(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala"

^á "^ 






¿ir *« 

é 



#% 



V 



EX LIBRIS 



-:-1 




c. w. 

ELMENHORST 



■^ ■'.^' 









/ 



i: 




f 



vr^^ 



í ^r 



^v 



^'^ 



SE PROHIBE 

Subrayar y/o marginar este libro, 

e»^ COJO devüíveHo subrayado, 

SE COBRARA EL TRIPLE DE SU VALOR 



i^'í^m 



Lteiii W^^^ 



Digitized by the Internet Archive 

in 2010 with funding from 
Universidad Francisco IVIarroquín 



http://www.archive.org/details/compendiodela01juarguat 



Folletim del ^^Diario de Centro ^ América^' 



COMPENDIO 



DE LA 



HISTORIA DE LA CIUDAD 
. DE GUATEMALA 



ESCRITA POR EL 
BR, D, DOMINGO JUARROS 



]D>]E ]E§X]E iAV]RZ:OJB][g]PAOO 






TERCERA EDICIÓN 




g]E]P»X]f]BM:]B]R]E ]D>]E 1030 



./I 



72287 * 



IMPRESO EN LA TIPOGRAFÍA NACIONAL. -- GUATEMALA, CENTRO - AMERICA 



_,. WE 




BACHILLER DOMINGO JUARROS 

AUTOR DEL PRESENTE LIBRO ' 



No pocos historiógrafos y cronistas nos dejó la época de la 
colonia: todos dedicaron su tiempo y energías a escribir obras llenas 
de interés y novedad. Entre esos varones figura el Bachiller Presbítero 
Domingo Juarros, que fué una de las personalidades de mayor relieve 
dentro del clero de Guatemala, por su cultura, austeridad, talento e 
ilustración. De él poco se ha escrito, no obstante sus grandes méritos: 
demostró extensos conocimientos en Teología, Escolástica Expositi- 
va, Regular, Moral y Mística; en Filosofía, en Leyes y Cánones; en 
Matemáticas y en Historia Sagrada y Profana; era latinista avanzado; 
se esforzó por dar a conocer su patria, y esta actitud lo hace ocupar 
sitio prominente entre los historiadores nacionales. 

El Doctor Ramón A. Salazar, en su *' Historia del Desenvol- 
vimiento Intelectual de Guatemala'', dice de él, haber sido un ''sacer- 
dote sabio y esclarecido y miembro de una familia conocida del país*\ 

Otro escritor contemporáneo da opinión acerca de que fué 
relativamente escaso el número de seglares que se dedicaron a escribir 
historia, y agrega lo siguiente: 

''Los que tanto han sentido que en la conquista interviniese 
el elemento monacal, proceden de ligero, y se hacen reos de enorme 
injusticia, desconociendo los servicios que prestaron a las letras las 
religiones. Hemos visto que las letras fueron cultivadas casi exclu- 
sivamente por ellos, y que la mayor parte de los autores que hemos 
nombrado, son clérigos o frailes. La ciencia profana ha tenido que 
doblar su cabeza erguida para entrar a los conventos en busca de sus 
ricas librerías, so pena de no saber nada de nuestra historia. En esas 
crónicas únicamente es donde se han podido averiguar los hechos de 
la conquista y los posteriores, hasta una época avanzada, en que los 
seglares recibieron de los frailes el depósito sagrado de las ciencias y de 



O 



las tradiciones y éstos se tetitaton en paz y en silencio a sus conventos, 
a oit sin alterarse las declamaciones en que les echan en cara haber 
venido a América* Pero, a pesar de los espíritus fuertes, tenemos que 
apelar con frecuencia a los archivos de los conventos y a las crónicas 
escritas por laboriosos frailes: de otro modo no podríamos completar 
nuestra historia/^ 

Es digno de llamar la atención que, en Guatemala, mientras 
en las imprentas imprimíase extraordinaria cantidad de novenas, 
patentes de cofradías, oraciones y jaculatorias, el Padre Juarros, en 
el silencio de su retiro, preparábase a enriquecer, publicándolo, el 
"'Compendio de la Historia de la Ciudad de Gu0£mala'\ 

Comenzó a escribirlo el año 1808 y lo terminó en 1818, 
después de consultar centenares de legajos en los archivos, con el 
auxilio de los cuales logró formar una estadística de estos pueblos 
y dar idea de la historia del reino, desde la conquista, hasta principios 
del siglo pasado. En las páginas el autor expone algo de sabor anti- 
guo, pero su lenguaje es natural, sencillo, libre, mostrándose justo e 
imparcial en sus apreciaciones. 

En varios de sus conceptos resplandece la ingenuidad y el 
candor, pero la amenidad de sus narraciones, hace pasar por alto esos 
defectos y es causa de que su libro sea leído con agrado. Escribió el 
Padre Juarros sin pretensiones de literato y si en algunos párrafos de 
la obra nótase desorden, en cambio presenta cuadros animados y 
vivientes sobre sucesos, personajes de la época de la colonia y relatos 
de las curiosidades naturales de estas tierras. 

Los lectores podrán apreciar la intensa labor intelectual de 
nuestro esclarecido historiógrafo, poseedor de tantos méritos, siendo 
el principal, el poderoso estímulo que diera a favor de la ilustración 
del país. 

Creímos conveniente hacer en ciertas páginas de la presente 
obra, varias adiciones, corrigiendo al mismo tiempo, en notas 
marginales, equivocaciones en las que incurrió el Padre Juarros, al 
inspirarse en autores antiguos. Nuevas investigaciones en asuntos 
históricos del país, han contribuido al esclarecimiento de sucesos del 
pasado y es el caso rectificarlos a efecto de que tales errores no se 
perpetúen con detrimento de la verdad. 

Al publicar el "'Compendio de la Historia de la Ciudad de 
Guatemala*' , la Tipografía Nacional y '"Diario de Centro América**, 
contribuyen a popularizar las obras nacionales, en las que la juventud 
hallará labor de aliento. 

Se inicia con esta publicación la Biblioteca "Payo de Rivera**, 
a la cual dará abrigo la Tipografía Nacional: es un homenaje al 
varón ilustrado que en 1660, introdujo la primera imprenta en 
Guatemala. 

Víctor ¿Miguel T>íaz. 




Aprobación del M. R. P. L. I. exprovincial 
Doctor Fray José Antonio Goycoechea 



Sr. Provisor y Vicario Gral. 

Quando U. S. mandó pasar á mi censura los tratados preliminares á la 
Historia de Guatemala, escritos por el Br. D. Domingo Juarros, presbítero 
Secular de este Arzobispado, ya tenia individual razón de todo su contenido : 
el sumo aprecio que hago de la persona del autor, y el largo conocimiento que 
tengo de su juicio, luces y talentos, me ponen en estado de dar una gustosa; 
pero necesaria aprobación de la Obra. No necesita mas calificación de la 
grande utilidad que debe resultar al público de su lectura, que la claridad, 
sencillez, verdad y laconismo, con que expone muchas noticias, que inútilmente 
se buscarán en otra parte. Me consta que las ha adquirido á fuerza de 
investigaciones prolixas practicadas por muchos años: á penas hay monu- 
mento relativo á la historia de Guatemala^ que no haya sido consultado con 
su eficacia. Los que lean estos preliminares encontrarán acopiadas las mas 
singulares noticias pertenecientes á todo' este Reyno, su e:xtension, provincias 
y Pueblos ; los principios y fundación del Gobierno político, lista individual de 
los Señores Presidentes que han gobernado : Corregimientos, Alcaldías Mayo- 
res; principios de la Real Audiencia, y circunstancias ocurridas hasta fixarse. 
Origen de las Ordenes Religiosas de ambos sexos, con datas fundamentales 
de la historia y año de su entrada: los Obispados y principios del Arzobispado, 
con lista de los sujetos, que han ocupado las sillas eclesiásticas, sin olvidar las 
personas de su Venerable Cabildo, censo prolixo de todos los pueblos y 
probable numero de individuos que mantienen este Reyno; longitudes y lati- 
tudes de los lugares principales, con puntual descripción Geográfica de los 
linderos en que se encierra: memoria de todos los Santuarios, Beateríos, esta- 
blecimientos de piedad y devoción, sin olvidar las imágenes milagrosas expues- 
tas á la publica veneración : un oportuno recuerdo de los Varones y mugeres 
ilustres en Santidad, exemplo y operaciones heroycas, con que han edificado 
este Reino : sin que en este asunto se le haya escapado alguna palabra, en 
que falte á las reglas prescriptas por la Silla Apostólica en las materias de 
Santidad y culto. En una palabra estos Preliminares y apuntamientos son un 
libro indispensable, que necesita tener entre manos todo genero de personas. 



Por tanto, y por que no encuentro en ellos proposición alguna, que meresca 
censura, ni se oponga á las regalías de S. M, Soy de parecer, que V. S. le 
conceda al Autor la licencia que pide para su impresión. Guatemala á 23 de 
Noviembre de 1807. 

Sr. Provisor y Vicario Gral. Es de V. S. su siervo y fiel Capellán, — Fr. 
José Antonio Goycoechea. 



Y en su consequencia, proveyó el Sr. Dr. D. Bernardo Pavón Canónigo 
Magistral de ésta Santa Iglesia Metropolitana, Provisor, Vicario Capitular y 
Gobernador de éste Arzobispado el Auto siguiente. 

Por lo que á nos toca, se concede licencia para la impresión de la Obra 
intitulada PRELIMINARES A LA HISTORIA DE GUATEMALA.— Pavón. 



APROBACIÓN DE D. BERNARDO DIGHERO Dr. en Teología y Catedrático 
Extraordinario de Sagrada Escritura en la Real Universidad. 

S. J. de Y. 

He leido los tres quadernos que acompañan ésta petición; y lejos de 
encontrar cosa que se oponga á las buenas costumbres, y regalías de S. M.; 
hallo que resultará mucha utilidad de qu elo vea el público: por lo que U. S. 
siendo servido podrá conceder la licencia para su impresión : asi lo siento 
salvo &c. N. Guatemala Septiembre 7. de 1802. 

José Bernardo Dighero. 



Y en su virtud el Sr. D. Jacobo de Villa-Urrutia del Consejo de S. M. 
Oydor de ésta Real Audiencia y Juez Gral. de Imprentas decretó el auto 
siguiente: ' ¡ " , ,'fj 

Juzgado de Imprentas de la Nueva Guatemala, 14. de Septiembre 
de 1802, . , "^1 

Concedo la licencia que se solicita, y dése la certificación correspon- 
diente por el presente Escribano. 

Villa-Urmiia. 



En vista de las quales el Sr. D. Antonio Serrano Polo, del Consejo de 
S. M. Oydor de ésta Real Audiencia y Juez General de Imprentas Proveyó el 
auto que dice asi: 

Juzgado de Imprentas N. Guatemala y Abril veinte uno de mil ocho- 
cientos ocho. 

Se concede la licencia necesaria para la impresión que se solicita, á 
cuyo efecto se dará á este interezado la certificación correspondiente, rubri- 
cándose por el Escribano de éste Juzgado las foxas del Original. 

Serrano Polo. 




Protesta del Autor 

En cumplimiento del Decreto de N. M, S. P. 
Urbano VIII de 5 de Junio de 1631, protesto, que á 
los hechos milagrosos, que se refieren en ésta His- 
toria y sus Preliminares, no pretendo se les dé mas 
que una fé puramente humana. Asi mismo protesto, 
que en los títulos que doy á algunos personages, no 
canonizados por la Iglesia, ya de Santos, ya de Bien- 
aventurados, ya de Mártires, Apostóles y otros: no 
pretendo prevenir el juicio de la Silla Apostólica: 
ni ha sido mi animo levantarlos con éstas denomi- 
naciones á mas altura, que á una humana honorifi- 
cencia, según estila la prudente discreción y devota 
piedad. Sujetando todo quanto en esta obra dixere 
á la corrección de la Santa Iglesia Cat. Apost. 
Romana. 

DOMINGO JUARROS. 



\ 



F 



Tratados Preliminares de la Historia de la 
Ciudad de Guatemala 



Todo el mundo está convencido de los innumerables provechos y gran- 
des utilidades, que produce el estudio de la Historia. Ella no solo recrea el 
ánimo con la narración de sucesos peregrinos, con la noticia de las proezas de 
nuestros antepasados, y con la relación de las hazañas de nuestros mayores; 
sino que también nos instruye del modo, con que nos debemos portar en las 
ocurrencias, que se ofrecen, mostrándonos, lo que en semejantes ocasiones 
hicieron hombres sabios, y sensatos; nos anima á executar acciones grandes, 
con el exemplo de nuestros antecesores, y eterniza la memoria de los héroes, 
que ilustraron el orbe con sus hechos, y han desaparecido ya del teatro de 
éste mundo. ^^^ De todas éstas ventajas se vé privada la Ciudad de Guatemala, 
no habiendo visto aun la luz publica sus anales, y no existiendo su historia-, 
sino és en el deseo de los verdaderos Patriotas. 

Mas como para, ésta sean tan necesarias la Geografía y Cronología, 
que por eso se llaman los ojos de la Historia: antes de poner mano en ella, 
se deben tratar aquellas, para que no caminen los lectores á ciegas. Con ésta 
mira hemos compuesto los Tratados Preliminares que siguen. En el 1- provee- 
remos á la historia de Guatemala de uno de sus ojos, dando una descripción 
geográfica de todo éste Reyno : en el 2^ la habilitaremos del otro, con un 
Crónica ó índice cronológico de los principios, progresos, y acontecimientos 
mas notables de los principales cuerpos políticos^ que componen ésta Metró- 
poli. Con ésto queda allanado el paso, para que las personas, en quienes 
concurran los talentos necesarios, y copia bastante de noticias, emprendan la 
deseada obra de la Historia de Guatemala. 

Deseando la mayor exactitud y puntualidad en las noticias, que en 
éstos tratados comunicamos, no nos hemos valido para formarlos, de las que 
se hallan en las geografias, é historias generales de Indias : obras que por su 
vasta, extensión, no están libres de equivocaciones y yerros, por mas esmero 



(1) Persuadidos los Reyes Católicos de la suma importancia de éste estudio; han mandada 

repetidas ocasiones se escriba la Historia del Reyno de Guatemala; como se vé por las Cédulas de 19 

de Diciembre de 1533, de 16 de Agosto de 1572, de 23 de Septiembre de 1580 y de 13 de Febrero 
de 1581. 



que sus autores pongan en ellas : sino que hemos ocurrido á las Crónicas de las 
Provincias de Predicadores, y Menores de ésta ciudad, á manuscritos autén- 
ticos, ó fidedignos, y á informes verbales de personas, que hemos juzgado 
veridicas. Mas no por ésto los creemos exentos de erratas y equívocos ; pues 
hay muchas causas, que ocasionan falsedad en la relación de hechos, que no 
se han visto, y descripción de tierras, que no se han pisado. Tales son la 
mala fé de los informantes, la poca explicación de los escritores, la ambigüedad 
de las palabras, con que se expresan, y la falibilidad de la memoria. Lo que 
deberán tener presente nuestros lectores, para disculparnos, si acaso encuen- 
tran alguna noticia menos exacta, en ellos. 



TRATADO I 

Descripción geográfica del Reyno de Guatemala 
adornada con algunos rasgos de historia natural 
y política de los lugares de dicho Reyno 



A fines del siglo 15. de nuestra Redención, se llegó por ultimo el tiempo, 
en que la Providencia Divina tenia determinado, rayasen sobre el horizonte 
de estas vastas regiones las luces del Evangelio, y en que los hombres cono- 
ciesen una multitud de individuos de su especie, que á juicio de muchos sabios, 
no existían sino en el cerebro de algunos filósofos: y en que finalmente se 
descubriese una porción de tierras hasta entonces de todos ignoradas, que por 
lo grande de su extensión, y por lo raro de sus producciones, se les dio el nom- 
bre de Nuevo mundo. Hallazgo de este tamaño, pedía que sus inventores se 
hubiesen apresurado á darlo á conocer, con la mas escrupulosa individualidad 
á todo el orbe; pero vemos con la mayor admiración, que después de tres 
siglos de descubierto este vasto continente, se encuentran en él Reynos, y pro- 
vincias tan poco conocidas, como si ahora se acabase de conquistar. Y esto, 
no solo en las tierras árcticas, y antárcticas, donde no han puesto aun el pie 
los Españoles, sino también, en las que poseyeron desde el principio. Entre 
estas, nos vemos precisados á contar, con harto rubor, el Reyno de Guatemala, 
uno de los mas ricos de la America, no tanto por sus minas de oro, y plata, 
quanto por una multitud increíble de producciones útiles, y raras, que se ven 
en él, asi del reyno animal, como del vejetal, y mineral. Para quedar conven- 
cidos de la verdad de esta proposición, no es menester mas que abrir un libro 
de Geografía: luego se encuentran omitidos los lugares mas famosos, y las 
Provincias mas floridas de su jurisdicción: si se hallan notados algunos de 
sus pueblos, no se dice de ellos, mas que el nombre : los pocos que se describen 
con alguna extensión, és con tantas equivocaciones, y falsedades, que se 
quedan mas incógnitos, de \o que estaban. Mas ¿como será conocido este 
Reyno, mientras no se haga una descripción puntual, y verídica de sus Pro- 

10 



vincias?^Ni como se hará ésta, por los habitantes del mundo antiguo, con la 
exactitud que se desea, quando á nosotros, nacidos y criados en Guatemala, 
se nos dificulta adquirir noticias de muchos lugares de ésta comarca? Estas 
reflexiones me han obligado á emprender ésta descripción, sin embargo de ha- 
llarme sin los talentos, que para una obra de esta naturaleza se requieren, y 
conocer los muchos defectos que necesariamente ha de sacar; pero el ser la 
primera, que se escribe de ésta materia, y la necesidad que tenemos de ella, 
me hace esperar sea bien recibida del público. Hemos procurado evitar en ella 
la demasiada prolixidad : con ésta mira, se ha omitido el dar razón por menor 
de los pueblos : pues para ésto, sería preciso repetir una misma cosa, y hacer 
una relación incípida, y monótona, siendo los mas de ellos semejantes unos á 
otros : y asi solo notaremos, los que ofrecieren alguna cosa particular, y digna 
de ser sabida: mas para que se tenga noticia de todos, daremos un índice 
alfabético de todos los lugares del Reyno. 



CAPITULO I 
Del Reyno de Gxiatemala en general 

Este Reyno tiene el nombre de Guatemala, de la voz Quauhfemali, que 
en lengua mexicana quiere decir palo podrido, y por haber encontrado cerca 
de la Corte de los Reyes Kakchiqueles, los Indios Mexicanos, que venian con 
Alvarado, un árbol viejo, y carcomido, pusieron éste nombre á dicha Capital. 
De aquí se comunicó á la Ciudad, que fundaron los Españoles, y de ella á 
todo el Reyno. Otros lo deriban de las palabras U-hate-z-majl-ha, que en len- 
gua Tzendal significa, Cerro que arroja agua, aludiendo sin duda al monte, 
en cuya falda se fundó la Ciudad de Guatemala. ^^^ 

Extiéndese el expresado Reyno, desde el grado 282, hasta el 295, de lon- 
gitud, y desde el 8- hasta el 17- de latitud septentrional : de suerte que de largo 
tiene 13 grados, que hacen 227 leguas castellanas, de 17 y media por grado, 
ó 325 francesas, que caben 25 en grado; pero de camino se calculan mas de 



(1) El origen de la palabra Guatemala, no se ha podido fijar con exactitud, y hay acerca de él, 
variedad de opiniones, entre ellas las siguientes: 

Fuentes y Guzmán, en su "Recordación Florida", dice que Coctemalán significa "Palo de leche", 
porque en Ciudad Vieja (Almolonga-Sacatepéquez) había muchos árboles de "Yerba mala". 

Otro autor habla así: "Coctemali, esto es monte y madero que destila licor, por los muchos 
pinos de sus montes que manan resina y otros árboles que destilan licor". 

López Gomara, en su fardo de inexactitudes, basándose en ajena opinión, dice: "Cuauhtemallan, 
que comunmente se llama Guatimala, quiere decir "árbol podrido", porque "cuauh" es árbol y "temalli", 
podre. . ." 

El autor de un libro publicado en Madrid, el año 1872, sobre la América Central, refiriéndose a 
Guatemala, consignó lo siguiente: "El Conquistador Pedro de Alvarado al tomar posesión a nombre 
de España, de las tierras centroamericanas, dio el nombre de Guatemala, a un inmenso territorio que 
los naturales llamaban Cuauhitemala, lo cual significa "Lugar arbolado". 

El historiador Jiménez deriva Guatemala, de la palabra Cuahutimal, "Fuente de betún amarillo". 

Otro autor afirma que el nombre adjudicado por los tlascalas, auxiliares de los conquistadores, 
a la ciudad de Iximché, extendido luego a todo el reino, fué el de Quautlimallan, que quiere decir 
"Águila cautiva". 

Diversos autores se inclinan a creer se deriva la palabra Guatemala, del nombre de Jiutemal, 
famoso primer gran cacique o mandatario de los cachiqueles. 

Juarros, como hemos visto, al dar opinión sobre el origen de la palabra Guatemala, siguiendo 
a otros autores, ha dicho que Quauhtemali (dialecto mexicano^ quiere decir "Palo podrido", por haber 
visto los indios auxiliares mexicanos que venían con Alvarado, un árbol viejo y carcomido, le dieron 
ese nombre; afirmación es ésta que no debe tomarse en cuenta. Dar a un paraje un nombre vulgar 
por lo que dijeron indios ignorantes, es una necedad. (V. M. Díaz). 

11 



700 leguas desde el Chilillo raya lindante, con el territorio de la Audiencia de 
México, hasta Chiriqui, termino de la jurisdicción de la de Santa Fé de Bo- 
gotá. De ancho abraza 9 grados desde las tierras mas australes de Costa-Rica, 
hasta las mas boreales de la Provincia de Chiapa, Pero la extensión de la tierra 
entre uno, y otro mar, donde mas, llega á 180 leguas, y donde menos, no baja 
de 60. Confína el Reyno de Guatemala por el O. con la Intendencia de Oaxaca, 
en la Nueva España: por el N. O. con la de Yucatán del mismo Reyno: por el 
S. E. con la Provincia de Vera-guas, en el Reyno de Tierra-Firme, distrito de 
la Audiencia de Santa Fé : por S, y SO, con el mar pacifico; y por el N. con 
el Occeano. De suerte, que la jurisdicción de la Real Chancilleria de Guatema- 
la, se extiende desde la costa de Walis en la Bahía de Honduras, hasta el Es- 
cudo de Veraguas ^^^ por la mar del Norte; por la del Sur, desde la Barra del 
Paredón, en la Provincia de Soconusco, hasta la boca del río de Boruca, en 
la de Costa-Rica: y por tierra desde el Chilillo, en la de Oaxaca, hasta el 
partida de Chiriqui, en la de Veraguas. 

El aire de ésta Región és generalmente sano: excepto en las costas del 
mar del Norte. Hallase todo éste país entreverado de sierras y llanuras, 
causa por que se experimentan tan diversos temperamentos, y por que se co- 
gen frutos de todos climas. El terreno és tan feraz, que se dan las frutas en 
los montes, aun sin cultivarlas, y és tanta su variedad, que se cuentan mas de 
40 géneros de frutas regaladas, y en muchos de éstos se vén distintas especies : 
pues de plátanos se numeran 3. de manzanas 4. de anonas 5. de duraznos 5. 
de sapotes 3. de jocotes mas de 10. y asi de otros : lográndose el beneficio, de 
que en ninguna estación del año falte grande abundancia de frutas. No son 
menos las especies de flores, con que se vén esmaltados nuestros jardines, 
y és igual copia de berzas, y hortalizas. Asi mismo es grande el numero de 
granos, como el maiz cuya fecundidad es tanta, que dá ciento por uno, y en 
partes 500 por uno ; á mas de alzarse dos, y tres cosechas al año : el trigo, ceba- 
da, arroz, garbanzos, varias layas de frixol, lenteja, habas, ajonjolí y otros. 
Generalmente nada se hecha menos en este suelo, para las necesidades de la 
vida, ni para el regalo. 

Fuera de lo dicho, hay otros mil renglones, que pudieran ser materia de 
un vasto comercio. Tales son un gran numero de maderas preciosas, como el 
cedro, caoba, granadilío, palo de ronrón, brasil, palo morado, palo de campe- 
che, guayacan, mangle, y otros muchos : tales una porción de yerbas, frutos, 
y maderas medicinales, como el palo de la vida, palo jiote, copalchí, zarza, ce- 
badilla, contrayerba, algalia, canchalagua, calaguala, té, café, jenjibre, me- 
choacan, xcdapa, cañafistóla, tamarindo: tales una multitud de gomas, y bálsa- 
mos apreciables por su fragancia, y virtudes, ó por otras utilidades, como la 
trementina, caraña, leche de Maria, sangre de drago, liqnidambar, balsamo 
blanco, y negro, y azeyte de balzamo: tales un sin numero de producciones úti- 
les para las necesidades de la vida, y para el luxo como la grana, el achiote, 
age, lacre, azafrán romí, pimienta de Chiapa, baynillas, corambre, azufre, sali- 
tre, sal armoniaco, tinta mineral, purpura, conchas de nácar, y de Carei, xarcia, 



(1) Llamase Escudo de Veraguas, una laleta desierta inmediata á las costas de la Provincia 
de Veraguas, que descubrió Christobal Colon, y se halla en 9 grados 20 min. de lat. bor. y en 295, 
de long. 

12 



lona, algodón de varias especies, tabaco; y sobre todo la caña de azúcar, el ca- 
cao, y el añil, que son los ramos principales del comercio de este Reino; y 
estos dos últimos, los mejores, que se conocen en su clase. 

Las especies de animales, que se crían en éstos países son incontables ; 
pues á mas de que se dan casi todos los de Europa, y los proprios de la 
America, como la Danta, el Armado, el Tepesqüinte, Caimán, Iguana, el Loro, 
el Guacamayo, varias especies de Monos, y otros : hay también ajgunos par- 
ticulares de esta región, como el Zorrillo, animal quadrupedo, y el quezal, 
ave hermosa, cuyas plumas son muy estimadas. 

Abunda ésta tierra en minas de oro, plata, fierro, plomo, talco, y otros 
minerales. Hay también en ella copia de volcanes, que han hecho muchas 
y grandes erupciones: los mas nombrados son el de Tajumulco, en el Corre- 
gimiento de Quezaltenango : el de Atitan, en la Provincia de Solóla : el de 
Guatemala, en la de Chimaltenango : el de Pacaya en la de Sacatepequez : el 
de Izalco en la de Zonzonate : los de San Salvador, y San Miguel en la 
Intendencia de San Salvador: y los de Momotombo y Mazaya en la de Ni- 
caragua. % 

Son innumerables los rios, y arroyos, que riegan todo este Reyno. Estos, 
unos desaguan en la mar del norte^ y los otros en la del sur: de los primeros, 
lis mas caudalosos son el del Golfo Dulce, el de Motagua, el Camelecon, el 
de Ulua, el de Lean, o de los Leones, el de Aguan, el de los Limones, el Rio 
tinto, el de los Plátanos, el de la Pantasma, el de Mosquitos, y el de S. Juan. 
Entre los segundos, son los mas notables el de Guista, el de Sámala, el de 
Xicalapa, el de Michatoya, el de los Esclavos, el de Paza, el de Zonzonate, el 
de Lempa, el del Viejo, el de Nicaragua, y el de Nicoya. También son muchos 
los lagos que hay en estos países, los mas celebres son el de Granada, que és 
el mayor del Reyno : y los de Atitan, el Peten, y Amatitan. 

Poseían esta Región un sin numero de gentes, de diversas naciones, que 
continuamente se hacían guerra unas á otras, y cada una era gobernada por 
su Régulo; de donde proviene, que sus habitantes hablen tantas lenguas 
diferentes : pues unos usan la Mexicana, otros la Quiche, kachiquél, Subtujil, 
Mam, Pocomam, Poconchí, Chortí, Sínca, y otras muchas. Pero sin em- 
bargo de ser éstas gentes de diverso origen, de diferentes costumbres, de 
inclinaciones opuestas, de distintos ritos, usos y lenguas ; se vén en el día, 
por la misericordia de Dios, adunadas en el exercicío de la Religión Católica, 
la única que se profesa en todas éstas Provincias, excepto algunas pocas 
idólatras ^^^ que no ha podido reducir á la fé de Jesu-Christo, todo el ardor, 
y zelo de los Predicadores del Evangelio. 

Conquistó la mayor, y principal parte de éstas tierras, el Capitán D. 
Pedro de Alvarado ^2) el año de 1524. y siguientes. En cuyo tiempo se hallaban 
éstos países mucho mas poblados, que al presente: pues según el padrón, que 



(1) Se suspendió la conquista de los lacandones, yoles, choIes, boquenes, hijiles, manchenes 
y de otros muchos lugares. (V. M. Díaz). 

(2) Véase la página 59 del presente tomo. Barcia asegura que Alvarado salió de México, con 
su expedición, el 3 de diciembre y Bernal Díaz del Castillo, dice que el 13 del mismo mes de 1523. 
(V. M. Díaz). 

13 



se hizo de Orden de S. M., el año de 1778, no tiene éste Reyno mas que 
797,214. moradores; quando al tiempo de la Conquista eran innumerables 
sus habitantes : de suerte que se asegura componían mas de 30 naciones. 

Es gobernada ésta vasta Región por la Real Audiencia de Guatemala, 
cuyo Presidente és Gobernador y Capitán General de todo el Reyno, y tiene 
gran número de subalternos para el buen régimen de sus Provincias. Y en lo 
espiritual por el Sr. Arzobispo de Guatemala, y sus tres sufragáneos : excepto 
el corto partido del Peten, que está al cuidado del Obispo de Yucatán. De 
suerte que por lo Eclesiástico se divide éste Reyno en quatro Obispados, que 
son: I*' el de Guatemala, cuya jurisdicción, en calidad de Metropolitano, no 
reconoce otros limites que los del Reyno : mas el territorio propiamente del 
Arzobispado de Guatemala, se e^ítiende 214 leguas desde los egidos de Mo- 
iocinta, el pueblo mas Occidental de la Diócesis, hasta los términos del Curato 
de Conchagua, el mas oriental del Arzobispado: y 116 leguas desde el Golfo 
dulce en el mar del norte, hasta las costas del mar del sur. En este distrito 
tiene 108 curatos, 23. Doctrinas de Regulares, 16 á cargo de la Religión de Sto. 
Domingo, 4 de la de S. Francisco, y 3 de la de Ntra. Sra. de la Merced : 424 Igle- 
sias Parroquiales, y 539.765 Feligreses. Erigió éste Obispado el Sr. Paulo III, 
por Bula de 18 de Diciembre de 1534, y desde ésta fecha hasta el presente han 
ocupado su silla 16 Obispos, y 7 Arzobispos. El 2° Obispado és el de León, su 
jurisdicción abraza la Intendencia de Nicaragua, y Gobierno de Costa-Rica, 
en cuyo territorio, tiene 39 curatos, 3 Reducciones de Infieles, 88 Iglesias 
Parroquiales, 131.932 Feligreses. Desde su erección, hasta el presente, ha 
tenido ésta Iglesia 37 Obispos. El 3'=' és el de Ciudad Real, cuyo distrito és el 
mismo, que él de la Intendencia de Chiapa comprehendiendo sus tres partidos : 
hay en éste Obispado 38 curatos, 102 Iglesias Parroquiales, 69.253 Feligreses, 
el 4'=' és el de Comayagua: tiene su jurisdicción los mismos limites, que la 
Intendencia de Honduras : hay en su territorio 35 curatos, una Reducción de 
infieles, 145 Iglesias Parroquiales, 88.143 Feligreses. ^^^ 

Por lo Civil se divide al presente el Reyno de Guatemala en 15 Provin- 
cias de éstas 8 son Alcaldías mayores, Totonicapán, Solóla, Chimaltenango, 
Sacatepeques, Zonzonate, Verapaz, Escnintla, y Suchife peques: 2 tienen titulo 
de Corregimiento Quezaltenango, y Chiqurmuta: una el de gobierno que és 
Costa-Rica; y 4 son Intendencias de Provincia, León, Ciudad Real, Comayagua, 
y S. Salvador. De las expresadas Provincias, 5 se hallan situadas sobre las 
costas del mar Pacifico ; y 5 acia las del Occéano : y 5 en medio de unas y otras. 
Véase la tabla puesta al fin de éste tratado. 



(1) Nota; el computo del numero de habitantes de este Reyno; el de los feligreses de sus 
Obispados: y el de los moradores de las mas de sus Provincias lo ^hemos formado, según el Padrón 
hecho de orden de S. M. el año de 1778, asi por ser el mas completo, y resiente, que pudimos haber 
á las manos: como por estar dispuesto con separación de Provincias y Partidos. Sin embargo lo 
juzgamos muy diminuto; ésto se convence comparándolo con los Padrones que se han formado por 
Orden de los SS. Obispos: pues si sumamos las partidas de los habitantes, que componen los par- 
tidos del Obispado de Comayagua conforme al citado padrón del año de 1778 solamente nos dan 
el numero de 88.145; quando, por el que hizo su Illmo. Prelado el de 1791, resultan 93.501. Asi 
mismo en el de Chiapa, por el referido padrón de 1778, se numeran 62.253, y por el plan que remitió 
el Sr. Provisor de dicho Obispado el año de 1796, se encuentran 99.001 almas. Lo mismo se veri- 
tica en las otras dos Diócesis, como se puede ver en las tablas de los Curatos del Arzobispado. 

14 



CAPITULO II 

Provincias que se extienden hasta las costas del mar del Sur 

PRIMERA PROVINCIA: LA DE CHIAPA 

La primera que se encuentra en ésta situación, viniendo de N. España, 
és la de Chiapa. Confina ésta Provincia, por el .O. con la de Oaxaca, por el E. 
con las de Totonicapan, y Suchüte peques, por el N. con la de Tabasco, por el 
N. E. con la de Yucatán, y por el S. con el mar Pacifico. Tiene ésta comarca 
de todos temperamentos, y se dan en ella todas las producciones del Reyno, 
asi de animales, como de vejetales, y á mas de ésto, se cría el árbol de la 
pimienta que llaman de Chiapa. Las naciones que habitan éstas tierras, afir- 
ma el P. Remesal, vinieron de la Provincia de Nicaragua, y se fortificaron 
en ellas, de modo que nunca pudieron sujetarlas los Reyes de México. Aca- 
bado el imperio Mexicano, se ofrecieron expontaneamente por vasallos del Rey 
de Castilla, y en su nombre rindieron vasallage á D. Fernando Cortés; pero 
poco después se revelaron contra los Españoles. Embió Cortés á pacificarlos, 
por los años de 1524, al Capitán Diego de Mazariegos,, con alguna gente, el 
que logró sosegarlos con gran felicidad; mas habiéndose vuelto á México, 
tornaron á sublevarse los Chapanecos. Vino 2' vez Mazariegos, por el año de 
27, pero no consiguió sujetarlos, sino á costa de reñidas batallas. Desde éste 
tiempo se mantuvieron en paz con los Castellanos los Indios de ésta comarca, 
hasta el año de 1712 en que se sublevaron los de la Provincia de Tzendalcs, 
aliada de la de Chiapa, que se componia de 32 pueblos, todos los quales se 
coligaron contra los Españoles, apostatando de la fe, que habian profesado, pro- 
fanando los vasos sagrados, dando cruel muerte á muchos Ministros del Evan- 
gelio, ofreciendo sacrilegos cultos á una indizuela, y cometiendo otras muchas 
maldades. Pero quiso el Eterno reducirlos al camino de la verdad; por la 
buena industria y gloriosos trabajos del M. Y. Sr. D. Toribio Cosío, Presidente 
de ésta Real Audiencia, que partiendo en persona desde Guatemala, con un 
lucido exercito, restituyó todos aquellos pueblos á la fé Católica, y á su antigua 
paz, y tranquilidad. Por cuyo feliz suceso se celebra todos los años, el 21 de 
Noviembre dia, en que se ganó ésta victoria, misa de acción de gracias, con 
sermón, y asistencia de los Tribunales, asi en la Catedral de Guatemala, como 
en Ciudad Real. Y al citado Sr. Presidente concedió S. M. por tan señalado 
servicio, el titulo de Marques de Torre Campo. 

Lo que hace ahora la Intendencia de Chiapa se dividía en tiempo de la 
gentilidad en 5 Provincias, habitadas de otras tantas naciones, que hasta el 
dia tiene cada una su idioma distinto ; y son la de Chiapa, la de los Llanos, la 
de Tzendales, la de los Zoques, y la de Soconusco. Los Españoles formaron de 
ésta ultima el gobierno de Soconusco, y de las otras quatro la Alcaldía mayor 
de Ciudad Reail; la que por Orden Real, se dividió en 2 partidos el año de 
1764, y se crió la Alcaldía mayor de Tuxtla; asignando á ésta 2' las Provincias 
de Chiapa, y de los Zoques : y quedando á la V las de los Llanos, y la de Tzen- 

15 



dales. Últimamente habiéndose erigido la Intendencia de Chiapa acia el año 
de 1790, se reunieron éstos tres partidos baxo la jurisdicción del Intendente 
que reside en Ciudad Real, y tiene un subdelegado en Tuxtla, otro en Soconus- 
co, y otro en Comitan, 

PRIMER PARTIDO: CIUDAD REAL 

El 1- Partido, que és el de Ciudad Real, comprehende una Ciudad que 
és la Capital, y la única que hay en esta Provincia, una Villa, y 56 pueblos de 
que están formados 20 curatos, y en todo él hay 40.277 personas. 

Ciudad Real, Capital de éste Partido, de la Intendencia, y del Obispado 
de Chiapa. Fundóla Diego de Mazariegos, con el fin de tener sujeta toda la 
Provincia, que con tanto trabajo había recuperado. Hizose ésta fundación el 
4 de Marzo de 1528 : en cuyo dia congregando dicho Capitán los principales del 
cxcrcito : nombró 2 Alcaldes, 6 Regidores, Alguacil mayor. Mayordomo, y Pro» 
curador. El 31 del mismo mes, se dio asiento á la nueva Población, en el sitio 
donde permanece al presente. Llamóse 1° Villa Real, luego, Villa Viciosa, 
después Villa de S. Christovál de los Llanos, asi se vé nombrada en algunos 
instrumentos del año de 1531 : últimamente el Invicto Emperador Carlos V. 
por Cédula de 7 de Julio de 1536, mandó se apellidase Ciudad Real, concedién- 
dole honores de Ciudad: y el año antecedente le habia dado por armas un 
escudo, con dos sierras, en medio de ellas un río, sobre la una, un castillo de 
oro y un león rapante, y en la cima de la otra, una palma verde, y otro león, 
todo sobre campo de gules. La Iglesia de la Villa Real se dedicó á la Anuncia- 
ción de Nra. Sra. mas quando la dicha Villa se intituló de S. Christovál, se dio 
la misma advocación á la Iglesia: que erigió en episcopal Paulo III. año de 
1538. nombrando por 1^ Obispo al Licenciado D. Juan Arteaga, Fraile del habi- 
to de Santiago, quien hizo la erección de la citada Catedral, en Sevilla á 15. de 
Febrero de 1541. Tiene esta Santa Iglesia para su servicio un cabildo compues- 
to de Dean, Arcediano, Chantre, Maestre- escueta, y un Canónigo: un Cura 
Rector, Sacristán Mayor, 6 capellanes, 4 Acólitos, un colegio Tridentino, y muy 
decente capilla : su fabrica material es magnifica. No hay en esta ciudad mas 
Parroquia, que la de la Catedral, pero se cuentan en ella 4 conventos de Reli- 
giosos, que son el de Ntra. Sra. de la Merced, fundado el año de 1537; el de 
Sto. Domingo, erigido el de 1545 ; el de San Francisco, que se estableció el de 
1575; y el de S. Juan de Dios, cuyo hospital edificó el limo. Sr. Dr. D. Fr. 
Juan Bautista Alvares de Toledo, siendo Obispo de Chiapa: y uno de Religio- 
sas de la Concepción: y también tenía Colegio de Jesuítas. A mas de esto hay 
una Iglesia nombrada de Ntra. Sra. de la Caridad, y 2 Hermitas, la de San 
Nicolás, y la de San Christovál, situada fuera de la Ciudad: y 5 Barrios, de 
Indios con sus Capillas. Pero su vecindario es corto, pues no cuenta mas que 
3^3 habitantes, y como 500 indios en los Barrios. Es patria del V. P. F. Fran- 
cisco Salcedo Religioso de San Francisco, que murió en grande opinión de 
Santidad, y se refieren de él varios hechos milagrosos. Y del Santo varón Fr. 
Diego del Saz ReHgioso de la misma orden, insigne en virtud, cuyo cuerpo se 
halló incorrupto 50 años después de su muerte. En las inmediaciones de esta 

16 



ciudad hay ciertas cabernas, donde se encuentran muy bellas, y hermosas 
estalactites. Está en ía altura de 16 gr. 35 m. de lat. sept. y en 283 gr. 30 min. 
de longitud : 130 leguas de Guatemala. 

S. Fernando de Guadalupe, Villa situada á la orilla del rio Tulijá, á 9 
leguas de Túmbala: consta su vecindario de mas de 200 Indios, y algunas 
familias de Españoles, y Mulatos: El terreno es fértil, y á proposito para 
siembras de Cacao, Caña, Pimienta, y otras cosas : el citado rio la provee de 
pescado con abundancia : el clima aunque caliente, no lo es en extremo. Fundó 
esta Villa el Sr. Intendente D. Agustin de las Cuentas Zayas, el año de 1794. 
con la mira de facilitar la navegación del rio Tulijá, y por este medio abrir la 
comunicación con Campeche, la laguna de Términos, el presidio del Carmen, 
y los demás puntos consiguientes: el buen éxito, que se ha visto en 6 años, 
que lleba de fundada dicha villa, ha demostrado el acierto de la empresa. 

Sto. Domingo Sinacantan: Pueblo muy antiguo, que pertenecía al Im- 
perio de México, y desde donde hacian guerra á los Chapanecos los Mexica- 
nos: tiene cerca de dos mil vecinos. En sus inmediaciones se dan unas piedre- 
cillas, ^^^ que llaman de Sta. Ana, de figura cubica, color de acero, de dos ó tres 
lineas de largo, que son muy medicinales, especialmente las personas, que 
padecen afecciones histéricas, se asegura sienten mucho alivio, tomando el 
agua, en que se hierven. 

S. Juan Chamula, Pueblo notable por su numeroso vecindario, que pasa 
de 6000 personas. 

S. Bartolomé de los Llanos, también es pueblo grande, tiene dos Igle- 
sias, y con algunas haciendas anexas, llega su feligresía á 7410 almas. ^^^ 

Sto. Domingo Comitan, pueblo famoso, y comerciante: en él reside un 
subdelegado de la Intendencia : tiene muy buen Convento de Dominicos : y con 
sus haciendas, cuenta 6815 vecinos. 

S. Jacinto Ocosingo, Cabezera de la Provincia de Tzendales, tiene mas 
de tres mil habitantes. ^^^ 

Sto. Domingo Palenque, pueble -de dicha Provincia de Tzendales, en los 
confines de la Intendencia de Ciudad Real, y Yucatán. Es cabezera de curato, 
de clima benigno, y sano, pero de corto vecindario. Se há hecho famoso, por 
haberse encontrado en tierras de su jurisdicción, los vestigios de una Ciudad 
muy opulenta, que se le ha dado el nombre de Ciudad del Palenque: corte sin 
duda de algún Imperio, aun de las Historias desconocido. Se hallaba la ex- 
presada Metrópoli qual otra Herculanea, sino como ésta sepultada, baxo las 
cenizas del Vesubio ; sí, escondida en un vasto desierto : hasta que á mediado 
el siglo 18- habiéndose internado en la citada soledad algunos Españoles, se 
hallaron, no sin grande admiración, delante la fachada de una soberbia Ciu- 
dad, de 6 leguas de circunferencia: á cuya extensión correspondía la solidez 
de sus edificios, la suntuosidad de sus Palacios, y la magnificencia de las obras 
públicas : testificando su mucha antigüedad, los Fanos, Aras, Númenes, Lapi- 



(1) Véase la nota primera que se halla al frente ''<?1 tomo II (fol. 5) de esta misma obra, con 
las " advertencias que completan estos párrafos. (V. M. Díaz). 

(2) Véase el tomo II, página quinta, nota tercera, donde se completa la información acerca de 
San Mateo Tila, cabeza de curato, en la provincia de Tzendales. (V. M. Díaz). 

17 



das, y Celaturas, que se ven en ella. Los geroglifícos, símbolos, y emblemas 
que se han encontrado en sus Templos, enteramente semejantes á los de los 
Egipcios, han hecho pensar que alguna Colonia de estos fundó la Ciudad del 
Palenque, ó de Culhuacan. El mismo juicio se ha hecho de la de Tulhá, cuyas 
ruinas se ven cerca del Pueblo de Ocosingo, en el mismo partido. 

29 PARTIDO TUXTLA 

El 2^ Partido es el de Tuxfla, que como diximos era parte de la Alcaldía 
Mayor de Ciudad Real, después fué Alcaldía separada, y ahora es subdelega- 
cíon de la Intendencia de Chiapa : tiene 19.898 habitantes en 33 pueblos, que 
componen 13 Curatos. 

Los pueblos mas conciderables de esta comarca son el de Tuxtla, que 
es la cabezera, donde residía el Alcalde Mayor, y ahora asiste el subdelegado 
del Intendente, Consta su vecindario de algunas familias de Españoles, otras 
de Mulatos, y la mayor parte de Indios, que por todos hacen 4280 personas. 
Tiene Administración de Alcabalas, Factoría de Tabacos, y Estafeta de Correos. 
Dista de Guatemala, 140 leguas y 18 de Ciudad Real. 

Chiapa de Indios, pueblo grande, y muy antiguo : tiene 2 Iglesias, y 1568 
vecinos. Lo fundo Diego Mazariegos el año de 1527. 

Tecpaflan Capital de la Provincia de los Zoques, hay en el 2290 indi- 
viduos. 

39 PARTIDO SOCONUSCO 

El 3"^, Partido de ésta Provincia és el de Soconusco. Sus tierras se ex- 
tienden 58 leguas á lo largo de las costas del mar del Sur, desde los Valdios 
de Tonálá, confinantes con la jurisdicción de Teguantepeque, hasta el rio de 
Tilapa, que la divide de la de Suchitepeques: de ancho tiene lo que hai de la 
Sierra al mar, que por donde mas se alarga son 16 leguas. Su temperamento 
es en extremo caliente : el terreno es llano, ameno, y feraz : rieganlo 15 ríos, 
que aumentan en gran manera su fertilidad ; pero se halla inculto por falta de 
manos, que se aprovechen de sus preciosas producciones. Abunda en maderas 
exquisitas, frutas regaladas, yervas medicinales: se dá el añil, achiote, baini- 
Ua, leche de María, algodón, pita, y otras dos mil drogas de ésta clase. Pero 
los ramos principales del comercio de éste partido, son el cacao, el mas esti- 
mado del reyno, y el pescado que se coge, así en los ríos, como en 8 barras, 
que hay en sus costas. También se hace alguna sal, y la de la hacienda de S. 
Pablo, donde el agua sola se condensa, és tan buena como la famosa de Te- 
guantepeque. Pero á proporción de tan ventajosas producciones, es la abun- 
dancia de fieras, y bichos ^^^ que hacen insufrible, é inabítable este frondoso 
pais. Esta fue la 1- Provincia del Reyno, que conquistó D. Pedro de Alvarado, 
el año de 1524. Al principio pertenecía este Partido á la jurisdicción de la 
Audiencia de México; mas el año de 1553 se agregó á la de Guatemala. Consta 






(1) Nota: entre las innumerables sabandijas, que se dan en la Provincia de Soconusco, asi como 
en las otras de las costas del mar del Sur, son dignas de especial mención ciertas abispas, que se 
llaman Ahorcadoras, por que el remedio que únicamente tienen para no morir las personas, á quie- 
nes han picado, es 6 arrojarse luego al agua, ó señirles la garganta, como que se van á horcar 
hasta que están bien fatigadas. 

18 



de 20 pueblos, y muchas haciendas, de que se forman 5 Curatos, y sus habi- 
tantes, llegan á 9078. La lengua materna de todo Soconusco es la mam, pero 
sus naturales generalmente hablan la Castellana. 

Sto. Domingo Escuintla: Cabezera de Curato, y antes residencia del 
Gobernador, y después del subdelegado del Intendente, hasta el año de 1794, 
en que habiendo salido del mar, una terrible ráfaga de viento, que arrancó los 
Cacaguatales, y otros arboles, y por esto minoradose mucho su comercio, y 
vecindario, traslado su asiento dicho subdelegado á Tapachula, pueblo de 
competente comercio, y que tiene cerca de 2000 habitantes de todas castas. 

Hallase situada la Provincia de Chiapa entre el gr. 14° y 40 ms. y el 17 
30 ms. de lat, bor. y entre el 282 y 284, 30 ms. de long, en cuyo espacio hai una 
Ciudad, una Villa, un Valle 109 Pueblos; y en toda su extensión habitan- 
69253 almas. 

2^ PROVINCIA DE SUCHILTEPEQUES ^'^ 

La 2- Provincia, caminando de occidente á oriente, es la de Suchílte- 
peques: confina ésta por el O. con la de Soconusco; por el E. con la de Es- 
cuintla, por el N. con la de Quezaltenango; por el N. E. con la de Solóla; y con 
la mar del Sur, por éste rumbo. Extiéndese á lo largo de la costa 32 leguas, y 
su ancho de la Sierra al mar es de 22, pero los pueblos de ella están comprc- 
hendidos en el corto espacio de 12 leguas : éstos eran muchos mas, y mas nu- 
merosos, que ai presente : pues en el dia apenas tiene 8 curatos compuestos de 
16 pueblos, y en todos ellos, las salinas, haciendas, y trapiches no pasan de 15 
mil los moradores. Es de temperamento caliente, aunque no tanto como Soco- 
nusco. Riegan ésta comarca, mas de 16 ríos, los mas caudalosos son el de 
Sámala, que viene de los Partidos de Quezaltenango, y Totonicapan: y el de 
Naguálate que desemboca en el mar, con el nombre de Xicalapa. Asi su situa- 
ción, como la abundancia de aguas, la hacen en extremo fértil, y frondosa: 
se dan en ella todos los frutos, maderas, gomas, y yerbas medicinales proprias 
del clima; pero el principal renglón del comercio de éste partid^s^ és el Cacao, 
que és de tan excelente calidad, que muchas personas lo prefieren al de Soco- 
nusco. El cultivo de éste precioso fruto ha decaído mucho, desde que la Pro- 
vincia de Caracas, nos arrebató éste ramo dp comercio; pero se ha procurado 
reponer en su antiguo pie, y no con mal éxito, pues quando las cosechas pasa- 
das, no han exedido de 4.000 cargas, la ultima ha llegado á 6.000. También co- 
mercian los de Suchiltepeques, con el Sapuyul, ^2) y el algodón. La lengua 
Quiche, és la que hablan generalmente los naturales de ésta comarca. Con- 
quistóla D. Pedro de Alvarado, año de 1524. Es gobernada por un Alcalde Ma- 
yor, que és Comandante de 4 compañías de Milicias urbanas, que hay en su 
jurisdicción. 



(1) Suchitepéquez, en dialecto náhuatl — Exochitl Tepetl — significa "Montaña florida". (V. 
M, Díaz). 

(2) Nota: Sapuyul es la almendra del sapote fruta como de medio pie de largo, la almendra 
tiene de 2 á 3 pulgadas, se halla dentro de una cascara, como la de la avellana: sobre ella hay 
una medula de color encarnado, tan hermosa á la vista, como deleitosa al gusto: y encima de ésta, 
una corteza un poco dura. Los Indios, y gente pobre se sirven del sapuyul para hacer chocolate, 
mesclandolo con cacao: es tanta la abundancia de sapotes en ésta Provincia, que botan la fruta, por 
cojer el sapuyul, y éste tiene tal consumo, que solo en la plaza de Quezaltenango, se venden de 4 á 5 
mil pesos de dicha almendra al año. , 

19 



S. Antonio Suchiítepeques, cabezera antigua de la Provincia, y quien 
le dio el nombre: se halla hoy éste pueblo tan diminuto, que solo es sombra, 
de lo que fue ; cuyos vestigios dan á conocer su antigua opulencia : entre éstos 
se debe contar la Iglesia Parroquial, que és magnifica, y muy capaz, y en otro 
tiempo era servida por dos Curas. 

S. Bartolomé Mazatenango, en el dia capital de toda la Provincia, y re- 
sidencia de su Alcalde Mayor, desde que se atenuó el vecindario de S, Antonio : 
el de éste pueblo llega á 2151 individuos, entre ellos algunos Españoles: su 
comercio consiste en siembras de cacao, y cdgodon. Hallase en 14 gr. 20 ms. 
de lat. y en 285.20 ms. de long. á 40 leg. de Guatemala. 

S. Lorenzo el Real, á una legua del precedente pueblo muy corto, y de 
poca consideración; pero muy frecuentado de las gentes de las Provincias 
vecinas, que vienen á el en romería, á visitar cierta imagen de Ntra. Sra. de 
la Candelaria, que se venera en su Iglesia, 

Cuyotenango, cabezera de curato, pueblo medianamente grande. ^^^ 

Zamayaqae, es el pueblo menos caliente de éste Partido, por estar cerca 
de la Sierra, á mas de las siembras de cacao, tienen sus naturales muchos 
trapiches. 

S. Antonio Retálnlenh, y Sta. Catarina Sacatepeques, son dos pueblos, 
que solo divide una calle : éste es el lugar de mayor comercio de la Provincia, 
por ser transito para las de Soconusco, y Teguantepeque : el 1° de éstos pueblos 
tiene 1577 Indios, y el 2- 184, y en uno y otro hay 32 Españoles, y 826 ladinos. 

3^ PROVINCIA DE ESCUINTLA <2) 

La 3' Provincia es la de Escuintía. Hay en ella 10 curatos, formados de 
23 pueblos de Indios y 11 de Mulatos, y en todos ellos se cuentan 24.978 
almas : muy corto numero de habitantes para la vasta extencion de sus tierras, 
que llega á 80 leg. de largo E. O.; y pasa de 30 de ancho N. S. Aunque gene- 
ralmente se habla en la Provincia de Escuintía la lengua castellana; pero la 
materna és la lengua Sinca. El clima de ésta comarca por lo general es calido ; 
pero no faltan parages templados, y aun fríos : su terreno es de los mas ferazes, 
lo que junto con su cercanía á la Metrópoli, le podía proporcionar un comercio 
muy pingue; mas sin embargo de éstas ventajas, es muy corto el trafico, que 
tiene, y éste se reduce á sal artificial, pescado, mais, de que se cogen tres co- 
sechas al año, plátanos, y otras frutas, que se venden en Guatemala. Sus Pro- 
vincias colindantes son por el O. Suchiítepeques; por el E. Zonzonate; por el 
N. Solóla, Chimaltenango, y Sacatepeques; por el N. E. Chiquimula; y el mar 
Pacifico; por el S. en cuyas costas, 40 leg. al N. O. del puerto de Acajutla, hay 
una pequeña ensenada, que en las cartas geográficas llaman el puerto de Gua- 
temala, aunque no es puerto, ni tiene abrigo alguno. Entre los muchos ríos, 
que riegan éste partido, son los mas famosos el de Michatoyat, que tiene su 
origen en la laguna de Amatitan, y á pocas leg. de curso, forma una cascada, 
ó salto de agua, que es la mayor de todo el Reyno, y llaman de S. Pedro 



(1) Población fundada por fray Bartolomé de las Casas, en el departamento de Suchitepéquez, 
productor de cacao. (V. M. Díaz). 

(2) Escuintía, en dialecto náhuatl, quiere decir: "abundancia de perros". (V. M. Díaz). 

20 



Mártir, por estar cerca de un pucblecillo de éste nombre ; dicha Cataracta es 
uno de los espectáculos mas agradables á la vista, que se conoce en éstos paí- 
ses : éste rio desemboca en el mar del sur, y forma la barra de Michatoyat. 
Es también notable el rio, que llaman de los Esclavos, por el famoso puente ^^^ 
que levantó sobre el, la Ciudad de Guatemala, para la comodidad de los cami- 
nantes, el año de 1592, éste es el mas magnifico y bien construido, que hay en 
todo el Reyno : tiene de largo 128 varas, 18 de ancho, con buen pasamano : está 
fabricado sobre once arcos. Igualmente es de nombre el rio de Guacalat, que 
nace en la Provincia de Chimaltenango, pasa á orillas de la antigua Guatemala 
con el nombre de Rio de la Magdalena: aqui se le junta el Rio pensativo, entra 
en la Alcaldía mayor de Escuintla, y en su dilatado curso, se le agregan otros 
ríos que lo hacen bastante caudaloso : finalmente va á desaguar á la mar del 
Sur donde forma la celebrada barra de ístapa ^^^ famosa por haber equipado 
en ella su armada Don Pedro de Alvarado, el año de 1534. Divídese esta Pro- 
vincia en dos partidos, que antiguamente fueron dos Corregimientos: el 1*^ 
llamado de Escuintla ocupa su parte occidental : el 2^ nombrado de Guazaca- 
pan, se extiende por el lado del oriente. 

19 PARTIDO ESCUINTLA 

Nfra. Sra. de la Concepción Escuintla: cabezera de curato, y de toda 
la Alcaldía Mayor. Tiene mas de dos mil Indios, y otros tantos ladinos, y algu- 
nas familias de Españoles. Hay en éste pueblo una magnifica Iglesia Parro- 
quial, y una Hermita de S. Sebastian, y tenia otras 4 capillas, que se hallan 
arruinadas. Es lugar muy frecuentado de los vecinos de Guatemala, que se 
retiran á el por los meses de Enero, y Febrero á tomar baños, en un delicioso 
río, que corre por su orilla. Dista 17 leg. de la Capital, y está en 14 gr. 15 ms. 
de lat. bor. y en 286 de long. 

Masagua, pueblo corto de Mulatos ; pero celebre por una Imagen de 
Ntra. Sra., que se venera en su Iglesia, á quien profesan los fíeles gran devo- 
ción, y concurren muchos en peregrinación á visitarla : era tanta la multitud de 
personas, que se juntaba, en éste parage el 1- Domingo de Febrero, en que 
se celebra la fiesta principal de la citada Sra., que para evitar los desordenes, 
indispensables en semejantes concursos, mandó el Sr. Arzobispo de ésta Dió- 
cesis, se llevase la Imagen á la cabezera, para la festividad, y después se 
volviese á su Iglesia: y asi se ha practicado desde el año de 1791 hasta el pre- 
sente de 1800. Hallase el pueblo de Masagua á 3 leg. del precedente. 

20 PARTIDO GUAZACAPAN 

Guazacapan, sobre la costa del" mar del sur, fue pueblo muí grande: 
tenia fuera de la Iglesia Matriz, 4 Hermitas : su vecindario consta de 1.720 
Indios 18 Españoles, y 346 Mulatos : es cabezera de curato, y antiguamente, 



(1) Esta magnífica obra es de granito; debiese a la iniciativa de Rodrigo de Fuentes y Guz- 
mán, Alcalde Ordinario de la ciudad de Guatemala. Se comenzó a construir el 17 de febrero de 1592 
y se terminó en el mismo año. Pone en contacto a las cabeceras departamentales de Santa Rosa y 
Jutiapa. A poca distancia del pueblo de Los Esclavos las aguas del río forman un salto y una 
catarata llamada "Salto Grande". (V. M. Díaz). 

(2) ístapa o Istatapan. Véase a Fuentes y Guzmán, tomo II. páginal 50. (V. M. Díaz). 

21 



lo era de la Alcaldía Mayor de Guazacapan, que se componía de una parte de 
los pueblos de ésta Provincia, y á mediado este siglo 18^, se agregó á la de 
EscninÜa. 

Sta. Cruz ChiquimáUlla 2 leguas del precedente : aunque este lugar es 
de los menos antiguos de esta comarca, es en el día el mas populoso de toda 
ella, pues tiene algunos Españoles, 1108 mulatos y 6144 Indios, estos hacen 
siembras de arroz, de que proveen á la Capital. 

4* PROVINCIA DE ZONZONATE 

La 4- es la de Zonzonate: Esta Provincia al cpntrario de la precedente, 
es de muí corta extensión, pues solo tiene 18 leguas E. O. ; y 13 de N. á S. : pero 
está mui poblada, contando 24684 habitantes en la Villa, y 21 pueblos, que 
componen 8 Curatos. Confina con el mar del Sur, por este rumbo ; con la Pro- 
vincia de Escuintla por el O. : por el E. con la de San Salvador; y por el N. con 
la misma, y la de Chiqnimúla. Su temperamento es mui calido : sus frutos to- 
dos los de dicho clima, y de mui buena calidad : los principales renglones de su 
comercio son el bálzamo, la trementina, lacre, Uquidambar y otras resinas; 
también se da en sus tierras el algodón, cacao, azúcar, añil, ajonjóli, y arroz: 
otro ramo del comercio de este Partido son las esteras, que texen sus naturales, 
matizadas de diversos colores, de las que se sirven en Guatemala, para entapi- 
zar las salas. Es famoso en dicha comarca el Volcan de Izalco, por sus repe- 
tidas erupciones : la que hizo por Abril de 1798, fue mui copiosa, y se continuo 
por muchos días. ^^^ Los rios mas nombrados de esta Provincia son el de Paza 
que la divide de la de Escaintla; y otro que llaman el Rio grande, que se forma 
de innumerables ojos de agua lo que dio ocasión, á que apellidasen á la Villa 
que esta fundada á su orilla Zezontlatl, que quiere decir en lengua Mexicana 
400 ojos de agua, y corrompido este vocablo, la nombran Zonzonate. 

La Villa de la Santísima Trinidad de Zonzonate, sobre el citado río 
grande. Capital de la Provincia es lugar regalado, aunque demasiado caliente : 
en el reside el Alcalde Mayor: tiene caxas reales, con un Tezorero. El Ca- 
bildo de esta Villa se compone de dos Alcaldes, Alférez Real, Alguacil Mayor, 
Alcalde Provincial, y Sindico. Hai en su vecindario 441 Españoles, 2795 La- 
dinos, 185 Indios. Ilustran este lugar quatro conventos de Religiosos, Domi- 
nicos, Franciscanos, Mercedarios, y de San Juan de Dios. ^^^ 

La Iglesia Parroquial és espasiosa, y fuera de ella hay 3 Hermitas, la 
de la Vera-Cruz, el Calvario, y Nuestra Señora del Pilar. Tiene un barrio, 
que llaman del Ángel, con su capilla, situado á la otra vanda del rio, y se co- 
munica con la Villa por un puente de calycanto; 3 pueblccillos de indios inme- 
diatos, y varias Chacras, y huertas, para el regalo, y recreo de sus vecinos. 
Esta en 13 gr. 35 ms. de lat. sept. y en 287, y 20 ms. de long. á 45 legs. de la 
Metrópoli. 



(1) Se llama al Izalco "El Faro de Centro América". Tiene de altura 1,830 ms. (V. M. Díaz). 

(2) Nota: Y antiguamente tubo un Beaterío del orden de Santo Domingo, que se asegura fundó 
el Señor Don F. Juan Zapata, y Sandoval Obispo de Guatemala; donde vivían algunas mugeres, con 
gran recogimiento, y edificación; pero este solo duro medio Siglo; pues habiéndose arruinado la 
casa, y no teniendo las Beatas como repararla, se retiraron á casas particulares, acia el año de 1680. 

22 



h 



Acaxntla, puerto á 4 leguas de la Villa, es una ensenada abierta, sin 
abrigo alguno; pero no obstante su incomodidad, y ser la costa muy braba, 
sirve de escala á las naves, que vienen del Perú, con registros de vino aguar- 
diente, azeite, pasas, azeitunas, pellones, y otros frutos de aquellas tierras : 
y lleban en retorno añil, zarza, bainillas, alquitrán, brea, y otras producciones 
de\ pais : lo que hace considerable el comercio de esta Prov. ^^^ Desc^ubriolo 
D. Pedro de Alvarado, en el viaje que hizo al Perú el año de 1534. (Juarros 
está equivocado en este dato. — V. M. Díaz.) 

Ntra. Sa. de la Asunción Agnachapa, uno de los mejores pueblos de esta 
región, de mucho comercio, y competente vecindario, pues tiene 164 Españoles, 
1383 mulatos, y 2500 indios : hay en sus cercanías muchos trapiches, y el azú- 
car, que se fabrica en ellos, es el mas estimado del Reyno. 

Izálco, lugar tan populoso, que por orden de Su Magestad se le pusieron 
dos Curas, cada uno con su Iglesia Parroquial, la 1- intitulada la Asunción, 
y la 2' Ntra. Sra, de los Dolores; pero en el dia se halla atenuado, sin embargo 
de tener mas de 6000 moradores. 

5^ PROVINCIA LA DE SAN SALVADOR 

La 5' Provincia es la de San Salvador o Cuscatlan que quiere decir en 
lengua del pais tierra de preseas: conquistóla Don Pedro de Alvarado, año de 
1525, y habiéndose sublevado sus Caziques, los sojusgó el mismo Adelantado, 
el año siguiente, á su regreso de Honduras : y por que la Ultima victoria, que 
acabó de sujetar esta comarca, se alcanzó el 6 de Agosto, dia en que celebra la 
Iglecia la Transfiguración del Señor, la Ciudad principal de ella se intituló 
San Salvador. Y por la misma razón, en tal dia, se sacaba el Real Pendón 
todos los años en la expresada Ciudad, con la pompa, y acompañamiento, que 
se estila en muchos lugares de America: llevando también en triunfo la espada 
del citado Don Pedro de Alvarado, que se guarda cuidadosamente en el pueblo 
de Mexicanos : esta augusta ceremonia se ha trasladado á la Pasqua de Navi- 
dad en atención, á que dicho dia 6 de Agosto, es tiempo de aguas, y en que están 
ausentes de la Ciudad los principales de su vecindario. La Provincia de San 
Salvador tiene 50 leguas de largo, y 30 de ancho: linda por el O., con la de 
Zonzonate: por el E. y N. con la de Comayagua: por el NO., con la de Chi- 
quimula: y por el S. con su mar. Es la mas bien poblada del Reyno: cuenta 
137270 habitantes : asi Españoles, como gente de color, en 2 Ciudades, 4 Villas, 
121 pueblos, y muchos valles, y haciendas. Los Indios de este Partido están 
muy civilizados, todos hablan la lengua castellana. Su comercio es el mas 
opulento de todo el Reyno : cuyo principal ramo es el añil que se ha hecho 
fruto privativo de el : pues aunque en las 4 Provincias, que llevamos delineadas 
habia muchos obrajes, en que se elaboraba; en el dia, es poca la que se hace 
fuera de esta comarca. Su temperamento es caliente : se dan en ella todas las 
frutas, maderas, gomas, animales, y demás producciones propias de estas 
costas: también hai minas de plata, fierro, plomo, ocre, yeso y bol. Tiene el 



(1) Nota: tratase de hacer una población inmediata á este puerto, á solicitud de Don Juan 
Bautista Irisarry, con la mira de fomentar la navegación de la mar del sur, tan útil á este Reyno: 
el Superior Gobierno á concedido licencia, para que se efectué la enunciada población, en auto de 
5 de Febrero de 1802. cometiendo la execucion al mismo Irisarry. 

23 



hermoso lago de Texacuangos, el de Gilopango, y muchos ríos, que la proveen 
de pescado : entre éstos es el mas famoso, el de Lempa uno de los mayores del 
Reyno ; pues quando va mas baxo no le faltan 70 toezas de ancho. Comprehen- 
de en su jurisdicción la celebrada costa del Balzamo, en que se cria con abun- 
dancia el árbol que produce este precioso licor : siendo el que se coge en la 
expresada costa el mas rico, y de mejor calidad, que se conoce, y por eso njuy 
estimado en todas partes. ^^^ Gobierna esta Región un Intendente de Provincia 
que reside en el Partido de San Salvador, y tiene un subdelegado, en cada 
uno de los otros de San Miguel, San Vicente, y Santa Ana: y amas de estos, 
otros dos en los pueblos de Sacafecolnca, y Chalatenango. 

1<? PARTIDO SANTA ANA 

El 1' Partido, siguiendo el rumbo, que hasta aqui hemos traido de O. 
á E. es el de Santa Ana: hay en el 6 Curatos, formados de 19 pueblos en que 
habitan once mil almas. Su temperamento es el menos calido de la Inten- 
dencia: su comercio algún añil, azúcar, crianza de ganado mayor, y menor. 

La Capital es el pueblo de Santa Ana Grande, llamado de esta suerte, 
asi por distinguirlo de otros que tienen la misma advocación, como por su 
numeroso vecindario, que pasa de 6000 personas, los 338 Españoles, 3417 
Ladinos, y los demás Indios : la Iglesia Parroquial es muy capaz : en este pue- 
blo reside el subdelegado del Intendente de San Salvador, hay estafeta de co- 
rreos, y un Reginiiento de Milicias, con 567 plazas. Dista 45 leguas de la 
Metrópoli. 

Chalchuapa, pueblo grande, bien edificado, y de bellas proporciones: 
componese su vecindario de Españoles, Mulatos, é Indios: cuyo principal có; 
mercio consiste en crianza de cerdos. 

S. Pedro Metapas: uno de los mejores pueblos de este Partido : su Igle- 
sia Matriz es de mui buena fabrica y ricamente adornada, y bien proveída : es 
cabeza de curato : tiene 4000 vecinos, de estos los 400 son Indios, y viven en 
barrio separado. Gobiernanlo 2 Alcaldes Españoles, que nombra el Intendente. 
Su comercio consiste en añil, azúcar, mais, y otros frutos: hai en sus contor- 
nos 5 Ingenios^ de fierro, en que se trabajan mas de 1500 quintales al año, A 2 
leguas de este Pueblo está la laguna de Guija, tiene 8 leguas de largo y 3 de 
ancho, cria muchas mojarras; y otros pezes : en ella tiene su origen el famoso 
Rio de Lempa. 

2<? PARTIDO S. SALVADOR 

El 2"^ Partido es el de San Salvador, el principal de la Provincia : hallase 
bien poblado, y se numeran en el 68660 habitantes en la Capital y 50 pueblos, 
repartidos en 11 Curatos. Aunque como hemos dicho, se dan en este cantón 
todas las producciones de tierras calientes; su quantioso comercio se reduce 
á la fabrica de añiles, á la que se dedican sus moradores con tal empeño, que 
se olvidan del cultivo, aun de los frutos de 1- necesidad. 



(1) Nota: Los Sumos Pontífices Pió 4? y S. Pió 59 el lo. el año de 1562, y el 2o, el de 1571 
declararon se puede usar de éste Balzamo Americano en la consagración del Sagrado Chrisma. 

Nota 2? esta apreciable planta, no solo nos provee de Balzamo, blanco, y negro; da también 
cierta almendra de la que se saca el aceite de balzamo; y unas florecillas, con que se hace el aguar- 
diente de balzamo: y también produce la materia de que se compone el licor, que llaman Balsamillo: 
drogas todas mui útiles á la Medicina. 

24 



La Capital, que lo es también de toda la Intendencia, es la Ciudad de 
San Salvador: está situada en 13 gr. 36 ms. de lat. bor. y en 288 de long. en un 
ameno Valle circunvalado de frondosas sierras que al nordeste terminan en 
un volcan, cuyas erupciones han causado grandes estragos : á este parage se 
trasladó 10 ó 12 años después de su erección, pues al principio estubo en un 
lugar, que llaman la Bermuda. Se fundó con titulo de Villa, el año de 1528, 
por orden de Jorge de Alvarado, Teniente de su Hermano D. Pedro, con el 
fin de tener sujeta la Provincia de Cuscatlan. Con este destino embió de 
Guatemala^ muchos Caballeros de la 1- nobleza, y á Diego de Alvarado 1*^ Al- 
calde Mayor, y Teniente de Capitán General de la enunciada Provincia: los 
que habiendo escogido sitio á proposito, para plantar la Villa, hicieron su erec- 
ción el dia 1*^ de Abril del expresado año, tomando posesión de sus oficios dicho 
Diego de Alvarado, los 2 Alcaldes, el Alguacil Mayor, y 6 Regidores, que nom- 
bró Jorge de Alvarado. Habiéndose aumentado considerablemente esta po- 
blación, le concedió honores, y titulo de Ciudad el Señor Emperador Carlos 5*^ 
en cédula de 27 de Septiembre de 1545. A la Iglesia Matriz se le dio la advo- 
cación de San Salvador, y se hizo 1'^ Cura de ella al P. Pedro Ximenes. En el 
dia la sirven 2 Curas Rectores. En esta Iglesia descanzan las cenizas del 
limo. Sr. D. Fr. Juan Ramires Obispo de Guatemala, cuyo cuerpo se encontró 
incorrupto 6 años después de sepultado. 

Amas de ella hai 4 Hermitas, la del Calvario, la de S. Estevan, otra de 
Sta. Lucia, y la de la Presentación de Ntra. Sra. donde se venera una Imagen 
de Maria Santísima con el niño Jesús en los brazos, que es el asilo de la Ciu- 
dad en las calamidades publicas. Adornan esta Metrópoli 3 Conventos de 
Religiosos : el de Dominicos, que se fundó el año de 1551 : el de Franciscos, 
erigido el de 1574 y el de la Merced el de 1623 : en cuyas Iglesias, y la Matriz 
se cuentan 60 Cofradías. Reside en ella el Sr. Intendente, con su Acesor, Te- 
sorero Real, y Contador : hai Estafeta de Correos : Administración de Alcaba- 
las, Factoría de Tabacos, Diputación Consular, 2 Batallones de Milicias arre- 
gladas que constan de 1534 plazas, y fueron creados el año de 1781 : un lucido 
Ayuntamiento : y numeroso vecindario compuesto de 614. Españoles, 10860 
Pardos y 585 Indios. Sus calles son rectas, las casas cómodas, la plaza bien 
abastecida. Dista 60 leguas al ESE de Guatemala. 

Los pueblos mas nombrados de este Partido son Nejapa, Te juila, S. Ja- 
cinto, Snchitoto, Cojntepeqne, Texacnangos, Oloenüta, Tonacatepeqne, Chala- 
tenango, Masagua: todos cabezas de Curatos, que administran Clérigos Se- 
culares. 

39 PARTIDO SAN VICENTE 

El 3- Partido es el de San Vicente, que comprehende 5 curatos, en los 
que se cuentan 20310 individuos, habitantes en la Capital, en la Villa de Titi- 
guapa, en 12 pueblos, y en varias haciendas, y obrajes: es algo mas calido, 
que el antecedente, y su comercio consiste principalmente en Tintas y Tabacos. 

La Capital es la Villa de San Vicente de Austria, o Lorenzana: poblóla 
de Españoles D. Alvaro de Quiñones Osorio Presidente de esta Real Audien- 
cia, acia el año de 1638, y el Rey en premio de este servicio le dio el titulo de 
Márquez de Lorenzana, que obtuvo por muerte de D. Alvaro, su hijo D. Diego 

25 



de Quiñones ; quien en virtud de el nombró Juez, que administrase justicia en 
la citada Villa; pero este nombramiento fue desaprobado por S. M., en cédula 
de 30 de Abril de 1643 por corresponder su gobierno al Alcalde Mayor de San 
Salvador. 

Hallase la Villa de S. Vicente en la altura de 13 grados, 74 leguas de 
Guatemala, entre las Ciudades de S. Salvador, y S. Miguel, 14 leguas al E. de 
la 1- y 23, al O. de la 2- plantada en la falda de un monte, cuya sima se eleva 
dos leguas, y en su basa hai unas cabernas, por donde brota con grande es- 
truendo, agua caliente, de muy mal olor. Circunvalan los arrabales de esta 
Villa dos ríos caudalosos, uno por el lado del norte, y otro por el del Sur. Su 
temperamento es calido y húmedo, pero sano. Su Iglesia Parroquial bastante- 
mente amplia, larga de 70 varas : á tres quadras de -ella está la de Ntra. Sra. 
del Pilar, que es de tres naves, cubierta de bobedaj y aunque reducida, de pri- 
morosa arquitectura, y costoso adorno : Templo que construyó á sus expensas 
el devoto Caballero D. Francisco de Quintanilla: y á 4 cuadras acia el poniente 
la Hermita del Calvario : y se está actualmente edificando un Convento para 
Religiosos Franciscos. Tiene la Villa de S. Vicente mui lucido Ayuntamiento, 
y 518 familias de vecindario: las 41 con 218 individuos Españoles: y las 477 
con 3869 Pardos, 

Es Patria de la insigne Matrona Doña Ana Gnerra, de Jesús, que mu- 
rió en Guatemala con grande opinión de Santidad, el año de 1713, su vida es- 
crita por el Padre Antonio de Siria de la Compañía de Jesús, que fue su Con- 
fesor, se imprimió en dicha Capital año de 1716. 

Sacatecoíuca, el mayor pueblo de este partido, y uno de los mejores del 
Reyno, está situado al pie del volcan de S. Vicente,^diametralmente opuesto á 
la Villa, pues esta se halla por el lado del norte, y aquel acia el sur. Tiene 62 
familias, con 209 individuos de Españoles : 902 con 3087 personas de Mulatos : 
299 con 1592 Indios: hai en Sacatecoluca 2 Alcaldes Españoles, 2 Pardos, 1 
Indio, que administran justicia, cada uno á los de su casta. 

Apastepeque, pueblo grande, y de mucho nombre por la feria de tintas^ 
que se hacia en el en 1° de Noviembre : está plantado á una legua de la Villa 
de S. Vicente en la falda de la misma montaña, su temperamento es templado : 
tiene algunas familias de Españoles : en el dia es cabezera de Curato erigido 
acia el año de 1774 pues antes era annexo de la Iglesia de S. Vicente. 

Istepeque pueblo famoso por su tabaco, el mas apetecido del Reyno. 

Tepetifan, población inmediata á Istepeque: en ella tiene S. M. una 
suntuosa Factoría de Tabacos. 

4<? PARTIDO S. MIGUEL 

El 4- Partido, y el mas Oriental de esta Provincia es el de San Miguel, 
que confina con la de Comayagua, por el N. con la Cholufeca, por el E. por el 
O. con el de S. Vicente, y con el mar del Sur, por este rumbo. Es de tempera- 
mento sumamente calido, y enfermiso, por lo que está al presente menos pobla- 
da que lo que era; sin embargo tiene 35300 habitantes, en la Ciudad de S. 

26 



Miguel, Villas de S. Alexo, y de Chapeltique, en 40 pueblos, algunos Valles, 
y haciendas, que están distribuidos en 7 Curatos : su comercio es como en el 
antecedente añil, y tabaco. 

Hai en sus costas 2 puertos : el uno llamado de Jiquilisco, cuya entrada 
dista 6 leguas al E. de la barra del Rio de Lempa; esta se haya serrada por va- 
rias Islas, que abrigan y defienden el sitio de su anclagc. Muchos creen que 
esta es la celebrada Baia de Fonseca, que descubrió Gil Gonzales D avila año 
de 1522. El otro nombrado de Conchagaa^^s una grande ensenada capaz, de 
que entren en ella toda especie de embarcaciones : hallase situado en los con- 
fines de este Partido, y de la Choluteca. 

La Capital es la Ciudad del mismo nombre, sita en 12 gr. 50 ms. de lat. 
sept. y en 289 de long. Fundóse el año de 1530, por Luiz de Moscoso, de orden 
de D. Pedro de Alvarado, con el titulo de Villa; pero el año de 1599 ya tenia 
el de Ciudad. Su Iglesia Matriz es muy decente y bien proveída de ricos orna- 
mentos : tiene 2 conventos de Religiosos uno de Franciscanos, y otro de Merce- 
darios; una Hermita del Calvario: Ayuntamiento, y 5539 vecinos, los 239 Es- 
pañoles, y 5300 Mulatos. Dista 12 leguas de la costa del mar del Sur, 37 de 
S. Salvador, y 97 de Guatemala. 

S. Juan Chinameca, cabezera de curato, pueblo grande, cuyo vecindario 
que la mayor parte es de Ladinos, pasa de 2400 individuos : es el lugar de 
mejor temperamento de este Partido, y se dan en sus contornos frutas de tierra 
templada, semillas, y legumbres, de que proveen á la Ciudad de S. Miguel. 

Las Estanzuelas, establecimiento corto de Ladinos, ó Mulatos; pero lo 
hace digno de nota una fuente termal, que hay en el, cuyas aguas petrifican 
las ojas de los arboles, y quanto cae en ellas. 



CAPITULO III 
De las 5 Provincias, que se hayan situadas acia el mar del norte 

1^ PROVINCDV LA DE VERAPAZ 

La 1- Provincia que se encuentra por la banda del norte, siguiendo el 
rumbo de O. a E. es la de la Vera-paz, que los Indios llamaban Tezulutlan, y 
los Españoles apellidaron Tierra de guerra, por lo belicoso de sus habitantes, 
á quienes no pudieron sujetar por armas, quantas veces lo intentaron: diole 
el nombre de Vera-paz el Sr. Emperador Carlos V, por haber recibido la fe, 
por sola la predicación del Evangelio. Emprendieron la conquista de esta co- 
marca los Religiosos de Santo Domingo, el año de 1537; y habiendo reducido 
al rebaño de Jesu-Christo casi toda la Provincia: por los años de 1552, entraron 
en la de Acola, donde anunciaron la fé católica Fr. Domingo Vico, y otros Re- 
ligiosos : logrando dicho Fr. Domingo y Fr. Andrés López rubricar con la san- 
gre de sus venas su predicación, el 29 de Noviembre de 55. En el de 1603 y 
los siguientes conquistaron los citados PP. de Sto. Domingo la Provincia del 
Manché, contigua á la Vera-paz, consiguiendo que recibieran el Sto. bautismo 
8 Pueblos. El de 1674 y los 2 siguientes hicieron varias entradas algunos 

27 



Religiosos del mismo orden, en tierras de otra nación, que llaman el Chól, 
sita al noroeste de la Vera-paz, con tan feliz éxito, que lograron bautizar 2346 
Indios Choles, con los que fundaron 11 pueblos; pero á poco tiempo se vol- 
vieron al monte, hasta que el año de 1688 entró el Alcalde Mayor de esta Pro- 
vincia á la montaña, saco á los Choles, que encontró, y los pobló en el valle de 
Urran, donde permanecen el día de hoy. Restan en gran parte por conquistar, 
en las inmediaciones de la Vera-paz las naciones de Alcalaes, Mopanes, Choles 
y Lacandones. Esta comarca es habitada de solo Indios, no hay en ella Es- 
pañoles ni Mulatos ; sino es en uno, ú otro pueblo, por que con esta condición, 
se sujetaron sus naturales al Rey de España. Gobiérnala un Alcalde Mayor. 
Y por lo Espiritual, 1°, estubo á cuidado del Obispo de Guatemala: el año 
de 1538 se puso baxo la jurisdicción del Obispo de Chiapa: el de 1559 se hizo 
Obispado la Vera-paz, y fué su 1- Obispo el Sr. D. Fr. Pedro de Ángulo, uno de 
los primeros Religiosos que entraron en ella á predicar el Evangelio, y el que 
mas trabajó en doctrinar á sus naturales: le succedieron los SS. D, Fr. Tomas 
de Cárdenas, D. Fr. Pedro Peña, D. Fr. Antonio Hervias, todos del orden de 
Sto. Domingo, y últimamente D. Juan Fernandez Rosillo, que ocupó esta silla, 
hasta el año de 1607, en que se agregó la Vera-paz á la mitra de Guatemala. 
Administra en ella los Sacramentos, la Religión de Sto. Domingo. Consta todo 
este Partido de la Capital, 13 pueblos y 3 Valles, que componen 10 Doctrinas, 
y hay en el 49.583 habitantes. 

Confina la Provincia de Vera-paz por el N. con la de Yucatán: por el 
S. con las de Totonicapan y Solóla: por el O. con la de Chiapa; y por el E. con 
la de Chiqnimttla, y el golfo Dulce. Es tierra en extremo quebrada, y fragosa, 
sumamente húmeda, asi por las continuas lluvias, que caen en ella todo el 
año; como por los innumerables rios que la inundan. Mas sin embargo de 
esto, su aire es sano: el temperamento en partes es caliente, y seco; y en par- 
tes húmedo. En sus bosques se dan arboles muy corpulentos, hai cañas de 
cien pies de largo : y su grueso correspondiente : encuentranse maderas exqui- 
sitas, como el Guayacan, que se tiene por incorruptible. Dragos, de que se 
saca la goma llamada sangre de drago: abunda el liquidambar, copales, alma- 
cigos, varías especies de balzamos, y otras plantas aromáticas : se coge el 
achiote, el age, y otras drogas. Sus montes están llenos de fieras, y animales 
monstruosos, como la Danta, tigres, leones, y otros animales, propios del pais : 
no es menor la variedad de peces que se cogen en sus rios, entre estos sobre- 
sale el Manatí, ó Bezerro marino, por su gran corpulencia : las aves canoras, 
y de hermosos plumages, ^^^ que se cruzan por sus selvas, la hacen un paraíso : 
se dan perdices en este cantón del tamaño de una gallina. El comercio de sus 
moradores consiste principalmente en hilados de algodón. ^^^ 



(1) Nota: Entre las aves estimadas por su pluma, que se dan en la Verapaz, tiene el 1? lugar 
el Quezal; que también se cria en la Provincia de Quezaltenango, de donde debió tomar el nombre: 
es propria de este reino, y la mas vistosa, que se conoce en el: su plumage es de un verde esmal- 
tado muy hermoso, tiene unas plumas largas en la cola, de que se sirven los indios en sus danzas, 
y que se llevaban á los Reyes de México, como un regalo mui apreciable: teníase gran cuidado de no 
matar estos pájaros, quitabansele las plumas, y se soltaban: los mismos Quezales parece, que conocen 
el valor de su cauda, y asi fabrican sus nidos con dos puertas, para que entrando por una, y saliendo 
por otra, no se estrugen sus preciosas plumas. 

(2) Véase la nota cuarta, tomo II, página 6?, donde se completa. (V. M. Díaz). 

28 



La Capital se intitula La Imperial Ciudad de Santo Domingo Coban: es 
la mayor población de Indios que tiene el Reyno, pues hai en ella mas de doce 
mil individuos : es sede del Alcalde Mayor, y lo fue de los Obispos de Verapaz. 
Está en 15 grados 15 ms. de lat. bor. 286 gr, 30 ms. de long. á 50 leguas de 
Guatemala. ^^^ 

Los otros pueblos de esta Provincia no ofrecen cosa, que llame la aten- 
ción: los mas numerosos son San Pablo Rabinál, San Mateo Sálamá, Sta. 
María Cahabon. 

La Nueva Sevilla, Villa desolada: fundáronla algunos Españoles que 
salieron de Yucatán, acia el año de 1544 en un llano situado á 3 leguas de las 
Bodegas del Golfo, sobre el Rio Polochic, jurisdicción de Amatique. ^^^ Fué 
despoblada, el de 1549 en virtud de Real Cédula de 1547, expedida por quejas 
que se dieron á S. M. de parte de los Indios de dicha Provincia de la Vera-paz. 

PARTIDO DEL PETEN 

Entre la Verapaz, Chiapa, y Yuca^n está la famosa laguna del Itza, ó 
del Peten, es de figura oblonga, y como de 26 leguas de circunferencia: en 
partes tiene 30 brazas de fondo, y en partes mas : sus aguas son buenas y cria 
mucha pesca : á dos leguas de la orüla está el Peten ó Isla grande, corte de los 
Indios Itzaes, es mui alta, y empinada, y tiene en la cima un plano, como de 
un quarto de legua de diámetro, donde habitaban los citados Indios con su 
Rey Canek. En éste lugar se fundó un presidio en virtud de cédula de 24 de 
Enero de 1698. A corta distancia de ésta isla hay otras 4 menores: dichas 5 
Islas, todo el lado de la laguna acia el E. y la cordillera vecina estaban muy 
pobladas de Indios de diversas naciones; hoy no han quedado mas que 7 
pueblos, y en toda la comarca 2555 personas. Este partido por lo temporal 
pertenece al Reyno de Guatemala, y es gobernado por el Castellano del Peten : 
por lo espiritual toca al Obispo de Yucatán, y es servido por 5 Curas. Con- 
quistó la enunciada Región D. Martín de Ursua, y Arismendi, Gobernador de 
Yucatán, quien enarbolo el estandarte Real en el Peten, y tomó posesión de 
la Isla en nombre de S. M. el 13 de Marzo de 1697. La tierra de este cantón 
és muy fértil; cogense dos cosechas de mais, crianse arboles de pimienta de 
Chiapa, brasil, balzamo, bainillas, algodón, cacao, pinas, ciruelas, y otras fru- 
tas ; también se dá el ctñil, grana, y achiote; el temperamento és templado, 
el aire sano, el pais alegre, abunda en caza, tiene buenos pastos, y caudalo- 
sos rios. 

La Capital es la fortaleza, que como diximos se estableció en el Peten, 
ó Isla grande : esta se halla en 16 grad. de lat. 286 y 30 ms. de long. 165 leguas 
al NO. de Guatemala; intitulase el Castillo de N. Sra. de los Remedios, y S. 
Pablo, en él reside el Gobernador, y el Vicario Ecleciastico. Entre los muchos 



(1) Este párrafo se completa en el tomo II, página 6, nota quinta. (V. M. Díaz). 

(2) Nota: La Alcaldía Mayor de Amatique, que estaba un'da á la Castellanía del Golfo, se 
extendía 35 leguas de E. á O. y 30 de N. á S. confinaba por el E. con la Provincia de Honduras; 
por el S. con las de Acasaguastan, y Vera-paz: por el O. con tierras de Indios Barbaros, y por el N. 
con su mar. No tenia mas, que esta Villa, y 3 pueblos, qu§ habiéndose asolado, de resulta de 
algunas pestes, se extinguió la Alcaldía. 

29 



ídolos que tenían en ésta Isla los Itzaex, se encontraron en gran veneración 
algunos huesecillos que se vino á averiguar, eran del caballo que les dejo D. 
Fernando Cortes, por enfermo quando pasó para Honduras. 

A 10 leguas de ésta laguna comienza la sierra del Alabastro, en la que 
también se encuentra Jaspe verde, morado, rubio, y de otros colores. 

En uno de los montes de este partido, se descubrieron el año de 1797, 
unas piedrecillas, perfectamente esféricas, y tan sólidas, que pueden servir 
de balas, para fusiles, pistolas, y cañones desde el calibre de á 4 hasta el de 24. 

2* PROVINCIA DE CHIQUIMULA 

La 2' es la Provincia de Chiquimúta, tiene por colindante al O. la de 
Verapaz, al E. la de Comayagua: al S. las de Escuintla, Sacatepequcs y Zon- 
zonate : y el mar del norte por este rumbo. Cuentanse en esta comarca 52423 
habitantes de todas castas, en 30 pueblos, algunos valles y muchas haciendas, 
y trapiches: repartidos en 12 curatos, servidos todos por clérigos seculares: 
pues en ella nunca han tenido doctrinas los Regulares. Es de temperamento 
caliente, excepto uno, ú otro pueblo que hay frió ó templado. Produce mucho 
jnais, frijol, arroz, cacao, melones, séfndias, algodón, y sobre todo caña de azú- 
car, de que hacen panelas ^^^ que es uno de los principales ramos de su co- 
mercio. Hay excelentes pastos y crianza de ganado vacuno, y de cerda, de 
muías y caballos, de que se proveen los Arrieros, que abundan en éste pais, 
para conducir cargas á bordo, y del Golfo á Guatemala: se encuentran en 
éste partido minas de oro, plata, talco' y otros metales y piedras : en el dia las 
de mas nombre son las de Alotepeque. Los rios mas famosos de esta región, 
son el del Golfo dulce, el rio grande, célebre por criarse en el cierto peje que 
llaman Bobo, ^2) el mas regalado que se conoce en el Reyno, y que no se da, 
mas que en este rio, y en el de la ciudad de Comayagua : nace en la provincia 
de Chimaltenango, y en su dilatada carrera recibe otros muchos, después toma 
el nombre de Motagua: és raya divisoria de esta Provincia y la de Hondu- 
ras; ^^^ y desagua en el Occeano 8 leguas al E. de la boca del río del Golfo: 
tratase de establecer la introducción de los géneros de Castilla, por este río, 
que es navegable hasta Gualan. Su lengua materna es la Chorti. 

Es indubitable que esta región fue habitada de monstruos Gygantes. 
Afirma un escritor verídico que á fines del siglo 17° se encontraron en la Ha- 
cienda del Peñol, situada en ésta Provincia, algunos esqueletos, cuyas canillas 
tenian de largo ya dos varas, ya siete quartas, y á proporción eran los demás 
huesos: y que queriendo D. Tomas Delgado de Naxcra sacar algunos de éstos 
huesos, para llevar á Guatemala, no pudo conseguirlo, por que se le deshacían 
entre las manos. 



(1) Nota: llaman en éste pais Panelas 6 rapaduras, á unos pequeños panes de azúcar sin 
purificar, de color moreno, y de un sabor tan dulce qu^ luego empalaga: tienen un consumo inmenso 
en todo el Reyno: se sirven de ellas, no tanto, para comer, quanto para hacer aguardiente, y chicha, 
que es una bebida con que se embriagan los Indios, y se hace de varias materias, y diversos modos. 

(2) Nota 2'? este pez solo se puede llamar Bobo por ironía, pues es sumamente ligero y vivo, 
de suerte que cuesta gran trabajo pescarlo, tiene de 2 á 3 pies de largo, el pellejo gruezo, la carne muy 
gorda, y sabrosa: por donde se vé que és de distinta especie del pez, que con el nombre de Bobo 
describe Alcedo. 

(3) Esta es una inexactitud en la que incurrió Juarros. El Tribunal de Arbitraje en la cues- 
tión de límites entre Guatemala y Honduras, estudió la documentación que terminó con un fallo 
favorable a los dos países. (V. M. Díaz). 

30 



Divídese esta Provincia en 2 partidos que eran 2 Corregimientos, inti- 
tulado el uno de Zacapa y Acasaguasflan; y el otro de Chiquimula. Comprehen- 
de el 1'=' los 8 pueblos, y los valles, que se hallan situados en la parte occidental 
de dicha Comarca : y el 2- los 22 pueblos, y demás lugares de la parte oriental. 
Los expresados corregimientos se reduxeron á uno, que se denomina de Chi- 
quimula, y Zacapa, por los años de 1760, ó poco después. 

19 PARTIDO ACASAGUASTLAN 

Los pueblos mas considerables del 1"^ Partido son S. Agnsfin de la real 
corona, ó Acasaguasflan, es lugar grande, y fue Capital del Corregimiento de 
su nombre, y residencia de los Corregidores: és cabeza de durato, cuyo 
territorio era de tanta extensión, que con los Valles que se le segregaron se 
formaron los curatos de Sansaria, y Tocoy. 

S. Pedro Zacapa, pueblo de bastante vecindario, tiene algunas familias 
de Españoles, y muchas de mulatos, é Indios: es cabezera de curato, y del 
partido, pues en el asiste el Teniente del Corregidor. 

Está en éste partido el Golfo Dulce que mando fortificar el Sr. Presi- 
dente D. Diego de Avendaño por los años de 1647, y desde este tiempo se 
comenzó á frecuentar, de modo, que en mas de un siglo, ha sido el único de 
los que tiene el Reyno, en el mar del norte donde han descargado las naos de 
España. Dicho Golfo es una laguna de agua dulce distante 72 leguas de la 
capital, á la que le entran muchos ríos, que la haden navegable : tiene 6 leguas 
por cualquiera rumbo, que se mida: y desagua por un brazo que llaman el 
rio del golfo en el mar del norte, á 14 leguas de la citada laguna, en altura de 
15 gr. 25 ms. y en 287, 30 ms. de long. de suerte que la boca del expresado 
río, está en el centro del ángulo, que forma la costa de Walis, ó Yucatán; 
desde el cabo de Catoche, distante 120 leguas N, S. de dicho centro: y la de 
Honduras, que se extiende 68 E. O. hasta la punta de Castilla, cuyo seno se 
nombra el Golfo de Honduras. A orillas de la enunciada laguna hay un 
reducto llamado el Castillo de S. Felipe ó del Golfo. ^^^ 

No distante de la referida boca del rio del Golfo, hay una ensenada que 
llaman el Puerto de $to. Tomas de Castilla, por haberse descubierto dia de 
Sto. Tomas de Aquino, 7 de Marzo de 1604, siendo Presidente D. Alonzo 
Criado de Castilla. El motivo, que se tubo para preferir este puerto de Sto. 
Tomas, al de la Caldera de la punta de Castilla, y Puerto Caballos, para el 
desembarco de las naves, que arriban á la costa de Honduras, fueron los 
repetidos robos, que hicieron los Piratas en los mencionados puertos. Pero 
á poco tiempo, fue necesario abandonar también el puerto de Sto. Tomas, 
porque estando situado en unas tierras en extremo áridas perecian de hambre 
las bestias, que conducían á bordo los efectos del Reyno, y traían á la Capital 
los de Castilla. Por lo que se estableció la entrada y salida de las mercaderías 
de ambos Reynos por el Golfo dulce. 



I 



(1) Nota: Este presidio se estableció el año de 1655, y lo aprobó S. M., en Cédula de 7 de 
Noviembre de 1658, y por otra de 26 de Febrero de lé87, encargó su conservación. 

31 



2^ PARTIDO CHIQUIMULA 

Los principales lugares del 2^ Partido son Chiqnimula de la Sierra, 
capital de toda la Provincia, y sede de su Corregidor : tiene mas de 2000 Indios, 
y 296 Españoles, y 589 mulatos. Está en 14 gr. 20 ms. de lat. bor. y en 287 
30 ms. de long. 50 leguas de Guatemala. 

Santiago Esquipulas, el pueblo de mas nombre, que tiene ésta comarca : 
es de temperamento húmedo y enfermiso : su vecindario se compone de Espa- 
ñoles, Indios y mulatos : tiene muy decentes casas, y un mesón, cosa que no se 
ve en otro pueblo : está plantado en un llano rodeado de cerros, en 14 gr. de 
lat. sept. 287. 30 ms. de long. 

A la orilla de este pueblo, está el celebre Santuario del Señor de Esqui- 
pulas: templo de los mas capaces, hermosos, y bien dispuestos del Reyno: es 
de tres naves, y en sus 4 ángulos se levantan 4 vistosas torres, sumamente ele- 
vadas : en la cabezera de la nave principal hai un primoroso camarín, donde 
está colocada la imagen de Christo Crucificado. Diciha sagrada efigie se 
esculpió en Guatemala, el año 1595, por el celebre artífice Quirio Cataño, y se 
puso en la Iglesia Matriz del pueblo de Esquipulas, donde se concilio tal ve- 
neración, con los prodigios y maravillas, que se obraron en favor, de los que 
le tributaban reverentes cultos, que se hizo la peregrinación mas famosa de 
todo el Reino, siendo innumerables las personas, que vienen en romería á 
visitar esta devota imagen ; no solo de las Provincias del Reino de Guatemala, 
sino aun de las de la Nueva España: especialmente el dia 15 de Enero, en que 
se celebra la fiesta principal de la expresada Efigie : en cuyo tiempo es tan 
grande el concurso de gentes, que se asegura llegaran a 85 mil las personas, 
que se juntan en el citado pueblo, unas por asistir á la festividad, y otras por 
hallarse en la gran feria, que se hace en el, por este tiempo. Siendo muy corta 
la Iglesia Parroquial de Esquipulas, para el inmenso concurso de Peregrinos, 
levantó el suntuoso templo, de que acabamos de hablar, el limo. Señor Arzo- 
bispo de Guatemala D. Fr. Pedro Pardo de Figueroa: cuyas venerables cenizas 
descansan en el Camarín de la enunciada Iglesia, á donde se trasladaron el 
año de 1758, en que se celebró su estreno, con extraordinaria solemnidad. 

3^ PROVINCIA DE HONDURAS 

La 3- Provincia que se nos presenta, siguiendo nuestro viaje de O. á E. 
por las costas del mar del norte, es la de Honduras ó de Comayagua: extién- 
dese E. O. á lo largo de dichas costas, teniendo por el O. á la Provincia de 
Chiquimula; por el S. la de San Salvador: por el SE. y E. la de Nicaragua: y 
por el N. el Golfo de su nombre: este le dieron los Españoles, que vinieron á 
conquistarla, por que deseando llegar á tierra, en ninguna parte de la costa 
hallaban fondo por su mucha hondura. También la apellidaron de las Hibue- 
ras, ó calabazas, por las muchas, que encontraron en ella. Es pais por lo 
general montuoso, pero sumamente fértil, produce mais, frixol, cacao, caña 
de azúcar, algodón: abunda en ganados, y es la Región, que tiene mas minas 
de oro y plata de todo el Reino. Su temperamento es calido y húmedo, y por 

32 



eso muy cnfermiso : esta puede ser la causa de hallarse tan despoblada, y 
haberse acabado muchas de las poblaciones, que tenia al principio, y estar tan 
atenuadas, las que le han quedado. 

Son innumerables los rios, y arroyos, que corren por esta Comarca ; los 
mas caudalosos son el de Camálecon (Chámale con), baxa del partido de San 
Pedro Sula, y tiene su boca 24 leguas de la del rio del golfo, pueden subir por 
el piraguas mas de 50 leguas. El de Ulna, que entra en el mar á 31 leguas del 
citado rio del golfo, es navegable, y viene de muchas leguas arriba de la Ciu- 
dad de Comayagua. El río de Lean, ó de los Leones, desagua en el mar 46 
leguas del golfo, nace en las montañas de Mnlia, y Lean, no se puede internar 
por el arriba de 30 leguas. Siguiendo la costa acia el E. á 84 leguas del golfo, 
está el rio de Aguan, pueden subir por el piraguas 40 leguas, corre mas de 70 
de poniente á levante, desde las montañas de sulaco, donde nace. El rio de los 
Limones, baxa de los montes de Olancho el Viejo, y desagua 90 leguas de la 
boca del rio del golfo, pueden subir por el piraguas. Caminando por el mismo 
rumbo, á 102 leguas del golfo, se enauentra la barra del rio Tinto: este es 
caudaloso, nace en el partido de Tegucigalpa. Media legua acia el oriente del 
expresado rio, esta el de Payas, suben por el canoas. El ultimo es el de los 
Plátanos, es grande, y desemboca á 106 leguas del golfo. Fuera de estos, tiene 
otros que desaguan en el mar del Sur, como son el de Nacaome, y el de la 
Choluteca, que desembocan en la ensenada de Conchagua, y algunos otros. 

Se cuentan en la costa de esta Intendencia 6 Puertos. !• el de Omoa es 
una bahia hondeable, y forma un puerto seguro, limpio, y recogido; capaz de 
que estén amarrados en el de 20, á 25 barcos: hallase á 17 leguas al E. del 
golfo Dulce, en la altura de 15 grados 23 ms. y en 288 gr. 50 ms. de long. 2' 
Puerto Caballos, 3 leg. al E. del precedente, es formado de dos ensenadas, 
en su entrada no tiene arriba de 3 palmos de agua, por lo que no es frecuen- 
tado. 3- el Puerto de Sal, á 37 leguas del golfo, en 15 gr. 25 ms. de lat. bor. 
es muy pequeño, y sin fondo. 4*? el Triunfo de la Cruz, es una ensenada gran- 
de, que se retira acia el SE., donde pueden dar fondo embarcaciones de todos 
tamaños, al abrigo de tres farallones, que llaman los Frailes. 5^ el de Truxillo, 
esta inmediato á la Ciudad del mismo nombre, distante 68 leguas del golfo 
Dulce : su boca mira al nor-nordeste, y tiene 6 leguas desde la Punta de Cas- 
tilla, al NE. hasta la de Quemara al SO.: en medio de esta bahia se halla la 
Isla Blanca. 6'^ el Puerto de Cartago, á 130 leguas del rio del golfo, en tierras de 
Indios brabos. 

Conquistó las citadas costas de Honduras Christoval de Olid, por comi- 
sión de Hernán Cortes año de 1523: mas lo interior de la Región fue subyu' 
gada por D. Pedro de Alvarado el de 1530 y los siguientes. Gobierna esta Pro* 
vincia el Intendente de Comayagua, quien tiene 7 subdelegados en Tegucigal- 
pa, Gracias á Dios, S. Pedro Sula, Tencoa, Yoro, Olanchito y Olancho el viejo; 
Y en lo espiritual el Sr. Obispo de Honduras. Divídese en 2 Partidos, el de 
Comayagua, que comprehende toda su parte occidental, y el de Tegucigalpa, 
que abraza todas las tierras, que tiene acia el oriente. El 1- era antiguamente 
gobierno y el 2-, Alcaldia mayor; en el dia, de los dos se compone la Intenden- 
cia de Comayagua : esta tiene 137 poblaciones entre ciudades, villas y pueblos : 
231 Valles, 93.501 habitantes. 

33 



19 PARTIDO COMAYAGUA 

1*^ El Partido de Comayagua, esta situado entre la Provincia de Chi- 
químuía, y la de Tegucigalpa: hay en el 59265 habitantes, en las haciendas, 
minas, valles, en 94 pueblos, en la Capital, y otros lugares de que están forma- 
dos 25 curatos. 

Truxillo, Ciudad en otro tiempo Capital de ésta Provincia, y sede de los 
Obispos de Honduras. Fundóla el año de 1524 Francisco de las Casas, Capitán 
que embio Cortes, contra Christoval de Olid, que se le habia sublevado: lla- 
móse asi, por que los principales de sus fundadores eran de la ciudad de éste 
nombre en Estremadura. El año de 1539 erigió su Iglesia en Catedral el Sr. 
Paulo III y por los años de 1582 se fundó en ella convento de S. Francisco, 
tenia también un hospital con el titulo de la Concepción de Nra. Sra., muy 
lucido Ayuntamiento, muchos vecinos Europeos: lo que junto con su bello 
temple, sus aguas saludables, y otras buenas qualidades la hacian un lugar 
cómodo y apreciable. Estaba inmediata al puerto del mismo nombre, celebre 
por haberse embarcado en el D. Fernando Cortes, quando volvió á México, 
de la jornada de las Hihueras. Este es cómodo y se hallaba fortificado, con un 
morro de 17 piezas de artillería, y algunos pedreros; pero no obstante estas 
defensas, dicho puerto fue invadido, y la ciudad tomada, talada, y destruida, 
por un tercio de Hereges Holandeses, el año de 1643 : y permaneció asolada, 
y desierta hasta el de 1789, en que por orden de S. Magestad se volvió á 
poblar la Ciudad, y á fortificar el puerto. En el dia se halla este guarnecido 
con tres fuertes, y en estado de una regular defensa; como lo acredito por 
Abril de 1797, en que habiendo acometido el citado puerto dos navios de gue- 
rra, y un bergantín Ingleses, fueron valerosamente rechazados, quedando 11 
muertos, y 9 prisioneros. La Ciudad, aunque comienza ahora á poblarse, no 
le faltan 80, ó 100 vecinos Españoles, y 300 negros : es gobernada por un co- 
mandante Militar, en quien reside la jurisdicción ordinaria; que tiene á sus 
ordenes un Destacamento de 200 hombres, del Regimiento Veterano fixo de 
este Reyno. Está situada en un terreno elevado 30 varas sobre el nivel del mar, 
entre los ríos Negro y Cristales.- en 15 gr. 20 ms. de lat, bor. y 291, 40 ms. de 
long. 95 leguas de Comayagua, y 239 de Guatemala. 

Gracias a Dios, Ciudad fundada por el Capitán Juan Chaves, año de 
1536. Está en un Valle ameno, al pie de un monte erguido, de cuya cima des- 
ciende un arroyo, que pasa por su orilla, y la provee de agua. Fué en sus prin- 
cipios uno de los mejores lugares del Reyno ; y se hizo memorable, por haberse 
establecido en el la Real Audiencia de los Confines de Guatemala, y Nicaragua, 
año de 1544. Tiene convento de Ntra. Señora de la Merced; que aunque corto, 
y pobre, es de los mas antiguos, de esta Religión, que hay en el Reyno. Su 
Ayuntamiento se compone de pocos Capitulares. Su vecindario se halla en 
el dia diminuto, y la Ciudad en gran decadencia. Esta en 14 gr. de lat. sept. 
y en. 288 gr. 30 ms. de long. 38 leguas distante de Comayagua, y 106 de Gua- 
temala. 

34 



Nueva VaUadoUd, ó Comayagua, Capital de la Provincia de Honduras: 
hallase plantada en un hermoso llano, inmediata á un río bien caudaloso, que 
la provee de regalados peces. Se fundó con titulo de Villa, el año de 1540, ^^^ 
por el Capitán Alonso de Caceres, de orden del Adelantado D. Francisco Mon- 
tejo, Gobernador de Honduras. El de 1544 mandó S. Magestad se fixase en 
ella la Real Audiencia de los confines; lo que no tubo efecto, asi por estar 
dicha Villa muy á sus principios; como por su mucha distancia respecto de 
Guatemala, Ciudad Real, y las mas de las Provincias del Reyno. En cédula de 
20 de Diciembre de 1557, se le dio titulo y honores de Ciudad. Su Ayunta- 
miento se dompuso l'^* de un Alcalde y 3 Regidores nombrados por la Real Au- 
diencia; pero el año de 1558 mandó la expresada Real Chancilleria se elijan 
cada año los enunciados Capitulares. Residia en ella el Gobernador de Co- 
mayagua, y ahora el Sr. Intendente de la Provincia con su Accesor, el Teso- 
rero, y Contador de la caxa Real. Hai un Batallón de Milicias, con 767 plazas. 
La Iglesia Parroquial de esta Ciudad tiene por titular la Inmaculada Concep- 
ción de Ntra. Señora, y es Catedral desde el año de 1561, en que con licencia 
del Sumo Pontifice, y del Rey, se trasladó á ella de Truxillo la silla Episcopal 
de Honduras. Su cabildo Eclesiástico se compone de Dean, Arcediano, Chan- 
tre, Maestre-Escuela, Tesorero, Penitenciario, y Doctoral. Adornan esta Ca- 
pital un Colegio Tridentino, cuya cátedra de Gramática esta dotada, por cédula 
de 21 de Septiembre de 1602, convento de S. Francisco, la Merced y S. Juan 
de Dios, que tiene á su cargo un Hospital: 2 Parroquias, la de la Catedral 
para Españoles, y la de la Caridad para Indios; y varias Hermitas. Se halla 
en 13 gr. 50 ms. de lat. 289 de long. á 144 leguas de Guatemala. 

S. Gil de Buena Vista, fué la V población que hicieron los Españoles en 
la costa de Honduras: fundóla Gil Gonzales D avila, el V que arribó á ella, 
el año de 1523 aun antes que tomase posesión de estas tierras, por el Rey 
Católico, Christoval de Olid : estaba situada junto al cabo de Tres puntas, al 
E. del Golfo Dulce. 

El Triunfo de la Cruz, Villa que fundó Christoval de Olid, quien le dio 
este nombre, por haber saltado en tierra el dia de la invención de la Sta. Cruz, 
del año de 1523. De estos dos lugares no ha quedado, mas que la memoria: 
asi como de la Villa de San Juan, que pobló D, Pedro de Alvarado, junto á 
Puerto Caballos, año de 1536 y otros de que hablan las historias. 

Naco Valle ameno, y espacioso, cercado de sierras, situado entre San 
Pedro Zula, y Puerto caballos : es famoso por haber degollado en el Francisco 
de las Casas, y Gil Gonzales Davila, á Christoval de Olid. 

San Pedro Zula, asi este lugar, como los dos que siguen, se intitulan 
Ciudades, y en efecto, en los tiempos pasados tubieron Ayuntamiento; pero en 
el dia se hayan en gran decadencia : la enunciada Ciudad de San Pedro Zula, 
fue fundada por D. Pedro de Alvarado el* año 1536. 

San Jorge Olanchito, conserva un mediano vecindario, de que están 
formadas 3 compañías de milicias, con 330 plazas : fundóla Diego de Alvarado, 
por orden de su Hermano D. Pedro, el año de 1530, 



(1) Este es un error: Comayagua fué fundada antes del año de 1537. (V. M. Díaz). 

35 



Sonagaera, al presente no es mas, que una población de Mulatos : esta 
20 leguas de Truxillo. 

YorOf Villa considerable, tiene 4 compañías de Milicias, con 400 plazas 
este lugar, y los tres precedentes son cabezeras de Curato. 

Tencoa, pueblo digno de notarse por cierta especie de pimienta, que se 
coge en su territorio. 

El Valle de Otancho, memorable por las inmensas riquezas, que se co- 
gieron en el rio de Guayape, que lo riega, y aun hoy se halla en sus arenas el 
oro mas apreciable del Reyno. 

El Valle de Morólica, celebre por sus quezos, los mejores del Reyno. 

Copan; Valle famoso, por su tabaco: y en otro tiempo Ciudad opulenta, 
y corte del Cazique Copan-Caíel, cuya conquista costó inmensos trabajos, y 
fatigas al Capitán Hernando de Chaves. Asegura el Cronista de este Reyno 
D. Francisco de Fuentes, que en su tiempo (es decir por los años de 1700) to- 
davía se conservaba entero, y perfecto el Circo Máximo de Copan. Era este 
una plazuela de figura circular, rodeada de pyramides de piedra, bien cantea- 
das, como de 6 á 7 varas de alto : veíanse al pie de estas pirámides figuras de 
hombres, y mugeres, de tamaño natural, perfectamente cinceladas, y que 
conservaban los colores, de que estaban esmaltadas ; pero lo mas singular de 
estas figuras era estar vestidas á la Castellana. En el medio de esta plaza, so- 
bre una graderia se halla el sacrificadero. Refiere el mismo Historiador, que 
á poca distancia del Circo, se encuentra una portada también de piedra, cuyas 
columnas representan la figura de un hombre, que como los del Circo, se ve 
vestido á la Castellana, con calsa, cuello escarolado, espada, gorra, y capa 
corta. Entrando por este pórtico, se admiran dos excelentes pyramides de pie- 
dra, bastantemente gruesas y elevadas, de las que cuelga una hamaca, y den- 
tro de ella dos figuras humanas de uno, y otro sexo, vestidas á la Indiana. Mas 
lo que causa asombro en esta machina es, que siendo tan grande, no se le ve 
juntura, ni soldadura alguna: y que no obstante su enorme peso, como que 
toda es de piedra, se mueve al impulso suave de la mano. A breve espacio de 
esta hamaca, se haya la cueva de la Tibulca: esta parece un gran Templo de 
bastante buque, y capacidad, cabado al pie de un cerro, adornado de columnas, 
con sus basas, socólos, capiteles y coronas ; todo perfectamente ajustado, á 
los principios de Arquitectura. Vese por sus costados, gran numero de ven- 
tanas, guarnecidas de piedra, labrada á todo costo. Cosas todas, que persua- 
den y convensen hubo en los tiempos antiguos, comercio y comunicación entre 
los habitantes de uno, y otro mundo. ^^^ 

San Fernando de Omoa, Fortaleza construida á orilla del puerto de estt 
nombre, en virtud de Real Cédula de 30 de Agosto de 1740, que ordenó se le- 
vantase un Castillo, en las costas de Honduras, con el fin de que sirviese de 
ante mural á la Provincia de Comayagua, y de surgidero á la goleta guarda 
costas, que debia ponerse, para defensa de las de esta Región. Emprendió la 
construcción de la enunciada fortaleza el Teniente General, D. José Vasquez 
Pre^o. Presidente de esta Real Audiencia año de 1752, y no se concluyó hasta 



(1) Véase el tomo II, página 6?, nota sexta, donde el lector hallará otros detalles. Véase 
también la obra de Fuentes y Guzmán, tomo II, página 137. Los datos de este autor son exage- 
rados. (V. M. Díaz). 

36 



el de 1775. El de 1780 la tomaron los Ingleses; pero se vieron precisados á 
abandonarla poco después, por lo enfermo del pais. Cerca de este Castillo hai 
una población de Negros, que son los únicos, que pueden sufrir el tempera- 
mento. Dista 17 leguas de San Pedro Zula, 62 de Comayagua, 101 de Gua- 
temala. 

Roafan, Isla distante 18 leguas de la costa de Honduras, al nordeste del 
puerto de Trnxillo: la punta del E. de esta Isla se halla en 16 gr. de lat. bor. y 
en 290 gr. 40 ms. de long. Tiene de 45 á 50 millas de largo, y de 6 á 10 de ancho 
según las irregularidades de sus ángulos : está rodeada de arrecifes, y esco- 
llos, que no permiten aterrar los barcos, sino en algunas pequeñas aberturas, 
poco conocidas. Su Puerto es de buen fondeadero, capaz y seguro, aunque 
algo expuesto á los Vendavales : este tiene dos entradas, la principal es bastan- 
te estrecha, no tanto por falta de capacidad, quanto por los bajos, que la ro- 
dean: la otra llamada Lacanda, es muy poco conocida, y de difícil acceso, por 
su tortuosidad, aunque puede admitir buques grandes. Dicha Isla es de clima 
calido y seco, y por consiguiente sano : su terreno es muy quebrado y montuo- 
so, escaso de aguas, y abundante de caza, y sus playas de pesaa especialmente 
de mariscos. El año de 1642 se apoderaron de ella los Ingleses, y la poseyeron 
hasta el de 1650, en que el Capitán D. Francisco de Villalva y Toledo los obligó 
á desampararla: y trasladando á los Indios, que la habitaban á un parage de 
la Alcaldía Mayor de Amatique, la dexó despoblada y desierta. Asi se man- 
tubo hasta el año de 1742, que la poblaron, y fortificaron los Ingleses: pero 
fueron desalojados de ella por el Presidente de Guatemala, acia el año de 
1780; y aunque la recuperaron el de 1796, dexando para su guarda 2000 Ne- 
gros; fué reconquistada el 18 de Mayo de 1797, por D. José Rossi, y Rubí, 
comisionado para esta empresa por el Señor Presidente y Capitán General de 
este Reyno. 

29 PARTIDO TEGUCIGALPA 

El Partido de Tegucigalpa comprehende las Villas de Tegucigalpa, y 
Xeres de la Cholnteca, otros 6 lugares de Ladinos, 17 pueblos de Indios, 13 
minerales, y muchos Valles y haciendas, de que están formados 10 Curatos: 
y en todo el se cuentan 34.236 habitantes de todas castas. Abunda este Can- 
tón en toda especie de frutos, maderas y animales; pero sobre todo en n^inas 
de oro y plata, en cuyo renglón es el pais mas rico del Reyno. Se halla situa- 
do entre las Provincias de Comayagua, al O. Nicaragua, al E. y al S. y los 
Indios Xicaques al N. 

La Capital es el Real de minas de Tegucigaípa, que en el día es el lugar 
mas poblado, y floreciente de toda la Provincia de Comayagua. Es residencia 
de un Subdelegado del Intendente : y tiene caxa Real subalterna de la de 
Comayagua con un Teniente de Ministro de Real Hacienda, y un Ensayador. 
Hay en el Ayuntamiento, compuesto de 2 Alcaldes, Alferes Real y 6 Regi- 
dores: un Batallón de Milicias Provinciales con 767 plazas: y un escuadrón 
de Caballería, con 168. Tiene Iglesia Matriz mui capaz. Convento de San 
Francisco, fundado el año de 1574, y otro de la Merced: 2 Hermitas que se 

37 



f 

intitulan el Calvario, y Nuestra Señora de los Dolores. Su temperamento es 
sano, aunque toca en caliente: dista 25 leguas de Comayagua, 148 de Gua- 
temala. 

Xeres de la Frontera, en el Valle de la Choluteca, es el lugar mas Meri- 
dional, y mas calido de este Partido : tiene titulo de Villa, y Ayuntamiento de 
Españoles establecido con permiso de la Real Audiencia, y un pequeño Con- 
vento de Mercedarios. Está en 12 gr. 50 ms. de lat, y 290 de long. 

El Corpus, mineral el mas famoso, que ha tenido este Reyno : produxo 
tanto oro, que se llego á dudar si lo era, y solo para el cobro de los quintos, 
se estableció caxa Real en este lugar; pero acabó traj idamente : está en la 
jurisdicción de la Choluteca. 

4^ PROVINCIA NICARAGUA 

La 4- Provincia es la de Nicaragua, la 1- de este Reyno que conquista- 
ron los Españoles: descubrióla Gil Gonzales Davila, el año de 1522: la pobla- 
ron, y gobernaron Pedro de Áreas, y Francisco Fernandez de Cordova, Capita- 
nes que acompañaron á* dicho Gil Gonzales. Confina por el N. con las Provin- 
cias de Honduras, y Tologalpa: por el E. con el Ooceano: por el S. con el go- 
bierno de Costa-Rica, y el mar Pacifico: y por el O. con el Partido de Tegu- 
cigalpa. Extiéndese 85 leguas de E. á O. y 75 de N. á S. Contiene la Intenden- 
cia de Nicaragua 5 Partidos: de estos el 1- que es el de León, tenia titulo de 
Gobierno : el Realejo, Subtiava, Matagalpa, y Nicoya eran corregimientos : al 
presente están todos los expresados Cantones reunidos baxo la jurisdicción 
del Intendente de la Provincia, quien tiene 6 Subdelegados, en la Ciudad de 
Segovia, Villa del Realejo, y Pueblos de Subtiaba, Matagalpa, Mazaya, y Ni- 
coya: y por lo espiritual, están al cuidado del Señor Obispo de Lean. 

Esta Comarca es de temperamento Calido, por lo que no se dá en ella 
el trigo; pero se cogen con abundancia todos los frutos del clima, excelentes 
uvas Y otras frutas regaladas, cacao, añil, algodón y varias drogas medicinales, 
como la goma de Caraña. En sus bosques se ven maderas apreciables de 
muchas especies : se dan varios géneros de monos, y otros animales, asi qua- 
drupedos, como aves singulares : hai muchas haciendas, en que se cria infinito 
ganado vacuno, de que se provee, no solo esta Provincia, sino también la 
Metrópoli del Reyno ; pero no se logra el lanar. No es menos la abundancia 
de peces, asi en los rios, como en las barras, y esteros, que tiene en uno y 
otro mar. 

Los rios de esta Provincia, unos desaguan en el mar Pacifico, y otros en 
el Occeano: los principales de los primeros son el estero del Viejo, el rio de 
Nicaragua, y el de Alvarado, ó de Nicoya, raya que divide esta Provincia de la 
de Costa-Rica. Los segundos son el rio grande de la Pantasma, ó del encuen- 
tro, nace en tierras de la jurisdicción de la Segovia^ y la de Matagalpa, y se le 
juntan otros, que lo hacen caudaloso, sale al mar por el cabo de Gracias á 
Dios, donde forma un puertesuelo : el rio de Mosquitos, el del oro, el del 
Fierro, y el de S. Juan: este sale de la laguna de Granada 40 leguas arriba del 
mar, á donde entra dividido en tres brazos, de los quales el uno conserva el 
nombre de S. Juan, el otro llaman Taure, y el tercero colorado. 

38 



jiene esta Región un puerto en el mar del norte, que es la Bahía por 
donde entra á dicho mar, el citado rio de S. Juan: y 5 en la mar del Sur, estos 
son el del Realejo, o del Cardón, el mejor, y mas cómodo del Reyno : es una 
ensenada grande, donde pueden entrar barcos de todos tamaños, y estar en 
ella con toda seguridad, mil embarcaciones : desde este puerto pasan las naos 
á carenarse hasta el Realejo, por varios caños ó esteros, como 9, ó 10 leguas 
de distancia del mar. El 2^ puerto es el de la coziguína, que también es grande, 
y capaz de recibir embarcaciones de toda especie : el 3'=' es el de S. Juan, en el 
que pueden entrar navios, que no sean de alto bordo : corriendo la costa al 
nordeste, esta el 4^ llamado Brito: y 6 leguas adelante otro, nombrado Esca- 
lante, 

PROVINCIAS DE TAGUZGALPA, Y TOLOGALPA 

Entre esta Provincia, y la de Comayagua están las de la Taguzgalpa, y 
Tologalpa, habitadas de Indios infieles, de varias naciones, de diversas len- 
guas, usos, y costumbres, enemigas unas de otras: que son indistintamente 
conocidas con los nombres de Xicaques, Moscos y Sambos: con las mas de 
ellas comercian los Ingleses: quienes tenian un fuertecillo, y algunas habita- 
ciones en las margenes del rio Tinto : pero han sido obligados á desamparar 
este puerto. Extiendense las citadas Regiones de Taguzgalpa y Tologalpa á lo 
largo de las costas del mar del norte, desde el rio Aguan, hasta el de S. Juan: 
en cuyo trecho se encuentran los cabos Camarón, el de Gracias á Dios, y punta 
gorda: el 1^ se halla á 95 leguas del Golfo Dulce, entre el rio Tinto, y el de 
los Limones: el 3"^ está entre el rio del Fierro, y el de S. Juan; y entre uno, y 
otro cabo se halla el 2"?, situado en la altura de 15 gr. 40 ms. y en 295 gr. 30 ms. 
de long. 134 leguas de la boca del rio del golfo, en cuyo espacio corre la costa 
de O. á E.; pero de esta punta, hasta el rio de S. Juan, toma el rumbo de N. 
á S. Por tierra confinan dichas Provincias con las de Comayagua, Teguci- 
galpa, y Matagalpa. Es pais sumamente fragoso : rieganlo mas de cien arro- 
yos, y algunos ríos caudalosos, y en la Taguzgalpa hai una hermosa laguna. 

19 PARTIDO LEÓN 

El principal partido de esta Intendencia, es el de León: comprehende 
las Ciudades de León, Granada, y Nueva Segovia: las Villas de Nicaragua, 
Esteli, Alcoyapa, y Villa Nueva: 28 pueblos, y muchos valles, y haciendas. De 
dichos lugares están formados 23 curatos, y en todo él se cuentan 68.930 habi- 
tantes. Subdividese este partido ó Gobierno de León, en quatro Partidos, ó 
jurisdicciones, que son la de la Ciudad de León, que consta de dicha Ciudad, 
la Villa de Navia, el Valle de S. Pedro Metapa, y 5 pueblos. La jurisdicción de 
la Ciudad de Granada se compone de la citada Ciudad, la Villa de Acoyapa, y 
17 pueblos. La de la Ciudad de Segovia comprehende la referida Ciudad, la 
Villa de Estely, y 5 pueblos. Últimamente la de Nicaragua se compone de la 
Villa, y pueblo del mismo nombre. 

La Capital del Partido, de la Intendencia, y del Obispado de Nicaragua, 
es la Ciudad de León. Hallase situada á 8 leguas de la laguna de Managua, 
y 4 del mar del Sur, y 183 de Guatemala : en 12 gr. 20 ms. de lat. Sept. y en 
291 de long. Primero estubo fundada en el par age que en el dia llaman León 

39 



Viejo : después de algunos años se trasladó al sitio donde hoy se ve. Fundóla 
Francisco Fernandez de Cordova, año de 1523. Erigió su Igiesia en Catedral, 
el Sum. Pontif. Paulo III el de 1531, y fue nombrado 1- Obispo el Rmo. P. D. 
Fr. Pedro de Zuñiga del Orden de S. Francisco, uno de los que anunciaron la 
fé de Jesu-Christo á los naturales de esta Región, pero murió antes de con- 
sagrarse. Sucedióle el Sr. D. Diego Alvarez Osorio, Chantre de la Catedral 
del Darien : quien tomó posesión del Obispado de Nicaragua, é hizo la erec- 
ción de su Iglesia, en la misma ciudad de León, año de 1532. Dicha Catedral 
está dedicada á la Asunción de Nra. Sra. y no tubo prebendados por no haber 
suficientes diezmos hasta el año de 1624, en que S. M. nombró los primeros 
Dean, y Arcediano, y el Sr. Obispo eligió curas y sacristán mayor, con lo que 
se comenzaron, á celebrar los Divinos oficios en ella : el de 1681 se aumentó la 
dignidad de Maestre-escuela: y el de 1715 dos Canongias : fuera de dichos 
Prebendados tiene esta Iglesia para su servicio, competente número de Ca- 
pellanes, y otros ministros. Ilustran la ciudad de León un convento de Fran- 
ciscanos, que fundó su I*' Obispo D. Fr. Pedro de Zuñiga, que és cabeza de la 
Provincia de S. Jorge, erigida el año de 1579; otro de Mercedarios; y el de S. 
Juan de Dios, á cuyo cuidado está el hospital de Santa Catalina : y aunque asi 
en ésta Ciudad, como en la de Granada hubo convento de Dominicos, pero 
fueron despoblados el año de 1554. No es su menor adorno el Colegio Tri- 
dentino de S. Ramón: fundólo el Sr. D, Fr. Andrés de las Navas, acia el año 
de 1675. En sus principios no tubo mas Cátedras, que la de Gramática, y la 
de Moral, que dotó la Real piedad ; mas en el dia se le han aumentado las de 
Sagrada Escritura, Teología Escolástica, Filosofía, Medicina, y ambos Dere- 
chos. ^^^ No hay en ésta Capital mas Parroquia, que la de la Catedral; pero 
esta tiene 3 Ayudas de Parroquia, en los 3 barrios de la Ciudad, y 3 Iglesias 
Filiales. Es sede del Sr. Obispo de Nicaragua, y del Sr. Intendente de la 
misma Provincia, y en ella está la caxa Real de la Intendencia. Hay en la 
Ciudad de León muy lucido Ayuntamiento, Estafeta de correos. Factoría de 
Tabacos, Administración de Alcabalas, Diputación Consular, un Batallón de 
Milicias, que consta de 767 plazas; y un numeroso vecindario, compuesto de 
1061 Españoles, 626 Mestizos, 5740 Mulatos, y 144 Indios, que hacen por todos 
7571 individuos. Es patria del limo. Sr. Dr. D. Fr. José Xiron de Alvarado 
Obispo de Nicaragua, y del limo. Sr. D. José Antonio de la Huerta Casso, que 
actualmente ocupa la misma silla. 

Granada, Ciudad alegre, y hermosa, plantada á la orilla del gran lago 
de Nicaragua, que por esto llaman comunmente la Laguna de Granada: es 
poco mas antigua, que la antecedente, la fundó el mismo Francisco Fernandez 
de Cordova año de 1523. Su figura és la de un quadrilongo : y se halla natu- 
ralmente fortificada con dos sanjas, que le sirven de fosos: la situación de 
ésta Ciudad junto á la laguna, por donde se sale al mar del norte, y no lejos 
de la del sur, le ofrecen las mas ventajosas proporciones para el comercio. 
Tiene decente Ayuntamiento, competente numero de vecinos, de estos los 863 
son Españoles Europeos, y criollos, 910 Mestizos, 4765 Mulatos, y 1695 Indios 
situados en un pueblecillo inmediato. Adornanla una Iglesia Parroquial sun- 



(1) Nota: en cédula de 18 de Agosto de 1806 concedió S. M. á éste colegio la gracia de 
que se puedan dar en el grados menores. 

40 



tuosa, un Convento de Franciscanos, tan antiguo, que es de los primeros que 
tubo la Religión Seráfica en este Reyno : otro de Mercedarios ; el S*^ de San 
Juan de Dios, con hospital; y una Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, 
con su enclaustrado. Yacen en la Iglesia de Granada, los cuerpos de 4 SS. 
Obispos de León. Es patria del V. P. D. Bernardino de Obregon y Obando, 
Fundador de la Congregación de San Felipe Neri de Guatemala, donde murió 
con grande opinión de Santidad, año de 1694. Está en 11 gr. 30 ms. de lat. 
bor. 291 gr. 25 ms. de long. 30 leguas al Sud-Escte de la Ciudad de León, y 216 
al ESE de Guatemala. 

Inmediato á la Ciudad de Granada está el gran Lago de Nicaragua, el 
mayor de este Reyno, y uno de los mas grandes del Universo : tiene mas de 
50 legs. de largo E. O. y 25 de ancho N. S. en casi todo el hai 10 brazas de 
agua: su fondo es fango, y sus orillas arena limpia; tiene varias isletas de- 
siertas (excepto la de Ometep, que esta poblada; hai en ella un monte mui 
hermoso y empinado, de figura cónica con un Volcan, que despide mucho 
fuego) ; provee de agua, y pescado á la Ciudad de Granada, y hace olas, y bo- 
rrascas como el mar. Lo mas singular que tiene es, que entrándole infinitos 
Ríos, y no teniendo mas desagüe, que el Rio de S. Juan, jamas crece, ni men- 
gua. Cercan esta Laguna, por la parte del N. el partido de Matagalpa, y mu- 
chas haciendas de ganado mayor; por el S. la Ciudad de Granada, y Villa de 
Nicaragua; al E. el citado Rio de S. Juan; y al O. la Laguna de Managua, 
ó de León, que se comunica con esta por un canal. El expresado Lago de 
Managua no es tan grande como el de Granada; pero no le faltan 15 leg. de 
largo, y de 6 a 7 de ancho. 

El castillo del rio de S. Juan, Fortaleza, que se levanta á orillas del ci- 
tado Rio, 12 leg. abajo de la Laguna de Granada, y 28 arriba del mar. Anti- 
guamente era un fuertesuelo nombrado S. Carlos, que tomaron los Ingleses 
el año de 1665: ^^^ pasaron succesivamente los SS. Presidentes de Guatemala 
D. Martin Carlos de Meneos, y D. Sebastian Alvares Alfonso Rosica de Cal- 
das, y lograron desalojar del á los enemigos. De resulta de éste suceso, se 
expidió Real Cédula de 20 de Octubre de 1671, en que se manda fortificar la 
boca del expresado Rio: en virtud de ella, pasó el Sr. Presidente D. Fernando 
de Escobedo, y reconoció el puerto, y Rio de S. Juan, é hizo construir el Pre- 
sidio, que hoy existe: éste se halla edificado sobre un montesuelo de peña 
viva: es de figura quadrilonga, c|on 4 Baluartes, fosos <&:c. tiene 100 Soldados 
de guarnición. 

La Nueva Segovia, Ciudad que fundó Pedrarias D avila, uno de los pri- 
meros Gobernadores de Nicaragua. Reside en ella un Subdelegado del In- 
tendente de León. Su Ayuntamiento se compone de 2 Alcaldes, Alguacil Ma- 
yor, y 3 Regidores ; sus Milicias forman un Batallón con 767 plazas ; su vecin- 
dario consta de 151. Españoles, y 453 mulatos. Tiene Iglesia Parroquial, y 
antes habia convento de Mercedarios, y un Hospicio de Franciscanos, que 
tenia la Provincia de Guatemala, con el fin, que sirviese de escala á los Mi- 
sioneros, que entraban en la Tologalpa: mas habiendo cesado dichas Misiones, 



(1) No hay documento que pruebe estos datos. Además el Presidente don Martín Carlos de 
Meneos no estuvo en Nicaragua. (V. M. Díaz). 

41 



se extinguió también el ílospicio : y el qonvento de la Merced se despobló, 
por no poderse proveer del numero de Religiosos, que piden las Reales cédu- 
las. Ha sido varias veces saqueada ésta Ciudad por los Indios Moscos, auxi- 
liados de Piratas Ingleses, lo que han obligado á sus moradores á mudarla á 
tres diferentes parages. Está situada en la altura de 13 gr. y en 291 de long, 30 
leg. al N. de la Ciudad de Granada: tiene al O. el partido de Tegucigalpa: al S. 
el de Matagalpa: y las tierras de los Indios sambos al E. y N. 

Hubo en esta Provincia otra Ciudad, llamada la Nueva Jaén, situada 
entre la Laguna de Granada, y el mar del norte, de la que no ha quedado mas 
que la memoria: asi como la villa de Bruselas, plantada en la costa de Nica- 
ragua. 

Nicaragua, tiene este nombre una Villa de Españoles y mulatos, y un 
pueblo de Indios, inmediato el uno, á la otra, de donde lo tomó toda la Pro- 
vincia: (sin duda, porque por ésta parte entraron en ella los Españoles). Co- 
mercian los habitantes de éstos dos lugares en cacao, del que hay muchas ha- 
ciendas en sus cercanías : y también hacen con un bejuquillo, que se dá en el 
pais, baúles, sillas, papeleras, y otros muebles muy curiosos. Distan 12 leg. 
al SE, de Granada. 

Masaya: pueblo grande, y el de mayor comercio de ésta Intendencia: 
tiene cerca de 6000 individuos de vecindario, los 83 Españoles; pero le falta 
agua, y se. ven sus habitantes precisados á sacarla de un pozo sumamente 
profundo; y aunque la baxada de éste es casi perpendicular, la baxan las 
indias poniendo los pies, y las manos en unos agujeros hechos en la peña, 
llevando los cantaros en las espaldas, con tal velocidad, que solo puede creerlo, 
quien lo ha visto. 

Inmediato á éste pueblo, se hayan un Volcan, que por eso llaman de 
Masaya: era sin duda el mas famoso, que tenia éste Reyno al tiempo de la 
Conquista: refieren los Historiadores, que en su abertura, que tendrá de 25 
á 30 pasos de diámetro, se veia continuamente una materia, como metal de- 
rretido, y hecho fuego : que ésta masa hervia con mucha fuerza, y levantaba 
con frequencia unas olas tan altas, como una torre; haciendo gran ruido, y 
causando tanta claridad, que se podria leer con ella, á una legua de distancia, 
y que se percibía el resplandor 25 leguas, mar adentro : motivo porque los 
Españoles le llamaron el infierno de Masaya. Pero en el dia, se halla entera- 
mente apagado este volcan. 

A corta distancia del precedente, está el de Nindiri: celebre por la 
erupción que hizo acia el año de 1775 en que arrojó un rio de fuego, que 
caminó largo trecho, calentando de tal suerte las tierras inmediatas, que 
murió el ganado, que pastaba en ellas, asi como los peces del lago de Masaya, 
donde descargó. 

29 PARTIDO MATAGALPA 

Los otros 4 Partidos de la Intendencia de Nicaragua, que como diximos 
tenian titulo de Corregimientos, son bien reducidos. El de Matagalpa, y Chon- 
tales, confína por el N. con la Nueva Segovia: por el O. con el gobierno de 
León: por el S. con el rio de S. Juan: por el E. y NE. con la Provincia de To- 

42 



logalpav Produce mucho gaando vacuno, mais, frixoles y otros frutos. Tiene 
cerca de 20 mil vecinos, en 12 pueblos, y muchas haciendas, de que están 
formados 3 Curatos, uno de ellos administra la Religión de Ntra. Sra. de la 
Merced, y los otros dos Clérigos Seculares. 

3<? PARTIDO EL REALEJO 

El Partido del Realejo es todavía mas corto : no se cuentan en el mas 
que 6210 habitantes ; ni mas lugares que la Capital, y 3 pueblos : está en la 
costa del mar Pasifico, entre el Partido de la Choluteca al NO, y el de Subtiava 
al SE. 

La Cabezera es la Villa del Realejo, situada á orillas del puerto del Car- 
dón, ó del Realejo, á 4 leg. de la Ciudad de León, en la altura de 12 gr. 25 ms. 
y en 290 gr. 40 ms. de long. Sus vecinos son todos Mulatos, Carpinteros de 
ribera, y de lo blanco, calafates, y Herreros, que se ocupan en las fabricas y 
carenas de navios : tiene buenos astilleros, y maderas á proposito para este 
efecto, lonas, alquitrán 8cc. Esta Villa la fundaron algunos de los Españoles 
vecinos de Guatemala, que pasaron al Perú, con D. Pedro de Alvarado, el año 
de 1534, y habiendo reconocido l<is bellas proporciones del puerto, se estable- 
cieron en dicho parage. 

El Viejo, lugar poco distante del precedente, en el hacían su residencia 
los Corregidores, por ser mas cómodo, que la cabezera: tiene 2968 personas 
de vecindario : de estos los 59 son Españoles. Es famoso, por una imagen 
de Ntra. Sra. que se venera en su Iglesia Matriz, y es de grande aclamación, 
concurriendo gran numero de peregrinos á rendirle reverentes cultos; espe- 
cialmente los días 8 de Diciembre, y 2 de Febrero, en que se celebran sus 
fiestas principales: es tradición constante, que esta Sagrada efigie fue alaja 
de la Gloriosa V. Sta. Tereza de Jesús, quien la donó á un hermano suyo, que 
vino á estas tierras, y dexó dicha presea, en el Pueblo del Viejo. 

49 PARTIDO SUBTLA.VA 

El Partido de Subtiava, se halla también en las costas del mar del Sur, 
con quien confina por este rumbo: por el NO, linda con el Realejo; por el 
SE, con el corregimiento de Nicoya : y por el N, con el gobierno de León : tiene 
18 leg. de largo, y 12 de ancho : en cuyo terreno, hay 5 pueblos, y algunas 
haciendas de ganado, de que se componen 3 curatos, que sirven Clérigos Se- 
culares. 

La Capital es .el pueblo de Subtiava, uno de los mas numerosos del 
Reyno : es habitado de solo Indios : estos texen unas colchas de algodón muy 
hermosas, y durables, generalmente estimadas en estos paises. Tiene á mas 
de la Iglesia Parroquial, 5 Hermitas : está contiguo á la Ciudad de León, que 
solo los divide una calle. 

5^ PARTIDO NICOYA 

Nicoya, el Partido mas oriental de la Intendencia de Nicaragua, hallase 
situado en los confines de dicha Provincia, y de la de Costa-Rica, sobre las 
costas del mar Pasifico: de suerte que por el O, tiene el partido de Subtiava; 
por el N, la laguna de Granada; por el E, el gobierno de Costa-Rica; y por 

43 



el S, su mar: extiéndese 23 leg. E, O; y 20 N, S. Aunque sus tierras son 
ferazes, producen pocos frutos, por falta de manos, que las cultiven; apenas 
cosechan sus moradores el mais, que necesitan para alimentarse, y crian 
algún ganado mayor. En sus costas se cogen algunas perlas, y ciertos cara- 
colillos, que con el humor, que despiden se dá á el hilo, y algodón un color 
morado, tan hermoso, como permanente. Es de temperamento calido, y hume- 
do : está tan despoblado, que apenas se cuentan 3000. individuos en los hatos, 
y en la cabezera, el único pueblo de éste cantón. 

La capital es el pueblo del mismo nombre, plantado sobre el rio de Nicoya, 
por el que suben navios de mediano porte hasta cerca del pueblo. Está 
230 leg. de Guatemala, en la altura de 10 gr. 15 ms. y 292. gr. 25 min. de long. 

PROVINCIA 5^ COSTA RICA 

La 5' Provincia, y la mas al Levante de todo el Reyno, es la de Costa 
Rica, nombre, que al presente solo por ironia, se le puede dar; pues es la más 
miserable, y despoblada de este distrito. Extiéndese desde el Rio del salto 
que la divide de Nicaragua, hasta el partido de Chiriqui, jurisdicción de 
Veraguas 160. leg. de O, á E, y 60. N. S. del uno al otro mar. Sus términos 
por el mar del norte son desde la boca del Rio de S. Juan, hasta el escudo de 
Veraguas: y por el del Sur, desde el Rio de Alvarado, raya divisoria de la 
Provincia de Nicaragua, hasta el Rio de Boruca, termino del Reyno de Tierra 
Firme. Su temperamento por lo común es caliente, aunque tiene lugares 
templados : se da en ella el Cacao de que hay muchas haciendas, el tabaco, 
y los demás frutos de dicho clima; y en las serranías se coge trigo y frutos 
de tierra fría: pero todo en corta cantidad, por falta de operarios. Hai minas 
de oro, plata y cobre. 

Tiene esta Región en el mar Pacifico el puerto de la Caldera, ó de 
Esparza: y en el Occeano el de Matina, ó barra del Carpintero, formada por 
los Ríos de Barbilla, y de Chirripo, que se juntan 4. legs. arriba del mar. 
Fuera de los expresados Rios, desembocan también en el mismo mar el Rio 
Ximenes, el de la Rebentazon, el Rio Moin, y otros bastantes caudalosos, para 
que puedan subir por ellos piraguas, 8. ó 10, legs. tierra adentro : y en el mar 
del Sur desaguan el Rio de Alvarado, el Rio grande, el de Boruca, y otros 
menos considerables. 

Comprehende el gobierno de Costa-Rica una Ciudad, 3 Villas, y 10 
pueblos, en que habitan cosa de 30 mil almas; corto numero de lugares y 
de moradores, para tan grande espacio de tierra. En tiempos pasados estaba 
mucho mas poblada esta Provincia, y tenia, á mas del Gobernador quatro 
Corregidores, que residían en los pueblos, de Quepo, Chirripo, Ujarraz, y los 
quatro pueblos inmediatos á Cartago : el territorio del 1- se extendía acia la 
costa del mar del Sur ; el del 2- acia el mar del Norte : y los otros dos estaban 
situados en el medio. Pero ha mas de un siglo, que se extinguieron estos 
Corregimientos, y de muchos de sus pueblos no hai mas, que la memoria. 
Asi mismo era bastante opulento su comercio con Panamá, Portobelo, y 
Cartagena, que igualmente se ha acabado. 

44 



Predicaron el Sto. Evangelio en estas tierras, y por los años de 1560. 
y los siguientes, los VV. PP. Fr. Juan Pizarro, el que logró en premio de su 
zelo la corona del Martirio, Fr. Pedro de Betanzos, Fr. Lorenzo Bienvenida, 
y otros Religiosos de la Provincia del Nombre de Jesús, de Guatemala, del 
Orden de S. Francisco, quienes bautizaron innumerables Indios, y fundaron 
varios Conventos. Resta por conquistar en esta comarca la Provincia de la 
Talamanca, en cuya reducción entienden al presente los Religiosos del Colegio 
de Propaganda fide de Guatemala. Es gobernada la Provincia de Costa-Rica 
en lo espiritual por el Sr. Obispo de León ; y en lo Político por su Gobernador. 

Cartago, Ciudad Capital de Costa-Rica, y sede de su Gobernador. ^^^ 
Está situada en el centro de la Provincia, 80. leg. de la raya de Nicaragua, y 
otras tantas de la de Tierra Firme : á 30. leg. del puerto de Esperanza, en el 
mar del Sur; y á igual distancia de el de M atina, en el del Norte. Es de 
temperamento benigno; rodeanla amenos Valles, que fertilizan innumerables 
Ríos, en que se dan frutos, asi de Europa, como de America. En cédula de 
18. de Agosto de 1565. le concedió S. M. privilegio de Escudo de armas. Tiene 
muy lucido Ayuntamiento, y competente vecindario : este consta de 632. Espa- 
ñoles Europeos, y de la tierra, 6026, Mestizos, y 1679, Mulatos, que por todos 
soTX 8337. individuos. Observase en esta Ciudad la política, de que vivan en 
barrios separados los Españoles, y los Mulatos. Hai en ella á mas de la 
Iglesia Matriz, Convento de San Francisco, un Santuario intitulado de Nuestra 
Señora de los Angeles, cuya Imagen es de grande aclamación y dos Hermitas. 
Hallase la Ciudad de Cartago en 9. gr. 10. ms. de lat. bor. y en 295 de long. 
400. legs, al ESE de Guatemala. 

La Villa Nueva de S. José, es la mayor población de esta Provincia, des- 
pués de la Capital : tiene 8316 vecinos, los 1976 Españoles, 5254 Mestizos, 1096 
Mulatos : está plantada en un Valle poco distante de Cartago. 

Villa Vieja, lugar bastante populoso : cuenta 6657 habitantes los 1848 
Españoles, 3935 Mestizos, 872 pardos : es cabezera de Curato, y tiene por 
annexa, á la que sigue. 

Villa Hermosa, su vecindario se compone de 610 Españoles, 2396 Mes- 
tizos, 884 Mulatos, que hacen 3890 personas. 

El Espirita Sto. de Esparza, Ciudad desolada : estaba inmediata al puer- 
to de la Caldera, tenia Ayuntamiento, competente vecindario. Iglesia Parro- 
quial, Convento de Franciscanos con el titulo de S. Lorenzo. Habiéndola sa- 
queado un Pirata Francés, el año de 1670 se esparcieron sus moradores en la 
tierra adentro, y quedó despoblada hasta el dia de hoi. 

Bagases, Villa cercana á la Ciudad de Esparza, tubo la misma suerte, 
que ella, habiendo sido saqueada, el mismo año. 

Ujarraz, pueblo en otro tiempo considerable, pero en el dia mui desdi- 
chado. Es sin embargo digno de notarse, por la milagrosa Imagen de Ntra. 
Sra. en el Misterio de su Concepción, que se venera en su Iglesia: es tal la 
devoción que se profesa en Costa-Rica á este Sagrado Simulacro, que el año 
de 1666 el Cabildo, y Gobernador de Cartago hizo voto de venir en romería. 



(1) En los archivos de la Ciudad de Cartago se encuentran escrituras del año de 1522, lo que 
convence, que esta Ciudad es la mas antigua del Reyno. 

45 



á pie todos los años, desde dicha Capital, hasta este pueblo, distante de ella 
dos leguas : en reconocimiento, de haberlos librado, Maria Santisima, de 
ciertos piratas que desembarcaron en el puerto de Matina, con designio de 
invadir la C. de Cartago, y apoderarse de la Provincia. 

S. Fernando, Fuerte que se construyó el año de 1743 para impedir la 
entrada á los enemigos, por el puerto de Matina: era, de la figura de un Horna- 
beque, hecho de estacas, y trozos gruesos de madera: estaba á medio quarto 
de legua de la playa, á oriya del rio de Matina, que por este parage tiene mas 
de 100 varas de ancho : al principio se le señalaron 100 plazas de guarnición, 
después se reduxeron á 50, últimamente se jusgó mas conveniente abando- 
narlo. Hallase en 9 gr. 30 ms. de lat. sept, y en 294 gr, 50 ms. de long. 



CAPITULO IV 
Descripción Corografica de las cinco Provincias del medio 

La 1- Provincia que se encuentra en esta situación caminando de O. á 
E. es la de Totonicapan, ó Gueguetenango, una de las mas populosas del Rey- 
no, pues cuenta 58200 habitantes, los 2750 Ladinos, los 55450 Indios, de que 
están formados 48 pueblos, y 2 aldeas de Ladinos, repartidos en 11 Curatos: 
los 7 se sirvem por Clérigos Seculares, y son Gueguetenango, Chiantla, Mo- 
Mostenango, S. Chistoval Totonicapan, Sacapulas, Soloma, y Cuilco; los 
otros 4 son Doctrinas de Regulares, S. Miguel Totonicapan de Franciscanos: 
Sta. Maria Nebah de Dominicos ; Malacatan, y Jacaltenango de Mercedarios. 
La figura de esta comarca es irregular, su mayor longitud es de 66 leguas, y su 
latitud de 50. Confina por el O. S. con la Provincia de Quezaltenango: por el 
O. y el N. con la de Chiapa: por el NE. con la de Verapaz: y por el S, con la de 
Solóla. Hallase entre el gr. 15, 12 ms. y el 17, 20 ms, de lat. sept. y entre el gr. 
284, 20 min. y 285, 30 ms. de long. Los ríos que bañan esta Región son los 
de Zamalá, Si ja, Motocinta, Sacapulas, Ozumacinta, el de S. Ramón, y el de 
Cuilco. Se gobierna por un Alcalde Mayor. Tiene 3 compañias de Milicias 
Urbanas, una en la Capital, otra en Gueguetenango, la 3'. en Chiantla. 

1^ PARTIDO TOTONICAPAN (i> 

Divídese esta provincia en 2 Partidos, el de Totonicapan, y el de Gue- 
guetenango. El P. ocupa su parte oriental, es de temperamento frió, y produce 
los frutos del clima : la lengua materna que se habla en él es la Quiche: aunque 
no hay en este partido mas que dos aldeas de Ladinos, y 7 pueblos, los 6 de 
estos son mui numerosos : pues la cabezera tiene cerca de 7000 vecinos, S. 
Francisco el alto 5300, San Chistoval 3580, S. Andrés Xecul 1200, Momostenan- 
go 5420, Sta. Maria Chiquimula 6000. 

S. Miguel Totonicapan, el mayor, y mejor pueblo de esta Comarca, ca- 
pital de toda la Provincia, y residencia de su Alcalde Mayor : cabezera de 
curato, y Doctrina de la Religión de San Francisco, que tiene en el, convento 



(1) Totonicapan. — Totonácapán — significa en dialecto náhuatl: el lugar de los Totonacas. Región 
poblada por Totonacas. (V. M. Díaz). 

46 



con Guardian, Cura y Conventuales. Su vecindario se compone de 454 Ladi- 
nos : 578 Indios Caciques, ó nobles, descendientes de los de Tlascála, que vinie- 
ron con D. Pedro de Alvarado : (estos tienen titulo de armas, y varios privile- 
gios, como tener Gobernador de su propia casta, estar exentos de pagar tributos 
y otras obenciones) : y 5817 Indios Mase guales, ó plebeyos. Es de temperamen- 
to frió, y húmedo : produce con abundancia manzanas, perotes, y camuezas. 
Hai en este lugar dos baños de aguas thermales saludables. Sus naturales fa- 
brican guitarras, caxetas, y otras piezas de madera ; hacen vacijas, ollas, y se- 
mejantes obras de barro bidriadas, y algunas manifacturas de lana. Dista 5 
leguas de Quezaltenango, 11 de Solóla, y 38 de Guatemala. 

S. Luis Sahcaja, á 2 leguas de Quezaltenango, y una de S. Christoval 
Totonícapan, de cuyo curato es visita: población de Ladinos, de mui poca con- 
sideración, asi por lo corto de su vecindario, como por lo pobre de su comercio : 
pero digna de eterna memoria, por haber sido el 1^ establecimiento, que fundó 
D. Pedro de Alvarado, y su Hermíta la V Iglesia, que se consagró al verdadero 
Dios en estos paises : y se conservaba aun en ella, por los años de 1690 una 
imagen de Ntra. Señora, que llamaban la Conquistadora, por que según la tra- 
dición de aquel vecindario, la traxo el mismo D. Pedro de Alvarado. En este 
parage tubo sus principios el pueblo de Quezaltenango, y habiéndose trasladado 
al sitio, que hoi ocupa, quedaron en Sahcaja los descendientes del Capitán 
Juan de León Cardona, á quien dexó por su Teniente el Adelantado ; pero vi- 
vían dispersos en sus hatos hasta el año de 1780, en que se reunieron, y for- 
maron esta aldea, que se compone de 622 habitantes. 

S. Carlos Sija, también aldea de ladinos, compuesta de 600 personas, que 
como los vecinos de la antecedente moraban en sus hatos y haciendas, hasta el 
mismo año de 1780, que se reduxeron á pueblo : es anexo del curato de Ostun- 
calco : de temperamento mui frió, y de comercio pobre, el que consiste en siem- 
bras de trigo, y crianza de ganado mayor. 

2^ GUEGUETENANGO ^^^ 

El Partido de Gueguefenango, se halla situado en la parte Occidental 
de la Provincia : tiene de todos temperamentos, y á proporción de estos, son 
sus producciones; en los fríos obejas, trigo, mais, y frutas de dicho clima: en 
los templados y calientes caña de azúcar, mais, hortalizas, chile, y frutas pro- 
pias del temperamento. Sus lenguas maternas son la Quiche, y la Mam: 
comprehende 41 pueblos, divididos en 8 curatos. 

Concepción Gueguetenango: Cabezera de Curato, de este Partido, y anti- 
guamente de toda la Alcaldía: tiene casas Reales, donde habitan por tempora- 
das los Alcaldes Mayores. Es de temperamento benigno, y produce muy bue- 
nas frutas ; pero se halla deteriorado su vecindario, que apenas se cuentan 800 
Indios, y cosa de 500 Ladinos, entre los que hai algunos Españoles. Dista 20 
leguas de Tofonicapan, y 58 de Guatemala. 



(1) El nombre primitivo de Huehuetenango era ChinabhuJ, En di^^le(;to nahu?^tl, Ifuehuetenan" 
'i go significa: lugar de las viejas murallas. (V. M. Díaz). 



k 



47 



Chiantla, á una legua del precedente: es celebre, por el Santuario de 
Nuestra Señora de la Candelaria, que aunque no es tan opulento, como soñó 
Tomas Gage ; pero sí es freqüentado de los vecinos de toda la Provincia, y de 
las inmediatas, que vienen en romería, á visitar dicha sagrada Imagen : espe- 
cialmente los dias 2 de Febrero, y 8 de septiembre, en que celebran las fiestas 
principales de esta Señora. El expresado Simulacro se esculpió en Guatemala 
á solicitud de los PP. de Sto. Domingo (como refiere el Padre Remesal, fol. 
149) quando este pueblo estaba á su cargo : los citados Religiosos lo cedieron 
á los de Nuestra Señora de la Merced, y últimamente se secularizó, conforme 
á la Real cédula del año de 1754. Es de temperamento benigno : se dan bien 
en su suelo las nvas, naranjas, higos, peras, y otras frutas. Tiene 400 Ladinos 
algunos de ellos Españoles, y 280 Indios. Su comercio es vender plomo, que 
sacan de una abundante mina, que les dá también alguna plata, y litargirio. 
La lengua materna, que se habla asi en Chiantla, como en sus anexos es 
la mam. 

Santo Domingo Sacapulas, pueblo grande, consta su vecindario de 1792 
Indios: su lengua es la Quiche; su temperamento calido, y seco; sus produc- 
ciones, las propias de costa. Por su orilla pasa el gran rio de su nombre, en cuya 
vega se cogen granos de sal, que brota la tierra, barriéndola, y regándola con 
agua del mismo rio. Fue Doctrina de la Religión de Sto. Domingo, y uno de 
los primeros lugares donde predicaron el Sto. Evangelio estos Religiosos por los 
años de 1537; el de 1554 fundaron en el convento, que se hizo Priorato en el 
Capitulo del año de 1582, y se determinó, que en la citada casa se celebrase 
siempre el capitulo intermedio, por estar situada en medio de la Provincia : en 
el dia está secularizado este Curato. 

S. Mateo Yxtatan, visita del Curato de Soloma: hallase situado en una 
barranca, poco distante del Lacandon, tiene 1123 indios de vecindario. Es de 
temperamento mui frío. Este pueblo es digno de notarse, por su celebre pozo 
de agua salada, con que se hace la sal, que llaman de Quezaltenango (en que 
consiste su principal comercio) : sin mas beneficio, que evaporar el agua. 

S. Francisco Motocinta, pueblo corto, anexo del Curato de Quilco, famo- 
so por su rio de aguas venenosas : estas son tan activas, para causar la muerte, 
que á pocos tragos, que beban de ellas las bestias, caen muertas : por lo que es 
preciso amarrarles los hocicos, quando pasan por el expresado rio para que no 
perescan. Los Indios de este Pueblo texcn unas esteras, ó petates de color 
encarnado, mui usados en estos paises. Los demás pueblos de este Partido no 
tienen cosa notable. 

2^ PROVINCLA. DE QUEZALTENANGO 

La 2' Provincia que se encuentra en la expresada situación, y caminando 
por el mismo rumbo, es la de Quezaltenango. Hallase entre el gr. 15 y el 16 
de lat. bor. y entre el 284 20 ms. y el 285 30 min. de long. tiene 35 legs. de largo 
SE. NO. y 20 de ancho NE. SO. de modo que forma la figura de un esferoide. 
Linda por el O. con la Provincia de Soconusco; por el N. y E. con la de Toto- 
nicapan; por el S. con la de Suchiltepeques, y por el SE. con la de Solóla. Ha- 
bitanla de 24 á 25 mil Indios, y de 8 á 9 mil entre Mulatos y Españoles: de 

48 



que están formados 2 Barrios de Ladinos, y 26 pueblos, que componen 4 Cu- 
ratos; y son Quezaltenango, Sacatepeques, Ostuncalco y Texutla: de estos el 
V es Doctrina de la Religión de S. Francisco, el 2- de la de Ntra. Sra. de la 
Merced, el 3" y 4-, son servidos por Clérigos seculares : y mas tiene el pueblo 
de Olintepeque, visita de S. Christoval Totonicapan, y Tacana que lo es del 
Curato de Quilco, uno y otro de la jurisdicción de Totonicapan. Es esta Comar- 
ca de temperamento frió, y produce los frutos de dicho clima, como son ovejais, 
trigo, maís, batatas, durasnos, membrillos, manzanas, zerezas, 8cc. Su comercio 
principal consiste en siembras de trigo, y manifacturas de lana, y algodón, y 
crianza de ovejas. Las lenguas que se hablan en este Partido son la Castella- 
na, Quiche, y Mam. Gobiérnase por un Corregidor, y hai en el un Batallón 
de Milicias, que consta de 767 plazas. 

El Rio mas nombrado que tiene esta Región es el de Siguilá, que toma 
varios nombres en su dilatada carrera: el 1- le dá el pueblo de S. Miguel Si- 
guilá, por donde pasa: en Olintepeque le llaman Xequigeí, ^^^ que quiere decir 
Rio de Sangre, porque hai tradición, que se tiñó en este humor al tiempo de 
la Conquista en la batalla que tubo Alvar ado con los Indios Quicheés, (^> si- 
gue su curso por Quezaltenango, después se le junta otro Rio, que viene del 
pueblo de Zija, atraviesa el de Suñil, y en este parage tiene á la orilla varios 
pozos de aguas termales : y últimamente vá á desaguar en la mar del Sur por 
la Provincia de Suchiltepequez, donde se denomina el Rio de Sámala. 

La Capital es el pueblo del mismo nombre con la advocación del Espí- 
ritu Sto. y esta sele dio, por haber conseguido D. Pedro de Alvarado una se- 
ñalada victoria, con que sujetó la nación Quicheé que dominaba la Comarca, 
víspera, de la fiesta de Pentecostés del año 1524. Es la 1- población que hizo 
dicho Alvarado en estas Regiones al principio estubo plantado en Sahcajá, 
después se trasladó al sitio donde hoi se vé : este es un llano circunvalado de 
cerros, 40 legs. al Este sud este de Guatemala, Es sin duda el pueblo mas 
famoso, rico, y comerciante de todo el Reino, y que hace conocidas ventajas 
á muchas de sus Villas, y Ciudades. Su vecindario se compone de 6000. Ladi- 
nos, los 464 Españoles, y los 5536 Mulatos ; y 5000 Indios. Las ladinos tienen 
grandes crias de ovejas y carneros, y hacen quantiosas siembras de mais y 
trigo. Hai en Quezaltenango obradores de todos oficios, 30 fabricas de pañe- 
tes finos de diversos colores, estameñas, salyales, y cordellates, en que traba- 
jan 190 Oficiales : y muchos telares de ropa de algodón. Reside en el, el Corre- 
gidor de la Provincia, y hai Estafeta de correos. Factoría de Tabacos, con Fac- 
tor, Contador, y 4 Subalternos : Administración de pólvora, salitre y naipes : 
Receptoría de Alcabalas : Subdelegacion de tierras : y Diputación Consular. 
Tiene un Convento del orden de S. Francisco con Guardian, Cura y 6 Con- 
ventuales, que administran los Sacramentos, asi en este pueblo, que es la 
Cabezera del Curato, como en los 5 anexos. La Iglesia Parroquial es capaz, 
rica, y bien surtida; tiene una Capilla de Ntra. Sra. del Rosario, curiosa, y de 
buen gusto ; y fuera de la Matriz, hai 6 Iglesias Filiales. Su plaza es la mas 



í 



(1) La palabra es Xequiquel. (V. M. Díaz). 

(2) Esta es leyenda que no debe tomarse en cuenta como dato histórico. No es posible que 
un río pueda teñirse en sangre al desarrollarse una batalla. (V. M. Díaz). 

49 



bien proveída, y de mayor comercio después de la de Guatemala : se regula 
su venta anual en 1800 fanegas de trigo : 14000 pesos de cacao, 50 mil de 
panelas : 12 mil de azúcar: 30 mil de texidos de lana: 5 mil de telas de algodón; 
y á proporción los víveres. 

El Barrio de San Marcos Sacatepeques, á media legua de San Pedro, 
que es la Cabezera: es aldea de Españoles, y Mulatos, cuyo vecindario ascien- 
de á 2500 personas, que se ocupan en crianza de ganados, y siembras de trigo, 
y mais, cosechando al año del 1° 3 mil fanegas, y 6 mil del 2- y también hacen 
algunos texidos de hilo y lana, 

Tajumulco, visita del curato de Texutla: tiene mil vecinos, y mantiene 
un regular comercio ; pero lo que lo hace famoso, es el volcan del mismo nom- 
bre, á cuyo pie está situado : celebre no solo por sus repetidas erupciones ; sino 
también por haber proveído á los soldados de Alvarado de excelente azufre 
el que no cesa de arrojar hasta el presente. 

Los demás pueblos de este Corregimiento no tienen cosa digna de ser 
notada: los mas numerosos, después de la Capital, son Sta. Catalina Suñíl, 
que tiene 3000 habitantes, San Juan Ostuncalco 1300, San Martin 1200, San 
Pedro Sacatepeques 1100, Santa Cruz Comitan 1300. 

3^ PROVINCIA SOLÓLA 

La 3- Provincia es la de Solóla ó Atitan: no tiene mucha extensión, pero 
esta bien poblada: cuenta 27953 habitantes en 31 Pueblos. Hallase situada 
entre los gr. 14, y 25 ms. y 15 gr. 10 minutos de lat, y el 285 y 286 de long. 
Tiene al O. la Provincia de Quezaltenango; al N. las de Totonicapan y Vera- 
paz; al E. la de Chimaltenango: y las de Suchiltepeques y Escuinila al Sur. 
Divídese en dos Partidos, que antiguamente fueron Corregimientos separados, 
llamado el uno de Solóla, y el otro de Atitan. 

19 PARTIDO SOLÓLA 

El 1- consta de 15 pueblos, que forman 6 curatos: el de Solóla, con 4 
pueblos anexos, servido por clérigo Secular: el de Sta. Cruz del Quiche con 
2 Iglesias: el de Chichicastenango, con una: el de Jocopilas, con 2; el de 
Zacabah, con 2 : el de Joyahah, con 2 : que todos son Doctrinas de la Religión 
de Sto. Domingo. Los Indios de este cantón unos hablan la lengua Quiche, 
y otros la Kachiquel. El temperamento, frutos, y comercio son semejantes á 
los del partido de Totonicapan. 

La Capital de este Partido, y de toda la Provincia es el pueblo de Ntra. 
Sra. de la Asunción de Solóla, ó Tecpanatitlan: fue en tiempo de la gentilidad 
corte de un Principe de la Rama Cadete de la casa Real de los Kachiqueles; 
y al presente es Residencia del Alcalde Mayor : es de temperamento frío, por 
estar plantado sobre la cumbre de un cerro : tiene cerca de 5000 Indios, entre 
los quales hai algunos Escultores, lozeros. texedores y muchos labradores. 
Dista de Guatemala 28 leguas. 

50 



JSanta Cruz del Quiche: ^^^ pueblo situado en un gran plano, con des- 
pejados, y alegres orizontes : es su terreno en extremo fértil, y se dan en el 
regaladas frutas, hortalizas, y granos. Tiene un convento de Dominicos, con 
titulo de Priorato, y un mediano vecindario. Este lugar es digno de notarse 
por haber sido, en otro tiempo, la grande, y opulenta Ciudad de Utatlan, 
Corte de los Reyes del Quiche, y sin duda la mas suntuosa que encontraron los 
Españoles en esta comarca. El Curioso escritor D. Francisco de Fuentes, Cro- 
nista de este Reino, que fué al Quiche, solo por informarse de estas anti- 
güedades, parte por los vestigios, que observó, y parte por manuscritos, que 
encontró nos dá una mediana descripción de esta gran Corte. Hallábase plan- 
tada en el sitio, donde hoi se vé el pueblo de Sta. Cruz del Quiche, de suerte, 
que se puede juzgar, que este era arrabal de aquella : redeabala una profunda 
barranca, que le servia de foso, y solo dexaba dos entradas bien estrechas, 
para la ciudad, y estas se hallaban defendidas por el castillo del Resguardo, 
lo que la hacia inexpugnable. Ocupaba el centro de esta Capital, el Real 
Palacio, que ceñian las casas de la nobleza, y en las orillas vivian los plebeyos. 
Eran sus calles mui angostas, y la Ciudad tan poblada, que de solo ella sacó 
el Rey 72 mil combatientes, para impedir el paso á los Españoles. Tenia esta 
opulenta Corte muchos, y mui suntuosos edificios : entre ellos sobresalía el 
seminario, donde se educaban, é instruían de 5 á 6 mil niños, que eran ali- 
mentados, y asistidos á expensas del Real erario : ocupábanse en su educación, 
y enseñanza sesenta Ayos, y Preceptores. Era también obra memorable el 
Castillo de la Atalaya, que levantado en quatro altos, admitía un grueso numero 
de defensores. No era menos considerable el Castillo del Resguardo: leban- 
taba su planta esta fortaleza en cinco cuerpos ; tenia de frente 188 pasos, y 
230 de fondo. Pero sobre todo era admirable el gran Alcázar, ó Palacio de 
los Reyes del Quiche: cuya opulencia, en sentir de Torquemada, competía 
con el de Moctesuma en México, y el de los Incas en el Cuzco, Extendíase su 
frente de E. á O. 376 pasos geométricos, y su fondo á 728. Su materia era pie- 
dra canteada, de diversos colores, y su forma la mas elegante, y magnifica. 
Dividíase en seis departamentos: el 1- era alojamiento de una numerosa 
tropa de Lanzeros, Flecheros, y otros soldados diestrísimos que guardaban la 
Real Persona. El 2° estaba destinado para habitación de los Principes, y pa- 
rientes del Rey, que vivian en el, y eran servidos con Real magnificencia, todo 
el tiempo, que eran solteros. El 3° era el retrete, y casa del Rey, que tenia 
habitaciones, y cámaras distintas, para las mañanas, para las tardes, y para 
las noches. En una de sus salas estaba el Real solio : este se hallaba debaxo 
quatro doceles de plumería, y se subia á el por muchas gradas; tenian lugar 
en esta parte del Palacio, la casa del tesoro, el tribunal de los jueces del pue- 
blo, la armería, los jardines, huertas, jaulas de pájaros, y de fieras, y otra 
multitud de oficinas. El 4- y 5*? departamento lo ocupaba el Palacio de las 
Reynas, y concubinas del Rey : era de mucha extencíon, asi por el gran nume- 
ro de habitaciones, que se necesitaban, para tantas mugeres que tenian trata- 
miento de Reynas: como por los jardines, huertas, baños, sitios para crianza 
de patos, que proveían de pluma, para los texidos, y otras piezas semejantes. 



(1) Afirma Ximénez que la palabra Quiche se compone de las voces "qui", muchos, y "che' 
árboles; o de Quiche Quechelan, que significa bosque. (V. M. Díaz). 

51 



Contiguo á este, se hallaba el 6- departamento, que era el colegio de las Don- 
cellas, donde se educaban las infantas, y otras niñas de sangre Real. ^^^ Esta 
nación de los Indios Quichées, ó Tultécas ^^^ dominó la mayor parte de este 
Reyno : y se refiere en los citados manuscritos (que compusieron algunos de 
los primeros Caciques, que aprendieron á escribir) que desde Tanub, que los 
conduxo, y capitaneó del antiguo, al nuevo continente, hasta Tecum Vman, 
que reinaba quando llegaron los Españoles, se contaron 20 Reyes. Que primero 
se estableció esta gente en el Reyno Mexicano, donde fundó la famosa ciu- 
dad de Tula, en el mismo sitio en que hoi se halla el pueblo de Tula, 14 leguas 
de la Ciudad de México. Que algún tiempo después el Rey Nimaquiche los 
sacó de Tula, por orden de su Oráculo, á fundar nueva Monarchia: que esta 
fundación no se verifico, sino es al cabo de muchos años de peregrinación, 
que llegaron al Quiche, donde se establecieron, y le dieron este nombre, en 
memoria del Rey Nimaquiche. Este Principe habia ya muerto en tan largo 
viage, y quien entró con su gran pueblo en esta Región, fue Acxopil, hijo del 
precedente : quien se hizo memorable, no solo por haber fundado la Monar- 
chia del Quiche : sino por haberla dividido después en tres Reynos, quedán- 
dose el con el Señorio del Quiche, y dando á su primogénito Jiufemal, ^^^ el 
de los Kachiqueles, ó de Guatemala; y á Acxiquaf su hijo 2^ el de los Zutu- 
geles, ó de Atitan. 

29 PARTIDO ATITAN 

El 2- Partido, que se intitula de Atitan, está en la parte Meridional de la 
Provincia: es de temperamento tejnplado, aunque tiene algunos pueblos ca- 
lientes y otros frios : su terreno es bastantemente fértil, y se cogen en el 
producciones de tierra fria, y de costa, como cacao, mais, frixoles, garbanzos, 
lechugas, repollos, y todo el genero de hortalizas, anis, ajos, y otras drogas ; 
innumerables especies de frutas, entre las que son especialmente nombrados 
los Aguacates, por su extraordinaria magnitud, también se cultiva la grana. 
Con las expresadas producciones, taburetes, bancos, y semejantes piezas de 
madera: ollas, jarros y otras obras de barro, que fabrican sus habitantes, 
mantienen un mediano comercio con las Provincias vecinas, y con la Metro- 
poli. Componese este Partido de 16 pueblos, los mas de ellos situados á orillas 
de la laguna de Atitan : divididos en 4 Curatos ; el de Atitan, que tiene 2 Igle- 
sias : el de San Pedro de la Laguna con 6 ; servido uno y otro por Clérigos Se- 
culares : Panajachel con 5, y Patulul con 3, por Religiosos de San Francisco. 
Las lenguas maternas de esta comarca son la Zutugil, y la Kachiquel. 

La Cabezera es el pueblo de Santiago Atitan, corte en otro tiempo de 
los Reyes Zutugiles, nación poderosa, que subyugó D. Pedro de Alvarado, 
año de 1524, Está al S. de la laguna de su nombre: es de temperamento be- 



(1) La mayoría de las informaciones acerca de la ciudad antigua de Utatlán, son exageradas. 
Son leyendas lo del Seminario donde se instruían cinco mil niños, la opulencia del Alcázar, las salas 
del palacio, las jaulas de pájaros, las fieras, el Colegio de las Doncellas y otras inventivas. (V. 
M. Díaz). 

(2) Para más informaciones acerca de los toltecas, véase el tomo II de esta obra, página 17, 
capítulo primero. También se da noticia de la ciudad de Tula. (V. M. Díaz). 

(3) Nota: de este nombre Jiutemal se puede tomar el origen de la palabra Guatemala; pues es 
muy natural que primero se llamase el Reyno de Jiutemal, y después corrompida la palabra se 
dixese Reyno de Guatemala: etimología que nos parece mas verosímil, que las que le dimos en 
el fol. 11. 

« 
52 



nigno, y sano : su vecindario pasa de 2000 Indios. Este pueblo fué Doctrina de 
la Religión de San Francisco, que tenia en el un convento de los mas antiguos 
de la Provincia: cuya fabrica, se renovó, y reduxo á mejor forma; pero se 
conserva hasta el dia de hoi parte de la 1- en memoria de su insigne fundador 
el V. P. Fr. Gonzalo Méndez, y en testimonio del espíritu de pobreza, y mor- 
tificación de este varón Apostólico. Dista de Guatemala 28 leguas al O. 

Inmediata á éste pueblo está la Laguna, que por eso llaman de Atitan, 
una de las mas celebradas del Reyno^ asi por su tamaño, como por sus particu- 
lares circunstancias: tiene 8 leguas de largo E. O. y mas de 4 de ancho N. S.: 
hallase toda ceñida de serranías y peñas tajadas: no tiene playas, ni se le ha 
podido encontrar fondo aun con sonda de 300 brazas : se admira en ella la 
particularidad, de que entrándole varios rios, y todas las aguas, que baxan d^ 
las sierras no se le ve desagüe alguno : sus aguas son dulces, pero tan frías, 
que á pocos instantes se hiela, y entumece, el que se arroja á nadar en ellas: 
no aa mas pesca que cangrejos, y unos pececillos tan pequeños, como el dedo 
meñique; pero en tanta abundancia, que hacen con ellos un gran comercio 
los 10 pueblos, que están plantados en sus orillas los naturales de éstos se co- 
munican unos á otros en canoas grandes, que tienen para éste fin. 



4^ PROVINCIA CHIMALTENANGO 



(1) 



La 4- Provincia, siguiendo el mismo rumbo, es la de Chimaltenango, 
donde habitaba la poderosa nación de los Indios Kachiqneles, cuyo Rey Ahpot- 
zotzil y su hermano Ahpoxahil regulo de Solóla, despacharon embaxada á 
Don Fernando Cortez-, ofreciéndose por vasallos del Sr. Emperador Carlos V, 
y recibieron de paz á D. Pedro de Alvarado, quando llegó á sus Estados. Esta 
provincia y la de Sacatepeques, componían el Valle de Guafemala, que desde 
la conquista, estubo baxo del gobierno de los Alcaldes ordinarios de la Capital 
(que por ésta razón, se intitulaban Corregidores del valle) en virtud de la ley 
de Indias, que concede á las capitales 5 leguas de exidos, por cada rumbo, 
hasta el año de 1753, en que el Sr. Presidente de esta Real Audiencia, en con- 
formidad de la Instrucción reservada, que traxo de la corte, crió éstas dos Al- 
caldías mayores. La de Chimaltenango tiene cosa de 20 leguas de largo y 
otras tantas de ancho: está entre el gr. 14, 38 min. y el 15. 10 ms. de lat. bor. 
y entre el 285, 40 ms. y el 286, 5 ms. de long. Sus colindantes son por el O. la 
Provincia de Solóla: al N. la de Chiquimula: a] S, la de Escuintla: al E. la de 
Sacatepeques. Su temperamento por lo general es frío, aunque tiene algunos 
pueblos templados. Sus frutos trigo, mais, durasnos, membrillos, higos, peras, 
perotes, manzanas, y también tiene excelentes maderas. Sus habitantes por 
la mayor parte son labradores, y su numero, llega á 40082 entre Españoles, 
Mulatos, é Indios. Estos se hallan repartidos en 21 pueblos, una villa de 
Ladinos, y muchas Labores, y Trapiches, que componen 10 Curatos, servidos 
todos por Clérigos Seculares. Los principales pueblos de esta comarca son. 



(1) Chimaltenango en dialecto Náhuatl quiere decir "lugar amurallado con escudos". — Chimalli- 
tenango. (V. M. Díaz). 

53 



Sta. Ana Chimaltenango, Capital de la Provincia, y residencia de su 
Alcalde Mayor : es pueblo grande y consta su vecindario de cerca de 3000 
Indios, y algunos Ladinos : es de temperamento frió y seco, pero sano. Está 
plantado en un hermoso Valle, y se halla en tal proporción, que los desagües 
de una parte del pueblo, y las goteras del lado derecho de la Iglesia, van á 
parar al mar, del norte, y los del otro costado al del sur. Su plaza es de bella 
planta, y á un lado de ella hay un estanque bien grande : dista 11 legs. de 
la Metrópoli. 

Tecpanguatemála, ^^^ Lugar famoso, al que dieron este nombre los In- 
dios Mexicanos, que en su lengua quiere decir Casa Real de Guatemala, y sus 
naturales llamaban Patinamit, ó Ciudad antonomastica, por ser corte de los 
Reyes Kachiqueles. En el se edificó la 2- Iglesia, y quedó qomo en Sahcaja, 
un Religioso Francisco, catequizando á los Indios, y administrando los Sacra- 
mentos á los Españoles, que dejó en este paíage D. Pedro de Alvarado. Su 
temperamento es algo mas frió, que el de Chimaltenango : se dan mui bien 
en este pueblo los durasnos, damascos, membrillos, manzanas, peras y todas 
las frutas de Castilla: sus habitantes pasan de 3000 y son de noble Índole, 
mui laboriosos; comercian en trigo y mais, que cosechan con abundancia, en 
maderas y tablazones, que llevan á Guatemala. 

Pafzum, tiene mas de 5000 vecinos, estos son de la nación kachiquel, 
muy aplicados al trabajo, su clima y comercio como en el antecedente. 

S. Juan Comalapan, el pueblo mas numeroso de esta Alcaldía, pues hay 
en el de 7 á 8 mil Indios : es de buena planta, situado en tierra llana, de tem- 
peramento frió, sus frutos los de semejantes tierras. 

Patzicia, también es lugar grande, y llegará su vecindario á 5000 per 
sonas, es frió y húmedo : sus naturales son labradores. 

S. Andrés Itzapa, es frió y seco: sus moradores pasan de 1400: se 
ocupan en siembras de trigo, mais, garbanzo, y otras legumbres : y también 
en crianza de cerdos, de que hacen jamones. La víspera y dia de S. Andrés, 
hay en este pueblo una gran feria de caballos, muías, xarcia, y otras cosas, 
á que concurre un crecido numero de gentes de toda la comarca. 

S. Martin Xilotepeque, es el parage mas templado de los del Valle de 
Chimaltenango: en sus tierras se dá bien la caña de azúcar, por lo que hay 
muchos trapiches ; tiene competente numero de vecinos Españoles y Mulatos, 
y mas de 4000 Indios. (2) 

Estos 7 pueblos son cabezeras de curatos, y también los de S. Antonio 
Nexapa, S. Juan Alotenango y S. Miguel Milpa-Dueñas. 

5^ PROVINCIA DE SACATEPEQUES 

La "5- Provincia es la de Sacatepeques, y Amatitanes: hallase entre el 
gr. 14 y 15 de lat. y el 286 y 287 de long. Tiene por el O. á la de Chimaltenango : 
por el N. y E. á la de Chiquimula; y por el S. á la de Escuintla. Es por lo 
general de temperamento benigno ; aunque no le faltan pueblos frios, y algu- 
nos que pican en calientes: causa porque se cojen en esta comarca frutos de 



(1) Tecpán en dialecto náhuatl: significa: lugar de pedernales. (V. M. Díaz). 

(2) San Martín Jilotepeque fué fundado después de la destrucción de Mixco Viejo. (V. M. Díaz). 

54 



todos climas. El comercio de sus habitantes consiste en llevar de venta á la 
Capital frutas, mais, sacate, hortalizas, leña, carbón, gallinas, cerdos y otras 
cosas de esta clase. Aunque de poca extensión esta Alcaldía, pues no tiene 
mas qué 20 legs. de largo, y poco menos de ancho ; pero es de las mas pobladas : 
cuenta 42.786 moradores, de todas castas (no entrando en este numero los 
vecinos de la Antigua, y Nueva Guatemala). Están plantadas en su suelo la 
Ciudad de Guatemala, las Villas de la Antigua Guaifemala, y de P etapa, 48 
pueblos : y también haí gran numero de labores, hatos y granjas : de que están 
formados 18 Curatos, 4 en la Nueva GuaitemaJa, 1 en la Antigua, y 13 en los 
pueblos, cuyas cabezeras son el de Admolonga, S. Juan, S. Pedro, y S. Lucas 
Sacatepeques, Amatitan, Petapa, Mixco, Pínula, S. Juan del Obispo, S. Sebas- 
tian del Texar, Sumpango, Jocotenango, y S. Raimundo de las Casillas. 

En esta Provincia están los famosos volcanes de Guatemala: el que 
llaman volcan de Agua ^^^ es el monte mas empinado de todo el Reyno, y hai 
pocos en el mundo, que le hagan ventaja: tiene la figura de un cono, vestido 
hasta la cumbre de arboles siempre verdes, que presenta un espectáculo muy 
agradable á la vista: tiene al N. la Antigua Guatemala: al E. el Volcan de 
Pacaya: y al O. el que apellidan Volcan de Fuego, que conforme á las ultimas 
demarcaciones de estas Provincias, pertenece á la jurisdicción de Chimalte- 
nango : uno, y otro han hecho grandes erupciones : las mas notables de que 
tenemos noticia son la que hizo el de Pacaya, el dia 11 de Julio de 1775 y las 
que ha hecho el Volcan de fuego, en los años de 1623, 1705, 1710 y 1717. Al 
pie de este monte hai un pozito de aguas thermales, calientes, en que se curan 
de diversas enfermedades, que llaman de S. Andrés, por estar cerca de un pue- 
blo de este nombre : y otro baño templado, que despide un olor azufroso y es 
remedio eficaz para la sarna. 

Los pueblos mas notables de esta Comarca son Almolonga, famoso por 
haber sido el 1° sitio donde establecieron los Españoles la Ciudad de Gua- 
temala; por lo que también le llaman la Ciudad Vieja: habiéndose trasladado 
la citada Capital, el año de 1542, una legua al nordeste de dicho lugar, se 
quedaron en el algunos Españoles, y mulatos y todos los Indios de su vecin- 
dario : asi mismo permaneció el convento de San Francisco, á cuyos Religiosos 
se encargó la administración de los sacramentos ,en este pueblo; y como su 
Iglesias tenia por titular la Inmaculada Concepción de Nuestra Sra., se exten- 
dió su Patronato á todo el pueblo. Quando se crió la Alcaldía Mayor de Sacate- 
peques, se hizo su cabezera este lugar, honor, que conservó por algunos años. 
Era uno de los pueblos mas gralndes, hermosos, y bien plantados del Reyno : 



(1) Nota: A este monte llamaron los Españoles volcan de agua, con bastante impropiedad, 
no habiendo memoria, que jamas se haya encendido, ni arrojado fuego, ni encontradose en toda su 
falda, é inmediaciones materias calcinadas, ni otro vestigio de erupción volcánica; por lo que no pue- 
de convenirle el nombre de Volcan. Y quando reventó el ario de 1541 lo que salió de su seno fué 
un gran torrente de agua y piedra, que arruinó la Ciudad Vieja. El P. Remesal (Hist. de la Pro- 
vincia de San Vicente libro 4<? cap. 5?) refiere, que en esta ocasión, perdió dicho monte la coro- 
nilla, que tenia una legua de alto, y le quedaron mas de tres leguas, desde la cumbre hasta el llano: 
asegurando, que el mismo las midió, el año de 1615. 

Adición. — No reventó el volcán en 1541. La inundación del 11 de septiembre provino de ha- 
berse llenado de agua las ranuras o barrancos de arriba hacia abajo, sobre el gigante, después de 
prolongadas horas de lluvia (temporal), al romperse el dique de la base, desbordándose las aguas sobre 
la ciudad. Es error el de Remesal al afirmar que en aquella ocasión haya perdido el volcán la coro- 
nilla. Del cráter apagado desde tiempos remotos, jamás salieron torrentes de agua, como para pro- 
vocar inundaciones. (V. M. Díaz). 

55 



con la 2- traslación de la Ciudad de Guatemala al Valle de la Virgen o de la 
Ermita, 9 leguas distante de este parage, se ha disminuido mucho su vecinda- 
rio; pues una parte de sus individuos, se ha establecido en un pueblecillo, 
llamado también Ciudad Vieja, que se ha formado cerca de la Nueva Gua- 
temala : sin embargo han quedado en Almolonga mas de 2000 Indios, y muchos 
ladinos. Su Iglesia Parroquial es suntuosa, y la imagen de Nuestra Señora 
que se venera en ella, de grande aclamación (imagen española) : su clima frió : 
el comercio de sus moradores, comprar en los pueblos, asi de la costa, como 
de tierra fria, frutas que llevan á vender á la Capital. Los naturales de este 
lugar blazonan de nobleza, como descendientes de los Mexicanos, Tlaxcalte- 
cas, y demás-, que vinieron de auxiliares de los Conquistadores : y por esta 
razón no pagan tributo, sino solamente 2 reales, en reconocimiento del Real 
servicio. 

La Antigua Guatemala, antes Ciudad, y Metrópoli del Reyno : hoi Vi- 
lla, Capital de la Provincia de Sacatepeques, cuyo Alcalde Mayor ha fixado 
su residencia en ella, por orden del Gobierno. El año de 1799 se declaró por 
tal Villa, en virtud de cédula de 4 de Agosto de 1786 : y se nombraron 2 Alcal- 
des ordinarios, y un Sindico, de los vecinos Españoles de este lugar, para su 
mejor gobierno, y administración de justicia. Tiene 3 Parroquias, compuesta 
cada una de parte de la villa, y algunos de los pueblecillos, que la rodean : 
estas se intitulan Nuestra Señora de los Remedios. Nuestra Señora de la 
Candelaria, y S. Sebastian: hay también 2 Iglesias Filiales, una de la Santí- 
sima Trinidad, llamada del Chajon, y otra de Señor San José: y Hospicios 
de las Religiones de San Francisco, la Merced, y Betlen en que asisten dos ó 
tres Religiosos que sirven la Iglesia, y cuidan el convento : el de esta ultima 
ha sido expresamente aprobado por el Rey, en atención á que esta casa fué 
la cuna de la Religión Betlemitica, y se edificó á esfuerzos de su Sto. Funda- 
dor : y por la misma razón, la citada orden en el Capitulo General, que celebró 
en México á 1- de Diciembre de 1789, confirmó el expresado Hospicio, man- 
dando moren en el, á lo menos un Presidente, y 2 conventuales. Han quedado 
en esta Villa, después de la traslación de la Ciudad de Guatemala, de 7, á 8 
mil habitantes, algunos Españoles, y los mas Mulatos. 

San Juan Sacatepeques, fue cabezera de esta Alcaldía, por algún tiem- 
po : es el pueblo mas numeroso de la Provincia, tiene mas de 5000 Indios, 75 
Españoles, y 336 Mulatos ; estos por lo común son trapicheros, y los Indios 
labradores : es lugar de bellas proporciones, su clima es frío, pero no en extre- 
mo ; su aire sano, su suelo fértil, y su plaza bien abastecida. 

La Villa Nueva de Petapa, población de Mulatos, situada en un her- 
moso llano, á 4 leguas de la Metrópoli, es de buena planta, su plaza espaciosa, 
sus calles rectas de S. á N. y de E. á O.: tiene algunas casas decentes, Iglesia 
Matriz muy capaz, y bien adornada, cuyo titular es la Concepción de Nuestra 
Señora, y una Hermita del Calvario. Sus vecinos se ocupan en siembras 
de mais. 

Hai otro pueblo del mismo nombre, con la advocación de San Miguel; 
dista una legua de la precedente, tiene cerca de 1000 Indios, que comercian 
en llevar á la Capital plátanos Dominicos, que se dan en sus tierras, y moja- 

56 



rras, que pczcan en una punta de la laguna de Amatitlan, que les pertenece. 
Antiguamente estaban unidos estos dos lugareSf y formaban un pueblo gran- 
de, y de mucho comercio : los Indios tenian su Iglesia, y Cura Regular, y los 
Ladinos eran asistidos por su Párroco Secular, en Iglesia separada; pero 
habiéndose arruinado esta población el año de 1762, por un diluvio, que 
inundó una parte del Reyno, se determinó pasarlo á otro sitio : en cuya tras- 
lación, se separaron los Ladinos de los Indios, y formaron estas dos po- 
blaciones. 

San Juan Amatitan, ^^^ pueblo de mucho nombre, cabezera de Curato: 
hallase plantado en una llanura, rodeada de cerros altos, que lo hacen triste ; 
pero su inmediación á la laguna del mismo nombre, un hermoso rio, que le 
rodea por el lado del oriente, su temperamento, que pica en caliente, y su 
cercanía á la Capital, hace que sea frequentado de los vecinos de Gua- 
temala, que se retiran á el, unos por tomar ej agua del expresado rio, que es 
especifico para varias enfermedades, otros por darse baños, y otros por diver- 
sión. Tiene buen suelo, calles anchas, y rectas, casas acomodadas, plaza bas- 
tantemente probeida, una Hermita del Calvario, Iglesia Matriz decente, y ca- 
paz : en ella está colocada cierta imagen del niño Jesús, de gran veneración; 
son innumerables las personas, que vienen en romería, á visitarla de todos 
los pueblos vecinos, y aun de los distantes, especialmente el 1^ Domingo de 
Mayo, en que se celebra su fiesta principal : dicha efigie estaba antes en una 
Hermitilla 3 leguas distante del pueblo, en cierto parage que por esta razón 
llaman Betlen : mas por evitar los desordenes que regularmente se ocasionan 
de los concursos en lugares extraviados, el Señor Arzobispo de Guatemala 
la mandó trasladar á la citaida Iglesia Parroquial, el año de 1789. El vecindario 
de Amatitan se compone por la mayor parte de Mulatos, y de cosa de 200 
Indios : unos, y otros tienen Alcaldes de su casta. El comercio de los mora- 
dores de este pueblo consiste en la pezca de mojarras. Cangrejos, y Camaro- 
nes, que hacen en la citada laguna; en la siembra de sandias, y melones; en 
la fabrica de cestillos, y esteras y otras cosas, que llevan á vender á Gua- 
temala. 

Tiene el mismo nombre un lago que está en la orilla del Pueblo prece- 
dente : es celebre, no tanto por su tamaño, que no excede de 3 leguas de largo, 
y de una en su mayor anchura; quanto por otras circunstancias, que lo hacon 
apreciable : pues en 1^ lugar es abundantísimo de peces, de suerte que abastece 
á la Capital, de los que necesita: es verdad, que no cria peces grandes, pero 
se dan en el mojarras de mais de un pie de largo y de buen sabor, y pepescas, 
que son unos pecesillos, de 2, á 3 pulgadas de largo, de exquisito gusto : se 
cogen también cangrejos, camarones y pescaditos, como los de Atitan. En 2- 
lugar es útil esta laguna por la sal que sacan de la tierra de sus playas los 
vecinos de Amatitan, y forma uno de los ramos de su comercio. Lo 3- es 
famosa, por las vertientes de aguas thermales, que tiene á su orilla, y son 
excelente remedio para varias enfermedades, especialmente para los güegüe- 
chos, ó inchazones de gargantas: accidentes, que aflige á una gran parte de 
las mugeres de este Reyno. 



(1) Amatitlan, en dialecto náhuatl, quiere decir: "árboles de amatle". (V. M. Díaz). 

57 



Hay otro pueblo del mismo nombre cuyo titular és S. Chrisfovál 3 le- 
guas al S. de S. Juan: se ha hecho célebre en éste siglo, por haberse descu- 
bierto en el la curación del cancro, comiendo lagartijas: (es verdad que éste 
remedio no alcanza á sanar, quando dicha enfermedad ha tomado cuerpo, pero 
siempre alivia) : usaban del los Indios desde tiempo de su gentilidad, y los 
Españoles lo han comenzado á practicaír por los años de 1780. ^^^ 

S. Sebastian del Texar, ^^^ cabezera de curato : hallase plantado en el 
Valle de Chimaltenango ; tiene competente vecindario, la mayor parte de éste 
es de ladinos i hay en tierras de su jurisdicción, un manantial de aguas ther- 
males, gran especifico para algunas enfermedades. 

Sto. Domingo Mixco: pueblo situado en el declive de un cerro, que 
domina al dilatado Valle, que por ésto llaman de Mixco, en el que se ha fun- 
dado la N. Guatemala, Su vecindario se compone de Indios y Mulatos: los 
primeros comercian en mais, que cosechan en sus inmediaciones, y en canta- 
ros, y otras piezas de barro que fabrican; los segundos son arrieros y labra- 
dores. Cerca de este lugar hay una vertiente de aguas vitriolicas, que se han 
experimentado eficaces, para curar la diarrea. Dista 3 leguas al O. de la 
Capital. 

Sta. Catalina Pinula^ pueblo mediano, tiene 1500 vecinos; los 82 Es- 
pañoles, 567 Ladinos, 851 Indios. Está al pie de la Sierra que llaman de 
Canales, 2 leguas al SE. de Guatemala : hay en el un Colegio de educandas, 
(establecimiento que no se vé en otro pueblo) en dicha casa viven recogidas 
algunas doncellas, y otras ocurren á aprender los oficios propios del sexo : las 
colegialas se mantienen con las labores de sus manos, y las frutas de su 
huerta, y cera de sus colmenas, que han llegado á blanquear como la del norte : 
este colegio se haya tan bien arreglado y gobernado, que ha merecido la Real 
confirmación. 

Nuestra Señora de la Asunción Jocotenango: pueblo contiguo á la anti- 
gua Guatemala, sus naturales servian de peones en las obras, y en otros 
muchos ministerios : tenia mas de 4000 Indios, y competente numero de Ladi- 
nos. Habiéndose trasladado la expresada ciudad, muchos de los segundos, 
y algunos de los primeros, se quedaron en sus solares ; pero la mayor parte de 
los Indios, como que pasan de sus jornales, se trasladaron á la Nueva Gua- 
temala,, y formaron un pueblo inmediato á la ciudad, y se ocupan en los mis- 
mos oficios, respecto de esta, que exercian en la Antigua. La víspera y dia de 
la Asunción, ha^y en este pueblo una feria de caballos, muías,, y otras muchas 
mercaderías, á que concurre gran numero de gentes. 

La Hermita de N. Señora de la Asunción: lugar situado en el Valle que 
llaman de las Facas. Esta población se compone de Españoles, Mulatos, é 
Indios, y tubo su principio por los años de 1620, ó poco después, en que ha- 
llándose fundada la Hermita de Ntra. Sra. del Carmen, para que hubiese 
siempre quien sirviese la referida Iglesia, se sacaron de los montes que llaman 
Canalitos, como 20 familias de Indios, y se poblaron cerca de dicha Hermita, 
alcanzándoles cédula de S. M. en que los liberta de la paga de tributos. Estos 



(1) Llámase El Tejar por haber sido, durante la colonia, el pueblo donde fabricaban teja, 
destinada a las construcciones de casas, industria a la que dedicábanse la mayoría de los habitantes. 
(V. M. Díaz). 

58 



Indios habiéndose multiplicado considerablemente en este Valle donde vivian 
dispersos, y deseando congregarse en un lugar, por los años de 1675 se pre- 
sentaron ante el Sr. Presidente D. Fernando de Escobedo, pidiendo se les 
diese sitio para poblarse, y exidos para sus sementeras : y asi mismo que el cura 
de las Vacas pasase á la nueva población la Iglesia, que se hallaba junto al rio 
de las Vacas en despoblado. El Sr. Presidente concedió lo que se le pedia en 
2 de Septiembre de dicho año, como consta de autos que pasaaron por ante 
Lorenzo Pérez de Rivera escribano Receptor, y paran en la Secretaria de 
Cámara. Comenzóse á levantar una Iglesia capaz, que no se concluyó hasta 
el año de 1723, y se le dio el titulo de la Asunción de Nra. Señora, por haberse 
hecho en la vispera de dicha festividad, la traslación de los primeros Indios, 
que poblaron este sitio : sirviendo de Parroquia, Ínterin se edificaba esta 
Iglesia, la Hcrmita de Nra. Sra. del Carmen. Antiguamente tenía éste pueblo 
Cura propio, y también habia en el un Alcalde ordinario y dos Regidores Es- 
pañoles, y otro Alcalde y dos Regidores Indios; mas en el dia habiéndose 
establecido la capital inmediata á dicho Burgo, se mira este como uno de sus 
arrabales, y administran justicia en él los Alcaldes de la ciudad, y el curato 
de la Hermita, se unió al de Ntra. Sra. de la Candelaria, uno de los de la 
Metrópoli. 

NrcL Señora de Guadalupe, Villa de Ladinos, que se está fundando una 
legua al SE. de la Capital, á solicitud del Noble Ayuntamiento de ésta ciudad, 
con el designio de que sus moradores siembren frutales y hortalizas, para 
proveer la plaza de la Metrópoli. El 17 de Abril de 1799 se bendixo y colocó 
la V piedra de la Iglesia de éste lugar, con asistencia del Sr. Arzobispo y otros 
sugetos de primer orden: y el 12 de Diciembre de 1803 se celebró el estreno. 

Los otros pueblos de la Provincia de Sacktepeques no ofrecen cosa que 
meresca especificarse; pero lo que mas ilustra ésta comarca, es tener entre 
los limites de su territorio á la Ciudad de Guatemala, cuya descripción se 
dará en el capitulo siguiente. 

CAPITULO V 
Descripción Topográfica de la Ciudad de Guatemala 

La Ciudad de Guatemala, Metrópoli de éste Reyno, silla de su Arzobis- 
pado y una de las mejores del nuevo mundo, fue fundada por el Capitán D. 
Pedro de Alvarado, ^^^ el año de 1524, dia del Apóstol Santiago : por cuya razón 
y haberse erigido baxo la advocación de dicho Sto. es generalmente llamada, 
la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala: y ha reconocido á este 
Glorioso Apóstol, como á su principal Patrono ; é igualmente lo venera como á 
tal su Iglesia Metropolitana, á la que en esta atención concedió el Sumo Pon- 
[tifice Julio III, año 1551 todas las gracias é indulgencias, de que goza la Sta. 
Ilglesia de Santiago de Galicia. También tiene la ciudad de Guatemala por 



(1) El Conquistador Pedro de Alvarado salió de México, a la conquista de estas tierras, el 
^6 de diciembre de 1523. Bernal Díaz del Castillo está de acuerdo del número de fuerzas que el Con- 
«quistador trajo, pero no en la fecha en que salió de México. Juarros se equivocó al asegurar que el 
[ejército español llegó a esta región por julio de 1524: fué en el mes de abril. (V. M. Díaz). 

59 



Patrona á la V. y Mr. Santa Cecilia, en reconocimiento, de que en su dia, 
fueron vencidos y subyugados los Reyes Kacchiqueles, que habiendo recibido 
de paz á los Españoles el año de 1524, el 26 se sublevaron contra ellos: por 
cuyo motivo la víspera, y dia de esta Bienaventurada Virgen, saca el Real 
Pendón todos los años, el Alférez Real con lucido acompañamiento del Sr. 
Presidente, Real Audiencia, Ayuntamiento y nobleza : y como los Indios mexi- 
canos y Tlaxcaltecas de Almolonga, auxiliaron á los Españoles, en la enunciada 
expedición, también salen en este paseo vestidos de Militares con mosquetes, 
lanzas y banderas : y algunos de los principales llevan atados á las espaldas 
hermosos arcos vistosamente adornados de plumas y otros diges que dan 
mucho lustre á la función. 

Es la Ciudad de Guatemala, Capital de todo el Reyno y residencia de 
su Gobernador, y Capitán General, que es juntamente Presidente de la Real 
Audiencia, y Chancillería de dicho Reyno : ésta se erigió el año de 1542, y se 
compone del Presidente, Regente, 4 Oydores, 2 Fiscales, Alguacil mayor y 
Chanciller: tiene 2 secretarios de Cámara, y el correspondiente numero de 
subalternos. Fuera de la Real Audiencia, adornan esta Metrópoli el Juzgado 
General de intestados; el de tierras; el Real Tribunal mayor de cuentas; la 
Real Caxa Matrix, ó Tesorería General: el Juzgado, y Dirección de Alcabalas: 
Administración de correos : Dirección general de Tabacos ; la Administración 
de pólvora y naypes; Tribunal de Cruzada, y el del Real Consulado: Real 
Casa de Moneda; el Ilustre Cabildo, Justicia, y Regimiento de la M. Noble 
y Leal Ciudad, á la que concedió el Sr. Emperador Carlos V el año de 1532 
por armas, un icscudo, con tres montes, el del medio arrojando fuego, y en su 
cima el Apóstol Santiago á caballo, armado y blandiendo la espada; todo 
sobre campo de gules por orla, 8 conchas de oro, sobre campo de azur, y por 
timbre una corona. Y el de 1566, el Sr. D. Felipe II la honró con los títulos 
de M. Noble, y M. Leed Ciudad. Componese éste Ilustre cuerpo de 2 Alcaldes, 
Alférez Real, Alguacil mayor. Alcalde Provincial, 8 Regidores, y un Sindico. 
No son las menores condecoraciones de esta Metrópoli, los respetables cuerpos 
de la Real y Pontificia Universidad de S. Carlos, y el del Protomedicato : el 1° 
fué erigido por el Sr. D. Carlos II, año de 1676, y confirmado por N. M. S. P. 
Innocencio XI el de 1677, quien le concedió todos los privilegios que gozan las 
Universidades de México y Lima. Dicha Universidad tiene 12 cátedras de to- 
das facultades, y una Biblioteca publica : su claustro consta en el dia de mas 
de 50 Doctores. El 2° fue instituido con Real permiso el año de 1793 y se com- 
pone de un Presidente, 2 examinadores, y un Fiscal. Habla también en esta 
Capital una Sociedad Económica de Amigos del Reyno, fundada el año de 
1795 y confirmada por cédula de 21 de Octubre del mismo año ; y aunque ha 
sido suspendida en sus exercicios, por Real Orden de 1799, ha dexado eterna 
memoria en la Academia de dibujo, y Sala de modelo, que estableció, y se con- 
servan con reputación: y en el Real Gabinete de la Historia Natural que 
formentó. Tiene Guatemala tres escuelas de primeras letras, en que se instru- 
ye gratuitamente á la juventud : y dos clases de Gramática Latina. 

Es también esta Ciudad Capital del Arzobispado de Guatemala, erigido 
en Obispado por N. S. P. Paulo III, año de 1534, elevado á Metropolitano por 
la Santidad de Benedicto XIV, el de 1742; tiene por sufragáneos á los Obispos 

60 



de Nicaragua, Chiapa, y Comayagua, Su Catedral es servida con grande esme- 
ro y magnificencia por su Venerable Cabildo, compuesto de Dean, 4 Dignida- 
des, y 4 Canónigos : por 2 Curas Rectores, 2 Sacristanes, 10 Capellanes, 6 
Acólitos, y otros Ministros : dos Colegios, el Tridentino, y el de Infantes, y una 
numerosa Capilla. A mas de la Parroquia del Sagrario, hai las de San Sebas- 
tian, Ntra. Sra. de los Remedios, y Ntra. Sra. de la Candelaria: 7 Conventos 
de Religiosos, Sto, Domingo, S. Francisco, y la Merced; que son cabezeras de 
Provincia, y casas de estudios: S. Agustin, S. Juan de Dios, Betlen, y el Cole- 
gio de Misioneros de Propaganda fide: casa de la Congregación de S. Felipe 
Neri; y también habla Colegio de Jesuítas. 5 Monasterios de Religiosas, los 
2 del orden de la Concepción de Ntra. Sra. y los otros tres de Carmelitas 
Descalzas. Clarizas y Capuchinas. 3 Beateríos, los dos de Dominicas, uno 
para Españolas, y otro para Indias, y el 3"^ de Betlemitas : y 2 Colegios de 
educandas. 4 Hospitales, el de San Pedro para Eclesiásticos, el de Santiago 
de Españoles, San Alexo para Indios, y el de Ntra. Sra. de Betlen de conva- 
lecientes : los 3 primeros están á cuidado de los Religiosos de San Juan de 
Dios, y el 4° al de los Betlemitas. Tiene asi mismo esta Ciudad 2 numerosas 
Comunidades de Terceros, una del Orden de San Francisco y otra del de 
Ntra. Sra. del Carmen: y 40 Cofradías. 

El Vecindario de Guatemala (según el padrón hecho el año de 1795) 
consta de 24434 individuos de todas castas y clases : ^^^ entre estos hay un título 
de Márquez, y muchas familias descendientes de las casas mas ilustres de 
España. Son por lo general, los Guatímaltecos dóciles, humanos, corteces, 
liberales, afables con los extrangeros, é inclinados á la piedad; pero por otro 
lado, son floxos, pusilánimes, y desidiosos : tienen bastante ingenio y buena 
disposición para las artes, como lo prueba la multitud de Menestrales de todos 
oficios, entre los que se han visto artífices muy sobresalientes; pero los que 
tienen mas nombre son los Músicos, Plateros y Escultores : las obras de estos 
últimos son solicitadas, no solo en este Reyno, sino aiin en el Mexicano; y 
algunas, que se han llevado á Europa, han sido celebradas, y aplaudidas. Hay 
gran numero de Texcdores, en cuyos obradores se texen bellas muselinas, 
finas gasas, canículas y telas ordinarias de algodón, de que viste toda la 
gente pobre del Reyno. Es también considerable el gremio de Lozeros, que 
proveen á todas estas Provincias de las piezas de Loza, que necesitan : algunas 
de estas salen tan finas y bien pulidas, que se asemejan á las porcelanas de 
Alemania. Entre las mugeres se encuentran excelentes bordadoras y diestras 
costureras : hay quienes hacen flores tan naturales, que se equivocan con las 
del Campo : gran parte de las personas de este sexo se ocupa en la fabrica de 
cigarros, que llaman de tuza, y son peculiares de este Reyno, otras en hacer 
hilados de algodón, de todos gruesos. Cuenta Guatemala entre sus hijos 
muchos Varones insignes en Santidad, é ilustres por su literatura: cuyo ca- 
tálogo seria muy dilatado, sí se hubiese de hacer clómpleto; mas por evitar 
!; la demasiada prolixidad nos ceñiremos á los mas sobresalientes. 



(1) Nota: en el dia se haya notablemente aumentado el numero de los habitante^ de esta 
f Ciudad, y se puede asegurar, sin peligro de exageración, que pasa de 30 mil, 

61 



El V. P. F. Christoval Flores Religioso Francisco, de las primeras fa- 
milias de Guatemala, que padeció acerba muerte, por la predicación del Evan- 
gelio, en Argel año de 1627. 

El V. P. F, Diego de la Cerda Religioso de la Merced, acabó su vida 
despedazado por quatro potros, en odio de la fé Católica, en la Ciudad de 
Constantinopla. 

El V. P. F. Blas de Morales, Francisco, de noble estirpe y vida exemplar, 
que promovió varios establecimientos piadosos, y murió con fama de Santidad 
año de 1646. 

El V. P. D. Alonso Sánchez, Presbítero Secular, Varón admirable por 
su penitencia, desprecio del mundo, retiro, oración continua y demás virtudes : 
murió con grande aclamación de Santidad año de 1652 y en atención á sus 
heroicas virtudes, se le hizo un solemnísimo entierro en la Iglesia Catedral, 
al que asistieron la Real Audiencia, ambos Cabildos, el Clero y Religiones. 

El Dr. D. Fr. Juan Bautista Alvares de Toledo, del Orden Seráfico, y 
de las mas ilustres familias de esta Ciudad; ^^^ que por su gran literatura, y 
excelentes prendas, fué elevado á los primeros empleos de su Religión, á el 
de 1- Catedrático de Escoto en la Real Universidad, y á la Dignidad de Obispo 
de Chiapa, Guatemala y Guadalajara: murió en su patria dejando un gran 
Qumero de fundaciones piadosas, año 1726. 

D. Juan de Padilla, Clérigo Secular: celebre, por su grande instrucción, 
no solo en la Teología, Sagrada Escritura y SS. PP. sino también en las Mate- 
máticas, en las que hizo raros progresos, y se asegura dexó manuscritos muy 
curiosos, y aprecíables, sobre dichas facultades : pero en el día, no tenemos 
de este sabio Escritor, mas que un tratado sobre las reglas principales de la 
Aritmética Practica, impreso en Guatemala año de 1732 : murió el de 1749. 

Don Miguel de Zilieza, y Velasco, de la 1- nobleza de Guatemala, Dr. 
/ Catedrático de Leyes en su Universidad, Provisor y Vicario General de los 
Obispados de León y Guatemala, Canónigo, Maestrescuela, y Obispo Auxiliar 
de su Patria, y últimamente Obispo de Ciudad Real, donde murió año de 1768. 

Don Antonio de Pineda, y Ramírez, Primer Teniente de Reales Guar- 
dias Españolas, encargado de la Historia natural, en la expedición, que dio 
vuelta al mundo, comandada por Don Alexandro Malaspinal 

Don Ignacio Ceballos, Varón de noble estirpe, y vasta erudición : su 
mérito lo elevó á la Dignidad de Dean de las Santas Iglesias de México y 
Sevilla: fué también Académico numerario de la Real Academia Española: 
se halla inscripto su nombre entre los individuos, que han trabajado en el gran 
Diccionario de la lengua Castellana. 

El Padre Miguel Gutierres, Ex-Jesuita: después de haber servido en 
su Religión varios cargos honoríficos, murió en Roma, con grande olor de 
Santidad, año de 1794. Corre impresa su vida, escrita en idioma Latino, por 
el Padre Luiz Maneiro, 



(1) Nota: Un error vulgar que ha envuelto entre sus sectarios al P. Leal, Alcedo, y otros; 
ha usurpado á la Ciudad de Guatemala la gloria, r'e haber sido cuna de este hombre Ilustre, y el 
único de sus hijos, que ha visto colocado sobre su Silla Episcopal: asegurando, no se con que fun- 
damento, que era natural de la CiudaS de San Salvador; pero los que quisieren desengañarse, po- 
drán ver la partida de su fé de bautismo, en los libros de la Parroquia del Sagrario de esta Santa 
Iglesia Catedral de Guatemala. 

62 



Habiendo tratado de los cuerpos políticos, vecindario, y gremios de arte- 
zanos, que componen esta Metrópoli en lo formal; nos resta hablar de su 
suelo, temperamento, edificios y demás cosas, que la constituyen en lo mate- 
rial: y para hacerlo con claridad, y evitar confucion, es necesario distinguir 
tres Ciudades, conforme á las tres situaciones, que ha tenido esta Capital : 
que llamaremos la Ciudad Vieja, Guatemala Antigua, y la Nueva Guatemala. 

La Ciudad Vieja: aunque en su fundación, por los años de 1524, se 
plantó esta Metrópoli entre los dos volcanes, fué provisionalmente Ínterin se 
escojia sitio á proposito, para su formal establecimiento ; mas no habiendo 
encontrado otro, que hiciese ventajas á este lugar, determinaron sus morado- 
res quedarse en el, arrimándose un poco acia el oriente, en la falda del vol- 
can de agua: parage en extremo fértil y ameno, de temperamento frió, aire 
sano, proveído de aguas frías y saludables. En este puesto se asentó la Ciudad 
el 22 de Noviembre de 1527 ; y en breve tiempo, ya tenia una muí decente 
Catedral, conventos de Dominicos, Franciscos y Mercedarios, Hermítas de 
Ntra. Sra. de los Remedios y de la Vera-Cruz, Casas de cabildo, y Hospital. 
Pero no pudo tomar mayores incrementos la nueva Ciudad, porque fue inun- 
dada y arruinada, la noche del día 11 de Septiembre de 1541, por un gran 
torrente de agua, que baxo del Volcan, y traxo con sigo muchos arboles cor- 
pulentos y peñascos enormes, que causaron estragos en los edificios y vidas 
de sus moradores : motivo porque se trasladó al parage donde se halla situada 
la Antigua Guatemala, una legua al nordeste de la Ciudad Vieja. 

La Antigua Guatemala está plantada en un ameno Valle, circunvalado 
de cerros y colinas, tan fértiles, que se mantienen siempre verdes : tiene en 
sus contornos campos abundantes en yerba, que los hermosea, y provee de 
pasto á innumerables animales, Rodeanla gran numero de pueblos, que se 
emplean en su servicio, y pasan de 30 los que no distan de ella dos leguas : 
los moradores de dichos lugares, unos son Albañiles, otros Canteros, Panade- 
ros, Carniceros : hai quienes se ocupan, en texer esteras, y hacer diversas ma- 
nifacturas, para la comodidad del vecindario de Guatemala : otros se exercitan 
en sembrar maís, frixoles, garbanzos, hortalizas, frutas, flores y otras mil 
cosas, con que abastecen la plaza de la enunciada Capital, de modo, que no 
dexan cosa que desear en ella, para el regalo y comodidad de la vida. Por sus 
orillas corren dos rios, cuyas aguas sirven para el riego de las huertas, granjas 
y casas de placer. Su temperamento es agradable, y de una continua prima- 
vera, de suerte que ni aflige el frió, ni molesta el calor. Es de bastante exten- 
sión, pues no le faltan 12 manzanas, donde mas se estrecha : sus calles son 
anchas, bien empedradas, rectas y tiradas á cordel EO, y NS, excepto las de 
los arrabales, que hai muchas angostas y torcidas. Tiene multitud de fuentes, 
cuyas aguas vienen de tres distintos manantiales encañadas desde su origen, 
Y se reparten por toda la ciudad, de suerte que es muy infeliz la casa, que no 
tiene 3 ó 4 pilas ; y fuera de estas hai muqhas en las calles, y otros lugares 
públicos : la de la plaza mayor es digna de notarse, asi por su hechura, que es 
toda de piedra, y bien labrada; como por tener la particularidad, de que le 
entran de dos diversas aguas, una por un lado, y otra por el opuesto. También 
merecen atención las casas consistoriales, por la solidez de su fabrica, por 

63 



su bella disposición, y por una vistosa galena, que tienen acia la plaza, com- 
puesta de arcos y columnas de piedra mui bien canteadas.^ Hermoseaban 
esta capital 38 templos, que son la Catedral, 3 parroquias, 16 Iglesias Filiales, 
8 de Religiosos, 8 de Religiosas, la de la Congregación de San Felipe Neri, 
y la del Santo Calvario, con 11 Capillas para el Viacrncis. Entre estas, son dig- 
nas de especial mención la Catedral, templo suntuoso, de mas de cien varas 
de largo, 40 de ancho, 22 de alto : iluminanlo 50 ventanas : entrase á el, por 
7 puertas grandes : está dividido en tres naves, y hai en sus costados 8 capi- 
llas, por cada uno : de estas, la del Sagrario, y la de Ntra. Sra. del Socorro son 
tan capaces, que pudieran pasar por Iglesias. Tiene multitud de alajas de oro, 
y plata: muchas estatuas asombrosas, pinturas de buen gusto: y varias reli- 
quias muy estimables : el altar mayor era una cúpula, sostenida de 16 colum- 
nas, vestidas de carei, con tarjetas y otros sobre puestos de bronce, de exqui- 
sita labor: y sobre su comiza descanzaban las imágenes de Nuestra Señora y 
los 12 Apostóles, todas de marfil. Yacen en este magnifico templo las cenizas 
del Adelantado D. Pedro de Alvarado, Conquistador del Reino, y Fundador 
de la Ciudad de Guatemala: las de su 1° Obispo Don Francisco Marroquin, 
las de 8 succesores suyos, y las de otros muchos varones ilustres. La Iglesia 
de Sto. Domingo llamaba la atención, por su garbosa planta, grande elevación, 
atrio espacioso, y curioso adorno : entre otras preseas tenia cierta imagen de 
Ntra. Señora del Rosario de dos varas de alto, toda de plata. La de San Fran- 
cisco una de las mas capaces de la Ciudad : se admiraban en ella tres vistosos 
Camarines ricamente adornados, que daban grande hermosura al altar mayor: 
la curiosa Capilla de Ntra. Señora de Loreto, donde se venera la portentosa 
imagen de María Santisima de Alcántara: ^^^ las estatuas de muchos Santos, 
que están colocadas en la portada, hechas de estuco, tan bien esculpidas y es- 
tofadas, que en su linea son las mejores que hai en el Reyno : pero lo que mas 
ilustra este famoso templo son las reliquias del V. S. de Dios Pedro de San 
José de Betancourt, ^^^ que se conservan en una alacena con tres llaves, al 
lado isquierdo del Presbiterio. La del colegio de la Compañia de Jesús, que 
es de tres naves, con un cimborrio, el mas sobervio y bien iluminado de la 
Ciudad. También es magnifica y de tres naves la Iglesia de Ntra. Señora de 
la Merced. Adornaban esta Metrópoli 8 Conventos de Religiosos, entre los 
quales sobresalían los de Dominicos, Franciscos y Mercedarios, por su gran 
capacidad, aseo y buena disposición de sus oficinas, y fortaleza de su fabrica: 
el Colegio de los Regulares de la Compañia de Jesús, que tenia contigua casa 
de exercicios, é inmediato el Colegio Seminario de San Francisco de Borja, 
cuya dirección estaba á cargo de dichos Regulares : 5 Monasterios de Religio- 
sas, el de la Concepción de tanta amplitud, que se asegura vivian en el anti- 



(1) Esta sagrada imagen (como consta de informaciones jtiridicas, que se guardan m el 
archivo del expresado convento, recibidas el año de 1601) es la misma que se veneraba en la Villa 
de Alcántara, en Estremadura: donde es constante tradición, que se encontró en el rio Tajo, encerrada 
en una arquita con el Infante D. Pelayo : atribuyéndose al Patrocinio de esta Señora, la conserva- 
ción de la vida de dicho Principe. 

(2) Este Santo Hombre, natural de la Isla de Tenerife, habiéndose avecindado en la Ciudad 
de Guatemala, la edificó con sus virtudes, la llenó de admiración con sus milagros, y la enriqueció 
con sus reliquias: tratase con calor la causa de su Beatificación en la Curia Romana, y están decla- 
radas sus virtudes en grado heroico, por Ntro. Smo. Padre Clemente XIV, año de 1771. en 25 de Julio. 

64 



guamente mas de mil personas, ^^^ entre Monjas, pupilas y criadas: 3 Beate- 
ríos, 2 Colegios, el Trídentino, con un oratorio magnifico : y otro para Niñas. 
Pero á pesar de la Hermosura de su planta, suntuosidad de sus edificios, y 
de otras mil bellas qualidades ; ha tenido la muy fatal de ser en extremo perse- 
guida de temblores, que la han destruido repetidas ocasiones : los mas memo- 
rables son los de los años de 1565, 1577, 1586, 1607, 1651, 1663, 1689, 1717, 
1751, 1773. Cansados los vecinos de Guatemala, de sufrir ruinas, y hacer 
reedificaciones de su amada Patria ; habiendo esta quedado con los terremotos 
del referido año de 1773, en parte destruida y en parte maltratada, determi- 
naron trasladarla á otro sitio mas distante de los volcanes, y menos expuesto 
á semejantes infortunios: para cuyo efecto, después de muchas investigacio- 
nes, se eligió el llano, que llaman de la Virgen, en el Valle de las Vacas, donde 
se estableció esta Metrópoli el año de 1776, en virtud de Real cédula de 21 
de Julio, de 1775, en que asi lo ordenó Nuestro Católico Monarca, mandando 
también, se intitulase La Nueva Guatemala de la Asunción, por motivo de 
estar dicho par age en tierras del Curato de la H ermita, que tiene por titular 
el misterio de la Asunción de Nuestra Señora. 

La Nueva Guatemala se halla situada en una espaciosa llanura de 5 le- 
guas de diaimetro, que riegan, y fertilizan varios arroyos y algunos lagos, baxo 
un cielo hermoso, en clima benigno, de suerte, que indiferentemente se viste 
todo el año ropa de seda, ó de lana. La Ciudad es quebrada, contiene 15 man- 
zanas de largo, y otras tantas de ancho : está dividida en 4 Quaxteles, y cada 
Quartel en 2 Barrios : estos tienen cada uno su Alcalde anual, que se elige 
del vecindario y exerce su. jurisdicción con subordinación al Juez del Quartel, 
que es uno de los Ministros de la Real Audiencia. Por lo espiritual, se divide 
en 3 Parroquias, que se extienden de E. á O. todo el largo de la Ciudad; y de 
N. á S. ocupan la tercera parte de ella: obteniendo el medio, la del Sagrario 
de la Catedral: la de San Sebastian el lado del norte, y la de Ntra. Señora 
de los Remedios, el del Sur. Sus calles son rectas, tiradas á cordel N. S. y E. 
O. : anchas de 12 varas, las mas de ellas empedradas : sus casas, aunque baxas, 
por motivo de los temblores, son de buena apariencia,, cómodas y bien ador- 
nadas, casi todas tienen huertos y jardines, y 2, 3, ó mas pilas. La plaza mayor 
es quadrada y grande de 150 varas, por cada lado, está toda empedrada, y cir- 
cunvalada de pórticos : en su fachada oriental, tiene la portada de la Iglesia 
Catedral, á cuya diestra e&^a el palacio Arzobispal, y á la siniestra el Colegio 
de Infantes : en la del poniente, el Real Palacio, sala de Audiencia, y demás 
oficinas de dicho Tribunal, Contaduría General, Caxas Reales y la casa de 
Moneda: á la del norte, las casas del Ayuntamiento, cárceles, carnicerías, 
Alondiga, Scc: á la del Sur la Real Aduana, y el Marquezado de Aizinena: 
y en el medio una gran fuente, toda de piedra, primorosamente trabajada: 
cuyas aguas, asi como las de otras 12 pilas que hai en las plazuelas, y calles 
de la Ciudad, y las de otras muchas, que se ven en los Conventos, y casas par- 
ticulares, viene encañada de una sierra, distante mas de dos leguas al SE. 
de este lugar, caminando en partes, sobre dilatadas arquerías, y en partes 



(1) Este dato es exagerado. No consta en ningún documento antiguo. Niegan la aseveración 
varios manuscritos que tenemos a la vista. (V. M. Díaz). 

(1) La Plaza Mayor es cuadrilonga; tiene 165 varas N. S. y 139 E. O. Véase el tomo H, 
página 6', nota novena. (V. M. Díaz). 

65 



atrabezando colinas, que se taladraron con inmenso trabajo : le entra también 
á esta Capital otra agua, por el lado del SO., cuya cañería sin embargo de 
que es mas larga, que la otra, no tubo tantas dificultades, que vencer. La 
Catedral, aunque estrecha, y que le falta mucho para concluirse, es de buena 
arquitectura : se admiran en ellas los Capiteles, y bazas de las columnas, los 
arcos de las Capillas y algunas otras piezas de piedra, labradas á la perfección. 
Igualmente están á medio edificarse los conventos y demás Iglesias, que son 
los mismos, que se dixo habia en la antigua Guatemala; excepto el Colegio 
de Jesuítas, con sus annexos, y 11 de las Iglesias Filiales, pero hay á mas de 
lo dicho, el Colegio de Seises, el de educandas de la Visitación y las Hermitas 
del Carmen alto, situada en la cima de un montéenlo, á las orillas de la ciudad, 
y la de Ntra. Sra. de Guadalupe. Tiene esta Metrópoli un grande Arrabal, 
acia el Nordeste, dividido en 4 Barrios, que componen 2 Quarteles, de los que 
son jueces los 2 Alcaldes Ordinarios : en el está la Parroquia de Ntra. Sra. de 
la Candelaria y el Colegio de la Visitación : sus calles son desiguales y torcidas. 
Aunque no tiene tantos pueblos en sus inmediaciones la Nueva Guatemala, 
cfomo la Antigua; está igualmente abastecida de toda especie de frutos, de 
que la proveen los mismos pueblos, que á la Antigua : de modo, que su plaza 
parece un vergel de flores, hortalizas, frutas, granos, huevos, aves y quanto 
puede desearse para el regalo, y comodidad de la vida. 

Hallase esta Capital á los 14 gr. 40 min. de lat. Sept. y á los 286 de lon- 
gitud : 9 legs. distante de la Antigua Guatemala, 130 de Ciudad Real de Chia- 
pa, 144 de la Ciudad de Comayagua, 183 de León de Nicaragua, y 400 de Méxi- 
co: 90 del mar del norte, y 26 del mar pacifico: 195 de Ja raya de Nueva Es- 
paña, 480 de la de Tierra Firme. 

TABLA 

De las Provincias, y Partidos de este Reyno, en que se expresa el número 
de Ciudades, Villas y Pueblos de cada una: y el de sus habitantes, conforme 
el padrón hecho el año de 1778, en cumplimiento de Real Orden de 10 

de Noviembre de 1776. 

Provincias 

La Ciudad de Guatemala 
Provincia de Sacatepeques. 
Prov. de Chimaltenango. 
Provincia de Solóla. 
Provin. de Quezaltenango. 
Provincia de Totonicapan. 
Provincia de Chiquimula, 
Provincia de Vera-Paz. 
Provincia de Escuintla. 
Provincia de Zonzonate. 
Provincia de Suchitepeques. 



Ciudades 


Villas 


Pueblos 


Habitantes 

023.434. <i> 


1. 


2. 


048. 


050.786. 


0. 


1. 


021. 


040.082. 


0. 


0. 


031. 


027.953. 


0. 


0. 


025. 


028.563. 


0. 


0. 


048. 


051.272. 


0. 


0. 


030. 


052.423. 


1. 


0. 


014. 


049.583. 


0. 


1. 


033. 


024.978. 


0. 


1. 


021. 


029.248. 


0. 


0. 


019. 


017.535. 



(1) Nota: el numero de moradores de la Ciudad de Guatemala se ha puesto, según el padrón 
del año de 1795. Y á la Provincia de Sacatepeques, se han añadido 8000 habitantes, que son, los que 
en el dia tiene la Villa de Guatemala. 



66 



Provincias 


Ciudades 


Villas 


Pueblos 


Habitantes 


Provincia de S. Salvador. 


2. 


4. 


121. 


117.436. 


Provincia de León. 


3. 


4. 


028. 


068.929. 


Partido de Matagalpa. 


0. 


0. 


012. 


019.955. 


Partido del Realejo. 


0. 


1. 


003. 


006.209. 


Partido de Subtiava. 


0. 


0. 


005. 


008.850. 


Partido de Nicoya. 


0. 


0. 


001. 


00S.983. 


Provincia de Ciudad Real. 


1. 


1. 


056. 


040.277. 


Provincia de Soconusco. 


.0. 


0.. 


020. 


009.078. 


Provincia de Tuxtla. 


0. 


0. 


033. 


019.898. 


Provincia de Comayagua. 


3. 


1. 


094. 


056.275. 


Provincia de Tegucigalpa. 


0. 


2. 


023. 


031.455. 


Provincia de Costa-Rica. 


1. 


3. 


010. 


024.536. 


Partido del Peten. 


0. 


0. 


009. 


002.555. 


Castillos de S. Juan, S. Felipe, 


y Omoa 0. 
. .. .. 12. 


0. 
21. 


000. 
705. 


t)01.046. 


Totales 


805.339. 



geografía ecclesiastica del reyno de 

guatemala 

Tabla Corografica de los Curatos del Arzobispado de Guatemala 

NOTA : los primeros, que exercitaron el oficio de Párroco, en esta Dió- 
cesis, fueron Fr. Juan Torres, y Fray Francisco Pontaza Religiosos Franciscos, 
y D. Juan Godines Clérigo, que vinieron con D. Pedro de Alvarado : el uno 
quedó en Quezaltenango, administrando los Sacramentos á los Españoles, 
que dexó alli Alvarado, y Catequizando á los Indios Quichees : el otro se 
designó, pa;ra que hiciese los mismos oficios en Tecpan-Guatemála, corte de 
ios Indios Kachiqueles: y D. Juan Godines fué nombrado Cura de la Ciudad 
de Guatemala, por el citado Gobernador, el mismo dia, que se fundó la Ciudad. 
Habiéndose erigido el año de 1528 la Villa de S. Salvador, se le nombró por 
Párroco al Padre Pedro Ximenes : y por renuncia de éste, entró en el mismo 
empleo el P, Francisco Hernández. Pero en la realidad, ninguno de estos se 
puede llamar Cura, con toda propiedad, pues ninguno tubo titulo Eclesiástico, 
ni tomo colación Canónica de dichos Beneficios. Y asi los primeros Párrocos 
instituidos con las foímalidades de derecho, fueron el P. Antonio González Lo- 
zano, nombrado Cura de S. Salvador por el Padre Fr. Domingo de Betanzos, 
a quien comunicó todas sus facultades el limo. Señor D. Fr. Juan de Zuma- 
rraga Obispo de México: el Licenciado D. Francisco Marroquin, y el Br. D. 
Garcia Diaz, que hizo Curas de la Ciudad de Guatemala, el mismo Sr. Zu- 
márraga. Algunos años después exaltado á la Dignidad Episcopal de esta 
Ciudad el enunciado Don Francisco Marroquin, traxo Religiosos Dominicos, 
Franciscos y Mercedarios, entre los quales, y algunos Clérigos Seculares re- 
partió los Curatos de la Diócesis : de suerte, que la Provincia de Chiquimnla, 
y algunos de los otros Curatos han sido servidos por Clérigos : la de Verapaz 

67 



y el Quiche, por Dominicos: la de Quezaltenango y Tofonicapan, por Fran- 
ciscos: la de Guegnetenango, por Mercedarios : y las demás se dividieron 
entre Dominicos y Franciscos, hasta que por Real Cédula de 1754, fueron 
secularizados los Curatos de los Regulares ; execto algunos pocos que queda- 
ron á su cuidado, como se verá en la tabla. 

Nota 2- : las poblaciones de Españoles, que fundó D. Pedro de Alvarado 
en Quezaltenango, Tecpan-Guatemata y Almolonga, en que fixaron su resi- 
dencia los primeros Ministros del Evangelio, son á la verdad, los primeros 
Curatos, que tuvo este Arzobispado. Con el tiempo se fueron estableciendo 
otros lugares de Españoles, y fundando pueblos con los Indios, que los Pre- 
dicadores de la fé iban sacando de las montañas, con inmensos trabajos, y se 
aumentaron los Curatos : pero como era corto el numero de los Sacerdotes, 
eran muy vastos los territorios, que á cada uno se encargaban. Asi que el 
Señor de la Viña se dignó multiplicar los operarios, se fueron á proporción 
aumentando los Curatos: y según las ocurrencias de los tiempos, ya se han 
extinguido algunos; ya se han criado otros. Pues habiéndose conquistado 
este Reyno el siglo 16"^ y establecidose sus Curatos, en la mejor forma, que 
se pudo ; en el siglo 17^ entre otros se erigieron el de Ntra. Sra. de tos Reme- 
dios de la Ciudad de Guatemala, el de S. Juan del Obispo, los de S. Christoval 
Paula, ó Tofonicapan, S. Bernardino Patzum, S. Juan Alotenango, S, Pablo 
Jocopilas, S. Pedro de la Laguna, S. Francisco Panahachel, S. Andrés Itzapa 
y Santiago Patzicia. 

En el siglo 18^ se han criado los de Jocofan, S. Luis Jilotepeque, Santia- 
go Apastepeque, S. Gerónimo Nejapa, Osulutan, Anamoroz, Sanzaria, Tocoy, 
S, Miguel Milpadueñas, Sta. Catarina Pinula, S. Raymundo de las Casillas; 
pero se han extinguido los de S. Bartolomé Suchiltepeques, S. Martin Sapoti- 
tlan, S. Francisco de la Costilla, Sta. Catarina Ziquinalá, Sta. Maria Tacuilula, 
S. Pablo Jocopilas, Asunción Mexicanos, y el de la H ermita. 

En este siglo 19' que comenzamos, se han criado el Curato de Mata- 
qnescuinta, separando este Pueblo y el de Jnmay, del Curato de la Purifica- 
ción de los Esclavos, á que pertenecian ; y quedando á este las dos Aldeas de 
Ladinos de los Esclavos, y Cojinicuilapa y parte de las Haciendas. También 
se ha erigido el de S. Pedro Perulapan, compuesto del referido pueblo de S. 
Pedro, el de S. Bartolomé Perulapilla, y S. Martin Perulapan: y el de Jilobasco, 
formado de dicho pueblo y algunos valles, que todos se segregaron del Curato 
de Cojutepeque. Últimamente se ha criado en el año de 1804 el Curato de la 
Antigua Guatemala, compuesto de las tres Vicarias de S. Sebastian, Ntra. Sra. 
de los Remedios, y Ntra. Sra. de la Candelaria. Pero én esta tabla se han 
puesto todos los referidos Curatos en la forma, que estaban el siglo pasado, 
por no tener noticia individual del numero de moradores, trapiches y hacien- 
das, que le han quedado á cada uno. 

Nota 3' la tabla, que presentamos la hemos procurado ajusfar al estado, 
que tienen el dial de hoi los Curatos de esta Diócesis : pues aunque ha sido 
formada por los autos de la visita del Arzobispado, que hizo el limo. Sr. Dr. 
Pedro Cortes, y Larraz, por los años de 1768 y 69 y por los planos de los Cura- 
tos, que mandó componer el limo. Sr. Dr. D. Cayetano Francos y Monroy, el 
de 1784 hemos omitido en ellas los Curatos extinguidos y añadido los nueva- 

68 



mente criados. Asi mismo se ha corregido el numero de Feligreses de aquellas 
Parroquias de que hemos encontrado padrones mas recientes : y se ha suplido 
haciendo un computo prudente, el expresado numero de Feligreses, y el de 
las leguas de extensión de aquellos Curatos, que falta en los citados autos, y 
planos : mas donde no se ha podido enmendar este defecto, hemos dexado 
blanca la casilla, que debia indicar dichos números. 

Nota 4': en esta tabla se distinguen 10 columnas: la 1' contiene el 
nombre del Curato : la 2' indica el numero de Iglesias, ó pueblos, que com- 
prehende el enunciado Beneficio : la 3' el de sus Cofradías : la 4r el de sus 
Feligreses : la 5' el de sus Valles, ^^^ la 6- el de las Haciendas que se hallan en 
su distrito : la 7' el de los Trapiches cuyos nombres se abrevian de esta mane- 
ra : Val. He. Tr. la 8' indica la lengua materna de los moradores del Curato : 
la 9* el espacio, que ocupa el territorio del Curato, en su mayor extensión: la 
10- su distancia de la Capital y rumbo, por donde se halla respecto de esta. 
Pero es de advertir, que en el numero de Iglesias solo hemos contado las 
Matrices de los lugares, y se han omitido las Hermitas, y las de los Conventos 
de Regulares, que hay en las Ciudades de Guatemala, S. Salvador, S. Miguel, 
y Villa de Zonzonate. Igualmente en el de Cofradías solo hemos incluido, 
las que están á cuidado de los Párrocos. También es de notar, que la asigna- 
ción de rumbo de cada Curato respecto de la Metrópoli, no se ha podido hacer 
con la exactitud, que deseábamos, y asi se deberá entender con un poco mas, 
ó menos. Los nombres de los 16 rumbos principales se abreviaran de esta 
manera: Norte, N. Sur, S. Este, E. Oeste, O. Nordeste, NE.: Sudeste, SE.: No- 
roeste, NO : Sudoeste, SO : Nor-nordeste, NNE : Nornoroeste NNO : Sud- 
sudeste, SSE: Sudsudoeste SSO : Estenordeste, ENE: Oeste noroeste, ONO : 
Este sudeste, ESE: Oestesudoeste, OSO. 

CURATOS DE LA NUEVA GUATEMALA 



Curatos 

Sagrario de la Cat. 

S. Sebastian. 

N. S. de los Rems. 

Sus Anexos. 

N. S. de la Cand. 

Sus Anexos. 

Jocotenango. 



San Sebastian. 
N. S. de los Remed. 
N. S. de la Candel. 
Concep. Almolon. 
S. Juan de Guat^ 



Igl. 


Cofr. 


Felig. 


Val. 


He. 


Tr. 


Leng. 


Extens. 




02 


9.317. 











Castel. 


15 qd. 




09 


6.905. 











Castel. 


15 qd. 




04 


2.592. 











Castel. 


15 qd. 




00 


0.500. 











Mexic. 


1 leg. 




05 


4.203. 











Castel. 


13 qd. 




04 


1.190. 











Pocom. 


10 leg. 




06 


3.100. 











Kachi. 


8 qd. 



Distanc» 



1. Curatos de la Vicaria de la Antigua Guatemala. 



6 


10 


3.082. 








Castel. 


med. 11 


3 


13 


2.900. 





8 





Castel. 


V4. leg. 


4 


15 


2.636. 









Castel. 


2. leg. 


2 


08 


3.024. 





2 





Mexic. 


med. 1 


4 


18 


2.607. 











Kachi. 


4. leg. 





















lleg 


. S-E 








10 1 


N.E 








9. 


SO. 


9. 


SO. 


9. 


SO. 


10. 


SO. 


10. SO. 



(1) El nombre de Valle lo tomamos aqui, por aquellas poblaciones, que no tienen Iglesia, 
ni otras formalidades de Pueblo. 

Baxo el nombre de Hacienda comprehendemos también los Hatos. Ingenios, Labores y Granjas. 



69 



2. Vicaria de Sacatepeques. 



Curatos. 
S. Juan Sacatepeq. 
S. Pedro Sacatep. 
S. Tiago Sacatep. 
S. Juan Amatitan. 
Sto. Dom. Mixco. 
Sta. Catar. Pínula. 
Petapa. 
Alotenango. 
Milpa-Dueñas. 
S. Raymundo. 



Ch imalten ango. 

Tecpanguatemala. 

S. Sebast. del Tex. 

Comalapam. 

Patzicia. 

Patzum. 

Itzapam. 

S. Martin Xilotep. 

Sumpango. 

Acatenango. 



Igles. 


Cofra. 


Feligr. 


Val. 


Hac. 


Tr. 


Lehguas. 


Extens. 


1 


10 


6.432. 





10 





Kachi. 


8. leg. 


2 


08 


3.894. 





4 





Kachi. 


2. leg. 


6 


16 


3.369. 


6 


2 





Kachi. 


2. leg. 


3 


20 


3.009. 





2 





Pocom. 


9. leg. 


1 


08 


2.871. 





10 





Pocom. 


2. leg. 


1 


05 


3.131. 





7 





Castel. 


8. leg. 


3 


18 


2.303. 





11 





Pocom. 


5. leg. 


2 


09 


0.590. 








3 


Kach. 


5. leg. 


6 


10 


1.831. 





01 





Kach. 


1. leg. 


1 


06 


1.469. 





9 




Kach. 


7. leg. 



3. Vicaria del Valle de Chimaltenango. 



2 


10 


3.085. 





2 





Kachi. 


2. leg. 


2 


12 


3.898. 





2 





Kachi. 


1. leg. 


5 


16 


2 053. 









Castel. 


2. leg. 


2 


10 


7.645. 





1 





Kachi. 


4. leg. 


1 


06 


5.416. 


3 








kachi. 


leg. y*. 


1 


07 


6.648. 


1 








Kach. 


1. leg. 


2 


13 


3.184. 










Kach. 


1. leg. 


1 


06 


4.851. 





2 




kach. 




1 


07 


5.313. 





2 





kach. 




3 


12 


2.896. 








1 


kach. 


4. leg. 



Distanc. 

5. ONO. 
8. O. 
5.0. 

6. OSO. 
3.0. 

2. SE. 

4. SO. 
12. SO. 
11. SO. 

7. N. 



11. ONO. 
16. NO. 
10. ONO. 
15. ONO. 
15. ONO. 
18. ONO. 
12.0. 
15. NO. 

8. ONO. 
16.0. 



4. VICARIA DE S. SALVADOR. 



S. Salvador. 

Sus Anexos. 

S. Geronim. Nejap. 

S. Jacinto. 

Chalatenango. 

Suchitoto, 

Olocuilta. 

Tonacatepeque. 

Texacuangos. 

Cojutepeque. 

S. Pedro Masagua. 

Sto. Tomás Tejutl. 



San Miguel, 

Sus Anexos. 

Osulutan. 

Chinameca. 

Gotera, 

Ereguaiquin. 

Yayantique. 

Anamoroz. 

Osicala. 



1 


11 


12.059. 











Castel. 





6 


18 


5.251. 





11 





Mexic. 


12. leg. 


4 


16 


1.332. 


1 


10 





Mexic. 


12. leg. 


4 


17 


5.401. 








Mexic. 


4. leg. 


4 


09 


6.726. 




56 


., 




14. leg. 


3 


08 


3.686. 










18. le|. 


3 


12 


6.060. 




7 




Mexic. 


6. leg.^ 


3 


10 


2.848. 


1 






Mexic. 


8- leg. 


3 


13 


3.808. 




3 




Pipil. 


2. leg. 


5 


31 


8.851. 




56 


703 


Nahuat. 


14. leg. 


6 


24 


4.708. 




12 




Nahuat. 


8. le|. 


3 


08 


3.656. 




39 




Chorti. 


18. lei. 



Vicaria de San Miguel. 

O O 

14 I 

5 I 

7 I 



1 


11 


5.539. 





3 


11 


1.370. 


15 


3 


08 


3.269. 


1 


4 


17 


4,050. 




6 


15 


6.106. 




6 


01 


1.551. 




5 


13 


2,488. 


14 


3 


02 


2.613. 


5 


12 


14 


9.357. 





30 
19 



Castel, 





Castel, 


9, leg. 




12. leg. 




5. leg. 




10. leg. 




25. leg. 


Pupul. 


10. leg. 




8. leg. 




30. leg. 



60. ESE. 
60. ESE. 
60. ESE. 
60. ESE. 
60. ESE. 
70. ESE. 
76. ESE. 
60. ESE. 
63. ESE. 
67. ESE. 
72. ESE. 
60. E. 



97. ESE. 

94. ESE. 

90. ESE. 
100. ESE. 
100. ESE. 
102. ESE. 

105. ESE. 

106. ESE. 
110. ESE. 



6. Vicaria de San Vicente. 



San Vicente. 

Apastepeque. 

Sacatecoluca. 

Nunualco. 

Titiguapa. 



2 


17 


5.952. 


2 


14 




Castel. 


14. leg. 


3 


06 


5,409. 


1 


14 




Castel. 


3. leg. 


3 


12 


8.861. 








Castel. 


4. leg. 


4 


11 


7.464. 




8 




Mexic. 


5. leg. 


3 


07 


0.400. 




6 




Castel. 





74. ESE. 

74. ESE. 

75. ESE. 
80. ESE. 
82, ESE. 



7. Vicaria de Zonzonate. 



Zonzonate. 
Dolores Izalco. 
Asunción Izalco. 
Nahuisalco. 
Apaneca. 
Caluco. 
Guaimoco. 
Ateos, 



5 


16 


4.100. 





8 





Mexic. 


7. leg. 


1 


13 


3.489. 











Pipil. 


10. qd. 


1 


10 


3.390. 










Pipil. 




4 


28 


5.116. 











Mexic. 


6. leg. 


3 


16 


1.328. 











Pipil. 


2. leg. 


4 


23 


2.092. 





3 




Mexic. 


16. leg. i 


5 


15 


1.963. 





2 




Mexic. 


20. leg. 1 


7 


16 


2,048, 





4 




Pipil. 


13. leg. 1 



45. SE. 
47. SE. 
47. SE. 
43. SE. 
38. ESE. 
47. SE. 
54. SE. 
57. SE. 



Nota: no cabiendo en la casilla los nombres de las lenguas, se han abreviado de esta suerte; Castellana, 
castel. Mexicana, Mexic. 



70 



8. Vicaría de Santa Ana Grande. 



Curatos. 

Sta. Ana Grande. 

Ahuachapam. 

Chalchuapa. 

S. Pedro Metapaz. 

Opico. 

Texistepeque. 



Chiquimula. 

S. Pedro Zacapa. 

Esquipulas. 

Jocotán. 

S. Christov. Acas. 

S. Luis Xiiotepe. 



S. Agust. Acasag. 

Sanzaria. 

Tocoy. 



Mita. 

Jalapa. 

S. Christov. Jutiapa. 

Conguaco. 

Purific. de los Esc. 



Concepc. Escuint. 
S. Pedro Chipilap. 
Cotzumalguapam. 
Guanagazapa. 



Igles. 


Cofra. 


Feligr. 


Val. 


Hac. 


Tr. 


Lenguas. 


Extens. 


3 


15 


7.272. 




37 


43 


Mexic. 


14. leg. 


3 


29 


7.494. 




20 


23 


Mexic. 


3. leg. 


2 


19 


3.009. 




19 


16 


Pocom. 


7. leg. 


1 


14 


3.346. 


4 






Castel. 


14. leg. 


5 


14 


1.896. 


4 








11. leg. 


2 


11 


1.567. 


1 


1 




Nahuat. 


21. leg. 



9. Vicaria de Chiquimula de la Sierra. 



4 


17 


4.058. 




4 




Chorti. 


5. leg. 


4 


16 


5.016. 


1 


19 




Chorti. 


17. leg. 


3 


16 


5.092. 


7 


1 




Chorti. 


8. leg. 


3 


16 


6.691. 


2 


11 




Chorti. 


12. leg. 


3 


11 


2.157. 




10 


14 


Alaguil. 


6. leg. 


2 


08 


3.544. 




6 




Pocom. 


12. leg. 



10. Vicaria de San Agustin de la Real Corona. 



2 


18 


4.828. 











Mexic. 


2. leg. 


1 


00 


2.356. 


3 


12 


44 


Castel. 


14. leg. 


1 


00 


1.722. 


1 


11 


37 


Castel. 


5. leg. 







11. Vicaria de Mita. 






2 


15 


1.625. 




35 




Pocom. 


14. leg. 


3 


12 


5.233. 








Pocom. 


12. leg. 


4 


18 


3.421. 


4 


3 




Sinca. 


18. leg. 


5 


10 


2.382. 




11 




Pupul. 


14. leg. 


4 


16 


4.566. 








Chorti. 


14. leg. 



12. Vicaria de Escuintla. 



3 


20 


4.260. 




4 


5 


Mexic. 


5. leg. 


5 


09 


1.523. 




29 


17 


Castel. 


32. leg. 


2 


11 


0.600. 


1 




4 


Kachiq. 


9. leg.^ 


1 


04 


. 0.450. 




11 






17. leg. 



Distanc. 

45. ESE. 
36. ESE. 
42. ESE. 

46. E. 
50. ESE. 
45. E. 



50. E. 
35. NE. 
55. E. 

52. NE. 
35. NE. 
42. E. 



30. NE. 

17. NE. 

18. NE. 



38. E. 
26. E. 
28. E. 
30. ESE. 
18. E. 



17. OSO. 
22. OSO. 
28.0. 

18. SO. 



Nahuate, Nahuat: Pocomam, Pocom: Alaguilac, Alaguil: Pupuluca, Pupul: Kachiquel, Kach: Sub- 
tuhil, subtuh: Poconchi, Poconc: Quecchi, Quecch. 



Guazacapan. . 
Chiquimuhlla. 
Taxisco. 
Xinacantan. 





13 


Vicaria de Guazacapan. 






1 


12 


2.084. 


1 




Sinca. 


5. leg. 


1 


16 


7.262. 




5 




Sinca. 


5. leg. 


4 


20 


1.688. 




6 




Sinca. 


15. leg. 


5 


11 


0.884. 




6 




Sinca. 


10. leg. 



24. S. 
24. S. 
35. S. 

28. S. 



S. Antón. Suchiltep. 

Mazatenango. 

Samayaque. 

Cuyotenango. 

Retaluleu. 

Santiago Sambo. 



S. Christ. Totonic. 

Momostenango. 

Sacapulas. 





14. 


Vicaria de S 


íuchitepeques. 






1 


12 


1.088. 











Subtuh. 


12. leg. 


3 


14 


3.612. 











Kiche. 


^1. leg. 


4 


26 


4.000. 


.0 








kiche. 


4. leg. 


3 


19 


2.288. 











kiche. 


3. leg. 


3 


18 


5.137. 




3 




kiche. 


12. leg. 


2 


11 


0.655. 











kiche. 


md. leg. 



15. Vicaria de Totonicapan. 



4 


19 


6.196. 




1 




Kiche. 


2. leg. 


3 


11 


11.558. 








Kiche. 


6. leg. 


3 


12 


2.320. 




1 




kiche. 


14. leg. 



39.0. 
40.0. 
43.0. 
47.0. 
50.0. 
40.0. 



39. NO. 
35. NO. 
45. NO. 



Santiago Atitan. 

Solóla. 

S. Pedro la Lagun. 



Concep. Gueguet. 

Ostuncalcó. 

Soloma. 

Chiantla. 

Santiago Tejutla. 

Cuilco. 







16. Vicaria 


de Atitan. 






2 
5 
6 


11 
24 
17 


2.564. 
8.914. 
2.045. 








1 







Subtuh. 

Kach. 

Subtuh. 


13. leg. 
8. leg. 
6. leg. 



17. Vicaria de Gueguetenango. 



7 


29 


6.631. 




3 




Mam. 


16. leg. 


8 


27 


4.596. 




3 




Mam. 


11. leg. 


6 


36 


5.907. 











Pocom. 


22. leg. 


4 


03 


2.305. 




2 




Mam. 


23. leg. 


6 


37 


4.370. 




3 ' 




Mam. 


25. leg. 


6 


13 


2.684. 




1 




Mam. 


25. leg. 



28.0. 

28. ONO. 

29. O. 



58. NO. 
38. NO. 
73. NO. 
57. NO. 
64. NO. 
80. NO. 



71 



Doctrinas que están á cargo de la Religión de Santo Domingo. 



Curatos. 



Sto. Doming. Cob. 

S. Pedro Carcha. 

S. Christ. Vera-paz. 

Tactic. 

Cajabon. 

S. Agust. Lanquin. 

Ravinal. 

Salama. 

Cubulco. 

Sta. Cruz del Chol. 

Quiche. 

Chichicastenango. 

S. Pedro Jocopilas. 

S. Andrés Sacabah. 

S. María Joyabach. 

Sta. María Nebah. 



Quezaltenango. 
S. Mig. Totonicap. 
Panahachel. 
Patulul. 



Igles. 


Cofra. 


1 


05 


2 


07 


2 


06 


3 


06 




05 




03 




05 




04 




06 




03 


2 


05 


1 


06 


2 


06 


2 


08 


2 


11 


3 


13 



al. 


Hac. 


Tr. 


Lenguas. 


Entens. 











Caichi. 


1. leg. 











Caichi. 


2. Icg. 











Poconc. 


4. leg. 











Poconc. 


8. leg. 











Quecch. 


5. leg. 











Quecch. 


3. leg. 




3 


23 


Kiche. 


5. leg. 


2 


1 




Mexic. 


7. lei. 




5 


9 


Kiche. 


5. leg. 


3 


7 


44 


Castel. 


17. leg. 




3 




Kiche. 


8. leg. 











Kiche. 


1. leg. 




1 




kiche. 


7. leg. 




2 




Kiche. 


8. leg. 


1 


5 




Kiche. 


15. leg. 











Yxil. 


8. leg. 



12.434. 
5.917. 
3.333. 
3.133. 
3.538. 
1.467. 
5.694. 
1.600. 
3.803. 
1.659. 
3.222. 
2.816. 
1.090. 
1.250. 
2.062. 
3.367. 



Doctrinas de la Religión de San Francisco. 



6 


31 


15.856. 




1 




Kiche. 


7. leg. 


3 


20 


13.604. 




1 




Kiche. 


10. leg. 


5 


10 


3.085. 




3 




Kachiq. 


6. leg. 


3 


09 


0.412. 








Kachiq. 


5. leg. 



Doctrinas de la Religión de Nuestra Señora de la Merced. 



S. Pedro -Sacatep. 

Malacatan. 

Jacaltenango. 



7 


15 


3.935. 




5 


Mam. 


22. leg. 


5 


26 


2.801. 


1 


11 


Mam. 


23. leg. 


7 


20 


3.039. 




1 


Pocom. 


8. leg. 



Distans, 

50. N. 

51. N. 
45. N. 
48. N. 
80. N. 
71. N. 

NNE. 

NNE. 
26. NNE. 
16. NNE. 
30. ONO. 
30. ONO. 
30. ONO. 
40. ONO. 
30. ONO. 

52. NO. 



40. ONO. 
38. ONO. 
26. ONO. 
32. O. 



60. NO. 
60. NO. 
95. NO. 



Por esta tabla se ve que hai en el Arzobispado de Guatemala 17 Vicarias, 
131 Curatos, 424 Iglesias, 1720 Cofradías, 540.508 Feligreses, 85 Valles, 914 
Haciendas, 910 Trapiches. 

Tabla de los Curatos del Obispado de Nicíiragua, que nos remitió el 
Sr. Provisor y Vicario Capitular D. Juan Francisco Vilchez : añádese en algu- 
nos pueblos el numero de Feligreses, sacado de los padrones, que mando hacer 
á fines del siglo IT^ el Sr. D. José Antonio de la Huerta Caso, Ob- de Nicaragua. 

PARTIDO DE LEÓN 

1^ Et de ta Ciudad de León: en la parte del Sur de dicha Ciudad, se 
cuenta 2452 Feligreses: en la del Norte, 3165: en el Barrio de San Felipe, 
2056: en sus anexos, Pueblo de San Juan de Naborio, 2318: San Nicolás 
Naborio, 1232. 

2"^ Somotillo, 592 : sus anexos Villa Nueva de Navia, 553 : y sauce. 

3- Metapa — 4-, Nagarote: S. A. Pueblo Nuevo, 1098 en uno y otro. 



JURISDICCIÓN DE GRANADA 

5^ El de la Ciudad de Granada, sus anexos Jalteba, y Tipitapa. 

6- Masaya, 5895—7- Managua, 6169: S. A. Matiare. 

8' El de la Villa de Acoyapa, 952: S. A. Juigalpa, 836: Lobaga, 298: 
Lobiguisca 353. 

9*^ Nindiri, 1802.-10^ Diría, 943.— 11*? Diríomo, 664. 

72 



12' Níquinohomo, 1127: S. A. San Juan Namotiva 225: Santa Catarina 
Namotiva, 1068. 

13*, Mazatepc, su Anexo Nandagomo. 

14-, Jínopet, S. Anexo Diriamba. — 15^ Nandaíme 1467. 

16', La Isla de Ometepet. 

JURISDICCIÓN DE LA NUEVA SEGOVIA 

17', El de la Ciudad de Segovia, S. A. Mozonte, y el Ocotal. 

18', La Villa de San Antonio de Esteli.— 19', el Xicaro, 817: Su An. 
Jalapa, 384. — 20', Tepezomoto, 1393: S. A. Pueblo Nuevo, Totogalpa, y Ya- 
laguina. 

PARTIDO DEL REALEXO 

21', La Villa del Reaiexo, 549.-22', Pueblo del Viejo, 2968. 
23', Chinandega, 3263. 

PARTIDO DE SUBTIAVA 

24' Subtiava, 4877.-25', Telica, S. A. Quesalguaque, 1329, en los dos. 
—26', Posoltega, 514: S. A. Posolteguilla, 87: Chichigálpa, 662. 

PARTIDO DE MATAGALPA ^ 

27' Matagalpa, S. A. Sebaco, Muimui, S. Ramón, Xinotega. 

28' Teustepet, 1553 : S. A. Boaco, 1489 : Camuapa, 320 : y Comalapa, 739. 

29' Palacaguina, 681: S. A. Condega, 1007: y Tespaneca, 915. 

JURISDICCIÓN DE NICARAGUA 

30' Villa de Rivas de Nicaragua. — 31' Pueblo de San Jorge. 
32' Nicoya, S. Anexo Guanacastle, 886. 

PROVINCIA DE COSTA-RICA 

33' La Ciudad de Caírtago, S. A, Pueblo Nuevo, uno y otro 8825 Fe- 
ligreses. 

34' Villa Nueva de S. José, 8316 S. A. Escasu.— 35' Villa de Ujarraz, 714. 

36' Villa Vieja, 6657 S. A. Alajuela, ó Villa Hermosa 3890. 

37' La Ciudad de Esparza, S. A. Bagases, y las Cañas. — 38' Barba, 988. 

39' La Doctrina de Cot, 21. Quircó, 130. Tobosi, 122. Curridaba 260 
y Aserri, 390. 

Reducciones que tiene el Colegio de propaganda fide 
de Guatemala, en esta Provincia 

40' Orosi, Atirro, y Tucurrique. — 41' Buruca. — 42' S. Francisco de Te- 
rra;ba, y Guadalupe. — 43' El Fuerte de S. Carlos. 

Resultan en esta Diócesis 39 Curatos, 3 Reducciones, 88 Iglesias Pa- 
rroquiales, y la Capilla del referido Fuerte. 

73 



TABLA DE LOS CURATOS DEL OBISPADO DE HONDURAS. 



Nota: esta tabla se ha formado, por el i 
Señor Don Fr. Fernando Cadiñanos Obispo de 



Curatos. 
Sagrario de la Catedral. 
La Caridad. 
Ajuterique. 
Camasca. 
Cerquin. 
Chinada. 
Cururu. 
Gracias á Dios. 
Gnalcha. 
Intibucat. 
Yoro. 

Ocotepeque. 
Olanchito. 
Olancho. 
Petoa. 
Quesailica. 
Sensenti. 
Siguatepeque. 
Silca. 

Zon agüera. 
S. Pedro Zula. 
Zulaco. 
Tatumbla. 
Tencoa. 
Tuima. 



nforme, que hizo a 
Comayagua, año 



S. Magestad el Ilustrisimo 
de 1791. 



Igle- 


Cofra- 


sias. 


días. 


3 


07 


2 


01 


2 


- 09 


3 


12 


8 


18 


8 


11 


8 


11 


5 


21 


5 


06 


5 


04 


2 


10 


2 


07 


1 


04 


5 


09 


2 


04 


4 


17 


8 


16 


3 


06 


6 


07 


2 


05 


3 


10 


2 


06 


3 


06 


10 


11 


2 


04 



Feligre- 
ses. 

10.444. 
00.086 
01.618 
02.571 
06.029 
01.590 
01.177 
04.262 
02.300 
03.095 
02.091 
00.803 
01.354 
04.690 
02.500 
02.161 
04.384 
01.620 
01.685 
00.833 
00.357 
02.700 
01.814 
03.582 
00.427 



Va- 
lles. 

03 
00 
04 
04 
11 
01 
01 
09 
01 
01 
07 
06 
02 
00 
07 
08 
12 
02 
03 
00 
02 
10 
08 
17 
03 



Dist? de 
la Cab^ * 

legs. 018 
un 4^ leg 

03 

08 

12 

11 

20 

12 

08 

10 

10 

05 

11 

25 

10 

08 

23 

10 

17 

12 

06 

08 

11 

11 

06 



ps 



Renta de 
5. años. 

7.673 
1.626 
3.427 
7.043 
7.541 
3.305 
3.502 
7.227 
4.045 
2.800 
4.003 
2.952 
2.860 
6.730 
2.098 
4.462 
6.760 
1.750 
2.362 
2.307 
0.623 
3.551 
2.303 
0.965 
1.423 



Teguciga pa. 

Aguanqueterique. 

Cantarranas. 

Danlij. 

Choluteca. 

Guascoran. 

Oj ojona. 

Orica. 

Nacaome. 

Texiguat. 

Suma. 



8 
5 
4 
3 
7 
3 
3 
2 
2 
2 
35.145 



10 
14 
11 
09 
20 
14 
€9 
04 
10 
13 
336 



05.431 
02.082 
04.357 
03.031 
03.856 
02.147 
02.700 
00.378 
03.437 
04.829 
93.501 



10 

05 

05 

05 

6 

7 

4 

3 

20 

46 

231 



06 
11 
28 
12 
20 
06 
07 
16 
05 
16 



7.500 'fl 

4.179 2 

7.471 5 

2.727 o 

10.146. g 

06.699. H 

06.437. o 

01.745. o 

06.425. ^ 

05.830. 5 



(•) Nota en esta casilla se expresa, lo que dista de la cabezera, el Pueblo mas apartado de ella. 



TABLA DE LOS CURATOS DEL OBISPADO DE CHIAPA, AÑO DE 1796 (^) 



Curatos. 


Iglesias 


Feligreses 




Curatos. 


Iglesias 


Feligreses. 




Sagrario de la Cated. 


4 


3.833 




Xitotol. 


2 


0.459. 




S. Felipe. 


3 


0.679 


^ 








o 








< 


Chamula. 


7 


11.695 


o 


S. Bartolomé. 


1 


7.410. 


S 


Sinacantan. 


1 


1.929 


< 


Totolapa. 


4 


0.462. 


o 


Ystapa. 


4 


0.937 


O 


Acalá. 


4 


0.422. 




Oxchuc. 


4 


7.314 


> 


Soyatitan. 


2 


1.414. 


8 


Cancuc. 


2 


1.924 




Socoltenango. 


1 


1.523. 


t^ 
r 


Ocotzingo. 


2 


3.305 


í^ 


Chiquirauselo. 


2 


0.532. 


> 


Chilum. 


2 


1.535 


« 


Comitlan. 


2 


8.174. 


P 


Yajalón. 


1 


1.242 


o 

> 


Teopisca. 


3 


2.373. 


M 


Guaquitepeque. 


2 


1.370 










^ 








0< 


Palenque. 


2 


4.553 


? 


Chiapa de Indios 


2 


2.070. 


n 


Tila. 


2 


3.139 




Tuxtla. 


1 


4.289. 


O 


Gueitiupan. 


7 
3 


4.274 


3 


Ocosucocta. 


1 


0.814. 


I 


Tecpatan. 


4.559 


Escuintla. 


4 


1.100. 


í" 


Copainalá. 


3 


1.450 


< 


Gueguetan. 


2 


0.451. 


3 


Tápalapa. 


4 


0.459 


n 


Tonalá. 


3 


2.874. 


b< 


Chapultenango. 


3 


1.086 


o* 

03 


Tizapa. 


2 


0.319. 


n 


Istacomitan. 


5 


3.879 


^ 


Tap achula. 


3 


4.157. 


o 

n 


La Magdalena. 


1 


0.496 


B 








O 
S 


Tapilula. 


3 


0.933 




Suma. 3í 


Í.102. 


99.001. 


c 



(i) Nota: esta Tabla se ha sacado del plan del Obispado, que remitió á ésta Real Audiencia, su Provisor 
Dr. D. José de León y Goicoechea. 

74 



índice alfabético 

De las Ciudades, Villas, Pueblos y Lugares de este Reyno. 



NOTA: En este índice se distinguen tres columnas, la V contiene el 
nombre del lugar: la 2- el curato y Obispado, á que pertenece: los Obispados 
se designan por las letras iniciales de Guatemala, Nicaragua, Chiapa, Hon- 
duras y Yucatán : la 3- Casilla indica la Provincia ó Partido, en cuyo territorio 
está situado el pueblo, y el folio de este tratado, donde se habla de dicho 
partido. 

NOTA 2- : Las Ciudades, Villas y Pueblos se han procurado poner todos 
los existentes, y aun algunos de los arruinados; los Valles, Minerales, y otros 
lugares solo se han notado los mas famosos. 

NOTA 3- se encuentran en este índice las abreviaturas siguientes: C. 
Ciudad, V. Villa, Val. Valle, Bar. Barrio, M. Mineral, cab. Cabezera, Cap. 
Capital, Prov. Provincia, Part. Partido, Cur. Curato, ar. arruinado. 



Lugares 




Obispados Curatos 


Partidos 






Acacozagua. 


C. 


Sto. Dom. Escuinta. 


Soconusco. 


fol. 


19. 


Acalá, S. Pablo. 


c. 


cab. de Curato. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Acapctagua. 


c. 


Escuintla. 


Soconusco. 


fol. 


18. 


Acasaguastlan. 


G. 


cab. de curato. 


Cap. de Part. 


fol. 


31. 


Dicho S. Christov. 


G. 


cab. de cur. 


Acasaguastlan. 


fol. 


31. 


Acatan S. Miguel. 


G. 


S. Pedro Soloma. 


Gueguetenango. 


fol. 


47. 


Acatenango. 


G. 


S. Antonio Nejapan. 


Chimaltenango. 


fol. 


53. 


Acoyapa V. 


N. 


cab. de cur. 


Granada, 


fol. 


40. 


Aculuaca. 


G. 


S. Salvador. 


S. Salvador. 


fol 


. 24 


Agaltcca. 


H. 


O rica. 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 


Agalteca. 


H. 


Zonaguera. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Aguacatan. 


O. 


Chiantla. 


Gueguetenango. 


fol. 


47, 


Aguacatenango. 


C. 


Teopisca. 


Ciudad Real. 


fol. 


16, 


Aguacatepeque. 


G. 


Alotenango. 


Escuintla. 


fol. 


21. 


Aguachapan. 


G. 


cab. de cur. 


Zonzonate, 


fol. 


22. 


Aguas calientes. 












. . .S. Andrés. 


G. 


Milpa-Dueñas. 


Chimaltenango. 


fol. 


53. 


. . .S. Antonio. 


G. 


Milpa-Dueñas. 


Chimaltenango. 


fol. 


53. 



75 



Lugares 


Obispados Curatos 


Partidos 




. . . S. Bartolomé. 


G. Momostenango. 


Totonicapan. 


fol. 46. 


. . . Sta. Catarina. 


G. Milpa-Dueñas. 


Chimaltenango. 


fol. 53. 


. . .S. Lorenzo. 


G. Milpa-Dueñas. 


Chimaltenango. 


fol. 53. 


Aguanqueteriquc. 


H. cab. de cur. 


Tegucigalpa. 


fol. 37. 


Ajuterique. 


H. cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Mapa Val. 


H. Yoro. 


Comayagua. 


fol. 34, 


...S. Alejo Vü. 


G. Yayantique. 


S. Miguel. 


fol. 26. 


Almolonga, Concepc. 


G. Cab. de cur. 


Sacatepeques. 


fol. 54. 


. . .S. Pedro. 


G. Quezaltenango. 


Quezaltenango. 


fol. 48. 


Alotenango, S. Juaai. 


G. cab. de cur. 


Chimaltenango. 


fol. 53. 


Alotepeque M, 


G. Esquipulas. 


Chiquimula. 


fol. 32, 


Alubaren. 


H. Aguanquetrique. 


Tegucigalpa. 


fol. 37. 


Amapala. 


G. Yayantique. 


S. Miguel. 


fol. 26. 


Amar ateca. 


H. Tegucigalpa. 


Tegucigalpa. 


fol. 37. 


Amatan. 


C. Xitotol. 


Ciudad Real. 


fol. 16. 


Amatenango. 


C. Teopisca. 


Ciudad Real. 


fol. 16. 


. . . Santiago. 


G. Cuilco. 


Gueguetenango. 


fol. 47. 


Amatitan S. Christov. 


G. S. Juan Amatit. 


Sacatepeques. 


fol. 57. 


. . .S. Domingo. 


G. Sta. M' Jalapa. 


Chiquimula. 


fol. 32. 


. ..S. Juan. 


G. Cab. de cur. 


Sacatepeques. 


fol. 54. 


S. Ana. 


H. Ojojona. 


Tegucigalpa. 


fol. 37. 


S. Ana. 


Y. cab. de cur. 


Peten. 


fol. 29. 


Sta. Ana Grande, 


G. cab. de cur. 


Cap. del Partid. 


fol. 24. 


Analco. 


G. Sacatecoluca. 


S. Vicente. 


fol. 25. 


Anamoroz. 


G. cab. de cur. 


S. Miguel. 


fol. 26. 


S. Andrés. 


C. Chamula. 


Ciudad Real. 


fol. 16. 


S. Andrés. 


G. Panahachel. 


Atitan. 


fol. 52. 


S. Andrés M. 


H. Sensenti. 


Comayagua. 


fol. 34. 


S. Andrés. 


Y. cab. de cur. 


Peten. 


fol. 29. 


S. Andrés Dean. 


G. N. S. de los Rem. 


Sacatepeques. 


fol. 54. 


Ángel, Bar. del 


G. Zonzonate, 


Zonzonate. 


fol. 22. 


S. Antón Bar. 


G. S. Sebastian. 


Sacatepeques. 


fol. 54. 


S. Antonio Bar. 


C. Catedral, 


Ciudad Real. 


fol. 16. 


S. Antonio. 


G. S. Pedro Masagua. 


S. Salvador. 


fol. 23. 


S. Antonio. 


H. Catedral. 


Comayagua. 


fol. 34. 


S. Antonio. 


H. Tatumbla. 


Comayagua. 


fol. 34. 


S. Antonio M. 


H. Sulaco. 


Comayagua. 


fol. 34. 


S. Antonio del mont. 


G. Zonzonate. 


Zonzonate. 


fol. 22. 


Apaneca. 


G, cab. de cur. 


Zonzonate. 


fol. 22. 


Apastepeque. 


G. cab. de cur. 


San Vicente. 


fol. 26. 


Apocapa, S. Pedro. 


G. Acatenango, 


Chimaltenango. 


fol. 53. 


Sta. Apolonia. 


G. Tepanguatemala. 


Chimaltenango. 


fol. 53. 


Apopa. 


G. S. Geron. Nejapa. 


San Salvador. 


fol. 23. 


Aquespala. 


C. Escuintenango. 


Ciudad Real. 


fol. 16. 


Arambala. 


G. OsicaJa. 


S. Miguel. 


fol. 26. 


Aramesina. 


H. Guascoran. 


Tegucigalpa. 


fol. 37. 



76 



Lugares 


Obispados Curatos 


Partidos 






Arcatao. 


G. Chalatenango. 


S. Salvador. 


fol. 


23 


Aserri. 


N. Cot. 


Costa-Rica. 


fol. 


44 


Asulco. 


G. Conguaco. 


Guazacapan. 


fol. 


21 


Ataco. 


G. Aguachapan. 


Zonzonate. 


fol. 


22 


1 Ateos, S. Antonio. 
^ Atiquipaquc. 


G. cab. de cur. 


Sta. Ana Grande. 


fol. 


24 


G. Taxísco. 


Guazacapan. 


fol. 


21 


Atiquizaya. 


G. Chalchuapa. 


Sta. Ana Grande. 


fol. 


24 


Atescatempa. 


G. Jutiapa. 


Chiquimula. 


fol. 


32. 


Atirro Reduc. 


N. Orosi. 


Costa-Rica. 


fol. 


44 


^ Atítan, S. Juan. 


G. Gueguetenango. 


Gueguetenango. 


fol. 


47 


... Santiago. 


G. cab. de cur. 


Cap. de Part. 


fol. 


53 


Ayutla ar. 


G. cab. de cur. 


Soconusco. 


fol. 


18. 


Ayutustepequc. 


G. S, Salvador. 


S. Salvador. 


fol. 


23. 


Bachajum. 


C. Chilúm. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Bagases V. 


N. Esparza. 


Costa-Rica. 


fol. 


45. 


Balanyac. 


G. Comalapam. 


Chimaltenango. 


fol. 


53. 


Barba, S. Bartolomé. 


N. cab. de cur. 


Costa-Rica. 


fol. 


44. 


Sta. Barbara. 


G. Patulul. 


Atitan. 


fol. 


52. 


^ Sta. Barbara. 
i sta. Barbara. 


G. Malacatan. 


Gueguetenango. 


fol. 


47. 


H. Tencoa. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


San Bartolomé. 


G. N. S» de los Rem. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


S. Bartol. de los Lian. 


C. cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 


17. 


i San Bernabé. 


Y. N. S* de los Rem. 


Peten. 


fol. 


29. 


i Sa;n Bernardino. 


G. Samayaque. 


Suchiltepeques. 


fol. 


19. 


¡■' Boaco. 


N. Teustepet. 


Matagalpa. 


fol. 


42. 


i Bobadilla, S. Catar. 


G. S. Juan de Guatem. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


L San Buenaventura. 


H. Suca. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Buruca Reduc. 


N. cab. de cur. 


Costa-Rica. 


fol. 


44. 


j. Cabrican. 


G. Ostuncalco, 


Quezaltenango. 


fol. 


48. 


Cacaguastían. 


C. Tustla. 


Soconusco. 


fol. 


18. 


Cacaoatique. 


G. Osicalá. 


San Miguel. 


fol. 


26. 


f Cacaopera. 


G. Osicala. 


San Miguel. 


fol. 


26. 


1 Cacauteríque. 


H. Cururu. 


Comayagua, 


fol. 


34. 


; Cahabon, Santa María. 


G. cab. de cur. 


Verapaz. 


" fol. 


27. 


f Caiquin. 


H. Gualcha. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


: Caluco. 


G. cab. de cur. 


Zonzonate, 


fol. 


22. 


► Camasca. 


H. cab, de cur. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


; Camoapa. 


N. Teustepet. 


Matagalpa. 


fol. 


42. 


Camotan. 


G. Santiago Jocotan. 


Chiquimula. 


fol. 


32, 


Cancuc. 


C. cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


- Candelaria, N. S' de 


Ant. Guat^ 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


■ Candelaria, N. S' de 


G. cab. de cur. 


Bar. de la N. G, 


fol. 


66. 


: Candelaria, N. S' de 


H. S. Pedro Zula, 


Comayagua. 


fol. 


34. 


; Cantarranas. 


H. cab. de cur. 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 



i 



77 



Lugares 




Obispados Curatos 


Partidos 






Cantel. 


G. 


Quezaltenango. 


Quezaltenango, 


fol. 


48. 


Carcha. 


G. 


cab. de cur. 


Verapaz, 


fol. 


27. 


Caridad Bar. 


H. 


cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Cartago C. 


N. 


cab. de cur. 


Cap, de Costa Rica 


, fol. 


45. 


Catacamas. 


H. 


Olancho. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Catarina, Santa. 


G. 


Panahachel. 


Atitan. 


fol. 


52. 


Cauque, Sta. María. 


G. 


Santiago Sacatep. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


Cedros M. 


H. 


Cantarranas. 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 


Celilac. 


H, 


Tencoa. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Cerquin. 


H. 


cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Cerrillo Bar. 


C. 


Catedral. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Cesorí. 


G. 


Osicala. 


San Miguel. 


fol. 


26. 


Chagüite. 


G. 


Concep. Escuintla. 


Chimaltenango. 


fol. 


53. 


Chahul, S. Gaspar. 


G. 


Sta. Maria Nebac. 


Totonicapan 


fol. 


46. 


Chalatenango. 


G. 


cab. de cur. 


San Salvador. 


fol. 


24. 


Chalchiguistlan S. Pab. 


C. 


Chamula. 


Ciudad Real. 


fol. 


17. 


Chalchuapa. 


G. 


cab. de cur. 


Sta. Ana Grand. 


fol. 


24. 


Chamelco. 


G. 


S. Pedro Carcha. 


Verapaz. 


fol. 


27. 


Chamula. 


C. 


cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 


17. 


Chapeltique V. 


G. 


S. Miguel. 


San Miguel. 


fol. 


26. 


Chapultenango. 


C. 


cab. de cur. 


Tustla. 


fol. 


18. 


Chiantla. 


G. 


cab. de cur. 


Gueguetenango. 


fol. 


48. 


Chiapa de Indios. 


C. 


cab. de cur. 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


Chiapilla. 


C. 


Acalá. 


Ciudad Real, 


fol. 


16. 


Chicanguscoi. 


G. 


Texis. 


Sta. Ana Grande. 


fol. 


24. 


Chicoacan. 


C. 


Quechula. 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


Chicoi Val. 


G. 


Patzicia. 


Chimaltenango. 


fol. 


53. 


Chichicastenango. 


G. 


cab. de cur. 


Quiche. 


fol. 


50. 


Chichigalpa. 


N. 


Posoltega. 


Realejo. 


fol. 


43. 


Chilanga. 


G. 


S. Franc. Gotera. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Chiltiapa. 


G. 


S. Antonio Ateos. 


Sta. Ana Grande. 


fol. 


24, 


Chilum. 


C. 


cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Chimalten. Sta. Ana. 


G. 


cab. de cur. 


Cap. de la Prov. 


fol. 


54. 


. . .Santiago. 


G. 


Gueguetenango. 


Gueguetenang. 


fol. 


47. 


Chinada. 


H 


cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Chinameca, S. Franc. 


G. 


S. Pedr. Masagua. 


S. Salvador, 


fol. 


24, 


. . .S. Juan. 


G. 


cab. de cur. 


S. Miguel. 


fol. 


*27, 


Chinandega. 


N. 


cab. de cur. 


Realejo. 


fol. 


43, 


Chinauta. 


G. 


Candelaria. 


Sacatepeques, 


fol. 


54, 


Chinda. 


H 


Petoa. 


Comayagua. 


fol. 


34, 


Chipalapa. 


G. 


S. Chrístov. Acas. 


Acasaguastlan. 


fol. 


31. 


Chipilapa. 


G. 


cab. de cur. 


Escuintla. 


fol. 


21. 


Chiquazen. 


C. 


Osumacinta, 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


Chíquimucelo. 


C. 


cab, de cur. 


Ciudad Real, 


fol. 


16, 


Chiquimula de la Sier. 


G. 


cab. de cur. 


Cap. del Part, 


fol. 


32, 


. . . Sta. María. 


G. 


Momostenango . 
78 


Totonicapan. 


fol. 


46. 



Lugares 




Obispados Curatos 


Partidos 






Chiquimulilla. 


G. 


cab de cur. 


Guazacapan. 


fol. 


22. 


Chiquiripiapa. 


G. 


Ostuncalco. 


Quezaltenango. 


fol. 


48. 


Chol, Sta. Cruz del 


G. 


cab. de cur. 


Vera-paz. 


fol. 


27. 


Choluteca Val. 


H. 


Xeres de la Front. 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 


S. Christoval el alto. 


G. 


S. Juan de Guat. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


S. Christoval el bajo. 


G. 


N. S. de los Rem. 


Sacatepeques. 


fol. 


54, 


Chuchi. 


H; 


Tencoa. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Chucuyuco. 


H. 


Sensenti. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Ciudad Real C. 


C. 


cab. de cur. 


Cap. de la Prov. 


fol. 


16. 


S. Clara. 


G. 


S, Pedro de la Lag. 


Atitan. 


fol. 


52. 


Coapilla. 


C. 


Tapalapan. 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


Coatan. 


G. 


S. Pedro Soloma. 


Gueguetenango. 


fol. 


47. 


Coatepeque. 


G. 


S. Ana Grande. 


S. Ana Grande. 


fol. 


24. 


Coban C. 


G. 


cab. de cur. 


Cap. de la Prov. 


fol. 


27. 


Coginicuilapa. 


G. 


Purif. de los esclav. 


Guazacapan. 


fol. 


21. 


Cojutepeque. 


G. 


cab. de cur. 


S. Salvador. 


fol. 


24. 


Coloete. 


H. 


Gualcha. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Colomoncagua. 


H. 


Camasca. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Colosuca. 


H. 


Gualcha. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Colotenango. 


G. 


Mal acatan. 


Gueguetenango. 


fol. 


47. 


Comacaran. 


G. 


Ereguaiquin. 


S. Miguel. 


fol. 


27. 


Comalapa. 


N. 


Teustepet. 


Matagalpa. 


fol. 


42. 


Comalapam. 


C. 


Chiquimuzelo. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


...S. Juan. 


G. 


cab. de cur. 


Chimaltenango. 


fol. 


54. 


Comapa. 


G. 


Jutiapa. 


Guazacapan. 


fol. 


21. 


Ccmayagua C. 


H. 


tiene dos cur. 


Cap. de la Prov. 


fol. 


34. 


Comayaguela. 


H. 


Tegucigalpa. 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 


Comazagua. 


G. 


Ateos. 


Sta. Ana Grand. 


fol. 


24. 


Comitaguancan. 


C. 


Tapilula. 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


Comitan, Sta. Cruz. 


G. 


Santiago Tejutla. 


Quezaltenango. 


fol. 


48, 


Comitlan. 


C. 


cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 


17. 


Comoapa a:r. 


G. 


Cosumalguapam , 


Escuintla. 


fol. 


21. 


Concepción. 


G. 


Panahachel. 


Atitan. 


fol. 


52, 


Conchagua. 


G. 


Yayantique. 


S. Miguel. 


fol. 


27. 


Condega. 


N. 


Palacaguina. 


León. 


fol. 


39, 


Conguaco. 


G. 


cab. de cur. 


Guazacapan. 


fol. 


21. 


Copainalá. 


C. 


cab. de cur. 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


Corpus M. 


H. 


Choluteca. 


Tegucigalpa. 


fol. 


38. 


Cosumalguapan. 


G. 


cab. de cur. 


Escuintla. 


fol. 


21. 


Cot. 


N. 


cab. de cur. 


Costa-Rica. 


fol. 


44, 


Cozal. 


G. 


Sta. Maria Nebah. 


Gueguetenango. 


fol. 


47. 


Sta. Cruz Bar. 


G. 


N. S. de los Rem. 


Sacatepeques. 


fol. 


54, 


Santa Cruz. 


G. 


Solóla. 


Solóla. 


fol. 


50. 


Sta. Cruz. 


G. 


S. Xptov. VeraPaz. 


Verapaz. 


fol. 


27. 


Cubulco. 


G. 


cab. de cur. 


Verapaz, 


fol. 


27. 



79 



Lugares 




Obispados Curatos 


Partidos 






Cuch, S. Christoval. 


G. 


S. Pedro Sacatep. 


Quezaltcnango. 


fol. 


48. 


Cuchumatan. S. Mart. 


G. 


Chiantla. 


Gueguetenango. 


fol. 


47. 


. . .Todos Santos. 


G. 


Chiantla. 


Gueguet. 


fol. 


47. 


Cucuyagua. \ 


H. 


Sensenti. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Cuílco. 


G. 


cab. de cur. 


Gueguetenang. 


fol. 


47. 


Cunen. 


G. 


Sto. Dom. Sacapul. 


Gueguetenango. 


fol. 


47. 


Curaren. 


H. 


Aguanqueterique. 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 


Currídaba. 


N. 


Cot. 


Costa Rica. 


fol. 


44. 


Cururu. 


H. 


cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Cuscatan. 


G. 


S. Jacinto. 


San Salvador. 


fol. 


24. 


Cuscatansingo. 


G. 


S. Salvador. 


S. Salvador. 


fol. 


24. 


Cusnagua. 


G. 


Guaimoco. 


Sta. Ana Grande. 


fol. 


24. 


Custepeques Val. 


C. 


cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Custictali Bar. 


C. 


Catedral. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Cuyotenango. 


G. 


cab. de cur. 


Suchiltepeques. 


fol. 


20. 


Cuyutitan. 


G. 


Olocuilta. 


S. Salvador. 


fol. 


24. 


Danlí. 


H. 


cab. de cur. 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 


San Diego Bar. 


C. 


S. Felipe. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Diría. 


N. 


cab. de cur. 


Granada. 


fol. 


40. 


Diriamba. 


N. 


Jinotepet. 


Granada. 


fol. 


40. 


Diriomo. 


N. 


cab. de cur. 


Granada. 


fol. 


40. 


Dolores, N. S. de 






Peten. 


fol. 


29. 


Erandique. 


H. 


Cerquin. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Ereguaiquin. 


G. 


cab. de cur. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Escasú. 


N. 


Vil. Nueva. S. José. 


Costa-Rica. 


fol. 


44. 


Esclavos, Purif. de 


G. 


cab. de cur. 


Guazacapan. 


fol. 


21. 


Escuintla Concepcio. 


G. 


cab. de cur. 


Cap. de Prov. 


fol. 


21. 


. . .Sto. Domingo. 


C. 


cab, de cur. 


Soconusco. 


fol. 


19. 


Escuintenango. 


C* 


cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Esparza C. 


N. 


cab. de cur. 


Costa-Rica. 


fol. 


45. 


Espiritu Santo Bar. 


G. 


S. Sebastian. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


Esquipulas. 


G. 


cab. de cur. 


Chiquimula. 


fol. 


32. 


Estelí V. 


N. 


cab. de cur. 


Segovia. 


fol. 


41. 


S. Estevan. 


G. 


Chiquimula. 


Chiquimula. 


fol. 


32. 


Sta. Eulalia. 


G. 


S. Ped. Soloma. 


Gueguetenang. 


fol. 


47. 


S. Felipe. 


G. 


Antig. Guat. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


S. Felipe. 


C. 


cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


S. Fernand. de Guad. 


C. 


cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 


17. 


S. Francisco V. 


H. 


Cantarranas. 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 


S. Francisco, ar. 


G. 


Patulul. 


Atitan. 


fol. 


52. 


S. Franc. el Alto. 


G. 


Totonicapan. 


Totonicapan. 


fol. 


46. 


S. Gabriel. 


C. 


Istapa. 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


D. Garcia. 


G. 


S. Ped. Chipilapa. 


Escuintla. 


fol. 


21. 



80^ 



Lugares 


Obispados Curatos 


Partidos 






S. Gaspar. 


G. N. S. de los Remd. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


S. Gerónimo Bar. 


G. Ant. Guat. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


S. Gerónimo. 


Y. S. Andrés. 


Peten. 


fol. 


29. 


Goiamaca V. 


H. Cantarranas. 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 


Gomera, Villa de la. 


G. S. Ped. Chilapa. 


Escuintla. 


fol. 


21. 


Gotera. 


G. cab. de Cur. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Gracias á Dios. C. 


H. cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Granada. C. 


N. cab. de cur. 


Cap. de Part. 


fol. 


40. 


Guacara. 


G. Ereguaiquin. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Guacotecte. 


G. Titiguapa. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Guaimango. 


G. S. Ped. Caluco. 


Zonzonate. 


fol. 


22. 


Guaimoco. 


G. cab. de cur. 


Zonzonate. 


fol. 


22. 


Guajinlaca. 


H. Cerquin, 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Guajiquiro. 


H. Cururu. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Gualaco. 


H. Silca. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Gualala. 


H. Tcncoa. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Gualan. 


G. S. Ped. Sacapa. 


Acasaguastan. 


fol. 


31. 


Gualcha. 


H. cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Gualmoaca. 


H. Cerquin. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Gualococte. 


G. Osicala. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Gualsime. 


H. Cerquin. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Guanacastle. 


N. Nicoya. 


Nicoya. 


fol. 


43. 


Guanagazapa. 


G. cab. de cur. 


Escuintla. 


fol. 


21. 


Guancapla. 


H. Intibucat. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Guara jámbala. 


H. Camasca. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Guarita. 


H. Sensenti. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Guasavasque. 


H. Cerquin. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Guascoran. 


H. cab. de cur. 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 


Guatagiago. 


G. S. Franc. Gotera. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Guatemala. C. 


G. tiene 4. Parroq. 


Cap. del Reino. 


fol. 


59. 


Guat. Antigua V. 


G. cab. de cur. 


Cap. de Prov. 


fol. 


56. 


Guazacapan. 


G. cab. de cur. 


Cap. de Part. 


fol. 


21. 


Guazapa. 


G. S. Ger. Najapa. 


S. Salvador. 


fol. 


24. 


Gueguetan. 


C. cab. de cur. 


Soconusco. 


fol. 


18. 


Gueguetenango. 










. . .Concepción. 


G. cab. de cur. 


Cap. de Part. 


fol. 


47 


. . . Sta. Isabel. 


G. Gueguetenango. 


Gueguet. 


fol. 


47. 


. . .S. Sebastian. 


G. Gueguetenango. 


Gueguetenango. 


fol. 


47. 


Gueitiupan, Asunc. 


C. caf. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


. . .Sta, Catarina. 


C. Gueitiupan. 
81 


Ciudad Real. 


fol. 


16 



Lugares 




Obispados Curatos 


Partidos 






...S. Pedro. 


C. 


Gueitiup. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Guelosingo. 


c. 


Tizapa. 


Soconusco. 


fol. 


18. 


Guepetagua. 


c. 


Tizapa, 


Soconusco. 


fol. 


18. 


Guisapan, Sto. Dom. 


G. 


Naguísalco. 


Zonzonate. 


fol. 


22. 


Guista. 


C. 


Gueguetan. 


Soconusco. 


fol. 


18. 


...Sta. Ana. 


G. 


Jacaltenango. 


Gueguetenang. 


fol. 


47, 


. . . S. Antonio. 


G. 


Jacaltenango. 


Gueguetenang. 


fol. 


47, 


Guistan. 


C. 


Oxchuc. 


Ciudad Real. 


fol. 


16, 


Guisucar. 


G. 


S. Jacinto. 


S. Salvador. 


fol. 


24, 


Sta. Helena. 


G. 


Chiquimula. 


Chiquimula. 


fol. 


32 


Hermita, S. Juan. 


G. 


Jocotan. 


Chiquimula. 


fol. 


32 


Ichil, S. Gaspar. 


G. 


Malacatan. 


Gueguetenang. 


fol. 


47 


llama. 


H. 


Tencoa. 


Comayagua. 


fol. 


34 


Ilotenango. 


G. 


S. Ped. Jocopilas. 


Solóla. 


fol. 


50 


Santa Inés. 


G. 


Candelaria. 


Sacatepeques. 


fol. 


54, 


Intibucat. 


H. 


cab. de cur 


Comayagua. 


fol. 


34, 


Intipuca. 


G. 


Yayantique. 


S. Miguel. 


fol. 


26 


Ipala. 


G. 


S. Luis Jilotepeq. 


Chiquimula. 


fol. 


32, 


Sta. Isabel Godines. 


G. 


N. S. de los Rem. 


Sacatepeques. 


fol. 


54, 


Isalco. 


G. 


tiene 2. Parroq, 


Zonzonate. 


fol. 


23, 


Isguatan. 


C. 


Tapilula. 


Tuxtla. 


fol. 


18, 


. . .Todos Santos. 


G. 


Xinacantan. 


Guazacapan. 


fol. 


21, 


Istacomitan. 


C. 


cab. de cur. 


Tuxtla. 


fol. 


18, 


Istaguacan. 












. . . Sta. Catarina. 


G. 


Totonicapan. 


Solóla. 


fol. 


50, 


. . .S. Ildefonso. 


G. 


Malacatan. 


Gueguetenang. 


fol. 


47, 


.. .S. Miguel. 


G. 


S. Tiago Tejutla. 


Quezaltenango. 


fol. 


48, 


Istapa. 


C. 


cab. de cur. 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


Istapangajoya. 


C. 


Istacomitan. 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


Istepeque. 


G. 


S. Vicente. 


S. Vicente. 


fol. 


26. 


Ixcoi, S. Juan. 


G. 


Soloma^ 


Gueguetenang. 


fol. 


47. 


Ixtatan, S. Mateo. 


G. 


Soloma. 


Gueguetenang. 


fol. 


48. 


Izapa. 


! G. 


cab. de cur. 


Chimaltenang. 


fol. 


53. 


Jacaltenang, S. Andr. 


G. 


Purif. Jacaltenan. 


Gueguetenang. 


fol. 


47. 


. . .Concepción. 


G. 


Puríf.-Jacalt. 


Gueguetenang, 


fol. 


47. 


. . .S. Maírcos. 


G. 


Purif.-Jacalt. 


Gueguetenang, 


fol. 


47. 


. . .Purificación. 


G. 


cab, de cur. 


Gueguetenang. 


fol. 


47. 


S. Jacinto. 


G. 


cab. de cur. 


S. Salvador. 


fol. 


24. 


S. Jacinto. 


G. 


Esquipulas. 


Chiquimula. 


fol. 


32. 


Jaitique. 


H. 


Siguatepeque. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Jalapa. 


H. 


Tencoa. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


. . .Sta. María. 


G. 


cab. de cur. 


Chiquimula, 


fol. 


32. 


Jalapa. 


''^N. 


Xicaro. 


Granada. 


fol. 


40. 



82 



Lugares 


Obispados Curatos 


Partidos 




Jalpatagua. 


G. S. Ped. Conguac. 


Guazacapan. 


fol. 21. 


Jalteba. 


N. Granada. 


Granada. 


fol. 40. 


Jaltíquc. 


G. S. Ant. Ateos. 


Sta. Ana Grand. 


fol. 24. 


Jamastran Val. 


H. Danlí. 


Tegucigalpa. 


fol. 37. 


Jano. 


H. Silca. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Jayaque. 


_G. S. Juan Opico. 


Sta. Ana Grand. 


fol. 24. 


Jeto. 


H. Caridad. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Jilipango. 


G, Tonacatepeque. 


S. Salvador. 


fol. 23. 


Jilobasco. 


G. cab. de cur. 


S. Salvador. 


fol. 23. 


Jinotepet. 


' N. cab. de cur. 


Granada. 


fol. 40. 


Jiquilisco. 


G. Usulutan. 


S. Miguel. 


fol. 26. 


Jocoaitique. 


G, Osicala. 


S. Miguel. 


fol. 26. 


Jocoara. 


H. Chinada. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Jocopilas, S. Pedro. 


. G. cab. de cur. 


Solóla. 


fol. 50. 


...S. Pablo. 


G. Samayaque. 


Suchiltepeques. 


fol. 19. 


Jocon, 


H. Yoro. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Jocon. 


H. Silca. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Joconquera. 


H. Cerquin. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Jocoro. 


G. Ereguaiquin. 


S. Miguel. 


fol. 26. 


Jocotan. 


G. cab. de cur. 


Chiquimula. 


fol. 32. 


Jocoíenango Anlig. 


G. S. Sebastian. 


Sacatepeques. 


fol. 58. 


. . .Nuevo. 


G. cab. de cur. 


Sacatepeques. 


fol. 58. 


. . .S. Bartolomé. 


G. S. Andr. Zacabah. 


Solóla. 


fol. 50. 


S. Jorge. 


N. cab. de cur. 


Nicaragua. 


fol. 52. 


S. Jorge. 


G. Solóla. 


Solóla. 


fol. 50. 


S. José. 


Y. S. Andrés. 


Peten. 


fol. 29. 


S. José. 


G. Chiquimula. 


Chiquimula. 


fol. 32. 


S. José. 


G. Solóla. 


Solóla. 


fol. 50. 


Joyabach, 


G. cab. de cur. 


Solóla. 


fol. 50. 


Jualapa. 


G. S. Ant. Ateos. 


Sta. Ana Grand. 


fol. 24. 


S. Juan. 


H. Intibucat. 


Comayagua. 


fol. 34. 


S. Juan Gascón. 


G. Candelaria. 


Sacatepeques. 


fol. 54. 


S. Juan de Guatem. 


G. cab. de cur. 


Sacatepeques. 


fol. 54. 


S. Juan de Laborío. 


N. Catedral. 


León. 


fol. 39. 


S. Juan de la Laguna. 


G. S. Ped. la Laguna. 


A titán. 


fol. 52. 


S. Juan de los Lepros. 


G. Patulul. 


Atitan. 


fol. 52. 


Juayuba. 


G. S. And. Apaneca. 


Zonzonate. 


fol. 22. 


Jucuapa 


G. Chinameca. 


S. Miguel. 


fol. 26. 


Jucuaran. 


G. Ereguaiquin. 


S. Miguel. 


fol. 26. 


Juigalpa. 


N. Acoyapa. 
83 


Matagalpa, 


fol. 42. 



Lugares 


Obispados Curatos 


Partidos 




Jumai, S. Francisco. 


G. Mataquescuinta. 


Guazacapan. 


fol. 21. 


Jumunique. 


G. S. Ant. Ateos. 


Sta. Ana Grand. 


fol. 24. 


Jupitepeque. 


G. S. Xptov. 


Chiquimula. 


fol. 32. 


Jurla. 


H. Chinada, 


Comayagua. 


fol. 34. 


Jutiapa. 


G. cab. de cur. 


Chiquimula. 


fol. 32. 


Jutiapilla. 


G. Suchitoto. 


S. Salvador. 


fol. 24. 


Juticp.lpa. 


H. Olancho. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Juyuta. 


G. S. Ped. Caluco. 


Zonzonate. 


fol. 22. 


Lacampa. 


H. Gualcha. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Laguiga. 


H. Quesailica. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Laguata. 


H. Silca. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Laiguaia. 


H. Gracias á Dios. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Languc. 


H. Guascoran. 


Tegucigalpa. 


fol 37. 


Laniani. 


H. Cururu. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Lanquin. 


G. cab. de cur. 


Verapaz. 


fol. 27. 


Lapaera 


H. Gracias á Dios. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Lauteríquc. 


H. Aguanqueterique. 


Tegucigalpa. 


fol. 37. 


Lcmoa. 


G. Sta. Cruz Quiche. 


Solóla. 


fol. 50. 


León C. 


N. cab. de cur. 


Cap. de la Prov. 


fol. 39. 


Lepatcrique. 


H. Ojopona, 


Tegucigalpa. 


fol. 37. 


Lcxamani. 


H. Ajutcríque. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Linaca. 


H. Choluteca. 


Tegucigalpa. 


fol. 37. 


Lislic. 


G. Anamoroz. 


S. Miguel. 


fol. 26. 


Lobaga. ' 


N. Acoyapa. 


Matagalpa. 


fol. 42. 


Lobiguisca. 


N. Acoyapa. 


Matagalpa. 


fol. 42. 


Lolotique, S. Franc. 


G. S. Franc. Gotera. 


S. Miguel. 


fol. 26. 


. . .Trinidad. 


G. Chinameca. 


S. Miguel. 


fol. 26. 


S. Lorenzo el ReaL 


G. Mazatenango. 


Suchiltepeques. 


fol. 20. 


S. Lucas. 


C. Totolapa. 


Ciudad Real. 


fol. 16. 


S. Lucas Cabrera. 


G. N. S. de los Rem. 


Sacatepeques. 


fol. 54. 


Sta. Liicia Monterr. 


G. S. Tiago Sacatep. 


Sacatepeques. 


fol. 54. 


Sta. Lucia. 


G. Sta. Ana Grand. 


Sta. Ana Grand. 


fol. 24. 


Sta. Lucia. 


G. S. Ped. Zacapa. 


Acasaguastan. 


fol. 31. 


S. Lucia M. 


H. Tatumbla. 


Comayagua. 


fol. 34. 


S. Luis. 


Y. cab. de cur. 


Peten. 


fol. 29. 


S. Luis de las Carret. 


G. S. Seb. del Texar. 


Sacatepeques. 


fol. 54. 


Machólo a. 


H. Tencoa. 


Comayagua. 


fol. 34. 


La Magdalena. 


G. S. Ag, Acasag. 


Acasaguastan. 


fol. 31. 


La Magdalena. 


C. cab. de cur. 


Tuxtla'. 


fol. 18. 


Sta. M. Magdalena. 


G. Candelaria. 


Sacatepeques. 


fol. 54. 


Sta. M. Magdalena. 


C. Chamula. 


Ciudad Real. 


fol. 16. 


Majatique. 


H. Cerquin. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Malacatan, Sta. Ana. 


G. cab. de cur. 


Gueguetenango, 


fol. 47. 


Managua. 


N. cab. de cur. 


Granada. 


fol. 40. 



84 



Lugares 


Obispados Curatos 


Partidos 






Maniani Val. 


H. Sag. de la Cated. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Manto. 


H. Olancho. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Mapastepeque. 


C. cab. de cur. 


Soconusco. 


fol. 


18. 


Márcala. 


H. Chinada. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


S. Marcos, Bar. de 


G. S. Ped. Sacatep. 


Quezaltenango. 


fol. 


50. 


S. Marcos de la Lag. 


G. S. Ped. de la Lag. 


Atitan. 


fol. 


52. 


Sta. María de Jesús. 


G. S. Juan de Guat. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


Sta. María de Jesús. 


, G. Quezaltenango. 


Quezaltenang. 


fol. 


48. 


S. Martín. 


G. Ostuncalco. 


Quezaltenango. 


fol. 


48. 


S. Martín M. 


H. Choluteca. 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 


S. Martin. 


C. Oxchuc. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Masagua, S. Ant. 


G. S. Ped. Masagua. 


S. Salvador. 


fol. 


24. 


. . . Sta. Catarina. 


G. Nahuí saleo. 


Zonzonate. 


fol. 


22. 


. . .S. Luís. 


G. Escuintla. 


Escuintla. 


fol. 


21. 


...S. Juan. 


G. S. Estev. Texis. 


Sta. Ana Grand. 


fol. 


24. 


. . . S. Pedro. 


G. cab. de cur. 


S. Salvador. 


fol. 


24. 


Mas aya. 


N. cab. de cur. 


Granada. 


fol. 


42. 


Matagalpa. 


N. cab. de cur. 


Cap. de Part. 


fol. 


42. 


Mataquescuínta. 


G. cab. de cur. 


Chiquimula. 


fol. 


32. 


S. Mateo. 


G. Quezaltenango. 


Quezaltenango. 


fol. 


48. 


Mathíaré. 


N. Managua. 


León. 


fol. 


39. 


Mazaguara. 


H. Chinada. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Mazaltenango. 










. . .S. Bartolomé. 


G. cab. de cur. 


Suchiltepeques. 


fol. 


20. 


...S. Gabriel. 


G. S. Bme. Mazalten. 


Suchiltepeques. 


fol. 


19. 


. . .S. Lorenzo. 


G. Gueguetenango. 


Gueguetenang. 


fol. 


47. 


Mazapa. 


G. Cuilco. 


Gueguetenang. 


fol. 


47. 


Mazapetagua, ar. 


C. Tízapa. 


Soconusco. 


fol. 


18. 


Mazatan. 


C. Tuxtla. 


Soconusco. 


fol. 


18. 


Mazatepet. 


N. cab. de cur. 


Granada. 


fol. 


40. 


Metapa. 


N. cab. de cur. 


León. 


fol. 


39. 


Metapas, S. Pedro. 


G. cab. de cur. 


Sta. Ana Grand. 


fol. 


24. 


Mexicanos, Bar. 


C. Catedral. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


. . .Asunción. 


G. S. Salvador. 


S. Salvador. 


fol. 


24. 


. . . Sta. Isabel Bar. 


G. Zonzonate. 


Zonzonate. 


fol. 


22. 


Mexicapa. 


H. Gracias á Dios. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


. . . Asunción. 


G. Ereguaiquin. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Míambar. 


H. Siguatepeque. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Mianguera. 


G. Osicala. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Micapa. 


C. Chapultenango. 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


S. Miguel C. 


G. cab. de cur. 


Cap. de Part. 


fol. 


26. 


S. Miguel. 


Y. N. S. de los Rem. 


Peten. 


fol. 


29. 


S. Miguel. 


C. Chamula. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


S. Miguel, ar. 


G. S. Pablo Jocopil. 


Suchiltepeques. 


fol. 


19. 


S, Miguelito. 


G. Almolonga. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


Milpa Dueñas. ; 


G. cab. de cur. 


Chímaltenango. 


fol. 


53. 



85 



Lugares 


Obispados Curatos 


Partidos 






Milpas altas, S. Ana. 


G. N. S. de los Rem. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


. . .S. Bartolomé. 


G. S. Tiago Sacatep. 


Sacatepeques. 


fol. 


54, 


. . .S. Mateo. 


G. S. Tiago Sacatep. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


...S. Miguel. 


G. Candelaria. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


. . .Sto. Tomas. 


G. Candelaria. 


Sacatepeques. 


fol. 


54, 


Mita, Asunción. 


G. cab. de cur. 


Chiquimula. 


fol. 


32. 


. . . Sta. Catarina. 


G. Asunción Mita. 


Chiquimula. 


fol. 


32. 


Mixco, Sto. Domingo. 


G. cab. de cur. 


Sacatepeques. 


fol. 


58. 


Mixtan, Sta. Ana. 


G. S. Ped. Chipilap. 


Escuintla. 


fol. 


21, 


. . . S. Juan. 


G. Escuintla. 


Escuintla. 


fol. 


21. 


Miz ata. 


G. Guaimoco. 


Sta. Ana Grand. 


fol 24. 


Momostenango. 


G. cab. de cur. 


Totonicapan. 


fol. 


46. 


Moncagua. 


G. S. Miguel. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Morolica Val. 


H. Choluteca. 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 


Motocinta. 


G. Cuilco. 


Gueguetenang. 


fol. 


47. 


Meyos. 


C. Gueitiupan. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Moyuta. 


G. Conguaco. 


Guazacapan. 


fol. 


21. 


Mozonte. 


N. Nueva Segovia. 


Nueva Segovia. 


fol. 


41. 


Muimui. 


N. Matagalpa. 


Matagalpa. 


fol. 


42. 


Mustiquipaque. 


G. Sinacantan. 


Guazacapan. 


fol. 


21. 


Nacaome. 


H. cab. de cur. 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 


Nag aróte. 


N. cab. de cur. 


León. 


fol. 


39, 


Nagualate, ar. 


G. S. Ant. Suchiltep. 


Suchiltepeques, 


fol. 


19. 


Naguatlan, ar. 


C. Ayutla. 


Soconusco. 


fol. 


18. 


Nahuisalco. 


G. cab. de cur. 


Zonzonate. 


fol. 


22. 


Namasiguet. 


H. Choluteca. 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 


Namotiva, Sta. Catal. 


N. Niquinohomo. 


Granada. 


fol. 


40. 


...S. Juan. 


N. Niquinohomo. 


Granada. 


fol. 


40. 


Nancinta. 


G. Sinacantan. 


Guazacapan. 


fol. 


21. 


Nandagomo. 


N. Mazatepe. 


Granada. 


fol. 


40, 


Nandaime. 


N. cab. de cur. 


Granada. 


fol. 


40. 


Navia, Sta. Maria de 


N. Somotillo. 


León. 


fol. 


39. 


Naulingo. 


G. S. Ped. Caluco. 


Zonzonate. 


fol. 


22. 


Nebah, Sta. Maria. 


G. cab. de cur. 


Gueguetenang. 


fol. 


47. 


Necta, S. Pedro. 


G. Gueguetenango. 


Gueguetenang. 


fol. 


47. 


Nejapa. 


C. Gueguetlan. 


Soconusco. 


fol. 


18. 


. . .S. Antonio. 


G. Acatenango. 


Chimaltenango. 


fol. 


53. 


. . .S. Gerónimo. 


G. cab. de cur. 


S. Salvador. 


fol. 


24. 


Nicaragua V. 


N. cab. de cur. 


Cap, de Part. 


fol. 


42. 



86 



Lugares 


obispados Curatos 


Partidos 




Nicaragua Pueblo. 


N. V. de Nicarag. 


Nicaragua. 


fol. 42. 


S. Nicolás Laborío. 


N. Catedral. 


León. 


fol. 39. 


Nicoya. 


N. cab. de cur. 


Cap. de Part. 


fol. 43. 


Níndiri. 


N. cab. de cur. 


Granada. 


fol. 40. 


Niquinohomo. 


N. cab. de cur. 


Granada. 


fol. 40. 


Nueva Segovia C. 


N. cab. de cur. 


Cap. de Part. 


fol. 41. 


Nunualco, S. Juan. 


G. S. Tiago Nunual. 


S. Vicente. 


ofl. 25. 


.. .S. Pedro. 


G. S. Tiago Nunual. 


S. Vicente. 


ofl. 25. 


. . .S. Tiago. 


G. cab. de cur. 


S. Vicente. 


ofl. 25. 


Ocotal. 


N. Nueva Segovia. 


Nueva Segovia. 


fol 41. 


Ocotepeque. 


H. cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 34 


Ocotepeque. 


C. Tapalapam. 


Tuxtla. 


fol. 18 


Ocotzocoutla, 


C. cab. de cur. 


Tuxtla. 


fol. 18 


Ocosingo. 


C. cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 17 


Ojojona. 


H. cab. de cur. 


Tegucigalpa. 


fol. 37 


Ojuera. 


H. Tencoa. 


Comayagua. 


fol. 34 


Olancho Val. 


H. Manto. 


Comayagua. 


fol. 34 


Olanchito C. 


H. cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 35 


Olintepcque. 


G. S. Xptov. Toton. 


Quezaltenango. 


fol. 48 


Olocuilta. 


G. cab. de cur. 


S. Salvador. 


fol. 24 


Ometepet. 


N. cab. de cur. 


Granada. 


fol. 40 


Opatoro. 


H. Cururu. 


Comayagua. 


fol. 34 


Opico, S. Juan. 


G. cab. de cur. 


Sta. Ana Grand. 


fol. 24 


Opoa. 


H. Quesailica. 


Comayagua. 


fol. 34 


Opoteca. 


H. Catedral. 


Comayagua. 


fol. 34 


Orica. 


H. cab. de cur. 


Tegucigalpa. 


fol. 37 


Orocuina. 


H. Choluteca. 


Tegucigalpa. 


fol. 37 


Orosi Reduc. 


N. cab. de cur. 


Costa Rica. 


fol. 44 


Osicala. 


G. cab. de cur. 


S. Miguel. 


fol. 26 


Osolocalco ar. 


C. S. Dom. Escuintla. 


Soconusco. 


fol. 19 


Ostuacan. 


C. La Magdalena. 


Tuxtla. 


fol. 18 


Ostuma. 


G. S. Tiag. Nunualco. 


S. Vicente. 


ofl. 25 


Ostuncalco. ' 


G. cab. de cur. 


Quezaltenango. 


fol. 48 


Ostuta. 


C. Acalá. 


Ciudad Re ai. 


fol. 16 


Osumazinta. 


C. cab. de cur. 


Tuxtla. 


fol. 18. 


Oxchuc. 


C. cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 16. 


S. Pablo de la Lag. 


G. S. Ped. de la Lag. 


Atitan. 


fol. 52. 


Pacaca. 


N. cab. de cur. 


Costa Rica. 


fol. 44. 


Palacaguina. 


N. cab. de cur. 


León. 


fol. 39. 



87 



Lugares 


Obispados Curatos 


Partidos 






Palcca. 


G. S. Salvador. 


S. Salvador. 


fol. 


23. 


Palenque, S. Dom. 


C. Túmbala. 


Ciudad Real. 


fol. 


17. 


Panahachel. 


G. cab. de cur. 


Atitan. 


fol. 


52. 


Panchimalco. 


G. S. Jacinto. 


S. Salvador. 


fol. 


24. 


Pantepeque. 


C. Tapalapan. 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


Parramos. 


G. S. Andrés Izapa. 


Chimaltenango. 


fol. 


53. 


Pasaco. 


G. S. Ped. Conguaco. 


Guazacapan. 


fol. 


21. 


Pastores 


G. S. Seb. el Texar. 


Sacatepequez. 


fol. 


54. 


Patulul. 


G. cab. de cur. 


Atitan. 


fol. 


52. 


Patzicia. 


G. cab. de cur. 


Chimaltenango. 


fol. 


54. 


Patzum. 


G. cab. de cur. 


Chimaltenango. 


fol. 


54. 


S. Pedro. 


C. Chamula. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


S. Pedro de las Huert. 


G. N. S. de los Rem. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


S. Ped. de la Laguna. 


G. cab. de cur. 


Atitan. 


fol. 


52. 


Perquin. 


G. Osicala. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Perulapan, S. Bart. 


G. S. Pedro Perulap. 


S. Salvador. 


fol. 


24. 


...S. Martin. 


G. S. Pedro Perulap. 


S. Salvador. 


fol. 


24. 


...S. Pedro. 


G. cab. de cur. 


S. Salvador. 


fol. 


24. 


Pespire. 


N. N acabóme. 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 


Petalcingo. 


C. Tüa. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Petapa, Concep. V. 


G. S. Miguel Petap. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


...Sta. Inés. 


G. S. Miguel Petap. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


...S. Miguel. 


G. cab. de cur. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


Petatan. 


G. Jacaltenango. 


Gueguetenango. 


fol. 


47. 


Petoa. 


H. cab. de cur. 


Comayag. 


fol. 


34. 


Pinula^ Sta. Catarina. 


G. cab. de cur. 


Sacatepeques. 


fol. 


58. 


...S. Miguel. 


C. Soyatitan. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


. . .S. Pedro. 


G. Sta. María Jalapa. 


Chiquimula. 


fol. 


32. 


Pipixiapa. 


C. Mapastepeque. 


Soconusco. 


fol. 


18. 


Piraera. 


H. Cerquin. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Plátanos. 


C. Gueitiupan. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Pochuta. 


C. Chiapa. 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


Polopo, S. Antonio. 


G. Panahachel. 


Atitan. 


fol. 


32. 


Poloroz. 


G. Anamoroz. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Posoltega. 


N. cab. de cur. 


Subtiava. 


fol. 


43. 


Posoltequilla. 


N. Posoltega. 


Subtiava. 


fol. 


43. 


Posta. 


H. Quesailica. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Potrerillos. 


H. Danly. 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 


Puchuta, ar. 


G. Patulul. 


Atitan. 


fol. 


52. 


Pueblo Abajo. 


H. Tcgucigalpa. 

88 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 



Lugares 


Obispados Curatos 


Partidos 






Pueblo del Real. 


H. Olancho. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Pueblo Nuevo. 


N. Nagarotc. 


León. 


fol. 


39. 


Pueblo Nuevo. 


N. Tepesomoto. 


Nueva Segovia. 


fol. 


41. 


Pueblo Nuevo. 


C. Istacomitan. 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


Pueblo Nuevo. 


C. Xitotol. 


Tuxtla, 


fol. 


18. 


Pueblo Nuevo. 


N. Cartago. 


Costa Rica. 


fol. 


44. 


Puríngla. 


H. Chinada. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Pustla, S. Pedro. 


G. Nahuísalco. 


Zonzonate. 


fol. 


22. 


Quechula. 


C. cab. de cur. 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


Quelepa. 


G. S. Miguel. 


S. Miguel. 


fol. 


26 


Quesailica. 


H. cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 


34 


Quesalcoatitan. 


G. Apaneca. 


Zonzonate. 


fol. 


22 


Quesalguaque. 


N. Telíca. 


Subtiava. 


fol. 


18 


Quezaltenango. 










. . .Espíritu Santo. 


G. cab. de cur. 


Cap. de Prov. 


fol. 


43 


. . .S. Sebastian. 


G. Retaluleu. 


Suchiltepeques. 


fol. 


19 


Quezaltepeque. 


G. S. Geron. Nejapa. 


S. Salvador. 


fol. 


24 


. . .Concepción. 


G. Chalatenango. 


S. Salvador. 


fol. 


24 


. . .S. Francisco. 


G. Esquípulas. 


Chíquímula. 


fol. 


32 


Quiche, Sta. Cruz. 


G.* cab. de cur. 


Solóla. 


fol. 


51 


Quircó. 


N. Cot. 


Costa-Rica. 


fol. 


44 


i Rabinal, S. Pablo. 


G. cab. de cur. 


Verapaz. 


fol. 


27 


1 S. Raimundo. 


G. cab. de cur. 


* Sacatepequez. 


fol. 


54 


' S. Ramón. 


N. Matagalpa. 


Matagalpa. 


fol. 


42 


• Realejo V. 


N. cab, de cur. 


Cap. de Part. 


fol. 


43 


l Reitoca. 


H. Aguanqueteriq. 


Tegucígalpa. 


fol. 


37 


1 Remedios, N. S. de 


Y. cab. de cur. 


Cap, del Peten. 


fol. 


29 


. . .N. Sra. de Bar. 


G. Antig. Guatem. 


Sacatepeques. 


fol. 


54 


5 . . .N. Sra. de los 


G.jpab. de cur. 


Bar. de la N. G. 


fol. 


65 


1 ... Sta. María de los 


G. Usulutan. 


S. Miguel. 


fol. 


26 


Retalülcu, S. Ant. 
¡ . . .S. Catarina. 


G. cab. de cur. 


Suchiltepeque. 


fol. 


20 


G. S. Ant. Retaluleu. 


Suchiltepeques. 


fol. 


20 


. . .Sto. Domingo. 


G. Samayaque. 


Suchiltepep. 


fol. 


19 


Sacacoyo. 


G. S. Juan Opíco. 


Sta. Ana Gran. 


fol. 


24 


Sacapulas, S. Dom. 


G. cab. de cur. 


Gueguetenango. 


fol. 


48 


Sacatecoluca. 


G. cab. de cur. 


S. Vicente. 


fol. 


26 


Sacatepeques. 










h . . .S. Antonio. 


G. S. Ped. Sacatep. 


Quezaltenango, 


fol. 


48 


; 


89 









Lugares 


Obispados Curatos 


Partidos 






. . .S. Juan. 


G. cab. de cur. 


Sacatepeques. 


fol. 


56. 


. . .S. Lucas. 


G. S. Tíago Sacatep. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


...S. Pedro. 


G. cab. de cur. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


.. .S. Pedro. 


G. cab. de cur. 


Quezaltenango. 


fol. 


48. 


...S. Tiago. 


G. cab. de cur. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


Saguayapa. 


G. Apastepeque. 


S. Vicente. 


fol. 


26. 


Sahcaja, S. Luís. 


G. S. Xptov. Totonic. 


Totonic apan. 


fol. 


47. 


Salama. 


G. cab. de cur. 


Verapaz. 


fol. 


27. 


S. Salvador C. 


G. cab. de cur. 


Cap. de la Prov. 


fol. 


24. 


Samayaque. 


G. cab. de cur. 


Suchiltepeques. 


fol. 


20. 


Sambo. 


G. cab. de cur. 


Suchiltepeques. 


fol. 


19. 


Santiago Bar. 


G. S. Sebastian. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


Santiago. 


H. Tiuma. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


. . .Zamora. 


G. Milpa-Dueñas. 


Chímaltenango. 


fol. 


53. 


. . . Guistlan. 


C. Chamula. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Sapota. 


H. Olancho. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Sapotan. 


G. Guaymoco. 


Sta. Ana Grand. 


fol. 


24. 


Sapotitlan, S. Franc. 


G. Santiago Sambo. 


Suchiltepeques. 


fol. 


19. 


...S. Felipe, ar. 


G. S. Martin. 


Suchiltepeques. 


fol. 


19. 


. . .S. Luis, ar. 


G. S. Martin. 


Suchiltepeques. 


fol. 


19. 


. . .S. Martin. 


G. Cuyotenango. 


Suchiltepeques. 


fol. 


19. 


Sause. 


N. Somotíllo. 


León. 


fol. 


39. 


Sayula. 


C. La Magdalena. 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


Sebaco. 


N. Matagalpa. 


Matagalpa. 


fol. 


42. 


S. Sebastian. 


G. cab. de cur. 


Bar. de la N. G. 


fol. 


65. 


S. Sebastian, Bar. 


G. Antigua Guatemal. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


S. Sebastian. 


H. Ocotepeque. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Sensembla. 


G. S. Franc. Gotera. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Sensenti. 


H. cab. áe cur. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Sensimon. 


G. Osicala. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Sensuntepeque. 


G. Titíguapa. 


S. Vicente. 


fol. 


25. 


Serquin. 


H. Sensenti. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Siguacatepeque. 


H. cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Sí ja, S. Carlos. 


G. Ostuncalco. 


Totonicapan. 


fol. 


47. 


Silca. 


H. cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Símil ator. 


H. Cururu. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Simojovel. 


C. Gueitiupan. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Sínacamecayo, ar. 


G. Cosumalguapan. 


Escuintla. 


fol. 


21. 


Sínacantan, S. Dom. 


C. cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 


17. 


. . . Sta. Isabel. 


G. cab. de cur. 


Guazacapan. 


fol. 


21. 



90 



Lugares 


Obispados Curatos 


Partidos 




Sípacapa. 


G. Santiago Tejutla. 


Quezaltenango. 


fol. 48 


Siquinalá. 


G. Cosumalguapan. 


Escuíntla. 


fol. 21 


Soconusquillo. 


C. S. Dom. Escuíntla. 


Soconusco. 


fol, 19 


Solóla. 


G. cab. de cur. 


Cap, de Prov. 


fol, 50 


Soloma. 


G. cab. de cur. 


Gueguetenango. 


fol. 47 


Solosuchiapa. 


G. Istacomítan. 


Tuxtla. 


fol. 18 


Somotan. ; 


G. S. Xptov, Acasag. 


Acasaguastan. 


fol. 31 


Somotillo. 


N. cab. de cur. 


León. 


fol. 39 


Sonaguera V. 


H. cab. de cur. 


Comayagua. 


fol, 36 


Sonsácate. 


G. Zonzonate. 


Zonzonate. 


fol. 22 


Soyaló. 


C. Istapa. 


Tuxtla. 


fol. 18 


Soyatitan. 


C. cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 16. 


\ Subchiapa. 


C. Chíapa. 


Tuxtla. 


fol. 18 


' Subtiava. 


N. cab. de cur. 


Cap. de Part. 


fol. 43 


Suchiltepcq. S. Antón. 


G, cab. de cur. 


Suchíltepeques. 


fol. 20 


^ ' Suchitoto. 


G. cab. de cur. 


S. Salvador. 


fol. 24 


Sulaco. 


H. cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 34 


j^ Sumpango. 


G. cab. de cur. 


Sacatepeques. 


fol. 54 


i Suñil. 


G. Quezaltenango. 


Quezaltenango. 


fol. 48 


1 Sunuapa. 


C. Chapultenango, 


Tuxtla. 


fol. 18 


P Suyapango. 


G. Tonacatepeque. 


S. Salvador. 


fol. 24. 


Tacachico. 


G. S. Juan Opíco. 


Sta. Ana Grande. 


fol. 24. 


it Tacana. 


G. Cuüco. 


Quezaltenango. 


fol. 48. 


É Tacpa. 


G. Olocuílta. 


S. Salvador. 


fol. 24. 


\ Tacuba. 


G. Aguachapa. 


Zonzonate. 


fol. 22. 


\- Tacuilula, S. María. 


G. Taxisco. 


Guazacapan. 


fol. 21. 


\ Tacuscalco. 


G. Zonzonate. 


Zonzonate. 


fol. 22. 


; Tajumulco. 


G. Santiago Tejutla. 


Quezaltenango. 


fol, 50. 


: Talgua. 


H. Gracias á Dios. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Taltique, Sta. María. 


G. cab. de cur. 


Verapaz. 


fol. 27. 


Tamaju. 


G. Sta. María Taltique. 


Verapaz. 


fol. 27. 


Támara, 


H. Tegucígalpa. 


Tegucígalpa. 


fol. 37. 


Tambla. 


H. Sensenti. 


Comayagua. 


fol, 34. 


^ Tanuluaca. 


G. S. Pedro Masagua. . 


S. Salvador. 


fol. 24. 


Tapachula. 


C. Tuxtla. 


Soconusco. 


fol. 18. 


í Tapalapan. 


C. cab. de cur. 


Tuxtla. 


fol. 18. 


Tapílula. 


C. cab. de cur. 


Tuxtla. 


fol. 18. 


Tatumbla. 


H. cab. de cur. 


Comayagua, 


fol, 34. 


1 Taxisco. 


G. cab. de cur. 


Guazacapan. 


fol. 21. 



91 



Lugares 


Obispados Curatos 


Partidos 




Tecapa. 


G. Chinameca. 


S. Miguel. 


fol. 26- 


Techanco. 


. G. Chalatenango. 


S. Salvador. 


fol. 24. 


Tecoaco. 


G. Chipilapa. 


Escuintla. 


fol. 21. 


Tecoluca. 


G. Sacatecoluca. 


S. Vicente. 


fol. 25, 


Tccpatlan. 


C. cab. de cur. 


Tuxtla. 


fol. 18. 


Tegucígalpa. V. 


H. cab. de cur. 


Cap. de Part. 


fol. 38. 


Tejutla, S. Tiago. 


G. cab. de cur. 


Quezaltenango. 


fol. 48. 


. . . Sto. Tomas. 


G. cab. de cur. 


S. Salvador. 


fol. 24. 


Telica. 


N. cab. de cur. 


Subtiava. 


fol. 43. 


Tcmbla abaxo. 


H. Cururu. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Tembla arriba. 


H. Cururu. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Ten ambla. 


H. Chinada. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Tcnango. 


C. Cancuc. 


Ciudad Real. 


fol. 16. 


Tenansíngo. 


G. Suchitoto. 


S. Salvador. 


fol. 24. 


Tencoa. 


H. cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 36. 


Teñe j apa. 


C. Oxchuc. 


Ciudad Real. 


fol. 16. 


Teopisca. 


C. cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 16. 


Teotepeque. 


G. S. Ant. Ateos. 


Sta. Ana Gr. 


fol. 24. 


Teotitan. 


G. S. Andr. Cuilco. 


Gueguetenang. 


fol. 47. 


Tepaaiguatemala. 


G. cab. de cur. 


Chimaltenango. 


fol. 54. 


Tepeaco. 


G. Taxisco. 


Guazacapan. 


fol. 21. 


Tepecoyo. 


G. S. Juan Opico. 


Sta. Ana Gr. 


fol. 24. 


Tepesomoto. 


N. cab. de cur. 


Nueva Segovia. 


fol. 41. 


Tepesonte, S. Juan. 


G. Masagua. 


S. Salvador. 


fol. 24. 


...S. Miguel. 


G. S. Pdr. Masag. 


S. Salvador. 


fol. 24. 


Teupasenti. 


H. Danly. 


Tegucigalpa. 


fol. 37. 


Tespaneca. 


N. Palacaguina. 


León. 


fol. 39. 


Terraba Rcduc. 


N. cab. de cur. 


Costa-Rica. 


fol. 44. 


Teustepet. 


N. cab. de cur. 


Matagalpa. 


fol. 42. 


Texaquang. S. Marc. 


G. Sto. Tomas Texaq. 


S. Salvador. 


fol. 24. 


...S. Tiago. 


G. S. Tomas. Texaq. 


S. Salvador. 


fol. 24. 


. . . Sto. Tomas. 


G. cab. de cur. 


S. Salvador. 


fol. 24. 


Texar, S. Lorenzo. 


G. S. Seb. del Texar. 


Sacatepeques. 


fol. 54. 


...S. Miguel. 


G. S. Seb. del Texar. 


Sacatepcques. 


fol. 54. 


. . .S. Sebastian. 


G. cab. de cur. 


Sacatepeques. 


fol. 58. 


Texiguat. 


H. cab. de cur. 


Tegucigalpa. 


fol. 37. 


Texincal. 


G. S. Salvador. 


S. Salvador. 


fol. 24. 


Teoíis, S. Estevan. 


G. cab. de cur. 


Sta. Ana Gr. 


fol. 24. 


Tezcuaco, 


G. Sinacantan. 


Guazacapan. 


fol. 21. 


Ticamaya. 


H. S. Pedro Zula. 


Comayagua. 


fol. 34. 



92 



Lugares 


Obispados Curatos 


Partidos 




Tila. 


C. cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 16. 


Tipitapa. 


N. Granada. 


Granada. 


fol. 40. 


Tircagua. 


H. Choluteca. 


Tegucigalpa. 


fol. 37. 


Titiguapa V. 


G. cab. de cur, 


S. Vicente. 


fol. 25. 


Tiuma. 


H. cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Tizapa. 


C. cab. de cur. 


Soconusco. 


fol. 18. 


Tobosí. 


N. Cot. 


Costa-Rica. 


fol. 44. 


Toliman. 


G. Atítan. 


Atitan. 


fol. 52. 


Tonalá. 


H. Sensenti. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Tonactepeque. 


G. cab. de cur. 


S. Salvador. 


fol. 24. 


Sto. Toribia. 


C. Mapastepeque. 


Soconusco. 


fol. 18. 


Torola. 


Y. N. S. de Dolores. 


Peten. 


fol. 29. 


Totogalpa. 


G. Osicala. 


S. Miguel. 


fol. 26. 


Totolapa. 


N. Tepesomoto. 


Nueva Segovia. 


fol. 41. 


Totonicapan. 


C. cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 16. 


. . .S. Christoval. 


G. caíy. de cur. 


Totonicapan. 


fol. 46. 


...S.Miguel. 


G. cab. de cur. 


Cap. de Prov. 


fol. 46. 


Truxillo C. 


H. cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 34. 


Tucurrique, Reduc. 


N. Orosi. 


Costa-Rica. 


fol. 44. 


Tucuni. 


G. S. M. Taltique. 


Verapaz. 


fol. 27. 


Túmbala. 


C. cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 16. 


Tutu apa. 


G. S. Tiago Tejutla. 


Quezaltenango. 


fol. 48. 


Tuxtla. 


C. cab. de cur. 


Cap. de Part. 


fol. 18. 


Tuxtla. 


C. cab. de cur. 


Soconusco. 


fol. 18. 


Tuzantlan, ar. 


C. Gueguetlan. 


Soconusco. 


fol. 18. 


Vacas, Valle de las. 


G. Candelaria. 


Sacatepeques. 


fol. 54. 


Vaquitepeque. 


C. cab. de cur. 


Tuxtla. 


fol. 18. 


Verapaz S. xptoval. 


G. cab. de cur. 


Vera-paz. 


fol. 27. 


S. Vicente de Austr. 


G. cab. de cur. 


Cap. de Part. 


fol. 25. 


Viejo, Pueblo del 


N. cab. de cur. 


Realejo. 


fol. 43. 


Villa Hermosa. 


N. Villa Vieja. 


Costa-Rica. 


fol. 45. 


Vil. Nuev. de S. José. 


N. cab. de cur. 


Costa-Rica. 


fol. 45. 


Villa-seca, S. Andr. 


G. Cuyotenango. 


Suchiltepeques. 


fol. 19. 


Villa Vieja. 


N. cab. de cur. 


Costa-Rica. 


fol. 45. 


Visitac. de Ntra. Sra. 


G. S. Ped. la Lagun. 


Atitan. 


fol. 52. 


Ujaraz, V. 


N. cab. de cur. 


Costa-Rica. 


fol. 45. 


Uluazapa. 


G. Ereguaiquin. 


S. Miguel. 


fol. 26. 


Uspantan. 


G. Sacapulas. 


Gueguetenang. 


fol. 47. 


Usulutan. 


G. cab. de cur. 


S. Miguel. 


fol. 26. 


Utatlan, Sta. Lucia. 


G. Solóla. 


Solóla. 


fol. 50. 



93 



Lugares 


Obispados Curatos 


Partidos 






Xecul, S. Andrés. 


G. S. Xptov. Toton. 


Totonicapan. 


fol. 


46. 


Xeres de la Front. V. 


H. cab. de cur. 


Tegucigalpa. 


fol. 


38. 


Xicaro. 


N. cab. de cur. 


Granada. 


fol. 


40. 


Xiloíepeq. S. Luis. 


G. cab. de cur. 


Chiquimula. 


fol. 


32. 


. . .S. Jacinto. 


G. Chimalten. 


Chimaltenang. 


fol. 


53. 


.. S. Martin. 


G. cab. de cur. 


Chimaltenang. 


fol. 


54. 


Xinaco, Sto. Dom. 


G. S. Ped. Sacatep. 


Sacatepeques. 


fol. 


54. 


Xinotega. 


N. Matagalpa. 


Matagalpa. 


fol. 


42. 


Xiquipilas. 


C. cab. de cur. 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


Xítotol. 


C. cab. de cur. 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


Yalaguina. 


N. Tepesomoto. 


Nueva Segovia. 


fol. 


41. 


Yamabal. 


G. S. Franc. Gotera. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Yambalanguira. 


H. Intibucat. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Yarula. 


H. Chinada. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Yaxalum. 


C. cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Yayaguita. 


C. Chiquimuzelo. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Yayantique. 


G. cab. de cur. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Yoloaiquin. 


G. S. Juan Osicala. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Yolula. 


H. Intibucat. 


Comayagua. 


fol. 


34. 


Yoquoaiquin. 


G. Ereguaiquin. 


S. Miguel. 


fol. 


26. 


Yoro V. 


H. cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 


36. 


Yusgare. 


H. Choluteca. 


Tegucigalpa. 


fol. 


37. 


Zacabah, S. Andr. 


G. cab. de cur. 


Solóla. 


fol. 


50. 


Zacapa, S. Pablo. 


G. S. Ped. Zacapa. 


Acasaguastan. 


fol. 


31. 


...S.Pedro. 


G. cab. de cur. 


Acasaguastan. 


fol. 


31. 


Zacualpa, el Esp. Sto. 


G. S. M. Joyabach. 


Solóla. 


fol. 


50, 


Zapaluta. 


C. S. Dom. Comit. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Zaragoza, Villa de 


G. Patzicia. 


Chimaltenang. 


fol. 


53. 


Zibacá. 


C. Ocozingo. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Zintalapa. 


C. Xiquipilas. 


Tuxtla. 


fol. 


18. 


Zitalá, S. Francisc. 


G. S. Tom. Tejutla. 


S. Salvador. 


fol. 


24. 


...S.Pedro. 


C. Vaquitepeque. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Zonzonate V. 


G. cab. de cur. 


Cap. de Prov. 


fol. 


22. 


Zozocoltenango. 


C. cab. de cur. 


Ciudad Real. 


fol. 


16. 


Zula, S. Pedro C. 


H. cab. de cur. 


Comayagua. 


fol. 


35. 



94 



"^ÍUií^^yJím. ^ «.^ÍÜiítí^í ?I#^ í 1 -«:*■>/> 4fí ^^ 



^.*-'¡íJt~ Lí.\íy,*,^ Tíi'^i 



:t-'jj. 



GUATEMALA. 

^S ÜGMPRENÚS IOS J^RELIMJI 
ÜB DICHA HISTORIA 







"^ «&fá.- *^ 
■ ^ ^i^ *1l» ' 

CON WCENCU, EN GUATEMALA, 



Ag0 de 1809* 




Esta carátula corresponde al tratado II del tomo I. El primer tratado lleva fecha de 
publicamos tal como lo dispuso el autor. 



95 



TRATADO II 

Cronicón de la Ciudad de Guatemala 



La existencia de los Antípodas, ó de los habitadores del nuevo mundo, 
ha sido un problema, que ha traido divididos á los Filósofos por muchos siglos. 
Pues aunque los vestigios de la Fábula de los Egipcios, que encontraron los 
Españoles en estas tierras, en gerogiificos, celaturas y otros monumentos : y 
la noticia, aunque corrompida, de nuestros sagrados misterios, que admiraron 
en sus naturales : no permiten dudar, que en los tiempos retirados hubo co- 
mercio entre los habitantes de uno y otro mundo; mas éstas ideas se borraron 
en tal grado de la memoria de los hombres, que en el siglo VIII el Papa Zaca- 
rias condenó como herege á un tal Virgilio, por haber sostenido, que habia 
Antipodas. Llegó por último el tiempo, en que Dios tenia determinado correr 
el velo á éste enigma ; y el instrumento de que se sirvió el Eterno para la exe- 
cucion de tan grande obra, fue Christoval Colón, Genovés, Piloto insigne y 
Matemático consumado. Este ó fuese por las luces que le dio su arte, como 
quieren unos, ó fuese por noticias, que algún otro marinero arrojado por 
tormenta, ú otra casualidad acia estas costas, adquirió y comunicó á Colón, co- 
mo juzgan otros ; concibió el arriesgado proyecto, de buscar una nueva ruta 
para las Indias Orientales, atravesando el Océano Occidental. En vano pro- 
puso su pensamiento sucesivamente á sus paisanos los Genoveces, á los Re- 
yes de Inglaterra y Portugal, de todos fue desechado como chímera; solo los 
Reyes Católicos D. Fernando y Dña. Isabel dieron oidos favorables á su pro- 
puesta, y se animaron á arriesgar tres barcos y 1700 ducados, que concedieron 
á Colón. ¡Tal fue todo el a4)arato, con que se comenzó una empresa, cuyo 
éxito no tiene semejante en las historias, y que ha dado un nuevo mundo, é 
inmensas riquezas á la corona de Castilla! 

97 



El día 3 de Agosto de 1492, se hizo á la vela en el puerto de Palos 
Chrístoval Colón, con el título de Almirante y Virrey de las tierras, que descu- 
briese : á poco mas de dos meses de navegación, el dia 11 de Octubre arribó 
felizmente á la Isla de Gnanahani, á la que dio el nombre de S. Salvador: de 
aquá pasó á Cuba, y á Haití, que llamó la Española: y volvió á España por el 
mes de Marzo de 93, con la feliz nueva de su glorioso hallazgo. En premio de 
tan gran servicio, le concedió el Rey Católico en 18 de Mayo de 93, el titulo de 
Almirante de las Indias, ennobleció toda su descendencia, dándole por armas 
un mar de plata en campo azur, y cinco Islas de oro, debaxo de una capa de 
Castilla y de León, con un mundo por cimera, y este mote: 

Por Castilla y por León 
nuevo mundo halló Colón. 

Animado Colón con tan prósperos sucesos, reiteró sus viages, de cuyas 
tareas siempre salió indemnizado con nuevos descubrimientos. Pues en la 2^ 
navegación que emprendió el año de 1493 descubrió las Antillas menores, y 
S. Juan de Puerto-Rico : y vuelto á la Española, puso los cimientos de la 1^ 
Ciudad de la America, que llamó Isabela, en honor de la Reyna Cat. Dña. 
Isabel. De aquí volvió á embarcarse, y el 14 de Marzo de 94 arribó á una 
grande isla que llamó S. Jaime, ó Jamaica. Continuó el inmortal Colón sus 
tentativas, con éxito aun mas glorioso : pues en su 3° viaje, en que se hizo 
á la vela el 11 de Agosto de 98 divisó una gran mole de tierra, que de pronto 
llamó Isla Santa; pero poco después averiguó, que la imaginada isla, era un 
gran continente : reconoció la costa de Paria, el Golfo de la Ballena, y va~ 
rías islas. 

El año de 1502 emprendió el Almirante D. Chrístoval Colón el 4^ viaje: 
se hizo a la vela en Cádiz el 9 de Mayo, y dirigiéndose al Continente, que 
había descubierto el año de 1498, después de muchos trabajos, vino a dar 
á la Isla Guanaja, de donde pasó á la punta de Casinas en la Costa de Hondu- 
ras : aqui saltó en tierra el Adelantado D. Bartolomé Colón, con parte de la 
gente de los Navios, el dia 14 de Agosto de 502, á oir misa: y el 17 volvió á 
salir á la playa, y tomó posesión de estas tierras por los Reyes de Castilla: 
teniendo el Reyno de Guatemala la singular gloria, de que en sus costas fuese 
el 1° sitio de todo el Continente Americano, donde se celebró el Sto. Sacrificio 
de la Misa. Siguiendo sus investigaciones el Almirante, encontró á Portohelo 
el día 2 de Noviembre del mismo año : y el siguiente se internó por el rio lla- 
mado de Bethelen, hasta tres mil pasos en la Provincia de Veragua: hecho 
con que mereció á sus descendientes, el titulo de Duque de Veragua. 

Demasiado gloriosos, é interesantes eran estos sucesos, para que no 
exitaran la emulación de muchos. En efecto fué grande el numero de los 
que se empeñaron en seguir las huellas de Colón. El 1- de los Españoles, que 

98 



emprendió tan ardua empresa, fué D. Alonso de Ojeda, á quien acompañó 
Americo Vespucio, Florentin; ^^^ este noble Español descubrió el año de 1499, 
el seno de Maracaiho, la Venezuela, y la costa de Camana. 

El año de 1500 Vicente Pinzón encontró el promontorio del Brasil, que 
después han llamado de S. Agustin, y la boca del rio Marañon. 

El de 1506 el mismo Pinzón, y Juan Diaz de Solís reconocieron la costa 
de Yucatán. 

El de 1512, Juan Ponce 
de León buscando cierta 
fuente, que le hablan asegu- 
rado habia en la Isla de Bi- 
mimi, una de las Lucayas, en 
que se remozaban los viejos, 
encontró por casualidad una 
gran región, que llamó la Flo- 
rida, ó fuese por que la des- 
cubrió en Pasqua Florida, ó 
por que vio en ella un campo 
sembrado de varias flores. 

Año de 1513 el 25 de Sep- 
tiembre Vasco Nuñes Bal- 
boa, Gobernador del Darien 
entró el 1- en el mar del Sur, 
ó Pacifico, hasta este dia de 
todos ignorado; y el 29 del 
mismo mes tomó posesión de 
el, por el Rey de Castilla. ^2) 
El de 1516 encontró Juan 
Diaz de Solis el famoso rio 
de la Piafa, 

El siguiente año recono- 
ció de nuevo las costas de 
Yucatán Francisco Fernan- 
dez de Cordova : y el de 1518 HERNÁN CORTES 

Juan de Gri jaiva, continúan- Capitán extremeño, Conquistador de México, 

do la investigación de éstas Nació en l485. Murió en 1547. 

costas, descubrió la isla de Cozumel, el río de Tabasco, que llamó río de Gri- 
jalva, S. Juan de Ulua, y llegó hasta Panuco: y á todas estas regiones dio el 
nombre de Nueva España. 




(1) Nota: Americo Vespucio, uno de los marineros de esta expedición, publicó una historia 
llena de fábulas, en que se dio por 1<? inventor del continente Americano, pintando con tales colores 
esta novela, que fué creido de los incautos autor de la citada invención: llevado el negocio al 
Consejo de Indias por los descendientes de Colón, después de examinado jurídicamente Don Alonso 
de Ojeda, quien no dudó tratar de mentiroso á Vespucio, se declararon los jueces á favor del 
expresado Colón; mas no pudieron evitar el que se continuase la usurpación, que hizo Americo á los 
verdaderos descubridores del nuevo continente, de la gloria de dar su nombre a ésta quarta parte del 
mundo. 

(2) Nota: No es bien se pase en silencio el nuevo rito, con que se tomó esta posesión; entró 
Balboa en dicho mar, armado de espada y broquel, hasta que le llegó el agua á la cintura, y de esta 
suerte quedaron en posesión del mar Pacifico los Reyes de España, 

99 



El día 10 de Febrero de 1519 salió de la Havana Fernando Cortez á la 
conquista de la Nueva España, la que no se concluyó hasta mas de dos años 
después. 

Por Noviembre de 1520 atravesó el estrecho, á que comunicó su nombre 
Don Fernando de Magallanes, encontró las Islas de los Ladrones que llamó 
el Archipiélago de San Lázaro, hoy las Islas Marianas, pasó á las Filipinas, 
donde fué muerto; y tomando una de sus Naves Juan Sebastian del Cano, 
volvió á España por el cabo de Buena Esperanza, siendo de ésta manera el 1- 
que dio vuelta al mundo : y en memoria de tan glorioso hecho, se conserva en 
Sevilla, la nave que sirvió en esta expedición, y se intitulaba la Victoria. 

El 13 de Agosto de 1521 ganó el inmortal Cortez la gran Ciudad de 
México, corte de los Reyes Mexicanos, é hizo prisionero al Emperador Gua- 
timocin : dando de esta suerte, fin á dicho Imperio, que se habia fundado 200 
años antes, y se hallaba en el estado mas floreciente. 

El año de 1522, descubrió Gil González D avila la Provincia de Nicara- 
gua, que poblaron después Pedro de Arias Davila, y Francisco Fernandez de 
Cordova, Capitanes, que acompañaron á dicho Gil González, quando pasó del 
Darien á la citada Comarca. 

Declarado Don Fernando Cortez, por el Emperador Carlos V. Gober- 
nador y Capitán General de las tierras, que conquistase : envió á Christoval 
de Olid á la Provincia de Honduras, quien desembarcó en una ensenada, dis- 
tante 50 leguas al éste de la boca del rio del golfo Dulce, á la que llamó el 
Triunfo de ta Cruz, por haber saltado en tierra el dia 3 de Mayo de 1523, 
y el mismo nombre dio á la Villa, que fundó en éste parage. 

Extendióse por todo este continente el ruido de las hazañas de Cortez, 
y llegó á la corte de los Reyes Kachiqueles : estos de su libre voluntad envia- 
ron Embaxadores á Cortez, ofreciéndose por Vasallos del Rey de Castilla: y 
el citado Capitán recibió á los enviados con el cariño y afabilidad, que le era 
natural; los regaló lo mejor que pudo, les aseguró que por el y los suyos serian 
tratados y gobernados en paz, y defendidos de sus enemigos. 

Envió D. Fernando Cortez á tomar posesión del Reyno de Guatemala, 
y recibir el vasallage de sus Reyes, á D. Pedro de Alvarado, uno de les 
Capitanes, que mas parte tubieron en la Conquista de Nueva España : quien 
salió de México el dia 13 de Noviembre de 1523, acompañfe^do de 300 
Españoles, y gran numero de Indios Mexicanos, Tlaxcaltecas y Cholutecas. 
Detubose algún tiempo en sujetar á los de Teguantepeque, que se habian 
rebelado : pasó á á las conquistas de Soconusco, y Tonalá : y llegó á las tierras 
de los Kichées á 24 de Febrero de 1524: aqui tubo tantos obstáculos, que ven- 

100 



cer, y tales batallas que sostener, que no pudo pasar adelante, hasta que el 14 
de Mayo alcanzó una completa victoria de dichos Indios. Edificóse de pronto 
en este lugar una pequeña Hermita, donde se celebró el dia siguiente, que fué 
de Pentecostés, el Santo Sacrificio de la Misa, y se comenzó á dar culto 
publico al Verdadero Dios, en esta Región. 

CAPITULO I * 

De la fundación de la ciudad de Guatemala 

Habiendo el invicto Capitán D. Pedro de Alvarado, como acabamos de 
decir, sub jugado á principios del año de 1524, las numerosas Provincias, de 
Soconusco y Tonalá, y sostenido formidables batallas de los Indios Kichees, 
que defendían el paso con porfiada obstinación, hasta alcanzar una completa 
victoria de ellos, el 14 de Mayo del mism.o año. Pasó á la corte del Reyno 
Kachiquel, que como siente el Cronista Vasquez (tomo 1° libro 1- capitulo 1°) 
era el antiguo Pueblo de Tepanguatemala: y asegura este Autor que recibidos 
en el los Españoles por el Rey Apotzotzü, ó Sinacam con grande agasajo, ha- 
biendo descansado el exercito algunos dias, se dirigió al Pueblo de Atitan, 
á hacer guerra a los Zutuhiles. Y corriendo por los pueblos de la costa, sin 
dexar las armas de las manos, venciendo á quantos le disputaban el paso, llegó 
á un lugar, que los Mexicanos llamaron Aímolonga, que quiere decir manan- 
tial de agua, por el mes de Julio de 24. ^^^ Este lugar (como dice el Padre 
Remesal lib. 1- cap. 2"?) agradó á*los Españoles, por la frescura de su temple, 
por la hermosura de sus praderías, por la apacibilidad de sus arroyos, y últi- 
mamente por que estando entre dos montes, los mas altos de este Reyno, del 
uno de los quales manando por todas partes caudalosas fuentes, y saliendo de 
la cumbre del otro borbollones de fuego y humo; hacian, aun por el sitio, 
famosa su población. En efecto determinaron establecerse en el, hasta en- 
contrar otro mejor: é hicieron, ayudados de los Indios Mexicanos, y Tlax- 
caltecas, sus rancherías. El dia 25 de Julio, continua Remesal, en que la 
Iglesia celebra al Ap. Santiago Patrón de España, se pusieron en forma de 
exercito, y armados marcharon á oir misa, á son de tambores y pífanos, y al 
.ruido de arcabuces y mosquetes: resplandecían los arnéses, tremolaban las 



(1) Adición. — El historiador Milla dice: "Ha prevalecido por mucho tiempo la opinión de que 
el punto elegi'do para el establecimiento de aquella primitiva capital fué el Valle de Aímolonga, al 
pie de los volcanes de Hunahupú — los de la Antigua Guatemala — . Afírmanlo así, más o menos terminan- 
temente, los antiguos cronistas Remesal, Fuentes, Vásquez, Ximénez y los escritores modernos que 
los han seguido. Pero algunos documentos que aquellos autores no conocieron, han venido a poner 
en claro que la fundación de la primitiva villa y luego después ciudad de Guatemala, se verificó 
en la misma capital de los cakchiqueles, que éstos llamaban Iximché, y a la que dieron los indios 
mexicanos el nombre de Tecpán Quauhtemalan, del cual se derivó el que conserva hasta hoy la capital, 
que se hizo extensivo a todo el reino y que lleva hasta el día la República de Guatemala. 

"Llama ciertamente la atención el que haya incurrido Remesal en el error de suponer que la 
primera ciudad de Guatemala, fué fundada ^en Aímolonga". (V. M. Díaz), i 

101 



plumas con el viento, lozaneábanse los caballos enjaezados, y adornados con 
joyas, y planchas de oro. De esta suerte se dirigieron á la pobre Iglesia, que 
tenian formada, donde el Padre Juan Godines Capellán del exercito dixo 
misa, que oficiaron los soldados. Concluido este acto, todos juntos invocaron 
al Apóstol Santiago, y dieron su nombre á la Villa que fundaban, y al mismo 
Santo dedicaron la Iglesia que se habia de edificar. Y todo el exercito so- 
lemnizó con grandes fiestas, y regocijos militares, que duraron tres dias, la 
fundación de la nueva Villa. 

El mismo dia 25 de Julio, D. Pedro de Alvarado, como Teniente de 
Gobernador y Capitán General, en presencia de todo el exercito, nombró por 
Alcaldes de la nueva Villa á Diego de Roxas y BaUazar de Mendoza, por Re- 
gidores á D. Pedro Porfocarrero, Hernán Carrillo, Juan Pérez Dardon y Do- 
mingo Zubiarreta: y por Alguacil Mayor á Gonzalo de Alvarado. El dia 27 del 
mismo mes celebraron su primer Cabildo los nuevos Capitulares, en que nom- 
braron pregonero á Diego Diaz, y trataron otras cosas para la utilidad de la 
República. En el Cabildo segundo, que se tubo el 29 de Julio, sin que prece- 
diese acta, ni formalidad alguna, se le dio á la nueva población el titulo de 
Ciudad: pues dice el Escribano de Cabildo de esta manera: Viernes 29 de Julio 
de 1524 los Señores Alcaldes y Regidores de esta Ciudad de Santiago entra- 
ron en su Cabildo. En 12 de Agosto se selebró Cabildo, en que se dio el oficio 
de Sacristán á Juan de Reynosa : y después fueron recibidos por Vecinos de la 
Ciudad los referidos Capitulares, y otras personas hasta el numero de noventa 
y siete : quedando de esta suerte concluida la fundación de la Ciudad de San- 
tiago de los Caballeros de Guatemala. ^^^ 



CAPITULO II 

De la Real Chancillería de Guatemala 

Gobernó este Reyno por si y sus tenientes D. Pedro de Alvarado, desde 
el año de 1524, en que lo conquistó, hasta el de 41, que murió: los 4 primeros 
años, por comisión de D. Fernando Cortez, á quien S. Magestad habia dado el 
gobierno de todas estas tierras desde el año de 1522, después como Goberna- 
dor y Capitán General de este Reyno : pues el dia 18 de Diciembre de 27 lo hizo 
el Sr. Emperador Carlos V Adelantado de Guatemala y Goberna^ior de sus 
Provincias. Habiendo llegado á esta Ciudad la infausta noticia de su muerte, 
procedió el M. N. Ayuntamiento á elegir quien la regiese, Ínterin S. Magestad 
nombraba Gobernador. El dia 9 de Septiembre de 41 fué puesta en este empleo 



(1) Adición. — Como se ve, Juarros no hace referencias a la fundación de la capital, por Jorge 
de Alvarado, el 22 de noviembre de 1527, día de Santa Cecilia. (V. M. Díaz). 

10¿ 



Doña Beatriz de la Cueba viuda del Adelantado ; pero no gozó de dicha pree- 
minencia, mas que dos dias : pues la noche del dia 11 pereció desgraciada- 
mente en la ruina de la Ciudad vieja. Con esla ocasión, se hizo Cabildo el dia 
17 del mismo mes, para elegir nuevo Gobernador, y fué nombrado el Señor 
Obispo D. Francisco Marroquin, y el Licenciado D. Francisco de la Cueba, 
que gobernaron hasta el 17 de Mayo de 42, en que llegó el Licenciado D. Alon- 
so de Maldonado Oidor de México, enviado por el Virrey, de Gobernador 
interino: y este mismo año le hizo S. Magestad Oidor y I"' Presidente de la 




El Adelantado Pedro de Alvarado, Conquistador de Guatemala 

Audiencia de los Confines de Guatemala, y Nicaragua, y le dio por compañeros 
á los Licenciados Diego de Herrera, Pedro Ramírez de Quiñones, y Juan Ro- 
gel, primeros Oidores de la citada Audiencia. 

Esta fué erigida por Real Cédula de 20 de Noviembre de 1542, en la que 
se dice : Mandamos que se ponga una Audiencia Real en los confines de Gua- 
temala y Nicaragua, en que haya quafro Oidores Letrados, y uno de ellos sea 
Presidente &c. Y por Real provisión de 13 de Septiembre de 43 se manda á 

103 



dicha Real Chancillería, residir en la Villa de Valladolid de Comayagua. Pero 
advirtiendo el nuevo Presidente que este lugar estaba muy distante de Gua- 
temala, y mucho mas de Chiapa y Soconusco, lo que hacia en extremo difíciles 
los recursos á los vecinos de estas Provincias, acordó que se fixase en la Ciudad 
de Gracias á Dios, y en ella se celebró la 1- Audiencia el 16 de Mayo de 44. 
Por Reales cédulas de 25 de Octubre de 1548, y 1- de Junio de 49, concedió 
su Magestad se trasladase dicho tribunal á otra Ciudad ; lo que se executó 
estableciéndolo en la Ciudad de Guatemala, y fué aprobada esta traslación 
por cédula de 7 de Julio de 50. El de 65 se transfirió por Real disposición 
á la Ciudad de Panamá ; pero fué restituido por Reales Cédulas de 28 de Ju- 
nio de 68, y 25 de Enero de 69, á Guatemala: donde entraron con el Real sello, 
el Sr. Presidente y Oydores el 5 de Enero de 70, y se abrió la Audiencia el 3 
de marzo de dicho año: todo lo qual aprobó S. Magestad á 6 de Agosto de 71. 
El Sr, D. Felipe II en la lei 6' titulo 15 libr. 1' de la recopilación hizo Pretorial, 
é independiente del Virrei de México á la Real Audiencia de Guatemala: y 
dispuso se compusiese de un Presidente Gobernador y Capitán General, 5 
Oidores Alcaldes del Crimen, un Fiscal, un Alguacil Mayor. El año 1777 por 
cédula del de 75, se trasladó con la Ciudad de Guatemala, al Llano que llaman 
de la Virgen. El de 1776 aumentó S. Magestad el numero de sus Ministros, 
ordenando, tubiese un Regente (para cuyo empleo se nombró al Sr. D. Vicen- 
te Herrera, que tomó posesión de el por Enero de 1778). Cinco Oidores, un 
Fiscal para lo político, y otro del Crimen. Por cédula de 21 de Abril de 1788 
se reduxo ea^te Tribunal á un Regente, quatro Oidores y un Fiscal ; pero el de 
99 se añadió otro Fiscal, para lo Criminal. 

Al principio no usaban habito peculiar el Presidente, y Oidores de esta 
Real Audiencia, sino que vestían como los demás vecinos. El año de 1546 les 
mandó S. Magestad, que traxesen varas como los Alcaldes de su casa, y corte. 
El de 1559 les ordenó, que traxesen el habito de Letrados. El de 1581 deter- 
minó, que usasen garnachas, como al presente, para diferenciarse de los demás 
Letrados, y conservar la memoria de los antiguos Letrados de España, que 
asi vistieron. 

CAPITULO III 
De la Santa Iglesia Metropolitana de Guatemala 

El mismo dia que se fundó la Ciudad de Santiago de los Caballeros de 
Guatemala, tubo principio su Santa Iglesia. Pues en el mismo Cabildo, que se 
nombraron alcaldes y Regidores, que le gobernasen, se eligió Cura, que dis- 
tribuyese á los vecinos el pasto espiritual. Este fue el P. Juan Godines Ca- 

104 



pellan del^exercíto, quien estubo en posesión de este empleo, hasta el mes de 
Junio de 1530, en que el Adelantado D. Pedro de Alvarado presentó para 
Cura de esta Ciudad al Licenciado D. Francisco Marroquin, que fue confirma- 
do por el Sr. Obispo de México, y nombrado su Provisor, y Vicario General en 
esta Provincia. A fines del año de 33, dio el Emperador á dicho Licenciado 
el Obispado de Guatemala, que se trataba de erigir á solicitud del Adelantado : 
y á 18 de Diciembre de 34, fueron despachadas por el S. P. Paulo III las 
bulas, en que erige la Iglesia Parroquial de Santiago de Guatemala en Catedral, 
y nombra por su primer Obispo al Licenciado D. Francisco Marroquin. Se 
consagró el nuevo Obispo el dia 7 de Abril de 37 en México, por el Sr. D. Fr. 
Juan de Sumarraga, con la mayor pompa y solemnidad, como que era el pri- 
mero Obispo que se consagraba en la America. Y el 20 de Octubre de este 
año hizo el expresado Sr. Marroquin la erección de su Iglesia Catedral en 
México, en presencia del citado Sr. Sumarraga, y de otros quatro testigos. 
Extendíase la jurisdicción del Obispado de Guatemala á todas las tierras, que 
en el dia comprenden los Obispados de Guatemala, Chiapa y Comayagua; 
hasta el año de 1538, en que habiéndose erigido el Obispo de Ciudad Real se 
desmembraron del de Guatemala las Provincias, que al presente están sujetas 
á dicho Obispo de Chiapa, y la de la Verapaz, que también se le asignó. 
Igualmente se le separaron las de Honduras con la fundación del Obispado 
de Truxillo, que se hizo el año siguiente. Separóse de la mitra de Chiapa la 
Provincia de la Verapaz, por los años de 1559, y se le dio Obispo propio; mas 
no habiendo podido subsistir este Obispado, se unió la Verapaz al dé Gua- 
temala, por los años de 1607 ; y desde este tiempo se intitulan sus Obispos de 
Guatemala y Verapaz. ^^^ Fué la Iglesia de Guatemala sufragánea de la de Se- 
villa desde su erección, hasta el año de 1547, en que habiéndose elevado á 
Metropolitana la Santa Iglesia de México, se le asignó por uno de sus Sufra- 
gáneos al Obispo de Guatemala. El que últimamente fue hecho Arzobispo, 
y su Iglesia erigida en Metropolitana por N. S. P. Benedicto XIV á 16 de Di- 
ciembre de 1743 : y el de 45 su Ilustrisimo Primer Arzobispo de Ciudad Real, 
Figueroa recivió el Sagrado Palio de mano del Señor Obispo de Ciudad Real, 
en su Iglesia Catedral de Guatemala, á 14 de Noviembre. Le fueron señaladas 
por sufragáneas las Iglesias de León, que antes lo eran de la de Lima, la de 



I 



(1) Nota 1?. Aunque á solicitud del Sr. D. Fr. Pedro de la Peña Obispo de Verapaz, por los 
años de 1564 segregó el Supremo Consejo de las Indias, del Obispado de Guatemala los Partidos 
de Sacapulas, Soloma, Sacatepeques de los Mames y la Provincia de Soconusco; esto no tubo 
efecto, por que habiendo suplicado de esta sentencia el Procurador General de la Ciudad de Gua- 
temala su Regidor Francisco del Valle Marroquin á la Magestad de Felipe II, fué revocada, quedan- 
do integro el distrito de este Obispado. Pero algún tiempo después á solicitud del Sr, D, Fr. Pedro de 
Feria Obispo de Chiapa, se desmembró la Provincia de Soconusco de la Mitra de Guatemala, 
siendo Obispo de esta Diócesis el S. D. Fr. Juan Ramirez. Y asi mismo se adjudicó el partido de 
la Choluteca que antes era del Obispado de Guatemala, al de Comayagua, á petición del Sr. D. Juan 
de Sto. Matia, por motivo de su mucha distancia, respecto de la Catedral de Guatemala. 

105 



Chiapa, que era de la de México, y la de Honduras, que estaba sujeta á la de 
Santo Domingo. Han gobernado esta Santa Iglesia desde su fundación 16 
Obispos, y 7 Arzobispos. Hay en el distrito de este Arzobispado 17 Vicarios 
foráneos, 108 Curatos, 3 de ellos Rectorales, y 4 medio Rectorales ; y 23 Doc- 
trinas de Regulares, 16 que sirve la Religión de Santo Domingo, 4 la de San 
Francisco, y 3 la de la Merced. 

El Cabildo de esta Sta. Iglesia, conforme á su erección, debe compo- 
nerse de 5 Dignidades, 10 Canonicatos, 6 Raciones, 6 Medias Raciones; pero 
atendiendo á la cortedad de sus rentas, al principio solo se proveyeron las 
5 Dignidades, y 2 Canonicatos. Y los primeros que ocuparon estas sillas, 
fueron 

La de Dean el Sr. D. Juan Godines. Maestre Escuela D. Jorge de Me- 

dina. 



Arcediano D. Francisco Gutiérrez 
de Peralta. 



Tezorero D. Francisco de Alegría. 
El primer Canónigo D. Pedro Ro- 
Chantre D. Martin Vejarano. driguez. 



Habiéndose aumentado los proventos, en Cabildo de 6 de Octubre de 
1706, se trató de erigir dos Canogias de oficio : el año de 1709 tomó posesión 
de la Penitenciaria el Sr. Dr. D. José Sunsin: y el de 1712 de la Magistral 
el Sr. Dr. D. Francisco Chrisanto de Heredia. ^^^ Fuera de los expresados 
Prebendados, tiene dicha Sta. Iglesia para su servicio 2 Curas Rectores, Sa- 
cristán Mayor, y su Teniente, Sochantre, 10 Capellanes, 6 Acólitos, Pertiguero 
y Caniculario: 2 Colegios, el Tridentino, y el de Infantes, y una numerosa 
Capilla. Goza esta Sta. Iglesia por concesión del S. P. Julio III dada el año 
de 1551 á solicitud de su 1*^ Obispo el Sr. Marroquin, de todas las gracias é 
Indulgencias concedidas á la Sta. Iglesia de Santiago de Galicia. ^^^ Celebra 
la Catedral de Guatemala, fiesta peculiar de la Coronación de Ntra. Señora, 
el dia 18 de Agosto, baxo el rito de doble mayor, rezándose el oficio, que trae 
el Breviario Romano para el dia de la Asunción, con las lecciones, que pone 
para dicho dia 18. Instituyóla su tercero Obispo D. F. Gómez Fernandez de 



(1) Nota 29: Aunque desde éste año tuvo Magistral, la Catedral de Guatemala, se continuó 
el estilo de poner en tabla al Clero Secular, y Regular de esta Ciudad los sermones de dicha 
Santa Iglesia, hasta el año de 1797, en que se quitó la tabla, que se había puesto, por haberse recibido 
Real Cédula del año antecedente, expedida á solicitud del Dr. D. Simeón Cañas, en que reprueba S. 
Magestad dicho estilo, y manda predique el Magistral todos los sermones: y caso de estar impedido 
los convide, dando al que predicare el estipendio correspondiente. Esta providencia se moderó por 
otra Cédula de 18 de Noviembre de 99, que ordeña se siga en esta Iglesia, el estilo que observa la 
de México, en punto de sermones. 

(2) Nota 3?: De este insigne privilegio de la Santa Iglesia Catedral de Guatemala hacen mención 
el Maestro Gil González Davila, en su Teatro de las Iglesias de Indias, y otros Autores Clasicos; 
pero no se ve en los fieles, el anelo que corresponde por participar de tan inmensos tesoros. No- 
vísimamente ha concedido las referidas gracias, y privilegios á dicha Santa Iglesia por el tiempo de 
15 años N. S. P. Clem. XIV, por su Breve Ad augendam, dado en Sta. Maria la Mayor, á 16 
de Noviembre de 1773. 

106 



Cordova; y el año de 1604, el Cabildo Eclesiástico hizo voto de celebrarla, 
obligándose cada Prebendado á contribuir con 10 pesos de oro de minas, para 
expensas de la referida celebridad: y jurando no pedir dispensa, conmuta, ni 
relaxacion de dicho voto. 

También solemnizaba el aniversario dé su erección el 20 de Octubre 
rezando el oficio de Dedicación de la Iglesia baxo el rito de primera Clase con 
octava ; en esta Ciudad, y en todo el Arzobispado sin octava, mas esta solem- 
nidad se ha abolido, 
desde el año de 1804, 
por obedecer á los De- 
cretos de la S. C. de 
Ritos, que prohiben ce- 
lebrar la Dedicación de 
Iglesias que no están 
consagradas. Era estilo 
en esta Iglesia que no 
asistiese el Coro á los 
Maitines, sino que los 
rezaba un Prebendado 
con un Capellán: has- 
ta el dia primero de 
Enero de 1771, en que 
se comenzaron á rezar 
por todo el Coro, can- 
tándose en los dias de 
primera Clase : al prin- 
cipio se rezaban des- 
pués de tocar á las ora- 
ciones, en el dia se 
rezan por la tarde. En 
la visita que hizo por 
este tiempo de dicha 
Santa Iglesia, su Ilus- 
trisimo Arzobispo el Se- 
ñor Dr. D. Pedro Cor- 
tez y Larraz compuso los estatutos, por donde se debe gobernar, que hasta 
esta época, no los tenia. Ha residido en diversos lugares esta Catedral, con- 
forme, á los que ha mudado la Ciudad de Guatemala. Desde su erección estu- 
bo situada en la Ciudad Vieja, hasta el año de 1543 que se trasladó á la Antigua 
Guatemala á donde se traxo el Santísimo Sacramento, el dia de la fiesta del 
Corpus, en solemne procesión desde la Ciudad Vieja, y se colocó en la Hermi- 
ta de Sta. Lucia, que sirvió de Catedral, Ínterin esta se edificaba; ^^^ por cuya 
razón iba el Cabildo á cantar las Visperas, y un Prebendado á decir la Misa 




injrlamitmafpchapor Septietnbre dffiJ4Jé<»l>"''0^«*'«»^^<^P Abril d« 
JSC5. (juefallrcio^ j«x<'pulfoenla5ld'^lwia Caiedrai . 



(1) Se dieron a Diego Martines de Gamica, cantero, solo por la hechura de las basas de las 
pilastras de la Catedral de la Antigua Guatemala, 400 pesos de oro marcado de ley perfecta, según cons- 
ta del libro 3 de Cabildo, fol. 40 vto. Así lo refiere Fuentes y Guzmán, tomo 2?, pág. 139, tratando del 
arco máximo de Copan. (Dr. Padilla). 



107 



en dicha Hermita el día de su titular. Últimamente el año de 1779 se trasladó 
á la Nueva Guatemala, y el 22 de Noviembre dia de Santa Cecilia Patrona de 
esta Ciudad, se comenzaron á celebrar los Divinos oficios en la Catedral Pro- 
visional, que se edificó en dicha Ciudad. No pudo subsistir mucha tiempo la 
Catedral en la Iglesia provision^-l ; y asi el 7 de Junio de 1787, se trasladó á la 
Iglesia de Sta. Rosa. 

Véase la tabla 3- que esta al fin de estos tratados, 

APÉNDICE AL CAP. III 

En que se propone la Historia de la Antiquísima Imagen de 
Nuestra Spñora del Socorro, que se venera en la Santa Iglesia 

Catedral de esta Ciudad. 

La devoción y afecto, que los vecinos de Guatemala profesan á esta 
Sagrada Imagen, que primero con el titulo de Nuestra Señora de la Piedad: 
y después con el de Nuestra Señora del Socorro, se ha venerado, de tiempo 
inmemorial, en la Santa Iglesia Catedral de Guatemala, no nos permite pasar 
en silencio su historia. Es verdad, que no tenemos instrumento autentico, con 
que apoyarla ; pero comunicaremos las noticias, que hemos adquirido, indican- 
do al mismo tiempo las fuentes de donde las hemos tomado, para que asi 
cada uno les de el crédito, que merescan. El Verídico Historiador Bernal Diaz 
del Castillo, Regidor de esta Ciudad, en su Historia de la Conquista de Nueva 
España, Cap. 164, hablando de la reducción del Reyno de Guatemala, asegura 
que en el altar, que se construyó, para decir misa, en esta Capital, se colocó 
una efigie de Nuestra Señora, que traxo el Capitán Francisco de Garay, ^^^ 
que aunque pequeña, era muy hermosa. Esta Imagen, según la tradición ge- 
neralmente recibida, es la de Nuestra Señora del Socorro: á la que tenian tal 
veneración los Conquistadores, y primeros vecinos de esta Ciudad, que como 
consta de los libros de Cabildo, quando se queria publicar algún bando, se 
hacia al salir de la misa de Nuestra Señora, que se decia todos los sábados, 
por que á esta función concurría todo el vecindario^ aun mas, que á las fiestas 
de mayor solemnidad. 

En la novena, que se compuso, para que los fieles se preparen á la 
celebridad de dicha Soberana Señora, y se imprimió en esta Ciudad el año 
1723 se refiere, que habiendo estado la citada Imagen en gran veneración, con 
el tiempo se fué enfriando la devoción de los fieles, hasta llegar á perder su 
memoria. Pero quiso el Eterno dispertarla á costa de un prodigio : pues ob- 
servando el Señor Dean de esta Santa Iglesia, que de ciertas maderas, que se 
tenian apiladas, en uno de sus ángulos, se levantaba un resplandor, ó vapor 
como de fuego ; mandó registrar el expresado maderage : en el que se encon- 
tró, no sin grande admiración, la Santa Imagen: con lo que se encendió de nue- 
vo, y aumentó en gran manera, el afecto, y devoción de los fieles, acia dicha 
Sagrada efigie. Por los de 1620 se hallaba colocado este devoto simulacro en 



(1) Adición. — El Capitán Francisco de Garay no formó parte del ejército del Conquistador 
Pedro de Alvarado, pero sí dio en México, al Capellán Juan Godínez, la imagen de la Virgen, para 
que la trajese a estas tierras con la expedición de Alvarado. (V. M. Díaz). 

108 




Nuestra Señora del Socorro. 



109 



el altar mayor de la Santa Iglesia Catedral; pero el 22 de Octubre de dicho 
año, se trasladó á una Capilla dedicada á la misma Sagrada Señora. Ha- 
biéndose reedificado la referida Catedral, se asignó para Nuestra Señora del 
Socorro, la V Capilla del lado izquierdo ; mas pareciendo esta muy pequeña 
á la devoción, el Presbitero Don Gregorio Retana, Sacristán de la enunciada 
Imagen, levantó una suntuosa Capilla, con crucero, y en el un vistoso cim- 
borrio, tan hermosa, y capaz, que daba buque bastante, para que asistiesen 
en ella los tribunales, á la solemnisima función, que se hace delante de esta 
devota Imagen, el dia del Patrocinio de Nuestra Señora, conforme á la ley 24 
tit. I líb. I de la Recop. de Indias. En la Nueva Guatemala, se le prepara una 
muy decente Capilla, que es de las mas amplias, y mejores, que tiene la 
Catedral. 

Esta milagrosa Imagen ha sido siempre el asilo de los fieles en las 
calamidades publicas. En los libros de Cabildos del Noble Ayuntamiento de 
esta Ciudad, Cabildo extraordinario de 1- de Febrero de 1705 se refiere, que 
habiéndose enfurecido el volcan, que se halla inmediato á esta Capital, desde 
antes de la uno de la mañana, no cesando de aterrorizar al vecindario, con 
horribles estruendos, y amenazando sepultar la Ciudad, qual otra Herculanea, 
con una copiasa explosión de cenizas, y arenas : en tal abundancia, que 
ocultando los rayos del Sol, hablan cubierto la Ciudad de espantosas tinieblas; 
se trató en este Cabildo, de solicitar se hiciese aquella misma tarde una 
procesión de rogación, en que se sacasen las milagrosas imágenes del Sr. 
Crucificado, y Ntra. Señora del Socorro, que se veneran en la Sta. Iglesia 
Catedral, y que en los dias siguientes se celebrase un novenario de misas y 
sermones, para de esta manera apaciguar las justas iras del Ciclo. Testifica 
el Escribano de Cq^bildo, que al tiempo de celebrar este congreso, que eran mas 
de las dies del dia, estaba la luz del Sol tan opaca, que para escribir lo 
resuelto en el, fué necesario sacar la mesa á la puerta de la sala; pero que 
desde la hora, que se determinó la rogación, se fue aclarando el horizonte, no 
quedando mas que algunas nubes negras sobre el Volcan: las quales luego, 
que las sagradas imágenes salieron de la Iglesia, se fueron disipando hasta 
quedar el cielo enteramente limpio. Reconocido el M. N. Ayuntamiento á 
tan señalado beneficio, en Cabildo, que celebró el 6 del mismo mes, determinó, 
que el ultimo dia del novenario, se jure por la Ciudad, con las formalidades 
acostumbradas, la asistencia á la festividad del Patrocinio, de Nuestra Señora, 
que siempre se ha costeado por el Cabildo, y se cierre el referido novenario, 
con otra procesión general, para la que se convidará á los Señores Presidente 
y Oydores de esta Real Audiencia. Igualmente se ha ocurrido al asilo de esta 
Señora en otras calamidades, ya de temblores, ya de pestes y langosta, que 
han afligido á la Ciudad de Guatemala: en cuyas circunstancias, se le ha 
hecho novenario de rogación, y procesión general, unas veces por el Cabildo 
Eclesiástico, y otras por el Secular. Pero en lo que se ha hecho mas sensible 
el Patrocinio de María Santisima, ha sido en las secas, y falta de lluvias : pues 
se asegura generalmente, que lo mismo ha sido determinar que se haga roga- 
ción, exponiendo á la veneración publica este milagroso simulacro, que des- 
atarse las nubes en copiosas lluvias: de suerte, que asegura Don Francisco 
de Fuentes, Regidor de esta Ciudad en su Historia del Reyno de Guatemala, 

110 



que era caso muy raro, que los que asistían á la referida procesión, volviesen 
secos á sus casas. Por cuyo motivo determinó el M. N. Ayuntamiento de esta 
Ciudad, que todos los años, sin aguardar á experimentar la falta de aguas, el 
primer viernes de mayo, se comienze el novenario de rogación. ^^^ 

Y si damos lugar á conjeturas, podremos remontar la historia de esta 
Imagen mas allá de su venida al Reyno de Guatemala. Persona fidedigna 
me aseguró, haber visto en el archivo de Nuestra Señora del Socorro de 
Madrid, un manuscrito, en que se refiere el origen de aquella imagen, en 
esta forma. Dicese, que estando en la playa del mar algunas personas, vieron 
venir por entre las olas, una arca cerrada, que mano invisible conduxo hasta 
la ribera : admirados del prodigio, corrieron á abrirla, y encontraron en ella 
tres imágenes de Nuestra Señora perfectamente parecidas : de las quales una 
es Nuestra Señora del Socorro de Madrid; otra se halla colocada en un lugar 
de España ; y la tercera pasó á la America. Igualmente me aseguró la persona 
susodicha, que Nuestra Señora del Socorro de Guatemala es muy semejante 
á la de Madrid. Sentados estos principios, y que la efigie de Nuestra Señora 
del Socorro de Guatemala, fué traida de España, como hemos dicho, parece 
que hay sobrado fundamento para creer, que esta imagen fue una de las tres, 
que contenía la referida arca milagrosa. 



CAPITULO IV 
Del mui Noble Ayuntamiento de esta Ciudad 

Ya se dixo en el capitulo primero, como fué fundada la Villa de San- 
tiago de los Caballeros el día 25 de Julio de 1524, y el 29 de dicho mes se tubo 
cabildo en que ya la llamaron Ciudad : Titulo que confirmó el Sr, Emperador 
Carlos V algunos años después : y el Papa Paulo III por su Bula de 18 de Di- 
ciembre de 1534. Concedióle también dicho Católico Monarca, en Cédula de 
28 de Julio de 1532, por armas un escudo con tres montes, el del medio arro- 
jando fuego, y en la parte superior la Imagen de Santiago á caballo, armado y 
blandiendo la espada, sobre campo de gules, y por orla ocho conchas de oro 
en campo de azur. El año de 1566 por cédula de 10 de Marzo, concedió la 
Magestad de Felipe II á esta Ciudad el título, que tenía bien merecido de muy 
Noble y muy Leal. Igualmente el Señor Don Felipe III en cédula de 12 de 
Septiembre de 1600, otorgó al referido Ayuntamiento, que pueda tener, y traer 
Mazeros en los actos públicos y funciones de tabla. También obtiene este 
Ilustre Cuerpo, el oficio de Fiel Executor, en cuyo exercicio se turnan los 
Capitulares, en virtud de Reales Cédulas de 9 de Julio de 1564, de 21 de Abril 
de 1587, de 3 de Abril de 1596. Gozaba á más de lo dicho, de la singular pre- 
eminencia, que quizá otra Ciudad de la Monarquía no habrá obtenido, de que 



(1) Nota: los primeros Cabildos, en que se trató de hacer novenario de rogación ante esta 
devota imagen, fueron los de 18 de Mayo de 1796, de 19 de Mayo de 1701, y 25 de Mayo de 1714 pero 
yá en otros cabildos mas antiguos se había acordado hacer procesión con esta sagrada efigie en ocasio- 
nes de alguna necesidad pública: tales en los Cabildos de 19 de Julio de 1645 de 9 de Agosto de 1650 
de 13 de Agosto de 1660, de 17 de Mayo de 1661. Véase tomo 2? nota 8? páj. 7'-' donde se halla 
integra esta nota, que las otras por largas no se ponen. 

111 



sus Alcaldes Ordinarios, se intitulasen y fuesen Corregidores del Valle de 
Guatemala, en cuya virtud administraban justicia á los 77 pueblos, que se ha- 
llaban situados en el: prerrogativa que han confirmado nuestros Reyes con 
repetidas cédulas, como son las de 18 de Julio de 1559, de 6 de Noviembre 
de 1604, de 4 de Noviembre de 1606, de 7 de Julio de 1607, de 23 de Mayo de 
1673, y 10 de Diciembre de 1687. Y antes del año de 1574, se extendia la ju- 
risdicción de esta Ciudad á la Provincia de Sapotitlan, en donde ponia Tenien- 
tes. No han cesado hasta el presente, de favorecerla los Reyes Católicos : 
siendo innumerables las cédulas, que le han dirigido, ya otorgándole nuevas 
gracias, ya confirmándole, las que le tenian hechas, ya amparándola en la po- 
sesión de las prerrogativas, que goza por costumbre. 

El numero de los individuos del Muy Noble Ayuntamiento ha variado 
según los tiempos : pues al principio, como vimos, fueron solo 7. En el año 
de 1527, se aumentó el oficio de Sindico Procurador. A la mitad del siglo 17 
fué quando arribó á mayor numero este Cabildo : pues á mas de los Alcaldes, 
y el Sindico, tubo Alférez Real, Alguacil Mayor, Alcalde Provincial, Deposi- 
tario General, Tesorero del papel sellado, y 12 Regimientos sencillos. En 
otros tiempos hubo los oficios de Correo Mayor, y de Receptor de penas de 
Cámara. Al presente se compone de 2 Alcaldes, Alférez Real, Alguacil Mayor, 
Alcalde Provincial, 8 Regidores, y un Sindico Procurador. Este ultimo, y los 
Alcaldes se eligen cada año, los demás son perpetuos. Sin embargo, el año 
de 1734 se eligieron 6 Regidores anuales, por orden de la Real Audiencia, en 
atención á ser pocos los propietarios : y el año siguiente se recibió cédula en 
que se concede al N. Ayuntamiento, esta facultad, y asi se continuó haciendo 
por algunos años. Lo mismo se practicó por los años de 1777, y siguientes, en 
que se eligieron Regidores bienales, por la misma causa, hasta el de 92 que se 
hicieron propietarios. Usan los citados Capitulares, desde el año de 1783 de 
uniformes, quando asisten en forma de Ayuntamiento : el mayor es de tercio- 
pelo negro, con chupa, y vueltas de tela de oro ; y el menor de lodetú negro 
con chupa, y vueltas de glasé de plata. 

Venera esta Ciudad, como á su Titular al Apóstol Santiago, por haberse 
fundado en su dia, y baxo su invocación, como tal celebra su fiesta, y á los 
principios habia corridas de toros en dicho dia. También honra como Patrona 
á Santa Cecilia V. y M. por haberse alcanzado una completa victoria de los 
Reyes Kachiqueles, que se hablan sublevado contra los Españoles, el dia de 
dicha Sta. del año de 1526, En memoria de este triunfo, se hizo la delincación 
de la Ciudad el año siguiente en el citado dia: y el de 1557 se determinó, que 
cada año en la Víspera y el dia de esta Gloriosa Santa se saque el Real Pendón 
por las calles, con el acompañamiento y pompa, que se hace al presente. Y 
reconoce igualmente por Patrona á Santa Tereza de Jesús, como consta de 
cédula, que para en su archivo; por lo que asiste á su fiesta, y concurre á ella 
haciendo parte de los gastos. Fuera de estos Patronos, según las necesidades 
y tribulaciones, que ha experimentado, ha tomado por Tutelares á la Bienaven- 
turada Virgen Maria, y como á tal la celebra el dia de su Patrocinio, en la 
Iglesia Catedral, dia 10 de Diciembre en la de las Monjas de la Concepción, 

112 



y el 8 de Septiembre en la de la Merced. A San Sebastian, y San Dionisio con- 
tra los temblores : á Señora Santa Ana, contra la terrible enfermedad de la 
rabia. A San Miguel el Ángel Custodio, S. Francisco de Paula, y San Felipe 
de Jesús. 

Ha estado situada esta Ciudad en tres lugares, 1- en el que llaman la 
Ciudad Vieja (Almolonga), donde se estableció el 22 de Noviembre del año 
de 1527, pues hasta este día, habia estado provisionalmente, en el lugar, que 
los Indios Mexicanos llamaron Almolonga. Quando se trató de darle asiento 
formal, se propuso para este efecto el parage llamado Tianguecillo, en los 
Valles de Chimaltenango, y el mismo sitio donde estaba arrimándola un poco 
acia el oriente, y fué 
preferido este segundo. 
En el estubo hasta el 
año de 1541, en que ha- 
biéndose arruinado con 
un fuerte temblor, <^^ 
á que se siguió copiosa 
avenida de agua y pie- 
dra, determinaron los 
vecinos, y Gobernado- 
res mudarla á otro si- 
tio. Hubo las mismas 
contiendas, que la vez 
pasada: unos querían, 
que se estableciese en 
el citado Valle de Chi- 
maltenango, otros en el 
de Alotenango, muchos 
en el de las Vacas ; pero 
estando bien hallados 
en el Valle de Almolon- 
ga, no quisieron alejar- 
se de el; quitáronse si, 
de la ladena del Vol- 
can, que tan mal los 
habia tratado, y se arri- 
maron como una legua 
acia el nordeste, y en 

este sitio plantaron la Ciudad, que llaman comunmente la Antigua Guatema- 
la. Esta se trazó el 22 de Noviembre de 1542, sin duda por hacer memoria, 
que en este día se delineo la Ciudad Vieja el año de 1527. Consta por la 
data del Cabildo de 10 de Marzo de 1543, que ya estaba dicho día el Ayun- 
tamiento en el nuevo asiento, y en el permaneció hasta el año de 1775. Ha- 
biéndose arruinado en gran parte la Ciudad con los temblores del año de 
1773, y trayendo á la memoria este Vecindario, que muchas veces había su- 
cedido lo mismo, pensaron en mudarla á otro parage distante de los Volca- 




ElYllmo 5.r. Dn Ber nardmc V/üalpando natu .di deTalav,ra Obpo d«.la SraY^leji» 
de Cuba, promovido aesta de Guatemala er» 9d<>Mar/o á JJ64.Pober no Kasueld 
)J6"9.qü« íallet loen el Pocbio de Santa Ana prandc.lraoeron ios Küesos,^ fueron 
enlerradcscnla Capilla del ^aprar'odcpsta SláYolesia áe nombró por jujoce 
«or al Dr.Dn.7om3sLope7.y por rpftuntia dccst» «f R P Fr A'onJoMelU 
díl órn de &to. Dorr<ir>oo.<ji/« •ampocoat«p<ó. 



(1) Este dato es una equivocación: no tembló en aquel entonces. (V. M. Díaz). 

113 



nes. Tratando de escoger sitio para su fundación, se propusieron los Valles 
de las Vacas, de Jalapa, y Jumai (ya no se pensó en el de Chimaltenango, 
por haber sido en el los temblores aun mas recios, que en Guatemala) : salie- 
ron exploradores, de parte de la Real Audiencia, Cabildo Eclesiástico, y Secu- 
lar, á reconocer los expresados lugares, y hecha la exploración, se celebró 
Junta de todo el Vecindario, á que asistieron los Señores Presidente, Arzobis- 
po, Oidores, Diputados de todos los Cuerpos, y algunos vecinos : en esta asam- 
blea se decretó la traslación de la Ciudad al Valle de las Vacas, ó del Incienso, 
aunque no en el lugar donde se puso, sino en el que llaman piedra parada. De 
resulta de esta resolución, concedió su Magestad, sé trasladase la Ciudad á 
dicho Valle, arrimándola acia el nordeste, en el parage llamado el Llano de la 
Virgen (o de la Ermita. — V. M. Díaz) y que se intitulase la Nueva Guatemala 
de la Asunción: y en virtud de esta Real Orden se estableció el Noble Ayunta- 
miento en el nuevo sitio, el 1" de Enero de 1776. ^^^ 

Véase la 4- tabla, al fin de estos tratados. 



APÉNDICE AL CAP. IV 

Del singular privilegio que goza el Cabildo Secular de Guatemala, 

de que sus Capitulares se sienten en las Sillas del Coro de la 

Catedral, interpolados con las Dignidades y Canónigos de dicha 

Iglesia, en las posesiones de los Señores Arzobispos 

Por costumbre inmemorial, asiste el M. N. Ayuntamiento de esta Ciu- 
dad, á las posesiones de los Ilustrisimos Señores Obispos, ocupando sus Al- 
caldes en esta función, asi en el Coro, como en la sala Capitular las sillas 
de los SS. Dean y Arcediano, y sentándose los demás Capitulares de ambos 
Cabildos entrevcsados, uno del Eclesiástico, y otro del Secular. De esta sin- 
gular prerrogativa, que no se que la goze Cabildo de Ciudad alguna, absoluta- 
mente se ignora el principio ; mas rio es muy dificil bruxulear el origen de esta 
costumbre. El Señor Marroquin fué hecho Obispo de Guatemala á fines 
del año de 1534, y asi á mas tardar, tomaria posesión el año de 1536: en cuyo 
tiempo aun no tenia Canónigos la nueva Catedral. En esta suposición, siendo 
muy natural, que el Cabildo Secular de esta Ciudad asistiese á la posesión de 
su primer Obispo, y no habiendo Cabildo Eclesiástico, ni otro cuerpo político, 
se cae de su peso, que los Alcaldes Ordinarios y Regidores, ocuparían los pri- 
meros lugares después del Prelado, Con este exemplar seguirían los referidos 
Capitulares asistiendo á las posesiones de los Obispos, y sentándose en las 
primeras sillas, las que el Cabildo Eclesiástico no reusaría por política. Asi 
correrían las cosas en aquellos tiempos, en que reynaba la sencillez. Mas 
habiendo interrumpido esta costumbre en la posesión del Señor Don Fr. 
Mauro de Larreategui, y no se si en otras ; cayeron en la cuenta unos y otros : 
el Eclesiástico conoció la falta que había cometido en dexarse presidir del 



(1) El 1? de enero de 1776 se verificó la elección de alcaldes ordinarios, saliendo electos José 
González Roves y Manuel José Juarros. La primera sesión la celebró el Ayuntamiento en la Ermita^ 
el día 2, según consta en el acta que entonces se subscribió. (V. M. Díaz). 

114 



Secular, y este advirtió la facilidad, con que dexó interrumpir una costumbre 
que tanto honor le hacia: lo que causó grandes debates entre uno y otro Ca- 
bildo, en la posesión del Señor Dr. D. Juan Gómez de Parada, que no pudién- 
dose concordar, paso consulta á la Real Audiencia el N. Ayuntamiento de esta 
Ciudad, en cuyo Tribunal se resolvió, que se estubiese á lo practicado en la 
ultima función de esta naturaleza: y en efecto en la posesión del Señor D. 
Nicolás Gómez de Cervantes, que era la ultima, se habian dado á los Alcaldes 
las primeras sillas. Sin embargo de haber salido á su favor la determinación 
cedió su derecho el Cabildo Secular asistiendo en sus asientos ordinarios á 
esta función. Pero á la que se siguió, que fué la del limo. Sr. D. Fr. 
Pedro Pardo, resuelta- ^.. 
mente determinó el re- 
ferido Cabildo Secular 
no asistir, si no se le 
daban las sillas acos- 
tumbradas. El Eclesiás- 
tico igualmente se man- 
tubo férreo en negar- 
las. Llegado el dia de la 
función que fué el 18 de 
Nobiembre de 1736, 
la Real Audiencia que 
asistía de convite, 
aguardaba pasase por 
ella, como se acostum- 
bra, el Ayuntamiento; 
mas viendo que no lle- 
gaba, se informó de la 
causa, y sabiendo que 
aun no se habia junta- 
do dicho cuerpo, entró 
en acuerdo, y mandó 
se congregasen los Ca- 
pitulares : juntos estos 
en su sala, se les intimó 
orden para que asistie- 
sen á la función, y re- 
sistiéndose á ella, se les 

repitió la orden por 2- y 3' vez penada de privación de oficios, y prisión : pero 
estando firmes en su resolución, se les notificó orden verbal de la referida pri- 
vación y prisión, pidíeronseles las mazas, que remitieron, quedando presos y 
las armas depositadas en el Alcayde de la cárcel. Nombró luego el Acuerdo 
dos Alcaldes, y dos Regidores, con los que vino á la Catedral, siendo ya mas 
de la una de la tarde, y se dio la posesión. El dia 20 entró el Cabildo Eclesiás- 
tico á la Sala de Audiencia, y el Señor Dean Dr. D. José Sunzin pronunció 
una oración en favor de los Capitulares depuestos : y lo mismo hicieron des- 
pués los Prelados de las religiones. El dia siguiente 21 de Noviembre se hizo 



Ennimo^ Rmo Sr.DnJV Gómez Fcmaiid« áeCoróova del orn de S. Gfronimo 
Opo delaStaYp.* <í Nicaragua, promovido a ejta áe Guaiew fenecí Marzo SiJTií 
goberr» hasta J'deJuiío de JJ3á. que falleció: se sepulto en la Yg.*d Slo.Do- 
mingoiesrubo nombr." de su Auxiliar cJSrX)r.Dn. Fernando Onlz de Hincgoia 
natura] (íMcx ico- muno'antesd consaí* FueeleOo ensu Jugar elMtro.FrAflt. 
de HinojOía del orden de StoDomin^o,^ no aceptó. 



115 



saber á los citados Capitulares presos un auto de la Real Audiencia, en que 
les alzaba la prisión y demás penas. Pasaron inmediatamente á Palacio, don- 
de el nuevo Cabildo les restituyó sus empleos, y todos juntos con la Real 
Audiencia se dirigieron á la Catedral á la fiesta de la Presentación de Ntra. 
Sra. De resulta de un hecho tan ruidoso, y representación que hizo el N. 
Ayuntamiento de esta Ciudad á N. C. M. Felipe V, se expidió Real cédula en 12 
de Noviembre de 1737, para que el Presidente de esta Real Audiencia oiga 
al Cabildo Secular, y á la expresada Audiencia lo que tenga, que alegar 
sobre el particular, y remita los autos al Consejo de las Indias. Hizose como 
su Magestad mandó, y formados los autos, se remitieron á la Corte. Recibidos 
estos en el citado Consejo, junto con los informes del Señor Presidente, Real 
Audiencia y Cabildo Eclesiástico: en vista de todo, mandó S. Magestad por 
cédula de 17 de Diciembre de 1740, que la Audiencia no asista á fiestas, que 
no sean de tabla : y que eñ las posesiones de los Obispos se den á los Alcaldes 
Ordinarios en el Coro, las Sillas del Dean y el Arcediano, como se acostum- 
braba antes que la Audiencia se hubiese introducido á concurrir á estas fun- 
ciones. 

CAPITULO V 
De la Real y Pontificia Universidad de San Carlos de Guatemala 

Aunque hasta el año de 1678 se fundó Universidad en Guatemala, no se 
descuidaron sus vecinos en promover la enseñanza de la juventud. El Ilus- 
trisimo Señor Don Francisco Marroquin 1'^ Obispo de esta Ciudad, y Autor, 
de todo lo bueno, que hai en ella, como lo llama cierto Escritor, no siendo mas, 
que Cura de Guatemala solicitó, y puso por obra, el que hubiese escuela para 
enseñar á leer, y escribir a los niños Españoles, que iban naciendo. Hecho 
Obispo informó á Su Magestad de la necesidad que habia de quien enseñase 
la lengua latina: por cédula de 26 de Marzo de 1546 se pidió informe a la Real 
Audiencia sobre el asunto : y por otra de 16 de Junio de 1548 instituyó Nuest, 
Cat. Monarca una Cátedra de Gramática en esta Ciudad. Por los años de 
1559 dicho Señor Obispo y el Noble Ayuntamiento pidieron al Rey se fun- 
dase Universidad en Guatemala, por no haber en ella, quien enseñase Artes 
y Sagrada Teología, y por el de 1560 el referido Señor Marroquin y la Real 
Audiencia informaron á Su Magestad sería conveniente, por la misma razón, 
que se erigiese Colegio de la Compañía de Jesús ; pero ni una, ni otra preten- 
sión tubieron efecto. Finalmente no habiendo podido conseguir el Señor Ma- 
rroquin, que se efectuasen sus deseos en vida, dexó rentas, para que se fundase 
un Colegio, en que se recibiesen 12 Colegiales, hijos de personas beneméritas, 
y se leyesen las facultades de Filosofía, y Teología: nombrando por Patronos 
al Dean de esta Iglesia de Guatemala y al Prior del Convento de Santo Domin- 
go. Emprendióse con todo empeño la obra de dicho Colegio : el Convento de 
Santo Domingo dio sitio dentro de su atrio para la fabrica, y en breve tiempo 
estaban edificadas algunas aulas. Determinó la Real Audiencia que los Reli- 
giosos de Santo Domingo, que habían de leer en su Convento, lo hiciesen en 
el Colegio, sin renta por algunos años, ínterin se aumentaban los fondos. El 

116 



Padre Provincial de San Francisco F. Bernardino Peres ofreció el año de 
1574 dos Religiosos, que leyesen las citadas Cátedras sin estipendio; pero se 
opusieron los de Santo Domingo, á quienes la Real Audiencia habia asignado 
dichas Cátedras, como arriba se dixo. No obstante parece no se leyó en el 
enunciado Colegio, que desde luego se llamó de Sanio Tomas, hasta el año 
de 1620. Consta de informe, que hizo á su Magestad la Ciudad el año de 1601, 
que por este tiempo, no habia en todo el Reyno mas estudios, que los del Co- 
legio Tridentino de Guatemala. En el citado año de 1620 se comenzó á leer 
en dicho Colegio de Santo Tomas: los primeros que lo hicieron, fueron Don 
Felipe Ruiz del Corral Dean, el Padre Provincial de Santo Domingo, Don 
Ambrosio Dias del Castillo, Fr. Garcia de Loaiza y el Doctor Pereira. Con- 
cedió Nuestro Católico Monarca Don Felipe IV en la lei 2-, titulo 22 libro 1' 
de la Recopilación al Colegio de Santo Tomas, que llama Universidad de 
Guatemala, que se ganen cursos en el, y se puedan dar grados ; pero por tiem- 
po limitado. En virtud de esta facultad el Señor Obispo Don F, Juan Sapata, 
en 15 de Junio de 1625 dio grados de Doctores al Señor Dean Don Felipe Rui* 
del Corral, y a los Padres Fr. Francisco Zevallos, y Fr. Alonso Guirao Reli- 
giosos Dominicos : y de Bachilleres á Don Ambrosio, y Don Tomas Dias del 
Castillo. Casi por el mismo tiempo, que se comenzó á leer en el citado Colegio 
de Santo Tomas, se abrieron los estudios en el Colegio de la Compañia de 
Jesús; y aunque se recibió en Guatemala la Real Cédula de 2 de Febrero de 
1622, en que se manda observar el Breve del Señor Gregorio XV de 8 de Agosto 
de 1621, en que concede, que en los Colegios de la Compañia de Jesús, distan- 
tes 200 millas de las Universidades Generales, se pudiesen dar grados, los 
quales confiriesen los Señores Arzobispos y Obispos, no se^ dieron en el Cole- 
gio de Guatemala, por haberse practicado esta ceremonia, desde el año de 
1625 en el Colegio de Santo Tomas. Pero habiendo cesado en los años si- 
guientes los estudios en dicho Colegio de Santo Tomas, se confirieron grados 
en el de la Compañía. 

Por los años de 1659, hallándose en buen estado las rentas del citado 
Colegio de Santo Tomas, pareció á sus Patronos, que ya era tiempo de pro- 
ceder á su fundación. Pues aunque desde el año de 1620, se habia leido en 
el, y después se hablan dado grados ; hasta este tiempo, no habia tenido Rector, 
ni Colegiales, ni forma de Colegio. Y asi para efectuar la enunciada fundación, 
nombraron por 1- Rector al Br. D. Antonio Serezuela Calderón: y recibieron 
para Colegiales 8 niños, de familias distinguidas, los que vistieron mantos mo- 
rados, y vecas de grana: y dieron la regencia de las Cátedras á los Religiosos 
de Santo Domingo. Mas no duró mucho tiempo en este estado el Colegio de 
Santo Tomas : porque habiendo muerto el año de 1646, Pedro Crespo Suarez, 
Correo Mayor de esta Ciudad, dexó 20 mil pesos, para dotar Cátedras de 
Derechos, Medicina, y Filosofía en la Universidad, que se pretendía erigir: 
con lo que se acaloró en gran manera la referida fundación. El N. Ayuntamien- 
to de esta Ciudad, hizo repetidas instancias, suplicando á su Magestad se 
dignase concerderie esta gracia. Informaron también, para el mismo efecto el 
I. S. D. F. Payo de Rivera, y la Real Audiencia de México. Movido el Supremo 
Consejo de las Indias, de tan respectables suplicas, por cédula de 5 de Julio 

117 



de 1673, mandó se formase en la Ciudad de Guatemala, una junta compuesta 
del Señor Presidente, Oidor de Cano, y Fiscal de la Real Audiencia, el Señor 
Obispo, y el Dean de esta Santa Iglesia, para que se ronfiriese, y tratase con 
madurez la materia, examinando, y pesando los provechos y daños, que dicha 
fundación podia ocasionar. ^^^ 

En virtud de esta Real determinación, se celebró la junta, como se orde- 
naba: y no encontrándose inconveniente alguno, y si mucha utilidad, en la 
erección de la Universidad, informó la junta á su Magestad, que lejos de cau- 
sar daño alguno, seria de mucho provecho, para todo el Reyno la referida 
Universidad. En vista de este informe, el Supremo Consejo, por cédula de 
31 de Enero de 1676, mandó se instituyese Universidad en el Colegio de 
Santo Tomas de Aquino de Guatemala. Recibióse esta cédula, con el mayor 
jubilo, y alegría, como que se concedía en ella, lo que se habia deseado, y pre- 
tendido, por mas de un siglo. Inmediatamente se celebraron varias juntas, en 
la forma, que la precedente (aunque á algunas no asistió el Señor Obispo, por 
desavenencias, que se ofrecieron, entre S. lima, y los Señores, que la compo- 
nían) : para tratar, de que se efectuase la referida fundación. Primeramente 
se dispuso y adaptó la casa del Colegio, para el efecto : hicieronse aulas. Ge- 
neral, Capilla, y demás piezas necesarias, y se colocaron las Reales armas en 
la portada: obras, que corrieron por cuenta de los Doctores Don Jacinto Rol- 
dan de la Cueba, y Don Juan Bautista de Urquiola Elorríaga, Oydores de la 
Real Audiencia, y Superintendentes de la Universidad. Después se dio prin- 
cipio á las lecciones de oposición á las Cátedras, asi en esta Universidad, 
como en la de México, y concluidas estas, procedieron á la votación, el Señor 
Presidente Don Fernando de Escobedo, los dos Oydores ya citados, y el Fiscal, 
el dia 6 de Diciembre de 1678 : saliendo electos, para la Cátedra de Prima de 
Teología el Maestro Fr. Rafael del Castillo Religioso Dominico : para la de 
Teología Moral, el Maestro Fr. Diego Rivas Mercedario : para la de Filosofía, 
el Maestro Fr. Agustín Cano Dominico : para la de Cañones, el Br. D. Juan Me- 
lendez Carreño : para la de Leyes, el Br. Don Jacinto James Moreno: para la 
de Instituta, el Br. Don Antonio Davila, y Quiñones : para la de Medicina, el 
Br. D. José Salmerón: y para la de lengua Kacchiquel, Fr. José Senoyo Do- 
minico. 

Poco tiempo después de hecha la provisión de las Cátedras, se recibió 
Cédula de 19 de Septiembre de 1678, en que su Magestad aprueba todo lo dis- 
puesto por la junta; pero en quanto á las Cátedras, de Cañones, Leyes, y Me- 
dicina, ordena por cédula del mismo dia, al Arzobispo Virrey de México D. 
F. Payo de Rivera haga, que en dicha Ciudad de México, se pongan edictos, 
y provea las expresadas Cátedras, con asistencia de dos Ministros de aquella 
Audiencia : y que caso, que la Audiencia de Guatemala las haya proveído, sea 
nula la tal provisión. Hizose en México, lo que se ordenaba en la mencionada 
cédula; pero no habiendo salido ningún Opositor: tomó el Supremo Consejo 
la resolución (cosa que no contará otra Universidad), de que se fixasen edic- 
tos, para dicha provisión, en la Corte. En virtud de ellos, concurrieron luci- 
dísimos Sugetos de Salamanca, y leyeron de oposición, haciéndose estas lec- 



(1) Nota: consta lo que aqui referimos de los autos originales de la fundación de esta Uni- 
versidad. 

118 






Ul'ílii 




ICONSTITVCIONES 



9í 



DE LA REAL VNIVERSIDAD 



ÍDE san CARLOS 

11 DE GVATEMALA. 

:|| APROBADAS 

POR LA MAGESTAD 

DEL SEÑOR REY 

i DON CARLOS II 



!^ 



AÑO DE M.DC.LXXXVI 



• 6 2* 

»■&£■* 

211: y O) 







Con licencia: En Madrid. PofJvlun de Pakfüls, ImpreíTor JcLibros. 






^ 



fe 






9 '^ 9 9 9 S 9 9 9 $ 9^3 9 9 9 J 9 9 9 3 9 3 9 9 9 9 9 9 i m9 ^ i 9'i Í9^ 9 íí i 9 i 3 i ÍjZ 



119 



cienes en la sala del Supremo Consejo de Indias, y fueron proveidas las Cáte- 
dras en esta forma: la de Cañones, en el Dr. D. Bartolomé de Amezquita: la de 
Leyes, en el Dr. D. Pedro de Ozaeta: con calidad, de que habiendo leydo 5 
años, obtuviesen plaza de Oidores, en la Real Audiencia de Guatemala: y la 
de Medicina, en el Dr. D. Miguel Fernandez. 

La provisión de las otras Cátedras, hecha en Guatemala se aprobó, ex- 
cepto la de Prima de Teología: porque habiendo sido uno de los opositores, 
D. José de Baños, y Sotomayor, Dr. graduado en la Universidad de Osuna, 
Arcediano de esta Santa Iglesia, y Predicador de su Magestad : títulos, que 
realzaba, con las mas relevantes prendas ; pareció al Consejo se le habia agra- 
viado, e nno darle la citada Cátedra : y para indemnizarlo del desaire, que habia 
sufrido, le nombró Catedrático de Prima de Teología, y Primer Rector de la 
Universidad de San Carlos de Guatemala. 

Últimamente en cédula de 6 de Junio de 1680 mandó su Magestad hacer 
los Estatutos, para el buen régimen de la Nueva Universidad : los qu ecompuso 
D. Francisco de Saras y Arce, Oidor de esta Real Audiencia, y Superinten- 
dente de la Universidad. Remitióles al Real Consejo el año de 1681, el que en 
auto de 20 de Febrero de 1686, aprobó todo lo obrado por el Licenciado D, 
Francisco Sarasa y Arce, asi en quanto á lo material de la fabrica de la Uni- 
versidad, como en la recaudación, y cobro de sus rentas : y confirmó las cons- 
tituciones, ^^^ con algunas modifaciones. El Rector D. José de Baños Dean 
de esta Santa Iglesia, exerció este oficio hasta el año de 1696, que murió. No 
habiendo todavía competente numero de Doctores, que eligiesen Rector, se 
ocurrió al Vice-Patron, quien nombró para este cargo al Dr. D. Juan de Cárde- 
nas Maestre escuela de la Catedral de Guatemala. Y después de este lo fue 
del mismo modo el Dr. D. Juan Merlo, que ocupó este puesto desde 8 de 
Septiembre, hasta 10 de Noviembre de 1705, en que habiendo ya copia de 
Doctores, se comenzó á elegir Rector cada año, como lo previenen en sus 
constituciones. (Véase la V- tabla, que está al fin de estos tratados.) 

Nuestro Santísimo P. Innocencio XI en su Bula E Suprema de 18 de Ju- 
nio de 1678, confirmó la erección de la Universidad de Guatemala, le da fa- 
cultad de conferir grados, en todas las ciencias, y le concede todos los pri- 
vilegios, qu« gozan las Universidades de México y Lima. Por consiguiente, las 
personas, que fueren graduados en ella, participan en Indias de todas las 
libertades, y franquezas, que gozan en los Reynos de España, los graduados 
en la Universidad de Salamanca : conforme á la ley 1' tit. 22 lib. l'^ de la Recop. 
Tiene esta Universidad 8 Cátedras dotadas: dos que sirve la religión de San 
Francisco sin estipendio, en que se lee la Doctrina de Escoto, la de Teología 
desde el año de 1688, y la de Filosofía el de 1714, y la Universidad en recom- 
pensa de este servicio, da el grado de Doctor, sin llevar propinas, á 4 individuos 
de dicha Religión. Otra Cátedra de Filosofía ha leido por algún tiempo, tam- 
bién sin renta, un Religioso de Santo Domingo. Últimamente, reflexando los 
individuos del Claustro, la gran falta, que hacia una Cátedra de Sagrada Es- 



(1) Nota 1?: Por sus constituciones venera como Patronos la Real y Pontificia Universidad 
de Guatemala, á San Carlos Borromeo, y Santa Tereza de Jesús; pero á mas de estos, el año de 
1739 juró por su especial Protectora á la Bienaventurada Virgen Maria en el misterio de su Purísima 
Concepción, obligándose á assitir á la fiesta de dicha Señora en la Iglesia de San Francisco, y 
que sus individuos canten la misa, y prediquen en la citada fiesta. 

120 



critura, otra de Cirugía, y otra de Retorica, comenzaron á arbitrar el modo de 
ponerlas. ínterin esto se resolvia, un Doctor de los que tiene el Clero de esta 
Ciudad, se hizo cargo de leer la 1-, otro de los Médicos la 2', un Religioso Do- 
minico la 3- ^^^ Pero habiéndose ausentado de esta capital los sugetos que 
leian la 2- y la 3- solo ha permanecido la 1- que regentea el Dr. D. José Bernar- 
do Dighero. Cuenta este Ilustre cuerpo entre sus alumnos 5 Obispos ; un Me- 
dico y un Cirujano de Cámara de S. Magestad, un gran numero de hombres 
distinguidos, por sus empleos, virtudes, y letras. Al presente tiene 50 Doctores, 
un Maestro en Artes, y un Licenciado. ^2) 

Ha habido en esta Ciudad tres Colegios para la educación de la juven- 
tud : el 1- es el Tridentíno, intitulado de la Asunción de Nuestra Señora, que 
se estableció por el I. S. D. F. Gómez Fernandez de Cordova, por los años de 
1596 ^^^ en cumplimiento de la Real Cédula de 22 de Junio de 1592, en que 
conforme á lo dispuesto por el Concilio de Trento ses. 23 cap. 18, manda S. 
Magestad se funden Seminarios en todos ío's Obispados de las Indias. Sien- 
do muy escasas las rentas del Colegio, el N. Ayuntamiento de esta Ciudad in- 
formó al Rey en 28 de Abril de 1601, las utilidades que de el resltaban á 
esta Ciudad, y que si por falta de renta se despoblase, cesarían los estudios en 
ella, y en todo el Reyno. De resulta de este informe dotó la Real magnificen- 
cia al referido Seminario en 500 Ducados, para su sustento, 800 para em- 
plear en renta, y 200 pesos para salario del Preceptor de Gramática. Amas de 
esto en cédula de 15 de Marzo de 1619 manda S. Magestad que los Colegiales 
de este Seminario sean preferidos á qualquiera otro en la provisión de Bene- 
ficios : y en otra cédula de 12 de Diciembre del mismo año, manda se observen 
^ las constituciones de dicho Colegio, sobre que no sean admitidos en el, sino 
personas de calidad. El 2° el de San Francisco de Borja, fundado acia el año 
de 1700, que estaba á cargo de los Regulares de la Compañía de Jesús, y se 
acabó con la ruina de la antigua Guatemala. El 3- es el de Señor San José, 



i 



(1) Nota 29 Desde la fundación de esta Universidad, hasta el año de 1768, no se leyó 
en ella sino en método Escolástico; mas habiéndose dicho año leido el 1? Curso de Fisica Experimen- 
tal, se fue introduciendo el buen gusto en las ciencias, los Catedráticos de Filosofia se aficionaron 
á la Fisica Moderna, y se oyeron ya tratar en Guatemala algunos puntos de Matemática. Por el 
mes de Octubre de 1792 se vieron por 1? .vez examenes de Geometría en la Universidad; y se 
repitieron por Mayo de 1795, En los años de 1789, 90, y 94 se hicieron con el mayor lucimiento en la 
misTia Universidad, examenes de Anatomía: para cuyo efecto, se construyeron tres estatuas, adaptadas 
á las operaciones, que se debian hacer en dichas funciones; estas estatuas se conservan en la Univer- 
sidad para la instrucción de los que se dedican á la Medicina. Por Marzo de 1798 se examinaron 
4 jóvenes en Cirugía, que fueron las primicias de la Nueva Cátedra de esta facultad. Y por Julio 
de 99 se hicieron examenes de Fisica en método Socrastico. 

(2) Nota 3?. No sollo se gloriaba esta Docta Universidad, de haber dado al mundo innumera- 
bles hombres, que lo han ilustrado con sus relevantes prendas; sino también, de que ninguno de su 
gremio, se habia apartado de la verdadera fé; pero le marchito esta gloria Don Rafael Gil Rodríguez, 
que habiendo cursado en ella, y graduadose de Br. abandonó la sana doctrina, con que esta piadosa 
Madre lo educó, por abrazar las implas máximas del Judaismo: por lo que fué penitenciadlo por el 
Tribunal de la Inquisición de México el año de 1795: y en el mismo año fué desmembrado de la 
Real y Pontificia Universidad de Guatemala, por sentencia jurídica que se pronunció contra él; y 
en execración de sus errores, se quemaron por mano de Verdugo, los autos, que se formaron para darle 
el grado de Bachiller. 

(3) No es exacto este dato: el Tridentino quedó fundado con sus respectivos Estatutos, el 24 
de agosto de 1597. (V. M. Díaz). 

121 



de Infantes, que sirven al Coro de la Santa Iglesia Catedréd, y se erigió el año 
de 1781. Tratábase de instituir otro Colegio con la advocación del Espíritu 
Sto. por disposición del Señor Arzobispo, que fué de esta Diócesis, el Doctor 
Don Pedro Cortez y Larraz, para cuyo efecto destinó parte de la renta, que 
tenia, que haber, quando fué promovido al Obispado de Tortoza; pero su 
Magestad no vino en conceder la licencia para su fundación. 



CAPITULO VI 
De los Conventos de Religiosos de esta Ciudad ^^^ 

El 1*^ Convento, que tubo la Ciudad de Guatemala, fué el de Santo Do- 
mingo. Comenzó á edificarlo el V. P. Fr. Domingo de Betanzos, el año de 1529; 
pero habiendo llamado á este Religioso sus Prelados, hubo de quedarse á me- 
dio hacer. ^^^ El año de 1535 traxo de Nicaragua á su costa, el limo. Sr. D. 
Francisco Marroquin á los RR. PP. Fr. Bartolomé de las Casas, Fr. Luis Cán- 
cer, Fr, Pedro de Ángulo, y Fr. Rodrigo de Ladrada, que poblaron el Convento, 
y el 1^ fué nombrado Vicario por el P. Provincial de México. Por este tiempo 
emprendieron la Conquista de la Vera-Paz. En Capitulo, que se celebró en 
México el año de 1538, se nombró por Vicario de esta casa á Fr. Pedro de 
Ángulo, y se le dio facultad de dar hábitos. El 1*^ que lo tomó en esta Ciudad, 
fué un Europeo, llamado Agustín de Salablanca. Por los años de 1545, llegó 
la V misión de Religiosos Dominicos, que vino para este Reyno; y como la 
traxo el lUmo. Sr. Don Fr. Bartolomé de las Casas, quedó la mayor parte en 
el Obispado de Chiapa. En el Capitulo del año 1547, se hizo Priorato el Con- 
vento de Santo Domingo de Guatemala, y se eligió por 1*^ Prior á Fr. Tomas 
Casillas. Este Convento es Cabeza de la Provincia de S. Vicente de Chiapa 
y Guatemala, erigida en el Capitulo General, que celebró la Religión de Pre- 
dicadores en Salamanca año de 1551, y se le señaló por territorio, todo el que 
comprenden los 4 Obispados de este Reyno, y se nombró por 1° Prior Provin- 
cial al P. Fr. Tomas de la Torre. Todo lo qual fué confirmado por el S. Pontí- 
fice, y el Emperador. El dia 8 de Mayo de 1556 se hizo la 1- elección de Pro- 
vincial en el Convento de Santo Domingo de Guatemala, en que fué electo Fr. 
Domingo de Ara. En este Capitulo se estableció Cátedra de Teología en dicho 
Convento, y de Artes en el de Ciudad Real : al presente hay en una, y otra 
casa. Cátedra de Filosofía, y Teología. Tien ela Provincia 8 Priores, 12 Ma- 
estros, 10 Presentados, y 18 Predicadores Generales. En el Capitulo Geenral 
del año de 1644, se mandó observar en esta Provincia la Alternativa entre los 
Religiosos venidos de España, y los nacidos en Indias, conforme á la Bula de 
Urbano VIII de 7 de Febrero de 1643. Cuenta esta Provincia entre sus hijos, 
4 que han sufrido cruel muerte por la predicación de nuestra Santa Fé, y son 
Fr. Luis Cáncer, que fué martirizado en la Florida: Fr. Tomas de San Juan, 
en la mar por un Corsario Luterano : Fr. Domingo Vico, y Fr. Andrés López en 



(1) Sobre informaciones acerca de la traslación de los conventos, léase a Fuentes y Guzmán, 
tomo II, libro 5?, capítulo 5?, página 163. (V. M. Díaz). 

(2) Remesal lib. 2. cap. 4. y 5. 

122 



la Provincia de Acalá, contigua á la Vcrapaz. 7 Obispos, los 3 de Ciudad Real, 
que son el Sr. D. Fr. Bartolomé de las Casas, Insigne Protector de los indios; 
Don F. Tomas Casillas, y Don F. Domingo de Ara: 2 de la Verapaz Don F. 
Pedro de Ángulo Apóstol de dicha Provincia, y Don F. Tomas de Cárdenas: 
uno de Nicaragua Don F. José Xiron, y uno de Comayagua Don F. Vicente Na- 
vas. Y muchos Varones insignes en Santidad, entre los quales han sobresalido 
en opinión, y fama de Santidad, F. Domingo de Betanzos, que puso los cimien- 
tos de este Convento. F. Matias de Paz Fundador del hospital de San Alexo 
de Guatemala. F. Vicente Ferrer Deudo del Santo de su nombre. F. Andrés 
del Valle y F. Domingo Llagnno. 

El 2^ Convento fue el de los Religiosos de San Francisco. Habiendo es- 
tado en Guatemala por los años de 1528, y 29 el V. Padre F. Toribio Motolinéa, 
de paso para Nicaragua, y de vuelta para México, instado de los vecinos de 
Guatemala dio palabra de volver á fundar. En virtud de ella, el Caballero 
Gaspar de Arias que era Alcalde en dichos años, se encargó del edificio del 
Convento, y en Cabildo de 20 de Julio del año de 1530, se le dio sitio, para 
la expresada obra, la que emprendió con gran calor, y gastó 1000 ducados en 
en ella, por lo que S. Magestad le hizo merced de Regidor perpetuo. Pero 
la fundación del convento no se verificó, hasta el 11 de Noviembre de 1540, 
que llegó la misión, que solicitó, y costeó el Señor Marroquin, compuesta de 5 
Religiosos F. Diego Ordoñes Comisario, F. Alonso Bustillo, F. Diego de Al- 
baque, F. Gonzalo Méndez Diácono, y F. Francisco Valderas Lego. Habiéndose 
trasladado la Ciudad de Guatemala el año de 1543 se fundó en el nuevo sitio 
Convento con la advocación de San Francisco, quedando en Almolonga el que 
se habia erigido con el titulo de la Pma. Concepción. Llego á Guatemala por 
los años de 1544 el Venerable Padre F. Toribio Motolinéa, y otros 24 Religio- 
sos : con este refuerzo se trató de fundar la Custodia del Dulcísimo Nombre 
de Jesús, para cuya erección habia alcanzado las facultades necesarias del S. 
P. Paulo III desde el año de 1536, el Señor Emperador Carlos V. Celebróse el 
1- Capitulo en la Vigilia de Pentecostés, 2 de Junio de 1544, en que salió electo 
1*^ Custodio el citado Padre Fr. Toribio. En el Capitulo General de Aquila, 
celebrado el año de 1559, se determinó hacer una Provincia de las Custodias 
de Guatemala, y Yucatán; y que un trienio se tubiese el Capitulo, y residiese 
el Provincial en una, y otro en la otra. En virtud de este decreto se celebró 
el V Capitulo en Merida, el año de 1560, en que fué electo en 1*^ Provincial el 
R. P. Fr. Diego de Landa: y á los 3 años se hizo en Guatemala Provincial á 
Fr. Gonzalo Méndez. En el Capitulo General del año de 1565 se erigió en 
Provincia separada de la de Yucatán, la del Dulcísimo nombre de Jesús de 
Guatemala : y habiendo recibido la patente, que para este efecto se despachó, 
el año de 66, el citado Padre Provincial, convocó á Capitulo, en que se hicieron 
los estatutos para el gobierno de la Provincia, y se eligió Provincial al M. R. 
P. Fr. Diego Ordoñez. El año de 1647 se estableció la alternativa en esta Pro- 
vincia, entre los Religiosos de España, y los criollos, asi para el Provincialato, 
como para los otros oficios: conforme al decreto del Capitulo General cele- 
brado el año de 1645, confirmado por el de 1658, y por N. S. P. Alexandro VII 
en su Bula de 6 de Mayo de 1664. Ha florecido esta Provincia en virtud, y 
letras: teniendo la gloria, de ver ceñidas las frentes de 7 hijos suyos con la 

123 



corona del Martirio: contando muchos, generalmente aclamados por Santos, 
entre los quales, se hallan 7 colocados en el Martirologio Franciscano : y por 
ultimo ha visto 2 exaltados á la dignidad Episcopal. El Convento de San 
Francisco de Guatemala, es casa de estudios desde el año de 1575. Hay en él 
3 cátedras de Theologia, una de Cañones, y otra de Filosofía. Y á mas de 
esto tiene un Colegio intitulado de San Buenaventura, donde se separan aque- 
llos jóvenes, que muestran mejor talento, y aptitud para las ciencias : hablase 
extinguido á mediado de este siglo; ^^^ pero se ha repuesto el año de 1798, 
El 3*^ Convento, que se fundó en Guatemala fue el de Nuestra Señora 
de ta Merced. Aunque desde el principio de las conquistas de la America, vi- 
nieron Religiosos de este Orden á cobrar las mandas de redempcion, no 
hay noticia, que tubiesen Convento alguno, en este continente, hasta el año de 
1537, que volviendo el Ilustrisimo Señor Marroquin de México, traxo 4 Reli- 
giosos, que fundaron los dos primeros Conventos de Mercedarios, que hubo 
en America, uno Ciudad Real, y otro en Guatemala. Consta de los libros de 
Cabildos de una, y otra Ciudad, que en 18 de Mayo de 1537 en la 1', y en 
29 de Junio en la 2' pidieron sitio, para edificar Convento, y el P. Fr. Pedro 
Barríentos quedó de Comendador en Ciudad Real, acompañado del P. Fr. 
Pedro Benitez de Lugo: el P. Fr. Juan de Zambrano lo fué de Guatemala, y 
tubo por compañeros al P. Fr. Marcos Peres Dardon. <2) gi \9 Religioso, que 
profesó en esta Ciudad fué Fr. Diego de la Anunciación, que hizo sus votos 
el 17 de Marzo de 1538. Hecha la fundación del Convento de Guatemala, se 
partió el P. Fr. Marcos Peres Dardon á restablecer el de Ciudad Real, y por 
estar la casa fuera de la Ciudad, pidió otro sitio el dia 10 de Noviembre de 
1539, y en el edificó Convento é Iglesia, y estubo de Comendador, hasta el 
año de 46, que vino de España á exercer este oficio el P. Fr. Hernando de 
Arbolancha. Los PP. que quedaron ^n Guatemala, salieron á fundar otros 
Conventos, ó á predicar el Santo Evangelio á los Indios, de suerte, que quando 
se arruinó la Ciudad Vieja, estaba solo el Convento. En el nuevo sitio, no lo 
tubieron los Religiosos de la Merced, por algunas desaveniencias, que se ofre- 
cieron con los Regidores, hasta que un vecino les dio el que le habia tocado. 
Fueron fundando Conventos en casi todas las Ciudades del Reyno, como son 
Gracias á Dios, Comayagua, León, San Salvador, San Miguel, Granada, Nue- 
va Segovia, y en las Villas de Sonsonate, y Tegucigalpa, en algunos pueblos, 
que les dio el Señor Obispo, y otros que les cedió la Religión de Santo Do- 
mingo. Teniendo ya copia de casas, erigieron la Provincia de la Presentación 
de Nuestra Señora, que se gloria de ser la 1' que tubo esta Religión en el 
continente de la America, y ser madre de la muy grave Provincia de la Visita- 



(1) Nota: quando se dice este siglo se debe entender el XVIII á cuyos fines se escribió este 
tratado. 

(2) Nota: estos dos Religiosos fueron los primeros Mercedarios, que vinieron á Guatemala: 
pues aunque en la Historia de la Conquista de México escrita por Bernal Dias del Castillo, se 
dice que Fr. Bartolomé de Olmedo Religioso Mercedario se halló en la Conquista de Guatemala; en 
el manuscrito de dicho autor no se encuentra tal cosa; como atestigua el P. Vasquez en su Crónica 
lib. 19 cap. 29 asegurando que leyó con todo cuidado dicho manuscrito: y se confirma la falsedad de 
este hecho, porque en los Capítulos 171, 174, y 185 de la misma historia consta haber estado dicho 
Religioso en México, por Mayo y Julio de 1524, tiempo en que fué la Conqoíista de Guatemala. Lo 
mismo asegura Don Francisco Fuentes, en su Historia de este Reyno. 

124 



cion de Nuestra Señora de México. El Convento de Guatemala ^^^ es cabeza 
de la citada Provincia de la Presentación, tiene estudios de Filosofía, y Teolo- 
gía, competente numero de Maestros, y Presentados, asi de cátedra, como de 
pulpito. En este siglo fundó Colegio con el titulo de San Gerónimo, contiguo 
á una hermita del mismo Santo ; pero por haberse hecho sin licencia del Rey, 
fué decomisada la casa, y se puso en ella la Real Aduana por los años de 
1763. Ha dado esta Santa Provincia muchos hombres sobresalientes en virtud, 
y letras : los mas dignos de memoria son eZ P. Fr. Diego de la Cerda, que 
mereció la Corona del Martirio, muriendo despedazado por 4 potros, en Cons- 
tantinopla. El P. Fr. Marcos Peres Dardon uno de sus fundadores, de quien 
asegura el P. Presentado Remesal, y el Maestro Gil Gonzales, que bautizó 
mas de un millón de Indios. Fr. Juan Zarate, y Fr. Francisco Almaráz famosos 
Predicadores. El M. R. P. Fr. Pedro Daza, que fué Provincial por los años 
de 1624, de quien se cuenta, que resucitó un muerto. Los RR. PP, Fr. Fran- 
cisco Ximenes, y Fr. Garda de Loayza, que florecieron por el mismo tiempo, 
y el segundo fue uno de los primeros Catedráticos, que leyeron en el Colegio 
de Santo Tomas. Los Mtros. Fr. Francisco Gonzales, Fr. Bartolomé de las 
Casas, y Fr. Andrés Morales. El M. R. P. Fr. Diego Rivas, que hallándose de 
Provincial por los años de 1684, en que se intentó la conquista de los Lacando- 
nes, trabaxó mucho en esta reducción. El P. Fr. Blas de Guillen, que se 
ocupó en la misma reducción con gran zelo, y eficacia por mas de 18 años. 
Los Padres Mtros. Fr. Juan Cordero, y Fr. Manuel Ordoñes, que en estos 
últimos años, han edificado á esta Ciudad, con su gran religiosidad, y virtud : 
debiéndose á los esfuersos del expresado Maestro Cordero la fabrica de 
la magnifica Iglesia, que tenia el Convento de la Merced, en la Antigua 
Guatemala. 

El 4'^ es el Colegio de la Compañía de Jesús, intitulado de San Lucas. 
» Consta por cédula de 9 de Agosto de 1561, que por este tiempo había pedido 
la Ciudad de Guatemala, que viniesen á fundar en ella Religiosos de la com- 
pañía : y también la Real Audiencia, y el Sr. Obispo, hablan informado favora- 
blemente sobre el asunto: pero no vino en ello S. Magestad. Y asi no en- 
traron en esta Ciudad dichos Regulares, hasta el año de 1582. Habiendo 



(1) 2?: en la Iglesia de este Convento de Religiosos de Nuestra Señora de la Merced, se 
halla colocada una Imagen de Nuestro Señor Jesu-Christo con la Cruz acuestas, es de las mas hermo- 
sas, que tiene Guatemala, y á quien profesan gran veneración sus vecinos; para promover sus cultos 
se ha fundado en dicha Iglesia una Cofradia, que confirmó la Silla Apostólica, y le concedió muchos 
privilegios, gracias é indulgencias. Esta Imagen es una de las que se les ha hecho novenario d« 
rogación en las necesidades publicas. El Noble Ayuntamiento de esta Ciudad juró, con las solem- 
nidades acostumbradas, el 28 de Febrero de 1721, asistir á la fiesta principal que se hace delante de 
esta sagrada Efigie, el Martes Santo. Pero lo mas singular, que tiene dicha devota Imagen es estar 
consagrada, en la misma forma, y con los mismos Ritos, que se consagró la Imagen de Nuestra Se- 
ñora de los Reyes de Sevilla, Hizo esta solemnísima función el Ilustrisimo y Reverendísimo Señor 
Dr. D. Fr. Juan Bautista Alvarez de Toledo Obispo de Guatemala, con asistencia de la Real 
Audiencia, ambos Cabildos, Religiones, y la Nobleza, el dia 5 de Agosto de 1717. Vestido el expre- 
sado Señor Obispo de Pontifical, las Dignidades de esta Santa Iglesia Catedral con capas de Coro, 
y los Canónigos con Dalmáticas, procedió á ungir la Santa Imagen, con oleo de Catecúmenos, en la 
cabeza, manos, y pies, y la Cruz en cinco partes: sirvieron de Padrinos en esta función el M. R. P. Fr. 
José Xiron de Alvarado, Provincial, y los Padres Maestros del orden de Santo Domingo, que tenian 
el oleo, la estopa y pan para limpiarlo. Al concluirse la consagración, se repico solemnemente en todas 
las Iglesias, se quemaron dos castillos, é hicieron salva las cinco compañías de infantería, que marcha- 
ron. El dia siguiente se celebró la referida consagración, con igual asistencia, cantó la Misa el citado 
P. Provincial Fr. José Xirón, y después Obispo de Nicaragua, predicó el R. P. Maestro Fr. Antonio 
de Loyola Mercedario. Se hizo esta función con extraordinaria pompa y ostenta, se adornó toda la 
Iglesia por dentro y fuera, pusiéronse dos aparadores con 200 fuentes, y 60 picheles de plata: la 
noche antes hubo fuegos artificiales, y la tarde después salieron por las calles siete carros triunfales, 
y se hicieron otros regocijos, cuya relación se omite, por escusar prolixidad. 
(Buriló la imagen de Jesús Nazareno, Evaristo Zúñiga. — V. M. Díaz). 

125 



llegado á esta Metrópoli, de vuelta de la visita de los Colegios del Perú, el 
R. P. Juan de la Plaza, por los años de 1580, le suplicó el M. N. Ayunta- 
miento, interpusiese su autoridad, para que se efectuase la fundación de un 
Colegio de la Compañia de Jesús, en esta Capital, cosa que se habia deseado, 
y solicitado, y no se habia podido conseguir. El Visitador respondió, que lo 
tratarla con sus Hermanos : y en efecto luego que llegó á México, hizo pre- 
sente á los Religiosos la solicitud de la Ciudad de Guatemala, con tan feliz 
éxito, que á principios de Febrero del referido año de 1582, ya se hallaban en 
esta Capital dos Jesuítas embiados, para tratar de la enunciada fundación : 
como consta de Cabildo de 12 de Febrero de dicho año de 82. Agregáronse á 
estos dos Religiosos, el P. Antonio Ramírez y el P. Acasio, que traxo el Sr. 
Chantre D. Lucas Hurtado de Mendoza, por los años de 1607. Sabemos, que 
el año de 1615, ya tenia el Colegio de la Compañia de Jesús competente Igle- 
sia : pues en el libro de Juntas de la (Cofradía de la Santa Vera-Cruz, se dice, 
que dicho año se acordó, que la procesión, que saca el Jueves Santo la citada 
Cofradía, vaya á la Iglesia de la Compañia de Jesús; pero su templo formal 
no se estrenó, hasta el 18 de Julio de 1626 : en cuya función cantó la Misa el 
Señor Obispo Don Fr. Juan Zapata, y predicó un hijo del Señor Presidente 
Conde de la Gomera Religioso Franciscano. En este Colegio habia escuela de 
primeras letras, 2 clases de gramática, en que también se enseñaba Retorica; 
una de Filosofía y 2 de Teología. Acia el año de 1690 fundaron los Religiosos 
de la Compañia el Colegio de San Francisco de Borja, para la educación de la 
juventud, que era servido por dos Padres. Y el de 1767 se concluyó una muy 
decente casa de exercicios, contigua al Colegio. En este habitaban por lo 
común 12 Religiosos, que se empleaban en la Regencia de las Cátedras, en el 
confesionario, á que daban continua asistencia, en predicar los sermones, 
platicas morales, y doctrinales, que habia todos los Domingos. Habiendo sido 
expelidos de los Dominios de España estos Regulares, el año de 1767, se enco- 
mendó su Iglesia, y el Colegio de San Borja al Señor Dean de esta Santa Igle- 
sia Cathedral, quien cuidó de uno y otro, hasta la ruina de Guatemala en que 
se extinguieron. En este Colegio de San Lucas florecieron muchos varones 
insignes en Santidad y letras. Como el Padre Manuel Lobo, famoso por haber 
sido Director del V. Pedro de Betancur. El Padre Fransisco Xavier Solchaga, 
cuyas virtudes, literatura, y bellas prendas corren impresas, para la edificación 
común. El Padre Juan Cerón Religioso exemplar, y zeloso Misionero, que cogió 
copiosos frutos de su predicación en la Provincia de Honduras ; y que mereció 
celebrasen los Angeles con alegres músicas su vuelta á Guatemala, como los 
oyó la extática Matrona Doña Ana Guerra. El Padre José Antonio Zepeda 
natural de esta Ciudad, y ultimo Rector de su Colegio de San Lucas : cuya 
vida escrita por el Padre Juan Luis Maneiro se imprimió en Bolonia año 
de 1792. 

El 5- es el de Religiosos Agustinos. Tubo principios este Convento por 
los años de 1610, en que vino á esta Ciudad el Padre Fray Francisco de Ibarra, 
á solicitar la fundación de una casa de su Orden : y habiendo allanado todas 
las dificultades, y conseguido las licencias necesarias, se volvió á México, 
donde en el Capitulo que celebró la Provincia del Dulcísimo Nombre de Jesús, 
el año de 1611 se aceptó el Convento, se dio el Patronato á D, Manuel de Es- 

126 



teves, que había ofrecido 12 mil pesos, para dicha fundación, y se nombró por 
Prior á Fr. Gaspar Suarez, dándole por compañero á Fr. Francisco Suñiga. 
Establecióse el Convento en un sitio incomodo, y mal sano, por lo que el año 
de 1615, se trasladó á las casas, que dexaron las Religiosas de Santa Catarina 
JVLartir, siendo Pfior el P. Fr. Antonio de Alderete. Este zeloso Prelado, adelan- 
tó mucho el Convento, habiendo traido Religiosos, aumentado oficinas, y alajas 
y fincadole 8500 pesos. En dicho sitio permaneció la casa hasta el año de 
1625, en que el Señor Don Fr. Juan Zapata, encomendó á esta Religión la Her- 
mita de Nuestra Señora de los Remedios : mas no habiéndolo aprobado S. Ma- 
gestad, se restituyó el Convento al lugar, que habia dexado, donde se conservó 
hasta la ruina de la An- 
tigua Guatemala. Se ha 
leido algunas ocasiones 
en el, Filosofía y Teo- 
logía; pero no ha du- 
rado esto mucho tiem- 
po, por el corto numero 
de sus individuos. 

El 6"? es el de los Re- 
ligiosos de San Juan de 
Dios, fundado el año 
de 1636. Pertenece este 
Convento á la Provin- 
cia del Espíritu Santo 
de México, y el Prior 
de Guatemala es Vica- 
rio Provincial respecto 
de los 5 Conventos de 
dicho orden, que hay 
en este Reyno, y son el 
de Ciudad Real, León, 
y Comayagua, Granada 
y Zonzonaíe. A cuidado 
de estos Religiosos es- 
tan en el dia todos los 
Hospitales, que tiene 
esta Ciudad, (excepto 
el de los Convalecien- 
tes), y todos se han unido, aunque con separación de Salas, en el Convento de 
San Juan de Dios. Estos son tres, el de Santiago, donde se curan los Españoles 
y Mulatos; el de San Alexo, para Indios; y el de San Pedro para Eclesiásticos. 
El 1- lo fundó, y edificó á su costa el Señor Marroquin 1^ Obispo de esta Ciu- 
dad, por los años de 1553. Y habiendo dicho Señor Obispo ofrecido al Rey el 
patronato del citado Hospital. Su Magestad en cédula de 29 de Noviembre» 
de 1559, dio orden á la Real Audiencia, para que admita en su Real nombre^ 
el expresado Patronato, mandando, que desde aquel dia se llame el Hospital 
Real de Santiago, y asignándole 1000 pesos de renta. El 2*? se edificó por el 




ElYJlmo.y Rmo SrDn.h'. Juan Ramírez natural deMurillo mía Hioja, Jcl ordcr 
d<5anto Domf electo Ol>i$pod»«taSfaüfel«ia deGuatem?«ní8 de Enero de 
1€oai^o\}tTn¿k.-\std24 JeMarao deÓ6o9. aue falleció en \a G'udad de<5di 5alvó- 
¿or^en c\jiiYij\»s!a l^rreouial «ecnrerro. 






127 



Caritativo Padre Fr. Matias de Paz Religioso Dominico, algún tiempo antes, 
que el de Santiago 1- estubo situado en la plazuela de la Candelaria; mas como 
este hospital estaba á cuidado de los Padres de Santo Domingo, para poderlo 
asistir con mas puntualidad, lo trasladaron á otro sitio inmediato al Convento ; 
obra en que también entendió el citado P. Paz. Siendo muchos los enfermos, 
que acudían á él, y el Convento de Santo Domingo no tan rico, que pudiese 
soportar tanto gasto, se ocurrió á Su Magestad pidiéndole limosna perpetua, 
para la subsistencia de esta casa: y el Rey en vista de esta petición, y de infor- 
me de la Real Audiencia, por cédula del año de 1554, le concedió 600 pesos 
anuales. Quando llegó esta gracia, se estaba levantando el Hospital de San- 
tiago, y el Señor Marroquin propuso al Soberano, que en dicho Hospital se 
podian curar también Indios, pues tenia bastante capacidad. Su Magestad vino 
en ello, y mandó se aplicase á éste la renta, que tenia señalada al de San Alexo. 
Pero no se pudo conseguir, que los Indios se aviniesen á juntarse con los Es- 
pañoles; por lo que fué necesario informar de nuevo al Rey, quien después 
de varias diligencias, que mandó practicar, concedió por ultimo el año de 
1569, 600 pesos anuales al Hospital de S. Alexo; pero siempre encargando á los 
Presidentes procurasen la unión de uno, y otro Hospital. La que por ultimo 
efectuó el Señor Don Enrique Henriquez de Guzman, el año de 1685. El 3- 
Hospital, que es el de S. Pedro, tubo principio el año de 1663. Pues aunque en 
la erección de esta Santa Iglesia Catedral se aplica un noveno y medio de las 
rentas decimales, para fabrica y mantención de un hospital; mas como estas 
en los principios, fuesen tan cortas, que no alcanzaban para el efecto : de 
acuerdo de los Señores Obispos, y el Cabildo, se invirtió el citado noveno y 
medio, en limosnas manuales, que se distribuian los sábados, en la misma Igle- 
sia. Este estilo se observó hasta el año de 1646, en que advirtiendo el Ilus- 
trisimo Señor Don Bartolomé González Soltero, que ya las referidas rentas 
se hablan aumentado bastantemente, para poder hacer las expensas del ex- 
presado hospital, mandó se suspendiese la mencionada limosna: y con el 
dinero, que habia resagado, compró una casa, para edificar el hospital. No 
pudo el Señor Obispo poner en practica sus intentos, porque la muerte le cortó 
los pasos. El Cabildo aguardó por algún tiempo al Sucesor, para poner por 
obra la fabrica del Hospital; pero habiendo muerto en el camino el Obispo 
nombrado, para esta Iglesia: determinó en Cabildo de 16 de Octubre de 1554, 
se diese principio á la expresada fabrica. Y el 3 de Noviembre del mismo año, 
fueron todos los Prebendados, con los Alarifes á trazar el edificio de Iglesia, 
y Hospital. Comenzóse con gran calor á levantar la casa: concluida esta, la 
bendixo el Ilustrisimo Señor Don Fr. Payo de Rivera, y puso la primera piedra, 
para la Iglesia, por Noviembre de 1662. Mientras se edificaba la Iglesia, se 
asignó pieza, que sirviese de Oratorio, y por el mes de Mayo de 1663, se co- 
menzaron á recibir enfermos. Nombró el mismo Señor Don Fr. Payo, con 
consulta del Cabildo, al Señor Don Antonio Alvarez de Vega, Chantre de esta 
Sta. Iglesia, por Rector del Hospital, y á Don Salvador de Nebrixa, por Enfer- 
mero, y Ecónomo de la casa. En lo sucesivo, el Cabildo Eclesiástico, como 
Patrón del Hospital, ha nombrado Prioste, que cuide de la casa é Iglesia. Últi- 
mamente ha mandado el Soberano, se una á los otros dos, y se ponga á cuidado 

128 



de los Religiosos de S. Juan de Dios, , y que lo que sobrare. de las rentas de 
este Hospital, asistidos, y curados los Eclesiásticos, con el esmero, y decencia, 
que pide su carácter, se invierta en los otros enfermos. ^^^ 

El T es el de Nuestra Señora de Betlen. Este fué fundado por el V. S. 
de Dios Pedro de San José de Betancurt, (circunstamcia, que le da su mayor 
lustre), por los años de 1653. En sus principios no fué mas, que una pequeña 
casa de paja, donde el expresado Varón doctrinaba á la juventud, y recogía 
á los pobres conyalecientes. Mas creciendo el numero de estos, hizo dicho 
Santo hombre, sin mas fondos, que su confianza en la Divina Providencia, un 
magnifico Hospital ^^^ y admitió en su compañía otros terceros de San Fran- 
cisco, para que le ayudasen en sus ministerios. Pero no pudo concluir esta 
fabrica el V. Pedro, ni en lo material, ni en lo formal ; porque lo llamó Dios 
á recibir el premio de sus trabajos. Hicieronlos sus hermanos por el mismo 
plan que el habia ideado, construyeron á mas de esto, una suntuosa Iglesia 
que tubo de costo mas de 70 mil pesos. Habiéndose maltratado dicjho Con- 
vento en la ruina de la Antigua Guatemala, se procuró reparar lo mejor, que 
se pudo; y en el Capitulo General que celebró la Religión de Betlen á 1*^ de 
diciembre de 1798, determinó, se establesca un Hospicio, á lo menos de 3 Re- 
ligiosos, que habiten, y conserven dicho hospital, cuya fabrica costó tantos afa- 
nes á su Santo Fundador. También por lo formal perfeccionaron esta obra los 
sucesores del Hermano Pedro. Pues mientras el vivió, se gobernaba en todo, 
el hospital por su dirección ; mas habiendo faltado esta regla viva, y encargado 
en su testamento, ^^^ á Fr. Rodrigo de la Cruz, introduxese en la citada casa 
el Gobierno Monástico, y formase las constituciones acomodadas al instituto 
de aquella congregación : el hermano Rodrigo, de acuerdo con sus compañeros, 
dispuso los Estatutos por donde al principio se gobernó la compañía de Betlen, 
Estas constituciones se hicieron el mismo año de 1667, en que murió el Santo 
Fundador, y fueron confirmadas por el Ilustrisimo Señor D. Fr. Payo de Ri- 
vera Obispo entonces de Guatemala. Formados ya los estatutos, el 25 de 
Enero de 1668, los citados hermanos con asistencia de dicho Prelado, hicieron 
voto de obediencia, y hospitalidad, en manos de Don Pedro del Castillo Dean 
de esta Santa Iglesia. Y continuando los pasos para la perfección de su nuevo 
edificio, el 2 de Febrero eligieron Prelado de la casa á Fr. Rodrigo de la Cruz, 
el mismo á quien el V. Pedro dexó sus veces, quando murió. El 6 del mismo 
mes, dicho Señor Obispo aprobó la forma de habito, que hablan de traer los 
Hermanos de Betlen, á quienes su sucesor el Señor Don Juan Saenz Mañosea 
concedió el uso de Capilla, y Sombrero; pues antes andaban con la Cabeza 
descubierta, á imitación de su Fundador. Este ordenó que el numero de Her- 
manos, que habia de tener el Convento, fuesen 12 en reverencia de los 12 Apos- 



(1) Nota: fuera de estos Hospitales, hubo otros dos en esta Ciudad. El uno llamado de la 
Misericordia, en la Ciudad Vieja: para el que se mandó dar sitio, quando se hizo la fundación de 
dicha Ciudad, en la falda del Volcan el 22 de Noviembre de 1527, y feneció con la expresada Ciudad 
Vieja. El otro intitulado de San Lázaro para Lazarinos, situado á un quarto de legua de la Antigua 
Guatemala, el qual acabó con dicha Ciudad. 

(2) Fué construido este edificio al Oriente del templo de la Escuela de Cristo, cerca del Ca- 
llejón de San Miguel. (V. M. Díaz). 

(3) Nota: este instrumento, que se hallaba confundido con los demás, en el archivo de esta 
Ciudad, ha sido separado, después de mas cien años, por orden de los Señores Capitulares, quienes 

k«n reverencia, de la loable memoria del Siervo de Dios, lo pusieron en quaderno separado, forrado de 
terciopelo carmesi, con sobrepuestos de plata. 



129 



toles, mas las circunstancias de los tiempos han hecho, que á veces sean mas, 
á veces menos. Trasladóse á la Nueva Guatemala, esta casa, donde tiene espa- 
diosa sala, para escuela de primeras letras, hospicio para recibir, y regalar 
peregrinos desvalidos, y enfermería para convalecientes. Antiguamente traian 
sobre sus hombros á los enfermos desde el Hospital de San Juan de Dios al 
suyo, los Hermanos Betlemitas : estilo que se observó desde en vida del Santo 
Fundador; pero que se ha interrumpido con la ruina de Guatemala, En dicha 
Ciudad tenian también á su cargo las dos Capillas de las animas, que fundó 
el Hermano Pedro, y asistian en ellas 2 Religiosos; para pedir limosna, que 
se empleaba en sufragio de las almas del Purgatorio. 

Pero la mayor gloria de este Convento es haber sido cuna de la Religión 
de Betlen. Por cuya razón, el Prelado de la casa de Guatemala tiene titulo de 
Prior, y en caso de muerte del General, recae en el, el Vicariato General, hasta 
la celebración del Capitulo. Y por el mismo motivo, se determinó en el Capi- 
tulo 9- de las Constituciones, que el 1^ Capitulo General se tubiera en esta casa, 
como se verificó el año de 1703 : y en las actas del Capitulo General de México 
de 1730, que aprobó el Sr. Clemente XH año de 1736, se ordenó que en lo de 
adelante, todos los Capítulos Generales se celebren en el citado Convento. ^^^ 
Esta Ilustre Religión, una de las mas observantes, que hay en el dia, cuyos 
principios fueron tan pequeños, como hemos dicho ; se vio en poco tiempo 
extendida por una, y otra America: de suerte, que aun no hablan pasado 4 
lustros después, que se estableció el Gobierno Monástico en el Convento de 
Guatemala, y ya contaba 11 casas; y en el dia tiene 8 Conventos en la America 
Septentrional, y 10 en la Meridional. Ha sido singularmente favorecida de la 
Silla Apostólica, desde su fundación, siendo muy pocos los Summos pontífices, 
que no se han declarado sus Protectores. Pues Clemente X expidió varias 
bulas á favor de los Betlemitas. En la 1' dada a 2 de Mayo de 1672, aprueba 
los primeros estatutos. En otra de 3 de Noviembre de 1674, confirmó de nuevo 
las mismas constituciones, con algunas, que se hablan añadido ; y en dos una 
de 1- y otra de 5 de Diciembre del mismo año, les concedió varios privilegios, 
y señaló Protector de la sociedad Betlemitica. El Señor Innocencio XI erigió 
dicha compañía, en congregación baxo la Regla de S. Agustín, aprobando los 
estatutos nuevamente formados, eximiéndola de la jurisdicción de los Ordina- 
rios, y recibiéndola baxo la protección de la Silla Apostólica, en su Bula de 
26 de Marzo de 1687 : y por otra de 26 de Mayo del mismo año, concedió á 
dicha congregación todas las indulgencias, que goza la Religión de San Agus- 
tín. Últimamente por Breve de 14 de Junio nombró por V Superior General 
de la e^xpresada Congregación á el Hermano Rodrigo de la Cruz, El P. Clemen- 
te XI comunicó á los Betlemitas todos los privilegios, gracias, preeminencias, 
excepciones 8cc. concedidas á los Ordenes Mendicantes, y Congregación de los 
Clérigos Regulares Ministros de los enfermos, por Bula de 18 de Julio de 
1707: por otra de 25 de Marzo de 1710 mandó se observen sin variación los 
estatutos aprobados por Innocencio XI : y por otra de 3 de Abril, erigió en ver- 



-(1) Nota: novísimamente en el Capitulo General, que celebró la Religión de Betlen en Lima, 
el dia 1? de Diciembre de 1808. por la misma razón de ser el Convento de Guatemala casa Matriz de 
la Religión, lo declara por libre, y excento de toda contribución de Provincia; y manda se abra en el 
casa de Noviciado, nombrando por Maestro de Novicios al Vice-Prefecto, que en todo tiempo fuere. 

130 



dadera Religión la Congregación de Betlen: y estas dos constituciones fueron 
confirmadas por otra de 22 de Diciembre de 1715. Benedicto XIII año de 
1725 aprobó las resoluciones del Capitulo General de Lima de 1721. Y en el 
de 1728 determinó, que el Prefecto General pueda convocar á Capitulo Gene- 
ral, y precidír en el : y en otra constitución expedida este mismo año, aprobó 
algunos estatutos de este Orden nuevamente formados, Clemente XII en dos 
bulas, una del año de 1732, y otra de el de 36 confirmó las actas del Capitulo 
General de México de 1730. Últimamente Nuestro Santisimo Padre Pió VI 
concedió á la Religión Betlemitica, que pueda celebrar con oficio y misa pro- 
pria, baxo el rito de 1- clase, la fiesta de Nuestra Señora de Betlen, la Domi- 
nica 3- después de la Epifanía. Muchos son los Varones insignes en Santidad, 
que han florecido en esta exemplar Religión, los mas memorables fuera del 
Santo Fundador, han sido el Rmo. Fr. Rodrigo de la Cruz, Fr. Blas de Santa 
María, Fr. Francisco del Rosario, Fr. Domingo de San Juan, Fr. Francisco de 
la Trinidad &c. &c. 

El 8- es el Colegio de Chrisfo Crucificado, de Misioneros Apostólicos de 
Propaganda fide. Por los años de 1683 llegó á la Vera-Cruz el Reverendísimo 
Padre Fray Antonio Linaz, con una misión de 24 Religiosos destinada á la 
fundación del Colegio de Propaganda fide de la Ciudad de Queretaro, la que 
se efectuó el 13 de Agosto del mismo año. Inmediatamente se repartieron por 
todo el Continente estos Apostólicos Varones; en cuya división, tocaron á 
Guatemala los Venerables Padres Fray Melchor López y Fray Antonio Margil 
(de cuya Beatificación se trata en la curia Romana). Entraron en dicha Capi- 
tal el 21 de Septiembre de 1685 los enunciados Religiosos, y predicaron con 
tanto zelo en todas las Provincias de este Reyno, que consiguieron la reforma- 
ción de las costumbres, la conversión de innumerables pecadores, y la reduc- 
ción de millares de infieles á nuestra Santa Fé : penetrando hasta la Tala- 
manca, en la provincia de Costa-Rica, y hasta el Lacandon, por la de Vera-paz. 
Tan sazonados frutos, producidos por esta misión, encendieron en los corazo- 
nes de los vecinos de Guatemala grandes deseos de tener un Colegio de este 
Instituto, que tan Santos Religiosos procreaba : y movieron á la Provincia del 
Nombre de Jesús, á solicitar su fundación. Con este destino vinieron de 
Queretaro el año de 1697, quatro Religiosos, y juntos con los dos que estaban 
en este Reyno, se hospedaron en el Calvario, ^^^ Ínterin sé les hacia casa, y 
venia la licencia del Rey. Llegada esta en cédula de 16 de Julio de 1700, se 
construyó un convento, é Iglesia de paja, de la qual tomaron posesión el dia 
de San Antonio de Padua de 1701, trayendo en procesión general al Santisimo 
Sacramento, desde la Iglesia Catedral, hasta colocarlo en el pobre Sagrario, 
que tenian preparado en su Iglesita: con lo que se concluyó la fundación del 
Colegio de Christo Crucificado de Guatemala, el 2- de este Instituto que Jiubo 
en la America. Inmediatamente se trató de la obra formal del Colegio, para 
la que dio todo su caudal Don Juan de Langarica: y el día 8 de Septiembre 
de dicho año bendixo, y colocó la V piedra de la Iglesia el Muy Reverendo 
Padre Provincial Fray José González. Aumentóse el Colegio con algunos Reli- 
giosos de la Provincia, que se agregaron, y con esto se trató de hacer elección 
de oficios, que se efectuó el 16 de Septiembre de 1702, la que precidió el citado 



(1) En el Convento, frente al Patio de los laureles. (V. M. Díaz). 

131 



Padre Provincial. Por este tiempo ya habia vuelto de Queretaro, á solicitud 
del Señor Presidente, el Venerable Padre Fr, Antonio Margil, y recayó en él 
la elección de Guardian, teniendo este Colegio la singular gloria, de que un 
Varón tan Santo fuese su 1'=' Guardian. Tiene también esta casa el honor de 
ser Madre del Colegio de Panamá, para cuya fundación, salieron de ella por 
los años de 1781 el R. P. Fr. José Codina, y otro Religioso. Están á cuidado 
del Colegio de Guatemala las Conquistas de la Taguzgalpa, y la Talamanca, 
donde mantiene competente numero de operarios : y á mas de esto, sale todos 
los años una misión de 4 Religiosos, á predicar por las Provincias del Reyno. 
Han florecido en él muchos varones Apostólicos. Como los referidos PP. Fr. 
Antonio Margil, y Fr. Melchor López, el ínclito Mártir de Jesu-Christo, Fr. 
Pablo de Rebullida, que rubricó su predicación con la sangre de sus venas, 
entre los Indios Talamancas, el P. F. Antonio del Águila, y F. Pedro de Iturbide. 
El 9- es la Casa de la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri; 
cuyos principios fueron de esta suerte. Habia una Hermita en la Antigua Gua- 
temala, cuyo titulo según el P. Vasquez, era de la Vera-Cruz, donde oia misa 
un pueblecillo de Indios, que estaban á cuidado de la Religión de San Francis- 
co. Este se extinguió, y la Iglesita tomó el titulo de San Miguel, en ella fundó 
Escuela de Christo el año de 1664, el V. P, D. Bernardino de Obregon, y Oban- 
do, á que asistían muchos vecinos de los principales de Guatemala. Agregá- 
ronse al citado Don Bernardino algunos Clérigos exemplares, como Don José 
Tomiño, Don Juan José de Bedolla, y otros : los que algunos años después, 
fundaron la Congregación del Oratorio Neriana de esta Ciudad, que fue con- 
firmada, por N. S. P. Clemente XI año de 1704, y nombrado 1^ Prepósito de 
ella Don José Tomiño. Habiendo esta Congregación obtenido privilegio de 
hacer misiones, lo estrenó én esta Ciudad por Enero de 1766, y después salie- 
ron algunos de sus individuos, á hacerlas por los pueblos inmediatos á esta 
Capital. Sin embargo de que siempre ha sido corto el numero de los habitan- 
tes de esta casa, habido entre ellos muchos de virtud sobresaliente, y vida 
exemplar. 

CAPITULO VII 

De los Monasterios de Religiosas, Beaterios, y Colegios 

de Educandas 

Cuenta la Ciudad de Guatemala entre sus mas útiles establecimientos 
5 Conventos de Religiosas, 3 Beaterios y 2 Colegios de educandas. El 1*^ Mo- 
nasterio de Religiosas, que hubo en esta Capital, fué el del Máximo Dr. San 
Gerónimo, del Orden de la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora. Soli- 
citó su fundación el Ilustrísimo Señor Don Francisco Marroquin, pero no 
tubieron efecto sus deseos : reservaba el Eterno la Gloria de efectuar tan 
grande obra, al M. Noble Ayuntamiento de esta Ciudad. Este Ilustre Cuerpo 
despacho por los años de 1577, un Comisionado con poderes bastantes, y reco- 
mendación de los Señores Obispo, y Presidente, a la Ciudad de México, á 
suplicar al Señor Arzobispo, concediese algunas Religiosas, que viniesen á 
fundar á esta Metrópoli. Accedió gustoso á tan piadosa petición dicho Princi- 

132 



pe, y señaló 4 Religiosas del Convento mas antiguo de la citada Orden, perso- 
nas de laH- nobleza de aquella Ciudad, y de eminente virtud, cuya superiora 
se llamaba Sor Juana de San Francisco, y las compañeras Sor Catarina Bau- 
tista, Sor Helena de la Cruz y Sor Ynes de los Reyes : nombrando por su Vi- 
cario, y Confesor de dichas Religiosas al Bachiller Alvaro Garcia Calderón, á 
quien el mismo Ilustrisimo Señor las entregó el dia 12 de Noviembre del refe- 
rido año de 1577. Salieron de aquella Corte con lucido acompañamiento del 
Señor Arzobispo, la Inquisición, ambos Cabildos y todo el pueblo. El M. N. 
Ayuntamiento de esta Ciudad nombró un Comisionado que fuese á cumpli- 
mentarlas de su parte á ocho jornadas en esta Capital. Llegaron á Guatemala 
el dia 1^ de Febrero de 78, como consta del instrumento autentico de esta fun- 
dación, y en el Pueblo de Jocotenango, contiguo a la Ciudad, dieron las quatro 
Fundadoras la obediencia al Señor Obispo de Guatemala: de aqui fueron 
conducidas en 2 literas a la Santa Iglesia Catedral, y después á su Convento. 
Inmediatamente comenzaron á tomar el habito algunas de las muchas niñas, 
que anhelaban por los votos religiosos : y el 15 de Febrero de 1579 se hizo con 
la mayor Solemnidad la 1- profesión en manos del Ilustrisimo Señor Obispo 
Don Fr. Gómez Fernandez de Cordova: y fueron tantas las jóvenes que si- 
guieron este exemplo, que en el espacio de un siglo, se consagraron á Dios 
con votos solemnes 339. Y aunque en los tiempos siguientes no han sido tantas 
las que han entrado en este Convento, sin embargo, se cuentan 566 profesas 
en el hasta el año de 1805. De esta ilustre casa salieron quatro Religiosas, el 
año de 1609 á fundar el Convento de Santa Catarina Mártir de esta Ciudad, 
cuya Prelada fué la R. M. Elvira de San Francisco. Y el de 1610 salieron 
otras tres á fundar el de la Encarnación de Ciudad Real de Chiapa ; llevando 
por Prelada á la R. M. Maria de la Concepción, la 1- que profesó Religiosa en 
Guatemala. Resultaron grandes utilidades a la Ciudad de Guatemala de 
dicha fundación: pues á mas de las muchas niñas que profesaron el estado 
Religioso en este Convento, que ha habido tiempos, en que tenga 200 Religio- 
sas; se recogian también en el innumerables jóvenes, ya de pupilas, ya de 
sirvientes, en cuyo asilo conservaban su pureza libre de los insultos, que tan 
frequentemente se hacen en el mundo á dicha virtud. En esta forma se man- 
tubo el expresado Monasterio, hasta la ruina de la Antigua Guatemala; mas 
habiéndose destruido el vastísimo convento, que tenian estas Religiosas, parte 
por falta de habitación para tantas personas, parte por fomentar el espíritu 
de recogimiento, se determinó que viviesen solas las Religiosas, en rigurosa 
vida común, como se conservan hasta el dia. 

El 2^ monasterio se intitula de Santa Catarina Mártir. Eran tantas las 
personas, que hablan tomado el habito de la Consepcion, en el Convento de 
San Gerónimo y tantas las que lo pretendían vestir, que pareció conveniente, 
por los años de 1606, fundar otra casa del mismo Instituto : para este efecto 
se sacaron 4 Religiosas del 1°, todas emparentadas con las primeras familias 
de Guatemala, y las mas sobresalientes en virtud : nombróse Prelada á la R. 
M. Elvira de San Francisco (oficio que como fundadora, exerció hasta su 
muerte, por el largo tiempo de 40 años : y á que se hizo acreedora, por el sin- 
gular espíritu de retiro, y encerramiento, que se observó en ella desde su 
puericia, siendo la primera, que entró de pupila en el Convento de San Gero- 

133 



nimo, de solos 6 años de edad). 1° se puso este Convento en el sitio, donde 
estubo después el de San Agustin; mas pareciendo al Señor Obispo Don Fr. 
Juan Cabezas incomodo el lugar, para la conservación, y aumento de dicho Mo- 
nasterio ; lo pasó al parage, donde permaneció hasta la ruina de Guatemala: 
cuya traslación se hizo el 10 de Mayo de 1613, dia de la Ascensión del Señor, 
con asistencia de los dos Cabildos, y la Real Audiencia; y el Señor Obispo 
entonó la 1- hora del oficio Divino. Se construyó á expensas de Alonso de 
Cuellar la Iglesia formal, que se extrenó el 15 de Septiembre de 1647; trajose 
al Santisimo Sacramento de la Catedral en solemnisima Procesión, y se cele- 
bró por 8 dias la dedicación de dicho templo, cantando la Misa el 1° dia el Se- 
ñor Obispo Don Bartolomé González Soltero, y los dias siguientes las Comu- 
nidades Religiosas. Arruinado este Convento el año de 1773, se trasladaron 
las Religiosas á la Nueva Guatemala el de 1780. 

Por los años de 1610, siendo Provincial de los Religiosos de Santo Do- 
mongo, el Fr. Alonso Garcia, intentó fundar Convento de Religiosas de su 
Orden, con el titulo de Santa Catarina de Sena. Comenzó á edificar la casa, 
frente del de Santo Domingo, y €l año de 1615, en el Capitulo, que celebró la 
Provincia de San Vicente, se aceptó por casa de la Orden, la de Sta. Catarina de 
Sena, y se señalaron fundadoras para ella en Oaxaca; pero no tubo efecto la 
fundación, sin que se sepa el motivo. 

El 3° es el de Señor San José, de Carmelitas Descalzas. Tubo principio 
por los años de 1677, en que llegaron á Guatemala 3 Religiosas de este Orden, 
que trajo de Lima para fundadoras el Venerable Padre Don Bernardino de 
Obando. Entraron en esta Capital el 25 de Mayo de dicho año, y se deposi- 
taron en el Convento de Santa Catarina Martyr, por no estar acabado el suyo. 
En el permanecieron hasta el 29 de Septiembre, en que ya concluido su Mo- 
nasterio, se llevaron á él en solemnisima procesión desde la Catedral : función 
á que asistieron el Clero, Religiones, y Real Audiencia, trayendo el Señor 
Obispo al Santisimo Sacramento, y el Clero á las imágenes, de Señor San 
José, y Santa Tereza. Luego que llegó la procesión, á la nueva Iglesia, se 
colocó en ella al Santisimo Sacramento, cantó su Ilustrisima misa Pontifical, 
en que comulgaron las tres fundadoras, y después las puso en posesión de su 
Convento. Dichas Religiosas se llamaban. Sor Ana de San Juaquin Priora, 
Maria de la Asunción Supriora, y Maria Geronima de San Juan Tornera. 
La Iglesia formal de este Convento no se comenzó á edificar, hasta el año de 
1683, en el que el dia 17 de Agosto bendixo y puso la 1- piedra el Señor Don 
Fr. Andrés de las Navas Obispo de Guatemala, con asistencia del Noble 
Ayuntamiento y Real Audiencia. Concluida la fabrica de la Iglesia, la bendixo 
el Señor Obispo el 12 de Abril de 1687, el mismo dia por la tarde colocó al 
Santisimo Sacramento, que traxo de la Catedral en procesión, y el siguiente 
dia predicó en la fiesta del estreno del citado templo. Continuóse por 8 dias 
la celebridad, en que ocuparon por su orden altar, y pulpito las sagradas Re- 
ligiones. ^^^ Hallábase el Convento de estas Religiosas muy maltratado, con la 



(1) Véase la nota novena, del tomo II, página 7, donde se dan más detalles sobre el particu- 
lar. (V. M. Díaz). 

134 



repetición de temblores, que habia sufrido, quando entró de Obispo de Gua- 
temala el Ilustrisimo Señor Don Fr. Pedro Pardo de Figueroa, y este Principe 
lo reforzó en parte, y en parte lo renovó. 

El 4- es el de las Religiosas de Santa Clara, que tiene por titular á 
Nuestra Señora de los Dolores. Deseaban muchas personas hubiese Monas- 
terio de este Instituto en Guatemala, y para su fundación, habia dexado su 
casa, y bienes Doña María Ventura de Arríbillaga, Viuda virtuosa. Púsose 
dicha casa en forma de Convento, con la Clausura necesaria; se edificó una 
pequeña Iglesia; y conseguida la Ucencia del Rey, y de la Orden: el Provincial 
que en este tiempo era el Muy Reverendo Padre Fray Juan Bautista Alvarez 
de Toledo, envió algunos Religiosos á México, pidiendo al Rmo, Padre Comi- 
sario General que de los Conventos de Monjas de su jurisdicción, asignase 
Religiosas que viniesen a fundar á esta Ciudad. Accedió gustoso el padre 
Comisario a la petición del Provincial, y de las muchas Monjas, que se ofre- 
cieron para tan Santa obra, eligió seis del Convento de la Puebla de los Ange- 
les, y nombrando por Prelada á la Madre Micaela de la Concepción, salieron 
de dicha Ciudad el 19 de Octubre de 1699. El citado Comisario que venia á 
hacer Capitulo á esta Metrópoli, quiso acompañar á las Religiosas, y llegó toda 
esa comitiva á Guatemala, a fines de Diciembre. ínterin se disponía la entrada 
solemne en su convento, se pusieron en el de la Purísima Concepción: y en los 
pocos dias, que estubieron en el, enfermó, y murió una de las nuevas fundado- 
ras, llamada Maria de la Asunción. El 14 de Enero 1700, dia del Dulcísimo 
Nombre de Jesús, pasó la Comunidad de San Francisco al convento de la Con- 
cepción, é incorporadas en ella las cinco fundadoras, y dos niñas^ que estaban 
próximas á abrasar el Instituto, se encaminaron á la Catedral, donde las espe- 
raba el Cabildo Eclesiástico, Clero y Religiones : desde aqui se ordenó la pro- 
cesión, en que se llevaba el Santísimo Sacramento, y las imágenes de San 
Francisco, y Santa Clara llegó esta á la nueva Iglesia, y puestas las Monjas 
en posesión de su Convento, cantó la misa un Señor Prebendado. ^^^ Inme- 
diatamente se solicitaron limosnas, con que se emprendió la fabrica de casa 
formal, que se concluyó en el termino de dos años. En la ruina, que padeció 
esta Ciudad el año de 1717, se refugiaron las Religiosas de Santa Clara en el 
pueblo de Comálapan, que estaba á cargo del orden de San Francisco, hasta 
que pasó la fuerza de los temblores. El dia 11 de Agosto de 1734, estrenaron 
las referidas Religiosas una muy primorosa Iglesia, que costeó el Señor Pre- 
sidente Don Antonio de Echevers. Dicho dia, se sacó en procesión de la Cate- 
dral al Santísimo Sacramento, asistieron á esta función el Señor Obispo, Au- 
diencia, los dos Cabüdos, Clero, y Religiones : iba en ella por delante la Religión 
de San Francisco, seguía la de la Merced, que llevaba la efigie de San 
Francisco, la comunidad de Predicadores á la Imagen de Santa Clara, dentro 



(1) Aunque hasta este tiempo se verificó la fundación del Convento de Santa Clara; consta 
por los libros de Cabildos del Noble Ayuntamiento de esta Ciudad, que muchos años antes, hubo en 
ella un Beaterío, intitulado de Santa Clara, donde vivian en recogimiento muchas mugeres pobres, 
y virtuosas: y también servia á la justicia ordinaria, para depositar algunas mugeres, que se nece- 
sitaba poner en custodia. En cabildo de 17 de Noviembre de 1684, se determinó, que en atención á 
la utilidad, que resulta á esta Metrópoli del expresado recogimiento, se den 1000 pesos para su reedi- 
ficación, con la precisa condición, de que la justicia Ordinaria siga haciendo en el sus depósitos, 
conforme á la intención de la fundadora, que dio el sitio para dicho Beaterío. No sabemos otra cosa 
sobre la historia de este recogimiento, ni sobre su fin. 

135 



de un águila real muy curiosa; y el Clero á Nuestra Señora de los Dolores: 
hizo estación en dos vistosos altares, que- pusieron en el transito, dos de 
los Señores Oydores, y se celebró el estreno en los tres dias siguientes, en 
que ocupó altar y pulpito, el Cabildo Eclesiástico, la Religión de Santo Domin- 
go, y la de la Merced. Por motivo de los temblores, que arruinaron la Anti- 
gua Guatemala el año de 1773, se vieron precisadas estas Monjas á abandonar 
su Convento : retiráronse á la hacienda llamada de Canales, donde permane- 
cieron hasta el año de 76, que se traxeron al Convento provisional, que se les 
hizo en la Nueva Guatemala: y por Julio de 95 se trasladaron al formal; pasa- 
ron dichas Religiosas de la una, á la otra casa en forlones, acompañadas de los 
Señores Arzobispo, y Presidente. Es el Rey Patrón de este Monasterio, por 
cuya razón, hay en el 4 becas para hijas y descendientes, de los SS. Ministros 
de la Real Audiencia. 

El S*' es de Religiosas Capuchinas, cuya titular es Nuestra Señora del 
Pitar, Esta fundación la solicitó, el Señor Obispo Don Fr. Juan Bautista Al- 
varez de Toledo, y previno la casa, y algunos aperos para dicho Monasterio; 
pero ya habia muerto el citado Principe, quando vinieron de España las fun- 
dadoras. Estas se eligieron del muy Religioso Convento de Capuchinas de 
Madrid : y de orden del Excelentísimo Señor Don Diego de Astorga, Arzobispo 
de Toledo, se entregaron al Presbítero Don Luis de Coello y Gaytan, para que 
las conduxese á esta Ciudad, en 17 de Abril de 1725. Llegaron á Guatemala 
este mismo año, y las salió á recibir toda la Nobleza. Por no estar concluido 
su Convento, se hospedaron en el de Carmelitas, donde permanecieron, hasta 
el 20 de Marzo de 26, en que se efectuó la fundación. El dia antes por la tarde 
su Señoría el Ilustrisimo Señor Dr. D. Nicolás Gómez de Cervantes, bendixo 
la Nueva Iglesia y Convento, y reconoció la clausura: y el referido dia 20, 
pasó dicho Señor Obispo al Convento de Carmelitas, y sacando á las citadas 
fundadoras, las conduxo en forlones á la Santa Iglesia Catedral, donde reves- 
tido de Pontifical, tomó en sus manos al Santísimo Sacramento, y lo llevó en 
procesión general á la Iglesia del nuevo Convento : en cuya función, iban las 
5 Capuchinas entre el Clero Secular. Habiendo llegado la procesión á la 
expresada Iglesia, se colocó al Santísimo Sacramento, y se dio posesión del 
Convento á las Religiosas : su Ilustrisima les hizo una breve platica espiritual, 
con lo que se concluyó este acto. Hecha la fundación, se trató de proceder á la 
elección de oficios : á este efecto, pasó el Señor Obispo, á la referida Iglesia, 
el dia 28 de Marzo del mismo año de 1726 : y juntas las Religiosas en el coro 
baxo, eligieron canónicamente por Abadesa á la M. R. M, Sor Maria Luiza, 
que lo habia sido del Convento de Madrid, y habia venido de Prelada por el 
camino: para Vicaria, á la R. Madre Sor Maria Serafina: para 1- Tornera, 
á la M. Maria Bernardina: para 2- Tornera, á la M. Maria Monica: y para 
Maestra de Novicias, á la M. Maria Magdalena, A el Ilustrisimo Señor Cer- 
vantes, sucedió en la Silla Episcopal de esta Diócesis, el Sr. Dr. D. Juan Gómez 
de Parada, quien edificó á sus expensas un magnifico Convento, é Iglesia á 
las Madres Capuchinas. Esta obra se concluyó á principios del año de 1736; 
el 25 de Enero consagró S. lima, la Iglesia; y por Marzo del mismo año trasladó 
á las expresadas Religiosas á su nueva casa; función, que se hizo después de 
media noche, para evitar ruidos. El año de 1743, salieron de este Monasterio, 

136 



4 Religiosas, á fundar el de Oaxaca. Habiéndose maltratado, asi este, como 
los otros Conventos de Guatemala con los temblores del año de 1773, el Señor 
Arzobispo Don Pedro Cortez y Larraz acomodó á las Monjas Capuchinas, 
Carmelitas, y á las de la Concepción, Geronimas, y Catarinas (que están baxo 
la jurisdicción del ordinario) en Conventos de paja, que levantó á su costa, 
en una chacra inmediata á la Antigua Guatemala. En estas casas se mantu- 
bieron hasta el año de 1779, que fueron trasladadas á la Nueva Guatemala. 
En esta Capital concluyó el Templo de Capuchinas, y lo consagró el 7 de 
Agosto de 789, el Señor Arzobispo Don Cayetano Francos Monroy, y en el 
están depositadas sus cenizas, Ínterin se acaba la Catedral. ^^^ 

Los tres Beateríos, que tiene esta Ciudad, dos son del Orden de Santo 
Domingo, el uno intitulado de Santa Rosa de Lima, para gente blanca; y el 
otro llamado de Nuestra Señora del Rosario, para Indias: el 3*^ es de Betlemi- 
tas. El Beaterío de Nuestra Señora del Rosario, aunque fué el ultimo, que 
tomó la forma de tal, y sus Beatas las postreras, que vistieron habito, y se 
sujetaron á la observancia de la Regla de la 3- Orden de Santo Domingo; 
fué el V que se fundó en esta Ciudad. Díó ocasión á su establecimiento, el 
haber remitido la Serenísima Emperatriz Doña Isabel, por los años de 1546, 
á la Nueva España algunas Dueñas Devotas con el destino de fundar en las 
Ciudades, y Lugares principales, casas de recogimiento, donde fuesen educa- 
das algunas indizuelas, y se les instruyese en los oficios mugeriles. A 
imitación de estos colegios, establecieron los Religiosos de Santo Domingo el 
de Guatemala; pero con mejor éxito, porque los del Reyno Mexicano, muertas 
las Dueñas, que vinieron de Castilla, se fueron extinguiendo; quando el nues- 
tro permanece hasta el dia, con notables auges. Los buenos efectos, que 
produxo este recogimiento, hicieron que se fundaran otros, en algunos pueblos 
vecinos de Guatemala, que llamaron casas del Rosario; pero habiendo recla- 
mado los Oficiales Reales, representando el menoscabo, que de dichas casas 
resultaba á los tributos, se despoblaron los citados colegios, por los años de 
1580: quedando solo el de Guatemala, El que en cédula de 9 de Septiembre 
de 1676, mandó S. Magestad se conserve y fomente, y que no se cobre tríbuto 
á las Indias, que permanecieren en el, sino que antes se les ayude, y ampare 
en todo lo que hubieren menester. Y á mediado este siglo 18^, ó poco después, 
concedió la Real piedad á este Beaterío una pensión anual de 500 pesos para 
sus alimentos. En esta forma se mantubo la enunciada casa hasta el año de 
1771, viviendo en el competente numero de indias, con gran recogimiento, 
pues no sallan sino es en comunidad, á oir misa á la Iglesia de Santo Domingo, 
y en una devota procesión, que salia de la Parroquia de la Candelaria, iban 
acompañando á Nuestra Señora y cantando el miserere. Pero desde el expre- 
sado año de 1771, visten el habito, y observan la Regla de la tercera Orden de 
Santo Domingo, hacen profesión, y guardan clausura. Esta mudanza no 
agradó á Nuestro Católico Monarca, que en cédula de 22 de Mayo de 1783, 
manda se redusca el Beaterío á su primitivo estado de casa de enseñanza, que 
en adelante ninguna haga profesión : que se señale el numero de Maestras, 
que se juzgue conveniente, y el de educandas, que se puedan admitir: que las 



(1) Los restos del ilustre prelado reposan aún en la iglesia de Capuchinas, cerca del altar 
mayor. (V. M. Díaz). 

137 



indiecitas, que se reciban sean de 7 á 12 años de edad, y se conserven en el 
colegio, hasta la de 20, ó 22 : y que dicho Colegio esté sujeto al Ordinario, 
aunque los Religiosos Dominicos podrán, como antes, asistirlas en lo espiritual. 
Han florecido en esta casa, muchas Indias, entre las quales es digna de espe- 
cial mención, la Venerable Francisca de Santo Domingo, que fué electa Madre 
de dicha casa el año de 1586: Matrona admirable en el exercicio de todas las 
virtudes, en extremo penitente, y muy favorecida de Dios. 

El 2- Beaterío fué erigido por Doña Maria Gómez, Señora de gran 
virtud. Aunque no se sabe ei año de su fundación, es creíble, fuera poco 
después del de 1580: pues de 5 de Noviembre de dicho año, es la fecha de la 
escritura de compra del sitio, en que se estableció. Primero tubo por Titular 
á Santa Catarina de Sena; pues el citado año de 1580, aun no habia nacido 
Santa Rosa de Lima, mas asi que esta Gloriosa Americana fué colocada en 
el Catalogo de los Santos, la tomó por Patrona. En sus principios no tenia 
mas actos de Comunidad, que ir á misa á la Iglesia de Santo Domingo, donde 
rezaban una parte del Rosario : á las 11 de la mañana rezaban otra parte en 
su Oratorio, y tenian lección espiritual : y por la noche rezaban la 3- parte, y 
hacian oración mental. Por los años de 1686, ó poco después, se estableció 
el que rezaran el oficio menor. A principios del siglo 18*^, habiéndose edificado 
la casa en forma de Convento, con todas sus oficinas, comenzaron á comer 
en refectorio. Era tal la religiosidad, y virtud, con que vivian las Beatas de 
Santa Rosa, á fines del siglo 17°, que merecieron hiciera de ellas los mayores 
elogios el V. S, de D. Fr. Antonio Margil, quien solia decir: las Rosas, las 
Rosas verdaderamente sirven á Dios, y no tiene Guatemala recogimiento como 
él. Crianse en esta casa, algunas niñas de la 1- nobleza de esta Ciudad, y se 
les enseñan los oficios propios de su sexo, la Doctrina Cristiana, y todo genero 
de buena crianza. Por los años de 1766, á petición de las mismas Beatas, se 
les puso clausura, conforme á la ponstitucion de San Pió V. Y el de 1771 el 
Provincial de Santo Domingo, baxo cuya dirección hablan estado desde su 
fundación, las entregó al Ordinario. En el dia tiene este Beaterío algunas 
rentas, muy decente Iglesia, y Convento capaz, para las Beatas, y algunas 
educandas. Hay también en él, escuela, donde aprenden á leer, cocer, y 
bordar muchas niñas de las primeras familias de Guatemala. En esta casa 
murió en grande opinión de Santidad, por los años de 1691 la Hermana 
Catarina de Jesús: de cuya invicta paciencia, y admirables virtudes, se dá 
alguna noticia en la vida de Doña Ana Guerra, Madre de tan Santa hija. 

El 3- Beaterío es el de Betlen. Habiendo el Venerable Pedro de San 
José prohibido rigurosamente, el que se admitiesen en su hospital mugeres, 
por evitar los pecados, que de estas méselas se siguen, discurría solicito Fr. 
Rodrigo de la Cruz, (que con el empleo, habia heredado la Caridad del Santo 
Fundador,) como sin quebrantar tan acertada determinación, podrían exten- 
derse las asistencias de los Betlemitas á las pobres mugeres ; por lo común 
mas desvalidas, y necesitadas. Quando asi vacilaba este Caritativo Varón, 
pensando el modo de socorrer á las pobres comvalecíentes del sexo femenino, 
el Eterno le allano el camino, y llevo de la mano á la execucion de sus santos 
deseos. Doña Agustina Delgado, y su hija Doña Mariana de Jesús, viudas 
nobles y virtuosas llamaron á Fr. Rodrigo, y le manifestaron los deseos, que 

138 



tenían de dedicarse a la asistencia de los pobres convalecientes, y servirles 
en todo lo que conduxese á su salud y regalo. No se podia hacer á este santo 
hombre propuesta mas plausible : asi poniendo manos á la obra alquiló una 
casilla cerca del hospital, donde comenzaron á exercer la hospitalidad las 
citadas Matronas, acia el año de 1670. Poco después dos Caballeros piadosos 
costearon la fabrica de enfermerías, y habitación para las Beatas : y de esta 
suerte quedo concluida la casa. Con la misma prosperidad, que en lo material, 
se perfeccionó en lo formal este espiritual edificio : porque con el buen 
exemplo de las expresadas Señoras, se animaron otras á abrasar el mismo 
Instituto, de suerte, que apoco tiempo, ya se contaban 13 hermanas en el 
Beaterío : las que de su voluntad, se reduxeron á perpetua clausura. Vestían 
dichas Beatas el habito de la 3- Orden de San Francisco; pero habiéndose 
ofrecido algunas desavenencias con el Padre Provincial, se presentó el Herma- 
no Francisco de la Trinidad, Prefecto del Hospital de Betlen, al Ilustrísímo 
Señor Don Juan de Ortega, y Montañez, Obispo de Guatemala, pidiéndole 
licencia, para que las Hermanas de Betlen usasen el mismo habito, que los 
Hermanos. Accedió gustoso este Príncipe á la expresada suplica: y atendiendo 
á la debilidad del sexo, les dispensó el que rezasen los Maitines á medía 
noche : única diferencia, que se nota entre la vida de las Beatas, y la de los 
Betlemitas. Para que el citado establecimiento tubíese firmeza, alcanzó el 
zelcso Fr. Rodrigo de N. S. Padre Clemente X, Breve de confirmaciones : con lo 
que quedó esta obra enteramente prefeccíonada. Por mas de 110 años perma- 
necieron las fervorosas Betlemitas sirviendo á las enfermas, y buscando con 
la labor de sus manos, lo que necesitaban para su subsistencia; mas reflexan- 
do, que el atender á sus indigencias temporales, les habia de causar alguna 
distracción en el servicio de Dios, y de las pobres : se acordó, que las que 
tomasen el habito en lo sucesivo, diesen dote, para su mantención, y asi se 
practica hasta el dia. Últimamente para ajustarse mas al Instituto, el año de 
1781 abrieron escuela publica, en que enseñan á leer, y cocer á las personas 
de su sexo. Sin embargo de ser tan patentes, las utilidades de este Instituto, 
no se ha propagado, como correspondía; pues en cerca de un siglo no hubo 
mas casa de el, que la de Guatemala; y después no se ha fundado otra que 
la de México. Y aunque en muchos lugares del Perú, tienen los Betlemitas 
hospitales de mugeres, estos están enteramente separados de los Comentos, 
y son servidos por personas seculares, del mismo sexo, baxo la dirección de 
un Religioso Anciano, y con asistencia de un Capellán : precisas condiciones 
con que aprobó dichos establecimientos, el Señor Benedicto XIII, en su cons- 
titución de 13 de Septiembre de 1728. 

Tratase de fundar en Guatemala, otro Beaterío de la 3- Orden de San 
Francisco, cuyas Beatas, han de ser Mulatas, y á mas de la Regla de dicha 
Orden deben observar, por disposición del fundador, todos los viernes del 
año, el mismo silencio, y recogimiento, que guardan los otros Monasterios el 
viernes Santo : y también estarán obligadas á velar delante del Santísimo 
Sacramento los citados viernes de todo el año, desde las cinco de la tarde del 
Jueves, hasta las tres de la tarde del viernes. 

139 



El Colegio de la Presentación de Nuestra Señora, fué el primer asilo, 
que tubo en Guatemala el devoto sexo. Fundóse á solicitud del Ilustrisimo 
Señor Don Francisco Marroquin 1- Obispo de esta Diócesis. Este zeloso 
Pastor viendo las muchas doncellas pobres que habia en esta Ciudad, y que 
algunas de ellas no podian colocarse en el estado conyugal por falta de dote, 
y otras por no inclinarse á dicho estado, hizo patente al Rey la necesidad, que 
tenia esta Metrópoli de un recogimiento, para educación de niñas. S. Ma- 
gestad en cédula de 17 de Abril de 1553, pidió se le informase sobre el asunto: 
y de resulta de los informes, que se le hicieron, dio providencia, para que se 
edificase el expresado Colegio, señalando efectos para ello, como se verificó: 
y en el se recogieron muchas niñas, baxo el gobierno de dos Señoras pru- 
dentes, y caritativas : siendo esta casa de grande utilidad, y como un alma- 
cigo, de donde se trasplantan á otros estados frondosos pimpollos. El Señor 
Obispo Don Fr. Juan Ramírez dexó una Capellanía de mli tostones para dicho 
Colegio, y otras personas piadosas hicieron algunas mandas, con lo que se 
fueron adelantando sus rentas. Entre estas son dignos de especial mención los 
generosos y piadosos Caballeros D. Francisco de Santiago, Juan de Cueto, y 
Christoval de Solís, que fincaron 35 mil tostones para sustento de las niñas, 
que se recogen en el. Las constituciones que se formaron, para el régimen 
de esta casa, merecieron la Real confirmación en cédula de 7 de Octubre de 
1592. Mas quando estaba mas floreciente tan útil establecimiento, fué redu- 
cido á cenizas por un incendio, el año de 1635. Volvióse á levantar la casa, 
pero habiendo la justicia depositado en ella algunas mugeres de mala vida, 
insensiblemente se convirtió en clausura de penitentes, el que era seminario 
de inocentes. En esta forma se hallaba á fines del siglo 17- En el siguiente 
ha vuelto á su antiguo destino, y sus rentas se han aumentado ; y á mas de las 
jóvenes, que viven recogidas en el, ocurren muchas niñas á aprender la Doc- 
trina Christiana, leer, escribir, cocer, y demás oficios mugeriles, que se les 
enseñan con esmero, y caridad en este Colegio. 

No pudiéndose ya admitir educandas en los dos Conventos del Orden de 
la Concepción de Nuestra Señora; y por otro lado no siendo suficientes los 
Beateríos, y el Colegio de ía Presentación, para las muchas niñas, que desea- 
ban recogerse: se fundó otro Colegio el año de 1796 en el Convento, que des- 
ocuparon las religiosas de Santa Clara : y por haberse hecho dicha fundación, 
el dia¿ de Julio, se intituló esta casa de la Visitación de Nuestra Señora. 

CAPITULO VIII 
De las Terceras Ordenes, y Cofradías, que hay en Guatemala 

Aunque por lo común, siempre se ven en esta Ciudad personas, que 
vistan el habito de las Ordenes Terceras de Santo Domingo, San Agustín, y 
Nuestra Señora de la Merced; pero solo las de San Francisco, y Nuestra Se- 
ñora del Carmen, han tenido suficiente numero de individuos, para formar 
comunidad. La de San Francisco tubo principio por los años de 1613 ; y no 
habiéndose fundado la citada Tercera Orden en México, Puebla de los An- 
geles, y Zacatecas hasta el año siguiente; hay motivo de creer, que la mas 

140 



antigua del continente Americano fué la de Guatemala. El I*' Tercero fué 
Don Bartolomé Martinez del Anillo, quien tomó el habito el dia 14 de Diciem- 
bre de 1613, y profesó el 21 del mismo mes de 1614. Acto que se hizo con la 
mayor solemnidad, asistiendo á el toda la Comunidad de San Francisco, y 
gran concurso de gentes de todas clases. El año de 1615, se conmenzó á dar 
el habito de este orden á las mugeres, siendo la 1- que lo vistió Doña Inés de 
Calderón, Señora de las familias mas distinguidas de esta Ciudad. Y el de 
1617 se hizo la 1- elección, en que fué hecho Hermano Mayor Ministro de la 
3- Orden, el Hermano Bartolomé Martinez del Anillo. Por este tiempo se 
elegían cada año los 
oficiales de la Tercera 
Orden; en el dia es vi- 
talicio el empleo de 
Ministro, y por lo re- 
gular lo obtiene, alguna 
persona del clero secu- 
lar : no desdeñándose 
de servirlo los primeros 
sugetos de el. Tenia 
este Venerable Cuerpo 
en la Iglesia de San 
Francisco de la Antigua 
Guatemala, una muy 
decente Capilla, donde 
celebraba sus funcio- 
nes. En la Nueva Ciu- 
dad la tiene tan her- 
mosa y capaz, que ac- 
tualmente está sirvien- 
do de Iglesia á la Re- 
ligión de S. Francisco. 
^ Habiéndose ofrecido al- 
gunas dudas en la Cu- 
ria Eclesiástica sobre 
las facultades, con que 
se fundó dicha Tercera 
Orden; esta para quitar 

todo escrúpulo, ocurrió á la Silla Apostólica, solicitando las licencias necesarias, 
para revalidar su fundación: y con ellas, el Señor Provisor, de acuerdo con el 
Padre Provincial de San Francisco, instituyó, y fundó de nuevo la citada Ter- 
cera Orden el año de 1776. 

La Tercera Orden de Nuestra Señora del Carmen se estableció en 
esta Metrópoli, por los años de 1741. Pues aunque desde el año de 1726, en 
26 de Febrero expidió patente el R. P. Provincial de Carmelitas de México 
Fr. Martin de la Madre de Dios, en que concedió facultad al Prioste de la 




EJYmoy Rmo^r.Dn.FrJuanCavezas Altamiranonai.'á Zamora delorn- 
dotoDom. Obpo día StaYg'dCuba Dromov.''aeSTa d Guateen 2o,. dM 
zo (ÍJQo..llegb eIdJGJZ.govcrno' hüsta Dic .M J6J J: ó faJl'cleao Obpo d A 
rf quipa está sepult." en esta Sia Ye ' Sé nombren su luP.' al Sr. Dr D n . Pedr. 
VaJencia Chant.dLima.y antes dvenirfucpromov.°alObpfldo¿ la Paz po 
ctM cau sa fui- Wecto W 5r.Dn Ad! Veía Sarnif Dean d M ex ".no acep', y í* di 8¡o' a) ' Y 



(1) Véanse las páginas 
(V. M. Díaz). 



150 y 151 de este tomo, donde el autor da otros datos sobre el Car- 



141 



Cofradía del Santo Escapulario de Guatemala, para fundar Tercera Orden, 
y en virtud de ella se dio el habito á algunas personas ; mas no se formalizó 
dicha erección hasta el expresado año de 1741, en que habiendo ya competente 
numero de Hermanos, el Padre Prioste Don Manuel de Pineda y Morga 
ocurrió al Señor Obispo de esta Diócesis Don Fr. Pedro Pardo de Figueroa, 
suplicándole hiciese la citada fundación : y su Ilustrisima habiendo precedido 
todas las formalidades, que por derecho se requieren, en auto de 18 de Mayo 
de 1741, erigió, y fundó dicha Tercera Orden de Nuestra Señora del Carmen, 
mandando se ocurriese al Padre Provincial de Carmelitas por la confirmación 
de la expresada fundación. Era por este tiempo Vicario Provincial el R. P. 
Fr. José de San Miguel, quien expidió patente de 3 de Octubre del mismo 
año, aprobando, y ratificando todo lo hecho. Esta Venerable Comunidad á 
mas de las funciones, y exercicios espirituales, que hace en su Iglesia, ha 
acostumbrado desde su fundación salir en todas las procesiones generales, 
lo que no ha hecho la de San Francisco. Intentó esta el año de 1777 asistir 
á la procesión del Corpus de la Santa Iglesia Catedral, en lugar preferente 
á aquella; mas habiendo probado la del Carmen la posesión, en que estaba 
de salir en semejantes actos inmediata á las comunidades Religiosas, ganó 
sentencia favorable en el juzgado Eclesiástico, 

Pasan de 30 las Cofradías, que hay en las Iglesias de la Ciudad de 
Guatemala : pero no intentamos dar razón, sin o es de las mas famosas. La 
1' de que se tiene noticia, es la de la Inmaculada Concepción de Ntra. Sra. 
De ella se hace mención en los Cabildos, que tubo el Noble Ayuntamiento de 
esta Ciudad en 27 de Noviembre 1527, en 9 de Noviembre de 1530, y 4 de 
Mayo de 1534. No sabemos si dicha Hermandad, se trasladó de la Ciudad Vie- 
ja, á la Antigua Guatemala; lo cierto es, que en la Iglesia Parroquial de la 1' 
y en la de San Francisco de la 2' ha habido Cofradía con el expresado titulo. 
A esta ultima concedió varias indulgencias Nuestro Smo, Padre Paulo V. 
Y estando casi extinguida con la ruina de la Antigua Guatemala, se ha resta- 
blecido en la Nueva el año de 1801. 

Siguiendo el orden cronológico, la 2' Cofradía es la de la Santa Vera- 
Cruz. Se fundó en la Ciudad Vieja el dia 9 de Marzo, de 1533: y habiéndose '- 
trasladado á la Antigua Guatemala, se radicó en la Iglesia de San Francisco 
donde el año de 1552 les dieron á los hermanos para sus funciones la Capilla 
del lado derecho del crucero, y una sala para sus juntas. A esta Cofradía 
concedió Nuestro Santísimo Padre Urbano VIII muchas indulgencias, por 
Bula de 10 de Noviembre de 1637. Es patrón de ella el Noble Ayuntamiento 
de esta Ciudad, y como tal, elige oficiales, que la sirvan cada año. 

La 3- es la de Nuestra Señora del Rosario, que se fundó á 1^ de Noviem- 
bre de 1559. Este dia subió al pulpito de su Catedral el Ilustrisimo Señor D. 
Francisco Marroquin, y exortando al pueblo á la devoción del Santísimo Ro- 
sario, dixo seria conveniente se erigiese en la Iglesia de Santo Domingo Con- 
fraternidad del Rosario, como la habia en muchos Conventos de la Orden, 
para que asi se extendiese tan Santa devoción, y los Fieles ganasen las gran- 
des indulgencias, que están concedidas á los que la freqüentan, y que desde 
luego su Señoría se declaraba por cofrade. Desde este dia, comenzó á tomar 
incremento la expresada devoción del Rosario, y la Cofradía fue aumentando- 

142 



se de suerte, que en el dia, se puede decir es la mas floreciente, que tiene 
Guatemala. El año de 1595 expidió Bula el P. Clemente VIII, en que agrega la 
Capilla del Rosario de esta Ciudad á la Iglesia de San Juan de Letran de 
Roma, comunicándole todas las gracias, é indulgencias, que están concedidas 
á dicha Iglesia. Al principio solo se admitian en la citada Cofradía Españoles : 
y habia otras dos, una para Indios, y otra para Morenos: al presente se han 
reunido todas tres, y se reciben indiferentemente gentes de todas castas. 

La de Nuestra Señora de la Merced ^^^ se erigió el año de 1583, con 
licencia del Ilustrisimo Señor Don Fr. Gomes Fernandez de Cordova, dada 
en 24 de Mayo de dicho año. Esta cofradía se hallaba en gran decadencia 
por los años de 1800, pues las constituciones se hablan perdido, y los oficiales 
de ella hablan muerto : mas el Padre Provincial la ha restablecido, haciendo 
nuevas constituciones, que aprobó el Ordinario, por auto de 1^ de Septiembre 
de 1800 : y eligiendo oficiales, todos de las primeras familias de esta Ciudad, 
los que se posesionaron de sus empleos el 24 de Septiembre del expresado 
año, y asistieron en forma de Cofradía á la fiesta de Nuestra Señora, 

Habiendo N. S. P. Sixto V fundado el año de 1585 la Archicofradia del 
Cordón en la Ciudad de Asís, dio facultad á los Prelados Generales del Orden 
de S. Francisco para erigirla en otras partes. Estos expidieron patentes comu- 
nicando dicha facultad á los Prelados locales^ y en virtud de ella, el R. P. 
Provincial Fr. Antonio Tineo la fundó en la Iglesia de San Francisco de 
Guatemala, el año de 1590; pero habiéndose establecido después la 3- Orden, 
cesó la citada Archicofradia. 

La Cofradía del Santo Escapulario de Nuestra Señora del Carmen, una 
de las mas celebres, que hay en la Santa Iglesia, y de las de mas aclamación, 
que tiene este Reyno, fué erigida el dia 3 de Septiembre de 1634, por el Ilus- 
trisimo Señor Dr. D. Agustín de ligarte y Saravia, en el altar de Santa Tereza, 
de la Santa Iglesia Catedral de esta Ciudad : á petición del Sr. Maestrescuela 
D. Francisco Muñoz y Luna, quien exivíó una patente del P. Provincial de 
Carmelitas de México, en que le conferia facultad para dar escapularios. Por 
orden del expresado Sr. Obispo, se juntaron el Sr. Muñoz Prioste, y los de- 
mas Hermanos el 15 del mismo mes, y compusieron las constituciones, para 
el buen régimen de la Cofradía, que fueron aprobadas por su Ilustrisíma el 



I 



(1) Nota: entre las Imágenes de mas aclamación, que tiene Guatemala, es una la de Nuestra 
Señora de la Merced: á esta efigie rinde sus reverentes cultos la Cofradía de que tratamos; delante 
!e ella presentan los fieles sus votos y suplicas á la Soberana Reyna del Cielo y de la tierra; y 
•nuchas veces el M. N. Ayuntamiento de esta Ciudad, ha hecho novenario de rogación en su presencia, 
por motivo de algunas calamidades, que han afligido á esta Capital. El Ilustrisimo Señor Don Fr. 
Angelo Maria Arzobispo de Myra, habiendo venido á estas tierras, á negocios de la Silla Apostólica, 
y hallándose aposentado en el Convento de Mercedarios de esta Ciudad, la bendixo y coronó solem- 
nemente. El titulo é instrumento autentico de esta coronación es como sigue: Nos D. Fr. Angelo 
Maria por la gracia de Dios y de la Santa Sede Apostólica Arzobispo de Myra. En este dia que es 
primero de Mayo del año de la Encarnación de Nuestro Señor que se cuentan 1628 Bendecimos y Co- 
ronamos con corona Reginal, esta Santa Imagen de Nuestra Señora de la Merced Redención de Cautivos, 
con todo el fausto y aparato posible, y concedimos 40 dias de verdadera indulgencia, en la forma 
acostumbrada de nuestra Santa Madre Iglesia, por cada vez á qualquiera persona, que con acto de 
devoción reverenciare la dicha Santa Imagen, ó hiciere oración delante de ella. 

D. Fr. Angelo Maria Lugar «f» del Sello. 

Arzobispo de Myra. 

De mandato Ilmi. et Rmi. D. D. 

Archiepiscopi Mirae. 

Fr. loannes Quero Secr, 

143 



20 de Noviembre de 1634, Quatro años después se trasladó esta Confraterni- 
dad á una Hermita, que edificaron los cofrades. Habiendo ocurrido algunas 
dudas, sobre la fundación de dicha cofradía, el P. Provincial Fr. Bartolomé 
del Espíritu Santo, por patente de 17 de Enero de 1694, dio facultad al Padre 
Prioste de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen Don Pedro de la Cabada, 
para que hiciese de nuevo la expresada fundación. 

La Venerable Congregación de San Pedro, es sin duda, la hermandad 
mas respetable de esta Metrópoli : asi porque su Abad es regularmente el Se- 
ñor Arzobispo, como por que sus congregantes son, ó personas Eclesiásticas 
ó sugetos de la 1- Nobleza de ella. Fundóla el Venerable Dean y Cabildo, sede 
vacante de esta Santa Iglesia, el 6 de Noviembre de 1654. Fué confirmada 
por N. S. P. Alexandro VII, á 8 de Enero de 1656: y el de 1659, concedió el 
mismo S. Pontífice, que pudieran admitirse en ella Seculares nobles: pues 
en su institución era solo para Eclesiásticos. 

La Archicofradia del Santísimo Sacramento, fué erigida en la Santa 
Iglesia Catedral de Guatemala, por el Ilustrisimo Señor Dr. Don Juan de San- 
to Matia Saenz Mañosea, el año de 1669. Esta fundación se hizo con la so- 
lemnidad, que ninguna otra, pues en primer lugar, la erigió con todas las for- 
malidades de derecho, en auto de 18 de Enero de dicho año : (declarándola 
por el mismo hecho, unida, y agregada á la Archicofradia del Santísimo Sa- 
cramento de Santa María de la Minerva de Roma, conforme á la constitu- 
ción general de Paulo III de 30 de Noviembre de 1539). El 2*^ lugar la pu- 
blicó por una carta Pastoral, que expidió exortando á los fieles á adscri- 
birse en ella. Y por ultimo hizo leer las 26 constituciones que el mismo 
Señor Obispo compuso, para su gobierno, en el pulpito de la Catedral, al 
tiempo de la misa Conventual, el viernes ínfraoctava de Corpus, 21 de Ju- 
nio del mismo año ; assitíendo á este acto el citado Señor Obispo, y todo 
el pueblo. Confirmó la expresada Archicofradia, y sus Constituciones N. S. 
Padre Clemente XIII á 5 de Diciembre de 1759, cuya Bula se publicó en esta 
Ciudad, el 3- Domingo de Diciembre de 1761. A esta ilustre confraternidad 
debe la Ciudad de Guatemala el inestimable beneficio del Jubileo Circular, 
que á solicitud de sus cofrades concedió por 15 años N. S. Padre Clemente 
XII año de 1733 : de cuya gracia comenzó á gozar la citada Ciudad el día de 
la fiesta del Corpus, 24 de Junio de 1734 : y que á petidion de los mismos, 
prorrogó por otros 15 años, el Señor Benedicto XIV: y por 30, el Señor Cle- 
mente XIII. Y últimamente á esfuerzos de los expresados Archicofrades ha 
concedido perpetuamente el Sumo Pontífice Pío VI, en Breve de 13 de Abril 
de 1793. Los oficiales de la citada Archicofradia gozan, por costumbre inme- 
morial la prerrogativa, de salir con sus insignias en la procesión del Corpus, 
y otras entre el Clero Secular. 

El año de 1664, fundó el Venerable Padre Don Bernardino de Obando 
Escuela de Christo, en la Hermita de la Vera-Cruz, á que asistía lo principal 
del vecindario de esta Ciudad, y dicho Padre era el Director, aue se intitula 
Padre Obediencia. Habiéndose después erigido en la citada Iglesia, Congre- 
gación del Oratorio de San Felipe Neri, ha estado á cuidado de dichos Con- 
gregantes la Escuela de Christo: quienes eligen uno de ellos para Padre 
Obediencia. 

144 




JESÚS NAZARENO 

de la basílica de Nuestra Señora de las Mercedes de la Antigua Guatemala, notable 

escultura debida al buril de Alonso de la Paz. Dicha imagen perteneció antes de 

1773 a la iglesia de la Santa Cruz, de aquella ciudad. 

145 



Por hallarse muy distantes de la expresada Hermita, los vecinos del 
Barrio de Santo Domingo, se presentaron algunos de ellos ante el Señor Pro- 
visor, y Vicario General ák este obispado, pidiéndole se sirviese erigir otra 
Escuela de Christo, en el Oratorio llamado de Espinoza. Y dicho Señor Pro- 
visor accediendo á tan christiana solicitud, en auto de 4 de Enero de 1689 eri- 
gió y fundó la citada Escuela de Christo, y aprobó las constituciones, que se 
habian formado para su gobierno. Y juntos los Hermanos de la Escuela, 
en el expresado Oratorio, el dia 11 del mismo mes, en presencia del Sr. Pro- 
visor, eligieron oficiales, para su servicio, y por Padre Obediencia al Br. D. 
Pedro Fernandez de la Cabada. En 30 de Dbre. del mismo año, celebró junta 
esta Hermandad, en que con licencia del Señor Provisor, se determinó admitir 
en ella: mugeres, con la condición, de que cada una en su casa, haga los mismos 
exercicios, que los hombres practican en el Oratorio : y se foimiaron las cons- 
tituciones convenientes, para el régimen de las Hermanas. Y poco después 
se extendió esta providencia á las Monjas: como aparece, por la elección del 
año de 1690, en que se eligieron oficiales para hombres, para mugeres y para 
Monjas. El año de 1691, ya se celebró la elección de oficios en la Iglesia de 
Nuestra Señora del Carmen : y en ella permanece la Escuela, hasta el dia de 
hoi. Según sus constituciones, debe esta Escuela hacer elección de oficiales, 
cada año dia de San Felipe Neri, a quien tomó por Patrón, y consta, que asi 
se practicó desde el año de 1689, hasta el de 1722; pero al presente es H^ 
Obediencia, el Prioste de la citada Iglesia de Nuestra Señora del Carmen. 

Es celebre en esta Ciudad la Cofradía de Nuestra Señora del SOCO- 
RRO. Erigióla en la Santa Iglesia Catedral, el Ilustrisimo Señor Don Fr. 
Pedro Pardo de Figueroa, el dia 8 de Mayo de 1741, á petición de los princi- 
pales sugetos asi Eclesiásticos, como seculares del Vecindario de Guatemala, 
y aprobó las 8 constituciones, que habian compuesto, para su régimen. Pero 
después de haberse fundado con tanto aplauso dicha Hermandad, no se vol- 
vió á hacer elección de oficid^, ni ningún otro acto, de los que cxercen seme- 
jantes confraternidades. Hallábase casi extinguida el año de 1763, y para 
evitar su total ruina, el Capellán, y Administrador de las rentas de dicha Ima- 
gen, se presentó ante el Señor Provisor, exponiéndole el estado, en que se 
hallaba la citada Cofradía, y pidiéndole señalase dia, para hacer elección de 
oficiales, que la sirviesen. En atención á esta suplica, el expresado Señor 
Provisor, en auto de 27 de Septiembre de 1763, señaló dia para la elección, 
y fueron admitidos por Hermanos muchas personas devotas, que restablecie- 
ron la Cofradía, aumentaron sus constituciones, y ocurrieron á la Silla Apos- 
tólica, por su confirmación. Ocupaba por este tiempo la Silla de San Pedro 
N. S. P. Clemente XIII, el que en Bula de 14 de Febrero de 1765, confirmó 
la citada confraternidad, y sus constituciones: la declaró Cofradía Primaria, 
dando facultad á los Cofrades, para que puedan agregar á ella otras Cofradías 
en toda la Diócesis de Guatemala : y le concedió muchas indulgencias. 

146 



CAPITULO IX 
De las Parroquias, y Hermitas de esta Ciudad 

La 1' Parroquia, que tubo Guatemala fué la de SANTIAGO: pues á 
pocos días de su fundación, nombró Don Pedro de Alvarado al Padre Juan 
Godinez Capellán del exercíto, por Cura de la nueva Ciudad de Santiago. 
El 3 de Junio de 1530, el citado Don Pedro de Alvarado, hecho por S. Mages- 
tad Adelantado, Gobernador, y Capitán General del Reyno de Guatemala, 
con la misma autoridad, con que habia dado el curato al Padre Juan Godinez, 
se lo quitó; y puso en su lugar al Licenciado D. Francisco Marroquin. Dicho 
Licenciado ocurrió al Señor Obispo de México dándole cuenta de lo hecho, 
el que de nuevo lo nombró para el tal Curato, y le dio por compañero al Ba- 
chiller Garcia Diaz : y desde este tiempo, ha tenido dos Curas la Iglesia de 
Santiago. Después fue erigida en Catedral, y ha tenido las mutaciones, de 
que se habló en el capitulo 3^ Últimamente habiéndose trasladado la Catedral 
á la Nueva Guatemala el 22 de Noviembre de 1779, pasó al mismo sitio la 
Parroquia, el 25 de Mayo de 1780. 

La 2' Parroquia es la de San Sebastian. Habiendo afligido á esta Ca- 
pital por los años de 1565 horribles temblores, acordó el Noble, y Christiano 
Ayuntamiento de esta Ciudad tomar un Santo Por Tutelar, para que la defen- 
diese de tan terrible azote, que habia arruinado la Ciudad Vieja, y se temia 
destruyese la nueva. No pudiendo convenirse los vocales en la elección, ocu- 
rrieron a.la suerte, que cayó en el Glorioso Mart. San Sebastian. Recibiéronlo 
ios vecinos como Protector, que les habia señalado el Cielo. Trataron de 
edificarle Hermita en la subida del cerro llamado de San Felipe: los dos 
Cabildos hicieron voto, de hacerle fiesta todos los años, yendo en procesión 
desde la Catedral, á que también asisten las Comunidades Religiosas. Mas 
como la expresada Capilla estaba distante de la Ciudad y la subida era áspera, 
no se frequentaba como debia: por lo que con acuerdo de los SS. Obispo, 
y Presidente, se determinó trasladarla al lugar, donde permanece hasta el pre- 
sente en la Antigua Guatemala: como consta por el Cabildo de 29 de Enero 
de 1580. Esta Hermita se estrenó el año de 1582, y pocos años después la 
erigió en Parroquia el Ilustrisimo Señor Don Fr. Gómez Fernandez de Cor- 
dova. El año de 1689 se arruinó la citada Iglesia por un fuerte terremoto; 
pero en breve se reedificó, y se estrenó el 18 de Enero de 1692. El de 1780 se 
trasladó esta Parroquia á la Nueva Guatemala; quedando en la Antigua otra 
con el mismo titulo. 

La 3- Parroquia se erigió en la Hermita de Ntra. Sra. de los Remedios, 
que es la Iglesia mas antigua, que tubo esta Capital, después de la de Santia- 
go. Pues en el Cabildo de 22 de Noviembre de 1527, en que se asentó la Ciu- 
dad en el lugar de Tzacualpa, se manda señalar sitio para un adoratorio, que 
se debia intitular Nuestra Señora de los Remedios : lo que se executó en Ca- 
bildo de 20 de Julio de 1530. Esta Capilla se trasladó á la Antigua Guatemala 
y el año de 1575 la reedificó Baltasar Esteves, cubierta de teja, que antes era 
de paja. El Rey nuestro Señor encargó el fomento de la citada Hermita al 
Presidente de esta Real Audiencia, en cédula de 20 de Julio de 1587; y en otra 

147 



de 29 de Mayo de 1594 ordena se procure erigir en Parroquia. El Señor Obis- 
po D. Fr. Gomes Fernandez de Cordova hizo algunos reparos en su fabrica, 
y le profesaba tal devoción, que solia vivir en este Santuario, y en él le asaltó 
la ultima enfermedad, el año de 1598. El Señor Don Fr. Juan Zapata por los 
años de 1625, puso la expresada Iglesia, á cuidado de los Religiosos Agustinos, 
trasladando á este sitio su Convento; pero S. Magestad no vino en aprobarlo, 
por que su Real voluntad era se hiciese Parroquia. Lo que por ultimo executó 
el Señor Dr. D. Agustín de ligarte y Saravia Obispo de Guatemala, por el mes 
de Mayo de 1641 : llevando en procesión, á que asistieron la Real Audiencia, 
ambos Cabildos, el Clero, y Religiones, al Santísimo Sacramento desde la Ca- 
tedral á la Nueva Parroquia. Esta se trasladó á la Nueva Guatemala por Ma- 
yo de 1784 : quedando en la Antigua otra con el mismo titulo, que abrasa su 
antiguo territorio, y parte del que tenia la Catedral. 

Hay en esta Metrópoli, otra Parroquia intitulada Nuestra Señora de la 
Candelaria, que era Hermita de uno de los Barrios de la Ciudad de Guatemala 
cuya administración estaba á cargo de la Religión de Santo Domingo desde 
el tiempo del Señor Marroquin, y tenia en ella un Religioso, que exercia las 
funciones de Párroco, con subordinación al Prior del Convento de Santo Do- 
mingo. ^^^ Habiéndose secularizado las Doctrinas de los Regulares el año de 
1754, se hizo cabezera de Curato la Vicaria de la Candelaria, pero su Cura no 
€s Rector, como los de las otras tres Parroquias de la Ciudad, El año de 1784 
se trasladó este Curato á la Nueva Guatemala, y se le asignó por territorio 
el que antes era del Curato llamado de la Hermita: quedando otro con el 
mismo titulo en la Antigua Guatemala, al que se agregó parte de la Feligresía 
de la Catedral. 

Las primeras Hermitas, que tenemos noticia hubo en esta Metrópoli, 
son la de Nuestra Señora de los Remedios, de que ya hablamos, y la de la 
Vera Cruz. Una y otra se erigieron en la Ciudad Vieja: la 2- parece, que se 
trasladó muy á lo^s principios á la Antigua Guatemala, pues como asegura el 
Coronista Vasquez, un Barrio de Indios, que administraba la Religión de 
San Francisco, tenia Capilla coa este titulo. 

La Hermita de Santa Lucia fué la 1- Iglesia de la Antigua Guatemala. 
Edificóla el Señor Marroquin el año de 1542, con el designio de que tubiesen 
donde oir misa, los que trabajaban en la fabrica de la Nueva Ciudad, El de 
43 se puso en ella la Catedral provisionalmente, Ínterin se edificaba la formal. 
Concluida esta, quedó la Capilla de Santa Lucia á cuidado de un Prioste, 
hasta la ruina de la Antigua Guatemala. No habiendo medios para reedificar- 
la en la Nueva, se agregó á la Parroquial de San Sebastian, conforme á Real 
disposición, en que ordenaba S. Magestad, que las Iglesias filiales de la Ciu- 
dad Antigua, se unan á las Matrices en la Nueva. 

La Hermita de Santa Cruz, es de las mas antiguas de Guatemala : pues 
ya existia á principios del siglo XVII. Era Capilla de un Barrio de Indios 
(Chilapa), que administraba la Religión de Santo Domingo: se hizo celebre, 
y frequentada por una imagen de Nuestra Señora, que se venera en ella, á 



(1) El templo de Nuestra Señora de Candelaria, desde la época del Obispo Marroquin, es 
poseedor de la portentosa imagen de Jesús con la cruz a cuestas, burilada por el escultor Juan de 
Aguirre. (V. M. Díaz). 

148 



quien profesa gran devoción este vecindario. Por los años de 1731 se renovó 
esta HeríHita, cuyo estreno se celebró el 13 de Octubre, con grandes fiestas; 
traxose la citada imagen de Nuestra Señora desde la Iglesia de Santo Domin- 
go, hasta la de Santa Cruz en procesión, á que asistió el Cabildo Secular y 
Religiones. Habiéndose secularizado las Doctrinas de Regulares el año de 
1754, se hizo la Hermita de Santa Cruz filial de la Parroquia de Nuestra 
Señora de los Remedios, á la que se agregó en la traslación á la Nueva Gua- 
temala, y se colocó la citada efigie de Nuestra Señora en uno de los altares de 
dicha Parroquia, el 19 de Octubre de 1785. ^^^ 

La Hermita del Santo Calvario, á quien profesan gran devoción los 
vecinos de Guatemala, tubo principio el 19 de Noviembre de 1618. Este dia el 
Señor Alcalde Dr. D. Juan Luis de Pereira, por comisión del Ayuntamiento 
de esta Ciudad, habiendo reconocido las estaciones del Via Crucis, que tenian 
señaladas con sus números los Hermanos Terceros, en el lugar, donde corres- 
pondía la XII, les dio posesión del sitio, que se juzgó conveniente para la fa- 
brica de la expresada Hermita: y en señal de posesión, se colocó en él una 
Cruz. Aunque desde luego se comenzó á trabajar en la obra del Santo Calva- 
rio; no se pudo concluir hasta el año de 1655. Arruinóse este templo por los 
temblores del año de 1717; pero lo reedificó con magnificencia el M. I. Sr. Pre- 
sidente D. Francisco Rodríguez de Rivas, cuyo estreno se celebró el 11 de 
Febrero de 1720. En la Nueva Guatemala se ha levantado esta Iglesia, si- 
guiendo la misma disposición, que tenia en la Antigua, mas aqui ha logrado 
la ventaja, de estar sentada sobre cierta colina, á la que se sube por una her- 
mosa gradería, circunstancia, que le dá un aire magestuoso, y la hace mas 
semejante al monte Calvario. Se bendixo el expresado templo á 20 de Febre- 
ro de 1787, y se concluyó enteramente su fabrica, el de 89. Las estaciones del 
yia Crucis V se señalaron con una cruz de madera: después se pusieron lien- 
zos, que representaban el paso, embutidos en la pared : el año de 1691 se estre- 
naron 12 Capillas muy decentes, para las 12 estaciones : lo mismo se ha pro- 
curado hacer en la Nueva Guatemala, y en este año de 1800, están ya conclui- 
das las Capillas : y se ha aumentado otra, que representa el paso de la Soledad 
de Nuestra Señora. 

Tiene esta Metrópoli dos Iglesias con el titulo de Nuestra Señora del 
Carmen, que para distinguirlas, llaman á la una el Carmen alto, y á la otra 
el baxo. La 1- fué fundada por Juan Corz Genovez, cuya historia según cons- 
ta de dos informaciones recibidas en el Valle de la Hermita, por los años de 
1754, y 1762 es de esta manera. Pasó el referido Juan Corz por la Ciudad de 
Avila, de vuelta de la visita de los Lugares Santos, con designio de venirse 
á establecer al Reyno de Guatemala : sabido esto por las Religiosas de Santa 
Tereza, que habia muerto poco tiempo antes, suplicaron al citado Genove?, 
se hiciese cargo de conducir al expresado Reyno una Imagen de Nuestra Se- 
ñora, que su Santa Madre habia dexado con ese destino. El buen hombre con 



(1) Adición. — A esta ermita perteneció J»sús Nazareno con la cruz a cuestas, expuesta en 
el presente, desde 1778, en el templo de Nuestra Señora de la Merced de la Antigua Guatemala, 
por haberse traído al Valle de la Ermita, Jesús Nazareno consagrado en 1717, por el limo. Doctor 
Fray Juan Bautista Alvarez de Toledo. La escultura del Nazareno de la Merced de la Antigua 
Guatemala, es obra del artista Alonso de la Paz y el Nazareno del templo del mismo nombre de 
esta capital, se debió al buril de Evaristo Zúñiga. (V. M. Díaz). 

149 



mucho gusto se encargó de la conducción de la imagen: y llegado que fué 
á estos paises, deseando hacer vida hefemitica, fixó su residencia en un ba- 
rranco, que dista cosa de 6 quadras del pueblo de la Hermita, donde todavía 
se vé el nicho, ó cueva donde colocó la Imagen, y la que eligió para su habi- 
tación. Comenzaron los vecinos de este Valle á visitar la sagrada efigie, ocu- 
rriendo en sus necesidades á implorar el auxilio de la Reyna del Cielo : y de- 
seando colocarla en lugar decente; propusieron su pensamiento al Hermitaño, 
ofreciéndole levantar una Capilla para el efecto. Convino el Genovez con 
la propuesta, y de acuerdo con el vecindario de este Valle, se determinó edi- 
ficar la Hermita en el lugar donde hoy existe : dentro de breve tiempo se 
levantó un caixon de cal y canto, donde colocaron la Imagen con grande gozo 
y alegría: frequentando el vecindario la Hermita, y velando á la Divina Se- 
ñora noche y dia. Era Obispo de Guatemala por este tiempo el Señor D. Fr. 
Juan Cabezas, quien concedió licencia para que se celebrase en la Capilla el 
Santo Sacrificio de la misa. Algún tiempo después, acaeció un incendio que 
abrazó este Valle, y también la Hermita del Carmen : depositóse la Imagen ba- 
jo una ramada, donde permaneció, hasta que á solicitud del Hermitaño, y 
vecindario se logró cubrir la Capilla de texa, y se celebró su dedicación con 
gran pompa y alegría, el año de 1620. Concluida esta función, el humilde 
Juan Corz, huyendo según parece, las estimaciones que su virtud le habia 
merecido, se despareció de modo, que no fué posible encontrarlo. Desde este 
tiempo han cuidado de la Iglesia, y de la Imagen los vecinos de este Valle : 
y para promover el culto 4« Nuestra Señora, fundaron una Cofradía, cuyos 
Cofrades la han celebrado hasta el dia, con el mayor esmero. El año de 1730 
fué electo Mayordomo de dicha Cofradía Don Juan José Morales, natural 
del Pueblo de Pínula, quien viendo que las maderas de la Iglesia del Carmen 
estaban muy viejas, y picadas, como que tenían mas de cien años, intentó 
reedificar dicha Iglesia, y logró efectuar sus designios, construyendo á costa 
de inmensos trabajos, un Templo de medio cañón, como se vé en el dia 
de hoy. 

La 2- fué erigida por los Cofrades del Sanio Escapulario. El Ilustrísi- 
mo Señor Dr, D. Agustín de ligarte y Saravia, en auto de 9 de Abril de 1638, 
y el Sr. Vice-Patron Don Alvaro de Quiñones Ossorio, en 10 del mismo mes, 
concedieron licencia á los citados Cofrades, para que edificasen una Hermita, 
con el titulo de Nuestra Señora del Carmen, Estos emprendieron la obra con 
tal tezon, y empeño que en menos de dos meses, estaba concluida la Capilla, 
de suerte que el 10 de Junio la bendixo el mismo Señor Obispo, y dio licencia, 
para que se pasase á ella la Cofradía del Santo Escapulario, que 4 años antes 
s.e habia fundado en la Catedral. Por los años de 1686 se renovó esta Hermita 
y se celebró el estreno el dia 12 de Abril, trayendo en procesión la imagen 
de Nuestra Señora, desde la Iglesia de Carmelitas descalzas. Y por los de 
1728 se estrenó otra mucho mas capaz, que las antecedentes, suntuosamente 
adornada. En la Nueva Guatemala se dio á la 3- Orden, y Cofradía de Nues- 
tra Señora del Carmen la Iglesia del Carmen alto : y se colocó en ella la ima- 
gen de Nuestra Señora, el año de 1780. Pero habiendo mostrado la experien- 
cia, que dicha Hermita estaba extraviada, y que por esto no podian los Ter- 

150 



ceros, y demás personas devotas dar asistencia á los cxercicios espirituales, 
que se acostumbraban hacer en la citada Iglesia; el 23 de Julio de 1785, se 
trasladó á una Capilla provisional, donde se halla al presente, Ínterin se acaba 
la formal. ^^^ 

La Hermita y Hospital de San Lázaro, se fundaron en Guatemala, el 
año de 1638. Viendo el Señor Don Alvaro de Quiñones y Osorio, Márquez 
de Lorenzana, Presidente de esta Real Audiencia, que andaban por la Ciudad 
algunos enfermos Lazarinos, con peligro de contagiar al vecindario : deter- 
minó, que como habia en las mas de las Ciudades de España, un hospital 
para curar dichos enfermos, separado de las poblaciones, asi se estableciese 
en esta Capital. Y de acuerdo con la Real Audiencia, se trató de edificarlo 
«ntre los Pueblos de S. Andrés, y San Bartolomé, un quarto de legua, al po- 
niente de la Ciudad. Y el mencionado Señor Presidente encargó su adminis- 
tración, y servicio, á los Religiosos de San Juan de Dios: los que tomaron po- 
sesión de él, á los 3 de Febrero de 1640:' siendo Prior del Convento de Gua- 
temala y Vicario Provincial el R. P. Fr. Carlos Civico de la Cerda. No solo 
aprobó S. Magestad este establecimiento, sino que por cédula del año de 
1639, le hizo merced de 4 mil ducados. Habiéndose arruinado este hospital, 
y Hermita por los temblores de 29 de Septiembre de 1717; en Cabildo de 17 
de Febrero de 1719, se presentó el R. P. Fr. Agustín de Sotomayor Prior del 
Convento de Guatemala, pidiendo se le diese agua, para la reedificación del 
expresado hospital, por el peligro, que habia, de que se contagiasen los enfer- 
mos del hospital de Santiago, si se recibían en él los Lazarinos. Y aunque se 
le concedió su solicitud, en Cabildo de 3 de Marzo del mismo año; mas la 
construcción del hospital no tubo efecto : y la imagen de San Lázaro, que es 
excelente, se mantubo en una Capilla de la Catedral, donde se depositó por 
motivo de la referida ruina, hasta el año de 1734, en que viendo, que ya iban 
17 años, y no se podia levantar dicha Hermita, se determinó, que la Capilla, 
que se habia comenzado á edificar con el titulo de Nuestra Señora de Gua- 
dalupe, y se hallaba suspensa su fabrica, por falta de licencia del Rey, se 
concluyese para San Lázaro, y se colocase juntamente con la imagen de este 
Santo, la de Nuestra Señora de Guadalupe. Asi se ejecutó, y el dia 3 de Abril 
de 1734 se llevó en procesión desde la Catedral, hasta dicha Hermita la efigie 
del citado Santo : función á que asistieron la Real Audiencia, ambos Cabildos, 
y el Clero secular, y Regular. Desde este tiempo, estubo la expresada Her- 
mita, y Hospital á cargo de un Prioste, que se elegía del Clero. Sirviendo este 
empleo el Br. Don Miguel de Pedrosa, derribó la Iglesia, porque amenazaba 
ruina; y comenzó á fabricarla de nuevo. Pero antes que se concluyese, acaeció 
la ruina de la Antigua Guatemala del año de 1773, con la que se extinguió 
Hermita y Hospital. En la Nueva Guatemala se ha colocado la expresada 
Imagen de San Lázaro, en un altar dedicado al mismo Santo, en la Iglesia de 
Señor San José. • 

Tenía también esta Metrópoli Iglesia del Apóstol San Pedro, contigua 
á su Hospital. Aunque desde el año de 1654 trataba con calor el Cabildo sede 
vacante de la fabrica de dicha Iglesia, y Hospital; no tubo efecto, hasta que 



(1) Véase la nota 10?, página 7, del tomo II de esta obra, donde se dan más detalles sobre 
la Iglesia del Carmen. 

151 



llegó el limo. Señor D. Fr. Payo de Rivera. Este Prelado bendixo la 1' piedra, 
para la expresada Iglesia de San Pedro : la que se estrenó el dia 2 de Diciem- 
bre de 1663 ; y el mismo dia, se trasladó á ella la Catedral, porque amenazaba 
ruina la vieja. Pasóse el Santisimo Sacramento, y las Imágenes del Santo 
Christo, y Nuestra Señora del Socorro en procesión, á que assitió el Clero, 
Religiones, y Real Audiencia. Sirvió esta Iglesia de Catedral, hasta el 6 de 
Noviembre 1680, que se estrenó la nueva. Habiéndose arruinado con los 
temblores del año de 1773, y agregadose el Hospital al de San Juan de Dios, 
se colocó la Imagen de San Pedro, que se veneraba en ella, en la Hermita 
de Señor San José de la Nueva Guatemala. 

El Oratorio, ó Hermita de Nuestra Señora del Patrocinio lo fundó el 
Padre D. Antonio Espinoza de los Monteros, el año de 1666, con licencia del 
limo. Señor D. Fr, Payo de Rivera. Cuya fundación confirmó N. M. S. P. 
Alexandro VII. Y la Santidad de Clemente X le concedió muchas gracias, y 
prerrogativas. En virtud de las Bulas de los expresados Sumos Pontifices^ 
el limo. Señor D. Juan de Ortega y Montañez declaró el referido Oratorio por 
Iglesia publica, y dio licencia, para que se pusiesen campanas. El citado Padre 
Espinoza fundó capellanías, para que ningún dia faltase misa en el Oratorio : 
para cuyo efecto, fincó 36 mil pesos, y nombró por Patronos al limo. Señor 
Obispo, y V. Cabildo de esta Santa Iglesia, quienes aceptaron el Patronato, 
á 26 de Agosto de 1670, ante Ignacio de Agrede Escribano Real. El mismo 
Padre Espinoza solicitó se erigiese una cofradía, para promover los cultos de 
Nuestra Señora: y de orden del limo. Señor D. Juan de Ortega, y Montañez 
se formaron las ordenanzas, y se instituyó la enunciada cofradía, el año de 
1678. Era servida esta Capilla, por un Prioste, que se elegía del Clero. Aun- 
que esta fue una de las quatro Iglesias Filíales, que concedió S. Magestad, 
se edificaran en la Nueva Guatemala; no habiendo fondos para hacerlo, se 
levantó una capilla, contigua á la Iglesia de Señor San José, donde se colocó 
la Imagen de Nuestra Señora del Patrocinio. 

Las Hermitas del Espirita Santo, Santiago, San Gerónimo, San Anton^ 
Santa Ana, eran capillas de otros tantos Barrios, cuya historia no ofrece cosa 
notable. Las Iglesias de que hasta aquí hemos tratado, son de las que se 
hace mención en papeles de fines del siglo XVII : lo que nos persuade, que 
las demás Hermitas, que había en Guatemala, y de que vamos á hablar, no 
tubieron principio hasta este siglo XVIII. 

Tres Hermitas había en esta Capital con el título de Nuestra Señora de 
los Dolores, y todas tres curiosamente adornadas. La 1- llaman Ntra. Sra. de 
los Dolores del Cerro, por estar situada en el declive de un cerro. Es Capilla 
de un pueblecito, que pertenece á la feligresía de la Candelaria. El principio 
de la referida Hermita, fue de esta manera: observóse una hermosa luz, que 
subía, y baxaba, en el mismo sitio, donde después se edificó la expresada Ca- 
pilla. Habiéndose reconocido el lugar, donde se vio la luz, no se encontró en 
él otra cosa, que un trozo de cedro : llevosele á su casa un Indio llamado Sil- 
vestre de Paz, y la noche siguiente, se repitió el prodigio, despidiendo resplan- 
dores el referido trozo. Este portento movió al citado Silvestre, á mandar ha- 
cer, con el trozo, una Imagen de Nuestra Señora de los Dolores, la que colo- 
cada en la casa de Silvestre, se concilio tal devoción, que muchas personas con- 

152 



currian á venerarla, y la sacaban en procesión los miércoles por la noche. 
Siendo corta la casa de Silvestre, para la gente, que concurria, de acuerdo 
con su Padre Cura, determinó edificar una Hermita, para que se expusiese 
el enunciado simulacro, á la veneración de los fieles. Obtenida la licencia del 
Superior Gobierno, y del Ordinario, con las limosnas de los devotos, en breve 
tiempo, se levantó una Capilla, donde se colocó la milagrosa Imagen de Nues- 
tra Señora, el Domingo después de la Epifania, del año de 1703. Motivo por- 
que hasta el presente, se celebra dicho dia, la fiesta principal de la Hermita. 
Pareciendo esta todavia pequeña, por los años de 1710, emprendió la fabrica 
de otra mas suntuosa, el Alférez D. Juan de Estrada: y también se edificó 
una casa, donde se alojaban, los que iban á cumplir sus votos. La Imagen de 
Nuestra Señora, de que hemos hablado, es de las de mas aclamación, que 
tiene Guatemala: vienen muchas personas en romeria, á este Santuario, y son 
grandes los prodigios, que se refieren, obrados en favor de los devotos, que 
ocurren á ella en sus necesidades. ^^^ El 18 de Mayo de 1784 se trasladó á la 
Nueva Guatemala, donde fué recibida con repique general, y se colocó en el 
altar mayor de la Parroquia de la Candelaria : y el 23 de Marzo de 799 se es- 
trenó un vistoso Camarín, en el expresado altar, y se puso en él, con gran 
solemnidad, dicha sagrada efigie. 

La 2- Hermita distinguen con el nombre de Nuestra Señora de los Do- 
lores de abaxo (Dolores del plano), por hallarse en el plano, directamente 
frontera á la presedentc. Fundóla el Padre D. Juan Silvestre Sánchez, y se 
acabó con la ruina de Guatemala de 1773. La Imagen de Nuestra Señora, que 
se veneraba en esta Hermita, se ha colocado en la Parroquia de la Candelaria 
de la Antigua Guatemala. 

La 3- apellidan Nuestra Señora de los Dolores del Manchen, estaba en 
territorio de la Parroquia de San Sebastian. La Imagen de Nuestra Señora, 
á quien se tributaban cultos en esta Capilla, es de las mas hermosas, que tiene 
Guatemala. El 23 de Mayo de 1738 la coronó el limo. Sr. D. Fr. Antonio López 
de Guadalupe Obispo de Comayagua: para cuya función, se traxo dicha efi- 
gie, á la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced, y el dia siguiente se llevó 
en procesión con gran pompa á su hermita : continuóse por tres dias la celebri- 
dad, y el 1^ cantó la misa el citado Sr, Obispo. En la Nueva Guatemala se ha 
colocado esta sagrada Imagen en la Parroquial de San Sebastian. 

Otra Hermita habia en esta Metrópoli dedicada á la Santisima Trini- 
dad, que llaman del Chaxon: mantubose sin mudanza en la Antigua Guatema- 
la hasta el año de 1804, en que la mandó extinguir el I, S. D. Luis de Peñalver. 



(1) Nota: entre estos es digno de especial mención, el que obró el año de 1708: viniendo el 
mencionado Indio Silvestre de Paz, la mañana del 26 de Octubre, á poner una luz á Nuestra Señora: 
la encontró fuera de su nicho,' acentada sobre la ara: restituyóla á su tabernáculo; pero las 4 maña- 
nas siguientes, se repitió la misma maravilla. Tomáronse todas las precauciones, que dictó la pru- 
dencia, para evitar todo engaño, mas el dia 31 de dicho mes, se halló la Imagen en el mismo lugar. 
Con esto se dio aviso al Vicario, quien habiendo colocado la Imagen en su nicho, clavados los velos, 
cerrado la Iglesia, y dexado personas de confianza que la guardasen; sin embargo, á otro dia, 1? de 
Noviembre se encontró la Imagen, por séptima vez sobre el altar. Y no habiendo ya que dudar del 
prodigio, mandó el Padre Vicario se repicasen las campanas, y con las personas, que ocurrieron, rezó 
el rosario, y se cantaron las letanias, y restituida la Señora á su trono, no se volvió á mover de el 
hasta el año de 1712 en que se repitió varias ocasiones el mismo portento. 

153 



La de la Crnz del Milagro, se intituló de esta suerte, por que en la Cruz, 
que se venera en ella, se admiró, á principios de este siglo, el raro prodigio, de 
haber temblado por si sola: portento, que se autenticó por el Juez Eclesiástico, 
sirviendo de testigos del hecho los Prelados de las Religiones. Este milagro 
exitó en el vecindario de Guatemala el deseo de edificar una Hermita, en que 
se colocase la citada Cruz. Delineóse la Capilla el 30 de Noviembre de 1731. 
Habiéndose arruinado dicha Hermita el año de 1773, el de 780 se trasladó la 
Santa Cruz á la Nueva Guatemala, y se puso en la Iglesia del Beaterío de 
Indias: y el 12 de Septiembre de 95, se trasladó á la Iglesia, que desearon las 
Religiosas de Santa Clara, y se asignó para la Cruz del Milagro, por los Seño- 
res Arzobispo y Presidente. Algunos años después se restituyó, esta Santa 
Cruz á dicho Beaterío de Indias. ^^^ 

La Hermita de Señor San José tubo principio acia el año de 1740, ó 
poco antes. Cierto Sapatero, vecino del Barrio, que llaman el Tortuguero, 
concibió el proyecto de edificar una Hermita en su Barrio. Con este designio 
solicitó algunas limosnas, con las que levantó una pequeña Capilla, en la que 
colocó la Imagen de Señor San José, que hasta el dia de hoy, se venera en ella. 
Esta efigie, obra del inmortal Alonso de Paz, la tenia cierta Señora en su 
casa, y la dio, para que se expusiese á la veneración pública, en la citada 
Capilla. Mas como esta Hermita se fabricó por gente ignorante, no acorda- 
ron impetrar licencia del Rey: por lo c^ue de orden de la Corte se mandó ce- 
rrar, y la estatua del Santo, se colocó en la Iglesia de Santa Lucia. Habién- 
dose reconocido la falta, que la Hermita de Señor San José hacia en aquel 
Barrio, se informó sobre ello á su Magestad, quien concedió licencia, para que 
se edificase. Abrióse la Hermita, restituyóse á ella la efigie del referido Santo, 
y se emprendió la fabrica de una Iglesia mas capaz, que por la escasez de 
medios, con que se construyó, no pudo concluirse hasta el año de 1761. Se 
celebró el estreno, con gran pompa el 20 de Febrero de 1762. Este dia, se llevó 
de la Catedral á dicha Iglesia en procesión al Santísimo Sacramento, y la 
Imagen de Señor San José : asistió el Clero, las Religiones con sus Patriar- 
cas, y los Tribunales : y los tres dias siguientes se celebró la dedicación, ocu- 
pando el l'^ dia altar, y pulpito el Cabildo Eclesiástico. El 27 de Marzo de 
1780, se trasladó la expresada imagen á la Nueva Guatemala, y se colocó en 
una Capillita provisionalmente, Ínterin se edificaba la Iglesia formal. Con- 
cluida esta el año de 1783, se bendixo el 25 de Noviembre, y por la tarde se 
traxo la efigie del Santo, de la Catedral á su nueva Hermita en procesión, á 
que asistieron ambos Cabildos, el Clero, y las Religiones con sus Patriarcas. 

Aunque como vimos arriba ha muchos años, que los vecinos de Gua- 
temala anhelaban tener una Iglesia de Nuestra Sra. de Guadalupe, y aun se 
comenzó á edificar en la Antigua Guatemala ; mas no tubieron efecto sus de- 
seos, hasta el año de 1793, en que conseguida licencia del Rey á solicitud de 
los principales Cuerpos de esta Ciudad, se levantó una pequeña Hermita (Ín- 
terin se hace otra mayor) que se estrenó el dia 9 de Diciembre, trayendo en 



(1) Véase el tomo II, página 7, nota 11, donde el autor habla de otra "cruz que tembló", 
en la Calle de Jocotenango, de la Antigua Guatemala. (V. M. Díaz). 

154 



procesión desde la Catedral la imagen de Nuestra Señora, acompañada de los 
Patriarcas de las Religiones, de todos los Cuerpos Eclesiásticos, y el Noble 
Ayuntamiento de esta Ciudad. Se celebró la erección del citado templo los 
tres dias siguientes. Esta fundación se ha hecho á diligencias del Br. Don 
Pablo Jauregui, á quien S. Magestad ha nombrado 1*^ Prioste de dicha Hermita. 

APÉNDICE AL CAPITULO IX 

De la Coronación solemne de la Imagen de Sr. S. José que se 
venera en su Hermita de esta Ciudad 

Dio ocasión á esta festividad un Decreto de Ntro. Smo. Padre Clemente 
XIII, por el que concede, que las efigies de Sr. San José se puedan adornar 
con Corona Imperial, en atención á que este Glorioso Santo es descendiente 
de la Real estirpe de David, y Cabeza de la Casa del Rey del Cielo, y Esposo 
de la Reyna de los Angeles, y de los hombres. Alegando este Decreto, y la 
practica de otras Ciudades, compareció ante el Ilustrisimo Señor Arzobispo 
el Prioste de la Hermita de Señor San José de esta Capital el Br. Don Diego 
Morga, y suplicándole se sirviese dar su licencia, para que se coronase también 
la Imagen del referido Santo, que se venera en la expresada Hermita, (que 
es muy hermosa, y de excelente escultura.) Accedió gustoso el Prelado á la 
petición del Padre Morga: y este conseguida su pretensión, solicitó limosnas 
de oro, y piedras preciosas, con que se labró una rica Corona, que pesa 478 
castellanos de oro, esmaltada de esmeraldas, y otras piedras preciosas. $e 
dispuso la función para la vispera de la festividad del Patrocinio de Señor 
San José, de 1789, que este año cayó á tres de Mayo. Iluminóse la Ciudad 
las noches de los dias 1° y 2- de Mayo : se traxo la efigie de Señor San José 
la citada noche del dia primero á la Catedral, y se colocó en un suntuoso 
trono. El dia segundo por la mañana se le cantó misa: y á las quatro de la 
tarde se comenzaron á tocar las esquilas de la Catjedral, á donde concurrió 
el Señor Arzobispo, los dos Cabildos, el Clero secular, las Religiones, la 
Nobleza, y un inmenso pueblo. A este tiempo ya estaba toda la Iglesia 
iluminada, y revestido de Pontifical el Ilustrisimo Señor Arzobispo, y dos 
Prebendados de Ministros : descendióse del trono la Imagen del Santo Patriaca 
incensóla S. lima, y trayendo el Diácono en una fuente de plata la corona, 
ciño con ella el Señor Arzobispo la frente de Señor San José. Inmediatamente 
se dio repique general, y se ordenó la procesión cantando el hinno Te Denm 
laudamos, y otros que asigna el Ritual, para las procesiones de acción de gra- 
cias. En la citada procesión precedían dos Angeles ricamente vestidos; des- 
pués iba la Tercera Orden de Nuestra Señora del Carmen con la Imagen 
de Santa Tereza: seguían las Religiones con sus Patriarcas: y últimamente 
el Clero, que llevaba la coronada Imagen de Señor San José, baxo de palio, 
cuyas baras sostenía la Nobleza : el Señor Arzobispo hacia de Preste, y detras 
iba el Noble Ayuntamiento de esta Ciudad. Dirigióse la procesión para la 
Iglesia de Señor San José, las calles por donde j)asó estaban vistosamente 

155 



adornadas con colgaduras de seda, se quemaron dos castillos, uno á la mitad 
de la procesión, y otro al llegar á la Hermita. El dia tercero se celebró la 
enunciada coronación, con misa cantada y sermón, que predicó el Señor 
Maestrescuela Dr. D. Juan de Dios Juarros, y cantó la misa el Señor Provisor 
y Vic. Gen, Lie. D. Ambrosio Llano: asistió el referido Señor Arzobispo Dr. 
D. Cayetano Francos Monroy, ambos Cabildos, y la Nobleza. A imitación del 
citado Padre Prioste fueron coronando en las demás Iglesias á las imágenes 
de Señor San José, con cuya ocasión se hicieron muy plausibles funciones. 



CAPITULO X 
De algunos otros cuerpos Políticos que ilustran a esta Ciudad 

Hay en Guatemala varios Tribunales, y otros cuerpos Politicos, cuya 
historia, ó se ignora, ó no ofrece cosa digna de notarse : en este capitulo solo 
hablaremos de aquellos, cuya institución, y progreso contiene algunas circuns- 
tancias memorables. Entre estos debe ocupar el 1*^ lugar la Real casa de 
Moneda, si queremos seguir el orden de los tiempos. Erigióse en virtud de 
cédula de S. M. de 20 de Enero de 1731. El 17 de Febrero de 1733 llegaron 
los sellos^y otros instrumentos, que se traxeron de México, para la fabrica 
de la moneda de oro, y fueron recibidos con gran solemnidad. Salieron á 
encontrarlos al pueblo de Jocotenango la Ciudad, y Nobleza: se pusieron los 
caxones, en que venian los enunciados sellos, en la estufa del Señor Presi- 
dente, que traia tiros largos, y su guardia montada señia los costados de la 
estufa: precedíanla las justicias de las pueblos vecinos, con atabales, y 
pendones, seguia el Noble Ayuntamiento, y la Nobleza en forlones, y al llegar 
á la Plaza mayor, se dio repique general, é hizo salva la artillería : baxó el 
Señor Presidente con los oficiales Reales á recibir los caxones, que depositaron 
en las caxas Reales. Igual función se hizo el 28 del mismo mes, para intro- 
ducir otros sellos, que llegaron dicho dia, con el Br. D. José de León, Director 
de la casa de moneda, y otros oficiales. El I*' de Marzo se prohibió por 
bando la extracción de plata. El 4 del mismo se nombraron los oficiales, que 
faltaban: y el 19 se acuñó la primera moneda, que fueron 5 doblones de á 16. 
Estos tenian por un lado el busto del Rey, y por orla Philipus V, dei grafía, 
Hispaniarum, & Indiarum Rex: y por el reverso las armas de los Reyes de 
España, y por orla este mote, Initinm Sapienfia est timor Domini. Y Asis- 
tieron á tan plausible acto los Señores Presidente y Obispo, el Ayuntamiento, 
los Prelados Regulares, y muchos caballeros : y concluido, pasó el Señor 
Presidente con todo este acompañamiento á la Iglesia Catedral, donde los 
esperaba el Señor Obispo, y su Cabildo, y se cantó con gran solemnidad el 
Te Deum: y habiéndose hecho señal con el simbalillo, se dio repique general, 
y se hizo salva con la artillería, y fusilería. Por la noche se iluminó la Ciudad: 
y el dia 20 de Abril se publicó por bando, que corriese la nueva moneda. En 
el espacio de 6 años, quedó la casa de Moneda perfectamente acabada, con el 
mejor arte, y buena disposición, por dirección del Presbítero D, José de León. 
Tubo de costo 19 mil pesos, que se sacaron del producto de la laba: y en el 

156 



mismo tiempo, quedaron libres á S. Magestad 20 mil pesos. Bendixose la 
expresada^casa, el 13 de Julio de 1738, por el Ilustrisimo Señor D. Fr. Pedro 
Pardo Obispo de Guatemala, y asistieron á esta función el Señor Presidente, 
los Sres. Obispos de Comayagua, y Nicaragua, el Ayuntamiento, Prelados de 
las Religiones, y la Nobleza. Sirvióse después de la bendición un explendido 
refresco, y el Señor Presidente repartió una porción de reales, que se bendixo. 
La solidez de esta fabrica, se experimentó en la ruina de Guatemala de 1773, 
pues quando otros edificios mas recientes se maltrataron, la casa de moneda 
no sufrió daño notable. Pero se hubo de trasladar con la Ciudad al Valle de 
la Virgen: donde se construyó contigua al Real Palacio, como estaba en la 
Antigua Guatemala. Gobiérnase esta casa por las ordenanzas de 1^ de Agosto 
de 1750, referentes á las de Casaya de 1730. Los empleados, que tiene en 
la actualidad son el Superintendente, que es uno de los Señores Ministros de 
la Real Audiencia, Contador y Tesorero, que son los oficiales Reales, el Fiel 
Director de Moneda, dos Ensayadores, un Grabador, y otros subalternos. La 
moneda que mas se labró en los principios fué la cortada, ó macaca; pero 
siempre se hizo alguna redonda, ó de cordoncillo. La de oro tenia los sellos, 
que diximos arriba. La de plata presentaba por un lado las armas del Rey, 
y por orla su nombre: por el otro, los dos mundos baxo una corona, y las 
columnas de Hercules, y por orla este mote atraque unum. Mas desde el año 
de 1771, se empezó á usar del nuevo sello que en lugar de los mundos, y colum- 
nas, tiene el busto de S. Magestad, y se comenzó á recoger la antigua mone- 
da, que manda Nuestro Católico Monarca se extinga, para que de esta suerte, 
se uniformen todas las casas de moneda de España, y America. 

La Administración General de la Renta de Alcabalas, se nos presenta 
en 2° lugar. Esta renta estubo arrendada por mucho tiempo al Ayuntamiento : 
hasta que el año de 1763, se estableció su administración de cuenta de S. 
Magestad, conforme á la instrucción de 20 de Febrero de 1762 : y se nombra- 
ron oficiales, que la sirviesen. Estos son un Administrador General, un 
Contador, un Alcaide, dos Vistas, y un gran numero de oficiales inferiores, 
que se emplean en el cobro de las Alcabalas, y perciben la renta correspon- 
diente á sus oficios. Al mismo tiempo se criaron por orden del Rey, quatro 
administraciones foráneas, con sus subalternas, en las Ciudades de S. Salva- 
dor, León, Ciudad Real, y Comayagua, con el correspondiente numero de 
sirvientes, que rinden sus cuentas al Administrador General de esta Real 
Aduana. 

La Dirección de la Renta de Tabacos tubo principio por los años de 
1767, en que se estableció el Real Estanco de este ramo. Componese de un 
Director General, Contador, Tesorero, y otros oficiales. Dependen de la de 
esta Metrópoli las Administraciones de las Ciudades de Granada, S. Salvador, 
y Ciudad Real. 

La Contaduría Mayor, se instituyó en esta Ciudad el año de 1771. Pues 
aunque desde el siglo de la Conquista hubo un Contador de cuentas Reales, 
este no tenia oficiales, ni jurisdicción alguna, y su oficio se reduela, á poner 
las notas, y reparos, que encontraba en las cuentas, que se le pasaban : dábase 
traslado de dichas notas al oficial Real, ó Contador, que rendia la cuenta, y 
oídos sus descargos, dos Señores Ministros de la Real Audiencia determiná- 
is? 



ban lo conveniente. Mas informado el Rey de la inordenada administración, 
y confusa ordenación de las cuentas de este Reyno (según se explicó en ce- 
dula de 11 de Noviembre de 1769), determinó se criase una Contaduría ma- 
yor, que sujetó á la instrucción de 14 de Junio de 1769, dispuesta por la Con- 
taduría General de Indias: y nombró por 1*^ Contador Mayor á Don Salvador 
Domínguez de Salgado. Llegado á esta Ciudad el Nuevo Contador, abrió el 
Tribunal de cuentas por Febrero de 1771, y comenzó á arreglar esta oficina, 
conforme á la instrucción. Compúsose este Tribunal de un Contador Mayor, 
5 Oficiales, y un Escribano, que lo es el de Cámara: pero el año de 1800 le 
agregó S. Magestad un 2- Contador Mayor, con las mismas preeminencias, 
que el primero, ^^^ 

El Tribunal del Consulado, se erigió en la Ciudad de Guatemala el 30 
de Abril de 1794: en virtud de Real Cédula de 11 de Diciembre de 1793, en que 
se manda establecer el citado Tribunal en esta Ciudad, ordenando S. Mages- 
tad, que en lo que no estubiere determinado en dicha cédula, se gobierne por 
las ordenanzas de Bilbao. Y en la misma Cédula se nombró por Prior de dicho 
Consulado al Señor Marques Don Juan Fermín de Ayzinena, por 1- Cónsul 
á Don Manuel Jos.é Juarros, por 2^ á Don José Antonio Castañedo, y para 
los demás oficios á otros Caballeros de este vecindario. 

La Real Sociedad Económica de este Reyno tubo principio el año de 
1795, en que el Señor Oydor D. Jacobo de Villa-Urrutía, el Señor Dr. D. 
Antonio García, el R. P. Lector 3 veces Jubilado Fr. José Antonio Goicoechea, 
y algunos otros vecinos de esta Ciudad, con permiso del Señor Presidente, 
comenzaron á celebrar sus juntas, en que con el mayor tezon discurrían sobre 
los medios de adelantar las artes, fomentar la agricultura, y en una palabra, 
promover la felicidad publica de todo el Reyno. Desde luego se aplicaron los 
nuevos Socios á introducir los tornos de hilar, y á enseñar á las hilanderas 
á servirse de ellos: y en Junta, que celebró la enunciada sociedad, el 4 de 
Noviembre del mismo año, se premiaron, á las que presentaron los mejores 
hilados. S. Magestad se dignó aprobar esta Sociedad, en cédula de 21 de Oc- 
tubre de 1795. Animados los Socios con la Real aprobación de su nuevo 
establecimiento, continuaron sus tareas con mayor empeño. Aplicáronse á 
promover las siembras de cacao, y algodón, ofreciendo premios, á los que 
probasen tener plantados mayor numero de estos arboles. Excitaron la emu- 
lación de los texedores, premiando á los que mas finas gazas, y muselinas pre- 
sentaron. Para facilitar el adelantamiento de las artes mecánicas, abrieron 
escuela de dibujo, el 6 de Marzo de 1797, en que se enseñaban 32 jóvenes, 
gratis, dando asistencia de las 7 á las 9 de la noche, y se premiaban cada mes 
á los autores de las 2 piezas mas perfectas. Para el mismo efecto, se esta- 
bleció escuela de Matemáticas, cuyas lecciones se' comenzaron á dar el 8 de 
Enero de 1789: y el 27 de Enero de 1800 se abrió sala de modelo. Para dar 
mayor estimulo á la emulación, celebraba este Ilustre Cuerpo, cada se- 
mestre una junta publica, á que asistian las personas mas condecoradas de 
esta Capital: en ella se leia un extracto de las operaciones de la Sociedad 
executadas en el expresado semestre : se repartían los premios ofrecidos á 



(1) Véase el tomo II, página 8?, donde se completa la información sobre Correos. (V. M. 
Díaz). 

158 



I 



los sugetos, que los tenían ganados, y se concluía la función con un discurso, 
que pronunciaba alguno de los Socios, en elogio de la misma Sociedad, pro- 
moviendo la continuación de sus empresas, en obsequio del bien público. 
El zelo patriótico de éste cuerpo mereció, que su Magestad en cédula de 15 
de Julio de 1799, le signifícase se daba por servido de sus operaciones en be- 
neficio del publico, encargando á la Real Audiencia le proponga los medios, 
que juzgue convenientes para su subsistencia. Estando la Sociedad en estado 
tan floreciente, contra la expectación de todos, el 14 de Julio de 1800 recibió 
una Real orden, por la que se le manda suspender sus juntas, y demás exer- 
cicios. ^^^ 

CAPITULO XI 

De las calamidades, mas notables, que han afligido a la 
Ciudad de Guatemala ^^^ 

Desde que nuestros primeros Padres fueron arrojados del Paraíso, ha- 
cen las desgracias, infortunios, y calamidades un papel muy esencial en la 
Historia. Ya sea esta de algún Personage, ya de algún Cuerpo Político, ya 
de algún Reyno ó Ciudad, por lo común excede el numero de las fatalidades, 
y el de los sucesos adversos, al de los prósperos. No se exceptúa de esta regla 
la Ciudad de Guatemala: apenas contaba dos años de fundada, el año de 
1526, quando se vio asolada, y sus moradores fugitivos, por la rebelión de los 
Indios Kachíqueles. Habiendo llegado Don Fernando Cortez al puí».rto de 
Truxillo, le fué preciso á Don Pedro de Alvarado pasar á cumplimentarlo : 
entretanto, dexó por Teniente en Guatemala á su Hermano Gonzalo. Este 
lleno de codicia, quiso aprovecharse de la ocasión, y enriquecer en poco tiem- 
po: para esto puso un tributo exorbitante al numeroso pueblo de Patinamit, 
mandando, que 800 de sus indisuelos, le diesen cada uno, todos los días, un 
canutillo del grueso del dedo meñique, de oro labado, sopeña de quemar es- 
clavos. Se esforzaron los miserables indios, á p-agar el iniquo tributo; mas no 
pudiendo ya dar cumplimiento, por mas diligencias que hacían, al mandato del 
Teniente, fué este al citado pueblo, y los maltrató amenazándolos con pena 
de muerte. Exasperados los indios con semejantes vexaciones, convocaron 
todos los pueblos de la nación Kachiquel, y juntos mas de 30 mil combatien- 
tes, se destinaron algunos, para que cortasen las sierras del camino de Petapa, 
por donde temían viniese Don Pedro de Alvarado : y los demás dieron de im- 
proviso sobre la Ciudad de Guatemala : y cogiendo descuidados á sus mora- 
dores, mataron á unos, hirieron á otros, y pusieron en fuga á los demás. 
Permaneció desierta la población de los Españoles ; hasta que habiendo vuelto 
Don Pedro de Alvarado, con no pocos afanes, reduxo á los Kachiqueles, á la 
obediencia del Rey de España, ganándoles una reñida batalla. Y porque la 
citada victoria se alcanzó el 22 de Noviembre, dia de la V. y M. Santa Cecilia, 



(1) Véase el tomo II, nota 13, página octava, donde se dan otras informaciones sobre estos 
centros de cultura. 

(2) Sobre este particular es interesante el contenido del capítulo IV, del tomo II de la "Re- 
cordación Florida", página 193. Se habla de la langosta, de lluvias intensas, de piratas y de otras 
calamidades públicas. (V. M. Díaz). 

159 



ha reconocido esta Ciudad á dicha Santa por Patrona : y en la vispera, y dia 
de su fiesta, el Noble Ayuntamiento, acompañado de la Real Audiencia, de 
la Nobleza, y de los Indios Almulunenses, saca el Real Pendón en solemní- 
simo paseo, por las calles de la Ciudad, Este mismo año de 1526, se sintieron 
en este Reyno terremotos tan fuertes, que como asegura Bernal Diaz del Cas- 
tillo, no podian los hombres tenerse en pie. 

El año de 1532 consternó á los habitantes de esta Ciudad, un fiero 
León, de extraordinaria magnitud, que baxando del Volcan de agua, hacia 
gran daño á los rebaños. En cabildo de Febrero de dicho año, se ofreció un 
premio de 25 pesos de oro de minas, ó cien fanegas de mais á quien lo matase ; 
mas no pudieron cogerle; aun habiendo salido á montería toda la ciudad con^ 
el Adelantado. Últimamente lo mató el Yegüerizo, y en cabildo de 30 de 
Julio se le mandó dar el premio ofrecido. 

El año de 1536, por el mes de Febrero hubo un grande incendio en la 
Ciudad, que como toda estaba cubierta de paja, causó mucho cuidado á sus 
moradores; y aunque se logró apagarlo, para evitar, el que sucediese seme- 
jante desgracia otra ocasión, en Cabildo de 4 de Marzo se mandó, que por 
quanto una fragua dio principio al referido incendio, se saquen fuera de la 
Ciudad todas las fraguas. 

Pero la tragedia mas triste, que se ha visto en esta Capital, el suceso 
mas lamentable, que le ha acaecido, y la tribulación mas grande, de que se 
hace mención en sus anales, fué la que experimentó la madrugada del dia 
11 de Septiembre de 1541. Habia llovido con gran- fuerza, y tenacidad los dias 
8, 9, y 10 del expresado mes : y la noche de este ultimo fué tanta la copia de 
agua, que parecía, se hablan abierto las cataratas del Cielo : la furia de los 
vientos, relámpagos, y rayos era imponderable : aumentábase el espanto con 
los rayos, y exalaciones, que despedía el volcan de fuego : ^^^ en una pala- 
bra, era tal el desconcierto de los elementos, que daba bastante fundamento, 
para creer habia llegado el ultimo dia de los tiempos. Estando en esta contur- 
bación los moradores de Guatemala, á las dos de la mañana del dia 11, sintie- 
ron tan terribles estremecimientos, y temblores de tierra, que no pudieron 
sostenerse en pié, oyéndose al mismo tiempo un ruido subterráneo tan espan- 
toso, que los llenó á todos de pavor, y miedo : inmediatamente baxó de la 
cumbre del monte, en cuya falda estaba situada la Ciudad, un inmenso to- 
rrente, que arrastraba enormes peñascos, y arboles corpulentos, que inundán- 
dola, arruinó gran parte de sus casas, y sepultó en ellas á muchos de sus ha- 



(1) Documentos que tenemos a la vista, niegan las afirmaciones de varios autores, al consignar 
que hubo temblores en aquella fecha memorable. Tampoco bajaron torrentes de agua de la "cumbre", 
sino de las ranuras o barrancos del volcán. Damos a continuación los nombres de las damas fallecidas 
al desplomarse el Oratorio, arrollado por la formidable corriente de agua: doña Beatriz de la Cue- 
va, dos niñitas, una de ellas llamada Anica, hija natural de Alvarado: Juana de Arteaga, Luis Ren- 
teros, Josefa Cava, Mariquita Alonso, Rafaela Degollado, Joaquina Villacreces, Luz Lucientes, María 
Juárez Villota, Catalina Mejía, Serafina Lugo, Mónica Tovar, Isabel Rosas, Juana Fuentes Rioja, 
Margarita Falencia, Eduvigis Larios, Magdalena Barraqueto. 

Escaparon de morir: Doña Leonor Xicotencal Tecubalsi, hija de don Pedro, Melchora Suárez, 
Juana Céspedes y María Armijo. 

Entre las fallecidas figuran varias mujeres de la servidumbre, además de las doncellas de doña 
Beatriz. 

El epitafio colocado sobre la tumba de doña Juana de Arteaga, en la Catedral primitiva, en 
Almolonga, tenía varios errores, afirmándose haber muerto aquellas damas a causa de un terremoto. 
(Documentación inédita. V. M. Díaz). 

160 



bitantes : contándose entre los muertos la Señora Doña Beatriz de la Cueba, 
Viuda de Don Pedro de Alvarado. Como amaneció el dia 11, trataron los que 
salieron sanos de tan terrible tormenta, socorrer á los necesitados, curar á 
los estropeados, y juntar los cuerpos de los difuntos, que repartidos en las 
pocas Iglesias, que entonces habia, se enterraron por la tarde, con la solem- 
nidad posible. Y para perpetuar la memoria de tan terrible azote, con que el 
Sr. castigó á esta Ciudad, y aplacar su Divina Justicia; en Cabildo de 9 de 
Septiembre de 542, por consejo del Sr. Marroquin, se determinó, que todos 
los años, el referido dia 11 de Septiembre se haga procesión de penitencia. 
En cumplimiento de este auto, se hizo la expresada procesión, por mas de 20 
años, saliendo de la Antigua Guatemala, para la Ciudad Vieja, y asistiendo 
á ella ambos Cabildos, el Clero y Religiones. 

Escarmentados los Moradores de Guatemala con los malos tratamien- 
tos, que les hicieron los Volcanes, determinaron alejarse de ellos, y se pobla- 
ron una legua al nordeste de la Ciudad Vieja. Mas como donde quiera que 
fuesen arrastraban el reato del pecado, á todas partes los seguian las calami- 
dades. El año de 1558 afligió á esta Metrópoli una cruel peste de fluico de 
sangre de narices, de que murió mucha gente, sin que se le pudiese hallar 
remedio. 

Experimentó también la Ciudad de Guatemala recios temblores de 
tierra, que arruinaron gran parte de sus edificios, el año de 1565. Y estos 
terremotos fueron el motivo porque se juró por Patrón á San Sebastian, como 
se dixo en el Capitulo nono. 

No fueron menos ruinosos, los que se padecieron en los años de 1575, 
76, y 77. 

El 27 de Diciembre de 1581, fueron en extremo atribulados los mora- 
dores de Guatemala: porque habiendo comenzado á arrojar fuego el Volcan, 
este dia fué tanta la ceniza, que despidió sobre la Ciudad, que se obscureció 
el Sol, y fué necesario encender velas al medio dia. Hicieronse procesiones 
de rogación, y las gentes se confesaban á voces, porque creian era llegada su 
ultima hora: hasta que quiso el Eterno soplase el viento norte, y llevase la 
ceniza hacia la mar del Sur, con lo que se aclaró la Ciudad. El 14 de Enero 
de 82, tornó á vomitar fuego el expresado Volcan con grande abundancia, por 
24 horas continuas. 

También los años de 1585, y 86 fueron en extremo amargos, para los 
vecinos de Guatemala: porque habiendo comenzado los temblores de tierra el 
16 de Enero de 85, se continuaron todo este año, y el siguiente, con tal tezon, 
que no pasaban ocho dias, sin que temblase. Aumentóse la tribulación, con 
el fuego que por 6 meses continuos no cesó de arrojar el Volcan. Pero el mayor 
estrago lo causó el terremoto de 23 de Diciembre de 86, que destruyendo la 
mayor parte de la Ciudad, sepultó en sus ruinas á muchoi de sus moradores, 
sacudiéndose la tierra con tal fuerza, que los cerros se desgajaron, y se abrie- 
ron profundas grietas en la tierra. 

Se hizo memorable en esta Capital el año de 1601, por una cruel peste 
de esquilencia, que se padeció en ella, de tanta malignidad, que en el termino 
de tres dias quitaba la vida, á los que acometia. En este conflicto, acudió la 

161 



piedad de los fieles á solicitar el patrocinio de los Santos, rindiendo reverentes 
cultos á las imágenes de mayor veneración, que tiene la Ciudad. Una de las 
imágenes á que se ocurrió, sacándola en procesión general, fué la que intitu- 
lan Nuestra Señora de Loreto, que se conserva en la Iglesia de San Francisco : 
y experimentaron los fieles grande alivio, en la citada epidemia, untándose con 
el aceyte de la Lampara, que arde ante el referido simulacro, como consta de 
información, que se recibió en el juzgado Eclesiástico, el año de 1605. 

Fué grande la tribulación de los Ciudadanos de Guatemala el año de 
1607, con los espantosos temblores de tierra, que se sintieron en esta Capital 
por muchos dias, causando notables estragos en los edificios, ocasionando 
muchas muertes, y otras desgracias : hasta que quiso el Cielo, que acogiéndose 
al patrocinio del Glorioso Martyr San Dionisio, en el dia que la Iglesia celebra 
su fiesta, cesaron los temblores, y no se volvieron á sentir en mas de 40 años. 
Desde este tiempo cuenta la Ciudad de Guatemala á este Ínclito Martyr en el 
numero de sus Patronos, y se le canta misa en la Catedral, á que asiste el 
Noble Ayuntamiento, y antiguamente habia sermón. 

El año de 1620, se vio en el emisferio de Guatemala un globo de fuego : 
fenómeno, que el dia de hoy, en que se halla la Fisica mas bien cultivada en 
esta Metrópoli, no hubiera ocasionado mayor asombro; pero que en aquellos 
tiempos llenó de pavor, y espanto á sus moradores. Este meteoro se ha repe- 
tido el 14 de Abril de 649, el 25 de Marzo de 680, el 20 de Enero de 681, en 
Enero 688, y en 18 de Septiembre de 691. 

El año de 1623 por el mes de Enero, puso en gran cuidado el Volcan 
de Guatemala á este vecindario, vomitando mucho fuego, arrojando humo es- 
peso, y dando espantosos retumbos. 

El dia 18 de Febrero de 1651, cosa de la una del dia, se oyó un extraor- 
dinario ruido subterráneo, que á todos puso en cuidado : inmediatamente hubo 
tres fuertísimos terremotos, con muy breve interrupción unos de otros, que 
pusieron por los suelos una gran parte de los edificios de Guatemala : volaban 
las tejas como si fueran ligeras pajas, repicábanse por si solas las campanas, 
desgajábanse los peñascos, las fieras de los montes perdiendo su natural instin- 
to, se venian á poblado : entre estas se hizo memorable un León feroz, que en- 
trando en la Ciudad, por el lado del Sur, llegó h€sta las casas Consistoriales» 
rasgó un papel que estaba fixado en ellas, y salió por la parte opuesta. Con- 
tinuáronse los temblores, con gran frequencia hasta el dia 13 de Abril. 

No se pasaban muchos años, sin que la Divina Justicia levantase su 
bara, para castigar á Guatemala con los horribles golpes de los temblores: 
pues contando solamente los que causaron ruina, después de los del año de 
651, hubo los de Marzo de 679, los de 22 de Julio de 681, los de Mayo de 683, 
los de Agosto de 84, los de Septiembre, y Octubre de 87; pero sobre todos los 
de 12 de Febrero de 89, que asegura un escritor de aquel tiempo fueron mayo- 
res, que los del año dé 651. 

El año de 1686 afligió á esta Metrópoli una peste tan cruel, y violenta, 
que en tres meses^ ya se contaban muertos mas de la decima parte de sus 
vecinos. A unos les quitaba la vida repentinamente, otros espiraban entre 
agudísimos dolores de cabeza, pecho, y entrañas; sin que se pudiese atinar 

162 



con el remedio, no obstante que se hicieron anatomias, y otras diligencias. 
Eran tantos los contagiados, que no alcanzaban los Sacerdotes, que habia en la 
Ciudad, para asistirlos: ya no se doblaban las campanas por los Difuntos, ni 
se hacian entierros en particular, sino en común. ^^^ De la Capital se extendió 
el contagio á los pueblos Comarcanos, y de estos á los remotos, haciendo esta 
epidemia su mayor estrago en los sujetos mas robustos. 

Siguiendo la historia de los infortunios, y calamidades de nuestra ama- 
da Patria, en el siglo XVIII, se nos presenta la gran tribulación, que padeció 
en el 1^ de Febrero de 1705, en que enfurecido el Volcan, comenzó á vomitar 
humo y cenizas, en tanta copia, que se obscureció el Sol, y se hallaron los 
habitantes de Guatemala, como otros Egipcios, rodeados de densas tinieblas 
en la mitad del dia: siendo preciso suplir con luces artificiales la falta de 
claridad : hasta que sacando aquella tarde en publica procesión las milagro- 
sas imágenes de Christo Crucificado, y Nuestra Señora del Socorro, que se 
veneran en la Iglesia Catedral, ¡cosa maravillosa! lo mismo fué salir por la 
puerta de la enunciada Iglesia, que mira hacia el Volcan las referidas imáge- 
nes, que acabarse de desvanecer las espesas sombras, que nos habian robado 
la luz del dia, y quedar limpio, y despejado todo el Cíelo, 

El año de 1710, tomó el citado Volcan, á arrojar fuego, y piedras en- 
cendidas, como se dirá en el cap. 2° tratado S*^ hablando del limo. Sr. D. Fr. 
Mauro. 

El año de 1717 fué de grande tribulación, y angustia para la Ciudad de 
Guatemala : porque desde la noche del 27 de Agosto comenzó á vomitar fuego 
el Volcan, acompañando á este terrible fenómeno, un continuo ruido subte- 
rráneo, con freqüentes retumbos. La noche del dia 28 fué mayor la furia, 
con que despedía fuego el Volcan, de suerte, que puso en el mayor conflicto 
á todo este vecindario: sacóse á las plazas, y compases de los Conventos al 
Santísimo Sacramento, y las imágenes de veneración: toda esta noche se pasó 
en plegarías, y procesiones. En la Iglesia de San Francisco se hizo rogación 
por espacio de 23 dias, ante la imagen de Nuestra Sra., que se halla colocada 
en el Coro, y con esta ocasión se baxó á la Capilla mayor. El 29 de Septiem- 
bre se sacó en procesión la imagen de Nuestra Señora que llaman de los 
Pobres, y se venera en la misma Iglesia de San Francisco. Al fuego del volcan 
siguieron temblores freqüentes, que se continuaron por mas de quatro meses: 
pero la noche del dia de San Miguel, fueron estos tantos, y tan recios, que 
parecía el ultimo dia de Guatemala. Fué grande la ruina de los edificios, 
muchas las casas que se cayeron, otras quedaron maltratadas; pero el mayor 
estrago se advirtió en los Templos. Asi por lo que se había visto, como por 
las voces, que se esparcieron de total subversión de la Ciudad; se salieron los 
mas de sus moradores á los pueblos inmediatos: las Monjas de Santa Clara 



(1) Nota: afligidos sobremanera los moradores de Guatemala, con tan terrible epidemia, de- 
terminaron hacer una rogación, á la Madre de misericordia: para cuyo efecto, se traxo la devota 
imagen de Nuestra Señora, que se venera en el pueblo de Almolonga, á la Iglesia del Calvario, el 
dia 7 de Diciembre. Hizose la rogación por tres dias, con inmenso concurso: y el 3? dia, á cosa de 
las dos de la tarde, se observó por largo rato, que el rostro de la Santa Imagen sudaba, de cuyo 
prodigio dieron fé dos Escribanos, que se hallaron presentes. Por la tarde se restituyó á Almolonga 
la sagrada efigie, en solemnisima procesión: y desde este dia cesó la peste, no enfermando ninguno 
de nuevo, y sanando los que estaban enfermos. 

163 



se retiraron al pueblo de Comalapan, que estaba á cuidado de los Religiosos 
de su orden. En esta ocasión se solicitó la traslación de esta Capital á otro 
sitio, menos expuesto á temblores; mas quando el Real Consejo llegó á conce- 
der la licencia, que se pretendía, ya estaban los vecinos acomodados, y las 
ruinas de la Ciudad reparadas, por lo que no tubo efecto la traslación. 

El año de 1732 por el mes de Mayo, asustó el Volcan de Guatemala á 
este vecindario con sus repetidos retumbos, y con las copiosas erupciones 
de fuego, que hizo por muchos dias. Hallándose la imagen de Nuestra Señora 
del Socorro, expuesta á la veneración publica, en la Iglesia Catedral, como se 
acostumbra todos los años, para obtener el buen excito de las cosechas : este 
año se celebró segundo novenario, paar el remedio de la referida necesidad. 
Y también se hizo rogación á Nuestra Señora en la Iglesia de San Francisco, 
y en la de Santa Cruz. 

El año de 1733, sobrevino á esta Capital tan cruel peste de viruelas, 
que en un mes se contaban, ya 1500 muertos. La aflicción, que causó á sus 
moradores, se da bien á conocer en las muchas rogaciones, que se hicieron : 
pues casi no hubo Imagen de veneración, á quien no se sacase en procesión, 
para alcanzar de Dios el remedio de esta calamidad. Nuestra Señora de los 
Dolores del cerro se llevó en procesión á los Conventos de Monjas, los dias 
15, y 16 de Junio, después de haberle hecho novenario en la Parroquia de la 
Candelaria. A Nuestra Sra. de la Merced, se le hizo novena en la Catedral, 
que se concluyó con procesión general. A Jesús Nazareno de la Candelaria, 
también se le hizo novenario, ^^^ y el ultimo dia, que fué el 9 de Julio, se sacó 
en procesión de penitencia, por todas las Iglesias de la Ciudad. Igualmente 
se hizo rogación, en sus respectivas Iglesias á Nuestra Señora del Coro de 
San Francisco, á Nuestra Señora de los Remedios, á la del Manchen, á San 
Sebastian, San Serapio, y últimamente la Imagen del Ecce Homo del pueblo 
de San Gaspar, se traxo al Templo del Calvario, para hacerle nueve dias de 
rogación. 

Por el mes de Junio de 1736, hubo en Guatemala un recio temporal, 
que arruinó varias casas, en que perecieron algunas personas. 

El 27 de Agosto de 737 comenzó á arrojar fuego el Volcan de Guatema- 
la, continuó por algunos días, abriéronse en su falda varias bocas, por donde 
despedía humo, y fuego : y el 24 de Septiembre se sintieron fuertes temblores 
de tierra; aunque no causaron ruina. 

El 21 de Septiembre de 749 hubo un temporal que duró tres dias, y las 
avenidas, que baxaron de los montes, que rodean á la Ciudad, hicieron muchos 
daños á algunos de los pueblos circunvecinos. 

El 4 de Marzo de 51, se sintieron en esta Capital dos fuertísimos terre- 
motos, uno á las 8 de la mañana, y otro á las dos de la tarde, que causaron 
grande estrago especialmente en los Templos. 



(1) Nota: en este novenario aconteció una desgracia digna de notarse: uno de los dias de 
rogación hubo sermón en la citada Iglesia de la Candelaria: y fué tanto el concurso, que no ca- 
biendo en ella, muchas personas se subieron al coro; sin embargo, que el entresuelo de este era de 
gruesos maderos, no pudo sostener el inmenso peso, que se le cargó: y quebrándose 13 vigas, cayeron 
muchos de los que estaban arriba, sobre los de abajo: de cuya tragedia salieron estropeados cosa de 
80 personas; y aunque en el acto no peligró ninguna, poco después murieron algunas, y otras que- 
daron baldadas. 

164 



El año de 762, habiendo llovido con mucha tenacidad el dia 8 de Oc- 
tubre, á la madrugada del dia 9 hubo tales crecientes en algunos de los rios 
de este Reyno, que inundaron muchos lugares : en esta ocasión se arruinó 
el famoso pueblo de Pefapa: ^^^ y en la Ciudad de Guatemala, se anegó el 
Barrio de Nuestra Señora de los Remedios, y su Iglesia Parroquial 

Pero la Época mas triste para esta Metrópoli, fué el año de 1773, en que 
quiso el todo Poderoso fuese destruida, y asolada. Desde el año de 51 no ha- 
bia padecido Guatemala ruina considerable : pues aunque el año de 57 hubo 
el temblor llamado de San Francisco, y el de 65, el de la Santisima Trinidad, 
que arruinó la Provincia de Chiquimula, y después el de San Rafael, que hizo 
grande estrago en la de Suchitepeques ; sin embargo que llegaron con bastante 
fuerza estos temblores á la Capital, ninguno hizo notable daño en ella. El 
citado año de 73, se comenzaron á sentir algunos temblorcillos por el mes de 
Mayo : el 11 de Junio hubo uno muy recio, y largo, que maltrató algunas casas, 
y Templos : continuó temblando, con mucha repetición toda la noche de dicho 
dia, y en los siguientes, aunque no con tanta frequencia. Hicieronse varias 
rogaciones, para aplacar la ira del Señor: en la Iglesia de San Francisco se 
expuso á la veneración pública por nueve dias, y se sacó en procesión la devota 
Imagen de Nuestra Señora de los Pobres. La tarde del 29 de Julio, á cosa 
de las quatro se sintió un remezón violento, y á poco rato comenzó el terre- 
moto, que arruinó á Guatemala: cuya duración, y variedad de movimientos 
no es fácil referir, aun á los que fuimos testigos de esta tragedia : pues la tur- 
bación, y angustia no daba lugar á reflexiones. Continuáronse los temblores 
por algunos dias con tanta frequencia, que en un quarto de hora se contaban 
muchos. El 7 de Septiembre hubo un temblor bastantemente grande, que 
derribó algunos edificios, de los que habia dexado muy maltratados el de 29 
de Julio : y el 13 de Diciembre, otro mayor, y que causó mucho estrago. Los 
Individuos del Noble Ayuntamiento, que se hallaron en la Pla;5a mayor 
de esta Capital la tarde de su ruina, juraron en manos del Señor Arzobispo, 
por su Patrona á la Santisima Trinidad, prometiendo hacerle fiesta perpetua- 
mente el expresado dia 29 de Julio. 

A esta memorable calamidad, que sufrió la Ciudad de Guatemala, se 
siguió otra no menos penosa: esta fue un gran cisma, que se formó entre su 
Vecindario, que dividido en bandos, unos aterrados con el fracaso experimen- 
tado, y trayendo á la memoria las innumerables ocasiones, que se habia visto 
lo mismo, eran de parecer se trasladase la Ciudad á otro parage menos ex- 
puesto á temblores, y mas apartado de los Volcanes. Otros apoyados en la 
constante experiencia, de que no hay sitio en todo el Reyno, en que no se 
sientan por tiempos, notables movimientos de tierra : opinaban, que quedando 
la Ciudad expuesta á temblores en todas partes, era mejor reedificarla, y no 
privarse de sus bellas aguas, temple benigno, y otras mil proporciones, que 
se disfrutaban en ella: y de la comodidad, que las mismas ruinas ofrecían 
paar repararla. Todavía no habia salido el susto, que ocasionó el terremoto 
de 29 dé Julio de 73 á los vecinos de Guatemala, quando fueron citados para 
una junta en que se habia de tratar de la referida traslación. Celebróse esta 



(1) Véase el opúsculo sobre este acontecimiento, escrito por el Presbítero José María Na- 
varro. Es la Monografía de Villa Nueva, impresa a mediados del siglo XIX. (V. M. Díaz). 

J65 



el 4 de Agosto de 73, precidiola el Sr, Presidente, asistió el Señor Arzobispo, 
y todas las personas visibles, que se hallaban en la Ciudad : en éste congreso 
se determinó la traslación provisional de la Capital al Burgo de la Hermita, 
Ínterin se reconocían los valles de Jalapa, y de las Vacas, y se consultaba á 
su Magestad. Comisionáronse para la inspección de los expresados Valles, 
uno de los Señores Ministros de la Real Audiencia, dos Prebendados del 
Cabildo Eclesiástico, un Regidor, uno de los Vecinos. Trasladóse el Señor 
Presidente, y los Tribunales Reales á la Hermita el 6 de Septiembre de 73, 
y evacuadas las exploraciones de los referidos sitios, se convocó el Vecindario 
de Guatemala, para determinar lo conveniente en asunto de traslación. Cele- 
bróse la junta en la Ciudad provisional, los dias 12 hasta 16 de Enero de 74. 
En esta asamblea se leyeron diligencias practicadas por los Exploradores, 
y á pluralidad de votos, se determinó la formal traslación de la Ciudad de 
Guatemala al Valle de las Vacas. Su Magestad confirmó esta resolución, en 
21 de Julio de 1775 : y en cédula de 21 de Septiembre siguiente, aprobó la ma- 
yor parte de los proyectos, que se le propusieron para verificar la traslación: 
concediendo liberalmente el producto de la renta de Alcabala, por 10 años, 
para subvenir á los gastos de la citada traslación. En virtud de esta Real 
disposición, se estableció en el Nuevo sitio el Ayuntamiento á 1° de Enero de 
76, y en 29 de Julio de 77, se publicó bando en la Antigua Guatemala, para 
que dentro de un año, todos se trasladasen, y quede aquel suelo desierto. 

No pararon en esto las fatales resultas de los referidos terremotos : pren- 
dió en este miserable vecindario una peste de calenturas Petequiales, que 
quitó á muchos la vida, y no calmó hasta el Mayo de 74. 

Trasladados á la Nueva Guatemala, la mayor parte de los moradores de 
esta Capital; como con la mudanza de suelo no se desnudasen de la calidad de 
hijos de Adán, los siguieron al nuevo sitio las desgracias, infortunios, y tribu- 
laciones. No fue leve la que padecieron una tarde, que habiéndose formado 
á orillas de la Ciudad un Torbellino de agua, temieron causase algún grave 
estrago en ella. También los afligió en otra ocasión, un aguasero de granizo, 
tan grande y copioso, que se aguardaba por instantes hundiese los texados con 
su peso. Igualmente contristan á este vecindario freqüentes muertes de rayo. 
Pero la mayor tribulación, que se ha padecido después de la ruina de la Anti- 
gua Guatemala, fue la que experimentó esta Capital año de 1780, con la 
cruel peste de Viruelas, que cundió en todo el Reyno. Eran estas de tan 
mala calidad, que en pocos dias, se contaban ya muchos muertos al rigor de 
la expresada Epidemia. Para que no muriesen sin sacramentos los apestados, 
se sacaba el sagrado viatico no solo de las Parroquias, sino también de las 
Iglesias de Regulares. Los cadáveres no se enterraban en los Templos, por 
que eran tantos, que hubieran podido causar mucho daño con su corrupción, 
y asi se bendixeron tres Cementerios fuera de la Ciudad, para dar sepultura 

166 



á los viruelientos. En esta ocasión, se dexó admirar el zelo de los individuos 
del Noble Ayuntamiento, que con el mayor empeño se aplicaron al socorro de 
los pobres enfermos : encargándose cada Regidor de un quartel de la Ciudad, 
y no faltando uno de pie en el hospital, que se estableció para los apestados, 
en una casa de campo. Esta fue la vez primera, que se practicó en Guatemala 
la inoculación : y á la verdad, con muy feliz excito, pues habiendo sido tantos 
los que perecieron del contagio ; pocos ó ningunos fueron los inoculados, que 
murieron. 

APÉNDICE II AL CAPITULO III DE ESTE TRATADO 

De la exaltación de la Santa Iglesia de Guatemala a Metro- 
politana, y extraordinaria solemnidad y regocijo, con que se 
celebró la imposición del Palio a su limo. Prelado ^'' 

Era muy justo, que se celebrase con los mayores transportes de Jubilo, 
y con las muestras mas expresivas de alegría, la exaltación de esta Santa 
Iglesia á Metropolitana : asi porque por este medio se constituía la segunda 
Iglesia del continente, como porque se veia conseguida una pretensión, que 
se habia promovido, muchos años, sin suceso : y principalmente por las gran- 
des ventajas, que de ella provenían á todo el Reyno. Quando se erigieron 
Metropolitanas en la America (pues al principio las Catedrales de Indias eran 
sufraneas de la de Sevilla) de las Iglesias del Reyno de Guatemala, se asig- 
naron á la de México, las de Guatemala y Chiapa: á la de Lima, la de León 
de Nicaragua: á la de la Isla Española, la de Comayagua. Pero vista la impo- 
sibilidad de los recursos á estas dos Metrópolis, se hubieron de desmembrar 
de ellas, y agregar á la de México. 

Mas no por esto se facilitaron los referidos ocursos, distando una, y otra 
de dicha Metrópoli .mas de 50 leguas. Movido de estos inconvenientes el 
zelo de nuestros Augustos Mona^rcas, pidieron en repetidas ocasiones, y espe- 
cialmente en cédula de 16 de Febrero de 1717, informe sobre la materia á 
los Señores Arzobispo de México, y Obispos de éste Reyno, y á los Prelados 
de las Comunidades Religiosas. Persuadido por ultimo N. C. M. Felipe V de 
la necesidad que habia, de que se erigiese en Arzobispal la Iglesia de Guatema- 
la, tubo á bien se pasasen oficios en su Real nombre á N. M. S. P. Benedicto 
XIV, para que se dignase hacer la referida erección : la que su Santidad efec- 
tuó en Bula de 16 el Diciembre de 1743 : confiriéndose el mismo día la insignia 
del Sagrado Palio al Apoderado del nuevo Arzobispo. Habiéndose dado el 
pase á las Bulas Pontificias en el Supremo Consejo, en 2 de Junio de 1744, 
se remitieron con los Reales despachos al referido Arzobispo : y el sagrado 
Palio se entregó para que lo conduxese á este Reyno, al I. S. Dr. D. Isidro Ma- 
rín Bullón, que venia para su Iglesia de Nicaragua. Este lo traxo hasta el 
puerto de Vera-Cruz: y alli lo entregó al I. S. D. Fr. Francisco Molina Obispo 
de Comayagua, quien lo conduxo hasta Guatemala. Llegó este Prelado con 



(1) Nota: este apéndice 2? y el 3<? que sigue, se deben colocar en el fol. III después del 1? 
apéndice á dicho capitulo 3?. 

167 



la sagrada insignia al Pueblo de Jocotenango, contiguo á dicha Ciudad el 27 
de Octubre de 45, y el siguiente dia se introduxo en ella el sagrado Palio, 
con la mayor pompa, y solemnidad: acompañando á su limo. Conductor, el 
limo, y Reverendísimo Señor Maestro Don Fr. José Cubero Obispo de Chiapa, 
el Cabildo Eclesiástico, y lo mas lucido de este vecindario, que en 75 forlones 
se dirigieron al Palacio Arzobispal, por las principales calles de esta Metrópoli, 
que se veian todas hermoseadas con colgaduras, y gallardetes, que pendían de 
los balcones. Llegada tan respetable comitiva al expresado Palacio, fue reci- 
bida por el limo. Señor Arzobispo, el Clero y Religiones, que formando una 
lucida procesión, y entonándose el Te Deum laudamus, se encaminaron al 
oratorio del Palacio: este se hallaba ricamente adornado, y en su altar se 
colocó la arca, que contenia el sagrado Palio. 

Señalóse para la imposición del Palio, el dia del Patrocinio de Nuestra 
Señora 14 de Noviembre : en cuyo dia puestos en sus correspondientes lugares 
los Tribunales de la Real Audiencia, y Noble Ayuntamiento de esta Ciudad, 
ocupó el altar el limo. Señor Obispo de Chiapa, y el pulpito el Señor Dr. Don 
Agustín de la Caxiga y Rada, Tesorero de esta Santa Iglesia, asistiendo en el 
presbiterio, con sus correspondientes Asociados, los Señores Arzobispo, y 
Obispo de Comayagua. Llegada la hora de hacerse la imposición del Palio: 
se revistieron de Pontifical los tres limos, y hecho por el Señor Arzobispo el 
juramento acostumbrado, se le condecoró con la expresada insignia, en la 
forma, que ordena el ceremonial. A este tiempo se hizo salva con un hermoso 
castillo, á que correspondieron las campanas, con repique general. Continuá- 
ronse las funciones por otros cinco dias, en que cantaron la misa los Señores 
Arzobispo, y Obispos, ocupando el pulpito las Religiones de Santo Domingo, 
San Francisco, San Agustín, la Merced y el Colegio de la Compañía de Jesús. 
Concluidas las fiestas de Iglesia, se retiró el Señor Arzobispo con sus Ilustri- 
simos huespedes (agregándose el I. Sr. Dr. D. Isidro Marin, que llegó en estos 
dias) á una casa de placer, que tenia á una legua de la Ciudad, en donde se 
celebró la exaltación de esta Santa Iglesia á Metropolitana, con siete corridas 
de toros, quatro comedias, explendidos banquetes, y otros regocijos. 

APÉNDICE III AL MISMO CAP. III 
De las Fiestas que celebra esta Santa Iglesia Catedral 

Hemos dado en el referido Capitulo 3- con la exactitud y concisión^ 
que nos ha sido posible, la Historia de la Santa Iglesia Catedral de Guatemala: 
y por no cortar el hilo á la serie de sus fastos, no hemos tratado sino de una, 
u otra de sus fiestas. Mas pareciendonos se extrañará el que no demos alguna 
noticia de ellas en este Cronicón, lo hacemos en el presente apéndice. 

Y comenzando por las de Nuestro Sr. Jesu-Christo : celebra esta Santa 
Iglesia el 25 de Diciembre el Nacimiento temporal del Verbo Eterno, con la 
solemnidad que pide tan gran misterio. Comienza esta por la hora de Prima 
de la Vigilia, que se canta en el cuerpo de la Iglesia, con la mayor gravedad, 
entonando la Kalenda en lo que pertenece á la expresada fiesta, el Señor 
Dean: y antiguamente habia sermón, concluida la hora. A la media noche se 

168 



cantan los Maytines, con música y villancicos después de las lecciones, y la 
Misa que pone el Misal para esta hora. El dia 26 hay fiesta con sermón y 
asistencia, que antes era de Tabla general, y ahora es particular; y aunque 
esta solemnidad se llama de San Estevan, y el Sermón es de este Glorioso 
Martyr; tenemos por muy probable, que en sus principios fué del Nacimiento 
de Nuestro Señor Jesu-Christo : pues vemos que en la fiesta de su Resurrec- 
ción, por cantarse los maitines de madrugada, se traslada la solemnidad de 
sermón y asistencia al siguiente dia: y por otro lado no vemos, que acostum- 
bre esta Iglesia celebrar con circunstancia de sermón y tabla general, la fiesta 
de ningún Santo, sino es las de los Patronos de la Iglesia, ó la Ciudad. 

Celebra también con 
la solemnidad de mai- jjiMMBB^BBMWWBWBi^BBBBMMMMM Mll^B 
tines cantados, misa, 
sermón y asistencia de 
Tabla particular, las 
Fiestas de la Epifa- 
nía, Resurrección, As- 
censión de Ntro Señor 
Jesu-Christo, y venida 
del Espíritu Santo; y 
en el dia de la Ascen- 
sión á mas de lo dicho, 
se canta con extraordi- 
naria solemnidad, pa- 
tente el Santísimo Sa- 
cramento, á las 12 del 
dia, la hora de Nona, 
por haber sido á dicha 
hora la subida del Se- 
ñor á los Cíelos: y por 
la misma razón, sé can- 
ta con semejante so- 
lemnidad, la hora de 
Tercia el dia de Pen- 
tecostés. 

Celebrase con gran 
pompa y concurso, y 

asistencia de Tabla general, el Domingo de Palmas, la entrada triunfante de 
nuestro Redentor en Jerusalen, con sermón, que se predica después de la 
procesión, por ser sobre el Evangelio que se canta en la bendición de las 
Palmas. 

Se hacen con la solemnidad posible los oficios de Jueves, Viernes, y 
Sábado de la Semana Sania, asistiendo á ellos los dos primeros dias los Tri- 
bunales. 

Pero entre todas las fiestas que solemniza esta Sta. Iglesia, sobresale 
la del Santísimo Sacramento, ó del Corpus: pues parece que se agotan los 
arbitrios, y no queda alguno que no se ponga en practica, para hacer plausible 




ElYllmo._yRmo. Sor.Mtro.Dí'FrJuan Zapata iandovál natural deMe- 
xicodel üTn-de San AousTinObpb.de la 5an'.Yeá. de Ciudad Beal de 
Chiapa, promov ido ¿esta de Guatemala el sino dei6Zo;9ob«rno'hajta Enero 
del6Jc..^e falleció; eita' iepulfado <»n su Janta^csia. 



169 



y solemne esta Festividad. Antiguamente se traía en procesión el Santisimo 
Sacramento de la Capilla del Sagrario al altar mayor, antes de Vísperas : esta 
ceremonia se omite al presente, por hallarse separada de la Iglesia Catedral 
la Parroquia del Sagrario; pero se continúan las procesiones, que ha habido 
siempre en todos los días de la octava, para exponer, y reservar al Santisimo 
Sacramento. En cinco días de la infraoctava hay sermones, que están á cui- 
dado de los Conventos de Religiosos de esta Ciudad, y el que' predicaban los 
Regulares de la Compañía de Jesús, por su falta, se hizo de tabla. Los mai- 
tines de la Fiesta se cantan á las siete de la noche, expuesto el Santísimo Sa- 
cramento, con música y Villancicos. La procesión del día de Corpus es la 
mas augusta, la mas suntuosa y magnifica, que se ve en todo el año : van 
por delante en ella las Cofradías de los Pueblos inmediatos, con sus Santos 
Titulares, y muchos Indios con varas y pendones : otros tocando tambores, y 
otros instrumentos de los que usa esta nación : otros danzando también á su 
modo. Siguen las comunidades Religiosas, y por ultimo va el Clero Secular 
cuyos individuos, por costumbre inmemorial, van todos revestidos con los or- 
namentos de su orden, y los Curas y Prebendados con Capas de coro. El día 
de la octava, es en todo igual la procesión, excepto que no asisten las Religio- 
nes, ni la Real Audiencia. 

El M. N. Ayuntamiento de esta Ciudad concurre por su parte á promo- 
ver el mayor lustre y decoro de esta función, como se ve por los Cabildos de 
23 de Mayo de 1530, de 17 de Mayo de 532, 19 de Abril de 537, de 6 de Junio 
de 538, en los que se mandó publicar por bando, que todos los oficiales, de 
artes mecánicas salgan de fiesta en la procesión del Corpus, como se usa en 
los Reynos de España, sopeña de 30 pesos de oro: y para estimularlos á la 
mayor decencia en los trages, en el Cabildo de 19 de Abril de 1537 se manda, 
que los que salieren mas bien vestidos, vayan mas inmediatos al Smo. Sacra- 
mento; mas habiéndose ofrecido competencia entre los gremios, sobre el lugar 
que cada uno debía ocupar, en Cabildo de 24 de Junio de 539 se determinó, 
que fueran por este orden : armeros, plateros, mercaderes, barberos, sastres, 
carpinteros, herreros, sapateros, y por delante los otros oficios. En los tiem- 
pos posteriores cesó este estilo, de que saliesen los gremios en la citada pro- 
cesión; pero el Ayuntamiento no ha cesado de manifestar su devoción á 
nuestro Redentor Sacramentadp, cuidando de las ramadas, de los quatro al- 
tares, en que hace estación el Santismo Sacramento, y el bayle de Gigantones 
y Gigantillas. Antes de la reforma de asistencia, era de tabla general así la 
fiesta, como la octava de Corpus, ahora solo el día es tabla general. Pero hay 
otras dos fiestas del Santísimo Sacramento que son de tabla general, la una, 
que llaman de Galeones, y se celebra en todas las Iglesias de America el 29 
de Noviembre, conforme á la ley 22 lib. 1- tít, 1- de la Recop. de Indias: la 
otra también mandada por cédula de V de Junio de 1711, se intitula de Des- 
agravios, y la celebran las Iglesias Catedrales la Dominica infraoctava de la 
fiesta de la Concepción de Nuestra Señora, 

Pasando á las fiestas de Nuestra Señora : ha solemnizado esta Santa 
Iglesia la fiesta de su Inmaculada Concepción con misa y sermón, que ha 
predicado siempre la Religión de San Francisco y asistencia de tabla particB- 
lar. Pero desde que se juró por Patrona General de los Dominios del Rey de 

170 



España la Santísima Virgen María en este misterio, ha sido singular la mag- 
nificencia y pompa, con que se celebra. Pues cantadas las Vísperas con la 
gravedad que se acostumbra en las fiestas de 1- clase, á las 7 de la noche se 
cantan los maitines con música y villancicos : á la media noche se repica so- 
lemnemente, y por la mañana se hace la fiesta con la mayor celebridad, asis- 
tiendo á ella la Real Audiencia, y Ciudad. 

La fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, que como Patrona de esta 
America, es de rito de 1- clase, se celebra con maitines cantados, sermón, y 
asistencia de tabla particular. 

La purificación es fiesta de tabla general, hacese la bendición solemne 
de candelas, la procesión que para este día dispone el misal, y la misa con 
sermón. 

La fiesta de la 
Asunción de Nuestra 
Señora la ha celebrado 
esta Iglesia, con espe- 
cial devoción, principal- 
mente desde fines del 
siglo XVI en que su 
limo. Prelado el Sr. D. 
F. Gómez Fernandez 
de Cordova, con su Ca- 
bildo instituyeron la 
fiesta de la Resurrec- 
ción, y Coronación de 
la Santísima Virgen. 
Pues á mas de que el 
dia de la Asunción se 
solemniza con maitines 
cantados, misa y ser- 
món, á que asiste la 
Ciudad, y antes tam- 
concurria la Real Au- 
diencia: (^) acabada la 
función, se quita la Imagen de Nuestra Señora en el misterio de su Asun- 
ción, que había estado hasta esta hora, colocada en un trono en medio de 
la Capilla mayor, y se pone en el mismo sitio, la efigie de la misma Seño- 
ra en el paso de su glorioso transito, que se trae en procesión de la Ca- 
pilla de la Asunción: en este lugar permanece tres días con música todo 
el día, conforme á la tradición, de que estubo su Santísimo Cuerpo tres 
días en el sepulcro, en cuyo tiempo se oyó continuamente la música de los 




(1) Nota: en esta fiesta hay una ceremonia singular, cuyo origen no he podido rastrear, y es 
que los Indios del pueblo de San Gaspar vienen á asistir á la función, y traen la Imagen de Nuestra 
Señora, y la del Santo Rey su Patrón, y salen por delante en la procesión: asi la que se hace antes 
áe la misa como la de después, que llaman el entierro dé Nuestra Señora: asi se practicó hasta la 
ruina de Guatemala. 



171 



Angeles en dicho lugar. En estos mismos dias se le canta misa después de 
prima, y los laudes del oficio son cantados : y se concluye el triduo con la 
fiesta de la Coronación, en la que hay sermón y comunión del Clero. Habien- 
do concedido la Silla Apostólica á esta Ciudad jubileo circular, se recibia para 
esta fiesta en la Capilla de la Asunción ; pero en el dia no teniendo la Catedral 
provincial Capillas, se expone el Santisimo Sacramento en el altar mayor, 
con lo que ha habido alguna mudanza en la expresada Festividad. 

También se ha celebrado en la Catedral de Guatemala con grande 
aplauso la Festividad del Patrocinio de Nuestra Señora, como lo ordena la 
ley 24 lib. 1'' tit. 1- de la Recop. de Indias. Fiesta que desde el año de 1740, 
que se estrenó la suntuosa Capilla de Nuestra Señora del Socorro, ^^^ se hacia 
en ella, con gran solemnidad, y asistencia de tabla general: al presente que ha 
faltado la referida Capilla, se coloca la citada imagen, para esta fiesta en el 
altar mayor, donde se hace con igual esmero, y con nueve dias de Jubileo. 
Por los años de 1795, á solicitud del Br. Don Gaspar Juarros, Sacristán de la 
expresada Imagen de Nuestra Señora del Socorro, se pidió por el Señor 
Arzobispo de esta Diócesis, y por uno y otro Cabildo se elevase la fiesta del 
Patrocinio del rito de Doble mayor al de 1' clase: N. S. Pío VI por Breve de 
11 de Marzo de 1796 concedió se rezase dicho oficio del Patrocinio en esta 
Diócesis, baxo el rito de 2' clase. 

Últimamente se celebra la Fiesta de la Presentación de Nuestra Señora 
con Sermón, y asistencia de tabla general, en acción de gracias por la victoria 
que se alcanzó dia de dicha fiesta, 21 de Noviembre de 1712, de los Indios de 
la Provincia de Tzendales, que se habian rebelado : por cuyo motivo S. M. 
en cédula de 24 de Febrero de 1715 mandó se celebrase esta festividad á 
expensas de su Real Hacienda. 

Entre las fiestas de los Santos, las que con mas solemnidad se celebran 
son la del Apóstol San Pedro, en cuyo dia se cantan los maitines con música, 
predica uno de los primeros sugetos del Clero Secular, ó Regular, y asisten 
á la función la Ciudad y comunidades Religiosas, con sus Prelados. El dia 
de la octava de este Santo los celebra su Congregación, con misa y sermón, á 
que también asisten las Religiones y Prelados de ellas. A mas de estas dos fies- 
tas, se le hace otra á este Glorioso Santo el martes de la semana Santa, que 
llaman de las lagrimas de San Pedro: esta fiesta la instituyó el limo. Señor 
Dr. Don Bartolomé Gonzales Soltero, quien dio á la Iglesia la imagen del 
Santo Apóstol que sirve en ella (que es de excelente escultura). En sus prin- 
cipios se hacía el miércoles Santo, mas por lo ocupado de este día: se fixó 
al martes por la tarde : habiéndose fundado la Congregación de San Pablo se 



(!)• Nota: en el 1? Apéndice á este Capitulo 3? hemos dicho que es tradición generalmente 
recibida, que esta Santa Imagen á estado colocada en la Santa Iglesia Catedral desde su fundación: 
y para hacer patente á nuestros lectores la solidez y constancia de esta tradición, ponemos aqui las 
palabras, con que se explican el Illmo. Señor Doctor Don Agustín de Ugarte y Saravia Obispo de esta 
Diócesis, y el Señor Dean y Cabildo de esta Santa Iglesia, en auto de 22 de Abril de 1634, que para 
autentico entre las escrituras de dicha Imagen, en que conceden sitio para sepulcro al Señor Presi- 
dente Don Alvaro de Quiñones Osorio, Marques de Lorenzana en la Capilla de Nuestra Señora del 
Socorro, la qual es de la dicha Iglesia y se edificó á su costa, para la Santa Imagen de Nuestra Se- 
ñora llamada del Socorro, que es muy antigua, . y la han tenido en esta Santa Iglesia desde el tiempo 
de su erección . . . que ha sido, y es de grandisima devoción. 

172 



le encargó la función de lagrimas que hasta el dia corre de su cuenta, y los 
Congregantes convidan el sermón, y asistencia de Ciudad, Prelados y Re- 
ligiones. 

La fiesta del Apóstol Santiago es la primera, que se tiene noticia se 
celebró en esta Ciudad, como de su Patrón y Titular. El P. Remesal libro 1- 
capitulo 2'^ asegura, que el dia que se fundó la Ciudad 25 de Julio de 1524, 
lo primero que se hizo fue solemnizar la fiesta del Santo Titular con misa, 
que cantó el P. Juan Godinez, y oficiaron los soldados: mas lo que no tiene 
duda es, que quando se plantó la Ciudad en el sitio de Tzacualpa el 22 de 
Noviembre de 1527 manda Jorge de Alvarado se señale sitio para la Iglesia 
de Santiago, el quál tomamos (dice) por nuestro Patrón y Ahogado, y\ prometo 
de le solemnizctr y festejar su dia, con le hacer decir sus visperas, y su misa. . . 
Y mas que le regocijaremos con toros quando los haya, y con juego de cañas 
y otros placeres. Consta por varios cabildos de los años siguientes, que se pro- 
curó cumplir esta promesa : y el Cronista Don Francisco de Fuentes asegura 
haber visto estas fiestas, en tiempo del gobierno del Conde de Santiago ; mas 
aunque estas fiestas han cesado desde el año de 1657 que murió dicho Conde, 
no asi las fiestas de la Iglesia, que se solemnizan hasta el dia de hoy, con mai- 
tines cantados, misa, y sermón, y asistencia de tabla general. 

También celebra esta Iglesia á Santa Rosa de Lima, como á Patrona 
de ambas Americas, con maitines cantados, misa y sermón, á que asiste la 
Ciudad, y la Religión de Santo Domingo, cuyos Religosos Uevan en sus hom- 
bros la imagen de la Santa en la procesión, y ocupan el pulpito. 

Con igual solemnidad, y asistencia de tabla particular, celebra esta Ca- 
tedral la fiesta de todos los Stos. 

La fiesta de Santa Cecilia Virgen y Martyr, sin embargo, que por lo 
tocante al Coro solo es doble mayor, como Patrona menos principal: mas por 
lo que mira al aparato exterior, es de primera clase, y concurren en ella 
algunas circunstancias particulares, que la hacen la función mas plausible 
de todo el año : pues aunque los Autores Regnícolas no convengan en el por- 
que ; es constante que de tiempo inmemorial, se saca en este dia por las calles 
el Real pendón, con solemne acompañamiento de la Real Audiencia y vecin- 
dario, concurriendo á este acto tan festivo los Indios de Almolonga vestidos 
de soldados, como que ayudaron á los Españoles á la conquista de este Reyno : 
y algunos de ellos sacan arcos, vistosamente adornados con plumas de Que- 
zales y otros diges: gozando en esta función el Alférez Real, ó el Capitular 
que lleva el pendón lugar inmediato al Señor Presidente, y en la Iglesia se le 
pone silla precidiendo á todo el Cabildo. De suerte que todo el aparato de 
este dia persuadirá á qualquiera, que no haya leido las historias, que en el se 
ganó la Provincia : é igualmente el sermón es sobre la conquista de este Reyno. 

También es notable la fiesta del Glorioso Martyr San Sebastian : en 
el Capitulo IX de este tratado decimos, como fué jurado por Patrón de esta 
Ciudad, por motivo de los temblores de tierra, que se experimentaron el año 
de 1565 : inmediatamente se estableció la fiesta, saliendo en procesión desde 
la Catedral hasta su Hermita el Cabildo Eclesiástico, el coro y Capilla de dicha 
Iglesia Metropolitana, la Ciudad, y Comunidades Religiosas. (D. Francisco 

173 



de Fuentes en su Norte político dice, que en esta procesión salían los Alcaldes 
de la Santa Hermandad, con un estandarte verde). Luego que llegan á la 
referida Hermita canta la misa un Prebendado, y el sermón es uno de los que 
se ponen en tabla en la citada Catedral, á donde vuelve la procesión cantando 
la Letanía de los Santos, concluida la función. 

Fuera de estas festividades, celebra la Santa Iglesia Catedral de Gua- 
temala las de los otros Misterios de Nuestro Señor Jesu-Christo, de Nuestra 
Señora, y de otros Santos según su Rito, ya de 1* ya de 2' clase; pero sin 
sermón, ni asistencia de Tribunales. Y amas de todas las dichas fiestas hay 
otras, que han dotado personas piadosas; de las quales algunas han cesado, 
por haberse perdido las fincas : las existentes pueden verse en la Tabla 
siguiente. 

TABLA DE LOS ANIVERSARIOS, QUE AL PRESENTE CELEBRA 
ESTA SANTA IGLESIA CATEDRAL 



Fiestas 

La Conversión de S. Pablo . 
Las misas de Aguinaldo . . . 



Santiago S. Bartolomé y S. Agustín 

Vigilia y misa de requien, el dia 1^ 
de Octubre 



Misas de los viernes de quaxcsma 



San Martin Obispo 



S. José, S. Pedro, y Asunción . . . 

Misas de los viernes de Espíritu 
Santo 

San Miguel 

San Nicolás de Tolentino 

Infra octava de Corpus 

San Juan Bautista 

El Transito de Sr. José 

San Antonio de Padua 

San Nicolás Obispo ........ 

Ntra. Señora del Carmen y San Lo- 
renzo 

Hora del Transito de Nuestra Señora 



Fundadores Capitales 

El Sr. D. Pedro de Liebana 1.400 
El Señor Don Francisco Mu- 
ñoz y Luna 1.800 

El limo. Sr. D. Agustín de 

Ugarte Saravia 2.100 

El Sr. D. Alvaro de Quiñones 
Osorio Marques de Loren- 

zana 1.500 

El Sr. Don Ambrosio del 

Castillo 1.000 

El Sr. D. Martín García Sa- 

gastizabal 0.700 

El Sr. D. Antonio Alvarez de 

Vega 2.000 

El Sr. D. Pedro del Castillo 0.847 

L. M. Nicol Frens Porte . . 0.550 

El Sr. D. Nicolás Aduna . . 1.200 

El Sr. D. José de Lira .... 1.000 

El Sr. D. Juan Ramírez Jalón 1.000 

El Sr. D. Estevan Salazar . . 1.000 

El Sr. D. Antonio Salazar . 1.000 

El Sr. D. Nicolás Resigno . . 1.000 

El Sr. D. Lorenzo Pérez 

Dardon 1.500 

El I. Sr. Dr. D. Fr. Juan Bau- 
tista Alvarez de Toledo . . 0.525 



174* 



Fiestas 

San Diego 

Santo Tomas Apóstol 

Horas de Tercia dia de la Asunción, 
y de San Pedro 

Ntra. Sra. del Pilar 

San Ignacio de Loyola 

Hora de Tercia dia de Concepción 

4 Cirios en la infra octava de Corpus 

Kalenda de Natividad, y hora del 

Patrocinio de Ntra. Señora . . . 



Fundadores Capitales 

El limo. Sr. Dr. D. Diego Ro- 
dríguez Rivera 2.000 

El Sr. Dr. D. Tomas Alvara- 

do y Guzman 1.000 

El Sr. D. Pedro Juan Torres 1.000 
Ei limo. Sr. Dr. D. Pedro Cor- 
tes y Larraz 1,000 

El Sr. D. Ignacio Fernandez 5.500 

El mismo 10.500 

El mismo 1.200 

El Sr. Dr. y Maestro D. Juan 

de Dios Juarros 1.600 



Fundaciones piadosas, de que es Patrón el Cahiído Eclesiástico 

Fiestas Fundadores Capitales 

Lampara de Ntra. Sra. de la Soledad Se ignora el Fundador .... 0.500 

Misas de Prima El Sr. D. Antonio Alvarez de 

Vega 0.930 

Obra pia para dotar Religiosas . . El mismo 10.500 

Escuela de Primeras letras .... El limo. Sr. Dr. D. Cayetano 

Francos Monroy 20.000 

65.852 



175 



TRATADO III 

índice cronológico de los varones ilustres que ha 
tenido la Ciudad de Guatemala 



Es parte muy esencial de la Historia de una Ciudad ó Reyno, la relación 
de los hechos, virtudes y hazañas de los héroes, que la han habitado ; y aun se 
puede decir, que esta es la parte mas útil de ella. Es verdad, que divierte, y 
enseña mucho la noticia de los acontecimientos públicos y comunes á toda 
la República; pero es mayor el provecho que trae á un pueblo el conocimiento 
de los Varones, que lo han ilustrado con sus proezas : pues el exemplo de lo^ 
mayores incita á los que les siguen en los puestos á imitarlos en las operacio- 
nes. Y no es pequeño estimulo, que anima á obrar bien, ni menor freno, que 
retrae de obrar mal á los Ciudadanos, el conocimiento de que sus compatriotas 
saben conservar en honor, y veneración la memoria de los vecinos, que ilus- 
traron la Patria con sus buenas obras; y en odio y execración la de los que 
ía deshonraron con sus perversas Operaciones. Y los que oyendo referir las 
hazañas de los Héroes, se hallan compelidos á alabarlos, por el mismo hecho 
se ven necesitados y apremiados á seguir sus huellas ; pues sería grande in- 
conseqüencia confesar y publicar, que aquellos hombres se hicieron dignos 
: de los mayores elogios, por haber obrado rectamente; y reusar imitarlos obran- 
do de la misma manera, y con igual rectitud. Habiendo pues dado en el trata- 
do precedente un índice cronológico de los fastos de los principales cuerpos 
políticos de esta Ciudad, corresponde que en el presente lo demos de los Varo- 
nes ilustres, que la han honrado con sus brillantes operaciones. Y para proce- 
der con orden, primero daremos la serie de los Señores Presidentes de la Real 
\ Audiencia, después la de los Señores Obispos, y Arzobispos de esta Santa Igle- 
• sia : seguirá la de los Varones ilustres por su virtud, por sus escritos, ó por el 
exercicio de las armas. 

177 



CAPITULO I 

De los Gobernadores, y Capitanes Generales de este Reyno, 
y Presidentes de su Real Audiencia 

El V que gobernó el Reyno de Guatemala, fué su Ilustre Conquistador, 
Fundador de la Ciudad de Guatemala, y Almirante de la mar del Sur, el Ade- 
lantado Don Pedro de Alvarado, caballero del Orden de Santiago. Fue este 
valeroso Capitán hijo de Don Diego de Alvarado, Comendador de Lobon, en d 
Orden de Santiago, y de Doña Sarra de Contreras, naturales de Badajoz, en 
la Extremadura. Siendo muy joven, vino á la Havana, por los años de 1510, 
y el 18 fue nombrado Capitán de uno de los Navios, que llevó Juan de Gri- 
jalva á Yucatán. En esta expedición entró Don Pedro de Alvarado con su 
Navio en el rio de Papaloava, que por esto se llamó de Alvarado. Vuelto á la 
Isla de Cuba : por Febrero de 19 se embarcó con Don Fernando Cortez, para 
la conquista de Nueva España, en cuya empresa tubo la mayor parte, después 
de Cortez : pues á Don Pedro de Alvarado encomendó Cortez los lances mas 
arriesgados, como la custodia del Emperador Moctezuma, quando lo dex6 
preso en su palacio, y otros. Concluida la conquista de México el 13 de Agosto 
de 21, y declarado Cortez, en cédula de 12 de Octubre de 22, Gobernador, y 
Capitán General de las tierras, que conquistase, despachó á Don Pedro Al- 
varado, para que como Teniente suyo, tomase posesión del Reyno de Gua- 
temala, cuyos Reyes se hablan ofrecido por Vasallos del Rey de Castilla. 

Salió de México D. Pedro de Alvarado, á 13 de Noviembre, de 523, y 
llegó á esta Región por Julio de 24, habiendo sujetado, con sus victoriosas 
armas, las Provincias de Soconusco, Sapotitlan, y Utatlan : y plantó la Ciudad 
de Guatemala en el lugar, que los Mexicanos llamaron Almolonga. Algún 
tiempo después, emprendió la reducción de las Provincias de Atitlan, Escuin- 
tepeque, Guazacapan, Taxisco, y otras situadas en las costas del mar del sur: 
expedición en que tubo hartos trabajos, que sufrir. Restituyóse á Guatemala, 
y quando disponía su viage, para México, hubo de hacerlo á la Provincia de 
Honduras, por haber llegado Cortez al puerto de Truxillo. Corría presuroso 
Alvarado, á visitar á su Capitán General Don Fernando Cortez; pero supo 
en la Choluteca, que este se habia embarcado para México. Regresóse para 
Guatemala: en su transito por el Partido de Cuscatlan (hoy San Salvador) 
halló á sus moradores sublevados, y los reduxo á la obediencia del Rey de 
España, ganándoles una reñida batalla, el dia 6 de Agosto de 26. También 
los Reyes Kachiqueles se hablan levantado por el mismo tiempo, contra los 
Españoles : exasperados por la insaciable codicia, é inaudita crueldad de 

178 



Gonzalo de Alvarado, á quien su hermano Don Pedro dexó por Teniente, Ínte- 
rin su viaje á Honduras. Habían acometido a los que se hallaban en la Ciudad 
Vieja, matando á muchos, y poniendo en fuga á otros: y estaban atrinche- 
rados en unas montañas inaccesibles, á otro leguas de Comalapam : donde 
se ven aun los vestigios de la Cindadela, que edificaron para la retirada, y 
para poner á cubierto las personas de sus Reyes. Delante de esta forta- 
leza se acampó D. Pedro Portocarrero Teniente de Alvarado con su exercito, 
y convidó repetidas veces con la paz á los Kachiqueles; pero obstinados 
éstos respondieron, que querían la guerra, mataron á los Emisarios, y rom- 
piendo el Rey Ahpotzotzil ^^^ la carta de Portocarrero, arrojó los fragmen- 
tos con desprecio. Airado el Conquistador con semejantes insultos, tocó 
al asalto, y después de una sangrienta batalla, consiguió completa vic- 
toria, quedando prisioneros los Reyes Ahpotzotzil, y Ahpozahil. Se alcanzó 
esta insigne victoria, el 22 de Noviembre de 26. Por Agosto de 26 emprendió 
Alvarado viaje á México, y de alli á España, Donde habiéndose indemnizado 
de los cargos que se le hiceron : en cédula de 18 de Diciembre de 27 le dio 
el Cesar el titulo de Adelantado, Gobernador, y Capitán General de Gua- 
temala. 

Con estas, y otras gracias, llegó á Guatemala D. Pedro de Alvarado, por 
Abril del año de 30. Y con la gente que traia de México, y alguna que encon- 
tró aqui de Nicaragua, envió á Diego de Alvarado á fundar la Ciudad de San 
Jorge, que llaman Olanchito, en la Provincia de Honduras : y á Luis Moscoso 
mandó plantar otra Villa, adelante del rio de Lempa. Ofreció el Adelantado 
á S. M. Magestad, hacer grandes descubrimientos, por la mar del sur: y así 
luego que se halló en su gobernación, trató de buscar puerto en dicho mar. 
Encontróse la barra de Iztapa, á 16 leguas de la Capital, y en ella construyó 
una armada de 8 velas, á su costa, y se embarcó, el año de 1534; mas no para 
las Islas de la especiería, como había prometido al Rey, sino para el Perú, de 
cuyas riquezas había llegado la fama á Guatemala. De paso descubrió el 
puerto de Acajutla en la Provincia de Zonzonate, y llegado al Perú, estando 
ya para romper con el exercito de Almagro, de parte de este, se le propuso á 
Alvarado, que le daría cíen mil pesos de oro, y que les dexase su armada y 
se retirase en paz. Aceptó el Adelantado la propuesta, proporcionándose, por 
este medio, á Guatemala la gloria, de que muchos de sus vecinos concurriesen 
á fundar las celebres Ciudades de Lima y Quito. Regresóse Alvarado á su 
gobierno el año de 35, cargado de riquezas. El de 36 pasó al Valle de Naco, 
en la Provincia de Honduras, á sosegar á sus moradores, que se hallaban re- 



I 



(1) Nota: en este capitulo, en la Geografía y en otros lugares hemos llamado á este Rey Ah' 
potzotzil, siguiendo al Padre Vasquez; pero nos parece que su verdadero nombre es Sinacam, pues 
asi se halla en los libros de Cabildo. 

179 



vueltos, por la falta de víveres, que se padecía en aquella Comarca: ^^^ y 
habiéndolos proveído con abundancia, y aquietado sus disturbios, fundó la 
Villa de San Juan de Puerto caballos, y las Ciudades de San Pedro Zula y de 
Gracias á Dios: y pasando á Truxillo, se embarcó para la Corte. 

Llegado á Madrid fueron despachados favorablemente sus asuntos, 
alcanzando dos cédulas muy honoríficas del Señor Emperador, una de 17 
de Abril, y otra de 9 de Agosto de 38. Con estos despachos, se restituyó el 
Adelantado á su gobierno : y recuperada la Provincia de Honduras, que se 
había dado á Don Francisco Montejo, pasó á Guatemala, donde con mas calor 
que nunca, trató de su jornada á las Islas de la especería. Para esto construyó 
una armada, la mayor que se había hecho en el nuevo mundo, compuesta de 
12 navios de alto bordo, y 2 menores, en que gastó mas de 200 mil pesos. Hizose 
á la vela en el puerto de Iztapa el año de 40 : y teniendo que tratar, y formar 
asiento de navios, con el Virrey de México D. Antonio de Mendoza, tocó en 
el puerto de la Purificación en la Provincia de Xalisco. Viose con el Virrey, 
y concluidos sus asuntos, estando ya para partirse recibió carta de Christoval 
de Oñate, en que le suplica le socorra, por hallarse á punto de ser desbaratado 
por los Indios Apostatas, que se habían atrincherado en ciertos peñoles. Pasó 
inmediatamente el Adelantado á ayudar á Oñate, y en una retirada que hicie- 
ron los Españoles, viniendo de retaguarda Alvarado, un caballo que iba ade- 
lante cayó, y rodando lo atropello, y estropeó de tal suerte, que á los doce días 
murió en Guadalaxara, á donde fué llevado, y en donde recibió los Sacramen- 
tos, é hizo su disposición testamentaria, el día 4 de Julio de 41. En ella man- ; 
da, que su cuerpo se entierre en el Convento de Santo Domingo de México: 
y para cumplir su voluntad, los amigos que estaban con el, sacaron su cadáver 
de Guadalaxara, y caminando para México, lo depositaron en una Iglesia, 
que tienen los Agustinos en Tirepati, en donde no se sabe por que motivo se 
quedó, hasta que Doña Leonor de Alvarado su hija lo trasladó á la Catedral 
de Guatemala, muchos años después. ^'^ Llegó la noticia de la muerte del 
Adelantado á esta Metrópoli el 29 de Agosto, y fué generalmente sentido, y 
todos los Caballeros, y nobles se vistieron de luto, y se le hicieron exequias 
por nueve días. Concluidas estas, se juntó el Noble Ayuntamiento de esta 
Ciudad, el 9 de Septiembre, y determinó, que ínterin su Magestad proveía 
de Gobernador á este Reyno, lo fuese la Señora Doña Beatriz de la Cuc- 
ha, Viuda del Adelantado. Poco gozó de estos honores Doña Beatriz, pues 
á los dos días pereció miserablemente en la ruina de la Ciudad Vieja. Vol- \ 
vieronse á juntar los Alcaldes, y Regidores de esta Ciudad el 17 de Sep- 



(1) De estos acontecimientos el "Diario de Centro América", correspondiente al 27 de mayo 
de 1936, publicó importantes documentos. (V. M. Díai). 

(2) Los restos de Alvarado se perdieron al construirse la segunda Catedral en Panchoy. (V. 
M. Díaz). # 

180 



tiembre, para proveerla de Gobernador, y eligieron al Ilustrisimo Señor Don 
Francisco Marroquin, y al Licenciado Don Francisco de la Cueba: quienes 
exercieron dicho cargo hasta el dia 17 de Mayo de 42. 

1- El Licenciado Alonso de Maldonado, 4° Gobernador del Reyno de 
Guatemala, y V Presidente de su Real Audiencia. Fué nombrado Oydor de la 
Audiencia de México el año de 1530. Estando en el expresado empleo, vino 
á visitar la Provincia de Guatemala el año de 36. El de 39 se restituyó á 
México. Y el dia 2 de Marzo de 42 lo nombró el Virrey Gobernador interino 
de este Reyno. Llegó á 



Guatemala el 17 de 
Mayo, y preslentados 
sus despachos en Ca- 
bildo, el mismo dia fué 
admitido al exercicio de 
su empleo. Su cuidado, 
y diligencia tubieron 
grande parte, en que la 
nueva traza de la Ciu- 
dad se perfeccionase. 
El 20 de Noviembre del 
mismo año de 42 fué 
nombrado 1' Presidente 
de la Real Audiencia 
de los Confines de Gua- 
temala, y Nicaragua. A 
principios del año de 
44, llegaron los nuevos 
Oidores á la Villa de 
Comayagua, lugar se- 
ñalado por el Rey para 
su residencia; mas co- 
mo la enunciada Villa 
estubiese muy distante 
de las Provincias de 

Chiapa, Soconusco, y Guatemala ; determinó el Presidente Maldonado, que se 
fixase la nueva Chancillería en la Ciudad de Gracias á Dios : en donde se abrió 
la Audiencia el dia 16 de Mayo de 1544, Gobernó el Señor Maldonado este 
Reyno hasta el año de 48, y algún tiempo después habiendo casado con Doña 
Catalina Monte jo, sucedió á Don Francisco Monte jo en el Adelantamiento de 
Yucatán. 

12° El Licenciado Alonso López Cerrato, Presidente de la Audiencia de 
Santo Domingo. Fué promovido á servir el mismo empleo en la Audiencia de 
los Confines, por cédula de 21 de Mayo de 1547, y tomó posesión de él, á 26 
de Mayo de 48, en la Ciudad de Gracias á Dios. Trasladó de dicha Ciudad, 




ElYlloo Sor D: D." Bartoloma González Soltero, na tur ai d< Mexíco 

inquisidor dd Sfo, Tribunal déla Inqulsícíoa de Nu«va EíPíña electo O. 

hispo ¿9 9ftaSú >sleíia deGMaíemala elano dcJ643i entro en ella a 36 

de i'epíiVmbre deJ6'44.¿oterno hasta Zi^de^nero deJbio„cjueftIlef/< 

Santa Y^lejía* 



i'ep 
f tta sepultado en sv 



á la de Guatemala, la enunciada Real Chancillería el de 49 : la presidió cerca 
de 7 años, y poco tiempo después, que acabó su Presidencia, murió, y se 
enterró en la Iglesia de Santo Domingo. Fué hombre de muy acreditada con- 
ducta, y de grande integridad : honró y veneró mucho á los Eclesiásticos : 
remedió en gran parte la opresión, que padecían los Indios en aquellos tiem- 
pos : y habiendo sabido, que los Indios Caziques se lamentaban de que se 
les hubiese privado enteramente de la suma autoridad, que gozaban en sus 
Señoríos, hizo ordenanza sobre este punto, que hasta hoy se observa, por la 
qual mandó se erigiesen Cabildos en los pueblos, compuestos de dos Alcaldes, 
quatro Regidores y un escribano, con sus Alguaciles executores, para cuyos 
oficios obtasen los Caziques, é Indios principales. También estableció y formó 
los Corregimientos, señalando los limites de cada uno, y nombrando Corre- 
gidores, á quienes encargó recaudasen los Reales tributos, cuidasen de la 
instrucción de los Indios, lucimiento de las funciones sagradas : obligó á los 
Encomenderos proveyesen de ornamentos las Iglesias de sus Pueblos, y 
promovió de muchos modos el culto Divino, y decencia de los templos. 

3*^ El Dr. Antonio Rodríguez de Qaezada, Oidor de México, Catedrático 
de Cañones en la Universidad de Alcalá, Asesor del Duque del Infantado, y 
primer Corregidor de Guadalaxara. Tomó posesión de esta Presidencia á 14 
de Enero de 1455, en virtud de titulo librado en 17 de Noviembre de 53, 
y la sirvió hasta 28 de Noviembre de 58. Por su muerte tomó el gobierno el 
Licenciado Pedro Ramírez de Quiñones, Decano de la Real Audiencia : el que 
á 3 de Enero de 59, publicó en esta Capital, una Real Cédula de 16 de Marzo 
de 1558, en que manda S. Magestad, que para evitar los daños que hacian á 
los Indios Christianos, los del Lacandon, y de Puchutla, se de providencia de 
sacar á los expresados Infieles del lugar en que habitan, y trasladarlos á 
ciertos despoblados, que están á la otra parte de la Ciudad Real de Chiapa, 
haciéndoles guerra, si por otra via no se pueden estorbar los enunciados 
daños. En cumplimiento de esta Real determinación, se trató de efectuar 
la jornada del Lacandon: nombróse por Capitán General al referido Licen- 
ciado Ramírez, cuya pericia Militar se tenia experimentada, pues fué uno 
de los cinco Capitanes graduados, que se hallaron en la expedición de Gasea 
contra Gonzalo Pizarro. Y para los otros empleos se designaron personas de 
la primera nobleza. Hicieronse todas las prevenciones convenientes, y mar- 
charon para Comitlan, donde se juntaron con los de Ciudad Real, Chiapa y 
Cinacantlan, antes de la Quaresma del mismo año. Componíase el exercito 
de Guatemala de mucha gente noble, que iba toda con grande aparato de 
vestidos, pabellones, y cosas de esta clase; y de mil Indios de guerra. El de 
Ciudad Real también constaba de muchos caballeros, cuyo Capitán fué Gon- 
zalo Dovalle, uno de los fundadores de Guatemala: de 600 Indios de Chiapa, 

182 



y 200 de Cínacantlan. El Sr. Obispo de Chiapa Don Fr. Tomas Casillas pasó 
también á Comitlan, donde regaló, y atendió á los Españoles del exercito, y 
bendixo las Banderas. Estando todo á punto, partieron para la laguna del 
Lacandon. Los Indios estaban poblados en un peñol grande cercado de agua. 
Puesto el exercito á la orilla de la citada laguna, vinieron algunos Lacando- 
nes diciendo, que querian paz, y la amistad de los Españoles; mas como les 
pidiesen canoas, para pasar al peñol, respondieron no tenian mas que onze, 
siendo muchísimas, las que habían escondido. Con esto echaron al agua los 
Españoles un bergantín, que tenian prevenido; lo mismo fué ver los Indios 
semejante monstruo en su mar, que echar á huir; mas esto no fué con tanta 
ligereza, que no se cautivasen hasta 150 Indios, y entre ellos el Cacique, y el 
Sumo Sacerdote. Lo mismo hicieron los Indios de Topiltepeque, y de Puchu- 
tla, de suerte, que quando llegaron los Españoles á sus pueblos, los hallaron 
desiertos. Don Juan Cacique de Verapaz les acometió por Acalá, y habiéndo- 
los vencido, ahorcó 80, de los principales cómplices en la muerte del Padre 
Fr. Domingo Vico. Este fué todo el éxito de la ruidosa jornada del Lacandon! 
quedáronse los Indios como antes, y se volvieron á su peñol. 

4- El Licenciado Juan Nuñez de Landecho: entró en la Presidencia á 
2 de Septiembre de 1559. Los excesos, que cometió en su gobierno obligaron 
á S. Magestad á deponerlo del empleo, por cédula de 30 de Mayo de 63. El 
Juez pesquisidor que vino contra él, le puso en prisiones, de donde habiéndose 
escapado, se embarcó en un pequeño buque, que encontró en el Golfo Dulce, 
Y no se supo mas de él. Multólo también en 30 mil pesos, y á los Oidores, en 
las cantidades correspondientes á su mérito ; y todos fueron depuestos, excepto 
d Licenciado Jofre de Loaiza, que habiendo salido menos culpado, que los 
otros, conservó su plaza, y llevó el sello Real á Panamá (á donde mandó el 
Rey trasladar la Chancilleria de Guatemala), el año de 65. 

5- El Licenciado Francisco Briceño, vino de Juez de Residencia del Sr, 
Landecho, llegó el año de 1563 : y extinguida la Real Audiencia en esta Metró- 
poli, quedó de Gobernador, y Capitán General del Reyno de Guatemala, con 
dependencia de la Chancilleria de México. Y aunque en cédula de 17 de 
Mayo de 64, se nombró Gobernador y Capitán General de este Reyno á Juan 
Bustos de Villegas, que lo era del Reyno de Tierra Firme; habiendo muerto 
este estropeado por una muía, en la Ciudad de Panamá : continuó el Sr. Bri- 
ceño en el citado Gobierno, que exerció por espacio de 4 años, con mucha 
prudencia, y discreción, en tiempos bastantemente críticos. Habiendo dado 
su residencia, fué declarado por buen Juez, y Gobernador, y se volvió á 
España. 

6^ El Dr. Antonio González, Oidor de la Chancilleria de Granada, Visi- 
tador de la Inquisición de Sevilla, y de los Generales de Galeones. Habiendo 
S. Magestad por cédulas de 28 de Junio de 1568, y 25 de Enero de 69, mandado 

183 



restablecer la Real Audiencia en la Ciudad de Guatemala, fué nombrado Prc- 
sidente de ella el 28 de Junio de 68 el Sr. González, y se le dio facultad, para 
que pudiera tener Audiencia con solo un Oidor, Ínterin llegaban los demás* 
Entraron los nuevos Presidentes y Oidores, con, el Real Sello, en esta Metro- 
poli el 5 de Enero de 1570, y fueron recibidos con notables muestras de con« 
tentó, y alegría de toda la tierra. No duró mucho el gobierno del Dr. González, 
pues habiéndole S. Magestad mandado sucesor, se regresó á España. 

7^ El Dr. Pedro de Villalobos, Oidor de la Audiencia de México : entró 
en la Presidencia de Guatemala el año de 1573, á 26 de Enero, y la sirvió hasta 
el de 578, en que fué promovido á la de las Charcas. Fué hombre muy christia- 
no, favoreció mucho á los Religiosos de San Francisco, todo el tiempo de su 
gobierno dio la carne de Vaca y Carnero, que necesitaba el Convento de 
Guatemala : y habiendo muerto al tiempo, que le estaban tomando residencia 
(que la dio cumplida) se mandó enterrar en la Iglesia de San Francisco, 
año de 79. 

8*^ El Licenciado Garda de Valberde, natural de Caceres, en la Estre- 
madura, Presidente de la Audiencia de Quito : vino á la de Guatemala, en vir- 
tud de cédula de 13 de Abril de 1577, y tomó posesión el 4 de Febrero de 1578. 
Fué un Gefe amable, y piadoso. Habiendo venido Real cédula, para que se 
edificasen conventos á los Religosos en los lugares, que hubiere necesidad, 
emprendió con gran eficacia la fabrica de la Iglesia, y convento de San Fran- 
cisco, en cuya obra hacía de sobrestante el devoto Presidente, los ratos que le 
dexaba libres su empleo. Gobernó el Reyno con la mayor tranquilidad, y á 
los dos meses de haber entregado el bastón, murió el 16 de Septiembre de 89, 
estando electo Presidente de la nueva Galicia. Se enterró en la Iglesia de S. 
Francisco. 

9'' El Licenciado Pedro Mayen de Rueda, Oidor de la Chancilleria de 
Granada: tomó posesión de esta Presidencia en 21 de Julio de 1588, en virtud 
de cédula de 22 de Septiembre de 87. Gobernó por un rumbo diametral- 
mente opuesto al de su antecesor: tubo varios choques con el Sr. Obispo, hizo 
poca estimación de los Religiosos : y porque se opuso el P. Fr. Francisco Sal- 
cedo, Guardian del convento de S. Francisco, á que sacase del noviciado un 
mozo, que habia tomado el habito de Religioso, cometió el Sr. Mayen el aten- 
tado de dar una bofetada á este Venerable Prelado. Fueron tantas las quejas, 
que se dieron contra este Presidente, que habiendo venido Juez Pesquisidor 
á averiguar sus delitos el año de 92, de resulta de esta visita, lo depuso el Rey 
de su empleo. La Justicia Divina también se ostentó en el castigo de los 
desafueros que este Presidente cometió contra personas tan dignas de venc- 

184 



ración, asi por su carácter, como por su virtud : permitiendo cayese en tal de- 
mencia, que sajía desnudo por las calles, y se conduela a los campos, y apa- 
sentaba con las yerbas mas insípidas, qual otro Nabuco, permaneciendo de 
esta suerte, hasta terminar su vida en este estado de bestialidad. 

10^ El Dr. Francisco de Sandé, Gobernador de Filipinas, y actual Oidor 
de la Audiencia de México : vino á esta Metrópoli el año de 1592 de Visitador 
contra el Sr. Mayen, y verificada la deposición de éste, fué nombrado Presi-^ 
dente, por cédula de 3 de Noviembre de 93. En 3 de Agosto de 94, tomó poser 
sion de la Presidencia, con general aplauso : y permaneció en ella, hasta el de 
96, en que fué promo- 
vido á la del Nuevo 
Reyno de Granada. Por 
su ausencia tomó- el 
bastón el Oidor Decano 
Lie. Alvaro Gómez de 
Abaunza. 

11' El Dr. Alonso 
Criado de Castilla, que 
habia sido Oidor en los 
Reynos del Perú. Nom- 
brado Presidente en 
cédula de 1596, hizo su 
entrada en esta Capi- 
tal, el 19 de Septiembre 
de 98. Gobernó con 
toda equidad : tubo al- 
gunas alteraciones con 
el Ayuntamiento de es- 
ta Ciudad, por haberle 
quitado el Corregimien- 
to del Valle : en su 
tiempo se reconoció, y 
comenzó a usar el 
Puerto de Santo Tomas 
de Aquino, que por esto 
se apellidó de Castilla. 

Concluyó su Presidencia el año de 1611 : y quando estaba dando su residencia 
murió, y fué sepultado en la Iglesia Catedral, Sus serv:cios los gratificó el 
Rey á su hijo Don Andrés de Castilla. 

12- D. Antonio Peraza Ayala Castilla y Roxas, Conde de la Gomera, que 
de Gobernador de Chucuito Provincia del Perú, fué promovido á la Presiden- 
cia de Guatemala, por cédula de 14 de Agosto de 1609, y tomó posesión el año 
de 1611. Entre otras cosas, que hizo el Conde, fué una haber ensanchado y 
crecido la plazuela de la Candelaria, y metidole agua, por io que en otro 
tiempo la llamaron la plaza del Conde. Por algunas turbulencias que se ofre- 
cieron en el tiempo de su gobierno, vino de Visitador el Lie. Juan de Ibarra, 
Oidor de México, este puso las cosas en peor estado : suspendió del empleo 




EIYflioo 5orD.''D."J? GamlaxodelaV^^aMa^ísíralííc Síjuenza, electo 
Obispo de esta ¿?^^iia ¿e Cuátemt el ano de iSSZ^ vmtendo para su. 
Obispado murio'en'^^uantepe^ue a' J. deMa)^ocieJ6i4.í'*atferon sus 
hueíoj,yíe enterraron en la Capilla d«] -Sagrario dee5Ía5í Y^leíia* 



185 



al Conde, quien se retiró al pueblo de Patulul, dexando la República dividida 
en bandos, y con las armas en la mano : hasta que restituida la tranquilidad, se 
repuso al Conde en la Presidencia el año de 17, y gobernó hasta el de 26. 
Este Caballero fué el primero á quien se dio el titulo de Mny Ilustre Señor: 
pues antes se usó el de Magnifico Señor, que igualmente se daba á los Alcal- 
des Ordinarios. 

13^ El Dr. D. Diego de Acuña, Comendador de Hornos, en el Orden de 
Alcántara, se posesionó el año de 1626, ^^^ y gobernó este Reyno por el tiempo 
de siete años, con gran paz y tranquilidad. 

14*^ D. Alvaro de Quiñonez y Osorio, Caballero del Orden de Santiago, 
Sr. de la casa, y Villa de Lorenzana, Valle de Riaco y Colladilla, Gentil Hom- 
bre de la boca de S. Magestad, y de su Consejo de Hacienda. De Presidente 
de la Real Audiencia de Panamá, vino á serlo de la de Guatemala, el año de 
1634. Pobló de Españoles la Villa de S. Vicente de Austria, ó Lorenzana, y el 
Rey en premio, le dio el titulo de Marques de Lorenzana. Fundó un aniver- 
sario, por las almas del purgatorio en esta Santa Iglesia Catedral. Y concluido 
su gobierno el año de 42, de camino para Charcas, adonde fué promovido, 
naufragó en la mar del sur. 

IS*-* El Licenciado D. Diego de Avendaño, Oidor de la Chancilleria de 
Granada. Tomó posesión de está Presidencia, por el mes de Marzo de 1642, 
Gobernó con gran desinterés, é integridad, y dio admirables exemplos de pa- 
ciencia, y tolerancia en los continuos, y prolixos achaques, con que el Sr. lo 
exercitó. Murió el 2 de Agosto de 49, y fué sepultado en la Portería del con- 
vento de S. Francisco. Refiere el Cronista Vasquez tom. 2^ fol. 666, que habién- 
dose abierto su sepulcro tres años después de su muerte, para enterrar á su 
esposa Doña Ana de Rentería, se encontró el cadáver del virtuoso Presidente 
todo corroído ; pero las manos enteras y flexibles : lo que se atribuyó á su 
extremada limpieza de manos : pues en ocho años, que duró su gobierno, no 
recibió el valor de un maravedís de coecho ó regalo. Por su muerte empuñó 
el bastón el Oidor Decano Lie. D. Antonio de Lara y Mogrobejo, que gobernó 
el Reyno hasta el año de 54. ,, 

16*^ D. Fernando de Altamirano y Velasco, Conde de Santiago Calimaya. 
Hizo su entrada por Mayo del año de 1654, y murió el de 57. En su tiempo 
hubo unos escandalosos bandos, y duelos entre las familias nobles de Gua- 
temala, que mutuamente se pretendían destruir; el Presidente se ladeó al 
partido de los Mazariegos, lo que le ocasionó varias pesadumbres. Nómbresele 
por sucesor á D. Gerónimo Garcaz Carrillo de Mendoza, Conde de Priego; 
pero viniendo á servir su empleo el año de 58, desembarcó en Panamá, y mu- 
rió allí súbitamente : por lo que continuó gobernando la Real Audiencia. 

17° El General Don Martin Carlos de Meneos, Caballero del Orden de 
Santiago, Alcaide perpetuo de los Alcázares de Tafalla del Consejo de Guerra, 
y Junta de Armadas. Vino por Portobelo, y llegó á esta Capital el 6 de Enero 
de 1659. Gobernó con gran prudencia, tino y acierto : de suerte que hasta 
este tiempo, no se habla visto Gefe mas generalmente aclamado. Habiendo, 



(1) Acuña tomó posesión del mando en junio de 1627 y no en 1626, como dice Juarros. (V. 
M. Díaz). 

186 



los Ingleses, por el mes de Junio de 65, apoderadose del fuerte de San Carlos, 
que defendía la entrada á la Provincia de Nicaragua por el rio de San Juan, 
y saqueado la Ciudad de Granada, pasó el Presidente Meneos y su sucesor 
á dicha Provincia, y lograron desalojar al enemigo. 

18- D. Sebastian Alvarez Alfonso Rosica de Caldas, del Orden de San- 
tiago, Sr. de la Casa de Caldas, Regidor de la Ciudad de León. Tomó posesión 
de esta Presidencia el año de 1667. Luego que empuñó el bastón este Caballero, 
se aplicó con el mayor tezon á la fabrica de la Iglesia Catedral, que amenazaba 
ruina: siendo tanto su empeño en adelantar este edificio, que en quatro años 
que duró su gobierno, 
dexó todo el Templo, 
no solo sacado de ci- 
mientos, sino levanta- 
do mas de tres varas 
sobre la tierra. Se por- 
tó con grande integri- 
dad, justicia y rectitud 
en el tiempo que sirvió 
la Presidencia; mas co- 
mo sea cosa muy difí- 
cil guardar constante- 
mente el medio en las 
materias de gobierno, 
sin declinar á alguno de 
los extremos, parece 
que este Presidente se 
excedió en el castigo 
del Licenciado Don Pe- 
dro de Müranda San* 
tillan, Fiscal de esta 
íReal Audiencia, al que 
habiéndosele probado el 
delito de baratería, lo 
puso en el Castillo de 
San Felipe, donde al ri- 
gor del temperamento 

en breve acabó sus dias. De resulta de este hecho, se le envió Visitador por 
el año de 670, y apartado de la Presidencia, Ínterin se abrió el juicio de visita, 
antes de concluirse este, murió el año de 72. El Cabildo Eclesiástico, en reco- 
nocimiento de lo que trabajó en la fabrica de la Iglesia Catedral, colocó su 
estatua en la Capilla de San Pedro de la Nueva Iglesia, con esta inscripción. 

Dominus Sebastianus Alvarez Alfonso Rosica de Caldas, hnjns Regalis, 
Cancellerice Prceses, harum Provinciarum Generalis Dux, quem tota istins 
famigerati Templi Fabrica funditus Instauratorem clamat. 

19° El Illmo. Sr. Dr. D. Juan de Sto. Matia Saenz Mañosea: hallándose 
de Obispo de Guatemala, lo nombró S. M. Presidente de esta Real Audiciicia, 
Gobernador y Capitán General de este Reyno, y Visitador del Sr. Alvarez, 




187 



por cédula que recibió en 28 de Octubre de 670 : empleos que desempeñó el 
Illmo. Prelado con la prudencia madurez y rectitud, que le eran propias, hasta 
el año de 72. Y aunque algunos pretendientes cuyas artes no hallaron cabida 
en el animo del Presidente, se quexaron de él, acriminándole que destribuia 
las encomiendas y oficios en Criollos, esta acusación se despreció por el 
Supremo Consejo. 

20- El Excmo. Sr. D. Fernando Francisco de Escobedo, General de la 
Artillería del Reyno de Jaén, Caballero gran Cruz del Orden de San Juan, y 
Baylío de Lora, Entró á la Presidencia el año de 1672. Este Caballero 
concurrió con mas de 55 mil pesos, para la fabrica de la Iglesia de de Ntra. 
Sra. de Betlen de Guatemala : en cuyo reconocimiento los hermanos Bctlemi- 
tas lo nombraron Patrón de la expresada Iglesia. En virtud de Real cédula 
de 20 de Octubre de 71, en que se mandó hacer la fortificación necesaria en 
la boca del rio de San Juan pasó personalmente á Nicaragua el Sr. Escobedo, 
reconoció el puerto, mandó construir, y fortificar el presidio, é hizo las orde- 
nanzas para su gobierno, que firmó en Granada á 20 de Marzo de 73, y fueron 
confirmadas por cédula de 5 de Junio de 1685. De resulta de informes, que 
se hicieron contra el Señor Escobedo, se envió de Visitador á este Reyno al 
Licenciado Don Lope de Sierra Osorio, Oidor de la Audiencia de México, y 
Presidente de la de Guadalaxara, que llegó á esta Metrópoli el año de 678 : 
retirado del gobierno el Señor Escobedo Ínterin se hacia la visita, llegó á estos 
puertos un barco en su solicitud, enviado por el Gran Maestre de Malta, con 
la noticia de haber recaído en su persona el Gran Priorato de Castilla : empleo 
que pasó á exercer el mismo año de 78. 

21^ El Licenciado D. Juan Miguel de Augurio y Alaba, del Orden de 
Alcatrava, Oidor de México, vino el año de 681, con el título de Visitador 
General, á continuar la visita del Señor Escobedo : y concluida esta, siguió con 
el gobierno de estas Provincias, hasta que vino sucesor. 

22*^ D. Henrique Henriquez de Guzman, del Orden de Alcántara, del 
Consejo de Guerra, y Junta de Indias, y Armadas : tomó posesión de la Presi- 
dencia el año de 1683, Este Presidente reedificó, y puso en mejor forma el 
Hospital de S. Juan de Dios, ensanchó sus enfermerías, y efectuó la unión de 
los Hospitales de Santiago, y de S. Alexo, recomendada por muchas cédulas 
de S. Mag. Renunció el empleo en 1688, y se volvió á España á servir su 
plaza, en el Supremo Consejo de Guerra. 

23^ D. Jacinto de Barrios Leal, General de la Artillería de los Reales 
Exercítos. Hizo su entrada el año de 1688. El de 91 vino por Visitador el 
Licenciado D. Fernando López Ursino, y Orbaneja, Oidor de la Real Chanci- 
Uería de México, quien se presentó en V de Febrero de 91, con títulos de 
Presidente, Gobernador Capitán General interino, que exerció todo el tiempo 
que estubo sindicado el S. Barrios. Pero habiéndose indegnízado este Presi- 
dente de la capitulación, fué repuesto en sus empleos el de 94. Luego que 
se vio restablecido en la Capitanía General D. Jacinto Barrios, emprendió la 
Conquista del Itza y Lacandon, y en efecto se conquistó un gran Pueblo, que 
intitularon la Villa de Ntra. Sra. de los Dolores del Lacandon. Animado el 
Presidente Barrios, con el buen éxito de esta expedición, comenzó á disponer 

188 



otra Campaña, para el verano siguiente. Mas quando con mas calor prepa- 
raba su jornada para el Peten, fué Dios servido, que la hiciese para la eterni- 
dad, muriendo con muy christianas disposiciones, el dia 12 de Noviembre de 
95. Tomó el bastón Don José de Escals, Decano de la Real Audiencia, quien 
continuó los preparativos, para la Campaña, que se efectuó á principios del 
año de 96 ; pero no se adelantó con ella cosa alguna. 

24^ D. Gabriel Sánchez de Berrospe, Proveedor General de Galeones, 
se posesionó de la Presidencia de Guatemala el 25 de Marzo de 1696. Habien- 
do recibido consulta del General Amezquita, en que le dá noticia de la desgra- 
cia del Cap. Juan Diaz de Velasco, y de todos los sucesos de su jornada, y le 
pide ordenes : celebró junta de guerra, en la que se acordó suspender estas 
operaciones, hasta nueva orden de S. M. Habiéndose conseguido por este 
tiempo la reducción y conquista del Peten, el Sr. Berrospe en virtud de nue- 
vas ordenes del Rey, entendió en la fortificación de la Villa de los Dolores, 
y fundación del presidio del Peten. Logró el Presidente Berrospe ver aumen- 
tados los términos del distrito de su Gobierno, con el partido del Peten : cosa, 
que sus antecesores intentaron, con inmensos trabajos, y no consiguieron 
Pero no se le mostró la fortuna igualmente alagueña en el resto de su go- 
bierno : pues habiendo venido de Visitador el Lie. Tequelí, hubo tales dife- 
rencias entre dicho Letrado, y el Presidente, que se dividió la República en 
dos bandos, llamándose Berrospistas los del partido del Presidente, y Teque- 
lies, los que seguían al Visitador. Esta división tomó tanto cuerpo, que lle- 
garon á ponerse en armas, y el Señor Berrospe murió, antes que se serenase 
la borrasca. El Dr. D. Juan Gerónimo Duardo Decano de la Real Audiencia 
gobernó en esta vacante, hasta que vino sucesor. ^^^ 

25- Et Dr. D. Alonso de Ceballos y Vülctga fierre, Presbítero Caballero 
del Orden de Alcántara : de Presidente de Guadalaxara, pasó á serlo de Gua- 
temala el año de 1702 : empleo que gozó muy poco tiempo, porque murió el 27 
de Octubre de 1703. 

26° El Dr. D. José Osorio Espinoza de los Monteros, Catedrático de 
prima de Leyes en la Universidad de México : entró de Visitador en Gua- 
temala el 24 de Octubre de 1702, y el siguiente obtuvo la merced de la Presi- 
dencia, de la que tomó posesión el de 704, y sirvió hasta el de 706. 

27'=' D. Toribio José de Cosió y Campa, Marqués de Toirrecampo, del 
Orden de Calatrava. Hizo su entrada en esta Capital el 30 de Agosto de 1706. 
Por los años de 1712, siendo Presidente de esta Real Audiencia el citado Sr. 
Cosío, se sublevó la Provincia de Tzendales, una de las que componen la 
Intendencia de Chiapa. Pasó en persona este Presidente á la Provincia de 
Chiapa, y logró se sosegasen los sublevados, y se sujetasen los rebeldes. Al 
Señor D. Toribio Cosió remuneró S. Magestad este servicio, dándole el titulo 
de Marqués de Torrecampo, y el Gobierno de Filipinas, adonde pasó el año 
de 1716. 



(1) Licenciado Tequeli. Véase el tomo II, página 9, nota 14, donde se da el verdadero nombre 
a este sujeto, promotor de escándalos y conflictos en el reino. Véase también la página 254 de este 
tomo I. (V. M. Díaz). 

189 



28- D. Francisco Rodríguez de Rivas, Maestre de Campo de los Reales 
Exercitos, Corregidor de Riobamba, en el Reyno de Quito : tomó posesión de 
esta Presidencia á 4 de Octubre de 1716, que sirvió con acierto hasta 1^ de 
Diciembre de 24. En su tiempo experimentó esta Ciudad muy grandes tem- 
blores, por cuyo motivo querian algunos de sus vecinos se trasladase á otro 
sitio; mas el Sr. Rivas se opuso fuertemente á su pretensión. Habiéndose 
arruinado con los referidos temblores, los Templos del Oratorio de S. Felipe 
Neri, y del Santo Calvario, este Presidente los reedificó á su costa. Volvióse 
á España, donde sirvió varios empleos, y murió en Sevilla el año de 43, 

29*^ D. Antonio Pedro de Echevers y Suvisa, del Orden de Calatrava, 
Gentil hombre de Cámara de S, M. y Sr. de la Llave Dorada. Entró en la Pre- 
sidencia el 2 de Diciembre de 1724. En el tiempo de su gobierno hubo asuntos 
muy ruidosos, con ocasión del homicidio executado en el Presbítero D, Lorenzo 
de Orozco, y otras incidencias : y llegaron á tal grado las desavenencias de este 
Presidente con dos de los Ministros de la Real Audiencia, que los hizo salir 
desterrados : mas quando eran deportados para su destino, los quitó tumul- 
tuariamente la plebe, y se refugiaron en la Iglesia. Habiéndole venido Suce- 
sor, el 11 de Julio de 33 entregó el bastón: quedóse en esta Ciudad, y murió 
el 25 de Diciembre del mismo año: dejando eternizada su memoria, en el 
suntuoso Templo del Monasterio de Santa Clara, que levantó á su costa. 
Enterróse en la Iglesia de la Compañía de Jesús. 

30*^ D. Pedro de Rivera y ViUalon, Mariscal de Campo de los Reales 
Exercitos, de Gobernador de Vera-Cruz, pasó á servir la Presidencia de Gua- 
temala. Hizo su entrada en dicha Metrópoli el 11 de Julio de 1733, Gobernó 
este Reyno con gran paz y tranquilidad, hasta el 16 de Octubre de 42. El 16 
de Abril de 43 salió para México. 

31° El Lie. D. Tomas de Rivera y Sfa. Cruz, natural de la Ciudad de 
Lima. Entró en Guatemala á 16 de Octubre de 1742, Hicieronsele muchos, 
y graves cargos, por los que fué depuesto de la Presidencia. El año de 48 
pasó de Alcalde del Crimen á México, donde murió el de 65. 

32- D. José de Araujo y Rio, estando de Presidente en Quito, tubo al- 
gunos encuentros con aquella Audiencia, por cuyo motivo fué á la Corte, y 
S. Magestad le reemplazó dos años, que le faltaban de la expresada Presiden- 
cia, en la de Guatemala. Entró á ella en 26 de Septiembre de 48, y la sirvió 
hasta el de 51, que se restituyó al Perú. 

33^ Eí Excmo. Sr. D. José Vasquez Prego Montaos y Sotomayor, del 
Orden de Santiago, Teniente General de los Reales Exercitos, Comandante 
General de la linea del Campo de Gibraltar. Tomó posesión de esta Presiden- 
cia á 17 de Enero de 1752. El de 53 crió en virtud^de Reales ordenes, las Al- 
caldías Mayores de Chimaltenango, y Zacatepequez. Y habiendo mandado 
construir la Fortaleza de S, Fernando de Omoa, movido del zelo del Real 
servicio, fué á visitarla, y allí contraxo la enfermedad, de que murió á 24 de 
Junio del mismo año de 53, Fué enterrado en la Iglesia del Convento de Sto. 
Domingo. Tomó las riendas del gobierno el Lie. D. Juan de Velarde y Cien- 
fuegos, Caballero del Orden de Santiago, como Decano de esta Real Au- 
diencia. 

190 




Francisco Rodríguez de Rivas 



191 



34^ El Excmo. Sr. D. Alonso de Arcos y Moreno, del Orden de Santia- 
go, Mariscal de Campo, y después Teniente General de los Reales Exercitos; 
mas esta gracia le llegó quando acababa de morir. Hizo su entrada en esta 
Capital el 17 de Octubre de 1754, y gobernó hasta el 27 de Octubre de 60, en 
que falleció. Sepultóse en la Capilla de Ntra. Sra. del Rosario de la Iglesia 
de Santo Domingo. Por su muerte cayó el gobierno en la Real Audiencia, 
y la Presidencia y Capitanía General segunda vez en el Sr. Velarde, quien 
habiéndola servido con honor, fué promovido á la plaza de Oidor de México, 
después á la Chancillería de Granada, y últimamente al Supremo Consejo 
de Ordenes. 

35^ D. Alonso Fernandez de Heredia, Mariscal de Campo de los Reales 
Exercitos. Habiendo servido los gobiernos de Nicaragua, Comayagua, la 
Florida y Yucatán: se le promovió á la Presidencia de Guatemala. Entró en 
ella á 14 de Junio de 1761, y la sirvió hasta 3 de Diciembre de 65. Pues aunque 
por Marzo de 764 llegó á este Reyno D. Juaquin de Aguirre y Oquendo, Ca- 
pitán de Navio de la Real Armada, provisto para Presidente de esta Real 
Audiencia, murió en el pueblo de Zacapa el dia 9 de Abril, antes de tomar po- 
sesión, y asi continuó el Señor Heredia, hasta que vino sucesor. Quedóse 
en Guatemala dando residencia, y murió el 19 de Marzo de 72. Yace su 
cuerpo en la Iglesia de Ntra. Sra, de la Merced de la misma Ciudad. 

36^ D. Pedro de Solazar y Herrera Natera y Mendoza, Caballero del 
Orden de Monteza, Comendador de Vinaros y Benicarlo, Capitán de Grana- 
deros de Reales Guardias Españoles, y Mariscal de campo de los Reales 
Exercitos. Tomó posesión de la Presidencia el 3 de Diciembre de 1765. En 
virtud de Reales ordenes crió la Alcaldía Mayor de Tuxtla. Fué á visitar el 
Puerto, y Castillo de Omoa, donde contraxo la enfermedad, de que murió, 
el 20 de Mayo de 71. Se enterró en la Iglesia del Colegio de Christo Crucifi- 
cado. En esta vacante empuñó el bastón el Lie. D. Juan González Bustillo 
y Villaseñor, Decano de esta Real Chancillería, que después fué promovido 
sucesivamente á la Audiencia de México, á la Fiscalía de la contratación de 
Cádiz, y al Supremo Consejo de Indias. 

37^ D. Martin de Mayor ga, del orden de Alcántara, Capitán de Reales 
Guardias Españolas, y Mariscal de Campo de los Reales Exercitos. De 
Gobernador de la plaza de Alcántara en Extremadura, fué promovido á esta 
Presidencia. Entró en Guatemala á 12 de Junio de 1773. A pocos días de 
posesionado en el Gobierno, sucedió la ruina de Guatemala, y dicho Sr. pro- 
movió la traslación de la Ciudad al sitio donde se halla al presente. El 4 de 
Abril de 79, en virtud de Real Orden, entregó el bastón al Sr. Inspector Gene- 
ral de Milicias Don Matías de Galves. Y quando disponía su regreso para 
España, recibió correo extraordinario, en que se le avisa haber muerto el Sr. 
Virrey de México, y venir S. S. nombrado Virrey interino, en la cédula de 

192 



mortaja. Salió para México el 18 de Mayo de 79, y habiendo servido el Vi- 
rreynato, hasta que llegó el Sucesor, de vuelta para España, murió en la mar, 
el 29 de JuHo de 83. 

38- El Excmo. Sr. D. Mañas de Calves, Teniente General de los Reales 
Exercitos. De Comandante de las Islas Canarias pasó á Guatemala, con el 
empleo de Inspector General de Tropas y Milicias, y segundo Comandante 




Martín de Mayorga 

General del Reyno. Entró en esta Capital á 27 de Julio de 1778, y con noticia 
que se tubo de estar nombrado Presidente, le cedió el gobierno el Sr. Mayorga, 
y tomó el bastón el 4 de Abril de 79. A pocos dias le llegaron los despachos 
de Presidente, Gobernador y Capitán General, librados á 15 de Enero de 79, 
y obedecidos en el Real Acixerdo, tomó posesión á 15 de Mayo del mismo 
año. Ocupó el referido puesto hasta 10 de Marzo de 83, que pasó de Virrey 

193 



á Nueva España. En cuyo tiempo habiéndose apoderado los Ingleses del 
Castillo de Omoa, fué personalmente el Sr. Calves á recuperarlo ; mas quando 
llegó á él, ya lo hablan desocupado los enemigos. Pasó á la Isla del Roatan, 
y desalojó de ella á los Ingleses. Murió en México el año de 84. 

39- D. José Estacheria, Brigadier de los Reales Exercitos, Gobernador 
y Comandante General de la Provincia de Nicaragua. Hizo su entrada en 
esta Metrópoli el dia 3 de Abril de 1783, y gobernó con grande integridad, 
hasta el 29 de Diciembre de 89, que partió para España, donde obtuvo el go- 
bierno de la plaza de Pamplona, y el grado de Mariscal de Campo. 

40° El Exento. Sr, D. Bernardo Troncoso Martínez del Rincón, Teniente 
General de los Reales Exercitos. Obtuvo sucesivamente los empleos de Te- 
niente de Rey de la Plaza de la Havana, Gobernador de Vera-Cruz, y Presi- 
dente, Gobernador, y Capitán General de este Reyno. Entró en Guatemala 
el 31 de Diciembre de 1789, y gobernó con grande paz y tranquilidad, hasta 25 
de Mayo de 94, que entregó el bastón á su sucesor, y poco tiempo después se 
restituyó á España. 

41*^ D. José Domas y Valle, del Orden de Santiago, Gefe de Esquadra 
de la Real Armada. De Gobernador de Panamá, fué promovido á la Presi- 
dencia de Guatemala. Tomó posesión de ella el 25 de Mayo de 1794, y la sir- 
vió hasta 28 de Julio de 1801. Quedóse en esta Ciudad, y murió el 9 de Octu- 
bre de 802, de edad de 102 años: sepultóse en la Iglesia de S. Francisco. 

42^ D. Antonio González Mollinedo y Saravia, Mariscal de Campo de 
los Reales Exercitos. Habiendo empleado en el Real servicio, el largo espa- 
cio de 40 años, en cuyo tiempo se halló en el sitio de Almeida, en la defensa 
de Zeuta, en la expedición de Argel, y otras : fué nombrado Teniente de Rey 
de la plaza de Palma, en la Isla de Mayorca: y después Presidente de Gua- 
temala. Entró en esta Capital, el 28 de Julio de 1801, y tomo posesión del 
Gobierno, Presidencia, y Capitanía General de este Reyno, que felizmente 
gobierna. ^^^ 

CAPITULO II 

De los Señores Obispos, y Arzobispos que han gobernado 

esta Diócesis 

El Illmo. Sr. D. Francisco Marroquin, fué el primer Obispo, que tubo 
Guatemala : el fué quien plantó la fé de Jesu-Christo en estos paises, quien la 
regó con su predicación, quien fundó la Iglesia Catedral de esta Ciudad, y 
quien por todos modos la engrandeció, y promovió la Christiandad en toda 
la Diócesis. Pues aunque como afirma el P. Remesal, antes que el Sr. Marro- 
quin, fué nombrado Obispo de Guatemala el V. P. Fr. Domingo de Betanzos 
Religioso Dominico : y como asegura el Coronista Vasquez, citando á Fr. Juan 



(1) Excmo. señor don José de Bustamante, Guerra de la Vega, Rueda, Cobo, Estrada y Zor- 
lando. Véase el tomo II, página 10, nota 15. En ésta se dan más informaciones de este personaje. 

En la misma página hay ligera noticia del Presidente don Carlos de Urrutia Montoya y Mato» 
Hernández James. (V. M. '"Díaz). 

194 



de Torquemada, también fue electo de la misma Ciudad el V. P. Fr. Francisco 
Ximenez, uno de los doce Franciscanos, que vinieron á la Nueva España, en 
la primera Misión de dicha Orden; pero ni uno, ni otro admitió la gracia, que 
les hizo el Emperador Carlos V. Fué el limo. Marroquin natural de las 
Montañas en el Valle de Joranzo, de Solar esclarecido. Desde su juventud 
se aplicó al exercicio de las virtudes, y al estudio de las ciencias. Habiendo 




Matías de Gálvez 

obtenido el grado de Maestro en Sagrada Teología, en la Universidad de 
Osma, y ascendido á la tremenda Dignidad del Sacerdocio : dispuso la Divina 
Providencia, que concurriese en la Corte con Don Pedro de Alvarado, á quien 
oyó hablar de la Ajnerica, y encendido en deseos de propagar la fé de Jesu- 
Christo, rogó al referido Alvarado lo traxese á Guatemala. No anhelaba otra 
cosa el Adelantado : y asi vino con él á esta Capital el Lie. D. Francisco Marro- 

195 



quin, y el día 3 de Junio de 1530, lo presentó en Cabildo para Cura de la 
Ciudad Don Pedro de Alvarado, como Vice-Patron, en nombre de la Cesárea 
Magestad de N. C. M. Carlos V. El nuevo Párroco ocurrió por la colación, 
y Canónica institución de su beneficio al lUmo. Sr. Obispo de México : quien 
no solo le dio la expresada colación ; sino que también lo nombró su Provisor 
y Vicario General en toda la gobernación de Guatemala : que es decir, en todo, 
lo que comprenden hoy los Obispados de Guatemala, Chiapa y Honduras. 
Hecho Pastor el zelosisimo Marroquin, se aplicó á repartir á sus ovejas el 
pasto de la Divina palabra: y para poderlo hacer con fruto, se dedicó al estu- 
dio de la lengua nativa de esta comarca, y consiguió aprenderla de modo, 
que la pudo enseñar á los Ministros del Evangelio, que vinieron después á 
anunciarlo en estos paises. Habiendo sido presentado por el Sr. Emperador 
para Obispo de Guatemala, año de 1533, el S. P. Paulo III expidió las Bulas 
á 18 de Diciembre de 1534. Recibidas estas en Guatemala, partió el Obispo 
Electo para México, donde lo consagró el Illmo. Sr. D. Fr. Juan de Zumarraga 
Obispo de dicha Diócesis, el dia 7 de Abril de 37 : función, que se solemnizó 
con la mayor pompa, y regocijo, como la primera de esta clase, que se celebró 
en este continente. El 20 de Octubre del mismo año, hizo la Erección de la 
Iglesia de Guatemala en la citada Ciudad de México. Luego que el Sr. Marro- 
quin se vio encargado de la administración de esta vastisima Diócesis, que 
en aquel tiempo comprendía los tres Obispados, que diximos arriba, trató 
con gran calor de proveerla de Ministros : pues quando recibió las Bulas, no 
había en toda ella mas Sacerdotes que su Illma. y 4, ó 6 Clérigos. Para este 
efecto conduxo á su costa 4 Religiosos Dominicos desde Nicaragua el año 
de 35 : traxo consigo de México otros 4 Mercedarios, el año de 37 : costeó la 
Misión de Franciscanos, que llegó el de 40 : é hizo parte de las expensas, de 
la que 'vino de Dominicos el año de 45. Promulgó leyes santísimas, para el 
gobierno de su Iglesia y Diócesis : visitó esta personalmente, sin en bargo 
de su grandísima extensión : y no omitió función alguna perteneciente á su 
ministerio. Con el amor, que siempre mostró á sus ovejas, con la integridad 
de su conducta, y con el zelo y vigilancia pastoral, que se observaba en este 
Prelado, adquirió tal autoridad sobre sus subditos, que era generalmente ama- 
do, reverenciado, y ciegamente obedecido de todos : oyéndose, y recibiéndose 
sus dictámenes como oráculos, á que nadie osaba contradecir. No se limita- 
ban los desvelos de este amoroso Padre al cumplimiento de sus obligaciones, 
y al provecho espiritual de sus ovejas; extendíanse á promover por todos 
modos la grandeza y decoro de la Ciudad de Guatemala. Con esta mira, sien- 
do Cura de esta Santa Iglesia, estableció escuela de primeras letras, y ya 
Obispo solicitó y consiguió, que S. Magestad dotase una Cátedra de Gra- 
mática Latina en esta Capital. Pidióle también, que se erigiese Universidad, 
y que se fundase Colegio de la compañía de Jesús, para la instrucción de la 
juventud; y no habiendo conseguido ni una, ni otro, dexó en su testamento 
2000 pesos y ciertas tierras, que poseía en el Valle de Jocotenango, para que 
se fundase un Colegio, y se dotasen dos Cátedras, en que se enseñen á los 
niños las ciencias mas necesarias. Edificó un capacísimo Hospital que intituló 
de Santiago, para la asistencia de los pobres enfermos. Erigió un Colegio, 
para educar niñas huérfanas. Procuró que se fundase un Monasterio de 

196 



Religiosas; mas esto no tubo efecto en sus dias. A su solicitud y eficacia se 
debió la conclusión de la fabrica de la Iglesia Parroquial en la Ciudad Vieja, 
y el edificio de la Catedral en la Antigua Guatemala. Amas de esto impetró 
de N. M. S. P. Julio III el año de 1551, que la Catedral de Guatemala goze 
todas las gracias, é indulgencias concedidas á la Santa Iglesia de Santiago 
de Galicia. El año de 1546 asistió á la Junta, que convocó en México el Visi- 
tador Don Francisco Tello de Sandoval, Inquisidor de Toledo : y el de 55 
envió un Prebendado de esta Santa Iglesia, para que hiciese sus veces en el 
Concilio Mexicano P Finalmente lleno de méritos, amado de todos, pasó al 
descanso eterno, el Viernes Santo dia 18 de Abril del año de 63, con universal 
sentimiento de sus ove- 
jas, que lloraban la fal- 
ta de su Pastor, su Pa- 
dre, su Apóstol y su 
Bienhechor. Gobernó 
lUmo. Principe la Dió- 
cesis de Guatemala 33 
años, los 4 como Pro- 
visor y Vicario Gene- 
ral del Sr. Zumarraga 
Obispo de México, y 
los 29 como Obispo 
de Guatemala. Varón 
Apostólico, digno de 
parangonarse con los 
Obispos de la primitiva 
Iglesia: exemplo, y de- 
chado de Prelados, co- 
mo lo llama Remesal: 
hombre de grande hu- 
mildad y caridad, como 
lo apellida el V. S. P. 
Fr. Tomas de la Torre : 
Pastor destinado por la 
mano de Dios para la 
Iglesia de Guatemala, 
piedra fundamental de 
critor. (^^ 

II. El limo. Sr. D. Bernardino de Villalpando, natural de Talavera de la 
Reyna. Fué electo Obispo de Cuba el año de 1559, cuya Iglesia gobernó hasta 
el de 64, que fué trasladado á Guatemala. Posesionóse de esta silla Episcopal, 
el año de 65 casi al mismo tiempo, que se publicó el Concilio de Trento : y 
entendiendo dicho Príncipe revocados por el expresado Concilio los privile- 
gios, que permitían á los Regulares administrar los sacramentos á los Indios, 
comenzó á tratar de secularizar las Doctrinas, que servían los Religiosos. 




ÍLlYMo 
nahxraí ¿U 

el año áeJGb/^g* _ 

Febrero deJ674; <|ue murió electo Obispo déla Puebla, habiendo íido 
«Iproprio tiempo en al^noj añ« íVíjldeníe, Go/jCapjlaa ¿ral, de este Kc* 
y no : t%\á tep^ákdo en ^ Sta Yg^sia. 



SU espiritual edificio, como se explica otro Es- 



(V. 



(1) Los restos de este insigne Prelado se perdieron, con sentimiento del pueblo de Guatemala. 
M. Díaz). 



197 



En efecto despojó á la Religión de San Francisco, de las que tenía en la Pro- 
vincia de Suchíltepeques : é intentó, aunque en vano, hacer lo mismo con las 
de Totonicapan y Quezaltenango. Despachó edictos, conminando á los Re- 
gulares con graves penas, para que no hagan oficios de Curas. De resulta de 
estas providencias se ocurrió á S. Magestad por una, y otra parte : las Reli- 
giones de Santo Domingo y San Francisco pidieron, se recibiesen informa- 
ciones sobre sus procederes, y los del Sr. Obispo : y remitido todo á la Corte, 
N. C. M, el Sr. D. Felipe II libró cédula en 30 de Agosto de 67, dirigida al 
Gobernador de Guatemala, en que desaprueba lo executado por el Sr. Villal- 
pando, y hace mención de muchos, y graves delitos de dicho Prelado ; sobre lo 
qual dice S. Magestad tiene ordenado al Señor Arzobispo de México envié un 
visitador, que haga pesquisa sobre los excesos del citado Obispo de Gua- 
temala, y provea lo que juzgue conveniente al servicio de Dios. Recibiéronse 
en Guatemala esta, y otras cédulas del Rey, y dos Bulas de San Pió V, en 
que de nuevo concede, y confirma los privilegios de las Ordenes Mendican- 
tes : se le notificaron al Sr. Villalpando, quien al oirías se dice exclamó : De 
dios y no del Rey, he recibido mi Iglesia; y á el estoi pronto á dar cuenta de 
ella. A pocos dias, salió el Sr. Obispo de esta Capital, y á 4 jornadas le hallaron 
muerto en su cama, en el Pueblo de Chalchuapa, por Agosto de 69, ó poco 
después. Se enterró en la Iglesia Parroquial del enunciado pueblo, y después 
fué trasladado á la Catedral. Este Illmo. Prelado celebró Synodo el año de 
1566, el único, que se ha tenido en esta Ciudad; pero no se encuentra vestigio 
alguno de dicho Concilio. Se asegura, que en esta vacante fué nombrado 
Obispo de Guatemala, el Lie. D. Francisco Cambranes, Dean de ésta Santa 
Iglesia ; pero ya había muerto, quando llegó la gracia. Se eligió para el mismo 
empleo al P. Fr. Alonso de Milla Religioso Dominicano, en 13 de Diciembre 
de 73, y no aceptó. 

III. El limo. Sr. D. Fr. Gómez Fernandez de Cordova. Fué este limo. 
Principe natural de la Ciudad de Cordova, de nobilísima estirpe, como nieto 
del Gran Capitán. Desde sus tiernos años, entró en la Religión de S. Geróni- 
mo, donde por su prudencia y virtud, se le fió el gobierno de algunos monas- 
terios, cargo, que desempeñó con gran cordura, y religiosidad. Electo Obispo 
de Nicaragua el año de 1551, fué compelido de la obediencia á admitir este 
honor. Se consagró en España, y tomó posesión de su Obispado el de 53. Fué 
trasladado el de 74 al de Guatemala : en el que con solo dexarse ver, reformó 
los abusos, que se habían introducido en los Eclesiásticos, especialmente la 
profanidad de los vestidos, y el juego. A uno, y otro opuso el Santo Obispo 
su extremada pobreza, y rigorosa penitencia. No tenía mas, que dos hábitos, 
y la ropa interior muy moderada. Su cama, aunque con la decencia, que 
pedia su dignidad, mas en la que dormía era el duro suelo, con el habito por 
colchón, y el manto por cobija. Al tamaño de su pobreza, era su mortificación: 
el silencio continuo, las disciplinas diarias, los ayunos frequentes, su recogi- 
miento como de un Monge. No era menor su caridad : sus limosnas excedían 
á su renta: su constancia en predicar le mereció el titulo de Apóstol de esta 
Provincia. Con semejante tenor de vida se concilio tal respeto en sus subdi- 
tos, que sin rigor, ni castigos, todos comenzaron á reformar sus costumbres, 
procurando imitar á su Prelado. Este limo. Príncipe assitió al Concilio Mexí- 

19S 



cano 3'' el año de 1585, erigió la Parroquia de San Sebastian de ésta Ciudad, 
fundó el Convento de Religiosas de la Concepción, y el Colegio Seminario 
de la Asunción, reedificó la Hermita de Ntra. Sra. de los Remedios, en cuya 
casa le asaltó la ultima enfermedad. Traxeronle á su Palacio, y recibidos los 
Sacramentos, lleno de méritos dio su alma á su Criador, en el mes de Julio 
de 98, habiendo gobernado esta Diócesis, 24 años.. Se mandó enterrar en la 
Capilla de Nuestra Sra. del Rosario de la Iglesia de Sto. Domingo. ^^^ Hallán- 
dose muy viejo el Sr. D. Fr. Gómez, pidió á su Magestad le diese Coadjutor, 
que le ayudase á llevar la carga del Obispado: y el Sr. D. Felipe II le nombró 
el año de 96, por Auxi- 
liar al Sr. D. Fernan- 
do Ortiz de Hinojosa, 
Mexicano hijo de^ los 
Conquistadores de Nue- 
va España, Dr. y Cate- 
drático de la Universi- 
dad de México, y Canó- 
nigo de su Catedral. 
Varón exemplar y vir- 
tuoso, pero no se pudo 
consagrar por que mu- 
rió el año de 1597. 

IV. El limo. Sr. D. F. 
Juan Ramírez de Are- 
llano, natural de la 
Rio ja, de familia ilus- 
tre, pues se asegura 
descendía de los Reyes 
de Aragón. Recibió el 
habito del Orden de 
Santo Domingo en el 
Convento de Logroño, 
y pasó á estudiar al de 
San Estevan de Sa- 
lamanca, donde hizo 
grandes progresos en • 

la virtud, y literatura. Diole el Sr, vocación, de venir á trabajar en la conver- 
sión de los Indios; y en efecto se empleó por algún tiempo, en este Santo 
cxercicio con los moradores de la Mixteca, y después leyó 24 años Teología 
en el Convento de México. Volvióse á España á solicitar el remedio de ciertas 




£1 Yllmo SórD!" D."Juan de Ortetfa Montanet, naturaNe Ljanej, Ofcpo dek 

iraneo.promovido í«ta d* Guatemala «lanod Jfc7j;enh'o«n_e'lla3jf 

fae/añodfJfiíZ c|ucfu»aícendido alübpado de 

MecKoacan, i«. nombro por íu ju ccf ioralSr.Dr.Dn.Bernardino García Cam^e 



5ta^.* dfDuran^o, promoví 
díRfcrero dp)57í, ^eterno' Ka 



ro, Canoniío de Murxía.y renuncio. 



(1) Nota: afirma el padre Remesal en su Historia Fol. 708 que hubo competencia entre el 
Convento de Santo Domingo, y el Cabildo Eclesiástico, sobre el lugar de la sepultura de este V. 
Prelado: y que llevado el negociosa la Real Audiencia, se sentenció á favor de dicho Convento: y 
se confirma lo que dice este Autor, con lo que se refiere en los libros de Cabildos de esta Ciudad: 
pues en Cabildo de 12 de Julio de 598 se dice, que vino un Notario á dar noticia al Ayuntamiento de 
parte del Cabildo Eclesiástico, como habia resuelto depositar el cuerpo del I. S. D. F. Gómez Fer- 
nandez de Cordova en una de las bobedas de D. Francisco de la Cueba, ínterin se determinaba, 
donde se habia de enterrar. Y el Cabildo secular acordó, que se pida quede sepultado en dicha 
Santa Iglesia, atento á ser esposo suyo, y á las demás causas que han ocurrido. Y por lo dicho se 
convence que este Señor Obispo no murió el mes de Marzo, como dice Remesal, sino el de Julio 
conK) afirma el P. Leal. 



199 



injusticias, que se hadan á los Indios : y aunque en el camino lo cautivaron 
los Ingleses, prendados de su Índole le dieron libertad, fiados en la palabra, 
que les dio, de que en cange alcanzaría del Rey, la de un Caballero Ingles, 
que se hallaba preso en Sevilla. Puesto en la Corte entabló su pretensión á 
faver de los Indios, y no solo alcanzó todo lo que pretendía, sino que en premio 
de su zelo lo presentó el Rey para Obispo de Guatemala. Admitió la mitra 
compelido de la obediencia. Quiso ir personalmente á Roma, asi por rendir 
sus respetos á la cabeza visible de la Iglesia; como por ganar el Jubileo 
centenario, de 1600. Pero antes le consagró en Madrid el limo. Sr. D. Pablo 
de Laguna Obispo de Cordova: como el mismo Sr. Ramírez lo asegura en 
carta, que escribe el N. Ayuntamiento de esta Ciudad, del Puerto de TruxíUo, 
en 19 de Agosto de 1601. Causó grande edificación en la Corte Romana, el 
ver á un Obispo de Indias llegar á dicha Metrópoli á pié, con un solo compa- 
ñero, tan pobre y humilde como los Obispos de la primitiva Iglesia. Llegó 
á su Diócesis el año de 1601, y no innovó en nada el tenor de vida, que obser- 
vaba quando Religioso particular. Oía quantas misas podía todos los días : 
guardaba tal pobreza, que no tenía mas, que tres túnicas, dos hábitos de jerga 
y unos pañuelos: su familia se reducía á dos Capellanes, y dos índízuelos. 
Toda su renta la invertía en obras piadosas : pues á mas de las muchas li- 
mosnas que daba, fincó 8000 pesos para Capellanías. Gobernó su Obispado 
con grande edificación de sus subditos el tiempo de 7 años, y murió santa- 
mente el 24 de Marzo de 1609. Mandó que no embalsamasen, ni ultrajasen 
su cuerpo, porque moría Virgen. Se enterró en la Iglesia Parroquial de la 
Ciudad de San Salvador, y 6 años después se encontró su cuerpo incorrupto. 
Escribió una obrita, que intituló Campo florido. 

V. El limo. Sr. D. Fr. Juan Cabezas Altamirano, también Religioso Do- 
minico, Caballero noble de la Ciudad de Zamora. Estudió con aprovechamien- 
to los Derechos. Profesó de Religioso en el Convento de Salamanca. Conclui- 
dos sus estudios en dicha casa, vino á la Isla Española, el año de 1592: y 
habiendo leído algunos años, obtuvo el grado de Maestro, y fué electo Pro- 
vincial de la Provincia de Santa Cruz de la enunciada Isla. Volvió á España 
al Capitulo General de la Orden, y le nombró su Magestad Obispo de Cuba. 
Consagróse en Madrid,»^ pasó á su Diócesis, que gobernó con gran paz y 
prudencia. Intentó trasladar la Catedral de la Ciudad de Cuba, á la de la 
Havana; mas no pudo concluir este negocio. Fué el primer Obispo que visitó 
la Florida. Promovióle el Rey á la silla Episcopal de Guatemala el año de 
1610, y se posesionó de ella el de 611. El de 613, consagró con gran pompa y 
magnificencia al Sr. D. F. Alonso Galdo, Obispo de Comayagua, que fué el 1"^ 
Obispo que se consagró en la Ciudad de Guatemala. Aplicóse á aprender la 
lengua de su nueva Diócesis, y consiguió hablarla con perfección, en menos 
de uno año. Pero no gozó este Obispado por mucho tiempo de tan amable 
Pastor, porque le asaltó una fuerte apoplexía, de que murió, por el mes de 
Diciembre de 615, á tiempo que su Magestad le tenía presentado para el 
Arzobispado de la Isla de Santo Domingo : sepultóse en su Iglesia Catedral. 
Fué nombrado en su lugar Obispo de Guatemala el S. D. Pedro de Valencia, 
Peruano de nación, Chantre de la Iglesia de Lima, el año de 616; pero inme- 
diatamente fue promovido á la Iglesia de la Paz. Dióle su Magestad por 

2C0 



«uccsor al S. D. Francisco de la Vega Sarmiento, Dean de la Iglesia de México, 
y Comisario de Cruzada . quien no admitió esta mitra, como lo habia hecho 
antes con la de Popayan. A este fue sustituido el limo. Sr. Pedro de Villa 
Real, Obispo de Nicaragua, que murió antes de venir á este Obispado, en el 
Pueblo de Masaya, y se enterró en la Ciudad de Granada. 

VI. El limo. Sr. D. F. Juan Zapata y Sandoval. Nació en México de 
una de las familias mas nobles y calificadas de dicha Metrópoli. Habiendo 
tomado el habito del orden de San Agustin, leyó algún tiempo en México, 
y después en Valladolid. Electo Obispo de Chiapa el año de 1613, gobernó 
la citada Iglesia con 
gran prudencia y dis- 
creción. Trasladado á 
Guatemala' el año de 
21, entró en esta jCiu- 
dad por Diciembre del 
mismo año. El Sr. Za- 
pata fué el l'^' Obispo 
que dio grados en el 
Colegia de Santo To- 
mas de Guatemala. En 
su tiempo se estrenó el 
V Templo del Colegio 
de la Compañia de Je- 
sús, en cuya función 
cantó la Misa. Fué tan 
limosnero, que quando 
murió quedó debiendo 
35 mil tostones. Ultima- 
mente después de una 
vida exemplar, murió 
santamente el 9 de Ene- 
ro de 630. Está sepulta- 
do en su Iglesia Cate- 
dral, Escribió un trata- 
do de Justicia distri- 
butiva. 




VII. El limo. Sr. Dr. D. Agustin de ügarte y Saravia, natural de Bur- 
gos. Vino a la América con el empleo de Inquisidor de Cartagena. Fué pre- 
sentado para el Obispado de Chiapa el año de 1628, y lo consagró el limo, Sr. 
P. Luis Ronquillo Obispo de Cartagena. El de 30 lo promovió S. Mag, al de 
Guatemala, en donde entró el de 32. Este Ilustre Prelado se esmeró mucho 
en el aseo, y adorno de los templos. Estrenó la Iglesia del Monasterio de la 
Concepción, puso la primera piedra para la del de Sta. Catarina Martyr, 
fundó la de Nuestra Señora del Carmen, hizo Parroquia la Hermita de Nues- 
tra Señora de los Remedios, edificó la Capilla del Sagrario de la Catedral, 



20t 



dotó tres aniversarios en la misma Iglesia, en las fiestas de Santiago, S. Bar- 
tolomé, y S. Agustín. Fué trasladado el de 41 al Obispado de Arequipa, ^^^ y 
poco después al de Quito, en donde murió, ya octogenario, el año de 50. 

VIII. El limo. Sr, Dr. D. Bartolomé González Soltero. Nació este Prin- 
cipe en México, de ilustre prosapia, el año de 1585. Se graduó de Dr. en Teo- 
logía, y Derecho Canónico en la misma Ciudad : en ella sirvió también por 
espacio de 20 años, el oficio de Inquisidor. Habiendo desempeñado gravísi- 
mas comisiones, que le confió el Rey, le nombró S. Mag. Obispo de Gua- 
temala el año de 1641, y fué consagrado por el limo. Sr. D. Bartolomé de 
Benavides Obispo de Oaxaca. Su madura senectud, y sus relevantes prendas 
le concillaron el respeto, y veneración de sus subditos. Cometióle el Rey la 
residencia del Marqués de Lorenzana, Presidente de esta Real Audiencia: 
asunto, en que se portó con gran prudencia y justificación. En su Iglesia 
estableció la fiesta de las lagrimas de S. Pedro, la tarde del miércoles Santo : 
mas por ser este dia muy ocupado, se transfirió dicha función á la tarde del 
martes: y para su mayor esplendor, la encargó el Cabildo á la Congregación 
de S. Pedro. Dio á la misma Iglesia la portentosa efigie, que sirve en la 
expresada celebridad, y muchas reliquias muy estimables : por lo que hasta el 
presente se le hace aniversario en ella, el dia de S. Bartolomé. Bendixo, y 
estrenó con gran solemnidad, la Iglesia de Sta, Catarina Martyr. Murió con 
éxemplares disposiciones, el 25 de Enero de 50, á los 74 de su edad. Yacen 
sus cenizas en la Iglesia Catedral de la Antigua Guatemala. Fué nombrado 
en su lugar el Sr. D. Juan Garcilazo de la Vega, el que viniendo á su Iglesia, 
le asaltó la muerte, en la Villa de Teguantepeque, el dia 5 de Mayo de 54. 
Algunos años después, fué traido su cuerpo á Guatemala, por el Sr. D. Juan 
Saenz Mañosea, y se enterró en la Catedral. 

IX. El limo. Sr. Don Fray Payo Henriqnes de Ribera, hijo de D. Fer- 
nando Henriques de Ribera, Duque de Alcalá, y Virrey de Ñapóles, y de Doña 
Leonor Manrique de Lara. Nació en Sevilla, y de tierna edad entró en la Reli- 
gión de S. Agustín. Estudió Teología, y se graduó de Maestro en la Universi- 
dad de Osma : la que después enseñó en Burgos, Valladolid y Alcalá. Apre- 
miado de la obediencia, admitió la mitra de Guatemala el año de 1657. Entró 
en esta Capital á 23 de Febrero de 59, Viose en su gobierno, renovado el de 
los antiguos Padres de la Iglesia. Visitó su Diócesis, aunque vastísima, sin 
que hubiese lugar, en que no estubiera. Con su exemplo reformó uno, y otro 
Clero, y también al estado secular. Tan parco para si, como prodigo para los 
pobres. Promovió la fundación del Hospital de S. Pedro, para la curación de 



(1) Nota: habiendo recibido el Cabildo, el dia 28 de Mayo de 1641, testimonio de la cédula 
de S. Mag. de 10 de Enero del mismo año, dirigida al V. Dean y Cabildo, para que diesen el Go- 
bierno de esta Diócesis al Illmo. Sr. Dr. D. Bartolomé González Soltero, nombrado Obispo de ella, por 
promoción del Illmo. Sr. Dr. D. Agustín de Ugarte y Saravia, á la Silla de Arequipa: el referido 
Cabildo declaró inmediatamente vacante la Silla de esta Santa Iglesia. Cuya declaración contra- 
dixo el Dr. D. Juan de Sigüenza Maldonado, Provisor y Vicario General de este Obispado, protes- 
tando el recurso de fuerza. El mismo dia el Illmo. Sr. Obispo proyevó auto, en que declara por nulo 
y atentado todo lo obrado por el Cabildo, por no haberse aun recibido las Bulas de su Santidad, y 
por consiguiente no estar disuelto el vinculo con esta Iglesia. Los SS. Capitulares apelaron de este 
auto, é interpusieron el recurso de fuerza. Habiendo pasado los autos á la Real Audiencia, este Tribunal 
en 18 de Junio proveyó el auto siguiente: Dixeron, que en dar por nulos el Obispo, los autos fechos 
por el Dean y Cabildo, en que declararon la sede Vacante, por ahora declaraban, y declararon no hacer 
fuerza. 

202 



los Eclesiásticos : y bcndixo la primera piedra, para la Iglesia de dicho Hospi- 
tal. Dio á los Hermanos Betlemitas el habito, y la regla, que observaron al 
principio, y les facilitó el que fundasen Hospital en México. ^^^ Habiendo 
gobernado santísimamente esta Diócesis 9 años, el 4 de Febrero de 68 salió 
para Mechoacan, adonde fué trasladado : y en el camino para la citada Igle- 
sia, tubo noticia de estar electo Arzobispo de México. El año de 73 lo nombró 
S. Mag. Virrey de la Nueva España: sirvió uno, y otro empleo con gran paz, 
integridad y desinterés hasta el año de 81, en que renunció estas amplísimas 
dignidades, y el Obispado de Cuenca, que se le ofreció. El Sumo Pontífice, 
atendiendo á su mérito, expidió á su favor un Breve muy honorífico, en que le 
concede, pueda entrar 
con capa Arzobispal en 
cualquiera de las Igle- 
sias de España. Exone- 
rado de los referidos 
cargos, se retiró el Sr. 
D. Fr. Payo al Monas- 
terio de Ntra. Sra, del 
Risco, donde murió con 
grande opinión de San- 
tidad, el año de 1685. 
Por su ascenso fué 
electo Obispo de Gua- 
temala. 

X. El limo. Sr. Dr. 
D. Juan de Sto. Mafia 
Saenz Mañosea y Mu- 
rillo, natural de Méxi- 
co, donde obtuvo el gra- 
do de Doctor, y sirvió 
el oficio de Inquisidor: 
el año de 1661 fué he- 
cho Obispo de Cuba, y 
el de 67 promovido á 
la Iglesia de Guatema- 
la, En 13 de Junio de 
68 tomó posesión de di- 
cha Silla Episcopal. Inmediatamente comenzó el edificio de la Iglesia Catedral, 
que amenazaba ruina, y el 30 de Octubre de 69 bendixo, y puso la V piedra 
para la expresada Iglesia. El mismo año fundó con gran solemnidad la Archi- 
cofradia del Santísimo Sacramento. En 28 de Octubre de 70 recibió cédula, 
en que lo nombra S. Mag. Presidente de esta Real Audiencia, Gobernador y 
Capitán General de este Reyno, y Juez de residencia del Sr. Presidente D. 
Sebastian Alvarez, oficios que sirvió con gran prudencia, hasta el de 72. Pasó 




(O A este insigne Prelado débese el establecimiento de la primera imprenta en Guatemala, el 
año de 1660. (V. M. Díaz). 



203 



al Señor con muy christianas disposiciones el 13 de Febrero de 75, á tiempo 
que se hallaba electo Obispo de la Puebla de los Angeles. Yace su Cadáver en 
la Catedral de Guatemala. 

XI. El limo. Sr. Dr. D. Juan de Ortega y Montañez. Nació á 3 de Julio 
de 1627, en el pueblo de Siles Obispado de Cartagena de Levante, de padres 
nobles. Estudió los Derechos en Alcalá. Algún tiempo sirvió el oficio de 
Inquisidor en México. Electo Obispo de Durango el año de 74, lo consagró 
en la citada Ciudad, el Sr. D. Fr. Payo de Ribera. Antes de pasar á su Iglesia, 
fué trasladado á la de Guatemala, en cuya Capital entró el 11 de Febrero de 
76. En Noviembre del mismo año recibió sus Bulas, y el 27 de Diciembre 
tomó posesión. El 29 de Septiembre de 77 hizo la fundación del Convento de 
Carmelitas Descalzas de esta Ciudad. Y en 6 de Noviembre de 80, estrenó 
la Iglesia Catedral de Guatemala. Fué hombre de tanta entereza, que no em- 
prendió cosa, que no llevase hasta el fin. Promovióle Su Magestad al Obispa- 
do de Mechoacan el año de 82, y pocos años después al Arzobispado de Méxi- 
co : donde también exerció el oficio de Virrey. Tomó grande empeño en que 
se concluyese el famoso templo de Ntra. Sra. de «Guadalupe, y salía en persona 
á pedir limosna, para dicha obra, por todo la Ciudad; mas aunque tubo la 
satisfacción de verlo acabado, no pudo hacer su dedicación, porque lo llamó 
el Señor, á recibir el premio de sus trabajos, el año de 1710, y fué sepultado 
en la Catedral de México. Nombróse para sucesor del Sr. Ortega, en la Silla 
de Guatemala, el año de 1682, al Señor Dr. Don Bernardino Garcia Campero 
Canónigo de Murcia, que no aceptó. 

XII. El limo. Sr. D. Fr. Andrés de las Navas y Quevedo, Natural de 
Baza, en el Obispado de Guadix, Religioso del Orden de Ntra. Sra. de la Mer- 
ced. Después de haber servido con aplauso varias Prelacias de su Religión, 
fué electo Obispo de Nicaragua el año de 1677. En 30 de Noviembre de 78 se 
consagró en la Iglesia de Ntra. Sra. de la Merced de Guatemala. Trabajó 
con empeño para aumentar el culto Divino en la expresada Catedral: edificó 
el Colegio Tridentino, y el Palacio Episcopal : alcanzó de la Real piedad, que 
dotase las Cátedras de Gramática Latina y Teología Moral, y que se aumen- 
tase en su Catedral la Dignidad de Maestre-escuela. Fué trasladado á la 
Iglesia de Guatemala el año de 82,, é hizo su entrada en esta Metrópoli el 24 
de Marzo de 83. Por Octubre del mismo año recibió sus Bulas, y el 27 de 
Diciembre tomó posesión de esta Silla Episcopal. Procuró desempeñar las 
obligaciones de su ministerio : visitó dos veces su Diócesis, sostuvo con gran 
constancia los derechos de la mitra contra los Jueces Reales. Murió á 2 de 
Noviembre de 1702, á las 80 de su edad, y se enterró en su Iglesia Catedral, 

XIII. El limo. Sr. D. Fr. Mauro de Larreategni y Cotón, hijo de la Villa 
de Madrid, y de Padres nobles. Nació el año de 1650, y habiendo profesado 
la Regla de S. Benito en el antiguo Monasterio de S. Juan del Burgo, conmutó 
el nombre de Lorenzo en el de Mauro. Hecho Abad de su Monasterio y de 
otros, adornado con el titulo de Maestro General, exerció el empleo de Predica- 
dor de los Reyes Carlos II y Felipe V. Exaltado á la Dignidad Episcopal el año 
de 1703, conservó el mismo tenor de vida, que en el estado Monacal: tan 
rigído observante de la pobreza, que no tenía mas que un habito, él qu(? remen- 

204 



daba por sus propias manos. Llegó á esta Ciudad el 4 de Octubre de 1706. 
Aumentó en su Iglesia las Canongías Penitenciarias, y Magistral, Habiendo 
comenzado el Volcan de Guatemala, por los años de 1710, á arrojar fuego, 
y piedras encendidas, con horrible ruido y estrepito, y espantosos temblores 
de tierra, tomó en sus manos este piadoso Prelado al Santísimo Sacramento 
salió á la puerta de la Iglesia, é hizo con él la señal de la cruz, al frente del 
Volcan: cosa prodigiosa! al instante se apagaron las llamas, se silenciaron los 
ruidos subterráneos, cesaron los temblores, y respiraron los vecinos de Gua- 
temala, que aguardaban la muerte por momentos. El año de 11 concluyó la 
fabrica del Palacio 
Episcopal, gastando 26 
mil pesos de su peculio, 
sobre 50 mil, que habia 
costado á la Iglesia. Fi- 
nalmente el 30 de No- 
viembre de 1711, lleno 
de paz y tranquilidad 
terminó su Sta. vida, 
con una muerte presio- 
sa, y fué sepultado en 
su Iglesia Catedral. 

XIV. El limo. Sr. Dr. 
D. Fr. Juan Bautista 
Alvarez de Toledo, na- 
tural de Guatemala. ^^^ 
Habiéndole faltado sus 
padres, una mulata ca- 
ritativa lo abrigó, y ali- 
mentó, hasta que tomó 
el habito de S. Francis- 
co en el Convento de 
Guatemala. En la Reli- 
gión sirvió sucesiva- 
mente los oficios de 
Lector, hasta jubilarse 
segunda vez Guardian del Convento Grande, Comisario Visitador de la Pro- 
vincia de Nicaragua, Definidor, Ministro Provincial, Comisario Visitador, 
y Presidente de Capitulo de la de Guatemala. En la Real y Pontificia Uni- 
versidad de S. Carlos de esta Ciudad fué Primer Catedrático de Escoto, y 




Eirilmo/Rrno Sr.Pr/ MtroDn.Pr.Juan Baufísta -^Ivarrz dToledi» 
natural dola Ciudad de 5. Salvador Proa d Guardclorn 



d S^rariTQ DO 




(1) Nota: para disipar enteramente la preocupación, y cortar de raiz el error, en que general- 
mente están todos, de que este limo. Principe es hijo de la Ci«dad de S. Salvador, y por otra parte, 
vindicar á la Ciudad de Guatemala la gloria de haber sido cuna de este insigne Prelado: nos ha 
parecido conveniente poner la partida de su bautismo, como se halla en el libro de bautismos de la 
Parroquia del Sagrario de la Catedral de Guatemala, que comienza el año de 1649, y finaliza el de 
1675, fol. 97, y es como sigue: "En la Ciudad de Guatemala, en 20 de Junio de 1655, Yo Diego de 
Robles, Teniente de Cura de esta Santa Iglesia Catedral, hice los exorcismos, bautizó, puso Oleo y 

IChrisma á Juan, hijo legitimo de Don Fernando Alvarez de Quiroga, y de su muger Doña Sebastian^ 
del Castillo y Bargas: fueron sus Padrinos D. Diego Alvarez de Vega, y Doña Lorenza de Estradr 
su muger: dicen los Padrinos, que nació á 28 de Mayo pasado de este año, y lo firmé. — Diego Robles". 
Al margen de esta partida se vé la nota siguiente: "Este es el Principe, que ha ilustrado esta Ciudad, 
siendo Sr. Obispo de ella. El limo. Sr. Dr. y Maestro D. Fr. Juan Bautista Alvarez de Toledo, 
Religioso de San Francisco, Obispo de Guatemala, año de 1713. Murió á 2 de Julio de 1725, de edad 
de 70 años, y 2 meses. — Dr. Sologaistoa. 



205 



cimentó, y afianzó dicha Cátedra, con varias cédulas, que impetró de S. Mag. 
En atención á su literatura, le concedió el Rey el grado de Doctor, en la ex- 
presada Universidad sin examen. Electo Obispo de Chiapa el año de 1708, 
fué consagrado por el Sr. D. Fr. Mauro, el 15 de Diciembre de 1709 en la 
Iglesia de S. Francisco. Trasladado á la de Guatemala, hizo su entrada el 30 
de Abril de 1713, tomó posesión del gobierno á 3 de Mayo, recibió sus Bulas 
el 22 de Octubre, y el 28 se posesionó de la Silla Episcopal, El 23 de Septiem' 
bre del año de 14 consagró la citada Iglesia de S. Francisco, y el 27 de Di- 
ciembre, al limo. Sr. Dr. D. Jacinto de Olivera Pardo Obispo de Chiapa. Fué 
promovido á la Iglesia de Guadalaxara, el de 23; pero hallándose viejo, y sin 
fuerzas para tan largo viaje, hizo demisión de la mitra de Guatemala, y no 
aceptó la de 'Guadalaxara. Y aunque el Sr. D. Felipe V solicitó, que su 
Santidad lo instituyese d« nuevo Obispo de Guatemala; mas habiéndole asal- 
tado la muerte el 2 de Julio de 25, dexó burlados los designios de S. Mag. 
Fué sepultado en la Iglesia del Colegio de Christo Crucificado de esta Ciudad, 
en cuya función hizo de Preste su limo. Sucesor. Este insigne Varón ha eter- 
nizado, y hecho gloriosa su memoria con los monumentos de su magnanimi- 
dad, que dexó en todos los empleos, que sirvió : pues siendo Comisario de Ter- 
ceros, edificó las Capillas del Via Crucis: electo Provincial, hizo los bernegales 
de la Iglesia, y otras piezas del Convento, fundó el Monasterio de Religiosas 
de su Orden, y promovió la del Colegio de Misioneros. En el tiempo, que 
fué Obispo de Chiapa, edificó y dotó en Ciudad Real un hospital, para pobres 
enfermos: y siéndolo de Guatemala construyó casa, para recoger mugeres 
perdidas, y fundó Capellanía, para que se les diga misa los dias de fiestas: 
fincó 18 mil pesos, para el Convento de Monjas Claras: previno casa, y algu- 
nos aperos, para el de Capuchinas : á mas de 20 niñas dio dotes para que 
fuesen Religiosas : estableció, y dotó con magnificencia en 22 Iglesias la hora 
del transito de Ntra. Sra. : expendió inmensas sumas de dinero, en beneficio 
de los Conventos de Religiosos, y alivio de los necesitados. 

XV- El limo. Sr. Dr. D. Nicolás Carlos Gómez de Cervantes, Mexicano, 
de familia tan ilustre, que después de haber dado dos Cardenales á la Iglesia 
Romana, y cinco Obispos á la América, produxo el sexto en este esclarecido 
Varón, que nació el año de 1668. Estudió la Jurisprudencia en la Universidad 
de México : y después la enseñó por espacio de 24 años, en el Colegio mayor 
de Sta. Maria de todos Santos. Fué zeloso Párroco, y Canónigo exemplar. 
Electo Obispo de Guatemala el año de 1723, admitió esta Prelacia á instancias 
de sus amigos y Deudos. Entró en esta Ciudad por Abril de 725. El 20 de Mar- 
zo de 26, hizo la fundación del Monasterio de Capuchinas : y el 4 de No- 
viembre del mismo año salió para Guadalaxara, adonde fué promovido, por 
renuncia de dicha mitra, que hizo el Sr. D. Fr. Juan Bautista Alvarez de Tole- 
do. Gobernó el Señor Cervantes la Diócesis de Guadalaxara santísimamente 
hasta Noviembre de 34, que murió. 

XVI. El limo. Sr. Dr. D. Juan Gómez de Parada, natural de Compos- 
tela, en la Nueva Galicia, hijo de Padres nobles. Estudió en su casa los pri- 
meros rudimentos de las letras: y en el Colegio de S. Ildefonso de México 
Filosofía, y Teología. Fué Colegial Mayor en el de Sta. Maria de todos Santos. 

206 



Habiendo pasado á España, se graduó de Doctor en la Universidad de Sala- 
manca, en la que leyó Filosofía tres años. Hecho Canónigo de México, vino 
á su Iglesia; mas apenas habia llegado, quando salió para la Corte, á seguir 
negocios gravisimos de su Cabildo. ínterin estos andaban, se aplicó al estudio 
de la Teoíogia Dogmática, de los Padres, de la Historia Eclesiástica, y de todo 
genero de erudición : cultivando estrecha amistad con los hombres mas Doctos 
de aquel tiempo. Aquí fué donde colectó la riquísima, y selecta biblioteca, 
que donó al Colegio de Sta. María de todos Santos de México : con la condi- 
ción, de que estubíese abierta para todos, al modo de la de Madrid, Nombrado 
Obispo de Yucatán, el año de 1716, lo consagró en México el limo. Sr. D. José 
Lanzíego, y gobernó di- 
cha Iglesia 12 años: en 
cuyo tiempo celebró un 
Synodo, é hizo otras co- 
sas, con que consiguió 
la reforma del Clero, y 
del pueblo. Trasladado 
á la Silla Episcopal de 
Guatemala, el año de 
28, entró en esta Ciu- 
dad por Febrero de 29 ; 
mas sus Bulas no lle- 
garon hasta 13 de Ju- 
nio del año de 30. To- 
mó posesión el 28 del 
mismo mes : función, 
que se celebró con ex- 
presiones de gran jubi- 
lo. Se aplicó con el ma- 
yor esmero, y vigilan- 
cia al buen régimen de 
su Diócesis : fomentó 
los estudios, y favore- 
ció á los estudiosos. 
Arregló las rentas del 
Colegio Trídentino, que 
padecía grandes indi- 
gencias : y aumentó las de la Iglesia Catedral, que habían desmerecido mucho, 
por descuido de los Administradores. Reduxo á mejor forma los Tribunales 
Eclesiásticos, así de la Capital, como de toda la Diócesis. Edificó á su costa el 
magnifico Monasterio de Religiosas Capuchinas, cuya Iglesia consagró el día 
25 de Enero de 36. Tubo mucha parte en la consecución del jubileo circular, 
y en el establecimiento de la Casa de Moneda. Por estas y otras muchas 
obras, que hizo este Ilustre Prelado en favor de la Ciudad de Guatemala, 
mereció que su Noble Ayuntamiento colocase su retrato, con una elegante 
inscripción, entre los de los Varones mas beneméritos de esta República : 
honor que excepto el Sr, Marroquin, á ninguno de sus antecesores se ha 




El YIHtTo Sr. Dr.Dn. Nicolás Carlos Comer de Ccrvantes.naiura] de 
Mocico Canónigo de Ja 5ta._Vye8'«'Meírop.'* de dha Ciudadr^^o ObiS 
po de esta ácG\JSícmi¡a.tiaxH>áeJ723. entro ene^a en Abril ¿ej72S.¿obeit9 
hasía 4.. de Noviembre deJZ^que saliopromovido parad Obispado d« 
Guadaiajara. 



207 



tributado. Promovido para la Iglesia de Guadalaxara el año de 35, salió de 
Guatemala el 15 de Mayo de 36. Gobernó la expresada Diócesis, con no me- 
nor zelo, y solicitud pastoral, hasta el año de 51, que murió. 

XVII. El limo. Sr. D. Fr. Pedro Pardo de Figueroa, ultimo Obispo, y 
primer Arzobispo de Guatemala. Nació en la Ciudad de Lima, de familia 
nobilisima: entre sus Progenitores se cuentan varios personages ilustres, por 
sus titulos, y hábitos Militares. A los 16 años de su edad profesó el instituto 
de S. Francisco de Paula, en el Convento de la misma Ciudad. Estudió con 
aprovechamiento la Filosofía y Teología: y poco después las enseñó publica- 
mente. Pasó con amplísimos poderes de su Orden á las Cortes de Madrid 
y Roma: hecho Secretario del General, desempeñó este cargo felizmente. 
Presentóle S. Mag. para la Mitra de Guatemala el año de 1735, y fué consa- 
grado en México por el limo. Sr. D. Juan de Bizarron, á 8 de Septiembre de 
36. A 18 de Noviembre tomó posesión por S. lima, el D. D. Manuel Falla, 
Chantre de esta Sta. Iglesia. El 22 de Septiembre de 37 hizo su entrada 
publica en esta Metrópoli: y el 5 de Octubre de 38 consagró al Sr. Dr. D. Do- 
mingo Zatarain Obispo de Nicaragua. Apenas llegó á su Iglesia, quando 
comenzó á hermosearla con magnificencia: adornóla con famosas pinturas, 
elegantes estatuas, y suntuosos altares. Reforzó en parte, y en parte renovó 
el Convento de Carmelitas Descalzas, que amenazaba ruina. Emprendió la 
magnifica obra del suntuoso Templo del Santo Christo de Esquipulas, imagen 
de grande aclamación. Pero todo lo dicho era poco, para satisfacer la magna- 
nimidjid, y elevación de espíritu de este Principe : y asi entabló con grande 
empeño la pretensión, -de que la Iglesia Catedral de Guatemala se elevase á 
Metropolitana : lustre, que sus Predecesores solicitaron, que deseó el Sr. Felipe 
II, que pretendieron los vecinos y Magistrados de esta Ciudad, por mas de dos 
siglos ; pero que reservaba la Providencia Divina para el Señor Don Fr. Pedro 
Pardo de Figueroa. Llegó por ultimo el dia tan deseado para Guatemala, en 
que la Silla Apostólica exaltase su Catedral á Metropolitana : pues accediendo 
N. S. P. Benedicto XIV, á las suplicas de N. C. M. Felipe V, en Bula de 16 
de Diciembre de 1743 erigió la expresada Iglesia Catedral de Santiago de 
Guatemala en Metropolitana, asignándole por sufragáneas las Iglesias de 
Chiapa, Nicaragua y Comayagua. A esta Bula se le dio el pase en el Supremo 
Consejo á 2 de Junio de 44. Conduxo el Sagrado Palio hasta Vera-Cruz, el 
I. S. D. D. Isidro Marin Obispo de Nicaragua: y de alli á Guatemala el Sr. 
Don Fr. Francisco Molina Obispo de Comayagua: y habiendo llegado á esta 
Capital el 28 de Octubre de 45, el 14 de Noviembre, dia del Patrocinio de 
Ntra. Sra. impuso la expresada investidura al Nuevo Arzobispo el limo. Sr. 
D. Fr. José Cubero, Obispo de Ciudad Real. Y los quatro SS. Obispos de la 
Provincia, juntamente con los Tribunales, y Cuerpos Políticos de esta Ciudad, 
celebraron con grandes demostraciones de regocijo, la exaltación de la citada 
Iglesia en Arzobispal. El Sr. Pardo continuó gobernando su Diócesis con 
acierto, discreción y vigilancia hasta el dia 2 de Febrero de 51, que murió 
en el pueblo de Esquipulas. Su cuerpo se depositó en la Iglesia Parroquial, 
y concluido el Magnifico Templo del Sto. Christo, se trasladó á él, y se se- 
pultó al pie del Altar Mayor. 

208 



XVUI y II Arzobispo, el limo, Sr. Dr. D. Francisco José de Figueredo y 
Victoria^ natural del Nuevo Reyno de Granada, Maestrescuela, y Obispo de 
Popayan: para cuya mitra fué presentado por S. Mag. el año de 1740. Nom- 
brado Arzobispo de Guatemala el de 51, se expidieron sus Bulas á 23 de Enero 
de 52. Llegó á su nueva Diócesis el de 53. El 10 de Mayo de dicho año, tomó 
posesión en su nombre el Sr. Dr. D. Agustín de la Caxiga Maestrescuela de 
esta Sta. Iglesia: y el 13 del mismo mes, le impuso el Palio el Sr. Arcediano 
Dr. D, Francisco José de Palencia, en la Iglesia de Coginicuilapa. El año de 
54 puso en practica el Sr. Figueredo la Real orden, en que mandó S. Mag. 
despojar á las Religiones de las Doctrinas, que estaban á su cargo, y ponerlas 
al de Clérigos Secula- 
res : lo que no se veri- 
ficó con la generalidad, 
que se ordenaba pues 
habiendo ocurrido á S. 
Mag. los Religiosos de 
Sto. Domingo, se les de- 
xaron las Provincias de 
la Vera-paz, y del Qui- 
che. Este Ilustre Prela- 
do, sin embargo de su 
abanzada edad, y que- 
brantada salud, visitó 
su vastísima Diócesis. 
Fué muy afecto á los 
Jesuítas, é hizo mucho 
bien á su Colegio de 
Guatemala : y habiendo 
muerto el 24 de Junio 
de 65, dexó mandado 
se enterrase su cuerpo 
en la Iglesia del expre- 
sado Colegio. Este ma- 
nifestó su gratitud, en 
las suntuosas Honras 
fúnebres, que hizo á su 
limo. Bienhechor, el dia 

8 de Agosto: función, á que asistieron ambos Cabüdos, el Claustro de la Real 
Universidad, el Clero, Religiones y vecindario. Hallándose el Sr. Figueredo en 
edad de 80 años, y ciego: pidió al Rey le diese un Coadjutor, para que le ayu- 
dase en su ministerio. Accedió S. Mag. á tan justa demanda, y le nombró por 
Auxiliar al limo. Sr. Dr. D. Miguel de Cilieza y Velasco, natural de Guatema- 
la, y Maestrescuela de su Catedral. Pero habiendo fallecido el Sr. Figue- 
redo, antes que se consagrase el Sr. Cilieza, fué este provisto para el Obispa- 
do de Chiapa, y lo consagró el limo. Sr. D. Juan Carlos Vilches Obispo de 
Nicaragua. De paso para su Diócesis, consiguió en esta Capital la Iglesia de 




£l Tilmo Sr. Dr. Dr^.Joan Gom« ¿e Parada,y Men4oza,naíuM/ <k'Con 
posieU Obispo de h Sta. Y?I *<J« Yocatan, promovido a «slí dcGuat."'elaíí» 
de )72S, etylró en ella en Febrero áeJ72X¿oi>ernó hasta iS, de Majro á}7JS 
c^ue sali'o ascendido para eíObispado de GuadaUjara. 



209 



Ntra. Sra. de la Merced, á 10 de Octubre de 67. Y á pocos meses de llegado 
á Ciudad Real, murió el año de 68. Para la mitra de Guatemala fué nombrado 
el Sr. Dr. D. Pedro Marrón Doctoral de Toledo, quien no la aceptó. 

XIX y III Arzobispo, el limo. Sr. Dr. D. Pedro Cortes y Larraz, natural 
de Belchite, en el Reyno de Aragón, Canónigo de la Catedral de Zaragoza. 
Electo Arzobispo de Guatemala, lo consagró en la Puebla de los Angeles, el Sr. 
D. Francisco Fabián Fuero, el dia 24 de Agosto de 1767. El 3 de Diciembre to- 
mó posesión por dicho Sr, Arzobispo, el Sr. Dean Dr. D. Francisco de Palencia. 
Y el 21 de Febrero de 68 hizo su entrada en esta Capital. Luego que tomó el 
gobierno de su Diócesis, emprendió la visita del Arzobispado, sin omitir Cura- 
to alguno, aun de los mas extraviados. El año de 70 abrió la visita de su Iglesia 
Catedral, é hizo los estatutos para su mejor régimen. El 17 de Octubre de 73 
consagró al Sr. Dr. D. Francisco José de Palencia Obispo de Comayagua. En 
la ruina que padeció la Ciudad de Guatemala el 29 de Julio de 73, fué este 
Venerable Prelado el asilo, y consuelo de todo el Vecindario ; pero quienes 
mas experimentaron su beneficencia fueron las Religiosas de su filiación. 
Construyó á su costa, para los quatro Monasterios, en una Chacra inmediata 
á la Ciudad, Conventos aunque de paja; pero bastantemente cómodos. Solicitó, 
por quantos modos pudo la reedificación de la Antigua Guatemala ; mas no le 
fué posible contrarrestar al partido de los que promovían la traslación. No 
quisiera este amante Pastor dcxar su rebaño en tan lamentables circunstan- 
cias; pero habiéndole librado la Real Audiencia carta de estrañamiento, por 
ciertas desavenencias, que ocurrieron entre este Tribunal, y su lima., antes que 
se le intimase la expresada carta, salió de Guatemala el 30 de Septiembre 
de 79, para Tortoza, á cuyo Obispado se hallaba promovido. No por haberse 
ausentado de esta Ciudad cesó de beneficiarla : destinó toda la renta, que tenia 
devengada y pasaba de 60 mil pesos, para fundar un Colegio, en que se instru- 
yese la juventud. Gobernó su nueva Diócesis algunos años, y murió el de 
1786. Este limo. Principe dio á luz, y mandó observar en todo el Arzobispado 
una instrucción Pastoral, sobre el método practico de administrar con fruto 
el Santo Sacramento de la penitencia, que se imprimió en Guatemala, año 
de 1773. (1) 

XX y IV Arzobispo, el limo. Sr. Dr. D. Cayetano Francos y Monroy. 
Nació en la Villa de Villavicencio de los Caballeros : obtuvo la Canogia Magis- 
tral de la Catedral de Plasencia, y el año de 1778 fué «.xecto Arzobispo de Gua- 
temala, en virtud de renuncia de dicha mitra, que algunos años antes habia 
hecho el Sr. D. Pedro Cortés. Con sus poderes, tomó posesión de la Silla 
Episcopal el Sr. Dr. D. Juan Batres, el dia 6 de Octubre de 79, y el dia siguien- 
te entró en esta Metrópoli el citado Sr. Francos. Las circunstancias que ocu- 
rrieron en el ingreso de este Principe al Arzobispado, hicieron sospechar asi 
á su lima, como á otras personas, alguna nulidad en las Bulas Pontificias : y 
asi parece lo juzgó el Supremo Consejo de Indias quando declaró, que la 
renta del Arzobispado de Guatemala tocaba al Sr. D. Pedro Cortez hasta el 
mes de Diciembre de 79, en que su Santidad confirmó á dicho Sr. Cortés 



(1) Véase el tomo II, página décima, nota 16, donde el lector hallará otras informaciones 
sobre este benemérito Apóstol. (V. M. Díaz). 

210 



Obispo de Tortoza: es decir dos meses después, que el Sr. Francos tomó po- 
sesión del referido Arzobispado. Por lo qual el referido Sr. Francos, para 
sanear su conciencia, y aquietar las de sus subditos, ocurrió á N. S. P. Pió 
VI, quien expidió un Breve sanatorio de qualesquiera defectos, que hubiesen 
intervenido en la presentación y confirmación del Sr. D. Cayetano Francos y 
Monroy para Arzobispo de Guatemala. Este Prelado trasladó la Iglesia Ca- 
tedral, los Conventos de Religiosas, las Parroquias y las demás Iglesias á la 
Nueva Guatemala. Consagró el Templo de Monjas Capuchinas, el 7 de 
Agosto de 89. Reformó el aranzel de los derechos Parroquiales. Mandó que 
en toda la Diócesis se 



administren los Sacra- 
mentos por el Ritual 
Romano, para lo qual 
hizo reimprimir el ex- 
presado Ritual. Dio á 
su Catedral 2 candele- 
ros de oro, y un orna- 
mento bordado. Dotó 
dos escuelas de prime» 
ras letras, con 20 mil 
pesos cada una, y nom- 
bró por Patrón de la 
una al Cabildo Ecle- 
siástico, y de la otra al 
Secular. Murió el 17 
de Julio de 92. Su cuer- 
po fué depositado en la 
Iglesia de Religiosas 
Capuchinas, Ínterin se 
concluye la Iglesia Ca- 
tedral. 

XXI y V Arzobispo, 
el limo. Sr. D. Juan 
Félix de Villegas, natu- 
ral de Cobreces, en el 
Obispado de Santan- 
der. Nació á 30 de Mayo de 1737. Graduado de Doctor en ambos Derechos, 
vino á la Ciudad de Sta. Fé de Bogotá, donde fué Provisor, y Vicario General, 
y después Inquisidor de Cartagena. Electo Obispo de Nicaragua, se consagró 
en la misma Ciudad de Cartagena el 25 de Julio de 85, y se posesionó en 5 de 
Abril de 86. Habiendo gobernado esta Iglesia con gran prudencia, equidad 
y desinterez, fué trasladado á la de Guatemala, á solicitud de la Real Audien- 
cia, y Noble Ayuntamiento. Tomó posesión de la Silla Arzobispal por apo- 
derado, el 8 de Mayo de 94, El 29 se le impuso el sagrado Palio, en la Ciudad 
de San Salvador. Y el 27 de Julio hizo su entrada en esta Capital. El 11 de 




ElYmó YRmo5rp"Fr.ftdro ftrdo íFlguer* fíat.' <3 Lima deford"cíS!'Fran"'«! 
Paula, ultimo Obpo (íesía5fa"Yg.'dGuat. fue electo elañodj7JJ.entró ¿«liaá22 
clSept.*áJ7i38_Enel<íJ/^. ascendió aprim!Arzpo día misma n'^haberje asusoii 
dt.''<'»-.;gido éMe(rop''Vn virfl'd Bula del S.'Bened." XI VdJ6dDÍcMJ7^2.gob~'ha5Ti 
2dFebM/Zítqfe. édSantí'dEsQuipí y a/l(e$iá5«piilf''_5e nombfp'jucfdprle, 
alYlmo5rD:DiV.l^°Pa<lilfa del ofñ d S.Ag^AFpc dStcDorT.y renuncio' 



211 



Septiembre de 96 consagró al Sr. Dr. D. Fermín Fuero Obispo de Chiapa, 
y el 27 de Mayo de 98 al Sr. D. José Antonio de la Huerta Casso, Obispo de 
Nicaragua. Gobernó su Diócesis este Ilustre Prelado, con suma paz y tran- 
quilidad, hasta el 3 de Febrero de 1800, que murió en la Antigua Guatemala. 
Se enterró en la Iglesia de Santa Rosa de la Nueva Guatemala. Por Agosto 
del mismo año fué electo Arzobispo de Guatemala el limo. Sr. Dr. D. Fermin 
Fuero Obispo de Chiapa, que ya era muerto. 

XXII y VI Arzobispo, el limo. Sr, Dr. D. Luis Peñálver y Cárdenas, 
natural de la Ciudad de la Havana, en cuya Universidad obtuvo el grado de 
Doctor. Fué Provisor y Vicario General del Obispado de Cuba, y Obispo de 
la Luisiana. Promovido al Arzobispado de Guatemala, por Octubre de 1800, 
entró en esta Metrópoli el 3 de Junio de 1802. Tomó posesión del Arzobispado 
el 26 de Junio, y el 24 de Agosto le impuso el Palio en la Capilla del Palacio 
Episcopal, el limo. Sr. D. Ambrosio Llano, Tesorero de esta Santa Iglesia, 
electo Obispo de Chiapa. A 12 de Septiembre consagró al enunciado Sr. 
Llano. Erigió los Curatos de Mataquescuinta, San Pedro Perulapam, Jilo- 
basco, y últimamente el de la Antigua Guatemala, formándolo de las tres 
Vicarías de S. Sebastian, Ntra. Sra. de los Remedios, y Ntra. Sra. de la Can- 
delaria. Edificó dos salas muy capaces, para que sirviesen de escuelas para 
niñas, una en el Beaterío de Sta. Rosa, y otra en el Colegio de la Visitación. 
Pero habiendo enfermado de la vista, hizo renuncia de la mitra, y se retiró 
á la Ciudad de la Havana su Patria. Salió de esta Capital secretamente el 1' 
de Marzo de 1806. (i> 

XXIII y VII Arzobispo, el limo. Sr. Dr. D. Rafael de la Vara de la Ma- 
drid, Obispo Auxiliar de Sta. Cruz de la Sierra, en el Reyno del Perú. Nom- 
brado Arzobispo de Guatemala arribó al Puerto de Acajutla el 13 de Diciem- 
bre de 1807: habiendo descansado algunos días en la Villa de Zonzonate, hizo 
su entrada publica en esta Capital el dia 4 de Enero de 1808. En 3 de Febrero 
tomó posesión del Arzobispado : y el 5 de Diciembre se le impuso el sagrado 
Palio por el Sr. Dr. D. Isidro Sicilia Arcediano de esta Sta. Iglesia. Por Abril 
de 809 salió á la visita de la Provincia de la Vera-paz, y habiéndosele agravado 
los achaques que padecía, estos le conduxeron al sepulcro. Murió el 31 de 
Diciembre del mismo año de 809, y se enterró en su Iglesia Catedral. 

XXIV y VII Arzobispo. — El Ilusfrisimo Señor Doctor y Maestro Don 
Fr. Ramón Casaus y Torres, natural de Jaca, en el Reino de Aragón : vistió el 
hábito de Santo Domingo, en el Convent-o de Predicadores de Zaragoza. Es- 
tudió Filosofía y Teología en el Colegio de S. Vicente de la misma ciudad : 
vina á la Provincia de Santiago de Méjico, de edad de 23 años y fué Lector 
en el Colegio de Porta Coeli y Catedrático de Santo Tomas de la Universidad 
de Méjico : obtuvo en ella el grado de Doctor y algún tiempo después el de 
Maestro por su Religión. Nombrado Obispo Auxiliar de Oajaca en 9 de No- 
viembre de 1806, se consagró en 2 de Agosto de 1807. Exaltado á la Silla Me- 
tropolitana de Guatemala, por la Regencia, en 30 de Marzo de 1811, fue con- 



(1) Fué nombrado para sucederle, el limo. Doctor don Antonio Berganza y Taracena, Inqui- 
sidor de México. Véase el tomo II, página XI. (V. M. Díaz). 

XXIV y VIII limo. Arzobispo Doctor y Maestro fray Ramón Casaus y Torres, natural de Jaca, 
en el reino de Aragón. Véanse las páginas XI y XII, tomo II, donde se dan más referencias de 
este Prelado. (V. M. Díaz). 

212 



firmado por el Rey en 27 de Agosto de 1814 y Su Santidad espidió las Bulas en 
15 de Marzo de 1815: en 28 de Septiembre del mismo año tomó S. S. Ilustri- 
sima posesión de esta Silla Arzobispal, con las ceremonias acostumbradas; 
y concluido este acto, cantó misa el Señor Arcediano y en ella le impuso el 
Palio. Habia hecho su entrada en esta Capital el 30 de Julio de 1811. El 30 
de Enero de 1813, consagró la Iglesia de los Padres Mercedarios, cantó la 
misa y predicó. El 9 de Setiembre de 1814, bendijo la Iglesia de Nuestra 
Señora del Carmen y en la fiesta del estreno, que al mismo tiempo fue de 
acción de gracias por la restitución al trono de España de N. C. M., Fernando 
VII, también predicó. 

El 16 de Marzo de 1815 bendijo y estrenó la Iglesia Catedral de la Nue- 
va Guatemala, con la mayor solemnidad, en cuya función celebró de pontifi- 
cal y predicó. Y el 18 de abril de 1816, puso la primera piedra para el edificio 
de la Iglesia de Carmelitas Descalzas. En el tiempo que ha gobernado esta 
Diócesis ha criado diez y nueve Curatos, dividiendo algunos, segregando de 
otros los pueblos que estaban muy distantes de las cabeceras. 

Adición. — El limo. Señor Doctor y Maestro fray Ramón Casaus y To- 
rres, salió expatriado de Guatemala, en la noche del 10 de julio de 1829. El 
año de 1839 el Gobierno de esta República hizo gestiones a efecto de que 
el ilustre exiliado volviese al seno de su grey. El Venerable Cabildo Eclesiás- 
tico comisionó al Canónigo Doctor José María de Castilla, para que le instase 
y acompañara en su regreso, pero el ilustre Prelado manifestó agradecido no 
poder aceptar la invitación que se le hacia, por hallarse administrando el 
Obispado de La Habana, y además, por su edad avanzada y por el temor de 
la inestabilidad en que se hallaba su país a causa de los sucesos políticos, no 
obstante sus deseos de morir en Guatemala. 

Poco tiempo había transcurrido desde que ilustre prelado hiciera tales 
declaraciones, cuando a los habitantes de esta capital les llegó la triste noticia 
de haber fallecido el limo. Señor Arzobispo, en la madrugada del 10 de noviem- 
bre de 1845. Los clamores de campana, después del toque de vacante, anun- 
ciaron al vecindario de esta capital, el lamentable acontecimiento. 

El 19 de enero de 1846 se verificaron en la Santa Catedral solemnes 
honras fúnebres. En el centro de la nave principal colocaron un túmulo 
exponiendo la Mitra, el Palio, el Báculo Pastoral y las demás insignias de la 
dignidad Arzobispal. Al frente de una Pira colocaron blanca lápida con esta 
leyenda: "La Iglesia Metropolitana de Guatemala, hoy 19 de Enero de 1846, 
hace las exequias debidas a el Excelentísimo e Ilustrisimo Sr. Dr. y Maestro 
Don Fray Ramón Casaus y Torres, Arzobispo de ella y administrador de la 
de La Habana, donde falleció el 10 de noviembre último, a los 80 años de edad 
y 34, de esta Prelacia. ¡ Háyale en Santa Gloria, el Padre de las Misericordias 
y Dios de todo Consuelo!" 

En cumplimientb de los deseos manifestados en vida por el limo. Señor 
Casaus y Torres, de que al morir fuese traslado su cadáver a Guatemala, 
dándole sepultura en el templo de Santa Teresa, previo permiso del Gobierno, 
se nombró al Presbítero Juan Bautista Raúl y Bertrán, Cura de la Parroquia 
Rectoral de San Sebastián, para que se hiciese cargo de traer el cadáver 
embalsamado del ilustre extinto. 

213 ^ 



El féretro fué embarcado el 12 de mayo en la goleta de S. M. "La Pol- 
ka", al mando del Comandante Antonio Pío de Pazos, Teniente de Navio, 
arribando a Izabal el 19 del mismo mes. 

No obstante haber comenzado la estación lluviosa, los viajeros que traían 
el féretro no sufrieron ninguna demora, arribando a esta capital, por el cami- 
no del Golfo, en la tarde del 2 de junio. 

El cortejo dirigióse a la parroquia de Nuestra Señora de Candelaria, 
y allí se cantó un responso a toda orquesta; luego se encaminó a la Iglesia 
de Santo Domingo, en la cual debía quedar depositado el ataúd, hasta pasada 
la octava de Corpus, cuando se pudieran realizar las exequias y entierro. A 
determinadas horas los dominicos corrían el ventanillo del vidrio del féretro 
para que el pueblo viera el rostro del Prelado. 

El cuerpo del limo. Señor Arzobispo se hallaba vestido de Pontifical, 
con todas sus insignias — menos el Palio, Pectoral y Esposa — que no vinieron. 

También se hicieron honras en el templo de Capuchinas, con asistencia 
del personal del Claustro de Doctores de la Universidad. 

Por último, el cuerpo fué conducido a la Santa Iglesia Catedral. Las 
naves de la basílica habían sido decoradas de negro : el ataúd fué colocado 
en un túmulo notablemente bien decorado, exponiendo varias insignias, fi- 
gurando una Mitra sobre hermoso cojín de terciopelo morado. 

Las ceremonias religiosas manifestáronse imponentes, con asistencia 
de todas las autoridades civiles y eclesiásticas, diversas corporaciones, reli- 
giosos de los monasterios y muchas personas particulares. 

Pronunció elocuente oración fúnebre el señor Canónigo Doctor José 
María de Castilla, Rector del Colegio Tridentino. 

Finalmente, los restos mortales fueron conducidos al templo de Santa 
Teresa: allí también hubo exequias. El primero de julio el cuerpo del limo. 
Señor Arzobispo era colocado en su sepulcro, en el presbiterio de la Iglesia. 

Los terremotos de Navidad arruinaron el templo de Santa Teresa. En 
días trágicos, de intensos sobresaltos, angustias y tristezas para el pueblo de 
Guatemala, los restos del limo. Señor Casaus y Torres fueron salvados de 
aquella tremenda catástrofe, siendo conducidos a las bóvedas de la Santa 
Catedral, donde recibieron sepultura al lado de prominentes e ilustres persona- 
lidades que nos precedieron en el camino de la vida. (V. M. Díaz.) 

CAPITULO III 

De algunos hombres ilustres en santidad, que han florecido 

en esta Metrópoli 

Entre los Varones que han ilustrado con sus virtudes á la Ciudad de 
Guatemala, deben ocupar el primer lugar los Venerables Siervos de Dios F. 
Pedro de S. José de Betancurt, Fundador de la Religión de Betlen, y Fr. 
Antonio Margil de Jesús, 1- Guardian del Colegio de Misioneros de esta Ciu- 
dad : por haber puesto mano la Silla Apostólica en la causa de su Beati- 
ficación. 

214 



El Hermano Pedro de S. José de Betanciirf, fué natural de Villa flor, 
Aldea de la Isla de Tenerife: y nació al mundo, por el mes de Marzo de 1626. 
Tubo por Padres á Amador González Betancurt, y Ana García. El primero 
descendiente de D. Juan de Betancurt, á quien la Reyna Doña Catarina, ma- 
dre del Rey D. Juan el 2-, hizo merced del dominio de las Canarias, en aten- 
ción, á haberlas descubierto, y conquistado. Estos dieron á Pedro tan chris- 
tiana educación, como se colige de su santa vida. Siendo como de 24 años 
de edad, se sintió tan 
fuertemente movido 
á dexar su Patria, 
Padres y Parientes, 
que hubo de obede- 
cer al impulso, que 
creyó ser sobrenatu- 
ral. Embarcóse en 
una nao, que hacia 
viage para la Hava- 
na. En esta Ciudad 
trató de buscar em- 
barcación para el 
Continente, y habién- 
dole dicho, que ha- 
bía una pronta á ha- 
cerse á la vela, para 
el puerto de Hondu- 
ras, con mercaderías 
para la Ciudad de 
Guatemala, exclamó 
lleno de alborozo : 
A esa Ciudad quiero 
ir, por que con inte- 
rior jubilo, y supe- 
rior fuerza me sien- 
to inólinado á cami- 
nar á ella, luego que 
la he oído nombrar: 
siendo esta la vez 
primera, que oigo su 
nombre. 

Luego que llegó á su amada Guatemala, se arrodilló sobre un puente 
que está á la entrada' de la Ciudad, y besó la tierra con afectuosas expresiones. 
Deseaba nuestro Pedro con ancia, ascender á la dignidad del Sacerdocio : con 
)BSte designio comenzó á cursar las clases de gramática; mas aunque el Sr. 
lo dotó de grande entendimiento, era tal la infelicidad de su memoria, que 
por esfuerzos que hizo, no pudo dar un paso en el camino de las letras. Per- 
didas las esperanzas de hacer progresos en esta carrera, después de tres años 
de fatigas, salió de la Ciudad en solicitud de ocasión de padecer martirio. 




V.P.FR. PETRUS A S . lOSEPH DE BETANCUR 

JFemd. OrdJ£xFpUal.Fr<iCrimiBeihlem¿taruni cuüüf v¿r tutes 
¿n^radu heroico €^proha»it>> CUw^ XIV.P.M.25. luUit??^ 



215 



Llegó al pueblo de Petapa : aquí encontró una devota imagen de Ntra. Sra. 
postróse en su presencia, representóle sus desconsuelos, y la Soberana Madre 
lo consoló hablandole sensiblemente por medio de su simulacro, y mandándole 
se regresase á Guatemala, pues este era el sitio que Dios le tenia destinado, 
para sus espirituales adelantamientos. Vuelto á la Ciudad, con permiso de su 
Padre espiritual, tomó el habito de la tercera Orden de S. Francisco, y se 
retiró á la Hermita del Calvario, que está á cuidado de la citada Orden Ter- 
cera. Aqui soltó el V. Pedro la rienda á sus fervores, entregándose á la medi- 
tación de los tormentos del Redentor, y á los exercicios de la mas rigorosa pe- 
nitencia. Aqui también concibió el gran proyecto de fundar un Hospital, para 
convalecientes; pues por falta de semejante establecimiento muchos pobres, 
que escaparon de la muerte en la enfermedad, se encuentran con ella en la 
convalecencia. Con este intento compró una casilla, en que comenzó á cuidar 
á los pobres convalecientes, y á doctrinar niños, poniendo de esta suerte los 
fundamentos de la Ilustre Religión de Betlen. Era tanto el numero de los 
pobres, que ocurrían al nuevo Hospital, que obligaron al Santo Fundador á 
pensar en amplificarlo. Y para proceder con arreglo, confirió el asunto con 
el Sr. Presidente de ésta Real Audiencia, y con el Sr. Obispo D. Fr. Payo de 
Ribera: solicitó también la licencia del Consejo (bien que esta no llegó hasta 
ocho dias después de su muerte) ; y con el permiso de los dos citados Seño- 
res, emprendió la fabrica de un magnifico Hospital, sin mas fondos, que su 
confianza en la Divina Providencia. Atraídas del buen olor de los exemplos 
del Hermano Pedro, se le agregaron otras personas, deseando tener parte en 
sus caritativos exercicios : aceptólos como coadjutores, que la Divina Providen- 
cia le proporcionaba, y los fué formando con sus instrucciones, y exemplos 
dignos compañeros suyos, y fundadores de la Congregación de Betlemitas. 

Fué el V. Pedro tiernamente devoto del misterio del Nacimiento de Ntro. 
Amable Salvador, y por esto quiso, que su Hospital se intitulase de Betlen. 
No fué menor su afecto acia su sagrada Pasión, como lo dio á conocer el tiem- 
po que vivió en la Hermita del Calvario, en que con tal empeño procuró des- 
pertar en los Fieles la memoria de los sufrimientos del Redentor que consiguió, 
que dicho templo, sin embargo de estar situado fuera de la Ciudad, fuese uno 
de los mas frequentados. Ardentísimo fué su amor para con la Reyna de los 
Angeles: una imagen de esta Sra. fué la 1- alhaja, que colocó en su casa de 
Betlen : ante este devoto simulacro rezaba todos los dias, con los niños de su 
escuela el Sto. Rosario, y convidaba á quantos podía, para que viniesen á 
venerarla; logrando por su eficaces persuasiones, que la pequeña casa de 
Betlen fuese el lugar de mas concurso, que en aquel tiempo tenia Guatemala. 
Floreció este Bendito Varón en todas las virtudes, pero sobre todas descolló 
su caridad con los próximos. No contento con instruir á los niños en las pri- 
meras letras, les agenciaba vestidos para cubrir sus carnes. Ni se satisfacía 
su fervor con servir, y regalar á los pobres de su Hospital ; también solicitaba 
limosnas para los del Hospital de S. Juan de Dios: visitábalos con frequencia, 
y hacía con ellos mil oficios de caridad, hasta llegar muchas veces á limpiar 
con su bendita lengua las llagas podridas y hediondas. No se limitaba su 
caridad á solo los vivos, empeñábase en solicitar sufragios por los difuntos: 
con este designio salía todas las noches por las calles de la Ciudad, tañendo 

216 



una campanilla, y pidiendo oraciones, y limosnas por las almas del Purgatorio, 
Para el mismo fin, edificó dos Hermitas en las principales entradas de esta 
Capital, y puso en ellas dos de sus hijos, que pidiesen limosnas, para hacer 
bien por las enunciadas almas : siendo tan copiosas las que recogía, que le 
alcanzaban para celebrar tres aniversarios solemnes, y mandar decir mas de 
mil misas cada año. 

Adornó el Sr. á su Siervo con el don de milagros, y entre los muchos 
que se refieren obrados por su mano, se cuentan seis resurrecciones de perso- 
nas, á quienes había sorprendido la muerte en mal estado. También le comu- 
nicó el de profecía, solo referiré de sus muchas predicciones, una que hizo 
pocos días antes de su muerte. Hablando con el Rmo. Fr. Rodrigo de la Cruz, 
le mostró la obra de su Hospital, y le dixo : "Un gran Betlen ha de ser este 
para gloria de Dios, y se ha de propagar su familia en muchas partes del 
mundo". Finalmente, habiendo santificado á esta Ciudad con sus admirables 
exemplos, y heroicas virtudes, el espacio de quince años, lleno de merecimien- 
tos, amado de todos, y aclamado por Santo, dio fin á su preciosa vida, el dia 
25 de Abril del año de 1667. Al dia siguiente se le hizo un magnifico entierro, 
á que asistieron los S. Obispos y Presidente, la Real Audiencia, ambos Cabil- 
dos, uno y otro Clero, y toda la Ciudad. Con igual lucimiento y asistencia, 
se hicieron sus honras, y su aniversario. Aunque el V. Hermano Pedro mandó 
en su testamento, que lo enterrasen en la Capilla de la 3- Orden de S. Fran- 
cisco; atendiendo los Padres á su eminente Santidad, depositaron su cadáver 
en el sepulcro, que tienen destinado para los Religiosos. En este panteón 
descanzó por algunos años, hasta el de 1686, en que viendo que la memoria del 
Siervo de Dios, cada dia se hacía mas celebre, á solicitud del P. Comisario 
de la citada Orden 3-, se trató de trasladar este tesoro á lugar mas decente, 
y se colocó en una alacena, formada en la Capilla de San Antonio. Aquí 
permaneció hasta el año de 1703, en que se pasó á otra alacena mas bien dis- 
puesta, que se halla en el presbiterio, al lado izquierdo del altar mayor, cerrada 
con tres llaves, en cuyo sitio está el dia de hoy. ^^^ 

Las ansias y deseos, que mostraron los moradores de Guatemala, de 
ver escrita la vida del V. Hermano Pedro, obligaron al P, Mtro, Manuel Lobo, 
Religioso de la Compañía de Jesús, que había sido su Director lo mas del 
tiempo, que vivió en dicha Capital, á componer una Relación de la vida, y 
virtudes del Hermano Pedro de San José Befancurf, que se imprimió en esta 
Ciudad, pocos meses después de la muerte del Siervo de Dios, Y se reimprimió 
en Sevilla, el año de 1673. El Dr. Don Francisco Antonio Montalvo, viendo 
el piadoso anhelo, con que muchas personas solicitaban noticias de la prodi- 
giosa vida de este Siervo de Dios, escribió otra obrita, que intituló : Vida ad- 
mirable, y muerte preciosa del V. H. Pedro de S. José Betancurt: que se im- 
primió en Roma el año de 1683. Por ultimo el año de 1723 se dio á luz en 
Sevilla la Historia Betlemitica, que compuso el R. P. Fr, José García, donde 
se dá una relación extensa de la vida de Nuestro Hermano Pedro, sacada de 
las informaciones, que se recibieron en Guatemala, por autoridad ordinaria, 
para la Beatificación, y Canonización del V, Siervo de Dios. Estas informa- 



(1) Pedro de Betancourt (Hermano Pedro). Para más detalles sobre este famoso personaje, 
véase el t*omo II, nota 18, página 12. (V. M. Díaz). 

217 



dones se hicieron á solicitud del Noble Ayuntamiento de dicha Ciudad, cuyos 
apoderados comparecieron por los años de 1693, ante el limo. Sr. Obispo Don 
Fr, Andrés de las Navas, suplicándole diese su comisión, para que se reciban 
las expresadas informaciones. Accedió gustoso S. lima, á la petición del 
Ayuntamiento, y nombró Jueces para el efecto. Hechas las informaciones 
se remitieron á la Curia Romana, y en ella se presentó el Procurador General 
de la Religión de Betlen, suplicando á Ntro. S. P. Clemente XI, que en Con- 
gregación ordinaria, se propusiese el duhio sobre la introducción de esta cau- 
sa, y signatura de comisión para que por autoridad Apostólica, se hiciese la 
información, sobre las virtudes del V. Pedro : y su Santidad lo concedió todo 
benignamente, el dia 12 de Abril de 1712. El de 1729 N. S. P. Benedicto XIII 
aprobó las informaciones hechas por autoridad ordinaria, y despachó las 
remisoriales, para que se hiciesen por autoridad Pontificia. Estas se recibieron 
con gran solemnidad en Guatemala, el 20 de Agosto de 1730, y se nombraron 
por Conjueces, para el efecto, quatro de los SS. Prebendados. Concluyóse 
el proceso formado en esta Ciudad, para la Beatificación del V. Hermano 
Pedro el 1'^ de Julio de 1735, que remitido á Roma, fué aprobado por su San- 
tidad. Últimamente el año de 1771 fueron declaradas en grado heroico, las 
virtudes de este Siervo de Dios por N. S. P. Clemente XIV. ^^^ 

El V. Siervo de Dios Fr. Antonio Margil de Jesús, nació en la Ciudad 
de Valencia, el dia 18 de Agosto de 1657. Sus padres fueron de sangre limpia, 
pero mas recomendables por su virtud. Desde su niñez comenzó Antonio á 
dar pruebas, de lo que seria con el tiempo : admirándose en este niño, singular 
modestia, gran veneración á sus Padres, rara liberalidad con los pobres, con- 
tinua asistencia á los templos. El año de 1673 recibió el habito de S. Francisco, 



(1) Nota: este decreto, que traducido en Castellano, se reimprimió en Guatemala, el año 
de 1772, se halla concebido en estos términos: Decreto de la beatificación, y canonización del vene- 
rable siervo de Dios Fr. Pedro de S. José de Betancurt. de Santiago de Guatemala, fundador del orden 
de frayles betlemitas, sobre la duda: 

Si consta de las Virtudes Theologicas Fé Esperanza y Caridad para con Dios, y con el próxi- 
mo; y de las Cardinales Prudencia, Justicia, Fortaleza, y Templanza, y de sus anexas en grado 
heroyco, en el caso, y para el efecto de que se trata. 

Christo Sr. Redentor del genero humano se anonadó tomando la forma de Siervo: para que hecho 
asi exemplar, y premio de todas las Virtudes, aprendiéramos de su Magestad la verdadera humil- 
dad del corazón. Habiéndose pues, propuesto para su imitación este singular exemplo de humildad, 
el Venerable Siervo de Dios Pedro de Betancurt, quiso que los Religiosos Varones, que habia con- 
gregado en Guatemala para el alivio de los enfermos, y socorro de los pobres; y que exercitando 
muchos actos de virtudes, habia instruido en la carrera de la Evangélica Perfección hasta el año 
de 1667, en que descansó en el Señor, fuesen distinguidos con el nombre de Frayles Betlemitas. 

Las Virtudes de este clarisimo Varón fueron una vez en la Congregación Anti preparatoria el 
dia 16 de Noviembre del año de 1762: después en la Congregación preparatoria del dia 27 del mismo 
mes del año de 1770 examinadas con sumo cuidado, y diligencia: por ultimo en la Congregación Ge- 
neral celebrada ante el Señor Ntro. Clemente Papa XIV en el dia 9 de Julio de 1771 por común 
sentir de todos los Reverendos Cardenales, y demás que habian de dar su voto sobre la materia, 
fueron estimadas por ilustres, perfectas, y en todos términos consumadas. Pero su Santidad difirió de- 
clarar su mente á cerca de estas Virtudes, para alcanzar con rendidas suplicas mas abundante luz de 
aquel Sr. cuyos juicios son incomprehensibles, y cuyos caminos investigables. Pero este dia en que _ 
celebra la Iglesia Santa la Conmemoración de Santiago Apóstol, en concurso de los Reverendos Car- ^ 
denales Juan Francisco Albani, Obispo Sabinense Relator de la Causa, y Mario Marefusco, Prefecto "Ik 
de la Sagrada Congregación de Ritos, el Reverendisimo Padre Domingo de San Pedro, Promotor de 
la Fé, y Yo el infrascrito Secretario, implorando otra vez el Divino auxilio por el infalible oráculo 
de su voz. dixo: Que consta de las Virtudes Theologicas, y Morales, y sus anexas del Venerable 
Siervo de Dios Fr. Pedro de Betancur en grado heroyco, en el caso, y para el efecto de que se trata, 
y mandó que este Decreto se asentara, y publicara en las Actas de la Sagrada Congregación de Ritos, 
dia 2S de Julio de 1771. — M. Cardenal Maretusco, Prefecto. — M. Gallo, Secretario de la Sagrada Con- 
gregación de Ritos. 

218 



€n el Convento de la Corona de Christo de la misma Ciudad de Valencia: y 
el que en el siglo, tierra estéril y seca, dio tan sazonados frutos de virtud; 
los produxo admirables, plantado en el jardin ameno del estado Religioso. 
Llamado del espiritu del Señor para el ministerio de la predicación del Evan- 
gelio, se alistó en el numero de los Misioneros, que venian á la Nueva Espa- 
ña, á fundar el Colegio de Sta. Cruz de la Ciudad de Queretaro. Habiendo 
tomado posesión de dicho Colegio, y hecho Misión en la citada Ciudad, y en 
la de México, salió por Marzo de 1684, acompañado de Fr. Melchor López, 
á hacerla en las Provincias de Yucatán, Chiapa; y Soconusco: y continuando 
sus Apostolicajs tareas por las costas del mar del sur, llegaron á Guatemala el 
dia 21 de Septiembre 
de 85. El 13 de Enero 
de 86 comenzaron su 
misión en esta Metro- 
poli, en la que cogie- 
ron copiosísimos frutos. 
Continuáronla con igual 
suceso, por los pueblos, 
y provincias del Reyno, 
atravesando las de S. 
Salvador, Comayagua, 
Nicaragua y Costa-Rica. 
En esta ultima se 
hallan las montañas de 
la Talamanca, habita- 
das de varias naciones 
idolatras, y luego que 
nuestros Misioneros tu- 
bieron noticia de estos 
gentiles, determinaron 
entrar en sus tierras, á 
anunciarles la fé de 
Jesu-Christo. Los Cató- 
licos procuraron disua- 
dirlos de la empresa; 
representándoles la bar- 
baridad, y sevicia de los citados infieles; pero era corto dique el temor 
de la muerte, para contener el impetuoso torrente del zelo de estos Apos- 
tólicos Varones. Confiados pues en el Señor, á quien servían, se interna- 
ron en la montaña; donde no es fácil decir los millares de almas, que con- 
virtieron á la fe Católica, los inmensos trabajos, que padecieron, los grandes 
riesgos, a que se expusieron, y los admirables prodigios, que obraron. Pero 
quando mas engolfados se hallaban estos Ministros del Evangelio en el exer- 
cicio de ganar almas para Dios, teniendo ya levantadas once Iglesias, en las 
tierras de los Talamancas, dos en las de los Terrabas, y una en la de los 




ueredo,^ Vidoria nalurdl 

Fé.Obpb á Ia5ta YpM Popayan ascendió a pvta Melrop.*d Guat el año de 

eítubonomb.*'<3suObpoaux/el5.'^D.'^n''iw.;:. ^ ,-....— ^ ;x-.::.-- .¡v-- , ,a 
%'pero pria muerte 'íJ^i^ ^"íRP^no í-xímo vfiíeoromí^al Obpdo ¿ Gudad K 
íefligio'p. suceso áest 



219 



Tejabas: y formados otros tantos pueblos, con los Indios que habían sacado 
de la montaña: recibieron orden del M. R. P. Comisario General, para que 
se restituyesen á su Colegio, con lo que se vieron compelidos á dexar en sus 
principios la grande obra de la reducción de la Talamanca, Pusiéronse pron- 
tamente en camino, y llegando á Guatemala, encontraron revocación de la 
referida obediencia. Con esta ocasión les rogó encarecidamente el limo. Sr. 
D. Fr. Andrés de las Navas Obispo de Guatemala, pasasen á pacificar la 
Provincia de la Vera-paz, que se hallaba tumultuada. Partieron inmediata- 
mente para la referida Provincia, y habiendo conseguido con la^ mayor felicidad 
sosegar dichos tumultos, resolvieron entrar en la montaña en busca de los 
indios Choles, que habian apostatado de la fé, y andaban por los bosques 
errantes y descarriados. Los que aunque al principio les hicieron los trata- 
mientos mas barbaros, dándoles crueles azotes, y aun pensando en quitarles 
la vida; pero con su paciencia lograron estos Varones Apostólicos, que los 
Choles volviesen al rebaño de la Iglesia, y que saliendo de las selvas y breñas, 
se estableciesen en ocho poblaciones, donde con mas facilidad, fuesen ins- 
truidos en la ley de Dios. De aqui se encaminaron los VV. PP. Melchor y 
Antonio para las tierras de los Lacandones, nación la mas feroz é indómita, 
á las que con inmensos trabajos llegaron por Febrero de 1694; pero no sacó 
su zelo de estos barbaros mas que ultrajes, y malos tratamientos. Volviéronse 
á Guatemala, é informaron de todo á la Real Audiencia. A principios del año 
de 95, salió el Sr. Presidente D. Jacinto Barrios, en virtud de Reales ordenes, 
á la reducción del Lacandon, acompañado de 600 soldados, y varios Religiosos, 
asi Dominicos, como Mercedarios, y quiso que también fuese Fr. Antonio. 
Habiéndose descubierto 3 pueblos, se encargó el catequismo de estos infieles 
á los Religiosos de la Merced, y con ellos se exercitó en tan santa obra el 
V. P. Margil, hasta el mes de Marzo de 97, en que recibió patente de Guardian 
del Colegio de Queretaro ; por lo que le fue preciso dexar á sus amados 
Lacandones, y partirse á su destino. 

Portóse en el oficio de Guardian, como se debía esperar de su pruden- 
cia, discreción, zelo de la observancia regular, y demás prendas, que le ador- 
naban. Acabó su Prelacia el Siervo de Dios por los años de 1701, y fué 
remitido por la obediencia, 2- vez á Guatemala, donde se trataba de eregir 
Colegio de Misioneros. Efectuada esta fundación, el 13 de junio del mismo 
año, y habiendo ya competente numero de Religiosos, trataron de elegir 
Guardian por el mes de Septiembre del año de 1702, y salió electo el V. P. Fr. 
Antonio Margil. Con tal Prelado, creció maravillosamente el nuevo Colegio 
en fama, virtudes, y doctrina; siendo sus Religiosos el consuelo de los mori- 
bundos, encarcelados, y generalmente de todos los que se hallaban en alguna 
necesidad espiritual. El Bendito Guardian, sin faltar á las obligaciones de su 
empleo, asistía de continuo en los confesonarios, y en los pulpitos, convirtiendo 
pecadores, corrigiendo abusos y delitos. No contento con lo que hacía en 
la Ciudad, salió por los años de 1703, á las provincias de Nicaragua, Matagalpa, 
y otras : en cuya expedición descubrió innumerables Bruxos, Hechiceros, Ago- 
reros, é Idolatras, que procuró convertir, y reducir al camino de la salud, con 
quantas industrias le dictó su zelo. Iguales, y aun mayores abusos corrigió 
en la misión, que hizo el año de 1704, por la Provincia de Suchiltepeques. 

220 



Concluido ^1 trienio de su Guardianía, partió á continuar sus Apostólicas 
tareas en las Provincias de Costa-Rica, y la Talamanca, hasta el año de 1706, 
en que recibió obediencia, para que volviese á la Nueva Galicia, á entender 
en la fundación del Colegio de Zacatecas, del que estaba nombrado Presidente, 
y 1^ Prelado. Obedeció prontamente este exemplar de Religiosos, y se puso 
en camino para el Hospicio de Ntra. Sra. de Guadalupe, que se iba á erigir 
en Colegio de Christo Crucificado de Guatemala. Llegado á Zacatecas efectuó 
la fundación del citado Colegio, estableciendo desde el 1- dia, el Instituto 
Apostólico, con total arreglo á las Bulas. Gobernó esta casa desde el año 
de 1707, hasta el de 1713, en que habiendo ya competente numero de Religio- 
sos, procedió á la elec- 
ción de Guardian. En 
dichos 6 años hizo va- 
rias misiones, ya en 
Guadalaxara, ya en el 
Obispado de Durango, 
y en otras partes. Tam- 
bién intentó aunque en 
vano la conquista de los 
Nayeritas. 

Libre el siervo de 
Dios de la Prelacia, em- 
prendió establecer Mi- 
siones entre infieles, 
que por entonces no te- 
nia ninguna el Colegio 
de Zacatecas. Internó- 
se en las espesuras, 
grutas y paramos de los 
Gentiles, hasta llegar á 
las tierras de los Tejas, 
ó nuevas Filipinas; es- 
tableciendo varias re- 
ducciones, en que con- 
gregó muchos barba- 
ros ; fabricando Igle- 
sias, y extendiendo la 

fé Católica. En cuyos santos exercicios se ocupó hasta el año de 1722, en que 
lo llamó la obediencia, para que desempeñase el oficio de Guardián del 
expresado Colegio de Guadalupe. Concluido el tiempo de su Prelacia á 
principios del año de 25, hizo Misiones en las Ciudades de Guadalaxara, 
Valladolid y otros lugares. Últimamente se encaminó por orden del M. R. P. 
Comisario General para el Convento Grande de S. Francisco de México: 
adonde llegó enfermo de tanta gravedad, que á los 4 dias de su llegada murió. 
Sucedió su preciosa muerte el dia 6 de Agosto de 1726, á los 70 años de su 
edad : y fue tan exemplar como habia sido su vida. Sus funerales fueron, 

221 




EIYlustrisimo Señor üoáor Don Pedro Cortez, y Larraz, natura] 
de Belchife en el Reyno de Araron, Canónigo Penitenciario déla St^ 
Yplesia de ítarapoza, eleCYo Arzobispo de esta Metropolitana dcGua= 
témala en 5 de Junio ¿d/éé.. entro' en ella á 22.de Febrero de J76« 
gobernó hasta Ja de Sept.'de J7/A ^ue salid promovido para el Ubpd. 
deTortoza . 



como de un Santo, conmoviéndose toda la Ciudad, á venerar su bendito 
cadáver; y asistiendo á su entierro el Excmo. Sr. Virrey, la Real Audiencia, 
y demás Tribunales, el M. Noble Ayuntamiento, las Comunidades Religiosas, 
y toda la Nobleza: hizo los oficios funerales el V. Dean y Cabildo de la Santa 
Iglesia de México. El crédito y la grande aclamación de la Santidad del 
V. P. Margil obligaron á hacer informaciones de su vida y virtudes por 
autoridad ordinaria. Y aprobadas estas en la Curia Romana, se expidieron 
las Remisoriales Pontificias, para hacer las referidas informaciones por auto- 
ridad Apostólica. Las que vinieron para Guatemala, se recibieron con las 
solemnidades acostumbradas, el año de 1770; pero habiendo acaecido la 
ruina de dicha Ciudad el de 73, no se pudo concluir el proceso hasta el 
año de 1789. 

Las admirables virtudes, y santidad de los Siervos de Dios Fr. Pedro 
de S. José de Betancurt, y Fr. Antonio Margil de Jesús, nos han obligado á 
extendernos en su historia, mas de lo que corresponde á un Índice Cronológico ; 
pero asi lo pedia el cordial afecto, que profesan á los e^cpresados personages 
los vecinos de Guatemala, y los grandes beneficios, que de ellos recibió la 
enunciada Ciudad. Estos dos esclarecidos Varones han sido los dos Lumina- 
res Grandes, que crió el Eterno, para que ilustrasen el Reyno de Guatemala: 
luciendo el uno con sus exemplos y virtudes, á los que habitaban en el dia 
de la gracia, y exercicio de la Religión Católica: y alumbrando el otro con su 
predicación, á los que yacian en la noche de la infidelidad. Pero fuera de 
estos astros de V magnitud, se cuentan otros muchos luceros resplandecientes, 
que han iluminado á esta Metrópoli con su vida exemplar y virtuosa. De 
algunos de ellos hablaremos brevemente en este tratado : dexando el tratar 
de los otros, para el que escriba la historia de Guatemala. Y para proceder 
con orden, V daremos noticia de los sugetos que han florecido en el Clero 
Secular, después de los Religiosos, y últimamente de los Seculares. 

Aunque el Mtro. Gil Gonzales Davila, hace honorífica mención en su 
Teatro Eclesiástico, de varios Sacerdotes Venerables del Clero Secular de la 
Iglesia de Guatemala; mas como hemos ofrecido, no valemos en estos trata- 
dos de las Historias Generales : nos ceñiremos en el presente Capitulo á 
aquellos Eclesiásticos, de quienes nos ministran noticias las historias particula- 
res de esta Ciudad. 

Entre estos deben ocupar el primer lugar el V. Sacerdote Apóstol de 
Guatemala, 1- Cura, y 1- Dean de su Iglesia el P. D. Juan Godinez, ^^^ y el 
zeloso Ministro D. Juan Díaz, los primeros Eclesiásticos que llegaron á esta 
Ciudad: asi como los Padres D. Francisco Hernández, y D. Juan Gascón, que 
se les agregaron después. Quisiéramos dar una historia circunstanciada de las 



(1) Nota: por el testamento del Sr, Dean D. Juan Godinez sabemos, que fué natural de Ba- 
dajoz, hijo de Ruy Diez Godinez y de Mayor Morales de Toro: que fué beneficiado de una Iglesia 
del territorio de Badajoz, y de otra de la Isla Española. Manda ser enterrado en la Catedral, en la 
Capilla que está al lado del Evangelio del Altar mayor, dedicada á Ntra. Sra. de la Piedad (hoy lla- 
mada del Socorro): y encarga á sus Albacéas, pidan para si esta Capilla al Sr. Obispo: en caso 
que se conceda, funda en ella quatro Capellanías: y cumplido su testamento, dexa por heredera del 
remaniente de sus bienes á dicha Capilla de Ntra. Sra. de la Piedad. Este instrumento que se con- 
serva en el Archivo de esta Sta. Iglesia Catedral, y que siendo testamento cerrado, se abrió en Ca- 
bildo de 25 de Agosto de 1538, es un monumento, que comprueba la piedad y devoción de este V. 
Prebendado. 

222 



vidas de estos Varones Apostólicos; pero carecemos enteramente de noticias. 
Mas si consideramos un tanto los trabajos de estos Héroes, nos veremos 
precisados á formar el mas alto concepto de su mérito. Para hacerlo con 
método examinaremos una por una, las circunstancias de sus Apostólicas 
tareas. 

Primeramente si ponemos la vista en la calidad de sus exercicios, ha- 
llaremos, que como asegura el Cronista de este Reyno D. Francisco de Fuentes 
y Guzman, en su historia del Reyno dé Guatemala, part. 2- lib. 5*^ cap. 4- y 5-, 
andaban los referidos Clérigos en busca de los Indios, por sierras ásperas, 
por breñas y montañas cerradas, por sienegas y pantanos, en que les daba el 
agua hasta la cintura, 
sufriendo soles y hie- 
los, alimentándose mu- 
chas veces con raices, 
y quando mas regala- 
dos con mais tostado. 
Si atendemos al tiem- 
po, en que se aplicaron 
estos Santos Varones á 
la conquista, y catequis- 
mo de los Indios, se 
encontrará que fué des- 
de el año de 1524 hasta 
el de 40, es decir, en 
los tiempos mas críti- 
cos, y en que estaban 
los expresados Indios 
mas barbaros y monta- 
races. Aumenta nota- 
blemente el mérito de 
los citados Clérigos Se- 
culares, que trabajaron 
solos, por el largo espa- 
cio de mas de 12 años, 
pues hasta el año de 
1537, no se fundó Con- 
vento de Regulares ; y 
aunque en los mencionados años anduvieron por esta Región los RR. PP. Fr, 
Domingo de Betanzos, Fr. Toribio Motolinéa, y otros ; esto fué solo de paso. 
Mas lo que en gran manera realza el mérito de estos Apostóles Guatemaltecos 
es el inmenso terreno, en que plantaron la fé de Jesu-Christo, siendo tan corto 
el numero de operarios, aun contando con algunos otros, que se agregaron á los 
quatro primeros. Pues es preciso confesar, que los referidos Clérigos enten- 
dieron en la reducción, y conquista de los Indios de las Provincias de S. Sal- 
vador, Comayagua, Chiquimula, Zonzonate, Guazacapán, y otras : no habiendo 
memoria, que los Regulares predicasen en ellas, ni haciéndose mención en 
las Crónicas de las Religiones de Santo Domingo y S. Francisco, que sus hijos 




ElY/ualrisímo (Señor Dodor Don Cayetano Francos Monroj^ natural 
¿eVilhw'icencio delosCavalleros de Avila, Canónigo Maeistf delaS. 
"5fel.*dePJasen cía. electo Arzobispo de eslaMctropolitans ¿JaN Gu 
atemala.enj; de Junio de J778.. entroenella áZdc O^rTub. deJ771go 
bernó hasta JZ deJuliode J752„<|üe falleció' esta sepuU^enia^lesta 
de Capuchinas. 

— — Wli l iltlllllll II MI III Ii 



223 



catequizasen á los naturales de dichos Partidos; antes por el contrario, de 
ellas consta, que quando estas Religiones fundaron Conventos en las citadas 
Provincias, ya estaban sus naturales conquistados, formados en pueblos y 
civilizados. Por consiguiente, no habiéndolos reducido á la fe los Misioneros 
Regulares, es preciso decir que lo hicieron los Seculares. Queda pues firme, 
y constante el mérito de estos Varones Apostólicos, por que siendo cortisimo 
su numero, plantaron la fé Católica, con inmensos trabajos, sudores y fatigas, 
en tan vastas Regiones ; y por que lo hicieron en los tiempos mas dificultosos. 

Siguiendo el orden de los tiempos, se nos presenta el cxemplar Preben- 
dado D. Diego de Carvajal, Arcediano de esta Sta. Iglesia de Guatemala, na- 
tural de Zafra, descendiente del Cap. Christoval de Salvatierra, uno de los 
Conquistadores de estas Provincias. Fue un Eclesiástico grave y virtuoso: 
sus letras, cordura y prudencia le merecieron, que hallándose impedido por 
sus achaques, el limo. Sr. Marroquin de asistir al Concilio Provincial, que se 
celebró en México el año de 1555, le enviase en su lugar: y que habiéndose 
fundado en dicha Metrópoli el año de 1571, el Tribunal de la Inquisición, se 
le nombrase I'' Comisario de el, en Guatemala. Fué tan parco, y moderado I 
en su trato, que no siendo grande la renta de su prebenda; tuvo sin embargo, 
con que hacer copiosas limosnas en vida, y en su muerte dexó 500 tostones de 
renta, para dar á los pobres la víspera de Navidad: 500 para la cera del San- 
tísimo Sacramento : 200 para la fiesta de la Asunción : y 7000 para casar don- 
cellas pobres, dando á cada una 500 tostones de dote. Murió este exemplar 
Sacerdote el año de 1596. 

Otro Prebendado exemplar tuvo ia iglesia de Guatemala, en D. Fran- 
cisco Muñoz y Luna. Era natural de esta Ciudad, de noble estirpe, y solida 
virtud. Fué sucesivamente Cura de la Catedral, Canónigo, Maestrescuela, 
Chantre y Arcediano de la misma Iglesia. Fundó en ella la Cofradía de Ntra. 
Sra. del Carmen. Pero ni las Dignidades, ni la grande estimación, que todos 
hacian de sus personas, lo sacaron del profundo conocimiento de su nada, con- 
servándose en med^o de su grandeza, afable y humano con todos: teniendo 
su corazón tan desprendido de los bienes de la tierra, que quando le vino la 
prebenda quiso renunciarla, y retirarse á wiir á la Hermita del Calvario, 
óuardaba gran recogimiento, no saliendo de su casa, sino es para la Iglesia, 
ó alguna visita inexcusable. La mayor parte del día gastaba en la lección, y 
oración. Ocupado en tan loables exercicios, le cogió la muerte, y pasó al 
descanso eterno, el dia tres de Abril de 1651. 

Debe ocupar un lugar muy distinguido en este catalogo, por su insigne 
Santidad, el V. P. D. Alonso Sánchez. Nació en Guatemala, y asi en su niñez, 
como en su juventud, fué un exemplar de virtudes. Ordenóse de Sacerdote, 
y el que en su adolescencia habia sido un Ángel en las costumbres : en su 
edad viril parecía un Apóstol. Imitador perfecto de la vida Apostólica, no 
cuidó jamás de lo que había de comer, confiado de que Dios sabía sus necesi- 
dades. Y en efecto, este Señor que alimenta á las aves del Cíelo, y viste á los 
lirios del campo, suministraba por modos extraordinarios á su Siervo lo que 
necesitaba: pues muchas veces halló en su pobre casa, lo que había menester, 

224 



sin saber por donde, ni como le había venido. Por esto algunas ocasiones, que 
su Confesor le quiso enviar de comer, le suplicó con lagrimas, que lo excusara 
porque el Sr. le daba abundantemente, con que mantener la vida. Su habita- 
ción era una chosa de paja, situada en el cerro llamado de Chipilapa, que mas 
parecía gruta de Anacoreta. Servíale de cama el duro suelo: sus muebles 
se reducían á una Cruz, y el breviario. Solamente salía de su pobre albergue 
para ir á la Iglesia de S. Francisco, donde decía misa, y oía todas las que 
podía. Después visitaba todos los Sagrarios de la Ciudad, y se volvía á su 
casilla, donde se mantenía, según parece en oración: pues quando algunos 
lo atisbaron por curio- 
sidad, siempre lo halla- 
ron hincado de rodillas. 
Se asegura que muchas 
criaturas recuperaron 
milagrosamente la sa- 
lud, por la imposición 
de sus manos. Llegose- 
le por fin el termino de 
sus trabajos, y pasó á 
recibir el premio de 
ellos, el día 4 de Di- 
ciembre de 1652. Con- 
movióse toda la Ciudad, 
con la noticia de la 
muerte del Padre San- 
io (que asi le llama- 
ban) : acudiendo todos, 
á coger por reliquia la 
tierra de su chosa, pues 
no había alhajas de su 
uso. Se le hizo un so- 
lemnísimo entierro, á 
que asistió la Real Au- 
diencia, ambos Cabil- 

dos, el Clero y Religio- ^^^^^^^^^^^^^^^^^^M^^^^^^^^*^^^ 
nes. Fué sepultado su ^ 

cuerpo en la Iglesia Catedral, en la bobeda de los Alvarados, que franqueó D. 
Estevan de Alvarado, Canónigo de la misma Iglesia. 

No fué menos admirable la Santidad del extático Varón D. Bernardino 
de Obregon y Ovando. Nació este Santo Sacerdote el año de 1629, en la 
Ciudad de Granada, de la Provincia de Nicaragua. Habiéndose avecindado 
en esta Capital, se retiró al Pueblo de Sta. Ana, donde se ocupaba en oír cíon- 
íesiones, consolar afligidos, dirigir almas en el camino de la perfección, y 
otros exercicios de esta clase. Por los años de 1664 fundó Escuela de Christo, 
en la Hermita de la Vera-Cruz, á que asistían personas de todas clases. El 




El Ylustrijimo Señor Doúor Don Juan RcJix de Villegas natural de 
Cobreccs. Obispo (^ue fue d» Nicaragua,/ promovido a esla Me- 
tropolitana de la Nueva Guatemala en 22. de Septiembre deJ7^3 
entro en ella áZ7deJüíio de )79á gobernó hasta 3 ¿e Febrero ^ 
deJíoo, que murió en la anfigua Guttcm. se sepulto en esta S'l^. 



225 



de 76 solicitó se erigiese en Guatemala Convento de Carmelitas Descalzas, 
y fué personalmente á Lima á traer á las Fundadoras. Últimamente murió 
lleno de méritos, y en grande opinión de Santidad, el año de 1694. 

Merece ser contado entre los Clérigos exemplares el Presbítero D. 
Jacinto de Medina Cueto, natural de Guatemala, descendiente del Conquis- 
tador Pedro Cueto. Fué este Sacerdote Varón de esclarecida virtud, de grande 
humildad y modestia: y murió el año de 1685. 

También es digno de memoria el P. D. Manuel de Morga. Nació este 
Venerable Eclesiástico en Guatemala. Fué hombre de gran virtud, y el asilo 
de todos los necesitados, por su mucha caridad, y agradable trato para todos. 
Nombráronle Prioste de la Iglesia de Ntra. Sra. del Carmen, á tiempo que esta 
se hallaba arruinada, por los temblores del año de 1717. Mas no por esto se 
acobardó el P. Morga; sino que confiado en la Providencia Divina, empren- 
dió la fábrica de una Iglesia mucho mayor y mejor que la arruinada: y con- 
siguió á fuerza de afanes y trabajos acabarla. Se estrenó esta curiosa Iglesia, 
que tuvo de costo mas de 40 mil pesos, el año de 1728, función que se hizo con 
la mayor pompa, y solemnidad. Dura todavía la memoria del suntuoso Carro, 
(uno de los regocijos, con que se celebró este estreno) : en que salieron ocho 
niños de las primeras casas de Guatemala, ricamente vestidos, que represen- 
taban uno á Ntra. Sra. y los otros á los siete Principes. Fundó en su nueva 
Iglesia el Padre D. Manuel la Cofradía de Sra. Sta. Ana, y la Hermandad 
de los siete Principes. Pero no pudo gozarla mucho tiempo, por que el Eterno 
lo llamó á recibir el premio de sus buenas obras, el 30 de Mayo de 1730. El 
bien merecido concepto, que se tenía de su virtud, hizo que solemnizasen su 
entierro asistiendo á el, los dos Cabildos, el Sr. Obispo, y una inmensa turba 
de pobres, que lloraban y lamentaban la falta de su Bienhechor. El 7 de Junio 
le hicieron honras funerales con sermón los Hermanos de la Escuela de 
Christo, que hay en dicha Iglesia, 

No se debe omitir en este Catalogo el Br. D. Pedro Delgado de Naxera, 
natural de esta Ciudad, Sacerdote virtuoso, muy modesto y caritativo. Distri- 
buyó en vida, su grueso patrimonio, en limosnas y otras obras pias. Murió el 
día 15 de Octubre de 1738, de edad de 86 años. 

La gran caridad, humildad y mortificación del P. D. Juan de Pineda y 
Perdomo piden de justicia hagamos mención de él entre los Eclesiásticos 
exemplares. Era natural de la Villa de S. Vicente de Austria, y en esta Ciudad 
fué muchos años Rector del Colegio Tridentino, Entre otras cosas, se refiere 
de este Santo hombre, que en la pieza donde vivía, tenía de continuo un hom- 
bre llagado y asqueroso, con el que exercitaba mil actos de caridad y mortifi- 
cación, hasta acostarlo muchas veces en su propia cama. Murió el P. D, Juan 
de Pineda á 14 de Abril, de 1754. 

También debemos dar una breve noticia del exemplar Sacerdote D. 
Miguel Delgado de Naxera. Fué este Eclesiástico venerado de todos per sus 
virtudes, y por su vida irreprensible. Nació en Guatemala, de familia ilustre, 
y se graduó de Dr. en esta Universidad el año de 1730. Por visitar la milagrosa 
imagen de Ntra. Sra. de Guadalupe, emprendió el largo viage de mas de 400 
leguas, que hay de esta Ciudad, para la de México. Murió el día 25 de Mar- 
zo de 1777. 

226 



Últimamente ha querido el Eterno, darnos en estos dias, un modelo 
de Ministros del Santuario, en el Venerable Sacerdote D. Cleto Ordoñez, na- 
tural de Guatemala. Desde que se ordenó de Sacerdote el año de 1763, hasta 
que murió el de 1809, es decir, el largo tiempo de 46 años, se aplicó con tal 
tezon á los exercicios de su ministerio, que no dexaba de decir misa dia 
alguno, sino quando se hallaba enfermo : predicaba con frequencia, y muchos 
años explicó sin faltar dia de fiesta alguno, la Doctrina Christiana á los presos 
de la cárcel de la Antigua Guatemala : gastaba las mañanas enteras oyendo 
confesiones, especialmente de niños y jóvenes; llegando á conseguir que 
estos, por lo común tan inconstantes, con el buen modo y agrado, permane- 
ciesen y se acostum- 
brasen á la frequencia 
de Sacramentos. Tan 
apartado vivió de toda 
ambición, que lejos de 
pretender los puestos y 
honores, á que lo hacía 
acreedor su literatura 
y virtud, reusó cons- 
tantemente los que le 
ofrecieron los Prelados. 
Habiendo muerto el 27 
de )Agosto de 8^9, se 
halló su cuerpo ceñido 
con tres cilicios, que no 
se le pudieron quitar 
por estar encarnados : 
el Pueblo se conmovió 
á venerar su cadáver, 
como acontece en la 
muerte de los Santos ; 
y deseando tener algu- 
na reliquia de este 
Bienaventurado Sacer- 
dote, le cortaron a pe- 
dasos todo el ruedo de 
la sotana, con que estaba amortajado. A los 9 dias de su entierro se le hicie- 
ron honras funerales, con sermón en la Iglesia de S. Sebastian: y otras en la 
Iglesia Parroquial el 24 de Enero de 1910: estas segundas fueron aun mas 
solemnes que las primeras : se levantó en dicha Iglesia una soberbia pyra, 
que se adornó con gran numero de hachas de cera: el 23 por la tarde, después 
de cantado el oficio de Difuntos, dixo una bien pulida oración fúnebre el Dr. 
D. Mariano García, Cura de la Parroquia de Ntra. Sra. de los Remedios. El 
dia siguiente cantó la Misa el Sr. D. Bernardo Pavón, Tesorero de ésta Santa 
Iglesia Catedral, y concluida esta, pronunció un elegante panegírico el P. D, 
José de la Torre. 




-ElYlInto 5!D.'D."Luisde Peñalver y Cárdenas, natural de la Havana;0- 
bíspo á la Sta Yg.'dla Luis/ana / Fíoridas,promov.'a esta MefropV d Ja K 
Cuat.*en2o.de Julio dJ^oJ.enlrdenella a 3.d Junio dJSo2. tomó Posesión 



en 26'.del misino Juníqy en 24>d A*!* immediato, le impuso el Palio el Yll iro 
Llana Tesorero Dt^l de esta Sta^'que se hállala el 



S.'DrAmbrojio 

bíspo de la de Ciudad Real de 



ílecloO* 



Chiapa, 



227 



Pasando á los Religiosos eminentes en Santidad, solo de los Conventos 
de Sto. Domingo, y S. Francisco podriamos dar un largo catalogo; mas por 
evitar la demaciada prolixidad, escogeremos los mas sobresalientes, remitiendo 
á las Crónicas de una y otra Religión, á los que desearen noticias mas exten- 
sas. Y comenzando por los Predicadores el 1-, que se nos presenta es el Ve- 
nerable P. Fr. Pedro de Ángulo, uno de los Fundadores del Convento de Gua- 
temala, Apóstol de la Vera-paz, y su V Obispo. Fué natural de Burgos : vino 
á la Nueva España por los años de 1524, y sirvió con reputación en la con- 
quista de algunas Provincias. Llamado de Dios al estado Religioso, tomó el 
habito en el Convento de Sto. Domingo de México, y profesó el 29 de Febrero 
de 28. Asignóle la obediencia por compañero del P. Fr. Bartolomé de las 
Casas, en su viage al Perú. Hallábase con dicho Padre en Nicaragua, por los 
años de 35, quando el Sr. Marroquin los llamó para Guatemala. Luego que 
vinieron, emprendieron la conquista de la Vera-paz, logrando con sus Apos- 
tólicas tareas, amansar de tal suerte á los Indios de la referida Provincia; 
que la que antes se llamaba tierra de guerra, por la ferocidad de sus mora- 
. dores: después se intitulase la Vera-paz, por la mancedumbre, con que se 
rcduxeron á la fé Católica, y á la obediencia del Rey de España. En el capitulo 
del año de 38, lo nombró la Provincia de México Vicario del Convento de 
Guatemala. El de 51 lo hizo I'' Prior de Cobán el Rmo. P. Mtro. General. 
Y el de 59, lo presentó S. Mag. para 1*^ Obispo de la Vera-paz, conformándose 
con el parecer del limo. Sr. D. Fr. Bartolomé de las Cas^, quien consultado 
por el Consejo de Indias, á que sujeto se podría nombrar para la eíxpresada 
mitra? respondió, que ninguno como el P. Fr. Pedro de Ángulo, uno de los 
primeros Apostóles de aquella tierra, que la habia pisado toda, y aun con pies 
descalzos, y conocía muy bien la condición de los naturales, como quien los 
había traído á la fé, y puesto en policía y civilidad. Pero no llegó á consa- 
grarse el nuevo Obispo, por que murió repentinamente en el pueblo de 
Salamá, el miércoles de Pasqua del año de 62. Fué muy sentido de toda 
la Provincia, que lo veía como Padre : y de toda su Diócesis, que perdió en 
él á su Pastor, Apóstol, y Protector. 

Otro de los que ilustraron el Convento de Sto. Domingo, con sus virtu- 
des, fué el P. Fr. Matías de Paz. Siendo seglar ayudaba en lo que podía, á 
los PP. que andaban por la Vera-paz, acompañándolos en los caminos, y sir- 
viéndolos en otros ministerios. Viendo los Religiosos tan buenas inclinacio- 
nes en un seglar, lo animaron á que tomase el habito, para cuyo efecto lo 
enviaron al Convento de México, donde hizo su profesión el año de 1538. 
Asignólo la obediencia para la casa de Guatemala, á la que sirvió con el mayor 
tezon en quanto se ofrecía. Pero en lo que mas sobresalió este Sto. Hombre 
fué en la caridad con los próximos ; efecto del ardor de esta virtud fué la 
fundación del hospital de S. Alexo, que emprendió, sin tener un real; pero 
que concluyó, y mantuvo por muchos años solicitando limosnas, y sirviendo 
personalmente á los pobres Indios. Quan agradable fuese á Dios el zelo del 
P. Fr. Matías, lo declaró su Magestad con un prodigio. Encontró en cierta 
ocasión, un Indio todo llagado : écheselo á cuestas, como acostumbraba hacer 
en semejantes casos, y llevólo á su hospital; mas el que era un enfermo á los 

228 



ojos del P. Fr. Matías, á los de todos era una imagen de Christo Crucificado: 
y habiéndolo puesto en una cama, quando volvió á verlo, no lo encontró: 
renovando Dios, aunque en modo diferente, el prodigio que en tiempos pasa- 
dos obró con el Padre de los Pobres S. Juan de Dios. Finalmente lleno de 
méritos, pasó á recibir el galardón de sus grandes virtudes el año de 1579. 
No fueron de menos lustre para esta Provincia de San Vicente los W. 
PP. Fr. Domingo Vico, y Fr. Andrés López. El 1^ fué hijo del Convento de S. 
Andrés de Ubeda, y vino á este Reyno en la misión del año de 1544. El 2' 
era Español de Nación, é hijo del Convento de Sto. Domingo de Guatemala, 
donde hizo su profesión el año de 1551. Fr. Domingo Vico, como lo tenia el 
Eterno destinado para 
Apóstol de los Indios 
Alcalaes, luego que lle- 
gó á este Reyno, lo en- 
caminó para la Vera- 
paz, donde en breve 
tiempo aprendió per- 
tamente la lengua de 
dicha Provincia, y la 
de Acalá,: de suerte que 
el año de 52, entró en 
las tierras de los Aca- 
láes, y pudo predicar- 
les en su lengua: sien- 
do el l'=* que anunció el 
Evangelio á esta nación. 
En los años siguientes 
sirvió á su Provincia ya 
de Definidor, de Prior 
del Convento de Gua- 
temala, ya en otros Pre- 
lacias. Por los años de 
55 se hallaba el P. Vico 
de Prior de Cobán, 
quando se tuvo noticia, 
que los Indios infieles 
trataban de destruir el 

1^ Pueblo, formado de los Acaldes convertidos, y querian matar al P. Fr. Do- 
mingo. Ningún temor fué bastante para impedir á este zeloso Varón, el que 
fuese á socorrer á sus amados Alcalaes. Partió para sus tierras, acompañado 
de Fr. Andrés López, y de 30 Indios; mas como habiendo llegado al pueblo, 
lo encontrase quieto y sosegado, y sin señal alguna de traición, despidió á 
la gente que lo acompañaba. Libres los Indios de la gente armada, quitaron 
la máscara á la rebelión, y ayudados de los Lacandones, dieron fuego á la 
casa donde estaban los PP. Salió de ella el P. Fr. Domingo, y se encontró 
con una lluvia de flechas, que le dispararon los Indios, y habiendo una de 




El YUiíS Sr.Dj.Ih. Rafael déla Vara déla Madrid natural de laVilla 
¿eComWas, DiocesiS de Santander, Obpo de Botra y auxiliar de víta Crw 
de la Sierra, |)romoví<¿) á eyia Meiropol? Yg* de Cuar en 3«. de Septí'de 
lUS.mtió en ella ei día 4..cle En? de l^o^. tomo poseñon el 3 de Mzó del mis 
mo 9ñoy iáljcció el d!a3l deDlw.de litó 4 \móSa.AVí^exsy bd'dc eJarf. 



229 



estas atravcsadole la garganta, poco después espiró : logrando regar con su 
sangre aquella tierra, en que había plantado la fé, con tantos sudores y 
trabajos. La misma suerte tocó al P. Fr. Andrés, que habiendo asistido á su 
compañero, hasta que murió : quando salía del pueblo encontró una tropa de 
Indios, que disparando contra él multitud de flechas, le quitaron la vida. 

Es digno de memoria el P. Fr. Juan Castro, hijo del Convento de S, 
Pablo de Burgos. Incorporado en esta Provincia, aitendicndo los PP. de ella, 
á su virtud y religiosidad, pusieron los ojos en él para Provincial, y lo eligieron 
unánimemente el año de 1572. Su buen gobierno, y demás prendas hicieron 
que fuese 2- vez destinado para el mismo empleo el año de 84. Por este 
tiempo, se ofrecieron en la Provincia negocios de mucha gravedad : y tratando 
los Religiosos de nombrar sugeto, que fuese á España á seguirlos, ninguno 
les pareció mas á proposito, que el P. Castro. Aceptó este gustoso la comisión, 
y se partió para la Corte. Concluidos sus negocios quando pensaba volverse 
á su Provincia, supo se estaba colectando una misión de 40 Religiosos, para ir 
á fundar Conventos de la Orden á Filipinas. Movido el P. Fr. Juan del zelo 
del bien de las almas, y dilatación del Evangelio, se asentó entre los Religiosos 
de la misión: y el Vicario General de esta, viendo entre los misioneros un 
sugeto de las circunstancias de Fr. Juan Castro, renunció en él el oficio de 
Vicario General. Salió este con su ilustre compañía del Convento de S. 
Estevan de Salamanca, por los años de 1586 á pie, y pidiendo limosna, y se 
encaminaron, para el puerto de Cádiz. Habiéndose embarcado, arribaron á 
Vera-Cruz el 29 de Septiembre, y pasaron al Convento de México, donde el 
P. Fr. Juan de Castro, como Vicario General de la fundación de la Provincia 
del Smo. Rosario de Filipinas, hizo los ordenaciones para el gobierno de la 
expresada Provincia, que firmó el 17 de Diciembre de 86. A principios de 
Marzo de 87 se hicieron á la vela en Acapulco, y llegaron á Manila á fines 
de Mayo, del mismo año. Verificóse la citada erección de la Provincia de 
Filipinas, y fué su 1^ Provincial el P. Castro, Después que este Sto. Religioso 
asentó las cosas pertenecientes á la observancia regular, y el exercicio de la 
conversión de los infieles en aquellas partes, intentó entrar á la China, á 
anunciar el Evangelio á sus habitantes por los años de 89. A este tiempo 
recibió cédula de S. Mag. en que le nombraba Obispo de la Vera-paz; mas 
no aceptó esta merced: estimando en mas sufrir cárceles, y trabajos por 
Jesu-Chrísto, que gozar los honores de la citada mitra. En efecto no sacó 
de la referida jornada, sino prisiones, y malos tratamientos. Por ultimo lleno 
de méritos, murió tan santamente, como había vivido : dexando al Convento 
de Sto. Domingo de Guatemala la gloria de que uno de sus individuos fuese 
Fundador de la Provincia de Filipinas : y que las ordenaciones de esta se 
pautasen por los estilos, y practicas de la de Guatemala. 

Deben también engrosar este Catalogo los RR. PP. Fr. Francisco Galle- 
gos, y Fr. Agnstin Cano, uno y otro Provincial de esta Provincia, que despre- 
ciando el temor de las flechas, y anteponiendo la conversión de los Gentiles 
á las comodidades de su celda, entraron á la conquista del Chol, Partido 
situado adelante de la Vera-paz. El 1^ hizo esta jornada por los años de 
1675, y la repitió el de 76, acompañado del P. Fr. José Delgado: logrando 

230 




El Siervo de Dios fray Antonio Margil de Jesús, Apóstol de la Caridad 



231 



bautizar en dichas dos expediciones 2346 infieles, con los que formaron 11 
pueblos. Mas habiéndose alzado, y vuelto á la montaña por los años de 1678: 
entro á sacarlos el M. R. P. Mtro. Fr. Agustin Cano el año de 85, logrando 
reconquistar algunos, con que restableció el Pueblo de S. Lucas. 

Entre los Religiosos Franciscanos, que han edificado á Guatemala con 
sus virtudes, toca de justicia el 1- lugar al M. R. P. Fr. Diego Ordoñes, Funda- 
dor de las Provincias de Guatemala, y Zacatecas, y 1- Consultor del Tribunal 
de la Inquisición de México. Concedió la Eterna Sabiduría á este insigne 
Varón una vida larguísima; mas bien la hubo menester, para hacer todo lo 
que hizo. Nació en la ilustre Ciudad de Salamanca, el año de 1491, de la 
muy noble y antigua familia de los Ordoñes de Lara. Le dio el Cielo tan 
portentoso talento, que á los 12 años de su edad, ya estaba cursando Teología, 
con asombro de toda la Universidad. Pero quando el mundo se le mostraba 
mas alagüeño, trató nuestro Diego de volverle las espaldas, abrazando el 
estado Religioso. En este, siguió la carrera de Cátedra, y leyó Teología con 
aplauso en la Universidad de Salamanca. Mas quien no quiso gozar los 
honores del siglo, menos aceptó los de la Religión. Próximo ya á jubilarse, 
se retiró á la Recolección de Sta. María de Jesús de Villalon, donde se aplicó 
á los exercicios mas bajos, como sí fuese el ínfimo novicio. No se vio libre 
el P. Fr. Diego en este asilo de los honores, que por todas partes le seguían: 
á poco tiempo de estar en dicho Convento, lo hicieron Mtro. de Novicios, y 
después Guardián, Habiendo acabado su Prelacia con grande aprovecha- 
miento de sus subditos, llegó patente del Ministro Provincial de la Provincia 
de Santiago, convidando á los Religiosos, que se hallasen movidos del Espíritu 
del Señor, para pasar á predicar la fé de Jesu-Christo á este Reyno de 
Guatemala. Tiempo había que el P. Fr. Diego ahogaba en su pecho los 
ardientes deseos, que tenía de venir á la America, á derramar su sangre por 
Christo : los que en tan favorable coyuntura manifestó, alistándose en la 
misión que se colectaba. Y aunque tuvo el sinsabor, de que el Provincial 
atendiendo á sus méritos, pensase en nombrarlo Comisario de la misión : á 
fuerza de lagrimas y ruegos, consiguió que desistiese del intento. Pero como 
el Todopoderoso lo tenia destinado, para que como otro Josué, introduxese 
aquella pequeña greí en el Reyno de Guatemala, dispuso que el Comisario 
muriese en el camino, y que los compañeros eligiesen, para el expresado oficio, 
al P. Fr, Diego de Ordoñes. Obedeció sumiso este humilde Varón las ordenes 
del Cielo, y capitaneando aquella Santa Compañía, entró en esta Metrópoli, 
el 11 de Noviembre de 1540, Continuó en el oficio de Comisario, hasta que 
habiéndose ordenado de Sacerdote Fr. Gonzalo Méndez, lo renunció en él. 
Estos dos Santos Varones fundaron los 9 primeros Conventos, que tuvo la 
Religión Seráfica en el Reyno de Guatemala, formaron los estatutos, para el 
gobierno de la Provincia, y establecieron la observancia Regular en ella, con 
tanta rigidez, que cada Convento parecía una casa del Pedroso, ó de Aquileria. 
No gozó mucho tiempo el P. Fr. Diego verse libre de la Prelacia: pues habien- 
do venido á esta Capital el P. Fr, Toribio Motolinéa, enviado por el Comisario 
General de Nueva España, formalizó la erección de la Custodia del Nombre de 
Jesús : y para volverse á México, sostituyó el oficio de Více Comisario General 

232 



sobre esta fundación, y la de Yucatán, en el citado P. Ordoñes. Fuera de 
esto, como era tan amado de todos, fué canónicamente electo por Custodio, 
el año de 1552, y por 1- Provincial el de 1566. Fundóse en la Ciudad de 
México el Sto. Tribunal de la Inquisición por los años de 1571, é informado 
el Sr. Inquisidor de la literatura del P. Ordoñes, le libró despacho, para que 
pasase aquella Metrópoli, á servir de Consultor, y Calificador del Sto. Oficio. 
Tenia el V. Viejo en esta sazón mas de 80 años; pero sin embargo de su an- 
cianidad, se puso en camino á pie, y descalzo, con el habito á raiz de las car- 
nes, cargado de silicios, y sin avío, ni mas arrimo que la Divina Providencia. 
Habiendo servido algunOs años al Sto. Tribunal, pidió licencia para retirarse, 
por motivo de su avan- 
zada edad. Conseguida, 
esta, se fué al Reyno 
de la Nueva Galicia, á 
entender en las funda- 
ciones de Xalisco, Za- 
catecas, y otras: y pre- 
dicar la fé Católica á 
los Chichimecas, y de- 
mas infieles de aquellas 
cercanías, con al espe- 
ranza de conseguir la 
corona del martirio, que 
habían logrado en esta 
empresa algunos Reli- 
giosos. Estando ocupa- 
do en tan Santos exer- 
cicios, supo la feliz 
muerte del P. Fr. Gon- 
zalo Méndez, y temien- 
do no con la falla de 
esta coluna, descaecie- 
se la observancia Re- 
gular en esta Provincia, 
se vino para Guatema- 
la : y halló en ella, con 

sumo gozo de su alma, 

la vida regular en el mismo estado, que la había dexado, quendo se partió para 
México. Permaneció en este Convento de Guatemala, siguiendo la comunidad 
como un Novicio, edificando á todos los Religiosos con su exemplo, y ani- 
mándolos con sus exortaciones, y saludables consejos, hasta pasar de cien 
años de edad. En este tiempo le asaltó la tentación de volverse á España: 
decía entre si, que habiendo venido á la América, para entender en la con- 
versión de los Indios, y no pudiendo ya trabajar en este Santo exercício, por 
su avanzada edad, le estaría mejor volverse á su Provincia, á disponerse para 
U muerte. Permitió el Eterno, que no conociese el P. Fr. Diego los lazos del 




El ExTño. t nmo Sr. D y M'DTr. Ramón Casaui y To- 
rrea Arzobispo de CuateTn.'.eniró en csfa Ciudad el 5a da 
JUÜO de J)ÍJ/:y i la edad de ío añoó, Meció en la Hab* 
'el Jo. de noüicrnbre de 75?4á', siendo Obispo Adm^de aque 
lia dioceáis y rrclí'propicCde e^ra 5u Cadau'"fue.5epulr'*en la 
I^lc5ia de lai lUli^'Xarmcl'de esía Ciudad el f de julio áeJS46 



233 



Demonio, para que en él aprendiésemos á precaverlos, y tuviésemos que 
admirar el acto mas heroico de vencimiento propio. Pues habiendo obtenido 
las licencias necesarias, partió para Salamanca su Patria, y superados los 
trabajos, y riesgos de mar y tierra, llegó á la expresada Ciudad : recibiéronlo 
los Religiosos de aquel Convento, con la veneración y amor debidos á sus 
raras prendas, y grandes merecimientos : y después de conversar un rato con 
su huésped, lo llevaron á descansar á la celda, que le tenían prevenida. Aqui 
con el silencio de la noche, comenzó la luz de la gracia, á disipar las tinieblas 
de su entendimiento, y el Venerable Anciano empezó á conocer el yerro, que 
había cometido en abandonar su vocación : advirtió también, que el amor pro- 
pio lo había alucinado, y hecho creer que buscaba el retiro de su Convento, 
para disponerse á morir, quando el verdadero motivo de su jornada había sido 
la satisfacción de ver su casa y parentela. Con tan agudas punzadas no le 
permitió su conciencia tomar un minuto de sueño : gastó la noche en pedir 
á Dios perdón de su falta, y en castigar su carne con tan crueles azotes, que 
dexó la celda toda regada de sangre. Resuelto á enmendar su yerro, muy de 
madrugada baxó á decir misa, y habiendo hecho patente al Guardián la 
amargura de su corazón, y lo que daba motivo á ella, con la bendición de 
éste salió para Guatemala aquella misma mañana, sin ver á persona alguna. 
En su vuelta padeció una recia tormenta, y una larga calma, que puso á toda 
la tripulación en el mayor conflicto. Llegó por ultimo este Santo Varón á su 
Convento de Guatemala, á tiempo que sus hermanos estaban en refectorio : 
entró con una soga al cuello, y puesto de rodillas dixo la culpa, pidiendo per- 
don del mal exemplo que les había dado, abandonando la míes Evangélica, 
para la que había sido llamado por el Soberano Padre de familias : besóles 
á todos los pies, dexandolos en gran manera edificados. Aplicóse con nuevo 
fervor al catecismo, é instrucción de los Indios : procuró con gran conato 
perfeccionarse en el fracismo de las lenguas del Reyno, compuso Diccionarios 
de ellas, y escribió muchos libros de sermones y platicas espirituales, en el 
idioma de los Naturales. Por Febrero de 1604, en virtud de letras Apostólicas, 
se erigió en Provincia la Custodia de Zacatecas, cuyos fundamentos había 
puesto el. Padre Fr. Diego, y de la que había sido una y otra vez Custodio : 
y asi juzgando el Comisario General, que ninguno sería mas aproposito, para 
entablar y arreglar la nueva Provincia, que quien le había dado principio, le 
despachó orden, para que hallándose con fuerzas, tomase la jornada para 
Zacatecas. Tenía el Siervo de Dios 113 años de edad, y sin embargo hizo el 
viage á píe, como quando mozo : y llegado á su destino, sirvió en quanto pudo, 
hasta que entregó su espíritu en manos de su Criador. Sucedió la Bendita 
muerte de este Santo Religioso, en el Convento de San Mateo, que tiene la Pro- 
vincia de Zacatecas en el Real de minas de Sombrerete, á fines del año de 
1607, á los 117 años de su edad, 104 de Religión, y 67 de su arribo á este 
nuevo mundo. Sus reliquias se guardan con veneración, en la Iglesia del 
enunciado Convento. 

El 2- lugar corresponde, al que lo tubo en los trabajos y afanes de la 
fundación de esta Provincia, el V. P. Fr. Gonzalo Méndez. Fué este Siervo 
de Dios natural de la Ciudad de Guadalaxara en el Reyno de Toledo, hijo 
de Padres nobles, y nació el año de 1505. El de 29 tomó el habito de S, Fran- 

234 



cisco, en el Convento de Sta. María de Jesús de Villalon, logrando tener por 
Maestro de Novicios y Director de su conciencia al Exemplar Religioso Fr. 
Diego Ordoñes. Recibió por orden de sus Prelados los Sagrados ordenes hasta 
el Diaconado; pero imitando á su Sto. Patriarca, no se atrevió á ascender al 
Presbiterado. Por los años de 1539 se alistó en la misión, que se colectó para 
este Reyno; y llegado á Guatemala, viendo la gran penuria de Sacerdotes, 
que se padecía en toda la Comarca, hubo de sujetarse al dictamen de su 
Prelado, y recibir el Presbiterado : teniendo la Ciudad de Guatemala la gloria, 
de que el 1*^ que se ordenó en ella de Sacerdote, fuese un Varón tan Santo, 
como Fr. Gonzalo. Ordenado el P. Méndez, le asignó la obediencia por Co- 
lonia, en que exercitase su Apostolado las tierras de los Indios Subtuhiles, 
cuya corte era el Pueblo de Atitan, y en el fundó el 2- Convento, que tubo su 
Religión en estos países. El año de 1545 fué electo Custodio, y 2' vez el de 
58. Elevada la Custodia del Nombre de Jesús á Provincia: fué el P. Fr. 
Gonzalo electo Provincial el año de 63, y 2- vez lo fué el de 81. Pero no pudo 
concluir el trienio de su Prelacia, porque lo llamó el Sr. á recibir el galardón 
de sus grandes merecimientos, el dia 5 de Mayo de 82, á los 77 años de su 
edad, y 42 de su llegada á la América. Su rigidísima observancia, hasta en los 
menores ápices de la Regla, su asombrosa austeridad, su ardentísimo zelo de 
la salvación de las almas, los inmensos trabajos que padeció, y grandes fatigas 
que abrazó, para sacar los Indios de los montes, y reducirlos á pueblos, ins- 
truirlos en la ley de Dios, y civilizarlos; y finalmente los muchos milagros 
que obró, hicieron que fuese generalmente aclamado por Santo, que con la 
noticia de su dichosa muerte se conmoviese toda la Ciudad, y que sus exequias 
se solemnizasen con la pompa y concurso, que solo se ve en las de los Santo». 
La Religión Seráfica lo ha juzgado digno de colocarse en su Martirologio, y 
celebra su memoria en esta forma : Terfio nonas Maij, lit. c. Guafemalce in 
India Occidentali B. Gonzálvi Mendecij Confesoris: incUti Guatemalicce Pro- 
cincice fundatoris, qui oratione, vitce austeritaie, et zelo salutis animarum 
jttgiter emicuít. 

Merece también lugar muy distinguido en este catologo, el V. P. Fr. 
Pedro Alonso de Betanzos, hijo de la Provincia de Santiago. Vino este Varón 
Apostólico á la América, en la misión de 200 Religiosos, que traxo el M. R. P. 
Fr. Jacobo de Testera el año de 1542, y fué Uno de los que se asignaron para 
Guatemala. Dotólo el Cielo de una admirable facilidad, para aprender los 
idiomas : se asegura supo mas de 12 lenguas, tan perfectamente como su 
nativa. En esta Provincia trabajó, como el que mas : compuso el catecismo en 
lengua, convirtió y catequizó millares de Indios, sacólos con inmensas fatigas, 
de los bosques y breñas, y redújolos á pueblos. Por los años de 55, ó poco 
después, pasó á las tierras de Costa-Rica, donde puso los fundamentos á la 
Provincia de S. Jorge de Nicaragua: convirtiendo á nuestra Sta. fé innumera- 
bles Barbaros, siendo el 11*^ de su orden, que anunció el Evangelio en dicha 
Región : murió lleno de méritos en la Ciudad de Cartago, cerca del año de 70. 
El Martirologio Franciscano hace gloriosa mención de este Siervo de Dios por 

235 



estas palabras : Duodécimo Kalendas Julij: Cariagine in Costaricana índice 
Occidttce Regione, B. Alfonsi Betanzos, Confesoris: qui primus illic Verbum: 
Dei Evangelizans, quamplurima Indorum millia convertit ad Christum: et 
Claras meritis, ad premia coelesfia migravit. 

Es célebre en el Convento de Guatemala la memoria del Hermano 
Juan de Espinoza. Fué este ilustre Varón natural de la Ciudad de Toledo. 
Tomó el habito de lego de S. Francisco, mas no se sabe en que Convento, 
El año de Í570 se incorporó en esta Provincia y viendo sus Prelados, los 
grandes talentos y prendas del Hermano Espinoza, le persuadieron, con 
tal eficacia, que ascendiese á los Sagrados ordenes, que hubo de sujetarse al 
dictamen de sus superiores. Ordenado de Sacerdote, lo ocupó la obediencia 
en varios empleos, que desempeñó á satisfacción : entre estos el de Guardian 
de los Conventos de Ciquinalá y de Guatemala. Pasó á la Corte de Madrid 
á negocios de la Provincia, é informado S. Mag. del zelo y virtudes del P. 
Fr. Juan, lo nombró Obispo de Santiago del Chile, oficio que exerció con la 
vigilancia y esmero, que los demás, que se encargaron á su cuidado. Hallán- 
dose vacante la Silla Arzobispal de Lima, por la muerte de su Prelado Sto. 
Toribio de Mogrobejo, baxó el Obispo de Chile á dicha Ciudad, á celebrar la 
traslación de las reliquias del expresado Santo, el año de 1607, en cuya fun- 
ción cantó la misa y predicó. Tuvo también este Principe la gloria de haber 
ordenado de Presbíteros á los insignes Doctores D. Fernando Arias de Ugarte 
y D. Feliciano de la Vega, el 1' Arzobispo de Lima, y el 2^ de México. Final- 
mente cargado de años, y no falto de achaques, renunció el Obispado, y se re- 
tiró á un Convento de la Provincia de Castilla, donde acabó santamente 
su vida. 

Cuenta este ilustre Convento entre sus alumnos seis, que han ceñido 
su frente con la corona del martirio. Los primeros que lograron esta dicha, 
fueron el P. Fr. Estevan Verdelet, y Fr. Juan de Monteagudo, que habiendo 
entrado con inmensos trabajos á la Provincia de la Tologalpa, por los años 
de 1604, 1610 y 1611, y habiendo convertido muchos Barbaros á nuestra Sta. fé, 
les dieron cruel muerte los Indios Taguacas, á principios del año de 1612. Lle- 
nos de Santa envidia muchos Religiosos de esta Provincia, intentaron hacer 
entrada en las tierras de los citados infieles, por lograr la misma suerte, que los 
VV. PP. Fr. Estevan y Fr. Juan ; pero á los que Dios tenia destinada la laureola 
del Martirio, fueron Fr. Christoval Martinez, Fr. Benito Martin y Fr. Juan 
Vaena. Llamado el V. Fr. Christoval desde su juventud, por el Espíritu del 
Sr. al ministerio de anunciar la fé á los Indios de la Taguzgalpa, no dexó pie- 
dra por mover, para efectuar su vocación. Con esta mira emprendió la carrera 
del estudio; con el mismo designio tomó el habito de S. Francisco en éste 
Convento de Guatemala: y después de superadas mü dificultades, intentó 
por dos veces en vano, la entrada á dicha Provincia. Consiguiólo finalmente 
por los años de 1622 : siendo bien recibido de sus moradores, envió al Her- 
mano Juan Vaena á Guatemala, para que le llevara otro Sacerdote que le 
ayudase, por ser mucha la mies. Volvió el expresado Hermano, con el P. Fr. 
Benito Martin, y entre los tres lograron convertir mas de 6 mil almas á la fe 
de Jesu-Christo, en menos de 2 años, que estubieron en aquellas tierras. Mas 
quando con mayor felicidad corría el negocio de la conversión de estos infie- 

236 



les, estimuló el Demonio á los Indios Albatuinas, que cayendo sobre los tres 
Santos Religiosos, les dieron muchos golpes y heridas, é hicieron otros mar- 
tirios cruelísimos, con que acabando felizmente sus vidas, volaron, sus benditas 
almas á recibir el premio de sus Apostólicas tareas. Sucedió la feliz muerte de 
estos Stos. Varones por el mes de Octubre de 1623. Aseguraron personas fi- 
dedignas, que habiendo ido á Roma al Cap. General, que celebró el año de 
1625 la Religión de S. Francisco, hallaron en el Convento de Arcucoeli, un lien- 
zo en que estaban pintados los tres Martyres de la Taguzgalpa, con los instru- 
mentos de su martirio, y les refirieron los Religiosos de aquel Convento, que 
el mismo dia, que murieron por la fé los citados Varones en el Reyno de Gua- 
temala, apareció el expresado lienío en el Sacro Palacio. El 6'' Religioso 
del Convento de S. Francisco, que rubric^ su fé con la sangre de sus venas, 
fué el V. P. Fr. Christoval Flores. Nació este ilustre Martyr de Jesu-Christo 
en la Ciudad de Guatemala, por los años de 1586, de familia Noble. Tomó el 
habito de S. Francisco, el de 1605, y se dio á la virtud con tal fervor, que edificó 
en gran manera á sus hermanos : no teniendo los Prelados mas que hacer 
con Fr. Christoval, que irle á la mano en sus austeridades. Envióle la obe- 
diencia de Procurador á España, y en el camino fué apresado por unos cor- 
sarios, y llevado á Argel. En esta Ciudad, no dexando de exortar á los Chris- 
tianos á la perseverancia, y de anunciar el Evangelio á los Mahometanos : un 
dia en que con mas fervor predicaba la ley de Dios, se enfurecieron de tal 
manera contra él los Moros, que dándole muchos golpes con los alfanges, lo 
hicieron pedazos: sin cesar de predicar á Jesu-Christo, hasta que le faltó la 
vida. Ciñó la Corona del Martirio este Ínclito Confesor de la fe, el Jueves 
Santo del año de 1627. 

Muchos sin duda han sido los Religiosos ilustres en Santidad, que 
han florecido en los Conventos de Ntra, Sra. de la Merced, ^^^ el de Agusti- 
nos, y el de S. Juan de Dios, y en el Colegio de la Comp%,ñia de Jesús de 
Guatemala; y aun de algunos hemos hecho mención en el tr. 2° cap. 6° Pero 
no habiéndose escrito Crónica de ninguna de dichas casas, no tenemos noticias 
*que comunicar al publico sobre esta materia : y asi pasaremos á darlas de 
algunos, de los muchos, que ha producido el Convento de Ntra. Sra. de Betlen. 

Entre estos toca, sin disputa el primer lugar al Rmo. Fr, Rodrigo de la 
Cruz, Primer General de la Religión de Betlen, y que con toda propiedad, se 
puede llamar su 2*^ Fundador: pues si el V. H. Pedro ideó el plan de este 
Instituto, Fr. Rodrigo lo executó, con inmensos trabajos. Nació este famoso 
Héroe en la Ciudad de Marbella del Reyno de Granada, dia 25 de Diciembre 
de 1637. Sus Padres fueron de las primeras familias de España, como descen- 
dientes de los Duques de Alba, y de los Condes Duques de Benavente. El 
año de 1656, fué nombrado Gobernador de Costa-Rica D. Andrés Arias Maldo- 
nado Padre de Fr. Rodrigo, y habiendo pasado á su destino acompañado de 



(1) Por una relación impresa en Sevilla el año de 1677, se supo, que el V. P. Fr. Diego de 
la Cerda, natural de Guatemala, é hijo de éste Convento de Ntra. Sra. de la Merced, hallándose en 
Constantinopla, resucitó un muerto en presencia del Gran Sr. Ali Maometo: este portento que convirtió 
á nuestra Sta. Fé quatro Bajaes, y nueve Genizaros, y que debía conciliarle la mayor veneración 
de aquel Soberano; por el contrario enfureció de tal suerte al Sultán, que mandó atar al Sto. Con- 
fesor de Jesu-Christo á quatro potros, que en el instante lo despedazaron, el año de 1676. 

237 



su hijo, á poco tiempo de posesionado en su empleo, enfermó gravemente, y 
murió. Atendiendo á los méritos del Padre, y al buen porte del hijo, fué 
nombrado D. Rodrigo Gobernador de Costa-Rica. Colocado en este puesto, 
emprendió la conquista de la Talamanca, en cuya expedición gastó mas de 
60 mil pesos de su caudal. Premió N. C. M. Carlos II el zelo y fidelidad de 
D. Rodrigo, titulándolo Marques de la Talamanca; mas quando llegaron las 
cédulas, que contenían esta merced á sus manos, había vuelto ya las espaldas 
al mundo, y á todas sus honras y riquezas : y asi trocó el nuevo titulo, por el 
humilde de Hermano de Betlen. Fué el caso : que hallándose en esta Ciudad 
de Guatemala, por los años de 66, presenció el milagro de la resurrección de 
una Sra. á quien había cogido la muerte en mal estado : prodigio que obró 
Dios, por medio del V. H. Pedro de S. José. Horrorizado D. Rodrigo con la 
expresada tragedia; y por otra parte lleno de veneración para con el Siervo 
de Dios, se determinó á dedicarse al servicio del Rey del Cielo, baxo la 
conducta del Hermano Pedro. No logró Fr. Rodrigo del Magisterio de su 
Sto. Director, mas que 4 meses ; pero en tan corto tiempo adelantó tanto en la 
virtud, que mereció le nombrase por sucesor suyo el V. Pedro. En cumpli- 
miento del referido nombramiento, tomó el H. Rodrigo las riendas del gobier- 
no del Hospital de Ntra. Sra. de Betlen : formó los estatutos de la Compañía 
Betlemitica : y aprobados estos por el Ordinario, hicieron sus votos los Herma- 
nos : después se juntaron capitularmente, y eligieron Superior al mismo 
H. Rodrigo, el día 2 de Febrero de 1668. El Nuevo Prelado con todo el ardor 
de su zelo, continuó la fabrica del Hospital, casa para los Hermanos é Iglesia: 
y también fundó el Beaterío de Betl«n, para la asistencia de las muegeres con- 
valecientes. El año de 71 pasó á la Ciudad de Lima, y plantó el Instituto Betle- 
mitico en el Hospital de Ntra. Sra. del Carmen. De aquí partió para las Cor- 
tes de Madrid y Roma, á negocios de su Congregación: y superadas las dificul- 
tades, que en una y otra tuvieron sus pretensiones, se volvió á Guatemala, 
habiendo obtenido la confirmación de sus constituciones. Llegado á ésta Capi- 
tal, puso en practica las referidas ordenanzas, á principios del año de 76 : y lo 
mismo hizo en Lima, adonde pasó inmediatamente. Detúvose algunos años 
Fr. Rodrigo en el Reyno del Perú, en cuyo tiempo fundó los Hospitales de 
las Ciudades de Chachapoyas, Piura y Truxillo, y de las Villas de Cajamarca 
y Guanta. El año de 1679 fué electo Prelado del Hospital de Guatemala, sin 
embargo, que desde el año de 72 lo era universal de todos los Hospitales. 
Por los años de 81, teniendo ya la Compañía Betlemitica 8 casas, como Pro- 
curador General de ella, pasó Fr. Rodrigo á la Corte de Roma, donde ven- 
cidas insuperables dificultades, obtuvo finalmente, que N. S. P, Innocencio XI, 
por su Bula de 26 de Marzo de 87, erigiese la Compañía Betlemitica en Con- 
gregación baxo la Regla de S. Agustín, y aprobase sus constituciones. En 7 
días del mes de Mayo del mismo año, hizo su profesión el Hermano Rodrigo 
en manos del Vicario de Roma: y el 14 de Junio fué nombrado por su Santi- 
dad Primer Superior General de la expresada Congregación. No fueron me- 
nores las oposiciones, que tuvo que superar el fortisimo General de Betlen 
en la Corte de Madrid, para conseguir el pase de la Bula Innocenciana, que 
no se dio hasta el año de 96. Concluidos sus negocios regresó Fr. Rodrigo 

238 



para las Indias, y llegó á la Ciudad de México por Octubre de 96. Hizose en 
dicha Metrópoli la publicación de los Breves Pontificios, con magestuosas y 
plausibles demostraciones, y los Betlemitas profesaron solemnemente en ma- 
nos de su General. Este pasó á Lima, donde hizo la referida publicación, 
con sumo gozo y aplauso de aquellas gentes, y admitió á sus Hermanos á la 
profesión Religiosa. Después convocó á Capitulo general de toda la Religión 
el que celebró en el 
Convento de Gua- 
temala, el dia 10 de 
Diciembre de 1703. 
En este respetable 
congreso, entre otras 
cosas se determinó, 
que el Rmo. Fr. Ro. 
drigo de la Cruz, 
continuase en el ofi- 
cio de Prefecto Ge- 
neral, hasta que se 
decidiese en la Curia 
Romana, si el enun- 
ciado empleo debía 
ser vitalicio : resolu- 
ción que se confirmó 
en el 2' Capitulo Ge- 
neral, que también 
se celebró en el Con- 
vento de Guatemala 
á 25 de Octubre de 
1709. Sin embargo 
de hallarse por este 
tiempo, el citado Fr. 
Rodrigo en edad de 
71 años, y con la 
salud quebrantada, 
cxerció el oficio de 
General, con la efi- 
cacia y tezon, que 
pudiera un joven; no cesando de velar sobre el cumplimiento de las constitu- 
ciones, y remedio de los abusos : no dexando de visitar los Hospitales, y pro- 
mover los aumentos de su nueva Religión. Pero aumentándosele los años, 
y creciendo los achaques, hubieron de acabar con su preciosa vida. Pasó á 
la eterna este Varón inmortal el dia 23 de Septiembre de 1716, á los 79 años 
de su edad, 50 de su ingreso á la Compañia Betiemitica, y 29 de su Prefectura 

239 




Fray Rodrigo de la Cruz. 
Primer General de la Religión de Belén. 



I 



General. El día siguiente fué enterrado su cadáver en la Iglesia del Hospital 
de México, con la pompa, y magnificencia que correspondía, y era debida á 
su empleo, á sus raras prendas, y á sus heroycas virtudes. Continuando los 
Betlemitas sus sentidas expresiones, honraron la memoria de su amado Padre 
el dia 1^ de Octubre, en cuya función, se dixo una oración fúnebre en elogio 
del Rmo. Difunto, consuelo y edificación de sus desconsolados hijos. 

Entre los sugetos que acreditaron con sus virtudes el Instituto Betle- 
mitico, se numera Fr. Francisco de la Sma. Trinidad. Se alistó en dicha Com- 
pañía viviendo aun el V. H. Pedro. A el Religioso zelo de Fr. Francisco estuvo 
cometido el gobierno de la casa de Guatemala 16 años: debiendo la Religión 
á su activo espíritu crecidos aumentos. El año de 1696 recayó en él, conforme 
á la disposición del S. Innocencio XI, el empleo de 1- Asistente General. Fué 
este Varón cxemplar zeloso observante de su instituto en vida: y con la 
misma buena opinión, terminó sus dias felizmente. 

El Hno. José de Villela, es digno de memoria por la inocencia de su 
vida, y fervores de su espiritu. Nació en el pueblo de Chiquimula de la Sierra 
en el Reyno de Guatemala, y fué su Padre D. Lorenzo de Villela Corregidor de 
la Provincia del mismo nombre. Pocos años contaba de edad este Siervo 
de Dios, quando intentó ser admitido en la Compañía de Betlen; pero su 
agigantada virtud hizo que fueran atendidas sus suplicas. En el nuevo estado 
fué tal el empeño, con que seguía el áspero camino de la perfección Evan- 
gélica, que era la admiración y el consuelo de sus Hermanos. Aficionado de 
sus virtudes y prendas el Rmo. Fr. Rodrigo, lo llevó consigo, quando pasó 
á la fundación de Lima el año de 1671, Mas lo mismo fué llegar a la Ciudad 
de Truxillo, que enfermar de muerte el Hermano José de Villela : sin embargo 
de no tener este Bendito joven, mas que 16 años de edad, se dispuso para 
morir, con la serenidad y madurez, que pudiera un hombre anciano. Las 
grandes virtudes, y fervorosos transportes de amor de Dios, que se admira- 
ron en el tiempo de su enfermedad, hicieron formar á los vecinos de Truxillo 
tal concepto de la Santidad del Hermano Villela, que todos chicos y grandes, 
Eclesiásticos y Seculares asistieron á su entierro. El Religioso que lo confesó 
generalmente para morir, declaró para gloria de Dios, que no había hallado 
en el alma de su Siervo cosa que llegase á culpa mortal. 

Aunque en el estado Secular no podremos proponer Varones Apostóli- 
cos, ni hombres extáticos, como los que hemos mencionado hasta aqui; pero 
sí podremos mostrar, para el exemplo y edificación de todos, muchos perso- 
nages, que exercitaron con fortaleza las virtudes propias de dicho estado : 
y que en medio de las prosperidades temporales, conservaron un corazón 
humilde y caritativo, no dexandose deslumhrar del esplendor de la gloria 
mundana, ni dominar edl oro, ó de la plata. Tales han sido entre otros, el j 
Caballero Gaspar Arias Davila, que por los años de 1529, se encargó de la fabri- 
ca del Convento de S. Francisco en la Ciudad Vieja, y gastó en ella mil ducados 
de su caudal. El Caritativo Antonio Jnstiniano, de quien se refiere, que habién- 
dole el Sr, prosperado, y enriquecido sobre manera, lejos de ensoberbeserse, 
como sucede freqüentemente en el mundo, era tan humilde, que no se des- 
deñaba de asistir á los entierros, sin distinción de personas : y tan caritativo, 

240 



que á nadie que le pedía prestado se negaba, y á ninguno executó por depen- 
dencia. Este noble Caballero dio 30 mil pesos para el Colegio de la Compa- 
ñía de Jesús de Guatemala, y fundó una capellanía, para que se dixese una 
misa á las doce del día, todos los días de fiesta, en el altar de Ntra. Sra. del 
Socorro. El Piadoso Alonso de Cuellar, que destinó su casa y hacienda, para 
el edificio del Convento de Sta. Catarina Martyr de esta Ciudad. El generoso 
D. Juan de Langarica, Caballero del Orden de Calatrava, que dedicó todos 
sus bienes para la fabrica del Colegio de Christo Crucificado de esta Capital. 
Asi mismo el Noble Guatemalteco D, Pedro Cabré jo, cuyo caudal ascendía 
á 94 mil pesos, y lo destinó todo para obras pías. Finalmente ha sido hombre 
memorable el Sr. Marqués D. Juan Fermín de Ayzinena: no tanto por haber 
fundado el Marquesado de Ayzinena, el único titulo de Castilla, que tiene 
ésta Metrópoli; quanto porque en medio de su grandeza, mantuvo un cora- 
zón humilde, y un trato afable para todos : y porque lejos de hacerse esclavo 
de sus tesoros, los expendía con profusión en alivio de los necesitados. 

Se extrañará sin duda, que en este catalogo no se haya hecho mencioif 
de alguna persona del devoto sexo ; mas esto no ha sido por falta de Matronas 
ilustres en Santidad, sino por no tener noticias individuales de ellas. Son 
ciertamente muchos los Santos exemplos, que nos roban á la vista las paredes 
de los claustros; é innumerables las virtudes heroycas, que se ocultan en los 
Monasterios. Apenas sabemos los nombres del algunas Religiosas, que han 
muerto con fama de Santidad : como son en el Convento de la Concepción, la 
M. Josefa de Sfa. María, que murió el año de 1657, y 9 años después se halló 
su cuerpo incorrupto. La M. Gregoria de Flores, persona muy favorecida de 
Dios, y que murió en grande opinión de santidad el año de 1790. En el Mo- 
nasterio de Sta. Catarina Martyr, su V. Fundadora la M. Elvira de S. Fran- 
cisco, que habiendo dado exemplo en todo genero de virtudes á sus hermanas, 
por el largo espacio de 37 años que las gobernó, llena de méritos pasó á la vida 
eterna el año de 1646. En el de Carmelitas Descalzas la M. Josefa Estrada, 
y la M. Cecilia Ortiz, Religiosas de eminente Santidad. En el de Sta. Clara 
su ilustre Fundadora la M. Micaela de la Concepción, y la M. Ana María 
Loyóla, una y otra personas de rara virtud. En el de Capuchinas la M. Sera- 
fina Ortiz, que ilustrada de Dios con visiones, locuciones, y otros dones so- 
brenaturales, murió santamente por los años de 1776. Ni han faltado en el 
estado secular Matronas sobresalientes en virtud. Sabemos que el año de 
1617 y los siguientes, renunciaron las galas, vistieron el habito de la 3- Orden 
de S. Francisco, y entablaron una vida virtuosa y exemplar^ personas de la 1- 
nobleza de Guatemala : tales fueron Doña María de Toledo, Doña Magdalena 
Davcdos. Doña Ana Estrada y Doña Francisca Castilla. También tenemos 
noticia, que el año de 1732 murió la Hermana Juana Davíla, Beata de Ntra. 
Sra. de la Merced, muger muy penitente, asegurase que en 40 años no pro- 
bó carne. 

Pero aun quando no tuviéramos otra muger famosa en Santidad, que 
Doña Ana Guerra de Jesús, con solo las virtudes de esta ilustre Matrona, 
quedaría bastantemente acreditado el sexo femenino de Guatemala. Nació 
esta muger fuerte, en la Villa de San Vicente de Austria, el año de 1639. 
Desde niña mostró grande inclinación á la virtud : de edad de 5 años ya 

241 



ayunaba, con extraordinario rigor : por este tiempo todas sus platicas eran de 
cosas piadosas. No tardó el Sr. en mostrar lo mucho que amaba á esta tierna 
niña, encaminándola por la senda de la cruz : favorecióla con penosas enferme- 
dades, y con grande escasez de bienes de fortuna. Apenas contaba 8 años, 
quando murió su Madre, y quiso el Cielo experimentase todos los desamparos 
de la horfandad. A los 16 la casaron con un hombre de condición ardiente 
y precipitado, que mas que marido, fué verdugo, que acrisoló la paciencia de 
Doña Ana el tiempo de 16 años. Sintióse interiormente movida del espiritu 
del Sr. á trasladarse á la Ciudad de Guatemala, y lo efectuó el año de 1669. 
A poco tiempo de morar en esta Capital, se despareció el marido, sin que 
se supiese, que camino habia tomado. Parecía que con la ausencia de su 
esposo, serian menores los trabajos de Doña Ana; pero el Cielo no le permitía 
descanso. Primero tubo que sufrir una cruda guerra de las pasiones : después 
experimentó penosas sequedades y grandes arideces de espiritu, más amargas, 
que la misma muerte : padeció también por mas de doce años, intensísimos 
.dolores en todo su cuerpo. Purificado el espiritu de esta Matrona, con tan 
prolongado purgatorio, comenzó el Eterno á hacerle sentir las dulzuras del 
Paraíso: favorecióla con visiones, locuciones, y otros dones sobrenaturales: 
comunicóle luz sobrenatural, para conocer los interiores, y las cosas futuras : 
y le hizo otras muchas mercedes, cuya relación omitimos, en obsequio de la. 
brevedad. Finalmente llena de méritos y virtudes, pasó á los gozos celestiales 
el día 17 de Mayo de 1713. El día siguiente se hicieron sus exequias, con la 
mayor solemnidad, asistiendo á ellas las Religiones, y Caballeros, y personas 
principales de ésta República. Fué sepultado su cuerpo en la Iglesia de la 
Compañía de Jesús, en la bobeda destinada para los Religiosos. 



CAPITULO IV 

Dase noticia de algunos Moradores de esta Ciudad, que han 
prolongado su memoria con sus escritos 

Siguiendo el orden cronológico, e.l 1^ Escritor que se nos presenta en el 
Vecindario de Guatemala, es el limo. Sr. D. Fr. Bartolomé délas Casas, Primer 
Vicario del Convento de Sto. Domingo de ésta Metrópoli, y 2*^ Obispo de 
Chiapa. Destinó el Cielo á este esforzado Varón para Protector de los Indios,. 
y asi desde que pasó, siendo joven á la Española, le infundió tal amor y 
conmiseración, para con estas miserables gentes, que todo el resto de su vida 
lo empleó en procurar su bien, por todos modos. Con esta mira fué á 
España, y vino á la America siete veces : con el mismo destino atravesó este 
vasto continente, desde México hasta Nicaragua, y pasó al Perú : por el mis-^ 
mo fin vino á poblar el Convento de Sto. Domingo de Guatemala, y empren- 
dió la conquista de la Vera-paz. El zelo de la salvación de los Indios, lo im- 
pelió á tomar el habito del Orden de Sto. Domingo : este mismo lo obligó á 
admitir el Obispado de Chiapa, y por solicitar el remedio de las bexaciones^ 
que padecían los miserables Americanos, se volvió á la Corte, renunció la 
mitra, y se constituyó su Abogado perpetuo. Asi mismo, la solicitud del bien 

242 



de los Indios fué el objeto de las eruditas obras que dio á luz. De estas algunas 
se han perdido, otras existen manuscritas, y otras impresas : las mayores son 
1- Apologética historia de las calidades de las gentes de las Indias. 2- Historia 
general de las Indias. 3- De la Destrucción de las Indias. 4- De único vocationis 
modo. Murió este insigne Varón en el Convento de Ntra. Sra. de Atocha, el 
año de 1566, á los 92 de su edad. 




El Historiador Bernal Díaz del Castillo 

El II es el Caballero Bernal Diaz del Castillo. Fué este natural de Me- 
dina del Campo, y vino á las Indias en calidad de Soldado distinguido. Ayudó 
á Francisco Fernandez de Cordova, á Juan de Gri jaiva, y a Hernán Cortés 
en las Conquistas de Yucatán, México y otras. Se halló en 119 batallas, y por 
ultimo se avecindó en Guatemala, donde fué Regidor perpetuo, y donde mu- 
rió, dexando una numerosa descendencia, que dura hasta el dia: teniendo la 

243 



gloria, de que tres de sus nietos fuesen Deanes de ésta Sta. Iglesia. Pero lo j 
que ha hecho mas célebre el nombre de Bernal Diaz del Castillo, ha sido la 
obra que escribió, é intituló Verdadera Historia de la Conquista de Nueva Es- 
paña: generalmente apreciada por la sinceridad y veracidad, que se vé en ella. 

El III es el P. Presentado Fr. Antonio Remesal, natural de la Villa de 
AUariz, en Galicia, hijo del Convento de Salamanca, donde profesó el año 
de 1593, Vino á esta Ciudad el año de 1613, y admirado de la Religiosidad, y 
puntualisima observancia del Convento de Sto. Domingo, y de toda la Pro- J 
vincia de S. Vicente, determinó hacer apuntes de las actas de los Capitulos, 
por donde se gobierna la referida Provincia. Con este intento comenzó á re- 
gistrar papeles, y habiendo el Sr. Presidente franqueado los archivos, se halló 
con suficiente material, para hacer una prolixa historia de la Provincia de 
S. Vicente, de Chiapa y Guatemala: dando también noticia de los principios 
de las otras Provincias, que tiene su orden en las Indias Occidentales: y de 
la fundación de las principales Ciudades de éste Reyno. Partióse de esta 
Metrópoli el Presentado Remesal el año de 1616, y habiendo concluido su 
obra en la Provincia de Oaxaca, pasó á México, donde logró su historia la 
aprobación del M. R. P. Fr. Juan de Torquemada, célebre historiador del 
orden de San Francisco. Después se encaminó para la Corte de Madrid, y 
la imprimió el año de 1619. 

El IV D. Felipe Ruiz del Corral. Fué Dean de ésta Sta. Iglesia Catedral, 
desde el año de 1604, hasta el de 36 en que murió. También fué uno de los 
primeros Catedráticos del Colegio de Sto. Tomas de Guatemala, y el 1- que 
se graduó de Doctor en él. Escribió un arte, y un vocabulario para los Curas. 
Un tratado del culto y veneración de la Iglesia. Otro de cosas Eclesiásticas 
de Indias. Y dos tomos de consultas y sermones. 

El V el P. Manuel Lobo de la Compañía de Jesús, que murió en Gua- 
temala el año de 1687, después de haber edificado con sus virtudes, é ilustrado 
con su Doctrina dicha Ciudad, mas de 30 años. Este V. Religioso habiendo 
sido Director del Hermano Pedro de S. José de Betancurt, casi todo el tiempo 
que vivió en esta Metrópoli, para satisfacer los deseos de este vecindario es- 
cribió un breve compendio de la vida del enunciado Siervo de Dios, que se 
imprimió en Guatemala el año de 1667, y se reimprimió en Sevilla el de 1683. 

El VI el P. Antonio de Siria, también Jesuíta, y Prefecto de la Congre- 
gación de la Anunciata de esta Ciudad. Escribió la vida de la ilustre Matrona 
Doña Ana Guerra de Jesús, que se imprimió en Guatemala el año de 1716. 

VII el P. Alonso de Arrivillaga, de las primeras familias de Guatemala, 
habiendo tomado la ropa de Jesuíta, fué por su conducta, virtudes y letras, 
elevado al empleo de Provincial de Nueva España. Escribió un Curso de 
artes, y otras obras. 

244 



VIII el P. Fr. Francisco Vasquez, natural de ésta Ciudad, é hijo del 
Convento de S. Francisco. Siguió la carrera de Lector, hasta jubilarse: sir- 
vió los oficios de Comisario de la 3- orden, Guardián de los Conventos de Gua- 
temala, y S. Salvador, Comisario Visitador de la Provincia de Nicaragua, 
Custodio de la de Guatemala y su Cronista. Como tal compuso la Crónica de 
la citada Provincia del Dulcisimo Nombre de Jesús de Guatemala, en que des- 
cribe su historia, desde que se comenzó á tratar de su fundación, hasta el año 
de 1716, en que se dio á la estampa el 2- tomo. 

IX. D. Francisco Antonio de Fnentes y Guzman, natural de la Ciudad 
de Guatemala, su Regidor Perpetuo, y Cronista General. Escribió la historia 
del Reyno de Guatemala, en 3 tomos en folio; mas esta obra no ha salido á 
luz hasta el dia: guardanse en los archivos de la Ciudad los dos primeros 
tomos. 

X el P. Juan Antonio de Obiedo, natural de la Ciudad de Sta. Fé de 
Bogotá. Habiendo venido á Guatemala siendo joven, fué el 1^ que se graduó 
de Doctor, con todo el rigor de las Constituciones, en ésta Universidad. Des- 
pués tomó la sotana de Jesuíta, en el Colegio de Guatemala, en virtud de es- 
pecial licencia del Provincial, y pasó á hacer su noviciado á México. Dióle 
la obediencia varios empleos: entre estos, el de Procurador de su Provincia 
en las Cortes de Madrid, y Roma, y el de Provincial de Nueva España. Murió 
de edad de 87 años, el de 1757. Escribió varios opúsculos, que se han dado á 
la prensa, cuyos títulos son Succus moralis, Vida de la Virgen, Sodiaco Ma- 
riano, El Apóstol Mariano, El Devoto de la Santisima Trinidad, Espejo de la 
juventud, Menologio, vida del P. Nuñez, 3 tomos de sermones, y otros. 

XI D. Blas de Pineda y Pólanco. De este curioso Escritor no tenemos 
mas noticia, que la que dá en su Diario Don Antonio Rodríguez de la Campa. 
Dice este fiel apuntador, que el año de 1737, visitó al citado D. Blas, que vivía 
en el Barrio de los Remedios, en una casita á modo de bosque : que por este 
tiempo contaba 97 años de edad, y tenia la cabeza blanca como una nieve; 
pero se hallaba muy en su acuerdo, y con la vista perspicaz. Refiere que le 
enseñó una obra que habia escrito, y constaba de 27 tomos abultados : estaba 
dispuesta en forma de Diccionario, con mucha curiosidad: la letra era pere- 
grina, y se hallaba ilustrada la obra con muy buenos dibujos, que representa- 
ban animales, y otras cosas. Aseguróle que tenía compuesto otro igual nume- 
ro de tomos, en que trataba de la naturaleza y propiedades de los Indios. 

XII D. Juan de Padilla, Clérigo Presbítero, natural de Guatemala, y 
Maestro de Ceremonias de su Sta. Iglesia Catedral. Eclesiástico de muy bue- 
na conducta, instruido en la Teología, y Stos. Padres. Pero lo que nos debe 
inspirar el mas alto concepto de su ingenio y aplicación, son los grandes pro- 
gresos que hizo en las Matemáticas, sin maestro, y con muy pocos libros. Ase- 

245 



guran personas fidedignas, que escribió muchos, y muy curiosos tratados sobre 
estas materias; pero en el dia no se encuentran de las obras de este insigne 
Varón, mas que un tratado sobre las reglas principales de la Aritmética Prac- 
tica, impreso en Guatemala año de 1732. Murió á 17 de Julio de 1749, de mas 
de 65 años de edad. 

XIII el P. Fr. Juaquin Calderón de la Barca, Criollo de esta Ciudad, é 
hijo del Convento de S. Francisco : en el sirvió el oficio de Maestro de jóvenes 
del Colegio de S. Buenaventura: también fué Predicador General, y Definidor 
de ésta Provincia. Religioso de vida muy exemplar y penitente, y como tal 
venerado, y respetado asi de los Religiosos, como de los Seglares. Compuso 
una exposición de la Regla de S. Francisco, para los Frayles de Indias, que 
hace un tomo en quarto, y fué escrita el año de 1735, y otro tomo en folio, 
en que trata de la Aritmética común, y de la Astronómica, de la Trigonome- 
tría, y de la Astronomía Practica, con 84 tablas, que contienen las Efemérides 
de Guatemala. 

XIV el P. Fr. Raymnndo Leal, del Orden de Sto. Domingo, de nación 
Perulero. Escribió un tratadito, que dio á la estampa, intitulado Monumenta 
Edesice Guatemalensis: en él da noticia de los SS. Obispos, que han gober- 
nado la expresada Iglesia, hasta el Sr. D. Fr. Pedro Pardo de Figueroa, de sus 
hechos mas notables, y de las circunstancias mas particulares de sus vidas. 

XV el P. Fr. Pedro Sapien, de la misma orden, natural de ésta Ciudad, 
dio á la estampa un curso de Filosofía Peripatética. 

XVI el P. Fr. Miguel Francesch, también de la Orden de Predicadores. 
Nació en el Principado de Cataluña, y vino á esta Metrópoli el año de 1752. 
Su buena conducta y literatura le grangearon la estimación publica. En su 
Convento obtuvo el grado de Maestro, y entre otros cargos, le fió la obedien- 
cia el de Prior de la casa de Guatemala. La Universidad lo condecoró con el 
grado de Doctor, y le dio también la Regencia de la Cátedra de 1' de Teología, 
que sirvió hasta jubilarse. Escribió un Curso de artes, que se imprimió en 
4 tomos en quarto. Murió el año de 1783, con muy christianas disposiciones. 

XVII el P. Fr. Alonso Flores, hijo de la Ciudad de Guatemala, y del 
Convento de S. Francisco: Religioso de buena conducta: fué Catedrático de 
lengua Kachiquel en esta Universidad, y compuso el arte para aprender dicho 
idioma, que se dio á la prensa en Guatemala, y ha sido muy útil, para los que 
se aplican al estudio de la expresada lengua. También escribió un tomo en 
folio, que intituló Teología de los Indios, y es una exposiciooi de la Doctrina 
Christiana, acomodada á la capacidad de estas gentes. Murió el año de 1772. 

XVIII el P. José Ignacio Valle jo. Nació este Insigne Varón en el Obis- 
pado de Guadalaxara, en la América Septentrional, el año de 1718. Ha- 
biendo entrado en la compañía de Jesús, vino al Colegio de Guatemala, el 

246 



año de 52. Y en 15 años que lo habitó, fué sucesivamente Catedrático de 
Retorica, Filosofía y Teología: Prefecto de la Congregación de la Anunciata, 
y Rector del Colegio de S. Francisco de Borja. Transportado con sus Herma- 
nos el de 67 á la Italia, dio á conocer al mundo su vasta erudición, y fina crí- 
tica, en las celebradas obras que dio á luz, con el titulo de vida de Sr. S. José, 
y vida de Ntra. Sra. Murió en Bolonia á 30 de Mayo de 1785. 

XIX el P. Rafael Landivar, 
natural de Guatemala, de fa- 
milia distinguida. ^^^ Siendo 
aun muy joven, recibió el grado 
de Maestro en artes, en esta 
Universidad. Tomó después la 
ropa de la Compañía de Jesús ; 
y remitido por la obediencia al 
Colegio de Guatemala, enseñó 
€n él Retorica, Filosofía y Teo- 
logía, y fué Prefecto de la Con- 
gregación de la Anunciata, y 
Rector del Colegio de S. Fran- 
cisco de Borja. Pasó á la Italia 
con todos los individuos de su 
Orden, el año de 1767, donde 
vivió, y murió virtuosamente. 
Este Ilustre Guatemalteco es 
Autor del Poema Latino intitu- 
lado Rnsticatio Mexicana, im- 
preso en Bolonia año de 1782. 

XX D. Pedro José Arrece, 
Clérigo Presbítero, Criollo de 
Guatemala, y de noble estirpe. 
Sirvió con reputación los ofi- 
cios de Promotor Fiscal, y Se- 
cretario de los SS. Arzobispos 
D. Cayetano Francos y Monroy, 
y D. Juan Félix de Villegas, es- 
cribió un opúsculo, que se dio 
á la estampa el año de 1786, 

intitulado Rudimentos Fisico Canónicos Morales: obra á la verdad, de muy 
corto volumen; pero de grande utilidad : pues en ella se encuentran resuel- 
tas con bastante claridad muchas de las questioñes, que mueven los Teó- 
logos, acerca del bautismo de los fetos abortivos, y de la necesidad de 
la operación Cesárea, cuya practica se vé también explicada en el citado 
opúsculo. 




Busto de Landivar en la Ciudad de Bolonia 



(1) De este insigne poeta guatemalteco se ha escrito mucho en estos últimos tiempos, obte- 
niéndose datos en el Archivo Colonial. (V. M. Díaz). 



247 



XXI el P. Manuel Iturriaga, Jesuíta. Nación en el Reyno Mexicano, vino 
al Colegio de Guatemala á regentar las Cátedras de Retorica y Filosofía, por 
los años de 1756. El de 67 fué llevado á la Italia, donde ha publicado varios 
tratados, en defensa de la Religión, por los que ha merecido, que N. S. P. Pío 
VI le dirigiese dos breves llenos de gratitud y benevolencia: ^^^ y que N. C. 
M. Carlos III le doblase la pensión. 

XXII el P. Fr. Pedro Mariano Iturhide, Natural de ésta Ciudad, de fa- 
milia noble. Religioso Misionero del Colegio de Christo Crucificado. Varón 
exemplar, que habiendo servido en su Colegio los oficios de Guardián, Comi- 
sario Visitador y Presidente de Capítulo, y Comisario de Misiones, con grande 
edificación de sus Hermanos : habiéndose igualmente empleado con ardiente 
zelo en el exercicio de las Misiones, asi entre fieles, como infieles : como ulti- 
mo rasgo de su Caridad para con el Próximo, dio á luz el a^o de 1788 un 
quadernito, que intituló Breve, y Diminuto compendio de la obligación, que 
hay de bautizar los fetos: en que con la mayor claridad explica el modo de 
conferir el enunciado Sacramento á los niños, que ya están nacidos; como se 
ha de hacer con lo que es necesario practicarlo al tiempo del nacimiento; 
como con los fetos abortivos, y como á los que no pudieron nacer, por haber 
muerto la Madre. Papel cuya utilidad ha acreditado la experiencia : pues son 
muchas las personas, que con solo este opúsculo, que no llena dos pliegos de 
papel, han dirigido felizmente la operación Cesárea. 

Fuera de los mencionados, tiene Guatemala otros Escritores, cuyo elo- 
gio omitimos, por no ofender su modestia, pues viven aun el día de hoy. 
Tales son el P. Dr. Fr. Juan Terrasa, que ha dado á luz un curso de Filosofía 
Escolástica. El P. Dr. Fr. Carlos Cadena, que ha impreso un tratadito devoto, 
que contiene meditaciones sobre la vida de Ntra. Sra. para todos los días del 
mes. El P. Dr. Fr. José Antonio Goicoechea, que compuso un Curso de artes, 
que aunque no se dio á la estampa; tiene la gloria de ser el primer Curso de 
Física Experimental, que se leyó en esta Universidad : también escribió una 
memoria sobre los medios de extinguir la mendicidad en esta Capital, que 
se imprimió el año de 1797 ; igualmente es autor de algunas otras piezas lite- 
rarias, que han salido en la Gazeta de Guatemala. El P. M. Fr. Miguel Dighe- 
ro, que ha escrito un libro piadoso intitulado año santificado. El P. Fr. Andrés 
Rhodas, que ha dado á luz un Dialogo, en que se explica el Kalendario Ro- 
mano, y las tablas del Computo Eclesiástico, el año de 1805. El Dr. D. Antonio 



(1) Nota: uno de estos Breves es de el tenor siguiente: Pius PP. VI. — Dilecto Filio Emma- 
nueli Mariano de Iturriaga. 

Dilecte Fili salutem, et Apostolicam Benedictionem. 

Quanto religionís accendaris amore, ut intemerata sint Ecclesiae jura, praeclaro argumento est 
postrema elucubratio á te promulgata, quae sacerdotalem in christianorum matrimonia exornat, atque 
vindicat potestatem. Opus á te dono acceptum maturé perlegere estudebimus: pauca interim, quae 
de eo delibavimus judicium jam faciunt pietatis tuae, quae ubi Dei causam agendam sentit, fortem, 
atque implacabilem exerit animum: quum autem id recte componi cum Charitate et possit, et deceat, 
hanc quoque laudem, á novo opere in te esse derivaturam cupimus majorem in modum, tibique pignus 
damus enixé, qua te prosequimur benevolentiae nunere Apostolicae Benedictionis, quam intimo cordis 
effectu tibi, dilecte Fili, peramanter impertimur. Datum Romae apud S. Mariam Majorem XI Kal. 
Sept. MDCCLXXXVII. Pontificatus Nostri anno Decimotertio. 

Calistus Marinius ab 
Epistolis latinis Sanctissimi. 

248 



García Redondo ha publicado el año de 1799 una memoria sobre el fomento 
de las cosechas de Cacao. El Dr. Mafias de Cordova ha dado á la prensa un 
tratadito, sobre el modo de leer con utilidad los Autores antiguos de Oratoria, 
y es también Autor de una memoria sobre las utilidades que resultan, de que 
los Indios vistan á la Española, que ha premiado la Real Sociedad Económica 
de Guatemala, el año de 1797. 

CAPITULO V 

De los vecinos de esta Ciudad, que la han ilustrado con sus 
hazañas, en el exercicio de las armas 

De los Vecinos Beneméritos del Reyno de Guatemala, me parece son 
los mas olvidados, los que lo han servido en el exercicio militar : y á la verdad, 
son muy acreedores á nuestro reconocimiento, y muy dignos de memoria unos 
hombres, que extendieron en gran manera los limites de la Monarquía Es- 
pañola, y agregaron á la Iglesia Católica innumerables almas, á costa de su 
sangre, y de los mayores trabajos, hambres, heridas, soles, cansancio, y otras 
mil molestias ; pero sin embargo de todas las razones, que hay para tener muy 
presente el mérito de los referidos héroes, apenas se saben sus nombres, y 
aun sus mismos descendientes ignoran el ilustre tronco de donde proceden. 
Para desagraviar á estos Padres de la Patria de tan injurioso olvido, daremos 
en el presente capitulo un breve Índice de los conquistadores, que mas glo- 
riosamente trabajaron en la reducción de estas Provincias, indicando al mismo 
tiempo las familias que 'descienden de ellos : con la advertencia, que no inten- 
tamos dar razón de todos, sino de aquellos mas sobresalientes y de quienes 
hemos encontrado noticias mas distintas : poniendo por garante de la verdad 
de lo que referimos al Cronista D, Francisco Fuentes, de cuyos manuscritos 
hemos tomado las noticias, que comunicamos en este capitulo. 

El primer lugar entre estos ilustres Varones corresponde sin disputa, 
al Adelantado de Guatemala D. Pedro de Alvarado; pero de este valiente Cam- 
peón hemos dado larga noticia en el Capitulo P Por lo que toca á su descen- 
dencia, esta solo quedó por Doña Leonor de -Alvarado Xicotenga, habida sien- 
do soltero, en Doña Luisa Xicotenga, hija del Sr. de Tlaxcala y Sempoal : esta 
ilustre Dama casó con D. Pedro Portocarrero, y en segundas nupcias con D. 
Francisco de la Cueba, sobrino del Duque de Alburquerque : de cuyo matrimo- 
nio viene la descendencia de D. Pedro de Alvarado, y no por otra parte: pues 
aunque el Adelantado casó primero con Dña. Francisca, y después con Dña. 
Beatriz de la Cueba, la V no tuvo hijos, y la 2- aunque tuvo dos, murieron sin 
sucesión. 

II D. Pedro Portocarrero, de ilustre sangre, como que era de la casa del 
Conde de Medellin : vino con D. Pedro de Alvarado, fué electo Regidor de esta 
Ciudad el dia que se crió su Ayuntamiento : y en los años siguientes, unos 
fué Alcalde, otros Regidor: el año de 1526 antes de salir el Adelantado para 
México, lo nombró Alcalde, y Teniente de Gobernador y Capitán General. Al 
valor y pericia militar de este Caballero, se debió la conquista de Guazaca- 

249 



pan, y de otros pueblos de la costa del mar del sur: este esforzado Capitán 
subyugó á los Indios del Señorío de Sacatepeques, que se habian alzado : él 
finalmente tuvo la gloria de vencer y prender á los Reyes Sinacan y Seque- 
chul, que se habian sublevado. Murió por los años de 1536, ó poco después, 
sin sucesión: 

III. Jorge de Alvarado, Hermano de D. Pedro, se embarcó en la Havana 
con Cortés, y sus quatro hermanos : sirvió con reputación en la conquista de 
Nueva España. Pasó á este Reyno con el Adelantado, y sirvió en el con rara 
prudencia y valor, asi en guerra, como en paz : pues en la conquista de Es- 
cuintepeque, y los otros pueblos de la costa del mar del sur, peleó con gran 
denuedo y valentía: y habiéndolo nombrado Marcos de Aguilar Teniente de 
Justicia Mayor y Gobernador de este Reyno el año de 527; se portó en este 
empleo con gran tino y prudencia: en el tiempo de su gobierno se le dio 
asiento fixo á la Ciudad de Guatemala, y Jorge de Alvarado fué el que la man- 
dó delinear, y el que envió Caballeros, que fundasen la Ciudad de S. Salvador: 
el finalmente hizo otras muchas cosas, que harán venerable su memoria. No 
contento con lo que habia servido al Rey en esta America, pasó á la Meridio- 
nal, donde siguió constantemente el partido /del Rey^ y fué herido por los 
rebeldes en la batalla de Añaquito, Este Ilustre caballero casó en México con 
hija del Tesorero Alonso de Estrada, en quien tuvo un hijo, que también se 
llamó Jorge, de quien descienden los Alvarados Villacreses Cueba y Guzman. 
También fué casado con Doña Lucia Xicotenga Tecubalsi, hija del Sr. de Tlax- 
cala, y hermana de Doña Luisa Xicotenga, madfe de Doña Leonor de Alva- 
rado: de este matrimonio les nació una hija, que habiendo casado con Fran- 
cisco Xirón Manuel, tuvo por hijo á Pedro Xiron de Alvarado, Abuelo de 
Doña Isabel Xiron de Alvarado, que casó con D. Juan de la Tobilla y Galves, 
y es tronco de las numerosas familias de Tobillas, Alvarez de Vega y Toledo, 
Montufares, Batres, Delgados de Naxera, y Larraves. Y también traen su 
origen del expresado Pedro Xiron de Alvarado los Xirones de la Provincia 
de Nicaragua. 

IV Juan Peres Dardon : este Caballero, ó fuese por lo que habia servido 
en las guerras, que tuvieron los Españoles en la entrada de este Reyno, ó por 
conocimiento, que D. Pedro de Alvarado tuviese de su prudencia y madurez, 
fué nombrado Regidor de ésta Ciudad : oficio que como el de Alcalde Ordinario 
sirvió muchos años. Sin hablar de las campañas en que se halló de subalterno 
de otros Capitanes; excrció con gran valor y glorioso éxito, el oficio de Cabo 
principal del exercito en la conquista de Jumai, y en la guerra contra los 
Indios del Señorío de Petapa, que se alzaron contra su Cacique, por haberse 
este sujetado á los Españoles. De este ilustre Conquistador quedó sucesión, 
que duró por vía de Varón hasta fines del siglo 17, que terminó en el Maestres- 
cuela de esta Santa Iglesia Dr. D. Lorenzo Pérez Dardon, y el exemplar 
Sacerdote D. Luis Dardon. Bien que por linea de Mugeres, permanece hasta 
el dia en las familias de Salazar Monzalve, y Delgado de Naxera. 

250 



V Gonzalo de Oballe, también sirvió á esta República con reputación 
repetidas ocasiones, en los oficios de Alcalde Ordinario y Regidor: y en la 
sublevación de los Indios Kachiqueles fué nombrado Cabo principal de uno 
de los tercios del exercito Español, empleo que sirvió con valor y constancia. 
La sucesión de este Caballero se continuó por vía de Varón hasta el siglo 18. 

VI Gaspar Arias D avila, de los primeros vecinos de Guatemala, y su 
Alcalde Ordinario los años de 528, y 529, y Regidor perpetuo de su Cabildo. 
Fué de Cabo principal á la conquista de Uspantan. De este Conquistador pare- 
ce que descienden los Tobillas y demás familias, de que se habló en el 
numero 3*^ 

VII Antonio de Salazar, Regidor de esta Ciudad sirvió con gran tino y 
acierto, asi en lo político, como en lo militar. Fué de Cabo principal á la con- 
quista de Sacatepequez. De este Caballero desciende por via de Varón la fa- 
milia de Salazar Monsalve, y por la de hembra la de Delgado de Naxera. 

VIII Hernando de Chaves, Capitán de las conquistas de México y Gua- 
temala, sirviendo siempre en la Caballería: á este Capitán se encargaron las 
facciones mas arduas y arraigadas, y siempre salió con aire de todas : sirvió de 
Cabo de-.un tercio de Caballería contra los Kachiqueles rebelados, y contra los 
de Sacatepeques : este soldado valeroso concluyó gloriosamente la dificultosa 
guerra de Esquipulas, y el arduísimo asedio, y conquista de la gran Ciudad de 
Copan. Su hija Doña Catarina de Chaves y Vargas, casó con D. Rodrigo de 
Fuentes y Gusman, y otra hija casó con D. Pedro de Aguilar : troncos de donde 
procede la descendencia de este Conquistador. 

IX Sancho de Baraona, sirvió con honor por lo militar en varias faccio- 
nes, especialmente en la guerra de Sacatepeques. Y por lo político en los 
oficios de Sindico Procurador, y Alcalde Ordinario. Su descendencia ha 
permanecido por muchos años en ésta Ciudad, en la noble estirpe de Baraona. 

X Gaspar de Polanco, Caballero de ilustre familia sirvió con honor 
varios empleos militares, y ayudó a la conquista de Copan: fué muchas 
ocasiones Alcalde Ordinario. Terminó su Varonía en D. Fernando de Polanco ; 
pero se continuó la sucesión por hembra en Doña Barbara de Polanco, de 
quien descienden los Alvarados Villacreces Cueba y Guzman, de quienes se 
habló en el numero 3° 

XI Pedro de Cueto, sirvió en todas la sconquistas de estos Reynos con 
muchos y grandes créditos ; y con igual tezon y zelo, desempeñó en lo político 
los oficios de Alcalde Ordinario, y otros que se le encargaron. Se ha continua- 
do su sucesión por muchos años, en la familia de Medina Cueto. 

XII Francisco Arevalo, sirvió esmeradamente y con el mayor calor, asi 
en tiempo de paz, como de guerra. De este Conquistador quedó conocida des- 

. ccndencia por hembra en las familias de Lara Mogrobejo, Vasquez y Medina. 

XIII Bartolomé Bezerra, Conquistador de estos Reynos, sirvió en varias 
expediciones, especialmente en la jornada que se hizo, para subjugar á los 
Indios de Sacatepeques, que se habían sublevado el año de 1526, en que fué 
uno de los Cabos principales : fué repetidas veces Alcalde Ordinario : portán- 
dose en todos estos cargos con honor. Dexó larguísima sucesión, pues á mas 

251 



de los Bezerras, que proceden de este Caballero por via de Varón; habiendo 
casado su hija mayor Teresa de Bezerra con el Conquistador Bernal Diaz del 
Castillo, tiene por descendientes las familias de Castillos, Careamos, Alvarado 
Villacreses Cueba y Guzman, y Fuentes y Guzman. 

XIV Francisco de Castellanos, primer Tesorero de la Real caxa de 
Guatemala : este Cabellero concluyó la expugnación de Uspantan, que había 
comenzado Gaspar Arias. A Francisco de Castellanos debe este Reyno el 
trigo que lo alimenta, pues el lo traxo de España. Sus descendientes se 
apellidan Enriquez de Castellanos, y Orozco Castellanos. 

XV Pedro Gonzales Naxera, se halló en varias expediciones militares, 
y fué de Cabo de un tercio de soldados, que envió D. Pedro de Alvarado á re- 
forzar el exercíto, que entendía en la conquista de Sacatepeques ; pero el hecho 
que mas honor hace á este Conquistador, y de cuya noticia no podemos defrau- 
dar á la posteridad, es el que vamos á referir. Por los años de 1526 se hallaban 
los vecinos de Guatemala en el mayor conflicto que jamas se han visto: pues 
sublevados casi todos los Indios del Reyno, desde Chaparrastique (hoi S. 
Miguel) hasta Olintepeque, habían jurado acabar con los Españoles : y estos 
se hallaban encerrados en el recinto de la Ciudad de Guatemala, cercados de 
enemigos, faltos de Caballos, escasos de vituallas, esperando terminar sus 
vidas dentro aquellos muros. ^^^ Quisieran dar aviso á D. Pedro de Alvarado, 
que corrían voces se había embarcado para México; pero estaban tomadas 
todas las vías, y ocupadas las sendas por los Indios alzados. Celebróse una 
junta militar, en que opinando con variedad los Cabos, Pedro González Naxera 
prorrumpió en estas palabras: Si el haber de morir todos nosotros sitiados 
dentro de esta Ciadad en su defensa, y por su conservación será ¿loria; 
guanta mayor corona conseguiría, el que por asegurar la vida de todos, y esta- 
blecer la fé, y el dominio de nuestro Rey osase á penetrar por entre tantas 
huestes de Barbaros armados, para traer el socorro, que se pretende de Méxi- 
co. Ya la paciencia y tolerancia Castellana, sufriendo baldones de esta canalla, 
ha llegado hasta los términos del valor y la constancia: yo pretendo morir á 
manos de estos aleves, por la defensa de la Patria, y seguridad de tantos 
compañeros ilustres. Escríbanse las cartas para Don Pedro de Alvarado, que 
yo me ofresco á partir para México, y ponerlas en sus manos. Atónitos y 
confusos quedaron todos los de la junta, al oir la resolución y bizarría de este 
verdadero Patriota. Pero el Regidor Don Pedro Portocarrero, con la madurez 
que le era natural, hizo presente á toda aquella asamblea el peligro á que se 
exponía la República de perder un vecino como Pedro González Naxera di- 
ciendo : Si con morir un hombre de tanto valor y nombre á manos de la teme- 
ridad se soldaran las quiebras de todo un Reyno, pudiera ser permitido tal 
arrojo; pues ya hubo muchos, que por salvar á los suyos, entregaron sus cue- 



(1) Nota: en el cap. 11 del trat. 2? fol. 159, hablando de esta memorable sublevación de los 
Indios Kachiqueles, hemos asentado con el Cronista Fr. Francisco Vasquez tom. 1? lib. 19 cap. 14, 
que quedó la Ciudad de Guatemala, en esta ocasión desierta, y sus habitadores fugitivos; pero nos ve- 
mos en la necesidad de corregir la plana á este Historiador: pues hallándose Cabildos celebrados 
en la Ciudad de Santiago de Guatemala los dias 23, y 26 de Agosto de 1526, tiempo en que estaba 
en su mayor fuerza la rebelión de los referidos Indios, no se puede decir que estaba desierta la 
Ciudad: por lo que nos pareció mejor, y mas bien fundado el parecer del Cronista D. Francisco de 
Fuentes, que asegura como hemos dicho en este lugar, que estaba la Metrópoli de Guatemala circunva- 
lada de Indios enemigos, que no daban paso ni para entrar, ni para salir. 

252 



líos al cuchillo; pero si el morir el Cap. Pedro González Naxera á manos de 
los rebeldes, solo ha de servir de perder el valor de su brazo, quedándonos en 
los propios lances sangrientos que ahora experimentamos, es excusable 
hablar mas palabra en lance tan arriesgado y tan incierto. Pero este valeroso 
Capitán picado del punto y crédito de su sangre, respondió intrépido y arroja- 
do, que si de lo que proponía su zelo, y seguridad del suceso, por ser causa 
de Dios que le movia, y el servicio del Rey que le alentaba, podía dudarse, ó 
recelar su execucion, que sin las cartas, con solo el crédito de su verdad, se 
pondría en Me:xico con eí aviso de aquel trabajo. Oida la determinación de 
Pedro González Naxera, el Teniente General Gonzalo de Alvarado le agra- 
deció de parte del Rey servicio tan señalado, y entregadas las cartas para D. 
Pedro de Alvarado, que creían en México, esperaban con ansia la hora de su 
salida, por ver como se armaba contra las flechas y demás armas de los In- 
dios. Mas el espíritu esforzado de este Caballero no permitiéndole poner dila- 
ciones, á la execucion de sus intentos, hizo que aquella misma noche se pre- 
sentase en el salón de Palacio, donde estaba el Teniente General con otros 
muchos Caballeros, de quienes se dexó ver de despedido, al uso de los Indios 
Barbaros, desnudo y embijado el cuerpo de negro, cubiertas con una toalla 
las partes vergonzosas, el pelo trensado con una cinta de Chuchumite, el rostro 
sin bija, por que era muy trigueño, y al hombro su carcax, arco y una sebade- 
rilla con mais tostado. Armado de esta suerte salió de Guatemala Pedro 
González Naxera, y con el favor Divino, pasó sin ser conocido, por los mismos 
exercitos de los rebeldes, á quienes hablaba algunas gerigonzas, y hacía señas 
como que venía del Oriente, y de esta manera fué atravesando por los pue- 
blos alzados, socorriéndole los mismos Indios, hasta llegar á Teguantepeque : 
aqui se proveyó de Caballo, se vistió á la Española, y pasó por la posta á Méxi- 
co; pero no halló á D. Pedro de Alvarado, por que este á la sazón caminaba 
de la Choluteca para Guatemala. La singularidad de este pasage de nuestra 
historia nos ha obligado á detenernos en su narración mas de lo que acostum- 
bramos. La sucesión de este Conquistador se conservaba á fines del siglo 17- 
en la familia de Velez Naxera, hoy parece que se ha extinguido enteramente. 



CAPITULO VI 

Comprehende algunas Tablas Cronológicas 
m 

1^ TABLA 

De los Visitadores que ha tenido este Reyno 

Visitador Francisco de Orduña, se presentó en este Cabildo, á 14 de 
Agosto de 1529, con una provisión de la Real Audiencia de México, en que le 
nombra Juez de Residencia de Jorge de Alvarado, y Teniente de Capitán 
General de este Reyno, y hecho el juramento acostumbrado, fué admitido 
á dicho cargo. 

253 



2. El Lie. Alonso de Maldonado, Oidor de la Audiencia de México, se 
presentó en Cabildo á 10 de Mayo de 1536, con Real cédula firmada de la 
Reyna, su fecha en 27 de Octubre de 1535, en que se le manda pase á esta 
Ciudad, á tomar residencia á D. Pedro de Alvarado del tiempo de su gobierno. 

3. El Lie. Francisco Briceño de Coca, vino el año de 1563 de Juez de 
Residencia del Presidente Juan Nuñez de Landecho, y Visitador de la Real 
Audiencia, con orden de trasladarla á la Ciudad de Panamá, como lo efectuó. 

4. El Dr. Francisco de Sandé, llegó á esta Capital el año de 1592, con 
el titulo de Visitador y Juez de Residencia, contra el Presidente Pedro Mayen 
de Rueda. 

5. El Lie. Juan de Ibarra, Oidor de la Real Audiencia de México, y 
Visitador de la de Guatemala, y del Conde de la Gomera su Presidente, vino 
á esta visita por los años de 1614. 

6. El I. Sr. Dr. D. Juan de Sto. Matia Saenz Mañosea Obispo de Gua- 
temala, en 28 de Octubre de 1670 recibió cédula, en que lo nombra S. M. Vi- 
sitador y Juez de Residencia de el Presidente D. Sebastian Alvarez. 

7. El Lie. D. Lope de Sierra Osorio, Presidente de Guadalaxara, vino 
de Visitador de el Presidente D. Fernando de Eseobedo, por los años de 1678. 

8. El Lie. D. Juan Miguel Augurto y Alaba, Oidor de la Audiencia de 
México, se le cometió la conclusión de la Visita del Sr. Eseobedo, á cuyo efecto 
llegó á esta Ciudad el año de 1682. 

9. El Lie. D. Fernando López Ursino y Orbaneja, Oidor de la Real 
Chaneillería de México, vino el año de 1691 de Visitador de el Presidente D. 
Jacinto de Barrios Leal, y concluida la visita el año de 1694, fué repuesto en 
la Presidencia el Sr. Barrios. 

10. El Lie. Tequeli (Licenciado don Francisco Gómez de la Madrid), 
vino en tiempo de la Presidencia de D. Gabriel Sánchez de Berrospe. 

11. El Lie. D. José Osorio Espinoza de los Monteros, Oidor de México, 
vino de Visitador de este Reyno el año de 1704, á tiempo que se hallaba vaca 
la Presidencia, y asi lo gobernó hasta el año de 1706 que vino Presidente. 
Desde este tiempo ya no se ha visto Visitador en Guatemala. ^^^ 

II TABLA 

De los Regentes de esta Real Audiencia 

Nuestro C. M. Carlos III por decreto de 11 de Marzo de 1776, se sirvió 
aumentar en todas las Audiencias de la America |a plaza de un Regente: 
mandando se hiciese instrucción, por la que constasen las funciones, facul- 
tades, y preeminencias de este empleo: la que fué aprobada y mandada ob- 
servar, por cédula de 20 de Junio del mismo año. En conseqücncia de esta 
Real disposición, se nombró por primer Regente, para la Chaneillería de este 
Reyno al Sr. Dr. D. Vicente de Herrera, quien tomó posesión de dicho empleo 
por Enero d-e 1778. Y desde este tiempo, hasta el presente ha tenido la Real 
Audiencia de Guatemala los Regentes que siguen: 



(1) Licenciado José Osorio Espinoza de los Monteros. — Véase el tomo II, página 13, nota 
19, donde hay más datos sobre este letrado. (V. M. Díaz). 

254 




Carlos III 



255 



1- D. Vicente de Herrera, Caballero del Orden de Carlos III. 

2^ D. Juan Antonio de Uruñuela, Caballero del mismo Orden. 

3^ D. Juan José de Villalengua y Marfil, Ministro honorario del Su- 
premo Consejo de las Indias. 

4- D. Ambrosio Cerdán, Caballero de la Real Orden de la Inmaculada 
Concepción. 

5*? D. Manuel Castillo Negrete. 

6' D. José Bernardo Asteguieta y Sarralde Caballero de dicho Orden. 

III TABLA CRONOLÓGICA 

De los Prebendados de esta Santa Iglesia Metropolitana de Guatemala 

NOTA: en esta tabla se distinguen siete casillas, la 1' contiene el nom- 
bre del Prebendado : la 2' el año que tomó posesión de la Canogía : la 3* el 
que ascendió á Dignidad de Tesorero: la 4', y las demás, señalan los años 
en que fué posesionado de las otras dignidades : y las casillas blancas denotan 
las sillas que no ocupó, el referido Prebendado, Y es de advertir, que asi en 
esta tabla como en las siguientes, se omite la cifra que indica el numero mil, 
porque esta se debe suponer en todas las fechas ; de suerte que donde se dice 
año de 540, se debe entender 1540, y asi de los demás. 



Nombres de los Prebendados. 
D íiian frodine/ 1? Oura de esta Ciudad 


Cano- 
gía 


Teso- 
rería. 


Maes- 
tresc. 


Chan- 
tría 


Arce- 
dian 


Dea- 
nato 

1537 












537. 






537. 
541. 










T\ Francisco de Arteaca 












O iVT íl Tt í ti VflílfflTIO ... . . 






542. 












541. 






T\ Francisco de Alearía 




541. 


















544. 


El Lie D Luis de Fuentes 






550. 






562. 


D Christoval de la Torre 


558. 
559. 










D Christoval de Zeoeda T 












El Br D Pedro de Lievana 


1 


560. 




572 


El Br D. Martin Diaz 




560. 








El Lie D Franc*? Cambranes 


560. 








571 


D Francisco Peres Canonie^o de Oaxaca 


563. 












563. 
563. 
566. 










D Prancisco Ramos 












D. Andrés Peres de Vergara 












T) Francisco González 




571. 








t) Baltasar de Vera 


571. 




................ 










572. 






L) Dieffo VasQuez de Mercado 


575. 
575. 
575. 
575. 
580. 
580. 










D. Alonso de Grageda 






593. 599. 












D Tomas de Lerzundi 


1 


1 










..; 1 




El Lie D Gaspar Gallegos 






I ... 




D Diee-o Carbaial íl) 








580. 




E. Gonzalo de Alarcon 




584. 














1 





(1) Nota: es indubitable, que mucho antes del año 580 era Arcediano, ó á lo menos Preben- 
dado de esta Sta. Iglesia D. Diego Carbajal: pues el año de 555 fué á asistir, por el Sr. Marroquin 
al Concilio Mexicano iv; pero se ha puesto el año de 80, por no hallarse su firma hasta este año en 
los libros de Cabildo. 

256 



i 



Nombres de los Prebendados. 



D. Lucas Hurtado de Mendoza 

D. Alvaro de Loaiza 

D. Esteban López 

Dr. D. Felipe Ruiz del Corral 

D. Sancho Nuñez de Baraona 

D. Martin Carbajal... 

D. Pedro Ruiz de Antequera 

D. Lorenzo de Godoy y Ayala 

El Dr. D. Rodrigo de Villegas 

El Dr. D. Alonso Ibañez de Escobar 

D. Diego de Guzman y Ayala 

El Lie. D. Pedro de Bonilla Gil 

D. Jaime del Portillo 

D. Francisco Muñoz Garrido y Luna 

El Dr. D. Ambrosio Díaz del Castillo 

El Mtro. Martin García de Sagastizabal 

El Lie. D. Juan Vazques de Espinoza 

El Dr. D. Juan de Siguenza Maldonado 

El Dr. D. Tomas Diaz del Castillo 

El Dr. D. Antonio Alvarez de Vega 

El Dr. D. Esteban de Alvarado 

El Dr. D. Lorenzo Saenz de Escobar 

El Br. D. Diego de Monzalve 

El Dr. D. Melchor de Tafoya 

El Lie. D. Juan González Cid 

El Mtro. D. Pedro del Castillo Cárcamo Valdes 

El Lie. D. Luis Coeto 

El Mtro. D. Pedro Baraona de Loaiza 

El Br. D. Diego Salazár Monzalve 

El Dr. D. Nicolás de Aduna 

D.José de Lira y Cárcamo 

El Lie. D.Juan Ramirez Xalon 

El Dr. D. Gerónimo de Betanzos 

El Mtro. D. Alonso Zapata de Cárdenas 

El Br. D. Antonio Domingues de Orellana 

D. José Bezerra del Corral 

El Mtro. D. Estevan Sal azar 

El Dr. D. José de Baños y Sotomayor... 

D. Alonso Henriques de Bargas 

El Dr. D. Antonio de Salazar... 

El Br. D. Nicolás Resigno de Cabrera..* 

El Lie. D. Francisco Jaimes Moreno 

El Br. D.Juan de Cárdenas 

El Br. D. Lorenzo Peres Dardon , 

El Br. D. Luis Lobato Dean de Comayagua 

El Dr, D. Estevan de Acuña Profesó Relig. Francis- 
cano ; 

El Mtro. D. Ignacio Armas Palomino , 

El Mtro. D. Bernardino de Obando, no aceptó 

El Br: D. Pedro López de Ramales 

El Br. D. José de Lara 

El Br. D. Antonio Aparicio , 

El Lie. D. Pedro Carcelen de Guevara , 

El Lie. D. Juan Merlo de la Fuente 

El Dr. D. Alonso Alvarez de la Fuente 

El Dr. D. José Varón de Berrieza Dean de Chiapa 

El Br. D. José de Alcántara , 

El Br. D. Francisco Valenzuela Canónigo interino... 

El Br. D. Carlos Meneos 

El Dr. D. José Sunsin de Herrera 1^ Penitenciario — 
El Dr. D. Franca Crisanto de Heredia 1*? Magistral. 

El Lie. D. Juan Rodríguez Carrazedo , 

El Br. D.Juan Feliciano Arrivillaga 

El Br. D. José de Sarazua 

ElBr. D. Manuel de Moxica 

El Dr. D. Manuel de Contreras Castro 

El Br. D. Manuel de Zepeda , , 

El Dr. D. Manuel Falla 

El Dr. D. Tomas de Alvarado y Guzman 



Cano- 
gía. 

598. 
598. 
598. 



604. 
604. 
605. 
607. 
608. 
609. 
610. 
611. 



623. 



630. 
630. 
631. 
635. 



638. 
644. 
653. 



655. 
655. 
656. 



662. 
664. 
664. 
664. 
667. 
668. 
670. 
670 
670. 
673. 
673. 
673. 
677. 
677. 
678. 
682. 

686. 
687. 



689. 
692. 
692. 
693. 
693. 
699. 
699. 
708. 
709. 
709. 
709. 
712. 



713. 
720. 
726. 
727. 
730. 
730. 



Teso- 
rería. 



599. 
611. 
608. 



623. 



635. 
618. 



630. 



658. 
656. 



654. 



664. 
655. 
666. 
667. 



670. 
671. 
671. 
673. 



677. 



682. 
68i: 



692. 
699. 



706. 
713. 



725. 
711. 



729. 



Maes- 
tresc. 



611. 



621. 



630. 
635. 
637. 



638 



658. 



653. 
663. 
664. 
666. 



667. 
669. 



671. 



67Í 



677. 
681. 



691. 
682. 



706. 



699. 



720. 



729. 
713. 
710. 
726. 



731, 



Chan- 
tría. 

605. 



623. 
635. 



638. 



653. 
664. 



655. 



666. 
667. 



669. 



671. 
669. 



677. 



681. 
682. 



691, 



699. 



706. 



708. 



713. 
730. 



735. 

758. > 



Arce- 
dian. 



604. 



Dea- 
nato 



604. 



638. 
637. 
653. 



638. 



666. 



656. 
658. 
664. 



669. 



677. 
671. 



680. 



682. 
691. 



658. 
666. 

671. 
676. 

682^. 
699. 



699. 



706. 



729. 
735. 



712. 



708. 



713. 



735. 
743, 

729. 



761. 



257 



Nombres de los Preb.endados. 

El Br. D. Diego Rodríguez de Rivas. (1)... 

El Dr. D. Agustín de la Caxiga 

El Líe. D. Antonio Marcos de Soto 

D. José Ignacio Ortiz de Letona 

El Dr. D. Miguel de Cilieza y Velasco. (2) 

El Dr. D. Manuel de la Peña 

El Dr. D. Miguel de Montufar 

El Dr. D. Francisco José de Falencia. (3) . 

El Br. D. Agustín de Uría 

El Br. D. Miguel de Aragón 

El Dr. y Mtro. D. Juan José Batres. (4) ... 

El Dr. D. Miguel Cabrejo 

El Dr. D.José Valenzuela 

El Br. D. Antonio Alonso Cortes 

El Dr. D. Pedro Torres 

El Dr. y Mtro. D.Juan de Dios Juarros.... 

El Dr. D.Juan Antonio Dighero 

El Dr. D. Francisco José de Vega 

D. Ignacio Fernandez 

El Dr. D. Isidro Sicilia 



El Lie. D. Ambrosio Llano. (5) 

El Dr. D. Antonio Carbonel 

El Dr. D. JoséGereda 

El Dr. D. Antonio García 

D. Blas José de Clá 

El Dr. D. Manuel Ángel de Toledo. 

El Br. D. Domingo Galisteo 

Dr. D. Bernardo Pavón 

Dr. D. Bernardo Martínez 

Dr. D. Antonio Larrazabal (6) 



Cano- 
gía. 



734. 
735. 



743. 
744. 
744. 



755. 
759. 
761. 
761. 
761. 
768. 
769. 
769. 
769. 



775. 
780. 

785. 
785. 
786. 
792. 
794. 
794. 
798. 
804. 
806. 
810. 



Teso- 
rería. 

733. 
743. 
752. 
738. 



769. 



773. 



780. 



785. 
792. 

794. 



802. 
808. 
*810. 



Maes- Chan- 
tresc. tría. 



738. 
752. 



743. 
761. 



757. 



773. 
767. 



784. 



794. 



798. 
808. 



743. 



761. 



773. 



780. 
777. 
793. 

784. 



798. 
808. 



Arce 
dian 

742. 



751. 



777. 



783. 



798. 
771. 



808. 
810. 



Dea- 
nato. 



752. 



773. 
760. 



779. 



810. 



I V TABLA 

De los Alcaldes Ordinarios, que ha tenido el M. N. Ayuntamiento de 
de esta Ciudad, desde su Fundación 

Affos 

1524. El 25, ó 26 de Julio se eligieron Alcaldes á Diego de Roxas, y Baltasar de 
Mendoza. 

25. A 8 de Enero, fueron electos Baltasar de Mendoza, y Gonzalo de Al- 
varado. Y por falta del 2-, en 4 de Octubre nombró D. Pedro de Alva- 
rado, á Pedro de Valdivieso. 

1526. A 30 de Enero, Diego Bezerra, y Baltasar de Mendoza, y por ausencia 
de estos, que pasaron á México con D. Pedro de Alvarado, nombró en 
26 de Agosto por Alcaldes y tenientes suyos, á D. Pedro Portocarrero, 
y á Hermán Carrillo, que lo fueron hasta. 



(1) Nota 1? De Arcediano de Guatemala fué promovido dicho Sr. al Obispado de Comayagua, 
año de 1750: y el de 1762, fue trasladado al de Guadalaxara, donde murió el de 1772. 

(2) N. 19 Hallándose el Sr. Dr. D. Francisco de Figueredo Arzobispo de Guatemala, muy viejo 
y ciego, se le nombró Auxiliar al Sr. Dr. D. Miguel de Ciliezd, el año de 1776, y habiendo muerto el 
mismo año, el citado Sr. Figueredo. fué promovido á la mitra de Chiapa el de 1767, y á pocos meses 
de llegado á su Diócesis, murió el de 1768. 

(3) N. 2? El año de 1773, fué nombrado Obispo de Comayagua le Sr. Dr. D. Francisco Falencia: 
consagróse en Guatemala el 17 de Octubre del mismo año, y murió en su Obispado el de 1776. 

(4) N. 39 El Sr. Dr. y Mtro. D. Juan José González Batres, fué electo Obispo de Sta. Marta, 
el año de 793: dignidad que no admitió, por hallarse viejo y achacoso. 

(5) N. 59 Fué presentado el referido Sr. Llano para Obispo de Ciudad Real, y se consagró en 
Guatemala, el dia 12 de Septiembre de 1802. 

(6) Nota ff'í aunque en los libros de Cabildos de esta Ciudad, en Cabildo de 13 de Noviembre de 
1587 se hace mención del Canónigo Pernia: y en Cabildo de 16 de Noviembre de 1593 se halla pre- 
sentada una Real cédula, en que se habla de Don Gerónimo Romero, Chantre de esta Santa Iglesia. 
Pero ni uno, ni otro se ha puesto en este Catalogo, por no hallarse sus firmas en los libros de Cabildos 
de esta Sta. Iglesia Catedral. 

258 




Hermosa obra de arte, depositada en la Catedral de Guatemala 



259 



27. 20 de Marzo que se recibió una provisión de Marcos de Aguilar, Jus- 

ticia Mayor de la Nueva España, en que nombra por Teniente General 
de este Reyno á Jorge de Alvarado, y por Alcaldes á Gonzalo de Oballe 
y Hermán Carrillo. 

28. A 19 de Marzo, Eugenio de Moscoso y Gaspar Arias Davila. 

29. Enero 29, Gaspar Arias Davila y Pedro de Garro. Y por haber pasado 
el 1° á la Conquista de Uspantlan, nombró Jorge de Alvarado, en 11 
de Junio, por Alcalde á Baltasar de Mendoza. En 16 de Agosto, habien- 
*do venido de Visitador Francisco de Orduña, nombró Alcaldes á Gon- 
zalo de Oballe y Juan Pérez Dardon, 

30. Febrero 14, Fueron reelectos Alcaldes los mismos del año de 29. Abril 
11 habiéndose presentado en Cabildo D, Pedro de Alvarado, nombrado 
por S. M. Gobernador y Capitán General de este Reyno, eligió Alcaldes, 
para este año á Baltasar Mendoza, y Jorge de Bocanegra. 

31 Gabriel Cabrera, y Hernando Ortéz. 

32. Pedro de Cueto, y Gómez de UUoa. 

33. Gaspar Arias Davila, y Juan Lemos. 

34. Bartolomé Bezerra, y Juan Pérez Dardon. ' 

35. Sancho Baraona, y Gómez de Ulloa. 

36. Diego Monroy, y Gabriel Cabrera. 

37. Gonzalo de Oballe, y Juan Pérez Dardon. 

38. Alonso de Reguera, y Sancho de Baraona. 

39. , Juan Pérez Dardon, y Francisco Calderón. 

40. Hernán Méndez de Sotomayor, é Ignacio de Bobadilla. 

41. Gonzalo Ortiz, y Christoval Salvatierra. 

1542. Christoval de Lobo, y Andrés de la Mesqueta. 

43. Sancho Baraona, y Santos de Figueroa. 

44. Bartolomé Bezerra, y Pedro Obide. ^^^ 

45. Juan Pérez Dardon, y Bartolomé Marroquin. ^^^ 

46. Gabriel de Cabrera, y Juan Chaves. 

47. Lorenzo Godoy, y Antonio Ortiz. 

48. Lie. D. Francisco de la Cueba, y Juan de Guzman. 

49. Juan Pérez Dardon, y Francisco Xirón. 

50. Juan López, y Bartolomé Marroquin. 

51. Juan del Espinar, y Christoval Lobo : y habiéndose nombrado á este 
2- con Francisco Xirón Procuradores para España, se eligió en 13 de 
Mayo Alcalde á Pedro de Obide. 

52. Juan Vasquéz de Coronado, y Juan López. 

53. Christoval Salvatierra, y Juan de Guzmán, 

54. Juan Vázquez Coronado, y Alonso Hidalgo. 

55. Santos de Figueroa, y Juan Pérez Dardon. 

56. Lorenzo Godoy, y Juan de Mazariegos, 

57. Francisco Monterroso, y Juan de Guzmán. 



(1) Nota: desde 18 de Abril hasta el fin del año, se encuentra de Alcalde en lugar de Bartolomé 
Bezarra, Juan del Espinar, sin que se diga el motivo. 

(2) Nota: en 23 de Febrero se dio la vara de Alcalde que tenia Bartolomé Marroquin, á Mar- 
tin de Guzmán, y tampoco se expresa la causa. 

260 



58. Lie. D. Francisco de la Cueba, y Juan Vázquez Coronado. 

59. Francisco Xírón, y Diego López de Villanueva. 

60. Alonso Hidalgo, y Alvaro de Paz. 

61. Lie. D. Francisco de la Cueba, y Pedro de Obide. 

62. Lorenzo Godoy, y Pedro de Salazar. 

63. Juan Pérez Dardón, y Santos de Figueroa. 
64. 

65. 

66. 

67. Francisco de Monterroso, y Gregorio de Polanco. 

68. 

69. 

70. Gregorio de Polanco, y Gaspar Arias. 

1571. Luis Manuel Pimentel, y Lorenzo Godoy. 

72. Alvaro de Paz, y el Lie. Francisco Vázquez. 

73. Gregorio de Polanco, y Juan Pérez Dardon. 

74. Lorenzo Godoy, y Lope Rodríguez de las Barillas. 

75. Gaspar Arias Davila, y Gregorio de Polanco. 

76. Diego Robledo, y Pedro Xirón. 

77. D. Diego de Guzman, y Juan Rodríguez Cabrillo de Medrano. 

78. Sancho de Baraona, y Hernando de Guzman. 

79. D. Diego de Herrera, y Diego Ramírez. 

80. Gregorio de Polanco, y Lope Rodríguez de las Barillas. 

81. Alvaro Pérez de Lugo, y Gaspar Arias Davila. 

82. D. Diego de Guzman, y Alonso Hidalgo; pero habiéndose dado por 
nula la elección del 1^, y poco después privados del oficio al 2*^ por auto 
de la Audiencia: se eligieron por Alcaldes á Luis de Gamez, y á D. Ro- 
drigo de Galvez. 

83. Juan Torres Medinilla, y Juan de Cuellar. 

84. Diego Ramírez, y Juan Rodríguez Cabrillo de Medrano. 

85. Luis de Gamez, y Diego Paz de Quiñones. 

86. Gregorio de Polanco, y Francisco de Santiago. 

87. D. Juari Villacreses de la Cueba, y Don García de Castellanos. 

88. D. Diego de Herrera, y Luis de Gamez. 

89. D. Carlos de Arellano, y Juan de Cueto. 

90. D. Diego de Guzman, y D. Pedro de Alvarado, hijo del Conquistador 

91. Gregorio de Polanco, y Baltasar de Orena, 

92. Juan Rodríguez Cabrillo de Medrano : por muerte de este, en 13 de 
Abril fué electo el Lie. Francisco Vázquez, y D. Rodrigo de Fuentes y 
Guzman. 

93. Lope Rodríguez de las Barillas, y D. Pedro de Alvarado. 

94. Diego Paz de Quiñonez, y Gaspar Arias Hurtado. 

95. D. Rodrigo de Fuentes y Guzman, y Luis Acetuno de Guzman. ^^^ 

96. D. Diego de Herrera, y Juan de Cueto. 



(1) Nota 1? en esta elección no se observó el estilo y costumbre, de que bajen los Regidores 
al bufete á decir su voto, para que el Escribano lo asiente, como se practica hasta el presente; sino 
que votaron escribiendo sus votos de su mano, en medio pliego de papel. 



I 



261 



97. Lope Rodríguez de las Barillas, y D. Carlos de Arellano. ^^^ 

98. D. Alvaro Pérez de Lugo, y Francisco de Godoy Guzman. ^^^ 

99. D. Diego de Herrera, y D. Esteban de Alvar ado. 

1600. Juan Méndez de Sotomayor, Alonso Sánchez de Figueroa. 

1. D. García de Castellanos, D. Rodrigo de Fuentes y Guzman. 

2. Gregorio de Polanco, D. Diego de Segura. 

3. Luis Acetuno de Guzman, Manuel Estevez. 

4. D. Esteban de Alvarado, Pedro de Estrada Medinilla. 

5. D. Diego de Guzman y Alonso de Contreras Guevara. 

6. Diego de Paz y Quíñonez, Alonso Nuñez. 

7. Gregorio de Polanco, Luis de Monterroso. 

8. Manuel Estevés, D. Gaspar de Estrada Medinilla. 

9. D. Francisco de Aguilar y Cardova, y D. Pedro Velazco Dávila. 

10. Pedro de Estrada Medinilla, D. Alvaro Fuentes de la Cerda. 

11. D. García de Castellanos, y Sancho Nuñez de Baraona. 

12. D. Carlos Bonifaz, y D. Pedro de Aguilar Laso de la Vega. 

13. D. Juan de Herrera, y Antonio de Salazar. 

14. D. Martin de Villela, y el Dr. Juan Luis de Pereira. 
1615. D. Marcos Ramírez, D. Tomas de Cílieza Velasco. 

16. D. Carlos Bonifaz, Sancho de Carranza. 

17. D. Alonso Alvarez de Vega y Toledo. 

18. El Dr. Juan Luis de Pereira. 
19. 

20. D. Alonso Alvarez de Vega y Toledo. 

21. 

22. 

23. D. Marcos de Estopiñan, y D. Francisco Manso de Contreras. 

24. D. Juan Tomas Justíniano, y D. Pedro de Paz y Quiñones. 

25. D. Alonso Alvarez Vega, y el Líe. Pedro Salmerón. 

26. D. Marcos de Estopiñan, y Fernando de Polanco. 

27. Juan Bautista Carranza Medinilla, y D. Pedro de Paz y Quiñones. 

28. D. Carlos Vázquez de Coronado, y Gaspar de Balcacer. 

29. D. García de Loayza, y Christoval d? Salazar. 

30. D. Marcos de Estopiñan, y D. Pedro de Santiago de la Masa. 

31. D, Luis Alonso de Mazariegos, y Antonio Callejas de Aguilar. 

32. D. Antonio de Galvez, y el Lie. Martin Diegues. 

33. D. Pedro Marín de Solorzano, y Gerónimo de Caraza y Figueroa. 

34. D. Juan Carranza Medinilla, y D. García de Mendoza. 

35. D. Juan Carranza Medinilla, y D. Antonio de Galvez. 

36. Líe. D. Pedro de Cílieza y Velasco, y D. Francisco de Fuentes y Guzman. 



(1) Nota 1?: hallándose estos Alcaldes el 1? Ausente, y el 2<f gravemente enfermo, se notificó 
al M. N. Ayuntamiento un auto de la Real Audiencia, en que por los referidos motivos manda, se 
elija un Alcalde, que administre justicia, y levante gente para la defensa del Puerto Caballos: en cuya 
virtud se eligió Alcalde Ordinario á D. Rodrigo de Fuentes y Guzman. 

(2) Nota 29 : es muy digno de notarse, que estando el gobierno del Reyno en la Real Audiencia, 
por vacante de Presidente, quando se celebró esta elección; contra la expectación de todos, y contra 
lo acostumbrado en semejantes casos, vino á presidir la elección todo el Tribunal de la Real Audiencia, 
que por este tiempo se componia de los Lie. D. Alvaro Gómez de Abaunza, D. Antonio de Ribera 
Maldonado, y D. Alonso de Coronado. 

262 



I 



37. Sancho Carranza Medinilla, y Juan Bautista Bartolomé. 

38. D. Juan Ruiz de Contreras, y D. Alonso de Silva y Salazar. 
1639. Ignacio de Guzman, y Celedón de Santiago. 

40. Christoval de Salazar, y Juan de Salazar Monzalve. 

41. D. Antonio Justiniano : y Pedro Crespo Suarez, 

42. D. Antonio Justiniano Echavarri, y Gaspar Balcacer. 

43. D. Christoval de Salazar, y D, Diego de Padilla: muerto el l'^ á 8 de 
Mayo, fué electo su hijo D. Gabriel Salazar. 

44. D. Alonso Silva de Salazar, y D. Juan Martin Alonso de la Tobilla. 

45. Lie. D. Juan Ximenes, y D. Nicolás Justiniano. 

46. El Alférez Real D. Juan Bautista Carranza y Juan de Suasa. 

47. D. Antonio Mazariegos, y D. Esteban de Alvarado. 

48. Celedón de Santiago, y Pedro de Antillón. 

49. D. Antonio Justiniano Echavarri, y D. Luis de Monzón. 

50. D. Diego de Padilla, y D. Luis de Galvez. 

51. El Caballero ^^^ D. Francisco Antonio Aguilar de la Cueba, y D. Pedro 
de Lara Mogrobejo. 

52. D. Juan Sarmiento Valderrama, y D; Carlos Vázquez de Coronado. 

53. D. Antonio Mazariegos, y D. Domingo de Arrivillaga. 

54. D. Luis de Galvez, y el Regidor D. Fernando Gallardo. 

55. D. Pedro Criado de Castilla, y el Caballero D. Simón Frens Porté. 

56. D. Francisco Fuentes y Guzman, y D. Antonio Aguilar de la Cueba. 

57. D. Antonio Lorenzo Betancurt, y por haber muerto, Celedón de San- 
tiago, y D. Fernando Alvarez de Rebolorio. 

58. D. Juan López de Arburu, y por su muerte, D. Marcos Davalos y Ri- 
bera, y D. Antonio de Estrada y Medinilla. 

59. El Caballero D. Francisco Antonio Aguilar de la Cueba, y D. Juan 
Nuñez. 

60. Celedón de Santiago, y D. Diego, de Escobar. 

61. D. Pedro de Lara Mogrobejo, y D. Martin Guzman de Alvarado. 

62. El Caballero D. Antonio Campuzano, y D. Juan de Cárdenas Ma- 
zariegos. 

63. D. Marcos Davalos y Ribera, y D, José Aguilar y Rebolledo. 

64. D. Juan de Roa y Rivas, y D. José de Caballero. 

65. El Caballero D. Alonso Bargas Zapata y Luxan, y D. José Castillo. 

66. El Caballero D. Roque Malla Salceda, y D. Francisco Agüero. 

67. D. Juan de Roa, y D. Juan de Galvez. 

68. D. José de Aguilar y Rebolledo, y D. Isidro Zepeda. 

69. D. Pedro López de Ramales, D. Luis Alonso Mazariegos. 

70. D. Pedro Sada Valles, y D. Juan de Arrivillaga Coronado. 

71. D. Feliciano ligarte Ayala y Bargas, y D. Francisco Fernandez de 
Guevara. 

72. D. Antonio de Aguilar Cueba, y D. José Fernandez de Cordova. 



(1) Nota: el nombre de Caballero tiene varias acepciones: tomase por el que va montado á 
caballo: por el Hidalgo de calificada nobleza, y en este sentido les conviene á todas las personas, que 
van nombradas en este índice: también significa el que profesa alguna de las Ordenes de Caballería, 
y en esta acepción lo hemos puesto en esta tabla. 

I 263 



73. D, José Varón de Bcrrieza, y D, Pedro de Gastañaza. 

74. D. Lorenzo Kamirez de Guzman, y D, Tomas de Cilieza Velasco. 

75. D. Carlos de Coronado y UUoa, y D. Antonio Valero del Corral. 

76. D. Juan Antonio Dighero, y D. Fernando de la Tobilla y Galvez. 

77. Se reeligieron los mismos del año de 76. 

78. D. Pedro de Castañaza, y D. Juan de Galvez. 

79. D. José Aguilar y Rebolledo, y el Caballero D. Sebastian Aguilar 
Castilla. 

80. D. Sancho Alvarez de las Asturias, y D. José de Santiago Celedón. 

81. D. Isidro Zepeda, y D. José Agustin Estrada. 

82. D. José Arria, y D. Pedro Galvez. 

83. D. Alonso Alvarez de Vega y Toledo, y D. Lorenzo Montufar. 

84. Se hizo reelección, 

85. D. Tomas Delgado de Naxera, y D, Gerónimo de Abarca. 

86. D. Melchor Meneos de Medrano, y D. José Agustin Estrada. 

87. D. Isidro Zepeda^ y D. Lorenzo Montufar. 

88. D. Juan Antonio Dighero, y D. Juan González Batres. 

89. D. Juan González Batres, .y D. Pedro Herrans de Montalvo. 

90. D. Lorenzo Montufar, y D. Bernardo Larburu y Quiñones. 

91. D. Fernando de la Tobilla y Galvez, y D. Agustin Parejo. 

92. D. Juan Antonio Dighero, y D. Esteban de Medrano y Solorzano. 

93. D. José Aguilar y Rebolledo, y D. José Bernárdez Cabrejo. 

94. D. Tomas de Cilieza Velasco, y D. Pedro Barreda Belmonte. 

95. D. Lorenzo Montufar, y D. Ignacio Coronado y Ulloa. 

96. D. Bartolomé de Galvez Corral, y D. Diego de Quiroga. 

97. D. Tomas Villacreses Alvarado y Guzman, y D. Domingo Ayarza. 

98. D. Francisco Navarro Mendoza, y D. Juan de Acebedo. 

99. D. Juan Lucas Hurtarte, y D. Agustin de la Caxiga y Rada. 

1700. D. Juan Lucas Hurtarte, y D. Lucas de Larrave. * 

1. D. Juan de Langarica, y D. Manuel Medrano y Solorzano, 

2. D. José de Lara Mogrobejo, y D. Juan Ignacio Uria, 

3. D. José Calvo de Lara, y D. José Delgado de Naxera. 

4. D. Manuel de Medrano y Solorzano, y D. Sebastian de Loaiza, 

5. D. Sebastian de Loaiza, y D. Fernando de la Tobilla y Galvez. 

6. D. Tomas de Arrivillaga, y D. Ventura Arroyave y Beteta. 
1707. D. Juan Antonio Ruiz de Bustamante, y D. Juan López Aspectia. 

8. D. José Bernardo Meneos, y D, Miguel de Montufar, 

9. D. Sebastian de Loaiza, y D, Bernardo Cabrejo y Rosas. 

10. D. Juan Lucas Hurtarte, y D. Domingo Oyarza. 

11. D. Ventura Arroyave y Beteta, y D, Juan Antonio Varón. 

12. D. Fernando de la Tobilla, y D. Francisco Xavier Folf^ar. 

13. D. Diego Rodríguez Menendes, y D. Pedro Iturbide. 

14. D. Bartolomé de Galvez, y por renuncia de este, D. Lucas de Larrave, 
y D. Miguel Germán Fernandez de Cordova. 

15. D. José Alvarez de las Asturias, y D, Manuel de Cevallos. 

16. D. Miguel de Montufar, y D. Miguel Eustaquio de Uría. 

17. D. José Bernardo Meneos, y D. Juan González Batres. 

264 






18. D. Sebastian de Loaiza, y D. Juan González Batres. 

19. D. Miguel Germán Fernandez de Cordova, y D. Juan Flores. 
30. D. Pedro Carrillo Meneos, y D. José de Galvez Corral. 

21. D. José Alvarez de las Asturias y Nava, y D. Antonio Olaverríeta. 

22. D. Juan de Barreneche, y D. Antonio Zepeda y Naxera. 

23. D. Miguel Eustaquio de Uria, y D, Domingo Retana. 

24. D, Ventura Arroyave y Beteta, y D. Manuel Estrada. 

25. D. José Alvarez de las Asturias, y D. Juan de Zabala. 

26. D. Juan de Rubayo Morante, y D. Diego González Batres. 

27. D. Lucas de Coronado, y D. Francisco de Dios Sobrado. 

28. D. Juan de Barreneche, y D. Juan Antonio Digerho. 

29. D. Bernardo Cabré jo y Rosas, y D. Juan Ángel de Arochena. 

30. D. Juan Ángel de Arochena, y D. Juan Calderón de la Barca: y habien- 
do muerto este 2^ el 8 de Mayo, el 11 fué electo D. Guillermo Martínez 
de Pereda, Alguacil Mayor. 

1731. D. Jo.sé Alvarez de las Asturias y Nava, y D. Pedro Landivar. 

32. D. Guillermo Martínez de Pereda, y D. Christoval de Galvez y Corral. 

33. D. José Alvarez de las Asturias, y D. Juan del Real. 

34. D. Manuel Muñoz, y D. Pedro Carrillo: nombrado el l'^ Corregidor de 
Gueguetenango, salió para su destino el 6 de Mayo, y se depositó la 
vara en D. Manuel Lacunza Regidor Decano; y habiéndose dado á 
dicho Depositario el Corregimiento de Quezaltenango, por el mes de 
Julio, pasó el deposito de la vara á D. Pedro Ortiz de Letona. 

35. D. Juan González Batres, y D. José Samayoa. 

36. D. Antonio de Olaverríeta, y D. José Delgado de Naxera. 

37. D. Pedro Carrillo y Meneos, y D, Gaspar Juarros y Velasco. 

38. D. Ventura Arroyave y Beteta, y D, José Olaverríeta. 

39. D. Pedro Ortiz de Letona, y D. Bartolomé de Eguizabal. 

40. D. Guillermo Martínez de Pereda, y D. Francisco Herrarte. 

41. D. Antonio Zepeda y Naxera, y D. Juan de Abaurrea. 

42. D. Manuel Muñoz, y D. Francisco Portillo. 

43. D. Juan González Batres, y D. Francisco Granada. 

44. D. Juan Martin Muñoz, y D. José de Arrivillaga. 

45. D. Pedro Ortiz de Letona, y D. Francisco Chavarría. 

46. D. Bartolomé Eguizabal, y D. Juaquin de Montufar. 

47. D. José Delgado de Naxera y D. Basilio Vicente Roma. 

48. D. Gaspar Juarros y Velasco, y D. Diego Arroyave y Beteta. 

49. D. Miguel Vázquez Coronado, y D. Felipe Manrique de Guzman. 

50. D. Basilio Vicente Roma, y D. Antonio Larrave. 

51. D. Jos4 Arrivillaga, y D. Agustín Olaverri. 

52. D. Manuel Muñoz, y D. Pedro Loaiza. 

53. D, Manuel Galvez y Corral, y D. Manuel de Mella. 
64. D. Francisco Barrutia, y D. Manuel de Larrave. 

55. Eh Pedro Ortiz de Letona, y D. José González Roves Galán. . 

56. D. Basilio Vicente Roma, y D. Pedro Cabré jo Fernandez. 

57. D. Juaquin de Montufar, y D. Salvador Cazares: y por renuncia del 1' 
D. Manuel Galvez y Corral. 

265 



58. D. Francisco Barrutia, y D. Miguel Alvarez de las Asturias. 

59. D. Manuel de Larrave, y D. Juan Fermin de Ayzinena. 

60. D. Agustín de Olaverri, y D. Manuel González Batres. 

61. D. Manuel González Batres, y D. Fernando Palomo. 

62. D. Gaspar Juarros y Velasco, y D. Simón de Larrazabal. 

63. D. Christoval de Galvez y Corral, y D. Cayetano Pavón. 

64. D. José González Roves Galán, y D. Juaquin Lacunza. 

65. Se hizo reelección. 

66. D. Simón de Larrazabal y D. Juan Tomas Micheo. 

67. D. Manuel Mella, y D. Ventura de Naxera. 

68. D. Manuel de Larrave, y D. Felipe Rubio y Morales. 

69. D. Manuel de Llano, y D. José González Batres. 

70. D. Pedro Cabrejo Fernandez, y D. Benito Carrera. 

71. D. Juan Tomas Micheo, y D. Mariano Arrivillaga. 

72. D. Ventura Delgado de Naxera, y D. Francisco Ignacio Chamorro. 

73. D. Felipe Rubio y Morales, y D. Miguel de Eguizabal, 

74. D. Miguel Alvarez de las Asturias y Nava, y D. José Pinol. 

75. El Caballero D. Francisco Ignacio Chamorro, y D. Andrés Muñoz. 

76. D. José González Roves Galán, y D. Manuel José Juarros. 

77. D. Miguel Alvarez de las Asturias, y D. Juan Antonio de la Peña. 

78. El Caballero D. Francisco Ignacio Chamorro, y D. Pedro José Micheo. 

79. D. Manuel José Juarros y Montufar, y D. Francisco Martínez Pacheco. 

80. D. José González Batres, D. Gregorio de Urruela. 

81. D. Juan Antonio de la Peña, y D. José Mariano Roma. 

82. D. Matias Manzanares, y D. Lorenzo Montufar. 

83. D. Lorenzo Montufar, y D. Pedro José Beltranena. 

84. El Caballero D. Juan Fermin Marques de Ayzinena, D. Juan Manrique. 

85. D. Mariano Arrivillaga, y D. Pedro Ayzinena Larrain, 

86. D. Matias Manzanares, y D. Christoval Silverio de Galvez. 

87. D. Manuel José Juarros, y D. José Antonio Castañedo. 

88. D. José Antonio Castañedo, y D, Cayetano José Pavón. 

89. D. Cayetano José Pavón, y D. Ambrosio Gomara. 

90. D. Ambrosio Gomara, y D. Tadeo Pinol y Muñoz. 

91. D, José Mariano Roma, y D, José Fernandez Gil. 

92. D. Francisco Martínez Pacheco, y D. Luis Barrutia y Roma. 

93. D. Ventura Delgado de Naxera, y D. Pedro de Lara. 

94. D. Ambrosio Gomara, D. Vicente Ayzinena y Carrillo. 

95. D. Juan Manrique de Guzman, y D. Francisco Aguirre : nombrado este 
2^ Alcalde Mayor de Totonicapan, fué electo Alcalde D, Diego del 
Barco. 

96. El Lie. D. Christoval Ortiz de Avilez, D. Manuel Pavón, 

97. D. Christoval Silverio de Galvez y Corral, y D. Juan Bautista Marti- 
corena. 

98. D. Cayetano Pavón y Muñoz, D. Martin Valdés. 

99. D. Martin Valdés, y D. Miguel Ignacio Alvarez de las Asturias. 

266 



1800. D. jQsé Mariano Roma y D. Ambrosio Rodriguez Taboada. 

1. D. Juan Bautista Marticorcna, el Licenciado D. Antonio Palomo. 

2. D. Juan Miguel Rubio, y D. Pedro Ariza. 

3. El Licenciado D. Christoval Ortiz de Avilez, Dr. D. José Ayzinena y 
Carrillo. 

4. D. José Mariano Roma, y D. Juan Francisco Taboada. 

5. D. Juan Bautista Marticorena, y D. Basilio Barrutia y Roma. 

6. D. Tadeo Pinol y Muñoz, D. Pedro José Gorriz. 

7. D. Pedro Ayzinena Larrain, y D. José Antonio González Batres. 

8. El Alférez Real D. Antonio Juarros y Lacunza, Don José Ysasi. 

9. D. Gregorio de Urruela, D. Pedro José Arrivillaga y Coronado. 

10. D. Basilio Barrutia, y D. Lorenzo Moreno : y por muerte del V fué elec- 
to en 11 de Mayo D, Cayetano Pavón y Muñoz: nombrado este Alcalde 
Mayor de Chimaltenango, fué electo D, José Antonio Batres el dia 30 
de Junio. 

V TABLA 



De los Rectores de la Real y Pontificia Universidad de San Carlos 



684. El Dr. D. José de Baños y So- 
tomayor, 1- Rector de esta 
Universidad nombrado por S. 
Mag. el Sr. D. Carlos II; y 
aunque en 10 de Noviembre de 
1687 se eligió Rector al Dr. D. 
Bartolomé de Amezqueta, y por 
estar ausente, se nombró Vice- 
Rector al Dr. D. Lorenzo Pé- 
rez Dardon: consta de los li- 
bros de claustro, que el Sr. 
Baños siguió exerciendo el ofi- 
cio de Rector hasta el mes de 
Noviembre de 1696, en que 
murió. 

96. Dr. D, Juan de Cárdenas, fué 
nombrado Rector por el Sr. Vi- 
ce Patrón en 27 de Noviembre 
de 1696, é igualmente sirvió 
este oficio hasta su muerte, 
que acaeció por Agosto de 
1705. 



1705. Dr. D. Juan Merlo nombrado 
Rector en 8 de Septiembre, 
lo fué hasta 10 de Noviembre 
del mismo año : y desde este 
dia se ha hecho la elección de 
Rector todos los años el 10 de 
Noviembre; como lo disponen 
las constituciones. 

05. D. José Varón de Berrieza. ^^^ 

06. D. Juan Merlo : y por su muer- 
te, fué electo en 8 de Junio 
de P. 07 D. Franc. Chrisanto 
de Heredia. 

07. D. José Sunsin de Herrera. 

80. D. Bartolomé de Amezqueta, 
Oidor de esta Real Audiencia, 

09. D. Pedro de Ozaeta Oidor de 
esta Real Audiencia, que sirvió 
el Rectorado, hasta veinte de 
Abril de 

11. D. José Sunsin de Herrera. 

11. D. José Varón de Berrieza. 



(1) Nota: en esta tabla se omite el titulo de Doctor, porque se supone que todos los sugetos 
que se nombran en ella lo deben tener. 



í 



267 



12 
13 
14 
15 



18, 
19, 
20, 
21. 
22. 
23. 
24. 
25. 
26. 
27. 
28. 
29. 
30. 

31. 
32. 
33. 
34. 
35. 
36. 
37. 
38. 
39. 
40. 
41. 
42. 



43. 
44. 



45. 
46. 
47. 
48. 
49. 
50. 
51. 



. D. Franc. Chrisanto de Heredia 
. D. Juan Felic- de Arrivillaga. 
. D. José Varón. 

. D. José Sunsin: y en virtud de 
Decreto del Claustro de 1*^ de 
Diciembre del año de 16 con- 
tinuó de Rector hasta Noviem- 
bre de 

. D. José Varón. 
. D. José Sunsin. 
. D. José Varón. 
. D. Juan Felic^ de Arrivillaga. 
. D. Franc. Chrisanto de Heredia 
, D. José Sunsin. 
. D. José Varón. 

, D. Franc. Chrisanto de Heredia 
. D. Juan Felic^ de Arrivillaga. 
, D. José Sunsin. 
, D. Franc. Chrisanto de Heredia 
, D. José Contreras y Castro. 
D. Tomas de Alvarado y 

Guzman. 
D. Manuel Falla. 
D. Tomas de Guzman. 
D. Agustín de la Cajiga, 
D. Manuel Falla. 
D. Tomas de Guzman. 
D. Francisco González Batres. 
D. Agustín de la Caxiga. 
D. Franc. Chrisanto de Heredia 
D. Miguel Delgado de Naxera. 
D. Juan Ignacio Falla. 
D. Miguel de Herrarte. 
D. Sebastian Sologaistoa: por 
no haber admitido, se eligió á 
D. Tomas de Guzman. 
D. Miguel de Cilieza y Velasco. 
D. Miguel de Naxera, por no 
haber admitido, fué electo D. 
José Valenzuela. 
D. Juan Ignacio Falla. 
D. Miguel de Montufar. 
D. Miguel de Herrarte. 
D, Juan Ignacio Falla. 
D. Manuel de Letona, 
D. José de Letona. 
D. Juan Falla. 



52. D. Miguel de Cilieza. 

53. D. Juan Antonio Dighero. 

54. D. Miguel de Montufar. 

55. D. Juan de Pineda y Morga, 
fué electo en 31 de Octubre, 
por haber sido nombrado Vice- 
Cancelario el Sr, Montufar: y 
el diez de Noviembre de dicho 
año se eligió al D. D. Miguel 
de Cilieza. 

56. D. y M. D. Juan José González 
Batres. 

57. D. Juan Falla. 

58. D. Miguel de Cilieza. 

59. D. José Valenzuela. 

60. D. Juan Falla. 

61. D. Juan José González Batres, 
y por hacer oposición á Cáte- 
dra vaco el Rectorado, y fué 
electo el 17 de Mayo de 62 el 
D. D. Tomas de Guzman, quien 
no admitió: eligióse al D. D. 
Juan Falla, que igualmente no 
admitió : por ultimo en 26 de 
Junio se eligió al D. D. Fran- 
cisco Capriles. 

62. D. Juan Antonio Dighero. 

63. D. Miguel de Montufar. 

64. D. y M. D. Juan José Gonzá- 
lez Batres. 

65. D. Juan Ignacio Falla. 

66. D. Juan Antonio Dighero. 

67. D. Miguel de Montufar. 

68. D. Manuel Jauregui. 

69. D. Juan Antonio Dighero. 
770. D. y M. D. Juan de Dios 

Juarros. 

71. D. Miguel de Montufar. 

72. D. Juan Antonio Dighero. 

73. D. y M, D, Juan José Gon- 
zález Batres. 

74. D. y M. D, Juan de Dios 
Juarros. 

75. D. Miguel de Montufar. 

76. D. Juan Antonio Dighero. 



268 



77. D. Manuel Jaurcgui: esta fue 
la V elección, que se hizo en la 
Nueva Guatemala. 

78. D. y M. D. Juan José Gon- 
zález Batres. 

79. D. y M. D. Juan de Dios 
Juarros, 

80. D. Juan Antonio Dighero. 

81. D. José Gereda. 

82. D. Isidro Sicilia. 

83. D. y M. D. Juan de Dios 
Juarros. 

84. D. Juan Antonio Dighero. 

85. D. Isidro Sicilia. 

86. D. José Gereda. 

87. D. Juan de Sta. Rosa Ramírez. 

88. Habiendo tomado el habito de 
Religioso el Dr. Ramirez, el 25 
de Junio eligió al D. y M. D. 
Juan José González Batres, y 
en 10 de Noviembre á D. Ma- 
nuel Ángel de Toledo, 

89. Por hacer oposición á Cátedra 
el citado Rector, en 29 de Ene- 
ro fué electo D, Isidro Sicilia: 
y en 10 de Noviembre D. Ma- 
nuel Antonio Bouzas. 



90. D. Juan Antonio Dighero. 

91. D. Manuel Ángel de Toledo. 

92. Hizo oposición a Cátedra el 
Rector Toledo, por lo que fue 
electo en 10 de Octubre el D. 
y M. D. Juan González Batres: 
y en 1' de Noviembre D. An- 
tonio García Redondo. 

93. D. Juan José Batres y Muñoz. 

94. D. Juan de Dios Juarros. 

95. D. Mariano García Reyes. 

96. D. Bernardo Dighero. . 

97. D. José Ayzinena. 

98. D. Bernardo Martínez. 

99. D. Manuel Antonio Bouzas. 
800. D. Isidro SiciUa. 

01. D. Mariano García Reyes. 

02. D. José Simeón Cañas. 

03. D. Bernardo Pavón. 

04. D. Antonio García Redondo. 

05. D. Antonio Larrazabal. 

06. D. Buenaventura Roxas. 

07. D. Mariano Ángel de Toledo. 

08. D. Bernardo Pavón. 

09. D. Antonio Croquer. 



269 



ADVERTENCIA 



Para satisfacer á algunos reparos, que se pueden hacer sobre la exacti- 
tud de varias noticias, que comunicamos en estos tratados, á mas de las pre- 
venciones que hemos hecho en ellos, ponemos las notas siguientes, que se de- 
berá colocar en los folios que se apuntan. Asi mismo pondremos por modo 
de notas algunas noticias, que hemos encontrado después de impresos los dos 
primeros tratados. 

Nota 1- que se ha de poner en el fol. 25. Asi en la Ciudad de S. Salva- 
dor, como en los demás lugares del Reyno, hemos puesto el numero de Bata- 
llones, y el de sus respectivas plazas, según el plan en que estaban las milicias 
el año de 1792 quando escribimos la Geografia : después se ha hecho nuevo 
reglamento de milicias; por lo que ha variado notablemente el numero de 
Batallones y el de Compañias. ♦ 

Nota 2* en el fol. 34. Hemos puesto Ayuntamiento en las Ciudades de 
Gracias á Dios, la Nueva Segovia, ^^^ y la Villa de Xerez de la Frontera en el 
Valle de la Choluteca, gobernados por varios Autores, que asi lo asientan; y 
es indubitable que los hubo en los tiempos pasados, como se puede ver en 
Juan Dies de la Calle Oficial de la Secretaría del Consejo de las Indias, y 
aun por papeles de este siglo 18*^ consta habia Ayuntamiento en dichos tres 
lugares. Pero es igualmente cierto que en el dia no los hay: y juzgamos por 
muy probable que en los otros Ayuntamientos, en que hemos puesto el nume- 
ro de Capitulares, sea este mayor ó menor del que hemos asignado : pues las 
circunstancias de los tiempos ocasionan estas variaciones. 

Nota 3- fol. 68. En la tabla de los Curatos del Arzobispado de Guatema- 
la, en las columnas 5- y 6' y 7- hemos puesto el numero de Valles, Haciendas 
y trapiches, que tiene cada Curato, poniendo cero en los Curatos que no los 
tienen: pero como de muchos Curatos no hayamos podido adquirir noticia 
individual del numero de Valles, Haciendas ó trapiches que comprenden; 



(1) Nota: en la Nueva Segovia, se ha restablecido el Cabildo el año de 1809. 

271 



quando debíamos haber dexado blanca la casilla correspondiente, tuvimos la 
inadvertencia de poner cero en ella, con lo que se confunden los Curatos que 
no tienen Valles, Haciendas ó trapiches, y los qué tienen; pero no pudimos 
saber su numero. De donde se infiere, que hay en el Arzobispado muchos mas 
Valles, Haciendas y trapiches, de los que indican las sumas, que se hallan 
al fin de la expresada tabla. 

Nota 4- para el fol. 108. Es indubitable que esta imagen de Ntra. Sra. 
de la Piedad, ha estado en la Iglesia Catedral de Guatemala desde su fun- 
dación : pues consta por Cabildo celebrado en 25 de Agosto de 1538, que en el 
Templo que se levantó para Catedral en la Ciudad Vieja, la primera Capilla 
del lado del Evangelio era de Ntra. Sra. de la Piedad, y en dicho Cabildo se 
dio posesión de la referida Capilla á los Albaceas del Sr. Dean Godinez, que 
la pidieron de orden del testador, para sepultar su cuerpo, y fundar quatro 
capellanías. En Cabildo de 20 de Abril de 1545 se dice, que en atención á 
que el referido Sr. Godinez compró la Capilla de Ntra, Sra. la misma que tenía 
en la Ciudad Vieja, y dio para ella 400 pesos, que se han gastado en la fabrica 
de la Iglesia, se traslade su cuerpo á dicha Capilla, y se entierren en ella sus 
patroneros. En el segundo Templo que se edificó para Catedral en la Antigua 
Guatemala, y se estrenó el año de 1680, es constante que la referida imagen 
de Ntra. Sra. de la Piedad que se intitulaba ya del Socorro, estubo colocada 
en la 1' Capilla del costado izquierdo, y después en la 1- del lado derecho. 
Infiérese de lo dicho, que como dice el Cabildo en auto de 22 de Abril de 
1634, la Santa imagen de Nuestra Sra. llamada del Socorro. . . la han tenido 
en esta Sta. Iglesia desde el tiempo de su erección. También sabemos por los 
libros de Cabildos de la referida Iglesia Catedral, que habiendo S. M. ordenado 
se hiciese un novenario de Misas y sermones morales, cxortando á los fieles 
á la enmienda de la vida, y que esto fuese en Capilla de Ntra. Sra.: el Sr. 
Presidente proveyó auto de ruego y encargado al Sr. Obispo, y este á su Cabil- 
do, quien dispone en 27 de Enero de 1699, que el expresado novenario se haga 
con la imagen de Ntra. Sra. del Socorro. 

Nota 5- para el fol. 133. Los Fundadores de este Convento de Sta. Ca- 
tarina Mr. fueron D. Francisco González, Maestrescuela de esta Catedral, y 
el Lie. D. Miguel Muñoz, Cura de Naulingo: estos determinaron, que si sus 
días no alcanzaban para concluir la fundación, la hiciese el Sr. Obispo, y por 
falta de este, el Cabildo. En efecto, habiendo muerto los Fundadores y el 
Prelado, el Cabildo Sede vacante aceptó el cargo, y en auto de 9 de Diciembre 
de 1609 determinó se efectué la referida fundación el día de S. Juan Evange- 
lista del mismo año. Llegado el día señalado, se sacaron del Convento de 
S. Gerónimo las quatro Religiosas, que se hablan elegido para Fundadoras : 
las quales se llamaban Sor Elvira de S. Francisco Abadesa, Sor Maria de San 
Diego, Sor Maria de la Asunción, y Sor Maria de S. Rafael: traxeronse á la 

272 



Catedral, de donde se llevó el Santísimo Sacramento descubierto en procesión 
para el nuevo Convento, y en el patio se dixo la misa mayor, y predicó el Sr. 
Dean D. Felipe Ruiz del Corral: y acabada la misa, se depositó el Santísimo 
Sacramento en la Iglesia, y las Monjas entraron á su clausura. Este Convento 
ha estrenado una curiosa Iglesia el 24 de Noviembre de 1809, construida á 
esfuerzos de su administrador el Dr. D. Mariano Ángel de Toledo: y la fun- 
ción del referido estreno ha sido una de las mas suntuosas, que se han visto 
en Guatemala. Dicho día 24 se traxo de la Catedral á la nueva Iglesia el 
Santísimo Sacramento : función á que asistió el Sr, Arzpo., ambos Cabildos, 
uno y otro Clero ; el Clero Secular llevaba la Imagen de Sta. Catarina ricamen- 
te vestida, y cada Religión á su Patriarca. Celebróse la Dedicación por nueve 
dias : el 1^ hizo el Cabildo Eclesiástico la fiesta, cantó la misa el Sr, Arzpo,, 
y predicó el Sr. Dr. D. Isidro Sicilia: el 2- dia sirvió altar y pulpito y asistió 
el Claustro de la R. y P. Universidad : y los dias siguientes lo hicieron por su 
orden los Conventos de Religiosos de esta Ciudad. 

Nota 6- para el fol. 143. El P, Fr, Manuel Garrido en su obra intitulada 
La Nave del Mercader y grano del Evangelio, refiere el origen de esta devota 
imagen de Ntra. Sra, de la Merced, asegurando que tomó las noticias, que 
comunica de papeles auténticos, que existían en el Archivo del Convento de 
la Merced de esta Ciudad. Dice pues este Escritor, que hallándose una nave 
para hacerse á la vela en el puerto de Sta. Maria, llegó cierto hombre en trage 
de peregrino, y entregó al Capitán un caxon cerrado, encargándole lo pusiese 
en poder del Comendador del Convento de la Merced de Guatemala : hizolo 
asi el Capitán, y recibido el caxon por dicho Prelado, lo llevó á la Iglesia, y 
abriéndolo en presencia de su Comunidad, con grande admiración de todos, 
se encontró la sagrada efigie. Es fácil de concebir la alegría y contento, que 
sentirían aquellos Religiosos con el hallazgo de presea tan no esperada : au- 
mentóse su gozo quando percibieron la exquisita fragancia que la Santa 
Imagen difundía; y la apacibilidad del rostro de la expresada efigie, colmó 
sus corazones de jubilo y alborozo : mirábanla una y mil veces los Religiosos, 
quando uno de ellos advirtió en su costado derecho una herida que destilaba 
cierto humor, que aplicado á varios dolientes, consiguieron la salud. 

Nota 7- para el fol. 147. El M. N, Ayuntamiento de esta Ciudad siempre 
tuvo por de su Patronato esta Hermita de S. Sebastian, y se ve por los libros 
de Cabildo, el esmero y constancia con que cuidó de ella. La edificó en el 
primer asiento que tuvo : habiéndose determinado se pasase al sitio, donde 
se halla al presente en la Antigua Guatemala, entendió en su traslación : y en 
Cabildo de 24 de Octubre de 584, mandó dar un quartíllo de agua á Juan 
Cuellas, en recompensa por haber corrido con la fabrica de dicha Hermita. 
En Cabildo de 3 de Enero de 1586 se acordó, que las quatro llaves de las Re- 
liquias de S. Sebastian tenga una el Capellán de la Hermita que nombra la 

273 



Ciudad, otra el Tesorero de la Sta. Iglesia, y las otras dos los Oficialas Reales. 
En Cabildo de 23 de Noviembre de 590 se determinó, que por parte del Cabildo 
se pida al limo. Sr. Obispo erija en Parroquia la Iglesia de San Sebastian. 
Igualmente consta por los libros de Cabildos, que todos los años desde el de 
1576, se nombraban dos Capitulares comisarios, para que entendiesen en el 
adorno de la Hermita, y en lo demás necesario para la fiesta de San Sebastian. 
Por el Cabildo de 3 de Febrero de 593 se ve, que no solo asistía la Ciudad á la 
misa y sermón de la citada fiesta, sino que también iba en procesión á las 
vísperas: y el I. S. D. F. Gómez Fernandez de Cordová, atendiendo, á que de 
ir, tan le jar, á hora tan incomoda, se enfermarían, y no podrían asistir á la 
misa, les conmutó el voto por lo tocante á las vísperas, en una limosna de 50 
pesos de oro de minas. 



FIN DEL TOMO PRIMERO 



274 



AGREGATIVOS 



En el prólogo de la, presente obra, página cuatro, línea doce, decíamos, 
refiriéndonos a este Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala, que 
el autor comenzó a escribirlo el año de 1808, debiendo decir comenzó a pu- 
blicarlo. 



Juzgamos necesario ampliar la referencia que hicimos en la anotación 
de la página veintitrés, línea siete, sobre el error de Juarros, afirmando haber 
sido Pedro de Alvarado el que descubrió el Puerto de Acajutla (o Acaxutla, 
como entonces se decía) en el viaje realizado por el Conquistador al Perú, 
en 1534. 

Indudablemente nuestro historiógrafo no tenía conocimiento de la se- 
gunda carta de Alvarado a Hernán Cortés, fechada el 27 de juUo de 1524. 

Acajutla, Puerto de la República de El Salvador, era un caserío disemi- 
nado en la época de la conquista : los indios le llamaban Acaxual — donde baten 
— dice Alvarado en su carta — las olas del mar del Sur. 

Acajutla, refiere un escritor, es célebre en nuestra historia porque a 
principios de 1524 llegó a esta parte de la costa, en son de «onquista, don Pe- 
dro de Alvarado, y en recio combate, con los indígenas, recibió un flechazo en 
la pierna izquierda, dejándolo cojo para toda la vida. • 

Alvarado, en su carta a Cortés, dice: "Aquí en Acaxual, en este reen- 
cuentro me hirieron muchos españoles i ami con ellos qe., medieron un fíe- 
chazo, qe., me pasaron la pierna i entro la flecha por la silla, de la qual herida 
quedo lisiado, qe. me quedo la vna pierna mas corta qe. la otra, bien quatro 
dedos : i en este pueblo me fue forzado estar cinco días por curarnos y al cabo 
^dellos me partí para otro pueblo llamado Tacuzcalco. . ." 



"Acaxual ha de haber sido un lugarejo próximo al mar, un poco al Este 
del actual pueblo de Acajutla dependiente del pueblo de Tacuzcalco, al que se- 
gún Santiago I. Barberena llegó Alvarado, después de su paso por Acatecpán. 

275 



otros autores creen que Acaxuad fué el nombre antiguo del actual Puerto de 
Acajutla". (Diccionario Histórico Enciclopédico de la República de El Salva- 
dor. — Miguel Ángel García.) 

* * * 

El aludido Puerto suele ser designado con el nombre de "Puerto de 
Trinidad", en algunas cartas antiguas, y también se le llamó San Luis Aca- 
jutla. Este y El Realejo eran los únicos puertos de mediana importancia que 
tenía el reino de Guatemala, en sus costas del Pacífico, siendo el movimiento 
comercial escaso. 



El Puerto de Acajutla fué erigido en pueblo por Decreto de la Cámara 
de Senadores de la República de El Salvador, el 19 de enero de 1871, siendo 
Jefe del Ejecutivo Francisco Dueñas. 



Ampliando la información sobre los Prelados que han gobernado la 
iglesia de Guatemala, nos parece oportuno dar los siguientes datos : 

A la muerte del Ilustrísimo señor Doctor fray Ramón Francisco Casaus 
y Torres, siguieron como jefes de la Iglesia, los siguientes: 

XXV. — IX. — Ilustrísimo señor Doctor Francisco de Paula García Pe- 
láez — 1830 — 1867. Fué este insigne varón, notable historiador y profundo la- 
tinista. 

XXVI. — X. — Ilustrísimo señor Doctor Bernardo Pinol y Aycinena. 
1868—1873. 

XXVII. — XI. — Ilustrísimo señor Doctor Ricardo Casanova y Estrada. 
1886—1913. 

Nació el señor Casanova y Estrada, el 10 de noviembre de 1844. Se lla- 
maron sus padres Bernardo Casanova y Vigil y Dolores Estrada. Estudió en la 
Universidad Pontificia de San Carlos de Borromeo. Fué Síndico Municipal en 
1869 y en 1874. En 1871 viajó en compañía de su señor padre, por varios países 
de América y Europa. En Chiapas recibió las órdenes religiosas. 

El 18 de marzo de 1886, recibió las Bulas Pontificias, expedidas en 
Roma, el 15 de enero del mismo año. Fué desterrado siendo Presidente de la 
República, el General Manuel Lisandro BariUas, el 3 de septiembre de 1887. 
Recorrió varios países de Europa. 

Logrado su retorno por iniciativa del General José María Reyna Ba- 
rrios, entonces Presidente de la República, en 1897 emitió la Asamblea el 13 
de marzo el Decreto Número 351, concediendo amnistía amplia a todos los 
guatemaltecos que estuvieran fuera de la República, y el 19 de marzo llegó a 
nuestras playas, siendo recibido espléndidamente por el pueblo. 

276 



Desde entonces tranquilamente desempeñaba su alto cargo, acen- 
tuándose cada día más, como lo demanda la civilización, la absoluta y perfecta 
separación entre la Iglesia y el Estado; y lia muerte lo sorprendió el 14 de abril 
de 1913, rodeado de la consideración y respeto que se deben a la virtud, el 
talento y la ilustración. Gobernó la Iglesia de Guatemala 22 años. 

El Licenciado y Presbítero José María Ramírez Colom, que tuvo la 
oportunidad de tratar de cerca al Ilustrísimo señor Arzobispo Casanova y 
Estrada, formó de él, el juicio que está sintetizado así : 

"Hombre de vastos y profundos conocimientos, tiene especial facilidad 
para comunicarlos. 

Caballero y Prelado a la vez, sabe tratar a cada persona como corres- 
ponde : acostumbrado al orden desde niño, lo guarda en su persona, en sus 
acciones y en cuanto le pertenece. 

Literato de nota, goza durante los cortos instantes que le dejan libre sus 
numerosas ocupaciones con la lectura de autores escogidos. 

Pastor celoso de la salvación de sus ovejas, goza en suministrarles por 
sí mismo el alimento de la divina palabra. 

Prelado conocedor de su elevada autoridad, sabe hacerse obedecer de 
sus subditos con suavidad de formas ; pero con firmeza de fondo. 

Apreciador del valor del tiempo, sabe emplearlo, y ordenado y metódico 
en todas sus acciones, tiene horas fijas para sus ocupaciones diarias. 

Exactísimo en el cumplimiento de sus deberes, exige de sus subordina- 
dos que también lo sean. 

Hombre de pocas palabras, prefiere escuchar que hablar; pero gusta de 
que le excusen divagaciones. 

Conocedor del inestimable valor de la amistad, a pocas personas da el 
tratamiento de amigo. 

Sus viajes en diversos países y su prolongada permanencia en Roma, 
le hicieron adquirir grande experiencia de la vida y especial en asuntos ecle- 
siásticos, que pone al servicio de su Iglesia. 

Justo, obra en todo con santa intención y recta voMntad, no alterándose 
jamás sea bueno o malo, próspero o adverso lo que suceda. 

Humilde de corazón, no se cree dispensado nunca de agradecer un ser- 
vicio prestado a su persona, por pequeño que sea. 

Recibe cada ocho días el sacramento de la Penitencia y hace cada año su 
retiro espiritual, no menos atento al bien de su propia alma, que al de las que 
le han sido confiadas. 

Imitador de la caridad del Divino Maestro, sabe compadecerse de las 
debilidades ajenas. 

En fin. Pastor caritativo, cumple en la medida de su posibilidad con el 
sagrado deber de ejercitar la caridad con el necesitado." 

XXVIII. — XII. — Ilustrísimo señor Fray Julián Raymundo Riveiro y Ja- 
cinto, de la Orden de Predicadores, fué consagrado en Roma, el 10 de mayo 
de 1914. Dimitió el Arzobispado de Guatemala, el 31 de diciembre de 1920, 

277 



quedando como Arzobispo de Antinópolís. Murió en Nueva Orleans, el 8 de 
mayo de 1931 y su cadáver fué traído a esta capital, el 19 del mismo mes y año. 
Fray Julián Raymundo Riveíro y Jacinto trabajó mucho por su iglesia, Santo 
Domingo, organizando festividades religiosas con extraordinaria solemnidad, 
principalmente las del mes de octubre de cada año, consagradas a la Virgen 
del Rosario. 

Viajó por el exterior varias veces, formando amistad con hombres ilus- 
tres de Italia. 

Su cuerpo descansa eternamente en su basílica, para él tan querida: 
Santo Domingo. 

XXIX. — XIII. — Ilustrísimo señor Doctor Luis Javier Muñoz y Capurón, 
fué consagrado en San José de Costa Rica, el 24 de agosto de 1921. Murió 
en Bogotá, el 24 de enero de 1927. 

XXX. — XIV. — Ilustrísimo señor Luis Durou y Sure. Fué consagrado con 
regia pompa, en la Santa Catedral de Guatemala, el 11 de noviembre de 1928. 



En la página 105, línea treinta, hay un error tipográfico, dice : y el de 45 
su Ilustrísimo Primer Arzobispo de Ciudad Real, debiendo decir : y el de 45 
su Ilustrísimo Primer Arzobispo fray Pedro Pardo de Figueroa. 



V. M. Z). 






278 



índice 



DE LOS TRATADOS Y CAPÍTULOS CONTENIDOS EN 
ESTE PRIMER TOMO 

Página 
Tratado I. Descripción Geográfica del Reyno de Guatemala. Cap. I del Reyno de Gua- 
temala en general 11 

Cap. II, Provincias situadas acia el sur 15 

Provincia de Chiapa 15 

Partido 1<?. Ciudad Real 16 

Partido 29. Tuxtla 18 

Partido 3*?, Soconusco 18 

Prov?- 2^. Suchiltepeques 19 

Provincia 3^. Escuintla 20 

Partido 19. Escuintla 21 

Partido 29. Guazacapan 21 

Provincia 4?-. Zonzonate rr" 22 

Prov?- 5^. S. Salvador, ó Cuscatlan 23 

Partido 19. Sta, Ana grande 24 

Partido 29, S. Salvador 24 

Partido 39, S. Vicente de Austria 25 

Partido 49, S. Miguel 26 

Cap, III, Provincias del lado del N 27 

Provincia 1^. Vera-paz 27 

Partido del Peten 29 

Provincia 2^. Chiquimula 30 

Partido 19. Acasaguastlan 31 

Partido 29. Chiquimula 32 

Provincia Z^. Honduras 32 

Partido 19, Comayagua 34 

Partido 29, Tegucigalpa . . 37 

Provincia 4?'. Nicaragua 38 

Partido 19. León 39 

Partido 29. Matagalpa 42 

Partido 39, El Realejo 43 

Partido 49, Sutiava 43 

Partido 59, Nicoya 43 

Provincia S^. Costa-Rica 44 

Capitulo IV, Provincias del medio 46 

Provincia 1, Totonicapan 46 

Partido 1, Totonicapan 46 

Partido 2, Gueguetenango 47 

Provincia 2, Quezaltenango , 48 

Provincia Z^. Solóla . . 50 

Partido 1. Solóla 50 

Partido 2. Atitan 52 

Prov, 49' Chimaltenango 53 

Prcv, 5^. Sacatepeques 54 

Cap, V, Descripción de la Ciudad de Guatemala , 59 

De la Ciudad Vieja 63 

De la Antigua Guatemala 63 

279 



Página 

De la Nueva Guatemala 65 

Geografía Eclesiástica 67 

Curatos del Arzob, de Guatemala 69 

Curatos del Obispado de Nicaragua 72 

Curatos del Obispado de Comayagua 74 

Curatos del Obispado de Chiapa 74 

índice Alfabético de los Lugares 75 

Tratado II. Cronicón de la Ciudad de Guatemala. 

Cap. I. Fimdacion de la Ciudad de Guatemala 97 

Cap, II, De su Real Audiencia 102 

Cap, III, De la Santa Iglesia de Guatemala 104 

Apéndice 1, De la imagen de Ntra. Sra, del Socorro 108 

Apéndice 2, de la exaltación de esta Iglesia á Metrop 167 

Apéndice 3. de las Fiestas que celebra dicha Iglesia 168 

Cap. IV. Del M, N. Ayuntamiento de esta Ciudad 111 

Apend, de cierto privilegio que goza este Cuerpo 114 

Cap, V, de la R. P, Universidad 116 

Capitulo VI. De los Conventos de Religiosos 122 

Convento de Sto, Dom 122 

Convento de S. Francisco 123 

Convento de Nuestra Sra. de la Merced 124 

Colegio de la Comp. de Jesús 125 

Conv, de S, Agustin 126 

Conv, de S, Juan de Dios 127 

Conv, de Ntra, Sra. de Betelen 129 

Colegio de Christo Crucificado 131 

Congregación de San Felipe Nerí 132 

Cap. VII. Monasterios de Religiosas 132 

Monasterio de la Purísima Concepción 132 

De Sta. Catarina Mr 133 

De Carmelitas Descalzas 134 

De Religiosas de Sta. Clara 135 

De Capuchinas .". . . 136 

Beaterios 137 

Colegios de educandas 140 

Capitulo VIII de las Ordenes Terceras 140 

De la de S, Francisco 140 

De la de Ntra, Sra. del Carmen 141 

Cofradías 142 

Cap. IX de las Parroquias é Iglesias Filiales 147 

Parroquias 147 

Hermitas é Iglesias Filiales 148 

Apéndice de la Coronación de Sr. S. José 155 

Capitulo X. De otros Cuerpos Políticos, que tiene esta Ciudad 156 

Cap. XI. De las calamidades mas notables que han afligido esta Ciudad 159 

Tratado III. índice Cronológico de los Varones Ilustres que ha tenido esta Ciudad. 

Cap. I de los Gobernadores del Reyno, y Presidentes de la Real Audiencia 177 

Del Adel<? D. Pedro Alv 178 

De los Presidentes de la Real Audiencia 178 

Cap. II de los Prelados de esta Santa Iglesia 194 

De sus Obispos 194 

De sus Arzobispos 208 

Cap. III. de los Varones Ilustres en Santidad 214 

Del V. H. Pedro de S. José 214 

Del V. P. F. Ant. Margil 218 

De otros Hombres Vener 222 

Cap. IV. de los Escritores 242 

Cap. V. De los Conquistadores 249 

Cap. VI. comprende algunas tablas Cronológicas 253 

Tabla 1^ de los visitadores del Reyno 253 

Tabla 2^ de los Regentes de la R. A 254 

Tabla 3^ de los Prebendados de la S. 1 256 

Tabla 4^. Alcaldes Ord 258 

Tabla 5^. Rectores de la Universidad 267 

Ponense algunas Notas 271 

Agregativos 275 

280