cabe, mayor ex- 
plendor con el planteamiento de una reforma tan imperiosamente 
<Bxigida por la opinión pública , como fatalmente dflatadá durante 
«iglos enteros. 

Madrid 30 de Setiembre de 1 853. »» Señora. «» A L R. P. 
de V. M.«=E1 Marqués de Gerona. 

RBAL DEGREFO. 

Habiendo tomado en consideración las razones expuestas por el 
Ministro de Gracia y Justicia, de acuerdo con el parecer del Consejo 
de Ministros , he venido en aprobar la Instrucción que me ha pre- 
sentado para arreglar el procedimiento de los negocios civiles con 
respecto á la Real jurisdicción ordinaria, y en mandar que se circule 
& quienes corresponda para su puntual observancia , sin perjuicio 
de darse cuenta oportunamente a las Cortes. 

Dado en Palacio á 30 de Setiembre de 4853. <=> Está rubricado 
dé la Rea! mano. »> El Ministro de Gracia y Justicia, José de Castro 
y Orozco. 

INSTRUCCIÓN 

cM proeedifnieñto ciM con reipedo á la Real jurisdicción ordinaria. 



JUICIO CIVIL ORDINARIO. 



DK hk PRIMERA. IRSTAÜCU. 



' Articulo 4 .• Son objeto del juicio civil ordinario , y serán venti^ 
ledas en él con arralo á las leyes y á las disposiciones dé esta Ins^ 
truccion , todas las contiendas entre partes en reclamación de una 
acción ó derecho de mayor cuantía , que no tengan señaflada expt^e^ 
•amenté por la ley una tramitación especial. 



n 4883. ^ 

,,:,: Todo ac^r al in^rj^uJj-^^n^Pf Í«^ 

cisamente los <íoc«»«^*^JJS'TSd?irtmsin«> Y otra A» a 
tsBdo además una «»P« "*f5f J Swrrespondiente. Si la cop*. 
p^pia demanda, «^r^'J^lTSbS^ceder de Teinticinco 
SeL documentos * «"^^.t^ rfoma de los mismoa, am 
a;dTl"cSpra?SS;T- hacerlo volunUñamente el r. 

teresado. , . ^^ ^ .^^ !«<; neisonas demandadas, no 

■^A 5 • De t«l« í™'* '«8»''""!' '"^'^^ 1i ^«St 
*C"flV En las demandas en que baya tenido ^««pmj*. 

^íiSbaiE», de lo que extenderá ^'^^^'^^h., 

^StacOTte de lo» documentos 6 antecederte» « A*»^- 



r,- rk'frei°.lKrzs::rs&- -¿.ti 

Art. l.\ Bi «emauu ...^faA,. nroDomendo de «na »« 



señalado, ,.^.1 " .^,j^ 4 



no consistir las primeras en falta « pereonaiu«u 

"^5?" U declinatoria de jurisdicción no se po*4 i,^-» 

por el Juez, si conociese en ««¿[^ ?^^-""- ' 

Smpetencia propoesta por qmen *^^^ «.-ii-v^- -» m 
aSíO. Las recwacionea se«s»«r«r«. fir.c/. »• wv 

términos prevenidos en el art. o^ ,^^^,, v^^iw 

do al actor por tenmoo ^^^¿Í^Z^T. :f.r v * • --^ 

prueba el '•<^«'^:J¿n ^f* "T^vÍ « ÍV-.» «-*^ r»- 
%as á lo mas, y dictándoee en íeOT« w« » -^ 

YÍde«»a defiídtiva. 



18S TKRCBR ctAtanasTU 

Ari. 12. Resuelto el articulo en contra del deoiandado , se con- 
iestará la demanda den(ix> del término de seis dias. 

Art. 43. Contestada directamente la demanda, con igual obliga* 
oion en el demandado de acompañar en todo caso copia del eeerüo 
en papel correspondiente, y do sos documentos, cuando la do estos 
no deba exceder de quince pliegos, y entregadas las que correspoo* 
dan al actor en los términos prevenidos para el reo, so recibirá des* 
de luego el pleito á prueba con la debida citación. 

Art. 44. Sila prueba no fuese necesaria para el fallo, se dictará 
este desde luego con citación de las partes , a no haberse propuesto 
mutua reconvención por el reo, en cuyo caso se abrirá siempre d 
plazo de la prueba por el termino que convenga. 

Art. 45. £1 término probatorio no bcijará de ocho dias ui exce« 
derá de treinta. Jiste plazo solo se podi*á prorogar por otros diez mas 
SI alguna diligencia de prueba, ya solicitada y admitida, debióse 
tener lugar fuera de la provincia. 

Se concederá además el término extraordinario uiiramarina 
cuando asi estuviese prevenido por la ley. 

Art. 16. Durante el término de prueba, podrá el actor. replicar 
á la contestación, y ambas partes alegar cuanto les conven^ ; pero 
sin tomar los autos originales ni causar suspensión de dicho tér- 
mino. : 

Art. 47. Mientras dure el plazo de prueba , y no en otro estado 
del juicio , presentarán las partes la que les convenga , instrumental, 
testifical, por juramento deferido, ó de cualquiera otra dase, ó 
por posiciones entre ellas mismas. La presentación de nuevos docu- 
mentos basta entonces no conocidos, y el examen de testigos que 
estén para ausentarse, ó cuyo fallecimiento ó imposibilidad de oe- 
olarar se tema fundadamente , podrán tener lugar con arreglo á de- 
recho fuera del término probatorio. 

Art. 18. Siempre que las partes soliciten prueba de peri-^ 
tos, e] Juez para evitar discordias, nombrará uno de oficio , quien 
declarará juntamente con los designados por las partes. Si aun re^ 
sultase discordia , el Juez nombrará el número oportuno de diri- 
mentes. 

Art. 49. La prueba de testigos será pública como la instrumen- 
tal*, y las partes podrán presenciar sus declaraciones, y hacerles las 
preguntas concernientes al asunto , con el permiso y por conducto 
del Juez, quien mandará hacer constar sus protestas si asi lo solici- 
tasen las mismas partes. 

Art. 20. Sin perjuicio de lo prevenido en el arti<;uIo anteriori 
podrán las partes presentar interrogatorios cerrados, que se abriMn 
por el Juez en el acto de precederse al examen de los testigos; y 



DB 4853. 489 

tieiido pertinentes las preguntas , se prosegnirá él acto eií la forma 
ya prevenida. 

Art. 84 . El Juez repelará de oficio toda prueba ilegal ó impera 
tinente. 

- 'Arti'28. Todo ciudadano está obligado á comparecer ante e) 
ioezen la forma legal conveniente paro presUir su dedaracioníá 
petición de parte , salvo siempre su derecho á reclamar de esta los 
auxilios ó indemnización que correspondan. 

Art. 23. Todo funcionario público está obligado , bajo las pepas 
seAaladas en el Código penal , á evacuar dentro del término de la 
pruelMi ewlquiíBra diligencia ó actuación que se le exija legaln- 
monte. 

* Art. 2i. Se prohibe la abusiva costumbre de suspender eltérr^* 
mino probatorios cualquiera que sea la causa que se alegue para 
elb. 

Art. 25. No se recibirán los pleitos á prueba de tachas , pues 
siendo páblicos^todos ios actos del juicio, dentro del término curdi-^ 
nario deberéis proponerse y jusIffic^Me. 

Art. 26. Para evitar perjuicio á las partes con el cumplimiento 
del articulo anterior, deberá verificarse precisamente la prueba les^ 
lifieal antes de ios últimos seis dias por que deba correr el plazo 
probatorio. 

Art. 27. No se concederá restitución del térmiju^de la prueba. > 

Art; 28. .Concluido el término probatorio, el Juez manaará unir 
laS'probanoas practicadas, y citaü á las paiies para sentencia » ae^ 
&alando al mismo tiempo día para la vii^ta. 

Art. 29. La vista será pública si las partee en el acto de la noti-* 
ficadoa manüestaren que querían asistir á ella para hacer defensa 
oral ó escrita. 

Art. 30. Admitida una apelación con arreglo á derecho , so man^ 
darán remitir los autos ó su compulsa á la Audiencia , con emplaza- 
miento de ocho días,- si esta residiese en la misma provincia qu^:e| 
juzgado, y de doce en otro caso. 

ñebtldiaa. 

Alt. 34 . Si pasado el término prefijado^ para la eontest&cioo da 
la Amanda no hubiese tomado los autos el demandado, se lo ocu^ 
aará una sola rebeldía, y seguirá el juicb adelante sinjcnas citarle ni 
emplazarle. La sentencia definitiva se le hará siempre saber en for- 
Bia legal; pero pasado el término de la apelación sin haberla interr 

Euesto , se proseguirá en las actuaciones sin necesidad de aoieva ro^ 
eUia. 



(90 TBECm GtAtBllIBSTRl 

/ . Arl. 3S. En cualquier otro tváimie del juicio en que A aotof áA 
demandado se constituyan en rebeldía, proseguirá el juicio adelante 
aiv neoeaídad de que se acuse aquella, salvo lo dispuesto en k se- 
cunda instancia sobre los emplazamientos. 

Art. 33. Guando cese la rebelde doiun. lítiganle^ poddt utilizar 
los térmiDoa que aun resten por correr daade. el diai de . soi praaeii«* 
la6ion. 

AfTtrMos. 
♦ • '. ' . , • 

i Art. 3i. Sí déntr&del día sisuieate al en i^ canolaya im tér*» 
mino de loa en que se permite la entregaorigíaai de auloa M buf 
biesen sido devueltos fK)r la parte con despacho ó sin él, seia dar* 
clarará po^el nhero- hecho y de oficio iocairsa'eiLiipa' multa d&/6 á 
41i duros, Y se Kbcará maiKiainMettto da saea.. La iniíka ia.exigti 
personalmente al procurador ; y no abonándola en ei acto , se le 
peiiderá de oficio.^ . . r i • . / 

-¡lArt. 3ft. Toda persona requerida para la eatMgn «deiunoa^autoa 
que obren en su poder, los preseotoá en el^aoto bajq pena dé amas» 
fO<lfo mío á tres dias; y 8i;esfté apremio no bastase,! se pírocaderá 
erhntnaiaaente con arrej^k) pil Cód^ penal. 
< . Art. 36. Sin porjuioio de las dispeisiciooea aáteriore8,'fi0jotcto{;aHi 
á todo litigante forastero que haya venido á seguir personalmunlf 
el joioio:, una indemnización de t-áS duros >pQr cada dia traMUr^ 
vido sin ^ne se hayan presentado los laulós en la escribanía. Este 
tiempo se Contará desde el de la imposición^ éé :1a multa 'idch^sivé 
basta el en que se hubiese verificado fínalmcpate )a devohioioB deloi 
autos , 6 dado principio al procedimiento criminad 
' La' indemnización se decretará deplano^ y se>exigirá por apre- 
mio personal, con arreglo al Código, del litigante que debiese eat» 
fi(^rla. 

' > Att. 37. El dependiente encardado de la saoa de autos dará diá» 
Hwñb^ntecuenta ai Juez de^laa gestiones que practique^ coosignándoae 
estas y los mandatos de aquel en diligencia también diaria. '[ 

DE LA SHOUHDA tlTSTAIfCIA. 

Art. 88. Recibidos unos autos en la Audiencia, él Regente, los 
pasará sin dilación al repartidor , quien hará elséfialamíeilio» ddiidoí, 
y* los entregará á la esoribama de Cámara respectiva. * :u:i 

- Art 39. El escribano de Gámsffa dará cuenta á la «Sala de Ja ve^ 
nidade los autos, y pasarán aquellos al Relator para que jícaolíqiia 
el apuntamiento: . -^ , - .- ce* 

Art. iO. £1 Relator tendrá de término para practicar dich^ tteé 



BB 4853. 4H 

bajo ocho díaa$i los autos no excediesen de SOO fojaé^ y qaineé si 
pasasen de este número. 

Art. 44 . Hecho el apuntamiento , se entregará con los autos ciru( 
gthales á las partes por término de quince dias á cada una , con el 
uaioo objeto de que se instruyan parala defensa. 

Si hubiese. necesidad de apremio, se observará puntodmente 
todo jk) preyenido para la primera instancia. 

Art. 42. Si alguna parte no hubiese comparecido dentro dil tár-> 
mino del emplazamiento^ 4e le acusará una sola rebeldía , y se pro- 
cederá como queda prevenido para la primera instancia. 

^Art. 43. La parte que quisiese probar de . nuevo , "presentará al 
devolver los autos lista numerada de los hechos que le convenga j«s>^ 
tificar. Su copia será entregada á la parte contraria en la forma or*-* 
diñaría; y aideptro de tercero dia no presentase escrito oponiendo» 
se á la admisión de djcha prueba , el Tribunal recibirá el plieito á éUi| 
con citación de las partes , si asi procediese por derecho , ó mandará 
citar para la vista «wialando dia al efecto. 

Art. 44. Cuando una de las partes contradiga la prueba , se citará 
y praoederá sin embargo á la vista del negocio; y se fallará deflni- 
tivamente denegándola, ó se admitirá si así debiese practicarse. 

Arti 45. En .cuanto á los términos y circunstancias de la pfuftba 
i6 guardará entaptamente todo lo que queda prevenido para la pri^ 
mera mstanoía. 

Art.: 46. Concluido el término probatorio ^ se mandarán unir las 

Sbanzas y ponerlas de manifiesto con los autos en la esoribania do 
sara por lérmiiio de ocho dias , á .fin de que dentro de él se ins*i 
imyan de su mérito ambas partes. 

Ark 47. Luego que trascurra el término anterior \ volverán á 
¡war los autos al Relator por término dé tres dias para que adicio* 
ne el apuntamiento. 

- Art. 48. Despachados los autos por el Relatot* , se mandarán ci- 
tar las partes, y se señalará al propio tiempo dia para la vista. ^ 

Art. 49. Deberán asistir precisamente cuatro Magistrados pari 
ver y fallar definitivamente los negocios civiles sobre propiedad, 
cuya cuantia exceda de 4 ,000 duros. 

Los Ministros mas modernos de las otras Salas , llenarán este nú- 
mero, si fuere necesario, por torno riguroso; y ios Regentes podrá* 
estnblecer para el mejor despacho dias señalados en que tenga lugdr 
la vista de los pleitos. 

' Art. SO. Se procederá por rigurosa antigüedad , fSogun la fecha 
del señalamiento , en la vista de los pleitos , sin que se pueda inVérClí 
We4irden, á no mediar causa justa y notoria ^e se hará constar 
por ititigencia. ^ ' '- 



4^ TB&Cia CDATRIMKSniB 

Art. 54 . No se podrá suspender una vista señalada , por pétidofi 
de las partes, á no alegarse causa muy extraordinaria y notoria que 
la justiBque , al prudente arbitrio de los Jueces y Tribunales. 
La suspensión en nineun caso podrá exceder de seis días. 
Art. 52. En las providencias definitivas de los Tribunales que fue- 
sen revocatorias, en todo ó en parte, de la del inferior, se hará 
constar que el fallo ha sido por unanimidad cuando así se baya ve^ 
rificado. 

Apdachnes sobre articulas. 

Art. 53. La*su8tanciapion de las apelaciones sobre artículos de 
cualquier clase se arreglará en un todo á los trámites anteriormente 
señalados , reduciéndose empero á ocho dias el término de la entre- 
ga de autos para instrucción de las partes, y sin que estas puedan 
pedir nuevas pruebas. 

DISPOSICIONES GOnUNES A LÁ PlIUtBA T SEGOHIIA IRSTARCU. 

Art. 64. En ninguna demanda ni escrito de las partes se usarán 
fórmulas de juramento. 

Art. 55. Los escribanos de Cámara y de Juagados deberán dar 
cuenta al Juez ó Tribunal respectivo de cualquiera petición ó docu--' 
montos que se les presente, dentro del mismo dia que lo reciban 
siendo en hora hábil, ó en el aclo si la urgencia k> requiere: practi- 
carán las notificaciones con arreglo y bajo las p^ias de la ley , y cunn 
plirán todas, las obligaciones (]ue se les imponen por esta iostnsó-^ 
cion , ó sean propias de su oficio según derecho, ^ cuando inas.al dia 
siguiente de proceder legalraente que así se verifique. Tendrán, por 
último, obligación de advertir á los Jueces de la conclusión de tedm 
los términos señalados para la tramitación. 

Los mismos deberes pesarán sobre los Relatores y demás funcio- 
narios de cualquier clase que intervienen en ios juicios, por lo res*» 
pectivo á los actos de su incumbencia. 

• Las faltas, de omisión en cualquiera de estas obligaciones serán 
corregidas disciplinariamente con multa de 5 á 25 duros. • 

. Art 56. Si por causa insuperable y debidamente justifioadla no 
pudiesen los funcionarios de que trata er articulo anterior practicar 
cuanto en el mismo se les previene , darán cuenta dentro del dia al 
superior respectivo, quien removerá el obstáculo, ó les asignará un 
pnevo termino, corto y perentorio, haciéndose todo constar en las 
actuaciones. 

. Art. 57. Los Tribunales y Jíueces decretarán de oficio uno tras 
otro los trámites todos do la sustanciacion y sus incidencias por.imdie 



^1 Ml«S3. IM 

de fMwideDóias InferiooiiteHas, fanlB el édUí dé ^fialar dia para la 
viita, ifoe lo harán (iara él máa prdxtino que les fuere posible. Utii-* 
camenle esperarán la excitación de la( partes interesadas en todo el 
pfoj^reso del juicio para la acusación. de rebeldías; próroga del iér^ 
min probatorio quíe se pedirá siempre antes de trascurrido el con- 
cedido anteriormente, y declaración de ser. pasada en autoridad de 
cosa juzgada la sentencia definitiva;. pero en cualquier estado de un 
juicio en que laa part^ de consuno ¡manifiesten convenir á su de-« 
redio que se «suspendadla sustanoiaoion , mandarán que losantes 
queden sin curso en la escribanía 3ia^ tanto que alguna de aquilas 
vuelva á promoverlos sc^u su anterior estado, y no en otra fofma. 
Art. 58. De todo caso incidental que legahnente ocurra en un 
juicio se formará precisanvetite ^ieza saparsida para que nunca se 
entorpezca el «iurso;de la traiáttácion , 4 no tratarse de cosa tan inti« 
mámente unida oon la cnesiion principal que no i sea posible di- 
vidirlas. ' , . :• 

Si la sostaaCiacien del- ineidente debiese ser especial con* arreglo 
á la ley expresa no contraria á esta Instrucción , se guardará lo aue 
estuviese dispuesto t observándose empero las formas de aplicación 
ooaauo prevenidas por la últiola. K debiese ser ordinaria, como la 
de p<ribraea ú otro de igual importancia, se arreglará en un todo á la 
tramitación prescrita en esta misoui iosthiGcion , pero reduciéndose 
siempre á aolo.oehodias para cada parte los términos* todos que 
traiga consigo entrega original de autos » y á la mitad del prevenido 
cd de la-prueba ¿uandoiesia procedido. . > i 

Si el incidente no tuviese carácter ordinario, se determinará de 
plano confiriéndose cul^ndo mee, si se creyese absolutamente nece«- 
sariot uu traslado qne oo pase de dos diasrrpero nunca con entrega 
de autos, y citándose desde luego para definitiva sin señalamiento de 
diisi para la vista, á no r^erirlo ;asi el asunto por su gravedad é 

ioiportancia. . • 

JM. 50. A todo. escrito. presentado por las partes en juicio, de« 
berá acompañar pcecisam^nte .copia literal de su cotitenido, que'se 
entregará a la contraríaen los términos prevenidos para la presen- 
tación de documentos en las demaiidas y contestaciones. Igual copia4 
con tal qiue no exceda de diez pUegos , aeberá acompañar también á 
los documentos de cualquier clase que jfueseo piresentados legaimente 
en ciMÜquier Obtado d^l juicio, y ni estos ni los escritos de las partes 
serán admitidos por el escribano si no , viniesen unidas á ellos las 
copias cori^espondientes. . : 

Art. 60. No se entregarán los autos á las partes sido en loei»sds 
expresamente prevenidos en la presante Instrucción; pero en cual-^ 
quier o^tadQ del juipío, y mientras aqueUos estuvieren en Jas escri«-> 

Tono IX 43 



tM THRCBR <)eiatviB8nB 

)iliiiias«, (p6(hte(pddí^e¿ latjOMBásy cbfM^ de ddadqaiera 

diocumclríto 6 partea de»eHo^ ahoiieii^O'los derfichos.GonteBt)oiidieiite6s 
y examiMPlo&.y sacaí^ fiÍQ;flalitfaeeral;^ini06j cuantos: apinie&Mtí- 
men convenientes loa* iotlonesÉdos^ áaryo fia^ les pondrán aempre 
de manifiesto^ sin que £o pueda enfarpecér no€>bstaiitepar e8ta:ooosa 
la.tramiladmidel áscBíftp. r. j^ . •: I / .:. i' ... ^ 

: Ai^t.(64. LosJueoos.yTribunaIes:i«peIeránr8ÍnQontemp)acip»«l^ 
gnnaJos eserítos do las pártae qoe no/se ijusten f xaétamente á loe 
trámites, de esta lostniGeioni^ ieniondopoir. devueltos los autos y por 
&vacapdoalQ& trafilados siadeqaadhos en toda óoasion en queso ao^ 
p^ran de sus disposicioKiei^, y {¿dondosioonviaiése las ooirecoioiies 
dUcipliaamas oportunas; ^ i .k^.( I 

Art. 63. Todos ;lo&;tGi!iqioos;de los . 'juicios son perentorios ^ím-^ 
protogables^, y^se-oontarán (ie3deiel dk siguíeñite al 'dé'>]a notjficii*^ 
don é transite jqua lira ^laya'pnsoedfdo^'naolu^^eado enipero>lo8'dna 
festivos en que vacan los Tribunales. Solamente podran ampliattse 
dtehoa. términos qn loai^aeos'^iexprofraáñeike ' jpenñitiiiDB por la pre- 
siente Instrticcion.v: . '. '' • *:!:• i • *'i .: :>!::-ilfí ' • .:-•• ;/'• '. ■ 

.. ArL 63.' Serápotestatiro^i'ias^ partes pi;éseniAr>d'yH]^abog^^ 
plira.fat.aefen8a^oratvlaiiílD ch ilos^j^butíal^ smpfepiobes oomo en ios 
Birerf0re5v.jó;(bacer:aqualbr pot^'escrtto enol acto 'de k' vista por 
medtádfi.álpgato $rmadO'>iio^ Utrwki) Si il» 0xtension^>6l( la iMmisa: 
eccrits excediese dfe -diierpKqgois se suprimirá '«I lecbiira^> pública, 
süii.perjutpioideii^uo sé íüiíaíáloft autési . " > ' -^^ '^ ' . 

Art. 64. Los Tribunales y JéeeieB gusA^darán Á^ los abogados- las< 
oémsiácraciotiesd^btdasvi^iendlac^ d^la vüsta cotno^en ciialquier 
etoo á que legalmente puedan ooneiurír) sií»iimerru«ipfflds^ íií deá^ 
CQDcertarios en ws infermes , á m sef cjüetoiMen "en ^érmíaos^por 
cualquier ecmceptoiiiconv^feaces^ v • .* • ' ' "^ * 

í) ;. lIoB tel^ados^ipQr sU'pavté^db^ieiKlri^ en^^vk deféki[sa^>de att^ 
plificaciones inoportunas; y persuadiéndose do que el tiempo' imI 
gaitqdóvpój ¡los- IVH>iíiiáles ij'^ JuécOs'VK5a6íona íi^mf^rá un per^u.fcio 
iialeb^o i los demáa^^ litígáftKfi J y os^dalmento á los reo$^Mear¿&-- 
kdosí ceAiráfi su^^diseurW' á toqucpfuefb^prudeniiemente íieeesarid; 
i>egun la igrávedady ^hipli(SíciOn do tósiiegu<?íc».' •• • -'* •" -*' • 
MíttU^aefoisí letrados proeediemittíe e^teí^módO'^ Ií|íeje*;ibí6^e' 
üíia* profeiio*)^/ qu« (>^ •de"fe's'inasn¿bléí?i', cuando- nobiemettté se 
ejtírcei, tefe fribüttdlefe^'J «tees los oirén cotí tdda la ateftdon idebida/ 
cualquiera m)^ soa íi<Htempo qu¿^ domécft «tis ínfeífme*'; per tt^ sP «o^ 
, toriamente ai vagasen y llevasen va invertida uMtíora Oñ Jla>^efieftfSis, 
eli(»2d Pr^^ntei, ti» aéii^rd«fJO(M>W'Sáftf, l«3 a^ vet^tirá* ^ebi^- 
sainettta 4o ^ AOUvetiga t' y si ^pdfSíMa'owa media ^hms^ ^áems^' M' 
esta^aditttoftñoiiP, tomimiáfseb^^ ^má' pMH' 



4853^ ^ 101 

rérteleála palabrera deólftrafidó que el Oficia judicial está ya difi- 
dentemente ín^trdidoi ^ ' ' 

Art. 65. Los Tribunales y Jueces podrán > decretar para mejor 
proTeer , la práctica, con oitacioñ do las parnesy de cuatHas ritügea^ 
Mas estitnen convenientes. ' 

Art. 66. Los autos interlocntorios se'diciaráii énel término d* 
tercera dia : las senlénctais interlbcutorias en' el de seis i las deflulti-- 
tas en el de' qpaítaCe: 

Art. 67. De todo ¿luto definltiTo de primera instancia se podrt 
interponer apelación dentro de cinco dias: de Ids fnlei?locutoríos M 
el término de tre§: de los' de esta áltimaf clase de las Aodiencias pódii 
solicitarse t^eforma dénttx) del mísiho té^mino'. En imo^ y en otro caso 
se decidirá de plano el incidente do apelación^ confiriéndose á \0t 
mas un traslado de dos dias. 

Art. 68. Los Tribibnales y Jueces hiodaVári siempre las senten-» 
cías definitivas y las interlocutorias dp i^ual clase, cuando asi lo 
reputen conveniente, exponiendo con, claridad y concisión las caes- 
tiones de hecHo y de derecho, y ciidtídó las leyes ó doctrina legal 
en que se apoyen. Las Salas nombrarán por tomo rigoroso ponentes 
que presten este trabajo dentro del término para dictar senlenciai 
expresándose en ella su nombre. 

Vt LOá tKCURSOS AL TttBDlfAL SOPaÉaO. 

■ Recurso de nulidad. 

Art. 69. De las sentencias definitivas' de cualquier clase que dic« 
taren las Audiencias en negocios civiles no habrá lugar á sjúplica. 

Art. "70. Habrá lugar ai recurso dé nulidad contra las ejecutorias, 
de las Audiencias por infracción dq las leyes del enjuiciamiento tú 
los casos y en la forma prevista por él Real decretó de 4 de Noviem* 
bre de 1838, excepto el de denegación de sáplica. Procederá además 
el recurso por infracción de las leyes del enjuiciamiento cuando la 
sentencia hubiese sido dada por un número de Magistrados inferior 
al requeriere mra dictarla. 

Art. 71. Habrá iujgar ásiihiSmó al recurso de nuHdad ^r Vio- 
lación de ley clara y lerriiinahto contra los fallos definitivos de las 
Audiencias i^n asuntos no posesorios^ interlocutorios ni eiecutitóé» 
cava éuaniiá exceda do l,O0Ó duros en la Península é islas adya- 
centes: 

4 .• Cuando hubiese mediado discordia para dictar sentencia en 
la instancia de apelación. ,. * * 

%^, Cuañc^q la sentencia fuere revocatoria.cn todb' ¿^ én' jpárte áé 
la de! mfehor , y no liubiese Sidó dictada ]()Oi^'uuanim¡dtid. ' '^^ 



196 nicBft OMWKuaB 

•< . Art. 79. Se reducé a 1 00 duros el dñpéAto previo exigido por el 
articulo 8.^ del Real decreto de i de Noviembre de 483$. 

Art 73; El Ir ibuoal Sopreino de Justicie oteervará, en la parte 
de tramítaciou que no esté arreg^da expresamente por dicho Rea} 
decreto, cuanto queda prevenido en la presente Instrucción i .y sei^ 
dé común apUoacíoii en K^lo el curso de los juicios. 

. Art, 74. En el caso de declararse haber lugar ol recurso por ser 
el fallo contrario á ley expresa y terminante, pasai;á el negocio, á 
Otra Sala del tribuna) Supremo, compuesta de nuevo Ministros dis- 
tintos de. los qiue hubiesen votado la nulidad. . 

i! De Jos fallQ(5.de,esta última Sala, que serán motivados, y se pu- 
blicarán ep la Gaceta^ no habrá lugar A otro recurso, y .causarán 
desdo luego ejeputoria. 

. . , ReeursQ de responmbüidad. 

, Art. .75. De los fallos de las Salas en que no quepa el remedio, 
de nulidad, habrá lugar no obstante á la reclamación de réspoá* 
sabí)idad do los Magistrados, en los términos prevenidos por la 
Constitución y las leyes. 

Art. 76. No se exigirán derechos en el Tribunal Supremo por 
ninguna reclamación de responsabilidad, ínterin aquel no declare qué 
debe abonarlo el que proplujo Isf queja por h^ber procedido con no- 
toria temeridad, ó recaiga por otro concepto condenación expresa 
de costas. 

[ : C^^peí encías. 

Art. 77. . Para fijar lá jurisprudencia y evitar dudas y gastos á 
los Jueces y litigante$, se motivarán y publicarán en lo sucesivo en 
la Gufeta fCé Madrid todos los fallos que"" dicte el Tribunal Supremo 
de Jusiiciá decidiendo competencias. 

, , . . Juicio qecutivo. 

AtL. 78. Las ejecuciones se solicitarán en forma legal y con la 
mísojia presentación de copias prevenidas para las demandas ordi- 
narias. , , . .. 

Art. 79. \Cn vista de' la demanda ejecutiva se despachará el 
oportuno mandamiento, ó se decretará no haber lugar á librarlo, sin 
qup en caso.akunQ.se. pueda conferir traslado á la parte coniraria. 

Art. 80. El mandamiento de ejecución no se entregará á la parte 
actorja sino en el único caso de Que ella expresamente asi lo ^licite. 

XtÍ 84. ^^echo^lr^uerímiento con la entrega de copias pre-« 



vebida para las demandas ordinarias, y venficacfo el embargo de 
birles en debida forma, se hará sabei* al ejecutado el eataqa de) 
asunto, y se le citará desde luego de remate, encargándole ju^ta^^ 
mente en los diez dias de la ley. 

Se SHiprimirá por tanto en los juicios ejecutivo» la dilaeíon lla- 
mada término de tos pr^ones. ^ . : . . 

Art. &2. Sí elejeculado no se opusiese á la ejecndion dentro, de 
dichos diez dias> ó no compareciere á tomar los autos en los casos 
en que corresponda su entrega originaU con arreglo á lo prevenido 
para los juicios ordinarios , se le acusará una seda rebeldía: por el 
actor; y el Juez, sin otro trámite, dictará la sentencia correspon«* 
diente. , . » 

Art.. 83. Si tomados lo6 autos no los devoiviero'el'ejecatado al 
dia siguiente de^toncluir el término de la entoega, se proeedená de 
oficio alapremio en la forma y bajo la multa, penas ñ indemhiza^ 
cienes establecidas para el juicio ordinario , y sacados los- autos ^^e 
dictará «i^imismo la providieocia definitiva .que corresponda. > 

Art. 84. Dentro del término del encargado podrá el reo propo^ 
ner y justificar sus excepciones , guardándose en la forma de las 
pruebas las disposiciones especiales de esta Instrucción con respec- 
to al juicio ordinario. 

Art. 83. El término del encargsido no podrá, ser restituido ni 
suspendido, y solo se podrá prorogar por otros diez dias masa iasrf 
tancia del actor. 

Art. 86. Concluido el término d^l encargado, ó su prórp£a, se 
citarán las partes, y se pronunciará precisamente sentencia o^fíni— 
tiva de unidad ó de remate dentro de diez dias. 

Art. 87. Hasta pasados doce dias de la notífípacion de la sen«r 
tencia , cuando esta fuere de remate , nosie podrá ejercitar el man- 
damiento de apremio , que se librará á nueva instan(^ia del acto^. s 

Art. 88. Interpuesta apelación , y remitidos Ips autos ó. su €qm«^ 
pulsa á la superioridad según la forma en que proceda aquel recne-. 
diOt se sustanciará la segunda instancia sin admitirse en ella queva 
prueba, y reduciéndose a seis dias el término correspondiente áJ^ 
entrega oe autos para instrucción de cada una de las partes, y a 
diez 3 prevenido generalmente para dictar sentencia. 

Art. 89. Cuando en un juicio ejecutivo se presente te^:c(^JLa de. 
dominio en tiempo y forma admisibles^, y con las copias preveni()as 
pi|ra toda dase ae Remandas, se conferirá traslado á IjBf partes y se 
mandarán entregar los autos al aptor y las qopias ál.r^QvEi^te tra^-^, 
lado será.de seis dias a cada ,udo. ... > • v^U "* 

, Si no . debieren acpmpañar^p cpp^a¿ i a la tercería , se! exi^imráA 
los autos originales por eí mismo término en la e^*l|>(ó^|a!^,^\^ ,, . ,, p 



Ifg TBEGUi COATUHBSTU 

TraBdurrido el ténnino , con lo que^digan óno las partM, sé dio^ 
tak*¿ providencia , recibiendo á {prueba la tercería p<R* el plazo de 
les juicios ordinarios ) ó fallándola definitivamente con citación de 
las mismas. , 

La süstanciacion de la segunda instancia se veríficarár eii los 
términos prevenidos para el juicio ordinario. . . 

Art. 90.. Las tercerias de mejor derecho tío entorpecerán; en 
modo alguno k marobadel juicio ejecutivo. El Juez laándari teiiep->- 
lás presentes en pieza separada para el día del rebate de los bienes 
embargados^ Llegado este caso se sustanciarán aquellas por los in¡84 
moa tramites qae ias de dominio , y se entregaran i quiéh torréis-^ 
ponda las cantidades ó valores que resulten existentes, los -cuales 
deberán estar entretanto depositados en legal forma. ' 

Art. 94. Son e&tentívas> al juicio ejecuti^vo' todas tas* disposición 
nes de está Instrucción M»e fórmulas de juramento de- ;la& patt^; 
obligadones de los Jueces y demás funcionarios^ trámiíadón deofi^ 
cío y demás^de aplicación común con ^ juicio oi^dinario que no eaM 
ten ^edificadas especialmente en les precedentes artiéúlos. 

. . r. IrUerdictos. . , ' . • . 

Art. 92. Admitido por el Juez un interjdicto de despojo ó de árm-í 
paro éñ la posesión , interpuestos en form^ feg&^l) d reclamada por 
tercero una posesión sin perjuicio, se maridara eritrégárál quéréna- 
do ó reclamante la copia que debe acompañar al escrito ¡del actor^ 
y se citará lá ambas partes para qué cómpSiréicail ante él Jüe'z á 
instrucción veAai: ' /.'^ ' 

En los interdictos fto bat necesidad de acótnpaft'af cópin^ tñgútíá 
de documentos , aun cüaridó ésto¿ se presentasen para justtecfefrlos. 

Art. 9g. ' ÍI acto dé instrtífccion verbal deberá tener fugar dfiéhtrtí 

de tres días á te maj desdé él en que hubiese sldb [írié^ettládtí eFin^ 

tei'díéto. Los Jpeces harán éste seftaUmíeiitó teniendo en qúenta la 

residencia: del qúeréBddd. "'" ' 

' Art. 94'. Cuando el qüéréííádo sé áñlíeotare'désfuuéi déídíéSpójo^ 

élegalménte notificado no comJDaretíieré al acto de íÁitriic6¡on Vcr-^ 

fcaí, elJüez oirá íás justificaciones del áétor, mandar* cóñsí^arTás 

eo diligencias suficientemente eiptési vas, ré¿íb'ícádo'á'lQ$íUestl^^ 

el correspondiente juramento ; y con el resultado de'tbdo ífalfáWi al 
día siguiente iQ'qúecorl-éspondh.^V ; ¡c í? < 

Art. 9S; Co^ndo ambaspartes comparecfei^en ante el Híják. xUri 
este y iñandárá consignar tadibicri'eti igual' 'forma' las 'Pr^áéllf¡b^ 
pr^yntas 
Irán concuttir 
que intenten Valerse. 




Art. 96. Las diligencias de instraccion verbal serán firmadas 
por todos los concurrétíteí^^íí éípafifiiaéóílb; ' 

Art. 97. Si por el resultado de la instrucción yerhpí en.qualquie- 
tt de los casos "en que d<?^iésfe;e3tft'tewér Ití^ár (ih?f ese él Juez que 
eran todavía hécesafriás mayores J<rsjtíC¿á(5¡oncs, podrá susj[iéñder e| 
actO'por término Sfó ticte .dtíiiígündó díaj ^efo* extendiéndose' 
ííemt)re dfligeticiá *h fonfna dtj rodo" lo jbráctitadó. " "' *' - ' 

Art. 98. "Coníllliao deflfíitiVítWPntB^eractótfeinsíi^iiccí^^^ VQr^áf, 
rií^ez dictart títbitídtkíSiet'éfí él Wt-míiib prefijadp ,én él ari.' 93, tóo-. 
tívfind*d'br©v0 f'^áimtmtíiiff:''' -' >: '■ ' •". ' ••'"• " * ' '' 

Art!=99;> tá'Vecla!páfeibh'%elllp '^ e8ri' noforio'deré^^^^ sblire 
alinrefílos^ *g4tító Wfe tíiijtíioáf trátriitds de los Tntiérdictbs , saívo''áieii> 
pre el juicio ordinario. ' .; j ^ 

Art. 400. En las denun^^^é tiMVá^obra se observará puntual- 
mente lo prevenido por derecho. 

• Aipf.^40lv' Bíi \i »islan(3tt' dé'épblácRín^dbré íntéfdicloí^^c ¿¿ar, 
áaráfflo$>iliiMi(9»!léi*minbsX^ i^tüálidade» j^révértklás para eíjuicrb* 
ijectitíviií. "" '• ' •" • I ' '•••• "i'-'"" ••■•^ • •'.'■• V ^ 

DlSPOaiCIOlfBS DS* VIGIUTU:U P^RA. EL aJMPL1MIE^*T0 DB LA eRE{|C9bTB 

., •• •!. /' ".-'. 'I ./.»> ■••:• /: í: ! 'i ' . '-^ '•• : • I.. • ' '; .' .• 

Arí. 408^. Los 'llé^eittés d^' fá^ Amiíenéiás 'bbi^h cjue iacónipane;. 
í 5us discursos de Mertura un estado pon arreglo al adjunto nipde-' 
lo-, sin fiferjtricio de los demás qué ies Wíáti pr^e^criidbs. '' ; _ " .r, y 

El nuevo e4stado compréndém pdr i\i5igadt)fe y'Safaá tí TTtiméro 
de pleitos ordinarios y ejecutivos fallados deünitivamente en todo 
el año anterior, tiemplo de su duración, causas del retraso y núme- 
ro de demostraciones disciplinarias hechas por demoras ilegales en 
la tramitación. 

Al pié del estado se pondrán por notas las observaciones sucin- 
tas, pero razonadas, que estimen convenientes sobre las causas 
mas frecuentes de entorpecimiento en la sustanciacion , é indicacio- 
nes sobre lo que debiera hacerse para su remedio. 

Se expresarán además los nombres de los tres Jueces de primera 
instancia que hayan sustanciado con mayor actividad los pleitos en 
que hubiesen entendido. 

Art. 4 03. Para cumplir cuanto se les previene en el artículo an- 
terior , dictarán los Regentes las disposiciones oportunas , procuran- 
do facilitar el trabajo por todos los medios posibles , y que este se 
preste con esmero y exactitud. 

Art. 4 Oi. Los estados y notas de que hablan los artículos ante- 
riores se publicarán oportunamente en la Gaceta, 



m 



nKCBH. dJATKlMBSm 



D18P0BIGI01CKB TRARftlTOEIiS. 

4 

Art. 105. La presente Instrucción se observará en todas sus 
partes en cuantos negocios se principien después de su publicación: 
en los pendientes se aplicará solamente á la segunda instancici y re« 
cursos posteriores en todos aquellos pleitos en q^e aun no huoiere 
recaido sentencia definitiva del Juez ae primera instancia. 

Art. 106. Los Regentes omitirán en el estado del presente año 
la especificación del número dé causas legales y no legales que ha-^ 
yan entorpecido la sustanciacion de los pleitos fallados durante el 
mismo, y se arreglarán en lo demás á los datos que sea posible 
recoger. 

DlSPOSICIOlf PIRAL. 

. Quedan en toda su fuerza y vigor las leyes y disposiciones de 
derecho que arreglan el procedimiento en todo aqueUo que n^sea 
objeto de las disposiciones de la presente Instrucción, quesera 
puntualmente observada por todos los Tribunales y Juzgados ordi- 
narios. . / • • 

Todo lo cual comunico á V. de Real ¿rdeh, para conocimiento 
de esa Audiencia , y á fin de que adopte sin pérdida de tiempo las* 
medidas oportunas para que se cumpla puntualmente la anVerior 
Instrucción. , , 

Dios guarde á V. muchos años. Madrid 30 de Setiembre de 
4853. wo El Marqués de Gerona.*». Señor . 



..I 



.1 



t ' 



r * 



m48»8. 




*929m\l^ 



> > 



•■panSvfi) ^ 

' (A 



rtM^ 



•«19919X 



nnm oipo 

10 ( 9p t»)a« topvuoi 
-03a(a soimatpio ioimu 



•Mudtap n^pi 



•lapSat >**nio lOj 



U 



Wt9*** 



l««|— b 



i I 



!••■*■• 



i*»"^ 



n 



I Kl 



■••M|i9*t ov mira» lo^ 



••••|Qp«|J0)n9»(» tO)l 

.«niplo fOlfvid kp Tv»ox 



wít> 

^1 9p IflVt fOpWlOO 

• •••• iMdiap i«*PI 



•flott90| •«raid xo¿ 



■'*iat*'si 00 ftimd iO¿ 



tOp«tJOlDa«{8 tOA 

.pnoata foittid tp ^tioi 



S 
— I0.5 

o® 

■ 'J ■ ** o 
/ ■MopsADOOJd . f K «e 






*top«Soq« 1:110031 S o 

^1 '^^ f^ 



•leptl f I § 
•cor 9p f «lo^ip I ^ * 
-a9a»p fwo»p X \ r 2 
toovqix^a Nioo;) \ ^ S 

t- 5 



Í9\l9á 

-ns («onquX l'P 
tovopopi uioojI 09 a 



"S 



•• * •< 



ói9|o( t* tta 
Mjvtlixnt ttoof 

-a^d' fiiio U)ao3 



"■ o 

>- » 

o S 

1 




sos HRCSR OBáinaastn 



~ ' ' ' 70!/ -- 

GRAQA T JUSnaA. ' ' ~ 

[90 56/¿;ffiirtf.] Real decreto , mandando que no se dicten autos de prisión 
en Itd causal en que je persiga delito que mernca^icaa iofi^ripr á las 
de presidio y, prisión j confinamiento madores. 

Señora: íje prodigan siti conveniencia alguna pública los autos 
de prisión en.nupstro procedimiento criminal. El espéctSculS de'un 
ciuaadáno en tan lamentable situación j. cuando ni la ¿ravedad^el 
delito ijii las q^rcuufttancías personales del delincuente alarman vi- 
vamente la o^inioA- pública , ó jiaV>^n prnhahlfí su b^^^s un.Q$-r 
pnectácolo reptugnantcá la humanidad, opuesto á la razón, depre- 
sivo dé lop derechos~dc ia se g uridad j«di vidual r^ alt a menip peifni-i 
cioso pórsus Consecuencias' morales, económicas y políticas. 

La lentitud de nuestras causas criminales, defecto inevitable 
Ínterin laiey po dé nueva forma á los Tribunales de justicia , es una 
circunstancia funesta que reagrava sobré manera* el mal, *y1iweto= 
davia ma9 urgente, su remedio. ^ . 

Digíiores d^I matepnal corazón de Y. M. aminorarlos padeci- 
mientos (fe miles acaso de sus súhdiUl&« q uQ ge. ven hoy habitual— 
mente confundidas en ntiestras cárceles con criminales indignos de 
igual cfeiiiencía. — . 

El CoBsejqro dei)aCaroii«<)ae suscribe no cree necesario exten- 
derse ¿ mayores. éonsidera£Íone& Np gspira por un sentimiento de 
exagerada filantrOípia.*¿ que* se introduzca el sistema "cTé* aHmilTr 
fianzas para que permanezcan en libertad todos los reos sobre quie* 
nes no pese una acfusacion capital; pero si este extremo es realmen- 
te pel^roso, por «las qué baya sidu en xdgmr tiempo un printíp w 
escrito'en nu^^ros antiguo» Códigos, y hoy constituya todavía par- 
te de ja legislación de atguúps piueblos, no es menos digno de cen- 
sura el extrepvc contrario que '^p«¿tm A> cu Uh^rtoH ¿^ mnUitnd Hq 
hombres, acsiso nó tédoscrimioales, por una excesiva suspicacia, á 
la cuat se puede sfitisí^er ^ m cuanto parezca justo, por medio de 
.l^diflposfciones acertadas.sobre.^! afianzamiento. 
- Poseido de esíps id^as, que están tan en armonía con'Ios''gené— 
]&)aos sentimÍBiito$ de V. M. , y con los principios elementales del 
ié|;im9n constitucion al, y usá^ido de las facultades concedidas al 
Gobieténo po^ b ley ttg^ de IBffzo-dir tgtS^-tCTyHa homa d e pr< >> 

Hlierii Y. B|. . de acuerdó cót el Consejo de lUnistros, el adjunto 



w4863l . tos 

proyecto, de* decreto, <fM refónna en esta. parte la ley |irovMoBa] 
pera 1^ aplioadon del Código. r 

Madrid ao de Setiembre d^ 4863.«>t Señora. «lA L R. P^ 
^V. II;«s«El Marqués de Gerona. . 



< > . • » 



' ; / < ' ' 



REAL DECRETO. 

Conformándome con lo propuesto por el Ministro dofiraoia y. 
Justícia, dto acuerdo» coa el Concejo de Mioíolroa ^ vwgo eif ceaoWer 

Articulo 4.^ No se decretacán deade luego autos de' prísioo poto 
los Jaeces y XrU>uoaleé en ias- causas éa que . se persiga delito que 
mtt^oá pené ioíferiori. á' \»»*ú& presidio^ prisión yconBnatnieatb 
mayores , según el orden establecido en el art. 24 del Cckligo ;peoal( 
Lo mismo se practicará en lis c9usas sobre los delitos de falsi- 
ficación de que tratan los artículos 226 y 227 del propio Código, 
cualquiera que sea la penalidad' que les corresponda, con tal que el 
hecho po haya tenido un objeto de hiero, ni pcasionado perjuicio á 
tercero. ^ ' • ,. '; . ;' "- [ ,. ;'V"".: :.';.■, / ;/;'' 

Art. 2.* ' En ioáas las causas por delitos de penalidad supérioi* á 
la de arresto mayor , se mandará que el procesado dé la fianza pre- 
Tenfida «ti la ley provistoi»l.paralaaplicadtod!el Código^ydfijbár- 
cel segura si fuese notoriamente pobre. . i :.•>».! : ' ?- .; 
Será fiador <sufiMétite^a este último caso iodo lespañol .do* bue- 
na cdttduola y avecindado- dentro idel ierrítórío del Tríbonfil ó*Jint 
gado-, que >esi¿ eii«l pÍMO goce de sus d«*eoho6*ctirí)es y poltticoa i y 
trenga pagamlo'óon: uá aftode ahienorkiad una conlrrbiicioá directa 
fie 100 rs. anuales scdire biettes inapueblesde^stt propiedad persoaal^ 
-é'de-^Qd-poi^Vazéi^'éesabsidiou .;.''< ' .^ . 

Art. 3.* La fianza consistente en metálico ó fincas prestada por 
«nleroero^ solo líerá^respoitsBble'á las. resultas del juicio ^ ^n él ¿a- 
aodo fisga ó'Bciseftcia del prooesado. • ' 
^' Art. a.* Si ios procesados :de< <pm érata et art. S.P no kabíKtasea 
oB-el Mtotlé^sep racpieridos las fisaxas coñyeaientes ^ serás redaei*^ 
dkm prévmMíVaménteá'pifisioii ,'do lasque asldráa Itsfífp <{uo la pré«*- 



• • V . :• I ' 



An. fk^^*Se'e«oeptdan' de )as disposiqionef de los aojtei^iores er<- 
ikfolos ; y serán constiiuidos desde loegb eár prisión , en los-cabda en 
<pie-«si proeeda^segehie-ley: ' ■ •.•itr' - '• ■* íí.Í" í ■ ;...' - 

4 .^ Los reos de robo, hurto , estafa , vagancia, atentado dé'Otia^ 
ffíi&n eiasetoaílra I9 Aoioridádívidesaoalo^graveiéila^nisítia.' 
'•>93^ 'Lbs í^xmá^ lesibnesi,é$moflda9) de r peligrosas, hlteríiF tto 
-deiapaficii^ coiDpleíaideiite el pejiglro; 

Art. 6.^ En las causas sobre delito» é qué oóbespond» pna de 



f04 nicst etTATunsm 

arresto-mayor ú otra inferior^ cometidos por personas notoriamente 
sospechosas, ó sin arraigo, familia ni establedmíeñto fijo, podrán 
exigir los Jueces y Triwnales que los reos ise les presenten pe- 
riódicamente, ó decretar cualquier otro género de medidas de ins^ 
peccion y vigilancia para evitar su ausencia. Cualquiera infracción 
de parte de los reos hará procedente el auto de prisión ó la fianza 
en su defecto. 

' Art. 7.* En cumplimiento de )a ley de 19 de Marzo de 4848, el 
Ministro de Gracia y Justicia dará cuenta á las Cortes del presmté 
decreto en la próxima legislatura. ; t 

Dado en Palacio á 30 de Setiembre de 48o3.»iBstá rubricado 
de la Real mano.^^'Bl Ministro de Gracia y Justicia , José de Castro 
y Orozco. .... 

702. 

GUERRA. 

[30 ^lemire.] Real orden, dictando varias disposiciones para cubrir coo 

auintoft los contingentes de la Guardia civil , en vez de entregar aolda- 
os veteranos. 

' ExcmOi Sr.: El Sr. Ministro de la Guerra dice boy al Inspector 
general de la Guardia civil lo que sigue: 

< «(Tomando en consideración la Reina (Q. D. G.] las razones ex- 
puestas por Y. E. en 4 9 de Agosto último , en que nace présenle los 
rncenvementes que ofrece el sistema establecido en el dia de entre-* 
gar soldados, veteranos de Infantería y. Caballería del Ejército para 
cubrir los contingentes del Cuerpo de Guardias civiles, selia servi*^ 
do S. M. resolver, que por viade ensayo se adopten las disposicio- 
nes «guientes : 

4 /' Se autoriza á V. E. para que déla fuerza de la última quinta 
perteneciente al arma de Infantería que se halla en «sus casas, s»^ 
iCjue cuatrocientos cincuenta hombres i razón de diez por cada una de 
4ascuarfaia y cinco provincias entre las que se verifica el. sorteo ; ha^ 
eténdose la lección de.ia misma por los oficiales de la Guardia civ3, 
la que verificada , se pasará relación al Director general de Infantería 
•pera su baja ; y siempre que en una provincia no ae reuniese opn las 
cualidades prevenidas el número de hombres necesarios y en otras 
sobrase , podrá hacerse por ¿1 la compensación que «esta circujistan- 
dia exige. 

2.V iBstos cuatrooientos cincuenta hombres permaneoerán reuní*-* 
odns cuatro mesesen uno de los depósitos de ínstruedon, haciendo— 
seles el correspondiente abono de pólvora y balas para adquirir aqoe- 
"Ja'ttoi aitraglp. i Regbmento. 



w 4853. tos 

3.' Dichos indivídiios solo disfrutarán el haber deisoldiido de itir 
fanteria y recibirán las primeras puestas señaladasá Jios üiísaios 
ínterin durase sa inatniecioR ; y los que de estos &0 eOffree|)ondan 
por su i^paeidad á la instniccion que deben tener para servirán. la 
Guardia civil, volverán i su anterior situación. 

4/ 4^ pe$arde la existencia de estos depósitos, no ba de pa$iir 
el Cuerpo de Guardias civiles de los10,405 hombres presupuestados»' 
y conforme vayan estando instruidos estos individuos, serán dasti«n 
nados á hacer el servicio de su clase en, el referido Instituto, pars^ 
todo lo cual, se faculta á V. E. á fin de que pueda dar las órdenes, 
que crea convenientes á los Jefes y oficiales del Cuerpo do su cargo 
para la elección de los hombres detallados á cada una de las pro*^ 
vincias,» 

He Real órdep, comunicada por dicho- Sr. Ministro, lo traslado^ 
a V. E para su conocimiento y efectos correspondientes. Dios guar**- 
de á y. E, muchos años. Madrid 3Q de Setiembre de 48o3.=^Ei 3ub* 
secretario, Eduardo Fernandez San Román. . 



703. 

t • 

HAafiNOA. 

, I 

% 

[W Sei!embr0,'j Real decreto ^ refundieiKÍo' er> una sola G>rporacion deno*, 
mioada Junia ,efe reconocimiento y liquidación de la Dekda atrasada 
id Tesoro páMico, la Junta de exátiien de créditos atrasados por ser- 
vidos del material I y 'la G)mis¡on de liquidación de los del personal. 

Señora : Los Reglamentos expedidos para ejecutar la ley dé 3 de 
Agosto y el Real decreto de 1 8 de Diciembre de 1 851 , referentes al 
arreglo de las Deudas atrasadas á cargo del Tesoro desde i .• Üe Mayó 
de 1828 hasta 31 de Diciembre de Í849, cometieron á dos Córpo-^ 
raciones el examen, reconocimiento y liquidación de tos diferente^' 
créditos que constituyen aquellas Deildas. 

Los procedentes de servicios del, material se examinan y reto—* 
nocen por una Junta, cuya organización, fijada por el Redainento 
de 25 de Agosto de 1851 , no sufrió posteriormente otra alteración 
que el autuento de un Vocal y otro suplente al numeró primitiva- 
mente determinado. 

Los créditos que traen su origen de sueldos, haberes y asigna- 
ciones personales, lo son por una Comisión organizada: primero, con 
funcionarios de la Administración activa que desempeñaban e^te 
servicio sin desatender el de sus dependencias , y después con eM-* 



,'.»-* 



t08 TBRCBá cttÁTunsm 

ptoédbs exotQSivfameñte' «plícados á los trabajos de la liqoidacibh y 
el reoMocibientó'. • V. -i: . / •..' / 

' La Deuda del material , según las reclacaaeioties hasla d día' pnen 
sentadas, 88' Oómpata en 200.000,000 de» reales^ la del ; personal, 
mucho mas importante, se calcula en 1,ÍH)0.000,000; y lá soAia de 
estas cantidades indica cuan grave es el encargo fiado á dichas Cor- 
poraciones, y cuánto interesa tí Tesoro que sos operaciones ííé praó- 
tiqqen con cuidado y detenimiento , habiendo de examinar y reco- 
nocer Deudas que corresponden é un pericfdo de mas de veiaticinoo 
áíios , durante el cual los disturbios poh'ticos produjeron Confusioal 
grande en la contabilidad y frecuentes vicisitudes en' los atreedopéa 
del Erario.' ... ' . j . 

Mas si estas consideraciones exigen que los trabajo? de las Cor— 
póraciones de que se trtíta se desempeñen con toda m seguridad po- 
sible, empleando álmisráo tiempo la mayor actividad y las práctí-^ 
cas mal? expedita^ para que lo3 acreedores , al caíbó de la dilación' 
experimentada, alcancen la liquidación, á fin de optar lo^ unó^ af 
cobro de los intereses, y todos á la amortización de sus créditos en 
la forma que la ley y el Real decreto precitados tienen establecida, 
no por eso es menos conveniente la refundición de la Junta de la 
Deuda del material y de la Cpmi^i^n superior de la del personal. 

Parece extraña su separación actual cuando en las provincias y 
en loys centros de las contabilidades de los Ministerio^, unas ni¡fma& 
Comisiones y^oncinas cñtíehSen en las operagíones pr^íiipín^res de 
la jiquidacípi> y el .examen ele ambs^s Deudq^ , ^üanAo . émápian eótps 
créjíi)tQ¿.de ííguál ép.oca,,y cuapdo no ei? tí\nU Ja divQrsyad ¿¿;^- 
vicios que , haciendo incompatible el examen y )a liquidación defi— 
ijit^Ya porui\£^ sola. Corporación , ex^ija cada cual la especialidad de 
agentes y oficinas particulares. , ' . ,^ . , 

^, Lo nías natural s,eria que por punto general cuííptp tippe.irelapÍQA 
con )a Üéufjla^del Estado en sus diversas claslGcapíóne^ , se 9^nt{-a«:^! 
lizará y corriera afcargo de una ^ola Adnaínis^trapíon; pero ya qijtá, 
esto no pueda hacerse porcjüo la multitud de negpcip^.q^c.h5í! pro,^* 
djicijiq ^ j^ioíjujtápeo arreglo de toda la Deuda pública reglaré hfis'tá 
cierto. piítitp ja división de las funciones, al paenojs^t P^^ra salvar ea, 
parte el pjrincipio 4^. únid^^ que debe fundarle Ja, ofgaa^^caoq, 
dé los diferentes .rapiQS dé la Adn)inistraqion publica , pufeqe.y áebe! 
reunirse en ún puntó la liquidación y el reconocipiiento d¿ jas vaT? 
fias. ,Pe.udaS;A,tr«sadas que §e.coi^oqjejQ Ijajo, la .^Qi^opihácíoii consiun 
d^Tes(w;9, .,,' .i,.' ^ ' " •"" ; ; ',. '. .'\ '^.. . / .'..,.' *.. _ 
r,^AI;prqpo0er..á V. M. xel Ministro queisdscpibe ía n^fundícjop 4© ■ 
Ia.í<wtíi y deja Qomision precitadas, deh?i't«i¿b)pp h^^^i9^&iAÍ- 
la planta qué considei^á conveniente se de á la dependencia que en' 



^» n.itSS. 80? 

reporte. 



.,^ n re 



y que los empleados que á ella se destinen adquieran una situacmi 
dehnida, desapareciendo la irregularidad de la actual organización 
de aquells^.qficiu^s. :, . : . . . 

El personal de la íüntadel material, jponstaa^ ua presidente; 
cinco Vocalesd^numero; .tres Suplentes ;^^^ y veinte in- 

dividuos de las cla^6s (jíe. o^iejales , je3pri|)icntés y porteros, 

Cesantes irnos y émpleáclos efectivos los otros en diferentes ofi- 
cinas al constituirse la Junta, diversos son los modos d^ .satisfacerles 
sus haberes. 

A excepción del Presidente, á quien está asignado él máxímuni 
de 60,000 rs., agregando 20,000 á los 40,000 rs. que, á titulo de 
eesántíá puede i Ip mas percibirse' del Tesoro , unos individuos dis- 
frutan el haber que por clasificación les corresponde y la diferetieiai 
haüa completar el' 80eldb desús últimos (lestinos; otros sus cesantías 
y una gratificación mayor ó tneilor ; pero que no llega á cubrir ]^ 
totalidad dé sus suekioi^ en actividad de servicio; otros no tienen cé-^ 
«axíÚBBi y percibénunagratiñcacioncn algunos easos equivalente al' 
soeldo m sus áltímas plazas; y finalmente, los hay que 'cobran él 
haber delaa plazas qíio ocupan en* las plantas de oirás dependenciifs. 

Ei im)k>tte de todo cuanto bajo diferentes títulos devengan los> 
empleados de dicha Junta, asciende á 493f682 rs. 42 tnrs.^ de loS' 
curies:^'' ■" 'i '•'-■ ' ■■? •• '. - 



'» 



S80,S8^..4í sé cárgate al art. 3.* del capitulo XIII, sección undé^ 

' olma del presupuesto. ' i -^^ 

^^00 al art. 4*/ del mismo capílolo y sección. - * • . «j 

47,016 á los artículos y capítulos en que figuran las oficinas; 
' !''• - & que corresponáen algunos de los empleados. ' 

499,583 ' ' al articulo dé cédanles en la secciM dé las clases pá^^ 

' - .^. ■ . , .« . * 

• - -arvas. '••;.:• 

I t 



493,682..1 3 



t ' 



^m ^y* •••".. -M 



Además Sé ^lisfaoen pa^agüsfos del material 30,000 rs. , ta qoé'' 
hatíe Ilegal^ "el coste de la Jutita á 523;68S rs. 49 mrs.'' i' 

Lar Comi^roil sDpéHpr dét perádnál, ot*gatífzada sóbí'e^'artiálogas'' 
báiéS', cobratido stíi éAiplGttdoá tatiibien los nabores l(k>n' diversidad ^ 
de tipos y títulos V cónmade un Presidente, seíá Vocaléfr; un secrie-'' 
táf^to y veMlidóá iiirfividcw39 oficiales, esérjbientes y porteros, sin 
incluir algunos empleados á quienes se abon^t^e^ tléAipo dé serVicíO' 
para «ajokt* saá'áei^echós pásWo*. : ' .' ^ • ' ^'^ ' ' -/ ; 



sos TBRcn ^átioamu 

Importan los haberes de ia ComisibD M9J600 rs; alafio , qué se 
pagan: 

1 24,SQ0 con cargo al art. 1 .* del citado capitulo Xm. 

1 63,900 al i.*" del mismo capitulo. 

3,000 á otros articulos de diferentes capítulos. 

, 4 58,500 al de cesantes en la sección de clases pasivas. 



449,500- 



La asignación para material son 20,000 rs., y el coste lotal es 
pOff tanto de 469,500. 

Reasumiendo aparece que el personal de ambas Corporaciones 
suma 9i3,l82 rs. 49 mrs., y 50,000 el material; que sobre el ca- 
pitulo Xllí de la sección undécima gravan 591,083 rs. 12 mrs. ; sck 
ore otros capítulos 50,016 rs., y sobre la sección de clases pasivas 
352,083 ; es decir, que los trabajos del examen , reconocimiento y 
liquidación de la Deuda del Tesoro, impone á este, partiendo de que 
los cesantes siempre tendrian derecho á su haber siik prestar «serví— 
cío alguno, un gasto liquido de 641,000 rs. 

Tal irregularidad de organización en dependencias que tienen á 
su cargo operaciones referentes á una Deuda enorme , debe desapa* 
reoer, dándose planta ordenada á la Junta en que hayan de refun-- 
dirse, para que aparezca bajo un punto de vista, el haber total de los 
titulares que se emplejen en este ramo , como se practica con los 
otros servicios de la Administración. . . 

La planta que tiene el honor de someter á Y. M. el Ministro oue 
susqribe. importa en junto 73i^,000 rs. Calculando en 2234000ias 
cesantías que habrian de percibir los empleados que en ella han de 
tener Colocación , el coste liquido vendrá a ser por tanto de 516,000 
reales, y la economía positiva para el Tesoro de 125,000. 

Organizada la nueva Junta con personal suficiente, proporciona- 
do á la importancia y número de los negocios , los empleados ten~ 
drán garantías y consideraciones de fijeza, de que carecen en el dia, 
circunstancia no desatendible en favor de la reforma, estando con-*> 
fiiadog ¿ su celo y probidad cuantiosos jyitereses ; y en nada afectará 
esto por otra. parle á las leyes, Reglamentos é Instrucpionesi con ar- 
reglo á los cuales se practicará como ahora el exánoiei^ , reconocí^ 
miento y liquidación de los créditos, según fuere su procedencia de 
ser{VÍ9Íos del material ó del personal. 

Apoyado en lo expuesto , y con acy^rdo del Gon^iejo dQ 



M 1853. IM 

tro9y el que suscribe tiene la honra de someter á la aprobación 
de V. M. el adjunto proyecto de decreto. 

Madrid 30 de Setiembre de 4853. —Señora. — A L. R. P. 
de Y. M.sa Jacinto Félix Domenech. 

REAL DECRETO. ' , 

En consideración á lo que me ha expuesto el Ministro de Hacien* 
da, de acuerdo con el Consejo de Ministros, vengo en decretar lo 
siguiente: 

Articulo 1 .* La Junta de examen y reconocimiento de los crédi«- 
tos atrasados por servicios del material , y la Comisión superior do 
liquidación de los del personal á cargo del Tesoro , se refundirán ei^ 
una sola Corporación Óon el nombre de Junta de reconocimiento y li* 
quidacion de la Deuda atrasada del Tesoro público. 

Art. 2.* Esta Junta se compondrá de un Presidente, un Vpeal 
Vicepresidente , siete Vocales de número , uno de ellos letrado , Jc^ 
fes de Administración, un secretario de igual categoría, y de los 
demás empleados y subalternos que determina la planta que hé 
aprobado con esta fecha. 

Además del citado número de Vocales habrá dos suplentes « i' 
quienes se abonará el tiempo que empleen en este cargo para me*- 
jorar sus derechos pasivos. 

Art. 3.* La nueva Junta practicará el reconocimiento y la liqui- 
dación de los créditos , según que procedan de servicios del material 
6 del personal , con sujeción á las leyes , Reales decretos , Reglamon* 
tos é Instrucciones referentes á cada una de dichas Deudas. 

Art. 4.* Se reunirán en un solo articulo del capitulo XIII de la 
sección undécima del presupuesto corriente los créditos de los artícu- 
los 1.', 3/ y 4." del mismo capítulo, aplicables á obligaciones del 
personal y material de la Junta y de la Comisión refundidas ; y en 
la proporción que corresponda por lo que resta de año , se hará al 
mismo articulo la trasferencia de crédito que fuere necesaria por el 
importe de lo que á titulo de cesantes hubieren de percibir los em-« 
picados que, con opción á haber en este concepto, tuvieren coloca* 
cion en la Junta de reconocimiento y liquidación de la Deuda atra* 
sada del Tesoro , practicándose en consecuencia la baja correspon-* 
diente en la sección de clases pasivas. 

Art. 5.* El Ministro de Hacienda adoptará en su caso las disposi- . 
ciones correspondientes para la organización y gobierno interior do 
la Junta citada , y las demás para la ejecución del presente decreto. 

Dado en Palacio á 30 de Setiembre de 1 853.»«Está rubricado do 
la Real mano.«»El Ministro de Hacienda, Jacinto Félix Domenecb. 

Tobo tx. 4* 



MO men csKtKmaan 

704. 

HACIENDA. 

[30 Setiembre,] Real decreto^ reuniendo en una sola Dirección , que se de« 
Qoauíiará Dirección general de Contribuciones^ la$ de Directas • lo* 
directas.. 

É * 

Seík)ra : Dos oficinas reunian en las provincias la administración 
de las principales conlribuciones y rentas del Estado , correspon- 
diendo cada una en lo central con las respectivas Direcciones gene* 
rales , y en lo provincial con diferentes agentes de un orden su- 
balterno. 

% 

En 12 de Mayo último, entre otras refornaas que V. M.. se dignó 
adoptar , fué decretada la refundición de aquellas oficinas , y en su 
víílud quedaron extinguidas las Administraciones de Contribuciones 
directas, Estadística y Fincas del Estado, y la de Contribuciones 
indirectas, que tenian á su cai^o además las rentas estancadas, 
creándose en su lugar las actuales Administraciones principales de 
Hacienda pública. 

En un principio de centralización administrativa y de economía 
para el Tesoro se motivó esta medida, en cuyo examen no se de- 
tendrá el Ministro que su3cr¡be , pero en ella se apoyará para pro-^ 
poner á V. M. otra que, ya que no fué entonces su antecedente, es 
hoy una consecuencia natural; la refundición de las dos Direcciones 
generales do Contribuciones directas y Estadística, y de Contribu- 
clones indirectas y Arbitrios. 

En la organización actual de la Administración de la Hacienda 
|)iíbl¡ca se advierte falta de armonía, existiendo en el centro exce- 
sivo nútnero de Direcciones generales, cuya diversa é indepen- 
diente acción refluyo^ toda sobre una sola Adminislracion en las 
provincias, 

felá múltiple c irregular dependencia de las Administraciones 

Sroyinciales ha tenido que rectificarse estableciendo en estas oficinas 
ivisiones en correspondencia y relación con las Direcciones gene- 
rales , cada una de las cuales entiende en el nombramiento de los 
empleados destinados al desempeño de sus ramos, y causándose por 
consecuencia la anomalía de que en unas provincias funcionarios da 
categorías dadaa todos dependen de una Dirección, al paso que eu 
Otras no tiene á sus óixienes lituJar a%uno de la propia calegoría. 
Antes de la refornota de 4845 las Administraciones provinciaíes» 
reunidas como ahor^ correspondían en lo central con uns^ ' ^' 



- • N 48B8í' til 

reecion. Los ramos especiales, como las Aduanas y los Bienes na*- 
cioaales, qae en las proviHcia^ se administraban separadamente, 
teoiaQ sus Direcciones generales. 

' La i'efóirma de 1545, separando eii'iel centro la Dirección de los 
impuestos directos, la db los indirectos, y lá die las Reiitás Estatiza- 
das, llevóla inisróa bfganizaóldñ á las provincias, ;6s^!ec(éndo qn^ 
Administración para cpda unQ de ellos. 

Al poco tiemjx) se Verificó la reunión de las dos Admiíiistracio- 
nes provinciales de Contribuciones indirectas y tientas Estancadas; 

Ísi á la vez no^ se' acordó la fusión de las dos Direcciones generales 
e estos ramos, fué isin duda porqué en tiempos anteriores no habia 
sido un hecho constante la incorporación de la de Rentas Estanca- 
das, alternativamente unida y separada de ótrais Direcciones. Ade-^ 
más que. para explicar la independencia dé aquella Dirección,' existía, 
como existe , la consideración de que la fabricación y la expendición 
de tos efectos estancados . np se han reunido nunca á pinguna otra 
dependencia provincial. . 

A la supresión de las Administraciones especiales de Fmcas del 
Estado en las provincias, y su incorporación á Jas de Contribuciones 
directas, siguió la reunión de estas dos Direcciones generales. . 

Se ye, pues, que las variaciones de todas las épocas han partido 
siempre dé un mismo principio, á saber: que la organización do la 
Administración central correspond^on la provincial. 

Ahora que se hallan reunidas én las provincias las Administra- 
ciones de Contribuciones directas y de indirectas , el rigor de ese 
principio exige la refundición de e^tas^Uos Direcciones generales en 
una sola ; y si bien es cierto que las Administraciones principales 
tienea i su cargo 'también las fincas del B^do, de lo cual' se dedü- 
eiría la itítnediala refundición de esta Dirección, déte ttoeise en 
cuenta que los mas importantes servicios puestos á su cargo son las 
Casas de moneda. y las Minas; y qqe cometidos estos establecimien- 
tos én lasf próVínmá á agentes y dependencias J^arlicúlares , se sigue 
y justifica la existencia también de la Birecdon especial. 

La reunión de las Direcciones generales dé Contribuciones di- 
rectas y de indirectas producirá al Tesoro la economía de 4 80,000 
reales atíbales , cantidad dé alg.tina importaiicia , aun después de dar 
á la nueva Dirección toda la dotación dé medios para aibendcr á la 
doble gestión de unas y otras contribuciones; y en consecuencia db 
todo, el Ministro que suscribe , de acuerdo con el Consejo dé Minis- 
tros, tiene la honra de someter á la aprobación de V. M. el adjunto 
proyectó de decreto. 

Madrid 30 de Setiembre dé 4$53:c=:=Senoi*a.=A L- R. P. de 
T. ttJ-i^Jaciáto I^élix Übménéch. 



sil mcBECiTAttiiiimui 



REAL DECRETO. 



Atendiendo á lo que me ha expuesto el Ministro de Hacienda, de 
acuerdo con el Consejo de Ministros , vengo en decretar lo siguiente: 

Articulo 4 ? Las Direcciones generales de Contribuciones directas 
y Estadística, y de Contribuciones indirectas y Arbitrios, se refun- 
dirán en una sola Dirección con el titulo de Dirección general de 
Conlribuciones^ á la cual pasarán todos los ramos cometidos á aque- 
llas dependencias. 

Art. 2? La planta del personal y material de la nueva Dirección 
se formará economizando la cantidad anual de 1 80,000 rs. del coste 
que en el dia tienen las dos refundidas. 

Art. 3? La Dirección general de Contribuciones entenderá ex- 
clusivamente en las incidencias del personal de las Administraciones 
principales de Hacienda pública de las provincias, y á cargo de la 
de Rentas estancadas correrán solo las referentes al personal de los 
guarda-almacenes de esta clase de efectos. 

Art. 4? El Gobierno cuidará de utilizar los servicios de los em- 
pleados que á consecuencia de esta reforma quedaren excedentes. 

Dado en Palacio á 30 de Setiembre de 1 853.=Está rubricado de 
la Real mano^^EI Ministro de Hacienda, Jacinto Félix Domenecb. 

705. 

HACIENDA. 

{30 Seiiemire,] Real decreto , refundiendo en la Administración principal 
de Hacienda pública de Madrid, la Combion de Estadística de W misma 
provincia. 

Señora: Las Comisiones de Estadística que existían en las pro— 
vincias quedaron por lo general refundidas en las Administraciones 
de Contribuciones directas en virtud del Reglamento de 30 de Marzo 
de 1854 , y solo se dejó subsistente la de Madrid, sin duda por r^-r 
zones de conveniencia local y de oportunidad , que no desconoce el 
Ministro que suscribe , pero que en el dia no ^"ustifican ya la excep- 
ción , habiéndose practicado trabajos estadísticos que no existían , y 
cuya ejecución pudo hacer entonces necesaria la continuación de 
dicha dependencia.. 

Por lo mismo, y porque además existe una Comisión especial 

{)residida por un Jefe de la Administración que entiende en la eva- 
uacion y en el repartimiento de la contribución territorial , parece 



1853. SIS 

excusada la de Estadística ; y su refundición en la Administración 
principal de Hacienda pública podría llevársela efecto sin inconve- 
nientes, obteniendo el Tesoro una economía anual de 59,000 
reales, después de dar á la planta de la Administración principal el 
aumenta indispensable á- la prosecución de aqueUa clase dé trabajos. 

En esta atención, de acuerdo con el Gonsejo de Ministros, el que 
6Q8cribe tiene la honra de someter á la aprobación de V. M. el ad- 
junto proyecto de decreto. 

Madrid 30 de Setiembre de 4 853; «^Señora. <» A L. R. P. de 
y. M.» Jacinto Félix Domenecb. 

RBAL DECRETO. 

En consideración á lo que me ha expuesto el Ministro de Ha- 
denda , de acuerdo con el Consejo de Ministros», vengo en decretar 
que la Comisión de Estadística de la provincia de Mac&id se refunda 
en la Administración principal de Hacienda pública- de la misma, 
aumentándose la planta de esta dependencia en lo que fuere nece- 
sario, de suerte que por efecto de esta medida resulte en favor del 
Tesoro una economía anual de 59,000 rs. 

Dado en Palacio á 30 de Setiembre de 1853.s=3Está rubricado de 
ia&eal siaiio.^=»£l Ministro de Hacienda, Jacinto Féli^ Domenecb. 

706. 

GRACIA Y JUSTiaA. 

9 

[i.^ Oe^ttJTtf.] Real ¿rdert , disponiendo qué los Rectores de las Universída* 
des resqelran por si mismos cuantas instancias les sean presentadas aoK^' 
citando ingreso eo matricula , con arreglo al art SOS del Reglamento de 
Eétodios. 

Siendo excesivo el número dé cursantes que acude á este Minis^ 
terío al comenzar los cursos ordinarios solicitando ser incluidos en 
matriocilá por no haber podido presentarse. á ella en< tiempo oportu* 
no, y desudo, la Reina { Q. D. G. )' disminuir por una parte el ere* 
ddo número de expedientes que por estas .reclamaciones se pro» 
mueven, y por otra haoer mas expedita su terminación, se ha ser» 
vido adoptar «las disposiciones siguientes : 

4 A Los Rectores de las Universidades resolverán por sí mismos 
cuantas instancias íes sean presentadas solicitando inj^so en ma^ 
Iricola^ codfcírme á la autoriziadon que.les está. conferida en el pár^ 
nfo sQgmdo r trt^ 90Q del Reglameato vígeiite de Estudios, 



IMf TERCER (CltiVRMISTRB 

9.* No 86 dará curso á DiDguoa instancia ea reblamackm dd 
Callo de. los Rectores £Ío venir pdr QontfeictO' dé Jos misinos y co^ 
6U informa, él cual no, podrán omitir bajo ningún pretexto. 

3/ , Las disposiciones anteriores son aplicables igualmente á ios 
cursantes de latinidad y ^humanidades y á los de eoseñanKa doméalioa 
en Ja época C|Me les esta sefialada en los articulos 62, 374 y* 37S. 

; 4.^ Lies, directores de ios institutos, provinciales quedan ántorí-* 
zados para proceder respecto de los alumnos de enseñanza, doméstica 
que pidan ifigreso en matricula , en iguales términos qué ¡ie pre- 
viene á los Rectores en la primera dé estas disposicioties. Las m&- 
tancias que en reclamación de sus negativas promuevan los cursan- 
tes de esta clase, las remitirán los. directores con su informe al 
Rector del respectivo distrito para su resolución. 

; De Real orden lo digo á Y. S: para los ofeotos consiguientes/Dios 
f^rdeá V. S. muchos años. Madrid 4." de Octubre de f853'.«««EI 
Marqués de Gerona.«)=Sr. Rector déla Universidad de....; 

707. 

GUERRA. 

[i,^ X)ciuire,] Heal orden , resolviendo qué á los Ministros dé ta Cüerrá se 
hagan los miamos honores j en idénticos casos, que para los Capitanes 
generales de Ejercito se determiofá ^n el tratado tercero, titulo 1 de las 
Reales Ordenanzas. 



.'i ^ 
I 



Excmo. Sr.: Por Real decreto de 1." de Junio de <850 se man- 
dó quc:los Jiüiniptcos. fueran los.Jí^fes superiores d^ tpdoj?. Ioji^mi^ 
WQs asignados, i sus respectivos depar lamentos « ¡c^rrospondíén'- 
dolos m ^tia concepto la autoridad y aUHbufiÍDnaa^pvopíad da. di- 
cho cargo; pero al dictar esta soberana resolución no se^nitaurosi'on 
los honores que como á tal Jefe de Ejército deben hacerse al Minis* 
iro de la Guerra; Bn la redacción del nuevo proyecto de Ordenan-* 
sasque actuahnente. está revisando la Janta creada según Real dr** 
den ófi 7 ^ Junio último, se^ha disfyuésto tener presente, dicduí xion^ 
dicion y qi)o en el titulo fqpdrtuno se propongan lo^ lioñoreg qm 
eorrespondantalireferído cargo ^masi' como por graiideqoe^seai d 
eeloyácdvJdodde la Junta 'tardará todavía algún tiempo, en pvfK 
sentar concluidos sus trabajes^ y conae la re^uíkiridad de} iervidio 
exige se declare, aunque provi8ionálQ]eDte,ouáte6'iífayQ¿ dbUer 
«atoe honores^ S« M. la Rema (Q. D. 6;) se ha dignado'j^esolver qnore 
por ahora se hagan á- ios Ministros de la Guerra, en* cadfdad'de 'J^ef M 
superioresoklJBjét^dter^'toa m¡6óK)aliot^ea^ txk idétlioáíVüpais^ttft 



M 488a. III 

para los Capitanes generales de Ejército se determinan en el tratado 
tercero^ titulo I de las Reales Ordenanzas. 

De orden de S. M. lo digo á* Y. E. para su conocimiento y demás 
efectos. Dios guarde á V. E. muchos años. Madrid 4 .* de Octubre 
de'i8o3.=Blaser. 

708.-: ,•-'•' <^'í; 

• ••• ■« 

FOMENTO. 

[ifOeiuBH.] Reftlóidetiy delermimiifdo que después de triscurridd elpre« 
Mote mes, no éú tomarán en conúderaoién las 6olioitttd#s de lo» que há« 
/«n sido alumnos de la escuela. de Caninos, Canales y Puert0S| y aijA* 
xea i ler admitidos de nuevo en ella. 

■ ' • •■ ' '- 

limo. Sr.; Enterada S. M. k Reina (Q. D. G.) de una instaneia 
de D. Inocencio Gómez Roldan , alumno que fué de la escuela espe^ 
dal del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertol , aoli- 
citando ser admitido de nuevo en la misma por hallarse en igual 
caso que D. Joaquín Carbonell, D. Narciso Apariok) y D. Pedho ¥tr* 
nandez Soba, á guienes se concedió dicha gracia por Real ordeo 
de 31 de Mayo ultimo; en vista 'de ser cierta esta circunstancia; 
atendiendo á que por ella no es rigurosamente aplicable , en equi-- 
dad, al interesado la cláusula de la expresada Real orden, que pre- 
venia no se volviese á dar corso ¿ solicitudes de esta clase , y sin 
perjuicio de que asi se cumpla sin alteración alguna , respecto do 
todos loa alumnos qtio existan en la escuela especial, se ha dlgfl^ 
do S. M. conceder al interesado que se reincorpore desde lue^ á 
ella, ingresando en el curso de tercer año, ó sea primero de áidia 
escuela especial, y quedando sujeto para lo sucesivo á las mismas 
disposiciones que rigen respecto de todos los demés alumnos. Al 
propio tiempo ha tenido á bien 9. M. determinar que pasado el diá 
úKimo del presente mes de* Octubne ya no habrá logar á tomar en coi(* 
sideración ^ ni para este curso ni para los de los años sucesivos ^solici^ 
todes semejantes , aunque efectivamente se encuentren ios que ht 
promuevan en idéntico caso que los individuos reincorporados poí 
gracia especial. 

De Real orden lo digo á V. I. para su inteligencia y efectos fcór-* 
respondientes. Dios guarde á V. i. muchos años. Madrid 1 .* dé Oc^ 
tobred^ 48S3.»'B»éban Gollantes.i^r. Director genera! de Obrai 
públicas. 



ti 6 Tncn cüATUiíBsm 



709. 



FOMENTO. 

[I.* Ociulre,] Real orden ^ resolviendo que por abora solo se organicen de 
nuevo los distritos para el servicio de obras públicaS| de Tarragona j 
las islas Baleares. 

limo. Sr. : En vista de no ser aun suficiente el personal efectíTo 
del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos para reali- 
zar por completo el aumento de distritos , establecido por el Real 
decreto de 28 de Setiembre próximo pasado , y de conformidad <X)n 
lo que prescribe su art. 3.*, se ha servido S. M. la Reina (Q. D. G.) 
resolver que por ahora solo se organicen de tiuevo los distritos de 
Tarragona y de las islas Baleares. 

De Real orden lo digo á Y. I. para su inteligencia y efectos cor-* 
respondientes. Dios guarde á Y. I. muchos años. Madrid 1 .* de Oc- 
tubre de 4853.«:Esteban Collantes.«=^Sr. Director general do Obras 
públicas. 

710. 

HACIENDA. 

[S Octubre.] Real orden , mandando que la partida 1|310 del Arancel de 
Aduanas I que trata del vinagre de olor ¿* de tocador > se refondi en 
la 884 de perfameria» 

limo. Sr. : Con presencia del resultado que ofrece el expediente 
promovido por Di Francisco de Paula Soto, del comercio de Málaga, 
reclamando del aforo y recargo impuesto á una partida de vinagre 
de olor ó de tocador, que con declaración núm. 4,470 presentó al 
deispacho de aquella Aduana ; y de conformidad con lo manifestado 
por esa Dirección general , de acuerdo con el parecer de su Conse- 
jo, S. M. se ha dignado dispensar de los derechos y recargo al re« 
ferido Soto , con arreglo á lo dispuesto por Real aecreto de 4 2 de 
Uayo último; mandando al propio tiempo que pues no liay una ra«« 
zon especial para que el referido articub de perfumería continúe 
libre de derecnos solo por tener en el Arancel una partida ex.presa 
que lo comprende , cual es la 4,310, se refunda esta en la 984 de 
perfumería , á fin de regularizar su despacho en todas las Aduanas 
del Reino. 



IB 1863. Blf 

De Real orden lo digo á V. I. para su ooDOcimientO'y.efáoloi 
correspondientes. Dios guarde á V. L muchos años. Madrid 2 deO>* 
lobre de 4853.a«Domenech.e»Sr. Director general de Aduanas y 
Aranceles. 

7il. 

GRACIA Y JUSTICIA. 

[S Oduire.] Real orden ^ acordando que se provean en la Universidad eeiv- 
tral las cátedras vacantes de cuarto v quinto año de la sección de 'Ad* 
ministracion , ampliando el teVmino de la matricula de dichos cursos | j 
permitiendo que las hechas en Universidades de distrito puedan traala* 
darse á la central. 

E&cmo. Sr, : Habiendo dispuesto la Reina (Q. D. G.} por su Rea) 
decreto de 21 de Setiembre ultimo que los destinos de las carreras 
civiles se den en lo sucesivo ó al ascenso, ó á los cesantes, ó á los 
doctores y.licenciados en Administración ; y hallándose organizado^ 
en el Reglamento vigente de Estudios los que corresponden á cada^ 
uno de los cursos en que la sección de Administración se ha dividido 
para optar á los grados de licenciado y doctor , es de conocida ur«> 

Sencia y necesidad proveer á la enseñanza de este importante, rajaos 
el servicio público. Pero no siendo posible , por ahora , cubrir esta 
enseñanza en todas las Universidades del Reino, por no estar conr^ 
signado en el presupuesto corriente el importe, de sueldos y gaste» 

ríe para sostenerla es absolutamente indispensable; S. M. ha tenido 
bien resolver que mientras llega el caso de incluir los mencionado^ 
t^iOB en el presupuesto para el año inmediato, se provean en ^^a 
Universidad las cátedras vacantes de cuarto y quinto año de la seor- 
cion de Administración , con las cuales se completarán los estudios 
necesarios para aspirar á la licenciatura en ella , cargando ^n impor* 
te á las economias del personal de Instrucción pública. 

Al propio tiempo , y con el fin de que los cursantes que ^ ha*^ 
lian en estado de ingresar en cualquiera de dichas cátedras puedan 
utilizar el curso académico que acaba de abrirse , ha tenido S. M. por 
conveniente autorizar á V. E. para que amplíe el término de la ma-- 
tríenla de los dos referidos años de Administración hasta el próximo 
dia 4.^ de Noviembre inclusive, en que deOnitivamente quedará 
cerrada. . ; 

Por último, ha tenido á bien disponer S. M. que los aliimnos de 
Administración de las Universidades de distrito que se hubieren' ma- 
triottiado para cursar privadamente cualquiera délos cursos da M*> 



fl8 TBECKE GQAniMB8Tftl 

niDÍátrae¡(ML no establecidos en ellas , y que tuvieren prolttdoc sus 
esludioa anteriores, puedan trasladar desde luego su matricula 4 la 
ynivtfrsidád central y continuar en la misma su carrera. 

De Real orden lo comunico á V. E. para su conocimiento y efeor 
tos correspondientes. Dios guarde á Y. B. muchos años. Madrid 3 de 
Octubre de 1853.:=Gerona.=^Sr. Rector de la Universidad central. 

712. 

FOMENTO. 



••i.'» .* J»v •• 



^.Qet^bl;e*] ^eal orden | declarando que el pago de los honorarios de los 
;. dii;pc^r^, de camiooa vecinales | debe verificarse aio las formalidades 
J ip^ estaM.e<^ .el B.eal decreto de 28 de Noviembre de 1861| sobre expe- 
dición de títulos i los empleados. 

Con presencia de las diferentes consultas elevadas por alguno^ 
Colimadores de provincia acerca de si para aue puedan percibir 
tiús hopor&rios los directores de caminos vecinales habia de expedir- 
siéje^ el correspondiente título, y en este caso á qué Autoridad cor- 
fesponde verificarlo ; teniendo presente que los direcloi'es de cami-* 
ños Veciftíiles para ejercer su profesión obtienen, previo examen y 
él pago de derechos correspondientes, un titulo que les faculta para 
el desempeño de sus funciones ; y atendiendo además á que no pue- 
éM éri ningún modo conceptuarse como empleados que cobran suel* 
fl(f ; sfno como facultativos á quienes se contrata para obras déter** 
nflhadas, con arreglo á lo que previene el art. 40 de la tey de 88 
éé Abril de 4849 ; S.* M. la Reina (Q. V. G.) ha tenido por eonve-> 
fii^rite resolver que manifieste á Y. S., como de su Real orden lo 
ejecuto, que el pago de los honorarios convenidos con dichos direo-» 
(ofes^ de caminos vecinales, debe verificarse como cualquiera délos 
^é^tbs que reclamen la construcción de los expresados caminos, sin 
fidjelar^e á las formalidades que establece el Real decreto de S8 de 
Noviembre de 4851 sobre expedición de títulos á los empleado». 

pios guarde á Y. S. muchos años. Madrid 3 de Octubre de 4 863.i«i 
Bátébáñ CoMaiites."i<Sr. Gobernador de la provincia de 

715/ 

i'-y.- FOMENTO. 

fjS Oe/uJr«.] Real ¿rden, creando una Comilón para formar la carta itine» 
raña de la P^íasula. 



> ' 



>: ' limo. Sr. ¡Reconocida la necesidad y conveniencia do fociMr 
4tn/i corta itíoeraria de la Peoinsola » taa completa como aea poaiUo 



y eon 1» «xaelitüd que se r^qtlii^re para que 'tln' dbícutnérito db e^ 
especie pueda ser consuitado con entera confianzoi éñ las muchai 
ocasiones quelaetige nd solo el servicia dé obras públicas, 3¡ao el 
de otr6s varios reinos de la Administración ; y á fiíi de que un tra^ 
bajo tan interesante ; principiado yá varias veee^; se Heve á oal»5 
continuándolo sin levantar mano, ha tenido á bien resolver S. M. la 
Reina (Q. D. G.) que se dedique^ex^lusivamente á este objeto una 
Comisión compuesta de un ingeniero Jefe de primera ó de segunda 
clase delCoérpo de Caminos, Canales' y Tuertos, de mi Ingeniero 
prítnero ó segundo i sus órdepes, de un jdelineantey un ^scribi^rx- 
te , sin perjuicio de los demás auxiliares de esta mispia clase 9 de la 
de celadores que pida mas adelante el Jefe que se nombre ségun el 
estada de ios tr^bkjod y: la necesidad de darlos mayor* ó menor im-» 
pniao. La residenciade dicha Comisión será en esta oórle, y mieotraa 
perma&esícd ea. ella se- abonará al Jefe la gratiflcacidn aauat de 
6,000 rs., en rasonáqne en so ensa deberá tener local própotkTiof 
nado para la oficina; y iade 3,000 rs. anuales al 'ittg^niero que sé 
halle á áus órdenes; sin perjuicio de que cuando alguno de ellos 6 
loa dos á la vez. tengan necesidad^ de salir para ei desempeño de stt 
encar^ , se les abme además lo que prescriben las diéposiciones 
vigjentes para los casos, de comisiones extraordinarias, á prorata xlé 
k>sdiasque^|]ermanezcáa fuera de su residencia. El delineante y el 
eaeribiénte sorén ^considerados como auxiliares lempoi^eros, del mi^ 
mo modo qoe los que existen en los distritos, y gozarán la dótaoion 
de SOrs* diarios -el priioero y cb 4^' el sagdadQ,' y 'Coando el 
Jefe de la Comisión disponga que el delineante le acompañe en sus 
ttKdas t disfrutará este auxiliar además de 1^ asignación fija , lo que 
le eorresponda á prorata de los dias que se ocupe en viaje y tri^^ 
joade campo, según lo establecido i^espectp de las oomiaioAes -es^ 
Craordinarias en; general. Para la mejor ejeciiei0i^<de tan imporfaiM 
trabaja, deberá- el Jefe de la Comisión reunir cuantos datos se ea^ 
coentren, ya en el depósito de planos de la Direccioh general 6 eq 
ooalqaier otro eslabléoimienlO;púUico, y portados tos medios que 
le sugi^án sd'inleli^ncia yoelo, ai^eniás de reeoger y ordenarlos 
qoB haya.ea los díferenciia distrito^, don ^oobjeto se la aatorissa 
para eorreapondersé ooD losi Jefes de>eUos y estos le > dirigirán fiíoa 
eooteataoionestcon sobre* el Dineotór generar de Obras pábliods. Al 
propio tiempo ha tenido ábieft S< M. nombrep para esta Goijaision.at 
ingenieré , Jefe de primera cla3edel Cluerpo da Ceiñinos , Gánales y 
Puertos , y que actuahñettte k> es del distiiito de* Miñ-cia, D. Carlos 
UaHa de Ga^ro', y al ingeniero segundo I>. José Baldasañó y que se 
halla destinada éfa el distrito de Barcelona; eorrespondiendo al pfl^ 
mero pt^qKm^Y Itiegd que sit presenten en* eal»oóft¿,loa^indíTfduo^ 



fSO mCBR CQATEDIBSTtl 

que juzgue aptos para las plazas del delineante y del escribiente 
que le han de auxiliar en sus operaciones. 

De Real orden lo digo á V. I. para su inteligencia y efectosconsi- 

Suíentes. Dios guarde á Y. I. muchos años. Madrid 3 de Octubre 
e 4 853.«»Estéban Goliantes.»»Sr. Director general de Obras públicas. 

7iJí. 

PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

H OciuBre,] Real decreto, confocando las GSrtes del Reioo para el 19 
de Noviembre del presente año. 

Señora : Aunque por el Real decreto de 9 de Abril último se 
dedaró terminada la legislatura de 1 853 , tienen vuestros Ministros 
cazones poderosas para aconsejar á V. M. que , usando de su Real 

{)rerogativa , anticipe cuanto sea posible la convocación de la legis-^ 
atura correspondiente al año de 1854. Es de alta conveniencia po- 
lítica que reunidas las Cortes al verificarse, con el auxilio de la di*^ 
vina Providencia , el feliz acontecimiento qiie la nación aguarda oon 
viva solicitud , puedan recibir el trono y la augusta persona de Y. H. 
fiel testimonio de los sentimientos de lealtad , de adhesión y de pa*- 
triotismo que animan á los Cuerpos colegisladores. Asociándose la 
representación nacional á un suceso tan venturoso para la Monai^ 
quia , se fortalecen las instituciones y se ayuda á mantener la bue«* 
na armonía y justa correspondencia entre los altos poderes dd 
Estado. 

Por otra parte , el Grobierno necesita el concurso de las Cortes 
pai'a someter á la aprobación de V. M. medidas importantes que ha- 
cen parte de su sistema político y administrativo ; b necesita para 
mantenerse en completas condiciones de legalidad , y lo necesita en 
fia para hacer algo mas que proveer á las necesidades ordinarias y 
.perentorias del Estado. 

No seria, pues, conveniente dejar pasar en la inacción el tiempo 
mas precioso por aguardar la época precisa ó el término fatal para 
la convocación de las Cortes da4854. Cumplido está en rígor.el pre- 
cepto eonstitucional que manda reunirías anualmente ; pero ningún 
tttro prohibe convocar dos legislaturas eri un mismo año , ni empe* 
taren el anterior la cornsspondiente al próximo venidero. 

Por todas estas ratones, el Consejo de Ministros tiene la honra 

de proponer á Y. M. el adjunto proyecto de decreito. 

. Madrid 4 deOctubre de <854.«=Señora.«=iA L. R. P. de V. M.«*i 

EiPresideole del Conseja de Ministros y Ministro de la Gobernaei6nt 

el Conde, de San Luís.)mE1 Ministro deSstado, Ángel Calderón de 



MI 4863. m 

laBarea.-^ Ministro de Gracia y Justicia, el Marqués de Gerom.«i» 
El Ministro de Hacienda, Jacinto Félix Domenecb.»*» El Ministro. de 
la Guerra, Anselmo Blaser.»>El Ministro de Marina, el Marqués de 
Molins.saEI Ministro de Fomento, Agustín Esteban CoUantes. 

RSAL DECRBTO. 

En uso de la prcrogativa c|ue me compete por el articulo 26 de 
la Constitución , y de conformidad con lo propuesto por m Consejo 
de Ministros, vengo en decretar: 

Articulo único. Las Cortes del Reino se reunirán en la capital da 
la monarquía el 19 de Noviembre del presente año. 

Dado en Palacio á 4 de Octubre 4 853.::=» Está rubricado de la 
Real mano.»=EI Presidente del Consejo de Ministros ^ Luis Jesé Sar* 
torius. 

7i5. 

GRAaA Y JUSTICIA. 

[4 OefuAre.] Real ¿rden , disponiendo que los Rectores de las Universidadesy 
después ae mr al cUustro general de Catedráticos j y i los directores de 
los Institatosi remitan al Ministerio para el 16 de Noviembre de este 
aiio^ sof observaciones sobre el Plan de Estadios y Reglamentos vigentes. 

La instrucción pública ba merecido una particular atención del 
Gobierno de S. M. en estos últimos años. Para mejorarla se han pu^ 
blicado planes y Reglamentos que la ban elevado á un grado de ex- 
plendor antiguamente desconocido ; pero si bien en ellos se ha pro-*, 
curado ponerla al nivel de los adelantos de la época, y de las nece* 
sidades especiales del pais, no se ba conseguido por coo^leto este 
objeto , porque el perfeccionamiento de toda institución tiene que ser 
obra lenta y dificil , y resultado forzoso de las enseñanzas de la ex- 
periencia. 

El Gobierno , prestando á este asunto vital la preferente atención 
que reclama, se propone presentar alas Cortes un proyecto de ley, 
ue asegurando definitivamente la suerte de la ciencia y la personal 
6 los profesores ponga tórmino á la instabilidad de que hasta aquí 
se han resentido sus reformas. 

Para conseguir este laudable objeto , nada será mas á propósito 
que oir previamente el voto de las personas competentes , entre las 
cuales es imposible dejar de contar en primer término el de Jas Uni- 
versidades y profesores españoles, interesados noas que nadie en ék 
acierto, y los mas competentes sin duda para poner do manifiesto 



j 



sil fniGBH cvATttnsm 

los ineonvéniénteft de )o qué hoy exislé , laí neeeeidlades mss ur^éiiH 
téá de la enseñanza, y los medios mas adecumdOB de isátisfacerlas. < 

Estos datos reunidos á los demás que el Grobterno se- p^pontt 
consultar, servirán de base é darán en su diá la medida de una re^ 
forma , en la cual es á todas luces oportuno que tome parte el pro* 
fesorado español, de cuyos intereses mas*caros se trata, y cuya ini- 
ciativa ha de ser notoriamente provechosa. 

En cOnsideraéion á todo lo expuesto, y deseando que esta moes« 
tra de justa deferencia en faVor de las Universidades y del profeso- 
rado español no sirva de entorpecimiento á la prósecucioii de uii 
proyecto Cuya realización desea ardientemente el Gobierno y la tiene 
epcomendada á una Comisión compuesta de eminentes y laboriosos 
profesores ; S. M. se ha dignado resolver que los Rectores délas Uni- 
versidades, oyendo al claustró general de catedráticos y á los direc- 
tores de los Institutos, expongan sucinta y razonadamente para el 
dia 1 5 de Noviembre próximo chantas observaciones estimen con-- 
ducentes , ya sobre los vicios parciales de que adolezcan el Plan de 
Estudios vigente y Reglamentos concordantes, ya sobre las necesida- 
des que deban adoptarse para su remedio , ya en fin sobre las bases 
gettefales eii que debiera fundarse la reforma completa de lo6 ^i$te«< 
mas de enseñanza y organización actualmente establecidos^ S. M. se 
lisonjea con la esperanza de qtto las Universidades y profesores es- 
pañoles , cuyo voto se Consulta con él deseo de apurar todos los 
medios de ilustración que puedan conducir al objeto apetecido, se 
persuadirán de la importancia de este encargo, y harán cuanto que- 
pa en su desempeño para conseguir el acierto que se desea', respon- 
diendo dignamente de este modo á la honrosa confianza con que se 
les distingue. 

De Real órdén lo digo á V. S. para los efectos consiguientes. Dios 
gearde á Y. S. muchos años. Msídrid 4 de Octubre de 4 853.:=aB£l Mar« 
qués de Gerona.e-Sr; Rector de la Universidad de 

716. 

GUERRA. 

[t Oefuhre,] Real orden , aplazando para el 1? de Noviembre del preseaté 
Año el restablecimiento de las Paa;adunas militares. 

Bxcmo. Sr.: El Sr. Ministro de la Guerra dice hdy 6l Director 
general de Admihistracion militar lo siguiente : 

«Conforme la Reina (Q. D. 6.) con lo pmpuesto por V..E. en 
escrito de ayer se ha dígnddo resolver se aplace para 1 .• dé No^ 
fíembre proiimo et reM«d)lebimienlo de las Pagadurías milHai^ dit^ 



n 4863. 

puesto Dor Beal decreto de S3 de Setiembre úllimo, á fin^^e críllátr 
dentro de este plazo las dificultades que pueda ofrecer su realiiacion 
y deslindar convenientemente las relaciones con el Tesoro público 
en la entrega de fondos, con arreglo á la ley viente dé contaba* 
Hdad.» ... .v: 

De Real orden, comunicada por dicho Sr. Ministro, lo traslada 
á V. E. para su conocimiento. Dios guarde á V. E. mochos afiosu 
Madrid 4 de Octubre de 4 863.*» El Subsecretario, Eduardo Fár^ 
oandez San Román. .i » 

717^ 

FOMENTO. . :! 

[4 OeiuBre,] Real orden | disponiendo se adjudique i D. 3úsé dé Salaitiiilltt^ 
la contrata de la construcción del íerro-carrll de Soca^llanidi • Citt^ 
dad-Real. 

timo. Sr. : En vista del acta del remate celebrado en 30 de Se^ 
tiembre último para la construcción del ferro^carril de Socuéllar-^ 
mos á Ciudad-Real , verificado con arreglo á los pliegos de con^ 
diciones publicados oportunamente; S. M. Reina (Q. D. 6.) ha te- 
nido á bien aprobarla , disponiendo que se adjudique á D. José 
Salamauca la contrata de la referida construcción en la cantidad 
de 2.375,000 rs. por legua, siempre que él niismo haga constar ha- 
ber abonado al primitivo contratista en el término fijado en la disT^ 
posición A.* de la Real orden de 13 de Agosto próximo pasado, y 
Real decreto de 21 de Noviembre de 1852, el importe de lá 'Vafe- 
ración de obras y materiales del camino ; el del 6 por 100 láe ínteres 
del capital invertido, y el del 10 por 100 de administración de que 
trata la disposición 2/ do la referida Real orden (le 1 3 de Agosta 
último. 

De la de S. M. lo digo á Y. I. para su inteligencia y efectos coun 
figoientes. Dios guarde á Y. L muchos años. Madrid 4 de Octubre 
de 4853.»» Esteban Collantes.»"Sr. Director general de Obras pú«-^ 
biícas. 

718- 

GUERRA. • '^ 

[5 Octubre.] Real ¿rden, resolviendo que no se dé curso i las instaaQÍaa «E{ 
sttliekod de la croi de la Orden de San Uer^nenegildo^ cqandp lar in- 
tcfeaados bo reúnan las círcunstanciaa que exige el Reglamentos . ,,.,,« 



Excmo. Sr. : El Sr. Ministro de la Guerra dice con esta ^ha^al 

de Harina lo que sigue : -^ 

«He dado cuenta á la Reina (Q. O. G. ] de una ínstdnétá tí¡i9é^ 






MI TBBCIK COATUMISTU 

IHiféotor general de la Armada dirigió al Tribunal Supremo de Guer- 
Fa .y Marioa en 30 de Marzo último, promovida por D. Manuel J¡* 
menez Casares, capitán graduado y teniente de Infantería de Mari-- 
na, en soiicilud de la Cruz sencilla de la Real y militar Orden de 
San Hermenegildo. Enterada S. M., y conforme con lo manifestado 
por el exprefiado Tribunal en su acordada de 7 de Julio próximo 
aiiterior, no ha tenido á bien acceder á su solicitud , respecto á nQ 
baber cumplido los plazos de R^Iamento conforme á lo dispuesto 
en Real orden de 31 de Marzo de 4842; siendo al propio tiempo 
su soberana voluntad , que los Directores é Inspectores gf'nerales 
de las Armas é institutos del Ejército á que pertenezcan los indivi«> 
dúos que aspiren á dicha condecoración, no den curso á instancia 
9Jgwai cuyo interesado, según su hoja de servicio, no reúna las 
circunstancias que exige el Reglamento para obtenerla. » 

De Real óden, comunicada por dicho Sr. Ministro de la Guerra, 
lo traslado á Y. E. para su conocimiento y efectos consiguientes. 
Dios guarde á Y. E. muchos años. Madrid 5 de Octubre de 4853.»« 
El Subsecretario, Eduardo Fernandez San Román. 

719. 

c. 

GRACU Y JUSTICIA. 

[P Octubre^ Real ¿rdeoí reenoargandó la olservancia dé las leyes | que 
prohiben a los funcioDarios dependientes de este Ministerio tomar parte 
en los negocios que penden ante los Tribunales y Juzgados. 

La costumbre de recomendar á los Jueces los negocios de justi- 
óia , anatematizada ya de antiguo por nuestras leyes , ha adquirido 
en nuestros tiempos proporciones peligrosas para la confianza de- 
bida de parte de los litigantes, y para el buen nombre y prestigio 
de nuestros Tribunales. Rectos é independientes todos sus indi— 
vlduos, saben muy bien que la justicia no es un servicio que se 
puede dispensar á placer de exigencias personales , por altas y 
encumbradas que sean ; y subordinando todos sus fallos á esta con-* 
viccion honrada y concienzuda, han desvanecido no pocas veces 
nuestros Magistrados, con honra propia y aplauso público, ilusiones 
t6iEnerarias. 

" ' Pero nó basta con que las cosas pasen realmente asi:.es na^es* 

ter que los empleados de la Administración de justicia den ¿ todos 

r-á cada uno de los que impetran ante ellos, evidente testimonio 

% que saben aplicarla sin pasión ni miedo : es menester que á to— 

dosv^p^. también que el porvenir de la justicia, su neceisaria y 



i 



mM53. tn 

santa iodependcncia están asegurados para siempre en el corazón 
desús Ministros, bajo la égida del Gobierno, y en particular bajo 
la augusta , previsora y constante protección de S. M , madre soli^ 
cita de todos los españoles , pioro depositaría inflexible de la inte- 
gridad de las leyes. 

Para (»ppgt4r 4^ ^wijidr de que mewa.poderoat^tíii^ii^en^^.ea^ 
te pit^iósito de t^at^ jtnasceivdeincia. social y |¥ditica, de tan grande 
y notoria utilidad pública , como de crédito y honra para la mdfiís* 
tratura española , la Reina (Q. D. G.) se ha dignado resolver lo si* 

Artícuio 4 ^ Sel reeoe^rga espeeialmenle h puntual observancid 
de nuestras leyi^ Recopiladds, y se prohibe en su^oonsecueneia 4 
todos los* fubcionai'ios dependientes de e^e Mmisterio , i|ue directa 
ó indirectamente tomen parte en negocio alguno que penda ante loa 
Tribunales y Juzgados á no tener en él personal interés. 

La contraveticion á esta disposición será cori'egida disciplinaria*' 
mente por el superior ger^rquico. inmediato, con reprensión por 
primera vez, y suspensión de otkio ó emplea por la segandi». 

Arl. 3? : Los funcionarios del orden judicial a quienes fMer0 hecha 
de palabra recomendación de caalquier asunip, manífiestarán c&jm 
tesmente al recomendante la inutilidad de sus gestiones en. materias 
de justicia. 

Si la recomendación se practicase por escrito, la devolverán en 
el acto, pudiendo hacerlo; y jamás constestarán cartas ó papeles 
de estn clase , todo bajo la propia peña del articulo anterior. 

Art. 3? Se prohiben Jas abusivas prácticas de .repartir esquelas 
suplicatofiéé , y visitar personalmente los interesado^ 6 sus repre- 
sentantes á los Jueces y Magistrados por mera y, oficiosa. corteja. 
fistos sin embargo deberán oír á todos con la atención y agrado cor- 
respondientes , siempre que tengan que. hacerles, reclamaciones so- 
bre sus asuntos. 

Art. i? Los Presidentes de los Tribunales y Salas, y los Jueces 
de primera instancia en su caso , velarán escrupulosamente sobre 
la puntual observancia de esta Real orden , auxiliándoles para ello 
el Ministeria fiscal. 

De la de S. M. lo digo á Y. para su inteligencia y efectos 
ooBsiguientes. Dios guarde á V. muchos años. Madrid 6 de OC7 
tubre de 1853.«£1 Marqués de Gerona.»»8r. Regente (le la Au-^ 
diencia de 



I 



ToMOU. 16 



i"' '. 



. . - ■ . . . I . . . t 



720. 






[7; Omi5/«.} Réftf ¿Mmi ; déékirátidé IkéítiriiadMs pMt ^kUtíátti y hiállas 
' 'ptirmttiú^eSf que ddbelí ^oiiriderorse libres défl ^gó de Ibs deréchAüldé** 
-' 'Adunittisr «i '' *'•*'" ' ''• <" ' '• •' <• '•■'•ÍM ^'« '''i-I -' 

I]mo. Sr.: Visto cuanto resulta del expediente instruido 'W«Ai( 
Dipeeoim geiíera] oon tnocivo^deh»; dudas ooorridafi en 'el de^aóho 
de óm pariida de' lanzaS^as' para volánttg y mdttors i;>aro^(tfafr^ 
^ae sé prcpentayoh al adeuda ^^la Aduana de- Bilbao, S; M. la BM^ 
tiB^ ccfnfsrroándose 0(m^Jo pronuesto pot V; I. , sé ha digdado de-^^ 
clarar c|ue solo son libresca derechos iB^laMüdírM^paru'vtínntéé 
con pole(]^ (fe madera 6 meíal de* la partida 744 del Araneel ;y las 
maUa» para tdáres de medias de la 881 dei mr^mo. * ' • '\ 

De Kea) orden toidígo á Y. 1: para su intelig^neia ^^f^i^ o<)«H 
j^éspondientes. Dios guhrdeá'Y. I. m^hos años. MádriiT 7 de 0(Au- 
bm 'de 1«&3. «ittDoifiéiiech. «^Sr. Direétpr gónerai- á& < Adilftii» 'f 

791 » > •' .'i •; 

^^ Oct^br^!] Redi ¿r¿[cn I résolyíéndo que las eilgálias ela$ticas para cirur^ 
giü no eslan compreuuidas en eí Real decreto ¿e Iz de Mavo dé 1$^^ 
' y qué deben adeudar los.derecHos de Ta partida' BQ7 del l^r&nee). ' * 

■^' Thiib.'Sr. :' ^6to cüaiit6 i^stlltá del é^tj^edí^té •fnsfruiflb etí feáí 
Cireccion general con motivo de las dudas ocurridas en el desbácbid 

_ .. ...„^„.... , „ -., ^¿fiff 

dásticapara ciruqia no se hallan comprendidas en cl RpííljdSi^ 
áe.12 ;de, Majb tfltimb ;W^bérseIq^*¿ófiálaáo én^J^eáí dhíen de 
fS dé'^U'Tcpribre.del.an'ó siñtferipr Jbs.(íer(^cJ)o$ dé k iráHttíaifSt 
aél'Aíanctíi; que'éfcrbficré'á'fáiorna^elífefíeá mMk%:;6ixÁm^ 
quiera forma y objetos. '''' ' * '*'**"* 

De Real orden lo digo á V. I. para su inteligencia y efectos cor- 
respondientes. Dios guarde á V. I. muchos años. Madrid 7 de Octu- 
bre de 1853.=iDomenech.=Sr. Director general de Aduanas y 
Aranceles. ^^ _^^^^^^ 



Señora: Para dar á las ;ltlraB'y.al,:arte dramático el estimulo 
qae han menester y la protección. que merecen por tantos tiuilos, 
(téó V. IS/J^ Junte. cotisultTvááe te^'íroá.'íln ella táff enóbnfradr 
dgünod autores y literatos, si no toda la rteéoftipfenfeá 'que íñéré'ééj 
por sus obras y. sus estudios, la qu^ basta ^ para' dar á'iéónocet^ qúl 
w Cóbierñó se considera en íá jObBgs^cíóri c}b fomentar ¿or ' loáoi los 
nied¡os,posibles te literatura nacional. '.;; ; . " ^'; *;; ;"^ 

Pero aunque' él Ministro que suscribe yécói;i'(>ce cümplidaraén^te 
este debei* , y bar.& por satisíacerio iódÓ' cuati to ¿errmtati .tas qír- 
cubstáhcia^, cree que él ráédío mak adecuado' Spéoñsoguirlp no cp 
lá ¿ohtervacion dé aquella Junta J'jS sea fe aá^naéion de syÜJolíiw 
á determinados' escritores. 'Séríá mucho mas enca¿ erés^ímulo ^í i^ 
recompensa fuese siempre proporcionada al irabajó v.mérito dé ca- 
da autor^ o al numero o importancia de suS; dbi*2|Sj> jp cual se ¿pn-r 
sígtíiriá óómCihándola dé mañera que orréciéfe síempré'uha espe- 
ranza leeítima á la laboriosidad y^aHalento. Reducidas á un escaso 
número las plazas de la Junta Cb\istihiva, son el premio de los ser* 
vicios prestados á las letras por aTglittte^ pocos escritores distingui- 
dos; mas por lo mismo .dejan, de ser. estimulo para servicios, niieyos 
pot párfe de las personas qu^ I^s^ disfrutan , y no I)2Lstanjp.ara..«e-^ 
compensar ái"to(íos los autores digñoé 4p .f^'¿P\ig?^^^^9P .pVo|ii9rcv)— 
nado á sus merecimientos. Verdad es que el Real decreto orgánico 
de f enu^ós Irdló de ^oveerá^ esta necesidad ^alidifhdb'adjBJícar 
eohtro préitaios en cada áfip 4 tóé auteires dé la^ lübj^f^s obras' drt* 
mátiteas oue en «!• mismo se hubletan puestio en esrená^^jpéro bo/wM- 
cklít tiiiriolen lá insüítoiencia dé senoiéjante reiribucldn j^a^se^éitietliM 

al iiéÉfler6 ó y» 'ala c&lídad deiloi* premia Befiá!ádoé'i>(%nttafetiéiflt 

rt*le''qtfe'et'é<)b*éi»nb prooníe satisfacer por''"olfoií'thedfcsrro^'I^íi^ 
terwtóftsos 'iiMíibínadéfs dé distinto modó'J la oblígftciictoí'dí* tcJfaiettM 
tal ftei^fiira'drtttiiik?* y el á«e e'sc4titeó: •• '"• •■ • '';''^ -' 'n* ' !¡^> 
■• •'Ptfml«éfí»lfl'eumi<lfdam^^ Mtei«ft)'^i(y «tísdflHé ^'tí^efe 
éfrél éfel»«r^íe'«Otínáéíarr á V. «.1ft áüpresrori'aé»M'^JUinci'bbiatóWVt 
de Teatros , pidiéndola al mismo tiempo autorización para e^SWyítíéf 
étt»»d€toWtf folr'íntt wr nuevo! sifet^fafa'dft^l'eétftópériSáfeiyí^na'^ mas 
eflete -lláf* «[' tofítb' hué '^l^iqUé Kí^y fVTggí,'>f ^laihbíett/'éaíít*^ 
dioso para los que dedicéiidds^ fil>c^(H«iti»^Id9 4Ékrfl^^iiMBi^ 



ÜÉl tbecbh mnmfemiB 

verdaderamente á sus adelantos y al mayor lustre y gloria de la li«* 
teratura nacional. . V k 

Tales son las razones en que se funda el adjunto proyecto de de- 
creto que el Ministro que |«iS0Clba 9|ff^|3lreverentemente á la apro- 
bación de Y. M. 

:. Italrki 7. d9fQQt«bcQ d(^ I9S3.f^S()^su«9!^Ií> KrK d9vSi^lb-«i 
El Conde de San Luis. 

.^ TomaimaeD ^opsic^raciai^ las razonas que mi?, ha jexDue6to,.j);¡f 
Ministro de la Gobernación, de! acueráó conel ConseJQ de.JliñislirQs, 

vengo (MI decretar:, ,..»...,,■,, ., ; , .<\ : . ,. . ,(. , 

Artículo 1.* Se suprime la íutita ponsulliva de. Teatros, ,K5ré^ 

por mi fteal decreto de 28 de Jüliadélárioantecií^r. . ; ^ . ,, . , , 
. Kxy%? Lps Vocales que componían djcíia Junl^ serán decjpra-^ 

dQs Cesantes con él báber que bór clasificación les coi'respoDda.^. . .. 
Alt. 3 * Por cí Ministerio jde I9 Gobernación se diciaráfl lai? ¿1;— 

dénes oporfun^is á fin de dtptermihar.tasi recompensas qué 'en ^4^^ 

fcatoto deberán ofrecerse como estíiñulo a' la$ pergeñas dedlca(fo 

cultivo de las letras.} . . ^ _ ., ^ ^ 

Dado, en Palacio a *7 dé 'Octubre ■ de ' ^ ¡833.== Bstáiyubriciidp de 

la Real mano.= Iíl jUinistiíb déla GobenmQ!on»I^VÍs'Jp'síJ.SarlQrlú^ 






^8 OciuBré,] Reat ¿'rden^ mandaoUo qiie'destre eVi8 ¿leí corriefotVjse.éstii* 
blrzea ^1 precio ¿e 1Á1 éiiártó por elporte d'e cada • cdrta ' Vncilíii ¿fué 
circule en W^ Interior '^le la corle, ' '^ ' /'' ''' ' ' '•^•' I ' 

^, Euterada S. M:^ Refíiia'd^r)ue ei| 09juoplio^ieéito,datjo.djfif)|f^^ 
e^jel art; 3/, de la^ R^al.ói^eíft.ite 2l9l <íe M^yo .íiU¡W)v'e*Ai^ ¡y^.^ilH 
jbprados l^^:^llós pai^a el>fr,9^ue^ ptit^irio dq Ja Qpiíi)eaponde«(^V)tíift^ 
tf rion de Iffidrid ei» el apo dedj8,6*, ¥'quei:i6tidQ;;amí0ipairjfil beiM^ 
.fici^ gue ba de producir labaJV|de:portfiS^l!(Vp^.<njt|^r>o^dele0^ 
pii^t, se ha servido Si. M resolver que desde 4 4^ AS ^l-oom^^ 
restablezca el precio de un; e^al?tP:polf,el:|Wte^d0.eada(wW.<ieM 
cilla que circule en el interior de la qpr^e;,e;(peialiéiHlBSQi9n Wj^|i4 
jl^ueDcia dea4e el nifino; 4ia lpfi.5elio$};:par9 Q^^i:anq«floallf^ii9rido 
flTRC^t sin e?per|ir al aapj. Rrójrinip veftiíjí^a tpam plwle^rieílí 

.Do Real orden lo. QpiQunk|Q¿.y« L parfi lo^^feotp^tfQÍiffifMieatw» 
J)ios guarde á Ví^L miichoa añQsi Madiiid ^ dorPatubrft 49f48$3^ 

f 



^j • ;, ^, ' . ^ : ■: .-■••' •• 



^^'^ •9»>4863q 
7^4« ... 

gobeünacíon: 

[BOeiu^rc} Re^i.orti^i^y, ciiiypaieii4o W te piiUiqíimi ea- Un /Boktifiei 
ofidaies Io6 articulos que se iusertán ueí AegUmeiitó ¿e Í« Gvuurdift tí^ 
vil I qae coutienen \ii$ facultades y obligaciooe$ de los individuos, de 
diclio Cuerpo. ^ 

. jbbÍQtt^ oonsQhadfo á esle^Minísterio con ^ fecha 9 de Agosto el 
Ia$pei4or,de la Guardia civil sobre Ja conveniencia de que poi^ me* 
dio d0 loa ]Metíne$ afkialé9 .de las provincias se publiquen las facui* 
tade^.y oMigaoíoKs que según bs disposiciones vigentes corres-^ 
pondf^Q á 4o$fgjiuirdias\eiviles, áifin deque Uego^ia conocimiento 
de todos 4 )fii<ríliiando:de esta soerte las relaame^ de loa individuos 
de 4ieha Caorpo oen los demás detegados de la AutoHdad*efvil;té 
Beioa'(Q. S.G.) se ba servido mandar que se publiquen en los Á>* 
kUnea oficiah^ 4e las provincias los artídiios del Reglamento de la 
Guardia cífi^^iqneá odnlinuaoíon se expresan: ' • . 

Aitículo 21 . fx^Ltk Guárdif^ eivil no tolamente tiene oUigaeíon de 
cooperar al sosteniuHenU) dtíl orden público, observando y cmn- 
pliendo las instrucciones del Gobernador de la provincia y sus dele» 
gados, sino tansfíim dcf >acuj[¡l¡r por si al desempeño de asté servicio 
cuando nq se. Míe imsente la. Autoridad: por consecuencia todo 
Jeje ¿ 9lScia),f o.iiulívidap de Ijpoj^ ^q esta faersa, se halla obligado 
respectivamente á sofocar y repriaur-cnakiiiier mottn ó deaórdeaí 
qaepQur^^ei^.siuL.p|re^nci«i.sin quesea naeeearíapara obrar activa* 
nieg(i^ia'4rdj8nda la AutorÁdadjcivii. 

X^29. B^,p)»te(^io^.dé:)f^ Guardia i«i til Ja .co^ 
ca de weso^^ íaf )0M^a.e^taJ»IeeidaSi:ba}o lalnias estrecha respen^ 

~ " lad dj^HcpiOryaya; rumdJififhMJ^^^^* '&ias.cQoduiecioaeb sci 
yfínSq«fi^í,4^ 4ias.jpG¿PcadQQ..en f!^a pneviooiatiy aeÉráa.dos en 
caáa s$p^4.»>y^r)0 ipaSf.sinrqiíe gof ni^jwsitaBthfe puedan allera^^ 
se las reglas establecidas en el particulaiv* ., ' > 

. A* f*!^^^^ l^Q^'^^P^K^^y-^'^'^ ^ fuerza ise halle 
áunpl¿|ajap^fn^ Qpup^d^ l^o, Qijp^^ jaet^yiciof pcefereiiles , se eacai^ié 
de la conducción do los pre^^.fm^jquiera atnSy á cuyo efecto en 
este,easQ,se,r^rr¡r¿ á J^./ÁM^oridadl^.mili^ para ^uo faciliten 

la correspQndiíyots!^, escolta, . . ^ ». . v 

Aí't. 30. CorfipspoHvlcu l^mbieaú la Guardia civil y es su oÚ^ 
gacipn, coQ.M^jccj<>a,a(lp pit3vev)id(>eQ este Reglamento y alas in^ 
truccioi(]ipspai;|íca^arq<^/q(i)e:Se 1^ (lidep^) yeiar sabré la dbserv(iincift 

1.*^ A loicammus, portazgos, ippptaigus. y barones»: ' . . 



fit ^. TBRGBirii&ÉnMISIll 

2.* A la conservación de los ^qotes y bosques del Estado, de 
los pueblos y de los particulares I •• ^ 

3.* A la observancia (^, ylas; lej^ejs s^re uso de armas, caza y 
pesca. ' * .. ckn 

,r-4)%u\^tí (Hinset^ación de íó$'MíMs'W 'cettmn 'cfé Vbcíño^Hr>"8- 

^ '&•' A lo^ demás ramos' (? propiedades que lofmen pigírlp: dft jfóf i- 

queza pública ó comunal. 

ím ^i\ jA le: ciAsdrvkctoD de todasilás propaedbdésde tes^MMiiettláres. 



.-Artválvi. LaíGiiaffdia civil, cómo^ooltóeoueáoiftdéio')}u&tiret«^ 
ngt.4)ar(ieabr<iiil»r¡orf Tebiá iQon^taiiiemenle «obto iodo'ld'Oüé 
Gonsliljaye la pdicíanipalf reipecio á que nD;66 Mfoea tós 4rb<m 

SuAjie* hallan on los.oiiraíins y solos; que na sé ifitroduMidijgiina-^ 
oal^nJos niiinti)^ y terrenos pérliederesqaé'selin vedados*, ptéút^ 
^ipj^ó á ! Id deteiÉcioki óe 4ab 'pie^sÓMS^ qtíe «n tos tMnü^ Sé' lüáUen 
fuera del camino con instrumentos de corta ó arranque^; im(!i¿dfr qué 
itentto de los mistnok roobteá 4Be enciendan fuegos , fÁ sé hagan 'tm^ 
tas antes de salir el sd- y después' dé ponefso, coft^tédb lo demás 
qAe: concierne á la cotaservacion de la ptx^piedad ^ rep^sión de los 
ataipies qué pueda éxperíbieotar) aoxilihndd para elto á l<to guafdits 
y idémés que reclamen su aukilíe. . ' ' • > .- m « 
oiArk'tgSv^iBé también ebligaeion del guardfhoh^^^ '^'' 

fü4f jo: Tomar noticia <de k 'periM6>aoton d^onálqúW MiW ó heeh^ 
cAat^padie'i.lasieyesy decretos y ordénes del Oí(>Mef n<^; fcáMbs ^ 
lftsiAiitfokpidBdedTOrdei|án%as«i»in{eipaíes: < • " '- ' • ' ' '' i * 

m2LPji> itoebgeifdQs vagamundos que atidevi peí^hlsi^tkyiftdS'y dé^ 
poblados , los fugados de las cárbelie^ Ó presidios ] e^l¥;¿áttd|^^ íú 
iainedia^a AtitoHdad dv¡t< para Io<CUill será obK¿ai^on*de losAléal- 
deaqle loer<{iiiiJbios y Jueces da prhrtet^ "ht^tat^fáéíMs^ 
¿a Joe (uiesioe y fiíítt^uUis ttíia lisMi dé las perMdÉáit^ féfimsñ 
eoniíNfeiidrtdK 91 estos ois«sv<^ expresicfn MAy^AéteMbiMíA^ 
plkítáíde>lás6C0alíi<|9fMMÉtfleSi Mé teda» lee jbittülIsbiief^^toecAfMM 
rías para evitar equivocaciOMii ' ' '^ ^ - : • > ^1 j. • - «-.vi ^'k. - 

>>i8i 'ileoogei* k^pi^liVaMS^dé 1^ soí^ 
énlre^tiido^Ios pftmfmi ta Adtóridad^vif y I0M si^gúMhto á1^^ 
tiiTidAdtaiiKtQr delpu€ibh>tiUiS'tiilttiedMoj ' ' < . ; t - <r . 
i i^ PeiDegoir y detener á léii'delfncaMtes é iürfadóres d^1a$ 
disposiciones á que se refiere el párrafo (iirímeró de toMi alHdbblb, 
ealihegándolos á fa Autoridad ó TtiMnaf dompeténte. 
- 5i° Acddif^l puntó' necesario para !á pérseeqcfoñ delos1adft>» 
MS! ó mallieclíores ) sieDofpre'que tengan noticia ^ hdber odérridí) 
un robo , ó de la aparición de genlé sospecbctea éto la áea^ró^dá 
del distrito qii» les MtttvíOBeeoüfindD. 



. Art>36« '. Si «n .ow0bciieiM)ia de cualquier acuáprimirnUk 6 rkh- 

tiüidtDilharvloa^IcaLdeaidQ ibs pueblos no podrán iiiatidarta>Tetn^«r 
luista)deapnfid<l6.re8t^éoidd eliórdeawo V. <->• ..;. < 

Art. 36. El Comandante de una patrulla ó pareíá idela-Ouaiidiá 
civil; ó cuftlqbré'a ¡ridividboldé'osta fuéraá qué 6bi& éepapadahMn^ 
le,'seheHa'óbli|gado\ ii • ^ ^ < • ' 

.• (.« . AexigirJa preeatikaoíonide paspporfle ó {lase á lo» viaj^rM*Ó 
lra]iseuiileft>éexQ»lqaieraéia8e Ó oalidadcpoe tíean'f detenietido étio^ 
que 00 Hevea diphb dooqmento en- débkia Ibrthavp^ra pfesentái^Ibi 
á la Aütoriflad ooi&péteÁ4e,'«¡eoipre que ladetenoion se ve'k^iflqtre 
deairb ^alaf iniMdNiCÜHie&^del pueblo 'cbndeí resida alguno de 
aquellos funcionarios; pero si la falta sé^notaíié^eitf ¡los cWíííM,'B6I6 
deben 'deienéirá ks tiajeiiet' c(ue itifundánsod^ha para preséAfer- 
iesé la A<iá>rid«d inmediata, Imitiiiidose Respecto- de k^'deñoéte á 
dar parte 4 ia Autoridad civil y'^re^cribir al interesado ó iniehesaí-^ 
dos laobligfteioti'que tieiíenf dé proveerse del ^eobésp^idiente doc«r-f 
raenée-da^sfe^iridad etí <é4 pueblo^' mas kiétténo éñ la* dirección '$n 
qee'viajeti.- >"'' *• ..•♦•» : '^ 

1* PoA'á detener á todo Cárttiaje público! coíi el óbjeío' dé exi-;- 
gir el pa^porie á los viajeros , auriq^e próéurai^ catisaries'la me^* 
ñor detención posible. ' ? ; . > 

"9* Bxfgiri 'igu!almenté=ki-pféseñtacidri de ' las licencia» de usó 
de'ufoyáSi de cas^a óde pesca , dsikdio párté de' cualquiera fáKaál 
afealde dd mileblo'dcttide resida ^1 inlfere¿ádo. ' • : • 

»• **- ' iMfá lehUráf, é¡ \6tfée cWívénifehté'pára su rieiríéib, * cual- 
quier hora del dia y de la no(;hc en las ventas <S> óasás sittraidas éü 



. . pedir á Ibíf ' alcfáWo^ de l¿s puéblop noticia y ^sé . 

te r ti aaywj feg y* prófc^, ¿sí teotnb'áe laá persoñías de mátvíVif 
que puedk haber éM ^d& vttíiyé^^é^é albergüeú'éti su'téroSfnój cu^ 
ya noticia no podrán negar, entendiéndose que esto ha de ser siem- 
pre por escrito. , * /^ V 

Art. 37. Todo individuo de la Guardia civil se halla igualmente 
facultado para instruir/.la J3U!i]mri»*^inféM)ái3)on de cualquier delito 
cometido a su vista ^ ó denunciado por los transeúntes oí otras ,p^^ 
sonas que se haHéu fupra de población , y f^erpetrado próximamente 
á Ta denuj(ipiá, pf^^ntando la sumaria al Juez ()e primara instancia 
respectivo lo mas antes posible , sin que en ningún caso pue^da í^x- 
ceder este plazo de cuatro dias , contados desde aquel en que se ve-' 
ri6^ufe tí Weso que la motive. 

Art. 88: ^ Ningün' Jefe ni individuo dé la^ Guardia civil podrá ini^ 



S8S ' mciácoATmisni 

poner ni cohrár por á inii1tas>iii otra pena alguna; nitaan las:^&- 
crUas en las leyes, bandea ó : disposiciones vigentes; debiendo^ 
estos casos reducirse á presentar al infractor á la Aetorídad compe^ 
tente y circunscribirse al uso de las facultades que determniaií los 
aitiaulos anteriores. 

Art. Ü. Todo Jefe ó individuo de la Guai^dia civil puede hacer 
directamente, sin previa orden ni requerimiento de. la Autoridad^ 
cualquier servicio de esta especie cuando los hechos ocurran á su 
vista, ó por su inmediación, ó sea llamado por un vecino necesitado 
para un ca^o urgente. En. este caso , después de proveer iá lo noas 
necesario, el mas caracterizado o Jefe de la fuerasa que htibiera 
pret>tado este servicio dará parle á la Autoiidad , bsyo cuya direo^ 
don continuará prestando el servicio. 

Art. 43. Kingun individuo de la Guardia civU podrá entrar en 
casa alguna particular, no siendo en despoblado ^ sin previo permiso 
del dueño. Si la detención de un deii^uente ó la averiguación de 
un delito exigiese el allanamiento y el dueño so opusiese á ello, de-^ 
berá el Jefe Je la fuerza dar parte á la Autoridad local , tomando las 
disposiciones necesarias.para ejercer entretanto una eficaz vigilancia. 

Art. 43. La prohibición anterior no comprende las fondas, cafés, 
tabernas , posadas , melones y den>ás casas donde so admito ó reúne 
el público bajo cualquier forma que fuere, en las cuales podrá en-* 
trar cualquier individuo do la Guardia civil, \a en virtud de reque- 
rimiento de la Autoridad competente, ya de su propio impulso, 
cuando tonga noticia de algún delito, desorden ó infracción come*- 
tjda en el interior de estos. establecimientos, ó lo exija la detención 
de aígun delincuentei» 

,, Lo que de Real orden , cQmunicada por el Sr* Ministro de la Go* 
bernacion , digo á V. S. á fin de que tengan pronto y. (jebiclo oompli-» 
jlúento las ordeños de S. M. én este punto. Dios guarde. á V« S. 
puchos años. Madrid 8 de Octubre de 4853.>^Er Subse^CM^Ot 
Francisco de Cardepas.«»$r. Qobernador.de Ja provincia ^e.* 



►f»* 



725. 

GtlACU Y JÜSnOA. 

[9 Octubre.] Ucal decreto , mandundo que á los rco$ que r en lo sucesivo 
fncieii sentenciados a penas correccionales , se les abone para et cunipli* 
miento de sus condeuas la mitad del tiempo que litibiesen permanecido 
presos. 

Señora: Desde que el encarcelamiento preventivo durante el 
proceso no se tiene en puente al. dictar el fallado los Tribuoalc)s^ se- 



gun pasaba anteriormente en virtud de una jurisprudencia altamen* 
te huDianitaria , son muy frecuentes los casos en que , imponiéndose 
por senteilcid detinítiva algunos pocos meses, y acaso solamente 
unos cuantos dias de prisión , y hasta una simple multa , el procér- 
sado no obstante ha estado ya de hecho muchos meses y aun años 
enteros en la cárcel , y sufrido por consiguiente mayores privacio** 
nes que las correspondientes á la expiación que merecia su culpa. 

La ley no se ensaña ; la ley castiga gradualmente , y cuando la 
jostícía se hermana en sus disposiciones con la humanidad, res^ 
]Jandece mas y sube de punto su influjo bienhechor en medio del 
aplauso común y de las universales simpatías. 

£1 dc^matismo cientifioo podrá sostener que las penas deben ser 
¡rremistbíes y que lá prisión preventiva no pertenece á esta clase; 
pero el recto sentido de nuestro pueblo no comprende ni compren-^ 
der puede estas doctrinas buenas y aceptables en tesis general, 
mientras vea que nuestras cárceles, con muy contadas exepciones, 
son todavía una mansión de horror , y sienta instintivamente que la 
simple privación de la libertad es siempre un gran sufrimiento, 
por muchos que sean los alivios con que la filantropía pretenda dul- 
cificarlo. 

La antigua práctica de tener en cuenta el tiempo de prisión su- 
frida, práctica inmemorialmente autorizada y recibida en todo¿ 
nuestros Tribunales , es pues un medio de templanza de la severidad 
de los principios, que, en sentir del Ministro que suscribe , debe re- 
sucitarse y continuar desde hoy bajo la forma legal de Real gracia, 
con las restricciones empero que demandan las novedades introdu- 
cida!^ en nuestra I^slacion penal , y únicamente hasta tanto que uii 
buen Código de procedimiento criminal ham desaparecer el grave 
bmI que se lamenta , por las vias legales ordinarias. 

flay medidas cuya explanación es innecesaria ante Y. M.: su 
generoso corazón adivina desde luego todo lo que tienen de humani-i 
tarias, y Y. M. no encuentra mayor placer que aprobarlas instantá- 
neamente. Las bendiciones de muchos infelices que de hoy mas van 
á ser tratados con una benignidad en liíanera al^na opuesta á ía 
justicia, serán lá mas grata recompensa de una Reina que llora có- 
mo madre con el desgraciado, y se desvive á todas horas poirel 
bienestar de sus subditos. 

Fundado en tan podei*osas consideraciones, tiene el honor el 
Ministro que suscribe de someter á la soberana aprobación, de Y. M. 
el adjunto proyecto de decreto. ^ . , 

Madrid 9 de Octubre de 1853.»-^nora.»-A L.R. P. de V.M.»» 
El Marqués de Gerona. 






99Í mcoí cviLTuiBsnB 

^ ^ Coniortoanaome con lo que me ha, expu^stó;©! Minj^lró.dQ Gr?i- 
Cía Y Justicia, qe acuerdp coi^i miConsojo. ^ ]Uini^tfQ§,^vftDgo e4 
Hecréíár lo'siguieíiíe:. . '../.'.: \ ,,• !:.„ • ■ \ ..• /S -« 
^^Artii^ulpJ.'; , A lo^ r?os,qu,p^qn,lQ puceftiyo ru|ejrpn$entppciaíjyc>5 ^ 
penas QofrecqióñáTQ?, se jes embonará pac^^ ^ pun\pI¡mJento de su§ 
(Cphdenas. I^ mila¿, ^4 tíj^nipo qup hubiesen gpwañcQido.i presos, 
'gu'e^andQ,íí,.su f^ .ftjocigp* dj^^d^a^s.^up ^jfcgulte.gft 1? 

tste beneficio ser^.^ten^iv'p la Iqs/JpniefKaadp^, j^ pi^s^gq^lJ^ 
yia íJq «MsJ^uQipn y 9iprepi¡6 para el pa¿¿'(}fi'«ivU?^- ,j .. .j.. •" ; ' 
, Arí ..$1,« . No .podran gozar .de Ja R9f^í m^l^ ftíQrgaá^.po^; .qst? 

r..?. . Los vpiocídeíites en Ja yii§ma especíemele qlplMA- -. .,«/ -. r :• 
\!^.* ,Los qjue por cualquiera otro aelilp, báya,n. ^¡¿ío..Goyd9i^flQ^ 
^ p^qa igu^j 9 superjpr á Ja.qwé nueyam^te «^Jfjs ifW^wW»^ »; »: - 

..I'* .,]Lr^^reos au5?nte5 que , llarp jifias. pn, legal ífti^a, pf) Síft^^r 

b(eseií,pr^eü^tadQ Yolüsttáiri^eaM?. . , *, -> {> ¡ : .-i;. ' . •<] 
i. Los reos de robo, hurto y estafa que exceda de cinco^n»^ 
_..5.°j . Lo^.^pc^ ílp. vobo, hurlo y estofa que, npexp^a, de, p¡ neo 
^ijfO^V.en quiane^. concurran oircun^ttándas notables ii^q .«\gravacioin 
I.. Ar.t, 4,'' .Los tribuales harán. af)lícacM>j^ -dp.ldp aot^i<}r^ dúspof 
sl^op^^aL^nal de la¿ $^t0noia^.que.habr4J^ d^ dici^ippp ^í^icyi 
^.:S^9«'yíí®yíProv.!s¿wftl.^ .y J<^§ yi^e^ Jaí,t^^.pr^6efttjíft©a?r 

m^^m^i^d^o^^^ O.iífe Pct^bfe .d« 48<í^.^.«r«Jlísi4.*^übrw4«Hte 
^Ite^lí^a^Q'fí^Él í^li»i§trq. <ÍP Groc¿a.y Jj^í^ti^, 4q^:4fl)€^líftjír 
^rozCo. .•/•(i;»:/ •?•-■.;«>'- ' :,i .' "' ' . h* • ¡j'í.' '. - '«uf) íGcn 

-¿Jíífiíciii : ^», : .v -^ '"^'■¡SRAClÁTr'JÜSTlCl*."-': ■ '* -'^ •''' < ^üííÍ'tJ 
rifiv r-nni /<íd ü'. ^''•\, ^''vi íl»'i c '• '.. r • « ''..■ *":••/.';. 1 rín.l .'íínoiíiiiia 

r^^r^^*-.^? ^« las Ordcpaazaa., , ; . . , ... . , ,.. .,,;,,,, , ,; 

Siendo conveniente descargar á los Juzgados de primera íñ^te** 
¿^a y^íiJas'Audiehciíis de la Península é fstaá adyaóentés^ dé' toc^p 
trab^jd*qtíé no Wa abáólutainente preciso para que puedan dedícase 
exclusivamente al despacho de los negocios criminales ¿^ítfé los 
emiifenéidk)s*cítiMs^ cdytfe'tallós eligen hoy ittayor'éfefodte^t^^ 
nimiento por la necesidad de fundarlos , se há oigriaíó iÜátóOTr la 
Reina (Q. D. G.) que en adelante los Jueces de primera instancia 



** '• 



w^Fobitánié kat «AiuilaMULfl los estadosi {|üniceqalefc:preVaiiMót3 en 
elarL i&ide^tes Oitdehaozas ; y (fie >en ^lugár.de'éstft<'m6(lida^dd 
JDspisíodQnv qoe.ÍAVierte tnuciio tiempor y grava sobfemanera ^eliporM 
dd-cdrreo'vlaa Satii9',ja(I darse ouenlade la preveneiotí de m |Nro«^ 
eeiDs'obaerven geneitalitíente la práoiicá de éncak-^ará M J{iece^<fiM 
remitan testimonio de su curso sucesivo , con la'urgeneia'qu^ t^eektmé 
k' eiiiiAsMl db'Cada abunt^ j adoptándose además por los Aegentes y 
Saiw'de^ ^gobierno (montas «dispbsiéioiies de orden int^riop eetimett 
eoovenienteií^n litación de^cual^^uier generó idé'abuá)S^i* ' = • ' -* 

S. H. , que si bien está decidida áreprimib coíitnano fuerte éH^ 
M éltimcf9, porti^áigedos que estén en Mcstm fort^, ^eseá ar- 
díenteiAénie facfilitar caanto -■ quepa -la administración' die justicia; 
•Uvtandóiias oldls^s todasquede ella de{)eriden de trabajos inne^ 
ceMrríoa'ó méno» átites /'y dispensándoI(^i^ unéí ' proléocíon ^ que ' si 
propio tiempo quéí mejore personalmente su^ 3uei*te,' sirva de' reootn^ 
fem^ debida a sd honradez' y laboriosidad, y les asegure en el 
eonoapte^péblicoia consideración y simpatías á'qoépor toddS'íéori^ 
cuptoa són<acreedM*es sus individuos, me monda decir asiifniámo A 
V. S. ^e "fk^ Sala de gobierno, proponga eoh toda ñr^eneia á esto 
Mmmierio 'c^lesquiera otras ihedidas que crea' á própósfto |)ara 
de^rgat d despacho de; los ^negocios, tanto civiles -como criniínatífe 
y ]|t;*líeróíltiV6á ; de entorpecimientos en su ¿ürsb* no justificados pot 
razones de conveniencia pública, y las disposiciones tatnbien qiíé, 
éetíí¥b . de Io*ihtíltés de la legislación vigente , pudlbrán ser «^op- 
tadas desde HÍetíft' po\r el^Gobierno' xsktA prestar ihfttor cómbcUd** 
en el dé^tti|)eSó de ^» éfibiós á ló^'runcioháirr(ys''todÓ;s de Just1¿!á( 
sobrecargados hoy de prolljps trab&jdi , ¿Óñ tal V Góñr(Jei*o , 0^9* Itó 
rrfóKtes^*e sé'propoífgan'no Wdu't^déh por tío^cepto 'algí¡¡i^, ep 
menoscabó déJ'tnejbrsérVieiol" '•' ^nt. ,. 

De Real orden lo digo á V. S. para su conocimiento y efectos 
consiguientes. Dios guarde á V«8j^muchos años. Madrid 9 de Octu* 
bre & 4853.=sGerona.e=Sr. Regente de la Audiencia de 

727.';" 



••f 0\ 



[9 Octubre,] Real decreto, autorizando al Ministro de Marina para que 
piresente-a Ü¡^ Cortes el nrojedo.de hj del nvraero y cbsificiiciaD de la 
Amada, j 'pam la realización del presente decreto dentro de los Hmfff 
Jel.f)i;fsupue3to corriente. 

Considerando que el art. 79 de la Constitución confiere á fas 
Cóites la prerogativa de fijar anualmei;ito, á propuesta del Rey^, la 
fotíhsa'oitfKar permanente dé mar Y tierra: ' 



Í86 TBftCKt. tOA'th&ñiBsna 

:i ^ CüMiderafido qneest^ precepto, eñ coanlo.dioo reboiim^oim^b 
Escuadra, ha sido ha8ta;áhora cumplida con la preseAtabiM de. los 
presupuestos^» en los cuales van comprendidos, por una pacte' los 
homi;>rea y buques aroiados que constítuyeo. propiamente la fuentia 
militar , . y por otra también iodo ei material €M) reserva , «ii cona-v 
truoeion y en repuesto : 

> Considerando qué esta última parte del poder uaval^ pofe* su ín**» 
dolé misma» por lo costoso y knto de su ad(|uisicioii necesita ^arsé 
de un modo tan estable que la ponga á cubierto de i»tsteinaa euoie^ 
i^s y de variaciones frecuentes: 

Considerando que aun conseguido esto poi" la (X>testad legislall* 
va^ todavía quedará expedito el uso déla preroigatíva constituciooal 
de las Corles , las cuales anualiuente fijarán cuántos y cuáles de Ida 
buques existentes lian de constituir la fuei'^a armada i 6uántos y 
cuáles de los materiales acopiados ban de emplearse: 
; Considerando que la determinación del número , poriQ y calidad 
ile buques, envuelve en si una pordon de cuestiones cieaftificaa y 
ecopóoMcas sobre las cuales couvieno anticipadamente: tener ilualra^ 
da ja opinión de los Repiesentantcs del pais y de mi GobieruQ: 

Oido el parecer da mi Consejo de Ministros , y á propuesta dcd 
de Marina, vengo en autorizar al mismo para que publique desde 
luego, y presente en su día á las Cortes, el proyecto de ley del núr 
ipero y dasificacion de la Armada. 

Asimismo le autorizo á que disponga )o conveniente , para la 
purpnta realización del presente decreto, >dentr^ dcios-Hmitea dei 
presupuesto corriente ; dando en su dia cuenta á las Cortea ie lo 
que hubiera hasta entonces hecho ó preparado., 
. . pado en Palacio á 9 de Octubre de 485;i<»Está rubricado 4e 
ía Real mano.»>EI Ministro de Marina, El Mai*qu¿s de jtfoi^s, ... 



Sí • ■ . 



». > 



728. 


1 . ■ j 


■ 
\ i 11» 


. .; - ! >!; «. 1 


MARINA. 





[9 Oeiuire.] Real ¿rden, resolviendo que se proceda i la construcdoo de 
tres fragatas mistas > que se dcüominarán Berenguda, Petronila j Blanca* 

^< Deseando la Reina nuestra Señora solemnizare) día de ao cuín- 
pleanios deainn nianera útil á los Estados 'qoe heredó de s\ú' glorio- 
sos progenitores, y en lo |)üs¡ble honrosa pai*á sus descendientes, 
ha resuelto c[uc^de2^ Juego y sin pérdida de tiempo se .pi^opeda á 
ia construcción cíe tres fragatas mistas de segunda, clase,. del .pprto 
áe 31 piezas de artillería ; debier^do además montar cad^ .m^ilA 



w Í858i $5? 

)a6'eitt|€^ fragaíibs tina m4quiña'de vapor de hélice <fe'fa' fuerza 'd^ 
360 caballos , seguii lo<; planos propuestos á) efecto* y aprobados pói^ 
& M." '^sdO' nsiraiamo sü sttberana voluntad que dichón baques 
Hetetí los laómbres de Bl»reng\jiJels ^ Petronila y Vtancá, en mefmoría 
~é Ii8 inngfifís Iteinas de quienes S. M.' heredó las Coronas dé Cá^ 

, Aragón y Navarra. ' ' '! 

De Real orden lo digo á Y. E. para su conocimiento y efectos 
consiguientes ; en el concepto que las quillas de las fragatas Beren^ 
}uda,Y Bhnca^ s^ pondría en las gradas del astillero del Ferrol, y 
la de la Petronila^ en una de las del arsenal do Cartagena. Dios guar- 
^ á V, E^iimicbí^.afíQS, Madrid 9. de Octubre de il8{Í^;r^El Martillas 
de Jti<4ins<-^.Sr, Director ^neral de la Aroiadaí' < 

.729. 

:■■ ■ -MARINA. • ■ • ■■■:■' '•■ ;• 

[^-Ottuéfé.] Retí tfnIeDy íDándaiiáo qae se prtteeda en el diepartamento' 
¿B Gtivt i k coiíAtt^Kcion de an ba^e do vapor ^i»e lk*vari el líémbra* 

Excnió. Sr.; En inmediato cumplimiento de )a soberana >e^lu^» 
cien de este dia, es la voluntad de S. M. que desde luego sc^procedal 
en el .depltriafnenio de Cádiz, á la construcción del vapor* de 360 
caM)oi»i,(my 08 acopios y máquinas existen desde 18&0 en aquel 
arseniil, y ^pieí á dicho buque 'se le dé el hombre de HemafirCarté»^ 
puesto que el que lo llevaba ha pasado á sustituir en número ydert. 
o^mifiacioaal PisHki^ro, de la misraa fuerza. 
. De Rea) óvden lo. digo á V. E. para su conocimiento y efedoar 
conaigoientes; Dios guai'de. i V.E. muchos años. Madrid 9 de OoliHr 
breife i8&3«f9El Marqués de Molins.<»Sr. Direotoi' general de ia> 
Armada. ; i . > . ' j 



, . !. 



730. 

. . • ' • • • 

MARINA 

[d Ocftoirec} Real ¿írden ^ determinando que se úé principio en el depai^* 
tomento de Cartagena , i !« construcción de un buque de vapor. 

ExcoM). Sr. : Próxima ya á terminarse la máquina de 490 caba^ 
Uoa que para un buque de vapor se contrató ^«n Barcelona ^ y na 
habiendo comenzado aun en el departamento de Cartagena la cooím 
trticetOQ d^l cálsoo áék mismo, eémpreDdido,tQdo'eniel'.pre8U(kia8to 



figf TIEC9 coinpisni 

^ isf^j^í^ ^Aq , e% l9{ voluBtBd de S. 11. q«e V^JLígméf )m«dm 
4Ar' ÍpnMiatain^ttte á la reatizacioa.de esta obra» j- <, ' • i 
„ .'jDeReal órdea lo diso á V. £. para su CQQOOimiwioi ¥ fines hoih 
ngtti6ntes,«r»p¡o$ gus^*d0 á V. E. lauab^ afios^ MadMdvS 44 0«ltt«t 
hr9:^e jl853.f<«fEl )|Br4|uéa de M0)iB»^»9«f^. Dilr«0Uir '«MMral 4tf 4ii 
Armada. ...: i'.y v «^ •^: ./. ,íJ!íj 






:., , <... ■ . 751^ 



*) 



'• »>! • »' ! .••;! "»i 



1, . • >4 •, ."','.: . ' ': - »• ; I ,! )•.'../, '.. • -^ 'í -I' '(;.'. ■-.^•♦j'; 



■Ti '•- ' 



•DIRECCIÓN (SENERAL ÜE CDÑTtíttfÜOlOÍííES. '" ''\ *' ''Y'^ 

[itífkfÉAiki] Circuiílr , dictando disponcton^ •j^rft'á' i«pftH6'Ae W'ctip^ 
de la coDiribucion de iamuebltfs , eültivo y gaiidd»i<k| ífymñpoatíénííH 
al afiode 1854. 

Por Real orden de fecha de ayer, se ha servido mandar S. M. 

3ue rijan en el año próximo de i8jBi los actuales cupos provinciales 
e la contribución de inmuebles , cultivo y ganadería , y que por 
Q4^Pif^pi^¡9n /sa.AopMipiqiiaD ii?uQaQ<)ÁM6na«Dte,)«s.érdÍ6lies.^orl^^ 
paita' que* SQ .proceda elfepartiauentoiídeídiebositfupos MkreiiédBás- 
pectivos distritos municipales, con sujeción á la8^dis|Kl0iok>Ue»bde 
la circular de la misma de 8 de Setiembre de 1 848 y Real orden 
d6r4ftile.JBliolde 4849. Bn sü coDseciieiicia' encarga^i y;i9.^bsta 
lÜreo o i on : «• • /••.'•'.:. ^^ '.)*=••»'•'? ni-* ^ 

<^' 4i* Que desde luego, y sin levantar matioV ae proveída Íiot''eSÍ 
Administraron á ladistribucTonó'den'ama del ¿upo'de estP pfeHrltí(9ift 
importante v^ ... í^ . , reales, valiéndose «í efboio díoio^ iíí0}O^M 
datos /qve fiosea. *i -• •'':•.-.'••.: ■'-•^u > 

2.* Que después de examinado por V. S. dicho reparto , Mr^^tfA 
neta-ája/aprobaolonde osa Diputacionrnrovinbiati sejgOff ¿ókh^eSflénde 
y'«é't]freW^e én él art. S/'de la i^iréufor detesta *Dire6efüli'iáe 8 
di Sotiénibre^de 46481, teniendo presenta adeniáslicrdiápiibstiy^p^ 
estos casos en los dos artículos siguientes. **'■' ^'^ *^^ 

3'' Que en cuanto se devuelra á^ V. S. por dicha Corporación el 
reparto aprobado ó rectificado, ctísponga su circulación á los Ayun^ 
tamientos en la forma que dclormiHa el art. 9? de la referida circu- 
lar, comprendiendo también en 61, como se mandó en la Real orden 
dft.#. 4? .AM;4e/l,85?, Jas jpaurti4p^Mid^^ íierdtJües^.dak C^fh 
riente adi^$vy./9l .imf^urtode las. que;.e«Uéaisin, eubríiv|^odedettteadel 
anterior, a menos que V. S. croa deber consultar antes al Gobierno 
sobrie'l£(¿'dI(«fca^6Á0O6áque la. Dipataeionre6timé'hi(^er,íénfirayoicaso 
10(iverifíQinr& d^^jb manera* ¡que prciriene el artjiK;*: derla» prppU|*clr^ 
edarileiS.ide.SeiliOmbrai í' . .■',■''! .» nt/': ':.»»'••';•• :« ^-t (ho.-^I'U'Í 
ol£uiI¿<¿o'Pp^/lhim4>,'Jcpll9i[at 6fft:iAdnM JBit-dreyeMtt 



MBta lá nhodificacion'derigUlKKi de los. actuales caposyveiilitati 

Iti^á eétaDirecei0B iM>(|a de lasaHeraoioBes quehtoiereB, explícáiM< 
chK 6 toontímiabibn «t&teDsámeálei.los BBOtivoi en que cada tnia^dé) 
dlaB'M fuúddvpfara oOnooMmento: y gobierno dé lamisoití y«eréétot^ 
á qoéhAfd^lüga^, poi'qu&AB'preciso queiücbiisiáto^aóioáoa^üeistilkeá) 
debidamente justiñcadas. 

Del recibo de esta circular f^^S quedar en cumplir cuanto en 
eDa se dispone, espera la Dirección se sirva V. S. darla aviso á vuel- 
ta de correó: -í'"-" ' :•' ''^' •H.'i.'.iv. .i : ''-^y-\^K'''.[u 

Diop guarde á V. S. muchos años. Madrid IQ d^ Oc^ubr^ da 
fg5$;^Patílo á« Cífué¿tes.=Sr. Gobóriiadó^'de U pro>cíñ^íá ae.;...- 

' . " DlAfec'CloVi GENERA! pt OBÍ^AS^ÜBtlóÁs.: ' " ' "['' 

[10 Ocfifím] C¡r<?Mliar, fi^mlo fas Lases, para la d^i^Uibucipri.dY Us fog^- 
. ^ro$:asJÍgnados,á 1q?. ,di8tr4Q5 de .OWíjs. .pvl%^^^^ ., , , , ^ ; . ..;; 

• Párá VegúlrtríJsar én curanto sea posibleíla orgaoi2aci(iá>y.iiiaí'uta[j, 
del éérvido (}^ loá dtótritoá'd^ ObVa^ pdíbHcds,^ he creída comwntew 
Mb&íspón^^ quería dislfibucfioft de los ingeriiévós'asigimdés é'daé» 
unb m á(}uéUo^'éií^ Virtud' de tft'Iteal ófden dc^a^deUetüalij dcárffij 

ná ías base^ feigtSéhtes : • '■'•'' ' ' -• •"•'• '^ * •* '**' - ^*' ' '•••• ^'i "') 
.^ • Eí Hígetrtóró Jefb de segunda íjfase del Ciiérpo 'que debehhíftí*© 
ber ttí-cáda distrito ; (Jet irlótí antiguo BÍ'hübieré itias dQ uno,lr«9ldi« 
rá preél^ariiéhte en él mibnmo i^hfo que elfJef^-deldistrilovWat*' 
para estaí^ én'dt^osicion'de áu-^lilafrle, siempre qué cualqtiierft uípí» 
cunslancia jo exija, como páVa' tómñí*¡f^n él desptícho de lóSs-^a^Uhtti* 
genéfde^ dol ¿brtlcio Ja parte qué dicho Jofó le' marqué ;'«iftMc|ue 
por bato ^üédá estar dispe'nsadd aquel de desempeñar lásítinclorfe^ 
que en el concepto de subalterno- del^^tfcnor ic m i(5arg6;-- eo'tááW? 
á que no es dable prescindir por abora de la escasez de personal 

efectivo en el Cuerpo. # ; f . \ 

2.' De los demás ingenieros so destinará precisamente uno á cada 
una de las provincias que compongan 61 distrito, con residencia en 

mas preferenteá, pero designando a todos el punto en qiji; (^g^gin- 
fijar su refi^depcia ordinaria. 



f 

SUk Tiftcn cuAtmisrtB 

ai'dí8ti*ito de fia cargo y la remita ¿esta Diréceíon eon toda la bm^ 
cbd oue le sea posible, «a el coneepto de qm esté orden de servia 
(¿Os odoe empezar á observarse desde et'dia^*'' del «ño próximo 
de 4 854. Dios guarde á V. S* muchos anos.. Madrid 10 de Octubre 
de 4 S&Sianfasé María de Mora.«»Sr iDgesíerq Jefe áA disiríti» de....i 






' t 

PRESÍdENCIA del consejo Í)E MINISTROS. 

[11 Octubre^] Real ¿raen p resolviendo que se consideran comprendiíloi ^ 
la lev de 10 de Junio de 1817 sobre propiedad literaria ^ los artículos y 

poesías originales de periódicos , aunque no esléo reunidos en coleccíoD. 

« 

Exorno. Sr.: Habiendo acudido á S. M. (Q. D. 6.) varios direc- 
tores de periódicos de esta capital en solicitud de que se declare de 
propiedad éxóTusi^a de las empresas periodísticas todo ai^ticulo pO^ 
mico ó literario que publ¡(|ueh por primera vez, sin qaei)adíe ten-- 
ga el deredbo de reproducirlo , á no obtener el permiso de diehas 
empresas; es la voluntad de S. M. que por el Ministro del digno car« 

S.de V. fi.tse expidan las órdenes correspondientes, á 6n.de i^ue 
> Tribunales ordinarios, encargados de la ap^cacipn de. la l^y 
de 40 de Junio de 4847, impongan con todo rigor las. penas maiv 
oadás contra sus infractores; «n la inteligencia de qjcie gozan del de- 
récbo. de propiedad los autores de los artículos y jploesias originales 
de periódicos , aunque no estén reunidos en colección, ó, los editores 
alendólos escritos son anónimos, al tenor de lo prevenido en.|oa 
a^ieulos 3 •, 4.** y 9." de la expresada ley. 

< De Real orden lo. digo á V. R. para su cumplimiento. Dios guarda 
k y. E< Qiuchos años. Madrid 41 de Octubre de 4S53.»:E1 Conde de. 
Sm LuÍ9.«»Sr, Ministro de Gracia y Justicia. 



'i,. 



7M. ^ .• ;• 

. . GUERRA. 

• * • 

[tí Octubre.] Real ¿rden , aprobando el Reglamento orgánico del Qéro 
castrense. 

... £xcitK>. Sr. : De Real orden , comunicada por el Sir. Mimstro<le 
la <Fuerrai y para los efectos correspondientes en esa general, remitid 
á>V. E. un ejemplar del Reglamento orgánico del Clerp castrensft, qiB^ 
S. MI. se ha servido aprobar por su Real resolución de 42 del actufUr- 
Dios guarde á V. B. muchos años. Madrid 30 de Octubre de 4i S5$. 
^ Swseor^tarip , £4^ardo Fernandez San Romw. 






.tt 



Jll:4lí63. . V: tu 



« « 



UGlUUIENTO (MÁNIGaDBfc €LBaO CáSTRBKSE^ 



CAl>frtJl.Q . i. 



í:«. . • •• 



. Artículo 4?j .?l'M, R. P^triarqgj (Jff jaa Ipdia/í^í. ProcapiBllw ;y li- 
mosnero xmYOj^ de S. M.^ es. ^ Vicaria genei^al^ei. Ejército y de la 
Armada , y ejerce la autorídaid y..jufi$dícQÍDn. aasfrense con arreglQ 
i los. l)reyesppnti^cÍQa,pvui^ndQ delegar lafi facultades n€|ce$fu-ias 
6D saperdotc^. de, r^ppnocida, moralidad y acredU?tda ciencia, tonto 
para conocer de los asuntos espirituales y de los civiles y crioHQa— 
les del fqero e^l^^i^^^tiff> pasti^ejose', cuanto par^ ,a,dministrar. íos San- 
tos Saa'ainentos á Iq^^úbdito^ de ¡íí misma jurisdicción.* 

Art. 2? .Górrcssponde.á dicho Prelado proponei; á; S.. M. , en la for- 
ma que mas iad^lante§e.Qxpresq. y por conducto, deJ Ministerio de 
la Guen^,ios isclesiá^icos qve.h^yan de. servir, en la, jurjsdipcion 
castreosB, Ips cargos. que requieren. R^al npmbran^i^to* . .j 

Art* 3? Él M. R: P^^tríarca tendrá /como hasta aq^i, para el desr 
pacho y gobierno de todos los asuntos^ relativos á la /Real Capilla y 
Vicariato general!, upA Secretaría, un Tribunal dejustipia, para los 
negocios correspondientes á la jurisdicción castrense ,. y. un archivo. 

Art>! ParalpiSgastof^^ <^ri?espondencia y ^ material de las ex- 
pre$ad9^ qfipmaa., se, abqn£|riá por el' presupuesto de la Guerra h 
canticUd de^^OOÓ j;8, yn, anv^jes.. . 

Art. 5? rara el serVicio de ordenanzas.se le facilitarais al Vicario 
g^q@rai»d9i9 spldij^Qs d^l^guarnicion^ 

Art. 6? La propuesta, ^e. Auditor general, la elevará á S. M. f)l 
M. R. Patriacoa, por. Qondnctodel Minist^rip de la Guerra. 

Art Tf <En la/s vacantes, ausencias y enfermedaides d^ dicho Pre-> 
lado, el Auditor general ejercerá la jurisdicción y autoridad castrenBcf.! 

CAPITULO IL : . , : . , 

' ^''Pe^ltaSUbdeh^atíméstastrentés:' '• -'' 

Art. 8? En cada una de las diócesis del Reino designadas por el 
úllimo Concordato , habrá uní subdelegado aue nombrará el M. R. Vi- 
cario general , dando conocimiento por conducto del Ministerio de la 
Guerra á S. M. para la correspondiente aprobación. 

Art. 97 Los eclesiásticos que hayan de desempeñar tan impor— 
tantea cargoS' dieran estar s^dornadps áf la^/cirounstaoeias' que 
prescriben ^iJH-eves ipontificips. ;,;. i '.•. jíi. o.. •. • 

Tomo ul 46 



Mt ntciÉ MÁTUntru 

Art. 40. Obtenida la Real aprobación . el M. R. Vicario general 
les oonfetífi el eiiMáp6fidlénai Ittüld éé ftMlItádea (mm: cfite ejer- 
zan los enunciados cargos. 

Art. 1 1 . Comunicadas qye sean las órdenes oportunas , y dados á 
conocer dichos subdelegado^ eti las respectivas diócesis , las Autori* 
dades militares y demás individuos del E)irc¡to que en ella residan, 
como subditos que son en lo espiritual de los mismos , deberán guar- 
darles ItocOtí^idefacfMieá debida^ á dü distinguido cai^o; biMtíteí-- 
oándose y ttuxiliándose mútüáúnente en cuanto «eá neeeMrió paM el 
tt^jor servició de la Iglesia y del Hstedo. ' 

AH. 1S. Él cAr^o de sundeléstido ^erá puráftiente hoúiorfdcb, y 
Bú buen dedémpefio servirá de tnérito para la earrefft de los qoe k> 
ejerzan. 

Art. 4 3. Los Subdelegados castrenses disfrútaHm todos 16S prí-^ 
vilegios y prerogativas que ^¿an en iá actualidad, y para queseM 
conocidos, les eontede S. M. el usó de uüa medalla de oro, pen- 
diente al eüelló de un eordonde los colores del pabMloft náeiónal; 
en cuyo anverso bstatá^ gravada liha cruz sobre trofeos tnililáres, y 
en el reverso estas óalabras : Pax et Juitüiá, todó segqn' el dtseAo 
préseniado pór^el M. R. Vicario, quien c,üSd(trá de que dichos -dis- 
tintivos sean exáciamenle iguales. 

' Támbiert usará de esta medalla el Secretario del Vicariato, petó 
pefidiente de un córdon negro. 

Art. 1 i. Dé modo alj^^ó podrárr'bbleñerse bótóres de Auditor 
general nr de subdelegado, peto conservaráh el usó dé'^lá tnédftllft 
los que hubieren desempeñado este cafgo en propiedad f ' lo tnismo 
cj Secretario^ del Vicariato. • . ^ . .:. 

Art. 45. En cada una de laS Subdélé^áCióüeé htí^á tttt AméI y 
un notafio nombrados por el M. R. Patriarca. 

Art. 4 6. Para j^astos dé correspondencia y escritorio stí dboiia^ 
rán por el presupuesto de h Guerra 9CfO r?. vn. atitMi(ei§ iá caáa^Bíib- 
dtíegacten; . : :- ' :* 

Art. 47. Donde hubiere jguarnicipii s^ le facilitará al subdelegado 
un ordenanza , si lo pidiere. 

Art. 4 8. Un Refltomento especial determinara los deberes de loa 
subdelegados y de los demás empleados á .sus órdenes., 

..j i '■ '^ ' '. . ' •. CAPITULO Mfl. •' 'í '^ •• • ^•" 



I I 



I. 



Dé los iopfitúnes ^aíiti^Hs\si. • ^ • ^ 

Art 4*. Todos loe capellaites destinado» á kfi diferentes aithMf' 
del Ejército, al cuartel general de Inválido» ^ & lo» cétogió» tXiSáU^ 

.7. <roi 



vk m% 




mói rtíltVártí V étt a cuartel gonhrM (fé IhVáíidos cónslilúVííio 
ttto VHt^ ífeparádó, ;* Vodós Íóá demás bai^óílanés se c5ñsídéráiNÍi^ 

Art. zü. Los 'óa|>eíla'né8 . del éxpi^sádo Cuerpo ^ dívidiráft en 
tres clases, á saber: eh pañ-oicos dé éñlráda, de ascenso y aó 
Wftairto. • ' ^ 

Séráh de entrada los que. sirvan éh thlTánténá v én klleservá 
Ctiftttdó 'éllá deba ténfer párrocos, y distrúlarán él suelde líquido 
ftéfiéuáí dé éOÓ rá. Los de la ttescrvá ^ cuándb sus tu&rpps no es— 
tótt sobí^ las armas , gozarán solamente 2Ó0 rs. al mes : serán de 
í«*n^ Ibis quó sirvan en Úaballeria y fch el cuartel ficneral de tp-f 
válidos, y tendrán 700 rs, iHeasuáléé; y de lérmíñe los dte Ariílle- 
rfa, Ingehieíbs, (lüardi'afe de la ftéíhá y Colegios, éóñ él suelde 
de 800 rs. 

Art. 41. !fe^k íáí^ellartes dfe párfóíluíás fijas: él del tribunal . 
Súj)réHto dé Guerra y Marina, los dé Hospitales ñiililáreis, plazas, 
castillos y fábrioas ó maestranzas qué sé designaréh con ios respec- 
h(A sú'éldbis éh ía tá'ríta qué se acóhíp'aílü * enléndiéndose empero 
qué lú* éapcllanés dé los ésláWéélhilcñtós úllimamertte ciledos re*^ 
cibirán sus respectivos isúeldos idel fohdó destinado aí material dé 
lái tfttstháfe fábriéas ó rtiácstránzas , como )ú perciben en el día. 

Aft. §4. Tóaás las éapelta*niai§ dé eñlrádá fen el ¿ucrpó ex^re-* 
Bidó (Uie tté estén pfóvislas ó ^'ácárén én lo sucesivo* se dat-án por 
óJJoMcibn , })ató ío éual él Sl. h» Vicario éehei^ál ^bríra todos los años 
*o tonCUrfeb qX^'é deberá éelébrársó én Madrid desde el día \ .'' á^ 
Setiembre hasta el 30 dé Noviembre. 

Arl. áS. Lóá ééíesiástitos i^üe deseen concurrir', l^fesentárán 
61 ti. A. Vicáftó ^ftetól ühá instancia solteilandó su admisión y 
í£ofli{^fiáf)dó ibdtspehsabléméñte él periniso de su t'relado díoce-^ 
^ilt) y IdS dóéliniéntés büé acrediten su haturaiézá y édaq , cak^refd 
Kte^ártfl y tóoé dé estudió. ápfobados, as| goi¿ío también loé s^rví*^ 
cioÉ y tli6rttb^ düé háyah dóbtráido eñ la jurisdiéeion ordinaria.^ y 
tehfef cói*fléntéá Vas liééhéias de celebrar, coiiróéar y predicar. 

Art. 24. Reconocidos los expresados documentos , el Mi R.. Vi- 
f^arib general diápbhdíá (Jüé los eclesiásticos asblronles seaa.admíli— 
ios al (H)tí6üf6b. Éslé sé (íHebrárá añlé el fí. u. Vicario general 'y 
PUartdd puf gí*aVes ocupaciones ñó pueda asistir, presidirá el .\uui- 
tor ffeneral los eJei*cicios , para los cuales designará aquel l'relado 
los iiübttñ 0MMitt&dói*éd V eslablecéi^á lá forma én qué aeberán ve^ 



su TiBcot dunimiiti 

Art. 25. ,Se extenderán para cada uno de los opositores, en plie« 
gó separado las censuras que hubiesen obtenido, y firmadas por los 
examihodores se pasarán al Vicariato general. ; ' "' 

Art. 2S. Hará él H. R. Yicai'io £;eneral la propuesta en tema 

Sara cada una de las vacantes, uniendo á ella,. no tan solo la relación 
e méritos Y censura de los consultados /sino también los de todos 
los demás que hubiesen sido aprobados en el concurso^^ y la remitirá 
a) Ministerio de la Guerra para la resolución de S. M. 

' Art.' 27. los capellanes qiie se hallaren en situación de re^m-^ 
plazo,. y que en razón de su procedencia é idoneidad deban volVer 
al Ejérciío, *serán colocados con* preferencia a los de entrada,' s^^un 
sus méritos y circunstancias; y los que no se hallen en disposición 
de" servir desde. luego en actividad, o no tuvieren especial concesión 
para encontrarse temporalmente en la mencionada situación pasiva, 
serán propuestos para la dé retiro. 

, Dióhos capellanes de reemplazo disfrutarán el. sueldo que en el 



día gozan. 



Art. 28. Para la provisión de las capellanías de parroquias ñjas, 
propondrá á S. M. el M! R. Vicario geneíal los eclesiásticos qme re- 
tinan las'circuiístancias necesarias. ' 

Art. 29. Expedidos que sean los Reales despachos en favor de 
los agraciados, elM. R. Vicario general les librará Iqs correspon- 
dientes títulos de facultades para ejercer su ministerio. 

Art. 30. Se le reserva al M. R. Vicario, y en su caso á los sub- 
delegados casti*enses, ta facultad que han tenido hasta ahora denom* 
brar capellanes y párrocos interinos para las vacantes que ocurran 
cri los regiiiiienlos y parroquias fijas , mientras se proveen definiti- 
Vamepte ; y los eclesiásticos así nombrados disfrutarán el sueldo y 
demás gocies correspondientes á dichos destinos. , • . 

Art. 31. El M. R. Vicario, general podrá nombrar curas cas- 
tícenseos' en 'los puntos que juzgue necesario para que administren 
él Pasto \lEspiritndl á los militares que no tengan capellanes pro* 
píos ; pero entendiéndose tales cargos como meras comisiones que 
servirán Ae recomendación á los que las desempeñen ^ aunque 
ño para darles lugar en los coadi'os deí Clero parroquial castrense, 
ni para optar á las gracias generales que puedan acordarse á dicha 
clase.'. ■■'■*' • . ' '■ 

Art. 32. Los éapéllanes de los hospitales continuarán cohips mia- 
mos goces : 'entendiéndose esto en tanto que sé publica la nueva Or-; 
denanza para la mejor organización y servicio de dichos establecí^ 
m lentos. 

' Art. '33; ' Los ascensos del eríunciado Cuerpo de Capellanes ea^- 
trenses'se dárári por rigurosa antigüedad, á <^^y^ !^^p^,^\}Í^Jif^'Jfi^ 



V M 4853. 245 

cario fdrmari el esoatafoB igéneralj d^ cual remitírá'^im ejeosplara) 
principio de cada año' at Ministerio de la Guerra. ' * 

Arl. 34. En el cado no esperado de ique aigun capellán castren-; 
86 merezca ser postergado en el ascenso que le* corre^nda ,: Ío har4 
presente á S. M. el M. R. Vicario general, expresando las causas, 
para su resolución. . ^ ; : ; ; . i 

Art. 35. Le es permitido á todo capellán renunciar el ascenso 
que le tocare; pero en la inteligencia de que en ningún tiempo ni 
por razón alguna que alegue podrá aspirar á invalidar dicha re- 

Art. 36. Los capellanes castrenses tendrán derecho á- partieipar 
délas graetas generales que se concedieren al Ejército; pero ea la 
forma croe sea compatible con el ejeréicio de su sagrado ministerio. 

Art. 37. Los capellanes de los colegios militares optarán á las 
recompensas que por los respectivos Reglamentos les están scpala*^. 
das en razón del profesorado que . ejercen . • . 

Art. 38. La consideración de los capellanes párrocos de lo& 
Cuerpos deVEjérdta, cuartel general de Inválidos y colegios, fiera 
la de capitán mas antiguo, y esto se tencihrá presente para los aloja-* 
mientes, liiagajesvtirasportes marítimos y en la concurrenda déla 
oficíaücfed á cualquier acto. público. 

Art. 39. A los capellanes de iodo instituto naontado^ como han 
de mantener caballo, se les abonará la ración de pienso conespon-^ 
di^le y en igual forma que á los capitanes. En campana tendrán el 
mismo abono los de Infantería. 

Art. iO. Les pánrocos casti'enses podrán percibir los derechos 
parroquiales designados en las. Reales disposiciones vigentes. . 

Art. 41 « Podran letirárse del servicio con lai» ventajas ^fiazoB 
señalados en la Real orden de 30 de Julio.de .1850 , entretanto que 
por una ley no se prevenga otra cosa; pero si se inutilizaren en ao-» 
cien de guerra ó por consecuencia del tifus, de la disenteria cas- 
trense ó de otras enfermedades epidémicas ó tconlagiosas graves ad- 
quiridas eD el ejercicio de su sagrado mimsterio, obtendrán las 
gracias análogas acordadas por superiores (tisposiciones á loa oficia-*: 
les'del ^rcitó que se inutilicen por idénticas causas. 

Arl. 48. Con el solo objeto de regulará los* capellenes castreOjaes 
el sqeldo de retiro que deoen disfru1;ar^ se les añonarán por raizon* 
deles estddios para su carrera, siete anos' álos que hubieren en-- 
trido en la castrense por oposición , y cinco á todos lo» demás; pero 
acreditando pi^éviamente cada interesado ^ué ganó lod correspon- 
pcmdí^^ites oursos^ en Universidad , Seminano oopciliari ii otro ouat* 
quíer ^staldecimieoto público aprobado pdr el Gobierno. También ^se 
les acreditarán los abonos de campaña en igual forma que respeolb**. 



Ht tB&cm «mniisni 

mayores de plazas y á lot dd Cuerpei;dt Miudod milUar eiii|J4fiid^ 
en hospitaleft, legun m la Mtuackni e» <|ii« eada uno <fe loa iadioa- 
doa párroooa CMiraiisM ae baya eacMUÍKlQ. 

CAPITULO IV. 

Art. 43. Los MM. RR. Arzobispos ó RR. Obispos son los adMbn 
l^fdoa t^strenses en amiéllas pasenones. 

AH. 4i\ Gorre^nae {\ loa mismos et noaibraaiiaBtD <it ede«^ 
siastiooa que desempeñen en calidad do intorinea las eapeltaiikia qaa 
vaéaven ea sus respoeíivaa diócesis, hasta tanjlo que se toafiera 
por 8. M. la propiedad do aquellas. 

Art. 45. Dichos Prelados di^frutan^n de lodas las prarofjaUvaa y 
lionores de los subdelegados de la Peninsula « y á eada uno de ellos 
.«o abonari por ol presupuesto de b Guerra ia cantidad da SiQOO rea*» 
les vellón para fíalas de ofietna y eorrespoadeneia. 

Art. 46. Las capellanias eaalreases do Ultramar se proveerún 
en los mismos términos que las de la Peninsula, Cuando kulilere 
meéiado concurso general , -ae remitirán al 11. R« Vicario las coiiau*- 
raa que hayan meroeido los opositores ; y en lodos oasos se aoompa*» 
paAarán los infqrmes de aquellos Prelados oeerea da loa «f turnea^ ' 
conducta y demás circunstancias de loa aapirantes. 

Art. 47. El'M. R. Vicario elevará á S. M. por conducto^ de) Mi- 
nisterio da la Quorra laa eorrespoBdienles prepuaalaa, y a» al^ boü 
drA d|r Iujmt , cuando lo consioafe naeeaarto, á m^i Á mas aa palla- 
i9ál da la Psain^ula qua reúnan (odas las eirounátaneiaa praaorilM 
ao eate Raglamaato, 

Art. IM. Los enpallaaaa que sirvan an loa Ej¿rf itoa de l^ilri 
so eonaidararia da tres alases oomo loa da la Paninsala* 

Loada airada disírutaráa 1^ dotaaioñ da l,&OQ ra. xm* al 
loa da ascenso 4^400 y les da lériniao i^OOft. 

Art. 49. Loa oapeUaaea easlrao^ea qua sirvan ep Vitraiuir oh»> 
Mrndrtb aos aanaiMoa par riguroaa antigüedad > y goaa«^án de Ia4as 
las vontajaa qua sa propanon páralos da )a lianinaula, taaUír para 
laa veoompMMiaa á qiia sa hatpn aava^cbraiv euanlo p^m al abowi é^ 
loai^iVoa fie sariviaio. t ' . 

Art* ^« Kl retira da loa Mpaltanea qns sirvan en UilfUaniiN «era 
eaaitrraglo a laa disfiosiaionaa quQ ryaa ó an b auoeaív^ HgkMrwi 
IMm laa dewAa elaaas del f;j4mlo Qua airvqn m aquftUai f^mtn 
aialMa^- *■ » ;¡í'»r«f: - 



Art. 31 . Todos Io| ¡n4iv|4H08 (1^1 Cl^fO: aastv^i)$e^..como subditos 
que son del M. R. Victrio ^pqral vC^^n ^^l^iet(>$ á ]fk jiirisdiccion del 
mismo, quien con su |tutoridd(Í jqdicial. q gnbQrnftiyai castigará ó 
Oprrqgimk^ dfÜlQíi ó faltas que com^U^ii^n, salvo io$ oasos en que 
las leyes {H^QY^fl^n I9 contrario . y im qpc tampooQ sq entienda de* 
rogada la Real orden (le 27 de Julio c|q 4 ^45 , quQ (r^Vi de las fa^ 
cultades de los respeotivos Jefes n^jlitar^». . 

Art. 52. El M. R. Vicario general fonmarú w Regloinento espe- 
cial que deberá some|er á la Real aprobagion ^© S. M, t en el que se 
determinen las obligaciones de los capellanes cl^l ^jorcito, hospita- 
les, castillos y demás instltu tos mijitiUQ^ 4e 1¿^ PeoiaM» y de Ul- 
tramar; sin perjuicio de que dicho Prelado dicte por si las instruc- 
ciones que en el ejercicio docu patcsiad espiritual le incumben. 

Art. 53. Quedan dero^ad^s todas las disposiciones que se opon** 
gan al presente Reglafnento. ' * 



•( 






', piSPMIQWN KSP^giU. .' 



Articufo 'AttioO'.' Lq^ sueldos (}úe por QatQ Boglamento se conce-« 
den, no principiarán á regir hasta q! prQ?^imo anQ d^ 1854, en cuyo 
presupuesto se inclu^^^^para 1^ anrob^^cíon d^ j^ Corles. 

Madrid 12 de Octgbre de 1 8 w.^^Aprobadgi por S. M.==Blaser. 

Plínta de las plazM, eiudaddáí y 'caíHUót que tendrán dotación de 
capdlan^ con expretío^ de ¡as clases y sueldos fu^ (¡fíb^rán disfrutar. 

' . , .9IIMIBA GLA9B. 

M'' ... 



« •' I 



/ 



> 1 



Trlbatiaíl Soprcv^o de GuQrra Y 

MarJQfl^;:4.4,^ ^ , 

Castillo de Ftgueraa ».,.. 

CivwWfla de Kircelona í n^f^^^^-w^ inA-Lk 

Castillo de Monjuich ) I»J<»asctín400rea. 

" ^^Citiíadela di> Vatenota. '..,...: .í WVipe«. 
f CkiMlo ri^ Sao AiHéá f GoptiM^. 
'i CiMilto» dfs Séti Felipe (.Pertiit).. 
Ciudadela de Pamplona. « , . ^ . . « 



itó TBRCSR' CDA^BlttSTEB 



89Gf9Bil:€U9l*< 



.» 



I, 



• r 



Castillo de Aljaferia (Zaragoza).. 

Plaza de Jaca ; 

Castillo de Benasque ^ 

"' Castillo de* Santa Cruz fCorüña). . 

Castillo d^Sán Diego (ídem).. . . 
' Caistillo de la Palma (Ferrol ) . . . I ^ 

Castillo de Alicante : yDotada'sconaOOrea- 

Fuerté Ko de Barcelona /• les al mes. 

Castillo de Tórtosa. .:......-.. 

Castillo de Hostalrich : . 

Santa Cruz de Tenerife! . ... .... 

Plaza de Gijon. , . . . . . . . : 

Isla Cabrera.. , . . 

Linea del campo de Gibraltaf.. . 'i 

• TfilCIRA 'CLA«K. 

Castillo de San Carlos (Mallorca). 

Castillo de Vellver ( idem ) 

Castillo de Cap de Pera (idem), . 

^"vílcoS^^^^^ (^'•^^'"^^^[DotadasconaOOrea. 

Plaza de MuWiediu ! .' [ '. I IVA \ ¡ ' '^ ^ *^^ 
Castillo de PeñiscoJá. ...'....;. 
Fuerte de la Luz (é¿ h' Graií 
Canaria). i ! . .. 

PRESIDIOS^ MENORES. 



" .r 



I. í í . < ! 



i' • ' 



J-.V 



íCura Vicario..'...... 8,400 

Melilla }Gura 6,000 \ Reales anuales. 

/otro : ..::.:■■ «,000 ) 

n^„„ (Vicario 6,000 ¡ , .„„ 

P^°° (Cura. 1. i . . . . .... ... .. eioOOi ^^- ■ ' 

Alhucemas.. ¡Í¿;«4;;;;;;:-;;J;S 

Isabel n. . . . Cvra> .u .*..,.. ;t. , • 8,000 iáemvi ' 

í ' '.'I :••.•.'... ' 

Nota. El cantillo de. Pasajes ti^pQ •d^ ;do^cÍQli¿.uni.oapellan con 
el sueldo de 720 rs. ai aña^.elvCual no va iijcluido en la anterior re- 
lación porque deberá ^ued^r. suprimida c^ta [riazattM* luego como 

vaque. l .,:i ^ :..}:.'í '.;» ' Wlnújiíü 



n 4883. 



349 



Taiifa en la que se demuestra los sueldos de los capellanes destinados en 
los diferentes hospitales müitare^, Ínterin se aprueban las nuevas Or" 
" demtnzas quís tratan del arreglo Me estos éstatiecimimttos. 



I 



DISTRITOS. 



f^ 



GKttla lá NoeTa. 



(latalQD 



na. 



Andaiacía: 



Valencia. 



4 

Galio úi»». 



Aragón., 
finaada. 



Número 

de cape- 

íHaaefl* 



|Gastil|aíaVi^a...| 

Bxtrafnadura. . . . . 
Navarra 



Burgos, 



Proviiic¡39. VasQon* I 
gadais .....I 

l&Ias Baleares. . . . 
'•adárifls.. ..... ¡. 



t 






t 



¡Alto 



lÉÉÉI 



HOSPlTAifiS. 



Madrid á.......... .. 

i\lCaia • ■■.•••....••• 

Tarragona 

Barcelona '. 

Seo de Urgel.. .».«.. 

Lérida 

Torlosa 

Figueras 

Cádiz 

SevUlaá .,¿.... 

Cádiz 

Algeclras. 

'Ceuta.. 

ideu 

Alicante 

Morella 

Cartagena 

ídem 

Valencia. 

Coruña á ..i... 

Ferróla ^... 

Vígo 

Zaragoza...' 

MAJega. á 

Qviedo 

Ciudad Rodrigo...... 

Vallarfolid. ..: 

Badajoz ....: 

Pamplona. . i .....;.. . 

Bár^pa.,. ¿. 

Saotoña....... .,,.,, 

Logroño 

San Sebastian....;... 

Vitoria..,.. 

BilkMiOi « .... k ... ¿ ... • 

Pa^lma,....., 

Mahon.. ., 

Ibiza.............:.. 

Sta. Ctu^ de Tenerife. . . 



SUELDOS. 
MEaaOAL. 



I 



300 
300 
300 
3t)0 
90 
» 

420' 
180 
400 
300 
260 
300 '. 
400 
30a 
300 . 
300 
300 
ÍOO 
» 
300 
300 
260 
300 

366 n 
240 

300 ' 
300 , 

» 
380 
240 
240 

250 
300 
200 

443 



ai Alto. 



m^ 



6r8. 



8 



40 
10 

10 

* I 

3 



inclasó el mí- 
nMto d«' U 






nH fiftcmiiuniiiisni 

735. 

[IS Octubre.] Gronlar , acollando regla» para el «a» ^Ids-tc^ikMéÉ tufen 
qae han de darse i los contribuyentes desde el año de 1854, y acompa- 

ftando los corrgapmiíltfnipa mniípln&. ,^. 

i \ ^ . ' ' • 

ÍEjx cunplioueato de la Real ¿rdcn de S6 de J\iHo pró^gjiU) pasa^ 
o ()iMi 4raalad6 á Y. S. esta Dirección, con (echa M del mes si-^ 
Entente, prescribiendí) el uso de to^ rcclbps de talón para los contri-» 
luycntes ppr inmitpblcs y subsidio do^do el aüo ir^m^4ÚllO 4c ABai; 
|djunto renjiite ín, V. 3- la ni¡sma el Qí)(MÍe|o dq dichos recibos, para 
f uyo uso SQ han.flieordado por de pronlo Ips reglas/siguientes : ! 

I i .* Debiendo constituir el cargo de toi recaudadores el ji||í)ni>r^{Í 
le los recitjos de c^da trimestre , <a (i)atrip ó t^Ion de éstos se Ticna<{ 
ií en las respectivas AdniínistraciQQc^, CQD preiencia de los repartos^ 
n equivalcaicia de la lista .cobratoria que:hastfi aaui han facilitada 
is mismas á los i^ecaudadoi^es, áloa cuqIqs deberá' entregarse tam-^ 
.ien una copia autorizada de la demostración que precede. á 4ÍdMI9 
ifeparlos, de las cantidades repartidas eP' cad^ pupblo por el cupo| 

¡rincipal y sus recargos y tanto por cíenlo con que la riqueza im-« 
onible ha pálido j|¡rs)vada por oada^^óncepto, á [fin de que los re-n 
audadores puedan e^xtender, cori ^ujeciop á la m{sma, ios recibot^ 
4ue han de dar i loa contribuyentes QQa <oda la e^cpresion que in^ 
Jica e) modelo. 

I 2/ Tanio en los rec¡bos-*mati4<x}8ceinioen los que hayan de da^i 
Je á los contribuyépt^s por inmuebles^ ()^rá ^prqsarse si estos sm| 
fccinos ó fiprastofas^ sobré todo ciiíiQdo el repprtiniíiento se hubÍfMt< 
airado bajq tipot^ifirréntcs para loa uMs y i<is otros, y ^1 nonhMi 
leí administrador ¿apoderado si los tuvieren y CDnst{iren en el reparto^»* 
j 3/ JLosTecaudaqores para quieneii se^i obltgatqno al éso de es-« 
p clase de fecibQii , con arreglo al aii, $1,' de la dtada ^^ Ólf4mÍ 
; 26 de Jijlio, v lo mi^TOQ m demá» (}u^ los acepten 6 MyMimfih 
do ppr efecto oe^la invitación prevennlii en él aiA. 3.**, presents^s 
n oportunamente jm la Administrado^ respectiva -el numeré út\ 
cibos impresos^ qu^ ^ calcula DeiQp^ai:ippar% cad^ uno de los Pue-« 
los que abl'ace lu contrato « arregladc» eii¡ un tpdo *pl adjunte^ moSé-^^^ 
y de igual marca y de buen papal ^ en inteligencia de que , 'i\ú és-i* 




! : l¿^ Keepecto dp jos pueblos ^n que la cobranzfi| esté d GMWI?4d 
ipt Ayutitamiéntos 2 exigirá de estos la Administración, que al pre<^ 
áSatar sus respectivos repartos ,' presenten' támbien el álmérdlf e réh-' 



cibos impresos qae necesiten , igualesi e|aQ|{tmente á los de los ye^ 
caudadores. 

5/ Todos los redbos de talón hav de llevar el sello de la Adifi-éi 
nistracion tespectiv^Y como so previene en $1 art. 44 de la Real Iiis;*» 
tracción d^ 3 de Setiembre dé 1 845 > sia ooyo requisito 4io podfáti 
considerarse legitimo resguardo del ^contribuyente. El ^dio debf ri 
estamparse de modo que al cortarse á recibo de su ta|o^respec(ívt} 
quede corlado también el citado sellos per lá mitad. * ^ 

6.* Foñbando , cerno queda dicho , q1 cfrrgo de los coj^adore^í q) 
importe de los recibos de ^da trimesj^e"/ su descargo dá)e ser :)aj 
cartas de pago que acrediten la entrj^^eri Tesorería dá ]as cuqti^ 
realizadas, y los recibos que por insolvencia de los contribuyente! A 
otro motivo nq^lesJiaYa sido posible reaH^ai* , acompañando aden)¡aih 
en sil caso, Vs corresnondiéiites expedientes de fallidos á que ()e^ 
ben unirse aquellos, o la dqbtda justificación de la imposibilidad dQ 
su cl>bro. Por consiguiente , loa^ recaudadores nombrados por la Jidm 
minfaracion deberán acompañar á |a cuedita del trimestre, CQpoo 
documento justificativo de su cargcvde caudales y descargo en paírte 
del de valores, k^ matrices de los recibos que se les facilitó sellados 
para la cebianza dct miwsmo tríme$tre, deb^lamente encuadernadlo^, 
haciendo en letsde aquellos que devuelvan é acompañen 4 dichos «^^ 
ped¡ente«, una 4igara indicación dcf motWo por que no pudiefoír 
realizados I par^ qi}e ^irva de gobierno a h Adminisb'acion y vea 
también qué débitos c^'an en primaros oonlribuy^ntes ien cada puei^ 
h|Q , quiénes s^a lof doudorés , y si h¿y q no ñaéritos parfi procefjet 
contra ftrecapdade»\ ..-"■''.- -- v * 

Y 7.* Los A)[untAft>i^(os á cufo t}ar^fst^ la cobranza forn^-¿ 
ráñ un cuaderno* de tas matrices ó talones de los recibos que hubie- 
sen realizadoHe|> ^ (ríqpet)>f'e^,\ fn vfi^ dft |« lirti ^^leioria que de- 
bían devolver áláAdrtfñfstracton, ctma^re^'^lo' dispuesto en el 
articulo 6o ite la Real Insli ustión de 5 de Setiembre de; 1 848, lo ve- 
rificarán eup adelante del citado cuaderno y de los recijb^ que no 
hayan podi|o (lacer efectivo^ por insolvencia de los coiitf^uyentes, 
acompañanjpo él mismo tiempo tos oportunos expedientas ^ fallido^^ 

Lo que hiañlfiesia i V„S. esta Dirección para su inteligencia |í 
camplimier^o ; advirtióndole que si hallase alguna difici^tad sobrf la 
cual crea cenveinei\le Qon$iiltar á la misma , no obstante lomand^d^ 
en el art. 4 * de la (ca) orden de 26 de Julio ya citada , lo verifiqué 
V. S. inmcc iatai^cnle manifestan^^ su opinión , para afolar en> sS 
vista lo roa acertadíp. ., ii . ' " 

Del rpciü^ de c$tii citcut^r espora la Dirección oporttUno aviso. 1 
Díosmiarlle á Y. S:, muchos años^ jdadrid 1 2 de Octubrf de 4 853.<«í¡( 
Pablo CJKieiítes.«i^(^ admióistradqp principal de Hipiend^piiblica de. J 






I - 



TERGSa CUATRUOSnUl 



I 

í 

8 

§ 
i 



I ' 






M 

O 



t 

8 



r • r 1 



I I 



•. í 



• . J I' 



It 



•'II. 



55 



I 

o 



00 



'^ S fe 

I 8f 

** e* ^ 

S, c^ Si 



I ■• 



•s 



09 









M 



^ 



a 

M 
A. 

§ 

m 



•5 



O S _ 
59) es 

fe «í 

S fe 

o 8 co o 



«^M 


. 


' 


s 


1 


■ 1 • 


• 




• 



f-i o 

§.2 

a 



§ 



•"• o 

5 •• " 
a «- - 

o o " 

A* A* 



• I • « • 

tf « • M • 

• ** • fi • 

• • w • 

•3 ••S • 

llisl 

•** ««M T3 •■« ^^ 



I I • 

^5 a 
•o 5 2» 

«•o C 
S£g 

ll- 

Sea 

Q> (« U 

& 






iviHoinraai NODiifflirim 



«i 







s li 



• I I 






X 






i« • 



5 

s 



i'g ^ 



. » 



•s 



. M,.«8>3. 



.s-« 



Wf 



gs 



■3 S. 



^ 1.1" 






88 ^SS"' 



ivraisiiHNi NODiraraxNo» 



I: 



i 



4.:^ 
















• f 4 

I 

I 736.:-- 

: INSPECCIÓN GENERAL DE iK 6ÜARDIA Cl\1U 

[It Octubre.] Circular f determinando quf los Jefes del Cuerpo de la Óliar* 
dia civil tfl^cuen en los términos que fté expresa ^ los informes sébré ins- 
tancia de los individuos del mismo qué soliciten se les feoibrra dbl fílodo 
de multis. 

Habiendo observado que en algunos informes evacuados por IM 
Jefes fllu iUS 'Rsi'Uius Ull Jas Instancias^w varios individuos «elévaft 
á mi qutoridad en suplida de que se les socorra del fondo de ^tátas 
del Ct|erpci para atendei^ á sus necesidades, no se cx()resan toj]a$ IM 
circuitstanbias del recuilrente/ he dispuesto que en* lo sucesiva al 
evacukr alguno de estos informes se les dé toda la jliiiitud posibléi 
haciendo relacibá en ellos detallada dé cuantos antecedentes obriHl 
en el tercio relaUvoi^á la persona á quC^ se refiera Já instancia, la 
condutta qué haya observado duranltí sú permanencia en el Tercio, 
si tienb prdstddo al/^un servicio particular, la causa de su enferme- 
dad (si es que se sabe), y todas las demás circuDstandas que Conduz- 
can a |ic)arar debidamente los hechos que aleguen en su petitioS; y 
en caso de considerarles acreedores ája gracia' que sbiteitan, la en- 
tidad que ju:t&;an piíede concedérseles,^ set^ua loíigo y|i prcveillidaán- 
teeiormente. blñ q1 c6so de que á las itistanoias sk "Scomillañaien 
certificados de fecultátivos, se procurará quo eitos se hallen aUtorf^sa- 
dfis por el alcaide dfebpueblo donde íueron expedidiis..con él séllo 
d¡B la Alcaldía para comprobar su legitimidad. 

Dios guardia ^^ !i,##H|Ofc ^f^ Mffa^it} ] » 4é D(^<{bre de 4 853.-» 
Sr. Jefe del. 



r 



i •«»••.> 



7157. 



I __. .._,.,«tA€íA i- JUSTICIA. 




pap4 def setio ^f í^^ k-m^cfo a los demai 
tica begvida tú fol Tnhúfta^ ádministrativol^ 

r ^ •• , - 



'^ Hsjbténdose áuscitedo dudbft acerca de<%ál sea la clasd (ft p$bél 
s^tadi én que deban préscrítarse en los l^ibmiales y Ju^tgfllosilai 
otíj^iatlderjos dooumtatte y «óoiritos de las partes, preve&ldas e* to 



H 48SB. IM 

Real lostruccion de 30 de Setiembre último para el arreglo del pro- 
cedimiento civil con respecto á Já juiíisdíccion ordinaria; S. M., con- 
siderando que las referidas copias necesitan la autorización del es- 
cribano, que debe ponerse á sii pió &a el último pliego de cada una, 
se ha dignado resolver que dicha autorización se extienda en papel 
M Mito 3¿^ qd« «)i A ofdiMriO dd loi juioton, Ob^ervándOM ^ 
lostéMáñlfeé Mt^(» k ttihm ptécMóh qtle é& sigaé p&rfl Cás6it tgtaa- 
les en los Tribunales ftdiriin^ti'átivos. ' 

De Real orden lo digo á Y. para los efectos consiguientes. 
DÍ(W gtrái*dé á. Vi .tóutíhos áfiós. Madi^id 13 de Octubre de 1 ÍSS.— 
Gerona.fe^r. Regente de la Audiencia dé ■ '^ '"' 



-. * 



>• if 



MESIÜllNa A ÜEl/CONSEJO ÚE MINISTROS. 

\U Or/nárA] RcaI d»crtld , UftslndaDdo 4^ «lintídad d« i.000»000 dé rta^ 
les del ^j^Uilo Xliikl X de l^ secdoii «cUv» del p«*esupaefit9 delyrt^ 
iélit« alÍíQ| cQirrtapojAUieute fl la Marina^ . 



' • < 1 ( I 



Atehdiertdó á laá re¿bhe^ qué há expuesto al Consejo de Htftié^ 
ifOS el áb Marina pht^á apoyai* Ifa necesidad de qué parlé de lá' cafi^ 
lidad que debe réáülta»* ^obrAtite en el tréditó del capitulo XII de la 
Moiotif oetava del preáiipueslo vigente, *e t^áápáée á ótró capitulo de 
la misma sección fcort' objclo de ptídoi* atender á ^arte dé m ciotts^ 
WCéión dfe dos córbetaá dé' hélice de tó fuerza de 860 éábhlloSr y utí 
Tupor dld lá dé 880, la cuül debe emprendei-sé desdtí luego iéégüh 
lo dispuéisto ert Reales órdenes tíe 9 del actual, expedidas á confié-»^ 
cüéttóíti'de lo tjüe preceptúa el Real decreto de la fnlsmá fecha , que 
marca el' itútnei*o dé buques do giicrfa de que por ahort ha dé éort^* 
»r te Armada Reáí,' y cuya consitrucóloíi nó fdé compi^ndida^A' 
dlaho préstibuesto; conformándome con lo que me htt.prp)i)uéáto el* 
Oúttsejo dé Miqlstt^Oá, vengo en decretar ló ílgtiiéhte : ' ' 

AHiCtíld f .^ Se póhtiedé al HiniiléHo dé •Marina- ün e^étl^l^ dé' 
iOOO,000 dé i^eftlés- por suplemento al copftülo X de lá áéódtóñ Oétá^^ 
va del pi^ésUpüéél^ dé 1S58. \M 9.000,000 dé reaten M baJéíMñ M 
crédito concedido al caplttdó Xll de la tóíáttia por Rédl d»ct*eto dé íS' 
déDietemÉy'eÓéíS.SI. 

" A«. 2/- Él ^biéfrto preéehtat'á á' las Cortés él bportürtd proVéb'-i^ 
todé ley para tó ábrobacion de esta rtiédídá, eonlbfÉné al aft; Í7 dé' 
hidéSOdeFebreí»ódé<860. 

Dado eh Palacio d 44 dé OcWbré de^4858;*i^Eáté i'úbrtcadb dó' 
laRMl man(>:?teEl P^eáidenté del Coü^éjb de ttitiisti'ós, Cofa Í0^* 









GUERRA. 

[U Ociuire.] Real deeréto| nündaido q«0,U IKraocion de 1« ctrU geo*« 
gráfica de Espada, creada por Real deccelo de il de Eiifpxi de ette «fa^ 
esté bajo la dependencia del Ministerio, de la Guerra. 

áefiora : La formación del roaJ3a de EÍ$paña es obra de reoonoci* 
da y urgente importancia! El rápido acrecentamiento de la prosperi- 
dad pública exige una firme base en qué sentar útiles proyectos y 
maduras reformas ; y la época de paz regeneradora y estable que 
comienza, presenta la mas proprcia oportunidad para emprender tra- 
bajos de tamaña grandeza , que han de refluir en provech^ del ser- 
vicio en los importantes ramos de Hacienda , Guerra y Obras públi- 
cas. Y; M., Comprendiéndolo así, se dignó dmefai^en 44 de^Biíiéit) 
de esle año la formación de uita Junta directira' d^ la calta geográ- 
fica de España ; y el Ministro que suscribe , para dar cumpHaá'>tiha 
al fecundo proposito de Y. M. , cree conveniente someter á la sobe- 
rana aprobación el pensamiento de que la Dirección del mapa pa^Q 
bajo la inmediata dependencia del Mmisterío de su cargp. 

E$ta empresa, Señora, ipas laboriosa que difícil, .acometida en 
vano muchas veces, si bien requiere, como todas, sumo acierto y. 
madpri^z en el .concebir, exige mas que otra alguns^ , como garantía^ 
de éxito, en el punto d^ ejecución , incansable y sistemática persevcr 
rancia, ciertos hábitos de disciplina, exactitud y conciencia «urna 
en el desempeño de las mas nimias operaciones. La robusta traba- 
ron de las instituciones militares, la educación científica y los habi- 
tuales estudios de loe Cuerpos facultativos, y sobre todpi el vigoroso^ 
empuje con que en la milicia se hacen converger laa voluptades, aigí^. 
vagamundas de suyo^i en. vastos trabajos x)ientiBcoS| prestan, en 
concepta del Ministroí que suscribe , grandies probabilidades d^ Acier- 
to para empresas como esta, que, al entrar. en el periodo, de aoeioni 
tienen que recuperar el tieqipo pasado por el aumento dp xiúinfefo y 
eficacia en ios orazos inteligentes que cooperan^ ,. 

Fuera de esto, no se oculta á la penetración dé Y. M. que ai el 
noapa, .cuidadosa y prontamente levantado , ha de se? d^ gran pro- 
vecho para el servicio civil ea la parte adminÍ8trat¡vfi.,y de.pbras 
públicas, tan atendidas hoy en los Estados bien régjdos, e} servicio 
mj|i^r lo. necesita pana dar qsiepto y debido enganche ¿ todos* sus 
elemef^oq defensivas, y para familiarizar ii lof oScial^s estudiemos 
con el conocimiento del terreno, verdadera base hoy dia de^^^^e^; 



da milita^ i opnM^eraiido <^e A VA coaocimieiltcr es altameate woi* 
tajoso á los que eoUenden en foaaientar loa reoursos y la proispervdhid 
del pai9, viene á ser- de todo puBto indispensable ¿ los (jae tienen el 
noble encargo de mantener su independenda. 

Por último, la identidad de operapiooesen ambos casos ; el gran 
número de oficiales idóneos disponiblea para emprender pajantér 
mente los trabajos; la ventaja de ofrecer á aquellos abierta campo 
al ejercicio de la geodesia y topografía , utilizando sus ialentos^en la 
paz de una manera provechosa para la guerra, tiempo en que tales 
trabajos, se su^pQndep^ y los. abundantes datos qué encierran el. de- 
pósito de la guerra y el. topográfico de Ingenieros ^ pueden ofreoei 
atendibles razones que justifiquen la traslación. 

Por todas ellas, y de acuerdo con. el Consejo de Ministros^ ^ que 
suscribe tjene la honra de proponer á Y. M, el siguiente proyecto 
de decreto, ♦ . > 

Madrid U deOctubrede 1853.«'»Se5ora.«5A L. R. P, de V. M.«** 
Anselmo Blaser. 1 » 

REAL DECRETO. 

Conformándome con lo que, de acuerdo del Consejo de MÍinís^ 
tros^ me ha propuesto el de la Guerra, he tenido á bien decretar Id 
siguiente: . ; . . •; 

4/ La Dirección del m^pa de España , á cargo de la Junta crea* 
da por mi Real decreto de 11 de Enero de este año, estará en le 
sucesivo bajo la: inmediata dependencia del Ministerio de la Guerra. 

2.* Ea el presupuesto de 1854 se incluirá, con cargo á la sec«^ 
cíon sétima, capitulo II , la cantidad que se calcule necesaria para 
plantear y empreeder desdé luegb^ los tre^ajos, incluyéndose des^ 
pues ent los años v.ettideros' las que sucesivamente exigiere ' d ¿ut^iü 
de la obra. . . • 

3.* : Por «1 Ministerio de la Guerra se expedirán las órdenes *^ 
Reglamentos coav/dnieates para llevar á cabo este decreto. ' •- ■ -"í 
Dado en Palacio á 44 de Octubre d6iil853.t=»Está mbricadt) d¿ 
la Real piano<«FP.El Ministro de la Guerra , Anselmo Blaser. 

■ 740.- • ■ • . '• ' 

. . . • ■ • -I 

HACnSNDA, , 

. . . r 

[it Oduire.^ R(óal decretOi suprimiendo la clase de. ágentea investigador 
de la.Admtm^tráciba provincia! , y creando' una, plaza de agente de. U 
Hacieiida pública en eáda óro^incia/ ' *'^ 

Señora: En el presupuesto del corriente año, i como en:^ el del 
anteripr, figura9i7,ftf,0p(í'rs- ppra el pftrsowrf de tos gastos i«^ro- 
Toifó u. 47 



dootivós de la ocmtribttoioD iMhdlria) )^46 cottiercíio, Myáiuma tú' 
apfioa id pqgo de las asignadonM de ciento cuarenta' floteé ihvefl* 
tioadBf e» cfue nombra la Dirección ^eral del raiñó , y sé desfiqan 
á las provincias, según la hnpo^tanoia de cada una* 
• £1 objeto de eatoB funcionarios es cuidar en los paebtM del cuqp- 
piimiento de las instrucdones y órdenes relativas a aquella tóMñ-» 
bueionf y promover sus rendimientos, averiguando y denunciando 
en su caso á la Administración de la HaoierK^a las defraudaciones 
que se cometieren. 

Peroiben anualmente , con arreglo á la diversa categoría Se la^ 

E oblaciones en. que prestan sus servicios, una dotación de 3» 4, y 
asta de 5,000 rs. , con derecho á la tercera parte de las multas que 
80 imponen en virtud de sus denuncias. 

Pero estas retribuciones no remuneran él trabajo que de ellos sé 
exige , habiendo de recorrer continuamente las localidades de su 
respecfivar déoiarcacion ; circunstancia que , unida á la de no serles 
de abono para sus ulteriores derecl^os pasivos el tiempo que desem- 
peñan tales cargos, hace que no aspiren á las plazas de agentes in- 
dividuos aptos para su desempefio ; y qué á falta dé personaa en- 
faindidas , baya sido forzoso mas de una vez conferir estoa destinos á 
otras sin la mstruccion necesaria , y cuyos trabajos , sobre ser in<* 
fruQtuo^ofif prodiqeren repetidas quejas por 'lo eugerado é inopor- 
tuno de sus pesquisas. 

No es posible , Sefiora , prescindir de la investigación admínis-^ 
trativa cuando el interés individual propende por desgracia á la de- 
fraudación. Si el Fisco hubiese de regular sus derechos por la simple 
declaración del contribuyente, ni el Erario obtendría los recursos 
e.ba menester para sus obligaciones « ni sería verdadera la igual-^ 
ad del impuesto. Mas esta investigación , necesaria para ei Teeon^, 
po debe vejar á los contribuyentes , y es indispensable encomendar- 
la á agentes prQÍ)oav entendidos y discretos , qne difieilmeríte podHan 
hallarse si no se les diera una retribución conveniente^ 

£1 aumento do las dotaciones de los actuales agentes inve«ti|^a- 
dores, conservando todos los que hoy existen, rccargaria conside- 
rablemente el presupuesto. Para qUe la institución sea un elemento 
positivo y eficaz que auxilie y refuerce la Administración provin- 
cial, es mejor suprimir aquellos funcibüarios , y crear en cada pro- 
vincia un agente de Hacienda pública, que con su^do pro^rfiipiia* 
{\ó désempefie , bajo las inmediatas órdenes del ^ adjpin¡»rádpr 
"principal, no solo la agencia sobré la. contribución ipidu^tri^ y de 
comercio , sino los demás servicios que respecto á otros ramos les 
leiicargoen SU8 Jebs. ' . ' ' 

-. I PitosMipleadoi siafán auoa agentes de |á Hacitoda^ i tMííj^ 



da 



m4853. Mt 

mpíirkmomMiéfir óimie|aiéra comÍBioii que hubiere de dfaouirse 
IB los poebloe ; eviteráu ^ue el pereoue) do- lee Administr aoionee 
«bttDdonB Boofaoe íbog^, como sucede ahora , ios trabiijoe de eetaa 
dppeadeociae paira' pradicar las visilaa que exige el bien del servw 
cío; y señalándoles el sueldo de 20,000 rs. en las provinoiae de pri-« 
mere ebae, 46^000 e» la» de aegancb, y 12,000 en lai de tercera, 
aqiiraráo peraonaa idéneas á servir estos destinos. 

Debe también oonoedérseles partleipaoioo en las omitas que se 
i«poe|;an por efeeto de sus denunoias , no ya como medio de avivar 
iu oeio, sino á titulo de indemnización de ios crecidos gastos de sus 
oonitanles viajes, que no^^podrian sufragar ta manera alguna con el 
«neldo, aunque füése mas subido. 

Con esta doble retribución , y declarando cualidad preferente para 
obteaer ias agenoias el haber servido destino del mismo sueldo , ó 
ouaado Sioncs del inmediato iaféríor, habrá todas las garantías ne^ 
cesarías para el acierto en la elección , y para conferir aquellos car* 
(JOS á personas de práctica en ios negocios, y cuya inteligencia, 
apHeaoioniy prcbidad sean conocidas. 

La reforma que el Ministro que suscribe tiene la honra de pro- 
poner, lejos de graVar al Tesoro, proporcionará la economia de 
U,000 rs. anuales; y por esta razón, y las demás que deja expues- 
tas, de acuerdo con el Consejo de Ministros, somete á la Real apro- 
bacion de V. M. el adjunto proyecto de decreto. 

HadiM 4 i do Qk>tubro dé 1 853.««SeQor9ui*A L. R. P. do V. M «>^ 
Jaoíalo Félit Domooeob. 



REAIDECBBTO. 

En consideración á lo que me ha e^ipuesto el Ministro de Ilacien*' 
da, diB acuerdo con cl Consejo de Ministros, vengo en decretar lo 
siguiente : 

Afticulp 4 / ^ supriqpie la clase d^ agentes investigadores de la 
Administración provmclal, cuyas asigpacionos se pagan coo los 
700,000 rs. comprendidos en el presupuesto vigente como gastos 
reproductivos He la coplribucion industrial y de comercio. 

Art. %.* Se crea una plaza de agento de Hacienda pública en cada 
provincia , dotada con el sueldo anual de 90,000 rs. en las provin- 
cias dé, primera clase; 16,000 en las de segunda, y 12,000 en las 
de tercera. Los nombrodos para desempeñar estas plazas tendráUf 
además del sueldo, opción a la tercera parte de las multas que se 
impongan é in^esen en ej Tesoro por eiecto de las defraudaciones 
<(ae descubrftn en 1^9 contríbucionea y rentan sujeta» á «u inve^r 
tigacion, 



kh-ik;-.!';!! 



180 TBIGIR: tDAtimSTU 

' Art.S** <E1 oar|;o'de agente de la HaoieBda piUilioa «e eoáferirá 
eon preferencia á Mipleaoos activos ó cesantes que sirvan ó hayan 
servido destinos de igual haber ó del inmediato infiarior al que^ res- 
peciivamente y segnn las provincias , ae asigna por el art* 2.* ai 
mencionado cargo. 

Los agentes disfrutarán con arreglo á su sueldo y categoría los 
mismos derechos y consideraciones ooncedidt^ y que se 
á los empleados de la Admii^istracion de Ja Hacienda pública; ' 
. Art. 4/ Los sueldos de los agentes de Hacienda pública se* 
tidEarán por Jo que re&ta del presente año con cargo al capitulo L 
loción décimaquinta del presupuesto vigente ; y en d del año pró-« 
ximo se comprenderán en el capitulo del pensoniude Ja Administra^ 
cion provincial. ... 

Art. 5.* Una Instrucción torticular determinará los servicios q<ie 
los agentes de la Hacienda publica deben: prestar; y el modo y forma 
de desempeuarJoas 

.Dado en Palacio á 14 de Octubre de 48S3.»BE8tá rubricado de 
la Real mano. = El Ministro de Hacienda, Jacinto Félix Domenech. 

741. 

. > • • ■ / ' . . ' 

HACIENDA. 

■ • . . * * * • 

[i4t,0clahH*]lXtú ¿rden^ 'aprobando la Instmocioii'qne. se acbnipaua^ 
para que se arreglen á ella en el desempeño de .sos. cargos i I(ts«fl|gBotcB 
de la Hacienda pública. 

limo. Sr. : S. M. la Reina se ha servido aprobar la siguiente 

IksTiircfcioK 'para el régimen de los agentes dé Hacienda publica , crea- 
dos por Real decreto de esta fecha. 

Artículo 1 .* to'á agentes de Hacienda pública activarán por es^r- 
rritó y de palabra el despacho délos asuntos que eii ésta Insirucoion 
se lés" encomiendan , y estarán á las inmediatas órdenes del admínis- 
tcador principal dé Hacienda de la provincijBi , que tfendri respectó 
de olios bs mismas facultades que las Insii^úcciohes vigentes té don^ 
firiei^en en cuanto á los demás empleados de su dependencia. 

Art ?.• La¿ oficinas de la capital de la .provincia no están éuje-^ 
tas á fa acción de \o^ agentes de Hacienda pública , lii estos presta^ 
rán sbrvicio en ellas personalmente. ' ' * 

Art. 3.*" Ningún agente podiá permanecer di^ la capital, rn^s njó 
Orí niés sm'una orden expresa dé la Ádininisiracioti qÚé ^7e f^üj^rícé 



»» •- 



-• ' .■! 



para db» y ^un ontcpces, deberá expr€|$^r9e.e|i h mk^^s^ frúen ja 
causa de este demorad , , ^ .^ ^ 

Art. 4.' El objeto principal de los agentes de Uacienda pública 
es promover et.aunientp de valoi:es de ja contribución ¡(iciustiáa) y 
de comercio , haciendo ^que se cuniplqn las diiiposiciones relativas á 
la mísma^ y que sé apliquen p.untualmentelas tarifas ; en tal concep^ 
to tienen las obligaciones siguientes: 

1 .* Visitar con frecuencia los pp^Io^ de la pro vi poja f con espe- 
cialidad los de mayor io^portancia por su industria y comercio; en-> 
terarsé del estado de. la ^contrjbuiQioa en los mismos;,. averiguar si 
acerca de su repartimiento y cobranza ejtisten defectos -o vicios que 
deban corregirse, y adoptar ó proponer. b convenioAte para ello^ 

2/ Comprobar si están matriculados todos Io§ que hayan debido 
ó deban serlo , y si los inscritos lo están en la clas^ que le^ corres-» 

Emde $egun su industria, profesíou ó comenoio, poniendo particu*- 
r esmero en disHinguir lo$> casos ¿n que pueden confundirse con fa- 
cilidad los diversos ramos de la industria, y .colocase los contribu- 
yentes en una clase inferior á la verdadera* 

3/ Tomar las noticias é informes que puedan ilustrarlos sobro 
el verdadero viecind^rio de los pueblos. 

Cuando en virtud ae estas noticias adquieran la ^qertidumbre de 
((ue los pueblos no contribuyen por )a base que les corresponde , lo 
jnanifestarán á la Administración para los efecto^ opprtpnos ; y si se 
acordare rectificar el censo de pioblacion , evacuarán este servicio en 
representación de 1^ misma dependencia , asistidos de \^ Comisión 

3ue desiste ^1 Ayuntamiento ^ al tenor de lo prevenido en el Re^l 
ecreto ae 20 de Octubre del añQ último, , , 
4/ Averiguar SI se han cometido abusos en los, repartimiento^i 
gremiales para favorecer á unos contribuyente?, con perjuicio de 
otros y y exponer sobré aquellos en tiempo oportuno las observacio*- 
nes oonvenieiHes. á Ips. alcaldes, síndicos y clasificadores, á fin de 
evitar injusticias que hacen odióos las contribuciones y. dificultan su 
cobranz£t. 

5/ Visitar detenidamente los pueblos en que baya estebleci-^ 
mientes fabriles para cerciorarse de.q^ie todos sé bailan matricula- 
dos en la cl^se que designen las tarifas, puliendo asociarse para 
mayor acierto con personas conocedoras, de las maquináis y aparatos 
que dd^m examinar . . \ 

6l* Indagar si en las declaraciones hechas por los CQntribuyenr 
tes para ter eliminados de las matricula^ han faltado á la verdad 
ale^emdo motivos falsqs, ó d€;f raudando.de cualquier otro modo á la 

Baciwda, ^ ' _ 
7/ Averiguar si en los expedientes dé partidas; fiall!¡das,se ha de<{ 



iñt TDtctt CüAnfiísni 

imfado bien lá ináólteiicia de los deodorés y A posteriof mdttte htti 
continuado estos ejerciendo su profesión, arte ú oficio sin. solventar 
lo que adeudaban. 
8.* Hacer las indagaciones conducentes para saber si oft la ex^ 

1)6dicion de apremios para la cobranza de los impuestos se observan 
as reglas prevenidas , á fin de que los contribuyentes no sean inde'* 
bidamentc gravados. 

Y 9.* Practicar todas las diligencias qtre creíin oportunas hasta 
adquirir un pleno conocimiento de que se cumplen las disposiciones 
dictadas sobre la contribución industrial , ó de que se fhha á cüat* 
quiera de ellas. 

Art. S.* Para facilílar el cumplimiento de las obligaciones t|tíe 
áe imponen én el articulo atitefior á los s^güntés de Hacienda pública, 
les suministrarán las Administraciones principales Copias de las ma» 
trículas de la contribución industrial y los demás datos que necesUenk 

Art. 6.' Cuando sea absolutorio el lallo gobernativo que recaiga 
en los expedientes instruidos por los agentes de Hacienda sobre falta 
de pago ae la contribución industrial, podrán estos reclamar ante ol 
Consejo de provincia , dentro de los doce dias siguientes al en que se 
les haya hecho saber el fallo , si considerasen que perjudica los de^ 
rechos del Fisco. 

Art. 7.* Los agentes de Hacienda p¿blica examinarán también el 
estado de la contribución de inmuebles y cuanto tenga relación con 
ella ; visitarán las oficinas de hipotecss y las Administrciciones subal- 
ternas de Rentas estancadas ; procederán á descubrir los ft*dtides d 
ocukacioiies que se hoyan cometido en cualquiera de los demás ra- 
mos de la Administración, y se enterarán de si en la recaudación de 
las contribuciones se procede eon la regularidad y orden que pres- 
criben hi0 instruecfones vigentes , haciendo sobre este ponto las ob« 
Bervaciones que la materia les sugiera. 

Art. 8.' Sí en el ejercicio do sos funciones descubriesen los agen- 
tes ocuIlBciones 6 fraudes , formarán expediente instructivo , y prac» 
ticarán las diligencias necesarias para comprobar Jos hechos: ton 
esto objeto citarán por medio do la Autoridad bcal A tos interesados 
á fin de que presten su confoftnidad 6 expongan las' raines en qué 
fundan su oposición , en este áltimo caso se deputtará lo que insulte 
acerca de ella para que la veixfad aparezca clararaente. 

Art. 9.^ Los agentes de Hacienda remitirán estos expddféntes i 
la Administración para que éigan su curso, y aciiiella tlependcncia 
les omnuflicará en su dia la resolución que én cáoa uno recafga. 

Art. 49. Los agentes tendrán deredn) al abono de !a tettera 
parte de todas las multas que ingresen en el Tesoro y hayai/ ridti im<* 
pwstas en f trtud de sus gestionet. 



i 



•14808. 668 

Art. 41; L96 agentes dé Hacienda públto« podrán pedir á h$ 
Aotorídades locales y á las superiores' de la provincia cuantos auxi*« 
líos oeoé^B para los asuntos del servicio, reclamándolos en ei se^' 
goado easo por conducto de la Administración « 

Ari. 49. Llevarán un diario de operaciones en que sumariamente 
aootan por órdén correlativo de fecbas los servidos de que se ocu^ 
pen ; y sin perjuicio de presentarb á la Administración cuantas ye^ 
oes se Íes veolame, lo entregarán en la misma al finalizar el aSo, ó 
antes lá fueren trasladados á otra provincia , autorizando con su 
firma la última Imja. 

Art. 4 3. Además del diario de operaciones á que se refiere el 
articulo anterior , redactarán los agentes á medida que visiten ló|i 
pueblos uña Jiemoríá, en que con separación de materias, consig«* 
nen las dil^eneias que^ayan practicado, las observaciones que m 
ittgiera el examen de los hechos , y cuántas medidas crean cónve-* 
nietites para mejorar la administración de las Rentas pública^. 

Art. 44. Con presencia de estos documentos formarán las Ad-^ 
tointsiracion'es un resumen del resultado que ofrezcan, y Íq remitr-* 
rán ala Dirección general de Contribuciones, la cual manifestai^ al 
Gobierno quiénes sean los agentes que mas se hayan distinguido en 
el deaempeflo de sus funciones , citando los hechos en que funde esta 
hoDorifica mención para que S. M. pueda recompensar á aquellos 
foncíonaribs semm su méritOi 

Di Real órdían lo comunico á V. I. para los efectos correspón^ 
dísales. Bies guarde á V. L muchos años. Madrid 44 de Octubre 
de 1853.=:»Domenech.c::aSr. Director general dé Contribucióhes. 

742. 

6ÜKRRA. 

[16 0miér9iJ¡ Real ^jtden, dtsjMitiéiido que la eenduorfon^ de loa eadafe-^ 
ffs 4t los Geo^falM) lefea'y oáei*leB del Bj^reito y AtmaA* i loa cefcnen- 
tsfi^f, le* tttga en homliroa.de aoldadesi á no ler que laa familiaa {^re- 
fieran el uso de carro fánebfv* 

Bxómo. Sr. t BA Sr. Ministro de la Guerra dice con esta fecha al 
Capitán general de And^lucia Í0 que sigue r ^ 

«La Reina (Q* D. G. } se ha enteraoode la comunicación de V. E. 
de U de Marco ultimo ^ dando cuenta de que habiendo falledido él 
Mortséal de€ampo D. Joaquin Hidalgo Mesmay , y en el momeúto de 
irá nrífioarse él trasporte de su canter en btimbrqs de soldados 
MllíMlPí «orno M preyiwe en ias Ordénaáaas, él Aleridé-éttite^ 



§fiit TERCSk. ccXtuibstrs 

gf/iof i^ esa capital ki'üO ipreseirfe á IT. E. lo evitase , p6r M'coMb^ 
Hrre y práctica que los cadáveres sean coBducidos en caitos fúnebres, 
con abono del importe marcado para estos casos por IjasOrdetmnaas 
del cementerio , cuya observancia cedámaba. Con este motivo ocm- 
^Ita V. E. si los Oficiales generales que fallezcan han de ser condu- 
cidos al cementerio en hombros de soldados , ó han dd serlo j^recísa- 
medite en los carros fúnebres que tengan establecido las Municipali-* 
dades. Enterada S, M. y considerando que no pueden ser obligatorias 
para los militares las Ordenanzas del cetíienterio ele Sevilla , tanto 
porque han sido hechas sin participación de la Autoridad militar y Cas^ 
trense, cuanto porque los militares tienen respecto d6 sos énterra- 
piieptos las disposiciones de la Ordenanza general del Ejército , y h 
Autoridad municipal solo puede exigirles la observancia.de las me^ 
didas de estricta policía urbana , á cuya clase no p^teaece «iertsr- 
inenle la del uso del carro fúnebre, ha venido en dispober S. M. 
como medida general, de conformidad c<mi lo informado.por el Tri- 
jb.nnal supremo de Guerra y^Marina^ que. la conducoion de los cadá- 
veres de los Generales» Jefes y oficiales del Ej^ito y Armada á los 
eementerÍQs, se hagan en hombros ele soldados, y que pov consi- 

fluiente no puede obligarse á las familias á hacer uso de los carros 
únebres, pero que si prefieren la conducoion en el carro, les queda 
la, libertad de hacei-lo, y en este icaso satisfagan su alquiler. i> 

Do Real orden, comunicada por dicho &*. Ministro > to traslado 
hy> ]£. para su conQcimiento y afectos • consiguientes. Dios guarde 
á V-: E. muchos años» Madrid lo de Octubfe de 4853.««B1 Subse- 
cretario, Eduardo Fernandez San Román, *• 

745, 

(GUERRA. 

[i5 lOi;/u¿re.] ^e;il.fSi'deiiyj(eiolKÍei|^a'que lOs.segnndtis.Comaildaiites del 
., Ejercito ha^Q uiD delí hasftm d^ maooo, j. qui^ todos lot Jefas militares 
.. que.lJqveí^ spiabre^ .apuf^ado^ usen en la presilla del nsisnio los fj/tiúat» 
de divisa que distinguen sus empleos efectiv4Ms» 

Excmo. Sr.: ^I Sr. Ministra) de. la Guerjra dice con esta fecha al 
Capitán general de Puertp^Rjco lo 4Me sigue : 
V «He dado cuenta á la Reina. (Q. D. G. ) de la comunicación de 
•9[-^.,de11 de Enero del año proiJLimo • pasado , consumando tí Ids 
agujados Comaipdantes d^ infantería, 4 saanioS Mayares dd- Ultgá^ 
piaf ^ fleben ó np.u^r.ba/ston de nmndo llevando la divisa.^ prí*- 

CQei^()s CpKe^odfinte^,} iwmQ ^íoiUqiq ^broj^ modo d^ ninroarla a 



.914883. S65 

los qu% por- su institálo ó situación osan de sombrero apuntado. 
Considerando <3|ue á pesar de lo prevenido en la^ Ordenanzas gené-^ 
ralea del Ejército y en otras superiores disposiciones , prohibiendo 
el usb del bastón á los Jefes qoe obtengan un grado superior al enn- 
pieo que ejercen^ publicada la Real orden de 46 de Noviembre del 
a&o lUtimO) soprimiéndoise' en todas las armas é instituto» del Ejér^ 
cito el grado de segundo Comandante ^y* estableciéndose en so er- 
tieolb 4/ que los que b sean efectivos continúen usando como basta 
aqui un soló galcm en el morrión á fin de marcar la diferencia entre 
aquel empleo y el de primer Comandante, y en' atención por otra 
parte á que establecida está única divisa que determina el carácter 
de cada alase, el distintivo dé dos galones asignados también á 'los 
segundos Comandantes ha pasado a ser una señal propia de este 
empleQ y no el de un grado superior, ha venida en resolver S. H. 
eoioo medida general , después dé oido el parecer de la Sección de 
Guerra del Consejo Real, que los segundos Comandantes delEjército 
hagan uso del bastón de mando. Y teniendo presente que por Real 
orden de 9 de Enero de 4 850 , se previno que los Jefes del arma de 
Caballería usasen en la presilla del sombrero los galones de divisa 

3ue distinguen sus empleos efectivos, ejs la voluntad de S. M. que 
¡cha medida se haga extensiva á todos los Jefes del Ejército que 
EE>r ^u el£|§e é instituto en que jsíirvan lleven sombrero apuntado, de- 
ieudo los de 4os Cuerpos facultalivos usar los galones del empleo 
efectivo que tengan en su Cuerpo y de ningún modo el del Ejército 
si lo tuviesen superior. » 

. . De Real órdeh , comunicada por diého Sri Ministro , lo traslado 
á V* £. paira éü conécimiento y afectes consiguientes. Dios guárale 
i V. £. muchos años/Bíadrid 45 de.Octubre de 1$5d.<»»^Et«ub8e'^ 
cretaríOi Eduardo Fernandez San Román. 

744. 

, GOBE^NAapN. 

15 Ottuite.] Real ¿rdén, determinando que soló se exijan pasa^rtes e^ 
piiSoles i los extranjeros y caando residiendo en Espaüa qnierab trasla- 
darte de no punto á otrd éel interior ^ j que aun en este caso nó se leí 
pitre d9> ka primitiros. 

La Reina (Q-D. G.), de conformidad con lo propuesto por el 
MijlÍ8leriode;£stado,nse ha dignado mandar: ,• 

4.* ;QuB no se recoja á los extranjero» el pasaporte expedido por 
la Legación ó Consulado de su nacieo; - ' 



MS TiECBfl ooÁTmxsnti 

S»^ Que solo se exija pasaporte eapaik)! ék «xlraiió^ro que re»» 
diendo en España quiera trariadarse de un punto á otro del interior; 
d€A)iefida oonsiderarse oomo residente al extranjero que se halls 
inscrito en la matricula que , de conformidad don lo preTebido en 
¡elReal decreto de 17 de Noviembre de 4^862 , debe Nevarse en k» 
üobiiernos de provincia y en los Consulados de todas lasnaeíoiiss 
e^itranjoras eslwlecidos en España. 

Y 3.* Que aun en el caso de expedirse pasaporte espsfiot al $t» 
tranjerO residente en et Reinó, no se te prive del pasaporte prknitstch 
él oual le servirá tan solo para acreditar su nacionalidad ante la Le- 
•^cií»! y los Consulados de su pais ^ y de ninguna manera pata via* 
;jftr por ^1 interior, á no ser en los dos únicos casos desu «Atibada 
«00 el territorio topaBol^ ó de su salida de él. 
f De Real orden lo comunico á V. S. para los efectos correÉpisn^ 
•dientes. Dios guarde á Y. S. muchos años^ MadrM 4 Si de OcCsd^re 
'de 4893.«9»San Luis.n^Sr. Gobernador de la pt-ovincia del.... 

• ' 745. • '' 

I 

GRACIA Y JÜSTiaA. 

r 
* 

[16 Octtiirti] Roal ¿rdea, dictande varíáa disposieiofies aeerea ác la re» 
dasmon y cmaanraaioü de loa regbiraa de los eacriKatM» ynotarlet* 

Con el fin de evitar los abusos que pueden cometenseon los Iré» 
aistros de los escribanos páblicos, se dispuso en Real orden de 21 
de Oelubre de 4836, y en los artículos 55 y 06 del Reglaiheftto de 
JosJua^dos de primera instancia, que todos loa escribanos y nota» 
rios formasen en principio de cada año un testUnoaio del iadiee de 
su respectivo protocolo , y lo remitieran los Jueces á las Audiencias 
para que allí se archivasen estos importantes documentos y pudiesen 
servir de comprobación de la autenticidad de los originales á que 
se referían. ^ 

La experiencia ha demostrado ta utiiidad de esta medida \ pero 
Uu)bi^ na hecho ver gne au^ pyede perfeccionarse para e vj^. tú- 
^a6|da(}es y:nraudest y que seria 4e coavQniencia; general ^tenaer 
,jq^s pr-udentes pr^uQÍo«es ¿ los.testassenios cerira4oi« oaya sus- 
tracción, falsificación y extravio son hechos qoerde<filgÉi?!tieiipp á 
esta parte ocupan seriamente la atención de nuestros Tribunales. A 
ifioi puesi de dismihuir en cuanto sea dable los abusos que ea tan 
importante materia pueden OMnetersev sin prej|ttitgar empen) Arduái 
i^fteslknMs «pie deben ser resucitas por d*üM*^ oivíl, S« M. sé ha 
dignado dictar las reglas siguieotos: r v . . . «^ . 



MiSMt M? 

4 f IMm las iMtrumeatos pábl¡co# (jue se iredflMsten' m los re- 
gistros de 1o0 escr f tonos ó notar los HetArán une numeFacioft correlA^ 
Uva desde principio á fin dé cada afto < sin que ae pueda interrumptf 
el orden de los números bajo ningún pretexto. 

2/ En los índices de los protocolos se observará la misma nu-* 
meracion que se lleve en los documentos originales , y en todas las 
copias ó traslados se hará constar igualmente el número con que el 
instrumento se distinga en el registix). 

8.' Loa 4esti^oftíoB de Josindicee exptreaadp» se remitirán^ fofl) 
Üageniea de tns iudieneias en la époea y en la forma prevenidas en 
los articules 55 y M del Reglamento de los Juagados de primera 
instancia; y los Regentes, después de haberse cerciorado de que 
vienen en aebfda 'forma, loé harán' archivar b^o su inmediata Ins- 
pección. Del mismo modo Cuidarán de que ^e archiven y conserven 
ton orden y bajo ^ vigilancia inmediata todos los testimonios de 
esta dase remitidos á las Audiencias desde eí aRo de 1836. . . ' 

4.* Todo el qué otorgue un testamento cerrado , piiede , para eVU 
tar su extravio , confiar su custodin personalmente , y no en otra 
forma , á cualquier escribano ó notario que tenga registro público 
donde archivarlo^ reclamando el córapelenle recibo. 

5.* Los escribanos y notarios estarán obligados á conservar loí 
testamentos cerrados que se les entreguen con él mayor cuidado ^ 
sigilo, llevando además en protocolo reservado, destinado et elusi- 
vamente á este objeto , un registro donde anotarán , precisamente de 
su letra, y bajo numeración especial, en la forma antes prevenida, 
el otorgamiento del testamento , con expresión del nombre del tes- 
tador , fecha , testigos , escribano que lo autorice, y dia en que se le 
haya entregado el documento para su custodia. 

6.* Salvo loa casos en que proceda por derecho , no podiin IM 
iscribanos y notarios devolver loíi tcstameotos eerrados a otra per* 
sena que no sea d mismo testador , de quien rec(^(4tt el oportuno 
recibo , que unirán al protocolo, extendiendo en éfla eorresponilíeih 
tenola. 

7.* Del expresado regiétro reservado y notas de devofatíon sé 
formarán también índices Reparados al fin de t;ada aflO, y al prlnci* 
pió del siguiente se reniítirán por conducto del lue^ alRegente res^ 
peetfyotestinionids de ellos, 6 negativos en su caso, bajo cubierta 
cerrada , y c(m la «presión de reservado. 

^} Lm üegeMes fiarán que se consenso estos iestimobtos ' cbili 
todo esmero y sigilo., bajo llave que tendrán siempre en %\x pod^r.' 

fl * Toda Tnrraetílon oto cotnétan los escribanos contrajo preve- 
nido en las reglas preeeaentes , será castigada con stijecion al CÓ^ 
«go penal. 



268 TBRai GOATRWSTU 

De Real orden lo cliso a V. para los eféoto^ oo^siguieotee. 
Dios guarde á V. muchos años. Madrid 1 6 de Octubre de 4 853.»* 
Geroiia.a»$r. Rc^nie de la Audiencia de 

746. 

• GUERRA. 

• ■ < < 

[16 Oeiuiré.] Real ¿rden | dictando reglas aceica de> la eolooaclon eti la 
, escala do alfe'rece». jr aubteciientes;! de l^s ioi^gentoi primero» j oadetei 
, que aicieqdaii i aquella clase eo una misma fecba. . 

• , • 

Excmo. Si:.: El Sr. Ministro de la Guerra dice .con esta fecha al 
Director general de Caballería lo que sigue : 

aHe dado cuenta á la Reina (Q. D. G. ) del expediente instruido 
en este Ministerio con motivo de una comunicación del antecesor 
de y. E. de 4 de Marzo del año último, consultando sobre la colo- 
cación en la escala de alféreces, de los sargentos primeros, cadetes 
y distinguidos que asciendan á aquella clase en una misma feqba. 
Considerando que por Real orden de 22 de Octubre de 1779, se 
Q\imdó que siempre quQ fuesen promovidos á oficiales algunos sar- 

S^ejritos Y cadetes, con despachos de una piisma fecha, se prefiriesen 
^ps primeros para la declaración de antigüedad, y por otra de la 
Jiínta gubernativa del Reino de 23 de Marzo de. 4 809, se previno 

3ue para el ascenso a o^ciales de estas dos clases y la de distinguir 
0^ se observase pn orden de alternativa, tenienao en cuenta que 
psta última disposición fué dictada únicamente para mientras durase 
lá guerra de la Independencia, y por lo tanto su carácter era transí* 
torio.y quedó nula y cesaron sus efectos cuando terminaron aquéllas 
circunstanóias;. habida por otra parte en consideración que l^s dos 
^e^les órdenes, de que se trata no son aplicables en la actualidad 
porque. están diptadas para otras organizaciones diferentes, la Reina 
(0. D. 6.) después de oir el piarecer del Tribunal Supremo de Guerra 
y Marina y Sección de Guerra del Consejo Real, se ha servido re- 
solver como medida general: , ., 
i.^ Lo$ Directores generales de las Armas se atendrán para la 
jcolopacion en la escala de alféreces y. subtenientes » de ]os sargeota^ 
primeros, cadetes y distinguidos que. hayan ascendida basta el d¡4 
en una misma fecha > á lo dispuesto en I^ Real orden de ^^ de Oc- 
tubre de 1779', ; . , 

2/ . Para lo sucesivo se establece el principio de completa igual- 
dad cuando un argento primero y un cadete asciendan á oficiales 
en un mismo día ; en su consecuencia , cuando ocurra el caso á^ quf^ 



el sargento primero y: el ctdete tengan %aai fteba en él empleo y 
destino anterior , sera preferido en antigüedad el dé mas servicios^ 
y si -aun m esto ñieisen iguales ,'ei de máyoi< edad ; pero con la' cir- 
eoBSlanoia de que en la antigüeidad de cadete debe oonfarsé soloMá 
((08 el Baglameató del Colegió marque para los estudios dentro 'dé 
él, sin que por consiguiente puedan servirle lo^ cursos pertlidos.» ^ 
De Real orden, comunicada por dicho Sr. Ministro, lo traslado 
i y. E. para su conocimiento y efectos correspondientes. Dios guar- 
de á V. E. muchos años. Madrid 16 de Octubre de 1853.=» El Sub- 
secretario, Eduardo Fernandez San Román. 



. « . M imá ^ ' 2í 



I • , , , ' - . ■ ' I • '■ • 

GUERRA. 

, ■ 

[17 (htttbre^ Real ¿rdeny hkcienáo varias acltrariokies acerca de la éxea- 
cion de bagajes concedida á los aforadds de Guerrai 

Excmo. Sr.: EliSr. Ministro de la Guerra dice con esta: fecha ál 
Capitán general de Grabada lo ^lie sigue : > • - ^ 

ce He dado cuenta á la Reinaí (Q. D. G.) dé la comüntcacién do^ 
comentada de V^ E; de 28. de Octubre del a^o próximo anterior j en 
la que al propio tiempo que refiero las contestaciones que tuvieroh 
lagar entre su Autoridad y la del Gobernador de esa provincia , eoñ 
motivo de haber obligado él alcalde de Cortes de Baza ál sotdado 
Tomás lorralbo^ reüreklo es dieko pueblo , á satisfacer la derrama 
de bagajes por una iBo}a cabailena menor que poseía , contra lo dis* 
puesto acerca •del particular en diversas Reales órdenes y éiuy et^ 
pecialmente en la de 15 de Manso del citado año; solicita qué se 
aclare el verdadeno sentido de esta última ea la parte relativa al óaso 
de que se trata , en términos que no ofrezca dudas ni dificultades eA 
su aplicación, ni se preste á interpretaciones ^ perjudiciales 'síémpri 
á los aforados dé guerra. Y S. M. enterada t y de conformidad con 
el dictamen del Tribunal Supremo dé Guerra y Marina, se ba dig^- 
nado deokunar : ' 

1.* Que el soldado Tomás Torralbo tiene un derecho incueátíó^ 
nafateá queso le conserve en el goce de la exención completa del 
servicio de bagajes que se le disputa. • .: !» 

Y 2/ .Quappr laipalabra^cobaÚa que contienen las Reales^rdenes 
mencionadas, ciebe entenderse la genérica de céftattend, sea está 
de laespeoie^ue soíiqaícm; y que la frese deusu üao que águei en 
las mismas á a^velU palabra, .no indica qiieila eMá^ríaút^á^ 
servir flo1o:p^ mpii(ar.i,i);aéa8e parh oopiodidfti.y!réereo^«8Íiio>pi(i( 



f09 nmcnt etauniiiBnu 

^D^pl^dFla fm loS' WM 4 cMpacione» propiaü qveatiiiHitar dart» da 
ella i^B^ conyemeote. » 

9e Real órdea, comunicada por diobo Sr. Ministhis io traslido 
i V, S. para w cooocíuiíeoto y efecto^ ooosigaieoles. Dios faavda 
iX, E. mucboa aftos. Madrid 47 de Oolubne de A9BA.nmtl Sóbate 
cretarioi EdaardQ.F/eriiaiideB San Roaiaii. 



< I 



748t 

GOBERNACIÓN. 

[18 Oc/tt^re.] Real ¿rden^ acordanio ceglat para la instrucción de los ex- 
pedientes sobre ejecncion de obras en los edificios de los Gobiernos de 
provincia. 

jSÍQpdo oace^iaría adoptar reglaa fijas y coastanto'eii;^ «xpfr- 
dientes que se instruyan para ia ^cucíob de laa ob#as ^ue suelen 
practicarse en los edificios de los Gobiernos de provincia, á fin de 
i^ue.no. se autoricen sino las absolutaooente índispensaUea, y se' jus- 
tifiquen los gastos en la debida forma, la Reima [Q. D. G.) se ha 
dignado mandar se observen en adcianie las disposioiooes siguientes: 

Prirntíra, No se emprenderá obra alguna en los edificios de los 
Gi^ieroos de provincia sin baber obtenido previamente la autoriza* 
fiion oportuna. 

S^^i^nia. Unioamente en los casos de hundimiento ú otros igual- 
mente imprevistos y perentorios podrás los Gobernadores proceder 
desde luego á ejecutar los reparos do necesidad absoluta y momeno» 
iánea* dando al punto conocimiento al Gobierno para que resuelva 
lo conveniente respecto á la continuación do las obras. 

Terara^ Las que á juicio del Gobierno no tengan el carácter de 
ijurgentes , y se ejecuten sin autorización previa ^ serán satisfechas 
por el que baya dispuesto su ejecución. 

Cuairta. Siempre que se proyecten algunas obras se instruirá 
por los Gobernadores un expedienle en que se hai*á constar: 

4 .* La necesidad de las mismas por medio de un reoonocimión«^ 
to practicado por un arquitecto, 

9I<* La oíase do las quo se proyectan, y el presupuesto detallado 
de su coste. 

. 3/ Las condieioiies facultativas á que s^un el perito habirán de 
ajustarse dichas obras. 

.i»* Las oondioíones administrativas y económicas oue han de 
ebsecvarsé por la Admipistraelon y por el contratista. Kn estas se 
iyar^üMmineal p|á» m^fjm las obras han de principiar y tún^ 



cloir; hs épocas en' que han de hacerse los pagos ; las garantías que 
el contratista ha de presentar ,y las penas en que incurrirá si faltase 
al cumplimiento de lo pactado. 

5.* Si Infl^ obraf (uvifaeq jpor objeto. Qoioear l8$ oSoiiw del 6o« 
bieroo de provincia, y además las dependencias del Consejo, Dipu* 

tactor é cuaIe#qMÍf ra. Qtra« ^^^t^Aid^s por Ql.oBesiipuMto pioviociaV 
II oj^preMtrá tambíM la. parte qw i eaie podrá oaii^t9É,<oyéfad0se 
al efecto á la DípttlaeidD' provineíal» < -^ 

Quinto. Instruido asi el expediente , se remitirá á este Ministe- 
rio para que resuetra respeto á la autorización «déf las obras, y so- 
bre si prooíde ó no que se realioea por medio de subasta , con ar«- 
re^ á k) dispuesto en e! Real deoreto de W1 de Febrero dei I^SOt. ' 

iSfofo. Si iaesfl. procedesote la subasta se dará orden at G^liét'^ 
Bidor pera qae la anuncie en los términoB prevenidos en dhAio Reat 
deorefo; y una vez verificada., remitirá esle el acta del remate pava 
k aprobaíooii superior, 

Silma. Si no hubiese posibilidad de hacer las obras en subasCa; 
ó esta fiisse laneoesaria , los Gobernadores |!Nrocurtirán míe se lle- 
ven infecto por ajuste alzado, sin ^ne exeeda del tipo ufado defr^ 
mtíwneiite. ! 

OWkiw. Para acreditar que las obras eelán arraladas á* los pW 
nos y oondiokmea se jii^otioará un reconocimiento pericial, ddado 
el arquitecto lá: certificación coaveniente. Bstai y el recibid del em««i 
presario ó contratista justificarán definitivamente el pago de la can«^ 
lidad á que hayan ascendido. 

JVaoana. Eb el caso de que las obras «e hayan hedho sin ajuste, 
en vea del recibo antes mencionado a^mpafiapáa i la cefrtlficaolpnr 
htilueataadd porm^r de los gastos, visadas por el arqukecio y 
con el TtdlÁ délos interesados. El recaudador^administradot*, eovr 
vista de Ifcs ouéntas indicadas y con la debida futervenoioif , forma- 
rá la eeneral de lo recibido y gastado, sirviendo de justiflbaoion á 
estas Tas parciales. 

Didmá. Los documentos y las cuentas que $e expresan en las 
dos diaposidones anteriores se remitli*án á eí<te Hlni^tcrto para que 
rscaiga la debida aprobacidn . 

Ite Real orden lo digo á V. S. para su ihleligencia y cumpli- 
miento. Dios guarde á v . B. muchos años. Madrid 1 8 de Octubre 
de 18l3,«^án Luis.««6t*. Gobernador de la provincia do.... 



9T9 nicn OTAnKiiBmB 

749. 

PRESIDENaA DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

., ,1 ■■ ■ ■ ^. 

[íft (keuire,] Retí áecretOp 0loi*gando al Ministro de lá Guem u& «rMi^ 
-to de 1^76|700 ts. como snpleinento ¿ varios eafftulos del presnpuerto 
de este afto , cuya suma se baja de otros capítulos del jáismo* 

« 

Señora: Al üempo de redactarse el presupuesto de gastos : del 
lÜDÍsterio de la Gobernación para el presente año de 4888 se pro^ 
curó apreciar con la exactitud posible el importe de cada seryido; 
pero un examen reciente del estado de los créditos correspondien- 
tes á oada capitulo.ha venido á demostrar que los señalados en unos 
son insuficientes pera cubrir sus obligaciones respectivias, al paso 
que otros ofrecen un sobrante capaz de compensar el déficit de los 
primeros. 

El ensanche dado al personal de Vigilancia y al dé otros servi<« 
cios , el consideraUe aumento de penados en los estaUeeimientos de 
corrección , y el impulso que ha recibido la Imprenta nacional con 
los demás ramos reproductivos , son causas , Señora , que justifican 
aquel exceso de gastos, asi como la. necesidad de recurrir ahora al 
medio legal estableoido para estos casos en el art. 37 de la ley de 
administración y contabilidad de la Hacienda pública. . > 

Por estas razones, el Presidente de vuestro Gonseio de Ministros 
tiene la honra de someter á la aprobación de V. M. , de acuerdo ton 
el mismo Consejo >, el adjunto proyecto de decreto , concediendo al 
Mipisterio de la Gobernación los traspasos de crédito que reclama 
el estado de su presupuesto. ' . 

Madrid 49 de Octubre de 1853.»Señora.«.A L. R. P. de Y. M.>¿» 
El Conde de San Luis. 

REAL DECRETO. 

, En atención á las razones que me ha expuesto el Presidente del 
Consejo de Ministros, de acuerdo con el parecer del laísmo OMisejOi 
vengo en decretar lo siguiente : 
. Articulo 4 ? Se concede al Ministerio de )a Gob^P9cioii< el orédito 
de 1.378,700 rs. como suplemento; 75,000 rs. a] capitub !{ 29^000 
al II; 149,000 al VII; 2,800 al XII; 29,500 al XIV; 57,400 al XVI; 
700,000 al XVII, y 11,000 al XXI de la sección novena; 200,000 al 
XXXVII, y 125,000 al XXXVIll de la sección décimaquinta. 

Art. 2.* A los 1.378,700 rs. , importe de este suplemento, se 
acudirá rebajando 40,000 rs. del capitulo DI ; 242,000 del V ; 60,000 



W.4883. , a73 

del Vni; 50,QOO dal X; i 5,700 del XY; 20,000 dd XVIH; 100,000- 
del XIX; H,000 del XX, y «30,000 del XXIII, todos de la sección 
novena; asi cóm© 330,000 del capítulo XXXV;. 10,000 del XXX VI; 
260,000 del XXXIX; 80,000 del XL, y 30,000 del XU, corres- 
pondienteis á I^ sección décimaquinta. " ■ . 

Asi. 3.J íil Gobierno presentará á las Cortes el oportuno pro- 
yecto de ley para la aprobación de esta medida, conformo al ar-^ 
tículo 27. de la ley' de iO de Febrero de \ 830. 

..' Dado en Palacio á 19 de Octubre de 1853.==^ Está rubricado de 
la Real mano.=El Presidente del Consejo de Ministros, Luis José 
Sartorius. : 

750. 

PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

ri9 Ociulrek] Real deereto, inandaodo qae durante la ausencia del Mar*- 
qnés de Molins se encargue del Ministerio de Marina D. Agustín Este- 
ban G>llantes. 

Vengo en mandar quQ durante la ausencia del Marqués de Mo- 
lins se encargue del Ministerio de Marina D. Agustin Esteban Co— 
liantes , Ministro de Fomento. 

Dado en Palacio á <9 de Octubre de 4 853.= Está rubricado de 
la Bcal mano.'^^El Picsidento del Consejo de Ministros, Luis Jpsé 
Sarlorius. 

75L 

PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

f 19 0€iuhre.] Real decreto | disponiendo que para la formación de las so- 
ciedades anininaas.en la isla dfi Cuba, se ol^serve el adjunto Reglamento, 

Oído el Consejo de Ultramar, y de conformidad con lo que me 
ba expuesto el de Ministros, vpngo en disponer que para la forma- 
ción y régim9n de las sociedades anónimas en la isla de Cuba ^ se 
observo el siguiente Reglamento: 

CAPITULO I. 

J)e las sociedades anónima^ y formalidades con que deben ccnstüuirse. 

Articulo 1 * Serán anónimas aquellas sociedades en que se cree 
un fondo por acciones determinadas con destino á uno ó mas ob^e^ 
Tomo lx. 18 



^4 nicn CÜATHHSSTBB 

tbs, y cttya administración se encargue á manda^rio^ $raoTiUes. Ko 
tendrán por consiguiente estas compañías razón social , ni se desima- 
narán por los nombres de los socios^ sino por el ól^jeto tf ot)}etosá 
que hayan de dedicarse. 
Art. 2.* Estas sociedades sé constituirán por escritura ptiMiea, 

Jue deberá ser aprobada , asi como los Reglamentos, por lia Autorí- 
ad competente ; y en M forma que después se expresará. 

Art. 3.* Será condición precisa de toda sociedad anónima el que 
8C constituya para uno ó mas objetos de utilidad pública', y con un 
capital proporcionado al fin con que se establezca. 

Art. 4.* En las compañías anónimas solo se responderá con é( 
capital y beneficios á ól acumulados, de las obligaciones contraidas 
por la administración en la forma prescrita por los Reglamentos. 

Los socios no se comprometerán en DÍngun caso por mayor suma 
que el importe de sus acciones ; y los que con la sociedad contraten, 
aodo podran dirigirse contra d capital impuesta ú ofrecido ea la 
compañía. 

Art. 5."* Las escrituras de fundación do estas sociedades habrán 
de contener necesariamente : 
* I.' Los nombres, apellidos y vecindad de los otorgantes. 

2.* El domicilio de la compañía. 

3.* El objeto ó ramp de industria ó de comercio á que exclusi- 
Yamente ha de dedicarse. *• 

i.*^ La denominación ó razón comercial que ha de guardar con" 
formidad con el objeto de su formación. 

5.^ £1 plazo fijo de la duración de la compañía, siempre que por 
el carácter do asociación pueda determinarse. 

6."^ El capital social. 

7." El número de acciones nominativas en que ha de dividirse 
dreho (¿pital y cuota de cada una. • 

8.* La forma y p1a;^os en que han de hácér efectivo los^ sbcíos el 
importe de sus j^cciones, 

9i* El rígimfcn administrativo de la compáñíí^. 

1(D. Ln$ iitribociones de su administración. 

41. Las facultades que se reserven & la jqptsi ja;enefa! de accio- 
nistas y época do su convocación , la cual no puede ^dejar de veri- 
ficarse una vez al afio cuando menos. 

42. La formación del fondo ilé merva, con la parte que anual- 
mente ha de separarse con este objeto, y que ha de ascender cuando 
nicnos á un 10 por 400 del capital social en las compañías qúe^ ten- 
can riesgos pendientes, y á un 5 en las demás.. , , 

43. La porción del capitíkl , cuya pérdfcja ha dé indlidr'la díso- 
Tucion de lá coA^eapíü. ^ ^ ... ..i .• . 



U, las épocas en qye hayan áé formaiM y presenlarae fos in- 
réntanos y batanees fque no pueden dejar de^ ieríSc^rse en eáda 
aüoit Y las fbrmalidades con que hayan de r^vtearsc y aprofa^ráe] 
por la lünla da accionistas. 

45. El modo y tiempo en aue deba acordarse la distríboddh dé 
dividendos por la Junta general de accionistas /coa syj6.é$04' al pre^ 
senté decreto. 

46. La desigpacton de las personas qoe hayan de teber la rop^e« 
sentacion de la compañía provisionalmente, y solo par^fasgcstiopes 
necesarias, ba3ta que hallándose constituida , se proceda aFnonibra* 
miento de su administración por b Junta generar de aecronfstas: ' 

Art. 6.* Las sociedades anónimas llevarán precisamente los fi-^ 
bros siguientes r . ' 

<.• El deactai^. ' - 

2.* El de correspondencia. 

3.* El diario, en el cual estafan los inventarios. 

4.* El mayor 6 de cuentas corrientes. '\ 

5.* El de inscripción de acciones. • * 

Todos estos libros se llevarán con las formalidades que' prescri- 
ben tos artículos 40 y 44 del Código de Górperdo, 

Art. 7.* Las acciones de las compañías anónimas piíéden repró-^ 
sentarse para su círculacioa en el comercio por cédulas de crédito» 
revestidas de las formalidades qué establezcan los Reglamentos. 

An* 8* Nop^án emitirse aquellas cédulas por valoi^ pi*oM 
metidos, ni basta que la compañía esté Icgalmente constituida. 

Art. 9.* La propiedad de las accionj^s, ya sean solo inscritas , ya 
representadas por cédulas de crédito , se establecerá poi" un asiento 
numerado en el registro de inscripciones. 

Art.* 40. La trasferencia de las acciones so habk-á dé consígnala 
en el mismo libro , firmándola los interesados , el corredor que ihter- 
venei, y ^1 administrador ó director de In compañía. 

Cuando no estuviese satisfecho el valor integró de la acción, se 
hará constar en el acta de su trasferéocia que el ccdente queda.$ub- 
sidiariaqienie responsable al pago de las cantidades qu^ (alten para 
cubrir el importe de su acción. . " 

Art* 41 . La trasferencia de accionps que se haga contra Iq prc^' 
venido en tos artículos anteriores será incticaz en cuanto á )a com*- 
pañia, salvo los derechos del tenedor para eligir la respnsabitidad' 
de su causante. 

Art. 42. Suscrita que sea la tnitad ^c (as acciones que constítü- 

Jan el capital social, se reunirán Iqs suscritores en Junta general, á 
D de qué ios que no hayan concurrido al otorgamiento de la escrw 
tora de fundación presten su conformidad con los estatutos y Re^a* 



loentoa ; v oob w.^cuerdo qmdarin^pstos defipitiyainente;arr^Iado8. 

Art..Í3. Se formará tpdos los anOis J^aláncQ general ,^en el cual 
se comprenderán cuanta^ dperac¡on9i§ se hubieren practicado duran- 
te el año, Sus resultados, y el estado del acMvo y pasivo de la 
compañía... 

.. Serán eterizados estos balances por los adounistradores bajo su 
responsabilidad directa y personal, aprobados en Junta jgenera] de 
accionistas, y publicados en el periódico pRcial,del pueblo en que 
se.halle establecida la compañía. 

. Art. 14. Los dividendos de beneficios repartibles se acordarán 
en Junta general de. accionistas después de aprobado por ellos oí 
balance,, y no podrán verificarse sii>o de las jUtilidades liquidas y re- 
caudadas, previa la deducción de la parte que haya ¿e aplicarse al 
fondo de reserva. . • ' 

Art. 15. Los Reglamentos comprenderán las disposiciones rela- 
tivas al orden administrativo de la sociedad y al directivo de áus 
operaciones, guardando conformidí^id oon las bases establepidas en 
la escritura. 

_ Art. 16. Cualquiera reforma ó ampliación que .se haga en el con- 
trato de sociedad, deberá .verificarse, con las mismas solemnicVides 
prescritas para celebrarle., 

' . CAPITULÓ IL 

Be la aprebatian^ registro y canslüncianes de las soekdoñes anónifñas. 

^. Art. 17. Habrán de someterse á mi Bical aprobación ^^uejlas 
compañías que tengan por objeto establcQcr Bancos dé omisión, ó 
Óajás subalternas de estos; construir carreteras generales,, canales 
de navegación ¿ caminps de hierro, y las ^ue. pidan un privilegio ex- 
clusivo^ que UQ sea de los de invención o introducción ^ometjdós á, 
las reglas que establece la ley; de la materia. 
,^ !> aprobación de todas las demás sociedades anónimas corres— 
pQndeaí Gobierno superior de la isla. , , . . .' ' . 

,/ jÉn un6y otro caso instruirá este último los expedientes, bien 
para remitirlos por conducto de mi Presidente del Consejo de Minis- 
tros > ^i ^Q tratase de sociedades que necesiten de mi Beal aproba- 
ción,', bien para resolverlos por sí misn¡io., si fuesen de aqj^ellas en 
qué ^sí le. compete. ' '/* 

Art. 18. Al pretender la improbación de una sociedad ao^gnima» 
deben acompañarse á la solipitud los documentos ^gúientes '^ /„ , 
1 .* . La copia original de la escritura de íundacion» \ \ ^ ' 
2.' Copia del Reglamento y del .acta de la Junta en íjije ^queHa 
^ hubiese dik)utid9 y aprobado,,,.., . , , _. ,,. ^íj^.^bni/i oí> ,,,: 



WT1853, 877 

3.* Un estado jurado de las acciones suscritas, 'cuyo número 
ba de componer ]a mitad i lo menos del capital sooíaK / 

Art. 49. Para obtener la aprobación del Gobierno harán las com«* 
pañiasoonétar: - . ^ -.. - 

1.* Si la escritura y Reglamentos están conformes con lo que en 
este decreto y en las leyes no alteradas por él se dispone. ' 
- S."" Si el objetode la sociedad es lícito y de utilidad pública^ 
sin tra^K^ndéncia á monopolizar subsistencias , ú otros artículos de 
primera necesidad. « ' 

3v* Sí el capital prefijado en la escritura de sociedad puede ser 
bastante para el objeto de la empresa. / 

4.* Si está softcientemente asegurada su recaudación. ' * 

5.* Si las épocas establecidas para ios dividendos pasivos de4as 
acciones están combinada^ de manera que lá Caja social se halle 
suficientemente provista para cubrir sus obligaciones. < ! . ; 

6.* Si el régimen administrativo- y directivo de la empi'ésa ofre- 
ce las garantías morales que son indispensables para su crédito, y 
la seguridiid de los intereses de los accionistas y del público. 

7.* Si son exactos los valores en que «e aprdoiaron los bienes 
mueibles é inmuebles que uno ó mas socios hubieren aportado á la 
cctaeipafiía: 

Art. SO. Para esclarecimiento de todos ó algunos de estos he- 
chos, deberá el Gobierno i^uperior de la isla reunir los datos y pe--* 
dir los informes que considere convenientes , sin omitir el del Prior 

3' Góasules del Tribunal de Comercio y Junta de Fotúento , sin dejar 
e oir instructivamente , tratándose de caminos de hierro ó «u pro-^ 
longacion , á la empresa ó empresas inmediatas ó colindantes del 
mismo género de vias, y sin agregar en último trámite el voto ooii- 
snltivo de mi Real Acuerdo; y cuando esté bastante instruido el ex- 
pediente , lo remitirá á mi referido Presidente del Consejo de Minis*- 
' tros , si se tratase de una de las sociedades comprendidas én el pri- 
mer párrafo del art. 47 de este Reglamento, a fin de que puedft 
recaer la Real aprobación , con audiencia del Consejo Real ; pero si 
la compañía fuese de las contenidas en el segundo párrafo del citado 
articulo, se aprobará ó desaprobará por el Gobernador Capitán ge- 
neral, dándome cuenta instructiva de la resolución por el ihismo 
'¿onducto, si sé conformase con el voto del Acuerdo; y Método el 
expediente ,* si aquella ño estuviese confot^ne con el voto. 

Bn el decreto en que se apruebe la sociedad se mandará precio- 
samente poner copia literal del mismo al margen de la oiatmdela 
escritura, y se prevendrá á los interesados que tomen razóit eñ él 
registro , de que tratan los artículos 22 y 290 del Código de Comef-*- 
cío, dentro de quince dias, contados ^esdo que se les dé pof ef es^ 



178 TiECEi ceAtnasTEB 

ortfaano decdbierno testioionio intagito de it easrildm, Ao^^mentos 
y aprobación ; todo lo que se hará oonetar en ol expediento por diU* 
geneia ¡que firmarán los represeniante$ téletgidos por los aecioiiÍ9tas, 
sopeña de que en caso contrario se observará lo dispuesto en el ftf-^ 
lícuio 28 del mismo .Código. 

Art. 21 . Si fuere necesario haoer alguna variación eo la etcriioo 
ra de fundaciofi y R^laroentos para que la sociedad reúna )as con- 
diciones que su laprooacioB requiere, se hará saber á ioa iotofesar*- 
dos ; y si la aceptaren , se procederá A otorgamiento de una nueva 
escriCui^a , ó á introducir en los Reglan)6ato8 las dteracioníes que se 
exijan. 

Art. 22. £1 secretario de la Intendéacia , a cuyo carga esti el 
regisjtro general según lo dispuesto en el art* 23 del Código de Co- 
mercioj dirigirá al Gobierno atestado de hallarse tiiecrita la sociedad 
para unirlo al expisdiente de aprobaoion. 

Art. 23w Aprobada y registrada la sociedad y y existente en Caja 
)a parte del capital que hubiese fijado la Autoridad encargada de la 
aprobación , se reunirán en Junta general los accionistas para elegir 
definitivamente el personal de la administración. 

Esta Junta n asi oooio todas las demás generales ^ podrá ser pre-i- 
sidida por el Gobernador Capitán general ó por persona M afilien 
delegare, y se bai^á constar lo que en ella ao acuerde en el eaipe- 
diente de aprobaoioB , pufalicándosa por tres dia$ canieetilífvas an el 
fieriódico oficial del doinicilio de k compa&ia. . 

De los estatutos , Reglamentas y aprabacíon dl^ h mitísini 80 
rainitirá cepia é Tribunal de Gooieroio. 

CAPITULO IIL 

De ta^ obligaciones mutuas de los socios y de loi ctdministraioret* 

Art. 84. Las aocioroes podrán pedirse per cartas , y tosías pr^Uf 
eir4p obiigadk)» de hac^r efectivo su importe en )a forn^ e^píaeirr 
ida en l^ loscritura de fondacioo. 

l«o^ fundadores de te sooieiM re^pwderáa <le la misfítíeiMi de 
¡a$ SM^scaripoioMa. 

. Art» ^. Ka poN^ráA eicu^irse tes accíoniiStas de satitfMer pw^^ 
Itaaluif at^ ios dividendos pasiyqs que acordare te Admi|Mstf'»QÍ0ii ti(« 
las épocas determinadas por a» Rnf^wento; y m no k) vanAoa^fn 
podra ^fá^v la con^fite entre te waqcion poír te vía de appremo de 
te Ci9^iidad adeudada, oeo los intereses desde el día en que pripc»--- 
:pi0 la obl^acion de pagar,, ó la vwta de su| acoiones al pra^o-091^ 
riente por oaedio da la Junta de Corredores, observándose en te 
iiswslv«nai9 te* fciiMlidaden i^sofie^ 



n 4863. JOfO 

Arl» 916. Los bie^e» muebles ó inmuebles que tíg\m socio apoi^ 
lare á la cpmpañia para que m refundan ea el capital, se apreci»»- 
rán convencíonalmeate entre el interesado y lá Administración de«** 
fioiliva ó por peritos, si asi se pactase^ convirtiéndose su importe 
ea aociones á favor del que hiciese la cesión. 

ArL 27. Éq 1^ 9KÍS(na forma se pi-ocederá con los socios que tras- 
mitan á la compañía lín privilegio de invención, con los que se coo^ 
trataren para |)arestar servicios científicos y artísticos en el concepto 
desocii^ industriales, y con los que se hubiesen ocupado en platf^ 
tear la sociedad. En todos estos casos se graduará también conven-^ 
ciooaioiei^te la suma que en nietálioo haya de abonarse, cubriéndo- 
se en aceiones la cant¿lad acordada. 

Arti 38. Ser^k condición esencial de toda sociedad anóaima la 
di^üibucion de los beneíicios por partes iguales entre las acciones, 
sea cualquiera el número que cada socio tenga. 

No podrá ninguno de estos, á título de fundador, ni por otro 
motivo, reservarse la pro|)i6dad en todo ó parto de la empresa, ni 
tampoco la administración ó gerencia irrevocable. 

Art. 29. Los socios tendrán voz y voto en las Juntas generaleír, 
conforaie á lo que &e establezca en los estatutos y Reglamentos de^ 
laeompamai Nunca: podrn proliibirsc la representación de la m^ujer 
por su marido , del menor por su tutor ó curador , del ausente por 
ütí apoderado general , con la» completa y absoluta gestión de sus 
nef^io0 , de las Gorpotraciones y establecimientos públicos por sus 
iegitimos administradores. 

Fiieiia.de loa casos en que deba tener lugar dicha representación 
legal, kio, podrán ser admitidos en las Juntas generales con el carác^ 
ter de apoderados los que no tengan la personalidad de socios; y 
aunea podrá terifi<^i!se que el accionista reúna por su derecho pro- 
pio y por las representaciones que so le dieren mayor número dé 
i^otcm que el concedido al tenedor del mayor número de aociones. 

Aft* 30< Los apoderados para las Juntas generales podrán cons^ 
tituirse ])or cartas, cuando los poderdantes residan en el lugar dotl» 
dé se neuAan las Juntas; y por peder especial necesariamente- otor- 
gado oan todos los reqw^k» legales cuando residan fuera. 

Art. .31*. No« podráa asstír á las Junifis- generales los socios qoé 
no lo fueren con tres meses de anticipación por lo menos á la o^e-» 
bn^ion de. laJuAta. 

Art. 3S. Ckiando los estatuios no presoribierea algo en contrarío 
lobre la voz y voto de los soeiosea las Juntas generales , se enténv^ 
devé(<{iie solo pueden asistir á ellas con voz y voto los que tengan 
te|M¿nitacion en aocioiies de la compañía por valor de 4 ,600 fíeso^, 
qos pQT^9ddíA fiOO pesos de represeatáciÓQ eeteadráun voto basta 



'880 TERCER dtJÁTRIllSSTRE 

llegará diez, sin admitirse fracciones de voto, y qlie en ningún 
easo podrá exceder el número de votos de uo socio, de die¿, sea 
oual fuere la parte de capital social que represente. 
'. Art. 33. La no asistencia de los socios á las Juntas les privará 
del derecho de contradecir y oponerse á la que se resolvrére por 
-mayoría , siempre que la resolución no sea conti*aria á los estatutos 
•de la sociedad y á este Reglamento. 

Art. 34. Las Juntas generales no podrán declararse constituidas 
-^ra deliberar sin que se halle representada por los concurrentes á 
«ella mas de la mitad del capital social. 

Cuando no se reuniere dicha representación, se hará segunda 
convocatoria con ocho dias de anticipación por lo menos , yoon ex- 
presión del motivo de ella, previniendo que la Junta se constituirá, 
sea cual fuere el número y representación de los socios qoe asistan. 

Art. 35. Los balances y sus comprobantes , asi como los Kbros y 
demás documentos necesarios para el examen de su adniinistrácion 
social, deberán estar á la disposición de Jos socios, para que puedan 
enterarse de todas las operaciones, un mes antes de los días señala^ 
dos para las Juntas generales, y en ellas podrán los accionistas ha- 
cer las observaciones y reclamaciones útiles al interés común qu& 
dicho examen les sugiera, pero sin contravenir á las escrituras, á 
lo» estatutos ni á este Reglamento. 

«Art. 36. Las acciones inscritas eiauel registro serán susceptibles 
de embargo, enajenación y adjudicación á instancia de los acreedo* 
res particulares de los socios. 

En el caso de enajenación ó adjudicación , quedará el oomprador 
ó el adjudicatario subrogado en Jugar del accionista en todos sus 
derechos y obligaciones. , 

. Art. 37". Lo$ socios industriales, de que habla el art. 27, con- 
tratados para prestar á la empresa servicios cientiticos 6 artísticos, 
no podrán ocuparse en ncí»ocios de especie alguna por .su cuenta sin 
que expresamente conste la facultad de hacerlo en la montura ó 
Reglamentos. 

. Art. 38. Los administradores de las sociedades anónimas serán 
amovibles á voluntad de los socios, mediando justas (^üsas, oon-' 
forme á derecho, ó á k> qi)$ sobre la materia sé deitermine en la es- 
critura de sociedad. 

Art. 39. Dentro de los quince dias siguientes al on que se hu-* 
hiere declarado constituida la compañía, acrediUiJrón. ios admiáí^ra* 
dores ante el Gobernador Capitán general. haber hecho el depósito 
de las acciones con que deben garantizar la gerencia; y el dofftK 
monto con que se acredite, se onii^ al expediente de apirobaoioii. 
'. Art. 40. Lod fondos dé las compañías anó^iütías no'podráQ dí$^ 



iSi 4853. t%% 

traerse de la Caja social para negociaciones extrañad al óbji^ta de 
aquellas, y sus administradores no podrán bajo ningún concepto 
hacer p¡ intervenir en negocios relativos al mismo objeto, sí niv fue- 
re por cuenta de la compañía. •» 'i 
La infraceion de esta disposición será siempre (*astigada en los 
administradores con una multa que no baje de 4 ^OOQ pe^os ni exoe^ 
da de 5,000. ' • • » ' í> 
Además serán responsables directamente yriésde luego de cual- 
quiera suma de que dispusieren, contraviniendo á lá prohibicioti 
que les queda impuesta; y las ganancias de los negocios qüe^hícier 
ren, pertenecerán á la sociedad, siendo do cuenta de lo^ mismod 
administradores los quebrantos que puedan experimentarse. * • * 

Art. 4t . Sin embargo de lo dispuesto en el articulo precedente, 
cuando hubiere en Caja cantidades sobrantes , podrán los ádmmis-s- 
tradores aplicarlas al descuento de obligaciones 'cuyo pla2ó no dx-^ 
ceda de noventa dias, si se hallasen garantizadas por dos firmas de 
reconocido crédito ; pero aun en tal caso , si ocurrieren quebrantos, 
será de su cargo indemnizar de ellos á la Caja de la eompañJa. 

Por los préstamos ó descuentos que hicieren fuera del tíftfeO ó 
sin las circunstancias expresadas , les será aplicable la di&pó^idioñ . 
penal derartículo precedente. ' 

Art. 42. La remuneración de los administradores cofií^istirá'ífñ 
un sueldo fijo , en una participación de los bei^eHcios div^isibles , ó 
en una y otra cosa ; pero cualquiera que ella sea, há de <^ohsigtl¿ti1ié 
en los estatutos y Reglamentos. . : ' ^ - 

Art. 43r Es obligación de los administradores cumplir y híKtót 
que se cumpla lo pactado en la escritura y Reglamentos.^ - '' ' *' 

CAPITULO IV. > 

Del término y liquidación de las sociedades janónimas. *' ' 

Art. 44. Se disolverán las sociedades anónima^: • >■ • ' 
4.* Por haber cumplido el término prefijada én el fonlnroto de 
sociedad, ó por haber terminado la empresa que fué objeto espé^ 
cial de su formación. . . ; « ' 

2.* Por haberse perdido todo el capital social ó aquella parte 
que debe señalarse con esto objeto en la escritura. - j.- 

3.' Por no poderse realizar la empresa que motivó la formación 

de la compañía. w • ; 

4.* Por haberse puesto en quiebra la sociedad. ^ • • 

Art. 45. Desde que llegue el caso de la disolución- cfejará W Aá^ 

ministracfOTi de hacer nuevos contratos y obligaciones /y quedarán 

limitadas sus facultades en calidad de liquidadora á péráibfíiiM ti^ 



t8l TERCIE CDÁTIVBRRB 

ditos de la compAñia , y extinguir las obügaciones qoe yayan vea* 
cienda. 

Art. (6. Si hubiere ciHitradiccion á que la Admiaistracioa eon<* 
tinúe, resolverá la Junta general lo que tenga por convenieote; y 
en' el oaso de acordarse la cesación , se procederá por la misma 
Jfunta al nombramiento de dos ó mas liquidadores de dentro ó fuera 
de la compañía. 

.: Arl. 47. I|.a Administración formará, dentro de los quince dias 
inmediatos á la disolución, el inventario y balance del caudal común, 
que popdrá en conocimiento de la Junta general. Si> omitiese hacer- 
l0« podrá establecerse por la misma Junta una intervención que le 
verifique á co^ta de los administradores. 

•Alt. 4&. En el caso de nombrarse liquidadores distintos de la 
Administración ,. conforme al art. 46, se entregará á los nombrados 
el haber de la sociedad por el inventario y balance que se hubtecc 
formadoif otorgando primero fíaos» en la cantidad que fijará la Junta 
qu0 lo6< elija. 

Art. 49. Cualesquiera que sean los Iiquidadoi:es> estarán obligadas 
á formar uiensaalmente un estado de la liquidación, que se publica- 
ri en el |)i3riódico oficial del pueblo en que esté situada la coaipañia. 

Art. 50. La remuneración de los liquidadores se íijdrá por la 
Junta, gi^iieraL 

Art 5íl. Los liquidadores serán responsables á los socios de 
9iHitquier perjuicio que la compañía sufra por fraude ó nagligiencia 
en el cumplimiento de sus deberes, y no podrán hacer transacción 
^ :€if)pnpro^iso sobre los intereses sociales á no haberles oooferidu 
los socios ejkpresamjente esta facultad. 

Art. 52. Luego que el estado de la liquidación lo permita, se 
celebrará Junta general |)ara acordar la división del haber social, 
que será hecha por los liquidadores dentro del término que en 
aquella se señale.* 

Art. 53/ Verificada la división, se convocará oti:a veE la Junta 
gl9Qfmli„q«0^ podrá afirobarla ó desaprobarla , manifestando en este 
úitifm 09»0 los agravios, y acordando los medios de repararlM. 

Los socios que no estuviesen por la aprobación, podrán haeer 
Í0^ iieelamaeionea que creyesen justas dentro de los €|UÍBce diaa^ si- 
guientes á la celebración de la Junta en que se aprobó; y si no uaar 
reoí dfí.e^tQ derecho, se entenderá que se han conformado con las 
operaciones practicadas. • 

Art. 54. Estas reclamaciones se decidirán por jueces arbitros c^ue 
fipmbre^rán kisi partes en los ocho dias siguientes á su presentación; 
y M deteclo de hacer este nombramiento , le hafi de ofieio el IrÜH»- 



i«03. ttS 

Art. S0, £a las Ikiuidaoiones de las sooíedadei; anóaiinas en cpe 
leoga» ioierés los menores , procederán sus tutores y curadores con 
plenitud de facultades como si obraren en negocios profnos , y serán 
validos é irrevocables sin sujeción á ios beneficios de la resttiiicioo 
lodos los actos que otorj^uen y consientan á nombro de dicbos me»«- 
D(ms» sin perjuicio de la responsabilidad que contraigan respecto i 
estos por haber obrado oon dolo ó negligencia culpable. 

jlrt. 56. Ningup aeoto podrá exigir k entrega del haber social 
H^ientras no ge hayan extinguido los créditos pasivos de la compaftie, 
o se deposite su importe , si la entrega no pudiese verificarse al 
oootado. 

Ari. 57. Los socios que hayan hecho préstamos á la oompaftia 
deberán ser satisfechos como acreedores antes de hacerse la distri** 
bocion del haber liquido <iivisible. 

An. 56. Los socios tienen deredio á exigir de tos liquidadores 
cuantas noticias puedan interesarles sobre la liquidación y opera- 
ciones pendientes. 

An. 59. Los libros y palíeles de la sociedad se conservarán bajo 
la responsabilidad de los liquidadores hasta la total liquidación y pago 
de todos los que bajo cualquier titulo sean interesados en su haber. 

Art. 60. Los encargados de la liquidación de sociedades anóni- 
mas tendrán obligación de participar al Gobierno que las aprobó la 
conclusión de aquella , acompañando certificación del acta de la 
Junta general en que haya quedado aprobada, la cual se publicará 
durante tres dias en el periódico oficial de la capital del pueblo en 
que estuviese dmnicíliaua la compañía. 

Art. 64 . Lo deternainado en este Reglamento no tien« efedo r&- 
tfoaotivo, y por eonsíguienle comprenderá solamente á las sooiedtf^ 
das que se totmeu después de su puUicacion. 

Dmq tfn Palacio á 44 de Octubre de 485Su»»lÍ8tá rubricado de 
la Bea) maao.»»El Presidente del Consejo de Ministras, Luis losé 
Sarterius. 

GUERAA. 

[18 Qciulr^] Ecal otaca, resol vjieodf j^íw corresponde i h^ CapitiMS 
generales ^isordar el descuentQ ¿ reteocioa de parte ^e los haber^ d^ 
cuAlquWr Individuo de las clases rollilaresy en todos los casos en ^lae 
proceda dicba medida. 

(xciao. 8r.: EiSr. Ministro de la Guerra 4ice hoy al de la Qo^ 
beraaoion del Reino lo que sigue : 

«He dado cuenta á la Reina (Q. D. G.) de las oootestaeioiiei 



8S4 TERCER CUATRIMESTRE 

habidas entre el Capitán general de Galicia y el Gobernado^ civil 
déla provincia de Oireínse , por haber dispuesto esta última Autori- 
dad,, que ínterin sé le descontaba de sus pagas á D. Manuel Zúñiga 
y Alba, Capitán de Infantería retirado, la cantidad de 248 rs. <|ue 
adeudaba á la Administración militar, cesase el que estaba sufriendo 
por orden de dicho Capitán general, para satisfacor al r^miénto 
Fijo de Ceuta, 6,917 rs. vn. Enterada S. M., y conformándose con 
la expuesto por el Tribunal Supremo de Guerra y Marina, se ha 
^dignado resolver que por el Ministerio del digno* cargo de V. E. 
'se prevenga á los Gobernadores civiles de las provrndas no puedeú 
providenciar por si, como lo ha hecho el de Orense, en los casos 
análogos que ocurran, sjn inferir un desafuero á los individuos de 
las clases pasivas de guerra •, y que deben siempre acudir á los Ca- 
pitanes generales de los distritos, impetrando de ellos las medidas 
que en tales oásos sean necesarias, para que estas sean legales y 
-valedoras.» 

De Real orden, comunicada por dicho Sr. Ministro de la Guerra, 
lo tí^aslado á* V. E. para su conocimiento y efectos correspondientes. 
Dios guarde á V. E. muchos años. Maflrid '19 de Octubre de 1853.:*= 
El SüDsocretario , Eduardo Fernandez San Román. • ' 

753w 

HACIENDA. 

• ' ' ' ' 

{19 Octubre»] Real orden, determinando que sede cabida. en las vacautes 
de Aduaneros ¿ los licenciados del Ejercito j Guardia civil. 

limo. Sr* : La Reina (Q. D. G. ) deseosa de proporcionar á los in- 
dividuos-licenciados del Ejército y Guardia civil-, cuyo conftporla- 
miento haya sido intachable, el premio á que los considera aoreedo* 
fBs, con utilidad al propio tiempo del servicio pdblico, ha tenido á 
bien mandar, de conformidad ton lo propuesto por esa Dirección 
general, que en lo sucesivo, sin perjuicio de lo que dispone el ar- 
ticulo GJ" del Real decreto de .3 de Enero del año ()róximo pasado 
sobre la provisión de las plazas de Aduaneros, se dé cabida en las 

aue resulten vacantes á los referidos licenciados del Ejército y 
uardia civil que tengan buena nota y reúnan las circunstancias de 
saber leer y escribir , y no haber cumplido cuarenta años de eáad, 
se^uñ se dispone en el citado decreto orgánico del Re§guaifdo de 
Aduaneros. 

De orden de S. M. lo digo á V. I. para su inteligencia y efectos 
Goriiespoiidientes. Dios guarde ¿ V; L muchos afios. Madrid 49 de 
Octubre de i8o3.=Domenech.=sSr. Director general dé Aduanas 
y;iaiaDDele8i •' í' •,.<;/•.- 



I ^) 



754. 

GOBERNACIÓN. 



' ^ 



[19 Octubre.] Real decreto , mandando que todas taáSecvetarias de Ayuto^ 
tamiento qne racfin*i» en lo sucesivo/ te piíoTeáD en empleados cenirtes. 

Señora: El deseo do aliviar al Tesoro del gravamen. (jé las cía--, 
sos pasivas I y otras elevadas considoracioncs de moralidad y poU-^ 
tica itupulsaro!) al Gobierjop de V. M. á p!t)()oner á v.upslra soberana 
deliberación el Ueal decido de 2í de Setieinbve próxirpo pasado, 
para,quo los dí\stinos de los ramos no facultativos do las carreras 
civiles se den al ascenso, á ce.-íanLes ú doctores y licenciados en Ad- 
ininistracion. , 

Observado con lodo, rigor osle decreto, quedarán todavía por 
:\lgunos años multitud de personas pertenoci'cnles ú las cipsos pasivas, 
aptas para el desempeño de los negocios púbiicos, ,y i quienes, no 
sea posible colocar en empleos que deban proveerle por el Go'- 
bierno. ' -, 

La necesidad por un lado de apresurar el dia de la completa 
extinción de los cesantes, y por otro la convicción de que la^ Secre- 
tarias de Ayuntan)ioi\ta exi¿^en para su l>uen desepopeño personan 
dotadas de conocimientos especiales en. negocios admini^^trativos 
y de experiencia en su manejo, han inspirado al Ministro. que sus- 
cribe el pensamiento de dt^clarar preferibles para estas plazas á 
los aspirantes en quienes concurra la ;9ircunstanc¡a de haber ser— 
vidü en la Administración activa de] Estado. Én, nada se menoscaban 
por ello las facultades que el art- 89 de la ley orgánica do 3 de 
Enero do '1845 concede á las Corporaciones municipales, Estas se-* 
guirán siempre nombrando á los secretarios, dando Is^ preferencia 
sin embargo á los cesantes de la. Administración cuando hubiere as^ 
pirantes de esta clase, y eligiéndolos l¡bix3m§nte.cnando.naloshaya. 
También para casos gfaves y extraordinarios so les reserv^Ja facul-. 
tad de desechar á aquellos, acudlondoal Go^^ierno, que por n^otivos. 
especiales podrá concederles esta gracia. 

Be ésta manera, Señora i cree el Ministro que suscribe concilia*» 
das las necesidades del Estado y h conveniencia.de los pueblo^, in-*. 
teresados en el fácil y acertado despacho de los. negocios, con la 
facultad que la ley reconoce á lo^ AyunteppiíeAtps. , . 

Fundado én est¿\s razones , el. Ministro que suscribe tiene la. hon- 
rq de someter á Y. M. el adjunto proyecto de decreto. , ! 

Madrid 19 de Octubre de 1 833. ?= Señora .= A L, R. P..d« 
Y. M.=aEl (Jpnde'dQ San Luis. ^ \ ...,,'.:., .. . 



mcn cüATMntni 



REAL DECIETO. 



Atendiendo á las razones expuestas por mi Ministro de la Gober- 
ímtíoQ , yeñfjP' es deúreUir: 

Artículo 4/ Todas las Secretarias de Ayitotamiento que Tacaren 
desde la publicación del presente decreto serán provistas preci- 
samente por las mismas Corporaciones manicipales, en empleados 
cesantes de la Administración activa de cualquiera de las catego- 
rías designadas en el art. f .* de mi Real decreto de 1 8 de Junto de 
4852, 6 en Jueces ó Promotores Bscales también cesantes. 

Art. 2.* Las vacantes que ocurran de dichas Secretarías se 
anunciarán tres veces en el término de un mes en la Gaceta de Ma- 
drid y en el Boletín oficial de la provincia respectiva , á fín de que 
acodan á solicitarlas las personas que aspiren á ellas. 

Art. 3.* Las solicitudes de los aspirantes se presentarán acom- 
pañadas de sus hojas de servicio respectivas, certiGcadas por el 
Subsecretario del Ministerio do que aquellos dependan , y visadas 
por el Gobernador de la provincia á que el Ayuntamiento corres- 
ponda. 

, Árt. 4.* Trascurrido el plazo prefijado en el art. 2.*, se reunirá 
el Ayuntamiento cuya Secretaria trate de proveerse, y abierta te 
sesión se dará cuenta de las solicitudes presentadas, nombrándose 
en seguida una Comisión de concejales que califique la aptitud y el 
mérito de los aspirantes. 

Art. 5.' Ésta Comisión desechará ias solicitudes de los preten- 
dientes que carezcan de las circunstancias determinadas en el ar- 
ticulo 1.*, y calificará el mérito de los restantes, dando cuenta al 
Ayuntamiento en una de las sesiones próximas. 

Art. 6.* El Ayuntamiento podrá nombrar libremente á cualquiera 
de los aspirantes calificados por dicha Comisión. 

Art. 7.* Si trascurrido el raes en que deban presentarse fas soli- 
citudes no acudiere á pretender la vacante ninguno que tenga las 
cualidades designadas en el art. 1 .* , se hará constar esta circunstan- 
cia por medio ae un acuerdo del Ayuntamiento, del cual enviará el 
secretario copia certificada al Gobernador, y entonces la Corpora- 
ción municipal podrá nombrar libremente á cualquiera de los aspi- 
rantes que no tengan dichos requisitos. 

Art. «.• Cuando un Ayuntamiento tuviere algún motivo grave 
para desechar á todos los cesantes que pretendan su Secretaria , sus- 

E^nderá qI nombramiento ¿impetrará de mí, por conducto del Go- 
ernador, la dispensa necesaria para no nombrar por aquella vez á 
ninguno de dichos cesantes. Esta gracia ¿e concederá' Bofamente 



n 1853. Mt 

etaiMlo los motivos alegados y probados fmra sonóKaria faetón níuy 

graves, y previo informe del Gobernador de la proVíncíaJ '" '' ' ' 

Dado en Palacio á 19 de Octubre de 4653.<«B5tá rofiriisfiídb dtf 

h Real mano.»» El Ministro de la Gobernación , L^ts losé Sbriorius.' 



f , 



.. .r' 



755. 

• É 4 

FOMENTO. :. . . 

[19 Octubre.] Real orden, iprotmudo las adjunias lostMecionés para el 
ramplimielito, por los ingenieros Jefes de distrito , del Real decreto dé 
95 de Setiembre de este alio sobre ñrtfodticMn' de efeetas t>mi f erro^ 
earriles. •..'..-'',; 

limo. Sr.: S. M. la Reina (Q.D. G.) «e ha dignado aprébarlas 
adjuntas Instracciones á fin de qoe los iiiji^enioros Jefes de/ dteritb 
den crnnptimiento al Real decreto de S8 do Setiembre óltroMirisolM'O 
¡ntrodoccion de efectos; di<$poniendo ai propio lierqpo i]iieiios f^^ 
los qae ocasionen los libros para llevar las relacioobsiifo aquelfos;' 
se satisfagan con cargo al capitulo XXUI, art. 4? de}'presu|Hiesd(y do 
esté Ministerio. ' . ¡y ' . 

De R^^l órdéo lo digo á V. £. para .su inteligencia: y dTeotós^or^ 
respondientes. Dios guarde á V. E. mochos años. Madrid' 4 9 del Úc^ 
tabre de 4 8S3.:». Agustín E&téban GoUantes. n-Sr. Divec^orfenokil 
de Obras públicas. : :. ^i / - « r 

ínstmcciones dadas á hft ingeniei*o/! Jefet de disfrito pat^ d mmjAtÁ 
miento del fíeal decreto de 23 de Setiembre de 481^3. 

En la Gaceta mímero 1,853 del domingo 2f>deSélíembíré'se \^ 
publicado el Real decreto de 23 del misrno mw'isobre líbtó intrb-^ 
duccion de efeclos para la construcción y explotílcioii de los camiiioS 
de hierro. El objeto do esta soberana disposición brfeffírfr les entor- 
pecimientos y retrasos que hasta el dia han sufrido hs eiiñípresái; 
dejando sin embargo al Ministerio do Hacienda lo* "rfíWlios qe ihter^ 
venh" en las introducciones de efecto^ : es pueí^.preci*; 

1.« Adoptarlas disposiciones que faciliten él cumplímiénte d¿ 
los artículos II y 12 del Real decreto citado/ • ' : ■" '-'• ' j ' ' 

2.' Fijar á las fospecrjones y ¿i fas emprétós el ártíéfr qtie/lialri 

de observar en las rolnciones dt»" efectos y los re^fstf 6k 'qtiíei dcbeh 

llevar las primeras , tanto para la mayor daridírd y'umfljrmíd^d do 

este asunto, conio para descargo de "lá responsabilidad (^é^^ií^rtí 

Deberán por lo tanto observarse las dfspdsidones siguientes ^'^"^ 



988 mCBK CIUTBI1IB8TRI 

v: if' :t Lofi In^otorfis facultativos exigirán *de las empresas da los 
caminos de, hierro (^ue se hallan en curso de ejecución , que en tér- 
va¡ixia de- treinta dias les presenten las dos reiaciones« de que habla 
eji.p^rf^fo segundo del ar^ 3.^ esto es, una general de todos los 
efectos introducidos hasta la fecha del Real decreto , por años ; y la 
otra de los que necesite hasta la total terminación del camino, ó de 
la sección que se encuentra aprobada, en la forma que se establece 
en el adjunto modelo número 1 /, con la única diferencia del enca- 
bezamiento. 

. ^ 2^* Las -eii^ipresas de caminos en explotación presentarán tres 
relí>|5Ío^gs ^n.la w¡sma fqi'ma : la primera, de todos los efectos intro- 
a;i^cÍ4J|o^!ti^^ia;teri;njnaciou.del caipino: la se£;unda, hasta la fecha 
del decreto citado; y la. tercera, de los que necesiten hasta fin del 
presente año. 

.3.' ILo^ Inspectores se cerciorarán de la exactitud de estas rela- 
ciones I por los libros de. las empresas, por los efectos de* almacén 
y J6& nuevos pedidos para la necesidad del camino. Después de es- 
tas indagaciones pasarán á cumplimentar lo prevenido en el articu- 
lo. 4.% . «visando las relaciones y remitiéndolas á este Ministerio como 
eo; elmisiipo articulo. se previene. 

4.' Antes de remitir estos documentos abrirá cada Inspeclonun 
libro foliado (modelo número 3.^ ) en el cual , y en sus páginas de 
la Í2qaiet*dai se copiarán las relaciones generales de que acaba de 
hablari^e , numerando correlativamente todas las partidas que con- 
tengan y poniendo á continuación el informe con que se hayan re- 
mitido á la Dirección general de Obras públicas. Las páginas corres- 
pondieqtes 4 1^ dei*echa, quedarán para observaciones, y en ellas 
se pondrá: 1^ peal orden declarando libres de derechos los efectos de 
la nota , en la forma siguiente : 

, j .^KojTrReal orden de tal se han declarado libres de derechos los 
(íífictQf que; en esta,relacion aparecen con las restricciones ú obser- 
yajcione^ sigMipfltes^í) , (si las hay). 

. . En ^uida, y enfrente de cada partida, cuya introducción haya 
sido nqgada p, modificada en todo ó en parte , se pondrá lo que cor- 
r^sppnda ^un la Real orden. 

5.'' Deberá además ponerse en la página de observaciones, en- 
frente dp (jpda D^rtiiia , el número á que corresponda el de los efec- 
tos que en la relación general aparezcan declarados libres , haciendo 
qojüfstaf 6n.iel mismo lugar cl número ó peso que de estos objetos 
quede aun.WJlegar para el completo del que aparezca en la nota 
genej:al;¡jein ;dL concepto de que la partida á que se refiera oorres- 
pipnda 4í^lgunip?'f^^ los de la nota general, pues en caso contrario 
soIo.^e^e;ppner§9.á su fi-epte, «Esta partida jap es. de libre intro- 



4M8. í: m 

dueoHMi por biforse negada ó no haberse comprendido en la nota 

gienerai*» . . >. -.i > - •. .r ^ • >. 

6/ Gdn esté reg;Í6tro,>en* el cual deben* aparecer dé la ihistüá' 
aumera las notas semestrales dequelhabla el art. 14 del Real de-** 
creto, el In^)eclor puede remitir con la"dei)tda> claridad todas la& 
notas, é HñstrcHronantp Creal necesario al Ministerio de Fomento 
acerca de este* nsunto. Para completar los dalos ¡que este libro debe 
somkiúlrari cnalido'«e' hayan recibido Io9 efectos á f(ue cada una 
deestas notas parciales >ha^ referencia, se pondrá á contiguación de 
eUa la advertencia siguiente : nen^tal diallegaron al puesto los efec^' 
tes «pie aparecen en esta nota, y da ellosse recibieron tcdes ..:..)> 

7.* Para dar cümplimienloal blv\¿ 45 del Real decreto, los Ins— ' 
pedores deben HeVar una nota clara y circunstanciada del mat^rial^ 
que reciban , y. con esté objeto tendrán otro libro, én el que abrirán 
un registró por cargamentos. 

8/ En este r^istro aparecerán los notíibres de los buques y los' 
de sus oapitataes y su procedencia; y: en las páginas de la izquierda* 
se copiará la nota die los efectos que conduzcan con el peso y valoH 
que les está señalado, y ^en las páginas de la derecha el número de; 
la partida á cnie :cor responda de la nota general, ó lá cláusula ((no' 
pueden ^r áamilidos sin derechos por no estar comprendidos en la 
nota general 9, (si «caso no lo estuvieren ). 

9.* A contiiiüacion de esta nota se especificarán los reconoci-' 
míenlos y' pruebas hechas eii^cada clase de objetos y el resultado 
ue hayan dado, deduciendo de él y poniendo por separado la nota 
e lú6 míe se hayan desechado,. con eipresion al margen de cada 
una délas causas que inotivan su no adoiision ; ambos en la misma 
forma quQ las de que se acaba de hablar y expresa el cargamento 
total. En ^stas notáis debe aparecer el peso y valor de cada una de 
las palrttdas, y en^ la de los efectos admitidos el número ó peso de 
ellos que queda por admitir con arreglo á la nota general ó á modi- 
fieaciOBe& que de ellas pudieran haberse hecho. 

40. Si los Inspectores que verifiquen estas pruebas en el interior 
lo bieíesett; como es natural, á medida' que ' los efectos fuesen iie-*> 
guMo del puerto al sitio en oue hayan de depositarse , ejecutarán 
para cada Cargamento parcial todos los asientos de que acaba de 
hablarse, y al completar el porte de cada buque, sacarán un resú*^ 
men eni}ne apsorezcan las dos notas de i que se ha hecho inencion 
para el total cargamento dé la embarcación. Para esto habia de 
exigirse de las empresas , que de ninguna manera involucren. la 
carga de un buque con la de otro cualquiera , sino que las conduz- 
can con entera separación unas de otras. 

44. Si los Inspectores facultativos residiesen en los puertos por 
Tomo lx. 1 9 



£ 



• J > 



tu Tncn ODíifnwnni 

49f4^ faayaaí^ii íntrodticirH los «feotosv las emprnurt dal^iéi tul 

pronto como tengan noticia de la llegada de los buques , pon^ m 
QQnoQÍ(niQnU> da «Kiudllo8Y'c|mfiiies presenoiaráa et dlwpMiKé de ios 
efeeiQ^y 4ÍQiitpro: qof^ lo ei^ d Jefe de Adnami , fir odnidolB.^ ti 
to indioa^eiivfai^ qite.Mnate httelaeion de lo iptnokkKBdd. v. 
, 4%« Én el miamo supuesto da que ios InnieoloreB rúsidab ^ lot 
pue$t09, proeeder^üi oooelwdM liia forinaiiQaddft áel despacho da 
4^({uana, a) exórneary.pi*iiebas'qiie prescribe el tx\iM áAémoft\o< 
dibiendot paraquo puedan v^iboavse estas don laoíUdnái exigíi* qiis 
entJFQ todas las empresaa- (fue arranquen da un .punto , montan á na 
Q)Lpen3as unos aparatos señamos. Darán asimismopario á e^ Ibii»* 
terío^ aoopapañaado la nota dé que habla el art^ 8.* deirretultado del 
ircK^QOoin^ientó y de Jos efectos que deben pagar tos denéebos segUR; 
q1 Art*.43vt^QÍeñ<ÍQ es0eciai cuidado de ciidiplirooii cuanto se raand^ 
'en el art. 15. Para facilitar su ejecución pareoaopnjreBMptQ'aeinant 
de. qve lea if^gaoienos deMinados ú los puertos da Alicatite ^iSantan- 
d0r y Qádiz ú btro .eualquiéL'a poc donde se vppifiaue algüc^* desasí*** 
buree, tengan 1» obligación, si Iq exigiese el Me 'de Aduana, da 
pre9enciar el despaeho para aaígurarse do que lofaeíeotos están fx>aifr 
pireodidos en ¿lis. rtlaoiones genei^ales y evitar la referida relacipn. 
. 13i £u Qtm do qtie. los tnspqctores no se ludian eíi Joa^puertoS) 
los ingenieros que residan daiide se hagan las iaipoptaciotieS'de^fecHt 
toa» deberán presenciar e} despacho , ai lo etige elJefade \ú Adiiá- 
ná» paira a^egtirarfio de qiic los ofiéctos: están «émprandides en:hs- 
re)aQÍaneagfo^'alesy,:vtsai^. ;...>.)/.. ..• 

44- La empüesa á conlffatista dará parte* á'lalaipeDeiqpi ét bi 
mardia de losobjeles <y. puntos en cpie se vaa ¿i^eposHar |iará que 
puedan yeriBoarse las pruebas y darse oonooknieptQ'á esto t|iniita* 
rio. del rQSi(i¿tado, á ün de ouqipiímentar lo& aFUoullia 4 d y 4 fi. 

, Verificadas las pnnebas se formará* la relaeioaí áe Iqs miriEidu^ 
(kis por oargatneiilQ^ espreeándo cl.nenifare det ciapitan y ^\ del 
buque que los ha couduoido, así icoino do las pruebas vapifioadas y 
sti resultado* Esta relapiotí se paf a^á al Mipistepio dq Fdraentd, y «na 
nota de los que se deolaraif . (kseohados, al ^bennadar^da la pro-^ 
vincia dofidc ^e construya el eamiao, y aJ delfmérto porclonde éébs' 
veriikaraB si» salida d adeudo de ios derochqs'Siiq;iiii lo* «dispuesto en 
el;art. 42. . ..';"•.'"•. : • • . . .-" • 

lladrid 48 de Octubre de 4a6a.«=*A|»robada.«^CqHaiil9S; ^ 



I .» 



I ! 



,/l U'. '1 



s i 



S 

-á 



O 

s 



=Mt= 



■»<»3, 




TBICBR ^ mfl^rffíIlBSTEB 



■•^ ■• • ■ •«> 



756. ' - 



GUERRA. 

[20 Octubre,] Real decrclo, declarando i I09 Ca{(^nes ttinerBles de Cu- 
ba , Puerto-Rico y Filipinas , Directores e nsp^ores i||itos de todas las 
Armas c institutos militares de sus respccti* os (^tritos.) 

C ' 

_ f'nnfnrniHnfloinfí ro n l o que mo h a. pro p ue s to «1 
Guerra, y de acuerdo con el Consejo de ^nj^^f^j^ 

tar lo sig u iente : ' 

ArticuloT?* TLos Capitanes generales dé la^islas 
Rico y l'ilipinas quedan declarados Directcres ^ Ins_ 
todas las Armas ó institutos militares existdnteien lo 
respectivos mandos, teniendo por lo tanto fpd ^ las faf jullade^v atri- 
I w Muufsqwg las OlÜllMlUaS y Ry}J¡ i y i imillVy pi ' Vl>m ' lU ^n |arai&)s que 




00 
U^stro de la 
go en decre- 

Cv^, Puerto- 
tolíes natos de 
jeitos de sus 



Tra. 



desempeñan iguales cargos en la Península.- i ir.'' 
Art. 2." En el ejercicio de las funcionqS^ í;Jbern| ti\^s yoa 
nistrátivas que como á tales Directores é (¿pédt^ies le^incpr 

Art. S."" El Ministro de la Guerra quede^eicía^i 
cion del presente decreto. í * Fi 

Dado en Palacio á 20 de Octubre de 1jBS%4=Es1 
la Real mano.=EI Minist ro de la Gu 



dmi- 
mben, 



' .«««pMtfvwi 



GUERRA. 



[20 Octubre,] Real orden, mandando que Ii 

reemplazo ó excedentes de Estados mayor 

xcn e&lá~córtey la trasladen á doce ó mai 



^ilBaresj 
logu^ de 



Excmo. Sr. : El Sr. Ministro de la Gue ra dice a 
Capitán general de Castilla la Nueva lo qu i sitac : 

«La Reina (Q. D. G.) ha tenido á biei reBlver 
oficiales del Ejército en situación de ree npl^o , ó 

Estados,mayores de plaza gue tengan su i senM|lazo 1 

esta corte y sus inmediaciones, la traslaien en el vecisotérn 
de quince dias á doce leguas ío menos de distancia de la mi^jiqi 
y diez en dirección lateral del camino de thierro de IsmMeQte.iife 



%toacion de 
in ét residencia 
liflpliDcia de la 



(Mq fecha al 



ue los Jefi 
exceden t 
residenci 




ftté«pi(lMtiiií(iífíSeíHé dS m§ amm hé ^é' Ms^ítü eñ \» cóHé ó 
pmoim&S^^ ^ ttttó t\títé^Án fijar ^ r^^rttíiá , biéhé's de «u ffrb- 
^am i rntrn eita^mñá , éritferidiéHd¿fí« pat éáá m pMifph, 
hermium , tbimé ó ffari^nté^ ée (fúm áétí^náatí , déMé'nrloTo pi;ó- 
b» me y. É. de mtHoúd éViéMtite ¿ftíe' h. kbMénid dé íá justicia 
(kr Mr ptméh^i&li; p^fd ^ qaé pi^ iHh &é Des exijan dobiimcntos 
(|a9te9M-)gi(ye« g'adids:»' 

.feReál-érdeh , (íoifíiHfífMn p6r' dícfid Sr. Kiní^Vo, !o tráslaaó 
4 V. R.'fiÉf>8 fti etmárUmtóW Wécló^ doiri-éápóndfe^'tóá. Dios guar- 
dé « ¥. E. tt<«éM) «^: MáfArKf W déOctmé de f SSS.-^ fil $út^ 
MSMIrWv ^iÉ#á0 FéniíéNíd<^' S¿n IttytñáiiV 

■■'■ . íá8. . ■'"•■''■ 

DláÉ'CGION ÓEÑEIUi DE CONTRIBUCIONES. 

[í^'ÓktúífeA ¿i^óufar, haciendo varias advertencias á los adminislTado* 
res de CDOtriltíclóú'és' phrd rrgürárizar el repartimiento de los cnpospro- 

Ciündiíxéfídíí i^\ (Mf #0 cféf tfctiiaí la' óhV'ii' bbi^réspbridiente para, 
fcf dlílribficiórf eíítWf/Tt^s' dí^tfilíó^ /riiiíiicrfíalí^s ád esa provincia ^cl, 
cbj» ^ jrf ittísWa'ífcb^ sátl^fáce^" oh ef álíb inméVIiW por cbnlri- 
iteScfc* tWrMíta^íftfv*' d^ííeándo^ faf Dirección tfue én la ejecución rfe, 
este servicio se proceda con la debida niíifórrrtidad , ha créido opor- 
t«WÍá^ép#V. S. laéádSwlí^n'cíassf^Wó^ . .. 

^ }' RpT*típírt*tiriíiíéntd d^ dicho cupo só' Verificara (Von árregjb á ía. » 
rhfUéáSá' ínifptiníWé de cad\\ disfrito* municipítí, bien sea esta la gn.e, 
^^Slfté' dé lá éVíilaaifibA ft)écKa stthl^e ef terreno, por agentes de la 
.MTi«i*s«<'Á?fon ; Wlétf la quip (^(^ lo (^alculb en. viHud del estudio y 
^íi*íÁ''cdni{)arativó'dé íofe aT^H!ft\Vamíentos e. í'nvcslighclones y rec- 
tificaciones de los mismo.^; v* (fe Fbá demá's datos qíie existan en esa 
.«diMhWWfeéteíi , débíeiido fijarjíe á" cada dVjítríW éíji el Reparto que 
íB éfíMfe-tbiJb el éápiteT^ ittipottiWt^' que*ha\>a serVido dé base para. 
^ áMfaiWbírtito d(^* stu f(*st)é¿tiv(V cupo*, ^e2;ún so prcN'íprie en el af-, 
tfcúRí^dr d'é'W éiyeníar.dé* la fiWétélóri general de Cóntríbuciorjes'. 
dti¥étftí dte' S'dte' Sétieihbre de 1 6i8. 

*T Wír* tMó<íyr's? IbíJ Ciipoí^ nulmjíif^^^^^^^^ ó no del, 

máximum establecido, se fijará á cada dfttrilo, él que le correspon- 
da* álTésjWfcWd^tantbTíor* ciento con qu^ jjor térrniñó medio' resultq. 
j^v»te'l*f Tifefáa'gííneiwirt'^^^^ dd la pioV^incia; de suerte que la¡ 
smitede^dteBbá cUttb^ viAigS & prodiicií* óxaiíl^mente únd cahtjd,id. 
i(flllVtfN(fl<^b S lá' mT^ifiá 0^^^^ 



^96 TEHCER 5»Af RDIBSTRB 

3/ Una vez aprob^o el repartimiepta , xiQj {i^drá. pUeranse ^el 
cupo. que. en él se hubiese señalado á cada distríta, jToritiMifttti ipio* 
iivo ni pretexto I ^lu queautes lo consulte V. S. con eaUt Difeoeion 
en los términos que se previene en el art. 40.de .dicba ojrciilfMr. 
'_ . i.* Los aumentos p. deducciones, que, hubiere que hacer «pi dn» 
chos cupos, ya por ^b^r repartido de menos ep.el afio actual; ya 
por alguna indemnización ó rebaja que el Gobierno ó la Dirección 
tengan acordada,, se Segurarán en la siguiente, casilla, explicando por 
nota al final del reparto el motivo de estas s^ciomas y v^begas yiá 
óí^^en en que sp funden, para Qonocimiento 4q, ^qs los Áy^itfa^ 
mientes y de los contribuyentes á quienes itnfiódidtamente ,p|iedao 
interesar. 

5/ El recargo para gastos prpvinciales del año inmediato, que 
importa "... rs. , seigun nota quo obra en esta Di- 
rección pasada al Ministerio de Hacienda por el de la Gobernación, 
se distribuirá entre todos los distritos municipales, tomando por ba- 
se el cupo integro que se Ic^ señale, sin que se reparta mas lu.Uf^ 
nos de la suma expresada , bajo la responsabilidad de:^. S» .,j ,.." 

B.*" A cada distrito municipal deberá señalarse cómo Vecafgppa- 
ra cubrir el déficit de su presupuesto municipal , ó el importe del 
que se le haya concedido por el Gobierno d© esa provincia -y q en su 
defecto el del año actual , con arreglo á lo mandado en el.s^rt. 24; de 
la Kcal Instrucción dé 8 de Junio de 1847 , ó bien el máxjimiun pre- 
fijado , según se previno por la Dirección general al circuí^ la.l^eal 
orden de 14 de. Octubre de 1850. . * , , 

7.* Ninguno dé los señalamientos que se hagan don dicho 6/x po- 
drá exceder, bajo la responsabilidad de Y. S.^ dpL.20 ppr 100 del 
dtipo integro* de cada distrito municipal, á misnqs que por Real ór*- 
don fé halle autorizado expresamente un recargo mayor,' en CHyo 
caso se expresará por nota al final del repartimiento la (echa.de la 
autorización, el importe de este recargo extraordinario, y el añoá 
qué corresponde el déficit á que debe aplicarse.: 

8.* Si en algún pueblo se hubiese repartidq este año,ma$ de lo 
justo por eT recarigo de que se trata , se deducirá el excedo,. á.aieD06 
repartir, del que le corresponda para el añ^ .inmediato; aaí oomo 
deberá adicionarse já este , en su caso, lo que hubierea repartido^ 
mohos por el mismo concepto, haciendo también al fi^al ael repar- 
to general las oportunas aclaraciones para ponocimieoto da lo9 Ayon- 
tániienlos y cpntríbuy entes. ' - .•..•• 

*'9.' El importe de las partidas fallidas y perdoi^, .cuyoí^. espe- 
dientes se hallco terminados á la sazón con arreglo á ínsírufcipftise 
incluirán iguáli¿<enté en dicho reparto con la debida distv(Baion,f9Q- 
gúníéélá prevenido éñ la Real orden de 14 de A^ill ^el^^ji^.pi^iiflW). 



4853. e07 

paaado, bigoelconoepta de qoe las primeras deben odbrirseexckH' 
sivamente por los contríbuyeiities del distrito oranieípaf de «qiie«pn>?* 
cedan, y tos segundos, entre todos los distritos deticfiprovintía á 
prorata del cupo que se les señale para elaño inmediato. Sí ¡laiB cí-h 
tadas partidas , fallidas ó perdones procediesen del aiío antericxr^.se 
expresará asi al final del reparto o se figurará en casílJá sopanda 
para mayor claridad. ; 

40.* Señalándose ya en el repartimiento .general todas las céií^ 
tidades que los contribuyentes de cada distrito han de satisfacer en 
el año inmediato por el cupo principal y sos recargos, no debe Y. S. 
permitir que en ninguno de ellos se. reparta mayor ni menor suma 
de la que por cada concepto se *Ie * hubiere fijado en dicho reparto, 
eiceplo la del recargo para gastos municipales que los Ayuntamien- 
tos podrán redud f á lo que realmente necesiten parar este objeto. 

41.* Habiéndose observado que algunas de las disposiciones con 
((ueisoelen ^circularse los^epartos de (|ae se trata, no están eonfer— 
mes COA la legislación vigente y resoluciones acordadas, por la -su- 
perioridad, encarga á V. S. esta- Dirección que por el mismo éerreo 
60 que circule á los Ayuntamientos el reparto, del cupo provincial 
paraei;añ0 inoaedíato, remita, según está mandado^ cuatro • ejem- 
plares del JMHin oficial ó suplemento que le contenga ;» y un; tanto, 
eú su caso « de las pitevenciones que por separado hubiese hecho ó 
hiciese a dichos Ayuntamientos para la derrama individual. ^ ! 

42/ Aunque está terminante el art. 8.^ de la Reaí orden dé 42" 
de Setiembre del ano próximo pasado, convendrá advertir á los 
AyuntaiBientqs para evitar todo género de dudas ^ que las copias de 
los repartos que han de devolverse á los mismos , deben presentarse 
en papel de oficio, y no en el del sello 4." como muchos k) hicieron' 
equivocadamejQte V en el año próximo paísado^ :i!< ; : < 

43/ A los Ayuntamientos de los pueblos ea qnef la cobranrat' se 
baga 4e su cuenta , ó por recaudadores que usen -recibos de talÓD, 
aese les teigirá, como hasta aquí se les ha exigido , que acompa^ 
Sen á sos. repartos listas cobratorias por ser innecesarias para su' 
objeto , establecido dicho sisteitia de recibos. => ^ » 

Y 4 i.* Al circularse el citado reparto , será conveniente tatíibien; 
recocdar á los Ayuntamientos lo mandado en ú btíj 5? de fa'Keat* 
orden de 9 de Jiutaio prólimo pasado inserta en la Gotetodel 4 i so-* 
bre el estado que deben acompañar á sus repartos, de las fiacas 
exentas déla contribución terrilorial, teniendo V.Sj'presehte por 
SQ parte, lo:que se Je previno sobre el particular en la ciiieuiar do^ 
la DhrtBccion geperal de Ck)ntribüciOBes .directas de i do' AsoátOr cuyo; 
<HimpliinÍ€vato se reen^iiga con esle motivo , y la necesidad éteifav^^ 
mar y n^mítir. á esta. Diimicioh óporlpnamente una notaode las^reeía^ 



sos ntcsK cvAfKinBTU 

mácmim pai l k rf arf e » qtMr m preMTnteo k M A^mimiMffof éM^ 

^bAí' «I iDodélo Mcrokado «n 4 O de Mío de éütf'Mé. 

f . Í)ielf«ctbodeeel8eíircijdar,yd^ <ptf^ 

se aéiiícrte y reeaerda [«r» regotaranr 1o§ f^fHmieMo»' (to IM 

eapoB proirtiMMded y mw recargos^ espeta ki Í)iré<H^í^ lÉpoMM 

alMiO'fto ¥U5íu'' ^ '.- - •• 

Dios guarde á V. S. machos años. Madrid 4Ú áé ÍHt^^l^ dt 
4SB8.«i*¿Pabio ds Cif8eiite9.i*«i8r/ fldMR»iraKlor friiiefiMl de Ita- 
mndo ^Uica^de U pro^ifieia de....v 



• • • ■ I 



750, 






• «. 



. .itigft4)H»,i pÍMti ii'fomaewn de Jm mvtrmriM de la «iWit«aki»faM» baénm» 
,. Ufíj) «offr^ifpiídíaÉte «1 afto de IM4« 

~: Ganiatfrcgilo i^ lo qmi s^ dispotteien> éi( itfi. 4.* de^ la! Iléifl< lAí^MiH 
CMMiid8i3(Vd^ Julio de 1850, y efr el «& dfef ResI déof^ -de S8id0 
Ooldbpé de* MSS « es llegado* el casa de pvoeeder éf k formaeidtf d9 
las matrítnilÉM'/dei Ia<ceiilvibfici<dn iiidwenfil ptfpaf e)< difitf i^eí9áésté 
dNM64^daiido firiilcipio ¿ I4s*ti^ab«^eii A? é&Ha^éttñke íiMe- 
éíiltm Guitas sesáhite^f prev«iieiMe^qé«i taigmá^ f . 6: ki'llMMié* 

fiemi^al leeovdairle ei cutnplimíeiilcr de e^m-^st^M^ ,p t(i qÍ Wii> i<|É 
iütrniir cpnfidnBa de que V: S. se' daéieátk á« sd deti otnp wift» ceü 
tÉdiehí:aoiiiftidhdi.y edo^quatiétie iMftieditad<M«: ^ > ; '{^* 

Si los gremios ó ooteg*^ m<!MmHmé» iiOiv')tA(egtGÍ'4P<k$si|pS 
éitwnMmki* lari lMi|r«cHfilé9*vigefite«»; ^letiieNto'fi^uvali/todb^los 
ijnÜMlríÉlearqii» deboiK «erlo , y si en to caHegerittacMn' dli km «IhUMi^ 
seiffrooede'.o<in.imp«iDciaMarf y jumii^a^ segiiraniento qftfr lá^hMíi>» 
(lidaaififdimi fomnairseides^» <reii^ oxaetUúd qde» <iy é < i p b ¿ dy é 
evitar reclamaciones y ¿tepie dejé» decaer éftoü vob* kH^'Ortb netfiy te 
ppilr6Ha$ efi.acredíteii. A^coii^e^vir'eMd8*rí»olt»do9'é^II*V. S^.ktíi*i- 
f|íinlbddS5éus<opePBCÍ9nc» adoliiiiBtralt^sVtiíMíK^tidl)' pdHa' lad«1lilM 
loat^ sfeNi0ioe' de losi agente» y ahHMlíttr38 de* li MiMnaS' y pitm^U»^ 
pMfiUés^dfe lúeyeo; imporfóncia , mritmipaittiamÍPtes^del 'á^Mé *ti€f IH^ 
Heqienda^públíéb/Enlla «atl*idnla(db la) capi«8d^ piurie^lfei AdinAite^ 
tofcciolijQJencéii mas^direotamieate su infksenda ' para^ e«4Qii^ afaMMf* de» 
parle deikM^daaíficadora^, noifiteándidé^de) MtHi^aqwItotf'cMllH*^' 
lMipliilbsii{É¡a» magDB'M aertfdKtBda'sa'buMaibfe^y'Mif'lé^ 
uitÍ^09mto9Éiioébpámtíba»S^ mf\[ Mfr 



f 

examen detenido y mínueioso que haga Y. S. de las matriculas que 
le remitan los alcaldes de los puéNMi i comparando las clases é in* 
dustrias que comprendan con las que lo hayan sido en las de los 
añc^antetíáres, '(felNenrd^dcrt^*S0 Woc^i^cí^^ qué* puedan ha- 
ber^ comedido ; y de este epi^en- analítico > si ^ practica i?oa^o|#« 
?muentjp.,^puederi j^i^n^QVfÁ y^jé^ ímppríapfes, ^úej í^^^^inini^ 
clon debe procurar por si ^ sin necesíciad de csfúsoCp^^j^fi^fnjfi^ 
contribuyentes, porque estos deben excusarse cuanto sea posible 

fio. I0d» «1 mete de HttcíFO. minBdiaio*^ 
raraíiíir á esta' Aiféeóími el estaám general de: Taloh»- otie • prMlnM 
el art. 27 déla Real Instrucción de 4.* de Julio dei 4ftll9;)i5«¡«ftu 
táadooe)ett'|u raáatbiotí A Jüadtte'^qBe; . a t wnp aña ái^ki niísinaí^ sin 
na»di»diafift«qiiel¿»^(i&8«pr¡iBnr lésiBombnea dv'lasido9<a«iih¡i8iÉl 
Miii9;og afMbM<iSi|/$aatíkbyéBd«)ú9 coniotraa en!<jpDN^ apÉréKCMT «n 
lai priasem los^néeargoai para gaatna prof^inciato ^ y -eñ to btgw i dtt 
laiíqne setbaytiftjreeatf gado' para pastor* nn]«Í6Í})álesC Póceb fUsámM 
eimi^aRitiwÉj'der ibaivitloces. db' eate esladoi obatt-vavá. ks &ir«G(ri0M 
liosli.4(iMl)pnntt> té>hansetevadoílo8'de la oénik^üiHeiaiii iodiwtrial , xi 
h im«Bar:seípiMniietff.qxio:D(». encontsafiáf sino <nrati«ov;para'ápMraídíi 
elceJb ciiit'<íw/\i..S, saidislinga'. . . • ; ' • ^ 

IjiQítttcibacifiit ÍBdaMnBid es anfscqitíbls d« «tínsBntm} l9s^i3MdV 
iwaÉift'i)iiift^iidrabiild?|KW^ iei •T08|)B»;;^n9*pal« eU^s^ 

necesita una enqnisita; ^itat»ria> {itír parterttiorihli AáifhHKstMcrimi 
|W BM |a ttl: .;-yatt«¡^andat;la JMiieBig«roliiiii< dodaite que \ihéAckTao 

iodiapenfliWb'qiié*/K. Sufineuj^witá áÉéo^ duaisnbordiiiariog^efc' dd íl »! » 
9i»qtt;M "ifciti n ai kMiit éei sfe¿»rn¡tay laat dwppsie i— aa 4hfa i6¿M^i<itey 
correspondiendo asi á la confianza que en ellos se ha depositalás^f "^ 
lB.Dnec8mlll^,' ifs^xXoaéú itnai áilrafacteionr imm emmoottitwAr á 
IqI tinpi8a(iasn«)ud^ matf^ ibsiiail^ en iestc^ se^ bAoi; écK y^é^^tifí^ 
iiM Ai>4f9ngii^laraim a»^Br% respMsa(MÍidQdt¿i leal qite »« hmbnií^s^ 

• . M 'MNÍimliifif &sUi mrém cia^á i^u & . á vifi9i41a]'niiiéoQÍoii ^.' ^rm 

4aTlaci2.'ki|mitebM> aMtttDii '.'i'-; - / r •<--/.•' ^' ^'-^i- i^í -'^ >!'< ^^i'/:* 
; MbH WYdkfe:iái Yu StitiiuiflliiiiRiafidai IfanofanAMHi) daidrinbM< d» 

Ciüfife- pi9bifimi;dp^.U ¡•■'1 . • y\ H,;i)< í .. .41 •; -J ' í ' . ^ .-'Aotú 

': r: ■.■•;.-■•( '■.'■...' !•■. :. r. ', jj.i,i{."i •;.!,•;.-., ni>». /' ■♦!; í;' ! -.'^'Of 

, • . - 'i • ff 



»" * 



^0 TIRCBÍK CükTÁlMISnB 

.-■—•i • • .760* 

PRESIDENCIA DEL, CONSEJO DE MiríKláOS. 



. « 

[21 Oitaif^éi.] Real decreto^ suprimiendo la Audiencia de Puerto-Prin- 
' ' ^P® I y disponiendo que su territorio judicial se incorpore al de la preto- 
rkil'd^ lá Ifcbana. 

Señora: Creada la Audiencia pretérial de la Habana; no solo dejó 
dB ser. necesaria lá de pQerU>*Ptincipe , sino 'que ia^coexífatoncia de 
anibas ha ofreeido graves inconvenientes ^ra latóéna adaiiiü6tra«« 
ciop de júáticiai • • i * . ' :• 

: I Ha <»3Jado' de ser necesaria «sta likima Audiencia ^ porque di^« 
niinuidoen extremo el número de sus negocios^ no ka podido con»** 
aervaf'^l de Magistrados suficientes para constituir tm bven Tribunal 
c()ilcigiado, ni será tainpooo oportuno aumentar dicho niiniero- gra-* 
vanao sin utilidad al Erario. Ofrece además esta organización incon- 
venientes graves , tanto por lo que dificulta la unifbrmidad^de la yj" 
rísprudenoia en toda la isla, oorao porque, situada 'kn Audiencia de 
Paerto^'Príncipe á gran distancia de la Autoridad que la ' preside v es 
imposible que sus individuos mantengan con dicha Autoridad lases- 
tféchas yi frecuentes relaciones que recomiendan las leyes de Indias, 
y sonúadispensi^bles para el pronto despaidio de los negocios de go^ 
W^rnoeoL qUe intervienen los Tribunales de Ultramar/ 
X, Fundados en estas' consideracumes:, vark» Capitanes generales 
ojosos del aervieio de V. M. han soUdtado lli supresión de dicha 
ía^ como una de las rdbrmas que mas debian inBnir en la 
adminidracícNi der justicia , y én el bueb gobierna de aqucA ter^ 
rjtorio.- / . ' 

'. tPara aa^^nrap el acierto en medida de tanta importancia, sain^ 
tr«yó por' orden dé Y. M., el oportonO expediente, en el cuál se ha 
oídp el parecer de las Gorpórhciones mas autorizadas y respetables 
del Estado ; y si bien es cierto que algunas de las opinH)ne8 emitidas 
no han ¡sido faafbrableeávla supresión indicada, fundándose en las 
dj^yltadw y dilaciones aneofréceriapava la administración de jns> 
ticia en los juicios de apelación y súplica á cansa de la distancia que 
msdin.entns^ laá poblaciones del oepartamento oriental y la Btabana, 
taadbieil' 16 ea quei, tanto la suprimida Junta revisora de las leyes de 
Indias , como el Consejo Real y otras personal ilustradas y compe- 
tentes, han apoyado aquella medida como de alta conveniencia (Mura 
los intereses puolicos. 

El temor que se ha indicado en los pocos informes contrarios á 
ella ha venido á desaparecer con el tiempo, merced al desarrotbqne 



n HM.f aot; 

es elteiUtiiBaí idtos han tenido: kM ca]iiiii08;de hierro en Ut parte 
oocideatal y ano central de la isla^ y laa lineas de vqx>rés: que po^-fi 
sen eocantkltio contacto loa puntos nías importantes de las ^oóstasi 
oon ]a Habana t haciendo desaparecer laá dtslanóiaÉ;, y prttcunuoidtíi 
comumoaciones nías rápidas^^ frecuentes y eoonikiúcas entre^esHa oa^ 
pital y las poblaciones mas lejanas del departameolo oríelital i qiie > 
entre estas y la ciudad de Puerto-^Principe. ^ 

£q visla de estás «raaonesj cree el Gobiemo- llegado el caao.de 
llevar á efecto la supresión antes indicada^ si bien adopUandoai mi&*: 
mo tiempo las. medidas necesarias para que severifique esta retfior^ 
noa sin perjuicio, ái cuanto sea posible > de los interéées^esiistentes^ 
y 8in ocasionar gastos de íoderanízaciones ú otea especie jqae ioede^ 
rían en daño del seirvkío.núbiiGO. Tales. son v Señora, ios fuAdamen^ 
tos del adjunto proyecto de decreto que. d Consejo de. Ministros tie- 
ne la honra de someter á la aprobación de V. M.. . - . * •. : ; 

Madrid Si de Octubre dé 4853.«*i^ñora.»A L Rj P.^ 
de V. l{.>nEl Presidente del Consejo de Ministros y Ministro de k. 
Gobernación, el Conde de San Luis.«»Bl Ministro de Estado y Ángel 
Calderón de la Barca. »->EI Ministro de Gracia y Justicia i el Manques • 
de Gerona. o» El Ministro de Hacienda, Jadnto Fdix Domeneeh.oat' 
El Ministro de la Guerra , Anselmo Blaser. «» El Minisiro de Fkmientq 
é interino de Marina , Agustin Esteban Collantes. 

BEALDECRKtO. 

. ; • ., . .í . ' • 'I 

Conformándome oon lo que me ha propuesto mi Conseja ideJái-^ 
nisbx», be tenido á bien decretar lo sisuieDle: ' > . i 

Articulo 4 .^ La Audiencia aue resiae en la feiúdad de Santa M8h« 
ría de Puerto-Principe en la isla de Cuba queda suprimida.. 

An. 2.* El territorio judicial de dieha Audiencia se incorpora al 
déla pretorial déla Habana; >.. 

Art» 3.^ Lo&n^^ocios que.se bailen eo la actualidad pendientes 
en la Audiencia de« Puerto-Pf incipé pasarán á la dé la Habana: para' 
que continúen en ella según su estado. 

Art. i.* También se pasarán á la Audiencia de la Habana con la 
s^furidad conveniente al archive y demás papeles de la de Puerto- 
Principe. 

Art. 5.* Los Oidores y el Fiscal de la Audiencia suprimida serán 
preferidos para- su colocación en las vacantes qué ocurran en los Tri* 
baoales de Ultramar. 

^ Art. 6.* Los relatores y agente— Bscal de la* Audiencia chancíltei- 
na de Piierto-Prmpipe,pfisai;án á desempeñar sus cataos en la preto- 
rial deja Habana, y serán distribuidos en, la Sala dé Justicia cpmo., 
mejor convenga á juicio del Real ^cuerdo,. „ ... /!^ , .,. . ^J 



9HI« TEBCBE MinhmsTRB 

•JiÉt 9.^ LtíMDríbuMb idb Cáiáaté doia^AúiliwMMtttildií m 
iaderpontiA igifi.«a áreUna ea la ppétori&lifi& la :iU>«Mi., y iil'fÉbfite* 
tidkyjde^a-ó flo:tBiivaD|le; tfií>comotlo$ ^otíatúdopeuiáB^wÚBmKí^ 
difcto Otídíeiicfe <iei t% BÉ rt »"tWnoiy»vdeBemp€áar^ 
piT adtaíra< Mt oficíoB «tt la de i» üaibaha-^ todos imwgotiok^fiíi^ 
oidpntéa'iM'CeFfiliMrío coqifireiididfi «ea la juridéioevoii de' li pr)nieni 
mientras DO se determine o(ra cosa-.' • 'u'. '^^ * 

• .AK; 8."*! ^ Faf9 Tégoioraarel^enieio , y áfia^ neiolférMÉ^Ie- 
D0iooód0faBíáD|Uií^6(taiisa. lo «pie ootfííimgñ' respooto ¡de la iattt¿po^ 
raoMtt oei^ttiqídeiios-afieícii á'(|ae w r^ieve d-ardeuloaaltriop, e^ 
fpfftiarfriporetiMrideDte de Ui AiMtieaeia; oytemfoá'eMfcyáilMiJfi^ 
Oflffiís de HacusM^a lyi á^ loa intepesadoB , el ofortüiM»^ expedwMe eon 
arra^i^ á ías kstruecioiiieB que sé le comuniearáa. ^ : >* ' ' ' 

- Art; 9.^ • No idefciendd ^bsiptfri en ta Audiencia .pniliiÉi«tal de iá 
Habana mas. que un tolo/ofibio de^<ninqüler i«jiédrador'T«tvo^e'ta« 
sádor'Ue costas , el Présideató dé dicho f ribuaiil , óyeáilo ¿* e^ y á 
laii otc¡iia»'4»ctipeteiite0 de Hacienda ^ ix^e ptx^pMidm ;loa<iiiedfes ¿de 
Ó0W6>^^^ o))órtdDOs para Uerar á afeólo eatd^mduocionV: a^ "tsmoe 
para, ia indemnización que etí sú eaao ocn^mponda a los fuaolodaries 
qoe ííem dweñloB de loa aikrós enajenables y rénuitdaiUea qtta debaa' 
(piedar<suprifn¡dos;^' ' ■ / ■*•• • '•> '-'• ••'••' '' ' 

Art. 40. Igual pi^opueata Jhará dicfae Pfi^deate db laAaiiMida 
de la Habana con respecto á lpj$ ;$fji)}3l^eraos del Juzgado general de 
Bienes de difuntos y á los receptores de 'la subdelegacion de penas 
de'¿6aiaff4 «fü^ébtiitiefon.aa^ '4)ficio6 eif calidad dte tnajaniMes y 
renunciabies , y que debaarauprímii-soien rirtud de teveuniab ée kiíl 
dea, Joii|g0ilos'y ndideiégacioiiea der'^ueUa idase ^ue' Jiaallí khéra 
han existidnea la talada Cubar. ' «j •:•,.' '^ j m 

i Arl; 4 i • ' Oaedan^dénogadás todos ios lUaates deoKtdé , Re^él» Ór- 
denes y demás disposiciones que se opodganíalipreeéate; '*' * > '- 
Dado M Palábwé'SidaOct^brcíde^SSS.cib^flgtiribrtcadd'^^^^ 
lai^almaiiéi^iit^El Freaidanle deí Conigfejo demaiátnisT 'I^tt<i 1^^ 

Sartorius. <. • ' • '< • •' • i:> ü . ::.;i,v>' • 



PRESIDENCIA Dl^L CONSEJO DE MUíJ^TRpS, ! I' 

[ti Oauirej] Baffl^daoreto, dividiendo la.ida>de Cuba^ m^áoi tuim ¿a*, 
.parlamentos y j dictando varias disposiciones para'!<elfC»bi<^ro#< mhÜUVi 
^Htíisg y eiíOii^fl9 d^'U mima* , ¡ • > J ó J/ 

Séftóraí La división aptuaí de la isía áeCuba en tréli:2fépa^--^ 
méntos tiene graves incoñvié^iente3 eóoriíÁicos y éstírát^it^'dé^^ 
mostrados por la experiencia. Para remédrarlbs hm |í(iDJ|!»tt£tÉ^ dlfii¿ 



agre§;aiidb ai tahntario en parte al orieatal , y m pai^ta ni b€«tite>iiláf,i 
«laeflfnkiaikiods'ipiádetm eonadrr^ r ; :: : ^^ i,; 

Silaada iafÁriáipra Aatoridaé did dcfpartaiiierilo ^él ¡ei^irtno^'lá' 
ciiáladidQ PoertOH^ifieipatii» poctia tnahtéier doír lbtf^Ulñértota0^«U^ 
bsharaaa bafraeiiéátai cbmunioaeiMeá cpM k^n'lání MK^paasaMieíé/ 
ni trasmitir las órdenes con la oportunidad conveniente, ni adbd)l{ 
000 la pnaaléBBariieeasartib'á todoa los paotoa da -su lerf^ltiM'io áóndé jiu- 
diara aeunrir algon fteUgro. fisto n6obsl$iiteliafe¡aBl^ndíraíoiiesetf 
bvar da la actual divíshm, y en sbí'eoiidecuencía acordó V:' M. boiw^ 
wvaria;*perO' trasladando Iq capital del' distrito dd'oañtrty á' la 't{u«^ 
dad de Trinidad , saaun aétnvo basta el año 1 849, ^and^éuPu^rÚ^ 
Príaoipa o* gobtaroo mHUoo y militar) y adoptando otras^ átíp&^ 
siciones encaoiinadas a reaoover en io pasible las* diíieiittades^ COpd¿^' 
gváficaa qoa ambaraaaban las prontas y regularen ooMunloaeiónes 
del Jafa «opérkM* del depalHamentoi con ^t snp0ri<>r de la i^a* y ta^^ 
AtfkiridarioaapbaUernas/ -•;'*i 

Esta medÚa ski embaiigo no cumple las rairás del ' Gobíerik^!^ ^r" 
corresponde al sistema de administración que conyieiie adopta i'én^ 
aqiiellaa pasaaittnea impbrtantes , donde és una neóestdad reeonóóMa 
la de simplifloar el mecanismo adminiahtitívo, y oentratizar al mis^' 
mo tíaiiipo Ja aooiot) déla Aotorídad. Tomando^ [^e^, eñ c^nsídaraéipn 
lairazebai mam'iiasiádaa por loa Capitanea generkfes fjtie haiV repin?^' 
seotado á V. M. sobre este asunto, asi como el parecer de hi JünfiT' 
de Generales encargada de proppaW {os medios de defensa de la isla, 
y la opinión de otras Corporaciones ilustradas y competentes, cree 
el Gobierno ladi^pen^blé k*edéo¡r á dbs los tres départaibotltos men- 
cionados, suprimiendo el del centro, y distribuyendo su territorio 
eatraa^ioriaptaly elDooidental. ' : ' :: ' : :: v ^^mí) íi; 

Hé aquí, Señora, la medida que el Consejo de llIlinlsIfoa'ftHie^la 
honra de proponer á V. M. en el adjunto proyecto de decreto. 

Madrid «'de Octubre de 4853::wSeño^tf:-^ iV L' R;'' P. 
de V, M.-*«ei Presfdentd del Consejo dé Miniistros, MihisU 'itW 
Gobarüaeioii , el G^nde deftan Uis.»-EI JiIims)tw>'dé''Eáádbr,' Aá^* 
tsA Caldaroti de la'8at*ca.»El Ministro de Gracia y 3ti8trpi¿,'él' 
Marque defi6rona.«»Bi'llin¡s<ro dé Haeiéiida; JaQihtb F^x Dóme^'- 
iiedi.«-:-BI Hiaisti'o de la Guerra, Anselmo Bfaser; i- jEI Ministro' *i^^ 
PoneMof interino de Marina , Agustín Esteban Gollátítes: - ' 

. REAt DECRETO. -í ' - ' •!;;> 

Cotifoirmándóme con lo que me Ha propuesto nii Coii^JQ 4p^\r,.[ 
njstros , be tenido á bien decretar lo siguiente ; . , ., \^' '[\ 

ArtlGiW'4? Sé supriíoíen el Gobierno y Comandancia general ¿el 



SM: TIBCI& ciMnmiifTu 

dopartaiMiita del oentro> ^9i como la Intendeneia y Giuitaddria' dé 
Hac«B0da de la proYÍncia de Puerto-*PTÍ&cípe en la ida de Coba, 

Art. 3/ Se dividirá esta iela en dos soiqé departamentos, qoB se 
denominarán ; Occidental y Orientcd, cuyas capitales cofatinliarán 
siendo las ciudades de la Habana y Santiago, de Cuba , t su Ibea di- 
visoria los lÍ0iites orientales, de la tenencia de Gobierno de Sanoti^Bs- 

piritus. 

. Art. 3/ Cada uno de dicbos departamentos, será gobernado in-^ 
mediatamente en lo militar y poUtico por un Comandante generel 
gobernador , con dependencia del Capital general , y en lo económico 
por un Intendente de Real Hacienda , que estaiá najo^ Ja. diriBooion 
del Superintendente general delegado de este ramo en toda, la ida, y 
que tendrá Ademáis el carácter y atribuciones da Intendente de Ejer- 
cita cpQ arreglo á las Ordenanzas vigentea 

Axt. 4^* M Superintendente Y oyendo á.las oficinas generalee , me 
propondrá el sistema de administración que deba eátableoerse en 
Puerto-Príncipe para la recaudación de las rentas en aquel lerrttorío, 
sin perjuicio de establecerlo interinamente desde luego, salva mi 
B^l aprobación. 

:Art« 5." Quedan derogados todos los Reales decretos^. Reales ói^ 
denes y demás disposiciones que se opongan al presente. 
. Dado en Plació á 24 de Octubre de 4853.«»Está rubricado de 
la Real maao.««^£l Presidente del Consejo de Ministros, Luie José 
%rtoríus. 

762. 

PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

[21 Oeiuire.] Real decreto, suprimiendo los fueros de Roreo y Cortredi en 
. los dlfminÍ9f de Ultramar. 

• ■ • 

: Sj^ñora : Es qp principio universalmente reconocido ^aB la 
mpltíiudy diversidad.de fueros particulares y privili^iadoa pér- 
turjt^pn la adi^inistracion de justicia , qud)rantan la acción de las le- 
yes, y üiacen imposible la uniformidad de la -jurisprudencia. JBste 
gra^ve.idaño se. I|^. sentido y siente todavía en las provincias de UI-^ 
tr^mi^ y cuyos habitantes « por efecto de los honores y condecora*- 
cienes que los ha prodigado la muniñcencia de nuestros Monaroas, 
viven exentos en gran parte de la Real jurisdicción ordinaria , y 
sujetos á Tribunafes privilegiados. Asi es que, aunque en el año 
de 1 j338 se creó la Audiencia pretorial de la Habana par^ remediar 
los'ábusos qué hacían tan tristemente célebre su (bró« se .conoció 
desjde luego la imposibilidad de extirparlos radicalmeple ,| i)0|^Qvie ^ 



doé vNrIíp ]ft m^Ititadide amados Qspeoiales que embaráisan oon 
«14 ccM^t^Qoias la acciopi. de m justioia^ bacian intefiníiiables los 
pleitos, carecían de correctivo inmediato en sus desaciertos por no 
ten^r ^ Ja ishi sna sapariorea en grado, y no se. sujetaban en sus 
pnxíedimientós ¿ kx.dispvesitQ en las leyes por no alcanzar hasta 
ellos la autocid.ad:rego}adpra de la Audieneia. 

Pero si Ji^iea pueden aun defenderse con ra^^nes mas plausibles 
aue sólidas algunos de estos fueros y sus Juzgados , no tiene justí^ 
ncacion posible la subsistencia de )09 del Bureo y de Correos desde 
que ano y otro fueron suprimidos * en la Península, asi como las* 
Juntas que entendían eq sqs apelaciones. Es, pues, indispensable ha- 
cer cesar desde luego tan extraña anomalía por respeto á los bue- 
DOS ifrincipios de lOifganizacion judicial y por el bien de la adminis- 
tración (|e justicia,. que tai^to baja menester los subditos de Y. M. en 
aqu^p^ I^^QS países. El Cpnsejo de Ministros ha examinado este 
asunto con la atención que merece, y en su consecuencia tiene la 
boara de proponer á Y. M. el adjunto proyecto de decreto. 

Maari42fíde. Octubre de t853.«»SES}ORA.»AL. R. P. de 
V, M.t^SÍ IV0$idenie del Consejo de Ministros y Ministro de la 60-» 
beroacioQ, el Conde de San Luis.»» El Ministro de Estado, Ángel 
CakkfX^P de ta Barca.-*- El Ministro de Gracia y Justicia, el Mar- 
qués de Gerona. ''^Bl Ministro de Hacienda, Jacinto Félix Domo- 
iiecb.«a»El. Ministro de. la Guerra, Anselmo de Blaser.saEl Ministro 

de Fomentó é interino de Marina , Agustín Esteban CoDantes. 

» 

\ . REAL DECRETO. 

De acuerdo oon kxfue roe ha propuesto mi Consejo de Ministrod, 
vengo en decretar lo siguiente : 

Artioulo 4«^ Se suprimen los fuei'os del Bureo y de Correos en 
ios dominios de Ultramar « a» como los Juzgados establecidos para 
los misoios. 

• Ari. ^.* Todos los negocios pendientes en dichos Juzgados por 
razón del fuero personal de los litigantes, pasarán desde luego á los 
iw^a4os q^e cpiresponda , según el domicilio ó fuero que por otro 
concepto puedan disfrutar aquellos. ' 

Arl. 3 * Conocerán de las segundas y terceras instancias en di-> 
dios. negocios las Beales Audiencias, ó en su caso el Tribunal á quien 
competa , según el fuero que disfruten los litigantes y el Juzgado 
que entienda en la primera instancia. 

Art* .4/ Jios. negocios de Correos en que íntervenian los. Juzga- 
dos del' r^mó para el reintegro por la via judicial de las cantidades 
adeudadas al inismo» pasaran en la primera instancia á los de Ha- 
cienda respectivos. 

Tomo ix 80 



, I « ■ • '. . ' 



M6 TKRGIfr^SiiTttkBflni 

• ( An; «.^ 'Lft taita a«p6t^ oMMM%»9li dé qRéífffirft&étíÚ^É^ 
1^ ea Mgimda y tetH^era ¡Bdtttrieia de ios'éf^go^ibb^'^ >#^éttí 
rt' articulo' «fllerfeiv ' • ' '* ' ' " • ' • " '"' "•■ '''*• '^^''^ ' •"'•^"'i 
- Art. 6.^ Qued«nder<%ad<^4osBeate$*aé¿»^ttí^«I^áIé>i^ 
y tteinfe 4í$postdtonea que se opongan af']fyr¿feetttfe. ' ^'' ' »í*'' -^ ,i 
Dado en Palacio á «VdeO(kutrede4888.¿-¿4E^'füb«chltó'« 
la Aeal ««iiO.«=¿»EI Preáidenle det Cotí^ «dé Miriiátró^ i^^T^ 9osé 

SártOriUS.' ,,-.•.. '. ;, .i.... -.h-Kr^iip 

..',-;-♦, . . • ■ 7ltX '■'•"'' '• ••' '*• -"'^n iiiivy. ii\ 

GftACTA T JüffnaA." ••••':';""•"•?' "-'"'- 

(21 Oí:/M¿r¿r.] Rei^l .decreto, maneando 

' 'hayan' obtenido al^na prebenda s^ pi 
dé MI »edy y exteptoatidodé eátir vi^edida ¿ lorseSs ^datMhtic's Üias'áti'^ 
tjcdoi. . • '¡ !• / ." ' ■' " '"'■• "> '"' "í- i- '•' '■ <'í<' "' 

' Teniendo. en c^naidéiiBcion 16 dispuesto éii el ¡cirt'r l0id# úl- 
tíoi« 'Concordato , y deseando Ajar el ^tdidb déviitilbsél éSpHIsf^eA 
árireglo á-la^ expresas pnósorípcroiies del lT«f»n9(i^tK^I^I¡atM^'é<1ti 
yez'<eoil^ las neeesidade« del caito elf las igtésías'Cafldíitrfldií . (|$'«ie^ 
servicio de mi (sitada h&sA capilla v -de coiiferinMad'Cim'ky^r^^üesttf 
por el Ministro de Gracta y Juaticiavdeaeitéi^ette ef^p^iW^ 
Conse jo^de lfimstroB>, venj^en decreiar'to igigtttenié': ^ < '.vjno'! • .; 
Artículo 1 »' Se llevara ,^ debido efecto lo que el art. 4 9 del 
Concordato previene respecto del númoro de prebendados que Due- 
(te iiabef eo inÑ Red <»pilia ;, q|ie4»tido >sdíd ¡ku/ ac^ 4m ^^iiiátt^as 
antiguos en su clase. • j- "i íb^i.»!» ii» crií'»- 

(i ^t. )3/ Hís capeBahesí de iionor ^«e ^m^^'^adEliandlsidl^bii^^n 
alguna prM)€nMk ó beaefielo, y |Mir soir-)n£rtiofiíiariii¿ti¿6tid M<liíllmi 
comprendidos en el caso del articulo anterior, quedan sit]etot$**á^ÍA 
afa^igaeioii general de residir 4>Dbforrne^'to8^«gfa^'Hnoííes*y4e^ 
jee aelfteiiió. •" • . • • . i - i > .•. o. • .-i •.•^lí i- i. :u»^oi 

Art. 3* Los capellanesr de henor qne «étén soJeiOs^^Da tthw^M t' 
disposición tendrán oí término deun tt^ psim p^eslélli^S#M á-iSÑ^Mü^ 
sui prebendas. Pasado este fdaÍ9»v Ic^Dick^e^tio^^w^er^^ átiék^er 
)a doela^aoion do vacantes de \sm fáet^ qn^^'^^étí^^lfí^^iéi^ik 
tomaeibtt do loa ¡opwtünos expedientes cpiióní^^ ^'-'^ 'vtiij.n » 

Art. 4.' Queda vigente el Hefiíl décrewiil* 44^^^^^ K^vi^nflbie 
da 485 fen< cuanto ho se opone ¿ lasdi^sioíoü^'dál^re's^nt^/ 

' Dadi^ en Palacb á Sjl de 0(Hi4)i'edé'4«d3.A^>B^'4r<i¿»féá9b 
de la Aeal biaMi>^£i Mltri^roide Gracia y Jb9(Sa}iis><fé8é^á^K!»6tt« 
y Orozco. -.•/iít><P'>t iOTn»»-:! 



Hyi7f;:«|B-AS53s.?J'MT . 

■ 

HACIENDA. , t-: :. 

' flf^iáMé] . tafear «MeÁV'^ndbUi^' ^-1^^ ^Ue''dMietí'bbéiPt^ié"^lii 

TesorO| cuando se hallcniosi^iiidbi les respBft^as^pnAupMeatcpbj t m ; ím 

-.■;;i -••.' .'ir. ?}• ¡ij '/ilu'- • : •\"'» 'M.;»'\:', 'li; ih.;'].»-;» ■i.- /. V y 

llmft SK: He dadb coeótá á la Bicíiia/ (Q: I). 6). de la ecou^lla 
Í6)ÉsaiBlréoek)B: general Üe 43ide.8elÍ6[nt)£e:ál4tiiio,ieii b qbe ecn 
ffi€li«báiptU6cuhftde6(au90ita(iii5!p^ «feotuaff ¿1 pagto dp jateooaés 
y avm tíaaoiqn (i^ oaoiáeréclíU^dél irisitBrial;4ülTeaárav por haüat^ 
ffi úearapla'elippesuppesto de 4 ¿oS i'q¿k ise^ ¡)afa}a"dada; aplraokui, 
propone las medidas (^\xe en su. concepto- ipiídcfiajo adoplsdi^ae, tiHiAe 
pararesT)lY0n')bB.6aaasocurmdoq db e¿tti> ositunalQsáfiódmfiíIlQd que 
tn Ifl áttcefaivtepüdiertti -preBeotarfisr; én^is vi8lafij>. eQiíaidaramk»;") 
IT'üQof^ la jéeuda deV.i»atoHal:dai.Tbsaito Eatma <)bl%at'ÍQní qUe 
difiere de las ordinarias de los presupuestos de gastos, pori^uo-Tá 
naciendo progresivamente y á pimíflrcion que la Junta de recono- 
címienlo y liquidación de Ja DeUmV atrasada reconoce los créditos 
V expide los n].in(lurpicntos de paso, sin que, Qorrio sucede en 
aquellas , pueda conocerse su entidad dentro del ejercicio de un pre- 

dividuarménte en las relaciohes;^|)U»lgg. ^ /fl^ainaía }'i: ^SSkl ^ 
déla Real orden de 15 do Diciembre de 1851. 

^^•) Q\tó #Jt cppdHQ-^<?Sal^(|q W.Jíi*. B^iGMigwGi^fQft.;(|§^dí>. \^^\ es 
0Mli<»ití¿yaíJi.pM©ite,fl5 (}Jíípí)^ifiioii¡ clpJ'JesQr^,pafa.$xfi¡pgHÍj-:^ 
UlaiQdetD^^i fia^jsfapjwjIcwB iií{l¡s|ji4ííriiente;Ql ífflPOPf^ )jíí*ju^ 

reeí«.*»ftQ¡4<>Si i^abiv»»^»?*,94^.^8.íl W¥^P^ 4íq*íi*PPiWjBSHW4íPs 

y que de no verificarsqT QOft PMí^Mtf|íí4i .^q»íi|¡PÍi|iV,fiflWfl¡eteg f|v« 
íffmpiiWWlwfaí'íloR :^^^íff^P^:R?^!iiw}W^^ fipn.WBfiosfi^lífr <íel Cfé- 

¥ 3! i^m te- inP»W>pad^rReaJ ófld^P # ig :(}fl. J)ic¡eiE|br# 
de 1861 está previsto4Q^«q:dfl,ííf)ul^r^.(^ ej prfl^pHfism gug §q 
Jkjuid^.eJ prf^V^pfe^dpl ffFPW'fSft*«fi»Í3í%'ÍRf^0Rigaf5Jpp, fffspai^n. 

<I<)»:fllipwyB«ftfto q«rcjfiraa, .BÍemP«9^^u«:.fR-Ml^f y*WÍ?ai|ft ^ 
pííríi^«tiífi¡^íÁ^qfltipu3pipB..pf)(lJ^yQf.^sp«fijalpíÍ5^ fi9nfjo.,lq..^ítí !ft 
De^ld^l íppt^síaj.ppr..|ft.fáp. g dp, Agq^ 4p 18pi, ^^ l^ pM«il « 
9atoi?i^.4 GobífffpQi Pifa, incluir epi Jpg ; píifl.8H)Wf ^tfis llfi tfif^ 



' • 



BIS mcn^' critanami 

los intereBes de los billetes. S. M. con presencia de hs oonskie- 
raciones expuestas , y oonforméA^bse con el dictamen de la Direc- 
ción general de Contabilidad de1a Hacienda pública , se ba dignado 

declarar: . 1/ r . •* 

■ '.II. d • 

4 .* Que los pagos que se verifiquen , asi por intereses como por 
lAO^rtízaoiou.dQ locí biltetes; de la lleuda; d^mat^rid, 9aau c^m^ 
jfoeren sm tedws'y .venciaiíentos^ se aptiqueoí ali crepita abierto en 
el presupuesto; conrjentéipftpa I esia obUgaciooJ : v 1 

Y 2.* Que el sobrante de crédito que resulte al acabarse el pre- 
(sépuesto'de ón año; se acumidé al del inmedfaftb tín ei^capítido y 
¡articulo correspondientes t en conftírihldad á ia rq;la 4 i.* «de la Keál 
KMendo 4I& de Diéicmbte de 48^1 ; siendaal mismo tidmfto lavo^ 
luiltad deS. M. qbe estas reglas tengan desde luego aplicacion^i los 
casos consultados por esa Dirección ó cualesquiera otros que de la 
misma Índole bayao podido ocurrir. . 

: De Real órdeñ lo.digo á T. L para su cumplimiento y efectos 
opoiltunos. Dios guarde i VjI. muchos añqs.. Madrid "34 de Octubre 
•dq 4853>. sÁkiacitíky Félili Doineníech. <o»Sr. Kveotor! general >del 
Tesorp. . • ~ » '- '- 









];.' .. , , , DlREqqON^ GENERAL ' DE CONTRIBUCIONES, , 

r21 ' Octubre.]' Circular f' baciendo prevenciones ¡l (os admitiisbradores de 
^Hacienda para la formaéión de los presupaestos de ingresos j ^stos dd 
^'íóndó de pfemlos pira el aüode 1654; * 1 

''"' Bs£a Dirección general hú acordado se sirva V. S; formar el pre- 
puesto de ingresos y gastos del fondo de premios de esa Admi^ 
nistraciqn para el año venidero de 4854, remitiéndolo para el 
dia.S&deNovieiíibreinmédidtp,' sujetándose en úu redacción á las 
formáNdadé» íqM» disponen láís'lnstrucdoi^^ vigenles ,* y teniendo á 
fat'ltísttí además"tes pi*clvenciones queisigúeri: 1 ;- 

-^ 4/' Los vaiotes dé la tK]imríbn(;¡tín industria) de) présenle afi<y, 
COQ el resultado que ofi^czcan las altas y bajas ocurfitfasp' dentro 4¿l 
Misriko ccintíbidá^ ya ó'cálc^ada^ivserVYfah dniaá^eMé díé base 
^ra h rormacíón delp're^poestodéin ' •-'. 

-iiii^ ' EVi é) de fistos ^0^ comprenderán los respectivoa: á' las 
teígiiádionés'p^ifra á^té^iínVéstigtídoi^s de lá' capital, auxiliares ó 
lénkj[k>rci*os é' impr^iónes éxtraordinaritls Idé e^sta conlribttcioii. El 
ftnpoHé deles cantidades qiie deban abonan^' A íes recaudadores 
eeirpretnio'dé paitMáHifallidlsís, al ienoi* de loq^-se' áispone''eii 
bi'Reíd Ji&ti'uceióh' de «' 4]é Sétieintíi^ dé 4«46 y> óitoi^^dé f 



4853¿/.oT aro: 

de Jolióde 484?,' se* aboi^aiiji' (mr separado ppréñria joaüficadbti.y* 
acuerdo de esta Dirección en Io6 . tanótnos <}m M i oomtiáicaráh 
¿ V. Si eporfluoaniente. : * .• i . : , ^ .' • ; < 

3/ Nd ee ^harii señAiamién to alguiíó de personas . para servir lá9 
plazo de iagSBles; auiiiliaiieadtemporenoss pera se .aeorimañará al 
presopoiseto tma nota de los iq/a» sirvan len »]a: aolnaiidad: aquéllas 
phzag^ eoD ' expresión die las* fechas ;de 8li> nombraoUenla,! Autoridad) 
de qoa dimanen y ooncepUirqaenierefican'áV. Sj. fMxr su aptitud y 
moralidad; en* el supuesto de qiíe responsable V/S. ^ kis trabajen» 
de 8Q dependencia^ debera en esta paute anteponer el bien del: ser?*' 
vicio á toda otra consideración. Si éntrelos agentes investígadoces 
<|ae se Imnsiiprímkb. por' Real de¿r8t6 de;44 del adtuali éaconira— 
seV.iS. abonos :ca[iaoes y dignos doi-oottpár lugar c&'esta efaiset 
los comprenderá también en la «üada^nota.y conr.la debida ^xpire^ 
síoo. Iguálmeiite ^orarán en ella, eon' su calificación'^ bs exiliares 
que presten ^s ^rvicios'eh ese provincia 4nñ euMda sealki saliafe^ 
chas por otra sus asigna<9ienes. i ^ 

i.* Cuidará V. S. por ¿UimOt de ceñirse é los : gastos .absoluta^* 
meóte indispensables para el mejor desempeño^ de los trabajos in^. 
hereofes a la administración /ie la contribución industrial y. únicos & 
que debe atenderse con esté fondo , prcNimrando !a< mayor- economiii 
en su importe ; én el concepto de aue la Dirección babirá de dis()0«n 
ner de los sobrantes paira atender !a los gastos de oirás provincias, á 
los de los auxiliares que prestan sus servicios en • ella ^á los abonos 
de los recaudadores y á los gastos imprevistos que j^uedant oóorrir 
dorante el año próximo venidero. . ; / ' 

Dios guarde á V. S. muchos años. Madrid 21 de Octubre 
de 4 853. BB Pablo de Cirueiit^4«arSr. administrador principal de 
Hacienda pública de la provincia de. 



I t 



1 
. . » « .1 ...1 , *'. I ' , 

■766. ■•■! '•• ••••' 


1 


MARINA. ■'■ 


1 

/ 



[ti Oerntrik] fltsl deóreloi eontsediendu £ \aá Capitanes ffenerdesde CabiL 
pQefto^ftieo j FUi^áiii «I mando saperior. ée ,1a Burina destinada a 
•qnellas «das, j las atribucioaes: qne seftalap i ilia Vireyca de Indias 
lai OrdenMiaas generalas de la Arpaada. 



\ * ■ • « 1 ■ ■ « . ■ > ' 



Señora: Si los Capitanea gsner^esi dc) Jas prpvipciasde Ultrarr 
mar ban.de responder de la oonser]ifacÍQn de aquellas impontantisi— 
mas posesiones y del mantenimiento iél prdei^^y ¡dq la 4ranquili4fM(l 

p&blieai^ópmMio m f^ lel ¡Gffi^^ino7^,mpiiiQ«.^ua9ios ^eipoQtos 



La defensa de las provincias ultramarínsidrreHigetáDaqpsailie^lé 

ée tto.fiee|d»>9tt*1an'K»ÍH^az^oo(noi)aiidí^ lf aiiuB M l a Éci tK\dH 

MUnx^ ]ÍAdalBali>{ lÉEente-as m& 9W»ub0íí sdlatJaiAtriorídafirCMe'lq 
éndene: y loiímirioímvifiíeiilrad)t€M^n><ffié fbnerseKJeBCoercb.tldq 
Jlruloridqdef'í^ mf ffor/$ana6')qae8eaD}s«!gÍBteiid<x)e5^!iyTébi«^ 
doff< %u tlinorinspeocictfi ^ í tiao^si "fv^^ 4í sentir y ^^iinqraÉiBlBb tHi 
su idiátfleaoíá te segoftídaá dléé^ierHtom r^ idl .noMrwi'Jc^iQanafe 

- ' iliaMfe|lGiid0n<iiá>eftiqab <k)ffíiefeSHM:I«>AitAad¿fqiiávdibf'4n»- 
ta'^ierloi^iM 4&4ds *Gif|Klanek genonfle», e9)d|0iiigen*4b«K>:lp(A^«B 
MbAiclostqde xitffhfiBi sirio hastaluhb i iítnpedfr^flrífereiitd&ffreffas ¿r^ 
dencté 4B]i|)Midfl6 'xnn^bsile ebjelo^' K^- ciq^onaliDfáte'ihfflofior J3<ide 
Abr<t)idei»»4í , A&dci «idmDrfnrofie48dOvT B«hí^^ 

Para evitar su repelicion, y para.rstiirfaoer i^^neoteidad imu«h 
veüialttiéfete »fmpnoeidti 'áe rrobusteger «la aulsf ¡dad ^dé dds 'Oipifaiaes 
senensles étí QDba):Í^BMn«tp ftico y FHifiihaS|,feI|M{iM8tro «jjaeisiiasliibai 
iÍe'COiifepttaíídiid<«m>iel :>pdreb8r'M tíniíBejfiv'det'MnüstPilsi, 4íeoe*4á 
bmina <de eieTarfádÍBi liHa roiisiderobíiiii ét V. M.- elirdümlo fcto^eolp 
de'C|eiitrel6 , hni d que «e !afl«f)fa :Bdéinát(;<inia nledida dfcimm'ii%Q^ 
lK0i«^<,<Mal:0Sí>]Bftri>ñar<tei<£»€y^ de ; ^Harina. ét^s^Siéidolegailoi' ^éd 
Miim endus rafóridos islas qae «if».Q^8l«!vn|jiifrjsdfroidiv/ii. ^ / 
. ; iMidmd H éi(^ OiAdm^ <de «l^aS.WiSeñQrai^^lki Jk. : Bl P^ 
de V. M. = Agustin Esléban ColIanteL i. / •. ; i.-. h '.v i« .• 

* 

.... •'» í.! ' i ." í , ( 'i. r. 'ii 'nj i'ii « •"• *! 
En vista de lo que me ha expuesto mi Ministro de Marina , de 
conformidad con el parecer de^J|^ Consejo de Ministros, vengo en 
decretar lo siguiente: 

Artículo i.' Los Capitanes* y^dWfíles de Cuba, Puerto Rico y 
Filipinas, D. Juan déla Pezueía, Marqués de la Pezuela; D. Fer— 
fáa&^A^VmoBgi^miBpri^^ ftl latedfftiiVM «Jfo^áS'^fe jK^iwlMOt 

y «^l^roérán {taK ^ airt liítiaMiiÑs^ ^(m á 4os íSnif «> ée. iÉUia»M|alan 
las Ordenanzas generales de 1« ^!!k¥tfédli^ *#ifpta^^ 
en la órdon del Regente del Reino de 43 de Abril de 1841 , \ en 
te •ft<í¿l íefrétti'Ub ííBídft! tóíknt) te^^Ste «880: r ' ^ ^' ' i^' •• ♦"í"'* ^ 
-'-^NSh Y^ Müritos^fb^llá^iAir^éit'íh <(^á laíN- 

tói^Hmte-^0rieWíl Üé'Mttfidl'. •■'"•'• ' ••''•'^-' • •"'' : '"•^■.•"•■•^••n -'«-ín 



qo9 noí 4MidDt$orffidfeti»)eésiBbái»ero ioáro ¡Al raino. 

la Real inaiM>.=»EI Ministro de FomenU) é inbriaaiJbttBrittav AgqM» 



. •! f;l r.M iii» ■. ^-t^ 



/ \< 1 I t 



GÓBÉÍNAttoir. 



M útchcM^élt ^eal 'JÍecretá| ré/brmáó9o la* plan.Vi 4e ja Seci^^taris^ del *(HÍn 



»•', 'i > .•• !•/ 



'/Sííót-^VWs^t^VlHS ¿Wrljlítü éxigé alfeüna? ligeras alleracionos en 
fe ur^itrra^ltítí'hbtüM íte'h «ccretlria del Ministerio de la Goberná-; 
rion/E¿iá'(Jttó^Í€!tíe;íá'hWi'a'd^ prbporiér á' V. M. él Miiiís'tro que 
Suscribe, "sóri fwtdd^sü' experiencia propia y de la/necesídad re^ 
coíifcM'a' dtf fiíéfeé*^Wr el . acierto eii fe§ i'esolíicioncs y abreviar ej 
(teriactiri'B^'lWá'^tíWeWáO^'á^ritó db' ésta dependencia/ Realzaran 
fanfe'«^fetóM'é^%*fé (íühiideracion.de'la^ ^ftoé funcionarios admi- 
nistrativos , Y pnsanchar'cil lo posible la;? atribuciones de los Direc- 
foreí.e^'él pbjcífó' pKiYcFpaí ffe ésta reforrn^, Con el|á quedará ie^ 

^-Ui^j»il iLl'.íb.JL.. '^L-.r-.i^a? ;jr^-- í. L^i..lé'A.LJ% ji^ '.'-?- „* :.• 1 ' 



lurbacioij en la ipi<r¿:fha dé' los pégo(íÍQS. 

tí ÍWfelfo 'q\l(é stíétírtbé tfené^ la honra de sorneler á la aprobacioil 

dq y. M 

' Máfli^fiíííf dé(ifctábi-ede <853.=^Señora,WA f . R; P, f}e t. ]á.;i^f 
El Cood^ de San Luis. . 

. . . ' • • ' : • • . - . • • i 

- >::lft9Ísl»íjdé'k)8ir«dmtKr(|oe<i^ hd el^ptiestiy el jlinistto áb la 

(hHw íiáeioBir; ^ebgo ■ ^ -ttecreiar ; 
Articulo 4.* La Secretaria del Ministerio de la Gq^ernaciot)^ 

compMd0ádBiiteido^ett4eiiefaB»'S^ > j 

Subsecretaría..". ■'^•*- •••' "' •' :'••'"' ' • ' •' '* 

DireccioorigerieraiV d^ 'AditiiiitelMéion looalr ''" ' " 

Dirección general dic^' OgH'reOer. • " 

Dirección general (ii^ fislÚÑedmfleritbá^ {^cAitf^, Bíenellcénda y 
Sanidad, .o.tü bb;,'j U«k'.v.<, '.:* !■ :• " ''«•■••:•.; 

Ordenación general de pa^ói^. 



■; ■ » I á . ..i' 



- • '» . 



1 



S42 TttcBíí cBAlnamsnM 

» 

Art. i2.^ Loi Directores enel Hinisteria dé iaiGabenÉc^ ffH 
zarán unas mismas faadtades y atribuGk)nes< en ioís. ramos^ide sus 
respectivas dependencias. 

Art. 3.' Cada Dirección tendrá á su cargo los a^^iádM'qós se 
)e asignen en virtud de Reales órdenes. 

Art. 4.* La Dirección general dé Correos se compondrá de los 
oficiales y auxiliares de Secretaría que se le asignen en la forma 
ordinaria. 

Art. 6.* Los Directores en el misnio Ministerio tendrán, a<i|^n^ 
délas atribuciones qiie hoy les corresponden^, las ¡sig^iénties: •.' 

Dictar las resoluciones necesarias para la completa instrucción 
de los expedientes, excepto cuando deban expedirse :eq foniiade 
Reales órdenes. Al efecto deberán entenderse oirectan^ente con los 
Gobernadores y Jefes de los establecimientos que dependen d^ ellos. 
Dictar asimismo las disposiciones convenien^ • para llevar á 
efecto la observancia de las órdenes y Reglamentos á^mípistrativos 
en el desempeño de los servicios (especiales encomendados á los 
funcionarios de su ramo, cuando para ello no, sea precisq, CK^larat ni 
interpretar ninguna de dichas disposiciones. ' . ^ 

Nombrar y separar los empleados cuyo . suicido i^o U^goe 
á 6,000 rs. en los establecimientos especiales de su (leppn^^cia, 
solicitando previamente la autorización del Ministro. V. ' 

Suspender de empleo y privar de sueldo á los j&mple^os depen- 
dientes de su Dirección por el tiempo que juzguen cojc^vteni^nte, siem,- 
pre que no exceda de un mes y haya just^ pausa. ; > ! : 

Admitirlas fianzas que deban prestarse por Jos, empleados «o 
páralos servicios que dependan de su Dirección» db^i^yasído en 
todo caso las disposiciones vigentes. * * ¡' / , 

Examinar y rubricar las minutas de las órde^fSi.rplajkjlVási^ los 
negocios de su Dirección. .. ' .. ' .*,' ;►,:./» < 

Art. 6.° Los Subdirectores despacharán por si mismos los nego- 
ciados que se les designen , y sustituirán además al Director respeo* 
tivo en sus ausencias y enfermedades. 

, ^ Art. 7.* A falta de oficiales podrán ser.idesempeiíádQSlQBttteo-' 
ciados de las Direcciones por los au^iliarefi ique deaigne « iebfl upio * 
cretarioM - ••..• •-.!.! *í ''{u-ln/ 

Art. 8.* Los empleados de. ftota de.e^to Sebrelana 8ehfa»:;f<;< • 
ün Subsecretario con el sueldo de 50,000 rs.. ;. ivr' 

Tres Directores generales con el de'6iO,000;ctdft>ttttiü' • - U 
Un Ordenador de pagos con el .de^O>,(¡Í0QL} Ir.v ^ ' «'• . \ d 
Tres Subdirectores con el de 40,000. KJada (mo«: ». ao'n>-..<T 
Cuatro oficiales primeros con el de 35,000 cada uno. .bnhl'it; 
Cuatro segundos con el de 32i000«. < y^ ^ . ft- 1- moí itu^j^rO 



* 



M4863. 348 

Coatro (ei*ceros con el de 30,000. 

Cuatro cuartos con el de 26,000. 

Y el número de auiiltares , aspirantes y demás empleados que 
se determinen por Reales órdenes. 

Ar(. 9/ Quedan derogados mis dos Reales decretos de 40 de Jü-> 
lio úUíaio én cuanto se opongan al presente. 

Dado en Palacio á 24 de Octubre de 1853.==» Está rubricado de 
h Real mano.<MBI Ministro de la Gobernación, Luis José Sartorius. 

768. 

GOBERNACIÓN. 

r 

[SI Oeiuire,] Real ¿rdeoí resolviendo que la AdmiDistracion' militar y 1% 
de bienes del Clero deben contribuir á los gastos de empedrados de las 
ciUeS| eo idénticos térmicos qne los propietarios particulares. 

Por el Ministerio de la Gobernación del Reino , con fecha 21 dé 
Octubre último , se ha. comunicado al de mi cargo de Real orden lo 
siguiente: 

«Excmo. Sr. : El Sr. Ministro de la Gobernación dice con esta fé-^ 
cha al Gobernador de la provincia de Granada lo que sigue: , 

Vista la exposición del Presidente del Ayuntamiento de esa ca- 
pital que V. S. remitió en 12 de Julio de 4852; oido el Ministerio de 
la Guerra , y de acuerdo con lo manifestado por el de Gracia y Jus- 
ticia, la Rema (Q. D. G.] ha tenido á bien declarar que la Admi« 
nistracion militar y la de bienes del Clero deben contribuir á tos 
gastos de empedrados de calles , de la misma manera y en idénticos 
* términos que según costumbre de esa ciudad contribuyen los pro-^ 
píetaríos particulares al indicado objeto por los edificios que cada 
cual posee: y cuando oficinas militares y civiles ocupen un mismo 
edificio propio ó cedido por el Estado , se distribuii-a entre ambas 
Administraciones á prdrata la cantidad que hubiese correspondido, 
como propone el Ministerio de la Guerra respecto al ex-éonventó de 
San Francisco, en el que existo la Administración do Correos, ade«^ 
más de la parte militar. » 

De la propia R^^al orden, comunicada por el Sr. Ministro de Gra- 
cia y Justicia , lo digo á V. S. para los fmes oportunos. Dio^ guarde 
á V. S. muchos años. Madrid 19 de Diciembre de 1 853. »»E1 Subse- 
cretario , Rafael Ramírez de Are1lano.:=»Sr. Ordenador jgederal de 
pagos. 







SIS TERCB&} MiInmsTEi 

•^•'1» .-v! .. M<j'ij- :. M !• / '* HACIENDA .'' • í '"• ■•!' •/! •:'"• i 1 ' ' 

[^ (^/fc^i^e^ Real (>rckn> «Iccfcirawlo no sujeAos ^ lá opem<íyn íc salarie, 
pero SI a la ael precinto^ toda clase de tejidos' y árfí'culos delibaw d^ 
Cl\ina, DTOcedeotes d^, ÍFilipioa^ , que se pr^septén en* ÍJ^i Anúaroaá.'*' * 

instruido por la Aduana de Huelva con motivo de la detención ve- 
r¡6cada en la misma de una partirid ^c 40 pañuelos de espumilla de 
la India, presentados por Juan Saiitlfes, con guia de la Aduana de 
Sevilla , por carecer de los sell03 prevenidos en el Real decreto de 14 
de Junio de 1850, y que manda' esa Dírtíccion devolver al interesa- 
do porque la falta procedia de haber comprendido las Aduanas de 
^%VSéS;iir¿;^ú^^^^ dQ 2S' de* F(*fi?i;á\íl¿ .<8t5l , U^ 

éfeptuando de ¿qu^Í céquIsilQ á los tejidos y.efectosydcrtódos^atí.Cbi- 
na , comprendía tambicn a lOs pañuelos de espumilla. Ln \isla de 

e*t^dufJfli,iy,iQonsi<íera|id^ dj^spo^cipn^ .4jc}ftíí^. PJW 9^'^ 

Pjírecic^n.eftj.o.fíe Dicijenibre4e 1í{üO.^,.qflníiríMdas v()r. Fp^pliifaí^ 
m'inislerial de 9 de Enero de Í8o1 , acerca del modo como, (}ebiu 
g]fpc^d(?rsc jal ¿Ifisp^cl^^ en 1^ ^dMaua^.de,dic]ia.alasp. d;^^ p^ñjuelos, 
ndsedexQgfin.pprla.oi^^^^ . i .' ■.,;^.,^.. . ;. 

., f , . lV?i;.,qcmlraersc,csjLí» tan splo a. los. Jej^íos finos. d^ ^gpelia 
Pfpí;ed.eñcjfi.4 dc)>¡eíido W^códcrse-por taje^, según esta%qe ^,3^7 
¿jjnd^ parle de lad^ .$ de Eloero de i8fl., los lardados .y ,5Ía.,bQr- 
d^fif qiieílop,.puñp3.<;píipplota^iy, otrp^ sém^jaqÍBS^ SiGwpTe ¡^\fÁ 
Ygpgat\ sueltos ^ cecoftados» p díspúestq* parjií usáj:;5e> d^j^píÍQ ^ij 
§;^p(íion, tpdjps ló^ dornas artículos, tejído$y pe^'fivielps .quQ.Qq»ví- 
¿|csipn'Qnjaq;jcUafor(na. especia . ^ .: . , .. .;..;; 

j ;?,%•. rprque dicha spbefana resolución solp cpmpreníle loi$ auj 
^^M í;t!^W.lasMQ¡rcun?t9ncia¿ exprcjsa^as flft }ci ói:(Jien/efppí(te ^^^^ 
06 ^nierq íMiíjn .qpe^ipllarse, y. de :I)i^guq^.,^»aner^, Jp3 TOWWp 
^fl,S?B\Wí»JU9jvPues m>aí;e expnesa n^eqcióa^fíe ellos,, A¡:pcwwa.ia^¥ 
pp b^j?illíj^;por.Ja sij^acioDi^specif^qn jjue siÉWjye.^e fíaí^JtiffiMftaer 
reído , estando además p^ecisáiopente fijado i^l ínodp di^ pQ^^Q^, fi 
referido signo. 




dos y artículos delicados de China procedentes de Filipinas, leDgan 



mgm i a yám^^fe fanénáéii yá ^gftada <éé ¡9 ^ Sabí^ die l-sé^í ; -CbU 

reqoMki; p%rq«M)vti4^o^aá^ ^^ó^ la itittiiefa' pred^a'qríé^éb 
clase para su circulación y venta. .(»m;í«ij 

pmtlís^t y. i: tffilMülM^ «ños. '!M«4frid tt^éé Otítubre Áe í6^3.^»«Bíhí 
iMiedh.iAAíA'i Wh^cMv giínertil de* AdaeM^ f Aratibéle^. ' • 1 ' ^ ' 



.'••' / ^J'"- o*! T -'«.«O^'- ' ' '•' ='»-•■ '-"i' .»*)••' ''i^^íJíl 

- •■■•• ■ ' ; •■ ''••■' . •'■' ■ • 'líAcmNiíí'. '■ '■'•' •*' •' '• "' '■ '"■', "! 

trial á las Wcas.|pfopía«;)dc,kbfi^dpvc^i>gue|^^^ oqup^a, pi^^^t tqMppift 
de los Frutos de sus cosechas. 

Enterada la Reina de la coi^i^ hecha por la Adniinistracion 
principal de Hacienda pública dHá "provincia de Valencia sobre la 
clase en que deberán ser consideradas las barcas de trasporte que 
cruzan el lago de la Albufera', S-VJ^véánformándose con el parecer 
de esa Dirección , se ha dignado declarar que , no obstante hallarse 
O0m|MCiuUilsi8 calla itenífá'inki. .&.% «iMd||uBta AlAeBl'decralo^á^ BO 
Al tíoÉlulun'áé IfidS í i^sfaanuw ^^ hútestaí^ en ifiie¿4&iliiasp9rtaii '^é- 
■iroBv>ibuto^¿'<eCrct<w fforqtie»' e^cAnntles; «quodaft^AisperoaAíié ^el 
pago de la contribución industrial las barcas propias de labradores 
titfra*1ar^)»iiiAimáoi»'¿«rtt$^ne^ de «rM 'cési^eh»^, W-r 

w flü id o toé á>1»s iiw»it^'y *c#rrfetafe d^^tiimlM á la ^h&t yi^BT^iüÁ 
MátiJekdaptiíádaíde'^ifl'Smp^if^o:' " ' ' ^^ ^ ■ *' •> ' 

correspondientes. Dios guarde á V. I. muchos años. ntfli4fl''j83'"'fiib 






' I». .' 'J ti* 



"M Oelulre.] Real óudcn , reviviendo que los recargn ICti9t^a*i|lin<4tti» 
roj «I ^(rar en ¡\^ almaqenes ,ac, w^ iAdnana&, «tidisMUMil} 

timo ha comunicado á esta Dirección la Real orden siguiente : " *' 



. «IlQio.3r<; La.R^aíQ.IX G.) se b^ eiite.radp..dsl.eipedifliri6 
instruido,; con okoUvp de la duda suscitada. €!n. la, Aduawidf MiMoga^ 
aereada la manera como debe procod^rse á la di8tribi«ei0n de )a 
recs^udado por los^ recargos exigidos por . diCeiif^i^cias Uaibdtis en. e| 
peso ^ruto de los bultos, procedentes del extirai)ijf)ro . al eaSt^t eti 
^q^eljo^ almacenes, de qpe trata la Real ór^eii.d9'43i 4e ionio 
¿Itimo. .^ . . 

;. ,' Eni^u vista, y conformándose con Jo profMiesto por ¡esa. Direc-- 
ciOBf S. II..se ha servido resolver <)ue dichos reeaicgosis^ distribur 
yanpor mitad entre la Hacienda y los.empt^adc^'deqcubrídqrciSi 
por ser de la misma naturaleza y condición que los que establece la 
Instrucción de Aduanas en los artioulos 27 , 30, 52 y 86. 

De Real orden lo digo á V . I. para los efectos correspondientes.)» 

Y la misma lo inserta á V. S. para su gobierno. Dios guarde 

á V. 6. muéhos años. Madrid 8 de Noviembre de 4^3.¿=:¿mnuel 

García Barzana)lana.^¿=$r. administrador dr la Aduapa de... 



• .1 



772. 



FOMENTO. 



[M OciuhvB.j Real ¿rdeoí odnfirmaiido la contrata de conatraociofn del 

• feírro-carriJ de Málaga d Almod^Tafi otórgala por 'Real decreto de. 14 de 

' Setiembre de 1862 |j dictando ^traa dUposicienes relativa» i dkha ' 



I • ( 



^,. limo. Sr.: Yisto el expediente de contrata de construcciciii d^ 
jreiTO**carr¡l que dqsde Málaga ba de ir á empalnar en Almodóvar 
con la linea proyectada de Sevilla á Córdoba,; . y> oido ti Consejo 
J^i 3..M. la Reina (Q. D. G.) sehá dignado- dictar laa disposicio- 
^S'signteQtes: . - .; 

^'\J¡ Se, copfirma la contrata 4e construcoioB' del expresado cami-» 
no otorgada á D. Martin Lárice por Real decreto de 4 4 de SetieDotbre 
de 1852. 

2.* Se admite la renuncia de Lários del derecho de tanteo del 4 O 
por 400 de administración , y del de /principiar las obras seis meses 
antes de la subasta que le concedía el citado Real decreto da 44 de 
8éíleiiibre'ae-485«; • ••'»•• ' •/ /' 

. M 8:*« ' Se aprueban, de acuerdo con la Junta cdnspHlvá ue Caiñiobs, 
(Cflííítflé^ y' Puertos, 'los planos de la línea presentados por. Láriós { y 
con arreglo á ellos sé adjudicará' su construcción en publica subas- 
ta j^la.,fji^l se, (Y^P«ij&!aJL cabo dp tiiea.n)e¿ief i»ntadga;(l««^ejesta 

fecha. ,j¡ j,,^ .. .. :...;:,.. :u,j-,-.. t; ;..., o v»í»í Míii'i I''J W: v«í'* 






4/ Será obligación dd rematante eatableoér un telégrafo elécbri- 
eo aéreo en toda la linea. ^ ?-. T 7 

5.^ La conatroccion del táneí ó túneles que baya en este ferro- 
carril seríí objeto de un ooAtttatO .y stabasta especial, que se ve- 
rificará dictándose al efecto las disposiciones que se juzguen con- 
venientaé^J .:;-.... . .:,.v.I;..m .-m-:..»' o c.2 

6A lElifSnatafatétáqoien se< adjudiqíici k'sobaiélá 
ter á la aprobación del Gobierno los planos y estudios de las obras 
delftí>riba que faltan en él proyecto •presentado' don Lários ; «iti' cuyo 
reqttJiíilD no podrá dav (mticipio. á áidHts' obraa, bobo't^npdCó á 
las demáil dbhoamino^ isltíxjfie lo' haya.'acoidádo'<^i' el ^Gobierno 
de Si'M.'én. vista delQs éxpedkatss sobre venias de iinoás de-Pro^ 
pios^ prdptiesta'dtf aifbitrios.ofreoidos por los Ayuhtaafieméd y DP 
pataciones, según lo prescribe el art. 42 del >Real decreto dé 44 ^dé 
Seiiembnede48S3. • . . : i. 

7/ EÉt caso de que la coiitrata no fite adjudique á Láriosi debéril 
el adjudicatario abonarle el costo de los planos y estudios que aquel 
ha pr^entado , y además la cant^cM correspondiente al interés ae 6 
por 4 00 al año sobre los desembolsos que resulte tener hechos. 

8.' La Dirección de Obras páblipii^ formará y publicará á la 
brevedad posible el pliego de condiciones facultativas de la cons- 
troceíoirdet^t^ y bstme taw^d^ a^ri^glar. la «übayita:.yer¡^^ 
asimismo ía tasacíop d^ .ios jálanos y estudios; pro^epta^loSiporLários 
para inteligencia de los licitadores. 

DoiBeal. ^den lo digo á V. L para sü copOQÍinie«k> y. efectos 
correapondientes. Dios guarde á V. L muchos anos. Madrid: 84 de 
OotuJ^de |853.a<a£^tébanCollante&«^^. Pínectorgeneraldé Obras 
públicas. 

■ •• 773. 



'' n^rr ^ .,'!•.■•. '.,1 



HAaÉNDA. . ; 

[iS Oicftt¿re.]'KeaI decreto ymAhdando queía dotación de la plaza ¿e Sub* 
director primero de la Dirección de. Jo Contencioso , sea en lo suceaiTO 
de 36|000 rs. anuales. ' . « 

Vengo en mandar que la piftza de* Subdirector primero de la Di- 
rección general de lo Contencioso de la Hacienda pública sea dotada 
en Iq sucesivo oon lak sueldo anual de 35,000 rs^ , en ves do loa v40,OM 
qoee^ d día le están señalados ,« noodñ*ando prnia ella á D. ioaquin 
Alvarez Quiñones , que desempeña la de segundo en la m^imia Dir- 
reccion. 

DadocnMiacbiáSfideOotubte de 4 853.=:^£itá rubricado de 
la ftealniaiioaiía^BI Hin&tav <)e H«¿iéndB>'toGÍnld iFélis'fK«Í9QMfe 



774* '■''"*' '• '''^^' * •" ''^*>'í"^' ^''^ 

95 Octubre.] Real decreto , redacíendo á 30,000 rs. anuales la iJfltlBJÉii^dfe 

OQ9HU|ig(^efift)í<de lo €bntefiéiofiQde<]p}HACfeida piUilipft«Q«fdQt|MÍt 
M .kí,$iiaeév<MOR i^;$ueldofanua] de aO^Mkr^. , énmzidb UiáNIfÓOt 
qitA^^ai^ldiaJi^ QStáfiíSeialados^BDffnlMWKfe-pbr^^ eiiá/árD.lTitÉiéb 
Q^roíO'lAináH: íhtk áo négofúado <de prinaera. olaseion Ja* Sqbacpvekiiüf 
dl>l l^nidlertf^ de^ Hacitíník. i i>:. - •' >' >.. - . ..;. r>:;i:, « 

Dado en Palacio á 25 de Octubre de 18ol=:^K^6 ittthnéadd.dé 
biBtal poanOk^^EliI^tDbline ée Haclendav i'^^nfo Félis Ddtneüfch. 

I'iiipi; '♦iJ!> '■; '■•'í ^ / -' > íi [ i ¡ '■ '''• ^'' ! • ';i'i'." r.i,, (i.'i» i./ t. .;•••• im 

^péh¿lfre,]^UÍS^t\ó, «nprfmieHdb lií jiiatade áuldíff cHor de Ú'^U 
^<>iriNMtidát 4^ ÓmtHbüeibAeü^ dotdda <%r 40^000 i^. anuares.- > < • - ;' ^^ • 

>'^»^ Vengo í«tafh«íidtii' qué se^ suprima la pitea dé »8tíbáiré(n8i^'ile la 
iUrAic¡¿n'<i[et{era("^ Contribuciones ^ dbta<fiiicon*i();00O>8.«1it^)é^ 
Méíküéttdode'á tf^sJ el harnero de los Subdirectores de^ Ha misn^l)(i 
reccion, cuyos destinos continuarán desempeñando D. Manuél'Yahet 
Rívadeneira, D. Pedro Mayoral y ^0. Juan Bautista Trúpita con el 
sueldo que respeclivamente disfrvitan. 

Dado en Palacio á 25 dc^etubVc de 18D3.«=«Está rubricado de 
l*,ft®«A ff?í¥^f^^l.MÍí^}^trO;flQ,,Píj^Í9P^^ 



líe. 



•».i , t ;. .-I (}{Mi,r.r» mIi 



pjwfmkaái |iaMK'0|/aitt| dii ItSáy^aontiiiiaii net^buálidiioíd oib iu]jMri6«.{< 

0.V SbSawijfiV Bíial-d^dtOide üKideiFekreít) ¿id afi0!préfibitf pa« 
flÉdoidMüfttaMetidÉiÍMl.fQfÉi8KdHtes'»t>ani tei flfcritMaoiimiidk^ldá 



Qliiíhdif'MrvíBte^yibfamfxlU ai ^b>M fi rt> ^arf[<élfci^<l» 

aplicación fácil y conveniente para la generalidad de los raftdiy^Mi 
My'fK!feMk»Éíi4SKmute9'«^ los 

ialiiiitedél£8lade;^y4MM'ett^dUMv^ <IW 'iídl>p«ÉmÍHí^ ^MM 

. Ei^ tii|PÉdflnriéD¿[»idei!<tei^h<y.de^^tgtts^^ 
oabeaiaieirtdiaBÉ )o$ifM&lo^^ sé ha t^^rtfír^^^tasui >«heN<^'<^ 

«ne^ aliad dBpiieM»de<fSr:de'Mayo^(if'4»4&;'t*^l'^)^ 
did(iBeS(i|Hi¿aifo<po^ReHl*ó)^k^ ^(¡íém9fA\m&^^él^4m»JlAk 

pftlica , '- dakfeyi éímidtáiiea ,< ^róvi()9i'4Íttttwoi«i$<«Á los 'JMM^ ^«^liq 
eíojef y en los pueblos cuyos derechos han de ser (^éto^Hliií)sdMimif 
6l8c^isfabreBiétocen¡rfKÍpcoimei( d(idáí&«w1^iliMft'^eñaM09'W 
ím prkbOEDB; «as^'dq ttDír^süUií^^h «bti;^fi^))^9KHóti> flAmb^bl^ví' 
«tes niBitMrtwy ias^afHPg ^rtfl ti^ttl¡{e#< dHátérfés d^ 'tídm^d'l^á^k Itt 
a|inQbaa0n;ide>lo9 expedientes, •eti'i4rtekM3í& é^'qú«'ínté<ftMP>Ml^i^^ 
fioaiiiáarel iai9,.pwM^^ 

tíeoáagnittédoiias «iirtMisqad, éstableeli^dé áfi <c«i¿Mtf la «dmíÉ^tl^M 
ciMiL;ttté>fi;arantiáa!«udoieMlíem toB'iHlei«esés di?l>Pi^e!Oi,i' y ;tÉB 
actap ^fBeoeionadés «iTrM^án' lodaf tláMBe 4e segiií^de^ ^coi^^ ¿M0 
aiad^i^ias-|impo6toioiies «w^ bagan ^n'pK<?go$' üetrtidésvV'^yií^B^S 
Uotedores oonrignen prévíameme el défpósilo do dó^^mctosiiíalítbdé^ 
ddfxreeioMUBldél atreaddlnFeMd. ' •• ji; i^ .; ..I «1 

El Real decreto de 27 de Febrero previene también Wf>)iébli»b 
litificiénr<()or:pIiegütf-eermdo^ e^fkfyé^it^' pa<ra' b<|^dr -áí ki¿ ;9^^ 
la fijación de ¡os tipos por el Gobierno , y era>ft!nok(l(lél'r¿nWt¿ ^ 
la Gaceta de Madrid treinta dias antes de la celebración del acto; 
pero las dos últimas condiciones offed(^ri'^ra ve difícultad tratándose 
de su aplicación al derecho ele consuntos, y si t^uhieran de pb— 
wrvíteéíV WiaW , ^í l^; í<íií>bá?We'\'' tSl^ ijícn^ii' m*v^'ferírHr0sí • ía''*clpn- 

ItefeeK^ * los pueblos y ú la HaWfenáa 'fe! derert)tí' «ó 'd0sttlÍTiíí:¿ 
eío de teíreacibeianiíienloy hasta el 1.'' deiSeticñfiHrír, y afjrféiidó^ 
m«esdéWl«* rf* ar ríéíldo , -pdl- Ubertar el ttÁfífío míi^''riifiif6t'éi 

pdi 

hNia dfe>arríértd<) ho ptet^te 'hacei*se hasíá ihcdiátío^ fio 'b¿tull|^ 
WMtftSo^ástíin'H'^ tín rt'is/ partf verificar ¿1 1r(tmú{o;t^'^o'hBñi 




que no tendrían ios arrendatarios tiempo subciente para p 



Mur M admiiiiftmoidn , y estoles retraeria de toniar pnrto eii lú 
subastas, 

Pero los JDOoa venientes son mayore» si los prúúros vemalss sb 
(¡enaii resaltado^ porque habiendo de anunoiarse también los ss^ 
gundos con un mes de anticipación , y fijarse por el Gobiehio los 
mievoe tipos, no podrían verificarse las subastas sino á Ihies de Di* 
oiembre para haber de regir en 4.* de Enero; y los perjuicios qoe 
experímentaria entonces serian muy graves , porque aun en el caso 
de dar rebultado las segundas licitaciones , como su «aprübacidn se 
verificaría ya entrado oí año^ tendría siempre que improvisar tebi^ 
poraknente una administración por su cuenth , sin contar om ele^ 
ipentos para ello. 

. Por 'estas consideraciones , y puesto que las reglas dadas m el 
Real decreto de 23 de Mayo de 4845, y en el pliego de condiciones 
de 4 O de Setiembre de 4 850 son mas expeditas y g^u^antíaBaD eo»- 
veníeotemente los intereses del Tesoro, los cuales quedarán coon- 
pletamente asegurados haciendo la licitación como se ha indiéadó 
por pliegos cerrados, y exigiendo á los postores un áfianasaníento 
que pubra en su caso cualquiera responsabilidad , cree el lüniatoo 
que suscribe que los arrendamientos del derecho de consumos para 
el próximo año y sucesivos deben hacerse según aquellas disfiosí-' 
ciones ; y al efecto , de acuerdo con el Consejo de Ministros , tiene 
la honra de someter á la aprobación de V. M. el adjunto proyecto 
de decreto 

Madrid 25 de Octubre de 4 853.»iSeñora.-»<Á L. R. P. de V. M.^ 
jacinto Félix Domeiiech. 

REAL DECRETO. 

En vista de lo que me ha expuesto el Ministro de Hacienda , de 
conformidad con el parecer del Consejo de Ministros , vengo en de- 
gretar que los arriendos de derechos de consumos que se verifiquen 
por laBaciepda pública para el año próximo de 1854 y sucesivos, 
(jontinúen celebrándose con sujeción á lo prescrito en ' ^1 Real de- 
creto de 23 de Mayo de 4845, y pliego de condiciones fiprobado 
eSir Real orden de 40 de Setiembre de 4850, debiendo practicarae 
9 subastas por pliegos cerrados, y exigirse á los postores para li- 
citar el depósito previo de dos mensualidades á metálico» ó su equi- 
valente en títulos de la Deuda pública , á fin de cubrir las .respopA«* 
sabilidades consiguientes. 

Dado en Palacio á 25 de Octubre de 1853.aBiEstá rubriqado. de 
lá Real manc^^EI Ministro de Hacienda , Jacinto Félixr Domi^^iach. 



Bi'4858. ^ ^ 

I 

• . * * . ' ■'*...■ ii'*.4 i 

DIRECCTÓN ÓEííTOAL DE W CÓNtÉNCJOSd tlE HAtSENDA. 

[iíOútuiré:] tlrédli^ri' dictando dispoñcSones para lii JMitiáckia'' de-ia» 
' e^oi aem^tralesde éatuás del fóemdé HacktidftJ 

Gbn el fin de i'eiiiriMoclos loa datos neoeiÉaFios para: ia foroMkcioli 
de la estadistiea judicial , taa acordado eaia IHréccion general qae «a 
k) sucesivo íe exprés tn los (astados lá tieteeídeneia de los reos^, ia 
mayor ó menor entidad de lo^deNtoS'yel nátoiero de Yeo&, oosmIo 
hay consortes ó son procesados' Ayuniaidienios'á otras Oúrpórmi^ 
nes, y qbe én las cabillas se deje el clara suficiente de una cMsaá 
otra para cóttócefr desdeiüego el ndnaero dé* ellas. Aáimisino hfrTe'<^ 
suelta que' solo se remitan estados seméstfsdes, y se complete '^l 
de f.* de Julio hai^a el 3t de Diciembre inclusive, cOn arroda ál 
modelo que recibió Y. jonlafnente con la éfrcular dé 30 db ionio 
ditíffio. Los estados debefán hallarse en está Virécoion el: 40- -de 
Enero de 4854, quedando el tíemjpio suficiente para ponsnltar cu^t^ 
qaier duda y ejecutar éáta disposición. 

Dbs guarde á Y. muchos afioiá. Madrid 9í5 de Odubre de 
{g53.«ap. A., el Subdirector primero, Nicolás M^ida Lizana.»» 
Sr. Juez de primera instancia de Hacienda de - / . • 



» . -• 



77«, 
guerra: 



• •.; ■ ..!• 



[K Oetuire.] Real orden i disponiendo qae contrate la Administración mí-^ 
HUr, por medio de subastas, las primeras materias para la élaboracioíx' 
del pan j snmmistro de pienso. 

Excmo.ár.: EÍSr. Ministro de la Guerra dice hoy al Dirtdtor 
general de Administración militar lo que sigu¿: .> i) 

«He dado ciienta á la Reina (Q. D. 6.) del escrito dé V. E, dlp 
i 6 de Setiembre último, en él que extensamente expone á este Itfí^ 
flisterio los perjuicios que en todos sehtidois trae consigo el i^uniinis- 
tro de provisiones al Ejército por contrata; enumera también los 
graves inconvenientes que ofrece la realización del mismo servicio 
en metálico, y encarece por último lás dificultades con que ácada^ 
paso tropieza la Administración, cuando encargada de hacerlo pói^ 
si directamente , se encuentra sin recursos y Mía de medios d^^ 
Tomo lz. 21 



acción en log momentos mas critioos y oportunos : razones todas que 
después de un profundo estudia y detenido examen en la vnateria, 
han impulsado a Y. E. á propoftdi' al Gobierno en su citado escrito 
se intro^Vfttta f|^ Ji^ifíqu^n impQrt^te ^ ¡A í^üfffff ^ los tres 
sistemas énunciad(¿, reducida al planteamiento del servicio misto, 
ÁMláJ«ii4^svoioi» por iftf^ de ^multánean y jdpblí^ ^ub9^s 
de las primeras mat#r£^; Qorrxewo á fi^ap pe If Admiius|jlrac(on 
militar todas las demás operaciones hasta la definitiva termmacion 
|M iiM¡ai9ir9< $. Nm ^Me ^ im h^^^ Gfu*f q d« Cjuanto }i\ E, npo- 
m \ Mú fi interés pon qoe .si0oq>re laliende 9\ bienMar. ¥ ipe^ 
gbislenoia 4ei soid^^dp . ^i^eiptra. aoept^e deada JM^gP 4^w w^ 
9tmÍBtiio \ 1^91) si tá^ #e (lalla fier8ua4ida [IQr |qp . rj9Íul^^\4os .op^r 
úém (hisM el dia de 1^ Yeb^ji^s d4 9»t^iGÍff 4o ¿rpyí^wí^ por 
édnnoistriMSÍoit dini^ta t no i4i9scahQae tampoco que f^\% sjystfio^a éxir 
||9ea,fod« 9\k latitud, prontps, fiimultáneos y quaoti^^o^ ^^rj^ 
Ipi9 si hm de apron&G)r4e cqd ja oportania84 ,que.¿iúge.el ^i^Vicio, 
Mai# Qiencioiies oq menois iippoitaiites api listado, qi^dar^p (jlesr- 
«Idpdidiisi coIpc^dQ ai t«spr^ en una jio^icion riolerM .y.9i|igwtiQ^| 
v: si pot el OQnftrarío para a^viiir 4 es^^ sp apIay^B i 4)^oimuyftfi , o 
o^ían dQ.8atÍ0ifpt9^r#e I04 fneacionadoa reoiir^^i i^n e#Íe «asp J^ Ad^ 
ministracion militar, careciemb djel principa) el^^nto y fju^ teDer 
eb 9H (^YMuda la übf rtad, y des^^§|p o4n qji^ en oíajor {H^icioii ^pVeáe 
eoi^ 9Í€Ítqpf;e ^ pe|)epiila()Qf; p &«entíí^ta ,^ :yer4 |)ree¡sada a yiyir 
al dia y á sufrir contmiíanienis Ips ^(k^ec.uaiMf¡4^ um^edL^í^a^ pe üi 
fluctuación de los mercados, con notable quebranto del Erario y aun 
de la calidad misma del servicio* ^ . 

Fundada S. M. en estas tan ttt^iidiblcs consideraciones, y aco- 
giendo desde luego el pensamiento, de V. E. se ha dignado naandar, 
que por via de ensayo y en atcndioh á la carestía que hoy tienen los 
glanos, y á no sQr esta la época mas á prppósitq pai*^ su adquisír: 
&6Í\% hvmm\Kit !¥ Atttftfriíslí-atttoli ttíífiV á\iBrfetar 6tttt"<Uws 
subastas Mbiáa's' en k\Í capk) y éñ la de b^d^ dl^fíto l^f ó^clí- 
vamente, las primeras materias para lá etábbracioñ del pkti y sumi- 
liatro. ^ pienp ejn Ips ocho primeros piese^ de 4 8^4 , y que á fines 
é Jumó próximo se contraten del mismo modo la$ qujB^ púedáp n^ 
Qj^ilarse ea Ip^ puatro ¿Uin^u^ meses dé.didip aiíp y báiQ priperos 
de 4 qao : que aaqulridos que sean los expresados artículos j^r pytf 
íio dp entr^ga^ triniéslrales ó mensuales, segufa lo aconsejep las 
Gtrcu^^tanciás )iarliculai*e$i Üe las factorías^ la Administración' Itiili— 
i^ cui^príi por s| de su custodia, conseryacip'n ,^pIab*oración V demás 
OfNeracVones consiguientes ^ hásVa realizar definitivamente el toníinis- 
ífxiálps^Cuerpós; paíá cdyo fin, e's animismo la vbluhtiad diJ*^. M., 
# Í! P/.P^óí»í¿ íí|>ed^^^ inmediata jlé (os í^lieg^^'.ají; (Jíjij^ 



í 



* , 



n 488S. m 

etoM que hA di sMielér 4 ái Rea) «pr6bMion , M ifod M MbMseí 
con el mayor caidado y detenimiento todas las oláüáilaft ^Itgálo-^ 
rte pira el tumptimtento por tina y oim part« de \o que tB eBiit^ule, 
ii oiiNiad dé 1m: granos , requisitos para las entregas , su pagó pat 
h Adatínistradon y demás cirtninstaneias que V. E. contemple nM 
efeiees al tnéjor y mas favorable éxito de este noevo sistema. )» 

De Real orden , comunicada por dicho Sr. Ministro , lo traslado 
á y. i. para su coaooMnienlo y efectos consiguientes. Dios guarde 
á V. B. muchos años. Madrid ¿6 de Octubre de 48(S.ihMBBI Subse*^ 
ctttarie ^ fiduardo FernandeB San Romana 

779. 

• « ' ■ 

VDMBNtO. 

'• . •• ■ ' ■ 

[tt Oeiuire.] Real dctlrHd^ tM^tibnúdo tí Gder^ de IngenierM de 



• .1 



Señora : A consecuencia del Baal de^eto de 9 de Marzo último, 
que reorganizó el Cuerpo de Ingenieros de Minas, se han tratado de 
proveer con facultativos las localidades que lo etigeh ; pero presto se 
tocó eon e) inconveniente de la escasez del peirsonal, pHnoipalmenro 
en las clases subalternas. - * 

Bi aliamefolé áfttísbctc¡r¡o á vuestro IfMMro dé Fomento el ex- 
poner á V. M. qtie la industria minera cunde; que por do quiera sé 
•mprendeu nuevas etpl6tflciones y fábt^cas de beneficio ; que mu^ 
chas empresas prosperan y difunden el trabajo y el bienestar, an^H 
taentatt^ así la riqueza nacionat; y no és menos halagüeño el As- 
peóte que presentan tos establecimientos reservados al Estado, pues 
cada día acrecen en importancia. Empero falta todavía ftnicho y dé 
iomaé intei*ésante que hacer pa^á que el ramo llegue á la altura de 
QUé es susceptible , toda ve¿ que apenas se aprovecha la abundandii 
oe carbón tnínéral que poseemos, y que la elaboración del hierro 
padece por esa caíusa y por otilas que no es del caso enotnerar. 

Bl Qierpo de hgeniero^ de Mines ha impulsado esa riqueza ; él 
mismo ha de contribuir á su progresivo desarrolló , y debe tambietí 
tspirar á que se venzan cuanto antes los iíicohvenientes que se opo- 
nen al aprovechamiento de h>s combustibles, y á que el hierro sé 
fabrique mas barato y en mas abundancia. . /i 

Por esas causas reunidas se hace' preciso aumentar el persóriá} 
de ese Cuiérpo, á )o mends'al puuto c(uB lo requieren las necesidades 
apremiaíhtes del servicio ; y' también exige imperiosamente tól me-¿ 
Ada la-iÁeéesidad destentar á kb que estudian con ápfovechan^iénto 



B8t mcKi GrkTBoasiu 

en, la escuda espedal » eon la perspeeliva de im segcuró ingrato ma 

el Cuerpo de In^nieros. 

, Al proponer á Y. M. las disposiciones qué dediwdan las razoaes 

L causas expuestas^ el Ministro que suscribe n^ puede menos de 
icer presente á V. M. la conveniencia de revestir al Director del 
ramo con el lleno de las atribuciones que le corresponden por su ca* 
teoría en dicho Cuerpo. 

También es justo y conveniente que ^ bagan extensivas á eáto^ 
ingenieros las pcerogativas y consideraciones que para los de Cami- 
nos ha declarado el art. 4 i del Real decreto de 2$ de Setiembre úl- 
timo; y para no causar aumento en los gastos corrientes deberá 
disponerse que los ascensos consiguientes á esta propuesta no ten- 
drán lugar hasta que se apruebe el nuevo presupuesto. 

Por todo lo expuesto, de ^cuerdo con el parecer del Consejo de 
Hmistros, el que suscribe tiene la honra de elevar á la alta consi- 
deración de V. M. el adjunto proyecto de decreto. 

Madrid 26 de Octubre de 18o3.=Señora.«A L. R. P. de \^ M.« 
Agustín Esteban Collantes. 

REAL DECRETO. 

En vista de li^ razones que me ha expuesto el Ministro de Fo** 
mentó, de acuerdo con el parecer del Consejo de Ministros ^ vengo 
en decretar lo siguiente : 

. Articulo. 4 ."^ GDrrespoude al Director de Agricultura , Industria y 
Comercio , como segundo Jefe que es del Cuerpo de Ingenieros de 
Minas, la presidencia de la Junta superior facultativa cuando no la 
presida el Ministro fie Fomento. 

Art. 2,^ Las placas de Inspectores generales, la^ de In^ctQres 
de distrito « y las de Jefes de primera y segunda clase, «srán en el 
Cuerpo las que hoy existen, 

. Art. 3.* Habrá veinticuatro plazas de ingenieros de primera clase, 
treinta y seis de ingenieros de segunda y diez y ocho de aspirantes. 

Arl. 4." Los alumnos de la escuela especial tendrán una pensión 
de 5,000 rs. anuales desde el dia en que empiecen el tercer cursoí 
y continuarán disfrutando la asignación mientras duren los estudios, 
ai^ptp en los años en aue tengan que repetir las a$ignaturaa. 

Art. 5.* Se nombraran anualmente dos ingenieros para que pasen 
á estudiar en el extranjero los adelantos de la industria en los dife-> 
rentes ramos de su incumbencia : esos nombramientos se verificarán 
en virtud de la propuesta de los profesores de la escuela. 

Art. 6.* Las vacantes que resulten en virtud, de este deorelo no 
se proveerán hasta que esté aprobado ^1 nuevo presupuesta. 

Art, 7<* .$on extensivas al Cuerpo de Iqgemero^. de^^a Im 



M i883. 



32» 



prerpgativas y consideraciones que para los Ingenieros de Caminos, 
Canales y Puertos se declararon en el art. 7? del decreto de 28 de 
Setiembre últinso. 

Art. 8.* Qoediin en vigor las disposiciones del decreto de 9 de 
Marzo de este año en cuanto no se opongan al presente. 

Dado en Palacio á 36 de Octubre de 4853.a»Es(i rubricado de 
la Real maDO.»9Re{rendado.«»EI Ministro da Fomeoto, Agustin. Es- 
teban GoUanles. 

780. 

FOMENTO. 

4 

[17 Oeiuhe.] Real ¿rdeii| suspendiendo por aliora la facaltad que por 
el art 41 del Rellánenlo se ccmoede a loa iDgenteros de Minas pam 
trabajar con empresas particulares , y mándanao que no se otoi^uen 
permisos i los aspiraiites para practicar en los establecimientos de dichas 
cmprasas» 

Qmo. Sr..: Tomando Qn consideración la escasez del personal en 
el Cuerpo de Ingenieros de Minas para atender á )as apremiantes^ 
exigencias del servicio público, la Reina (Q. D. G.) se na dignado 
xoandar que se suspenda, por ahora, la facultad que por el art. 41 
del Beglame^to se concede á dichos ingenieros de trabajar con em- 
piesas particulares, y aue los ^ue se encuentren en ese caso ingre* 
sea en el Cuerpo cuando terminen las respectivas licencias. 

Y atendida la conveniencia de que los aspirantes practi<|uen en 
los establecimientosi reservados al Estado, cuyas explotaciones y 
oficinas constituyen el preferente deber de la^ atenciones de los in- 
genieros del Gobierno, S. M. se ha servido también mandar que no 
se concedan en lo sucesivo permisos.de esa naturaleza á los aspiran- 
tes, y que se consideren. retiradas las licencias expedidas hasta el dia 
á los individuos de dicha clase , los cuales deberán presentarse en 
las minas de. Almadén en el término de un mes. 

De Real orden lo comunico á V. I, para su cumplimiento. Dios 
mrde á.Y. L mjuchos años. Madrid fl de OQlvi)ré de 48^3.=^ Esté- 
bao ColIantes.*»Sr« Director general de Agricultura, Industria y 
Comercio. 



I 



nt mcnciummm 



> « 



PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

[ÍB OeHíBte,] Real deereto, coneedrendo al MioisM de Hacienda íiete 
' errfKto <f«ie eomponen lar smna de*7.6T0,M0 n. > por stiptemetito á varios 

artículos del presupuesto dei este afto^ correspondientes al ttixoú ié Rea* 

tas estancadas. 

Señora : Los créditos que el presupuesto vigente señala para al-* 
gunos gastos reproductivos de las Bentas estancadas , no bastan á 
cubrir en el presente año el importe de las atenciones, y hay nece- 
sidad y ur^fwicm de,coDceder porto lauta lofi canwpondkaatas sl^* 
pteepientafi de crédito en la forma prevemda p«V' h Uiyt de Oonftafcií- 
dad de 20 de Febren» de iseo. 

^ (' El premipneeto asignó' al<' art. ^.* , capili|]o'¥IIV ae^ceféi» 44 .*; qne 
comprende el personal de la Administración provincial de Refltati es- 
tancadas , inclusos los honorarios á los expendedores de los efectos, 
M:i46;400 rs:, y habiéndose ínveflfdo én ej pritDer^ séwíestre 
TtStW,* 4 1 ñs. 5 mrs. y calculado para el segundo un gastó de 9;aa9;4 88 
réfi^les 99 maravedis, el suplemento nbcesariO'^it esté artículo es de 
60b,000rs. ! ' 

Proviene este exceso* principalmente del -aumento'' dé prenfio 
oc^noedidb á los estanqueros por Real' órdeh' de 2 diet Íu!Ío det tíSo* 
próximo pasallo, que principió á regir* en 4'.* de Agosto slgilifufe 
por lo cual, y por la anticipación con ífue- hubo tfe redudláTSe el 
presupuesto de este añO| fm difícil cdctdar con' efrat^fStud' el* coste' 
amial de esta oMigadofíf. 

■ B! árf. 4.*, capitulo VI de lá sección l'B.', sefiaWpara ^ comprr 
de sales 26,000 rs. : h gastado en t^I pritoer i^ieotesti^ laiiiéietidN^ é 
4*^883' rs. ; y suponiendo que en el segundó so' lijfVtfrtirtñ 3*,477, 
refliüitarft un etceso dé' 18,000' rs. procedente del' iqayor' condono 
de sales en los alfolies de lá provincia de HuelVa , 16$ cu^lear se tá^ 
quieren ée la fábrica del Marqués de Astorga. ' 

?ára pfiírtes jUetéa de sal ^ objeto del art. 3.**, M taintao Cdp(>-« 
tüflo y seecifen , fijé el presuptiesto 1 0.287,300 ts. : en el primer se- 
mestre se han gastado 7.144,442 rs. 30 mrs.; y calculándose para el 
segundo 9.592,857 rs. 4 mrs. , aparece un exceso sobre el crédito 
primitivo de 6.500,000 rs. Tan crecida diferencia procede en gran 
parte del aumento que ha tenido el consumo de la sal , y de que la 
cosecha en algunas fábricas del interior há sido menor de lo que se 
esperaba , por lo cual fué y es necesario surtir de otras mas lejanas 



kMT alMeb^i'pdf^ éM tódb, d déficit iMrtyviéne prinéi^ftWíMtef éh \^ 
fiáleuldé ál fijar M crédito que abrié el pfesW|NléiUy. 




grandes remesas á las Audiencias y Juzgados del papel d& mM 
qoe han réotamado, hai)rá que invertí'!^ eii él presente semestre 
177,811 rs. y 4 maravedí, io mi&l úi^ódúee sol^é aquél erédflo é^ 
exceiio de OO^OOe rs. ' ^ 

El ardcuio drotco, capitulo VIH*, i^fte sé' v^ére'á hr parlé cpi^pési^' 
pondiente á denunciadores en las multas , señaló para esta aléiiéiW 
190,000 rs.: lo satisfecho en el pül9%r semestre asciende á 407,218 
reales y 26 mrs. : el importe de esta obligación para e| segundo se 
computa etí 1 60r;T6T rs. y 9 m¥^, , y el dupteménCo'^b crMito nece- 
sario ep 77.000 ps. De c^lc^)o dirjcil este gasto por su eyQiftod}jd4í)f 
no e§ dé extrañar la insuficiencia diéj créflttf} primitivo ffit?^ ^(ipoqer^. 

Consignaron los artioiiíos ?.* y 3,* ^qI c|>píiulp R fle ¡íb^ pf-^^)tii4a 
sección 15/, 1,000 rs. para premios á los aprebensores de pólvora, 
y 98d,600-|M*fl el trasporte de eaie f^étíem. 

Para el primero lie diéhos arlioaios es néóeaario úh Bti plc tté nl i f 
de ift,00e rs., ypara ei'flégundóotró db M)»,600 i^s. Ktftéexiée^ 
procede dé que iwMehdó wmeiiMdb oensfatevableméMb él cénaiMMT 
de la pólvora de arnaa, también haereeidoel póite, né iWicHriadef eÉ'' 
elpfesupae^t0«in^6porei«á la mtiyor venta qué habik dé MMi^i 

Bl tot«l^de los Mpleipentoa de eródfloi ii90éMribs pAt^ Ibk áéiU' 
vicios meaeionados aoma 7^70,000 rs. ; y aitaqué étf ámétlll pkfíá 
ooQüitbyAn «!• recmrgo para el* pitMOpúeírto dé ésto aflo , lamb^ 
tienen oombeíliaeion oon' el aumento de les valéf^ dé élgülieíé'dé^ 
1m refttaa a qne^eonreapondén. 

La* üonoeéiim no adinite demora trat&ndoflé dé gastoftí d^ édrá - 
clase, y por lo mismo, de acuerdo eon el Génséjé'dé Mínislr6s, Céü^' 

£br honra de aémeter ¿ ia ápnobeoién de V. M¿ él adjunto proyéotQ 
dofifolo. ^ 

HadridflB de Ootiilbrtt'dé4M3.»9eAora.»*A 1. 1. P, déV. it>W' 
H Goftdé db flan Lrfsi 



1 .1 



REAL DECHEm 



^0titúmA^éoiaá» éotr lé'qMé me ka próptiesto el*Présíd<hité-(leÍ 
Cowi^ de liUUsíléoer,'dé^ m\ierio úéotVpátebér <kfl'éDfeih& C^^t 
vengo en decretar lo sisuiente : ' ' * 

krtkiíJhA'^ Sé eeiMdé al>liiiit»ti^' dé Hkctendá na crédiW de 
m¡JMti$s. péTW^leifaeiHo i^éH^ 6 .^ é^io f tt, 8eée(bl( 1^.^* 
del .presupuesto corriente: uno de 18,000 y oiro de 6.500,^WV'iV; 



3^ TIECSI «OAtEiyRSTU 

por «uplraieiita á;lQ8 artículos .4.' y 3.^ del capitulo VI: uno de 
60,000 rs. por supleoe^to al artículo úaicO) capitulo YII: uno 
d6 77,000 rs. por saplemeufeo al artículo único, capítulo VIH; y otro 
di^ ISjOQO r^. y otro de 400,000 rs. por suplemento <i los artícu- 
los 2.* y S."" del capitulo IX de la sección i&.\ gastos reproductivos 
do las rentas. ,, 

, Art, ,2.^ El Gobierno dará cuenta 4 las Cortes de esta disposición^ 
Qfmíojpm al arL.?7, 4e la ley de 20 de Febrero de 4850. 

Dado en Palacio á 28 de Octubre de 4 853.»» Está nd)rícado de 
la Beal iaaQo«"*El Presidente f del Consejo de Ministros, Luis José 
Saiitorius.. . . ^ . . u - 

PRESIPENCU DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

[28 Ociubre.] Rear decreto ^ otorgando al MioUtro de Gracia j Justicia 
un crálito extraordinario de 75,400 es. para satisfacei* su asignación al 
Noviciado de las Hei*manas de la Caridad en Madrid. 

No habiéndose comprendido en el presupuesto corriente la asig* 
n^joo anual de 75,400 rs. que disfruta el Noviciado de las Henba- 
nas de la Caridad, en Madrid, como indemnizaoion de las oonag- 
naciones que tuvofseñaladas sobro arbitrios piadosos , la^ual figuraba 
en Jo9 presupuestos >de años anteriores entre las áemás obligaciones 
del.JN#torial de Beneficencia; atendiendo al objeto benéfioo y reli- 
gioso de, ^queL instituto, ouyos gastos no podrían- cubrit^ sin el 
pago puntual de la mencionada asignación ; y teniendo presente que 
dicho. ^RStituto se baUa en el dia bajo la dependencia del Miniatorío 
díe Gracia y Justicia en vJ/tud de mi Real decreto de 40 de Abril de 
4852, conformándome con lo que me faa propuesto el Presidente, 
dejl Consejo de Ministros^ de acuerdo ¿on el parecer del- mismo Con- 
sejo^ vengo en deoretar lo siguiente: . 

. ^c^culo 4.V Se concede al Ministro de Gracia y Justicia oii cré- 
dito extraordinario de 75,400 rs. , como aumento ai presupuesto 
6cle#slioo del oorfiente año,' para satisfaieerslai asignación qoe 'dis- 
fruta el Noviciado de las Hermanas de la Caridad^ hm Madrid, cotínd ' 
indemnización de las consignaciones que tuvo señaladas sobre arbi- 
trios piadosos. 

• j|lct<^^';, £1 ;Gobien^> dará cuenta oportíinamente de esta di^po- 

sifijoora. la;s.(;¿r^;^;^foirwe^al.ai\ti 87 de .la ley de^ S0:de Febrero 

de 4850. j . •. • *. i «. 

r.:, I^dPi^P P«laaip á ,29 da, Octubr«4e i853.»FEatá rubricado de 

la iAe^l,f)wu).«=^.EI(PiA^ de JtfiiiÍ8tcos,'Luís JQS^ 



M 4863. 3lt 

^ 783. 
GRACU Y JUSTICIA. 

[28 Ociuire.] Real decreto^ creando dos nuevas plaxas de abogados 
fiwalet en la Audiencia de Madrid) una en la de Sevilla y otru eo k 
de Granada. 

SeSora : Las reformas iniroducidas ea la organización del minia-, 
terío fiscal han dado generalmente el fruto que se esperaba en favor; 
de la justicia , bien que aun sea necesario revisarlas y perfeccionar- 
las. Con dolor se observa sin embargo que la institución de los abo- 
pdos fiscales no corresponde , ni corresponder puede en varios Tri- 
bunales f á lo que era de esperar de la laudable intención con que 
fué planteada. 

La falta de datos estadísticos en aquella época, ó el aumento pro- 
gresivo de causas criminales, hacen que estos funcionarios, escasa^ 
mente retribuidos, agoten en vano su incansable laboriosidad para 
bacer rápido el despacho de los procesos. Su notorio celo y el de los 
Fiscales de V. M. no alcanza, ni alcanzar puiede, á dominar el im^ 
probo trabajo que les abruma. Por térmmo medio entiende cada 
abogado fiscal en 4,000 procesos anuales: y Tribunales hay tan 
excesivamente sobrecargados y que tocan á cerca de 4,800 cada uno, 
de aquellos funcionarios, como sucede en el de Granada, pasando 
asimismo de 4 ,500 en los de Madrid y Sevilla. 

No es posible , Señora , que las peticiones fiscales sean extendi- 
das con la instrucción y madurez suficientes , cuando se acumula 
sobre un solo empleado tan desproporcionado número de| procesos. 
El decebo ordinaria de los Tribunales se resiente también de un 
estado de cosas que alarga fatalmente la duración de ciertas causas; 
y la razón y la justicia aconsejan de consuno q[ue se adopten inm^ 
díatamente mecidas eficaces para ponerle término, al menos en esos ^ 
Tribunales antes citados , que son los mas agobiados de trabajo orí-* * 
mioal, y donde ocurren también con gran irecuencia pleitos arduosi 
y procesos gravisimos. 

£1 grave y á veces inseparable inconveniente con que tropiezan 
las reformas judiciales es la escasez de fondos del Erario , y la con« 
veniencia de no recargar nuevamente el presupuesto. Reconocién- 
dolo asi el Mjnistr9^,qiAe suscribe, se ha esforzado para introduqir 
economías en algún ramo menos importante; y merced á las ya 
adoptadas , y á otras que proyecta , cree que puede hacerse el im- 
prescindible auinento d^ abogados fiscales sin cargar en manera 
alguna ^.actual presupueisto del Estado. 



^SB' TBftCBIt MATRlIftSTlV 

Sin perjuicio , pues , de ir propprcionando poco á poco medios 
de desahogo á los funcionarios tódo^ del orden judicial en las res- 
tantes Audiencias y Juzg;adps iel RqinOf porqye es una triste verdad 
que trabajan mas de lo qué debe exigirse de los servidores del Es- 
tiKtPr m W bi^ pen»]^n?il smyq, mo en ol ii|^ró« . pxclmiivo de ifi 
QAiMH^ píbücav iMgQ por abofa h honra d& ^oo^eter w h js^capa 
aprobación de V. M. el adjunto proyecto de decreto, qua mt%aiiá, 
por de pronto, el naal donde aparece mas acerbo, y servirá de con- 
sofadora esperanza á tos qufe sígueri inm^iáMiietíte en- ói*d6to en el 
(tkíe cuadro dfúe presenta á veces la siíMé piei>«oi4iBil de algiMofs tíer- 
vidoi^és <fe 4ai jüstícíft'. 

• Madrid í»dfe Octubre dé t8S3.— 8«fl0Pa'.«±=iA L R. P. 4e V. ».«* 
Bl Mar(íüés de GeVoha! 

' REAL DECRETO. 

'■ En vista de1ás eonsíderaciottes qué me hb etpuesto él'Minístro 
áé Gracia y Justicia , y de conformidad con el pareeer déJ Coi^jo 
de Ministros, -vengo en decretal» lo siguiente : 

Articulo í .* Se crean dos plazas de abogados fisóales en la 
Axídiencm de Madrid , 'dolada cada una con el s^ldo de las áé m 
¿lase. 

' Art 9.*" Se orea asimiski^o una p1a%a de abogado fi6cái eH Ofdir 
úM dé fafs' Audiencias de Sevilla y GretibdaV eón la doteeíon ortM- 
itóWa. 

Art. 3.® Las dotaciones de que bbUati h>9 aHieoips anteriores se 
atlonai^én ebn cargo al sobratiíe del capitulo V del aetnal ^esopWfito. 
^ Art. 4;" piaira que h$ disposiciones de este ni Real decreto sur- 
tan' inmediéttamente* ']6& saludables efecto» que me propoligoV w 
I*h)veerAh estrf vez vót níi las plazas de nu^Va^ cl^eaüion éftpet^^ 
qué i'eunan la^ cotiáicioneá requeridas pera eí desempefio át étftos 
cavgt3á. 

. '"■ Dado eh ?a1kcip 4' 96 de Octubre de'f«S8.«»2elá Hibi^le«4» de 
Isr ItealtíianQ.^EÍ'Mítíi^tro de Gracia y Ju^ieia, Id^tie'^MiMy 
Oíraco. • • • 

GRACIA T JUSTICIA. 

' • •• • .• •. . 

[18 Ocf^i&re,] Keál decreto^ aumentando i diez eloúihfrode Jínf^ioíde 
*'ir[to(i6Tá ihstiinjAu & Madrid y itn afaeras. 



— )•:. .. • . , 



"WBórél^Lá arpertfencfa ha denH)straé6 que Itt éfema ^ tetti i ^ 
cion de distritos judiciales de e^ MHe n^li€^taitad»á) «ílliéAMl^ 



^ laudable objeto am se pi^opuso V, U. el aprebarta. Bs .itn h^ho 
que la poblaeim oeMadrk) aumenlia de dia en dia, y ei|:taittbieii; 
wa verdad, por dotEHroeo y sensible qee sea mofeserlo , i(uf^ ios' 
delitos van en crecimiento , y que cada alio se nota Mn consídeiftNT 
U^ afinento en el núipero qe las causas qii^ ,se ímlruyeá en sus 
Io^ckIos de primera instancia. Mo es de este momento el eaánie% 
deles motivos que prodiH^eía tan íuw^So resúltada« ei c| estudie deí 

los remedios que pudieran aplicársele. A le AdministreeiQD üe jeim 
tjeia no le^ ¡new^ mes (ine oentribuir coa los recurgos qi|e e^n 
deptm del oi^Kulp de sus airibnw>nes al remedio xleinn mal quesee» 
t» Kr»y^ come eotorio»* • 

. £1 iuvgedo de las Afocvas no be podido pov otra parte l^ar 
CQimpleienEienie el objejta que^ se pcopu^^y. V« oaq m creaeieeiii 
poraue el aumento de vecindario alcanza también fi^ na ffar^db piwryí 
OQtableel esJten^o radio esi^ripr de Madrid, y. como e$: coasignien- 
ta^tieo^ que. entmdorep «mellitud.de deütQg, !« mayor /peste d9 

gravedad, y por lo tanto complicados y difíciles para la in^irepcjesk. 
del proaedinMeKüOi Conviene, p«ieet dividirioon dos J^^^ados é ñn 
de 4nifr pueda ser ipa&.propta y eficaz la AdcPiínsqpfucioQ de jietieí^/ 

La nueva reforma acordada para el procedimiento en malerie^^ 
civil exige por último que se desembarace á los Juzgados de esta 
corte del excesivo número de ifégüdos que sobre ellos pesa, á fin 
de que sea compatible I^. breve terininacion de los pleitos con la 
celeridad conveniente en !ás actuadoifeis criminales. 

.Bpr las razopes.exppestas, aunque ligerameqteíindiqadas^ CQm?r- 

pren^erjl $m dpda V, M- lauréente necesidad de- reltn^gkf líi;d 
marcación de los Juzgados .dp esta, cprtp. El Í9Cp^^6iy^iUQ,ii?Íefflipre 
grave de recargar el presupuesto ha sido afortunadamente vencido 
ea eetd) iM^asjpn^ gracias á jirpdeeXes eoonpmiaii. 'HArpd\uúiai¡f^ en 
(tfros^ajnos y á mi^didas generales >doptada» y<a pare redM^* lp9 
gastos, en otras d^peodepp^s de este Ministerio, ta mieva ^ei^i^p^ 
es., pnest. un; señalado l^vor qué ipuede^T^ H^. di^a^r desde íufi^ 
go a W justicia ,sin el mas mii^iino gravamen 4e >W, f<)ndos de}^ 

Tesoro« • . , • •• ■ • 

En Qonsideracion alo expuesto, el Mipistro que sjo^pribe tiene U. 

boora dif someter á k aprobación de.V. M. eí adjui)to pnoyecto^e. 

llairid 29 de Octubre de 1 8o3.»Séñora.»A L. E. P. de V'^^: 
B Marqués de Gei*Ona. 

Rlt\L DECRETO. 

Teníende e» ceesideracíoa laf razones ^ae me ha expeesto ^el. 
Míaásiio 4e Grapia Y Jasticia,. y de eon£9rmidad ow nú Gons«|Í9 4e' 
Ministros, vengo en decretar lo siguiente^. . . 



331^ TEBCEE cuAnnasTiB 

Articulo 4 / Se aumenta á diez el número de los Juzgados de 
priiúera instancia que existen en esta corte y sus afueras. 

Art. 2.* El interior de la villa se distribuirá en ocho <]istrítos 
judiciales , y las afueras en dos. 

Art. 3.* Los dos Juzgados del exterior se denominarán del Norte 
y del Mediodía , y los que los desempeñen , así como los<^romoto- 
res fiscales, serán iguales en ccmsíderacion á los del interior, for- 
mando con estos un cuerpo. 

Art. i.* Los Juzgados nuevamente <»^do8 tendrán por ahora 
de dotación tres escríbanos numerarios, que serán á la vez del Co» 
l^io de Notarios de esta corte , tres procuradores y tres atmaciies. 

Art. 5.* Los Jueces , promotores fiscales y subalternos mi exte- 
rior tendrán opción rigorosa á las vacantes respectivas en los dis- 
tritos del interior. 

Art. 6.^ Bsta reforma principiará á regir desde 4 .* de Enero de 
4864 en I9S nuevas demarcaciones que se publicarán con la debida 
anticipación. 

Dado en Palacio á 28 de Octubre de 4 853. »« Está rubricado de 
la Real mano.n»Q Ministro de Gracia y Justicia , José de Castro y 
Orozco. 

785^ 

GRACIA Y JÜSTIQA. 

[28 Oeiuire.] Real decreto y creando en todas las Andienáas del Rdno 
seeretariúi de gobierno en reemplazo de los relatores de las Salas de 
gobierno y secretarioB-archireros de las mismas. 

Sefiora : Los asuntos juridico- gubernativos que despachan las 
Audiencias sé resiéntete generalmente de un atraso inevitable en la 
actual organización de sus Secretarias. Desempeñan estas hoy los 
escribanos de Cámara de los propios Tribunales , auxiliados de un 
relator que da cuenta de los expedientes graves á las Salas de go- 
bierno. Esta duplicación de cargos ocasiona necesariamente dilacio^ 
nes aue perjudican al servicio sin culpa alguna de los funcionarios 
(}üe los ejercen. Su buen deseo no basta para atender á la parte 
gubernativa , importantísima y de gran trabajo también en nuestra 
actual organización judicial, por cuanto el desempeño dé las funcio- 
nes de tales escribanos y relatores cerca de las Salas de justicia ne^- 
cosita , en la gran mayoría dé nuestros Tribunales , de todos los re- 
dtirSos de su celo , y apenas les deja tiempo para el désbacho dé los 
negocios gubernativos puestos á su cuidaao bajo el carácter de una 
comisión aneja á sus oficios. 



n 1^53. 839 

Este estado de cosas es incompatible coa el pensamiento de 
voestro Gobierno, que se propone introducir el orden, la oderídad y 
el justo alivio de trabajos innecesarios en todas las clases aue coo-^ 
peran á la Administración de justicia. Este estado es además incon- 
veniente en una época de reformas , y lo ha sido siempre en sentir 
del que suscribe , ya por la duplicidad innecesaria de funciones aue 
consagra , ya porque los cargos de secretarios son en casi todas las 
carreras facultativas propios de los profesores de las mismas, coos*» 
lituyendo la judicial una excepción que por ningún titulo parece 
justificada. 

El expediente instruido en el Ministerio de mi cargb. sobr^^esta 
reforma, reclamada por instancia por muchas Audiencias del Reino, 
demuestra por otros varios conceptos la necesidad de su plantea* 
miento; y el Ministro que suscribe no hace otra cosa, al tener la 
honra de proponerla á V. M., que reconocer como evidente^ las 9¿m 
lidas razones que la apoyan, y dar hi úUimd mano á un pensamien^ 
to del que se promete grandes bienes para la justicia. 

Fundado en tan poderosas consideraciones, tengo la honnra de 
proponer á Y. M. el adjunto proyecto de decreto. 

Madrid 28 de Octubre de 4 853.«-Sefiora.«»A L. R. P. de V. M^» 
El Marqués de Gerona. 

BBAL DECRETO. 

Atendiendo á las consideraciones que me ha expuesto el Mínis^ 
tro de Gracia y Justicia, y de conformidad con el flarecér del Con- 
sejo de Ministros , vengo en decretar 16 siguiente: 

Artículo 4 .* Se crean en todas las Audiencias ddl Reino, en re-^ 
emplazo de los relatores de las Salas de gobierno y de los secreta^ 
ríos-archiveros de las mismas-, secretarios letrados que se denomi- 
narán «Secretarios de gobierno.» 

Art. 8.* Los secretarios de gobierno serán nombrados por Mi 
eotre las clases de empleados activos ó cesantes que hayan ejerci-*- 
do por tiempo de cinco años algún cargo , para cuyo desempeño se 
requiera la cualidad de abogado. La elección podrá también recaer 
eo abogados con ocho años de antigüedad. 

Art. 3.* Los secretarios de gobierno de las Audiencias tendrán 
la categoría de Jueces de primera instancia de término, y además 
la consideración y honores de oficides de archivo de la Secretaria 
de Gracia y Justicia. 

Art. 4/ El sueldo de ios secretarios de gobierno será el asigna» 
^ en d inresupuesto á los funcionarios á quienes sustituyen , y per* 
cibírán además lo9 dereoboa de arancd que cobridum los mismos. 



184 TBRCdt CUATita»rEI 

' Dfldo m Mabio é 28 de OttobUé de 48S8.»E^á lisbri^tb de 
]fi RmI Mnio.<**«El Ministro dé Gracia y JüdtSéia, Jmé de Castro | 
Gfoaoof. 

786^ 

HACIENDA. 

(§8 Oetuite.] Real urdeti , resolrlendó qóe lodos los que tengan opción i 
peiMioneé por eteudos de ventaja j circes dé disiincion , deben presentar 
fuft diplomas en las G>ntaduria8 de provincia en el termino de tres IM^ 
: M»i oontados. desda 1* feeha de sos licencias absolutas. 
. ■ ' ' ' 

EMmo. Sr. : He dado cuenta á la Beiita (Q. D: G.) de la eonsiriti 
•levada por esa Junta, relativa á la fecha desdé qué debe eeten^ 
dmrae d abono de las pensiones concedidas por eeoodofl de ventaja 
y cnieaa de distinción. Enterada Sv M. , y conformando^ con el dÍ(V 
támen de la Dirección general de lo Contencioso, Be ba dignado re^ 
061 ver i)ne al tenor de to que ae halla determinndo para loa que ob- 
tienen cédula de retiro r todos los qne tengan dpcion á que ae leí 
aaliilfa^aflf penáionfetf por escudos de ventaja y Ornees de diaiincion 
estén obligados á presentar los diplomas para regi^raila^'M lal 
Contadurías de provincia en el término de tres meses, contados 
desde la fecha en que se lea haya dado la licencia absoluta, pasado 
el cual sin haberlo verificado quedarán nulos y sujetos á rehabili- 
laoioir. 

. . De Beal orden lo digo á V. E. para su inteKgoncía y «féctoi 
correspondientes. Dios guardé á V. E. muclios años. Madrid Í8 da 
Ootubre de 48(^3.«=«l)oroeneoh.«^AI Presidente de la Jonta de Caaes 
paaivaa. 

787. 

HACIENDA. 

]^B Ocíuhre.] Keal Qr¿<;D^ dUponicndo que en h tarifa tfrcQfa de -la P9/^ 
trJbueión iodustrial ^ donde dice « Fabricas de hebillas, y oorcheM da 
^ Merro 6 de laton^» se adicione o alfileres. .n .. 

Enterada la: Mna de ia conmlta Hecha por la Admihístrtléion 
yt*nci|ial de la provincia de Sef^via acerca de taelaSé en <itto deba 
iM^oolooada %liiaf¿bríeade atieres éstakleoida en Rtamr, petno 
hallarse comprendida esta industria en ninguna de Ifts tariSlB ttdplVH 
taa al R^ deo-eloiée fiO 4eOc«ubre de 4869; & M. i ^onlbrAifo- 
d^e wméíi pateoer de eaa Díreneion , sé há v divinado diSpcHíil^ ifoii 
enk^ahifattfroeihiilUiiDianbatal dacMo^ dbnie'dioe krábrtoiii» 



en que se hacen hebillas y corchetes de hierro ó latón , » se adicio- 
D6 ó alfileres ; quedando en su «<ND^cuencia las fábricas de esta cla- 
se incluidas en la propia tarifa con la cuota de 1 20 rs. 

De orden de S. M. lo conunjoo lá^ V. I. para su inteligencia y 
efectos consiguientes. Dios guarde á V. I. muchos años, ]i|adrid .M 
de Ofctübrt dfe <899^=**Doínen€ch.iüi^. Director giífíeíaldfe^pbtifrf- 
botlOtíei "' ' , . ' 

788. • ' '^ ^ ' 



FOMENTO' 



>.«í 



[Sft OttuBre.] Real ¿ráon/ cré&ñdo Una if^láta dé ptotetót de tiliófna Ú$r 
iliiin eú ía escuela ié Cainlnú^i Cácales v tNieft^, jÉbn fa ddtát'idií 
de 8,000 r». anuales ^ • ' ' 

I)nio. Sr.: p^tera()a S. M. la Reina (Q. D. G/) 4^.Io ei^puífpto p» 
el ^¡rector de ia e&cu0ld /especial del Cuer|>o ^e Ifigeaiíeros d^ Cami- 
nos , (Üanalea v Puertos sobre ja conveniencia de eatabLecer; m aií# 
la enseñanza de idioma alemán, se ha servido S. M. resolver <|tle ^ 
realicíe w desdp lu^go, senafauído ifl pno^fe^or que ao no0d;^rQ para 
est^ /B^ign^tiic^, 1^ dotapioQ ¿le 8,000 r^.anuale»., y que #e inoluyii 
esta cantidad eri el presupuesto p^r^ el aQp prpxinK) de 4$$frt s^ti»- 
faciéndosi^ entre tanto .eco cargp ^ artículo de i^aprevistos g/m9t§yr 
les de Obrai públicas. . . '^ 

De Real orden lo digo á V. I. para su i^teligi^ncia y efectos car«r 
r(»^p(mdientejs. Hm gmr^e ¿i Y. I. muchos afíos* ÜUdrid 28 df Oc- 
tuore tk 4Sl>3.íT^^(ebap Collanties.^Sr. Dirertor general de Obw 

• » 

GUERRA. . 

[SA OefüfftJ] Kéal orden I mandando que et utensiTio de las guardias dé 
láf éiirceteiSy presidios^ hospitales, Tesorerías de Reptas j Áemii estatle- 
étmíeaids no militates , sé natlsfaga jpor él Ministerio de fo Gúerr^. 

Bxcmo. Sr. : L» Reina (Q. D. G. ) se ha servido mandar, d<i 
HCfU^rdo con el parecer de su Consejo de Ministros ^ que el titen^iiÁ^ 
de las guardi93 de lasqárcelea, presidios, hospitales civiles ^ T^ro^ 
rías de Rentas y demás establecimientos no militares y b^ 8ati^9g|l 
por este Ministerio con cargo fil presupuesto de qiiectfda.qno de 
ellos depend^. . m . 

Be Real orden lo digo ú V. E. para su coA<)C¡mÍ9nb» y efeelQi 
cowiguientes. Dips guarde á V. E. muchos años.* Madritl Sft de Oo» 
tubre de 4853.=Anselmo de Rl^ser^^s^Sr. MiQislcod^H^^iiHeilda.. 



936 unen cDÁTumni 

790. 

FOMENTO. 

[t9 Of luiré,] Real ¿r4ea| declarando subsíftentes las oonoesionet provi- 
fionales de los ferro-carriles de Alar del Rey á Valladolid y á l^wtff», 
eoo lo demáf que se expresa. 

Ilmo. Sr. : Remitido al Consejo Real , para los efectos prevenidos 
en el Real decreto de 29 de Abril último, el expediente de conce- 
sión de los caminos de hierro de Alar á Valladolid y .de Alar á 
Búr{;os , )ia evacuado aquella Cprporacion la correspondiente con- 
sulta, resumiéndola en las siguientes conclusiones : . 

Primera. « Que deben declararse subsistentes las concesiones pro- 
▼isionales de los ferro^carriles de Alar del Rey á Yalladotíd y á Biür- 
gos, prefijando al concesionario un término prudencial para que 
modifique los planos conforme lo ha propuesto la Junta consultiva 
de Caminos. 

Segunda, »Que aprobados los referidos con las modificácioiies 

E repuestas, y cuando la misma Junta los encuentre completos y 
ien formados, podrá di Gobierno dirigirse al concesionario ¿ fin de 
que manifieste si se conforma con lo que resuelvan las Cortes res- 
pecto á la subvención con que baya de auxiliar la ooUBtruccion y 
explotación de dichos caminos. 
Tercera. »Que si el concesionario se conformase cbú lo que ha- 

£an de resolver las Cortes , y llenas todas las formalidades que de- 
án preceder á la concesión definitiva , podrán expedirse á favor de 
D. Victoriano de la Cuesta las del ferro-carril de Alar á Valladolid 
y de Alar á Burgos. 

Y cuarta, »Que si el interesado no se somete á lo que decidan 
las Cortes sobre la referida subvención, se estará en el ca60 pr^i-* 
crito por el art. 11 del Real decreto de 10 de Octubre de 1845, y 
podrá el Gobierno d^cIarar ineficaces las concesiones de 21 de Agos- 
to y 16 de Setiembre de 1851 , proveyendo á la construcción de los 
caminos con la previsión, acierto y seguridad convenientes, y pro- 
poniendo los medios de indemnizar al actual concesionario del gas- 
to que le haya originado la formación del proyecto con todos los 
datos exigidos. » 

Y en vista de que ñi el primer trazado de Alar á Valladolid , ni 
su modificación presentada posteriormente por el concesionario, lie- 
nao el principal objeto del camino de hierro , que es el de recorrer 
el pais mas (eraz y productivo, S. M. la Reina (Q. D. G.) se ha dig- 
nado dictar las disposiciones siguientes : 



N 18S3. 887 

4/ Se confirma á D. Yictoríano de la Cuesta la oonoesion del 
ferro-carril de Alar á Valladolid , debiendo pasar por Carrion de los 
Condes y Falencia, y i^ropalmar en este último punto con la linea 
del Norte. 

2.* Se señala el plazo de diez meses para la presentación del 
proyecto , contados desde la fecha de esta Real orden. 

3.* Se reservan al concesionario de la linea do Alar á Valladolid 
y i Burgos todos los derechos y accione^ que por las cláusulas y 
condicionee dé dichas concesiones le correspondan. 

De Real orden lo digo á Y. I. para su inteligencia y efectos cor- 
respondientes. Dios guarde á V. I. muchos años. Madrid 29 de Oc- 
tubre de 4 853 .««Esteban Coilantes.«»Sr. Director general de Obras 
publicas. 

791. 

GRACIA Y JUSTICIA. 

[30 Oetutre.] Real ¿rden , refloWiendo que lolo cuando lo reclame la en- 
tidad 6 gravedad del caso se exija de los Jaeces la dación de cuenta 
periódica, por testimonio, del estado de las causas. 

Ha llegado á noticia de este Ministerio que desde que se ha pu- 
blicado la, Real orden de 9 del corriente, por la cual se ha manda- 
do que los Jueces de primera instancia no remitan en adelante á las 
Audiencias los estados quincenales de causas prevenidos en el ar- 
tículo i6 délas Ordenanzas , se encarga á dichos funcionarios , cuando 
elevan el correspondiente parte de la prevención de algún proceso, 
den cuenta de su estado cada quince dias por medio de testimo— 
nio. Enterada S. M., y teniendo en consideración que con esta me- 
dida, si se adoptase para todas las causas, lejos de lograrí^c el ob- 
jeto que se propuso de descargar á los Juzgados de primera instan- 
cia y á las Audiencias del trabajo que no sea absolutamente preciso 
para que puedan dedicarse exclusivamente al despacho de los ne- 
gocios, se invertiria mucho mas tiempo, y so aumenlaria innecesa- 
riamente el trabajo ; se ha servido resolver que solo cuando lo re- 
clamase la entidad ó gravedad del caso se exija de los Jueces la 
dación de cuenta periódica , por testimonio, del estado de las causas; 
todo ajuicio prudente de las Salas, y sin perjuicio do reclamarles 
las correspondientes noticias siempre que se observase retraso en 
la conclusión de los procesos. 

De Real orden lo digo á V. para los efectos consiguientes. 
Dios guarde á V. muchos años. Madrid 30 de Octubre de 1853.-9» 

Gerona.=Sr. Regenta de la Audiencia de 

Tomo lx. 22 



9tt TBicn ciiimnsTu 

792. 

FOMENTO. 

[30 Octubre,] Real ¿tAen , aeordando varias disposicioiicf acerca del ferro* 
carril del Grao de Valencia á Jitiva. 

limo. Sr. : Remitido al Consejo Real , para los ePectos pfevenídoa 
t?n el Real decreto de 39 de Abril último, el expediente de conce- 
sión de ferro-carril del Grao de Valencia á Jativa , ha evacuado 
aquella Corporación la correspondiente consulta , resumiéndola en 
las conclusiones siguientes : 

Primera. « Que pueden considerarse do abono para el pago de 
intereses, durante las obras, los que se han causado para levantar 
en la plaza los fondos que no había derecho á exigir de los accio- 
nistas de la empresa. 

Segunda. « Que á su tiempo se tenga á la vista eate expediente 
para lo que se resuelva acerca de la subvención de la ley ae 80 de 
Febrero do \ 850. 

Tercera, « Que desde luego se haga saber á la empresa que los 
intereses que se le han concedido durante la explotación, son inse- 
parables dle la amortización , y (|ue esta deberá entenderse á interés 
compuesto, y producir la adquisición para el Estado luego que en 
su virtud quede reembolsado el capital, reduciéndose á este plazo el 
de los noventa y nueve años de la concesión definitiva. » 

Y habiéndose servido S. M. resolver como propone el Consejo, 
de su Real orden lo trascribo A V. I. para su inteligencia y efectos 
consiguientes. Dios guarde á V. I. muchos años. Madrid 30 de Octu- 
bre de 1 863. «= Esteban CoIlantes.»«Sr. Director general de Obras 
piSbKcns. 

GUERRA. 

[31 Ocluiré,] Real Srdcii| resoIvieiMlo que á los desertores que resultaren 
inútiles para el ser?icío de Ins armas y no pudiesen prestar el meoani- 
cO| se les aplique lo dispuesto en la Renl órcien de 31 de Julio de í9iL 

Excmo. Sr.: El Sr. Ministro de la Guerra dice con esta fecha al 
Capitán general de Andalucía lo que sigue : 

aHe dado cuenta á la Reina (Q. D. 6.) de la comunicación de 
V. E. de 9 de Marzo ¿Itimo, en la qué consultaba , de acuerdo con 



M 1883; 38» 

al parecer del AudUar de Guerra, en qué époea prafioribe d delito 
de desereíoA , mediante á que habiendo sida condenado el soldado 
desertor del regimiento infantería de Alnansa Dionisio Mariin á ser*, 
rir el tiempo de su empeño con la recarga del que estuvo desertado, 
concluiría de servir á los setenta aftos de ed»d. Enterada S. M. , y 
después de haber oido el dictamen emitido por el Tribunal Suprei» 
mo de Guerra y Marina, se ha servido declarar que como'el delito 
de deaereion no pi^escribe nunca porque se está consumondo sin ín« 
lermision desde que se comete , no debe alterarle la legislación vi-« 
gente sobre desertores, cualesquiera que sean las circunstancias da 
estos; pero que si resultaren inútileí» para el servicio do armas y no 
pudiesen tampoco prestar el mecánico^ deberá nplicárseles lo dis-^ 
puesto para estos casos en la Real órdou de 31 do Julio de IHii;. 
siendo además la voluntad do S. M. quo asi so veritique con respec- 
to al soldado Dionisio Martin si llegase á inuliliasarso en los términos 
que quedan expresados. » 

De Real orden, comunicada por dicho Sr. Ministro, lo traslado 
á V. E- para su conocimiento y créelos correspondientes. Dios guar- 
de á V. E. muchos años. Madrid 31 de Octubre de 1853.»»E1 Sub- 
secretario , Eduardo Fernandez San Román. 

r 

GUERRA. 

[Si OtíuBreJ] Real ¿rdeo. declarando qvtn los Capitanes generales están 
faeultados por la Real orden de 3 de Junio de 1816 , que se inserta, 
para liacer extensivas las visilas generales de cárciles á tos presos de ¡n^ 
riedícciones privativas militares ^ y concediendo iguul facultad i los (So- 
bornadores militares de provincias y plazas. 

Excmo. Sr.: Con focha 3 do Junio de 1816 se circuló por este 
Hinisterío la Real orden que dice arf: 

«Habiendo dado cuenta al Rey He lo ocurrido entre el Capitán 
general de la provincia de Extremadura y el Comandante do Arti— 
Jleria en la misma ^ sobre si la visita general de los presos militares 
de la Pascua de Resurrección del ano pasado de 1816 debia exten- 
derla á los de la jurisdicción de o$tc Real Cuerpo ; y oiclo por S M. 
el informe de su Direrlor general y el dictamen del Supremo Conse- 
jo de la Guerra, se ha servido resolver mic siendo el Capitán gene- 
ra! de una provincia !á primera Auloriaad que Ics^ representa , no 
Euede defraudársele la atribución de que en las visitos generales se 
5 presenten todos los presos , sean de Cuerpo privilegiado 6 no , y 



340 TBicnt coAnuum» 

que reoonoaca las prisiones ; bien entendido que no podrá meavdarae 
en las causas del Cuerpo privilegiado, y solo reducir su visita á la 
policía militar, y oir las quejas si las hubiese.» 

Y habiéndose consultado últimamente por el Capitán general de 
Valencia con respecto á las atribuciones de su autoridad en las visi- 
tas de cárceles en que haya también presos de jurisdicciones pri* 
vativas militares , conformo con el dictamen del Tribunal Supremo 
de Guerra y Marina , se ha servido resolver la Reina (Q. D. G.) que 
se circule de nuevo la preinserta Real orden , y declarar extensiva 
á Jos Gobernadores militaros de provincias y plazas, dentro del re-« 
cinto de su respectiva jurisdicción, la facultad de que la misma 
Real orden concede dentro del distrito de su mando á los Capitanes 
generales. 

De orden de S. M. lo digo á V. E. para su conocimiento y efec- 
tos consiguientes. Dios guarde á Y. £. muchos años. Madrid 3i de 
Octubre de 1 853. =Blaser. 

795. 

GOBERNACIÓN. 

[31 Ociuíre,] Real ¿rden ^ determinando que Io§ efectos de lá de 4 de Ja- 
llo último^ que dispone se saquen á oposición las plazas de médicos, ci«- 
rujanos y farmacéuticos de los hospitales j demás establecimientos de 
Beneficencia I se entiendan únicamente con las que esiovieren provistas 
con el carácter de interinidad. 

Enterada la Reina (Q. D. G.) de varías consultas que han dirigido 
á este Ministerio algunos Gobernadores de provincia sobre las du- 
das y diBcultades que ofrecen en su cumplimicnlo las Reales órde— 
nes ae 4 y 7 do Julio último , con arreglo á las cuales , no solo han 
de sacarse á pública oposición en la forma acx)stumbrada Jodas las 
plazas de médicos, cirujanos y farmacéuticos de los hospitales y 
otros establecimientos de Beneficencia que en el dia se hallan con- 
cedidas con el carácter de interinidad , sino también las que en pro- 
piedad han sido provistas después de publicada la Real orden de 27 
de Octubre de 4848; oido el Consejo de Sanidad, y de conformi- 
dad con lo expuesto por esta Corporación, S. M. se ha dignado 
mandar : 

1.* Que se confirmen en sus destinos los médicos, cirujanos y 
farmacéuticos de los hospitales y demás establecimientos de Benefi-: 
cepcia generales y provinciales que, al publicarse la Real orden 
de 4 de Julio último, tenían plaza de número ó nombramiento en 
propiedad. / 



M4853* Sil 

T V Que los efectos de dicha Real orden se entimdan única- 
mente con los que tuvieren plazas interinas , cualquiera que sea su 
deoominacion. 

De Real orden lo digo á V. S. para su inteligencia y cumplimien- 
to. Dios guarde á Y. S. muchos años. Madrid 31 de Octubre de 
4853.aiSan Luis.caSr. Gobernador de la provincia de 

796. 

FOMENTO. 

[31 OetuireJ] Real ¿rden , mandando sacar i pública subasta la coastruc* 
cíoQ por caeoia del Estado de una linca de ferro*canrii de Madrid i 
Imn. 

limo. Sr. : Vista la Real orden de 4 6 de Agosto de 1 845 autori- 
zando á los Sres. Lezea y Arríela, representantes de la Diputación 
general de Vizcaya , del Ayuntamiento y Junta de Comercio de la 
ilustre villa de Bilbao ^ y de otras Corporaciones y personas para 
construir una linea de forro-carril desde Madrid á Irun : 

Vista la Real órd^n de 29 de Marzo de 4 846 , en que se aprueba 
la cesión de sus derechos hecha por las Corporaciones y personas 
ooncesionarias á favor de una compañía extranjera : 

Vista la Real orden de 22 de Noviembre del mismo año conce- 
diendo una próroga de éiez y ocho meses para la presentación del 
depósito definitivo y demás documentos necesarios : 

Vista la Real orden de 6 de Noviembre de 4 848 mandando de- 
volver á los concesionarios, de acuerdo con el parecer de la Junta 
consultiva, los 5.000,000 de reales que habian depositado en el 
Banco , y concediéndoles dos años mas de próroga : 

Vista la Real orden de 44 de Junio de 4850 , en que se concedió 
la próroga de un año mas para principiar los trabajos y reponer el 
depósito de los S.000,000 : 

Vista la Real orden de 4 de Julio de 4 854 , en que se concedió 
nueva próroga de un año para los mismos fines : 

Visto el Real decreto de 6 de Agosto declarando á este camino 
oomprendído en la ley de 20 de Febrero de 1850 , y fijando en 
600.000,000 de reales su capital máximo : 

Visto el Real decreto de i.de Julio de 4852, en que se concedió 
definitivamente la construcción del fern>*carril de Madrid á Irun á 
las Corporacioiies de Vizcaya , se aprobó el convenio celebrado entre 
la empresa concesionaria y D. José de Salaoumca sobre la parte de 
la linea desde Madrid á Miranda de Ebro , y la propuesta hecha por 



6(12 TBRGJQí cvAnmsm 

el tmtxsió para la consítrúccion de esta parte de linea por cuenta del 
Estado: 

Yis(o el Real decreto de 27 de Noviembre, en virtad liei cnai se 
apix)bo la propuesta hecha por D. José de Salamanca de sacar á lici- 
tación pábHca el ferro-carril dosde Madrid & Mh*anda do Ebro, que* 
dando en lo demás vígenlo el Real decreto de 4 de Julio : 

Vislo el Real decreto de 29 de Diciembre, por el cual se suspen- 
dió la subasta acordada en el de 27 de Noviembre , hasta que se fija* 
se la dirección de la linea y pudieran formularse y publicarse con la 
anticipación debfda los pliegos do condiciones: 

Visla la Real orden de 21 de Enero de Í853, en que se acordó 
quedasen en su fuerza y vigor los derechos que en justicia^ tuviesen 
la Diputación provincial de Yíscaya V el Ayutitan»ienlo de liUfcao, 
como primitivos concesionarios del ferro-carril : 

Vista la Real orden de 21 de Febrero del mismo año, en que se 
mandó conservar y mantener los derechos que á las Corporaciones 
de Vizcaya y personas concesionarias del ferro-carril les f^ron 
otorgados en Real orden de 18 de Agosto de 4845, y queso prínoi» 
piaran & contar desde 1 .* de Marzo los cuarenta y tres días que se 
les concedieron para efectuar un depósito de i 5.0(ÍO,000 de reales : 

Vista la Real orden del 26 do Marsso, en que haciéndose cai^o 
de la cesión veriGcada por los concesionarios en fuvor de D. José 
de Salamanca , y por esle ¿ una compañia extranjera , se manda ad« 
mitir al mismo éalamancala fianza de 46.000,000 de reales, auto- 
rizándole para comenzar los trabajos en la sección comprendida en- 
tre Burgos y Miranda de Ebro : 

Visto el dictamen de la mayoría del Consejo Renl, en qne mani- 
fiesta que al hacerse la primitiva concesión no se tuvieron presen-^ 
tes los principios generales del derecho txque niegan á las Corponn 
clones provinciales y municipales la capacidad legal para contratar 
y obligarse sobre ciertas materias;^) y ex^icando en sepiuida qae el 
(erro-carril concedido no se limitaba al territorio de Vizoaya , aínb 
que comprendía la mitad de la zona del Reino, añade: «csin embaió 
go , esta se encomendaba á unas Corporaciones qae ^ caaleeqaiera 
que sean sus facultados por ta ie«;tslacion floral, aotí p'oraiaeaie ad>«' 
ministrativas y no pooden extenderse fuera del territorio que admi- 
tiistran , ni á materias agones de su administ raigón interior :» 

Considerando la necesidad de poner término á las confdsionea y 
dificultades cridas por tan prolotigada tramitación y porian oon— 
ti^adictorias detterminacienea : 

Considerando la conveniencia y la importancia bajo el panto á& 
Vista de los intenses pábiicos de construir un ferro-carríi de 
drid i Inin, reélainado por la opinión da tas pueblos: 



M 4S53. SIS 

Considerando la utilidad de activar en lo posible la construcción 
de esta obra y los grandes bienes que está destinada á producir en 
lodo el territorio de la Península : 

Considerando aue negada la capacidad de contratar por parte de 
las Corporaciones áo Vizcaya,. mucho mas fuera de su territorio , se 
desvia esta concesión en un punto cardinal de las demás de su ín- 
dole: 

Coiisideranda que él verdadero interés, así de los pueblos como 
del Estado , consiste en la pronta adopción de una medida /{He ase- 
gure la construcción del ferro-carril de Madrid á Irun ; y que este 
íiilerés está resguardado oon la púbiioa licitación , que es uno de los 
medios establecidos en el Real decreto de 27 de Noviembre do i8&2: 
S. M. la Reina (Q. D. 6.) ha tenido á bien mandar lo siguiente: . - 
i.^ Se saca á póbKea subasta la construcción por cuenta del 
Estado de una línea de ferro^carrii de Madrid á Irunv dividióndote 
para este efecto en cuatro secciones-, á. saber : 
Prímora , de Madrid á Valladolid. 
Segunda , de Y&lladolid á Burgos por Falencia. 
Tercera , de Burgos á Bilbao. 
Y cuarta , de Bilbao á Irun. 
8.* Esta licitación se verificará por pliegos cerrados y confornie 
á lo prevenido en el Real decreto de 27 de Febrero de 4 862 sobre 
eontcatoe públicos, y se celebrara el dia 4!^ de Marzo de 4 8^4 anto 
el Director general de Obras públicas; debiendo abrirse los pUegoa 
referentes á las distintas secciones en el órclen en que quedan enu<* 
meradas en el anterior artículo. 

3 * La construcción de cualquier túnel será obíeto de un con^ 
trato y subasta especial, que so* verificará dictándose al efecto las 
disposiciones que se juzí>uen convenientes. 

4.* Con la anterioridad necesaria se publicarán en el plieco de 
oODiKciones detallado los presupuestos que resulten de ios trwajos 
mandados ejecutar por el Gobierno , así como la forma en que lia«^ 
^n de extenderse las proposiciones de los licitadores. 

6.' El Gobierno , oyendo al Consejo Real , abonará los gastos 
debidamente acreditados , á cayo reintegro tengan derecho los aii*^ 
tortores concesionarios. 

6.* El Gobierno dará cuenta á las Cortes de las anteriores dist 
poeíGioiies. 

De lleai urden lo digo á V. I. para los efectos eorrespondieotei^ 
Dios guarde á V. I. muchos años. íSadrid 34 de Octubre de Í8()3 
Bstébaa CoHantes.«>-Sr. Director general de (%ras públicas. 



344 «BRCIB CCÁTHUttSTil 



797. 



PRESroENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

[S Noi^iemtre.] Real decreto | declarando unida i la Presidencia del Con* 
aejo de Ministros la Superintendencia general de Hacienda de las pose* 
sioncí de Ultramar. 

Señora : Reunidos en la Presidencia del Consejo de Ministros io« 
dos los negocios de Hacienda , relativos á las provincias de Ultra- 
mar, y centralizados en la misma casi todos los que afectan al go- 
bierno , administración y fomento de aquellos vastos países , es con- 
secuencia forzosa que se le atribuyan y declaren todas las facultades 
y prero^ativas que faciliten el desempeño de tan importantes funcio- 
nes. Cuéntase entre aquellas la Superintendencia general de Haden* 
da de Indias, unida basta ahora al Ministerio de Hacienda; y aun- 

aue segregados de este los negocios de Ultramar, se está consi- 
erando para todo, separado también oon ellos, el referido ' car- 
go, é incorporado á la Presidencia del Consejo, es, conveniente 
que V. M. haga sobre este punto una declaración explícita, y asi 
tiene la honra de proponérselo el que suscribe , de acuerdo cqu el 
Consejo de Ministros, sometiendo á su soberana aprobación el ad- 
junto proyecto de decreto. 

Madrid 2 de Noviembre de 1 853.=» Señora. <» A L. R. P. de 
V. M.eaEl Presidente del Consejo de Ministros, El Conde de San Luis. 

REA! DECRETO. 

De acuerdo con el parecer de mi Consejo de Ministros, vengo en 
decretar : 

Articulo 1 .* Se declara unida á la Presidencia del Consejo de 
Ministros la Superintendencia general de Hacienda de las posesio- 
nes de Ultramar , con la misma amplitud de derechos , faCultadeSi 
prerogativas y goces que estaban concedidos á la antigua Superín-* 
tendencia ^neral de Indias. 

Art. 2.* Quedan derogados todos los Reales decretos , órdenes y 
disposiciones anteriores que se hallen en oposición con el presente 
decreto. 

Dado en Palacio á 2 de Noviembre de 4853.aaEstá rubricado 
de la Real mano*B>£I Presidente del Consejo de Ministros , Luis José 
Sartorius. 



M 4853. 345 

798. 

PRESIDENOA DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

[2 Noi'iemire,] Real decreto, organizando la Secretaria de la Presideocit 
del Consejo de Ministros. 

Seuora : El número y la calidad de los negocios que penden hoy 
de la Presidencia del Consejo de Ministros exigen dar á su Secreta* 
ria una organización análoga á la de los demás Ministerios. Si la in* 
tervencíon de altos funcionarios en el despacho de los negocios que 
se someten á la aprobación de V. M. es garantía de acierto en las 
resoluciones que se dictan por otros Ministerios, no puede menos de 
ser conveniente, y aun necesario, adoptar este mismo modo de pro- 
ceder en el despacho de los asuntos atribuidos al Presidente de 
vuestro Consejo, y con mucha mas razón siendo estos en su mayor 
parte graves y trascendentales por su naturaleza. 

Esta organización ventajosa no grava sin embargo al Tesoro, 
puesto que los funcionarios que han de componer la Secretaria de la 
Presidencia pertenecen á la planta de otros Ministerios , con la única 
excepción de un oficial de Secretaria, Jefe de Administración de 
cuarta clase, cuyo sueldo, si bien ocasionará un pequeñísimo gasto, 
queda mas que compensado con las economías hechas en otros 
servicios. 

Fundado en estas razones , somete el que suscribe á la aproba- 
ción de V. M. el adjunto proyecto de decreto. 

Madrid 2 de Noviembre de 1853.=* Señora.-» A L. R. P. de 
V. H.a=>El Conde de San Luis. 

REAL DECRETO. 

Conformándome con lo propuesto por el Presidente de mi Con** 
sejo de Ministros , vengo en decretar : 

Articulo 4! El despacho de los negocios que corresponden á la 
Presidencia de mi Consejo de Ministros estará á cargo de uno de los 
Directores generales de cualquiera de los ramos de la Administra- 
ción , nombrado por Mí en calidad de Jefe de la Secretaría de aque- 
lia dependencia ; de un oficial de Secretaria , Jefe do Administración 
de cuarta clase, y de dos auxiliares. Estos funcionarios tendrán á 
sus órdenes los empleados subalternos que sean indispensables. 

Art. 2? La dotación del oficial de Secretaria asignado á la Presi** 



316 TERcn cuAnnasm 

dcncia se incluirá en el presupuesto de la misma correspondiente al 
año próximo , y por lo que resta del presente se abonara oon cargo 
á las economías que resultan en dicho presupuesto. 

Arl. 3? Los dos auxiliares scián de los de la planta de cualquie- 
ra de las Secretarias del Pospacho 6 de la Dirección general de Ul- 
tramar. 

Art. 4? Las atribuciones del Director general , Jefe de dicha S^ 
crctaria serán : dirigir , inspeccionar y distribuir los trabajos de cHa; 
proponer la resolución deiinitiva de lodo negocio que decida por 
expediente el Presidente del Coiyse jo , despachándolo directamente 
con el mismo; dictar las resoluciones forzosas en todo caso previsto 
por las leyes , decretos , Reales órdenes ó reglamentos vigentes , asi 
óotno las óe tramitación ; autorizar las Reales órdenes comunícndas, 
y los traslados de las que se dirijan á los demos Ministros á á las 
Autoridades y Corporaciones superiores del Estado; ejercer las fun- 
ciones de Ordenador de pagos en lo relativo al presupuesto de la 
Presidencia ; nombrar los empleados subalternos de la misma. 

Art. 5? El oficial de la Secretaria tendrá á su cargo el- archivo 
de la Presidencia , y desempeñará en los negocios de la misma todas 
las funciones de los empleados de su clase en los demás MmifiNerios. 

Art. 6? Los auxiliares formarán los extractos ; ayudarán al ofi- 
cia! en el despacho do los negocios, y llevaran el registro. 

Dado en Palacio á 2 de Noviembre do 4853.««Eslá rubricado de 
la Real raanc^^^EI Presidetite del Consejo de Ministros, Luis Joeé 
Sartorios. 

700. 

GRACIA Y JUSTICIA. 

[2 Noviembre,] Real decreto , reformando la planta <Ic la Secretaria del Mt» 
niáterio de Gracia y Jasticia. 

Señora: Al enterarse el Ministro que tiene la honra de dirigirse 
á V. M. de la organización de la Secretaria de su departamento , ha 
encontrado que no está en obser\'ancia la qhe recibió por Real éb^ 
creto de ÍO de Junio de <85l . 

Desde aquella época se han agregado al Ministerio de Grada y 
Justicia diferentes negociados que antes no le pertenecian , y se fe 
han segregado otros que hasta entonces lo habian correspondido. 

En el primer caso so- halla la Instrucción pública con su Direo— 
cion general y Real Consejo del ramo ; el Vicariato general castren- 
se en Jas altas relaciones eclesiásticas ; las Juntas investigadoras éé 
Memorias y obras pias que , con dependencia del Hinieterio de Ha- 



M 1858. 3i7 

cienda , fueron creadas en 4 849 ; et institulo de las Bijas de la Cari- 
dad; el personal del Cloro destinado á los establecimientos de Bene- 
ficencia, y otros costeados por el Estado, y el negociado á que da 
logar la intervención del Gobierno , respecto de las funciones ecle- 
siásticas en los establecimientos sostenidos exclusivamente por las 
provincias, por los pueblos, ó por los particulares. 

En el segundo caso se encuentran los asuntos de todas clases de 
Ultramar en que antes eniendia et Ministerio de Gracia y Justicia, 
Y que formaban una importante sección de ól , refundida hoy en otra 
aependencia. • " 

Aunque el Real decreto de 5 de Diciembre de 1854 tuvo por ob*- 
jeto poner en armonía el ramo de Instrucción pública con ios demás 
del Ministerio , aumentando el personal dé este con cuatro Jefes de 
sección y diet y seis otíciaies del mismo nonibi*e , es lo cierto que, 
por consecuencia sin duda de las variaciones introducidas en la di6r 
tribucion de negocios, el número de empleados existentes boy en. la 
Secretaria no es el que conviene á las necesidades del servicio, el 
cual se resiente además de falta de homogeneidad en Sus cje-^ 
meatos. 

Es, piles, indispensable. Señora, Ajar definitivamente su planta, 
distinguiendo las atribucrones de diversa índole que hoy están coih- 
fundrdas y destinando convenientemente los empleados según el ca-^ 
rácter respectivo de sus funciones. El Ministro quo suscribe espera 
conseguirlo así mv medio de la nueva organización que propone 
áV. M. 

Sepáranse en ella cual conviene las funciones propias da la Se«« 
cretana, que suponen conocimientos roas elevados y complexos, d<$ 
los trabajos inas Hanos y prolijos, propios de otras dependencias 
t|ne rcdatnan conocimientos especiales, pero de orden inferior á k» 
anteriores. 

Se establece además una división necesaria entre estas dos car^ 
reras y la judicial, porque siendo aquellas puramente administrati- 
vas no deben seguir confundidas y mezcladas con esta última. 

Exíjase en buen hora la cualidad de letrado á los oficiales de h 
Secretaría, ya por ser peculiares de ésta carrera los conocimíenlOB 
nece9«rios para et acierto en el despacho de los negocios , ya tam- 
bién porque han de tener ií su cargo asuntos cuya resolución debo 
fundarse én las leyes , ya en fin , porque les corresponde vdar so^ 
bre loe intereses do la justicia , facilitar su pronta y expedita admi- 
nistración, y proponer las correcciones convenientes en la l^íala-^ 
cien misma ^. mas no por eso deja de ser esencialmente administrativo 
el carácter de equeUos funcionarios y ficticia ta asñnilaeioii de su 
categoría con las oorrespondientes al orden judicial. 



348 Tncn coATAiiasm 

Esto no impide que los o6ciaIes de Secretaria sean nombrados 
pera los Tribunales ordinarios, con tal que reúnan las condiciones 
requeridas en las respectivas categorías judiciales; ni que se consi- 
dere como de servicio erectivo para cada clase el tiempo que se 
haya servido en el Ministerio. Solo asi podrán sus individuos pasar 
de una carrera á otra sin el inconveniente de injustificadas prefe- 
rencias. 

No será este , á pesar de su importancia , el mayor bien que pro- 
porcione el nuevo arreglo. La reducción del personal regularizará y 
dará unidad al curso de los negocios, facilitando su mas rápido y 
acertado despacho. 

Para conseguirlo conviene que la atención de los oficiales de Se- 
cretaria consagrada habitualmentc á tareas de la índole mas elevada 
y trascendental , se descargue de una multitud de pormenores que 
podrán desempeñar otros empleados de clase diferente, bajo la ai- 
reccion é inspección inmediata de aquellos. 

Siendo una verdad tan palpable que la divisiou metódica del tra- 
bajo facilita y perfecciona sus resultados , parece excusado detener- 
se en demostrar las grandes ventajas de este nuevo sistema. 

Respecto á la economía que se obtendrá en la nueva planta , si 
bien no es mas que de 70,000 rs. por de pronto, el orden y la uní* 
dad que se introduce en los trabajos vendrán sin duda á proporcio-* 
narlas mayores. 

Contribuirá en gran manera á este resultado el que en adelante 
se someta á los Tribunales el conocimiento y resolución de mu* 
chos expedientes que deben terminarse en las Audiencias res- 
pectivas. 

Asi podrán hacerse nuevas reducciones que disminuyan el per-» 
flonal actual de la Secretaria , procurando conciliar el interés y los 
derechos legítimos de las personas con las exigencias severas del 
servicio. 

Equitativo es. Señora, y muy propio del bondadoso corazón 
de Y. H. , limitar los efectos secundarios de las reformas que lastiman 
intereses personales ; pero es preciso evitar sobre todo que estos se 
antepongan á los del interés general. 

Para conciliar en lo posible ambos extremos, V. M. podrá aten- 
der y colocar oportunamente á los excedentes, porque todos 'han 
contraído méritos en los delicados asuntos puestos á su cargo. 

Fundado en estas generales observaciones , que V. M. se digna- 
rá apreciar en su alta consideración, tengo la honra de rogar 
á y. M. se sirva aprobar el adjunto proyecto de decreto. 

Madrid 2 de Noviembre.de 4 853.»» Señora.»» A L. R. P. de 
V. M.>=E1 Ministro de Gracia y Justicia , el Marqués de Gerona. 



ra 4853. 340 

REAL DECRETO. 

En vista de las razones que me ha expuesto el Ministro de Gra- 
cia y Justicia , vengo en decretar lo siguiente : 

Articulo \ .® Los empleados de planta de la Secretaria de Gracia 
y Justicia serán : un Subsecretario con 50,000 rs. de sueldo : diez oíi** 
cíales de Secretaria ; los tres primeros con 40,000 rs.; ios cuatro si- 
guientes con 36,000, y ios tres últimos co» 30,000 : veinte oficiales de 
sección; los dos primeros con 20,000 rs.; los tres segundos con 
24,000 ; los tres lercoros con 22,000 ; los cuatro cuartos con 20,000; 
los cuatro quintos con 1 8,000 , y los cuatro sextos con 1 6,000 : un 
archivero con 26,000 , y ocho oliciales del archivo ; el primero con 
24,000; los tres segundos con 16,000; los dos terceros con 14,000, 
y los dos cuartos con 1 0,000. 

Art. 2.* Tanto el número como los sueldos de los escribientes, 
porteros y dependientes de la Secretaría serán variables, como hasta 
ahora, atendidas laá circunstancias y exigencias del servicio. 

Art. 3.^ Para las plazas que hubieren de proveerse en personas 
que no deban ser letrados , se me propondrán sujetos idóneos con 
arreglo á lo dispuesto en mi Real decreto de 21 de Setiembre prox¡«- 
mo pasado, exped¡<lo por la Presidencia de mi Consejo de Mi— 
nistros. 

Art. 4.* El Reglamento interior de la Secretaria, que presen* 
tara á mi aprobación el Ministro de Gracia y Justicia, marcará de- 
talladamente la distribución do los negocios en las secciones, y las 
atribuciones respectivas de los empleados de cada clase. 

Art. 5.* En lo sucesivo las plazas de Secretaria no darán derecho 
á figurar en los escalafones del orden judicial ; pero lo conservarán 
los que lo disfraten en la actualidad y los que lo tengan á su entra- 
da en el Ministerio , considurándose de servicio efectivo para cada 
clase el tiempo que se haya servido en Secretaria. 

Art. 6." Las categorías, derechos y preeminencias anejas á las 
plazas del Ministerio se arreglarán á lo establecido en mi Real de- 
creto de 18 de Junio do 1832, expedido por la Presidencia de mi 
Consejo de Ministro?. 

Dado en Palacio á 2 de Noviembre de 1853.=Eslá rubricado de 
la Real mano.=El Ministro de Gracia y Justicia , José de Castro y 
Orozco. 



950" TERCEE CÜÁTBTIttSnK 

800- 

GRACIA Y JUSTICIA. 

[t NüPiemhre,] Real decreto, refundiendo en itna sola dependencia qoe le 
denominará Ordenación general de pagos i varios ramos de ConUoilidad 
del Ministerio de Gtacia y Juslicb» 

Conforme á la nueva organización y planta dada por mí decreto 
de osle día á la Secretaría del Ministerio de Gracia y Justicial vengo 
en decretar : 

Artículo 1 .• La Ordenación de pap[08 do las clases y obligaciones 
de la Administración de justicia, la Intorvencion de los mismos, la 
Dirección de contabilidad del Culto y Clero , la Ordenación de pagos 
ó Intervención del ramo de Instrucción pública , se refundirán en 
una sola dependencia central , denominándose Ordenación general 
dé pagos del Ministerio de Gracia y Justicia. 

Art. 2.° El Ordenador general de pagos disfrutará el sueldo anual 
de 36,000 rs. , y esta dependencia se regirá con arreglo á la planta 
y Reglamento que se lo darán al efecto. 

Dado en Palacio á 2 dq Noviembre de 1853.=Está rubricado de 
la Real manc^^aEl Ministro de Gracia y Justicia, José do Castro y 
Orozco. 

801. 

HACIENDA. 

[fi Noviembre,] Real orden ^ declarando que los proccdinncntos e&tiiblcri- 
dos en el Real decreto de 2ü de Junio de 1852| no son nplicabtes en 
todas las causas del fuero de Hacienda ^ sino en las de contrabando^ 
fraude j sus conexos* 

limo. Sr. : He dado cuenta á S. M. la Reina (Q. D. G.) del expe- 
diente, instruido en esa Dirección á consecuencia de In consulta ole— 
yada por el Juez de primera inslaticia de Hacienda de Granada, 
sobre si los proccdimiontos establecidos en el Real decreto de 20 do 
Junio de 1852 para la tramitación y suslanciacion de las caucas da 
contrabando, defraudación y sus conexos, son aplicables á las que 
se instruyan en los Juzgados del fuero de Hacienda por delitos co— 
Bjunes : teniendo en consideración que en ninguno do los artículos 
del Real decreto citado , se amplían aquellos procedimientos á las 



ra 4853. 384 

cftusas de éstos delitos^ que el objeto de este deoreto en la pftrte de 
que se trata fué solo el de fijar los que han de seguirse eii la ivwokU 
tacion y sustanoiaeion de las causas por dontrabando , defraudación 

3 sus conexos, que no se bailan comprendidos en las disposiciones 
el Código penal, y que no fué ni pudo ser el espíritu del repetido 
Real decreto derogar lo establecido en las leyes y Reglamentos vi- 
gentes para la sustanciacion de las causas por delitos comunes; en- 
terada de todo S. M. , y de conformidad con lo expuesto por esa Di- 
reócíon general , se ha servido declarar que los mdicados precedí*- 
mientos únicamente son aplicables en las causas de contrabando, 
fraude y sus conexos, y no en las que se sigan por los demás delitos, 
aunque su conocimiento corresponda á los Tribunales y Jueces á quie- 
nes está cometido el fuero de la Hacienda pública. 

De Real orden lo dico á V. I. para su inteligencia y efectos con- 
venientes. Dios guarde a V. I. muchos años. Madrid 2 de Noviertibré 
de 4853.»sDomenech.i^Sr. Director general de lo Conlencioso dé 
Hacienda pública. 

802. 

HACIENDA. 

[3 Nwiembre.] Real ¿rden, recordando el cumplimiento ele lo dispuesto 
en el art. 130 de la ley de 3 de Mayo de 1830 , relativo i las causas 
que se Instruyan contra clérigos por delitos de contrabando | defrauda- 
ción y sos conexos. 

Excmo. Sr.: He dado cuenta á la Reina (Q. D. G. ) de la comu- 
nicación del M. R. Arzobispo de üiirgos que V. E. trascribió á este 
Ministerio en Real orden de 31 de Agosto último, en que con motivo 
de la causa seguida ante el Consejo de Guerra de aquella provincia 
contra varios paisanos y el presbítero D. Tomás Díaz Molinero, que 
fué complicado en ella por resistencia á los Carabineros de Hacienda 
pública en el acto de cierta aprehensión de sal en la Peña vieja do 
Orduña, manifestaba que ninguna intervención so habia dado á la 
Autoridad eclesiástica en dicha causa, c insistia en lo que anterior— 
njenle tenia pedido referente ¿ que declarando el Real decreto dé 
20 de Junio de 1833 se hirviese S. M. ordenar que para procedei^ 
contra clérigos en cauí?as de contrabando y stis incidencias, proceda 
al menos una inforniacion sumaria de la que rebullen fundadas so^ 




3SS TiBcn (nJAnminru 

SQ vista y considerando que la {u*imera parte de la petición de* 
M. R. Arzobispo causaría una dilación en la terminación de tales 
causas, coartaría á los Jueces y Tribunales competentes el libre 
ejercicio de su jurisdicción , y sobre todo , introduciría un privilegio 
nuevo personal no conveniente: teniendo en cuenta respecto de la 
segunda parle de la indicada petición que el Real decreto de 20 de 
Judío , ya citado , no ha derogado las disposiciones do ley » cuyo 
cumplimiento se pide ; oída la Dirección general de lo Contencioso 
de Hacienda pública, se ha servido S. M. mandar que se recuerde 
el puntual cumplimiento de lo establecido en el art. 43U de la repe- 
tida ley de 3 de Mayo de 1830 en las causas que se instruyan contra 
clérigos por delitos de contrabando, defraudación y sus conexos. 

De Real orden lo digo á V. E. para los efectos convenientes, que- 
dando este Ministerio en comunicar á quien corresponda la indicada 
Real orden. Dios guarde á V. E. muchos años. Madrid 2 de Noviem- 
bre de 1853.»iDomenech.a»Sr. Ministro de Gracia y Justicia. 

803. 

FOMENTO. 

[2 NwUmbré,'\ Rea! decreto, autorizando jÍ la sociedad anónima titulada 
Compañia española para la fabricación de bujitu esteáricas^ para dar 
priocipio á sus operaciones. 

Visto el expediente do calificación instruido por cl Gobernador 
de esta provincia para la formación de una sociedad anónima que, 
bajo la razón de Compañia española para la fabricación de bujías 
de la Estrella , se propone como objeto de sus operaciones la fabri- 
cación de bujías esteáricas y de cera vegetal, la de ácido sulfúrico 
y nitrico, y la de jabón con los residuos de aquellas: 

Vista la Real orden de 6 de Agosto último, por la que se declaró 
de utilidad pública el pensamiento que sirve de base á la formación 
de esta sociedad , y se aprobaron sus estatutos con la única modifi^ 
cacion de aue se titulase Compañia española para la fabricación de 
bufias esteáricas , como mas propia á la clase de industria á que 
trata de dedicarse « y en la que se le impuso por último la obligación 
de proceder en seguida á formar el Reglamento de aue haola la 
cláusula treinta y una de la escritura social , y presentarlo á la opor* 
tuna aprobación: 

Considerando que esta compañia lio requiere para sq formación 
una ley, según el art. 2.* de la de 18i8, y que no puede dirigirse 
á monopolizar subsistencias ni otros articules de primera necesidad. 



M 485S. 868 

por cuya razón no está cómpi^ndida en el últímo párrafo del ar« 
tíctdo 4/ de )a citada fey : ' 

Ckmaiderando que el Reglamento formado en virtud de lo á\8^ 
puesto en la Real orden mencionada de 6 dé Agosto contiene las 
mismas cláusulas de Ja escritura social , ampliadas con las explica>- 
ciones oportunas para fiacilitar su ejecución, y con otras disposicio-* 
nes que no se apai^tan en nada de las bases esenciales de los estatu- 
tos, por cuya razón ha sido aprobado: 

Considerando que los suscritores á esta empresa han hecho efec- 
tivo el total importe de' las acciones con arreglo á lo que dispone la 
cláusula octava de los estatutos: 

Considerando que ha compiído con todas las condiciones que se 
le han impuesto , según resulta de los documentos remitidos por el 
Gobernador de la provincia mencionada en 4 4 de Setiembre y 1 3 
de Octubre últimos ; 

Oído el Consejo Real , vengo en conceder mi Real autorización á 
la sociedad anónima titulada Compañía espaiMa para la fabrieacian 
de bujías esteárieas , declarándola legalmente constituida para que 
pueda dar principio desde luego á sus operaciones. 

Dado en Palacio á 2 de Noviembre de 4 853. »■ Está rubricado 
de la Real mano. «» El Ministro de Fomento, Agustín Esteban Co« 
liantes. 

804. 

FOMENTO. 

[S Nüríemire.] Real decreto, concediendo aulorixadon á la Compañía 
iareelttnesade seguros marítimos, para que pueda continuar en sui 
operaciones. 

Visto el expediente instruida á instancia de la sociedad anónima 
titulada Compañía barcelonesa de seguros maritimos , en solicitud de 
mi Real autorización para continuar las operaciones propias de su 
instituto : 

Considerando que dicha compama acordó pedir y solicitó en 
tiempo hábil la autorización para continuar sus operaciones coki ar- 
reglo al art. 48 de la ley de 28 de Enero de 4848, y á los 39 y 42 
del Reglamento dictado para su ejecución : 

Considerando qué el objeto de la empresa no puede dirigirse á 
monopolizar subsistencias ni otros artículos de primera necesidad, 
por lo cual no se halla comprendida en el último párrafo del art. 4.* 
de la citada ley : 

Considerando que ha realizado cumplidamente el objeto de su 
Tomo u. 33 



8M Tncn tnanama 

infitiluto eooio ae determioa en el arl* 40 de la misma leyi y obi»* 
nido el buen concepto de qae goza en el público , según na inforauh 
do constantemekite.el Gobernador de la provincia de Barcelona: 

Considerando que, en cumplimiento de lo prevenido en Real ór» 
den de 4 6 de Marzo de 4 849 , reformó su contrata social por medio 
de la escritura otorgada en 28 de Abril del mismo año ; y que en 
virtud de los reparos propuestos en la Real orden de 14 de Octubre 
siguiente , formalizó una nueva escrítui*a en 8 de Eoerp último , co-< 
yas cláusulas están redactadas en términos aceptables : 

Considerando que en esta última escritura se ha aumentado el 
capital hasta 1 2.000,000 de reales para que guarde mejor proporción 
con la importancia do sus operaciones , y á &n de que queden estas 
garantidas de una manera mas segura : 

Considerando que con arreglo á lo dispuesto en Real orden de 4 
de Mayo próximo pasado, los nuevos socios ó suscritores á esta em- 
presa han realizado el 6 por 400 del valor de sus acciones, á fin de 
^ualarse con k^ antiguos; y que la exi^tenoia en caja de este de-« 
sembolso ha sido comprobada por el delegado nombrado al efecto 
por el Gobernador de la provincia: 

. . Considerando , por último , que con estos fondos podrán cubrirse 
desahogadamente todas las obligaciones ordinarias y extraordinarias 
de la empresa; 

Oido el Consejo Real , vengo, en conceder mi Real autorización 
á la sociedad anónima titulada Compama barcdonesa de seguros 
maritimos para que pueda continuar en sus operaciones , rigiéndose 
en lo sucesivo por las bases consignadas en la escritura de 8 de 
Enero del corrienlcí ano. 

; Dado en Palacio á 2 de Noviembre de 4 853.=» Está rubricado 
de lá Real mano. =» El Ministro de Fomento, Agustin Esteban Co- 
llantes. 

805. 

niBECClON GENERAL DB CONTRIBUCIONES. 

[3 Nof^iemhre.] Circular | haciendo varias prevenciones acerca del modo 
de exigir los recargos, que se impongan sobre las cuotas de la contri- 
hucion industrial , ftira cubrir el déficit de los gastos provindales 6 

' muiáoipales. 

Esta Dirección general ha observado que por la Administración 
provincial no se sigue una marcha uniforme en la exacción de los 
recargos autorizados para gastos provinciales ó municipales sobre 
las cuotas de la contribución industrial. Procede este desacuefdo, de 
cjue en algunas provincias se ba oonsíderadq qtie impuesto un 



«»go no |iMdo liiCdMe xyim 6i#^q^ liaérvÉítiltoriBáción al 

tMor de Jo qué" so dispone ^ el Real oeortsio d^'S 4o Junio lAo 4847, 
lili tenor en euasic (joo te «noto quo^o {Nieote' alterarse e$ lia dol 
tanto poi* dentó que so autorioo^ y que no ha de «xooder del íúáiú^ 
BHim de im 40 por 400 para gastos pr^nóialesV y on 95 por 400 
para los mmicipoíes , y no la camidad do sd' importo , jf)orqué <?sto 
no puedo sujotat^oá ona eifra delortñinada atendida* lo inddle de la 
ooocríbudon industrial; al paso qué en v>tras |:yr6v!n<5ia6 so hai d(ld(^ 
demasiada latitud á órdenes especules de la Dii^etoion , que- como 
dictadas por resolución á consultas locales y en hechos cxcepcionaldS^, 
no han debido servir de reglo Constante y <pen(»anente. fin este es- 
tado, no pudiendo permitir ia Dirección general qua'en la exacción 
do los Hnpaeatos públicos hava la desigualdad qúo rechaaca la leV , y 
eonsidorando ^ue la eventualidad á que ^^n sujetos los valores de 
la contribución industrial impide el que pueda señalarse con pt*eci^ 
sien y exactitud la cantidad que haya de recargarse sobre los mis- 
mos para cubrir el défícit de lo$Jpi*eti^ipueslos de gastos proviDciales 
ó municipales; que por esta razón solo puedo autorizarse y se auto- 
riza en efecto, dtttfto. pof ciooTo que doba r(^(^ligárse calculando 
su importe por los valores acreditados ; que asi como procede la 
baja' do looí redarlos (Mando Se exduye de ia Osatnítíula á^atguAT. iit^ 
doBtrial que deja de seria; por desei^timiénto ú otras cansa»/ de > la 
misma manera procede su imposición á los nuevos contribuyentes, 
porque lo contrario sería hacer á unos de mejor condición que á los 
otros, lo eual4io es justo ni equitativo; y por líltimo, que tanto los 
aumentos como les bajas que tienen los valorea de los it>carstos pro^ 
▼iiiciales 6 municipales dentro del año , se toman an consideración 
para los presupuestos áé\ Inmediato; ha acordado esta Dirección ge«^ 
neral hacer á V. S. las prevenciones siguientes: 

4.* Conocida«ya, como debe serlo, la cantidad qud hoya de' re- 
cargarse sobre las cuotas do la contribiioion industrial para el año 
venidero de 4954 , con destino á cubrir el déñctt.de los gastos pro-* 
Tíñeseles y mtinicipales, cuidará V. 8. de qiJe se impongan los ro^ 
cargos con diMincion, sin que p()r ningún motivo se exceda del tanto 
por ciento que haya sido autorizado (lentfo del limité que seftala el 
Rea) decreto de 8 de Junio de 4847. 

' 9/ Cuando la autorización conced ida ' para gastos inonicipaleB né 
lo sea por un tanto por ciento , sino que solo- se contraiga á una cani- 
tidad aetermioáda, recargará \\ 8. el tanto por cionto que á esta 
oorreanonda con arreglo aA^enpo del pueblo>^ siempí^ que no exoeáe 
del maxirmim, proeUráado concillaren euanto eea posible iá préxi^ 
aaldad ée so importe á la catitidad Ofutorisado , con la desaparieion 
4b Jao AiMioneft do OHiraívedi, ^ ' - 



9(W. marmmMmn 

( 3** To4t> cpntcibuyeftte qu0 aaraéioiwe^ Im wátrSoaks despoü 
de dbrmada^ e$ta$^ i^alisforá ppir ratón 4^ 'fecait^^eLioiiáiM tanto 
por cieato que se exija á Jos cooiprí^ytoB ept aU83*,:asi eomo á loa 
qu£j se excluyan se tes bajará Ja ouota principal y recargos*. • 
r ái/ El premio 4e ddbranza se exigirá, ífOíoó está niaiiéado,. so-?* 
bre el imparte de la cuota principal y recargos aütoriamdoa. 
.:5.^ A los mercaderes ambulantea no sejes impondrá euola al- 
guna por el concepto <de/recargor para sastos municipales, porque 
e^tán rentos de este gravamen, por Real orden de S3 de Noviembre 
deísta.. : .'. /^- .-.•••..•.. 

• Todo lo que comunica á V; Si la Direocbn para su oomplimientOí 
hirviéndose V. S. avisar el reoibode'esíta circular.' 

Dios. guarde á V. S, mnchosaSos. Madrid 3 deJKoviembre dé 
4 853. «B Augusto Amh]fiard.«=aSF. adminísirador principal de Ha-^ 
cienda pública de la provincia <le..... 

806. 

PRESIDENCIA DEL CONSEJO PE MINISTROS. 



[-4 Nim¿mbre.]'ííeá\ éfteto^ cúocedieúdo al Minuta de' Htckeodft mi 

crédito taplementarib dB-TJiObfi'ii- n,^ paona* atender al fago de 
• bacos. 



• '•</ 



.. Señora: En Noviembre próximo pasado pidió la Administración 
al contratista de tabacos 4,274 quintales de habano vuelta de abajo: 
3,827 vuelta de arriba: 9,200 kentuky auperic»-; y 20,000 virgíaia 
y kentuky, cuya entrega babia de hacer <eii los últimos meses de 
este año. - 

Siti duda hubo de creerse que las existencias que en fin de Di- 
ciembre pudieran resultar, y los tabacos que.perpitia. adquirir /el 
crédito asignado para este cl)jeto en el presupuosto corriente^ no 
bastarían á las necesidades de las fábricas, ea términos de alimea— 
lar las labores de 4 833. y contar con algún remanente para conti- 
nuarlas sin interrupción mientras llegasen las compras de 4854; y 
en efecto , se han realizado aquellas provisiones coincidiendo la en- 
trega del pedido hecho en Noviembre cuando las fábricas han ago- 
tado aigunsHs de^as clases de tabacos comprendidas en él. 

•Sea que su coste hubiera de imputarse al presupuesto de 4859, 
una vez que la obligación del pago se contraía al hacerse el pedido, 
ói al de 4853;» porque en el oursa de este año habían de recibirse Ite 
la]b»eós en las fál^icas, y en caso necesario apiícacse á las labúiies 
y venderse, debió con tiempo abrirse vcl océdilo cerrespondienta. 



{xyrque la ord^sieion áñ todo servioio '^> prodoica gasto reqaiepd 
an crédito J^ísliftivos ó un «liplemento o .ciíádito emtraordínarío od»* 
cedidos por V. M. en la .fornta determinada porlaloy de£lontarbiKdad. 

No se bizo sin emban^, y la omísioil de- este requisito impor-^ 
tante seria con todo justificable mientras* no Ilej^ra el instante de 
haber de formalizar ía entrega de; ios tabacos en las £8á)rtcas, satis-* 
fooer su importe al coniratista, y darios; aplicación, sopeña de sus-^ 
pender las labores con gran perjuicio de tos intereses d^ la Hacienda^ 

Pero ese momento se toca ya;- la concesión del crédito con qub 
pagar los 7.505,621 rs^ valor de los tabacos, es por lo tanto indi^ 
pensable ; y en fuerza de ia necesidad y de la urgencia de proveer á 
este gasto, el Consejo de Ministros tiene la honra de someter á la 
aprobación de V. M. el adjunto proyecto de decreto. > 

Madrid 4 do Noviembre de 1863.^«stSeik>ra.(»iA L. R. P. de 
V. M.»iEl Conde de San Luis. 

REAL DECRETO. 

En atención á lo que me ha expuesto el Presidente del Consejo 
de Ministros , de acuerdo con ,el mismo Consejo , vengo en decretar 
lo siguiente : 

Articulo 1.* Se concjíde al Ministro d? Hacienda un crédito de 
7.505,621 rs.poi:. su pigmento alart. S.^/capit^lo XJII, sccQÍpQ,dé- 
cimaquinta del presupuesto vigente, con destino al pago de 1,271 
quintales de tabaco habano vuelta de abajo: 2,827 de vuelta de ar- 
riba: 9,200 kentuky SMperíor ; y 20^000 Virginia y kentuky para 
surtido de las fábricas nacionales. . 

. Art. 2.* El Gobierno dará cuenta á las Cortes de esta medida 
para su aprobación conforme al art. 27 de la ley de 20 de Febrm'O 
de 1850. 

Dado en Palacio á 4 de Noviembre de 1853.0» Está rubricado 
de la Real mano.-» £1 Presidente det Consejo de. Ministros.^ Luis 
José Sartorius. 

807. 

HACIENDA. 

■ ■ . ' ' ' 

[6 Nótntmh'e.] Real ¿rden , reformando la tarifa tercera de U contríl>a« 
cien iodastrial, relativa i la cuota que deben satisfacer los ' fabricantes 
de curtidos de pieles. 



. I 



Enterada la fleina (Q. D. G. ) del expedifente instruido á'fcónse^ 
euenda^e lasrecIámacidnels'prokttoVidas pórlos'ftibrícantes'de cur-* 



8B8 TBECil ^dJifKiiasni 

lídoB de pleloB^ i«fieíta[ndD^ la relbrma dto lá aaoM urtlriada ieM 
iadoslrá en la tarifa tercera del Real deomto de 90 de Otítubr» d6 
4852, y en viita de lo expuesto porosa Direocíon Reitera) sobre la 
conteñienoia fie cpie «e adopte un tipo geoeral y anirorme de tmpo- 
aicioHy tomanclo sienipre por base la cabida del noque de asiento^ 
S. IL se^ha aervido d»p¿Der: que deade 4.*de Enero del aflo áé 
4K^ quede, híb efecto la cuota de 96 rs* qué actualmente se impone 
á.e6ta clase de industria , eetabieciéudose 'la de 2 rs. poh* cada anli 
de las pieles vacunas ó caballares que pueda contener el noque en el 
quereciban la aocion de la materia curtiente, v que queden Bubais- 
tenies iaa clx>tas señaladas >en la referida tarifa para aquellos en que 
solo soi curien pieles do ganado cabrio «lanar y de cabrito lechales 
ú otros parecidos. 

: De Real ótáen lo oómunico a V. I. para su inteligencia y efec- 
tos consiguientes. Dios guarde á V. I. muchos años* Madrid* & de Né- 
viembre de i8o3.=3Donienech. ===Sr. Director general de Contri- 
buciones. 

808, 

m 

GUERRA. 

[9 iVWíem^re.] Jieal ¿rden, mandando que ^ medida que terminen Isa 
; éoatftitAslioy rigentes ^ se plantee d servicio dé administiticioD directa 

en los ho^ptUles militares. 

..." 'I 

Exorno; 8i\t Bl Sr>. Ministro i\i la Guerra diee hoy at Director 
general de Administración militar lo qtie sfgue : . 

*La Reina í Q. D* G.) se ha enterado de ún ofició aue én 94 de 
JwYié dltim^ dirigió á este Ministerio el' Director general "de SamSsd 
militar, exponiendo los graves inconvenientes que ofrece el servicio 
de hospitalidad por contrata; también se ba bét^ó car^ S; II. de 
Iaa cooimiíeacñonos do V. É. de 38 de Julio y S de Octubre del pré- 
sente año en que, abundando en los mismos principióse, considera 
lo mas oportuno que dicho sistma «c sustituya por el de adminis-* 
tracion directa. En su virtud, ronforme la Reina con lo manifestado 
en los referidos escritos; teniendo en cuenta lo mandado en Real 
orden de 38 de Marzo illtimo^ y deseosa al propio tiempo de mejo- 
rar cuanto sea dable el .itnportanle raoip de bo(^pítates , S0. b^gt^dj^pa- 
^0 dícUrla§ disposiciones s^^ . ... *, 

\} A medida que terminen Íos contratos hoy vigentos. ^.plan- 
teará el servicio de administración directa en todos aquellos hospi-* 
tales cuya regí^ enfonnei'ia pueda.Dfrecer ua .éxito laf^rjabla; 
^ %; ^JBlJ^Wl»^j(}?^o^¡'M^ pportuoameate. \w boqpUfií^i^ml^ 



dt 4853. d99 

tares que deban suprimirse por su escasa importancia, en cuyo caso 
quedará á cargo de las Juntas de Beneficencia la asistencia de los 
militares enfermos. 

3.' Se procederá también YiuandO corresponda á la indemniza- 
ción á los asentistas del valor de los efectos que deban recibirse de 
losurámostoon las formalidades de Ordenanza y {iréVia la oportuna 
tasaeion. '* 

Y 4.' El Director general de Sanidad militar por su parte , y V. E. 
también por la suya , cada cual en el circulo de las atribuciones del 
Cuerpo (fe su respectivo mando t adoptarán por sí , ó propondrán á 
este Ministerio, si lo creyeren necesario, todas aquellas providen— 
cías que les sugiera mi celo para obtener los felices resultados que 
S. M. se promete en bien del Erario y de lá mas esmerada asistencia 
del militar enfermo.» 

De Real orden , comunicada por dicho Sr. Ministro , lo traslado 
á V. E. para su conocimiento y efectos correspondientes. Dios guar*¿ 
de á Y. E. muchos años. Madrid 6 de Noviembre de 1853.¿=»E1 Sub- 
secretario, Eduardo Fernandea? San Román. 

809. 

HACIENDA. 

[7 Noi^iembre,] Real orden, resolviendo que los sombreros de pajay para 
niñosi adeuden por la partida 1|222 del Arancel de ^Aduanas, y las gor- 
ras de paja con viüsra j las cliiclkoneras por la t|if4* 

limo. Sr.: Visto el expediente. instruido en esa Dirección general 
coo flDOiivo de las dudas ocurridas en el despacho de unos sombre- 
ros, gorras y chichoneras de paja, para niños, que presentó al 
adeudo en la Aduana de Valencia D. Julián Trigo, S. M. la Reina se 
ba d^ado mandar, conformándose con lo propuesto por Y. I. , que 
tanto «n este caso como en los que ocurran en lo sucesivo de igual 
naioraleza, adeuden por la partida 4,9122 det Arancel vigente los 
sombreros de paja, para niños^ y por la 4,224 las gorras de paja con' 
visera, para los mismos, y las chichoneras. , 

Be Real orden lo digo á V/I. para su inteligencia y efectos dbn- 
aiguientes. Dios guarde á V. I. muchos afios. Madrid 7 de Noviem-^' 
bre de 4853.=:Domenech.=Sr. Director general de Aduanas y^ 
Aranceles. 



960 TKKCBB CQAf B1I05TU 

» 

810. 

GOBERNAaON. 

[7 Nmwnhte.] Retí ¿rdeo, deeiarando ineoin|MitibIe el cargo d« akaUe 
7 el de concejal con el desempeño de las escribaoias titulares j de 
Joigado. 

. He dado cuenta á la Reina (Q. D. G.) del expediente mstruido 
con motivo de la reclamación interpuesta por D« José Carballido, en 
solicitud de que se declare incapacitados á los escríbanos de número 
<)e los pueblos para ejercer el cargo de alcalde de los mismos. Eo su 
vista , y de conformidad con lo consultado por el Goúsejo Real en 
pleno, S. M. há tenido á bien declarar incompatibles, no solo el ex- 

I)resado cargo de alcalde, sino el de concejal, con el desempeño de 
as escribanías titulares y de Juzgado ; y que por lo tanto están com- 
prendidos los escribanos de número en el caso s^undo, art. 22 de 
la ley municipal vigente. 

De Real orden lo digo á V. S. para los efectos correspondientes. 
Dio9 guarde á V. S. muchos años. Madrid 7 de Noviembre ae 1863.«»» 
San Luis.^sSr. Gobernador de la provincia de 

Sil. 

PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE BUNISTROS. 

[B Nommbre,] Real decreto, mandando que vuelva ¿ encardarse del Mi- 
nisterio de Marina el Marqués de MoUnS| cesando en el desempefto in« 
terino de) misoio D. Agustín Eslában ColJantes. 

Habiendo regresado á esta corte el Marqués de Molins, vengó en 
mandar que vuelva á encargarse del Ministerio de Marina ; cesando 
en el desempeño interino del mismo D. Agustín Esteban Collantes, 
M^iistro de Fomento, y quedando muy satisfecha del celo é inteli^ 
gencia con que lo ha servido. 

Dado en Palacio á 8 de Noviembre de 4 853.«»»Está rubríoado de 
la Real mano.»* El Presidente del Consejo de Minislros, Luis José 
Scirtoritis. 



M 4853. m 



m. 



GUERRA. 

[8 Noviembre,] Real decrelO| disponiendo que anualmente se pase revista 
a toda el personal y material del Ejercito , y dictando reglas para la 
ejecución de esta medida. 

Considerando la necesidad de que en el Ministerio de la Guerra 
se tenga siempre un conocimiento exacto del estado en que se hallen 
los diferentes Cuerpos é institutos que componen el Ejército , asi en 
lo que concierne á su personal como á su. material , para poder aplir 
car el oportuno remedio á las fallas de cualquier género que se ob* 
serven, con el fin de ir perfeccionando progresivamente todo lo que 
constituye el ramo de Guerra ; y para formar una justa apreciación 
de los individuos militares, según su mérito y servicios, únicas cir- 
cunstancias que han de dar derecho á los adelantos en la carrera, 
conforme con lo que me ha expuesto el Ministro dé la Guerra , ve^n- 
go en decretar lo siguiente : 

Artículo i .** Todo el personal y material del Ejército será revis- 
tado anualmente para dar cuenta al Ministerio de la Guerra del es^ 
tado en que se encuentra. 

ArL 2/ Empezarán las revistas el dia j? de Setiembre, y ter- 
minarán oportunamente , á fin de que los trabajos en que se conr^ 
signen los resultados de ellas lleguen al Ministerio de la Guerra an-* 
tes del 31 de Diciembre siguiente. 

Art. 3/ La inspección anual de los Cuerpos se hará por los Ca-r 

Eitanes generales de los distritos en que se encuentren , y en su de« 
^cion por los Segundos Cabos ; y cuando dichas Autoridades no 
pudieren verificarlas por las muchas fuerzas que hubiese que revis*. 
lar, ó por cualquier otro motivo, se nombrarán con la debida anti«* 
cipacion los Generales que hayan de practicar la inspección , hacien- 
do la designación de los Cuerpos que cada uno deba revistar y de 
los distritos en que se encuentren , cuyos Capitanes generales faci-^ 
litarán la reunión de aquellos en los puntos que los Inspectores se^ 
ñaien, siempre que fuere posible sin grave inconveniente del servicio. 

Art. 4.^ En cuanto fuere dable , el nombramiento de Inspectores 
recaerá en personas que procedan de' los Cuerpos ó Institutos cuya 
revista se les confie. 

Art. 5,* Para facilitar las operaciones de las revistas, se enten-** 
deráa.los Inspectores con los Directores é Inspectores generales de 



díM TiRcn cüJLTftniísnB 

las Armas é Institutos , quienes facilitarán los datos y noticias que 
puedan ser necesarios. 

Art. 6.* El encargo que se comete á los Inspectores es el de 
examinar hasta el último detalle, tanto el personal como el material, 
comprobando el estado en que se hallen todas sus partes constituti- 
vas, orgánicas y administrativas, y el de dar cuenta sucinta y pre- 
cisa al Ministerio de la Guerra del resultado de la revista, sujetan-* 
dose á los puntos que se indiquen en las instrucciones que de ante— 
mano les serán dadas. Es de su atribución el remqdiar en el acto 
cuanto observen que sea contrario á lo prescrito en las Ordenanzas 
y Rcglaníentos, y en las circulares de los Directora é Inspectores 
generales , y el proponer lo que convenga ordenar para hacer des- 
aparecer las prácticas dañosas que se hayan establecido sin autori- 
zación competente. 

Art. 7.* El resultado de cada revista de Inspección auédará con- 
signado' en un libro que se dejará en poder del Jefe ¿el Cuerpo ó 
Instituto , y servirá para ser consultado cuando convenga y para te- 
nerse á la vista en la inspección siguiente. Dos ejemplares de cada 
uno de los documentos que aquel libro contenga , se remitirán por 
el Inspector , uno al Director 6 Inspector general del Arma 6 Insti- 
tuto correspondiente , y otro al Ministerio de la Guerra al enviar él 
informe de la revista. 

Art. 8.* Los Capitanes generales de los distritos, abrazando el 
conjunto de los Cuerpos é Institutos que se hallen bajo su mando 
darán cuenta anualmente én la época de la revista de Inspección, y 
untes del 31 de Diciembre de cada año, en vista de los datos ó6cia- 
íes y de lo que por sí mismos hayan observado, si el servicio se 
hace como la Ordenanza previene,' si los Cuerpos se hallan domma- 
deis de bncn espíritu militar, y si conservan una severa disciplina. 
Manifestarán en términos precisos el concepto que les merezcan los 
Jefes dé todos los Cuerpos é Institutos por los servicios que hayan 
prestado, y la conducta que bajo sus órdenes hayan observado, y 
bardn ígoal caKBcacion respecto á los Jefes y oficiales del Cuerpo de 
Estado mayor , así como á los que sirvan en los Estados mayores de 
hs plazas. El encargo que por este articulo se comete á los Gapita— 
tíeÉ generales de los distritos será desempeñado, asi por tos que re- 
vlsften los Cuerpos en ellos existentes, como por los que qiteden 
exentos de inspecciona^ en vista de los motivos particulares qoe lo 
impidan. 

' Art. 9.* En ayunos' casos, además de las revistas ordinarias pe-* 
riódicas , podrá ser necesario pasar una revista extraordinaria coa 
el^jeto determinado ; y entonces, expedida la Real orden por ei Mh-: 
Dicterio dé Ut Guerra |. se nombrará el Inspector , á quien ae le darás 



n 4853. 368 

las instniooiones oonventenles , y se le revetltrá de las faoolcades 
que el caso requiera , debiendo remílir directa y ünicamente á dicbé 
Ministerio los trabajos relativos á la revista. ' "• 

Dado en Palacio ¿ 8 do Noviembre de ISSS.tt^EstánibrK^do 
de la Beal roano. «» El Ministro de la Guerra, AnsefiM de Blaser. 

S13. 

PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

[9 NwUmbreS] Reftl decreto , otorgando al Ministro de Fomento un eré* 
dito de 850^000 rs. por suplemento á varios capítulos del presupuesto dé 
este ailO| citya cantidad se baja de otros capítulos del fnismo. . 

Atendiendo á las razones que me ha expuesto el Presidente dd 
Consejo de Ministros, de acuerdo con el parecer del mismo, vengo 
en decretar lo siffuienle : . , ^ . 

Articulo !.• oe concede al Ministro de Fomento el crédito de 
830,000 rs. vn. como suplemento: 200,000 rs. al capítuloll; 600,000 
al capítulo XXIII, y 50,000 al capitulo XXYII de la sección décima, 

Art. 2.* A los 850,000 rs., importe do este suplemento, se aten- 
derá rebajando 80,000 rs. del capitulo IV; 60,000 rs. del capítulo XI; 
80,000 rs. del capitulo XIV ; 500,000 del capítulo XXIV; 80^00. del 
Capítulo XXV fie la sección décima, y 50,000 del capítulo ^ítll de 
la sección décimaquinta. . . 

El Gobierno presentará á las Cortes el oportuno proyecto do ley 

Sara la aprobación de esla medida, conforme. al art. 27 de la ley 
e 20 de Febrero de i 850. 

Dado en Palacio á 9 de Noviembre de l8o5.=í!stá rubricado de 
la fteal mano. ««El Presidente del Consejo de Ministros ^tuis Ío3¿ 
Sartorios. 

PilBSH)BN€lA DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

[i ffitritjiArt*] Rf«l Mea , fijavdo el porte q«e deben pAOr los fCcMdi- 
COI i im^prcfos mam «e dirija» por el ecnrreo i la isla de Cobaí y bi ^pw 
ctrisiilcQ dentro a« la misma. 



Excmo. Sr.: Eslerada la BeUia (Q. D. G.) del eipedievto ioslnii^ 
do en la Presidenoia de ai cargo sobre d porte cpie deben pagar los 
PjMÍédiooa é imi^eitoa ^m» ppv el oorrao «edir^é^CM ím * xomA 



86t Tiicu cüATmosni 

4atnb¡6Q fes quecircsden dentro de la xmsina; y deseando introducir 
todas las rebajas. que puedan hacerse en favor del público en este 
ramo del servicio , ha tenido á bien disponer S. M. : 
> Primero. Que los periódicos de la Península é i^las adyacentes, 
sueltos y en paquetes naenores , pagarán á razob de medio real plata 
fuerte por onza , siempre que reúnan las condiciones siguientes : 

4 .' Que estén cerrados con una sola faja. 

2/ Que en esta faja esté impreso el titulo del periódico. 

3.' Que no contengan signos ni otra cosa manuscrita mas que el 
nombre del suscritor y el del pueblo en que resida. 

Segundo. Que el porte de los periódicos que procedan directa* 
nienlé de las redacciones se rebajará á cuatro pesos por arroba , de 
los cuales se pagarán dos por razón de franqueo previo en la Penín- 
sula , y los otros dos á su llegada á la isla de Cuba , observándose lo 
mismo con los que de allí procedan : la cantidad expresada de cua- 
tro pesos podrá también pagarse previamente por entero» tanto en 
Cuba como en la Península. En todo caso, estos periódicos habrán 
de ser presentados directamente por las redacciones, é ir cerrados 
en la forma y con las condiciones prevenidas en la regla anterior. 

Tercero, Que los periódicos procedentes de Puerto-Rico pagarán 
en esa isla á razón de medio real plata fuerte por onza cuando va- 
yan sueltos ^ y dos pesos por arroba , siempre que sean dirigidos 
con las condiciones que quedan expresadas. 

Cuarto. Que por los periódicos extranjeros , sea cualquiera el 
país de que procedan , se. cobrará un real plata fuerte por onza , si 
fueren sueltos , y ocho pesos por arroba , si llegaren directamente 
de las redacciones, siempre que sus agentes en esa isl^ presten la 
fianza necesaria para responder de que los paquetes no contienen 
otra clase de impresos que los designados en la faja , con que han 
de ir cubiertos, ni signos particulares, ni cosa otra alguna manos* 
crita mastjue el sobre de su dirección. 

Quinto. Que ni á los periódicos extranjeros ni á los nacionales se 
cargará cantidad alguna por razón de porte interior , y únicamente 
pagarán lo que queda expresado. 

Seocto. Que no se permitfei la introducción de periódicos españo- 
les impresos en el extranjero. 

Sétímo. Que los diarios y demás periódicos que se publican M 
esa isla abonarán «n ella medio real plata fuerte por onza , Cuando 
vayan sueltos , y dos pesos por arroba , siempre que feeán presenta* 
dos en las Administraciones directamente por las redacciones, y que 
Yvyan cenados en la forma que queda expresada. 

Odavo. Que los periódicos de 'cualquiera otra clase, en que ié 
tficiuyeD tambim los ^aderaos que toman itquel titulo , y ios iibroii 



qoe 86 publican periódicamente por entregas , cuando procedan de 
la Península , pagarán á razón de un real plata fuerte por onza , yen- 
do sueltos, y seis pesos por arroba procediendo directamente de las 
redacciones, siempre con los requisitos anteriormente prevenidos 
en cuanto á la forma en que deben ir cerrados. 

Noveno.' Que las mismas publicaciones á qu^ se reSere.laTeglff 
anterior,, cuando circuíeú dentro de la isl^ de Cuba^. pagarán á ra- 
zón de un real plata fuerte por onza , si van sueltas , y tj*es pesos 
por arroba, con ¿>ujecioH áilas regios, generales establecidas para la 
reroisiop. 

, JDécitno. Que estas miomas publicaciones , si fuesen extranjeras^ 
pagarán el doble que los periódicos de la misnoia procedencia. , i ^ 

undécimo. Y por, último , . que. en ningún ca30 se despacharán 
expediciones extraordinarias para conducir los. impresos de que Ira*** 
tan los tres artículos precedentes, admitiéndose de estos , asi como 
de los libros,. solamente las, arrobas de peso que oonsientaa los noe^ 
dios comunes y ordinarios de trasporte, después do cubierta la 
atención de la. correspondencia y de los periódicos. 

De Real orden lo comunico á V. E. para su conocimiento y efeo> 
tos correspondientes. Dio^ guarde á Y. E. muchos años. Madrid 9 de 
Noviembre de 1853.= San Luis.=Sr. Gobernador Capitán general 
Subdelegado de Correos de la isla de Cuba. 

815. 

PRESIDENCU.DEL qONSfiiO DE MINISTROS. 

[9 JVomm^rtf.] Real orden | disponiendo que las moestras de azúcar qne 
te dirijan por el correo , desde la isla de Cuba á la Península 6 vice yer* 
sa f isiiafagan medio real por oozu« 

Excmo. Sr. : S. M. la Reina ha tenido á bien disponer qoe las 
muestras de géneros y las de azúcar do ningún valor, cerradas eh 
términos aue seai posible asegurarse no contienen manuscrito. mas 
que los nuoieros de orden y las marcas, pagarán en esa i^la, y 
cuando de la misma procedan , medio real plata fuerte por onza, si 
se dirigiereo por medio del correo. 

De Real orden lo comunico á V. E. para su conocimiento y efee- 
tos G<N*rcspoDdientes. Dios guarde á Y. E. mudios años. Madrid 9 de 
Noviembre de 18o3.«iSan Luis.ic=^r. Gobernador Capitán general 
de la isla de Cuba. 



.^íi 



816. 

x' * 

HACIENDA. 

I * 

(A NwUmiH^ RmI ¿rden^ declarandlo que no ptiede hacerse aUooó ftlguno 
á lof admioUtrtdbres dé Loternii por él concepto de primas de tiomidoiu 

Uiiio. Sr.: Enterada S. H. ia Reina ( Q. D. G.) de lo consohádo 
por esa Dirección seneral para aclarar la$ dudas que habian oeuith* 
do á varios admmislradores acerca de la intélígenciii del art; 3.* del 
Real decreto de 42 de Mayo último, se ha servido resolver que el 
derecho á las primes de comisión que les fueron concedidas por las 
Reales órdenes do 8 de Julio de 4849 y 30 de Noviembre de 48S0 
caducó en virtud de dicho Real decreto, y en su consecoencia fio 
puede hacérseles ya abono alguno por el expresado concepto, sea 
cualquiera la época por que se pretenda. 

De Real orden lo digo á V. 1. para su conocimiento y efectos con* 
sigaientes. Dios guarde a V. I. muchos afios. Madrid O de Noviembre 
do 4863.«»Domenecb.««Sr. Director general de Loterías. 

817. 

FOMENTO. 

[9 Nwíemtre^ Real irdcn , miindando i)uii.el! lastilnto ¿e \á% Esculai PUs 
tenga por uno de los principales objetos de su enseñanza la de la agrí* 
. «ul^im pivctica. .; 

El Real Consejo de Agricultura, Industria «y Comercio, ha con-* 
sultado á S. M. la suma importancia de que el venerable Clero , que 
se bdlla en ooalaolo intimo con los pueblos , sea quien , después de 
cumplir los sagrados y principales deberes do su cdesUal misión, 
les ensañe Ja agricultura práctica , poniendo á ^u alcance, >:con la 
viva voz y con el ejemplo , que es la mas poderosa de todueíás ee- 
.señanzas, las máximas del cultivo ^ eí conocimiento v «bo ét les 
mejores instrumentos de labor, el cuidado y fomento^ ást vifledo y 
4irbolado, el de los animales domésticos y- la trasformaéioíi qué 
ciertas materias primeras reciben en casa del labrador entes do sa^ 
lir al mercado. Con vencida/S. H. de la exactitud dé estos prtnciptos, 
los ha visto con suma complacencia acogidos por A dictamen de 
varios venerables Prelados, que en cumplimiento de lo que previe- 
nen diferentes Sagrados Cánones , y entre ellos los de la Iglesia de 



Cartago , desean ensenar á los alumnos de sus Seminarios alguna 
ocupación manual, y aficionarlos á la agricultura. Pero, además de 
los Seminarios conciliares , ha propuesto el Consejo , como digno de 
asociarse á está noble empiiera , al Instituto de las Escuelas Pias, 
una de las mejores glorias de la Iglesia de España, y ouc su ilustre 
fundador. San José deCalasanz estableció para atraer a la piedad y 
á la religión á la juventud , por medio del incentivo de la instruc- 
ción, siendo aquel Instituto en ambos conceptos benéfico á la sooie- 
dad. Penetrada S. M. la Reina (Q. D. G. ) de la exactitud de estas 
observaciones , y en especial de la última propuesta , y acogiéndola 
con maternal solicitud , se ha dignado ordenarme me dirija á V. R. d(^ 
ciéndole que es su voluntad que el piadoso Instituto de San José dé 
Calaaanz, del cual en los dominios de Espafia es V. R. digno Vieariú 
general , tenga en adelante por uno do los principales objetos de su 
enseñanza la de la agricultura práctica , especialmente en aquellos 
pueblos en que esta sea la primera ó una de las primeras ocupacio-^ 
nes de las clases á que pertenecen los'alumnos qtic asisten á las es- 
cuelas. Mas como para que el Instituto posea profesores que puedan 
dar esta enseñanza , sea necesario ante todo que se le proporcionen 
los medios para que pueda formarlos , ha dispuesto S. M. quo desde 
luego se instale un curso especial para este objeto en el Jardin Bo^ 
tánico de Madrid, á cargo del ilustrado Catedrático D. Pascual Asen- 
sio , el cual queda autorizado además para proporcionar todos los 
medios materiales para la enseñanza práctica de la escuela quo se 
le confia. A ella concurrirán exclusivamente los sacerdotes y jóve- 
nes Escolapios que sus superiores designen, y cuando mas, algún 
otro eclesiástico que para profesor en los Seminarios conciliares 
destine algún Prelado. Y como quiera que esta escuela práctica es- 
tablecida en Madrid, acaso no sea suiicicnte para los individuos de 
otras provincias, se halla dispuesta S. M. á quo de upa manera aná- 
loga se organicen en Barcelona ó Valencia , si V. R, lo. creyere ne- 
nesario, a cuyo efecto podrá ponerse de acuerdo con ía Direc- 
ción general de Agricultura, á la cual propondrá cuanto estime con- 
veniente. S. M. conoce bien á fondo la Índole del Orden de las 
Escaelas Pias , y la deferencia con que en todos tiempos ha acogido 
las soberanas disposiciones, y por tanto está segura de que so apre^ 
surará á asociarse á esta obra de caridad con el celo evangélico que 
tieike tan acreditado. 

De Real orden lo digo á Y. R. para los efectos consiguientes. 
Dios guarde á Y. R. muchos años. Madrid 9 do Noviembre do 4853.»^ 
Eatéban Collantes.=^M. R. P. Jacinto Feliu, Yicario general de las 
Eacuelas Pias do España. 



8tf8 , mcn iVininmi 

818. 

FOMENTO. 

• I ♦ . * • 

T 

[i Noífiembre.] Real ¿rden ^ declarando exentos del pago de derechos de 
^ pbrUigos, pontazgos j barcajes á los empleados de MonteS| Tel^rafoi 7 
Protección y Seguridad pública. 

* 

limo. Sr. : S. M. la Reina ( Q. D. G. ) ha tenido á bien declarar 
exentos de pago de derechos de portazgos , pontazgos y barcajes á 
todos los empleados y dependientes del ranoo de Montes , TelégrafoSt 
y Protección y Seguridad pública, siempre qae vayan de servicio, 

Ísin que bajo ningún pretexto so considero extensiva la franquicia 
sus fan^ilias ni á otra persona alguna extraña que les acompaña 
con distinto objeto , ni al carruaje en que cualquiera de ellos transile 
si llevase otros pasajeros ó carga , sea de la especie que fuere. Al 
propio tiempo se ha servido S. M. disponer que esta exención se en- 
tienda aplicable desde luego solo en los portazgos, pontazgos y bar- 
cajes que se hallen en administración, y en los restantes desde que 
terminen los contratos vigentes, ya sean de arriendo ó de disfrute 
de los productos por cualí|uier concepto. 

De Real orden lo digo á V. I. para su inteligencia y efectos cor- 
respondientes. Dios guarde á V. I. muchos años. Madrid 9 de No* 
viembre de 4 853.es Esteban Collantes. ««Sr. Director genenü de 
Obras públicas. 

$19. 

GRACIA Y JUSTICIA. 

[10 NovUmlre,] Real ¿rden , trasladando para, su observancia la de 3 de 
Octubre de 1847 , en que se dispone que el litigante defendido como 

r»bre| no puede ser compelido al pago de las costas mientras no llegue 
mejor fortuna ^ aunque sea condenado en ellas por su temeridad. 

Con nootivo de cierta consulta elevada á este Ministerio por la 
Sala de gobierno de la Audiencia de Barcelona , se comunicó al Re- 
gente de la misma en 3 de Octubre de 4847 la siguiente Real orden: 

« He dado cuenta á la Reina nuestra Señora de la consulta ele- 
vada por la Sala de gobierno de esa Audiencia sobre si el deman- 
dante condenado en costas deberá ó no ser competido á su pago , sin 
embargo de habérsele defendido como pobre, y de continuar go** 
zando de este concepto por no constar que haya mejoradlo de 
fortuna. 



w 4853. 360 

T teniendo presente S. H. que en el art. 624 de los aranceles 
judiciales se previene, sin distinguir de casos y de la manera mas 
absoluta , que los litigantes defendidos por pobres no satisfarán de« 
rechos alanos ; después de haber oido á la sección de Gracia y Jus- 
ticia del Consejo Real , de conformidad con su dictamen , se ha ser- 
vido declarar que el litigante pobre no puede ser compelido al paso 
de las costas mientras no venga á mejor fortuna, aunque haya sido 
condenado en ellas por su temeridad manifiesta. » 

Y deseando S. M. que la preinserta resolución tenga puntual ob- 
servancia en todos los Tribunales de justicia dependientes de este 
Ministerio, ha tenido á bien mandar lo ponga en conocimiento de 
V. S. , como de Real orden lo verifico, para su inteligencia y efectos 
coDsi^Jenles. 

Dios guarde á V. S. muchos aik)s. Madrid 40 de Noviembre 
de 4853:<3«Gerona.«^r. Regente de la Audiencia de 

820. 

HAQENDA. 

[10 Nofñemire,] Real ¿rden , autorizando el reconocimiento de lo6 créditoi 
procedentes de residuos j certificaciones del medio diezmo cobrado en los 
afios de 1837 y 1838. 

limo. Sr. : He dado cuenta á la Reina (Q. D. G. ) de la consulta 
que dirigió á este Ministerio la suprimida Junta de examen y reco- 
nocimiento de la Deuda atrasada del Tesoro en 3 de Junio último, 
acerca de si los créditos procedentes de residuos y certificaciones 
del medio die2mo , que por sus primitivos dueños sé hubieren tras— 
mitido á otros dentro ó fuera de la provincia de su origen, deberán 
ser reconocidos á favor de estos, toda vez que se acredite su legiti- 
midad. En su vista y considerando : 

4.* Que si bien por el art. 11 de la Instrucción de 6 de Noviem- 
bre de 1 840 aclarando el 21 de la ley de 30 de Julio del mismo año, 
relativa á la contribución extraordinaria de guerra de 180.000,000 
de reales, se dispuso la admisión en pago de sus cuotas de los reci- 
bos formalizados del medio diezmo de 1 837 y 1 838 , que no hubie- 
sen sido embebidos en la anterior contribución extraordinaria de 
guerra , ó en las contribuciones ordinarias , es de suponer que no 
todos los créditos de esta clase se presentasen á gozar del beneficio 
que se les dispensara , y que sus tenedores , fueren 6 no los pri- 
mitivos acreedores, los negociaren, entrando desde luego en cir- 
culación como los demás vsuores dd Estado. 

Timo u. S4 



I 

370 mcBR coAniHimuí 

Y 2/ QoQ Iftiey de 3 de Agosto de 4851 pira el arregla de la 
Deuda del material del Te6oro abraza todoa loa oréditoa contra el 
mismo , que se hallasen pendientes de pago en la época desde 4 .* da 
Mayo de 4 828 basta 4 1 de Diciembre de 1 840, excluyeado solawaflh 
te aquellos que hubiesen incurrido en caducidad por no biri)er96 
presentado á su reconocimiento y liquidación en la íorma y piastoa 
determinados; S. M. , de conformidad con lo propuesto por la Direo^ 
cion general del Tesoro público , se ha servido declarar ^ue si loa 
créditos existentes del medio diezmo llenan las oondicionea da la ci- 
tada ley de 3 de Agosto de 4851 y del Reglamento para su ejeoa— 
cion , no hay motivo que impida su admisión ; pofqoe la circonstan**' 
ciade su irasferencía dentro de la misma provincia de su origen« 
que hizo dudosa esta Junta , tuvo únicamente su aplicacioii no UMt^ 
zosa ai objetO: de la ley de 30 de Julio de 4 840. 

Pero es también su voluntad que al oamuaicar á V. I. eata re^ 
solución para su conocimiento y el de la Junta, como de su Real 
orden lo ejecuto , le encargue el mayor cuidado en el reconocimien- 
to del papel de que se trata por la facilidad con que ha podido fal<- 
sificarse. 

Dios guarde á V. I. muchos afíos. Madrid 40 de Noviembre de 
4853.=»Domenecb.«==Sr. Presidente de la Junta de reconocimiento, Y 
licjtíidacióh dé la Deuda del Tesoro público. 

821. 

PnESlDENqA DEL CONSEJO DE MINISTROS. 

[11 Noi^iemtre,] Real decreto ^ trasladando varias cantidades da unos i otroa 
capítulos de) presupuesto vigente del ramo de Gobernadon* 

De conformidad con lo quo me ha expuesto el Presidente del 
Consejo de Ministros , de acuerdo con el parecer del mismo Conaejo, 
vengo en decretar lo siguiente : 
Articulo 1 / Se concede al Ministroide la Gobernación, como au* 

? lomen to al presupuesto vigente de dicho ramo, un crédito de 
67,000 rs. vn., de los cuales se aplicarán, en la sección novena 
80,000 al capítulo 11; 60,000 al V; 33,000 al X; 439,000 al XI; 
400,000 al XV; 16,000 al XYI; 136,000 al XYIL y 40,000 al XX31; 
y en la sección décimaquinta 95,000 al capitulo XXXY; 48,000 
al XXXVm , y 20,000 al XXXIX. 

Art. S.'' Para cubrir en parte el importe de dicho suplementOi so 
rebajarán de la sección novena 20,000 rs, del crédito consignado ^ 
el capituló III ; 4 0,000 en el VI ; 7^,000 en elIX , y 6,000 w d W^ 



w4«63. 874 

de k «etwoD déoiiMvaiata IMWO ea el XL, y .40,000 9a el XLt ; y 
del pr«9apue«M> entrjMKdiMrío 400^000 rs. del material j^a oárcelea. 
Art. 3«V El Gobierno preseaMirá, i ias Cortea et oportuno provec- 
ió de iey para ia wrobecJQB de e«ta luedidaí conforme. al art. 2/ de 
la ley 4e 30 de Febreio de 4 850* 

Dado en Pala<^ á 4j de Noviembria de .1853.««!£st¿ rubricado 
de la &W1 naiaQO.>»<>El Presidente del Consejo de Minjstro^^ LuieJosó 
Sartortua. 

HACIÉPÍDA. 

[11 Nú9Úmiré,] Real decreto, dictfpda tañas disposiciones con el fia de 
activar la liquidación de los créditos contra el Estado. 

Con objeto de que se active la liquidación general de los créditos 
de k Dewk péblioa paní Itogaroaahí» antea ai léraiiino^de^iaalar opa« 
ración Impértame^ e»onaidemndo inneoMaría obmo medio desasegu- 
rar los intereses del Estado y perjudicial á los acreedores, pofe* las 
demoraa que ocasiopa , la nueva liquidación de aquellos créditos li— 
qn¡(bdos'ya'pór(>rpOracioríes 4 o6ciria$ autorizadas Á efeoto, y 
representados por ceitificáciones d oíros documénítosfopn^les que las 
intsmas expidieron^' conformándonie coii lo qué níe * ha ^opiie^o ei 
Minisiro de ^Hacienda , de kcberdo éon el Conáéjo de Hlnisiroá , > ven-^ 
go^h decretar ló 8ii»uienW : •; ' ' ' 

Articulo 4.* to^ Créditos cclnt>ae}Bstado, liquidados por Corporal 
díones 4 oficinas espéc¡álé$ generales ó provínlciales de los díferen-^ 
tes ramoside la Administración publica, autorizadas para ello y ve-* 
presentados Vé por certificaciones lü btra clase de documentos forma'^ 
les expedidos según las Reales órdenes , Instruccioneis.y Reglamentos 
respectivos, no se sujetarán á nueva liqqidacipb. • ' ' 

Gómpi^Dbada lp[ legitimidad de lo.^ documentos representativos de 
los ¿réditos \ é incluso su importe en la cuenta general dé H^fuidacion, 
las oficinas de la Deuda pública procederán á su pago en la' forrna 
que corresponda , según la ley de i? de Agosto de 1 851 , y Regla- 
mento dictado para su ejecución. 

Art. 2." Las liquidaciones practicadas á consecuencia do acuerdo 
de la Junta de la Peuda pública en que se hulpierpn fijado por la 
misma la b^se ó tipos de aquella^., sp soroctcran desdo 'Tue,^o á la 
aprobación de la Junta sin necesidad dédictámcn escrfto del fiscal, 
quien en su caso podrá hacer verbalmente en el seno de la Junta las 

observa^ionea que juj^ue oportunas. .... . . . ^ 

Arti $,•; pieRtro- de T03 veinte dias >¡guiente§ jil dp aprobarse ppr 



37St nicn GCATunnu 

la Junta una liauídacion definitiva deberán obrar los titnlos de la 
Deuda que produzca, en Tesorería , á disposición de los interesados. 
Art. 4.^ La Junta adoptará las disposiciones que estén en sus fa- 
cultades para simplificar por punto general todo cuanto sea pósito 
las operaciones de liquidación y emisión , prescindiendo de trámites 
que no sean absolutamente necesarios. Las variaciones que al efecto 
se hubieren dé hacer eil los Reglamentos é Instrucciones vigentes, y 
no estén en las atribuciones de dicha Corporación , las propondrá in- 
mediatamente al Ministerio de Hacienda. 

Dado en Palacio á 44 de (Noviembre de 4853.««Bstá rubricado 
de la Real mano. «-El Ministro de Hacienda, Jacinto Félix Dcmieiiech. 

•825. 

HACIENDA. 

[11 JNmemir§.] Real decreto^ declaranjo esceplmfja de k fenpalidad de 
la subasta pública^ la ejecución de.varkM servicioüen laa ^nioas del 
Estado. 

Teniendo en consideración que las obras de eicavacion y de 
mamposteria, los ejercicios de destilación y otros seryicios de igu^ 
imturaleza en las mjnas del Estado» no pueden sujetarse previamen- 
te á Ja formalidad de la pública licitación ,po.r la ui^genoia de practi- 
carlos tan luego como se advierte su necesidad, oídas la Bj|rec(;ion 
g^oeral del raqiOi la Junta^ superior de Minería y la sección d^.Ha- 
cienda del Consejo Real, y conformAndome con lo que me ha pro— 
puesto el Ministro de Hacienda , de acuerdo con el Consejo de Minis- 
tros, vengo en declarar exceptuada de la formalidad de la subasta 
I)ública, preceptuada por mi Real decreto de 27 de Febrero de 4 852, 
a ejecución de los servicios mencionados. 

Dado en Palacio á 4 4 de Noviembre de .4 853. «» Está rubricado 
de la Real inano.«T»El Ministro de Hacienda, Jacinto Félix Do^ 
menech. 

824. 

HACIENDA. 

[11 Novícmtre*] Real ¿rden, sirorímiendo la partida 861 del Arancel de 
Aduanas, y reformando la redacción de la 262 que trata de la caoela 
de China. 

limo. Sr.: Enterada la Reina (Q. D. G.) del expediente, instruido 
en esa Dirección general , á consecuencia de tma reclamación de Üon 



00 

del 



I» 4863. 373 

- • * • 

%Dacid Fernandess de Castro , contra el aforo practicado por Ips vis* 
tas de la Aduana de Cádiz ea el despacho de una partida de canela 
de China , procedente de Manila ^ y considerando : 

4/ Que le bonificación de derechos de que habla la regla 8."" de 
las qoe preceden al Arancel debe recaer sobre los derechos señala-* 
dos á las mecoancia^ prpcedentps de cualquier punto extranjero , se«* 
goB se desprende de la 7.' que le sirve de antecedente. 

9.* Que correspondiendo el derecho de la partida 26 1 del Aran*- 
oel precisamente k los tres quintos de la 262 , conforme con el prin^ 
cipio general sentado en la regla 8/, es evidente que el derecho de 
esta tiltima partida es el que ha servido de base para el de la pti-^ 
mera. 

Y 3.* Que comprendida de esta manera Ja legislación . no solo 
es considerada la canela de China, llevada á los depósitos de Filipi- 
nas, como de procedencia directa, sino que aun sale n^as beneficia- 
da que esta; S. M. se ha dignado mandar que la canela de China, 
procedeste de Filipinas , presentada al despacho por D, Ignacio Fer- 
nandez de Castro, adeude , .según previene la citada regla 8/ de las 

e preceden al Arancel , la mitad de los derechos de te partida 262 

el mismo; entendiéndose resueltos en este sentido todos los casos 
y consultas análogos que se hallasen pendientes en esa Dirección ge* 
neral, y que para evitar dudas y reclamaciones en lo sucesivo sobre 
la intdi^Bcia de la aplicación de las partidas 264 y 262 del Aran<- 
cel , se suprima la primera , y se redacte la última en: estps términos: 
«Canela oe China, ó cassia lignea, procedente de puntos extranje*- 
rcs de Europa,» libra 4 real 10 cent, en bandera nacional, 
y 4 reedi 60 cent, en extranjera ó por tierra. 

De Real orden lo digo á Y. I. para su inteligencia y fines consi- 
guientes. Dios guarde á Y. I. muchos años. Madrid 4 4 de Noviembre 
de 4863.aBDomenech.aaSr. Director general de Aduanas y Aran^ 
celes. 

825. 

GUERRA. 

[It Nmnemire.] Real ¿táakf establecieodo en Madrid una Co/a general 
teniral dé ultramar^ en la cual ingresarán loa caudales procedentes 
de reqnesas hechas por k» Cuerpos de Ultramar para cubrir sus atencio* 
fiesica la PenipsnU. 

* 

Excmo. Sr. : Cometidas por el Real decreto de 20 de Octubre iil<- 
timo á los Capitanes generales de Ultramar las atribuciones que con 
arreglQ ^ la Qrd^nafiza, ,y Recámenlos y órdened vigmtes ejercían 



S7t TBRGBB GUAníttÜISTBE 

hM Direclbms generales de las Armas é Indti(«toé det ^éretto solm 
hé Cuérüos de iaá suyas respectivas que soarneoen MjfUriloft dMri» 
nios , deoen cesar estas Autoridades en lodo lo relativo á la adoxinit» 
ti'acion y régimen interior de los niismos. De esta : diapOÉicion se 
desprende la necesidad / en bien- del servicio, de eentralniír lodoi 
los fondos qué los expresados Cuerpos tienen depositados en íbH D^ 
recciones generales, estableciendo una Caja general que se énlieAdi 
directamente en todo lo relativo á su espieeiel régimen y^dontáSifli-- 
dad, no sólo con los Capitanes generales de Cuba , Puerló' Riot)- f 
Filipinas, sino tambicn con los Jefes de losdepóaítos de reoiiUa aa«» 
tablecidos en el litoral , y con los de ios regimientos de todaa armas 
de ambos hemisferios. En su consecuencia la Reina (Q. D. 6.) hai^ 
nido á bien dictar las disposiciones siguientee : • • ' 

4 / 1^ establece en esta corte una Caja em )á' dénomteaeiofi da 
general central de Ultramúf, á cargo, y bajo la impedíala direociw 
de un Jefe del Ejército , con el personal y material que seetpreqari. 

9 .• En esta Caja ingresarán desde luego todos los caudales exia* 
tentcs hoy en las Direcciones generales de las Arma¿, ya procedatt 
de remesas hechas por los Cuerpos de Ultramar para cubrir ana 
atenciones en la Península , ya de alcances de los falleerdos «n aqoa* 
lloiB dominios. 

' • 8.* Los Capitanes generales de los misAios, femWrtn «n adAtaa* 
te illa expresada Caja general, los fomfos que puedan neceaitat* ioi/ 
Ctíérpos para el socorro , vesrtuarió y equipo de los indiMMuoa qM 
sé reclutén y )jean destinados á reemplazar sus baiaa. ' 

4.* El cajero general, eiñéñ'rfosé t^n un lodo a los TnsiruorioiMB 
adjuntas á la Real orden del 4 de Eheró de e^te afk) ,' que eMMebió 
el sistema vigente de recluta piara las ¡slds de Cuba y traerlo Rico, 
llevará cuenta corriente coh cada uno de los seis depósitos de 'M»<* 
barque , cntendróndose dilectamente con los Jéfai' da estos, y ntn^ 
sándoles las cantidades que necesiten para el socorro y demás aM^ 
cienes de los individuos de tropa qvK tengan entrada en ellos. 

5.* Los expresados Jefes de los depósitos, con arreglo á lo pre- 
venido en las mismas Instruccfottea^ pagarán directamente al cajero 
general la distribución y cuenta debidamente formalizada de lo que 
en lodoa "Cdnceptos se liay a sointniÉlredo « hm indi VidiiDa *haaia «n 
embav^e'; de cuya revista aemnpaRaráa ua ejemplar. Eh^cájero las 
etanílnará antes de ea^garta^ én cuenta rfl EjjMnto ad4nda>^ya# á 
servir aquellos , concretándose en este examen ata revfiioá aeneMIa 
en su parte material, como equivocaciones en las sumas, ó errores 
fíe fechas , para evitar por e^e medio las dbjeciónek qtie por táusa 
líe faltas en ellas jputíferan ponerse desdé Unramai^. 
' 6.* Los ittés de )o6 Cuerpos de la Peninstilá , ^Igtübndo élBki^ 



Mt 4WS. 376 

lodo qtie se eslableoe en las yd ciliadas Infttruóciones , y aclaraciones 
porterioreB, al remitir al Director general de su Arma las relaciones 
de débitos y créditos de los soldados voluntarios , sorteados ó deser^ 
lores aae pasan á ios referidos dominios ^ lotiarán igualmente de un. 
qem(»ar ál Cajero general , quien recibirá el importe de los créditos 
de la Dirección general del Arma ó Instituto á que pertenezcan los 
úottprendidos en ellas, 6 satisfará á la misma loS déoitos, haciendo 
por állimo el' abono ó cargo consiguiente en la cuenta del Eiército 
en que ingresen. Isual método se seguirá con los alcances ó deudas 
qne resalten á los Jefes y oficiales que pasan de este á aquel Ejér^* 
cito. 

7.* Siendo muy frecuente que los quintos que se alistan para 
servir en Ultramar, al ser baja en sus Cajas salgan alcanzando ó de-^ 
biemio algunas , aunque pequeñas cantidades , Tos oficiales recepto^ 
res dirigirán al caiero general una relación nominal de sus débitos 
y crédik)S , igual á la que deberán entregar al Jefe del depósito ; re-* 
díbiemlo de este, ó abonándole, según el caso, el importe de aque-^ 
Hos. Im Jefes de los depósitos en su consecuencia, harán en su 
ouenla el correspondiente cargo, ó data, dando aviso al cajero para 
811 conocimiento; verificándolo también siempre qué tenga lugar el 
alta ó baja de cualquier individuo , ei^presando su nombre y proce- 
dencia. Los Coroneles de los regimientos de la Península remitirán 
mensualmente al cajero general otra relación de los individuos que 
hayan reclutado. 

8.* El cajero cerrará por fin de cada mes la cuenta particular 
qve Heva oon los Cuerpos de Ultramar , y la general de cada Ejér- 
oilD) que debe formar con presencia de fas parciales, remitiéndolas 
direotatnente á los Capitanes generales respectivos , para que llegan* 
do por su conducto á los Jefes de aquellos , puedan manifestar su 
conformidad, ó hacer las observaciones que juzguen oportunas. 

9/ Todos los meses , después de formalizada la cuenta general, 
dará el cajero á este Ministerio un estado demostrativo y clasificado 
del en que se encuentra la Caja ; expresando el importe de sus en-^ 
tiadas Y salidas y les etistencias que quedan en ella , la cual será 
ínspeoeidnada , siempre que el Góbienio de S. M. lo determine, por 
la perama que tenga á bien nombrar al efecto. 

40.' Los Capitanes generales de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, 
remitirán en libranzas á la orden del cajero general cada seis meses, 
et impone de los alcances que hubieren dejado los individuos falle- 
cidoe en el semestre anterior , haciéndolo desde luego de los cauda^ 
les que por este concepto tengan alli los Cuerpos en depósito , tanto 
del corriente año como de los anteriores. A la indicada remesa de^ 
bifia aoompaflar relaciones duplicadas en que se exprese por Armas 



376 TincsR coATAnasTRi 

y Cuerpos el nombre y apellidos de los fallecidos, el de sus padres, 
pueblos de su naturaleza, provincias á que pertenecen, y cantidad 
que á cada uno corresponde. 

41.^ Recibidas que sean estas relaciones se publicarán en. la Ga- 
ceta del Gobierno, y pasando una al cajero. se dará el oportuno co^ 
nocimiento á los Capitanes generales respectivos de la Península , á 
fin de que anunciándose en los Boletines oficiales de las prpviocias, 
llegue a conocimiento de los herederos y puedan reclamar su cobro. 
Para que esto se verifique según corresponde, deberán los interesar- 
dos acudir al cajero general acompañando á sus instancias todos los 
documentos legalizados en debida forma, según está prevenido^ 
y que sean necesarios para justificar plenamente que son los legitimes 
o forzosos herederos. Comprobado que sea este extremo , el cajero 
dará aviso, tanto al heredero ó herederos, como al Intendente militar 
del distrito en que residan , por cuyo conducto y previa la identidad 
de su persona , que acreditarán en la forma ordmaria , recibirán de 
aquel funcionario el importe de los alcances que les correspondan; 
en la inteligencia de que la cantidad á que asciendan , será satisfe-* 
cha por el cajero general al pagador builitar de Castilla la Nueva, 
tan luego como este le presente el recibo de los herederos que de^ 
berán remitirle oportunamente los respectivos Intendentes. 

4 2/ Los expresados herederos solo percibirán el liquido que re- 
siulte después de deducir del total alcance el coste del giro^ y el im- 
porte del correo , si por este dirigiesen sus solicitudes. 

4 3/ El cajero general llevara una cuenta por separado de este 
fondo-, que se denominará de muertos. Tendrá un registro de entra- 
das y salidas , en donde se anotarán todas las cantidades que tengan 
relación con él ; sirviendo para justificante de las que satisfaga, el 
expediente personal que para el pago de ellos debe instruirse a cada 
uno de los interesados , luego que esté concluido , y estos satisfechos. 

4 4.* A fin de que los caudales estén con la mayor seguridad po« 
sible, y á cubierto de toda eventualidad, solo existirán en la Caja 

general de Ultramar los fondos que el cajero considere indispensa— 
les para las atenciones de un trimestre ; imponiéndose las demás 
existencias en el Banco Español de San Fernando, de forma que 
puedan extraerse al contado el todo ó parte de ellas , según fuese ne- 
cesario. 

45.* La Caja general central de Ultramar se establecerá bú, el 
edificio que ocupa la Dirección general de Aministracion militar , con 
entera independencia de sus oficinas, si bien bajo la vigilancifli de 
la misma guardia que custodia la Pagaduria militar ; y su personal 
se compondrá, como ya se ha dicho, de un Jefe del Ejército y y Jos 
auxiliares capitanes ó subalternos, y escribientes de las clase8.de tfo-« 



PB 4863. 377 

paqoeseaa.iiuilispen^bles, y un ordenanza. El Jefe y auxiliares 
disfrutarán el sueldo (^tero de su empleo por la nómina de comisio- 
nes activas de este distrito ; los escribientes una gratificación de 60 
á 80 reales sobre su habei;, y de 20 d ordenanza. Para indemnizar 
al caiero general del quebranto de moneda , pago de cobradores y 
demás pequeños gastos de la Gaia , tendrá el medio por ciento de las 
cantidades que reciba de los Ejércitos de Ultramar , é ingresen en 
Caja para lois misipos. 

i 6/ Los gastos de escritorio , libros é impresos para las cuentas, 
el importe de la correspondencia oficial , y coste del giro de las can- 
tidades que se remesen á los depósitos, la gratificación que se asig- 
na á los escribientes y ordenanza y todos los gastos de instalación 
de la Caja y su oficina, se cargarán al fondo de arbitrios ó provi- 
dencial de Jos Cuerpos de Ultramar. 

47.* El destino do cajero es incompatible con el de apoderado 
de dichos Cuerpos, y cuando los Jefes de estos tengan que mandar 
construir en la Península vestuario, equipo ú otros enseres, darán 
el encargo ó comisión á otra persona , á la cual , previo aviso de 
aquellos, podrá el cajero facilitar las cantidades que necesiten, si 
tuvieren en la Caja los fondos suficientes para cubrir las demás 
atenciones. 

De Real orden lo digo todo á V. E. pai:a su conocimiento y cum-r* 
plimiento eh, la parte que le corresponde* Dios guarde á V. E. muchos 
años. Madrid 42 de Noviembre de 4853.«»Blaser. 

826. 

HACIENDA. 

[tí^opiemif'e,) Real ¿rden, resolviendo que se abonen sus haberes á-los 
inspectores de las socilrsales de la Caja general de Depósitos , desde sú 
praentacion i los Gobernadores de provincia , j con cargo ai capitulo 
de los quebrantos, del Tesora 

limo. Sr.: He dado cuenta á la Reina (Q. D. G.) del expedienta 
promovido por varios in<^pectores de las sucursales de esa Caía ge— 
neral , establecidas en virtud del Real decreto de 29 de Julio ultimo^ 
relativo al día en que deben empezar á percibir sus haberes , tanto 
del sueldo que se les ha señalado comió del material de gastos. En su 
vista , y de conformidad coa lo propuesto por esa Dirección gene-* 
ral, S. M. se ha servido resplver que á todos los inspectores nom- 
brados que se hubiesen presentado á ios respectivos Gobernadores 
para el desempeñ^de sus funcioBeSf se les al)onen por las Xesoiwias 



878 TIRGIR COATMUBSra 

de Kaeienda pública ñm iiaberes desde el dia de M preMnteekA, 
ootí <^ati^ al capitub de toa quebrantos del Tesoro , como imb interés 
de lós ibndos que recibe de la Caja general de Depósitos , wn arre* 
^ á lo náandado en el art. 1.^ del cíiado fteal decreto de 89 de 
Julio. 

De Real orden lo digo á Y. I. para su íntetigencia y fines oonsi- 

Suientes. Dios goarde á Y. I. muchos años. Madrid 42 de Moriéaibre 
e 4 853.»BDoroenech.«»Sr. Director de la Caja general de Depósitos. 

827^ 

GUACIA Y JUSTICIA. 

[H Nwiemhn,] Real orden ^ dictando reglas acerca de la expediciea da 
exhortoa para las Autoridades de la Gran Bretaña. 

No permitiendo la índole especial de la legislaoioii ingesa üm 
sean aplicables á ac^uel país las reglas establecidas en la oirctnár 
de 42 de Febrero óltimo, sobre la forma en que han de dirigirse y 
cumplimentarle los exhortes v suplicatorios que las Autoridades ju«* 
diciales de España remiten á las del extranjero, y á fin de allanar 
las dificultades que puedan embarazar la Administración de justicia 
eo este punto ; ¿. M. la Reina (Q. D. 6), conformándose con lo pro- 
puesto por el Ministerio de Estado » Y de acuerdo tiaimbieii con al 
parecer de las secciones de Gracia y Justicia y Estado del Consejo 
Real , ba tenido á bien dictar las disposiciones siguientes : 

4/ Ningún Tribunal librará exhorto para cualquier punto del 
Reino Unido de la Gran Bi*etaña, sin que la parte a cuya petición 
se expide ^e obligue á abonar, bien sea en España ó en Inglaterra, 
tpdos los gastos que origine su cumplimiento y á no ser que prQO|da 
de OB^usa seguida de ofioio ^ ó á instancia de parte pobre. 

3/ Cuando un Tribunal deba librar exhorto áotro delag|l«l6rra, 
lo dirigirá al Ministerio de Gracia y Josiíoia para que pase ai de 
Estado , por cuyo conducto llegará á manos del Cónsul general en 
Londres. 

3/ Al recibo del exhorto el Gónaol que» por ai no poedafnntioar 
las diligencias para evaouarlo , delegará sui f acttltades> en el Yuse^* 
oinaul óCanouler, si lo hubiere, o si no, en un notario pítíico 
para que este ae entienda con las partea requeridas , exoeplo ouando 
sea para una cita ó emplazamiento , en cuyo caso d Cónsul lo hará 
por si en un» carta particular, dándose por evacuada la dtá coaiido 
reeifaa contestación', y si no la recibe, deade el momemo en que le 
eooBle que au oafta ba Hegado i manea de la pwasM €tada« 



.4!* Gttatidoteya que tomar d^claracioneé , sí las parted eonsiéa-* 
ten , las practicar&n ante on Magistrado en forma de declaracioii éa^ 
(Máfátiea , cuyo documento legalizará el Vicecóesul ó notario , y 
hiego él 'Cénsul ; y estas deelaracíonea, unidas al ethorlo, se remfti-^ 
rán al Tribunal', donde solo en esta forttia debei*áa considerarse le*^ 
gales. Lo mismo se practicará cuando se pidan en el exhorto cuen- 
tes de Comerciantes ii otros documentos , que no tendrán efecto 
k^ no ai^ndo presentados en )a expresada forma ^e declaración 
espetttánea. 

5.* Si h» partes requeridas se niegafi á recibir la oiCa , emplaza^ 
ffitento &c. j ó á producir las cuentas ú otros documentos , ó á pres* 
tarsus declaraciones en la forma referida, se dará el exhorto por 
evacuado sin necesidad de recurrir á otros medios. 

6/ S^ las partes no pudiesen ser bailadas , se devolverá el ex-^ 
kórto, practicadas que sean las averiguaciones necesarias; pues loa 
usos y costumbres de la Gran Bretafta se oponen á hacer ün Hama«-« 
miento por loa periódicos. 

Deí Real orden h> digo á V. para su conocimiento y efectos 
consiguientes. Dios guarde á Y. muchos años. Madrid 4 4 de No<*^ 
viemire de 1868.M»¿iGemna.«>^r. Regente de ia Audiencia de 



• . > • • 



.'•'•.••..'. • ♦ ••' ,•.,'.. 

SRACIA T JOSTIOA. 

[II JVWMÍr¿.] Ilcal 6riétk, áeterminftndo hé insigfíias j distinlivoi de la 
BIS|{iitnitiif|i , JudtditñrA y minkterlo fiseirl. 

Con e(fin de uniformar las prácticas de los Tribunales y des- 
tefrar los usbs qíte no estabáh en armnnfa con la elegancia y senci- 
llez del gusto moderno , se publicó el Real decreto de 29 de Agosto 
% fBIS^Íabléciendo on mievo traje para la Magistratura. Las dis- 
posiciones en él consignadas , y las resoluciones posteriores dtCtddaa 
sobre el mismo objeto , dieron lugar i dudas y reclamaciones diri- 
gidas á este Ministerio , no solamente por los funcionarios del orden 
judicial , sino por diferentes individuos del ministerio fiscal, en cuya 
moderna organización $e echa de menos la asignación de un dtatia^ 
(iva que le caracterice y sea peculiar de 6u cíase. 

No menos necesario qué dar solución ¿ estas dudaa y llenar el 
indicado vacio , es el evitar que los dependientes de los Tribunales 
se pr^setiféD muchas veces á los ojos uel público de un modo poco 
(MVeoienfé; porque aun cuándo ejercen fundones de uñ orden iii-« 



380 TBRCBR CVATIlIlBSTiB 

ferior, son siempre auxiliares muy próximos de los.que administran 
justicia , y representan en algunas ocasiones su autoridad. 

Enterada de todo S. M. , y deseando aumentar la respetabilidad 
de los funcionarios del orden judicial ,' en explendor y lu3lre de la 
justicia, se ba servido acordar las disposiciones siguientes: 

4 .* Los Magistrados y Jueces usaran en los actos del servicio y 
de ceremonia el traje y medalla que actualmente llevan. Fuera de 
estos actos podrán llevar sobre centro negrp la mi¿n^a insignia ú otra; 
medalla de iguales ó menores dimensiones, colocada al lado izquier- 
do del pecho , bardada ó pendiente de una cinta nc^gra con filetes de 
oro ó plata, según las clases á que correspondan, usando ademáa 
el bastón de Autoridad judicial. 

2.* El Fiscal del Supremo Tribunal y los dq las Audiencias ufa- 
rán el mismo traje, medalla y bastón que los Magistrados de sus 
respectivos Tribunales , pero llevando en el anverso de la medalla 
una inscripción que diga : «Ministerio fiscal.)» , 

3/ Los abogados nscales usarán solamente el traje y medalla 
con la inscripción acordada para los Fiscales, y en la forma que cor«- 
responda á la categoría judicial en que se encuentren. 

4.* Los Secretarios de gobierno de las Audiencias osarán del pro- 
io modo el traje y medalla de los Jueces de primera instancia. En 
os actos de ceremonia vestirán el correspondiente uniforme. 

5.* Los promotores fiscales usarán una medalla de plata pen- 
diente de una cinta negra , con una linea de plata en el centro y la 
misma inscripción que la de, los Fiscales, pero de la mitad de sa 
tamaño. 

. 6.' Los escribanos de Cámara , cancilleres , procuradores y. rep 
partidores podrán usar la gorra y capa corta de antigua costumbre, 
concedida ya particularmente á algunos del Reino á petición suya. 

7.* Los porteros y alguaciles de las Audiencias y Juzgados usa- 
rán un traje uniforme , respecto, del cual se comunicarán las órdenes 
oportunas. 

. Madrid 44 de Noviembre de 18o3.sBGerona.e>BSr.. Regante de 
la Audiencia dei.... 

829- 

FOMENTO. 

[i 6 Noviembre.] Real ¿rden, probibiendo lasllamadaá derrotas de las mia- 
ses, ¿ sea el abrirlas | alzados lo^ frutos, para que entre á pastarlos el 
ganado de todos los vecinos. 

,. Enterada S. M. la Reina (Q. D..G.}de la abusiva costaipabre ar- 
raigada en muchos pueblos de esa provincia) po^ la cihiIti :Slp9Qaa. 



i 



M 4868. 384 

alzados los frates de las míeses qae bajo una oerca tienen entre s( 
diversos propietarios, se abren las barreras y se rompen los cierros, 
entrando á pastar los ganados , como si fuera terreno común ; aten^ 
diendo á que de esta suerte , al paso que se estropean sobremanera las 
expresadas barreras y cerradoras , que es forzoso recomponer y aun 
reconstruir todos los años ; y sobretodo , á que con este sistema ,' al 
coal con tanta exactitud cuadra el bárbaro nombre de derrotas con 
que es conocido , se imposibilita la duplicación y aun la rotación de 
cosechas , el plantío de viñedo y arbolado , y el cultivo de prados 
artificiales, sin tos cuales es imposible el fomento y mejora de toda 

r nadería; considerando que esta es una irrupción que se hace sobre 
propiedad privada , que las leyes sancionan y aseguran , y que és 
deber del Gobierno hacer que obtenga un respeto inviolabje; oída 
la sección de Agricultura del Real Consejo de Agricultura i Ihdusi;r¡a 

Í Comercio, y de conformidad con su dictamen , se ha* digna— 
o S. M. dictar las disposiciones siguientes : 
i.' Quedan expresa y terminantemente prohibidas, asi en esa 

Erovincia como en todas las demás en que estuviesen introducidas, 
is llamadas derrotas de las mieses , ó bien el abrirlas ; alzados ios 
frutos , para que entre á pastarlas el ganado de todos los vecinos. Esta 
prohibición es bajo' la mas estrecha responsabilidad del alcalde y 
Ayuntaniiento une autorice ó consienta cualquier contravención, cuya 
responsabilidaa le exigirá Y. S., dando cuenta á S. M. ' 

2.* Correspondiendo el aprovechamiento exclusivo del terreno -á 
su propietario , ó al colono que lé cultiva , solo previo el unánime 
consentimiento de todos los propietarios y colonos de la mies , el 
cual habrá de constar por escrito, podrá autorizarse la apertura de 
la misma ; pero en el bien entendido de que bastará la negativa, ó 
el hecho de no haber dado su consentimiento explícito , uno solo de 
los mencionados propietarios ó colonos para que no pueda autori- 
zarse la derrota. 

3 * Aun precedido este unánime consentimiento , no podrá /veri- 
ficarse la apertura de la mies , sin que preceda la aprobación de 
V. S. , insertándose con un reextracto del expediente en el Boletín de 
la provincia, y dando Y. S. cuenta á la Dirección general de Agri- 
cultura con remisión de un ejemplar del citado Boíetm. 

4.* Además de ejercer Y. S. y los alcaldes la mas exquisita vigi* 
lancia para el cumplimiento de estas disposiciones, los delgados d^ 
la cría caballar y los encargados de sus secciones lo quedan direCf^ 
tamenle de reclamar de los alcaldes su mas puntual cumplimiento^ 
dando, bajo su; responsabilidad , cuenta á V.S. de toda contraven- 
ción qtie se hiciere ó proyectare , debiendo* poner en conocimieutá 
de la Dirección de Agncultura el haberlo asi verificado ea cada 



Sn Tnait OTiniiBSTftB 

9MO particular, para pooer á cabierta 9sa miama pgáponnibilidad' 
: r5/ T«n luego como llegue esta Real orden á roanos de Y*.& , ta 
ioiertará en el Boletín oficiai de la provincia en imeve númeroa <mih 
aeoQtivoa, circulándose 8u6ciente numero de ejemplájre^ á Mos Ips 
alfides y pedáneos, de suerte que en la puerca .de cada iglejíá par- 
roquial senje un ejemplar de la misma, á fin de que nad,ie pueda 
alegar ignorancia* 

6.* Todos los años se insertará esta Real orden en Icisires príj^éros 
ndffieros.del Boletín oficial que se publiquen en el meadaKqviembreí 
femitiendo V« S. un ejemplar de los mismos á la antedibba Pirecoionú 

7/ Finalmente, insertándose la presenta Real orden eo el BoUr 
Un oficial de este Ministerio, es la voluntad de 3* M,,()ue á ella se 
aitengan estrictamente Ips Gobernadores de toda^ loa proviaéíoa en 
que se baile introducido este abuso. 

. &4 M< confia en el celo de Y. S , de los. alcaldes y Ayi^tamientoa« 
y de los delegados y*encargados de la cria cabaJjar , y e^era d^ Ia 
•ensateE de los pueblos que Y. S. gobierna en ^ Real nombre^ que 
eontribuírán por su parte á realizar sus maternales mira^i fi^tirpAnr 
4o una corruptela que. afrenta nuestra ciyUjzaqipn, é impide to^ó 
adalanto en iiuestra agricultura y ganadería , ele^pentos tan podero* 
tos fiara la riqueza y prosperidad del Estado , constante objeto .dasi^ 
•olioitud. /, . .: !.j¡... 

De Real orden lo digo á Y. 8. para su pvmtual ouipplimieptó. 
Dios guarde ¿ Y. S. muchos afios. Madrid Í5 de J^(oy¡e^)bre 4l9^ 8&al» 
Batébon Collautas.s!^. Gobernador de la provincia de $f^á^ , 



« ti • I < 



830. 

PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS, 

« 

[16 Noviemite,] Re«l decreto, determinando lu eeremonias y 44emtiida-> 
dcB que han de tener lagar cqd motivo del p^xin^ «lipm^ramiplo 
de S« M« la Reins. 

A fin de que las oeremonias v sdrainidades ooiisiguimtes\4 mí 
póximo alumbramiento se terioquen en los. mismos lértbmos ^ue 
ms que m ejecutaron con el plausible motivo.del naciauento do ni 
muy amada Hija la Princesa de Asturias, vengo en deCnetar io si"« 
giiienle: i ^ • 

Articudo 4? Asistirán á bi presentación del Principe da Astiitriaft 
ó Infanta de España los Ministrog de ia Gorona, los tefes dePolooio^* 
Difmtaeíon de cada uno de los Coorpos oolegMadóreé « bs^ 6o^ 



W4853. m 

mi8¡oaido6 da Afi(uria«, una Comi»QA dedos iodividao^nombraclM 
por la Diputación de la Grandeza, los Capitanes generales dcf Ejér«» 
cito y el de la Armada , los Caballeros de la insigne Orden del Toi- 
són de Oro, una Comisión de dos individuos de cada una de las Su«4 
premas Asambleas de las Reales Ordenes de Carlos lU é Isabel la 
Católica I los Presidentes de los Tribunales Supremos i una Comisión 
de dos individuos del de la Rota , el Vicepresidente del Consejo Real, 
los individuos del extinguido Consejo de ^stado « el Cardenal Afi^o^ 
bispo de Toledo , el Patriarca de las Indias , una Comisión de des 
individuos de la Cámara eclesiástica , los que hayan sido Embajado- 
res, el Capitán general de Castilla la Nueva, el Gobeniador civil de 
la provincia de Madrid, el Alcalde-Corregidor de Madrid , una Comv- 
sion de dos concejales de Madrid designados por el Ayuntamiento, 
los Directores generales de las Armas, una Comisión de dos indivi- 
duos del Cuerpo colegiado de la Nobleza. 

Art. 2? Será invitado para asistir á la misma ceremonia el Cuer- 
po diplomático extranjero , con el cual concufrirá el Introductor á» 
Embajadores. 

Art. 3? Tan litego cómo á juicio de nüs médicos de Gándara se 
presenten señales evidentes de un próximo alumbramiento , se ali- 
sará á las personas arriba designadas para que se presenten de uni- 
forme en las habitaciones de Palacio destinadas al efecto. . 

Art. 4? VeriGcado el parto , mi Camarera mayor lo pondrá inuMH 
dialameote en oono<;im¡^to del Pre^id^nte de mi Consejo de Minis- 
tros, quien anunciará á las personas presentes este /austp acoiiMí»*^ 
miento, participándoles el sexo del recien nacido ^ y lo comuníeari 
al Capitán general de Madrid y al Comandante genera] Director del 
Cuerpo de mis Reales Guardias , á fin de que se hagan con la posiblá 
celeridad y completa exactitud las señales y salvas de que se trata^ 
en el artículo siguiente. 

Art. 6? Para que el vecindario de esta muy heroica villa sepa 
acto contiouo si el recien naoido es Principe ó Infanta, se enarboJará 
en el primer caso la bandera española en la parte del Real PaJaaiQ 
llamada la pun^a del Diamante ^ y se harán salvas de veinticinco ca<* 
Bonazos en la montaña del Principe Pío, en. el altillo de San Blas y 
en la puerta de Bilbao: en el segundo la bandera será blanoa, y le 
salvado quince cañonazos. Siendo el parto de noche, se anunciaré 
por medio de faroles encarnados si el recien nacido fuese Principe, 
y blancos en caso de ser Infanta , cuyos faroles se oolocarán en la 
casa del Ministerio de la Gobernación. 

Art. 6? El Rey,, mi augusto y muy amado Esposo, acompañada 
délos Ministros, do m Camarera mayor y de los Jefes de Palacio, 
presentará ^1 recien , nacido ó recien nacida al Cuerpo diploroátoij 



á84 nftCIR GVATBABnU 

extranjero y demás persmas reunidas en Palacio cfn virtud del pre- 
sente decreto. 

Art. 7? El Ministro de Gracia y Justicia , como líotarío mayor del 
Reino , extenderá el acta del nacimiento y presentación, terminada 
que sea esta ceremonia. 

Art. S? El presente decreto se comunicará por el Presidente de 
mi Consejó de Ministros á todos los Ministerios y á mi Mayordomo 
mayor para su puntual cumpliriaiento en la parte qué' les cor- 
responde. 

Dado en Palacio á46 de Noviembre de 1853.«»Está rubricado 
de la Real mano.^^El Presidente del Consejo de Ministros, Luis José 
Sartorius. 

831. 

GUERRA. 

[Í7 NpifiemkreJ\ Real órdeQi resolviendo qne para que cubran, plaia pos 
el cupo de su pueblo los individuos que ingresen voluntariamente en la3 
filas del Ejercito I ha de. haberse verificado el enganche en el tiempo 
que media desde I? de Enero hasta el llamamiento de la quinta iq- 
mediata. ' 

Excmo. Sr. : El 6r. Ministro de la Guerra dice hoy al de h Gk)- 
bernacion del Reino lo que sigue: 

- «Las Secciones de Guerra y Gobernación del Consejo Real á 
quienes se pasó á informe un espediente promovido por el Capítdn 

Eineral de Andalucía, sobre si dos individuos que ingresaron vo^ 
ñtariamente en el regimiento Fijo de Ceuta han de contarse á 
dicha ciudad por cuenta :del cupo que le ha correspondido en el 
presente reemplazo, con fecha 12 de Octubre üUinKo manifiestan lo 
siguiente: 

•" Las Secciones de Guerra y Gobernación del Consejo Real 
se han hecho cargo del adjunto expediente promovido por el Ca- 
pitán general de Andalucia , relativo á si dos individuos que in- 
§ rosaron en clase de vohintarios en el regimiento Fijo de Ceuta, han 
e contarse á dicha ciudad por cuenta del cupo que le ha corres- 
pondido por el presente reemplazo; y las Secciones en su vista; sin 
embargo de que la ley vigente de reemplazos no se halla bastante 
explícita para que pueda decidirse el punto que motiva esfe expe- 
diente , creen no obstante que el Conseio provincial de Cádiz ha dado 
una interpretación equivocada á los párrafos 2? del articulo 4.* y f .* 
del 31 de la ley, atendido el objeto y espir itu de la misma. El 
referido Consejo provincial expone que la legislación actual de reem- 
plazos es diametralmente opuesta en el caso en Cuestión é la qoe 



;. M;i*aB3....... 388- 

M t 

anter^orinenté regia^ porqué el isistemá de estadera alistar y sortear 
los'mozos' exigentes eQi4 .'' de Enero de cada año , abonaiido.8da«<- 
BieDCe por . cuenta del cupo los enganchados en el correspondiente. 
al sorteo, y que la actíial determina eote] párrafo 2.^ del artiouJQ 1.! 
que sé reemplace h, fuerza d^l Ejercitó con los que, quieran prestar 
el serticioivoluntariáifaenle. Prescindiendo de' que esta diversidad de 
sistemas níó ha exi¿t&do nunca ni existe actualmente entre Jas dos- 
legislaciones que 'Cita eK Consejo, porque en todas, ópocas ha estado 
reeonocido>y admitido ^ reemplazo voluntario en el EjerciiOt pues 
aun cudndo no sé hallase iermihañtemente previsto en la Ordenanza 
de 8 de Noviembre de 4 837 y se consideró siempre existente lle- 
vándosela efecto, .según se observa perlas diferentes Heales órdenes 
Que ^ expidieron después de la publicación de> aquella con motivo 
oe vdrias dudas aoerca del tnodo en que . debia > conceptuarse á losr 
mozio» que sentaban plaxa; considerando que la mayor latitud ó los 
m^r66 eslíittulos cpeados por -la ley vigente para el ingreso, volun- 
tarle én el servicio, probarían todo lo ooBtrarioí de lo que intenta 
d^noélrar el Consejo; porque siendo' actualmente el GoUemo elen-o 
eargado^ de proporeionarse los enganches mediante una retribución 
de 6,000 rs: que* entrega á otro mozo por la redención de la. suerte 
de soldado en el caso de que el enganchado por este medio le tocase 
la misma suerte.; resultaría sirviendo la plaza del redimido y la suya 
prepia , si cokqo se preüende ha de cubrirla por el cupo de su pueblo 
aun cuandd^sté encías fílas antes dchacerse el alisítamiento para la 
quinta ; dtendiendo * asimismo á que para evitar este inconvenieiitey 
previsto sin duda alguna al expedirse el Real decreto de 2 de Julia 
de 48^' , se dispuso en el art. 43 del mismo , oue cuando los en~. 
ganohados húlMsoni^gresado en él servicio en el tiempo que media 
desde 4.^ de Éñeroha^ta eMlamamiento de la quinta inmediata, cu^ 
brnn {ilara-pot* ei copo de su pueblo si les tocase la suerte de acA^ 
dado, y que si l»en el Contsejo provincial dice que de darse esta 
intérpretadioni'al mencionado arnculo resultará en contradicción con 
el párrafo- 4.^ del 84 de la ley que manda sean alistados todos los 
mozos aun cuando se hallen sirviendo en el Ejército , las Seccionea 
so pueden meftíos de hacer observar á V. E. , que al aducir este ar- 
gumentó la citada Corporación , no ha tenido presente que el espirita 
de la ley de reetnplazos tiende á comprender en los alistamiratos á 
todos loa mozos que no tengan* una exención visible y de inmediata 
jostiBcaéion^ debatido la<resducion délos que no reúnan esta pre-^ 
dsa cohdicion para la época en que deba hacerse la reetificacion del 
alisCamientó ó ^ara el actO' de la declaración de soldados; y como 
en él caso* de qué se trata no todos los que están sirviendo voíufita*- 
ríamente sc^ hallan en igualdad de circunstancias , pues que unos ban 
Tomo u. 25 



^ TIE^KB GtTAtRliasm 

ingresado aoMas de la formación dd alistaoúenUar y oto09 deapott^ 
lücoal no puede av^rigaarse en el momento , bien porque alguaor 
estuviese jiusente al sentar su plaza « ó bien [lor o(ra eau9tJai|ireH 
vista ) coya indagación es de la competenoia del mozoá quie» deba 
afectar, de aaui el que la ley baya dejado para et acki' deb dech^^ 
ración de solaados la clasificación del tiempo del ingre^ de aicfseUós 
en las filas como la época mas propia y adecttada.- al efedo « poesU» 
qoe según queda dicho ^ corresponae hacei!sa por el mozo iniecesadoí 
en e)la>, sin que tampoco haya podido disposier la leV por, ^ia ge«« 
neral, ségun se hizo por e} decreto del R^^tede 4 2 de Julio w484S|r 
me no sean induidos en los aüstamienios los mozoa qne se> ha)le6 
sirviendo; porque siendo el objeto de aquella el que se admitan á 
los pneblospor ooentá de su cupo los eógano^doa. después de forr- 
mado el alistamiento^ se 'les privaría* de asía venlaja^ sí jio se eom«f 
prendiese á ninguno: Otras de las rabones que el sMBciomdo 
Consejo alega en amyo de su pretensión, c^ uoe R^aiópdeo dejl3 
de Diciembro próxmío pasado; por la cual se ^aod6.abotíar al oupo 
de su pueblo un quinto que- se hallaba en iguaI.cia0e'Cia0>Iosde qtt6 
se trata, y aun cuando ks Seeoiones nd tienen conocimiento' d»^|HA 
Real disposicirav como del contenido ,d)d oficio de dicha Gorporanioli 
se deduce que esta ooncekion fué un hecho 6speeifil que no = forma 
negia ni puede destruir el esfnritu de ia ley > y lo qua ^ previene 
en el Real decreto de 3 de Julio de 4 831 , no parece que deba sen*-^ 
terse sobre elk fundámei^ alguno ni tcsoI verse, por e^te aolo caso 
ei-innesente expedienté. En mótriiio, pues, de todo, las SecctCNies 
creen «ificientemento toiáestadas. las razonéis ex{Hie$tM$ por el Con- 
sejo proviüoíal de Cádix, y demostrado que aun cuando e^ h Ofdsh 
ñua de i de Kovieo^re de 48f 7 no se expreí^4>a la ^<^.rcunstanoia 
de que el Ejército ée reemplazase. con vqluntaf^¡09.) ^ ha pb^ertado 
coÉstsátemenle €ksta.clase de reemplazQv sib ,qv^^ w pÍ9gufi.;tiepi9fMi 
86 haya declarado que Jos que ingresan ppr eí»Íe. medio en las filas 
antes de la formación de los alistamientos, 'Cubraapla^ por el.oi^)Q 
de su pueblo si iestocai^e la ^suerte de soldado^, babiéodose 4i9» 
puesto por el contrario en virtud de Reatos órdenes de 5 de pir 
cienáire de 4838 y 12 de Julio de 4842 , que na $o incluyese en kís 
atistanatientos á los mozos que antes dQ formarse aquellos so.hub^ 
sen enpeOado como voluntarios ; y .com<^ do seguirse otr^ práctica 
en este partioular pueden resultar perjuioios al Ejéf^tq^que en 
BHiohos casos 80 vería privado de un ^K^ado, Mtendieiiclo al sisfoina 
de redenciones y enganches establecido por la l^y aciual^^ipw^. si 
bien no se determina .en esta explícitatnonte el oaso on que Ijia^ de 
considerarse los enganchados voluntariamente « el,artípuIoA>t^del Qeal 
de(dretodeSÍ deJi]Iiodo48£i4 fija ya una. regla ájqMe.d^^^ 



•/ 



(M 



oerse, puesto que, al declarar que cubran plaza per el cupo de su 

8 rendido a lo^ W^;J9 -vf^P*?'?. hecho ante.norií^ente^, }q cual. indica 
esdé luego que nán de seguir eWpíuaáokae'ñénpr rfíéKa'píaza 
següh éitaba Ya^dispáéfeíír ptír tas ÜiWréhté^ Rtíáfeá ¿rtléhéíf'taíiedi- 
das^bre eipaHloaW:^r^)e9fd 'lii(^ >¥lc^ p)9ilikeM^4tt( ^oeiQneB'que 
el Comandante general de Cádiz ha estado en su lugáf'^td tíegassié á 
admitir como soldados por el cupo de Ceuta á los dos individuos que 
hilb¡ah;m9veiNido>íttp4a8rfila$!ajil08fde(1«l!ddiEn0mJ^ y 

qu» ptffctHtoeouenotf ptoeede^qüisl $e l^meniM fenvkio los 4Qi»iQÓ*(f{ 
oeros inmediato^ al lUtiiiiodeblai^b 6oldadiiiponila»teferi<k«iü4«^ 
; y K^ confcrmídad cohí lo iéxpueita pon tdkbás SbcbiMM$. 9fr haMtH 
?i(lo &.1L idi«pQMD()o>e<nm»ii^[te áj\^ BMBiirófdMfilQt 

TerifioQv.para^.fld ooútíohhiebtoi-y) íaeQlád)drectitefüorneipOfidloiBtt«d;>,i 
De la «propía'liaail orden I oénlunieada ptrn^ SM.iMinidtr^iA^ia) 
Gu^rrái loilrariadQ ¡4 <Vjj & fíírá}B^fin^ifi^im{^4Qmkñ (Bfecfps. 
Dioifflifurdá ¿>V, Euimut^lM^^MM. Uadfid^ Játhmkmhniá^ AS&S^nvf 
ElMe6M|vetario'f^aikdbiFernaf)d«z>SaiiiR(m no* m))» :).jt..{ 

•''• ') .'-• ' í.''i'j • • íIn:.i""Íí AfÉB^p ^uí..iiii 'ol ff^ ííi.í o;<'.-.. líí íi. j< 
•. '• ■■; »• )')í: :í]i f<j\ ^ ■ :>YilrrT»!|^^'«-.i; ' «I» iioi: í;^ ".i.-. íVi-»-: '.í-I 

[17. J<Wfi»frí,] ;%^t ,qri^^ i'.WQ'A^}^ ^ yMflfOi dq Q^Msmp^.gf^c^, 

Esdroó. Sr. ¡.¡Eli&'mMteislrp dfi()átfiucMrAa.ítlií)«|^ boQ^ ^LOiiP«^fQil 
gendral de ádminidtcftdon militantlo qUeim^*:) / I. ^ ••/(l^^!• ^«.a. ,i) 

«La Reina (Q. D. G.) se há enterado del cscri(^:d6.V.'£; d^tl^i 
<M.ik»aat ,<4l <ii^jiaQo«Btp«iQa/elpUfi|^)d9íjca^ ,mdactpdo.|)or 

la Inttpyep^kMÉ, ^eral,> p«is«^ ^ ,ii^toiQA)piwtbli<^' lieiil^^^ 
Í)rinHbS(inMeriaí».MCí9$^iaa eni Iba/Oc^ .'prunen^^/mo^e^^d^lf^Qd 
^«JQftO; paite «l'a«pyic¡0|da:.pmHÍ«({oi»«íii /a* JD$'>di«jrit0S:iqili^rm 
que en el mismo se eXifNTDsMi^^y S^. Mo^oon fvr«atiQttiai d9itofi«9#«ir{ 
daraoion^s que MmSí ^d%fme.mim ^ta£(a[;cbtiii«>iQiu}iw^;P^.M ^r-* 
y ido ) apiHübar si cefegidOi fü^o. jgenaimU) todaí 'y»¿ que >^ ^Ml^^ ^fíPAn 
0«da átlo pcesGüitoi^ilalíRaiBil (otdeoi de'S|6 (í^OcIuWq PE^mft 
paaado» y I¿eíldQCB^<lft'27<le,F0bJ»rft deí.a¿w);VÍ|tiH[jq.y),i.» ^^urih, 

jW.R¿$iL.dnÍ8iit^<2Wkm d)(áoi3fi4 ;Mimatri9!,;'^ lr^lA^(|í^ 

á V. EivCon.Uialiijsidii'de un ej««iap)«K\(die^4icb€irdocur«^PtPi.p^^ m. 
conocimiento y fínes que corrcsponda*^:DH)^^^apd(pf 4iVt ,Eh miipt^9^ 
aooa. Madrid. 13, dftiKogirie»j4íffcde,l«íi?^®S^ Edigir- 



3Sft TBBCU.<^QDÍTtWB8Tlt 

4 

de tor jjfftneñtó'T^tó* pan y ¿tiwhfeíro 

dé piensa^ en los oéfio primef'ós meses ddaüo de 1854, don arreglo 
á lo que, se d^prmín^ en Iteúlórdeñ4e 26 de Oc^ubf^del pf;estnU 
año^ y 4 I0S firfimiGÍ0He& hechae en el Btal decf^o de 5il:de F&- 






• 1/ I^s'cobtratas (te las primeiias materias ^paira et servicio c 
prdviMvi serán por diitritos, y tasf sobastas. que se celebren si-- 
lAiiltáneaá, en la^lntODciencia tnilitarde cada- mió de ellos v 7 en la 
Direooíon general dé AdwinístraKtíon militar^ el dki yhopa qué se 
señale portea anuácioaque ^nUcipadamente %e publicarán , toú at^ 
reglo ai Real decreto de sn' de Febrero de 4852 y base»* geneiialefi 
estabiecidaa é'n ki Instrucción de 3 de Junio del mlsoio- aQo. ' ' 

'9.** • Las espeeíes' que < se consideran como priibete.tnalerias; y 
qm* se tíratan de eontraiar, son: éí trigo, la harína, la cebada y íft 
paja; que coa las oincunstailcias y cualidades. q^e saiaspreearáB, 
sean necesarias en los puntos qq^ «e. designen en cada distrito , con 
arreglo al consumo de la fuerz» existente en los mismos. 

3/ Será obligación del asept^^ el §ituar, con quince dias de an- 
ticipación, la cuarta parte de los arlículos contratados, en cada uno 
dg í6^ puntos otíé' lé señale é^ I^énd^ miütar dá dü^HtO, á e.t^ 
cépctoñ ddl articuld de pajéf',-qüc j)ódtó'entrécar ePc^^ aun- 

que sea de una sola vez, siempre que la capacidad' de los almacenes 
lO'pena^itat onaiqniéra movimiento qoie imoiesen de sdfrtr ios^ar- 
ticulos después de verificada la eAtrii^a ^ será de cuenta de la ¡Admi** 
niMrácion liiiHtar. ' ..;..; , ,/ j. lí' ; i^. 

4.* Let entrega >dd' tos ^rticnitosse^'v^^ 
.oeties de te Admini^Wácion' militar, y por peáoy medida castellana 
del mai'co de > Avila v ó sii <d[oivalénte en el esterna mélrieo'^deeimal 
en el caso de que ei'(&obiemo detetinjne queeste^ sea et'q(ie> rija en 
la contabilidad de'lad dependencias del -Sstaclo. : .-' : 
' 5f El asemisld justineará' Itfs Mtrégaj» de loá'arCiculos-y: por b^ 
catitidadéS' á míe se^cAílr^a , con 'recibo fóroiat del^enoat^dO' de la 
feetoria, vi^aoo coa él V> R^ del Coínisário^-inépectoi? del mismo 
ramo, en el punto en qué se* verifique , ^n^coyes reciben se etpre^ 
sará' por !bs mitoios' empleados qa^ * los *ai1ieQÍo$ admitida 'reúnen 
las circunstancias que se mareaii en. estos cbndiciohe8,^Mpreáando 
su'íílfip para inayerísegfttídaé.'' • ••» / . . , . ^m - 
^r El'ffigo'lia^ de ser de tniéftac^^ 
gunda clase de los que se consuman en^ipafe(<biéii>4fmpk)r,^sii^ 



El peso del trigo se designa sacando el tét'i0t]ía>i;mlio.(iel t|M9 
aparece tener el del país , en la forma siguiente : 

I I ' 

.tina faíA^^ trigo de-lMi6ha4toriia ( segm-lOBtimonio) 

¡ debe pes^r , ppr ejemplo . , 7 ,r. ; . . . : ,\ . . r'-»9jüibwBi8. 



COMPROBAqOJí. 



I 



» «■ 



{Segan testimonio) de los (Jtití mas pesan. ..:....!.. 95 » • 
Idera de los que menos hasta segunda clá^e ,.^- • • • 80 Jo ' 



< I 






<» 



484 ')► 

..nt. {',i 



Si de ¡ esta compróbacidn féstdtase ^gum peqtieña diferenda 
del peso señalado por.testímonio, iserá discrecional al Intendente el 
dispensar rt c o nt rati sta basta inedia iibiu-an. fanega, si las demás 
circunstancias del trigo le hiciesen muy recomendable. 

La celada debe ser de'buena^caKdad^ r pai^ esto reiúrir las üon- 
ditíones dp d!)«dtadei ,l3lanéa( seeá y pesáday ¿cuyo fin se fija , de) 
misiilio ñii^qaeen'^Ilngorel'f^so dé eáda faóegftcadculBdd.solo 
por > ky mbjof íM ^|kií s ; además debe estar limpia ^ y sifi polmr ni 
mezcla ñé ika^^ senrilte. ^ » . - r. . .,,;.; 

Lá f»^a 'ha dé ^ ser de oebdéa^ ó de trigei, bien trillada > limpia, 
sin humeéfiKl'm nial X)lor - - 

7.' 'i Cbtbo la é)^perieiida ha «demostrado* que en algunos pnnKiB 
se hace cM impoéiolek molturar del tWgoy ó á lo inenoa muyvoe^ 
tosa y penudicial á los itttetlds^s ^lik' Administración militar y m 
hfts^eMéíblér encelles >ta I ado|)óii&f} 'dé hai^iuasipsirá la elaboración del 

Ean/'j' én'Bci ^eóníse¿cieíi(»ar se defíálán éii la'^ndicionsiguientef asf 
Id faé(Oi^\^^é requieMfhi diefao artídélo , como i^l iiúinera de «trro^ 
ba^cipie^ se 'ite(íesíta;:y4á" otase» é^foscís^;^ mi 

^.^' et núhiero y <5ántídsf4 qtie dte «Odria ^artieiilo «e contrata es d 
qfl«-s«3'há ócm^ei^o necesario 'en ctfdk'ételritd^ ségniv'ln situación 
actual de hombres y caballos exístefuie^Bfa'élV'y que se'expresa á 
omitm^rafemDr? f^er^' éí el ñtovim^Mc^^df^ tropas hiciéscr'&ubentar ó 
disMmiir' ei siMiinistrov «I i0Dnttiat$ka <€fMftyá ' ^íigude^ á >di5mimiir é 



TIECSá (teiTimiSTU 

háméiit«r|l&9ieiilrqi^;iM toforoM qmíle pntirMgftél h UM i d ail te cU 

distrito , á cuyo fin le dará las órdenes convenientes , con ^pyonce 

fii|BBé''aiiiietpaoiqoir)i i'' o: m ,. w.iii ^>,.v ^\ 



tUH^%seto%. 



Castilla la Nueva. 
Andalucía. ...... 

Yalencia<v.' 

Galjcia.iH 

Aragón.. .....f.. 

Granada 

Castilla ii Vieja.. 
E&tnamadura. ... 
Navar^'a 

Provincias Vas- 
congadas 



!<«.i<; 



» . 



^•^I^^ÍP^^^W» 



Del trigo. 



91 ¿ l¡b.s 

92 » 
9f » 

91 » 
92' » 
94 » 

92 » 
94 » 

.87 . » . / •«ii\ , 
8ftl ■ í.^^ 



^v^ri T"^- 



60 » I 27,28i 
6Q: ^r\s%^Mt 



Cebada. , 

Ide 1.* I de 3.' 



Paja. 



\b I' 



■II 

60 » 
72Í » 
60 )) 



u,2ao 

47,05d 
8,560 

14,574 
7,720 



■ -• •»••» 



92 



60 D 



2,612 



^.-., ' „• ,. . , 1 Total.. 1197,6031 !27SÍ,Od4 



'103.890 
26,008 
23;04IO 

M3Q 
22,&3a 
46,280 
31,730 
\ 2,400 
3,608 

43,782 
44,460] 



i<F I • 



' < 



I t 



28,992 
4,744 

28,046 

■ » I- . 



^ ,» 



445,560 
1 57.300 
> 9^1.160 

45,no| 

W.1 4 
63,468 
4 15,779 
48.460 
44,460 

55,420 



í 

Q 



57,840 
4^,tOO 



^ íío.sídH.uB.'íí? 



-•1 v- 



fiD.6aii*MHler'y;Sai)t9ñli.:^f«)6athaitiná 4e- 2»? .lufNrior» £n las 
jnioVHÍcKaft V8t>cQiiffBda5/c)ir*^y 4^:por mtiMÍ; NaV^rü^^^* y X* idMi» 
oí'vfi.t ÍHfiitpái^dém «Híouhts deisutniímlh) (|ua€Bibrf)gMw^9«(«aepir 
UBlvBÍj:i|tJnÍ4iuiica éiifietíeiié4e teduaoto parte q«^ M|roa Ia ^Modirr 
cion 3.\ se verificará por la AdministracioDl militar ideltdÁsMita.i «pié* 
)ría lar¡pr6toilteet«a¡de,l^(nBoibodk ci*»; jvstüqven 411 «iftneiga (o|al y 
la liquidación que corresponda, hacíendoiO!iCt)9.tá|||i^U(Mi Tj^ww 

P|p(0upuQ9tQidí»ik <>uen-9y!í)WlQ(fPjvfe4}i«i^i»|p^ proppr- 

M)niáiJteid0olá»T$€¡riiríokis^nMMÍBtcci^^ .': ...■,;: •,..- 

( .¡4ik^i rfJ MntniíMtaipogaWijIofliclf^^ 
l^iCuele8Q[iH^a:Cribr0j;4ue/i|liFe¥Í6lMíW 4d 0$Q^^ 
«i€k)f9Ó'4ur8iiift)d íQidmo s^(0«t<(b|«Ql)eMi) pw^tTAjioi» 4ÍI?¡^coitkpná«;|ÍDrf 
troducQidn V wfita é^ 9oMnlc^ rf ^H»á9t sin ^^(^iKii;'.f^te c^ntrMO 
Hu^a atojar oiicQpf^iOBr.m i|^yj|^gH))^c|ii€i Jotei^^^ IgwiU 

mente; BatidfaRi .}» con^iteiQiOiifqii^tpor k'iqy e^^icM^blej^o jMvm 
|pft0W;]raniratap eoQ jal f&t«^^>!^. ":..,.( .i,,-, V .•-•mímu ! •*. : ..r 
/; H^\ M.Sorá^ Ottei«M^(yr)cai^Q)tiMiOM«l«5(a 4l pfi^ dfrfftfl»ffé.i<Íe 



42/ -3¡ 4^ lacariitftr e( oontrato cwviníese á la Admioistraciw 
AÚtitfii: fiua. d $lM»tÍ9ta.0QDtiaiW suiaiaúrtrando por un we^ mas dql 
plazo S^OiiQti 1^ mÍBino, será obii^toría ,sa éjecacion por el refe** 
xi4o aMDUfaa> á joa jnismoft prooios e^taUacidos en el convenio qup 
finalji^. '. .' • 

43.* : S|f»t'/á^;peraiUido fj. contraUsta poder subarrendar p ceder el 
todo ó, parta de* la ck)nii>ata, q^dapdo reyponiable af cumplimiento 
^e 6U i^Hg^K^, fi no ^ que ^1. sujeto á cuyo f^y^u* $e hiciere la 
oe^^iiJ^ubfarriendO' otorgúela correspondióle escritura con las 
^araiMí^a ^uefenpre^ )a condición que sigue , {>i*cvia aprobación del 
Exciuo. Sr. Director general de Administración militar, "On cuyo.casó 

ilpedar^iftfiíiWU» jttquel de res|ionsabilida4f 

4 i/ Pai^a que ^ proponenü^ tengan .der^ho á ser admitidos á 
Jicitaciodjk, ,$erá pircw^tanni^ precisa la pro^entacion del documento 
que ju^Mfiq^e. Moe^ beeba uo depósito ó fianza por valor de la oc- 
tava .parte^ de Jaa et^fimf» que ^e ^ha^n , p cioa el imporjte de up 
mo^ w SQfWoisiro ;.y luego que el cxwtrato naya mejnecido la apror- 
bacion del Gobierno , se considqi^ará J^si^ deposito aumentado ni^^ 
el dup^lp Qon^ fianza de;^^ primera antr^ga: cuando ten^a lugar esta 
eo íps aiaaaoi^nes de h. Aiíministracitm, se^vx)Iverá ¿i depósitp ^1 
asentista, puesto que el valor de las especies 3e p'etfsndrá €omo ga- 
rantía ;ka«ta,q^9 baya ver.ificad<i la 3^gwda eplrega ; y aM sucesiva- 
mente, el dé la segunda garantizará la tercera , y esta hasta que hsL^ 
tenido erecto la cuarta y última^ xvn cuyo caso se hará el completo 
pago de lo que hubiese dovcngadéiO contratista. 

15/ En el caso de que el asentista ó asentistas Talten al cum^ 
plimiento de lo pactado , 'feicft s^ demorando la entrega de los ar- 
ticules á que se halle obligado en los plazos prefijados, ó porque 
aim Ctíanáo los presente no tf aeren ^jitoramente .^c recibo, y se Rah 
Ifard in^posiWliladrt de poderlo suplir et\ el áqto con otros, ía Admi- 
nistración milUar éjorcerá acción gubernativa ^obre los asentistas, 
tanto para hacer que el servicio no se resienta, cuanto para indem- 
«izarla de los.pnrji^icios <iue ,par ;licha (;^ta, puedan irifO^ár^e, á 
cuyo fin ejecutará por «i las compras áe especie (jue considere j^e— 
ce^aria^ hasta el plazo ofrecido por dichos asentistas para au m43 
pronCa entrega , CJ^rg^ucio su total importe en la cuenta de estos, re^ 
pccto á quQi sí Qcüinesen tales casos, las disposioiones gubernativas 
de b Administración militar serán ejecutivas, quedando á salvo el 
der^ho de los contratistas para dirigir sus reclamaciones por la via 
contencioso— adminiátraliva. 

4 6/ Las dudfts que puedan ocurrir en .el acto de e,nK%^ ^ ^^ 



392 TBRGBlt COATAMSSTtB 

efectos acerca de la cjalidad y condiciones de^ tos' TnfemM; se resrt-- 
vérán con arreglo á lo que se previene pa^a iguales casos en el tiir- 
tículo tO de la Instrucción provisional de 4." dé Mar2K)de'4842 , con 
la sola diferencia de que, además de la concurreiícia a lofe altoaíce- 
nes, para presenciarla entrega délos víveres, del Comisario de guer- 
ra y oficial de subsistencias que debe recibirlos, lo verificaTé tatn-^ 
bien un Jefe militar nombrado por el Capitán general del distrito, ó 
Autoridad superior de Guerra, si fuese en punto subalterno, para 
que este Jefe quede también satisfecho de que ios géneros son de la 
calidad, circunstancias y peso que se han estipulado,- podiendo 
acompañarle un perito de su confianza, en 'el casó de que no se 
creyese con conocimientos suficientes para dislínguif bien la bondad 
de los articules. 

17.' El asentista tomará sobre sí la buena ó Walá suerte de los 
precios y casos fortuitos en todos cuantos ocurrir puedan , sin dere- 
cho á indemnización ni reclamación de rescisión del contrato , á ex^ 
cepcion de caso de peste ú ocupación por tropas enemigas extran- 
jeras en alguna ó algunas provincias del distVito , y aun esto recla- 
mando con un mes de anticipación, para que la Administración 
militar pueda tomar sus disposiciones. 

i 8.' El orden y demás circunstancias de la subasta sé" arreglará 
á lo prevenido en la Instrucción aprobada por S. M. en Real orden 
de 3 de Junio de 1 852. 

Madrid 17 de Noviembre de 1 853. s:í= Aprobado por S. M.«» 
Waser. 

GOBERNAaON.' 

[17 Noffiemirc] Rf^al urden , resolviendo que el lermíuo de dos meses que 
co^iccde el art 137 de la Icj de reemplazos^ pura redimir el servicio de 
las armás^ se cuente desde el dia en que recníga c! fallo dcGnitivo 3ol>re 
declaración de soldado. 

He dado cuenta á la Reina (Q. D. G. ) de la instancia promovida 
por Doña María Larrea deBobadilla, en solicitud de que se conceda 
á su hijo José Fernandez Bobadilla , quinto del presente año por el 
cupo de Soles, la redención del servicio de las armas por medio de 
la entrega de 6,000 rs., á lo cual dice que se , opone el Consejo de 
esa provincia por haber trascurrido , desde que el ínozo fué decla- 
rado soldado , los dos meses que para efectuar dicha entrega fjja el 
art. 437 de la ley vigejite de rewnplazos.^ ^ ; . , . t 

Étí su vista : resultando de los antecc(len(és qué existen éil este 



u 48S3. 9»S 

Mímsterío que «I interesado reclamó en tiempo oportutno y en la 
forma que eetáUece el art. 4 26 de la citada ley contra la éxencioii 
concedida ¿ Julián Martin , y por lo mismo quedaron coftio en sus- 
penso y sujetos á alteración los fallos del Consejó de esa provincia, 
relativos á ambos quintos , hasta que sobre dicha cuestión previa ^ 
resolviese; y teniendo presente además que por esta circunstancial 
no pudieron considerarse definitivos los acuerdos del Consejo pro^** 
vincial y por los cuales declaró exento á Martin y soldado á Fernán^ 
dez Bobadilla, toda vez aue el Gobierno, usando de las atribuciones 
que le concede la citada ley , pudo muy bien revocarlos en lugar de 
oonfírmarlós, como lo hizo, por Real orden de 14 de Octubre úl- 
timo; S. M. se ha servido resolver que el término de dos meses que 
el art. 4 37 de la ley concede á los quintos declarados soldados para 
redimirse del servicio de las armas , se cuente respecto á José Fer- 
nandez Bobadilla desde el dia 41 de Octubre último en que se re- 
solvió negativamente la reclamación que interpuso, y que en conse- 
cuencia puede verificar la entrega de los 6,000 rs. nasta el dia 40 
de Diciembre próximo. 

Al propio tiempo S. M. ha tenido á bien resolver que esta dispd- 
síeion se tenga presente por los Consejos provinciales para su opor- 
tuna aplicación en los casos de esta naturaleza que en lo sucesivo 
puedan ocurrir. 

Dé Real orden lo digo á V. S. para los efectos correspondientes 
y á fin de que lo participe al interesado. Dios guarde á Y. S. muchos 
años. Madrid 47 de Noviembre de 4 853.»= San Luis."»Sr. Gober^ 
nador de la provincia de Logrofio. 

SU. 

GUERRA. 



> I 



[18 Nofiemln.] Real orden, tn^adando otra del 18 de Mac^o de 1859, 
CD la que se determina que aunque eslé jsl s^rvipio dfi proyifljoiMJa ,¿ 
cargo de la Administracioa militar, eontmúen ejercieo^o sus ,f uucii^fiés 
. las Juntas revMoras. .. i .j.m 

Eterno. Sr. r En 48 de Marzo del año próximo pasado se cJtiJQ pi^ 
este Ministerio al Capitán general de Castilla la Nueva lo que sigue: 

«lie dado' cuenta á la Reina (Q. D. G.j 4^ una .Qoxuunjcjsicíon 
de V. É. de 3 do Enero último, f^n que consulta s¡ deberán ces^r J(^s 
Juntas rcvisoras existentes en la demarcación de ese distrito , en- 
cargadas del examen y calificación de los artículos de provisiones, 
respecto á que el suministro de esta especie se halla á cargo de Ja 



^(^¡iMs(f7f^i<}ABiiiitdP)« Sntera4a.S. M. <€0d {)fW9neia de. lo m|MMto 

(PQi; ,€;r Intendente. geneFdl militar; tenieixio 0n ootfideracíoo que la 

£\»borjaiic\f)f^4^\ (»an:(se.baJlA<^otrAtada por ci«enta d^ dq^uelia, y. que 

fií.Q^. a^mnif^tcadocKpbQ. servicio. 1)0^ es ^bioe de o^odo aiguao 

Ipa^a qAifi^as jlunta¿ do'IWKÍ&ioQ>continiieo opi las {Moiones que les 

^l^^u|o^ ja Re4 orden de 4 7 ^e Julio db 48i7 ,' celapdo. la baena ca- 

lif^ 4eL^Iimeqto.d^ .tropas, y ca^alio^^ se -bá digasb^. nesCflver sir 

^^n.$in^ ip^p:rApcio3 «j^oiéndolas «n J»i^ del ^envicio y t^jo la ao- 

jdífíf^í d^!l^;«uper¡|[ír Autoridad de Y. B.^. / . 

,:^ ,Pe,flp¿il6fdeD., comuqicada poi; el Sr; Ministro de la Guerrat k) 

tjrqslido, 4 \\,.^. p^a st^ >i[;or^ociniie[ito y efectos oportunos* . Dios 

fardo.^^Y<,E. .ipvicho^ años. Madrid 18 do.NovieiiDbre de 1853.^*^ 
Ssíbs9<íii^tar¡o,;SduwdQ Fernande? San Roma«- •. i 

•vj ' 1 4 • ^-^ ■ ' ' ' ' ' ' ' ' ' ' ' • ' • 

!'• i-.'i. !•' :-.'.'i .'-''. • ' FOMBNTO. ••' 

J^^'fjí^iamkrfu] Kf^i ^-dpttyiprobibieiido el use de ilta ignjfis de. hierro 
, ^. p^ra. carpirlos bafreno^, e^ las obras púlilka^ ^ q|9e «e.MvplcQA ow* 

. . Jlroo. Sí\: Con esí^^feclm digo ol Mipistro de ^iJob^rimoion del 
J^eino.lo.t]iK;j€igMe:. ., ,. ..... .> . 

., ,\Enteradá Ih ÍQÍJ?fi iP.D. CldííJn qoífijipicacioii dirigida á-es^e 
minísierío por él del digno cargo Q(^\\K, ¡ns^taa^doJí^ ¿el Comandan- 
te del presidio de la carretera de Cranada á Motril, en que da cuen- 
ta de los desgraciados accidentc^acientemente ocurridos en aque- 
llas obras por el uso de las agujas de hierro para cargar los barrenos; 
y conmovido el maternal corazón de S. M. con la relación de tan la- 
mentables desgracias, me oi*deDa ^ñanifestar á V. E., como de su 
Real orden lo ejecuto, aue solícita en evitar para Ipsucesivo su.repe- 
« tü^nviseim 'A\ghBAb títñpon^t qu^ por' la Ofrecciohígetieral de; ^m^s 
yiñAicB^ ^ íñaiiée i lo^ ingenidro$ Jefes de/los (!^^tfítos eit qtie se 
''étóplean éórtfihádtís |>ara Ibs trabajos de las obras p\jbl¡cQ$,/que no 
consientan por ningún motivo el uso do las agujas de hierro, susti- 
tuyéndolas con las de cobre, según se acosti\mbra ^n los trabajos 

) á V. !. párá su cumplimien- 
'iq. uios guarou ct ?. 4. luuuiius uiius. Madrid 'zO do Noviembre de 
'4*5S.»Ktébán Collantes.^Sr. Director general de Obras públicas. 

♦ 



wísfiia. 



' . r 






cencías temporales á los empleados de la HacijeA^a publkfu } , ,;/ 

rm^OQci^.KC^^alb se «^i^QüOcedaQ á otDpIeadps. de sus famqe liceDCias 
teáiporales, sin sujet^irsó á losipjazqs, ycoAdicioncs que e^^pre^^ 
mente designa el art. 3^ del Real decreto de 48 de Junio dé Í852; 
y siendoJa yqlun^d d^.^vjM. qup las prey«incÍQpes en f 1 oonteiudas 
m í?üi|}p)«n,c;oA4ft{|nayór, p^actitud , se lia servido' resolver;. .. . _ 

L Que en lo sucesivo no se coqof^d^ liceacia algt^na por ú^^ifi 
])lawqu^.el'4Gpus|renta.y cinpQdia9. I . , 

2.* , Qi^e; lia; ^fdi^ciop ,^ este t^rpo^ino fleníro del in^o aifo¡$p 
limita fá otrp&CMa/ieQteMy cuiQO.diasiá qp s^r p^r <:au¿íi dq en^- 
fermeaaá. 



I I 



.3,' . Q^e .cuando ^tejpere. el' PPtJvo , Ja licencia. s^ .con él ^uieldo 
por en(€^Q^,,y ^ prproc^ por la n}I.t,adji¡ al^Qi^iic^ esta.úi^icamep^ 
60 las lici^c\as f^torg^o^^ por c^usa distinta y. nada en sus própp^as. 

Y i.* ^.Q^fi 9}^^^ 9^^ rtnüon de. salud sie wsare ^dena^^. de trfp 
.pesfs ,di^ it^ei|^a,o ¡¡p quareoifV.y, 9¡PC0 dia^ por ;c;ualquier ótn^^ cau- 
sa, no se cuenta el exceso por tiempo de servicio jp^a joe^ápiías y 

¡mmw^Sf^,,. .. ;. í .• .. ..... ^., ' .... ; ;.;.!;* 

. De wü .qrden^ lo i\gp Á y, L vP^ía su intóligenqa y, efcotos cofv- 
jr^?pQj^íei^e¿!'P ^mdq p V^' 1 p^^QI^os £fño.s..Madri,<|i,Xl d^ lío^ 
víemire de lTO3J==ifeménecIi.=¿¿=A las Diréccione^ genere^lps jde.i^ 
D^udfii CopfriJtiucl^^ Estanicadas, Ca^k de BBone^lá ,\Con- 

teiciflífl , Cpi^awl^OíWi,. Cajas d^, JDeposíto^ y Debida ptibliqa. , , ' , , , 

• • • , 



./j ' ( I . » I 



8d7» ^ . 



•'» • I t 



!•.!: •'..•' í '!) rJifi : íf " I ! ' • i . ' ♦P 



{tiiW wíwi Jr^/). Hol lArJbn^ >aypb«qdoí el Regltwegta y mfiydekis j^fuet 90 
.. acmpaSimi' i||i|<^' foqinfHT un.iBVeoUrio valoi^ido de fiólos Jos ifljñotof 

, iltWH Sr.; í^¡I|e¡f}fi [Q^ D- GO se ha servido aprobpir. el Beg^- 
l&en^rfomfidq pór,.e^,pjrecci9n> yj^ppdeloisi <|ue se acoiKV^'^ P^^ 
lfev»í,i(ílfí9M))^íW¿^ 1; 49 Mío de* este, ^q,, en que ^ 



^396 TSRCBír CÜATMIIBSTRI 

mandó fortnar un inventario valorado de todos los objetos muebles 
é inmuebles de la propiedad del Etf ado , y abrir un registro general 
de ellos. 

« De Real orden lo comunieo á Y/ 1, para los efectos correspon- 
dientes. Dios guarde á V. I. muchos años. Madrid 24 de Noviembre 
dfe 4853.=s6Domenech>^A la Dirección general de Oasas^isoDéda, 
Minas y Fincas del Estado. ' ' 

Reglamínto para llevar á debido eumplmiento d registro geriéral de 
todos los bienes y pertenencias dd Estado^ mandado formar por 
Real decreto de \t de Jtúio dd presente año: 

■ 

' Artículo 1 .• El regisfro general de los bieiiesy rentas qóc posee 

Í administra el Estado, correrá á cargo de la Dirección '^neral dfe 
asas de moneda; Minas y Fincas. -i. . 

Art. 2." Dicho registro se dividirá en dos categorías , 'córi-espon*- 
diendo á la primera los bienes de la exclusiva propiedad del Estado, 
~y á la segunda los que por el mismo se adniinistrdh' temporal ó ac-^ 
cidentalmente. 

Art. 3.* Cada categoría se subdivide en dos clases: la primera 
dé inmuebles, y lá segunda de muebles ó^ efectos feetnovienies. 

Art. 4.® La primera clase de la categoría primera constará de 
dos partes r uní! de los bienes enajenables, y la otiiá de los que por 
Su Índole ó servicio á c^ue están destinados, no i^ con^'dé^n tras- 
feribles por ahora. ■,,.«.. 

Art. 6.* Los de la primera parte de la clase priniera correspon- 
diente á la primer categoría, tendrán su asiento cori^látítániente 
según el orden que establece la legislación és];^ciaVquQ actualmente 
rige para su venta. 

Art. 6.* Guardándose rigurosamente el método jqfie va establecí: 
do, se abrirá el registro con distinción de 'provincias y origen dé 
los bienes, sin confundirlo de manera alguna, en términos que has- 
fa que concluyan los de una procedencia no principien los de otra. 

Art. 7.^ El nomenclato, bajo el cual se han de registrar las fin- 
cas rústicas correspondientes á la pciitiera clase de ambas catego- 
rías, contendrá las distinciones que siguen: nombre con que se les 
conozca ^ cabida ; fanegas de tierra qu^ estén erí labot*>> ¿ tffian'sil^ 
ceptíblesde ello; las(|iw iio se utHi*2an poreste^eMceptO'Vtmrosi 
para pastos; lo que es dé régadid ,*y lo que efátéd¿1iiíe!*tar,'asi tt*io 
la parle que no tiene ningún aprovechamiento; obradas de viña; 
íiómero de olivos y de cualquiera Otra cláée de árboles; Sí hay ^ no 
6asa tóbitable, y si el cst^idq en qtre ác énplíéta*t^•^i toda Jtí'Í5tícá'W 
büeiio, uíediano, o si ¿é híJIaSén!su''61timo peíWdoV'tfirtfiliící niton 



: B14853. 39? 

oífttlieB que «didios ibianc». estén, enclavada^; sos lindero» por lo^i 
coatro vieatos. genérales I yja\ot en verita y rentan oon lo que prot^' 
dozean asnalmente; gasto que ^l aso (Mmrráv y número del expe--- 
diente^da que en su lugap'se bará metinnon ; debiendo en fin. quedar: 
siii(Mnt8eipaeÍ0vén«lai hejs^ on<|ue cada, finca se registre, pai^jrse» 
anotando sos :TÍcisilude& . . • ' • 

Ari;.&.! <^ Parala^. fincas- lii'banas de; Ja primera clase de las dos ' 
oate§orías,8eioh$crrará el orden siguiente: fineas; pisos 'que iengan;^ 
DÚiuBro 4)uá Ueren y nombre de la^ calle ó plasaa en* que estén situa**^ 
das; el d^ piuM^lo; linderos por ambos lados donde^ estén' las i^- 
sas nudioradaa;' valdr «ni venta y renta;: producto anual; gasto quel 
en el mismo periodo cause, y el número del expediento de.su re-i: 

Art. ^/ .'Ea'losioenisosse guardará el órdún descrito conformeá' 
lB>úla¿e'y categoría -á- que pertenezean , distinguiéndolos' por su im*4í 
porte.^ y da^ificándosd de perpetuos ó rediimblés'v después se rcse-j' 
ñarán las fincas sobre que radiquen, según sean rusticase urbamásví 
eemiarregioíá los respectivos nomcncia tos yaoonocidos, pérb énii-- 
tiendo sos valqres doventa;, tienta y productos, y en las rústicbS' 
hasl^Ja expresión de su cabida y condiciones de su riqueza. 

AJpt. 40." Para hs minas se babrá de^eguib^limisinosist^a de* 
áiiñáúiD,registrándoe(^ además por el sitio en que se bailen y'pu6i)ia* 
á que correspondan , con expresión de la clase de minerat por que 
sean cóooddés,y iioQri)re qqeticven; si estánó>ino entraba jos, Ar- 
]'eDd&dliS'ó'CÍL))ldtándose por cuenta del litado, y eíi éste caso cuá**- 
les sean sus productos calculados ó^justifioados y áus gastos; y en 
acnriel «1 importe de su arrendamiento, anotúndoso pr último el • 
BÚmerb ! de 'SUS ex?pedicntbs: respectivos. > - /* 

Art. 4 1 . Los bienes muebles «sujetos á la segiimla cla^e de Ins' ti^ 
farídáB^oecaiegoríás «01^ registradas por susTiombres pi^opios, usos 
á que están destinados, puntos en que se utilizan, estado que ten- 
gan, valor que les resulte por inventario ó tasación, y el numero ó 
letra del expediente , de cuyo último extremo se hará mérito ; con- 
siderándose su origen por el de la Dirección general ú otro Cuerpo 
de que proceda. 

Art. 42. Cada una de las fincas rústicas ó urbanas, censos ó 
minas tendrán su expediente , que consistirá en los títulos de su per- 
tenencia y cualesquiera otros documentos que guarden relación con 
su historia , y aquellos se conocerán por un número correlativo que 
se anotará en su carpeta con la expresión del origen , categoría , cla- 
se y parte á que corresponda , con el folio que ocupe la hoja en que 
esle registrada la finca. 

Art. 43. Para los bienes muebles que puedan tener su expe- 



dieht« particúter, tambieb m hd^rá de seguir di mikmo ónp^máél^t^- 
IladaaotQriol'inente', -y pprilosqae BóbayardÍGhomBehoexpeditO' 
se lormará un expedienteparai loobá le»* de ^tui maíllo origt», oon el- 
inveDU(r¡o que ¿e reinita por las Diréceiones.'geiicraies^ y^á üojü' 
expediente ee te pondrá su canpeta <eft qoe lactifaítii 8e< ^tAiénim 
circunstancias (jue se dejan indicadas en el arÜottio «ntepiQrVy por 
número una letra vde iinodaqae ooottidos los.dxpédisntbs genemes 
ano existan; en esle easo se Verifique loipro^Oi uliliaakda^ por :8a ¿r^ 
oea desde la primera de' abecedario haeta la que fuese oídispemalDié.' 

I Art. 14. Todos los JibroÉ del regiatrp tenwáfa sá' indipé >pariicoir* 
lar^ y además habrá uno generad ten un* libro dezmado* «Koiiiaiv»*' 
mente pava este objetoL ! < ;., m. 

Art. i 5. Las respectivas dependencias generales irán faciKtaDdei 
á la encargada de la* fdrmáoioat del-regietro k» ÍDVeiiltlirióái de los 
bienes de que inmedialameiñle conocen ^opn bs demásrirntecedeiileit 
que puedan convenir á lá recopilación de datos ^ con qué se deba 
ÍQfi4raii*v ya relacionados. ,< * . 

Ari. 46. Díe la exactitud del registro responderá la ofioiiMi:gane«^ 
ral encargada de ;su formaetofi , la oual queda por sa^phrte garaiUida 
con los iaveiftáfíos de las demá» y losr «atados qo&!obren>es «b po^ 
der<é que podrá pedir A lad Admidistraciones^de. píxivinofii in/los 
antecedentes que tuviese no fiíeraq tan oxpceaiiros cdbiq .úéb&d 
necesitarlo;' . ■ ■ r > -«.^ •:• •. 

Art« 47; /iTodas>.las, noticias que b& pidieren! ¿ ias^átop^adenoiat 
superiores y.-de provincia poMa DireeeioQjgaaeraldé Casa&^e.üoo-^ 
seda, Minas y Fincas del Befado^ con; objeto. de. Ueyar acabo k 
formación del insinliado registro» confome alas bases de éste Bf^ 
gkmento , se bailarán precisamente ea> dicha ofio^ geaenal k» wM 
tarde para .fio de Enero delaño próxiitao de Í8M. ! .i .'í i 

. Madrid 4 2 de Noviembre ^e 18&3«<»Bumav6QUu« Garlee! Aribau. 



:i •!''•'■•'.. ..1' 



••I < 



:i 



I 

^ t 

».;,..•., . ' • I ,' ' j »' . ■< . iji.» i. . iiip w / -I- ■ •: 



M-4eB3. 



•tT 



99ft 



a 
O 

8 

I 






O 
ea i 



I 



■o 

I 









I 



C&9 
Ü 

I- 



Gasto que bcurre 
anualmente' á )a 
HacitDda. .v 



H 

< 



Número del expe- 
diente de cade fioc».' 



tnoc*. í 

i I iT< iiii nn i ■»! m 



<m0' 



• '( 



*t f j" 



Producto anual ..... 

I 



■ 1 I 



^-^ 



VftiOP €■■ FvW*« ■ • • • 



4- 



Valor en ventfi 



*¿i il B ^ i t bU tJfi | < | 4 P l 



Sus linderos por los 
cuatra yienlos ge- 
nerales. 



■+ 



t 



.•e. 



Término muoi4ipal en . 
que las ñncaB están 

enclavadas .: 



r. >i 



í 

4- 



Estado de laf Uncas 
con la expreBíon de 
buenas ó ei el úl- . , 
timo períocjo 



Si tiene 6 no oa«», y 
gi es ó D O habitable. 

Número de olivos y 
de cualquiék'a otra 
clase de árboles. . 



-TI 1^' 



rt 



Obradas de viña de 
á 1.000 copas 



■> ■' 



Idem-de las aue ab- 
solutamente tienen 
ütni^n aprovpcha- 
mieuto 



f — •-• 

ídem de las que es- 
tán de huerta. .. . 



+ 



1 
+ 



Ídem qne son de re- 
gadío \ 



ídem de las que oo \o 
son porque,se utili- 
zan para pastos. . 



/ I 



Fanegas que ifnn sus- 
ceptibles de labior. 






Cabida por fanegas 
castellanas 



" » 



Nombres por que se 
les conozcji..,..^ . 



1- 



ii*> » 



t— ^ 



I Origen de lal; (incas 
rústicas . .J. 



III. Ul mtám iUt I 



i«» 



I r. 



— ! 

if nt < I * ' 



«• i« V « 



m 



mera eoAAUMimi 



es 



I 



^ 

^ 



-Prodiioto*«&aal. 







■n 

1 






ce 
O 

H 



Número del expe- 
diente de flQ refe- 



rencia, 



Ga^to que cada finca 
origino al Estado.. 



ídem en renta 



>*>tmm^m»m^ 



mtm>m^ 



<|í 



Valor en venta 



Linderos por amhps 
lados, donde no es* 
iéü numeradas. .. 



H *— ■» II». 



Itlém del pucl)to 



'NomBre de la catlo 
ó plaza 



■*— •^.i^»"*» 



Número que llevan.. 



.ii.^ 



Caerpos. ó pisos qne 
contienen........ 



■»■ » ' 



Origiea de las jflncas 
urbanas. 



«MÉVi** 



^■% •«• • • 



• 

•8 
I 



< 

CU 



^ 



< 

I 



cd 

O 

H 

< 



Tomo u. 



M 4653. 




«W 



4- 



TW 



i^^ 



1 s 

o (d 

e « a 
S "s I 

ti 

11 



8 5 



|§i.i 



3 
8 



.3 



id* 



wm 



Mta^M 



3 2 



^ - o. 
g o g 



s 



s. 



a 



o 

a 

s 

«4 



o s 



IMMMI 



I 



mmm 



26 






TSRCn filíATl^RlB 



r « • • 



s 
as 



ti 

o 



;< 

O 




1»' «# 



0"r 'j 



4 



.. - 4. 



a 

D 



i 






o 



I 



;: 



es. 

I*. 

I 



I. 

I 

I 



3 

I 



91 

< 






1 



O 
H 



485a. 



Sus gaitot anual- 
menle 




i4W< 






En el segundo cuáles 
sean sus productos, 
al aAo. calculados- 
6 juatiflcados. .... 



miF 



En el primer caso la 
castidad á que as-* 
• oieode el arrianrifl 



■*^ 



Arrendadas 6 explo-i 
táodose por el Es^ 



^mmmm 



•**-^^ 



Si están 6 no en tra^ 
bajos. i 



m-mm 



Térmioo municipal 
en que se hallan. ; 



« %m 



Mineral que se exr 
trae ; 



Sus nombres. 



rtta 



Origen de las minas, 



404 



TBlCn CDAnWKTIB 



• ■^^ • ■» « 



^■»* 



K 
O 



i 



Q 



o 



»• ' 



I 



C4 
O 
O 

H 
-«i 



li^i^ltm^m^mm.» 



a> 



2 I 

i JS. 



d 

i i 

^ I 

II 



I I 



9 
9 
O* 






« 



S 
O 

«o 

o 

-a 



-a 

9 



mmém 



r 



J - 

Sí- o 

en o» "O 

O s 

& I 



mmm^mim 



t— . 



o 

o 

OÍ 

9 



Qi 

O 

u 



1. 
■o. 




DI 1853. iOÜ 

858. 

GOBERNACIÓN. 



• * t 



[íl NoríemAre»] Acal óíden^ Moordando á las Juntas de Sanidad el cum* 
pliiniento de la Real ¿rden de 35 de Enero de esle año, j mandando 
qutf, excej^to en el caflQ que se expresa ^ no se ao jeten i medidas sanita« 
rías los buques qjue ka|íatt sido visitados ea otro puerto de \t\ Península. 

'enterada lá lleina (Q. D. 6.) de que algunas Juntas maiitimas 
de Sanidad , á pesar de lo dispuesto en la Real orden circular de 23 
de Enero de e^te año i continúan sujetando los buques que llegan ¿ 
los puertos de su jurisdicción , al trato que tienen por conveniente, 
sia que éstos hayati sufrido accidente alguno después que fueron re- 
conocidos por otras de su clase; y considerando que esta irregular 
conducta , á la vet que establece diferente aplicación de las disposi- 
ciones satiitaHás vigentes , ocasiona no pequeños perjuicios al co- 
mercio épf general ; S. M., conforme con el parecer del Consejo de 
SfinidadV há tenido á bien resolver que las Juntas maritioias de Sa- 
nidad cumplan exactamente lo preceptuado en la Beal orden circular 
de que va hecha mención, y además, que cuando hubiese sido vi- 
sitado un buque en un puerto dA la Peninsula , y sometido al trato 
qne aquellas Autoridades sanitarias estimasen oportuno , si pasa á 
otro ú otros puertos de la misnia, ó de las islas Baleares, no se le 
sujete á ninguna nueva medida sanitaria , á no ser que hubiere ocur- 
rido á bdrdo algtm «oeidente que infunda sospecha , ó haya níediado 
roce ó comunicación sospechosa. 

De Real orden lo digo á Y. S. para su inteligencia y cumplí— 
miento. Didd guarde á' V. S. muchos años. Madrid 21 de Noviembre 
de 4863.tt»Sui Luis.^^r. Gobernador de la provincia de 

839. 

GUERRA. 

I 

[S2 JViH^iembre.] Real orden , declarando que el ano de abono otorgado con 
motivó del natalicio de la augusta Princesa de Asturias , sirve para optar. 
á la placa de lo Orden de Sftu Hermenegilda 

Excmo. Sr. : El Sr. Ministro de la Guerra dice con esta fecha al 
Capitaa genera) dé la isla de Cuba lo que sigue : 

c;1le dddó icüenta á la Reina (Q. D. 6.) de la carta de V. E. nd- 
nmxi-SSif^ por lai^tfB' OQíBsoita si el ano dé abono para optar ¿ la 



M6 rncm ainmatu 

cruz de San Hermenegildo concedido por el art. 8.* del Real decreta 
de 5 de Enero del año próxima |Mifihdo , le servirá para obtener á su 
tiempo la placa de la misma Orden al teniente Coronel, primer Oh 
mandante del regimiento UiftinteH& de háhe\ II de ese Ejercito, Don 
Casimiro de la Muela, cuyo Jefe se halla en posesión de la cnizsen- 
ciJIa. S. IL se ha onlerode^ y conforme conf lo iMUifésMe ^r d 
Iribttmal Supremo de €iierra y Baritia en H» de ^Se^éütbre mrifto, 
se hft servido declarar: me tamo e( éstpiifídldo' tétif^^té" t;sHinel, 
cofDO los demás Jefes y omriales qtxe'Éé báHett éíá éü Óft^ , (tékn 
derecho á que se les cuente para optar en su dia <á ,la^9^p<}jottada 
placa, el año de abono otorgado con miDtivo díel íelí^ nataliajo .ee )a 
augusta l^ríhcesa de Asturias, puesto que ^si está. ya declai;adQ ea 
Real órdéñ de 1 3 de Mayo de esto año . expedida i (X)n9eci2eaGi^ del 
expediente que se instruyó á solicitud ael Coman(]tánttígradtta4a)]iOD 
Esteban Llorét del Rio, capitán del batallón Cazadores de F^guara^i 
ndítiero 8 , sobre mejora de antigüedad en la referida cru^ ^ncflU.» 
Be Real orden, comunicada por dicho Sr. MinístroV]ó traslMia 
á T. E. para su Conocimiento y efectos consiguientes. Dicg. am^ 
á V. & muchos años. Madrid 3^ de Novieiqbra d§.í^.i>;fE^Si))M»' 
cretarió, Eduardo Fernandez San Román. .,'•.,.* i , 

. .84(k. •• •. ■■■ ■ ■ ;■•■'•..'■' •■- 

.-BACIENDá. •:r-:-f: ..:'-. :V/" 

adeuden por la partida 786 del Ara«eéL Oi^ A^ipAR^^i < . • j > 

tTrao. Sr. ; Visto el;expe$lienté:iiw(i;uido á/Qpi^^t(»jb8nfUAcid^4i»^ 
pacho que ha tenido lugar en lar Aduana dafiarQí9lo>%sj^4Q9qp|r^ 
das de objetos de barró sumamente fino , cubierto por algunas par- 
tes con un baño plateado , perteyetmntes á los señores D. Lorenzo 
Pradera y D. Gervasio ViÍlaron,^ár; y considerando quo dicho artícu- 
lo por su valor y composición tiene .n^a^ analogía con la loza de pe- 
dernal que con el barro vidriado, S. tt. se ha servido mandar que 
se verifique el aforo por lá partida TfiíG* si^ imppsipioq .dg.^rg9eqp 
á'O. Lorenzo Pradera por habbr designado on su.í^etcW^Gipql]^ p^r- 
tidaf 173; pnes tuvo motivo, para dudar, en ejLiál'^-l^ÍW>«:A)(g^ 
comprendido ; debiendo esta medica observarse como r^la general 
^n todaa las Aduanaa de la Petiolsob: -'- . < . !:* v- .'{«iv.'-? 

Lo que de Real órdendigo á V.ifi:' pira tosf>kfiéetae'>eiNl«nMiH 
dientes. Dios goAfde ¿ V* tj müches añoitlMÉMkHlia9'dil>BlefMbre 
díi i863i^DQropiieeli.NPi6b. IMieMo 



< t" 






•1 ..I. 



' . * 



M «888/ HMl 

81!. 



• ■ • ' • • * ' 

[3$ jVi9p<^i|»¿r«.] Aeaí deo^eto ^ acor^j^ndo varias ¿ispo^jcip^e^ acerpa de los 
Jefes ú pfíciálés del EjerciW que sírvHu d^stiiiQ dV lai Real fervxdunilire. 
Casa o Palnmonio. 



• Gbnfoi^mándórne con 16 protniesto' por et !fllrt|stt*o dé lá Guerfa,' 
y de acuerdó con eí parecer del Consejo jíe Mipiytroá, vengó ep qe- 
éretaV Ib skáientó: . ' . 

JÜrtíCiító i .•' Todo íéfe ú oficial tfne sirviendo áétfyahiénte éti 




frotando los derechos eme en ella le correspondan. 

Art'. 2* EtJeíí é ónc&l que sír^a activamente en Árm^ ó Insti- 
tuto doíidé rio liaVá otros de su clase en situácioq rfc' i^eeittplazo^ 'y^ 
blrefiera sin enmbárgp j^asar á' servtf el déétíhó de tá íietfl ser^púoS- 
fere^Cásíf é'TátKmoriio para que fuere nombrado, quedará como* 
supernumerario en su clase y Arma ó Instituto, shi sueído ^guno n\ 
(ñ)cí6ti á Ifas ascen^^ pof el término de dos años; pero si dentriol del 
mfeíAa^Hcítá^é'volVíK' al servició activo separánífose del dé íaííj* 
cip^^rá coIocadQ en la primera vacante que ocurra, yp' sea fe Id 
áífáé que téiria, 6 de la superior á que por antigüedad hofeierí dp— . 
bido ascértdér. Cndndo en dicho plazo no hubiese promovido la in- 
dicada solicitud , se le expedirá su retiro ó licencia absoluta según 
le corresponda. 

Art. 3.* El Jefe ú oficial perteneciente á la situación de reem*- 
plazo que Tuese llamado al servicio activo del Ejército hallándose 
empleado en la Real servidumbre y Casa ó . Patrimonio , podrá con— 
iMuÉFcn m<de8tía&v^' k>:ppQfieÉ»>vP<^ lio^aAoe ifsUkáfrééifú» IJlisgr 
<iiir<fro0^-9»^l«tÍBey Arra)a4nttq«n4lv0ÍMMÍMl4uej)iM^ 
par IsT'VvfeMtw ;' é^^kiíCtíA^ en irquel «ase^ im lim^mmúi^ «# ^iiet al 
de reemplazo ; mas ai cumplir dicho término deberá optar entre la 
cM^ ifftH^ y él destín d«^Pálftc<i(^; y éí opia^ pof' efii^ 41líímo 
se le'éliiüMMi^ ttfSko 6 )i<ceneia' s1)fiotam\ següii «á^ añí^g átr éér- 
Vidé: 8t i^ hiibfeto&'étí^u <^iASéf otfo^ t4tdivi4oóé á* qtneaéis i-eeii^kiP 
tati^m\é tf^i^M^^l ÉTt. tf^^m^9^m% pftrt^ , indiisa laprívadiotí 
dé •MMM6 , BHfB^é WDSidérado M siMa^tí de r^étoijpiiéi»); 

áA(^'t.*' >ÍXÍeféá'ofiéittl^iiéMiáf&dosi»^c^ Itk^^M 




408 TBRCSft CüAtUiaST&B 

elegido el destino de la Real servidumbre, Casa ó Patrimonio, él 
cumplir los dos años de su nombramiento , podrá volver á la carrera 
militar dejando dicho destino ; pero precisamente en el mismo enn* 
pleo y grado que disfrutaba al veriGcarse la baja , y perdiendo en 
uno y otro la antigüedad y tiempo trascurrido desde el dia en que 
tuvo lugar aquella hasta el en que se le conceda la vuelta al servicio. 

Art. 5.' ISingun Jefe ú oficial de los empleados en la Real ser- 
vidumbre, Casa ó Patrimonio, podrá obtener ascenso ni grado al- 
guno de los que por Reglamento pudieran corresponderle en su Arma 
ó Instituto, ni aun recibirlos como gracia especial, sin ser baja en 
la Real Casa y pasar á desempeñar su empleo al Ejército. 

Art. 6.* Los oficiales subalternos de todas las Armas ó Institutos 
que obtuviesen destino en la Real Casa, servidumbre ó Patrimonio, 
quedan sujetos á lo aue se. previene en el art. 2.^, puesto que por lo 
mandado en Real óraen de 4 8 de Enero último , ninguno puede ser 
nombrado para comisión alguna que le separe del servicio que por 
su ¡empleo le corresponda. 

Art. 7.* La situación de los Generales y Brigadieres en cuartel, 
asi como la de los Jefes y oficíales de reemplazo., no es incompatible 
con eídes^mpeño de los cargos que yo tenga á bien concederles en 
la Real, servidumbre. Casa o Patrimonio, en tanto que np sean em-. 
picados ó comisionados activamente. 

Art! 8/ ; Estas . disposiciones se aplicarán á los Jefes y oficiales 
que actualmente se bailan empleados en la Real servidumpre y Casa 
o Patrimonio. 

Dado en ^acio á 25 de Noviembre de 1 6^3.=Está rubricado de 
la Real mauO;=»El Ministro de la Guerra, Anselmo de filaser. 

842. 

GUERRA, r 

.'••■■■■• 
[Í5 Nommire,] Real ¿rcíeD> resolviendo qneiort Sargentos MaTOies de las 
plaxas sean [os Jeiea iolerveiitorea en las^ nvistas de Comisarioi . j' que 
m CQnojflarioft de Guerra ocapen el lugar pi^eferenti^ en dichas a^toe^ < 

. Eterno. Sr. : He dado cuenta ¿la Reina, (Q. D; G.) del expedien- 
te instruido en este Ministerjp con motivo de una comunicación del 
Director general de Administración militar , participando lo ocurrido 
en la plaza de Granada «n el acto de; pasarle b; revista de Ooin¡sa-> 
rio á las tropas existente? en- la misma, ^n: la ciialeate fundpparío 
fué obligado por el General Segundo Cdbo, c<}mo intervefitor Ae 
aqueliactOk á opiipnr un lug^r que no ea eltoae le wn^spmk^&ifr 



db4^53. 400 

ierada S. M. , y teniendp en cuenta lo que sobre, el particular han ex». 
puesto el Capitán de Granada y ia sección de Guerra del Consejo 
Real^ ha venido en resolver como medida general , que en lo su- 
cesivo los Sargentos mayores de las plazas sean los Jefes iaterven-r 
tores en las revistas de Comisario, Quedando exentos de esta obli- 
gación los Generales Gobernadores ae las mismas; en la inteligencia 
de que el lugar prefef ente en aquellos actos lo ha de ocupar el. Cq*. 
misario de Guerra. 

De Real orden lo digo a V, E. para su conocimiento y efectos 
CQrrespondíente& Dios guardia V* E. muchos años. Madrid 25 de No« 
viembre de 4 853.«»Blaser. 

845. 

HACIENDA. 

[25 No(4emireJ\ Real decreto ^ derog«iD(Io el art. 5? del de 19 de Agosto do 
este año I que restableció la obligación de tomar razón en las oBcinas de 
hipotecas ^ de los contratos de arriendos y subarriendos. 

En vista de la consiilía hecha por la Dirección general de Contri- 
buciones sobre el cumplimiento del art. 5.* del Ueal decreto de 19 
de Agosto último, que restableció la inscripción en las oficinas de 
hipotecas de los contratos da arriendo y subarriendo de la propiedad 
inmueble , para conocer por este medio su valor en renta. 

En vista áe las exposiciones de varios pueblos haciendo ver los 
inconvenientes que hoy presenta esta disposición. 

En vista del art. 2." del Real decreto do 26 de Noviembre de 
1852, que anteriormente habia suprimido como demasiado gravoso 
el derecho de hipotecas que cobraba la Hacienda por los arriendos y, 
subarriendos de bienes inmuebles , dejando á los arrendadores , en 
cuanto á la obligación de presentar estos contratos en las oficinas 
del registro , sujetos á lo que dispusiera la legislación común. 

T considerando, qye si bien np se restableció por el art. 5.^ del 
Real decreto de < 9 de Agosto último el impuesto correspondiente á 
/a Hacienda, los derechos de Arancel que cobran Jos registradores 
y los gastos que necesitan hacer los paíiiculares para trasladarse 
desde puntos distantes hasta la cabeza del partido á inscribir en laa 
oficinas de hipotecas los contratos de arrendamiento , importarán 
nmchas veces el producto de una anualidad en los arriendos de ha- 
bitaciones pobres, y en los de fincas donde la propiedad territorial 
esté muy dividida. 

Que mientras no se reforme radicalmente nuestro sistema hipo* 



tíeií% y Ééf facilité la {nsc^ipdíoi¥ dé IcM ctíntt^f ó» ióhfe el disfruto é 
la in^isdad de lá rtqtiezá lomüebie ; A6 e^ posible ébnségair (jtie 
58 Múie t^on de iodos los de arriendo ^ subarriendo sm apel^ á tn- 
repitíiáéiwies costosas y vejatorias. 

^' 1r (jué^eí cottotíimíerHo del vélor en renta dé algnnaS propieda- 
des^ inniüelilíes , ínico qríe llegaría á oblerterse, úó proporciona , acer- 
ca' dé eáca clase' de riqtre:^ , datos estadr^icos tan completos y ee- 
guros como deben serlo para que la Administración pueda valerse 
dé éWos, vengo en derogar erar!. 5.* de! fle^l decreto dé* 49 de 
Aíjósíd'áltiírto, restableciendo el- arl/f.*'de!' de 26 de !<ícívieiribré 
de 1852, que se considerará vigente desdé la fechaí que dispOtie e} 
mismo Real decreto. 

Dado en Palacio á 25 de Noviembre de i 853.==Está rubricado 
de la Real mano.=EI Ministro de Hacienda , Jacinto Félix Domenecb. 

844. 

[^ Jfoinemhre»] Real ¿rdén ^ declarando xfk^ el noiobrainientP de esUDqne* 
, |t>s correspoudc á ]o6 Goberoadores de provincia ^ ¿ propuesta dis lúa Ad- 
ministraciones de Hacienda. 

fimo. Sr. : Enterada la Reina [O* I). &•) de tá duda ocurrida acer- 
ca M si el art. 9.* dd Reglamento de \ * de Octubre de 1 852 . eú 
(Jue Sé faculta á las Direcciones generales para nombrar lós subal- 
ternos de sus respectivos ramos, deroga la Real orden dé 1*6 dé 
Aa YO de 1 $50 que concedió á los Gobernadores de ^proviñcf^' la» 
átribpcíones que teñíanlos Intendentes i'eápccto aliíombMml^BtQ 
dfe los estanqueros , se ha servido declarérr que el ^onilii*ai;Hiénto 
dfe' estanqueros corresponde á los Gobernadores , á propuesta de las 
Administraciones de Hacienda pública , pero eú doncepfo de que* no 
se ha dé crear ningún estanco sin previa' autorización de ébi Diréc- 
Átít, la cual por su parte tomará nolicTa de si ba liabldó abui»6 en 
éste servicio para ocurrir al remedio. 

, ' De Real orden lo digo á V. 1. para su inicligenfciá y cTectos obr- 
respondienies. Dios guarde á V. F. muchos años. Madrid 55 de lío— 
^mbre de 185S.=Domenech.=Sr. Director general de tléotafl 
étiáneisidés. 



.,1 



*.( 



fit <853. tif 



1 ' 



843. 

HACIENDA. ' 

S5 Noffiemhre,] Real ¿rden , mandando que los punteros de fissimí ácIéicÉ-^ 
den po|i la ^ftidK t^m del Arancel áe Aduanas. 

Ano. Sf . : Tidto e( expediente ñislrüTdo en tm Direc^itíh g^W^ 
eM lÉOlivt» del tlctepacho veríficadd en fo Aduana de NJáfága- dé 
treinta f t\pm miltefes d6 punteros de pfterra por la régfa iáégandiá 
de his qoe preeedeti al Arancel vigente; & M. , confomándtisé con 
lo pnopueslo por Y. I. , sé ha dignada api^obar pof esta vc2 éf ttoe^ 
eioMéa adeudo, y inandar /fue para lo sudeaivo los puñtettis tíe pi^ 
zarráfqü^ ^ presenten en las Aduanas del Reino se eofflpi*ondslá-étt 
ia partida t, 091 del mi^tno , eligiéndose loa detector que én é^ Ü 

«ftalan. ' '' '¡ 

De Real orden lo digo á Y. I. para su inteligencia y éfected-00tt^ 
sígniefiíieB. Dios guarde á Y. I. ttiuóhos afios. Madrid 95 d^ Noviem- 
bre é& 4863^.«-*Dotíienech.«M*Sr. Director genera) de Aduan«la^ i 

Aranceles. - * 

• í 

846. ;' 

HACIENDA. 






tV NMsmité.] fteatf decreto, babilitandn farCasa de ifitméda de Blii«e1bi4 
pÉÍf» l»'a<^i^dDtty ñor ttteaCa eicluA^ametoVe del Estado, dif laaefpeeSé^ 
4i flau< y «bbiih 

>ñeMntz ^EMíkéú c</n al fiti de- Mtlvaf ta «culHK^im de \i IMÜMM 
de cobre decimal , que en breve i«i A ser una neceaidsfd , «e ait<t46 
Vrll. per deerea» de #9 do AgostO' dHiíaiOf eiamittr ee liabiKiaito la 
iiifariea^ JuM,: dotándol» de \m medíee indiapenaabtea, jmi^ 
aoh aibío oportunidad que acaso no serian estos* so6dlettiei* pattt 
llevar á* «abo esta vasta operación con la celeridad que exige la* oott^ 
venieucia pdbKca, y asi tuvo á bien prevenir que ealo fuese lenliS 
caso -sin perjuicio de ralerse el Gobierno de otras f ábricae. ' 

De una prolija inspección que se ha verí6eado en aqud eetaM^ 
oímianto resulta que si la acuñación do la* moneda de cobre 'ha da 
l>aeeraa«on ét eamero que corresponde al decoro nacional, y ifMfdH 
loelttt la fai^ifieaoíon , los elemenioa que allf existen «otuatmetiW,' 
recibiendo ligeras ttodifioaoioiieB) solo podUa dar acuitadas doa^taj^^ 



419 TBRGBR GtJAflUMBSnK 

* * 

Dones de reales próximameDte en el año inmediato; y qae para 
elevar la producción á seis millones anuales^ será preciso reponer 
una gran parte de la anticuada maquinaria, inclusa la rueda hidráu- 
lica que da el movimiento , lo cual es obra larga y no podrá fácil- 
mente dar resultados hasta después de trascurridos muchos meses, 
^^e desde ahora sería aventurado fijar. 

En vista de esto Y. M. se sirvió resolver por Real orden, que se 
impulsen las labores de la Casa de moneda de Segovia hasta donde 
fd^anzasen los inedios de que la misma dispone, y examinados estos, 
se, ha venido en conocimiento de que con este auxilio podrán acu- 
parase en la misma época sobro un millón ochocientos nlil reales. 
p., Suponiendo, pues, que entre ambos establecimientos puede 
aprontarse una suma de cuatro millones en moneda de cobre deci«* 
0)^1, y aun cuando mas adelante, montada la fábrica de Jubia en 
ipáyor encala , se pudiesen obtener ocho millones , siempre resulta- 
ría que esta operación por su extraordinaria lentitud dejaría fnis^ 
tradas las dos grandes miras que Y. M. tuvo presentes en el citado 
Bpal decreto , a saber : 

. .1/ Activar la acufiacion de la nueva moneda en la cantidad ne- 
cearía al surtido del público en la época en que deba empezar á 
regir el sistema métrico establecido por la ley. 

2/ Yolver á la circulación bajo otra forma, y con arreglo al tipo 
de su valor legal la considerable masa de moneaa catalana rect^oa, 
que es actualmente un peso inútil para el Tesoro. 

Se hace preciso por lo mismo , de conformidad con el espíritu del 
decreto, ampliar los medios para conseguir cuanto antes ambos ob- 
jetos; y- el mas sencillo, mas eficaz y al mismo tiempo mas econó- 
mico., es habilitar y poner en actividad por cuenta del Estadio la 
Casa de moneda que existe en Barcelona y no forma parte del pre- 
supuesto general desde que por convenio con la Diputación de aquella 
provincia sufraga esta con sus fondos las pérdidas resultantes de la 
acuñación del oro y plata á que se dedica. 

(.: Pero extendiendo sus operaciones á la úioneda de cobre, léjoé 
descontinuar este quebranto, puede asegurarse un beneficio ^ y lal^ 
qqe dentro del mismo año de 4 854 costeará con algún exceso los 
gastos necesarios para reponer ventajosamente la maquinaria que 
poseía, y de que se la privó para trasladarla á otras fábricas. 

Contando con el tiempo que no podrá menos de emplearse en 
preparativos , y con las naturales interrupciones de todo estableci— 
miento en su$ principios, podrá la Casa de Barcelotia, en el aBo 
próxioM) , acuñar otros dos millones de reales , y mas en lo sucesíyoi 
4ei$piie$ que , vencidas estas primeras dificultades , vea introducida 
W'««8 trabajos una marcha segura y permanente. 



M4853. iié 

Aun preM^iñdiemlo de esta ventaja , no muy lejana , y atendiéitáó' 
«rio á los resultados que mas inmediatamente se tocarán , el Mbi^tí^ 
qoe suscribe no puede menos de observar respetuosamente á Y.,ÍAJ! 
<}ue no Íbs indiferente el restituir á la circulación una suma de.Üói 
millones mas en un año; pues equivale á la extinción de una parte 
igual de la Deuda flotante que. devenga intereses. Y si esto puede 
lograrse sin sacriBcio alguno ; si ademas se ci'ea un capital produc-^ 
tivo, la resolución en su concepto no puede ser dudosa. • '* 

Contrayéndose el Ministro que suscribe á lo anteririrraexite ex- 
puesto, de acuerdo con el Consejo de Ministros, tiene lá honra dé 
raneter á* la aprobación de V. M. el adjunto proyecto de decreto ' 

MádridSS de Noviembre de 1853.=-Señora.=«A L. R. P. de Y. li.=¿' 

Jacinto Félix Domenech. " ^ ^ 

'■■•'.)■ '•.•'• 

REAL PECRBTO. , .. í 

En atención á lo que de acuerdo con el Consejo de Ministros: om 
ba expuesto el de Hacienda, vengo en decretar lo siguiente: h 

Articulo 4 .* La Casa de moneda de Barcelona queda babüitadn 
ipara acuñar desde 1 .• de Enero próximo , por cuenta exclusivamente 
ael Estado, las especies de plata y cobre con arreglo á los tipod de^ 
fiigaados por las leyes y Reales decretos vigentes, y de oonsiguiestb 
sus productos y sus gastos figurarán respectivamente en los. presu- 
puestos generales en la forma que los de los demás estableoimieoles 
de su clase. - , 

Art. 2.* El Ministro de Hacienda adoptará las disposiciones con*^ 
venientes, á fin de que se provea a la mencionada Casa délos utea*- 
sílios necesarios al desempeño de sus trabajos , y las demás que c<¡vh 
respondan para el cumplimiento del presente decreto. :* i 

Dado en Palacio á 28 de Noviembre de 4 853. <= Está rubricado 
de la Real mano.«=El Ministro de Hacienda , Jacinto Félix Domeaeck 

847. 

HACíENDA. 



¡i,í/ 



[S9 Na^fiemire.] Real érden , resolviendo que en todos los litigros en qti^ 
sea parte actom la Hacienda póblioay ñga rigiendo el sistema de próeé* 
dimienios que estaba en observancia antes de la pubÜisacion del R^ 
decreto de 30 de Setiembre de este aiiP. i 

He dado cuanta á S. M. la Reina (Q. D. G.) de la consulta ele-- 
vada por V. S. á este Ministerio de mi cargo con motivo délas dudas 
que se le ofrecian respecto á si el Real decreto de 30 de Setiembre 



144 nacn oriTWpasni 

^i(qQ.tK>bre pRocedimi^tas civiles, ^ ^ no ai^ble wloa litigios 
9U q^€Bpart/9 el Esta4o, y en caso afirmativo aobra él modo di 
CQocifi^r ^ disposicioo^s con otras especiales á que atonene Jas 
Tpbunales w los asuntos eo que tiene interés el Erario. Snterada 
$, Mm y considerando que las leyes que deterrainao el proeedifnieDto 
civil en los litigios sometidos al Tuero ordinario han regado aiempos 
ep lias que la Hacienda «oatenia como parte, priacipiQ que saaeionó 
nuevamente el Reai decreto de 20 de Junio de48$8 «n sU;ArtíoulQ,i6: 
CpDsiderafiidp que 1^ Hacienda gps^, sin embargo, desiertos privile* 
gíps definidos y consignados en luiestra legislación antigua y modaiMt 

Ícuya justicia y funoapieoio ni se desconocen ni pMaen.pon0nsa.M 
udd : Considerando que el Real decreto de 30 de Setieaubro te in- 
troducido reformas y mejoras importantes respeoto á laüiiyar ¥•« 
locidad que se imprime al procedimiento, aisminuyendo muchos 
trámites y formalidades que aetermina su curso : Considerando que 
de esas ventajas debe y puede aprovecharse la Hacienda. pública 
Mando* tanga que acudir á los Tribunales de justicia en rectámácio^ 
de sus derechos siempre que estos ni se perjudiauen ppr. sacrificar ta 
k^ima defensa á la prontitud y velocidad del juicio, ni le deseo- 
oMcan ni destruyan los privilegios en que aquella muchas vecéfe 
estriba; y Considerando, por i^ltimo, que si bien deberá empreiif- 
derse un concienzudo estudio que dé aquel resultado, este no puede 
ser obra del momento, al paso cfue conviene evitar desde iue^o todo 
aaémo de duda que produzca conílicio en los Tribunales , corpo Y. 3- 
puede preverlos; se ha dignado resolver, de acuerdo con et dictá- 
Bien de ia Dirección general de lo Contencioso , que siga rigiendo el 
BÍilama' de procedimientos que estaba en observancia antes de la 

fivblioaicion del Real decreto de 20 de Setiembre último, en todos 
os litigios en que la Hacienda sea parte actora . demandada ó edad- 
Íuvante> considerándose inaplicables por ahora las disposiciones de 
i Instrucción ; y que la Dirección general de lo Contencioso forme 
un expediente general, .en que después de reunir los datos y ante- 
cedentes que juzgue oportunos para esclarecer las. diferentes cues- 
tiones que V. S. provoca en su consulta , y otras que puedan con- 
currir al mismo nn , proponga las medidas que han de producir un 
resultado en aquel sentido. Es asimismo la voluntad de S. M. que 
esti^ ^ref^lucíon se considera epneuil para los eaeo^ que püeonii 
ocurrir en lo sucesivo, comunicándose a todos los Tribunales y to^ 
ñonpríos de) ministerio fiscal de Hacienda. 

De Real orden lo digo á V. S« para su inteligencia y efectos opor- 
tunos. Dios guarde á V. S. muchos años. Madrid 29 de ^ovíepibre 
de 48334«fi»Domenech.a*Sr. Fiscal de la Audiencia territorial, de 
YaUadoUd. 
......... • • • •■ '''-''•" -' •• .' 



^^m- -•< m 







848« 

HACIENBA. •">'*'• 

m ¡fmmhn»] IMk M»n^ dbcteamló que kt beneieÍM «tuMecid^i ^ 
el Real decreto de 9 de Octubre úlliino expedido por el Vismüánmám 
Grada j Justicia , no aoa «plica ^^ ^ los reos de contrabando | defrau* 
dación j sus conexos. f ' 

El Eterno. Sr. Ministro de Hacienda dice al Fiscal de la Audien-^ 
ciafjp (;ácere« en Real órd^p d^ jBstflL fech^ lo.g|g^ieJl^e; ,. a . ■ i 

ífEíjteraía I§ Bmp (Q P. P J 4q }a cpp^ulM fíifígW.SiW Y, S. 
á la Dirección general de lo Contenci^p^ fcerCQi é^»\9» aplicabld á 
los reos de contrabando, defraudación y sus conexos el Real decreto 
4(9 9 4? pptubr^ óitim^, e^^pedida |)Qr ^ IUiiii$b9rio de GfOfÍA y^ Jus- 
licia , en qiiQ S9 pr^^yiefie qp^ los q^e en lo ^Oí^siyp filef^fl $íHitaii«r 
ciaaos ¿ peaas oprreccipnaies se les 3bope para el /Aiiiip)i(aienM .<te 
sus íppndona^ la fpitad del tieoipo que hqbipr^n permwecido piwqii 
mientras, s^ sus^apcie y decida la C9U^¡ Riendo #:(ten$iyo íSAté 
liepeficío ¿ lo$ qv43 sufrieren prisión por via de sus^tvqion y;apniv^ 
mió: Con^iderandp que Ifi penalidad de Ips delitos d^ 09#trAJ[)¿QdA 
(ípíraudapion y>u# /fppews ?stá subordinad^ 4 ja m^^^ ó ,ffl#9ar 
necesidad de reprimirlos, sepn la n^ayor ópi^por pro^fi^ioa qiiii 
áecei^itan io^ int^res^^ de la Hacienda pública y de l£|.i|[|du$trÍ9L nftn 
ciop^í j y por poa4ig^leBliK| que las reglas que ^e establezcfii ¿9«eri»| 
de 1^ penalidad 4^1tí^ delitos comunes de palarsilez^ mi^f^smnXñ 
distinta, no ppeden ser aplicables á aqu^llo^: Considerando que \9§ 
píenos d^i <^pi>traj;^^ndA y defraudociqn son pprai)íieri(e pecunarj^s, á 
230 concurrí^ reinpíd^neía ú ojtro deIi(o conei^o, sipnda iippo^ibie §6 
elprimer.caso lá 9plicaciqa.del Real decreto de 9 de ÓptMbpe,.poiw 
qae jos reos np (^enpa sfir encarcelados . y en el segundo nq conv9#^ 
Dient0 porque.^ disminuiría la penalioad mas de lo qvie nepe^it^ 
por ahpra I|\ f^epfesiop d^ tráfico ilicito: Considerando q^ dicho dq^ 
cretp n^ooificg spíó \i apIicaoiQn dp las perias eslabl^id^^ W pl Có*^ 
digo penal» y noW de Ips delitos que no sqn su qbjeto: Oídalt 
menciqn^a Dnrepciqn gpneral de lo Cootenpipso de Hacienda públiq9t 
se ha. s^r.vú^ ^* H- declarar que los beneficios establecidpf ^ i^ 
Real d^retQ de/O de Octubre último^ no son ^píicsd^les a lp§ regs diy 
contf:abando , defraudación y sus conexos; debiendo^ contiiiuar en 
la éj^pucjon de los fallgs acerca de ellos, como se venja prapii^and^ 
con arreglo al Real decreto de ^0 de Junio de 4852 é Iii^^ruppjopw 
y dispqsicipnes cqíiQprdantes , nfiie.ntras Qt\xk ooi^a no «a deit^ipiíQ. : 



M4 TIMSl CUATftlÜISni 

De Real orden lo digo á Y. S, para 8u inteligencia y por contes» 
tacion á su citada consulta.» 

Lo que pongo en conocimiento de Y. S. para que tenga cumplido 
efecto lo acordado por S. M. Dk)S\guande á Y. S. muchos años. Ma- 
drid 30 de Noviembre de 1853.b>EI Director, José Juan Navarro.—* 
A Jos promotores Bicales y Juece» de primera Instaneia deHah» 
ciendade. 



»•••••# 



849. 

DIRECCIÓN GENERAL DE CASAS DE MONEpA, MINAS Y HNGAS DEL ESTADO. 

- • 

[90 ffwiemlfre!] CSroalar| haciendo advertencias para facilitar i (as Admi- 
'* nlstradones de Hacienda la formación del jregistro general de todos loi 
' bíenet j pertenencias del Estado. 

•' Encargada esta oficina superior de la formación de un registro 
general, en el que individualmente se contriaigan todas las propje-* 
dadésdel Estado y los bienes que administra, ya de fincas rústicas 
y urbanas, como de muebles y cualquiera clase de efectos semo- 
vientes, estén ó no en productos, comprenderá V. 8. que no obs- 
tante los datos y antecedentes que obran en esta Direccian , necesite 
la misma otros tal vez mas cumplidos aue le faciliten llevar á efecto 
dimamente servicio tan importante y ae tan inmettto porvenir para 
k Hacienda pública. Para ello cuenta con la eficaz cooperación de 
hft Administraciones de provincia , á las que con el objeto de qne 

Íüedan desempeñar con todo conocimiento la parte de trabajo que 
Í9 compete , les servirá , ya para su punto de partida , y ya para se- 
guir y darto por terminadlo, las observaciones simientes: 

M Real decreto de 4 .* de Julio último determmando la formación 
del registro, y el Reglamento de 21 del actual que establece él modo 
de llevarlo é efecto, son documentos que las Administraciones de 
pirovincia deben consultar en primer término para hacerse cargo del 
pensamiento que predomina en la obra de que $e trata. La divisioii 
qtte se establece es sencilla y clara, puesto que las dos categorías 
separan los bienes de la propiedad del Estado de los que solamente 
lleva en administración : las clases con que se distinguen, un medio 
propio para dividir los inmtiebles de los muebles; asi como el que la 
primera de la primer categoría conste de dos partes, una del caudal 
del Estado que es vendible, y la otra del que por ahora no lo es. 
• La Dirección se ha propuesto obtener los datos míe necesita en 
Consonancia con dicha división, de modo que el num. 1.* dé los 
adjuntos modelos se contrae á los bienes de la exclusiva propiedad 
del Estado, correspondiente á todas las fincas rústicas que son ven*- 



4jbl6S, y por eBo lleva la' otesificacioadtí i.' eaá^eoria^ 4/ dase y 

rirte primerd. El 2¿* moddoy marcado con dicho niunero^ se reiere 
Ib8 fincan urbanas que se bailaren el mismo caso, y que por lo 
taqto QODitiepe la propia 'Olasifioacion. Los censos que gravitan sobre 
fincas rústicas y quQ pertenecen al Estado y,á igual categoría, clase 
y parle, y que tambiea son trasferiUes, ae han de contraer en otro 
es¿MJo, cayo modelo es el distinguido oob el num. 3.% asi eomo. con 
e] 4.* el relativo á los censos que afectan álaa fincas urbanas , y qoe 
ocupan idéntica situación. 

El niim« $«- do dichos modelos se. refiere. 4 las minas del Estado 
que DO pueden por ahora enajenarse; y asi es que' atendiendo al 
sistema,eslablecido, seobserva en él la clasificación de categoría 1/, 
dase 4/ y parte s^unda. 

Para sentar, los Ibienes muebles y efectos semovientes que coiv 
respondep al gustado ^;eL medelo sieñalado con dk núm. 6.*" , y en él 
se ven diiitinguidos con la catageda \^y dase 2/ consecuente á Ui 
expresada división» 

Explicada la analogia que guardan dichos modelos ood el sistema 
establecido , y distinguido cuanto tiene relación con los bienes per^ 
tenecient^s al Estado , y que por consiguiente se enouenliran en la 4 .* 
categoría , falta' solo díemostca^ la . manera de presentar los qué d 
^ts^lo mismo lleva en administración temporal ó eccidentcdmente. • 

Los pn^ioa modeiqs • sirven electamente para ello , no debiendo 
haber mas variación que ladeeal^oiias. A la 3/ corresponde»! pr»^ 
cisamente todos k>sf Jbienes que la.Baéienda adininistra sin que tenga 
sobre ellos la absoluta propiedad : sus clases son dos , sin que haya 
división de partea; supuesto que no se pueden enajenar, y supuesto 
<|oela división establecida para estos bienes no es otra que de in- 
muebles y de muebles ó efectos: seoiovientes. En talconcepto al ná— 
mero 4.® se arreglará el estado dé las finidas rústicas en administra-*- 
cion: al iJ" las urbaaaa, y aeí sucesivainente para las demás dases 
de bienes. administrados, que han de llevar la clasificación de 2/ ca-* 
tegoría y clase i.* cuando se trate de los inmuebles, y 2/ al cou"* 
Iraerse a los müeblea. 

Otra circunstancia que recomienda. el Reglamento, y que esm- 
dispensable tener presente, es que los bienes de un origen, yasean 
respectivos á. fincas rusticas^ urbauás ó muebles, han de sentarse 
correlativajpaei^ , sin dar lugar á unos ^ mientras no estén expresados 
los otros , que es decir que una vez principiado el asiento de los 
bienes procedentea de adjudicación á la Hadada por alcances, no 
seiateroalen los que fuel:on de la Inqniaicion, Encomiendas de la 
Orden de San Juan ¿Dp.. hasta que concluyan los de.aqueUa deno*^ 
minacion. 

Tomo i%. 27 



nniGii tííLmamm 

Las dfescripeioáes establecidas son «le htterés'Vitát que ^ lléádá 
en lodas sos pasrtes^ pttKmrnüdo i estS'^ la AdiiiÍDÍstra(rio& prtH- 
vinoifil veiepse de los seftores alcaldes de los pueblos pera ^ oCMa^ 
mODieJos peritos faciliten los datos neóesaríos» sefiaiando el tértid&6 
preciso para la práctica de dicha diligeneid oon objeto ét qoe no se 
retrase la formación délos retsridos Ostiídos por la AdminisinttíaCí 
y su< brsTe envió ¿ esta BireociM^ ifuélíetie el mayor interés en dar 
por tenaínada ese registro, ctíya pnoota Mudosion se ha reéemea-^ 
dado por Real orden de 2 de Julio último. 

Sumamente, delicado es el trabajo de que va hecho mérito, y 
tanto mas dificultosa , cuanto (|ue las^ vieisitttdes por que han pasáíde 
Ibs bieoes^ del Estado y las variaciones qué ha sufrido la AdmMáK 
tracion del ramo dan pábulo á suponer que haya muchos oscurecidos; 
ann deia mejor buena fe. Por dio, al oslo y nunca desmentida teal- 
tád'del empleado espaiol fiaei Gobiento-una parle del porvenir de 
la Hacienda pública , es^rahdo eo su viriud esta DirsocSotí general 
con la mayor confianza el que en dichos estados se eonthiigfln todos 
los bienes comprendídcs en Ía»e9tpre6ades dos tat^goriast, sin omitir 
para la coniecücíoo de tan justificado' fin <;u¿otos medios estén 4 sus 
anaces; en la seguridad qoe la Adminis^-acion provincial que sS 
distinga en este servicio se hará un deber la* misma Dirección de re- 
convendarJa al Ministerio para qoe«ti per^anl- seo adelantada '«n la 
obrrera; pues, aunque en llenar todo boen empleado sus ohOgacíones 
BO.haga mas que eumplir con lo qwsa destino le impone » esta Oñ*^ 
ciña superior se- propone considerar por un síngnkir mérito laMae-^ 
títud y oondeDciá con que se desempeñe dicho trabajo, asi como la 
brevedad que sedoserve en la remisicaí de los estados. • 

- Por último V el. nümereí qué se establece en la -casilla fina) de \m 
estados se ha deiUenair eon el qno le corresponde á cade finca 6 
muebló^ constando el mismo eKpiedtente de bs títulos^ de propiedad 
que serán remitidos: á esta Dirección con los refisridos estaoon; eft el 
concepto que» por tratarse de fincas que han de enajenarse, las 
escrituras ó títulos se hubiesen de entrej^r á los compradorea ir ptjt 
lo tanto hacerse inconveniente su envió, se verificará este de aoio un 
certificado suficiente á demostrar él origen de la propiedad , su fecha 
y las circnostaaoias de la finca. 

Dios guarde á V. S. muchos años. Madrid SO de Noviembre 
de 1863.«»Boenasentura Garles :Aribau.^=^Sr. admlnistradonde la 
piiovineia de..... 

Nota. Lx>s modelos que se citan en la circtilar anterior sOn idén<- 
ticofii á los que se iacompaftan á la Real'tirdén de 34 dé Noviembre 
del oorrámle año^ iaierta en este loaio, pág. 395. 






. ' c :. o 1 



.^.. .. , t. . . ?0MENTO.-v-i '. .--i.. ».' 'r-'.l .-'^•:'»''r-> 

[¡ONmmiM.] Real dbcreto , deokrando diittdtii 13^ «. tt^anni Ift rsq^ 
ciedad anpiui^ii ütukula Amig^ de^ la ^utmatwlk.. , v' i<i!-i'«<;^ > .: 

Visto el expedieote promovido por ln^aocMidad anaaiipat^tuMIfi 
imtij|ra46.la.Vtft?eii¿i4()I^.SQ]íciUwdo la ^tt(OFÍs»ojopMíie«eB(kr.íat ipara 
contmu^r sus qperacippa» qon arreglo ¿ lo prevenido ebuel^eft' \% 
¿e la ley de 28 de E^ero d# IS^fti.y al i2 delBeglammto^iliotidi» 
para su eiecucion: . ,, ►•-'.;. 1 .•.,,' » íí-^ -r.»'.-' r-^wi' 

Coosiderando qv^ de. dicho e9{>edÍBiii9 i^emlta ; i|tie Jta- monéiort- 
nada compañía se formó por escritura pública otorgada.> en"4.7 
de Novieiiubre de 4845^ qpe fué aproitoda. ipof: ^ Tdibuilal de)Co* 
mer^(> de eistf^ cóirte en 'i% de) propio niea. y. mo\tía^M lonmdi'^ 
dad^ se cujpapliero^ igualm^vte con reapecM ^ RegliuyieBto jáidaii^ 
fliftrativo, dirqqtivo y ecouó«úco» aiRj^glamwtoi y tarifa^ ide^ftegú^ 
ros de quiotas, á^lo^ 4d. dotc^ mayoresiy. menore»v'y'>al 4ie lÉi 
$egup de formación de capitales sin éoajeiíacieit >de; Igs: iote^eaes» 
i medida, que se fuei^on foriaíiando dida^ /tarifas y ReglamQotQ&:¡)t 

Considerando que mH gláuavila 4S,' de k escritura fundameatel 
se habia cbndqnado á lo^ ffmdadoi'es el pago .dcd < .primer i díN^idesíde 
correspondiente 4 ochopij^ata^. ao^iones « . io cuaL .produciai . u» * gran 
descubierto en el fondo de reserva según ^IJbaknce. presentadoi 
puerto qMC de];)ia i?se/eubriendo 00a los. productos^da e^te fondo el 

importé de aquel pago:. . ' *''"' ' ^^ 

Considerando que la mencionada irregularidad de los eatatoloó) 
unida á la circunstancia de habeu retirado los accionistas por via de 
préstamo las cantidades procedentes del dividendo realizado, entor-« 
pecio el curso de este expediente, á lo que s/>.£^egó;dey^pues la pe« 
ticion de la empresa para reformar sus estatutos : 

Considerando que de las x^prnunicaciones del ;GrpbjarBadpr.j[)(3f^s|a 
provincia resulta qiió dicha compañía i i habiendo; (lQi.yupItqá Jos 
^cjps'en calidad de préstamo^ y.l>ajo 1^ g^ir^intiajdQ las. J^^oias 
acciones /la parte que de ellas se bailaba r^alizada.^ habia<aAiitido 
de hecho su existencia , empleando además en préstamos el fondo 
producido, por los seguros , 4^ lo cual, reauHdba ^U«i ei.aicXíwide la 
empresa consistía ea una gi:an part$ fd^t(^riédi4Q^v qi^'^i' nd ;dil 
dudosa realización, i^o estaban^rantidoscon I0ídas«)a9 éegwpidadeb 
necesarias. Por cuya razpn, y en vjst9 de la* neeesidlid . do adb|}taH 
desdajuegí^ ma pusdiiiU que ^gur^ae .en M ims^bteiteaiñlereM) 



1 



í. 



comprometidos en la sociedad , habia nombrado á un delegado , para 
que reasumiendo la dirección d^íja empresa, interviniera todas sus 
operaciones , tratase de mejorar las garantías que abonaban los 
créditos , pusiera á buen recaado las existencias y protegiese , en fin, 
los derecnos de los imponentes. En virtud de cuyas disposiciones, 
f dcd resultada que pmiujeron , dispuso la mencionada Autorídétd 
a suspensión de pagos , asi 'como la admisión de nuevos ñegodos 
que pudieran presentarse á la compañía, como el medio mas oportano 
pata poner de manifiesto su eslado y circunstancias: 

GMsiderando que en la situación a que ha llegado eí^ta empresa, 
y careciendo de medios pecuniarios para cumplir el objeto de sú 
ÍDStíiuto, eá inevitable 'su liquidación restátidde solo al Gobiei*río 
intervenir en ella para que se ejecute con pureza , y someter á la 
accíoD de ios Tribonnies cualquier abuso punible que haya podido 
cometerse; 

Oido el Consejo Real , Vengo en declarar disuelta y en lioufda- 
cioná la sociedad anónima titulada Amiga deia Juventud, deoiendo 
practicarse esta bajo la inspección del delegado nombrado por el 
Gobernador de esta provincia , tanto para que vele por los intereses 
de los asegurados y cuide que' se practiquen aquellas operaciones 
con toda legalidad y rectitud, como para que si en el examen pro^ 
fundo que con este motivo habrá de practicar de los documentos y 
antecedentes de la empresa encuentra méritos suficientes para con- 
siderar haberse cometido en su manejo a^un delito , 16 ponga inme- 
diatamente en conocimiento del Gobierno para que pueda ser juz- 
gado por ios Tribunales. 

Dado én Palacio á 30 de Noviembre de 4883.<=»Está rubricado 
de la Real mano. <» El Ministro de Fomento, Agustin Esteban 
Goilantes; 

851. 

PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE ItfíNISTROS. 

• < 

f4 Dü:iemBre.^ Real decreto , otorgando al Ministerio de Marina un créJI- 
' to saplemenlario de 5.030,000 n, vii. con aplicación a! capitulo X Je 
la seécion octava del prescrpuesto dé i863, j bajando dicha cantidad de 
dnlínloa capitulot de la propia ieecíon. ' 

Atendiendo á las razones que al Consejo dé Ministros ha expues* 
to el de Marina para apoyar la necesidad de que parte d&]As cafifi- 
dades que han resultado sobrantes en los créditos dé los caíiiflitos I, 
m, iV, VIII, IK, XII y XXIV de la sección octava del préso^Mésto 
del emriettte afio , se ttiasladim al capitulo X de la-iofñsáKa-^secékm 



: ...M 4S53. '. ISi 

para cubrir elei^oeso q^e oesulla sobre ti crédito' que ieiiia a^^aa-^- 
do.^ YOQgo, d& conformidad coa eir parecer de mi Consejo de Minis* 
Irp5 y ea d^creta^* lo siguiente : t- ..>•'. 

. Ariioula 1! Se concede al Miaisterío def Marina uo crédito de 
3.930^000 rs. yo. por suplemento al capitulo X de la seociotf octava 
del presupuesto del coloriente aBo : esta cantidad se bajará- de los 
créditos concedidos á los capítulos I, III, IV, VIII, IX, XH y XXI Y 
de la .i9Ísma .sección, en Ja fprma siguiente : al capitulo. I 30,4)00 
reales ; al IIl 600,000; al IV A 00,000; al VIH 1 00,000; al IX 800,080; 
al XU 2.000^00, y al XXÍV 900,000. 

Art. 9L* El Gobierno presentará á las Cortes él oportuno pro^ 
yeclo de ley para k api*obacion de esta medida, oónlcirme Á to dis- 
puesto. Qn el art.; 27 de>la de 20 de Febrero de 4850. 

Dado en Palacio á i de Diciembre de 4 8^.^>»E8tá rubricado de 
la Rea| mano. «^£¡1 Presidente del Consejo de Ministros ; Luis Joró 
Sartoríus. 

852. •"■ •• 

HACIENDA. 

[6 Z^íeiemire.] Real ¿rdcn^ mandando que para la inteligencia y aplica* 
cion de los párrafos 6? y 7? del art. 19 del Real decreto de 20 de Ja- 
nio de 1853, que tratan de la defialidacion de los derechos de consu- 
mos p se tenga presente la Real orden de 80 de Dicienibre del citada ano. 

'. • ■ • « - ' ' 

' Hmo. Sir.: He dado cuenta á la Reina (Q. D. 6,] del expediente 
instruido acarea del comiso de 780, 255 y 52 arrobas de vino que 
le^ ha sido impuesto á D. Manuel Barro , D. Lucas RoUes y. Doña 
Ana Gome? de Molina, vecinos de Málaga, por haber sido nalladás 
en 9U6 respectivos depósitos sin que la. Administración ttitviese ay^ 
nocimiento 4o e]lq , ó sea por resultase exoedentes del numera de las 
que debian. tener , según loa .cargos formados por aquella oficina. 
En 6u:vifiud', y teniendo presente la importancia y gran movimien- 
ta de los tres, referidos' depósitos , como asimismo la circunstancia 
de que la mezcla, del aguardiente, que ¡emplean pami Cdnseriur loa 
vinos,, y los abonos del 2 por 1 00 que preacrÁben las Instrucciones) 
pued^pi excusar en algún tanto el exceso heyyiado en. sus raistencia^ 
aua^cua^Q no sean motivostsuficientea para juali6oarle>; por eistaa 
consideraciones , y usando de equidad , se ha dignado S. M. revocar 
eJ comiso iiKlicado; pero en la inteligencia de qtie ha de'auíiieátár- 
seles env las cuentas de los depósitos el vino encontrado de mas , y 
en. la de que si , los. interesados volviesen ék incurrir en faltas seme-« 
janles, les serán aplicadas coa todo rigor las penas legales toda 



IfíSt tbrcxr' GÜATHlllSm 

y«^4pii9 obnai)da;debaena fe eslíen OQ'tbaM el eVkáriás ptAentlo 
áJAi^doafni^radón k réctifioaeioñ de sus cargos, siempre que por 
la mezcla del aguardiente ó por otras razones tekigiaD álgun aumento 
}fi^ ví009idepositado¿v Y habiéndose enterado S. M. , al propio tiem- 
l^^^qvei 6&'há pue¿t0 en duda y ba sido objeto de controver- 
aia^ di beoho de siid caso etr cuesiioíi se halla compreridido en lo 
(We^presocibe él' párrafo 6.\ó eb lo que establece el'7.' M art. <9^ 
«el.Áo^IideáreiRp'de 20 de Juvío de 48&S, se ha servido declarar 
qiieleB:es/aplicftble erpriaaefo de lo^ 'dos párrafos citados, y áé 
ninguna manera el segundo , según lo qoe ¿lara y terminantemente 
se. resolvió eo Red órcien de 30 de Diciembre de aquel año con oca- 
sión», éb otroooimso.de iSO aiYobas de vino aprehendidas á \oi se- 
ñores Sánchez y Gdis, vecinos y del comercio de la misma ciudad 
de^Málagai cuya reso)«icion deberá tenerse muy presehte siempre 
<)ua .se trate de kí 'inteligencia y aplicación de los expresados parren 
fos 6." Y ?.• ' 

De Real orden lo comunico é Y'. I. para los efectos correspon- 
dientes. Dios guarde á V. I. muchos años. Madrid 6 de Diciembre 
de 4853.x=9Domenech.«»Sr.Dírectof general de Contribuciones. 



..' » ! . I» 



855. 



i| . I; .♦> f »i.i !•. • ' ■ •• * • 



V.. ,!• ^....- ., ....-HACIENDA. 



[6i Í)iciemh^eJ¡ H'eat orden , fijando el plazo de doce dias para deducir 
ante los Coi>sejo«.pi[Qvincíales I96 recursos dq alzada contra la» .oualtas 
*' hipoté'ddnas imúQcstas por l'a AíTmibiátracIon. 

i • llnyD.'SriSBeoottocidástoi^écésidad y eoftvenienciá dé fijar un 
pláiO'Ciénitiha dviidtfáf'pnecíSdtWHite los interesados k quieiiés se' ba- 
yfthcd)o4a^a|AioioionMde ¿uáiqoiera multa hipotecaria poedaffi de- 
dobir sm raizadas^ ó vedlamacioñes coíiteh^slosás ante loS' C6Méj<^ 
pn0vincialte^.|»révio el pa^ de les derechos y del ite^i^ dé los 
raoMTgos'y de 'las mulca)^ v'^'i arregto-al Beá) dect^tó de Í0 tle Sé- 
tíémbl«:'y art^fiS del de Sftide Noviembre del aílo dltímór;^ ^^^ 
Mmáadoee^S. Mi<<(on ló propuesto por V.L, se ha serviw ^fiáFttf 
pendiohoíoltqeld 0) «Mismo ptaito de doce <]td9 que eistá fijado pura 
ei(áiaaitiio»taente>bb fMpioS'Gemsejdé próviBc^iales^ntra Ms fDoN 
poimioii9s dé ntlilaa 1 aeorjadiAs respeoto á la eoirtríbueíelft lodtí^ 

- 1; DeRsal drdeh iaix^obunieo^á V. I. para ^ inieYfgeíieia y éfedos 
eorrespondieritesi Dios'gaard¿^á V: I: medios años. Madrid 6* de D(- 
eiembrede 4d53;<ttí>Dofi)eiiedi.»tSr. Dire^fd^'i^etoerál dé C€értrtbü^ 



** ,*' 



.1 . :• r 







HACIE^'DÁ. 





[S DiciemSre.]^ Real orden , resolyienüo que se, devu^lv^u Í9s n^ul(as ,híp>^ 
fecariaé satisfechas en k ¿poca q^ue se expresa, . . ,, . ^. 

limo. Sr.! He dado cuenta á la Reina [Q. D. G. ) del ext}ed¡ente 
MASulfado poP V. 1. y promovido á instanciaí de D. Antonio Seftdra^ 
y Gambioo , vecino dé Cádilc , en ípHciUid de que se lé d'éyuéWa él 
iiflíporle do la ñiütta hipotecaría que se le exigió poi* lais of¡cihii$ dé 
Hadada de la provincia de Bafcebiia por no haber. j^reiséntad^ 
oporlanamente á la toma de ,razon er testaüíetifo dé éu padre' Dotí 
Anltíáio, y que ha pagado en ¿I misnJo dfá en que se IníBertó en la 
Gaceta elRbñ\ decreto de 49 de Agosto áltimb, que concedift por su 
articulo 4* él plazo dé ochó ihedes, con relevación déí pago de la 
multa, patia la présetftáoiMí y registro dé todos ios docutnentos qfue, 
sujétoa á esta formalidad r de jaron de presentariíé opoHunat^ente. 
Eoteráda S. M:-; y conformándose con lo propuesto por V. 1. , se ha 
íervMo conceder pof equidad la especial gracia dé que en Ío^ be-<» 
DéfietoB del citado art. 4Í del Real decreto de 4 9 dé Agosto sean 
comprendidos aun aquellos^ interesados que hubiesen satisfecho las 
BHillal; desde el dia mismo efectivamente eil qué se insertó én la 
Gaeeta el expresado Real decreto; debiendo devolverse en tal vir-i 
tud , tanto á D. Antonio Sendras como á los demáé interesados que 
se encuentren en igual caso, las cantidades por razoti de dichas 
multas hipotecarias éatisfeCh&s' desde aquella focha, y por docu-*- 
metitos á'que se refiere el itíistno Real decreto. 

De Real órdén lo coiriunícb á Y. I. pííra su inteligencia y efectos 
correspondientes. Dios guarde á' V. I. tauchos años. Madrid. 6 de K- 
eiembrtf dft 4858l'í=aü0omenech:¿=¿Sr. Director general de Contribii- 

0(m«." • ■ ■ •■ .... ,■•■'■ 

OKti ' : ■ 

^^ .; ;/ , . .; ■•^üÉRRA, : .: ■• :,;.;,;.■ ■; 

[7 Diciembre.] Real érden, declát'ando qtté los oñéiáUs tei^éro^ ¿é la Ad(- 
mÍDÍstracion militar no deben emplearse como escribientes en las oficinas 
de los Directores j del detall de los establecimientos de Artilleria. 

Exorno. Sr.: El Sr. Ministro de la Guerra dice hoy al Dii^ector 
general de Administración militar lo que sigue : 

«La Reina (Q. D. G. ) se ha enterado de un expediente instruido 



424 TBBCm CüitBUBSTEI 

acerca de si los oficiales terceros del Cuerpo administrativo del Ejér- 
cito deben emplearse como escribieníes en las oficinas de los Direo- 
tores y del detall de los establecimientos de Artilleria. Con este mo- 
tivo se ha hecho cargo también del art. 82 del Reglamento de Con- 
tabilidad del material de dicha Arma aprobado en 28 de Enero últí-^ 
mo, que previene nó se distraiga á estos empleados de su destino 
en el servicio puramente administrativo á que estén aplicados; y 
teniendo en cuenta S. M. que ni en el citado Reglamento ni en la Or- 
denanza de Artilleria de 1802 se autoriza á los Jefes de esta Arma 
para disponer de dichos empleados bajo el concepto expresado, an- 
tes por el contrario el art. 56 del octavo Reglamento de la misma 
previene que para la formación de estados, relaciones y correspon^ 
dencia puedan los mencionados Jefes de. Artilleria valerse- de w es-* 
cribi^nte, cuya gratificación habrá de sepalar la respectiva Junta 
eqonómipa, y con vista igualmente d^ que , amalgamado después el 
extinguido Ministerio de Artillería cou; el jGuerpo administrativo del 
Ejército, y deslindadas también las.atribuQÍope^de.Gáda uno de sus 
individuos en las. dependencias donde sirvep.,' no. es. posible, sin me* 
noscabo del servicio distraerlos bajo pretexto algiino desuaúnicod 
y peculiares deberes, se ha dignado S. JU. resolver., ídiBacMei?lo en 
un todo con el parecer de la Sección da Guerra del Consejo R6al« 
que los oficiales terceros de Administración militar no debqa fd^s- 
empeñar las veces de escribientes en las oficinas de los Diieotones 
y del detall de los cstal)lecimientos de Artillería ; pues que ni por so 
clase, equiparada á la de oficiales del Ejército, ni por sus atribución 
nes, ya marcadas en los Reglamentos vigentes, les corresponde se^ 
mej^nte encaí go ; pudiendo el citado Cuerpo valerse, para estf).fiii 
de cabos y sargentos, como lo veri^cap. b. mayor parte, de las J)Ít' 
reccipnes generales de las Armas, y mas espedalmeinte :la de Inge- 
nieros, ó en otro caso servirse de t^n^r^os, conforiue al cit^ 
articulo 56 , toda vez que su coste siempre será .nieE(9$ gp^vojio al 
material del Arma que el pago de los sueldos de oficiales tercero^. y 
meritorios con que antes estaba recargada la asignación.)» 

De Real orden , comunicada por dicho Sr. Ministro , lo traslado 
á V. E. para su conocimiento y efectos oportunos. Dios guarde á 
y. E. muchos años. Madrid 7 de Diciend^re de 1853.»sEl Subseore* 
ta^io , Eduardo Fernandez S^u Román. , 



*i 



. 1 



!. *. I • •* • ■ • ' ' .í ,i í w 



•■ •••856. • 

GUERRA. 

[8 Diciembre.] Real ¿rden^ aprobando la adjunta Insiruocioni .coa arreglo 
á la cual se hará cargo la Adminútracion militar de los efectos que eih^ 
treguea los asentistas del ramo i la terminación de sns contratas. 

Excmo. Sr. : El Sr. Ministro de la Guerra dice hoy ál Director 
general de Adctiinistracion militdf lo siguiente: • ' 

<( Enterada la Beina (Q. D. O.) de la Instrucción que remitió' 
V. B. á este Ministerio en "35 dé Julio dltimo, formada por la Inter^ 
vención general, con arreglo á lo dispuesto en el atl. 2/ del Real 
decreto de 10 de Junio anterior, pat-a llevar á efecto él inventario 
y justiprecio de los efectos /prendtó y artículos de utensilio qM 
naya de recibii' la Administración militar de lós asentistas' de eislé 
ramo á medida que terminen sus contratos; se ba servido aprobatfe 
de conforinídad con el dictánien delTribuhal Supremo de Guerra y 
Harina, con las modiflcaóionés que, respecto al nombramiento cíe 
peritos, aparecen en los artículos 6.', 6.* y 7 .•del ejemplar adjttnto.>y 

De Real orden, comunicada pordicnbSr. Ministro, lo trastadd 
á V. E. para su conocimiento y efectos correspondientes. Dios guar- 
de á y. E. muchos áñós.' Madrid 8 dé Diciembre dé '4893 .«^ El SxA^ 
secretario, Eduardo Fernandez San Román. ' 

ImTiivGGtoN que ha de observarse en el inveiUario y juüipreci/o de- Um 
efectos^ prmdas y artículos derOetisiHos que hayan de recibirse par 
¡a Admimstraoien «liUar, de letjoseiUistasikl ruma á níedida qm 
ierminan sus contratas; con arreglo á lo dispuesto en el articulo 8? 
del Beal decreto de \ O de Julio de i 853. 

- I • • i 

Articulo 4 .^ Al recooocímiento y valoración dq Ips efectos , prea-. 
das y articulo5.de utensilios, concurrirán,: , el aseulist^ que los, en- 
trega ó su representante; el administrador, del, rpmp^,pnq|al de.Ad-; 
ministra^ion militar ó factor que Iqs recibe i y ,e^ jComi^nY de 
Guerra quejse nombre qom.o interventor dd acto. ,.^,, . . 

Art. 2.^ Para que este tenga el aspeoto.de solenanid^cl é i^^ps^yn 
GÍalidad que su importancia requiere^ asi como para. Ypnger ,p^^^ 
quiera dificultad que, pudiera presentarse a su, realización', eü ,|osi 
cuarteles y p^éstos de guardia, un Jefe militar lo presenciará desc^ 
el principio basta su conclusión. Bste. será : en las pUzas > el Sarg^njIfO 
mayor; en las capitales de provincia, el que designe el CqjfaaAd.a9t^ 



general ; y en los puntos subalternos de factoría , el Jefe de la fuerza 
existente en ellos, siendo de la cla^ade oficíales. AI efecto , el Inten- 
dente militar del distrito oficiará previamente al Capitán general á 
fin de que se sirvan prevenir á jps . Jffes superiores de las plazas ó 
capitales de provincia procedan á'drCna elección. 
«í Aríf 3\ Sr procurará que la operación sea simultánea en lasca- 
Bítalg^.qjf,l(ij^.,pfOvipci^a qüe.99inprenaa cada contrata. Lop Comisa- 
rios que 1^ iqterV;en^o ^^e^á^, Iqs que ló vei;Ifiqyien también en los 
puntos de factoría de la comprensión de su provmcia , en unión del 
IfiSd-mí^^r \KH»\-^e^^ queda expresado, • 

Art. 4.* El dia en qAie dicho actp baya.4c tener jugar en la3 pi- 
ttt^S'OapítalQfi, lo > fijará, el Intenijeote ^i)íiiljt|^r de. acuecdp con el 
astuta del ^rpfi^p ) ef|ectv]\^(Jpse ep Jas /actpf^u& subalternas segpii'* 
4ailije(»te y 'idéptra de uu,i>reve pjaiZP^que s^quel, Jefe señalará. . 
( ^tU > &n : £1 nombii aa)iai)tQ, d^; peritos , ;^pj:eciajdoFea detqraiinado 
|!^a UAo^ \^ caso^.ide^sta xisílAirai^?^)^ yerifipará con sujeción á 
Be^e<»iói4«()e$ y,;álp(}we:^.Rppsianíe,í)r¿ptíc.a, tos.q.uey,eaa unión 
OM).It)^id()sign9dQ!5 por el asentista, han d^ propoder ^ esta optación 
^,jiQpi:éieotacion<4^ I^Afdmníftjrpcioo miljtsir., sé, nombrarán por 
etjnlqnden^ militar dol distfito eo la capital del ipismo, y por el 
reapn^ctivo iComisaiiio de Guerra en lo^ dec^s puntos áe su dero^^ 
nii^nl»tpudieDd^,yariai»lo$; siempre que lo estimen copvenient^. 
ifJi^tt^'Sfí . Gmít^dolos peritos nombrados por „affiba^. pactes djisin-- 
tWisen: en s99 p$refícre¿), «exficarrirá, ^1 vpto^.cl^.tercnros pedidos i 
la Autoridad local y nombrados por esta, ei^ oonfoi'midad ^yoaismQ 
con lo prescrito en Reales órdenes. Si no fuese dabíe reunir en un 
mismo pueblo el suficiente número de personas adornadas de los 
oonocimientos y \cualidades indíspen^bles para el cai^o de peritos, 

rrán elegirse ios eme fallan entré los veoinoa de cualquier pueblo 
la comprensión ck la provincia, siempre qné tengan la aptitud 
necesaria. 

Art. 7.* Tantp la Administración como el asentista ppdrán recu- 
sar fós pcrKoá en (Jüiéiíéí/ á su juicio coneiirñtn cit^cunstancias que 
puqdan influir en su vpto imj)árc¡al , manifésfando en esté* caso los 
ínotivos en quQ ise fündto. ' ,' 

' Art. 8.* A ?os peritos jrtombradoíá conio apreciadores -pafn la Ad- 
ministración militar',' se Íes ábcffíaH 20' hf.' diarios' mientüáir dore la 
óperacíoii, sé^dn está ^ñMádo eñ Reélés órdenes: é los que hubie- 
ran dfe acudir (Jesde otrofe jpueblbs en el caso hecesárib dé que se ha 
lí^blsldo/se Te^ satisfará" doblé e^lipetidio, 6 soan iO rs. diaricte 'desde 
éldiá én que salgan dé sus dcmrióilios'bai^tk el en qné i-^resen á 
érnb^., Mistificados aiw^ ifaedid & cértSBcarion dSl rfcalde 



• ■ * 

Arl. 9:^ Ante^ de empezar toda diligencia se vérffficai^á V ^^ '^, 
cibir jurametild á 16^ peritcrs dé uña y otra parte' por d Cómíisai^id 
de Guerra," interventor del acto , ad virtiéndoles del conipromiso tíüe 
contraen con Dios y el "Estado de cumpltr bien y fiétóenle las obli^* 
ga'cibnes del encardo qiie se tes comete. * • ; ,'\ * /I 

Art. 40. • 81 aun íl^spues de la decisión dé Tos terceros perítók dcí 
que fuera preciso valerse oh caso* dé dlsóoitdi'a^'.dnicp nieáiojiasta 
alrórá conocido y practicado para rfár á los actos ^é esta éipe'cíe la 
fuerza legal cpie es posible , se creyese por el Comisano y 'Jefe milí 
faf qu9 los presencia en virtud "de las obsé^vaciones. qu¿ huíbféséii 
h«4o durante. los ty*áfnítésdéHnVeniarÍo valorado j que festé ádple-f 
cíádei algunos* VicioS', yii' porqué los perítoá'no tomasfei'jf fen coñsldé|^ 
WkSod toaás'laseirCiiíistancias debidas para formar süs'éát¿úlb$,'íVa 
porque estos los juzgasen visiblemente inexactos ,' dyá pót^ cuaíesf- 
ijüiéra otras causas, dará tuenta el Coniii?arío, antes de céfrjírs© él 
intentarlo 'de la factoría de qué se estuviesen ocuíiando, aí Iriten7 
íente milKár dW distrito, el que si reunido, en Junta con el lhtet¿ 
ventor y Coroisario de Guerra jnspécíor del ramo da' uterisi^ó^-ei 
la cajiftáJV rió sé cnconfrase facnltádq para i*osoIvei* íasd^dás áuscifr 
tadá5,1as pondrá en conocimiento del Director- general dé la Ádmi- 
nistraéion piiKtar, exponiéndolas con claridad y él dictamen de lá 
iunta; á fin de que aquel Jefe siaperior del Cuerpo df^ á .íá . cuestión 
el giro que crea conveniente. ,[\'' I' 

Art. ti.' Como los efectos y prendas de utensilios' se .hallan dls— 
tribuidos entre los almacenes y el scrvitíó fié las^ tropas, ¿e íítíipe^ 
zara él reconocimiento', inventarlo y* vaforacíon por aíjuejlós-esú) 
es, los aliYiacenes; en seguida se pasará 'á los cuarteles/ y ültínja-^ 
menté á los puestos de guardia. * .. 

Art. 42. La primera operación que ha de verificará^ Constas 

1)rehda^ y efectos', es la de desechar todóis aquellos fjue ¿ier^Can 
a fcalificapion de mtíííTeí, t^ibn por su tpárestado de uso 6 pbr'Tátlá 
de'(itlálest|uí¿rá de las Condiciones Consignadas en su¿ réspíectivós 
plii^s, ba§cs' de las contratas vigentes, en lo qué concierne 4' sú 
Calidad, peso y dimensiones. . ' \ '^\, . ;;' ''" r, 

Art. 13." 'Lak prendas y efectos qué uicdiáiite'láántehVr dllí¿ÍB% 
cia resulfaraii 'úttíesmrait skrtibío ; se clasificaráq en 1.*, 2.*' y' 3** 
v5rfa;''operticfidfí delicada y eii que 1ó9 peritos , así coihQ en lade 
valoración que ha de seguir , han de, dar pruebas de sú 1>úen$i fé ^ 
itíígfo^' i'bspfeto' di juramento qué lian prestado * del mismo níodo 
que el Cmnfísario de Gtíérra'debe ejercer durante una y otra có'ii tí 
niáVor ví¿ilanbia su tntérVéacion, para qtie no sufran perjuicio Idé 
intereses «restado. 'r ':^ • >, i n^-^ ..^T 

Art;ii4.' Ál hácéV lá expresada cláslSédtííón' ¿o * se Üdñ Üé^otm-i. 



428 niCBE COATUMKSTKI 

fuudir, Ips prendas sin estrenar con las de 4 /, 2/ y 3/ vida, asi oo- 
¿(10 también debe, hacerse distinción de las qu^ en cualquiera de 
es(ds situaciones sé hallen con visibles desmejoras /consistentes en 
agujeros, roturas ó manchas accidentales que no rebajan, su. clase, 
pero si su valor, porque no pueden aplicarse al uso ordinario sin 
pasar por el taller, la costura ó el lavado y lejia, cuya diferencia 
tiene, que, considerarle por los apreciadores. 
, , Art. 48. Así el contratista ó su delegado que hace la entrega, 
como el administrador ó factor de utensilios que recibe y el Comi- 
sario que interviene el acto, irán provistos á Jos almacenes de. una 
libreta ó diario que contonea un encasillado convencional, pero 
uniformé, ^n donde apuntaran, tanto el número de efectos y pren- 
das en sus diversas situaciones, como el importe de las desmejora^» 
qué lepgan, una por una, para que luego pueda saberse el número 
pe las que contengan estas faltas. Al concluirse las operaciones en 
cada dia, suponiendo que duren algunos las de un Ipcal ^ estas librear 
úís se confrontarán entre si, y no hallándose confQrpnes, babr4de 
repetirse la operación al dia siguiente. 

Art Í6., En la puerta de. cada almacén se colocarán dos sobire- 
1)ay^3 ó candados , y después de verificada la compulsa de las libre- 
tas, que es .la última .diligencia del dia, se cerrará la puerta y con- 
servara una de aqyellps el Comisario y otra el administrador ó factor^ 
quedando la llave principal en poder del asentista. 
_ Art., 4 7.. Concluida que sea la clasificación en un almacén, dará 
principio el avalúo con la misma separacipn de clases , cuyo por- 
menor sé irá trasladando alas libretas que igualmente se compro— 
oaráá énire si al finalizar el dia laboral , observándose íg,uales Ibr— 
maiidades para el acto dé cerrar el aln^aoen hasta concluir la 
operación.. ...,!. 

'^^ Art. 48. , Al inventario , valoración y entrega de los artículos de 
combustible y ^alumbrado existente en los almacenes , precederá el 
rcicopocimiento por él fiel almotacén ó jcpntraste de todas l^s róinai*- 
pas>, pesos y^ medida^ propias de los mismos almacenes. 

Art. 4d. ílespecto áí estos artículos, .se seguirá. en la. operacioii 
el ^iisipo prde^ quQ el que se ha dicho para fas prendas y[ efectos. 
S. lá existépcia excediese de la qué debe haber por'el repuesto ¿ 
fj|úe:el contratista está obligajdo, será convencional entre .amba^ 
par^Qs el traspaso del exceso* . ,, , .. 

^» Af;t. $Ó. Debe evitarse tpdfi salida ó entrega en.eJ almacene)^ 
piían^tp consUtuye' el m ¿Je eístq ramo, durante, la foifmacif}ii 

d[oí inventario, para ló cual se procurara tamlfiei) ^f>^ esta.teiiiga 
lugar, si es posible, de muda á muda de sábanaa; ^as UQ sijéndcJot 
-jS .ojqiirjfi^se la^ptjrada ó. salida, de tropa? ^a él puf)p á gue^ (yñ*- 



' M 48B3. - i^ 

hespaticle' 1ü factoría, el Comisario y admiñístrááoi* Hi fáctóí^,' 
de acuerdo óón el asentista , tomarán fas preoaaclones nécesaHas' 
para evitar la involucracionf de lo ya inventariado con lo qnenolo 
esté, con objeto de alejar de ambas partes ijiteresadás los perjuicio^ 
que dé. otrotnodo pudieran inferírseles. . '': ' 

Art. 21. Sí por circunstancias imprescindibles 'ocurriese ¿Jue él 
suministro debiese correr de cuenta de fa Admifirstracioii' militai^ 
dentro del término en qiie la misma se esté incautando del material 
de utensilios, 'teniendo presente qae el sumínistío de aceite, Carbón 
y leña es diario principalmente á las guanüns, continíiará prestán- 
dolo el contratista, y los recibos que presente se le admitirán com¿' 
especie'extetenté en almacenes. . ■ » .: i 

Ari; 22. Para el reconocimiento , inventarío y vaWfféion'dtí í»^ 
prendas y efectos que estén sirviendo en' fcuartelos y "pUeStoS' d¿> 
guardia, eñ cuyos mismos locales han de praciicafse dichíis operan 
ciones, se oficiará por el Intendente militar dérdislrito ál Gobernad 
dor rniiítaf , tratándose de las capitales' 6 por el Comisai*!» respectiVd 
al Coftiandanté í*eneral, Gobernador ó Comandaíite desarmas dé! 
punto que sea , á fin de que en los días y horas que se donvénga? 
tenga reunidos cada Cuerpo en sü cuartel todas íaáprendas'y éféc-^ 
los (te utensilio de que se hubiese hecho cargo . - ' '• 

Art. 23. A la hofa y dia determinados para hactír elinventttrto 
de un cuartel, se hallará colocada cada cama en su tespéx^lWo püestb 
CQDf absoluta séparíacion de compañías, de este itoódo: láfs thVH^y 
sueRas y reclinadas sobre la pared, délartfe de eílas los l>íínqtíílloá[ 
el jergón tendido en el suelo, sobre él ple^adfais' las • sáfeaniás '¡y M 
manta ó mantas, y á un lado el cabezal: • ' » ) 

Art. 24, En esta disposición fes cuadras det cuartel, se e^^híbírá 
por el abanderado del batallón ó por el encardado del detalí deflK 
fuerza acuartelada, una nota de todo el utensilio que- debe obfar á 
su cargo, y se comprobará con la cuenta corriente y : recibos dtí 
Cuerpo qué deben hallarse en poder del asentista \ y e*» seguida 
se procera á su clasificación y valoración' por compáftiafS' y imVá-i 
llones, haciéndose fas anotaciones en las Hbretas^de'la tnísmá^tiSáu^ 
ñera que se ha indicado ya para las prendas , efectos y articules fiíl^ 
macenados: < . »« .. .o:, .n 

Art. 25. Si el nómero total de los efectos y prendas* ^ntel buáW 
tel no' conviniese con el cargo 6 cuenta corriente , -ya por eítCesoé 
y a ' ^df defacto ^ en' el primer caso se averiguará y conéignartí la 
causa para la providencia á que haya lugar, y en el seguido 'se' 
obligara al Cuerpo á la presentación dé los efectos ó al pago de; str 
valor .'éti él acto según dohtraita, deduciéndose lo tfue falte =«»' Itf 
Cuenta wwiehto y tecíbosde^ oí^gó pa^a qué i á9 hacertíel entfégíi'ieSF 



M9 mcBft . i^mTmnsTM 

oS(^ adffiiQifiítra^i: (^ factor ()e utensilios, se |M1^ c^nl 
recibe 001^ el cargo queaebe aparecer contra el Coierpo,. 

Art. ^$. . :Do la3. prendas ó efectos que al invei^t^iar un jciiartel 
resulten con idíesaiejqra por mal uso , satisfará, el Cuerpo eif. ,el acto 
al asentista el importe de dicha desmejora; y oootf) la Adounistracioo 
piilitar reciba del asentista las prendas o. efectos descnejomlog ootí 
la baja de, aquel mismo importe, las. remplazará con otras de bueo 
uso; y de este modo , cuando llegue el paso de que el Cuerpo d^ 
yuelva el utensilio por parcha u otras cabsas á la Ádnun¡jrtraci<w 
militjar,, tendrá seguridad la misma de.qa,e d^.cargiai'te cufmtas 
desmejpras aparezcan entonces. 

Art. 27. Para el peso y avalúo del relleno. de. JergpQí^s y cabf^ 
z^siq^e pupde se;-, j^un Ips diferentes pdjse9,.de pstja larga | bója 
4i^ maíz. ó esparlo, se pesará cierto núinero de unos, y otros , bi^^ 
de lo&que e^tén sirviendo ó de los proij^tos en almapenes,p$ra daiíei 
destúiio,.oalculándo^ por este medio el peso del Itoial ifílleno ijbs^ 
pges, de deducido el de las ropa^ 6 sea dictara » m^s tupiéndose, pce^ 
f^pte á 1^. valoraciqU) que también e^ta debe olrecer algunas difa* 
repcia^Ei I, porque; ol relleno que esté eix servicio defde algún tlemoq 
se Jia. 4e.^)^i6car coi^ , desmejora .respecK) al que. no ))aya s^rvidol 

Art. 28. Para reconpcer^inventar^^ y. valorar Jos ^t^ftoé dé 
lOen^iliQ^de^i^Qadqsal servicio de las guardia^ da plaza ó particula- 
res,:^ exhibirá. p9r el Sargento mayor ó el que l^^ga sus i'uaciopes 
una7y)tic.ia de dichos efectos, á fin jdc ver si se, b^a.C9n£firfpe Cjoa 
los'fiar^^y ^cuentas corrientes que Uevfi el asontl^i y.c^qoliaida 
ta pperacion.de. entrega, habrán de comprobar^ e|tos-do(^upíientos 
con el resultado que arrojen las, libretas, pi;^^d¡¿ndose. en. ci^to 
á la6<difei:enGÍ«ts.y.dfsmeJQras del mj^mo m^o que.se. ba prevenido 
para los. jcAartelea. : , 

,. AxU 29» El, resultado qoe.den las libretas por ca4a al)Qíii^:en¿ 
cartel; se pasará á un estado como .el npupddo que se ^coinpaSaá 
eat^ Instrucción con el núm. Í?;.nAas.para la|i gaardjas. todas^flí^ lin 
punM) soh) $0 formará otro espido igual al modelo. núflo. 2/, en ef 
qu^, /se. redirán ios tQti^kis de las. libretas llevada^ para todas, y cad|( 
ufia ;d0í]a{9 guardia^, listos estados se formarán por (riplicado.v y fir^ 
mados mancomunadamente por el contratista ó su represenlíinte y 
pore) $dipinis(p:ad<9ir q factor de utensilios v pon^seffvar^.cada uif^ de 
^los- un cjei^irfar y otro el Comisario que. lo^ ¡njter vendrá .^Qdo^, . 
,.: Arit< 3Q.r,!]Ea lips referidos estados ó inventar¡p& parches ^A^^ 
dará, el inventario general. 4e> gada faotoria áiTegla^e^ a^pod^lQ bpa 
^^uneconelinúm. 3?; y en visji^ de todos jos pqr^nQcieptQ^. a !w, 
distj^Uas factonias de ui^ contrata « la U^ry w^n iD^ii^^^ 4^dÍa-« 
tdt0t^»(^tv4 Mp: f«tadp|geMi{aJ^^ ek^qi^eii 1^^ 9ium^k^ 



f? 



I6a3.r 



.í'ÍT 



i» 



que se fija en el modelo núm. 'Sfv'se refundirán todos con la misma 
clasificación que dicho modelo Contiene, y acompañado de los refe* 
ríd^itivenlários áb flc^orías como justiHcratteart le rentera Blia4> 
tendente á la Dirección general de Administración militar, para 
que después de examinados esos trabajos^ pulida, dar ouQi^a* al 
Gobierno de S. M. y recaer en consecuencia la correspondiente 
Real aprobación. 

Art. 31. El contratista, tan luego como retire el castado de J^ 
inventariado ét~vtn Oierpo, entriagaráal administrador o factor de 
utensilios que recibe , debidamente endosados , los recibos de cargo 
qoe el Cuerpo tuviese empeñados en provisión , los cuales han de 
servir de resguardo 9}, mismo administrador ó factor Ínterin el 
Cuerpo ocnpe los efectos, y de justificante á la primera partida de 
la cuenta corriente que ha de abrir á dicho Cuerpo. 

Art. 32. AI finalizar el inventario de cada factoría, se exten- 
derá un acta en la que se manifieste cuándo aquel se empeaó y 
concluyó: el número de prendad, efectos y artículos que han 8;do 
inventariados y valorados, y q1 importe total de ellos, según, el 
aprecio pericial. En este documento, cjuo suseribirán el oontraiísta 
ó su representante, el administrador o factor de la Administración 
militar que se l^ace entrega , y el Comisario de Guerra que )a ha 
intervenido, esCampatá tambieh su firma el Jefe militar que ha 
presenciado todas las dilígonciaS{==Madrid 8 de Diciembre de loSS.^^ 
Aprobado por S. M.«s=Blaser. ' . 



I 



< r 



.•A 



«, .^ 



- .'I 



« 

'i ' » 



• I 



• u- 



■ /• 






I '« I 



f."' • 



íl 



i3B 



TiECKR'.eoAMmiimí 



Ntunu^'A/ 



r. 



I • 



MOftEftO PARA SL BITAOO PS G9AJRVBUBB V OS AUlAfiSmi- 



A8IKHT0 DE IITENSIUOS DE....: 

r inVV ' ■ 'U tu t I,! í ;. ■ ! ■ ji.' 



JUmcaJol Ó cwM 4e»...« 



:«^ 



PRIMER BATALLÓN DEL REGIMIENTO INFANTERÍA DE. 
favENTÁMo de ios efectos dé itlenstUo á cargo del mismo. 



»*•» 



8XH imaMMORA^ 



Jergones. 
Cabezales. 



,2 iMaAlas. 



Sábanas. 



ce 

5' 

o 

s 

1 



S l^D<|uill08 ( hierro ,*^ma'i> 

dera) 

. \ Tablas.... ..' 

Mesa». 

^O I INulV^'St •■••.•...|««..«k. 

¿ I Lániparas 

- ■'Palometas 



** 'Tinajas 



2 ( Pies de Ídem 

o ] Tapaderas de ídem 
g J Velones (de lata 6 de latón) . 
g I Cubetas de madera 
5 ( Parihuelas 

&c , &c 

Totales. 



"1. i 

c 






< 



«■•i 



€IMI DBBMXJOVUL 




P 

en 



B 






se 
B 

a 












RKALES. 


HRft. 


000 






000 1 






000 ) 


000 


00 


000 1 






000 ] 







RESUMEN Y AVALUÓ. 

415 de primer uso á 000 rs... 

220 de 4.' vida á 000 rg. . . 

470 de última id. á 000 n... 

6 de 2.' vida con desmejora á. . . . 000 rs. . . 

4 de última id. con id. á 000 rs. . . 

Jergones, 815 

Seguirá por este orden el avalúo de los demás efectos, incluyendo en el estado, 
eon la correspondiente llave y denominación marginal , los enseres de almacenes, como 
caballetes con sus peseras, romanas, medidas &c., y á continuación la leAa, carbón, 
aceite y demás géneros de consumo , con esta misma denominación marginal. 

Respecto al estado de cuarteles, como lo existente en los mismos supone hallarse 
7a en servicio, «e omitir A la casilla de «sin estrenar.» 



4863. 



138 



Nmano i.* 



■ovMM» »MmA ■!■ nnraCTAKM »■ iw^uwas» 



AAZADB. 



^ saaga;i^gg 



IifVBNTAEiO de ¡Oi efddús d$ titmaíbof al s^rpícío de ku mismas. 




Uesss., 

Baocoa. 
Sillas. 



Velooet (de metal ú boja de laU). . , 

Lámparas 

Palometas • 

Braiteros (de hierro ú cobre) 

Badilas (de id &c.) 

Cajas de madera para los mismos.. 
Cubetas de madera para el agua.. 

Espuertas ' 

Cocedor de madera para basuras. 

Catas para marrones 

ic, dtc, &c 



B 

a 

I 



CD 

O. 

< 



3 
S 



g- 



oa 

B* 

§1 

n 

D 



«h 



ni 

B 

6 
p 



B 






s 






BESUMEN Y AVALUÓ. 

6 de primer uso á 000 rs.. . 000 

4 demedia vida á 000 rs... 000 

25 de última vida á 000 rs.., 000 

4 de primer uso con desmejora 000 

4 de media vida con id ooo 



Mesas.:. 



Segmrá por este érássí el avalúo de los demás efectos. 



RBALES. 



Fecha y firmas. 



000 



Has. 



00 



Tono IX 



28 



i8& 



TBRGSa CÜATmESm 



Ncufto 3.'' 



DISTRITO inUfnt Sf... MMmfÍH»A Ml«.r' fkeMrii Í6 «MnÜM li. 



InvimtaMio cHauilüadó y valorado de ¡os efectos, enseres y d^más áréimiosdel 
nervimo de utmsiHos del Ejército , que se han hallado 9asi9t9hts$y uAipcod» 
de íUiles en la expresada factoría, correspondiente á la demarcación del asen- 
tista Don fulano de tal» y de lof cuales queda entregada la Admkdstracion 

militar en virtud de lo dispuesto por con fecha de del pre- 

s^\te ario. • ' 



•4 

e 



en 

O 



95 



M 



(O 
M 

D 



Jergones de cuartas de largo 

y de ancho 

Cabezalel de id. id. y ae id. . 

Mantas de id. id. y de id. . 

Sábanas de id. id. y de id. . 

Banquillos de hierro de cuartas 

de largo y de alto 

ídem de madera de..,., cuartas de 
largo y....i de alto 

Tablas de cuartas de largó y 

de ancho 

Mesas para cuarteles do cuartas 

de largo y de ancho, con cajón. 

MMftf* para guardtas de ovartw 

de largo y de ancho, con cajón. 

-Bancos de atiento de cuartas de I 

largo y.«.. de alto 

Lámparas de vidrio con mechero.. 

Palometas para las mismas. 

Tinajas de barro 

ídem de madera.. 

Tapaderas de madera para las mis- 
mas '..,,...*. 

Pies de id. para id. . '. 

Velones de metal dorado 

ídem de hojadelata 

Parihuelas de madera 

Cubetas de madera 

Aceiteras de hojadelata 

Tablillas de utensilios 

Cogedores para la ba$ura 



SIN DESMEJORA. 



3' 

o 



I 



e 

o 



5 

I 



i* 



CON DESMEJORA. 



en 





c» 



B 

8 



S 
5- 



f 




V • 



w4«B3¿ 



499 



s 

a 

z 

H 
H 
P 

M 

a 

m 
O 
f9 

K 

b 






Braseros de latón.... 

ídem de cobre 

ídem de hierro , 

Paletas de hierro para los mismos. 

ídem de metal para id 

lillas 

¡ajas con marrones ( 

faroles para rondas ; ; 

Espuertas 

íscoba8^.»...,..«^ 

lomanas. 

iballetes con sus peseras . 
) e§M'0S siiviiiut* '.!•»•.».*••••••..« 

larras de híBrro,.,.)..L..'. ..>, 
(ediles con di I as de cobre ... 

}miá, de.bojade)ata..u...i^.. 

»aideras de cobre ^ 

ledtdan de iobne dft (a^qapicidad. 

Embudos. . . * ; 

Escaleras de mano 

Faroles de almacén , 

Hachas, almaioasy cuñai,-4c<$.'t A^,' 
&c 



ComlmUtie^ alumbrado y demás articúlos 
de consumo. 

Lefia 

Carbón «,....».>,*.•.•... 

Aceite 

Paja larga de (de trigo, cebada ó centeno). 

Hoja de maiz ^ , . . 

Esparto ,.. 4 • t > t . . 



» « 



SIN DESXEJÍOBA. 


cor; mSSMKJOBA, 


í^'l 






'^•t^^'P^'^^I 


2 


S' 


s 


? 


? 


te 


? 


? 


8» 


3h 

0.0 


S 
I 


1 


M 


a 


t 

1 


1 

5 


4 


I 




• 

t 

• 
« 


§ 

• 
• 


• 


• 


M 




• 
• 


• 


• 


• 


• 


r 


1 

i 










1 

• 
1 


• 
. 1 






* 


• 


■ 






ff 




. m 






» , 




m 


»r 


« 


t 
















í 


■ 


• 


> 
1 


• 




1 




t 

1 


1 
i 

i 
















P 


9 




, 


• 


t 

1 








# 


r 





















AIROBAS. 


LIBRAS. 


ORZAS. 


00 


00 


00 


QP 


00 


00 


00 


00 


00 


00 


00 


00 


00 . 


00 


00 


00 


00 


00 



RESUMEN Y AVALÜO: 



< 
ai 
>< 
u 



OOd 6itt"(M(lf^hi^'á;.. ........... OW f8-.|nr8. 000 

' 009! D0>priiDeriiSoé..*«>i 000:rp. «jrs. 000 

000 , ge ib94i« vida á. ,. . .. 000 rs. mrs. QOO 

000* D^'última vida á. 000 rs. mrá. 000 

000 Sin estrenar cod <lé«fnejora 4. OOOrs*. mrs;* OOO, 

000 De primer uso con id. á 000 rs. mrs. 000 

. 000 Da media vida c.oq id. á 000 rs mrs.. 000 

• 000 . m títtfiflavWa coh id. á. . . .'. OOVrs. ifnré.'í OOé 
Jergonet, 000 < n - m. 



< I 



as. va. 


Mas 
> 


1 


000 

• < 


00 

» 


• 
' ■ » 

r 





i36 



TBicn cüAtiammi 



«et j artículos slguiéadosa la claáficacion marginal con llaves, del mismo modo que 
te practica en el cuerpo de inventario, y figurando la totalidad de su importe en la 
última casilla de reales vellou. 

Segun.qoeda demostrado contiene el presente inventario 000 jergones, 000 man- 
tas dic. &c. (lodo por letra) y ísu total importe á los precios referidos, asciende á 
(tantos mil reales vellón ) ; habiéndose becfao la clasificación del estado de vida de los 
respectivos efecto» y su justiprecio por los peritos que suscriben, por lo que á cada 
uno toca , bien y fielmente, según su leal saber y entender y l>ajo el juramento que 
00 forma íes ha recibido el Comisario de geerra como interventor del acto: exlen* 
diéodose y firmándose por les mismos y demás parles interesadas en la entrega y 
recibo de los efectos (Ionios) ejemplares del presente inventario, en un todo iguales, 
uno de ios cuales retira el asentista ó su legítimo representante y los demáa la id* 
éiinistracion militar. s:3FecAa. 



PBRITOS DE AOPAS. 



Por parte 
de la Admi- 
nistración 
miliUr. 



F... de TyM 



Por parte 
del asen- 
tista. 



F«.» deT*.. 



PEPITOS DBL MADE* 

BAMUI, HAEStaoSGAR* 
PIHTEIOS. 



Por parte 
de la Admi- 
nistración 
militar. 



F... de T... 



Por parte 
del asen- 
tista. 



p««« de !«•• 



PERITOS HERREROS. 



Por la Ha* 

cienda. 



F*^ de T.*. 



Por el asen- 
tista. 



F^deT 



••• 



Ppr ebte órdén continuarán los demás perítoi^. 



Entregué. 
El asmHsta ó 9u legilimo repretentanté. 



Recibí. 



£7 Adminis^ador de la JTaeienda 
& 9U FaeUrtr. 



Intervine. 
El Omiiono de gumra. 

857- 

GUERRA. 



[8 Diaemire.] Reel arden ^ disponiendo qae cualesquiera que sean-las per- 
sonas que concurran á las visitas de cárceles , ocupen los Anditoree el 
lugar preferente después de los Capitanes generales , como ae detenmn¿ 
en la Real orden de 9 de Julio de 1851. 

Excmo. Sr. : El Sr. Ministro de la Guerra dice boy al Capitán ge- 
neral de Granada lo que sigue : 

«He dado cuenta á la Reina ( Q« D. G. ) de ana instancia promo- 



BB 4853. i37 

vida por D. ¡o$é Ramón Sánchez del Águila, Fiscal del. Juzgado de 
esa Capitanía general, en solicitud de que por via de aclaración á la 
Heal orden de O de Julio de 4831 , en que se determinó que los Au-^ 
ditores ocupen en las visitas de cárceles el puesto . preferente des* 
pues de los Capitanes generales, se exprese que deben ocupar el de 
ia derecha, cuando asista el General segundo Cabo, ó cualquier otro 
Oficial general, siempre quo no sea por delegación ó representación 
de la Autoridad superior militar. Enterada S. M. y conforme con el 
dictamen del Tribunal Supremo de Guerra y Marina , se ha servido 
disponer que se observe lo mandado en la citada Real orden de 9 de 
Julio de 4854 , cualesquiera que sean las personas que concurran á 
las visitas de cárceles. 9 

De Real orden, comunicada por dicho Sr. Ministro, lo trab